Citation
Resistencia al neoliberalismo y la mujer en las cronicas de Cristina Pacheco

Material Information

Title:
Resistencia al neoliberalismo y la mujer en las cronicas de Cristina Pacheco
Creator:
Duarte, Esmeralda
Place of Publication:
[Gainesville, Fla.]
Florida
Publisher:
University of Florida
Publication Date:
Language:
english
Physical Description:
1 online resource (275 p.)

Thesis/Dissertation Information

Degree:
Doctorate ( Ph.D.)
Degree Grantor:
University of Florida
Degree Disciplines:
Romance Languages
Spanish and Portuguese Studies
Committee Chair:
BARRADAS,EFRAIN
Committee Co-Chair:
JIMENEZ,REYNALDO L
Committee Members:
ALVAREZ-CASTRO,LUIS
HEDRICK,TACE MEGAN SUTTER
Graduation Date:
8/9/2014

Subjects

Subjects / Keywords:
Herpes zoster ( jstor )
Latin American culture ( jstor )
Masculinity ( jstor )
Mayors ( jstor )
Narratives ( jstor )
Persona ( jstor )
Popular culture ( jstor )
Prostitution ( jstor )
Seas ( jstor )
Women ( jstor )
Spanish and Portuguese Studies -- Dissertations, Academic -- UF
chronicle -- mexico -- neoliberalism -- resistance -- women
Genre:
bibliography ( marcgt )
theses ( marcgt )
government publication (state, provincial, terriorial, dependent) ( marcgt )
born-digital ( sobekcm )
Electronic Thesis or Dissertation
Romance Languages thesis, Ph.D.

Notes

Abstract:
This dissertation analyzes the resistance to the neoliberal economic policies in the literary chronicles of Cristina Pacheco. These free-market policies, implemented since 1982 in Mexico, have had devastating effects in the marginal sectors of the population, especially women. The elimination of social welfare programs, that previously were responsibility of the state, has exacerbated the economic gap between the impoverished sectors and the capitalist class. My project is based on Sopita de fideo (1984), Zona de desastre (1986), Cuarto de azotea (1986), La ultima noche del tigre (1987), El corazon de la noche (1989), Para mirar a lo lejos (1989), Los trabajos perdidos (1998), Limpios de todo amor (2002), Para vivir aqui (2003), and fundamentally La rueda de la fortuna (1993). The female characters in Pacheco's texts resist, in different ways, the imposition of new values, beliefs and customs in a society that is increasingly organized around consumption. The descriptions of their everyday experiences demonstrate that neoliberalism is creating new forms of exclusion and repression. This analysis allows for a better understanding of how neoliberalism represents a new incarnation of previous historical intents of modernization by a hegemonic elite in Mexico. ( en )
General Note:
In the series University of Florida Digital Collections.
General Note:
Includes vita.
Bibliography:
Includes bibliographical references.
Source of Description:
Description based on online resource; title from PDF title page.
Source of Description:
This bibliographic record is available under the Creative Commons CC0 public domain dedication. The University of Florida Libraries, as creator of this bibliographic record, has waived all rights to it worldwide under copyright law, including all related and neighboring rights, to the extent allowed by law.
Thesis:
Thesis (Ph.D.)--University of Florida, 2014.
Local:
Adviser: BARRADAS,EFRAIN.
Local:
Co-adviser: JIMENEZ,REYNALDO L.
Electronic Access:
RESTRICTED TO UF STUDENTS, STAFF, FACULTY, AND ON-CAMPUS USE UNTIL 2016-08-31
Statement of Responsibility:
by Esmeralda Duarte.

Record Information

Source Institution:
UFRGP
Rights Management:
Applicable rights reserved.
Embargo Date:
8/31/2016
Resource Identifier:
968786204 ( OCLC )
Classification:
LD1780 2014 ( lcc )

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

RESISTENCIA AL NEOLIBERALISMO Y LA MUJER EN LAS CR"NICAS DE CRISTINA PACHECO By ESMERALDA DUARTE A DISSERTATION PRESENTED TO THE GRADUATE SCHOOL OF THE UNIVERSITY OF FLORIDA IN PARTIAL FULFILLMENT OF THE REQUIREMENTS FOR THE DEGREE OF DOCTOR OF PHILOSOPHY UNIVERSITY OF FLORIDA 2014

PAGE 2

© 2014 Esmeralda Duarte

PAGE 3

To Javier González and María Duarte

PAGE 4

4 ACKNOWLEDGMENTS I would like to express my deepest gratitude to Dr. Efr aín Barradas, my dissertation director and friend. He believed in me since the first time we met, and has supported me every step of the way. I would also like to thank Dr. Reynaldo Jim é nez, Dr. Luis Ál varez Castro and Dr. Tace Hedrick for their comments a nd suggestions that greatly benefited this dissertation. Dr. Álvaro Félix Bolaños (1955 2007) deserves a special mentioning for his kindness and the life changing advice he gave me during my years as a graduate student . I must acknowledge the Smarthers Lib rary, its Latin American collection and the Library West for their amazing services that provided me with all the necessary books to complete this project . I also want to thank my friends and colleagues Beth Butler, Francisco Salgado Robles, Carmen Sales, María Luisa Ruiz, Veronica Tienza and Belkis Suárez. I have always looked up to them when completing various phases of my dissertation. Martha Osorio, Paola Arboleda and Herlinda Flores have a special place in my graduate school memories for celebrating wi th me the completion of our ABD examinations. Finally, I am grateful to my brothers and sisters f or their un conditional love and support. My mother has espec ially been by my side, enduring my academic preoc cupations and celebrating my accomplishments. My son Javier and my daughter Ariadna have given me the motivation to complete this arduous project even when that meant less time spent with them. I am mostly grateful to my husband, Javier González, for his companionship and his unfailing support. Without h is patience and encouragement, this dissertation would not be a reality .

PAGE 5

5 TABLE OF CONTENTS page ACKNOWLEDGMENTS ................................ ................................ ................................ .. 4 ABSTRACT ................................ ................................ ................................ ..................... 7 CHAPTER 1 INTRODUCC I" N ................................ ................................ ................................ ...... 8 2 LA CR"NICA EN M É XICO ................................ ................................ ..................... 19 Las crónicas de Indias: Pedro Mártir de Anglería y Bernal Díaz del Castillo ........... 19 Manuel Gutiérrez Nájera y la crónica modernista ................................ ................... 26 Salvador Novo y la crónica moderna ................................ ................................ ...... 33 La crónica contemporánea ................................ ................................ ..................... 43 El nuevo periodismo estadounidense y la validación del yo subjetivo .............. 43 Democracia y neoliberalismo: Elena Poniatowska, Carlos Mo nsiváis, Cristina Pacheco y el Subcomandante Marco s ................................ ............. 50 Consideraciones finales ................................ ................................ .......................... 61 3 EL NEOLIBERALISMO EN M É XICO ................................ ................................ ...... 64 Definición y consideraciones teóricas ................................ ................................ ..... 64 Los orígenes ................................ ................................ ................................ ........... 74 La crisis de la deud a externa, la globalización y la transición neoliberal ................ 81 Los tecnócratas ................................ ................................ ................................ ...... 87 El ITAM y la profesión del economista ................................ .............................. 87 Los presidentes, el PRI y la transición a la democracia ................................ ... 91 Los espejismos de la democracia: Fox, Calderón y Peña Nieto ............................. 98 La resistencia: El PRD, el Barzón, y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional 107 4 LAS CR"NICAS DE CRISTINA PACHECO Y EL NEOLIBERALISMO ................. 117 Presentación introductoria ................................ ................................ ..................... 117 Cristina Pacheco ................................ ................................ ............................. 117 La narrativ a del fracaso ................................ ................................ ................... 119 Rumbo al Neoliberalismo: Relación México Estados Unidos, la batalla del Á lamo y la invasión Estadounidense ................................ ................................ . 125 Remember el Alamo (La otra estampida: mexicanos ................................ .......................... 128 Industrialización y americanización durante la administración de Miguel Alemán ................................ ..... 134 Nuestra ................................ ................................ .................. 138 Fracaso de la Revolución Mexicana y regreso al Porfiriato ................................ .. 143

PAGE 6

6 ................................ ................................ ................................ .... 149 ... 154 Modernización, desigualdad y fracaso ................................ ................................ .. 159 5 LA MUJER Y EL NEOLIBERALISMO ................................ ................................ ... 163 Los retos en el espacio público y doméstico ................................ ......................... 163 La liberalización co ................................ 168 ................................ ................................ ................................ 174 La voyeuse ................................ ...................... 181 Las costureras y el terremoto del 85: Entre cifras oficiales y lenguaje metafórico en Zona de desastre ................................ ................................ .......................... 186 Estructura narrativa de la obra de Cristina Pacheco ................................ ............. 192 Vendedoras, prostitutas y costureras ................................ ................................ .... 205 6 COMPARACIONES: PONIATOWSKA, ROSSELL, LOAEZA Y BRAUN ............... 208 El fracaso y la denuncia en Nada, nadie: Las voces del temblor de Elena Poniatowska ................................ ................................ ................................ ...... 208 Representaciones de la mujer de clase alta en Ricas y famosas de Daniela Rossell. ................................ ................................ ................................ .............. 217 Objetivización de la mujer, cirugía cosmética y el consumo en Las reinas de Pol anco de Guadalupe Loaeza ................................ ................................ ......... 22 4 ................................ ................................ ................ 233 Valoración final ................................ ................................ ................................ ...... 238 7 CONCLUSI"N ................................ ................................ ................................ ...... 241 LIST OF REFERENCES ................................ ................................ ............................. 255 BIOGRAPHICAL SKETCH ................................ ................................ .......................... 275

PAGE 7

7 Abstract of Dissertation Presented to the Graduate School of the University of Florida in Partial Fulfillment of the Requirements for the Degr ee of Doctor of Philosophy RESISTENCIA AL NEOLIBERALISMO Y LA MUJER EN LAS CR"NICAS DE CRISTINA PACHECO By Esmeralda Duarte August 2014 Chair: Efraín Barradas Major: Romance Languages This dissertation analyzes the resistance to the neoliberal eco nom ic policies in the literary chronicles of Cristina Pacheco. These free market policies, implemented since 1982 in M e xico, have had devastating effects in the marginal sectors of the population, especially women. The elimination of social welfare programs, that previou sly were responsibility of the s tate, has exacerbated the economic gap between the impoverished sectors and t he capitalist class. My proj ect is based on Sopita de f ideo (1984), Zona de desastre (1986), Cuarto de a zotea (1986), La última noche d el tigre (1987), El corazón de la noche (1989), Para mirar a lo lejos (1989), Los trabajos perdidos (1998), Limpios de todo amor (2002), Para vivir aquí (2003), and fundamentally La rueda de la fortuna (1993). The female characters in Pacheco's texts resis t, in different ways, the imposition of new values, beliefs and customs in a society that is increasingly organized around consumption. The descriptions of their everyday experiences demonstrate that neoliberalism is creating new forms of exclusion and rep ression. This analysis allows for a better understanding of how neoliberalism represents a new incarnation of previous historical intents of modernization by a hegemonic elite in Mexico.

PAGE 8

8 CHAPTER 1 INTRODUCC I" N El 23 de abril de 2014, Elena Poniatowska re cibió el premio Cervantes, un galard ó n considerado el más importante de las letras hisp á nicas. La Princesa R oja, como tambi é n se le conoce, es la cuarta mujer en la historia en recibir este premio, tras Mar í a Zambrano (1998), Dulce Mar í a Loynaz (1992) y An a Mar í a Matute (2010), y la quinta de origen mexicano, tras Octavio Paz (1981), Carlos Fuentes (1987), Sergio Pitol (2005) y Jos é Emilio Pacheco (2009). Este reconocimiento otorgado por primera vez a una mujer mexicana significa un triunfo para la escritur a femenina en México, pero sobre todo para el discurso literario period í stico que se ha mantenido al margen del canon literario. El discurso de la galardonada, sin embargo, como menciona un titular de la revista Proceso, La noche de Tlatelolco ( 1971) mencionó múltiples veces a Octavio Paz, considerado por la izquierda como un escritor hegem ó nico 1 , y omiti ó a Carlos Monsiv á is. Tanto Poniatowska como Monsiv á is se caracterizan por ser fundadores d e un discurso periodístico literario contemporáneo con una inclinaci ó n ideol ó gica de izquierda. Entre los escritores que han seguido este estilo se encuentra Juan Villoro, Cristina Pacheco, Vicente Le ñ ero, Guadalupe Loaeza, Jos é Joaqu í n Blanco y el Subcoma ndante Marcos. Estos escritores tienen un compromiso con las clases populares y su discurso literario periodístico que se ha enfrentado al autoritarismo gubernamental, a los diversos abusos del poder y ha sido fundamental en la democratizaci ó n de la socied ad y las 1 Octavio Paz, autodenominado intelectual de izquierda, se ha destacado por sus inclinaciones a la derecha , su apoyo a Carlos Salinas de Gortari y sus pol íticas neoliberales y la cobertura que ha amplia promoción que le ha dado a su imagen de autor .

PAGE 9

9 letras en M é xico. Los escritores de izquierda, sin embargo, son criticados cuando, en su intento por promoverse como escritores y difundir sus discursos, hacen uso de las empresas hegemónicas que ellos mismos critican. El discurso de aceptación de Poniatowska, por lo tanto, refleja las incongruencias de los escritores de izquierda que critican al poder pero tambi é n lo utilizan. Este reconocimiento, no obstante, significa un triunfo para los cronistas que practican este discurso periodístico literar io el cual ha sido fundamental para cuestionar y atacar a la hegemonía del PRI (Partido Revolucionario Instituci onal). Si bien es innegable que el camino para lograr un proyecto democrático en Méxic o todavía es largo, el estudio sobre la obra de Cristina P acheco que me propongo hacer examina el género de la crónica y sus intentos por fomentar justicia social. Pacheco es una escritora y periodista que ha logrado establecerse como parte de la élite intelectual urbana en México. En el prólogo que Carlos Monsiv áis escribe para el texto de Pacheco titulado La Luz de México (1990), éste afirma que el trabajo de la Teniendo en cuenta que la obra de Pacheco refle ja una sensibilidad por la desigualdad social, todos los relatos registran las preocupaciones, sufrimientos, carencias y sobre todo la injusticia que viven los sectores marginales. Los this cultur al activity of the non producers of culture, an activity that is unsigned, unreadable, and unsymbolized Luz de México below the thresholds at

PAGE 10

10 which visibility begins voz, y representación protagónica en la obra de Pacheco. Ella misma señala que los que no habita, que hace productos que no consume, que cultiva alimentos que no , El oro del desierto 16). Es importante destacar que Pacheco escribe sus crónicas en periódicos independientes como Unom á suno , Proceso, y La Jornada , todos de la Ciudad de Mé xico, los cuales enfocan su atención en los sectores marginales y en sucesos que el go b ierno ha tratado de encubrir. Debido a que las crónicas de la autora se publican originalmente en el periódico y posteriormente se compilan en libros, estos relatos tienen dos comunidades interpretativas. Según Stanley E. Fish, las comunidades interpretat ivas, lectores que comparte n estrategias narrativas, son la s que construyen y asignan las propiedades a un texto. Estas estrategias existen antes del acto de leer y , en consecuencia , determinan la forma de lo que se lee (171). Teniendo en cuenta que las cr ónicas de Pacheco se escriben para el periódico, una comunidad interpretativa co nsiste en lectores del mismo que suelen ser individuos educados, informados de los problemas políticos y socio económico en México y capaces de descifrar la crítica implícita e n el momento de la lectura. La interpretación, además, se facilita cuando el lector ve el vínculo directo en tre el mundo textual y el empírico. Los lectores de los periódicos leen diferente información en estadísticas, por ejemplo, las tasas de desempleo, la pobreza, los efectos de la política neoliberal etc. Inmediatamente después de esta lectura, tienen la posibilidad de leer la columna de Pacheco en la

PAGE 11

11 última página de la publicación. Las historias de su columna tratan los mismos asuntos del periódico pe ro puestos en un contexto ficticio que refleja los efectos de estas estadísticas en la vida cotidiana de la gente pobre y especial mente las mujeres . Se la columna de la autora ofrece una subjetividad femenina, una manera personal de ver los problemas sociales. Cuando los relatos se publican como textos literarios, sin embargo, la segunda comunidad interpretativa consisten en críticos literarios, estudiantes de literatura o individuos usualmente acostumbrados a consumir un producto de alta cultur a. En este ámbito literario , las crónicas de Pacheco han atr aído poca atención cr í tica debido , entre otras razones, a la hibridez de su discurso y a la dificultad de analizarlas com o literatura. Los estudiosos que han analizado su obra se han enfocado en el estudio del género híbrido que la autora utiliza para representar la realidad mexicana contemporánea. El propósito de mi proyecto, sin embargo, varía considerablemente de los estu dios que se han hecho . Utilizando una aproximación interdisciplinaria informada por la teoría económica, la antropología urbana y la historia, el presente trabajo analiza los mecanismos mediante los cuales las crónicas de Pacheco cuestionan, subvierten e i ronizan las políticas económicas neoliberales implementadas en México desde 1982. Se explora, además, la subjetividad que ésta plasma en sus relatos destacando su inmensa preocupación por las consecuencias devastadoras que esta políticas económicas tienen en los sectores populares especialmente las mujeres. El mundo evocado en sus textos refleja los sufrimientos de los sectores desfavorecidos por la socied ad y vincula su subordinación con los varios intentos de modernización en

PAGE 12

12 México que ha construido un p royecto de nación de acuerdo a los intereses de una élite. E ste primer cap í tulo tiene el prop ó sito de delinear los distintos temas que se abordar á n a trav é s del proyecto. En el capít ulo dos, se presenta un recuento de los orígenes y evolución de la crónic a en México. Se establece la discrepancias existentes entre los intelectuales que datan sus oríge nes es distintos períodos históricos. Teniendo en cuenta que Carlos Monsiváis en A ustedes les consta (2006) establece el origen de la crónica contemporánea en los textos coloniales, este proyecto estudia las crónicas de Indias especialmente las de Pedro Mártir de Anglería y Bernal Díaz del Castillo para establecer las semejanzas que comparten con la crónica actual. A pesar de los puntos en común, se establece, al igual que los escritores Aníbal González (1983), Julio Ramos (1989) y Susana Rotker (1992), que la crónica se inició con la consolidación de la industria periodística que se desarrolló en la primera mitad del siglo XIX. Se analizan, por lo tanto, las cr ónicas de Manuel Gutiérrez Nájera, el padre de la crónica modernista, con la intención de identificar la manera en la que el periodismo y la literatura se unen para crear un g é nero nuevo. A Salvador Novo, pionero de la cr ó nicas moderna, se le atribuye la c reación de un puente entre la cultura popular y la cultura alta en sus escritos. Novo redefinió el papel del cronista y fue un modelo para los futuros comentaristas de la cultura tales como Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, José Joaquín Blanco y el Subc omandante Marcos. Se estudia la obra de estos escritores contemporáneos con el propósito de delinear los rasgos temáticos y formales de la crónica contemporánea.

PAGE 13

13 Una importante diferencia entre Novo y las siguientes generaciones es su nuevo posicionamient o ideológico del margen. A partir de la matanza de Tlatelolco en 1968, surgió en la sociedad, y especialmente en los cronistas, la necesidad de cuestionarse el autoritarismo y represión del sistema dominante encabezado por el PRI. El resultado fue la trans formación de un género periodístico literario en el que conviven informaciones presentadas objetivamente con opiniones y críticas subjetivas del autor. Una de las funciones fundamentales de la crónica en México es desmantelar los discursos hegemónicos medi ante un yo subj etivo que narra y a la misma vez refleja sus juicios y valores. A diferencia del peri odismo tradicional, la crónica ofrece a los escirtores un instrumento por el cual puede expresar su subjetividad, desmantelar los discursos hegemónicos que perpetúan la opresión de la mayoría de la población. El yo subjetivo que cuenta los hechos en primera persona articula una postura ideológica de izquierda que refleja una extrema preocupación por la subordinación de los sectores populares. En el capítulo tres se define el neoliberalismo con el objetivo de entender la manera en que esta corriente política se registra en la obra de Pacheco especialmente en La rueda de la fortuna (1993). Una premisa fundamental de este modelo es la disminución de l intervencio nismo estatal. El e stado neoliberal abandona las responsabilidades que anteriormente tenía con el bienestar social dejando desamparados a los sectores populares. El tiempo ha comprobado, sin embargo, que el gobierno sí continúa interviniendo en la economía , incluso más que nunca (Petras y Veltmeyer 54), pero a favor de una élite capitalista. Se cuestiona, además, el concepto del libre comercio, ya que existe una estratificación internacional entre los países que

PAGE 14

14 causa que los beneficios de la liberalización comercial sean desiguales. El comercio es, en la práctica, asimétrico, ya que las naciones industrializadas ponen restricciones comerciales para proteger sus mercados, e invaden los mercados de los países más débiles. El achicamiento del estado y el libre comercio crean, por lo tanto, condiciones favorables para el capital y para los intereses de una pequeña élite económica. Además de analizar la evolución del neoliberalismo y la democracia en México bajo distintos presidentes como Miguel de la Madrid, Car los Salinas de Gortari, Vicente Fox, Calderón y Peña Nieto, se estudian entidades que se resisten al neoliberalismo tales como el PRD (Partido Revolución Democrática), el Barzón, y el EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional). En el capítulo cuatro se analiza las crónicas de Cristina Pacheco como narrativas del fracaso que describen las realidades cotidianas de los mexicanos haciendo referencias y comparaciones con sucesos históricos claves en la construcción nacional mexicana. El fracaso, para la a utora, se define como la imposibilidad de construir un proyecto nacional que incluya a todos sus ciudadanos y, a su vez, que consiga su soberanía frente a la desmedida influencia de Estados Unidos. El neoliberalismo es evidentemente, para una clase capital ista, un triunfo, pero la mayoría de la población no lo ve, ni lo vive así. Pacheco considera que es necesario dejar de aceptar como norma universal el razonamiento parcial de un grupo hegemónico. Ésta construye en sus relatos una perspectiva subalterna de sde la cual puede cuestionar los procesos de modernización en sus distintas manifestaciones a través de la historia en México.

PAGE 15

15 El análisis de este capítulo se centra en tres sucesos históricos que la autora implícita entrelaza con la narración del presente . Estos acontecimientos han sido fracasos o éxitos entrelazados con la derrota. El primer suceso histórico que se entrelaza con la realidad del presente es la Invasión Estadounidense (1846 1848) en la que México perdió más de la mitad de su territorio y re presenta uno de las derrotas históricas más significativas que ha experimentado México. La dictadura militar de Porfirio Díaz es el segundo suceso que funciona como un paralelismo con los tiempos contemporáneos neolibera les. El tercero es la administración de Miguel Alemán la cual se caracterizó por el desarrollo industrial y l a influencia de la cultura estadounidense. Si bien el propósito principal de la Revolución Mexicana fue destruir la dictadura de Díaz que se caracterizaba por el autoritarismo, el fa v oritismo y la corrupción, la administración de Alemán incorporó estos mismos atributos al sistema político post revolucionario (Quintana 129). Su mandato se convirtió en el primer intento de modernización después de la Revolución el cual representó el olvi do de los ideales revolucionarios. Tanto el Porfiriato como la administración de Alemán han demostrado que los proyectos de desarrollo económico vienen de la mano con la profundización de la desigualdad social. Pacheco utiliza las narrativas del fracaso pa ra enfatizar que las tentativas de modernización que se han dado a través de la historia son distintas encarnaciones de un mismo proyecto, la restauración del poder de una minoría hegemónica. El capítulo cinco se enfoca en los efectos que el neoliberalismo ha tenido en las vidas de las mujeres en México. El programa neoliberal favorece la desregulación de la economía, la privatización de las industrias, el libre comercio y la reducción de

PAGE 16

16 programas estatales de beneficio social. El abandono de las responsab ilidades con el bienestar social por parte del e stado, sin embargo, han tenido consecuencias devastadoras para las mujeres que generalmente son las encargadas del cuidado de la fami lia. Por otro lado, las que salen de sus hogares para trabajar no encuentra n en el espacio público una nueva emancipación sino una sofisticada forma de represión. A través de personajes vend edoras de juguetes, prostitutas y costureras, se estudia la manera en que las políticas económicas neoliberales impactan a la mujer. En el ca so de las vendedoras de juguetes, en La rueda de la fortuna ( 1993 ), se registra la manera en que el levantamiento de restricciones comerciales para facilitar la exportación en México representa una amenaza para la industria nacional y provocan el cierre de pequeñas empresas tanto en México como en azón de la afectadas por las nuevas políticas neoliberales que intentan regular la prostitución. En Zona de d esastre (1986) , la representación de las costureras y la tragedia que experimentaron durante y después del terremoto refleja las injusticias y pésimas condiciones de trabajo a las que habían estado sometidas. El derrumbe de edificios deja al descubierto la ineficacia, ineptitud y corrupción del gobierno que una y otra vez decepciona a la población. En el cap ítulo seis se examinan los textos de Elena Poniatowska, Guadalupe Loaez a, Daniela Rossell y Mónica Braun con el objetivo de contextualizar la obra de Cristina Pacheco. S e analiza Nada, nadie: Las voces del temblor (1988) de Poniatowska, específicamente, el empleo de la narrativa del fracaso, que ha sido poco

PAGE 17

17 estudiada por la crítica. Ambas escritoras utilizan las narrativas del fracaso para denunciar la corrupción política y, en el caso de Nada, nadie , la insensibilidad gubernamental que tuvo lugar antes y después del terremoto de 1985. Desde su título ya advierte el fracaso d e un gobierno que no supo proteger a sus ciudadanos ya que "[e]n México nad ie se responsabiliza de nada" ( 83). El tema del fracaso también está presente en Ricas y famosas (2002) de Daniela Rossell que consiste en una serie d e fotografías de mujeres hijas, nietas y esposas de prominentes políticos priístas. Esta nueva clase social derrocó la aristocracia porfiriana, subió al poder después de la Revolución y se enriqueció rápidamente tomando ventaja de su poder político. Estas imágenes de lujosos interiores establecen referencias importantes a la historia nacional mexicana que enfatizan el tema de la traici ó n y el fracaso de la Revolución Mexicana. El posicionamiento de los objetos y las modelos muestran sarcásticamente que la revolución no ha logrado erradic ar las tajan tes divisiones de clase social. Si bien las crónicas de Pacheco describen los lugares más pobres y desfavorecidos de la ciudad de M éxico, Loaeza se enfoca en los sitios más exclusivos. En Las reinas de Polanco (2004), la autora observa el compo rtamiento, la imagen física y los gustos de las mujeres de clase alta. A pesar de ser ricas, estas mujeres carecen de agencia y fomentan el poder del patriarcado. Loaeza construye una caricatura de mujeres ricas que viven en una sociedad consumista y que t ienen el poder adquisitivo de comprar no sólo artículos de marcas sino cirugías cosméticas, tintes de pelo y dietas para construir su belleza. Si bien los personajes femeninos de Loaeza son mujeres dependientes y ociosas que gastan indiscriminadamente para mantener su lujoso nivel de vida, los personajes de Mónica Braun en Sexo chilango (2006) son mujeres

PAGE 18

18 profesionales que no dependen de los hombres. Este grupo de amigas se rebelan ante las instituciones heteropatriarcales como la del matrimonio y construye n sus vidas fuera de este lazo. E stas mujeres liberadas transgreden el modelo tradicional de la mujer que es sacrificada , víctima y limitada por los prejuicios sexuales . Este proyecto concluye que las políticas económicas neoliberales implementadas a part ir de 1982 profundizan la pobreza y la desigualdad en México. El e stado deja de proveer los servicios básicos de salud, educación y vivienda y esto tiene consecuencias devastadoras para los sectores marginales, especialmente para las mujeres. La representa ción de estas mujeres en la obra de Pach eco, desde una perspectiva pesimista, muestra que el neoliberalismo es la prueba del fracaso de la Revolución Mexicana y sus ideales de libertad y justicia social. Si bien sus relatos se acercan generalmente al géner o del cuento, La rueda de la fortuna es el único que cumple con la mayoría de las características de la crónica. Este texto es rico en crítica social y elementos como el sarcasmo y la ironía que añaden un elemento cómico y hace que se represente un mundo a bsurdo al que se debe cambiar. Además de que las ( A ustedes les consta 125). La rueda de la fortuna es un libro de crónicas que necesita ser analizado para darle a Cristina Pacheco la importancia que se merece en el mundo de la literatura.

PAGE 19

19 CHAPTER 2 LA CR"NICA EN M É XICO Las c rónicas de Indias: Pedro Mártir de Anglería y Bernal Díaz del Castillo El estudio de la crónica invita a reflexionar sobre las formas de representación y los proyectos nacionales que han surgido a través de la historia. En México, la crónica ha tenido un papel central en la democratización tanto de las letras como de la Cartas de Colón has ta los escritos de Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Ricardo Garibay, Cristina Pacheco y otros, este género ha sido constante en su flexibilidad, perseverante en su capacidad de adaptación a las funciones sociales y literarias que se atribuyó a sí misma o que le objetivo analizar los textos de la escritora y periodista Cristina Pacheco, este primer capítulo se dedica a hacer un recuento de los orígenes y la evolución de la c rónica en México para contextualizar su obra. Una de las características principales de los escritos cronísticos es que adquieren influencias de otros géneros, como la novela, el reportaje, el cuento, el teatro y el ensayo (Villoro 14). En Safari Occidenta l Alfonso Reyes juzgó que el ensayo era el centauro de los géneros, la crónica reclama siete animales en uno, refleja su carácter híbrido, un rasgo que se presenta desde el inicio de su cultivo en el continente americano con las llamadas crónicas de Indias. Tomando en cuenta que estos textos coloniales se escribieron a finales del siglo XV descripción de los pueblos amerindios del nuevo continente (Kohut 154). Roberto

PAGE 20

20 o lo que consideramos las crónicas son un amasijo de textos que van desde la relac ión hasta la historia, pero que incluye también la carta, el memorial, el comentari Desde la Antigüedad hasta la Edad Media, la crónica fue un género historiográfico en el cual los hechos se narraban en orden cronológico (Bie lsa 39). Los modelos historiográficos que existían en las primeras décadas del siglo XVI eran la de los historiadores de la antigüedad grecolatina y la de la historiografía humanista italiana [h]istory w as rewarded as literature and the historian was expected to be eloquent estético de la historia, al deber de organizar los hechos de modo coherente y armonioso de manera que causase no sólo placer, sino además fuese, el mismo acto por lo tanto, tenían un modelo humanista implícito que guiaba sus esc ritos. Pedro Mártir de Anglería y Francisco López de Gómara, por ejemplo, eran humanistas, mientras lo Las crónicas de Indias son una compilación de textos históricos que se narra desde la perspectiva de los colonizadores españoles. A pesar de su visión tot alizadora, la mayoría de los escritores y críticos consideran al género de la crónica la base fundacional de la literatura mexicana (Pitman 32). En Letras de la Nueva España el

PAGE 21

21 cha en A ustedes les consta: Antología de la crónica en México (1980), la evolución este género y considera q ue el mismo inaugura las letras en América Latina (15). Walter Mignolo, sin embargo, estructura conceptual de la afirmación de Reyes presupone que la crónica es un géner Rotker, por su parte, también discrepa con Reyes y Monsiváis cuando señala que el nuevo sistema de escritura llamado la crónica viene del periodismo y de la literatura y se originó con los escritores modernistas (17). Esta periodista y escritora venezolana de la literatura hispanoamericana los cronistas de Indias pero no contemplaba la inmediatez del Kohut quien dice que el elemento de la inmediatez sí estaba presente en las primeras crónicas de las Indias. Éste señala que existen dos fases de las crónicas. Mientras que los primeros c rónicas escribían sobre una materia en movimiento y tenían el elemento de la inmediatez, los posteriores se apoyaban en las crónicas ya escritas. Entre los cronistas de la primera fase, quienes escribían sobre una historia en curso, se encue ntran Pedro Már tir de Anglería, Gonzalo Fernández de Oviedo y fray Bartolomé de las Casas. Mártir de Anglería, por ejemplo, fue el primer cronista que redactó la historia de los acontecimientos recientes y no tenía modelo ni precursor (Kohut 160). A pesar de que este hum anista milanés nunca estuvo en América, era el

PAGE 22

22 cronista oficial de los Reyes Católicos. Escribió De Orbe Novo Decadas en 1511, uno de los primeros documentos sobre lo que él mismo nombró el Nuevo Mundo. Mientras (citado en Kohut 161), Marcelino Menéndez Pelayo lo considera un reporter (232). Lo que le ha ganado el título del primer periodista de la historia de América, según José Torre Revello, es su estilo el cual se caracte buscó lo más ameno, lo más exótico, lo más historia y vestir con toga y el laticlavi o a los héroes contemporáneos, él escribía al día, que Mártir de Angle ría escribía sobre una realidad en el momento que acontencía , su importancia y consecuencias historicas t odavía no eran evidentes (Kohut 177). Debido a esto y al gran cúmulo de información que manejaba, los datos aparecen de una guardar orden en estas cosas porque acontecen sin orden La prioridad de los primeros cronistas constituía en el cómo obtener noticias y cómo verificar su veracidad (Kohut 177). Gracias a que Mártir de Anglería era parte de la Junta de Indias del Real Consejo de Castilla, éste obtenía s us fuentes directamente de los propios actores de los hechos o los testigos de las hazañas (Torre Revello139).

PAGE 23

23 informarse: convidaba á los conquistadores á su mesa, los abrumaba á preguntas como un reporter , y con el buen juicio que tenía, procuraba separar de sus relaciones la , a los entre otras personalidades importantes de la época. A pesar de que su información provenía de fuentes directas, De Orbe Novo muestra una consciente interpretación subje tiva de la realidad que expone. Torre Revello comenta que Mártir Anglería no era los compara, y al exponer a su parecer, lo envuelve a veces en una sonrisa leve de incredu este crítico, el humanista milanés recogía las noticias, seleccionaba lo que podía interesar a su destinatario y de inmediato las dictaba a sus amanuenses (140). Cuando sus inf ormantes no eran ilustres, sin embargo, éste modificaba sus testimonios y los adaptaba a la noticia (Torre Revello 140). A diferencia de los primeros cronistas que escribían sobre una historia en curso, los cronistas de la segunda fase empezaron a escribi r sobre los hechos pasados y a apoyarse en fuentes ya escritas por los cronistas anteriores (Kohut 177). Entre los escritores de la segunda fase se encuentran Francisco López de Gómara, Bernal Díaz del Castillo y Pedro de Cieza de León. A partir de López d e Gómara, quien fue el soldado que había leído la obra de Gómara y escribió su Historia verdadera de la

PAGE 24

24 conquista de la Nueva España (1632) en contrapunto con la de este humanista, a quien consideraba su enemigo. Díaz del Castillo se basó principalmente en su memorias junto al lado de su capitán Cortés, pero estas memorias estuvieron , en palabras de Robert Brody, stimulated 327). Teniendo en cuenta que el soldado cronista consideraba que la historia de las crónicas oficiales estaba incompleta, éste tenía como ob jetivo reconstruirla e incluir las anécdotas inéditas de los dos mil soldados que lucharon como él en la conquista escribe en su historia ni hace mención si nos mataban o estába mos heridos, ni pasábamos trabajo, ni adolecíamos, sino todo lo que escribe es como quien va a por lo tanto, rescata las historias, con minúsculas, que no habían sido es critas en las crónicas oficiales (Estrada 17). Según María E. Mayer, éste reconstruye una historia En su Historia verdadera Díaz del Castillo no sólo criticaba a Gómara por no haber estado en las Indias sino también por preferir adornos retóricos que restaban veracidad (Kohut 169). Pese a sus críticas, al soldado cronista también le interesaba Historia verdadera es híbrida y se ubica entre el género de la historia y la literatura. Brody expli ca que el valor literario excede el valor

PAGE 25

25 histórico o científico (325). Mientras los historiadores consideran que esta obra es altamente subjetiva y, por lo tanto, poco fidedigna (323), los críticos literarios la reconocen como la crónica más fiable del si glo dieciséis (Brody 323). Walter Mignolo inscriben los textos de la historiografía indiana, muchos de ellos se inscriben explícitamente en la formación discursiva historiogr áfica. Desde este punto de vista es que persigue, es una creación Historia verdadera es historia, también puede considerarse literatura sin que pierda su identidad como documento historiográfico (Matute 71 6). Hayden White explica que aunque la ficción se conciba como la representación de lo imaginado y la historia sea la representación de los hechos, ambas se relacionan ya que dependen en estrategias similares para darle sentido a los acontecimientos del pa sado ya sean imaginarios o reales (98). Los historiadores utilizan, según este crítico, tropos como la metáfora, metonimia, sinécdoque e ironía para configurar los eventos históricos de manera que la audiencia pueda relacionarse ( Metahistory 426). Sean las crónicas historiografía o literatura, el hecho es que éstas se estudian bajo la lupa de diversas disciplinas. A pesar de su etnocentrismo, los cronistas españoles inmortalizaron en sus letras, con diversos tipos de voces y narraciones, los hechos del encu entro. No sólo han tenido una influencia substancial sobre la literatura latinoamericana en general sino que también han influido a los cronistas

PAGE 26

26 contemporáneos que buscan entender e interpretar la ciudad moderna frente a nuevas y complejas realidades. Al igual que los cronistas de Indias quienes tuvieron que representar la realidad en el llamado Nuevo Mundo, los cronistas contemporáneos tienen la tarea de descifrar ciudades que se expanden incesantemente creando nuevos paisajes urbanísticos y sociales Manu el Gutiérrez Nájera y la crónica m odernista Mientras Carlos Monsiváis en A ustedes les consta ha manifestado los orígenes de la crónica contemporánea en la crónica colonial, escritores como Aníbal González (1983), Julio Ramos (1989), y Susana Rotker (1992 ) sitúan la crónica con la consolidación de la industria periodística. Si bien el desarrollo del periodismo se dio en la primera mitad del siglo XIX, no fue hasta la segunda mitad que la crónica se inició como nuevo estilo prosaico por los escritores moder nistas. En esta sección se analizan las condiciones que llevaron a la literatura a depender en el periodismo. Se desarrolla, específicamente, la manera en que la relativa democratización de la escritura de esta época está ligada al desarrollo del periodism o y la profesionalización del escritor en una emergente sociedad capitalista. A finales del siglo XIX las principales ciudades en América Latina experimentaban un proceso de crecimiento y modernización. México, particularmente, sobrellevaba la dictadura d e Porfirio Díaz la cual monopolizó el poder político y fomentó un influjo de la cultura francesa. Además de imitar la moda, la comida y la arquitectura provenientes de Francia (Krebs17), la clase aristocrática en México solía aprender francés en las escuel as mexicanas o iban a este país a estudiar (Krebs 16). En el ámbito de la literatura, los escritores también buscaban nuevas tendencias y técnicas literarias francesas. El modernismo, según Aníbal González, se caracterizó por la

PAGE 27

27 apropiación de la estética del simbolismo francés a la literatura de lengua española ( A Companion 1). Entre las características de esta estética literaria, plantea González, se encuentran el cosmopolitismo cultural, la preocupación filosófica por el lenguaje, la historia y técnica literaria y la inclinación periodística por la moda (1). Una importante peculiaridad del modernismo, además, es que fue el primer movimiento literario que se originó en Hispanoamérica, permitiéndole independizarse literariamente de España a la misma vez qu , A Companion 1). La emergencia del modernismo en Hispanoamérica se le ha atribuido a Rubén Darío con su publicación de Azul en 1888 (Hart 107). Darío, además, fue el escritor que le d io el nombre, en 1890, al movimiento (González, A Companion 3). Entre los críticos que consideran a este poeta nicaragüense el fundador del movimiento se encuentran Pedro Salinas en La poesía de Rubén Darío (1941), Guillermo Diáz Plaja en Modernismo frente a noventa y ocho (1951), y Max Hernández Ureña en Breve historia del modernismo (1954). A diferencia de estos críticos, Manuel Pedro González e Iván Schulman opinan que los verdaderos fundadores del modernismo fueron José Martí y Manuel Gutiérrez Nájera ( Poplawski 393). José Emilio Pacheco, por su parte, explica que Gutiérrez Nájera publicó su novela Por donde se sube al cielo en 1882, tres años antes de que Martí publicara Amistad funesta en 1885 (20). Ésta, continúa este crítico mexicano, es la primera n ovela del modernismo hispanoamericano y, al igual que los cuentos de Azul (1888), está ambientada en un París imaginario, sólo que seis años antes (20). Pacheco advierte que no es su propósito crear rivalidades, sino sólo darle el reconocimiento merecido a Gutiérrez Nájera ya que éste, junto a Julián del Casal, José

PAGE 28

28 (20). El modernismo se ha conocido como un movimiento poético. Sin embargo, éste por la crítica (Sonowski 241). Dado el desarrollo del periodismo en esa época, la profesionalización del escritor surgió en Hispanoamérica (Rama 8). Por primera vez e n la historia, los escritores podían tener una carrera y subsistir económicamente (Hart 106). Gutiérrez Nájera, por ejemplo, vivió exclusivamente del periodismo y publicaba cinco a seis crónicas a la semana (Bielsa 45). Este contribuyó a El Federalista, El Siglo, Diez y Nueve, La Libertad, El Nacional, El Álbum de la Mujer, El Universal y el Partido Liberal , entre otros (Krebs 29), y se estima que llegó a escribir aproximadamente 2,026 rosos poemas y cuentos cortos (Krebs 29), pero su escritura periodística era la que le suplicio y una pena capital que malogró su trabajo poético. Sin embargo, la crónic a lo hizo el pint Al igual que en el caso de Nájera, Darío y Martí consideraban que la crónica era un malgasto del talento artís tico del intelectual (Monsiváis, A ustedes 49). El género de la crónica se convirtió en un vehícu lo para la experimentación y comunicación literaria Companion más moderno que cultivaron los mo dernistas, y es en ella donde encontraron delineada con mayor nitidez la problemática filosófica de la temporalidad que es típica de la

PAGE 29

29 La crónica modernista 63). Fue esta escritura, hecha para los periódicos y po r letrados como Darío, Martí y Gutiérrez Nájera la que, según Rotker, marca el nacimiento del periodismo literario y surge la crónica como un nuevo género en la literatura hispanoamericana (16). En México, Gutiérrez Nájera diseminó la estética modernista a través de las páginas de la Revista Azul (Oberhelman 49) la cual fundó en 1894 junto a Carlos Díaz Dufóo. Harvey D. Oberhelman señala que en la historia literaria mexicana, la fundación de esta revista fue significativa debido a que marcó un cambio en la organización de los agrupado en academias, liceos, o sociedades literarias; ahora era una revista que se 336). La mitad de las publicaciones de la Revista Azul era de crónicas. Gutiérrez Nájera, al igual que Martí, imitaba el género francés llamado chronique que habían inventado los periódicos franceses como Le Figaro y La Chronique Parisienne en la década de 1850 (González, técnicas de la literatura francesa, reflejó gustos aristocráticas y frívolos e introdujo [his] langu age and style turned the crónica into a refined artistic game, a poetic fragment that filled the Aníbal González manifiesta que la contribución de Gutiérrez Nájera a la crónica consiste principalme nte en haberle dado su flexibilidad acercándola al campo de la que algunas de sus crónicas fueron publicadas más tarde como cuentos. Gutiérrez

PAGE 30

30 Nájera compiló una selecci ón de estas crónicas en un antología llamada Cuentos frágiles crónica y el cuento. Avilés Ángeles manifiesta que Gutiérrez Nájera hace una serie de correcciones a las crónica s para publicarlas como cuentos y borrar los rasgos palabras cotidianas a un lenguaje más elegante y con más adjetivos (114). Entre las crónicas o cuentos en Cuentos frágiles importante de un texto que se mueve entre las fronteras imprecisas de lo referencial y la ficción. Este texto, además, en carna el espíritu contradictorio y fragmentario de la modernidad, y permite estudiar la mirada la cual es uno de los temas centrales de la época. flâneur que observa la ciudad porfiriana desde un tranvía. Si bien el fl âneur es un tropo frecuente en la literatura francesa del siglo XIX, la imagen del tranvía funciona como símbolo de la vida moderna y el progreso material. Este medio de transporte citadino permite a los ciudadanos desplazarse con facilidad y encontrar nue vas experiencias y actividades. El flâneur representa una imagen en movimiento a través del espacio social de la modernidad. Este tipo social histórico, que se caracteriza por transitar y observar las multitudes en la calle, refleja una característica de l a vida moderna, la desocupación. Como el mismo que encuentre al paso y recorrer las calles, como el anciano Victor Hugo las recorría sentado en la 11). La referencia a Victor Hugo, uno de los

PAGE 31

31 intelectuales franceses más importantes del siglo XIX, revela su gusto por la literatura francesa y la influencia que tuvo en sus letras. El flâneur en esta obra va leyendo la ciudad como si fuera un texto. De sde el empieza a salirse del centro de la ciudad, sin embargo, el observador se da cuenta que [n]o, la ciudad de México no empieza en le Palacio Nacional, ni acaba en l a calzada de la Reforma. Yo doy a ustedes mi palabra de que la ciudad es mucho mayor. Es una gran tortuga que extiende hacia los cuatro puntos cardinales sus patas dislocadas. Estas patas son sucias y velludas. (12 13) En este pasaje son evidentes la mezcl a de las técnicas de la crónica y la ficción. Si bien las técnicas de la crónica son la referencia a lugares concretos y el yo subjetivo que hace una afirmación, los elementos literarios se presentan con la metáfora de la tortuga cuyo caparazón representa el centro de la ciudad y las patas son los barrios marginales. El tranvía le permite al flâneur ampliar su mirada y observar más allá del distinta a la que los beneficios de la modernidad no alcanzan a llegar. El tranvía funciona también como un microcosmo que une a dos mundos en su lluvia cae conforme a las eternas reglas del sistema ant iguo: de arriba para abajo. Más en el wagon hay lluvia ascendente hay lluvia descendente. Se está, con toda la verdad, jerárquicas y los tradicionales binomios de cultura a lta y baja se vuelven obsoletos. El tranvía abre opciones al autor y le permite crear un arte más apropiado para un mundo que está cambiando vertiginosamente.

PAGE 32

32 desigualdad de la socied ad porfiriana. J. Agustín Pastén B. manifiesta que aunque en algunas crónicas el autor aluda a problemas sociales como el desempleo, la never attacked directly the Mexican authorities (408). Krebs coincide con Pastén c uando dice que a pesar de que los modernistas se oponían al positivismo y al materialismo que ideológicamente apoyaba el régimen de Díaz, éstos no lo criticaban directamente, ni se oponían a las injustas políticas que creaban una subsistencia miserable par a las clases bajas (26). No sólo los modernistas estaban agradecidos con la dictadura por la paz y la estabilidad política, éstos también se beneficiaban de la prosperidad material y hasta alababan a Díaz por la importación de la cultura extranjera (Krebs 26). Los modernistas, para Ángel Rama, eran escritores intelectualmente colonizados que imitaban las producciones culturales de las metrópolis europeas dándole la espalda a los asuntos políticos y a la sociedad (González, A Companion 5). Debido a que este latinoamericana (Rama 36). Ignacio Corona y Jörgensen, por su parte, señalan que la falta de crí tica política en la crónica modernista mexicana se debe a la estricta censura que implementaba la dictadura de Díaz (9). José Emilio Pacheco, por su parte, también los jóvenes que en La Libertad rompieron con el liberalismo revolucionario y pensaron

PAGE 33

33 (21 22). Las crónicas decimonónicas, señala Belem Clark de Lara, presentan la necesidad de definir si son literatura o periodismo (325). Si bien, hasta fines de los poeta consideran un género fundamental que ha cambiado considerablemente la visión que estético y un inte (Pacheco 20). No sólo se ha reconocido el valor de la crónica como un género literario relación entre el q uehacer literario, el periodismo y el mercado económico en Salvador Novo y la crónica m oderna l gestor de la modernidad en la crónica es el muy precoz Salvador Carlos Monsiváis A ustedes les consta La década de 1920 marcó las etapas iniciales de la institucionalización de la Revolución Mexicana. Álvaro Obregón fue elegido presidente en 1920 y comenzó la reconstrucción de la nación y la implementación de los componentes claves de la Constitución de 1917. Este presidente efectuó una moderada reforma agraria pero los cambios en el ámbito de la educación fueron masivos. Su iniciativa más importante para fomentar la educación fue nombra r a José Vasconcelos Secretario de Educación Pública (Ochoa 113). Este escritor e ideólogo revolucionó el sistema educativo al eliminar al modelo elitista del Porfiriato y crear un programa que permitiera educar a las

PAGE 34

34 masas, principalmente a los indígenas. Junto a Alfonso Reyes, Pedro Henríquez Ureña, Antonio Caso, Martín Luis Guzmán y Diego Rivera, entre otros, Vasconcelos había pertenecido al Ateneo de la Juventud (1906 1914) (Legras 37). El Ateneo de México , como se le llamó años después por ser un nombr e más nacionalista, rechazaba las ideas positivistas que dominaban en la cultura y la educación durante el régimen de Porfirio Díaz, y promovieron las humanidades, especialmente la literatura y el arte (Legras 39). Influidos por la herencia cultural de la Revolución, su objetivo fundamental era crear una literatura que representara los ideales revolucionarios para construir una nueva cultura nacional (Mahieux 100). Vasconcelos demostr ó ser un destacado administrador y un visionario institucional muy astuto que convirtió la Secretaria de Educación en el eje central del gobierno revolucionario (Ochoa 113). Éste juntó a muralistas como Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros para que representaran el esplendor de la civilización indígena y l os logros de sus héroes nacionales (Huck 571). La educación, según éste, era clave para integrar a una nación tan diversa y promover una nueva identidad cultural que representara a la población indígena como parte integral. Dado el objetivo de realizar la reconstrucción del país a través de la educación, los escritores eran una pieza clave para concretar la producción de una cultura manifiesta que en la literatura, los géneros d e la novela y el ensayo no podían escapar the heavy responsibility to prove, save, and civilize Mexican culture

PAGE 35

35 necesidad de participar en los debates culturales occidentales sobre la identidad nacional (Long 197). Existían, además, conflictos entre los escritores cuya literatura trataba temas sobre la Revolución denomin ados nacionales, y los que defendían valores llamados universales o cosmopolitas. Si bien las obras de temas nacionales se ónimo de (Long, Salvado r 13). La n ovela Los de abajo (1916) de Mariano político y social de la Revolución (Mahieux 100). No sólo la literatura se definía en términos sexuales, en las artes, según Salvador O ropesa, Diego Rivera era el máximo Durante este periodo posrevolucionario, que se caracterizó por el liberalismo político y los estándares morales ultra machistas, Salvador Novo vivía y escribía a contracorriente. Este poeta, dramaturgo, y cronista homosexual fue un conservador de prácticas morales ultra liberales (Long, Salvador 27). No sólo transgredía el binomio simplista d las jerarquías culturales de alta cultura versus cultura popular urbana, nacionalismo versus cosmopolitismo y masculinidad versus feminidad (Mahieux 111). Su homosexualidad lo hizo el blanco de numerosos ataques y críticas de otros Salvador Novo: Lo marginal 11). Long manifiesta que éste era marginalizado por su se xualidad pero incorporado en el centro debido a su

PAGE 36

36 varios cargos significativos en el gobierno, fue miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, ganó el Premio Nacional d e Lingüística y Literatura (1952) y fue cronista oficial de la ciudad en 1965. Como señala Monsiváis en Salvador Novo: Lo marginal en el centro 1974) irrita y fascina por la provocación y deslumbra por el tale nto, alarma por la conducta y tranquiliza con el genio, perturba con su don para el escándalo y divierte al añadir el escándalo al show Novo pertenecía al grupo de los Contemporáneos , un grupo de escritores e intelectuales Xavier Villaurrutia, Jorge Cuesta, Gilberto Owen, Bernardo Ortiz de Montellano, José Gorostiza, Jaime Torres Bodet y Enrique González Rojo (Long, Salvador 5) pertenecían odiaban la violencia que había traído a México este conflicto bélico. El tío de Novo, por ejemplo, había sido asesinado por las tropas villistas y su padre tuvo que huir a Estados Uni dos (Barrera 29). Los Contemporáneos , por lo tanto, rechazaban la ideología nacionalista lo cual los ponía fuera de la órbita ideológica de la época la sociedad y el estado) normada por el rigor, la crítica, la creación en contrapunto de la ( Salvador Novo: Lo marginal 57). Al igual que Gutiérrez Nájera, Novo fue un escritor dividido entr e la literatura y el periodismo. Viviane Mahieux manifiesta que Novo vinculaba la literatura con la maternidad y al periodismo con la prostitución (122). Poco después de empezar su

PAGE 37

37 carrera literaria, optó por dedicarse al periodismo (96). Escribía crónicas y columnas sociales, y según Mahieux, su figura se asociaba tanto con poesía y ensayos como con que antes de mí, y después, los escritores hayan compartido la elaboración l enta, oculta y heroica de su verdadera obra, con el periodismo; la maternidad clandestina Salvador Novo: Lo marginal 109). Alfonso Reyes, una figura sumamente respetable e influyente en el mundo de las let ras y la cultura, muestra su preocupación por Novo quien ocupaba demasiado tiempo en la hace él? No me gustaba verlo tan atado a la dura banca de la crónica. ¿No se ha ema triun Su interés por el género de la crónica, sin embargo, no era para dar testimonio del impacto social de la lucha revolucionaria, sino para documentar los intereses de la clase burguesa que vivía en la ciudad de México y se mantenía alejada de la conmoción revolucionaria (Mahieux 101). La temática de sus textos, por lo tanto, se desvió de la noción didáctica que Vasconcelos le había asignado a la literatura y optó tono frívolo representaba una ruptura con el ánimo trágico que se vivía después de la Revolución

PAGE 38

38 Además de su preferencia por temas frívolos, el humor era una característica e stilística fundamental de su escritura. Miguel Capistrán señala que Novo tuvo que el ingrediente básico para ser considerado escritor era la solemnidad y, por lo tanto, el humorismo era motivo de reprobación pues equivalía a algo no sólo molesto todos, el humorista. Tiene un talento desconcertante: tan apto para la acción como para Monsiváis, Salvador Novo: Lo marginal 84). Además de que el humor y la ironía proveen i nterpretación de las particularidades de la modernidad en la cultura y literatura mexicana (Long, Salvador 1), éstas también representan una postura fresca frente a la solemnidad que caracterizaba a la crítica de la época. Su obra manifiesta, además, la de scripción de lo cotidiano, lo transitorio y la mezcla de referencias cultas y clásicas verdaderas joyas de estilo, en donde lo banal de alguna manera es redimido e inmortalizado por A pesar de que la obra de Novo se caracteriza por su humor y frivolidad, ésta también demuestra interés en preguntas sobre asuntos de nacionalismo. No asume, sin embargo, las definiciones específicas y categorías establecidas por los interes es nacionales de la época (Long, Salvador y Octavio Paz utilizan un enfoque diferente a Novo. Estos intelectuales, según Gelpí,

PAGE 39

39 si guieron los parámetros del ensayo cultural de principios del siglo XX, un género totalizador que pretendía abarcar toda la historia de una nación o continente en una definición (201). Mientras las definiciones que estos escritores utilizan en sus ensayos s on construidas por las metrópolis extranjeras, Novo, en Ensayos (1925), describe la vida cotidiana y extrae, de la misma ciudad, sus propias definiciones sobre la cultura, el arte, la modernidad y el progreso (Gelpí 196). El sujeto textual, continúa Gelpí, no está interesado en definir la totalidad de la cultura mexicana, ni intenta proponer una interpretación de la naturaleza o la personalidad del mexicano (203). Long, por su parte, manifiesta que Ramos y Paz se hacen la pregunta ¿por qué no somos como ell Entre los intelectuales de la época, Novo también se distinguió por crear una conexión con la cultura popular urbana (Mahieux 124). En su análisis sobre Ensayos , Gelpí encuen tra que este cronista dominaba tanto la cultura popular urbana como la alta cultura, versiones que habían sido mutuamente exclusivas. Éste expresa que popular culture of the t wenties while, at the same time, he displays a considerable knowledge of learned culture Ensayos a La raza cósmica , y explica cómo la obra de Vasconcelos, basada en su polémica visión del mestizaje, se enfoca en la imposición de una alta cultura. Las ideas de este ensayo se concretaron en un proyecto cultural que tenía como propósito principal alfabetizar a las Ensayos y en gran parte de su obra, por el contrario, Novo estratégicamente introduce la cultura popular al [he] performs his own concept of

PAGE 40

40 literary tradi tion papel del cronista en México ya que sus crónicas representan los primeros inicios de una literatura con enfoque en las masas (124). Este enfoque, aunque desde una perspectiva d e izquierda, ha caracterizado las crónicas de escritores contemporáneos como Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska y José Joaquín Blanco (Mahieux124). did not develop the political potential of his destabilizing cultura l choices, and despite the great ideological gap that separated a conservative Novo from the chroniclers of the 1970s, he did pave the way for this next generation of cultural commentators A este polémico cronista se le acredita, también, la introd ucción de un vocabulario de la modernidad a la crónica, la cual se tiñe de referencias al progreso tecnol ógico, rascacielos, coches etc. (Mahieux 109 110). Gelpí manifiesta que mientras los textos de Vasconcelos, Paz y Ramos representan una reacción hostil de parte de los intelectuales a las transformaciones de emergente ciudad moderna, Novo, por lo contrario, asimiló rápidamente los cambios y los incorporó en su estética (Gelpí 202 203). El joven es un ejemplo fundamental que registra la ciudad cambiante a nte el Manuel Gutiér rez Nájera, el protagonista de El joven es un flâneur que recorre las calles de la ciudad y observa el espectáculo urbano. Otra similitud entre estos do s textos es que ambas se publicaron inicialmente en el periódico como crónicas. Alicia Basilio manifiesta que la composición de El joven constó de tres etapas. Primeramente,

PAGE 41

41 na La Falange en septiembre de 1923 (Basilio 75). Después apareció La Antorcha de 1925. Finalmente, se publicó la versión final como literatura en 1928 (Basilio 75 ). Este texto trata de un joven que ha estado enfermo y después de su recuperación se reincorpora a la vida cotidiana para reencontrarse con la ciudad y experimentar nuevas sensaciones. En esta crónica, Novo describe y analiza la ciudad como si fuera un t exto. Siguió caminando. Todo lo conocía. Sólo que su ciudad le era un libro abierto por segunda vez, en el que reparaba hoy más, en el que no se había fijado mucho antes. Leía con avidez cuanto encontraba. ¡Su ciudad! Estrechábala contra su corazón. Sonreí En este pasaje se establece un paralelismo entre el joven que camina y observa la ciudad con la lectura de un libro. Ésta, sin embargo, es una segunda lectura de la ciudad ya que después de su larga convalec experimentado cambios acelerados que le causan nostalgia pero también fascinación. El joven empieza su recorrido en el distrito comercial del centro donde va leyendo los diferentes letreros. Sus descripciones de la ciudad van revelando los rasgos de la modernidad. Shampoo maestros. Au Bon Marché Facultad de México, vías urinarias, extracciones sin dolor, se hace trou trou, examine su vista gratis, diga sonmed, Mme . Acaba de llegar, estamos tirando todo, hoy, la reina de los caribes, The leading Hatters , quien los prueba los recomienda, pronto aparecerá ambos teléfonos, consignase la novia. Agencia de pasos lentos, pero su ciudad se clasificaba. (439)

PAGE 42

42 Las múltiples imágenes de anuncios refleja la influencia multicultural en México resultado del proceso de modernización. Novo repre senta precozmente en este texto los inicios de una ciudad global. La mirada del flâneur capta la mezcla entre la cultura tradicional con las técnicas norteamericanas de publicidad. Capta también el movimiento y la estimulación de los sentidos. Basilio seña advierten ya los ritmos citadinos y la aglomeración, quizá algo más cercano a la 76). Sus reflexiones sacan a relucir la ciudad como un artefacto construido culturalmente y mayormente por el sistema e conómico y político dominante. Novo, quien se había caracterizado por su aguda crítica al poder, durante su madurez se convirtió en un cronista oficial instalado en el centro. El joven (1928) y Nueva grandeza mexi cana (1946) inscriben tanto la evolución de la ciudad como la evolución personal del escritor. Estos textos marcan la transición de un explorador independiente de la ciudad que busca auto conocimiento a un cronista que busca Nueva grandeza mexicana es un trabajo del Distrito Federal (Magaña Esquivel 108). Debido a que el requisito del concurso era crear una visión positiva sobre la ciudad como sitio de la cultura moderna, este texto refleja una dimensión utópica sin señales de conflicto (Gelpí 208). Como afirma touted by the government, ignori ng the dark underbelly of poverty and corruption that

PAGE 43

43 alcanzado ya una mayoría de edad urb ana que le depara el un sitio honorable entre las Nueva grandeza perdió la visión irónica y crítica de El joven , ésta ganó el deseo de ser eterna e histórica. La autoridad de Novo como escritor se consolida cuando en 1965 fue nombrado el cronista oficial de la ciudad de México (Long, Salvador 166). Christopher Domínguez institucional de la matanza de Tlatelolco le ha ganado la estigmatización de la crítica progresista, pero no ha borrado su significativa contribución al género de la crónica y a la literatura en general. Las reflexiones de Novo sobre lo na cional en la décadas de los 20 y 30 se hacen desde una perspectiva cosmopolita y crítica. Éste rechazaba el proyecto nacionalista de la época debido a que estaba construido a partir de binarios opuestos de lo extranjero y lo propio, y estas categorías eran mutuamente excluyentes. Si bien lo moderno y lo extranjero figuraban entre sus intereses estéticos y políticos, éstos no significaban una ruptura total con la tradición. Su contribución a la renovación del género de la crónica se debe, precisamente, a su intento por integrar la modernidad como parte fundamental de la identidad nacional. A través de estrategias textuales que se inscriben en sus crónicas, Salvador Novo logra integrar una modernidad importada a la identidad nacional mexicana demostrando que é sta puede ser moderna y tradicional La crónica c ontemporánea El nuevo periodismo estadounidense y la validación del yo subjetivo La crónica sobrevive en condiciones muy decorosas, y acepta la feroz intromisión del Yo del cr Carlos Monsiváis, A ustedes les consta

PAGE 44

44 La representación de los sectores que han sido marginados por los medios de comunicación y la literatura es una de las características fundamentales que describe a características como la denuncia social, la observación, la documentación de la rea lidad y crean un espacio para la representatividad de las clases más desfavorecidas de la sociedad. Teniendo en cuenta que el naturalismo evoluciona del realismo, ambos tienen como propósito el hacer una representación fiel a la realidad. Según Lillian R. Furst, los realistas igualaban la verdad con la ilusión que produce la literatura (9) y pretendían inculcar a los lectores que su narrativa era una transcripción auténtica de la realidad (2). El éxito que tuvieron los escritores realistas al lograr que los lectores creyeran en la realidad de sus mundos ficticios fue debido a que supieron ocultar los elementos literarios de su escritura (Furst 10). En tiempos contemporáneos, sin embargo, las teorías occidentales de representación cuestionan la oposición bina ria que tradicionalmente se ha hecho entre los discursos ficticios y los discursos fácticos. 72) y toda representación que se hace a través del lenguaje, aunque el refer ente sea real, hace uso de estrategias retóricas en el proceso de su creación. En base a estas conjeturas, los cronistas contemporáneos, a diferencia de los realistas, aceptan que toda representación de la realidad conlleva una interpretación subjetiva. Ju an Villoro

PAGE 45

45 Si bien los realistas decimonónicos se dieron la tarea de describir la sociedad intentando ocultar una ideología específica a través del uso de técnicas narrativas, los escritores del nuevo periodismo estadounidense describen la sociedad sin ninguna ansiedad de t ransmitir su visión personal de los acontecimientos. En A ustedes les consta , Monsiváis establece que tanto la tradición literaria nacional como el nuevo periodismo estadounidense han influido a la crónica en México (125). La validación del yo en este tipo de la realidad. El yo subjetivo en la crónica permite la reconstrucción de hechos a través de la perspectiva del autor que asimila y reconstruye testimonios utilizando estrategias na Journalism was truly an avant thoughts, using Influidos por el espíritu de protesta que caracterizó los años sesentas, los escritores estadounidenses como Tom Wolfe, Truman Capote, Joan Didion y Norman Mailer (Gelpí 212) desafia ron las convenciones estilísticas con el propósito de democratizar las prácticas periodísticas. Según John Pauly, el nuevo periodismo estadounidense tiene un desafío doble ya que cuestiona la autoridad del periodismo como el imperio de hechos, y también se resiste a la santidad de la literatura (Gelpí 212). La influencia del nuevo periodismo estadounidense en la crónica mexicana se manifestó a partir del movimiento estudiantil y su sangrienta represión en 1968. Como to estudiantil de 1968 en México y los textos cronísticos que lo narraron marcaron de manera definitiva la irrupción de una

PAGE 46

46 gobierno ante este movimiento trajo consigo la nece sidad de plasmar la subjetividad del escritor para desmantelar el carácter represivo del régimen. Los acontecimientos de Tlatelolco comenzaron cuando un movimiento de clase media, descontentos por el autoritarismo gubernamental y el anhelo por un cambio de mocrático, amenazaba la hegemonía política del PRI. Cynthia Steele, en Politics, Gender and the Mexican Novel 1968 1988 (1992), explica que durante medio siglo el PRI había monopolizado el poder a nivel nacional, estatal y local suprimiendo toda oposición a través de una retórica que apelaba al deseo de modernización y justicia social (6). Los hechos que incitaron directamente la protesta estudiantil, afirma Steele, fueron la violencia policial y el autoritarismo empleado tanto en la autonomía de la univers idad como en todas las esferas públicas (5). Bajo la supervisión del Consejo Nacional de Huelga que se formó como un experimento de democracia directa, este movimiento formado por 100,000 estudiantes se juntó en las calles para protestar pacíficamente (5). Después de dos meses de negarse a hablar con los estudiantes, prosigue Steele, el gobierno finalmente estuvo de acuerdo en negociar el 2 de octubre de 1968. Ese mismo día, sin embargo, los soldados y la policía armada con tanques y metralletas suprimieron la demostración matando e hiriendo a muchos de los estudiantes presentes. Steele ofrece las cifras no oficiales, en las cuales el número de muertos es de 300 a 400, miles de heridos y miles de arrestados (5). Las organizaciones humanitarias similarmente h an indicado que el número de muertos es de 400 o más alto (Jaffary, Osowski y Porter, 389). Dada la tradicional alianza entre el gobierno mexicano y los medios de comunicación masivos, las representaciones de esta represión política fueron

PAGE 47

47 completamente di storsionadas. La necesidad de documentar la perspectiva del escritor transformó a la crónica en un instrumento de protesta y crítica ante todo tipo de represión hegemónica. Los cronistas mexicanos, liderados por Monsiváis y Poniatowska, encontraron que la intromisión del yo subjetivo del nuevo periodismo estadounidense era una herramienta muy útil para cuestionar todo tipo de represión hegemónica en México. La perspectiva que el autor podía plasmar en sus escritos, además, era claramente del margen. Como bi independencia y del estado liberal tratan de forjar una nacionalidad o bien una identidad nacional, la crónica contemporánea la tenemos que situar al lado de los ompromiso político con los sectores que han sido tradicionalmente excluidos. En A ustedes les consta , Monsiváis señala que [l]a crónica y el reportaje se acercan a las minorías y mayorías sin cabida o representatividad en los medios masivos, a los grupos indígenas, los indocumentados, los desempleados y subempleados, los organizadores de sindicatos independientes, los jornaleros agrícolas, los migrantes, los campesinos sin tierras, las feministas, los homosexuales y las lesbianas. Cronicarlos es reconocer sus modos expresivos, oponerse a la idea de la noticia como mercancía, exhibir la política inquisitorial de la derecha, cuestionar los prejuicios y las limitaciones sectarias y machistas de la izquierda militante, precisar los elementos recuperables de la cultura popular. (126) La alianza del periodismo con la literatura promovió la democratización de las prácticas periodísticas en México. Dado que la sociedad mexicana tradicionalmente se había caracterizado por tener una prensa dependiente del gobierno, el control de información y la censura eran un desafío para los periodistas mexicanos. Monsiváis mantiene que la auto censura se convirtió en un reflejo condicionado en los reporteros scritura para

PAGE 48

48 evitar consecuencias adversas. Cristina Pacheco coincide con Monsiváis cuando dice la vuelta, me voy por abajo, me voy por arriba, digo lo que quiero, siemp re, pero sé que periodista sabe qué temas tocar o evitar según el periódico en el que trabaja. La Virgen de Guadalupe, el presidente y el ejército, advierte ésta, son tema s tabú en la prensa en Méx Si bien el periodismo se ha beneficiado de las estrategias literarias para desmantelar la opresión hegemónica en México, la literatura también se ha favorecido con la mancuerna literaria periodística de la crónica. A diferencia de la literatura la cual tiene un público que se reduce a una comunidad de lectores cultos, la crónica alcanza a una población más amplia. En una entrevista que Cristina Pacheco le hace a [de los cronistas] quiere y muy legítimamente alcanzar un público más amplio posible y en eso la literatura sí se ha beneficiado con Al pie de la letra 612). Su proyecto, sin embargo, ha tenido algunas críticas negativas en el ámbito de la literatura. José Ángel Escarpeta, uno de los comentaristas de la crónica de Monsiváis, dice que este genero tiene un (citado en Bencomo 159). Adolfo Castañón, happening del happening Bencomo 113). Ante el desdén que ha

PAGE 49

49 ¿Por qué el sitio tan marginal de la crónica en nuestra literatura? Ni el enorme prestigio de la poesía, ni la situación omnipresente de la novela, son explicaciones suficientes del desdén casi absoluto por un género tan importante en las relaciones entre la literatura y sociedad, entre la historia y la vida co tidiana, entre el lector y formación del gusto literario, entre información y amenidad, entre testimonio y materia prima de la ficción, entre periodismo y proyecto de nación. (753) Si bien la crónica ha sido tradicionalmente menospreciada como género por e l periodismo y la literatura, hoy en día recobra un lugar importante en el mundo de las letras. Su importancia recae en su habilidad de reflejar la vida urbana y su grandiosidad caótica, fragmentada y a veces disfuncional (Mahieux 1). En la más reciente an tología sobre la crónica titulada Antología de crónica latinoamericana actual (2012), Darío diciendo que [e]ntrados en el siglo veintiuno, la crónica latinoamericana ha creado su propio universo, una extensa red de revistas que circulan masivamente y que se editan en diferentes ciudades del continente. Hay una abundante producción de crónicas en forma de libro que pasan rápidamente a figurar en las listas de los más vendidos. Hay autores reconocidos en el mundo de la crónica, hay encuentros de cronistas, hay premios de crónica. (12) Es importante reiterar que las intencionalidades de la crónica re percuten en el ámbito de la literatura y la realidad cultural. Si bien la mezcla del discurso periodístico y literario desafían las convenciones de la literatura, la perspectiva del margen manifiesta una actitud crítica ante la cultura y la sociedad. Como bien señala Mabel Moraña, la perspectiva del margen intenta compensar por el exclusivismo del canon, el autoritarismo ideológico y la desigualdad social (26). Es por esto que las crónicas

PAGE 50

50 mexicanas contemporáneas han tenido un papel fundamental en el proce so de democratización de tanto las letras como la sociedad del México contemporáneo. D emocracia y neoliberalismo: Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis, Cristina Pacheco y el Subcomandante Marco s La crónica contemporánea ha tenido un papel fundamental en l a lucha por la consolidación de la democracia en México. La escritura cronística no solamente se caracteriza por describir una realidad extra textual mediante el uso de estrategias literarias, sino que también tiene la capacidad de intervenir y causar un e fecto en la misma realidad que se describe. Dada su performatividad, los cronistas se han convertido en importantes exponentes del cambio en México. A través de un discurso crítico y analítico ante el poder hegemónico, la crónica contemporánea ha jugado un papel fundamental en el debilitamiento gradual de la legitimidad del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ha fomentado un movimiento gradual hacia la democracia (Parodi 127). Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis, el Subcomandante Marcos, José Joaqu ín Blanco y Cristina Pacheco, entre otros, han dedicado sus escritos al proyecto de democracia y critican, en diversos niveles, los devastadores efectos del neoliberalismo. Con excepción de la obra de Cristina Pacheco, cuya obra se analiza detalladamente e n el tercer y cuarto capítulo de este proyecto, esta sección analiza los trabajos de estos escritores y su contribución a la construcción de una brecha democrática. Reconocida como una de las más originales autoras contemporáneas en Hispanoamérica, a Elena Poniatowska también se le consagra como un hito en la historia de la crónica. En The Writing of Elena Poniatowska: Engaging Dialogues , Beth E. Jörgensen establece que ésta pertenece a una tradición de escritores socialmente

PAGE 51

51 comprometidos que emergen de un a clase elite (xii). Su padre era un francés descendiente directo del rey Estanislao II de Polonia y, después de vivir durante su niñez en Francia, estudió en exclusivas escuelas privadas en México (Jörgensen xiii). Nunca fue a la universidad, pero sus ent revistas con escritores tales como Alfonso Re yes, Luis Buñuel, Octavio Paz, Diego Rivera, Juan Rulfo, André Malraux, y Rosario Castellanos, entre otros, fueron las que la formaron (Schuessler xiii). Si bien se ha s her particular dedication to recouping the silenced voices of the marginalized and oppressed which has defined her position as a writer and her critical stance toward the institutions of political, economic, and cultural Framing Questions 80). En la crónica de La noche de Tlatelolco (1971), por ejemplo, ésta expuso las distorsiones detrás de las historias oficiales, y reconstruyó la masacre estudiantil de 1968 que habían liderado las Fuerzas Armadas Mexicanas. Dado que est e texto mezcla estrategias literarias y la escritura periodística, los críticos la han estudiado como un ejemplo de literatura testimonial, narrativa documental, y crónica, entre otros. Su estructura consiste en un montaje de discursos fragmentados cuyas f uentes son artículos periodísticos, discursos de oficiales gubernamentales, cantos de protesta, grafito, récords policiales y textos literarios (Jörgensen 82). La mayoría de los segmentos son de testimonios breves de estudiantes que describían la opresión gubernamental. Un ejemplo de un testimonio breve es el de Guilberto Guevara Niebla, miembro del Consejo Nacional de Huelga preparados para la cárcel, bueno, más o menos, pero bien los testimonios breves cubren mayormente la perspectiva de los estudiantes, los

PAGE 52

52 testimonios de la gente que se manifestaba en contra del movimiento también están presentes. La bibliotecaria Margarita Mondada Lara denunc ia lo siguiente: Jamás paso por una Vocacional; prefiero dar un rodeo de cuatro cuadras. Tengo cincuenta años, soy archivista hace treinta años q ue trabajo y una noche, nomás porque si, unos muchachos se me echaron encima y me arrancaron la mitad del vest ido. ¡Los estudiantes son unos salvajes! Cre en que la ciudad es de ellos. Piensan que tienen todos los derechos y se sienten impunes. (85) Otros, como Luis González de Alba, dicen que los policías utilizaron pandilleros para hacerse pasar por estudiantes, cometer atropellos contra la población y desprestigiarlos (85). El comerciante Marcelo Salcedo Peña manifiesta su confusión ante los distintos rompieron mi vitrina a pedazos , la lapidaron, pero ahora ya no estoy seguro si fueron testimonios se presentan cantos de protesta como el coro de la manifestación del 13 de HE CHE GUEVARA CHE CHE CHE GUE Este collage de testimonios y diversas voces no tiene una voz narrativa unificadora. La editora s e manifiesta en tres párrafos introductorios con las iniciales de E.P. Estas iniciales establecen su presencia, y a la vez confirman su ausencia de la mayoría de los testimonios y documentos. Si bien la editora le da la oportunidad a las personas de que ha blen por sí mismas (Jörgensen 83), también es cierto que es la que escoge quien habla. Es la editora quien selecciona qué testimonios se incluirán en el texto para que el lector tenga acceso a ellos. Irene Fenoglio Limón manifiesta que esta crónica le da v oz a diferentes sectores de la sociedad, lo cual refleja un sentido

PAGE 53

53 democrático de precisión histórica (310). Sin embargo, la subjetividad de la editora es evidente ya que la selección de voces favorece fuertemente a los movimientos estudiantiles y expone la represión del gobierno. Las fotografías que captan las imágenes del movimiento estudiantil al principio del texto incluyen imágenes de las marchas masivas, fotos de líderes más conocidos del movimiento, Tlatelolco antes y después y las cárceles llenas d e jóvenes. Debido al desafío contra la versión del gobierno mexicano, La noche de Tlatelolco se publicó bajo amenazas de bomba contra la casa publicadora. Este texto incluye materiales que denuncian la desaparición de individuos a plena luz del día en coch es sin placas, las sesiones de torturas en las centrales de la policía y la negación de las autoridades a hablar de los detenidos (Foster 104). A pesar de que esta crónica relata una versión disidente a la historia oficial, se ha convertido, paradójicament e, en una fuente indudable de los hechos de 1968 (Steele, Politics 8). Este texto, además, creó gran desconfianza en los mexicanos hacia el PRI y marcó el inicio de su crisis que Al igual que las crónicas de Poniatowska, la obra de Carlos Monsiváis debilita la credibilidad gubernamental y enfatiza la necesidad de una sociedad democrática. Este México sino en América Latina (Egan, Carlos Monsiváis 15). Sus obras Días de guardar (1970), Amor perdido (1977), A ustedes les consta (1980), Entrada Libre, Crónicas de una sociedad que se organiza (1987), Escenas de pudor y liviandad (1988) han renovado el gén ero de la crónica. Además de haber sido licenciado en economía y filosofía y letras, fue el intele ctual más informado en temas culturales y socio políticos.

PAGE 54

54 En sus crónicas, Monsiváis presenta reflexiones sumamente instruidas y sagaces sobre el impacto de la política neoliberal en la desigualdad social. En Los rituales del caos (1995), por ejemplo, vincula el problema contemporáneo de la masificación de la cultura con los medios masivos de comunicación y su función como control social. Monsiváis describe di stintas multitudes de gente que se aglomeran en masas gigantescas y desorganizadas para ver ya sea al cantante Luis Miguel, al símbolo sexual Gloria Trevi, al boxeador Julio César Chávez, o la Virgen de Guadalupe. En su descripción de un concierto de Luis Miguel, por ejemplo, el autor crítica la uniformidad de la conducta del público quienes han sido manipulados psicológicamente por los medios de comunicación. Cuando Luis Miguel le pregunta a la audiencia si se saben la e]l rugido de asentimiento es el de la fiera mediatizada por la buena educación. El catedrático de lo sexy observa a sus alumnos, con griños esotéricos aprendidos en la Universidad de Televisa. Lo tengo todo menos tu mirada n recurso retórico fundamental en las crónicas del autor, aquí le sirve para criticar burlescamente la manera en que la hegemonía utiliza los medios de comunicación para formar los gustos y valores de las masas. Este nuevo y sofisticado tipo de control soc ial logra llegar, principalmente a través de la televisión y la radio, hasta los espacios más privados de los individuos e influye iera en éxtasis al escuchar las canciones de Luis Miguel, representa el proceso de despolitización de las masas. Estos individuos no tienen la información necesaria para hacer decisiones racionales sobre

PAGE 55

55 asuntos socio económicos. Su adoctrinamiento a travé s de los medios masivos, por lo tanto, representa la desesperanza ante la construcción de un proyecto democrático. Las masas adoctrinadas por los medios de comunicación representan, en Los rituales del caos , la construcción social de un nuevo país y de una nueva fase histórica de modernización, el neoliberalismo. Monsiváis ve a este sistema económico como una presión (Pons 136). Es impor ya no es necesario someter a la sociedad mediante el uso de la fuerza física. Los medios masivos de comunicación, como ya se ha discutido, son el método por la cual la n ueva dictadura ejerce una represión psicológica en las masas para inculcarles gustos, convicciones y patrones de conducta. La descripción de las características de las masas, su habla, sus gustos, su conducta y su estilo de vida se utilizan, en Los rituale s , para explicar la nación desde la un sistema de interpretación que instala lo popular urbano en el centro del debate nacional. Sus crónicas [son] una especie de matrices d e doble entrada donde la citado en Moraña 257). Este texto representa una nueva forma de situarse frente a la historia y la realidad social. El caos es el eje por el cual el autor crítica la transformación cultural de la nación y expone su particular punto de vista ideológico. Los rituales no sólo articulan del nuevo estilo de vida de la ciudad, sino que también refleja la preocupación del autor

PAGE 56

56 por los efectos negativos que la masi ficación cultural implica en la consolidación de la democracia en México. Las crónicas de Monsiváis han servido de modelo para las nuevas generaciones de escritores y José Joaquín Blanco es, sin duda, uno de éstos. Blanco se considera un cronista de la ci udad pero también es un autor polifacético que es narrador, crítico, ensayista, periodista y poeta. Estudió en un Seminario Salesiano a lo cual se le atribuye su anticlericalismo y su crítica voraz contra expresiones religiosas de todo tipo. Es licenciado en letras y ha trabajado para periodísticos como el Unomásuno y la revista cultural Nexus . Función de medianoche: Ensayos de literatura cotidiana , es el primer libro de crónicas publicadas en Un omás uno en desastre , en crisis, saqueada bajo el pretexto de modernización y el discurso de los central el cual es la transformación socio espacial en el paisaje urbano que destruye lo antiguo dozers y camiones de mudanza; parece moverse todo el tiempo mejor dicho, andar todo el tiempo moviendo las cosas y a las gentes: alzando bardas, derrumbando unos edificios para levantar otros, de dozer simboliza el instrumento de la modernización por el cual se edifica un nuevo espacio que concuerde con las transformaciones que está experimentando la política, la economía y la cultura en México. En su descripción sobre la nueva configuración espacial de la ciudad, Blanco crítica la manera en que estas construcciones favorecen a una élite que cambian

PAGE 57

57 poniendo su nueva casa. Toda la historia anterior les estorba; anticuada, demagógica, puertos industriales y paraísos turísticos, aviones y rascacielos; capitales crepúsculos, selvas y monument capitalista que buscan el desarrollo económico del país sin importarles las necesidades de las poblaciones marginales. El obrero que maneja el bull dozer representa a esa clase obrera que t rabaja sin cesar construyendo una ciudad cuya edificación no refleja beneficios d e la modernización de la ciudad. La contraposición de símbolos patrios con las grúas y camiones de mudanza representa el desgaste de las políticas nacionalistas y la imposición de un nuevo dozer y camione dozer prepotente, a una nueva ciudad. Las nuevas construcciones son, para el autor, una nación que se doblega a los intereses industriales privados. Estas transformaciones socio espaciales que se reflejan en la geografía urbana son sintomáticas de la nueva emergencia de un nuevo paradigma ideológico, el neoliberalismo. Otro escritor para quie n Monsiváis ha sido una influencia fundamental en la formación de sus ideas es el Subcomandante Marcos. Carlos Fuentes, por ejemplo, (citado en Volpi Escalante 28), y que el humor es una característica que le ha heredado

PAGE 58

58 Monsiváis al líder zapatista (Volpi Escalante 29). Es importante señalar que el Subcomandante Marcos no es un intelectual convencional. Rafael Sebastián Guillén Vicente, como se llama, también es jefe y vocer o del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Nació en una familia de clase media alta y fue profesor en la 249). Su hermana, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, es ir ónicamente una política del PRI. Después de que este combatiente de izquierda pasó un tiempo ayudando al ejército Sandinista en Nicaragua, se regresó a México para formar su propia milicia y defender los derechos de los indígenas de Chiapas. El Subcomandan te Marcos no sólo ha utilizado las armas de fuego en su lucha contra el neoliberalismo y a favor de la consolidación de la democracia en México, sino que la palabra escrita se ha convertido en su aliada fundamental. Sus crónicas, en forma de comunicados, a nálisis, y cuentos, se publican en el diario La Jornada y en el diario independiente de Chiapas El tiempo . El uso del género de la crónica ha sido la principal fuente de comunicación entre la selva de Chiapas y la población civil en Subcomandante Marcos publica se encuentran las crónicas de Don Durito de la Lacandona (1999). En este texto, los dos personajes principales son él mismo y Don Durito. Ambos representan la importancia de las armas y las letras en la lucha por presenta ante el subcomandante imitando al lenguaje del siglo XVI, específicamente el del Quijote de la Mancha.

PAGE 59

59 Caballero andante soy, y no de aq uellos de cuyos nombres jamás la fama se acordó para eternizarlos en su memo ria, sino de aquellos que, a despecho y pesar de las mesma envidia, y d e c uantos magos crió Persia, bracmanes la India, ginosofistas la Etiopía, ha de poner su nombre en el templo de la inmortalidad para que sirv a de ejemplo y dechado a los venideros siglos, donde los caballeros andant es vean los pasos que han de seguir, si quie responde Durito asumiendo su pose, según él, más gallarda. Me suena... me suena... Se parece mucha a... empiezo a decir, pero Durito me interrumpe: ¡A callar, insensato plebeyo! Me queré is desprestig iar diciendo que de El ingenioso hidalgo Don Quij ote de La Mancha plagió mis parlamentos. Y por cierto ya que en e sos menesteres estamos, debo deciros que os estáis acartonando bastante en vuestras epístolas. ¡Eso de poner citas bibliográficas! Si seguís con ese derrotero iréis a acabar c omo Galio, que en un solo párrafo cita a seis o siete autores para cubrir de ilustrado su cinismo. (37) La caracterización de Don Durito como pastiche de Don Quijote de la Mancha se puede ver como un homenaje a la obra de Cervantes que no se adhiere a ningún género literario específico, que imita a diversos géneros y, como resultado, crea algo nuevo. Teniendo en cuenta que Don Quijote representa la liberalización de la forma literaria, Don Durito se burla de las convencione s critico literarias. Su crítica a Marcos representa una burla al autor mi smo por su faceta de intelectual. El subcomandate no sólo se burla de sus pretensiones como escritor sino tambié pretentions of a guerrilla warrior and popular hero (i.e., himself) Si bien Monsiváis ha tenido una gran influencia en los escritos del jefe del EZLN, el autor de Los rituales del caos fue escéptico en cuanto al apoyo que le brinda ba al contrario, es una entusiasta defensora de los zapatistas y les ha brindado todo su

PAGE 60

60 apoyo. Volpi Escalante, además, explica la relación que existe entre estos tres miembros de la izquierda mexicana. Si para Marcos, Monsiváis era ese maestro l ejano que uno se esfuerza en imitar y en adular, Poniatowska representaba más bien el papel de m adre sabia, comprensiva y justa, siempre dispuesta a justificar la conducta de su vástago. En cualquier caso no hay duda que Marcos, Monsivái s y Poniatowska forman juntos una especie de triada, en donde las relaciones no s iempre son fáciles pero entre cuyo s miembros cualquier observador puede dist inguir cierto aire de familia . (196) Anadeli Bencomo, en Voces y voceros de la megalópolis (2003) , analiza otra triada importante en la historia de la crónica en México conformada por Monsiváis, Poniatowska y Blanc o. En Función de medianoche denuncia que Poniatowska y Monsiváis habían popularizado a lo largo (Bencomo 160). Estos tres escritores comparten la intensión de criticar un proyecto de nación que excluye a la mayor parte de la población. La crónica periodística literaria al estilo pract icado por Blanco, Monsiváis y Poniatowska en los años setenta y ochenta, se adhería a u n proyecto socio político de izquierda, con miras a lograr una apertura dem ocrática en la vida y opinión publica nacionales. Aunque estos autores manifest aron estilos diferentes en el modo de cronicar la sociedad mexicana contem poránea, son reconocibles la s convergencias en el compromiso de forjar una literatura democratizadora y mantener una posición intelectual crítica que intenta t raducirse en una lucha por la transformación de las políticas desiguales de r epresentación y participación ciudadanas. (194) Las crónicas de Poniatowska, Monsiváis, Blanco y el Subcomandante Marcos, en distintos niveles, han sido claves en el proceso de fomentar la justicia social en México. Estos escritores dejan a un lado su identidad de clase para asumir la perspectiva de lo s sectores marginales, y criticar aparatos y discursos hegemónicos. Las crónicas de estos escritores comprometidos a la democracia se han ganado el

PAGE 61

61 respeto y la admiración de tanto ciudadanos como intelectuales. Se puede decir que escribir crónicas en Méxi Entrada Libre 11). Consideracione s finales La sociedad industrial creó nuevas tecnologías que introdujeron productos y servicios que antes no estaban disponibles a lo s ciudadanos. Uno de las nuevas empresas que se desarrollaron en el siglo XIX fue el periodismo, y su carácter comercial tuvo como consecuencia la profesionalización del escritor. Dado que la escritura se convirtió en un producto de venta, los intelectuale s podían recibir un salario por sus escritos. Los grandes escritores, como era el caso de Guti é rrez N á jera, vivían del periodismo. É stos, sin embargo, resentían el tiempo que pasaban escribiendo para el periódico y que no podían invertir en la producción d e una obra literaria. Debido a que las crónicas periodistas no estaban limitadas a las rígidas reglas literarias, éstas eran libres de imitar, parodiar y pedir prestado de todos los géneros literarios y otras prácticas discursivas (Corona 196). La mezcla e ntre la cultura popular y la cultura alta dio como resultado nuevas posibilidades de consumo cultural. Como señala Julio crónica posibilita la consolidación del emerge Al igual que Ramos, Susana Rotker y Aníbal González, este capítulo concluye que la fundación literario cultural de la crónica está vinculada con la consolidación del periodismo en el siglo XIX. En la primera sección titulada analizaron las similitudes entre los textos coloniales y la crónica periodística literaria, pero las diferencias resultaron ser más contundentes. Una diferencia fundamental entre estos dos tipos de crónicas es su propósito. Mientras los textos de Indias se escribían

PAGE 62

62 para ser leídos por una persona de autoridad, principalmente los reyes, la crónica periodística literaria responde a los intereses de las masas. Fue precisamente el periodismo el que permitió que los escritores pudieran a lcanzar un público de lectores más amplio. Si bien a Nájera se le atribuye el darle a la crónica su flexibilidad literaria contacto con las clases populares. Teniendo en cuenta qu e a los escritores modernistas se les dificultó adaptar su vocación literaria al mercado y al consumo en masas, a Novo es precisamente lo que le llamó la atención. La predispocisión de Novo po r el periodismo estuvo vinculada precisamente con su deseo de al canzar un público más amplio (Mahieux 123). Este intelectual controvertido creó un puente entre la cultura Novo's embrace of the flow of popular publications in the 1920s marked a crucial first step in redefining the rol of the chronicle in Mexico's public sphere él una figura pública, un intelectual cuya accesibilidad a las masas lo definió como cronista. Salvador Novo fue el cronista de la vida u Escritores como Poniatowska, Monsiv á is, Pacheco, Blanco y el Subcomandate Marcos, entre otros, han seguido los pasos de Novo en su acercamiento a las masas . Una importante diferencia entre este cronista y las siguientes generaciones es su nuevo posicionamiento ideológico del margen. A partir de la matanza de Tlatelolco en 1968, surgió en la sociedad, y especialmente en los cronistas, la necesidad de cuestion arse el autoritarismo y represión del sistema dominante encabezado por el PRI. El resultado fue la transformación de un g é nero periodístico literario en el que conviven

PAGE 63

63 informaciones presentadas objetivamente con opiniones y críticas subjetivas del autor. La crónica contemporánea, en conclusión, valida la subjetividad y demuestra que no hay tal cosa como una verdad única y absoluta. Existen múltiples verdades en el margen de los discursos oficiales y el compromiso del cronista es buscarlas y traerlas al cen tro del debate.

PAGE 64

CHAPTER 3 EL NEOLIBERALISMO EN M É XICO Definición y c on sideraciones t eóricas En este capítulo se define el neoliberalismo y se analiza su desarrollo en México con el propósito de identificar las críticas que se formulan en las crónicas de Cristina Pacheco contra este modelo. Definir el neoliberalismo, sin embargo, es en una tarea difícil, ya que está constantemente evolucionando y adaptándose a sus circunstancias succinct, esencialista, e increíblemente elusiva (8). El economista Martin Wolf considera, además, que el término del neoliberalismo es derogatorio y ha sido creado por los críticos académicos que se oponen a este sistema económico neoliberal (Ritzer 110). Manfred Steger y Ravi Roy añaden que el sentido peyorativo de este término también se les atribuye a los activistas de izquierda que rechazan la imposición de estas re formas en los países en vías de desarrollo (x). Peyorativo o no, el término de neoliberalismo se ha popularizado a través del mundo y aparece, casi todo los días, en los titulares de los periódicos más importantes del mundo (Steger and Roy x). En Spaces of Global Capitalism (2006) el sociólogo urbano e historiador social David Harvey establece la transformación fundamental que ha sufrido el Estado bajo el neoliberalismo. The fundamental mission of the neo and therefore to optimize conditions for capital accumulation no matter what the consequences for employment or social well being. This contrast with the social democratic state that is committed to full employment and the optimization of the well being o f all its citizens subject to the conditions of maintaining adequate and stable rates of capital accumulation. (25)

PAGE 65

Si bien el Estado neoliberal abandona las responsabilidades que antes tenía con el bienestar social, éste sí interviene para crear mejores c ondiciones para la operación del capital (Delle Buono 19). En A Brief History of Neoliberalism (2005), Harvey formula una definición que especifica la maner a en que el e stado neoliberal crea las condiciones más favorables para el capital las cuales, a larg o plazo, teóricamente crean un mejor estándar de vida para la población en general. Neoliberalism is in the first instance a theory of political economic practices that proposes that human well being can best be advanced by liberating individual entreprene urial freedoms and skills within an institutional framework characterized by strong private property rights, free markets, and free trade. The role of the state is to create and preserve an institutional framework appropriate to such practices. (2) Además de que el neoliberalismo favorece la desregulación de la economía, la privatización de las industrias y la reducción de programas estatales de beneficio social, su premisa fundamental es aumentar los niveles de crecimiento, eficiencia y productividad con e l objetivo de fomentar el bienestar y progreso de toda la población (Pastor and Wise 41). En la práctica, sin embargo, el abandono de las responsabilidades con el bienestar social por parte del Estado ha creado una brecha entre la clase capitalista y la ma yoría de la población. Teniendo en cuenta que el término del neoliberalismo también es, según Peck, entre el neoliberalismo en los Estados Unidos y en Europa. El liberal ismo en los Estados Unidos tiene una historia política diferente al liberalismo europeo ya que en los Estados Unidos no se experimentó la represión del feudalismo y la aristocracia (Hartz 4). Dado que este país comenzó su tradición política directamente co n el liberalismo, los neoliberales y los neoconservadores no son opuestos ideológicos sino que

PAGE 66

representan dos vertientes de la misma base ideológica liberal (Steger, Globalism 56). En Neoconservatism: the Biography of a Movement (2010) Justin Vaisse enfa tiza que la definición del liberalismo, en su contexto estadounidense, cambió durante las presidencias de los liberales Franklin D. Roosevelt (1933 1945) y Lyndon Johnson (1963 1969) (6). Roosevelt, por ejemplo, criticaba al liberalismo clásico por su inca pacidad de reconocer que el capitalismo moderno tenía que tener ciertas regulacio nes y controles de parte de un e stado fuerte y laico (Steger and Roy 6). Durante su mandato, Roosevelt creó el New Deal , una política caracterizada por la intervención guberna mental cuyo propósito era aminorar la pobreza a causa de la Gran Depresión (Wilson 271). Lyndon Johnson, también creó programa s de beneficio social llamados The Great Society y The War on Poverty con el propósito de eliminar la pobreza, la falta de educaci ón, las enfermedades y otros problemas socioeconómicos (Wilson 242). El término del liberalismo se transformó incluyendo no sólo la libertad individual y laisser faire , sino también la intervención gubernamental (Vaisse 6). Debido a esto, los liberales en Estados Unidos prefieren intervención gubernamental para asegurarse que las familias teng an un estándar de vida decente (Baker 1). Daniel Yergin y Joseph Staninlaw explican que en la batalla entre el e stado y el mercado en pit liberalism against liberalism exponen las diferencias entre el liberalismo en Estados Unidos y en el resto del mundo. In the United States, liberalism means the embrace of an activist, interventionist government, expanding its inv olvement and responsibility in the economy. In the rest of the world, liberalism means almost exactly the opposite what an American liberal would, in fact, describe as conservatism . (14) Mientras el liberalismo en Europa es una doctrina de derecha, explic a Vaisse, el liberalismo en Estados Unidos es una política de izquierda (6). Los neoconservadores

PAGE 67

estadounidenses surgen en distintas circunstancias y profesan una ideología diferente a los conservadores europeos. Manfred Steger explica las diferencias. Co ntemporary neoconservatives in the United States are not conservative as defined by the eighteenth century thinkers like Edmund Burke, who expressed a fondness for aristocratic virtues and bemoaned radical social change, disliked republican principals, and distrusted progress and reason. Rather American conservatives subscribe to a variant of muscular liberalism they connect to James Madison, Theodore Roosevelt, and Ronald Regan . (56) Los neoconservadores en los Estados Unidos, enfatiza Vaisse, surgieron co mo una reacción a la evolución del liberalismo estadounidense que había tomado una vuelta hacia la izquierda (6). En general, los neoconservadores están de acuerdo con los neoliberales en la importancia del libre mercado, pero se inclinan más por mantener los valores tradicionales, un gobierno menos intervencionista y abogan por el uso expansivo de poder económico y militar (Steger 56). Es importante recalcar, además, que en los Estados Unidos, el término de neoconservador y conservador se utilizan intercam biablemente (Nisbet 110). En este proyecto, por lo tanto, se utilizarán los para referirse a los políticos que favorecen el neoliberalismo en su sentido europeo, o sea, la reduc ción de programas sociales lo cual perjudica a los sectores empobrecidos de la sociedad. Además de las contradicciones del término del neoliberalismo, las tensiones que existen entre la teoría y la práctica lo hacen aun más problemático. El neoliberalismo ha fomentado la idea de que la libertad individual es un punto óptimo de toda civilización y esta libertad se obtiene mediante la creación de un mundo en el cual la iniciativa individual florezca ( A Brief History , Harvey 5). La creación de una sociedad lib re, por lo tanto, debe tener libertad de mercado, de comercio y de derecho a obtener propiedad

PAGE 68

privada, y sobre todo ser libre de la intervención del gobierno. Peck argumenta que esta visión utópica, de una sociedad y una economía libre, es ultimadamente i rrealizable (7). En Profit over People (1999), el reconocido erudito Noam Chomsky también critica esta sectores marginales de la sociedad no pueden gozar de una libertad individual cuando carecen de servicios básicos de salud, vivienda, educación y una alimentación adecuada. Bajo el neoliberalismo, afirma Emily Edmonds Poli y David A. Shirk, el gasto destin ado para el bienestar social queda al final de las prioridades económicas (254). Se corta, según éstos, el gasto social al desemplear trabajadores y eliminar servicios sociales como la salud, la educación y la infraestructura (254). El escaso progreso y d esarrollo económico que han conseguido las políticas neoliberales se ha distribuido de una manera desigual incrementando la brecha entre una elite capitalista y el resto de la población. Una definición del neoliberalismo que denuncia la hegemonía que ejerc e una elite sobre el resto de la población proviene de our time it refers to the policies and processes whereby a relative handful of private interests are permitted to control as much possible of social life in order to maximize Neoliberalismo, el guerrillero zapatista conocido como el Subcomandante Marcos habló sobre neoliberali un gran centro de compras donde se pueden adquirir indígenas por aquí, mujeres por

PAGE 69

mayor priori dad que las necesidades de los sectores más vulnerables. El abandono de la resp onsabilidad que antes tenía el e stado con los sectores más empobrecidos de la sociedad es, sin duda, una de las críticas más fuertes contra el neoliberalismo. En Globalization Unmasked: Imperialism in the 21st Century (2001), James F. Petras y Henry Veltmeyer afirman que la propuesta neoliberal referente a la disminución del intervencionismo estatal es complet amente falsa. Al contrario, el e stado neoliberal ha adquirido un rol a ún más activo que antes en la economía. Never before has the nation state played a more decisive role or intervened with more vigour and consequence in shaping economic exchanges and investment at the local, national and international levels. It is imposs ible to conceive of the expansion and deepening involvement of multinational banks and corporations without the prior political, military and economic intervention of the State. (54) state ac tivity de los beneficios para las capas más desprotegidas de la sociedad, pero aumentó en cuando a la ayuda que brinda a la clase privilegiada. En The Conservative Nanny State: How the Wealthy Use the Government to Stay Rich and Get Richer (2009), Dean Baker similarmente explica que en los Estados Unidos, los conservadores también u tilizan el gobierno pero la única diferencia es la manera en la que lo utilizan (1). Los inner workings of the economy to make sure that money flows in the direction they l ike intervención del gobierno es enorme y va dirigida a beneficio de las clases dominantes.

PAGE 70

En el 2008, por ejemplo, el gobierno estadounidense dio un capital de 700 mil millones d federal otorgó 50 mil millones de pesos a empresas en dificultades financieras como CEME X, VITRO y Comercial Mexicana (4). La intervención del gobierno para beneficio de una clase privilegiada y el abandono de los programas sociales que benefician a la población es uno de los aspectos por los que Harvey considera que el modelo económico neol iberal ha sido un vehículo para la restauración de una clase capitalista ( A Brief History , 31). En el ámbi to global, la intervención del gobierno es evidente cuando los países fuertes tratan de proteger sus mercados del libre flujo que requiere el libre c omercio. Según Edmonds Poli y Shirk, el libre comercio consiste en la reducción de tarifas, subsidios, cuotas y restricciones burocráticas (216). Los gobiernos, además, restringen su participación y permiten que la demanda del mercado internacional determ ine la distribución de sus recursos (216). Los países, prosiguen éstos, se benefician teóricamente de la liberalización del comercio ya que los productos en los que se especializa el país se cotizan mejor y en un mayor mercado, mientras que los productos q ue el país no produce eficientemente los importa de otros países (216). El uso eficiente de los recursos conlleva a que los productos sean más baratos para el consumidor y que haya más opciones en el mercado (Hamilton 13). Si bien la exportación y la inver sión extranjera estimulan el crecimiento económico de los países involucrados (Edmonds Poli and Shirk 254), Helio Jaguaribe advierte, sin embargo, que

PAGE 71

existe una estratificación internacional entre los países la cual hace que los beneficios de la liberaliz ación del comercio sean desiguales. En la cumbre se encuentra Estados Unidos, acompañado, en grado de menor influencia, por la Unión Europea y Japón. En la base, se encuentran los países dependientes, o sea, la mayor parte de los países. En nivel intermedi o, se sitúan algunos países que no participan de la cumbre directiva pero que disponen de significativa capacidad de resistencia a la hegemonía americana. Es el caso, en primer lugar, de China, seguida por Rusia y, en grado menor, India. Irán se aproxima a ese nivel y también, a su modo, Brasil en el ámbito de MERCOSUR. (66) Dada esta estratificación internacional y las diferencias de poder, el concepto de del mundo n o. Según Alberto Acosta y Eduardo Gudynas, la idea actual del libre comercio es una idea que se vendió desde los países del Norte a través de centros universitarios y podios políticos (10). Sin embargo, lo que estas naciones practican realmente, según ésto y Estados Unidos y las demás naciones industrializadas, explican Acosta y Gudynas, frecuentemente implementan diversas barreras y restricciones comerciales, e invierten un total de mil millo nes de dólares diarios en subsidios y protecciones agrícolas (10). El industrializadas invaden los mercados del Sur, mientras que los latinoamericanos no logran exportar sus prod Si bien el achicamiento del e stado y el libre comercio favorecen a una pequeña elite económica, la privatización de empresas también funciona a su beneficio. Bajo la privatización, el gobierno vende a inversionistas privados servicios de salud pública,

PAGE 72

educación y utilidades, e industrias tales como la energía eléctrica, bancos y telecomunicaciones (Edmonds Poli and Shirk 216). Según Staninslaw y Yergin, la out of business by disposing of what amounts to trillions of dollars of asse lógica es que debido a las presiones de la competencia doméstica e internacional, una economía de mercado es más eficiente y productiva (Edmonds Poli and Shirk 216). En Globalization and Its Discontents (2002), Joseph E. Stiglitz advierte que la manera en que se lleva a cabo la privatización es fundamental (54). El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, explica Stiglitz, han promovido una privatización rápida y, debido a esto, la privatización no ha traído los beneficios que se esper aban (54) . Al contrario, prosigue éste, la manera tan apresurada en la que se han privatizado las empresas paraestatales ha intensificado la corrupción (58). Un ejemplo en el que la corrupción llegó a ser escándalo nacional fue en México, durante la presid encia de Salinas de Gortari. Don M. Coerver, Suzanne B. Pasztor and Robert Buffington establecen que su hermano, Raúl Salinas de Gortari, aprovechó sus conexiones presidenciales y recibió pagos personales por la venta de empresas gubernamentales que se ven dieron en el proceso de la privatización impulsada por el neoliberalismo además, recibió pagos multimillonarios para proteger al tráfico de drogas del cartel de Medellín (129) . Los oficiales suizos que investigaban sus cuentas bancarias, prosiguen estos investigadores, determinaron que éste se había robado $500 millones de dólares durante la presidencia de su hermano, y aunque nunca se pudo involucrar al presidente, varios ofic iales gubernamentales dicen que lo sabía y lo ignoró (129).

PAGE 73

Otro aspecto negativo del proceso de privatización es que la clase capitalista adquiere inmensas ganancias creando millonarios inmediatos. Un ejemplo de esto, es el mexicano Carlos Slim, uno de l os empresarios que se benefició enormemente cuando el gobierno puso a la venta Teléfonos de México (TelMex). Lourdes Casanova revela que Slim compró 20.4 por ciento de la compañía por dos millones de dólares asociándose a Southwestern Bell Corporation Tele com y France Telécom (29 30). Por siete años, según Casanova, TelMex fue prácticamente un monopolio (30) con un exitoso funcionamiento que le ha brindado ganancias de las que no se oyen en la richest man, above haberse beneficiado de las reformas neoliberales, Slim considera que esta the reform process, has joined the chorus of negative voices leveled agains La liberalización de la economía en México ha traído enormes beneficios. El problema es que estos beneficios sólo alcanzan a una minoria. Si el neoliberalismo ha traído crecimiento económico, este progreso ha venido acompañado de un costo muy alto. Brian Potter establece que la economía mexicana y la estructura social dependen de la salud económica del [a] minor r ecession north of the border snowballs into a major down turn south of it, resulting in trade deficits,

PAGE 74

unemployment, and falling profits an wage levels (829). En la siguiente sección, veremos el origen y la manera en que el neoliberalismo, a pesar de no s er una política económica popular, se ha consolidado para traer cambios no sólo económicos y políticos sino culturales y sociales que amenazan con cambiar la identidad nacional mexicana. Los orí gen es El origen del neoliberalismo se remonta a las teorías ec onómicas del liberalismo clásico que surgieron en la segunda mitad del siglo XIX. En 1776 Adam Smith (1723 1790), el principal representante del liberalismo económico clásico, publicó la obra titulada An Inquiry Into the Nature and Causes of the Wealth of Nations , mejor conocida como The Wealth of Nations expone que el interés individual y la libertad de cada persona son el principio básico que genera el crecimiento económico (Vargas Sánchez 31). En esta obra, Smith defiende la filosofía del laisser faire , la división del trabajo y la libertad del comercio. Según éste, la división del trabajo da paso a la máxima productivida d la cual, a su vez, crea la riqueza de las naciones (Delgado de Cantú 132). Es necesario, sin embargo, que exista una libre actividad económica, sin restricciones y regulaciones que distorsionen e l mercado (Concha Vergara 32). La mano invisible , o la capa cidad autorreguladora del libre mercado, examina la libre actividad de cada uno y lleva a la humanidad a su máxima riqueza a través de la libre competencia (Ávila y Lugo 92). Las ideas de este filósofo escocés se convirtieron en las más influyentes del mun do ya que terminaron con las condiciones miserables del sistema feudal (Ávila y Lugo 343).

PAGE 75

Durante el siglo XIX y los primeros años del siglo XX, el liberalismo económico, caracterizado por el papel limitado del Estado, fundamentó la política económica cap italista (Delgado de Cantú 133). El capitalismo gradualmente se expandió a través del mundo occidental convirtiéndose en el sistema económico más popular pero también en el más despreciado. Según Gloria Delgado de Cantú, los rasgos individualistas de la es cuela liberal condujeron a los excesos en la explotación de los trabajadores y dieron origen a la lucha de la reivindicación obrera (133). La propuesta alternativa al sistema liberal capitalista de mayor trascendencia fue, según Delgado de Cantú, la elabor ada por Karl Marx en su obra El Capital publicada en 1867 (133). No fue hasta la crisis económica de 1929 y la posterior Gran Depresión, según afirma José Ávila y Lugo, que la teoría y el pensamiento económico cambió (89). La caída de la economía mundial, explica este investigador, tuvo efectos tan devastadores en el mundo capitalista que el liberalismo clásico ya no podía adaptarse a la realidad que la prolongación de la cris is hizo que los gobiernos empezaran a intervenir en cuestiones económicas y emplearan medidas proteccionistas (121). Según éstas, la necesidad d e aumentar el papel del e stado en la economía ocasionó que las ideas del economista inglés John Maynard Keynes ( 1883 1943) tomaran fuerza y que varios países las aplicaran para contrarrestar la severa crisis económica (121). Keynes se convirtió en el economista más importante de la primera mitad del siglo XX. Su libro The General Theory of Employment, Interest and M oney (1936) crítica las ideas de Adam Smith sobre laissez faire y la mano invisible y muestra que las crisis económicas son inherentes al sistema capitalista (Ávila y Lugo 89 90). Keynes, además,

PAGE 76

r ecomienda la participación del e stado en las actividades ec onómicas argumentando que el gobierno tiene la habilidad de propiciar y fomentar la inversión y en consecuencia la producción, el empleo y la demanda (Steger and Roy 6). Dado a que el pleno empleo garantiza el crecimiento económico, Keynes propone que el g obierno debe ser el de proveedor de trabajos para los miembros de la sociedad (Ávila y Lugo 312). Sus ideas fueron fundamentales para la creaci ón del e stado de bienestar que adoptaron algunos países abandonando los postulados de la escuela clásica liberal ( stado de bienestar, o sistema económico mixto, explica Delgado de Cantú, conserva la mayor parte de los elementos del sistema capitalista clásico como la propiedad privada, la libertad de empresa y el funcionamiento de los mecanismos del mercado, pero también incorpora la interv ención económica por parte del e stado en cuestiones del bienestar social (135). Después de la industrializados y ta adoptó sistemas Las ideas keynesianas y los gobiernos de e stado de bienestar fueron remplazados a nivel mundial por la renovada teoría económica clásica conocida como el neoliberalismo. Esta nueva ideología surgió en 1947 cuando el prominente economista austriaco Friedrich August von Hayek (1899 1992) reunió a economistas, filósofos, historiadores e intelectuales de diversas disciplinas (Higgs). En la introducción de : The Making of the Neoliberal Thought Collective (2009), Dieter Plehwe explica que el propósito de esta reunión era crear un nuevo liberalismo que divergiera de los principios del liberalismo clásico (2). Hayek, según

PAGE 77

Plehwe, consideraba que el liberalism o clásico había decaído debido a fallas conceptuales pero que se podían rectificar discutiéndose con intelectuales de pensamiento similar (16). La búsqueda de intelectuales en los que se pudiera confiar para avanzar en la causa neoliberal, continúa esté, f ue originalmente en Europa Occidental y se extendió rápidamente a los Estados Unidos (16). La Sociedad de Mont Pèlerin, como se le llamó a esta reunión, tuvo lugar en Suiza y se presentaron 39 intelectuales de 17 países (Higgs). En 1951 la sociedad había c recido a 172 miembros de los c uales 97 eran europeos y 62 eran estadounidens es (Plehwe 17). A pesar de que el neoliberalismo nació como un proyecto transnacional, la convicción de la izquierda, según Plehwe, es que esta ideología nació en los Estados Unido Peck explica, en Contructions of Neoliberal Reason (2010), que desde la década de los 20 ya existían formas de pensamiento neoliberal en ambos lados del Atlántico con los ordoliberales en Alemania, la reconstrucción de la escuela austriaca de economía, y la primera escuela de Chicago de Henry Simons (3). Estas escuelas de pensamiento, afirma Peck, influyeron en lo que fue primeramente el Coloquio Lippmann en París y después la Sociedad Mont Pèlerin (3). Por su parte, François Denord establece que al Coloquio Lippmann, organizado por el filósofo Louis Rouger, se le debe la emergencia del neolib eralismo como red internacional (45). A partir de este coloquio, señala (CIARL), una organización sin fines de lucro que fue el modelo para la creación de la Sociedad de Mo nt Pèlerin (45). Nueve de los invitados que habían asistido al Coloquio

PAGE 78

Lippmann, incluyendo a Friedman y a Hayek, fueron los que formaron la Sociedad Mont Pèlerin nueve año s después en 1947 (Plehwe 13). La Sociedad Mont Pèlerin empezó como un movimiento e conómico que se oponía a la hegemonía kenesiana pero que, en sus principios, no era muy fuerte. Peck organización, explica Jodi Dean, gradualmente adquirió poder al cons eguir el apoyo de una elite financiera y política (52). Una vez que contaban con una importante solvencia económica, prosigue Dean, se creó una enorme red internacional de fundaciones, institutos, centros de investigación, publicaciones, letrados, y escrit ores que fue crucial para la exitosa diseminación de la doctrina neoliberal (52). Estos intelectuales neoliberales intercambiaron conocimientos y crearon una maquinaria de conocimiento compleja y eficiente (Plehwe 6). Ocho de los economistas miembros de la Sociedad Mont Pèlerin fueron ganadores del premio Nobel. Según Mario H. Concha Vergara tradicionalmente la Academia Sueca de Economía, como rechazo al socialismo sueco, otorga este prestigioso premio a los economistas más conservadores (17). Al respecto, Harvey comenta que el apoyo de parte de esta elite sueca conformada por bancarios fue fundamental en el respeto académico que consiguieron las teorías neoliberales ( A Brief History , 22). En 1974 Friedrich von Hayek ganó el Premio Nobel por sus teorías econ ómicas mientras que el estadounidense Milton Friedman (1912 2006) lo ganó dos años después (Harvey 22). Esto s dos distinguidos economistas fueron los principales creadores del pensamiento neoliberal y de su subsecuente expansión global. La teoría de Hayek, explica Carlos E. Martínez Guerra, propone un e stado con mínima intervención en los asuntos económicos lo cual se lleva acabo con la desregularización,

PAGE 79

la privatización de las empresas gubernamentales, y la reducción de los programas sociales (5). El apor te de Friedman, prosigue éste, consiste en su teoría monetaria formulada en la Universidad de Chicago la cual propone que la inflación es un problema monetario (5). Su teoría monetaria destaca la importancia de eliminar el déficit público, evitar monopolio s, oligopolios y sindicatos dejando que el trabajo sea libre y sin interv ención gubernamental (Dean 52). Las teorías neoliberales de Hayek y Friedman comienzan a ponerse en práctica con el llamado experimento chileno, un experimento radical neoliberal. En 1973 Augusto Pinochet lideró un golpe militar con el cual derrocó al democráticamente elegido presidente socialista Salvador Allende (Ebenstein 189). Según David Harvey, el ve A Brief History , 7). Además de que el golpe estuvo respaldado por una elite de empresarios en Chile, continúa Harvey, los intereses del CIA y el Secretario de estado, el estadounidense, Henry Kissenger, y otras corporaciones de los Es tados Unidos estuvieron involucrados (7). Lanny Ebestein revela que una vez que el gobierno militar de Pinochet subió al poder, el dictador se encontró con una situación económica extremadamente grave y confió en un grupo de jóvenes egresados de la Univers idad de Chicago conocidos como los Chicago boys (189). Estos tecnócratas neoliberales, expone Ebenstein, se convirtieron en consejeros económicos claves para el nuevo régimen (189). Después de que éstos, continúa este crítico, consiguieron una cita entre F riedman y Pinochet de cuarenta y cinco minutos en la que el economista propuso posibles soluciones para mejorar la economía (189), Chile empezó la implementación de las teorías neoliberales. Esta nación latinoamericana, en palabras de Concha

PAGE 80

Vergara, se tr (23). Después de Chile, el arranque mundial de las teorías neoliberales comienza en Inglaterra con la elección en 1979 de Margaret Thatcher como primera ministra y en Estados Unido s con la elección de Ronald Reagan en 1980. Ambos líderes pusieron en práctica el pensamiento de Friedrich Hayeck y la Sociedad Mont Pèlerin y redujeron la intervención del e stado en los asuntos de la economía (Prasad 98). Thatcher, quien había sido alumna de Hayek, se convirtió en la personificación misma del proyecto neoliberal. Esta ministra inglesa redujo el poder de los sindicatos ( A Brief History , Harvey 1), rejudo, también, los impuestos (Prasad 99), y llevó a cabo la privatización de empresas públic as a una escala nunca antes vista en la historia del mundo (Prasad 122). En los Estados Unidos, en 1980, Reagan desregularizó la industria, la agricultura y la extracción de recursos (Harvey 1). Además, implementó recortes tanto de impuestos como de progra mas gubernamentales con el propósi to de reducir la presencia del e st ado en el mercado (Prasad 43). Estas políticas se implementaron en r compartían las mismas ideas políticas que torch bearers of Anglo American civilization anchored in the ideas of political liberty, free market commerce, and love of countr tenían la visión de establecer un mercado libre global (Steger and Roy 45) y se les considera los principales promotores de la teoría neoliberal en el mundo.

PAGE 81

El neoliberalismo remplazó a las ideas keynesianas convirt iéndose en el sistema económico que se ha expandido a nivel mundial. Sus seguidores de países poderosos occidentales han empleado una narrativa de que la globalización es inevitable para producir un mayor crecimiento económico y mejora en las condiciones d e vida a nivel mundial (Manfred 119). En el caso de México, las presiones nacionales de parte de la elite local y la coerción indirecta a través de las instituciones internacionales como el FMI y el Baco Mundial han logrado que este país adopte las polític as neoliberales y se integre a la globalización. Además de definir la globalización, la siguiente sección explica la manera en que la crisis de la deuda externa fue la excusa pe rfecta para atacar al e stado y al gasto público e imponer la agenda neoliberal. También se explora cómo estas políticas neoliberales llegan al poder a pesar de ser rechazadas por la gran mayoría de la población. La crisis de la deuda externa, la globalización y la transición n eoliberal Under the Chicago School economics, the state ac ts as the colonial frontier, which corporate conquistadors pillage with the same ruthless determination and energy as their predecessors showed when they hauled home the gold and silver of the Andes. Naomi Klein, The Shock Doctrine La ideología neoliberal ha logrado incorporarse exitosamente en el sentido común que influye la manera de pensar, de vivir, y de entender el mundo ( A Brief History , Harvey 2). El proceso por el cual esta ideología ha pe netrado en todos los aspectos de la cultura convirtiéndose en un modo hegemónico a nivel mundial es la globalización. Si bien la globalización es un término que se refiere a la integración económica, tecnológica, política, cultural y social entre los paíse s del mundo, la globalización económica, específicamente, se refiere a la integración de las prácticas

PAGE 82

globalization constitutes the integration of national economies into the international economy through free trade, direct foreign investment (by corporations and multinationals), short term capital flows, international flows of workers and humanity ales ha sido impulsada por una poderosa clase capitalista que busca expandir mundialmente las ideas neoliberales formuladas por Milton Friedman. En The Shock Doctrine , la periodista canadiense Naomi Klein explica que la estrategia utilizada por los seguido res de Friedman para implementar políticas económicas impopulares es esperar la llegada de una crisis (7). El mismo Friedman declara en Capitalism and Freedom crisis actual or perceived is se manifiesta, enfatiza Klein, es el instante preciso en el que las políticas neoliberales deben ser aplicadas (7). Seis a nueve meses es el periodo que, según Friedman, tiene una nueva administración para lograr grandes cambios (Klein 7). Una vez que e l neoliberalismo está funcionando y la sociedad sale de la conmoción de la crisis, ya los cambios políticos implementados e impopulares son irreversibles (7). Klein resume la had been perfecting this very strategy: waiting for a major crisis, then selling off pieces of the state to private players while citizens still reeling from the shock, then quickly making (Friedman xvi), y las reformas políticas que son rechazadas por una mayoría se

PAGE 83

En la década de 1980, la crisis de la deuda externa que se dio en algunos países de América Lat ina fue la oportunidad perfecta para aplicar la doctrina del was like a giant Taser gun fired from los Estados Unidos, las instituciones internacionales y los think tanks de derecha formularon diez condiciones que los países endeudados debían aplicar como condición para recibir préstamos (19). Este paquete de reformas económicas, denominado el Consenso de Washington, incl (including indirect taxes and the expansion of the tributary base), financial liberalisation, competitive exchange rates, trade liberalisation, foreign direct investment, privatization of state enter 19). Las instituciones encargadas de aplicar el Consenso de Washington e integrar a los países a una economía global son el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. Estas organizaciones, además, están dominadas por los Estados Unidos quien, directamente o indirectamente, exporta la agenda neoliberal a través del mundo (Ritzer 114). Debido a los devastadores efectos de la crisis de 1982, México adaptó este paquete de reformas neoliberales recomendado por los Estados Unidos y otros intereses financieros internacionales. Una vez que la economía mexicana abrió sus puertas a la globalización y adaptó el sistema neoliberal, el rumbo económico de México cambió. Antes de la crisis de 1982, entre 1965 y 1980, México había tenido un modelo de industrialización por substitución de importaciones (ISI). Lawrence Ekeh explica que bajo este modelo, el país producía artículos en vez de importarlos con el

PAGE 84

propósito de crear un gran me rcado interno (70). El e stado daba subsidios y dirección para la producción de artículos que substituyeran a los exportados, mantenía barreras de comercio y exigía altos aranceles. Estas medidas, prosigue Ekeh, protegían a las industrias infantes de la com petición global, generaba trabajos y ayudaba a redistribuir los ingresos en la sociedad (70). El modelo ISI había funcionado ya que México se industrializó y la economía creció a un ritmo impresionante entre 1965 y 1980 (Potter 828). Durante estos años, a (Castañeda 103) en el cual gran parte de su economía dependía de la extracción y venta de su petróleo. Dado que el gobierno era dueño de la compañía Petróleos Mexicanos (PEMEX), los altos precios de este combustible le generó una fuerte fuente de ingresos. El valor de las exportaciones petroleras correspondía a 915 millones de dólares en 1977 y subió drásticamente en 1981 a 13.3 miles de millones (Castañeda 109). La enorme riqueza generada por los ingresos petroleros hizo que el gobierno confiado obtuviera préstamos en grandes sumas de dinero a acreedores internacionales para industrializar la empresa y financiar la explotación de nuevos yacimientos de petróleo (Erickson 82). Las r eservas de petróleo del país aumentaron drásticamente de 6.3 miles de millones de barriles en 1975, a 40.2 en 1978, y a 72.0 en 1981 (Castañeda 107). Gracias al petróleo, México se convirtió en uno de los países exportadores más importantes del mundo con u n significativo crecimiento económico. Éste, sin embargo, llegó a su fin junto al desplome de los precios internacionales del petróleo. El incremento de la oferta del crudo en el mercado significó una disminución de la demanda internacional y los precios b ajaron un 10% a mediados de 1981

PAGE 85

(Castañeda, 110). México dejo de recibir el caudal de dinero por el petróleo y se quedó con una enorme deuda contraída con bancos extranjeros en tiempos de auge. A este problema se le agregó el alza de las tasas de interés causado por la inflación que experimentaba Estados Unidos (Castañeda 110). La deuda externa mexicana creció de aproximadamente $30 billones a finales de 1977 a $75 billones al final de 1981 (Loser and Kalter 50). El gobierno mexicano no tenía la manera de pagar y en agosto de 1982 anunció que no podía seguir pagando esta desproporcionada deuda. Esta acción marcó el latinoamericanos, también experimentaron una situación simila r (Loser and Kalter 50). Dado que la bancarrota de México podía destruir los bancos e inversionistas de Nueva York, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y el Fondo Monetario os para pagar su deuda. La posición tan vulnerable de México como país deudor le dio el poder al FMI de implementar reformas neoliberales (Day 22) las cuales cambiaron drásticamente el futuro político y económico del país. La primera de estas medidas neoli berales fue la rápida privatización de compañías públicas. Además de que la venta de grandes compañías en México ayudó a pagar parte de la deuda externa (Day 21), el FMI impuso la implementación de programas de ajuste estructural. Estos programas hicieron recortes en los fondos destinados a servicios de beneficio social y perjudicaron a la mayoría de la población. Una de las grandes críticas contra el FMI y el Banco Mundial, expone Joseph Stiglitz, es que la prioridad de estas instituciones no es el bienes tar de los ciudadanos sino recolectar su dinero con intereses (42). Las

PAGE 86

side negotiations in which all the power is in the hands of the IMF, largely because many countries seeking IMF help a Teniendo en cuenta que un México neoliberal beneficiaba especialmente a su país vecino, los Estados Unidos, la presión para que México cambiara su agenda política era inmensa. Dado el control económico que es te país ejerce, a través de instituciones financieras, sobre los países más débiles como México, el neoliberalismo viene de la mano del neocolonialismo. Según Craig A. Katerberg, el neocolonialismo surge cuando las naciones más ponderosas controlan económ ica y políticamente a las policies of the weaker nation mirror the concerns of the more powerful, backed by este caso Dello Buono La implementación de políticas neoliberales en México dio fin a los postulados revolucionarios caracteri zados por una fuerte ideología nacionalista (Cabello 53). El proyecto nacionalista de la Revolución había creado un e stado de bienestar, soberano y populista con un papel de promotor de desarrollo y responsable de los problemas sociales. El neoliberali smo afirmó el achicamiento del e (Cabello 53). Además de la presiones del IMF y el Banco Mundial para que México implementara el modelo neoliberal a partir de la crisis, ya existía una nueva generación de políticos mexicanos egresados de universidades estadounidenses que estaban

PAGE 87

listos para utilizar sus conocimientos sobre las teorías neoliberales. Como señala ons that are taken depend on the ideas that are transferencia de conocimientos que se hizo de las universidades estadounidenses a las universidades mexicanas. En la sigui ente sección veremos la manera en que la unión de los intereses internacionales y los intereses de una elite nacional finalmente lograron la consolidación de las políticas económicas neoliberales en México. Los t ecnócratas El ITAM y la profesión del econom ista Después de la Revolución Mexicana los políticos se caracterizaban por ser generalmente abogados de profesión y por haber trabajado para el gobierno (Camp 127). Además de sobrevalorar la identidad mexicana y fomentar un discurso nacionalista revolucion ario, estos políticos favorecían el amplio e stado como fuerte interventor y desconfiaban de las grandes potencias, especialmente de lo s Estados Unidos (Bartra 111). El cambio de un gobierno dirigido por políticos de ideología populista revolucionaria a un gobierno de tecnócratas entrenados en universidades extranjeras marcó el nacimiento de una tecnocracia política en México. Los tecnócratas, explica Roderic Camp, son una nueva generación de políticos cuyo alto nivel educacional se adquiere en universidades prestigiosas de los Estados Unidos (127). Sus estudios de postgrado, ya sea maestría o doctorado, se obtienen en el campo de ciencias económicas y administración (Camp 127). Esta elite intelectual, constituida mayormente por economistas, ha sido formada p or la teoría neoliberal y es experta del nuevo lenguaje económico de la época capitalista contemporánea (Estrada Álvarez 12). Los tecnócratas no sólo confían en el gobierno estadounidense sino que lo

PAGE 88

han convertido en un colaborador activo en la implementa ción del proyecto neolibe ral en México (Bartra 112). El e stado, además, ha abandonado sus responsabilidades con la población más desfavorecida de la sociedad, lo cual era el principal ideal del pensamiento revolucionario. Uno de los aspectos fundamentales que comenzaron la transición a una tecnocracia neoliberal en México fue el cambio drástico del estilo de enseñanza en la profesión de ciencias económicas en las universidades mexicanas. En Intelectuales, tecnócratas y reformas neoliberales en América Lati na (2005), Jario Álvarez Estrada explica que a partir de los años sesenta empezó a surgir en México un reconocimiento al rigor científico que se le daba en Estados Unidos a la economía como disciplina r valorar los estándares internacionales de conocimientos y destrezas como parte de su compromiso con un destaca Álvarez Estrada, implementó un programa de becas para enviar a sus empleados a estudiar a universidades extranjeras (137). Los empleados del Banco de México, quienes habían estudiado en los Estados Unidos, regresaban a México con una nueva perspectiva ideológica neoliberal. Varios de estos oficiales se convirtieron e n rectores del Instituto Tecnológico Autónomo de México, conocido por sus siglas como el ITAM, y fueron los responsables de la americanización de los programas de economía (Epstein 248). En In the Shadow of the Giant (2009), Joseph Contreras señala que el primer rector del ITAM fue Gustavo Petricioli, un oficial del Banco de México egresado de Yale, quien implementó un currículo especializado en la teoría monetaria basada en los escritos de Milton Friedman (112). El ITAM, explica Contreras, había sido funda do

PAGE 89

en 1946 por un grupo adinerado con intereses en los negocios, la banca, la industria y el comercio (111). Esta institución elitista, además, se creó como alternativa a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde dominaba una ideología de izq uierda (111). La escuela de economía del ITAM, prosigue Contreras, abrió sus puertas en 1965 y seguía el modelo de los departamentos de universidades extranjeras (111). Los estudiantes egresados de esta escuela de economía, concluye este investigador, even tualmente se recomendaban para estudiar un postgrado en la Universidad de Chicago donde Friedman impartía sus cursos (112). Como bien resume responsables de la reconfigura ción del Itam en un programa al estilo estadounidense el perfecto punto de lanzamiento para futuras generaciones de tecnócratas entrenados La alianza entre la Universidad de Chicago y el ITAM tiene similaridades con la alianza ent re esta misma universidad estadounidense y la Universidad de Católica de Chile. Durante 1957 a 1970 alrededor de 100 estudiantes chilenos de economía estudiaban en la Universidad de Chicago ( , Valdés 13). En esta universidad, Milton Fr iedman entrenaba a estudiantes latinoamericanos con el apoyo económico del gobierno estadounidense y la Fundación Ford (Hess 75). El objetivo del gobierno estadounidense era evitar las tendencias de izquierda en América Latina (A Brief History , Harvey 8). Este suceso representó una trasferencia organizada de ideas económicas de los Estado Unidos a Chile que culminaron en una revolución neoliberal ( , Valdés 13). Klein señala, además, que la Universidad de Chicago y la Universidad Católic a de Chile tuvieron un papel central en el

PAGE 90

derrocamiento del gobierno democrático de Salvador Allende (153). Una elite de negociantes, responsable por organizar la oposición de Allende a través de un grupo con estos economistas neoliberales y financiaron la publicación de sus escritos ( A Brief History , Harvey 8). James Cockcroft argumenta que la participación de estos economistas fue más directa ya que estos Chicago boys Anti allende forces behind the que cambiaron drásticamente el rumbo económico del país. Al igual que en Chile, la transferencia de ideas económicas de la Universidad de Chicago hacia el ITAM en México fue una condición necesaria para la subsecuente transición al neoliberalismo. Los tecnócratas volvían del extranjero y ocupaban posiciones de poder en el gobierno mexicano. Una vez que llegaron al poder executivo más alt o, los tecnócratas subieron de prestigio la carrera del economista en México. En Managing Mexico (2001), Sarah Babb destaca que debido a que los tecnócratas preferían trabajar con subordinados similares a ellos, en el gobierno mexicano surgió una fuente in numerable de oportunidades para los economistas entrenados en el extranjero (21). Las matrículas de los programas de economía con enfoque en teorías internacionales, además, subieron impresionantemente en el ITAM y en el Colegio de México (21). El éxito de estos programas, prosigue Babb, ocasionó que otros planteles educativos copiaran el enfoque internacional de su currículo (21). Los economistas mexicanos egresados de MIT, la Universidad de Chicago, y Harvard, por ejemplo, encontraban trabajos como econom istas académicos (21). La americanización de la

PAGE 91

economics profession has come strongly to resemble its counterpart in the United Es importante destacar que los t ecnócratas han sido instrumentales en implementar las reformas neoliberales no sólo en México, sino en un gran número de países en desarrollo (Babb 19). Daniel Yergin y Joseph Stanislaw establecen la manera en que la élite política latinoamericana coincidi ó en las mismas universidades y obtuvieron una misma formación. In the mid minister, was doing his Ph.D. at MIT, where the future finance minister of Chile, Alejandro Foxley, was a visiting professor , while Domingo Cavallo, the future minister of Argentina, was writing his Ph.D. thesis at Harvard. They talked together and jogged together, and became friends of people like Lawrance Summers, now U.S. deputy Treasury secretary, and Jeffrey Sachs, both wh MIT faculty members Rudiger Dornbusch and Stanley Fischer, now deputy manager at the International Monetary Fund. (238) El éxito que los tecnócratas con estudios en el extranjero han conseguido, advier te Babb, no se debe a que la mayoría de la población tenga fe en los conocimientos de estos especialistas (20). Los intereses de grupos financieros y burócratas de alto nivel vinculados a agencias internacionales representan a una elite consolidada con suf iciente poder para implementar un sistema que les favorezca. En is sufficient to find a group that is willing to pay for it (20). Los presidentes, el PRI y la transició n a la democracia La entrada de Miguel de la Madrid en 1982 a la presidencia marcó un antes y un después en la economía de México. De la Madrid, titulado con una maestría en administración pública en la Universidad de Harvard (Lucero 480), era un tecnócrat a conocedor de las políticas neoliberales que se estaban aplicando en los Estados

PAGE 92

Unidos y en otras partes del mundo. Al igual que él, una cuarta parte de los oficiales de su gabinete había estudiado en universidades estadounidenses y poseían títulos de ma estría o doctorado (Babb 179). Su ministro de finanzas, Gustavo Preticioli, había tenido un papel fundamental en la renovación y americanización del programa de economía en el ITAM a mitad de la década de los sesentas (Epstein 255), ya que lo convirtió en un importante think tank donde se incubó la ideología neoliberal en México (Contreras 111). Contando con este equipo de especialistas de ideología neoliberal, De la Madrid llevó acabo la transición oficial de una política económica basada en la industrial ización por substitución de importaciones a la implementación de un modelo económico neoliberal (Smith, Inevitable 92). El comienzo del neoliberalismo se concretó cuando este mandatario firmó el Acuerdo General de Tarifas y Aranceles (GATT) el cual reducía considerablemente las tarifas arancelarias y las barreras del comercio internacional (Smith 92). De la Madrid, además, introdujo reformas económicas liberales que fomentaron la inversión extranjera y las privatizaciones de industrias nacionales. A finales de su sexenio, el gobierno había privatizado aproximadamente 750 empresas estatales (Nathan 573). La adopción abierta de políticas neoliberales durante el mandato de De la Madrid tuvo éxito gracias al esfuerzo de su exalumno y Secretario de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas de Gortari. Sin embargo, la nueva orientación política y económica del Partido Revolucionario Institucional (PRI) tuvo consecuencias graves que lo dividieron. Jo Tuckman destaca que el PRI era considerado el representante úni co del legado de la Revolución Mexicana y su ideología nacionalista (14). En 1929 éste comenzó como el Partido Nacional Revolucionario (PNR) y cambió su nombre al

PAGE 93

Partido de la Revolución Mexicana (PRM) en 1938 (Tuckman 11). Finalmente se proclamó como el Partido Revolucionario Institucional en 1946 (Tuckman 11). Joseph L. Klesner explica que tradicionalmente los candidatos del PRI estaban a favor de una gran burocracia, de la in tervención del e stado en los asuntos de la economía y justificaban sus estrateg ias económicas con una ideología nacionalista (240). A partir de los mandatos de De la Madrid y Salinas, prosigue Klesner, la nueva orientación del PRI hacia una agenda neoliberal no era aceptada por el todos los militantes de este partido (240). Varios se ctores rechazaban abiertamente el neoliberalismo y criticaban al partido por sus contradicciones entre el discurso nacionalista y las políticas neoliberales. El PRI se dividió entre una ala de ideología nacionalista económica y una ala que favorecía la res tructuración neoliberal (Klesner 241). Durante las preparaciones para las elecciones de 1994, De la Madrid seleccionó a Carlos Salinas de Gortari como candidato a la presidencia. Salinas, un tecnócrata con maestría en administración pública y una maestría y un doctorado en economía política en la Universidad de Harvard, aseguraba la continuidad de su agenda neoliberal. Tuckman sostiene que al sentirse traicionados, los priístas que todavía creían en el nacionalismo y populismo, rompieron con el PRI (14). De bido a estas diferencias, a finales de la década de los ochenta, Cuauhtémoc Cárdenas, el hijo del legendario expresidente Lázaro Cárdenas, encabezó la salida de los priístas de izquierda (14). Éstos afirmaban, según Tuckman, que el partido había traicionad o los ideales de la Revolución y el nacionalismo y crearon el Partido de la Revolución Democrática (PRD), un partido de izquierda que representaba un desafío electoral a la hegemonía del PRI (14).

PAGE 94

Además de la resistencia a la ideología neoliberal dentro del PRI, la clase empresarial, temerosos de perder sus privilegios, inicialmente también se oponía al cambio. En Opening Mexico: The Making of a Democracy (2004) Julia Preston y Samuel Dillon destacan que por décadas el PRI había favorecido los intereses d e los empresarios y enriquecía a sus aliados capitalistas (xi). Esta clase corporativa temía que la liberalización de la economía y la expansión del sector privado debilitaran el sistema del clientelismo político del PRI. Sin embargo, sostienen Preston y D illon, una vez que éstos se dieron cuenta que un sistema abierto a la economía global continuaba beneficiando sus intereses, éstos apoyaron una transición gradual al neoliberalismo p bits of their control, however, were most often motivated by self interests, seeking not to reduce revolucionar la economía y política mexicana sin cambiar los instrum entos políticos autoritarios y anti democráticas respaldados por el PRI y el sistema presidencial (López empresas paraestatales estratégicas que convenía dejar a la der político, bajo una ideología neoliberal, nuevamente dependía de prácticas autoritarias para beneficiar los intereses de una elite social y marginalizar a todos aquellos incapaces de participar en una economía global (Nichols 38). D ado el desafío que representaba el nuevo frente de izquierda que defendía el nacionalismo revolucionario (González 186), Salinas de Gortari propuso un nuevo nacionalismo que reconciliaba esas ideas con la v isión económica neoliberal del régimen tecnocrátic

PAGE 95

implementación de lo que él denominaba el liberalismo social (González 186). Una vez en la presidencia, las contradicciones entre lo prometido y la práctica pusieron pronto en evidencia que el liberalismo social era nada más y nada menos que el neoliberalismo (Cabello 32). Después de su nominación a la presidencia, Salinas (1994 2000) continuó la privatización de industrias nacionales y anunció que buscaría u stado bancario, Teléfonos de México, compañías de minas, acero y aerolíneas. De 1,155 empresas en 1982, el Estado se quedó con solamente 260 a mitad de 1991 (Nathan 573). Este presidente, además, firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC), también conocido por sus siglas en inglés como NAFTA, el cual prometía transformar a México en un país industrializado y moderno. La subida de Salinas al poder significó para los dream come true: it was friendly to order) and surrounded by a team of English fluent technocrats from who freeing En las elecciones para el sexenio presidencial de 1994 2000, Ernesto Zedillo fue elegido presidente de la república. Éste había estudiado en la Universidad de Yale obteniendo una maestría y doctorado en economía (Dent 306). Al igual que Salinas, Zedillo creía que la intensificació n de las reformas neoliberales era la mejor alternativa para fomentar el crecimiento económico en México. En Dual Transitions from Authoritarian Rule (2010), Francisco González establece que Zedillo implementó la privatización de puertos, ferrocarriles, co mpañías de distribución de gas natural, e intentó vender activos petroquímicos (203). Su mandato presidencial, además, se

PAGE 96

caracterizó por la profundización de la política neoliberal pero también por el debilitamiento del poder del PRI (198). En 1997, prosi gue González, su gobierno liberalizó el monopolio público de pensiones administrado por el Instituto Mexicano de Seguro Social (203). Esta reforma liberal, sostiene este investigador, debilitó el clientelismo político que el PRI corporativista había ejerci do a través del sistema de seguro social (203). Uno de los aspectos positivos de la presidencia de Zedillo fue que este mandatario decidió terminar con la tradición del dedazo, el proceso por el cual el presidente tenía el derecho a elegir a su sucesor (Tu ckman 70). Después de cambiar el sistema, Zedillo organizó elecciones primarias, las primeras en la historia del partido (Tuckman 70). Daniel C. Levy y Kathleen Bruhn añaden que después de la presidencia de Zedillo, la elección presidencial del 2000 fue u n proceso electoral abierto, libre y competitivo en el cual, por primera vez en 70 años, el voto del pueblo llevó a un partido de la oposición a la presidencia (3). La transición pacífica del poder, destacan Levy y Bruhn, se dio debido a que Zedillo declar ó inmediatamente a Vicente Fox el nuevo presidente de la república (3). El fracaso de PRI en las urnas y la victoria de un partido de oposición fueron recibidos mundialmente como la llegada de la democracia a México (Shirk 227). Ante la clase política trad icional y el sector de base priísta, a Zedillo se le consideró como traidor y entreguista (González 136) conde nándolo por la derrota del PRI. Esta fue la primera y única vez que se sabía de una rebelión de priístas contra la presidencia constitucional en l a larga historia de este partido político (Tejeda 137). Algunos críticos ven las acciones de Zedillo como un esfuerzo por recobrar credibilidad

PAGE 97

y reconocimiento de la gente. Desde el principio de su mandato, según González, éste enfrentó el coraje de la po blación debido a que, a sólo unos días de convertirse en presidente, se desató la crisis de 1994 1995 (201). Cuando Zedillo asumió la presidencia el 1 de Diciembre de 1994, explica González, su índice de aprobación era de 48 por ciento y su desaprobación era de 14 por ciento (202). Después de la crisis, sus índices habían cambiado a 30 por ciento de aprobación y 36 de desaprobación (202). Su mejor opción, continúa este crítico, era ofrecer a la oposición unas elecciones genuinas, libres y justas a cambio d e apoyo político para su gobierno y el régimen México (198). La subida al poder de los tecnócratas como De la Madrid, Salinas de Gortari y Zedillo ha encontrado resistencia en varios sectores. En ¡Ya Basta!: Ten Years of the Zapatista Uprising (2004) el su bcomandante Marcos, por ejemplo, se refiere a esta transformación política como una compleja operación quirúrgica en la cual la historia oficial de México se ha creado en laboratorios postgraduados de las universidades como Harvard, Oxford, Yale, y el MIT (322). Estas instituciones, según Marcos, se han Marcos también comenta que el intelectual mexicano Carlos Fuentes llamaba a estos ). Si bien estos líderes son sumamente letrados en el campo de la economía y la administración, sus conocimientos y destrezas se aprenden en un pizarrón de clase que está muy distante a la realidad de la población en México. Los traficantes, quienes son, s egún Marcos, asociados de estos líderes cuenta que Los Pinos es la residencia oficial del presidente en el Parque de

PAGE 98

ia de políticos neoliberales que se aprovechan de su poder para obtener beneficio propio y agravan el problema de corrupción que afecta todos los niveles gubernamentales. Si bien la presidencia de Miguel de la Madrid marcó el comienzo de la transición a la tecnocracia en México, los mandatos de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo representan la consolidación del neoliberalismo. La transferencia de conocimientos sobre la teorías económicas neoliberales de las universidades estadounidenses al ITAM fue fundamental para la su implementación en México. A pesar de su impopularidad, estas políticas neoliberales se pusieron en práctica gracias al apoyo financiero de una elite nacional. Tanto Salinas de Gortari como Zedillo introdujeron programas de recorte e structural que afectaron a la mayoría de la población. La liberalización del sistema político mexicano y la validación de los resultados de la elección de 2000, sin embargo, fueron dos aspectos significativos de la presidencia de Zedillo. Después de más de setenta años en el gobierno, el PRI fue derrocado y las expectativas de que el PAN hiciera cambios políticos eran sin precedentes. Se esperaba la llegada de la anhelada democracia. No obstante, la decepción se sintió poco tiempo después del comienzo de la administración de Vicente Fox. La siguiente sección explora las decisiones y la actitud que Fox tomó durante su mandato las cuales desaprovecharon una oportunidad única para cambiar el rumbo de la historia en México. Los espejismos de la d emocracia: Fox, Calderón y Peña Nieto La elección de Vicente Fox, un candidato del Partido de Acción Nacional (PAN), significó una nueva era en el proceso de democracia después de más de siete décadas de hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en México. Mientras José

PAGE 99

Luis Tejeda considera que Zedillo fue quien desmanteló el sistema político priísta desde dentro (136), David A. Shirk le atribuye el triunfo de Vicente Fox a su partido político, el PAN (227). Este partido de derecha, fundando en 1939 como r espuesta al anticlericalismo y a las tendencias socialistas, afirma Shirk, tuvo un papel fundamental en la lucha contra la hegemonía y represión del PRI (227). Según este crítico, la lucha del PAN por terminar las prácticas autoritarias y antidemocráticas del PRI duró seis décadas y su victoria en las urnas el 2 de Julio del 2000 fue una merecida vindicación (227). A mediados de los ochenta, este partido conservador se unió a una nueva generación de empresarios que estaban decepcionados con el PRI por la na cionalización de la banca en 1982 (Tuckman 56). El PAN se fortaleció y fue adaptando una filosofía más orientada al mercado que apoyaba la integración económica (Klesner 241). El PRI siguió sus pasos y fue apropiándose de la ideología neoliberal que caract erizaba la plataforma política del PAN. Fue el PRI, sin embargo, el que se convirtió en el ejecutor oficial de esta política económica en México (Klesner 240). La subida a la presidencia del panista Vicente Fox, por lo tanto, significó una continuación de la agenda neoliberal ya que, según Ramón E. Ruiz, no había diferencias significativas entre la agenda política del PAN y la del PRI (202). Ruiz explica que Fox no sólo fomentó las políticas neoliberales, las inversiones extranjeras y la privatización, sin o que veneraba a la clase empresarial (202). En una de las frases sería de, por y p Además, este exejecutivo de Coca Cola se destacó por su pasivi dad ante las drásticas reformas que se requerían para crear

PAGE 100

una verdadera transición a la democracia. En Mexico: Democracy Interrupted (2012), Jo Tuckman señala que en vez de desmantelar el poder del PRI, Fox optó por una transición reconciliatoria y se di o una transferencia pacifica del poder (56). Este mandatario tomó una postura ingenua y decepcionante ya que, al ser el PRI reconocido como un legítimo partido político en el nuevo México, nimca perdió su poder (Tuckman 56). Esta periodista británica expli ca que [t]he root of much disappointment to come is traceable to Fox early decision to ignore the advice of his lefties advisers, who urged him to use to accentuate the divisions with the party and push it to collapse by, for instance, launching a truth commission to pursue paradigmatic cases of corruption. Showing mercy, they warned, would block the new was s till the only political party with truly national spread, was the second largest party in the legislature, and was still in government in the majority two states. (55 56) El tiempo probó que estos consejeros tenían la razón ya que F ox y sus aliados dejaron las cosas más o menos como las encontraron y no hubo ningún cambio democrático Mexicans call gatopardismo : things appear to change only to remain the La elección de un candidato del PAN trajo consigo una democracia electoral, pero no grandes cambios en cuanto a la disparidad socioeconómica en México. Esto reafirmó el hecho de que aunque un mayor número de gente vote, la distribución económ ica sigue sin ser equitativa (Ruiz 202). Como bien señala Baldemar Hernández Márquez, la elección de un candidato del PAN fue sólo una transferencia de poder sin que se dieran realmente los cambios significativos para un verdadero proceso democrático, que permita lograr un verdadero y auténtico desarrollo económico, que implique el binomio de un mayor crecimiento de Producto Interno Bruto (PIB) con una distribución equitativa para garantizar la paz social. (26)

PAGE 101

Además de que Fox dejó pasar los años sin h acer cambios democráticos, éste, irónicamente, hizo daños significativos a la credibilidad de la democracia electoral (Tuckman 5). Fox y los políticos panistas hicieron hasta lo imposible para que el PAN ganara las elecciones del 2006. Según Ruiz, éstos se dieron la tarea de desprestigiar la campaña política de Andrés Manuel López Obrador, el candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), con el apoyo de la clase empresarial, los burgueses provenientes de diferentes partes del país, y Televisa (2 02). La clase burguesa y empresarial, según este crítico, invirtió millones de pesos para crear trucos sucios y difamar a este candidato de izquierda (202). Ruiz explica la manera en que trataron de sacarlo de la contienda presidencial. First, to disqualif y Andrés Manuel López Obrador, the popular mayor of Mexico City and member of the left of center Partido de la Revolución Democrática, from seeking the presidency, Fox and his allies had a subservient Congress convit López Obrador of disobeying a court ord er, thus earning him a desafuero (removal of his immunity from prosecution and his right to run for office). Why this animosity? López Obrador, to boisterous public claim, had threatened to discard the neoliberal formula and wage a relentless battle agains t poverty and for social justice and jobs. To help small farmers, he vowed to amend NAFTA. (202) Dado el peligro que López Obrador significaba para la continuación de las políticas neoliberales, las estrategias sucias para desprestigiar su compaña también afectaron la stem in electoral vulnerable a acusaciones de fraude y a la poblaci ón más decepcionada que nunca.

PAGE 102

A pesar de acusaciones de unas elecciones fraudulentas, Felipe Calderón Hinojosa, no menos neoliberal que Fox, se convirtió en el nuevo presidente de México. Al igual que De la Madrid y Salinas de Gortari, éste había obtenido una maestría en administración pública en la Universidad de Harvard (Darraj 63). Durante su campaña po lítica, Calderón había prometido mejorar la seguridad pública y amenorar la pobreza. Una vez en la presidencia, explica Ruiz, este tecnócrata se olvidó de sus promesas y empezó a hablar de privatizar Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ambos monopolios gubernamentales (203). La victoria del PAN, por segunda vez, significó también un triunfo para el PRI porque por lo menos el futuro neoliberal est aba asegurado. Ruiz expresa que hail neoliberal policies, as they had in the days Si tradicionalmente la oligarquía utilizaba al PRI para mantenerse en el poder, ahora el PAN también cuidaba sus intereses. Como bien propone David Harvey, el neoliberalismo ha sid o una estrategia mediante la cual una elite económica ha restaurado su poder ( A Brief History 31). En México, la ideología neoliberal respaldada por la oligarquía, ya sea promovida por los priístas o los panistas, ha logrado mantenerse en el poder bloquean do toda posibilidad de una verdadera transición a la democracia. A pesar de que México ahora tenga un sistema político tripartitita, la intensa desigualdad socio económica que caracteriza el país hace que la democracia, recientemente ganada, tenga un camin o muy difícil que recorrer (Meyer xviii). Daniel C. Levy y Kathleen Bruhn recuerdan cuando en 1986, Enrique Krauze hizo un llamado a cribir el sistema político tripartitita

PAGE 103

comienzo de un periodo democrático (6). Sin emb argo, éste especifica que México es democrático si la democracia se define como la consolidación de un proceso electoral que es competitivo y gobernado por instituciones independientes que obtengan el apoyo mayoritario (4). Si la definición de la democraci a, sin embargo, incluye beneficios socioeconómicos e igualdad, entonces México no es completamente una democracia (Levy and Bruhn 2). Las tensiones entre la igualdad política y desigualdad social son evidentes en el sistema político del país. En todo sist ema capitalista, la desigualdad económica destruye la igualdad política que garantiza la existencia de una democracia. Como bien large numbers of citizens (the poor and th (189). En México, la desigualdad social ha llegado a niveles inconcebibles. Fox y Calderón siguieron promoviendo las políticas neoliberales que, según Arturo Guillen Ramos, han beneficiado a un puñado de grandes empresas nacionales y transnacionales (254) y han aumentado el número de pobres (229). Éste indica que [s]egún el CEPAL, el número de pobres en América Latina asciende en la actualidad a 210 millones de habitantes, de los cuales 40 millones (19% del total ) viven en México. De estos cuarenta millones de pobres, trece millones viven en condiciones de pobreza extrema, eufemismo que los neoliberales utilizan para designar a la miseria. Según el Banco Internacional de Desarrollo, México ocupa el sexto lugar en distribución desigual del ingreso dentro de América Latina, sólo superado por Brasil, Paraguay, Ecuador, Chile y Panamá. (229) Mientras que la pobreza en México va en ascenso, el neoliberalismo ha concentrado los ingresos en las capas más ricas de la pob

PAGE 104

porcentaje del ingreso nacional captado por el 20% más rico de la población se el ingreso y la polarización entre and upper class Mexico often enjoys First World socioeconomic status, even as the poorer parts of Mexico often approach A partir de la aplicación de políticas neoliberales no sólo la pobreza ha crecido sino que el crimen y la violencia ha llegado a límites nunca antes visto. El Tratado de Libre Comercio es considerado un factor importante en la violencia rela cionada con el narcotráfico. En The Mexican Drug War (2012), Courtney Farrell establece que este tratado no sólo facilitó el intercambio y la comercialización de los productos entre los países sino también el de las substancias ilegales (27). Según John Bu billion dollars worth of cargo crossing the U.S. Mexico border every day, free trade is además, el empobrecimiento de los pequeños agricultores en México. Al no poder competir con el bajo precio de los productos importados de los Estados Unidos, prosigue esta crítica, estos agricultores se quedaron sin una fuente de ingresos (27). El cultivo o el tráfico de drogas, para muchos de estos agricultor es, concluye Farell, se convirtieron en su única alternativa (27). En diciembre del 2006, el presidente Calderón emprendió una ofensiva militar contra los carteles del narcotráfico que vino a agravar aún más la violencia en México (Tuckman 7). Farrell esta blece que más que una acción policial, esta ofensiva fue una guerra ya que se enviaron 45,000 soldados y 5,000 policías federales a combatir con

PAGE 105

los narcotraficantes dejando por lo menos 37,000 muertos entre 2006 y 2010 (28). Otro factor que se relaciona c on la violencia traída por el tráfico de drogas es el acceso fácil que tienen los carteles de drogas a las armas fabricadas en los Estado s Unidos. El presidente del Consejo de Relaciones Exteriores de los Estados Unidos, Richard N. Haass aclara el papel q ue su país tiene en la violencia relacionada con el narcotráfico en México. Yet the United States is hardly an innocent victim. Nearly half of adult Americans admit to having tried drugs in the past, and the United States largest supplier of weapons which fuel the drug war in a more direct way. ient source of powerful guns, ammunition, and explosives. (vii) Si bien Estados Unidos ofrece un mercado para la venta de drogas y el fácil acceso a armas de fuego, la ofensiva militar de Calderón contra los narcotraficantes tampoco fue la mejor estrategia . La eliminación de narcotraficantes no resuelve el problema de narcotráfico ya que los sobrevivientes compiten por el territorio vacante creando aun más violencia (Farell 28 ). El periodista Víctor Lomelí considera que el sexenio de Calderón fue uno de los cifra de muertos por la lucha anticrimen habrá que sumarles los 2.4 millones de desempleados, los 14 millones de trabajadores informales y los 6.5 millones de Reforma ). Lo melí, además, revela que el sexenio de este mandatario conservador fue uno de los que tuvo menor crecimiento en la historia moderna con solamente 1.91 % en promedio ( Reforma ). El reinado de los panistas encontró su fin cuando en las elecciones del 2012, e l candidato priísta Enrique Peña Nieto ganó las elecciones. El triunfo de Peña Nieto marcó el regreso del PRI y el temor al regreso de las prácticas autoritarias, corruptas y

PAGE 106

antidemocráticas. Dado el sistema tripartidista y un mejorado proceso electoral e n México, el PRI tuvo la necesidad de adaptarse a una nueva era para competir, como nunca ante lo había hecho, por la presidencia. Una de las estrategias fue escoger a un candidato que reuniera los atributos necesarios para proyectar una imagen comercial v endible. El PRI, según Tuckman, no se transformó pero la imagen de Peña Nieto, con su juventud y atractivo, proyectaba un PRI renovado, y un nuevo comienzo (6). El propósito de esta imagen, afirma Tuckman, era borrar la mala reputación del PRI, su historia l de corrupción, su mala administración económica y sus prácticas autoritarias (6). La segunda y más importante estrategia que se utilizó fue conseguir popularidad para Peña Nieto por medio de la televisión. El periodista mexicano Jenaro Villamil publicó d ocumentos que demuestran un convenio entre este político y Televisa para promocionar su imagen desde su primer año como gobernador del Estado de México ( Homozapping ). Teniendo en cuenta que los políticos comúnmente negocian cobertura televisiva (Tuckman 10 5), la promoción de la campaña de Peña Nieto llegó a un nivel nunca antes visto. Este proyecto mediático se llevó a cabo con la fabricación de una mezcla de reality show noviazgo y matrimonio con la popular actriz de telenovelas Angélica Rivera fue seguido por las cámaras del mundo del entretenimiento, revistas de espectáculos y chismes. La una telenovela tradicio nal que incluía un final feliz (Tuckman 104). La mezcla del entretenimiento y la política fue criticada internacionalmente pero no influyó en lo absoluto el enfoque de su campaña y la construcción de la persona del candidato (Villamil). Teniendo en cuenta que Televisa es una empresa poderosa que forma la

PAGE 107

opinión de la gente en México (Tuckman 105), este guión televisivo fue una estrategia astutamente fabricada para obtener los votos de la mayoría de la población. El triunfo de Peña Nieto, en las urnas, rep resenta el regreso del PRI y sólo el tiempo dirá el futuro político y económico de México. Las elecciones de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón habían traído el fin del PRI y el comienzo de una nueva era de democracia. Su adherencia a las políticas económicas neoliberales, sin embargo, reveló una ideología más consistente con la del PRI (Nichols 39). Además de las dos decepcionantes administra ciones presidenciales del PAN, la alianza entre las grandes cadenas de comunicación y el PRI durante las el ecciones del 2012 manipuló el comportamiento de los votantes llevando a la presidencia a Enrique Peña Nieto. Si bien México adquirió un tradicional sistema tripartitita que caracteriza a una democracia, el ejercicio democrático ha probado ser un proceso co mplejo dada la abismal desigualdad económica que existe en el país. En la siguiente sección se explora la manera en que tres distintas entidades, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Barzón, y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN ) luchan de diversas maneras por terminar con la injusticia social, las prácticas autoritarias y la marginalización que mantiene a la mayoría de la población sumergida en la pobreza. Es decir, estas tres entidades luchan por un objetivo en común que es la democracia. La resistencia : El PRD, el Barzón, y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional La implementación del neoliberalismo en México ha encontrado resistencia en varios sectores de la sociedad mexicana. Tres son las entidades que se han destacado por su constante lucha contra este modelo de acumulación y el régimen autoritario priísta que las respalda. El Partido de la Revolución Democrática (PRD), encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas, surgió dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI)

PAGE 108

para defender el nacionalismo mexicano y oponerse a un sector priísta que proponía la implementación de la nueva agenda neoliberal en México. El Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), también conocido como los zapatistas, es un grupo guerrillero que también se ha destacado por su resistencia contra el neoliberalismo. El 1 de enero de 1994, el mismo día que se firmó el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), los zapatistas declararon su guerra contra el neoliberalismo y se levantaron en armas. A finales del mismo año, en 1994, el Barzón, un movimiento de deudores en bancarrota se organizó para luchar primeramente contra los bancos y eventualmente contra las políticas económicas neoliberales implementadas por el PRI. El PRD, el EZLN y e l Barzón conforman un sector importante de la izquierda en México y luchan con distintas estrategias y por un objetivo en común. Nayar López Castellanos describe la izquierda contemporánea en México y sus objetivos. La izquierda no sólo se entiende en su e xpresión partidaria, sino en un conjunto de organizaciones urbano populares, campesinos, indígenas, de profesionistas, de género, grupos de empresarios nacionalistas, intelectuales y otros sectores de la sociedad que coinciden, a grandes rasgos, en objetiv os políticos como la democracia participativa, la justicia social y la defensa de la soberanía nacional. (104) El PRD se ha dado a conocer por ser el oponente más fuerte contra la hegemonía del PRI y contra el modelo neoliberal (Klesner 242). El nacimiento del PRD surgió precisamente como una reacción contra la nueva agenda neoliberal que el PRI intentaba imponer en el país. Cuauhtémoc Cárdenas y un grupo de priístas de izquierda renunciaron del PRI y decidieron formar un frente populista de izquierda que d esafió al PRI en las elecciones de 1988. El Frente Democrático Nacional (FDN), como se le llamó a esta coalición, consistía en la unión de pequeños partidos de izquierda

PAGE 109

con ideologías heterogéneas pero que todos buscaban la democratización de México. El d esafió electoral que surgió de la unión de estos partidos de izquierda amenazaba con terminar finalmente la hegemonía política del PRI. En las elecciones del 1988 Cárdenas representaba al FDN y Carlos Salinas de Gortari era el candidato del PRI. Sara Scha tz explica que a principios de la contienda el sistema informático electoral mostraba una ventaja de parte Cuauhtémoc Cárdenas como presidente, pero inmediatamente los oficiales del PRI apagaron el sistema (13). Cinco días fueron los que se atrasó el conte o de votos y después de este vergonzoso incidente, prosigue Schatz, la victoria electoral fue para Salinas con 50.3% y Cárdenas 31.06 % (14). En Problemas sociales, económicos y políticos de México (2006), Sergio Aguilar Méndez, José Luis Benítez Lugo and Rolando Tafolla Macklen afirman que el fraudulento manejo de votos representó un desprestigio mundial para el PRI y para el gobierno mexicano (260). A pesar de que el FDN no había ganado la elección, éste sí había dejado al descubierto los límites a los qu e podía llegar el PRI con tal de no perder su hegemonía (260). Las elecciones de 1988, prosiguen Aguilar Méndez, Benítez Lugo y Tafolla Macklen, confirmaron las sospechas que tenían los mexicanos sobre las prácticas fraudulentas de parte del PRI, prácticas que habían terminado con el respeto por el voto en México (256). Éstos muestran un ejemplo del desinterés público por las elecciones cuando en las elección de 1976, el priísta José López Portillo era el único candidato que se presentó a las elecciones pre sidenciales (256). No había interés, ni de parte de los votantes, ni de los partidos políticos, en participar en una fachada de democracia.

PAGE 110

A pesar de que el FDN perdió las elecciones y el voto público una vez más no se respetó, esta coalición hizo logros significativos ya que obtuvo 139 sillas congresionales que, según Schatz, marcaron la transición a una democracia multipartidaria (14). Dado el éxito de este frente, un año después de las elecciones, el FDN se transforma oficialmente en el PRD con Cárdenas como líder (Aguilar Méndez, Benítez Lugo and Tafolla Macklen 249). Entre los diversos triunfos de este partido se destaca la gubernatura de Cárdenas en el capital mexicana. El PRD, además, critica constantemente el desmantelamiento de las empresas paraest atales y la imposición de la económica mexicana a la competencia internacional (Klesner 241). Pese a los desafíos que le ha presentado la hegemonía del PRI, el PRD ha luchado contra el neoliberalismo siguiendo las reglas institucionales del sistema políti co en México. El Ejército Zapatista de la Liberación Nacional, sin embargo, lucha de diferente manera. Los zapatistas han utilizado tanto las armas como la palabra escrita para defender su causa a favor de las comunidades indígenas chiapanecas que vienen e n la extrema pobreza y son excluidas del actual marco económico neoliberal. En la introducción de ¡ Ya Basta!: Ten Years of the Zapatista Uprising establece que este grupo de rebeldes es heredero no sólo del nombre sino también de los ideales de Emiliano Zapata quien luchó durante la Revolución Mexicana por la tierra y libertad de los campesinos (34). Uno de los propósitos principales de los zapatistas modernos es mantener tanto los ideales como las reformas logradas después de la Revolución M exicana. Después del triunfo de la revolución, el artículo 27 de la Constitución de 1917 encomendaba al gobierno la responsabilidad de redistribuir las tierras a los campesinos que tuvieran derecho a ellas. David Craven manifiesta que los

PAGE 111

presidentes que a plicaron el artículo 27 y llevaron a cabo la reforma agraria fueron Álvaro Obregón (1920 1924), Plutarco Elías Calles (1924 1928) y Lázaro Cárdenas (1934 Obregon in the early 1 920s through the eight million acres redistributed by Calles in the mid 1920s through the fifty million acres granted to the popular classes by Cardenas in the late 1930s, this program resulted in a comprehensive agrarian reform that fundamentally shifted A partir de la presidencia de Salinas de Gortari, sin embargo, las reformas neoliberales tenían el propósito de integrar a México a una economía global. Vodovnik afirma que el Tratado de Libre Comercio incluyó la cance lación del artículo 27 debido a que éste representaba una barrera para la inversión extranjera (37). La eliminación de la reforma agraria y las barreras legales que impedían que los extranjeros compraran propiedades en México (Coerver, Pasztor Buffington 1 13), ha significado, para los responsabilidad de dar tierras a los campesinos que carecen de ellas, ni de darles asistencia técnica, capacitaciones ni financiamientos (Domínguez Yánez). El artículo 27 tenía el propósito de crear un sistema político justo que capacitara a los campesinos para aminorar la pobreza y la represión que habían vivido desde la llegada de los españoles. El 1 de junio de 1994, el mismo día de la inauguraci ón del Tratado de Libre Comercio, el Ejército Zapatista se levantó en armas y tomó control de cuatro municipalidades en el estado de Chiapas incluyendo al pueblo turista de San Cristóbal de las Casas (Dent 303). Con solamente 500 a 1,000 guerrilleros y pre cariamente

PAGE 112

armados, el EZLN se enfrentó a las fuerzas armadas mexicanas. La guerra que los zapatistas mantienen es principalmente contra las reformas económicas neoliberales (Stacy 385) que aumentan la disparidad del México rico, urbano y tecnológico y el México pobre rural y tecnológicamente retrasado (Dent 303). Dado que la lucha de los zapatistas es planetaria, el Subcomandante Marcos se vale del internet para promover su causa zapatista (Vodovnik 40) y da entrevistas en inglés, francés, español e italia no (Stacy 385). Su imagen de rebelde enmascarado y combatiente intelectual que se opone a las fuerzas del capitalismo (Stacy 385) se ha esparcido internacionalmente y generando movimientos de cambio social a través del mundo (Vodovnik 39). En 1996 Marcos o rganizó el Primer Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo en La Realidad, Chiapas. Tres mil personas originarias de 43 países asistieron al encuentro para discutir alternativas a las políticas económicas neoliberales (Estévez 222). La asistencia de figuras luminarias de izquierda, estadounidenses y francesas atrajo la atención de la media global (Ronfeldt 67). El Segundo Encuentro Intercontinental por la Humanidad y contra el Neoliberalismo tuvo lugar en España en julio de 199 7 el cual atrajo mayormente activistas europeos. Ambos encuentros, no obstante, fueron los precursores de reuniones subsecuentes para los movimientos globales que se oponen al libre mercado y otros asuntos de la globalización económica (Estévez 222). El S ubcomandante Marcos ha señalado que su oposición al neoliberalismo y su lucha contra éste no es una cuestión solamente política o ideológica sino que es una cuestión de supervivencia (¡Ya Basta! 325). Por su parte, Carlos Monsiváis considera, según Edward J. McCaughan, que los movimientos sociales, como el de los zapatistas,

PAGE 113

son grandes recursos de resistencia contra el neoliberalismo, pero el hecho de que su lucha sea por la sobrevivencia es preocupante. México, según este crítico mexicano, necesita más qu e la lucha por la sobrevivencia, necesita una transformación profunda, y el cambio de la mentalidad de toda una generación para construir una nueva cultura política (McCaughan 229). El Barzón es otra entidad que se ha destacado por su resistencia a las pol íticas neoliberales en México. Éste surgió en 1993 y es, en palabras de Hubert Grammont, ores experimentó una crisis económica en 1994 con consecuencias devastadoras para la pob lación. Carlos Salinas de Gortari había privatizado la banca en 1990 como parte estratégica de la integración de la economía mexicana al proceso de globalización. Los bancos ya no sólo recibían depósitos y préstamos sino que se habían convertido en emisore s de valores junto con empresas privadas y el propio gobierno. A partir de la privatización de la banca se incrementó el otorgamiento de crédito y México se hizo dependiente a entradas temporales de dinero extranjero. Aunque los préstamos se podían pagar e n el país y en pesos, éstos estaban denominas en dólares. La crisis empezó, explica Brendan January, cuando del gobierno mexicano decidió devaluar el peso con el propósito de que los productos mexicanos se vendieran más fácilmente en el mundo y, de esta ma nera, fomentar el crecimiento (85). Los inversionistas extranjeros, según January, se dieron cuenta de que el peso estaba cayendo y sacaron

PAGE 114

su dinero del país causando que el peso cayera inesperada y descontroladamente (85). En Palace Politics: How the Rul ing Party Brought Crisis to Mexico (2008), Jonathan Shlefer explica que cuarenta años antes, en 1954, el gobierno mexicano había usado esta misma estrategia de devaluar del peso para estabilizar la economía con resultados exitosos ya que hubo décadas de c recimiento estable y rápido (17). En 1994, sin embargo, éste no fue el caso y, según Shlefer, la devaluación planeada se convirtió en una descontrolada devaluación que culminó en una crisis con repercusiones devastadoras para la población (17). Esta crisis afectó el sistema bancario ya que los bancos habían pedido préstamos extranjeros de bajos intereses y los habían prestado a los ciudadanos mexicanos con intereses más altos (16). Dada la intensa devaluación del peso, prosigue Shlefer, los bancos necesitab an el doble de pesos para pagar los préstamos extranjeros y se vieron en la necesidad de subir la tasa de interés a niveles astronómicos (16). En El Barzón: Clase media, ciudadanía, democracia (2001), Hubert Grammont señala que las personas, provenientes d e la clase media, que no podían pagar sus deudas por la devaluación del peso y el disparo de las tasas de interés se convirtieron en deudores (22). Éstos crearon un movimiento para rebelarse contra el sistema que los excluía a debido a la implementación de las políticas de ajuste estructural del neoliberalismo (22). De ser un movimiento de agricultores medios y altos en bancarrota, explica Grammont, pasó a ser también un movimiento clase mediero urbano (13). Además del uso de protestas en las calles, prosig ue este crítico, el Barzón también hacían acusaciones legales ante los tribunales contra el gobierno (43). Al principio las protestas eran en contra del inmenso incremento de las tasas de interés y las reposiciones de tierra durante la crisis del

PAGE 115

peso. Des pués los integrantes del movimiento se dieron cuenta de que detrás de su quebranto estaban el modelo económico y el régimen político. Ilán Bizberg explica que [e]l Barzón se dio cuenta que la lucha no era sólo para defender sus intereses frente a los banco s, sus propiedades amenazadas por la insolvencia, sino las causas profundas de su insolvencia. Éstas implicaban el cambio de modelo económico y el hecho de que los pequeños propietarios no tenían lugar en el nuevo modelo. La lucha era entonces por recupera r su espacio en el contexto nacional, lo que significaba cambiar el modelo económico. (255) El neoliberalismo es una política económica excluyente en la que todo aquel que no logra ser competitivo está destinado a desaparecer. Dado que el neoliberalismo ag roexportador sustituye al agricultor (Grammont 65), la clase media agropecuaria está en peligro de desaparecer. Al igual que el zapatismo el cual lucha por un espacio para los pueblos indígenas en México (Bizberg 255), el Barzón se resiste a su desaparició n. Ambos, el Zapatismo y el Barzón, luchan contra la política económica del gobierno (Bizberg 256), y representan dos distintos movimientos a favor de la democracia. El PRD, por su parte, ha apoyado al Barzón y es uno de los responsables de que este grupo de deudores enfoque su lucha no sólo en el problema de la cartera vencida sino en el cambio de la política económica neoliberal (Grammont 186). Su alianza al PRD, además, permite que el Barzón tenga la oportunidad de incorporar sus demandas en la platafor ma política a través de este partido de centro izquierda (Grammont 205). El Barzón es, según Bizberg, uno de los importantes movimientos sociales del siglo XX en que cu El PRD, los zapatistas y el Barzón son tres entidades que se rebelan ante las políticas económicas neoliberales y buscan la democracia. Al igual que en el ámbito sociopolítico, las críticas contra esta agenda se han reflejado en el arte, la música, el

PAGE 116

cine, el teatro, y hasta en la literatura y con mayor medida en la crónica. En el siguiente capítulo se analiza la resistencia al neoliberalismo dentro del mundo narrativo de Cristina Pacheco. Se explora fundamentalment e la manera en que este sistema de desarrollo ha obstruido los procesos de democracia en México.

PAGE 117

CHAPTER 4 LAS CR"NICAS DE CRISTINA PACHECO Y EL NEOLIBERALISMO P resentaci ó n introductoria Cristina Pacheco Crear un espacio para los sectores marginados que luchan por sobrevivir en el urbanismo caótico de la ciudad de México es una característica fundamental en el proyecto de Cristina Pacheco (1941). El medio de crear este espacio no sólo consiste en la escritura periodística y literaria, sino también en la p roducción de programas de televisión y de radio. Por ejemplo, desde 1976 conduce semanalmente Aquí nos tocó vivir , un programa de televisión donde entrevista a personas de los sectores populares (Ruiz 44). En 1986 ganó el premio Asociación Nacional de Peri odistas en la categoría Conversando con Cristina , otro de sus programas televisivos, entrevista a personas conocidas en los medios y este programa, al igual que Aquí nos tocó vivir , se transmite en el cana l once del Instituto Politécnico Nacional (Slack 15). Aquí y ahora , su programa de radio transmitido diariamente, consiste en entrevistas, información y ayuda para los radioescuchas. Su contenido es variado y las necesidades e intereses del público son los que determinan su temática. La carrera de Cristina Pacheco como periodista es brillante y le ha ganado varios reconocimientos nacionales e internacionales. Obtuvo el premio Nacional de Periodismo en 1975 y en 1985, el premio Manuel Buendía en 1992 y el p remio de la Federación Latinoamérica de Periodistas (FELAP). Desde 1985 escribe semanalmente una columna en el periódico La Jornada en la que narra la vida cotidiana de los

PAGE 118

sectores populares (Charles 38). Esta columna aparece en la última página del perió dico, posición que según Dawn Slack es muy deseable y reconocida (8). En el Histori crítica (Slack 8). Nacida en 1941en San Felipe, Guanajuato, con el nombre de Cristina Romo Hernández, Pacheco creció en el seno de una familia humilde. Debido a la pobreza, a los c inco años se muda con su familia a la capital de México en donde continúa sufriendo extrema escasez (Slack 17). Su origen humilde y las historias que su madre les narraba a ella y a sus hermanos crean en la autora una sensibilidad especial para reflejar el sufrimiento de los pobres (Nota de Para vivir aquí ). A pesar de sus difíciles inicios, la autora y periodista se ha convertido en una figura reconocida en el campo de la literatura. Pacheco ha logrado establecerse como parte de la elite intelectual urbana en México en cuyo círculo figuran intelectuales como su propio esposo, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Elen a Poniatowska y Homero Ardrijis (Ruiz 43). Slack señala que la autora menciona raramente su vínculo marital con el famoso poeta y escritor (1 8). Pacheco, además, ha mencionado que a comienzos de su carrera, utilizaba el seudónimo de Juan Ángel Real para no avergonzar a su esposo, quien ya tenía una posición importante en el mundo de las letras (Pérez Ortiz 229). En el prólogo que Carlos Monsivá is escribe par a el texto de Pacheco titulado La Luz de México

PAGE 119

La narrativa del fracaso Las crónicas de Cristin a Pacheco construyen un mundo ficticio basado en un referente real que refleja una sociedad profundamente fragmentada y dividida. México se define por la tensión entre el proyecto de nación que instaura la clase hegemónica y los intereses del pueblo que cu estionan su exclusión. La fragmentación económica y social ha sido históricamente la causante de diversas luchas políticas que ponen en peligro los privilegios de los sectores hegemónicos. El presente capítulo analiza una selección de crónicas de Cristina Pacheco de los textos La rueda de la fortuna (1993), La última noche del tigre (1987), Zona de Desastre (1986), y Limpios de todo amor (2002). Examina, específicamente, la manera en que estos textos narran las realidades cotidianas de los mexicanos hacien do referencias y comparaciones con sucesos históricos claves en la construcción nacional mexicana. Su obra toca las llagas más profundas de la historia para enfatizar que México está cometiendo los mismos errores, y propone analizar el pasado para crear un a mejor sociedad. Mientras exista la tajante división de clases sociales, Pacheco sugiere implícitamente, México está fallando como proyecto de nación. El fracaso, para la autora, se define como la imposibilidad de construir un proyecto nacional que incluy a a todos sus ciudadanos y, a su vez, que consiga su soberanía frente a la desmedida influencia de Estados Unidos. El neoliberalismo es evidentemente, para una clase capitalista, un triunfo, pero la mayoría de la población no lo ve, ni lo vive así. Pacheco considera que es necesario dejar de aceptar como norma universal el razonamiento parcial de un grupo hegemónico. Ésta

PAGE 120

construye en sus relatos una perspectiva subalterna desde la cual puede cuestionar los procesos de modernización en sus distintas manifes taciones a través de la historia en México. Es importante tener en cuenta que los sucesos históricos que han definido la identidad nacional mexicana tales como la Conquista española, la Invasión francesa y la Revolución mexicana, no han sido claramente éxi tos, sino que están entrelazados con el fracaso (Ochoa 4). La relación entre el fracaso y la historia mexicana es tan e luchar en contra de la inercia de que la derrota no es un fenómeno particularmente li terario, éste ha podido obtener cierto eco tanto en la crítica literaria como cultural (Sánchez 47). Ivette Sánchez productiva y creadora; el éxito se mira como algo poco po ético. Lo malogrado siempre encontrará un cauce en las letras universales para constituirse en motivo (con un sin fin de trági La fascinación con el fracaso es evidente en el ámbito de la literatura sobre todo en las recons trucciones literarias que se hacen sobre la historia en México (Price 3). En , Brain Lee Price define a las narrativas del d

PAGE 121

las referencias y comparaciones con el pasado histórico en la narración de una realidad inmediata funcionan como estrategias discursivas que crean un lector concien te y crítico de los problemas de la sociedad. Price, además, manifiesta que los propósitos undermine opposing political ideologies, to promote platform of social cha nge, to consecrate messianic missions with martyrdom, or to express pessimism about the fragmentada donde las utopías, tanto de derecha como de izquierda, han fracasado. Ésta se opone a la ideología que prometa crecimiento económico para el beneficio de una selecta parte de la sociedad mientras que la gran mayoría se hunda en la pobreza. El análisis de este capítulo se centra en tres sucesos históricos que la autora implíc ita entrelaza con la narración del presente. Estos acontecimientos han sido fracasos o éxitos entrelazados con la derrota. Price manifiesta que las narrativas del fracaso son ferozmente nacionalistas (Price 3). De esta misma manera, las crónicas de Pacheco se posicionan dentro de una ideología nacionalista, y denuncian la intromisión imperialista del extranjero, especialmente de los Estados Unidos. El primer suceso histórico que se entrelaza con la realidad del presente es la Invasión Estadounidense (1846 1 848) en la que México perdió más de la mitad de su territorio y representa la derrota histórica más significativa que ha experimentado México. Las referencias históricas dentro del mundo ficticio que se narra tiene como propósito enfatizar la intervención de los Estados Unidos en los asuntos políticos y económicos de México, y cómo esta intervención se relaciona, directa o indirectamente, con diversos fracasos

PAGE 122

históricos en el país azteca. La autora no representa una simple dicotomía de México como víctima y a los Estados Unidos como victimario. Ésta muestra una compleja relación en la que México, ya sea por sus políticos corruptos o por presión de los Estados Unidos, no ha tenido la oportunidad de hacer sus propias decisiones y errores. La influencia e inte rvención estadounidense no sólo ha disminuido la soberanía nacional sino también ha creado una redefinición de identidad del mexicano. La dictadura miliar de Porfirio Díaz es el segundo suceso histórico que funciona como un paralelismo con los tiempos cont emporáneos neoliberales. Durante el Porfiriato, una buena parte de la economía se encontraba en manos extranjeras, especialmente estadounidenses. Mientras una pequeña elite disfrutaba de los frutos de la llamada modernización, la mayoría de la nación vivía en condiciones inhumanas y sufrían explotación laboral. Los obreros, los campesinos y los demócratas se convirtieron en opositores del régimen, y su objetivo en común, de derrocar a Díaz, desencadenó la Revolución Mexicana. En tiempos contemporáneos, el n eoliberalismo, advierte Pacheco, representa una renovada versión de los previos intentos de modernización que legitima y profundiza la desigualdad social. Las referencias históricas ilustran la manera en que la historia de México se ha forjado alrededor de los intereses de los Estados Unidos y una pequeña elite nacional. El tercer suceso histórico es la administración de Miguel Alemán la cual se caracterizó por un desarrollo industrial y una influencia de la cultura estadounidense. Si bien el propósito pri ncipal de la Revolución Mexicana fue destruir la dictadura de Díaz que se caracterizaba por el autoritarismo, favoritismo, y corrupción, la administración de

PAGE 123

Alemán incorporó estos mismos atributos al sistema político post revolucionario (Quintana 129). El autoritarismo de este último presidente, sin embargo, se distinguió (Fernández Fernán dez 2). Alemán se convirtió en el primer intento de modernización después de la Revolución el cual representó el olvido de los ideales revolucionarios. El gobierno federal invirtió grandes cantidades de dinero es el proceso de industrialización e ignoró la s promesas agrarias de la Revolución. Tanto el Porfiriato como la administración de Alemán han demostrado que los intentos de modernización vienen de la mano con la profundización de la desigualdad social. Pacheco utiliza las narrativas del fracaso para e nfatizar que intentos de modernización que se han dado a través de la historia son distintas encarnaciones de un mismo proyecto, la restauración del poder de una minoría hegemónica. Price expresa, sin embargo, que existe el riesgo de que las narrativas del fracaso propaguen perspectivas negativas sobre la historia y la nación, y a su vez, causen una baja autoestima nacional en futuras generaciones (269). La autora, sin embargo, ve el fracaso como un instrumento para criticar y crear la posibilidad de remen dar errores. El comprender el presente y a cambiar el camino hacia una sociedad que sea justa para success, inasmuch as every discovery of what is false leads us to seek earnestly after

PAGE 124

what is true, and even fresh experience points out some form of error w hich we shall En la obra de Pacheco, los errores del pasado muestran que los intentos previos de modernización han ido de la mano con el incremento de la desigualdad social, y por consecuencia, con las confrontaciones entre una elite y las clases populares. Otra enseñanza que nos deja la historia, la autora enfatiza, es la manera en que la falta de soberanía y la dependencia en Estados Unidos tiene implicaciones devastadoras para la nación. La instauración del neoliber alismo en México, por ejemplo, fue el resultado de la falta de soberanía y de la dependencia estadounidense. La inmensa deuda externa que tenía México en 1981 presionó a que el gobierno aceptara las condiciones que le proponían el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional para ser rescatado de la crisis. La condición de recibir ayuda era implementar políticas económicas neoliberales que aseguraran un progreso económico para poder pagar su deuda. A partir de las políticas neoliberales, sin embargo, la dependencia de México con Estados Unidos se profundiza aun más drásticamente. El mundo que construye Pacheco evoca individuos que viven bajo reglas que dictan entidades extranjeras y no tienen opinión ni control en el rumbo de sus vidas. Habitan en los m árgenes donde rige la ley del más fuerte y cada vez es más difícil sobrevivir. La autora denuncia la excesiva dependencia y se pregunta ¿cómo un país puede crear progreso nacional si sus recursos se manejan de acuerdo a los intereses extranjeros, específi c amente de los Estados Unidos? Sus crónicas abogan por la lucha de una soberanía nacional en la que sean sólo los mexicanos los que tomen sus

PAGE 125

propias decisiones. Para Pacheco, los intentos de modernización han fallado debido a que se intenta imitar lo occid ental y esto ha ocasionado la construcción de una sociedad que excluye a las mayorías en su proyecto de nación. El neoliberalismo, por lo tanto, está mostrando huellas imborrables de su fracaso ya que continúa excluyendo, y aun más profundamente que nunca, a la mayoría de la población. R umbo al Neoliberalismo : Relación México Estados Unidos, la batalla del Á lamo y la invasión Estadounidense caminan y, al caminar, se meten por nuestras tierras y nos aplasta n. Postdata , Octavio Paz Es imposible estudiar a México sin hablar de su relación con el poderoso país vecino, los Estados Unidos. Dada la cercanía geográfica de ambos países norteamericanos, éstos han estado integrados económicamente mucho antes de la im plementación oficial del neoliberalismo en 1982. Su relación es asimétrica en cuanto a su poder económico, político y cultural. Los Estados Unidos es una nación de más de 200 millones de habitantes con un Productos Nacional Bruto (PNB) de aproximadamente u n trillón de dólares y un ingreso per cápita de 8,000 dólares (Ojeda 319). México, sin embargo, cuenta con 68 millones de habitantes, un PNB de 70 millones de dólares y un ingreso per cápita de $1,110. (Ojeda 319). Esto quiere decir que los Estados Unidos es una nación 3 veces más poblada, con un ingreso 8 veces mayor, y una producción económica 25 veces más grande que México (Ojeda 319). Como el país más poderoso del mundo, los Estados Unidos poseen las instituciones democráticas más estables y duraderas, y sus ventajas en todas las esferas son

PAGE 126

incomparables (Chomsky 6). Por lo tanto, su domino no sólo militar y económico sino cultural sobre su país vecino es incalculable. La relación entre México y los Estados Unidos, explica James D. Huck, no ha sido fác il debido a las vastas diferencias entre sus respectivas identidades culturales y sus tendencias nacionalistas (5 70). El nacionalismo se refiere al orgullo y devoción hacia una nación por un grupo de gente que comparte una identidad cultural, historia y li (Huck 570). El sentimiento nacionalista mexicano, por su parte, está profundamente en raizado en el miedo a que extranjeros, especialmente los Estados Unidos, adquiriera el control de la economía de México. W. Dirk Raat y Michael M. Brescia manifiestan que [o]ver time, this proximity has fashioned an asymmetrical relationship: an economica lly and militarily powerful United States that views Mexico in terms of strategic and commercial interests and geopolitical concerns, and a developing Mexico that seeks to project its cultural integrity and national identity while promoting economic growth in tandem with the Colossus of the North. (xiv xv) El fracaso más doloroso que todavía se encuentra en la memoria nacional fue la intervención militar estadounidense durante la Invasión Estadounidense (1846 1848). La Mexican American War , como se le conoc e en los Estados Unidos, comenzó con la Revolución Tejana (1835 1836) cuando el gobierno mexicano invitó a colonos estadounidenses a vivir a Texas con el propósito de habitar el vasto territorio vacío. Los colonos tenían como condición hacerse ciudadanos m exicanos y seguir las leyes de México (DiConisiglio 8). Dado que éstos no estaban interesados en respetar la ley

PAGE 127

mexicana, los tejanos querían su independencia. En 1835 una brigada de soldados tejanos capturó el Álamo, una fortaleza bajo el mando de soldad os mexicanos y el general Martín Perfecto de Cos. En Febrero de 1836, explica John DiConisiglio, Antonio López de Santa Anna llevó más de 1,500 soldados mexicanos recobrar esta misión (6). Los tejanos defendieron el Álamo y resistieron 13 días jurando nunc a rendirse. En Marzo 6, Santa Anna finalmente derrotó a los soldados del Álamo, de los cuales sólo sobrevivieron dos personas. Estos acontecimientos inspiraron sentimientos de venganza en todos los Estados Unidos. Cuando las tropas del presidente mexicano avanzaron hacia el norte, una armada recientemente organizada, con cientos de voluntarios estadounidenses, lo encontraron en San Jacinto (DiConsiglio 10). Éstos fácilmente derrotó a las fuerzas de Santa Anna en una batalla que duró sólo 18 minutos y donde 700 de los soldados mexicanos y sólo 9 tejanos perdieron la vida (DiConsiglio 10). Aproximadamente 10 años después de que Texas declarara su independencia en 1836, Estados Unidos la anexó a su territorio en 1845. Debido a los desacuerdos en cuanto a las fronteras que dividían México y Tejas, el presidente James K. Polk estacionó 3,000 tropas a lo largo del río Grande (DiConsiglio 16). Antes de declarar la guerra, éste inten tó obtener el territorio y ofreció $30 millones a México por Texas, California y Nuevo México. La negación de los mexicanos insultó a los 7). Se enviaron 2,000 soldados mexicanos al río grande y

PAGE 128

comenzó una lucha que fue para México un rotundo fracaso. En esta guerra, México perdió su territorio, el actual California, Nuevo México, Nevada, Utah, partes de Arizona y Oklahoma, Colorado, Kansas y Wyoming (DiConsiglio 69). La expansión del continente estadounidense se llevó a cabo en nombre de la Estados Unidos ya que sentía que era su destino extender la libertar en el mundo. Para México, sin embargo, la pérdida de la mitad de su territorio ha creado un resentimiento en los mexicanos que el tiempo no ha podido borrar. Las diferencias en historia, religión, e idioma, además, han contribuido a complicar la relación entre ambos países. A partir del la implementación del neoliberalismo en México, la relaciones comerciales, aunque controvertidas, han sido buenas. La seguridad y política exterior, la deuda externa, el narcotráfico y la inmigración, sin embargo, son temas que amenazan las relaciones de estos dos países vecinos. Imitación y traición en Remember el Alamo (La otra estampida: mexicanos de México es uno de los países que más se ha preocupado por estudiar su psicología colectiva y las raíces históricas de su identidad nacional. Samuel Ramos fue un importante pensador cuyos escritos sobre el carácter mexicano iniciaron un periodo de interés en definir la mexicanidad. En 1934, publicó El perfil del hombre y la cultura mex icana en la que aplica la teoría del complejo de inferioridad del sicólogo alemán Alfred Adler para analizar una nación entera. Dada la visión limitada de Ramos, Octavio Paz retomó las preguntas sobre la identidad nacional y escribió El laberinto de la sol edad en 1950. En este texto, creó una versión más poética en la cual manifiesta que

PAGE 129

el carácter de México se distingue por un fenómeno más complejo que el sentimiento de inferioridad, y es el sentimiento de soledad. A pesar de que Paz analizó el carácter m exicano desde un ángulo más amplio, su totalización del mexicano ha recibido muchas críticas. Pese a que ambos textos han representado una generalización sobre el carácter y personalidad sobre toda una colectividad, éstos han tenido una influencia importan te en la literatura contemporánea mexicana. La influencia de Samuel Ramos y Octavio Paz, específicamente, se refleja en clase media alta mexicana como un grupo que posee u na desmedida obsesión por imitar a los Estados Unidos y que tienen un desmedido afán de consumir. Esta crónica aparecen diversos personajes de clase media y alta que tienen en común una desmedida admiración por todo lo hecho en los Estados Unidos. Su obsesión por imitar el estilo de vida estadounidense los lleva ha pretender ser lo que no son. El poder adquisitivo de esta clase social de viajar y consumir en el país vecino se p resenta como método de inclusión y exclusión, en el cual los que no tienen la posibilidad de consumir están fuera del sistema. Remember el Alamo personaje de Ramiro encarna la teoría de Ramos y Paz. A través del personaje de

PAGE 130

Ramiro, la narradora ridiculiza a la clase media alta mexicana por su desmedido intento de imitar todo lo estadounidense, especialmente el consumismo. Este joven representa a las nuevas generaciones de clase media quienes des pués de la Segunda Guerra Mundial entran sin complejos a la modernidad y han ido produciendo una nueva forma de identidad que se asemeja a los Estados Unidos. Partiendo de una perspectiva nacionalista, la autora implícita caracteriza la personalidad de Ram iro como patética y considera a esta nueva identidad como malinchista. El malinchismo es un término peyorativo que se usa para referirse a una persona que prefiere lo extranjero sobre lo nacional y que de alguna manera traiciona a su mexicanidad. El origen de este término se remonta a la Malinche cuya ayuda facilitó la conquista de su propia civilización, hoy en día México. En esta crónica, Ramiro va de viaje a Texas y entabla una conversación con su compañero de asiento, Anselmo. Desde el principio, el car ácter traidor de Ramiro se manifiesta cuando entra al avión a pesar de que sus amigos no pudieron abordar. Éste connotación ya que deja a sus amigos en México para irse de compras a los Estados Unidos y, a la misma vez, abandona su propia identidad y cultura para imitar la moda, costumbres y cultura estadounidenses. Su caracterización como traidor se fortalece al fi nal cuando el lector gringos. Por eso me la pongo para viajar. No quiero que vayan a verme

PAGE 131

(55). Hay dos puntos importantes en los atributos de la personalidad de Ramiro. Primero, éste lleva una camisa con un letrero de una batalla que simboliza orgullo para los estadounidenses, pero, para los mexicanos, significa fracaso, pérdida y traición. El presidente mexicano Antonio López de Santa Anna, quien lideró la batalla, históricamente ha sido considerado un traidor a su patria. Entre las versiones históricas se encuentran que fue un traidor por que éste colaboró con los Estados Unido s para que México perdiera la guerra (Galeana de Valadez 73). Otros expresan que, aunque no hubiera colaborado con el país vecino, éste sigue siendo un traidor porque tuvo la opción de convertirse en un héroe y dejar que lo mataran antes de firmar y vender más de la mitad de México. El hecho es que la polémica imagen de Santa Anna se ha quedado en la conciencia nacional como símbolo de traición. Dado que Ramiro lleva la camiseta de una frase que representa fracaso y traición para su nación, su carácter se a socia con la de un traidor. El segundo punto importante en la caracterización de Ramiro como traidor es naco, o el pelado como le llama Ramos, simboliza el miedo de la clas e media alta de caer en lo pelado. Según Ramos, el pelado [e]s un individuo que lleva su alma al descubierto, sin que nada esconda en sus más íntimos resortes. Ostenta cínicamente ciertos impulsos elementales que otros hombres procura disimular. El <> pertenece a una fauna social de categoría ínfima y representa el desecho humano de la gran ciudad. En la jerarquía económica es menos que un proletario y en la int electual un primitivo. (53 54) Teniendo en cuenta que los Estados Unidos representa el s ímbolo máximo de modernización, el personaje de Ramiro, como representante de la clase media alta,

PAGE 132

prefiere asociarse con las culturas extranjeras y evitar, a toda costa, ser un pelado. El él no quiere ser, e ilustra las contradicciones su personalidad. Ramiro se queja del subdesarrollo de que en las calles [de México] se ven puras carcachas y pura gente toda no digo que todos sean ricos, pero hasta los pobres son distintos. No es por son el país m Si bien Ramiro niega ser un malinchis ta, sus ideas, su personalidad y sus justos dicen todo lo contrario. Al igual que la Malinche, quien fue amante del conquistador español Hernán Cortéz, Ramiro tiene una novia estadounidense a la que va a visitar. Éste, además, habla un excelente inglés y e ste manejo de dos idiomas hace alusión a la habilidad lingüista de la Malinche, ya que fue esta habilidad el instrumento importante de la conquista. Los paralelismos entre Ramiro y la Malinche aluden a la penetración de la cultura estadounidense en la mexi cana como una nueva y más sofisticada forma de colonización. Las referencias al Álamo también sugieren que ya hubo una conquista territorial, pero ahora la conquista es cultural. El mexicano sigue estando colonizado espiritualmente y, según lo que propone l a clase media, esconde su vulnerabilidad en la máscara para aparentar ser un hombre moderno. La máscara es la negación del otro, del naco o el pelado, y simboliza la

PAGE 133

a la La totalización de la clase media alta como imitadora de la cultura estadounidense se manifiesta en la mayoría, sino en todos, los personajes ya que exhiben las mismas características de admiración a los Est muestran su admiración por la apariencia física de las mujeres estadounidenses porque estrategias publicitarias para seducir al consumidor. Esta di cualidad de los gringos: que todo lo saben presentar con mucha gracia. Hasta los botes embargo, no solamente se manifiesta en los textos de Cristina P acheco. Raymond L. William explica que es muy común de los escritores hispanoamericanos hagan totalizaciones en sus escritos. Importantes escritores como Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Elena Garro, Sergio Pitol y Fernando Del Paso, por ejemplo, exhibe n impulsos totalizadores en sus narrativas que, ocasionalmente, los posicionan en la escritura modernista (392). En resumidas cuentas, las crónicas de Pacheco caen bajo un orden posmoderno, ya que centran en las experiencias de individuos que viven en la m argen de la historia oficial. Sus crónicas critican y subvierten las narrativas totalizadoras a través de la descripción de las experiencias diarias de los individuos. La

PAGE 134

autora, sin embargo, también refleja un impulso totalizador en el que toda la clase m edia alta se representa como obsesionada por ser, vestir y vivir como los estadounidenses. Industrialización y americanización durante la administración de Miguel Alemán La consolidación del Estado post revolucionar io durante la década de 1920 a 1940 se caracterizó por una serie de gobiernos centralistas liderados por generales que habían luchado en la Revolución. Éstos habían llevado a cabo décadas de programas sociales que buscaban resolver los desigualdades socio económicas, y redistribuir los recursos nacionales incluyendo a los grupos marginales. En 1966, Miguel Alemán (1946 52) se convirtió en le primer mandatario que representó a una nueva generación de políticos (Raat y Brescia 165). Los cachorros de la revolu ción, como se les llamó a estos políticos, no habían participado en este conflicto armado y poseían una de pólvora y las rencillas cuadillescas y los casi incontrolable s movimientos populares. los mandatarios revolucionarios, los cachorros dedicaron los recursos federales para promover desarrollo industrial. De la misma manera que lo había hecho Roosevelt con Manuel Ávila Camacho, el presidente estadounidense Truman continuó apoyando financieramente a la administración de Miguel Alemán. Dada las buenas relaciones entre México y Estados Unidos, Alemán Valdés (1946 1952) se convirtió en el primer mandatario mexicano que visitó la Casa Blanca (Hoobler 665). Truman por su parte

PAGE 135

también visitó México porque pensaba que podía confiar en el apoyo de su vecino en la guerra fría. Las buenas relaciones entre Estados Unidos y México fomentaron l a penetración de la cultura estadounidense en México a través de la comida, televisión, películas, música, ropa, deportes, y hasta el lenguaje (Kirkwood 10). Los medios de comunicación, especialmente los comerciales televisivos, que proponían un estilo de vida americano, tuvieron una fuerte influencia en la formación de los gustos de los mexicanos clase medieros. Marieke de Mooij manifesta que suggest a passive consumer who has no free will to withstand the attractive propositions of Dada la penetración de la cultura estadounidense en México, las compañías del otro lado de la frontera comenzaron a dominar le economía mexicana. Raat y Brescia explican que were everywhere: General Electric (of Mexico), Ford, General Motors, Dow Chemical, Pepsi Cola, Coca cola, Colgate, John Deere, Goodyear, Sears and Roebuck, and Proctor and Gamble, Durante la administración de Alemán también se modernizaron los ferrocarriles, se ordenó la construcción de presas y carreteras, se promovió el turismo, se construyó la nueva Ciudad Universitaria y se expandió las actividades de PEMEX (Raat y Breschia 166). El crecimiento económico durante el periodo de Miguel Alemán creó una clase media que tenía el poder adquisitivo para comprar el estilo de vida La rueda de la fortuna ,

PAGE 136

Pac heco hace una genealogía de la hamburguesa en México, la cual refleja la evolución de la invasión cultural estadounidense en este país. Esta crónica consiste en una entrevista que toma lugar en 1979 con los dueños del primer local de hamburguesas fundado e burguesa por consumir hamburguesas, ya que al comerlas, inconciente o concientemente, compran una ilusión de vida esta dounidense. Las clases populares, por lo contrario, no tienen el poder adquisitivo ni para comprar tortillas. La hamburguesa, como menciona Pacheco en la introducción de la crónica, no sólo e ha adueñado de sustituido a la Coca Cola como símbolo imperial y ejemplo de injusticia plane res para producir la carne que molida forma la hamburguesa, pueden alimentarse a que este alimento se cocina con un cuarto de carne, su precio es equivalente a la mitad del salario mínimo de un trabajador. burguesas en México. Dea representa la influencia estadounidense de la clase media de esta época ya que habla inglés, valora lo estadounidense e incluso está casada con un ciudadano americano.

PAGE 137

Admira, además, al presidente mexicano Miguel Alemán porque, la igual que la clase media, Dea se benefició del crecimiento económico de su administración. Cuando la licenciado Alemán. ¡Qué bárbaro, que hombre tan simpático y que dinami smo supo darle a su gobierno! Con decirle que yo en aquel tiempo llegué a tener juntos en el gusto de la clase media y media alta por todo lo estadounidense y abrió su nego cio de hamburguesas con mucho éxito. Entre sus clientes se encuentran ricos y famosos tales como María Félix, Agustín Lara, Miguelito Alemán y Christian Martell. Cuando la el estilo de comida norteamericano, estaban abriéndoles camino a muchas otras manifestaba por todas partes, y fue precisamente este gusto por lo extranjero que le dio la idea de abrir un negocio de hamburguesas. Dea añade que cuando le cambió el nombre a su local de Heaven Hamburguer a Hamburguesas Cielo, su clientela se es lo mismo decir vamos a las Hamburguesas Cielo que te invito a Heaven La genealogía de la hamburguesa en México le sirve a la autora como método de análisis diseñado para cuestionar especificas prácticas de la clase media y, al mismo tiempo, desmantelar las form as de conocimientos tradicionales. Esta crónica, en forma de entrevista, identifica las condiciones históricas que contribuyeron a la

PAGE 138

formación del gusto por la hamburguesa en los mexicanos. Si bien la industrialización trajo consigo la producción en masa de bienes de consumo que acompañaba nuevas formas de vida, estos cambios sólo se manifestaron en una selecta parte de la población. El estudio de este alimento proveniente de los Estados Unidos muestra la manera en que operan las relaciones de poder, poder que se mide en la posibilidad de consumir una hamburguesa. En resumidas cuentas, la hamburguesa se caracteriza como una credencial que identifica el estrato social del individuo y, por lo tanto, su inclusión al sistema dominante mexicano. Sobrevivencia ne oliberal antes del neoliberalismo Nuestra Señ ora de economy. Sam Quiñónez , True Tales from another Mexico Antes de la im plementación del neoliberalismo en México, el gobierno asignaba altos aranceles a los artículos importados legalmente con el propósito de fomentar la producción industrial nacional. Estas restricciones, sin embargo, fomentaron también la venta de fayuca, o productos importados ilegalmente por la frontera de los Estados Unidos (Quinones 239). Dado que la fayuca pasaba libre de impuestos, ésta se podía vender a bajo costo, principalmente en el barrio de Tepito. Tepito es un vecindario muy pobre que ha adquiri do mala reputación por ser la residencia de abundantes ladrones, traficantes de drogas, prostitutas, y pandillas (Humphrey 150). A pesar de que este barrio bravo, como también se le conoce, no es una colonia ni tiene una demarcación oficial, es un centro i mportante de comercio (Humphrey 150). Con sus miles de tiendas pequeñas y puestos que se alinean en un laberinto de callejones y calles estrechas

PAGE 139

(Humphrey 150), Tepito ofrece de todo al consumidor (150). Si bien en la década de 1970, la fayuca que se vend ía consistía en maletas llenas de artículos pequeños como perfumes, relojes y joyas, en la década de 1980 hubo un torrencial de camiones cargados de televisiones, esteros, electrodomésticos y otros productos electrónicos (Quinones 239). Este trabajo se ce Nuestra Señora de la Fayuca cual registra el fenómeno de la compra y venta de la fayuca en Tepito en 1977. La narradora en primera persona es el personaje principal y es testigo directo de lo que narra. Después de la visita de una amiga quien la pone al corriente de los productos que podría comprar a bajo costo si visitara Tepito, la narradora decide hacer un recorrido por este mercado negro para investigar. Ésta lleva de la mano al lector en su recorrido y le va contando su s encuentros, observaciones y críticas sobre los hechos y personajes. El consumismo de los compradores de clase media se juzga como patético, principalmente porque compran para hacerse la ilusión de un nivel de vida paralelo al del país más poderoso del mu ndo. En uno de sus encuentros la narradora protagonista observa una sección de regateo entre un comerciante de vinos importados y un cliente. Ésta se enfoca en el poder del vendedor ya que éste tiene la seguridad de no bajar demasiado el precio porque sab son símbolos de lujo y de estatus; desenfreno necesario en momento de tan cruel y la clase m edia ante la pobreza, esta imagen de regateo muestra que la venta de la

PAGE 140

fayuca existe debido a que el consumismo de la clase media la fomenta. La crítica más tajante, por lo tanto, no es contra los vendedores que infligen la ley al vender productos de cont rabando, sino a la clase burguesa mexicana que ha absorbido las prácticas consumistas de su vecino del norte, y que por su obsesión de pretender un cierto nivel de vida han creado la demanda necesaria para la existencia de este mercado negro. El recorrido , de repente, se ve interrumpido por los gritos de una mujer, quien hincada junto a su marido asesinado, suplicaba que llamaran a una ambulancia. Cuando los consumidores se dan cuenta de la tragedia, éstos siguen con sus compras: indignación de la narradora protagonista es evidente cuando dice que estas familias ese cadáver que se pudre ante la indiferencia consumidores sino también de las autoridades ya que la ambulancia nunca llega. mercado funciona fuera de la economía y el control del estado mexicano. Sin embargo, serva esta corrupción cuando está hablando con una joven comerciante quien al ver a los agentes de aduana s

PAGE 141

ya ve, estos ni se preocupan porque vienen los de la aduana. Pos no, a ellos no les h la farsa que el gobierno monta para proteger sus intereses. Por un lado, la existencia de la aduana apacigua a los negocios nacionales que pierden dinero ante la existencia d e Tepito. En 1979, el comercio de contrabando en productos de lujo, electrónicos, leche de polvo y otros productos le habían costado a los negocios mexicanos estimadamente $1 billón de dól ares en pérdidas (Andreas 31). Por otro lado, el gobierno permite la venta de fayuca para apaciguar a las clases medias quienes no podían tener el nivel de vida deseado. Los bajos costos de la fayuca, además, ayudaba a la economía al disminuir la inflación (Quinones 239). En el recorrido de la narradora se va construyendo un paralelismo entre el consumismo y la religión. Mientras a la fayuca se le equipara con una diosa, el templo es Tepito y las masas de consumidores que se conglomeran en los puestos son una peregrinación (12). Tanto el consumismo y la religión funcionan como escape a los problemas y a la realidad mundana de la vida cotidiana. La autora concluye diciendo ación acabaron con el sueño de la clase media mexicana. Para consolarse, si aún tiene con qué, se arroja en brazos de una religión que llegó desde arriba y ofrece placeres y salvaciones es medias, la narradora los excusa, hasta cierto punto, mostrando que hasta la clase media es

PAGE 142

víctima del gobierno incompetente que no ha logrado una mejora económica en el país. El consumismo, por lo tanto, es la religión que les ayuda a escaparse de su r ealidad. Nuestra Señora de la Fayuca comerciantes de Tepito ya se habían incorporado a la economía global antes que el resto de México lo hiciera oficialmente. En esta crónica, las imágenes de Tepito son de un barrio en 1977 cuyo apogeo se debía a la fayuca. Su transformación empezó con la implementación de los tratados del GATT y el TLC, los cuales despojaron al barrio de su ventaja competitiva. A partir de la apertura comercial, comenzaron a llegar producto s de los Estados Unidos con precios bajos. Estos precios, aunque eran un poco más altos que en Tepito, garantizaban un recibo de cambio y la garantía de manufactura. Hubo una drástica disminución de clientes que compraban fayuca, y muchos tepiqueños rempl azaron la venta de fayuca con el comercio de cocaína y armas. John cocaína y las arm as no son diferentes a la fayuca, son simplemente otros productos que vender (Quinones 244). Tepito sigue una ética capitalista en la cual se vende todo lo que el cliente compra sin importar las consecuencias dañinas al consumidor. Alfonso Hernández, direc tor del Centro de Estudios Tepiqueños en la Ciudad de México dice uinones 235). El barrio bravo que en la década de los 1970 fue la cuna de grandes boxeadores, se ha convertido en la residencia del cartel de Tepito. Este cartel

PAGE 143

tiene vínculos con diferentes carteles mexicanos especialmente con los Zetas, el cartel más po deroso y peligroso que opera en México. Los Zetas abastecen no sólo drogas al causado un incremento en la delincuencia en el barrio al que hoy en día se le puede criticar por un fenómeno más devastador que el consumismo de la clase media. Fracaso de la Revolución M exicana y regreso al Porfiriato Once more history repeats itself: those who suffer are the people. Progress is on the side of the elites, not the know nothings. H odges y Gandy, Mexico, the end of the revolution La implementación del neoliberalismo en México ha traído consigo la memoria del régimen de Porfirio Díaz. Al igual que el proyecto neoliberal, las políticas liberales que se implementaron durante el régimen de Díaz (1876 1910) introdujeron desarrollo industrial y tecnológico a costa de la explotación y miseria de la mayoría de la n of European investment, industry, Cristina Pacheco crítica fuertemente el discurso hegemónico neoliberal que en teoría promete progreso para la población en general, pero no tiene un impacto positivo en la vida diaria de la mayoría de los mexicanos. Dentro de una ideología nacionalista, la autora condena la intervención imperialista de los Estados Unidos en los asuntos políticos y económicos de México. Para Pacheco, el neoliberalismo representa la máxima prueba de que la Revolución de 1910, con sus ideales de un desarrollo independiente, soberanía nacional y justicia social, ha fracasado. Ésta se enfoca su

PAGE 144

análisis en la clase obrera la cual sigue padeciendo condiciones represivas de trabajo que en el régimen de Porfirio Díaz. Dado el incipiente desarrollo capitalista durante el Porfiriato, emergió el proletariado en las fábricas manufactureras de textiles, campos mineros y plantaciones de exportación. La apertura come rcial al extranjero, además, produjo que capitalistas estadounidenses invirtieran y crearan fábricas en México. La intensa explotación de los obreros, sin embargo, era insoportable. A pesar de que el gobierno represivo de Díaz prohibía cualquier huelga o i ntento de organización para defender sus derechos, los obreros se manifestaron. Uno de los sucesos más significativos que ilustra los s que los trabajadores mexicanos sufrían discriminación laboral, condiciones pésimas de trabajo y largas jornadas laborales, los trabajadores estadounidenses disfrutaban de viviendas modernas, facilidades recreacionales y un club de campo (Banjes 127). En 1906, los mineros mexicanos formaron una huelga exigiendo mejores condiciones laborales, trato igualitario y sueldos más altos. La manifestación fue suprimida dejando a 21 huelguistas muertos (Dan la Botz 114). La huelga de Cananea estimuló la organización de miles de obreros industriales en distintas regiones de México. En Río Grande Veracruz, los obreros se organizaron cuando los productores de algodón redujeron los salarios en noviembre de 1906. Las tropas federales dispararon contra un puñado de obreros que ocupaban el palacio municipal. Un número indeterminando resultó muerto y esta fue la matanza más sangrienta del régimen de Díaz (Banjes 127). Tanto la huelga de Cananea como la

PAGE 145

huelga del Río Blanco son consideradas precursores importantes de la Revol ución Mexicana de 1910. La feroz represión de las huelgas de Cananea y Río Blanco y la persistente miseria insoportable de los trabajadores sostuvo el coraje del proletariado. La revolución Mexicana, entre otros factores, fue el producto de la explosiva co nfrontación entre proletarios y capitalistas (Knight 31). Este conflicto armado tenía como propósito fundamental mejorar la vida de los obreros y campesinos. Pacheco describe la vida de los obreros en tiempos del neoliberalismo y recalca el hecho de que s iguen bajo condiciones represivas de trabajo. Este proyecto analiza una selección de crónicas de su texto La rueda de la fortuna las cuales hacen paralelismos entre los tiempos del la autora está el México nuevo que paga por la deuda externa, por las decisiones del Fondo Esta crítica refleja tres protestas que Pacheco hace a través de las crónicas de La rueda de la fortuna . El fracaso de la Revolución, la dependencia de México en Estados Unidos y la pérdida de la soberanía nacional. La implementación del neolibe ralismo en México ha recalcado el fracaso que ha significado la Revolución Mexicana como movimiento democrático. El espíritu de igualdad y justicia social que animó a la revolución sólo quedó en la memoria, ya que la realidad es que no se resolvieron sus o bjetivos principales. Teniendo en cuenta que la constitución de 1917 fue el fruto más importante de la revolución, ésta estipulaba los

PAGE 146

ideales de justicia social y la redistribución equitativa de los recu rsos y el ingreso nacional. La reforma agraria, el s eguro social, la salud nacional y el sistema de educación fueron las instituciones redistributivas que funcionaron como pilares centrales en la construcción y legitimación del Estado mexicano moderno en el siglo XX (Scott). A pesar de la construcción y con solidación de un fuerte Estado redistributivo post revolucionario, sin embargo, la desigualdad en México persistió a niveles sin precedentes (Knight 3). Esta revolución proletario socialista fallida desafió pero no pudó vencer el orden burgués establecido y ha dejado como herencia un intenso conflicto de clases (Knight 3). Al igual que durante el Porfiriato, en tiempos neoliberales existe una La rueda de la fortu na , la autora crítica la manera en la que los mexicanos viven sus vidas bajo las reglas impuestas por instituciones extranjeras como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Esta crónica evoca un mundo en el cual los costos de la vida diaria v an en aumento mientras los salarios se quedan soberanía nacional, la narradora hace un pa ralelismo entre los tiempos del Porfiriato y los tiempos neoliberales para demostrar que es necesario aprender de la historia y especialmente de los errores. John Ochoa manifiesta que el fracaso es una fuente importante de autoconocimiento (6). La autora i ntenta ilustrar que el neoliberalismo es

PAGE 147

simplemente una renovada versión del liberalismo durante el Porfiriato, que representa la restauración del poder de una elite económica mexicana. El Porfiriato retrazó la madurez democrática de México ya que sólo se enfocó en modernizar la economía sin poner atención a la modernización de lo social y lo político. Pacheco presenta de forma irónica la manera en que los obreros son indispensables para el desarrollo de la modernización, pero éstos no ven los frutos de este proceso. En de la época del Porfiriato, viene de la mano con la explotación de los obreros, campesinos y trabajadores mexicanos. privado que busca lucrar y los grupos populares que p iden saciar sus necesidades básicas. La narradora crítica el hecho de que, en preparación para el Mundial de futbol endo en cuenta que los ojos del mundo estaban puestos en México debido al Mundial de Futbol, el gobierno ción manita de copia de aquella que en tiempos de don Porfirio prohibía a los descalzos y vestidos de manta cruzar por el Zócalo y sus alrededores para hacer creer a las visitas extranjeras que ya nos habíamos blanqueado 81). Tanto en tiempos

PAGE 148

neoliberales y como en el Porfiriato, los individuos marginados son la representación física del fracaso del proyecto de modernización. Como manifiesta Néstor García cro urdido por las élites y los aparatos estatales, sobre todo los que ocupan del arte y la cultura, 21). Por un lado, lo inverosímil se representaba por la ciudad de México como una capital cosmopolita con construcciones de edificios magistrales y monumentos que eran testamento de la grandeza de los mexicanos (Emily Edmons Poli 34). La otra cara de la modernización, sin embargo, mostraba los sectores marginales viviendo en extrema mis eria y no cabían en el proyecto modernizador. García Canclini señala: Las oligarquías liberales de fines del siglo XIX y principios del XX habrían hecho como que constituían Estados, pero sólo ordenaron algunas áreas de la sociedad para promover el desarr ollo subordinado e inconsistente; hicieron como que formaban culturas nacionales, y apenas construyeron culturas de élites dejando fuera a enormes poblaciones indígenas y campesinas que evidencian su exclusión en mil revueltas y la migración 21) provenía de zonas rurales que debido a la falta de trabajo migraban a la capital. Estos s peores condiciones y faltos de todos los servicios básicos. En tiempos neoliberales, la historia se repite. El neoliberalismo disloca a los individuos de sus formas tradicionales de supervivencia lo cual ocasiona la migración a las ciudades en busca de e mpleo. El resultado es la creación de cinturones de miseria que conviven con la fantasía del consumo masivo (Ramos Pérez 94). En otras palabras, México era y sigue siendo una nación donde existen simultáneamente sociedades modernas y premodernas. America

PAGE 149

L países donde, en cada uno, coexisten múltiples lógicas 23). Mientras la vio lencia directa tiene un papel significativo en la obra de Cristina Pacheco, la violencia estructural es la protagonista de su obra. El nuevo Estado neoliberal, según Pierre Bourdieu, legitima una nueva forma de violencia estructural que se manifiesta travé inseguridad de un puesto permanente y la amenaza de despido son manifestaciones más comunes de la violencia estruc precisamente desmantelar las estructuras de poder que mantienen la subordinación los sectores populares. La implementación del neoliberalismo, a partir de 1982, creó una serie de ajustes estructurales que s e extendieron hasta la organización dentro de las empresas. Estos cambios concentran el poder en las empresas y deterioran los La última noche del tigre (1987) y Limpios de todo a mor (2002) ofrecen dos ejemplos concretos en los que los a justes estructurales del nuevo e stado neoliberal impactan el entorno empresarial, especialmente las relaciones laborales. Además de registrar el impacto de la violencia estructural en las vidas coti dianas de los trabajadores, estas crónicas abordan la manera en que los valores neoliberales van penetrando en el ámbito laboral y transformando las relaciones entre compañeros de trabajo.

PAGE 150

de personas que pierden su trabajo diariamente debido a los ajustes estructurales que se dan dentro las empresas bajo el proyecto neoliberal. La narradora es una trabajadora de limpieza que está presenciando despidos masivos en su empresa y vive con el mie do de perder encuentro a una persona que haga todo el trabajo por la mitad de lo que ustedes lencia estructural respaldada por las nuevas políticas neoliberales y su intento por crear compañías eficientes y competitivas. Debido a que la empresa tiene la presión de maximizar sus ganancias para incrementar su competividad en el mercado, se crea una necesidad de reducir los costos laborales. Gall, Hurd y Wilkinson señalan que los costos laborales, o el sueldo de los empleados, representan una gran proporción de los costos operativos de una empresa. Debido a esto, continúan éstos, la reducción de perso nal es un blanco más obvio para reducir el gasto total de la empresa (6 7). El conditions yuxtapone con voces de diversos empleados que están siendo despedidos por Zavala. Estos empleados tienen extrema necesidad de conservar su trabajo y le suplican a éste que les den más tiempo para conseguir otro trabajo. En su intento por ser muy profesional y eficaz para la empresa, Zavala, sin consideraciones, despide con rapidez

PAGE 151

al personal. Este personaje representa al trabaja dor de una utopía neoliberal el cual reúne los atributos de eficacia y rapidez que valora el neoliberalismo. En Empires of Speed l neoliberalismo crea nuevas formas de rapidez que penetran la sociedad para incrementar la productividad y eficiencia en las empresas (Hassan 17). Al final de la crónica, la eficacia de Zavala y la rapidez con las que despide al personal hacen que irónica mente sus servicios ya no sean necesarios. Zavala es despedido, y al igual que los empleados que él mismo despidió, éste también se convierte en víctima de la violencia estructural. Su jefe le a realizado su función Limpios de todo amor registra otro tipo de violencia que es simbólica. A difer encia de la violencia física que es directa, la violencia simbólica es casi invisible y manifiesta debajo del nivel de conciencia (Bourdieu, Masculine 42). La violencia simbólica es muy poderosa ya que se experimenta a través de las prácticas sociales y se ve como natural. Debido a que el dominado es inconsciente de dicha práctica, éste se convierte en cómplice de la dominación a la que está siendo sometido (Bourdieu, Masculine ósea su estatus de docto ra, para incúlcales valores psíquico morales de competividad e individualismo a las empleadas. Mientras el capital económico es dinero, el capital simbólico es honor y prestigio los cuales se utilizan como fuente de poder (Bourdieu,

PAGE 152

Masculine 44). La preoc upación de estas empleadas empieza cuando en el Departamento de Promociones, al que pertenecen, ya habían hecho algunos recortes y atemorizadas de que la empresa siga realiza ndo recortes y pierdan su empleo. Sus miedos se incrementan cuando contratan a la doctora Vergara como directora de recursos humanos para que realice aun más transformaciones en la empresa. Al igual n director de recursos doctora Vergara, además, simboliza una nueva clase política de profesionales con doctora dos en economía. Estos tecnócratas, como también se les llama, han implementado reformas políticas que no sólo afectan a la economía y la política sino también la cultura. El neoliberalismo se ha convertido en un discurso hegemónico cuya influencia en el s entido común de los individuos cambian la manera de pensar, interpretar, y entender el mundo (Harvey 3). A diferencia de Zavala quien resultó siendo víctima del mismo sistema al que defendía, el personaje de Vergara es más antagónico. Las empleadas que est án bajo sus órdenes no sólo sufren el miedo de ser desempleadas, sino también son víctimas de una violencia simbólica que la doctora ejerce sobre ellas. Las empleadas son sometidas a un juego psicológico maquiavélico

PAGE 153

que la doctora diseña para transformar sus valores y su forma de trabajar. Vergara empieza llamando a cada una de las empleadas para hacerles una entrevista. Cuando la narradora le cuenta a su jefa sobre el bonito ambiente laboral que existe en la empresa y la amistad entre compañeras de trabaj (24). La doctora representa una nueva mentalidad e mpresarial motivada por la acumulación de capital en la que no hay espacio para la felicidad laboral. David Harvey r su parte, Javier Eustenou expresa que la globalización requiere que la sociedad produzca un nuevo tipo de ser humano que sea funcional para la dinámica de integración mundial (14). Ha sido indispensable, por lo tanto, modificar los sistemas de valores ps íquico morales que caracterizan a los mexicanos e instaurar principios capitalistas en nuestra conciencia colectiva (Eustenou14). La doctora Vergara, por lo tanto, representa el instrumento del cambio cultural, el cambio de una nueva conciencia que se rige por valores de individualismo y competividad. Ésta recurre a una violencia simbólica a través de amenazas implícitas en las que recalca las debilidades de cada una de las empleadas para modificar sus valores. A la narradora, por ejemplo, la doctora le rec uerda su discapacidad física y la asocia implícitamente con la dificultad que ésta tendría en encontrar otro trabajo con un zapato ortopédico. Vergara se encarga de exteriorizar las inseguridades de las

PAGE 154

empleadas y gradualmente terminar con la solidaridad que existe entre ellas. Ésta dice: nueva cultura de trabajo se basa en son armas fundamentales para mantener un trabajo y sobrevivir. os de limpieza se resiste a asumir los valores individualistas y competitivos. Ésta tiene las uñas sacadas, esperando a que metamos la pata o nos malquistemos con Zavala para compañera de trabajado. Cuando Chabelita no llega a trabajar porque tiene que inscribir a su hija a la secundaria, la narradora hace el trabajo de su amiga para evitar logrado optimizar nuestro rendimiento: de ahora en adelante ya no seremos compañeras de trabajo, sino espí 24). La construcción de la nación mexicana y su sent imiento nacionalista se origina desde la independencia de México en 1821. A partir de este momento, se manifestaron una serie de procesos políticos e imaginarios culturales que han contribuido a la creación de México como nación. La nación, según Bebedict Anderson, es una

PAGE 155

imagined because the members of even the smallest nation will never know most of their fellow members, meet them, or even hear of them, yet in the minds of each l ives Anderson, existen desigualdades sociales y explotación, pero a pesar de esto, la nación se concibe como una camaradería horizontal (7). Es decir, el imaginario que se construye sobre una determinada sociedad implica que los miembros de la nación luchan armoniosamente para que su nación alcance una prosperidad material. Al igual social como artefacto cultural construido por un sector hegemónico que controla las representaciones hegemónicas de la sociedad. El periódico es uno de los medios masivos fundamental es en la difusión de la comunidad imaginada. Fue, además, uno de las comodidades más tempranas producidas para el consumo de las masas (Anderson 35). La lectura del periódico, explica Anderson, se convirtió en una ceremonia masiva en la que los ciudadanos, casi simultáneamente en la mañana, leían las noticias y adquirían inconcientemente un sentimiento de unidad nacional (35). Según Hegel, el hombre moderno sustituyó los rezos de la mañana por la lectura del periódico (Anderson 35). A través de su obra, Pac heco asume una postura sumamente crítica ante el periodismo y su enorme poder en la construcción de la comunidad imaginada. Como periodista, sus conocimientos en cuanto a la alianza entre el periodismo y las clases dirigentes se proyectan en su

PAGE 156

narrativ a. La rueda de la fortuna (1993), por ejemplo, la autora incluye catorce breve relatos en los que desmantela la comunidad imaginada que construye el gobierno, y que no concuerda con el México real. La introducción de la crónica consiste en una nota de la autora en la que plantea el tema central. Ésta el proceso que vivimos, resultan más incomprensibles, irritantes, por contrarios a lo que ve idea de nación y las realidades de la vida cotidiana. En una de las catorce secciones de tre el imaginario y la realidad, pero añade que el periódico y la televisión han sido aliados fundamentales en la construcción de la nación. En este relato, un taxista se queja de su ión digan que vamos muy bien, que ya la hicimos en el Banco Mundial, que ahora si nos ha llegado dinero de todas partes, para m 109). La comunidad imaginada, que los periódicos transmiten de México como un país en el que el ne oliberalismo está creando progreso económico, no responde a las condiciones de vida de los sectores populares. Este sector, por lo contrario, sufre un drástico deterioro en sus condiciones de vida. Si bien México recibe dinero de parte del Banco Mundial, e sta nación también recibe condiciones específicas para recibir los préstamos. Las condiciones son reformas económicas neoliberales que favorecen el desarrollo del sector capitalista. El gasto público, por lo contrario, disminuye creando el empeoramiento de servicios de salud y educación. Es por esto que el taxista, quien

PAGE 157

representa a las clases populares, no ve el progreso económico y, como el título del A través del ta xista, la autora se manifiesta en contra del desmantelamiento del bienestar público en nombre de la empresa privada y competividad global. Este personaje también le sirve para cuestionar la información del periódico como discurso oficial. El taxista tiene la inteligencia de leer y cuestionar los datos y cifras de los periódicos, pero otros personajes no se toman la molestia de leerlos. Éstos utilizan a por ejemplo, una comerciante ambulante se gana la vida vendiendo tamales en la calle. Ésta utiliza los periódicos para servir a sus clientes tamales, de damnificados, a los que no se les da nombre, se encuentran acampando en las calles en refugios que ellos mismos han improvisado. Por si fuera poca la pérdida de sus familiares y casas, la lluvia les está haciendo la vida aun más miserable, ya que la protección de sus refugios , hechos de plástico, periódicos y tablas, es mínima. Uno de los damnificados les informa que el periódico dice que han enviado tiendas de campañas para que se protejan de la lluvia. Incrédulos a la información que ofrece el periódico, éstos toman los peri ódicos y se cubren la lluvia. La realidad de sus vidas les ofrece toda la información que necesitan sobre la situación en México. Además del periódico, la televisión se convirtió subsecuentemente en el medio más eficiente para lograr trasmitir e imponer l a comunidad imaginada a la población.

PAGE 158

sumamente importante para el desarrollo político y económico de un país, ya que la televisión y la radio representan medios masivos d e información poseedores de un fuerte impacto (57). La televisión, por lo tanto, es un instrumento que construye los ciudadanos fuertemente el patrocinio del XIII Campeonato Mundial del Futbol en 1986, y denuncia la manera en que las empresas privadas, como la televisión, fueron las que se beneficiaron de este evento. En esta crónica, la narradora se m uestra preocupada por narradora representa la preocupación de los ciudadanos que hacía só lo unos meses atrás habían sufrido los efectos devastadores de un terremoto. Dado el temblor y los problemas económicos del país, la inauguración de un segundo Mundial y los gastos que implica un evento de esta magnitud fue controversial. Por un lado estab an los intereses de los sectores devastados por el terremoto quienes no tenían viviendas ni recursos para sobrevivir, y por otro se encontraban los intereses de empresas privadas que se beneficiaban de este evento deportivo. Eduardo Galeano manifiesta que importaba más que el dinero que Televisa podía recibir, junto con la FIFA, por las e internacionales de este Mundial del Futbol (Galeano 295). Carlos Monsiváis expresa

PAGE 159

los tiempos, ni Cortés, ni las tropas insurgentes o liberales, ni Villa ni la Revolución h echa tour Entrada libre 203 ). que el gobierno actúa de acuerdo a los intereses capitalistas y recorta fondos que habían sido destinados a servicios públicos. En este relato, el gobierno ha eliminado los subsidios a la alimentación que se otorgaban a familias de bajos recursos. Para la realización del el Mundial de futbol, sin embargo, si hay suficientes fondos. Ésta dice: ha hecho las cuentas, pero lo que se ahorra en quitarle el subsidio a la alimentación popular, probablemente es menos de lo que se gastará en subsidiarle su aparat del neoliberalismo cuya lógica se orienta a realizar recortes de gasto social las cuales debilitan las estructuras de bienestar de las clases populares. Si bien las condicio nes de vida de los pobres tienden a empeorar, los cambios económicos representan un beneficio para los intereses capitalistas, ya que el neoliberalismo opera a favor del incremento ganancias de los sectores privados. Las crónicas de Pacheco describen, en p Modernizaci ó n, desigualdad y fracaso Las oleadas modernizadoras, las cuales han tenido lugar desde la época de la colonia, son las reformas borbónicas, el liberalismo, la industrialización posrevolucionaria y el neoliberalismo (Legorreta Zepeda 27). Con excepción de las reformas borbónicas, Cristina Pacheco hace referencias históricas a estas épocas

PAGE 160

vinculadas con procesos de modernización. Las ideas liberales del Porfiriato, y la industrialización durante el mandato de Miguel Alemán le sirven para analizar el México contemporáneo neoliberal. El presente capítulo ha analizado la manera en que la elite ha pretendido modernizar sus sociedades transplantado por decreto la modernidad pensamiento occidental dominante. América Latina lo adopta como bandera en casi todas sus revoluciones para repr oducir, a lo largo de su historia, la fractura entre la rias Campero 168). Se ha explorado, fundamentalmente, la manera en que los intentos de modernización van de la mano con la subordinación del pueblo y, por lo tanto, se ven como un fracaso. El fracaso de los procesos de modernización se ha definido como una nación que no ha logrado construir una sociedad democrática en la que no existan las agudas desigualdades sociales. Las reformas de libre mercado no han generado e l prometido desarrollo económico para todas las capas sociales. El empeoramiento del estilo de vida de los mexicanos es el tema dominante en la obra de Pacheco. Dado que e n los sistemas capitalistas el e stado abandona sus responsabilidades con los asuntos económicos, éste no puede controlar los precios de los bienes y servicios. El incremento generalizado de los precios bajo el neoliberalismo crea que los salarios de la población no alcance n para comprar las cosas más básicas. La inflación ha deteriorado se veramente el poder de compra y empobrecido a la mayoría de la población. Jürgen cabezas de un metalenguaje que no habríamos podido aprender en una larga carrera

PAGE 161

universi Debido a la inflación que surgió a partir de los programas de ajuste estructural, los mexicanos viven en condiciones críticas de pobreza. Si bien el neoliberalismo aseguraba q ue el costo social era pasajero y que una vez que se recuperara el ritmo se denuncia el hecho de que las clases trabajadoras sean las que tengan que pagar el costo s momentos significa, por una parte, llevar el peso de lo que la inhumanidad tecnocrática ll á strote económica y, por otra, disfrutar de lo que debía ser u n derecho y hoy es privilegio: un puesto de trabajo (69). La sucesivas crisis financieras que ha experimentado México a partir de la aplicación de políticas económicas neoliberales, según a lgunos críticos, muestran que el neoliberalismo ha fracasado. Chan g y Grabel manifiestan que la reforma neoliberal no ha fracasado sino que no se ha completado (29). Las crisis económicas a partir del neoliberalismo, agregan, son una indicación de que el gobierno sigue interfiriendo en los asuntos d e la economía . Debido a esto, la solución para resolver las crisis, concluyen éstos, es incrementar las políticas neoliberales, no eliminarlas (29). José de Jesús Legorreta, por su parte, considera que la contradicciones de la modernidad no son necesariamente una expresión del fracaso de la modernidad, sino manifestación de nuestra modernidad periférica, son nuestra manera especifica de entrar en la modernidad (4). Los intentos de modernización, añade, han sido retos y frustraciones de nuestra adversa andanza hacia este proyecto de nación. Los saldos de estas

PAGE 162

oleadas han sido desiguales y en su mayoría de las ocasiones contradictorias, sin embargo, en su conjunto han conformado una ruta propia de la modernidad en México (Legorreta Zepeda 4). La modernidad, según Néstor García Can clini, se ha instalado en

PAGE 163

CHAPTER 5 LA MUJER Y EL NEOLIBERALISMO Los retos en el espacio público y dom é stico La implementación y el desarrollo del programa económico neoliberal ha coincidido con la apertura democrática en América Latina (Shutte 191). Los movimientos feministas han tenido un papel fundamental en estos avances democráticos y en los efectos de estos avances en el mejor amiento de las condiciones democrática ha incrementado los derechos de los ciudadano s incluyendo a las mujeres, las condiciones socioeconómicas para ejercer estos derechos han empeorado. Es preciso preguntarse, por lo tanto, si pueden los ciudadanos en general y las mujeres en particular gozar de estos derechos civiles y políticos cuando sus condiciones socioeconómicas están empeorando. O ¿puede existir la democracia si no se cubren las necesidades básicas de la mayoría de la población? Este capítulo tiene como propósito reconsiderar las asunciones sobre la relación entre la democracia y e l desarrollo socioeconómico con respecto a la situación de la mujer en Latinoamérica, especialmente en México. Para lograr este objetivo, se examina el papel que ha tenido la esfera pública en la emancipación de la mujer y por qué a partir del neoliberalis mo y las nuevas formas de subordinación femenina, la agenda feminista ha encontrado la necesidad de re conceptuar este espacio. Se examinan, además, las críticas principales de la agenda feminista hacia los programas económicos neoliberales implementados e n Latinoamérica a partir de la década de los ochenta.

PAGE 164

Primero es preciso destacar que el espacio público se caracteriza por las instituciones que constituyen una nación tales como las leyes, la economía, y la política (Simon Kumar 487). La esfera privada, por otro lado, se refiere al trabajo de reproducción social que incluye el cuidado de los niños, cocinar, limpiar, y mantener un hogar saludable y seguro (Shutte 189 190). Tradicionalmente las mujeres se han considerado, en palabras de Rachel Simon Kumar, the nature of their roles in the Third World, stand to be adversely affected by policies that disregard their work in the private/rep roductive/n on Los recortes en educación, sanidad y servicios sociales prescritos por la agenda neoliberal las están dejando en completo desamparo. Miriam Palacios destaca que el modelo neoliberal funciona si la mujer toma la res ponsabilidad de apoyo a la comunidad que el Estado abandona (79). Señala que women will take on the roles of community support that the state abandons; it assumes that women will manage someho w to feed, clothe, and educate their children, while tending to the sick and earning the own interests in order to sustain a system which oppresses them. (79) Es evidente que, según la lógica neoliberal, se ignora y se devalúa el trabajo de reproducción realizado mayoritariamente por la mujer, ya que éste no registra un valor monetario en la economía. En el neoliberalismo, según Georgina Waylen, a la mujer no se le considera un indiv iduo, ya que se incluye en la categoría de la familia y la esfera privada (99). Teniendo en cuenta que la mujer está sobrerrepresentada en el trabajo de reproducción, el interés de la agenda feminista se enfoca en analizar las causas del

PAGE 165

porqué el trabajo femenino se considera invisible o devaluado por la política neoliberal (Shutte 187). Si a la mujer se considerara individuo, según Waylen, esto implicaría una reestructuración radical de la familia que destruiría las bases en las que se asienta la política neoliberal (99). Por lo tanto, la agenda feminista rechaza el neoliberalismo por sus bases teóricas y sus implicaciones prácticas que intensifican la subordinación de la liberalism the antithesis of the Si bien la esfera privada se caracteriza por ser un espacio que crea y perpetúa la subyugación de la mujer, la esfera pública representa el espacio que provee las condiciones para su emancipación. En base a estas conje turas, la agenda feminista se ha enfocado en incorporar a la mujer en el espacio público con el fin de que ésta adquiera mayor visibilidad política, económica y social. A partir de la implementación del neoliberalismo, sin embargo, la creencia de que la mu jer podría obtener su emancipación en el espacio público se está desvaneciendo (Simon Kumar 486). Los programs de ajuste estructural han sido nefastos para los sectores empobrecidos y particularmente para las mujeres pobres en Latinoamérica. Las mujeres qu e se han incorporado a la fuerza laboral y han logrado sobrevivir en una economía neoliberal al registrar un valor monetario por su trabajo, tampoco han mejorado su situación. Si bien la esfera pública se consideraba el espacio idóneo para lograr la emanci pación de la mujer, la agenda neoliberal ocasiona nuevos desafíos que crean la necesidad de re conceptualizar la esfera pública. Como bien dice Simon

PAGE 166

withdrawing from a range of social development programs, the public sphere tends to be En el caso de las mujeres de clase media, los estudios indican que su entrada al mercado laboral había sido facilitada gracias a la expansión de la educación y el continúo declive de la ferti lidad en México (Parrado 329). Si bien el sistema educativo había sido una avenida principal en la incorporación de la mujer a la esfera pública, este patrón, sin embargo, ha encontrado un alto debido a los programas de ajustes estructurales (330). Por ejemplo, entre 1982 y 1998, los salarios en el ámbito de la educación cayeron un sesenta y siete por ciento al punto de alcanzar los salarios de ocupaciones manuales (Parrado 331). El deterioro de los salarios representó un golpe bajo para los avances que había co nseguido la agenda feminista en su lucha por la emancipación femenina en la esfera pública. Otro cambio traído por las políticas económicas neoliberales es que en el intento por maximizar las ganancias e incrementar eficacia, las empresas privadas en Méxic o redujeron el número a más de la mitad de empleados profesionales. Teniendo en cuenta que las empresas constituían una fuente fundamental de empleos para la mujer en ocupaciones formales y administrativas (Parrado 331), las empleadas se ve profundamente a fectada por el desempleo en el ámbito empresarial. El desempleo a nivel nacional causa que ésta descienda en la jerarquía laboral al verse obligada a buscar empleo en otras áreas relacionadas con el trabajo doméstico y ocupaciones manuales.

PAGE 167

En el caso de l a mujer de clase baja, la industria de la maquiladora afectó las oportunidades ocupacionales. Mientras esta industria ha incrementado la representación femenina en el mercado laboral, este incremento no ha sido en los trabajos profesionales y de administra ción, sino en los empleos de mano de obra y el s condiciones laborales en las maquiladoras son pésimas para las mujeres ya que estereotipos de género se utilizan como técnica de disciplina laboral. Cravey señala que una de estas técnicas consiste en contratar a un hombre como director de planta para que dirija a un grupo de mujeres las cuales pueden sufrir el ac oso sexual de sus jefes. Si las mujeres no se resisten al acoso, se les premia. Si se rehúsan, sin embargo, se les amenaza con despedirlas (7). Es preciso, por lo tanto, enfatizar las palabras de Cravey cuando dice (7). Mientras el objetivo feminista es incrementar la presencia de la mujer en la esfera pública como medio de conseguir su emancipación, su presencia en los trabajos caracterizados por las peores condicione s laborales presenta nuevos desafíos. Si bien la globalización ha fomentado la incorporación de la mujer al trabajo, su posición socioeconómica es aún más precaria (Parrado 329). Este fenómeno global ha creado una nueva clase la cual consiste en un proleta riado femenino consignado a pésimas condiciones laborales. Los trabajos que las mujeres toman son los menos deseables, en los sectores informales, o empleos de tiempo parcial sin seguridad social ni

PAGE 168

beneficios de salud (Jaquette 335). En palabras de Jane S region [Latinoamerica y Europa Oriental] would argue that privatization has put ha fracasado por no ser capaz de crear condiciones igualitarias para que las mujeres se integren a la economía neoliberal sin seguir siendo subordinadas (188). Dado el papel de la globalización en el incremento de las desigualdades tanto de clase como de género, es necesario analizar, en palabras de Simon ay in which women are constructed by and within the public sphere in societies where globalización han transformado el carácter de la esfera pública y han creado la necesidad de re definir este espacio en relación a los efectos de la emancipación de la mujer. En este capítulo, se analizan las crónicas de Cristina Pacheco que abordan los efectos del neoliberalismo en la mujer de baja clase social. Se analizan especificamente los perso najes de las prostitutas, las vendedoras ambulantes y las costureras que representan mujeres que salen al espacio público para encontrar un nuevo tipo de represión. La liberalizaci ó n comercial en La implementación del neolibera lismo que comenzó en los países anglosajones en la década de los setentas se ha expandido mundialmente. Al igual que México, Asia Oriental implementó políticas neoliberales transformando drásticamente sus economías. China se ha convertido en parte importan te del sistema global de comercio en las últimas décadas. A partir de 1978, Deng Xiaoping tomó el control de Partido Comunista en China e introdujo un conjunto de reformas que abrieron las puertas al

PAGE 169

proceso de la globalización (Wu 218). A pesar de la aper tura económica, no se implementaron reformas substanciales en el sector de comercio hasta que este país solicitó ser miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en julio de 1986 (Wu 218). Los controles sobre el comercio extranjero se relajaron pa ulatinamente en las dos décadas y finalmente le dieron ímpetu cuando China se unió a OMC en 2001 (Nolan 2). El resultado de la reforma ha sido un crecimiento económico explosivo y más duradero que jamás se ha visto en la historia (Nolan 2). Por otro lado, Taiwán fue aceptada al OMC en enero del 2002, pero desde la década de 1980 este país había emprendido una liberalización unilateral (Chandra 79). El levantamiento de restricciones comerciales para facilitar la exportación tanto de Taiwán como de China prod ujo un fuerte crecimiento exportador de productos a bajo costo. El resultado fue y sigue siendo un flujo de productos provenientes de Asia Oriental que representan una amenaza para la industria nacional y provocan el cierre de pequeñas empresas tanto en Mé xico como en otros países del mundo. La rueda de la fortuna (1993) registra la manera en que la apertura comercial ha transformado la economía y la vida de los ciudadanos, especialmente la de las mujeres. Esta crónica consis te de nueve secciones o la sensibilidad por los desfavorecidos. Mientras Teresa es vendedora de juguetes en un puesto en la calle, Pacheco es una vendedora de historias que encuentra en la calle. A Teresa le beneficia

PAGE 170

esta apertura porque puede vender los artículos de mejor calid ad y a precios más [a los consumidores] mucho la atención. ¿Por qué? Pues porque son mejores y 127). A pesar del beneficio que trae a su vida, Teresa, al igual que la autora, se preocupa por los demás y crítica estas políticas de libre mercado que crean una disparidad económica en México. Pacheco proyecta su conciencia crítica en su máscara literaria de Teresa quien a pesar de ser una ven dedora de juguetes muestra amplios conocimientos acerca de las trasformaciones socio económicos del país. Teresa expresa lo siguiente sobre la vamos? ¿a revender lo que hace n otros países en vez de producir lo que vayamos principal de la autora como escritora que está social y políticamente comprometida. La industrialización por sustitución de importaciones. Aquí Teresa, en un lenguaje sencillo, hace referencia al desmantelamiento del nacionalism o económico , y refleja una nostalgia por el modelo proteccionista. A diferencia del neoliberalismo, el modelo anterior protegía y fomentaba la industria nacional dando empleo a muchos trabajadores mexicanos. La nostalgia que Teresa exhibe por el desmantela miento del nacionalismo va aunada a su preocupación por la pérdida de tradiciones, costumbres y valores. La

PAGE 171

apertura comercial no sólo abre las puertas a productos hechos en el extranjero, sino que trae consigo nuevas ideas, valores y gustos. Los jugue tes taiwaneses que vende Teresa le quitan el trabajo a miles de empleados cuyas empresas para las que trabajan no pueden competir con los bajos precios y se van en bancarrota. Estos artículos, además, fomentan el consumismo y el gusto por la cultura estadounid ense. El título de Clos como un poderoso símbolo cultural que encarna las ideas capitalistas. Pacheco representa a Santa como una creación por parte de las élites cultur ales y los intereses comerciales que tienen como propósito fomentar el consumismo. Santa Clos es un icono de la ostentación de los que tienen recursos ya que mientras unos gozan abundancia y variedad de productos, otros han perdido sus trabajos y sus negoc ios. La preocupación de la autora por la desigualdad económica la proyecta en el personaje de que se vieron en la necesidad de cerrar de la Navidad están siendo rempla zados por aspectos comerciales. En 1990 año de marchas, hambre, despidos, carestía, cierre de pequeñas industrias las deidades en forma y nombres extraños : Lovable Kids, Funny Hypo Telephone, California Sun Club, Motor Cycle, Magic Fountain, Police Jumbo Cycle, My Beauty House, Police Patrol, Katate Turtle Warriors, Ninja Ryder, Air System, Real Chocolate . Temperatura (122). En este segmento vemos la fecha de 1990 la cual es un año en que la apertura comercial empieza a tener efectos en la economía y en la sociedad. La enumeración de sofisticados juguetes intenta reflejar la idea de acumulación que caracteriza al

PAGE 172

neolib eralismo. Sugiere, además, el adoctrinamiento ideológico dirigido a los niños. Si bien el juego es una base indispensable en su aprendizaje, los juguetes que reflejan la cultura estadounidense les inculcan valores extranjeros, en este caso la violencia. Lo s juguetes orientados a las confrontaciones bélicas promueven la naturalización de la sobre el impacto de los nuevos juguetes en los niños mexicanos quienes se han convert seguro de que un niño le damos a escoger entre una figura de Walt Disney La Cenicienta o Blancanieves y una ametralladora o una patrulla, elegirá cualquier de estos dos jugue cultura mexicana. Si bien México se había caracterizado por su resistencia cultural a través de las políticas proteccionistas, la apertura comercial está promoviendo la aculturación en todos los órdenes de la vida. La autora muestra en esta crónica, y a través de su obra, su interés especial presenta a Doña Rosa, una madre soltera que lucha incansablemente para sacar adelante a sus dos hijos. Teniendo en cuenta que las mujeres han sido uno de los grupos que ha experimentado mayores cambios dentro del nuevo orden mundial, es te personaje representa a una mujer que ha encontrado nuevas oportunidades de desenvolverse en el espacio público. Anteriormente ella cuidaba niños y lavaba ajeno

PAGE 173

(124) en la zona comercial de Tepito. Doña Rosa rompe con los roles asignados a la esfera privada, como son las labores domésticas, para adquirir un rol propio en la esfera pública. Su satisfacción personal es evidente cuando la narradora expresa que se si desarmar puestos es generalmente un trabajo masculino. Doña Rosa es un ejemplo de una mujer que ha vencido todos los obstáculos y ha logrado convertirse en una mujer independiente y fuerte. Su personaje, como una mujer de destacada fuerza física, además, desafía las ideologías dominantes que representan a la mujer como físicamente débil. Si bien la may oría de la obra de Pacheco se caracteriza por la presentar a mujeres fuertes que se desenvuelve n a la par de los hombres en el espacio público. La globalización, en conclusión, genera la integración de los países del mundo por medio de la unificación de mercados, sociedades y culturas. Este proceso, además, hace que la comunicación y las relaciones se consoliden en un mercado y cultura contacto con los productos y la comida china le ha creado una curiosidad de conocer el co nada de aquellos rumbos pero el país me interesa gracias a lo que sé de la comida china. Me gusta. La he probado en varios ocasiones, sobre todo cuando voy a Texas me gustar entrar en los restaurantes

PAGE 174

(131). La comunicación e interdependencia entre los países que están unidos por la existencia de un mercado global genera la pérdida de valores culturales locales. La autora no sólo crítica la pérdida de las ricas tradiciones mexicanas, sino también la rá pida adaptación de hábitos y costumbres extranjeros. El acelerado proceso de cambios a nivel mundial, por lo tanto, repercute en las fuentes de empleo, los patrones de consumo, los valores culturales y las relaciones sociales de lo países que se han embarc ado, al igual que México, en el proyecto de la globalización neoliberal. La prostituci ó n en Una premisa fundamental del neoliberalismo es que el Estado interviene menos en las acti vidades económicas de las naciones y, por lo tanto, los individuos tienen más agencia en un sistema de libre mercado. Si bien el Estado se retiró de diversos sectores de la económica, en el caso de la industria del sexo fue todo lo contrario. El incremento de la intervención estatal en la regularización y control de la prostitución tiene como objetivo traer al mercado moderno formal una actividad económica que existía fuera de su control. Sheila Jeffreys en Industrial Vagina (2009) considera que en la era n economic and social forces to become large scale and concentrated, normalized and Galáctic a en el estado de Chiapas es una parte del proceso global de expansión del capitalismo. En esta zona, construida en 1991, el sexo es regulado y controlado por el Estado. Patrocinio González Garrido, el gobernador responsable de la creación de esta

PAGE 175

iewed state regulated prostitution in neoliberal Chiapas as a path to modernity Si bien el control y la regularización de la industria del sexo tiene beneficios para las trabajadoras, también hay quienes lo consideran dañino. L as teóricas feministas están divididas en cuanto a si el mercado de la sexualidad es dañino o beneficioso para see prostitution as a profound symbol of the degradation a nd domination of women, whereas others see prostitution as merely unconventional and sometimes demeaning work that nonetheless women should be allowed to choose (82). Algunas feministas consideran que la prostitución es un trabajo como cualquier otro y co nsideran que es necesario concentrar la atención en mejorar los derechos laborales de estas trabajadoras del sexo. Las trabajadoras sexuales, según este punto de vista, deben incluirse a la sociedad dominante para que puedan gozar el mismo estatus legal y estándares laborales que cualquier otro trabajador. Por otro lado, otras feministas ven la prostitución como un oficio degradante y opresivo que refleja el estatus inferior social y político de la mujer (Pateman 207). En sus crónicas, Pacheco toma esta sen sibilidad feminista y representa la prostitución como el máximo emblema de la subyugación de la mujer. Para mirar a lo lejos (1989), la autora critica la imposición de una supuesta modernización del comercio sexual en una sociedad sumamente patriarcal. En México, un país caracterizado por su influencia católica y estrictos códigos morales, la mujer es altamente estigmatizada si transgrede las limitaciones sexuales asignadas socialmente a su identidad. El análisis de esta s ección,

PAGE 176

se muestran las consecuencias negativas de la regularización de la prostitución. En Los trabajos perdidos (1998) se establece un punto fundam ental que la autora reitera consistentemente a través de toda su obra. Éste es que la prostitución no es una decisión de voluntad propia, sino que es mayormente la única forma que miles de mujeres tienen para sobrevivir. Debido a esto, la imposición y mode rnización de la industria del sexo pone en peligro su anonimato, algo que las prostitutas valoran y quieren mantener para proteger a sus familias del estigma social que existe contra ellas. itutas llamadas Belén y Esther que hablan sobre la modernización del comercio sexual, específicamente la implementación de zonas de tolerancia. Esther se queja con su más dinero y ahora para colmo han discurrido que van a concentrarnos en una dizque para una prostituta y, por lo tanto, es una intromisión de la autora en el diálogo de su person aje. Esta problemática es recurrente en su obra y se elaborará más a fondo en a los policías de extorsión, un comportamiento corrupto que es generalmente aceptado por la sociedad. La prostitución no es ilegal en México, pero sí es regulada. Las prostitutas deben registrarse con el gobierno local y deben someterse a los exámenes requeridos (Curtir y Arreola 338). Belén y Esther perciben la zona de tolerancia como

PAGE 177

una nu eva forma de control. Cuando Esther le pregunta a Belén qué opinan las demás más; pero claro, lo disimulan pintándola muy bonito y diciéndonos que esa será nuestra calle; que no tendremos bronca con la política, que podremos exhibirnos en las vitrinas prometen sea verdad, la zona de tolerancia les causa una preocupación. El anonimato de su oficio es m uy importante ya que les sirve para proteger a sus familias del estigma social que exite contra la s personas que ejercen este oficio. Debido a que la prostitución no es para muchas mujeres una decisión que se toma por voluntad propia sino por necesidad, és tas prefieren que su oficio se quede en el anonimato. La violencia y la corrupción policial contra la prostituta también se presenta en tras una persecución policial. El lector ve a la prostituta a través de la perspectiva de un maestro que le cuenta a un antiguo estudiante sobre ella. El hecho de que sea un hombre instruido el que cuenta la historia le añade legitimidad al relato. El maestro le habla sobre la razón de clientela en la delegación donde tenía permiso de trabajar la obligó a venir acá. Los (192). Si bien la regu lación crea prostitutas legales que trabajan en zonas asignadas, también crea otras ilegales que, por diversas razones, se saltan las reglas. Su condición ilegal las hace aun más vulnerables al acoso y violencia de los policías cuyo deber es precisamente l o contrario, proteger y ayudar a los ciudadanos. El maestro

PAGE 178

policía pidió su turno. Le tocó buscarle en los bolsillos del pantalón mientras el otro reía. Como tampoco encontró nada, decidieron bajarle el cierre para ver si ocultaba algo uso indebido del poder policial especialmente contra la prostituta es un tema recurrente en la por la sociedad, la autora lo cri tica agudamente. Para mirar a lo lejos Los trabajos perdidos , Pacheco establece e l punto fundamental de que la prostitución no es una opción. La autora no presenta ningún ejemplo de una mujer que ejerza la prostitución por gusto. Se escencializa a la prostituta como una mujer que está obligada por su precaria situación económica a vend er su cuerpo. La mayoría de los personajes que se convierten en prostitutas son mujeres que han inmigrado a la ciudad de México en busca de oportunidades económicas. Su falta de preparación y educación conduce a que estas mujeres caigan en el ambiente de l a prostitución. Estas situaciones hacen eco a Santa (1903) de Federico Gamboa, una obra canónica en las letras mexicanas que se inscribe en la tradición literaria naturalista. Al igual que el personaje de Santa, provincianas que llegan a la ciudad en busca de oportunidades y caen en las garras explotadoras de la ciudad moderna. debido a que ya no tienen ni para comer. Cada vez que ésta encuentra un cliente, su

PAGE 179

esposo tiene que salirse con los niños para que la mujer pueda tener relaciones sexuales. El cliente no es consciente de lo que está pasando pero cuando ella le cuenta que el hombre que salió era su ma rido con sus hijos, éste se avergüenza Llegamos aquí hace cuatro meses. Un compadre de Nico le escribió que en La Merced había mucho trabajo, que aunque fuera un puestecito podríamos tender en la calle. Pero nada. .. Ya se nos acabó el dinero, no tenemos ni para regresarnos al pueblo. Yo no sé trabajar, nunca he sido más crítica que la autora hace a través de su obra contra la falta de preparación y educación de las mujeres. Desde pequeñas son socializadas para asumir su rol de madre y esposa en una sociedad patriarcal que no ofrece otras alternativas. Inútiles en el espacio público, a muchas de estas mujeres no les queda más remedio que recurrir a su rol de amante y seguir complaciendo los deseos sexuales del hombre para subsistir económicame nte. Dado que el neoliberalismo ha creado un deterioro de los derechos laborales y la seguridad social, tanto hombres y mujeres han quedado margi nalizados. La marginalización del hombre que tradicionalmente ejercía el papel de proveedor ha restructuring practices have intensified women's triple burden of reproduction , Alejandro, el cliente, salió del cuarto, ve al esposo de la prostituta con su hijo y una

PAGE 180

(133). El tono melodramático, que tiene como propósito evocar el llanto, enfatiz a el daño económico y moral que el desmantelamiento de los programas de beneficio social causa a la población. Este sentimentalismo exagerado con el que se presentan las situaciones en la obra de la autora se elaborará más adelante en la conclusión de este proyecto. La experiencia de placer que el cliente esperaba vivir se convirtió en una conscientización. El lector ve la situación a través de los ojos de Alejandro, quien al igual que él, toma conciencia de la situación tan humillante que vive la p rostitut a, su marido y su hijo. Las crónicas de Pacheco, en conclusión, presentan la precaria situación económica como la razón principal por las cuales las mujeres se prostituyen. La autora desenmascara al sistema hegemónico como la entidad que crea a la prostitu ta y a la misma vez la estigmatiza. La crea porque el Estado fracasa en distribuir equitativamente los recursos económicos obligando a las mujeres de clase baja, sin educación y sin preparación a caer en la prostitución. A pesar de que es éste un oficio de mandado, protegido y fundamental en la economía, la sociedad estigmatiza a la prostituta. En México, el imaginario cultural se caracteriza por el modelo de la mujer virginal y madre santa el cual la prostituta no cumple. Uno de los textos que han contribui se ha mencionado anteriormente, es Santa . La prostituta protagonista en este texto se representa como símbolo de decadencia moral que no tiene cabida en la conformación

PAGE 181

de la sociedad porfirista. Debido a este imaginario social que señala a la prostituta como pecadora, en la obra de Pacheco, las prostitutas prefieren que su trabajo se quede en el anonimato. Las zonas de tolerancia, por lo tanto, se encuentran con este obstáculo difícil de vencer. Mientras los hombres no reciben sanciones económicas ni morales por el abandono de los hijos, las mujeres son estigmatizadas si caen en la prostitución a pesar de que, la mayoría de éstas, están cumpliendo sus obligaciones de madre y la s de los padres también. El mensaje fundamental que dejan estos textos al lector es que las mujeres son frecuentemente las que reciben los costos económicos, sexuales, psicológicos y morales en una sociedad regida por el sistema patriarcal. L a v oyeuse en A lo largo de la historia, las mujeres han quedado reducidas a meros objetos que reflejan el deseo masculino. La mujer se ha convertido en el otro del hombre y se le ha negado el derecho a su propia subjetividad. Dado que la li teratura han ignorado la visión de la mujer, el lector no ha tenido más opción que identificarse con el protagonista masculino quien ejerce una mirada activa y controladora sobre un objeto pasivo femenino. Debido a esto, la mujer se ha visto así misma a tr avés de los ojos del La última noche del tigre (1987), Pacheco subvierte la centralidad y la naturalización de la mirada masculina. La mirada femenina en esta crónica no sólo subvierte la clásica imagen del voyeur masculino, sino también desmantela la asimetría de poder que existe entre los h ombres y las mujeres. En esta crónica, la protagonista llamada Justina es una costurera que fabrica ropa para santos y es una mujer sumamente religiosa. Justina tiene miedo de salir de

PAGE 182

asomarse por la ventana y observar todo lo que pasa en la calle. Desde su casa, puede cuenta que tradicionalmente las narrativas clásicas están hechas a la medida del deseo masculino, la caracterización de Justina como una mujer que controla lo que mira representa una transgresión. La mujer se convierte en sujeto y el lector tiene la capac idad del ver el mundo mediante la subjetividad femenina. A través de los ojos de Justina el lector observa el desarrollo desigual de la ciudad en la que se manifiesta el proceso acelera do de la urbanización. E sta ve el crecimiento físico de la ciudad en la neoliberales del espacio urbano registran nuevos cambios y sujetos sociales. A pesar del me joramiento espacial de la ciudad, la situación socioeconómica de la gente va empeorando ya que Justina observa pobreza y desocupación. Justina es una mujer transgresora porque rompe con distintos estereotipos que tradicionalmente se le han atribuido a la m ujer. Ella es independiente económicamente, nunca se casó y no tiene hijos. Además de no seguir el rol que le dicta la sociedad por ser mujer, empieza a experimentar su emancipación sexual. Debido a que no tiene obligaciones matrimoniales o como madre, tie ne tiempo libre de explorar su sexualidad.

PAGE 183

96). inquieta, la estremece, la excita al grado de que ti Dado sus creencias religiosas, Justina se siente sucia por sentir deseo sexual. Cuando visiones la fascinan y la alteran, le producen un mareo del que despierta con el propósito de pedirle perdón a Santa Lucía 'que no tarda en castigarme por curiosa. Dirá que si cuida mis ojos es para que los utilice bordando o tejiendo la ropa de los santos y no para pon Santa Lucía es la patrona de la vista y es a ésta santa a la que se encomendaban las modistas que se dañaban la vista cociendo con la luz de la velas. Justina es una costurera cuya visión de sus ojos está empeorando progresivamente, lo que explica su devoción por est a figura religiosa. Su deseo sexual que se despierta cuando observa lo que sucede en la cal le la hace sentirse culpable y no logra escapar de la influencia de su formación religiosa. A pesar de esto, la transgreción sexual está hecha e invita al lector a o bservar otro modelo de mujer, transgresora y capaz de disfrutar su sexualidad. Justina sigue satisfaciendo su deseo de mirar a la calle cuando de repente ve a una prostituta. [L]a joven: vestía pantalones ajustados y camiseta blanca que dejaba al descubie rto su cuello y su brazos. El sol, daba a su piel un tinte seductor que inquietó a r sentir fascinación ante los agravios de la muchacha: sus faldas volaban con el viento,

PAGE 184

sus pantalones se pegaba a la forma de sus caderas, su blusa siempre ceñían con e segmento, es estereotípica ya que es la imagen que los hombres esperan ver en una prostituta. El hecho de que sea una mujer la que la observe de esta manera, sin embargo, desnaturaliza la centralidad que tradicionalmente ha tenido la mirada masculina. La mirada crítica de Justina, además, cuestiona la construcción del disfraz especiales, inesperados: un moño y una flor, una pluma, una ramita verde. Sólo de mirar los tacones s obre lo que la joven se balanceaba le producían a Justina calambres 97). En el cuerpo adornado y sacrificado de esta mujer de la calle se inscriben las relaciones desiguales de poder entre los hombres y las mujeres. Esta mujer encarna el disfraz de feminidad que, aunque menos sensual, las mujeres a diario llevan para satisfacer el deseo del hombre. Justina, intrigada por enterarse más sobre la vida de esta mujer de la calle, decide entrar al mundo que e stá observando. Cuando ve que un policía la arresta y que la muchacha tira su bolsa a un basurero, la anciana no soporta su curiosidad y va en busca del bolso. Sin embargo, Justina pronto se da cuenta de que lo que tiene es una imagen preconcebida y juzga a la prostituta sin conocerla. Aquí su nombre, Justina, funciona como una ironía ya que su actitud es injusta contra la mujer de la calle.

PAGE 185

referencias a las razones por las cuales esta mujer ejerce la prostitución. Sin embargo, re que la prostituta es probablemente madre, que está a la de sesperante situación e conómica. Es evidente en este texto, por lo tanto, la subverción del arquetipo de la mujer ve obligada a hacer. Se subvierte, también, el arquetipo de mujer santa y virginal , encarnado por Justina, que experimenta con su sexualidad. La figura de la prostituta en la obra de Pacheco se trata con empatía y compresión. Mientras ésta se caracteriza como víctima del medio en el que vive, los policías representan la corrupción y la persecusión de los policías quienes las sobornan para no meterlas a la cárcel. Leticia de habe insinuación de que deja algún hijo en casa. En estas crónicas, las prostitutas son mujeres buen as, víctimas de la miseria que las arroja al otro extremo del papel de mujer virtuosa que anhelaban desde la infancia. Estas mujeres, a pesar de su oficio, en su interioridad siguen siendo mujeres ingenuas y honradas. Si bien Leticia huye de los policías y de tolerancia porque quieren mantener su anonimato y su imagen de madre buena y

PAGE 186

buena madr e y esposa, y se sacrifica prostituyéndose para evitar que su familia se muera de hambre. Por otra parte, Justina, quien encarna el arquetipo de mujer santa y virginal, desafia varios aspectos de su rol femenino. La mirada de esta voyeuse que observa el es pectáculo urbano a través de la ventana excibe elementos patriarcales que condenan cualquier desviación del código moral establecido. Debido a que su voyeurismo involuntariamente le hace sentir placer, ésta se siente que se encuentra en pecado. El personaj e de Justina saca a relucir la manera en que las expec tativas y restricciones asignada s a su rol de mujer son una construcción patriarcal. Aunque el texto finalice sin que sus valores cambien, su intento de emancipación sexual es evidencia de que ha habido una transgresión. Las costureras y el terremoto del 85: Entre cifras ofic iales y lenguaje metafórico en Zona de d esastre Ni siquiera es ta catástrofe convence a los tecnócratas de corregir el rumbo. Macario Schettino, México: Problemas sociales En 1982 Mi guel de la Madrid fue electo presidente de la República Mexicana y con su elección surgió un cambio en la política económica del país. Este mandatario minimizó el gasto público y fomentó una economía de mercado y la inversión extranjera. Si bien este tecnó crata no tuvo ninguna escrúpulo en recurrir al extranjero para promover el progreso económico del país, durante el terremoto de 1985 éste no fue el caso. De la Madrid rechazó la ayuda que Estados Unidos le brindaba para asistir a los damnificados del terre moto de 1985 en México (Kirkwood 193). Este movimiento

PAGE 187

sísmico, de magnitud 8.1 en la escala de Richter, afectó varios estados, pero la región que recibió más daños fue la densamente poblada Ciudad de México (Werner 179). Ubicada en una zona altamente sísm ica, la ciudad sufrió una de las peores catástrofes naturales de su historia. La cifra de muertes que más se maneja es la de 10,000 fatalidades, aunque otros estimados son de 5,000 y se extienden hasta 20,000 muertos (Werner). Los mexicanos no sólo sufrier on la desaparición de sus familiares, amistades y conocidos sino que también se enfrentaron a la inacción del gobierno. Una vez que De la Madrid asumió la gravedad del terremoto, éste pidió ayuda de organizaciones públicas, nacionales e internacionales per o ya habían pasado días, días que habían sido cruciales para tanta gente que perdió la vida dentro de los escombros. Ante la ineficacia e ineptitud del gobierno, los cronistas tomaron su rol social para desafiar los discursos oficiales y escribir sobre la perspectiva de las víctimas. Zona de d esastre (1986) de Cristina Pacheco es un texto que presenta la tragedia que experimentaron los sobrevientes en este devastador terremoto. En esta sección se analiza la convivencia entre cifras y datos concretos sobre l a catástrofe y un lenguaje metafórico que representa al terromoto como un derrumbe de edificios que deja al descubierto las injusticias a las que habían estado sometidas cientos de costureras. El texto presenta una voz narrativa que ofrece datos y cifras o ficiales, fechas, horas e incluso minutos precisos de los acontecimientos. Esta información objetiva, a su vez, se va desarrollando con valoraciones subjetivas de la narradora. En la crónica o propio de un periódico.

PAGE 188

Estas cifras concretas que han pasado a ser parte de la historia sobre el terremoto se mezclan con técnicas narrativas que le permiten a la autora reconstruir hechos y humanizar la s cifras. En esta misma crónica, la ciudad es la protagonista y se presenta como un animal gigante al que sus compadecernos cuando la cegaban y mutilaban, sin hablar en s u nombre cuando la El terremoto se ve como esa herida que saca a relucir un mundo de injusticia y desigualdad social. Esta gente marginada vivía no se sabía que esta ciudad multiple, fragmentada, caótica a la que jamás fue posible imponerles un estilo, no logró unificarla ni siquera el desastre. Los pobres muri eron o lo perdieron todo; los ricos quedaron ilesos y a salvo (13). frases y expresiones met afóricas se yuxtaponen con datos concretos sobre las

PAGE 189

Circunvalación, Izazaga, 5 de Febrero, Netzahualcóyolt, San Antonio Abad y muchas otras calles de la ciudad adquiri eron aspecto de zonas bombardeadas. Junto a los escombros y ruinas apareció algo nuevo, vigoroso: los grupos de mujeres, de (42). Aquí se expone la noticia de que los barr ios más afectados fueron coinsidentemente los más pobres y los que se caracterizaban por la presencia de mulitples talleres de costuras. También se presenta la imagen metafórica de un despertarar de conciencia que sale de entre los escombros para unir a la s costureras que ahora exigen sus derechos. denuncia la falta de solidaridad de parte de los dueños de la fábricas quienes se preocupaban más por recuperar sus bienes mater iales que por la vida de sus terminaran de sacar rollos de tela, cajas fuertes, máquinas más valiosas para algunos patrones que la vida de quienes con sus trabajo los enriquecie alude a la insensibilidad gubernamental que se destacó durante los días después del terremoto. El gobierno mexicano envió al Ejército, no para ayudar a rescatar a la gente, sino para proteger las fábricas (Kirkwood 203). En vez de asistir con el recate de los cuerpos, los militares ayudaron a los dueños de fábricas a recoger la maquinaria (Kirkwood 203). La insensibilidad tanto del gobierno como de los empresarios llegó a su límite cuando los dueños de las fábricas utilizaron maqui naria pesada para recuperar sus bienes industriales aumentando la cifra de costureras muertas.

PAGE 190

de la primera por un asterico, la autora utiliza un yo personal y se dirige al l ector Luz porque le pareció de una voz representativa. En esta entrevista ésta cuenta s u vida llena de obstáculos y penurias debido a la pobreza. El día del sismo, sin embargo, fue el día que se desplomó también su inocencia. Esta costurera pertenecía a un sindicato el terremoto, al verse desprotegida y sufriendo los abusos de su patrón, se queja que que, la verdad, nunca nos obligaron a que fuéramos a manifestaciones, a que votáram os por tal o cual partido. Nada de eso, ni tampoco nada de vida sindical. Con decirle que nunca tratábamos directamente con nuestra representante. Todo lo l que vivían antes del muchas veces sin descanso, sin seguridad, sin higiene En esta crónica, además, se desarrolla la manera en que el ter remoto les brindó la oportunidad de quitarse la venda de los ojos y le dio la fuerza para unirse y luchar por sus derechos. Su ira se convirtió en un sindicato y María de la Luz cuenta sobre la iantes de la UAM [Unviersidad Autónoma Metropolitana] Azcapotzalco y ellos nos enseñaron a

PAGE 191

organizarnos gracias a ellos vamos a formar un frente de apoyo para las costureras del antes los que ayudaron a las costureras sino que también recibieron consejería de los grupos feministas. Victoria E. Rodríguez comenta que la revista fem hizo una subasta de joyas que donaron mujeres de clase media alta y cuya recaudación de fondos fue des tinado a la organización del sindicato (78). Este sindicato, producto de la colaboración entre las trabajadoras de costura y sus asesoras feministas (Rodriguez 78), fue liderado por Evangelina Corona. Pese a que sólo cursó tercero de primaria, ésta ocupó u n encaño en la Cámara de Diputados, fue legisladora, y hasta llegó a contradecir al expresidente La crónica titulada, a l igual que el libro, Zona de desastre (1986) subvierte los discursos que se manejaban en los medios de comunicación después del terremoto y cuestiona específicamente la manera en que se distribuyeron las medicinas y prov isiones para los damnificados. En es te relato, un grupo de damnificados, a los que no se les da nombre, se encuentran acampando en las calles en refugios que ellos mismos han improvisado. Por si fuera poca la pérdida de sus familiares y casas, la lluvia les está haciendo la vida más miserabl e aun. La protección de sus refugios, hechos de plástico, periódicos y tablas, es mínima. Uno de los damnificados les brinda diez mil tiendas de campaña de por allá, de un pa

PAGE 192

no hay más respuesta que las gotas de lluvia golpeando sobre los techos de plástico, concuerda con la realidad que están viviendo. El hecho de que la crítica se encuentre justo al final del relato le añade fuerza e implica que es el punto central de la crónica. Implícitamente se va desarrollando la ironía de que el periódico físico les sirve más que las noticias anunciando la llegada de miles de tiendas de campañas. La pérdida de fe en los medios de comunicación es evidente a tr a vés de las crónicas de Zona de desastre . La caída de estos edificios no solamente expuso las condiciones deplorables en la que operaban las fábricas de costura, sino también las terribles condiciones laborales a las que estas costureras estaban sujetas. E structura n arrativa de la obra de Cristina Pacheco Los especialistas de la literatura que se enfocan en la obra de Cristina Pacheco ha sido poca y los que la han estudiado han escrito severas críticas. María Helena de is not susprising that there is but scare criticism on Pacheco's work, since these tales lack formal innovation and do not fit well into specific w]ith exceptions so rare and tentative they don't bear excluye a La rueda de la fortuna al cu ficional elementos de mis cuentos son completamente ficticios, pero me entusiasma la idea de

PAGE 193

que alguien pueda creer que son compl las que estos textos se perciben como reales es por su carácter descriptivo. Se describe la realidad de distintos personajes que sobreviven en el margen del sistema dominante. La descripción de sus gustos, sus costumbres, sus valores y sobre todo las injusticias que se comenten a diario contra ellos es fiel a la realidad. Este apego a la descripción, sin embargo, ha recibido algunas críticas. Nadeau expresa que: [p]arece que el propósito de la autora ha sido de scribir la realidad de la mujer mexicana de las clases populares y na da más; no hay sugerencia de salida. Ella les ha dado una voz a es tas mujeres para que puedan reconocer los problemas compartidos por todas... ( 31) Las críticas que han estudiado sus text os como cuentos expresan la dificultad de estudiarlos dentro de este género literario. Gloria Pardo Garduño, por ejemplo, señala que sus narraciones no presentan una textura pl uridimensional y un carácter específicamente literario. Tal vez porque el propós ito de su autora es el d e hacer crónicas, escritos testimoniales y denunciantes concebido más por un interés documental y periodístico que por una intención estética. (121) Por otro lado, los que estudian estos textos como crónicas señalan la falta de cara cterísticas propias de ésta. Uno de los rasgos de este género, según Monsiváis, es A ustedes 13). Nadeau, por ejemplo, señala que ca si nunca se encuentra ninguna mención de fecha, lugar, ni persona real en los relatos de Cuarto de Azotea . Se sabe que todos ocu rren en nuestro tiempo por la mención de los que pertencen a la tecnología, y que tienen lugar en México porque de vez en cuand o surge una referencia a una colonia o a una calle, aunque ni ésas son comunes. (30)

PAGE 194

La conclusión de Nadeau es sobre Cuarto de Azotea pero esto se puede aplicar, con excepción de La rueda de la fortuna y algunos textos de Zona de d esastre , a toda la obra de Pacheco. Los temas son predominantemente de carácter universal tales como el amor, la soledad, el abandono, la maternidad, la desigualdad, el dolor, la pobreza, la desesperanza entre otros. Las historias podrían suceder en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento (Nadeau 30). La universalización de la experiencia y la falta de un referente real específico los aleja del género de la crónica y los acerca al cuento literario (Nadeau 30). En Palabras de mujer (1989), Gloria Prado Garduño dice que lo s textos no se inscriben ni en el género del cuento ni en el de la crónica. No escribe una relación escueta de ciertos hechos s ociales, ni produce artículos periodísticos descarnados, tampoco hace narraciones que puedan inscribirse en el género del cuento literario. Genera este discurso mi xto, estereotipado, en el que catea hechos, actitudes y posturas, con una intención e xplícita: la de encontrar una forma propia para expresar su inquietud y desacuer do con respecto a situaciones que considera deben ser den unciadas. (122) La intención de Pacheco tanto en sus cuentos como en la s crónica s La rueda de la fortuna es denunciar la opresión de los sectores marginales. Si bien en La rueda la denuncia es fuerte, en los cuentos el objetivo denunciatorio se debilita ya que su persona se esconde en un narrador en tercera persona objetivo. El uso de este narrador tiene como propósito crear un discurso objetivo y creíble para el lector. María g La rueda de la fortuna , si es el caso para la mayoría de los cuentos. La narradora objetiva en tercera persona ,

PAGE 195

crea un efecto periodístico y su función es que el lector crea que lo que se presenta es de Para vivir aquí , por ejemplo, la narradora dice: En marzo de 1976, entre miles de inmigrantes internos que a diario llegan a la capital, Guadalupe Ángeles vino a buscar empleo con sus cuatro hijos. Juan Cervantes, su esposo, quedó imposibilitado para mantener a su familia a causa de la tuberculosis contraída en las minas de Real del Monte. Para él no hubo jubilación ni indemnización. (15) Si bien, como afirma de Valdés, la narradora no emite moralizaciones o opiniones, la autora implícita sí trasmite una perspectiva específica. La autora implícita es la presencia que está detrás de lo que la narradora y los personajes dicen o dejan de decir y que de una manera u otra transmite su ideología. Como bien dice Wayne C. he is th 75). La impresión que el lector se forma del autor implícito, por lo tanto, es fundamental en la experiencia de la lectura y el uso de una narradora objetiva en tercer persona ayuda a que el mensaje ideológico se transmita al lector de una manera efectiva. El uso de esta narradora objetiva, además, es una técnica que invita a los lectores a expresar la emoción que le falta a la narradora. Debido a su falta de opiniones, la participación activa del lector es necesaria para descifrar el mensaje ideológico que el tex to quiere transmitir. Si todo se le pone enfrente al lector, según Wolfgang Iser, su participación no podría estimularse por el proceso de la lectura. El objetivo del texto es proporcionar indicaciones que evoquen lo que el texto no revela explícitamente y que el lector ejerza sus facultades imaginativas en el momento de la

PAGE 196

esposo de Guadalupe. Es el lector que reacciona y descifra el mensaje ideológico de la autora implícita. Esta reacción, que ha sido previamente estructurada, es la que revela material izes in these reactions, since Debido a que el discurso de Pacheco intenta reflejar objetividad, las críticas lo language is idomatic, witho las injusticias sociales, el uso de la instancia narrativa en tercera persona objetiva hace que su p rotesta sea generalmente débil. En el género de la crónica, como indica José Joaquín Blanco, es necesario un observador que sienta simpatía y que ofrezca sus impresiones personales s obre el A ustedes les consta 125). Este yo autorial fortalece la denuncia debido a que la narradora y la autora implícita son la misma y el lector sabe que la denuncia proviene de un yo que es una periodista informada. Algunos textos de Pacheco emplean narradores en primera persona que suelen ser obreros, prostitutas, maestros, comerciantes, madres etc. La construcción de dis tintos narradores protagonistas, sin embargo, es muy distinta al yo autorial que requiere la crónica. La crítica o denuncia de parte de los narradores protagonistas se ve

PAGE 197

limitada debido a que son personajes que representan seres marginales sin educación. En el intento por que sean personajes verosímiles, éstos no tienen el criterio para denunciar como lo puede hacer la misma autora quien es una persona culta y una periodista informada. Nadeau señala que en Cuarto de Azotea , la autora incluye sólo personaje La rueda , sin embargo, la inclusión de personajes marginales, de clase media y alta permite la co ntraposición de dos mundos y fortalece la denuncia. La presencia de estos dos extremos de la sociedad permite especificar quiénes son los denunciados. Se critican, por ejemplo, a entidades específicas como el Fondo Monetario Internacional, el Banco mundial , el Estado pos revolucionario, presidentes y ex presidentes corruptos, etc. La rueda de la fortuna es un texto distinto al resto de la obra de Pacheco. A diferencia de la mayoría de los relatos los que se caracterizan por temas universales, en La rueda la denuncia es específica y tiene un referente real. Esta colección de relatos reúne las características principales de la crónica tales como el orden cronológico, la denuncia, el yo autorial, y fechas y personas que se pueden verificar extra textualmente. E n estos relatos, la intromisión del yo es evidente y debido a esto la la voz autorial dice: En los últimos tiempos la hamburguesa a sustituido a la Coca Cola como símbol o imperial y ejemplo de la injusticia planetaria: co n la cantidad de cereales que necesita una res para producir la carne que molida forma la

PAGE 198

hamburguesa, pueden alimentarse durante días varias familias hambrientas de nuestro tercer m undo. (27) Otro ejempl México nuevo que paga por la deuda externa, por las decisiones del Fondo Monetario Internacion en la mayoría de la obra la narradora en tercera persona intenta reflejar un discurso objetivo, en La rueda la autora denuncia directamente. co refrains from using language to suggest that the misery of the world she mimics is absurd and must, finally, be seen as absurd... (139). Esta crítica, además, añade que la autora no hace uso de técnicas como la ironía para crear humor y reírse de ese mu ndo trágico al que se debe cambiar: struggling from between the lines of only s even. The fact is, the reality Pacheco fictionalizes is still the tragic stuff of n en la mayoría de la obra de la autora, La rueda es una excepción. Este texto es sumamente crítico, en el que abunda el uso de figuras retóricas como el sarcasmo y la ironía. En su análisis, Egan excluye es te texto collection of non leen algunos de los títulos de las crónicas de La rueda , se puede observar elementos y Nuestra Señora de la Fayuca

PAGE 199

torial critica los aumentos en los precios de productos básicos: ¿Aumetarán los salarios en la misma propor ción? No; lo prohíbe el Fondo Monetario Internacional. Los trabajadores tendrán que modificar una vez más su régimen alimentario y encontrar el gusto a lo que han sustituido a los tradicionales en la ciudad de México: huesos de carnitas, tortas de quintoniles, pescuezo de pollo y tripas de pato. (82) ando la autora critica la influencia estadounidense en México, especialmente en la comida: Desde hace algunos años, México presencia l a batalla del taco contra la hamburguesa. No hay pronósticos deportivos sobre quien triunfará en la versión local de la g uerra de los fast foods . A pesar del galope inflacionario, el taco es aun alimento popular; en cambio la hamburgesa ya sólo está al alcance de una clase media que, por sus hábitos consumistas y para diferen ciarla de la alta burguesía, bien puede servir el nom bre de la hamburguesía mexicana (27). El tono burlesco hacen referencias a las habilidades de los comerciantes para convencer a los clientes están listos para exhibir sus rubio o/y piel blanca, esta palabra tiene el propósito de convencer a los clientes de clase media y clase media alta para que compren sus productos. La referencia a esta técnica de convencimiento como un arte establece un tono cómico ya que los compradores, quienes valoran las características caucásicas y se sien ten alagados si

PAGE 200

Las situaciones irónicas también son evidentes en esta misma crónica cuando la sí, estoy contento porque esta calle es buena para vender. Además tengo un lugarcito muy bueno: ¡Nada menos que frente a las oficinas del V Distrito (131). Es irónica la cercanía espacial que existe entre la hegemonía del PRI y los vendedores que no tienen cabida en un sistema donde sus políticas los marginalizan. Si bien la cercanía de espacio es minúscula, el estilo de vida que los políticos príistas y los vendedores ambulantes llevan es abismal. En este segmento también se nota la manera en que la representación de un mundo compartido por un élite hegemonía e individuos marginales permite una critica directa a entidades o personajes específicos. En algunas ocasiones se utilizan las comillas para indicar la ironía. Un ejemplo de est Sostenido en dos poderosos ejes El Puerto de Liverpool y el Palacio de Hierro C iudad Universitaria y la Villa Olímpica, en la zona de los muy ricos y de los muy pobres; al paso de los que tienen que gastar en Cuernavaca, Taxco, Acapulco. (59) Dado el contexto de la critica a la disparidad económica que divide a las clases percibe como una ironía. En este segmento también es evidente la referencia a lugares reales que, si no son conocidos por el lector, se pueden verificar extra textualmente. Una técnica importante que la autora utiliza es la mezcla de las e xperiencias de la autora con sus entrevistas. Los textos tratan de una periodista que va buscando entrevistas y cuando se encuentra con sus entrevistados les cede la palabra. Las crónicas se convierten en una mezcla de críticas que hace la autora durante s u

PAGE 201

recorrido para encontrarse con los entrevistados, y las narraciones directas de éstos sentimientos antes del encuentro con dos obreros a los que va a entrevistar: Entro al Wings, ocupo un sitio en la barra y espero unos minutos, temerosa de que mis amigos se hayan arrepentido de darme su te stimonio acerca de una crisis sobre la que ellos tienen una opinión más autorizada y, ahora si que más realista que la de cualquier te cnócrata. (68 ) Una vez que se encuentra con los obreros, les cede la palabra y los personajes se convierten en narradores de sus propias historias. El formato de la entrevista construye la ilusión de un espacio en el que los sectores marginales pueden expr esarse. El Carlos Monsiváis, A ustedes les consta 126 ) es un rasgo fundamental de este género. La rueda abandona la posición autoritaria del nar rador omnisciente en tercera persona y crea la ilusión de un contacto directo entre los personajes y el lector. La voz y las perspectivas de los personajes marginales funcionan, también, como una crítica implícita al gobierno autoritario del PRI quien tuvo el control del discurso por más de setenta años. Tanto el formato como el contenido de la crónica reiteran la autoridad de los sectores marginales ya que como dice la voz c Otra técnica que la autora implícita utiliza en toda su obra para crear Sopita de Fideo (1984), por ejemplo, Amalia habla con un fuereño con un le nguaje coloquial que le añade verosimilitud a su personaje.

PAGE 202

r? No le conviene, porque si no ¿Quién mantiene a sus hijos? Ora, que si quiere golpearme, ya sabe que no soy manca. ¿Cómo es posible que ni un centavo le dé? Además de ilustrar la c onstrucción mimética del habla popular, este segmento también muestra como el argumento de la historia es muy verosímil. Como bien dice de Valdés, punzantes de mujeres atrapad construcción mimética del habla popular crea verosimilitud, hay ocasiones en las que la credibilidad se rompe debido a la intromisión de la voz autorial en los diálogos de los La rueda de la fortuna , por ejemplo, la entrevistadora le hace preguntas a un albañil llamado Roberto Pantoja sobre sus que Santa Clós no es más que un agente de ventas, el mejor aliado de las casas ser una intromisión de la voz autorial que está hablando por el personaje. El albañil continúa criticando la situación de los pobres en las navidades y dice: ¿Usted sabe la cantidad de gente que no tendrá nada para comer esta noche? Si el gobierno hubiera pensado en eso, si real mente le importara el pueblo, habría instalado unos comedores públicos en sitos estratégicos, en las colonias más marginadas, en las cercanías de terminales y estacionamientos adonde llega tanta gente de la provincia )

PAGE 203

La crítica contra el gobierno mexicano que la autora quiere transmitir la presenta a tr avés del personaje de un albañil, pero es poco verosímil. En ocasiones el discurso La rueda , por ejemplo, la a utora dice que su intención es mexicanas q ue, aun cuando son quienes con su trabajo crean la riqueza del país, similar cuando dic a uno el dinero para nada, tenemos una compensación: el orgullo de ser obreros, de Además de que estas palabras no son verosímiles en un personaje obrero, los paralelismos entre le discurso de la autora y el obrero hacen ver que es una intromisión autorial. Uno de los rasgos que le dan a la crónica su propio carácter como género, según Vicente Leñero, es La rueda , cada una de las doce crónicas contiene una fecha al final y están organizadas en orden cronológico desde 1977 a 1990. Este orden progresivo es esencial porque ayuda al lector a identificar la vida co tidiana de los personajes con hechos históricos en México. El resto de la obra de la autora, sin embargo, raramente aparecen fechas o lugares y personales reales. Esto le da un elemento de universalidad ya que sus historias pueden pasar en cualquier lugar del mundo y en cualquier momento y a cualquier persona. Si bien esto les da un carácter universal, también les quita el elemento de realidad que los

PAGE 204

aleja del género de la crónica (Nadeau 30). En La rueda , contrariamente, hay una abundancia de referencias a lugares reales como a Tepito (11), Polanco (42), la merced Plaza Satélite, Plaza Universidad, la tercera sección de Chapultepec, el bazar del hotel de México, algunos mercados sobr también, las referencias a presidentes Adolfo López Mateos (40), Miguel Alemán (40), José López Portillo (51) y Luis Echeverría Alvárez (16). Hay referencias a personas famosas como Salvador Novo (18), Artemio de Valle Arispe (19), María Feliz (36) y Agustín Lara (36), Miguel Alemán hijo y Christian Martell (36) y Dolores del Río (36). Estas referencias a lugares, personas y fechas reales si no son conocidos por el lector, pueden ser fácilment e verificada s. El referente real da la ilusión de que lo narrado es verídico y, por lo tanto, La rueda cumple con las distintas características de la crónica. Así como hay mucha s referencias a personas y lugares reales, los personajes ficticios son evident entrevistado por la autora señala que Salvador Novo y don Artemio han escrito sobre sus tortas (19). Teniendo en cuenta que Artemio de Valle Arizpe y Salvador Novo sucesivamente fueron cronis Artemio de Valle Arizpe. Más adelante, el creador de las tortas se llama Armando del Valle Arizpe y es evidente que no se trata de una mera coincidencia sino es una indicación del carácter ficticio del cocinero. En conclusión, La rueda es un texto, que a diferencia del resto de la obra, cumple con la mayoría de las características de la cr ónica. Este texto es rico en crí tica

PAGE 205

social y elementos como el sarcasmo y la ironía que añaden un elemento cómico y hace que se represente un mundo absurdo al que se debe cambiar. Además de que las A ustedes les consta 125). La rueda de la fortuna es, sin duda, la mejor p roducción periodística literaria de Cristina Pacheco y necesita ser analizada por la crítica para darle a su obra la importancia que se merece en el mundo de la literatura. Vendedoras, prostitutas y costureras Las políticas econ ó micas neoliberales han tra nformado la vida laboral de las mujeres tanto en México como en muchos países del mundo. Su posición económica, si embargo, sigue estando en desventaja. Si bien los cambios en la estructura de empleos abre n nuevas oportunidades para las trabajadoras, el in terés de las empresas por reducir los costos laborales causa que éstas trabajen bajo p ésimas condiciones. En Zona de d esastre jornadas de trabajo muchas veces sin descanso, sin segurida d, sin higiene a cambio d El terremoto de 1985 no sólo derrumbó los muros de las fábricas de ropa sino que también sacó a relucir el maltrato y la injusticia a la que habían estado sometidas. A través de la obra de la autor a, además, se presentan los casos de múltiples mujeres quienes se ven obligadas a salir al espacio público a ganarse la vida para sacar adelante a sus hijos. Teniendo en cuenta que las empresas tienen el interés de bajar los costos laborales para competir con otras empresas a nivel internacional, éstas frecuentemente requiren flexibilidad y experiencia. Estos puestos, por lo tanto, no suelen estar disponible s a mujeres mayores y madres, y se ven obligadas a trabajar en

PAGE 206

el sector informal sin ni ngún tipo de Nuestra Se ñ ora de la Fayuca poder sobrevivir. manera en que dos madres no encuent ran la forma de salirse de la prostitución debido a la falta de opciones laborales. Estas mujeres, con fuertes principios morales, viven en un estado continúo de vergüenza, humillación y sacrificio. Las zonas de tolerancia que impone la agenda neoliberal a gravian su situación, ya que estas nuevas regulaciones amenzan con eliminar su anonimato. El anonimato es un factor escencial para estas mujeres que viven en una sociedad de altos prejuicios morales y que quieren mantener sus hijos. Mientras las mujeres salen al espacio público a trabajar, ya sea en el sector formal o informal, sus responsabilidades en el hogar se mantienen intactas. Las familias frecuentemente se ecuentran en la necesidad de que las niñas dejen la escuela para que se encarguen de las tareas del hogar, y un nuevo ciclo de represión contra la mujer se crea de esta manera. El título de l texto La rueda de la fortuna alude a este movimiento en círculo en la que las mujeres viven cosas distintas pero la suerte no cambia. En sus textos, Pacheco enfatiza que las mujeres salen al espacio público no debido a que han encontrado una nueva emancipación sino por necesidad. Muchos de los personajes salen de sus hogares, donde habían sido subyugadas por sus maridos, para en contrar un distinto tipo de opresión en el espacio público. Su s textos, además, le hacen ver al lector que es importante, para los ciudadanos y especialemente las

PAGE 207

mujeres, crear nuevas formas de resistancia ante el crecimiento desigual de las políticas neo liberales en México.

PAGE 208

CHAPTER 6 COMPARACIONES: PONIATOWSKA, ROSSELL, LOAEZA Y BRAUN El fracaso y la denuncia en Nada, nadie: Las voces del temblor de Elena Poniatowska El propósito del presente capítulo es analizar la obra de cuatro artistas, Elena Poniato wska, Guadalupe Loaeza, Daniela Rossell y Mónica Braun para complementar y contextualizar las representaciones femeninas que Cristina Pacheco realiza en su obra. Si bien Pacheco y Poniatowska ofrecen la perspectiva de la mujer de clase baja, Loaeza, Rossel l y Braun se enfocan en la mujer de clase alta. En el caso de las escritoras, Poniatowska, Loaeza y Braun, sus textos desnaturalizan discursos tradicionales sobre la mujer y hacen una representación femenina distinta a la que el lector está acostumbrado. E stas escritoras, además, proponen un discurso liberador en el cual se aprecian las transgresiones narrativas a los cánones establecidos por la literatura dominante. En el caso de la fotógrafa, Rossell, su proyecto ha ofrecido una nueva perspectiva en la hi photographer took it upon themselves, [...], to chronicle the world of social privilege from En esta sección se analiza Nada, nadie: Las voces del temblor (1988) de Poniatowska con el propósito de encontrar los puntos de encuentro y desencuentro entre este texto y la narrativa de Pacheco. Dos características, muy conocidas, que comparten estas dos escritoras son la predominante presencia de personajes femeninos y la perspectiva i deológica del margen. Una tercera característica que no se ha estudiado por la crítica, sin embargo, es el empleo de la narrativa del fracaso. En el capítulo tres de este proyecto se analizó la obra de Pacheco como una narrativa del

PAGE 209

fracaso que saca a relu cir los errores de una sociedad en la que el proyecto de nación strategies that highly reinterpret, and even poeticize perceived cultural, political, and rice 3). En Nada, nadie , Poniatowska utiliza la narrativa del fracaso para denunciar la corrupción política y la insensibilidad gubernamental que tuvo lugar antes y después del terremoto de 1985. Desde su título, Nada, nadie , ya advierte el fracaso de un g obierno que no supo proteger a sus ciudadanos ya que "[e]n México nadie se responsabiliza de nada" ( 83). innumerables veces a través de los testimonios y sirven como leitmotif para enfatizar el tema central de la d enuncia. Si bien el título del texto refleja la idea del fracaso, el subtítulo, Las voces del temblor , expresa el carácter oral de los testimonios presentados. Estos testimonios, los cuales fueron obtenidos por Poniatowska y sus estudiantes, son de las víc timas, rescatistas y periodistas. En la primera página, además, se presenta una lista de contribuidores que escribieron segmentos especialmente para este texto. En los fragmentos testimoniales predominan los narradores en primera persona en la que los indi viduos cuentan sus propias experiencias. Esta m ultiplicidad de narradores crea el efecto de una pérdida de autoridad del tradicional narrador omnisciente en tercera persona. Existe, en este texto además, una analogía entre la multiplicidad de narradores y el temblor ya que ambos producen una alteración del estatus quo en el texto y en la ciudad respectivamente. Al igual que el temblor, los diversos testimonios que denuncia n al gobierno destruyen la credibilidad del discurso hegemónico.

PAGE 210

En múltiples ocasion es se contrapone el discurso oficial con el discurso de los sobrevivientes para enfatizar el fracaso de las autoridades en reconoc er la gravedad del terremoto. De la Madrid asegura que el gobierno cuenta con los medios materiales humanos para hacer frente a la tragedia desde el mismo día 20 lanza su preparados Me quede sin nadie y sin nada, señito. (80) En este fragmento es evidente la contraposición del discurso gubernamental que trata de minimizar la trag edia para proyectar una imagen de normalidad a nivel nacional e internacional. Su objetivo es seguir con los planes y auspiciar la Copa Mundial de Fútbol en México la cual acontecería en 1986. El discurso marginal, contrariamente, refleja un sentimiento de desolación de la población que está aun muy lejos de llegar a normalidad que el gobierno intenta proyectar, sino que también funcionan para reiterar el fracaso en los di stintos actos del gobierno que no protegió a sus ciudadanos en tiempo de crisis. parte de las autoridades en la coordinación de los rescates. La falta de preparación de los rescati testimonios los d nombres de personas del ejército que se robaron vilmente y delante de nuestros ojos, 121). Si bien predominan las

PAGE 211

denuncias contra el ejérci to, también hay ocasiones en los que se les celebran su s ). La inclusión de testimonios negativos con algunos pocos positivos evita que el discurso caiga en generalizaciones. Las distintas voces y las distintas representaciones de personas específicas añaden credibilidad a la información que se presenta. Después del terremoto, las autoridad es fallaron en proporcionar ayuda a los ciudadanos que se habían quedado sin casa. En su testimonio, una anciana que se quedó sin su apartamento relata las dificultades que tuvo en encontrar otra vivienda y la manera en que se encontró con la insensibilida d de parte de las autoridades. Me dijeron: No podemos darle ayuda, ni es en efectivo ni en nada . Solo podemos darle una casa en Huejuetoca, estado de México, pero esa c asa vale un millón y medio de peso y puede usted pagarla mensualmente. El enganche y 15 mil pesos mensuales. ¿De dónde los pago, si yo no tengo nada ? Ah, pues ese es su problema. (mi énfasis 159 160) La normalidad a la que el discurso hegemónico alude no existe para tanta gente que se quedó sin familiares y con el miedo de verse desampara dos sin un gobierno que responda a sus necesidades. El desamparo que los ciudadanos sienten de parte de distintas entidades gubernamentales, también se refleja en la institucionalización de políticas neoliberales que fomentan la eliminación de un Estado be nefactor. Este modelo, el cual se había implementado sólo unos años atrás en 1982 por el mismo Miguel de la Madrid, tiene como prioridad brindarle protección no a los individuos sino a

PAGE 212

la industria y corporaciones para fomentar el desarrollo económico de l a nación. Bajo este modelo, por lo tanto, el bienestar de los ciudadanos ya no es responsabilidad del Estado, sino de sí mismos. Si bien Nada, nadie se caracteriza por presentar predomi nantemente los testimonios de la s víctimas, periodistas y rescatistas, hay ocasiones en las que se introducen crónicas que se habían publicado previamente en el periódico por Poniatowska. Éste es el caso de la historia de las costureras en la que se distingue un formato distinto y la presencia de la voz autorial. Su intervenc ión fortalece la denuncia ya que viene directamente de la autora y complementa las protestas de las costureras. nadie lo era más que el gremio de la industria del ve que el discurso sea más creíble ya que Poniatowska es una de las periodistas más prestigiosas en México que goza de gran credibilidad. El lector también percibe un discurso metafórico cuya función es revindicar el fin de las injusticias cometidas contra las costureras. Es en este tipo de texto los paralelismos entre Zona de desastre de Pacheco y Nada, nadie se hacen notar. Por ejemplo, ambas emplean un lenguaje metafórico para transmitir el despertar de conciencia de las c ostureras. En Nada, nadie la autora dice: La ciudad quebrada requebrajó la sumisión, la docilidad, la mansedumbre. Del ahogo en sangre nació la rabia, el deseo de (222). Zona de d esastre , Pacheco expresa palabras muy similares :

PAGE 213

Junto a los escombros y ruinas, apareció algo nuevo vigoroso: los grupos de mujeres, de costureras, que nunca antes habían tenid o la posibilidad de conocerse y dialogar, a las que nunca antes escuchamos. Iden tificadas por la necesidad de trabajar y conservar sus derechos piden justicia (42). En Nada, nadie el resquebrajamiento de la sumisión y el nacimiento de la rabia alude a un despertar de conciencia de parte de las costureras. En Zon a de d esastre ese alude a un despertar de conciencia. Al igual que en el texto de Pacheco que incita al Nada Nadie aluden a la nece sidad de unirse para terminar con la injustas condiciones de trabajo en las que han estado sometidas. Una importante característica del discurso de la denuncia que es distinto en estas dos escritoras es la construcción de los personajes. El testimonio que Pacheco incluye en su texto es el de una costurera que parece ser real pero es imposible n embargo, el nombre tan común y la falta de un apellido impide n que se pueda verificar extra textualmente. Este personaje universaliza las experiencias de estas costureras ya que María de la Luz podría representar cualquier costurera del mundo. En Nada, n adie , por lo contrario, se presenta a Evangelina Corona, una costurera real quien después del sismo se convirtió en la secretaria general del Sindicato de Costureras 19 de Septiembre y fue legisladora. Escribió Contar las cosas como fueron (2008) y numeros os académicos han escrito sobre su importancia en los sucesos del terremoto y su liderazgo en la formación del sindicato de costureras. La presentación de personas

PAGE 214

reales es una de las característica s que convierte el texto de Poniatowska en un documento h istórico cuya información y personajes se pueden ser verificados por el lector. Un característica importante en Nada nadie es su enfoque de presentar mujeres fuertes. El temblor derrumba edificios, pero también crea mujeres renovadas que están dispuestas a pelear por sus derechos. ...y ahora Evangelina Corona es dirigente, sale a la luz pública y blande su puño, micrófono en mano. Cecilia Soto Blanco es ases ora jurídica del gremio, y el acional de Trabajado ras de la Industria de la Costura, Confección y Vestido, Si milares y Conexos). Reclaman. Denuncian. (222) Una de las mujeres que denuncia sin tapujo alguno al gobierno y específ icamente a Guillermo Carillo Arena es Judith García de Vega. Ésta observa a sus hijos y esposo desaparecer abrazados tras el derrumbe de su edificio. Del dolor saca la fuerza para denunciar a los presuntos responsables: Que quede bien claro que no fue un problem a sísmico sino un problema de asesinos que están en el poder y no les interesa la vida de los niños, la vida de los que pudieron ser el futuro de este país. Los miles d e muertos no se pueden borrar de la noche a la mañana. No es posible que la gente como Carrillo Arena se encuentre en el Fondo de la Reconstrucción, cuan do es uno de los responsables puesto que firmó los planos de la construcción d e edificios donde murió tanta gente. ¡Y el Hospital General y el Hospital Juárez, que gran vergüenza! (89) Teniendo en cuenta que este influyente ingeniero es una persona real, la denuncia tajante de Judith contra él enfatiza su fuerza y valentía. Su testimonio representa las múltiples críticas de parte de los damnificados contra este ingeniero las cuales lo obligaron a resignar a su puesto en 1986. Las violaciones de existentes códigos de

PAGE 215

construcción que hubo bajo la responsabilidad de Carillo Arena aumentaron considerablemente el número de muertos. Las acusaciones contra este ingeniero se repiten a través d el texto. La presentación de diversas voces que acusan a una persona específica tienen el propósito de crear credibilidad. Por ejemplo, no es solamente Judith García la que acusa a Guillermo Carillo Arena, sino también un ingeniero que lo acusa por el derr umbe de otro edificio llamado Nuevo León. Al igual que el edificio de Tehuantepec, éste se derrumbó no sólo por el sismo sino por la corrupción e ineptitud que resultó en mismo que si por la mala administración, por pésima construcción, por robo en los materiales, por ). Además de que la repetición de información y acusaciones le da un elemento de unidad a los distintos fragmentos, también fortalece la credibilidad de los testimonios. La abundancia de nombres propios de tanto ví ctimas como victimarios es otra estrategi a que construye confianza en el lector. Los nombres propios especifican quienes fueron los responsables y quienes fueron las víctimas y se evita caer en todos los soldados, fun cionarios políticos y autoridades son ladrones, me limité a nombres propios, que pueden verificarse extra textualmente crea el efecto de que lo que se narra es real. En el testimo nio de Judith García, por ejemplo, quien ya había

PAGE 216

dado el nombre de Carrillo Arenas también menciona su nombre y los nombres completos de su familia. Mis hijos muertos se llamaban Rodrigo, Álvaro Darío y Amé rica. Mi esposo muerto Luciano Vega Calderón. Y o me llamaba Judith García de Vega. Ya no somos los mismos ¿Quién vino? Nadie. (90) La abundancia de nombres propios a través del texto refleja, también, el hartazgo y la rebeldía de los ciudadanos contra las autoridades quienes están dispuestos a todo p or el cambio. Ya no tienen miedo a denunciar la corrupción del gobierno. Y es precisamente ese afán de denuncia y enfrentamiento al status quo que hace que el texto sea un documento histórico cuya denuncia ha trascendido de lo textual a la realidad. Nada, nadie incluye una selección de fotografías que ilustran la destrucción tanto material como humana que ocasionó el temblor. Estas fotografías, sin embargo, enfatizan los edificios destrozados con cuerpos todavía dentro. La evidencia visual fortalece la den uncia textual y amplifica el efecto emocional. Después de haber leído las denuncias de las malas construcciones de edificios por constructores que querían El coraje y la rabia que causa la evidencia visual tienen el propósito de persuadir al lector a luchar por el cambio. Este texto exige una respuesta moral a las víctimas que lo

PAGE 217

perdieron todo y un castigo a quienes mostraron falta de solidaridad y un comportamiento c orrupto antes y después del terremoto. Representaciones de la muje r de clase alta en Ricas y famosas de Daniela Rossell. La abundancia de fotografías de edificios derrumbados por malas construcciones en Nada, nadie se pueden ven en contraposición con las fotografías de Daniela Rossell en Ricas y famosas (2002). Tanto los edificios destruidos como las casas con extravagantes interiores muestran las huellas de la corrupción que ha caracterizado al gobierno del PRI por más de 70 años. Muchas de estas casas en Ricas y famosas pertenecen a prominentes políticos príistas y no sólo están bien construidas, sino que sus interiores reflejan la acumulación de riqueza que se ha logrado a costa de su deshonesto uso del poder político. Poniatowska enfatiza la corrupción, las injusticias y la ineptitud de las autoridades antes y después del terremoto. Rossell, mediante sus fotografías, muestra los frutos de esta corrupción que se materializa en sus casas y objetos de lujo. Rossell, nacida en 1973, estudió teatro en la Amer ican School Foundation y empezó a actuar a los 16 años. También fue estudiante de pintura en la Universidad Autónoma de México pero pronto dejo los estudios para dedicarse a tomar fotografías en 1994. Ésta dedicó 7 años de su vida, hasta el 2001, a la real ización de Ricas y famosas (Gallo 48). En estas imágenes aparecen casas en las zonas más exclusivas de la ciudad como Bosque de las Lomas, San Ángel, El Pedragal y Santa Fe (Ross 56). Los modelos de sus fotografías, quienes son predominantemente mujeres, s on miembros de su familia y amistades. En mayo del 2002, Turner Publishing House

PAGE 218

publicó este libro que ha provocado controversia e indignación. Mientras los intelectuales y la población lo ven como una ofensiva exhibición de clase social, las modelos que aparecen en las fotografías han expresado su miedo a intentos de secuestros. Debido a que Rossell ha recibido amenazas de muerte, no quiso presentarse a una fiesta organizada por la casa publicadora para presentar su libro. La fotógrafa mandó a una doble p ara que se hiciera pasar por ella, mientras ella se sentó en la audiencia como espectadora. La impostora fue Wendy de los Cobos, amiga de Rossell y una de las modelos que posa en las fotografías (Ross 52), específicamente en la fotografía 26. La intención política de Ricas y famosas se desconoce, ya que la fotógrafa no incluyó títulos, fechas o comentarios sobre las imágenes. Una razón por esta decisión, comenta Rubén Gallo, fue que Rossell quiso restarle significancia política a su proyecto debido a su mi edo a demandas o a provocar el enojo de las modelos (67). Cuauhtémoc una familia vin culada con el PRI ya que su abuelo paterno, Guillermo Rossell de la Lama, fue secretario de turismo y gobernador de Hidalgo. Su abuelo materno, Leandro Rovirosa Wade, fue gobernador del estado de Tabasco y amigo cercano de Carlos Salinas de Gortari (Gallo 54). La intención de la fotógrafa, por lo tanto, no fue ridiculizar a los sujetos de sus fotografías ya que éstos son sus propios familiares y amigos. En la portada al final del texto aparece una fotografía de Rossell con el logo del PRI que añade aun más ambigüedad a la intención que ésta tiene con su obra. Esta imagen

PAGE 219

coincide con el tono satírico que se percibe en el montaje de objetos en las imágenes. Por otra parte, sin embargo, también podrían confirmar sus valores príistas. Las imágenes de Ricas y fa mosas aparecen en un contexto social caracterizado por décadas de corrupción del PRI que ha resultado en un alto grado de pobreza en México. El mal gusto que muestran la decoración y objetos de las casas fotografiadas está vinculado con el hecho de que est as familias disfrutan una riqueza reciente. fotografías muestran predominantemente l os interiores de casas en donde el exceso y la abundancia se encuentran con lo kitsch . Kitsch to be in poor taste because of excessive garishness or sentimentality, but sometimes appreciate in an ironic or knowing way Oxford ). Los artefactos que decoran estas casas consisten en animales disecados, cuadros y estatuas de vírgenes y cristos, estatuas áfricas y asiáticas, tapetes de piel de animal, entre otros. Los modelos, de los cuales predominan las mujeres, son los d escendientes de una nueva elite que derrocó la aristocracia porfiriana y subió al poder después de la Revolución. Esta nueva clase social se enriqueció rápidamente tomando ventaja de su poder político y supo elevarse hasta ocupar una posición económica pri vilegiada. Entre los modelos se encuentra Paulina Díaz Ordaz, nieta del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz cuya administración se destacó por su autoritarismo y la masacre de Tlatelolco. En otras imágenes aparece Emiliano Salinas, hijo de Carlos Salinas de G ortari, ex presidente que se ha visto envuelto en varios escándalos de corrupción. Su hermano,

PAGE 220

Raúl Salinas, pasó diez años en la cárcel por ser autor intelectual de un asesinato, robo y lavado de dinero. Su esposa Paulina Castañón fue arrestada en 1995 po r intentar sacar 84 millones de dólares de una cuenta en Suiza con un pasaporte falso (Gallo 59). Raúl Salinas, además, es tío de Emiliano y padrastro de Paulina lo cual enfatiza el , la familia Una de las características más interesantes es la manera en que las fotografías se relacionan a la historia de México. Rubén Gallo en New Tendencies in Mexican Art señala que: The lush interiors she documents are lit tered with paintings, sculptures, books, and the other objects alluding to the most impor tant national episodes of the twentieth century: the Mexican Revolution, the PRI a nd its seven decade rule, the Salinas scandal, the defeat of the PRI in 2000, a nd the ascendancy of the PAN. Rossell's series is much more than a document of the rich and famous: It is a compelling narrative of Mexican history from the Revol ution to the present (58). Las fotografías de Rossell comparten este aspecto con las crónicas de Cri stina Pacheco compiladas en La rueda de la fortuna . En estos relatos se hacen referencias a importantes episodios de la historia nacional mexicana para enfatizar el fracaso de la Revolución Mexicana que no ha logrado erradicar las tajantes divisiones de c lase. Si bien Rossell no ha aceptado una intención política, es evidente que los objetos en sus fotografías están montados de una manera que enfatizan sarcásticamente el cinismo del PRI. Es peculiar, además, que las modelos parecen ignorar la significancia política de retratarse entre lujos y objetos que representan años de robo a su propio país. Gallo expone que

PAGE 221

[e]ven though these young women inhabit spaces that are chock full of references to the last hundred years of Mexican history, politics, and art, they appear entirely oblivious of the evidence that surrounds them, blissfully ignorant of the degree to which their own families have been re sposible for the political, economic, and perhaps even artistic disasters that ha ve plagued the country in the las t century. (65 ) Un ejemplo de esta ignorancia se encuentra en la fotografía 5 6 en la que Paulina Díaz Ordaz aparece brincando orgullosamente junto a una pintura hecha por Raúl Salinas de Gortari. En ésta, el entonces reo pintó o Paulina, la mamá, y su her mana y brinque posando junto al retratato pintado por un máximo símbolo de la corrupción, entonces es una deliberada provocación contra un país que ha aguantado décadas d e abuso de poder, oportunismo personal y enriquecimiento ilícito de sus gobernantes. En La rueda de la fortuna , Cristina Pacheco señala a la traición como la causa del fracaso de los ideales revolucionarios. Esta traición es de parte de funcionarios y gob ernantes que se enfocan en obtener riqueza personal en vez de ayudar al pueblo. Rossell ilustra esta misma traición en su proyecto fotográfico. En la fotografía 26, por ejemplo, hay un cuadro muy grande de Emiliano Zapata, un héroe revolucionario que simbo liza igualdad y justicia social. Cerca de este cuadro se encuentra una sirvienta limpiando, mientras una mujer rubia posa para la fotografía. La imagen de Zapata, cuyos ojos ven directo a la cámara, y estas dos mujeres que pertenecen a dos extremos de las clases sociales reflejan el fracaso de los principios revolucionarios. El ambiente de tajantes division es de clases sociales simboliza justamente lo que Zapata murió luchando por combatir. Los principios revolucionarios fueron la base de la acción política del PRI y la acumulación de riqueza personal representa la traición. Estas

PAGE 222

fotografías provocan coraje de parte de la población e intelectuales ya que debido a esta traición fue que la nueva elite pudo obtener la riqueza económica y el poder político del que ahora gozan. La fotografía 27 también ilustra la traición a los ideales revolucionarios. En ésta, se retrata a Paulina Banuet Rovirosa, hija de un prominente político priísta llamado Beto Banuet. Al igual que la fotografía anterior, hay un cuadro muy g rande de Emiliano Zapata en la pared que ocupa un lugar central de la oficina. Aunque no es el mismo cuadro de la fotografía 26, ambos son casi idénticos. Este detalle refleja el gusto kitsch por el arte que se reproduce para el consumo masivo del público. En este escritorio se encuentra un folleto que hace propaganda a la campaña política del priísta Banuet. Sobre este mismo escritorio, su hija posa en una silla de montar. Cerca de ella aparece otro cuadro de Banuet con un trasfondo de la imagen de Emilian o Zapata. A pesar de que la cámara los capte. Si ésta fuera su posición real, la per sona que se sienta a trabajar en el escritorio vería la parte trasera de los cuadros. Si bien el montaje de los cuadros para que la cámara los capte puede verse como una crítica política de parte de la fotógrafa, Medina señala que su propósito era ent the psyco (315). En esta fotografia 27, Paulina Banuet posa con un sombrero y se encuentra arriba de una silla de montar. Es evidente que su vestuario, su posición y gestos intentan ser una ext ensión del decorado y evocar el campo o hasta la época revolucionaria. Medina

PAGE 223

of their poses, which are frequently characterized by an almost fiercely self satarizing f ella, quien también se encuentra arriba de este mueble, se vuelve un objeto más de la decoración. La imagen 11 es otro ejemplo de la manera en que la modelo se mez cla con la decoración del interior. En este retrato, una mujer vestida con un traje de estampado de cebra se pierde entre el estampado idéntico de la colcha y múltiples figuras de este mismo animal que posan junto a ella sobre la cama. El exceso, caracterí stico de lo kitsch , es más que evidente en esta imagen. La mujer saca la lengua y su postura simulando cuatro patas se representa como si fuera una cebra más. Un aspecto muy interesante es que la mujer está siendo observada por un hombre sentado fuera de l a recamara que mira hacia dentro. La presencia de este hombre no es accidental ya que hay una variedad de imágenes en las que un voyeur observa a la mujer que posa. La imagen 5, por ejemplo, presenta a una mujer posando sensualmente y en el trasfondo se en cuentra un hombre observándola desde un edificio lejano. En la fotografía 6, para citar otro ejemplo, una mujer posa haciendo ejercicio y un hombre se asoma por la ventana de su coche estacionado para observarla. La presencia de un voyeur que mira a la pro tagonista de la fotografía reafirma uno de los más tema del proyecto que es la objetivización de la mujer. Ricas y famosas , en conclusión, ha sido recibido con críticas, controversia y hasta decepción. Gallo considera que la autora pudo incluir fechas, nom bres, y

PAGE 224

comentarios que explicaran su propósito político. La autora, según este crítico, perdió la oportunidad única de crear un documento que podría convertirse en uno de los más importantes en la historia de México (68). Éste señala: Had she chosen this more serious [político] approac h to her photographs, Rossell would have created a masterpiece that would go down in history as the most eloquent exposé of the tangled web linking art, wealth, and corruption in the Mexican political system. It is a tragedy that instead her editorial decision turned Ricas y famosas into a book version of Hello ! Magazine. (68) A pesar de las decisiones de Rossell por restar significancia política e histórica a su proyecto, la crítica ha sabido encontrarla. La ambigüedad que l a autora ha creado alrededor de su obra no sólo la protege de un mundo de arpías políticas que ya la han amenazado de muerte, sino que también deja su obra abierta al estudio de distintas perspectivas disciplinarias. Objetivización de la mujer, cirugía cos mética y el consumo en Las reinas de Polanco de Guadalupe Loaeza Al igual que Daniela Rossell en su s fotografías, Guadalupe Loaeza escribe crónicas desde la perspectiva de las mujeres de clase alta. A pesar de su enfoque artístico en común, la reacción de Loaeza a Ricas y famosas fue negativa. Ésta lamenta la mala imagen que el libro ofrece de México ya que en vez de exaltarlo, lo degrada. Para Loaeza, éste es un texto que no representa a los mexicanos y que personalmente le parece patético (Gallo 55). Si b ien se queja de que los periodistas, especialmente en el extranjero, sigan haciéndole preguntas sobre este libro (Gallo 55), ella le da más publicidad al construir un monólogo satírico sobre este tema en Los de arriba (2002). En este texto, construye el pe rsonaje de Paulina Díaz Ordaz, quien

PAGE 225

aparece en varias fotografías de Ricas y famosas , y representa su reacción ante las críticas recibidas por reporteros y analistas políticos. Ésa es la neta del planeta. Lo que sucede es que hay unos bien hipócritas que nomás te echan un rollo tipo: 'Ay no, que en este país donde hay tantos pobres, no hay que ser ni rica ni famosa.[...] Hijo, te e chan cada rollo como si fuera una culpable de haber nacido en Bosques de las Lomas, en lugar de Neza o en Los Indios Verdes. Y , ¿sabes por qué? Por r esentidos, amargados y archi ardidos. Se los juro que muchos de estos rolleros esta rían felices de ser menos pobres y menos desconocidos. En realidad son una bola de mediocres, super heavy . Se los juro que hubieran dado cualquier co s a porque sus hijas hubieran salido fotografiadas en el libro de Dani. ¡Envidiosos! ¡Acomplejados! ¡ Nacos! (311 312 ) La obra de Loaeza y Rossell tienen varios aspectos en común. Los sujetos de sus obras son mujeres predominantemente rubias y operadas que go zan ser el objeto de la mirada de los hombres. En Ricas y famosas , la fotógrafa con su cámara se convierte en una voyeuse que entra a los espacios más íntimos de estas mujeres para observar su opulento estilo de vida. En Las reinas de Polanco (2004), la na rradora en primera persona del plural funciona como una voyeuse que lleva al lector de la mano en la lectura de los cuerpos de mujeres de clase alta. Tanto el lente como la narradora observan mujeres objetos incapaces de cuestionarse su comportamiento y ap ariencia construida para satisfacer la mirada masculina. Las representaciones de Loaeza, además, complementan los personajes femeninos de escritoras como Pacheco y Poniatowska. Estas tres autoras empezaron su s carreras como periodistas. Julia Van Loan Agu ilar explica la manera en que Pacheco y Poniatowska comparten el punto de vista del margen mientras Loaeza se concentra en los excesos de la burgesía.

PAGE 226

While other female Mexican journalist turned authors such as Elena Poniatowska and Cristina Pacheco have directed their attention to the poor and downtrodden as an attempt to expose the gritty reality of the nation plunged into greater economic straits, Loaeza has chosen Mexican bourgeoisie and their response to the crisis as equally revealing of Mexican soci ety a severely stratifies system of Mexican society a severely stratifies system of social classes which affords great privilege to some and hardship to most (154 ). Si bien las crónicas de Poniatowska, Pacheco y Loaeza complementan la experiencia de los mexicanos, especialmente las mujeres, esto no es casualidad. En la introducción a la entrevista con Pacheco en Detrás del Espejo (1999), Loaeza explica leer uno de sus artículos de Pacheco. Ésta le comentó su idea a su jefe en Unomásuno Unomásuno lanzó su carrera como periodis Detrás del espejo Desde entonces, su decisión de criticar la s existentes desigualdades a través de la descripción de los sectores privilegiados ha sido todo un éxito. Julia Van Loan Aguilar manifiesta que su primera colección de artículos publicados como Las niñas bien (1987) vendió más de 50,000 copias en el prim er año. Otros textos como Las reinas de Polanco (1988 ), Los grillos y otras grillas (1991), Primero, las damas (1991), Compro, luego existo (1992) y Manual de la gente bien ntry where the sale of books is characteristically low and second editions very uncommon,

PAGE 227

remos de los valores materialistas y consumistas de las clases privilegiadas y la corrupción e ineptitud del sistema político mexicano. En esta sección se analiza específicamente Las reinas de Polanco y la manera en que los medios de comunicación y la soci edad de consumo oprimen a la mujer importándole un ideal de belleza difícil y casi imposible de alcanzar. Este ideal, muestra Loaeza, distrae a las mujeres de clase privilegiada de una significativa participación en la sociedad y las convierte en monigotes sin educación ni conciencia social. Se explora, además, la manera en que la transformación del cuerpo a través de la cirugía cosmética refleja la transformación de la sociedad neoliberal de consumo en México. El cuerpo de la mujer, definido según su belle za física, dice mucho de los valores, prohibiciones y excesos de la cultura. Como indica Mary Douglas sobre la relación simbólica entre el cuerpo social y físico: "The social body constrains the way the physical body is perceived. The physical experience o f the body is always modified by the social categories through which it is known, sustains a particular view of society" (72). El cuerpo físico, por lo tanto, es una superficie en la que las reglas culturales están trascritas y reforzadas. En Las reinas de Polanco , Loaeza hace una lectura de los cuerpos de mujeres mexicanas de clase alta en la actual era de acelerada modernización. Al principio, la narradora omnisciente en primera persona describe las uyo afluente económico les permite comprar en la exclusiva zona comercial de Polanco. De repente, el texto toma

PAGE 228

una voyeuse que lleva al lector de la mano en su espionaj encontramos en el interior del restaurant Au Pied de Cochon (hotel Presidente Intercontinental). A pesar de que no está completamente lleno (es más concurrido por El nombre del o que se intensifica con las crí ticas satíricas que hace la voyeuse cuando observa a estas mujeres. Nuestra mirada se concentra en una donde se e ncuentran cuatro amigas más o menos de la misma generación. Si sumáram os sus edades el total seria doscientos trece años. Las cuatro son güeras oxigenadas, las cuatro están estiradas, la cuatro se operaron el busto, las cuatro llevan Wonderbra, las cuatro son delgadísimas, las cuatro tiene v arios jackets en su dentadura, las cuatro están super bien vestidas, las cuatro está n en dieta, las cuatro beben como aperitivo Herradura Reposado y las cuatro qu ieren vibrar, seducir y vivir intensamente. Dos de ellas son divorciadas y e l otro par están c asadas hace años, por lo tanto, sumidas en el absoluto tedio (17). voyuese y el lector que se convierte involuntariamente en partícipe de la observación. Una de las críticas más evidentes en este pasa je es la manera que la narradora en primer persona plural ridiculiza la homogenización física de estas mujeres. Todas comparten las mismas características e intentan conformar al ideal de belleza occidental diseminado por el sistema dominante. Estas señora s ricas de caras "estiradas" y "que se operaron el busto" han internalizado una opresión patriarcal que las hace someter sus cuerpos al bisturí para conformar con el ideal de belleza femenina. Wendy Chapkins en Beauty Secret: women and the politics of appe rance (1986) explica que la belleza es un atributo de la mujer que se construye y naturaliza por el sistema dominante. La belleza

PAGE 229

se ha convertido en el instrumento de opresión patriarcal contra la mujer en una sociedad neoliberal regida por el consumo. Lo s medios de comunicación y la publicidad se encargan de construir un ideal de feminidad con el propósito de alimentar la venta de productos y servicios de belleza. Chapkins señala que "our 'natural' gender roles is a more or less elaborate disguise" (130) constituido de acuerdo al deseo de los hombres. La construcción de este disfraz de feminidad ha llevado a que la mujer gaste demasiada energía en evaluarse y mejorar su apariencia (Chapkins14). A través de la cirugía, el adorno y el maquillaje, los cuerpo las fantasías masculinas como los excesos de la sociedad de consumo. Otra crítica importante es la influencia que los ideales de belleza europeos ejercen sobre estas mujeres que quieren ser d elgadas y rubias. La referencia peyorativa a "güeras oxigenadas" recalca lo patético y poco natural que se ve tratar de conseguir una apariencia caucásica a través del tinte de pelo. Tanto las modelos en las fotografías de Rossell como los personajes femen inos en Loaeza, por lo tanto, muestran la feminidad como un disfraz que se utiliza cuando se encuentran ante la mirada del hombre. La exagerada feminidad que estos sujetos exhiben es una sátira que desnaturaliza lo femenino y lo muestra como si fuera un di sfraz que pone en el teatro. La narradora en Las reinas de Polanco , en companía del lector, sigue observando y burlándose no sólo de la apariencia fisíca sino también del coportamiento y falta de seguridad de estas mujeres. El poder de la ideología de bell eza femenina es tan fuerte que estas mujeres encuentran su valor no dentro de ellas sino en la

PAGE 230

aprobación externa de los hombres que las rodean. En el siguiente párrafo se ve la manera en que su comportamiento se modifica de acuerdo a lo que ellas piensan que el hombre quiere ver. Cuando una de ellas se levanta para ir al baño, al pasar por las otras mesas lo hace como si estuviera recorriendo una pasare la. Mete el estómago, saca el busto, se moja los labios, camina despacito y qu iere absolutamente atraer l as miradas de los hombres. De vez en cuando El comportamiento femenino exagerado de estos personajes revela la teatralidad y los elementos performatativos de su papel social. Según Judith identity teneously constituted in time, instituted in an exterior space through a stylized repetitions of acts . The effect of gender is produced as the mundane way in which bodily gestures, movements, and styles of various kinds const itute the illusion of an exhiben estos personajes son parte de una identidad de género que no se basa en la naturaleza, sino que es una identidad fluida y se encuentra e n constante cambio. Si asociados con lo femenino, es esta exageración la que desnaturaliza la construcción social de la feminidad. La alusión a la teatralidad de la femini dad es evidente cuando una de estas mujeres va al baño a retocarse. El baño funciona como una especie de trasbastidores una esponjita se lo coloca abajo de los ojos, en las arrugas de la frente y las de la boca. Una vez que se ocultó las ojeras y lineas de expresión, se pone chapas, se pinta la

PAGE 231

hombreras, se perfuma, sonríe frente al espe paralelismo entre un espectáculo teatral y el espectáculo de la feminidad se vuelve a meter el estómago (mismo que vo lverá a sacar cuando se encuentre sentada con la servilleta sobre las piernas), levanta y saca el busto y, muy despacito, como si actos, a los que se refiere Butler, vuelven a aparecer una vez que está en escena y bajo la mirada del hombre. Su comportamiento es una farsa, una puesta en escena que refuerza el concepto de normalidad genérica o sexual establecida por el patriarcado. Su exagerada actitud, sin embargo, no tiene na da de normal y es aquí cuando el lector capta la noción del género como un dinámico y fluido constructo social. su falta de educación e información sobre los la asuntos políticos, económicos y sociales que enfrenta el país. Irónicamente expresa que ya están adquiriendo más conciencia social gracias a que leen, en revistas, los perfiles y entrevistas de personas que trabajan en el D.F., Nico; saben como se llama su delegado; saben quienes son los posibles candidatos a la presidencia para el 2006; y hasta acerca de las muertas de Juá

PAGE 232

(16). La representación de estas mujeres es la de una rubia tonta que vive en un mundo frívolo y sin conciencia social. Loaeza construye una caricatura de mujeres ricas que viven en una sociedad consumista y tienen el poder adquisitivo de comprar no s ólo artículos de marca sino cirugías cosméticas, tintes de pelo y dietas para construir su belleza. A pesar de ser ricas, estas mujeres carecen de agencia y transforman sus cuerpos para satisfacer el nueva y sofisticada forma de control social sobre la mujer. Ésta enfatiza la alianza entre el patriarcado y el capitalismo que utilizan "images of beauty as a political weapon against women's advancement" (10). La preocupación por l a belleza le quita a la mujer el tiempo y la energía que se requiere para alcanzar las posiciones de poder. Si bien la mujer ha logrado obtener nuevos derechos, también nuevas restricciones han emergido para manipularla. Como bien señala Wolf "As women re leased themselves from the feminine mystique of domesticity, the beauty myth took over its lost grown, expanding as it waned to carry on its work of social control" (10). Loaeza refleja su decepción ante estas mujeres que mendigan la aprobación del hombre y que están esclavizadas por la mirada masculina. Si bien desaprueba la complicidad de éstas en la perpetuación del orden patriarcal, también acepta el papel protagónico de los medios de comunicación en la creación de este tipo de mujer. La obsesión por la belleza, se representa en Las reinas de Polanco , como un instrumento de control que distrae a la mujer de una significativa participación en la sociedad.

PAGE 233

Transgresión del discurso hetero normativo y la mirada femenina n. Los personajes femeninos en Sexo chilango (2006) de Mónica Braun son muy distintos pero complementan las representaciones de Pacheco, Poniastowska, Rossell y Loaeza. Mientras Pacheco y Poniatowska son reconocidas por darle voz a mujeres pobres que son s ubyugadas por el sistema patriarcal, Rossell, Loaeza y Braun representan mujeres de una posición privilegiada. Como se ha analizado previamente, las representaciones femeninas de Rossell y Loaeza satirizan el tradicional rol de la mujer de clase alta. En R icas y famosas , las poses sensuales y provocativas de las modelos crean una sátira de la obejtivización femenina. Similarmente, los personajes femeninos de L oaeza en Las reinas de Polanco actúan una exagerada feminidad cuando se sienten bajo la mirada de l a gente, especialmente de los hombres. Braun, en Sexo chilango , presenta un nuevo modelo de mujer ya que sus personajes se distinguen por ser muy inteligentes, independientes, fuertes e intentan deliberadamente transgredir su rol tradicional. Este texto es una recopilación de sus crónicas publicadas en la revista Chilango . Esta revista humorística y de entretenimiento se publica mensualmente en la Ciudad de México desde el 2003 y tiene como rasgo fundamental la presentación paródica de información y acontec imientos de la vida citadina. Además de ser columnista de esta revista, Braun es una ex poeta egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM y directora general en una institución del gobierno panista ( Sexo chilango 6). Sexo chilango es una espec ie de Sex and the City que trata sobre las experiencias sexuales de un grupo de amigas en la Ciudad de México. En la introducción de este libro, la escritora cuenta cómo su entonces jefe de redacción le

PAGE 234

cuentes lo que te pasa a tí y a tus amigas, saber cómo ve el mundo desde la perspectiva de chavas, guapas, exitosas, liberales... ya no tan jóvenes... y solteras. ¿Cómo ligan? ¿Qué piensan de los hombres? Será como una especie de diario erótico sentimental ... (5). Sexo chilango trata de un grupo de amigas que se rebelan ante las instituciones heteropatriarcales como la del matrimonio y construyen sus vidas fuera de este lazo. Este texto se resiste a la noción de que una mujer necesita estar casada para ser feliz y celebra el estilo de vida de soltería. No es la meta de ninguna casarse y gozan su libertad como mujeres solteras. Una vez realizadas sexual y profesionalmente, tres de estas mujeres deciden, en distintas situaciones, que pueden asumir también el rol de madre. Mientras Valeria ha decidido no tener hijos, Claudia si los quiere y lo hace por medio del proceso de fertilización in vitro. A Sandra le llega la maternidad por accidente y la narradora concibe un hijo con un hombre casado. El ser madre se p resenta con sus dichas y problemas, y sus experiencias están lejos de idealizar la maternidad. Completamente exitosas en el espacio público como profesionales, buscan reconciliar este tipo nuevo de mujer libre con su necesidad de establecer vínculo afecti vo con un hombre que la entienda. La búsqueda de una pareja que entienda su nueva identidad resulta ser compleja dado que los hombres no están preparados para convivir con este nuevo tipo de mujer. Su fuerte amistad es una prioridad en sus vidas y las rela ciones con hombres, aunque importantes, pasan a segundo término. Éstas cambian de pareja frecuentemente pero el grupo de amigas se mantiene siempre unido y es un apoyo importante que las mantiene fuertes y emocionalmente satisfechas. Su

PAGE 235

amistad ofrece un l azo afectivo alternativo al establecido por el heteropatriarcado de hombre y mujer. Las conversaciones de este grupo de amigas les sirve n como una terapia en la que discuten distintos puntos de vistas, sacan conclusiones y aprenden sobre una específica s ituación. Sus distintas personalidades y distintas sensibilidades feministas permite n que el lector entienda e interprete el feminismo en un contexto moderno. Un éstas habl an sobre sus experienc ias en clubes para caballeros. Éstas tienen distintas perspectivas sobre el baile exótico que una mujer le hace a un hombre por dinero. Valeria, de 42 años, guapa, soltera y secretaria particular de un subsecretario de Estado (20), r epresenta un feminismo radical. Ella considera que el exhibicionismo del cuerpo por dinero es una forma de opresión de la mujer, y si una mujer hace este tipo mujeres se desnudan por necesidad, no por gusto. No tiene nada de envidiable su Esta perspectiva es similar a la de Cristina Pacheco quien, a través de su obra, representa a la s mujeres que venden su cuerpo como víctimas de una sociedad que no les da otra alternativa para sobrevivir. Esta sensibilidad feminista se basa en la idea de que el trabajo de bailarina exótica fomenta la noción de la mujer como objeto sexual. El espectác ulo erótico es una práctica sustentada en un constructo de sexualidad altamente patriarcal. En esta práctica, el papel femenino es someterse a los deseos sexuales del hombre y el placer sexual de la mujer es irrelevante.

PAGE 236

La perspectiva de la narradora prot agonista, a diferencia de Valeria, se aleja de los asuntos estructurales del patriarcado y la dominación de género empleado por las feministas radicales. Ésta encarna el feminismo liberal y considera el trabajo de bailarina exótica como una forma legítima de trabajo que deber recibir derechos laborales como cualquier otro empleo. El trabajo como bailarines exóticas les da empoderamiento ya que éstas tienen tiempo en la mañana para estudiar e ir al en las Lomas. Afirman que les gusta su traba jo, ¿y por qué dudarlo? "(43). La narradora protagonista siente admiración por estas mujeres porque dejan a un lado los códigos morales y ponen su bienestar personal y económico como prioridad. Cuando Valeria di ce que las bailarinas exóticas deben sentirse agredidas al ver que unas mujeres la miran, la narradora le contesta: "o están acaso conscientes de que si algo podemos sentir es admiración o envidia. Y es que todas las mujeres hemos fantaseado alguna vez con ser observadas se aleja de la noción de estas mujeres como víctimas y las ve como agentes, mujeres que diseñan sus vidas según sus deseos y no en los de los demás. La persp ectiva de Sandra, una productora de televisión, es la de una investigadora que le interesa analizar y entender a los homb res. Sandra le dice a Valeria: nocturno, para Sandra, e s analizar la mirada de los hombres. Esta imagen de una mujer mirando a un hombre que mira a una mujer es muy significativa. Si bien la bailarina está siendo objetivizada por la mirada de un varón, hay otra mujer que esta

PAGE 237

objetivizando al hombre. La voyeus e , que mira a un mirón, simboliza la creación de una nueva forma de ser mujer, una mujer que está en control y, sobre todo, que está consciente de los mecanismos de represión empleados por el hombre. El lector ve a través de los ojos de la voyeuse y se sub vierte el tradicional acto voyeurista practicado por los hombres. La perspectiva de Claudia es muy parecida a la de Sandra. Claudia es una especie de álter ego de la autora, tiene 38 años y un importante puesto en una agencia de publicidad (17). Ésta cons la baba por una 42). A la atrevida Claudia lo que le llama donde se trastocan la diferencia de Valeria, coinciden con su gusto por a desafiar las normas tradicionales de género y transgredir las reglas heteronormativas. Si bien una mujer que ve a otra mujer no está bien vista po r la sociedad, la narra dora dice las mujeres tienen el El punto de vista conservador y heteronormativo de Valeria es muy importante ya que permite que las demás mue stren sus sensibilidades más liberales. Las mujeres otra muy distinta que su territo espíritu de entomólogas donde nadie las llamó. Deben senti (42

PAGE 238

puedan estar de mironas existe el chippendale cartas en la mesa para que las demás amigas subviertan la heteronorma sexual. Sin embargo, ninguna ve a la bailarina con deseo homoerótico y el texto se queda corto en la transgresión que se hace al orden heteronormativo. impresionarlas ni que me admiren, ni competir con ellas hasta seducirl ella es definitivamente buga o heterosexual, ésta admite los beneficios que le traería el santo faje, podríamos prestarnos la ropa y los perfumes, la s toallas sanitarias y las 103). Sin embargo, los exponga su heterosexualidad como algo negativo, su identidad sexual y la de sus amigas se sujetan a la heteronormativa sexual. Si bien se sugiere que la orientación heterosexual no es la única posible, el texto se queda corto en su subversión. No se puede evitar pensar en una lectora homosexual que no encuentre representación o su perspectiva en el texto. No obstante, la representación de un modelo de mujer distinto que se hace en Sexo chilango es una contribución importante a los movimientos de liberación de la mujer en México. Valoración final Pacheco, Poniatowska, Rossell, Loaeza y Braun exhiben divergencias y convergencias en los elementos estructurales empleados para representar a la mujer y

PAGE 239

subvertir los mecanismos patriarcales que la oprimen. La escri tura de Pacheco y Poniatowska, como se ha mostrado, tiene como objetivo fundamental denunciar el fracaso de la hegemonía política que sólo beneficia a una minoría elite y excluye a los sectores populares, especialmente a la mujer. Mientras los personajes f emeninos de Poniatowska suelen ser mujeres marginales que reflejan fortaleza y perseverancia, los personajes de Pacheco son generalmente víctimas atrapadas en una sociedad que las excluye. Sus reacciones pasivas ante la injusticia extrema, sin embargo, tie nen como objetivo sensibilizar y conmover al lector que indudablemente se da cuenta de la subjugación que viven cotidianamente estas mujeres. Braun, Loaeza y Rossell toman la perspectiva de mujeres privilegiadas económicamente para criticar y reírse de una elite gubernamental, y en el caso de Braun de los hombres. Los personajes femeninos de Loaeza y las modelos de Rossell la altura de las prestigiosas carreras políticas y empr esariales de sus maridos. La creación de esta mujer ociosa que gasta indiscriminadamente para mantener su lujoso nivel de vida es posible gracias a que otras mujeres y ciudadanos en general trabajan excesivamente y reciben sueldos de hambre. Son estas muje res explotadas, que representan a una mayoría, a las que Pacheco y Poniatowska dan vida en sus obras. Braun, por su parte, ofrece un nuevo modelo de mujer exitosa, liberada y poderosa, pero que en la realidad representa a un muy reducido número de mujeres. Los textos de estas cinco artistas reúnen diversas perspectivas que demuestran que tanto las

PAGE 240

mujeres de clase alta como las de clase baja son, en distintos niveles, víctimas de un sist ema patriarcal que las oprime.

PAGE 241

CHAPTER 7 CONCLUSI"N Este proyecto ha examinado las políticas neoliberales que se han implementado en México desde 1982. Específicamente ha analizado los personajes femeninos y la manera en que estas políticas económicas han impactado sus vidas. Se ha definido al neoliberalismo como un progra ma que favorece la desregulación de la economía, la privatización de las industrias, el libre comercio y la reducción de programas de beneficio social. Su objetivo fundamental es fomentar el desarrollo económico que, teóricamente, beneficia a la sociedad e n conjunto. En la práctica, sin embargo, la eliminación de programas de bienestar, que anteriormente eran responsabilidad del Estado, ha incrementado los niveles de pobreza y la desigualdad social. Es precisamente esta brecha económica entre los ciudadanos marginales y la clase capitalista la denuncia fundamental que Pacheco hace a través de su obra. La crítica ha destacado el tono pesimista que predomina en el mundo que construye la autora. Se presenta una sociedad en constante crisis, habitada por seres que viven en la pobreza, el atraso y la in seguridad. La autora utiliza la narrativa del fracaso en la que hace referencias a episodios más importantes de la historia en México. Las referencias a la dictadura militar de Porfirio Díaz y la administración de Miguel Alemán le recuerdan al lector que los intentos de modernización que se han dado a través de la historia son distintas encarnaciones de un mismo proyecto, la restauración del poder de una minoría hegemónica. El neoliberali s mo representa el más actual izado y sofisticado intento mediante el cual una elite económica pretende restaurar su poder. El pesimismo y la retórica derrotista que destilan estos relatos, por

PAGE 242

lo tanto, tiene n como objetivo mostrar que el discurso oficial triunfalista sobre el neolibe ralismo refleja solamente la perspectiva de una clase capitalista transnacional. La realidad cotidiana de los sectores marginales, contrariamente, se caracteriza por la infelicidad y la insatisfacción ante un proyecto de nación que los excluye. Además del tono pesimista, predomina un tono denunciador que protesta ante la imposición de nuevas costumbres y nuevas formas de estratificación social. Si bien la autora no propone una alternativa o solución explícita ante esta imposición, es evidente en su obra la nostalgia por la antigua ideología nacionalista. El nacionalismo anteriormente fomentab a la soberanía, el populismo y e stado de bienestar como componentes fundamentales de la nac ión. Teniendo en cuenta que el e stado benefactor tenía la responsabilidad de p roveer servicios de salud, educación, vivienda y pensiones, el neoliberalismo, por lo contrario, despoja al gobierno de estas responsabilidades. A través de las crónicas, abundan la s representaciones de familias con la figura paterna ausente. Estas familia s funcionan, implícitamente, como una alegoría a la ausencia del e stado y la desprotección a la que los ciudadanos se enfrentan ante el neoliberalismo. Si bien el e stado deja de intervenir en la economía y no provee los servicios básicos a los sectores em pobrecidos, su intervención es obvia cuando se trata de rescatar empresas con problemas financieros , o regular empresas que tienen potencial para crear capital como es el caso de la ind ustria del sexo. En los textos proyecto, la autora registra la manera que el Estado, contrariamente a lo que la agenda

PAGE 243

neoliberal proclama, incrementa su papel interventor para regular el lucrativo mercado del sexo. Estos relatos no sólo revelan los efectos negativos que estas nuevas regulaciones y zonas de tolerancia tienen en la s vidas de las prostitutas, sino que también aluden implícitamente a la doble moral del neoliberalismo. Dado el deterioro de servicios públicos bajo las pol íticas neoliberales, las mujeres se ven afectadas de una forma singular. Siendo éstas las que encabezan frecuentemente los hogares, la falta de apoyo gubernamental les crea una doble carga. Además de encargarse del cuidado de la familia, se ven en la neces idad de incorporarse al mercado laboral. Dada su falta de educación y formación, son sometidas a aceptar los peores oficios y precarias condiciones de trabajo. Pacheco, en sus crónicas, muestra a mujeres que salen de sus hogares a ganarse la vida pero, al igual que en sus hogares, continúan sufriendo maltrato y represión. La autora deja claro que su inserción al mercado laboral no es el resultado de una nueva emancipación femenina sino de la extrema pobreza en la que viven. En Zona de d esastre (1988), se pr esenta el caso de las costureras quienes trabajan bajo condiciones pésimas y; es el devastador terremoto el que saca a relucir la violencia simbólica a la que han estado sometidas. Si bien en los relatos, la violencia física contra las mujeres es un tema p rincipal, la violencia simbólica es la protagonista. Esta violencia, que no se ve a simple vista y que tanto hombres como mujeres dan por sentado como natural, es la que la autora deconstruye a través de su obra. Además de analizar los distintos rasgos tem áticos en este proyecto, también se delinean las estrategias formales de la obra de la autora. Una de las características que

PAGE 244

no se ha elaborado, y que amerita futuros estudios, es el tono melodramático de sus crónicas. En ocasiones, las historias que se n arran exhiben un sentimentalismo exagerado que tiene como objetivo evocar las emociones del lector. El melodrama, según Carlos Monsiváis, guarda una estrecha relación con la ética, la cual se esconde la represión patriarcal, el melodrama en la obra de Pacheco intenta asumir una función ética ante el comportamiento injusto y, en ocasiones, perverso de los hombres. A través de s tales como la abnegación, el espíritu de sacrificio y la honra. Sin embargo, los sacrificios que P acheco does not suggest to the reader or to the her characters what to do to escape so much misery. She only reminds us that it is there, stagnated and rotten, under a scab o sólo están enmarcadas en el melodrama sino que también, en ocasiones, exhiben un Para vivir aquí (2003), el lector queda impresionado cuando Guadalupe se lanza de un edificio con sus cuatro hij os debido a su desesperación de verlos con hambre y no tener ni dinero, ni trabajo. El tono melodramático se intensifica cuando la madre y dos de sus hijos sobreviven y le imponen 25 años de cárcel por el asesinato de los otros dos (15). Estas imágenes trá gicas recuerdan el cine mexicano de la década de 1940 y 1950. El tono sensacionalista, además, tiene como propósito impresionar y conmover al lector cuya

PAGE 245

tarea es identificar al sistema dominante patriarcal como culpable de la miseria en que viven los sect ores marginales, especialmente las mujeres. Cuarto de Azotea (1986), también se presenta, de una manera melodramática y sensacionalista, el sacrificio de una madre y esposa abnegada. Elisa permite que su esposo borracho practique t iro al blanco lanzándole cuchillos para que no lo haga con sus hijos. Debido a mal tino y a la borrachera de su marido, Elisa resulta seriamente herida por los cuchillos y va a parar al hospital (33). Hasta los personajes de prostitutas intentan cumplir la prostituta llamada Leticia huye de los policías después de que le bajan la cremallera del pantalón y la tocan sexualmente. Al huir, un coche la atropella y un maestro la encuentra herida. La prostituta le cuenta lo que pasó, y éste le cuenta años después a su ex estudiante la misma historia. El maestro concluye con un tono melodramático: efinición de la palabra dignidad me la enseñaría una mujer de la que apenas supe el nombre, el oficio y un propósito de enfatizar uno de los temas recurrentes de la obr a de Pacheco, el cual es que la mayoría de las mujeres caen en la prostitución debido a la necesidad económica extrema. El lector percibe que Leticia es una prostituta digna que a pesar de dedicarse a prostituir su cuerpo, conserva principios morales y def iende su dignidad como cualquier otra mujer.

PAGE 246

El tono melodramático que se percibe en los textos de Pacheco es una característica que se satiriza en Ricas y famosas . En la fotografía 36, la actriz de telenovelas, Itatí Cantoral, posa en el comedor de su ca sa, un espacio que se considera tradicionalmente femenino. Ella se encuentra sentada en una de las sillas y su rostro tiene una expresión de angustia y dolor. Las lágrimas que corren por sus mejillas funcionan como una parodia de los melodramas de las tele novelas en los que Cantoral en ocasiones protagoniza. El tono melodramático que la obra de Pacheco exhibe ha recibido críticas. Egan dice que [t]he dramatism of these representation is of an ar chaic line, emoting the gised rigidity of ceremonial tableau o r medieval woo dcut. This is Mexican Kabuki, presenting highly stylized symbols of wretchedness as the still and always most genuine of national traits. He caracters, often uniden tifed, always interchangeble, offer the murmus, sobs, and futile ges tures of t he living dead. (134) mostró más bien recursos folletinescos demasiado trabajados y muy bien trabajados por el cine nacional y que ya me contaron, por ejemplo, los sufrimientos de u na s. Los personajes femeninos de Braun, por otro lado, ofrecen un modelo de mujer Sexo chilango (2006) se subvierte el arquetip o de la mujer casta cuando la narradora presume que ha estado con todo tipo

PAGE 247

hijos de mami, solteros, divorciados y hasta uno que otro casado.... feos como una verruga y franca que miden la moral de la mujer por su promiscuidad o castidad. Continúa diciendo: de las Chivas. Pe ro es que una debe conservar ciertos principios éticos morales, Cioux señala lo siguiente s obre la risa liberadora: Culturally speaking, women have wept a great deal, but once the tears are shed, there will be endless laughter instead. Laughter that breaks out, overflows, a humor no one would expect to find in a woman which is nonetheless su re ly their greatest strength because it's humor that sees man much further away than he has ever been seen (289). En la obra de Pacheco, como se ha establecido anteriormente, la representación de una mujer subjugada por el hombre se representa con un lengu age melodramático que evoca el llanto. En Sexo chilango , contrariamente, la representación de una mujer mediante el uso de un vocablo soez provoca la risa. El lenguaje soez se libera de los convencionalismos tradicionales del discurso tanto literario como periodístico. Mientras Braun asume una posición contra el androcentrísmo lingüístico que refuerza los roles de género, el discurso de Pacheco, en ocasiones, fomenta valores patriarcales tales como el de la mujer digna y pura, y por ello es propenso al melo drama. Si bien en la mayoría de la obra de Pacheco se percibe un tono melodramático, en La rueda de la fortuna (1993) se sustituye por un tono satírico e irónico. La sátira descansa predominantemente en las críticas que se hace a los efectos de las polític as

PAGE 248

neoliberales, pero también, en ocasiones, en las mujeres de clase media alta. Un Remember el Alamo viaje a los Estados Unidos para renovar su vestuario. Se satiriza la obsesión que estas mujer es tienen por la apariencia física y el valor que le dan a los atributos físicos anglosajones. En su conversació n, la amiga de Susana le dice: Ay Su, pero lo que Ay, ¡qué chiste! Ta mbién las ayuda que son altotas y güeras. ¡Así hasta yo...! concluye Susana, mujeres tienen similitudes con las mujeres de Loaeza en Las reinas de Polanco consumista de la que quedan fuera las clases bajas. El personaje femenino más subversivo en La rueda , sin embargo, es la flanêuse cronista que camina y describe la ciudad. Si bien la mujer se ha c onsiderado tradicionalmente como objeto de observación y placer visual de un flâneur , en este texto se deja de apreciar a la mujer desde la mirada masculina y pasa a ocuparse en su propia experiencia subjetiva. El flâneur es un paseante de las calles de la ciudad y es una de las figuras más frecuentemente invocadas de la modernidad urbana. Flânerie implica la habilidad de leer la ciudad, captar, analizar y entender los matices de las multitudes para poder hacer legible la vida urbana (Tester 17). Anadeli Be ncomo explica la función del flâneur en la descripción de los acelerados procesos de cambio que suceden en las ciudades: La ciudad que se expande incesantemente, conformando nuevos paisajes urba nísticos y sociales, reclama la presencia de un intermediario -

PAGE 249

interprete que descifre y organice los sentidos diseminados por t al cartografía. La figura del paseante o del flânuer dentro de la crítica moderna se corresponde con este afán hermenéutico e imagina un sujeto que, al deambular por la u rbe, va develando las fuerzas elementales del tal espacio. (15) Walter Benjamin (1892 1940), el interpretador más influyente del paseante, definió esta figura como un caballero de siglo diecinueve parisiano. Sin emb argo, esta definición limita la articulación de los espacios u rbanos ya que se interpreta la ciudad desde la restringida perspectiva masculina, blanca y de clase alta. Los estudiosos han cuestionado la limitación de esta construcción cultural en la interpretación de la vida urbana. La figura del flâneur se ha expandi do y exportado a nuevos contextos históricos y geográficos. Las feministas como Susan Buck Morss, Janet Wolff, Anne Friedberg, Anke Gleber, y Deborah Parsons cuestionan, específicamente, la exclusión que se ha hecho de la mujer paseante. Deborah Parsons ex pone que la ciudad históricamente ha 2). Existen, según Parsons, dos distintos tipos de flâneurs oramic blueprint and the marginal rag picker with his city rubbish. The aim of the former is to ignore, silence, and erase the toman la perspectiva del segundo tipo de pas eante que opta por representar al margen (10). El callejeo de la paseante , sin embargo, no se ha restringido al callejeo ocioso y sin objetivo, sino que sido definido como una actividad independiente e incluso con propósitos laborales. Su existencia histór ica es evidente bajo diversos papeles sociales como la escritora, periodista o trabajadora social. Este es el caso de la flanuese Nuestra Señora de la Fayuca

PAGE 250

buscando historias para sus crónicas . Durante su recorrido, su subjetividad se centra en los barrios marginales donde los beneficios del proyecto modernizador no alcanzan a llegar. El gran cronista modernista Manuel Gutiérrez Nájera, en la segunda mitad del siglo XIX, ya empezaba a descentra empieza en el Palacio Nacional, ni acaba en la calzada de la Reforma. Yo doy a ustedes mi palabra de que la ciudad es mucho mayor. Es una gran tortuga que extiende hacia los cuatro puntos cardinales sus patas di slocadas. Estas patas son 13). Pacheco se encarga de describir detalladamente estas flâneuse observando y analizando el panorama urbano. Conforme uno se va aproximando a esa zona libre, frontera en le corazón de la capital, crece la dificultad para estacionarse. De casi todos los zaguanes portones destruidos, cornisas a punto de caer s obre los paseantes, muros que revelan la sombra de un cuadro o un espejo emerge olor a fritangas. Sobre anafres inmensos, casuelas de mole y de pa ncita hierven como krakatoas. De pie, con los platos de cartón en la mano, los comen sales entrecierrran los ojos, sumidos en un placer que los vuelve inmun es a las bocanadas de venero Infinidad de niños se ofrecen a cuidar el coche o lo s lavan a cubetazos. Todos se preparan para recibir la peregrinación que acude a c antar con voces metálicas las glorias de nuestra nue va diosa Fayuca. En todos es os niños ágiles, vivaces, con una habilidad que hace de ellos adultos en miniat ura, hay como rasgo común una palidez que habla de parásitos, desnutrición y falta de higiene. (11 12) La paseante descubre que detrás del proyecto d e nación de consumo y progreso se encuentra otra ciudad en la que los niños, representantes del futuro, no reciben los

PAGE 251

mínimos beneficios de la modernización. La preocupación por la niñez es una constante en la obra de la autora. Los niños, en este texto, que cuidan y lavan los coches sobreviven de la obsesión consumista de los clientes de Tepito. No gozan del derecho básico de ir a la escuela ya que tienen que trabajar para comer. Tampoco gozan de seguro medico básico ni alimentación saludable ya que estos niños exhiben flâ nuer y su trayectoria dentro de la cartografía urbana se vinculan con la problemática del consumo, real o imaginario, dentro de la ciudad de Nuestra Señora de la Fayuca en este espacio urbano para complacer el gusto consumista de las clases medias quienes desean tener el estilo de vida estadounidense. La flâneuse que camina por la calle o bserva los espacios de exclusión y pobreza y describe los estímulos olfativos y visuales sino también los auditivos. La música incendia el aire. De puerta en puerta, de banqueta a banque ta, Elvis le contesta a Lola y Bienvenido Granda no se intimid a ante l os Rolling Stones . Un s padres Reyes interpreta como sólo ella sabe 12) En este segm ento son evidente s los procesos de aculturación en la que la música popular mexicana convive con la música extranjera. Ya el flanêur de Salvador Novo en tradicional y lo moderno creaba una nueva identidad de la ciudad. Shampoo maestros. Au Bon Marché Facultad de México, vías urinarias, extracciones sin dolor, se hace trou trou, examine su vista gratis, diga sonmed, Mme . Acaba de llegar, estamos tirando todo, hoy, la reina de los

PAGE 252

caribes, The leading Hatters , quien los prueba los recomienda, pronto aparecerá ambos teléfonos, consignase la novia. Agencia de , a pasos lentos, pero su ciudad se clasificaba. (439) e asimila positivamente una modernidad importada y describe una ciudad en la que mezcla de lo tradicional y lo moderno es un rasgo importante de su nueva identidad. Su representación de los espacios urbanos refleja su aceptación a la emergencia de la ciuda d como una metrópolis cosmopolita. La flanêuse Nuestra Señora de la Fayuca resiste a la influencia extranjera que da lugar a la pérdida de soberanía nacional. En este texto no sólo se subvierte la noción de la figura de l paseante como masculino sino que también se revela a seguir las reglas y construye una flâneuse que interactúa con las personas que está observando. Es intrusa ya que pregunta cuando no entiende lo ¿Quién viene? pregunto al notar el rictus de pavor en los rostros. Los de la aduana me dice un muchacho sin levantar los ojos, atareado en recoger las botellas de perfume Givenchy , Dior , Lanvin y Halston que exibía sobre una la prot agonista es también una flâneuse periodista que es intrusa. La autora empieza como una paseante observando los dónde empezar el recorrido de una especie de pequeña ciudad qu e tiene su propito ritmo, su lenguaje, su fisionomía dentro de la inmensa ciudad de México? Por las

PAGE 253

observaciones con preguntas que hace a los distintos vendedores ambulantes. Estos mi smos vendedores le recomiendan otros informantes para que le amplíen sobre un asunto específico. La intervención de la narradora es mínima pero se sabe que esta allí uno de los pocos que vende cosas hechas por él. A ver, vaya pregúntele a ver como le de la crónica de darles la palabra a los sectores marginales en estos textos es literal ya que la narradora una vez que encentra a sus entrevistados les cede la palabra. La obra de Pacheco, en conclusión, ha sido poco analizado por los estudiosos de la literatura y los contables estudios que se han hecho le dan severas críticas. Uno de los p ropósitos de este proyecto ha sido resaltar la importancia de La rueda de la fortuna la cual es la producción mejor lograda de la autora. Este texto merece la atención académica y puede ser analizado desde múltiples perspectivas. Las fechas al final de cad a crónica y el orden cronológico progresivo ayuda al lector a identificar la época histórica de la que se habla. A diferencia del resto de la obra, La rueda no presenta únicamente a las clases marginales sino que también incluye la clase media y alta. La r epresentación de un mundo en el que conviven margen y centro, además de ser más verosímil, se presta para que la crítica contra una elite hegemonía se fortalezca. Si bien en la mayoría de los textos no se especifica quién es el culpable del los sufrimiento s y agonías de los sectores empobrecidos, La rueda los nombra explícitamente. Las referencia s a nombres de presidentes corruptos, el partido del PRI,

PAGE 254

el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, los tecnócratas, entre otros, fortalece el discurso de protesta. La denuncia explícita hace que la autora se aleje del fuerte énfasis descriptivo y experimente con recursos estilísticos como la ironía y el sarcasmo. Si bien futuros estudios pueden enfocarse en el análisis del elemento melodramático y el sensa cionalismo que se filtra en los textos de la autora, otros estudios que se centren en la La rueda de la fortuna pueden analizar la figura de la flanêuse que no ha sido ignorada por la crítica y se ha explor ado brevemente en este proyecto.

PAGE 255

LIST OF REFERENC ES Acosta, Alberto and Eduardo Gudynas. Introducción. Libre comercio: Mitos y realidades. Nuevos desafíos para la economía política de la integración latinoamericana. By Acosta and Gudynas. Quito: ABYA YALA, 2004. 9 12. Print. mor in Crisis: Guadalupe Loaeza's Caricature of Mexican Bourgeoisie. Journal of American Culture . 20.2 (1997): 153 58. Print. Aguilar Méndez, Sergio, José Luis Benítez Lugo and Rolando Tafolla Macklen. Problemas sociales, económicos y políticos de México . México: Universidad Nacional Autónoma de México, 2006. Print. Ai Camp, Roderic. Los líderes políticos de México: Su educación y reclutamiento. México: Fondo de Cultura Económica, 1983. Print. Anderson, Benedict. Imagined Communities: Reflections on the Or igen and Spread of Nationalism . New York: Verso, 2006. Print. Andreas, Peter. Border Games: Policing the US Mexico Divide . Ithaca: Cornell UP, 2000. Print. Ávila y Lugo, José. Introducción a la economía . México: Plaza y Valdés, 2000. Print. Babb, Sarah. Ma naging Mexico: Economists from Nationalism to Neoliberalism . Princeton: Princeton UP, 2001. Print. Baker, Dean. The Conservative Nanny State: How the Wealthy Use the Government to Stay Rich and Get Richer . Washington DC: Center for Economic and Policy Rese arch, 2009. Print. Mexico and the United States . Ed. Lee Stacy. Tarrytown: Marshall Cavendish, 2003. Print. Barrera, Reyna. Salvador Novo: Navaja de la inteligencia . México: Plaza y Valdés, 1999. Print. Bartra, Roger. Blo od, Ink, and Culture: Miseries and Splendors of the Post Mexican Condition . Trans. Mark Alan Healey. Durham: Duke UP, 2002. Print. Bencomo, Anadeli. Voces y voceros de la megalópolis: La crónica periodística literaria en México . Madrid: Iberoamericana, 200 2. Print. Bhagwati, Jagdish N. In Defense of Globalization . New York: Oxford UP, 2004. Print.

PAGE 256

Bielsa, Esperança. The Latin American Urban Crónica, Between Literature and Mass Culture. Lanham: Lexington Books, 2006. Print. Bizberg, Ilán. Rev. of El Barzón: Clase media, ciudadanía, democracia, by Hubert C. Grammont . Revista Mexicana de Sociología . 65.1 (2003): 254 256. Print. English Historical Review. 96.378 (1981): 36 58. Prin t. Blanco, José Joaquín. Función de medianoche: Ensayos de literatura cotidiana. 1981. México: Ediciones Era, 2003. Print. --The Contemporary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal G enre . Ed. Ignacio Corona and Beth E. Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 61 68. Print. Replicante: Cultura Critica y Periodismo Digital . Aug. 2012. Web. 1 Sept. 2012. Bonfil Batalla, Guillermo. México profundo: Una civilización negada . Grijalbo, 1994. Print. Booth, Wayne C. The Rethotic of Fiction . Chicago: The U of Chicago P, 1961 . Print. Bourdieu, Pierre. Masculine Domination . Stanford: 2001. Trans. Richard Nice. Stanford: Stanford UP, 2001. Print. --Le Monde Diplomatique . 8 Dec. 1998. Web. 1 July 2013. Boynton, Robert S. Best Nonfiction Writers . New York: A Vintage Books Original, 2005. xi xxxii. Print. Braun, Mónica. Sexo chilango . M éxico D.F.: Editorial Planeta Mexicana, 2006. Print. Hispanic Review (1987): 55.3: 323 36. Print. Butler, Judith. Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity . New York: Routledge, 1990. Print. Cabello, Alej andra. Auge a la Crisis . México: Plaza y Valdés, 1999. Print.

PAGE 257

The Metamorphosis of Leadership in a Democratic Mexic o. New York: Oxford UP, 2010. Print. NRFH 37.2 (1989): 339 363. Print. Caro García, María Concepción. El discurso del poder: del manejo político e ideológico de la deuda 1982 1988 al neoliberalimo de los noventa en México . Mexico D. F.: UNAM, 2000. Print. Casanova, Lourdes. . New York: Palgrave Macmillan, 2009. P rint. Castañeda, Gonzalo A. La economía mexicana: un enfoque analítico . México: Editorial Limusa, 1994. Print. Castañeda, Jorge G. y Roberto A. Pastor Límites en la amistad: México y Estados Unidos . México: Joaquín Mortiz Planeta, 1989. Print. Chang, Ha Joon, e Illene Grabel. Reivindicar el desarrollo: Un manual de política económica alternativa . Barcelona: Intermón Oxfam, 2006. Print. Maryland, 2007. Ann Arbor: UMI, 2008. AAT 3283433. Proquest Digital Dissertations, Web. 8 Jan. 2014. Chapkins, Wendy. Beauty Secret: women and the politics of apperance . Cambridge: South End Press, 1986. Print. FEM 11 (1987): 38 39. Print. Chompski, Noam. Hopes and Prospects . Chicago: Haymarket Books, 2010. Print. --MisEducation. Ed. Donaldo Macedo. Lanham: Rowman and Littl efield Publishers, 2000. 135 169. Print. --.Preface. ¡Ya Basta!: Ten Years of the Zapatista Uprising . By Subcomandante Marcos. Oakland: AK Press, 2004. 13 14. Print. --. Profit Over People: Neoliberalism and Global Order . New York: Seven Stories P, 1999. Print.

PAGE 258

Out There: Marginalization and Contemporary Cultures. Ed. Russell Fergurson Russell et al. Cambridge: Massachussets Institute of Tecnology P, 1990. 345 366. Print. La republica de las letras: Ambientes, asociaciones, y grupos. Asomos a la cultura escrita del México decimonónico . Vol 1. Ed. Clark de Lara and Elisa Speckman Guerra. México: UNAM, 2005. (325 348). Print. . Ed. Cockcroft and Jane Carolina Canning. Chicago: Ocean Press, 2000. Print. Coerver Don M., Suzanne B. Pasztor and Robert Buffington. Mexico an Encyclopedia of Contemporary Culture and History. Santa Barbara: ABC CLIO, 2004. 126 129. Print. Postmodern Genres . Ed. Marjorie Perloff. Norman: U of Oklahoma P, 1988. Print. Neophilologus . 92.4 (2008): 617 625. Print. Concha Vergara, Mario H. Neoliberalismo: miseria humana . Caracas: Vadell Hermanos Editores, 1997. Print. Contreras, Joseph. In the Shadow of the Giant: The Americanization of Modern Mexico . Pis cataway: Rutgers UP, 2009. Print. Conant, Jeff. A Poetics of Resistance: The Revolutionary Public Relations of the Zapatistas . Oakland: AK Press, 2010. Print. Strategies i Latin American Literature and Mass Media. Ed. Paz Soldán, Edmundo and Debra A. Castillo. New York: Garland Publishing, 2001.193 206. Print. The Contemporary Me xican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre . Ed. Corona and Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 1 21. Print. Craven, David. Art and Revolution in Latin America (1910 1990). New Heaven: Yale UP, 2002. Print. Curtis, James R. a Geographical Review . 81.3 (1991): 333 346. Print.

PAGE 259

Cambios y continuidades: Una mirada a los múltiples procesos históricos contemporáneos. Bueno s Aires: Ediciones del Signo, 2000. Print. Darraj, Susan Muaddi. Felipe Calderón . New York: Chelsea House Publishers, 2009. Print. Day, Stuart A. Staging Politics in Mexico: The Road to Neoliberalism. Cranbury: Rosemont Publishing, 2004. Print. Dean, Jodi. Democracy and Other Neoliberal Fantasies: Communicative Capitalism and Left Politics. Durham: Duke UP, 2009. Print. De Certeau, Michel. The Practice of Everyday Life. Trans. Steve Rendall. Los Angeles: U of California P, 1984. Print. Dello Buono Richard A Imperialism, Neoliberalism and Social Struggles in Latin America. Eds. Dello Buono and Bell Lara. Leiden: Brill, 2007. 1 16. Print. Delgado de Cantú, Gloria M. México: Estructuras políti ca, económica y social. 2nd ed. México: Pearson, 2003.Print. Neoliberal Thought Collective . Ed. Philip Mirowski and Dieter Plehwe. Cambridge: Harvard UP, 2009. 45 67. Print. Dent, David W. Encyclopedia of Modern Mexico. Maryland: Scarecrow Press, 2002. Print. Diconisglio , John. Living through the Mexican American War . Chicago: Heinemann, 2012. Print. país durante los gobiernos de Miguel Alemán, Adolfo Ruiz Cortines y Adolfo López Mateos ( 1946 Portal Académico . 12 Jan. 2009. Web. 10 May 2013. Letras Libres . Aug. 2004. Web. March 2013.

PAGE 260

Revista Vínculo Jurídico , April 1993. Web. 12 Sept. 2012. Douglas, Mary. Natural Symbols . New York: Routledge, 2003. Print. Ebenstein, Lanny. Milton Friedman: A biography . New York: Palgrave Macmillan, 2007. Print. Edmonds Poli, Emily and David A. Shirk. Contemporary Mexican Politics . 2nd ed. Lanham: Rowman & Littlefield Publishers, 2012. Print. Mexican Studies/ Estudios Mexica nos 9.2 (1993): 275 294. Print. --Revista de Crítica Literaria Latinoamericana 28.56 (2002): 219 35. Print. --1995 . Ed. Kristine Ibsen. Westpoint: Greenwood Press, 1997. 133 146. Print. Ekeh, Lawrene U. Industrialization and National Prosperity: Lessons for the Development Countries . London: LUZEK publishers, 2009. Print. Mexico and the United States . Ed. Lee Stacy. New York: Marshall Cavendish, 2003. 80 82. Print. global Estévez, Ariadna. Human Rights and Free Trade in Mexico: A Discurs ive and Sociopolitical Perspective . New York: Palgrave Macmillan, 2008. Print. Estrada Álvarez, Jairo. Intelectuales, tecnócratas y reformas neoliberales en América Latina . Bogotá: Unibiblos, 2005. Print. Estrada, Oswaldo. Entre historia y novela: la cróni ca de Bernal Díaz del Castillo y su re escritura en la novela contemporánea . Diss. U of California Davis, 2004. Ann Arbor: UMI, 2004. ATT 3137534. Print. Epstein, Gerald A. Financialization and the World Economy . Northampton: Edward Elgar, 2005. Print.

PAGE 261

Fa rías Campero, Carolina. Modernidad y posmodernidad: La crisis de los paradigmas y valores. México: Noriega Editores, 2000. Print. Farrell, Courtney. The Mexican Drug War . North Mankato: Abdo Consulting, 2012. Print. Fenoglio Memories of 1968: International Perspectives. Cultural History and Literary Imagination 16 (2010): 299 320. Print. Fernández Fernández, Iñigo. Historia de México . 2nd ed. México: Pearson, 2004. Print. erpreting Variorum Interpretive Communities . Harvard: President and Fellows of Harvard College, 1980. 174 173. Print. Flores Rangel, José Juan. Historia de México . México: International Thomson Editores, 20 05. Print. Theoretical Debates in Spanish American Literature . Ed. Foster and Daniel Altamiranda. New York: Garland Pub, 1997. 99 114. Print. Furst, Lillian R. All Is True: The Claims and Strategies of Realist Fiction. Durham: Duke UP, 1995. Print. Fuentes, Carlos. Myself with Others: Selective Essays . London: André Deutsch, 1988. Print. Galeana de Valadés, Patricia. El tratado McLane Ocampo: La comunicación interoceánica y el libre comercio . México: Editorial Porrúa, 2006. Print. Galeano, Eduardo. El futbol y a sol y sombra . Madrid: Siglo XXI de España Editores, 2006. Print. The International Handboook of Labour Unions: Responses to Neo Liberalism . Eds. Gall, Hurd and Wilkinson. Northampton: Edward Elgar Publishing Limited, 2011. 1 12. Print. Gallo, Rubén. New Tendencies in Mexican Art: The 1990s . New York: Palgrave Macmillan, 2004. Print. García Canclini, Néstor. Culturas híbridas. Estrategias para entrar y salir de la modernidad. México: Delbolsillo, 2009. Print.

PAGE 262

. The Contemp orary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre . Ed. Ignacio Corona and Beth E. Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 201 220. Print. González, Aníbal. A Companion to Spanish American Modernism . Rochester: Boydell & Brewer, 2007. Print. --. Journalism and the development of Spanish American Narrative . New York: Cambrige UP, 1993. Print. --. La crónica modernista hispanoamericana . Madrid: José Porrúa Turanzas, 1983. Print. --La republica de las letras: Ambientes, asociaciones, y grupos. Asomos a la cultura escrita del México decimonónico. Vol 3. Ed. Belém Clark de Lara, Elisa Speckman Guerra. México: UNAM, 2005. 455 468. Print. --The Contemporary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre . Ed. Corona and Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 157 179. Print. González, Francisco E. D ual Transitions from Authoritarian Rule: Institutionalized Regimes in Chile and Mexico, 1970 2000 . Baltimore: John Hopkins UP, 2010. Print. Escolios . Jul. 2012. Web. March 2013. . Grammont, Hubert C. El Barzón: Clase media, ciudadanía, democracia . México: Plaza y Valdés, 2001. Print. Guerrero, Elisabeth. Confronting History and Modernity in Mexican Narrative . Ne w York: Palgrave Macmillan, 2008. Print. Guillen Ramos, Arturo. México hacia el siglo XXI . México: Plaza y Valdés, 2000. Print. Haass, Richard N. Foreword. The Drug War in Mexico: Confronting a Shared Threat. By David A. Shrik. New York: Council on Foreign Relations 2011. Print.

PAGE 263

México: Ediciones Era, 1983 (56 72). Web.Hamilton, Sara M. Globalization. Edina: ABDO, 2009. Print. Harlow, Barbara. Resistance Literature . New York: Methuen, 198 7. Print. Harvey, David. A Brief History of Neoliberalism. Oxford: University Press, 2005. Print. --. Spaces of Global Capitalism . New York, Verso, 2006. Print. Hart, Stephen M. A Companion to Latin American Literature . Rochester: Boydell & Brewer, 2007. Print. Hartz, Louis. The Liberal Tradition in America . New York: Second Harvest, 1991. Print. Hassan, Robert. Empires of Speed: Time and Acceleration of Politics and Society . Danvers: Brill, 2009. Print. Web. 12 Sept. 2012. 24Horas . Hernández Márquez, Baldemar. Prensa y Transición Democrática . Villahermosa: Universidad Olmeca, 2006. Print. Localist Movement in a Global Economy: Sustainability, Justice, and Urban Development in the United States . Cambridge: Mass achusetts Institute of Technology, 2005. 67 94. Print. Misses Daily . 31 May 2011. Web. 5 May 2012. Hill, John E. Democrac y, Equality, and Justice: John Adams, Adam Smith and Political Economy . Lanham: Lexington Books, 2007. Print. Hodges, Clark and Ross Gandy. Mexico, the End of the Revolution . Westport: Greenwood Publishing Group, 2002. Print. M exico and the United States . Ed. Lee Stacy. New York: Marshall Cavendish, 2003. 570 571. Print. The Implied Reader: Patterns of Communication in Prose Fiction from Bunya n to Beckett . Baltimore: The Johns Hopkins UP, 1974. Print.

PAGE 264

Jaffary, Nora E., Edward W. Osowski y Susie S. Porter. Mexican History: A Primary Source Reader. Boulder: Westview Press, 2010. Print. ón y realidades. Nuevos desafíos para la economía política de la integración latinoamericana. Ed. Alberto Acosta and Eduardo Gudynas. Quito: ABYA YALA, 2004. 63 80. Print. January, Brendan. Globalize it!: The Stories of the IMF, Wo rld Bank, the WTO and Those Who Protest . Brookfield: Twenty First Century Books, 2003. Print. International Feminist Journal of Politics 5.3 (2003): 331 354. Print. Jeffreys, She ila. Industrial Vagina: The Political Economy of the Global Sex Trade . London: Routledge, 2009. Print. Jörgensen, Beth E. The Writing of Elena Poniatowska: Engaging Dialogues . Austin: U of Texas P, 1994. Print. --The Contemporary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre . Ed. Ignacio Corona and Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 71 94. Print. Mexico and the United States . Ed. Lee Stacy. New York: Marshall Cavendish, 2003. 581 581. Print. Pleasure: Sex Work, Policy, and the State in Global Perspective . Ed. Susan D ewey and Patty Kelly. New York: New York UP, 2011. Print. Kirkwood, Burton. The History of Mexico. 2nd ed. Santa Barbara: Greenwood Publishing Group, 2010. Print. "Kitsch" Def. 1. OxfordDictionaries.com, Oxford , n.d. Web. 24 Jan. 2014. Klesner, Joseph L . I mpactos del TLC en México y Estados Unidos: efectos subregionales del comercio y la integración económica . México: FLACSO, 2003. Print. Klein, Naomi. The Shock Doctrine: The Rise of Disaster Capitalism . New York: Metropolitan Books, 2008. Print. Kohut, Ka . Colonial Latin American Review . 18.2 (2009): 153 187. Print.

PAGE 265

Krebs, Katherine Chapman . Selected Crónicas of Manuel Gutierrez Nájera . Diss. Tulane U, 1977. Ann Arbor: UMI, 1977. ATT 7800597. Print. de Crítica Literaria Latinoamericana 15.3 (1989): 199 208. Print. La Botz, Dan. Democracy in Mexico: Peasant Rebellion and Political Reform . Cambridge: South End Press, 1995. Print. Research Review 38.2 (2003): 34 60. Print. The Contemporar y Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre . Ed. Ignacio Corona and Beth E. Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 61 68. Print. Levy, Daniel and Kathlee Bruhn . Mexico the Struggle for Democratic Development . Berkley, U of C alifornia P, 2006. Print. Loaeza, Guadalupe. Las reinas de Polanco . México D.F.: Océano Expréss, 2004. --. Los de arriba . México D.F.: Plaza y Janés Editores, 2002. Print. --. Detrás del Espejo . México D.F. Nueva Imagen, 1999. Print. Noticiero Fiscal . 5 Jun. 2014 . Web. 1 Jul . 2014 . Long, Mary K. Salvador Novo: 1920 1940, between the avant garde and the nation . Diss. Princeton U, 1995. Ann Arbor: UMI, 1995. AAT 952785 4. Print. --The Contemporary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre. Ed. Ignacio Corona and Beth E. Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 181 200. Print. López Cas tellanos, Nayar. Izquierda y Neoliberalismo de México a Brasil . México: Plaza y Valdés, 2001. Print. Loser, Claudio and Eliot Kalter. Mexico: the strategy to achieve sustained economic growth . Washington: International Monetary Fund. 1999. Print.

PAGE 266

Lucero, Mexico and the United States . Ed. Stacy Lee. New York: Marshall Cavendish Corporation 2003. 480 480. Print. Magaña Esquivel, Antonio. Salvador Novo. México: Empresas Editoriales S.A., 1971. Print. Urban Chroniclers in Modern Latin America. The Shared Intimacy of Everyday Life. Austin : U of Texas P, 2011. 91 125. Print. An Exhibition about the Exchange Rates of Bod ies and Values. Ed. Klaus Biesenbach. New York: MoMA P, 2002. Print. Im migrant Rights News . 7 Jun. 2010. Web. 1 Jul. 2014. Martínez Guerra, Carlos E. Análisis del neoliberalismo en México desde una perspectiva histórica. México: Publicación verde, 2009. Print. Matute, Álvaro. Historia Mexicana 46. 4 (1996): 711 722. Print. Cervantes 14.2 (1994): 93 118. Print. McCaughan, Edward J. Reinventando la Revolución: La renovación del discurso de la izquierda en Cuba y México. Mexico: Siglo veintiuno editores, 1999. Print. McClanahan, Rebecca. Word Painting: A Guide to Writing more Descriptively . Medina, Cuauhtémoc. "The S tage and the Stereotype: Daniella Rossell's Ricas y famosas". Witness to Her Art . Ed. Rhea Anastas and Michael Brenson. New York: Center for Curatorial Studies, Bard College, 2006. 311 327. Print. Menéndez y Pelayo, Marcelino. Estudios de la crítica litera ria . Vol. 2. Madrid: U of Texas P, 1895. Print. Unfolding the City: Women Write the City in Latin America . Ed. Anne Lambright and Elisa beth Guerrero. Minneapolis: U of Minnesota P, 2007. 147 166. Print. Meyer, Lorenzo. Foreword. Mexico: The Struggle for Democratic Development . Ed. Daniel C. Levy, et. al. Berkeley: U of California P, 2006. Print.

PAGE 267

MLN 96.2 (1981) The Johns Hopkins UP. 358 402. Print. --.Metahistory: The Historical Imagination in the 19th Century Europe. Baltimore: Johns Hopkins UP, 1973. Print. Milton, Friedman. Capitalism and Freedom. 40th ed . Ch icago: U of Chicago P, 2002. Print. Monsiváis, Carlos. A ustedes les consta: Antología de la crónica en México . México: Ediciones Era, 1980. Print. --Nueva Revista de Filología Hispánica 35.2 (1987): 753 771. Print. --. .Entrada Libre: Crónicas de la sociedad que se organiza . México: Ediciones Era, 2001. Print. --. Entrevista. Al pie de la letra: Entrevistas con escritores . By Cristina Pacheco. México: Fondo de Cu ltura Económica, 2001. 605 615. Print. --Narraciones anacrónicas de la modernidad: melodrama e intermedialidad en Ámerica Latina . Ed. Herlinghaus, Hermann. Santiago: Cuerpo Propio, 20 02. 105 124. Print. --Contemporary Mexico: Papers of the IV International Congress of Mexican History . Ed. James W. Wilkie, Michael C. Meyer and Edna Monzón de Wilkie. Berkeley: U of California P, 1976. 624 670. Print . --The Contemporary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre . Ed. Ignacio Corona and Beth E. Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 25 35. Print. --. Prólogo . La luz de México: entrevista con pintores y fotógrafos . By Cristina Pacheco. Guanajuato: Gobierno del Estado de Guanajuato, 1990. Print. --.Salvador Novo: Lo marginal en el centro . México: Era, 2004. Print. deología y carnavalización en El arte de la ironía: Carlos Monsiváis ante la crítica . Eds. Mabel Moraña e Ignacio Sánchez M. Prado. México: Ediciones Era, 2007. 21 59. Print. al y la crónica mexicana Mester 28 (1999) 21 35.Print.

PAGE 268

Mexico and the United States . Ed. Stacy Lee. New York: Marshall Cavendish Corporation 2003. 572 573. Print. Nichols, William J. Transatlantic Mysteri . Lanham: Bucknell UP, 2011. Print. Nisbet, Robert. Conservatism: Dream and Reality . New Brunswick: Transaction Publishers, 2002. Print. Nolan, Peter. Transforming China: Globalisation, Transition and Development . London: Wimbledon Publishing Company, 2004. Print. Toda la prosa . México: Empresas editoriales, 1964. Print. Journal of Inter American Studies . 1.3 (1959):335 339. Print. Ochoa, John. The Uses of Failure in Mexican Literature and Identity . Austin: U of Texas P, 2004. Print. ira y definición Academia.edu . Kansas State University. Web. March 2013. The Reinvention of Mexico: National Ideology in a Neoliberal Era . Liverpool: Liverpool UP, 2010. Print. Pacheco, Cristina. Al pie de la letra . México: Fondo de Cultura Económica, 2001. Print. --. Cuarto d e azotea . México: Gernika, 1986. Print. --. El corazón de la noche . México: El Caballito, 1989. Print. --. La rueda de la fortuna . México: Era, 1993. Print. --. La última noche del tigre. México: Océano, 1987. Print. --. Limpios de todo amor. Mexico: Océnao. 2002. Print. --. Los trabajos perdidos . Mexico: Ocean, 1998. Print. --. Para mirar a lo lejos . Tabasco: ICT Ediciones, 1989. Print. --. Para vivir aquí. México: Plaza y Janés, 2003. Print.

PAGE 269

--Once TvMexico . Web 20 Jan. 2014. http://oncetv ipn.net/cristina_pacheco/cristina/cristina/entrevista_022.htm . --. Prólogo. El oro del desierto . México: Plaza y Janés, 2005. Pr int. --. Sopita de fideo . 1984. México: Océano, 1986. Print. --. Zona de desastre . México: Océano, 1986. Print. Letra Libres 2.14 (2000): 20 23. Print. The Globalization of Hope: Central America, Mexico and the Caribbean in the New Millennium . Ed. Ann Butwell, Kathy Ogle and Scott Wright. EPICA, 1998. 77 80. Print. Parker, Brenda K. Sex and the City: Gendering Ne oliberalism . Diss. University of Wisconsin Madison, 2008. Ann Arbor, UMI, 2008. ATT 3327753. Print. América sin nombre 11 12 (2008): 127 132. Print. Carrer: An International Comparison. Ed. Hans Peter Blossfeld and Heathe r Hofmeister. Northampton: Edward Elgar Publishing, 2006. 329 351. Print. Parsons, Deborah L. Streetwalking the Metropolis: Women, the City and Modernity . New York: Oxford UP, 2000. Print. th. Encyclopedia of Latin America Literature . Chicago: Fitzroy Bearborn Publishers, 1997. 408 409. Print. Syle Neoliberalism: State Policy and The Post NAFTA Political Economy: Mexico and the Western Hemisphere. University Park: Pennsylvania State UP, 1998. 41 81. Print. Pateman, Carol. "What's Wrong with Prostitution?" The Sexual Contract . Stanford: Stanford UP, 1988. Print Peck, Jamie. Constructions of Neoliberal Reason . New York: Oxford UP, 2010. Print.

PAGE 270

Pérez Ortiz, Melanie Ann. Between Lettered, Popular, and Mass Cultures: Intellectuals and the Public Sphere in Mexico and Puerto Rico: A Reading of the Works of Carlos Monsiváis, Cristina Pacheco, Edgardo Rodriguez Juliá and Ana Lydia Vega. Di ss. Stanford U, 1999. Ann Arbor: UMI, 2000. AAT 9958174. Print. Petras, James, and Henry Veltmeyer. Globalization Unmask: Imperialism in the 21st Century. London : Zen Books, 2001. Print. Neoliberal Thought Collective . Ed. Philip Mirowski and Dieter Plehwe. Cambridge: Harvard UP, 2009. Print. Pitman, Thea. Mexican Travel Writing . Bern: Peter Lang, 2008. Print. Poniatowska, Elena. "Las memorias d e una costurera: Evangelina Corona". La Jornada. May 2008. Web. 15 Jan. 2014. --. Nada, nadie: Las voces del temblor . Mexico City: Ediciones Era, 1988. Print. caos: la política, la poética o la caótica en las crónicas de El arte de la ironía: Carlos Monsiváis ante la crítica . Ed. M abel Moraña and Ignacio Sánchez M. Prado. México: Ediciones Era, 2007. 107 123. Print. Potter, Brian Mexico and the United States . Ed. Lee Stacy. New York: Marshall Cavendish, 2003. 826 829. Print. Poplawsky, Paul. Encyclopidia of Literary Modern ism . Westport: Greenwood Publishing Group, 2003. Print. . Ed. Espinosa Rugarcia, Amparo, Marcela Ruiz de Velasco, Gloria M. Prado Garduño. México: Editorial Diana, 1989. Print. P rasad, Monica. The Politics of Free Markets: The Rise of the Neoliberal Economic Policies in Britain, France, Germany, and the United States . Chicago: U of Chicago P, 2006. Print. Preston, Julia, and Samuel Dillon. Opening Mexico: The Making of a Democracy . New York: Farrar, Straus and Giroux, 2004. Print. Rama, Ángel. Rubén Darío y el modernismo . Caracas: Alfadil, 1985. Print. Reyes, Alfonso. Letras de la Nueva España . México: FCE, 1948. Print.

PAGE 271

Ritzer, George. Globalization: A Basic Text. Oxford: Wiley Bla ckwell, 2010. Print. Rodriguez, Victoria E. Women in Contemporary Mexican Politics . Austin: U of Texas P, 2003. Print. Ronfeldt, David, et al. . Santa Monica: RAND, 1998. Print. e Portriat Photography of Daniella Rossell and Rossell, Daniela. Ricas y famosas . Madrid: Turner Publicaciones, 2002. Print. Rotker, Susana. La invención de la crónica . Buenos Aires: Ediciones L etra Buena, 1992. Print. Hispanic Journal 8.2 (1987): 66 77. Print. Ruiz, María Luisa. Expanding Boundaries, Alternative Visions: Staging Representations of Popular Urban Women in Contempor ary Mexican Chronicle. Diss. Stanford U, 2005. Ann Arbor: UMI, 2005. AAT 3171708. Print. Ruiz, Ramón E. Mexico: Why a Few Are Rich and the People Poor. Berkley: U of California P, 2010. Print. Palabras de Mujer . Ed. Amparo Espinosa Rugarcia, Marcela Ruiz de Velasco, Gloria M. Prado Garduño. México D.F.: Editorial Diana, 1989. 105 113. Print. Schatz, Sara. Murder and Politic in Mexico: Political Killings in the Partido de la Revolución Democrática and its C onsequences. New York: Springer, 2011. Print. Schettino Yañez, Macario. México: Problemas sociales, políticos y económicos. Mexico City : Pearson Educación, 2002. Print. Schlefer, Jonathan . Palace Politics: How the Ruling Party Brought Crisis to Mexico . Aus tin: U of Texas P, 2008. Print. Schuessler, Michael K. Elena Poniatowska: An Intimate Biography . Tucson: U of Arizona P, 2007. Print. Shrage, Laurie. Moral Dilemmas of Feminisim: Prostitution, Adultery, and Abortion . New York: Routledge, 1994. Print.

PAGE 272

Shrir k, David A. . Boulder: Lynne Rienner, 2005. Print. Latin American Perspectives on Globalization: Ethics, Politics, and Alternative Visions . Ed. Mario Sáenz. Lahman: Rowman and Littlefield Publishers, 2002. 185 199. Print. Simon Critiques of Neo International Feminist Journal of Politics 6.3 (2 004): 485 506. Print. Slack, Dawn. The Writing of Cristina Pacheco: Narrating the Mexican Urban Experience . Diss. Ohio State U, 1998. Ann Arbor, UMI, 1998. AAT 9834066. Print. Smith, Clint E. Inevitable Partnership: Understanding Mexico U.S. Relations . Bou lder: Lynne Rienner, 2000. Print. Sosnowski, Saúl. Lectura crítica de la literatura americana: Vanguardias y tomas de posesión. Caracas: Biblioteca Ayacucho, 1997. Print. Stacy, Lee. Mexico and the United States . New York: Marshall Cavendish, 2003. Print. The Contemporary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre. Ed. Ignacio Corona and Beth E. Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 62 64. Print --. Poli tics, Gender and the Mexican Novel 1968 1988: Beyond the Pyramid . Austin: U of Texas P, 1992. Print. Steger, Manfred B. Globalisms: The Great Ideological Struggle of the Twenty First Century. 3rd ed. Lanham: Rowman and Littlefield Publishers, 2002. Print. Steger, Manfred B. and Ravi K. Roy. Neoliberalism: A Very Short Introduction . Oxford: Oxford UP, 2010. Print. Stiglitz, Joseph E. Globalization and its Discontents . New York: W. W. Norton & Company, 2002. Print. Subcomandante Insurgente Marcos. Conversatio ns With Durito: Stories of the Zapatistas and Neoliberalism . Brooklyn: Automedia, 2005. Print. --. Don Durito de la Lacandona . San Cristobal de las casas: Centro de Informacion y Anlisis de Chipas, 1999. Print.

PAGE 273

--Fronteras y cruces: cartografía de escenarios culturales latinoamericanos. Ed. Marisa Baleusteguigoitia y Martha Leñero. México: UNAM, 2006. 337 346. Print. --. ¡Ya Basta!: Ten Years of the Zapatista Uprising Press, 2004. Print. Tejeda, José Luis. La transición y el pantano: Poder Política, y elecciones en el México actual, 1997 2003 . México: Plaza y Valdés, 2004. Print. The flâneur . New York: R outledge, 1994. Print. Thesaurus . 12 (1957):133 153. Print. Valdés, Juan Gabriel. . Cambridge: Cambridge UP, 1995. Print. Valdés, Marí Revista de Teoría y Crítica Literarias 16 (1991): 271 79. Print. --The Shattered Mirror: Representations of Women in Mexican literature . Austin: U of Texas P, 1998. 144 161. Print. Vaisse, Justin. Neoconservatism: The Biography of a Movement. Trans. Arthur Goldhammer. Cambridge: President and Fellows of Harvard College, 2010. Print. Vargas Sánchez, Gustavo . Introducción a la teoría económ ica: Un enfoque Latinoamericano. México: Pearson, 2006. Print. Progreso . 2 Jul. 2012. Web 4 Sep. 2012. -Homozapping . 15 May 2012. Web 1 Sep. 2012. Vill The Contemporary Mexican Chronicle: Theoretical Perspectives on the Liminal Genre . Ed. Ignacio Corona and Beth E. Jörgensen. Albany: State U of New York P, 2002. 61 68. Print. --. Safari accid ental . México: Editorial Joaquín Mortiz, 2005. Print. ¡Ya Basta!: Ten Years of the Zapatista Uprising . By Subcomandante Marcos. Oakland: AK Press, 2004. 25 52. Print.

PAGE 274

Volpi Escalante, Jorge . La guerra y las palabras: Una hist oria intelectual de 1994. México : Ediciones Era, 2004. Print. Feminism and Political Theory . Ed. Judith Evans et al. London: SAGE Publications, 1986. 85 102. Print. Werner, Michael S. Concise Encyclopedia of Me xico . Chicago: Fitzroy Dearborn Publishers, 2001. Print. Tropics of Discourse: Essays in Cultural Criticism. Baltimore: The Johns Hopkins U P, 1978. 81 100. Print Wilson, Richard L. American Politi cal Leaders. New York: Facts of File, 2002. Print. Wu, Jinglian. Understanding and Interpreting Chinese Economic Reform . New York: Thomson/South Western, 2005. Print. Yergin, Daniel and Joseph Stanislaw. The Commanding Heights: The Battle between Governmen t and the Marketplace that is Remaking the Modern World . New York: Simon, 1998. Print.

PAGE 275

275 BIOGRAPHICAL SKETCH Esmeralda Duarte was born in Los Angeles, California and grew up in Mexico . In 1999 , she completed her bachelor's degree in psychology at the Uni versity of California , Riverside . After graduating, she attended Stanford University where she received her master's degree in Latin American literature and lectured Spanish until 2003. Her research interests include Mexican literature, women's studies and U.S. Latino li terature. Esmeralda obtaine d her Ph.D. in ro mance languages from the University of Florida in August 2014.