Citation
Spizaetus

Material Information

Title:
Spizaetus
Place of Publication:
Boise, Idaho
Publisher:
Neotropical Raptor Network
Publication Date:
Language:
English
Portuguese
Spanish

Subjects

Genre:
serial ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
Copyright Neotropical Raptor Network. Permission granted to University of Florida to digitize and display this item for non-profit research and educational purposes. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder.

UFDC Membership

Aggregations:
Caribbean Newspapers, dLOC
University of Florida

Full Text



















S DEL G.AILAN
AL.APAGOS

gE REPRODUCCIN DE
)RES EN COLOIMB~r .:-

DUCCION DE U' "'I
IPIA EN PANM-' o

CIN DE UN AGUILA
RASIL
^^r ~ ~ r~ v1^.~~. .. .


1






CONTENIDO

EL GAVILN DE GALPAGOS BUTEOO GALAPAGOENSIS): VIVIENDO EN UN AMBIENTE SIEMPRE
CAMBIANDO ..................................................................................... .. 2

POSSIBLE EVIDENCIA DE REPRODUCCIN DE CONDORES (VULTUR GRYPHUS) REINTRODUCIDOS EN
COLOMBIA.....................................................................................................................8

EXPERIENCIAS CON LA REINTRODUCCIN DE UN AGUILAARPIA (HARPIA HARPYJA) CRIADA EN CAUTIVERIO
Y LIBERADA EN UN ECOSISTEMA SILVESTRE EN DARN, PANAM .........................................12

RECUPERACION DE UN AGUILA ARPIA (HARPIA HARPYJA)EN LA RESERVE PARTICULAR DE
PATRIMONIO N ATURAL REVECO M ................................................................................16

NOTAS DE LA LITERATURE DE LAS RAPACES NEOTROPICICALES.........................................23

OTROS RECURSOS ....................... ................................................ ......... 25

PRXIMAS CONFERENCIAS ..................... .................................................. 25


La RRN es una organizacin basada en membresa. Su meta es ayudar a

la conservacin e investigacin de rapaces Neotropicales promoviendo la

comunicacin y colaboracin entire bilogos, ornitlogos entusiastas de

rapaces y otros conservacionistas que trabajan en el Neotrpico.



Spizaetus: el Boletin de la RRN Foto de Portada: Harpia harpyja
Nmero 10 Diciembre 2010 nacida en cautiverio como parte del
dicn en e l program de The Peregrine Fund,
dE n en e cria en cautiverio y liberacin del
ISSN 2157-8966 Aguila Arpa en Panama.
Angel Muela
Red de
Rapaces
Neotropicales
Foto de Contraportada:
Glaucidium brasilianum fotografiado
cerca del Bosque Chiquibul, Belice. L
Los artculos fueron editados y/o traducidos por Ryan Phillip
Angel Muela, HernanVargas, y Edwin Campbell







EL GAVILN DE LOS GALPAGOS BUTEO GALAPAGOENSIS:

VIVIENDO EN UN AMBIENTE SIEMPRE CAMBIANDO

Mari Cruz Jaramillo, estudiante, University of Missouri Saint Louis y The Peregrine Fund, marij85a@live.com; y
Hernn Vargas, The Peregrine Fund, hvargas,@peregrinefund.org


Mlientras estamos sentados observando el
nido, de repente, seis gavilanes de Galpagos
aparecen detrs de nosotros volando en crculos
como si fueran un tornado de Ilamadas agudas
acercndose rpidamente. Muy pronto nos dimos
cuenta que estn cazando algo cuando vemos un
ave pequefia volando desesperadamente en un
intent de salvar su propia vida, y que apenas
escapa de las garras de los gavilanes. Cuando la
hembra escucha a los dems gavilanes, sale de su
nido apresuradamente y deja su pichn de dos
semanas. Desde adentro del barranco un macho


escondido aparece. El y la hembra estn respon-
diendo a las llamadas y rpidamente ayudan en
la caza. Los ocho gavilanes vuelan en picada -
uno detrs del otro y tan pronto como bajan
vuelven a subir otra vez, dando las vueltas e im-
pulsndose nuevamente para intentar capturar la
presa. Finalmente, cerca del horizonte,... iEXI-
TO! Todos desaparecen de nuestra vista, y nos
sentamos en silencio esperando, y ansiosos de
ver qu tipo de ave estuvieron cazando. jTraern
su presa al nido? Usarn todo ese gran esfuerzo
para criar un solo pichn?


Un Grupo de gavilanes de Galpagos. Foto Hector Cadena


PAGINA 2 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 2


NmERo 10 DIC=EMB= 2010






Isabela, Fernandina, Marchena y Pinta, hemos
observado porcentajes diferentes de poliandria.
Adems de las diferencias en comportamiento,
muestran una gran variedad en morfologa entire

las poblaciones de las islas (Bollmer et al. 2003).
En la isla Santiago, los gavilanes de Galpagos
anidan principalmente en los rboles de Bursera

graveolens. Sin embargo, en las islas ms ridas,
tambin anidan en afloramientos rocosos, sobre

lava, y, a veces en otras species de rboles como
Opuntia, Erythrina, Pisonia, Piscidia, Psidium y
Zanthoxylum (De Vries 1973).

Hace menos de 300,000 afios, un grupo de

gavilanes de Swainson (Buteo swainsoni) Ilega-

Juveniles de los gavilanes de Galpagos comien- ron al archipilago, se dispersaron ripidamente y
do care de cabra (cebo usado para capturar y se convirtieron en pobladores residents de las
anillar los gavilanes)
Foto C Mari Cruz Jaramillo
Juveniles de iguanas de Galpagos y adults de
lagartijo de lava son press para el gaviln de los
La poliandria cooperative es el tipo de compor- Galpagos.
Foto Mari Cruz Jaramillo
tamiento reproductive que los gavilanes de Ga- oo Mari Crz

lpagos (Buteo galapagoensis) presentan; una
hembra criando con la ayuda de dos a ocho ma-
chos, todos cuidando el pichn igualmente, todos
copulando con la hembra y todos defendiendo su
territorio contra invasores todo el afio (Faaborg y
Patterson 1981). Aunque esta manera inusual de
reproduccin ha capturado el inters de muchos
cientficos, la especie present ms que una es-
trategia reproductive. En las islas que habitan, in-
cluyendo Espafiola, Santa Fe, Pinzn, Santiago,


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 3


PGINA 3


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG






































Mari Jaramillo con dos juveniles de gavilan de Galpagos, con vista al rea de studio la Baha de James.
Foto Hector Cadena


Islas de Galpagos (Bollmer et ai. 2006). Desde
la llegada de los primeros habitantes humans en
los 1800, los gavilanes han sido perseguidos y ex-
terminados de Floreana, San Cristobal y Santa
Cruz (slo juveniles se ven ocasionalmente); y
las dems poblaciones en ocho islas ms, tambin
se enfrentan a otros retos. Por ms de doscientos
afios, las species invasoras han sido introducidas
a las islas, donde la creciente preocupacin de su


impact en las comunidades nativas gener varias
compafias de erradicacin.

La eliminacin total de las cabras salvajes, Capra
hircus, de la isla de Santiago, 585 km2, ha hecho
de esa isla la ms grande del mundo en la cual una
erradicacin ha sido completada exitosamente
(Cruz et al. 2009). Esto, junto a la falta de una
poblacin important de herbvoros en el ambi-
ente, ha resultado en una notable recuperacin de


PAGINA 4 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 4


NmERo 10 DIC=EMB= 2010






la vegetacin. La erradicacin se complete exi-
tosamente en el 2006. En el 2008, The Peregrine
Fund (Fondo Peregrino), la Universidad de Mis-
souri Saint Louis, la Fundacin Charles Darwin y
el Parque Nacional Galpagos unieron esfuerzos
para estudiar los efectos de la erradicacin de ca-
bras en los gavilanes de Galpagos. Como parte
de este proyecto cooperative, dos estudiantes de
Ecuador, Mari Cruz Jaramillo y Jos Luis Rivera,
tuvieron la oportunidad de hacer investigaciones


como parte de sus
programs de Mae-
stria en Biologia en la
Universidad de Mis-
souri Saint Louis
(EEUU). Primero,

Jos Luis, usando
datos de anillamiento
desde 1998 a 2009,
detect menor su-
pervivencia en la


del gaviln de los Galpagos para adaptarse a su
nuevo ambiente sin cabras?

Si la recuperacin de la vegetacin pone en peli-
gro el xito de los gavilanes para capturar ciertas
press, nosotros planteamos como hiptesis que
su dieta cambiar de estar basada en press ter-
restres (documentado antes de la eliminacin de
las cabras) a ms press arbreas (despus de la


eliminacin de las cabras) para


l]..i, Ig11.l.s to. rr.1tru.e i( 11, ,l: pl, LI tubcr 'lttau ,I, qu1 11.an
comunes cuando Charles Darwin visit la isla Santiago en
el 1835, estn ahora extintas en esa isla, probablemente de-
bido a la competencia por la comida con las cabras introdu-
cidas y la depredacin de cerdos salvajes. La poblacin de
la Tortuga de los Galpagos (Geochelone elephantopus)
fue diezmada por los primeros colonizadores humans y
ai present es el nico herbvoro grande sobreviviente en
la Isla de Santiago, aunque con solo 500 700 individuos
(McFarland et ai. 1974).


poblacin de los gavilanes despus del 2006, cu-
ando la erradicacin de las cabras fue completa-
da (Rivera et ai. presentado). Un studio previo
de la ecologia de la alimentacin en 1999-2000
(Donaghy Cannon 2001, tesis de maestria sin
publicar) proveer una base de datos para la com-
paracin de los anos anteriores a la erradicacin
de las cabras y Mari est haciendo observaciones
de los afios despus de la erradicacin (2010-
2011). CCmo, entonces, habr cambiado la dieta


poder adaptarse.
Por lo tanto, es-
tamos moni-
toreando las
poblaciones de
press (prin-
cipalmente a
las ratas intro-
ducidas) para
determinar
los cambios
en abundancia


como consecuencia de un incremento en la veg-
etacin. En el 2010, hicimos observaciones por
60 horas, desde una cabana de 25 a 60 metros de
distancia para documentary qu species de pre-
sa son traidas ai nido y qu individuos traen las
press. Casi hemos completado nuestra primera
temporada de campo y hemos podido observer
9 nidos con un total de 274 press entregadas.
Aunque el tamano de la muestra aun es peque-
fia, estamos empezando a ver un cambio de las
press terrestres hacia las press arbreas. Espe-


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 5


PGINA 5


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG





































Un gaviln de Galpagos hembra en el nido con dos pichones. Foto Daniela Bahamonde


ramos continuar con una segunda temporada de
campo el prximo afio y que nuestros resultados
y conclusions sirvan para apoyar futuras decisio-
nes de manejo dei Parque Nacional Galpagos.


Referencias


Bollmer, J.L., T. Sanchez, M.M. Donaghy Can-
non, D. Sanchez, B. Cannon, J.C. Bednarz, Tj.
DeVries, M.S. Struve, P.G. Parker. 2003. Varia-
tion in morphology and mating system among


island populations of Galpagos Hawks. The
Condor 105:428-438.


Bollmer, J.L., R.T. Kimball, N.K. Whiteman, J.
Sarasola, P.G. Parker. 2006. Phylogeography of
the Galpagos Hawk: a recent arrival to the Ga-
lpagos Islands. Molecular Phylogenetics
and Evolution 39:237-247.
Cruz, E, V Carrion, K.J. Campbell, C. Lavoie, C.
J. Donlan. 2009. Bio-economics of large-
scale eradication of feral goats from Santiago Is-


PAGINA 6 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 6


NmERo 10 DIC=EMB= 2010






land, Galpagos. J Wild Manage.
73:191-200


De Vries, Tj. 1973. The Galpagos hawk, an eco-
geographical study with special reference to its
systematic position. Ph.D. dissertation, Vrije Uni-
versity, Amsterdam.


FaaborgJ., and C. B. Patterson. 1981. The charac-
teristics and occurrence of cooperative
polyandry. Ibis 123:477-484.


MacFarland C.G.,J. Villa, B. Toro. 1974. The Ga-
lpagos giant tortoises (Geochelone
elephantopus) Part I: Status of the surviving
populations. Biological Conservation, 6 (2),
pp. 118-133.


Rivera, J. L., K. M. Levenstein, J. C. Berdnarz, H.
Vargas, P. G. Parker. Submitted. Implications of
goat eradication on the Galapagos Hawk, an en-
demic island predator.


Un gaviln de Galpagos hembra dando sombra a sus cras. Foto Hector Cadena


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 7


PGINA 7


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG







P< SIB.I: E(u I :N I\ l)1: RiEINIR( )I)U(1(I<'N ) 1(): CO )NID )R1uS

ULTUR (IRY P us) RI:NnOU > I<

El candor andino (Vultur gryphus) es una es-
pecie considerada en la categoria de "casi amen-
azada" a nivel mundial, con una poblacin en
disminucin (IUCN 2010; BirdLife 2010), es por
esto que en los ltimos anos se ha utilizado la re-
poblacin de individuos de cndores nacidos en
cautiverio en distintas parties de su distribucin
en Colombia, Venezuela, Per, Argentina y Chile
(Lambertucci 2007). En Colombia, entire los anos
1989 y 2005 se han reintroducido al medio natural
65 individuos (nacidos en cautiverio en diferentes
zoolgicos de EEUU y el Zoolgico de Cali-Co-
lombia), en 6 ncleos de repoblacin localizados
de la cordillera de los andes (MAVDT 2006). Se
estima que un 78% de los individuos liberados
han sobrevivido exitosamente; aunque an no


Juvenil de Cndor Andino
Foto Santiago Zuluaga Castafieda
PGINA 8


han sido documentados events de reproduccin
de los individuos reintroducidos (Mrquez et al.
2005). En este context, doy a conocer algunas
observaciones sobre un ncleo de repoblacin,
en el Parque Nacional Natural (PNN) Los Ne-
vados, y la observacin de un individuo juvenile
present en esta rea, que sugiere la posibilidad
de que los cndores reintroducidos en Colombia
puedan estar comenzando a reproducirse en la
naturaleza.

Entre 2004 y 2010, mediante la utilizacin de bin-
oculares (10 x 50) y cmaras fotogrficas, realic
observaciones no sistemticas desde puntos de
observacin elevados con amplia vision y lneas
de transectos (Mrquez & Rau 2003), en la zona
amortiguadora del PNN Los Nevados, cordil-
lera central de los andes Colombianos. En Julio
de 2010, entire las coordenadas geogrficas 40
55,02' N y 750 26,97' W, a una altura de 3600 m,
se fotografi un cndor juvenile con plumaje cor-
respondiente a una edad aproximada de tres anos.
Es probable que el individuo haya nacido en el
PNN Los Nevados, lo cual significaria la primera
evidencia de possible reproduccin para los cn-


NMERO 10 DICIEMBRE 2010






dores reintroducidos en Colombia. El juvenile fue
observado volando, acompafiado de un cndor
adulto reintroducido. Desde 1997 hasta 2001 se
liberaron 16 cndores juveniles en el PNN Los
Nevados. A julio de 2010, todos estos cndores
ya deben tener plumaje de adults, por lo tanto la
presencia del juvenile indica reproduccin local o
una possible inmigracin, de otra parte de Colom-
bia, donde se reproducen cndores silvestres; lo
cual es menos probable, debido a que estos pre-
sentan nmeros muy reducidos y se encuentran
restringidos a unas pocas localidades montafiosas
aisladas (MAVDT 2006) en el PNN Cocuy y la
Sierra Nevada de Santa Marta, aproximadamente
a 417 y 682 Km del PNN Los Nevados respec-
tivamente.

Realic 14 visits a la zona de studio con un
promedio de 2.3 por
afio. En cada vista Cndor Andino juvenile. Fot<
ano. En cada visit
registry la presencia
de cndores y obser-
vaciones de compor-
tamiento. Adems,
entrevist personas
de la comunidad so-
bre avistamientos
de la especie. Las
observaciones docu-
mentaron patrons
de conduct de la


especie en relacin a la bsqueda de alimento,
dormideros y presencia de individuos solitarios y
en parejas.

Los comportamientos de alimentacin muestran
cmo la especie cuando encuentra alimento no
desciende inmediatamente sobre ste, sino que
permanece a una buena distancia en lugares des-
de donde puede ser observado por largos pero-
dos de tiempo. Este comportamiento coincide
con lo descrito por Speziale et al. (2008) quienes
argumentan que, generalmente, la especie es muy
cautelosa y pueden pasar dias antes de que decide
bajar a alimentarse.
Dos dormideros han sido registrados: el primero,
encontrado en el 2007, localizado en una pared
de roca de, aproximadamente, 50 m de altura;
con vegetacin arbustiva y arbrea que asla el


o Santiago Zuluaga Castafieda


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORGPAGINA 9


PGINA 9


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG





















Primer dormidero registrado dei Cndor Andino en
Colombia. Foto Santiago Zuluaga Castafieda


interior. En ste se registry poca actividad, tan
slo en una ocasin se observaron tres individ-
uos descender en horas de la tarde. El segundo
dormidero, mas recientemente encontrado, fue
registrado por primera vez en enero de 2010; est
ubicado en una pared de roca, la cual posee una
altura de, aproximadamente, 300 m y present
vegetacin arbustiva. All se observe un indi-
viduo solitario arrivar en horas del atardecer y
salir en las primeras horas de la mafiana, durante
tres dias consecutivos. Posteriormente, en mayo
de 2010, se registraron dos individuos utilizando
este dormidero.

Los individuos observados pertenecen a un n-
cleo de repoblacin establecido en 1997, como
centro de dispersin de la especie en la region
central del sistema orogrfico del pas (MAVDT
2006). Desde el principio, estos estaban marcados
con bandas patagiales en ambas alas, adicional a


esto, se les coloc un microchip para lograr su
identificacin individual (com pers. G. Corredor),
sin embargo, al parecer, la mayora de los individ-
uos han perdido sus bandas patagiales, razn por
la cual no es possible su identificacin en la natu-
raleza; sumado a esto, se tiene poco, o casi nulo
conocimiento biolgico de este ncleo, debido a
la falta de monitoreo y escasa disponibilidad de
recursos, que permitan documentary su estado
actual. Estas son quizs las principles razones
por las cuales este juvenile no haba sido registrado
con anterioridad. Es de resaltar, adems, que an-
tes de este hallazgo, pobladores de la zona argu-
mentaron ver un grupo de tres individuos, con
un possible juvenile, alimentndose en la zona.

Adicional a esto, se presume la presencia de juve-
niles en diferentes zonas del pas. Sin embargo,
no existen evidencias contundentes que dem-
uestren la veracidad de estas presunciones, por

Segundo dormidero registrado dei Cndor Andino
en Colombia.
Foto Santiago Zuluaga Castafieda


PAGINA 10 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 10


NmERo 10 DiCIE,MRE 2010






lo que es necesario confirmar estos registros,
adems de buscar fondos para obtener datos y
conocimiento preciso de aspects de la dinmica
poblacional en estos ncleos de repoblacin. De
este modo esperamos poder evaluar la efectivi-
dad de las liberaciones cmo una estrategia de
conservacin adecuada.

Las observaciones aqui comentadas y el registro
del juvenile, constituyen un aporte al conocimien-
to sobre el estado de la poblacin de cndores
reintroducida en el PNN Los Nevados y las nece-
sidad de verificacin de reproduccin, como una
de las medidas para evaluar el xito de la imple-
mentacin de Plan de Accin 2006-2016 (MA-
VDT 2006) para la conservacin del cndor en
Colombia.

Germn Corredor, lder del program de cria en
cautiverio del Zoolgico de Cali, opina que la
reconfirmacin de la reproduccin de cndores
reintroducidos, indudablemente ser de gran im-
portancia para la comunidad cientfica y, especial-
mente, significar buenas noticias para los esfuer-
zos de restauracin de las poblaciones del cndor
andino en Colombia.

Agradezco a Sergio Lambertucci, investigator
de la Universidad Nacional del Comahue, Bari-
loche, Argentina, por sus comentarios y aportes.
Deseo agradecer especialmente a Olga Lucia
Nfiez, Germn Corredor, Hernn Vargas y Ce-
sar Mrquez, por sus comentarios.


Referencias

BirdLife International (2010) Species factsheet:
Vultur gryphus. Downloaded from http://www.
birdlife.org on 19/7/2010.

IUCN 2010. IUCN Red List of Threatened
Species. Version 2010.2. www.iucnredlist.org.
Downloaded on 19 July 2010.

Lambertucci, S.A. 2007. Biologia y conservacin
del cndor andino (Vultur gryphus) en Argen-
tina. Hornero 22(2):149-158.

Marquez, C., M. Bechard., E Gast, & VH. Vane-
gas. 2005. Aves rapaces diurnas de Colombia.
Institute de Investigacin de Recursos Biolgi-
cos "Alexander von Humboldt". Bogot, Co-
lombia.

Mrquez, C, & J. Rau. 2003. Tcnicas de detec-
cin, observacin y censo de aves rapaces diur-
nas en Costa Rica. Gestin Ambiental 9: 67-77.

MAVDT. Ministerio de Ambiente, Vivienda y
Desarrollo Territorial. Program Nacional para
la Conservacin del Cndor Andino en Colom-
bia. Plan de Accin 2006 2016.

Speziale, K.L., S.A. Lambertucci & O. Olsson.
2008. Disturbance from roads negatively affects
Andean condor habitat use. Biological Conser-
vation 141:1756-1772.
* *


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 11


PGINA 11


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG






Ex])PI RIIN(I\: AS (C)N 1.\ RIINTR( )I)U(( I')N 1)1D UN

A(,uIl._\ ARPI [\ HF-]RPL- HI-IRPY-I (CRIAD\I\ lN (A\UTIVIRI()

Y L.IBIRAA\I)\ N UN 1 ( )SISII~I \ SI] YISTRIU 1N D RI N,

PA\NA\NI

], .. ... .. I,_ ], -, \ ,i'. ,- t, i. i . I ,_ 1 '.. .. c r ,_ i-[. .i i l. r i,'. ,- .:..o ,,' :m I ,:. .! *i


D os estaciones han pasado en el bosque neo-
tropical desde la liberacin del guila arpa Haria
hapyja llamada KC, mejor conocida en la co-
munidad local como Nepono lo cual significa
"flor" en la lengua Embera. KC fue liberada en la
Reserva Forestal de Chepigana con varias metas
en mente las cuales tienen como propsito el
desarrollar unas directives para una reintroduc-
cin exitosa de un guila arpa criada en cautive-
rio a un ambiente natural donde existen Aguilas
Arpas silvestres. Decidimos liberar a KC en el
bosque alrededor de la comunidad de La Marea,
por varias razones. Sin embargo, la idea principal
era influenciar el cortejo de esta guila criada en
cautiverio y un Aguila Arpia macho silvestre que
haba perdido su pareja recientemente.

KC naci el 31 de diciembre del 2004 en el Cen-
tro de Rapaces Neotropicales de The Peregrine
Fund, en Panam. Ms de un afio despus de nac-
er, ella fue liberada en el Parque Nacional Sober-
ania, en el rea de la Cuenca del Canal de Panam,
Aguila arpa, KC, con un perezoso donde se adapt exitosamente a su ambiente. En
Foto C Jos de Jess Vargas-Gonzlez
enero del 2009, atrapamos a KC y la mantuvimos


PAGINA 12 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 12


NmERo 10 DiCIE,ffRE 2010



































Jos buscando la serial de KC
Foto Jos de Jess Vargas-Gonzlez


en cuarentena para asegurar que ella estuviese de
buena salud antes de liberarla en el bosque de la
provincia de Darin, en el sur de Panam. El 21
de febrero, transportamos a KC ai rea de estu-
dio, y la liberamos un mes despus, despus de
haber visto interacciones vocales entire ella y el
macho silvestre.

Para recolectar los datos despus de la liberacin
de KC, establecimos un plan de monitorizacin.
Cada dia, seguimos KC por lo menos cinco horas
para documentary las interacciones entire ella y el


macho silvestre u otros individuos. Nuestra in-
tencin de aproximar KC y el macho silvestre no
fue exitosa. Hay muchas hiptesis que puedan
explicar la razn por la cual estas dos aves no for-
maron pareja, como por ejemplo, la edad de KC.
Sin embargo, aprendimos much de esta parte
dei experiment. Documentamos interacciones
intra-especificas con guilas arpas silvestres y re-
colectamos datos para entender mejor los niveles
de tolerancia y adaptabilidad de esta especie a
diferentes tipos de habitats. Hoy en dia, nuestra
informacin preliminary sugiere que: 1. KC no es
una competidora con otros guilas arpas adults
o juveniles; 2. KC se ha adaptado exitosamente
a un medio ambiente natural; 3. KC ha tenido
interacciones positivas con otros individuos de la
misma especie; 4. KC puede utilizar diferentes ti-
pos de bosques con ecosistemas heterogneos y
homogneos, incluyendo reas con intervencin
humana; y 5. KC es un icono excelente para gen-
erar conciencia en comunidades locales sobre la
conservacin de esta especie.

Durante el afio pasado, KC viajo alrededor de 130
km desde el sitio de liberacin en La Marea. Re-
cientemente, ha sido localizada en la Serrania dei
Sapo, un bosque continue cerca de Puerto Pifia.
Hemos documentado tres interacciones diferen-
tes entire KC y tres machos adults y una hem-
bra juvenile, y visits en territories reproductivos
activos de guilas arpas. Cualquier interaccin
agresiva fue documentada. Las interacciones que


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 13


PGINA 13


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG


































La guila Arpa hembra, KC. Foto Jos de Jess Vargas-Gonzlez


hemos visto eran visuales tanto como vocales, y
sugieren que esas interacciones duraban horas
sin ninguna instancia de intimidacin o agresin.
De hecho, en varias ocasiones, observamos a KC
con un macho silvestre diferente. Los observa-
mos posados cerca a distancias de 5 metros en
el mismo rbol. A veces, vocalizaban entire si y a
veces volaron juntos. Por esta razn, considera-
mos las interacciones como positivas, y conclui-
mos que las guilas arpas criadas en cautiverio
pueden vivir junto con guilas arpas silvestres y
dispersarse en caso de que el territorio este ocu-
pado, sin ningn tipo de agresin.


En los diversos ecosistemas del bosque de
Darin, KC ha capturado una gran variedad de
press, como perezosos, primates y carnvoros,
entire otros. Hemos documentado la manera en
que KC busca, escoge y capture sus press, siem-

pre siguiendo la regla de costo-beneficio. En al-

gunas ocasiones KC miraba su presa por varias

horas, pero no la cazaba, aunque la presa parecia,

ai menos a nosotros, una "presa fcil." Tenemos

varias hiptesis para explicar porque eso pas, in-
cluyendo: que tal vez el sitio no era el mejor para
la capture, o haba algn riesgo para KC. Varias
otras hiptesis han sido consideradas, y todas en-


PAGINA 14 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 14


NmERo 10 DiCIE,MRE 2010






riquecen nuestro studio y alimenta nuestro de-
seo de aprender ms.

Monitorizbamos a KC en bosques maduros con
vegetacin abierta de soto bosque, y en habitats
complejos donde la vegetacin densa hacia difcil
el caminar. Esta guila ha utilizado principal-
mente bosques maduros con grandes extensio-
nes homogneas. Sin embargo, tambin la hemos
encontrado en manglares, actvales, bosques se-
gundarios y campos de agriculture. Esta diver-
sidad de habitat sugiere que esta especie tiene
una gran adaptabilidad, siempre y cuando no sea
matada por el hombre.

Qu motiva a KC de moverse distancias tan lar-
gas? Podemos especular y decir que es porque es
joven, peregrinando y volando sin direccin. Tal
vez ella est buscando una zona ideal que cum-
pla con sus necesidades; o tal vez es porque ha
encontrado otras guilas en los alrededores y pre-
fiere un territorio vacio. Tal vez es porque est
buscando su pareja y luego un lugar adecuado
donde construir su nido y establecer su territorio.
Hay muchas dudas que surgeon de los patrons de
los movimientos de KC. Dia tras dia recolecta-
mos ms datos y estamos ms preparados para
estudiar sus requisitos de habitat y ms cerca de
entender su comportamiento.

Barreras antropognicas, como zonas deforesta-
das, puede forzar a KC a desviarse de su camino y
ocasionalmente usar bosques fragmentados para


superar habitats pobres y llegar a zonas mejores.
Cada inferencia que hacemos basado en las ob-
servaciones de KC, crea nuevas preocupaciones
en relacin a las necesidades de poblaciones salu-
dables de las guilas arpas, especialmente en con-
traste de la tendencia creciente en el uso del suelo
y la deforestacin.

Hoy en dia, en la zona del studio, nuestro equipo
de trabajo es conocido como "Las guilas Ar-
pas". Tanto ninos como adults nos llaman las

guilas y nos preguntan sobre Nepono. KC o
Nepono, se ha convertido en un individuo muy
popular, especialmente entire los nifios. Esto es el
resultado de los mensajes radiales que salen con-
stantemente, para que la comunidad aprenda so-
bre las guilas arpas, en especial sobre Nepono.

KC ha visitado algunas comunidades indgenas y
tierras de campesinos como parte de sus viajes
exploratorios, y gracias a los esfuerzos de co-
municacin, no ha sido la victim de cazadores.
Siempre que tenemos la oportunidad, hablamos
informalmente con la gente local para ensefiarles
sobre nuestro proyecto y la presencia de KC. Asi,
evitamos que nuestro Nepono sea lastimada de-
bido a la ignorancia.

Todavia falta much trabajo para completar
nuestro studio con KC, pero tenemos la energia

y entusiasmo para continuar siguiendo nuestra
floor, "Nepono."
* *


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 15


PGINA 15


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG






RI <: UPLR_ \:I(N 1): ULN A(;UiLi A\ RP (H RPI_\ II_\RPI'_\) I:IN .I\

RIL:Sl:Ri\\ PL\RTn i._\R 11: P RIn ( NI( N \TURL \. REVECOM\I




I'I,.* *I' *I r!!"! i!!, i* ,_ r i1 ,


La rehabilitacin de aves rapaces encontradas
heridas o decomisadas por los organismos ambi-
entales es parte de la rutina de los centros de cria
y rehabilitacin de animals. Las aves rapaces, por
sus caractersticas particulares, constituyen un es-
pecial desafio, pues dependent de la integridad de
sus garras y capacidad de vuelo, adems de una
excelente condicin fsica que les permit retor-
nar al ambiente natural y sobrevivir.

La Reserva REVECOM

Ubicada en el margen izquierdo del rio Amazo-
nas, en el estado de Amap (Brasil), la Reserva
Privada Herencia Natural REVECOM RPPN
(por sus siglas en portugus: Reserva Particular
do Patrimnio Natural) posee alrededor de
17 hectreas con una pequefa cuenca complete
(Igarap Manguerinha). Fue establecida por la
Portaria no. 54/98 N IBAMA, y considerada
de utilidad pblica mediante la ley No 1091 el 29
mayo de 2007 del gobierno del estado de Amap.
Adems de abrigar una rica fauna amaznica,
la Reserva est siendo utilizada como centro de
Batalln Forestal (decomisos), los cuales son ad-
PGINA- 16


mitidos siguiendo un protocolo de seleccin que
conlleva exmenes clnicos, microbiolgicos y de
habilidad, para comprobar la condicin fsica y
psicolgica de los animals, antes de liberarlos
nuevamente a la naturaleza. El rea tambin es
utilizada para actividades de educacin ambien-
tal y atiende a las diversas escuelas de la region.
Tambin promueve cursos especficos para estu-
diantes universitarios o graduados interesados en
conservacin de recursos naturales (Fig. 1 y 2).

Relato de Caso

Una hembra adulta de "Uirau" (nombre de ori-
gen Tupi-Guarani) Harpia harpyja fue encon-
trada por un resident de la zona a principios de
enero de 2007, en una carretera de tierra prxima
a una mina de cromita a 40 km de la localidad de
Cupixi o Vila Nova (00007'09.6" S y 51o38'12.6"
W) y a unos 180 km de Macap, capital del esta-
do de Amap. Despus de tres horas de viaje fue
entregada en la recepcin de la reserve REVE-
COM, documento de ingreso no 3147 GEA
- SEMA CCF de 06/01/2007) y alojada para
las primeras observaciones. En el moment de
NMERO 10 DICIEMBRE 2010






la capture el ave estaba en el suelo extremamente
aptica, no consegua mantenerse parada y esta-
ba ligeramente enlodada (Fig 4 y 5). El examen
clnico inicial revelo lesiones en la parte internal
dei ala derecha (con exposicin articular ai nivel
dei pufio), la region pectoral derecha tenia impor-
tante perdida de plumas con exposicin drmica
y abrasin; y cuerpos extrafios bajo la membrana
nictitante, queratitis y episcleritis traumtica con
infeccin bacteriana secundaria en el ojo derecho.
Los primeros procedimientos fueron hidratacin
y terapia con antibiticos. Las heces inicialmente
se presentaban semilquidas con much muco-
sidad de color verdoso con trazos sanguinolen-
tos. Como tratamiento initial fue administrado
sulfametoxazol con trimetoprim (Bactrim) en la
posologia de 30mg/kg dos veces ai dia durante
siete dias, dando buenos resultados, consideran-
do que las heces volvieron a la normalidad. Las
lesiones dei ala y region pectoral fueron tratadas
con bafios de una mezcla de solucin fisiolgica,


povidona yodada y agua oxigenada proyectadas
bajo presin con equipo de bombeo manual,
siendo aplicada pomada fibrinoltica con cloran-
fenicol. La cicatrizacin de las lesiones drmicas
ocurri por segunda intencin. En el dia 20 de
enero fue medicada con Abendazol a razn de
10 mg/kg en dosis nica y una repeticin a los
15 dias. Adicionalmente, como terapia de soporte
inicial el ave recibi un complejo vitamnico min-
eral durante 15 dias afiadido a la comida y agua. La
alimentacin dei ave en los primeros dias consis-
ti en una mezcla de carne bovina magra, hgado
bovino crudo y un pur de epfisis de huesos de
gallina. Esta fue ofrecida a voluntad diariamente.
Despus de 10 dias el ave comenz a rechazar el
alimento. Se dejo el ave en ayuno ai entender que
ese comportamiento es normal ya que el ave en
medio silvestre permanece various dias sin comer
entire periods de capture de press. Desde el 25
de enero intentaba ejercitar las alas. El 27 de en-
ero de 2007 estaba bien active y eventualmente


Figura 1. (izq.) Rio Amazonas en la costa dei estado de Amap (Brasil), en donde est local-
izada la RPPN
Figura 2. (der.) Costas (Ocano Atlntico) del estado de Amap (Brasil) y el rio Amazonas. -
REVECOM (un oasis verde en el centro urbanos de Puerto de Santana).
WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PGINA 17






























Figuras 4 y 5. (izq.) Llegada dei guila arpa a
la reserve REVECOM
Foto Paulo Roberto Neme do Amorim


presentaba comportamiento juvenile ai recibir el
alimento abriendo parcialmente las alas. Ejerci-
taba las patas alternndolas con el apoyo de las
perchas. Tambin cambiaba de perchas regular-
mente de una cerca de 15 cm. a un tronco 30 cm.
de dimetro. En relacin a sus interacciones con
el ambiente demostraba inters por un perezoso
(Choloepus sp.), por un kinkaj (Potus flavus) y
un juvenile de mono aullador (Allouatta sp.) que
estaban alojados en las proximidades. Bajaba to-
das las plumas de la cresta y la cabeza como si
fuera a volar y capturar una presa. No le Ilamaba
la atencin la guacamaya casi sin plumas que se
paseaba por el rea prxima a las instalaciones.


Figuras 6 y 7. (der.) guila arpa en el
recinto despus del tratamiento
Foto Paulo Roberto Neme do Amorim

El 27 de enero el ave presentaba sefiales de re-
cuperacin. No aceptaba que le tocaran el dorso.
La lesin ocular cicatrizo despus de 20 dias de
tratamiento con la pomada oftlmica (Maxitrol) y
agua boricada. El primero de marzo el ave estaba
recuperada y el 14 de abril fue transferida para un
nuevo recinto construido de acuerdo ai modelo
REVECOM (AMORIM et ai, 2010 entregado
para publicacin), donde comenz a ejercitarse, y
mostrar total aptitud para el vuelo. Despus de
10 dias el ave estaba adaptada ai nuevo recinto
(Fig 6 y 7). El vuelo fue estimulado por el sumin-
istro de ratas blancas vivas.


PAGINA 18 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 18


NmERo 10 DiCIE,MRE 2010






Conservacin dei guila Arpa

La conservacin de grandes depredadores se
est haciendo cada vez ms difcil, no por falta
de reas protegidas, pero debido a las limitadas
extensions y a la fragmentacin de los bosques.
Grandes depredadores alados como el guila
arpa, el aguililla negra (Spizaetus tyrannus) y el
aguililla adornada (Spizaetus ornatus) necesitan
de extensas reas bien conservadas para su super-
vivencia (Willis, 1979). Es un hecho que muchos
de ellos han desaparecido en algunas regions en
donde an existen bosques, pues estas reas no
atienden a las necesidades de las species. Es un
error career que la existencia de reas de conserva-
cin represent una seguridad para la conserva-
cin de species ms exigentes. Lo mismo ocurre
con algunos mamferos como el jaguar (Pan-
thera onca), el tapir (Tapirus terrestris), el pecari
(Tayassu pecari e Pecari tajacu), el hormiguero
(Myrmecophaga tridactyla) y el armadillo gigante

(Priodontes maximus) (Chiarello, 2000). Lo ms
important es la extension de rea. En el caso de
esas species ms exigentes, las mismas necesitan
de grandes reas protegidas y continues porque
la fragmentacin impide que buena parte de sus
press sobreviva en estos ambientes alterados.

A pesar de que existen informaciones que in-
diquen la posibilidad de supervivencia de grandes
depredadores en reas prximas a comunidades
humans esto significa, a nuestro parecer, un in-
tento de ajustarse a las condiciones locales. No
WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG


hemos realizado monitorizaciones a largo plazo
para evaluar exactamente como esos cambios
pueden afectar las actuales y futuras generacio-
nes de guilas arpas. Es un hecho, por ejemplo,
que la deforestacin interfere tanto en la nidifi-
cacin como en la capacidad de criar sus pollos.
La degradacin humana de los ecosistemas lleva
a la desaparicin de los mamferos ms utiliza-
dos en su dieta. Es possible que con la escasez
de animals silvestres en la region el ave pase a
cazar animals domsticos, como ocurre con el
jaguar. Este hecho hace que la poblaciones hu-
manas vean en el guila una amenaza, matndola
para evitar prejuicios, y tambin debido al porte
dei animal que es utilizado como trofeo de cac-
era. La caza illegal, la persecucin y la comercial-
izacin deben ser consideradas como amenazas
reales. En la Amazona las aves rapaces de grande
porte son cazadas para consumo, lo que agrava el
problema pues el guila arpa es un ave rara que
madura lentamente, siendo los individuos adults
cruciales para la estabilidad poblacional (Chiarel-
lo, 2000; ICMBIO, 2008). Segn la lista de fauna
amenazada de extincin de Brasil la especie est
situada en la categoria de Casi Amenazado a nivel
national (Machado et al. 2005). Sin embargo, la
situacin de la especie en la Selva Atlntica es ms
grave, siendo citada en las listas rojas estatales dei
sur al sudeste: "Probablemente Extinta" en Rio
Grande do Sul (Marques et al. 2002), "Crtica-
mente en Peligro" en Minas Gerais (Drummond
et al, 2008); en Paran (Mikich e Brnils 2004),
PGINA 19






ESTADO LOCALIZACOIN DE REGISTRO ANO

Amap Vila Nova (Lat. 00007'09,6"S e Long. 51038'12,6"W) 2007
Amazonas PARNA Ja, REDES Mamirau 2001, 2006
Par Rio Trombetas, RESEX Tapajs-Arapiuns, FLONA Tapajs, Moju (Ag- 2003, 2005,
ropalma), Paragominas (Fazenda Cauaxi), PE do Cristalino. 2006
Roraima ESEC Marac, PARNA Viru 1985, 2003
Mato Grosso Ricardo Franco (Serra), Vila Bela da Santissima Trindade 2002
Mato Grosso do Sul Serra da Bodoquena (Fazenda Salobra), PARNA Serra da Bodoquena 2006
Bahia Serra das Lontras, PARNA Pau Brasil 1991, 2005
Esprito Santo Pedro Canrio, REBIO Sooretama, REFLO Linhares (CVRD), REBIO 1997, 2000,
Augusto Rischi 2003, 2006
Minas Gerais RPPN Feliciano Miguel Abdala, PE do Rio Doce, Tapira (comunidade de 2002, 2006
Palmeiras), Fazenda Montes Claros
Rio de Janeiro PARNA Itatiaia, PARNA Serra dos rgos, PE Serra do Mar 2000, 2002,
2003
So Paulo Canania, Ariri 1989, 1993


Tabla 1. Registros mas recientes de Harpya harpyja en Brasil


en So Paulo (Silveira et ai, 2009) y en Esprito
Santo (Simon et ai, 2007); y "En Peligro" en Rio
de Janeiro (Alves et ai. 2000).

Registros Ms Recientes de Harpya harpyja
en Brasil

Los registros ms recientes de guila arpa estn
concentrados en las grandes reas conservadas
de la region norte dei pas (Tabla 1). Vargas et
al. (2006) registry 21 nidos de la especie en Bra-
sil. Estos registros informados por Vargas et
al (2006) son de Galetti et al (1997), Borges et
ai (2001), Marigo (2002), Silveira (2002), Hen-
riques et ai (2003), Pacheco et ai (2003), Pires et
ai (2003), Santos (2003), Luz (2005), Silveira et ai
(2005), Pivatto et ai (2006), y Olmos et ai (2006).


PGINA 20


Conclusion

No hay dudas de que la recuperacin y manten-
imiento de aves rapaces en cautiverio puede re-
sultar un gran desafio para sus rehabilitadores,
especialmente cuando se trata de aves dei porte
dei guila arpa, que exige espacios mayores y
ms habilidad/experiencia para su manejo. En
el present caso la situacin inicial dei ave favo-
reci la rpida recuperacin, ya que estructuras
importantes como alas y garras no sufrieron da-
fios irreversibles. La disponibilidad de un recinto
adecuado es un factor decisive en el process de
rehabilitacin, cuando no se puede optar por el
uso de la tcnica de cetrera, en la cual el ave per-
manece sobre perchas adecuadas atadas a cuerdas
de cuero y es ejercitada diariamente con saltos
verticales seguidos de vuelos libres hasta que al-
NMERO 10 DICIEMBRE 2010






chance la condicin muscular y autoconfianza su-
ficiente como para regresar a la naturaleza.

Agradecimientos

Al equipo de la reserve REVECOM por el es-
fuerzo empleado para a plena rehabilitacin dei
guila harpia

Referencias

Alves, M.A.S.; J.E Pachecho; L.A.P. Gonzaga;
R.B. Cavalcanti; M.A. Raposo; C. Yamashita; N.
C. Maciel & M. Castanheira. 2000. Aves, p. 113-
124. In: H.G.Begallo; C.ED. Rocha; M.A.S. Alves
& M. Van Sluys. (Eds). A fauna ameaada de ex-
tino do estado do Rio de Janeiro. Rio de Ja-
neiro, Editora da UERJ, 166p.

Amorim, P. R; R. Rocha e Silva, ; M. Lemos, M;
M. L. Barreto. Um novo conceito em abrigos
para grandes accipitrideos: Estudo de caso com
Uira (Harpya harpija, Accipitridae, AVES). En-
tregue para publicao em novembro/2010.

Bierregaard Jr., R.O. 1995 .The biology and con-
servation status of Central and South American
Falconiformes: a survey of current knowledge.
Bird Conservation International. ICBP. 5:325-
340.

Brown, 1. 1976 Birds of Prey, their biology and
ecology. Hamlyn: Londres.

Chiarello, A. G. 2000. Conservation value of a
native forest fragment in a region of extensive
WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG


agriculture. Revista Brasileira de Biologia, So
Carlos, v. 60, n. 2.
Cooper, J.E. 1991. Veterinary aspects of cap-
tive birds of prey. 2ed. The Standfast Press.
Gloucestershire. 256p.

Drummond, G. et ai. 2008 Lista das espcies da
flora e da fauna ameaadas de extino do es-
tado de Minas Gerais. Fundao Biodiversitas:
Belo Horizonte.

Halliwell, W H. 1975. Bumblefoot infections in
birds of prey. J. Zoo Anim Med. 6:8-10.

Keimer, I. E 1972. Diseases of birds of prey.
Veterinary Record.90(21): 579-594.

Machado, A.B.M.; C.S. Martins & G.M. Drum-
mond. 2005. Lista da fauna brasileira ameaada
de extino. Belo Horizonte, Fundao Biodi-
versitas, 160p.
Marques, A.A.B.; C.S. Fontana; E.Vlez; G.A.
Bencke; M.Schneider & R. E.Dos Reis. 2002.
Lista de referncia da fauna ameaada de extin-
o no Rio Grande do Sul. Porto Alegre, FZB/
MCT, PUCRS/PANGEA, Publicaes Avulsas
FZB 11, 52p.

Mikich, S.B. & R.S. Brnils. 2004. Livro ver-
melho da fauna ameaada no estado do Paran.
Disponvel na World Wide Web em: http://
www.pr.gov.br/iap

Peres, C.A; J. Barlow; T. Haugaasen. 2003. Ver-
tebrate responses to surface wildfire in a central
PGINA 21






Amazonian forest. Oryx, v.37, n.1, p.97-1 09.
Sick, H. Ornitologia Brasileira. 1997. 2a. im-
presso, Editora Nova Fronteira S.A. Rio de

Janeiro, 912p.

Silveira, L. F et ai. 2009. Aves. In: BRESSAN,
P.M et ai. Fauna ameaada de extino no estado
de So Paulo: Vertebrados. So Paulo: Fundao
Parque Zoolgico de So Paulo e Secretaria de
Meio Ambiente.


Simon, J. E et al. 2007. As aves ameaadas
de extino no estado do Esprito Santo. In
MENDES, S.L e PASSAMANI, M (org). Livro
Vermelho das espcies da fauna ameaadas de
extino no estado do Esprito Santo. Vitria:
IPEMA.

Vargas, J. J; D. Whitacre; R. Mosquera; J. Albu-
querqueJ; et al. 2006. Estado e distribuicion ac-
tual Del guila arpa (Harpia harpyja) em centro
y sur Amrica. Ornitologia Neotropical, v.7, p.
39-55.


PAGINA 22 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 22


NmERo 10 DiCIE,ffRE 2010







NOTAS DE LA LITEIRATURA DE LAS

RAPACES NEOTROPICALES

Compilado por Lloyd Kiff, Ikiff@peregrinefund.org

Martnez-Snchez, J.C., and T. Will (eds.). 2010. Thomas R. Howell's Check-list of the
Birds of Nicaragua as of 1993. Ornithological Monographs no. 68. 108 pp.


Decir que este libro recin publicado ha sido "tan
esperado" seria una subestimacin important.
Thomas Howell, professor de la Universidad de
California en Los Angeles, comenz sus studios
de la avifauna de Nicaragua en la dcada de los
50 en moments en los que prcticamente no
se estaba llevando a cabo ninguna otra investig-
acin ornitolgica en cualquier lugar de Amrica
Central, aparte del trabajo de Alexander Skutch
en Costa Rica. A finales de la dcada de los 60,
Howell visit Nicaragua en 13 largos viajes, y
l y sus ayudantes amasaron una de las ms im-
portantes colecciones de aves de cualquier pas
de Amrica Central. El siempre haba planeado
escribir un tratado de la avifauna important de
Nicaragua, y desde 1970 hasta la dcada de los
90, trabaj intermitentemente en su manuscrito.
Lamentablemente, con el tiempo se qued sin
energia y compromise antes de que terminara el
libro. Por suerte, otros dos experts en aves de
Nicaragua, Juan Carlos Martnez-Snchez y Will
Tom, estaban en contact regular con Howell
durante sus ltimos afios, y su persistencia y tra-
bajo result en la publicacin de este volume,


muy bienvenido por la Unin de Ornitlogos de
America, como parte de la series Monografias de
Ornitologia. De manera apropiada, limitaron el
contenido de este volume al perodo de par-
ticipacin real de Tom Howell, cuidadosamente
editando de sus notas y el manuscrito que estaba
en parte terminado, con slo unos pocos cam-
bios discretos en la nomenclatura y terminologia
ecolgica. La monografia resultante incluye una
historic fascinante de los trabajos ornitolgicos
en Nicaragua y proporciona un resume til de
los registros de especmenes, el estado, distri-
bucin y preferencias de habitat de las species
conocidas del pas a partir de 1993, incluyendo 51
species de aves rapaces diurnas y 12 species de
bhos. Se establece una base slida que debe ser
til a los editors de la monografia para producer
sus propios tratados a dia de hoy de las aves del
pas ms grande de Amrica Central.

Raptor Information System

Por varias dcadas, la base de datos de las aves ra-
paces ms important ha sido el Raptor Informa-
tion System (RIS), la cual ha sido administrado


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 23


PGINA 23


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG






por el U.S. Geological Survey desde sus oficinas
en Boise, Idaho, EEUU. Esa gran coleccin de
reimpresiones, reports y tesis contena ms que
38,000 ttulos a mediados dei 2010. Se form
originalmente en la dcada de 1980 por la unin
dei "Sistema de Manejo de Rapaces", creado por
el difunto "Butch" Olendorff, y una base de datos
similar creada por los bilogos de rapaces aso-
ciadas con el rea de Conservacin Nacional de
Aves Rapaces dei Snake River. La base de datos
de RIS se ha mantenido en lnea durante casi 15
afios, y ha sido una rica fuente de literaturea gris"

(en su mayora manuscritos no publicados y los
informes de las agencies) documents difciles
de encontrar sobre las aves rapaces. Aunque la
base de datos se centra principalmente en espe-
cies de Amrica dei Norte y otros temas, contiene
muchas referencias de inters para los investiga-
dores Neotropicales.

El USGS recientemente decidi suspender su
participacin en el RIS, y las pertenencias fueron
reubicadas a la Biblioteca de The Peregrine Fund


el 20 de octubre de 2010. A pesar de que se man-
tendr en lnea en su forma actual por un perodo
indeterminado, la base de datos electrnica de
RIS est siendo gradualmente unida con la bibli-
ografia dei Global Raptor Information Network.
Peticiones de copias en PDF de cualquiera de los
registros RIS deberan dirigirse ahora a library@
peregrinefund.org Las copias originales en papel
de las referencias RIS se conservan en las colecci-
ones de la biblioteca de The Peregrine Fund, y la
mayora de los duplicados resultantes de la unin
sern enviados a Hawk Mountain Sanctuary. Se
espera que la unin de las colecciones genere co-
pias duplicadas de ms de 300 libros de tapa dura
de aves rapaces, que sern vendidos para apoyar
las nuevas adquisiciones de la Biblioteca de The
Peregrine Fund. Una lista complete de estos t-
tulos estarn disponibles en el sitio web de The
Peregrine Fund (www.peregrinefund.org) a fina-
les de enero bajo "Research Library" y "Libros
para la venta."


*k *k *


PAGINA 24 NUMERO 10 Dicirnvmi~ 2010


PGINA 24


NmERo 10 DiCIE,ffRE 2010










AVES RAPACES Y CONSERVACIN:
UNA PERSPECTIVE IBEROAMERICANO

De inters para investigadores, naturalistas, y
conservacionistas interesados en las aves ra-
paces, este libro rene las comunicaciones sobre
la biologa de la
conservacin de

rapaces enfocn-
dose en rapaces
neotropicales y
rapaces
ibricas.
Para ms infor-
macin visit:
www.tundraedi-
ciones.es


NEW WORLD VULTURES:
A CHILDREN'S ACTIVITY BOOK

Este libro, por Hawk Mountain Sanctuary Asso
ciation, enseia sobre la dieta, el habitat y el com-
portamiento de los zopilotes del Nuevo Mundo.

Para bajar una copia en PDF visit: http://hawk-
mountain. o rg/media/NewWorld_Vulture_Ac-
tivityBook_2010_2.pdf


PRi~XIAMSL CON'LERENCIAS
EL HALCON GERIFALTE Y EL LAGOPODO EN UN MUNDO CAMBIANTE 1-3
Febrero 2011, Boise, Idaho, EEUU. Para ms informacin visit: http://www.peregrinefund.
org/gyr conference/

CONGRESS DE THE WILSON ORNITHOLOGICAL SOCIETY, THE ASSOCIA-
TION OF FIELD ORNITHOLOGISTS, Y THE COOPER ORNITHOLOGICAL SO-
CIETY 9-13 Marzo 2011, Kearney, Nebraska, EEUU. Para ms informacin visit: http://snr.
unl.edu/kearney2011 /index.asp

IX CONGRESS ORNITOLGICO NEOTROPICAL 8-14 Noviembre 2011 Cusco, Per.
Para ms informacin visit: http://www.neotropicalornithologv.org/


W\XW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PAGINA 25


PGINA 25


WWW.NEOTROPICAL~RAPTORS.ORG


O-nws Rv(A_1is0s















































Para unirse a la RRN por favor envie un correo electrnico a Marta Curti, coordi-
nadora de la RRN, a mcurti@peregrinefund.org, presentndose y comunicando su
inters en investigacin y conservacin de rapaces. Red de .
Rapaces
Neotropicales
NLI 1)Nl
PLRLGidN


i ~L ~L TUNIT


PAGINA 26 NUMBER 10 DICIEMBRE 2010


PGINA 26


NmERo 10 DiCIE,ffRE 2010




Full Text

PAGE 1

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 1 SPIZAETUSBOLETÍN DE LA RED DE RAPACES NEOTROPICALESESTUDIOS DEL GAVILÁN DE LOS GALÁPAGOS POSIBLE REPRODUCCI"N DE C"NDORES EN COLOMBIAREINTRODUCCI"N DE UN ÁGUILA ARPÍA EN PANAMÁREHABILITACI"N DE UN ÁGUILA ARPÍA EN BRASIL NÚMERO 10 DICIEMBRE 2010

PAGE 2

La RRN es una organización basada en membresía. Su meta es ayudar a la conservación e investigación de rapaces Neotropicales promoviendo la comunicación y colaboración entre biólogos, ornitólogos entusiastas de rapaces y otros conservacionistas que trabajan en el Neotrópico. Spizaetus: el Boletín de la RRN Número 10 © Diciembre 2010 Edición en español ISSN 2157-8966 CONTENIDO EL GAVILÁN DE GALÁPAGOS (BUTEO GALAPAGOENSIS): VIVIENDO EN UN AMBIENTE SIEMPRE CAMBIANDO ..................................................................................................2 POSIBLE EVIDENCIA DE REPRODUCCI"N DE C"NDORES (VULTUR GRYPHUS) REINTRODUCIDOS EN COLOMBIA......................................................................................................8 EXPERIENCIAS CON LA REINTRODUCCI"N DE UN ÁGUILA ARPÍA (HARPIA HARPYJA) CRIADA EN CAUTIVERIO Y LIBERADA EN UN ECOSISTEMA SILVESTRE EN DARÉN, PANAMÁ...........................................12 RECUPERACI"N DE UN ÁGUILA ARPÍA (HARPIA HARPYJA)EN LA RESERVA PARTICULAR DE PATRIMONIO NATURAL REVECOM.......................................................................................16 NOTAS DE LA LITERATURA DE LAS RAPACES NEOTROPICICALES...........................................23 OTROS RECURSOS...........................................................................................25 PR"XIMAS CONFERENCIAS ..................................................................................25 Foto de Portada : Harpia harpyja nacida en cautiverio como parte del programa de The Peregrine Fund, de cria en cautiverio y liberación del Águila Arpía en Panamá. © Angel Muela Foto de Contraportada: Glaucidium brasilianum fotografiado cerca del Bosque Chiquibul, Belice. © Ryan Phillips Los artículos fueron editados y/o traducidos por Angel Muela, Hernan Vargas, y Edwin Campbell

PAGE 3

PÁGINA 2 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 M EL GAVILÁN DE LOS GALÁPAGOS BUTEO GALAPAGOENSIS: VIVIENDO EN UN AMBIENTE SIEMPRE CAMBIANDOMari Cruz Jaramillo, estudiante, University of Missouri Saint Louis y The Peregrine Fund, marij85@live.com; y Hernán Vargas, The Peregrine Fund, hvargas@peregrinefund.org Mientras estamos sentados observando el nido, de repente, seis gavilanes de Galápagos aparecen detrás de nosotros volando en círculos como si fueran un tornado de llamadas agudas acercándose rápidamente. Muy pronto nos dimos cuenta que están cazando algo cuando vemos un ave pequeña volando desesperadamente en un intento de salvar su propia vida, y que apenas escapa de las garras de los gavilanes. Cuando la hembra escucha a los demás gavilanes, sale de su nido apresuradamente y deja su pichón de dos semanas. Desde adentro del barranco un macho escondido aparece. Él y la hembra están respondiendo a las llamadas y rápidamente ayudan en la caza. Los ocho gavilanes vuelan en picada – uno detrás del otro – y tan pronto como bajan vuelven a subir otra vez, dando las vueltas e impulsándose nuevamente para intentar capturar la presa. Finalmente, cerca del horizonte,… ¡EXITO! Todos desaparecen de nuestra vista, y nos sentamos en silencio esperando, y ansiosos de ver qué tipo de ave estuvieron cazando. ¿Traerán su presa al nido? ¿Usarán todo ese gran esfuerzo para criar un solo pichón? Un Grupo de gavilanes de Galápagos. Foto © Hector Cadena

PAGE 4

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 3 La poliandria cooperativa es el tipo de comportamiento reproductivo que los gavilanes de Galápagos (Buteo galapagoensis) presentan; una hembra criando con la ayuda de dos a ocho machos, todos cuidando el pichón igualmente, todos copulando con la hembra y todos defendiendo su territorio contra invasores todo el año (Faaborg y Patterson 1981). Aunque esta manera inusual de reproducción ha capturado el interés de muchos cientí Þ cos, la especie presenta más que una estrategia reproductiva. En las islas que habitan, incluyendo Española, Santa Fe, Pinzón, Santiago, Isabela, Fernandina, Marchena y Pinta, hemos observado porcentajes diferentes de poliandria. Además de las diferencias en comportamiento, muestran una gran variedad en morfología entre las poblaciones de las islas (Bollmer et al. 2003). En la isla Santiago, los gavilanes de Galápagos anidan principalmente en los árboles de Bursera graveolens. Sin embargo, en las islas más áridas, también anidan en a ß oramientos rocosos, sobre lava, y, a veces en otras especies de árboles como Opuntia, Erythrina, Pisonia, Piscidia, Psidium y Zanthoxylum (De Vries 1973). Hace menos de 300,000 años, un grupo de gavilanes de Swainson (Buteo swainsoni) llegaron al archipiélago, se dispersaron rápidamente y se convirtieron en pobladores residentes de las Juveniles de los gavilanes de Galápagos comiendo carne de cabra (cebo usado para capturar y anillar los gavilanes) Foto © Mari Cruz Jaramillo Juveniles de iguanas de Galápagos y adultos de lagartijo de lava son presas para el gavilán de los Galápagos. Foto © Mari Cruz Jaramillo

PAGE 5

PÁGINA 4 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 Islas de Galápagos (Bollmer et al. 2006). Desde la llegada de los primeros habitantes humanos en los 1800, los gavilanes han sido perseguidos y exterminados de Floreana, San Cristobal y Santa Cruz (sólo juveniles se ven ocasionalmente); y las demás poblaciones en ocho islas más, también se enfrentan a otros retos. Por más de doscientos años, las especies invasoras han sido introducidas a las islas, donde la creciente preocupación de su impacto en las comunidades nativas generó varias compañas de erradicación. La eliminación total de las cabras salvajes, Capra hircus, de la isla de Santiago, 585 km2, ha hecho de esa isla la más grande del mundo en la cual una erradicación ha sido completada exitosamente (Cruz et al. 2009). Esto, junto a la falta de una población importante de herbívoros en el ambiente, ha resultado en una notable recuperación de Mari Jaramillo con dos juveniles de gavilan de Galápagos, con vista al área de estudio la Bahía de James. Foto © Hector Cadena

PAGE 6

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 5 Las iguanas terrestres (Conolophus subcristatus), que eran comunes cuando Charles Darwin visitó la isla Santiago en el 1835, están ahora extintas en esa isla, probablemente debido a la competencia por la comida con las cabras introducidas y la depredación de cerdos salvajes. La población de la Tortuga de los Galápagos (Geochelone elephantopus) fue diezmada por los primeros colonizadores humanos y al presente es el único herbívoro grande sobreviviente en la Isla de Santiago, aunque con solo 500 – 700 individuos (McFarland et al. 1974). la vegetación. La erradicación se completó exitosamente en el 2006. En el 2008, The Peregrine Fund (Fondo Peregrino), la Universidad de Missouri Saint Louis, la Fundación Charles Darwin y el Parque Nacional Galápagos unieron esfuerzos para estudiar los efectos de la erradicación de cabras en los gavilanes de Galápagos. Como parte de este proyecto cooperativo, dos estudiantes de Ecuador, Mari Cruz Jaramillo y José Luis Rivera, tuvieron la oportunidad de hacer investigaciones como parte de sus programas de Maestría en Biología en la Universidad de Missouri – Saint Louis (EEUU). Primero, José Luis, usando datos de anillamiento desde 1998 a 2009, detectó menor supervivencia en la población de los gavilanes después del 2006, cuando la erradicación de las cabras fue completada (Rivera et al. presentado). Un estudio previo de la ecología de la alimentación en 1999-2000 (Donaghy Cannon 2001, tesis de maestría sin publicar) proveerá una base de datos para la comparación de los años anteriores a la erradicación de las cabras y Mari está haciendo observaciones de los años después de la erradicación (20102011). ¿Cómo, entonces, habrá cambiado la dieta del gavilán de los Galápagos para adaptarse a su nuevo ambiente sin cabras? Si la recuperación de la vegetación pone en peligro el éxito de los gavilanes para capturar ciertas presas, nosotros planteamos como hipótesis que su dieta cambiará de estar basada en presas terrestres (documentado antes de la eliminación de las cabras) a más presas arbóreas (después de la eliminación de las cabras) para poder adaptarse. Por lo tanto, estamos monitoreando las poblaciones de presas (principalmente a las ratas introducidas) para determinar los cambios en abundancia como consecuencia de un incremento en la vegetación. En el 2010, hicimos observaciones por 60 horas, desde una cabaña de 25 a 60 metros de distancia para documentar qué especies de presa son traídas al nido y qué individuos traen las presas. Casi hemos completado nuestra primera temporada de campo y hemos podido observar 9 nidos con un total de 274 presas entregadas. Aunque el tamaño de la muestra aun es pequeña, estamos empezando a ver un cambio de las presas terrestres hacia las presas arbóreas. Espe-

PAGE 7

PÁGINA 6 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 ramos continuar con una segunda temporada de campo el próximo año y que nuestros resultados y conclusiones sirvan para apoyar futuras decisiones de manejo del Parque Nacional Galápagos. Referencias Bollmer, J.L., T. Sanchez, M.M. Donaghy Cannon, D. Sanchez, B. Cannon, J.C. Bednarz, Tj. DeVries, M.S. Struve, P.G. Parker. 2003. Variation in morphology and mating system among island populations of Galápagos Hawks. The Condor 105:428-438. Bollmer, J.L., R.T. Kimball, N.K. Whiteman, J. Sarasola, P.G. Parker. 2006. Phylogeography of the Galápagos Hawk: a recent arrival to the Galápagos Islands. Molecular Phylogenetics and Evolution 39:237-247. Cruz, F., V. Carrion, K.J. Campbell, C. Lavoie, C. J. Donlan. 2009. Bio-economics of largescale eradication of feral goats from Santiago Is-Un gavilán de Galápagos hembra en el nido con dos pichones. Foto © Daniela Bahamonde

PAGE 8

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 7 land, Galápagos. J Wild Manage. 73:191–200 De Vries, Tj. 1973. The Galápagos hawk, an ecogeographical study with special reference to its systematic position. Ph.D. dissertation, Vrije University, Amsterdam. Faaborg J., and C. B. Patterson. 1981. The characteristics and occurrence of cooperative polyandry. Ibis 123:477-484. MacFarland C.G., J. Villa, B. Toro. 1974. The Galápagos giant tortoises (Geochelone elephantopus) Part I: Status of the surviving populations. Biological Conservation, 6 (2), pp. 118-133. Rivera, J. L., K. M. Levenstein, J. C. Berdnarz, H. Vargas, P. G. Parker. Submitted. Implications of goat eradication on the Galapagos Hawk, an endemic island predator. * * *Un gavilán de Galápagos hembra dando sombra a sus crías. Foto © Hector Cadena

PAGE 9

PÁGINA 8 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 E POSIBLE EVIDENCIA DE REPRODUCCI"N DE CONDORES (VULTUR GRYPHUS) REINTRODUCIDOS EN COLOMBIASantiago Zuluaga Castañeda, Estudiante, Departamento de Ciencias Biológicas, Universidad de Caldas. Investigador, Centro de Rehabilitación de Aves Rapaces San Isidro. Pereira-Colombia santiago.1710720106@ucaldas.edu.co El cóndor andino (Vultur gryphus) es una especie considerada en la categoría de “casi amenazada” a nivel mundial, con una población en disminución (IUCN 2010; BirdLife 2010), es por esto que en los últimos años se ha utilizado la repoblación de individuos de cóndores nacidos en cautiverio en distintas partes de su distribución en Colombia, Venezuela, Perú, Argentina y Chile (Lambertucci 2007). En Colombia, entre los años 1989 y 2005 se han reintroducido al medio natural 65 individuos (nacidos en cautiverio en diferentes zoológicos de EEUU y el Zoológico de Cali-Colombia), en 6 núcleos de repoblación localizados de la cordillera de los andes (MAVDT 2006). Se estima que un 78% de los individuos liberados han sobrevivido exitosamente; aunque aún no han sido documentados eventos de reproducción de los individuos reintroducidos (Márquez et al. 2005). En este contexto, doy a conocer algunas observaciones sobre un núcleo de repoblación, en el Parque Nacional Natural (PNN) Los Nevados, y la observación de un individuo juvenil presente en esta área, que sugiere la posibilidad de que los cóndores reintroducidos en Colombia puedan estar comenzando a reproducirse en la naturaleza. Entre 2004 y 2010, mediante la utilización de binoculares (10 x 50) y cámaras fotográ Þ cas, realicé observaciones no sistemáticas desde puntos de observación elevados con amplia visión y líneas de transectos (Márquez & Rau 2003), en la zona amortiguadora del PNN Los Nevados, cordillera central de los andes Colombianos. En Julio de 2010, entre las coordenadas geográ Þ cas 4° 55,02’ N y 75° 26,97’ W, a una altura de 3600 m, se fotogra Þ ó un cóndor juvenil con plumaje correspondiente a una edad aproximada de tres años. Es probable que el individuo haya nacido en el PNN Los Nevados, lo cual signi Þ caría la primera evidencia de posible reproducción para los cónJuvenil de Cóndor Andino Foto © Santiago Zuluaga Castañeda

PAGE 10

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 9 dores reintroducidos en Colombia. El juvenil fue observado volando, acompañado de un cóndor adulto reintroducido. Desde 1997 hasta 2001 se liberaron 16 cóndores juveniles en el PNN Los Nevados. A julio de 2010, todos estos cóndores ya deben tener plumaje de adultos, por lo tanto la presencia del juvenil indica reproducción local o una posible inmigración, de otra parte de Colombia, donde se reproducen cóndores silvestres; lo cual es menos probable, debido a que estos presentan números muy reducidos y se encuentran restringidos a unas pocas localidades montañosas aisladas (MAVDT 2006) en el PNN Cocuy y la Sierra Nevada de Santa Marta, aproximadamente a 417 y 682 Km del PNN Los Nevados respectivamente. Realicé 14 visitas a la zona de estudio con un promedio de 2.3 por año. En cada visita registré la presencia de cóndores y observaciones de comportamiento. Además, entrevisté personas de la comunidad sobre avistamientos de la especie. Las observaciones documentaron patrones de conducta de la especie en relación a la búsqueda de alimento, dormideros y presencia de individuos solitarios y en parejas. Los comportamientos de alimentación muestran cómo la especie cuando encuentra alimento no desciende inmediatamente sobre éste, sino que permanece a una buena distancia en lugares desde donde puede ser observado por largos períodos de tiempo. Este comportamiento coincide con lo descrito por Speziale et al. (2008) quienes argumentan que, generalmente, la especie es muy cautelosa y pueden pasar días antes de que decida bajar a alimentarse. Dos dormideros han sido registrados: el primero, encontrado en el 2007, localizado en una pared de roca de, aproximadamente, 50 m de altura; con vegetación arbustiva y arbórea que aísla el Cóndor Andino juvenil. Foto © Santiago Zuluaga Castañeda

PAGE 11

PÁGINA 10 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 interior. En éste se registró poca actividad, tan sólo en una ocasión se observaron tres individuos descender en horas de la tarde. El segundo dormidero, mas recientemente encontrado, fue registrado por primera vez en enero de 2010; está ubicado en una pared de roca, la cual posee una altura de, aproximadamente, 300 m y presenta vegetación arbustiva. Allí se observó un individuo solitario arrivar en horas del atardecer y salir en las primeras horas de la mañana, durante tres días consecutivos. Posteriormente, en mayo de 2010, se registraron dos individuos utilizando este dormidero. Los individuos observados pertenecen a un núcleo de repoblación establecido en 1997, como centro de dispersión de la especie en la región central del sistema orográ Þ co del país (MAVDT 2006). Desde el principio, estos estaban marcados con bandas patagiales en ambas alas, adicional a esto, se les colocó un microchip para lograr su identi Þ cación individual (com pers. G. Corredor), sin embargo, al parecer, la mayoría de los individuos han perdido sus bandas patagiales, razón por la cual no es posible su identi Þ cación en la naturaleza; sumado a esto, se tiene poco, o casi nulo conocimiento biológico de este núcleo, debido a la falta de monitoreo y escasa disponibilidad de recursos, que permitan documentar su estado actual. Estas son quizás las principales razones por las cuales este juvenil no había sido registrado con anterioridad. Es de resaltar, además, que antes de este hallazgo, pobladores de la zona argumentaron ver un grupo de tres individuos, con un posible juvenil, alimentándose en la zona. Adicional a esto, se presume la presencia de juveniles en diferentes zonas del país. Sin embargo, no existen evidencias contundentes que demuestren la veracidad de estas presunciones, por Segundo dormidero registrado del Cóndor Andino en Colombia. Foto © Santiago Zuluaga Castañeda Primer dormidero registrado del Cóndor Andino en Colombia. Foto © Santiago Zuluaga Castañeda

PAGE 12

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 11 lo que es necesario con Þ rmar estos registros, además de buscar fondos para obtener datos y conocimiento preciso de aspectos de la dinámica poblacional en estos núcleos de repoblación. De este modo esperamos poder evaluar la efectividad de las liberaciones cómo una estrategia de conservación adecuada. Las observaciones aquí comentadas y el registro del juvenil, constituyen un aporte al conocimiento sobre el estado de la población de cóndores reintroducida en el PNN Los Nevados y las necesidad de veri Þ cación de reproducción, como una de las medidas para evaluar el éxito de la implementación de Plan de Acción 2006–2016 (MAVDT 2006) para la conservación del cóndor en Colombia. Germán Corredor, líder del programa de cría en cautiverio del Zoológico de Cali, opina que la recon Þ rmación de la reproducción de cóndores reintroducidos, indudablemente será de gran importancia para la comunidad cientí Þ ca y, especialmente, signi Þ cará buenas noticias para los esfuerzos de restauración de las poblaciones del cóndor andino en Colombia. Agradezco a Sergio Lambertucci, investigador de la Universidad Nacional del Comahue, Bariloche, Argentina, por sus comentarios y aportes. Deseo agradecer especialmente a Olga Lucía Núñez, Germán Corredor, Hernán Vargas y Cesar Márquez, por sus comentarios. Referencias BirdLife International (2010) Species factsheet: Vultur gryphus. Downloaded from http://www. birdlife.org on 19/7/2010. IUCN 2010. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2010.2. www.iucnredlist.org. Downloaded on 19 July 2010. Lambertucci, S.A. 2007. Biología y conservación del cóndor andino (Vultur gryphus) en Argentina. Hornero 22(2):149-158. Marquez, C., M. Bechard., F. Gast, & V.H. Vanegas. 2005. Aves rapaces diurnas de Colombia. Instituto de Investigación de Recursos Biológicos “Alexander von Humboldt”. Bogotá, Colombia. Márquez, C, & J. Rau. 2003. Técnicas de detección, observación y censo de aves rapaces diurnas en Costa Rica. Gestión Ambiental 9: 67-77. MAVDT. Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial. Programa Nacional para la Conservación del Cóndor Andino en Colombia. Plan de Acción 2006 – 2016. Speziale, K.L., S.A. Lambertucci & O. Olsson. 2008. Disturbance from roads negatively affects Andean condor hábitat use. Biological Conservation 141:1756-1772. * * *

PAGE 13

PÁGINA 12 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 D EXPERIENCIAS CON LA REINTRODUCCI"N DE UN ÁGUILA ARPÍA HARPIA HARPYJA CRIADA EN CAUTIVERIO Y LIBERADA EN UN ECOSISTEMA SILVESTRE EN DARIÉN, PANAMÁJosé de Jesús Vargas González, The Peregrine Fund, jvargas.gonz@gmail.com Águila arpía, KC, con un perezoso Foto © José de Jesús Vargas-González Dos estaciones han pasado en el bosque neotropical desde la liberación del águila arpía Harpia harpyja llamada KC, mejor conocida en la comunidad local como Nepono lo cual signi Þ ca “ ß or” en la lengua Embera. KC fue liberada en la Reserva Forestal de Chepigana con varias metas en mente – las cuales tienen como propósito el desarrollar unas directivas para una reintroducción exitosa de un águila arpía criada en cautiverio a un ambiente natural donde existen Águilas Arpías silvestres. Decidimos liberar a KC en el bosque alrededor de la comunidad de La Marea, por varias razones. Sin embargo, la idea principal era in ß uenciar el cortejo de esta águila criada en cautiverio y un Águila Arpía macho silvestre que había perdido su pareja recientemente. KC nació el 31 de diciembre del 2004 en el Centro de Rapaces Neotropicales de The Peregrine Fund, en Panamá. Más de un año después de nacer, ella fue liberada en el Parque Nacional Soberanía, en el área de la Cuenca del Canal de Panamá, donde se adaptó exitosamente a su ambiente. En enero del 2009, atrapamos a KC y la mantuvimos

PAGE 14

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 13 en cuarentena para asegurar que ella estuviese de buena salud antes de liberarla en el bosque de la provincia de Darién, en el sur de Panamá. El 21 de febrero, transportamos a KC al área de estudio, y la liberamos un mes después, después de haber visto interacciones vocales entre ella y el macho silvestre. Para recolectar los datos después de la liberación de KC, establecimos un plan de monitorización. Cada día, seguimos KC por lo menos cinco horas para documentar las interacciones entre ella y el macho silvestre u otros individuos. Nuestra intención de aproximar KC y el macho silvestre no fue exitosa. Hay muchas hipótesis que puedan explicar la razón por la cual estas dos aves no formaron pareja, como por ejemplo, la edad de KC. Sin embargo, aprendimos mucho de esta parte del experimento. Documentamos interacciones intra-especi Þ cas con águilas arpías silvestres y recolectamos datos para entender mejor los niveles de tolerancia y adaptabilidad de esta especie a diferentes tipos de hábitats. Hoy en día, nuestra información preliminar sugiere que: 1. KC no es una competidora con otros águilas arpías adultos o juveniles; 2. KC se ha adaptado exitosamente a un medio ambiente natural; 3. KC ha tenido interacciones positivas con otros individuos de la misma especie; 4. KC puede utilizar diferentes tipos de bosques con ecosistemas heterogéneos y homogéneos, incluyendo áreas con intervención humana; y 5. KC es un icono excelente para generar conciencia en comunidades locales sobre la conservación de esta especie. Durante el año pasado, KC viajo alrededor de 130 km desde el sitio de liberación en La Marea. Recientemente, ha sido localizada en la Serranía del Sapo, un bosque continuo cerca de Puerto Piña. Hemos documentado tres interacciones diferentes entre KC y tres machos adultos y una hembra juvenil, y visitas en territorios reproductivos activos de águilas arpías. Cualquier interacción agresiva fue documentada. Las interacciones que José buscando la señal de KC Foto © José de Jesús Vargas-González

PAGE 15

PÁGINA 14 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 hemos visto eran visuales tanto como vocales, y sugieren que esas interacciones duraban horas sin ninguna instancia de intimidación o agresión. De hecho, en varias ocasiones, observamos a KC con un macho silvestre diferente. Los observamos posados cerca a distancias de 5 metros en el mismo árbol. A veces, vocalizaban entre si y a veces volaron juntos. Por esta razón, consideramos las interacciones como positivas, y concluimos que las águilas arpías criadas en cautiverio pueden vivir junto con águilas arpías silvestres y dispersarse en caso de que el territorio este ocupado, sin ningún tipo de agresión. En los diversos ecosistemas del bosque de Darién, KC ha capturado una gran variedad de presas, como perezosos, primates y carnívoros, entre otros. Hemos documentado la manera en que KC busca, escoge y captura sus presas, siempre siguiendo la regla de costo-bene Þ cio. En algunas ocasiones KC miraba su presa por varias horas, pero no la cazaba, aunque la presa parecía, al menos a nosotros, una “presa fácil.” Tenemos varias hipótesis para explicar porque eso pasó, incluyendo: que tal vez el sitio no era el mejor para la captura, o había algún riesgo para KC. Varias otras hipótesis han sido consideradas, y todas enLa Águila Arpía hembra, KC. Foto © José de Jesús Vargas-González

PAGE 16

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 15 riquecen nuestro estudio y alimenta nuestro deseo de aprender más. Monitorizábamos a KC en bosques maduros con vegetación abierta de soto bosque, y en hábitats complejos donde la vegetación densa hacia difícil el caminar. Esta águila ha utilizado principalmente bosques maduros con grandes extensiones homogéneas. Sin embargo, también la hemos encontrado en manglares, actívales, bosques segundarios y campos de agricultura. Esta diversidad de hábitat sugiere que esta especie tiene una gran adaptabilidad, siempre y cuando no sea matada por el hombre. ¿Qué motiva a KC de moverse distancias tan largas? Podemos especular y decir que es porque es joven, peregrinando y volando sin dirección. Tal vez ella está buscando una zona ideal que cumpla con sus necesidades; o tal vez es porque ha encontrado otras águilas en los alrededores y preÞ ere un territorio vacío. Tal vez es porque está buscando su pareja y luego un lugar adecuado donde construir su nido y establecer su territorio. Hay muchas dudas que surgen de los patrones de los movimientos de KC. Día tras día recolectamos más datos y estamos más preparados para estudiar sus requisitos de hábitat y más cerca de entender su comportamiento. Barreras antropogénicas, como zonas deforestadas, puede forzar a KC a desviarse de su camino y ocasionalmente usar bosques fragmentados para superar hábitats pobres y llegar a zonas mejores. Cada inferencia que hacemos basado en las observaciones de KC, crea nuevas preocupaciones en relación a las necesidades de poblaciones saludables de las águilas arpías, especialmente en contraste de la tendencia creciente en el uso del suelo y la deforestación. Hoy en día, en la zona del estudio, nuestro equipo de trabajo es conocido como “Las Águilas Arpías”. Tanto niños como adultos nos llaman las águilas y nos preguntan sobre Nepono. KC o Nepono, se ha convertido en un individuo muy popular, especialmente entre los niños. Esto es el resultado de los mensajes radiales que salen constantemente, para que la comunidad aprenda sobre las águilas arpías, en especial sobre Nepono. KC ha visitado algunas comunidades indígenas y tierras de campesinos como parte de sus viajes exploratorios, y gracias a los esfuerzos de comunicación, no ha sido la victima de cazadores. Siempre que tenemos la oportunidad, hablamos informalmente con la gente local para enseñarles sobre nuestro proyecto y la presencia de KC. Así, evitamos que nuestro Nepono sea lastimada debido a la ignorancia. Todavía falta mucho trabajo para completar nuestro estudio con KC, pero tenemos la energía y entusiasmo para continuar siguiendo nuestra ß or, “Nepono.” * * *

PAGE 17

PÁGINA 16 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 L RECUPERACI"N DE UN ÁGUILA ARPÍA (HARPIA HARPYJA) EN LA RESERVA PARTICULAR DE PATRIMONIO NATURAL REVECOM Paulo Roberto Neme do Amorim. Reserva Particular do Patrimônio Natural REVECOM, revecombr@bno.com. br; Roberto da Rocha e Silva. Curso de Medicina Veterinária, Universidade Estácio de Sá, rrochaesilva@gmail. com; Môsar Lemos, ABFPAR – Associação Brasileira de Falcoeiros e Preservação de Aves de Rapina, lemosmosar@hotmail.com e Maria Lucia Barreto. NAL – Núcleo de Animais de Laboratório, UFF – Universidade Federal Fluminense, mlbarreto@gmail.com La rehabilitación de aves rapaces encontradas heridas o decomisadas por los organismos ambientales es parte de la rutina de los centros de cría y rehabilitación de animales. Las aves rapaces, por sus características particulares, constituyen un especial desafío, pues dependen de la integridad de sus garras y capacidad de vuelo, además de una excelente condición física que les permita retornar al ambiente natural y sobrevivir. La Reserva REVECOM Ubicada en el margen izquierdo del río Amazonas, en el estado de Amapá (Brasil), la Reserva Privada Herencia Natural REVECOM RPPN (por sus siglas en portugués: Reserva Particular do Patrimônio Natural) – posee alrededor de 17 hectáreas con una pequeña cuenca completa (Igarapé Manguerinha). Fue establecida por la Portaria nº. 54/98 – N – IBAMA, y considerada de utilidad pública mediante la ley Nº 1091 el 29 mayo de 2007 del gobierno del estado de Amapá. Además de abrigar una rica fauna amazónica, la Reserva está siendo utilizada como centro de Batallón Forestal (decomisos), los cuales son admitidos siguiendo un protocolo de selección que conlleva exámenes clínicos, microbiológicos y de habilidad, para comprobar la condición física y psicológica de los animales, antes de liberarlos nuevamente a la naturaleza. El área también es utilizada para actividades de educación ambiental y atiende a las diversas escuelas de la región. También promueve cursos especí Þ cos para estudiantes universitarios o graduados interesados en conservación de recursos naturales (Fig. 1 y 2). Relato de Caso Una hembra adulta de “Uiraçu” (nombre de origen Tupi-Guarani) – Harpia harpyja fue encontrada por un residente de la zona a principios de enero de 2007, en una carretera de tierra próxima a una mina de cromita a 40 km de la localidad de Cupixi o Vila Nova (00°07’09.6” S y 51°38’12.6” W) y a unos 180 km de Macapá, capital del estado de Amapá. Después de tres horas de viaje fue entregada en la recepción de la reserva REVECOM, (documento de ingreso nº 3147 – GEA – SEMA – CCF de 06/01/2007) y alojada para las primeras observaciones. En el momento de

PAGE 18

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 17 la captura el ave estaba en el suelo extremamente apática, no conseguía mantenerse parada y estaba ligeramente enlodada (Fig 4 y 5). El examen clínico inicial revelo lesiones en la parte interna del ala derecha (con exposición articular al nivel del puño), la región pectoral derecha tenia importante perdida de plumas con exposición dérmica y abrasión; y cuerpos extraños bajo la membrana nictitante, queratitis y episcleritis traumática con infección bacteriana secundaria en el ojo derecho. Los primeros procedimientos fueron hidratación y terapia con antibióticos. Las heces inicialmente se presentaban semilíquidas con mucha mucosidad de color verdoso con trazos sanguinolentos. Como tratamiento inicial fue administrado sulfametoxazol con trimetoprim (Bactrim) en la posología de 30mg/kg dos veces al día durante siete días, dando buenos resultados, considerando que las heces volvieron a la normalidad. Las lesiones del ala y región pectoral fueron tratadas con baños de una mezcla de solución Þ siológica, povidona yodada y agua oxigenada proyectadas bajo presión con equipo de bombeo manual, siendo aplicada pomada Þ brinolítica con cloranfenicol. La cicatrización de las lesiones dérmicas ocurrió por segunda intención. En el día 20 de enero fue medicada con Abendazol a razón de 10 mg/kg en dosis única y una repetición a los 15 días. Adicionalmente, como terapia de soporte inicial el ave recibió un complejo vitamínico mineral durante 15 días añadido a la comida y agua. La alimentación del ave en los primeros días consistió en una mezcla de carne bovina magra, hígado bovino crudo y un puré de epí Þ sis de huesos de gallina. Esta fue ofrecida a voluntad diariamente. Después de 10 días el ave comenzó a rechazar el alimento. Se dejo el ave en ayuno al entender que ese comportamiento es normal ya que el ave en medio silvestre permanece varios días sin comer entre periodos de captura de presas. Desde el 25 de enero intentaba ejercitar las alas. El 27 de enero de 2007 estaba bien activa y eventualmente Figura 1. (izq.) Río Amazonas en la costa del estado de Amapá (Brasil), en donde está localizada la RPPN Figura 2. (der.) Costas (Océano Atlántico) del estado de Amapá (Brasil) y el río Amazonas. – REVECOM (un oasis verde en el centro urbanos de Puerto de Santana).

PAGE 19

PÁGINA 18 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 presentaba comportamiento juvenil al recibir el alimento abriendo parcialmente las alas. Ejercitaba las patas alternándolas con el apoyo de las perchas. También cambiaba de perchas regularmente de una cerca de 15 cm. a un tronco 30 cm. de diámetro. En relación a sus interacciones con el ambiente demostraba interés por un perezoso (Choloepus sp.), por un kinkajú (Potus ß avus) y un juvenil de mono aullador (Allouatta sp.) que estaban alojados en las proximidades. Bajaba todas las plumas de la cresta y la cabeza como si fuera a volar y capturar una presa. No le llamaba la atención la guacamaya casi sin plumas que se paseaba por el área próxima a las instalaciones. El 27 de enero el ave presentaba señales de recuperación. No aceptaba que le tocaran el dorso. La lesión ocular cicatrizo después de 20 días de tratamiento con la pomada oftálmica (Maxitrol) y agua boricada. El primero de marzo el ave estaba recuperada y el 14 de abril fue transferida para un nuevo recinto construido de acuerdo al modelo REVECOM (AMORIM et al, 2010 entregado para publicación), donde comenzó a ejercitarse, y mostrar total aptitud para el vuelo. Después de 10 días el ave estaba adaptada al nuevo recinto (Fig 6 y 7). El vuelo fue estimulado por el suministro de ratas blancas vivas. Figuras 4 y 5. (izq.) Llegada del águila arpía a la reserva REVECOM Foto © Paulo Roberto Neme do Amorim Figuras 6 y 7. (der.) Águila arpía en el recinto después del tratamiento Foto © Paulo Roberto Neme do Amorim

PAGE 20

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 19 Conservación del Águila Arpía La conservación de grandes depredadores se está haciendo cada vez más difícil, no por falta de áreas protegidas, pero debido a las limitadas extensiones y a la fragmentación de los bosques. Grandes depredadores alados como el águila arpía, el aguililla negra (Spizaetus tyrannus) y el aguililla adornada (Spizaetus ornatus) necesitan de extensas áreas bien conservadas para su supervivencia (Willis, 1979). Es un hecho que muchos de ellos han desaparecido en algunas regiones en donde aún existen bosques, pues estas áreas no atienden a las necesidades de las especies. Es un error creer que la existencia de áreas de conservación represente una seguridad para la conservación de especies más exigentes. Lo mismo ocurre con algunos mamíferos como el jaguar (Panthera onca), el tapir (Tapirus terrestris), el pecari (Tayassu pecari e Pecari tajacu), el hormiguero (Myrmecophaga tridactyla) y el armadillo gigante (Priodontes maximus) (Chiarello, 2000). Lo más importante es la extensión de área. En el caso de esas especies más exigentes, las mismas necesitan de grandes áreas protegidas y continuas porque la fragmentación impide que buena parte de sus presas sobreviva en estos ambientes alterados. A pesar de que existen informaciones que indiquen la posibilidad de supervivencia de grandes depredadores en áreas próximas a comunidades humanas esto signi Þ ca, a nuestro parecer, un intento de ajustarse a las condiciones locales. No hemos realizado monitorizaciones a largo plazo para evaluar exactamente como esos cambios pueden afectar las actuales y futuras generaciones de águilas arpías. Es un hecho, por ejemplo, que la deforestación inter Þ ere tanto en la nidi Þ cación como en la capacidad de criar sus pollos. La degradación humana de los ecosistemas lleva a la desaparición de los mamíferos más utilizados en su dieta. Es posible que con la escasez de animales silvestres en la región el ave pase a cazar animales domésticos, como ocurre con el jaguar. Este hecho hace que la poblaciones humanas vean en el águila una amenaza, matándola para evitar prejuicios, y también debido al porte del animal que es utilizado como trofeo de cacería. La caza ilegal, la persecución y la comercialización deben ser consideradas como amenazas reales. En la Amazonía las aves rapaces de grande porte son cazadas para consumo, lo que agrava el problema pues el águila arpía es un ave rara que madura lentamente, siendo los individuos adultos cruciales para la estabilidad poblacional (Chiarello, 2000; ICMBIO, 2008). Según la lista de fauna amenazada de extinción de Brasil la especie está situada en la categoría de Casi Amenazado a nivel nacional (Machado et al. 2005). Sin embargo, la situación de la especie en la Selva Atlántica es más grave, siendo citada en las listas rojas estatales del sur al sudeste: “Probablemente Extinta” en Rio Grande do Sul (Marques et al. 2002), “Críticamente en Peligro” en Minas Gerais (Drummond et al, 2008); en Paraná (Mikich e Bérnils 2004),

PAGE 21

PÁGINA 20 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 en São Paulo (Silveira et al, 2009) y en Espírito Santo (Simon et al, 2007); y “En Peligro” en Rio de Janeiro (Alves et al. 2000). Registros Más Recientes de Harpya harpyja en Brasil Los registros más recientes de águila arpía están concentrados en las grandes áreas conservadas de la región norte del país (Tabla 1). Vargas et al. (2006) registró 21 nidos de la especie en Brasil. Estos registros informados por Vargas et al (2006) son de Galetti et al (1997), Borges et al (2001), Marigo (2002), Silveira (2002), Henriques et al (2003), Pacheco et al (2003), Pires et al (2003), Santos (2003), Luz (2005), Silveira et al (2005), Pivatto et al (2006), y Olmos et al (2006). ESTADOLOCALIZACI"N DE REGISTROAÑO AcreSena Madureira2006 AmapáVila Nova (Lat. 00°07’09,6”S e Long. 51°38’12,6”W)2007 AmazonasPARNA Jaú, REDES Mamirauá2001, 2006 ParáRio Trombetas, RESEX Tapajós-Arapiuns, FLONA Tapajós, Moju (Agropalma), Paragominas (Fazenda Cauaxi), PE do Cristalino. 2003, 2005, 2006 RoraimaESEC Maracá, PARNA Viruá1985, 2003 Mato GrossoRicardo Franco (Serra), Vila Bela da Santissima Trindade2002 Mato Grosso do SulSerra da Bodoquena (Fazenda Salobra), PARNA Serra da Bodoquena2006 BahiaSerra das Lontras, PARNA Pau Brasil1991, 2005 Espírito SantoPedro Canário, REBIO Sooretama, REFLO Linhares (CVRD), REBIO Augusto Rischi 1997, 2000, 2003, 2006 Minas GeraisRPPN Feliciano Miguel Abdala, PE do Rio Doce, Tapira (comunidade de Palmeiras), Fazenda Montes Claros 2002, 2006 Rio de JaneiroPARNA Itatiaia, PARNA Serra dos "rgãos, PE Serra do Mar2000, 2002, 2003 São PauloCananéia, Ariri1989, 1993 Santa CatarinaPE Tabuleiro1995 Tabla 1. Registros mas recientes de Harpya harpyja en Brasil Conclusión No hay dudas de que la recuperación y mantenimiento de aves rapaces en cautiverio puede resultar un gran desafío para sus rehabilitadores, especialmente cuando se trata de aves del porte del águila arpía, que exige espacios mayores y más habilidad/experiencia para su manejo. En el presente caso la situación inicial del ave favoreció la rápida recuperación, ya que estructuras importantes como alas y garras no sufrieron daños irreversibles. La disponibilidad de un recinto adecuado es un factor decisivo en el proceso de rehabilitación, cuando no se puede optar por el uso de la técnica de cetrería, en la cual el ave permanece sobre perchas adecuadas atadas a cuerdas de cuero y es ejercitada diariamente con saltos verticales seguidos de vuelos libres hasta que al-

PAGE 22

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 21 cance la condición muscular y autocon Þ anza suÞ ciente como para regresar a la naturaleza. Agradecimientos Al equipo de la reserva REVECOM por el esfuerzo empleado para a plena rehabilitación del águila harpía Referencias Alves, M.A.S.; J.F. Pachecho; L.A.P. Gonzaga; R.B. Cavalcanti; M.A. Raposo; C. Yamashita; N. C. Maciel & M. Castanheira. 2000. Aves, p. 113124. In: H.G.Begallo; C.F.D. Rocha; M.A.S. Alves & M. Van Sluys. (Eds). A fauna ameaçada de extinção do estado do Rio de Janeiro. Rio de Janeiro, Editora da UERJ, 166p. Amorim, P. R; R. Rocha e Silva, ; M. Lemos, M; M. L. Barreto. Um novo conceito em abrigos para grandes accipitrideos: Estudo de caso com Uiraçú (Harpya harpija, Accipitridae, AVES). Entregue para publicação em novembro/2010. Bierregaard Jr., R.O. 1995 .The biology and conservation status of Central and South American Falconiformes: a survey of current knowledge. Bird Conservation International. ICBP. 5:325340. Brown, l. 1976 Birds of Prey, their biology and ecology. Hamlyn: Londres. Chiarello, A. G. 2000. Conservation value of a native forest fragment in a region of extensive agriculture. Revista Brasileira de Biologia, São Carlos, v. 60, n. 2. Cooper, J.E. 1991. Veterinary aspects of captive birds of prey. 2ed. The Standfast Press. Gloucestershire. 256p. Drummond, G. et al. 2008 Lista das espécies da ß ora e da fauna ameaçadas de extinção do estado de Minas Gerais. Fundação Biodiversitas: Belo Horizonte. Halliwell, W. H. 1975. Bumblefoot infections in birds of prey. J. Zoo Anim Med. 6:8-10. Keimer, I. F. 1972. Diseases of birds of prey. Veterinary Record.90(21): 579-594. Machado, A.B.M.; C.S. Martins & G.M. Drummond. 2005. Lista da fauna brasileira ameaçada de extinção. Belo Horizonte, Fundação Biodiversitas, 160p. Marques, A.A.B.; C.S. Fontana; E.Vélez; G.A. Bencke; M.Schneider & R. E.Dos Reis. 2002. Lista de referência da fauna ameaçada de extinção no Rio Grande do Sul. Porto Alegre, FZB/ MCT, PUCRS/PANGEA, Publicações Avulsas FZB 11, 52p. Mikich, S.B. & R.S. Bérnils. 2004. Livro vermelho da fauna ameaçada no estado do Paraná. Disponível na World Wide Web em: http:// www.pr.gov.br/iap Peres, C.A; J. Barlow; T. Haugaasen. 2003. Vertebrate responses to surface wild Þ re in a central

PAGE 23

PÁGINA 22 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 Amazonian forest. Oryx, v.37, n.1, p.97-1 09. Sick, H. Ornitologia Brasileira. 1997. 2a. impressão, Editora Nova Fronteira S.A. Rio de Janeiro, 912p. Silveira, L. F et al. 2009. Aves. In: BRESSAN, P.M et al. Fauna ameaçada de extinção no estado de São Paulo: Vertebrados. São Paulo: Fundação Parque Zoológico de São Paulo e Secretaria de Meio Ambiente. Simon, J. E et al. 2007. As aves ameaçadas de extinção no estado do Espírito Santo. In MENDES, S.L e PASSAMANI, M (org). Livro Vermelho das espécies da fauna ameaçadas de extinção no estado do Espírito Santo. Vitória: IPEMA. Vargas, J. J; D. Whitacre; R. Mosquera; J. AlbuquerqueJ; et al. 2006. Estado e distribuicion actual Del águila arpía (Harpia harpyja) em centro y sur América. Ornitologia Neotropical, v.7, p. 39-55. * * *

PAGE 24

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 23 NOTAS DE LA LITERATURA DE LAS RAPACES NEOTROPICALESCompilado por Lloyd Kiff, lkiff@peregrinefund.org Martínez-Sánchez, J.C., and T. Will (eds.). 2010. Thomas R. Howell’s Check-list of the Birds of Nicaragua as of 1993. Ornithological Monographs no. 68. 108 pp. Decir que este libro recién publicado ha sido “tan esperado” sería una subestimación importante. Thomas Howell, profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, comenzó sus estudios de la avifauna de Nicaragua en la década de los 50 en momentos en los que prácticamente no se estaba llevando a cabo ninguna otra investigación ornitológica en cualquier lugar de América Central, aparte del trabajo de Alexander Skutch en Costa Rica. A Þ nales de la década de los 60, Howell visitó Nicaragua en 13 largos viajes, y él y sus ayudantes amasaron una de las más importantes colecciones de aves de cualquier país de América Central. Él siempre había planeado escribir un tratado de la avifauna importante de Nicaragua, y desde 1970 hasta la década de los 90, trabajó intermitentemente en su manuscrito. Lamentablemente, con el tiempo se quedó sin energía y compromiso antes de que terminara el libro. Por suerte, otros dos expertos en aves de Nicaragua, Juan Carlos Martínez-Sánchez y Will Tom, estaban en contacto regular con Howell durante sus últimos años, y su persistencia y trabajo resultó en la publicación de este volumen, muy bienvenido por la Unión de Ornitólogos de America, como parte de la serie Monografías de Ornitología. De manera apropiada, limitaron el contenido de este volumen al período de participación real de Tom Howell, cuidadosamente editando de sus notas y el manuscrito que estaba en parte terminado, con sólo unos pocos cambios discretos en la nomenclatura y terminología ecológica. La monografía resultante incluye una historia fascinante de los trabajos ornitológicos en Nicaragua y proporciona un resumen útil de los registros de especímenes, el estado, distribución y preferencias de hábitat de las especies conocidas del país a partir de 1993, incluyendo 51 especies de aves rapaces diurnas y 12 especies de búhos. Se establece una base sólida que debe ser útil a los editores de la monografía para producir sus propios tratados a día de hoy de las aves del país más grande de América Central. Raptor Information System Por varias décadas, la base de datos de las aves rapaces más importante ha sido el Raptor Information System (RIS), la cual ha sido administrado

PAGE 25

PÁGINA 24 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 por el U.S. Geological Survey desde sus o Þ cinas en Boise, Idaho, EEUU. Esa gran colección de reimpresiones, reportes y tesis contenía más que 38,000 títulos a mediados del 2010. Se formó originalmente en la década de 1980 por la unión del “Sistema de Manejo de Rapaces”, creado por el difunto “Butch” Olendorff, y una base de datos similar creada por los biólogos de rapaces asociadas con el Área de Conservación Nacional de Aves Rapaces del Snake River. La base de datos de RIS se ha mantenido en línea durante casi 15 años, y ha sido una rica fuente de “literatura gris” (en su mayoría manuscritos no publicados y los informes de las agencias) , documentos difíciles de encontrar sobre las aves rapaces. Aunque la base de datos se centra principalmente en especies de América del Norte y otros temas, contiene muchas referencias de interés para los investigadores Neotropicales. El USGS recientemente decidió suspender su participación en el RIS, y las pertenencias fueron reubicadas a la Biblioteca de The Peregrine Fund el 20 de octubre de 2010. A pesar de que se mantendrá en línea en su forma actual por un período indeterminado, la base de datos electrónica de RIS está siendo gradualmente unida con la bibliografía del Global Raptor Information Network. Peticiones de copias en PDF de cualquiera de los registros RIS deberan dirigirse ahora a library@ peregrinefund.org. Las copias originales en papel de las referencias RIS se conservan en las colecciones de la biblioteca de The Peregrine Fund, y la mayoría de los duplicados resultantes de la unión serán enviados a Hawk Mountain Sanctuary. Se espera que la unión de las colecciones genere copias duplicadas de más de 300 libros de tapa dura de aves rapaces, que serán vendidos para apoyar las nuevas adquisiciones de la Biblioteca de The Peregrine Fund. Una lista completa de estos títulos estarán disponibles en el sitio web de The Peregrine Fund (www.peregrinefund.org) a Þ nales de enero bajo “Research Library” y “Libros para la venta.” * * *

PAGE 26

WWW.NEOTROPICALRAPTORS.ORG PÁGINA 25 PR"XIMAS CONFERENCIAS E L HALCON GERIFALTE Y EL LAGOPODO EN UN MUNDO CAMBIANTE 1-3 Febrero 2011, Boise, Idaho, EEUU. Para más información visite: http://www.peregrinefund. org/gyr_conference/ CONGRESO DE THE WILSON ORNITHOLOGICAL SOCIETY, THE ASSOCIATION OF FIELD ORNITHOLOGISTS, Y THE COOPER ORNITHOLOGICAL SOCIETY 9-13 Marzo 2011, Kearney, Nebraska, EEUU. Para más información visite: http://snr. unl.edu/kearney2011/index.asp IX CONGRESO ORNITOL"GICO NEOTROPICAL 8-14 Noviembre 2011 Cusco, Perú. Para más información visite: http://www.neotropicalornithology.org/NEW WORLD VULTURES: A CHILDREN’S ACTIVITY BOOKEste libro, por Hawk Mountain Sanctuary Association, enseña sobre la dieta, el hábitat y el comportamiento de los zopilotes del Nuevo Mundo. Para bajar una copia en PDF visite: http://hawkmountain.org/media/New_World_Vulture_Activity_Book_2010_2.pdf OTROS RECURSOS AVES RAPACES Y CONSERVACI"N: UNA PERSPECTIVA IBEROAMERICANODe interés para investigadores, naturalistas, y conservacionistas interesados en las aves rapaces, este libro reúne las comunicaciones sobre la biología de la conservación de rapaces enfocándose en rapaces neotropicales y rapaces ibéricas. Para más información visite: www.tundraediciones.es

PAGE 27

PÁGINA 26 NÚMERO 10 • DICIEMBRE 2010 Para unirse a la RRN por favor envíe un correo electrónico a Marta Curti, coordinadora de la RRN, a mcurti@peregrinefund.org, presentándose y comunicando su interés en investigación y conservación de rapaces.