Citation
Alma mater

Material Information

Title:
Alma mater
Place of Publication:
Habana i.e. Havana, Cuba
Publisher:
J.C. Fernandez
Creation Date:
February 2011
Frequency:
Daily
regular
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 57 cm.

Subjects

Genre:
newspaper ( marcgt )
newspaper ( sobekcm )
Spatial Coverage:
Cuba -- Habana
Cuba -- Havana

Notes

General Note:
Description based on: Año 6, no. 1 (30 de sept. de 1933).
General Note:
"la voz de los universitarios."

Record Information

Rights Management:
Copyright J.C. Fernandez. Permission granted to University of Florida to digitize and display this item for non-profit research and educational purposes. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder.
Resource Identifier:
20802575 ( OCLC )
sn 89048340 ( LCCN )
0864-0572 ( ISSN )
Classification:
Newspaper 660 ( lcc )

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text






















'I


febrero 2011

496�


an


r


ir****~~


*n~ii Pi




4r
- I" * ~'


* -


- 'S.


1.;
''

'.- '


a


.5-


-,


*~r


- '


e I
4


4 " " " � ' z .
r . ,.






f &^^JB


. p


ArU


I.>


* S


V. ' -"x


a.�


wl


^.df,.





















Acabo de leer un libro titulado La pasi6n de los poetas, reco-
pilaci6n de biograffas amorosas que a la vez result una aprecia-
ble antologra poetica. Su autor, el argentino George Bocannera,
indaga en pasajes desconocidos de un grupo de importantes
personalidades del mundo de las letras en nuestro continent,
desde Pablo Neruda hasta Hector Blomberg.
En cada una de los relatos se va descubriendo la temura
que emana de la poesia, capaz de sobrepasar los limits de la
realidad y Ilenar los vacfos de las almas agobiadas. Momentos
de irresistible locura y otros de relajada tension conducen a los
lectores a un mundo donde la belleza aparece comofuente de
dicha, mientras el deseo corona cada palabra.
Bocannera, Premio Casa de las Americas en 1976, comenta
desde el prologo el porque de su selecci6n : lan por el relato episodico, donde despuntan estilos diferentes
que van de la innovaci6n vanguardista a la canci6n popular en
un amasijo de modulaciones enlazadas a la celebracion go-
zosa, pero tambien al sino trdgico del suicidio y el asesinato, la
libertad y la prison, la soledad extrema y el donjuanismo, los
amantes reales e imaginarios, las unions dsperas o laspasiones
plenas, el desencuentro de los viajeros y la escaramuza de las
cartas, donde las lenguas se atreven a todo>.
En el libro aparece la anecdota de cuando Vicente Huidobro
acude con una barba y un bigotefalsos al encuentro secret
con su joven amada Ximena, antes de que ambos abandonaran
Chile, en contra de la voluntad de lafamilia de lajoven. Tanto es
lo que Huidobro siente hacia ella que en un texto publicado en
el diario La Naci6n, el 2 de abril de 1926, declara que se le caen
los brazos como aspas rotas sobre la tierra porque (1o inico que
vale en la vida es la pasi6n>.
Luego encuentro a nuestra imponderable Carilda, un ver-
dadero mito viviente. Y conozco entonces los sufrimientos de
muchos gladiadores que se asomaron a su ventana, de su pa-
seo con Ernest Hemingway, de sus concepciones amorosas: <(El


amor es un misterio. Amamos lo impossible, lo que a veces nos
dafa, o dejamos escapar la promesa de nuestras manos para
luego vivir eternamente aforando lo perdido. Amamos sin saber
por que o a quien>.
La Carilda apasionada sufre, canta, describe intensamente.
Asflo hacen tambien otros autores de los que tambien habla el
libro, como Eliseo Diego, Gabriela Mistral o C6sar Vallejo. Todos
revelan los secrets de la intimidad. En su Poema para ser lerdo
y cantado, Vallejo dice: (se que hay una persona/que me busca
en su mano, dia y noche, encontr6ndome, a cada minute, en
su calzado. JIgnora que la noche est6 enterrada/con espuelas
detr6s de la cocina?
Al concluir la lectura, record uno de los amores mds bellos
que han existido jams ypense en que si Mella hubiera sido poe-
ta, cu6ntos versos le escribiria a Tina Modotti? cCu6ntas his-
torias ocultas en la redacci6n del peri6dico El Machete hubieran
formado hoy parte del libro de Bocannera?
Recientemente colocamos en nuestra pdgina en Facebook
fotos de ellos dos, bien juntos. Enseguida Ilegaron muchos co-
mentarios. Fue como un regalo de amor al amor. Es el mismo
espiritu que queremos trasladarles en esta segunda dici6n de
Alma Mater en su nuevoformato.







/-"
1^B^,
'" "^ ^^^S


nuestr

credo









II l l
4 Teatro Universitario de La Habana
*- t '0 * t W0





0_el tltimo actor?
'0, *o -0







comentaro

p.7 La Cuba en que vamos a vivir
Por Jorge Sariol

Mi socio Yampier
p.4 Tina y Mella:
unidos para siempre
Por Reina de la C. Torres Perez


p.22 De mis sinuosos amores con Rufo Caballero
Carta abierta al critic por antonomasia
Por Pavel L6pez Guerra

Un viaje submarino... al ciberespacio
Por Jorge Sariol






--3




r Dainerys Mesa Padr o
0 0


e la ,














or Liriam Gordillo Rodolfo Romero
nosotros p.8


La Macorina















E o habla de los j6venes p.20
Max Figueroa Esteva


Crece la lucha, crece la esperanza p.24
Por Liriam Gordillo / Rodolfo Romero

Historia de San Valentin p.26
SElizabeth Bello







Ir


HTeatro
Hiversitar
te:La Habanai
k1 i l imo acto&1
Pot Narmys Candano Garca
S ... F:ltos: Arc o.

..___-^S ^









ra 2 e Io de 1 4 yi i& ~ ~ iA f~ ^ la l aza c~fi l al'sicos del i teatrou nL| ivers l y nai onalej fD Eurant s ti em ei l a p m�yo filn titu
* '.0 7 - . .6 I.------------.36

m.6. dei l* -* a6.66 * @ * oUn a d L l.ia a i e-I -el 6at d Exes
Ha.bana 56 .3. -. dram - S , *g gt E p d , ag g , a p c a p i ,

* .3* .66 * 0 . - .3g * * 5 ,g ..ss- * a g . * ge- * * 3 ps 5 3 5.g
o - . . . -p -.6-.5 . a.n.6e la. 3. 5 . 6 a , se - deg 36 la d
ta e e sa * s * * * *d* l obra - * , e gr g a ge i

de 6 3. 6m.p. -se- 5or e - En 5.5 * s g *6e **,gc 66, se m d
* Ld . * *Sc j*o*A -g *eno es . s C de * is l , Mexic. g




*as de hac 3. .3 * * de o . ga -s - 3 , A o d*e oar se ap6
* 5* * * * . e* i663 * * *rn c p a Eln d m , A s a vt el vao de .
* - . . * f - 56 * * e - A a , -a , a - *6 . - - * .me



mistoi par quee hae de ese are emeM en mantee la caia y e l que se ae al *o prl co otas
5.3..6 d -- .- 8 6"~ - - 3-5- * - .-. 63..55
*.6 .05 S .. 5 3 G ~ * 56o * so * .6" *" 3 * B 6 '~ -5 .
.6 - .56.f f f Bi f 660 0' . * 66. * S .6
.3. * oficioS , - aigi5 b n 3 u 6 sto6d 6a 5as * y* s 6a de d e a rinl*** ~





.5 e6 ( * 8.3 * * S a 6 .3.6 * 63* .* s , a* *
Hb. .c.o la *35 d 6. gen- e-, - pa-a -el dy m uch a , o , *

e de e * clt- a 6 bien * Lo . de 3 S , p C5




i-i-e . -* .' 0 . 6' *.6 - . - -, 5g .6*, .6* * g I , , 6, , * , . ,
.6d y. adema. * . o e a c en * e , d la UN Es PERD* D s

conG'4K am r R ev *o l* .i o- n, Fie Cato re ** galo, peso- , , ga p *
D... 5e * a .636 7o 66os - . 6o5 d y - . 6 * 6.66 esa . c 0
-ra - - . 3s.. . r co . 6 c a g Una a ni3. 3 a e S. 6 gga * .6o y - .i c i





la~s ares e] cenia pa nuc ma' de Hoe H .. g - * aban goa Lir , den sala Te - ditni de Tetr * , ersit , o e
des3 . - 6 6 6 .de * d . , e p e d c y e entre L a H a U 3 , a q. se







6. *' -s ssg~e ,3 6 .g *6.6e 356 g,, * g * .66.6
6. s * 6 * 6 **l y - 33. e. e- <................I







36.6B 6 e 6. ."'. * -. -sa .s --- e s, , e-s 6, S ,- -. 35 * .636
.6 3. .est d6 .3..ro e * *5 655r*n * 66 6 - - .. * d . e , a - -. 535
epll* er.a -s ra. * p- - . , * lag-, al- t d *a 5 go - sol


3.6s S 6a 366.366 * .6 - 66r 6 lugr 6.6-,cs e *pn, a
tablas y* " . v . e a 5 que - .66, 6A u repertorio * * 5pe breves, * - re-
ban d 6.66 * . poco a po-o , -- , de l aea d l m6 . - e






6.6 * 3. * 36* . -. - 36 * ..s - , g A A * 6.66g 2
�AS.parf i l ns egBido es. de BArmnd del Rosario, q esE









~~6.6 636 560 * 3 63. 66. ' * 3. - - - . . 6
da - s p t d s la 3.6. , a traa j d a i a d A artists Aficina ds . .y


66636 6 - .6 -s s . Si -ede a * d a .3..6a3 e - a un . bienal.
a su s h * *, e . Se 36 e c , e Te se hac e es r . E . a a e lid
perd3d el rasro -e a ncr ms----------------------------- o---6


G...... as ...... de.g....... su rs y*ect qu 6 o .366S .6 6a5E*
-o eno la retuai' del nuev .66a pust en marc-ha6 - .



TAtr *nvritro el c s~e prp - gds a-l un i ss-sia tan -oiao p si-trse-o del drml . ei
.6 -acar de los 363ros empolvados los 6.6 . o .6 6, h6 6 n my p6.
6.. 66 3536.66 S - 6. 6636 . .6 6. .6. 566. 36





actualidad. Ese joven cibernetico ya ha
presentado cinco mon6logos, genero
asumido con calidad y acierto, aunque
tambien, quizas product de la necesi-
dad ante la falta de otros actors con
los que dialogar.
A pesar de tener que desempenar-
se como escen6grafo, disenador de su
propio vestuario e incluso, como ma-
quillista, ese joven solo guard para sf
el orgullo de pertenecer al grupo y asf
lo demuestra: < tener una leyenda viva donde se han
formado grandes actors del pals y si
depend de mf, seguira toda la vida>>.
Y es que toda la vida es una ex-
presi6n muy fuerte hoy para la
compafia. Si bien es cierto que los
estudiantes ya no se acercan a ella
tampoco, reconoce Daimel, se ha
hecho en los ultimos tiempos much
labor de promoci6n o convocatorias
en las facultades. A su vez, Arman-
do del Rosario asegura que tambien
ha fallado la divulgaci6n tanto en la
propia universidad como en los me-
dios de comunicaci6n, y coincide con
Alma Mater en que, incluso a niveles
mas sencillos como un cartel, es evi-
dente la escasa atenci6n para anunciar
d6nde estan o que hacen.
Ademas otra realidad atenta contra
la continuidad, y es que muchos estu-
diantes se han unido en sus facultades
para former pequeias compafias de
teatro. Asf, tal parece que Teatro Ilni-
versitario se ha diseccionad:, en varias
parties muy diffciles o casi improsibles
de unir. Al respect Del Rosario no:,s co-
menta que esos grupos muchas veces
no tienen solidez para mantenerse mu-
cho tiempo actuando y per :tr: ladc:,
carecen de los necesarios espacils
para presentarse. LPor que n ::- fusi:nar-
los entonces?, preguntamos a Dalmel
Izquierdo, quien respondi6 que es muy
dificil unir distintas maneras de hacer y
someterlas a un mismo director.


QUE NO MUERA LA LEYENDA

Cuenta Armando del Rosario que en
1958 durante una funci6n en la universi-
dad de La zorra y las uvas, la police batis-
tiana interrumpi6 la obra por considerarla
subversive y sus protagonistas, entire ellos,
Sergio Corrieri, debieron huir. Al triunfo
de la Revoluci6n, la funci6n fue retomada
just donde qued6 ese dra, una muestra
de que el amor cultivado en Teatro Uni-
versitario no es solo al arte, sino tambien
a la patria.
Los tiempos y los estudiantes han
cambiado. Luego de una extensa bus-
queda, esta reporter los encontr6 por
azar con motive del Festival Interna-
cional de Teatro Universitario que, por
cierto, igualmente pas6 casi inadverti-
do. Ese dra, su representante participa-
ba en el event con el mon6logo Santa
Cecilia en el teatro Guiiol, pero cuando
escuche a dos alumnos comentar que
se presentaba > quede
sorprendida y triste al saber que Teatro
Universitario de La Habana ha encon-
trado el olvido en su propia casa.


Sin embargo, no todas las espe-
ranzas estan perdidas. Para celebrar
su cumpleaios 70 algunos antiguos
actors planean reunirse para montar
una obra, que presentaran en la Plaza
Cadenas, hoy Ignacio Agramante, si-
tio ideal para los honors pues fue allf
donde comenz6 la historic de Teatro
Universitario de La Habana.
Su director esta optimista porque
ve nuevas luces para la compaifa
en ese proyecto. Confia en que un
nuevo renacer puede Ilegar pronto y
deja a un lado los problems seguro
de que ser mejor>>.
El buen teatro no se encuentra so-
lamente en las grandes salas Ilenas
de gente sino en cualquier espacio,
sin importar el tamafo, donde prime
el rigor artrstico, la incondicionalidad
a la vocaci6n y el respeto al publi-
co. Todas esas condiciones y mas las
cumple, sin dudas, Teatro Universi-
tario de La Habana. No dejemos en-
tonces que, tras mas de medio siglo,
Ilegue a su ultimo acto.










La Cuba

en que vamos

a vivir
Por Jorge Sariol
sariol@enet.cu


S i tenemos claro que socialism
es poner lo social primero, y
capitalism es poner primero
al capital, una revoluci6n socialis-
ta no elegira el camino del salvese
quien pueda.
Y tal vez, en el fondo, de eso se tra-
te, o debiera tratarse.
El planet empez6 a despertar del
sueno de la socialdemocracia y su es-
tado de bienestar, de los espejismos
neoliberales, de la burbuja financiera
global y de un consumismo deliran-
te. Y ya no es possible desconocer la
realidad. Cuba no puede darse el lujo
de ignorarla. Llamense actualizacio-
nes, o cambios, o revoluci6n dentro
de la revoluci6n, las transformaciones
que andan ya hacienda caminos van
a trasformar la vida national y la indi-
vidual, mas alli de las opinions de si
estas son medidas y planes de urgente
contingencia, si eran caminos que se
debieron recorrer antes o si son pro-
cedimientos de la 16gica dialectica:
la practice es el criteria de la verdad,
dijo Lenin en su moment. Y tambien
propuso hacer analisis concretes de la
situaci6n concrete.
Se trata de no reeditar otro perro-
do especial en primera instancia. Se
trata de avanzar, en todo caso, hacia
la <>. Los
cubanos que nos preciamos de te-
ner cultural political con perfil ancho


y una base ideol6gica estructurada,
lo sabemos. Sin embargo, mas alli
de los que crean de si seran para mal,
para bien o para mejor, es 16gico que
despierten muchas expectativas y
genere no pocas incertidumbres. Los
hay esperanzados, asustados, recelo-
sos; existiran los que no les imported
nada y no faltara seguramente quien
desee que todo vaya mal. Cada cual
sabra de que lado se pondra. La idea
es que los decentes nos situemos de
parte de las soluciones y no de los
problems.
En todo caso, si el reordenamiento
laboral ha significado el que, el Pro-
yecto de Lineamientos del Partido y
la Revoluci6n significa el c6mo. Pero
no basta saberlo. Los cubanos que a
lo largo de la historic tenemos fama
de no saber discutir, tendrramos que
aprender primero a ofr -todos y de
todo-, una lecci6n que en los cua-
dros debe ser asignatura reforzada.

Esta realidad que nos esta plantan-
do cara, resume un reto peculiar que
tiene que ver con el future: idiferentes
universitarios? iUniversidad diferente?
Adecuar las universidades al nuevo
model econ6mico que desarrolla el
pals es ya un imperative. Precisa po-
ner sus capacidades en funci6n de
resolver problems concretes; urge
poner en funci6n nuevas ideas, inte-


me







reses y proyecciones; se va a necesitar '�
de inteligencia y tambien de creativi- 6
dad, en la que todo, como principio, z
debera ser debatido. Es lo que se ha
dado en Ilamar <> en el O
mundo academic international y
segun el diccionario, tiene que ver en _
esencia con la cualidad o circunstan-
cias de < adecuado a un fin>>.
Todo lo anterior en Cuba presupone E
aptitud professional y actitud ideol6gi- <
ca. Es decir, aunque la pertinencia no
excluya soar, precisa arrimarse mas a
la idea de una vision equilibrada de la
realidad. Y career en los compromises.
Como la universidad es, sobre todo, los
universitarios, la realidad dice que una
universidad nueva precisarfa de univer-
sitarios nuevos.
(O tal vez sea al reves?
No hace much fui testigo de una
escena triste que quiero compartir:
iNo, -le decia una mama a su hijo de
modo imperativo- terminal tu carrera
primero! iDespues te vas de Cuba!
La vida es mas complicada &Que
piensan los universitarios de hoy? iQue
perspectives individuals? iQue com-
promisos sociales tienen? /De d6nde
venimos y hacia d6nde vamos?
iLa universidad, para los revolucio-
narios! es un concept que a muchos
les ha parecido muy estrecho. Para
otros, en cambio, result muy grande















no


. sotros


C 6 6 - 6- en . el .6m *6. y : r
r, - .3.* . Mate * -g 6 6 s . - y . 6.6 . 6t 6t

63gos. * * 6 p - Ae . . c - d
m s* dos m .6 6 330 . 66 * 6 De -eclW
nuestra reisaiCTJBdesdieBel verde sociocu^^^^lturalSS ~ouiai u o in



Bas 6ly d36 * la- *c 3r.6g* * - i * [lsit
a 6 6- . . 6 6 . c. - 66 l
** g. - .' . 6 - g S . . 6 A * *

Mel*a undo par simpe la pu Sauds u furt ab. az y el deeo qe hace qe me mateg vicld a
.36. *.*-B *6" 0 . :0 *A* .*. * 6.6
-. 66 .. - 3^ .3 * 66 - *3 6 ~ 6 * ~* .6.

6363OG66 066 * - . 6 6 60.*6
l- *. - 6 6 u c3. . nco 66 ce6366 . *. . 6 .i 0 .3i 6 .3 6
Oh me Bai, brsieio mos y qu par ousted co eqp de algaa muh hae coaoao Los 0*" 0
6368* "" . B . * 3- * 6- n - * .6
called - * S * .6 6 *eeos ass. * *s d Je -
- .3. 33 .66 A * * gg
.6-------------- 6" 6 6 6

1 . * - - - - - - - g *6 ~
3.63 0. . 8 6" 3.6 * -



66 66~ * ~366 3. . . . .66'0
*ene * rbao p6..cdo 6n su pa.6 cnAm Mae . -i 6.66 sRin ieod Aia
lego? n brazo y deseos de un gran de Filoofia de la Universidad Me'dica d



















* A 4 g * - - 6 *S B -
.66iaco' 36a std. de .3aba 6 Ed 66tiv .6 6xeson
dese oBrail![ ydicasRR Me grBaiBue' en la Universidad de^^M^S^















la FE 6 o 6 eenes De heh - 6 3. 3 i

ars de* la FEU 6n elUhU*ti 'ol
6vicepresidenta 6e la 5acultad de 6 6 *6as

Puedes mandaBrB.-6t6..3 6urios
o noicias a BKK nuestro correo:^^^ffi^^^^^i~^�fl
almamate^ediffra|8ril^^^^co^B^^^^ ^^a^cuSf~ii











La Macorina

Con el pie

en el acelerador


La Macorina no es un personaje de
leyenda. Nacio y murio en Cuba.
Se flamr Maria Calvo Nodarse y
fue la primera mujer en manejar
un automdvil y poseer licencia de
conduccion en la Isla.
N o hay una chofer (con cualquier
placa o modelo de vehiculo au-
tomotor), capaz de evadir los
estudiados y aprehendidos insultos ante
ciertas o fantasmas, graves o inofensi-
vas infracciones del transito.
Si en pleno siglo XXI el ataque a las
feminas en las carreteras (con tal de
no caer en otros pianos) result brutal,
ic6mo serfa entonces con la primera
mujer tras el volante?

iJQUE QUIEN FUE?!

Figura en determinados testimonios
de la epoca que su nombre fue Maria
Constancia Caraza Valdes, y que naci6
en 1892, en el poblado de Guanajay,
antes provincia de Pinar del Rio. Luego
se haria Ilamar Maria Calvo Nodarse,
y mas tarde, por azares de la vida, ad-
quirirfa el apodo de La Macorina, con el
cual ha pasado a la historic.
Muy joven se traslad6 a la capital
con su primer amante, a quien renun-
ci6 tras la miseria reinante en el cuarto
donde vivran. Se convirti6 entonces en
una mujer dedicada <

amor>>. No es que dejara de ser una
prostitute, sino que solo aceptaba a
hombres de posici6n y con un respaldo
econ6mico considerable.
Se code de importantes figures
politicas y de la alta sociedad. Asimis-
mo, lleg6 a poseer cuatro lujosas casas,
valiosos caballos, infinidad de pieles
y joyas de significativo valor, y titul6
como propietaria, ademas, de nueve
autom6viles.
Sobre esta pasi6n suya por los au-
tos, podemos afirmar que constituy6
la primera mujer cubana que condu-
jo uno, y que obtuvo el permiso para
hacerlo. Tambien es valido resaltar su
preferencia por los models europeos,
y que, segun las cr6nicas, solra pasear
por La Habana manejando un Ford des-
capotable, de color rojo.
Por su avanzado comportamiento
en los inicios del siglo XX, su postu-
ra libertina, ademas de su belleza y
peculiar elegancia, La Macorina ma-
terializ6 admiraci6n y fantasia para
hombres, y odio y desprecio para
muchas feminas.
Por otra parte, inspire a various ar-
tistas en creaciones que Ilevan su
nombre, o hacen alusi6n direct a su
persona. Esta la canci6n interpretada
y dada a conocer por Chavela Vargas,
la pintura de Cundo Berm udez o el son
cantado por Abelardo Barroso:
Ponme la mano aqui, Macorina.


Ponme la mano aqui,
pon, pon, pon...
Yo conozco una vecina
que me tiene alborotao
me entered que en los saraos
le Ilaman La Macorina.
Ponme la mano aqui, Macorina.
Que me muero, Macorina.
Ponme la mano aqui, Macorina.
Que estoy loco, Macorina...


* * S*

P Sfi: . Igesa
Fbo Acivo IIO ^
^^^^^^^^^^^^^^ 9


















sudar de 10

latinta a
* Por Yuris N6rido *t1c *e[szs



* 6 - . 6 6 o a. * *6
- * . - -g * * e - ~ .3.6 ** 6
0 on- 63.6 * *cen mi mig e en * rai * 6a f6 t-*

* 36* 3..66 cie * * e . m e di. a y * . s e
. . sio n - .e e o a h de 6r f r . D.
toi de mi n . e z * * ia en que es * oo moo me Ilve la * oi y la
tab pariclaree abrio pue tuv hast * s*. . e me ro po * n * ia
* *.3. * *.-. . . ** - ~. 6- . . . -..63 6.
fin .66 el 6. b666u 6 . . tenia . . 6 c e 6

de * .3 . S e 6 * 36 a . - logr* i . 3 * 6 6e h

*. - . 3 6e - . * *. a l . 6 . e 3 * * * *
* 6 *6 6 * *. * .6 - 6----------------.

I-*go g -g *og y m do** *l e . Cm no*

qe encnrr' so coa vijs si tei tita * que . . f r * r *
e e e e -e t 6 con 3i 6 * d co r


Paee y* ma' * a**el es, ese er ar . . **
* . * *.3..* .e . *6. - * 6.3.


* g el * on. tenido. 6 6a* l. .D pde e n c 66 6 in-

los de .pro . 6 6 . d e * e -. q - . . t6r 66nta . Y e
. * i . . *. t - 6 e d . 3 e i a * d6e
*.3i -s * * . 3-- ------ y - ---- ------e -* e
. 66 * * 6 e-* - 6g 3. * 3. *i 66 . . .



- 6. 66 * a .o66re - . t o 6 e . . el 63 6na
6 *~ 3 63 -6.6 * . - . 6 6 .. . . . . . . . . . . . * *

. .6. . En.ee fn *e 6 en * .6 me 6 * la a

.a f . . m - 3.en 3 *hra e - n e l ha
6 636 *, 6 363. - 6 . .6 u 666 63bu* qu . el
P .eo n e e 6 e 6. 6.i - bo-t. b. e abu el,. * la - . 6

e c d *i, e-. * 6.. 6.-I- s , p lo ma'. e. d e
l - . 6 .6 p e 3 * Be - - * e f . I e ca3p6 * 3
-o q. s usaria. * 3 * e -i siquier - - .3 6 * .3 r 6
*icore, p er* * 6 1 Ia - a 36.3. 6
6^g 3^^^�l.3^�� . lM 6B BBB........~l^


A unque un profesorde Periodismo
me ha criticado cuando escribo
algo relacionado con las perso-
nas que me rodean, en esta ocasi6n me
voy a permitir contarles de alguien muy
peculiar que conocf mientras estudiaba
en la universidad. Mas que una persona,
Yampier es un personaje de quien ine-
vitablemente se habla, para bien o para
mal.
El no fue inscrito con su nombre ori-
ginal: Jean Pierre, sino de la forma pe-
culiar que lo asumieron los compaieros
responsables en el reparto de Pogolotti.
Fue asr que Yampier pas6 del capitalino
municipio de Marianao al por-poco-no-
capitalino reparto de Alamar. Creci6, ma-
dur6 y un feliz dia de septiembre -adn
algunos no se explican c6mo empez6 a
estudiar Periodismo en la universidad. Y
allrcomienza esta historic.
Yo entree en la facultad cuando Yampier
Ilevaba un afo. Hoy soy graduado y el si-
gue allr. Algunos pensaron que formaba
parte de un supuesto Y� (nuevo plan del MES en el cual puedes
pasar la carrera en o1 anos mientras par-
ticipes en toda fiesta, campismo, misa,
cumbancha y hasta etcetera, que se con-
voque en los recintos universitarios o en
sus alrededores).
Su manera peculiar de vestir y su
modo de expresarse (mezcla de intelec-
tual y reguetonero) le dieron enseguida
gran popularidad. Siempre escapade de




















los tumos de classes; durante algun tiempo era algo comun verlo
sentado a la puerta de la facultad, saludando a todos y hacienda
con los que recien empezaban primer aio. Asrtransit6
de grupo en grupo hasta su mas reciente incorporaci6n al pi-
quete <.
Durante los cursos, protagoniz6 diferentes hazafas: como
tener solo cuatro asistencias en un semestre a los tumos de PPD,
estar durante diez dias consecutivos bebiendo ron en una expe-
dici6n al Pico Turquino, colarse en todos los events intemacio-
nales que se dieran en la UH y enamorar a cuanta estudiante
extranjera pasara por ellos. Su popularidad como reponsable de
recreaci6n se extendi6 a otras facultades, cuando organize las
fiestas mas buenas y mas caras de la historic de la FEU (incluso,
algunos comentan que tuvo algo que ver con el concerto del
Capri de Insurrecto, Baby Lores y el Chacal).
Entre sus mentiras mas increibles, estuvo aquel tiempo en
que tenia un cellular sin Ifnea y programaba la alarma para si-
mular conversaciones en el aula y aparentar ser un > de
pura cepa. O cuando afirm6 haber tenido relaciones con tres
hermanas trillizas -en moments diferentes, por supuesto- y
por no haberse cuidado habian quedado embarazadas... ilas tres!
Aquellas primeras fabulaciones fueron facilmente desacredita-
das, no obstante, poco a poco las cosas se fueron complicando.
Un dia lleg6 diciendo que necesitaba comprar unas gomas
de carro (era su forma discreta y para nada ostentadora de de-
cir que se iba a comprar un auto). Al principio nadie le crey6,
pero despues hubo dos o tres personas que vieron el dichoso
autom6vil. Tambien le dio por < y solo cuando
se apareci6 vestido de blanco logr6 convencer a los mas incre-
dulos. Por iltimo, se perdi6 durante estas ultimas vacaciones y
apareci6, en septiembre, diciendo que habia estado de gira por
Europa.
Para callar la boca de los que no daban credit a sus palabras,
public las fotos en Facebook. aMontaje o realidad? Aun no se
sabe, porque ninguno de sus compaieros de aula se cruz6 con


8* - *
^*i:-iB ^^^^^^^^^^


el en ningun campismo de Madrid, pero todo parece indicar que ",
fue cierto. 3
Teniendo en cuenta los ultimos acontecimientos y con ins- z
tinto previsor muy fuerte, me aventuro a escribir estas Ifneas ,
para ser el primer periodista que le dedique un espacio a tan
singular personaje.
Recientemente supe que la NASA organize una expedici6n o
a otros planets en la que iran representantes de todos los pal- 2
ses. &Adivinen quien ya dijo estar entire los elegidos? Como yo
se que el se cuela <>, quiero tener la
primicia periodfstica. Asi, si de aqura unos aios, Ilega a nuestro E
planet la primera delegaci6n de extraterrestres y por casuali-
dad vienen tomando ron y bailando regaet6n, sabremos quien
fue el maximo responsable.0


Mi socio

Yampier


JJ0


















gI.


. Ania Brito Martinez (La Habana,1967), ha recibido
numerosas menciones y primeros lugares en diver-
sos concursos. En 2006 la Editorial Unicornio publi-
' c6 su libro Las pieles y otras Mascaras. Esta poetisa
cuenta con una veintena de obras ineditas.
-0
o DORMIDA EN SU CUERPO DE NINA

AL GABO-Gabriel Garcia M6rquez

Fluye un pajaro antiguo y tauromaquico
al besar la ultima huella que hace el tiempo
Su c6lera de polvos raidos .
no vestira la cama desierta
de las Putas entristecidas. ..
Una petunia describe
/lo mas tiemo/
Nace en un cuerpo virgen
de un cuerpo niio
la belleza.

SACIEDADES

Cuerpo que deambulas
huyes donde la mente necesita la inocencia
ese 6rgano adherido al frro y a la vehemercia
aquella extension del sol del mar.
confusamente amaneciendome.










Convivir:

el sublime arte

de la tolerancia

Por Dainerys Mesa Padr6n


El arca de Noe, protagonista de
una conocida historic bfbli-
ca, fue albergue de parejas de
cuanta especie viva habitaba la Tierra
durante el diluvio. Se cuenta ademas,
result la salvaci6n de quienes, tras la
catastrofe, poblaron de nuevo el pla-
neta.
Pero, &c6mo transcurri6 el tiempo
en el cual coexistieron juntitos en la
embarcaci6n?
Sobre tales moments no se re-
cogen datos. Sin embargo, la idea del
hacinamiento y la pluralidad entire los
mismos metros cuadrados, hace la
comparacion.
Trasladada a estos tiempos, la situa-
ci6n del arca cobra vida en la sociedad,
cuando un sinfin de duos, de todos los
sexos, edades y hasta species, Ilenan
similares y comunes espacios mana-
nas, tardes y noches.
Por supuesto que el problema de la
vivienda esta explrcito en estas Ifneas.
Mas, esta vez no lo haremos centro.
Nos iremos mejor por uno de los cami-
nos mas andados y desandados por el:
la convivencia.
Como en ningun otro scenario, en
la mayoria de los hogares cubanos esta
siendo masivo hoy el colapso interge-
neracional. Una lucha de contrarios en
la cual cada parte intent, por todos los
medios, plantar bandera en tierra y de-
clarar suyo el territorio.


Por desgracia, el respeto a la indi-
vidualidad, la privacidad, y al esfuerzo
ajeno, se han vuelto mas elasticos y
flexibles que un chicle. No importa la
tristeza, el dolor de cabeza, el studio
de otros, si alguien quiere orr musica a
todo volume. Y agrego que este fen6-
meno de ruido no solo ocurre dentro
de los Ifmites de un hogar; se esparce
y crece a tal punto, que de una esqui-
na a otra de una cuadra molestan los
decibeles.
Algunos de los enlaces comprendidos
en el vocablo convivir, amen de la coexis-
tencia, son: entenderse, comprenderse,
simpatizar, comunicarse...
iiLe parece una parodia?!
Es la realidad literal, aunque su ex-
periencia le haya demostrado que ni la


convivencia mas breve, la del traslado ',
en el transport public, result ciento 3
por ciento pacifica. z
Imagrnense en casas o apartamen-
tos donde se encuentran abuelos, pa-
dres, hijos, nietos, hermanos, cuiados,
sobrinos, perros, gatos..., iy siga usted _
con lo que le toque!
Las families se van desglosando, ra-
mificando, y los pequenos ahora tienen
a sus propios crfos; crecen, se divorcian, E
vuelven a casar, y siguen en la casa de
los padres.
Resistencia al cambio constitute la
maxima de los mayores. Indolencia e
intolerancia viene siendo como la con-
signa de los j6venes, y los medio tiem-
po, quedan para las negociaciones.
Cuando la obstinaci6n se apropia de
las parties se abre el caos, o la guerra frfa.
Comunicaci6n deviene entonces ac-
ci6n clave en tales casos. Repartici6n
de las tareas. Reconocimiento y asi-
milaci6n de los gustos de otros y esta-
blecimiento de reglas de cohabitaci6n,
segun las caracterfsticas especfficas del
grupo familiar.
No obstante la catarsis, existen ejem-
plos felices, que si bien los panes y los
cuartos son pocos, se respeta y conside-
ra a los demas como series diversos.
Deben ser estos nucleos en los cua-
les, segun expertsts en el tema>, con
el fin de bien Ilevarse entire cuatro pa-
redes, se plante el amor.E















*II


Tina y Mella:

unidos

para siempre


�Mfa cara Tinissima:
Puede ser que para tifuera una imprudencia el telegrama, pues estds
acostumbrada a llenarte de asombro por todo lo que hay entire noso-
tros. Como sifuera el crime mds grande el que cometemos al amar-
nos. Sin embargo, nada mds just, natural y necesario para nuestras
vidas... Creo que voy a perder la raz6n. He pensado con demasiado
dolor en estos dias y hoy tengo todavia abiertas las heridas que me ha
producido esta separacion, la mds dolorosa de mi vida>�


'Adys Cupull y Froilan Gonzalez. Hasta
que Ilegue el tiempo, p.232. Editora
Polftica, La Habana, 1999
2Adys Cupull y Froilan Gonzalez. ulio A.
Mella en medio delfuego: un asesi-
nato en Mexico, p.107. Casa Editora
Abril, La Habana, 2006
3Miriam Ancizar. Tal vez tu coraz6n oye
crecer la rosa. Revista Somos J6ve-
nes, p.19.Marzo 2004
41bidem, p. 21.
SErasmo Dumpierre. ulio A.Mella. Biogra-
ffa, p.102. Editorial de Ciencias Socia-
les. Ciudad de La Habana. 1995


A srescribia el joven Julio Antonio
Mella, el 11 de septiembre de
1928, desde Veracruz, conmo-
cionado por la separaci6n momenta-
nea. En Ciudad Mexico habra quedado
una mujer que colmaba su pensamien-
to y que hacia que padeciera el inmen-
so delirio de amarla. Padecer, sf, porque
ella, convencida tambien de haber en-
contrado en el cubano, el gran amor de
su vida, le habfa pedido tiempo para
solucionar su situaci6n, porque has-
ta el moment en que Mella irrumpi6
en su historic personal, se encontraba
comprometida sentimentalmente con
el mexicano Xavier Guerrero.
Tina se convertirfa en la compaiera
de los ultimos cuatro meses de exis-
tencia del fundador de la Federaci6n
Estudiantil Universitaria y el Primer
Partido Comunista de Cuba y en la
mas grande de sus pasiones, privile-
gios que no cualquier mujer merece-
rfa. Esos meritos solo podrfa lograrlo
alguien como ella: una mujer liberada
de su tiempo.


TAN LEJOS Y TAN CERCA

Asunta Adelaida Luigia Modotti, o
simplemente Tina, nace en las afueras
de Udine, al norte de Italia, el 16 de
agosto de 1896. Tuvo una infancia de
la que no se conoce much. Quizas lo
mas difundido sea el hecho de que con
solo doce anos era ya obrera de una
fabrica textil, y su salario el unico sus-
tento familiar.
Con diecisiete anos emigra a los Es-
tados Unidos, siguiendo los pasos del
padre Giuseppe, obrero de afiliaci6n so-
cialista, y de su hermana Mercedes. En
el imponente pals sufre en came propia
la discriminaci6n y la explotaci6n. La-
bora como empleada en una fabrica de
seda (1913-1914). Un tiempo despues
fue contratada para trabajar en una casa
de modas y mas tarde como modelo.
Actu6, junto a su padre, en los teatros
obreros y se convirti6 en una muchacha
querida y popular entire los emigrados
italianos2. Son los primeros pasos en el
mundo del arte.





Hollywood se convierte en pagina
de su vida. Allf actua en various filmes
del cine silent. Su tipo latino era apa-
rente para el mercado. Pero Tina era
mas que eso. Tiene la oportunidad de
acercarse al arte verdadero, primero
de la mano del poeta y pintor franco-
canadiense Roubaix de L'Abrie Richey,
Robo, su primer esposo (1917), de
quien habia sido modelo, y despues de
la mano del fot6grafo norteamericano
Edward Weston, para quien tambien
trabaj6 como modelo, convirtiendose
ademas en discfpula.
La deslumbra la efervescencia cul-
tural en America. Mexico, pals al que
Robo consideraba el parafso de ar-
tistas, la seduce. AllI muere en 1922
aquel muchacho dos por los suefos>>, como ella misma
lo describiera3. Avida de conocimien-
to y con un talent natural envidiable
se internal cada vez mas en el mundo
de la cultural. Asf establece relaci6n
con figures de la talla de Diego Rive-
ra, David Siqueiros, Frida Khalo, Juan
Clemente Orozco y Xavier Guerrero, a
quien ya habia conocido en una expo-
sici6n en California.
Mas cercana a Weston recorre la
patria de Juarez, se impregna del con-
texto e identifica con aquellos campe-
sinos a los que toma instantaneas.
Sumatrimonio con Xavier Guerrero,
quien ademas de pintor era un desta-
cado militant del Partido Comunista
Mexicano, la introduce definitivamen-
te en el camino de la lucha proletaria.
Guerrero march en 1927 a Moscud,
a la Escuela Lenin, del PCUS. Tina se
propuso esperarlo, mantuvo la comu-
nicaci6n a pesar de la distancia. Pas6
un aio quizas. Aparece entonces, su
mas grande amor: Mella4.


_ ~-r -- 1wi


Se afirma que coincidieron en 1928,
en una manifestaci6n en conmemora-
ci6n de la injusta ejecuci6n de Sacco y
Vanzetti*. Compartirfan en mftines, pro-
testas populares, y tambien el trabajo
en El Machete. Fue allfdonde realmente
se descubrieron.
Mella era ya todo un Ifder, no solo es-
tudiantil, como reiteradamente se le ca-
lifica. Su actividad y energia, encauzada
a partir de la lucha por el derrocamiento
del desgobiemo de Gerardo Machado,
habian alcanzado una dimension su-
perior. Martiano, marxista-leninista, y


profundamente antimperialista, Ilega
a Mexico para continuar su carrera de
revolucionario.
Es precisamente en el aio 1926 que
ingresa en el Partido Comunista Mexi-
cano, para en esta tierra proseguir
su batallar. Los mexicanos lo eligen
para que asista en febrero de 1927 al
Congress Mundial contra la opresi6n
colonial y el imperialismo, celebrado
en Bruselas, Belgica. Mella da discursos,
describe y public artfculos en peri6dicos
como El Machete, 6rgano del partido
al que pertenecia, utilizando los seu-


*Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti: italianos anarquistas, que fueron acusados de dos asesinatos durante un robo mi-
Ilonario en 1920. El crime fue usado contra los dos inmigrantes italianos, a quienes se les responsabiliz6 solo porque eran
<> y extranjeros en un pals que viva en medio de una ola de represi6n contra <>. Son condenados a la silla
electrica en Boston, Estados Unidos, el 23 de agosto de 1927





d6nimos de Cuauhtemoc Zapata y KIM (abreviatu-
ra de la Internacional juvenil Comunista, en idioma
ruso)6. Mella tambien organize en suelo mexicano la
ANERC (Asociaci6n Nacional de Emigrados Revolu-
cionarios de Cuba), que contaria con delegaciones
en Parrs, Nueva York, Madrid y Bogota. La Delega-
ci6n Central se hallaba en Ciudad Mexico y era aqui
donde se editaba su 6rgano mensual Cuba Libre. Su
objetivo: unir en una sola organizaci6n a todos los
que habran tenido que salir de Cuba perseguidos por
la reacci6n machadista. < de esta vida tan breve, tan dinamica, tan combative
y tan profunda>>, seialaria el Comandante en Jefe
Fidel Castro, cuando se conmemoraron 50 anos de
la fundaci6n del primer partido comunista marxista-
leninista de Cuba.
Fue de aquel torrente con cuerpo de hombre, del
que se enamor6 la fot6grafa italiana. Fueron ambos
comunistas los protagonistas de una leyenda de
amor, digna de evocar, just cuando nos tiemble la
voz ante el ser querido, para como Mella, vencer la
timidez y para como Tina, entregarnos sin precon-
ceptos ni condiciones.

COMO ALGO DEFINITIVE

En Tina Modotti, Julio Antonio Mella encontr6 no
solo la belleza y la sensualidad de una mujer. Con
ella estableci6 el intercambio spiritual. Entre ellos
todo fluia. Se trataba de la comunicaci6n de dos se-
res con los mismos sueios, esperanzas, anhelos y
con la misma fuerza telurica para amar.
En entrevista concedida a la periodista Alina Pe-
rera, la escritora argentina Raquel Tibol, respect
a esta relaci6n amorosa, destaca: [..] El es un tra-
bajador politico. Escribe manana, tarde y noche,
y cuando se va a vivir con Tina Modotti ambos se
complementan: ella le da tranquilidad para poder
escribir, l1 ya viene de un matrimonio deshecho
[...] Entre ellos hubo identificaci6n, que es distin-
to a una influencia, porque los dos venran de una
militancia. Tina venra de la clase obrera, habra sido
obrera desde nifa. Mella, comparado con los ori-
genes de Tina, venra como quien dice de una cuna
mas comfortable. Ah hubo un entendimiento entire
dos series de gran refinamiento spiritual [...]7
Tina lo enriqueci6, propiciandole andar por el
mundo del arte, del gusto y la vision estetica. Me-
Ila escribirra no solo cr6nicas de naturaleza polftica,
sino tambien valoraciones de cine, como lo hizo al





comentar la pelicula Octubre de
Serguei Eisenstein, o el poema La
Zafra, del cubano Agustrn Acosta8.
Junto a 6l, ella ampliarfa su pupila,
y se adentrarfa en las miserias y en
los detalles de la sociedad donde
compartran la vida.

MELLA EN SU PUPILA

Nadie como Tina para perpetuar la
imagen de Julio, como le solia decir en
la intimidad. Ahrestan las fotos que le
tom6, para atestiguarlo. Nadie como
Mella la describi6, sobre todo Ila espalda con aquel pelo negro, suel-
to como una bandera>>.
Iban del brazo cuando las balas ase-
sinas enviadas por Machado dieron en
el blanco. El joven lo habra vaticinado
antes de salir de Cuba: ni un apice de miedo a la muerte, lo
unico que siento es que me van a ase-
sinar por la espalda>>9.
Estaban en Mexico, era el 10 de
enero de 1929. Las iltimas pala-
bras del amante insustituible fueron
< muero>>. Cuanto dolor, cuanta an-
gustia. �No te vas a morir, estas muy
joven>, dirra ella, incredula ante tanta
injusticia. Precisamente a ella, la que
mas lo am6 y a la que mas am6, la in-
tentaron acusar de c6mplice del ase-
sinato, pretendiendo que pasara por
crime pasional. Al no poder ser pro-
bada la injuria, es declarada inocente,
pero desde hacra tres anos tenra un
expediente abierto como < peligrosa>>. Otra patrana concertada
por la derecha logr6 que fuera expul-
sada de Mexico en 1930, y tiene que
refugiarse en Europa. Pero en la Mo-
dotti nada cambia. Es la Maria de la
Guerra Civil Espaiola, de la Cruz Roja
y las Brigadas Internacionales. La que
conoce campos de concentraci6n en
Francia; la del exilio casi clandestine
Es la misma que al regresar como asi-
lada a Mexico en 1939, continue bajo


el nombre de Carmen Ruiz su activi-
dad polftica en la Alianza Antifascista
Giuseppe Garibaldi, recuperando su
identidad un aio despues, gracias a
la anulaci6n de la expulsion por el
gobierno de Lazaro Cardenas.
En Tina nada cambi6, o quizas
algo: su estado de salud. Sin em-
bargo su esencia permanece in-
variable, y tambien el amor por
Mella, perdurable, sostenido en el
recuerdo. Esta en Mexico, y es ene-
ro otra vez. Dra 5 de 1942. A solo
cinco dras de cumplirse trece anos
del asesinato de Mella, el coraz6n
de Tina Modotti, deja de latir.
En la novela Tinisima, la narrado-
ra y periodista mexicana Elena Po-
niatowska recrea lo que tal vez fue
la ultima escena en la vida de esta
mujer, declarada con todo acierto,
un verdadero poema de amor y de
combat.
ba como rio. A lo mejor morir es sepa-
rarse de todo con facilidad, dejarse ir,
dormir, flotar, fluir, abandonarse a un
curso desconocido hacia un destiny
tambien desconocido.
El cuerpo de Julio, embarcaci6n sobre
el agua, vino hacia ella. < te amo tanto>>. Su sexo anticipaba a Julio,
Julio y el mar que a ella la envolvia desde
entonces. Era bueno irse as [...] No duele
morir [...]1o
Lo real es que en su carter en-
contraron una foto de Mella, y que su
cuerpo menudo, dicen que mas oven
que su rostro, fue depositado en la
misma losa, donde en 1929 estuvo el
cuerpo sin vida de Julio Antonio, en el
hospital de la Cruz Roja.
Mexico, enero, la vida, los ideales,
la pasi6n, la muerte. Todo los une
para siempre, tal y como ese bre maravilloso>> le habfa pedido:
humo>. *


6Adys Cupull y Froilan Gonzalez. Hasta
que Ilegue el tiempo, p.29. Editora
Polftica, La Habana. 1999
7Alina Perera. Buscdndote julio, p.18.
Casa Editora Abril. La Habana.2oo8
8Mercedes Santos Moray. De amor y
fuego, p.69.Editorial Gente Nueva,
La Habana. 2003
9Frase que pronunci6 Mella, segun afir-
m6 Teodosio Montalbin Mugica,
miembro del Directorio Estudiantil
Universitario.
l"Elena Poniatowska. Tin[sima, p.588.
Fondo Editorial Casa de las Amri-
cas. 2006

















SS
foorprage.


Un pequefo homenaje a esos gi-
gantes que rodean nuestras vidas.
Cuantas veces hemos descansado a su
sombra o arafado sus cortezas en bus-
ca de perpetuar nuestra memorial. Pero
nunca o casi nunca nos detenemos a
contemplarlos, a admirar su fuerza, esa
que proporciona la juventud, ni siquiera
les compadecemos cuando decaen sus
hojas debido al cansancio de los afos.
Son tan comunes en nuestras vidas
que quizgs por eso no los vemos. Sin
embargo, portan una belleza 6nica,
muchas veces inatrapable.


ARBOLES


iArboles!
tHabeis sido flechas
caldas del azul?
LQue terrible guerreros os lanzaron?
tHan sido las estrellas?
Vuestras musicas vienen del alma
de los pajaros,
de los ojos de Dios,


de la pasi6n perfect.
iArboles!
LConoceran vuestras races toscas
mi coraz6n en tierra?

FEDERICO GARCIA LORCA









r5
^^ ^^- p
-'�C r. \-7 \~1 *"1f^




-~4-
^^ ." -'-^
S^IK ^a,
^^'VJPl
^*Sttl^l












El habla

de los j6venes
Por Max Figueroa Esteva
Fotos: Archivo


Solo en cierto sentido, mas bien
superficial, tienen raz6n quienes
piensan que en nuestro pais, y
particularmente entire nuestros j6ve-
nes, existe cierta insensibilidad o des-
interes por el lenguaje, por el cultivo
de la expresi6n lingfistica, en agudo con-
traste con la preocupaci6n e insistencia
de cuadros docentes y profesionales de la
educaci6n de todos los niveles y trabaja-
dores del arte, la cultural y las ciencias
en general. No hay, no puede haber un
solo pals en el mundo enter, muchf-
simo menos la Cuba revolucionaria de
nuestros dias, en que pueda encontrar-
se tal insensibilidad.
Lo que en realidad ocurre es bastan-
te complejo. Se trata de la existencia,
entire amplios sectors de la juventud
(y no solo de ellos) de actitudes so-
cialmente incorrectas, con respect al
uso del lenguaje. La vulgaridad, la cha-
bacanerfa, el > lingfistico,
que no cuesta tanto trabajo encontrar
apenas salimos a la calle o asistimos
a un lugar public, lejos de revelar in-
sensibilidad o desinteres lingufstico,
constituyen una clara muestra de una
actitud <>, enderezada
a ciertos fines sociales, que solo cabe
explicar a partir del reconocimiento de
una elevada sensibilidad lingfistica. El
miembro de un grupo social cualquie-
ra (Medio fabril, estudiantil, etc.) sabe
<> que debe observer,


Con estas paginas Alma Mater rinde homenaje al prestigioso
professor de la Universidad de La Habana
e investigator del Instituto de Literatura y Lingfistica:
Max Figueroa Esteva (1942-2009), quien quedara como uno
de los mas altos exponentes de la lingfistica te6rica
del siglo XX cubano.


respetar y manipular adecuadamente
las < o convenciones de con-
ducta prevalecientes en el; entire dichas
<>, las lingfisticas ocupan un
lugar preeminente. Las manifestacio-
nes lingfisticas (entonaci6n, volume,
timbre, pronunciaci6n, elecci6n de
vocabulario y de tipos de construccio-
nes morfosintacticas), no menos que
el modo de gesticular, andar, vestir-
se, peinarse, etc., sean rigurosamente
controladas por el grupo; la trasgresi6n
es severamente >; esto lo
sabe cualquier muchacho de secundaria
que intent esforzarse por pronunciar las
eses que normalmente se aspiran entire
nosotros o que se empeie en evitar las
vulgaridades y en recurrir a un lengua-
je <> o selectto>. El grupo
reacciona de inmediato frente a tales
<> mediante el rechazo y el
aislamiento, asi como recurriendo a la
burla y aun al escarnio mas destempla-
do, segun la magnitude o gravedad de
la . Y esto lo sabemos
todos, por experiencia propia y repeti-
da, como sabemos que los diferentes


medios sociales en que nos movemos,
los diferentes grupos sociales en que
participamos, exigen de nosotros di-
ferencias de conduct general y, por
ende, diferencias tambien de conduct
lingufstica.
La existencia de tales < de
conduct, lingiistica y de otro tipo,
obedece a la regularidad social inexo-
rable y nada tiene, en sf, de alarmante
o de lamentable; sin ellas, no podrfa
siquiera hablarse de vida social. Aho-
ra bien: hay < y <>,
convenciones positivas y convenciones
negatives. Y por que no, hay actitudes
progresistas y actitudes francamente
reaccionarias y deleznables; y el terre-
no lingifstico no constitute en modo
alguno una excepci6n. Quienes se alar-
man y asumen una actitud critica ante
ciertas manifestaciones de los j6venes,
o en general entire nuestros conciu-
dadanos, oponen invariablemente un
tipo de convencionalidad a otro. Y esto
debe quedar bien claro: no se trata de
un problema de sensibilidad versus
ausencia de ella, de interns versus des-





interns por el lenguaje; se trata de un
problema de diferencias, a veces pro-
fundas y series, de actitud -lingLis-
tica y social, la primera condicionada
por la segunda- ante los mas varia-
dos fen6menos de la vida cotidiana. Y
esta problematica, por consiguiente,
nos interest vitalmente a todos.
La lengua es patrimonio de toda la
sociedad, que no puede prescindir de
ella. Lejos de ser indiferente o insen-
sible a la estructura de la sociedad y
a los cambios que en ella ocurren, no
podemos, sin embargo, adscribirla a
la supraestructura social ni a una cla-


se especffica: medio de comunicaci6n
social por excelencia, a todos sirve y de
todos se nutre. Sistema complejo-
tanto, que podemos definirla como
<>-, la lengua
esta organizada en diferentes niveles
de estructura (fonol6gico, morfol6gico,
lexical, sintactico) y en distintos pianos
(semantico o del contenido y fonetico o
de la expresi6n), y cuenta ademas con
una rica gama de diferenciaciones esti-
Ifsticas: segun el tema de que vayamos
a tratar, los interlocutores a quienes
va dirigido nuestro discurso, el medio
(oral o escrito) de que nos valgamos


para la comunicaci6n lingListica, la in-
tenci6n marcadamente est'tica de ese
discurso o la ausencia de tal intenci6n,
etc., nos hallaremos en presencia de
diferentes estilos funcionales. La cultu-
ra lingListica consiste, esencialmente,
en el dominion de las reglas y normas
de la lengua, el conocimiento y manejo
acertado de un vocabulario amplio y la
mayor familiarizaci6n possible con los
distintos estilos funcionales (coloquial,
professional, estetico, etc.); en este sen-
tido, se ha hecho bastante en la Cuba
revolucionaria, pero, es muchfsimo lo
que nos falta por hacer.[...]







De mis

sinuosos amores

con Rufo Caballero

Carta abierta al critic

por antonomasia
Por Pavel L6pez Guerra
Fotos: Archivo


L as palabras que preceden estas
Irneas tienen un tufillo de secret
y escabrosa confesi6n, repen-
tino e imprevisto acto de sinceridad,
esa que, segun el tftulo de uno de los
textos iniciaticos en la carrera editorial
de Rufo, suele ser irremediablemente
>.
En verdad se refieren a otro de sus
escritos, el cual me devel6 al intelec-
tual joven hace various aios en la revista
cubana Uni6n.
Pongamos las cartas sobre la mesa:
Yo no conocral ilustre Caballero.
Sin embargo, por alguna extraia ra-
z6n, desde mi etapa universitaria y en
mi aun corta carrera professional, no son
pocos los colegas cercanos que aluden
a Rufo en mi presencia bautizandolo
como <>.
En el gesto laten las claves que de-
finen las proyecciones de la figure que
subyuga y, por supuesto, de este hu-
milde >.
Primeramente, no recuerdo una sola
conversaci6n sobre cine (esa obsesi6n
compartida por ambos), donde Rufo y
sus libros no salieran prestos a tomar
la palabra, o donde, al menos, sus he-
rramientas para el desmontaje meti-
culoso del discurso fflmico, no fuesen
usurpadas (mas bien arrebatadas) sin
piedad.
En segundo lugar, el alcance y tono
con que es evocada nuestra virtual fra-


ternidad avisa sobre lo inc6modo que
resultaba Rufo para la gente.
Ahr late otra de las paradojas de su
existencia:
Por mas que se empei6 en cultivar
el debate, en la escucha (y confronta-
ci6n) del criterio ajeno, en no recluir-
se dentro de la peligrosa morada que
constituy6 su recia erudici6n, la verdad
es que casi siempre fue visto como el
ojo severe que evalua y castiga las alturas>>.
Entretanto, la imagen que me Ilevo
de Rufo es la de un hombre rado>>. Atrincherado en la defense del
ejercicio libre y pleno del criterio, en
una epoca adiestrada particularmente
para el dogmatismo, la fe ciega en las
verdades absolutas y la intolerancia
ante todo lo que no se ajuste a la nor-
ma establecida.
No se me ocurre una trinchera mas
digna para un verdadero revolucionario
que esta de Rufo.
iQue peligros podrfan haber en ella?
No se si alguien se atreva a recono-
cerlo just ahora, pero si hay una pala-
bra que defina a Rufo esa es prendido>>.
La necesidad de exponer todo el
tiempo > frente a los de-
mas asflo atestigua.
Razones frente al cuestionamiento
a uno de sus recurrentes objetos de
studio, el posmodernismo, increible-


mente aun visto por algunos como
amenaza, artilugio te6rico del enemi-
go; o a su estilo escritural, lo mismo
atacado por e prensible>>, que por , mental>> y .
El Rufo termin6 presenciando, en
pleno siglo XXI, hasta el enjuiciamien-
to por la profesi6n escogida, desde
arguments escolares, como aquel
aeejo que catalog la crftica de cicio inservible, terreno final y penoso
de los artists frustrados>>.
La polemica fue su sombra, pues
apasionamiento no le falt6 en ninguna
de sus intervenciones.
Tarrbin fue el Caballete vehe-
mente e irreductible frente al hecho
artfsticc que Ic ccnmoncvi'a, as' ccnmo
implacable frente a la miedjicridad
creative y humana.
No cbstante, la busqueda del
equilibric ljusto entire razc:n e invc,-
lucrarrientc auto'ral, entire mente
y coraz,:n, co:nstituy:', sui bruuila.
De ninguna de ellas perjiur.:",
pues sabia del espeipsnc'mo de la


0 1 5





objetividad sin fisuras, de la subjetivi-
dad negada.
Rufo no querfa mentir.
Mas, just por tal motivo, su obra
rebas6 el alcance de una mera crftica
cinematografica, de artes visuales, li-
teraria, en fin, cultural, estrictamente
academic.
Las confesiones privadas, access
poeticos, criollfsimo humor, destilados
entire Ifneas, lograron que sus textos
trascendieran lo ensayfstico para ma-
nifestarse como instancias testimo-
niales, emotivas, catarticas, acerca de
su epoca, el arte, la vida y, sobre todo,
su Isla, a la cual veneraba, a la que no
renunci6 bajo ninguna adversa cir-
cunstancia.
Rufo estaba en todo lo que escribra
y es por eso que duele tanto su par-
tida, como la de algo conocido y en-
tranable, como la de todo lo que nos
pertenece.
Momentos diffciles tuvo por mon-
tones, pero de la mayoria sali6 airoso;
de otros, la historic se encarg6 de ab-
solverlo a corto plazo, sin que tuvieran
que pasar decadas para ello.


Esquivaba las lanzas que le Ilegaban
al pecho con la elegancia del Caballe-
ro, dando pruebas de una descomunal
etica humana y professional.
Pero, que mas da. Los enemigos no
dejaban de Iloverle.
Aun con tales previsiones el dfa
de su deceso me sorprendf al leer in-
formaciones frfas y desconcertantes
(incluso de colegas aptfsimos) con
imagenes de un Rufo de rostro severe
(el que no fue), olvidando sus textos
mas trascendentales y enjundiosos. En
ellas, ademas, brillaban por su ausen-
cia palabras consustanciales a su figu-
ra: intellectual, cubano, revolucionario,
CREADOR.
Otros en cambio, por suerte la ma-
yorfa, no olvidaron su Sedici6n en la
pasarela, obra medular y tesis para
el grado de Doctor en Ciencias sobre
el Arte, o su Premio de ensayo hispa-
noamericano Lya Kostakowsky, por
America cldsica, un paisaje con otro
sentido, el de Ensayo sobre cine en
Iberoamerica y el Caribe, entire otros.
Tambien se hizo alusi6n a sus em-
penos por promover el ejercicio del
criterio en los medios de comunica-
ci6n y espacios participativos como su
penia en la galeria Villa Manuela, Ie la
UNEAC. o- su labor com:n editor en la


revista Cine Cubano, con la secci6n pelicula>>.
El escrutinio de lo que hizo Rufo en su
breve paso por la Tierra no hubiese cabido
de todas formas en el estrecho y vo> espacio de una nota informative.
De cualquier manera, aquellos a los que
Ileg6 de veras, poco a poco, le iran evocan-
do y rindiendo el merecido tribute.
LQue deja a los que comienzan?
El dibujo cercano de un ciclo vital
consagrado a una profesi6n dificil, pero
(ahora sabemos) possible.
No me atrevo a ponderar el alcancel
te6rico de una obra de tamana madu-
rez y rigor, much menos ensalzarlo con
una prosa depurada y frases de aliento
portico. Bien nos alert sobre los peli-
gros de la poesia <>.
Disculpame Rufo, pero no quiero < cacharme>�.
Ahora mismo, me guard las obsesio-
nes y anecdotas que pongan al desnudo
mi secret devoci6n.
Me despido simple y cinematografi-
camente, como corresponde.
Al igual que el personaje de Gene cuan-
do tiene que decir adi6s definitive a Ram6n
San Pedro, en Mar Adentro, el impecable
filme de Alejandro Amenabar, no tengo
otror. mrensaje para ti cnm c no i'sea:
cBuefn viable C.'ompaiero:'>.B













Crece la lucha,

crece la esperanza
Por Liriam Gordillo / Rodolfo Romero


Participante en el IV Encuentro Nacional de
Educadoras y Educadores Populares, Sal-
vador ZuOiga comparti6 con Alma Mater
detalles acerca de la lucha desarrollada por el
pueblo hondureio.


C6rmo valoraria usted la reacci6n popular en Honduras ante
el golpe de Estado efectuado contra el gobierno de Zelaya?
En el moment que ocurre, habra una organizaci6n po-
pular que, en mi opinion, estaba un poco desarticulada. Fue
un fuerte golpe military, politico y religioso que afect6 dura-
mente la realidad hondurena y de forma indirecta al resto
de los process emancipatorios que se han desarrollado en
America Latina. Pero pienso que a ralz de los sucesos del 28
de junio, el movimiento de resistencia se articul6 mas y se
volc6 en un espiritu de movilizaci6n.
La reacci6n popular se organize a traves del Frente Nacio-
nal de Resistencia, un movimiento divers que aglutina a di-
ferentes sectors de la poblaci6n y que actualmente cuanta
con el apoyo de una amplia mayoria.

Dentro del Frente... ic6mo se articula el Consejo Cfvico de Or-
ganizaciones Populares e Indfgenas de Honduras (COPINH)?
De forma especifica, nuestro movimiento agrupa a mu-
jeres y hombres que bajo la inspiraci6n de la Educaci6n Po-
pular, impulsan su trabajo con campesinas y campesinos,
indrgenas y trabajadores sociales en temas a favor de la so-
berania alimentaria, la defense de las semillas, y en contra de
la militarizaci6n y la criminalizaci6n de la protest social. Son
mas de 40 mil families de pueblos indrgenas del occiden-
te del pals. Luchamos en defense de la diversidad cultural y
del medioambiente. Nos articulamos con otros movimien-
tos sociales y fuerzas progresistas. Nos planteamos la lucha


contra el capitalism, el racism y el patriarcado -tambien
una forma de dominaci6n y esclavizaci6n.

iCu6l es la situaci6n actual en Honduras?
En el pals estamos viviendo un moment bastante dificil
que se traduce en represi6n, expatriaci6n, ruptura de la insti-
tucionalidad, violaci6n de los derechos humans, asesinatos
sistematicos, ocupaci6n military y acaparamiento de los re-
cursos del pals por parte de las trasnacionales y la oligarqura.
Se estan privatizando los recursos mineros, las costas en los
litorales y las zonas boscosas para hacer centros turisticos.
Hay lagunas que han sido aterradas para hacer campos de
golf. Estan daiando el medio ambiente y el entorno de las
comunidades indrgenas.

cQue pasos se estan dando para contrarrestar esta situacidn?
Las lecciones aprendidas en el process de resistencia le
han mostrado de una forma mas cruda la realidad national
al pueblo hondureio. Poco a poco se ha ido comprendiendo
la necesidad y la obligaci6n de refundar nuestro pals. Ahora
mismo estamos trabajando en un proyecto de nueva cons-
tituci6n. Hay que conquistar los derechos humans, los de-
rechos a la salud, a la educaci6n. El 80 por ciento del pueblo
esta viviendo en condiciones de pobreza y un 63% en ex-
trema pobreza. Mas de un mill6n de personas no saben leer
ni escribir; hay mas de 50 mil hondureios que padecen de
SIDA y no tienen acceso a la atenci6n medica.
Entre los pilares de la nueva constituci6n estan la equidad
de genero, la soberanra, la libre determinaci6n, la defense
de los recursos naturales, etc. Intentamos forjar un sujeto
politico capaz de plantear formas participativas y de respeto
a la diversidad. Venimos de process eminentemente verti-
cales, un capitalism horroroso que no permit formas de-
mocr'ticas. Tambi'n es necesario repensarnos y definir las
formas de lucha, porque no siempre se puede confiar en la






















28, 2009 www elindependiente ca


lucha electoral, pues el capitalism es
fraudulent y hasta las dictaduras se
legitiman en los process electorales.

iQue acciones realize el COPINH?
Nuestro trabajo se ha enfocado ha-
cia el rescate cultural y ambiental; una
lucha por la diversidad, la defense del
agua, de la tierra. Tambien hemos tra-
bajado el tema de la educaci6n popular
desde nuestra perspective, a partir de
los saberes ancestrales, de la espirituali-
dad, de la naturaleza, desde los agents
educativos propios de las comunidades.
Hemos aprendido much de la pe-
dagogia de la lucha en las calls, en las '0
plazas, en la defense de la tierra, de los d
rios. En Honduras hay miles de edu- z
cadoras y educadores aprendiendo y -
haciendo comunicaci6n popular para O
contrarrestar el efecto de los medios o
de masiva que alienan '
y desinforman. Estamos creando en 1
todo el pals medios alternatives y
estrategias de redes que derroten a
los medios oficiales. E

iHaria algun pedido a esos medios de
< Nuestra solicitud serfa que los medios
tengan present que en Honduras las
condiciones de golpe de Estado conti-
ndan y que el regimen de Porfirio Lobos
es un regimen continuador golpista.
Por tanto es muy important que en las
agendas de estos medios permanezcan
presents informaciones sobre nuestro
pals y su lucha. Tambien quisiera aprove-
char para enviar un mensaje de agradeci-
miento a los medios amigos y solidarios
que en los moments mas duros mantu-
vieron informado al pueblo hondureio. A
traves de las emisoras Radio Rebelde, Ra-
dio Habana Cuba, las televisoras Cubavi-
si6n Intemacional y Telesur y los medios
alternatives del Salvador y Nicaragua se
transmitieron noticias reales de lo que
estaba ocurriendo. Gracias en especial a
Cuba, que siempre ha estado del lado de
la justicia y de los pueblos del mundo.










/ i . .


Historia

de San Valentin


Pot Elizabeth Bello


14 de febrero, ccn:ocdo po:r [Dia de los enamcrados, D'a nismo era perseguid,. Se cuenta que
de San Valentin : Di'a de la ami.stad y el amcr. No import el en el 270 d.C., Claudic II, emperador
pa's, las personas o co:,mo se le denomine, a este dia Ic: rodea de Roma prohibit: el matrimonio en-
una magic atm:'fslera que esparce por doequier loss colores y tre los soldadjIs pues estaba con-
el aroma de las tlores, las tarletas, lo's muiecos de peluche, vencidoj de que los hombLres soilteros
los bombones de chocolate, adorns, en in, innumerables rendian mas en el campo de batalla
muestras de atecto,. que los hombres casads, porque no
Tipicamente occidental, pues se remonta a la Antigua estaban emocionalmente IlgadoJs a
Crecia y a Roma, el Di'a de San Valentin se ha extendidc, al sus tamilias.
mundo, entero, incluso a passes asi1ti'co:s coimc lap.:'n, Taiwan En estas circunstancias aparece la h-
y China, dcnde ya existia iel Q Qia:ao lie (D'Ia para mostrar las gura de San Valent'n, un sacerdote crs-
habiliidades), celebradcJ eil sptimo dia del s.ptimo mes del tiano que ante tal inlusticia decide casar
calendar: lunar. a as parelas baic' el ritual cristiano,, a es-
Sin embargo, ,po,:r qu celebrar el 14 de febrero'? condlidas de lo:s c,:i:O romans. Valentin
Existen diversas teorias que o:torgan a esta fecha el acumula enorme prestigic en toda la
crigen del Di'a de los enamorados. En los passes ncrdico's ciudad pc'r proteger a los enamclradcs
durante estas techas se emparelan y aparean :locs pala- y auspiciar bodas secrets yes Iamado
ros, e ahi ique este peric'odc se vea co:mo un simbolo de poer el emperadc'r para conocerle. El sa-
amor y de creacic:n. cerdo'te aprc'vecha aquella vista para
Algunos screen que es una fiesta cristianizada del paga- hacer propaganda de la religr:.n cristia-
nismn', ya que en la antigua Roma se realizaba la adoraciln na y convencer al emperador para que
al dics del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los siga los pass de lesUs.
romano:s Ilamaban CupidJo. En esta celebraci,'n se pedian los Aunque en un principle Claudio se
favores del dics a trav.s de regalos u ofrendas para conse- sintio atral do por aquella religi.:'n que
guir as( encontrar al enamorado ideal. los mismos romanos perseguian, los
Tambien, y. hace muchos siglos, fue traditional en Ingla7 soldados y el propi: gobernador lde
terra la ) dnide se elegF'n a hom-' Roma le obligaron a desistir y orrgani-
C-. bres ya muleres paraque formarAn parela. Mu has 'le estas. zaron una campaia en contra de Va-
Sparelas se cohvertlarf(rf1tlatidoc y nnjrfe'cIruent+la fe-' Ient-fn. rEl emperador romano cambij
:slicidad q e se esuera encontrar y conschdar el Dia de San de opini:'n y ordend al gobernador de
tr. * O s r . .D -E ' ,,. Roma qd.eprocesara al sacerdote. Va-
. tesrtrn - or' n d i Ira de San tIJn iue sentenciado a una ejecucin
R '".,,- Tero le darian una
TIM M...:... ". " .


e I














paliza, luego le apedrearan y, inal-
mente, .lo decapitarian.
La misicn de condenar al sacerdote
la tuvo que Ilevar acabo el lugartenien-
te Asterius. Este, cuando: estuvo' delan-
te del sacerdote, se burl: Ide la religi:',n
cristiana y quisc pcner a prueba a Va-
lentin. Le pregunto si seria capaz de
devolver la vista a una de sus hilas que
era ciega de nacilniento. El sacerdote
acept6 y en nombre del SeNor obr6
el milagro. El lugarteniente y today su
tamilia se convirtieron al cristianismo
pern. no: pudieron librar a Valentin de
su martirio.
San Valentin fue ejecutado' un 14 de
febrero.,
Mientras estuvo encerrado, su car-
celero le pidi:. que diera lecciones a su
hila |ulia, quien habia sido ciega desde
su nacimiento. Ilna oven precise y
de mente agil confi.:. en la sabiduria de
Valentino y encontr.:,r apoyo en su tran-
quila to:rtaleza. Ambos se enamoraron.
La vispera de su elecucir:n, el sacerdote
envi:'5 una nota de despedida a a I chica
en la que firm.:. con las palabras , Valenti'n>, de ahi el origen de las car-
tas de amorr y poemas que se envian
los enamo:rad:os en la actualidad y de
la expresi:."n dje despedida Valentine>; conocida en todo el mun-
do, adjunta en miles de postales de San
Valentin.
Fue enterrado en la que es hoy la
Iglesia de Praxedes en Ronma. Cuen-
ta la leyenda que lulia plant un al-
mendro de tlores rosadas junto a su
tumba. Hoy, el arbol de almendras
es un simbolo de amor y amistad
duraderos. , ,J


La histcr.a de San Valentin hublera quedado aJ
ra porque dos siglcs mas tarde la Iglesia catdlica:
r(. Por aquel entonces era.tradici6n eotre los-a
practicar una curiosa fiesta pagana derivada de los"
honor a Lupercus, dics de la fertilidad, que e cel
di'a 1s de Febrer.. "
Era un scrteo mediante el cual cada chico escogrt-l
bre de una ,venr que se converfirba en su compare
ver,.slin durante un aio. La Santa Sede quijs acabar coir
celebraci:n pagaoa y cainniz6 a-Sar'alentin c'irmT
de los enamor.ados.
El cuerpo de-San Valentin se conserve actuaime'n
Basilica de su mismo nombre que esta situada en la ciu
italiana de Terni. Cada 14 de febrro: se celebra en este-
plF' un actor de compromise por parte de diferentes pare
que quieren unirIe en matrimonio a aafo siguiente.
Sea como fuese, San Valentin se ha convertido en el p
tr6n de todos los enamcrados y de todas aquellas person
que quieren tener una parela.
Existe tanmbi~n otra famosa leyenda en referencia a la feci
la cual relata la historia de una loen..-parela de enamorados
que fueron separados por su familia, y que como no pciani
verse demostraban su'amor por medio de mensales. ' <
Ella encendia una lampara que iluminaba su ventana y
61 comi:: respuesta le delaba una piedra, finalme ete-en tuni
ocasil.n la seal no apareci y esperando afijera de la venta-
n ..a.de su amada, el oven muri:" de fr-o un 14 de febrero.
Otra de las historias a las cuales se atribuye el origen de la
celebracion esta relacionada con Cupid o a el. Eios del Anir.
Esta relata c6mo Cupido se enamora de una jo:ven prince-
sa llamada a.si.ue, Sin emni.rgo, aquel pequeio Di,:s con
su arcc y flechas que al herir despeT'aan el amor, tambl6n
tuvo que sufrir al no poder ver a los oj.os a su amnada.por que
ella era mortal y el viviria paraj eternidad, pero los dioses
se compadecieron de Psique y la hicien inmortal para que.J
asi pudiera star junto a su amado. .
"Detras de e �.14 de Febrero que celebramos c4 a.a
hubo antes wrdhistoria de muerte-y amor, afortunar
te hoy en dfa, el 14 de febrero, Dia dAmor o cora
,,,Lue..;::,,.laronmes..ms.es srmonlo ade alePri fea

















m* :- .


Para cuando este nimero de Alma Mater circle, ya estara
tendido el cable submarine de fibra 6ptica entire Venezuela
y Cuba. Representa solo la primera etapa de un reto
tecnol6gico, que comenz6 con la idea en diciembre de
2009, tendra continuidad con su puesta en funcionamiento
a mediados de julio de este 2011, y presupone complejos
desaffos, mas alli de la tecnologfa.


SLa exploraci6n se llev6 a cabo en el
Ridley Thomas, un buque dotado
con sistemas de alta tecnologra
para realizar labores de investiga-
ci6n oceanica, que tuvo entire sus
tareas definir tipo de cable, protec-
ci6n y trazado de la ruta a seguir.


E n pleno verano el cable debera es-
tar ofreciendo una mayor calidad
en los servicios cubanos de infoco-
municaciones. Significara multiplicar por
tres mil veces las velocidades actuales de
transferencia de datos, imagenes y voz,
como base del desarrollo en la era de las
Tecnologias de la Informatica y las Comu-
nicaciones (TIC) en plena Sociedad de la
Informaci6n y el Conocimiento.
Aunque la tecnologia aplicada en el
tendido y explotaci6n de cables subma-
rinos no es nueva, siempre existen retos
que asumir y complicaciones que sor-
tear.
Las particularidades del area obli-
gan a tener en cuenta corrientes
marinas, irregularidades del fondo y
puntos de cruce de las fallas tect6nicas.
Los desaffos normales asumen ataques
de tiburones y, naturalmente, la in-
tervenci6n humana -calculada en
un 20%- debido a enganches con
anclas o dispositivos de pesca de
buques e incluso arpones de subma-
rinistas. Las exigencias contempo-


raneas implican desde permisos de
gobiernos con derecho a las aguas
territoriales por donde pasa la Ifnea,
hasta la protecci6n del medio am-
biente, exigencias que siglo y medio
antes no se ten an en cuenta1.
Y por demas, Cuba es Cuba. Es una
inversion muy costosa que la necesi-
dad obliga, ante la imposibilidad de
acceder al servicio de modo mas bara-
to, si se pudiera conectar a los muchos
tendidos que pasan cerca, uno de los
cuales lo hace a solo 32 kil6metros del
litoral occidental cubano.

287,98 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINE

El cable quedara anclado por su
propio peso al fondo del < Nostrum>>, a lo largo de sus casi mil
600 kil6metros, alimentado por co-
rriente direct, en el orden de los 3 ooo
volts, lo que conlleva medidas adiciona-
les de seguridad.
Sin embargo, lo distintivo de todo
el transcurso se centra en el arribo a


Un viaje

submarino...

al ciberespacio





las costas santiagueras, al atravesar
las profundidades de la Fosa de Bar-
tlett.
Significa que un largo cabestro to-
que fondo sin torceduras, ni tensio-
nes cuando el tramo final suba a la
superficie, pues se ubica en una de
las mayores profundidades abisal del
planet, propensa ademas a terre-
motos y maremotos.
El cable de fibra 6ptica tendra una
vida util de 25 afos. Todas las caute-
las son pocas, pero con Madre Natu-
ra nunca se sabe.
iSignifica mas rapidez y conec-
tividad? Depende: sera mas rapido
conectarse pero no tan veloz como
se supone, con 640 gigabytes de ca-
pacidad. Para mayores servicios de
conexi6n precisarfamos de potentes
servidores.
La socializaci6n del servicio, segin
se ha dicho, estara mas en la optimi-
zaci6n de < cia que de la ampliaci6n de la red>>,
que va a precisar de una < banda ancha de divisas>> y no preci-
samente submarine, para mejorar la
infraestructura national.
No obstante, la nueva tirada per-
mitirra la transmisi6n de consultas
medicas, teleconferencias y cursos
de educaci6n en tiempo real, como
parte de los planes de integraci6n del
area. Y esto, desde ya, ha despertado
histeria en no pocos.
Algunos desde -y
sus conexos mentales- se pregun-
tan ipara que el cable? y Ilaman ca-
pacidad monstruosa tantos GAbytes/
seg., en una isla muy atrasada tecno-
16gicamente.
Lo cierto es que el panorama de
la red de cables submarines de fibra
6ptica esta dominado en esta par-
te del mundo por el sistema Arcos
(Americas Region Caribbean Opti-
cal-ring System), con un servicio de
ancho de banda de altfsima veloci-
dad y esta liderada por New World


Cuba tuvo su primer cable submarine -telegra'fico- a principios de
186o y mantuvo esa modalidad de comunicaciones hasta 196o. Con el tiem-
po accedio' tambie'n a hilos telef6nicos y coaxiales.
En el a'mbito nacional, tuvo cable submarine tendido por la costa sur de la Isla
que <> en Guantanamo, Santiago de Cuba, Manzanillo y Cien-
fuegos, hasta Ilegar al Surgidero de Batabano'. Luego de atravesar por el costado
oeste la planicie Habana-Matanzas, se acoplaba con la capital, con enlace hacia
Estados Unidos, a trave's de la Florida.
Por primera vez despue's de ma's de 3o a�os, Cuba volvera' a tener co-
nexion internacional por cable submarine, esta vez con la efficient y eficaz
fi bra o5ptica.















44~



















Amigo noveleta

de Raque Por Yuris N6rido


.666 - - .3 . . S. - 6 6** . 6* 36 s
. lov en el 6 6 it:a -S -. -- -I I c- - --

3 6 6. * 6e-.6 S ..6 -
. - - 6 . - . .. 0x *6*
re3 . - .6. - de . -l e.- con .... . . ..
3 - d G il e- -( 6< o-n . - 3- c - .EL CA6* *e-. .6R
666a * 6* a - 6 * . .3 -d Raquel* s . 6. .. e'.6 . S s la 66N

66 - . ** * * *6- 6- 3 .~ 3. . . - 6. ". .6 - * -I 6 -
40 *.*g 3* 6 p -6. 6- 6 * *. " 3.
6 .666~ .I-s.- . 3630 . 6 - *66(* ^ * 3*-
* *0 6.B'. - I ps. -* 8 I ...... ' .6 -
g g- , - $8~~ -K 66. - . e e. .


* - 6 36* - - de n C e g e s h . t d la maxa.
e .j 666 3m r 6 . 36 . a
y asl' y todo~~. -lo .int- .lre La prncs Tiia lo cutr *m su luar y Raqel tambe' co els








' 0 6 8 . .36666. * *
.6 o 6 . g. d S .y l . .
9 ,ncp mi...................o....6 6iga---Sebast-an.







*~ 366 * 6 .6 *0 66 . s* * *~.~ 6

6 * 6. *6* 3 3 e. 3. * . 6 . .
l ..* - -e- .6 * 6 6. - * a <


.6 3. - 30 0 3 6 6 3 * *6
* .- *~ 0 6 -.

6..63 - e6 e -6 El d l
n - ' .eat a. la .eert de * ua










3. . la. p e Tit3na. e muy 66e 3. * 6* 66
.6. 3. .3
-.e uento a 3 66e 666.6
-Pr esa -e no ~ g ha 6oid ave 6 - 66
rigurl6 3666s .6. un mi6n3 * -Seata
aiBos fflmtroiaEmigosiMdelEpfiBcipe. sBbBe un tabajo invesfigativo
niu jeenmeo ueas
aquH^fl BI^B~ffl' a siemre? -seburloffi~ffl El Shombe acedo' Srea^aienes
na-. Pues yo se'muy biK~ niH~ i en quealfT prin- cer' uvaenelapera
cipe ^^^^^^^^^ le gusaria ucho sa ocio'n -Vams a aorda una reguahas
-Te ordenBo, ^K~~i~aB�Titia uemds u uelsvneals ao arge
^^palabras -le espeto^B^ Se^^B^^^basia.elepeo doSba^^^^fl^stianmiden
^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^Bfiada palabra.^^^^^^

La princess lo miroH retadora. -Altezahablacomosi tdos qui

-Vamo^^^^Ss, Aleza no e ngar' qu fu'raosBB5misase qugj"''
sus deeos poo o naa tienn que edio e broma la prncesa itina





Sebastian hizo como si no la oyera.
-Les prohfbo a todos usar sus po-
deres, recuerden que no estamos en
nuestro mundo. Las consecuencias
podrran ser fatales.
--Usted tambien se abstendra de
usarlos? -pregunt6 Titina.
-Por supuesto. Nada de magia de
este lado del espejo. Y ahora, cada
uno para su casa.
--Cual se supone que sea nues-
tra casa? -preguntaron los cuatro
amigos.
-Ustedes vienen conmigo y Se-
bastian, total, ya son amigos de mi
abuela
-dijo Raquel.
-Y tu, querida Diana, seras mi
huesped -Dofa Barbara se inclin6
obsequiosa-, no todos los dras se
puede albergar a una princess.
--Sera ridfcula? -murmur6 Ya-
quelfn.

La abuela de Raquel prepare un
arroz con polio como para chuparse los
dedos. Los cuatro amigos dejaron los
huesos mondos y lirondos. La abuela
los estaba ensefando a jugar domino.
-No se preocupen, que aqu cabe-
mos todos -a la sefora le encan-
taba tener invitados-, pondremos
colchonetas en el piso. Sera como
una acampada.

Raquel y Sebastian apenas habfan
probado la comida. Estaban sentados
en una esquina del sal6n, uno frente al
otro, como novios antiguos. La abuela
los miraba con el rabillo del ojo.
-Lamento much haberte metido
en este lto -suspir6 Sebastian.
-Nos metimos juntos, irecuerdas?
-Raquel lo tom6 de la mano.
-Si solo pudieramos encontrar una
salida. No soportarra la idea de se-
pararme de ti.
-No tenemos que separarnos.
-Raquel, no puedo Ilevarte al Otro
lado. Los venerables magos lo prohf-


ben. Pronto cumplire 21 afos, ten-
dre que asumir la corona...
--Y que sucederra si no lo haces?
-Creo que serra un desastre. &Me
pides que renuncie a mi reino?
-No puedo pedrrtelo. Pero quizas
puedas vivir entire los dos lados del
espejo.
-Serra muy arriesgado. Los asun-
tos del reino me mantendran dema-
siado ocupado.
-Todo sera cuesti6n de acostum-
brarse.
-T6 misma terminaras por cansar-
te. No se puede ser novios today la
vida. Alguna soluci6n tendrra que
haber...
-Y la hay -el mas gordo de los
amigos, que se habra escabullido
de la mesa de juego, se les plant
delante-; solo que creo que serra
demasiado dolorosa para Raquel.

Dofa Barbara y Titina tomaban una
copa de vino.
-Extrafo a tu padre, &de verdad no
puede dar un saltico hasta aqui?
-El espejo esta roto de verdad, ies
que no lo entiendes? Nadie puede
cruzar de un lado a otro. Ni siquiera
mi padre.
--Y quien lo rompi6? iPor que lo
rompieron?
-Digamos que alguien lo rompi6
por accident -Titina sonri6 mali-
ciosa.

A Dofa Barbara no se le escape el
gesto.
-As que lo rompieron ustedes...
-Forma parte del plan.
--Y que ganan con eso?
-Tiempo.
--Tiempo para que?
-Para que Sebastian haga lo que
no deberra hacer.
--Y que se supone que no deba
hacer?
-Tener una relaci6n much mas in-
tima con Raquel.


--Te refieres a...?
-Exactamente. El dia en que Se-
bastian se acueste con Raquel, lo
habra perdido todo. Asi esta escrito.
--Y e1 lo sabe?
-Claro que lo sabe.
-Entonces es probable que no lo
haga nunca.
-Lo hara, yo lo se. Y ademas, noso-
tros lo ayudaremos.

Titina bebi6 de su copa con estudia-
da elegancia.
--Nadie te ha dicho que te pareces
a Lauren Bacall? --Dofa Barbara la
miraba extasiada.

EN EL PROXIMO CAPITULO:

Raquel ante una gran disyuntiva.
Dofia Barbara y Titina se estre-
nan como alcahuetas. Y aparece
alguien que complicara las cosas:
Alexander, el ex novio de Raquel.

Paa55 nce gg. gpnoes6
* i'enos a nusr 666eo
almaat*- ed.-g g ri..g Su












































I:,,..

r c


S.���,

So
0�


- " r


:il
!'ir

E)
ii


..
_�.&.







Full Text

PAGE 3

nuestro credo Acabo de leer un libro titulado La pasin de los poetas , reco pilacin de biografas amorosas que a la vez resulta una aprecia ble antologa potica. Su autor, el argentino George Bocannera, indaga en pasajes desconocidos de un grupo de importantes personalidades del mundo de las letras en nuestro continente, desde Pablo Neruda hasta Hctor Blomberg. En cada una de los relatos se va descubriendo la ternura que emana de la poesa, capaz de sobrepasar los lmites de la realidad y llenar los vacos de las almas agobiadas. Momentos de irresistible locura y otros de relajada tensin conducen a los lectores a un mundo donde la belleza aparece como fuente de dicha, mientras el deseo corona cada palabra. Bocannera, Premio Casa de las Amricas en 1976, comenta desde el prlogo el porqu de su seleccin : Los versos circu lan por el relato episdico, donde despuntan estilos diferentes que van de la innovacin vanguardista a la cancin popular en un amasijo de modulaciones enlazadas a la celebracin go zosa, pero tambin al sino trgico del suicidio y el asesinato, la libertad y la prisin, la soledad extrema y el donjuanismo, los amantes reales e imaginarios, las uniones speras o las pasiones plenas, el desencuentro de los viajeros y la escaramuza de las cartas, donde las lenguas se atreven a todo. En el libro aparece la ancdota de cuando Vicente Huidobro acude con una barba y un bigote falsos al encuentro secreto con su joven amada Ximena, antes de que ambos abandonaran Chile, en contra de la voluntad de la familia de la joven. Tanto es lo que Huidobro siente hacia ella que en un texto publicado en el diario La Nacin, el 2 de abril de 1926, declara que se le caen los brazos como aspas rotas sobre la tierra porque lo nico que vale en la vida es la pasin. Luego encuentro a nuestra imponderable Carilda, un ver dadero mito viviente. Y conozco entonces los sufrimientos de muchos gladiadores que se asomaron a su ventana, de su pa seo con Ernest Hemingway, de sus concepciones amorosas: El amor es un misterio. Amamos lo imposible, lo que a veces nos daa, o dejamos escapar la promesa de nuestras manos para luego vivir eternamente aorando lo perdido. Amamos sin saber por qu o a quin. La Carilda apasionada sufre, canta, escribe intensamente. As lo hacen tambin otros autores de los que tambin habla el libro, como Eliseo Diego, Gabriela Mistral o Csar Vallejo. Todos revelan los secretos de la intimidad. En su Poema para ser ledo y cantado , Vallejo dice: s que hay una persona/que me busca en su mano, da y noche, encontrndome, a cada minuto, en su calzado. Ignora que la noche est enterrada/con espuelas detrs de la cocina? Al concluir la lectura, record uno de los amores ms bellos que han existido jams y pens en que si Mella hubiera sido poe ta, cuntos versos le escribira a Tina Modotti? Cuntas his torias ocultas en la redaccin del peridico El Machete hubieran formado hoy parte del libro de Bocannera? Recientemente colocamos en nuestra pgina en Facebook fotos de ellos dos, bien juntos. Enseguida llegaron muchos co mentarios. Fue como un regalo de amor al amor. Es el mismo espritu que queremos trasladarles en esta segunda edicin de Alma Mater en su nuevo formato.

PAGE 4

Director Yoerky Snchez Cullar Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Iras Fdez-Rubio Carbonell Pavel Lpez Guerra Alexander Carcedo Realizacin Rosario Cabrales Tortosa Fotgrafo Elio Mirand Correccin Juana M. Martnez Mesa Analista Idania Licea Jimnez Secretaria de redaccin Petra Lapeira Piedra Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, Ciudad de La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu www.almamater.cu Impreso en la Federico Engels ISSN 0864-0572 Tina Modotti Raquel Parnoy reportaje p.4 Teatro Universitario de La Habana el ltimo acto? Por Narmys Cndano Garca comentario p.7 La Cuba en que vamos a vivir Por Jorge Sariol p.11 quin le pone el cascabel al ltigo? Mi socio Yampier p.14 Tina y Mella: unidos para siempre Por Reina de la C. Torres Prez p.22 De mis sinuosos amores con Rufo Caballero Carta abierta al crtico por antonomasia Por Pavel Lpez Guerra p.28 ciencia, tecnologa y sociedad Un viaje submarino... al ciberespacio Por Jorge Sariol

PAGE 5

Director Yoerky Snchez Cullar Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Iras Fdez-Rubio Carbonell Pavel Lpez Guerra Alexander Carcedo Realizacin Rosario Cabrales Tortosa Fotgrafo Elio Mirand Correccin Juana M. Martnez Mesa Analista Idania Licea Jimnez Secretaria de redaccin Petra Lapeira Piedra Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, Ciudad de La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu www.almamater.cu Impreso en la Federico Engels ISSN 0864-0572 Tina Modotti Raquel Parnoy nosotros p.8 de todo un poco p.9 La Macorina sudar la tinta p.10 comentario Convivir: p.13 el sublime arte de la tolerancia Por Dainerys Mesa Padrn fotorreportaje p.18 El habla de los jvenes p . 20 Por Max Figueroa Esteva Historia de San Valentn p.26 Por Elizabeth Bello Crece la lucha, crece la esperanza p. 24 Por Liriam Gordillo / Rodolfo Romero noveleta p.31 deporte p.30 poesa p.12

PAGE 6

4 la voz de los universitarios re por taje Por Narmys Cndano Garca Fotos : Archivo Teatro Universitario de La Habana: el ltimo acto?

PAGE 7

Alma Mater / febrero 2011 / No. 4965 Durante ese tiempo el apoyo institu cional del departamento de Extensin Universitaria perteneciente al Ministe rio de Educacin Superior contribuy al reordenamiento del grupo. Esa gestin les ofreci la posibilidad de presentar se en distintas universidades del mun do. Galicia, Bologna, Mxico fueron testigos privilegiados de la calidad del grupo. All, —comenta su actual di rector, Armando del Rosario— se apre cia verdaderamente el valor del trabajo que se hace al compararlo con otras puestas de diferente factura, incluso con mayores posibilidades econmicas y eso nos enorgulleci muchsimo.UN ESLAB”N PERDIDO Despus de 2006 esa realidad cam bi y tanto escenarios como institucio nes y alumnos han tomado una larga distancia de Teatro Universitario de La Habana. Una nueva ruptura que se produjo en esa fecha, cuando la com paa perdi su espacio por segunda vez, tras el cierre de la sala Tala. Des de entonces el grupo busca una opor tunidad de asentamiento, pero solo encuentra algunas efmeras oportu nidades. A esos momentos formi dables, pero breves, ha quedado re ducida la agenda de los muchachos de Armando del Rosario, quienes solo se presentan en los Festivales Nacionales de Artistas Aficionados y en el Festival Internacional de Teatro Universitario, un evento bienal. La respuesta ante esa situacin an se hace esperar. El departamento de Extensin Universitaria mantiene la promesa de recuperar la sala, un pro yecto que esperemos tenga una rpida puesta en marcha. Pero la soledad ha provocado ma yores estragos en Teatro Universita rio. De los que un da fueran amantes desinteresados del drama, la comedia o la tragedia, hoy quedan muy pocos. estudiante que integra el grupo en la ra 20 de mayo de 1941 y la Plaza Cadenas de la Universidad de La Habana desbordaba drama entre los espectadores ante la pues ta, en esa singular escena, de la obra Antgona . Los alumnos del seminario de Teatro impartido por el profesor Ludwig Schajowicz en esa Casa de Al tos Estudios estrenaban su trabajo de graduacin, sin sospechar que las ga nas de hacer que dej el xito de esa noche, marcaran el inicio de una gran historia para quienes hacen de ese arte, As naca Teatro Universitario de La Habana con la misin de formar gene raciones desde una cultura bien esco gida y adems nica, por ser ofrecida con amor. Desde hace ya casi 70 aos, es tradicional que esta agrupacin com parta la docencia con su vocacin por las artes escnicas, para nunca ms despojarse de los das de gloria en que transmitieron con sus cuerpos y voces el mensaje escrito por grandes autores de la Isla y el mundo. Las po sibilidades de estudiar teatro en esa poca eran pocas, razn por la que esa compaa devendra escuela para quienes deseaban unir su destino a las tablas y dar vida al artista que lleva ban dentro. A partir de ese momento, el Movimien dad cubana se puso traje de gala gracias a la seriedad y compromiso de un arte inigualable, pagado solo con aplausos. Sin embargo la luminosidad que sola dejar a su paso se ha opacado por razones de todo tipo y los universitarios de hoy le han perdido el rastro.UNA HISTORIA PARA CONTAR As comenzaba la trayectoria de Teatro Universitario, el cual se propu so sacar de los libros empolvados los clsicos del teatro universal y nacional que siempre tenan algo que ensear a quienes los disfrutaban. Ese grupo de muchachos se encarg de sembrar la moraleja de cada obra en los ratos de diversin de su pblico. En los siguientes cinco aos, se man tuvieron bajo la direccin del profesor austriaco hasta que l march a Puerto Rico y fue sustituido por Luis Alejandro Baralt. En 1959 toma las riendas de la compaa Elena de Armas, quien se empe en mantener la calidad y el buen gusto de las puestas y adems, gestion las condiciones necesarias para el montaje de las obras. Los frutos de su trabajo fueron pal pables cuando en 1961, el lder de la Revolucin, Fidel Castro, regal perso nalmente un local de ensayo y presen tacin al grupo. Una antigua agencia de automviles situada en los dominios del Hotel Habana Libre, devino sala Tes pis, espacio de creacin y encuentro entre los estudiantes-artistas y un verdadero escenario en el que se esforzaran por ser profetas en su propia tierra. Fueron aos de esplendor. Teatro espaol, italiano, cubano y de cual quier lugar del mundo, con la condicin de separar la vulgaridad de la buena cultura, enriquecieron un repertorio que, poco a poco, atrajo cientos de seguidores. Diecisiete aos ms tarde sucedera la primera interrupcin al trabajo del grupo, al verse obligado a cambiar su sede a causa de una remodelacin en el hotel, por un desvencijado recinto. Se impona entonces un reto: Teatro Universitario de La Habana deba vol ver a nacer. Gracias al mpetu de sus integrantes comenz la restauracin del nuevo espa cio, la sala Tala. Hasta el 2006 mantuvo en esa sede su bien ganado prestigio, la atencin de su pblico y de los recin lle gados a la universidad tan motivados por estudiar como por hacer teatro.

PAGE 8

6 la voz de los universitarios actualidad. Ese joven ciberntico ya ha presentado cinco monlogos, gnero asumido con calidad y acierto, aunque tambin, quizs producto de la necesi dad ante la falta de otros actores con los que dialogar. A pesar de tener que desempear se como escengrafo, diseador de su propio vestuario e incluso, como ma quillista, ese joven solo guarda para s el orgullo de pertenecer al grupo y as tener una leyenda viva donde se han formado grandes actores del pas y si depende de m, seguir toda la vida. Y es que toda la vida es una ex presin muy fuerte hoy para la compaa. Si bien es cierto que los estudiantes ya no se acercan a ella tampoco, reconoce Daimel, se ha hecho en los ltimos tiempos mucha labor de promocin o convocatorias en las facultades. A su vez, Arman do del Rosario asegura que tambin ha fallado la divulgacin tanto en la propia universidad como en los me dios de comunicacin, y coincide con Alma Mater en que, incluso a niveles ms sencillos como un cartel, es evi dente la escasa atencin para anunciar dnde estn o qu hacen. Adems otra realidad atenta contra la continuidad, y es que muchos estu diantes se han unido en sus facultades para formar pequeas compaas de teatro. As, tal parece que Teatro Uni versitario se ha diseccionado en varias partes muy difciles o casi imposibles de unir. Al respecto Del Rosario nos co menta que esos grupos muchas veces no tienen solidez para mantenerse mu cho tiempo actuando y por otro lado, carecen de los necesarios espacios para presentarse. Por qu no fusionar los entonces?, preguntamos a Daimel Izquierdo, quien respondi que es muy difcil unir distintas maneras de hacer y someterlas a un mismo director.QUE NO MUERA LA LEYENDA Cuenta Armando del Rosario que en 1958 durante una funcin en la universi dad de La zorra y las uvas , la polica batis tiana interrumpi la obra por considerarla subversiva y sus protagonistas, entre ellos, Sergio Corrieri, debieron huir. Al triunfo de la Revolucin, la funcin fue retomada justo donde qued ese da, una muestra de que el amor cultivado en Teatro Uni versitario no es solo al arte, sino tambin a la patria. Los tiempos y los estudiantes han cambiado. Luego de una extensa bs queda, esta reportera los encontr por azar con motivo del Festival Interna cional de Teatro Universitario que, por cierto, igualmente pas casi inadverti do. Ese da, su representante participa ba en el evento con el monlogo Santa Cecilia en el teatro Guiol, pero cuando escuch a dos alumnos comentar que se presentaba un grupo ah qued sorprendida y triste al saber que Teatro Universitario de La Habana ha encon trado el olvido en su propia casa. Sin embargo, no todas las espe ranzas estn perdidas. Para celebrar su cumpleaos 70 algunos antiguos actores planean reunirse para montar una obra, que presentarn en la Plaza Cadenas, hoy Ignacio Agramante, si tio ideal para los honores pues fue all donde comenz la historia de Teatro Universitario de La Habana. Su director est optimista porque ve nuevas luces para la compaa en ese proyecto. Confa en que un nuevo renacer puede llegar pronto y deja a un lado los problemas seguro de que todo tiempo futuro debe ser mejor. El buen teatro no se encuentra so lamente en las grandes salas llenas de gente sino en cualquier espacio, sin importar el tamao, donde prime el rigor artstico, la incondicionalidad a la vocacin y el respeto al pbli co. Todas esas condiciones y ms las cumple, sin dudas, Teatro Universi tario de La Habana. No dejemos en tonces que, tras ms de medio siglo, llegue a su ltimo acto.

PAGE 9

Alma Mater / febrero 2011 / No. 4967 i tenemos claro que socialismo es poner lo social primero, y capitalismo es poner primero al capital, una revolucin socialis ta no elegir el camino del slvese quien pueda. Y tal vez, en el fondo, de eso se tra te, o debiera tratarse. El planeta empez a despertar del sueo de la socialdemocracia y su es tado de bienestar, de los espejismos global y de un consumismo deliran te. Y ya no es posible desconocer la realidad. Cuba no puede darse el lujo de ignorarla. Llmense actualizacio nes, o cambios, o revolucin dentro de la revolucin, las transformaciones que andan ya haciendo caminos van a trasformar la vida nacional y la indi vidual, ms all de las opiniones de si estas son medidas y planes de urgente contingencia, si eran caminos que se debieron recorrer antes o si son pro cedimientos de la lgica dialctica: la prctica es el criterio de la verdad, dijo Lenin en su momento. Y tambin propuso hacer anlisis concretos de la situacin concreta. Se trata de no reeditar otro pero do especial en primera instancia. Se trata de avanzar, en todo caso, hacia la dignidad plena del hombre. Los cubanos que nos preciamos de te ner cultura poltica con perfil ancho y una base ideolgica estructurada, lo sabemos. Sin embargo, ms all de los que crean de si sern para mal, para bien o para mejor, es lgico que despierten muchas expectativas y genere no pocas incertidumbres. Los hay esperanzados, asustados, recelo sos; existirn los que no les importe nada y no faltar seguramente quien desee que todo vaya mal. Cada cual sabr de qu lado se pondr. La idea es que los decentes nos situemos de parte de las soluciones y no de los problemas. En todo caso, si el reordenamiento yecto de Lineamientos del Partido y no basta saberlo. Los cubanos que a lo largo de la historia tenemos fama de no saber discutir, tendramos que aprender primero a or —todos y de todo—, una leccin que en los cua dros debe ser asignatura reforzada. Esta realidad que nos est plantan do cara, reasume un reto peculiar que tiene que ver con el futuro: diferentes universitarios? Universidad diferente? Adecuar las universidades al nuevo modelo econmico que desarrolla el pas es ya un imperativo. Precisa po ner sus capacidades en funcin de resolver problemas concretos; urge poner en funcin nuevas ideas, inte reses y proyecciones; se va a necesitar de inteligencia y tambin de creativi dad, en la que todo, como principio, deber ser debatido. Es lo que se ha dado en llamar pertinencia en el mundo acadmico internacional y segn el diccionario, tiene que ver en esencia con la cualidad o circunstan cias de lo que viene a propsito o es Todo lo anterior en Cuba presupone aptitud profesional y actitud ideolgi ca. Es decir, aunque la pertinencia no excluya soar, precisa arrimarse ms a la idea de una visin equilibrada de la realidad. Y creer en los compromisos. Como la universidad es, sobre todo, los universitarios, la realidad dice que una universidad nueva precisara de univer sitarios nuevos. O tal vez sea al revs? No hace mucho fui testigo de una escena triste que quiero compartir: No, —le deca una mam a su hijo de modo imperativo— termina tu carrera primero! Despus te vas de Cuba! La vida es ms complicada Qu piensan los universitarios de hoy? Qu perspectivas individuales? Qu com promisos sociales tienen? De dnde venimos y hacia dnde vamos? La universidad, para los revolucio narios! es un concepto que a muchos les ha parecido muy estrecho. Para otros, en cambio, resulta muy grande. co men tario La Cuba en que vamos a vivir Por Jorge Sariol sariol@enet.cu

PAGE 10

8 la voz de los universitarios Puedes mandar tus curiosidades o noticias a nuestro correo: almamater@editoraabril.co.cu no sotros Como comentamos en el nme ro anterior, Alma Mater dedica y opiniones de ustedes, nuestros amigos. En esta ocasin publica mos dos mensajes recibidos en nuestra revista, desde el verde Brasil y de la central provincia de Ciego de vila. En el caso de la amiga avilea Reina Torres, su co laboracin bajo el ttulo de Tina y Mella: unidos para siempre, la pu blicamos en este mismo nmero. Oh meu Brasil, brasileiro! Soy un gran admirador de la revista Alma Mater , que me encant por la calidad de los artculos y mi sueo es tener trabajos publicados en sus p ginas. Mis textos merecen este privi legio? Un abrazo y deseos de un gran 2011 lleno de salud, suerte, alegra e inspiracin para ustedes. Saludos cordiales al pueblo de Cuba, desde o Brasil! Remisson Anicet0 (Narrador y poeta) Muito obrigado, irmao Remisson Aniceto! El colectivo de Alma Mater se alegra de tener amigos tambin en el Gigante del Sur. La revista est abier ta a las colaboraciones de todo el mun do. Solo le recordamos que nuestro pblico preferencial es universitario. Nuestros temas estn pensados en ese Desde la Universidad Mdica de Ciego de vila. Saludos, un fuerte abrazo y el deseo inmenso de que este ao 2011 sea todo lo prspero que como nacin necesita mos, y que para ustedes como equipo de trabajo, los xitos profesionales y perso nales no dejen de llover. Les escribe una admiradora y seguidora de la publica cin Alma Mater . Mi nombre es Reina de la Caridad Torres Prez. Soy profesora de Filosofa de la Universidad Mdica de Ciego de vila y jefa del departamento de Trabajo Educativo y Extensin Uni versitaria en la Facultad de Ciencias M dicas. Me gradu en la Universidad de Oriente en el curso 1996/1997, en esa carrera, pero siento que mis lazos con la FEU son perennes. De hecho todava me siento como la delegada al V Con greso de la FEU en el que particip o la vicepresidenta de la Facultad de Ciencias Sociales y Humansticas, que fui. Por esa razn les escribo y envo este trabajo. Soy de las eternas enamoradas de Julio Antonio, admiradora ferviente de Tina, e incondicional con mi tropa de univer sitarios. De hecho coordino un proyecto sociocultural comunitario que los tiene bien implicados. Pueden acceder al sitio www.haciendoalmas.cult.cu. Se llama Alborada. Presido adems la Unin de Historiadores en nuestra universidad, lo que hace que me mantenga vinculada a los estudios e investigaciones de corte histrico. Si de algo les sirve el envo, me alegrar mucho haber colaborado. Los quiere desde el corazn. Lic. Reina Torres Prez. Facultad de Ciencias Mdicas Dr. Jos Assef Yara, Ciego de vila. Profesora Reina: Nos sentimos muy halagados por su correspondencia y conexin con la FEU y sus estudiantes. Agradecidos por su colaboracin. Ya ver que nos interes. Nos mantenemos en contacto. Colectivo de Alma Mater .

PAGE 11

Alma Mater / febrero 2011 / No. 4969 o hay una chofer (con cualquier placa o modelo de vehculo au tomotor), capaz de evadir los estudiados y aprehendidos insultos ante ciertas o fantasmas, graves o inofensi vas infracciones del trnsito. Si en pleno siglo XXI el ataque a las fminas en las carreteras (con tal de no caer en otros planos) resulta brutal, cmo sera entonces con la primera mujer tras el volante? QU QUIN FUE?! Figura en determinados testimonios de la poca que su nombre fue Mara Constancia Caraza Valds, y que naci en 1892, en el poblado de Guanajay, antes provincia de Pinar del Ro. Luego se hara llamar Mara Calvo Nodarse, y ms tarde, por azares de la vida, ad quirira el apodo de La Macorina, con el cual ha pasado a la historia. Muy joven se traslad a la capital con su primer amante, a quien renun ci tras la miseria reinante en el cuarto donde vivan. Se convirti entonces en una mujer dedicada al negocio del La Macorina no es un personaje de leyenda. Naci y muri en Cuba. Se llam Mara Calvo Nodarse y fue la primera mujer en manejar un automvil y poseer licencia de conduccin en la Isla. amor. No es que dejara de ser una prostituta, sino que solo aceptaba a hombres de posicin y con un respaldo econmico considerable. polticas y de la alta sociedad. Asimis mo, lleg a poseer cuatro lujosas casas, como propietaria, adems, de nueve automviles. Sobre esta pasin suya por los au la primera mujer cubana que condu jo uno, y que obtuvo el permiso para hacerlo. Tambin es vlido resaltar su preferencia por los modelos europeos, y que, segn las crnicas, sola pasear por La Habana manejando un Ford des capotable, de color rojo. Por su avanzado comportamiento en los inicios del siglo XX, su postu ra libertina, adems de su belleza y peculiar elegancia, La Macorina ma terializ admiracin y fantasa para hombres, y odio y desprecio para muchas fminas. Por otra parte, inspir a varios ar tistas en creaciones que llevan su nombre, o hacen alusin directa a su persona. Est la cancin interpretada y dada a conocer por Chavela Vargas, la pintura de Cundo Bermdez o el son cantado por Abelardo Barroso: Ponme la mano aqu, Macorina. de todo un poco Por Sofa D. Iglesias Foto : Archivo Con el pie en el acelerador La Macorina La Macorina muri en 1977, en La Habana. Ponme la mano aqu, pon, pon, pon Yo conozco una vecina que me tiene alborotao me enter que en los saraos le llaman La Macorina. Ponme la mano aqu, Macorina. Que me muero, Macorina. Ponme la mano aqu, Macorina. Que estoy loco, Macorina...

PAGE 12

10 la voz de los universitarios Por Yuris Nrido unque un profesor de Periodismo me ha criticado cuando escribo algo relacionado con las perso nas que me rodean, en esta ocasin me voy a permitir contarles de alguien muy peculiar que conoc mientras estudiaba en la universidad. Ms que una persona, Yampier es un personaje de quien ine vitablemente se habla, para bien o para mal. l no fue inscrito con su nombre ori ginal: Jean Pierre, sino de la forma pe culiar que lo asumieron los compaeros responsables en el reparto de Pogolotti. Fue as que Yampier pas del capitalino municipio de Marianao al por-poco-nocapitalino reparto de Alamar. Creci, ma dur y un feliz da de septiembre —an algunos no se explican cmo empez a estudiar Periodismo en la universidad. Y all comienza esta historia. Yo entr en la facultad cuando Yampier llevaba un ao. Hoy soy graduado y l si gue all. Algunos pensaron que formaba parte de un supuesto Plan de estudio Y (nuevo plan del MES en el cual puedes pasar la carrera en 10 aos mientras par cumbancha y hasta etctera, que se con voque en los recintos universitarios o en sus alrededores). Su manera peculiar de vestir y su modo de expresarse (mezcla de intelec tual y reguetonero) le dieron enseguida gran popularidad. Siempre escapado de El bal de los recuerdos sudar la tinta onversando con mi amigo Maykel Gonzlez Vivero, con quien comparto cierta obse sin por el pasado, record una his toria de mi niez. Un da en que es taba particularmente aburrido, pues haba estado lloviendo desde por la maana, mi abuela me permiti por olvidado en un rincn de la casita de desahogo. Se lo haba pedido muchas veces, pero ella siempre encontraba un pretexto para aplazarlo. Ese da me llev hasta all y me dijo: ah lo nico que encontrars son cosas viejas; si te encuentras algo que te guste, te lo puedes llevar a tu casa. Papeles y ms papeles, ese era casi todo el contenido del bal. Do cumentos aosos y apolillados; ttu los de propiedad de artefactos que haca rato haban dejado de existir; invitaciones a bodas, quince y bau tizos; diplomas y comprobantes de trabajo voluntario a nombre de mi to momento no supe valorar, pues nio ms espectaculares. Pero no crean que me fui sin botn: entre papel y papel descubr una pe quea copa de cristal, elptica. Pens que sera la nica superviviente de un licores, pero mi abuela me explic que en realidad tena una funcin te raputica: se llenaba de cierto lqui do medicinal y se pona sobre el ojo enfermo, de ah su peculiar forma. De todos modos me llev la copita, y la tuve hasta que se me rompi un da. Me fui a mi casa con varios cachi vaches ms, pero ninguno compiti nunca con el autntico descubri miento de esa tarde: una pluma esti ba que mojar en tinta. Ni mi abuela se acordaba de que exista, no saba a quin haba pertenecido. Como no tena tinta, tuve que conformarme con exprimir ciertas frutillas de color azul intenso y fabricarlade manera artesanal. Mi padre, que nunca ha sido in mune a mis ocurrencias, termin por traerme tinta de verdad. Y ese fue el pues adems de escribir, empec a mancharlo todo: ropa, manteles, pauelos Por suerte para ella, una vecina me pidi un da la pluma, para ensersela a sus amigas. Y estas son las santas horas en que no me la ha devuelto. Busqu y rebusqu en el bal de mi abuela, con la disparatada esperanza de que hubiera otra pluma semejante, pero lo ms parecido que encontr fue un lpiz de carpintero, que ni siquiera me pude llevar porque a mi abuelo le haca falta.

PAGE 13

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 11 l en ningn campismo de Madrid, pero todo parece indicar que fue cierto. Teniendo en cuenta los ltimos acontecimientos y con ins tinto previsor muy fuerte, me aventuro a escribir estas lneas para ser el primer periodista que le dedique un espacio a tan singular personaje. Recientemente supe que la NASA organiza una expedicin a otros planetas en la que irn representantes de todos los pa ses. Adivinen quin ya dijo estar entre los elegidos? Como yo s que l se cuela por el ojo de una aguja, quiero tener la primicia periodstica. As, si de aqu a unos aos, llega a nuestro planeta la primera delegacin de extraterrestres y por casuali dad vienen tomando ron y bailando regaetn, sabremos quin fue el mximo responsable. quin le pone el cascabel al ltigo? Mi socio Yampier Por Nemo Ilustraciones : Yuset Sama los turnos de clases; durante algn tiempo era algo comn verlo sentado a la puerta de la facultad, saludando a todos y haciendo guara con los que recin empezaban primer ao. As transit de grupo en grupo hasta su ms reciente incorporacin al pi quete Prtete. Durante los cursos, protagoniz diferentes hazaas: como tener solo cuatro asistencias en un semestre a los turnos de PPD, estar durante diez das consecutivos bebiendo ron en una expe dicin al Pico Turquino, colarse en todos los eventos internacio nales que se dieran en la UH y enamorar a cuanta estudiante extranjera pasara por ellos. Su popularidad como reponsable de recreacin se extendi a otras facultades, cuando organiz las algunos comentan que tuvo algo que ver con el concierto del Capri de Insurrecto, Baby Lores y el Chacal). Entre sus mentiras ms increbles, estuvo aquel tiempo en que tena un celular sin lnea y programaba la alarma para si mular conversaciones en el aula y aparentar ser un miki de hermanas trillizas —en momentos diferentes, por supuesto— y por no haberse cuidado haban quedado embarazadas las tres! Aquellas primeras fabulaciones fueron fcilmente desacredita das, no obstante, poco a poco las cosas se fueron complicando. Un da lleg diciendo que necesitaba comprar unas gomas de carro (era su forma discreta y para nada ostentadora de de cir que se iba a comprar un auto). Al principio nadie le crey, pero despus hubo dos o tres personas que vieron el dichoso automvil. Tambin le dio por hacerse santo y solo cuando se apareci vestido de blanco logr convencer a los ms incr dulos. Por ltimo, se perdi durante estas ltimas vacaciones y apareci, en septiembre, diciendo que haba estado de gira por Europa. Para callar la boca de los que no daban crdito a sus palabras, public las fotos en Facebook. Montaje o realidad? An no se sabe, porque ninguno de sus compaeros de aula se cruz con

PAGE 14

12 la voz de los universitarios Ilustracin : Hanna Chomenko poesa Ania Brito Martnez (La Habana,1967), ha recibido numerosas menciones y primeros lugares en diver sos concursos. En 2006 la Editorial Unicornio publi c su libro Las pieles y otras Mscaras . Esta poetisa cuenta con una veintena de obras inditas. DORMIDA EN SU CUERPO DE NIA AL GABO-Gabriel Garca Mrquez Fluye un pjaro antiguo y tauromquico al besar la ltima huella que hace el tiempo Su clera de polvos rados no vestir la cama desierta de las Putas entristecidas. Una petunia describe /lo ms tierno/ Nace en un cuerpo virgen de un cuerpo nio la belleza.SACIEDADES Cuerpo que deambulas huyes donde la mente necesita la inocencia ese rgano adherido al fro y a la vehemencia aquella extensin del sol del mar confusamente amanecindome.

PAGE 15

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 13 l arca de No, protagonista de una conocida historia bbli ca, fue albergue de parejas de cuanta especie viva habitaba la Tierra durante el diluvio. Se cuenta adems, result la salvacin de quienes, tras la catstrofe, poblaron de nuevo el pla neta. Pero, cmo transcurri el tiempo en el cual coexistieron juntitos en la embarcacin? Sobre tales momentos no se re cogen datos. Sin embargo, la idea del hacinamiento y la pluralidad entre los mismos metros cuadrados, hace la comparacin. Trasladada a estos tiempos, la situa cin del arca cobra vida en la sociedad, cuando un sinfn de dos, de todos los sexos, edades y hasta especies, llenan similares y comunes espacios maa nas, tardes y noches. Por supuesto que el problema de la vivienda est explcito en estas lneas. Mas, esta vez no lo haremos centro. Nos iremos mejor por uno de los cami nos ms andados y desandados por l: la convivencia. Como en ningn otro escenario, en la mayora de los hogares cubanos est siendo masivo hoy el colapso interge neracional. Una lucha de contrarios en la cual cada parte intenta, por todos los medios, plantar bandera en tierra y de clarar suyo el territorio. Por desgracia, el respeto a la indi vidualidad, la privacidad, y al esfuerzo ajeno, se han vuelto ms elsticos y tristeza, el dolor de cabeza, el estudio de otros, si alguien quiere or msica a todo volumen. Y agrego que este fen meno de ruido no solo ocurre dentro de los lmites de un hogar; se esparce y crece a tal punto, que de una esqui na a otra de una cuadra molestan los decibeles. Algunos de los enlaces comprendidos en el vocablo convivir, amn de la coexis tencia, son: entenderse, comprenderse, simpatizar, comunicarse Le parece una parodia?! Es la realidad literal, aunque su ex periencia le haya demostrado que ni la convivencia ms breve, la del traslado en el transporte pblico, resulta ciento Imagnense en casas o apartamen tos donde se encuentran abuelos, pa dres, hijos, nietos, hermanos, cuados, sobrinos, perros, gatos, y siga usted con lo que le toque! Las familias se van desglosando, ra a sus propios cros; crecen, se divorcian, vuelven a casar, y siguen en la casa de los padres. Resistencia al cambio constituye la mxima de los mayores. Indolencia e intolerancia viene siendo como la con signa de los jvenes, y los medio tiem po, quedan para las negociaciones. Cuando la obstinacin se apropia de las partes se abre el caos, o la guerra fra. Comunicacin deviene entonces ac cin clave en tales casos. Reparticin de las tareas. Reconocimiento y asi milacin de los gustos de otros y esta blecimiento de reglas de cohabitacin, grupo familiar. No obstante la catarsis, existen ejem plos felices, que si bien los panes y los cuartos son pocos, se respeta y conside ra a los dems como seres diversos. Deben ser estos ncleos en los cua les, segn expertos en el tema, con redes, se plante el amor. Convivir: el sublime arte de la tolerancia Por Dainerys Mesa Padrn co men tario

PAGE 16

14 la voz de los universitarios Tina y Mella: unidos para siempre s escriba el joven Julio Antonio Mella, el 11 de septiembre de 1928, desde Veracruz, conmo cionado por la separacin moment nea. En Ciudad Mxico haba quedado una mujer que colmaba su pensamien to y que haca que padeciera el inmen so delirio de amarla. Padecer, s, porque ella, convencida tambin de haber en contrado en el cubano, el gran amor de su vida, le haba pedido tiempo para solucionar su situacin, porque has ta el momento en que Mella irrumpi en su historia personal, se encontraba comprometida sentimentalmente con el mexicano Xavier Guerrero. Tina se convertira en la compaera de los ltimos cuatro meses de exis tencia del fundador de la Federacin Estudiantil Universitaria y el Primer Partido Comunista de Cuba y en la ms grande de sus pasiones, privile gios que no cualquier mujer merece ra. Esos mritos solo podra lograrlo alguien como ella: una mujer liberada de su tiempo.TAN LEJOS Y TAN CERCA Asunta Adelaida Luigia Modotti, o simplemente Tina, nace en las afueras de Udine, al norte de Italia, el 16 de agosto de 1896. Tuvo una infancia de la que no se conoce mucho. Quizs lo ms difundido sea el hecho de que con solo doce aos era ya obrera de una fbrica textil, y su salario el nico sus tento familiar. Con diecisiete aos emigra a los Es tados Unidos, siguiendo los pasos del cialista, y de su hermana Mercedes. En el imponente pas sufre en carne propia la discriminacin y la explotacin. La bora como empleada en una fbrica de seda (1913-1914). Un tiempo despus fue contratada para trabajar en una casa de modas y ms tarde como modelo. Actu, junto a su padre, en los teatros obreros y se convirti en una muchacha querida y popular entre los emigrados italianos 2 . Son los primeros pasos en el mundo del arte. Por Reina de la C. Torres Prez Fotos : Archivo Ma cara Tinssima : Puede ser que para ti fuera una imprudencia el telegrama, pues ests acostumbrada a llenarte de asombro por todo lo que hay entre noso tros. Como si fuera el crimen ms grande el que cometemos al amar nos. Sin embargo, nada ms justo, natural y necesario para nuestras vidas Creo que voy a perder la razn. He pensado con demasiado dolor en estos das y hoy tengo todava abiertas las heridas que me ha producido esta separacin, la ms dolorosa de mi vida 1 1 Adys Cupull y Froiln Gonzlez. Hasta que llegue el tiempo , p.232. Editora Poltica, La Habana, 1999 2 Adys Cupull y Froiln Gonzlez. Julio A. Mella en medio del fuego : un asesi nato en Mxico, p.107. Casa Editora Abril, La Habana, 2006 3 Miriam Anczar. Tal vez tu corazn oye crecer la rosa. Revista Somos Jve nes, p.19.Marzo 2004 4 Ibidem, p. 21. 5 Erasmo Dumpierre. Julio A.Mella . Biogra fa , p.102. Editorial de Ciencias Socia les. Ciudad de La Habana. 1995

PAGE 17

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 15 en una manifestacin en conmemora cin de la injusta ejecucin de Sacco y Vanzetti * . Compartiran en mtines, pro testas populares, y tambin el trabajo en El Machete. Fue all donde realmente se descubrieron. Mella era ya todo un lder, no solo es tudiantil, como reiteradamente se le ca a partir de la lucha por el derrocamiento del desgobierno de Gerardo Machado, haban alcanzado una dimensin su perior. Martiano, marxista-leninista, y Hollywood se convierte en pgina del cine silente. Su tipo latino era apa rente para el mercado. Pero Tina era ms que eso. Tiene la oportunidad de acercarse al arte verdadero, primero de la mano del poeta y pintor francocanadiense Roubaix de LAbrie Richey, Robo, su primer esposo (1917), de quien haba sido modelo, y despus de la mano del fotgrafo norteamericano Edward Weston, para quien tambin trabaj como modelo, convirtindose adems en discpula. La deslumbra la efervescencia cul tural en Amrica. Mxico, pas al que Robo consideraba el paraso de ar tistas, la seduce. All muere en 1922 aquel muchacho de ojos oscureci dos por los sueos, como ella misma lo describiera 3 . vida de conocimien to y con un talento natural envidiable se interna cada vez ms en el mundo de la cultura. As establece relacin ra, David Siqueiros, Frida Khalo, Juan Clemente Orozco y Xavier Guerrero, a quien ya haba conocido en una expo sicin en California. Ms cercana a Weston recorre la patria de Jurez, se impregna del con sinos a los que toma instantneas. Su matrimonio con Xavier Guerrero, quien adems de pintor era un desta cado militante del Partido Comunista te en el camino de la lucha proletaria. Guerrero marcha en 1927 a Mosc, a la Escuela Lenin, del PCUS. Tina se propuso esperarlo, mantuvo la comu nicacin a pesar de la distancia. Pas un ao quizs. Aparece entonces, su ms grande amor: Mella 4 . profundamente antimperialista, llega a Mxico para continuar su carrera de revolucionario. Es precisamente en el ao 1926 que ingresa en el Partido Comunista Mexi cano, para en esta tierra proseguir su batallar. Los mexicanos lo eligen para que asista en febrero de 1927 al Congreso Mundial contra la opresin colonial y el imperialismo, celebrado en Bruselas, Blgica. Mella da discursos, escribe y publica artculos en peridicos como El Machete, rgano del partido al que perteneca, utilizando los seu * Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti: italianos anarquistas, que fueron acusados de dos asesinatos durante un robo mi llonario en 1920. El crimen fue usado contra los dos inmigrantes italianos, a quienes se les responsabiliz solo porque eran radicales y extranjeros en un pas que viva en medio de una ola de represin contra los rojos. Son condenados a la silla elctrica en Boston, Estados Unidos, el 23 de agosto de 1927

PAGE 18

16 la voz de los universitarios dnimos de Cuauhtemoc Zapata y KIM (abreviatu ra de la Internacional Juvenil Comunista, en idioma ruso) 6 . Mella tambin organiza en suelo mexicano la ANERC (Asociacin Nacional de Emigrados Revolu cionarios de Cuba), que contara con delegaciones en Pars, Nueva York, Madrid y Bogot. La Delega cin Central se hallaba en Ciudad Mxico y era aqu donde se editaba su rgano mensual Cuba Libre. Su objetivo: unir en una sola organizacin a todos los que haban tenido que salir de Cuba perseguidos por la reaccin machadista. Es conmovedora la historia de esta vida tan breve, tan dinmica, tan combativa y tan profunda, sealara el Comandante en Jefe Fidel Castro, cuando se conmemoraron 50 aos de la fundacin del primer partido comunista marxistaleninista de Cuba. Fue de aquel torrente con cuerpo de hombre, del que se enamor la fotgrafa italiana. Fueron ambos comunistas los protagonistas de una leyenda de amor, digna de evocar, justo cuando nos tiemble la voz ante el ser querido, para como Mella, vencer la timidez y para como Tina, entregarnos sin precon ceptos ni condiciones.COMO ALGO DEFINITIVO En Tina Modotti, Julio Antonio Mella encontr no solo la belleza y la sensualidad de una mujer. Con ella estableci el intercambio espiritual. Entre ellos res con los mismos sueos, esperanzas, anhelos y con la misma fuerza telrica para amar. En entrevista concedida a la periodista Alina Pe rera, la escritora argentina Raquel Tibol, respecto a esta relacin amorosa, destaca: [..] l es un tra bajador poltico. Escribe maana, tarde y noche, y cuando se va a vivir con Tina Modotti ambos se complementan: ella le da tranquilidad para poder escribir, l ya viene de un matrimonio deshecho [] Entre ellos hubo identificacin, que es distin to a una influencia, porque los dos venan de una militancia. Tina vena de la clase obrera, haba sido obrera desde nia. Mella, comparado con los or genes de Tina, vena como quien dice de una cuna ms confortable. Ah hubo un entendimiento entre dos seres de gran refinamiento espiritual [] 7 Tina lo enriqueci, propicindole andar por el mundo del arte, del gusto y la visin esttica. Me lla escribira no solo crnicas de naturaleza poltica, sino tambin valoraciones de cine, como lo hizo al

PAGE 19

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 17 comentar la pelcula Octubre de Serguei Eisenstein, o el poema La Zafra, del cubano Agustn Acosta 8 . Junto a l, ella ampliara su pupila, y se adentrara en las miserias y en los detalles de la sociedad donde compartan la vida.MELLA EN S U P U PILA Nadie como Tina para perpetuar la imagen de Julio, como le sola decir en la intimidad. Ah estn las fotos que le tom, para atestiguarlo. Nadie como Mella la describi, sobre todo aque lla espalda con aquel pelo negro, suel to como una bandera. Iban del brazo cuando las balas ase sinas enviadas por Machado dieron en el blanco. El joven lo haba vaticinado antes de salir de Cuba: No le tengo ni un pice de miedo a la muerte, lo nico que siento es que me van a ase sinar por la espalda 9 . Estaban en Mxico, era el 10 de enero de 1929. Las ltimas pala bras del amante insustituible fueron Muero por la RevolucinTina, me muero. Cunto dolor, cunta an gustia. No te vas a morir, ests muy joven, dira ella, incrdula ante tanta injusticia. Precisamente a ella, la que ms lo am y a la que ms am, la in tentaron acusar de cmplice del ase sinato, pretendiendo que pasara por crimen pasional. Al no poder ser pro bada la injuria, es declarada inocente, pero desde haca tres aos tena un expediente abierto como comunista peligrosa. Otra patraa concertada por la derecha logr que fuera expul sada de Mxico en 1930, y tiene que refugiarse en Europa. Pero en la Mo dotti nada cambia. Es la Mara de la Guerra Civil Espaola, de la Cruz Roja y las Brigadas Internacionales. La que conoce campos de concentracin en Francia; la del exilio casi clandestino Es la misma que al regresar como asi lada a Mxico en 1939, contina bajo el nombre de Carmen Ruiz su activi dad poltica en la Alianza Antifascista Giuseppe Garibaldi, recuperando su identidad un ao despus, gracias a la anulacin de la expulsin por el gobierno de Lzaro Crdenas. En Tina nada cambi, o quizs algo: su estado de salud. Sin em bargo su esencia permanece in variable, y tambin el amor por Mella, perdurable, sostenido en el recuerdo. Est en Mxico, y es ene ro otra vez. Da 5 de 1942. A solo cinco das de cumplirse trece aos del asesinato de Mella, el corazn de Tina Modotti, deja de latir. En la novela Tinsima , la narrado ra y periodista mexicana Elena Po niatowska recrea lo que tal vez fue la ltima escena en la vida de esta mujer, declarada con todo acierto, un verdadero poema de amor y de combate. En el taxi, Tina sinti que ondea ba como ro. A lo mejor morir es sepa rarse de todo con facilidad, dejarse ir, curso desconocido hacia un destino tambin desconocido. El cuerpo de Julio, embarcacin sobre el agua, vino hacia ella. Julio, no mueras, te amo tanto. Su sexo anticipaba a Julio, Julio y el mar que a ella la envolva desde entonces. Era bueno irse as [] No duele morir [] 10 Lo real es que en su cartera en contraron una foto de Mella, y que su cuerpo menudo, dicen que ms joven que su rostro, fue depositado en la misma losa, donde en 1929 estuvo el cuerpo sin vida de Julio Antonio, en el hospital de la Cruz Roja. Mxico, enero, la vida, los ideales, la pasin, la muerte. Todo los une para siempre, tal y como ese hom bre maravilloso le haba pedido: dame algo cierto, algo que no sea humo. 6 Adys Cupull y Froiln Gonzlez. Hasta que llegue el tiempo , p.29. Editora Poltica, La Habana. 1999 7 Alina Perera. Buscndote Julio , p.18. Casa Editora Abril. La Habana.2008 8 Mercedes Santos Moray. De amor y fuego , p.69.Editorial Gente Nueva, La Habana. 2003 9 m Teodosio Montalbn Mugica, miembro del Directorio Estudiantil Universitario. 10 Elena Poniatowska. Tinsima , p.588. Fondo Editorial Casa de las Amri cas. 2006

PAGE 20

18 la voz de los universitarios Texto y fotos : Escael Marrero fotorreportaje Un pequeo homenaje a esos gi gantes que rodean nuestras vidas. Cuntas veces hemos descansado a su sombra o araado sus cortezas en bus ca de perpetuar nuestra memoria. Pero nunca o casi nunca nos detenemos a contemplarlos, a admirar su fuerza, esa que proporciona la juventud, ni siquiera les compadecemos cuando decaen sus hojas debido al cansancio de los aos. Son tan comunes en nuestras vidas que quizs por eso no los vemos. Sin embargo, portan una belleza nica, muchas veces inatrapable. RBOLES rboles! cadas del azul? Qu terribles guerreros os lanzaron? Han sido las estrellas? Vuestras msicas vienen del alma de los pjaros, de los ojos de Dios, de la pasin perfecta. rboles! Conocern vuestras races toscas mi corazn en tierra? FEDERICO GARCA LORCA

PAGE 21

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 19

PAGE 22

20 la voz de los universitarios El habla de los jvenes Por Max Figueroa Esteva Fotos : Archivo olo en cierto sentido, ms bien piensan que en nuestro pas, y particularmente entre nuestros jve nes, existe cierta insensibilidad o des inters por el lenguaje, por el cultivo de la expresin lingstica, en agudo con traste con la preocupacin e insistencia de cuadros docentes y profesionales de la educacin de todos los niveles y trabaja dores del arte, la cultura y las ciencias en general. No hay, no puede haber un solo pas en el mundo entero, much simo menos la Cuba revolucionaria de nuestros das, en que pueda encontrar se tal insensibilidad. Lo que en realidad ocurre es bastan te complejo. Se trata de la existencia, entre amplios sectores de la juventud (y no solo de ellos) de actitudes so cialmente incorrectas, con respecto al uso del lenguaje. La vulgaridad, la cha bacanera, el desparpajo lingstico, que no cuesta tanto trabajo encontrar apenas salimos a la calle o asistimos a un lugar pblico, lejos de revelar in sensibilidad o desinters lingstico, constituyen una clara muestra de una actitud premeditada, enderezada explicar a partir del reconocimiento de una elevada sensibilidad lingstica. El miembro de un grupo social cualquie ra (Medio fabril, estudiantil, etc.) sabe instintivamente que debe observar, respetar y manipular adecuadamente las normas o convenciones de con ducta prevalecientes en l; entre dichas normas, las lingsticas ocupan un lugar preeminente. Las manifestacio nes lingsticas (entonacin, volumen, timbre, pronunciacin, eleccin de vocabulario y de tipos de construccio nes morfosintcticas), no menos que el modo de gesticular, andar, vestir se, peinarse, etc., sean rigurosamente controladas por el grupo; la trasgresin es severamente castigada; esto lo sabe cualquier muchacho de secundaria que intente esforzarse por pronunciar las eses que normalmente se aspiran entre nosotros o que se empee en evitar las vulgaridades y en recurrir a un lengua je literario o selecto. El grupo reacciona de inmediato frente a tales violaciones mediante el rechazo y el aislamiento, as como recurriendo a la burla y aun al escarnio ms destempla do, segn la magnitud o gravedad de la trasgresin. Y esto lo sabemos todos, por experiencia propia y repeti da, como sabemos que los diferentes medios sociales en que nos movemos, los diferentes grupos sociales en que participamos, exigen de nosotros di ferencias de conducta general y, por ende, diferencias tambin de conducta lingstica. La existencia de tales normas de conducta, lingstica y de otro tipo, obedece a la regularidad social inexo rable y nada tiene, en s, de alarmante o de lamentable; sin ellas, no podra siquiera hablarse de vida social. Aho ra bien: hay normas y normas, convenciones positivas y convenciones negativas. Y por qu no, hay actitudes progresistas y actitudes francamente reaccionarias y deleznables; y el terre no lingstico no constituye en modo alguno una excepcin. Quienes se alar man y asumen una actitud crtica ante ciertas manifestaciones de los jvenes, o en general entre nuestros conciu dadanos, oponen invariablemente un tipo de convencionalidad a otro. Y esto debe quedar bien claro: no se trata de un problema de sensibilidad versus ausencia de ella, de inters versus des Con estas pginas Alma Mater rinde homenaje al prestigioso profesor de la Universidad de La Habana e investigador del Instituto de Literatura y Lingstica: Max Figueroa Esteva (1942-2009), quien quedar como uno de los ms altos exponentes de la lingstica terica del siglo XX cubano.

PAGE 23

inters por el lenguaje; se trata de un problema de diferencias, a veces pro fundas y serias, de actitud —lings tica y social, la primera condicionada por la segunda— ante los ms varia dos fenmenos de la vida cotidiana. Y esta problemtica, por consiguiente, nos interesa vitalmente a todos. La lengua es patrimonio de toda la sociedad, que no puede prescindir de ella. Lejos de ser indiferente o insen sible a la estructura de la sociedad y a los cambios que en ella ocurren, no podemos, sin embargo, adscribirla a la supraestructura social ni a una cla social por excelencia, a todos sirve y de todos se nutre. Sistema complejo— sistema de sistemas—, la lengua est organizada en diferentes niveles de estructura (fonolgico, morfolgico, lexical, sintctico) y en distintos planos (semntico o del contenido y fontico o de la expresin), y cuenta adems con una rica gama de diferenciaciones esti lsticas: segn el tema de que vayamos a tratar, los interlocutores a quienes va dirigido nuestro discurso, el medio (oral o escrito) de que nos valgamos para la comunicacin lingstica, la in tencin marcadamente esttica de ese discurso o la ausencia de tal intencin, etc., nos hallaremos en presencia de diferentes estilos funcionales. La cultu ra lingstica consiste, esencialmente, en el dominio de las reglas y normas de la lengua, el conocimiento y manejo acertado de un vocabulario amplio y la mayor familiarizacin posible con los distintos estilos funcionales (coloquial, profesional, esttico, etc.); en este sen tido, se ha hecho bastante en la Cuba revolucionaria, pero, es muchsimo lo que nos falta por hacer.[...]

PAGE 24

22 la voz de los universitarios De mis sinuosos amores con Rufo Caballero Carta abierta al crtico por antonomasia Por Pavel Lpez Guerra Fotos : Archivo as palabras que preceden estas y escabrosa confesin, repen tino e imprevisto acto de sinceridad, esa que, segn el ttulo de uno de los textos iniciticos en la carrera editorial de Rufo, suele ser irremediablemente escandalosa. escritos, el cual me devel al intelec tual joven hace varios aos en la revista cubana Unin. Pongamos las cartas sobre la mesa: Yo no conoc al ilustre Caballero. Sin embargo, por alguna extraa ra zn, desde mi etapa universitaria y en mi an corta carrera profesional, no son pocos los colegas cercanos que aluden a Rufo en mi presencia bautizndolo como tu amiguito. En el gesto laten las claves que de subyuga y, por supuesto, de este hu milde subyugado. Primeramente, no recuerdo una sola conversacin sobre cine (esa obsesin compartida por ambos), donde Rufo y sus libros no salieran prestos a tomar la palabra, o donde, al menos, sus he rramientas para el desmontaje meti culoso del discurso flmico, no fuesen usurpadas (ms bien arrebatadas) sin piedad. En segundo lugar, el alcance y tono con que es evocada nuestra virtual fra ternidad avisa sobre lo incmodo que resultaba Rufo para la gente. Ah late otra de las paradojas de su existencia: Por ms que se empe en cultivar el debate, en la escucha (y confronta cin) del criterio ajeno, en no recluir se dentro de la peligrosa morada que constituy su recia erudicin, la verdad es que casi siempre fue visto como el ojo severo que evala y castiga desde las alturas. Entretanto, la imagen que me llevo de Rufo es la de un hombre atrinche rado. Atrincherado en la defensa del ejercicio libre y pleno del criterio, en una poca adiestrada particularmente para el dogmatismo, la fe ciega en las verdades absolutas y la intolerancia ante todo lo que no se ajuste a la nor ma establecida. No se me ocurre una trinchera ms digna para un verdadero revolucionario que esta de Rufo. Qu peligros podran haber en ella? No s si alguien se atreva a recono cerlo justo ahora, pero si hay una pala prendido. La necesidad de exponer todo el tiempo sus razones frente a los de ms as lo atestigua. Razones frente al cuestionamiento a uno de sus recurrentes objetos de estudio, el posmodernismo, increble mente an visto por algunos como amenaza, artilugio terico del enemi go; o a su estilo escritural, lo mismo atacado por hermtico e incom prensible, que por kitsch, ele mental y megalomanaco. El Rufo termin presenciando, en pleno siglo XXI, hasta el enjuiciamien to por la profesin escogida, desde argumentos escolares, como aquel aejo que cataloga la crtica de ejer de los artistas frustrados. La polmica fue su sombra, pues apasionamiento no le falt en ninguna de sus intervenciones. Tambin fue el Caballete vehe mente e irreductible frente al hecho artstico que lo conmova, as como implacable frente a la mediocridad creativa y humana. No obstante, la bsqueda del equilibrio justo entre razn e invo lucramiento autoral, entre mente y corazn, constituy su brjula. De ninguna de ellas perjur, pues saba del espejismo de la

PAGE 25

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 23 dad negada. Rufo no quera mentir. Mas, justo por tal motivo, su obra rebas el alcance de una mera crtica acadmica. Las confesiones privadas, accesos poticos, criollsimo humor, destilados entre lneas, lograron que sus textos trascendieran lo ensaystico para ma nifestarse como instancias testimo niales, emotivas, catrticas, acerca de su poca, el arte, la vida y, sobre todo, su Isla, a la cual veneraba, a la que no renunci bajo ninguna adversa cir cunstancia. Rufo estaba en todo lo que escriba y es por eso que duele tanto su par tida, como la de algo conocido y en traable, como la de todo lo que nos pertenece. Momentos difciles tuvo por mon tones, pero de la mayora sali airoso; de otros, la historia se encarg de ab solverlo a corto plazo, sin que tuvieran que pasar dcadas para ello. Esquivaba las lanzas que le llegaban al pecho con la elegancia del Caballe ro, dando pruebas de una descomunal tica humana y profesional. Pero, qu ms da. Los enemigos no dejaban de lloverle. An con tales previsiones el da de su deceso me sorprend al leer in formaciones fras y desconcertantes (incluso de colegas aptsimos) con imgenes de un Rufo de rostro severo (el que no fue), olvidando sus textos ms trascendentales y enjundiosos. En ellas, adems, brillaban por su ausen ra: intelectual, cubano, revolucionario, CREADOR. Otros en cambio, por suerte la ma yora, no olvidaron su Sedicin en la pasarela , obra medular y tesis para el grado de Doctor en Ciencias sobre el Arte, o su Premio de ensayo hispa noamericano Lya Kostakowsky, por Amrica clsica, un paisaje con otro sentido , el de Ensayo sobre cine en Iberoamrica y el Caribe, entre otros. Tambin se hizo alusin a sus em peos por promover el ejercicio del criterio en los medios de comunica cin y espacios participativos como su pea en la galera Villa Manuela, de la UNEAC, o su labor como editor en la revista Cine Cubano, con la seccin De pelcula. El escrutinio de lo que hizo Rufo en su breve paso por la Tierra no hubiese cabido de todas formas en el estrecho y objeti vo espacio de una nota informativa. De cualquier manera, aquellos a los que lleg de veras, poco a poco, le irn evocan do y rindiendo el merecido tributo. Qu deja a los que comienzan? El dibujo cercano de un ciclo vital consagrado a una profesin difcil, pero (ahora sabemos) posible. No me atrevo a ponderar el alcance terico de una obra de tamaa madu rez y rigor, mucho menos ensalzarlo con una prosa depurada y frases de aliento potico. Bien nos alert sobre los peli gros de la poesa pretendida. Disclpame Rufo, pero no quiero es cacharme. Ahora mismo, me guardo las obsesio nes y ancdotas que pongan al desnudo mi secreta devocin. camente, como corresponde. Al igual que el personaje de Gen cuan San Pedro, en Mar Adentro , el impecable otro mensaje para ti como no sea: Buen viaje Compaero.

PAGE 26

24 la voz de los universitarios Crece la lucha, crece la esperanza Por Liriam Gordillo / Rodolfo Romero Cmo valorara usted la reaccin popular en Honduras ante el golpe de Estado efectuado contra el gobierno de Zelaya? En el momento que ocurre, haba una organizacin po pular que, en mi opinin, estaba un poco desarticulada. Fue un fuerte golpe militar, poltico y religioso que afect dura mente la realidad hondurea y de forma indirecta al resto de los procesos emancipatorios que se han desarrollado en Amrica Latina. Pero pienso que a raz de los sucesos del 28 de junio, el movimiento de resistencia se articul ms y se volc en un espritu de movilizacin. La reaccin popular se organiz a travs del Frente Nacio nal de Resistencia, un movimiento diverso que aglutina a di ferentes sectores de la poblacin y que actualmente cuanta con el apoyo de una amplia mayora. Dentro del Frente cmo se articula el Consejo Cvico de Or ganizaciones Populares e Indgenas de Honduras (COPINH)? jeres y hombres que bajo la inspiracin de la Educacin Po pular, impulsan su trabajo con campesinas y campesinos, indgenas y trabajadores sociales en temas a favor de la so berana alimentaria, la defensa de las semillas, y en contra de la militarizacin y la criminalizacin de la protesta social. Son ms de 40 mil familias de pueblos indgenas del occiden te del pas. Luchamos en defensa de la diversidad cultural y del medioambiente. Nos articulamos con otros movimien tos sociales y fuerzas progresistas. Nos planteamos la lucha contra el capitalismo, el racismo y el patriarcado -tambin una forma de dominacin y esclavizacin. Cul es la situacin actual en Honduras? En el pas estamos viviendo un momento bastante difcil que se traduce en represin, expatriacin, ruptura de la insti tucionalidad, violacin de los derechos humanos, asesinatos sistemticos, ocupacin militar y acaparamiento de los re cursos del pas por parte de las trasnacionales y la oligarqua. Se estn privatizando los recursos mineros, las costas en los litorales y las zonas boscosas para hacer centros tursticos. Hay lagunas que han sido aterradas para hacer campos de golf. Estn daando el medio ambiente y el entorno de las comunidades indgenas. Qu pasos se estn dando para contrarrestar esta situacin? Las lecciones aprendidas en el proceso de resistencia le han mostrado de una forma ms cruda la realidad nacional al pueblo hondureo. Poco a poco se ha ido comprendiendo la necesidad y la obligacin de refundar nuestro pas. Ahora mismo estamos trabajando en un proyecto de nueva cons titucin. Hay que conquistar los derechos humanos, los de rechos a la salud, a la educacin. El 80 por ciento del pueblo est viviendo en condiciones de pobreza y un 63% en ex trema pobreza. Ms de un milln de personas no saben leer ni escribir; hay ms de 50 mil hondureos que padecen de SIDA y no tienen acceso a la atencin mdica. Entre los pilares de la nueva constitucin estn la equidad de gnero, la soberana, la libre determinacin, la defensa de los recursos naturales, etc. Intentamos forjar un sujeto poltico capaz de plantear formas participativas y de respeto a la diversidad. Venimos de procesos eminentemente verti cales, un capitalismo horroroso que no permite formas de Participante en el IV Encuentro Nacional de Educadoras y Educadores Populares, Sal vador Ziga comparti con Alma Mater detalles acerca de la lucha desarrollada por el pueblo hondureo.

PAGE 27

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 25 lucha electoral, pues el capitalismo es fraudulento y hasta las dictaduras se legitiman en los procesos electorales. Qu acciones realiza el COPINH? Nuestro trabajo se ha enfocado ha cia el rescate cultural y ambiental; una lucha por la diversidad, la defensa del agua, de la tierra. Tambin hemos tra bajado el tema de la educacin popular desde nuestra perspectiva, a partir de los saberes ancestrales, de la espirituali dad, de la naturaleza, desde los agentes educativos propios de las comunidades. Hemos aprendido mucho de la pe dagoga de la lucha en las calles, en las plazas, en la defensa de la tierra, de los ros. En Honduras hay miles de edu cadoras y educadores aprendiendo y haciendo comunicacin popular para contrarrestar el efecto de los medios de manipulacin masiva que alienan y desinforman. Estamos creando en todo el pas medios alternativos y estrategias de redes que derroten a los medios oficiales. Hara algn pedido a esos medios de manipulacin? Nuestra solicitud sera que los medios tengan presente que en Honduras las condiciones de golpe de Estado conti es un rgimen continuador golpista. Por tanto es muy importante que en las agendas de estos medios permanezcan presentes informaciones sobre nuestro pas y su lucha. Tambin quisiera aprove char para enviar un mensaje de agradeci miento a los medios amigos y solidarios que en los momentos ms duros mantu vieron informado al pueblo hondureo. A travs de las emisoras Radio Rebelde, Ra dio Habana Cuba, las televisoras Cubavi sin Internacional y Telesur y los medios alternativos del Salvador y Nicaragua se transmitieron noticias reales de lo que estaba ocurriendo. Gracias en especial a Cuba, que siempre ha estado del lado de la justicia y de los pueblos del mundo.

PAGE 28

26 la voz de los universitarios Historia de San Valentn Por Elizabeth Bello 14 de febrero, conocido por Da de los enamorados, Da de San Valentn o Da de la amistad y el amor. No importa el pas, las personas o como se le denomine, a este da lo rodea una mgica atmsfera que esparce por doquier los colores y muestras de afecto. Tpicamente occidental, pues se remonta a la Antigua Grecia y a Roma, el Da de San Valentn se ha extendido al mundo entero, incluso a pases asiticos como Japn, Taiwn y China, donde ya exista el Qi Qiao Jie (Da para mostrar las habilidades), celebrado el sptimo da del sptimo mes del calendario lunar. Sin embargo, por qu celebrar el 14 de febrero? Existen diversas teoras que otorgan a esta fecha el origen del Da de los enamorados. En los pases nrdicos durante estas fechas se emparejan y aparean los pja ros, de ah que este perodo se vea como un smbolo de amor y de creacin. nismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoracin al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebracin se pedan los favores del dios a travs de regalos u ofrendas para conse guir as encontrar al enamorado ideal. Tambin, y hace muchos siglos, fue tradicional en Ingla bres y a mujeres para que formaran pareja. Muchas de estas parejas se convertan en marido y mujer y conseguan la fe licidad que se espera encontrar y consolidar el Da de San Valentn. Otras fuentes centran el origen de la historia de San Valentn en la Roma del siglo III, poca en la que el cristia nismo era perseguido. Se cuenta que en el 270 d.C., Claudio II, emperador de Roma prohibi el matrimonio en tre los soldados pues estaba con vencido de que los hombres solteros rendan ms en el campo de batalla que los hombres casados, porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias. gura de San Valentn, un sacerdote cris tiano que ante tal injusticia decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano, a es condidas de los ojos romanos. Valentn acumula enorme prestigio en toda la ciudad por proteger a los enamorados y auspiciar bodas secretas y es llamado por el emperador para conocerle. El sa cerdote aprovecha aquella visita para hacer propaganda de la religin cristia na y convencer al emperador para que siga los pasos de Jess. Aunque en un principio Claudio se sinti atrado por aquella religin que los mismos romanos perseguan, los soldados y el propio gobernador de Roma le obligaron a desistir y organi zaron una campaa en contra de Va lentn. El emperador romano cambi de opinin y orden al gobernador de Roma que procesara al sacerdote. Va lentn fue sentenciado a una ejecucin en tres partes. Primero le daran una

PAGE 29

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 27 mente, lo decapitaran. La misin de condenar al sacerdote la tuvo que llevar acabo el lugartenien te Asterius. Este, cuando estuvo delan te del sacerdote, se burl de la religin cristiana y quiso poner a prueba a Va lentn. Le pregunt si sera capaz de devolver la vista a una de sus hijas que era ciega de nacimiento. El sacerdote acept y en nombre del Seor obr el milagro. El lugarteniente y toda su familia se convirtieron al cristianismo pero no pudieron librar a Valentn de su martirio. San Valentn fue ejecutado un 14 de febrero. Mientras estuvo encerrado, su car celero le pidi que diera lecciones a su hija Julia, quien haba sido ciega desde su nacimiento. Una joven preciosa y Valentino y encontr apoyo en su tran quila fortaleza. Ambos se enamoraron. La vspera de su ejecucin, el sacerdote envi una nota de despedida a la chica Valentn, de ah el origen de las car tas de amor y poemas que se envan los enamorados en la actualidad y de la expresin de despedida From Your Valentine; conocida en todo el mun do, adjunta en miles de postales de San Valentn. Fue enterrado en la que es hoy la Iglesia de Praxedes en Roma. Cuen ta la leyenda que Julia plant un al mendro de flores rosadas junto a su tumba. Hoy, el rbol de almendras es un smbolo de amor y amistad duraderos. La historia de San Valentn hubiera quedado ah si no fue ra porque dos siglos ms tarde la Iglesia catlica la recupe r. Por aquel entonces era tradicin entre los adolescentes honor a Lupercus, dios de la fertilidad, que se celebraba el da 15 de febrero. Era un sorteo mediante el cual cada chico escoga el nom bre de una joven que se convertira en su compaera de di versin durante un ao. La Santa Sede quiso acabar con esta celebracin pagana y canoniz a San Valentn como patrn de los enamorados. El cuerpo de San Valentn se conserva actualmente en la Baslica de su mismo nombre que est situada en la ciudad italiana de Terni. Cada 14 de febrero se celebra en este tem plo un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren unirse en matrimonio al ao siguiente. Sea como fuese, San Valentn se ha convertido en el pa trn de todos los enamorados y de todas aquellas personas que quieren tener una pareja. Existe tambin otra famosa leyenda en referencia a la fecha, la cual relata la historia de una joven pareja de enamorados que fueron separados por su familia, y que como no podan verse demostraban su amor por medio de mensajes. Ella encenda una lmpara que iluminaba su ventana y ocasin la seal no apareci y esperando afuera de la venta na de su amada, el joven muri de fro un 14 de febrero. Otra de las historias a las cuales se atribuye el origen de la celebracin est relacionada con Cupido o el Dios del Amor. Esta relata cmo Cupido se enamora de una joven prince sa llamada Psique. Sin embargo, aquel pequeo Dios con tuvo que sufrir al no poder ver a los ojos a su amada por que ella era mortal y el vivira para la eternidad, pero los dioses se compadecieron de Psique y la hicieron inmortal para que as pudiera estar junto a su amado. Detrs de ese 14 de Febrero que celebramos cada ao, hubo antes una historia de muerte y amor, afortunadamen te hoy en da, el 14 de febrero, Da del amor o como quiera que le llamemos, es smbolo de alegra y festejo, una fecha ideal para dar, agradar y enamorar.

PAGE 30

28 la voz de los universitarios Texto : Jorge Sariol ciencia, tecnologa y sociedad Un viaje submarino al ciberespacio Para cuando este nmero de Alma Mater circule, ya estar y Cuba. Representa solo la primera etapa de un reto tecnolgico, que comenz con la idea en diciembre de 2009, tendr continuidad con su puesta en funcionamiento a mediados de julio de este 2011, y presupone complejos desafos, ms all de la tecnologa. n pleno verano el cable deber es tar ofreciendo una mayor calidad en los servicios cubanos de infoco tres mil veces las velocidades actuales de transferencia de datos, imgenes y voz, como base del desarrollo en la era de las Tecnologas de la Informtica y las Comu nicaciones (TIC) en plena Sociedad de la Informacin y el Conocimiento. Aunque la tecnologa aplicada en el tendido y explotacin de cables subma rinos no es nueva, siempre existen retos que asumir y complicaciones que sor tear. Las particularidades del rea obli gan a tener en cuenta corrientes marinas, irregularidades del fondo y puntos de cruce de las fallas tectnicas. Los desafos normales asumen ataques de tiburones y, naturalmente, la in tervencin humana —calculada en un 20%— debido a enganches con anclas o dispositivos de pesca de buques e incluso arpones de subma rinistas. Las exigencias contempo 1 La exploracin se llev a cabo en el Ridley Thomas, un buque dotado con sistemas de alta tecnologa para realizar labores de investiga cin ocenica, que tuvo entre sus cin y trazado de la ruta a seguir. rneas implican desde permisos de gobiernos con derecho a las aguas territoriales por donde pasa la lnea, hasta la proteccin del medio am biente, exigencias que siglo y medio antes no se tenan en cuenta 1 . Y por dems, Cuba es Cuba. Es una inversin muy costosa que la necesi dad obliga, ante la imposibilidad de acceder al servicio de modo ms bara to, si se pudiera conectar a los muchos tendidos que pasan cerca, uno de los cuales lo hace a solo 32 kilmetros del litoral occidental cubano. 287,98 LEGU AS DE VIAJE SUBMARINO El cable quedar anclado por su propio peso al fondo del Caribe Nostrum, a lo largo de sus casi mil 600 kilmetros, alimentado por co rriente directa, en el orden de los 3 000 volts, lo que conlleva medidas adiciona les de seguridad. Sin embargo, lo distintivo de todo el transcurso se centra en el arribo a

PAGE 31

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 29 las costas santiagueras, al atravesar las profundidades de la Fosa de Bar tlett. Significa que un largo cabestro to que fondo sin torceduras, ni tensio nes cuando el tramo final suba a la superficie, pues se ubica en una de las mayores profundidades abisal del planeta, propensa adems a terre motos y maremotos. El cable de fibra ptica tendr una vida til de 25 aos. Todas las caute las son pocas, pero con Madre Natu ra nunca se sabe. Significa ms rapidez y conec tividad? Depende: ser ms rpido conectarse pero no tan veloz como se supone, con 640 gigabytes de ca pacidad. Para mayores servicios de conexin precisaramos de potentes servidores. La socializacin del servicio, segn se ha dicho, estar ms en la optimi zacin de las reservas de eficien cia que de la ampliacin de la red, que va a precisar de una tubera de banda ancha de divisas y no preci samente submarina, para mejorar la infraestructura nacional. No obstante, la nueva tirada per mitira la transmisin de consultas mdicas, teleconferencias y cursos de educacin en tiempo real, como parte de los planes de integracin del rea. Y esto, desde ya, ha despertado histeria en no pocos. Algunos desde UsAmrica —y sus conexos mentales— se pregun tan para qu el cable? y llaman ca pacidad monstruosa tantos GAbytes/ seg., en una isla muy atrasada tecno lgicamente. Lo cierto es que el panorama de la red de cables submarinos de fibra ptica est dominado en esta par te del mundo por el sistema Arcos (Americas Region Caribbean Opti cal-ring System), con un servicio de ancho de banda de altsima veloci dad y est liderada por New World 1860 y mantuvo esa modalidad de comunicaciones hasta 1960. Con el tiem po accedi tambin a hilos telefnicos y coaxiales. En el mbito nacional, tuvo cable submarino tendido por la costa sur de la Isla que tocaba puerto en Guantnamo, Santiago de Cuba, Manzanillo y Cien fuegos, hasta llegar al Surgidero de Bataban. Luego de atravesar por el costado Estados Unidos, a travs de la Florida. Por primera vez despus de ms de 30 aos, Cuba volver a tener co Network, accionista norteamericano con una participacin del orden del 88,2%. Por lo que de modo general el nuevo enlace es tambin parte de la soberana tecnolgica. En cualquier caso, en este mundo vertiginoso e inseguro, las tecnolo gas innovan constantemente, las empresas cambian de manos y la estabilidad poltica en el mundo es a veces endeble. Que haya paz y que en lo particular tengamos conexin ancha y veloz, es la ltima milla de la trama.

PAGE 32

30 la voz de los universitarios o bien comenzamos a enten der el castellano, los varones omos la frase inevitable: Los hombres no lloran. Y crece mos oyndola, y despus se la de cimos a otros nios: loshombres nolloran, los hombresnolloran, los hombresno lloran Nada, una cantaleta. Pero lo ms jodido es que uno llega a crerselo de veras, y un guerrero machista le apunta con la espada cada vez que se deja conmover por una escena de pelcula, algn verso, una cancin, etctera. En esto pensaba mientras vea el acto de retiro del Jbaro Lazo. De ese pitcher impres cindible de esta pelota imprescindible. Del la tino que ms juegos ha ganado en cualquier liga. Eso mismo: de ese fuera de liga. Lazo acaba de irse, y ya empec a extraarlo. Es ms: todos debemos extraarlo, y no solo por el tronco de pitcher que fue, sino por esa forma suya de no parecerse nunca a los dems. Eso es lo que a m me gustaba de Lazo: su diferenciacin del resto. En una pelota donde todos se parecen a todos, —a la manera de las latas de sopa de Andy Warhol— Lazo haca gestos singulares, y se rea cada vez que le vena en gana, y se ofuscaba alguna que otra vez, y se meta con la gente, y apareca entrevistado con un puro entre los dedos, y en la entrevista era capaz de decir cosas distintas. El pinareo tiene alma de showman. Tiene el color que pone al carismtico en el altar de la memoria. La misma bendicin que trajeron al mundo Chocolate y Vctor Mesa; la gracia inna ta que no favoreci a otros personajes, para desgracia suya y, con el tiempo, delicioso banquete del olvido. Por Michel Contreras Foto : Abel Padrn deporte Lazo roto Se fue el 99. Alto de nmero, de cuerpo y de talento, Lazo le dijo adis a estos torneos donde se abri camino con el machete de la hombra. T me vas a batear a la hora cero? Na’, te ponchas, Te molestaste porque te arrim la pelota? Cudate el costillar, porque a la prxima Negro todo sonrisas, tipo entero, atleta natu ral, Lazo ha simbolizado las dos ltimas dcadas de este pasatiempo que queremos. Nunca le dio por asumir poses de nio bueno ni de de portista modelo. Se limit a ser l, y lo hizo bien.

PAGE 33

Alma Mater / febrero 2011 / No. 496 31 CAPTULO XVIII LAS CARTAS SOBRE LA MESAEN EL CAPTULO ANTERIOR: Como el gran espejo se ha roto, nadie puede regresar al otro lado. La princesa Titina, los cuatro ami gos del prncipe Sebastin y el prncipe mismo, tendrn que co existir sin causar problemas que los delaten. _________________________ —Quin rompi el espejo? —tro n Sebastin. —Nadie lo sabe, amaneci roto. —dijo la princesa Titina. —Ese cuento a otro. Tu padre lo sabe todo. —Pero esta vez no ha podido ave riguarlo. —Ojal los venerables magos lo arre glen pronto —gimotearon al unsono los cuatro amigos del prncipe. —Qu? Tienen miedo a quedarse aqu para siempre? —se burl Titi na—. Pues yo s muy bien que al prn cipe le gustara mucho esa opcin. —Te ordeno, Titina, que midas tus palabras —le espet Sebastin. La princesa lo mir retadora. —Vamos, Alteza, no me negar que sus deseos poco o nada tienen que ver con sus obligaciones. Si por us ted fuera, se quedara de este lado, con Raquel. Raquel se estremeci. Sebastin la tom de la mano. —El prncipe sabe muy bien cul es su lugar, y Raquel tambin conoce el suyo —Yaqueln se interpuso entre su amiga y Sebastin. —Por qu eres tan impertinente? —Doa Brbara zarande a Yaqueln. —No me toque! El sereno de la facultad apareci en la puerta del aula. —Qu pasa aqu? Me parece que es muy tarde para estas reuniones. Doa Brbara le lanz una mirada furibunda, pero el hombre no se amilan. —Nos da un minuto? —Sebastin se dirigi amablemente al sereno—, tenemos que ponernos de acuerdo sobre un trabajo investigativo. El hombre accedi a regaadientes y cerr nuevamente la puerta. —Vamos a acordar una tregua hasta que los venerables magos arreglen el espejo —dijo Sebastin midiendo cada palabra. —Alteza, habla como si todos aqu furamos enemigos —se quej, medio en broma, la princesa Titina. noveleta Por Yuris Nrido Los Amigos de Raquel Cuando lo vi en el Capitn San Luis, me acord del los hom bres no lloran, y de aquella ele ga de Guilln (con la fuerte ca beza reclinada, en su guante de pitcher va Dihigo), y de nuevo me dije los hombres no lloran, y as y todo —lo siento— llor dos o tres lgrimas. (Tomado de CubaDebate)

PAGE 34

32 la voz de los universitarios Sebastin hizo como si no la oyera. —Les prohbo a todos usar sus po deres, recuerden que no estamos en nuestro mundo. Las consecuencias podran ser fatales. —Usted tambin se abstendr de usarlos? —pregunt Titina. —Por supuesto. Nada de magia de este lado del espejo. Y ahora, cada uno para su casa. —Cul se supone que sea nues tra casa? —preguntaron los cuatro amigos. —Ustedes vienen conmigo y Se bastin, total, ya son amigos de mi abuela —dijo Raquel. —Y t, querida Diana, sers mi husped —Doa Brbara se inclin obsequiosa—, no todos los das se puede albergar a una princesa. —Ser ridcula? —murmur Ya queln. La abuela de Raquel prepar un arroz con pollo como para chuparse los dedos. Los cuatro amigos dejaron los huesos mondos y lirondos. La abuela los estaba enseando a jugar domin. —No se preocupen, que aqu cabe mos todos —a la seora le encan taba tener invitados—, pondremos colchonetas en el piso. Ser como una acampada. Raquel y Sebastin apenas haban probado la comida. Estaban sentados en una esquina del saln, uno frente al otro, como novios antiguos. La abuela los miraba con el rabillo del ojo. —Lamento mucho haberte metido en este lo —suspir Sebastin. —Nos metimos juntos, recuerdas? —Raquel lo tom de la mano. —Si solo pudiramos encontrar una salida. No soportara la idea de se pararme de ti. —No tenemos que separarnos. —Raquel, no puedo llevarte al Otro lado. Los venerables magos lo proh ben. Pronto cumplir 21 aos, ten dr que asumir la corona —Y qu sucedera si no lo haces? —Creo que sera un desastre. Me pides que renuncie a mi reino? —No puedo pedrtelo. Pero quizs puedas vivir entre los dos lados del espejo. —Sera muy arriesgado. Los asun tos del reino me mantendrn dema siado ocupado. —Todo ser cuestin de acostum brarse. —T misma terminars por cansar te. No se puede ser novios toda la vida. Alguna solucin tendra que haber —Y la hay —el ms gordo de los amigos, que se haba escabullido de la mesa de juego, se les plant delante—; solo que creo que sera demasiado dolorosa para Raquel. Doa Brbara y Titina tomaban una copa de vino. —Extrao a tu padre, de verdad no puede dar un saltico hasta aqu? —El espejo est roto de verdad, es que no lo entiendes? Nadie puede cruzar de un lado a otro. Ni siquiera mi padre. —Y quin lo rompi? Por qu lo rompieron? —Digamos que alguien lo rompi por accidente —Titina sonri mali ciosa. A Doa Brbara no se le escap el gesto. —As que lo rompieron ustedes —Forma parte del plan. —Y qu ganan con eso? —Tiempo. —Tiempo para qu? —Para que Sebastin haga lo que no debera hacer. —Y qu se supone que no deba hacer? —Tener una relacin mucho ms n tima con Raquel. —Exactamente. El da en que Se bastin se acueste con Raquel, lo habr perdido todo. As est escrito. —Y l lo sabe? —Claro que lo sabe. —Entonces es probable que no lo haga nunca. —Lo har, yo lo s. Y adems, noso tros lo ayudaremos. Titina bebi de su copa con estudia da elegancia. —Nadie te ha dicho que te pareces a Lauren Bacall? —–Doa Brbara la miraba extasiada.EN EL PR” XIMO CAPTULO: Raquel ante una gran disyuntiva. Doa Brbara y Titina se estre nan como alcahuetas. Y aparece alguien que complicar las cosas: Alexander, el ex novio de Raquel. Para conocer tus opiniones, escrbenos a nuestro correo: almamater@editoraabril.co.cu