Citation
Historia economico-politica y estadistica de la isla de Cuba

Material Information

Title:
Historia economico-politica y estadistica de la isla de Cuba ó sea de sus progresos en la poblacion, la agricultura, el comercio y las rentas
Creator:
Sagra, Ramón de la, 1798-1871
Place of Publication:
Habana
Publisher:
Impr. de las viudas de Arazoza y Soler
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
2 p. l., xiii, [3], 386 p., 1 l. incl. tables. : ; 24 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Economic conditions -- Cuba ( lcsh )
Statistics -- Cuba ( lcsh )
Census -- Cuba ( lcsh )

Notes

General Note:
Includes the census for 1774, 1792, 1817 and 1827.
Statement of Responsibility:
Por don Ramon de la Sagra.

Record Information

Source Institution:
University of North Carolina at Chapel Hill
Holding Location:
University of North Carolina at Chapel Hill
Rights Management:
The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. This item may be protected by copyright but is made available here under a claim of fair use (17 U.S.C. §107) for non-profit research and educational purposes. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
02939028 ( OCLC )
03008391 ( LCCN )
ocm02939028
Classification:
HC157.C9 S2 ( lcc )

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text
Xw/
'44
N
mmw




THE LIBRARY OF THE
UNIVERSITY OF
NORTH CAROLINA
ENDOWED BY THE
DIALECTIC AND PHILANTHROPIC
SOCIETIES
HC 157
.C9
S2




S UNIVERSITY OF N.C. AT CHAPEL HILL
I I I I IIII II II I II
10001394000
This book is due at the LOUIS R. WILSON LIBRARY on the
last date stamped under "Date Due." If not on hold it may be
renewed by bringing it to the library.
DATE RET. DATE RET.
DUE _-DUE
1 _
....... .. .9 6 '. M
"Iq
~ APR 2 3 2007
AP_ 1 0 __2_ 9, 34
,AC uc l_ j, 20 1
AMlO 2006
MA4 194Er- Al i2,,
" OCT 0 b a ur
SE D 2 9 ?nn... II 8
, -" 0 L, 5

A 5 73

'11




4~4 4
4
V 'I
44
444
4,
4 4,
4,
44 44 4~ I 1>44
44 4', 44 1> >4
4
44 4




HISTORIA
ECONOMICO-POLITICA Y ESTADISTICA
6 SEA
DE SUS PROGRESOS
EN LA POBLACION, LA AGRICULTURA, EL COMERCIO Y LAS RENTAS.
. POR DON RAMON DE LA SAGRA,
S IRECTOR DEL JARDIN BOTANIC DE LA HADANA Y CATEb)RATICO DE BOTANICA-AGRICOLA;
BOTANICO HONORARIO DE S. M.; CORRESPONSAL DEL REAL JARDIN DE MADRID Y DEL
MUSEO REAL DE CIENCIAS DE PARIS; MIEMBRO DE LA REAL ACADEMIA MEDICA MATRI-
TENSE, DE LAS MEDICO-qUIRURGICAS Y ECONOMICAS DE CADIZ Y DE MURCIA, DE LA
REAL SOCIEDAD PATRIOTICA DE LA HABANA, DE LAS SOCIEDADES HORTICULTURALES DE
EVA-YORK, PARIS Y LONDRES, DE LAS LINNEANAS DE PARIS Y BURDEOS, DE LAS DE
FISICA Y DE HISTORIA NATURAL DE GINEBRA Y DE PARIS, DE LA CESAREA DE CIENCIAS
DE MOSCOW, DE LA DE CIENCIAS NATURALES DE FILADELFIA, DE LA FRANCESA DE
ESTADISTICA UNIVERSAL &C.
L' ile de Cuba pourroit seule valoir un
royaume.
RAYNAL LIB. XII.
HABANA.=1831.
IMPRENTA DE LAS VIUDAS DE ARAZOZA Y SOLER,
IMPRESORAS DEL GOB1ERNO Y CAPITANIA GENERAL, DE LA REAL HACIENDA Y DE LA
REAL SOCIEDAD PATRIOTICA POR S. M.




Digitized by the Internet Archive
in 2014
https://archive.org/details/historiaeconomicOOsagr




L ESCELENTISIMO SEROR DON CLAUDIO
PMARTINEZ DE PINILLOS, CONDE DE VILLANUEVA, GRAN CRUg
DE LA REAL ORDEN AMERICANA DE ISABEL LA CATOLICA, CA-
BALLERO DE LAS MILITARES DE CALATRAVA Y SAN FERNANDO,
GENTILHOMBRE DE CAMARA DE S. M. CON EJERCICIO, DEL
CONSEJO DE ESTADO, SUPERINTENDENTE GENERAL SUBDELEGADO
DE REAL HACIENDA DE LAS ISLAS DE CUBA Y PUERTO-RICO &C,

COMO UNA PEQUE&A MUESTRA DE AMISTAD Y RECONOCIIENTO-

Ramon de la Sagra.




(




El vasto desenvolvimiento de'la industria europea, la pre-
ponderancia de los medios productores, la concurrencia universal
de objetos y el desnivel que se observa entre los recursos de la
agricultura para crear materias primeras y los de las ffibricas pa-
ra transformarlos, amenazando con una gran revolucion al siste-
ma econ6mico-politico del mundo comercial, han influido en las
negociaciones de la Isla de Cuba, constituyendo sumamente crl-
tica la 4poca de estos i61timos aios. El comercio maritimo y el
trifico interior se verifican con desventajas, los pingues cultivos
cubanos no reditian los beneficios de antes, y los hacendados no
obtienen de sus fincas utilidades proporcionadas para el pago de
las obligaciones que han contraido y que hicieron precisas el ta-
mafilo de aquellas y las grandes anticipaciones que suponen.
La indole esencialmente agr6noma de la industria cubana,
indica los recursos naturales del suelo, para constituirla el cen-
tro de atencion general y el lazo de union de los intereses indivi-
duales; pues aquellos hacen susceptible A la Isla de un conside-
rable aumento de poblacion, de un vastisimo incremento de su in-
dustria y comercio interior, de un ensanche inmenso en los con-
sumos particulares, y de establecer en fin, sobre estos s61idos ci-
mientos, las bases de un sistema econ6mico-politico que consti-
tuya al comercio esterior lo mas independiente posible de la ri-
queza pdiblica y del menor influjo en el bien estar de los habi-
tantes.




La constitucion diversa de las naciones, resultado del clima,
de la feracidad del suelo, del nimero y carActer de los habitantes
y de las instituciones que los gobiernan, ocasiona que todas no
sean susceptibles de crear los mismos objetos, y que por lo tanto
se hallen, con respecto A sus necesidades, en mditua dependencia
las unas de las otras. Las causas de produccion que proceden de
las circunstancias naturales, es Afi saber, del clima y del terreno,
no pueden ser variadas, pues cada region tiene sus producciones,
y las conquistas de la aclimatacion no pasan de ciertos limites;
pero 1el genio industrial de los individuos, los adelantos de la ci-
vilizacion, las ventajas de la localidad &c. que forman lo que pue-
de Ilamarse abundancia de mediospropios, darin siempre la vern-
taja a las producciones del pais que mas de estos reuna, porque
influyen directamente en los resultados de los otres.
La poblacion de algunas naciones de Europa ha liegado A urt
punto, que no permite ser aumentada sin comprometer su tran-
quilidad. Gran parte de los productos de su agricultura son con-
sumidos. por generaciones efimeras que no alcanzan la edad de
ser fitiles, y otra porcion considerable de materias primeras pasa
Alas fibricas, donde el poder de las mAquinas las transforma con
una celeridad y economia incalculables que hacen casi initial la
aplicacion de la fuerza humana a las manufacturas. De esto' re-
sulta la miseria de las clases industriales,.imposibilitada al mnismo
tiempo de ocuparse en la agricultura, porque los terrenos yermos 6
son est6riles 6 muy escasos. Pero los de esta clase que existen en-
la Isla de Cuba, permiten producir y conservar una poblacion nu-
merosa y feliz, dar 'a los cultivos un ensanche indeterminado y ca,
paz de satisfacer el deseo de las fibricas europeas, con variadas
materias primeras del fdrtil suelo cubano. Si A esta facilidad de
production, asegurada por la fecundidad de un clima benigno y la.
feracidad de un terreno virgen,. se unen. los esfuerzos de la indus-
tria ilustrada, es indudable que las producciones de la Isla halla-
rAn siempre una segura salida y que sus habitantes recibirAn en




III
cambio todos los objetos de la agricultitra y de las artes ultrama-
rins que este suelo no admite y que sus talleres no forman. Pa-
ra asegurar la esportacion, conviene pues aumrnentar los cultivos
de los frutos esclusivos, y adoptar para los otros medios tan eco-
n6micos y ventajosos, que si no consiguen el mejorarlos, los pro-
porcionen con tal baratura, que esta circunstancia los haga pre-
feribles en el mercado.
Los Anicos medios para conseguir estos resultados, es i saber,
para aumentar los recursos de prosperidad interior y crear obje-
tos para el cambio con los estrafios que necesita, se hallarfin en
la aplicacion, en la constancia y en los conocimientos. Todo cuan-
to propenda favorecer el comercio interior, la creacion de pro-
ductos, el bien estar de las clases agricultora e industrial, re-
.fluira en beneficio general del pais y de su comercio ultramarino.
Considerada la Isla de Cuba bajo el aspecto de su adminis-
tracion interior, offece un cuadro sumamente interesante y ca-
paz de dar objeto de aplicacion a las mas vastas y mejor combi-
niadas ideas. Apinas salida de un estado de precaria dependencia,
para cubrir sus obligaciones, la hemos visto encontrar en sus pro-
pios recursos, medios abundantes para sostenerse, a sus habitan-
tes contribuir con sumas crecidas para los gastos pdiblicos, y en
medio de las asechanzas de los enemigos que la rodean, elevarse
sobre todos por su riqueza y esplendor como para sustentar, entre
las ruinas de un inmenso imperio destruido por la guerra civil, el
arbol de la constancia cubierto de los inapreciables frutos de la paz.
Bajo cualquier aspecto que se considere, la Isla de Cuba
ofrece un campo tan vasto como inmenso para la espleracion del
politico y del fif6sofo, y lo mas dificil que ocurre es el circuns-
cribirle, porque la miitua conexion de los objetos y del fin fA que
deben encaminarse, los hacen inseparables, en su estudio. Desde mi
Ilegada '. la Habana en 1823, me propusel reunir y acopiar cuan-
tas observaoiones y noticias estubieran A mi alcance, en los pocos
momentos que me dejasen libres los deberes de mi destino. Esta




reunion de materiales, no ilevaba al principio un objeto determi-'
nado, y mas se concretaba i los ramos de las ciencias naturales,
que tenian relacion con mi carrera; pero la misma muitua cone-
xion de los objetos, que acabo de indicar, hizo que pasase del es-
tudio de ellos al de las profesiones, de 6stas a los recursos del pais,
y de aqui 'a los demas ramos que constituyen el gobierno, la ad-
ministracion y la riqueza del pueblo cubano.
En la sucesion de mis esploraciones, consider la historia de
la Isla de Cuba dividida en tres grandes secciones, a saber, la fi-
sica, la civil y la econ6mico-politica; y tratando de examinar so-
bre cual se hallaban reunidos mayor nimero de datos, he deduci-
do: 1.0 Que la historia fisica de la Isla de Cuba, que debe com-
prender no solo la de su clima y terreno, sino tambien la de todas
sus producciones, era casi desconocida, pues no existen publica-
das mas noticias que las reunidas por el Sr. Baron de Humboldt;
2.0 Que sobre la historia civil de la Isla, se poseian trabajos muy
interesantes, aunque incompletos, tanto en las obras que dejaron
los Sres. Urrutia, Arrate y Valdes, como en los archivos de las
corporaciones y en las historias de la Ambrica; y 8. Que la par-
te econ6mico-politica, 6 sea la historia de la industria rural y co-
mercial, de los adelantos interiores, de los recursos particulares y
piblicos, de los gastos de ambos gineros &c. habia sido entera-
mente descuidada, pues apinas se halla una observacion 6 dato
interesante en los autores nacionales y muy pocos en los estran-
geros que escribieron sobre la Isla. El Sr. Baron de Humboldt
en su apreciabilisima y bien conocida obra, ha pasado con suma
rapidez sobre estos puntos no solo porque no entraba en su plan
la historia completa de ellos, sino porque era imposible hubiese
podido reunir los materiales precisos, en el corto cuanto bien apro-
vechado tiempo, que permaneci6 en la Habana.
Esta discusion preliminar me puso en estado de juzgar de la
importancia respectiva de cada una de las tres espresadas sec-
ciones, con el fin de concretar mi plan de investigaciones un




cuadro susceptible de ser desempefiado dentro de unos limites
fljos.
La historia fisica hubiera fijado esclusivamente mi atencion,
si no exigiese un viage por toda la Isla y los auxilios y coopera-
cion que tan vasta tarea supone; pero en la imposibilidad en que
mi destino me ponia para emprender aquel, me he limitado A reu-
nir, estudiar y conservar para mas adelante, los materiales suel-
to$ que mis relaciones me procurasen.
S Con respecto A la historia civil, me ha parecido de una im-
portancia muy secundaria en el grande interes de los pueblos ac-
tuales, que deben pensar mas bien en conocer y saber aplicar sus
recursos propios, que en investigar los hechos civiles, en la mayor
parte insignificantes. Por el contrario he juzgado esencialmente
titil y urgente, el estudiar la Isla de Cuba bajo los aspectos de su
valor, de sus fuerzas productivas, de sus recursos, de los elemen-
tos de bien estar que reune, del grado de incremento de que sea
susceptible, y de sus relaciones con los demas paises civilizados;
porque, de toda esta reunion de datos, se podrAn deducir los me-
dios de cimentar su prosperidad duradera. Por otra parte, en un
siglo en que todo se somete al cAlculo y a la observacion, y en que
los Gobiernos ilustrados se esfuerzan en favorecer el comercio, la
agricultura y la industria, no dejara de ofrecer interes el cuadro
de todas las providencias con que los Monarcas espafioles han fa-
vorecido este pais, para elevarle al grado de prosperidad que dis-
fruta.
Reunidos ya muchos materiales, trac6, A mediados del aio de
1826, un prospecto de la obra que ahora publico, que fu4 acogido
por los Escmos. Sres. Capitan General e Intendente con la bon-
dad que los caracteriza; y desde ent6nces, la he destinado todo el
tiempo que podia sustraer A mis otras ocupaciones. Durante esta
tarea, he tenido que vencer continuas dificultades, ya por la falta
de una obra que me sirviese de testo, ya por no tener sino mate-
riales sueltos para descubrir las conexiones de los sucesos y enla-




VI
zarlos, ya-por el modo inconexo como encontri redactados los mu
chos documentos que me han servido, ya por lo nuevos que eran
para mi varios de los puntos que debia tratar, lo que me hizo pre-
ciso estudiarlos y familiarizarme con ellos, ya en fin, por, Ia
misma naturaleza del trabajo complicado en si, Arido y pesado en
los cAlculos que supone, y minos a prop6sito, por estas causas, que
ningun otro, para satisfacer al escritor.
Las obras estrangeras publicadas en estos tiltimos afios sobre
la Isla de Cuba, no podian tampoco servirme de guia, ni dismi,
nuir en lo mas minimo el trabajo que me habia propuesto; porque el
objeto de sus autores no fu6 el escribir la Historia econmico.-po-
litica en todas sus 6pocas, sino tan solo dar A conocer esta precio-
sa parte de Monarquia, por los escasos documentos que una lau-
dable aplicacion les habia proporcionado, documentos cuyos ori-
ginales he tenido A mi disposicion y que no he empleado sin haber-
los sometido Antes A an severo examen. Pero no obstante, sera
en mi siempre un deber el tributar los mas sinceros elogios A la
obra del Sr. Baron de Humboldt, A las cartas sobre la Habana es-
critas per Mr. J. uno de los comisionados ingleses para el nego-
cio de los negros, y a su traduccion francesa por el Sr. Huber con
el curioso apindice estadistico y los estados que las ha afiadido;
pues son justamente acreedores A la envidiable gloria de haber si-
do los primeros en reunir y publicar documentos ordenados., que
diesen A conocer al mundo politico el estado de prosperidad y los
recursos del pueblo cubano.
He dividido mi obra en cuatro capitulos, y trato en ellos res-
pectivamente de la poblacion, de la agricultura industria rural,
del comercio y de las rentas. Con respecto al primero, he verifi-
cado todos los cAlculos, mencionados en algunas obras, sobre las
varias 6pocas de la poblacion de la Isla, vali6ndome para ello de
los documentos oficiales. Habiendo seguido un plan uniforme en
los diversos articulos que le constituyen, hube de deducir las con-
secuencias por un mismo metodo, sin valerme de las halladas por




VII
Otros, y de lo cual puede convencerse cualquiera que lea con de-
tendon aquel capitulo. Examino en 61 la proporcion en que se ha-
liaban las castas y los sexos en distintas 4pocas, la ley de los au-
mentos de una "a otra, la diferencia que en esta parte ofrecen
aquellas, asi como en los nacimientos y en la mortandad, y desha-
go algunas equivocaciones que podian influir en los resultados que
se dedujesen. Las observaciones sobre la poblacion de la Haba-
na, las primeras que se publican de este ginero, comprenden un
periodo de cinco afios consecutivos, y ofrecen un cuadro completo
y exacto de los nacidos, de los muertos y de los matrimonios du-
rante Ml, bajo todos los aspectos de sexo, mes, edad, condicion,
casta &c. en que se verificaron y acaecieron los unos y los otros.
Un Gobierno ihlstrado necesita recurrir A todas estas noticias y
poseer todos los datos relativos al nacimiento, al progreso, a la
proporcion, A la naturaleza y la decadencia y muerte de los in-
dividuos, asi como a las causas que en estos accidentes influyen,
con el objeto de plantear los dificiles problemas de estadistica
moral y politica, cuya resolucion reclama el bien estar futuro de
los pueblos. El trabajo que presento en esta obra, solo es com-
pleto en cuanto a la Habana, mas puede servir como de formula-
rio para estenderle i toda la Isla.
Mi principal objeto al escribir el capitulo de la agricultura,
no ha sido formar su historia, sino investigar cualera el caricter
distintivo de este ramo de la Isla,.el mirito de los elementos na-
turales y politicos que la constituyen, la riqueza empleada en ella,
el valor de sus productos y la renta que proporciona. Para resol-
ver estas cuestiones, hube de discutir un gran niimero de datos
ieundarios, que hasta el dia no se habian empleado; refiero el
estado de cada cultivo, calculo sus ventajas respectivas, indico
los vicios comunes todo el sistema, recomiendo aquellas refor-
mas que creo oportunas y termino por hacer el cilculo del capi-
tal, de los productos y de la renta liquida de la agricultura 4 in-
dustria rural cubana. Si las consecuencias que deduzco no ofre-




VIII
cen una exactitud rigorosa, ruego los leetores imparciales que
consideren cuan escaso es aun el caudal de noticias positivas que
poseemnos para enriquecer este ginero de trabajo.
Con respecto al comercio, he hallado en los archivos docu-
akentos bastante 4itiles, pero que darian origen a muchos errores
si los hubiese admitido sin el mas severo exdmen. Despues de re-
ferir la historia general del comercio de la Isla y las memorables
4pocas por donde ha pasado, menciono particularmente el hecho
por la Habana y demas puertos habilitados, y por iltino mani-
fiesto el estado actual de las relaciones comerciales que con la
Isla han establecido, asi la Peninsula como las potencias estran-
geras, la clase y el valor de los objetos que respectivamente in-
troducen y esportan, y todo lo demas que he creido conducente
para dar una idea exacta del comercio cubano. En un articulo
separado he reunido los dates existentes sobre el comercio coste,-
ro, y algunas indicaciones aproximadas para apreciar los valores
sobre que gira el comercio interior.
El capitulo de las rentas, mas dificil aun que los anteriores,
me ha precisado a escribir la historia particular de cada ramo, por
via de introduccion la general: espongo en ella las diversas 6po-
cas de Ia administracion y recaudacion en la IsIa de Cuba, el'
valor de su.s contribuciones en todas, los capitales que recibia
de Mejico bajo el nombre de situados, para cubrir sus atencia i
propias y proveer las de otras provincias que eran anexas A su
Gobierno, la serie de providencias asi del Gobierno supremo como
de las Autoridades del pais, que sucesivamente fueron mejorando
el estado de la Real Hacienda y de las Aduanas recaudadoras,
los productos de las rentas por ramos diversos y por administra-
ciones, el valor 't que ascienden las contribuciones' piblicas y su
relacion con la poblacion que las paga y con la, riqueza sobreo la
cual gravitan, y otros varios cilculos andlogos al asunto y pro-
pios para facilitar su inteligencia.
Despues de hablar de las rentas y gastos del pueblo cubano,




Ix
me ha parecido conveniente dar una idea de su fuerza armada,
tdrrestre y naval, de las circunstancias que promovieron su au-
menhto, de su distribution actual y del sistema adoptado para la
defensa interior y esterior; cuyos objetos forman un reducido ca-
pitulo, cuyo desenvolvimiento pertenece a la parte puramente po-
litica y militar de la historic cubana.
Finalmente he formado una rdpida recapitulacion de los prin-
cipales resultados que ofrece esta obra, y los he comparado 6 los
de otros pueblos de Europa y de Amirica, para que se pueda apre-
ciar por este medio, asi la importancia absoluta como la relativa
de la Isla de Cuba, en su riqueza interior, en sus recursos, en sus
consumos, en sus gastos y en su regimen administrativo.
En un apindice he reunido, por notas a los articulos de la
obra, diversas observaciones y documentos que hubieran hecho
difuso el testo. Las principales son dos, una relativa a las nuevas
poblaciones que se bfomentan en la Isla y los auxilios y recursos
que se ofrecen a los colonos, y otra concerniente a los vegetales
que constituyen la agricultura cubana, a los que espontineamen-
te producen los pastos, 6 que sirven para el alimento de los ani-
males y los drboles de maderas tiles que se crian en.los bos-
ques. Este catilogo, que puede considerarse como el indice de la
Flora de plantas usuales del pais, puede dar una idea de los gran-
des recursos naturales que en su rica vegetacion ofrece la Isla,
para ensanchar su agricultura, su industria fabril y su comercio.
Para escribir esta obra solo me han servido, como he indi-
cado intes, materiales sueltos que he hallado en los archivos del
Tribunal de Cuentas, de la Contaduria general, de la Aduana ma-
itima y del Real Consulado; muchas memorias que existen im-
presas sobre varios objetos importantes y los muchos documentos
que han publicado, asi el Gobierno como la Intendencia en todas
4pocas, sobre poblacion, comercio y rentas. He observado con la
mayor escrupulosidad la justa regla de citar las Reales 6rde-
nes, acuerdos, estados y memorias que me han servido en este




X
trabajo, y he l1evado este deber hasta el estremo de mencionar
las de todos los patricios recomendables que escribieron sobre la
Isla de Cuba, que han l1egado mi noticia, aun cuando no hu-
biese tomado cosa alguna de ellas, por haber tenido A la vista los
documentos en que se apoyaron; pues siempre he considerado la
prioridad en las indicaciones provechosas hechas al ptiblico, co-
mo un servicio distinguido, no exento de disgustos y contratiem-
pos y digno por lo tanto de mencionarse.
Todos los estados que contiene esta obra, y para los cuales
he empleado siempre noticias comparadas, han sido hechos por
mi, escepto en los casos en que cito sus autores, estractando los
documentos de los archivos, sin confiar pormenor alguno 6 la
atenta y bondadosa solicitud de los empleados, cuyas luces y ad-
vertencias, por otra parte, me han sido muy litiles. Pero como
los datos que mi obra requeria, debieran ser estractados confor.
me a su mismo plan, seria esponerlos 6 inevitables equivocacioi-es
el confiarlos personas no enteradas de 6l. Por otra parte.
las oficinas, en la redaccion de sus estados y documentos, no es-
plican el metodo que siguen, y como los destinan A objetos del
servicio, no presentan los verdaderos datos estadisticos y econ6-
mico-politicos, eliminados de todo lo que es solo aparente, aun-
que necesario en el sistema de cuenta y razon. Esta dificultad,
que en vano me esforzaria en esplicar a los que prfcticamente no
la conozcan, ha sido una de las mayores que he esperimentado en
la formacion de esta obra, la que me ha precisado estudiar el
inecanismo de las oficinas en todas las 6pocas de la historia del
comercio y de las rentas, A descubrir los verdaderos hechos en
medio de la densa oscuridad que ofrecen muchas de ellas, a lIe-
nar mi narracion de advertencias y aclaraciones indispensa-
bles, pero molestisimas, a hacer la diccion sumamente friday,
desnuda de todo lo accesorio al estilo y puramente de calculo,
y en fin, A seguir con el mayor cuidado el linico hilo capaz de
dirigir al lector en el laberinto de las 6pocas, sacrificando '




xx
la claridad y a la exactitud, todo cuanto pudiese alterarlas.
Con respecto A las personas de los ilustres Gefes que han re-
gido la administracion pdblica en la Isla de Cuba, me he limita-
do simplemente A citar sus providencias, reuniendo lo esencial y
caracteristico de las 6pocas constituidas por las circunstancias 6
las reformas, y dejando la posteridad la tarea de juzgar del me-
rito respectivo de cada una y de los hombres que las dictaron.
En mi plan era una sola la historia de la poblacion, de la agri-
eultura, del comercio y de las rentas, como un solo cuadro de
prosperidad: si el acierto de las providencias, si la aplicacion uni-
da al genio de las reformas, han hecho resaltar alguna epoca con
un carActer distintivo que obliga A fijar la atencion sobre ella, no
procede esto de parcialidad alguna en mi narracion, sino de la mis-
ma naturaleza del asunto. Ha sido tal mi cuidado en no emplear
otros colores que los de la simple verdad hist6rica, que recelo ha-
her faltado A la justicia en no tributar los elogios merecidos A los
trabajos importantes verificados en estos 6ltimos afios.
Sin embargo de todo el esmero que he puesto en la redac-
ion de esta obra, y de la gran copia de materiales que me han
servido para formarla, conozco que es defectuosa en algunas par-
tes. Anticipindome a hacer esta confesion, no debe dudarse que
recibird con satisfaccion y gratitud todas cuantas observaciones
se me dirijan para corregirla y mejorarla; citard los nombres de
los sugetos ilustrados, que por este medio contribuyan al bien de
de su patria, y satisfard A cuantas cuestiones me hagan, con el
fin de aclarar los pasages que les parezcan inexactos y oscu-
ros. Al mismo tiempo que dirijo estas sinceras protestas A los que
escriban de buena f6, hago. otras formal irrevocable, de no con-
testar a. obseriacion alguna insidiosa 6 grosera, A ninguna critica
mordaz 6 maligna, donde se falte A los miramientos de respeto
mituo que los hombres se deben en una sociedad civilizada, y que
tiene derecho a exigir el escritor que consagra sus vigilias al bien
del pais que habita.




XI
Me resta solo manifestar mi gratitud i los sugeios que me
han ayudado para la formacion de esta obra. Los Escmos. Sres.
Capitan General, Superintendente de Real Hacienda y Coman-
dante General de Marina, han tenido conmigo la bondadosa con-
descendencia de mandar se me proporcionasen en las oficinas di-
versos documentos interesantes, y he hallado en sus empleadod
toda la eficacia y esmeradas atenciones que podia desear. El
Escmo. e Illmo. Sr. Obispo de la Habana, ha prevenido igual-I
mente que se me franqueasen en las parroquias los libros de bau-
tismos, muertos y matrimonios, y conservard en mi corazon un~
eterno reconocimiento A la bondad de los Sres. Curas prroco
de las iglesias del Sagrario, del Espiritu Santo y de Guadauhipe,
y a los de las auxiliares del Santo Angel, del Santo Cristo y de
Jesus Maria, y los encargados de los libros en los hospitales de
S. Ambrosio y S. Juan de Dios. Iguales muestras de urbanidad
y condescendencia he recibido de parte de los gefes de las -ofici-.
nas de Real Hacienda, y durante algunos meses. consecutivos de
los Sres. Contadores mayores del Tribunal de Cuentas, de D.
Buenaventura Betancourt enargado de la mesa de memories,
de D. Rafael Velazquez juez colector de anualidades eclesidsticas,
y de los empleados en los tres archivos de la Aduana, de la Con.
taduria de la Intendencia y del Consulado..
Sobre agricultura me han procurado informes muy intere-
santes, la Real Sociedad econ6mica de Cuba y la Diputacion Pa-
tri6tica de Puerto-Principe, y me ha sido utilisima la correspon-
dencia con varies vecinos aplicados 6 inteligentes del campo, co-
mo el Dr. D. Juan Jose Oliver, medico del partido de Alquizar,
el presbitero D. Manuel Donoso Cura phrroco de Guanabo, el'te-
niete coronel de milicias D. Luis de Espinosa, facult'ativo del mis-
mo, D. Josd Maria Valenzuela instruido agricultor del partido de
las Pozas, el licenciado D. Manuel de Monteverde naturalista la-
borioso residente en Puerto-Principe, D. Diego Fernandez Her-
rera, htwendado de San Antonio, D. Hilario de Cisneros Censor




XIII
de la Sociedad econ6mica de Cuba, D. Jose Policarpo Columbi6,
Alf6rez Real de Baracoa, y la frecuente comunicacion y confe-
rencias con muchos hacendados, criadores y vegueros, entre los
cuales debo citar a los Sres. Brigadier D. Juan Montalvo y O-
Farrill y D. Tomas de Ilincheta, a D. Jose Rodriguez y D. Fran-
cisco de Silva propietarios en la Vuelta de Abajo, y d D. Antonia
Reinoso, de Guanimar. V irias personas me han franqueado los do-
cumentos que una laudable curiosidad y sus estudios privados les
habian hecho reunir, y este servicio exige de mi parte un testimo-
nio pdblico de reconocimiento i los Sres. D. Justo Velez Direc-
tor del colegio Seminario de la Habana, teniente coronel D. Jos6
Pizarro y Gardin, D. Joaquin Santo Suarez Secretario ent6nces
de la Real Sociedad Patri6tica, D. Raymundo Pascual Garrich
redactor de las Balanzas de comercio y de muchos estados inedi-
tos insertos en esta obra, D. Pablo Gonzalez antiguo empleado de
la Aduana maritima, D. Juan Martin Vegue que lo fu6 de la Fac-
toria de tabacos, y actualmente de la Tesoreria de Ejercito, y
D. Desiderio Herrera agrimensor pdblico, cuya incesante laborio-
sidad le ha hecho poseedor de un caudal precioso de noticias con-
cernientes & la agricultura cubana, producciones, territorio &c.
Sentiria que un olvido involuntario me hiciese parecer ingrato ha-
cia alguna otra persona que me haya favorecido; en cuyo case sa-
bre reparar mi omision oportunamente.




4




,I| lj
TABLA DE LAS MATERIAS.
CAPITULO PRIMERO.
Poblacion.
Art. 1. Sus progresos en diversas 4pocas.-Relacion entre las castas, en las ciudades y en
los campos. .. ... ... ..... ......... ....... ....................... Prg. 1
R. Proporciones entre los sexos ......................*......................... 15
3. Relaciones entre los nacidos y los muertos.-Movimiento anual de la poblacion. ... 18
4. Matrimonios. ..... ...... .. .... .. ... .................. .. ........ 24
Observaciones y comparaciones estadisticas sobre la ciudad de la Habana en el quinque-
nio de 1825. 1629............................................... ........ 26
1. Nacidos ................ . .. ....... ................... 28
2. Razon entre los nacidos legitimos 6 ilegitimos...............................* 30
3. Nacimientos por meses ................................................... 35
4. Muertos............. ... ..... .... .... .... .... .... ..... ........... 37
5. Mortandad por sexos...................... ....... 0... ................... 43
6. Mortandad por edades......................................... ........ 44
7. Mortandad de la nifiez........................... ............ ........... 53
8. Mortandad respectiva d los mifios legitimos 4 ilegitimos ......................... 59
9. Relacion entre los nacidos y los muertos.................................... 61
10. Matrimonios...,,....,. .................................... .. ..... .. .. 65
CAPITULO SEGUNDO.
.9gricultura C industria rural.
Art. 1. Division primitiva-Medidas agrarias.-Ildea general de las fincas.-Fertilidad y pre-
cios de las tierras.-Obsticulos que se presentan para adelantar la agricultura.-
Proteccion del Gobierno.-Esfuerzos de las corporaciones.-Medios de reforma. 69
2. Haciendas de crianza................................................... 92
3. Ingenios ..,,, ........... ...................................... ........ 103
4. Cafetales......................... . ......... ............ ...... .. 110
5. Sitios de labor y estancias................................................. 114
6. Vegas de tabaco...... ................................................... 117
7. Clculo del capital representativo de la agricultura 6 industria rural cubana, de los
productos y de la renta liquida .,, o .... e. ,t.,o..... ....... ...... 1 1




CAPITULO TERCERO.
Comercio.
Art. 1. Historia generate del comercio de la Isla de Cuba.. ....................... 129
2. Comercio de la Habana .......... ..... .* ..... ........ .... 151
de la esportacion....... ..... 170
de la importacion..................... ...... ..... ... 177
3. Comercio de los puertos habilitados.............. 181
Matanzas.............. ... .......... ..... . 182
Cuba ..... . . ................ .. ... 190
Trinidad. ......................193
Puerto-Principe . . . . ... .. . .. .. ... ...... id.
Manzanillo .................. .. ...................... ... f *t195
Jagua .... ............................. .... ......... id.
Gibaran................................... ............... 196
Baracoa ........................... ............. ... 0197
4. Del comercio general de la Isla...........,,.............................. 199
Comercio espaiol............. ........................ ...... ... . ... 200
Comercio estrangero ..................... ............... 201
Estados-Unidos................................................. 204
Francia ..................... ., .... ................ ..,,. 207
Inglaterra...................................................... .. 208
Ciudades Anseiticas. .. ....... . ... ...... .. . ..... id.
Paises-Bajos ........................ ............ .. .. id.
Rusia, Suecia, Portugal Italia .......... ........................ 209
5. Esportacion 6 importacion general.-Reljcion con la poblacion.-Consumos........ 209
6. Del cominercio m(ituo entre los puertos de la Ila. ............t......... ,,,t... 215
CAPITULO CUARTO.
Rentas y gastos.
Art. 1. Historia particular de las rentas de la Isla de Cuba............ ..... ....... 222
2. Historia general de las rentas de la Isla de Cuba............. ............ .. 270
3. De las administraciones de rentas .......................... .......... 290
4. Estado de las rentas en la 61tima 6poca ................................... 297
CAPITULO QUINTO.
De la fuerza armada.
Art. 1. Ejrcito ......... .... ................................ 6. ...... .. ..... 3i9
2. Marina ......... .. ..............ff.f off 0..* 326
CONCLUSION.
Comparaciones estadisticas entre la Isla de Cuba y vdrias potencias y colonias........ 334




APENDICE.
NoTAs. 1.Sobre fomento de nuevas poblaciones ........ ............................ 339
2. Plantas usuales de los cubanos.................... ... .............. 345
3. Valor de las tierras y rendimiento de varios cultivos en Puerto-Principe........ 357
4. Sobre la institucion agr6noma decretada por S. M.......................... 359
5. Reglamento de comercio de 1778.. .. ...................................... id.
6. Caudales y efectos entrados en la Habana, en los iltimos afios del siglo pasa-
do y primeros de este.......... .... .................................. 362
7. Acuerdos de-22 y 25 de mayo de 1805 sobre arreglo de derechos ........... 363
8. Arreglo de derechos de 9 de mayo de 1809........ ...................... 364
9. Variaciones hechas al acuerdo de 9 de mayo de 1809..................... 366
10. Arreglo de derechos en 1822................................. ..... ... 369
11. Consumo de animales vivos en la Isla...................................... 370
12. Sucinta noticia de las tareas del Sr. D. Pablo Valiente ...................... 371
13. Acta de la junta de auxilios en que se aprobaron los impuestos estraordinarios. 372
14. Sobre correos... ........................ .. .. ........ .. ... .. .... ...... 378
Tabla analitica de las materials ,........... ......,* ..,too*,*e,,, ., **,get ost 379
ERRATAS.

Phg.
39 linea 24... ............
41 Encabezamiento del estado.
77 Nota del pid ..........
91 Nota 2 del pid........
111 linea 16............. ..
12& linea 29...............
204 linea 32...............
212 linea 17...............
349 linea 8.......... .....

Dice.
Campo Santo..
Campo Santo........... .
Estadistica de 1822.............
Ilena a principios........
donde es originario .............
680 pesos........ ............ .
actualmente.. ............. . ..
para Inglaterra 5,5 ..............
Tragaria vesca ............... .

Las cantidades en dinero citadas en el pdirrafo Correos, p6ig.
son reales plata.

Lease.
Cementerio.
Cementerio.
Estadistica de 1828.
Ilena de principios.
de donde es originario.
688 pesos.
anualmente.
para Inglaterra 10.
Fragaria vesca.
235 y en la nota p6ig 378

AD VER TENCIA.
Las cantidades de dinero que se citan en esta obra, son siempre de pesos
fuertes de & ocho reales de plata cada uno, qtue corresponden h veinte reales
de veUlon.







CAPITULO PRIMERO.
POBLACION.
ARTICULO 1.0
Sus progresoa en diversas ~pocas.-Relacion entre las castas en las ciudades y
en los 'campos.
No pertenece t esta obra, y si i la historia civil de la Isla, el exhmen
de las eausas que influyeron en la decadencia de la poblacion indigena, en los
primeros tiempos; porque mi objeto se reduce solo h ofrecer un cuadro sucinto
.de los progresos de la poblacion que ha legado t nuestros dias, contribuy-ndo
con sus virtudes, su industria y sus talentos, formar las 6pocas interesantes
del comercio y de la civilizacion. Bajo este punto de vista, espondre. la pro-
porcion en que se hayan hecho los aumentos respectivos, tanto en la masa ge-
neral, como en cada una de las castas; la relacion que existe entre estas, y
la que ofrecen los sexos entre si; la distribucion de las gentes en los diversos
puntos 6 distritos de la Isla, en los campos y en las ciudades; y en fin el au-
mento debido a la generacion, las oscilaciones producidas en las castas por los
nacidos y los muertos y su influencia en la existencia numbrica de cada una. Para
proceder con mtodo en eqte eximen, he comenzado por revisar los censos oficia-
les publicados en la Isla ~y corregirlos de las equivocaciones que contienen, ya por
defecto de los chlculos, ya por descuidos de impresion; y despues he formado
unos reshmenes 6 estractos comparativos, bajo un sistema uniforme, con el fip
de tomar de ellos los elementos 6 datos necesarios para las comparaciones que
supomia el trabajoQ que me habia propuesto.




Los censos que he tenido a la vista para redactar este capitulo fueron:
1.0 El de 1774 formado de brden del Sr. Marques de la Torre LIV.0 Gober-
nador de la Habana. Este censo, que ofrece ademas un resumen estadistico de
aquella 6poca, fu6 impreso en esta ciudad y se halla tambien en la obra del
Abate Raynal. *
2.0 Los censos de 1791 y 1792 formados de brden del Esecmo. Sr. D. Luis
de las Casas LXIII. Gobernador de la Habana. El segundo, impreso en una
hoja de pliego comun como el primero, contiene un ligero reshmen estadistico. (1)
Corregido de las muchas equivocaciones de sumas que ofrece, le he preferi-
do al de 1791, porque probeblemente debe -de :ser mas exacto.
3.0 El de 1817 formado por acuerdo del Esemo. Sr. D. Jos6 de Cienfue-
gos LXVII.0 Gobernador y Capitan General y del Sr. D. Alejandro Ramirez XIV.0
Intendente de la Habana. Fu6 publicado en 1819 en una sola hoja de gran
tamaho, y presenta la poblacion general de- la Isla distribuida por gobiernos,
jurisdicciones, partidos y pueblos, en consideracion las castas, h los sexos y
h las edades. Este censo es mucho mejor que los dos anteriores pero no esth
exento de equivocaciones en las partidas de detalle.
Y 4.0 el de 1827, que forma pate del 'uadro Estadistico, formado por una
comision de Sres. Gefes y Oficiales del ej"rcito, de 6rden y bajo la ,direccion
del Esemo. Sr. Francisco Dionisio Vives, actual Gobernador y Capitanh Ge-
neral de la Isla. Este importante trabajo, es el primero de su clase que en ella
se ha publicado. (2) Presenta la poblacion y la riqueza de los tres departa-
mentos en que considera dividida la Isla, lo mismo que de las jurisdicciones,
ptiridos, ciddades y pueblos. Le precede uha introduccion curiosa 6 instruc-
tiva sobre su estension, territorio, clima, 6proddcci6nes, comercio y rpiitas; y h
qos estadbs 'rel~fivos &'chda departitnento, anttec d&n introducciones settieijites.
BSe conoce que el manuscrito 'ha sido revisddo con sumro esmero por 16k n-
edrgadbs de su publicacion, pues ninguna partida esencial es(t equivo a~ida.
He aqui los resumenes comparativos que he forimado de los cuatro censos,
de'spues 'de hdiber corregido hlas eqtiivocacionet de los trees 'primeros. (3)
(1) 'Comiaradas las sumas totales de&estos dos censuss, resulta que 'en A fio transcurridoo
'del uno al otro, hubo un aumento en la poblacion de 17.481 4individbcos.
(2) Vase el anuncio y estracto de esta obra, publicado e ~el nuero 32 de los Analds
de Ciencias. Habana 1830.
(3) Estas equivocaciones, se entiende que fueron las cometidas al transcribir las partidas, 6
bien al sumarlas 6 restarlas entre si, pres bajo tal nombre, no quiero indicar los errores que
p'ulieron ~omneterse en la formacion de los censos, inseparabls 'de este 'ginero de areas con-
plicadas y dificiles, y cuyas causas se evitan poco 4 poco 3 n las 6pdraeiones sude ias-




CENSO DEL ANO DE 1774.
1 HOMBRES. MUGRES.
LIBRES. ESCLAVOS. LIBRES. ESCLAVAS.
0 -
M os. Mats os. Total. SS Total. -
Mulatos. Negros. Mulatos. Negros. Mulatas. Negras. Mulatas. Negras.
Habana .... ,......... 26.331 3.082 2.093 685 13.242 45.433 17.061 3.297 2.473 369 6.985 30.185 75.618
Santiago de las Vegas.......... 717 86 23 10 164 1.000 593 69 30 5 112 809 1.809
San Felipe y Santiago.......... 582 50 44 6 "728 1.410 499 44 25 ...... 154 722 2.132
Filipinas...................... 995 285 18 26 299 1.623 62 195 21 8 118 994 2.617
Isla de Pinos................... 31 15 3 1 20 t0 4 2 1 ....., 1 8 78
Santa Maria del Rosario......... 1.080 32 11 114 362 1.701 894 31 92 7 173 1.197 2.898
Guanabacoa.. . .... ......... 2.639 157 230 32 2.392 5.450 1.594 119 161 15 659 2.548 7.998
Jaruco.......................... 243 11 1 ...... 84 339 168 10....... .... 19 197 536
Matanzas...................... 1.163 99 75 10 505 1.852 854 84 73 5 381 1.397 3.249
Total....................... 33.781 3.817 2.600 884 17.796 58.878 22.319 3.851 2.876 409 8.602 88.057 96.935
Remedios............. 1.044 113 90 35 282 1.564 1.052 98 117 38 216 1.521 3.085
Santa Clara.... ......... 3.071 468 363 250 327 4.479 2.539 284 177 198 426 3.624 8.103
Trinidad....................... 1.736 199 248 102 611 2.896 1.784 219 231 83 401 2.718 5.614
Santi-Espiritus .................. 2.951 429 196 146 536 4.258 2.682 475 237 103 510 4.007 8.265
Principe ...................... 4.061 417 430 267 1.936 7.111 4.293 517 740 299 1.372 7.221 14.332
Total......................... 12.863 1.626 1.327 800 3.692 20.308 12.350 1.593 1.502 721 2.925 19.091 39.399
Bayamo ............ 3.305 1.533 325 244 930 6.337 2.690 1.680 485 287 771 5.9131 12.250
,Baracoa........ .::*..... .... 691 618 103 50 101 1.563 310 209 71 41 28 659 9,.222
Hfolguin ...... .. ..... 1.036 144 124 41 10# 1.447 570 224 55 '78 66 993, 2.440'
Cuba .......... 3.900 2.463 1.472 1.499 2.632 12.966 2625 1.449 700 670 -964 6.408 19.374
Cuba...... ..... ..... ...77
Total......................... 8.932 4.758 2.024 1.834 3.765 22.313 6.195 3.562 1.311 1.076 1.829 13.973 36.286
Total general..................55.576 10.201 5.951 3.518 25.253 101.499 40.864 9.006 5689 2.206 13.356 71.1,1 172.620




CENSO DEL ANO DE 1792.

Habana y arrabaies. ............
Santiago de las Vegas..........
San Felipe y Santiago .........
"Filipinas....................
Isla de Pinos................
Santa Maria del Rosario.
Guanabacoa ..................
.Taruco.....................
latanzas... ....................
Partidos del campo .............
7btoal........................

Remedios...... ... .. . ...
Santa Clara..................
Trinidad........................
Santi-Espiritus..................
Principe ......................
Total.........................

HO1MBRES.

- 0
U
12.274
1.127
601
1.353
50
1.291
3.278
503
1.945
21.066
43.488

2.248
4.141
2.612
2.375
7.214
18.590

LIBRES.

Mulatos.
2.481
57
351
533
3
30
327
9
266
2.038
5.779

432
767
1.143
1.036
971
4.349

Negros.
1.944
38
19
59
1
238
244
8
406
1.800
4.757

538
388
766
699
790
3.184

II I,

ESCLAVOS.

Mulatos.
251
27
5
27
30
36
125
......................
640
1.268

271
352
309
260
988
2.18C

Negros.
6.864
1.061
522
360
17
312
1.878
140
996
15.860
28.010

965
370
1.440
1.285
4.605
8.665

Total.
23.814
2.310
1.182
2.332
74
1.901
5.852
660
3.773
41.404
83.302

4.454
6.018
6.270
5.655
14.571
36.968

MUGERES.

11.263
1.156
497
1.035
8
1.257
3.259
425
1.473
14.440
34.813

2.315
2.645
2.274
2.055
7.402
16.691

LIBRES.
Mulatas. Negras.
2.911 2.464
63 43
43 19
501 61
...... ......
46 219,
400 282
3 7
224 2
1.460 1.520
5.651 4.617

4.042
666
1.262
1.127
763
7.860

516
426
878
811
717
3.348

ESCLAVAS.
Mulatas. Negras.
231 10.624
36 1.131
7 205
17 2416
...... ......
37 438
149 1.783
...... 69
111 633
690 6.340
1.278 21.469
286 690
380 340
425 502
397 451
386 3.329
2.224 5.312

Bayamo..... ..... ...... 3,73 2,712 179 1.680 1.634 9.937 3.119 1.287 1.547 2.213 1.701 9.867 19.804
Baracoa.................... 490 585 16 20 69 1.180 396 604 109 21 56 1.186 2.366
Holguin......... .... 2,007 377 151 165 234 2.934 2.021 394 134 164 190 24903 5.837
Cuba.......... .......... 3.992 2.043 1.079 456 3.048 10.613 4.220 2.245 1.145 466 2.072 10.148 20.761
Tota ................ ...... 10.221 5,717 1.425 2.31 4.80 24.664 .76 4530 2.935 2.864 4.019 24.104 48.768
Tor ena............, .... 7.29 1 4 369 41.655144934 61.260 1 1 1 63 4 18 272
....... genra .... ................. 2291.4 .6 .6 16514946.6 18.041 10900i 6.366 30.800 127.39 272.3011

Total.
27.493
2.429
771
1.860
8
1.997
5.873
504
2.443
24.450
67.828

7.849
4.457
5.341
4.841
12.947
35.435

51.307
4.739
1.953
4.192
82
3.898
11.725
1.1641
6.216
65.854
151.130

12.303
10.475
11.611
10.496
27.518
72.403

. . ." 2 .. I i ni i

I -
I




An, lii. ant.. g....., ...
,Ahtpi..... ..,,,,
Aata 'IM a ~ari o.,.. ,..
Uptidos 1AO k0l s.... -... .
4em-d mas de 10 idem....
Wn ide la V!tAi de arribl. .
atanzas.... . .C ... . :
Total.. .

idao ...t...............:
w dia l .... ... ...... ..
T a .. ...... .... ...::::..

.20.372
. 2.60
. -1.477
.2.89
- .3425
S1.408
. .3.A954
732
'14.8A7
9.383
-10.563
5.399
'75.999

-~ I

IW I): -
B ji~~ 1WUGET

~g, IBa~k .2. I ~

];13
101
0
o 0
765
<785
504
2 2
,451
.9.719

5.397 463
'-.548 1.138
-- 0.494 I.I02
*-..241 2.(25
* -VJ.969 1.830
39.649 6.558

6,59,4
. 26)
2 2
1 605
53
i440
11.04

574
.1.09F
1,051
,1.766
5.133

1.461
. 49
.851
210
M
3.861

126
259
157
487
1.81a
2.842

11.
1.1 3
140
440
20.078
'16.130
14.870
5.225
79.258

1.272
1,814
3.214
1.515
7.247
15.063

I.

44.32,2
2.586
4,145
7.931
2.331
10.903
1.268
37,629
26.631
26.885
11.638
79.877

t 7.894
13.334
S9.065
13.327
25.625
69.245

17.990
I2. 043
S675
2.0
2.457
1.129
-.408
11.392
5.847
8.8891
4.11.2
57.722

' 4.187
8.284
3.295
7.946
11.9i0
35.702

l lm 5=

447'
1.4161
1.193
2.065
1.589
6.710

-464
.64:1
1.124
964
4.965

0j 62 10.488
96 536
80 .4Q5
49 781
;:52 4W99
32 4 2
138 6H7
8 199
508 5,992
409 6.036
195 5.159
122 3.977
2.751 35.699

267
341
504
1.401
9..98

754
1.134
1.408
1.159
6.118
10573

39,753 84.07,
3,314 4 91!
4.4 3.84
, 5.108 13.03
.1,7b 4.19!
2. 430 1 .
0.629 '58.251
13.767 -40.391
15.234 42.11
B 2).ii3
118;.970 296 14

5.937
1.1.744
7.361
12.638
60.543

13.831
25.078i
186.496k
25.965
48.488
129.788

.....--..... -098
Bayamo ................ 5.631 5.090 4.400 2.200 4.000 21.931 4.98 7 4.500 3.500 3.0 o 5.000 098 42.18
Baracoa................. ...... 503 65 500 500 600 2.738 700 600 5503 0 300 2600 38
Holguin ....................... 1.0: 1.80 1.00 1.600 1.600 8.105 1.591 1.500 1.650 1.300 1.25( 721 1).96
Cuba......................... 6.93 6.800 6.OQQ .80 6.000 32.532 8.609 6.500 4.600 .4 0 7.500 3L60 4.141
....................;... .8 .. 1100 0 6.66 .00 1 9150 14.05 62.48~ 127.093
Total general .................. 130.519 .51 2.3 17.808 16.521 313.728 1011 29.170 26.003 14.499 60.322 239.300 553.028
-L "72...9..0

y /'l I | ....... .. ...

Mulatas. N Qras.
4.446 A767
305 .;.'31
56 .39
219 281
1.32 2.78
38 151
404 453
17
935 T.802
768 707
467 524
.383 40
9.360 1WO738

1
4
7-

I

I




SENSO DEL ANO DE 1927.
HOMBRES. MUGERES.
S LBReS. ESCLAVOS LIRRES. ESCLAVAS
7,7- o _______TO
Mulatos. Negros ht TotalMulatas. Neg a -. l Tote.
fIabana y partitlos uaes:... .. 52.77 4.765 9.27 69.172 135.884 43.994 6.357 11.280 40.363 101.944, 237.828
Matanzas y 5 ptid's. 8.994 570 631 16.768 26.963 7.677 665 736 9.754 18.832 45.795
Pinar del Rioy7idem.......... 5.443 1;547 801 3.667 11.458 4.236 1.461 594 1.437 7.728 19.186
antiago y 10' iden;..'. .... 7.926 397 883 19.691 28.897 6.671 307 756 11.348 19.08- 47.979
San Felipe y' Santiago. Ciudad. ..1.. 1. 100 198I 934 2.4001 976 105 116 538L 1.735 4.13
aWoo .. ....... .. ..- 56 8 9 .- 1.638i 64 '60 83 352' 1.359 2.997
Santa Maria'del Rotario. Cidiad....... 1.286 40 56 802 2.184 T.068 40- 60 380 1.548 3.732
Genabaeoa--y--partidos.. ;;... 4.053 454 463 4.274 9.244 3.972 558 710 2,262 7.502 16.74q
iinesy '3'fdem......... ... 4.376- 155 358 '444 12.333 3.470 158 294 4.538 8.460 20.79
Sar Antonia Abad y 2 pieblA'b ... .2.694 147 246 : 06' 5.148 2.~604 225 314 1.055 4198 9.346
t del Dpaitnto cident. ... 8 81 13.004 125.38 236.149 75.532 9.936 14.893 72.027 172.388 408.53
lo-Prcape.y.24 partidos.... ... 21.59 2.400 1.410, 9881 35.92 17,783 2.000 1 .092 5.8326.698 61.99
mida dem ..... . .. 6.292 1.504 1.692 ',4 18.42 .. 5.041 1.353 '1.127 2.763 l.0284 28.706
S2ide.. ... 1.2 1.98 8 465 17.450 ,9.5,96 1.461 771 2.11 19 81397
- 1Fst ts .idem..... . 8". 9 4 1.6411 51 15.378 46 1.361- 742 1.83J 12.185 27.563
io a10 e..... .', 4.209 67 45 1..80 3.245 520. 358 7 482 11.672
ooia de.ag ua.... ,,,,,, ...... ,6.7 7.0 .... .. 17 924 462 155 ...*.. 114 1.555
artgd .1uaaa........, d 49, 0 '417 855 ',403 70 40, -24CI ,59 1.614
Total del Departamento del centro. 53_.44 8.3 5. 8 944.776 80 4 1 30 69.35
Cuba y 41 partidos... .. T .'T"4 3.TQ 328 b.913 6.635 5.608 .708 145, 30.609 70.52,
Bayamo y 19 idem............ ... 7.10' .364 1.135 %.75 15.357 6.621 4.780 .168 1.819 14.388 29.745
Holguin y 18 idem........ ....... .432--t.258 634 02 5.750 760 310 645 7.4651I7.729
aracoa y 12 idem.......... . 1.041 1760 42 1.050 3.2-1 1.283 761 %0 669 3.063; 6.324
iguni y 4 idem........ .. 2.060 506 381 3.80 1.801 771 537 .
Tolal del Departamento oriental....... 25... 97 4 45 4 7 15 12.700 6.053 17.995 58--838 131.4
Total eneal de los tres Departamentos-. 168.653 28.058 23.904 18290 403.905 142.398 29.456 25.076 103.652 300.582 704.9
'-~ ,'-'A




ESIM1MENES GENERALES DE LOS CUATRO CENSOS..

BLANCOS.
Varones. JIefbi is.
55.576- 40.864
72.299 460
130.519 109.411
168.653 42.398

Total
de
blanCDS.
96.440
133.539
239.830
311.0511

7 DE COLOR.I

LIBRES.
Varones. Hembras.
-16.152 14.695
25.211 28.941
-58.885, 55.173
51.962 54.532

0
k

30.847
54.152
S114.658
106 494

ESOLAVOS. -
V ors. Hembras.,

28.771
47.424
124.824
1@3.490

" Total
S de
I color.

15;562 44.333
37.166 -84.590
74.82(t, 199.145
103.652 26.942

75.1580
S138.74 2
313.203
393.43.6

14
0
o
1774
1792
1817
1827

Total
*
general.

"171.620
272.301
553.033
704.487

Razon
-de
aumento.

58,86p
123,0
-27,3

I I

ffi i .. .. ... L wI

-/
"4

- ~ V ~




Ademas de e dutro cen'os, iue e T''tlerno ha hCl formar y publi-
car en distintas poaseh Real jConsulado a reuido y disc ido los dates so.
bre la poblacion blace y de color en 18 0, y 41 resultado de este trabajo in-
teresante fu6 imp eso. elnMadride-el-eaiio de 1q14, unido Aotros, conel ti-
tulo de Documen s 'de que has't ahora ~ee compone el espediente sobre el trbfico
y esclavitud de 14s negros 48 A los numerosos estados y curiosas comparacio-
nes que reune est _obra, precede unaxepxe entacion hepha & npmbre del Esemo.
Ayuntamiento, de Real Co4slao y de Ja Real ocied patri6tica, que siem-
Ayuntamiento de]a! Rea -Sock & -
pre merecerh ser ileid-. p Ra
Los trabajos formados'por el Real Consulad hat serviao al Sr. B. de
Humboldt para los chiculos que ha publicado en su obra titulada Ensayo po-
litico sobre la Isla de Cuba. Debe adver4irse, que aunque ste fu6impreso en 1826,
ya todo lo mas eencial habia visto la luz pfilic' en Relacion del viage ~
las regiones equinlyiales der ev Mindo' (1). El Ensyo s re la Islacon-
tiene ademas muc osdocunientos recites, quefueon einitido, de la Habana &
su ilustre autor: mas -paiec' que now recibi6 el censo oficial de 1817 impreso en
1819, porque en la pfig. 135 se refiere solo at. patron formad, por la Diputa-
cion provincial de aquelia 6poea, para, arreglos intriores, que e public en las
Guias de la Isla f tadoe varies doumentos.
El capitulo de.1a obra -del. .Sr.. de-H boldt sobre'obla on, nada dejaria
que desear hey da 'si 'romprendiese los dois iltintos ensos 1817 y 1827.
Refiribndome al trabajo de este shbio en todo lo que san c culos sobre las
castas, las condicibnes &c. hasta 1811, me propono reunir y xaminar bajo un
plan semejante, I i eves documentos que no hapodi0o tenr h la vista, para
que este capitulo irva come de complemento al suyo. Oe esta manera, mi obra
no contendrk mas repeticiones que las absolutamente indispensables para evitar
la confusion.
Las clases blanca, libre de color, ksclava y general de coloi, segun los cua-
tro censos menciopados, se 'haflaion-e las proportiones siguie tes:
7-56 18 26 44 pg
1A792-49 20 11 51
Arios de....
1 817-43 '0 7 57
1827-44 _5 41 '6
De esta comparacion- reulta ue ~n la sla d Cu1 no lo la poblacion
libre ha sido sieminpre mayor.qu& a eselava, sin e lblanc ha escedido &
la segunda en cantidades bastantes__cnsiderabls. La imprud te introduccion
de esclavos en los ultimos aios que precedieron & l prohibicion del trifico, pro-
dujo en la poblacion de esta clasb un aumepto, dsde 36 & 4 centcimos y
(1) Tomo 4.0 de la edicion en 4.1




in embargo vemos por ta hhima Estadistica, que los blancos aventajtbn h los
sdavasten cerca de 4 pg del total. (1)
. lios 53 Aios .transcurridos desde el censo del Sr. Marques de la Torre
hsta el idtimo de 1827, la poblacion general ha tenido un aumento de 532.867
individuos. Los aumentos de un censo al otro corresponden a 58,6 po desde
1774:~i6 1702; 103 p: desde 1792 a, 1817; y 21,3 po desde 1817 1827,
que iebeA ;ser de aumento anual en cada Una de las tres pocas respectiva.
mente
3,2 4 2,7 p-
~ El trmino medio del aumento anual en cada uno de los 53 afios, resulta
sdr de ,5,&Pi del primitivo censo.
Los aumentos anuales respectivos & cada clase, han esperimentado diversas
oscilationes qu' indican los progresos de la bl cion, por las causas que en
ellos influyeron.
Blancos. ibres. Esclavos. Total de color.
De 1774 W1792 2,7 4,2 5,0 4,6
De 1792 &184-7 3,1 4,4 5,4 4,4
De 1817 &1827 2,1 0,68 4,4 2,5
La 6poca de mayor incremento en la poblacion asi blanca como esclava
resulta ser la del segundo al tercer censo, y la minos favorable 'a todas las cla-
ses la de los ltimos diez ailos. (2) Si el auntento en 6stos se hubiese hecho en
la proporcion que en los anteriores, la poblacion actual seria de 774.246 indi-
viduos, y de ellos 314.177 blaacos.
Entre el primero y segundo censo, fu4 la Apoca de libertad concedici los
buques nacionales y estrangeros para la introduction de negros, y al mismo tiem-
po los benificos decretos sobre comercio libre, que serin citados en su lugar
rpapectiv, iwmpezaron & traer i la Isla familias de diversos puntos de Europa.
Ea1795 se endiquecid su poblacion blanca con los eminigrados de Sto. Domin-
ge que continuaron viniendo en los sucesivos; en los alios primeros de este sig!o
y- iurante las guerras de Napoleon y las disenciones de la America espatiola,
aumentaron las emigraciones & esta Isla, que una sabia Real cidnla favorecia,
etableci6ndose ent6nces una Junta de poblacion y creandose various fondos para
prestar auxilios h los nuevos pobladores. (S)
La poblacion de color ha debido su principal aumento h las entradas di-
(1) En 24.109 individuos.
(2) En la Estadistica, pdg. 25 se dice que el mayor aumento de ]a poblacion, relativa-
I~ente a] ndmero de afios, se ha verificado en los diez 6itimos. Esto solo puede entenderse,
tomando en absoluto -los n(imeros de los aumentos anuales, pero no comparativamente i ]a po-
blacion existente en la 6poca de cada censo.
(3) Vase el Apindice..




10
rectas de negres de Africa '(1), primero en dorto nimera para aliviar losvidi k
y reemplazar su phrdida, despues por medio de contratas que hicieron con:e
Gobierno en ditintas 6pocas, Gaspat de Peralta .(2), Pedro Gomes Reynel (3),
Antonio Rodriguez de Elvas (4), luego por cuenta del Rey y casa e contra
tacion de Sevilla,, y mas considerablemente por medio de factorias estrangeas
de la gompaia,,de la,1Habna (5},,por losingleses durante,-sx mansion enlist
capital, y las sucesivas contratas del Marques de Casa-Enrile en: 1773,eiBaker
y Dawson en 1786, y al fin por el libre comercio desde 1789 hasta la suprsin
del trkfico, por mhtuo convenio de las c6rtes de Espafia e Inglaterra en 1817.
Los calculos hechos en 1811 por el Real Consulado, publicados eDntre l~s
documentos que menciona el Sr. B. de ,umboldt en su obra, dan de entrads
de negos, en toda la Isla.;

Desde 1521 h
Desde 1764 h
En sola
... desde1791 kL
desde 1806 'a

1763. ......... ... ... e60.O000
1790..... ............ 33.409
la Habana z
1805 ..................... 91.211
1820s..... ...... ...... 131.829'

- 316.449
Aumento, tanto por el comereio ilicito
como por la part Oriental de la Isla,
desde 1791 1820.......... .... ... 56.000
Total..... ... 372.449

liii ~L4iJ

I~ ~I ~
(

De esta grande introduccion de negros eselavos, que sin duda es el: .
nimum .que puede suponerse (6) y que debi6 multiplicarse por la generaio,
dando origen h las castas intermedias, resultan solo !xistentes al fin ded1826,
393.436 individuos negros y mulatos libres y ,esclavos, lo que indica uaii dis-
minucion estraordinaria en las gentes de color. El Real Consulado, en sus ob-
(1) La historia de la introducciol de negros en la Isla, puede leerse en los boc en-
tos unidos al espediente sobre trifico y esdcavitud de los negros p g. 116; en la ist a de
la Isla de Cuba por Valdes; y en la obra del Sr. t. de Humboldt, pdg. 167.
S(2) En 1586.-(3) En 1595.-(4) En 1615.-(5) En 1740.
(6) El S. B. de Humboldt la hace subir 4 413.500 al minimum y halla que- en
existian

Negros libres y esclavos............ ...... 820.000
Mulatos ..................... 70.000
Hombres de color........ ... 390.000

I. I
A~




sevaniser, presefita como ventajoso el resultado de 91.000 "indivilduos, esceso
de : pohlacion de color en 1810 sobre la importacion Africana; pero es fa-
oa' cohioer Ia falacia de este chIeculo y cuan poco filantrbpicas son las con-
sedaenasque- de 61 pueden deducirse. (1)
Las 'proporciones espuestas, en que se hallan las castas en la isla de Cuba,
y Jag de lo aumentos anuales respectivos, son diversas de las que ofrecen los
departamentos, las jurisdicciones, los partidos y las poblaciones comparadas en-
tre si. En 1811, casi los 3 de la poblacion de color residia en la jurisdiccion
Ia Habana, desde el Cabo de san Antonio hasta Alvarez. En el distrito
Ptheito-Principe la relacion entre las castas blanca, libre de color y es-
ava, era de 52, 14) y 33J centcimos de la total. En la provincia de Cuba
notabain" grandes diferencias en sus cuatro pueblos. En Cuba con siu juris-
c eon, las proporciones que en 1791 eran de 40 '83. 27
riaron en............. ...... 1811...... 38 25 37.
En Baracoa, h beneficio del cultivo del caf6, se advirtieron progresos sin-
gixIarTiTTguin era muy corto el numero de libres de color, y al contra-
rig eR el. Bayais, dondo los nbunetos proporcionales eran
30 44 26.
En fin, toda la provincia de Cuba, ofrecia el tkrmino medio siguiente, en las
tres castas.
.7 28.
Segun los datos que ofrece la Estadistica de 1827, he deducido que los
nineros p oporcionales k las tres clases son;
En el departamento occidental. 40 11 49.
EO el,.del centro............. 59 15 26
Yeie l oriental............. 36 27 37
. .esulta de estas. comparaciones, que en todos los depaitamnentos la pobla.
clpn libre escede a la esclava, hallindose en esta parte mas favorecido el del
centro, donde solo pertenecen la iltima clase, poco minas.de Ia cuarta parte
de Ia poblacion.
.La proportion de los blances es mayor en el departamento occidental,.
y.,lo miino suede ilos esci'avos; y siendo prbximamente semejante la razon
de estas do' casts entre si' en 3los departments de las estremidades de la
Isla, en el oriental la clase de libre de color se halla mucho mas favorecida.
SComparando. los ,aumentos que desde 1817 h 1827 ofrecieron las castas en
eada uno de los tres departamentos, segun los resultados aproximadosa.(2) de,
(1) Vase la obra del mismo Humboldt p. 173.
(2). Digo .aproximhnados, porque las nuevas divisiones en departamentos tienen limites algo
diversos que las jurisdicciones del censor de 1817,




1'2
*
los censos &e himas poeas, sb ve qud, el mayor, do ,la publaeion bhi k
tenido lugar en el departamento oriental, que en el mismo, los libTes de saole
esperimentaron una disminucion notable, y que el mayor aumento de 1os
esclavos, se ha verificado en el dppartamento occidental, cown motivinduda
blemente, de'los progresos del cultito, y de las muchas fincas que sehansta-
blecido en los 10 :aios -transcurridos. He aqui los resultados e estas Omh
raciones. h
Departamento Toccidental. Departamento del centro. Deparamento, r l.
En-los ,bacos .., 23,5 pS. 4umento. 292 ps aumento. 56, p -, auwo .
En los libertos... 12,5 ,, ,, 6,2 ,, ,, 2,9 ,, disTinu u.
En los esclavos.. 68,0 ,, ,, 29,3 ,, ,, 24,5 ,, aeento. ,
.En el total........ 37,0 ,, ,, 26,9 ,, ,, 3,6 il
Al mismino tiempo pIidei conocerse cuan leritos son los pro~eos'~u m~
sa general de la poblacion hace en la parte oriental, pues la razon del au,-
mento supondria necesarios 278 aios para que aquella se duplidase. En ld oc-
cidental, la razon de 37 pi en el aumento, manifiesta que en menosde 8-
alios se conseguirh ver duplicada su poblacion, sin recurrir & otras causas po-
derosas que puedbn iacelerar sus progresos. '
Los cMiculos hechos por W. Petty y Euler, sobre aun entos y duplicateo'
nes de la poblacion en 10 y 13 aijos, 1o mismo que otros muchos publicados
para diversas naciones de Europa, no se fundan en census, sino en, Observatio-1
nes parciales que no inspiran la menor confianza. Lo -mismo acoitececo1o
de Malthirs-*sobre *duplica~cin en los Esbados-Unidos en min nos de 16 ios.
Siguiendo la razon del aumento, que en di'ehos Estados se ha verificado deAd
1190 &6.1810, la duplicacion de los blancos se hace en 22 aios y 48 cet6-
cimos (1). En Francia la poblacion ha aumentado desde 1820 a& 1826, en la ra-
zon de 0,69 p. La duplicacion puede hacerse, de este m6do en 110 airi6s.
Por losados censos de .la Habana 'de 1791 y 180, Oresultaba que Jos blan-
cob se habian aumentado 73 pg en 20 alios, los libres de color '171 y lds :esJ
clavos 165 y en su totalidad ofrecieron un aumento de 117 pg. En el barrio
de Guadalupe, los aumentos respectivos:en las tres clases fueron, solo en 10
aios de 1
251, 295 310: y en el total de 278 pg.
Pero estos aumentos parciales en funds barrios de la capital de preference
a otros, no pueden servir para establecer una ley general.
(1) A. Seyberxt, Anales estadisticos de los Estadoz.Unid s. .




~18
Es )4parte Oriental,- los anumentos de la clase blanca fueron asombrosos
en aquel periodo: en Baracoa crecieron 165 pg en 20 aios, en Holguin 107,
y en Bayamo 120. Ya ent6nces se notaba, sin poder esplicar la causa, la dis-
minucion de los libres de color en Cuba y en Baracoa (1); disminucion que
resulta igualmente comparando los dos iltimos censos, como he dicho antes y
repetird luego.
Las tres clases blanca, libre de color y esclava, ofrecen hoy dia unas pro-
porciones de distribucion en las principales ciudades de la Isla, que merecen
examinarse, porque unidas & otras consideraciones pueden contribuir a darnos 6
conocer el estado de comodidad respectivo y el de la industria que aquellas
ejeroen. En la Habana hay 46.621 blancos, 23.562 libres de color y 23.840
esclavos; es dec.ir; un esclavo por cada dos blancos, 6 uno por cada 3 perso-
nrhtlibres.
i En Puerto Principe existen 32.996 blancos, 6.165 libres de color y 9.851
esclavos; lo que viene ser m6nos de un esclavo por cada 3 blancos y mas
de uno por cada cuatro personas libres.
En Cuba, que reune 9.302 blancos, 10.032 libres de color y 7.404 esclavos
viene h resultar menos de un esclavo por cada blanco y un eselavo por cada
2,6;' personas libres.
En $anti-Espiritus, donde hay 5.802 blancos, 2.775 libres y 2.222 esclavos, la
propircion equivale a, un esclavo por cada 2,6 blancos, 6 un esclavo por cada
3,8 libres.
En Matanzas, con una poblacion de 6.333 blancos, 1.941 libres y 3.067 es-
clavos, resulta uno de estos pot 2 blancos, 6 por 2,6 libres; proporciones muy
selimejantes a las de la Habana (2).
En Guanabacoa, con 5.194 blancos, 1.786 libres y 2.143 esclavos, las pro-
porciones son las mismas.
En Trinidad 5.597 blancos, 4.003 libres y 2.943 esclavos, resulta menos de
un esclavo poQr cada dos blancos y por cada cuatro libres.
- En Villa-Clara 4.502 blancos, 2.310 libres y 1.720 esclavos, dan un escla-
vo por cada 2j blancos 6 por cuatro libres pr6ximamente.
Comparando todos estos resultados de las principales ciudades de la Isla,
para deducir un tbrmino minedio, se halla que en ellas los blancos, los libres de
color y los esclavos, esthn en la razon de los n6meros
43 31 26 con 100
Proporciones muy ventajosas, puesto que ofrecen aproximadamente dos blancos 6
(1) Documentos p. 135.
(2) Un articulo may juicioso inserto en los diarios de Matanzas Oel 20, 21, 22 y 23
de febrero de 1830 supone de mas de 13,000 personas la poblacion de la ciudad en aquella fecha.
3




14
tres libres por cada escavo. En el aio de 1701 resultaban en la Iaban
,53 22 25 i 100
.en 1810 se. calcularon estar en fas razones de
43 27 30 iL 00
por el censo de 1817 se obtuvieron las de
45 26 29 & 100
yen 1827 han resultado
49 25 26 i 100
Desde el penfiltipo censo pues, la proporcion en los blancos aparece au-
mentada en 4 cent6simos, y disminuida en 3 la de los eselavos.
Las relaciones de las castas en los partidos rurales, varian mucho en los
distritos y segun el ginero. del cultivo dominante en las comarcas.
Resulta de los trabajos del Real Consulado en 1811, que en los partidos de gran -
des plantios de caia y de caf6, los blancos componian apenas de la poblacion (1)
y las relaciones de las castas oscilaban entre 0,30 y 0,36 para estos, 0,03 y
0,06 para los libres de color, y 0,58 y 0,67 para los esclavos; mientras que en
los plantios de tabaco de la Vuelta de Abajo se hallaban las proporciones de
0,62, 0,24, 0,14, y en los partidos de crianza de ganados hasta 0,66, 0,20, 0,14.
Segun el censo de 1827, y hallando la poblacion de los campos por me.-
dio de una deduccion, me han resultado en los distritos de grandes cultivos, co-
mo son los partidos de las jurisdicciones de Matanzas, GiUines &c. los nme-
ros iguientes:
-- 0,30 0,02 0,68
0,32 0,03 0,63
y en los partidos de la Vuelta de Abajo y en otros del departamento del
centro
0,50 0,22 0,26
0,67 0,09 0,22
Recordando ahora los nfimeros que he deducido antes, como representati-
vos de la proporcion en que existen las clases blanca, libre de color y esclava
en lds principales pueblos de la Isla, h saber:
0,43 0,31 0,26
y .comparkndolos al t6rmino medio de la poblacion en los partidos rurales
0,45 0,09 0,45
resulta que, siendo igual aproximadamente la razon de los blancos con el total,
la de los- libres de color es 0,22 menor y la de los esclavos 0,19 mayor en el
campo que en las ciudades. El reshmen general de la distribucion en el canm-
po y en los pueblos, que contiene la Estadistica en la pfig. 26 de la intro-

(1) Humboldt p. 160. Documentos citados.




15
deceii (6presado eff parte-s centecimales para no "iariar el 6rden de io espuesto)
di 57 centicimos h la poblacion total en el campo y 43 centecimos en las ciu-
dades (1); y en estos nhimeros los blancos, los libres de color y los esclavos
se hallan en las proporciones siguientes.
0,38 0,6 0,56 en el primer caso.
0,54 0,24 0,22 en el segundo
Esta distribucion equivale h las razones siguientes de la poblacion de los
pueblos la del campo;
- en los blancos : 100 : 92,8
en los libres :: 100 : 49,5
en los esclavos :: 29,8: 100
Segun la misma obra, los esclavos de las fincas pueden considerarse distribuidos
comb 701 en los ingenios, 509 en los cafetales y los 100U restantes en las demas
fneas (2).
El alio de 1826 la Seccion de arbitrios de ]a Junta establecida entonces
para proponerlos al Gobierno, y de la cual hablard en su lugat respectivo,
consiguio reunir algunas noticias de la jurisdiccion de la Ha[ana, que sin duda
habrh tenido a ]a vista, y corregido con datos mas recientes, la comision mili-
tar de Estadistica.
La. masa general de la poblacion comparada h la superficie de la Isla, daba
segatn el chlculo del Sr. Bauza (de ser esta igual h 3.615 leguas cuadradas) (3)
197 individuos por legua cuadrada, suponiendo el minimum de la poblacion de
715.000 individuos.
El censo de 1827, cuya suma total se diferencia bien poco de esta canti-
dad, ofrece 201,5 habitantes por legua cuadrada de las 3.496t que da i la Isla.
De una comparaeion semejante en cada departamento, resultaron 481,2 en el
occidental, 115,8 en el del centro y 106,9 en el oriental.
ARTICULO. 2.0
Proporciones entre los sexos.
Examinando compalativamente los cuatro census por un metodo semejante
al que acabo de seguir para investigar la relacion entre las castas en diversas
ipocas, he hallado que en 1774 los varones blancos formaban 58 centicimos y
las hembras 42; los varones libres de color 52 y las heinbras 48; los varones
(1) La Junta de Gobiemrno del Real Consulado, suponia en 1811 de 141.000 individuos
la poblacion de color en los pueblos, y de 185.000 ]a de los campos.
(2) *Introduccion p. 26.-(3) Humboldt. -




16
esclavos 65 y las hembras 3S de sus closes respective, y e.el total 50
tisimos los varones y 42 las hemnbras.
En 1792, 0,54 los varones blancos y 0,46 las hembras; 0,47 los varones li-
bres de color y 0,53 las hembras; 0,56 los varones esclavos y 0,44 W hm-
bras; y en el total 0,53 varones y 0,47 hembras.
En 1817, 0,55 los varones blancos y. 0,45 las hembras, 0,52 los varones de
color 'libres y 0,48 las hembras, 0,62 los varones esclavos y 0,38 las henibras,
y en el total 0,57 los varones y 0,43 las hembras.
Finalinente, en el censo de 1827 resultan ser, _0,54 los varones blancos y
0,46 las hembras, 0,48 los varones de color libres y 0,52 las hembras, en los
esclavos 0,64 los varones y 0,36 las hembras y en el total de la poblacion
0,56 los varones y 0,44 las hembras.
En Paris la razon es de 54,5 p- varones y 45,5 hembras; en Inglaterra
50,3 pt varones, y 49,7 po hembras; en los Estados-Unidos en 1810, 51 pg va-
rones y 49 p" hembras.
En un pais donde la masa de la poblacion es tan mezclada como en la
Isla de Cuba, y en donde las causas del aumento 6 disminucion de los sexos.
en sus proporciones mutuas esperimentaron mil variaciones, no se adelantaria
cosa alguna con profundizar la historia de estas oscilaciones. La grande intro-
duccion de eselavos varones en las principles Apocas del trifico, la aplicacion
que de ellos so ha hecho para las tareas del eampo, y el descuide con que
hasta hace pocos ai~os se ha mirado en las fincas el aumento de las dtaeiones
por medio de la generacion, han producido la enorme desproporcion que se nota
entre los varones y las hembras de esta clase, en todos los distritos de grandes
cultivos (1). En las ciudades, ya el lujo de las familias que sostiene un ni-
miero inpecesario de criados de ambos sexos, ya tambien la multiplicac~ion de-
tareas domsticas deselopeiiadas por mugeres, hace que entre ellas y os varo-
nes existan las proporciones mas naturales de 1 h 1,4 y en la Habana de 1
'a 1,2 (2).
En la Isla de Cuba, como en los Estados-Unidos y en otros paises donde una
gran parte del aumento de la p6blacion blanca es debido h emigraciones de
hombres, su nhmero es mayor que el de las mugeres. A. Seybert en sus Ana-
les estadisticos de aquellos Estados, dice que en 1810 habia 96,17 mugeres por
100 hombres y que en las tpocas precedentes la diferencia era mayor (3); y
(1) Segun el Sr. B. de Humboldti a r'azon de las mugeres a los hombres, en la clase
negkra esclava de los ingelnos, es'de 1 4 y en toda la Isla dle 1 & 1,7.-E~i el partido de
Alquiyar 41,2 p hembras, y 58,8 p2 varones, esto es en la razon de 1 1,4 segun menciona
el )r, Oliver (Anales de ciencias &c. nfim. 11.)
(2) Humboldt, Ensayo politico. 2
(3) Traduccion francesa por Scheffer pig. 95. )




17
con -ste mobivo hace' una observation miy rational, y es que en lo dos hiti-
mos' eensos, las mugeres de 16 & 26 aios eran en mayor nhmero que los hom-
bres de la misma edad, aunque el total de estos escediese al de aquellas.-Mas
adelante, al hablar de los nacidos, espondrb les resultados ciertos que ofrece la
Habana en lai relacion de los sexos.
Las proporciones en que se han aumentado las diversas clases de la pobla-
cion desde 1817 & 1827, consideradas en los dos sexos, ofrecen resultados dig-
nos de examinarse. En los blancos, los aumentos asi en los varones como en
]as hembras, fueron de 30 p' en los diez ahios b de 3 p1 en cada uno: en los
esclavos ha habido un aumento considerable de hembras, pues llega & 38 po y
los varones solo aumentaron en Ia razon de 27 po. Es de presumir que la dis-
minucion, del trkfico, y el cuidado que se pone ya (en las fincas bien adininis-
tradas) de favorecer los matrimonios y* conservar sus hijos, haya producido la
reposicion parcial de las dotaciones por medio de los criollos, cuyas proporcio-
nes de sexos son naturales; y de consiguiente resulta aumelitado el femenino,
porque ha disminuido la introduccion de .solos varones. Esto se confirma por
el mayor nhimero de niiias 6 hembras menores de 12 aios que ofrece el censo
de 1827; pues en el total de eselavos pasan de 20 pe, y en el total de varones
oo Ilegan 16 p los menores de 15 aios; proporcion que ciertamente no es
1o llegan & 16 p os menores deo -
la que ofrecian los dos sexos en las espediciones del Africa.
En los libres de color ha iab,ido, segun la Estadistica, una pirdida en 10
aios, que corresponde & 11I p en los varones y a 1 p en la sl hembras. La
razon en que so hallan los unos y las otras con el total, es la de 48 y 52 con
100. Veremrnos luego al exarminar los datos de nacidos y muertos, que los segun-
dos son pn ta.nto iimero en ,es'ta clase, especialmente en los negros, que re-
bajando de los indicadps como nacidos, los adultos bautizados (1) que equivo-
ca4amente se han confundido con aquellos, resulta una prdida efectiva por la
generacion. Esto confirma los resultados del censo en cuanto & Ila disibinucion
de la clase libre de color; pero que esta pbrdida fuese en la razon de 11 p- en
los varones y solo de 1 pe en las hembras, no puede esplicarse de un modo
satisfactorio, y menos careciendo de los estados particulares de nacidos y muer-
tos que debieron servir para el general publicado en la Estadistica.
He examinado antes la relacion que existia entre las diferentes clases de la
poblacion en los tres departamentos; pudiera ahora ofrecer una serie de chlcu-
los semejantes con respecto i los sexos; pero este trabajo, poco ihtil de por si,
y al balance de cualquiera, me separaria demasiado de las cuestiones principa-
les qi me he propuesto resolver en este capitulo.
Corno ]a poblacion de las ciudades y pueblos, esti solo indicada por cla.
(1) Estos negros libyes adultos bautizados, son los apresados por los buques ingleses desde
3820 en adelante.




ses y no par sexwen lal Ektadistica de 1827, no ofecee sta los datobe e
rios para hacer comparaciones sobre la proporcion en que se hallan aquellog
El censo de la \Habana de 1828, aunque en estremo abreviado, permite a li
mninos hacer este curioso examwen. Resulta pues, que. la razon de los varones &
las hemilas es en ia capital de
100 84 en los blancos.
93 a 100 en los mulatos.
*78 i 100 en los negros libres.
100 & 85 en los negros esclavos.
" 100 & 100 en los negros en general
100 & 100 en las gentes de color.
De esta iltima razon, asi come de la primera, tendril que hacer rjso en lo
sucesivo.
ARTIGULO 3.0
Relaciones entre los nacidos y los muertos.- Movimiento anual de la poblacion.
La Estadistica de 1827 contiene sobre este objeto un resuhmen general dd
pda la Isla y de cada departamento, del cual pudieran deducirse consecuen-
cias muy luminosas para corregir muchos de los errores de los censos. Pero
se ha padecido la inadvertencia de tomar como nimero representative de los
nacidos, el de los bautizados; lo cual si es exacto hasta cierto punto (1) para
los blancos, dista mucho de serlo para los negros libres y esclavos; 1.0 porque
en los negros libres bautizados de la Habana se hallan comprendidos los11ama-
dos emancipados que desde el ano de 1820 son apresados por los buques in-
gleses; 2.0 porqn'e en los esclavos bautizados se comprenden tambien muchos
adultos de la misma procedencia africana (2); y 3.0 porque en dichas sumas, no
estin incluidos los bautizados en el acto de nacer, cuando fallecen en l, los
nacidos muertos, ni los espuestos & abandonados en parages phiblico.
De esto resulta precisanmente, que el numero de los bautizados, como re-
presentative de los nacidos, es algo menor del 'verdadero en las vlases de blan-xi
(1) Digo hasta cierto punto, porque el nfimero de nacidos se compone ademas ~de los ban-
tizados en el acto de nacer, si fallecen ern ), de los nacidos muertcs, y de los espuestosi en-
parages piblicos, y ninguna de estas tres classes se menciona en los libros de bautismos.. Es
jaro, ademas, que en las sumas de muertos de color, hay un ndmero de bautizados pn el
acto de fallecer, que no aparece en los libros de bautismos.
(2) Estos fueron en las seis parroquias, en nfimero de 561 en el afio de 1825; de 718 en el
d&e 1826; de 611 en el de 1827i, de 602 en el de 1828; y de 897 en el de 1829, que hacen
3.389 en los 5 afios.




19
cos y minulatos (1), y mucho mayor en la negra; y por ia misma razon aparece
en 6sta menor la mortandad relativa h los nacidos y mayor el aumento por Is
generacion, de lo que es en realidad. He creido necesario hacer esta adverten-
cia, porque tanto en las Guias que anualmente se publican en la Habana, co-
mo en otros documentos, se ha padecido igual inadvertencia, haciendo entrar
en el cilculo los hautizados en lugar de los nacidos. Luego tendr6 ocasion de
apreciar el error que de esto ha resultado para la Habana.
Pero en la falta absoluta de otras noticias de nacidos y muertos en today.
la Isla, emplearb los resimenes de la Estadistica para las comparaciones en que
voy & ocuparme.
(1) No obstante, en la dificultad de hallar para estos dos clases, el t6mero que produce
la variacion, esto es, el de los nifios nacidos muertos, :fallecidos en el acto de nacer y es-
puestos, pueden tomarse los bautismos por los nacimientos porque es corto el error que resulta.




RESITMENES.

Blancos. Libres. Escldavos.
Bautismos. Matrimon. Entierros. Ilautismos, Matrimon. Entierros. [Bautismos. M trimn Enti rros.
12.928 1.868 6.632 4.826 385 2.952 12.729 1.381 7.081

* -

BAUTISMOS, MATRIMONIOS Y ENTIERROS HECHOS EN LA ISLA DE CUBA EN 1827 .
Blancos. Pardos libres. lMorenos libres. Pados y morenos esclavos. Totales generales
Departamentos. __
Bautismos. Matrimon. EntierTos. Bautismos. Matrimon. Entierros. Bautismos. Matrimon. Entierros. Baitismios latrizhon. Entierros. Bautistms. Mitrimon. Etierroe.
Occidental.. 7.254 1.156 4.044 786 62 504 1.101 85 1.143 9.344 1.221 5.491 18.485 .524 11,182
Del Centro.. 3.559 456 1.569 768 44 327 421 25 188 1.243 110 486 5.991 635 2.570
Oriental...... 2.115 256 1.019 1.494 138 548 256 31 242 2.142 150 1.104 6.007 475 2.913
Totales.. 12.928 1.868 6.632 3.048 244 1.379 1.778 141 1.573 12.729 1.81 7.81 3.483 3.634166




las
*0"

$1
borfprandd los ihatidos 'a Ia poblacior respective en cada clase, riesultan
proporciones siguientes:
Sen los blanos...... ...... ...... 4 pt
en los libres de color...... ...... 4,4
en los esclavos................. 4,4
Y los nacidos comparados a las hembras, dan
en los blanicos 9 po 6 1 nacido por 11 ni mugeres
: en los libres 8 pA 6 1 idem por 12,2 idem
- en los esclavos 12 p 6 1 idem por 8 idem.
Ette esceso en los nacidos de la poblacion esclava, debe atribuirse a las

razones indicadas al principio de este articulo; pues suponiendo la relacion de
los nacidos esclavos h las mugeres la misma que en los blancos, resultan solo
9.423 nacidos, y la diferencia 3.306 debe de ser de adultos bautizados;, pero aun
deben hAilltse estos en mayor numero en la suma de bautismos, pues la razon
de 1, Al 11 n'o es ciertamente Ia que subsiste entre los nacidos y, las mugeres
de la clase esclava, sino otra cuyo segundo tbrmino es mucho mayor.
Si las proporciones mencionadas fuesen ciertas, resultaria haber en toda la
Isla I nacido"' pbr 25 individuos de la poblahion blanca, 1 por 22 en la libre
de color, y 1 pbr 22 en Ia esclava. De consiguiente la proporcion de los na-
cidos & la poblacion, seria menor en la clase blanca que en ninguna de las
'otras, no obstante hallarse favorecida por todas las circunstancias sociales de la
Moral, el ben estar &c. Si no obstante la causa de error citada, los nacidos
blancos en ha Isla son en menor proporcion que los de coror, esto inducirh a
cenfirmar Ia observacion hecha en Europa, de que las closes pobres son las que
inas se multiplican por la generacion. De la misma manera, comparando los na-
eidos de Ia Estadistica con el nkmero de mugeres en edad de tener hijos, esto
es de doce ailos arriba, aparecen tambien los resultados siguientes a favor de la
generacion de color. En los blancos 1 nacido por 7,2 mugeres, y en los de co-
krt I nacido por 6,7 mugeres. En el departamento occidental, donde el error
mencionado debe de producir unas diferencias mayores, resulta un nacido por
12;7 individuos blancos 6 por 7,2 miigeres de 12 alios arriba, y 1 bautizado por
21,6 libres de color 6 por 6,6 aigeres de la misma edad. En el departamento
del centro hay 1 nacido por 27,6 individuos blancos 6 por 7,7 mugeres de las
,edtades mencionadag, y 1 por 27,2 6 por 7,1 mugeres en la clase de ctlor, y
en el departamento oriental 1 nacido por 22,5 individuos blancos 6 por 6,4 mu-
geres, y 1 bautizado por 21,5 de color, 6 por 6,8 mugeres de 12 alos arriba (1).
En los dos primeros departamentos resultaria pues, un esceso favor de
(1) Estas comparaciones de los' nacidos con la poblacion y con las mnugeres, hacen sos-
pecliar que ha habido muchas omisiones en los census pasados.
4




I genexracion de color, y solo en el .ternero seria mnos ventajos., esta lase,
segun la comparacion de los nacidos A las mugeres adultas (1).
Los muertos comparados 4 la poblcqion en cada clase, dan para toda l
Isla los resultados siguientes:
en los blancos ............. 2,1 pg
en los libres..............2,7
en los esclavos., ...... 2,4
Estas proporciones de mortandad, ovarian en los tres departamentos. En el
occidental muere 1 individuo per cada 4Q,8 blancos de la poblacion, 1 por 27,9
en los libres y 1 por 35,9 en los ekelavos. En el departamrnento del centre, los
niuneros proporcionales correspondientes son
62,6 47 .86
y en el-oriental............ 47. 45,8 43
Se puede inferir.pues, que relativamente Ia poblacion de eda ~lase, mue-
ren mas blagcos y minos gente de color en el departamento occidental, y. que
el del centro ofrece la menor mrortandad en todas las clases; porque aun to-
mando el nuimero de bautismos por nacidos en Ias gentes de color, pasa en
ellas la mortandad de 63 pg y de 55 pg en los ,blancos de.l priwero, y en el
segundo la razon de los muertos i los nacidos es, en los blancos cqmo 44 &
100 y en los de color como 41 a 100.
Varian todavia mas las proporciones de mortandad- si se compara la res-
peotiva i cada una de las castas en el campo y en las ciudades. El Sr. B. de
Humboldt dice que hay ingenios donde mueren de 15 h 18 pOi y en los .bien
arreglados de 6 & 8 pg. La mortandad de los negros recien -legados era de
10 & 12 p-. Segun, las observaciones del Dr. Oliver en el partide de Alquizar,
donde existen muchos eafetales de los mas considerables de la junisdiccion de
Ia Habana, la mortandad general en el aio de 1821 fu6 de 4,2 p9, 6 de un
minuerto por cada 23,5, y considerada en las clases blanca y de color, en la
razon de 3,9 pO de la primera, y de 4,3 en la segunda, es decir uA. muerto por
cada 25,6 blancos, y 1 por cada 23 de color (2).
En toda la Isla muere un individuo por cada 1,8 bautizados, y considerando
solo las castas, resulta 1 muerto por cada 1,9 nacidos en los blancos, y I por
cada 1,7 en los de color (3).
(1) En Francia, donde sobre una poblacion de 31.851.545 individuos ha habido 080~.196
nacidos, 6 sea 3,1 p de aquella, 6 bien un nacido por 31,5 individuos, la razon es mn6nos
favorable que en los departamentos de la Isla.
(2) V6ase la Topog. vegetal, geol6gica y mddica de este partido, escrita por el mendcio-
mado Dr. D. 3. J. Oliver, 1 impresa en los Anales de Ciencias-Habana.
(3) En Francia, donde la mortandad era de 1 por 40 hace 12 afios, se ha aumentado
en los filtimos A 1 por 39).-El departamento de Calvados solo pierde I. de sus indivicuos, el
de Finisterre '" En Inglaterra 1 por cada 57, y en los Paises-Bajos I por cada 39 individuos.




23
ls nimeros que representan el ineito delos naceidos sobre los muertos
en as diversas clases de blancos, mulatos libres, negros libres, mulatos y ne-
gr~koesclavos, son las siguientes:
S 48,1; 57,7 1' I1,5 44,8 p# de los eacidos (1).
SLlama la -atencion el tercer nimero que solo di. una diferencia tan corta
de los nacidos sobrel los muertos', no obstante qlue, com l he dicho antes, el
imero representative de los negros lilfires nacidos, ~contieie en esceso todos los
adults bautizados en el aio. La diferencia en el departamento oriental es solo
de 14 individuos 4 favor de los nacidos, yrde205 brtotda fla Isla, nhmero menor
que ~l !dd emancipados bautizados), qu ideduciedos del total, dan una mortandad
aanal escedente a los naciinientos. Nb 's ri cual causa" atribuir esta ptrdida es-
traordinaria sn una clase, la mas privilegiada de las de color, tanto por su
posicion social como por el g6nero de trabajos moderados h que se entregan.
En las clases de color del departamento oriental se advierten diferencias
notabilisimas en las mortandades respectivas. De los negros libres resultan muer-
tos casi un numero igual al ded os Ilacidos; y en los mulatos, la razon es solo
de 36 & 100. Esta coincidencia de la gran mortandad en la clase libre de color,
con la disminucion de la misma que ofrece el padron de 1827 comparado al
de 1817, demuestra que, si son ciertos los elementos numbricos empleados en
el m e itihte, no s beesita suponer error alguno en et anterior para espli-
ca la causa de'l' distinution observada, como indicani los autores de la Es-
tadistica en las btas del, reshmen general.
Por otra parte, son tantas las circunstancias que influyen en el aumento
6 disminucion, aparentes 6 verdaderos, de las castas de colores medios y de las
lbres, que' no os siempre exacto el atribuir sus oscilaciones h la menor 6 ma-
y6r nmortaidad. Mas con respect a los n6meros del censo moaerno debe de ha-
ber algti otro'eeror, pues asi por el gran nmero de esclavos que consiguen car-
tas de libertad, como por la misma razon del aumento anual que result por la
generation en la clase libre, debia ser Asta mayor que en 1817. La equivoca-
cion & mi entender, debe buscarse en el censo que ofrezca nhmeros menores,
pues eiiotable que existiendo por el de 1811 114.000 libres de color y 114.058
en el de 1817, baje ,91 nhmero & 106.494 en el de 1827.
Antes de concluir este articulo, voy i ofrecer un estracto de las observa-
(1) Las proporciones que en este clculo deduce equivocadamente la Estadistica, son
40,9 54,8 11,4 55,6 y 45,7 en el total, en, lugar de
48,7 57,7 11,5 44,3 y 45,3
En Francia la ventaja de los nacidos sobre los muertos, fu de 189.071 individuos en e1 afio
de 1829, que viene I ser solo 19,2 p de los prieros.




24
clones que sobre la pob1oacio de Itsza, ;sj ehn publicado re.ientemej ().
Desde 1816 & 1829, ha, habido 4,.272 bautmos y 2.941 entierros de blow-
cos; 6.287 bautismos y 3.848 entierros de las gentes de color: lo .cual & eJ4
anos una diferencia aavor de o 'n~aidos ide 431 en la primera clase y de
2439 en la sogundac (P).. 'En J18.;los nauidos estaban ~-ona pANeA:pl en la
tazon de I &13., l 'os. mertonon -da misma, en la de! 1L 8 y los nmuertos
con los nacidos en la d 1 'iT,09. en dlbs blancos, y -en los de color las r
zones ankliogas eran. ; ,
de -a s00 dell 1, de 1 & 14
.D> ests o 61 autor, que_ de Pada 18 personas imuere
una entre los. blancos .y mw ana r .4ada 14 en _-lose;de colors mortandad cierta-
meite estraordinaria, que se atribuy e nl e artioulo eitado a los yeligros doe la
adclimatacion on los primeros (3).
3 ARTICULO 4.0
S.Matrimonios.
Seguni la Estadstica se ha contrailo en la 1 Ia, ldurante el, aglo qt se
refiere, 1 matrimonio per cada 194 individuos,y gideuylsearadmenteJ
clases de la poblacion, resulta 1 matrimono por .166 ipdividuqs Alances(4),,p r
236 mulatos libres, por 347. negros libres y por 207 esclavos. Esto prueba que
son hoy dia mas frecuentes los matrimhnios entre los esd-lvos que entire ) los
libres de color; circunstaneia bastante notable, que prueba.m cho en favor de
la filantropia de los am.os, que tanto en las, fincas, como',en las ciudads favo-
recen la union legitirpa .de sus esclays;- al paso que ls. libres. abs4donados 4
ina corruption cada, vez mas estremada, emplean solo ,os recursos de la inde-
pendencia en que viven, para aumentar sus vicios, su desidia y su imprevision.
(1) Diario de Matanzas del 0, 21, 22 y 23 de febrero de 1830,~~rc e Jayi
Badlia del comercio' de aquella plaza..
(2) Sin duda se ha cometido en estos cdiculos, el mismo error que he esplicado antes, de
tomar los bautismos por los nacidos.
(3) Quizas se ha incluido entre los entierros todos los de estrangeros, tropas, marmena
y negros que se envian del campo i morir en la ciudad; y como estas classes no entran for-
mar la poblacion permanente, resulta muy aumentada la mortandad compirada A. ella. Adgmas,
en las notas de muertos estractadas de los libros parroquialeg, no habria omisiones j pero cudntas
se habrin cometido en la formacion del censo ?
(4) En .Francia es~ilta un matrimonio por cada 134 individu0s, en Inglaterra Ipor 133;
en los PaiLes-Bajos 1 por 131.L




Examinando los mismos datos de la Estadistica, para cada departamento, se
halla ,os, nhmeros siguientes como representativos de los individuos que por ca-
da,, natrimonio contraido en un afio, resultan en las clases blanca, libre de co-
lor y esclava.
Departamento occidental 143 319 161
Departamento del centro 215 351 66
-Departamento oriental . 182 214 949
Los matrimonios blancos son mas frecuentes en el departamento occidental
que reune las ciudades mas ricas y civilizadas de la Isla; pero es bien digno
de nrotarse que relativamente 6 1a poblacion blanca y esclava, ofrezcan tan
corta diferencia los matrimonios contraidos, al paso que el del centro ma-
nifiesta una proporcion mas de triple en favor de los matrimonios esclavos
comparados 6 los blancos.. Qu6 causas pueden influir en esta escasez estraor-
dinaria de casamientos en la clase blanca, ciando la esclava ofrece ia favora-
ble proporcion de uno por cada 66 individuos al aiio? Seria preciso reconocer
el estado de las fortunas en la clase blanca, examinar el grado de moralidad de
las familias y el cuadro que presenta la sociedad dombstica y phblica en este
depart ameto, para responder de un modo exacto, aunque probablemente poco
satisfactorio, esta cuestion de,.estadistica moral.
Tomando colectivamente las gentes de color, resulta un matrimonio al aiio
por cada 240 individjuos en el departamento occidental, por 209 en el del cen-
troy por 581 en el oriental. La desproporcion que dh este iltimo, procede
de lo poco favorecidos que son en il los matrimonios entre esclavos, lo cual
presenta un verdadero contraste con los otros.
..";Es de sentir que la Estadistica 61iltimamente publicada no contenga ni el
nmero de< los matrimonios existentes, ni el de los celebrados en un aiio, en las
ciudades principales de la Isla; de cuyos datos se podrian sacar consecuencias
muy importantes sobre el bien estar y la moralidad de las familias blancas en
cada una de ellas y de los progresos de la misma en las de color (1).
(1) De las observaciones que ha reunido el Pbro. D. Justo Velez, Director del Colegio Se-
minario, en 38 partidos de la jurisdiccion, sobre bautismos, matrimonios y entierros, resultan
lai proporciones siguientes.
En los blancos. En los de color.
, Los nacidos 6 los casados.. .::6,34 : 1 8,12 : 1
Los muertos A los casados.. .:2,31 : 1 3,84 : 1
SLos nacidos A los muertos :2,66 : 1 2,11 : 1
Los bautismos A la poblacion. :1,21 : 39 1,24 : 44
g Los matrimonios A la misma.: 1,141 : 30 1,188 : 56
Los entierros idem......... :1,56 85 1,51 : 86
. ~ pta maanuscrita inedita.




Con respecto a la Habana, el censo de 1828, dh como existentes 6.23 ma.
trimonios blancos y 3.283 de color. Comparativamente h la poblacion resultan
38 p9 varones casados y 431, pS hembras en ambas clases. El n mero de' va'
ones solteros *ciende A 58 p% y el de hembras A 38*.
El articulo impreso en Matanzas, que he tenido ocasion de citar antes, ofre-
ce tambien los matrimonios verificados durante los 14 aios transcurridos desde 1816
f 1829, y Ilegan al total de 747 para los blancos y 315 para los estrangeros
y gente de color criolla. La relacion de ellos f la poblacion era de e1 h 5 en
el iltimo aiio entre los blancos, y de 1 h 244 entre las personas libres de co-
lor; los matrimonios celebrados en los alies de 1826, 1828 y 1829 est n en ra-
zon de los nhmeros 1, 2, y 4 entre los blancos. Se v6 pues, que la frecuen-
cia de los matrimonios es mucho mayor en Matanzas que en la Habana y que
en ningun otro punto de la Isla.
ARTICULO 5.0
Observaciones y comparaciones estadisticas sobre la ciudad de la Ilabana en
el quinquenio de 1825. z 1829.
Son innumerables las aplicaciones de Ia Estadistica y las consecuencias que
pueden deducirse de los datos de la poblacion, tauto para el gobierno corno
para la moral piblica, la salubridad de las ciudades &c. Mas para que las no-
ticias estadisticas sean susceptibles del mayor nhmero posible de aplicaciones,
se requiere que esten dotadas de suma exactitud y precision, y que al reunir-
las no se haya descuidado ninguna particularidad notable, ni dejado de corre-
gir cualquiera causa de errores, tan faciles de cometerse en las operacioneds de
esta clase. Las que he verificado para el trabajo cuyo reshmen forma el ob-
jeto del presente articulo, puedo asegurar que reunen las circunstancias necesa-
rias para inspirar la mas completa confianza, pues todo lo he hecho personal-
mente, no atrevi6ndome A confiar A nadie la reunion de los datos numerosisimos
y de molesta redaccion, que debian Ilenar mis estados.
Los documentos de donde he tornado todas las noticias, fueron los libros
parroquiales de las iglesias del Sagrario, Santo Angel, Espiritu Santo y Santo
Cristo intramuros, y de Nuestra Senora de Guadalupe y Jesus Maria estramuros,
para los cinco aiios transcurridos desde 1825 4 1830. He recorrido los libros
de bantismos, asi de blancos come de gente de color, partida por partida, exa-
minando en cada una el sexo, la condicion de legitimo e ilegitimo y el dia del
nacimiento. Esta bltima consideracion he debidp tenerla presente, porque en b
Habana los bautismos de los nifios se verifican a los 20 dias, a los 2, 3 y
mas meses de nacidos; ya por no esponerlos A la impression directa dela at-




27
mbsfera, ya por efecto de la costumbre. Por este medfo ihe conseguido forma#
tabuas de los nacimientos por meses, minos en aquellos casos en que no he ha-
Iado las fechas.
En los estados de nacidos de color que he formado, no se cemprenden los
adultos bautizados procedentes de la costa de Africa, tanto esclavos como li-
bres; pero si he agregado todos los nifios bautizados en el acto de morir y los
espuestos en parages phblicos, que constan en los libros de muertos.
Por un sistema igualmente individual he recorrido las partidas de Astos, en
as seis iglesias mencionadas y para los dichos cinco aios, formando de este
modo estados de la mortandad por sexos, por edades, por mneses y por condicio-
nes de legitimos e ilegitimos. Ademas de los estados de mortandad, en las par-
ioquias, he formado otros de la acaecida en los hospitales generales y militares.
Finalmente, para los matrimonios he examinado cuanto me ofrecieron las
partidas, a saber; estado de solteria 6 viudez en cada uno de los contrayentes,
blancos 6 de color, y la condicion de libre 6 esclavo en los segundos, sintien-
do que los libros no hagan mencion de las edades respectivas, de las profe-
siones &c.
He formado estados particulares de cada alio y parroquia, generales de ca-
da parroquia en los 5 afios, de las 6 parroquias en cada aho, y de las 6 par-
roquias en los 5 alios; esta circunstancia y las varias consideraciones con ar-
reglo A las cuales he redactado las tablas, asi de nacidos como de muertos,
matrimonios &c. si han hecho de mi trabajo una tarea minuciosisima y en es-
tremo dilatada y fastidiosa, han contribuido i la exactitud, pues en las sumas
generales comparadas aparecian los errores mas pequenos, que me era preciso
buscar y corregir. Asi puedo asegurar, que no contienen uno solo los es-
tados que comprenderk este capitulo.
He creido necesario dar esta esplicacion del m6todo que he seguido, para
que las personas que quieran servirse de estas noticias, las puedan tomer con
toda la seguridad que merecen.




1.--Nacidos.

V

ESTADO DE NACIDOS POR SEXOS DURANTE EL QUINQUENIO.
SFXos. BiLANCOS.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829. TOTAL. no.
Varones .................. 842 774 785 830 809 4.040 808,0
Hembras ............... 756 -162 795 828 821 3.962 792,
Totales........ 1.598 1.536 1.580 1.658 1.630 8.0021.600,4
DE COLOR.
Varones ................. 77& 911 878 865 797 4.226 845,2
Hembras................. 825 838 781 784 796 4.024 804,8
Totales ............. 1.600 1.749 1.659 1.649 1.593 8.2501.650,C
Totales generales.... 3.198 3.285 3.239 3.307 3.223 16.2523.2 5
De este estado resulta, que los nacidos varones son a las hembras

como

6 lo que es lo mismo

De consiguiente, nacen

1,0196 h 1 en los blancos.
1,0502 ,, 1 en los de color.
1,0288 ,, r en el total
50,5 p" varones y 49,& hembras en Ios blancos.
51,4 ,, ,4 y 48,6 ,, en los de color.
50,8 ,, ,, y 49.2 ,, eu el total.
proporcionalmente was varones que hemb~as entre

las gentes de color que entre los blancos.
En Francia, por resultado de 9 aThos de observacion desde 1817 h 1826,
se ha hallado la razon de los varones a las hembras nacidas, ser la de
1,0656 & 1;
y durante 13 aflos de 1815 h 1827 se hall en Paris la de
1,0408 h 1:
mbas mas ventajosas para los varones, que la de la Habana.
La relacion hallada para toda la Francia, se ha observado que era igual
tambien en el medio-dia, y de consiguiente que, a lo menos en la estension de
su territorio, parecia independiente de la variacion del clima (1).
(1) Memoria de Mr. Poisson leida en la sesion de 8 de febrero de 1829 de la Academia
Real dcb Ciencias de Paris.




29
En olanda, segun'las tablas de Mr. Quetelet, la razon de los varones las
hembras entre los nacidos, es como 1,1727 h 1, 6 51,5 po varones y 48,5 pO hembras.
En la ciudad de Amberes, la razon observada fu6 de 1,0272 h 1, 6 50,7 pg
varones y 49,3 pg hembras: casi igual la que ofrece la Habana en sus totales.
Comparando los nbmeros anuales del estado anterior, se deduce "que la ra-
zon de los nacimientos de varones & hembras, tanto en los blancos como en los
de color, no fu6 una misma en todos los afios
BLANCOS. DE COLOR.
rt VARONES. HEMBRAS. VARONES. HEMBRAS.
1825 52,9 47,1 po 48,4 51,6 pg
1826 50,4 49,6 ,, 52,1 47,9 .,
1827 49,7 50,3 ,, 53 47 ,,
1828 50,1 49,9 ,, 52,5 47,5 ,
1829 49,7- 50,3 ,, 50 50 ,,
Parece pues, que el nmero de las hembras nacidas ha aumentado proporcio-
nal y progresivamente en los blancos y disminuido en las gentes de color.
Si se quiere examinar esta misma relacion de los nacidos en los diversos
barrios 6 pairoquias de la Habana, los estados parciales que he formado pro-
porcionan el hacer comparaciones no menos curiosas, que reunidas i otras que
mencionar6 mas adelante, ya sobre las condiciones de los nacidos, ya sobre la
mortandad, pueden inducir i resultados muy importantes que indiquen la in-
fluencia del lujo 6 de la escasez, de la moralidad 6 del abandono, de las posi-
ciones locales sanas y enfermizas &c., en la procreacion y la mortandad de los
habitantes de esta ciudad. Ocupindome ahora en las relativas A nacimientos, los es-
tados parciales dan las razones siguientes de varones h hembras en cada parroquia
y en la Casa de nitios esp(sitos, por tfrmino medio de los cinco. aios observados.

Parroquias.
Sagrario.........
Santo Angel....
Espiritu Santo...
Sato Cristo.....
Guadalupe......
Jesus Maria......
Casa de espositos.

En los blancos.
como 1 h 1,202
,, I & 0,900
,, 1 & 1,031
S',, 1 & 0,847
,, 1 & 0,956
S1 i 0,958
,, 1 1,011

En los de color.
como 1 4 1,029
,, 1 0,995
,, 1 & 1,062
,, 1 & 0,338
,,1 h 1,001
,, 1 0,812
}, ,, ,,




Es notable ciertamente el numento de liembras sobre varones que ofiecen
las parroquias del Sagrario y del Espiritu Santo asi en blancos como en gented
de color, y en estas tambien la parroquia de Guadalupe. Ea algunos aios el
esceso en aquellas fu46 de mucha consideracion, por ejemplo en 1826 que la
proporcion result de 1 h 1,6. Con respecto h la Casa de esp6sitos, los aTaos
en que se ha observado un esceso de hemrnbras sobre varones entrados, fueron
los de 1827 y 1628.
2.0---Razon de legtimos i ilegitimos.
Pasando de la consideracion de los sexos entre los nacidos i la de legitij
midad 6 ilegitimidad, he deducido el estado siguiente para los cinco ahios del
lustro.

ESTADO DE NACIDOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS.
BLANCO'S.
I oano
1825. 1826. 1827. 1828. 1829. Totales. mado.
Legitimos ................ 1.102 1.038 1.089 1.094 1.109 5.432 1.086,4
Ilegitimos .............. 496 498 491 564 521 2.,570 514,0
Totales........ 1.598 1.536 1.580 1.658 1.630, 8.002 1.600,4
DE COLOR.
Leglitimos.............. 582 616 530 534 519 2.781 556,2
Ilegitimos............. 1.018 1.113 1.129 1.115 1.074 5.4691:093 ,8
Totales............. 1.600 1.749 1.659 1.649 1.593 8.250 1.650,0
Totals generales.... 3.198 3.285 3.239 3.307 3.2238 16.2523.250,4
Resulta, comparando los tbrminos medios an ales que da. el quinquenio, que
la razon de los niios legitimos h los ilegitimos nacidos es de
2,1136 & 1,para los blancos.
0,5085 h 1 para los de color.
1,0216 & 1 para eltotal.




31
Es dec ir, estableciendo la' comparaci6n por- cenit&imos como se hizo antes
para los exos,
67,8 pa legitimos y 32,2 p& ilegitimos en los blancos.
33,7 ,, ,, y 66,3 id. en los de color.
50,5 ,, ,, y 49,5 id. en el total.
Ninguna capital ni pueblo de Europa escepto Stocolmo, ofrece unos resul-
tados semejantes, y son faciles de deducir las consecuencias que producirk en
los lazos sociales y de familias, un nfimero tan considerable de individuos, que
lega casi h la mitad de la poblacion, sustraido la ben6fica influencia del
matrimonio.
Las proporciones observadas en Francia en estos fltimos ailos fueron de
92,2 p" legitimos y 7,4 ilegitimos. En Paris de 80 h 75 legitimos y de 20 a 25
ilegitimos, y en algunos barrios 85,3 legitimos y 14,7 ilegitimos; esto es, ilegi-
timos algo mas de la septima parte de los nacidos, cuando en la Habana el
nimero de hijos ilegitimos Ilega h un t6rcio prbximamente de los nacidos, solo
en la clase blanca. En esta parte la capital de Suecia ofrece un ejemplo aun
mas notable. Segun los trabajos de la comision de estadistica, presentados al
Re'y en 1828, tlegaba el nfimero de hijos ilegitimos en aquella ciudad & 36,3 po de
los nacidos, en las otras ciudades era de 17,4 y en los campos solo de 5,4 p-;
proporcion minucho menor si se compara & la de la capital y h la total de la
Francia, pero mayor que la de algunos departamentos que comprenden ciudades
populosas. En Inglaterra la razon de los nacidos legitimos 6 los ilegitimos es
de 92 pg de los primeros y 8 po de los segundos, tambien mayor que la de
Francia.
Comparando los legitimos 6 ilegitimos nacidos en cada uno de los cinco
a ios, asi en la clase blanca como en las de color, se hallan las proporciones
siguientes:
RAZON
CENTRE LOS NACIMIENTOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS.
JUos. Blancos. De color.
1825 como 2,2205 : 1 como 0,5717 : 1
1826 ,, 2,0803 : 1 ,, 0,5436 : 1
1827 ,, 2,2171 :1 .,, 0,4694 : 1
1828 ,, 1,9397 : 1 ,, 0,4790 : I
1829 ,, 2,1287 : 1 ,, 0,4832 : I
De donde -puede inferirse que la desmoralizacion en esta parte, mas bien
aumenta que disminuye en las gentes de color.




Recorriendo los estados particulares de Tas ptrroquias de la HTabait, he
hallado que los nacimientos legitimos con los ilegitimos en cada una, no ti
en una misma razon,
Los legitimos blanco a. los ilegitimQs
en la del Sagrario, como 5,5 : I
en Guadalupe...... ,, 4,9 : 1
en el Espiritu Santo ,, 4,4 : 1
en el Angel........ ,, 3,3 :1 .
en Jesus Maria...... ,, 3,2 : I
en el Santo Cristo.. ,, 2,8 1
En las closes de color
en JEsus Maria, como ... 0,69: 1
en Guadalupe.......,, 0,56:1
en el Sagrario...... ,, 0,52 : 1
en el Espiritu Santo ,, 0,42 : 1
en el Santo Cristo.. ,, 0,40 : 1
en el Angel....... ,, 0,36 :1
Por estas comniparaciones se puede conocer cuanto influye en las costu.
bres pfhblicas y privadas, el grado de riqueza b de comodidad de las familias.'
Los barrios del Angel, del Santo Cristo y de Jesus Maria, que reunen el mayor
nLmero de las familias blancas necesitadas, son tambien los que ofrecen mayor
nmero de nacimientos ilegitimos, y al contrario los de la Catedral, el Espiritja
Santo y la Salud. Y entre la gente de color el barrio de Jesus Maria, -que
contiene muchas familias acomodadas de esta clase, presenta una proportion fa-
vorable h los nacimientos legitimos, lo mismo que el de la Salud y la ~Catedral,
y por el contrario los barrios de4 Angel y del Santo Cristo. El ge'nero de vida
la case de profesiones i oficios que desempelan los vecinos respectivos y otros,
muchos datos semejantes, deben tomarse en consideracion para formar estos chl-
culos con mas acierto.
El Anuario de' la oficina de longitudes de Francia, Mr. Hoffman en Prusia,
Mr. Hassel en Wesphalia, y recientemente Mr. Prevost (1) en Ginebra y Mr.
Poisson en Paris, han publicado- comparaciones semejantes sobre los nacidos ra-
rones y hembras legitimos 6 ilegitimos; y sus observaciones unidas a las de ottos,
sabios, han demostrado que los nacimnientos masculinos son en mayor numero
que los femeninos. Todo induce & creer que algunas cauas fiioltgicas influyen
en Ia produccion de este fen meno tan uriiversalmente observado, causas que
tal vez el tiempo descubrirh, asi como las esperiencias de Mr. Giron demostrarona
1 () Del efecto ide- h legitimidad sobre la'proporczon de los iacimientos de diversos sexo.
(Biblioteca universal octubre 1829.)




83
fat quedeterminan en algunas eapeciesde:ahimales, e sezo de su progenitera (1)
Ade nas de esto, coino observe Mr. Prevost- en s memorial citada, los na-
himientos humanos presentan, resultados que no parecen depender de una causa
puramente natural 6 fisiol6gica, y que sin duda dben atribuirse Alas institu-
ciones sociales que caracterizan h nuestra especie.
SRecientemrnente en Francia se ha demestrado y despues en. algunos otgog
paises, que los nacimientos legitimos proporcionan un esceso de varones muy
superior al que ofrecen los nacimientos .ilegitinos (2). Deseoso yo de reconocer
si esta ley existia en la Habana he estractado de los estados parciales las par-
tidas necesarias para descubrirlo.
ESTADO DE LOS NACIDOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS POR SEXOS.
BLANCOS.
CLASE. SEXO.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829. ToTAL. A" dio.
Va. Vrones..... 573 527 566, .563 550 2.779 555,8
Legitimos8.
Hembras...... 529 511 523 531 559 2.653 530,6
Varones........ 269 247 219 267 259 1.261 252,2
Blegitimwob.
Hembras....... 227 251 272 .97 262 1:309 261,8
. . .. DE C OLOR.
Varone........ 280 321 273 273 260 1.407 281,4
"Hembras.... .. 301 295 257 261I 259 '1.373 274,6
m Varones........ 494 590 605 592 5~7 2.818 563,6
.Begg~os.-0
i'i H e~mbras....... 524 543 524 523 537 3.151 630,2
Del cual se infiere, por tirmino medio de los cinco aios, que en cada 100
blancos legitimos hay 51,1 varones y 48,9 hembras, y en igual nimero de ile-
gitimos 49 varones y 51 hembras; en las gentes de color en 100 nacidos le-
gitimos 50,6 varones y 49,4 hembras, y en los iiegitimos 47,2 varones y 52,8
hembras; y finalmente, que comparando los totales resultan en los legitimos 51,6
S(1) Memoria Jet caballero Mr. Girow de Buzareingues, leida en la .Academia Real de
Ciencias de Paris en abril de 1827, 6 impresa en el tome 11 de los nales de ciencias ha-
tura es. Paris.
(2) Letter.... on proportionate number of births of the tw sexes. De Mr. Babbage, citada
er Mr. Prevest.




34
yTaones y 4 3Ihenibra, y'-en los-,itgitimos ,49,1 Vararies .y 52,9 hombras. De
consig~iente stars observQaiones no s lo confirman ldae hechas en Europa recien-
tement e sobteI que en los nacimientos legitifimos el nimero de varones .es propoi
cionalmente mayor que en los nadimientos tilegitimos, sino que adenatiofrecen
otra consecuencia. aun mas notable, saber: que en los nacimientos ilegtimos
el ,nmmero de vrones isnmenor sienmpreen la abanasgue, el de las he sd, al
qonario que en los legitimo. .
S He aqui un estado de la relacion en que se hallan los nacimiento de los
dos sexos, fijando en 10.000 el numero de niiacidos que sirve de antecedente '
todas las razones, y el cual nfimero espresa constantemente los nacimnientos-fe-
meninos. A este estado que se halla en la memoria de Mr. Prevost, le he aumen-
tad6 la 'rizon observada en la Tlabana (1).
LEGITMos. Nimero de ILEGITIMOS. Ntmero de
nacrnientos' nacimientos
iHembras. Varones. observados. Hembras. Varones. observas.
F .ancia..... ....... 19. p 0. 7 9.656.135 10.000 10.484 673.047
Npoes ..... . .. .. ... 10.000 10.452- 1.059.055 10.000 10.367 51.309
Pr sa1. . l 100 0 0.2 8 A 1 .0
Prusia...... ...... 10.000 10.6069 3.5'2.251 10.000 0.28 .1
Wesfalia............. 10.000 10.471 151.169 10.000" 10. 039 19.950
Mompeller... ..... 10.000 10.707 25.064 10.000 10081 2
Habana ... 4... ... 1.000- 10.397 8.913 10000 9.145 8.039
N.o total de observaciones. ,, ,, ., 14A472.097 ,, ,, ,, 1. 884
Razon media.......... 10.000 10.549 ,, ,, 10.000 10.066 ,, ,,
(1) Los que quieranI ver este fen6meno de los nacimienfds masculinos escedentes lo
femenings, sometido al c9cuok de las p~robabilidades,, pueden. leer las. memories de Mr. Pre-
yost de Ginebra en el n(sin. de octubre, de l& -Biblioteca universal, y de Mr. Poisson en el
noveno volfimen de las memorias de la Academia Real de ciencias de Paris y su estact~ che
tomo 40 de los Anales de quimicaL .

I' ;

.1 i I
~y

~' ~.
I

~' A




.-0 lacimientos por 4ees. A
ESTADO DE NACIDOS POft-blESES DURANTE EL QUINQUENIO.

M>FS

Enero...................
Febrero.... ........
Marzo..................
Abrlt .... ................
Mayo ......... ...........
Juli . ..... ..... .
Setiembre ................
Octubre................
Niviembre...............
Diibre ................

I W

BLAN-COS.

1825.,
123
115
125
106
124
131
138
137
151
152
145
151

Total.... 1.598

Enero. ..............
Febrero.... .'. .. .. .
Marzo... ................
Abril.............. ...
Mayo.................
Junior ......... . .......
Je .....................
A(gosto ..... . .
Octubre .............
Octubre....,
Noviemrnbre...............
Diciembinre..............
Total ............
Total general....

140
99-
118
115
120
120
126
153.
145
137
151
166
1 ,600
3.198

1826..
129
12 0
,116
123
121
139
124
129
150
147
129
109
1.536

129
S117
1386
'132-,
121
120
116
140
146
137
139
184

133
120
120
159
125
129
13>
131
168
150
158

1.580 1.658

110
o9f
11
116
143
140
166
150
148
168
149
148

1.630
1.63-0

.
624
573
600
636
634
'659
661
694
736
772
713
700
8.002

DE COLOR.

153 136
136 141
149 122
132 118
130 141
115 131
149 154'
153 145
182 156
152 130
149 147
149 138
1.749 t.669
3.285 3.239

174
114
128
141
130
109
134
143
144
149
121
162
1.649
3.307

100 703
96 596
110 627
132 638
130 651
145 620
135 698
147 741
133 760
168 736
138 706
159 774
1.593 8.250
3.223 16.252

Examinando las partidas pertenecientes h cada mes,, asi en los blancos co-
eo en los de color, se deduce que en general los meses frios han sido los

o
124,8
114,6
120,0
127,2
126,8
'131,2
182,2
138,8
147,2
154,4
142,6
140 O
1600,4

140,6
119,2
125,4
127,6
130,2
124,0
139,6
148,2
152,0
147,2
141,2
154,8
1650,0
3250,4

i

1-- I

I

, I

1827.[ 18ij 1829..




mas favorables para las concepcine y Ine's'les 'alibntes. Reuniendo las par
tidas de blancos y de color, resulta por trmnino medio del lustro, ser mas fa.
vorables en Ia Habarna para"la c ilpcioff de Ia especie human, los mes
de febrero, enero, abril, diciembre, marzo y noviembre, y mnos favorable log
de junio, julio, aggsto, ctbre, setiembre k.yo, -
Mr. Villerm& ha publicado en 1829 en Francia una memoria sobreIa dis-
tribucion por meses de las concepciones y de los nacimientos en la especie hu
mana (1): ha rbunido los nacimientos acaecidos en' diversos puntos de la Francia,
desde 119 h 1825, y de las'ncmparaciones que ha hecho eltre ledoce meses,
4el aio, resiiltan en e-orde-n siguients, los seis en los cuales son mas frecuen-
tes los rilaciwieatos; fbrro- niarzo, enero, abril, noviembre y diciembre, y da
bonsigiente mas ftvorables para as conicepciones, los siguientes; junio, jpiho,
mayo, agosto, m1arzo y enero: casi todo4 de los seis conseoutivos, que comien-
san entre el slIstieio de invierno y el equinocio de -primaveraj es- decir durante
que el sol se aproxima al emisferio del' norte y se el'eva ~'ore su horiz ote.
Este hliecho parece indicar la nludncla, de Ia luz y del calor sole .el dese
de Ia rop~gacionu Con respecto tdos meses mr nos favorables para .ella, parece de-
bian ser por 'esta regla' aquellos en que el sol baja mas sobre el 'horizonte 6 los
de invierno; pero las observaciones de Mr. Villerm6 prueban que en Francia Ia
kpoca de minos concepciones es el otoho, preeisamente. la en que muest ran
inas ardor los animdales rumiantes. :
De los trabajos del Cofisejo de Ia ciidad de Nantes (2) resulta que alli
los meses de verano son tambien mucho mas favorables h la poblacion que los
de invierno, pues en noviembre, diciembre, enero y febrero, solo habian sido
concebidos 776 nifios, y en junio, julio, agosto y !setiembre 910.
La comision de estadistica dr Suecia (3) ha deducido por los datos perte-
necientes h los dos lustros 6 quinquenios de 1816 1825, qe el mes de se-
tiembre era el de mayores nacimientos. en iaquel pais, y junio el de mnos; es
decir mas favorable el de enero y mr.nos el de octubre. El segundo dato coin-
cide exactamente con el hallado en Francia,y el primero.con el quec
las observapiones de la Habana. Esta diversidads debe proceder de.la. alteracibn
que egercen las instituciones y las costumbres en la vrerdadera iey que 1. a-I
turaleza sigue en Europ'a, y hubiera convenido para l'a inayor exactitud y clari-
(1) De la distribucion por meses de las concepciones y de los -nacimientos en el hombre,
considerada en sus relacwones con las estaciones, los climas, ec .r.eorno periddico anual de las
4pocas de trabajo y de repose, la ahuniancia ?ra escasez de los viveres, y con algum ins-
tituciones y costumbres sociales. De esta memoria, so ley6 un infotte favorable en la season
del 4 de mayo 1829'de la Acadenia Real de ciencias de Pafs.
(2) Imprenta de Mellinet Malassis. Nantes. Empezaron estos iniformes en 1826.
;3) Revista.encicop6dtca. Febrero de 1899,




37
dad de las consecuencias, presentar los resultados de cada distrito, y en parti-
cular de los puramente rurales con separacion de los que han ofrecido las citt-
dadewouy populosas.
Probablemente, a medLda que se aumente el nhmero de observaciones de
tg n o e yarios climas, se descubriran leyes diversas para cada uno, en
azon de su mayor 6 menor proximidad al ecuador y altura sobre el nivel del mar.
De las observaciones que hice en la Habana, pueden deducirse muchas conse-
cuencias comparando la ley de las concepciones mensuales en cada afio. Para esto,
conviene tener a la vista los estados meteorolbgicos que espresan las Ipocas de ma-
yor-menor calor, de mas* 6 mnos constante humedad &-e. El estad'o siguiente
ofr6ce el reshmen de las temperaturas medias mensuales de los cinco ai'os del lustro,
estractadas de los estados generales que he publicado anualmcnte en la Habana (1).
ESTADO DE LAS TEMPERATURAS MEDIAS MENSUALES.
MESEs. 1825. 1826. 1827. 1828. 1829. 'Afiomedio.
Enero.............. 210,42 210,70 210,80 240,30 210,70 220,18
Febrero... 220,85 250,02 240,30 -250,50 220,70 240,07
Mazo............ 330,72 220,06 240,47 240,20 230,00 250,49
Abril. .... .......240,15 250,42 250,90 250,50 240,60 250,11
Mayo ....... ....... 250,06 240,70 260,90 260,30 250,20 250,63
Junio.............. 280,12 280,50 270,79 270,60 260,20 270,64
Julio............... 280,22 270,00 280,12 270,54 270,00 270,57
Agosto.............. 250,35 270,86 270,20 280,47 260,50 27:,07
Setiembre ........... 280,52 270,88 260,80 260,00 260,00 270,04
Octubre............. 270,35 260,58 260,00 260,50 250,00 260,28
Novienbre.......... 230,54 230,02 240,70 250,50 230,00 230,95
i e.... 210,62 2008 20,03 230,50 240,00 220,43
4.0-JMuertos.
Los estados meteorolbgicos que acabo de citar, pueden servir tambien para
el' est'udio de las leyes que se observan en la mortandad mensual en la Habana.
En 4ks tablag no he incluido los meertos en los hospitates de San Ambrosio y
San hain de Dios, ni los enterrados en el Campo Santo llamado de los estran-
geros, y al cual son conducidos los fallecidos en los buques estrangeros; porque
todos estos no pertenecen 4 la poblacion permanente de la ciudad, sino ia
(1) V ase mi Memnoria sobre el clima, impresa en New-York en 1827; los restimenes sueltos
Alosamaios.,de 1825 y 26 y para los tres siguientes los nmerps 6, 19 y de los Anales de Ciencias
6




-transeunte y tropa de la guarnicion y buques de guerra. Es decir, que la b.
tandad enumerada en los estados que voy a transcribir, ftu6 la acaecida en as
seis parroquias y en el hospital de Paula donde van las mugerespobes. y
algunos hombres de la misma clase.
ESTADO DE LOS MUERTOS POR MESES
EN LAS PAfRROQUIAS, Y EN EL HOSPITAL DE PAULA.
BLANCOS.
MESES.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829.
Enero.................... 147 70 85 93 150 545 109,0
Febrero.................. 125 81 88 89 153 536 107,2
Marzo................... 91 120 117 97 172 597 119,4
Abril............ ... 90 99 77 81 140 487 97,4
Mayo .................. 82 91 109 138 115 535 107,0
Junio.................. 80 100 105 119 97 501 100,2
Julio......... .......... 111 75 153 119 131 589 117,8
Agosto................ 112 95 112 123 108 55 110 ,0
Setiembre................ 90 88 95 99 120 492 4
Octubre........ .... 93 111 129 109 106 548 100,6
Noviembre...... 53 90 91 105 77 416 83,2
Diciembre................ 91 87 107 113 110 508 101,6
Total............ 1.165 1.107 1.268 1.285 1.479 6.304 12660,8
DE COLOR.,
Enero.............. 212 145 161 148 272 938 1876
Febrero................. 171 135 155 140 230 831 1662
Marzo...................136 144 169 143 308 900 18010
Abril................ 144 154 134 .139 189 760 LA1,
Mayo.................... 127 137 132 166 169 731 146,2
Junio................... 98 136 127 163 144 668 133,6
Julio..................137 127 171 195 163 793 158,6
Agosto.................. 143 130 170 150 143 786 147,
Setiembre............. 106 124 147 145 1 689 137,8
Octuhre................... 112 163 147 187 143 752 150,4
Noviembre............ 120 164 138 163 124 709 1418
Diciembre ............... 144 155 133 175 149 756 151i,2
Total............ 1.650 1.714 1.784 1.914 2.201 9.263 1852,6
Total genera.....2.815 2.821 3.052 3.159 3.680. 15.567 3118,4
- U+




39
Se puede inferir por tbrmino medio anual del quinquenio, que la mayor
Iortandad de los blaneos acontece en los nimeses de marzo, julio y agosto, y
la- meor- en los de noviembre, abril y setiembre; y que en la gente de.color
los .meses mas mortales son enero, marzo y febrero, y los mninos junio, setiem-
bre y noviembre (1).
Las leyes de la mortandad mensual, varian en razon de las edades, como
veremos luego. El tirmino medio de la mortandad diaria es de 3,45 blancos y
5,1 de color.
Comparando entre si los meses de mayor y menor mortandad en los blan-
cos y en los de color, resulta ser la diferencia en los primeros de 36,2 indi-
viduos y de 54 en los segundos; lo que indica que la diferencia en esceso es
de 1,2 blancos y 1,8 de color diariamente.
Considerada en masa la poblacion blanca y de color resulta ser de mayor
tnoretandad los meses de marzo, enero y julio, y los de menor diciembre, junio
~ ectubre, porque se compensan miituamente los escesos de los blancos muertos
en los meses de calor, con la menor mortandad que ofrecen en los mismos meses
las gentes de colors La mortandad media diaria es de 8,55 individuos y la
nitirma diferencia entre los meses de mayor y menor mortandad es de 2,48
personas al dia.
La mortandad en los hospitales sigue otra ley mensual que espresan los
estados siguientes del quinquenio de 1825 1829 para el hospital general de
san Juan de Dios (2) y el militar de San Ambrosio; y del quinquenio de 1820
S1825 para los muertos de las tripulaciones de los buques estrangeros, porque
41 encaigado de su Campo Santo no llev6 libros de asiento en los sucesivos.
eara -deducir un termino medio mensual, he unido este quinquenio al de 1825
4 1829; de los dos hospitales, sin recelo de error de consideration, porque so
trata de resultados proporcionales.
() En Neva York los meses, por el 6rden de la mayor mortandad acaecida en ellos,
presentaron en el 6rden siguiente: en el afio de 1830 agosto, julio, setiembre, diciembre,
Jh~ire, rnayo,. enero, noviemrnbre, marzo, febrero, junio y abril. Se necesitai mas afios de oh-
aervacion, para determinar una ley mas natural.
(2) A este hospital han ido un gran numero de enfermos de )a Marina Real.




FALLECIDOS EN EL HOSPITAL .DE SAN AMBROSI O.

Aos.
1825
1826
1827
1828
1829
Totales., ......
Tdrmin. medios.

16I
16
16
17
12
15
76
15,2

I

12
22
6
17
65
I3,0

19
18
26
17
12
92
18,4

57
12
41
25
11
146
29,2

57
24
46
15
167
33,4

58
38
13
20
29
158
31,6

43
28
13
25
23
132
26,4

30
19
12
42
25
128
25,6

27
26
11
30
29
123
24,6

FALLECIDOS EN EL HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS
Afios. -'-Z~E
1825 19 26 24 37 33 39 36 46 30 45 18 3 390
1826 SO' 31 -31 19 28 25 36 26 30 4382 3 41 372
1827 33 21 a6 28 24 39 40 40 37 48 41 44 431
1828 29 29 36 27 37 55 49 42 110 63 41 835 553
1829 51 26 57 34 27 37 42 44 40 41 64 120 583
Totales ..... 162 133 184 145 149 195 203 198 247 240 196 277 2.329
T~rmin. medios. 32,4 26,6 36,8 29,0 29,8 39,0 40,6 39,6 49,4 48,0 69,2 55,4 465,1

i= -

28
17
14
12
S22
93
18,6

20
23
11
97
19,4

~46
255
225
263
2.31
1.830
2I0

38
15
24
15
11
103
20,6




p DE, LQ ENTIERIOS VE4lFICADOS ENEL CAMPO SANTO
DE LOS ESTRANGEROS.

1820
1821
182.2
186
1824
Totales...
Trmin. medios.

C-
12
*19
10
a
0
44
8,s

25
18
10
11

31
38
15

13X~18,~

31
37
( 0
10
2
184

55
56
8
2
48
169

1 6,8 88{,8

I.

27 28
65 58
27 34
40 16

170 169
34,0339

I *~;I ~ -i
r I) ~i'
~-v1 II
~
I
I -

32
51
147
17
140

* .......... ....... .. .. y ...... % m

47
28
16
19
8
118

31
15
l17
2
73

28,0 23, 14,6 1.10,0 11,2

I -~

.............. ..........TI O E I
TERMINO''MEDIG
DE L -MO1rt"DA-D MENSUALEN -ILOS HOSP1TALE, Y-ENTRE LOS ESTRANGEROS.
e E TOTAL.
- .. --2 !-I -
172, 4,5 22 J 3,9 5 ,35 30,752 2,-i]0i3j 2q,7 329,2

16
12
5
4
13
50

'-.
12
17
7
I
1
19
56

0
347
414
160
140
168
1.229
245,8

- -- - I mm




De estos datos se puede inferir que la mayor mortandad acontece en lo
meses de iayo, jtinijolio, agosto setiembreA son -1- alebre-a
Es de sentir que en los libvos de murto de los hospitales de la Habana
no so e-leve nota de- las. ~n me d- qe-o eas -ca rmsia4 mu
poco trabajo. Si ademas de este cuidado, le estableeiese que 6 bien en a
partidas de muertos de los libros parroquiales, 6 bien en una oficina esdpecial
de estadistica, se anoitase la enfermedad de que fallece 'cada individuo, seri
facil elf redaptar idespues los primers elementos de la estadistica medicdiie b
Isla de Cuba.'
AIgunas notici-as publicadas sobre la mortandad anual de los hospitals ge
neral y military, y la comparacion entre entrados y salidos que se halla en la
Guias de la Habana, son tani vagas- qte para nada sirven. Efectivamente, I
mayor morta.idad no procede fanto del nhmero como de lias clasesde -enfed
medades asistidas en un hospital, y no espresando el shnmeto de individuos qu
de cada una han entradq, no se puede inferir si la, mortandaI es ~rande
pequefia. Con este motivo observa muy bien el Sr. B. de Humaboldt, que e
24 p tkrmino medio de muertos en el hospital general, no puede de~irsequ
sea eseesivo comparado el 4.p que ofrycia el miitar; porque el' primero recibe
on gran niinmero de enfermos 'incurables, y ien el segundo entran muchos,d
poca consideration. .
En los Diarios de la Habana se han publicado diversos articulos sobre
mnortandad media anual acaecida~' en el hospital militar inclusa la de la fie
lre amarilla; de ellos resulta que el ttrmino medio en el aio de 1828 fu d
po. Para el total de los enfermos entrados en el mismo hospital en 1828,
t6rmino medio de la mortandad, result ser de 4 pa y lo mismo en 1829 (1
pero de estas proporeiones no se puede inferir dato alguno cierto sobre lo
muertos de vbmito negro (2).
i (1) Diario de la Habana de 20 de julio de 1830.
(2) Despues de escrito este articulo ha legado d mis manos el nfimero 5 del Semanari
instructivo publicado en Cidiz, que contiene las noticias siguientes sobre la mortandad de en
fermos ,de la fifet.lmpri l J LA Ia a!aIo se ,~ia.n al ca1a qpgy del Lu
Ginebriera en dicho hospital militar.
SALA DE MARINA DEL HOSPITAL DE SAN AMBROSIO.
Mos. Eaados. .Curados.. I
1828 554 605 23 26
182P 205 251 3
.1830 .. - 353- 18
iTrs m d recidasyincoen coi leencia.
- '# Ti $s m~rieron di recalidas y &hco iel lcoid/lepecia.




43
Il 'estado 'relativd & j0s-m1ertes7 enr a bahia de la Habana- (casi, todos de
,6gito) que es elprim ero d sta especie ,qie se publica, seria mucho mas
erio susiarenies Ja.~id eis numbric.s de los atacados de Ja enfrine-
dad; mas no me ha sido posible conseguit. .es .tan ticia del encargado. de.dicho
hospital. I
$ tMObrvando detenidrnste lds 'estsdos anteriores. y los ,quei van &- seguirb
sobre la mortandad por edades y sexos; teniendo la. vista los estados me-
teorol6gicos mensuales y uniendo & eitos datos.las noticias sbbre las enferme-
dades reinantes en- cada 6poca y dominates e cada edad;, podrin asi el m6-
dico como el filhsofo ,investigador, 4 d ,brir jnsin nsanero de resu'itados del
aayor in tres; y: de la mak iumtdiata-apl~ain. No.menos htil seria el de-
terminar la mortandad respectiva en eada uno A e ls barrios de la H.abana,
. indicando cual es la clase y la condicion de la generalidad de las personas que
los habitan, el grMio'de policia -es'ectivo en ellos, las cirennstancias de su lo-
calidad &c. He reunido los estados..necesarios para hacer todas estas compa-
raciones, pero sug inclusion en este articulo le haria sumamente largo. Por otra
parte, tal trabajo no entr a en el plan, de ia presente obra, y asi las reflexio-
nes anteriores pudden considerarse mas bien como una digresion que como par-
te esencial de elka. Esta es la razon por que la he escrito en t6rminos tan
concretos, dejando para otra obra, que tal vez publicar6, todos los estados y
observaciones par iales.
5.0--Mortandad por sexos.
Habiendo fallecido en los cinco airios 3.378 varones y 2.926 hembras en-
tre. loi ,janos, y 4.744 varones y 4.519 hembras en los de -color (1), se in-
fiere que la mortandad media anual es en los primeros de 6,75,6 varones y 585,2
hembras, y de 948,8 varones y 903,8 hembras en los segundos. De consiguien-
te la proportion entre los muertos de, imbos sexos es de 55,1 pg varones y
44,9 po hembras para los blancos, y de 51,2 p- varones y 48,8 pg hembras
-CIL la geste-fdercoor.
S Recordando, ahora que las proporciones para los nacidos eran en 100,
S.. 50,5 varones 49,5 hembras err los blancos
51,4 idem 48,6 idem en los de color..
e pnede deducir que Ia mortandad sigue una razon mas funesta para los hornm-
fbres que para las' mugeresen Ia clase bkanoa, y que en los de color, la razonl
ide; Ia ortandad es coi nnmay crta, diferencia igdal 6 la. d, ls nacimientos en
(mbos sexos.
(1) Esto se entiende, como en. todA les- clcudos del presence articulo en las 6 parroquias.




44
La desprbpoIciori que ':e obslr~va' en los blancea debe atribuirse i& fie-,
bre amarilla,l de la cual mueten mtnachos mas hombres ve nigeres. En Pui,
donde el shtmero total de* muerths fu6 en 1828 de nsi.299 '(18a razon delas
varones, fallecidos. i las..hoibra,4i f1 6d I cno :
de I h 1,1250 . ~A
Pero examinando sepairadamente 1a; ua~ indad enwlasacksas'y. en" lo hosih ales
la razon de los varones i las hembras' fu6 de
1 1 -~t ,l*01,0) envilais primers.
1 A 1,097 5 'en los hospitals eiviles. 4 s:
En Anberes la razon correspondiente es de, I &, 4 0845
La propbtoion entred4os. ,vies -y 1,hihabras fallecidos en la Habaunapha
variado en los 5 afios dl 'modo'; siguiente: -
VarorAes heuiibras Var6on'es (t hembrats
blancos. de color.
1825 como 1: 0,869 cono1 : 0,846
244
1826 ,, 1 : 0,905 ,, 1 : 0,014
1827 ,, 1: 0,816 ,, 1 : 0,977
1828 ,, 1 : 0,859 ,, 1 :0,993
1829 ,, 1: 0,884 ,, I : 0,918
diferencias que son bien cortas, .si se considera que es la- rmasageneral de, les
inuertos de todas edades, la que se compdra :en cada sexo. ..
( 6.0-.Juertos por edades.
Para resolver las diversas cuestiones que sobre este punto -Yne, a ia po-
puesto, he distribuido los muertbs en las seis parroq ias pur~bdades ntreA y 10
aTios, 20 y 30, 30 y 40 &c. considerando los de cada sexo con separacion y
en cada mes del aiTo; y como en las partidas de muertos de cuatro de las
parr6quias, se menciona tambien la edad de lbs niios fallecides; tan'to nb*rp los
blancos como en los !de color, ehe pbtido: formal otros estados'de:la motandadi
respectiva fi cada sexo en losiprimerosliezl,,aios: de la vida, per 6pooast m6s
aproximadas y por separado en cada mes, y otros no m6nos curiosos intee-
(1) Sin incluir las muertes de enfermos Ilegados 6 Paris de otros puntos de la Francia.
Informe del Consejo de salubridad. Recueil industries t'S29,




45
Rtes obe la mortgndt de niios de nacimientos legitim6s ilegitifthos. ile
ui los reshmenes generales de los estados particulares que he formado para
da aiio y para cada patroquip (1).
ESTADO DE MUERTOS POR EDADES.
DEBLANCOS.
EDADES.
1825. 1826. 1827. 1 1828. 1829.
e 0 10 aios. 531 479 605 5S3 729 2.927 5854
De 10 h 20 67 62 77 79 85 370 74,0
De 20 h 30 ,, 139 114 143 157 161 714 142,8
De 30 k 40 ,, 101 112 102 129 109 553 110,6
De 40 & 50 ,, 99 101 107 94 130 531 106,2
De 50 h 60 ,, 67 93 75 72 94 401 80,2
De 60 h 70 68 70 71 73 65 347 69,4
De 70 a 80 ,, 67 -57 60 57 76 317 63,4
DJe 80 i 90 ,, 24 14 23 36 24 121 24,2
De 90 'a .100 2 3 4 4 5 18 3,6
De mas de 1O0 ,, 0 2 1 1 1 5 1,0
Totales...... .... 1.165 1.107 1.268 1.285 1.479 6.304 1260,8

De 0 h 10 ajios.
Do 10 a 0 ,,
De 20 'a 30 ,,
De 30 h 40 ,,
De 40 'a '50 ,,
De 50 h 60 ,,
De 60 70 ,,
D 70 'a 80 ,
De 80 & L90 ,,
De 90 'a 100 ,,
De mas de 100 ,
Totales...........

Totals senerales.

DE COLOR.

651
246
276
154
121
82
65
38
12
5
0

641
291
316
160
93
93
51
44
20
4
I
1.714 1

753
203
324
192
130
82
52
29
13
4
2 2

802
302
327
183
126
81
38
41
10
3
1

.784 1.914

920
368
440
180
S189
71-
30
29
16
7
2.201
2.201

2.815 12.821 13.052 3.199 1 3.680

3.767 753,4
1.410 282,0
1.683 336,6
869 173,8
609 121,8
*-409 81,8i
236 47,2
181 36,2
71 14,2
23 4,6
5 10
9.263 1852,6
15.567 3113,4

(1) Los estados por decenios comprenden los muertos en las seis parroquias y en el hos.
41 de Pqula, que cotresponde 6i la del Espiritui Santo; per4 en nlos otros, lag ededes meriores
mprendidas entre 0 y 10 aios -sAlo se reaeren 4 los muertos en las cuatro parroquias de
Cathedral, Santo Cristo, Guadalupe y Jesus Mlaria, porque en los libros de las otras dos
se espresa la cualidad de pirvulo y no la edad del nifio fallecido.
7




ESTADO DE MUERTOS POR EDADES Y SEXOS.~
BLANCOS. dR
EDADES. SEXOS.
o medio.
1825. 1826. 1827. 1.828. 1829... .
De 0 & 10 aios. Varones. 284 252 315 300 8377 f.428 305,6
Hembras. 247 227 290 283 352 1.399 279,8
De 10 6 20..... Varones. 45 29 55 49 45 2~ 44,6
Hembras. 22 33 22 30 40 147 29,4
De 20 30..... Varones. 78 55 88 97 97 415 830
Hembras. 61 59 55 60 64 299 59,8
De 30 40..... Varones. 52 51 50 65 63 281 56,2
S Hembras. 49 61 52 64 46 272 54,4
De 4Q 50..... Varones. 56 58 55 53 75 297 59,4
Hermbras. 43 43 52 4.1 55 234 4,8
De 50 60..... Varones. 38 60 47 45 53 243 48,6
Hembras. 29 33 28 27 41 158 31,6
De 60 70..... Varones. 26 3S 45 37 31 177 35,4
Hembras. 42 32 26 36 3,4 170 34,0
De70 80. Varones. 33 31 32 28 34 158 31,6
De 70 'a 80.....
Hembras. 34 26 28 29 42 159 31,8
De8 9 Vakones. 10 6 10 15 8 4 9,8
'De 80 h, 90.....
Hembras. 14 8 13 21 1.6 72, 14,41
Varones 1 1 1 2 -2 7 ,4
De 90 h 100.....
Hembras. 1 2 3 2 3 11 2,2
Varones. 0 0 0 0 0 0 0,0
De rasde100....
Hembras. 0 2 1, 1 1 ,-5 1,0
Total de varones...........623 581 698 691 7 3.378 675,6
Total de hembras........ ,542 526 570 554 694 2.926 5
Total general............. 1.165 1.107 1.268 1.285 1.479 604 1260,0




ESTADO DE MUERTOS POR EDADES Y SEXOS.
DE COLOR. 0 0
EDADES. SEXOS. medio.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829.
, i aFosaroos. 381 340 437 427 488 2.073 414,6
M 0 a10) ahios
.Iembras 270 301 316 375 432 1.694 338,@
nVarones. 129 138 88 145 186 686 137,2
De 10 SO..
Hembras. 117 153 115 15 182 724 144,8
Varones. 146 148 141 177 254 866 173,2
De.20 30.....
HIVembras. 130 168 183 150 186 817 163,4
, 4arones. 79 76 80 81 90 406 81,2
Hembras. 75 84 112 10 90 463 9 2,6
A
0arones. 54 42 69 5 59 275 45,0
De40 a 50..... 5 275
Hembras. 67 51 61 74 80 334 66,S
Varones. '42 51 41 35 41 210 42,0
De 50 L 60.....
Hembras. 40 42 41 46 30 199 39,8
S60 a .... Varones. 29 26 26 16 10 107 21,4
De 60 &70....
Hembras. 36 25 26 22 20 129 25,8
De,70 ..... Varones. 17 21 11 21 .14 84 16,8
De70 &: 80 .....
Hembras. 21 23 18 20 15 .97 19,
De 80 h 90..... Varones. 5 6 5 3 25 5,0
Hembras. 7 14 8 13 46 9,2
,Varones. 1 3 2 9 9 1,s
De 90 a 100....
Rembras 4 1 2 4 14 2,
Dem asde 100.... Varones. 0 2 .1 0 .3 0,6
SHembras, 0 1 0 0 1 2 0,4
Total de varones.......... 883 851 902 960 1.148 4.744 948,8
Total de hembras .......... 767 863 882 954 1.053 4.519 903,8
Total general............. 1.650 1.714 1.784 1.914 2.201 9.263 1865,2




Tirmino medio de la mortandad anual en las
seis Parroquias y en Paula.

Blancos.
585,4
74,0
142,8
110,6
106,2
80,2
69,4
63,4,
24,2
3,6
1,0

De color.
753,4
282,0
336,6
173,8
121,8
81,8
47,2
36,2
14,2
4,6
1,0

En (tmbos.
1338,8
356,0
479,4
284,4
228,0
162,0
116,6
.99,6
38,4
8,2
2,0

1260,8 1852,5 3113,4

2.927
370
714
553
531
401
347
317
121
18
6.354
6.304

. i U

EDADES.

Mortandad general en los
cinco anos.
Blancos. De color. TOTAL.

De 0 '
De 10 &
De 20 &
De 30 &
De 40 &i
De 50 'a
De 60 &
De 70 &
De 80 "a
De 90 &
De mas de

10 afios.
20 -
30 ,,
40 ,
50 ,
60 ,,
70,
80 ,,
90 ,,
100 ,
W0 ,,

6.694
1.780
1.422
1.140
810
583
498
192
41
10

3.767
1.410
. :1.6883
869
609
409
236
181
71
23
5.

9.263

Totates.....

15.567

r




ESTADO
gue manifiesta el tirmino medio de la mortandad mensual en todas los
edades por decenios, deducido de un quinqueni&

BLANCOS.

De Q~ 10 afios.
20. ..
3Q. ..
40.,, .
60....
60,,..
70....
80. .
90. ...
100....
masde 100....
Totales.......

56,2
4,4
12,6
9,0
7,4
6,0
6,2
5,2
1,8
0,2
0,0
109,0

59,8
4,8
8,8
6,4
9,8
6,6
4,0
4,8
1,8
0,2
0,2,
107,2

64,4
7,6
10,8
8,8
8,6
8,0
4,4
4,6
1,6
0,4
0,0

47,4
6,6
11,0
7,4
6,2
5,2
6,0
6,0
1,2
0,0
0,0

50,0
5,4
8,8
9,2
10,6
6,0
7,6
6,0
3,0
0,2
0,0

45,8
5,6
10,0
10,6
7,0
6,0
6,6
6,8
1,4
0,4
0,2

48,0
9,8
19,6
11,6
8,6
7,2
5,0
4,2
3,6
0,2
0,2

119,2 97,0106,81 100,4 118,C

42.2
7,4
16,2
9,4
12,0
7,0
7,0
6.8
2,0
0,0C
0,0C
I 10.0

39,8 46,2 36,0 49,6
6.6 5,4 5,6 4,8
13,4 11,8 9,6 10,2
8,2 12,4 9,2 8,4
9,8 11,6 7,2 7,4
7,0 7,8 5,8 7,6
6,0 6,2 3,4 7,0
4,6 6,2 3,4 4,8
2,6 1,6 1,8 1,8
0,0 0,4 1,0 0,6
0,2 0,0 0,2 0,0
98,2 109,6 83,2 102,2

DE COLOR.

De 0 10 afios.
20....
30....
40....
50....
60....
70. ...
80. ..
90....
100....
mas de ]00....
Total ..... .
Total general.

76,4
34,6
32,2
15,0
1.1,6
6,8
5,0
4,4
1,2
0,4
0,2
187,8
296,8

71,4
25,6
29,6
13,21
11,0
7,6
3,8
2,8
0,8
0,6
0,0
166,4
273,6

78,2 62,6
27,4 23,4
32,8 25,8
15,8 13,0
9,2. 8,8
6,4 6,4
4,4 4,8
3,0 2,6
2,0 1,2
0,4 0,4
0,2 0,0
179,8 149,0
299,0 246,0

55,8
22,4
27,4
14,6
10,8
6,4
3,4
3,4
2,0
0,0
O,0
146,2
2-3,0

57,8 66,8 57,8 56,2 59,0 49,8 61,6
18,6 18,6 22,4 20,0 23,8 23,0 22,2
24,0 28,0 26,8 28,0 29.0 25 27,4
11,4 15,8 13,2 14,0 16,8 15,0 16,0
9,4 11,6 13,2 6,8 10,8 11,8 6,8
5,8 9,2 7,4 5,0 5,2 7,2 8,4
2,6 3,6 2,0 3,6 4,4 4,6 5,0
3,4 3,2 2,0 2,6 3,0 3,4 2,4
0,0 1,4 1,6 1,0 1,0 1,2 0,8
0,6 0,4 0,6 0,4 0,2 0,2! 0,4
0,2 0,0 0,2 0,0 0,0 0,0 0,2
133,8 158,6 147,2 157,6 153,2 141,8 151,2
284,2 276,6 257,2 255,8 262,8 225,0 253,4

0
585,4
74,0
142,8
110,6
106,
80,9
69,4
63,4
24,2
3,6
1,0
1260,8

753,4
262,0
33CG,6
1?i8
336,6
173,81
121,8
81,R
47,
361
14,2
4,6
1,0
1852,6
3113,4

-t 7 L-L

J




50
- Se puede conocer que este trabajo da origen un gran nimero debiiisi-
deraciones; pero los estrechos limits que me he propuesto, no me permiten el
detenerme mas que en las principales.
SSiendo de 32.355 personas la poblacion blanca de las 6 parrequias y de

38.243 (1) la decolor, resulta que
y de 4,9 po de la segunda, y del
Entre los blancos muertos sonji
de 0 a I
de 10 &
de 20 &
de 30 &
de 40 &
de 50 &
de 60 &
de 70 a
de 80 &
de 90 & 1
Entre los muertos de color so
de 0 &
de 10 &
de 20 &a
de 30 &a
de 40 a
de 50 & a
de 60 &
de 70 &
de 80 it
de 90 & 1
Solo mueren de mas de 100 a
al aiio y lo mismo en la de color.
Comparando los muertos blanc

en la primera clase mueren cerca de 3,9 p
total fallecen 4,4 ps.

10
20
30O
40to
50
60
70
80O
so
90
00
n
10
2o
30
to
50
60
70
80
90
00
hio

aiios los 46 cent6simos
,, 5 idem
S 11 idem
S 8 idem
,, 8 idem
S 6 idem
, 6 idem
,, 5 idem
,, 2 idem
,, 2 mil6simos.
respectivamente
aios los 41 cent6simos
,, 15 idem
,, 18 idem
, 9 idem
,, 7 idem
,, 4 idem
,, 3 idem-
,, 2 idem
,, 7 mil6simos
,, 2 idem
s, 3 millonbsimos de la poblacion blanca,

os y de color al total, resultan ser los pri-

mneros cerca de 41 po y los segundos de 59 pu-. En los nacidos. respectiv
mente las proporciones son de 49 p- y de 51 pg, es decir un aumento favor -
rable para la clase blanca, como veremos luego con mas detencion.
Las mortandades respectivas h la gente blanca y de color en cada edad,
que acabamos de ver, manifiestan que de todas las edades mueren proporcio-
nalmente mas blancos que de colqr, a escepcion de las comprendidas entre 10
y 50 aios; de 10 i 20 aios la mortandad en los segundos es mas de triple
que en los primeros.
(1) Este dato esti tornado del censo de la Habana segun la Estadistica de 1827.




51
Es notable ciertamente que la fiebre amarilla no haga inclinar la' balanza
de la nortandad sobre los blancos, en las edades critics en que se padece
dicha enfermedad.
-El mayor ntmero de muertos viejos entre la gene blanca, parece debia
indicar una mas larga vida en esta clase; pero es de considerarse que la emi-
gracion trae a la Habana muchas, personas adultas: no obstante, puesto que mas
de 7 centisimos del total blancos muertos son de 70. a 90 afios y solo 3 cen-
tisimos escasos en los de color, debemos inferir que liegan estas edades
muchos mas de los primeros que de- los segundos, proporcionahnente al nnime-
ro de individuos que existen en ambas clases.
Los estados mortuorios de algunas ciudades del Norte de Amtrica que he
tenido f la vista (1), ofrecen una menor mortandad comparativa, que en la Ha-
bana en los i ltimos aios de la vida 6 entre los 60 y 100, y de consiguiente ma-
yor en los primeros, 6 sea eritre 1 y 10; luego veremos, que no obstante esto,
el primer periodo de la infancia es mas fatal en esta ciudad que en ninguna
otra.
Hay a-ios en los que unas edades son mas respetadas que otras, es decir,
que-las proporciones de mortandad varian segun las circunstancias de las esta-
ciones. Esta consideration exigiria un estudio particular de los estados necro-
l6gicos con vista de los meteorol6gicos.
La mortandad mensual por edades, ofrecerk los que quieran ocuparse en
s4 examen, datos no minos curiosos; y la consideracion de los varones y lhem-
bras muertos en cada mes y en cada edad, puede abrir un campo inmenso
la higiene phblica.
Una ojeada ripida sobre el estado de la plgina 49 indica que los meses
de enero, febrero y marzo, son fatales para las primeras edades; los de julio

(1) Nueva York.

Baltimore.

* Muertog menores de
entre 1 y
2y
5 y
10 y
20 y
30 y
40 y
50 y
60 y
70 y
80 y
90 y I
zias de I

27,9 p de los fallecidosE-19,4 p S idem.
10,3 ,, idem......... 9
9,3 ,, .......... 11,
3,7 ,, ,, ..... . 5,2
12,2 ,, ,, ..... 9,2
12,2 ,, ,, .......9,6
7,7 ...... 10
5,2 ,, ,, ........ 6
3,7 ,, ......... 4
2,3 ,, ,. ....... .. 2,7
0,8 ,, ,, ......... 1,6
0,16 ,,, .......... 0,18
0,07,, ,, ....... .. 0,18




5%
y agosioe para la.juventud y los de junio ya agostd para los anciahos, en lclase
blanca; y en ]a de color los mismos meses, de enero, febrero y rm o pay 14
nifios hasta 10 aios, tambien para los jbvenes de 10 h 30 .aos, y Jos o
noviembre, diciembre y~enero. para los ancianos. Coi respecto los sexos, he
aqui las razones en que estin en cada edad los muertos varones con las hembr

Ed ades.
De. 0 4 10 alios
De 10 20 ,,
De 20 h 30 ,,
De 30 h 40 ,,
De 40 A 50 ,
De 50 & 60 ,,
De 60 70 ,,
De 70 a 80 ,,
De 80 & 90 ,,
De 90 1 100 ,,

Blancos. De color.

:: 1,16 4 1
,, 1,51': 1
,, 1,37 : 1
,, 1,03 : 1
,, 1,27 : 1
,, 1,53 : 1
,, 1,04 : 1
,, 0,99 : 1
,, 0,68' : 1
,, 0,63 : 1

Do las tablas necrolbgicas resultaban mas varones que hembras, en la razo~
de 1,15 h 1 para los blancbs
y de 1,05 h 1 para los de color.
'En estas mismas proporciones, pues, acontece la mortandad de los blancog
entre 0 y 10 aiios y entre los de color de 50 & 60 aios; pero en las otras
edades se advierte, que mueren proporcionalmente mas varones que hembra de.
10 h 30 y de 40 60 afios, y mas hembras que varones de 30 L 40 y do 60
en adelante entre los blancos; y respectivamente rias varones que hembras de
0 10 y de 20 h 30 afios, y 4nas hembras que virones de 10 260, do 30&
60 y de 60 en adelante entre las gentes de color,

I)

1,22
0,94
1,47
0,87
0,82
1,05
0,82
0,86
0,54
0,65

U
.1

,




S7.0-Mortandad de la ni~ez.
Si de la consideracion de las edades, por decenios, ptsamos .t examinar,
Is leyes de mortandad en el primero de la vida, subdividiendole en 6pocas mas
ortas, hallaremos -otros resultados no minos dignos de considerarse.
MUERTOS DE 0 10 ANOS BLANCOS Y DE COLOR.
| 118 11829
1825. 1826. 1827. 1828. 1829. Total.
EDADES.
Blancol c r. Blancos cDo Blancos c De
color color, color. color. 6olor 'Color.
De.O i 7 dias. 93 118 80 146 102 158 92 147 103 164 470 733 1.2031
De 7dias61mes 54 64 38 49 55 61 49 48 39 47 235 269 504
De 1 2,, 26 17 20 21 25 25 23 40 31 26 125 129 254
De, 2 3 ,, 34 19 33 26 37 23 44 22 39 39 187 122 309
De 3 6 1 afio. 96 105 90 107 125 147 129 176 145 160 585 695 1.280
De 1 3 ,, 6 96 69 84 95 99 93 97 172 182 505 558 1.063
De 3 10,, 47 86 50 75 63 100 65 101 95 152 320 514 834
Totales..,... 426 505 380 508 502 611 495 631 624 763 2.427 3.020 5.447
-7I

EDADES.
De 0 h 7 dias.
De 7 dias & mes.
De 1 mes & 2....
De 2 3........
De 3 1 aifio.....
De I h 3........
DeS 10.... ..

TERMINYO MEDIO AA AL DE LA MORTAR NDAD.

En los blancos. En los de color.

En Atmbos.
220,6
100,8
50,8
61,8
256,0
212,6
166,8

94,0
47,0
25,0
37,4
117,0
101,0
64,0

146,6
53,8
25,8
24,4
139,0
111,6
102,8

De 0 i 10 aios. 485,4 604,0 1089,4




a*,- *]
ESTADO
,quc manfiesta el termino medio de la mortandad mensual en las dades
de 0 d 10 afos, deducido del quinquenio.
, BLANCOS.

EDADES.
De 0 7 d ias....
De 7 dias d 1 mes.
De 2 A3.........
1)e 3 6. 1 4fio.. ..
De I aio4 3....
De3 10...'....
Totales.......

4,2
3,2
2,4
12,8
10,6
8,6
48,4

3,4
2,2
3,6
12,8
12,2
7,2
48,4

4,2
2,4
5,0
14,6
12,6
6,4
52,0

2,8
1,8
3,4
10,0
9,6
2,8
37,8

8,E
4,0C
2,4
3,2
11,4
7,8
4,6
42,2

6,4
3,6
1,4
3,6
9,2
6,2
6,4
36,8

4,2
2,6
2,8
10,O
7,0
4,8
39,8

I

.0

3,8 4,4 4,(
0,6 1,6 If
1,8 21,2 3,4
9,8 6,4 7,2
8,6 6,6 8,4
4,4 2,6 5,6
35,4 32,4 40,2

DE COLOR.

De 06 7 dias....
De 7 dias 6 1 mes.
De 1 2.........
De 2 d 3.......
De 3 i 1 ai.....
De 1 ailo d 3. ..
De 3 a 10.......
Totales... ....
Total general ....

10,6 12,4
4,0 4,4
3,4 1,8
2,4 1,2
13,0 14,4
15,0 12,8
12,0 9,6
l0,4 56,6
108,8 105,

10,8
4,4
3,6
3,0
18,0
14,6
9,6
64,0
116,01

16,6
4,8
2,2
2,4
11,8
8,6
5,0
51,4
89,21

43,8 45,6
86,0 82,4

15,0
7,2
1,6
2,2
13,8
7,2
6,8

53, 8
93,6

47,0
82,4

11,6 11,B
3,8 5,2
1,6 2,2
4,2 5,0
8,0 8,4
8.8 7,0
8,8 7,8
4668 47,4
79,2 87,6

10,4 12,8 146,6
4,8 4,4 53,8
2,8 1,4 25,8
1,4 1,8 24,4
6,2 11,6 139,0
7, 7,2 111,6
5,2 9,6 102,8
38,4 488 604,0
68,4 90,81089,4

V9,b -94,0
5,6 47,0
3,2 '2510
.3,8374
84p 117,
6,2 10150
6,2 64,J0
42, 485 4
6~i4j
.4

2,8
2,0
2,2
.4,8
5,2
4,4
30.0

1 11 1 -- ".1 T"M 7 - I I -

i




MUERTOS DE 0 A 10 AOS POR EDADES Y SEXOS.,,
BLANCOS. ./O
EDADES. SEXOS. medio.
1825. 1826. 1827. 1828. 1829.
S Varones. 59 4 54 60 62 281 56,2
De'Oi 7 dias... Hembras. 34 34 48 32 41 189 37,8
Varones. 28 23 30 23 21 125 25,0
De 7 diasa 1 mes Hembras. 26 15 25 26 18 110 22,2
De I mes~s Varones. 14 13 13 8 18 66 13,2
D.. embras. 12 7 12 15 1 59 1,8
.Farones. 12 14 19 26 9 90 18,0
pe, mees 3.
eHembras. 22 19 18' 18 20 (97 19,4
D 3 V5arones. 41 43 70 '69 66 289 57,8
D al .... Hembras. 55 47 55 60 79 296 59,2
,De Ia h S Varones. 59 34 41 41 80 235 47,0
Iao e 3.. embras. 37 35 54 52 92 270 54,0
S15 Varones. 26 27 83 '32 59 177 35,4
De 3 10..... (embras. 21 23 30 33 36 143 28,6
Total. embras. 207 180 242 236 299 1.i64 232,8
DE COLOR.
De 0 7 dias. .. larones. 84 96 106 91 91 468 93,6
D Elembras. 34 50 52 56 73 265 53,0
e7dasI VFarones. 37 28 84 26 28 153 30,6
ia s- Hembras. 27 21 27 22 19 110 23,2
Varones. 13 12 13 25 14 47 15,4
De I ms2....
e e Hembras 4 91 12 15 12 52 10,
DeV2mesesarones. 13 16 15 10 17 71 14,2
a. Hembras. 6 10 8 12 15 51 10,2
' .. Varones. 61 54 82 93 83 873 74,6
H3a o... embras. 44 53 65 83 77 322 64,4
DeIi 3 Varones., 48 38 n 50 49 82 267 53,4
. Hembras. 48 46 19 48 00 -91 58,2
Varones. 45 2 54 45 82 255 5110
7Te!mbras 41 46 46 56 70 259 51,8
otal....... Varones. 301 273 354 839 397 1.664 332,8
"ot'aHembras. .204 235 29 92. 3 2 .35d..971,2




tos blancos muert6s entre 0 yi- alios forman el 45 po y los deClor
el 55 pi del total de fallecidos de esta edad. Comparando los muertos, en ca-
da una de las edades que espresan los estados, resulta que por trminino medio
anual del lustro, mueren'
En los blancos. En los de color.
De 0 & 7 dias. 19 centesimos (1)...... 24 idem,.
De 7 dias & 1 mes 10 .............. 9
JDe I mes i2 id .. 5 .... ........ 4
De 2. ,, A3 ,,.. 8 ................ 4 .
De 3 & I afio... 24 ................ 23
De aio0 3.. 21 ................ 19
De 3 & 10...... 13 ................ 17 i
Esto prueba que en los primeros 7 dias de la existencia de los niFios, ne
re un nimero tan considerable, que escede del 8 pi de los nacidos blanco@
y del 13 pi en los de color (2). El terrible ttanos, (trismus mascen~Ai)yial
mado vulgarmente mal de'lds siete dias, ocasiona esta gran mortandad de nii~os
en los primeros dias de la vida, mortandad mucho mayor en los de color, por
el abandono general con que son criados y el poco cuidado de no esponerlos
Slas repentinas variaciones de la atmbsfera.
Entre siete dias y un mes, mueren un 4 pg de los nacidos blancos y en
en una proporcion algo mayor los de color; entre 1 y 2 meses, mas de 2 p
blancos y de color; entre 2 y'3 meses, mas de 3 po en .los primeros y dye
p. en los segundos; entre tres meses y un alo, respectivamente a carla clase
nacida, mas de 10 p- y de 13 p-; entre uno y tres afios mas de 9 pl de cada
una; y entre 3 y 10 afios mas de 5 p2 de los nacidos blancos y de 9 pg d
los nacidos de ecIor-: de lo cual se puede inferir que las edades de os 7 pri-
meros dias de la vida, de 3 meses & 1 afio y de 3 A 10 alios, son mas peli
grosas para la gente de color que para los blancos; y si se consider que en
esas *edades criticas acometen los niios las plagas de la primera edad, L
saber el mal de J.los siete dias, la primera i segunda denticion, las viruelas &c.i
puede conocerse la influencia que ejercen en la mayor mortandad, el abandon,
la escasez de recursos y los mismos vicios de la gente de color,
Las proporciones dichas han variado en cada uno de los afios del quin-
quenio recorrido; y para que puedan hacerse todas las comparaciones que se
deseen, presentar6 aqui el resinen de los nacidos en las cuatro parroquias
de los hautizados en la Casa de Espbsitos.
1
(1) No del total general de muertos, sino del total parcial de 0 6 10 afios.
(2) Para esta comparacion solo se ban tdinado los nacidos en las 4 parroquias y los bau
tismos en Ja Casa Cuua; de modo qtue es rigor~sameate exacta.




)

En 1829 la mortandad de los irios blancos entre 3 meses y 1 afio pasb de
12 pe de los nacidos, en los de 1 & 3 aios de 14 po y en los de 3 h 10
aTios de 8 pt: y en los de color, el afio de 1825 ofreci6 en los de 7 dias .
1 mes una mortandad de 5 pg; en los de 3 meses & 1 aio, en 1828, mas de
15 ps; en 1829, enlos de 0 & 7 dias, 16'pg, y en los de 1 & 3 afios 17pi.
Otros afios fueron mas tenignos para las mismas edades critics, como se pue-
de ver facilmente en los estados anteriore. -
Comparando la mortandad de niios en el primer aio de la vida, con la to-
tal acaecida en todas las edades, resulta por tbrmino medio del lustro, que en
100 fallecidos 32 son de aquellas tieinas edades, en la clase blanca, y cerca
de 31 en 100 de la de color. En Nueva-York no esceden de 28 los niios me-
nores de un aiio que ~e cuenta enhtre los fallecidos de todas edades, y en
Baltimore no llegan & 20. Estas domparaciones tienen por objeto el recomendar
Slos facultativos el filantropico deber de buscar por todos los medios posibles,
reeursos que minoren la estraordinaria mortandad de' nifios que acaece en la
iIbana; en log ptin~eros meses de la 'vida humana.
SN t o o~ s los meses .del aio..son igualinente mortiferos 6 benignos para la
aun~.. El estado de la p5gina 54 ofrete los resultados medios de cinco afion
do observacion, los cuales difieren de un alio & otro segun varias circunstancias
que convendgia estudiar individualmente.
Los Sres.. Villerm4 y Milne Edwards en Francia (1) y el Dr. Trevisan en
talia,, han ocupado en determinar la influencia de la temperatura en la mor-
Aadd, de los niTios recien nacidos, y hallaron que en los meses de diciembre,
onero y febrero, mueren de 100 naeidos 66 en el primer mes de la vida; que
obre .100 nacidos en la primavera 48 sobreviven al primer allo; que sobre 100
iq4lps ep otofio. pasan 58 de este primer ano; y que de 100 nacidos en ve-
gano viven ras de un aio (2).
(1) Iltemoria dirigida i la Academia Real de ciencias de Paris en la sesion de 2 de fe-
tbrero de 1829.
(2) Carta de Mr. Julia Fontenelle, dirigida I la misma Academia y leida en la sesion
L k-.6 d abril del mismo aio.

.JMos. Blancos. De color.
1825 1.155 1.084
1826 1.146 1.206
1827 1.159 1.126
1828 1.192 1.145
1829 1.172 1.024
Media anual. 1.163 1.117




Yo me propuse des caur" Iey que segua la moTdad de los recien na-
cidos en razon de la temperatura en la Habana, y he hallado que tal ley no
existe en este pais. Los meses de verane, de invierno, de primavera y otoio,
ofrecen muy cortas diferencias en las mortandades ide los recien nacidos y de
los niios de un mes. En los blancos,, las mayores diferencias no llegan a 4 nifos
y h 5 en los de color, y estos mismos pequesos aumentos de mortandad en los
recien nacidos. se encuentran indistintamente en los mneses Lde frio 6 de calor.
Si alguna tendencia h~cia una mayor mortandad se descubre, es mas bien en
los meses de veranoi he aqui los resiltados medios del quitiquenio.
.1'acidos Muertos en el pr'
mer mes de lavida.
en
Blancos. De color.
Enero.... 11 17: ,.
Febrero 12 19
Marzo.. 11 24
Abril. . 14 16
Mayo .., 10 17
Junio... ..12 26
I -Julio. 11 15
Agosto. . 13 15' 1 '
Setiembre J 16 b
Octubre... 10 15
Noiembre. 13 17
Diciembre. 10 14,
Parece que en la niiez, asi c6mo en las otraspoeas de la vida, hay od
des mas arriesgadas para los varoneseque. para las hembras y al c~hitrario: re-
cordando la proporcion en que hemos halladb estaban ios sexos'eftte 1les~'ii
dos blancos y de color, h saber:
50,5 po varones y 49,5 pg hembras para los primeros
S 51,4 ,, ,, y 48,6 ,. .,, para. los :segundos-
es flcil hacer comrnparaciones con las paitidas del estado pg. 55 para deseuliA
la ley de lb mortandad respective .h cada sexo seguw las edades. Per~ Afhib.
tenernos ahora en estos calculos arismbticos, que se hallan al alcance de cual-
quiera, la simple inspeccion de la bltima columna que representa los' t6rmino
medios del quinqutienio, nos muestra que en el primer mes de, la vid y etin-4d
siete afios de 3 a 10, mueren mas varones que hen*as, y 'que lo eAtfarl
sucede en las eda-ds gmprendidas eiitre 9 r-meses y 3 aios, en una popTon
no solo mayor que la indicada en los nacimientos, sino tambien absolutqmenty
.hablando. Este hecho es digno de ser tomado en consideracion, tanto nm s
cuanto que es sola la clase blanca la que ofrece esta mayor mortandad feniea




59
ina m la ed~a4s espressas, pnes la desproporc~ion; en la de color se muestra
ca~ Joeyi;11 aos: a faor'de os varonest,* y en losiprimeras dius y mases A
favor de Js, henbrms.-
S8.0-.Jlortandad de los niios legitimos g ilegitimos.
Resta solo exaininar si la le.y de la mortandad de los nifios en diversas
edades, que se ha -considerado en la. .tqtalidad de los fallecidos, esperimenta
alguna variacion en los hijos legitimos 6 ex los 'ilegitimos. Para esto he for-
mado el estado siguiepte de mortandad total en el quinquenio y en las edades
I lias anuales de 0 h 3 aios, asi en jos unos como en los otros.

ESTAIDDO DA 1ORTANDAD, DE LOS NINOS (1).

--- Y TERNINO MEDIO ANNUAL. -

EDADES*'
1 5

De
De
De'
De
De
DB

dias
mes
meses
afio

dias.
mes,
aio.
' ,,

I BLANCOS.

total en quinquenio. En ano medio.

Legitimos.

Ilegitimos.
149
137
59
86
159
119

Legatimos.
64,2
19,6
13,2
'20,2,
85,2
77,2

29,8
27,4
11,8
17,2
31,8
23,8

_ I -

321
98
66
101
426
'386

Totales........... ..... 1.398 709 279,6 141,8
I gII

De 0
be 7
De 1
.De 2
De 3
De I

& 7
Alas "
mes a ,
,, a
meses i
aiid *

dias.
iRes.
ailo.

T~tales g ales ..... ....
T taless generales......

DE COLOR.

218
89
50
43
274
236

1. 910

2.308

515
180
79
79
421
322

S1,596

2.305

43,6
17,8
10,0
8,6
54,8
47,2
182,0

461,6

103,0
36,0
15,8
15,8
84,2
64,4
319,2

461,0

(.) Estos estados comprenden, como queda dicho, d solos los nifios muertos en las parr6-
as de la Cateral'y del Santo Cristo, y en las de Guadalupe y Jesus Maria, en cuyos libros
ioehclton alas edades recias d los fLllecidos.

..... .... .... = f ... . .. F . . / J




Para hacer las eomparaciones de U indo exaeto, to toward los nm s
que representan los nacidos. legitimos 6 ilegitithos ~de las seis parroquas, yique
he determinado Antes, sino solo de los nacidos en las cuat6pairroquias h que
se refiere el estado anterior: en ellas pues han nacido por tbrmino medio anual
del lustro
743,6 nitios blancos legitimos
418,6 id. I ilgitimos -
592,6 id. de color legitimos
718,4 id. id. ilegitimos.
Haciendo las comparaciones correspondientes resulta.
ESTADO QUE MANIFIESTA IXA RELACION DE LA MOR'1'rAID'
DE 4OS NIlOS DE DIVERSAS CLASSES CON LOS NACIDOS DE LAS MISMAS.
SBLANCOS. E COLQR.
EDADES.
Legitimos. Ilegitimos. Lgitmos Ilegitimos.
De 0 & 7 dias. 8,6 pg 7,1 pa 11,1 p& 14,3 pa
De 7 dias a 1 mes. 2,6 ,, 6,5 ,, 4,4 ,, 5,0 ,,
De 1 mes a 2 ,, 1,7 ,, 2,8 ,, 2,5 ,, .2,2,,
De 2 ,, & 3 ,, 2,7 ,, 4,1,, 2,1,, 2,2.,
De 3 meses & 1 aiio. 11,4 ,, 7,5 ,, 13,9 ,, 11,7 ,
De 1 ano &a 3 ,, 10,3,, 5,6,, 12,0,, 8,9,,
De 0 & 3 aios. 37,0 ,, 33,6 ,, 36,0 ,, 44,3 ,
Se ve pues, que segun los libros parroquiales, falleeen entre los nifios blan-
cos un numero proporcionalmente mayor de legitimos que de ilegitimos en las
primeras edades de la vida, y al contrario en los de color. El primer resultado
no es exacto, porque muchos de los nifios entrados en la Casa de Espbsitos, pasan
A casas particulares 6 al campo, y si fallecen son anotados en otras parroquias
diversas de las cuatro mencionadas. Tambien algunos de la misma clase son
legitimados, antes de llegar A los tres aios; pero esta objecion no tiene lugar
con los recien nacidos, y en ellos vemos que fallecen mas legitimos que ilegi
timos en la clase blanca. i A qub causa puede atribuirse esta particularidad taa
notable? En los de color se observan las proporciones de mortandad en un br-
den mas natural y correspondiente h las circunstancias que acompaian & la pri-




61
era existencia de los nifios ya legitimos ya ilegitimos. De estos mnuerett en el
primer mes deo a vida, un nbmero mayor que de aquellos, y luego la propor-
cion-cambia A -favor de los legitimos, tal vez por efecto de legitimarse mu-
qhos de los segundos; pexro el total de ilegitimos fallecidos es mayor. De to-
das maneras creo que ei estado antecedente puede suministrar algunas indica-
clones.itiles bajo el aspecto moral.
Ja,s. tables necrolbgicas que he formnado pra a la Hhana, en los cinco aios
del filtimo lustro, pueden servir para hallar !as probabilidades de la vida err
cada sexo y. en diversas edades; pero estos chiculos no son del objeto de la
present obra. Con respecto & Ja duracion media de la vida, resulta de 30
alios pr6ximamente para los individuos de la clase blanca, hallandose en esta
proprcion algo mas favorecidas las mugeres que los hombres. El t6rinno me-
dio de la vida resulta ser en elles de 30 aTos y en los hombres de 29. La
vida media en las gentes de color, result ser de 26 ailos; de 25 la de los
hoabres y de 27 la de las mugeres.
En Francia la vida media ha resultado ser de 31j aios; en los Paises-
Bajas es solo de 21 ahios para los hombres de 26 a 27 para las mugeres &c. (1).
S9.0-Relacion entre los nacidos y los muertos.
He dicho antes cual era la equivocacion de las noticias de nacidos (par-
.ticularmente de niios de color) impresas en las Guias y en Ia Estadistica ge-
tral. Para que se conozca el limite de estos errores, citar6 los estados de
pacidos y muertos en las 6 parroquias, segrin los ofxecen las Gulas de los cinco
aoso del lustro que he examinado.

El estado siguiente manifiesta la verdadera relacion de los nacidos y los
muertos en las seis parroquias, en cada uno de los cinco ailos del lustro, y las
proporciones en que se han hecho los aumentos respectivos h cada clase y 6
cada sexo.
(1) Vianae para otras naciones las muchas tablas y obras que existen impress.
9

1825. 1826. 1827. 1828. 1829.
Nacidos.. 3.129 3.443 3.491 3.705 3.639
Muertos.. 2.698 2.781 3.077 3.320 3.712
Diferencia. 431 662 414 385 73




1MOVIAIENTO ,DWE LAoBLA,40N.
(LANCOS.
Nacidos. .1Muertos. Diferencia + e-
.a os.
Varones. Hemibras. TOTA Vaones. Hiemlhras. TOTAL. Varones. lien''ba. AL
1825 842 756 1.598 1623 542 1.165+ 219 -214 4833
1826 774 762 1.536 581 526 1.107- 193 236 + 429
S1827 785 795 1.580 698 570 1.260- 87- 225 +91
1828 830 828 1.658 .691 594 1.285 139 34 +07
1829 809 821 1.630 785 694 1.479 24 127 1 5-
Total.... 4.040 3.962: 8.002 3.378 2.926 6.3041- 662, -00 -i 6
.,dTo medio. 8C8,0 792,4 1600,1 6756 5852 1260,8 + 132,4.+ 207,2 + 339,6
DE COLOR.

1825. 775 '825 1.600 f83 7, 1.650 5- 10 5 -
1826 911 838 1.749 851 863 1.714+ 60 25- + 35
1827 878 781 1.659 902 8S2 1.784- 24 101 125
1828 865 784 1.649 960 944 1.914- 95 170 265
1829 797 796 1.59 1.148 1.053 2.201- 351 257 608
Total.. 4.226 4.024 8.250 4.744 4.519 9.263- 518 495 -1013
9__ 1-03
fomedi. 845 80,6500 9, 903, 1852;6.10,. 9 2,6
RESUMEN GENERAL.
Total.... 8.266 7.986 16.252 8.122 7.445 15.567 144 541 8
,-o medio. 1653,21I 597,29 32'0,4 1624,4 1489,0 3113,4 + i 28,8 +J- 10;2 1




63
~ Cbmpaad Tlos tesufltados & Ia pbblacion blanca y 16e color de las seis
parroquias, resulta 1 nacido por cada 20 individuos de los primeros, 1 por cada
23 de los segundos y 1 por cada 21,7 del total; y en los muertos los niimeros
correspondientes '. la poblacion de cada clase y al total son 25, 20, 22,6.
Pero estas proporiones no son exactas, porque la poblacion de las parroquias
debe de ser mayor que la mnencionada .n Ila Estadistica (1).
L s. miamentos de poblacion han seguido leyes bien diversas-en cada ao.
En 1825 fu6 de 27 pg de los nacidos blancos
L 'En 1826 ,, 27.,,
. En 41827 19 ,,
cbi -: : En 1828 ,, 22 ,,
S En 1829 ,, 9 ,,
En Ia clase de color fue el aumento de 3 pg en el aFo de 825, de 2 pg
m ell de. 26, y en los tres siguientes\ ha sufrido una p~rdida, pues ha habido
mas muertos que nacidos en una razon considerable. El thrmino medio del au-
asento aolos blancos es de 21 pg, y la-disminucion en los de color de 12 p-
solke Ilos naiidos..-
- ,, La proporcion de los recien nacidos que un pueblo pierde 6 conserve,
: la]a mejor piedra de toque del bien estar 6 del mral estar de ias masas" dice
e1 jficis6 economista moderno (2); y en et transcurso de este articulo se han
-edidl observar Iks proporciones en que cada clase pierde sus individuos re-
Wien; nauidos -y en adad adulta. He hallado antes que el departamento del ceri-
iM donserva mas sus inidividuos, y limitando las observaciones h. la ciudad de la
Habana, se acaba de ver que la mortandad anual disminuye en cerca de 96 px
los aumentos por la generacion; que tomando aisladamente cada una de las dos
clases blanca y de color, la pbrdida en la primera es de 79 p, de los naci-
dos, y en la segunda la pbrdida anual es igual k todos los nacidos mas 202
individuos, es decir, los nacidos comparados a los muertos, como 100 A 1121.
Esta proporcion entre los muertos y los nacidos, tan digna de ser observada
y de tomarse en consideracion, ha ido aumentando en la Habana desde el aiio
de 1825, pues de 433 individuos blancos que habia ide esceso en d1, descendi6
la proporcion h 151, y en las gentes de color el nimero de los muertos esce-
dib al de los nacidos en 608 en el filtimo a-o, cuando en 1825 solo lleg6 h
50 y en 1826 hubo un pequeio esceso de 35 nacidos.
Hemos visto antes cuales eran las proporciones entre los varones y las
(1) En New-York mnuere 1 individuo por cada 381 de la publacion, en Inglaterra I por
58, en Francia 1 por 39) &c.
(2) D'Ivernois: Lettres sur les rapports parlamentaires relatifs i Ia population surabondante
de 1' Irlande. Bib. de Genere: Mars 1830.




64
hembras, asi iacidos com rm itertoi, hallando po.rriesiltado m%dio en los acos
nacidos .... 50,5 po varones ...... 49,5 hembras
muertos.... 55,1 ,, id,........ 44,9 id.
y en la gente de color
nacidos....51,4p- varones..,... 48,6 hembras
muertos....51,2 id........ 48,8 id.
proporciones menos favorables para los varones hlancos que para las hembras
y con corta diferencia iguales en las cases de color.
Comparando en el estado de la pag. 62 las razones de aumento 6 dismi.
nucion en que varia la poblacion de un ahio otro por efecto del balance de
nacidos y muertos en cada sexo, resulta que entre los blancos, la poblacion
aumenta, contribuyendo los varones en la proporcion de 16,3 pa en los nacidos
y las hembras con 26,4 po de Las nacidas, y que la poblacion de color dismi-
nuye en la razon de 12,2 pa sobre los varones nacidos, y de 12,3 po sobre las
hemnbras nacidas. .
La razon de los varones de la poblacion de la Habana las hembras, es
segun los nfLmeros del Censo, de 100 & 84 en los blancos, y de 100 a 100 ea
las gentes de color: comparando este dato con el nimero de nacidos en m-
bas clases, resulta 1 nacido por cada 9 mugeres hlancas, y 1 por cada>. II
mugores de color. Estas consecuencias, fundadas por una parte sobre el 'date
exacto de los nacidos, y por otra sobre las partidas que el Censo di. la po
blacion blanca y de color, demuestran suficientemente lo defectuoso que eseste
documnento, pox cuya razon me he abstenido de hacer otras muchas deducciones.




10.0-Matrimonios.

1MATRIMONIOS BLANCOS.

Ambos solteros. Solteros y viudas,

---I -Il 1

216
175
189
211
156
947

19
16
6
20
15
76

Solteras y viudos.
29
23

Ajos.

109 1 14 1156

J DE COLOR.
. 1825 131 9 7 5 152
S1826 121 2 5 6 134
1 87 121 2 9 5 137
' 1828' t 127 6 9' 3 145
S1829 117 6 8 3 134
Total.... 617 25 38 22 702
Total gen'. 1564 101 147 36 1858
MATRIMONIOS DE COLOR POR CONDICIONES.
Aios. Ambos esclavos. Uno esclavo. .Armbos libres. TOTAL.
1825 63 25 64 152
1826 52 24 58 134
1827 49 3 3 55 137
1828 64 24 57 145
1829 50 25 59 134
Total.... 278 131 293 702
- i I_

Ambos viudos.
3
2
1
5
8

1825
1826
1827
1828
1829
Total....

TOTAL.

267
216
218
253
192

I I I 1I




Siendo la poblacion blanca de '32.355 'personas en las 6 parroquias (1) y
de 38.243de color, resultan en el aio de 1828 un matrimonio celebrado por
cada 127 de las primeras y otro por cad 263 de las segundas: razon mrch
ormas vent osa para los blancos, que en ninguno de os tres depaftamentos.
Pudi7ra objetarse que-la comparaipn deo o -maftrimoios 1 la lacion
e s i n x. .. ..n a a b n p o b l a c i o
es inexacta en la flabana, no comprendiendo cn el chiculo !as tropas de l a
guarnicion y marina, de las cuales muchos individuos son casados. Esta obje-
cion seria bi n fundada; pero haciendo el paralelo solo entre las mugeres y
los matrimons, resultan en las cuatro parroquias.del casco de 1 Iabaha, y
proporcionalm nite h ia poblacion respectiva del seo femnino, cerca de una mita
mas oe casadas que en el departamento Central; es k saber, una muget casa.
da para cada 70 en la Habana (2) y una per cada 98 en el indicado depar-
tamnto(S -
Iouno el censoiAe 1848 ofrece las mugeres distribuidas por n 6rd&nd
edades diers--del que se seguido en la E stadistica, he tomadb el.nimerg
total de mugeres en lugar del d~e adultas, como seria mas natural.
Todas las demas observaciones que pudieran haeerse- exigen-los dats exae
tos d3 un padron por barrios y por estados de la ida, que es de esperr
tenga a HIabana kn lo sucesive. I I
En este siglo se agita mucho la cucstiot do si aonvien las naciones
aumento indetermninado do poblacion, fayorcc~cndo los matiimonios defalcla
pobre. Del exhmen de los censos de todas ls potencias de. Euro a, ~X e I
tablas de nacidos, muertos y matrimonios, se han deducido consecuencias
la mayor importancia, y que proporcionan cl descender de los fectos fs
causas, y de las cdausas a los remedios para los paises sitados bao tat ir
ciunsitancias que hacen uni mal (tel incr to do Ila poblcion. -Is -inegabl
que el intres de la sociedad se halla mas bieh en onsevar los cei h i
dos que en aumentar su n!mero, y se advierte en los paises miserahe,
el aumento de la poblacion y el aumento de la mortandad proporcional son
consiguientes el- uno al otto. Por est-a -causa, antes de decidir sore ls au-
mentos verdad~ros de un pueblo, debe' cXamiriarse eual sea la razon en qu
anurdmente c-rece 4 disminuye la mortandad, proporcionalmente a los nacid-o
En el curso de este capitu!o he deducido los resultados para la Habana'y a4i
tes habia citado las proporciones para otros paises.
(1) kEst-odistica pdn. 47.
(2) Ncunero de muinierds blancas nramurs..... .153
Mtrimonios en 1828.... 115
Relacion ...................... 1,4 p-
(3) Nimero de blancas en el departamento central. 44.776
Matrimonios .................. 456
- .... ~Relacion....*.. ........ 1 p .




STambieni' es innegable, emo decia' Malte-tlrun ,, que' las t-lares 'poo ad-
,~ lisidas. klos goces intelecqtuaes, deben, necesariamente propagarse con was
i pidad, pues el hombre embrutecidp, vada preveer dj paso quell d cnbre
,, ilustrado,teme Ia pabrez."
De aquella activida. naee una generhciohn tanto o-mas miserable~ indo-
lente, que la que le di6 el ser; y como ~ estos aument.os no correspondent otros
somejantes, ni en las subsisterciaas ni en los trabajos productivos, la sociedad
sobrecarga4sude ihdividOus,, se. Aegrada, ~e emphiece aias ymas, y ve. acre-
centarse con la poblacion las miserias pfiblicas.
Estas observaciones indicadas hace tifmpo por Hale, Baccon, Stewart,
Towushend, Herenshouand y otros,"de(csivi Ltas y conflimadas por los cienti-
ficos c lculos de Malthus, y reproducidas bajo una forma clara y al alcance de
todo el mundo por Mr. Say en su catecismo, no ticnen aplicacion En la isla
de Cuba; pues ni ha Ilegado ni se prcvee cl caso de que el ni n:ero de los
nacimnientos esceda al de los que puedcn scr alimentados por los productos dcl
suelo, y de consiguiente su feliz pcblacion no eselama ccmo la de la prol fica
Irlanda: somos tanto mas miserables cuanto mas numerosos. Los Ap stoles de
la .propagacion ilimitada en Europa, como base de la riqueza del estado, si
quieren merecer el titulo A que aspiran de amigos de los hombres, deben di-
rigir sus predicaciones ii, la Amirica, donde la abundancia de terrcnos virgenes,
la feracidad del suelo y lo propicio dcl clima, hacen cierta la miLxima dcl au-
mento de productos con el aumento de los pcbladores, y de consiguitcrite con
la frecuencia de matrimonios y con la procreacion y conservacion de los recien
nacidos. Lo que intcresa a los gobiernos de la Europa, privada de (stas feli-
ces circunstancias, no es acrecentar los nacimicntos, siio disminuir la inmortan-
dad relativa, es decir, cinplear todos los mcdios conducentes a la conservacion
de los individuos que nacen. Esta idea ha sido recientemente presentada con
suma claridad, en las cartas ditigidas hI Mr. K. J. Wi!mot Horton, sobre los
informes del Parlam nto relative h la poblacion esecsiva de la Irlanda (1).
Me he abstenido en este capitulo de haccr muchas mas ccrmparacicnes y
observaciones sobre la poblacion de la isla de Cuba, y los fentmens que oftre-
ce la de la Habana, que he estudiado individua mente, per no salir de cicirtos
limites que me he propuesto al escribir esta obra. Solo hlie scntado los hechos
y establecido los psincipios, cuyo desenvo imiento requeria un tratado parti-
cular para cada capitulo; mas ccmo me dirijo h los (ue salen juzgar no por
el volLmen sino por el acopio de ideas que una obra office, dejo h la aplicacion
y laboriosidad de otros el ocuparse cn las cuesticnes (speciales que sc dedu-
cen de la que ahora publico. Pero no cesard de recmrnndar que es digno de

(1) Biblioteca de Girebra n(uf. de marzo de IaO, citado antes.




68
ser tornado en consideracion el regultado triste que he hallado para la Habana
en los iiltimos cinco aios, del aunento en la proportion de o19s muertos 1b
nacidos, y elex hmen de las ,causas que ,pueden haber influidb en ;tal fednienc~
asi en la clase blanca, cuya progresion de difererincias en esceso e
+ 433 + 429 + 312 + 373 + 151: thrmino medio + 339,6
como en la de color que ofrece la siguiente
- 50 + 35 125 265 -608: thrmino medio -202,6
comparando los muertos i los nacidos en los cinco aiios del lustro.
a~




CA PIT LO SEIGUNDO.
AGRICULTURA E INDUSTRIAL RURAL.
ARTICULO 1.0
vision primitiva.- edidas provinciales.-ldea genera? de las fincas.-Fertilidad
y precios de las tierra.-Cbst culos que se presentan para adelantar la agri-
cultura.-Proteccion del gobierno.-Esfuerzos de Las corporaciones.-M1edion
de reforma.
La industria agr6noma de la Isla de Cuba, puede considerarse dividida en dos
grandes sistemas, reunidos en Europa con sumas ventajas, mas que aqui per-
manecen separados desde los primeros tiempos que sucedieron al descubrimiento:
k~ saber, la crianza de los ganados y el cultivo de los campos. El primero,
prescinde de toda labor, y de consiguiente no emplea utensilios, ni abonos, ni
regla alguna que tenga per objeto la produccion de vegetales; el segundo re-
presenta la infancia de la agricultura, asi por lo imperfecto de los instrumentos
de que usa, como por el escaso n6imero de principios que constituyen el arte
del labrador; principios que pueden reducirse con pocas escepciones, h los mas
simples de sembrar y colectar, dejando k la feracidad de los terrenos y a la
escelencia del clima el cuidado de tod9 lo restante.
Las naciones de Europa mas adelantadas en la ciencia de los campos, re-
conocen como base fundamental de la agricultura, la crianza de ganados nu-
merosos para obtener estitrcoles; y como no es posible conseguir estos dos oh-
jetos sin cultivar abundantisimos pastos, resulta que los prados arftificiales sirven
10




70
d7 fundameMoa sistema agronomo europeo, que puedle espresarse Coni -
guiente maximaa no hay cosechas ricas y constantes sin abonos, abonos sin
animales, y animales sin pastos; de consiguiente los abonos, los animals
que los producen, y las plantas de que estos se alimentan, forman los tres
grandes ejes so0 o t 4 la benagfii et est Isla, nunca
se cultiva el terrenio destinado *\a crianza de tos ganaos, mi se aprovechan sus
estiarcoles, ni son considerados los animales bajo otro aspeeto que el de su
uso como agentes mecfnicos, 6 el de sus carnes para el alimento; y Ilega h tal
estremo el abandono con que es mirado el cultivo en las haciendas, que se
halls estabilepidae e llas ka negia ahx ima orianza qmta fabranza, $1siynd ,rqul
pocas as que os una recida huefta o conuc, y asicaecr
el aio de las frutas, raices y legumbres mas convenientes y agradables para el
alimento.
La djtincion que he establecido y que efectivamente ofrece le industria
agrbnoma cubana, influye de un niodo directo en todo su sistema rural, en el
atraso de los conocimientos y en la decadencia de las fincas; pues mientras no
lleguen & asociarse el cultivo con la crianza y esta con aquel, no hay que
esperar adelantos fundamentales ni agr icltura perfeccionada (1). Por conse-
cuencia de esta fatal separacion y de mirar los estircoles animales con abso-
lo dspecio, 6 cuando rmas, como un 'product de pequet irportancia,
ve bajgr .en mas de un tercio la produeeion de [a. cala en las tierras que, se
liaman viejas, se abandonn, luegq estas corno cansada, y se demuelen fincas
h los 30 6 40 ailos de cultivo, como si no hubiese medios de reponer los ter-
renos de las prdidas que ocasiona la vegetacion, de conservarles una fertili-
dad constante y hasta de dumentarsela progresivamente.
Antes de manifestar el estado de las diversas fincas rurales de la Isla de
Cuba, retroceder6 loa primitives tiempos en que se' hicieron los repaitimien-
tos 6 cesiones de terrenos, para que se conozca el sistema que en ellas se ha'
seguido y que no ha dejado de influir en la imperfeccion y atraso del cultivo.
Las ordenanzas municipales fueron h'echas en la Habana en 15 de. enero
de 1574 por el oidor D. Alonso de Chcetes, jubz de residencia y visitddr per
la Real Audiencia; 4sta las examine y aprobb por brden del Cdnsejo de 12 de
-mayo del mismo y asi comenzaron & observarse, siendo despues confirmadas por
la Real C~dula de 17 de enero de 1578 que las inserta (2). Pero ya antes
el Ayuntamiento habia usado de la facultad de conceder tierras, con el title
(1) Doy esta voz la acepcion que tiene hoy dia, despues de haber introducido ql sis-
tema alterno de cosechas y ]a supresion de los barbechos.
(2) VWase el Compendio de memorias para la Historia de la Isla Fernandina de Cuba,
escrito por D. Ignacio de Urrutia, 4 impreso el primer cuaderno en la Habana 6 fines delf
siglo pasado. -




e mercedes. En edstas cotceiones no se espresaba mus que Vl -iaagh~ donde
eran solicitadas, hasta que por Real Cdula de 11 de febrer.o de, 1-9se ina-
d Afijar estas 'medidas y paa ello fu .comisionado el agien'tp Lluis i de la
Ppia per. el Gobe.rnador Ldo. Gaspar de Toro. :No -se sigui;L "pai a r'f ti-
-ion en esta -Isla e'l _mtodo de peonias y.eaballerias espresadoie. nca y 14a
tit. 12 lib. 4 de Indias, sino bajo la denoninacion de hatos iara ganado ;ma-
yor 6 vacuno, comrrales para ganado menor 6 de cerda, tierras para unian de
-yeguas, 4ierra de labor y solares en:puebo, contribuyendo : fAvor e 414s fon-
dos de propios del Ay)intamiento 6 ducados anuales ilor cada merced&prtiiato,
4. pr la misma para coral, 3 las tierras para yeguas, 2: las de solar enpue-
ble, 1 la caballeria de tierrh de labor y lo mismo la de aguia parahuerta (1).
Adopt el mencionado agrimensor Luis de la Pefia, la forma circular para las
!grandes haciendas de crianza, hatos y correies, dando 2 leguas de 5.000 varas
de radio a los primeros y una a los segundos, considerando com 'centros 41
bramadero de aquellos y la puerta del recogedor en estos. iMs ~como pb lo
frondoso de los bosques y el gran tamafo de los circulos no le fuese p6sible
trazar las circunferencias, les sostituy6 poligonos circunscritos de 64 lados, le-
vantando perpendiculares i los estremos de otros tantos radios. La medida que
.empleb fu6 un cordel de 24 varas, y asi resultaron 41 cordeles park el ,lado
del hato y 20# para el del corral. La caballeria de tierra ;se ;arregl6, un:cua-
dro .de 18 cordeles de lado, y el solar fi un cuadrilongo.6 paralel6gramo de
27 varas de ancho y 40 de largo (2). Los espacios 6 huecos que dejaban en-
tre ei estas superficies poligonas 6 pr6ximarmente circulares, se consideraron co-
to realengos 6 de propiedad de la Real Hacienda, segun Reales Cidulas de 24
de novicmbre de 1735 y 15 de odtubre de 1754..
Varios poseedores ade las antiguas mercedes en la jurisdiccion de la Habano,
se constituyeron en propietarios, y otros repartieron los terrenos con Reales per-
misos y a su beneficio, escepto el Ayuntamiento de Guanabacoa que h conse-
cuencia de Cdulas Reales que obtuvo & favor de los pobladores, reasumi6 el
domino de nmas de treinta haciendas de compo, y hecho nuevt' plan, de subdi-
vision, las repartib y sigui6 repartihndolas para varies cultivos, comprendiendo
tambien los huccos que dejaban las nuevas haciendas circulares. 'En todo lo
-restante de la Isla subsistia la simple posesion por la parte de interes adqui-
rido or venta 6 herencia, hasta que la Real Cdula de 30 de agosto de 1815
S,() Asi se practic6 constantemente en ]a jurisdiccion de la Habana segun consta de los
acuerdos de 1589 y 1635, y sin mas dominio los poseedores que el usufrutuario.
(2) En Nueva-Espaia, aunque la legua se considera tambien de 5000 varas, el cordel
(que, se usaba era de 50, y las haciendas de forma cuadrada, con el ]ado de una legta en
last de g~uAo mayor, y de 3.331 en las de ganado menor. La caballeria de pan llevar,
era un paralel6gramp do, 1.104 varas de largo y la mnitad de ancho.




permitib i' lps poseedores hfaceer de los terrenosmontuemsos (bosques) lo que map
-les conviniese, corno verdaderos propietarios.
En Id nequishio~n de terrenos realengosg, ,prevetida por las:Reales dulas
-citaias, s-e dej6 en posesiontranquila de ellos.l 1e lue los:tutieseiidosd antes
del ailo .de 1700 aunque fuesen sin titulo d domi naio. iLas ventas y composi-
ciones que se hicieron en virtud de la primera Real C~dula (24 de noviembre
de 1735), fu6 h dinero efectivo, que se xremitib a Espaia; pero desde la segun-
-dai (15 do outubre de 1754) se establecib el-brden de rdmates llamadosAde :,en-
so al quitar, pagando el, dueio el 5 pt anual la Real Hacienda. De un
manuscrito que he hallado en el archivo del Tribunal mayor de. cuentas, y de
donde son estractadas estas noticias, aparece que los censos existentes en toda
la Isla a favor de S. M. no escedian de 44.241 ps. de principal d principios
de este siglo, 22.197 la caja de propios del Ayuntamniento de la Habana, 41.831
la -vifla de Guanabacon, y 26.342 la ciudad de Santiago, que son las fiicas
Reales de la jurisdiccion, pues Santa Maria del Rosario, San Felipe y Santiago
y San Antonio Abad, no tienen propios ni censos Reales (1).
Las grandes haciendas 6 mercedes, al morir los primitivos poseedores, pa-
saron h sus hijos y sucesivamente a los descendientes, y no sitndoles c6modo
Di posible .en aquellos tiempos el partir el fundo, se conservaban todos en0,
esando de las tierras en comunidad, reparti6ndose los ganados en iguales parties
y erigiendo dentro de la misma hacienda y con permiso del Cabildo, un,nueuo
asiento cada participe. En lo sucesivo crecieron estas subdivisiones y se esta-
blecian los asientos sin la intervencion del Cabildo, que le fu4 quitada por de-
oreto de la Capitania general (2). De aqui resultaron miles de controversial,
pl6itos ruinosos, disensiones dom6sticas y todos los males consiguientes a un sis-
tema tan vicioso de comunidad, sin reglas ai leyes de ninguna clase.
El acuerdo de las autoridades de la Habana de 6 de mayo de 1818, con-
tiene las que deben observarse en lo sucesivo para facilitar la subdivision de las
haciendas de esta especie, en propiedades individuales 6 independientes, con
limits fijos. Tambien dib origen' 'a muchos litigios la denuncia de terrenos
realengos, ya falsa ya verdadera; y para cortar de raiz los daios que se seguian
h los propietarios, (pues sin embargo de las Reales C6dulas en favor de las mer-
cedes por repartimiento, composicion b compra, no dejaban de ser perturbados
(1) Los deminas censos que tienen las fincas de la Isla, pertenecen d particulares y pro-
ceden los unos de los repartimientos de haciendas 6 censo reservativo, y los demas sobre casas.
y solares 6 censo consignativo, de capellanias eclesi6sticas, obras-pias, cofradias, hospitales &c.
on que los vecinos al fallecer, gravaron sus propias fincas, 6 dejaron en dinero para imponer
( favor de quien deseaban. (V4ase al fin del capitulo Rentas el valor de estas imposiciones )
(2) V6ase el espediente sobre reparticion de haciendas de comunidad promovido en 188
Simpreso en el nfinero 30 de las Memorias de la RealP Sociedad Patribtica,.




73
en el uso legitimo de sus antiguns posesiones) el Sr. D. Alejandro Ramirez
deseoso de destruir el origen de tantas controv~rsias, que no era otro sino una
fai ta de energia y de exactitud en el cumplimiento de las Reales Ordinanzas,
decret6 con arreglo las disposiciones soberanas, las que debian observarse en
lo sucesivo. Por ellas son reputadas como titulos legitimos de dominio, las an-
tiguas mercedes de los Cabildos hasta el aiio de 1727 que tuvieron esta facul-
tad, y a falta de sus titulos se admite y respeta el de justa prescripcion, en-
tendi6ndose portal la posesion no- interrumpida de cuarenta aios, conforme &
derecho; debiendo los poseedores en este segundo caso, presentarse & justifi-
carla en la respectiva Intendencia (1).
La figura dada & las grandes haciendas ha producido los mas graves in-
convenientes, asi por la dificultad de conservar unos limits compuestos de tantos
lados, como por la confusion que result cuando se fuieron & reconocer los de
cada propiedad por los centros demarcados (que no siempre se conservaron); puies
como estos se hubiesen establecido aisladamente, quiero decir, sin consideracion
I la distancia que mediaba entre ellos, result que las circunferencias se cor-
tasen, tomando la una porciones de dos 6 mas de las vecinas; en otros casos
hallandose el centro de una hacienda dentro del circulo de otra, y en muchos
estar uno 6 mas corrales enterc: dentro de un hato (2). De esta confusion
se han originado y originan diariamente, plkitos interminables sobre denuncias de
supuestos realengos, deslindes de haciendas y limites respectivos.
Este me parece el lugar oportuno de hacer una hgera digresion sobre las
medidas li hneares usadas en la Isla, pues como en el curso de este capitulo presen-
tar6 algunos calculos sobre la fertilidad de las tierras, ser' conveniente saber cual
es la verdadera estension de la superficie conocida en el pais con el nombre
de cabaUleriar He dicho antes haberse esta arreglado en las primeras mediciones,
a un cuadrado de 18 cordeles de lado, y como el cordel tiene 24 varas, resul-
tan i la caballeria 186.624 varas cuadradas, 6 planas segun comunmente se Ila-
man. Pero la vara empleada por los agriinensores, ni es la de Burgos ni Ia
que so usa en la Habana en el comercio, y de consiguiente la estension de la
caballeria no contiene, como generalmente podia creerse, el nbmero espresado de
varas castellanas, sino cubanas, y la diferencia entre imbas formari el objeto
do la presente digresion.
(1) Vease el espediente sobre terrenos realengos y sus denuncias, publicado en el n6fnme-
ro 22 de las Memorias citadas, y varios documentos concernientes A lo mismo en el n6mero 31.
(2). ,Han ocurrido aun casos mas complicados, como el de hallarse haciendas con dos 6
Was centres, 6 en un mismo punto los centres de dos mercedes concedidas A distiitos sugetos
l. cual era muy posible en un tiempo en que A los pobladores se les designaba solo el parage
dea concesion, y que estos procuraban aproximarse 4 los mas antiguos 6 aglonerarse en dis-
tritos preferentes, sin considerate la esteision que debian tener sus haciendas.




La medida que& uisan los agrimensores es una cuerda 'sin torcer, forndade
tiras de la corteza interior 6 liber de la majagua (1) (Hibicus tiliaceus-var. Lin),
y para graduarla 6 dividirla en 24 varas, se valen de un antiguo bculo que
perteneci6 al agrimensor D. Bartolomb Lorenzo de Flores y que conserva en la
actualidad D. Jos6 Maria Oliva (2). Esta vara, comparada con la mayor escru-
pulosidad h un tipo m'trico, me ha dado 848 milbsimos de metro 6 sean mi-
limetros del sistema decimal.
De las investigaciones que ha hecho mi venerado maestro y compatriota
D. Jos6 Rodriguez, resulta que la vara de Burgos tiene, en partes de metro
0,835; de consiguiente, la vara provincial de la Isla, que l1amar' vara cubana,
es mas larga que la de Burgos en 0,013 de metro 6 sean 6 lineas de Burgos
y 0,72575. La relacion entre la vara cubana y la castellana es ipues como
1,0166 a 1.
Calculando el cordel y la caballeria en medidas castellanas, resultan ljas di-
mensiones siguientes:
Cordel de 24 varas cubanas..........= 24 vs. 13 pulg. 5,418 lin.
Lado de la caballeria de 482 vs. cubanas. = 438 ,, 26 ,, 1,524 ,,
Caballeria de 186.624 vs. cuadradas, id.. 191.844 ,, 676 ,, 3,823 ,,
Para los chiculos de comparacion que se hagan de superficies ses con las de la Isla de Cuba, debe tenerse presente que la cuballeria es'ma-
yor de lo que comunmente se esprEsa, en 5.20O vs. 676 pulgadas y 2,32 J -
neas de Burgos, que corresponde 1 2,8 p 6 '- pr6ximamente.
Con respecto f la vara que se usa en la Habana y para la cual sirve de
tipo un mal cajon que posee el arrendador de la contrata de marea, la he ha-
Allado mayor tambien que ia de Burgos, pero no tanto como la de los agri-
rmensores. Dicha vara, que liamar6 habanera 6 comercial, tiene 844 milimetros
es decir, 0,009 masque la de Burgos, y esta fraccion decimal corresponde; en
medida castellana, h 4 lineas y 0,6563 (3).
S Volviendo h las -fincas rurales, conviene distinguir los hatos. y coirralesW
(1) Algunos agrinensores prefieren para hacer sus cuerdas, la corteza interior de s raices
aereas del jaogiiey he,nbra (Ficus indica) cuyo jugo lechoso conserva mucho tiempo la fibra
vegetal; pueden usarse tambien las coitezas interiores de la d4aguilla (Lagetto lintearia L)
Ael guaAn (Lonchocarpos. pixidarxius de D.-C.).. del moruro (Acacia) y del Chichicustre.
(Urtica baccifera). Las tiras de corteza se unen no por nudos, sino lidndolas fuertemnente con
cordel A cortos trechos.
(2) Nieto de in herinano del antiguo D. Bartolom4. '
(3) Lo nal conservado que se halla el tipo e la vara comercial, y lo espuoesto AVariar
kon la rotura 6 composiciones del cajoncfllo que le constituye, bacen'necesario que' el Ayun-
tamiento mande formnar un buen tipo de la vara cubana, tomando por indelo ]a de los agi-
rIens.ores. Como en esta obra no tendrd qtue hacer aplicacTnes~ rjiorosas de las otrAmi~edidd,
me abstengo de hablar de elas. -- -




Full Text

PAGE 1

91 A/ .: .Y I I

PAGE 2

THE LIBRARY OF THE UNIVEiRSITY OF NORTH CAROLINA ENDOWED BY THE DIALECTIC AND PHILANTHROPIC SOCIETIES HC 157 .C9 S2

PAGE 3

UNIVERSITY OF N.C AT CHAPEL HILL 11111 l ((I II i i)i 10001394000 This book is due at the LOUIS R. WILSON LIBRARY on the last date stamped under "Date Due." If not on hold it may be renewed by bringing it to the library. DATE RET. DATE RET. ffiDUE __DUE _ i~24~2 ~' '&~'AMj~ r~F 2__9____ V

PAGE 4

S

PAGE 5

K' 1JISTORIA ECONOMICO-POLITICA Y ESTADISTICA ID i :0 :: (78 0 SEA DE SUS PROGRESOS EN LA POBLACION, LA AGRICULTURA, EL COIMERCIO Y LAS REN TAS. POR DON RAMON DE LA SAGRA, DIRECTOR DEL JARDIN BOTANICO DE LA HABANA Y CATEtDRATICO DE BOTANICA-AGRICOLA; BOTAtiICO HONORARIO DE S. M.; CORRESPONSAL DEL REAL JARDIN DE MADRID Y DEL MUSEO REAL DE CIENCIAS DE PARIS; MIEMBRO DE LA REAL ACADEMIA MEDICA MATRITENSE, DE LAS MEDICO-QUIRURGICAS Y ECONOMICAS DE CADIZ Y DE MURCIA, DE LA REAL SOCIEDAD PATRIOTICA DE LA HIABANA, DE LAS SOCIEDADES HORTICULTURALES DE N4TEVA-YORK, PARIS Y LONDRES, DE LAS LINNEANAS DE PARIS Y BURDEOS, DE LAS DE FISICA Y DE HISTORIA NATURAL DE GINEBRA Y DE PARIS, DE LA CESAREA DE CIENCIAS DE MOSCOW, DE LA DE CIENCIAS NATURALES DE FILADELFIA, DE LA FRANCESA DE ESTADISTICA UNIVERSAL &C. L' ile de Cuba pourroit seule valoir un roy aume. RAYNAL LIB. XII. IIABANA.=1 831. IMPRENTA DE LAS VIUDAS DE ARAZOZA Y SOLER, IMPRtESORAS DEL GOBIERNO Y CAPITANIA GENERAL, DE LA REAL HACIENDA Y DE LA. REAL SOCIEDAD PATRIOTICA POR S> M-

PAGE 6

Diiie by th Inere Arhv

PAGE 7

AL ESCELENTISIMO SENOR DON CLAUDIO IARTINEZ DE PINILLOS, CONDE DE VILLANUEVAi GRAN CRUX DE LA REAL ORDEN AMERICANA DE ISABEL LA CATOLICA, CABALLERO DE LAS MILITARES DE CALATRAVA Y SAN FERNANDO) GENTILHIOMBRE DE CAMARA DE S. M. CON EJERCICIO,) DEL CONSEJO DE ESTADO, SUPERINTENDENTE GENERAL SUBDELEGADO DE REAL HACIENDA DE LAS ISLAS DE CUBA Y PUERTO--RICO &C. C om~o UNA PEQUEY.% MUESTFlA DE AM'ISTAD Y R~ECONOCIMIENTORamion de la ,Sagra,

PAGE 8

9

PAGE 9

El vasto desenvolvimniento de 'la industria europea, la preponderancia de los medios productores, la concurrencia universal de objetos y el desnivel que se observa entre los recursos de la agricultura para crear materias primeras y los de las faibricas para transformarlos, amenazando con una gran revolution al sistema economico-politico del mundo comercial, han influido en las negociaciones de la Isla de Cuba, constituyendo sumamente critica la epoca de estos ijitimos afios. El comercio maritimo y el traifico interior se verifican con desventajas, los pingues cu'ltivos cubanos no redittian los beneficios do antes, y los hacendados no obtienen do sus fincas utilidades proporcionadas para el pago de las obligaciones quo han contraido y quo hicieron precisas el tamaiio de aquellas y las grandest anticipaciones quo suponen. La indole esencialmente agronoma de la industria cabana, indica los recursos naturales del suelo, para constituirla el contro de atencion general y el lazo de union de los intereses individuales; pues aquellos hacen susceptible a la Isla de un considerable aumento do poblacion, de un vastisirno incromento de su industria y comnercio interior, do un ensanchie inmenso en los consumnos particulares, y de establecer en fin, sobre estos solidos cimientos, las bases do urn sistemna economico-politico quo constituya al comercio esterior lo mas independiente posible do la riqueza piiblica y del menor influjo en el bien estar de los hiabitantes.

PAGE 10

II La constitution diversa de las naciones, resultado del climax, de la feoracidad del suelo, del mniimro y caracter de los habitantes y de las instituciones que los gobiernan, ocasiona que todas no scan suseeptibles de crear los mismos objetos, y quo por lo tanto :se hallen, con respecto a sus necesidades, en miitua dependencia las unas do las otras. Las causas de produccion que proceden de las circunstancias naturals, es a saber, del clima y del terreno, no pueden ser variadas, pues cada region tiene sus producciones, y las conquistas de la aclimatacion no pasan do ciertos lirnites; pero 0l gonio industrial do los individuos, los adelantos de la civilizacion, las ventajas do la localidad c&c. que forman to quo puedo Ilamarse abundancia de medios pi-opios, dam~n siempre la ventaja a las producciones del pais que mnas do estos reuna, porque iufluyen directameonte en los resultados do los otros. La poblacion do algunas naciones do Europa ha llegado a unt punto, quo no permit ser aumontada sin comprometer su tranqiuilidad. Gran parte do los productos do su agricultura son conFsurnulos por goneracionos efimneras quo no alcanzan la edad do ser iitiles, y otra portion considerable do materias primeras pasa a las f~bricas, donde el poder doe las rnaquinas las transforma con una celoridad y economic incalculablos quo hacen casi intitil la aplicacion do la fuorza humnana a las manufacturas. De estor resulta, ha misoria do las clases industriales,.imposibilitada al mismo ti-eipo do ocuparse en la agricultura, porque los terrenos yermos a son osterilos 6 iny escasos. Pero los de esta case quo existen en la. Ila de Cuba, permiten producir y conservar una poblacion numeorosa y foliz, dar' a los cultivos un ensanche indeterminado y capaz de satisfacer eh deseo do las fabricas europeas, con variadas mnaterias primeoras del fiertil suolo cubano. Si a esta facilidad do produccion, asogur ada por la fecundidad do un clma benigno y ha. foracidad do tun terreno virgin,. so union. los esfuerzos do la industria ilustrada, es indudable quo las produccionos do la Isla hallaran sicrupre una sogura salida y que sus habitantes recibiran en,

PAGE 11

Yil camnbio todos los objetos de Ia agriculttrra y de las artes ultrarnarinas que este suelo no admite y quc sus talieres no forman. Para asegurar la esportacion, conviene pules aumnentar los cultivos de los frutos esclusivos, y adoptar Para los otros medios tan economicos y ventajosos, que si no consiguen el mejorarlos, los proporcionen con tal baratura, que estar circunstancia los haga preferibles en ei mercado. Los iinicos medios para conseguir estos resultados, es a saber, Para aumentar los recursos de prosperidad interior y crear objetos Para el cambio con los estralios que necesita, se liallarain en la aplicacion, en la constancia y en los conociinientos. Todo cuanto propenda a favorecer el comercio interior, la creacion de productos, el bien estar de las cases agricultora 6 industrial, re.fluira en beneficio general del pais y de su comnercio ultramarino. Considerada la Isla de Cuba bajo el aspecto de sul administracion interior, ofiece un cuadro sumamente interesante y capaz de dar objeto de aplicaciona~ las mans vastas y mejor combinadas ideas. Apenas salida de tin estado de precaria dependencia, Para cuhrr sus obligaciones, la hreinos visto encontrar en sus propios recursos, medios abundantes Para sostenerse, a. suts habitantes contribuir con sumnas crecidas Para los gastos piiblicos, y en medio de las asechanzas de los enenmigos que la rodean, elevarse sobre todos por sui riqueza y esplendor corno Para sustentar, entre las ruinas de un inmenso imperio destruido por la guerra civil, el a.rbol de la constancia cubierto de los inapreciables frutos de la paz. Bajo cualquier aspecto que se considere, la Isla de Cuba; ofrece un cainpo tan vasto conmo inmenso Para la esploracion del politico y del filosofo, y lo mas dificil que ocurre es el eircunscribirle, porque la rniitua conexion de. los objetos y del fin a. que deben encaminarse, los hacen inseparables en su estudio. Desde mi Ilegada a. la Habana en 182.3, me propuse reunir y acopiar cuantas observaciones y noticias estubieran a. mi alcance, en los pocos momentos que me dejasen libres los deberes do mi destino. Estas

PAGE 12

'V reunion de materiales, no Ilevaba al principio un objeto determinado, y mas se concretaba a los ramos de las ciencias naturales, que tenian relation con mi carrera; pero la misma miitua conexion de los objetos, que acabo de indicar, hizo que pasase del estudio de ellos al de las profesiones, de estas a los recursos del pais, y de aqui at los demas ramnos que constituyen el gobierno, la administracion y la riqueza del pueblo cubano. En la sucesion de mis esploraciones, considers la historia de la Isla de Cuba dividida en tres grandes secciones, a saber, la fisica, la civil y la economico-politic a; y tratando de examinar sobre cual se hallaban reunidos mayor niimero de datos, he deducido: 1.0 Que la historic fisica de la Isla de Cuba, que debe cornprender no solo la de su clina y terreno, sino tambien la de todas sus producciones, era casi desconocida, pues no existen publicadas mas noticias que las reunidas por el Sr. Baron de Humboldt; 2.0 Que sobre la historia civil de la Isla, se poseian trabajos muy interesantes, aunque incompletos, tanto en las obras que dejaron los Sres. Urrutia, Arrate y Valdes, como en los arcbivos de lag corporaciones y en las historias de la America; y 3U Que la parte econcrnico-politic a, 6 sea la historia de la industria rural y comercial, de los adelantos interiores, de los recursos particulares y piiblicos, de Los gastos de arnbos generos &ac. habia sido enteramente descuidada, pues apenas se halla una observation 6 dato interesante en los autores nacionales y muy pocos en los estrangeros que escribieron sobre la Isla. El Sr. Baron de Humboldt en su apreciabilisima y bien conocida obra, hla pasado con suma rapidez sobre estos puntos no solo porque no entraba en su plan la historia completa de ellos, sino porque era imposible hubiese podido reunir los materiales precisos, en el corto cuanto bien aprovechado tiempo, que per maneci6 en la Habana. Esta discusion prelimninar me puso en estado de juzgar de la importancia respectiva de cadla una de las tres espresadas secciones,, con el fin de concretar mi plan de investigaciones a un

PAGE 13

v cuadro' susceptible de ser deseinpefiado dentro de unos limites fijos. La historia fisica hubiera fijado esclusivamente mi atencion, si nlo exigiese un viage por todla la Isla y los auxilios y cooperacion que tan vasta tarea supone; pero en la irnposib-ilidad en que mi destino me ponia para emprender aquel, me he limitado ai reunir, estudiar y conservar para mas adelante, los materiales sueltos que mis relaciones me procurasen. Con respecto a la historia civil, me ha parecido de una importancia muy secundaria en el grande interes de los pueblos actuales, que deben pensar mas bien en conocer y saber aplicar sus recursos propios, que en investigar los hechos civiles, en la mayor parte insignific antes. Por el contrario he juzgado esencialmente uitil y urgente, el estudiar la Isla de Cuba bajo los aspectos de su valor, de sus fuerzas productivas, de sus recursos, de los elementos de bien estar que reune, del grado de incremento de que sea susceptible, y de sus relaciones con los demnas paises civilizados; porque, de toda esta reunion de datos, se podran deducir los medios de cimentar su prosperidad duradera. Por otra parte, en un siglo en que todo se somete al calculo y at Ia observation, y en que los Gobiernos ilustrados se esfuerzan en favorecer el comercio, la agricultura y la industria, no dejara de ofrecer interes el cuadro de todas las providencias con que los Mlonarcas espafioles han favorecido este pais, para elevarle al grado de prosperidad que disfruta. iReunidos ya muchos materiales, trace, a mediados del ai'o do 1826, un prospecto de la obra que ahora publico, que fue acogido por los Escmos. Sres. Capitan General 6 Intendente con la bondad que los caracteriza; y desde entonces, la he destinado todo el tiempo que podia sustraer at mis otras ocupaciones. Durante estM taehe tenido que veneer continues dificultades, ya por la falta dae una obra que me sirviese de testo, ya por no tener sino materales sueltos para descubrir las conexiones de los sr cesos y en l

PAGE 14

vt zarlos, ya por el modo inconexo como encontre redactados los muchos documentos que me han servido, ya por lo nuevos quo eran. para mi varios de los puntos que debia tratar, lo que me hizo pre= ciso estudiarlos y famniliarizarme con ellos, ya en fin, por la miisma naturaleza del trabajo complicado en si, 4rido y pesado en los ca.lculos que supone, y menos a. propdsito, por estas causal, que ningun otro, para satisfacer al escritor. Las obras estrangeras publicadas en estos tiltimos afios sobre la Isla de Cuba, no podian tamnpoco sorvirme de guia, ni dismi, nuir en lo nias minimo ei trabajo -que me liabia propuesto; porque el objeto do sus autores no fug; ei escribir la Hlistoria economico-politica en todas sus epocas, sino tan solo dar a. conocer esta preciosa parte tie Monarquia, porlos escasos documentos que una laudable aplicacion les hiabia proporcionado, documentos cuyos originalos lie tonido a. mi disposition y que no he empleado sin haberlos sometido 6.ntes a .~n severe exa.men. Pero no obstante, sera. en mi siomipro un deber el tributar los mas sinceros elogios 6. Ia obra del Sr. Baron de Humboldt, a. las cartas sobre la Habana escritas por Mr. J. uno do los comisionados ingleses para el negocio de los negros, y a. su traduccion francesa por el Sr. Hluber con el curioso apendice estadistico y los estados quo las ha afiadido; puos son justamonte acreedores 6. la envidiable gloria de haber sido los primeros on reunir y publicar documnentos ordenados., que dieson a. conocer al mundo politico ci estado de prosperidad y los recursos del pueblo cubano. He dividido mi obra en cuatro capitulos, y trato en ellos respectivamente de la pobiacion, do la agricultura e industria rural, del comercio y do las rental. Con respecto al primero, he venrificado todos los c6lculos, mencionados en algunas obras, sobre las varnias epocas do la poblacion dc la Isla, valiendome para ello de Jos documentos oficiales. Habiendo seguido un plan uniforme en Jos diversos articulos quo le constituyen, hubo do doducir las consecuencias por un wismno luetodc', asin vfwlcrmc de las halladas por

PAGE 15

VTII otros, y de lo cual puede convencerse cualquiera que lea con detencion aquel capitulo. Examino en el la proporcion en que se halaban las castas y los sexos en distintas epocas, la ley de los anmentos de una a otra, la diferencia que en esta parte ofrecen aquellas, asi como en los nacimnientos y en la mortandad, y deshago algunas equivocaciones que podian influir en los resultados que se dedujesen. Las observaciones sobre la poblacion de la Habana, las primeras que se publican de este genero, comprenden un periodo de cinco afios consecutivos, y ofrecen un cuadro completo y exacto de los nacidos, de los muertos y de los mnatrimnonios durante el, bajo todos los aspectos de sexo, mes, edad, condition, casta &c. en que se verificaron y acaecieron los unos y los otros. Un Gobierno ilustrado necesita recurrir ai todas estas noticias y poseer todos los datos relativos al nacimiento, al progreso, ai la proporcion, a la naturaleza y ai la decadencia y muerte de los individuos, asi como ai las causas que en estos accidentes influyen, con el objeto de plantear los dificiles problemas de estadistica moral y politica, cuya resolution reclama el bien estar futuro de los pueblos. El trabajo que presento en esta obra, solo es cornpleto en cuanto ai la Habana, mas puede servir como de formulario para estenderle a toda la Isla. Mi principal objeto al escribir el capitulo de la agricultura, no ha sido formar su historia, sino investigar cual era el carftcter distintivo de este ramo de la Isla,.el merito de los ellementos naturales y politicos que la constituyen, la riqueza empleada en ella, el valor de sus productos y la renta que proporciona. Para resolver estas cuestiones, hube de discutir un gran numrero de datos secundarios, que hasta el dia no se habian empleado; refiero el estado de cada cultivo, calculo sus ventajas respectivas, indico los vicios comunes at todo el sistema, recomiendo aquellas reformas que Creo oportunas y termino por hacer el calculo del capital, .d los productos y de la renta liquid, de la agriculture e industria rural cubana. Si las consecuencias que deduzco no ofre-

PAGE 16

VT"I cen una exactitud rigol'os a, ruego a los lectores imparciales que consideren cuan escaso es aun el caudal de noticias positivas que poseernos para enriquecer este genero de trabajo. Con respecto al comercio, he hallado en los archivos docuM'entos bastante iitiles, pero que darian origen a muchos errores si los hubiese admitido sin el mas severo examen. Despues de referir la historia general del comnercio de la Isla y las memorables epocas por donde ha pasado, menciono particularmente el hecho por la Habana y demas puertos habilitados, y por ujitimo manifiesto el estado actual de las relaciones. comerciales que con la Isla han establecido, asi la Peninsula como las potencies estrangeras, la clase y el valor de les objetos que respectivamente introducen y esportan,. y todo lo demas que he creido conducente para dar una idea exacta del comercio cubano. En un articulo separado he reunido los dates existentes sobre el comercio costero, y algunas indicaciones aproximadas para apreciar los valores sobr e que gira el comercio interior. El capitulo de las rentas, mas dificil aun que los anteriorest me ha precisado a escribir la historia particular de cadla ramo, por via de introduccian a la general: espongo en ella las diversas epocas de la administracion y recaudacion en la Isla de Cuba, el' valor de sus contribuciones en todas, los capitales que recibia de M1ejico bajo el nombre de situados, para cubrir sus atenciones propias y proveer a las de otras provincias que eran anexas a su Gobierno, la serie de providencias asi del Gobierno supremno como de las Autoridades del pais, que sucesivamente fueron mejorando el estado de la Real Hacienda y de las Aduanas recaudadoras, los productos de las rentas por rainos diversos y por administraciones, el valor a que ascienden las contribuciones ptiblicas y su relacion con la poblacion que las paga y con la riqueza sobro la cual gravitan, y otros varios calculos analogos al asunto y propios para facilitar su, inteligencia. Despues de hablar de las rentas y gastos del pueblo cubano,.

PAGE 17

Ix nee ha parecido conveniente dar una idea dc su fuerza armada, terrestre y naval, de las circunstancias que promovieron su aumnento, de sut distribucion actual y del sistema adoptado Para la defenses interior y esterior; Cilyos ob~jetos forman un reducido capitulo, cuy o desenvolvimiento perten~ece a la par to puramente 1)0litica y militar de la historia cubana.. Finalmnente he tormaclo una rapida, recapitulacion de los principales resultados que ofrece esta obra, y los lie comparado a los de otros pueblos de Europa y de America, para que sc pueda apreciar por este medio, asi la imuportancia absoluta como la relatives de la. Isla de Cuba, en su riqueza interior, en sus recursos, en sus consumos, en sus gastos y en sut regimen admninistrativo. En un apendice lie reunido, por notas a los articulos de la obra, diversas observaciones y docuinentos que hubicran hecho difuso el testo. Las prin~cipales son dos, una relativa a las nuevas poblaciones que se fbmentan en la Isla y a los auxilios y recursos que se ofrecen a los colonos, y otra concerniente a los vegetables que constituyen la agricultura cubana, a los que espontaneamnente producers los pastor, 6 que sirven para el alimento de los animales y a los arboles de maderas ul tiles que se crian en los bosques. Este catalogo, que puede considerarse como el indice (IC la Flora de plantas usuales del pais, puede dar una idea de los grandes recursos naturales (jue en su rica vegetacion ofrece la Isla, para ensanchar su agricultura, su industria fabril y su comercio. Para escribir esta obra solo me han servido, comno lie indicado antes, materiales sueltos que lie hallado en los archivos del Tribunal de Cuentas, de la Contaduria general, de la Aduana miaritima y del Real Consulado; muchas memnorias que existen impresas sobre varios objetos importantes y los muchos documentos que han publicado, asi el Gobierno como la Intendencia en todas epocas, sobre poblacion, comercio y rentas. lie observado con Iat mayor escrupulosidad la justa regla de citar las Reales 6rdenes, acuerdos, estados y memnorias que me han servido en este

PAGE 18

x trabajo, y he lievado este deber hasta el estremo de mnencionar las de todos los patricios recomendables que escribieron sobre la Isla de Cuba, que han liegado a mi noticia, aun cuando no hubiese tornado cosa algtuna dc ellas, por haber tenido a la vista los documentos en que se alioyaron; pues siempre he considerado la prioridad en las indicaciones provechosas hechas al piiblico, como un servicio distinguido, no exento de disgustos y contratiempos y digno por lo tanto de mencionarse. Todos los estados que contiene estar obra, y para los cuales he empleado siempre noticias comparadas, lhan sido hechos por mi, escepto en los casos en que cito sus autores, estractando los documnentos de los archiivos, sin confiar pormenor alguno ai la atenta y bondadosa solicitud de los empleados, cuyas luces y advertencias, por otra parte, me han sido muy titiles. Pero como los datos que mi obra requeria, debieran ser estractados conforme a su mismo plan, seria esponerlos a inevitables equivocaciones, el confiarlos a personas no enteradas de el. Por otra parte, las oficinas, en la redaction de sus estados y documentos, no esplican el metodo que siguen, y como los destinan a objetos del servicio, no presentan los verdaderos datos estadisticos y econ6mico-politicos, elimninados de todo lo que es solo aparente, aunque necesario en el sistema de cuenta y razon. Esta dificultad, ,que en vano me esforzaria en esplicar a los que practicamente no la conozean, ha sido una de las mnayores que he esperimnentado en la formation de esta obra, la que me ha precisado at estudiar el -inecanismo de las oficinas en todas las epocas de la historia del comercio y de las rental, a descubrir los verdaderos hechos en* medio do la densa oscuridad que ofrecen muchas do ellas, at llenar mi narration de advertencias y aclaraciones indispensables, pero molestisimnas, at hacer la diction sumamente itrida, desnuda de todo lo accesorio al estilo y puramente de cadculo, y en fin, at seguir con el mayor cuidado el iinico bibo capaz de dirigir al lector en el laberinto de las epocas, sacrificando at

PAGE 19

xi la claridad y at la exactitud, todo cuanto pudiese alterarlas. Con respecto at las personas de los ilustres Gefes que han regido la administration ptiblica en la Isla de Cuba, me he limnitado simnplernento a citar sus providencias, reuniendo lo esencial y caracteristico de las epocas constituidas por las circunstancias 6 las reformas, y dejando ai la posteridad la tarea do juzgar del merito respectivo de cada una y do los hombres que las dictaron. En mi plan era una sola la historia de la poblacion, do la agricultura, del comercio y de las rentas, como un solo cuadro de prosperidad: si el acierto de las providencias, si la aplicacion unida al genio do las reformas, han hecho resaltar alguna epoca con un caracter distintivo que oblige a fijar la atencion sobro ella, no procede esto de parcialidad alguna en mi narration, sinodeola misma naturaleza del asunto. Ha sido tal mi cuidado en no emplear otros colores que los de la simple verdad historica, quo recelo haber faltado ai la justicia en no tributar loselogios merecidos a los trabajos importantes verificados en estos 6ltimos anos. Sin embargo do todo el esmero que he puesto en la redac-cion do esta obra, y do la gran copia de materiales quo me han servido para formarla, conozco quo es defectuosa en algunas partes. Anticipandome a hacer esta confesion, no debe dudarse que recibire con satisfaction y gratitud todas cuantas observaciones so me dirijan para corregirla y mnejorarla; citare los nombres de los sugetos ilustrados, quo por este medio contribuyan al bien de de su patria, y satisfare at cuantas cuestiones me hagan, con el fin do aclarar los pasagos quo les parezcan inexactos y oscuros. Al mismo tiempo quo dirijo estas sinceras protestas a los quo escriban do buena fe, hago. otras formal e irrevocable, de no contestar a observation alguna insidiosa 6 grosera, at ninguna critica mordaz 6 maligna, dondo so falte at los miramientos do respeto miituo quo los hombres so deben en una. sociedad civilizada, y quo tiene derecho ai exigir el escritor quo consagra sus vigilias al bien del pais que, habita.

PAGE 20

X11 Me rest solo manifestar mi gratitud a los sugetos que me ban ayudado para la formation de esta obra. Los Esemos. Sres. Capitan General, Superintendente de Real Hacienda y Comandante General de Marina, han tenido conmigo la bondadosa condescendencia de mandar se me proporcionasen en las oficinas diversos documentos interesantes, y he hallado en sus empleados toda la eficacia y esmeradas atenciones que podia desear. El Escmo. e llmo. Sr. Obispo de la Habana, ha prevenido igualmente que se me franqueasen en las parroquias los libros de bautismos, muertos y matrimonios, y conservare en mi corazon uneterno reconocimiento at la bondad de los Sres. Curas p~arrocos de las iglesias del Sagrario, del Espiritu Santo y de Guadalupe, y a los de las auxiliares del Santo Angel, del Santo Cristo y de Jesus Maria, y at los encargados de los libros en los hospitales de S. Ambrosio y S. Juan de Dios. Iguales muestras de urbanidad y condescendencia he recibijo de parte de los gefes de las ofici-. nas de Real Hacienda, y durante algunos rmeses. consecutivos de los Sres. Contadores mayores del Tribunal de Cuentas, de D. Buenaventura Betancourt eiwargado de la mesa de memorias, de D. Rafael Velazquez juez colector de anualidades eclesiasticas, y de los empleados en los tres archivos dle la Aduana, de la Con. taduria de la Inten-dencia y del Consulado.. Sobre agricultura me han procurado informes muy interesantes, la Real Sociedad economica de Cuba y la Diputacion Patriotica de Puerto-Principe, y me ha sido utilisima la correspondencia con varies vecinos aplicados e inteligentes del Campo, Como el Dr. D. Juan Jose Oliver, medico del partido de Alquizar, el presbitero D. Manuel Donoso Cura parroco de Guanabo, el teniete coroner de militias D. Luis de Espinosa, facultativo del ni-mo, D. Jose Maria Valenzuela instruido agricultor del partido de las Pozas, el licenciado D. Manuel de Monteverde naturalist laborioso residente en Puerto-Principe, D. Diego Fernandez Herrera, hmctndado de San Antonio, D. Hilario de Cisneros Censor

PAGE 21

xiir de la Sociedad economica de Cuba, D. Jose Policarpo Columbia. Alferez Real de Baracoa, y la frecuente comunicacion y conferencias con muchos hacendados, criadores y vegueros, entre los cuales debo citar a los Sres. Brigadier D. Juan Montalvo y 0Farrill y at D. Tomnas de Ilincheta, a D. Jose Rodriguez y D. Francisco de Silva propietarios en la Vuelta de Abajo, y ai D. Antonio Reinoso, de Guanmmar. Vairias personas me han franqueado los documnentos que una laudable curiosidad y sus estudios privados les habian hecho reunir, y este servicio exige de mi parte un testimonio puiblico de reconocimiento a. los Sres. D. Justo Velez Director del colegio Seminario de la Habana, teniente coronel D. Jose Pizarro y Gardin, D. Joaquin Santo Suarez Secretario entonces de la Real Sociedad Patriotica, D. Raymundo Pascual Garrich redactor de las Balanzas de comercio y de muchos estados ineditos insertos en esta obra, D. Pablo Gonzalez antiguo empleado de la Aduana maritima, D. Juan Martin Vegue que lo fue de I-a Factoria de tabacos, y actualmnente de la Tesoreria de Ejereito, y a. D. Desiderio Herrera agrimensor puiblico, cuya incesante laboriosidad le lia hecho poseedor de un caudal precioso de noticias concernientes a. la agriculture cubana, producciones, territorio &ec. Sentiria que un olvido involuntario me hiciese parecer ingrato hatcia alguna otra persona que mec haya favorecido; en cuyo caso sabre reparar im omision oportunamente.

PAGE 23

TABLA DE LAS M~'ATERIAS. CAPITULO PRIMERO. Pob lacion. Art. 1. Sus progresos en diversas epocas.-Relacion entre las castas, en las ciudades y en los campos. ......................... .............Pdg. 1 2. Proporciones entre los sexes ................................... 15 3. Relaciones entre los nacidos y los muertos.-Movimiento anual de la poblacion.. 18 4. Mlatrimonios .............................................. 24 Observations y comparaciones estadisticas sobre la ciudad de la Habana en el quinqueSnio de 1825 d 1829. ..**...........................* * .. .*....... .......... 2. { 1. N'acidos. ... .... .. .............................. ..... ......... 28 2. Razon entre los nacidos legitimos 6 iegitis nos......................... 30 3. Nacimientos por meses ........... .. ....................... 35 4. Muertos. ................. ..... ....*...... ..... .. ........... 37 5. Mortandad por sexos... .... ..... .. ... .. .........................* 43 6. Mortandad pur edades. ... .... ... ................ ...... .... 44 7. Mortanda.d de Ia niiiez........*................ ...... .... .53 #8. Mortandad respectiva 4 los niflos legitimos igtms. ..........59 1 9. Relation entre los nacidos y los muertos........................ ..... 61 CAPITULO SEGUNDO. Agricultural a industria rural. Art. 1. Division primitiva.-Medidas agrarias.-Idea general de las fincas.-Fertilidad y pre.' cios de las tierras.-Obstdculos que se presentan para adelantar la agricultura.Proteccion del Gobierno.-Esfuerzos de las corporaciones.-Medios de reforma. 69 2. Haciendas de crianza. ..... .. .. .. .. .. .... ................ .. ... ... 92 4. Cafetales. .. .. .. ... .. ............. ... .. .................. 110 5. Sitios de labor y estancias. .... ............... .... .................... 114 6. Vegas de tabaco. .. .. .. ....... ............................... 117 7. Calculo del capital representative de Ia agricultura e industria rural cubana, de los productos y de la renta liquida. ....... .. ... f ...r ...... .. ... 121

PAGE 24

CA PITULO TERCERG.t Comercio. .Art. 1. Historia general' del comercio de la Isla de Cuba... ...... ......... ........ 129 2. Comnercio de la Habana. ......................................... .............*.... .151 de Ia esportacion .................................. .... ** 170 de Ia importacion ........................................ .177 3. Comercio de los puertos habilitados............................................. 181 Mlatanzas ..................................................... 182 Cuba ......................................................*.. 190 Trinidad............................... ..* *................... ..... 193 P uerto-Principe .......... .......................................... ..... .id. ] Manzanillo ..... .... ...... .... ......... ..... ... ........... ..... ... 195 .Jagua ......................................................... id. G ibara..................................... ........ .... ....... ..... ....... 196 4. Del comnercio general de la Isla.............................................. 199 Corercio espaiiol ..................... .. ... ......... ..... .......... .... .200 Comercio estrangero.............................................. ...... ... 201 Estados-tUnidos ............................... ... .... .. .. ... 204 Francia............. ... ........................................., .. 207 I ng la t erra ..................................................... 208 Ciudades Anseiticas.................... ........... ....................... idPaises-IBajos ..... ................ ................. ... ..... .... id. Rusia, Suecia, Portugal e Italia................................... 209 5,. Esportacion e importacion general.-Relacion cone la poblacion.-Consumos,.,......209 6. Del comnercio mutuo entre los puertos de Ia Isla............. ,. ... ........... 215 CAPITULO CUARTO. Rentas y gastos. Art. I. Historia particular de las rentas de la Isla de Cuba.................... .. .... 222 2. lIistoria general de las rentas de la Isla de Cuba ...........................270 3. De las acirinistraciones de rentas................................................. 290 4. Estado de las rentas en la iudtira 6poca .................... ............. 297 CAPITULO Q.UINTO. De la futerza armada. CONCLUSION. Comparaciones estadisticas entre la Isl de Cuba y varias potencias y colonial,. ...... 334

PAGE 25

APENDICE. 2. Plantas usuales de los cubanos....................... ...................... 345 3. Valor de las tierras y rendimiento de varios cultivos en Puerto-Principe.......357 4. Sobre la institucion agronoma decretada por S. M ................... 359 5. Reglamento de comercio de 778. .. ........................ id. 6. Caudales y efectos entrados en la Habana, en los Wdtimos aiios del siglo pasado y primeros de este ............................ ............. 362 7. Acuerdos de-22 y 25 de mayo de 1805 sobre arreglo de derechos........... 363 8. Arreglo de derechos de 9 de mayo de 1809 ....................... 364 9. Variaciones hechas al acuerdo de 9 de mayo de 1809. ..#.. ..o....... 366 10. Arreglo de derechos en 1822........................... ....... 369 .11. Consumo de animnales vivos en la Isla..............."......... 370 12. Sucinta noticia de las tareas del Sr. D. Pablo Valiente................... 371 13. Acta de la junta de auxilios en que se aprobaron los impuestos estraordinarios. 372 14. Sobre correos........... ..... .............. ".. ..... ... ..... 378 T'abla analitica de las materias,. ... .. .... .... .-.9 9 e .* e e e ." * e ** e 99e999eee t 379 ERRATAS. rag. 39 linea 24.. .. .". ... ... .. 41 Encabezamiento del estado. 77 Nota del pie......... 91 Nota 2 del pie....... 111 Iinea 16............. M l1inea 29 .............. 204 linea 32)............. 212 linea 17............ 3-19 linea 8.... .e ".ee Dice. Canmpo Santo....... Campo Santo.. .............. Estadistica de 1822 ............. Ilena a principios............. donde es originario. ............. 680 pesos......* ............... actualmente .................. para Inglaterra 5,.. ..... Tragaria vesca.. ...... 0..e Las cantidades en dinero citadas en el p6.rrafo Correos, pag. son reales plata. Lease. Cementerio. Cemnenterio. Estadistica de 1828, lena de principios. de donde es originario. 688 pesos. anualmente. para Inglaterra 10. Fragaria vesca. 235 y en la nota pag 378 AD VER TENCIA. Las cantidades de dinero que se citan en esta obra, son siempre de pesos fuertes de a ocho reales de plata cada uno, que corresponden it veinte realer de vellon.

PAGE 27

CAPITULO JPRIMERO. :POBLACION. ARTICUILO 1. Suts pro gresos en diversas epocas.-Relacion entre las castas en las ciudades en los campos. No pertenece a~ esta obra, y si ai la historia civil de Ia Isla, el exaimen de las causas que influyeron en la decadencia de la poblacion indigena, en las primeros rtiempos; porque mi objeto se reduce solo a ofrecer un cuadro sucinto de los progresos de la poblacion que ha llegado a nuestros dias, contribuyendo con sus virtudes, su industria y sus talentos, a formar las epocas interesant s del comercio y de la civilization. Bajo este punto de vista,. espondre Ia proporcion en que se hayan hecho los autnentos respectivos, tanto en la masa general, como en cadla una de las castas ; la relation quc existe entre estas, y la que ofrecen los sexos entre SI; ]a distribution de las gentes en los diversos puntos 6 distritos de Ia Isla, en los campos y en las ciudades; y en fin el auxmento debido a la generation, las oscilaciones producidas en las castas por los nacidos y los muertos y sux influencia en la existencia numcrica de cada una. Para proceder con m~todo en este exaimen, he comenzado por revisar los censos oflciaJes publicados en la Isla y corregirlos de las equivocaciones que contienen, ya por defecto de los calculos, ya por descuidos de impresion; y despues he formado unos resbmenes 6 estractos comparativos, bajo un sistema uniforme, con el fin de tomar de ellos los elemnentos 6 datos necesarios para las comparaciones quo suponia el trabajo que me habia propuesto.

PAGE 28

Los censor que lie tenido a la vista para redactar este capitulo f'ueron: 1.0 El de 1774 formnado de Orden del Sr. Marques de la Torre LIV.0 Gobernador de la Hlabana. Este censo, que ofrece ademas un resumen estadistico de aquella epoca, fugi impreso en esta ciudad y se halla tambien en la obra del Abate Raynal. 2.0 Los censos de 1791 y 1792 formados de 6rden del Esemo. Sr. D. Luis de las Casas LXIII.Gobernador de la Habana. El segundo, impreso en una hoja de pliego comnun como el primnero, contiene un ligero resin men estadistico. (1) Corregido de las machas equivocaciones de sumnas que ofrece, le he preferido al de 1791, porque probablemente debe de ser mas exacto. 3.0 El de 1817 formado por acuerdo del Escmo. Sr. D. Jose de Cienfuegos LXVII? Gobernador y Capitan General y del Sr. D. Alejandro Ramirez XIV. Intendente de la Habana. Fu:; publicado en 1819 en una solar hoja de gran tarnaio, y presenta la poblacion general de. la Isla distribuida por gobiernos, jurisdicciones, partidos y pueblos, en consideration a las castas, a los sexos y a las edades. Este censo es mucho mejor que los dos anteriores pero no esta exento de equivocaciones en las partidas de detalle. Y 4.0 el de 1827, que forma pate del Cuadro Estadistico, formado por una comision de Sres. Gefes y Oficiales del ej rcito, de 6rden y bajo la direccion del Escmno. Sr. 1D. Francisco .Dionisio Vives, actual Gobernador y Capitan General de la Isla. Este imnportante trabajo, es el primero de su clase que en ella se ha publicado. (2) Presenta la poblacion y Ia riqueza de los tres departamentos en que considera dividida la Isla, to mismo que de las jurisdieciones, partidos, ciddades y pueblos. Le precede una introduction curiosa a instruc'tiva sobre su estension, territorio, clima, producciones, cornercio y roiitas; y a 'los estados relativos a 'cada departamento, anteceden introducciones semnejatntes. ,Se conoce que ei manuscrito ha sido revisado con sumo esmero por losencargados de su publication, pues ninguna partida esencial esth equivocada. He aqui los resumenes comparatives que he formado de los cuatro censos, despues 'de haber corregido has equivocaciones de los tres 'primeros. (3) (1) Comparadas las sumas totales de' estos dos censos, resulta que en el A&l transcurrido del uno al otro, htubo tin aumento en la poblacion de 17A81 individuos. (2) Vease el anuncio y estracto de esta obra, publicado enel ni~nbero 32 de los Anales de Ciencias. Habana 1830. (3) Estas equivocaciones, se entiende que fueron las cometidas al transcriber las partidas, 6 Hben al sumarlas 6 restarlas entre si, pues bajo tal nombre, no quiero indicar los errores que pudieron cometerse en la formation de los censos, inseparables de este 'genero de tareas conplicadas y dificiles, y cuyas causas se evitan poce a. poco -en las -operacions sucesivas.

PAGE 29

CENSOR BEL ANO DE 1774. Hlabana.. .... .*. **. ............. Santiago de las Vegas.......... San Felipe y Santiago.......... Filipinas ..................... Isla de Pinos.................. Santa Maria del Rosario......... Guanabacoa ..... .............. Jaruco......... ............. Matanzas ..................... Total ........................ Remedios..................... Santa Clara................... Trinidad. .................... Santi-Espiritus.................. Principe ...................... Total ........................ Bayamo ...................... Baracoa... ............. Hlolguin .................. Cuba......... ............... HOMBR ES. v LIBRES. M 1ulatos. Negros. 26.331 3.082 2.093 717 86 23 582 50 44 995 285 18 31 15 3 1.080 32 113 2.639 157 230 243 11 1 1.163 99 75 33.781 3.817 2.600 1.044 3.071 1.736 2.9511 4.0611 12.863J 3.305 691 1.036 3.900 8.932 468 199 429 1.626 1.533 618 144 2.463 4.758 55.5761 10.201 901 3631 2481 196 4301 1.327 325 103 124 1.472 2.024 I FESCO S Mulatos. Negros. 685 13.242 10 164 6 728 26 299 1 20 114 362 32 2.392 .., 84 10 505 884 17.796 35 282 250 327 102 611 146 536 2671 1.936 8001 3.6921 244 50 41 1.499 1.834 930 101 102 2.632 3.765 Total. 45.48:3 1.000 1.410 1.623 70 1.70] 5.450 339 1.852 58.878 1.564 4.479 2.896 4.258 7.111 20.308 6.337 1.569 1.447 12.966 22.313 .1 IIUGEIIES. 17.06,1 593 4991 652 4 894 1.594 168 854 22.319 1.052 2.539 1.784 2.682 4.293 12.350 2.690 310 570 2 625 6.195 5.91? .58 25.253111491 40.864 LIftRPS. Mulatas. 3.297 69 44 195 2 31 119 10 84 3.851 98' 284 219 475 517 1.593 Ne gras. 2.4"i3 30. 25' 21' 92 161 2.876 1,17 177 2311 237 7401 1.0, ESCLAVAS. Total. Mulatas. Negras. 369 6.985 30.185 5 112 809 ..... 154 722 8 118 994 ...1 8 7 173 1.197 15 659 2.548 19 197 5 381 1.397 409 8.602 38.057 38 198 83 103 209 721 216 42 ; 401. 510 1.372 2.925 1.680 485, 287 771 209 71 41 28 224 55 78 66 1.449 700, 670 P964 3.562, 1.3114 1.076 1.829 9.006~ _5.689; 2.206 13.35( 11.521 3.624 2.718 4.007 7.221 19.09 1 75.618 1.80!1 2.1321 2.6171 78! 2.8981 7.91,18 536 3.249 96.935 3.085 8.103 5.614 8.265 14.332 39.399 Total ge.er.l................. 5.913; 12.2501 659 2 22 993 2.4401 6.408' 19.374 *13.973 36.286 71.121 172.6201) 6 I I

PAGE 30

CENSO DEL ANO DE 1792. Habana y arralbales.., ..... Santiago de ]as V~egas.. .. San Felipe y Santiago... Filipinas......... .. Isla de Pinos................. iSanta Maria, del Rosario........ IG uanabacoa .... "............. Jaruco.... ....... .......... M~atanzas........... Partidos del campo...... ...... Total ........................ Remedios. .................. Santa Clara.............. .... Trinidad................... Santi-Espiritus. ...... .......,, Principe ......... ........... HIOMBRES. 12.274 1.127 601 1.3:3 50 1:291 8.278 503 1.945 21.066 43.488 2.248 4.141 2.612 2.375 7.214 LIBRE S. Muilatos. 2.481 57, 35 53~3 :3 32/7 9t 2663 2.038 5.779 432 767 1.143 1.036 971 Total. ....................... 18.590( 4.349 Negros. 1.944 38 1 238 244 40t 1801 4.757 538 388 766 699 793 3.184 E SC L AVOS. mulatos. 251 27 .5 27 3 30 125 1601 640 1.265 271 352 309 260 988 2.180 Negros. 6.864 1.061 522 360 17 312 1.878 140 996 15.860 28.01( Total. 23.814 2.310 1 .162 2.332 74 1.901 5.852 660 3.773 41.404 83.302 I II 9615 4.4541 370 6.018 1.440 6.270 1.285 5.655 4.605 14.571 8.6651 36.968 MUGET{ES. 11.263 1.156 497 1.035 8 1.257 3.259 425 1.473 14.440 34.813 2.315 26451 2.274 2.055 7.402 16.691 LTBRES. Mulatas. Negras. 2.911 2.464 63 43 43 19, 501 61! "46 "219 400 282 3 7 224 2 1.460 1.520 5.651 4.61'7 4.042 666 1.262 1.127 763 7.860 516 426 878 811 717 3.348 ESCLAVAS. Mlulatas. Ncgras. 231 10.624 36 1.131 7 205 17 2416 ..37 ..438 149 1.783 ...11 69 1i 633 690 6.340 1.278 21.469 286 690 380 340 4251 502 391 451 736! 3.329 2.224 5.312 Bayamo..................... .732 2.712 179 1.680 1.634 9.9.37 3119 1.287 1.547 2.213 1.701 9.867 19.804 Baracoa.........................490 585 16 20 69 1.180 396 604 109 21 56 1.186 2.366 Holguin.......................2.007 377 151 165 234 2.934 2.021 394 134 164 190 2.903 5.837 Cuba ..........................3.992 2.043 1.079 456 3.043 10 613 4.220 2.245 1.145 466 2.072 10.148 20.761 Total ......................... 10.221 5.717 1.425 2.321 4.980 24.664 9.756 4.530 2.935 2.864 4.019 24.104 48.7681 Total general .. ........... ......72.299 15.845 9.366 5.769 41.655 144.934 61.260 18.041 10.900 6.366 30.800 127.367 272.301~ Total. 27.493 2.429 771. 1.860 8 1.997 5.873 504 2.443 24.450 67.828 51.307' 4.739 1.953 4.192 82 3.8981 11.725 i.164 6.216! 65.854 151.130 12.303 10.475 11.611 10.491 27.518 72.403 7.849 4.457 5.341 4.841 12.947 35.435 1 I1 9

PAGE 31

G7 EN$O DEL ANO 1Ml 18170 A -HOMBRES:. MUGERES. 741B ES. FSLIQ, LflSRRS. ESCLAVAS. Tat_____ Total. A ~lla~s. "Neg Os. Mulato ., w &' Toa. -mulatas. Negras. Mulatas. Negras.'-Hahbia yarra~aales ..... r..* '20.372 4.5175 -6,594 1.48" 11.310 44.3-22 17.990 4.446 5.767 110632 10.488 39:753 81075 I l ntiao ... .... .2.260 11:3 109) 1 1.1-13, 3.1708 2.043 305 331 96 536 3~3, 1 0194 fakele.f Santiago............1.:477 76 137 49 847. 2.586 675 56 39 80 405 1.21 3.841k Sarz Antgnio ...........2189' 201 26"7 4 1.44 4.145 2.032 219 281 49 781 8.3621 7507; IFilipinas. ezeraca........W.... ...3.425 1.580 341 91 2.494 7.9311 2.457 _1.322~ 278 52 997 5.106' 13.037, -Santa Maria dael '{osario.. .~ .1.408 '"20 96 1 806. 2.331 1.1211 38 151 32 42 179 41ic 3 uJianabacoa _3.954 765 252 1.430 4.502; 10.903 748 404 '453 138 687 2.430 13; _-arco ........... .... 732 2 ...5 ; 4 .440 1.268) 408 17 .3 8 19y9 6357 7. 3 drio e........'.........14.837 785 1.605 324 20.078 37.629 11.392 93.5 1.802 508 5.9932 20.629 58.58 Idem a mas de10 idem.. .: 0 .383 504 533 81 16.130 217.631 5.847 768 707 409 6.036 13.7671 40.398' [tde drae Ia-Vilelta de arria...' 10.563 622 611 219 14.870-26.885 8.889 467 524 195 5.159 15.234j 42.1191 Matanzas... .; ..:. .~ .399 451 '440 123 5.225 .11.638 4.112 -383 402 M2 3.977? 8.996' W034.... Total..... ....... .' -. 75.999 .9.719 11.040 3.861 79.258 77.7157.722 9.360 10.738 2751 35.699~ 116. 147 6emedios.. .....5.3977 463~ 636 1;26 1.272'r 7.8941 4.1871 447, 464 8: 751 5.9371 13.8311 'Villa-(lara...: 394 1.102 1.09 257 1.815 13.3341 8.234j 1.4161 6N83 267 1.1341 11.744 25.0781 Trnia. ~.. 3.91 .02 1.9 17 3.214~ 9.065 3.295' 1.193~ 1.1"4i 3411 1.408 7.361 1(.426 Senti-Espiritu .. ....... 8.2 11 2.025 1.059 487 1.51513.32'7 7.9-16 2.065 9614 504 1.15911.638 25.9t5 Principe ..l.. .....: 12.969 1.830 1.766 1.813~ 7.247 25.625 11.990 1.569' 1.,4'. 7 1.41011 6.118 -22.863 4R 4881 Total.............. 3.4 6.558 5.133 2.8-12 15.0631 69.245 35.702 6.710 4.965 2.598! 10 573 60.5431 129.78 Bayamo .......................5.631 5.000 4.400 2.200 4.000 21.231 4.987 4.500 3.500 3.000~ 5*O000 20.087 4221 81 B3aracoa.........................50:3 $35 500 500 600 2.7;35 700 600 550! 4 7,0 3001 2600 5,3; 8. Hllguin ...:.....................1.80:: 1.600 1.300 1.600 1.600 8.105 1.511 1.500 1.650 1.300 1.2501 7.291 15.396' Cuba ..........................6.93 6.800 6.000 6.80Q 6.000 32.532 8.609 6.300 4.600~ 4.400 7.500 31.60:' 0.1311 Ttat....:..:..... .1.871 14.23512-200 11.100 '12.200 64.606 15.8 -P3.10Q 10.300 9;50 14.050 62.4: I2" 093 fTotazl gencrul ...................130.019 30.51. -28.3 3 17.8031 106.521 313.728' 109.311 29.170 I26.003' 14.499 60.322 239.300 553.0281

PAGE 32

CENSO DEL ANO DE 1827. HOMB3RES. MVIUGERES. pLIBRES. SLV czLIBRES. ESCLAVAS k E MSVS Total. Mlts Ttl Mulat os. Negros y. ues Total.s I Negras. ynegas.[. Hlabana y partidos nirales:......... 52.677 4.765 9.270 69.172 135.884, 43.994 6.3571 11.230 40.363 101.944 237.828 Matanzas y'5 pattidos.................8.994 570 631 16.768 26.963: 7.677 6651 736 9.754 18.832 45.795 Pinar del Rio y 7" idem............5.443 1.547 801 3.667 11.458' 4.236 1.4611 594 1.437 7.728 19.186 Santiago y 10' idemn. ,...............7.9263 397 883 19.691 28.897 6.671 307! 756 11.348 19.082 47.979 San Felipe y Santiago. Ciudad........1.168 100 198 934 2.400 976 105 116 538, 1.735 4.135 Jaruco. Ciud.;...............-909 56 98 575 1:6381 864 60 83 352 1.359 2.997 Santa Maria del Rosario. Ciudad.... 1.286 .40 56 802 2.1841 .068 40 60 380 1.548 3.732 Guanabacoa -y 2 -partidos. ....:..;......4.053 454 468 4.274 9.244 3.972 558 -710 2.262 7.502 16.746 Gijines y 3 'idem.................4.376, 155 358 -7.'444 12.3331 3.470 158 294 4.538 8.460 20.793 San Antonia Abad y 2 puels ;... 2.694 147 246 2.06'1 5.1481 2.604 225 314 1.055 4.198' 9.346 [Thtl del Departamento o~cidental ... 89526 8231 13.004 125.388 236.14911 75532 9.936 14.93 72.027 172.388 408.537 gptrto-Principe .y .24 partidoi.... ......2L592 r2.400 1.419 .9.881 35.292 17,7831 2.000 '.1.092 5.823 26.698 61990~ Trinidad y 6 idem....... 6.292 1.504 1.692 8.934 18.422 5.041 1.353 1.127 2.76.3 10.284 28.706 Villa-Clara,,y '12 'idem...,.....a1.. 11.201 1.9 8 866 3.465 17.450 9.596 1.401 771 2.119 13.947 31.397 ISanti-Esprltus y. 15 Idem.. ... ... 8.994 1.641 59 4:146 15.378 8.246 1.361 742 1.836 12.185 27.563 1Remedios '.y 10 .Idem............. 4.209 ;, 667. 475 1.469 6.820 3.245 520 358 729 4.852 11.672 60Clonia de. Jagua ........ .............667 70 .... 187 924 462 55 .... 114. 631: 1.555 Partido de .3auararnas............ ....492 3,0 16 317 8551 403 70 40 -246 759 1.614 Total del Departamcento del centro. f .. 5:3.447. 8.239 5.066 28,398 95.141' 44.776, 6.820 4.130 13.630 69.356 164.497 Cuba y 41 partidos............ l... .041 h4'344 3.14"7 d23.383 39.913 6.635 5.608 13.08 14.658 30.609 70.522 Bayamo y 19 Idem..................7.106 4.364 1.135r 2.752 15.357 6.621 4.780 1.168 1.819 14.388 29.745 Holguin y 18 idem............. .....6.4 1.258 634 --T940 10.264 5.750 760 310 645 7.465 17.729 Baracoa y 12 idem.................1.041 958 412 1.050 3.261 1.283 781 330 669 3.063 6.324 Gi uni 4 idem.. 2.060 s873 506 __381 __3.8 20 1.801 771 537 20 x.3J 7.1.33 Tolal del Departamento oriental....... 25,G80 11.597 584 29Q 72.615 220390 12.700 6.053 17.995 58.838 131.453 Total general de log tres Departarnentos. 168.653 28.058 23.904 183.290 403.905 142.398 29.456( 25.076 103.652 300.582 704.4871

PAGE 33

R ESIJMENES GENRR1ALES DE LOS CUJATRIO CENSOS. J LANCOS. w DE COLOR. Total LIBRES. ESCLAVOS. Total Total Razon o Varones. alembras. de de de blancos. Varones. IHeinbras. 9 Varones. Hembras. h~ color. general. aumento. 1774 55.576 40.864 96.440' 16.152 14.695 30.847 28.771 15.562 44.333 75.180 171.620 1'792 72.299 61.260 "133.559. 25.211 28.941 54.152 47.424 37.166 84.590 138.742 272.301 58,6 po 1817 130.519 109. all 239.830 "-58.885 55.173 114.058 124.324 74.8211 199.145 313.203 553.033 103,0 1827 168.653 142.398 311.051! 51.962 ,54.532 106 494 183.290 103.652 256.942 393.43.6 704.487 "273,3

PAGE 34

Ademas de eW69icuatro census, que el Gobierno ha hocho formar y publicar en distintas epocas,,el R<.a1 Consulado a reunido y discuitido los datos sobre la poblacion blanc a y, do color en 1810, y el resultado de este trabajo interesante fue impreso, en-Madrid -en --el ai'o, de 1814, unido a otros, con el titulo de Documentos de que ha st a ahora se compon el espediente sobre el trb fico J esclavitud de las negros 4'. A los numerosos estados y curiosas comparacioncs que reune esta obra, precede una ropresentacion hecha a nombro del Esemo. ,Ayuntamiento, del' Real Consulado, y do .la! Real Sociedad patribtica, quo siempre rnerecerai ser leida. Los trabajos 'formados por el Real +Consulado han servido al Sr. B. de Humboldt para los calculos quo ha publicado en su obra titulada Ensayo poltico sobre la Isla de Cuba. Debe advertirse, que aunque este fue' impreso en 1826, ya todo lo mnas esencial habia visto la luz piuhlica en Ia Relacion del viage 6~ las regiones equinogciales del Al ievo mwndo (1). El Ensayo sobre la Isla contiene ademas muclios documentos reciontes, que_ fuoron remitidos do la Habana a su ilustre autor: mas parece que no recibib el censo oficial do 1817 impreso en 1819, porque en la hag. 135 se refiere solo al ,padron formado por la Diputacion provincial do aquella poca, para, arreglos interiores, que so public en las Guias de la Isla y fie 'citado en varios documentos. El capitulo de ]a, obra -del Sr. de -Humboldt sobre;-.poblacion, nada dejaria qluo desear hoy dia "si comprondieso los dofs hltinmos censos de 1817 y 1827. Refiriendome al trabajo de; este siabio en todo lo que sean calculos sobre las castas, las condiciones &c. hasta 1811, me propongo reunir y examinar bajo un plan semejante, 14 nauevos documentos que no ha. podido ten~et a la vista, para que este capitulo sirva como do complemento al suyo. .De esta manera, mi obra no contender mias 'ropeticiones que las absolutamente indispensables para evitar la confusion. Las clases blanca, libre do color, esclava y general do color, segun los cuam tro censos mencionados, so hallaronen las proporciones siguientes: 774-56 18 26 44 po A792-4 20 31 51 Aisdo....~724 1817-43 20 37 57 1827-44 15 41 66 D~e esta comparacionresulta que en Ia Isla de Cuba, no solo la poblacion libro ha sido siempre "mayor. quo )a esclava, sino qluo la'blanca ha escedido a la segunda en cantidades bastantes, considerable. La imprudonte introduction do eselavos en los ulti-mos ahios que precedieron a Ia prohibition del trafico, produjo en la poblacion de esta clase un aumnonto, dbsde 36 a 40 centecimos; y (1) Toino 40 de la edition en 4,

PAGE 35

9 -sin: embargo vemos por la iiltima Estadistica, que los blancos aventajaron 'a los eselaros en cerca de 4 pP del total. (1) En los 53 anios transcurridos desde el censo del Sr. Marques de ]a Torre hasta el ultimo de 1827, la poblacion general ha tenido un aumento de 532.867 jndividuos. Los aumentos de un eenso al otro corresponden 'a 58,6 p' desde 1774.'a 1792; 'a 103 p$ desde 1792 'a 1817; y 'a 27,3 p desde 1817 'a 1827, que tierce A ser de aumento anual en cada una de las tres epocas respectiva. mnte, 3,2 4 2,7 p~ El termino medio del aumnento anual en cada uno de los &3 anios, resulta ser de 5,8 p~o del prim'itivo censo. Los aumentos anuales respectivos 'a cada clase, ban esperimentado diversas oscilaciones que 'indican los progresos de la poblacion, por las causas que en ellos influyeron. Elancos. libres. Esclavos. Total de color. De 1774 ia 1792 2,7 4,2 5,0 4,6 De 1792 'a 1817 3,1 4,4 5,4 4,4 De 1817 'a 1827 2,1 0,68 4,4 2,5 La epoca de mayor incremento en la poblacion asi blanca como esclava resulta ser la del segundo al tercer censo, y la menos favorable 'a todas las ciases la de los (dtimos diez ainos. (2) Si el aumento en estos se hubiese hecho en Ia proportion que en los anteriores, la poblacion actual seria de 774.246 individuos, y de ellos 314.177 blancos. Entre el primnero y segundo censo, fue la epoca de libertad concedida 'a los buques nacionales y estrangeros para la introduction de negros, y al misino tikmpo los beneficos decretos sobre comercio libre, que serhn citados en su lugar respectivo, :erpezaron 'a traer 'a la Isla familias de diversos puntos de Europa. En 1795 se eniquecio su poblacion blanca con los emnigrados de Sto. Domingo, que continuaron viniendo en los sucesivos; en los ainos primeros de este siglo y durante las guerras de Napoleon y las disenciones de la America espaiiola, aumenitaron las emigraciones 'a esta Isla, que una sabia Real cedula favorecia, estableciendose entbnces una Junta de poblacion y cre'andose varios fondos para prestar auxilios 'a los nuevos pobladores. (3) La poblacion de color ha debido "su principal aumento 'a las entradas di(1) En 24.109 individuos. (2) En la Estadistica, pdg. 25 se dice que el mayor aumnento de la poblacion, relativamnente al nilmero de aijos, se ha verificado en los diez 6ltimos. Esto solo puede entenderse, tomnando en -absoluto los numneros de los aumentos antiales, pero no comparativaniente a. la poblacie'n existente en la kpoca de cada censo. (3) Vease el Apendice.

PAGE 36

10 rcctas de negros de Africa '(1), primero en corto nuImero para aliviar a los indios y reemplazar su perdida, despues por medio de contratas quo hicieron con el Gobierno en distintas tepocas, Gaspar de Peralta (2), Pedro Gomez Reynel (3), Antonio Rodriguez de Elvas (4), luego por cuenta del Rey y casa de contra-I tacion de Sevilla, y mas considerablcmente por medio de factorias estrangerasi de la compania' de la. Habana (5),, por los ingleses durante su mansion en'esta capital, y las sucesivas contratas del Marques de Casa-Enrile en 1773, dekBaker y Dawson en 1786, y al fin por el libre cornercio desde 1789 hasta la supresiomr del traifico, por mb~tuo convenio de las cortes de Espaina a Inglaterra en 1817. Los calculos hechos en 1811 por el Real Consulado, publicados entre los documnentos que menciona el Sr. B. de Humboldt en su obra, dan de entrada doe negros en toda la Isla. Desde 1521 a 1763.................... 60.000 Desde 1764 ai 1790..... ............ 33.409 En sola la Habana desde 1791 a. 1805................... 91.211 desde 1806 a 1820 ...... ...... ...... 131.829 316.449 Aumnento, tanto por el comercio ilicito como por la parte Oriental de la Isla, desde 1791 ia 1820 ................. 56.000 Total .......... 372.449 De esta grande introduction de negros esclavos, quo sin duda es el minimum que puede suponerse (6) y que dobib multiplicarse por Ia generacionl, 4dando origen a las castas intermedias, resultan solo existentes al fin de 1826, 393.436 individuos negros y mulatos libres y esclavos, lo que indica una disminucion estraordinaria en las gentes de color. El Real Consulado, en sus ob(1) La bistoria do la introduction de negros en Ia Isla, puede leerse en los Documen. tos unidos a] espediente sobre triifico y esclavitud do los negros p~g. 116; en Ia HistoAa de ]a Isla de Cuba por Valdes; y en la obra del Sr. B. do Humboldt, pag. 167. L (,.)) En 1586.-(3) En 1595.-(4) En 1615.-(5) En 1740. (6) El Sy. B. do Humboldt Ia hace subir ai 413.500 al minimum y halla que en 1825 existian Negros libres y esclavos ....................320.00 M ul atos................................... 70.000 Hombres de color. .....-..,.........390.000O

PAGE 37

servacimnef, presenta como ventajoso el resultado de 97.000 tindivilduos, esceso de ]a poblacion de color en 1810 sobre la importation Africana; pero es faoil conocer la falacia do este caileulo y cuan poco filantrupicas~ son las consecuencias .que de el~ pueden deducirse. (1) Las proporciones espuestas, en que se hallan las castas en ]a Isla do Cuba, ylas de los aumentos anuales respectivos, son diversas de las quo ofrecen los departamentos, las jurisdlicciones, los partidos y las poblaciones comparadas entre si. En 1811, casi los 5 do la poblacion de color residia en la jurisdiction de Ia Habana, desde el Cabo de San Antonio hasta Alvarez. En el distrito 4ue Puerto-Principe Ia relation entre las castas blanca, libre de color y esolava, era de 52, 14ky 331 centecimos do la total. En la provincia de Cuba se notaban grandes diferencias en sus cuatro pueblos. En Cuba con su jurisd4iccion, las proporciones que en 1791 eran do 40 33 27 variaron en ............. ...... 1811... .. 38 25 37. En Baracoa, ai beneficio del cultivo del cafe, se advirtieron progresos singulaios. En 'Holguin era muy corto el numero de libres de color, y al contrario en el Bayamo, donde Jos niiuneros proporcionales eran 30 44 26. En fin, toda la provincia do. Cuba, ofrecia el termino medio siguiente, en las tres castas. 37 35 28. Segun los datos quo ofrece la Estadistica do 1827, he deducido que Jos niimeros proporcionales a. las tres clases son; En el departamento occidental. 40 11 49 Eni el. del centro............59 15 26 Y en el oriental............36 27 37 Resulta de estas. comparaciones, queoen todos los departamnentos ]a poblacion libre escede ia la esclava, hall'andose en esta parte mas favorecido el del centro, donde solo pertenecen a la iiltima clase, poco mnas do la cuarta parte do la poblacion. La proportion de los blancos es mayor en el departamento occidental, y. lo mismo sucede a~ los esclavos; y siendo prundmamente semejante Ia razon de estas dos castas entree si' en los departamentos de 'las estremidades de la Isla, en el oriental la clase do Libre do color so halla mucho mas favorecida. Compar-ando los aumentos que desde 1817 a 1827 ofrecieron las castas en cada uno de los tres departamentos segun los resultados aproximados .(2) do (1) W~ase la obra del misino Humboldt p. 17:3. (2), Digo aproximnados, porque las nuevas divisiones en departamentos tienen limites algo divrros que las jurisdicciones del censo de 1817,

PAGE 38

12 los censos de .mtias epocas, se ve que el r mayor de la poblacion bslanca Ina tenido lugar en el departamento oriental, que en el mismo, los libres de color esperimentaron una disminucion notable., y que el mayor aumnento de los eselavos, se ha verificado en el departamnento occidental, con motivo indudablemente, de'los progresos del cultivo y de las mnuchas fincas que se han establecido en los 10 aiios transcurridos. He aqui los resultados de estas comparaciones. Al misino tiempo puede conocerse cuan lentos son los progresos que la ma~ sa general de la poblacion hace en la parte oriental, pues la razon del aumento supondria necesarios 278 ainos para que aquella se duplicase. En la occidental, la razon de 37 p o en el aumento, manifiesta. que en menos de 28 ailos se conseguirh ver duplicada su poblacion, sin recurrir ai otras causas poderosas que pueden acelerar sus progresos. Los cadculos hechos por W. Petty y Euler, sobre aumentos y duplicaclones de Ia poblacion en 10 y 13 afros, lo mismo que otros muchos publicados para diversas naciones de Europa, no se fundan en census, sino en observacio-ries parciales que no inspiran la menor confianza. Lo mismo acontece con 1os de Malthus -sobre duplicacion en los Estados-Uridos en mtnos de, 16 afros. Siguiendo la razon del aumenito, que en dichos Estados se ha veriflcado desde 1,790 a. 1810, Ia duplicacion de los blancos se hace en 22 ahos y 48 centecimnos (1). En Francia la poblacion ha aumentado desde 1820 a 1826, en la razon de 0,69 PO. La duplicacion puede hacerse, de este modo, en 110 afros. Por los' dos censos de la Hiabana de 1791 y 1810, resultaba que los blanc-os se habian aunmentado 73 pg en 20 afros, los libres de color 171 y los esclavos 165 y en su totalidad ofrecieron un aumento de 117 pg. En 'ci barrio de Guadalupe, los aumentos respectivos en las tres clases fueron, solo en 10 afros ,de 251, 295 310: y en el total de 278 pg. IPero estos aumnentos parciales en unos barrios de la capital &~ preferencia ai otros, no pueden servir para establecer una ley general. (1) A. Seybext, Aualcs estadisticos de los Estados-tUnidos. i' Departamento occidecntal.jDepartamento del centro. Depa rtamento _oriental., En los blancos ... 23,5 p o aumento. 29,2 p o aumento. 56,G p o aumento. En los libertos ... 12,5 ,,6,2 ,,26,9 ,, disminucion. En los esclavos.. 68,0 ,,29,3 ,,24,5 ,, aumnento. En el total.......37,0 , 26,9 ,, 3,6 ,, id.

PAGE 39

13 En la 'parte Oriental, los aumentos de la clase blanca fueron asombrosos en aquel periodo : en Baracoa crecieron 165 pU en 20 aihs, en Holguin 107, y en Bayamo 120. Ya entbnces se notaba, sin poder esplicar Ia causa, la dismninucion de los libres de color en Cuba y en Baracoa (1); disminucion que resulta igualmente comparando los dos jdtirnos censos, como he dicho antes y repetir6i luego. Las tres clases blanca, libre de color y esclava, ofrecen hoy dia unas proporciones de distribution en las principales ciudades de la Isla, qiue me~recen examinarse, porque unidas a otras consideraciones pueden contribuir a darnos a conocer el estado de comodidad respectivo y el de la industria que aquellas ejercen. En la Habana hay 46.621 blancos, 23.562 libres de color y 23.840 esclavos; es deer; un esclavo por cadla dos blancos, 6 uno por cada 3 personis libres. En Puerto Principe existen 32.996 blancos, 6.165 libres de color y 9.851 esclavos; lo que viene ai ser menos do uin esclavo por cada 3 blancos y mas de uno por cada cuatro personas libres. En Cuba, que reune 9.302 blancos, 10.032 libres de color y 7.404 esclavos viene at resultar menos de un esclavo por cada blanco y un esclavo por cada 2,6 personas libres. En Santi-Espiritus, donde hay 5.802 blancos, 2.775 libres y 2.222 esclavos, la proportion equivale a tin esclavo por cada 2,6 blancos, u un esclavo por cada 3,8 libres. En Matanzas, con una poblacion de 6.333 blancos, 1.941 libres y 3.067 esclavos, resulta uno de estos por 2 blancos, 6 por 2,6 libres; proporciones muny semejantes a las de la Habana (2). En Guanabacoa, con 5.194 blancos, 1.786 libres y 2.143 esclavos, las proporciones son las mismas. En Trinidad 5.597 blancos, 4.003 libres y 2.943 esclavos, resulta menos de un esclavo por cada dos blancos y por cada cuatro libres. En Villa-Clara 4.502 blancos, 2.310 libres y 1.720 esclavos, dan un esclavo por cada 2j blancos o por cuatro libres proximamente. Conmparando todos estos resultados de las principales ciudades de Ia Isla, para deducir un termino medio se halla que en ellas los blancos, los libres do color y los esclavos, esthn en Ia razon de los niuneros 43 31 26 con 100 Proporciones miuy ventajosas, puesto que ofrecen aproximadamente dos blancos a (1) Documentos p. 135. (2) Un articulo may juicioso inserto en 1os diarios de Matanzas Oel 20, 21 22 y 23 de febrero de 1830 supone de mas de 13,000 personas la poblacion de Ia ciudad en aquella fecha. 3

PAGE 40

14 tres libres por cadla esclavo. En el aiio de 1791 resultaban 'en la Iabaria 53 22 25 it 100 ,en 1810 se calcularon estar en las razones de 43 27 30 a 100 por el censo de 1817 se obtuvieron las de 45 26 29 a 100 y en 1827 han resultado 49 25 26 A 100 Desde el penbltimo censo pues, la proporcion en los blancos aparece aumentada en 4 centesimos, y disminuida en 3 la de los esclavos. Las, releciones de las castas en los partidos rurales, varian mucho en los distritos y segun el g~nero del cultivo dominante en las comarcas. Result de los trabajos del Real Consulado en 1811, que en los partidos de grandes plantios de cana y de cafe, los blancos componian apenas de la poblacion (1) y las relaciones de las castas oscilaban entre 0,30 y 0,36 para estos, 0,03 y 0,06 para. los libres de color, y 0,58 y 0,67 para. los esclavos; mientras que en los plantios de tabaco de la Vuelta de Abajo so hallaban las proportions do 0,62, 0,24, 0,14, y en los partidos do crianza de ganados hasta 0,66, 0,20, 0,14. Segun el censo de 1827, y hallando la poblacion do los campos por medio de una deduction, me han resultado en los distritos de grandes cultivos, como son los partidos de las jurisdicciones de Matanzas, Guines &c. los n(umeros siguientes: 0,30 0,02 0,68 0,32 0,03 0,63 y en los partidos de la Vuelta de Abajo y en otros del departamento del Centro 0,50 0,22 0,26 0,67 0,09 0,22 Recordando ahora los numeros que ho deducido antes, comp representativos de la proporcion en que existen las clases blanca, libre de color y esclava en los principales pueblos de la Isla, a saber: 0,43 0,31 0,26 y .comparhndolos al termino medio do la poblacion en los partidos rurales 0,45 0,09 0,45 resulta que, siendo igual aproximadamente la razon do los blancos con el total, la de logs libres do color es 0,22 menor y la de los esclavos 0,19 mayor en el campo que en las ciudades. El restimen general de la distribution en el campo -y en los pueblos, quo contiene la Estadistica en la pag. 2,6 de la ijntro(1). Humboldt p. 160. Documentos citados.

PAGE 41

15 duiceioni (espresado en pates centecimafes para no variar el Orden de lo espuesto) di 57 centecimos a la poblacion total en el campo y 43 center cimos en ]as ciudados (1); y en estos nuimeros log blancos, los libres de color y los esclavos se hallan, en las proporciones siguientes. 0,38 0,6 0,56 en el primer caso. 0,54 0,24 0,22 en el segundo Esta distribution equivale ii las razones siguientes de la poblacion de log pueblos a la del campo; en los blancos :100 : 92,8 en los libres :100 : 49,5 en los esclavos: 29,8 : 100 -Segun la misma obra, log esclavos de las fincas pueden considerarse distribuidos Como 70p en los ingenios, 501j en los cafetales y los 1061; restantes en las demas fincas (2). El anio de 1826 Ia Seccion do arbitrios de la Junta establecida entonces para proponerlos al Gobierno, y de la cual hablarei en su lugar respectivo, eonsiguio reunir algunas noticias de la juirisdiccion de Ia Havana, quo sin duds habrh tenido a la vista, y corregido con datos mas recientes, la comision militar de Estadistica. La masa general de la poblacion comparada ii la superficie de Ia Isla, daba segun el calculo del Sr. Bauza (de ser esta igual a 3.615 leguas cuadradas) (3) 197 individuos por legua cuadrada, suponiendo el minimum de la poblacion de 715.000 individuos. El eenso do 1827, cuya suma total se diferencia bien poco do esta cantidad, ofrece 201,5 habitantes por legua cuadrada de ]as 3.4961 que da a ]a Isla. De una comparacion semejante en cada departamento, resultaron 431,2 en el occidental, 115,8 en el del centro y 106,9 en el oriental. ARTICULO. 2.0 Proporciones entIre los sexos. Examinando compaiativamente los cuatro census por un mtetodo semejante atque acabo de seguir para investigar la relation entree las castas en diversas epocas, he hallado que en 1774 los varones blancos formaban 58 centticimos y las hembras 42; los varones libres de color 52 y las hembras 48; los varones (1) La Junta de Gobierno del Real Consulado, suponia en 181t de 141.000 individuos la poblacion de color en los pueblos, y de 185.000 Ja de los campos. (2) -Introduction p. 26.-(3.) Humboldt.

PAGE 42

16 esclavos 65 y las hembras 35 de sus clases respectiva, y en el total 58 centvsimos los varones y 42 las hemnbras. En 1792, 0,54 log varones blancos y 0,46 las hembras; 0,47 los varones libres de color y 0,53 las hembras ; 0,56 los varones esclavos y0,44 las licmbras; y en el total 0,53 varones y 0,47 hembras. En 1817, 0,55 los v'arones blancos y. 0,45 las hembras, 0,52 los varones do color libres y 0,48 las hembras, 0,62 los varones esclavos y 0,38 las hembras, y en el total 0,57 los varones y 0,43 las hembras. Finalmente, en el -censo de 1S27 resultan ser, 0,54 los varones blancos y 0,46 las hemnbras, 0,48 los varones de color libres y 0,52 las hembras, en los esclavos 0,64 los varones y 0,36 las hembras y en el total do la poblacion 0,56 log varones y 0,44 las hembras. En Paris la razon es de 54,5 pO varones y 45,5 hembras; en Inglaterria 50,3 povarones, y 49,7 p-o hembras; en los Estados-Unidos en 1810, 51 pg varones y 49 p00 hembras. En un pais donde la masa de la poblacion es tan mezclada como en la Isla de Cuba, y en donde las causal del aumento 6 disminucion de los sexos en sus proporciones mutuas esperimentaron mil variaciones, no se adelantaria cosa algiina con profundizar la historia de estas oscilaciones. La grande introduccion do esclavos varones en las principles epocas del triafico, la aplicacion quo de ellos so ha hecho para las tareas del campo, y el descuido con que hasta hace pocos afos so ha rnirado en las fincas el aumento de las dotaciones por medio de la gencracion, han producido la enorme desproporcion quo se nota entre los varones y las hembras do esta clase, en todos los distritos do grandes cultivos (1). En las ciudades, ya el lujo do las familias quo sostiene un niimiero innecesario de criados do ambos sexos, ya tamnbien la multiplication de" tareas domesticas deselppeiiadas por muugeros, hace quo entre ellas y log varon~es existan las proporciones mas naturales do 1 'a 1,4 y en Ia Habana do 1 'a 1,2 (2). En la Isla do Cuba, como en los Estados-Unidos y en otros paises donde una gran parte del aumento do la poblacion blanca es debido 'a emigraciones do homibres, su nfu-nero es mayor quo el de las mugeres. A. Seybert en sus Anales estadisticos do aquellos Estados dice quo en 1810 habia 96,17 mugeros por 100 hombres y que en las epocas precedentes la diferoncia era mayor (3); y (1) Scgun el Sr. B. de Humboldt, la razon de las mugeres 6. los hombres, en la clase ne ra esclava de los ingenious, es de 1 6. 4; y en toda la Isla de 1 6. 1,7.-Eni el partido de Alquizar 41,2 po hemnbras, y 58,8 po varones, esto es en la razons de 1 6. 1,4 segun menciona el Dr. Oliver (Anales de clencias &c. tium. 11.) (2) Humboldt, Ensayo politico. (3) Traduccion francesa por Scheffer pi.g. 95.

PAGE 43

17 con este motivo hace' una observation muy rational, y es quo en los dos idtinmos censos, las mugeres de 16 a 26 anos eran en mayor numero que los honbres de la misma edad, aunque el total de estos escediese al de aquellas.-Mas adelante, al hablar de los nacidos, espondr6 los resultados ciertos quo ofrece la Habana en hi relation de los sexos. Las proporciones en que se han aumnentado las diversas clases do la pobla-. cion desde 1817 a 1827, consideradas en los dos sexos, ofrecen resultados dignos do examinarse. En los blancos, los aumentos asi en Jos varones como ert las hembras, fueron do 30 p$~ en los diez aiios o de 3 pf en coda uno: en los esclavos ha habido un aumenito considerable do hemnbras, pues liega a. 38 p Y los varones solo aumentaron en la razon do 27 ps-. Es de presumir quo la disminuciort del trufico, y el cuidado quo so pone ya (en las fincas bien administradas) de favorecer los matrimonios yr conservar sus hijos, haya producido Ia reposition partial de las dotaciones por mnedio do los criollos, cuyas proporcionos de sexos son raturales; y de consiguiente resulta aumeiitado el femenino, porque ha disminuido la introduction de solos varones. Esto so confirma por el mayor nuimero do nifias 6 hembras menores de 12 ainos que ofrece el ceniso do 1D27; pues eni el total de esclavos pasan do 20 p$3, y on el total do varones solo logan ia 16 po los menores do 15 an~os; proportion quo ciertamente no es la quo ofrecian los dos sexos en las espedicjones del Africa. En los libres do color ha hiabido, segun la Estadistica, una perdida en 10 anios, quo corresponde a 11 po en los varones y a 1 p; en las hembras. La razon en quo so hallan los unos y las otras con el total, es Ia do 48 y 52 con 100. XVeremos luego al examinar los datos de nacidos y muertos, quo los segundos son en tanto n6mero en esta clase especialmlente en los negros, quo rebajando do los indicados como nacidos, los adultos bautizados (1) quo equivocadamente so han confundido con aquellos, resulta una p, rdida efectiva por la generation. Esto confirma los resultados del censo en cuanto a la disminucion do la clase libre do color; pero quo esta perdida fuese en la razon do 11 p$~ en los varones y solo do 1 pQ en las hembras, no puede esplicarse do un modo satisfactorio, y menos careciendo do los esta dos particulares do nacidos y muertos quo debieron servir para el general publicado en Ia Estadistica. He examinado antes la relation quo existia entre las diferentes clases do Ia poblacion en los tres departamen tos; pudiera ahora ofrecer una serie do calculos semejantes con respecto a los sexos; pero este trabajo, poco 6til do por si, y al alcanco do cualquiera, me separaria demasiado do las cuestiones principales quo me he propuesto resolver en este capitulo. Como la poblacion do las ciuidades y pueblos, esth solo indicada por cla(1) Estos negros libres adultos bautizados, son los apresados por los buques ingleses desde 1820 en adelante.

PAGE 44

ses y no por sexos en la Estadistica de 1827, no 6frece esta los datos liecesarios Para hacer comparaciones sobre la proportion en que se hallan aquellos: El censo de la Habana de 1828, aunque en estremo abreviado, permnite a 16 menos hacer este curioso examnen. Resulta pues, que la razon de los varones a las hembpas es en la capital de 100 a 84 en los blancos. 93 a 100 en los mulatos. 78 a 100 en los negros libres. 100 a 85 en los negros esclavos. 100 a~ 100 en los negros en general 100 a 100 en las gentes de color. De esta idtima razon, asi como de la primera, tendre~ que hacer ujso eli 1v sucesivo. ARTICULO 3. Relations entre los nacidos y los muertos.-Movimniento anual de la poblaci on. La Estadistica de 1827 contiene sobre este objeto un resfimen general dd toda la Isla y de cada departamento, del cual pudieran deducirse consecuencias muy luminosas Para corregir muclios de los errores de Jos censos. Pero se ha padecido la inadvertencia de tonmar como nuimero representativo de los nacidos, el de los bautizados; lo cual si es exacto basta cierto punto (1) Para Jos blancos, dista mucho de serlo Para Jos negros libres y esclavos; 1.0 porque en los negros libres bautizados de Ia Hlabana se hallan comprendidos los'llamados emancipados que desde el anio de 1820 son apresados por los buques ingleses; 2.0 porque en los esclavos bautizados se comprenden tambien muchos adultos de la misma procedencia africana (2); y 3.e porque en dichas sumas, no estan incluidos los bautizados en el acto de nacer, cuando fallecen en e1, los nacidos mnuertos, ni los espuestos 6. abandonados en para ges publico. De esto resulta precisamente, que el nuimero de los bautizados, comno representativo de los nacidos, es algo menor del verdadero en las clases de blan(1) Digo hasta cierto punto, porque el numero de nacidos se compone ademas de los bautizados en el acto de nacer, si fallecen en 41, de los nacidos inuertes, y de Jos espuestos en parages ptublicos, y ninguna de estas tres clases se menciona en los libros de bautisrnos. Esa Olaro, ademas, que en las sumas de muertos do color, bay un niumero de bautizados en el acto de fallecer, que no aparece en los libros de bautismos. (2) Estos fueron en las seis parroquias, en nuimero do 561 en el aiio de 1825; de 718 en el~ de 1826; do 611 en el de 1827; de C02 en el de 1828; y de 897 en el cle 182", que bacen_ ,0.89 en Jos 5 ailos.

PAGE 45

19 cos y mnulatos (1), y mucho mayor en la negra; y por la misma razon aparece en esta menor la mortandad relativa a los nacidos y mayor el aumnento por is. generacion, de to que es en realidad. He creido necesario .hacer esta advertencia, porque tanto en las Guias que anualmente se publican en la Habana, Como en otros documentos, se ha padecido igual inadvertencia, haciendo entrar en el chiculo los bautizados en lugar de los nacidos. Luego tendre ocasion de apreciar el error que de esto ha resultado para la Habana. Pero en la falta absoluta de otras noticias de nacidos y muertos en today. la Isla, empleare los resuimenes de la Estadistica para las comparaciones en que voy a ocuparme. (1) No obstante, en la dificultad de hallar para estos dos clases, el 06mero que produce la variation, esto es, el de Jos nijios nacidos muertos fallecidos en el acto de nacer y espuestos, pueden tomarse los bautismos por Jos nacimientos porque es corto el error que resulta.

PAGE 46

A. J BAUTISMOS, MATI{IMONIOS Y ENTIERROS HECHOS EN LA ISLA DE CUBA EN 1827. ~Dcpartamntosi Occidental 7.254 Del Centro 3.559 Oriental...2.115 Totale s..+ 12.928 Blancos. Matrim x. Etcrs 1.156 4.044 456) 1.569 256I 1.019 1.8681 6.632 Pardos fib res. Bautismni. Matrimofl. 786 6.2 7168 44 1.494 138 3.048 244 Exitierrnv. 504 327 548 1.37t .Morenos lib Bautismnos. Mlatrixuon. 1.101 85 421 25' 8 256 31 71.7'78 141 ~res. Eutierros. 1.143 188 242 1.573 ,Pardos Y morenos esclavos.1 Baut isnios 9.344 1.243 2.142 12.729 Matrimtou. 1.221 110 50 1.38I RESCTMENES. Bloncos. Libres. fEsclavoas. Bautismos. Matrinron. Eotierros. Iautisrnos. Matriou. I Etierros. tBautismus. \7atrimn~o. lEititnros. --I-t -___________ _______ 12.928 1.868 (5.6321 4.826 385 2.952! 12.729 1.381 7.081 Eiitierros. 5.491 486 1.104 7.081 Totales general. Bautismos. Mitrimnon. .Entierros. 18.485 2.524 11.182 5.991 635 2.5701 6.007 475 2.1 30.483 3.634~ 16.64~

PAGE 47

Comnparando los nacidos a la poblacion respective en cada clase, resultan las proporcionies siguientes: *en los blanos............. 4 po en los libres de color...........4,4 en los esclavos ............ 4,4 Y los nacidos comparados ai las hembras, dan en los blancos 9 po 6 1 nacido por 11 mugeres en los libres 8 p-Q 6 1 idem por 12,2 idem en los esclavos 12 po 6 1 idEm por 8 idem. Este esceso en los nacidos de la poblacion esclava, debe atribuirse a las razones indicadas al principio de este articulo; pues supomnido la relation de los nacidos esclavos a las mugeres la misma que en los blancos, resultan solo 9.423 nacidos, y la diferencia 3.306 debe de ser de adultos bautizados; :pero aun deben hallarse estos en mayor numiero en la sumna de bautismos, pues la razon de 1 a 11 no es ciertamente la que subsiste entre los nacidos y las mugeres de la clase esclava, sino otra cuyo segundo ttlrmino es mucho mayor. Si las proporciones mencionadas fuesen ciertas, resultaria haber en toda la Isla" 1 nacido' por 25 individuos de ]a poblacion blanca, 1 por 22 en la libre de color, y 1 por .22 en la esclava. De consiguiente la proportion de los nacidos a la poblacion seria menor en la clase blanca que en ninguna de Las otras, no obstante hallarse favorecida por todas ]as circunstancias sociales de la moral, el bien estar &c. Si no obstante la causa de error citada, los nacidos blancos en la Isla son en menor proportion que los de color, esto inducirh a confirmar la observation hecha en Europa, de que las clases pobres son las que mac se multiplican por Ia generation. De la misma manera, comparando los naeidos de Ia Estadistica con el numero de mugeres eni edad de tener hijos, esto es de doce anios arriba, aparecen tamnbien los resultados siguientes a favor de la generation de color. En los blancos 1 nacido por 7,2 [mugeres, y en los de color 1 nacido por 6,7 mugeres. En el departamento occidental, donde el error mencionado dcebe de producir unas diferencias mayores resuita un nacido por 22,7 individuos blancos 6 por 7,2 mnugeres de 12 ainos arriba, y 1 bautizado por 21,6 libres de color 6 por 6,6 niugeres do la misma edad. En el departamento del centro hay 1 nacido por 27,6 individuos blancos o por 7,7 mugeres do las edades mencionadas, y 1 por 27,2 6 por 7,1 mugeres en Ia clase de color, y en el departamento oriental 1 nacido por 22,5 individuos blancos 6 por 6,4 mugeres, y 1 bautizado por 21,5 de color, o por 6,8 mugeres de 12 aflos arriba (1). En ios dos primeros departamentos resultaria pues, un esceso t favor do (I) Estas comparaciones de los nacidos con Ia poblacion y con las mnugeres, hacen sospechar que ha habido muchas omisiones en los census pasados. 4

PAGE 48

22 la generacion de color, y solo en el .tereero seria menos ventajosa a esta clase, segfun la comnparacion de los nacidos a las mugeres -adultas (1. Los muertos comparados a la poblacion en cada clase, dan para toda I& Isla los resultados siguientes: en los libres........... .2,7 en los esclavo... .....2,4 Estas proporciones de mortandad, varian en los tres departamnentos. En el occidental miuere 1 individuo por cada 40,8 blancos de la poblacion, 1 por 27,9 en ios libres y 1 por 35,9 en los esclavos. En el departamento del centro, los nuimeros proporcionales correspondientes son 62,6 47 86 y en el -oriental ...........47 45,8 43 Se puede inferir pues, que relativainente a la poblacion de dada clase, mueren mas blancos y nmnos gente de color en el departamnento occidental, y que el del centro ofrece Ia menor mortandad en todas las clases ; porque aun tomando el nitmero de bautismos por nacidos en las gentes de color, pasa en ellas la mortandad de 63 p-,5 y de 55 pQ en los blancos del primero, y en el segundo la razon de los muertos a los nacidos es, en los blancos como 44 a 100 y en los de color conmo 41 a 100. Varian todavia muas las proporciones de mortandad si se compara la respectiva a cada una de las castas en el campo y en las ciudades. El, Sr, B. de Humboldt dice que hay ingenios donde mueren de 15 a 18 pO y en los bien arreglados de 6 a 8 pg. La mortandad de los negros recien llegados era de 10 a 12 p -. Segun las observaciones del Dr. Oliver en el partido de Alquizar, Blonde existen mnuchos cafetales de los inas considerables de la jurisdiction de la Habana, la mortandad general en el au~o de 1821 fue de 4,2 pg, 6 de un muerto por cada -23,5, y considerada en las clases blanca y de color, en Ia razon de 3,9 p de la primera, y de 4,3 en Ia segunda, es decir un muerto por cada 25,6 blancos, y 1 por cada 23 de color (2). En toda la Isla mnuere un individuo por cada 1,8 bautizados, y considerando solo las castas, resulta 1 muerto por cada 1,9 na-cidos en los blancos, y 1 por cada 1,7 en los de color (3). (1) En Francia, donde sobre una poblacion de 31.851.545 individuos ha habido 980.196 nacidos, 6 sea 3,1 pa de aquella, 6 bien un nacido por 31,5 individuos, Ia razon es tnenos favorable que enl Is departarnentos de la Isla. (2) ease ]a Topog. vegetal, geol6gica y medica de este partido, escrita por el mencicnado Dr. D. J. J. Oliver, t' impresa en los Anales de Ciencias-Habana. (3) En Francia, donde la mortandad era de 1 por 40 hace 12 anos, se ha aurnentado en 'los 6ltimos a 1 por 391t.-El departamento de CaI'.ad~s solo pierde de sus individuos, el de Finisterre '6 En Inglaterra 1 por cada 57, y en los Paises-Bajos 1 por cada 39 individuo.

PAGE 49

23 Los numeros que representan el aumenito dwlos nacidos sobre los muertos en las diversas clases de blancos, mnulatos fibres, negros libres, mulatos y negros 'esciavos, son las siguientes: 48,'? 57,7 11,5 44,3 pa de los nacidos (1). Llama la atencion el tercer numero que solo dii una diferencia tan corta de los nacidos sobre los muertos, no obstante que, coma he dicho antes, el rlimero representativo de los negros libres nacidos, contiene en esceso todos los adultos bautizados en el an~o. La diferencia en el departamento oriental es solo de 14 individuos ii favor de los nacidos y'de 205 enr toda la Isla, nuimero menor que el de emancipados bautizados, que deducidos del total, dan una mortandad anual escedente ii los nacimientos. No sera cual causa 'atribuir esta ptrrdida estraordinaria en una clase, la mas privilegiada de las de color, tanto por su posicion social comno por el genero de trabajos moderados ii que se entregan. En las clases de color del departamnento oriental se advierten diferencias notabilisimas en las mortandades respectivas. De los negros libres resultan muertos casi un numnero igual al de los nacidos; y en los mulatos, la razon es solo de 36 a. 100. Esta coincidencia de la gran mortandad en la clase libre de color, con la disminucion de la misma que ofrece el padron de 1827 comparado al de 1817, demuestra que, si son ciertos lo. elementos numntricos empleados en el mas reciente, no se netesita suponer error alguno en el anterior para esplicar ]la causa de'Ia dism-inucion observada, corno indican los autores de la Estadistica en las notas del, resumen general. Por otra parte, son tantas las circunstancias que influyen en el aumnento 6 disminucion, aparentes 6 verdaderos, de las castas de colores medios y de las libres, que no es siempre exacto el atribuir sus oscilaciones ai la menor o mayor mortandad. Mas con respecto ii los numeros del censo modlerno debe de haber algun otro error, pues asi por ei gran numero de esclavos que consiguen cartas de libertad, coino por Ia misma razon del aumnento anual que resulta por Ia generation en Ia clase fibre, debia ser &ista mayor que en 1817. La equivocacion ii mii entender, debe buscarse en el censo que ofrezca numeros menores, pues es notable que existiendo por el de 1811 114.000 libres de color y 114.058 en el de 1817, baje el, nuimero ii 106.494 en el de 1827. Antes de concluir este articulo, voy ii ofrecer un estracto de las observa(I Las proportions que en este ccilculo deduce equivocadamente Ia Estadistica, son 40,9 54,8 11,4 55,6 y 45,7 en el total, en lugar de 48,7 57,7 11,5 44,3 y 45,3 En Francia la ventaja de los nacidos sobre los muertos, fue de 189.071 individuos en el afio de 1829, que viene a ser solo 19,2 p ade los priw~eros.

PAGE 50

:24 ciones que sobre la poblacioiwde Matdnzas, se han publicado recientemexite (1). Desde 1816 it 1829, lia habido 4.272 bautismos y 2.941 entierros de blancos; 6.287 bautismos y 3.848 entierros de las gentes de color: lo cual da en 14 afnos una diferencia t ,favor' de lof nacidos de 431 en la primnera clase y de 2;439 en la segunda (2). 'En 1829; los nacidos estabanecon ia polaeion =en la kazon de 1 ht13,,9, losmnaertoa non la. raisma en, Ia de 1 at 18 y los miuertos con los nacidos en la de, 1 .a '1,09. en. los blancos, y -en los de color las;,r,&zones anitlogas eran del 1,_ 10,;7 de 1 a 15,3 de 1 it 1,4 _De eslas cow pdIracionies deduce el autor, eque de cada 18 personas muere una entre los blancos y una por eada 151 en los .de color; mortandad ciertamueate estraordinari, que se atribuye en el articulo citado at los peligros de la aclimatacion en los primeros (3). ARTICULO 4. .Matrirnonios. _Segun la Estadrstica se ha contraido en Ia Isla, durante el yai'o i que se refiere, 1 matrimonio por eada 194 individuos, "y consideipadq separadarnentelas clases do la poblacion, resulta 1 mnatrimnonio por 166 individuos .blancos (4),,por 236 mulatos libres, por 347" negros libres y por, 207 esclavos. Esto prueba que son hoy dia mas frecuentes los matrimonios entre los esclavos que entre los libres de color; circunstancia bastante notable, que prueba inucho en favor de la filantropia de los anios, que tanto en las. fincas, como ,en las ciudades favorecen Ia union legitirna de sus esclavos; al paso que los, libres abandonados it una corrupcion cadla vez mas estremada, emplean solo los recursos ,de la idependencia en que viven, para aumentar sus vicios, su desidia y su imprevision. (1) Diario de MVatanzas del 20, 21, 22 y 23 de febrero de 1830, articulo de D. Jayme Badia del comercio de aquella plaza. (2) Sin duda se ha coinetido en estos ccilculos, el mismo error que lhe esplicado antes, de tomar los bautismos por los nacidos. (3) Quizas se ha incluido entre los entierros todos Jos de estrangeros, tropas, marineria y negros quo se envian del campo ai morir en ]a ciudad; y comno estas clases no entran a formar la poblacion permanente, resulta muy aumnentada ]a mortandad comparada a, ella. Ademas, en las notas de muertos estractadas de los libros parroquiales, no habria omisiones G pero cuasntas se habran cometido en Ia formacion del censo ? (4) En Franciaresulta un matrimonio par cadla 134 individuos, en Inglaterra 1 por 133;, en los Paises-Bajos 1 par 131L

PAGE 51

E xaminando los mismos datos de la Estadistica, para cada departamento, se liallan los. niiuneros siguientes comno representativos de los individuos que por cada. matrimonio contraido en un aijo, resultan en las clases Blanca, libre de co for y' esclava.. Departamento occidental 143 319 161 Departamento del centro 215 351 66 Departamento oriental.. 182 214 949 Los matrimonios blancos son mas frecuentes en el departamento occidental que reune las ciudades mas ricas y civilizadas de la Isla; pero es bien digno de notarse que relativamente a la poblacion blanca y esclava ofrezcan tan corta diferencia los mnatrimnonios contraidos al paso que el del centro manifiesta una proporcion mas de triple en favor de los matrimonios esclavos comnparados a los blancos. Que causas pueden influir en esta escasez estraordinaria de casamientos en la clase blanca, cilando Ia esclava ofirece Ia favorable proporcion de uno por cada 66 individuos al ano? Scria preciso reconocer el estado de las fortunas en la clase blanca, examinar el grado de moralidad de las familias y el cuadro que presenta la sociedad domestica y puiblica en este departamento, para responder de un modo exacto, aunque probablemente poco satisfactorio, a esta cuestion de. estadistica moral. Tomnando colectivamente las gentes de color, resulta un matrimonio al anio por cada 240 individuos en el departamento occidental, por 209 en el del centro y por 581 en el oriental. La desproporcion que d& este ultimo procede de to poco favorecidos que son en el los matrimonios entre esclavos, lo cual presenta un verdadero contraste con los otros. Es de sentir que la Estadistica jiltimamente publicada no conteriga ni el tnimero de. los matrimonios existentes, ni el de los celfbrados en un anio, en las ciudades principales de la Isla; de cuyos datos se podrian sacar consecuencias muy importantes sobre ci bien estar -y Ia moralidad de las familias blancas en cada una de ellas y de los progresos de la misma en las de color (1). (1) De las observaciones que ha reunido el Pbro. D. Justo Velez, Director del Colegio Seminario, en 38 partidos de Ia jurisdiccion, sobre bautismos, matrimonios y entierros, resultan las proporciones siguientes. En los blancos. En los de color. Los nacidos d los casados.. :6,34 :1 8,12 1 Los mnuertos ai los casados.. .2,31 1 3,84 1 Los nacidos ai Jos muertos ..::2,66 1 2,11 :1 Los bautismos ai la poblacion.::1,21 :39 1,24 :44 Los mnatrimonios ti la mismra.: :1,141 :30 1,188 : 56 Los entierros idern..........1,56 :85 1,51 : 86 hNota mianuscrita inedita.

PAGE 52

Con respecto a la Hlabana, el censo de 1828, d& como existentes 6.238 matrimonios blancos y 3.283 de color. Comparativamnente a la poblacion resultan 38 p-O varones casados y 431 phembras en ambas clases. El niimero de' vacones solteros asciende a 58 p81 y el de hembras a 381. El articulo impreso en Matanzas, que he tenido ocasion de citar antes, ofrece tambien los matrimonios verificados durante los 14 aiios transcurridos desde 1816 ai 1829, y Mlegan al total de 747 para los blancos y 315 para los estrangeros y gente de color criolla. La relation de ellos a la poblacion era de 1 a 95 en el ultimo aijo entre Jos blancos, y de 1 a 244 entre las personas libres de color; los matrimonios celebrados en los aiios de 1826, 1828 y 1829 estan en razon de los n(Imeros 1, 2, y 4 entre los blancos. Se ve pues, que la frecuencia de los matrimonios es mucho mayor en Matanzas que en la Habana y quo en ningun otro punto de la Isla. ARTICULO 5. Observaciones y comparaciones estadisticas sobre la ciudad de la Ilabana en el quinquenio de 1825 a 1829. Son innumerables las aplicaciones de Ia Estadistica y las consecuencias que pueden deducirse deC los datos de la poblacion, tanito para el gobierno como para la moral puiblica, la salubridad de las ciudades &c. Mas para que las noticias estadisticas sean susceptibles del mayor numrero posible de aplicaciones, se requiere que estens dotadas de suma exactitud y precision, y que al reunirlas no se haya dcscuidado ninguna particularidad notable, ni dejado de corregir c ualquiera causa de errores, tan faciles de cometerse en las operaciones de esta clase. Las que he verificado para el trabajo cuyo resiimen forma el objeto del presente articulo, puedo asegurar que reunen las circunstancias necesarias para inspirar la mas completa couianza, pues todo lo he hecho personal'nente, no atreviendome a confiar a nadie la reunion de los datos numerosisirnos y de molesta redaction, que debian lienar mis estados. Los documentos de donde he tornado todas las noticias, fueron los libros parroquiales de las Iglesias del Sagrario, Santo Angel, E spiritu Santo y Santo Cristo intramuros, y de Nluestra Senora de Guadalupe y Jesus Maria estramiuros, para los cinco aios transcurridos desde 1825 ai 1830. He recorrido los libros tae bautismos, asi de blancos como de gente de color, partida por partida, examninando en cadla una el sexo, la condition de legitimo a ileg timo y el dia del nacimiento. Esta jiltima consideration he debido tenerla presente, porque en 1 Hfabana los bautismos de los nifios se veriflean a los 20 dias, ai los 2, 3 y nms mnises de nacidos; ya por no esponerlos a la impresion direct de' la at-

PAGE 53

mo~sfera, ya por efecto de la costumbre. Por este rnedto lhe conseguido format' tablas de Ios nacimientos por meses, mntnos en aquellos casos en que no he haIlado las fechas. En los estados de nacidos de color que he formado, no se cemprenden los otdultos bautizados procedentes de la costa de Africa., tanto esclavos ccmo fibres; pero si he agregado todos los nii~os bautizados en el acto de morir y los espuestos en parages piibhcos, que constan en los libros de muertos. Por un sistema igualmente individual he recorrido las partidas de estos, en las seis iglesias mencionadas y para los dichos cinco aiios, formando de este miodo estados de la mortandad por sexos, por edades, por mieses y par condiciones de legitimnos a ilegitimos. Ademas de los estados de mortandad, en las parroquias, he formado otros de la acaecida en los hospitales generales y militares. Finalmente, para los matrimonios he examninado cuanto me ofrccieron las partidas, at saber; estado de solteria 6 viudez en cada uno de los contrayentes, blancos 6 de color, y Ia condition de libre o esclavo en los segundos, sintiendo que los libros no hagan mention de las edades respectivas, de las profesiones &c. He formado estados particulares de cada anio y parroquia, generales de cada parroquia en los 5 ainos, de las 6 parroquias en cada aijo, y de las 6 parroquias en los 5 anios; esta cir cunstancia y las varias consideraciones con arreglo ia las cuales hie redactado las tablas, asi do nacidos como de muertos, matrimonios &c. si han hecho de mi trabajo una tarca minuciosisima y en estremo dilatada y fastidiosa, han contribuido a la exactitud, pues en las sumas generales comparadas aparecian los errores mas pequcinhs, que me era preciso buscar y corregir. Asi puedo asegurar, que no contienen unlo solo los estados que comnprenderai este capitulo. He creido necesario dar esta esplicacion del imetodo que he seguido, para que las personas que quieran servirse de estas noticias, las puedan toma~r con toda la seguridad que merecen.

PAGE 54

l.0-Nacidos. ESTADO DE NACIDOS POR. SEXOS DURANTE EL QUINQUENIO. BLANCOS. SEXOS. 1825. _I1826. 1827. 1828. 1829. TOTAL. medfo Varones ....................8421 774 785 830 809 4.040 808,0 Hernbras...................756 *762 795 828 821 3.962 792,4) Totales.........1.5981 1.536 1.580 1.658 1.630 8.0021.600,4! DE COLOR. Varones .............. 77b 911 878 865 797 4.226 845,2 Heinbras ...................825 838 781 784 796 4.024 804,81 Totales .............. 1.600 1.749 1.659 1.649 1.593 8.2501.650,0 Totales generales .... 3.198 3.285 3.239 3.307 3.223 16.252 3.250.4 De este estado resulta, que los nacidos varones son a las hembras como 1,0196 a 1 en los blancos. 1,0502 ,, 1 en los de color. 1,0288 ,, 1 en el total. 6 lo que es lo mismo 50,5 pU varones y 49,5 hembras en los blanco. 51,4 y 48,6 ,, en los de color. 50,8 ,, y 49.2 ,, eu el total. IDe consiguiente, nacen proporcionalmente mas varones que hembras entre las gentes de color que entre los blancos. En Francia, por resultado de 9 aflos de observation desde 1817 a 1826, se ha hallado la razon de los varones a ]as hembras nacidas, ser la de 1,0656 ai 1; y durante 13 arios de 1815 5 1827 se hall6 en Paris Ia de 1,0408 a 1: ambas mas ventajosas para los varones, que Ia de la Hlabana. La relation hallada para toda la Francia, se ha observado que era igual tambien en el medio-dia, y de consiguiente que, it lo menos en la estension de su territorio, parecia independiente de la variation del clina (1). (1) Memnoria de Mr. Poisson leida en ]a sesion de 8 de febrero de 1829 de la Academia Real d& Ciencias de Paris.

PAGE 55

2 9 En Holanda, segun 'las tablas de Mr. Quetelet, la razon de los varones a ]as hembras entre los nacidos, es como 1,1727 a 1 6 51,5 pg. varones y 48,5 pGhembras. En la ciudad de Amberes, la razon observada fue de 1,0272 a 1, u 50,7 pAs varones y 49,3 pg. hembras : casi igual a la que ofrece la Habana en sus totales. Comparando los nilmeros anuales del estado anterior, se deduce 'que la razon de los nacimientos de varones a hembras, tanto en los blancos comno en los de color, no fue una misma en todos los aflos BLANCOS. jDE COLOR. 01 VARONES. HEMBRAS. J VARONES. HEMBIRAS. 1825 52,9 47,1 p .48,4 51,6 pg 1826 50,4 49,6 ,, 52,1 47,9 ., 1827 49,7 50,0 ,, 53 47 ,, 1828 50,1 49,9 1, 52,5 47,5 5, 1829 49,7 50,3 ,, 50 50 ~ Parece pues, que el nuimero de las hemubras nacidas ha aumentado proporcio-. nal y progresivamente en los blancos y dismi~nuido en las gentes de color. Si se quiere examinar esta mnisma relation de los nacidos en Jos diversos barrios 6 parroquias de la Habana, los estados parciales que he formado proporcionan el hacer comparaciones no menos curiosas, que reunidas a otras que xnencionara mas adelante, ya sobre las condiciones de los nacidos, y a sobre ]a mnortandad, pueden inducir a resultados muy importantes que indiquen la influencia del lujo 6 do la escasez, de Ia moralidad 6 del abandono, do Ias posiciones locales sanas y enfermizas &c., en Ia procreacion y ]a mortandad de los habitantes de esta ciudad. Ocupaindome ahora en las relatives a nacimientos, los estados parciales dan las razones siguientes de varones a hemnbras en cada parroquia y en la Casa do niT~os esp/ sitos, por t.rrnino medio de los cinco. afios observados, Par-oquias. Sagrario...... Santo Ange.... Espiritu Santo...I Santo Cristo. Guadalupe.. Jesus Maria.. Casa de esp(%sitos. En lus blancos. como 1 ai 1,202 ~ 1 at 0,900 SI a 1,031 ~, 1 a 0,847 ~ 1 ai 0,956 ~ 1 u 0,958 ,,1 a 1,011 En los de color. Como 1 a 1,029 ~ 1 a 0,995 ~ 1 a 1,062 ~ 1 a 0,338 ,, 1 i 1,001 ,, 1 a 0,812

PAGE 56

30 Es notable ciertamente el numento de hembras sobre varones que ofrecen las parroquias del Sagrario y del Espiritu Santo asi en blancos Como en gentes de color, y en estas tambien la parroquia de Guadalupe. En algunos ai~os el esceso en aquellas fue de mucha consideracion, por ejemplo en 1826 que la proportion result de 1 a 1,6. Con respecto a ha Casa de esp6sitos, los airos en que se ha observado un esceso de hembras sobre varones entrados, fueron los de 1827 y 1828. 2.0-Razon de kegtios ii ilegitimos. Pasando de la consideracion de los sexos entre los nacidos ii la de legitimnidad o ilegitim-idad, he deducido el estado siguiente para los cinco ai~os del lustro. ESTADO DE NACIDOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS. B LAN COS. 1825. 11826. 1 1827. 1828. 1829. Iinam edjo. Legitimos .......... 1.102, 1.0381 1.089 1.094 1.109 5.432 1.0864,4 Ilegitirnos ..................4961 49S~ 491 564 521 2.570 514,0" Total~s.........1.5981 1.536 1.580 1.658 1.630, 8.002 1.600,4 DE COLOR. Legitirnos ..................582 616 530 534 519 2.781 556,21 jIlegitimos .................1.018 1.113 1.129 1.115 1.074 5.469 1.093,8 Totales.............. 1.600 1.749 1.659 1.649 1.593 8.2501.5, Totales generales. 3.198 3.285 3.239 3.307 3.223 16.252 3.250.4 Resulta, comparando los termninos medios anuales que da. el quinquenio, que la razon de los niiios legitimos a los ilegitimos nacidos es de 2,11V36 a i tpara los blancos. 0,5085 a 1 para los d,> color. 1,0216 a 1 para el total.

PAGE 57

31 Es decir, estableciendo la comparacion por centesimos comno se hizo antes para los sexos, 67,8 p$ legitimos y 32,2 po ilegitimnos en los blancos. 33,7 ,, y 66,3 id. en los de color. 50,5 ,, y 49,5 id. en el total. Ninguna capital ni pueblo de Europa escepto Stocolmo, ofrece unos resultados semejantes, y son faciles de deducir las consecuencias que producirai en los lazos sociales y de familias, un nu.mero tan considerable de individuos, que Ilega casi a la mitad de la poblacion, sustraido a la bentifica influencia del matrimonio. Las proporciones observadas en Francia en estos {ittimos anos fueron de 92,2 ps legitimos y 7,4 ilegitimnos. En Paris de 80 a 75 legitimos y do 20 a25 ilegitimos, y en algunos barrios 85,3 lkgitimos y 14,7 it-gitirnos; csto es, ilegitimos algo mas de la stiptilna parte de los nacidos, cuando en Ia Hlabana el nuimero de hijos ilegitimnos Ilega a un ttircio prcximamente dle loS nacidos, solo en la clase blanca. En esta parte Ia capital de Suecia ofrece un (jemplo aun mas notable. Segun los trabajos de la cormision de estadistica presentados al Rey en 1828, Ilegaba el numero de bijos ilegitimnos en aquella ciudad 36,3 pde los nacidos, en las otras ciudades era de 17,4 y en los campos solo de 5,4 p; proporcion inucho menor si se compara a Ia de Ia capital y ii la total de la Francia, pero mayor que la de algunos departamentos que comprenden ciudades populosas. En Inglaterra Ia razon de los nacidos legitimos a los ilegitimnos es de 92 pode los primeros y 8 po de los segundos, tamnbien mayor que la de Francia. Comparando los legitimos a ilegitimos nacidos en cada uno de los cinco anios, asi en la clase blanca como en las de color, se hallan las proporciones si guientes: RAZON ENTRE LOS NACIMIWNTOS LEGITIMOS E ILEGITIMIOS. .Ajes. Blancos. De color. 1825 comno 2,2205 :1 como 0,5717 :1 1826 1, 2,0803:1 ,, 0,5436 :1 1827 ~, 2,2171 :1 ,, 0,4694 : 1 1828 1, 1,9397 :1 ,, 0,4790:I 1829 1, 2,1287 :1 ,, 0,4832:1 De donde puede inferirse que Ia desmoralizacion en esta parte, mas biers aumenta qjue dismninuye en las gentes de color.

PAGE 58

Reeorriendo log estados particulares de Tas parroquias de la H-abana, tie hallado que los nacimientos legitimos con los ilegitirnos en cads una, no est~n en una rmisma razon, Los legitimnos blancos a los ilcgitimos en la del Sagrario, como 5,5 :1 en Guadalupe .......,, 4,9 :1 en el Espiritu Santo ,, 4,4 :1 en el Ange.1...... ,, 3,3 : en J,,sus Maria.......,, 3,2 :1 en cl Santo Cristo ,, 2,8 "1 En las clases de color en Jesus Maria, como ... 0,69 :1 en Guadalupe......., 0,56:1 en el Sagrario.. ..... 0,52 : 1 en el Espiritu Santo ,, 0,42: 1 en ei Santo Cristo.. ,, 0,10 :1 en el Angel.........,, 0,36: 1 Por estas comparaciones se puede conocer cuunto influye en las costumbres piiblicas y privadas, el grado de riqlueza 6 de co~modidad de las familias. Los barrios del Angel, del Santo Cristo y d(; Jesus Maria, que reunen el mayor nuinero do las famnilias blancas neecsitadas, son tumbien los que ofrecen mayor nn inero do nacimientos i legitimos, y al contrario los de la Catedral, el Espiritu Santo y la Salud. Y entre la gente de color el barrio de Jesus Maria, que contiene muchas famnilias acomnodadas do esta clase, presenta una proportion fa-, vorable a los nacirmientos legitimnos, lo mismo cue el de la Salud y la Catedral, y por el contrario los barrios del Angel y del Santo Cristo. El geinero de Vida, la clase do profesiones ui oficios que desempe:an los vecinos respectivos y otros muchos datos seinejantes., debon tomarse en considcracion para formar estos calculos con mas acierto. El Anuario do' la oficina de longitudes do Francia, Mr. Hoffman en Prusia, Mr. Hassel en Wesphalia, y recientemente Mr. Prevost (1) en Ginebra y Mr. Poisson en Paris, han publicado comparaciones semeojantes sobre los nacidos varones y heimbras legitimos e ilegitimnos; y sus observaciones unidas a las de otros sabios, han demnostrado que los nacimientos masculinos son en mayor niimero quo los fornoninos. Todo induce a creer quo algunas causas fisioil+gicas infiuyeni en la production de este fens meno tan unriversalmente observado, causas quo tal vez el tiempo descubrirh, asi como las espericencias de Mr: Girou demostraron (1) Del feat) de la legitimindad sobre laz praporcton de los nacimientos de diversos sexos. (Biblioteca universal octubre 1.929.)

PAGE 59

3J Iss que determinan en algunas especies de ahimales, el sexo de su progenitutra (1) Ademas de esto, como observa Mr. Prevost en sun memoria citada, los nacitnientos humanos presentan result dos que no parecen depender de una cause puramente natural 6 fisiologica, y que sin duda deben atribuirse a las instituciones sociales que caracterizan it nuestra especie. Recientemente en Francia se ha demostrado y despues en algunos ostros paises, que los nacimnientos legitimnos proporcionan un esceso de varones muy superior al que ofrecen los nacimientos ilegitimos (2). Deseoso yo de reconocer si esta ley existia en la Habana,. he estractado de los estados parciales las .parWias necesurias para descubrirlo. ESTADO DE LOS NACIDOS LEGITIMOS E ILEGITIMOS PORI SEXOS. BLANCOS. CLASE. SEXO. 1825. 1826. 1$27. 1828. 1829. TOTAL. Anonmedio. Legtm. Varones........ 573 527 566 563 530 2.779 555,8 ilembras....... 529 511 523 531 559 2.653 530,6 1etms. Varones........ 269 247 219 267 259 1.261 252,2 He mbras....... 227 251 272 297 262 1.-309 261,8 -DE C OLOR. Leg'imos. Varones........ 280 321 273 273 260 1.407 281,4~ Hembras... .. ..301 295 257 261, 2,59 1.373 2 74,6~ Ni 'rns Yarones........ 494 590 605 592 537 2.818 563,6 ~Hembras....... 524 543 524 523 537 3.151__630,2 Del cual se infiere, por termino medio de los cinco aihos, que en cada 100 blancos legitimos hay 51,1 varones y 48,9 hembras, y en igual DLmero de ile-~ giltimos 49 varones y 51 hembras ; en las gentes de color en 100 nacidos legitimos 50,6 varones y 49,4 hembras, y en los ilegitimos 47,2 varones y 52,8 hemnbras; y finalmente, que coinparanrdo los totals resultan en los legitimos 51,6 (1) Nemnoria del caballero AMr. Girou d~e Bvzareingves, leida en la Academia Real de Giencias de Paris en abril de 1827, 6 im~presa en el torno 11 de los ARiales de ciencias naturaljes. Paris. (2) Letter.... on proportionate timber of births of the trw sexes. De Mr. Babbage, citada par Mr. Pre vost.

PAGE 60

~34 varones y 48,4 ;hen bras, y en lost. ilegitimos 47,1 varones .y 52,9 hembras. De"' conisiguiente _estas observationes no solo confirman las hechas en E~urapa recientemente sobre que en los nacimientos legitimos el numero de varones es propor cionalmente mayor que en los nacimientos ilegitimos, sino que ademas -ofrecen otra consecuencia. aun mas notable, a saber: que en l08 nacimientos ilegitimos el numero de varones es menor Aiempre en la Liabanas que el de las hembras, al contrario que en los l egitirnos. He aqui un estado de la relacion en que se hallan los nacimientos de los dos sexos, fijando en 10.000 el nuimero de nacidos que sirve de antecedente todas las razones, y el cual nuimero espresa constanternente los nacimientos femeninos. A este estado que se halla en la memoria de Mr. Prevost, le he aumenfado la r azon observada en la Habana (1). LEGITIOS. J'~,.iero ddf ILEGITIMOS. Nfumero deb n acimientos -;cim entos. lie nbras. Varones. observados. Hembras. Varones. obser-vados. Francia............... 10.000 10. 57 9.656.135 10.000 10.484 673.047 Napoles ................10.000 10.45' 1.059.055 10.000 10.367 51.309 Prusia.................10.000 10.609 3.572.251 10.000 10.278 212.804 Wesfalja.................10.000 10.471 151.169 10.000 10.039 19.950 Momple ller.... 10.000 10.707 25.064 10.000 10.081 2.735 Habana. ....4........ 10.000 10.397 8.213 10.000 9.145 8.039 N.o total de observaciones. ,, , ,1A72.097 ., , 1.021.884 Razon media 10.000 10.549 , 10.000 10.066 (1) Los que quieran ver este fenomeno de los nacimientos masculinos escedentes a Jos' femeninos, sometido at calcxlo de las probabilidades,pueden. leer las memorias de Mr. Pre-' vost de Ginebra en el nuin. de octubre de Ia lPiblioteca universal, y de Mr. Poisson en el noveno vokimen de ]as memorias de la Academia Real de ciencias de Paris y su estracto eh el tomo 40 de lus Anales de quirnica': i

PAGE 61

3K 3.0-Aadmientos por 'megeM ESTADO DE NACIDOS POR NIESES DURANTE EL QLINQUENIO. M ESES. Enero ................. Febrero.............. M1varzo.............. Abril ............. .... M1ayo .................. JUnjo................. Julio ................... A gosto ... ............. Setiembre.............. Octubre ................. Novieinbre ............... Diciernbre.............. Total........... B nero ............ Fe bre ro........ ........ M'arzo................. Abril.................. Mayo.................. Junio................. Julio ............ 4...... A gosto ............ S,tiernbre............... Octubr .............. Noviemubre ............. Dicicinbre............. BLANC OS. 1825. 123 115 125 106 124 131 138 137 151 152 145 151 1.598 1826. 129 120 116 123 121 139 124 129 150 147 129 109 1.536 1827. 129 117 138 132 ,121 120 1,16 140 146 137 1139 134 1 $13 3 130 120 159 125 129 117 13, 131 168 150 158 1829. 110 91' 101 116 143 140 166 150 148 168 149 148 624 573 600) 636 634 659 661 694 736 772 713 700 1.580 11.658 I.G30 8.002 0 0 124,8 114,E 120,0 127,2 126,8131 ,A 132,2 138,8 147,2 154,4 142,6 140,0 1600,4 DE COLOR. 140 99 118 115 120 120 126 153 145 137 151 166 Total ............1.600 Total general.....3.198 153 136 136 141 149 122 132 118 130 141 115 131 149 154 153 145 182 156 152 130 149 147 149 138 1.749 1.6639 3.285 3.239 174 114 128 141 130 109 134 143 144 149 121 162 1.649 3.307 100 703 140,6 96 596 119,2 110 627 125,4 132 638 127,6 130 651 130,2 143 620 1241,0 135 698 139,6 147 741 148,2 133 760 152,0 168 736 147,2 138 706 141,2 159 774 154.8 1.593 8.250 1650,0 3.223 16.252 13250,4 1 Examinando las partidas pertenecientes a cada mes, asi en los blancos cowo en los de color, se deduce que en general los *meses frios han sido los

PAGE 62

16 mnas favor ables para las concepciones. y .mnosfios calilentes. Reuniendo las par. tidas do blancos y de color, resulta por terrnino medio del lustro, ser mas favorables en Ia Habanapara' la concepcion de la especie humana, los meses doe febrero, enero, abril, diciembre, marzo y noviembre, y menos favorable los de junio, julio, agosto, octubre, setiembre y,mayo. Mr. Villerm ha publicado en 1529 on Francia una memoria sobre la distribucion por meses de las concepciones y de los nacimientos en la especie humana (1) : ha reunido los nacimnientos acaecidos en diversos puntos de Ia Francia desde 1819 a 1825, y do las comparaciones que ha hecho eutre los-doce meses, 4e1 afro, lresultan en el--orden siguiente, los seis en los cuales son mas frecuentes los nacinientos; "febrero, marzo, enero, abril, noviembre y diciem'bre, y do consiguiente mas favorables para las concepciones, los siguientes; junio, julio, nlayo, agosto, marzo y enero: casi todos de los seis consecutivos, quo comienvan entre el solsticio de invierno y el equinocio de -primvera, es decir durante que el sol se aproxima al emisferio del' norte y se eleva sobre 'su horizonte. Este hiecho parece indicar la influencia de 1a luz y del calor sobre el deseo do Ia propagation. Con, respecto a los meses mnos favorables para .ella, parece debian ser por esta regla' aquellos en quo el sol baja mas sobre el horizonte 6 los de invierno; pero las observaciones do Mr. Villerme prueban quo en Francia la. ,6poca de m--hos concepciones es el otoiio, preeisamente la en quo muestran mnas ardor los animales rum-iantes. De los trabajos del Consejo de la ciudad do Nantes (2) resulta quo alli los meses de verano son tambien mucho mas favorables a Ia poblacion que los do invierno, pues en novicmbre, diciembre, enero y febrero, solo habian sido concebidos 776 niflos, y en junio, julio, agosto y setiembre 91o. La comision do estadistica do Suecia (3) ha deducido por los datos pertenecientes a los dos lustros o quinquenios de 1,816 a 1825, que el mnes do sotiemnbre era el do mayores naciientos en aquel pais, y junio el de menos; es decir mas favorable el de encro y mnos el do octubre. El Segundo dato cointide exactamente con el hallado en Francia, y el primero con el quo ofrecen las obsorvaciones do Ja Habana. Esta diversidad debe proceder de .la. alteracion quo egercen las instituciones y las costumbres en Ia verdadera icy quo la, naturaleza sigue en Europa, y hubiera convenido para Ia mayor exactitud y clari(1) De Ia distribucion por mneses de las concepezones y de los nacimientos en el hiombre, consuieradlu en sus relations con las estaciones, los climnas, cl retorno peri6dico anual de las' ,pocas de trabajo y de repose, Ia cdwn'Iuncia y-la escasez de Los viveres, y con algunws insI tituciones y costumnbres sociales. De esta menioria, se Icy6 tin infornc favorable en la sesioa del 4 de mayo 1829 de la Acadcemia Real de ciencias de Paris. (2) Insprenta de Mellinct Mlalassis. Mantes. Emlpezaron cstos ilnforrues en 1826. 3) Revista~cnciclopedlca. Fcbrero dog 18?!.

PAGE 63

37 dad de )as consecuencias, presentar los resultados de cadla distrito, y en particular de los puramente rurales con separacion de los que han ofrecido las ciudades muy populosas. Probablemente, ai medida que se aumente el numero de observaciones dc este gnhero en varios climas, se descubriran leyes diversas para cada uno, en razon de su mayor 6 menor proximidad al ecuador y altura sobre el nivel del mar. De las observaciones que hice en la Jiabana, pueden deducirse muchias consecuencias comparando la ley de las concepciones mensuales en cada ano. Para esto, conviene tener ?a la vista los estados meteorol,(;gicos quo espresan las ;'pocas do mayor&rmenor calor, de mas 6 m~nos constante humedad &c. El estado signiente ofrece el resaimen de las temperaturas medics mensuales de los cinco ailos del lustro, estractadas de los estados generales que he publicado anualmente en Ia Ilabnna () IESTADO DE LAS TEMPERATURAS MEDJAS.\MENSUALES. MESE S. Enero .. .......... IFebre ro .......... Marzo ............ A bril......* ..... 1\Iayo .. .......... J ufll( .. .......... Julio .............. Agosto .......... Setiem~bre ......... Octubre........... ZNoviemnbre ........ 2Diciembre ......... 1825. 1826. 2 10,42 220,85 33"0,72 240, 15 25 ,06 280,12 280,22 250,35 280,52 270,35 23',54 210,62 210,70 250,02 220,06 250,42 240, 70 28D,50 I27 ,00 270,86 270,&8 260,58 230,02 200,03 1827. 21 ,80 240),30 240,47 25 ,90 260,90 270,79 280,12 270),20 260,80 260,00 240,70 230,03 1828. 24-0,30 230,50 240,20 230,50 260,30 2 70,60 270,54 280,47 260,00 260,50 25 ,50 230,50 1829. Afio medio. 210, 70 220,18 220,7rr0 240,07 230,00 2501,49 24 ,60 230,11 25,20 25',6'3 26 ,20 270 ,64 270,00 27.0,57 260,50 27-0,07 260,00 270,04 250,00 260,28 230,00 23'',95 240,00 22 ,43 4.0-lfuertos. Los estados meteoroEogicos quo acabo -de citar, pueden servir tambien Para el 'estudio do las leyes quo se observan en la mortandad mensual en la Habania. En las tablas no ho incluido los muertos en los hospitales dc San Ambrosio y San Juan de Dios, ni los enterrados en el Campo Santo Ilamado de los estrangeros, y al cual son conducdos los fallecidos en los buques estrangeros; porque todos estos no pertenecen a la poblacion permanente de la ciudad, sino a la (1) W~ase mi Mernoria sobre el clina, impresa en New-York en 1827; los resirnenes sueltoo ,para los-aiios de 1825 y 26 y para los tres siguientes los numeros 6, 19 y X31 de los Anales do Ciencias. 6

PAGE 64

transeunte y tropa de Ia guarriicion y buques de guerra. Es decir, qiie la mortandad enumerada en los estados que voy a. transcribir, fue la acaecida en lag seas parroquias y en el hospital de Paula a donde van las mugeres pobres y ;.Igunos hombres de la misma clase. ESTADO DE LOS MUERTOS POR MESES EN LAS PARROQUJAS Y EN EL HOSPITAL DE PAULA. MESES. BACS 1825. 1826. 1827.11828. 1829. E Enero .....................147 70 85 93 150 545 109,0 Febrero................. 125 81 88 89 153 536 107,2 Marzo .....................91 120 117 97 172 597 119,4 Abril .....................90 99 77 81 140 487 97,4 Mayo....... ...............82 91 109 138 115 535 107,0 Junio........0..............80 100 105 119 97 501 100,2 Julio ......................111 75 153 119 131 589 117,8 Agosto ....................112 95 112 123 108 550 110,0 Setiembre..................90 88 95 99 120 492 98,4 Octubre................... 93 111 129 109 106 548 109,6 Noviemnbre .................53 90 91 105 77 416 83,2 Diciembre...............91 87 107 113 110 508 101,6 Total ............ 1.165 1.107 11.268 1.285 1.479 6.304 1260,8 DE COLOR. Enero................ 212 145 161 148 272 938 187,6 Febrero ...................171 135 155 140 230 831 166,2 Marzo..................... 136 144 169 143 308 900 180,0 Abril......................144 154 134 139 189 760 1.52,0 Mayo .....................127 137 132 166 169 731 146,2 Junjo....................98 136 127 163 144 668 1:33,6 Julio .................... 137 127 171 195 163 793 158,6 IAgosto.................. 143 130 170 150 143 736 147,2 stiembre................ 106 124 147 145 167 689 137,8 Octubre ............... 112 163 147 187 143 752 150,4 Noviembre.......... 120 164 138 163 124 709 141,,8 Dicitinbre................. 144 155 133 175 149 756 151,2 Total...........1.650 1.714 [.784 1.914 2.201 9.263 1852,6 Total general..... 2.815 2.21 3.052 3.159 3.68015.567 3113,4f ---------

PAGE 65

39 Se puede inferir por termino medio anual del quinquenio, que la mayor inortandad de los blancos acontece en los nises de mnarzo, julio y ::gusto, y la menor en los de noviembre, abril y setiembre; y que en la gente de color los .meses mas mortales son enero, marzo y febrero, y los mtenos junio, setiembre y noviemnbre (1). Las leycs de la mortandad mensual, varian en razon de las edades, como veremos luego. El termino medio dc la mortandad diaria es de 3,45 blancos y 5,1 de color. Comparando entre si los meses de mayor y menor mortandad en los blancos y en los de color, resulta ser la diferencia en los primeros de 36.2 individuos y de 54 en los segutidos; lo que indica quo la diferencia en esceso es de 1,2 blancos y 1,8 do color diariamente. Considerada en masa la poblacion blanca y de color resulta ser de mayor muortandad los meses de marzo, enero y julio, y los de menor diciembre, junio y octubre, porque se compensan miituamente los escesos de los blancos muertos en los meses de calor, con la menor mortandad que ofrecen en los mismos meses las gentes de colors La mortandad media diaria es de 8,55 individuos y la maxima diferencia entre los meses de mayor y menor mortandad es de 2,48 personas al dia. La mortandad en los hospitales sigue otra ley mensual que espresan log estados siguientes del quinquenio de 1825 a. 1829 para el hospital general de san Juan de Dios (2) y el militar do San Ambrosio; y del quinquenio do 1820 ai 1825 para los muertos de las tripulaciones de los buques estrangeros, porque el encatgado de su Campo Santo no llevo libros de asiento en los sucesivos. Para deducir un teirmino medio mensual, he unido este quinquenio al do 1825 a 1829 de los dos hospitales, sin recelo de error de consideration, porque se trata de resultados proporcionales. (1) En Nueva York los meses, por el 6rden de )a mayor mortandad acaecida en ellos, se presentaron en el Orden siguiente: en el afio de 1830 agosto julio, setiembre, diciembre, octubre, mayo, enero, novierubre, marzo, febrero, junio y abri]. Se necesitan mas afros de ob3ervacion, para determinar una ley mas natural. (2) A este hospital han ido un gran nulmero de enfermos do ]a Marina lIcem.

PAGE 66

FALLECIDOS EN EL HOSPITAL DE SAN AMBROSIA. AMos. 1825 1826 1827 1828 1829 Totakes.... Tern~in. medijos. FALLECIDOS EN EL HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIGS AMos. 1825 1826 1827 1828 1829 jTotales..... Ttrinin. inedios. c 19 30 33 29 51 162 32,4 0 26 31 21 29 26 133 26,6 24 31! 36 36 184 36,8 -o 37 19 28 27 34 145 29,0 33 39 36 28 25, 36 24 39 40 37 55 49 27 37 42 149 195 203 29,8 39,0 40,6 O 46 34 46 30 45 40 37 48 42 110 63 44 40 41 198 247 240 39.6 49,41 48,0 I: 16 16 17 12 15 76 15,2 '0 12 22 6 8 17 65 13,0 o 19 181 26 17 12 92 18,4 c 57 12 41 25 11 146 29,2 24 46 15 167 33,4 h 58 38 13 20 29 158 31,6 0 0n 43 28 13 25 23 132 26,4 30 27 19 26 12 11 42 301 25 29 128 1231 25,6 24,6 '.0~ 28 17 14 12 22 93 18,6 18 37 32 41 41 44 41 35 64 120 196 277 3,(55,4 .F 0 390 372 431 553 583 2.329 465,8 S21 20 23 11 22 97 19,4 F 0 406 255 225 263 231 1.830 276,0! 38 15 24 15 11 103 20,6

PAGE 67

ESTAAiO DE LOS ENTIFSRROS VERW~iICADOS EN EL CANPO SANTO DE LOS ESTRANGEROS. A~os. 1820 1821 1822 1823 1824 Totales... 'kmin. medios. 0 12 19 10 3 0 44 8,8 0 25 18 10 11 I 65 13,0 ,'3 .-. 31 31 38 37 5 .4 15 10 S 2 91 84 18,2 16,8 0 55 56 2 48 169 33,8 27 28 65 58 27 34 11 33 40 16 170 169 34,0 33,8 0 0 32 51 17 23 17 140 28,0 47 28 16 19 8 118 23,6 a0 31 815 617 8 2 873' 614,6 -0 16 12 5 4 '3 50 10,0 12 17 7 1 19 56 11;2 TERMINO MEDIO DE Lji1 MORTANDAD MENSUAL EN LOS HOSPITALES Y ENTRE LOS ESTRANGEROS. -N y. TOTAL. ff ,, 18,8 17, 5 24,5 22,1 30,9 35,5 35,3 30,7I 32,8 29,1 20A3 28,7 329,2 "347 414 1601 140 168 1.229 245,8.

PAGE 68

42 De estos datos se puede inferir que la mayor mortandad acontece en log meses de mayo, junio, Julio, agosto y setiembre,' que son los de -la fiebre amarilla, Es de sentir que en los libros de muertos delos hospitales de la Habana' no se lieve nota do las. enfermedcadesque---los ocasionan, -1o cual costaria muy poco trabajo. Si ademas de este cuidado, se estableciese que 6 bien en las partidas de muertos de los libros parroquiales, 6 bien en una oficina especial do estadistica, se anotase la enfermedad de que fallece cadla individuo, seria facile el redactar 'despues los primeros elementos de la estadistica medics 'de la Isla de Cuba. Algunas noticias publicadas sobre la mortandad anual de -los hospitales general y militar, y la comparacion entre entrados y salidos que se hall en las Guias de la Habana, son, tan vagas que para nada sirven. Efectivamemte, la mayor mortandad no procede tanto del numrero Como de las clases de enfermedades asistidas en un hospital, y no espresando el niimero der individuos que de cada una hani entrado, no se puede inferir si la mortandad es 'grande 6u pequerxa. Con este motivo observa muy bien el Sr. B. de Humboldt, que el 24 ps, termino medio de mnuertos en el hospital general, no putede decirse que sea escesivo comparado el 4 pQ que ofrecia ei militar; porque el primero recibe un gran niimero do enfermos incurables, y en el segundo entran muchos de poca consideration. En los Diarios de la Hlabana se han publicado diversos articulos sobre Ia mortandad media anual acaecida -en el hospital militar inclusa la de Ia fiebre amnarilla; de ellos resulta quo el terrnino medio en el aino de 1828 fue de 6i p". Para el total de los enfermos entrados en el mismo hospital en 1828, el termino medio de la mortandad, result& ser do 4 p$ y lo mnismo en 1829 (1); pero do estas proporciones no se puede inferir dato alguno cierto sobre log mnuertos de vomito negro (2). (1) Diario de la Habana de 20 de jud~o de 1830. (2) Despues dc escrito este articulo ha llegado ai mis manos el nuimero 5 del Semanario instructivo publicado en Cadiz, quie contiene las noticias siguientes sobre la mortandad de enfermos de la fiebre amarilla en las s4 l le, la maa I, on se hai]lan al cargo del Dr. D. Lui Ginebriera en diclho hospital militar. I S.ALi1 DE Jl LWIN9tDEL HOSPITAL DE S9N .3.1BROSIO. .Ao. Entro dos. Curados. I lllue-rtos.. Jonvalecients 1828 554 505 W3e 26 1829 265 251 3 11 1 -3 '40'? 35331 -18 Tres 'murieron de recaidas y cinco ;en la convalecencia.

PAGE 69

43 El 'estado relativo a los -mulertos' en. la bahia de a. ilabana (casi todos de v6mito). que es el prilnero de esta especie que se publica, seria mucho mnas curioso si ,reuniese las, indicaciones numericasde los atacados de la enferinedad; mas no me ha sido posible conseguir esta noticia del encargado de dicho hospital. Observando detenidametite los 'estados anteriores, y los que' van a seguirse sobre Ia mortandad por edades y sexos; teniendo a Ia vista los estados meteorol~gicos mensuales y uniendo a estos datos las noticias sobre las enfermedades reinantes en. cada epoca y dominantes en cada edad, pcdrain asi el medico Como el filhsofo investigador,, descubrir un sin n{umero de resultados del anayor interes y de Ia mas inmediata aplicaeion. No nienos iutil seria el determinar Ia mortandad respectiva en cada uno -de los barrios de la Habarna, inditcando cual es la clase y Ia condition de Ia generalidad de las personas que los habitan, el grado de policia respectivo en ellos, las circunstancias de su localidad &c. He reunido los estados necesarios para hacer todas estas comparaciones, pero su~ inclusion en este articulo le haria sumamente largo. Por otra parte, tal trabajo no entra en el plan de Ia presente obra, y asi las reflexiones anteriores pueden considerarse mas bien Como una digresion que Como parte esencial de ella. Esta es la razon por que la lie escrito en t~rminos tan concretos, dejando para otra obra, que tal vez publicare, todos los estados y observaciones parciales.. 5.0-Jlliortandad por sexos. Hlabiendo fallecido en los cinco aflos 3.373 varones y 2.926 hembras entre lIos blancos, y 4.744 varones y 4.519 hembras en los de color (1), se infiere que la mortandad media anual es en los primeros de 675,6 varones y 585,2 hembras, y de 948,8 varones y 903,8 hembras en los segundos. De consiguiente Ia proportion entre los muertos de ambos sexos es de 55,1 pO varones y 44,9 pg hembras para los blancos, y de 5i,2 pQ varones y 48,8 po hembras ca la gente dec color. Reeordando ahora que las proporciones para los nacidos eran en 100, 50,5 varones 49,5 hemubras en los blancos 51,4 idem 48,6 idem en los de color.. se puede deducir' que Ia mortandad sigue una razor mas funesta para los hornlbres que para ]as mugeres en Ia clase bManca, y que en los de color, Ia razoni de la mortandad es con muy corta, diferencia igual a Ia de los nacimientos en amnbos sexos. (1) Esto se entiende, como en; todos lo-s cdiculos del presente articulo en las 6 parroquias.

PAGE 70

44 La desproporcion que se observa" en los blancos, debe atribuirse a *fa fiebre amarilla, de la cual mueren muchos inas bombres que mugeres. En Paris', donde el nflmero total de muertos fue en 1828 de 24.299 (1), -lai razon de lots varones fallecidos a las hembra s' fue de l ia 1,1250 Pe'ro examinando separadamentela mortandad en las casas y en los hospitales, la razon de los varones a las hembras fue de 1 a 1,1.50"s enlas primernas., 1 a 1,0975 en los hospitales civiles. En Aniberes la razon correspondiente tes de I a 0,8451.. La proportion entre" los" vnrones y hemnbras fallecidos en la Hiabana, ha variado en los 5 aiios del modo sipuiente: diferencias que son bien cortas, si se considers que es la masa general de los inuertos de todas edades, la que se compara :en cada sexo. S6.0-Muertos por edades. Para resolver las divcrsas cuestiones que sobre este punto me habia propuesto, he distrihuido los muertos en las sets parroquias por edades entre 70 y 10 aios, 20 y 30, 30 y 40 &c. considerando los de cada sexo con separation y en cada mes del a~o; y comno en las partidas de muertos de cuatro de las parroquias, se menciona tambien Ia edad de los niiios fallecidos, tanto entre los blancos como en los de color, he podido formnar otros estados de la inortandad respectiva a cads sexo en los primeros diet' :ahos de la vida, por epocas mas aproximadas y por separado en cada mes, y otros no znenos curiosos a intere(1) Sin incluir las muertes de enfermos llegados ai Paris de otros puntos de la Francia4 Informed del Consejo de salubridad. Recuedi industriel 1829, MUERTOk' V/arones a hcnibras" croness 4t hernbras blan cos. de color. 1825 comno 1 : 0,869 como 1 : 0,846 1826 1:0,905 ,,1 :0,014 1S27 ,, 1: 0,816 ,, 1: 0,977 1828 ,, 1:0,859 ,, I :0,993 1829 ,, 1: 0,884 ,, 1 0,918

PAGE 71

45 OAtes sobre la mortandad de nit cls de nacimientos legitimos ilcgitiflios. Hie aqui los resiimenes generates de los estados particulars que lie formnado parai cada aho y para cadla parroquia (1). ESTADO DE MUERTOS pOR EDADES. EDADES. 10 20 30 40 50 630 70 80 90 mas a a a a a a a a de 10 20 30 40 50 (30 70 80 90 100 100 ailos. Totales ........ 0 10 20 30 40 50 630 70 Bo 90 mas a a a a a a a, de 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 100 '1 Totales .. Totales gener. BLANcOS. 1825. 1826. :1827. !1828. 531j 49 I605 583 139 114 143 1.57 101 112 102 1-29 99 101 107 94 67 93 75 72 68 70 71 73 67 57 60 57 24 14 23 36 2 3 4' 4 0 21 1 1 1.165 1.107 1.268 1.2S5 Dz COOor.. Os. 651 641 753 802 920 246 291 203 302 368 276 316 324 32 7 440 154 160 192 18;3 180 121 9,3 130 126 189 82 93 82 81 71 65 51 52 38 30 38 44 29 41 29 12 20 13 10 16 5 4 4 3 7 0 1 2 1 1 ...1.650 1.7 14 11.784 1.914 2.201 ales. 2.815 K.21 3.052~ 3.199 3.680 18s29. ,29 83 1G1 109 120 9.4 65 76 24 '.927 -0o 714 553 531 401 347 -317 121 *58:x,4 74,0! 1110,6 I 80,2i 63,4 24,2 I 5 13 3,6 1 5 1,0 1.479 1 6.304 1260,8 3.7671 753,-1 1.410' 22,2,01 1.683] 336,61 8(39' 173,89 6091 121181 236 417.2 181 3612 j 71 14,2j 23 4,6 5I 1,0j 9 .6 J 15 .5 6 7 3 1 1 3 ,4 1 (1) Los estados por decenios comprenden Jos muertos en las scis ]Jari'oquias y en el hosepital de Paula, que corresponde ai Ia del Espiritu Santo; perol en fns Oros, las edades mcriores comprendidas entre 0 y 10 ailos solo se refieren At Jos muertos en l.as cuatro parroquias do la ;Catedral, Santo Cristo, Guadalupe y Jesus Maria, porque en los liJhrus de las otras dos sol e espresa Ia cualidad de pairvulo y no la edad del nifio fallecido. 7 De De De De De De Do IDe De De De De De De Do De Do IDe Do De r I1

PAGE 72

ESTADO DE MUERTOS POR EDADES Y SEXOS. EDADE S. SEXOS. De 0 h. 10 ainhs. 5 Varone.. Jilembras. Del10 20.. Vhrones. H Iembras. De 20h 30......Vhrones. Hembras. De 30 5. 40..... VFarones I1lembras. De 50 .60. ones. De 605. 50..... rns De75 80. Varones. Hlembras. De 80 a 90.. Varones. 1lembras. De 90 5. 10.. Trones. De~~~~ V0a90... rones, Dermas de 100 .... Trns Hembras. Total de rarones........ Total de hembras ....... 'Total general........... BLANC Os. 1825. 11826. f 1827. 284 247 45 22 78 61 52 49 56 43 38 29 26 42 33 34 10 14 1 1 0 0 623 542 1.165 252 227 29 33 55 59 51 61 58 43 60 33 38 32 31. 26 6 8 1 2 0 2 315 290 55 22 88 50 52 55 52 47 28 45 26 32 28 10 13 1 3 0 1828. 300 283 49 30 97 60 65 64 53 41 45 27 36 28 29 15 21 2 2 0 1 1829. 37'7 352 45 40 X97 64 63 46 75 55 53 41 31 3-1 34 42 8 16 2 3 0 1 1.528 1.399 223 147 415 299 28] 272 297 234 243 158 177 170 158 159 49 72 11 0 5 5811 698 691I 785', 3.378 5261 570 5941 6 1.107 1.2681 1.285 1.4 medio 305,61 279,8! 44 6,6 29,41 83,0! 59,81 56,2' 54,4' 59,41 48,6 31,6 35,4 34,0 31,6 31,8 9,8 14,4 0'0 1 ,0~ 675,6' 91 2.926 584,2 79 6.304 1260,0 I 1 i r: i i

PAGE 73

ESTADO DE MUERTOS POR EDADES Y SEXOS. EDADES. SEXOS. De Ora 10 anjos. Varones. D~e 10 a 20.... ,arone. Ilenmbras. De 20 a 30.. varones. Jiembras. De4O & 50 arones. De 30 a' 60....nes. Dc 60 h 70..... ans. De 70 a SO.... varones. De~~~~ V0a6... arones. De 80h 90....Ilembras. De 90 a 100... ~Varones. Iflembras. De 90ad 100.... .Varones. Total de varones........ Total de kembras........ Total general.......... DE COLOR. 1S25. 41826 381 270! 129 117 146 130 79 54 67 42 40 29 36 17 21 5 1 4 0 0 883 7671 [.650 340 301 138 153. 148 168 76 84 42, 511 51 42 26 25 21 23 6 14 3 1 0 1 1827. 437 316 88 115 141 1S3 So 112 69 61 41 41 26 26 11 18 5. 8 2 2 2 0 8511 902 -I I 863 1.714 882 1.784 1825. 4271 145 137 177 10 102 5 46 16 22 21 20 4 0 3 .1 0 96C 954 11829. 488 432 186 182 254 186 90 90 59 41 30 10 20 .14 15 13 4 1.148 1.053 1.914) 2.201 medijo. I CID O 2.073 414,61 1.694 338,8 686 137,21 'I14 144,8 866 173,21 817 163,4 406 81,2 463 92,6 2-45 55,0 210 42,0~ 199 39,8' 107 21,41~ 129 25,S 84 16,8' 97 19,4 23 5,0 46 9,2, 14 2,8 4.744 948,8 4.1 0 19.263 1865,2

PAGE 74

Ttrmino medio de la mortandad anual en las syeis Parropuias y en Paula. ED.ADES. De 0 a 10 De 10 a 20 De 20 a. 30 De 30 h 40 De 40 a 50 De 50 a 60 De 60 a 70 De 70 a 80 De 80 ia 90 De 90 a 100 De mas de uo~ ainos. Totales........ -.. Blancos. 585,4 74,0 142,8 110,6 106,2 802 69,4 63,4 24,2 3,6 1,0 De color. 753,4 282,0 336)6 173,8 12 1,8 81,8 47,2 36,2 14,2 4,6 1,0 1260,8 11852,5 En amrbos. 1333,8 356,0 479,4 284,4 228,0 162,0 116,6 99,6 8,2 2,0 3113,4 MoWartandad general en los cinco andls. Blancos. De color. TOTAL. 2.927 3.767 6.694 370 1.410 1.780 714 1.683 2.397 553 869 1.422 531 609 1.140 401 409 810 347 236 583 317 181 498 121 71 192 18 23 41 5 5 10 6.304 9.263 15.567 r -----~ -----.,---------a !f

PAGE 75

ESTA.DO quee nwan fest el ti Irmino mfedio de la mortandad mensual en tcdas kzs edadles por dccenios, deducido de un quingnenio BLaNCOS. ED AIDES, De Q ai 10 ann 6, 98 64, 4,4 500, 5 48,0 42.2 39,8 46,2 36,0 49,f0 585,4' 20.... 4,4 4,8 7,63 6,6 5,4 5,6 9,8 7,4 6.6 5,4 5,6 4,8 74,0 30.... -12,6 8,8 10,8 11,0 8,81 10,0 19,6 16,2 13,4 11,8 9,6 10,2 142,8, 40.... 9,0 6,4 8,8 7,4 9,2 10,f, 11,<, 9,4 8,2 12,4 9, 4 106 50.... 7,4 9.8 8,6 6,2 10,6} 7,0 8,G 12,6 9,t 11,6 7,2 7,4 106,2I 60.... 63,0 6,G 8,0 5,2 6,0 6,0 7,2 7,0~ 7,0 7, 5,8 716 80,2 70.... 6,2 4,0 4, 4 6,0 7,6 6,6 5.6 7,0 6,( 6,2 13.4 7,0 69,4' 80.... 5,2 4,8 4,6 6,0 6,0 6,S 4,2 6;.8 4,G 6,2 3,41 4,f 634 '30.... 1,8 1,8 1,6 1,2 3)0 1,4 3,6 2,0 2,6; 1,6 1.r 1,8, 24,2, 100.... 0,2 0,2 0,4 0,0 0,2 0,1 0,2 0,0 0,0 0,4 1,01 0,6 3,6 Smas de 100.... 0,0 0,2 0,0 0,0 0,0 0,2 0,2 0,0 0,2 0,0 0,2 0,0 1,0 Totales....... 109,0 107,2? 11912~ 97,01 106,3 ico-j 118,0 110.01 102:l9,C08:, 102,2 1260,8i D COLOR. De 06 10 lajos. 20.... 40.... 40.... G0.... 60.... 7....' 90.... 100.... mas de 100... T'otal........ Total general. 76,4 34,6 15,0 11,6, (3,8 5,0 4,4 1,2 0,4 0,2 187,8 296,8 71,4 29,( 13,2 11,0 7,6 2,8 0,8 0,6 0,0 166,4 273,6 78,~2 6G.6 55,8j 57,8 2?7,4 2",=1 22911 18,6 3:2,8 25., 27,42, 15,81 13,01 14,6 11,4 9,1-88 10I 9,4 6,4; 6,4 6,4 5,' 4,4) 4,8 3,4 2,(3,0i 2,6 3,4 3, 20' 1,2 2,0 0,( 0:41 0,4 0,0 0,( 0,2 0,0 0,0 0,5 179,8 149,0) 146," 133,8 2n9,0 2=16,0 253,0 234,. G6,8' 5781I 56,2 59,0 49,81 G61 753,4 G18,(, 2?,41 20,0, 23,8 2?3,0 22)21 282,0 28,0; 2G,8 28,0 29,01 25,6 27,4 336, 11,6 13,2 68 10,8 8 6, 9,2 7,4 5,0 5,2 7,2 8,4 8 1j I T 3,6 2,0 3,(;4,41 4,61 5,0 47,2! 4 3,2 2,0 2,G 3,0 3,-4 2,4 362?l U 1,4 1,6 1,0 1,0 1,21 0,8 1-3,2, 6 0,4 0,6 0.4 0,2 0,2, 0,4 4,G 2 0,0 0,2 0,0 0,0 00a 0,2 i6 I 158,6 147,2 1576 1153,2 141,8 151,2 1852,(; 1276,6 257,2 255 8 202.8 225,0 253,4 3113,11 Irwit csaa savaama F

PAGE 76

50 t Se puede conocer que este trabajo da origen a un gran nhimero de consideraciones; pero los estrechos imites que me he propuesto, no me permiten ei cdetcaerme mnas que en las principales. "Siendo de 32.355 personas la 38.243 (1) la de.. color, resulta que y de 4,9 pde la segunda, y del Entre los blancos rnuertos son de 0 a de 10 a de 20 a de 30 a de 40 a de 50 a de 60 ai de 70 a de 80 a de 90 a 1' Centre los muertos de color soi de 0 a de 10 a de 20 & de 30 & de 40 &. de 50 a dc 60 a de 70 a de 80 ii de 90 a 1' Solo mueren de mas de 100 a~ al aiio y to mismo en la de color. poblacion blanca de las 6 parroquias y de en la primera clase mueren cerca de 3,9 pU total fallecen 4,4 p1. LO ainos los 46 centesimos 20 5 idemn 30 ,, 11 idem 40 ,, 8 idemn 50 ,, 8 idem 60 ,, 6 idemn 70 ,, 6 idem 8O ,, 5 idem 9O ,, 2 idem 00 ,, 2 iisimos. n respectivamente 10 an~os los 41 centesimos 20 ,, 15 idemrn 30 ,, 18 idlem 40 ,, 9 idem 50 ,, 7 idem 60 ,, 4 idem 70 ,, 3 idlem SO ,, 2 idem 90 ,, 7 rnilsiinos 00 ,, 2 idirm nos, 3 millonesiinos de la poblacion blanca, Comparando los muertos blancos y de color al total, resultan ser los primeros cerca de 41 p;; y los segundos de 59 p". En los nacidos respectivemuente las proporciones son de 49 p} y de 51 p", es decir un auimento favorable para la clase blanca, comno veremos luego con mas detencion. Las mortandades respectivas a la gente blanca y de color en cada edad, que acabamos de ver, man-ifiestan que de todas las edades mueren proporcionalmeuite mas blancos que de color, a escepcion de las comprendidas entre 10 y 50 afios; de 10 a. 20 anos la mortandad en los segundos es nmas de triple clue en los pximeros. (1) Este dato esta tornado Jel censo "de la Hlabana segun Ia Estadistica de 1827.

PAGE 77

51 Es notable ciertamente que la fiebre amarilla no haga inclinar Ia balanza de la muortandad sobre los blancos, en las edades criticas en que se padece dicha enfermedad. El mayor ni~mero de muertos viejos entre la gente blanca, parece debia indicar una mas larga vida en esta clase; pero es de considerarse que la eigracion trae a la Habana mnuchas, person as adlultas: no obstante, puesto que mans de 7 centesimos del total blancos muertos son de 70 a 90 aiios y solo 3 centesimos escasos en los de color, debemos inferir que Ilegan A estas edades muchos mas de los primeros que de, los segundos, proporcionalinente al niinero de individuos que existen en ambas clases. Los estados mortuorios de algunas ciudades del Norte de Arni'rica que he tenido a la vista (1), ofrecen una menor mnortandad comparative, que en la Habana en los iltirnos afios de la vida b entre los 60 y 100, y de consiguiente mayor en los primeros, 6 sea eritre 1 y 10; luego veremnos, que no obstante esto, el primer periodo de la infancia es mas fatal en esta ciudad que en ninguna otra. Hay ai os en los que unas edades son mas respetadas que otras, es decir, quelas proporciones de mnortandad varian segun las circunstancias de las estaciories. Esta consideracion exigiria un estudio particular de los estados necro16gicos con vista de los meteorolugicos. La mortandad inensual p~or edades, ofrecera A los que quieran ocuparse en six examnen, datos no menos curiosos; y la considleracion de los varones y Itembras muertos en cadla mnes y en cadla edadi, puedle abrir un Camp)o innienso a la higiene publica. Una ojeada rapida sobre el estado de la pugina 49 indica quo los meses de enero, febrero y mnarzo, son fatales para las primeras edades; los dIC Julio (1) Nue,-a York. Bfoltihnore. M/uertos menores de 1 ah~o 27,9 p s de los fallecido-9,4 p s idern. enitre 1 y 2 afros 10,3 ,. idem ..* .. 9 2 y 5 9, ,3 ,.. ... 5 y 10 ,, 3,7 ,....... 10 y 20 ,, 4,2 ,, .6 20 y 30 ,, 12,2, ,1~........ 30Oy 40 ,, 12,2 ,, ..... 40 y 50, 7,7,,...............10 50 y 60, 5,2,, > ,....... 6 60 y 70 ,, 3,7 ,>... .4 70 y 80 ,, 2,3 ,....... 2,7 80Oy 90 ,, 0,8 ,, ,....... 16 90 y 100 ,. 0.16,, ,....... 0,18 .mas de 100 ,, 0,07,, ~. ..0,I18 4

PAGE 78

y agosio para la juventud y los de junio y.+ agosto para los ancianos, en la,-clase blanca; y en Ia de color los mismos meses de enero, febrer'o y miarzo para los ni hos hasty 10 anlos, tambien para los jbvenes de 10 a 30 aflos, y los .de noviembre, diciembre y enero para los ancianos. Cori respecto ai los sexos, he aqui las razones en que estan en cada edad los muertos varones con las hembra4* e~ las tablas necrolbgicas resultaban mas v.arones que hembras, en la razoPi de 1,15 a I para los blancos y de 1,05 ai 1 para los de color. 'En estas mnismas properciones, pues, acontoce la mortandad de los blancos entre 0 y 10 ainos y en4 re los de color de 50 a 60 a~os; pero en las otras e~dades se adivierte, que rs ucren proporcionalmeute rmas varones qluo hembras de 10 ai 30 y de 40 a 60 ajics, y mas hembras que varones de 30 a 40 y do 60 axi adelante cntrc los blancos; y respect vamente rmas varones quo hembras de 0 j' 10 1, dc 20 a 30 anies, y xnas hembras quo varones de 10 a 204 do 30 i ~0 y de 601 cn adrica ne centre las genes de color, Edades. B~lancos. I De color. De. 0 a 10 anos 1,16 1 1,22: 1 De 10 a 20 ,,1,51 1 0,94: 1 Dae20 a 30 ,,1,37: 1 1,47 :1 -De 30 40 ,, 1,3:1 0,87: 1 De 40 at 50 ,,1,27 : 1 0,82: 1 De 50 60 ,,1,53 :1 1,05 : 1 De 60 a 70 ,, 1,04 : 1 0,82: 1 De 70 a. 80,, 0,99 :1 0,86: 1 De 80 a 90 ,,0,68 : 1 0,54 : 1 De 90 a 100 , 0,63 : 1 0,65 :1

PAGE 79

J 7.0-Jilortandad de la nihzez. Si de la consideracion de lag edades, por decenios, p~samos a examinar lag leyes de mortandad en el primero de la vida, subdividiendole en epocas maB cortas, hallaremos _otros resultados no mtenos dignos de considerarse. MUERTOS DE 0 a 10 ANOS BLANCOS Y DE COLOR.I EPA]ES De .0 a 7 dias. De 7 dias al imes Del 1a 2,, De.2 a 3 De 3 a la'o. De 1 a 3 De3 a10O Totales.. .... 18S25. I 1826. Blancos coo 'Bhncos olr 93 54 26 34 96 76 47 426 118 64 17 19 105 96 86 505 8o 38 20 33 90 69 50 380 146 49 21 26 107 84 75 1827. Blancosl Doer 102 55 25 37 125 95 63 5081 502 15"; 61 25 23 147 99 100 1828. 18: Blancos Do Blancos color. 92 147 10:3 49 23 44 129 93 65 48 40 22 176 97 101 4951 631 39 31 39 145 172 95 624 29. De color. ,164I 47 ITotal. lIe Blno;color. 40733 235 26J 125 129 32J 187 122 160J 585 695 182 505 558 1521 3201 514 763 2.427! 3.020 TERMINO .MEDIO JNUOtL DE LA MIORTANCDAD. EDADES. De 0 a 7 dias. De 7 dias a 1 ms De 1 mes &2.... De 2 a 3. .. .... De 3 a l aio..... Del 1 3........ De 3 a 10.. .... En~ los blancos. 94,0 47,0 25,0 37,4 117,0 101,0 64,0 En los dle color. f 146,6 53,8 25,8 24,4 139,0 111,6 102,8 De 0 a 10 aiios.j 485,4 604,0 I 1089,4 269 1.203 504 2541 3091 1.2801 1.063, 834 5.447' En vnbos. 220,6 100,8 50,8 61,8 256,0 212,6 166,8

PAGE 80

ESTADO que man!flesta el lermino medio de la mortandad mensual en las edades de 0 a 10 aflos, deducido del quinquenio. I BLANCOS. EDADES. De 0 a7 das.... De 7 dias a 1 mes. Dc 12.. ..,. De 2 a3....... De 3 a 1 ario. De 1 aiio a 3. De 3 a 10. ..... Totaies.... 6,6 4,2 3,2 2,4 12,8 10,6 8,6 48,4 7,0 3,4 2,2 3,6 12,81 12,2 7,2 48,4 0 6,8 4,2 2,4 5,0 14,6 12,6 6,1 52,0 7,4 2,8 1, 3,4 10,0 9,6 2,8 37,8 8,8 4,0 2,4 3,2 11,4 7,8 4,6 42,2 6,4 8,4 3,6 4,2 1,4 2,6 3,6 2,8 9,2 10,0 6,2 7,0 6,4 4,8 36,8; 39,8 6,4 8,6 10,0 3,8 4,4 4,0 0,6 1,6 1,6 1,8 2,2 3,4 9,8 6,4 7,2 8,6 6,6 8,4 4,4 2,6 5,6 35,4 32,4 40,2 DCE COLOR. De 0 di 7 dia... De 7 dias a 1 mes. De 1 x2..... De 2 u3...... De 36 1i aiio.. De 1 afio xi 3. De 3 x10....... Totaies ........ Total gecneral.... 10,6 12,4 4,0 4,4 3,4 1,8 2,4 1,2 13,0 14,4 15,0 12,8 12,0 9,6 60,4! 56,6 108,8 105,0 10,8 4,4 3,6 3,0 18,0 14,6 9,6 64,0 116,0 16,6 12,0 11,4 15,0~ 11,2 11,6 11,8 10,4 .12,8 146,6 4,8 2,8 4,0 7,2 4,0 3,8 5,2 4,8 ,4,4 53,8 2,2 1,0 2,4 1,6 1,0 1,6 2,2 2,8 1,4 25,8 2,4 1,4 1,6 2,2 0,8 4,2 5,0 1,4 1,8 24,4 11,8 12,4 10,4 13,8 11,0 8,0 8,4 6,2 11,6 139,0 8,6 7,4 7.6 7,2 7,8 8.8 7,0 7.6 7,2 111,6 5,0 6,8 8,2 6,8 10,4 8,8 7,8 5,2 9,6 102,8 51,4 43,8 45,6 53;8 47,0 46;8 47,4 38,4 X48,8 604,0 89,2 86082,4 93,6 82,4 79,2 87,6 68,4 90,818, .c 0 F 9,0 94,0 5,6 47,0 3,2 25,0 3,8 .37A4 8,0 117,0 6,2 101,0 6,2 64,0 42,0 485,4 8,6 2,8 2,0 2,2 4,8 5,2 4,4 30.0 i

PAGE 81

MUTERTOS DE 0 A 10 AN'OS POR EDADES Y SEXOS. EDADES. SEXOS. De 0 a 7 dias... Varones. De 7 dias a 1 mes varones. De I mnes a 2.... v arones H Iembras. De 2 meses a 3. varones. De 3 a 1 aijo.... Larones. De I aino a 3.... varones De 3 a10O...... S Vacrones. SHembras. Total. .S Varones. Total...... K emnbras. BLANC OS. 1825. 59 34 28 26 14 12 12 22 41 55 59 37 26 21 219 207 1826. 4' 34 23 15 13 7 14 19 43 47 34 35 27 23 200 180 1827. 54, 48 30 25 13 12 1 9 18 70 41 54 33 30 260 242 182S. 4 60 8 32 0 23 26 3 8 15 26 8 18 0 69 60 41 4 52 3 32 0 33 0 259 2 236 1829. 62, 41 21 18 18 13 19 20 66 79 80 92 59 36 325 299 medlio. 281 56,2 189 37,8 125 25,0 110 22,w2 66 13,2,; 59 11,81 90 18,0 97 19,41 289 57,8 296 59,2 235 47,01 270 54,0 177 35,4 143 28,fj 1.263 252,6 1.-.64 232,8 I I a -. DE COLOR. De 0 & 7 dias... 5varones De 7 dias a 1 mes varones. De 1 mesa 2.. SVarones. I Hembras. De 2 meses' a 3.. 1'2arones. LPembras. De 3& I a~o.... Varones. De 1 aio a 3.... S Varones. H Iembras. Total....varones. 84 34 37 27 14 16 61 44 48 48 45 41 301 204 96 50 28 21 12 9 16 10 54 53 38 46 29 46 273 235 106 91 52 56 84 26 27 22 13 25 12 15 15 10 8 12 82 93 65 83 50 49 49 48 54 45 46~ 56 3541 339 259: 292 4 91 73 28 19 14 12 17 15 83 77 8. 100 82 70 468 265 153 116 77 521 71 51 373 322 267 291 _255 259 1.664 ~L356 93,61 53,0 30,61 23, t1 15,4 10,41 14,21 10,2 74, 64,4 5341 58,21 51,0~ 51,8 332,8 271,21 'I I

PAGE 82

563 Los blancos muertos entre 0 Y-10 anios forman el 45 p$ y los do color el 55 p del total de fallecidos de esta edad. Comparando los muertos, en cada, una de las edades quo espresan los estados, resulta que por terino media anual del lustro, mueren En los blancos. En los de color. De 0 a 7 dias. 19 cent'simos (1)...... 24 idem. De 7dias a1 mes 10..........*..*. 9 .IIe I mies a 2 id * 5 **. ..... 4 De2 a3 ,, .. 8 4... De 3 ai 1 ano. 24.................23 De 1 afo ia 3 .. 21 ..19 Do 3 a 10.......13.................17 Esto prueba que en los primeros 7 dias de la existencia do los ninios, muere un numero tan considerable, que escede del 8 p$ de los nacidos blancos y del 13 p"en los de color (2). El terrible tetanos, (trismus mascentium) Ilamado vulgarmente mal de los -siete digs, ocasiona esta gran mortandad de nif os en los primeros dias do la vida, mortandad mucho mayor en los do color, por el abandono general con quo son criados y el poco cuidado de no esponerlos ia las repentinas variaciones de la ,atmbsfera. Entre sieto dias y un mes, mueren uni 4 po de los nacidos blancos y en en una proportion algo mayor los de color; entre 1 y 2 meses, mas de 2 pg blancos y de color; entre 2 y "3 moses, mas de 3 p$ en .los primeros y do 2 p3 en los segundos; entre tros meses y un anio, respectivamente a cada clase nacida, mas de 10 p$ y do 13 po; entre uno y tres anos mas de 9 po de cada una; y entre 3 y 10 anios inas do 5 pdo los nacidos blancos y de 9 p6 de Jos nacidos de color: do lo cual so puede inferir quo las edades de los 7 primeros dias de la vida, de 3 moses a 1 ano y do 3 a 10 an~os, son mas peligrosas para la gente do color quo para los blancos; y si se consider quo en esas edades criticas acometen at los nijios las plagas do la primera edad, a, saber el mal do los siete dias, la primera y sogunda denticion, las viruelas &c. puode conocerse la influencia quo ejercen en ]a mayor mortandad, el abandono, la escasez do recursos y los mismos vicios do ]a gente do color. Las proporciones dichas han variado en cada uno de los anios del quinquenio recorrido; y para quo puedan hacerse todas las comparaciones quo se desoen, presentare aqui el resuimon do los nacidos en las cuatro parroquias y do los bautizados en la Casa de Espositos. (1) No del total general de muortos, sino del total partial de 0 ai 10 an'os. (2) Para esta coinparacion solo se ban tWinado los nacidos en las 4 parroquias y los bautismos en la Casa Cuna, de rnodo que es iigorosainerte exacta.

PAGE 83

!1'7 j2,os. Blancos. De color. 1825 1.155 1.084 1826 1.146 1.206 1827 1.159 1.126 1828 1.192 1.145 1829 1.172 1.024 Media anual. 1.163 1.117 En 1829 la mortandad de los ninios blancos entre 3 meses y 1 an~o past de 12 pg de los nacidos, en los de 1 ai 3 anos de 14 pO y en los de 3 a 10 anos de 8 p$: y en los de color, el ano de 1 825 ofrcci6 en los de 7 dias a i mes una mortandad de 5 pl; en los de 3 meses a 1 an'o, en 1828, mas de 15 pol; en 1829, en los de 0 a 7 dias, 16 po, y en los de 1 a 3 afi.os 17 p$. Otros aiios fueron mas benign os para las mismas edades criticas, comfo se puede ver facilmente en los estados anteriores. Comparando ]a mortandad de nii:os en el primer aiio de la vida, con la total acaecida en todas las edades, resulta por termino medio del lustro, que en 100 fallecidos 32 son de aquellas tiernas edades, en la case blanca, y cerca de 31 en 100 de la de color. En Nueva-York no esceden de 28 los niinos menores de un an~o que se cuentan entre los fallecidos de todas edades, y en Baltimore no Megan a 20. Estas comparaciones tienen por objeto el recomendar a los facultativos el filantrbpico deber de buscar por todos los medios posibles, recursos que minoren la estraordinaria muortandad de -niinos que acaece en la Hlabana, en los primeros meses de la vida humana. No toos los meses del aio son igualmente mortiferos 6 benignos para la ninez. El estado de la pagina. 54 ofrece los resultados medios de cinco airo de observacion, los cuales difieren de un aio a otro segun varias circunstancias que convendria estudiar individualmente. Los Sres.. Villerme y Milne Edwards en Francia (1) y el Dr. Trevisan en ;talia, se han ocupado en determinar la influencia de la temperatura en la moriandad de los nin~os recien nacidos, y hallaron que en los meses de diciembre, onero y febrero, mueren de 100 nacidos 66 en eh primer mes de la vida; quo sobre 100 nacidos en la primavera 48 sobreviven al primer an~o; que sobre 160 aacidlos, en otoflo pasan 58 de este primer anio; y que do 100 nacidos en vejano 83 viven mas do un anio (2). (1) Alemoria dirigida a la Academia Real de ciencias de Paris en la sesion de 2 de febrero de 18-29. (2) Carta de Mr. Julia Fontenelle, dirigida a la mnisma Academia y leida en la sesion 61-6.6 de abril del mismno aflo.

PAGE 84

Yo me propose descubrir la'ley' que segiiia la mortandad de los recien na.cidos en razon de la temperatura en la Habana, y he hallado que tal ley no existe en este pais. Los meses de verano, de invierno, de primavera y otoi o, ofrecen muy cortas diferencias en las mortandades de los recien nacidos y de los niirios de un mes. En los blancos, las mayeres diferencias no Blegan a 4 nif:os y a 5 en los de color, y estos mismos pequenos aumcntos de mortandad en los recien nacidos, se encuentran indistintamente en los meses de frio o de calor. Si alguna tendencia hatcia una mayor mortandad se descubre, es mas bien en los meses de vcrano; he aqui los resultados medios del quinquenio. ~Naeidos Muertos en el primer mnes de la vida. en Blancos. De color. Enero. ... .11 17 Febrero.. 12 19 Mai.. 11 24 Abril... .14 16 Mayo .... 10 17 Junio......12 26 Julio ... .11 15 Agosto. .. 13 15 Setierabre .13 16 Octubre. 10 15 Noviembre. 13 17 Diciembre. 10 14 Parece que en la milez, asi como en las otras epocas de 1a vida, hay edades mnas arriesgadas para los varonesqile.para las hemnbras y al contrario: recordando la proportion en que hemos ha lado_ estaban los sexos entre 'los 'nacidos blancos y de color, a saber: 50,5 po varones y 49,5 p$ .hembras para los primeros 51,4 ~, ~ y 48,6 ,, para tlos segundos es facil hacer comparaciones con las partidas del estado' peg. 55 para descubrirt Ala ley de la mortandad respective cada sexo segun ]as edades. Pero sin -de= tenernos ahora en estos calculos arismeticos, que se hallan al alcance de cualquiera, la simple inspection de la idtima columna que representa los terminos mcdios del quinquenio, nos muestra que en cl primer mes de la vida y en1o~ site aios de 3 a 10, mueren mas varones que hembtas, y que to cofttario secede en las edades' comprendidas entre 2 meses y 3 aflos, en una proporcion no solo mayor que la indicada en los nacimientos, sino tambien absolutamente hablando. Este hecho es digno de. ser tornado en consideration, tanto a s cuanto que es sola la clase blanca la que ofrece esta mayor mortandad femieo

PAGE 85

nina en las edades espresadas, pues la desproporcion en la de color se muestra eue1 y 10 a~jos ii favor de ;los varones, y en los ,primeros dias y meses a favor de Ids ihernbras. 8.0-Jlortandad de los nin~os leg~timos 6 ilegitimos. Resta solo exa-minar si la ley de Ia mortandad de los niinos en diversas edades, que se ha considerado en la. totalidad de los fallecidos, esperimenta alguna variation en los hijos legitimos o en los ilegitimos. Para esto he forinato el estado siguiente de mortandad total en el quinquenio y en las edades wnedias anuales de 0 a 3 atios, asi en los unos Como en los otros. FESTADO DE LA MORTANDAD DE LOS MINOS (1) Y TERMINO DIEDIO ANUA.L. BLANC OS. EDADES' Total en el quinquenio. En aho mnedio. Legitimos. Ilegitimnos. Legitiinos. 11egitb~nos. De 0 a 7 dias. 321 149 64,2 29,8 De 7 dias a I mes. 98 137 19,6 27,4 De 1 mes a 2 ,, 66 59 13,2 11,8 De 2 ~,, a 3 ,,101 86 20,2 17,2 De 3 meses a 1 ano. 426 159 85,2 31,8 De 1 anio a 3 ,,386 119 77,2 23,8 Totales.................... 1.398 709 279,6 141,8 DE COLOR. De 0 a 7 dias. 218 515 43,6 103,0 De 7 dias a 1 Ines. 89 180 17,8 3(',0 De 1 mes a 2 ,, 50 79 10,0 15,8 De 2 ~, a 3 ,,43 79 8,6 1:58 De 3 meses a 1 aio. 274 421 54,8 84,2 De 1 ano a. 3 .,236 322 47,2 64,4 Totales........... ...........910 1.596 182,0 319,2 Totales generales ... .. 2.308 --2.305 461,6 401,0 (1) Estos estados comprenden, Como queda dicho, a solos los nines muertos en las parr6quias de la Catedral y del Santo Cristo, y erJ las de Guadalupe y Jesus Maria, en cuyos libro se' roecionan las edladcs precisas de los fallecidos.

PAGE 86

Para hacer las eonrnaraciones de un mbdo' exacto, no tornare los nuImerog que representan los nacidos legitimos a ilegitimos de las seis parroquias, y~que he determinado antes, sino solo de los nacidos en las cuatro parroquias a que se refiere el estado anterior: en ellas pues han nacido por terinino medjo anual del lustro 743,6 nin'os blancos legitimnos 418,6 id. ilegitimos 592,6 id. de color legitimos 718,4 id. id. ilegitimos. Hlaciendo las comparaciones correspondientes result. ESTADO QUE MANIFIESTA LA RELACION DE LA MORTANDAD DE LOS NINOS DE DIVERSAS CLASES CON LOS NACIIDOS DE LAS MISMAS. BLANCOS. j DE COLQR. EDADES. Legitimnos. Ilegitinos. Legitinos. Ilegitimnos. De 0 a 7 dias. 8,6 p 7,1 pO 11,1 p5 14,3 p$ De 7 dias a 1 mes. 2,6 ~, 6,5 ,, 4,4 ,, 5,0 ~, De 1 mes a 2 ,,17, 2,8,, 2,5,, 2,2,, De 2 1, a ,, 2,7 ~, 4,1 ,, 2,1 ,, 2,2 *, De 3 meses a 1 aT~o. 11,4 n, 7,5 ,, 13,9 ,, 11,7 De1 aino a 3 103,~ 5,6, 12,0,, 8,9,, De 0 a 3 aflios. 37,0 ,, 33,6 ,, 36,0 ~, 44,3 ~, Se ye pues, que segun los libros parroquiales, fallecen entre los ninos blauicos un niimero proporcionalmente mayor de legitimos que de ilegitimos en las primeras edades de la vida, y al contrario en los de color. El primer resultado no es exacto, porque muchos de los ninios entrados en la Casa de Espositos, pasan a casas particulares 6 al campo, y si fallecen son anotados en otras parroquias diversas de las cuatro mencionadas. Tamnbien algunos de la misma clase son legitimados, antes de liegar a los tres aiios; pero esta objecion no tiene lugar con los recien nacidos, y en ellos vemos que fallecen mas legitimnos que ilegitimos en Ia clase blanca. t A que causa puede atribuirse esta particularidad tali notable? En los de color se observan las propurciones de mortandad en un orden mas natural y correspondiente a las circunstancias quo acomnpainan 4 la pri-

PAGE 87

61 meta existenicia de los nifios ya legitimos ya ilegitimos. De estop; nuerer_ en el primer mes do la vida, uin nbmero mayor que de aquellos, y luego la proporcion cambia a favor de los legitimos tal vez por efecto do legitimarse muchos de los segundos; pero el total do ilegitirnos fallecidos es mayor. De todas maneras creo quo el estado antecedente puede suministrar algunas indicaciones tatiles bajo el aspecto moral. Las tablas necrolkgicas que lie formado ppra la Ifabana, en los cinco aiios del uiltimo lustro, pueden servir para hallar las probabilidades de Ia v~ida ell cada sexo y en diversas edades; pero cstos calculos nio son del objeto de la presence obra. Con respecto a Ia duration media dc la v'ida, resulta de 30 anios prbximamente para los individ uos de Ia clase Blanca, hallitndose en esta proportion algo mas favorecidlas las mugerues que los honmbres. El terrnino medio de la vida resulta scr en ellas do 20 ai~os y en los hombres do 29. La vida media en las gontes do color, resulta ser de 26 arios; dc '25 la de los hiombres y de 27 la -de las mugeres. En Francia la vida media ha resultado ser de 31511 aios; en los Paises]Rajos es solo de 21 anios para los hombres do 26 a 27 para las mugeres &c. (1). OS0-Relacion entre .los nacidos y los nwtertos. He dicho antes cual era Ia equivocaci-on do las noticias do nacidos (particularmente de nijios do color) improsas en las Gumas y en la Estadstica gerieral. Para quo se conozea el limite do estos erioros, citar6 los estadlos do nacidos y muertos en las 6 parroquias, segutn los ofirecen las Guias de los cinco aijos del lustro quo he examnijado. El estado siguiente manifiesta la verdadera relation dc los nacidos y los mfuertos en las seis parroquias, en cada uno de los cinco anjos del lustro, y ]as proporciones en que so han hecho los aumentos respectivos a cada clase y La cada sexo. (1) W~anwe para otra3 naciones las mnucbas tablas y obras que existen impregas. 9 1825. 1826. 1827. 1828. 1829. Nacidos .. 3.129 3.443 3.491 3.705~ 3.6:39 IMuertos .. 2.698 2.781 3.077 3.320 3.712 Diferencia. 431 662 414 385 73

PAGE 88

1 j 1825 1 1826 1827 1828 1829 Tcil.. 1825 1826 1827 1828 S1529 jTotal.... flIdO DLANCOS.AJacidos. 31.Muertos. jifferencia en + 6, en drones. I-1cih;rs. T TArI -Vaiones. erllenras .TOTAL. drones. -lnba. TOtAL.8475 .1 98 6 8 5 II .5 2 9 + 14 33 774 7621 1.536 581 5261 .0 } 193 +} 236 { 429 79'1111f 783 79 .580 698~ 5701 1.260 87 + 225 + 312 830! 828 1.658 691 594~ 1.285 + 139 +-34 + 37 8091 821 1.630 785, 694 1.479+ 24 -1127 +} 151=. 4.040 3.962, 8.002 3.3789 2.926! 6.304 + 662 } 1o36 +}1698 11-w" 24 16001 X75, 767 1.5 103 + 538' 911 838 1.71 851 I 8631 1.714-}+ GO -25 + "35 878 781 1.659' 902 8S2 81 24 -101 -125 865 781 1.649 9601 951,194 95 -170 -265 797 7 9u 1.593= 1.14;10322 -5 -27, 68 4.226 4.024 8.250. 4.7441 .1 9.263518 -495 -1013 845,2, J< S60 ~ 152,6103,F -99,0 1702,6 It{ SU-'MEN GENERAL. Total cd.. .2661 7.986 I16.252 8.122:; 7.445 15.567+ 144 + 541 *. 6065 .;ino medio 1653,2!1 597.? 12-50,4 1624,4i11489,0 3113.4-( + 28, + 108,2 { 17

PAGE 89

t Comparados Tos resultados a la pbblacion blanca y do color de las seis parroquias, resulta 1 nacido por cada 20 individuos do los primeros, I por cada 23 de los segunidos y 1 por cada 21,7 del total; y en los muertos los ni~rncros correspondientes it la poblacion do cada clase y al total son 25, 20, 22,6. Pero estas proporciones no son exactas, porque la poblacion de las parroquias Liebe de ser mayor que la mencionada -jen Ia Estadistica (1). Los aumnentos de poblacion han segxzido ]eyes bien diversas en cada au:o. En 1825 fu U de 27 p de los nacidos blancos En 1826 ,, 27 ~ En 1827 ., 19 ,, En 1828 ,, 22 ,, En 1829 ,, 9 En la clase de color fue el aumento de 3 p" en cl aF-o doe 825, do _2 rp ~en el de 26, y en los tres siguientes, ha sufrido una perdida, pues hra habido mas muertos quo nacidos en una razon considerable. El ta'rmino medio del aumntno en los blancos es do 21 p -, y la disminucioni en los do color de 12 p' sobre 'los nacidos.. ~La proportion do Jos recien nacidos que un pueblo pierde 6 conserva, -es la mejor piedra do toque del bien estar o del1 mal estar de las masas" dice wnjuicioso economistamoderno (2); y en el transcurso do este artictilo so han *P(.xid .observar las proporciones en quo cada clase pikrde sus individuos rewien nacidos y en edad adulta. le hrallado antes quo el departamnento del ccii.tro conserva inas sus individuals, y limitando las observaciones it la ciudad do la Habana, se acaba do ver quo Ia mortandad anual dismninuye en cerea do 96 ii Jos aumentos por la generation; que tomando aisladamente cada una do las (dos clases blanca y do color, la perdlida en Ia prirnora es do '19 p' do los nacidos, y en la segunda la plrdida, anual es igual it todos los nacidos mnas 2 02 individuos, es docir, los nacidos comparados a los muertos, como 100 a 1)2.. Esta proportion entre los mnuertos y los nacidos, tan dgvna do ser observada y do tomarse en consideration, ha ido aumentandlo en la Hlabana desde ci aiuo do 1823, pues do 433 individuos blancos quo hlaia (1e esceso en E1, desccndi6 la prprto i 151, y en las gonte-s do color el ianero do los muertos oeedi3 al do los nacidos en 608 en el ultimno ar~o, ciiando en 1825 solo lkeg, a 50 y en 1826 bubo un pO(IuOiio osceso do 35 nacidos. Hemos visto antes cualcs cran las proporciones entre los varones y las (1) En New,-York mere 1 individuo For cada 381 de la ptoblacion, cn Ing-laterra 7 por 58, en Francia 1 por 39 .c. (2) D' Ivernois: Lettres sur les rapports parlamentaires relatifs d Ia p~opulation Surabonclante de F' Irlande. Bib. do Geneve: Mlars 18;0.

PAGE 90

64 hemhras, asi nacidos como. muertos, hallando par-resultado medio en los blan~cos nacidos. ... .50,5 psvarons...... 49,5 hembras muertos. .... 55,1 ,, id. .. .... .. 44,9 id. y en la gene de color nacidos .... 51,4 p -varones...... 48,6 hemnbras muertos.... 51,2 Med...... 48,6 id. proporciones menos favorables para los varones blancos que para las hembrasy y conl corta diferencia iguales en las clases dq_ color. Comparando en el estado de la pag. 62 ]as razones do aumento o disminucion en quo varia la poblacion do un aiio a otro por efecto del balance de nacidos y muertos en cada sexo, resulta quoe otro los blancos, la poblacion aumenta, contribuyendo los varones en la proportion de 16,3 p(I en los nacidos' y las hembras con 26,4 pl. de las nacidas, y quo la poblacion de color disminuye en la razon do 12,2 p$ sobre los varones nacidos, y de 12,3 pasobre last hembras. nacidas. La razon de los varones do la pobl'acion de la Hlabana a las hembras, es segun los nuimcros del Censo, de 100 a 84 en los blancos, y de, 100 a 100 ea las gentes de color: comparando este dato con el niunero do nacidos en ambas clases, result 1 nacido por cada 9 mugeres blancas, y 1 por cada l1i mugores do color. Estas consecuencias, fundadas par una pate sobre el dato exacto de los nacidos, y por otra sobre las partidas que el Censo da a l~a poblacion blanca y do color, dernuestran suficientenimente lo defectuoso que es este documento, por cuyit razon mec he abstenido de hacer otras muchas deductions.

PAGE 91

1 .0--Alat~rmon jog. MATRLIMONIOS BLANCOS. Mos. ______________________TOTAL. Jmbos solteros. Solteros y viudas. Solteras y viudos. Amnbos viudos. 1825 216 19 29 3 267 1826 175 16 23 2 216 1827 189 6 22 1 218 1828 211 20 17 5 253 1829 156 15 18 3 192 Total.... 947 76 109 14 1156 DE COL OR. 7 5 9 9 8 9~!j 702 1858 36 1825 1826 1827 1828 1629 Tot al.... Totalgen 131 121 121 127 117 9 2 2 6 6 1564 101 38 147 5 6 5 3 3 22 152 134 137 145 134 MATRIMONIOS DE COLOR POR CONDICIONES. A~os. Ambos esclav~os. Uno esclavo, Amrbos libres. TOTAL. 1825 63 25 64 152 1826 52 24 5S 134 1827 49 3a 55 137 1828 64 24 57 145 1829 50 25 59 134 Toa.. 278 -11 293 -702

PAGE 92

U t Si-ndo la poblacion lBlanCa, de 32.9155 "personas en las 6 parroquias (1) y 4de 33.213 de color, resultan en el ailo de 1828 un matrimonio celebrado por calla 127 de las primoras y otro por cada263 de ]as segunidas: razon mucho snas ventiiosa para. Jos blancos, 'quo eni ninguno de Jos tres depahtamcntos. *Pucli =ra objetarse quo *Ia coxnparacion de los matrimonios -. Ia poblacion es inexact en ]a Hlabana, no coinprendicudo en el e~lculo las tropas de Ia giua rnicion y marina, de las cuales muchios individuos son casados. Esta objecion, seria bitn fuindada; pero Facierndo el paralelo solo cr~tre las mugeres y los mo:tr-uonvi)s, resultan en las cuatro farrolujas. del casco de ]a Hlabana, y proporcionalmente h. la poblacion respective del sero femrnino, cerca de una mnitad etas (10 casadas que en e] departamento Central; es i saber, una muger casadia para cadla 70 en la Hlabana (2) y una por cada 98 en el indicado departarnento -(3).. Qgonjo el censo rde 1828 ofrece las mugeres distribuidas por un Orden die edades diverse s do l quo so lha seguldo en la Estadistica, he tornado el niumero total de rnigeres en lugar del de adltas,.cemo seria mas natural. Todas las detnas observaciones quc pudieran hacerso, exigen los datos exactos de un padron' por barrios y por estado s do la ida que es de esperar tenga la. Habana en to suesivo. } En este s~rlo so agita mnucho la cuestion dIC si conviene 5. las naciones el autnento indeterrninado de pobiacion favorcejecndo los muatsimonio s der.la telase pobre. Del ex',men de Jos cens5os do todas las rpotcrncias de Euro ja, yd~e 14 tablas (d0 nacidlus, mnuertos y matrimonios, so ]:an declucihlo consecuencias le la mayor impertancia, y qluo proporeionmm cl decedr de los efectos a. las cau,.as, y de las caucus 5. los remnedios ;harm Jos paises situadocs bajo tales circunstaucias quie hacen un mal del mcemncnto do la poblacion. Es innegablo clue elimt res (10 Ia sociedad se halla mas bien en conServar Jos recion 7nacir (Jos quo en aumentar su numrcro y se advierte en los paises miserables, quo tI aum-nt de la poblacion v el aumocto de Ia mortandad proportional son_ consigientes elurno al otro. Por esta causa, antes de decidir sobre los aurnentos vordaderos de tin pueblo, dcbe exarninarso cual sea la razon en que anuam mte crece 5 disminuye la mortandad, proporcionalmnente 5. los nacidos,. En cI curso do este capitu.o hie deducido los resultados para. la Habana y ant~s hiaba citadi las proporcione~s para otros paises. (1) El 'dlktica' paiz. 47. (2) Nunero de muzier~s blancl's iniramuros........8.153 Miiinonios en 18 28.........115 Relacion.... ....... .......... .' (3) M~mero de blmncas en _el departamnento central. 44.776) ATLirirnonios ....................450 Relacion.......... .......... 1 PQ.

PAGE 93

Tambien es innegable, como decia: Mlalte-Prun ;, quo' las cla-es Soto ad~heridas. a los goces intelectualos, deben necesariamente propagarse con ivas ..actividad, pueos el hombre embrutecido, mf.da pr~evee,. al, paso que! clt. houbr;Le ,, ilustraclo, terne la pobreza." De aqueolla actividad nace una generation tanto 6mas miserale 6 indolente, quo la que 1, di6 el ser; y como ai cstos aumcntes no corresponden otros semejantes, ni on las subsisteicias ni en los trabajos productiivos, la sociccdad sobrecar ada. de individt os, so degrada, .se empobreco was Y nmas, y ve acrccentarse con la peblacion las i.iserias puablias. Estas observaciones indicadas pace tiunpo ror Hale Pac con Ctcvvart, Towushend, Herenshotuand y otros,' dcsendvu'tas y eonfiimadas por los cientificos citculos do Malthius, y reprodlucidas Lajco una f(orna clara y al alcance de todo el muindo por Mr. Say en su catecisnao, no ticncn aplicacion en la jIa de Cuba; pues ni ha liegado nii so prcvce cl caso de que el ni mero dc los niacimientos esceda al de los que puwdcn scr alinwntados por los proeuctos del suclo, y de consiguiente su fdiz pcb'acion no csclania ccn~o la (d0 Ia prol~fica M~anda: somnos tanto 2nas miserables cuardo mas vunieresos. Los App stoles de la propagacion ilirnitada cn Europa, ccmo Lase do la riqueza d( 1 estado, sl qutieren mecrecer el titulo a que aspiran de aigios de 1c3 hcntbr(s, klbcn dirigir sus predicaciones a la America, donde la abuiidancia de tcrrncs v rgcnc~s, l~a feracidad del sueb y lo propicio del cima, lacen cicrta la iixmra del aumento de productos con el aumcnto do lo~s 1jeb'.c~ors, y do cuwi,;guiulite coil la frecuencia do matrmnonios y con la proceacicn y couservacion do los rccicix nacidos. Lo quo int~ re :a los gobicrnos do la Europa, pi ivada do (stiis fellces clr:;un~tancias, no cs acecentar los naciin tos, sino dirninuir la inortandad rulativa, es de-cir, cinplear todos los mcd'ios ecndtccntes a Ia ccnscrvacion de los individuos q~ue naccn. Esta idea. ha sidlo reciertUmente resertada con suma claridadl, en las cartas dhigidas i Tdr. K. J. AVI~mot Hlorten, sobro los iniformes del Par rn. tito relr.tivo it la poblacicn e c siva de la Ir.bunda (1). Me lie austenido en este capitulo do hacer rnaclias nmas c( iuoaracicncs y observaciones sobre la pcblacion do la Isla do Cuba, los fcn~ nencs quo oecc la do la Ilabana, clue lie estudiado iudiv dua ncnte, 1 or rno salir cU cicitos limited quo me lie pro, uesto al escribir esta (,bra. oio iro sce utado 1(5 hcclucs y establecido los p; iiicipios, euyo des uxe Ix iriento rccucria un tratado parti-a cular para cadla capitulo; m as comno me (bri"o ii los (~UC alien ju7 ar no per el volumen sino por ul acopio do ideas quo~ mi~a obra oficcc, deajo a la ap lictlc cII y laboriosidad de otros el ocuparse cn las cuest:cflcs cspeciales (,t sedco con do la que ahora publico. Pero no ccsar do icccrrindar que es digno de (1) [;iljioteca de (inicllra raCni. dc rncrzo do 1-C~,, citadu antes,

PAGE 94

ser tornado en consideration el resultado triste que he hallado para la Hlabana en los u1timos cinco ainos, del aumnento en la proportion de los mnuertos a los nacidos, y el examen de las causas que pueden baber influido en tal fenoxneao asi en la clase blanca, cuya progresion de diferencias en esceso es + 433 + 429 + 312 + 373 + 151 : terrnino medio + 339,6 comno en la de color que ofrece Ia siguiente -50 + 35 -125 -265 -608 : terrnino medio -202,6 comparando los mnuertos a los nacidos en los cinco aiios del lustro.

PAGE 95

CAPIT ULO SEGUNDO. A GPICULTURA E' INDJUSTRIA RURAL. ARTICULO 1.0 Division primitiva.--Xedidas provinciales.-Idea general de las fincas.-Fertilidad y precios de las tierras.-C bst,,culos que se presentan para adelantar la agricultura.-Proteccion del gobterno.--Esfuerzos de las corporaciones.--Medio.8 de ref orma. La industria agr6noma de la Isla de Cuba, puede cor~sidcrarse dividida en dos grandes sistemas, reunidos en Europa con sumas ventajas, mas que aqui permanecen separados desde los primeros tiempos que sucedieron al descubrimiento: a saber, la crianza de los ganados y el cultivo de los Camp os. El primero, prescinde de toda labor, y de consiguielite no emplea utensilios, ni abonos, ii regla alguna que tenga por objeto la production de vegetates; el segundo representa la infancia de la agricultura, asi por lo imperfecto de los instruments de que usa, como por el escaso nhmero de principios que constituyen el arte del labrador; principios que pucden reducirse con pocas escepciones, a los mnas simnples de scmbrar y colectar, dejando a la feracidad de los terrenos y a la ascelencia del clina el cuidado de tod9 lo restante. Las naciones de Europa nms adelantadas en la ciencia de los campos, reconocen comno base fundamental de la agricultura, la crianza de ganados nuinerosos para obtener esti~rcoles; y como no es posible conseguir estos dos ob jetos sin cultivar abundantisimos pastos, result que los prados artificialos sirven

PAGE 96

70 de fundamento 'Al sistema agronomo +europeo, Tque puede espresarse con la sigui.nte maximaa no hay cosechas ricas y constantes sin abonos, abonos sin anjimales, y animates sin pastos; de consiguiente los abonos, los animales que los producen, y las plantas de que estos se alimentan, forman los tres grandes ejes sob'r los ctr~1es "gira 'la buenaI agri irtuIiii ieteii est Isla, nunca se cultiva el terreno destinado ai la crianza de los gaiiados, ni se aprovechan sus estitrcoles, ni son considerados los animales bajo otro aspecto clue el de su uso comno agentes inecanicos, 6 el de sus cares para el alimento; y Ilega a tal estremo el abandono con que es mirado el cultivo en las haciendas, que se hall~s est~Iepida en, ellas Ia necia .rn~ ima crianza "uta, labranza, siendo muy pocas" las que' poseeni una r educida huerta 6 conuco, y asi carecen d'urante toddo el aiio de las frutas, raices y legumbres mas convenientes y agradables para el aliiminto. La distincion que he establecido y que efectivamente ofrece le industria agr4Thoma cubana, influye de un modo directo en todo su sistemna rural, en el atraso de los conocimnientos y en la decadencia de las fincas; pues mientras no lleguen a asociarse el cultivo con la crianza y esta con aquel, no hay que esperar adelantos fundamentals ni agricultura perfeccionaida (1). IPor consecuencia de esta fatal separation y de mirar los esti 'rcoles animales con absoluto dcsprccio, o cuando "mas, conmo un producto de pequena importancia, se ve bajar en mas de un tercio ha production de la caiia en. las tierras, que se Daan viejas, se abandon~n luego estas comno cansadas, y se denuelen fincas a los 30 6 40 aios de cultivo, como si no hubiese medios de reponer los terrenos de las ptrdidas que ocasiona la vegetation, de conservarles una fertilidad constant y hasta de aumcntarsela progresivamnente. Antes de mnanifestar el estado de las diversas fincas rurales de la sia de Cuba, retrocedcre a' los primnitivos tienmpos en que se hicieron los repartimientos 6 cesiones de terrenos, para que se conozea el sistema que en ellas se ha seguido y que no ha dejado de influir en la imperfection y atraso del cultivo. Las ordenanzas municipals fueron hechas en la Habana en 15, de entro de 1574 por el oidor D. Alonso de Caceres, juez de residencia y visitador por Ia Real Audiencia; 6sta las exarnin6 y aprob6 por Orden del Consejo de 12 de mayo del mismo y asi comenzaron a observarse, siendo despues confirmadas por la Real Cedula de 17 de encro de 1578 que las inserta (2). Pero ya antes el Ayuntamiento habia usado de la facultad de conceder tierras, con el titulo (1) Doy a esta voz la acepcion que tiene boy dia, despues de haber introducido el sistema alterno de cosechas y ]a supresion de los barbechos. (2) Vase el Compendio de memorias para la Historia de Ja Isla Fernandina de Cuba, escrito por D. Ignacio de Urrutia, a impreso el primer cuaderno en la Habana a fines del siglo pasado.

PAGE 97

:de mercedes. En estas contcesiones no se espresaba mas que el 'parege donde Bran solicitadas, hasta que por Real Cedula de 1 1 de febrero de 151~9 se warido fijar estas _medidas y para ello fue comisionacto el agimenrior LDiis _d la Pefia por el Gobernador Ldo. Gaspar de Toro. ;No se s1iguilt; prara Ila ptcion en esta Isla el m&etodo de peonies y caballerias esprossado -en: la lIcy')La tit. 12 lib. 4 de Indias, sino bajo la denejminacion de hatos para ganado mrayor 6 vacuno, corraics para ganado menor 6 de cerda, tierras para uniO n de yeguas, tierras de labor y solares en pueblo, contribuyendo : favor dbe ,16s fcndos de propios del Ayuntamiento 6 ducados anuiiles por cadla merced :para ihate, 4 por la muisma para corral, 3 las tierras par. yeguas, 2 las de polar en pueblo, 1 Ia caballeria de tierra de labor y lo mismo Ia de agua para huerta (I). Adopt el mencionado agrimensor ]Luis de ]a Peja, la forma circular para las grandes haciendas de crianza, hates y corrales, dando 2 luuuas de 5.000 varas de radio a los primeros y una a los segundos, considcrando Como 'ceniros 41 brarnadero de aquellos y Ia p~uerta del recogedor en estos. Mas ccmo por to frondoso de los bosques y el grnn tamaf o de los circulos no le iuese possible trazar las circunferencias, les sostituy6 poligonos circunscritos de G4 lados, levantando perpendiculares a los estrurios de otros tantos radios. La medida que ernple6 fue un cordel de 24 varas, y asi resultaron 41 cordeles para el lado del hato y 20J~ para el del corral. La caballeria de tierra se :arregl6,a un cuadro de 18 cordeles de lado, y el solar a un cuadrilongo.6 parallgrarno de 27 varas de ancho y 40 de largo (2). Los espacios 6 huecos quo dejaban entre si estas superficies poligonas 6 pruximamente circulares, se consideraron cotmo roalengos 6 do propiedad de la Real Hacienda, segun Reales C~dulas de 24 de novicuibre de 1735 y 15 de octubre do 1754. Varios posoedores de las antiguas mercedes en ]a jurisdiccion de Ia Habana, so constituyeron en propietarios, y otros repartieron los terrenos con Reales permisos y a su beneficio, escepto el Ayumtnicnto de Guaiiabacoa quo a consecuencia de Ccidulas Reales que obtuvo a favor do los pobladores, reasumh', el dominio de mans de trcinta haciendas do campo, y hchlo niuevo plan de subdivision, his reparti6 y sigui6 rcpartienidolas para varies cultivos, conipreridiendo tambien los huccos que dejaban las nuevas haciendas circulares. -Ln tcdo lo restante de Ia Isla subsistia la simple posesion por la Farte de interes adenirido por venta 6 hierencia, hasta quo la Real U~dula do 30 de agosto de 1815 (1) Asi se practic6 constantemente en la jurisdiccion de ]a 1-Thiana soi'rn consta de los acuerdos de 1589 y 1635, y sin rms doinijo Jos poseedures que el usufrutuaiio.. (2) En Nueva-Espana, aunque la legua se considera tambien de 5000 varas el coreel lque se usaba era de 50, y las haciendas de formna cuadrada, con el lado de una legisa eni ds; de ganado mayor, y de 3.:331 Aen Jas de gan~ado menor. La caballeria de pan lleiar, era un paraleldgramo de 1.104 varas de largo y la iniiad de ancho.

PAGE 98

permitib a los poseedores acer de log terrenos, montuosos (bosques) lo que map les conviniese, como verdaderos propietarios. En Id requisicion de terrenos realeng os, !prevenida por las Reales .Cedulas citadas, se 'dejb en posesion tranquila de ellos a los qlue 'los tuviesen desde antes del ailo do. 1700 aunque fuesen sin titulo de domino. Las ventas, y composiciones que se hicieron en virtud de la pritnera Real Cidula (24 de noviembre de 1735), fu6 a dinero efectivo, que se rcmiti6 a Espana; pero desde la segunda (15 do octubre de 1754) se estableci6 eli Orden de remates Ilamados de censo al guitar, pagando el dueiio el 5 plo anual a la Real Hacienda. De un manuscrito que hie hallado en el archivo del Tribunal mayor de cuentas, y de donde son estractadas estas noticias, aparece que los censos existentes en toda Ia Isla a favor de S. M. no escedian de 44.241 ps. de principal a principios de este siglo, 22.197 Ia caja do propios del A yuntarniento de la Habana, 41.831 la villa de Guanabacon, y 26.342 Ia ciudad de Santiago, que son las imicas Reales de la jurisdiction, pues Santa M\'aria del Rosario, San Felipe y Santiago y San Antonio Abad, no tie nen propios i censos Reales (1). Las grandes haciendas 6 mercedes, al morir los primitivos poseedores, pasaron ii sus hijos y sucesivamente a los descendientes, y no siendoles comodo ni posible en aquellos tiempos el partir el fundo, so conservaban todos en usando de las tierras en comunidad, ropartiendose los ganados en iguales pates y erigiendo dentro de Ia misma hacienda y con permiso del Cabildo, un nuevo asiento cada participe. En lo sucesivo crecieron estas subdivisiones y se establecian los asientos sin la intervention del Cabildo, que le fu6 quitada por deoreto de Ia Capitania general (2). De aqui resultaron miles do controvi~rsias, p1eitos ruinosos, disensiones dornesticas y todos los males consiguientes zi un sistema tan vicioso do comunidad, sin regl as ni loyes de ninguna clase. El acuerdo do las autoridades de Ia Habana de 6 do mayo do 1818, contiene las quo deben observarse en lo sucesivo para facilitar la subdivision do las haciendas do esta especie, en propiedades individuales ti independientes, con limites fijos. Tambien di6 origen muebos litigios la denuncia do terrenos realengos, ya falsa ya verdadera; y para cortar do raiz los daios que se seguian Slcs propietarios, (pues sin embargo do las Reales Cedulas en favor do las mercedes por repartimiento, composition 6 compra, no dejaban do ser perturbados (1). Los demas censos que tienen las fincas de la Isla, pertenecen a particulares y proceden los unos de los repartilniertos de haciendas 6 censo reservativo, y Jos deinas sobre easas. y solares 6 censo consignativo, de capellanias eclesisticas, obras-pias, cofradias, hospitales &c. Con que los vecinos al fallecer, gravaron sus propias fincas, 6 dejaron en dinero para imponer a. favor do quien deseaban. (blase al fin del capitulo Rentas el valor de estas imiposiciones.) (2) W~ase el espediente sobre reparticion de haciendas de comnunidad promov'ido en 1818 ~ impreso en el ninero 30 de las Memorias de la Deal' Sociedad Patrifltica.

PAGE 99

73 en el uso legitimn de sus antiguas posesiones) el Sr. D. Alejandro Ramnirez deseoso de destruir el origen do tantas controversias, que no era otro sino una falta de energia y de exactitud on el cumpl riito dle las Reales Ordnanzas, decrcO6 con arreglo ai las disposiciones sobcranas, las quo dcbian observarse en lo sucesivo. Por ellas son reputadas como titulos legtirnos de domino, las antiguas mercedes de los Cabildos hasta el aiio de 1707 que tuviron esta facultad, y a falta de sus titulos se admite y respeta el de junta prescripcion., cuitendie~ndose por tal la posesion nointerruimpida de cuarenta. abohs, coillorle a derecho; debiendo los poseedores en este segundo caso, pre~entarse is justificarla en la respsctiva Intendencia (1). La figura dada is las grandes haciendas ha producido los mas graves inconveniontes, asi por la dificultad de conservar unos limites compuestos do tantos lados, como por la confusion quo result cuando so fueron is reconocer los de cada propiedad por los centros demarcados (quo no siempre se conservaron); pucs como estos se hubiesen establecido aisladamente. quiero dccir, sin considoracion ii la distancia que mediaba entre ellos, result:) que las circunferencias se cortasen, tomando la una porcioncs do dos o mas de las vecinas; en otros casos hallindose el centro do una hacienda dentro del circulo do otra, y eni muchos estar uno 6 mas corrales enterc_ dentro de un hato (2). De csta confusion se han originado y originan diariamente. pkeitos interminables sobre denuncias do supuestos realengos, deslindes do haciendas y limites respectivos. Este me parece el Lugar oportuno de hacer una. Ilgera digresion sobre las medidas lineares usadas en la Isla, pues comno en el curso do este capitulo presentare algunos cislculos sobre la fertilidad de las tiorras, sera convenient saber cual es Ia verdadora estension do la superficies conocida en el pais con el nomibre de caballeria, lie dicho antes haberse esta arreglado en las primeras mediciones, aun cuadrado do 18 cordeles de lado, y como el cordel tiene 24 varas, resultan 45 la caballeria 186.624 varas cuadradas, 6 planas segun comunmente se Ilaman. Pero la vara empleada por los agrimensores, ni es la do Burgos ni la. que seusa en la Hiabana en el comorcio, y do consi guienite la estension do la caballeria no contiene, como generalmento podia c reerse, el nuimero espresado de varas castellanas, sino cubanas, y la diforencia entre ambas formaris el otjeto de la presented digresion. (1) W~ase el espediente sobre terrenos realengos y sus denuncias, publicado en el niinrro 22 de ]as Alemorias citadas, y varios documnentos concernientes a lo mismo en el numero 31. (2) Han ocurrido aun casos mas complicados, como el de hallarse haciendas con dos 6 wias centres, 6 en un mismo punto Jos centres de dos mercedes concedidas 6 distinitos sugetcs, to cual era muy posible en un tiempo en que a Jos pobladores se les designaba solo el parage de ]a concesion, y que estos procuraban aproximarse a Jos nmas antiguos 6 agloterarse en distritos preferentes, sin considerar la estenision que debian tener sus haciendas.

PAGE 100

'74 La medida que usan los agriniensores es una cuerda *sin torcer, formada de tiras de la corteza interior 6 liber de la majagua (1) (Hlibiscus tiliaceus-var. Lin), y para graduarla 6 dividirla en 24 varas, se valen de un antiguo baculo que pertenecio al agrimensor D. Bartolome Lorenzo de Flores y que conserva en la actualidad D. Josl$ Maria Oliva (2). Esta vara, comparada con Ia mayor escrupulosidad ai un tipo m'trico, mhe ha dado 848 m~simos de metro 6 sean milimetros del sistema decimal De las investigaciones quo ha hecho mi venerado maestro y compatrkia D. Jose Rodriguez, resulta quo la vara de Burgos tiene, en partes de metro 0,8"')5; de consiguiente, Ia vara provinCial (10 la Isla, que 11 mare vara cabana, es mas larga que la de Burgos en 0,013 (Ie metro 6 span 6 lineas de Burgos y 0,72575. La relacion entre Ia vara cubana y la castellana es pues Como 1,0156 Li 1. Calculando el cordel y la caballeria en medidas castellanas, resultan las dimensiones siguientes: Cordel de 24 varas cubanas...............24 vs. 13 pulg. 5,418 fin. Lado de la caballeria de 432 vs. cubanas. = 438 ,, 26 ,, 1,524 ,, Caballeria de 186.624 vs. cuadradas, id.. -191.844 ,, 676 ,, 2,323 Para los cialculos do comparacion quo se hagan do superficies do otros paises con ]as do la Isla de Cuba, debe tenerse presente que ]a caballeria es mayor do lo quo comunmente se espresa, en 5.2;'0 vs. 6,6 pulgadas y 2,323 ~ peas do Burgos, que corresponded a 2,8 p 6 proximnamente. Con r'especto a la vara quo so usa en la Habana y para Ia cual sirve de tipo un nial cajon quo posee el arrcrdadcr de ]a contrata do marca, la he hailado mayor tambion que ]a de Burgos, pero no tanto como la do los agrimensoros. Diela vara, quo llamare habanera 6 comroeicr, tiene 844 milimetro9 es decir, 0,QI')9 mas que la deBurgos, y esta fraccion decimal corresponde; en mnedida castellana, a 4 lineas y 0,6563 (3). Voiviendo a las fineas rurales, conviene distinguir los hatos y corrales 6 (1)~ Al unos agrimnensores prefieren para liacer sus cnerdas, ]a corteza interior de las raises aereas del ja iizy he,ubra (FiCLIS indict) cuyo judo) ledkso conserva inucho tiewpo ]a fibra ve~ge tal; pue~len usarse tarlien las cci tezas hl:c~ iores de la 'asui<'a (Lagetto lintearia L) Ael gleliK7 (Loaichocarpos pixidaflus de D.-C.)~ del 2noraro (Acacia) y del _Chichicastz!. (rJrtica harcifhia). Las tiras de corteza so unen no pior iiudes, s5m liandolas fuerteinente co c:ordel Ai cortos t rechos. (2) Nieto de nn hermann del antiguo D. I3nrtolorn6. (:3) Lo mal conservado que se halla el tipo fle !a. vara cO-i-ercial, y lo espuesto a Variar 4-on la rotura 6 composiciones del cajoncillo que le constituye, hacen necesario que el Ayunztamiento madre former un buen tipo de la vara cubarla, tornando por inodeuo ]a de Jos agriiie =rcs. Como en esta obra no tendre que facer aplicaciwnes rigorosas de ]as otras rnedidas, moe al)steago d& hablar de ellas.

PAGE 101

haciendas (1) de ganado mayor y menor, de los potreros. Tstos se hall~hn cercados de piedras sueltas o. de plantas vivas, reunen un mayor nimero de aniniales, proporcionahunente a su estension, y sus pastos son mas abundantes, por que se destinan para esta clase, de fincas, tierras desmontadas ya virgenes, ya despues de haber sido cultivadas, que pioduccn muchas p'_antas para el alimento de los animales. En los potreros, no solo se ceban los g, a ados que de las. gra ides haciendas se destinan aI consumo, los bueyes estenuado., lor el gran trabajo de, los ingenios, y los caballos en semnejante estado, mediante un tanto 6 _una retribution mensual (2), sino que ademas reunen la cria de estos bltimnos y la multiphecacioni de alas mulas. Una caballeria de tierradestinada a potrero, puede ahtmentar 25 reses por termino medjo; algunos practicos que observaron la cantidad proportional de alimento que consumcn los toros, las vacas y los bueyes, me han dicho que una caballeria de tierra puede nutrir 40 de los primeros, 6 30Ode los segundos, o solo 20 de los hltimos. Comno el campo est& ecrcado y es mas corto los animales_ no se hallan tan espuestos a rmil calamidades y pueden ser mejor asistidos que en las grandes haciendas. En estas se dejan andar errantes por vastisimas sabeinas 6 Ilanuras y frondosos bosques. Alli -encuentran en las plantas y frutas silvestres, un alimento ya abundante ya escasisimo, segun las estaciones, y en los rios, arroyos y lagunas el agua para su bebida, no siempre transparente y muchas veces estancada y corrompida. Salen diariamente los sabaneros y mnonteros (3) a recorrer la finca, a examinar si hay hembras paridas 6 reses muertas 6 enfermas de gusano (4) o inordidas de los perros gibaros (5) y a enterarse de la position de los trozos (1) Por efecto de las subdivisiones mencionadas antes, 6 ventas que los duefios de las grandes haciendas hicieron de varias porcioncs de ellas, han resultado mnuchas fincas menoies de *crianza liamadas en la Estadistica sitios (de crianza; peso son regidas por el misnio sistna. (2) Cuando se initroducen reses para cebar, es uso dar al potrerero Jos dcs tercios de Jos 4umentos que adquiera el ganado. Los arriendos miensuales son de 10 rs. por cabeza, y mas en las inmnediaciones de las grandes ciudades. (3) Llamnase en los hats sabonero el hombre que ai caballo recorre las sabanas donde pasta el ganado, y mnontero al que a pie liace el mismno oflcio dentro de los bosques, que en Ia Isla se denominan monte. (4) El gusano es una en~fermedad causada en todo gknero de ganado por dos insectos del genero mosca, que depositan sus huevos en nuimero infinito, sofe las Ilagas, her idas o rozaduras de los animales, y las larvas que de ellos salen, los hacen perecer. Otro insecto Ilamado piojo (Thematopinus suis) se apodera tarabien de tos cerdos flacus, y les hace heridas que Ilegan a ser mortales, si se abandonan. Las otras enfermedades que padecen los ganados, se conocen en el pais con los nombres de cangrena, ahogo, zajurnaya, viruela, lornbriz, a parte de los accidentes causados por los perros, el grueso volciren de las naranjas y joa-uas (G~enipat americana) con que se atragantan las reses vacunas, y otros nmuchos cuya espesicion no pertenece 6. esta obra. (5) LI6.iase perro gibaro el perro que se ha hecho montaraz y salvage.

PAGE 102

76 de cerdos. Las vactis paridas siguen al ternero, que es Ilevado a la casa por 15' .has, Pero las cerdas se dejan en el monte con las crias, dondo deben revisarse diariamente. La grande extension de una de estas haciendas, hace imposibWe ii los cxnpleados el recorrerla diariamente, y mucho mtnos consiguen log moriteros y sabanieros, el ver y examinar todos los animales en dicho espacio de tiemnpo (1). Agrguese a esta observation la de que tales hombres son asalariados, que el trabajo que se les confia es sumamdnte pesado y minucioso, que no tienen interes en desempeilarle bien, siendoles muy facil ocultar las pterdlidas que su abandono ocas iona, y en fin, que el calor y liumedad de las sabanas y bosques, inclinan casi invenciblemente al suno, y se podra inferir la desidia con que serain asistidos los animales. No obstante la feracidad de los terrenos, Megan a faltar absolutamente los pastos en las epocas de seca (2); las ramas comestibles de muchos arboles que tiene la Isla, podian servir de auxilio perentorio; pero como nada se bace en las tales fincas con prevision, se descuida el cultivo de estas tiless especies. Al mismo tiemp o se dejan crecer un gran niimero de plantas venenosas, y no To son m--nos por sus efectos en la economia animal, los tiernos renuevos que vegetan instantaneamente despues de los primeros chubascos que siguen a lag grades sequias. Por todas estas causas es considerable la mortandad y frecu~ntes las epizotiv s en las haciendas, que destruyen a veces la mitad y hasta los dos t'.rcios de los animnales en ambos ganados. He trazado este ligero bosquejo de las haciendas de erianza de Ia Isla de Cuba, porque de el pueden~ inferirse algunas de las principales causas que en si mismnas contienen, para influir en su decadencia progresiva, aparte de Wtas que luego tendril ocasion de menciornr. En los primeros ticrnpos, la escasez de brazos y la feracidad con que brindaban Ios ter'renos de ]a Isla, hicieron preferible la crianza de ganados errantc~a, porque sus higeros costos producian grandes utilidades. Pero la estension dadIa ai los otros cultivOs, la urgencia de adoptar un sistcmna agrunomo de gran produccion y econoinia, precisan a acoger todos los buenos metcdos que la esperiencia ha ensehado en otros paises, sobre la crianza de los animales, aprovecl~ndose de las circunstancias natural es y felices que la Isla proporciona, Canto en ]a facilidad de los riegos cuanto en los vegetales de alimento 6 pasto Presentare en el ap~lndice la lista de las plantas indigenas, asi anuales conv p -.rern s, que comen aqui los animrales sin incluir el considerable nuiiero de irrboles quo igualmente los alimcntan con surs hojas y frutas. Esta noticia pu-:de tenor aplicacion para el es tablccirniento do los prados artificiales. (1) Se calchla que un sabancro puede ver al dia 100 reses, y un inontero 50 cerdos de 4 6 5 trozos. (2) La epoca de la seca suele cornenzar era noviembre y continuia lhasta abril y ma-yo. Vase mni Memoria sobre el clirna, imfpmsa en Nevi-York en 1827.

PAGE 103

Pasando ahora a )as fincas dc dultivo, ocupan el primer lugar los ingenios y los cafetales. Las primeras no son puramente agrunomas, pues en la Isla se fabric el azuzcar en las mismas haciendas donde se cosecha la caiia y en mu. chas se aprovechan las mieles para la elaboration del aguardiente. Se cultivan tambien en los ingenios y cafetales el mnaiz, algun arroz el plhtano, la yuca, el flame, el boniato y generalmente reunen los segundos todas las frutas y le'gumbres comestibles en el pais, y cuyos productos se destinan al uso de Ia finca, aunque algunos hacendados, cuando su position les favorece, suelen vender los sobrantes de la cosecha de las dos cereales mencionadas (1). U~na gran pare de los terrenos destinados a aquellos dos grandes cultivos, se conserve en su estado primitivo de monte, esencialisimo para los usos domnsticos de las fincas y para proveer do combustible a los ingenios. En estos frondosos bosques se hallan las preciosas maderas de la Isla de Cuba, muchas de ellas desconocidas en Europa y que constituira~n un ramo pingle de esplotacion rural, si los cultivadores se dedican al establecimiento de viveros abundantcs y A Ia reposition de los bosques naturals. Por Reaks Cedulas de 1622, 4 do octubre del 1784, reglamento de 1789 y otras Reales 6rdenes intermedias, se arreglb el inodo de proceder en los c~rtes de maderas para el uso de Ia marina, asi de los montes del patrimonio Real como de los particulars. ,,El men,, cionado reglamento limitaba estrechamente y gravaba de muchos y prolijos ,, modos el uso de las maderas de construcci~n.... estableciendo visitas, dcpen~dientes y penas que asegurasen ]a observancia" (2). El Consulado de la Habana represent( en 22 y 31 de mayo do 1798, sobre los perjuicios quc tales providencias causaban A la agricultura y a los derechos de propiedad, pues los duejios de los terrenos no podian disponcr de ellos, estendIer los cultivos, ni impedir quo cualquiera cortase maderas de sus bosques. Por estas justas reclamaciones, y por los informes que pidi6 S. M. A los Capitanes Gencrales Conde de Espelcta y D. Luis de las Casas, se sirvib espcdir ]a Real Lrdcn de 14 do febrero de 1800, previniendo el establecimiento de una Junta que acordase lag reglas quo podian odoptarse para satisfacer las necesidades do la marina, sin, perjuicio do las particulares, de la agricultura y del comerejo. La Real orders de 30 de agosto do 1805, reune todas estas circunstancias, dejando a los dueflos de terrenos su libre y esclusivo uso, y permitiindoles de consiguiente hacer de ellos lo que rmas les convenga. (1) Otra cereal se cultiva en lo interior; 6. saber, el trigo. Sus cosechas son muy reducidas y apknas cubren los gastos del cultivo. Segun ]a Estadistica de 1822 Ia cosecha asciende solo &a 120 arrobas. (2) Tales son ]as palabras del exordio a ]a Real Ceeula d~e 30 de agosto de 1805. Cornplace ciertamente el leer este lenguage de franqueza, reconociendo los vicious de las antiguas medidas, y que el gobierno confiesa ingenuainente. 11

PAGE 104

Se han impreso algunos catalogos de los rboles que se Irian en los bos_ ques de la Isla, siendo el primero y mas completo el del Portugues D. Antonio' Parra, publicado en Madrid en 1799. Al nombre provincial, agregan dichas listas Ia indication del uso que tiene la planta en el pais; pero ninguna ofrece la correspondencia botanica de los nombres vulgares. En algunos niimeros de los maless de ciencias he dado el nomnbre botanico de vairias especies, y en el apendice ai esta obra se hallara la lista de todas las que me son conocidas, que es la primera de su g*enero que se publica. Ademas de los mencionados cultivos principales, se conocen los del airil, del algodon y del cacao, pero en muy pocos distritos, ocupando uina cortisimna estension de terreno, y produciendo de consiguiente cosechias muy reducidas; no obstante las de algodon vani en aumento en el departamento Oriental, pues en el afio de 1829 se han esportado cerca de 40 9 arrobas; las de cacao, como mar, tardias, apenas comienzan ahora a~ manifestar sus productos, y en cuanto al airil han sufrido muchas vicisitudes los ensayos que se hicieron para establecer su cultivo y elaboration, y para generalizarle. D. Grogorio Belaustre en 1797, el Administrador de Correos D. Jose Fuertes en 1802, y D. Pedro Boyer en 1817 verificaron algunas pequenas siembras y estrageron el aflil por el m;:todo de la fermentacion, pero sin conseguir resultados suficientenmente satisfactorios que inclinasen a los hacendados hacia este precioso cultivo. En 1827 me propuse ensayar en el Jardin botanico, ei de la buena especie de Goatemala (1) y la estraccion del airil por el ml-todo de la hoja seca de Ia costa de Coromandel; Jos resultados fueron reconocidos en Madrid por el profesor de Quimica del Real Conservatorio D. Jose Casaseca, como de una cualidad inmnejorable, y S. M. se sirvi6 espedir un Real decreto para el fomnento de este lucrativo ramo, cometido al Escmo. Sr. Superintendente de la Real Hacienda (2). En 1828 D. Pascual de Pluma y D. Jose Dau, repitieron los antiguos e nsayos por el me toclo de Ia fermentacion, cosechando Ia planta silvestre: las nmuestras quie obtuvieron, asi como las porciones fabricadasen Cuba por D. Pedro Br(u (3), demuestran que este cultivo puede asociarse a los demas cubanos y dar productos de ventajosa salida en el mercado; pero requiere, ademas de las franquicias que le estan concedidas, el que se adopten (1) (Indigofera disperina). Puede leerse sobre la historia del afril en Ia Isla de Cuba, mi Menioria impresa en el nujm. 17 de los Anales de ciencias, y el nietodo de Ia hoja seca y. otras varias observaciones sobre el asunto en los nuzmeros 2, 18 y 19. (2) Los esperimentos del profesur y Ia Real Orden de S. M. se hallan en el numero 33 del mismo periodico. (3) Mas recientemente han fabricado escelentes afiules D. Diego Fernandez Herrera, hacendado del partido de S. Antonio, y D. Jose Policarpo Colurnbiei, de Baracoa. Uin estracto de las tareas del primnero, por el !fetodo de Ia hoja seca, puede verse en el numrero de enero de 1831 de la segunda serie de los Arnales.

PAGE 105

79 por el Gobierno de la Isla 'otras medidas particulares para establecerle sobre bases solidas, para evitar gastos infructuoscs a los hacendados, y para proveer do operarios inteligentes las nuevas fincas que emprendan (1). .A estos cultivos podian agregarse otros muchos; por ejemplo ei nopal de la cochinilla, la vainilla, la malagueta 6 pimienta de Tabasco (2), Ia curcuma (3) las especias de las Indias orientales, varias plantas aceitosas indigenas 6 va perfectainente aclimatadas, corno el rnani, el pi~on (4), Ia higuereta, el ajonjohI, el mirasol, el ben y el nogal de la India (5), el arbol de la gema etastica de Mejico (6) (Castillea elbstica) y otros muchos que seria largo enumerar aqui y para los cuales se yrestan generosamente ei clima y el terreno. La cria de las abejas y el beneficio de Ia cera, es un ramo de industria rural surnamente interesante, si se consideran las grandes ventajas que ofrecen el clina, la vegetation constante de la Isla (7), el poco costo de su entrete(1) Estas medidas fueron saibiamente indicadas por el Sr. Casaseca, en su Mfemoria agregada d Ia Real Orden, y se reducen al establecimiento de una falirica de aiiil por cuenita del Gobierrno, con destino a la enseiianza; en cuyo plan se ocupa actualmente la Superintendencia de esta Isla. .(2) El Sr. D. Sebastian de Lasa ha hecho ya un plantio de este vegetal, de semilla cosechada en el Jardin botanico. (3) He sabido de algunas pequenias siembras, verificadas en la Isla con buenos resultados; Pero ignoro los nombres de los hacznrdados. (4) Vase la Alemnoria de D. Jose Joaquin Navarro, imapresa en el ntum. 41 de Ia coleccion de Ia Real Sociedad Patriotica. (5) Estas dos especies fueron el objeto de varias esperiencias que hice en el Jardin, cu yos resultados se hallan en el nhin. de diciemrbre de 1829 de los Anales de ciencias y en las actas de la Real Sociedad Patriotica a quien fuer'on presentadas en el mismo aho. La semnilla limpia del ben (Moringa pterigosperma. Goetn) me hra dado 23 p2 do aceite, y la dc l nv~gal (Al1evrites triloba) 42 po Con estos datos he calculado que una caballeria con 7.460 airbolcs de ben, puede dar 580 arrobas de aceite y la misma estension con no-ales de la India, de los que caben 5180, 900 arrobas. (6) Sobre su cultivo en el Jardin botanico y las esperiencias que Lice con Ia goma, puede verse cl mismo informe en el numero mencionado del mes de diciembre. (7) Entre las flores de que estraen la cera y la miel las abejas, eitare solo las siguientes: palma real (oreodoxa regia) en todos los meses del aiio, pero es mnas abundante en octubre y noviemnbre; el aguinaldo blanco (convolvulus monospermumi), en noviembre y diciembre, y les produce una miel esquisita, el macurige (cupania) en febrero y la miel es preferida por algunos, la manaca (palmee), ei romecrillo (bidens leucantha), el borijato o batata del Obispo (convolvulus batatas), ci platano (musa sapientium. M. Trrogloditarum), el ruble blanco (tecoma pentaphilla), y el roble guayo (ebretia bourreria). Ademas de la abeja comun existen en ]a Isla las liamadas abejas criollas 6 de ]a tierra, que es una nueva especie del g~nero Melipone, denominada Cubense por Mac-Leay, las cuales construyen sus panales en las rocas, troncos de los arboles &c. pero su cera es muy negra y creo no baya lido aun reconocida, lo miismo que la sustancia Rlamada lacre de colmenas, que forman las mnismas.

PAGE 106

30 nimiento, Ta abundancia de maderas a proposito, cuyp use esta permitido li tos cosecheros, y la segura y prefcrida venta que este fruto encuentra en los puer4 tos del seno mejicano, por su inmejorable cualidad. No obstante todo, la cria de las abejas que comenz6 en 1764 con los pequei os enjambres traidos de Florida, despues del rapido incremnento que habia tornado en los primeros a :os, se ha conservado casi estacionaria. El rntetodo seguido esta mnuy distante de la, perfection, pues siendo considerado coino un ramo accesorio y ejercido por cultivadores pobres, estos ignoran los adelantos modernos y no tienen recursos pare adoptarlos, aun cuando lo supieran (1). El cultivo de las legumnbres, de las raices alimenticias en que tanto abunda este suelo, y el de los airboles fr~utales, se hallan reunidos a las inmediaciones de las ciudades y pueblos, en pequcias fincas conocidas por los nombres de sitios de labor y estancias. Estos terrenos, o son cuidados por sus duenos o estan arrendados, y sus productos, entre los cuales deben incluirse el pan de, casabe, las ayes, los huevos y la leche, se destinan al consumo de las poblaciones inmediatas. El tabaco es cosechado en terrenos especiales, habiendose preferido en tiempo del estanco, las rnhrgenes de los rios llamadas vegan; pero despues se han destinado y destinan al mismo cultivo, otros terrenos mas distantes de aquellas, aurque conservando sirmpre la misma denomination de vegas. El total de especies vegetales destinadas al alimento del hombre, cultivadlas asi en las grandes comno en las pequenas fincas, es poco numeroso y muy escaso en variedades; para que se conozca cual es en esta parte la estension de la agricultura cubana, incluir tun catalogo en el apendice. Los terrenos rccien desmontados de la Isla de Cuba, gozan durante 306 40 ajios de la primnitiva fertilidad que les proporcionaron los despojos de los arboles. La capa de mantillo o tierra vegetal pur es de un espesor considerable y conserva a las tierras sus preciosas cualidades por todo el tiempo que se destinan al cultivo, pues es costumbre abandonarlas luego que las han perdidlo. He procurado reunir un grande numnero de datos sobre las cosechas anuales de todas las plantas que se cultivan, referidas a una estension determinada de terreno; pero des graciadarnente he conseguido mnuy pocas, sea por la indiferencia. con que unos sugetos acogieron mi petition, sea por la dificultad en otros de calcular los resultados medios, sea en los mas porque no teniendo medidos exac-I amente sus campos, ni ilevando notas de sus cosechas, les fuese dificil el complacerme. Presentare aqui pues, los pocos datos que se me ban proporcionado.' La cafla de aziicar dia productos sumamente desiguales, segun los terrenos, (1) Wase sobre Ia cria de las abejas en Ia Isla y el ramo de sera, las Memnorias de Ios Sres. D. Tomnas Ilomay en 1796, y D. Pablo Boloix en 1815.

PAGE 107

82 lag epocaN, las estaciones y la edad de la planta (1). Una caballeria de sierra bien asistida, da 3.000 panes de mas de arroba cada uno. Hay frecuentes ejemplos de mayor produccion, y en el aflo pasado del 830, dos trozos de tierra (2) ban producido a razon el uno de 7.072 y el otro de 6.861 arrobas por cabaileria. Pero estos casos son raros y no se repiten en el mismo terreno. Segua los datos que ha reunido en el dopartamento Oriental D. Hilario Cisneros Saco, por encargo de la Real Sociedad Economica do Cuba, que tuvo la bondad de pedirlos para satisfacer a varias preguntas que la he dirigido, una caballeria de Buena tierra, sembrada do cania, da los productos siguientes: 4.000 arrobas de aziicar purgada, 6 4.800 id. mnascabado, y 4.000 botijas do miel, que dan 4.000 id. do aguardiente: dentro do los cuadros de cania, se hace una coseclha abundanite de maiz y frijoles. El dato do 1.500 arrobas por caballeria indicado por el Sr. Baron de Humbold, como termino medio do la produccion general do la Isla, me parece el mas prudente, despues de haber comparado muchas noticias de varios ingenios. El cafe dh de 6C0 a 800 arrobas por caballeria, y segun la opinion del Sr. Noa (3) no debe valuarse en mas de 500 arrobas termino medio. En Cuba se gradiia en 1.600 arrobas la produccion media de cafe de una caballeria; algunas haciandas dan a razon de mas de libra por airbol, y en otra 7.000 arboles dieron 800 arrobas (de grano. Entre las lineas do cafetos nuevos, cultivan en aquellos distritos todo genero de legumbres y hortalizas. El tabaco, produce 60 caballos de hoja, quo graduatndose en 6 arrobas cada uno, haceni 360 arrobas. Las observaciones reunidlas en Cuba, dan hasta 400 quintales de hoja de todas clases, producidas por las 400310 matas do tabaco contenidas en una caballeria. El cacao, segun los cailculos dc Mr. Pistolet (4), produce a razon do 5 Iibras cada arbol, y como se pueden cultivar 5.000 de estos en una caballeria, resultan 250 quintales de produccion media. Del aril se han hecho pocos ensayos para formar caslculos de su~ produccion; (1) La canla al primer corte se llama cana de planta, la del segundo soe'a dce planta, la del tercero y siguientes Boca; y se denomina cafa vieja, la quo ha sufrido mas do dos tortes. (2) El primero en el partido de Macuriges, de media caballeria do tierra del inigenio do D. Jose de Ia Vega, en su primer corte en abril: el segundo en el mismo partido, do 17 cordeles cuadrados, ingenie de D. Bernardo Gayol. (3) Memoria premiada on 1829. Supone la produccion media ale 200.000 arboles do 2.500 arrobas. En una caballeria caben 40.000 airboles por el metodo comun. (4) Vease una noticia do este cultivo en Ia Isla, en el nunero 3 de los Alnales de cien-

PAGE 108

82 segun las obscrvaciones del Ldo. D. JosMaria flau, de una calhalleria Beenbrad a de la especie indigena, puede cosecharse en su primer carteo ina.cant, tidad de planta que rinda 1.458 libras de a ,iI por el metodo de la fermentation.., Las esperiencias hechas recientemente por el Sr. Herrera, le han proporcionado el aiil, en la razon de 1.000 libras por cabaileria. En Cuba a razon de 1.500: ai 1.800 libras. El algodon, en el departamento Oriental, donde se cultiva, da 6.000 librag, de escolente calidad por caballeria, y en las calles que dejan los arboles cultivan mnaiz y frijoles. El maiz, muy variable en sus cosechas, da en razon de 140 a 200 por uno. El termino medio de la production puede graduarse en 200 hanegas o quintales de grano. Las espigas hoegan a ser de un tamaiio considerable hasta de 500 granos cada una; y aunque son dos las cosechas principales que se hacen, pueden obtenerse hasta cuatro en buenos terrenos, favoreciendo las aguas, a saber, una en febrero, otra en mayo, otra en agosto y la ultima en octubre. De arroz, que en algunas ocasiones dh hasta 150 por uno, puede reputarse la cosecha media en 2.000 arrobas por caballeria. En terrenos recien desmontados de la Vuelta do Abajo, da 3.000 arrobas al minimum. El Sagti (marantha indica) poco cultivado y que debia serlo nucho mas, ha dado en San Antonio Li razon do 160 quintales de harina por caballeria, quedando 1a tierra llena do raises par-a reproducirse en esceso. En otros partidos do escelentes tierras nuevas, so ha cosechado en la razon do 6.480 arrobas de raiz por cabahleria, que rinden 1.320 arrobas do harina Li lo m'-'nos. Los pItanos como no so cultivan en campos uniformes sino en caiiadas, en poqucinhs trozos de tierra, o dentro do los cuadros do caf*e a mayor distancia do la quo necesitarian si so liallasen solos, ofrecen una cosecha muy varia, con respecto a Ia estens ion de tierra que ocupan; pero no puede graduarse en menios de 20.000 racimnos por caballeria de platanos. La yuca dai L razon de 2.000 arrobas por caballeria, y la misma estension cultivada" de yuca agria para hacer pan do casabe, so valua en 700 Li 800 pesos,, y soi) en la mitad siondo do la variedad dulce o comiestible. Do los demas frutos no he podido conseguir noticias seguras. Graduando la production do cada especie de laser mencionadas, por el valor que tienen en" ci mn:rcado, resulta por caballeria: Do aziicar .........* .*. ... ... .. .... 2.500 ps, D~e cafe ....... .. .................... .. 750 De~ tabaco ................... ...... 3.000 Do cacao...................~**.. 5.000 De ail ...................... .., 2.000 De maiz (dos cosechas).............. 1.500 De arroz .... .. .... ..... ,...... 1 .000

PAGE 109

De sago .. ........** .** .**.. 1.500 Do plittanos ............ ........ 2.500 De yuca ... ..............................1.000 Para establecer algunas comnparaciones curiosas y tiles entre el valor de los productos de la tierra en esta Isla y en las principales potencias agricultoras de Europa, reducire los varios datos que he recogido en los autores, it la medida agraria cubana representada conforme Ia he calculado anites, en varas po vinciales no en varas de Burgos, en cuyo caso una caballeria es igual it 13,7 hectaras de Francia 6 i 32,7 acres de Inglaterra, y no como se espresa en las obras it 13 hectaras 6 325acres, creyendo la vara cubana igual at la castellana. Sentados estos datos,resulta que en Inglaterra el producto anual mnedio de, una caballeria, represents un valor de '164 ps. en trigo, do 202 en cebada, de 240 en yerbas y do 643 en jardines 6 en pastos cercanos it las ciudades. Los terrenos inmnediatos it Lndres dan productos considerables; por ejemplo, 1.597 ps. anuales la cosecha de una caballeria de tierra sembrada de rabanos, 4.795 ps. de chicoreas, 7.990 do Spio, 9.554 de coliflores &,c. En Francia, el producto medio se regula ser de 79 ps. por caballeria; en el departamento del Sena 160 ps. y cerca de las grandes ciudades 213. En Holanda, segun ur.a valuacion reciente do Kadeliff, el producto de una caballeria viene it ser do 148 it 197 ps.-Mas adelante tendre ocasion do hacer aplicaciones de estos resultados. Los precios de las tierras varian mucho, no solo segun su clase, sino en razon do su proximidad it los pueblos, it Ia costa 6 it los distritos de gran cultivo. Es tal la influencia do los adelantos do la poblacion, que el precio de las tierras duplica y triplica do un aiio it otro y Ilega en poco tiempo it tomar un precio 40 6 50 veces mayor que cuando el repartimiento. En 1766 unos terrenos sobre Ia costa del Norte, partido do Cacaragicaras, fueron apreciados it 300 pesos legua ; so repartieron el aiio pasado it razon do 400 y 200 pesos caballeria los do primera y segunda cualidad, y it los dos 6 tres moses se vendieron algunas porciones it 450. Hace 16 acos quo se valuaron terrenos del partido do Cabaias, do la hacienda Ilamada la Dominica, it la distancia do 22 leguas de la Hlabana, it 300 pesos caballeria, y en el presented so vendieron it 2.000. Sobre la costa del Norte, las tierras del roalengo llamado S. Juan do la mar, it 17 leguas al E. do la Habana, se repartieron it razon de 700 y 400 pesos caballeria. Los terre nos para inigenio, en los buenos distritos do cultivo valen do 2.500 s 3.000 pesos caballeria. Las tierras do tabaco do la Vuelta do Abajo so pagan it 1.000 pesos cah~alleria y 6 onzas do oro de regalia. Los precios son mnucho mas infimos hitcia el centro desierto do la Isla: so puede regular en 4.000 pesus el valor de

PAGE 110

84 la legua cuadrada de un hato o corral del interior, en 6.000 sobre la costa del N. y en 3.000 en la del Sur, como tt'rrnino medio de un gran niunero de tasaciones que he tenido a la vista (1). Si un terreno pierde por el desmonte sus bellas maderas, gana por su disposicion para el cultivo: esta diferencia es muy dificil de valuar, porque depende do la naturaleza de la finca que so va a establecer y de otras muchas circunstancias. El desmonte de una caballeria cuesta generalmente, en el departamento occidental, 400 pesos y se reputa como el trabajo de un hornbre durante tres mewes, siendo de su cuenta la manutencion y los utensilias. Por este ajuste quedan los troncos en el lugar en que caen; peo siendo de obligation del trabajador el reunirlos y forinar pilas para quemarlos, cuesta entonces el desmonte ia razon de 600 por caballeria (2). En estas tumbas se sacrifican todos los arboles, y caen bajo la hacha esterminadora, robustas Lcanas y caobas, corpulentos cedros y sabicaes, antiquisimos chicharrones y guayacanes, y otros airboles de maderas preciosisimas que el fuego consume en pocos dias. Los cortes de lena, ya para Jos ingenios ya para pacer carbon, sacrifican tambien airboles del mayor precio, que ni se repoDon nli es posible conseguirlo en cuatro generaciones. De resultas de esta tala asoladora y del sistcma d"3 imprevision que la dirige, so ven transformadas en Ilanuras esteriles y abrasadas, terrenos antes pingi~cs y frondosas, se han abandonado fincas valiosas por falta de combustible, se ha acrecentado el costo de los matcriales para el establecimiento de las nuevas, y sucesivamente se veran subir la t::mperatura y escasear las Ituvias en las inmediaciones do las ciudades; desapareceran los beneficos y abundantes rocios, que en la epoca de la seca suplon a la falta de aguas, en las comnareas do grandes arboledas, condenando al esterminio las. plantas y Jos animales en los meses de noviembre a marzo, y en los calurosos, no se percibirai el soplo viv'ificadlor de los bosques ni el olor bals'amico de las flores silvestres. En fin, donide se aniquilen los firboles, una escena do soledad y muerte se sostituira al risueio espectaculo de. una naturaleza jbven y agreste, que ofrecia premiar can usura los afanes de l~a industria bion dirigida. Volviendo la vista do los bosques destruidos ai los campos cultivados. y no detoniendonos en considerar la clase de brazos que los trabajan, sino en cuanto constituyon una fuerza productive, es facil eclhar de ver que se carece aun de l.s infinitos medios quo en otros paises aumnentan la production y dismninu(1) En el departamnento oriental, el rnixirno valor de las tierras es de 1.000 ps. caballeen el del centro se hallan ti 300 ps. a distancia de 1 a 5 leguas de Ia capital, y las ma9 zja as a. 200 y 100 Ps. ( ?) El primer inedo do desmontar se llama i tumnba y dria, y el Segundo a rusmba g

PAGE 111

yen en el trabajo. El arado, el azadon o guataca y el machete son casi los inicos utensilios del grande ydel pequeflo cultivo. El primero es el mas imperfecto de cuiantos se conocen (1) su1 usO no es tan general comio debiera, ni se 4pica a las labores secundarias en los campos do caiia y cafe, pues las distancias demasiado comras a que se sieinbran estas plantas no lo peCrmite, y aun en este caso se requeria fuese de otra clase y manejado por un trabajador esperto; Ia segunda no es propia para las tierras tenaces ni para las pedragosas, debiera emplearse para aquellas Ia laya de Vizcaya y para estas el bidente 6 el tridente; en fin el machete, si es btil. para los desmontes ligeros y para limpiar ci campo de arbustos y enredaderas, es demasiado fuerte y pesado para segar forrages, arranca las mnotas de las gramineas y raja y descorteza las ramas de los arboles, cuando se destina a la poda de los bosques. Si del examen de los instrurnentos pasamos al de cada cultivo en particular, ii parte del defecto capital indicado antes, de no emplearse los abonos (2), se hallarain otros muchos en el 6rden y ticinpo de las labores, al paso quo son inusitadas infinitas praicticas provechosas, como ]as de alternar los cu~ltivos, de aporcar las legumbres, de ingertar los frutales &c. &c. Un gravisimo obstaculo que presenta la Isla para el fomento do su agricultura, procede de Ia eseasez de caminos y del ptesimo estado de los existentes. Muchos hacendados dejan de cultivar en sus fincas el arroz, el rnaiz y otros frutos, porque el gasto escesivo de las conducciones aumenta los valores de tal suerte, que es imposible venderlos en el mereado. Los transportes de los frutos comnerciales, sea ea carretas, sea at lomo de animales, tienen en algunos parages do la Isla ;y en ciertas ocasiones del aino, un costo tan exorbitante que parecera inereible en Europa. Una caja de az6car que ia los pre; os medios no vale mas de ",O ps. con el envase, cuesta de conduccion al hacendado desde el valle de lqs Gaines a Ia Hlabana, en un trahsito do 12 leguas, 4 ps. y en la estacion do las aguas 5, esto es, 20 y 25 po. El transporte de este fruto, en sacos y sobre animnales, so graduia a razon de un peso por carga de 10 arrobas .que equivale a. 10 p5. Una pips de aguardiente dis(1) Para hacer un arado, es necesario que la naturaleza provea aqui de airboles tortuosos para la cama, y esta, el dental y la 'mancera son de urna sola pieza: Ia reja en formna de canal, y de malisima, puiita plana;" no es cortante por log hordes, las orejas son fijas y se hia1,an aplicadas intimamenate a. Ia cama; se une a csta el tinion, tambien evcorbado For la naluraleza, y de esto se puede inferir que no siendo movible la reja ni las orejas para que puedan introducirse mas 6 xnenos Begun la calidad de ]a tierra, las labores siempre son iguales, cualquiera que sea el terreno en que sFe bagan y Ia planta 6 cultivo ai que se dlestinen; y asi l arado ni profundiza, ni revuelve, ni atrae a la superficie ]a tierra para orearla, mezclar Jos abonos y beneficiarla. (t2) Algunos hacendados forman en sus fincas abonos vegelales, pere estas escepcienes laudables tienea may pocos imritadores.

PAGE 112

86 tribuida en barriles y cuyo precio es de 15 ps. cuesta 10 de conduction 6 67 pQ. El cafe 6 rs. por quintal de la distancia de 11 leguas, esto es, 12 pg. El tabaco desde la Vuelta de abajo, a razon de 6 ps. carga, que segun sea de las clases llamadas calidad a injuriado corresponde ya a 131 ya a 30 po. Algunos frutos de mucho voliumen y poco valor, pagan de transporte mae de lo que valen, como la miel de purga que a 3 rs. por barril viene a pagar 300 p5 y proporcionalmente otros. Estas noticias tomadas solo de la provincia de la Habana, manifiestan 10 urgente que es, en la baja actual de los frutos, el ocuparse en la construccion de caminos y en los varios medios de transporte. Esta necesidad fue conocida hace muchos aiios, y la sabia Real Cedula de erection del Consulado de la Habana, recomienda este objeto como uno& de los mnas interesantes de su instituto. Este cuerpo nombr6 una comision de su seno en. el aino de 1795, con el fin de ineditar los arbitrios mas oportunos y menos gravosos para 'Ia formacion de caminos, y los vecinos ilustrados cooperaron por coed-io de la imprenta i manifestar sus ideas (1). Las dos memorias publicadas entonces tienen elm~rito de exam-inar las cuestiones bajo el verdadero punto de vista que se requiere en la Isla; la del Sr. Calvo empieza por enunciar estars tres preliminares: l.a De donde sesacara el dinero que se necesita para los caminos? 2.; Cual sera la direction que han, de llevar pares que de ellos puedan, casi igualmente, aprovecharse todos los hacendados?., 3.a %~ue providencias-han de tomarse para que los caminos sean buenos, durables, y se hagan en poco tiempo y lo mas barato que ser pueda?-*La del Sr. Jaturegui,, sob re un plan menos vasto que la anterior, analiza la cuestion bajo, un punto de vista scmejante, propone otros arbitrios y los medios de cobrarlos y 'establecerilos. No pertenece a esta obra el examinar si estos son de adoptarse, ;o 's seria, mas conveniente el sistema de compaiiias o asociaciones particulares, corno creo; pero es innegable, que los autores de las mencionadas mcmorias, se ban mostrado exactamente penetrados del objeto para el cual _las destinaban. Recientemente la Real Sociedad Patri~tica de la Hlabana ha invitado a la resolution de los mismos problemas,, y su noble zelo, ha -conseguido reunir lag. ideas do varios escritores sobre tan util objeto-. Pero las_ memorias que se pre-. sentaron al concurso, tienen en mi juicio el defecto comun, con mnuy pocas escepciones, de exarninar el problema, de caminos _en abstracto, deteniendose mucho en los sistemas de su construccion general, en los materiales que en otrospaises se emptean, en la forma que debe'darse a estos &c. y' muy poco 6 nada *(1) Los Sres. D. Nicolas Calvo y D. Juan Tomas de Jduregui. En el n6rn. 2 de laWs Memorias de la Sociedad, se halia otra memnoria sobre camninos y limpieza de bahia, escrita por D. Jose de Arazoza, y en el nowi. 6 otra de D. Alonso Benigno Muiioz, que contiene ideas y cailculos mnuy tilese.

PAGE 113

87 en los medios de aplicacion con que cuenta la Isla, en los materiales disponibles en sus varias localidades (A), en las reglas para establecer las compaiuias, en las garantias que debian darseles, en el sistema de arbitrios y de administracion para hacer los caminos y repararlos (2), en el costo ia que puede ascender una estension dada, en la riqueza que transita por los actuales, en los productos que -rendirian los portazgos, en las econemias 6 ahorros que oljtendrian los. hacendados, en las principales direcciones 6 parages en que son mas urgentes,. ni en otro gran nbmero de cuestiones preliminares e indispensables que :debian resolverse en una mrnoria destinada ai la Isla de Cuba, para que se distinguiese de un simple tratado de caminos, sobre los cuales existen publicadas muchas y escelentes obras. Otro de los grandes obstaculos qae hallan los hacendados instruidos, para introducir en sus finicas algunas reformas que han meditado, procede de la falta de mayorales espertos y capaces de dirigir las tareas secundarias. Los actuales son mnuy ignorantes, en estremo adheridos a su m~todo rutinero y demasiado bien hallados con un Orden de cosas que los conserva casi en total independencia del amo, a quien suelen imponer Ia ley; por estas causas, 1 jos de interesarse en las reformas, procuran por todos los medios posibles el desacreditarlas.. Por otra parte, no dejar& de ofrecer muchos inconvenientes al nuevo sistema de agricultura perfeecionada, la clase de trabajadores que se emplean para el cultivo; porque el negro esclavo por mal dirigido, es grosero en su trabajo, no distingue la constancia y Ia asiduidad de la fuerza material, y emplea esta siempre y cuando se propone cumplir mejor, por voluntad 6 por miedo. Ll grande y uniforme cultivo que se hace en los ingenios y eafetales, y los vicios introducidos en su r(,ginmen, han hecho que se disponga de las masas de operarios como de mdiquinas de fuerza, y se deja poco 6 nada al tino y i la prevision. Es de esperar que el tiempo produzea una ventajosa variation en los brazos cultivadores; pero aun con los actuales, la clase de trabajos variados y de prevision que desempe~an los esclavos en las estancias, hace sospechar de cuanto serian susceptibles, dirigi~ndoks mejor. Estas indicaciones y otras muchas qlue pudieran hacerse sobre el estado de la agricultura cubana, prueban la necesidad de una gran reforma, que no conseguirain ni las eseepciones y franquias mas paternales, ni los pr~mios ofrecidos i tal 6 cual cultivo, ni los pequefios ensayos y esperiencias, ni las memorias mnejor concebidas. El Gobierno espaiiol desde los primeros tiempos que (1) La Memoria escrita por D. Tranquilino Sandaflo de Noa, que mereci6 el accesit, es la 6nica entre las antiguas y modernas que ofrece noticias positivas, aunque no concretadas it iocalidades, sobre esta mnateria. (2) Tamibieni la Memoria del Sr. Noa, formna en esta parte una escepcion a su favor.

PAGE 114

68 siguieron al descuibrim~iento, ha estado como en atalaya para inquirir cuanto la Habana necesitaba y para conceder cuanto _de, la Isla se ha solicitado; y en prueba de esto, creo no estara de was aqui, una rapida indication de los principales decretos espedidos por los Monarcas espaholes en beneficio de la agricultura cubana, directa 6 indirectamente. Apenas comenzaba el cultivo de la cafia, y la fabrication del azuicar, por los anios de 1523 cuando el Sr. D. Felipe 1.0 previno que-a las personas mas honradas qlue quisiesen hacer ingenios, se le prestasen 4.000 pesos de la.Real .Hacienda, con la obligacion de devolverlos a los dos ainos (1). Cuatro despues, se perrniti6 la introduccion de 1.000 negros, para aliviar el irabajo de 'los in~ dios (2), y esta gracia fue repetida en diversas ocasiones. Por Reales ordenes de 25 de junio. de 1758 y 4 de diciembre de 1760, fueron exonerados los cosecheros del pago de derechos de armada, armadilla y almojarifazgo. Cuando se elevb a 6 psel derecho de alcabala, por Real C*edula de 8 de noviemnbre de 1765, se dej& en 4 pg la del azuecar. La escasez. de las prinmeras cosechas de caf-e, produjo el Real decreto de 18 de onero y 13 de abril de 1773, libertfindole de derechos hasta fines del afro siguiente; prorogose por otro mas la escepcionl, y pidi6 el supremo Gxobierno informes sobre el rendimiento de las cosechas, para calcular nuevos medios de fomento. Por Real Cedula de 3 de, mayo de 1774 sc declararon libres, a su introduccion en Espan~a, y a su estraccion de alli para el estrangero el cafe, azucar, cera, carey y cueros(3. Cada unio de los frutos de la Isla, fue sucesivamente objeto de gracias especiales como puede verse en las Reales ordenes de 12 de junio de 1774, 2 de julio y 23 de diciembre de 76, 25 de agosto de 89, 5 de octubre de 95, 10 do abril de 96 y 29 de enere de 1804, con respecto a Ia cera; de 20 de marzo de 78, 2 do mayo do 79, 14 de marzo de 86, 22 de diciembre de 88, 8 de junio de 1816 y 10 de noviembre de 1829, con respecto al azucar, aT cafe, al algodon, (1) HJerrera: decada 3. lib. 4. cap. ulitimo. Urrutia: Memorias. (2) Idexn lib. 3. cap. 3. (3) Desde los prirneros tiempos que sucedieron al descubrimiento de la AmErica, adaoptb el Gobierno espafiol estas medidas eficaces para fomentar la agricultura y el comnercio. La Real provision de 6 de mayou de 14:97, dice asi. ,, E por cuanto nuestra coerced d voluntad es, que de las cosas que asi se trujesen a estos nuestros reinos de ]as dichas Indias, no se pague de~rccho alguno, antes se descarguen libremente, 6 que del descargo de ellas non se pague de~recho alguno de almojarifazgo, ni aduana, ni portaz-o, ni almirantazgo, ni otro derecho alguno ~ni alcabala de la primnera venta que della se hiciere; e asirnisino que los qlue comprareu ~cualesquier cosas para enviar c llevar 4 las dichas Indias para proveimiento y sosteniimiento ~dellas L de las gerites que en ellas estubiesen, no paguen derecho de almojarifazgo, Ili adijana, ni portazgo, ai almirantazgo, ni otro derecho por el cargar dellas &c. Coleccion. de docuTnentos, anexa al torno 2.0 de los viages y descubrimiento que hicieron por_ mar Im~ espahoies: p4g 196.

PAGE 115

89 ilas maderas, al aguardiente y al aiiil. La Real Ciedula memorable do 22 de noviembre de 1792, dispense de todos derechos de alcabala y diezmos, por espacio de diez ajios, al cafse, algodon y ai~jl de esta Isla, contados desde la primnera cosecha que el labrador hiciese, conforme se aclarb por Real Ceidula, do 20 de octubre do 1800, y estas gracias se decretaron perp -tuas en 22 de abril de 1804. La esportacion de los frutos, medio directo de fomentar la agricultura fuel tambien favorecida por diversos medios espresados en las Reales ordenes de 23 de febrero y 4 de agosto de 1796, 18 de noviembre do 97, 20 do diciembre de 1802, 2 y 12 de setiemnbre de 803 y la citada do 22 de abril do 804, que amplib al azticar la escepcion do todos los derechos y do los diezinos en los ingenios futuros, exigiendolos en los existentes solo de los atimentos que tuviesen las cosechas sucesivas sobre Ia de aquel an'o. Ademas do estas gracias, so concedieron otras muchas ya directa ya indirectamnente en beneficio do la agricultura, como fuel, la escepcion do derechos a la entrada de rnaquinas, instrumentos y tiless do labory manufacturas quo so destinasen a lgas haciendas 6 plantios do algodon, y siendo do faibrica nacional, libres pars todo cultivo; la de alcabala a los colonos en tierras do titulo, por Real 6rdeft do 22 do octubro de 1777; y las contenidas on la memorable Real Cedula para fomentar la poblacion blanca, espedida en 21 do octubre do 1817, quo concede asi a los espa~ioles como ai los estr'angeros quo viniesen ai avecindarso a esta Isla, quince, aiios libres (1) del pago do diezmos do los frutos quo produjesen sus tierras, y do la alcabala, en la venta do los mismnos, rcduciendo asi aquel como esta, solo al 2:? pgen los an~os sucesivos. Estas gracias so hicieron estensivas a los antiguos moradores, en el caso do dedicarse al romnpimiento de tierras y al cultivo do las eriales y baldias, con de~stino a cualquier ramo nuevo; y en fin, so permiti& libre de alcabalas la enagenacion de tierras montuosas destinadas a nuevos cultivos; se redujo a una sola. la quo deben pagar las vendidas a censo reservativo, y ontoramente exoneradas si so hallasen a 25 leguas do la capital, segun las Reales ordenes de 22 do febrero do 1818 y 6 de agosto do 1819. El establecimniento do nuevas poblaciones, cone arreglo a las filantropicas bases do la Real "Cedula citada, los repartimientos gratuitos do tierras, 6 con (1) El articulo 9 de Ila Real Cedula dice espresamente, que la gracia de los 15 anos, libres de diezmos deberu contarse desde la fecha del decreto, esto es, del decreto del estabileeimiento del colono :peo las traducciones francesas e irglesas qjue corren impresas con la Real Cedula en espafiol, dicen dcsde laz fecha (let presente decreto; y asi se ha creido generalmente en los paises estrangeros, que la espresada grac ia finalizaba el ano de 18,2, y do consiguiente que ya no alcanzaria, sino en parte,.A los colonos quo viniesen antes de el. Como este error de las traducciones, puede continuar perjudicando at les pregrescs de la polacioni blanca, the ha parecido convenieute esplicarle en esta rota.

PAGE 116

90 albis muertos, la buena acogida que las Autoridades de la Isla han dado a estas empresas, los auxilios y la protection que se ha dispensado a los nuevos colonos, y el espiritu de hospitalidad que caracteriza a los habitantes, son causas poderosas para acelerar los adelantos de la agricultura y del comercio interior. Para el mismo objeto, las corporaciones patri6ticas de Ia Habana, han promovido y recompensado las mejoras que se les propusieron, y sobre todos los ramos de la industria rural se han escrito memorias luminosas (1), Ilenas de observaciones y de hechos interesantes. Sin embargo de tantosesfuerzos reunidos, si se ha conseguido adelantar Ia agricultura con respecto a su estension, permnanece estacionaria en cuanto a los metodos de cultivo y al regimen econ6omico y administrativo de las fincas. Con el mismo laudable objeto, se ha establecido en la Habana un Jardin botainico en el an~o de 1817, y una Catedra de Botanca agricola en 1825; pero la corta estension del terreno, no permite introducir en el los metodos de gran cultivo, y de consiguiente litnitado a pequeiios ensayos, y su Catedra a la esposicion de los principios elementales de la ciencia del cultivo, si puede influir en la propagation de los conocirnientcs, en despertar la actividad, el interes hheia las mejoras y en acrecentar con nuevas especies y variedades la esfera de la agricultura cubana, no es suceptible de dar ejemplos pm-'cticos para su reforma, ni de ofrecer mnodelos parat el sisterna agronomo quo he indicado. La permanencia de los hacendados en sus fincas (2) para que transformados en labradores instruidos promoviesen por si mistuos las reformas que tanto les interesan, aunque indudablemnente sera provechosisimo asi para sus fortunas corno para los adelantos del cultivo estos scrian parciales lo mismo que las mnejoras que consiguiesen, porque es muy costoso hacer ensayos, se esperimentan grandes obstaculos para innovar, y la incertidumbre de los resultados, enca(1) Veanse varios escritos, 16s unos impresos, los otros presentados ai corporaciones por el Sr. D. Francisco de Arango, uno de Jos pritneros promovedores de las ideas tiles en esta Isla; las Memorias sobre el azucar cde los Sres. D. Nicolas Calvo, impesa en 1793, D. Ignacio Echegoyen en 1827, y D. Alejandro Olivan en 1829; sobre colmenas por D. Tomas ltornay en 1797, D. Pablo Boloix en 1815 y D. Jose Arango en 1817; sobre el caf4 por D. J. G. Jove en 1815, D. A. Dumont en 1823, D. Manuel del Camnino y D. Tranquilino& Sandaio de Noa en 1828, del mnismo Noa, y D. Francisco de Paula Serrano en 1829;_sobre haciendas de crianza, por D. Juan Antonio Morejon en 1800, y D. Esteban de Zayas en 1813; sobre algodon por D. Vicente Fernandez Tejeiro en 1818; sobre arjil por D. Pedro Boyer en el mismo anio, y D. Juan Javier Arambarri en 1828; sobre tabaco, por el mencionado Sr. D. Francisco Arango, y por D. Jose Fernandez Madrid en 1821, y varias anbnimas; en las Memorias que publicaba la Real Sociedad Patriotica de la Habana y en los Anales de ciencias, agricultura, comnercio v artes, se hallan otras muchas sobre diversos ramos. (2) Esta idea, cuyas ventajas no exigen demostracion, fu6 ya recomnendada en el ano de 1794 por los Sres. D. Rafael Montalv'o, y Conde de Casa-Bayona.Memorias de 13 Sociedad Patriotica nulnero 35.

PAGE 117

01 dena la 'voluntad hasta de los mas decididos. Por otra parte, se requieren, como he dicho antes, mayorales espertos, y estos no pueden formiarse sino en una finca bien administrada, en todo el sentido de la frase. Una hacienda mnodelo, seria pues en ini opinion, la verdadera y (mica escuela de la agriculture perfeccionada. En ella podia establecerse desde ei prineipio, el nuevo sistema, agronorno que' abraza el cultivo, la crianza de animnalcs y el regimcn economico de contabilidad; ,, pues el objeto de estas instituciones, ,, Como dice un sabio agricultor (1) no es solo de esperimnentar los lhcchos agri,, ol os que se anuncian como dignos de examen, sino ademas de presentar .ia los labradores la marcha y la historia do sd propia hacienda, en el caso que ~intentasen imitarle: de consiguiente deben inspirar el convencimiento de 1as ~ventajas que el cultivo 6 el sistema en cuestion ofrecera al emnpresario." Convencido de estos sabios principios, el paternal gobierno de S. M. siempre atento a las necesidades de la Isla de Cuba, y pronto a concederle cuanto pueda influir en sus adelantos, ha decretado en 22 de abril de 1829 (2) y cometido a! Escmo. Sr. Intendente Conde "de Villanue'va, el establecimniento de una Institucion agronoma, 6 Hacienda modelo en las cereanlas de la Habana, donde se verifiquen ensayos de nuevos cultivos, se mejoren los conocidos por medio de un sistema cientifico, y sc de al estudio de las ciencias naturales el l agar que le corresponde en un instituto de esta clase para que pueda proporcionar todos los conocirnientos tcoricos y prhcticos que supone el ejereicio de la dificil ciencia de los campos. Si este vasto plan Ilega ai realizarse, los hacendados de la Isla se ahorrarain do muchos ensayos costosos, podran conseguir la reform de sus fincas con solo imitar la normal costeada por el Gobierno, y tornar de Ia misina, operarios habiles en el cultivo y en el regimen economnico y administrativo. Habiendo espuesto rapidamente el estado general de la agriculture cubana, los principales vicios de quo adolece, las causes que influyen en su permnanencia, el sistema de reform que convendria y el inodo de introducirle, pasare ahora a manifestar Ia situation de prosperidad 6 decadencia en quo se hallan las haciendas de crianza y de cultivo, los capitales invertidos en ellas respectivamente, los productos anuales que rinden y las mejoras de quo son susceptibles; todo con la concision que corresponde a una obra que no tiene por objeto especial a la historic de la agricultural industria rural, sino en cuanto estas tengan relation con la riqueza pimblica y particular, como fuerzas productivas del estado. (1) Cartas sobre la agricultura de la Francia por M. Lullie de Chatcauvieux: caxta 23. Bible. de Ginebra mayo 1830. .<(2) W~ase Ia Real arden Ilena ai principios luminosos, en el nium. de agosto de 1829 de los Anales de ciencias.

PAGE 118

ARTICULO 2.0 -aciendas de crianza. Ademnas de las causas qne he indicado antes, intrinsicas hk estas fincas, que influyen en su decadencia y resultados de la escesiva estcnsion de log terrenos, de la falta absoluta de cultivo, del abandono de los operarios y de la imprevision de los criadores, existen otras aun mas fatales si es posible, y que hasta cicrto punto autorizan esta misma imprevision a indiferencia. Hablo del sistema de arriendos que generalwiente han adoptado los duentos de estas grandes fincas. Se hacen estos en razon del nhiero de animales quo, contiene la hacienda, oblighndose el arrendatario a pagar anualmente dos o tres pesos por cabeza y a dejar la finca con la misma dotacion, al cabo de los cinco ahos que dura el arriendo. Le pertenecen de conisiguiente, los aumentos que bubiere a dicho frrmino, y bajo estas condiciones dine de los productos anuales, siendo dc su cuenta todos los gastos de entretenimiento y conservation, el pago del diezmo y primicia, y la alcabala de venta, y en el caso de conducir el mismo los ganados al nmercado, los derechos de consumo y demas conocidos, que seran detallados mas adelante. Para deducir las ventajas respectivas que el dueino y el arrendatario puoden sacar de semejante contrato, es precise descender a algunos pormenores. Queda esplicado el origen de las grandes haciendas de crianza y Ia manera como fueron las mas subdiviididas en lo sucesivo, ya entre herederos ya por composiciones .con Ia Real Hacienda, de aquellas cuyos dueiios no conservaban, titulos, ya por remnates de los terrenos realengos; de cualquiera modo, en el calculo del costo que una de estas fincas tuvo a su dueno primitive b sea del capital invertido, no deben valuarse las tierras por el p)recio que tienen boy dia, lino en una cantidad mnuy pequeila, h la cual corresponden las pensiones o interes que los dueiios satisfacen al Cabildo 6 a la Real Hacienda. En esta consideracion el valor de las tierras de una hacienda procedente de antiguas mercedes (1), no puede graduarse en mas de 165 ps. Supondre la tal hacienda dotada con 2.000 reties vacunas, 500 cerdos y 20 caballos para el uso de ella, y procedere ia la valuation de Jos precios, no se-gun los datos que en 1800 public el Sr. Morejon, que son muy bajos, sino por los que realmente tiencn en el dia (2) en cuyo caso su valor total asciende (1) W~anse ]as pensiones que cobra por antiguas mercedes el Ayuntamiento de la Habana. (2) Supongo en 2.000 reses 600 vacas, 100 torts, y las 1.300 restantes novillos y terseiras de varias edades. Graduio las primeras a 20 ps., las sc undlas ai 25 y las uChinas a 15. Para los cerdos, supongo la dotacion de 500, 180 mz-Aes, 20 machos y 300 !echones 4~ todae edades,jti los precios de 10 Vs. los viejos y 5 los jiwenes%

PAGE 119

634.000 At maximum; y los 500 cerdlos a 3.500. Los 20 caballos -pueden valuarse en 800 ps. al crecido 'costo de 40 cada uno. La casa y edificios nocesarios para losanim~ales, cuando se 'traen al centro de ]a hacienda, fueron l1uados por el Sr.. M1orejon en 1.500; resulta un capital ascendente ai 39.965 ps. Si el arrifendo fug hecho a razon de 2 ps. por cabeza (1) resulta al ano una yenta= liquida de 5.000 ps. que con respecto al capital invertido corresponde 4 1021 pa. Veamnos ahora las utilidades que saca el arrendatario. Segun las noticias. que he reunido de varios de estos y de dueios de haciendas, sin menospreciar losdatos del Sr.' Njorejon (2), hie hallado que una dotacion de 2.000 roses d al aiio 400 terneros, de los cualcs deduciendo un 5 p" de mortandad, las repo siciones quo exige la fnca, los destinados a] pago do diezrnos y a Ia manutencion de la gente de la hacienda. so reducen a 300 do 1 a 3 aiios de edad, que se separan anualmente para la yenta, los cuales al precio do 20 pesos, hacon 6.000. En cuanto a Jos cerdos, sufren mil alteraciones los productos. Segun varios datos comparados, los 500 que he supuesto en la hacienda pucden dat atl ;aiio 400, lechones,, do los cuales mueren a lo menos la mitad, y deducido de Tha otra. el diezmo,. los destinados a la' renovacion. de la finca y manutenvion de la mnisma,. apenas, quedarhn para la yenta 100 cerdos que 5. 5 ps. hacen 500. Total del producto bruto ................. ,. .................... 6.500 ps. Del cual d..ben deducirse Jos gastos do entretenimiento dc ]a finca, ]a renta manual y la alcabala de primera venta, suponiendo que el criador vende su ga,nwdo en ]a hacienda. En este caso, puos, los gastos .ascienden a. la sumra de las. 1partidas siguientos. (.600 ps. do salarios de S monteros y sabaneros a 200 ps. ; cadla uno, ypuesta la manut~ncion con los productos do la hacienda, 80 ps. do sal, 5. razon do 4 hanegas para cerdos y 6 para reses. 20 ,,do hachas, machetes y utensilios mcnoreg. 4.000 ,dor renta al dueno. 290 ,, de alcabala. 6.090 Ps. total do gastos al minimum quo deducidos do Jos -6.500 5 quo ascienden los productos, resulta una utilidad liquida al arrendatario de 410 ps. para proveer 5. os gastos particulares de su farnilia, a. la colocacion b do sus hijos 8:c. (1) Mucbos arriendas se hacen hoy di~a a' razon de 3 ps. por cabeza. ..,(2) Memorias sobre los medios que podrdin adoptarse parra fomentar las haciends,-I1 liana 1800. 13

PAGE 120

94: Delos 'c cos publieados por '(1 Sr. Nhirejon,' pueden resultar mil "ecui.' vocaciones si seaplicani en lam. circunstancias del dia, pues ademas de suiponerx de costo a las tierras el prccio clue se les, daia, en caso de+ venderlas. deduc~e luego del de los baaados en ia hiaciend:a, todlos Jos derechos que pag m for !a vdnta, al conisunjo, las sisas, Ia mlatazon y en la eiwemicnda, lo cual en part sucedia cnttinces y en parte no; pero desde el establecimiento de la ad'miistraairen ddl Puente nuevo en 1?de octuhro do 1804, los derechos se cobran cuando la reses tie~nenr el valor del mereado y las tasaciones se ;hacen con *arreglo a Este. Para evitar yo 'sency.antes, eqgivocaciones, no he incluido en los gastos Jos de manutencion de los operarios, porque he supuesto salian de tat firca, y por la inisna, razon tampoco en los productos brutos, las reses do su consumo, ni hre deducido el imports do Ia alcabala de o CnsumoT, el irnpuesto estraordigario, los gastos de conduccion y' matazorn, los derchos de sisa de zanja y de piragu a, mn el 5 p" que sobre la venta cobra el encorncndero, porque estos 'costos rocnen sobre valores mnayores que representan las reses cuando entraii al consumo, y wnas aun SI vienen cebadas de algun potrcro. Valuar las reses y cerdos a 15 y a 6 ps (1)y d ducir de sus productos of imuporto -de todlos Ios gastos y derechios :que tieten en el 'acto 'de consumi rse, no es calcular troy dia conl exactitud, i proponerse. a-vonigutzr Ia verdad-ten la importante cuestion del producto nuo de .las haciendas do crian'za.' Ann bajo el supiuesto del Sr. Morejon (IC valuar las ticrras er '05.000 ps. to que hracia subir el capital de la hacienda a 74.LM en lugar de -los 59-.640 que el le' dii, pues actuaimentO tieiiexi otros vatores "los arriniales; aln asi digo, la renta quo cobra el duen~o equivale a1 un 1 p;;, y siendo la finca administrada }por el mismno, Ia utiliddd liquida que le dejan "las reses y cerdos, 'vendidas en la hacienda a 20 y a 5 ps. y dedurcida Ia alcabala, asojende a 8 ps. Cuando el criador trae los ganados h la Habaina, puedien suceder dos comas; 6, que se valga do un encomnendero (2) Para yenderlos, :abonandole 5 p$ de conis1ia v pagando ta aicabala y el impuesto estraordinario, () quoa et mismo duedo entregue las reses ai consuuno, en euyo caso afiurra el *5" p,;) de conmision (3). Claro es que en amnbos supuestos son de su cuenta los gastos de condue(1) Precios del Sr. Morejon. (2 ) S" muy bim los periuicios que snfre. el cri_;dor por el actual sistemn de encomendem s b rc-eendnes, poem no solo tiene el liacvndado qne p~gar ias aic .balas ruando se vale de ellus, sizno tambien que pasar por las cuentas que aqucilos le den. AMas Ustos sun vicius.-Y defects irtuiicipahes, lo .Ilia;no que el de fijar inensuaincjte los piecios y otros muchos que condena, en este raniu, Ia razor y la colweliiencia pubca. i. (3) Las comps iciones particulares en que entran los criaiores con los encomweideros, hrace c3ue IlkWnca lOs ganlades jpagucn rnas de una alcabala.

PAGE 121

95 cion (1) y' los derechos de zania y piragufi, que deben deducirse del producto de los, gaiados en el mercado. liste valor se~fija mcnsualmente por los Ctomisarios Acl Ayuntamiento, y aurique ofrmce ,ilguuas variaciones, resultan ior, tteritpino in.ino las. reses con un valor de 36 ps.,, suponi ndolas de peso de 8 arbas 6, incluyendo' el precio de los buesos, y ,de,,QLcuero, y los cerdos a 15 ps, Teniendo presentes estas consideraciopes se pueden calcular los gastos y las titilidades, en el primer supuesto de valerse el : criador de un encomendero. EI-valur de las, 300 .reses a 36 ps. es de. y................$ % 10.800 E de Ilos 100 cerdos a 15 i dem .......................... 1.500 d 12.300 Del cual deben &~ducirse Per gastos _de la finca 10 p ......:........ ,.....$ 1.230 For iddin,.decjonduccion ........... .................369 For crdehos; de zalija, y liragua................ 175 Por las: alcabalas -y el estraordinario .................1.678 Par encomicunda y matazon..........................740 4.192 U~tilidad liquida ............$ 8.108 .Baja, el. isegundo ;supuesto de, que el crifidor entregue las reses a] cons umo, los gastos ascicndea .577. De consigciente, Ia utilidad liquida es de 8.7'/3 ps. yju corresponde a muas de 11,7 pft y eo el primer supuesto a mas de 10,8 p(, coo respecto al capital exagerado de 74.500 ps. que he admitido. t .D todo lo dicho puede inf rirse como tirmino mcdio entre la valuacion lecha scgunlos, principios del Sr. Mor~ejon y la que hie indicado, (2), que el ()Los gastos efectivos de conduccion se pueden graduar por 100 reses traidas de 25 6 30 Jteguas de disaroia, en cutatro hotoicas ai 20 Ps. tin arr'iero en 5, rantitencicn de estos a. 4 rs* #i~rius. duirante cuatro 6 seis dias, y 4 rs. die corral cada nocht:, ascienden ;! 1(0 ps.-Para )Qs 100 cewdos, tres peons y uin arriero a< 10 p~s. cada peon, tsceptoun n epador a has prilmas Para derribar-stey finkc, el cual gru;, dos ps. woas; 5 el arnro, r~nutcencion duisantc tres 6 'cuatro dins die viage; 4 rs. el corral cada toche y en la fidtima den hanegas de maiz pcr ffla de, palmichre, ascietndcn di 50 ps. y de casiguicate para las 300 reses y 100 pucrces, d. 350 p s. 6 sea rrn'nos del fp-,(, sti valhr en iuecd.Etsntcsmeashed:d wiadorws buy pir.cticos. y pror lu tanto nopuedo coinprender cual sea el frmdatenlo p ,ra la v.:luacion, que pace de dichos gastos el Sr. Mtxiejon, ascendetts se-un (I ii 71 po. El) cIatto al 5ps ~ n que r'aluma hsperdidas del casino, no d .en en not concepto incitmirse en Ia cijenta; prim'ero, porquee son purrente accideittales, comno Ls tiene todo rn de industria, y s(egundo, a orque si eh 'ganado Ilega dismeinuido, ktanrbien disminuye el total de los derchos que pagga el .conductor.. 7) e &-,gar los ploseedorqs tin corto censo Igor las tiCInfl,

PAGE 122

ramo de crianza dejaria uria utilidad liquida de O? pta, si el dueiio tuviese ar. rendada Ia hacienda; de 11 pl& =si la admninistrase por si, y en. ei -ato do vender las reses -en la misma finca (caswo que' es muyraro -se verifique); de 10,8 p8 cuando la condujese a la Habana, valiidose de un encomnendero para la yenta,. y 'do 11,7 pa cuando, el misnio -criador entregaseo los gahados al consumo.' Este calculo demuestra "tambien, que la industria de la conduction no 'aumenta las util idades siquiera en 1 p~, y por esta' causa tienen los .propios criadores que traer los -ganados al consumno,. pues tan. peque~a rventaja, contrapesada ipor muchos riesgos, no estimula a ningun empresario a irlos h. conprag a .las haciendas. Estos calculos de utilidades, en todos los casos quo pueden acontecer, no son exactos en este mnomento, por circunstancias particulares que deben variar. Una de ellas procede de la concurrencia de carries saladas y manteca de puerco del estrangero, a unos precios mnuy bajos de arancel y gravadas .en una proporcion menor de lo que se halla el ganado de cerda, en el -pais., La adrsiinistracion conoce sin duda esto mismo; pero contemplando el abandono *coni que son cuidadas las haciendas de crianza,,y la indifereneja" de 'sus. dvaefos para mnejoraiias, debe do meditar mucho, antes de resolverse ar gravar la "entrada de las carries y manteca estrangeras, dismninuyendo asi sus rentas, y esponiendo tal vez al pueblo a una subida en los precios de materias de primera necesidad, si la production del pais no llenase instanthneamente el vacio. Es muy dificil ciertamente el adoptar medidas :parciales ptara el fomento, deun ramo, .dhando este requiere una reforma radical quo en 'mi opinion no se Econseguira vek el de quo so trata, interin quo los dueiios do las haciendas no adopten todas 1qs mejoras que esthn en su mano a mnuy poca costa. En cuanto a los arrendatarios, las utilidades netas, que sacan :song muy reducidas; pero saben desquitarse al fin de los contrato5, Ilevandose & titul&.Ad aumnentos, las rnejorcs roses de la dotacion y dejando las estenuadas y enfermnas. Como el poseedor del fundo no reconoce por su part mejoras en las casas, ni en los plantios, ningun arrendatario las verifica, y si por necesidad o por un buen principi de conveniencia hizo algunas, las destruye al finalizdr su tiempo, y de consiguiente vuelve al dueiio una finca disminuida estraordindriarnente ,en el valor intrinseco quc tenia cuando le fue nrgda sa per-. didas so repiten todos los cinco a-jos, y asi puede decirse muy bien,, que eu los contratos de esta especie quo se hacen en la Isla de Cuba, los. propietarios f rman y suscriben de buena voluntad, la decadencia progresiva de 'sus .hkciendas. ''l'al es pues, la causa principal de la que sufren unas fincas,; que teniendo pocos gastos son susceptibles do dar un interes crecilo; petr6 es te disminuye mnualniente, puesto que el capital primitivo disminuye tarnbien. Do lo diclio puede inferirse ademas, que el mejoramniento y conservaciltl do las buenas razas, es ipoible de obtener bajo tan vicioso sisterna, pue~to que el arrendatario en lugar de maatener en ella los mnejores -individuos, tiene

PAGE 123

97r u.n interes directo en v'enderlos duranteel contrat o uasu U~rmino. Reflexionando seriamente sobre esto, parece que de intcnto se ha escogitado el mcdio wnas infalible Para producir la ruina do las haciendas, y no obstante cs tal la condicion del homibre cuando so deja llevar por una cicga retina, es tal la influencia de la costumbre aun en aquellas cocas quo nos son perjudiciales, que njo he oido quejas do los danios que 'el sistrna do arriendos ocasiona, al paso aque los clanrtores do algunos individuos son incesantes, por los gravainencs del .fisco, quo la administracion no vacilaria en mninorar en cuanto se pcnetraso do qlue esta medida tendria un texito seguro (1). Por un efecto necesario siguib la reparticion do muchas haciendas, al aniquilamiento en quo las dejaron los sucesivos arriendos, y do esto ha resultado un bien, pues se transformnaren tan vastos y ricos terrenos en ingenijos, cafetales, potreros, vegas de tabaco y sitios cIde labor, donde el cultivo rinde copiosos productos, con incalculables ventajas "para l~a poblacion y el coinercio. La reforms de este rarno, que puede ser muy pingiice en la Isla, requiere 1.0 El establecimiento de pastos (2) naturales, subdivididos en parqjues, en 1&s ,males permanezca el -ganado solo el tiemjpo necesurio para consumnir las planlas y abonar el terreno (3). Alas preguntarrn los actuates criadores do ganado 4ec.'mmo es posible preparar, sembrar y cultivar terrenos para el numoro do anitmales que exigen la agricultura y el consumno? A lo quo les contestare solo el dicho ;de Caton arando, arando bien y estercolando (1). Lundres 6 Paris consumen, mas roses quo toda la Isla de Cuba, y ciertainento quo no se las vi; errantes por inmensos terrenos incultos. Reducida Ia crianza al espacio que necesita, pasarian al cultivo do otros vegetales esas vistas soledades donde ahora ovagan en la niiseria un corto numrero de animals. A los quo digan quo las sa ,banas no, son susceptibles do cultivo alguno, no hay quo cansarse en replicarlos ni en convencerlos de lo contrario. Los cerramientos de los terrenos son {tan ventajosos, quo en Inglaterra proporcionaron productos diez veces mayoress que los campos abiertos, y sin embargo do haberse aumentado el consumo de (1) Otro de los grandes obstdculos que se opusieron di los pregresos de estas haciendas, fu6 el vicioso y destructor sistema de censervarlas, muchos ducflos, en comnunidad, drii~ndclse mutuamente, arruind.ndose en pleitos y sin pcrmiise el just y respective use de la propiedad ;qurt babian, he~redado de sus ascondicntos 6 adquirido por otros mnedios, comno he indicado antes. (2) Aunque en el sistorna alterno so han condonado los prados naturakes, la graiide estensjpu de Jos terrenos do la Isla con rospecto di su poblac ion, la naturaleza de sus grandes cultivos de caiia y caf~s, que ro pueden prestarse ficilmonte ai ]a nhternacion, peimiten el establecim~iento do pantos naturaics di ]a inglesa, sin que su existcncia dar~e d los cultivos anuales (3) V~ase el informe sobre los cwitivos en ]a Jainayca piecutado a) Real Consulado por jos Siaes. D. Pedro Baudhuy y D. amnon de Arozarena. (4) ,Quid est agrumnbene colere?-Bocne araro ;Quid secundum?--arare. ;,Tertio?-stercorare.

PAGE 124

!as terneras, el peso del buey, que era de 370 librns, lleg6 a 800 v el de las terneras de 50 a 140 libras, en el espacio de 69 ainhs (1). 2 La cisistencia de los dueiics a lcs fences, y no darlas jarnas en arrien* t' nlos tu'rmrinos actuales, sino interesaendo ol cirrendatcirio to lcs curntntes de lahacienda y cn el rnejoramiento de las razas. Para este ultfnro punto, debe cuictltrse de conservar los novillos y vacas mas ii prcp6sito, asi Para la procreacion de la raza de" ftucrza como para 1a leclicra, estudian~do las diferencias como se pace en Ingla terra, Hlolanda y otros raises. En cuanto d los cruzarnientos, dclie'tratarse de co~regir uin defucc, For cl esceso contrario; siguiendo este principio, conocido Lace n uchos ah~cs, ]us iugleses fo!nar razas perfectas, tomando tiros despreciables en sti apariencia aislada, Fero cntyos def'ector opuestos se ateinperan, pcr deciilo as!, y clan or gcn d cualidades escelcutes. Por los adelantos que se han echo en el cstudio de los animnales dormsticos, se conocen niocdios Lastante irrcbabkcs Para obterer iayor riLniero de hembras, y Mara distinguir cn c:Ias las razas lecheras (2). rfblibien, segun el sisthma clue so siga en Ia crianza, Fuede conseguirse a a~bitrio que la leche proporcione mu(lia manteca 6 macho queso. Todas estas doctrinas convendija generalizalias entre Jos criadores, Fara que pudiesen bencficiar un ranio tali atrasado. La raza de animalos'vacun0s de la hIsa s escelciite, y a Foca costa, esto es, con poco nmas cuidado y osmero, pucde rnejorarse. En cuanto a los cerdos, la comun es mnuy pequc7:a y e casisin~a do mranteca, i: lo que contribuye el reginmen mntaraz en true vixen; pero hay otra muy buena, de la cual alguncs individuoss quo he visto d&s~marcar en la Pun~ta, Fcdian coniparars los cmujoros de sut raza en Europ.a. La conservt~aion de ui.a c'esta que eugorde niucho y en poco ticmpo, y de oira abuz~cdaute de care y 4e cortos y robustos cuartos traseros, proveeriani ai a Isla Cie la tnaxuteca, tceino y jainones que actualmnente vienen del estrangcro (3). "3. .d.kociar (a1 cultivo la, crianza de animakes, por las razones que se Iran indicado al principio de este capitulo. 4.0 Hacer que forme paorte esenci ci de este givero de industria la crianza de los carnereos, el aprcvechuniiento de la lava y dtl sebo, y la fabriccicn de (1) VWanse Jos Elemotdus de la ciencia de Hacienda por el Sr. Can~ga Argii.!Ies. ('2) VWanse las obrns mcd(rnas que trataxi de 1a education de Jos anlimales doreistcos, y bas meinOrias de Mr. Girou de lNuzareingues en los Amales de ciencias naturalcs de PV.iis de 1M28 y el num. 1.1 del Br stish Farmer magazine, donde el rev'erendo Henry Eery exarni~a una cuestion de la msyor irnportamcia. (.3) Hay razas grandes que se ccbn faici':mente en Europa, comiendo to iimo que ?ns cotras. Los indivieucs de esia clase ofrecerian otia venlaja i Jos hacerndedeF; 6 saber Ia rdisn Vucion en aquiellos impuestos, que :e cobran Fo-r cabeza, como )as sisas, e} pstldaordirri.7' y 4aa m ata zon.

PAGE 125

Id mYt;2t^,y et q~ru"0' pars cu': as tareas sirven las mubgeres y los nifbs que nacia hacen en las haciendas acttales. 5., Cebar las roses en la mism-a rzncr, pues ]a ceba es de rnuy poco costo sobre la cria, y puede mu'.tip!l'car Ios productos. .F. Esta-blecer in rlamrrto .jvsto Para Ics exactores de les diezmes, plies chbrandlo solo en machos y dle los Innjores, asciend(I el gravumeii a muecho mas del 10 p>. Nacla dir: del abuso de conserver 'os di1rncros sus un'm~iles en ?as fincas par dos O tres ni~os, y contra el cu--. lean c~umadlo varies p.itricics dlistingu i~los, porque los crimlorcs saben deqit arse d&l perjuicio yue 105 resr.'ta. Y 7. n'iveiar el im-ilesto: medida gcriural ref cnvlieflO tmnto -i los h~acendados em a ]a Real Hacienda; do nmanera quo gravaiido la Fr(cpied<.d terrntorial, d,'fr d e pe ar con desiguakdad sc bre los productos de )as fincas, tan variables en las uti'idades lquida,; que ofrecen. Entre las fLikes intro~ief-io!Ios ruo r.?ciama la cr~iaz de les gvnadcs, una dA ellas es el uso dec la sal comno alimnto, cual se rpra(tica en Inglatcrra y Iiolanda, en los cantoncs S3uizos, en algurios (i'parialnentos de Ia J'rancia y El E 2ua :a con el grana-lo lanar(1). E:::t-a sustancia mejora estraordiiariamcnte la calidad yauwnenta Ia canti-lad de la, care y de la leche, ev-ita mruclias euferm dads y vigoriza los an~nmzles. En cl caso de adoptarse este convenicrnte uo, seria nceesario una reformna en las leyes del fisco, y a favor do los criadores de ganados. La aebtIa] exi:;tencia do hatos y comrales casi deF ertos. sirve do obst-culo para los p)-g-esos de l'rs cultivos, csp:cialrnente dtl tabaco; p(.-que los uue i(hs de aquellos n,) (uieren perm tir e; establecimiento de v ga. a. las mairgeyes de los rios quo pasan por sus haciendas, bajo pretesto de quo los vcgcrus se ,aptovcchlaa do los bosqucs, ziatani fuirtivamente reses mei~cres Fare su alin~ecnto, y cat_,saa otras esto..r..ioncs, que bien considerado, trace su orig;n del do fcto jnisrno do las haciendas sin cereal ni viianci a compIetente. En tienipo del es~tanco furon declarados de dominaio Real y con destino al cuitivo de] tabaco, todos lus tcrreiios quo baihin los rios cn sus ordiiiarias crecienitcs. Este. sistonma "parcece a priihiera vista atentatorio at la propiedad p)articular; Pero si se reflexioiia que las nmnrccoles do los hatos y corrals fucrcon concedidas !)-,o el st~pue~stu do tenerlos en cstado do cultivo, dotados de suticienute n:.mrro deon*Arnales. bajo la pena do reveniion, segun consta de la Real instruction del ai o do 171-I, "si se agrega ai esto que el p~oseedor u ei arrendatario do la haciei.ua era pro_ ferido para cultivar el tabaco en las vegas que contunia y que solo se le pri(1) Hay f bricantes, que p~or solo el tacto y en la oscuiidad, distim-uen la lawj de lo% carnerus d los cuales se lha dadlo inucha sal. V6Unie k(I ia.eJ i LL~aiaalllS y cijIticos, di' la :gi~uitura fiancesa nuiiuico 28 y otras mluchas obtras refteren lo mismlo.

PAGE 126

fw) v-aba do su uso cuando no queria. cultivarlas, conservaindolas dosiertas (1), se? (iesculbre el fundamento dc la providencia Real en el espiritu mismo de las antiguas corcosiones (2). La Rdeal Lrden do 30 de agosto do 1815, citada antes, ccneede a los duoflos -de los terrenos montuosos una absoluta libertad para acer con ellos to quo mejor les pareciere, vendi ndolos, reparti,'ndolos o coulti-o vandoios; pero siemnpre conla intention do quo resulten beneficios << Ia agricultura y ai la poblacion; por esto previene el articulo 4.0 del decreto do la Intendencia do 27 do Julio de IS818, que los' poscedores dc mnas terrenos de ~los que pudieran beneficiar y aprovechar, y no tuviesen otro titulo que el do prescriptionn, d'eberain venderlos, repartirlos 6 arrendarlos en el tt rmino do uai a, a'o, y no haciendolo, so consideraran tales terrenos como sobrantcs, en la clase do baldios 6 yermnos, rpara liacor coerced do ellos a sus denunciantes, o ,, otros que los pidieren, con la obligation do cultivarlos y benefimiarlos." Estas provi(Icncias tenian por objr-to, como dice el mnismno decreto, ]a conveniente domnolicion do hatos y corrales y los repartimientos do tierras ai ccnso. Segun la Estadistica do 1827, existen on toda la Isla 1.140 haciendas principal-os; pero este nhimero incluye tambien los realengos, Jo cual imposibilita :saber el exacto do verdaderas haciendas. En la columna tercera del resilmen so hallan 6.190 bajo la denomination do haciendas a sitios de crianza, entendiendose por tales segun Ia aclaratoria de la piag. 38, las posesiones muenores clue resultaron do la subdivision a repartimiento do algunas do las princijales. Conform a estas noticias, parece quo el niimero total de haciendas do crianza, aseicnde a 7.330; poro como no so espresa ]a estension de terreno que ocupan, ni si bajo el nonibre de grandes haciendas se incluyen tambien las que solo conservan Ia tal denominacion, despues de haberso repartido, ni ]a dotacion do rests respectivas a los totales do las principals y do las menores, se ha., cc imposible ealcular, por los elementos do Ia Estadistica publicada, el capital que representan estas > ntas. Mas adelanto so vcrh quo ]a menor estension en quo pueden graduarse lob derrenos de las fincas destinadas a cultivo no baja do (1) El articulo '8 ee la instruction provisional para el gobierno de las factorias subalternias, decia. Quedan esceptn~ados de repartirse a los labradores los terremos que en lJas margenes de los rigs tengn considerable of mero de palmas u otrcs drboles frutales que silvan deC ncce;,ario alimnento A ]as reses y cerdos de cria de Las haciendas; de tat mnodo que aunque a! pie de las arb-Aedas haya "vcneios y ladcras propias para tabaco, no se concede? 4." (2) Z CaAi=. fu~ A cbjeto de estas mercedes ? Poblar, criar y labrar; hiego cuando no 5C, ~verinca nin'-,mo de Psics e:,trernos. es de necesidad que los terrenos vueivan a su primnitivos ~senior, para que di.:non ga de ellos, Segun y como terga por mas comnciente a sus Tealcs ~inter. ss ,y a! f-;:ento dcl es~ado."' Palabras del informe fiscal, en ei espediente sobjc terq --4c~ior tle la Stcnis.dad nirmero 22.

PAGE 127

101 48.010 caballerias (1). Deduciendo este numrero de las 91.819 que dh la Estadistica, coino total de ]as propiedades rurales, resultan 43.809 caballerias para las haciendas do crianza y ceba. Suponiendo que estas iiltimas, es decir, los potreros, solo ocupan una cuarta parte, rest an para los hatos y corrales 32.857 caballerias quo valuadas al precio minimo de 100 ps. hacen.... 3.285. 00 Para apreciar el valor de las reses, partire del supuesto que en su numero total en toda la Isla, se hallan las vacas, los toros y los _aiiojos en la mismna proporcion qu. en el departamento occidental, en cuyo caso debe do haher 488.264 vacas, 279,216 toros y 291.252 aflojos ; que a los precios minimos respcetivos do 17, 20 y 10 ps. componen un valor de...................... 17.797.370 El de los cerdos, por un calculo semejante, y a los precios minimos que tienen, dh ..................................... 3.484.698 Para el valor de las casas, y de los caballos do uso de las haciendas, no toinar6 el n(umero de 6stas quo da Ia Estadistica, sino que Suponiendo las reses y los cerdos distribuidos en hatos y corrales de igual dotacion y fuerza, dare despues un valor fijo e igual 5. los -edificios y 5. los caballos de uso en cada uno. Do este modo, siendo la dotacion de los primeros do 2.000 reses y 500 cerdos, y Ia do los segundos do 1.000 cerdos, resultan 527 hatos y 629 corrales. En este supuesto, graduando on 20 los caballos do uso en cada hato, al precio do 40 ps. hacen ....................... 463.200 Y las casas y pequeios cnseres do las 1.156 haciendas 5. razon de 1.500 ps. do valor en cada una, forman una sumna de.. .............1.7 37.000 Capital de las haciendas. $26.767.971 Para valuar los productos anuales que dan estas haciendas, puede partirse del dato de los consumos do los pueblos, y ailadir despues el do las mnismas fincas y el numrero de las quo so lleva el diezmno y ]a prinuicia. Este cadculo seria. defectuoso, porque no comprende las roses quo salon do las fincas con destino a la agriculture, y por otra parte no so conoce el producto (d0 Ia imposicion decimal en especie ni por ramnos diversos, y los totales son del valor en que se han rematado los diezmos pero no do lo quo realmente contribuyen (1) En el departamnento occidental, en un total de 60.666 caballerias acotadas, 41.150 se -ballan cultivadas y 19.51(; en bosques y pastos. Segun este dato, debe ser en toda la Isla mayor el nuzmero de las primneras y menor el de las scgimdas; pero hay quie observar que el departamnenta citado, ofrece la mayor extension de cultivos, y por el contrario los otros dos; auri puando no fuese asi, mi cilculo pecaria por defecto de las valuaciones y no por esceso. 14

PAGE 128

102 las fincas bajo este titulo. En la imposibilidad pues, de apreciar los productos anuales por tales medios, me valdre de los siguientes. He sentado antes, que uina hacienda de 2.000 reses de dotacion separaba 300 para la venta, y habiendo distribuido las que menciona la Estadistica en 529 hatos, resulta una produccion anual de 158.700, mnas el diezmo y la primicia (1) hacen 180.289 que al precio corriente de 20 ps. ascienden a.... 3.605.780 Un ciIculo semejante para los cerdos, partiendo del dato que uana dotacion de 500 cerdos da 100 para la venta, y aijadiendo el diezmo y primnicia, componen un total de 269.211 que al precio de 5 ps. hacen............ ...................................... ....... 1.346.055 Los cueros benieficiados en las haciendas, son los de las reses muertas en ellas, ya por enfermedad ya para sui consumo: sui nuzmero puede graduarse en 100.000 al minimo, eque a un peso, cornp onen la sumna de...... .**....................................... ............. 100.000 Valor total de los productos de las haciendas. $5.051.835 Suponiendo todas las fincas en estado de arriendo, que es el caso en que mtenos utilidad deben producir a sus dueios (2), el niimero de reses que dai existentes la Estadistica, apreciando los* arriendos actuales ii razon de 12 rs. por termino m~,dio en toda la Isla, y no incluyendo el ganado caballar, suponen uin producto o renta liquida de 2.928.405 ps. que corresponded ii cerca de 11lp5 (3). Esta era la ocasion de calcular el valor del capital, de los productos y, de las utilidades quo rinden los potreros; pero el primero es dificihsimo de averiguar aun aproximadarnente, porque ni se conoce la estension de los terrenos destinados ii ellos, ni el nurmero de anirnales que les pertenecen; en cuanto a Jos segundos, la misma causa impide el conocerlos; y las Jltimas varian estraordinariamente segun que se consideren las utilidades que a los potreros dejan las crias de sus propios animates, 6 la ceba de los agenos. Las noticias que he espucsto antes, comno de costumbre, del beneficio que se concede al duen~o 6 (1) El diezmo se deduce no de las que se estraen do la finca para la yenta, sino de las que so marcan at ainh. No il-Wiyo en este cilcuio las consumi das en Ia finca. (2) Segun Jos caiiculos del Sr. Morejon, acontece lo contrario; Pero si se exarniinan des: puss do tiaher leido este capitulo, se conoceri el origen de la equivocacion. (3) Esta utilidad liquida se entiende en la finca, antes de ser gravados Jos productos con nint;-un imnpuesto, esce-pto el diezmno. Asi en este articulo comno cn Jos siguientes, por utilidad licqihia de lus rarnos industriales, dcbe entenderse la renta liquida irnponibie y por esto el tantoi~ calcuiado antes para el duenio, es menor que el haliado ahora, 1,ues este uitirno nose p gravado con la alcabala 6 impuesto de ninguna clase.

PAGE 129

108a al arrendatario del potrero, sobre el aumento que adquieren en e1 las reses que se introducen para engordar y los alquileres que cobra por los otros animnales, no pueden tener aplicacion para el resultado que se desea; de consiguiente en la falta absoluta de datos ciertos, discurrir de este modo. De las 91.819 caballerias de tierra, que la Estadistica menciona, he dicho antes que podian graduarse en 10.952 las destinadas a potreros, las cuales at valor minimo de 1.000 ps. cada una, incluyendo las cercas vvas o de piedra hacen ................................................. 10.952.000 Para los animales, la Estadistica indica existentes, y sus valuaciones son estremadamente minimas, 206.973 caballos y yL'guas, y 19.642 mulas y asnos; suponiendo 20.000 de aquellos y 10.000 de estos empleados en distintos usos, y de consiguiente fuera de log potreros, apreciando log rrimeros en 50 ps. y los segunidos en 80, resulta un valor en animale; de ................................. 10.120.010 Los edificios pertenecicntes a 3.098 potreros, pueden regularse que a razon de 200 ps. en cada uino, forman un capital de .... 619.6C0 Total del representativo de log potreros .............$ 21.691.610 Siendo la utilidad liquida de 10 psresulta de total... 2.t69.161 Conozco muy bien cuanto distan estos cailculos de Ia exactitud, pero en la falta de datos estadisticos no he podido acer mas que reducir al minimun probable las valuaciones de los capitales y de los productos, procurando en las de los gastos aproximarme todo lo posible a la verdad, aunque con recelo de escederme, sin olvidar ninguno esencial, pero desechando aquellos que gravan Ia riqueza en otras circunstancias diversas de las en que la considero. Mi objeto es apreciar el valor de los capitales, de los productos y de la rcnta liquida de la agricultura a industria rural cubana, no del comercio interior ni del trafico industrial que luego se ejercen sobre los mismos productos. Iguales principios mec serviran de base para los cadculos sucesivos. ARTICULO. 3.1) Ingenios. El cultivo 'de la cania de azuicar debe considerarse en primer lugar, no tanto por el valor de los capitales empleados en el y de los prodIuctos 'iuc ofrecc, cuanto por el tamaflo de las fincas en que se hace, la cooperation do les variados ramos industriales que necesita, y la influencia que su prosperidad v decadencia ejercen en todas las clases de la sociedad.

PAGE 130

IO04 El ilustre Baron do Humboldt ha escrito sobre el cultivo de la caiia y la fabricacion del azicar, un capitulo, en su obra de la Isla de Cuba, que siempre sera leido con interes. In~dica en cl las principales epocas de este ramo, la valuation de sus productos comparados ai los de otros paises, la important cuestion dc los brazos que se emplean en los campos, la proportion de suninero con el de los ocupados en otros cultivos y aplicaciones diversas, y en fin, aquel exacto apreciador do las fuerzas industriales, ha espuesto cual era el estado do la fabricacion en este suelo, los vicios do que adolecia y los w~edios quo debian adoptarse para liacerla progresar. El convencimiento intimo do Las verdades quo manifiesta, ha hecho pensar a los hacendados do la Isla, sobre la suerte que ainenaza a sus fineas, si prontamente no adoptan un sisterna de refarina quo las ponga ai cubierto del triple influjo que sobre ellas ejercen la industria europea, la grande produccion do otros paises y las eyes restrictivas del comercio (1). El azbicar de remo!acha, mirada a los principios con desden, y con menosprecio cuando so indicaba en rciacion con el futuro cultivo de ia caia, ha liegado a inspirar verdaderos ternorcs, tan to por Ia rnasa de productos que ofrece al mercado, cuanto por los medios que para favorecerla, adoptan los gobiernos de Europa. Al mismo tientpo, la enorme produccion del azbicar do canh escediendo a los consumos, ha producido en los precios una baja quo no admiten ins fincas actuales, establecidas sobre un plan vicioso do prodigalidad y desperdlicios. Nada perjudica tanto a los progresos industriales, como Ia influencia trascendental de aquellas tepocas venturosas, en las cuales una v-'union casual do circunstancias, da a los frutos do la tierra o a los productos de las fabricas un precio escosivo, quo saca do cierta proportion conveniente y moderada los intereses del capital y p~araliza las aplicaciones del talento y los recursos del ingon io; pues la abundancia conseguida a poca costa, hace innecesarios los esfuerzos intelectuales para adelantar. En estas circunstancias, demasiados felices, so hiallaha la Isla (10 Cuba por los aios do 1795 cuando so vendia cl azbicar arazon do 28 y 32 rs. arroba (2) y en los cuales el capital representado por los ingenios daba el crecido interes do 30 ps. La mnasa general do hacendados no so detenian en examinar las causas do aquella prosperidad ni en calcular sti duration, pues cli hoinbre on la ventura desocha las ideas quo una ra(1) Esta iidma causa mrniece ser considerada por el Gobierno supremno, tanto mnas, cuanto que no so halla en el poder de los cultivadores cubanos el m~oderar su accion. Dificilmente podsi en to sucosivo concurrir el azucar de la Isla en los mercados de Europa, si por inedid do akgun tratado 6 convenio, no se consigue la disrninucion de los fuertes dcrechos quo paga a su entradla cu los puertos. (2?) Vease mas adelante ei capitulo Cbtnerdio y el articulo sobre la esportacion.

PAGE 131

105 clonal prevision le ofrece, Como si acogitendolas temiora ver desvanecida su di cha. Por otra parte, la prevision no es cualidad comun en los pueblos que siempre necesitan do lecciones praicticas para enmendarse 6 variar de camino, sin que les sirvan de ojemplo las de la esperiencia agena. La preponderancia del precio del azu~car cubana y la distincion que merecia en los mercados de Europa, no podian ser efecto, en la opinion vulgar, sino de los metodos de fabricacion seguidos, pues un sistema dofectuoso no era posible quo produjese resultad:,s tan satisfactorios. De esta manera de juzgar, dedujoron principios b m'ixmas funestisimas (1), porque sentando como una te inconcusa que los ingcnios de la Isla de Cuba eran las finicas mejor establecidas de su especie, no so pens6 en reformar el sistemna do fabricar azucar, ni en introducir economias provechosas, ni en sacarlos del cstado TiCioso y estacionario en que realmente permanecian. Esta era la opinion do Ia masa principal do propiotarios hace no muchos ai'os, sin embargo do quc algunos perfectamente instruidos en los interests dc su pais y en los adelantos europeos, propusioron a las corporaciones patrioiticas de la Habana y promovicron con calor en las mismas, todas aquellas ideas ventajosas que entbnces indicaba Ia ram~n y el estado de las luces (2); y los planes que dichas corporaciones adoptaron suponian hiallarso sus autores en el verdadero camino de las nmejoras y al corriente do los descubrimnientos modernos. Pero este foco do patriotismo ilustrado no transinitia su claridad a la masa general, y asi fu5 preciso que el tiempo y los arnargos desenga~ios do la esperiencia, diesen a conocer quo era tirgento pensar en la reforma do los ingenios, ai no convenir en arruinarse sus dueinos. Cortsiderando en masa la agyricultura cubana limnitada al cultivo de un escaso ntimero do vegetaics, producidos a menor costa en otros paises, se podia inferir facilinente que las ventajas do Jos precios eran el resultado do circunstancias fortuitas do corta duration, y vaticinar quo para lo sucesivo la Isla no podria cubrir el valor de sus importaciones con los frutos coloniales, es decir, quo la production do estos debia toner un lirnite, dado por los consu(1) Nada es mas nocivo para los adelantos, asl do los pueblos como dc los individuos, que ]a idea de una supuesta perfection conseguida; pues al paso quo los demnas adelantan, se van quedando atras les quo la adoptaron. Quizas los estraordinarios progresos do la nation Inglesa, son debidos en gran part, di quo sus habitantes nunca creen liaber alcanzado ]a perfeccion cn ningun rarno, no obstante quo conozcan, y sean inne ables, ]as ventajas que llev:au di los demas pueblos que dan entrada a la fatal y esterilizadora mdcxlm~a de la perfeccicn con. seguida. (2) Los Sres. D. Francisco do Arango, Conde de Casa-Bayona, D. JosC Ricardo O-Farrii~t yotros. En las Memorias de la Sociedad Patriotica del aijo do 1793, se halla una IAlernorr:L del Sr. D. Nicolas Calvo, sobrc Ia necesidad do los conociinientos (Juiruicos para ha fabricacion del azuicar, que por su e xactitud puede zervir de rgoc1elu en cl dia,

PAGE 132

106~ ITos estrangeros, al paso que no era posible asignarselo a las necesidades del pais, pues iban en aumento por consecuencia de su misma prosperidad (1). Al mismo tiempo no eran mas dificiles de conocer los vicios de los ingenious, entreagados a mayorales ignorantes, desgraciadamente mas independientes de la voluntad de los dueiios de lo quo conviene al interes de las haciendas, y por otra parte la clase y condition de sus dotaciones, ha constituido a estas fincas en un regimen que dh toda la voz y toda Ia influe1mcia a los empleados subalternos, haciendose forzoso el tolerarlos, porque su inudanza frecuente ocasiona perjuicios muy trascendentales, y que ellos saben acrccentar a su salida. Bien conocen los hacendados este mal; mnas como para toda reforma es indispensable saber con quo so redone lo que se ha de separar, y no existiendo en la Isla hombres de quien echar mano para sostituir a los mayorales del dia, porque no se ha procurado el form'arlos, resulta quo el vicioso sistema de los ingenios permanece el mismo y permanccera asi por mucho tiempo. En cuanto a. la fabricacion del azu'car, se han introducido muchas mejoras en los idtiinos an~os y so proyectan otras infinitainente mas ventajosas (2). La introduction de las maquinas de vapor y el uso de las clarificadoras, que menciona ya cl Sr. Humboldt, los nuevos trenes para el descachazo (defecacion) y para la concentration de las meladuras, dirigidos por una sola boca de fuego; la mejor dlisposicion y forma do ]as calderas, las reformas de las casas do purga, el cuidado de los bosques y el uso del bagazo como iinico combustible empleado, han producido ahorros considerables en los gastos, y aumento en la cantidad y cualidad de los productos. Conocidos los metodos modernos do las fabricas do aztcar de namnolacha y de las refinerias, se piensa en introducirlos (3) y varies hacendados han ensayado ya con buen exito algunos procodirnientos parciales. (1) He anunciadlo, y desenvuelto estas mismos ideas, en el afro de 1824 en el discurso de apertura a la Cditedra do' Botdnica agricola, y en varies nfimeros de Jos Anales de ciencias impresos en la Habana. (2) Convieno advortir, como noticia curiosa en ]a historia do la fabricacion del azucar, que aunque los franceses emnigrados do Santo Domingo establecieron en esta Isla trapiches movidos por el agua, ya eran estos Conocidos por los anos do 1592. So establecieron efectivamente en las primeras epocas del cultivo do la caija, sobre el rio do ]a Chorrera y Zanja descubierta, quo conduce el agua a la Habana, y so cita un ingenio do esta clase do la propiedad de Hernan Man'ique de Rojas, construido por los afros do 1598 on el golpe del Cerro.-Vlase el cuaderno de Urrutia pag. 38. (3) El Real Consulado coniision6 en 1828 d D. Pedro JBaodhuy y D. Ramon do Arozarena para Kaminar el estado de los ingenios en ]a Jamayca, y los modelos quo han traido se hallan ya realizados en muchos ingenios con grandes ventajas. Actualmente ha regresado de Europa D). Alejandro Olivan, comisionado por ]a misma corporation, para estudiar Ia fabricacion del azucar de remolacha, y encargar un tren complete para Ia de cai'a, adoptable en los ingenios do la Isla, el cual se estd montando.

PAGE 133

107 Reconocido por todos ellos que la fabricacion del azucar no es mas que un ramo de la Quimica aplicada (1) convienen igualmente en que debe someterse aquella ia un estudio especial, como lo ha recomendado el Sr. Humboldt y lo habian indicado antes los ilustres patricios citados. La aplicacion del fuego, sea desnudo, sea por medio del vapor, constituye uno de los objetos mas esenciales en las nuevas fabricas, y los principios de la Fisica puestos en .practica, facilitan hoy dia la concentracion (2) de las meladuras hasta un punto que pareceria increible hace 20 aios. El metodo de Howard de cocer dentro de calderas cerradas, en ]as cuales se produce el vacio por medio de la maquina neumittica (3) ; el mismo efecto producido por el aparato de Roth (4); el uso de calderas movibles a la bascul (5) o de las inventadas recientemente por Mrlr. Perqueur (6); Ia purga y blanqueo del azuicar por medio del vapor desnudo ('7) it operando la estraccion del afire (1) Sin embargo de to simple que es en si este principio, considero el reconocirniento de su exactitud como de surnia influencia en ]a reforina de los ingenios. Para ella, se requeria establecer comac inconcusas dos grande v'erdades, d saber; ]a dcl atraso del metodo seguido en la' Isla, y la de ser necesarios los conocimnientos quimnicos para perfeccionar ]a fabricacion; y felizmnente dmbas estdn ya reconocidas. (2) Con respecto ai ]a evaporacion y concentracion, he conseguido fijar algunos datos necesarios para el estudio y Inojora de estas operaciones. La densidad del liquido [guarapo] recien estraido de la caiia amarilla de Otahiti, cortada en el mes de rnarzo y a ]a temperatura de la atinosfera, es de 108 grados del dencimnetro de Gay-Lussac. La densidad del mismno guarapo hirviendo con la cal, es de 107 grados, y su temperatura de 100 grados centesirnales. La meladura hirviendo, pasa en los tachos 6 calderas por diversos grados de densidad y temperatura comprendidos entre el 101 y 108 del terrnometro centesimnal y eliii1 y 136 del denicimetro. La distribucion en ]as hormas se ha~ce halldndose el azuicar en el tacho de batir d 84 grados de temnperatura y a 140 do densidad. Estos dos datos los he hallado constantes siempre que los he examninado. El guarapo que a la temperatura ordinaria marca 107 grados de densidad, necesita dismizMuir algo mas de 77 centesimos de su volumen 6 evaporar esta cantidad de agua para obtener el grado 140, es decir, el punto de aziicar: de consiguiente et volcimen del azdicar en el acto de distribuir en las hormas es al del guarapo como 1 d. 4,3. La meladura que en frio, 6 d Ia temperatura de 28 grados marcaba 116 en el dencimetro, necesita disminuir cerca do 30 centPsimos de su volumen, 6 evaporar esta cantidad de agua, para obterier el grado 140'de densidad que exige la distribucion de las hormias: es decir, quo el volumnon del azuicar en este estado, es al que tenia la meladura en el primer tacho, corno 1 d 3,37. Estas observaciones que hice en el aiio de 11,28, forman parte del informe presentado ai fin del mismo di la Real Sociedad, y que se lialla impreso en el cuaderno de sus 1Vlemorias y en el nuimero 18 de los Anales do ciencias. (3) W~ase la lumina y la descripcion en el numero 24 de los Anales de ciencias. (4) Anales de ciencias ncimero 34.-(5) Id. numero 7.-(Gi) Industriel :febrero 1830. y (7) Patentes concedidas en la Habana d Jos $res. D. Tomas Spriiif~eld, y Guillermo Archbald de New-York.

PAGE 134

108 en la parte inferior de los panes (1), son otras tantas mejoras que, inodificadas de la manera conveniente, no tardarh_ la Isla en poster. Pero ademas do esto se requiere, y no me cansare de repetirlo, ocuparse con ardor en la reformna del sistoema agronom~o, admninistrativo y economico, sostituy~ndole otro que reuna a la unidad la sencillez en la action, la reciproca compensation en los productos, el aprovechamiento del tiempo con ahorro de fuerzas y de medios, y en fin, un severo me'todo de contabilidad. Por resultado so very disminuir la fatiga de Jos esclavos y podran destinarse machos de los quo ahora trabajan en las casas de calderas y de purga, a otras faenas interesantisimas para la finca y que actualmente so descuidan, como el cultivo del maiz, del arroz, do las legumbres y do los pastos, la crianza de los animales de toda especie y el cuidado de los bosques de maderas y leiia. Luego que las mhquinas do vapor so hayan generalizado, scrhn innecesarios el gran nflmero do bucyes quo sostienon los ingonios como agentes do fuerza para los trapiches; pero no aconsejo en manera alguna, quo so supriman, h)Ues su exist encia y su ceba deben formar part del nuevo sistema agrornomo, -cuyas bases he indicado. U11 ingcnio cuya production anual es do mil cajas do aziicar u 16.000 arrobas, tepresenta un capital de 170.000 ps. distribuidos en los valores siguientes. 30 caballerias do tierra a 1.800 ps ............................ 54.000 Valor de la caiia sembrada en seis caballerias, la cepa por valor de la mitad del azflcar fabricada y la cafia en el cuarto ............12.000 Edificios, con el alambique................................ 45.000 Alaquinas, utensilios y aperos do labranza............13.500 90 negros a 400 ps........................ ............. 36.000 50 yuntas do bueyes a 135 .................... .. .. .. .. .. .. i. 750 4 caballos o mnulas a 60 ps ............................ 240 Platanar con 16.000 copas................................ 2.000 Siemrbras de viandas .... ... .... .................... 510 TPotal ...... .......... .* .*. *. ... 170.000 Los productos do esta finca consisten en 1.000 cajas do azuicar qjue al precio medjo valen (2)................................ 163.000 1000 envases, quo paga el comercio a 26 rs................... 3.250 70 pipas do aguardiente a. 15 ps............ .............. 1.0'50 3250 barrilos do miel do purg~a, rostantes despucs do habor dostinado t 4 50 a la fabrication del aguardiente ........................406 Total de prodactos ............... $ 20.706 (1) Inventcion de John H-ague.-Bibl. Phys. Econ. Mlayo 1830. (2) En las circustancias estraordinarias del dia, este precio es escesivo; Pero mis ca.1culge e'stan formnados sabre datos medios de los afics pasados..

PAGE 135

100 Los gastos ascienden a 13.634 ps. do esta suerte. A1ay oral .. ........... .. ......................... ... .. .. .. .. .. .. ..... ........ 700 M'ayordono. ............................................................................. 300 Ni~dico............................................................................. 200 Maestro de aziicar........ ...................................... 700 Alambiquero-Tonelero.............. .... .... ...... .... .... ........ 500 Vestu~ario, manutencion y enfermeria ........................... 2.481 Reposition de negros y animales 6 p ................................ 2.579 Idemn de maquinas, utensilios y aperos, 15 p........... ........... 2.034 Costo de los envases precintados, a 12 rs ...................4.... 1.500 Conducciones a 20 rs. caja (por mar) .. .. .. .. .. .. .. .. ... .. .. .. .......2.500 Idem do las 70 pipas de aguardiente, 5. 2 ps. idern............... 140 T1?otal de gastos .. .. ... .*** 49 ......... $ 1 3.634 Rwsmen. Capital. ...................... .. 170.(,00 Producto bruto ........... 20.706 G~astos ................... 13.634 Producto liud.... ... .072 Que corresponde 5. poco mas do 4 pgdel capital representado por la iinca; pero si se reflexiona que el calculo se ha hecho por el valor que en si tienen los edificios y no por lo que costaron 5. los ducios, quo emnplean para construirlos los negros, los materiales y las maderas que la finca proporciona, y que se ha incluido tambien el valor do Ia cai a y de las otras siembras, se puede inferir que los productos liquidos ascienden, comnprando las tierras, a. 5 po, y si el ingenio pertenece 5. algun poseedor de antiguas mercedes, las utilidades pueden Ilegar a 71 y 8 p y con la deduction del 5 po de diezmo que pagan estas fincas cuando son anteriores al anio de 1805, se reduce el producto neto 5. 6 6 61 p,. La fabrication del aguardiente en los bajos precios del dia, produce una utilidad sumamente corta, que no liega al 3 p y quo por el crecido cost de las conducciones no tiene cuenta alguna, a~ xmens que no so fiibrique refino, como hace un hacendado instruido, en cuyo caso disminuye una muitad el costo de la conduction sobre el valor del aguardiente. De todos modos, ]a utilidad quo rinden los ingenios es muy peque~ia era las actuales circunstancias, pues 5 y aun 7 p9, no corresponde 5. un sistemna de industria 5. la vez agrunorno y fabril, que exige la anticipation de gruosos capitales, y que se halla espuesto a. innumerables desgracias. P~ara calcular el capital que represents este vasto rano cn la Isla de Cuba, 15

PAGE 136

I10 me valdre de uin medio semejante al que he seguido Para las haciendas de crianza, partiendo de los datos enunciados Para uu ingenio de mil cajas de co# secha, con las disminuciones rationales que hace necesario un cailculo general, y suponiendo toda la de Ia Isla producida por 510 ingenios iguales. Sabre estos principios, resultani 15.300 caballerias de tierra, a 1.500 Ps .................... 22.950.000 Valor de la caf'ia sembrada en 3.060 caballerias bajo los supuestos indicados antes ....................... .... ... 6.068.877 Edificios ... ............. .. .. .. .. .. .. .. .... .. .. .. .. .. ..22.950.000 Mlaquinas, utensilios y aperos de labranza ................ 6.885.000 70.000 negros a. 300 ps. (1) ........................ .... 21.000.000 25.500 yuntas de bueyes 5. 100 ps ........................ .2.550.000 2.040 caballos 6 mulas 5. 50 ps........................... 102.000 Platanales y demas siembras.................................... 1.275.000 Capital empleado en los ingenios............ $ 83.780.877 Suponiendo la renta liquida de 5 ps por termino medio, resulta a la utilidad general, un valor de..........................$ 4.189.043 ARTICULO 40 Cafetales. La decadencia de este ramo fue vaticinada hace aiios (2), pues eran bien evidentes las causal que iban dt influir en la baja de los precios; pero muchos hacenidados no la creyeron por ei solo motivo de que contrariaba sus planes de fortune. El desengar~o al fin lleg6 5. ser general, y entonces muchos hacendados se apresuraron a. demoler sus flncas y 5. fomnentar ingenios, no obstante Ia calamidad aun mayor que arnenazaba 5. la aziicar. La prudencia aconsejaba solo el introducir economics en aquellos, pero no el destruir (3): los hacendados que si~mieron tan saludables avisos, ven ahora recompensada su prevision y buen juicio obteniendo algunas utilidades de su fruto, al Paso que los due~ios de ingenio ven dismninuir Ins suyas. (1) Segun la Estadistica F-' g. 26. (2) W~ase el discurso de apertura a la Catedra de Bot6.nica agricola, leido en octubre de 18-24, pig. 8. (:3) W~ase tin articulo, bajo el titulo de Consejos a los duen~os de cafetales, impreso ert eel. numrero 21 tie los Anales de ciencias ,y agricultura.-Hlabana junio die 1529.

PAGE 137

I 1 Por los a~os de 1812 a 1315 sufrib el caf' comno todos los frutos cubanos, tuna baja considerable; pero a aquella epoca ha seguido la dc mayor prosp ;ridad conocida, subiendo el quintal desde 12 a 25 y 30 ps. El mi todo de su cultivo (1) hizo necesarias numerosas dotaciones, Pero esto no servia de obstaculo, pues sus costos primarios, to mismo que los sucesiv'os de manutencion y reposition, se cubrian cumodamente con los prccio; de cn.t~nces. Asi continuaron kos cafetales, sin que sus dueiios pehsasen en reformnas ni economnias, hasta ]a udtima epoca, en que la decadencia del fruto hizo urgente el calcular grandes y prontos ahorros. La corta distancia a que se siembran los arboles, Ia contention a poco muas de seis cuartas de altura a que se les suieta, y la fuerte poda que anuahurente sufren, daiia estraordinariamente a~ los plantios, que por estas causas exil-en ser renovados con suma frecuencia. Este vicioso sistemna ocupa mucha genite, influye en la irregularidad do las cosechas, y el modo de hacerlas ii la mano, tiene el gran inconveniente de dar muchos granos verdes, si se apura ii los negros. En los parages dondo es originario el cafe, se sigue un mctodo mnuy diferente, dejando ai los arboles crece-r al natural a. Ia competent distancia entre si, y haciendo la recoleccion del grano por mnedio de simples sacudimientos ia los arboles, que dejan desprender todo ci maduro. Estas praicticas fueron recomendadas a los cultivadores cubanos por un autor anonimo (2) erg el aino de 1815 que desde Jamayca dirigib un escrito a la Real PSociedad PatriLtica de la Habana, juzgado ent6nces comno sumna inexactitud. Algunos afios despues (1823), Mr. A. B. C. Dumont (3) propuso un mtodo de cultivo deducido del arabe, y varias modificaciones. provechosas en el sistemna de las siembras; mas estos dos trabajos no surtieron efecto alguno, y con tan injusta indiferencia so miraron, que ni aun son citados en otras menmorias recientes sobre el mismo objeto: sin embargo, nad ie pods privar a sus autores do Ia merecida gloria, de haber sido los primneros quo indicaron la reforma de los cafetales y de ocuparse en una cue stion sobre Ia cual, en estos {ltiinos ai~os, lia Ilamado la atencion publica la Real Sociedad Patriitica por medio de programas. Las Memorias prem iadas en 1828 y 1829 tanto sobre las causas que producen la variation de las cosechas en Ia Isla de Cuba, cuanto sobre 1a decadencia del precio de esto fruto y la utilidad o ventaja que resultaria de aban-~ (1) En Ia obrt del Sr. Humbholdt, sobre Nueva-Espaiia, se lee que el cullivo del cafe en esta Isla, no ernpez6 sino despues de la destruction de las plantaciones de Santo D~omingo, to cual es inexacto, p ues ya habia cosechas y esportaciones en 1770. Vtase mas adelante el capitulo sobre Comercio. (2) D. J. G. Jove : puede verse su Mernoria y el informe de ]a comision, en el nuzm. 5 de la coleccion de ]a Sociedad, y Ia respuesta en el ntr. 13. (3) Memoria impresa en ]a Hlabana en la oficina de los hermanos Diaz de Castro; 1823.

PAGE 138

1*19 donar o seguir su cultivo (1), contienen un gran nih'ero de observaciones lumninosas, de caiculos interesantes y de reformas urgentes que convendria adoptar instant neame nte. De estos escritos tomare todos los datos practicos que necesite en el discurso de este articulo. Uno de los principales medios que proponen sabiamente sus autores, es el de asociar el cultivo del cafe con otros ramos de industria agrbnoma, como la cria do cerdos, el cultivo del maiz &c. 5(2) destinados los unos al alimento do los operarios, y el producto de Ia yenta do los otros para cubrir los demas gastos de Ia finca, dejando asi libre el cafte de las cosechas. Este recurso, unido al nuevo inetodo de las plantaciones, haria quo las utilidades 6 el interes del capital fuese suficiente para la fortuna de los hacendados. Por los calculos do D. Tranquilino Sandalio de Noa, los fondos invertidos en un cafetal de 2009 arboles, pueden graduarse del modo siguiente: 8 caballerias dotierra a .500 pesos...................... 12.000 100 negros a 300 pesos ....... .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. 30.000 200 mil arboles a 1 real................................... 25.000 Edificios, maquinas y utensilios .............................. 9.001 Cercas, frutales y huertas............................... 3.500 Caballos, bueyes, av'es, & ..c. ........... ............................ 500 Los productos de una finca do este tamno son valuados en 2.500 arrobas por t( rmino medio do varias cosochas, qu : al precio do 6 pesos quintal hacen........................................... 3.750 Los gastos consisten en : Sueldos do administrador, mayoral y medico.................... 1.000 Tasajo y ropa para los negros .............................. .1.000 Gastos do enfermneria, herramientas &c........................ 220 Erivases...................................... ............200 Obras accidentalos y gastos estraordinarios................... 210 C onducciones........... ..................................................... 468 Total do gastos .......... ;.....$ 3.098 (1) Los autores de estas Memorias, quedan citados antes en el articulo 1.0 de este capitulo. (2) Hc iccornendado vairias ocasiones esle sistema, y pueden leerse en el nuimero 18, y moas individualmentc en el 74 dc lus Ainales de ciencias, agricultura &c.

PAGE 139

Capital empleado .............. 8~ 0.000 Producto bruto ..... ..............3.7 50 Gastos....................... 3.098 Producto liquido............... 652 Adoptando los calculos del Sr. Serrano, se reduce el capital invertido era un cafetal de 160.000 arboles a 60.000 pesos, y ascienden los productos a 3.000 errobas, al precio dicho hacen............................... 4.500 Deducidos por gastos de produccion..................... 3.500 PResta una utilidad liquida de ...................$ 1.000 Aegun el nuevo sistemna quo propone el mismo, el capital invertido sc reduce a 50.000 pesos al maximun, pues solo emplea 40 negros. La production do los 52.800 arboles de gran tamafrio, y quo ocupan la estension do 4 cabaIlorias quo ahorra los 160.000, es do 5.336 arrobas (1) que al precio mencionado hacen.................. ... .... .... .. ..... ..... .... .. .. 8.004 Reduce los gastos al do un empleado quo descmpeie las fun-, ciones de administrador y mayoral, y a los de conduction, 'pues al mantenimiento y vestido do los negros, medicinal, utensilios y otros menores, debe proveer la venta do los cerdos, del Inaiz y demas frutos cosechados. El total do los gastos, asciende solo, por este sistema, a .'81 Resta dc utilidad liquida. ... .. .. .. ... ...... .... 6.221 que corresponde a 12~ do interes anual, al paso quo por el metodo del dia apenas Mlega al 11 ps' Estos calculos y ei ejemplo do algunos cafctalos bien administrados, en los cuales so cubren los gastos con otros productos diversos del caf6, quedando este libro, demuestran que estas fincas puedon aun dar utilidad ai sus dueflos; pero esto no quiere decir quo so emprendan nuevos cafetales, pues Ia produccion ha ilegado a un punto quo no permite aumentarla (2). La utilidad quc ofrece un cafetal ai su duoeio, realmente es mayor que de 1p porquo Is. valuation "se ha hechzo sobre el valor do la finca y no sobre su costo efectivo. Las mnismas modificaciones pues, quo ho indicado al hablar do los ingenios, tienen Lugar on los cafetales ; pero aun haciendo cuantas de(1) Supone de 3 Uiras la produccion minima de un drool al natural, y on apoyo cita qlue 853 arboles dejados do podar 3 aios, dieron 151 arrobas, 6 sea d razon de mias dc 4 libras. M2 Vease el nunero 24 de los .Anabes de Ci,:ncias, y la ill noria del Sr. Serranh),

PAGE 140

114 ducciones rationales se quieran, Ia renta liquida no escede de 24 po, y si se toma para trmino do comnparacion alguna de las mnuchas fincas ostablecidas con lujo, los productos netos del dia no corresponden al 1 pu" do los capitalcs que, en ellas se han invertido. Para el chlculo del total valor do estas fincas, supondre la cosecha general de la Isla producida por 1.150 fincas iguales a las del ejomplo de Sr. Noa: 9.200 caballcrias ii 1.500 p)s............................. $ 13.800.000 260.000.000 de 5rboles a 1 real............................. 3.500.000 50.000 negros a 300 ps ................................. 15.000.000 Edificios, maquinas y utensilios a 9.000 ps. por finca............ 20.00.0.000 Cercas, huertas, fru tales &c................................... 4.025.000 Animales de todas clasos...................................... 500.000 Capital empleado en los cafetales ............. $ 85.825.000 No he calculado los negros a razon de 1 00 en cadla uno do los cafetales, sino que he tornado el dato de 50.000 quo indica la Estadistica, como probablemente existentes en estas fincas. Los valores de los edificios y maquisas, me parecen sumamnente red ucidos en la M4emoria del Sr. Noa, que mas bien ha baluado lo necesario en la finca que. lo existente, por cuya razon no los he admitido para el calculo general. La caritidad que supongo do 20.000.000, da. por flrmino medio para el valor de los edificics, maquinas y utensilios de cada uno do los 2.067 cafetales que existen en la Isla, menos de 10.000 ps. Suponiendo de 11 pg las utilidades liquidas que redituan estas fincas, el total asciende a..................................... #.......$ 1.287.375 ARTICULO 50 Sitios de labor y. estancias. E~tas fincas, aunque se hallan sumamente distantes de la perfection holricultural do quo son suseeptibles, son las quo ofrecen el imojor cultivo de Ia Isla. Las circunstancias quo las favorecen, y do las cuales podia sacarse un partido inmenso, resultan de su cercania 6 los pueblos que los proporciona el aprovechamniento do los abonos, del niumero do vegetable que cultivan quo les permite establecer Ia sucesion alternativa do las cosechas sobre el mismo terreno, de la seguridad del espendio quo les invita a enriquecer el mereado con" legumbres delicadas y frutas esquisitas quo el lujo de las ciudades paga a preclos escesivos, do la facilidad que gozan para reunir la crianza do animales dojn:sticos y el beneficio de la leche, engordando las aves en corral y esta-

PAGE 141

I15 bleciondo lecherias donde so fabricase la -manteca y el queso, y en fin de quo reunen todas las cualidades que sen imnaginables para dar pingiies productos, en un clima foliz donde el labrador no conoce los rigores del invicrno, sing una primavera y un verano constantes. De un trabajo muy curioso quo hizo D. Cayetano Romero en la oficina de Estadi_ tica en el a~o de 1827, resulta quo en 49 partidos do la jurisdiction do la Habana habia 5.192 sitios y estancias que comprendian 7.725caballerias de tierra, siendo los mas de a-~ 3 y 4 caballerias de extension, pocos de 5 a 10 y~ muy raros los do 10 arriba. Do estas caballerias, 2.883 pagaban de renta anual 452.819 ps. quo corresponded a 157 ps. por cabalicria, y si las 4.842 restantes estubiesen arrendadas, en la misma razon darian 760.678 ps. y on su total 1.213.497. Rebajando do esta surna los census quoe stan afectos a los sitios y estancias, y que ascienden en los 49 partidos del estado a 130.70 1 _ps. la renta liquida anual se reduce a 1 .082.7 96 ps. Y Aplicando estos resultados al dato de 13.947 sitios y estancias quo dh Ia Estadistica de 1827 puede suponerse que comprenden 20.732 caballerias quo a razon de 157 ps. aniuales que produjesen arrendadas hacen........ 3.234.924 Cdlculo del capital.-Las mencionadas 20.732 caballerias al valor medio de 2.000 pesos.................................... 41.464.000 Valuando solo en otro tanto las siembrag quo contienen...... 41.464.000 De los 100.000 esclavos quo di la Estadistica corno oxistentes en las otras fincas diversas do ingenios y cafetales, supongo en las estancias solo 60.000 quo ai 300 pesos hacen .................... 18.000.000 :.Casas y aperos do labranza a 200 pesos por sitio............ 2.789.400 13.947 yuntas do bueyes a 1 por estancia y a 100 ps. do valor.. 1.394.7001 27.894 caballos do carga a 2 por estancia y al precio de 80 ps. 2.231.520 Por el calculo quo so very luego de los productos do las estancias en ayes y huevos, debo do hiaber existojites (1) 1.000.000 do aves quo a peso hacen..................................... 1.0oo.0o(1 *Del mnismo modo los consumos do leche quo bacon las poblacionos do la Isla, suponen en las estancias 13.172 vacas quo al precio de 20 pesos hacon ........................................ 263.440 Capital representativo do las estancias..........$ 111.861.984 Los productos do estas fincas son muy numnerosos; algunos so mnencionnb (1) Para esta valuation me he servido del mismo dato empleado por el Sr. Conde Capptai en su Industria franccsa, d. sober; que una gallina, pone al a i 40 hucvos. y gfLO Jos galk'F se enc~entran en la razon de I para 15 gallina::.

PAGE 142

116 on la Estadistica, y los restantes se. pueden deducir aproximnadamnente por mne, dio de chlculos secundarios. Los primeros consisten en: 3.666.388 cargas de vianidas al precio de 20 rs ............. 9.165.970 384.857 idem de verduras a 6 ps............... ........ 2.793.308 idem dc maloja y yerba a 2 id.................. 36.536 idem de casabe a. 4 id ............. ............ 9.548 arrobas de cebollas a 1 id ..................... 17.49-1 idem de ajos a 1 id .......................... 134.183 idem de frijoles a 12 rs....................... 4.'505 ilemn de garbanzos a 2 ps...................... 63.160 idem de cera amarilla a 3 rs.................... 76.404 idem de miel a 5 id.................. .......... El maiz no es production de solas estancias, pero como no le he comprendido en las valuaciones de las otras fincas, le incluir6 en estas. Las 1.617.806 hanegas a 3 ps .......................... Los demas productos de las estancias consisten en ayes, huevos y leche. Para valuarlos, partire de la noticia dc los consumos que anualmente hacc la capital de estos objetos, segun la nota formada en 1819 (1); y como el total "de p~oblaciones dc la Isla comprenden un nuimero de hfibitantes cinco veces mayor que el casco do la Habana (2), los consumos generales se podran graclua.r a! muinimnun en el quintuplo de los de intramnuros. Admitiendo esta proportion, resultan de productos anuales, ademas de los enumrerados: 81.380 cargas de ayes oscan de estas 1.953.120 a 4 rs... 62.400 jabucos de huevos o 2.496.000 docenas a 17 ps. jabuco. 74.100 cargas de leche u 592,800 botijas a 4 rs........ 2.309.742 5.586.616 146.144 9.548 17.42 1 201.277 9.010 189.480 45.252 4.853.418 976.560 1.060.800 296.400 Total producto do los sitios y estancias....... $ 24.867.638 Este calculo es muy bajo, porque aunque se halle aumentado con el maiz producido en oitras fincas, el supuesto de la poblacion consumidora es muy in(1) %~ Ilev6 esta nota durante una sen aa, eta la pierta de Zierra, y se balla imnpresa en Ia Guia mercantil para el aiio de 1823". (2) Poblacion de los pueblos del den-aiarn'cto orcidL tal .. ......159.',45 babitantes. Idem idem del Centro........ .......... ........ 93589 id. 304.279

PAGE 143

117 fimo, ya porque no se incluye la de los campos, ya porque la de solos los pueblos es mas que quintupla (1) de la de los barrios intramuros de la Habana, ya en fin porque se tomnan por termino de comnparacion los consumnos del aiio de 1819. Los sitios de labor y estancias representan pues un capital de $ 111.861.984 Y el valor de sus productos ascienden al minimum a.........24.867.338 No es posible calcular en el dia !as utilidades que dejan estas fincas ai log dueiios y a. los arrendatarios, o ia los primeros cuando las administran por si; pero juzgo que no sera escesiva Ia valuation en un 10 p9, como esceso de log productos sobre los gastos; en cuyo caso ascenders la renta liquida a 11.861 .984 pa. ARTICUTLO 6.0 Vegas de tabaco. Sabido es generalmente que los terrenos situados al Oeste del meridiano do la Habana, conocidos bajo la denomination provincial de Vuelta de abajo, producen el tabaco mejor del mundo, por la belleza del color, lo grato del aroma, la suavidad de la hoja y su facilidad de arder. Mas no se cream quo toda la comarca occidental de la Isla goza del mismo privilegio. Las mejores tierras para esta planta, que se pagan a razon de 1.000 ps. y 6 onzas de regalia, se hallan comnprendidas en un cuadrilongo' irregular, cuyos limites son al IE. el rio Hondo 6 de Consolacion del Sur, al 0. el de Cuyaguateje o Maintua, al N. ]a sierra madre de la Isla, y al S. la faja de palmas barrigonas que corre paralelamnente a la costa. Tiene este cuadrilongo 28 leguas de largo y 7 de ancho. Fuera de e1, hacia el meridiano do la Habana, Jos tabacos son de uin bello color, pero m~nos aromaticos, y la primera circunstancia los hace preferibles para los estrangeros. Desde Consolacion a San Cristobal, los tabacos tienen mucha calidad, en lenguage de vegueros, pero son asperos y fuertes, y desde San Cristobal hasta Guanajay, esceptuando el distrito de las Virtudes, los tabacos son inferiores, y continijan siendolo hacia el E. pasta Holguin y Cuba, donde vuelve a hallarse una buena clase. El ftertil valle de los Giiines, produce mal tabaco para 'fumnar, pero escelente para el polvo verdin quo so fabricaba (1) El quintuplo de la poblacion intramuros solo asciende a 289.900 individuos y la de todos los pueblos escede de 304.279. 16

PAGE 144

118 de cuenta de la Factoria en grandes partidas. Entre los mismos terrenos de Ie Vuelta de abajo hay algunas porciones escelentes, como las vegas llamadais d,-M Corojo a ]as mhrgenes del rio San Sebastian, donde se cosecha el mejor tabaco de toda la Isla. Por lo dicho se puede inferir cuarita es la influencia de las tierras en Ia buena calidad del tabaco cubano, y que esta circunstancia ejerce una mayor y mas directa que las cortas diferencias de clina y de position que pueden ofrecer unas localidades tan inmediatas. Los terrenos reputados por escelentes, son sueltos y arenosos, y por el contrario las tierras compactas y tenaces. Estoy persuadido de que modificando las propiedades de muchos terrenos de la Isla, por mnedio de la quema y de mezelas oportunas, se conseguiria el transformarles en buenas vegas para tabaco. Para ello, se requiere como preliminar, hacer un estudio de los terrenos de la Vuelta de abajo analizaindolos quimicamente y observando sus propiedades fisicas. El veguero, guiado simplemente por los resultados de una larga esperiencia, transmitida de sus ascendientes, sabe, sin poderlo esplicar, el medio de aumentar o disminuir la fuerza 6 Ia suavidad del tabaco; su mano diestra, y como guiada por un instinto previsor, desbotona las matas, es decir. pone un limiite al crecimiento en altufa, y deshija 6 descogolla, para dar jugos a las hojas en la cantidad, en el tiempo y en lhs circunstancias analogas a la clase que se propone conseguir. He hablado con muchos de estos labradores, para deducir de su prhctica la confirmation de los principios fisiolbgicos segun los cuales se pueden esplicar los fenumenos que ofrece el tabaco de la Isla, y entre sus respuestas confusas he distinguido ia luz de una sabia esperiencia, que les ha indicado los procederes cientifleos sin conocerlos. Otra regla que observan mucho los vegueros, es la distancia a que deben sembrar las matas, segun Ia cualidad de los terrenos y la clase de hoja que se proponen conseguir; y en esta parte, como en las demas del cultivo, sus conocimientos son rationales y su pratica acertada. Convendria no obstante, que abonasen las tierras, prefiriendo para esto, ya que no crian animales en suficiente nbtrnero, el sembrar en ellas alguna especie vegetal de rapido crecimiento y mucho volumen, cortandole antes de fructificar y dejando sobre el campo toda, ]a coseclia. Tamnbien deben arrancar todos los pies de tabaco, inmediatamnente despues de haber recolectado la hoja, sin dejar florecer y semillar mas que los precisos, pues es un hecho observado que las plantas empobrecen los terrenos durante su fructification. Me he deteniido en este articulo porque creo al tabaco el fruto esclusivo de la Isla de Cuba, y cuyo cultivo conviene estender y generalizar. Afortunadarn~ntc no tiene que temer i la concurrencia estrangera, ni un limite a su production dado por el consurno, y las utilidades que produce, asi al labrador como al fabricante son evidentes despues qlue las medidas acertadas del actual

PAGE 145

119~ Gefe de la Real Hacienda, aliviaron al uno y dejaron libre y espedito al otro (1). De un sistema severo de estanco, de odiosas pesquisas y viciosos reglamentos y vejaciones, ba pasado el cultivo y elaboration del tabaco a gozar de una libertad absoluta; reune ai estas ventajas, las de poderse ejercer por Brazos blancos, de favorecer Ia subdivision de propiedades en pequen~as porciones bien cuidadas, de prestarse sus cosechas ia ser intercaladas con las de otras plantas cuyas raises penetren mas adentro la capa vegetal; de dar ocupacion a Ia familia del labrador por las menudas tareas que exige la hoja; y finalmente, de influir por todos estos medios en los aumentos do la poblacion bManca industriosa, en la frocuencia de las comunicaciones do que nace la sociabilidad y la civilization, en el comercio interior y en los consumnos del pueblo (2). Do una visita que se hizo por Orden do la Factoria do tabacos en 1611, result que habia en toda la Isla 3.996 vegas realengas, 902 do particulares y 13.663 erialos, y que podian aumentarse con 20.000 mas respectivamnente el nu= meoro de las primeras y do las segundas, haciendo entree todas un total do 58.561 vegas en las rnhrgenes de los rios. Actualmente se destinan a su cultivo tierras mas distantes de ellos, y do consiguiente puede infcrirse de cuanto aurnento es susceptible este. ramo, quo en la actualidad ocupa solo 5.534 vegas. Es vcrdad que ni el estado publicado por la Factoria, ni la ultima Estadistica, esprt san cl niumero do caballerias 6 sea Ia estension do los tcrrenos cultivados do tcbaco; pero siompre el do las vegas distintas y separadas iiidicarh el de otras Mantas propiedades. Partiondo del dato, quo una caballeria de tabaco, d& pzr t~rmino medio 60 caballcs, 6 360 arrobas do hoja, conociendo las cosechas de los ai'os do 1811 y 1827 quo respectivamente fueron do 37 1.560 y de 500.000 arrobas (:3), so puede inferir la estension do los tcrrenos quo las produjeron cn ambas epocas; y resultan ser do 1.032 caballerias en la primera y do 1.389 en la segunda: mas como en las vegas solo es cultivada la mitad do los terrenos jitiles, so puedo asegurar quo la estension ocupada por las actuakes no baja de 2.778 caballerias. Segun un informe del aflo de 1806, la consecha general do la Isla habia ascendido en 1720 a 6009 arrobas: acabamos do ver, que en el ai~o do 1811 fue. de, 371.560 y quo en 1827 ha sido do 500.000; (Ie consiguiente parece quo despues do sufrir una dismiinucion por las trabas del estanco, el cultivo vuelve a su antigua prosperidad, puesto quo en la udtima epoca han aurnentado las cosechas en mas do 30 pou. (1) W~anse los capitulos de Rentas y Comercio. (2) Estas ideas, fueron ya repetidas veces enunciadas particularmente eih el inforrrfe df 1 Sr. D. Francisco de Arango y en la Mernoria del Dr. D. Jose' Fernandez Madrid, que contik nen ademas un precioso caudal do noticias generales y particulars sobre ci ralao do tabacor. (3) Segun el mencionado estado y la Estadistica.

PAGE 146

1;)0 Muchas vegas son terrenos tomados it censo al 5 pQsobre un valor de 600 ps. caballeria. Una bien cultivada, necesita de 20 operarios y cuatro yuntas de bueyes; pero comp no se hallan bien asistidas,.son menores las fuerzas que les destinan. Ademas del campo de tabaco, el veguero cultiva una parcion de terreno con platanos, yuca, malanga y boniato. Los gastos se hallan reducidos al pago de la pension, al vestido y comida de los negros y ia la compra anual de utensilios, de los cuales se hace un consumo 'proporcionalmento mayor en estas fineas, porque el terreno se cultiva con mas esmero y frecuencia, y por su cualidad arenosa. Recurriendo a. datos secundarios para. formar el calculo del capital invertido, en la falta de otros mas exactos, puede discurrirse del modo signiente: 2.778 caballerias de vegas a 700 Ps.................... Las siembras de ellas, valuadas en la mnitad del valor de la cosocha.................................... Casas y secaderos de las 5.534 vegas quo dh existentes Ia Estadistica a 100 ps. en cada una.............. 7.927 negros, en la suposicion do ser I de los brazos empleados en este cultivo, ai 300 ps .................0 2.778 yuntas de bueyes a. una por caballeria............ 11.068 caballos a 2 por vega ........................ Utensilios, a 50 ps. por caballoria ................ Valor de las siembras diversas it 50 ps. en cada vega. Idem de los animals menores a 25 ps. idem.....0 1.944.600 340.620 553,400 2.378.100 277.800 553.400 69.450 276.700 138.350 Capital representative de las vegas. ........... $ 6.532.420 ]Los productos de las 500.000 arrobas en las proporciones en que deben hallarse las clases, y a los precios que tienen en el campo, ascienden a ....................................................................... $ 681.240 Los gastos, suponiendo las vegas de propiedad de los vegueros, consisten en: Manutencion y vestido de los negros ........... 218.521 Reposition de utensilios, 50 pog.................... 34.725 W'rdidas y reparaciones at 10 ps. por vega ........ 55.340 308.586 Resulta do utilidad liquida.... ....... .... $. 372.654 que corresponde it mas do 6 pa del capital invertido. En el caso de ser los vegueros censuatarios, que es lo mas fmecuente, no debe incluirse en el capital el valor de los terrenos: aunque los gastos ascien-

PAGE 147

i2~ dan a 405.816 ps. por el pago de la pension, las utilidades liquidas Ilegan entunces al 7 pl prbximamente. Pero 6stas se les minoran mucho por las circunstancias de su position, mnuy distante de la capital, pues pagan crecidas sumas por conducciones, cuando remiten el tabaco de su cuenta, al misino tiempo compran a precios crecidos los objetos de primera necesidad y otros de frecuente consumo (1), y por estas causas apenas les quedan productos de la cosecha para destinar al aumento de sus propiedades. Bajo este punto de vista, convendria ]a habilitacion de un puesto menor en lo mas cercano del distrito de las vegas, como por ejemplo, en la deseinbocadura del rio Sta. Colorna, costa del Sur, distante 4 leguas de las poblucio9 nos de San Juan, Pinal del Rio y Consolacion. Por este medio podrian surtirse los habitantes cumodamente de la capital y remnitir sus cosechas sin el gravamen de 6 ps. carga que ahora les cuestan las conducciones. Ademas de los cultivos y ramos de industria agricola espresados, se practican otros en la Isla, pero constituyen por lo general parte de las fincas principales. A esta clase pertenecen, el cacao, el algodon, el aijil y la cera. El primero fu6 antiguamente mas considerable de lo que es ahora, que de nuevo empieza a generalizarse. Sus productos anuales ascienden, segun la Estadistica a~ 23.806 arrobas. El segundo, tambien ha empezado en estos iiltimos anos, en la jurisdiction de Cuba, donde se ban cosechado 40.000 arrobas; el 3.0 se hall aun en estado de ensayo, y el 4.0 6 sea la cria de las abejas, se hace en 311.553 colmenas distribuidas desigualmente en 1.686 fincas que dan de productos 63.160 arrobas de cera y 76.404 arrobas de miel. ARTICULO 7.0 Ciilculo 'del capital represent ativo de la agricultura a industria rural cubana, de los productos y de la renta liquida. Los datos reunidos y los resultados hallados en los articulos anteriores, me servirain ahora para forinar un cidculo por via de ensayo, del capital agrbnomo que representan las diversas fincas rurales de la Isla, empezando por reasumir algunos elemientos necesarios para el, y que dejo esplicados en el discurso de este capit~ulo. (1) Puede formarse idea de Ia carestia de los efectos en la Vuelta de abajo, por los precios siguiente. Una reja de arado cuesta 20 rs. ; el azuicar quebrado a real ]a libra ; el aguardiente de cana a 2; el pan a doble precio que en la Hlabana. Los objetos voluminosos 6 espuestos a rom~perse en el camiino, son pagados al triple de su valor en la capital.

PAGE 148

122 De las 468.523 caballerias de tierra que constituyen todo el territorio, se hallan en estado de cuitivo 38.276 y 9.734 en pastos y montes virgenes pertenecientes ai los ingenios y cafetales. De las primneras ui ocupadas por plantar que sirven para el alimnto del vecindario y para la esportacion, puede creerse que corresponden A la cans~ .***... ................................5.394 Al caf............................. 5.761 Al tabaco ............................ 1.389 A los cultivos rnenores............... 20.732 A los mismos en las grandes fincas. 5.000 .............................. 38.276 Resulta pues una estension dc 430.247 caballerias incultas en toda la Isla, uanas ocupadas en la cria y ceba de animales, otras con poblaciones, montaias, caminos, costas, rios y lagunas, y las mas desiertas absolutamente. El valor de los terrenos de propiedad particular ha sido apreciado antes del modo siguiente: 32.857 caballerias en hatos y corrales ii 100 Ps....... 3.285.700 10.952 idem en potreros a 1.000, con las cercas..... 10.952.000 15.300 idemn en ingenios a 1.500 ............ ......22.950.000 9.200 idem en cafetales ai idem ...................1.3.300.000 20.732 idem en sitios *y estancias ia 2.000..........41.464.000 2.778 idem en vegas de tabaco it 700.............. 1.944.600 Total valor de las tierras (2) ...... .... $ 94.396.300 Los edificios, m quinas, aperos de labranzas y demas utensilios de las fincas rurales, he dic ho que pod ian ser valuados. En los hatos y corrales .........,..... .... ......$ 1.737.000 potreros. .................................................. .619.600 ingenios ..... .... ...... ...... .... ..............29.835.000 c afetales ................... ................... 20.000.000 estancias y sitios.......................... 2.789.400 vegas de tabaco.................................... 622.850 Total valor de edificios, raquinas &c.. .. $55.603.850 (1) No incluyo las que pueden ocupar los cacahuales y algodonales, porque los supongo formando paste de cafetales, sitios fi etras f ncas.

PAGE 149

El de los diversos. plautios, ha, lido graduado respectivamente. 'En cana.........*..... ................... .$ 6.068.877 En cafctos ................. .... .. .. ..... .. ....32.500.000 En frutales, legumnbres &c. de las estancias .......... 41.464.000 En los mismos cultivos, en los ingenios, cafetales &c. 5.476.700 En tabaco ................................. 340.620 Total valor de los plantios...... ...... .. $ 85.850.197 Tratandose de conocer, aproximadarnente, el valor de las existencias ruirales, ya espontaineas ya industriales, debe incluirse en el calculo la valuation de los bosques. Para hacerla, me he valido de los hechios y de las suposicioncs siguientes. El valor de las maderas esportadas en 1829 fue de ............$ 155.563 Supongo solo diez veces mayor la cantidad consumida en la Isla. 1.555.630 La del carbon ha sido valuada antes en ..................... 2.107.300 Total valor de los productos de los bosques.... $ 3.818.493 Pero como este sea el del comercio, supondre que cl valor agricolo, league solo al d:,cirno, 6 ..................................... 381.849. Por otra parte; los cortes anuales de maderas Y lenia, para los usos interiores y Ia esportacion, no pueden graduarse en mas de ;N de las existentes en los bosques (1), atendida su considerable estension, y reuniendo este dato al anterior, "el valor minimo de los bosques de Ia Isla de Cuba, serai igual al agricolo de productos anuales, multiplicados por 500 6 sean.... $ 190.924.500. Continuando ahora el calculo general anterior, deben apreciarse los valores representativos de los esclavos y animales, que hacen productivo el capital invertido en tierras, miaquinas, utensilios y plantios. Dichos valores los he calculado, en los articulos que preceden, de la manera tgiguiente: 50.000 esclavos en los Ingenios .................... 15.000.000 Igual nimero en los cafetales .... .... .... .... 15.000.000 31,.065 en los sitios y estancias..................... 9.319.500 7.927 en las vegas de tabac ...................... 2.378.100 Total valor de los esclavos (2). .. ...... .$ 41.797.600 (1) El Sr. Conde Chaptal, en su obra de la Industria francesa, supone cortados en Francia al ario, un vigesimo en los bosques existentes; pero como alli estos solo forman el septimo de los terrenos en general y un sesto de los productivos, resulta mii suposicion mnas bien baja que alta. (2) Aunque por estos calculos solo resultan en las fincas rurales 138.992 esclavos, cuando

PAGE 150

124 1.058.732 reses y 893.538 cerdos existentes en lag haciendas de crianza..................... $ 21.282.077 140.539 bueyes de labor y tiro.................. 7.026.950 186.973 caballos, suponiendo 20.000 en otros usos particulares a industriales, agenos de las fincas. 9.348.650 9.642 mnulas y asnos, deduciendo 10.000, que puede haber en otros usos .................... ...771.360 46.962 &'bezas d ganado lanar ..............a 187.848 1.000.000 de aves domt~sticas productoras....... 1.000.000 Total valor de los animales.... .... .... $ 39.616.885 Res4me&. Ilantios, inclusos los bosques.. .... .......... 2'76.774.697 .Edificios, maquinas y utensilios. .. ............. 55.603.850 lEsciavos....................................... 41.7 97.600 .Anim~ales.. .... ................................39.616.885 Valor representativo de la agricultura........ .$ 508.189.332 Valor representativo del capital invertido........ 3 17.264.832 1. ChIdulo de los produictos brutos de la agricultura a industria rural. Consisten estos, 6 an frutos vegetales en su simple estado, 6 en productos de la industria rural ejercida en las fincas sobre objetos vegetables, 6 en producciones animales de las fincas en general. Como todos ellos quedan enumerados en los art'iculos anteriores, respectivos a cada ramo, presentar6 ahora solo el resiimen. la Estadistica gradima en 220.988 el numero de los de esta condicion en los campos, la diferencia es solo aparente, pues yo incluyo solo los individuos tiless para los trabajos, y no los nifios ni Jos viejos, y por esto los graduo 6 300 ps. El numero de la Estadistica, que los comprende a todos, al precio md.ximo de 200 ps. que pueden darse d. cada uno, corriponen la somai de 44.197.600. ps.

PAGE 151

125 8.091.837 8 1.545 35. 103 81.173 2.883.528 23.806 38.142 500.000 520.897 165.659 1.6 17.806 4.051.245 2.793.308 36.535 2.107.300 Productos vegetates. arrobas de azacar blanca y quebrada.. ..$ 8,091.837 idem de rapadura. .. .. ..... ... ...... 40.772 pipas de aguardiente de ca a ........ 526.545 bocoyes de miel de purga ............. .202.932 arrobas de cafe .................... 4.325.292 idem de cacao................ ...... 74.390 idem de algodon ........... ........ .... 125.000 idem de tabaco en rama................ 681.240 idem de arroz ............................ 474.230 idenm de frijoles, garbanzos, ajos y cebollas. 237.256 hanegas de maiz......................... 4.853.418 cargas de viandas y v'erduras............. 11.475.712 de maloja y yerba ....................... 5.586.616 caballos de casabe ............ 146.144 sacos de carbon (1) ...............2.107.300 Maderas o products de los bosques..... ...1.711.193 Total valor de los productos vege tales.... $ 40.639.871 Producciones animates. 180.289 reses ...... ............... ..... ... 269.211 60.000 30.000 1.953.120 29.952 592.800 63.160 '76.404 Igual nfimero de cueros................. cerdos................................ potros de todas clases (2) ............. animals de lana....................... aves domesticas ....................... millares de huevos (3) ............... ... botijas de leche .... .... .. .......... arrobas de cera virgen a c3 ps .... ........ idemr de mniel a. 5 rs ........ ....... 3.605.780 180.289 1.346.055 1.200.000 120.000 97 6.560 1.060.800 296.400 189.480 47.752 Total valor de los productos animales.... $ 9.023.116 (1) Para calcular el carbon consumido en la Isla me he valido del un dato semnejante all que he empleado en el articulo de las estancias, con respecto 6. las aves, los huevos y Ja leche; es 6. saber el consumno en Ia capital,, que segun las indag;aciones bechas en 1819 era solo en el casco, de 421.460 sacos anualmente. (2) He tornado por base, para el cailculo de la renovation *,de los animales, el dato de que las hembras existen en toda la Isla con respecto ti los machos, en la misma proportion en que se hallan en el departamento occidental, segun Ia ultima Estadistica. (3) Suponiendo 'por terrnino medio. cl jabuco de 40 docenas y aI precio infimo de 17 ps.

PAGE 152

Resibmen. Producciones vegetales..... .,.... .40.639.871 Producciones animal-es................. 9.023.116 Total producto bruto de la agriculture.. $ 49.662.987 C/dculo de la renta, liquida de la agr-icultura a industria rural. Producto liquido de las haciendas de crianza..... .... 2.928.405 Idemr de los potreros........................... 2.169.161 Id ern de los ingenios........................... 4.189.043 Idem de los cafetales ........................ 1.287.375 Idem de las estancias.................... .... 11.861.984 Idemn de las vegas ...... ... .................... 372.654 Total de la recta liquida................. $ 22 808.622 Resz2rnzen general. Valor representativo de la agricultura cuhana....... $508.189.332 Id,,m del capital invertido ................. 317.264.832 Idern de los productos brutos ... ................. 49.662.987 Idemn las utilidades liquidas.............. .... 22.808.622 De estos resultados pueden deducirse muchas consecuencias. Prirnera.-Que la renta liquida corresponde al 7 po del capital representativo de las fincas, y que casi Cs igual a la mitad de los productos brutos. Segunda.-Que comiparativamente h la estension de los terrenos beneficiados, siendo estos segun la Estadistica, de 91.8 19 caballerias, resulta a cadtt una un valor de 546 ps. al a:. o de productos brutos, y de 248 ps. de renta liquida. Tercera.-Que respecto a la poblacion, cada individuo libre cea de pro. ductos brutos, un valor de 120 ps. y obtiene una utilidad do 53. Cuarta.-Que suponiendo al mhxirnun tantas flimilias propietarias agr~nomas, coma fincas existen en la Isla, siendo el ni imero de E'stas de 33.112, corresponded cada familia una propiediad d4 9.581 ps., un producto de 1.514 y una renta liquida de 680 ps. q uinta.-Que examinando particularmente los productos de cada clase de cultivo, resultan ser mas considerables los do has fincas pequcinhs, es a saber los de las estancias y sitios. Hie aqui la demostracion.

PAGE 153

Cif CG JtaZ. l.a Haciendas de crian~za. $ 24.139.417 2.a Ingenios ..............83.780.877 3.a Cafetales ............ 85.825.000 4.a Estancias y sitios.... 111.861.984 .Producto bru to. 5.051i.535 8.862.087 4,325.292 24.867.638 Las fincas menores, comno so v6, producers seis veces tanto como los cafc.tales, cinco veces como las haciendas, y tres veces como Jos ingenios; y por si solas uin tercio mas que las otras reunidas, no obstante quo el capital in-~ vertido en ellas es mnenor en dos quintos quo el de las haciendas, ingenios y cafetales. Otras muchas consecuencias pudieran deducirse, pero creo sulicientes las espuestas, para dar una idea de la imiportancia agricola do la Isla de Cuba, y sobre lo eual establecer6 algunas comparaciones al fin de esta obra. 127

PAGE 154

I

PAGE 155

C.APIT ULO TERCERO.COMELCIO. ARTICULO 1.0 Hlistoriat general del comercio de la Isla de Cuba. Apenas existia el comercio a principios del si glo XVIII, y no obstante vairias reales 6rdenes que se espidieron para fomentarle, y la nueva forma que se le dib por el Real proyecto de 20 de octubre de 1720 (1), puede asegurarse de aque W Ila 6poca, quo la Isla de Cuba se limitaba a la crianza de sus ganados, que en corta portion salian para la Costa-firme, y a algunos ligeros ciambios que proporcionaban los retornos de las flotas de Nueva-Espana (2) conductoras de caudales ai la Peninsula. Sin embargo, el puerto de la Habana gozaba por su position de una justa nombradia, desde que por los aifos do 1516 a t519 descubrib el canal do Bahama 6 hizo navegacion por e1 Anton do Alaminos (3), piloto espaiiol, al cual siguieron otros varios y particularmente el Adelantado Hernando de Soto con su armada, y ei retorno do Gomez Arias a la Habanza. (1) Este proyccto, dictado con ]as intenciones mnas beneficas, por el Sr. D. Felipe 5.0 para' ensanchar ]as relaciones mercantiles y estrecharlas entre la Peninsula y las Ain "ricas, no ,uj66 el efecto deseado, por las inuchas trabas e inipusiciones pie Ie acompauahan. (2) Los efectos que en aquella Cpoca esportaba ]a Habana, se reducian ai algunas niad&!as en caminho de marinas y caldos. (3) Antonio de Hlerrera en la description do las Indias. Cap. 31 I

PAGE 156

Domninaban cnt~nces en toda iEhropa lag err' near ml, ximas del menopolio y de los privilegios, Como medios de establecer y fomentar el comercio, y las verdaderas bases de economic politica no eran aun conocidas, ni los gobiernos h~abian Ilegado al estado de ilustracion que despues obtuv'ieron, para conocor !as ventajas de la libertad y de lasfranquici,". La Espan~a adolecia del mismo mal, aunq~ue luego fue tal vez la primeora, que ar mediados y fines del siglo pa;ado, di6 pruebas inequivocas de adoptar los sanos principios de la ciencia econmica que entcnces nacia. Por conisecuencia do aquella comun preocupacion, se establcciu en la Hlabana (1) la Real Compaia con el privilogio esciusivo do ;pacer cl comercio, y varias gracias mas quo sucesivarnente so le fucron conce,liendo (2). Pero todo no alcanzb a quo lionase el objeto para que habia sido cstablecidad, ni era posible le consiguiese, pees cl principio era errbneo, comno la esperiencia lo ha demostrado entb~nces y despues, y siempre que so intente salir de la hnica senda que demuestra la mantra de fomentar ei comercio ma-itimo do las niaciones. La 'Real Compaflia do la Habana, no ofrecib en los 14 anios do su existencia, centaja alguna al pals. Por sus registros y otros documeontos consta, que en su miserable dpoca, solo venian do Espafia para la provision de la Isla, tres cnibarcaciones por aiio; que la estraccion do azbecar no Ilegaba en un cuatrienio, at veinte y un mil arrobas, y quo por todos derechos ontraban en cajas reales rt nos do 300.000 ps. Despues do la salida do los ingiesos do esta plaza en 1762 y cl establelmicnto do una intendoncia, so abrio por via do ensayo un pequcino comercio entre estas islas y los principales puertos de Espana; pero los reglamentos do entonces prevenian el cobrar en la Peninsula, a los artefactos quo para la Isla so embarcasen, dos derechos a su transilo por Espana, uno con ci nombre de entrada y otro con cl do salida, y luego otro a su introduction aqui, que sc lain6 do consumo. Por este cstraordinario recargo, resultaban carisimos los efectos estrangeros, y so daba mayores alicientes al escandaloso contrabando quo siempre so hizo por las estensas y desiertas costas do esta Isla. Sin embargo, -I reglamento do 24 do agosto de 1764 comenzu a dosligar las trabas que impedlian a los iparticulares hacer g noro alguno do trafico, permitiendoles embarcar efectos y producciones nacionales en los correos quo habia establocidos entre la Metropoli y las Indias occidentales, y al ahlo siguiente (3) otro decreto ben"-fieo exirni6 a los buqucs espafioles quo so dirigiesen a esta Isla, del pago do derechos do palmeo, toneladas y demas quo el Real proyecto do 1720 exigia. (1) Por Real Orden de 10 de diciembre de 1740 se rcrni6k la Real Cedula de su establecirniento. (Arch. del Trib. de Cuentas.) (2) Comp9 1a lirtad de dereches di las introducciones que hicicrc de efectos al interior; "cr Eical 6rden de 6 de marzo de 1767, (Arch. de la Aduana.) (3) 16 do octubro de 1764,

PAGE 157

i1 Pero todas estas gracias ertn concedidas eon absoluta y total prolhibicior del comercio estrangero y del rniituo que las Islas podian hacer entre si. Ademas de los decretos citados arriba, otras reales brdcnes mas antiguas (1) prohibian asi la introduccion de viveres estrangeros en las colonias espainolas, come el 'que se ocurriese por ellos a las estrangeras. Estas prohiblciones contribuyeron solo ai aurnentar el contrabando, medjo barato y seguro de surtirse los habitantes del interior a despecho do los privilegiados especuladores de la Real Compania, quo veian reducida it no producirles utilidad alguna la gracia quo habian obtenido do hacer internaciones libres do derchos, do todos los efcctosz que no pudiesen esponder en la capital. Tuvo lugar en aquella rpoca el establecimiento do Ia Aduana (2) y de la Intendencia, Como hc dicho antes, en el mismo aiuh de 1765, y desde entL'nces se regulariz6 el sistema de cuenta y razon, les registros de entrada y salida, y cesaron 'os funestos privilegios quo en perjuicio del pais y del comhercio espaiiol habia gozado la Real Cornpaflia (3). Aqui comienza realmente la era comercial, quo procurare fijar con todos los datos que so han conservado, para seguir despues sus progresos y visicitudes, en los {dtimos aios del siglo pasado y los transcurridos del -presonte. Las noticias muas antiguas quo lie liallado sobre cl valor do las importaciones y esportaciones del puerto do la ilabana, son do los ainhs do 1769 a 1774. Los valores do los efectos introducidos, so entienden solo por ci Ilamado librc comercio, sin incluir los venidos do los puertos do Ametrica. e Islas Canarias conforme al antiguo sistema. s. Importaccwn. Espor/acion. 11169 1.527.258 6153.664 1770 1.292.530 759.426 1771 1.283.291 786.003 1772 1773 ~.6.857.395 3.593.939* 1774 '1otales.... 10.960.474 5.753.032 Aiuo comun. 1.826.446 96;9.14.3 No se incluye en cstos calores el cdinero introducido ni esportado. (1) 15 de ma~yo de 1763 y 26 de octubre de idemn. Jirch. del Trib. de Cu'ientus. (2) En 1768 se forrn6 el printer reglamento do la Administracion general y por real 6rdcr, de 19 de nog jembre do 1769 se crearon ]as plazas de Contador y Tesorero. A'rch. de la Iducuta. (3) VWase el reglamento de comercio franco espedido en 14 de octubre de 17637.

PAGE 158

132 En los tres primeros aulos entraron en el puerto 202 buques mercantes y salieron 277, todos espaloles, pues ya se ha dicho quo los estrangeros no eraii admitidos at comnercio (1). Los principales efectos introducidos al consumo en los mismos tres auios de 69 a 71, fucron 89.284 barriles de harina, 61.358 id. cle vino, 9.489 de aguiardiente; y en los de 1772 a 1774, 90.496 barriles de harina, 63.190 de vino y 17.293 de aguardiente, to cual equivale en aho comun, tomando un t rmino medio cntre los sois mencionados, a 29.9633~ barriles de harina, 20.758 id. de vino y 4.4633 de aguardiente ; estos datos manifiestan la infancia del corncrcio de la Habana, en una epoca en que ya so habian formado varios reglamfentos y espedido diversas Reales 6rdenes para favorecerle, y de las cuales dare una abreviada noticia. Los cueros, la cera, el azacar, las miles y el aguardiente, formaban la base de las esportaciones do frutos del pals. Por Real Orden de 25 do juniio de 1758 (2) so labia mnandado cobra el 5 pl a los azbecares que so embarcasen, eximiendo a los cosecheros del pago de este derecho to mismno que del de armada y armnadilla y de almojarifazgo. Esta gracia fue estensiva tambien a los cosecheros do cera, por Real Orden de 4 de diciombro de 1 760 (3) que ratific6 a la anterior. Por ]a de 3 de octubre do de 1762 (4) se eximieron del pago de derechos de almojarifazgo las mercancias do Espaiia, a la salida de uno ai otro puerto dIe Ameirica, estableciendo el 5 p como imnico impuesto. Las mieles pagaban 1 real por barril Li su estraccion, y el aguardionto do caCla 2 ps. (5) cuyo derecho fue luego do 2 p" sobre cada barril do cafia 6 rom indistintamente, por 1 eal 6rden do 8 do noviembore del siguiento ai~o. Al propio tiempo so rernitib. el reglamento do los derech~os do alcabala (6) variado y modificado at infinito en lo sucesivo, to cual hace su historia sumamente complicada. Mland~se cobrar entThces el 3 p,' sobre cl valor do las fineas (7) y en 1766 (8) _se establecieron los derechos do almirantazgo a la entrada y salida de los efectos. El cafe obtuvo en esta Isla, la do Puerto-Rico y Santo Domingo, y tambien en Venezuela, una escepcion do derechos do almojarifazgo por 5 au~os (9) y luego por Real 6rden de 18 de enero do 1 773 se le prorogC esta gracia hasta fines del siguienrte, con ]a mira do fomentar las cosechas, do cuyo estado quiso ser instruido el Gobierno (10). En 14 do junio do 1773 se liberty de derechos al (1) En 1774 entraran 101 buques do Espafia y 118 do America, y salieron 109 para Espafla y 109 para America. (2) Archivo del Tribunal de Cuentas.-(3) Id.-(4) Id. (5) Real 6rden de 26 de marzo de 1761. Alrch. del Trib. de Cuents (6) Real 6rdien de 25 de setiembre de 1764. Ponw. (7) Real 6rden de 11 do octubre do idem. Idemn. (8) Real 6rdcn de 5 de mayo de idemn. Idem. (9) Real 6rden de 8 do iunio do 1768. Idem. (10) Real 6rden repctida cu otra de 13 do febrero del mismo aiio de 73. Idem.

PAGE 159

1 33 algodon que saliese para Espania, y Ia Real Orden de 3 de mayo (10 1774, declare libres a su introduccion all! al cafe, azuicar, cera, bija, carey y a los cueros. Entre tanto seguian las prohibicionos del comercio estrangero (1), mas parece que hubo algunas reclamnaciones por cfecto de eseasez, porque en 14 do abril de 1767 se espidii) una Peal '6rdon, cuvo contcnido es bien notable, atendido al espiritu do entences, pues autoriza para que en caso de urgente necesidad en Cuba, se ocurra per v'veres al estrangero (2). Algunas ampliacioncs mas recibi6 el comercio de la Isla por la autorizacion de hacerle con Nueva-Orleans (3), centre unas y otras provincias (de la America (4), por el permiso de estraer para las dos Floridas frutos coloniales (5), Ia estraccion de aguardiente de caiia para Campeche y Hon~duras (6), Ia total cscepcion de la cera (7) y otras vairias franquicias, quo iban preparando y servian do precursoras ax Ia segunda Epoca de regeneracion, quo tuvo principio en el reinado del Sr. D. Carlos III de grata y tierna memorial. Efectivamonte, el reglamento espedido por aquel ilustrado M~onarca en 12 do octubre de 1778 (8) que se llamn5 del libre comercio, abriendo el do la America hi los principales puertos de la Peninsula, y ratificandlo el sistcina ensayado en 1764, fue la base do la prosperidad comercial quo sucesivamente alcanz6 esta Isla, pues aun cuando no permitia la amplitud quo lucoo so concedib, fue proparando Ia opinion; y en aquella 6poca era un paso gigan tesco, dado en boneficio del comnercio libre, el permitir que los espaiioles navegzasen sin trabas, conduciendo producciones y efectos nacionales. Asi se vii;, bicn por efecto do la (1) Realcs 6rdenes de 12 deenero, 13 de junio y 17 dc agosto do 1772. 1P. y de la Aduana. (2) Archivo del Tribunml de Cuentas. (3) Real Orden de 17 de agosto do 1772, la cual al xrismo tiempo proliibe le haganl los estrangeros. (4) Real Orden de 17 do enero de 1774. (5) Real Orden do 28 de setiernbre de 1776. (6) Real Orden (10 7 de enero de 1777. (7) Real Orden do 23 do diciembjre do 1776. (8) Este reglamnento tenia, entre otros machos, el defecto principal do gravai con el re. cargo do los derechos do estrangeria los artefactos estrangeros de poce bulto y do mucho valor, dando asi domasiado incentive al contrab ando. Los tres derechos cobrados, y quo he in. dicado antes de hablar del reglamnento de 1764, con el cambio do Ia nioneda, ascendian bajo el tal nombre de estrarigeria, segun los diferentes puntos do Amnerica, hasta 40 po, y cuanido rn nos, come en ]a Habana, d un 36 efectivo. Este segundo error, para el tiernpo en quo EC dict4, fue aun mayor quo e-1 primer; pies siendo la Peninsula con respecto di sus Americas v2, mnero punto de trunsito ti dep6sito para los artefactos estrangeros, (coll do las naciones rivale:. ~ib sujetarse al page de 22 psdo derechos en los dep6sitos do Espania, cuando seo '1s con fuerzas y actitud' para proveor riuestras Amnericas diroctamente per vias mias 6. mnos ln destinas, mnas 6 mnenos legales? (Suplemonto al Diario de Ia Habana do 31 do agosto de 18.) 18

PAGE 160

134 necesidad 6 del convencirniento que en nuestro Gobierno producian ]as constantes y justas reclamacionos de las autoridades de la Isla, irse tolerando al principio y consifltieof despues, quo los buques estrangeros entrasen tambien ai hacer el comercio en este Puerto. Pero no obstante las franquicias quo el reglamento (1e 78 dispensaba al comercio espaniol, Ia guerra declarada por la Inglaterra a sus colonias del INorte de Amnirica, contribuyb a. que no viniesen buques, ni ci numenro, nii con la frecuencia que el estado de la agricultura y de los consumos del pais exigian. Las autoridades, convencidas de la necesidad sielupre en aumento de dar ensanche al comnercio, ocurrieron a S. MT. y por Real Orden de 12 de octubre do 1779 obtuvieron la entrada de buques pertenecientes a naciones amigas, con ]a condition de quo solo introduiesen viveres. En el mnismo aiio (1) se prohibib el comercio con la Inglaterra, y quedaron autorizadds los Anglo-Americanos (2) para la mencionada introduction de viveres, durante la guerra, con facultad do retornar plata, en caso de no haber frutos. Semejantes permisos on el estado eni quo se hallaba la plaza, necesitada de manufacturas que la Peninsula no romitia, daban abicnLs para la introduccion do las estrangerias no obstante todas ]as p)rohibiciones quo so repitieron por nuevas Reales Lrdenes espedidas en 20 de enero y 15 do abril de 1784, Ilevando la severidad hasta el estremo de negar la entrada a las emnbarcacioDes mercantes estrangeras aun cuando so fuleran a pique. Prohibiose en el mismo aiio (3), Ia introduction do harinas estrangeras, y con esta inedida Ia Isla se hall it un mismo tiempo limitada al sueltmicnto do las cspai:olas y de M6jico, y privada de gran parte de los retornos que para esportar sus frutos la ofrecian los buques neutrales. A estas prohibiciones so sucedian cntnces las liccncias Reales para la in-'. troduccion de negros (4), las franquicias a cspafioles y estrangeros para introducirlos por dos ai~os (5), quo luego so prorogg), y al fin las amlnpiaciones sucesivas quo perniitieron ir a comprarlos it los inercados estrangeros (6) y it la costa do Africa (7) con la escepcion de todo derecho. En aquella epoca escaseaban los situados de Mejico con motivo de la guerra, al paso que los gastos y las atenciones del pais crecian; y nada era ciertamonte mas contrario it su prosperidad que la decretada coartacion al corner(I) Reales 6rdenes de 26 de junio y 15 de julio. Tribunal de C~uentes. (2) Real 6rden de 112 de octubre de 1779. (3) Real Orden de 18 de febrero de 1784. (4) Real 6rden de 29 dc niarzo de 1786 para la contrata de Baker y Dawson. (5) Real U~dula de 28 de febrero de 1789. (~6) Real Orden de 24 de noviembre de 1791. (7) Reales 6rdeaes de 22 de noviembre de 1792, 24 de enero de 1793 y otras.

PAGE 161

1 35 cio; pero el Gobierno espaiiol, siempre atento a. las solicitaciones justas de ]as autoridades do la Hlabana, pidiu estados y reflexiones sobre el comercio (1e esta Isla (1), y sin duda a consecuencia de estos informes renovo ]a concision para el comercio de viveres en buques neutrales, por Real crden de 25 do junior do 1793. Muchos permisos particulares concedidos en aquella epoca, contribuy ron a facilitar la esportacion do los frutos cubanos (2) y en general la del aguardiente de Cana para Veracruz y puertos estrangeros, por Real Lrden de 22 de noviembre do 1792; pero siempre se veian (lorinantes ]as pretensiones de los mnonopolistas y do los sectarios do las prohibiciones, pues apenas so empezaba a disfrutar dc la gracia concedida en juiio (1e 1793 y do Ia libertad de derechos al comercio franco en la Peninsula, acordada por Real urden de 23 do abril del mismo aio, cuando otra Real urden (3) vine a restringirla con pretesto de que el permiso concedido a los buques amnericanos habia sido en atencion ai la mala cosecha anterior y a la .guerra, que podian causar gran carestia; y en 21 do enero do 1796, so rnand( cosar el comercio con los Estados-Unidos, concedido por Real urden do 21 do enero do 1790 mediante a corresponder solo a espaiyoles y h estar ya establecida la paz. Pero las autoridades de la Habana no cesaron do esponur sus justas reclainaciones, y de celebrar acuerdos (4) en beneficio do este comnercio. La solicitud paternal del Gobierno los aprobo, favoreci6 con nuevos permisos particulares (5) la esportacion do frutos cubanos, y en 1S do noviembro do 1797 perinitlo se hIciesen espedicionos do ge5neros en buques neutrales, retornando frutos. Estas disposiciones soberanas parece debian al(ejar el recelo do otras nuevas prohibiciones, y el comecrcio de la Hlabana descansruaa en tal sc uridad, cuando (1) Real Orden de 30 do inn rzo de 1792. Tribunal de Cucatas. (2) Real 6rmen de 30 de diciembre do 1791 concediende ai Perez que inroduzca los viveres que necesite. La de 21 de mayo do 1793 permit 't Ditaheberri la ostraccion de 3.000 pipas de aguardiente de cafia. La de IS de noviembre del iniSino, a blBlasco para 3.000 pipas it Campeche. La de 13 do octubre do 1794 di Gomez, para el mismon punto, 1O.C0O arrobas., La do 22 do novienbre, al iiquos de San Felipe 1 .000 pipas. Las de 26 de junio, 16 y 18 de setiernbre, al Condo de Jarnce, at Condo do Jib)acoa y d 11. Martin Lg'arte y otras muchas, quo seria largo do citar. .Alrch, del Trib. dec Cutentas. (3) Fecha en 14 do rnarzo do 1794. (4) Uno en 23 do febrero do 1797 para aplicar, por el terniino do tres moses, Ia con cesmo de viveres al comnercio de ropas, quo fiu5 aprobado por Real order de 23 de julio del mi'smo. (5) .Real Orden do 9 do octubre do 1736, permitiondo al Condo do Jaruco ]a ostraccioul do azhcares para Esparta on buques estrangeros. En S do diciembre, al Inismo, en buques neutrales. En 23 de junior (1e 1797 di una t'ragata americana para que trajese de Caidiz frutos ,peninsulares, y retoinase frutos do la Ila &c. &c. &c..

PAGE 162

1J36 lleg6 la Real Orden de 20 de abril dle 1799 derogando la de 18 de noviemnbre de 1797 por los graves inconvenientes que resultaban y prohibiendo de nuevo el comnercio estrangero. El Capitan general e Intendente, acordaron suspender (1) el cumplimiento de esta determination, y no solo habilitaron al puer-. to de la Habana para la admision de noutrales con viveres, sino quo viendo quo esta medida no alcanzaba, hicioron estensiva la babilitacion (2) para ropas y demas articulus de comnercio. Esta contradiction a Jos mandatos superiores, no fu6 tampoco mal acogida esta vez por nuestro Gobierno, que ciertamente deseaba de buena f6 la prosperidad de estos paises, y asi aprob6 en 8 de enero .die 1801 el comercio de neutrales por el tiempo quo el Capitan .general a Intendente considerasen necesario. iResolucion bondadosa, que demuestra de uin modo indludable, la intention paternal do la carte en stns determinaciones 'sobre esta ?sla, pues nunca se vio que una tenaz porfia do su parte so opusiese a las ilustradas peticiones de la Isla de Cuba! Notabase es verdad, una inconstancia surna en estas concesiones, quo parecian arrancadas por la fuerza de la justicia y obtenidas por efecto de una decil bondad, y por estas causas no gozaban los acuerdos de la estabilidad quo era necesaria en materias do tanto influjo. Asi observamnos quo al mismo tiempo do conceder gracias it la esportacion y a los cultivos, indicadoras ciertas do los rectos principios quo el Gobierno no ha desmentido jamas en beneficio do la Isla, volvio~ do nuevo it prohibit el comercio a los neutrales, por Real 6rden do 4 do diciembre del mismo aiio en quo lo habia concedido, y con mas soveridad Ia admision do buques estrangeros en ningun puerto de la Isla, aun en caso do averia, por otra Real brden de 23 do enero do 1804. Pero obraba on el Ministerilo una mano oculta y poderosa, pues si cran oidas con bondad las reclamiaciones do las autoridades y del comercio do la Habana, el do Caidiz no pordia ocasion do hacor valer sus injustas pretensions, pintando contraria a la prosperidad do la Peninsula la franquicia o comercio estrangero quo aqui se solicitaba como nocesaria 6 indispensable; y en un tiempo en quo la econornia politica no era muy familiar a los gabinetos, no dejarian do producir sut efecto las falaces doctrinas del comecrcio esclusivo, quo casi todas las potencias mantenian en sus colonias (3), y (1) Acueido. A/rch. dc lat Aduana numo. 14. (2) Acuerdo do 11 de octubre do 1799. Arch. de la .RO'uana n't'r. 151. (3) Efectivarnente el principio reconocido era hacer consistir todo el valor do las colonial del Nuevo-rnundo, en el i oropolio que en ellas so ejerciese, sin permitirlas el proveerse de cosa alguna por medio de la bandera estrangor~a, ni que esportasen sus productos a. donde eran solicitados, sin pasar a:Aes por los puertos de la Metropoli. Este vicioso sistetna, contra el rual ha clarnaco y c a nan todos los econumistas, Cs aun seguido en pate por ajgunas potencias de Europa:

PAGE 163

137 contra ]as cuales se empeilaba la Isla en obtener una escepcion, quo llamaban escandalosa. Tal futl Ila serie de providencias gubernativas, que ya en favor ya en contra del comercio estrangero, marcaron con el sello de la irregularidad la epoca die 1778 a 1803 en que realmente cornenzb a ser tolerada y permnitida, con mas constancia, la entrada de neutrales en el puerto de la Habana. La esposiciork de ellas no me ha permitido manife~star cual era el comnercio que la Isla do Cuba hacia, los progresos que alcanzaba, y las causas que influyeron en sus vhrias oscilaciones. Esta parte de su historia se halla unida a Ia de las naciones. de Europa, o mejor dicho, a la de aquella epoca calamitosa de guerra con ]a Inglaterra, que tantas veces paraliz5 nuestro comercio peninsular, y tuvo interrunpidas las comunicaciones reciprocas con los puertos de la Ame rica Espan'ola. i No contribuy6 poco a entorpecer los progresos que, por efecto de la constancia' en solicitar las autoridades de Ia Isla y de la tolerancia en conceder la torte de Madrid, iba consiguiendo el comnercio estrangero por medio de neutrales, la guerra que declare la Inglaterra a sus antiguas colonias de Ia America, con motivo de su revolucion e independencia. Durante ella, estubo suspendido el comercio de los Estados-Unidos, y aun despues de la paz de 1783 continu3 con bastante languidez, por la pugna que ese pueblo naciente tenia quc sostener contra las pretensiories de su antigua rnetibpoli y los celos de las potencias continentales. En vano fu. su solicitudi para ser admitido en los, tratados de comnercio con la Inglaterra, la Francia, Ia Espan~a y el Portuigal, pues todas desecharon sus propuestas; y a no haber sido la revolucion francesa y log pedidos que exigian aquellas guerras, (los cuales permnitieron a la nueva rephblica hacer un gran comercio de cabotage en Europa) tarde hubieran conseguido veneer Ia fatal coalicion que se habia formnado y que le amenazaba con la prohibition do entrada en todos los puertos del mundo. Pero aquella feliz circunstancia faciiitb a los N. Americanos, no solo initroducir en Europa los frutos coloniales, sino ci venir a estraerios de las misruas colonias francesas, holandesas y espanolas, tocandole su parte a la Habana en los intervalos quo dejaban las repetidas prohibiciones y restriccioncs que atacaban la propiedad y fomentaban un contrabando escandaloso con las colonias vecinas de Sto. Domingo, la Jamaica a Islas de barlovento (1). No he hallado en los archives, estados do comercio do los afros transcurridos desde 1774 a 1789; pero las noticias sueltas de los buqjucs quo entraban y (1) De la misma Isla de Cuba, se puede calcular salian todos los anos para Providencia y Jamaica mas de 4 millotios do pesos en plata; tPara cambio de algodones y otros efectosr. [Espectador econornico pJolitico de 24 de junio de 1x;22.]

PAGE 164

138 salian y el importe de Tos derechos inaritirnos que adeudaban, nos pueden -dar una idea aproximada (1). En 1790 el valor do los efrictos introducidos en el Puerto de ]a Habana, procodentes de ultramar ascendi6 a ............... ........$1 5,894.253 34 y el do los efectos esportados it............................ 10.775.644 Ij En 1791 fue la importacion de ............................. 11.918.836 4 y la esportacion de ...................................... 12.806.122 5 La Habana entbnces y on los auohs siguien tes, Basta qiue cusaron sus relaciones eon los demas puertos de la Amnerica espaiola, rccibia frutos y efectos peninsulares en una cantidad quo no era ciertamente ni la de sus consumos, ni el equivalente do los productos do su suolo, ofrecidos on cambio; poro--reesportaba gran parte de las producciones quo recibia de dichas proccdencias, y al inismo tiemnpo se hacian por su conduicto fuertes remesas de numnerario. Estas circunstancias conviene tenerlas presented y las recordar6 en to sucesivo cuando hiable del comnercio en particular y do la imnportacion y esportacion por separado. En los dos auohs de 1790 y 1791, el comnercio de ]a Hiabana con ]a Peninsula, fune en la importacion de............................ $ 4.269.468 5. y en la esportacion do ..... ......................... 9.437.239 54 Y el que hacia con los puertos do ]a Am'rica espafiola, era en Ia impor" tacion do............................................ .............. $ 1.624.784, 6 y entla esportacion do .............................. ........1.338.4044. En estas partidas del comercio do Ia Amedrica, so IfAn incluido, por equivocacion, Jos valores del escaso quo se hacia con las colonias aniigas, y el de l-os negros quo venian do Jamaica y otros pun~tos ; pert estas sunias no debieron ser do muchia consideracion en aqIuellos dos aios. El incendiodel Guarico en 1791, contribuy) a proporcionar un mayor beneficio al cultivo do la cafia y al del caf ", muy reducido en aquella fecha (2); pero estos aumentos do produccion, no influyeron ent ,nces en una balanza cuyo principal valor procedia del cambio reciproco do efetos y manufacturas estra~as al suelo de ]a Isla de Cuba; do consiguiento on la serie quo recorrer3 al hablar de la importacion y esportacion, no establccer calculo alguiio ni comparacion que no so halle fundada en los estados do produccion y on los productos dJo la rentas. (1) Hie aqui otros datos: por ftermino inedio de huques entrados de 1786 di 1795 EspTioles .............. 276 Est range ros .............. 68 Cajas de az(~car esportala.............76.0637 Ingesos en la Aduana.... ...........5 1 .50 ps. [E~sa!o de hi .,duana 1815. (2) La Isla haista el afro de 179(3 npunas tenia dc 8 ai 10 haciendas doe cafe. La esportaion do este friuto fu5 en 17(s0 do 7.41.1 arrohn y on 179' de 5.0.La de avacar en los mismnos afros 1fie do -r .86 y 7?.1851 arrobas..

PAGE 165

1 30 El mnismo suceso de Sto. Domingo, cooper poderosamente a ]as medidas de protection dispensadas por el Gobierno supremo a esta Isla, favoreciendo la industria agricola y estableciendo el comercio de la Hlabana sobre otras bases diversas de las que regian en el sistema colonial; con la mira de conseguir, que se llenase con los frutos cubanos, parte del hueco qjue aquel funesto suceso dejaba en el mund1o in rcantil. Al efecto se prorogL el permiiso para la Libre introdiiccion de eselavos por las naciones estrangi-ras, autorizaindolas no solo para entrar direetamnente en los puertos de la Isla, sino tambien para esportar plata y efectos del pais, concediendo al mismo tiempo, y en favor de la marina national, ciertax gracias por Real orden de 20 de enero de 1794. La de 22 de noviembre de 1792, permitia embarcar directamente Jos frutos del Pais en buques nacionales 6estrangeros, dejandolos libres a su reesportacion de la Peninsula para destinos estran geros, devolviendo los derechos de consumo que a su introduction pagaf ban, y se creb la Junta. econtmica del Real Consulado para promover Jos intereses comnerciales dle la Isla (1). La Hlabana comerciaha principalmente con Veracruz, Cartagena de Indiasr Campeche, Portobelo, Montevideo, Nueva -Orleans &c. En los seis aif:os de 1790 it 1795, 'ascendieron sus transaciones muituas a las cantidades que manifiesta el estado siguiente. .hOS. 1Thjortaclofl. iEsportacion. 1790 1.624.7 84 6 1.338.404 4 17 91 7.065.547 2 2.370.740 ~ 1792 4.492.265 4 1.97 7.035 2. 1793 3.0;3.825 3~ 1.707.567 7 1794 3.404.052 G3 2.442.260 6 1795 17.012.373* 2.961.213 A SDe esta zrande impoiti(,n, sali6 en el mnismto ano) para ;a Peninsula, ptn' valor de 13.Uhf. i1 I's Ya he dicho antes que en Jos valores de los auios de 1790 y 1791, con respecto at comnercio de America, se incluveron por la Aduana los pertenecientes al comercio hecho con las colonias cstrangera s; to niismo sucedi6 en los afros siguientes hasta 1795, pero como de estos hie hallado balanzas de detalle, me,. ha sido fa.ci1 deducir los que corresponden al mencionado comercio con las co(1) Piepresentacion del Censulado de la' Habana contra las pretensiones esciusivas de los greinios inercantiles de la Peninsula en 19 de marzo de 18.15. (3I1anuscrito,)

PAGE 166

140 lon jas enemigas y que deben deducirse de los valores del estado anteriory se espresan en el siguiente. Comercio de la Habana cont las colonias estrangeras. Aiios. Lnportacion. Esportacion. 1792 1.904.339 1 837.711 1 1793 94-7.307 11 463.605 7 1794 2.003.564 2 1.442.861 Se comprenden ademas en las partidas de total de las balanzas do dichos anos, el valor del oro y piata acuniados y en pasta y labrados, qjue se introducian o esportaban de la Habana; y para evitar esta causa de erroren los cailculos quo pudieran hacerse para deducir el exacto valor de los frutos y manufacturas cangeadas, he recorrido los estados del comercio de cada puerto de Amterica, de la Peninsula y de las colonias estrangr:-,s, para formar uno del valor de los metales preciosos quo entran en las surnas finales de las balanzas. Este estado se hallarh en el lugar correspondiente de esta obra (1). Desde el anio do 1803 en adelante, se han conservado mejor los documentos oficiales, para seguir la historia del comercio do la Habana de una manera satisfactoria; y justamente los primeros a'os de este siglo constituyen una epoca muy notable, tanto porque en aquella tuvo lugar el comercio estrangero con menos trabas que antes cuanto porque diversas circunstancias lban haciendo necesario, al Gobierno de esta Isla, cl discurrir medios y recursos propios, para no atenerse ai los situados de Nueva-Espana, como se dire. estensamente al hablar de la historic de las Rentas. En cl primer quinquenio de este siglo producia Ia Isla frutos en ]a cantidad necesaria para hacer una esp ortacion anual do 178.163 cajas de azbear 59.685 arrobas do cafe. entraban 825 busques al anho y salian 811; el valor de los derechos Reales, cobrados sobre el com-rcio maritirno, ascendia a L.'; 24.298. La Isla disminuia en su comecrcio con la Peninsula, a medida que aumentaba el estrangero, y las negociaciones a Ia costa do Africa, figuraban ya con sumas de consideration. Los Estados -Unidos do Amnerica continuaban surtiendo (1) Desde ji.) do Julio de 1788 hasta fin de agosto de 1804, ban entrado ocn el puerto de 1? H[-lana en dinero y fru~tos procedente de Veracruz y otros 1)Uftos, y ~in silo cr~rru_ idos felizinente 6i Espafia, por valor de 2 57.1150.856 ps. inc!uyciudo cn esta suuma Jos situados, d~i aero del coneicio &c. LEs'audo inipreso.j

PAGE 167

141 ai mereado y estrayendo el sobrante de frutos &Il pals; recurso que fue del mayor provecho, porque en 1803 comenzaron ai escasear los buq~ues do la Metropoli por recelo do un rompimniento de guerra (1); en 1805 oran los neutrals los que proveian la Isla, por acuerdo mutuo del Capitan General e Intendlente, dictado por la mas inmperiosa necesidad, pues en 1806 fue interrumpida absolutamente la comunicacion con la Metrbpoli y los puertos de la Amrica Espan~ola. La Inglaterra no dejaba do conocor las ventajas que obtenian los americanos, constituyendose en conductores del comeorcio de la Isla, y veian al mismo tiempo frustrados sus planes contra el do estas pososiones con sus metropolis, puesto que la bandora neutral le protegia. Semejante espediente le habia empleado ya la Francia durante la guerra do 1756 a 1763 admitiendo emrbarcaciones neutrales para transportar el producto do sus islas h los puertos do Europa, y con mas franquicias en la sigui ente guerra quo la Inglaterra sostu%,o contra la repiublica. Si entonces no toleraba aquella semejante intervencion comercial, mucho nvenos podia sufrirla cuando los Anglo-americanos so lanzaron a servir de conductores para el comercio colonial. Fundaba su oposicion en la miaximna que un neutral no tiene derecho de librar a unt beligerante del apuro en que le ponen las kostitidades de su enemi go, comnerciando en tiemzpo de guerra con sits colonias, de un modoquo no fue permitido en tiemnpo de paz: con arreglo a~ ella, hiabia ya acordado, en 6 de noviembre de 1793, una instruccion para quo los buques de guerra y corsarios "interceptasen y detuviesen, para ser legalmente adjudi~cadas, las emnbarcaciones cargadas con productos do toda colonial firancesa, 6 qlue ~transportasen provisiones u otros efectos para el uso de las mismas; y efectivamente fueron apresadas y declaradas por cl Almirantazgo ingle s, comno buenas presas, gran nusmero do embarcaciones. No pertenece ii esta obra ei esponer las diputas quo se siguieron entro el gab~inete ingles y las potencias noutrales, y los convenios amistosols qluo tuvicron efecto; pero toda la sabiduria de las nuevas medidas, acordadas por la instruccion de enoro do 1794, fue eludida en favor del comercio colonial, por el intermiedio de una simple escala quo los buques americanos hacian en los puertos do Ia union, tanto a su venida de, Europa con efectos para las colonias, comno a la salida de iistas con frutos para sus metropolis. Por esto medmo so salvaba la palabra directamnente do la instruccion inencionada y cl espiritu do aquella condescendencia amistosamente concedida, quo oxigia claramonto quo los embarques y desembarqucs en el pais neutral fuosen vordaderos y no aparentes. (1) Resolvieron, el Capitan General a Intendente en acuerdos de 22 y 9_5 de mayo do dicho aflo, que continuase la exaccion de derecbos Feialados al comercio de neutrales, por ordenes de 23 de junio y 18 de noviembre de 1797, bajo las regas y tn9dificaciones quoe pucden verse en una nota del apendice ai esta obra. 19

PAGE 168

142 Pero los comerciantes arnoricanos solo arribaban a sus puertos para obtener nu'evos registros, y luego proseguian a Espanla con frutos que habian tornado en las colonias espaiiolas, 5 bien a estas con efectos procedentes de la Peninsula. Todo este manejo futi claramente manifestado en una obra inglesa titulada la Guerra enmascarada; y si bien se considera, no debe admirar que el gabinete ingles emplease los medios mas violentos para cortar los progresos de un comercio tan considerable como el que hacian sus enemigos ii cubierto de la bandera neutral americana. La Habana, que en 1805 'v46 reducida su importacion directa national por su bandera a 515.202 ps. y la esportacion a 34.037 hizo por medio de neutrals un comercio que ascendi6 a 9.141.138 ps. en la importacion y 4.452.472 en la esportacion; y en 1806 en que fueron nulas las introducciones por buques de la Peninsula, recibi4 por los neutrales un valor de 8.278.867 ps. y esport6 el de 5.174.641. De consiguiente era incuestionable que la Inglaterra, con todos los recursos que puso en planta durante la guerra, no consigui6 hacer a sus enemigos el mal que se habia propuesto; y son hasta cierto punto disculpables en ella los que entbnces y despues empleo para entorpecer el comercio de neutrales y cortar el vuelo rapido que tonmaba su antigua colonia. Pero lo que no se concibe es, la cooperation que los gabinetes de Europa prestaroni a las miras de la Inglaterra, contra la repuiblica americana, obrando en oposicion de los intereses de sus colonias y favoreciendo a su mas constante enemigo. Efectivamente, tanto Ia Francia como la. Espa-aa adoptaron medidas igualmente hostiles, hasta el estremno de precisar a los Estados-Unidos a abandonar el oceano 6 tomar parte en la guerra (1). 1Iallabase entunces la Habana en unas circunstancias calarnitosas y tal vez las mas tristes que pueden mencionarse en su historia. No entraban ni salian buques espanoles; el comnercio con la Peninsula era nulo; el que hacia con los puertos de Amnerica, no Ilegaba a 2 nmillones en ci total de la importacion y esportacion, y los precios del azhcar de 8 y 12, y 10 y 14 no daban entnces utilidad al cultivador. Al mismo tiempo, los decretos lanzados contra el comnercio do neutrales, produjeron el fatal efecto do que ni este pudiese abastecer los necsarios consumos de la Isla, y las mnismas gracias concedidas por S. M. a los frutos del pais, eran ineficaces por efecto do Ia guerra que imposibilitaba ci dirigirlos a la Peninsula, con cuyos puertos Linicamente se entendian las dispensas. El embargo decrctado por el congreso de Washington en 22 de diciembre de 1807 aurnent6 y agravb las criticas circunstancias de la Hiabana. Cincuenta fineas valiosas fueron demolidas, y las cosechas so vicron estancadas por falta de salida; bajaron los ingresos de la Aduana, y quien sabe a donde hubiera (1) Anales estadisticos de los Estados-Ujnidos, por Adan Seybert.

PAGE 169

143 conducido esta aglomeracion de males, si en 9 de febrero do 1808 las autoridades de la Habana, no hubiesen acordado, at instancia del Ayuntamniento y Real Consulado, la dispensa de derechos a la estraccion do los frutos de este suelo, arreglando en cl mes de mayo (1) del aiio siguiente la reduccion de derechos y ampliando las relaciones do su comercio. Esta prudente medida do las autoridades y corporaciones, fui atrozmente criticada por los gremios mercantiles de la Peninsula, bajo el pretesto de que se quobrantaba el sistema de aranceles y derechos de 1788. Pero como lo manifesto el Consulado do la Hiabana en su representation do 19 do marzo do 1815i ~unas disposiciones dictadas hacia 36 a.os, necesitaban algunas modificaciones ~para ser aplicadas al ai~o do 1809. El reglamento provisional de esta fechai ~ onsiguib despojar a las bIas vecinas do Jamayca y Providencia de aquella ~parte de sus depositos do artefactos quo alli traian con destino a esta Isla, y se vieron entrar estos mismos artefactos en este puerto directamente con~tribuyendo con los derechos quo antes se defraudaban por ci trafico clan~destino." (Representacion citada.) Acaecib la gloriosa insurrection do la Peninsula contra los franceses, y la paz con la Inglaterra, subsistiendo el embargo americano y en todo su vigor las medidas del Consejo britanico (2) y los decretos do Berlin (3), de Milan (4) y de Bayona (5) contra el comercio do neutrales. Pero revivi6 un poco el comercio espaiiol, tanto con la Peninsula como corr los puertos do America, por haberse habilitado muchos buques quo estaban en bahia, abandorado otros y mas quo todo, por la abundancia do frutos quo produjo una mayor esportacion, bien poco favorecida en el considerable fieto do 20 ps. por caja do aztzcar que subsistio constantemente despues do la paz. H~e aqui un resummen del comercio do la Habana en 1808 quo puedo servir do comnprobante. (1) El acuerdo de 9 de may o de 1809, estableci6 los derechos de Ia manera que puede verse en una nota del apendice ai esta obra. (2) De 11 de noviembre de 1807. Por las 6rclenes del Consejo todo buque perteneciente 'a naciones neutrales, aunque fuesen aliadas de la lt,-laterra, estaba somnetido no solo a ser visitado por los corsarios ingleses, sino tambien a. ser conducido y retenido en los puertos de la Gran-Bretafia. (3) De 21 no'viernbre de 1806. (4) De 17 de diciembre de 1807. (5) Do 17 de abril de 1808. Ordenaban estos decretos, lo mismo que el de Ramnbouilet de 23 de marzo dle 1810, el apresamiento de todo buque americano en los puertos de Francia, Espaiia y Naipoles. Todas estas hostilidades fueron en perjuicio del comercio de esta Isla. La lista sometida al C agreso el 6 de julio de 1812 hace subir ri 1.592, las presas he-" chas 6 los americanos, y de las cuales las dos terceras pantes, fueron declaradas buenas, no obss tante hallarse esta potencia en paz con todo el mundo (Seyberi obra cita&~.)

PAGE 170

Importacion de la Peninsula.. .... es.. .... 133.8'02 41 Idem de la America espaiiola........ 2.249.350 6-1 Idem de las -colonias arnigas.........6.144.891 2j Idlem de Africa .......... ......... 594.590~ Esportacion para Espaia .............. 485.695 21 Idem para la AmL~rica espanoa.... ... 1.369.890 4. Idemn para las colonias............... 1.987.812 ~ JBesamrem~ Total do la importation ............... 9.116.868 41Idem do la esportacion.... .............. 3.843.397 7j. 'Ya he indicado las mnedidas prudentes que acordaron las autoridades de la Hlabana en 1803 y principios de 1809 para facilitar la salida de las cosechas y revivir el adormecido comnercio; mas ap~nas se habian decretado, cuaindo se recibieron las providencias de la Junta Central do Sevilla, la cual imbuida de antiguas preocupaciones, previno no hacer en la ilabana innovation alguna en los derechos, y cerrar sus puertos ai los estrangeros (1) En tal compromiso, las autoridades de la Habana creyeron quo la necesidad las obligaba a dispensar to udtimno, y cumplir solo Jo primero; y en consecuencia, a los cuarenta dias de haberse puesto en vigor el nuevo reglamento, volvieron a cobrarse, hasta en los frutos _do la Isla, los derechos antiguos a escepcion do los ocho pesos en cada barril do harina americana quo habian empezado en 17 do abril anterior y qluo continuaron cobrandose. A poco tiempo so recibio otra 6rden de la Junta do Sevilla fecha 10 de Julio de 1809, mandando do nuevo cerrar los puertos a las naciones amigas, y al a :o siguiente el Consejo do Regencia en Cadiz, espidi3 los dbiles decretos de 22 y 27 do junio (2) de 1810. Si el embargo ameoricano habia sido fatal para la Isla de Cuba, no lo fu6. mn nos para el comercio do los Estados -Unidos, pues habiendo llegado a su mayor prosperidad, la vib decaer de repente Do 1790 a 1806 alcanzo su comercio do esportacion al considerable aumento do 89.331.109 pesos y en 1807 so viu reducido a ............. 22.430.960 es decir, solo 1.677.862 pesos mas quo en el aflo do 1791, scgundo de su organizacion. Convencido pues, el Congreso, de quo la medida adoptada do impedir la salilla a sus buques, causaba un daiio irreparable a su comercio, decret5 la suspension del embargo en 1.0 de marzo de 1809, y on su consecuencia acudie(1) Decretos de 17 y 21 de marzo de 1808. (2) Conti stacion del Consulado a. las rotas de Ia Administracion do rentas. (Papel inm.

PAGE 171

i4 R yon al puerto de Ia Habania, sobrecargada con los restos de las cosechas anleriores, cuya circunstancia hizo subir la esportacion de azuicar aquel au~o a la cantidad de 230.843 cajas, es decir, 105.169 mas que el anterior. El comercio reciproco do la Habana, en dicho ahjo do 1809 fue el sijuiente. Importacion de Espania.................. 1.828.236 Idemn do Ia Ame~rica espanola ....... 5.147.801 Idemn de neutrales amigos........... 5.326.704 5 I e d e A r c .. ..........4 6 7 0~Esp o rtacion p ara E sp a rta ....... .........3 .3 59 .4 17 5 Idem para la America espanola...... 2.191.573 5 Idemn Para los puertos amigos y neutrales 3.629.535 .Reswmn Total de la importation ................ 12.709.441 6 Idemn do Ia esportacion................ 9.180.526 3 Los Anlo-americanos, para resarcir algun tanto las perdidas quo habian sufrido, restablecieron en abril de 1810 sus conexiones mercantiles con la Espa;-a, Portugal y Suecia, y Ilego en la Habana el caso de revivir el reglamnento clue he citado antes, poniendoso en planta desde 29 do mayo del mismo aio. La escepcion total do derechos PReales y municipales, facility lat esportacion do frutos, aunque no fue tanta como se esperaba; pero no pudo influir en la del cafe, cuya decadencia so hizo scntir desde el mes de marzo, Ilegando al mnas deplorable estado en el ar~o siguiente. La guerra de la Peninsula hizo disminuir la entrada do buqucs estrangeros, y los disturbios de las provincias de America, amenazaban al comercio que hasta entunces se habia hecho por el in terinedio de este puerto. Pero en cambio do estas vicisitudes, la Inglaterra y los Estados-Unidos regularizaron sus transaciones mercantiles con la Habana, y ilegarian a ofrecer una amplia indemnizacion a la baja que esperimentaban las de esta con fri America Espaniola y con la Peninsula, si Ia nueva guerra no. to hubiese impedido. Como no tengo noticia do que exista publicado hasta la fecha, dbcurnento algurip relativo al comercio quo entunces hicicron aquellas potencias con la Habana, transcribir6 los siguientes resultados del ainh de o 101l(). (1) Las relaciones do los Estado -Unidos cesaron casi repentinarnente en 1812, con miotivo de la guerra quo declararon a la Inglaterra, y del Ilcqueo que esta estableci6 sobre los pucrtos de la union,

PAGE 172

Idemn de los Estados-Unidos........4.331,082 ~ Idem de la America espai~~ola........ 2.175.051 6 Esportacion para la Inglaterra ............ 332.362 6 Idemn a los EstadosUnidos..........3.338.495 6j Iderm de la Arnlirica ecspaiiola..... 1.424.869 1 Res., nenes. Total de la Importacion ..... ...... ...... 8.502.424 4 Idemn dola eportacion............... 5.115.727 51 Iguales causas a ]as de 1810 y 1811 contribuyeron a. Ia decadencia del comercio estringero en este puerto en el aiio do 18S12 y en particular la guerra de los Estados-U.nidos con la Inglaterra, y la casi absoluta incomunicacion con las pososiones do la Amnerica espailola. El estado de insurrection del reino de Nueva-Espania irnpidi6 hacer, no solo el comercio reciproco, sino que privo absolutamente a la Habana de los situados y de los retornos por los frutos de la Isla. El contrabando era ent6nccs escandaloso, la salida de caudales de mucha consideration, y mnuy abatido cl precio de los frutos. En tales circunstanc ias se vieron las autoridades en la precision de hacer 'variacioncs al acuerdo de 9 de mayo do 1809 con el fin de aum~entar los ingresos de las rentas que iban en notable decadencia (1). Mas el cultivo aumentaba y los progresos de la poblacion y de ]a idustria influian en mejorar la situation interior del pais. Se meditaban algunas reformas en la Administracion y se esperaba quo la vuelta al trono de nuestro augusto Soberano, fuese la epoca de obtener y asegurar para la Isa do Cuba, el libre comercio estrangero, de quc hasta ent' nces habia disfrutado con mil interrupciones y solo como por efecto de una thcita condescendencia 6 tolerancia en el Gobierno supremto. Con estas miras la Junta de Gobierno del Real Consulado, al rendir a S. M. el justo homenage de su lealtad en 13 de julio de, 1814 le suplico no se resolviese el espediente de aranceles y derechos de comnercio, sin quo fuese oida. Esta anticipation era el resultado do las noticias que' Ilegaron a esta plaza, de quo el comercio de Cadiz hiabij revivido con el mayor empeino, sus pretensiones esclusivas sobre la Isla de Cuba, y sus quejas por ei comercio estrangero que aqui se hacia, Tan injustas pretensiones precisaron a las corporaciones do la Habana, a renovar sus sensatas y bien fundadas reflexiones, y a sostener per su parte la noble y patriotica lucha quo otras veces mnantuvieron contra las preocupaciones de los gremios mnercantiles de la iPenin-' 1 Ve elc apenaicc.

PAGE 173

147 'Sula y del Consulado dc MWjico. Efectivameonte e come rcio de aquellos puertos, habia mirado y continuaba rnirando la Isla de Cuba, con una ojeriza que nunca harain disculpable las mniras del interes privado. Por sus sugestiones hemos visto ya en otras tepocas, que el Gobierno espaiiol se habia mostrado como en medjo de dos fuerzas encontradas vacilante a indeciso en acordar la preferencia en obsequio de la justa causa do ]a Habana; pero al fin venci6 testa y el tiempo y la esperiencia sancionaron la rectitud de sus pretensiones. El comercio libre con los estrangeros fue concedido a la Isla de Cuba por ei Real decreto del Sr. D. Fernando VII de 10 de febrero do 1818, y desde ent3nces ha continuado sin interrupcion ofreciendo las mnayores ventajas al pais, aun4jue amagado por una ley fatal de aranceles que en 1820 decretaron las c,:rtes Para toda la mnonarquia, y que sin prevision ni conocirnientos do las circunstancias de este pals, querian hacer estensiva a su comercio. La Icy de aranceles estaba fundada en el anliguo y vicioso sistema prohibitive (1) y las corporaciones de Ia Isla so vieron do nuevo en la dlura precision de reclamar contra ella, en una larga esposicion, y los Sres. diputados Zayas y Benitez con otra, que servir~n en todo tiempo como pruebas del conocimiento iiitimo do ;pus 'verdaderos intereses, quo ha distinguido a las corporaciones do la Habana, del noble teson con que los han sostonido, y do la firine lealtad que mostraron al Gobierno supremo (2). La ley de aranceles no tuvo efecto en la Isla por decreto do 3 do julio do 1821 y asi continue sin interrupcion, come lie dicho, el comercie con log estrangzeros, sin liinitacion alguna, y poce despues so recibiu el decreto do enere de 1822, sancionado en 4 do febrero y publicado en el Diarie do 27 do junio, por el cual se exime a la Isla do Cuba do seguir los aranceles do Esparia para los aforos do efectos; autoriza al Gobierno local Para modificar la cueta do los (1) Las disposiciones del sistema orgdinico de Aduanas del aiio 1820, dictadas artificiosamnepte por las corporaciones que aun suspiraban por el antiguo rnonopolio, gravaron con la mas porfiada insensatez, no tan solo la clase de efectos prohibidos de antiguo on las Arn~ricas, sino tambien los derechos de trdnsito por Espafia y consumeo en Amnerica, cobrando en los principales renglones hasta 8531 po y aun mnas, en unos pocos articulos especificados. (Suplemento al Diario de la Habana do 31 ago~so 1822.) (2) Entre los documnento anexos di la representation de Ias corporaciones de la Habana contra la ley de arariceles, hay dos mnuy curioso)s. Resulta del uno, que ascendiendo di 5.412.631 ps el valor de los efectos prohibidos por el aramccl do 1820, y i solo 4.013.554 el de los efectos permitidos, la disminuciun causada en los valores do las introducciones, seria de mas do la mitad 6 de 631 p2~, pues las del aflo de 1815, quo so toman por termino do comparacion, ascendieron d 9.426.18-1. El otro estado manifiesta el valor do los gineros y efectos estrangeros, do la clase do prohibidos, quo fueron introducidos en el anlo de 1816, en el puerto de la Hlabana, acen dentes d 4166.147. p_. y sus derechos d~ 1.018.798. Esta demostracion es inconcusa cop~ra los aranceles que se decretaron.

PAGE 174

148 derechos de consurzo, segun las necesidades y circunstancias del pais, y por el art. 4 autoriza en los puertos de la Isla, el franco depbsito do grneros estrangeros. Pero volvamos ai los aiios de 1813 y siguientes que apenas hemnos bosquej ado. El movirnicnto comercial del pucrto de ?a Habana on 1811 fue de 19.048.243 ps. y Cf l cido 1812 baja rapidamente a 9.873.610 por la interruption del comeorcio con los americanos. Mejoradas las circunstancias en 1813 subio a 15.474.242 y en 18314, epoca de gran comercio y en la cual las esportaciones igualaron a las importaciones, ascendio el valor de Ambas a la sumna de 21.976.420 ps. En los mencionados cuatro aiios, entraron en el puerto 1.671 buques nacionales y 1.491 estrangeros: so e sportaron 618.873 cajas de aziicar, y los derechos Reales cobrados por la Aduana ascendieron a 6.088.350 ps. Solo de efectos peninsulares, seo introdujeron por valor de 5.2S4.814 ps., de efectos estrangeros 28.361.883 ps. (1) y de efectos de Ia Amterica espaniola 8.221.698 ps. habiendo ascendido el valor de las importaciones liechas directamente do Ia Peninsula A 5.734.748 ps.; las del estrangero : 19.7 77.370 ps. y las de la America espaniola a 9.001.840. En el quinquenio siguiente de 1815 a 1819 se comprende una tepoca de g ran prosperidad. So esportaron deC la Habana 1.03L.728 cajas de aziucar, 3.420.177 arrobas de cafe, 111.369 arrobas do cera, 141.266 bocoyes do mniel, 14.304 pipas do aguardiente &c. El valor do estos frutos ascendio A 56.224.041 ps. y so graduaron en 26.039.030 los consumidos y empleados en la ciudad de a Habana; entraron 11.679 -buques y ascendieron solo los derechos Reales a 11.575.460 ps. El trhfico con la costa do Africa, fue de muclia consideration, pues resulta do los estados do Aduana la eniorme introduction de 87.534 nogros, quo al valor de 300 ps. ascienden a 26.260.200 ps. Solo en 1816 se introdujoron en Ia IHabana 17.733 valuados en 2.659.950 ps. al precio minimo do 250. Las introducciones espaflolas en cl mismo aflo fueron por valor do 5.9S0.444 ps. y las estrangeras por el de 7.239.543. Las reesportaciones y esportaciones directas que so hicieron Ai los puertos do la Aimerica, ascendieron it 2.104.890 pesos., para la Peninsula A 2.419.224, y para los estrangeros a 3.195.169 (2). Ho indicado do que mantra los primeros decretos del Gobierno constitutional :ban a influir en la suerte futura do este pais y en la decadencia de su comnercio, y como al Fin de una lucha sostenida con el mayor calor por las autoridades de la Habana, so viC restablecido ci sisterna do la libertad do comercio (1) En esta soma entran las importaciones del Africa por valor de 7.356.800 ps. casi todo perteneciente a negros. (-2) VWhse la B~alanza de 1616..

PAGE 175

149 estrangero, q~ue la razon prescribia y la esperiencia habia smicionado. El establecimiento del dep(csito on la. Habana se miraba como un gran paso que era preciso dar en favor de su future prosperidad. Pero las circunstancias particulares de ]a Isla, lo envejecido de los abusos, ]a poca eficacia que se puso en prevenirlos, y mas que todo, el estado de agitation interior en que se victon envueltos las autoridades y el vecindario, el comercio y los empleados, hizo escasear ]as fuentes de la riqueza piublica, ahuyent6 la confianza y abri( la puerta para empresas clandestinas. Adcmas do estas causas de tiuctoriis, .el abatimiento de los frutos (1), y Ia perdida que su venta ofrccia (2), hicieron dis3ninuir notablemente el comercio espaiiol. En tal situation, las ccrporacicnos de la Habana, los comerciantes, los hacendados y todas las clases, so reunic ron para obtener de las autoridades superiores, una reforma o un arreglo que cortase tantos males y abusos tan transcendentales. Al mismo tiempo que imploraban se dictasen las medidas mas eficcces para estingiir el escandaloso contrabando que se hacia, r-ecelaban que pudiese cortarse de TLVLZ el comnercio clandestino (3s) y en prueba do il citaban, que sierido el consumo do harinas de 120.000 barriles anuales, solo se presentaron 68.528 al pago do derechos en 1821 on cuyo ramo perdia el erario 400.000 ps. En circunstancias tan apuradas, cuando gravitaban sobre las cajas un cuinulo inmenso de atenciones interiores y agenas, ]a marinai, las tropas espodicionarias en las costas del seno Mejicano, el mantenimiento y socorro do miles do emigrados y transeuntes &c. propuso el Gefe interino do la Real Hacienda. (4), al cuerpo consular, el restablocimion to de las comisiones muercantiles do vigilancia, establecidas por el articulo 21 del acuerdo de 9 de mayo do 1809, quo en aquella epoca habian produciao un favorable resultado. Al mismo tiempo tratb do ilevar a cabo el depbsito en la Hlabana y otras mnedidas do fomento y prosperidad quo so realizaron en lo sucesivo. Trat abase nada mtnos do estirpar los abusos envejecidos qluo no solo depauperaban ]as entradas en las cajas Reales, sino quo habian "Ldesqui~iado Ia ~buena fte y el caraicter do las rolaciones morcantiles, poniendo en desnivel cl valor ~,do las mercancias y en deseredito la formalidad do los comerciantes" cpmo se docia, (1) Ea 1812 los hacendados sufrieron una perdida do mnas de dos millones do pesos en la solar diferencia de los precios. (2) Por los iriformes de ]as casas de Ia Habana consignatarias de ]as de Cadiz, result6 quo se perdia en esta plaza desde 15 ai 40 ps en la vcJta del azficar. (Apen dice ti la representation de las coi'poraciones do hi Habana contra la lcy de -aranceles.) (3) Informe anexo 'd los documnentos sobre comnisiones mercantilcs de vigilancia. (Iny. die lca Htb.) -(4) El Sr. D. Claudio Martinez de Pinillos, actual intendente en jiropicdad.

PAGE 176

15 en un impress de squella epoca (1).7 Pero era arriesgado en circunstancias tan criticas y apuradas, minorar los ingresos do la Aduana, con el establecimiento del depbsito, donde podian perrnanecer los cargamentos un aiio sin dar giro a las mercancias, y de consiguiente era indudable que en los primnerosmoses minorasen las entradas, que, (a no concederse a los consignatarios el goce de esta primera demora) realizarian en aquel intervalo. Era pues, necesario ale4 jar toda idea de desconfianza, y para ello se abrib por el Gefe de la Real Hacienda tin pr~stamo de 400.000 ps. exhibidos en seis meses y reintegrables en los doce siguientes (2). Con este auxilio preliminar, se abrib el deposito mercantil en Ia Habana cl dia 15 do octubro do 1822, dieron principio las conisiones de vigilancia a sus tareas, conforme a las instrucciones quo se publicaron, y se hizo el nuevo arreglo do derechos reducidos al maximum y al minimnumn del articulo 2.0 y 9.O do la ley de 27 de enero del muismo aiio (3). Cuando los papeles puicos do aquella fecha discutian las utilidades y ventajas del deposito, hubo como una alarm comercial, por la falsa noticia que se imprimib (4), do quo una acta del parlamento britanico acababa do abrir los puertos de las islas inglesas a todas las banderas estrangeras, derogando asi las leyes hasta ent~nces vigentes del mrnoopclio metropolitano. Semejante me. dida, tornada por el gobierno ingles al tiempo mismo que se establecia el franco deposito en la Habana, hubiera dado un golpe fatal para. sus futuros progresos; pero la Inglaterra, aun cuando hacia ahlos que relajaba en part su vigor favoreciendo la introduction en sus colonias do los metales y piedras prociosas, palos de tinte, maderas de construction, ganados &c., estaba aun muy distante de adoptar principios semnejantes a los de la Espania. La noticia que tanto alarmoen la Hlabana, tuvo por origin la sancion que el gabinete britanico acababa do dar a tres leyes, do las cuales la primera (5) permitia a las colonias un corto comercio estrangero, con varios puertos al efecto habilitados; la sogunda, estendia Ia navegacion de las islas a los puertos do Europa y Africa, esclusivamnente permitida a buques ingleses; y la tercera, era referente h ciertas novedades del comercio do la Gran-Bretala. A no ser la desconifianza quo inspiraba ent~nces la Isla, por la exaltation de las ideas politicas, so hubieran establecido muchos capitalistas quo por la (1) Exdmen del sistema auxiliar de comisiones mercantiles: 1P22. (2) Fu6 anunciado el ernprestito en el D~iario de 6 de agosto de 1822, con condition Ii. gada al establecimiento del franco dep6sito de efectos estrangeros, bajo las cigusulas de reintegro, esplicadas en Jos propios oficios insertos en dicho Diario. (3) Vase en el ap~ndice este arre-lo de derechos. (4) En nota al suplemento del Diario de 31 de agosto de 1822. (5) 'ease sabre este asunto el suplemiento del Diario de la Habana de 9 de setienbre Je 1822.

PAGE 177

152 Habana pasabani huyendo de las calamidades que perseguian al nombre espafiol en el continente americano. Pero estos emigrados hallaron la poblacion di'vidida en partidos, azorada la paz de los" vecinos, perturbado constantemente el sosiego phblico, y a la vista de tantos elementos de disolusion, se alejaron del oseuro horizonto que entlnces ofrecia el por venir de este pais privilegiado. Semejante epoca, era poc~o propicia para quo germinasen con quietud las seniilas del bien, que en si encerraban las nuevas medidas propuestas por el Gefe de la Real Hacienda en favor del comercio; pero afortunadamnente no tard( en restablecerse la paz domestica y laconfianza puiblica, y en comenzar para la Ilia de Cuba la era de mayor prosperidad que ha conocido sit historia. Restablecido el gobierno de S. M. al ser y estado en que se hallaba a principios de 1820, fueron aprobados y confirmados los decretos espedidos en los anos intermedios en beneficio de la Isla de Cuba.' Por Real 6rden de 10 de mnarzo de 1824, se di6 la mayor estension posible al comercio, permitiendo a las potencias aliadas y amnigas de Ia Espania hacerle con todos los puertos de lag Americas; por la de 18 de marzo de 1325 se aprobt el regialnento de depbsito y cornisiones de vigilancia; por la do 8 de diciembre de 1826, 6 de febrero y 7 do abril do 1327, so aprob6 la habilitacion de Baracoa, Guantanamo, Manzanillo y Gibara; la de 10 do mayo de 1825 recomienda al Gefe de Real Hacienda, la reforma y arreglo economico de este ramo, y sucesivamente ban lBe,gado decretos do S. M. los mas paternales y ben :ficos, y hemnos visto mejorarse el sistema de recaudacion y de administration de una manera que no so esperaba3 ARTICULO 2.0 Comercio de la Habana. Despues do haber dado esta idea general del comercio de la Isla de Cuba desde su origen hasta el dia, do Ias causas quo mas poderosamente influyeron asi en sus atrasos como en sus progresos en las diversas epocas que he red corrido, volver6 a examinarle bajo un aspecto inas individual y concretado a las transaciones que le constituyeron y a las potencias que respectivamente le hicieron. El comnercio paritimo de la Hlabana, segun los datos que he podido confrontar y reunir, do diversos archivos y documentos sueltos, se halla represantada por los valores siguientes, desde el aino do 1769 hasta el presente.

PAGE 178

Ailos. Imnportation.__fEsportacion. 1769 1770 1771 1772 1773 1774 Total ..... Aiio medio. $1.527.258 1.292.530 1.283.291 >2.285.798 6.388.877 1.064.613 615.664 759.426 786.003 1.197.979 3.359.072 559.845 1790 5.894.253 10.775.644 1791 11.918.836 12.806.122 1792 10.795.372 7.281.169 1793 6.948.098 12.308.952 1794 5.47 0.356 18.2 77.050 1795 19.467.400 16.771.085 Total........60.494.315 78.220.022 Anio medio. 10.082.385 13.036.670 1803 12.319.977 8.108.678 1804 10.064.474 8.165.735 1805 11.7 75.446 5.830.886 1806 10.713.339 6.364.036 1807 7.826.109 5.498.184 1808 9.116.868 3.843.398 1809 12.709.442 9.180.526 1810 15.729.528 7.903.7 01 1811 11.739.253 7.308.990 1812 5.857.689 4.015.920 1913 9.331.585 6.142.657 1814 10.9 90.77 7 10.985.642 1816 13.219.987 8.363.136 Total.......141.394.474 91.811.489 Afio mnedio. 10.899.575 7.062.422 1823 13.698.736 .12.329.170 1824 10.134.212 7.380.350 1825 11.370.301 8.181.244 1826 12.197.003 10.060.329 1827 13.442.559 10.342.562 1828 15.807.396 9.202.485 1829 14.925.414 9.335.089 1830 J2.503.385 10.537.441 Total.......104.279.006 77.368.670 AnoQ medio. 13.034.875 9.671.084

PAGE 179

Las entradas' y salidas de buques,' asi riacionales como estrangeros en el Puerto, fueron muy div'ersas en los anos ia que se refiere el estado anterior, y los registros no se ilevaban en algunas 6pocas con el suficiente 6rden y clarndad para distinguir en las partidas los buques de guerra de los mercantcs. Esto ha ocasionadlo tai confusion en los estados, que es imposible el regularizarlos por cuya razon solo mencionari los de los 8 an'os idtimos, confoiwe a as balanzas. 1823 'Entrados. SSalidos.. 184En trados. 184Salidos.. 18265 Enitrados. SSalidos.. 182 Entrados. 182 Salidos. 188~En trados. 187Salidos.. 188Entrados. 189Salidos. 1830 Entrados. .f4Aos. Espanohtcs. Estrange ros. TOALS 1.105 995 1.054 895 1.015 814 1.029 881 1.03 916 1.023 885 939 844 940 267 263 263 188 177 165 107 95 74 57 80 95 148 185 192 283 267 842 732 866 718 850 70'7 934 807 996 836 928 737 754 652 657 579 Desde 1790 hasta 1795 los mencionados valores eran solo producidos pot el comnercio hecho entre los puertos de la Peninsula y de la America espaiiola fepresentados respectivamente .por las cantidades siguientes. J.Is 1790 Importacion. 171 s portacion. SEsportacion. 1792 Imnportacion. 1793 $Importacion. ( Esportacion. 1794 Imnportacion.: 1795 Iprain De Espana. $ 4.269.468 9.437.239 4.853.289 10.435.382 6.303.106 5.304. 134 3.874.273 3.073.8Q25 2.066.303 15.834.789 2.455.027 13.809.872 De America. 1.624.785 1.338.404 7.065.547 2.3-70.740 4 .4 92.265 1.977.035 10.601.384 1.707.568 3.404.053 2.442.261 1 7.0 12.373 2.96 1.214 Ya queda dicho que los principios adoptados pot la Espaiia, no tolerabani el interinedio de buqjue algunlo estrangero para hater el comercio con su po )

PAGE 180

154 sesiones ultrarnarinas. La Isla 'recibia los proauetos del suelo a industr a peninsular, dircctamente de la m, r? poll, los estrangeros por el rnismo conducto, y luego los reesportaba a los putxrtos del continente americano. Veracruz, Cartagena, Campeche, Portobelo, Nueva Barcelona &c. eran los mercados principales dondie se vcrificaban los cambios irLituos. En el a-.o do 1792, las mayores reesportaciones so hicieron b. Veracruz por valor do 281.395 ps.,' a Camnpeche por 211.729, a Portobd;o por 115.037, it Nueva Barcelona por 110.911 y a Nue+ va-Orleans por 193.147. En 1793 salieron para Veracruz frutos y manufacturas por valor do 357.711 ps. a Campecho por 304.356 y a Nueva-Orleans por 193.147. En 1794 las esportaciones a los niismos tres puertos, ascendieron respectivarnente a 262.418, 267.619 y 127.318 ps. En lo sucesivo se aumen taron los puntos para el eomnercio, conservando siempre la primacia los indicados: Hon-' duras, Cumana., Tabasco, Maracaybo, Puerto Cabello &c. hacian cambios de muy pequefia consideracion en la Isla de Cuba. Las esportaciones para Veracruz en 1803 ascendieron a 401.102 ps., en 1804 a 474.490, en 1805 & 327.434, en 1806 a 428.423, en 1807 a 557.801 y en 1808 a 898.208; para *Campeche en los mismos seis anios salieron respectivamente los valores siguientes: 263.030, 278.893, 123.816, 249.134, 143.622 y 258.737 ps. Comparando las cantidades del estado anterior, representativas de la importacion y esportacion para ]a America espaioa, se puede advertir tin esceso en la primera producido por los inetales preciosos acufiados y en pasta que venian con los frutos coinerci ables, pues Como estos eran de poco) valor, algunos aixos para pagar la esportacion el danero cubria la diferencia. Desde 1803 en adelante ya figuran en los estados de eomercio las importaciones hechas del estrangero en bandera neutral (1) y las do negros de la costa de Africa. Eri algunos anohs, durante la guerra con los ingleses, las importaciones de ]a Pe. minsula fueron nulas y muy disminuidas las de la Azneri -a espaiiola, pero en compensacion aparecen aurnentadas las verificadas bajo bandera estrangera. La comodidad do obtener, por este medio, los objetos a un precio mucho mas bajo quo antos, hizo aumentar su consumo, y poco ai poco ]a Peninsula, en sus relaciones con esta bIl, fuei quedarido rcduida al camubio mnatuo de sus respectivos efectos. Los estados siguientes, deducidos do una porcion do balanzas que afortunadamente se conservan aun en los archivos do la Aduana y del Consulado, hacen conocer estas diferencias, lo mnismo que en la esportacion. (1) Conviene advertir quc en Jos ustados de inportacion y esportacion de los filtimos anos del siglo pasado, cuando la gueria con la Gran-Bretafia, nio dabe uno fiarse en las procedencias y destinos que suenan en los registros, pues generalmente no eran ciertas sino aparerites, por las razones qua he indicado en la pfig. 141 y que fueron espuestas con toda estensioii por el autor aronimo de la obra inglesa titulada la Gvierra disfrazada.

PAGE 181

ESTADO DEL COMERiCIO HECHO POR EL PUERTO DE LA HABANA. .40~s. Clase de comnercio. 1803 ( Importation .. 5Esportacion. 1804 SImportaion .. Esportacion.... 18055 Importacion.... (Esportacion.... 1806 5Importacion... Esportacion.... 18075 Importacion... Esportacion.... 1808 $Importacion.... Esportacion.... 1809 5Importacion.... Esportacion.... 18105Importacion... ~Esportacion.... 1811 Importacion.... ~Esportacion.... 18 12 Importato.. 18135 Importacion.... SEsportac ion... 1814 Importacion... a Esportacion.... 186 Importacion..., Esotacion.. .. Con E paiia. $3.552.460 4.281.219 3.565.535 5.372.075 315.202 34.037 51.869 9, ,, 12.017 133.802 485.695 1.828.236 3.359.417 1.040.863 348.058 1.053.261 1.980.267 807.820 2.267.409 2.350.089 3.265.863 1.523. 576 4.348.512 1.032.135 4k 3 6 4 2 74 24 5 5? C)1 1 744 5 74 4 2.-419.224 4 5.014.797 1.546.446 3.86 1.901 1.368.670 7 19. 105 1.344.376 852.272 1.137.526 720. 552 831.834 2.249.350 1.369.890 5.147.801 2. 191.573 3,8 12.875 1.705.855 2. 175.051 1.424.869 1.13 1.387 8 19.650 2.9;3.407 1. 548.27 1 2.74 1.993 2.031.199 2.288.358 2.104.890 4 31 5. 11 3 24 2 5 4k 54 24 6 1 6 6 7 14 6 Con las Americas. 1 3.839.021 2 Con el estraingero. 3.752.719 2.281.012 4 2.53 7.037 5 1.424.989 4 10.541.138 6 4.452.472 41 9.861.067 3 5.174.641 2 7.105.556 21, 4.654.281 2 6.733. 715 11 1.987.812 5.733.404 5 3.629.535 4 10.875.789 4 5.849.787 2 8.510.939 7 3.903.7 53 22 3.918.4814 928.860 4 4.028.087 7 1.328.522 6.725.207 7 4.605.930 6 9.899.493 5 3.3.2

PAGE 182

1503 Las diferencias que pucen notarse entre los totales quo se dcduzcan, y los que indica el estado general mencionado antes, proc, den de las partidas que representan el corn ~rcio de Africa o sea del valor de los negros introducidos anualmnte. Esta imlportacion, que no debe contundtse en los calculos particulares con las mei'cancias y efectos de consumno, fu6 representada por las C0OxERCI0 DEL AFRICA. Linportacion. 2.683.800 769. 120 1.400.000 1.582.200 960.665 594.590 406.700 2.335.200 2.032.304 2.189.747 1.62 1.800 1.5 12.950 2.659.950 Esp!Jrtacion. 169.016 198.159 102.332 58.48 1 643.8 52 Afios. 1804 1805 1806 1807 1808 1809 1810 1811 1812 1813 1814 1816 A veces venijan en los buques negreros algunos efectos, como oro en polvo y marfil, pero en corta cantidad y raras ocasiones; de suerte que pueden tomnarse, sin faltar a ]a exactitud, las cantidades del comercio de importation delAfrica, como representativas del valor solo de los eselavos. En las balanzas de aquellos aiuhs se espresaba el de los efectos, segun que eran de industria peninsular, de la Amrica espahola 6 del estrangero. Estos datos son surnamente curiosos, pues dan a conocer el valor de los efectos con que cada pais contribuia i abastecer el mercado de ]a Hlabana, y como al mismo tiempo ofrecen la reesportacion que se hacia de los sobrantes, se puede deducir' facilmente el consumo respectivo. He aqui un resuirnen de estas noticias para los scis afros transcurridos desde 1809 -a 1814. M.

PAGE 183

ERo. Ffectos. De Espan~a. De la l2inrIca. Del estrangero. TurTL. Entrados. 1.613.889 5.124.443 6.011.111 12.749.433 I1809. Salidos...........359.496 1.485.339 1.396.188 3.241.023 Constumidos .... 1.254.393 3.639.104 4.614.923 9.508.420 Entrados..... 1.040.863 10.812.S75 10.936.303 14.790.041 1810. Salidos ...........348.058 1.7-05.855 1.633.444 3.687".357 Consumids .... 692.805 2.107.020 S.302.859 11.102.6541 Entrados....... 1.141.998 2.121.684 SA475.597 11.739.279 Salidos........ 240.766 1.428.788 1.234.851 2.90-1.4053 Consumidos .... 901.232 692.896 7.240.746 8.834.874 a --Entrados....... 922.510 988.505 6.304.989 8.216.004 1812 Salidos........ 177.486 1.140.376 703.601 2.021.463 onsumidos .... 745.024 ,,, 5.601.388 6.194.541 Entrados... .1.963.930 2,704.333 6.252.013 10.922,332 1813.Salidos..........330.317 405.188 843.145 1.668.650 onsumidos. .... 1.635.663 2.209.151 5.408.868 9.253.682 Entrados....... 1,2534.324 2.407.170 7.329.283 10.990.777 1814. Salidos..... 805.832 613.663 786.936 2.209.431 Consumnidos. ... '4.9 1.793.507 6.542.347 8.73S1.346

PAGE 184

I 58 Este estado solo manifiesta el valor de los efectos introducidos y reesportados con referencia a su origen: he aqui otros no menos curiosos, que especifican la cantidad y cualidad reciproca de las transaciones comerciales en aquellos anios. Por estos datos se conocera cual' era la distribucion que se hacia de toda la masa de objetos introducidos (1). ALTO IDE 1809. Cornercio. Procedencia de los efectos. De la agricult.ra a ind.' peninsular. Idem de la America espaflola.... De las colonias estrangeras.. Idem de la Isla .............. Totales .......... Importaczon. 1.479.349 348.887 2.828.236 De ha agricultra a ind.a' peninsular. 6.8391 Idemn de la America espaiiola.... 5.104.027 Idem de las colonias estrangeras. 36.934 Idem dela Isla ..............~ Totales ........... 5.147.800 Esportacion.} TOTALES. 1.204.296 2.155.122 3.359.418 280.255 41.2 17 982.313 887.789 2.191. 574 1.479.349 1.204.296 348.887 2.155. 122 5.187.654 287.094 5.145.244 1.019.247 887.789 7.339.374 t _ _ _ _ _ __ __ I De la agricult.ra e ind.a peninsular. 126.786 2.153 128.939 Idem de la Ame'ica espafola.... ~, ~ 221.637 221.637 ?,l estram Idem de las colonias estrangoras. 5.606.619 275 487 5.882.106 Idem de la Isla ................, ,~ 3.130.257 3.130.257 Totales ...........5.773.405 3.629.534 9.362.939 (1) El comercio costero de los puertos de la Isla con. la Hlabana, sera. manifestado map' adelante> Espaiol. De las Amnricas espaaiolas.

PAGE 185

ANO DE 1810.* Comercio. Procedencia de los efectos. Importation. Esportacion. TOTALES. De la agricult.Ia 6 ind.a peninsular. 919.466 114 919.530 Idem de hw America espaiiola.... 8.101 690.809 698.91( Espanol. .Idem de las colonias estrangeras. 57.716 5.580 63.29 Idem dc la Isla. .........**. ,,, 784.220 784.22( Totales ....... 985.283 1.480,723 2.466.0 De la agricult.ra 6 ind.a peninsular. Idem de la America espaiiola.... Idem de las colonias estrangeras. Idem de la Isla ............. 46.345 3.774.9151 72.6071 290.97:l' 30.184 1. 133.35 1 890.954 ________________ 1 1______________ Totales ............ I 3.893.867 2.345.462 337.31?F 3.805.09 C1 1 .205i.95?1 890.954! 6.239.329, De la agricult.ra a ind.a peninsular. 70.553 2.029 72.58Idem de la America espa~ola. 15.960 969.976 985.931' Del estranIdemde las colonias estrangeras. 10.789.276 193.917 10.982.193 gero.,... Idem de la Isla ............., ~ ~ ~ 4.683.864 4.683.8Cf4 Totales............ 10.875.789 5.849.786167557 De las Americas espaitolas. ....

PAGE 186

A-NO IDE 1811. Comecrcio. Procedencia de los efectos. Importacion. Esportacion. TOTAL. De la agricult.ra e ind.," peninsular. 924.185 ,, ,, 924.185 Idem de Ia Amierica espanola.... ~, ~ 886.717 886.717 De.Espaaa.LIde del estrangero.... ..........129.076 5.017 134,093 Idemi de la Isla ................, ~ ,~ 1.108.534 1.108.534 _____Totales .............1.053.261 -1.980.268 3.033.529 De la agricult.ra e jfld: peninsular. De la 3m -Idem de la America espan~ola.... rica EspaIdem del estrangero............ itola...... Idein de la Isla ................ 60.7 24 2.091.316 23.0 11 ,, ), 153.355 80.341 4.7r45 643.428 Totales .............2.175.051ji .424.869 Del estrangero .................2.032.304 145.287 Del Jlfrica.Idem de la Isla ................., 23.729 Totales .........2.032.304 169.016 De Ia agricult.ra e ind.a peninsular. 60.920 kJU Cns Fsel~i~maepn.... ......, tados-Uni-Idem del estrangero............ 4.270.161 {dos ...... Idem de la Isla .... ........... Totales ............ 4.331.081 De la agricult. "a e ind.a peninsular. 96.168 De IgaIdem de la Amrica espa~iola.... 30. 368 terra...Ie del estrangero .............1.869.754 Idem de la Isla............... Totales............1.996.290 De la America espaiiola....... ~ De PortuIdemn del estrangero ..............151.263 gal. ... .Idern de la Isla ............... ____.Totales........151.263 3.336 76.425 3 1.015 3.047.719 3.358.495 163. 599 29.8 10 138.953 332.262 465 1'7.374 26.140 43.979 214.079 2.171.657 570.756 643.428 3.599.920~ 2. 177.591 23.729 2.201.320 64.256 276.425 4.301.1761 3.04'7.719 7.689..576 96. 168 193.967 1.899.564 138.95< 2.328.552 465 168.637 26.140 195.242 s. L ---

PAGE 187

ANTO D18 P12. *Com ccwo. Espaniol.. {De la agricult.ra e ind.1 peninsular. De lat ./n1mdem dc la Ammirica espaflola.... r -aese -afdemn del estrangero.......... tii...'Idern de la Isla .............. 1 Totales .... .... ;Del 3ifrica. Delestrangero............... Idem dela sla ............... Totales .......... De la agricult.ra *3 ind.a' peninsular. De log~ EsIdem de la America espafola.... tados-Uni-!Idem del estrangero.......... dos ...... Idem de la Isla .............. Totaled ... ....... Imp ortacionl. 801.26 8 ,, ,, 6.5172 ,, ,, S07.820 7.970 977.183 146.234 ,, 1 1.13 1.387 2.189.746 2.189.746 68.57 9 2.350.149 2.-418.728 De la agricult.ra *3 Md.," peninsular. 15.0 13 De Ingla-Idem de la America espahiola.... 11.322 terra.Idem del estrangero.... ...... 1.337.448 Idemnde la Isla.............. ) 1 ______Totales ............ 1.363.783) \De la agricult.rT e ind.a peninsular. De Portu-Idem del estrangero....... ... gal.... .. Idem de la Isla. .......... Totales ..... .. 29.680 274.8G0 .Dportaciofl. TOTAL. Proccdencia de los ectos. De la agricult.ra e ind.a peninsular. Idem de la America espa-.ola.... Idem del estran gero ........... Idem de la Isla ..... ......... Total es ......... 181.059 17.100 198.159 2.370.805 17.100 2.387.905 12.S87 81.466 54.608 54.608 2.220 2.352.369 1.747.841 1.74 7.841 1.817.556 4.236.284 1.338 16.351 124.727 136.049 31.605 1.369.03 166.831 166.831 324.501 1.688.284 ), ,, 29.680 ,, ,, 274.860 ,, ) I 3.864 304.540 3.864 3.864 308.404 U U U 2Z~ 7.777 809.045 903.959 903.959 14.169 20.721 1.348.503 1.348.503 2.26 7.408 !3.075.228 86.373 94.313 14.905 992.088 205.42? 351.659 512.947 I512.947 819.650 11.951.037 --------_-_ ., -,

PAGE 188

! AN BE 1813. Coznercio. Procedencia de los efectos. -motain I Fporain TOTAL. De la agricult.ra ie ind.a peninsular. 1.923.275 1.340 1.924.615 Idem de la Ameriea espainha.... ~, ~ 342.271 342.271 Esparta... adem del estrangero ... %.........426.815 2.645 429.460 Idemn de la Isla. .. .............., 2.919.607 2.919.607 _____Totales.........2.350.090 3.265.863 5.615.93 Do la agricult.Ia te ind.a peninsular. 10.102 244.867 254.969 De la 4ncIdem de Ia America espaiiola.... 2.7 01.097 27.532 j2.728.629 Srica esYpaIldem del estrangero..............239.818 572.908 8 12.726 iiola......HIem de Ia Isla ..................2.389 702.964_ 703.353 -~ Totales .... 2.W:,3.406 1.548.271 4.50 1.677 De la agricult.ra e ind.a peninsular. ,, 13.30 13.340 Del .lf'rica. Idem del estrangero....... .....1.621.800 79.187 1.700.987 Idemn do la Isla ..............., ,, 9.805 9.805 Totales ..........11.621.800 102.332 1.724.1 32 De Ia agricult.ra e ind.a peninsular. 10.863 ,, 10.863 De los EsIdem de la America espanola.... 3.241 33.708 36.949 0 Stados-UniIdem del estrangero............ 1.683.765 50.530 1.734.295 jdos ...... Idem de la Isla......... __...__ 1.314.554 1.314.554 Totales .......... ..1.697.8701.398.792 3.096.662 De la agricult.ra e ind.a peninsular. b.530 2.816 9.346 De Ingla-IJdem de la Ame~rica espaniola. ... ,, 7, 68.147 68.147 terra..., Idem del estrangero..... .... 2.199.930 22.166 2.222.096 Idem delalsla.................,, ,, 892.862 892.862 Totales ............ 2.206.460 985.991 3.1.92.451 D Prt-De la agrricult.ra a ind.a peninsular. 15.210 15.210 ga. Idem del estrangero........... 79.886 ,, 79.886 Totales ........... 95.096 ,, 95.096

PAGE 189

ANO IiE 1 814. Corraercio. Procedencia de los efectos. Imnportacion. Esportacion. 'loTALES. De la agricult.ra e ind.a peninsular. 1.172.098 ,, 1.1 i 2.098 Idemn de la America espafliola.... ,, 422.847 422.847 De Espca Idemn del estrangero .............351.4 79 ,, 351.479 Idemn de la Isla ................, 3.925.665 3.925.665 Totales ........1.523.577 4.348.512 5.872.089 De la agricult.'a 6 ind.a peninsular. 4.827 688.946 693.773 De la 1n-Idem de la America espaiiola.... 2.407.170 3.380 2.410.550 rica Espa-Idem del estrangero.............329.997 605.606 935.803 iola.....I1dem de la Isla ................., 733.067 733.067 Totales .... ......2.7 41.994 2.031.199 4.773.193 De la agricult:ra 6 ind.a peninsular. ,, ~ 13.865 13.865 Del dhfrica. Idem del estrangero............ 1.512.950 23.765 1.536.715 Idemn de la Isla ... .__ .... 20.851 20.851~ --Totales.... .......1.512.950~ 33.481 1.571.431 De la America cspaiiola........., ,, 56.594 56.594 De los EsIdem del estrangero ...... 9219 1.1 2.2 tdsUiIdem de la Isla ... ............., 1.451.062 1.451.062 dos... -__ __ ------_ _____Totales ... .........912.109 1.519.969 2.432.078 De la agricult.L e ind.a peninsular. 55.277 ,, 55.277 De ingla-Idem de Ia America espaihola.... ,, 106.347 106.347 terra.,Idemn del estrangero ........... 3.596.463 19.200 3.615.665~ Idern de la Isla....... ........, 2.796.454 2.796.454 Totales ...........3.651.742 2.922.001 6.573.743 De Ia agricult.a 6 jfldja peninsular. 22.123 ~ ~ 22.123 De Portu-. Idem del estrangero .............626.283 ,, ~ 626.283 gal.... .Idem de la Isla ................, ,, 105.479 105.479 Totales............. 648.406 105.479 753.885

PAGE 190

164 No es necesario advertir que en los c-stados de 1809 y 1810, el comnerejo de Africa se halla incluido en las partidas del comercio hecho con las colonias estrangeras. Desde 1823 hzasta la feclia, la regular publication do las balanzas permite el presenter en un 6rden no iriterruinpido, los resultados del comnercio maritirno. Ya quedazi espuestos los resumnenes do la importation y esportacion de efetos hiochas por el puerto de Ia Hiabana; los estados siguientes espresan los valores respeceuxos al comnercio y navegacion nacionales y estrangcros, y las entradas en dcp5sito y salidas do 61l, asi conio el comnercio y navegacion estrangero por potencies. COMEUCIO JIECIJO0 POR1 EL PUERTO DE LA HIABAiNA EN LOS ANOS qvE SE ESPRESAN. As. Case dr comercio. Comercio nacionial. Comecrcio estrangero. (Importacion.... 3.562.228 10.136.508 1823. Esportacion. ... 3.550.31t2 8.778.858 Total.I 7.112.5~4 18.915.366 (Importacion.... 1.733.983 8.600.229 1824. Esportacion. ... 1.448.474 5.931.876 Total.' 3.182.457 14.532.105 (Importacion.... 2.383.212 6.985.381 1825.
PAGE 191

E STAD() DE LA NAVEGACION NACIONAL Y ESTRANGERA EN LA HABANA Jim (Entradas..... 1823. Salidas. ..... $Entradas.... 1824. Salidas. ... 12.SEntradas..... 1825. Enrds.. Salidas...... SEntr adas..... 12.Salidas...... (Entradas..... 1828. IS-lidas .... SEntradas.. ... (Entradas.... 1830. (Salidas...,... NAC IONAL. Buques. ---263 263 128 177 165 107 95 74 57 80 95 148 185 192 283 267 Toneladats. 30.567 30.017 21.119 21.854 16. 582 13.725 9.633 7.346 5.412 7.098 13.814 16.234 19.907 20.227 32 .893 30.631 ESTRANG ERA. Buques.] Toneladas. 842 730 862 714 850 707 934 807 996 836 928 737 754 652 657 579 137.011 121.114 135.587 114.497 134.595 116. 157 156.485 132.593 163.869 133.633 156.065 120.025 133.927 107.500 112.993 106.142 .-.--i .S 12 TOTAL. Buiques. Toneladas. 1105 167.578 993 151.131 990 156.706 891 136.351 1015 151.177 814 129.882 1029 166.118 881 139.939 1053 169.281 916 140.731 1023 169.889 885 136.259 939 153.834 844 127.727 940 145.886 846 136."'73

PAGE 192

E STADO DEL COMERCIO ESTRANGERO EN EL FUERiTO DE LA HABANA POR. POTENCIAS. i~IMIP OR7I 3CION. En buques EstadosPaises~ j P1 Ilj~ Madagas-Sec. nacionales. Unidos. Bajos. car. 1825 165.978 3,473,971 686.986 1.030.945 1.533.264 ,, 44.131 12.137 15.560 ,,, 22.410 ,,, 1826 141.073 3,890,3061.129.468 933.66411.293.990 234.014 ,,, 165.118 38.732 ,,10.854 ,,, 1827 130.8254886114700.1.8 .7.1 250.195 109.284 225.621 11.671 27.710 ,,, 27.145 1828 242.0594.676.340 1.441.445:1,405.418 1.584.105 276.760 85.613 155.058 28.631 60.907 ,,, 13.959 1829 610.7974.086.231 1.548.779;1.048.966 913.601 289.759 ,,, 56.145 29.773 12.963 ,,, ,,, 1830 774.4363.169.919 1.538.4121 693.252 1,292,315 205.093 67.110 52.421 15.774 6.033 ,,, ,,, ESPORT~i 31 ON. 1825 184.8572:10.189 875.285 415.649 1.370.497 ,,, 224.498 9.372 102.128 ,,, 6.889 ,,, 1826 97.412 2.481,272 1.203.545 673.220 1.294.240 820.144 282.607 12.492 124.437 42.037 ,,, ,,, 1S27 137.765 2.815.651 1.041.800 614.667 1.248.663 634.644 247.350 ,, ,, 206.560 2.059 9, 9,,,, 1828 560.2602.,022'.879 1,081.170 506.644 1.345.130 587.986 381.920 11.054 108.271 4.346 ,,, 16.400 1829 371.942 1:9277 5 1.210'.933 582.8071.0',f'1.131 508.744 496.3351 6.678 85.436 "' 1830 365.3642.4 83.341 813.037 493.378 1.190.271 383.041 589.502j 7.454 125.805 5.837 ~ ~ ~

PAGE 193

ESTADO DE LA NAVEGACION ESTRANG ERA EN EL PUERTO DE LA HABANA. IMIP OJR Td CIO N. o stdUnds.Inller. 'rnia lenai. ases-Baos. Rusia. Suecia. Ialia. Portugal. Dinamarca. Bdq. Toneladas. Buq. Toneada~s. Buq. Toneladas. Bic1.'1oiicladi. Buq. Toneladas. Buq. Toneladas" Butq. Toneladas. Buq Toneladas. Buq Tonieladas. Buq. Toneladas. 1825 667 102.379 78 12.951 54 10.147 22 4.251 14 2.338 ~, ~, ~ 2 311 .2 360 1 132 10 1.717 '1826 720 117.776 91 15.361 47 9.685 29 5.490 18 2.547 ~,,,, 2 601 8 1.565 3 430 '16 3.030 1827 785 125.088 71 12.338 48 9.813 27 5.014 24 4.284 2 476 3 44:3 15 2.956 1,,,, 21 3.458 1828 724 118.038 66 11.886 49 10.864 26 4.926 16 2.200 7 1.032 4 913 16 3.225 ,,, 8 2.566 18129602 105.530 6-3 10.915 35 7.484 14 2.861 12 1.819 5 1.257 ,, ,,, II 1.931l 1 137 11 1.991 '1830 523 89.569 51 8.460 22 4.845 28 5.040 12 1.856 2 267 1 121 5 805 4 693 9 1.336 ESP OR T.11 CIO. 1825 553 87493 54 9315 47 9.217 22 4.303 13 2.323 ,, ,, ,, 4 .0116 1 12 1 .3 1826 622 98.342 79 15.456 39 6.472 28 5.574 11: 2.350 ,, 1 1 302 5 1.119 2 230 15 2.748 1827i 667 103.396~ 53 8.119 38 7.477 26 4.841 19 3.171 2 476 2 360 12 2.479 ,,,, 17 3.014 1828 557 87.0151 .9 7.395 48 10.025 27 5.552 17 3.227 l7 1.032 2 579 11 2.159 ,,,, 18 2.807 18,29 523 82.013 54 8.822 18 6.288 19 3.02 14 2.223 2 481 ,,12 2.138 ,,, ,10 1.733 i 830' 4, 1 S417 29 6.729 31 0.86S 22 3.'CS8 10 1.659 1 1, 2 5 805 ,,, ,10 1.586

PAGE 194

,RESUMEN DEL COMVERCIO Y NIIVEGIICJON DE L~i IIIIBdJVII. .Rhos. IMPORTACION. ESPORTACION. Buques Toneladas. Buques Toneladas. entrados. salidos. 1825 $11.370.301 $ 8.131.245 1.015 151.177 814 129.882 1826 12.197.003 10.060.830 1.029 166.118 881 139.939 1827 13.442.559 10.342.562 1.053 169.281 916 140.731 1828 15.807.396 9.202.486 1.023 169.889 885 136.259 1829 14.925.414 9.335.089 939 153.834 844 127.727 1830 12.503.385 10.537.441 940 145.887 846 136.774 Total... 80.246.058 57.659.153 5.999 956.186 5.186 811.312 Aiho mezdio 13.374.343 9.609.858 999 159.364 864 135.218

PAGE 195

69s fie dicho antes que en todos estos valores de inmportacion y esportacion ciitran los metales preciosos, amonedados y en pasta, que en algunos afios fueron de mucha cuantia y produjeron en la balanza comercial unas oscilaciones y desigualdades que, sin esta indication, pudieran ser atribuidas a causas nuy diferentes. Para evitar todo error en los caIculos, he creido conveniente formar un estado general demostrativo de los metales preciosos que han entrado y salido por este puerto, y al consultarle convendria tener a la vista el que ze ha imipreso en 31 de agosto de 1804 y que sc hallarh en el apendic.IValor de los metales preciosos acuiados, labrados 6 en pasta, entrados y salidos por el puei to de la Kab ana. EN TRADO S. $1.085.834 816.039 554.297 8.209.101 1.112.851 562.5 13 147.730 280.254 1.258.320 3.569.875 ./liios. 1792 1793 1794 1795 1803 1805 1806 1807 1808 1809 1810 1811 1812 1813 1814 1816 1823 1824 1825 1826 1 827 1828 1829 1830 2 4 2 SALIDOS. 2.302.92 7.638.501 11.900.720 472.428 22.500 152.093 922.306 615. 173 593.520 373.080 48.415 117.744 475.193 1.404.584 289.236 371.488 260.313 1.154. 178 976.932 901.113 992.308 3 6 6 ,, ) 805.694 307.325 1.898.592 1.745.621 2.288.580 1.179.034 1.02 5.897 1.206 220.666 516.244 2. 107.228 1.588.846 943.041

PAGE 196

l70 De la esportacion. Los eueroc, las Barnies vivas, las maderas, el ta'baco y la cera (1) fueran* las primeras producciories que se esportaron por el puerto de la Habana. No consta la tpoca en que comenzaron los primeros a ser comerciables, aunque debe presui-irse fuese muy remota. En un documento de 1775 se menciona haberse esportado X7.414 cueros al polo en el anio de 1769, 23.646 en 1770 y 33.483 en 1771. En el capitulo sobre Ia agricultura queda dicho el origen que tuvo en esta Isla el ramo dc Ia cera, el progrcso que adquiri6 en los aiios, sucesivos basta 1810 y la decadencia que esperimentb en los siguientes. La primnera esportacinquo se hizo fue a Veracruz en 1770, de un corto sobrante de 5 arrobas que propercionaron las colmenas, despues de haber abastecido al culto religioso y demas usos domesticos (2) ; en 1775 se esportaron 12.546 arrobas y .:1.187 en 17 76 p~ara varios puertos de Ia America y de la Peninsula. He aqui la~s cantidades estraidas en los ahios siguientes, conforme a los registros que he haliado en cl archivo do la Aduana. .Rftos. Cantidad. .Ail)s. Cjantidad. .9Anos. Cantidad. .Rjnos. Gantidud. 1790 22.843 1803 42.700 1809 45.266 1816 22.365 1791 20.470 1804 29.941 1810 41.650 1817 22.076 j1792 21.276 1803 30.381 1811 29.992 1813 24.156 1793 29.041 1806 24.112 1813 19.872 1819 19.374 1794 23.506 1807 31.532 1814 22.168 1820 16.939 1795 26.138 1808 33.680 1815 23.398 1821 15.725 1822 ( 4.450 WOY" Td. Las csportaco nes de ,los a7nos de 1523 is 1830, se neicionctran mas adelante, en los estddos que esprecan las de los pr~n cip ales frutos. (1) El articulo C'erra del catilogo de derechos, que se Mallard en la introducci, n al capitulo de las Rentas, contiene la historia de Jos 6iversfm gravilmenes que ha sufrido, y con re. Pecto a las li aderas y al tabaco, he hablado en el cap. 2. y tratar6 de eilos en el 4." ;)or to cu-il no ha,-o aqui mas que irdicarlos. r~2) Padron do 1l74 y sucinta noticia del m'amo de la cera por D. Pablo Bouoix. Hlabana Z815

PAGE 197

171 En lo sucesivo se fomentaron los primeros ingenios (1), entraron los aztica. fes cubanos al comercio, y sucesivamente las mnelazas y los aguardientes de cana, aunqrxe alprincipio se prohibit la fabrication por los graves inconvesjientes de su uso (2). El primer derecho quo se irmpuso at azuicar fue de 5 p(3); los derechos de almojarifazgo no comprendian ai este ramo en su introduccion por los cosecheros (4) ni tampoco el aumento de alcabala (5). Su estraccion fue libre por Real Orden de 20 de mayo do 1779, to mismo que su Entrada en la Peninsula y su reesportacion para el estrangero (6). Por Real ct'dula de 10 de Mnarto de 1785 se estableci6 el derecho de 2 rs. en caja para el fondo de vestuario, y desde 1796 empczaron las estracciones por meddio do permisos particulares (7). En fin la Real 6rdn de 21 de febrero de 1825 previune el pago do 4 rs. en arroba a la azuicar cubana on su introduccion en la Peninsula, dejando a! mismo ticnpo en total libertad ix !a do Puerto-Rico y Filipinas (8). Actualmcnte la azilcar ix su estraccion paga sobre un valor do 7 rs. arroba, un 6 pQen bandera estrangera, 4 pg en bandera nacional para Puerto estrarigero y 2 p en band~ra national para puerto espainol; 2 rs. mas con el nombre de 4uxilio, y con el de auxilio consular otros tantos en las introducciones de otros puertos do la Isla en el de la Habana (9). La Aduana conserva la nota do las esportaciones arnalcs do azuicar, hechas por este puerto desde el an~o de 1786 (10). Las estracciones anteriores a esta epoca no son conocidas mas que do un modo vago. He hallado en papeles sueltos quo en el afro do 1769 se estrageron 30.487 cajas ; en 1770 34.374 y en 1771 31.703. (1) W~ase el cap. 2.0 (2) Real 6rden de 1.0 de agosto de 1714. Trib. de C'ucntas. (3) Real 6rden de 25 de junio de 1758. Idem. (4) Real 6rden de 4 de dicienibre de 1760. Idem. (5) Real 6rden de 8 do novienibro do 1765. Idem. (6) Real 6rden de 3 de mayo do 1774 y Ia citada. dern, (7) Al Condo do 'Mopox, para quo-lag esportase ai Espaiia en buques americancs y en buques neutrales; Reales 6rdciies de 7 do octubre y de 8 de diciembro de 1796. A los proteclores del teatso italianio de Madrid, para acer 'estracciones (en buques neutrales, por Real 'i-don do 2 de marzo de 1798 y sucesivamente ai otros particulars como censta do las Reales rdenes do 13 de julio do 1798, 29 de mayo do 1804 y 4 de erero de 1819. (Airchz. del 7 rib Cuentas.) (8) Las gracias con cedidas ai este fruto quedan espuestas en el cap. sobre Ia agriculture. (9) V~ase el capitulo 4. () Esta nota se lialla tambien -en la Guia del comercio do la Habana para el aiio de +323. El Sr. B. do Huinbo dt fu4 el pritnoro que la ha publicado, y yo la tramscribo aqui )orque cornvicne tenerla 4 la vista para hacer coniparacionos.

PAGE 198

172 .9nios. 1786 1787 1788 1789 1790 1791 1792 1793 1794 C7ajas. 63.274 6 1.245 69.221 69. 126 77:896 85.0 14 72.854 87.970 103.629 CiAS DE .I2ZUCJR ESPORTADA~S DR LA HAqBANA. 70.4371173.94 120.3747176.35 134.8718200248 165.6022217.70 159.84 1219.874 1861.272 150.268 158.0731236366 Cajas. 173.940 176.352 214.111 200.487 217.009 207.378 192.743 219.593 236.669 261.795 La noticia de la esportacion de azitcar desde 1823 ha st a el dia, se haSliars en los estados generales. ______________________ El aguardiente pagaba un derecho de 2 pesos en barn!I (1) a su estraccion. Fue bravado con 3 reales para el fondo del vestuario (2). Su estraccion para Veracruz y puertos estrangeros, permitida por Real Orden de 22 de noviembre de 1792, habi :ndose prohibido la introduccion del estrangero en las dos Floridas (3), y esta medida, con los permisos a particulares para esportarle a otros puntos donde no era permitido, favorecieron al comercio (4). Roy dia es libre de todo derecho su estraccion para el estrangero y para la Peninsula. La esportacion de aguardiente de cai'a por el puerto de Ia H-abana, fue en 1790 de 16.317 barriles, y de 13.377 en 1792. Desde 1814 en adelante constan de los rcgistros de la ,Aduana, las cantidades siguientes. (1) Real 6rden de 26 de mnarzo de 1764 y 8 de noviembre de 1765; y en 1816 par ileal Orden de 8 de julio se mand6 suprimir. (2) Real 6rderi de 10 de marzo de 1785. (3) Real 6rden de 20 de mnarzo de 1786. (4) Reales 6rdenes de 21 de mayo y 18 de noviembre de 1793, 1-0 de octubre y 22 de noviembre de 1794, 6 de enero, 26 de junio, 30 de julio, 2, 16 y 18 de setiembre de 1795, 23 de agosto y 21 de setiembre de 1796 donde se espresan las clausulas con que se concedieron estos permisos. Sobre las gracias concedidas 6~ este ramo, vase el capitulo de agricultura, y sobre log impuestos el capitulo 4. 1804 1805 1806 1807 1808 1809 1810 1311 1812 anos. 1795 1796 1797 1 798 1799 1800 1801 1802 1803 .Rhos. 1813 1814 1815 1816 1817 1818 1819 1820 1821 1822 Cajas. 70.437 120.374 118.066 134.872 165.602 142.097 159.841 204.404 158.073

PAGE 199

Con el aumento en el cultivo de la ca7~a se acrecentaron en proporcion las mieles ofrecidas a] comnercio, que hallahan Eicil salida para los puertos del Norte de America, aunque en los uiltiinos aflos fueron gravadas a su introduccion en aquellos Estados con fuertes derechos. La primera imnposicion quo sufrio este ramio, fue de un real por barril: luego se le imnpusicron 2 reales en cl puerto de la H-abana, con destino al sostenimiento de una escuela naiutica en el pueblo de Eegla (1), derecho que al principio so cobraba solo los btuques procedentes del muelle de aquel pueblo, despues so hizo estcnsivo al -puerto de la Habana y a Jos demas de la Isla para fundar iguales escuedas en todos los habilitados; en 1829 so refundi6 en los do arancel a razon dec 5 rs. por bocoy do 30 arrobas, y so ha dojado al fin libre, asi en buque nacional comno estrangoro, por la medida 13 do los arancekes do 1331, con Ia rebaja de 16 rs. en tonolada a los buques que saliesen cargados complctamente con este fruto, devolviendo cste esceso a los q~ue so les hubiesc cligido 20 rs, on la ultima liquidacion. Esportacion de mieles poiel puerto de la 11-abana. .?itos. Boco yes. Agios. Bocoyes. 1814 15.04 1819 30.846 1'815 17.874 1820 24.741 1816 26.797 1821 26.666 1817 30.759 1822 34.604 1818 34.990 Queda indicada, en la historic general del comercio, la influencia que tavo el suceso del Guarico en el aumento de las negociaciones industriales y cofl) V~ase sobre este d'erecho el articulo Escztda nivttica de la introduccion al cap. 1. Alios. Pipas. .Aos. Pipas. 1814 7.452 1819 2.830 1815 3.000 1820 2.781 1816 1.860 1821 4.646 1817 3.395 1822 14.633 1818 3.219

PAGE 200

174 merciales de esta Isla, y he espuesto tambien algunas de las medidas que se -adoptaron por el Gobierno para fomnentarlas. Los valores del azuicar estraida desde 1786 a 1790 aseendieron a 10.223.047 ps. (1) y de 1791 a 1795 a 12.597.097 que hacen en aino comun 2.282.014 ps. La esportacion del mismo fruto desde 1796 a 1800 fu6 de 20.120.530 ps. 6 de 4.025.706 al ano; y de 1800 h 1805 ascendi4 a 26.562.697 6 5.312.539 ps. al ano (2). Desde 1806 hasta 1810 las esportaciones de azucar fueron, con corta diferencia, iguales a las del quinquenio anterior; paralizacion causada por la guerra con los ingleses. Los mismos acontecimientos de Santo Domingo influyeroni, como es biens sabido, en los progresos del cultivo del cafe, mas no se crea que no hubiese habido antes algunas esportaciones; pues ya en 1773 al prevenir S. M. se prorogase por un aino mas la escepcion de derechbs de almnojarifazgo que se habia hecho en favor de este fruto, pidi6 informes sobre el rendimiento de las cosechas (3) y de los archivos de la Aduana consta que en 1790 salieron 7.411 arrobas y 5.104 en 1792. Mas luego la perdida de aquella rica colonia francesa, abri6 un nuevo campo a la industria cubana, haci~ndose los cafetales fincas de moda y de grandes provechos. El caf&6 obtuvo varias gracias que quedan espuestas en cl capitulo de Agricultura, y en cuanto a las imposiciones que actualmente ticne se reducen a las mismas que el azu~car por derechos Reales, sobre un valor de 4 ps. quintal, iedio real en arroba con el nombre de auxilio, y en su transito de los puer" tos de la Isla a la Habana, 11 real en saco con el nonmbre de auxilio consular. Las esportacioncs sucesivas fueron. .Ilios. A~rrobas. Alhtos. .irrobas. .gos. .Iirrobas. .Ifinos. .fJrrobas. 1804 50.000 1809 269.824 1814 529.990 1819 642.716 1805 69.369 1810 399.601 1815 918.263 1820 686.046 1806 80.637 1811 250.949 1816 370.229 1821 792.509 1807 82.892 1812 263.618 1817 709.351 1822 501.429 1808 137.148 1813 339.962 1818 779.618 (1) Estado de D. Jos4 Sedano.-1815. (2) Considerando los valores y no Ias cantidades, parece muy considerable la esportacion; inas esto procede de los avahios que en aquella 6poca se hacian 4i razon de 30 ps. caja, pues los

PAGE 201

Reuniendo todos los datos que se conservan sobre ]a esportacion de frutos coloniales conforme a los diversos avaffios que se han liecho en la Aduana, he formado el siguiente estado que espresa los v'alores y la razoni en que se halla la esportacion dorpestica, de los principales frutos, con ]a genera]. Esportacion dorn~stica. Razon en que se halla -con 1la general. 6.193.358 67 po dela general. 6.385.928 80 id. 5.005.092 68 id. f 3.812.014 95 id. .Riios. 1809 1810 1811 1812 11813 1814 1815 1816 1817 1818 1819 1823 1824 1825 1826 1827 1828 1829 1830 id. id. 95 82 80 96 64 71 84 60 60 75 id. id. id. id. id. id. id. id. Se ve pues, que la esportacion de frutos por el puerto~ de la Hlabana, ha precios eran muy crecidos. He aqui una ligera noticia sobre ellos en reales Plata la arroba blanco y quebrado. en 1795 variaron entre.. en 1796 ,, en 1797 ,,~ en 1804 ,, en 1805 , en 1806 ,, ,, en 1807 ,, (3) Reales Grdenes de Q de junior de ,1768, del 1? de C. 20 24 y 28 18 22 y 27 12 16 yl19 W2 161 yl16 10 14 yl13 7 11 y 13 8~ 9 y1 18 de enero y 13 32 31 23 20 17 17 141) de febrero de 1773. A1rck,. 5.872.799 9.032.579 11.955.705 10.171.872 10.691.219 12.628.248 10.776.997 9.906.976 7.068.791 5.256.480 7.842.906 8.702.976 5.598.287 5.669.730 6.863.678

PAGE 202

1+6 sufridoy muchas oscilaciones. En los iltimos anios del sigho pasado constituja una pequeila parte de la esportacion general, pues se reesportaban para la America espaiiola vaiores de inucha consideration; mas a medida que en la Isla progresaban los cultivos y al paso que se Tban interrumpiendo law relations con ]as Amnericas, la esportacion domestica fue tornando un incremento estraordinario, Ilegando constituir por si sola en algunos anios casi el total de la esportacion. La regular publication de las balanzas del puerto de la Hlabana, permite conocer las canrtidades de los principales frutos esportados en los iiltimos ainos que espresa el estado siguiente, estractado de aquellas y que forma ]a continuacion de los anteriores. S.H. O t0 c0 1 0 O (n~ I O01CO CO 0 O .CC 0O G1 ei CO C)0 W ~ c O 0 i7 C"O -to~ *I-C _______ C) 1 1J t -CO if; f t -: Q1 O 0O0 O 00 C pO O ro ~~ CO CO xn7OC .zb Jt0 C1 C -,rCO CZ C7 ~~7 O 17cJ -+ 0 [ tOO Ch G a{ -V -cc 0 C. o ca 1. O 0 O 17 CO 0CO U.2 ~ CO1 C C t-C>D 4' d' E-4 c ., -+ O U 2 +^ CO COO ,. O CO o7 IcJ OCf c ( 3 "" I O 0 0 t t0 GO a> r t-O ( CO to (. cc .p2 I O____Cil G M 00 1m C0 tCO O 'N. I 3 C2 O Ct C2 cd Ot 't --, 0 (3 -, o kn .14 ~ ~ cl .-O 0 tO ( C t-0 O(3( C ; 0 -( 7 C 7 hC co& > O O' OC CO CO C C : CL, ~ CO 'CO CO 1on O CO a' CO'S1~C> C

PAGE 203

177 Dfe la in. ortacten. Se formaban las irnportaciones do los efectos de Europa y do Amenrica qu e la Isla necesitaba para sus consumos o que eran luego reesportados. La posicion del puert~o de Ia Habana favorecia para servir comno de dep~sito gene-= ral, macho antes que so estableciese isto sobre bases reglani entarias. En los tres ainos de 1769 h 1771, las introducciones hechas bajo registros, Ilamados del libre comercio, sin contar lo venido por el antiguo sistema, ascendieron como lie indicado antes a 4.103.079 ps., y en los tres siguientes de 1772 a 1 774 el tlrmino medio anual fue de 1.197.979 ps. Las harinas, los caldos, los viveres y las ruanufacturas asi nacionales comec estrang 'ras, eran introducidas, comn( so ha dicho en la historia general, en cantidades do tal consideration que harian formar idea may equivocada do los cornsumos do aquella epoca al quo no tomase en cuenta, para deducir, las roesPortaciones que do los efectos de Europa so hacian ii las Aimericas y do los do estas a aquella. Las harinas constituyen un ramno muy valioso do la importation national y estrangera. Pritnero venian esclusivamnente do la Peninsula; despues so uni6 a esta entrada la del continente do Ia America espanola la do los EstadosUnidlos, y do alunos puntos do Europa, y ahora con la seguridad quo ha, obtenido el comercio espaiio!, este ramno ha tornado un grande incremento. En el a~o do 1784 (1) so prohibit absolutarnento la entrada do las harinas ostrangeras, y solo so permiltian las do Nueva-Espala y do la Peninsula~ las do Veracruz eran libros (2) y las de Buenos-ayrcs, pagaban la alcabala de entrada (3). En mredio do la prohibition a los Norte-arnericanos, se concedieron varies permisos (4) hasta la uipoca del libre comnercio estrangero. En 10 do mnarzo do 1785 se mand6 establecer el dcrecho de 3 rs. on barril, para el fonedo llamado do vestuario; por Pteal 6rden do 15 do julio do 1805 so le impu-. sieron 15 rs. en barril, con destine a la reposicion do cuarteles, imnpuesto quo lug e m n 6 a e a l la a od u v ni n q e r c u a ae elsulado (5). Las harinas do procedencia espaiola, introducidas en bandera nacional, fuoron exoneradas del pago do derechos municipals (6) por acuerdo in(1) Real 6rden do 18 do febrero, y otras posteriores de 18 de diciemnbre de 93 y 14 de marzo de 94. (2) Real 6rden do 17 de julio de 1790. (3) Real 6rden de 6 de abril de 1789. (4) Real 6rden do 2.3 do agosto do 1796 y stccsisamente en los anios de 1802, 1805, 1815 y 1816. (5) Real 6rden de 90 de mayo de 1817. (6) Pagaban 4:'_p2 sobre el capital dle 86 rs. barril y 3 rs. para i'estuarior

PAGE 204

178 terior aprobado en Real 6rden de 2-1 do octubrc de 1818; las de Florida y Norte-Ametrica fueron gravadas con 40 rs. de plata en barril, cuando venian en bandera nacional, 5 po por municipales, sobre el avalLuo de 60 rs. barril y ademas los 3 rs para vestuario. Las de procedencia estrangera, venidas en su bandera, adeudaban 64 rs. plata por 'derechos Reales 5 p4 por municipales sobre el avaluo de 60 rs. 3 rs. para fondo de vestuario y 8 rs. para tropa y cuarteles desde 30 deg setiemnbre de 1817. Por los nuevos aranceles despues de la refundicion de derechos, se ha sometido este rarno L reglas particulares (1) y pagan actualmente a razon de 3 ps. el barril de la espaflola introducida en buque espailiol, 37-,rs. plata la de la muisma procedencia en buique estrangero, 7 ps. la estrangera en bandera nacional, y 9. ps. ]a de ]a misma procedencia en buque tambien estrangero. P~or Real brden de 30 de octubre de 1824, adeudan las harinas estrangeras un r~al en barril para la Casa de Beneficencia, cuyo "impuesto se hizo estensivo al puerto de Matanzas por Real Orden de 24 de agosto de 1827. Ie aqui un estado de las harinas introducidas en el Puaerto de la Habana, desde una epoca bastante remota. .Rhos. Barriles. .lios. Barriles. .ihlos. Barriles. .Rhos. Barriles. 1769 25.986 1788 80.743 1797 62.727 1806 80.637 1770 38.869 1789 37.719 1798 58.474 1807 72.458 1771 24.429 1790 52.977 1799 59.953 1808 44.249 1772 1791 34.981 1800 54.441 1809 44.683 11773 s 90.496 1792 84.924 IS0l 64.703 1810 56.662 1774 1793. 55.295 1S02 82.045 1811 66.845 J1785 24.313 1794 70.025 1803 69.254 1814 37.017 I1786 52.907 1795 80.133 1804 53.489 1815 98.463 11787 55.944 1796 ( 78.542 18905 88.122 1816 71.807 Los caldos de todas clases, las carnes saladas, el bacalao, el tasajo &c. son otros renglones de grandes consumos. En algunos estados de Ia Administracion se mencionan por separado los vinos, el vinagre, aguardiente introducidos, en otros nb y las balanzas modernas no incluyeii al vino entre sus restmuenes. (1) W~anse, el acuerdo de ]a Junta superior directiva de ilcal Hacienda de 4 de junio cue 18~30 impreso en el Diario de la Habana de 30 de diciembre del mismo, la Real 6rden, .le 4 de noviemnbre que le aprueba, publicada en el Diario de 13 de fcbrero de 1831, y el ..ctierdoi teuido en 9 del mismo por las autoridades de la L:!,, 6 in~,erto en el propio Diario.

PAGE 205

A~ios. Vino. ba rriles.. 1769 22.220 1770 19.848 1771 19.290 1773 63.190 1793 23.487 1794 17.769 1795 22.937 1796 31.792 1797 12.547 1798 12.118 1799 32.0 73 1800 20.899 .-.________ Vinag re. 111.1uardiente. barriles. barriles. 486 852 634 2.222 537 264 2.101 1.846 5.542 17.293 5.247 1.7 12 5.189 2.9 15 807 ,, f 5.592 3.210 /hos. 1801 1802 1803 1804 1805 1806 1807 1808E 18S09 181( 1811 181 181 V no. barriles. 25.922 45.678 39.130 45.386 46.950 23.960 7 46.332 8 13.975 9 46.890 0 37.526 1 33,913 4 20.039 5 38.413 En cuanto a la entrada de los principles efectos mencionados lanzas, he aqui el rcsiimen de los seis ii1tinpos aflos. en las baVina gre. ba rriles. 221 1.944 406 1.150 794 581 91 287 628 144 306 93 567 .Jguurdiente. barriles. 1.897 3.615 5.553 5.319 6.259 3.016 3.165 1.957 2 .7 0 8 6.209 2.928 2.655

PAGE 206

PRINCIPALES EFECTOS INTRODUCIDOS EN LA HABANA. 1825 1826 1827 1828 1829 1830 .7roz. arrobas. 299.1694 397.263 431.2444 429.032 421.732 425.620 Total... 2.404.061 Anio med io. 400.6777 Buarlao. Carnepicer. arrobas. barrilcs. 98.447 2.703 121.149 5.662 217.296 193.467 200.299~ 138.740 969.379~ 161.563 10.29~ t 3.673 5. 772 3.034 4 31.128 5.188 Carne v'aca ba rriles. rr :l(fain. 17a1'iCh. 4.172 109.691 3.881 10S.253 22.963 116.248 9.50-4 ,x133.466 37.196 x 139.505 X2.505~ 121.022 50.2221 .J28.1S6 8.370 121.364 JAmon. arrobas. 26.156 4 27.404 i 6.764' 126.057 A 24.8 121 22.909 .154.104 25.684 a p -a M1 ant~eca, arrobas 128.425 155.069 141.162 17 1.785 155.5354 32.717 784.695 130.782 Tasajo. Tocino. Velas cspermno a rrobas. a rrobas. Li braS. 483.334 4.202 1-1 122.9004 482.960 9.357 170.863 308.09 10.262 214.2904 351.697 7.900 1S.4841479.7474, 10.4014 236.409 750.147 A7.486 204.4314 2.855.9 78 449.639-3 1.129.389 4 475.996~ 8.273 188.231 V eins sebo. arrobas. 46.266 38.5 13 52.584 65.3101; 57.798 46.598 307.070 4 51.118 L' i wwwsws.wn

PAGE 207

181, ile dicho antes que la eantidad de efectoa introducidos, solo representa la de los consumos, cuando se han deducido de los prim~eros las porciones reesportadas. Ademas es -necesario rebajar tanto de la importation Como de la esportacion las sumas en dinero y metales preciosos y en pasta, y no, tomar en cuen3a Jas partidas que representan el 'valor de los negros del -Africa en los anios tie este -trafico. Hechas todas estas deducciones he obtenido los resultados siguientes para el consumo do los efectos ultramarinos entrados en la Habana en lQs aiios que se espresan. --ft Valor de efectos' entrados. 8.772.868 13.454:844 8.901.282 5.718.952 7.401.940, 7.732.206 12.519.702 9.3 68.315' 11.369.095 11.976.337 12.926.305 13.700.167 13.336.568 11.540.344 Valor de efectos reesportados. 2.318.718 3.072.184 2.310.886 1.6418.382 1.620.325 2.091.687 1.017.610 1.941.288 5.741.127 1.957.109 485.407 2.627.267 2.764.245 807.808 Valor resultante para los tonsurnos. 6.454.150 10.382.660 6.590.396 4 .0 30. 302 5.781.7 05 *5.640.519 11.502.092 7 .367.027 5.627.968 1.0.019.228 j11.440.898 .11.072.900 10.572.323 10.732.536 ARTICULO 3.0 Comercio de los puertos habilitados. Como he indicado en otro lugar, puede decirse que, hasta hace pocos anios, el comercio de la Habana representaba el total de la Isla; y la falta de datos publicados -sobre el de los demas puertos, y lo escaso que era en la realidad, bacia que en Europa so considerase Como nulo, hasta la idtima epoca en que Cuba, y .con mnas particularidad Matanzas, empezaron a figurar en la Balanza comercial, 0 1809 1810f 1811 1812 1813 1814; 1823 1824 1825 1826 1827X k.828 1829 1830

PAGE 208

182 En la histo ria que queda referida, s" la: = ilto'comho a position y circiinstancias de la Habana, ilamaban a su puerto todo el comercio de Espana 'Y' Ame~rica, pues los estrangeros no' eran admitidos a 'hacerle,.ni .era ; permitido ei triafico a los otros puertos 'de .la Isla. Por el arficulo 5.O del Reglamento dellibre comercio -deEspan~a, Indias, de 12 de ,octubre de 1778, fueron; habi&. tados los de Cuba y Trinidad en clase de menores, y el de Batabanb, pares el comercio de neutrales y aliados; el "de Nuevitas, en la jurisdiction de PuertoPrincipe, por Real decreto de 5 de agosto de 1784; 'el de Matanzas, provisionalmente en 3 de diciembre de 1793; el de San Juan de los Remnedios, hla-# mado tambien puertoy de Cabarrus,, distante. legua ycuarto de la villa, en 14 de mayo de 96; el del Manzani!Ilo al Sur en la' jurisdiccion_ del Bayamo, el Goleto en la nmisma costa y en la jurisdiction de Santi-Espiritu, y el de Baracoa al Norte, por Real 6rden de 21 de julio de -1803; en 14 de agosto de 1815 se permitio a este udtimo lIa entrada de 4 6 5 bicques .estrange ros conx los efectos que necesitasen sus habitantes y el retorno de ,frutos del p~ais; en 13 de diciembre del siguiente aino se le permitio el libre comercio estran ero, con escepcion de la, mitad de los dereehos (1); en 1809 fue declarado libre ei de Matanzas (2); una Real c6dula de 26 de febrero de 1820, que no fue" confirmada, habilitaba el del Mariel; otra de 31 de diciembre 'de 1821 al de Gibara como de tercera clase; en19 de junio de 1822 al de'-Guantanamo de cuarta clase; y la Real Orden de 8 de diciembre; de 1826 ratific& y1 aprob6., as babilitaciones para el comiercio estrangero a ;los niencionados. puertos de.; Gibara, Manzanillo (3), Guantanamo y Baracoa. Los puertos habilitados 'de la Isla que hoy dia hacen tan comercio activo, son los siguientes, en el Orden de su importation comercial.' Habana, .Matan&zas, Cuba, Trinidad, Puertp-rincipe, .M1anzcznillo, Jbgua, Gibara y Baracoa. Hlabiendo espuesto lo conceiniente al de la Habana, -me qcupar6 ,ahora en los otros. Comercio y navegacion de Al at anzas. .. La epoca de la prosperidad de Matanzas es tan reciente, que no hace falta buscar en los archivos datos antiguos anteriores al ahio de 1806. Permitido el comiercio libre por acuerdo de las autoridades de 1a Habana de 9 de mayo de 1809, comenz6 a revivir aquella comarca, estableciendose nuevas fincas rurales -1)Actoaltneite, pap. lo, mismo que los dernas puertos. (2) Por el acuerdo die 9 de mnayo que permitio el comnercio "a neutrales y aliadosr es< trangeros en la H~abana, lo mismo que en Cuba y Trinidad. (3) Otra Real Ordeni de 6 de febrero de 1827 aprob6 de nu.evo Ia habilitacion dec este Puerto,

PAGE 209

183 y casas de comefcio por capitalistas europeos qun no pudiendo regresar ai la Peninsula, invadida porg los ej rcitos franceses, se' decidierona a permanecer en la Isla de Cuba y cdn especiali ad en la juritdiecion de Matanzas, que tantas cir-~ cunstancias reuniaj para prosperar: el estado siguiente comprende la esportacion de 5 aiios en iunbas epocas. .qftoS. 1806 1807 1808 1809 1810 Total....... Termino mnedio. Buques. entrados. 91 1,09 73 162 110 fCajas de azucar. .: 16.,112i 28.297 20.007 27.761 17.894 Lirobcis de cald. 1.41'7 68 2.719 9.320 8.522 Boco yes de miel. 3.658 2.56 1 1.375 3.831 4.537 545 f 110.071I 22.046 I 15.962109 22.014 4.409 3.192 Matanzas a lo1s principios reinitia-sus coseehais Wla-4Iabaula, de donde portadas a ultramar; pero desde la babilitacion de su puerto, empezo Wrmesas directas fuera de' la Isla en la cantidad proportional quo se 4 eontinuacion. eran es-~ a hacer espresa r En 1816', y desde 1818 hasta 1829, se esportaron de Matanzas para log puertos de la Isla y para ultran~ar Jas cantidades de azticar,. cafe y rpiel que naniflesta el estado siguiente. .io. Pa'ra, Pir tultramar. Ia I-a~bana. 1809 9.094 18.667 1810 7.150 10.744 1811 7.467 11.040* 1812 5.327 12.926 1813 4.353 110.506 1814 4.574 116.661 1815 2.912 J18.990 Total. 40.87699.535

PAGE 210

1816 1818 1819 1820 1821 1822 1823 1824 1825> 182 6 182"7 1828 1829j 1830 Cajas de azica.; 2 1.866 39.500 42 .279 57.068 60.492 64.958 75.082 67.158 67.372 -91.2994.1760 94.000 130.941 160.002 1Q~ntales Bcy~ 80.250 1.61 De consiguiente en 14 ainos, se ha sestuplicado la esportacion, de azuicaf por Matanzas, la de cafe es hoy dia diez y ocho veces mayor y' triple la de znieles...,... La verdadera esportacion ultrarnarina' fue en 18 9 de 14.760 rajas de azbzcar, 8.800 quintales de cafe y' 8.217 bocoyes, de miel de purga; en 1823 de 49.83(0 cajas de azbcar, 15.007 quintales de cafe y 17.933 bocoyes de mriel, y en el udtimo sestenio. y k Miel de purga. Boco yes. 24.086 23:340 23.584' 25.357 18.788 19.6 11 Cafe. ARrrobas. Cera. Arrobas. Tabaco en ramna. Arrobas. Tabaco manufacturad. Libras. ---1 86.156 164:4'70 178:958 96:110 191.573 288.487 211 3.14 697 900 254 476 ,, 1 0j 592 896 96 2.096 6.012 800 603 2.525 1.165 184 d ~ ~ ctft de inieL 4.575 7.397 34.22 11.095 47.941 8.355 18.40 10.714 62.43 11.747 24.64 16.759 17.93 20.985 46.18 23.448 28.48 24.086 51.033 23-.65751. 16 23.794 18.794 1825 1826 1827 1828 1829 1830 Azucar. Arrobas. 872.235 1.186.627 1.214.59-3 1.255.071 1.827.004 2.122.171

PAGE 211

! 185 Xinporta pues no confundir, cuando se lhable de la esportacion de Matanzas, general con la ultramarina. Haciendose cargo el Sr. Baron de Humboldt de esta circunstancia, gradiia la verdadera esportacion tras-atlhntica en 1819 igual at ,,-~ de la Habana, y en 1823 dice que fue igual a 11g. He advertido en otro lugar (1), quo sin duda dieron un dato equivocado a este ilustre viagero para la segunda deduction, pues habhendose esportado en 1823 para ultramar 49.830 cajas de aziacar, viene at corresponder a -prLoximamente do la esportacion do Ia H-abana en el mismo aijo. En los eis iiltimos, Ia esportacion de Matanzas fue respectivamente en azheiar 27 pg en 1025 y 1826, de 30 pO en 1827, de 31 p$ en 1828, de 46 pO en 1829 y de 52 po en 1830 comparado a la de la Habana; y de 13 p$ en 1826 y 1827, 17 pa en 1829 y 30Opo en 1830 con respecto al c afe. El aumento considerable de ingnios en su jurisdiction enestos idtimos tres ai'os y la feracidad estraordinaria de sus terrencs, permiten calcuJar un aumento prodigioso de production para lo sucesivo. En cambio de la masa de producciones que Matanzas esporta directamente para ultramar, recibe todo genero de efectos nacionales y estrangeros los cuales en parte son consumides en la ciudad, en parte internados a los pueblos y fincas, y en parte reesportados a ]a IHabana y a otros puertos de Ia Isla. Este ultimo medio de descargarse Matanzas de sus sobrantes, le proporciona un gran numero de efectos de la industria cubana, como son, cueros, serones, sogas cera, esponjas &c. quo necesita particularmente para las haciendas de campo. Por el articulo 5.O do las medidas adicionales a los aranceles de 1826, se prohibit cl triafico de efectos ultramarinos que antes sc hacia entre los puertos habilitados de la Isla. Mas poco dur6 esta suspension funesta para Matanzas, pues al aiio siguiente fue escepcionado su puerto, quedando en los demas reducido el trafico a solas las producciones de la Isla (2). Matanzas ocupa cl segundo lugar para el comercio maritimo entre los puertos de la Isla. Todas las potencias quo trafican con el do Ia Habana, han establecido ya sus relaciones con aquel y cooperan ai esportar los frutos de sus .cosechas ; pero los Estados-Unidos son los que hacen casi todo el comercio, y de ibs efectos que ellos no introducon, so surte Matanzas de la capital, a ,donde acuden las espediciones estrangeras con mayor probabilidad de venta. He aqui un resuimen del comercio y navegacion de Matanzas en los (dtimos 5 ajios. (1) En W Anales de ciencias, agricultura &c. del mes de noviembre de 1827 donde se bialla un articulo sobre los progresos de Matanzas. (2) W~ase el articulu 11 de las mnedidas adicionales 6 los aranceles,

PAGE 212

13tH COMERCIO Y NAVEGACLON DE MATANZAS. COMERCIO NACIONAL. Importation. Esportacion. -I -I 24.848 41 55.079 5 137.068 71 81.259 6 50.936 1I1.332.421 94.544 11 300.688 711 231.508 218.3413 300.979 ESTRANGERO. IBvq. nacional Esportacion. 1.818.374 3j ~11.686.411 731.104 511.511.548 1 J11.045.480 7111.899.288 5 935.894 2.335.412 Entrmdos 4 10 19 40 47 Salidos. 5 5 18 43 57 Buq. estranger. Entrados Salidos. 222 231~ 221 206 168 173 246 230 226 247 La relation en que se hicieron las introducciones peninsulares en Matanzas, ya por bandera nacional ya por las estrangeras, f46 como sigue. Sillos. 1826 1827 1828 1829 1830 En buques nacionales. 10.575 38.910 64.193 207.080 218.343 En bniques estrangeras. 14.274 16.170 72.876 93.609 0 TLos aumentos que ofrece el comercio nacional y que rificado en todos los puertos de la Isla en los dos idtimos a la medida protectora de convoys y at la seguridad que vegacion entre la Peninsula y la Isla de Cuba (1). veremos 'se han v&. aflos, fueron debido3 ha disfrutado ]a n&,(1) W~ase el articulo del comercio en general. COMERCIO lImportacion. 978.323 3j 1826 1827 1828 1829 1830

PAGE 213

E TDDEL COMERCIO ESTRANGERO EN MATANZAS. I.41P OR Td CIO En buques EstadosCiudades Paises .nos. nacionales. Unidos. Inglaterra. Francia. Ansediticas. Bajos. Dinamarca. Italia. Rusia. Portugal. 1826 8.650 916.126 10.853 7.375 ,, 35.319 ,, ,, ,, ,, 1827 750 1.161.742 11.379 7 2.564 5.155 80.409 421 5.155 , ,, 1828 26.548 596.556 37.299 58.603 1.156 436 1.653 4.467 ,,4.386 1829 76.075 767.7 09 67.036 69.582 5.608 14.215 45.524 7, ,,7 14.215 19 9, 1830 141.256 688.348 48.575 29.457 16.262 8.133 3.863 ,, ,, , ESPORTJI O. 1826 5.479 744.057 283.454 31.643 250.163 301.007 19.167 53.252 130.152 ,, 1827 ,, ~ 576.337 261.797 ,, 1, 314.745 290.080 22.293 9, 1, 201.459 , 1828 18.271 512.473 177.955 8.656 380.028 115.839 12.936 46.283 337.662 495 1829 14.515 416.054 383.623 J 23.928 177.352 441.485 ,, ,, 84.645 357.245 440 1830 j 34.417 889.215 289.493 62.049 439.374 196.251 3.782 31.485 380.736 8.608

PAGE 214

ESTADO DE LA NAVEGACION ESTRANGERlA EN MATANZAS. I.MPOR T~'ICJON. .Estados-Unidos.; Inglaterra. F'rancia. Paises-Bjos. Italia. Portugal. .Rlernania. Rusia. 0 _ _ _ __ _ _ _ _ SBuques Toneladas. Buques Toneladas. B~uques Toneladas. Buques Toneladas. Buques Toneladas. Buqaes Tonteladas. Buques Ton~eladas, Buques Toneladas. 1 8 2 6 2 0 9 3 3 .1 9 9 7 6 0 6 3 5 0 4 2 2 4 8 1 7 3 ,, 1 8 2 2 0 7 3 3 6 4 8, 5 8 6 2 3 1 5 2,924 1828 189 31.206 7 1.368 2 342 1 111 3 145 1 82 3 690 ,, ,, 1829 156 26.768 9 1.315 ,, , 1 266 1 133 1 100 ,, ,, ,, ,, ,, 4830 159 25.215 7 1.279 ,, , 1 111 ,, ,, 3 215 ,, , 1 151 E SP OR TI CION. 18 6 2 5 2 .0 84 9 4 5 4 2 2 0 17 y3 8 7 2 0 3 .1 880511635421 5 9~18 207 26.139 13 1.369 2 342 1, 1, 9, 3 145 1 82 3 690 , 1829 190 25.208 20 1.292' 1 ,, 5 377 1 133 if1 100 ,, ,,, ,, "1830 220 39.397 12 2.443 ,, ~ 2 335 ,, ~ 3 215 6 1.258 ,,

PAGE 215

S 1La esportacion para. puertos rusos es do bastante cnsidcraion sin que aparczca de las balanzas valor alguno introducido por aquella potencia, eseepto cn 1829. U~na observation semejante puede hacerse con respecto a otras Landeras que do Matanzas esportan mucho e intrcducen poco, y al contrario; mnaesto procede de que varios buques dcspues de haber descargado en tin puerto do la Isla, por ejemplo en Ia Habana, pasan a Matanzas a cargar frutos cubanos, 6 de Matanzas a, la Habana, aunque raras veces. Las circunstancias do aqu'eila plaza que reune las cosechas do muchas mas haciendas quo las de su jurisdiction, hacen que los valores esportados aparezean manyores que los importados directamnente de procedcncias ultrarnaritias, y For lo tanto no dcbe establecerse calculo alguno sobre las mencionadas diferencias, quo solo prueban los aunmentos do la production en aqueilas comarcas. Del mismo modo en el estado do navegacion se puccie notar una desproporcion entre ci niumero de buques y tonelage entrados y el de los salides, porqueoen las toneladas do entrada so entienden las de los buques lcgados en lastre, y en las do sajida. solo las de los buques quo allh fueron caigados y no los quo completaron sus cargamentos quo dejani en tal caso satisfecLo en la Hlabana ii (tro puierto el correspond ionte derecho. Do esta nmnera so esplica tambien, el destinio del numerario entrado quo mencionan las balanzas p~articulares, aseendente ia 549.750 ps. en 1827, a 248.748 en 1829 y a 196.146 en 18F30. Las balanzas particulares do Nlatan Zas y do los clemlas puertos habilitados, formadas sobre el modelo do las do la Habana, conti( ncn el comercio estrangero hecho For buques nacionales bajo una sola partida, tanto en la imnporta-" cion como en la esportacion y de consiguiente resultan de-pues disminuidas la una y la otra para. cada potencia, en ei valor do las conducciones en buques espaiolcs. Conviene terser presente csta advertencia que, como dire en el articulo del comercio en ge neral, influve on lot resultados generals quo dan las balanzas para ei comnercio por potencias. La esportacion ultramarina do Matanzas consiste cn su totalidad en efec_tos del I ais, pues como envia a Ia Hlabana los sobrantes do ia importation y no disfruta como la capital del beneflcio del deposito, no so halla en el caso dc reesportar. Ademas de los principales frutos, espendeo camnbia algunas maderas de caoba, cedro, yaiti, guayacan &c., miel do abejas, esteras do palinas, esponjas y frutas naturales y on confitur as. Las balanzas particulares del puerto de Matanzas, quo no so publican, pero cuyos datos so emplean en Ia general nmaniflestan la clase do comiercio relativo a cada potencia. Seria largo dc esponer este porinenor, on varios aflos y asi creo suficiente para dar una. idea do la esportacion quo hace cada potwicia do los principals frutos, el siguiente estado deducido do la de 1829.

PAGE 216

190 Arrobas de azbear. ...I iBocoyesde miel depurga, Pipas de aguardtede caa Arrobas de caf .. Arrobas de cera.. Espaiia. 4.760 3.240 1.371 E stadosUnuidos. 27 6.04 8 92.470 760 41.689 ]) ,, Inglaterra. Francia. 322.9G8 16.230 50 5, 5, 59.272 1.329 ,, 5,] 7.693 Para la Alemnania salieron 139.522 arrobas de azuicar y 37.830 id. de cafe; para Italia 56.415 do azkiar y 2.592 de cafe: las clemas partidas fueron de poca consideration. Comnercio y nave acion de Cuba. Las esportaciones heclhas por este puerto, en los aflos de 1795 a 1806, fueron por tcrmino medio do 53.331 arrobas do azuicar blanco, 60.805 idemn de quebrado, 3.720 idemn do cera blanca, 2.185 idemn amlarilla, 1.776 bocoyes de miel, 1.291 libras do carey, 3.97 4 arrobas .de cafe, 32.055 quintales palo de tinte, 198 pipas do aguardiente, 16.567 cueros al pelo, 1.250 id. curtidos, y 18.742 arrobas tabaco en rama (1). En la epoca actual, su comercio se halls espresaclo en los datos siguaientes. Ctoll"C1o NACIONAL. Co-muinc-10 ESTRANGERO. lImpoitaciou. F'spoi tacoi. 1l1)ortacion. Espoi trecion. 157.157 1 151.028 4 956.937 71,1.124.110 157.547 7 106.479 11.199.492 1.224.915 6 22 4.761 3 139.103 7 11.199.432 6 1.191.763 2N 3:6317 294.053 2--! 964.190 4 1.207.572 11 351.3:6 i 461.98 [ 601.506 4l, 930.85111 B~uq. nacionaw.1Buq. estran, cr ,itrados lSalidos. Eutradcs Saiios. 06 42. 196 202 24 25 231 190 42 37 225 20~6 50 44 108 157 83 90 184 193 ~ i 6 (1) Man,sci'ito del archivo dc1 Tribunal de Cuentas. Paises Bajos. 411.111 465 ,, ,, 29.904 ]) ,, Rusia. 354.345 2.892 1826 1827 1828' 8 129' iS 30C

PAGE 217

191 Las introdticciones die la Peninsula so hacen ya on la, ban era. nacicnal va en bandera estrangora, pero en mayors cantidades por la Begun da. Solo do harinas introdujo esta en el ultimno atio por valor de 149.262 ps. y la cspnolailo 43.937. El total de las introducciones penIinsulares ell Cuba por bandcra. national, fu-de 47.117 ps. en 1827, do 48.351 en 1828, dle 143.101 en 1829 y de 343.154 en 18130; y las liechas bajo pabellon estrange; o en Jos mismos cuatro a os, han ascendido respectivameonteo en cadla uno a 157.547, 1 76.410, 183.247 y 8.172 ps. El comercio estrangero figura con sumas menores quo las de Matanzas, y no cooperan las potoncias cstranscras en la nmisna proportion a hacer las introducciones y has esportacio yea. Despues do los Estados-Uniidos, la Francia verifica el mayor nuancro de las negociaciones en el puerto de Cuba, comno S~ puedc ver en el estado siguiento. ESTADO DEL COMERCIO ESTRANGEHO0 DE CUBA. I LJIIPOR01? C ION.4 o En bzcuc)a. EstadosFn a.1InglaterPaises 1nmcFrnca accooe .B'lClclflWi., Itaia. lplPon 182 -____ -K18693.397 472.832!)223.463;, .94.3 77 66.872! 5.995,,, ,,, , '1827 28.818 721.159 253.024 131.589~ 24.920 1x+.535 ,, 4.906 15.440' 1828 84.60 8 11.404 137.07 13.29 31.31 .781.29 .3r .59 1829 14.075 377.408 117.683 126.1931 12.9011 28.279 15.623 3.920, 18301 54.711 327.027 88.4891 95.502{ 9.174, 4.952 21.5S4 66 ~ 1 ESPOR T.C CIOX.-A_ 1826. 4e.352 308.543 441.411 83.246200.217' 4.261 38.078,, ,,, 1827 4.719 328.767 414.111 254.898 41.457 5.447 ,,1G6.595 791 12, 69A657 219.730 220.443 359.817 150.326 10.671 153.675 7.433' 18281 12.6 5.35299356,3,04911.8,786 6809 'I 1830~ 75.809 X07.624 202.308 52.131 74.524~ 17.466 53.034 108.383 1.624

PAGE 218

El comercio do Succia y Rusia, apena3 figura en las balanzas de Cub. Las esportaciones de los principales frutos fueron las siguientes. \Jguard cuia~ ./lziecr, gnos. pipas. arrobas. 1826 118 315.240 :1827 101 1 241.3101 1828 292 1 214.812 S1829 596 291.982 118-30 541 313.266 arrobas. 319.475 379.597 375.671 398.979 440 203 Cecra, -Miel pug ga, TIabaco rama T a bac torrid. arrobas. bocoyes. arrobas. libras. 3.323 1.906 51.768 4.278 3.47 9 4 1.705 42.2713 4 3.925 4 l1.511 2.338 34.960 4 990 2.685 1.001 80.861 3.971 1.744 1.522 110.243 4.783 Ha esportado Cuba ademas 40.000 arrobas de algodon de su cosecha, caobas por valor de 5.000 ps. Palo de tinte por 30.000 y otrosefectos del Pais por somas de corta consideration en 1829. Los valores citados de la imnportacion en Cuba, solo se entienden de los efectos Para el consurno, pues bajo la denomination de dep~sito han entrade en Jos cinco aiios hitirnos los valores siguientes: 1826 ...................... 68.339 Ps, 1827 ....................... .84.109 ,, 1828 ........................... 296.040 1829 ......................... 239.585 ,, 1830 ......................... 170.273 ,, Los cuales fueron reesportados en su total en los tres prirneros, en el de 1829 pasaron al consumo por valor de 28.522 ps. y en cl ultimo por 24.454. La distribution del azu6car y cafL de sus cosechas, entre las diferentes-potencias que alli comercian, se hace del modo siguiente segun los estados particulares del aho de 1829. De azuicar salen Para Espafia 41.662 arrobas; Para log Estados-U~nidos 40.682; Para Francia 91.112, Para Italia 28.254, Para los Paises~ajos 55.608, Para las ciudades Anseaticas 13.887 Para Rusia 10.201. De cafe Para la Pennsula 1.611 arrobas, Para los Estados-Unidos 132.072, Para Francia 99.809, Para los Paises Bajos 55.072, Para las ciudades Anseaticas 20.309, Para Italia 67.735, Para R{usia 8774. La Inglaterra ha esportado rnuy poco azibcar y cafe do aquel Puerto: los principales efectos que ha tornado en carnbio de sus introducciones fueron tabaco, Palo de tinte y algodon, entre 105 cubanos, y harinas entre los eIstrangeros.

PAGE 219

Comercio y nav~egaci on -de. Trbd ddJ. COM ERCIO NACIrONAL. COMERCIO ESTRANGERO. lBuq. nacwnai. Importation. Espoitacion. j-Imsportationi. Esjportacion. ~I9 ~QR a au ~ 4 I57.516 6-1 22.270 4 96.588 6: 21.009 3 152.123 G~b 87.336 72 267.802 7 151.141 387.428 44 1:769.744 1 578.398 3 534.745 5. 779,314 21 585.499 4 551.885 j 616.615 71621.169 5,1 6:38.S76 6 JBuq. estralg er.1 Entradosi Salds Entrados Salidos. 1_ -~-I 4 3 7 12 33 2 1 5 5 27 78 112 112 95 106 79 107 97 88 98 Las esportacioneos ascendieron el uitimo ainh a 610.337 arrobas de azhcar, ~.900 arrobas deC cafe, 1.130 arrobas do cera, 10.965 bocoycs de miel de purga, 318 arrobas do tabaco en rarna, 1.095 libras elaborado, mnaderas por valor de 4.634 ps. estcras por el de 4.057 y otras inenudencias. El total de las niegociaciones con lus Estados-Uiiidos fue de 898.722 ps. con Inglaterra de .15.817, con lasciudades Anseaticas do 103.178, con los Paises Bajos de 16.712 3 con la Italia de 84.627. El comercio directo con la Francia y la Rusia fii., nulo en el 'ultimo aiuo y sumamente escaso en el anterior, reducido a espor. taciones de sula azuicar padra aquclla potencia y de todes frutos para esta. Comercio y navegacion de Puerto-Principe. Comrp. Io NACIONAL. lI1nportacion. 44.025 5s4 69.062 71 84.553 5:} 74.223 64 120.775 14j Esportacion. 39.803 2 31.575 24 38.67 5 7A 27.271 7 59.674 1 COMERCIO ESTRANGERO. Imnportation. Espotion. 82.635 4 31.721 2 138.688 24k 43.122 5 110.615 35.847 14 121.053 6 45.134 6 131.638 3 65.037 IBuq.nacion al. ErdsIlids 21 21 19 27 38 9 l1' 17 14 28 Buq. estranger, Eutad cs Salidos. 18 20 31 31 26 10 11 22 26 22 --S __________ ______ II S ~ ---1 -.-.1826 1827 1828 1829 1830 1826 1827 1828 1829

PAGE 220

194 El coxw~rcio maritimo ultramatino de la jyirisdiciun do Puerto-Principe so vcrifica por la bahia de NJuevitas en Ia costa del Norte, distante 21 leguas do la capital; pero el trafico do cabotage clue so lace -por este puerto 'y' ci 'smigidero do Guanaja en Ia misma costa, y por cl de Santa Cruz y estero de Vertientes en la del Sur, con los do la Hlabana, Matanzas,, Cuba &c. influye en los ix sultodos qjue ofr-ece Ia [nlanza del ccinercio ultranmarino, y asi convendra tconer a la vista Jos (datos (1o aquel para formar idea exacta del tamnano importmncia (1e ambos. Per la mi ma razor es quo "bien so considered ]a totalidad do ]as esIportaciones, bien~ las particulars quo Lace cadla nation, suclen scm nw~noros quo lad irtroduccioncs, pues ]a gran portion do frutos quC sc (lirigen a los puertos p1-ilcipales no peormite cargar los b)uques destinadus ii ultramar, y asi es quo salon 6 en lastre 6 al media carga. Los Estados-Uuidos introdujeron on el ai~o (d0 1826 efetos por valor 38.819 ps. en 1827 por 59.754, on 1828 por 35.122, on 1829 por 54.678 y on 1830 por 749.896, v osportaron en los mismos cinco arlos, Jos v'alores siguientos rospectivamento: 13.001, 15.1SO, 7.712, 14.516 y 53.677. Las importaciones 7 esportaciones hocchas por la Inglaterra, fucron como siguc. AI Is. Lorlacion. Esportcion. 1826 B.G 7 9 i&2717.243 1.360 1i Is 30.05 5 15.124 b'29 18.092 21.534 1&30 8.270 18.772 La Francia bate unm cornercio directo muy redueido, y_ on los fiiios do 1826, 1829 y 1800 f ,ut nulo. Las csportaciones do Puerto-Printcipc Para ultramar consisticron on 40.998 arrobas dlazuicar, 4.440 arrobas de cera, 558 bocoyos~ de miel do purga, 450 arrobas do tabaco en ramna, 8 libras de tabaco 'elaborado, cucros, caoba, cedro yv ganado caballar, mnular y vacuno (1), en el ialtimo aao. (1) Cuanco se Li~bn del comnercio ivtcrior' :e espC 'icr rf.ms e~ta esportacion "de-aniflh.k5ViAOS

PAGE 221

Co,,erc10 y navcgacioif &Il Manzanillo. I j COMEFRCIIJ NACIONA.. Iiprain Esportacion. 1826 1827 1828 1829 1830 4.691 .9.343 I, ,,> 22.004 1.190 CODIEncIO LS IRANGEPo. f31ri. naLcliflcl. Import ato .Es port acion. Elktr ~dos' Salidos. 58.718 5 27.494 3 30 35 65.578 1 106 .999 79.842 4 70.457 0.619 'i 46.412 6 41.268 2 62.88 1 33 61 31 34 3:3 40 40 L) aq. est ranger. Entrades Salilos. 17 7 74 61 32 30 39~ 37 l Este comercio COmno se ve, es hccho en lo general por buques estrange ros quo introducen de los Estados-Unidos, de 1ng~ateria y do los Paises Pajos ef~ctos ultramarinos, para tomar cn camnbio maderas para la Construccion y para las tintes. El valor do las negociaciCD(S con la priraera l)otcflia fue en 1830 dc 50.538 ps., do 27.3:32 con la segru da y (10 solo 770 con la tercera. Eni 1829 salieron de esto puerto para ultramar direct.'m ente 3.640 pietas de caobu, 738 de cedro, 30 tirantes do madera dura, 10. C2 '.ar;s dc yaya y 418 toneladas de guayacan y Palo de tinted, al-unos cabailos y mulas, tabaco en ramna y elaborado, esteras, serones, cera y 175 arrmbas de azhu~lr, cmpictaron toda la esportacion linwada de travcsia (1). Coniercio y nave gacion de J.hgiia. COMERCIO NACIONAL. Import dcon, Esportacion. 1826 ,, 7) , 1827 ,,~ 1.663 6 1328 ,, ,, 18291 ,,> 1 18301 9.802 1 673 6 COMErRCIO rEsTrl INrFlRO. Jhuq. 7wC1ixfl/. 1! u~q. estrclagf-,e Importation. Esp ortacin. Eutradois Salidos. Entcs Salidos. 58.813 5~ 29.874 2 ,, 1 14 52.216 31 .302 ,, 19 16G 72.945 6 23.087 G2 ,, ,, 12 1'2 77.441 2 54.139 3 3 ~ 20 5 (1) En 1827 bubo ademas una entrada de efectos, no destinades al corsuro, For valor de 2.921 ps. que luego fuieron reesportados en otros' buqutes sin (1ethbarcarse en tierrm, y en 1830 por valor de 6.086 ps. y reesportados 7.849: Jo que se especihi en ks balanzas bajo 1!a denorninacion de dopbsito de trasbordo. I 'I

PAGE 222

196 Este comercio es puramecnte he~ho con estiangero. La principal esportac;ion consiste en maderas, cuyas cantidades pueden verse en el estado siguientc. Caobas. Culdros. Jlktderas duras. 'M~OS. II(Lras. varas. Varas. 1827 4.021 4.388 1.229 1828 5.249 3.881 4.967 1829 1.379 2.247 1.948 piezas. 1830 623 2.62.4 ~ 1.976 id. ~2.160 varas. Sale prlra ultrarnar ademnas, algun tabaco, aziuhar, mieles, cera, cueros, cafe, esteras y caballos, pero en partidas de miry corto valor. En los ns idltimoas Coda ]a esportacion fute heeha en buques ingleses y de los Estados-Unidos. C'orercio y navegacion de Gibara. C; CONIERCIO NACIONAL. CrJMIEIICT{) ESTRANGERO. Bseq. nctcionol. IBuq. estrangeri Im1poi tacion, Espoitaciun. Imporfaciou. Esportaciori. Entrados. Salitlus. 1Entradosl Sal idos. 182'7 7.005 3 43.834 42.760 2 20.550 17 22 2 S 1828 33.939 4 26.212 1 5.815 2 46.104 1 21 32 2 ,2 1 829 3.042 4 39.493 31.876 6Q 59.480 5 37 32 7 5 1830 15.019 j39.325 31.922 52.354 35 32 7 9 La Adninistracion de Rentas de este puerto fue establecida en junio de 'S2 7, Fero se forM6 una balanza particular para los cinco mneses primeros del <:no en H-olguin, la coal permuite comnpletar el estado de su comcrcio niaritimo desde 1 27 a 1829. La Penin~sula, los Estadlos-Unidosty la Inglaterra, haacen todas ias n~gociones conl este puerto, cuyas esportaciones consisten en tabaco en rama y elaborado, conchas de carey' y caguarna, cueros, caoba, cedro y fustete. Esta udtima madera es la que se esporta en moyores cantidades, pues en el anlo de 1829,saberon 14.395 quintales para puertos estrangeros y 10.150 en 1830 valuados en igual numero de pesos fuertes. El tabaco esportado se gradub en 82.508 ps. en el primer aiio y en 73.265 en el ultimno, de suerte que estos dos renglones formaron casi el total de la esportacion.

PAGE 223

19'7 Comercio y navegacion de Baracoa. COMERCIO NACIONA.. Importacion" Esportacion. COMERCIO ESTRANGERo. Buq. nacionat. IImportacion. --.1. a 1826 1827 1828 1829 1830 ,) ,,) 5.031 2.825 1 11.301 6 12.838 5. Esportacion. tEntrados Salidos. 1.460 11 2 2 16.10 017 4 13 16 7 6 1153 6.015 61 12.493 31Buq. estrange .. Eutrados( Salidos 17 19 13 9 11 17 12 9 8' 10 r_ -____ El comercio de este puerto es muy reducido. Sus esportaciones principal les fueron de cafte y tabaco, y ademas algunas maderas, miel de abejas, aziicar, cera, cocos y naranjas. En el 'uitimo aiio se ven unas cortas partidas de gengibre esportadas de este puerto, lo que indica que se ha introducido este nuevo ramo de cultivo. Para completar la historia del comercio ultramarino hecho por los puer-. tos habilitados de la Isla, en estos hitimos ahos, he aqui un reshmen general de sus importaciones y esportaciones. 11.353 3 21.934 18.671 5.7'78 5.1 45.530 7 22.314 11 20.111 15.249 21

PAGE 224

Matanzas.. Cuba..... Pto.-Principe Trinidad., Baracoa. .... Manzanllo. Gibara.. Jagua.. ______________ U _______________________________ 1826. 1827. I mportacion. Esportacioni.Importacion. Esportacion. 1..003.172 1.114.094 126.961 420.027 5.779 58.7 19 1 .899.634} 1.275.138 7 1.525 474.257 1.460 27.494 1.387.501 1.44 1.048 207.752 625.9 15 45.531 9:3.969 49.765 58.814 1.717.347 1.4 15.503 74.698 557.016 21.131 62.0 11 64.384 31.538 1828. Itnportacion.} Esportacion. 868. 174 1.424. 194 195.169 876.903 33.668 237.448 39.755 52.216 1829. Importacion.jEsportacion. ___________ I--1.605.092 1.330.867 74.523 606.549 14.365 176 .862 72.316 31 .302 1.346.170 1.290.542 195.277 704.009 42.045 84.533 34.919 72.946 2.130.797 1.501.625 72.407 708.727 17.318 64.37: 98.9741 23.088 I I-,1830. lmportacion]lEsp--ort acin 1. 154.238 1. 123. 106 252.414 884.419 33.930 85.887 46.941 87.243 2.636.391 1.538.658 124.711 790.018 25.332h 71.9211 91.6791 54.8181

PAGE 225

199 ARTICLTLO 4?. Del comercio general de la Islat. La falta de documentos bien ordcnados de los puertos de la Isla de Cuba, antes del aiio de 1826 en que comenz6 la regular publication de las balanzas generales, hate imposible el seguir desde su origen, los progresos del coruercio maritime en todos ellos; y por otra parte, lo escaso que era el qu, se hacia por dichos puertos, ..escepcion de Matanizas en los i'ltimos anos, inclina 0 considerar sin error notable, el de la Habana Como representative del total, en las epocas anteriores al aflo de 1809. El comercio general de la Isla de Cuba, en los cinco aiios transcurridos desde 1826 ai 1830, ha sido valuado, por las bajas graduaciones de los aranceles en las cantidades que espresa el siguiente estado. COMERCIO GENERAL MARITIMO DE LA ISLA DE CUBA. LIAIFQRTA CIO.TV. Afios. Comercio national. Comercio estrangero Deposito. TOTAL. 1826 2.858.793 1 10.307.339 51, 1.759.621 4 14.925.754 21 1827 2.541.322 6 12.744.885 2 2.066.646 7 17.352.854 7 1828 4.523.302 2j 12.978.111 1. 2.033.508 41 19.534.922 1 1829 4.961.043 3 11.213.371 1 2.521.442 18.695.856 4 1830 4.739.776 5 10.195.503 5 1.236.283 416.17d1.563 21 Aiio mediot 3.924.847 11.487.842 f1.923.501 17.336.190 E SPORTdR CIOJ. ? 1826 1.992.689J 10.504.309 24 1.312.839 5 13. 309.838 1827 2.284.250 3 10.517.975 4 1.483.966 2.1 14.285.192 1 1828 1.556.224 6 10.085.117 3 1.473.020 6j 13.114.' 62 742 1829 2.292.580 6 10.006.677 2j 1.653.147 224 13.952.405 3 1830 3.740.747 7 10.609.076 14j 1.521.144 5.4 15.870.968 6 Am mediot 2.373.298 10.344.631 1.488.823 14.206.753; Este Comercio so ha hccho per el intermedio de los buques y tonclage siguienteg

PAGE 226

200 NAVEGACION GENERAL DE LA ISL.A DE CUBA. IMPORT ACION. CoMERCIO ESPANOL. COMERCIO ESTRANGERO. Total Total Buques. Toneladas. Buques. Toneladas. de buques. de toneladas. 1826 192 13.002 1.484 228.758 1.676 241.760 1827 183 11.547 1.658 252.723 1.841 264.270 1828 279 21.212 1.610 255.864 1.889 277.066 1829 396 32.534 1.306 216.719 1.702 249.253 1830 572 52.063 1.223 194.995 1.795 247.058 Aniomedio 206 26.071 1.456 229.812 1.780 255.881 ESPORT hCION. 1826 169 10.108 1.353 196.672 1.522 206.880 1827 184 12.784 1.465 217.242 1.649 229.926 1828 304 23.957 1.382 205.873 1.686 229.830 1829 366 30.291 1.204 198.459 1.570 228.750 1830 550 48.918 1.210 215.479 1.760 264.697 Ai'omedio, 314 25.211 1.322 206.745 1.637 231.956 Comiercio espa, 01. :El comercio national ocupa un lugar distinguido por su tamaflo a impor. tacion. La Metrupoli introduce en esta Isla sus vinos, aceites, aguardientes, frutas secas, viveres, menestras, harinas, metales y nianufacturas indigenas : el renglon de harinas hra tornado un gran incremento en los ainos ultimos. Su valor ascendio en 1828 ii 1.263.597 ps., en 1829 ai 1.582.769 y en 1830 a 1.422.881. Por el puerto de la Hlabana se introdujeron en 1829 90.000 barriles de harina espa~iola, por el de Matanzas 11.260, por el de Cuba 7.197 y por el de Trinida.d 6.266: cuando de igu-ol procedencia solo habian entrado en el primero 37.662 en 1827 y 19.442 en 1825, todos los demas hasta satisfacer el consuino, venian de los JEstados-Unidos. El valor minirno de los frutos cubanos esportados fue de 1.052.946 ps. en 1828, de 1.724.229 en 1829 y de 2.545.370 en 1830, es decir que la Peninsula consume mas de 1 de los frutos de la Isla.. Comparando el comercio espanohl al total, forma mas de una quinta parte; en el ai~io de 1803 incluyendo el de la Aminca espafiola, era igual ai los dos tercios, y fue tal el incremento que en p)oco tiempo adquiri6 el comercio estrangero que ya en 1805 y 1806 formaba los h del general. He aqui los resultados ultimos.

PAGE 227

COMERCIO ESPA&OL. IIlIPORTA3GION, Aiios. En busques nacionales. En buques estrangeros. TOTAL. 1826 409,353 2.449.440 2.858.793 1827 352.043 2.189.280 2.541.323 1828 611.155 3.912.147 4.523.302 1829 1.460.041 3.501.002 4.961.043 1830 3.224.268 1.515.508 4.739.776 Ano medio.. 1.201.370 -2.713.475 3.924.847 ESPORTACION. 1826 500.787 1.491.902 1.992.689 1827 f 1.082.824 1.201.427 2.284.251 1828 715.954 840.271 1.556.225 1829 1.249.789 1.042.7 92 2.292.581 1830 3.158.495 582.253 3.740.748 Aniormedio.. 1.341.569 1.031.729 2.373.298 Comercio estrangero. Hallando las razones en que estai la importacion general con la estrangesa, resulta que en 1826 futc esta igual a los dos tercios do aquella, en 1827 a los tres cuartos, en 1828 a losdos t'ircios, en 1829 a los tres quintos y en 1830 ii los dos tercios y por ternino medio puede decirse que, en la Isla de Cuba, la importacion estrangera forma cerca de los dos tercios de la general. Con respecto a Ia esportacion, la razons media para los cinco an~os, fue de tres cuartos de la general, pr4uximamente. Conviene advertir que las partidas denominadas en las balanzas Dep6sito de entrada~, se componen de introducciones hechas en el puerto do la Hlabana, tanto por Ia bandera national como For las estrangeras: deberian pues, agregarse a las sumas representativas del comercio de la Espa~a y de ]as potencies estrangeras, los valores de los efectos de cada una pasados a depusito, para saber la verdadera importacion que les pertenece; pero estos datos no los ofreccn las balanzas publicadas. Los valores aparentes, tanto para la imnportacion cormo para la esportac ion asi Como cl nuimero do buques y de toneladas empleados en el comnercio do las potencias estrange ras, so hallan espresados en resuiiren en los dos estados siguicntes.

PAGE 228

EnbuuevEtaos Faca Inglaterra Cuaes Pie Dinamarca. Rusia, Italia. Portugal. Suecia. nacionales. Unicdos. anseaticas. Bajos. 1826 314.4384! 5.632.808 1.169.451 1.323.628 1.293.990 337.136 5.995 63.6761 165.118,, 1827 349.728 7.162.696 1.472.205 1.618.371 1.279.819 360.193 56.398 109.284 67.786~ 241.062 27.145, 18,28 431.5541 6.599.097 1.635.856 1.7 70.0861 1.747.399 335.508 69.335 85.613 123.141 159.444 21.079 1829 844.826! 5.734.766 1.245.947, 1.83'7.776! 1.005.749 341.126 87.887 , 59.149 56.145 ,, 1830 1.051.539; 4.791.545 721 648) 1.745.338 1.462.548 238.811 14.848 67.110 49.692 52.424,, Afomcdio.I 588.46 v.984.F 1.243.221j 1.659.03 1.35'7.901 22.~ 46.892 87.335 70.68S 134.838 24.112! ESPOR M'l CION. 1826 186.879, 3.891.597 1.162.219 1.583.475 1.667.950 1.330.205 65.465 412.758 188.270 12-..492,, 1827 184.060~ 4.107.449; 1.043.610 1.605.073 1.669.400 981.683 30.349 448.809 438.611 791 8.130 1828 711.4791 3.176.965 754.313 1.611.821 1.927.502 881.728 27.953 719.582 225.740 11.549 85.986 1829 562.653 3.191.535. 907.808 1.729.405 1.333.195 1.073.619 14.043 884.981 296.422 7.118 ,, ,, 1830 543.267 4.266.782 757.736 1.223.595 1.785.857 662.433 27.086 1.000,925 316.447 17.690 ,, Ajo medio. 439.667 3.727.465 95.239 1.550.4'71 1.676.780 985.934 32.979 693.411 293.298~ 9.928 47.058

PAGE 229

NAVEGACION ESTRANGERA. I.MP OR T3 CIOV. *Estadnidos. y~ Buq. Toneladas. 1826 1108 174.713 1827 1242 192.247 18231175 183.183 1829 696 166.659 1830 936 153.067 Francia. Buq. Tnnieladas. 81 16.843 92 17.534 77 16.792 63 13.342 42 9.061 Inglaterra. IBuq. IToneladas. 1631 18.651 1661 17.293 206 23.270 182 21.242 146 16.479 Ciud. .Ilnseutic. Buq. Toneladas. 30 5.808 33 6.495 24 6.494 19 4.188 37 7.211 P i e -B uq. T oneladas. 47 4.685 48 7.156 33 3.868 26 3.183 27 3.249 Dinamnarca. Bluq. Toneladas. 25 3.314 35 4 135 32 2.770 17 2.388 12 1.613 Rusia. Buq1Toneladas. 2 13 7 4 476 1.680 1.709 1.091 Italia. Buq. Toneladas. 19 3.139 34 5.503 34 6.090 20 3.557 10 1.933 Portugal. B3uq. Toneladas. 3 430 1 125 1 82 2 100 8 969 ~1826 1008 148.351 79 13.629 1827 1107 165.053 70 14.138 1828 990 143.4401 77 15.736 1829 890 136.142 139 10.462 1830 941 159.896 51 10.265 Suecia. Buq. Tonelad. 5 899 4 563 9 2.148 ESPOR TJ~ CIOA' 141 151 1 751 181 ), 121 1 18.510 14.418 17.941 18.965 16.413 30~ 34 25 j 8 5.892 6.546 7.120 4.730 6.979 41 46 32 26 26 2.693 6.396 4.754 3.109 2.967 25 25 28 16 15 3.251 3.170 2.935 1.733 2.143 2 12 3 2 476 1.680 678 425 16 26 26 20 9 2.874 4.289 4.336 3.251 1.860 2 1 1 1 4 3 3 7 1 230 125 82 100 276 600 481 1.814 I I

PAGE 230

204, He indicado en el parraf'o relativo a Matanzas y repito ahiora, que en las balanzas de la Habana lo mismo que en las generates de ]a Isla, hubiera convenido espocificar el destino y ]as procedencias do los buques nacionales ocupados en el comnercio estrangero, como tambien la proeedencia de los efectos entrados a dep, sito y el destino de los reesportados, con distincion de ]a bandora respectiva. Do este modo seria flicil el determinar exactamente el valor de las transaciones mnutuas quo asi la Peninsula comno cada potencia hacen cone ]a Isla do Cuba. Esta adicion, la do espresar el tonelage correspondiente a cada bandera en las balanzas generales, y algunas otras no tan esenciales, pero siempre i tiles, darian a estos preciosos docunientos toda la perfection de que son susceptibles. Comercio de los EstadosUn idos. Este comnercio -constituye el tercio del total hecho en Ia Isla, y los dog quintos del estrangero. Comparando las introducciones de los Estados-Unidos en ]a Isla do Cuba, ai Ia masa total do efectos quo esportari para todo el mundo, resul ta que el comercio cubano absorve una dozaba parte do ellos. ConsisterA por lo general en fiarinas, arroz, manteca, sebo, carnes saladas, poscado curado, ferreteria,tablazon, manufactures -rnericanas y europeas. Las harinas introdueidas en 1S28 fuoron valuadas en 865.273 ps., los viveres en 2.760.080 y las manufactures en 1.200.078; en 1829 resultaron los valores siguiente s para estas tres especies do efectos: harinas 345.335 ps., viveres 2...19.7'14 'ps., manufacturas 1.418.356; y en 18"0, harinas 147.920 ps., viveres 2.312.475, manufactures 1.202.579, por dondo so puede conocer la baja quo han esperimentado las primeoras. En cinbio recibieron, solo de frutos cubanos, en 1828 por valor do 2.785.908 ps., enl 1289 2.7 50.607 y en 1830 3.948.650 ps. quo viene a ser mas do una cuarta part y cerca de una tercera do los quo se estraen anualmente. Ena el ai~o de 1829 so ha establecido un consulado general on la Habana (1) para proteger el comerclo de los Estados-Unidos, quo va aumuentando ai medida quo progresan los consumnos en la Isla,. Las balanzas generales do 1826 a 1830 conticnen cl pormenor en estos cinco ai~os, y los estados anteriores ofrecen los reshrncnes. Los documentos oficiales quo actualmente se presentan a] congreso do Washington y las interesantes tablas estadisticas publicadas por los Sres. Gorge Watlerston y Nicolas Bibdie Van-Zandt (2) me han permitido traer desde 1821 los datos del comercio do los Estados-Unidos con la Isla de Cuba, con dis(1) Mr. Shaller, consul general. (2) Tabular statistical views.-Washington 1S'29.

PAGE 231

205 tincion dle producciones donesticas y estrai as a aquel pals, inumero do buquus eipleados, tonelage respective, &c. y creo quo estos resuanencs seran 1eidos con interes, tanto por su mcrito intrinseco, cuanto por la -ocasion que ofrecen para confrontarlos con los datos oficiales publicados en la Habaia en los iu1timos cinco anos, y cuyo estracto acabo do mencionar (1). COMERCIO DE LOS ESTADOS-UNIDOS CON LA ISLA DE CUBA. Aflos. Jnportacion. Esportadion dom~sticct. Esportacion estrangera 7 1821 6.584.849 2.950.055 1.590.625 1822 7.299. ;22 3.201.045 1.069.573 1823 6.952.351 3.271.270 2.134.095 1$24 7.899.326 3.611.693 2.195.840 1825 7.556.412 3.276,556 1.844.146 182G 7.658.7 59 3.749.658 2.382.774 1827 7.241.849 4.160.747 2.655.341 1828 6.123.135 3.912.997 2.490.994 1829 4.S86.524 3.719.63 f 1.859.626 'NAVEGACION DE LOS ESTADOS-UNIDOS CON LA IS] Total de esportacion. 4.540.680 4.27 0.618 5.405.365 5.S07.533 5.120.702 6.132.432 6.816.088 6.403.991 5.578.889 ,A DE CUBA. UjToNRLAGE AMERICANO. Entrado. Salido. 1821 106.826 103.822 1822 118.405 99.858 1S23 109.053 105.836 1824 128.840 124.388 1825 115.431 111.203 1826 122.600 121.75-1 1827 138.996 139.381 1828 134.476 130.618 1829 99.779 114.599 TONELAGE ESTRANGERO. Entrado. 4.478 7.490 4.767 4.387 2.02 1 2.808 4.570 5.117 11.848 Salido. 3.632 6.986 4.756 4.845 1.2 12 2.134 3.548 3.909 8.120 (1) Adv-iertase que los aias adiiistratix'os y commercials cn Jos Estados-Unidos sc cueti, tan desde 1.O de octubre ai 30 de setiemtbrc. 27 TO TA LES, Entrado. 111.304 123.89 5 113.325 133.277 126.684 125.408 143.566 139.593 111.627 Salido, 107.454 1 0G.S24 110.592 129.233 112.4 15 I2:2.888 14'.929 134..527 122.719 ;l

PAGE 232

PRINCIPALES EFECTOS DE LA ISLA DE CUBA, INTRODUCIDOS EN LOS ESTADOS-UNIDOS. AZUCAR B3LANCA. AZUCAR QUEBRADA., MELASAS. CAFE. CIGARROS. 0 Cantidad. IValor. Cantidad. Valor. Cantidad. Valor. Cantidad. Valor. Cantidad. Valor. j Libras. Pesos. Libras. Pesos. Galones. Pesos. Libras. Pesos. Mlkillares. Pesos. 1828 5.183.298 459.836 19.241.344~ 1.226.868 8.602.669 1.726.359 15.198.771 1.243.776 17.954 201.614 "1829 4.680.351 402.215 17.599.9481 1.053.575 6.145.974 810.454 18.499.506 1.419.603 26.050 300.749 PRINCIPALES EFECTOS ESPORTADOS DE LOS ESTADOS-UNIDOS A LA ISLA DE CUBA. S Bacalao. Velas Carne Ciarne Jiamon Manteca Manteca H-arina. Arroz. V elas i de esperma. de vaca. de puerco. y tocino. de leche. de puerco. de sebo. S Quintales. Libras. Bazrriles. Barriles. Libras. Libras. Libras. Barriles. Bocoyes. AIrrobas. 1821 41.614 135.604 12.364 8.509 581.154 218.344 2.398.259 156.071 10.047 718.066 1822 31.190 103.089 15.981 7.282 400.313 187.790 2.133.910 144.980 15.445 625.600 1823 38.288 187.370 13.230 7.934 648.102 2374.976 2.817.349 117.111 10.871 926.336 1824i 53.098 121.201 16.900 8.059 7' ?.522 249.623 3.220.584 114.228 17.387 1.085.729 1825 51.280 189.320 13.170 7.410 ';;8 216.728 3.274.101 109.698 10.439 1.168.784 1826 53.985 239.683 12.899 12.330 8 9z~07 160.120 5.028.159 129.233 21.927 1.028.546 1827; 83.046 235.215 35.190 20.587 1.121.013 243.234 5.058.470 118.981 20.807 1.452.712 1828; 72.242 174.077 20.9380C) 9.044 1.189.320 180.812 5.615.240 110.610 19.494 1.480.726 (2) 1829', 95.708 342.853 17.511 10.636 1.427.337 174.583 5.118.703 65.149 18.663 1.619.3070' (1) Esta esportacion es de procedencia doimfstica, pues de orig en estrangero aparecen en 1828 520.262 libras de carne de vaca y puerco, y en 1829 386.779 idem. (2) Ademas 180.277 libras de procedencia estrangera.-(3) Adeinas 96.545 idem de procedencia estrangera.

PAGE 233

207 Comparando los principales efectos introducidos al consumo, segun las balanzas de los puertos dc la Isla, con los mencionados cn los estados de esportacion del Norte America, y los frutos cubanos esportados segun las mismas con los introducidos en los Estados-Unidos, apenas lie notado diferencia alguna de consideration, lo cual es uin comprobante del buen metodo observado en las aduanas de la Isla, de la exactitud con que el resguardo desempei'a sus deberes y del foliz exito de las medidas adoptadas por el Gefe de la Real Hacienda, en estos iiltimos ailos, para aniquilar el contrabando y cortar do raiz los abusos quo plagaban ]a administration en las epocas anteriores, con descredito del servicio pbbiico y en perjuicio del comercio do buena fe. La_ diferencia entre los valores do Ia importacion y do ]a esportacion do los Estados-Unidos, 5 los que las corresponden de la esportacion e importacioni en la Isla de Cuba, procede de los diversos avaluos do los efectos introducidos o esportados en ambos paises. El comercio d ii los primneros uin mayor precio del quo tienen en su pals, y las aduanas gradban los segundos en uno was infirno del quo Ilevan en el mnceado; po estas (lifereucias resultan en los Estados-Unidos, los efectos procedentes do ]a Isla, valuados cin mas, y los esportados valuados en m~nos do lo que .indican las balanzas en las partidas correspondientes do esportacion y do importacion del comercio americano. Para bacer estas compairaciones con exactitud, seria prciso valuar los efectos, cntmerados en las balanzas do ambos paises, por una misma tarifa (1). Comercio de Iirancia. La masa do frutos cubanos quo esta nation estrae futi por valor do 503.185 ps. en 1828, do 672.239 on 1829 y do 640.387 en 1 x:30; es decir, entre uin diez y seis y un veinte av'o do la total esportacion y su comercio representa poco mas do un quince avo del comercio general v do tin (lecimo del comnercio estrangero. La Francia provee a la Isla do un gran nbmero do efectos ;quo dejan poca utilidad en el camrbio, como son vinos, ropas, telas do hi'lo, =sederias, pieles y alhajas, a parte do otra portion innumerable do menudencias. Las manufactures que introduio en 1828 ascendieron al valor do 1.035.722 ps., los caldos al do 423.261; en 1829 bajaron ambos efectos a los v'alores do 737.965 y 360.370 ps. y en 1830 a 310.420 y 301.250 respectivamente. Las manufacauras constituyen los dos ttircios do Ia imnportacion francesa, y los caldos esceden ded cuarto. El gobierno frances para favorecer y proteger los intereses (1) Las diferencias quo puedan notarse al comparar los estados de navegacjon, proceden de que en las balanzas de los puertos de la Isla se espresa todu el tonelage de los buques que entran -en lastre y de arribada.

PAGE 234

208 de su comercio, tiene un consulado general en la Hlabana (1) desde el afio de 1825 y otro particular en Cuba. Comercio de la h -laterra. Ha estraido en 1828 frutos indigenas por valor de 1.185.451 pesos, en 1329 por el de 1.510.947 y en 1830 por 1.146.3:26. Estas cantidades hacen mas del septimo de la masa total, y el comercio ingles represents m~nos de un noveno del general y cerca de tin sesto del estrangero. Ferreria de toda clase, quincalla, telas do algodon, paiietes, bayetas, cerveza, loza a instrumentos de mnusica son los principales articulos que la Inglaterra introduce. El valor ]as mnanufacturas importadas en 1828 ascendi6 .1.204.171 pesos, el dc los caldos a 35.046, y el de los viveres a 35.070; en 1829 las cantidades correspondientes a estos tres ramos fueron 1.479.320, 42.248, y 42.620, y en 1830 1.356.477, 4720, 39.566. Comercio ddr las ewudades Insetica.. Hacen en esta Isla un trhfico de consideration. Esportaron en 1828 por valor de 1.879.611 pesos en frutos cubanos, de 1.319.421 en 1829 y do 1.750.436 en 1830 4 entre un quinto y un s~1ptimo proxiinamentc do la masa general de los esportados. ECn cainbio ofrecen telas de kilo, como listados-, arhbias, bretaiias, p~latillas, estopillas, coletas y rusias, ginebra., jarcias, *cristaleria &c. El valor de las manufacturas introducidas en 1828 ful do 1.638.322 pesos, en 1829 de 896.431 y en 1830 de 1.270.578 pesos. Su comnercio constituye mas de un ctt torce avo del general, y m~enos de un noveno del estrangero. (Nomercio de los Faises -.Bjos. rsportan en frutos del pais, un valor medio anual de 985.934 pesos o sea, cerca do un dtecirno del total. Los principales efectos que ofrecen en cambio son ferreria, clavazon, ginebra, quesos, mantequilla, tegidos gruesos de hilo y encages. Las manufacturas introducidas de esta procedencia en 1829 ascendiero~n al valor de 163.824 pesos y los viveres a 87.438, en 1830 fueron de J32.650 y do 68.034 respectivamente. La totalidad de su comercio en la Isla comparado al general de esta y al estrangero, equivale a un veinte y cuatro avo del prirnero y a un quince avo del segundo. El establecirniento, yen la Habana; de un Cornsul general y agente do la cornpaiiia holandesa, debe estrechar y inultiplicar para lo sucesivo las relaciones mnercantiles entre ambos paises (2). *(1) El Sr. Marques de Vins de Peysae, actual CO sul general. 2) Mr. Guillermo Lob.6, Consul general

PAGE 235

~2 0c (iowercio de Rusin, Suecia, Portugal G' ltalia. La esportacion media hecha por buques estrangeros para Ia Rlusia, asciende on los cinco ultimos aiios a 693.43 1 pesos o un veinte y un avo de la general. D~oceo6 trece buques entrados y otros tantos salidos, hacen las condueciones reciprocas del comercio ruso con la Isla. Las introducciones de aquella procedencia son muy cortas, y se reducen a algunos lienzos gruesos, jarcia, cobre y otros articulos menores, y la mayor estraccion es de azucar por los puertosde la Habana y Matanzas. Las noticias locales que el Consul (1) adquiera y comunique a. su gobierno, podran servir para dar mas ensanche a este nacionte comercio. Menor aun, y con poca esperanza do incremento, es el quo hacen los buques portugueses. Las introducciones consistcn principalmente en tasajo do BuenosAyres y algun sebo, por valor do 50 6 60 mui pesos, y las esportaciones~ de frutos cubanos ascienden solo de 7 a 10 mil. El comercio do la Suecia fue nulo en los ultimos anios, y en los anteriores habia sido escasisiino. En cuanto a las banderas Siciliana, Sarda, Toscana (2) &c. quo so von en los puertos do la Isla, no indican Ia procedencia do los buques, sino la potencia bajo cuya protection navegan: si rven pues, do conductores generates, tanto para el comercio national, cuanto para el estrangere, ~ARTICULO. 301 L'sportacion e imp ortacion genera l-Relacion con la po blaion--Consurnos. Teniendo a la vista los valores do la esportacion general beclia por los puertos habilitados do la Isla en estos ultimnos 5 amore, y los correspondientes solo a los frutos 6 produccionos domesticas, so puede deducir la razon en quo 5e halla 6sta con aquella y es como sigue. AN o s. Esportacion doin&sRazon con la genetica. ral. 1826 7.842.906 64 p 4 1827 10.724.605 75 1, 1828 9.363.748 71 2 1829 10.357.478 75 ~, 1830 12.370.255 78 ,, Termnino medio. 10.131.798 765 po T1) Mr. A. Ludert, Consul general. (2) Esta nation ha nombrado por Consul general on l'a Habaua al Sr. DA Pascual do Pluma.

PAGE 236

210 Sc carece de noticias sobre la esportacion general y domestica por los puertos habilitados de la Isla en pocas anteriores, para pacer comnparaciones qu~e diesen a conocer el progreso dc este comercio en toda ella. le aqui a lo menos los datos que ha ofrecida la Habana y Matanzas en dos quinquenios pocos distantes, en el solo raino de azuicares esportados (1). Ors c ..ios. Cajas.77i 1811 157.736 1825 266.065 1812 123.639 1826 345.278 1813 1'78.293 1 1827 341.852 1814 180.926 1828 347.028 1815 217.023 1829 358.740 En menos de 18 aios se ha mas que duplicado la esportacion del azfucar, y la produccion continua auinentaindose particularmente en Matanzas, de una mnanera estraordinaria. Por amnbos puertos han salido en el aiio do 1829 frutos indigenas por valor de 8 millones dc pesos y en 1830 cerca de 10 millones. Este dato indica, comparhindole a la poblacion del departamento occidental (2) q1uo cadla uno de sus moradores, libres y esclavos, produce frutos para Ia esportacion por valor de 24 ps., cuando la restante poblacion de la Isla apenas es porta en la raz on de 9 ps. por individuo.w Comparando cl valor total de las esportaciones domesticas a Ia poblacion do la Isla, resultan hallarse aquelias en la proporcion do cerca do 15 ps. por individuo varon o hembra, j.oven o vjejo, uitil 6 iniitil. En los Estados-Unidos las esportaciones dornesticas estaban con la poblacion en razon do 6 ps. 25 centavos por babitante en 1810. Actuahiente en la de 4, 4 centavos (3): en Inglaterra de 5 ps., en Francia de 2,8 ps., en Rusia de 1 peso escasainente por individuo de la poblacion. Desde 1 826 a 1830 han salido do los puertos habilitados do la Isla, lag. cantidades siguientes, de cadla una do sus principales producciones (4). (1) En este estado, se incluye solo, con respecto ti Matanzas, la esportacion ultramarine. (2) Solo hoene eslos dos puntos hahilitados para (1 comercio. (3) Se observa en los Estados-Unidos que sit comnerciu nui aumenta e n razon de los cultivos, nii en razon del autneito prodigioso de 1a poblacion; al conitrario el comercio exterior disininnye ai medida que aquella aumnenta. Esto procede de que en aquel pais, todo hombre inteligente trata de emnplear sut capital de la manera mas provechiosa, y la adquisicion do tierras lo ofrece el medio mnas se-uro.-Les Estats-Unis en 1827. Revue Pritanique, mars 1828. (4) Entre los efectos que se esportau de ]a Isla, y que no :Fe comrnp-nden en el estado. las mnaderas figuraron en el ano de 1829 con uin w+Ior de I r5.562' Ps. y en el de 1830 con 80.609.

PAGE 237

PRINCIPALE S FRU'TOS ESPORT ADOS DE LOS PUERTOS HIAUL Arrobas. 1826 ,6.237.390 1827 5.878.924 1828 15.967.066 1829 16.588.428 1830 17.868.881 Nfedio 6.508.137 AguurJfiel Cafe. Vera. Tabaco diente. de purge en raina. Pipas. Bocoyes. fArrobas. Arrobas. Arrobas. 2.597 68.880 1.773.798 22.918 79.581 2.457 744.083 2.001.583 22.403 79.106 2.864 86.891 (1.284.088 21.404 70.031 4.518 63.537 11.736.2,57. 23.481 125.502 5.595 66.219 1.798.598 38.741 160.358 3.606 1 71.92221.718.865i. 25.7 89 102.915 ITADOS DE LA ISLAl. Tabaco VALORES. Ielatorado. Libras. Pesos fiu'rtes. 197.194 74.842.906' 167.361 10.724.6052 10.335 19,363.748! 243.443 10.357.47S 407.152 !12,025.0711 245.097 10.062.7611 Comparando el azuicar y cafe esportados con la masa de estos frutos co nsumida en Europa, resulta que en 1828 Ia primera fu6 con ligera diferencia igual 22 pO, y el segundo a 16 pg de los consumos en los principales mercados de Europa, y en 1829 fueron las esportaciones cubanas respectivamente de 23 p'para el azucar y de 20 pg para el cafe, comparadas a los mismos consumos. Comno dichas cantidades no fueron dirigidas todas a Europa y comno en eL catlculo de Jos consumnos europeos no se han incluido (1) algunas potencias, solo sera exacto el decir quo el azu~car y el cafe: esportados en los dos aiios iilti mos, no Ilego a ser el y el de los mismos frutos consurnidos en Europa. He dicho antes que la cantidad de efectos introducidos, no representa la de Jos consumos, sino se deducen las porciones reesportadas y no se separan las partidas de los metales preciosos, tanto entrados como salidos, pues estas cantidades unidas ai la de los efectos, harian parecer las importaciones y los consumos diversos de los verdaderos. Hle aqui un estado de los metales preciosos entrados y salidos en todos los puertos habilitados de la Isla, en los 5 frI timos ai~s, segun las balarmas generates y particulares que he tenido a la vista.. (1) Veanse estos esiados en 10S numeros 23 y 36 de los Anales de ciencias.-Habana. .Jiws. Entrados. Salidos. 1826 268.734 281.83 1827 1.158.452 1.203.211 1828 2.109.274 986.264 1829 1.872.526 913.539 1830 1.161.403 1.032.155

PAGE 238

7Z1 2 Deducicndo estos valores do las sumas que representan Ia importation y ]a esportacion, y restando do la primera las cantidades reesportadas, he formado el siguiente estado de los consumos do efectos ultramarinos en toda ia Isla. A~os. 1827 18-28 1829 1830 Ttrrnino medio. -'F,. Iinportacion de efectos consumniles. 16.194.402 17.425.648 16.823.330 15.010.159 16.363.385 Reesportacion de los mrismos. 2.338O.37/6 2.7 64.350 2.681.387 2.468.558 2.568.168 Consurno. 13.836.026 14.661.298 14.141.943 12.541.601 13.795.217 Puede inferirse que cada habitante de ]a Isla de Cuba consume anualmen-. to por valor do 19 pesos de efectos ultramnarinos. En las Antillas francesas (1) Ia razon es do 61 a 73 ps. por individuo; en la Jamayca de 69 ps., on los Estados-Unidos do 4,1, on Iniglaterra do 4,2 y en Francia de 2,4. Considerada la masa general do importaciones, su relation con ]a poblacion es de 22 ps. :3 rs. anuales por individual en la Isla, cuando una coinparacion seinejanto -da liara los Estados-Unidos 7,8 ps., para Inglaterra 5,5 y Para la Francia 2,7. De esto so Puede deducir que cada liabitante do la Isla de Cuba consume anualmente, do ofectos ultranarinos 6 estrange-1os a su suelo, una cantidad etas do cuadrupla que un norte-americano 6 que un ingles, y casi decupla que un frances, y quo proporcionalinento a la poblacion, se introduce una cantidad de eft ctos mnas do triple quo en los Estados-Unidos, quintuple quo len Inglaterra y corea do docupla quo en Francia. Tales resultados estan muy l6jos do probar la preponderancia absoluta do los consumnos en la Isla do Cuba, y 1o quo demuostran si, es la pobreza del comercio interior, la escasez do produecioncs dom~sticas para el consumo, y ]a dependencia en quo so halla el pais do las cstrafas aun de primera necesidad. Para format una idea apruxirnada do Ia cantidad do efectos que anualmente *ee introducen para cl sustenito do los habitantes do esta Isla, transcribir6 aqui los rcsiirnnes generales do las halanzas. (I -freaii (k ,5onnes: Del comrncio en el silglo XIX. i

PAGE 239

PRINCIPALES EFECTOS INTRODUCIDOS EN LA ISLA. Arroz. .Arrob as. 493.242 590.820 610.927 581.631 580.253 571.374 Bacalao. Arrobas. 214.064 315.024 310.929 323.696 255.915 283.923 Carne de puerco. Bariles. 12.765 18.156 9.151 11.236 7.046 11.670 Carne de vaca. Barriles. 123.554 38.038 21.871 16.4 11 9.226 19.620 Harina. Barriles. 147.995 168.742 196.673 204.204 181.975 179.9 17 Jamon. j Arrobas. 34.112 34.206 34.279 32.693 30.431 33.144 Mar eca. Arrobazs. 188.072 172.637 212.340 2 02.302 168.998 188.870 Tasajo. .Arrobas. 517.380 323.725 368.790 536.678 81 0.06~3 509.327 Tocino. Arrobas. 9.845 11.766 8.520 11.099 7.985 9.843 I -I I -.Velas Velas de esperma. de sebo. Libras. Arrobal 216.800 48.864 265.449 70.698 230.477 83.942 308.287 74.532. 267.000 59.604 257.602 67.528 1826 182'7 1828 1829 1830 M~edio,

PAGE 240

214 Deduciendo de las partidas del estado anterior las cantidades reesportadas, y habiendo hecho lo mismo con otros renglones de gran consume, no incluidos en 61 y si en los pormenores de las balanzas, he hallado que cada habitante de la Isla de Cuba consume anualmente, de efectos cstraiios al suelo, las cantidades siguientes: Ps. Rs. De vino, licores, aceites y caldos en general..... 2 Solo de vinos ........... ......... .... ..* 1 1 De carnes saladas ..................... .... 1 4 De granos y frutas, no incluyendo el rnaiz ...... 4 6 De solo harina de trigo ................... ... 3 6 De telas de algodon ........ .............. 2 DIe lenceria ................................. 1 7 Todos estos ciilculos resultan bajos, porque he incluido en ellos la pobla-. cion esclava que figura mnuy poco o casi nada como consumidora de la mayor parte de los renglones espresados. Deduciendo el valor de los frutos esportados de la cantidad i que lie dicho ascendian (1) los productos de ]a agricultura 6 industria rural cubana, resulta que el consumo interior de los i~mos Ilega Ws 39.531.189 ps. que corresponden is 54 ps. por individuo de la poblacion general, asi permanente como transeunte. Uniendo is este valor, el de los efectos consumidos de procedencia ultramarina, que por t~rmino medio es de 13.795.217 ps. 6 19 rs. por individuo, la sumia total de objetos consumidos ascienden is un valor de 53.326.406 ps. que corresponden is pzon de 73 ps. por individuo (2). De esto se puede in(1) Capitulo Agricultura. (2) Entre estos COnsumos los de carnes son de mucha corsideracion. Segun los estados de rentas del afio de 1829 el numrero de reses consurnidas en las pcblaciones fu6 de 82,372 y el de cerdos de 96.123. Estas cantidades representan -el minimnun de los consumos y basta reflexionar para convencerse de ello, sobre ]a corta diferencia que ofrecen las primeras con los segundos, siendo estos tan pequeiios y su consumo tan general. En los camnpos y fuera de la vigilancia de ]a Administracion, en lo interior debe de hacerse uno muy considerable. Pero tornando solo los datos oficiales y graduando ]as reses a 10 arrobas y los cerdes a 4 resu~lta un total de carnes de amrbas clases de...................... 1.208.212 arrobas. Agregando a ellas: 1.0 las de 2.272 carneros, que dan consumidos los mismos estados........................... ..."..... 6.716 2p~ las correspondientes ai 1.953.120 ayes sin incluir las de caza. 390.624 3.o las carnes saladas del estrangero............... .......... 223.637 4.o las de tasajo de Buenos-Aires ..... ..... ...... ........, 536.678 5,o las de jainones, tocinos, chorizos &c.~..... ... ..... .... ... ... 47.141 resulta un total d.e .. ... .. 2.423.008 arrobas. Ademnas de este enorme consumo se hace otro bien considerable de mnanteca de puerof

PAGE 241

215 ferir tambien que los conisumos de materias estranas~ cquitialen pr, ximamente al cuarto de los consumos generales 6 al tercio de los consumos propios, no obstante haber sido estxaordinari amen te baja la graduation de estos. ARTICULO 6. .Del comercio mnutuo entre los puertos de la IsN. e Limitado antiguamente el cultivo de los objetos principales destinados para la esportacion, a las inmediaciones de las grandes ciudades, y muy reducidos los consumes del interior, debia serlo tambien el trafico costero entre los puertos de la Isla. Por otra parte, los riesgos de las guerras, de los corsarios y piratas que en todas epocas inundaron los mares vecinos, le b~acian sumamentc arriesgado, para que se emprendiese ni fornentase de un modo ventajoso. para los hacendados y demas vecinos del interior. Deseosa la Junta consular de prestar ai este ramo toda la proteccion que necesitaba, hizo ya de antiguo costosisimos sacrificios con muy pgca utilidad, hasta que obtuvo do la Intendencia, franquease el guarda costas S. Jose 6 Fineda, que favoreci6 en aquella epoca (1779) al comercio costero. Era entonces tambien escandaloso el contrabando que se hacia con las colonias vecinas por las costas de la Isla, y do resultas, no necesitaban sus moradores surtirse de la capital, teniendo uni deposito tan cercano tan abundante y tan seguro, con el de Jamayca, por medios ilicitos. Desde enero de 1805, a fines de octubre de 1811 se estrajeron, con guia do la Habana, para tierra adentro, Ia cantidad de 3.274.992 ps. en oro 'y plata (1). Estas estracciones no eran recompensadas por introducciones de los mismos pantos, porque se destinaban a pagar los efectos introducidos clandestinamente por los estrangeros en los muchos puntos abandonados de la costa. que asciende ii 202.302karrobas, de aves de caza, de pescado fresco y mariscos, que no he podido apreciar y de los mismos ya secos, ya salados, ya en escabeches, procedentes de ultramar, queY llega a ser de 400.000 arrobas anuales. Por estos datos se puede inferir que el con. sumo diario y solo en sustancias animales que bace cada individuo de la poblacion general permanente y transeunte, no baja de una libra, y como la clase esclava del campo participa poco o nada del goce de los comestibles espresados, escepto del tasajo y bacalao, resulta aun mucho mayor el consumo en los verdaderos participes. (1) rie esta manera 1805..,...0,.... 657.716 1810.......,... 544.491 1806............ 487.327 1811............ 384.697 '1807............ 188.977 1808........ 346.306 $ 3.274.992 180909.1000.1.. 6635.478 ""

PAGE 242

216 Las solas noticias que he podido rennir sobre el valor de las introclucckon nes y estracciones del puerto de la Hlabana, pertenecientes al comercio de cabotage, son. las que espresa el estado siguiente, formado por deduciones de las baiauzas que he tenido a la vista. ESTADO QUE MANIFIESTA EL COMERCIO COSTERO DEL PUE :TO DE LA HABANA EN LOS AN os QUE SE ESPR.ESAN. IMPORTACION. .Rhios. 1790 1791 1792 1793 -1794 1795 1805 1807 1808 1809 1810 1811 1812 1813 1814 1 4 61 2 2.1 51 2 ~6 7 5 4 4 4 ESPORTACION. 415.920 398.107 472.242 650.481 693.206 816.708 61 2 ,, ,, f) 321.010 450. 110 429.157 967.818 1.023.931 1.634.348 4.763 24.115 118.071 71.462 73.873 24.875 60.411 104.732 294.706 1, 6 6 7 7 7 2 El genero de come rcio quo se hacia, 6 sea el valor de losefectos por pro. cedencias, que constituian el trafico costero por la Hlabana, desde 1809 a 1814 se demuestra en el--estado -siguiente. TOTAL. 256.882 253.856 397.314 600.508 402.3 30 240.199 256.368 -. 736.930 848.217 901.399 1.618.300 1.717.138 2.451.056 4.763 24.115 374.953 325.3 19 47 1.188 025.384 462.742 344.931 551.074 7j 6 7 4 3 4 3 6 6

PAGE 243

217 Valor de las importaciones y esportaciones de losg pt~rtos de la Isla con la Habana. C, Importacion.. 1809. Esportacion.. Imrportacion.. 1810. SEsportacion... SImportacion.. 1811. Esportac ion.. (Importacion... 1812.< (Esportacion.. SImportacion... 1813.Epotcn. (Emportacion... 1814. Imsportacion... jEfectus de la Isla. 31.460 20. 190 38.770 26.890 24.876 16.590 60.411 14.923 104.732 33.007 294.706 71 Efectos de la Peninsula. 915 77.088 4.500 54.942 ,, ,, 84.076 76.110 67.955 f, ,, 106.02 1 _______________ I ARmerica espaiiola 20.416 18.190 13.900 14.886 ,, ,, 41.240 ,) $, 42.175 ,, ,, 23.530 ,, ,,f 24.495 Se ve ,pues, -cuan escasos eran los productos asi de Espan~a como de la Amntica que se remitian desde la Habana, y como los efectos estrangeros formiaban casi la totalidad de las cantidades de aqui esportadas para el consumo del interior. Reuniendo las cantidades de dinero, que solo en los cuatro anios de 1807 a 1811 salieron con guias parael interior, al valor de las esportaciones por mar, y comparando esta suma con el valor de los efectos introducidos por el comnercio, dei cabotage, se deduce que un valor de solos 288.283 ps. se ha presentado en cambio de 3.449.545 ps. que efectivamente salieron en dinero y efectos para el interior. Para, que este calculo fuese del todo exacto, seria preciso aiadir a cada una de las partidas comparadas, el valor de las introducciones y de las estracEfectos de la I Efectos del estrangero. 18.671 138.388 16.703 300.597 458.603 ,, ,, 269.122 ,, t 115.707 ,, ,, 125.852

PAGE 244

218 ciones de efectos por tierra (1); pero aun sin este dato, que me parece no contribuiria a hacer variar Ia proportionn, se puede conocer el tamano del contrabando quo ent~nces se efectuaba. Teniendo a Ia vista los estados de Ia esportacion general de frutos de la Isla, hecha por el puerto de la Habana desde 1809 & 1814 y comparaindola a la cantidad de lo,; mismos frutos que so introducian cada aho por el cftbofage, se pueden deducir algunos datos curiosos para la historia de los progresos de la production interior. Esportacion general. 6.193.358 6.385.928 5.005.092 3.812.014 5.872.799 9.032.579 -~ Introduce ion por cabotage. 31.460 $ 38.770 24.875 60.411 104.732 294.706 Esta comparacion nos puede manifestar que para la esportacion general de frutos de la Isla por el puerto de la 'lage en las proporciones siguientes. en 1809 en 1810 en 1811 en 1812 en 1813 en 1814 Esta especie de progresion en los Habana, concurri6 el comereio de cabocon 0,005 con 0,005 con 0,004 con 0,016 con 0,018 con 0,030 cargamentos costeros con frutos del pais, miarca una semejante en los progresos del cultivo sobre las costas, en puntos donde es mas conveniente remitir a la Hiabana por mar que por tierra. En las balanzas modernas no se menciona el comercio de cabotage, pert he estractado de las balanzas particulares de algumos puertos habilitados de la Isla, regularizadas en estos ultiinos ants, las noticias siguientes que pueden 4ar una idea de la clase y tamaho de esta especie de trhf co m(utuo por la. costs. (1) Se ontiende internacioues de efectos en c~imlbio de otros remnitidos para el comsumo, 8' de rnetalico.' .flros. 1809 1810 1811 1812 1813 1814

PAGE 245

219 PUERTO--PRINCIPE.-El trafico costero de esta jurisdicc ion con los puertos habilitados de la Isla, se hace por el de Nuevitas y los surgide-ros de la Guanaja, Santa Cruz y Vertientes (1). Las principales prodmcciones estraidas por estos puntos para otros de la Isla, consistieron en 1827 en 6.024 arrobas de cera, 5.948 cueros al pelo y 1.466 libras de conchas de Carey, valuadas en 61.014 ps. La estraccion mas considerable que hace esta jurisdiccion es de ganados, pues ascendib a 12.776 reses, 347 mulas y caballos y 713 cerdos, que al avalho de los dos tercios del precio corriente asciernden a 165.527 ps. En 1828 se estrajeron 1.977 arrobas de cera, 1.093 cueros, 516 quintales de tabaco en rama, 10.206 reses, 152 caballos y mulas y 550 cerdos ; los frutos mencionados se valuaron en 21.788 ps. y los ganados en 128.301. Los frutos, generos y efectos ultramarinos introducidos por mar en todo el anjo de 1827, bajo guias y registros de la Administracion general de la Habana, ascendieron a 111.254 ps. En 1828. el valor de los efe-ctos ultramarinos introducidos por mar y tierra de la Habana y Trinidad ascendib, por los valores del arancel, a 119.765 ps. La esportacion de frutos del pais hecha por el puerto de Nuevitas y los sur,gideros de Santa Cruz y de Guanaja, con destino a la Habana y Matanzas, fue de 21.789 ps. mas 128.301 ps. de ganados. En 1829 la entrada por mar de efectos ultramarinos fue Como sigue. De la Habana (2) .............. 126.552 $ De Trinidad .... ...... .. .. .....20.052 De Matanzas.................... 5.575 Los frutos del pais esportados en el mismo anio para la Habana y Matanzas ascendieron a 51.098 y los ganados a 146.036 ps. Entre estos idtimos 12.128 reses y 20 mulas, y entre los primeros 8.058 arrobas de cera, 1.971 libras de 'concha de carey', 10.394 cueros y 28 quintales de tabaco en rama. Con los datos espuestos se puede formar un estado del comercio interior de' Puerto-Priicipe, agregando los del aino do 1830, recientemente Ilegados a mi poder. Por tierra .. ........................ 71.394 S S~Frutos del pais por mar............. 61.014k 2.4 j~sortcio. 'Ganados.............. ...... .... 165.527 (Importacion por mar y tierra.............................. 119.765 *2 Esportacion. de frutos ... ..... ...... ...... .... 21.789? 150.090 a C do ganados ............ .. .. .... .. .. 128.301, (1) El surgidero de Santa Cruz se halla en la costa del Sur y el de Guanaja en la del Norte. (2) Ademias por valor de 48.432 ps. por tierira.

PAGE 246

220 1029. 1830. ( ~De la Hlabana por tierra.. ;, :. Importation. por mar ........... De Trinidad por idem ........... Espotacin Defrutos por mar ......... PO De ganados................. (De la Habana por mar y tierra.... Impotaton.De Matanzas por idem ......... ImoraIo. De Trinidad idem ............... 1De Cuba por mar. ...... ... .... ..... 8.4321 126.552 5.575 1 20.057) 51.098? 146.036 141.001, 11.210j 19.768' *12.700) 91.926? 137.8185 Result pues, que el movimiento comercial del trhfico interior ascendi6 ii 409.189 ps. en 1827, a 269.855 en 1828, ii 357.745 en 1829 y ia 414.423 en 1830, es decir, que comparativamente al ultramarino fue cerca del doble en el primer aio, casi igual en el segundo, mas de los dos tercios en el tercero y vuelve a ser cerca de doble en el ultimo. El estado siguiente de las produc.. ciones de la jurisdiction de Puerto-Principe, estraidas en los idtimos tres aiios con destino ii puntos de ultramar y de la Isla, puede dar una idea de su agricultura a industria rural (1), Conchas Cueros Cera Cera Tabaco o. Caballos. Yeguas. Mlulas. Reses. de Carey. alaca amrilaleo.m Libras. Arrobas. Arrobas. .Arrobas. 1828 ,,, ,,, 133 10.206 982 1.093 1.250 727 2.0651 1829 , ,,, 20 12.128 1.671 10.394 Z37 7.421 112! I 830j 125 500 685 11.538 3.733 17.797 7.373j 11.971 578, Uno de -los grandes inconveunientes que en esta jurlsdiecion _se oponen a! -progreso de su comnercio, procede del pesimo estado de los caminos. De lag -noticias que ha reunido la Seccion de agricultura y estadistica de la Diputacioo (1) 'Wase adenias la espcartacion de az(Icar y cafe en el articulo del comercio ultramarino j~g. 160.611 197.134 184.679 229.744

PAGE 247

22 1 patriotica (1) de Puerto-Principe, resulta quo el camnino do Nuevitas, y especialmente el que va do ]a ensenada de Guinchos a la capital, do una lonaitud de 19 leguas, ocasiona en tiempo de lluvias una. alteration tan considerable en el precio de las conducciones en arrias, quo puede dar idea do su estado. La carga de 8 arrobas, quo en buena estacion no escode do 2 ps. sube hasta 4 durante las aguas, con el gravisimo inconveniente do detener frecuentemnente jen depositos por dos o tres meses, los efectos quo exigon ser conducidos en carretas, espuestos ai mil averias ademas de las inevitables quo opera el clina hiiimedo y caliente, en los caldos y viveres. Por esto prefieren los especuladores trasportar en buques los frutos al surgidero do la Guanaja, 10 leguas a] Ocste do la propia costa, y Ilevarlos despues por tierra a Puerto-Principe, por un camino transitable do 14 leguas, cuyos riesgos y costos, aunque escesivos, no son comnparables ai los perjuicios del largo y poco seguro depusito do Guinichos y a los gastos y~ averias de su conduccion en arrias por el ptesimo camino mencionado LParte del cornercio do cabotage' so hace, como queda dicho, por los surgideros do, Santa Cruz y Vertientes, situados en la costa del Sur, pero en porciones. do corta importancia. Los caminos son tambien malos (2), aunque no tanto corno los otros, do suerte quc el costo do la coniduccioni do una carga varua entre dos "y tres pesos. SANTI-ESPIRITu.-Recibib de la Hlabana en 1827 por valor do 122.066 ps. y esport& por 44.540. En 1828 recibib do la Hlabana por valor do 3.180 ps. dIC Trinidad por 113.665 y do Remedios por 119.037. Remiti6 ai la Hlabana 6.229 roses, 227 caballos, 318 cerdos, 288 arrobas do cera; a1 Trinidad 1.090 roses, 563 cerdos, 2.888 arrobas do cera y 400 serones; a. Villa-Clara 414 cerdos, 47 roses y varios tejidos do guano, alguna azuicar, cera, agnardiente y caf:r; a~ Remedios algunos do estos itltiinos articulos y a Puerto-Principe 23 inulas. SAN JLTAN DE LOS RE TEDIOS.-Recibi6 por cabotage en 1828 efectos do la H-abana por valor do 28.509 ps., de Matanzas por 7.000 y del Principe por 7-i8. L~as estracciones del mismo punto consisten en miel do abejas, tabaco, cera, cueros, sogas, conchas do carey, maderas, esteras y algun cacao indigena fresco, para sembrar (68.000 mnazorcas y 2.285 arrobas en1.8) (1) Estas noticias, que ha tenido Ia bondad de reunir i mi instancia aquella nplicada Corporation, me ilegaron en el momnto do estarse irnprinhiendo este articulo, sintiendo nr. haber tenido 6. la vista las que me remnite sobre agriculture, cuando ho escrito elc cpitulo quo la concierne. (2) W~ase lo dicho sobre Ia influencia de los malos carniaos en los precis .de las con,ducciones, en la peg. 85 de esta obra. 29

PAGE 248

MANZANILLO.--Esporta por cabotage maderas de yaiiniqui, cedro, caoba, fustete, guama y mnajagua, cucros, cera y serones, y recibe caldos, viveres, cafe, arroz, velas, loza y algunas telas. En 1827, por uin avalio muy _bajo, ascendieron i~ 28.000 ps. los efectos introducidos por buques costeros y i 7.000 los estraidos. GIBARA.--Recibe do los puertos de la Isla, aceite, aguardiente de carla y de E'spana, arroz, bacalao, carries saladas, vinos, jabon y telas; y remite tabaco en ramna y torcido, cera amarilla, cueros y concha do carey'. El tabaco estraido en 1827, desde 1.0 de junio quo so establecib la Aduana, fug: de 18.384 ar-robas en ramsa y de 484 libras elaborado; el carey de 138 libras; el total de la esportacion costera ascendii a 59.771 ps. y el de la importacion a 21.422. Estos y alganos otros mas de corta im-portancia, son los imicos datos que he podido reunir sobre cl comercio de cabotage do algunos puertos de la Isla;, siendo de sentir que las balanzas particulares y generates no espresen..estos. resultados, tan interesantes para la historic del comnercio interior y para el arreglo de muchas disposiciones administrativas. La misma falta, comno ho indicado antes, se esperimenta con respecto a las internaciones y al trafico mn(tuo do los pueblos entre si, con efectos de procedencia ultramnarina. Se ha visto antes quo ei valor do estos asceudia por t:'rmino medio de los cinco jaltimos anos, a 16,363.385 ps.~ y que el do los consumos propios ilegaba i 39.531.189; comno el trafico interior se ejerce sobre ambos valores, puede suponerse quo este gira sobre un capital de 55.894.574 ps.

PAGE 249

CAPITULO CUTARTO. REJNTAS Vr GAS TOS. ARTICULO 1.0 Historic particular de las rentas de la Isla de Cuba. Esceptuando los arbikrios locales 6 municipalss establecidos en momcintos muy criticos para la Hacienda cabana, el establccimrieanto de las contribuciones de la. Isla pocas yeces ha tenido relacion con las circtunstancias particulares de su historia, pues las causas que deterrninaban al Gobierno supremo a hucer estensivos a Indias muchos de sus antiguos inipuestos, dependian del estado del Real erario de Ia Peninsula. Sien(Io preciso, para la inteligencia de cste capitulo, el conocirniento del norubre y naturaleza do los unos y de los otros, me hie determinado a escribir ]a historia particular do cada una do las rental, por via de introduccion a Ia general y para no interrumpirla a cada paso en ,lo sucesivo con las noticias relativas a los diversos ramnos que comnpreiide. Este trabajo pues, reunirh el nombre y objeto de cada una do las rentas de Ia Isla de Cuba, asi antiguas como modernas, suprimidas y existentes, la epoca en quo respectivarnenrte comenzaron, Ia inencion de los reglamientos, Reales Cedulas y acuerdos que les conciernen sus productos en diversos aios, y las circunstancias en que fucron supriridlas las unas y refundidas y subrogadas ]as otras. Para formarle, he tenido a Ia vista Ia demnostracion do los ramos de la Real Hacienda, escrita en el aimo de 1790 por el contador principal D. Jorge 1Ionzon, otro "'&emcjan{e del af~io do 1792 hechio por D. Alfonso Maria do C~~rdenas del Tribunal de Cuentas, el reglamento forinado por el contador D. Juan

PAGE 250

:24 do Alda y Cuesta en 1767; el espediente instruido, sobre las rental de la Isla, en 25 do noviembre de 1813; una noticia impresa en el numr. 37 de las Memorias dc la Sociedad Patriotica sobre los ramos municipales; un estado de productos do las rentas de la Aduana de la Habana, f9rmado por D. Raimundo Garrich en 1827 y d:;dicado al Escmo. Sr. Intendente actual; los estados de valores generales y particulares, los acuerdos do las autoridades de la Isla, muchos impresos de los cuales so hallan algunos en los Diarios de la Hlabana; los reglamentos particulares de cada renta, las colecciones de Reales Cedulas de los. archivos del Tribunal do Cuentas, de la Aduana y de la Contaduria; las leyes de Espania y de Indias y vairias obras que tratan del origen do las rentas. Las contradicciones que he advertido en las noticias de las oficinas, me han precisado a compararlas entree si, a eliminar los datos do la confusion en quo los ofrecon los anfiguos estados, y a consultar las fuentes prim'tivas para descubrir la verdad. No obstante toda esta tarea minuciosa y pesada, no estoy satisfecho aun do Ia exactitud de algunas circunstancias particulares que refiero, pero creo haboer conseguido el objeto esencial, reducido a presentar en cornpendio la historia do las rentas, para que en to restante do esto cap:tulo no ocurran dudas sobre ellas y scan inteligibles, a los no versados en su Administracion, las denomiinaciones con quo fueron y son conocidas. He preferido el 6rden alfab tico, por la facilidad quo proporciona para buscar e~l ramo que se desca, y porquo dobiondo hablar de cada uno aisladamente, no era posible comprendorlos a todos con claridad y distincion en una relacien historica. Para evitar en todos los articulos, y sobre el producto de cada renta, la repeticion do unas mismas epocas, adviorto desde ahora quo ]as cuatro' principales que menciono son: 1~a ternino medio do los 141 a!.os transcurridos desdo 1775 a 1788, 2.a~ del aio do 1 794 {ltimno del siglo pasado 'en pue..se f estado general, 3.a ternino medio del quinqucnio do 1817 a 1621 y 4,, -idein del ultimo 'dc 1826 a 1830. AGUARDIENTE.-(Derechos sobre el). Fu," establecido por la instruccion de 26 de marzo de 1764, comunicada por Real C ,dula do 15 de abril del mismo y 8 do noviembre del siguiente; consistia en 2 ps. por cada barril de 30 frascos 6 de seis en pipa, de los que so destilasen en los ingenios de azutcar y en otros parages, 6 en la cantidad que los duefios convenian con los ministros do Real Hacienda, para to cual so exigia a los cosecheros relation jurada. SO inpuso tambien un real sobro cada barril do miel quo se redujese a bebida frucanga 6 zambumbia (1). Por el articulo 4.O del acuerdo celebrado on laHa bang en 9 do abril do 1812 so suspendi6 el derecho do iguala quo pagaban (1) Vease esta renta,

PAGE 251

22) los alambiques, y fuc confirmada la supresion por Recal Orden de 8 de julio de 1816. Antiguamente produjo este ramno desde 1;75 a 1788, 275.962 ps. ALCABALAS.-La historia de estas imposiciones es surnamente complicada, tanto en la Peninsula como en la Isla de Cuba. Nuestros historiadores econ~micos sefnalan equix'ocadaincnte su origin en las Ccrtcs celkbradas cn Eurgos a principios (de aivo de 1342, puesto quo ya en tiempo do los romanos crap conocidas las alcabalas con el nombre de vic'sima (1). En las Crt
PAGE 252

226 ties de 15 :dc oc,~ibre do 1x00, 22 de abril de 1804 y G de agosto de l110 Por la do 2 ,de mapo do 1806 debon pagarlas ]as tierras que se venden para el cultivo del Atabaco; Ia de 10 de junio de 1815 declara que la adeuda el ganado dondeo se consumnd; 1a do 22 de febrero de 1818 reduce 2 una sola la de ventpa de tierras a censo, y enterau'icntc libres las enagonaciones 6 repartimientos a diktancia de 25 keguas de la capital, con destino -, anuevos cultivos. (Vase el articulo Agricuilture). La alcabala corrie jpar arrendaniuento, hasta quo .la Real .Cedula, de 3 de octubro dc 1776 provino se adininistraso por Ia 'Real :haciendla, y desde entinces se cobra on la Administracion general de ]a Habana y en todos los fielatos, adruinistraciones y receptorias de la Isla. Los objetos y transacioncs sobre los cuales so cobra hoy dia la alcabala, pueden verse con estension en el Xtccbalatorio. recien publicado de orden del Escmo. Sr. Intendente. Ilo aqui una ligera indication. En ahnonedas y remates, bien sea por voluntad do los due~os, 'o por sonjtencia de tribuniales para pagar a los acredores; en ei tra~fico por tierra, las internaciones adeudan ~2 ps (1) sobre los valores do ar-ancel, oscepto las destinadas a consurnos particularos do las haciendas; en Jla venta do fincas y de esclavos (2) y en la do ganados, tantas cuantas ocasiones so vendan>, cainbien o permuten; en las traslaciones do dcomrinjo, en los census quc so impusieren' ya sean consignativos, pvrpetuos, rediniibles 6 roserivativos &ec. B~ajo la deonjinacion general dc alcabala, se han "recaudado en todla la Isla, en las _cuatro 2pocas jndicadas. y por termino mnedio anual, las cantidades siguientes 499.216, 4r81.4?09, 933.1}85, 1.216.638 :ps. En has tres primeras partix das, so incluyon tainbion las alcabalas inaritinias, que bajo tal denomninacion se cobraban, y en la ~i ima so compronden el impuesto estraordinario sobre W~ carves y el .dorecho do 6 p" quo pagan los vregueros do tabaco. 1-AAroJARUAzo.-Estce hombre arabuigo se ha dado ai unos impuestos umy an-r5u os en Espaiia, quo so cobraban sobre los g :ne1'os, frutos y efectos introdu.i'los 6 esportados, y do consiguente eran un verdadero derecho do Aduanas, Desdc el aiio do 1582 so cobraron on esta Isla. Segun la Icy 13 tit. 15 lib. 8 (i0 Inliias, la cuota h ]a cntrada era do 5 p~l. Por ci reglamonto de cornercoo lranco do 1765 qucd6 suspenise su recaudacion, pero ci general de 1778, (lesigfl) :i 7 ps. Despuos 3' sucesivameonte so redujo al 3 y al 11 6 cuarta parte al ,;on~oreio (10 Nueva-Lspafia, segun Real orden do 1796. Por la inisma fue reAud(;do tambien a la cuarta parte on los registros do Salida para Veracruz, quo (1 ) Antes cra de (1 p;~ esta alcabala, to rn'isro quo lias otras. 2) Cuando los esclav'os se veniden con la finca, estiin libres de alcabala. (.art. 10 idk.1cub.)

PAGE 253

227 era en general de 21 po. Este derecho fu', pues, muy variable, ya segrun las epocas, ya segun los efectos y las procedoncias, como el 21, el 20, el 1 5, el 1~ y 7, 5, 3 y 2 .' La Real &rden de 25 do junio de 1758 eximi6 do pagarle a los cosechoros, to quo repiti6 otra de 4 do dicieinbre de 1760. Las sucesivas reformas y refundiciones que se hicieron en los derechos de aduanas, y el nuovo sistema de aranceles, han incluido, bajo dos solas donominaciones do irnportacion o esportacion, los numerosos impuestos antiguos. Los productos do este ramo en las tres epocas de 1775 d 1778, do 1794 y de 1817 a 1821 fueron por tCrmino modio anual de 80.488, 146.127 Y 1.926.280 pesos. ALMIRANTAZGO.-Don Luis Colon, nieto dcl memorable D. Cristibal, cedib a la corona el titulo do Almirante en 1540 por el de Duque de Veraguas y Marques do Jamayca. Por Real Cedula do 3 do julio do 1737 s0 creb sogunda vez el empleo do Almiranto do las fuerzas maritirnas do Espania, en la persona del Serenisimno Infante D. Felipe, y para su dotacion so seialaron varios derochos -y pensions, especificados en la Real Cedula e instruction do 24 do julio del mismo; y aunque en 1748 se estinguib este emnpleo, quedaron subsistentes las contribuciones a favor do la Real Hacienda y asi permanecieron hasta el 8 do octubre de 1763 (1) en que so dib una diversa forma al comercio quo dospues fue ampliada por el reglamento do 1778. El emnpleo do Almnirante so estableci& do nuevo en Ia persona do D. Manuel Godoy, espidiendosc en 27 de fobrero do 1807 Ia Real 6rdon e instruction compotente. La Real Cedula do 14 do marzo del mismo, deteirmina el pago do doreho, que consistian 1.0 en un cu artillo p sobre todas las introduccijo. nes nacionales y estrangeras y 2 p; sobre ]as estracciones do las mismas ciasos : 2.0, comno pertenccientes a la persona del Almirante el derecho do aheorage, la decima parte do las presas quo se hiciesen, los mostroncos maritimnos, Ia part aplicada al Real fisco en las multas y condenaciones hochas pore el consejo, tribunalos y subdelegados del Almnirantazgo, y' ademas el sueldo de diet mil escudos quo habia gozado el Infante do Austria. La recaudacioij estaba a cargo do la Aduana y los productos pasaban a la Marina. Principio ai cobrarse en 19 de agosto de 1807 y cesb5 en 11 do julio de 1808 A consecuencia del Real decreto en 22 de marzo, quo previno cosasen todas las exacclones establecidas para el Almiranto y Almirantazgo, to cual so mand6 cumnplir en Ia Habana por acuordo do la Junta dirocti -a do 10 de junio. Puzeon con-sultarse sobre -este derocho, el nbrmero 37 do l'as Memorias do la Real Sociodad (1) Por Real Orde2n de 5 de mayo de 1776 se prcvino cobrar los derechos de este raw(' 'A la entrada y salida do los efectos. (Inch. del Trib. dc Ctas.)

PAGE 254

22S Patriotica y la instruction heclia en la Habana en 11 de setiembr die "1807 (donde se espresa lo que cobraba cl Capitan del puerto. Se restableci6 en 1.0 de marzo de 1816 bajo las mismas reglas y continiuo a disposition de la Mlarina, nandose asistir con sus productos a los buques -de guerra, por Real Orden de 29 de noviembre do 1817; luego se hizo pasar a tesoreria y i1tirnamente se ha refundido. El entiguo Almirantazgo haL producido en los 10 aiios de 1775 a 1885 la cantidadl de 6.222 ps. y en la nucva Cpoca, desdie 1807 a 1825 2.138.596 ps. solo on la Habana. En Matanzas hasta fin de 1821 78.599 ps. ALCANCE DE CUENTAS.-No es un derecho ni una renta, y solo le cornprendo en esta enumneracion para facilitar la intoligencia do los estadosquo bajo este nombre mencionan las cantidades existentes on caja, procedentes de una a otra cuenta anual, y tambien so incluyen las lianiadas die resultas de cue ntas de las quo glosa el tribunal. Estas partidas y otras varias hacen parece~r los productos die las rentas, cn los tiempos antiguos, mayores de lo que erm, en la realidad. ALQIJILERES DE FINCAS.-Estos productos, como indica su nombre, proceden del alquiler do varios edificios quo portonocon ii la Raal Hacienda, adernas die las fortificaciones, almacenes &c. A-MoRTIZACION.-Por Real Cedula do 24 do agosto do 1795 consecuente al.Real decreto do 12 do enero do 1794, y en grandes apuros del Erario, so previno que todos los bienes quo so atiquiriiesen por manos muertas, pagasen el, 15 p con destino a la estincion do los vales Reales, y al mismo fin so determinaron otros ramos por Real Orden do 12 do junio do 1796. Despues por Real decroto die 26 do febrero do 1798, mandL S. M. estableeer una caja de amnortizascion con el objeto die consolidar las deudas del Estado, atender punitualmente al pago do los r~ditos y reintegro del principal de los vales Rcales y tie otros pr stamios quo gravaban la corona. Por Real decreto die 19 do setiembre tic 1798 inserto cn Cedula do 25 del mismo mes, destiny el Sr. D. Carlos IV a la caja do arnortizacion do vales, el arbitrio do una imposition sobre logados y herencias transvorsalos, El Real decreto tie 13 de octubre do 1815 contiene las bases, califica la deuda pbblic.a y aplica los arbitrios quo deben entrar on la direction del cr~tiito publico para el pago y estincion do aquella, y entre 4iA chos arbitrios so espresa la media annata de las heroncias en las, sucesionps transveirsales do vinculos y mayorazgos, ci do 25 p(1e las vinculaciones y adqluisiciones quo so hagan p~or manos inuertas, y media annata cada 25 aiios tie las rentas quo so su' eten a amnortizacion eclesiastica, por equivalente tie Ia que deben satisfacer las tie la civil en lars sucosicncs transvorsales (vlase Herencias).

PAGE 255

229 Mas parece que esta Real Orden y otra posterior de 5 de ngosto de 1818 y no fueron comunicadas a la IHabana, porque se con tinuo cobrando el primitivo 15: p'O hasta que una aclaratoria obtenida por el Marques de Santa Olalla para no pagar el 25 prevenidlo, si ]a fundacion del mnayorazgo fuese anterior al Real decr"eto de 13 de octubre de 1815, hizo conocer las oficinas la existencia de este, y habi~ndose consultado ai ]a corte, recayb la Real resolution de IS de enero de 1827, prefijando lo prevenido en el mencionado decreto de 1815 es a saber el .15 po sobre todas las imposiciones de capellar~ias, vinculos o mayorazgos que so fundan con caudales libres y cualquiera otra imnpositionl qpu, se haga por los cuerpos eclesiasticos en su favor. Una Real Orden do 10 de mnarzo de 18 j esceptu6 del pago del 15 po do amortization, las imposiciones que se hagan ,. favor do la Real Casa de Beneficencia, hospitals do S. Juan de Dios y -S. JLazaroy para, congruns por la vida del congruando, y a todos los establecimiento s piadosos que esten inmediatamnente bajo la Real protection, o ctiyos bienes se administren por manos seglares. *ANCLAGE 0 ESTRAORDINARIO DEL moRno.-:Este ramno era en Jo antiguo unft regalia perteneciente a] Castellano del Morro, cuyo caracter, privilegios y facultades constan de las ]eyes de Indiats. Consistia en 4 pesos que pagaba cada uno do los buques que do este puerto salian para la Peninsula y continents Americano. Estinguida la comandlancia en 1763, dispuso el Sr. Condo do Ricla quo se continuase el cob~ro, p)ara mantener en Ia torre del Morrillo una uinterna todas las noches y! quo el sobrante quedase a beneficio (10 Ia Real Hacipnda .,lo -cual fue aprobado por Real Orden do 15 do enero do 1765. En Cpuba se cobraban 25 ps. por derecho municipal do anclage segun Real CUdula do 18 do enero do 1792, Por el tercer arancel do comnercio de 1778 so redujo a12 ps. 4. rs. dicho impuesto, por anclage y practice, y en aquel puerto so destine, a ]a Jimpieza del fondeadero y construction del muelle. En la Hlabana continua del mismue niodo quo cuando so establecio en 1763, pero bajo la deartuminacion. de Fanal del Jlloreo. ARMADA.-Menciona este dorcho la Jey 40 tit. 8 Jib. 9, y fue establecido para el sostenirniento do la antigua armada de Bariovento, goberniindosc por slt peculiar reg lamento formado en 4 de setiembre do 1635 por D. Francisco R4o ;y Gamboa, cobrhndosc el 2 p" en general sobre todas las importaciones. Sufri6 alteraciones en 1765 amnpliandole ia efectos. de la Isla y aumentiivl dole en otros, y despues, por el nuevo sistema do 1778. Por Real C-dula de 30 do julio de 1796 so uniform esta contribution, reduciendola aJ 2 p" sobre los efectos procedentes de los puertos no liabilitados. En diversas epocas so proiVovi6 enr la Habana y tuvo efecto, el establecimiento do guardacostas, iinpo~hendose varios dercchos para costearlos y sostenerlos. Por Real Cedula de

PAGE 256

23Q 17 de julio de 1576 se mandaron liacer, segun menciona U~rrutia; en 6 do abril' do 1603 pidieron el Gobernador y Cabildo a S. M. les concediese dos galeras de guerra y dos pataches guardacostas, y que se les destinase el situado que gozaban las galeras (1). Algunos aiios despues, fue cometido a D. Francisco Venegas (luego Gobernador) el establecimiento de una armadilla, para la cual trajo varios barcos, y 'di( principio a un arbitrio para sostenerlos. Por su muerte se encarg6 a los Oficiales Reales (2) cobrasen el arbitrio que llevaba aquel' normbre, tcniendole & disposition del Presidente de Santo Domingo, quien parece corria entonces con el encargo de la armada (3). Por Real Cedula de 19 de roviembro de 1670 mando S. M. que se armasen guardacostas, ayudando, los vecinos por no poder entojnces el Real Erario; despues se enviaron algunos buy qlues, y para su subsistencia se agregaron los comisos do mar (4). Este dereche, lu mismo quo el. siguiente, fueron refundidos en el nuevo sistema do aranceles. AIIMADILLA.-Se cobraba este impuesto sobre los frutos de Ia Isla que en-' traban en la Habana en buques menores, con arreglo a las cuotas y precios que sefiala el arancel de Riano. Tuvo por objeto el formar y mantener una cornpahlia ilamada de Juan Esquivel, destinada a vigilar sobre las entradas de log puertos y defenderlos contra los corsarios y piratas. Empez6 &' cobrarse el aflo de 1635 por Real Cedula do 4 de mayo del mismo, y esperirnento como el anterior, diversas alteraciones. Bajo la denomination de derecho de armada, se recaudaron en los 14 ajios de 1775 a 1785, 192.749 ps. y por el de armadilla 73.492 ps. Continuaba cobrandose sobre los cueros en los primeros anos del estableciniento do los aranceles, pero ceso en 1827, porque existian otros derechos analogos destinados al mismno objeto de protoger el comercio costero. ARMAMENTO CONSULAR.-En Junta abierta del Real Consulado en 1816, se establecieron con esto nombre y con el objeto do mnantener un armamento de buques, capaz do esterminar los piratas, los." imnpuestos siguientes quo fueron apro-, bados provisionalmnente por acuerdo do las autor-idades do 19 do julio del rnlismfo anio, y (despues por S. M. en Real Orden do I1 de marzo do 1817: primnero, 2pa sobre las "introducciones do todas clases hoechas por buqucs estrkidi ros; segundo,_ 1 pa do todas las que so hiciesen por los nacionales; torcero, 8 rs. por~ tone lada a los buques espanoles procedentes do la costa de Africa; extarto, 4 rs. por tonelada a los demas buques espaiiolcs do cualquiera otra 1piocedencia,, (1) Urrutia p. 42.-(2) Real Ctedula de 3 de mayo 'de 16' 7.-(3) Urrutia p. 53. (4) Id. p. 86, 91, 94 y 97: El mismo nombre de armadilla dado d los 'buques guarda-. rostas, al derecho para sostenerla. y al otro derecho de armadilla de que voy ai hablar, oca-' Fionla Much confusion en su historia. En varios estados antiguos y .modernos, re miencionaii ~untos los dos immiuestos de armada y armnadilla.

PAGE 257

.231 escepto los costeros; quinto, 2 r's. por raja de azucar introducida por mar, tanto en la Habana como en los demas puertos do la Isla; y sesto, 5:rs. por derecho adicional de toneladas, a los buques estrangeros. Empezaron a recaudarse estos derechos el dia 22 del niismo mes de julio do 1816; se entregaron sus productos al Consulado, despucs ii la Marina, y habiendo de nuevo vuelto al Consulado, se recaudan ahora por la Aduana, segun Real Orden de 4 (Ie encro re -1818 'con ]as 'variaciones que han sufrido desde aquella fecha. Por Real 6den de 24 de enero de 1827, que aprueba ]a suspension del derecho de reem-* plazos, _se previene que se cobre el 1 p6 adicional de armamento por cinco ahios, para satisfacer las letras no pagadas por la Junta de reemplazos de Cadiz, y de consiguiente, por el nuevo sistema de aranceles qued6 reducido el derecho de armamento ai 2 posobre las introducciones do efectos estrangeros, inas el. 1 p -recientemente prevenido, quedando esceptuados los preductos dc ]a agricultura a industria peninsular. Desde su establecimiento hasta fin de 1827, produjo en la. Habana 1.933.095 ps. y en toda la Isla en los cinco ainos {dtimos, hasta fin de 1830, 884.565 ps. conl el I p~ adicional. ARTILLERIA por yenta de efectos.-Con este nombre se mecncionan en los estados generales, los productos de la venta de efectos die este ramo, innccsarios para el servicio. ATRAquE, AL MUELLE.--FLe establecido por acuerdo del Real Consulado, aprobado por las autoridades en 11 de mayo de 1819. Consiste en 10 reales diarios que pagan los buques por cada 100 toneladas de las que miden, sien". do estrangeros, y 6 por igual numero en los espaiuoles, csccptuando los costc.ros, por la flicultad de atracar al muelle para verificar las cargas y descargas. So destinaron los productos para la conclusion y conservation do los muelies; ,corre a cargo del Consulado y produjo hasta fin de 1027 93.272 ps. 2j. A fines de dicho aiuo fue rematado por el Consulado en 12.000 ps. pr&xirnarente quo ingresans en sus cajas. ALuxILIO A COSTAFIRE.-Consiste en 2 rs. por caja (10 azucar y' mnedic real por arroba de cafe a su esportacion. Se estableci'i en 1817 para socorro Mel ejtereito de Costafirmne;,,despues se, aplic& al armamento de buq~ues y por Real ;ordens de) 4 de 'enero de .1827 pasa a las cajas matrices. Dcsde su estate blecimiento hasta fines do 1830 produjo en la Habana 1.097.184 ps., en toda la Isla 586.437 ps. en el quinquenio de 1817 a 1821, y 603.801 en los tres i ltimhos aios de, 1828 a 1830. Avrwo cortsuLAR.-Consiste on, 2 rs., por caja do aziicar y 0,rs. por Saco ,de cafe' que de otros puertos do la Isla vengan por mar & a l abana. FuF.

PAGE 258

232 establecido a principios de 1825 por acuerdo de los Esemos. Sres. Capitaii General a Intendente, y con destino al Consulado para quo sostuviese varios buiques quo protegiesen el comnercio costero acosado enunces por corsarios y piratas. En los ultim'os cuatro anios se han recaudado 197.617 ps. o sea 49.404 en aiio comun. AVERIA 6 CONSULAD.-Por Ia Real (>edula de erection del Real Consfilado se estableci6 este derecho para atender it los objetos de su institute. Consiste en I po sobre el valor de todos los frutos comerciables que se estraigan 6 introduzean por mar en los puertos del distrito consular, y empez6 a cobrarse el 15 de octubre do 1794. ADICIONAL DE AVERIA.-Con este nombre se conoce otro impuesto de" 4sobre los mismos efectos y bajo ]as mismas. regl as que el anterior, establecido por acuerdo del Gobierno ta Intendencia en 10 de dicietubre de 1817, eon el objeto de reintegrar al Real Consulado de la cantidad do 253t ps. que de susfondos habia suplido para socorrer al eje'rcito espedicionario. Coimenz6 a cobrarse el 12 del mismo mes, y habi~ndose completado dicha suma en el de febrero do 1819 solicit1, la espresada corporation y se le concedi6,. que provisionalmente siguiese cobrandole, con aplicacion a la importante obra .del muelle de este puerto. Actualmente se hall, reunido al fondo de averia, que viene a ser do 4 pa' y de esta manera se espresa en los estados do la Aduana. Los productos de amnbos en ]a Habana, hasta fin do 1830, fueron de 2.51.8.526 ps.. y en toda la Isla durante los tres iultimos anos, do 484:470 ps. BALANZA.-Consiste el derecho de este nombre en 1 po sobre el producto do los derechios cobrados en la Aduana: fue establecido por Real 6rden de 5 do noviembre do 1S24 y sus productos debian tenerse a disposition de la. Junta do aranceles do Madrid. Otra Real Lrden do 24 do febrero do 1825 previene quo este derecho sea recaudado con destino al Deposito mercantile. Ha. producido hasta fines do 1830, 155.312 ps. en la Hlabana, y en toda la Isla en los cinco iiltimos an~os, 239.129 ps. BANCO NACIONAL DE SAN CARLOS.-Varios vecinos do csta Isla, exhihieront en la Tesoreria do ejercito lag eantidades que destiiaban al banco craeado'por Real ctedula de 2 de junio de 1782, las cuales eran remitidas a la Casa de .contatacion de Cajdiz, con destino, a la Tesoreria del Banco; do corisiguiente constituian no una renta sino una simple entrada en las, cajas Reales do la: Habana. BENEFICENCIA.-Se llama asi, por ser destinado al sostenimiepto :de la .casa de este nombre. en la Habana, el impuesto de 1 real sobre cads barril .dc ha-

PAGE 259

233 rina estrangera que se introduzea, segun Real Orden de .30 de octubre de 1824. Los productos se tiencn por la Aduana a disposicion del tesorero de la Casa, y en los anohs que Ileva de establecido, hastei fin de 1830, produjo en la Habana 70.933 ps. En Matanzas se cobra el mismo derecho desde marzo de 1827, por oficio de la Superintendencia general, aprobado por S. M. en Real Orden de 24 de agosto del mismno, y ha redituado en los tres ultimos anios 3.342 ps. La Real .Casa de Beneficencia tiene ademnas asignados 200 ps. en cada sorteo ordinario de la Lotetia y 400 en los estraordinarios, para dotes, por Real crdem. de 30 de noview~bre de 1825. B IENqES DE DIFUNTOS.-Existe en Ia Habana un juzgado para que en el faIlecimiento de cualquier individual intestado, proceda al inventario, remate y depbsito de sus bienes. Los generos y efectos que no son dinero se dejan al cargo de un albacea y pasan ai la caja cuando se han transformado en dinero. -El nombramiento del juez de difuntos en la Habana privativo del Capitan General y del Intendente, alternativamente cada dos an~os esperiment6 ciertas alteraciones en 1811, en que se establecio comno delegacion del de Puerto-Prin-cipe;, pero -la Real Cedula de 23 de mayo de 1826 vuelve a de jar las cosas en *Il pie 'antiguo, previniendose ademas que el juez actual continue, como se espec~i me; en la Real Ctdula de 24 de junio de 1829. Cuando se creo el juzgado tenia para los depcsitos su caja de tres Ilaves, las cuales estaban al cargo respective del Capitan General, del Juez y del Tesorero de Ejtercito; peo Ins enntregas en dinero se hacian en las cajas Rcales. Por Real Orden de 26 de tnarzm de 1818, se previno fitese invertido el producto do los bienes de difuntos, 'en tabacos para remitirlo asi ai la Peninsula. Este ramo se halla mencioeado en los estados, per. constituir una entrada en las cajas Reales como dep~sito, mnas no como renta efectiva. BIENES VACANTES Y MOSTRENCOS.-Por la ley 6.11 tit. 13 lib. 6 de Castilla, pertenecen al Real Erario, ya en deposito ya en propiedad, los bienes quo resultan sin duoiio. Tratan de este asunto las leyes de Indias, con particularidad las 18.a tit. 20 lib. 1.0, 11.a tit. 5.O lib. 5 y 6.a lit. 12 lib. 8. En el aio de 1751 =se estableci4) en: la Habana uin corral denewninado del Consejo, parare re oger en el loos :animales perdidos, dondle se mantienen 40 dias, pasads los cuakst,sino aparece el duenfo, so rematan en hasUi piiblica y de sus producitos se hIacen' varies distribuciones. I BULAS.-La bula de la Santa Cruzada y la del indulto cuadragesimal, son Ibien conocidas para quo sea necesario referir aqui su historia. Para, el objeto (de esta Sabra bastara Xdecir que~ las partidas quo en los estados de rentas Ilevan los nomnbres espresados, proceden no solo del espendio de las bulas sine

PAGE 260

234 tambier, do c.Oxiiposiciones, intestados, JiCencitns Para oratorios, dispensas y~conmutacion de, yotos,= multas~ y relitos de :tributos o censos &c. En los ciflco (Atiimos aiis se han ingresado en rajas, icomo productos de estos rarmos, 73.947 ps. en toda la Isla., que dan 14.7.89 en,-aiio comun. CAINOS.-Consistia en un derecho do 4 ps.. sobre eada negro bozal varon quo do la costa lfde Africa: se introd ujese-en el,,puerto -def la Hiabana-y-ieh his dernas de la parte, oriental, conforme -al: acuerdo celebraido -por las autoridades en 9 do seticmbre de 1818 y aprobado por S. M. en 1.7 -do enere de 181=9. Su destino fue la composition general de eaminos; se dej6 Li disposition del Consulado; ces& cou. el tridico negrero, y produjo en todo su tiermpo 160.177 ps. CAPITACION'.=-VWase NEGROS. CERA.-Pagaba el 6 p$~ como todos los rapids: despues por Real Orden d~e 2 do Julio de 1776 y tal vez como derecho de almojarifazgo, so redujo a 11 rs. 5 mrs. por; cada arroba, que se esportase para Espaina y Amnerica, ;y por otiia do 25 de agosta de 1789. se previno bajar .a 6 rs. este derechb econ otras pra cias que se han mencionado en su lugar respectivo. Por Real Orden, de; 10 ae octubre do 1796 so mand6 que las esportaciories de cera para Veracruz~ olq adoudasen la cuarta parte, es decir I j rs. por arroba, y por :acuerdos de las autoridades de 30 de mayo de 1810 se redujo a_ lo. mismo a su :salidav pare. eualquier puerto do America, dejaindola eni 6 p$para los >dd Europa. En Ias criticas circunstancias del aiio de 1826. se le impuso un gravamen, de 4 r$. en arroba a la esportacion indistintamente, que continua pagando, y por arancel -los derechos Rleales do 6, 4 y 2 pv segun so hace, 6 por buques estrangeros por nacionales para puertos estrangeros 6 para la Peninsula en bandera, espaiiola. Ha producido este ramo, en las tres epocas primneras de las cuatro indi, .zgdas, 16.080, 14.182, 4.221 PS. Conos, QUINTOS, REAL PROYECTO, GUTARDACOSTAS, MiEMOS Y ENSAYo.-se ve-. ;ificaba la deduction do estos derechos on el oro y Ia Plata quo se aprehendian fueral do regjstro, y quo por lo tanto so declaraban decomisadas. Por cobosrs so = ducia 11, po del oro en polvo, barretones 6 alhaja~ de este mretal del liquido, resultants, un quinto era para S. M., y despues so deducia 4 pg para et~ReaLi proyecto y guardacostas, los mismos quo hubiora pagado a su introduction licitajr Oel Oro amonedado se cobraba solo el dicho 4 p .Do la plata labrada y ccfalilnica, esportada del reino 'do Nueva.-Espania, se exigia 20 p diez de ellos p~ara diezmo, lk do ensayos y los 9 restantes quo le corresponidia pagar a sil4 itrada licita a razon do 5 por Real proyecto y -4 do guardacostas. A Ala pla-y ta amnonedada 9 p5 por los mismos dos derechos.

PAGE 261

Coro: os -V'asc POBL1C ION~ y NrGRO. Co*V'OY.-Consistia en 2 p" sobre el valor~ de ]as introducciones, con destiny, a auxiliar a ]a Mar na y a ]as Floridas; fue establecido en 19 de agosto de 1812 por ,acuerdo del Real Consulado y' aprobado por' las autoridades; ces6 en 31 do diciembre de 1814 y produjo en todo su tiempo 380-.052 ps. C.Omr 'S'.-Este' nombre en las oficinas equivale al de decomnisas. Comenzaron' en Ia -Isla el taro de 1550 por ley espresa, por haberse notado que en las flotas y galeonies venian efectos fuera de registro. En 1557 se nombraron jueces para entender en estas aprehensiones, las cuales se dividian en varias partes. Para el. objeto de esta -obra basta saber, que los productos do comisos entran en un fondo comun y que luego so distribuyen del modo establecido por varias ]eyes y Reales &bdenes. Conviene toner presente esta circunstancia, cuando se consulten los -estados. ya generates ya particulares, para no tomar como producto lo qjue. es simple entrada en tesoreria, quo luego se distribuye entre los participes por' la -ley, .y asi distribuidos se encuentran tambion entre los ramos do Real Hacienda. Las equivocaciones a que esto puede dar lugar, son aun mayores con respecto a los estados antiguos, en los cuales los comisos y depbsitos formaban 4enerahiientc una sola partida. CoxsULano.Vease AvExRA. CORREOS.-LOs productos de esta renta no entran on cajas Reales, ni se consideran como ramo do Real Hiacienda: no obstante, como es una do las contribuciones -indirectas del Estado, ceo convenienite el mencionar ligeramente sus productos. Los ingresos 'liquidos de la Administracion general do la Habana y de las subalternas de toda la Isla, ascendieron en 1828 a 445.564 ps., y ]os gastos i 391.2 rS:i results de conisiguiente un sobrante do 54.236 ps. En las erogaciontes seo comprenden no solo los sueldos de los empleados, sino tambien Vsrias pensiones que tiene la renta, los monte-pios, haber do los conductorer yc~mtrartistas--de 'postas &c. Los ingresos generates en cl inismo aiuh, ascendieroni 580.100 ps. de los cuales 430.576, proceden de .Ia correspondencia ordinaria -de mrar y tierra. Debe advertirse, quc en esta no so incluye la mensual do Ia Peninsula quo corre a cargo do una empress particular desde el an~o de 1827, abonando ai la renta do Correos, cuyas oficinas hacen el servicio, un *po y siendo libre la correspondencia do oficio do la Isla con la metrupoli y ic-versa. For este ramo se hans ingresado 15.498 ps. ena el anio de 1828, lo w4~ -~

PAGE 262

236 cual indica que los productos de la correspondencia peninsular recibida, y del franqueo de 1a que se remite (1) ascendieron a 329.840 ps. Desde la entrada del nuevo adrhinistrador de CGorreos el Sr .Francisco Hernandez INoguez, se han aumnentado las comunicaciones .9 diversos puntos que' solo las tenian por medios particulares, inciertos y,,poco seguraos; seQ, ha regularizado la dc Matanzas tres voces a Ia semana, y se proyeetan otras inejoras en beneficio del servicio puiblico y de Ia renta. Desde el mnes de junio hasta el de' setiembre del aiio de 1830, los productos de las nuevas comunicaciones con los partidos de San Marcos, Pinal del Rio, Guanajay y Alquizar, -asc-endieton a 11.2 11 ps.; y, los correspondientes a la de Matanzas (2) en 8 meses desde febrerohasta octubre, a 44.391 ps. Calculando por estos datos los productos .medios de un anio, y uniendolos a los que he espuesto *en este parrafo, se puede formar el siguiente estado de las cantidades -con que "contribuye el pueblo Cubano Para,~ sus correspondencias interijores y,esteriores. Correspondencia general ;ordinaria de mar y tierra .430.576 Franqueos, certificados, apartados :&c ........._.:136,706 Correspondencia peninsular, por la enipresa de correos mnaritinos ....................................... .... 329,A40 "Correspondencia con Matanzas y. los .partidos mencionados, segue Jos prodluctos due han rendido e n los mneses transcurridos....... ...................... 1003219 j Total........... $ 997.341 DEPOSTTOS.-Entran con este nombre diversas cantidades en las cajas Reales, que luego son distribuidas y aparecen en los estados bajo las denominaciones de Deposito ordinario de Real _Hacienda, "Dep6.sitos de particulare8,Depositos de comnisos de mar y tierra. El primero se forma de las cantidades de Plata piedras preciosas, joyas 'y alliajas que corren en litis con la .Real. Ha-.. cienda; segun Ia ley 13 tit. 6 lib. 8 deben venir a este fondo, provisionalmiente,; los productos de comnisos que hacen las aduanas, y permanecer enr el hasta Ia. distribution formal, conforme a las piautas de 29 de junio de 1785. Los; Dep6-, sitos de particulares se forman de los secuestros de numerario, plata labrada y en, barras, lhechos por los jueces 6 tribunales Reales, eclesiasticos y demas. IPara estos se; (t) Las cartas que se diien a ]a 'Peninsula por los correos: de fa empress particularly se franquean en la Admninistradion de Ia Habana, por 2 rs. Carta sencilla, y las que se reci, ben cuestan como antes 4 rs. 1;l atuerdo para el e.stablecimilento de 1a enpresa fue' de M d abril de 1827, y Ia Real Orden de su aprobacion de 30 de julio del mnismo.(2) Corresponden a. tres meses 16.647 ps., cuando igual .tienmpo desde nvviemnbre -de 182~ A febrero de 1830 solo redituo, a una emnpresa ;particular que costeaba dos correos serwana= Jos, 4.637 ps. .r

PAGE 263

237 nombro en los Ayuntamientos un Regidor con el titulo de depositario. Por Real GCdula de 24 de agosto de 1799 .se estinguieron estos depositarios, y a falta de una caja de depositos, comno la de la moneda en Mejico, se mandL supliesen las cajas Reales sin descontar cantidad alguna a los particulares por recibos, certificaciones &c. Vase el articulo C'omisos. DEPOSITO W.!;RcANTIL.-Este derecho fue establecido en 15 de octubre de 1822 y consiste en 2 po del valor de todos los efectos que entran en aquel, cobrain9 dose 1 pa at la entrada y otro a la salida. Fue aprobado por Real Orden de 1S de marzo de 1825 y produjo hasta fin de 1830, 303.977 ps. DERECHo DE CONVOY.-V ease CONVOY. DERECHOS SOBRE NEGROS BOZALEs.-VeaSe NEGRO.-, CA~nNO5 y POBLACION. DERECHOS SOB3RE CERA.-V ease CERA. DERECHO SOBRE PREsAs.-Vease PRESAS. DERECHO DE REGISTROS.--VeaSe REGISTROS. DIEZT4oS.-Vease COBOs. DIEzmos.-Renta eclesiastica cuya historia en la Peninsula es bien conocida. Por breve apostclico del Papa Adriano VI de 28 de abril de 1522 se mandaron establecer los diezmos en la Isla y el Obispado de Cuba, siendo comnisionado para lo primnero y electo para el segundo el Sr. Obispo D. Fray Juan de Ujbite. Conforrue a Bula de S. S. Pio VI de 10 de setiembre de 17897 dio cl Rey, por Cedula de 19 de julio de 1788, comision al Obispo de Pucrto-Rico D. Felipe Jose de Tres Palacios para hacer la division de la Isla en dos obis pados, de Cuba y de la Habana (1); se hizo esta en 29 de gonto de 1789, y fue aprobada en Real Cedula de 18 de diciembre dle 17 93, n~mnbrando S. M. por Metropolitano al Arzobispo de Santo Domingo, y Obispo de Cuba al Sr. Tres Palacios; mas luego este fue nombrado Arzobispo Metropolitano por las revoluciones acaecidas en Santo Domingo. La distribution de los diezmnos, que mencionare luego, se hizo por el Obispo comnisionado y el Oidor D. Cristobal Irrizarri, conforinec a las prevenciones de (1) Puede conjsultarse si se quiere, un cuaderno imnpreso en Madrid en el aiio de 1818 con el titulo de Ereccion de la Santa Iglesia Catedral de la Habana y constituciones par.'su gobijerno. 31

PAGE 264

238 la Real Cedula circular de 23 de agosto de 1786 y formulario de 30 de octubre del mismo, descontandose a los participes el 6 pQ del Real1 Subsidio y el n3 de Seminario, a escepcion de los Reales novenos que salen integros, y el hospital que esta libre de esta conitribucion. Los productos de la gruesa de diezmnos del Obispado de la Habana desde el aflo de 1794 hasta el de 1829 fueron los siguientes. Estado de los productos de la yentaz decimal .Naios. 1794....,........ .. ............ 1795............................. 1796 ................................. 1797 ................................. 1798 ................................. 1799 ........................... 1800 ................................. 1801 ................................. 1802 ................................. 1803 ...... ........................... 1 804 .... .... .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..... 1805 .................................. 1806 ................................. 1807 ................................ 1808 ................................ 1809................................ 1810 ............................. 1811 ................................. 1812 ................................. 1813 ................................. 1814........................... 1815 ................................ 1816.......................... :.... 1817 ................................ 1818 .......... ...................... 1819........................ ....... en la Hlabana. Pe~sos. 260.082 26 1.561 262.9065 397.835 399.432 401.022 401.022 466. 14~3 466.143 466.143 466.143 392.030 389.488 377.276 386.265 356.329 371.421 384.231 389.231 342.122 400.589 422.859 445.271 460.350 419.129 ,72.706 1820 .......................... 354.487 1821... ................ ......... 351.265 1 822 .. .. .... ............ ....... .. 363.525 Sigue al frente............ 11.227.025

PAGE 265

11.22'7.026 1824.................. 377.835 1825................................ 332.369 1826 ...................................338.763 1827 ....................................333.384 1 828 ...........................**..... 246.289 1829 ............... ................. 214.055 Total .......... 13.426.485 En el Arzobispado de Cuba, la gruesa de diezmos aseendi6 a las canti-. dades siguientes, en cadla uno de los aflos comprendidos en los tres cuadrantes que se espresan. De 1819 ii 1822 .......................... 79.010 ps. 2De 1823 a 1826 .......................... 40.4S7 ,, De 1827 a 1830 .......................... 39.595 ,r Los productos diezinales, disminuyen pues, en lugar de aumentar con los progresos del cuitivo; mas esto procede do la escepcion que gozan los i-ngenios creados desde el anlo de 1804 en adelante, y los nuevos cultivos do cafe, algodon &c. por las Reales ordenes citadas en el capitulo do la Agricultura. El valor recaudado por diezmnos en el 'ldtimo qluinqiuenio de 1825 a 1829 ,en toda la Isla, asciende como se ye a 1.1564.63 7 ps. 6 332.927 ps. al ano. Considerando los gastos quo ticuen los rematadores de los diezmos para recaudar su importe, que no pueden graduarse en mhnos de 25 p resultan 416.159 ps. de imposition diezmnal sobre los productos do la ancrultura e industria rural cabana. Do los productos do diozmos e sea do la lianiada gruesa, so hace la distribution siguiente. 1.0 Un noveno para el Real Erario, que entra en cajas Reales con el nomnbre de NTVoveno de Consolidacion. (Vlase este rarno). 2. La portion rostante, u sea 8 novenos del total, se distribuyen en cuatro partes iguales, que so destinan una al Prelado, otra al Cabildo, y la suma do las dos restantes se subdivide en novenos, do los cuales so destinan 2 novenos al Real Erarario, bajo la denomninacion do Novenos Reailes, (v';aso este ramo.) 1a a fabrica de la iglesia, otro tanto al hospital (1) y los 4 novenos restantes para el beneficio. (1) Del noveno y medio aplicado a] hospital de chd parroquia, se deduce Ia clecima parte para el de San Juan de Dios de Ia Hlabana desde, el primitive estableciminicto de la Catedral.

PAGE 266

;40 DONATTrvO r~mI Ro.-Este imnpuesto, que consisdia en 11 pa. sobre todas las introducciones y estracciones ultramarinas, se establecio en 5 de febrero de 1812 en Junta abierta del Real Consulado, aprobado por el Gobierno a Intendencia, para socorrer a~ la Peninsula con 200'D pesos, al nuevo reino de Granada con 509 y con 101, para el equipo del segundo batallon de Ami::rica que debia salir provisto de Cadiz. Comenzo a. recaudarse en la Aduana el 12 del mismo mnes y ceso en 29 de abril de 1814. Produjo en este tiempo 293.275 pesos. DONATIVO sEGUNDo.-Con destino semnejante al derecho de convoy, citado antes, se establecio de la misma mantra en 24 de noviembre do 1814, y consistia en 3 posobre todas las introducciones. Comnenzo a recaudarse en 12 de diciembre y ceso on igual fecha del aiio siguiente de 1815. Produ,'o 482.455 ps. DoNATIVOS.-Entraban tambien sus productos en la Tesoreria, y fueron varios log que se hicieron en distintas epocas. Por Real Cedula de 17 de agosto de 1780, con motivo do las urgencias de la guerra contra los ingleses, quo principio en 1779 y terming en 1784, se establecio uno arazon de un peso, por una vez, por cadla hombre libre de todas castas, y dos por los espafioles y nobles. Este donativo era un verdadero impuesto por capitacion, pero sus productos hasta 1785, ascendentes a 21.543 ps., se mencionan en los estados bajo el nombre do donativo vo'luntario. Para ciertos gastos de la paz, celebradla con log argelinos, so pidib tambien un donativo al comnercio y a los pulperos, quo produjo 823 ps. en el anlo do 1786 y 20.000 en 1787. Cuando la guerra con la Francia en 1793 so verific3 otro donativo por los habitantes do la Isla, que ascendib h 218.907 ps. en solo dicho aiio, sin incluir las obligaciones a que anualmente se constituyeron algunos vecinos, y los frutos y efectos que cedieron. Continuando las necesidades del Estado, so pidio por Real decreto de 27 de mayo do 1793, un donativo 6 prestamo patri,)tico, al cual accedieron los vecinos5 voluntariamente, contribuyendo en aquel aiio y los tres siguientes con diversas cantidades, hasta la suma de 167.180 ps. quo entraron en Tesoreria, y otras varias partidas quo sucesivamente so recaudaron. Por Real decreto do' 15 do octub-re de 1798, dispuso S. M. se abriese en Espania un emprestito de 400 millones de reales do vellon, para atender a lag urgencias de la Real Hacienda, para lo cual contribuyeron los vecinos de la Habana con las cuotas que aparecen de los estados. En el anio do 1805 hizo publicar el Intendente interino D. Rafael Gomez Roubaud unra relacion do log auxilios dados a la Real Hacienda y renta de tabacos, por el vecindario do la Isla do Cuba, de la cual resulta, quo desde ju-. tiio de 1804 a mayo de 1805 entraron en Tesoreria, en prc'stamos

PAGE 267

241 B:. iin interes... .. ...... 380.773 ps. 5 rs. a interes............ 16.000 ~ Eel dep sitos, dc quo us& el Real Erario.. 332.847 4 Socorros a la renta dc tabacos............ 324.116 5 Total........ 1.053.737 6 En el mismo aiio de 1805, promovio el Ilustrisimo Sr. Obispo D. Juan Jose Dihaz de E~pada, por medio de una pastoral al clero, un donativo para los gastos de la guerra contra los ingleses, que produjo la surna de 10.319 pesos. En los a= os de la guerra do la independencia espa~iola, so hicieron cuantiosos donativos en dinero, frutos del pais y otros efectos, cuyo total ascendi6 en el de 1803, a 204.031 ps. sin incluir el valor de las alhajas, remesas do tabaco &ce. que so'hicicron, Estasnoticias, que pudieran estenderse mucho mas, y que demuestran la generosidad patriutica del vecindario do esta, Isla, me parecen suficientes para esplicar el origen de las partidas quo bajo el titulo do Donativos voluntarios, so mnencionan en los estados. ENSAYE Dv PLATA.-De la cefalknica y alhajas so deducia el 11po.--Wase COBOS. ESCUELA NATTICA.--Consistia en un impuesto (1e 2 rs. por cada bocoy do miel esportado, y se le dib aquel nombre por destinarse sus fondos al sostenimiento y dotacion do una escuela nhutica en el pueblo de Regla, conforme a Real Orden do 8 do marzo do 1816. Comenz5 a recaudarse en 27 de marzo de 1817 con limnitacion a los buques procedentes del muelle de Regla; despues se ha hecho estensiva la contribucion a todas las mieles quo so estragesen del puerto do la Habana y demas do la Isla, con el fin do establecer iguales escuelas en los habilitados. Sus productos, corrian a cargo del Real Consulado y ascendieron, hasta fines do 1828, a 93.363 ps. Quedj suprimido por los aranceles do 1829 y la Real Hacienda abona los costos do la escuela. ESPOLlos Y VACANTES ECLESIASTICAS.-LOS espolios son aquellos bienes muebles y raices, escepto los del patrimonio particular (1), quo se hallan existentes al tiempo do fallecer el Prelado y quo fucron adquiridos durante Ia mitra, los cuales pertenocen por derecho antiguo a Ia corona (2), despues de cumpli(1) Ley 37 tit. 7 lib. 1. y ofras.(2) W~ase su bistoria en el Diccionario-Geog. del Sr. Miiiano. Art. Espania,

PAGE 268

242 das las mandlas del difunto y has deudas si las hubiese, destinandose lo restante para limosnas, pensions a viudas y hu~rfanos de rmilitares y de otros sugetos que hubiesen servido al estado. Corresponde a la vacante toda renta decimal y obencional de las cuartas episcopales, esplicadas ya en el articulo Diezmos; *distinguiendose con el nomb~ro de mnayores las de los Prelados, y con el de menores las de Canonigos, Racionieros, Sacristanes mayores, beneficios &c. de sus respectivas cuartas y nov'enos, segun Real CV;dula do 5 de octubre de 1737 esceptuandose los curas, pues al fallecimiento de estos no quedan vacantes para el Erario, porque sikt cb5ngrua, rentas y obenciones pasan enteras al interino, segun Real Cedula de 11 de noviembre de 1769. Por un breve de S. S. Pio VII dado en Roma a 17 de abril do 1817, teniendo en consideration el deplorable estado en quo se hallaba la Real Hacienda do la M4onarquia, se la destinaron los frutos, rentas y productos de las mesas arzobispales, episcopales y abadciales por el tiempo de las respectivas vacantes y con aplicacion a objetos piadgsos. En la Habana, lo mnismo que en toda la Isla, hay conisignadas muchas pensiones sobre estos fonidos en favor do familias do muilitares v otros individuos, que fallecieron despues de haber hecho grandes servicios al Estado. La vacant del Illmo. Sr. D. Gerbnimo de Valdes so rnand5 aplicar integra a. Ia casa do nifios espbsitos y los espolios del mismo y los del Sr. Lazo en 1757 a reparar la Catedral do Cuba. ESPORTACION.-Solo en los estados modernos se mencionan bajo este nombre los derechos cobrados a la salida de los efectos; mnas aunque no so hlamnaban asi, eran verdaderos impuestos sobre Ia esportacion algunos de los various. quo formaban el ramno do almojarifazgo la alcabala del trafico do salida, el impuesto sobre Ia cera, Ia ostraccion do tabaco y do caudales, el derecho de subvention y el do avori'i quo aun so cobra. Las reformas introducidas sucesivamente en oh sistema do aduanas maritimas, han conseguido simplificar la multitud do impuestos diversos quo so recaudaban bajo distintas denomninaciones. Por el arroglo provisional do 9 de mayo do 1809, establecido con Ia mnira do remediar los graves males quo padecia entbnces la agriculture, los frutos de Ia Isla solo pagaban a su estraccioni el derecho do subvention y el do vestuario do Militias (vi anse estas voices las mieles 3 ps. por bocoy y los frutos dle la America libres cormo los do la Isla, escepto la grana, granilla, aiiil, quina, vaynilla, balsamos, cacao y palo .de unto quo so dejaron bajo oh pie en quo estaban. Las circunstancias del aflo do 1312 precisaron a reformar el arancel de 1809, como efectivamento hicioron las autoridades por acuerdo do 9 do abril; segu n el, pagaba la azuicar 6 pado alcabala por dorechos Reales y ademas los municipales jncluso oh do subvention, pero quedando exenta provisionalmente del ahrn~jarifazgo, siendo estraida para el estrangero por cualesquiera bandera, y la esportada en buques espaiioles para. la Peninsula 3 pde alcabala .y los wmi-

PAGE 269

243 nicipales. El aguardiente en ]a misma forma y manera sobre el avaluo de 40 ps. pipa. Por el nuevo sistema do aranceles los derechos de estraccion so hallan reducidos al 6, 4 y 2 ps sobro el aziicar, el cafe, el cacao, el carey, la cera, los cueros, Ia mniel do abeia y las mnaderas, segun que las estracciones se hacen en bandera estrangera, en national para puerto estrangero o en la misma. Para Ia Peninsula. El aguardiente es libre do todo derecho por el arancel de 1831, y la miel de Can~a igualmente (1); el tabaco en ramna 12, 6 y 2; el elaborado un real por libra, el oro 1 p$ y ]a plata 2 po en los dos primneros casos y libre en el tercero. Adernas se conserva el impuesto estraordinario de 4 rs. por arroba de cera y los de 2 rs. por caja de azuicar y un real por arroba de caf6, bajo ]a denomninacion de auxilio, y el derecho do balanza de 1 po sobre los generates y adicionales. Estas reformas han favorecido estraordinariamente a] comercio y a la agricultura, pues antes del aiio de 1820 los derechos eran exorbitantes, porque sucesivamente y sin cdlculo se fueron amontonando, ii consecuencia de Reales 6rdenes que los destinaban para cubrir atenciones generales del Estado, Ilegando el azucar a pagar mas do 17 pg.-Los derechos cobrados a la Salida de los efectos, ascendieron en los cinco bltimos alios Li 5.908.651 ps. o a 1.181.730 cen aiio comun, segun las balanzas generales. ESTANCO DE NAIPE.-Se dispuso por Ia ley 15 tit. 23 lib. 8 como perteneciente a ]as regalias de la corona, y su arreglo consta do las ]eyes de Indias. En ]a America parece que no tuvo efecto hasta que se espidib ]a Real Cedula de 6 de febrero de 1730 quo en esta plaza fue suplicada, pero quo no obstante se mand6 obedecer por otra de 6 de julio de 1731 y tuvo efecto bajo la cuota de 4 rs., al cargo do los oficiales Reales, y desde 1765 al de Ia Administration general do rentas. Habiendo despues celebrado contrata la Real Hacienda de Espaha en 12 de agosto do 1776, se umpezaron a vender los naipes conforme a reglas quo estableci& la Intendencia en una instruction provisional de 2 de mayo de 1 78, aprobada en Real Lrdcn de 24 de agosto del mnismo. El estanco do este ramo fue abolido por Real decreto de 14 de febrero do 1812. .En el quinquenio de 1791 a 1795 se veudieron en toda la Isla 37.414 ba-. rajas superfinas, 13.720 finas y 28.865 ordinarias, conforme a un estado pedido por la Intendencia on 26 do enero do 1799 y formado en 28 de febrero del mismo. ESTANCO DE LA SAL.-Sogun la Icy 13 tit. 23 lib. 8 pertenece a las regalias do la corona. En esta Isla tuvo principio por Real Cedula do 25 do junio do (1) Wase la medida 12.a de los aranceles para 1830 6 la 13a en los de 1831, y m~as atras en esta obra la pug. 172 y 173.

PAGE 270

244 1758 bajo las cuotas do 32 rs. plata la hanega de 8 arrobas y 14 Ila que 's estragese para Veracruz. For Real Cedula de 15 de setiemnbre de 1762 so bajaron los precios a 20 y 10 rs. respectivamente. En un quinquenio de 1782 a 1786 en Ia Habana y do 1790 a 1795 en las demas admninistraciones de la Isla, resultaron consumidas 90.500 hanegas, cuyo producto de venta fue de 226.250 ps. resultando do ganancia 80.463 ps. En el aiio de 1828 se adiniti& la contrata de D. Joaquin de Arrieta aprobada por Real Orden de 24 de agosto, a razoin de' 12 rs. la banega, por cinco aflos empezando en el de 182-9. Los productos do este ramo, que en vairias ocasiones ha corrido como ahora por contrata fueron en los 14 aiios de 1775 ft 1788, de 604.647 ps. En 1829 eo consumieron en la jurisdiccion de la Habana 23 .2421 hanegas, y en toda la Isla 34.248. ESTANCO DEL JUEGO DE GALLOS.-Se establecio en esta Isla antes del aio~ de 1740, segun se puede inferir de una Real Cedula do 26 do noviembre del rnismo, en la cual S. M. pide ft Cuba razon do este ramo. Consisted en ser pri'1ativo del arrendatario el establecer casas o vallas para las peleas de gallos. En 1763 f66 rematado par seis anios, ft razon do 825 ps. en cada uno. El Sr. Condo do Ricla mando quo s., continuase en esta ciudad, aplicando sus pro-: ductos ft la Real Hacienda. El impuesto so reduce ft 2 rs. por cada pelea al pico y 3 con cuchijas. Generalmente ha estado por arriendo, y alguna que otra vez en administracion. Pasaban los productos directamente ft la Tesoreria,' pero desde el arreglo do 1802 ft la Administracion do rentas do tierra. Desde 1775 ft 1788 ha producido 46.154 ps. y en los cinco ultimos aiios 70.6S3 ps. 3 sean 14.136 en aflo comun. ESTANCO DEl BEBIDA FRLCANA.--Tuvo prnii elstanco do esta bebida, que so hace con miel do car Ia y aqua coraun, por Real Cedcula do 7 de mayo de 1761.: La Real Hacienda enagenaba Ia facultad esclusiva do venderia, ya en la Ha-. bana y arrubales, ya en los pueblos do la jurisdiccion. Desde sus principios se puso eni arrendamiento par dos altos, en 2.000 pesos; despues en el cuatrie-' 1HO do 1765 ft 1769 en 8.200, escluyendo todos los otros pueblos y fortificacioTres doade so hicioron contratas lpartieulares, y luego desde 1775 ft 1778 en~ 34.000 ps. El consumo do esta bebida en Ia Habana se regulaba en 1.250 barr'iles por los a: os de 1767. La entrada do vinos, cerveza y otros licores, Ihizo disminuir el consumo do la frucanga o zambuinbia y llcgc ft tal decaden-~ cia quo por falta do postores para arrendar este ramo, so dej6 al cargo del dtI neo con el 5 p)o d e prcmio sobre las recaudaciones quo hiciese. En 1791 hubo uni alc ance contra la renta, y en el nuevo arreglo de 1802 so di6 cuenta ft S. M, (de su estado, y vino resuelta su estincion por Real or ien de 20 de mnarzo da 1803.

PAGE 271

A' ESTANCO DE TABmo. -Vease TABACO. ESTRLACCION DE TABAco.--Vease TABACO. ESTRACCION DE CAUDALES.-En el antiguo asiento de negros, pagaba 41 po la plata que so estraia para has colonial estrangeras con Wcstino a este comercio; y en 1782 Ia Real 6rden de 15 de enero previno, que se exigiese 9X. cuando por algun motivo ocurriese estraer caudales para el estrangero. En nueve anios de 1780 a 1788 se recaudaron, bajo dicho titulo, 126.609 ps. y 489962 en 1794. Actualmente el oro paga 1 p"y la plata 2 p6 po~r arancel, a su salida para el estrangero, y son libres para la Peninsula en bandcra nacicu),al. ESTRAORDIN ARI.-Wease ANCL AGE. kESTRAORDINARIO.--Vlase IMPUTESTO. ESTRAORDINARIO,-W ase SocoulRo. FANAL DEL MoRRo.--Vease ANCLAGE. FORTIFICAcIoN.-Este ingreso, que mencionan los estados, procedia como el. de Artilleria, do la venta de efectos y utensilios que por innecesarios, se hacla al phblico. GUARDACOSTAs.-COfl este titulo se cobraba sobre la plata un derecho de entrada do 4 pg y de 2 sobre el oro.-Vcase Cobos, HARINAS. (IDereecho adicional de)-Consistia en un peso sobrr cada baril de Ia estrangera que se introdujese, y fue establecido por acurdo del Gobicrno y de la Intendencia de 25 de junio de 1818, con el objeto de socorrer las urgencias del Estado, continuando los auxilios a otras posesiones. En un afo produjo Ia sumna de 75.363 ps. (Vease sobre harinas, Vestuario de mnilicias y Beneficencia, y el capitulo del Comeicio). HIARINAS.-Wase TRoPAS y CUARTELES. HERENCIAS Y' LEGADOs.-Las circunstancias de Ia guerra contra Ia Gran-Bretaua, precisaron al Gobierno espanol ai buscar recursos con que cubrir los gastos del Estado. U~no de ellos fue Ia imnposicion sobre herencias y legados en las sucesiones transversales, propuesta a S. l., pa~r u Consejo de Estado en 31 demarzo de 1797 y decretada en Real Cedula de 1.1 de junio do 1801, con e 32

PAGE 272

246. reglamento para smi exaccion. Consistia en 2 p!; sobro el imports liquido de los bienes, no csceptuados en los cuatro primeros capitulos; 4 pO, cuando Ia herencia o logados, mayors de 2.000 ps., recaian en personas que no eran parientes del testador; Ia mitad de Ia renta liquida do un aio en las sucesiones transversales de mayorazgos, vinculos, patronatos &c.; y solo la cuarta parte de Ia renta liquida anual en las vinculaciones, y el 1 p6 en las herencias y legados de bienes libres, cuando la muger sucede 6 hereda al marido o este a aquella 6 son legatarios entre si. La exaccion de este impuesto ces6 por Real de-, creto espedido en Sevilla en 26 de enero de 1809. La nueva lcy sobre las sucesiones de vinculos, mnayorazgos y patronatos de legos, y sobre las herencias, mejoras y legados, decretada por S.M. en 31 de diciembre de 1829, comunicada al Escmno. Sr. Intendente do la Isla de Cuba en 19 de agosto do 1830, y mandada cumnplir por su deceto do 16 de abril do 1831, establece las imposiciones siguientes. l.a Por la sucesion en Linea recta de vinculos y mayorazgosi inclusos los patronatos, media anualidad do los productos, y una do las sucesiones transversalis, 6 cuando la herencia recaiga en estrauohs, por cualquiera causa: 2.a En las herencias quo procedan de testamento, 2 pr, a los colaterales do segundo grado, 4 a los de tercero, 6 a los do cuarto y 10 pa a los do grades mas distantes, a los parientes por afinidad y 6. los estraulos. Los conyuges quo so hereden pagaran 2 p3-: 3.a Por las mejoras en favor do descendientes, so cobrarh 2 ps, 4 en favor de ascendientes y del marido 6 muger, 6 en el do parientes dentro del cuarto grado, y 10 p3cuando so pagan en favor do grados mas remotos 6 do estrauohs. Igual regla se observark en los legados: 4.a Cuando la herencia proceda do abintestato, los colaterales _do segundo grado pagaran 4 p3-, los de tercero 8, los do cuarto 12, y no habiendo parientes dentro do ellos, entrarh a heredar la Real Hacienda en conformidad a la Iey. Cuando por falta de descendierites legitimnos recaiga la herencia cn hijos 6 descenciontes naturals legalmente declarados tales, pagaran 3 p3-, si fuore en virtud do testamento, y 4 si abintestato. Si no estubieren Iegalmento declarados pagaran 4 si heredaron por testamento, y 8 si abintestato: 5.a En los usufr~utos so previenen vhrias rcglas; y 6.a para los agraciados con donation entre vivos, espresadas en los mismos articul6 do la Iey. (V ease, si .se quicere, la Instruccion reglcameftaria que la acompaiza, &tmbais impresas en l-a .Habana, en la imprenta del Gobierno: 1831.) IHOsPITALIDADES.--Bajo este nombre entrant on cajas los descuentos de dos ttrcios do la paga quo so hacen a los oficiales y a los sargentos, cabos y soldados do premio, por el ticinpo quo permanecen enfernmos en cl hospital. A Jos individuos do ]a plana nmenor, quo no gozan premio, se los hace otro descuento me nor, entendi~ndose siernprg ?do lo liquido, despues de haberse deducido 10 correspondiente a monte-pid 4 invalidos.

PAGE 273

24T' IN\DULTO CUADR: GES sIAL.-Vease BULAS. INDUTLTO D.E NEGROS.-En los fondos de este ramno, tenia ingreso la contribucion que los duelos de ncgros bozales pagaban por haberlos introduciclo clandestinamente, cuando luego los presentaban para su seguro domnio y libre uso, al indulto de S. M. que de tiempo en tiempo so concedia. La contribucion era. Ia misma que la establecida por derechos de entrada, mencionados en el piarrafo Negros. IPORTACION.-LO mismo que he dicho en los parrafos pertenecientes ia la esportacion y toneladas, tiene lugar aqui; pues aun cuando en los estados antiguos no se menciona contribucion alguna con esto nombre, Bran verdaderos derechos de importation los cobrados a la entrada do los efectos por almojarifazgo, armada, almirantazgo, al cabala, vestuario, averia, subvencioni, el do poblacion y caminos sobre los negros, el de Benoficencia sobre harinas &c. Esta comnplicacion de destinos que nada importaba saber al comerciante, tenia graves inconvenientes en la practica, y en diversas pocas so penso en simnplificarla. Por el arreglo provisional do 9 de mayo de 1809, so declararon libres Las introduciones do Espaiia do todas clases, asi estrangeras Comno iacionales en buques espanioles'; los productos nacionales traidos directamcnte CIn -buque estrangero, 10 p } de derechos Reales y 2 pa} de municipals; las procedencias estrangeras quc pudiesen comprometer las nacionales, la riourosa estraiigeria, con los municipales, 6 34 po. Los viveres estrangeros 15 pI ;los gtlneros de algodon y otros antes prohibidos, pero quo no pudiesen perjudicar a las fitbricas do Espaia, 15 pl} y los municipales; los articulos estrangeros, no enumnerados en aquel arancel y antes permitidos al comercio libre, 22 p y los municipales. La harina estrangera para el consumo, 69 rs. plata en buque estrangero -y 45 en national; las producciones de Ia America, libres do todo derccho; to mismo los utensilios para la agricultura en buque national, pero adeudabari 10 p" y los municipales en bandera estrangera. En el afro de 1819 so hizo, por via de ensayo, un arancel do derechos para la importation, y ascondian Estos, segun los objetos y las procedencias Li 4'3:1 p{ a 331-, 324 y 264. El decreto do Ia Intendencia do 20 de abril quo le precede, prevenia que los alambiques solo pagasen el 6 pQ, lo mismo los molinos y aventadores de cafte y en general todas las maiquinas, instrumentos y utensilios de agricultura. a industria. Esto arancel fuci forciiado por los vistas do la Real Aduana,, reduciendo Li uno solo los derechos varios quo pagaban lor, efectos bajo distintas denomninaciones, y se establecio el 1.0 do octubre (d0 aquel aiio ,,para ser examninado durante seis meses, y alterarlo despucs segun el estado mnercantil do la plaza.", El decreto de las U~rtes do 27 de enero de 1822, establecioCcomo (inico

PAGE 274

248 derecho entre el rnaximo y el minirno, desde 20 hasta 371 pn; pero se le hicieron modificaciones que constan de los acuerdos provisionales sobre arreglo de derechos, publicados en Ia Hlabana en aquel aijo; resultando de es reducidos a las cuotas fijas de 371-, 271, 261 y 20 po, los impuestos cobrados sot. bre el valor de los articulos que hasta entonces habian pagado 434, 3.31, 321 y 261, agregandose a aquelios 4 p"de derechos consulares. Aigunos articulos se dejaron con solo 121 pgconforme al acuerdo de 9 de mayo de 1809, y en 6 po las maquinas y tiles de agricultura. Sucesivamente se f46 simplificando el sistema de aranceles, y en el dia las cuotas generales para los efectos estrangeros son de 21 y .27 p3mas el 3 p3do armamento y adicional. Los objetos nacionales introducidos directamente en bandera national, adeudan indistintamente el 6 p3-, por acuerdo de la Junta superior directive de Real Hacienda do 4 de junior de 1831, en lugar del 3 quo adeudaban antes. Subsisten ademas otras exacciones sobre la importacion de algunos articulos; a saber, un peso por cada cerdo vivo, cuyo derecho es de 6 ps. un real para la Casa de Beneficencia por barril de harina estrangera y el derecho de Balanza de 1 p3sobre los derechos generales y adicionales. (W~anse los art'iculos Harina y Balanza,) El t~rrnino medio anual do los derechos cobrados a la entrada de los efectos liega a 3.447.659 ps. IMPUrESTO ESTRAORDINARIO.,~Con motive de las criticas circunstancias del aiio do 1825, mnencionadas en ei capitulo del Comercio, a indicadas en el parrafo del prestam) consular, se establecieron en 21 de abril do 1826 varies jimpuestes sobre la esportacion y el consumo, acordados en Junta general de la Comisioni do auxilios, aprobados por los Escmos. Sres. Capitan General 6~ Intendente y luego por S. M. en Real Ordcn de 22 de junior de 1826. Los relatives a la esportacion fueroni un peso por caja de azucar, 4 rs. por saco de cafe y 4 id por arroba de cera; los directos sobre el consume fueron de 20 rs. per cabeza de ganado mayor 6 vacuno, 1 por las de cerda (1) y 20 rs. en hanega de sal. El impuesto sobre el caf6 fu6 suprimido per escitacien de la Intendencia y decreto de las Autoridades do 24 de abril de 1827,. y aprobado paer S. M. en Real 6rden do i de junior de 1827, y ei del azucar per acuerdo do las Autoridades do 9 de febrero do 1831, publicado en el Dio de 13 del mismo. INVALIDOS (Descuento para)-Se mandb bacer per Real &rden do 4 de' enero de 1775 a razen de 8 mrs. do plata per peso do haber de la tropa, en el cual. se entiende ro soloelc sueleo, prest y paga, sino toda gratification 6 sobre sueido de arnainente, fornitura &c. Este fonedo se estableci6 para aten-(1) Jgiual imposition estraordinaria se hizo a los cerdos vivos introducidos del, estrangero.

PAGE 275

249 der a la subsistencia de los invalidos, y 1Th c aplicado ai la Real Hacienda para que esta pagase las pensiones, aun cuando los productos del ramo no cubriesen el presupuesto. LANZAS. (Real servicio de).-Este impuesto personal trae su origen de servicios mnuy antiguos que se conocian con los nombres de CastilWerta, Bollesteria, Lanzeros c. cuando no existian en Espa~ia los ej:'rcitos permancnates, y la guerra se hacia por apellido 6 1lamsmicnto do pueblo (1). Este servicio puies, se subrog6 por una imposition de 450 ps. con que cada Condo 6 Marques debe contribuir anualmentc al Real Erario, la cual podia redimnirse en America pagando 10.000 ps., hasta que por decreto do 4 de junio do 1 752 que es la ley 20 tit. 1.0 lib. 6 de la Novisima, Recopilacion, so resolvi6 quo por ningun mnotivo so permitiese tal redencion, pues queria S. M. que sienmpre constituyese una renta fija de Ia Corona. Se Je agrega el 18 psde conduccion ai Espaiia, lo quo hace subir la pension a 531 ps. segun el arancel general do medias anatas y Reales ordenes. En cada una de las cuatro poca9 indicadas, produjo anualmente este ramo 10.782, 30.844, 10.981 y 14.583 ps. LIBERTAD DE ESCLAVOS.-COnI este titulo se hallan vairias partidas en los estados antiguos, procedentes do los restates quo obtenian varios negros esclavos destinados primeramente a los trabajos de las minas do cobre, y tambien del que obtuvieron algunos do Jos cien quo en el airio de 1768 se separaron para el servicio de los trenes do Artilleria, do 300 quo se habian comprado y 100) mas quo regal(' a S. M. el contratista Copinger para las obras do fortification. LINTERA.-Consistia este impuesto on 4 rs. por tonelada que pagaban los buques a su entrada. Su destino fue para sostener el final del Morro por Real Orden de 22 de agosto de 1817, liinitandose al principio su exaccion a los buques americanos; mas por acuerdo do 15 de julio de 1818 se hizo estensivo a los buques de las demas naciones. Actualmente se halla refundido en el dorecho de toneladas. LOTERIA.-A consecuencia de una memoria que en 18 de mayo de 1803 present6 en Madrid D. Buenaventura Ferrer, espidi6 S. M. una Real Cedula al Intendente de Ia Habana y otra al Gobernador, consultandolcs si seria convenicnte establecer una loteria en la Isla do Cuba. Cuando llcgb a Madrid la consulta, no se hallaba en la corte el autor de la memnoria; pero en los anos siguientes se revivi6 el proyecto y en el de 1812 fue establecida la loteria en la Habana. (1) Ley 24 tit. 26 part. 2. 1Diccion. Geog. de Espania, art. Espan~a.

PAGE 276

250 El capital que se juega en la loteria y el numrerode los sorteos asi ordinarios corno estraordinarios, han idlo aumentandose do unos en otros aims; pero en todos se deduce una cuarta part del fondo del sorteo para el pago de las oficinas, pensiones y otras atenciones del Real servicio, y se sortean las otras tres. En el itimo aim fueron 14 los sorteos ordinarios que se haln jugado con el fondo cadla uno de 70.000 ps. y dos los estraordinarios con el de 140.000 respectivamente. Resulta pues, un total valor de 1.260.000 ps. Hay sorteos en los cuales no sobra billkte alguno_ de los en que so distribuye el fondo total; pero aunque sobrasen machos enas do los qjue en realidad sobran, se puede asegurar quo el pueblo Cubano cmplea anualmente en bilfetes para el juego de loteria, un capital que no baja de un millon do pesos. MADERHAS DEL NoRT.-Consistia en 5 p~ adicional sobre el valor do las maderas introducidas; fue establecido por oficio do la Intendencia de 3 do; diciembre de 1817 y aprobado porS. M. en 18 do marzo de 1818. Su primi'tivo objeto era el de auxiliar al ejercito espedicionario do Costa-firme. MANDA PIA ForzosA.-Con este titulo estableci6 el Gobierno provisional de C diz en 3 de mayo de 1811, y ratiflc6 despues S. M. en Rceales 6rdcnes do 12 do febrero y 17 de abril do 1315 y 26 de noviembre de 1816, la obliga-. cion do legar, en los testamentos quo so otorgasen en los deminios do Ia Monarquia espaiola y en las sucesiones intestadas, 12 rs. do vellon en las provincias do la Peninsula e Islas adyaceutes y 3 ps. en las do Ametrica y Asia, u mayor cantidad si los testadores 6 berederos tuviesen voluntad do hacerlo. Su Alestino fue aliviar la suerte do los prisioncros, 6 de sus farnilias, do las viudas y huerfanos y demas personas quo padeciesen por la injusta invasion do Bonaparte, 6 do las quo en Amnerica y Asia defendiesen la Religion, la Patria y el Monarca, contra los revolucionarios do estos paises. No consta la epoca exacta de su establecimniento ell la Isla do Cuba, ni los productos qjuo so recaudaban, solo si, quo los parrocos dejaron do exigir esta contribucion, porque vagamente so creja abolida. En ci aim do 1825, so recibio la Real Cdula de 5 do sotiembre del rnismo, en quo previene S. M. el establecimniento, si no bubiese tonido efecto, de la J.landa pia, incluyendo para el efecto Iq~ circular de 8 de agosto do aquel-auo, confortne so public en el Diario do la Habana de 12 de diciembre del mismo. Con igual objeto so recibio Ia de 28 do agosto do 1828 y recientemente la do 11 do febrero do 1830. En vista do ellas, la Junta superior directiva do Real Hacienda do 21 do octpbre, ha acordado su exacto y puntual cumplimniento, y quo en lo sucesivo verifiquen la exaccion los colectores parroqu-iales, bajo su responsabilidad y al tiempo quo to ejecutan do los derechos perte nocientes a entierros, entregando los productos For tercios do aimo, ai los admivtistradores do rentas Reales mas inmediatos al asiento do sus respcetivas iglesias.

PAGE 277

U5 1 MEDIAS AN'ATAS.-Coflsisten en dedu ecione~s que so hacen sobre sueldos de empleados, yentas de tie rras, de buques, &c. como se vura en los articulos si guientes, mas un 18 podo conduction a Espania. MEDIA ANATA DE IHERENCIAS.--C~mO arbitrio de la caja de amortization, se pensionaron con el pago do una media anata las herencias transversales dc 'vinculos y mayorazgos, por el Real dccreto do 5 de agosto de 1818 y confirmado en la Real Orden de 4 de febrero de 1824. Por el art. 1.0 do la nueva ley de herencias, toda sucesion ecn linea recta de vinculos y mayorazgos, inclusos los patronatos, deben pagar media anualidad do los productos, y una las sucesiones transversalis, o cuando la horencia recaiga en estranos, (veaso dimortizaciort y Here ncias). MEDIA ANATA DE OFICIOS VENDIBLES Y RENUNCIALES.--Tod Ooficio venldible 6 renunciable (vt'ase esta voz) paga por media anata el 2 p" sobre el valor en quo fue rematado, o sobre el de su tasacion cuando so renuncia, bien sca la primoera vez o las sucesivas; y ]a manera como so hace esta deduction, puede verse en los reglamentos y cedulas quo la conciernen. MEDIA ANATA DE TITULOS.-Por Real decreto do 22 do mayo do 16.31 se dispuso, quo en las creaciones do grandes y titulos so exigiese una cantidad, quo so arregl4 en 8.000 ducados los Grandes, 1.500 los Condos y Marqueses y la mitad los Vizcondes, con la prevention do quo los creados con anterioridad solo debian pagarla cuando pasase la sucesion a ica transversal. Graduarunse )as cantidades de media anata para las sucesiones del m odo siguiente ; 4.000 ducados en las rectas y 6.000 en las transveorsales de Grandes, Ia mitad de la creation en el primer caso y cl todo en el Segundo en ]as do Condos y Mar-. queses y 375 ducados en las rectas y 750 en las transversales de los Vizcondes. MEDIA ANATA DE EMPLEOS POLITICOS DE REAL HACIENDA.-So compone do la miitad del sueldo, tercio do la otra mitad y Ia conduction a Espai~a, bajo las prevenciones quo constan de los reglamentos. MEDIA ANATA DE ALCALDES Y EScPJBANOS.-Este dorechlo le contribuyen los individuos que anualmente son elegidos por los ayuntarnientos para alcaldes ordinarios o do la Sta. hermandad, a razon do 5 ducados por cada 100 vecinos, hasta el nimero do 400, pues Si hubiere mas no se aurnonta el derecho. A los escribanos, previene la ley, quo por media anata se les cobre a razon de medio ducado por cada vecino quo tenga el pueblo, advirtiendo quo si son dos 6 mas los escribanos, se subdivide entree elios ]a mencionada cantidad. Adeudan tambien media anata las gracias y mercedes de honores do ciertas

PAGE 278

2027 class aun cuando no disfruten sueldos ni ernolumentos; pero son cantidades xnuy pequeiias. MEDIA ANATA DE OFICIOS DE EXAMEN.-LOS individuos que deben sufrirle para ejercer un oficio, como los mnedicos, cirujanos, boticarios y sangradores, pagan a razon de 6 ducados los primneros y 4 los otros. Los maestros mnayores de rivera, pagan tambien 4 ducados. .Nota.-Por media anatas seculares se recaudaron en el a~o de 1794, 5.607 ps., en los cinco de 1817 a 1821, 64.931 y en los cinco iudtinlos 85.058 ps. MEDIA ANATA DE VENTA DE TIERRAs.-Consiste en el 2L p6del valor en que se rematan los terrenos realengos.-Wiase Venta de tierras. MEDIA ANATA DE ENTBARCACIONES.-Tuvo principio en Ia regla 31 del arancel del an~o de 1631, exigi~ndose de contribucion mnedio ducado por cada cinco toneladas, de las quo niidiesc el nuevo buque; hasta que por la regla 15 de la instruction de 1664 so dispuso la exaccion del duplo, mas 18 p" de conduccion a Espan~a. Por el reglamento de comercio para lasIslas Canarias de 6 do diciembre de 1718, so destinaban los productos de este ramo al Seniinario do San Telmo en Sevilla, establecido para. enscnar la navegacion. Entre otras gracias hechas al comercio, por la instruction provisional de octubre de 1765 y por la general del aho do 1778, 'se hizo mention de este derecho, que luego fug dispensado absolutamecnte en beneficio de la Marii~a niorcante por Real urden de 14 de octubre de 1794. MEDIA ANATA PERPETUA.-Esta obligada a pagarla la villa, de Guanabacoa por la gracia de su titulo concedido en 14 do agosto de 1743, y la cuota es de 1.750 rs. plata cadla 15 an~os. Tambien Ia villa de Santiago de las Vegas se vbiigL a pagar 92.600 mrs. vin. de 15 en 15 anlos, por la ewifirinacion de su titulo, hecha por Real Cldula de 24 de octubre de 1791. El empleo de regidor alguacil mayor de la Habana, paga 900 ps. por razon de indulto con S. M. por los dereehos quo percibc del inatadero diaramente y otrcs ramos, segun Real CUdula de 22 de febrero de 1787. El empleo de Tesororo general de Cruzada de esta Isla, fu6 cnagenadopcr ka corona en 6.000 pesos fuertcs, quo cxhibi6 en M~adrid y Se-villa D. Antonio ie Cespedes, segun parece del Real despacho do 2 do abril do 1653, y se le ,oncedieron las prerogativas de Juro de heredad perp~tuamente para si y sus sucesores. MESADA Y MEDIA ANATA ECLESIASTICAs.-En cl ai'o de 1625 concedi6 el Papa Urbano VI11 al Rey D. elipe IV la facultad de cobrar una inesada de todos

PAGE 279

253 16s beneficios eclesiasticos y pensiones de Real presentation, cuya gracia fue renovada por S. S. Inocencio X y sus sucesores, unas veces por decenios y otras por quinquenios. La instruction cormunicada en 23 de diciembre de 1775 contiene las reglas para esta exaccion. Sus productos se diestinaron para gastos de la Real Capilla: la Real Cedula de 20 de octubre de 1781 previene que con ellos "se socorra al monte-pio militar, y la de 26 do Julio do 1793 espresa lo que corresponded a la Real Capilla por Bula de 'S. S. do 10 de marzo de 1754. La media anata se cobra do todas las pensiones y beneficios cuyas rentas llegan a 300 ducados anuales. De estos productos, y no escediendo la pension do 600 ducados, se aplica una mesada y' dos en los mayores, para la dotacion y c~ngrua de los capellanes y ministros inferiores de la Real Capilla. Desde 1775 a 1788 se han cobrado bajo el titulo de mesada y media anatas eclesiasticas, 5.220 ps. En los cinco idtimos anlos desde 1826, X4.078 de anua Wades y mesadas y 11.336 de medias anatas. .tONTE-rIo MILITAR.-Se exige a razon de 8 mrs. en cada peso de los que perciben los oficiales generates y subalternos de mar y tierra y los ministros respectivos, asi por sueldos como por cualquiera otra gratification, y ademas inedia pagan del primer sueldo que perciben, y en los aseensos, del esceso que hubiese (1e1 ufO al otro. Se mnandb establecer este fondo para atender a las viudas y huerfanos de los militares, en tiempo del Sr. D. Carlos III, conforine a las reglas prescritas en el reglamento general dc 20 de abril do 1761 y en el de 1.0 de enero de 1796. MOINTE-PIO PARA INVALIDS .-Vease INVA1LIDOS. MONTE-PIO DE MINISTROS DE AMERICA.-Se estableci6 en Nueva-Espana. por Real 6rden de 20 de febrero de 1765 y las asignaciones fueron do media mesada de sus sueldos y una mesada Integra en los ascensos, lo mismo que lQs de nueva entrada en el ministerio, a mas de los 8 mrs. vn. continuos por peso. Despues se previno fuesen tres las mesadas, asi al ingreso como -en las promociones. Sabre este ramo pueden verse el reglamento de 7 do febrero de 1770 y las Reales 6rdenes de 9 de ,marzo de 1787, 7 do Julio do 1785, 22 de nmarzo de 1789 y otras. MONTE-PIO DE OFICINAS.--Se creb en Nueva-]Espania por Real 6rden y ;reglamento do 18 do febrero do 1784 quo fute com-unicado A la Habanar por cl Virey Qn 6 do agosto del mismo. Se comprenden para el pago de esta pension los empleados do 400 ps. para arriba, y Ia_ exaccion so hace en 12, meses a 33

PAGE 280

254 proraia, de una nmesada Integra y ademas el descuento continuo de 8 nits. mn por peso de sueldo. En los ascensos se dejan cuatro mesadas de los sueldos sujetos a media. anata, y seis en los que no la sufren.-VWanse los reglamentos. MONTE-PIO -DE CIRUANOS.-Se establecib por el reglamento de 15' de noviembre de 1798 y Real instruccion de 28 de mayo de 1799, y consistia en el descuento de 8 mrs. vn. por escudo sobre los sueldos de los cirujanos de la Armada y del Ej'rcito. En 31 de octubre de 1805 se public6 un nuevo plan quo modifica este ramo. Sus ingresos son mnuy reducidos. El 4 pO sobre sueldos de cinpicados fu6 otro descuento que se rnandu hiacer a los empleados por decreto de 1.0 de setiombre de 1794 y con destino a los gastos de la guerra con Francia. Sus productos se remitieron por tercios & la Tesoreria mayor de Madrid, Jo mismo que el sobre-precio de la sal y el auinento del papel sellado, mencionados en sus respectivos parrafos. J'ota.-Por monte-pio e invhlidos se han descontado. en los iudtimos cinco anos, 748.640 ps. MUELLg.-VilasC ATR.AQ,UE AL MUELLE. MULTAS Y CONDENACIONEs.-Varios delitos se cnstigan, por nuestros c~digos con multas particulares, las cuales con las impuestas ia los contrayentores en los ramos de Real Hacienda, constituyen este fondo que entra en areas Reales y se distribuye luego con arregl o a las leyes y cedulas que tratan de la materia. NEGRos.-Vcasc C~miNos, POBLACION 6 INDULTO. NEaRos. (Derechio sobre los negros bozales).-No consta do las ]eyes que tratan de ]a introduccion do esclavos, cuales fuesen los dlerechos que adeudaban; solo por la 4.,1 del tit. 18 Jib. 8 se. espresa, que las introducciones en Nueva-Espaiia por Acapulco, pagasen 400 is. y que en Cartagena fuesen 6 rsmnas, destinados al sosteniniiento de las, cuadrillas de genite armada, establecidas pars:. buscar los cimarrones. Ya quedan referidas, en lpag. 10 de esta; obra, las diversas contratas que hubo para la introduccion de negros en ]a Isla, y asi mencionari ahora, comoa relativo a este articulo, lo concerniente a los derechps quo so les impusieron. En 7 de abril do 1713. celebrb S. M. una contrata cort el Rey de Jnglatcrra para introducir 144.000 negros en 30 anos a razon de 4,800 en cadla uno. Los derechos convonidos fueron 331 ps. por cada negro de medida regular de 7 cuartas, no teniendo defecto ni siendo viejo. S. M.. pagaba 900 rs. por tonelada, en la cual entraban 3 negros piczas do a 7 palmos, y do consiguiente le salian ai 300 rs. y so rebajaban 43 por cada octavo do palmo que tuviesen de menos.

PAGE 281

CGesaron las factorias inglesas en 1740 por represalhas que, se hizo de ellas en la -guerra, y luego en 4 de abril de 1741 hizo contrata D. Martin, de Ulibari 'y Gamboa, vecino de la Hiabana, para introducir en _dos aios 1.100 'p-iezs con la obligacion de pagar 33* ps. de derechos, y de venderlos al publico at 200 ps. Por Real Cedula de 26 de octuhre de 1760 se comunic6 la contrata do A. Miguel Uriarte para introducir 1.500 negros al ano por espacio de 10,hf los precios do 290 ps. los piezas, 260 los mulecones y 230 los muleques, debiendo satisfacer "por derechos respectivamente 40 ps., 26 ps. 5*A rs. 'y 20 ps. Por Real Cedula de 8 de noviembre de 1765 se suprimnieron todos estos ;derechos Ilarnados de mar-ca, subrogandose por una capitacion anual pagadera 4b 6,en J6. meses y consistente en 3 ps. por cada negro varon pieza o mule'con, 12 rs. por cada hembra pieza 5 mulecona y 8 rs. cada muleque do uno y otro sexod. Esta capitacion cesb por impracticable y laboriosa, por Real Orden tio I7T de febrero de 1768, siguiendose el derecho de marca. Hizo nueva contrata la compahia de Aguirre y Uriarte en 14 de junio do -1765, y de una en otra 'con sus prorogas se continuaron hasta 6 de setiernbre de f779. Concedieronse luego varios permisos at particulars, pagando Estos por derechos solo' 9 ps. segun Real Orden de 4 de noviembre de 1784. Por' la do 29 de marzo de 1786 se comunico a esta Isla la contrata hecha con S. M. por la casa do Baker y Dawson de Liwerpool, tomando aqui la Real Hacienda los negros 'a 155 Fos. y' vendi4.'dolos al publico al mismo precio; -mas en t Junta toe Real 'Hacienda:" so acord6 que" los precios dbventa fuesen de 185 ps. cry 1d; hegros piezas; de 175 lIbs 'mulecones, y las hombras y dornas class on,. ella, ccnvrnidasi destinhtadose, la diferericia paragastos de la cornis-ion. .Sigui' ft esta contrata la franquicia del comnercio por dos aiios ft espaitoles y estrangeros, segun Real Cedcula de 28 de febrero de 1789, para las Islas e Santo 'Do'mingo;' Cuba,, Puerto-Rico y Canarias, la coal se prorogi6, por dos a ios mans. En este estado so h allaba el comercio de negros, cuando -se rocibi6 la Real Cedula de 24 de noviembre do 1791 arnpliandole aun mans, para quo Tos espaiiofes' pudiesen ir ft comnprarlos ft los mercados estrangeros y traerlos libremente sin pagar derocho alguno do entrada, y solo el 6 p~ do la estrac= cion 'del dinero o frutos, pudiendo ademas traor matquinas 6 Ltiles do agricui-. tura; con solo el adeudo de sus respectivos derechos do estrangeria, :quo eran eiitances de 21 p .En lo sucesivo, por diversas Reaks iardenes de 6 do agosto do 1 791, '22 do noviembre do 1792, 24 do enero do 17-93 &c, so favoreci6 mans este. comrcrio, permitiendoso ir t Inl Costa do Africa en busca do niegros con libertad de todo derecho, hasta Ia prohibicion por 01 tratado de 1817. Nov~rNos REAUS,-La historia do esta gracia pontificia puede leerse en el Diccionario Geografico de Espana del Sr. Mlijano, art. Espania. Para el objeto

PAGE 282

256 de la presence obra, creo suficiente lo dichio on el pairrafo Diezmos solute la cuota d deduccion que de ellos se hace con el nombre de novenos, y aiiadire con respecto a su principio en esta Isla, que le tuvieron por Real Cedula de 8 do enero de 1723, recordada en otra do 11 do mayo de 1765. NOVENO REAL DE CONSOLIDACION.-POr breve de S. S. de 3 de octubre de 1800, fue autorizado comipletamente el Nuncio apostico para conceder a S. M,. el derecho de percibir la novena par to de todos .los diezmnos, por el espacio de diez anios. Pox Real decreto de 10 de noviomnbre del _mismo se mando aplicaar i la; caja general de consolidacion do vales Reales. La de 26 de diciembre do 1804 ordena su exaccion en America, y fue comnunicada al Capitan General en 28 del mismo. Los. terminos en que f46 concedido el breve de S. -S. y ,otro nuevo de 18 de abril de 1817, prorogaron indeterminadamnente esta gracia, apli,cando Li las atenciones del Erario, mientras lo nocesitase (ademas ,de las concesiones anteriores) "Los productos do lucidas cargas, do los beneficios vacantos Ilamados menores, 6 el do las cuartas de los mismos beneficios, y de la ~novena parte de los diezrnos, Ilamnada vulgarmnente noveno estraordinariO, y tamSbien. do los productos ecesihsticos, aplicados a usos teinporales." _Nota.-Los is gresos anuales por novenos, ascendieron en las cuatro epocas indicadas, a 30.717, 50.102, 112.524 y 75.700 ps. OEICIO~s VENDIBLES Y RENUNCIABLE .-Para la dotacion del Monarca,. como gracia personal, so estableci6 la, venta de varios oficios espresados ena la Iex 1~tit. 20 lib: 8. Tambien pertenecen a ;S. M. los do nueva creacion, y los que caducan, la mitd _de lios renunciables en su "primera renuncia,, y en los demas, por falta de confirmacion, la tercera parte. Por las leyes de Indias de los titulos d19, 20, 21 y 22 del lib. 8, so deducen los productos aplicados a la Corona, con arreglo a ciertas bases esenciales en el Orden de obtenerlos, desde el ano de 1522 en quo so mandaron, beneficiar. PAPEL SELLADO.-Se mando usar en la Arnerica desde el anio do 1640, en todos los instrumentos pfrblios que enumera la ley 18. tit. 13 lib. 8. Los procios quo so habiana establecido, subsistieron hasta quo (con motivo de los tgastos y e-mpeiios del Real Erario en la g;uerra contra la rep(ublica francesa) se acord6 en el Consejo de Estado do 4 de abril do 1794, entre otros articulos, aumnentar el precio del papel sellado, comno so verific6 por Real Orden do 25 do junio del mismo aiio. Desde la Habana so consult si debia ponerse en practica el citado aumnento, y el Gobierno supremo resolvii) la afirmativa en 17 "de Julio do 1798, anadiendo varios otros usos al papel sellado para quo tuviese mas espendio. Actualmente so lialla arregl-ado este ramo por la. Real U~dula do 12 do febrero do 1830, impresa en el Diario do la Habana de 26 de abril,

PAGE 283

25p T aubdividiendo -el papel en seis sellos: de ilustres a 64 rs. Plata, 1.0 a 48, 2.0 L 12, 3.0 a 4, y 4.0 a real. Los productos anuales de Ia renta del papel sellado en toda Ia Isla, aseendieron en las cuatro epocas indicadas, a 11.260, 18.182, 53.226, 166.582 ps. Solo en la Administracion de la Habana y sus subalternas, se han recaudado 160.028 ps. en el ano" de 1830. PONTON.-ES un derecho privativo del puerto de Matanzas donde so esta~ blecib en 1.0 de eero de 1818 a razon de 51 rs. por tonelada, y en fin de junio del mismo se dispuso, por la Superintendenci'a, fuese la exaccion de 4 rs. y se continue cobrando hasta fin de febrero de. 1827 y en lo sucesivo se aplic6 a la -construccion del cuartel. Hasta fin de 1829 ha producido 56.199 ps. PENAs DE CAMRnA.-Pertenecen it este ramo las cantidades que por penas imponen los jueces a los reos y que se aplican por mitad a la Real Camara y gastos do justicia. Reune tambien este fondo, una parte de los decomisos. q :leycs del titurlo 25 libro 2.0 tratan do su administration, recaudacion y .desti4,s; igualmente la ley 2.y cap. 22 de la ley 17 tit. 26 lib. 8 do las de ~Castilla, y. la 25 tit. 15 part. 7.3 y varias de Indias do los lib. 7 y 8 tit. 8 y 23. PENSION PARA LA REAL ORDEN DE CARLOS ~II.-Su augrusto fundador la seiial fondos competentes, y entre ellos el de 40.000 ps. sobre las rentas decimales de la catedrales de Indias a prorata, tocando. h la iinica que habia entoncs en esta Isla 2.500, ps. 1.000 sobre la mitra y 1.500 sobre el Dean y Cabildo. Hecha la division oclesiastica de 29 de agosto de 1789, se hizo tambien de la renta, asignando tun tiercio a la Catedral de Cuba, y dos a la de la Habana, y lo mism~o se verificb con las pensiones cornunes, de cuya clasp, era esta, corno consta de la Real Ciedula de 23 do abril de 1775. Plso.--Mencionase en los estados antiguos, ya bajo cste titulo, ya bajo el de Pisag'e o hylenia. Se exigi6 conforme ii las leyes de Indias, y consistia en 20 ducados lePlata que debia satisfacer cada persona de las que se transportasen en buques do la Real Armada. Desde el aiio de 1765 corrib a cargo de la Real Hacienda, y la Real Orden de 24 de Julio do 1791 dispuso lo conveniente al cobro do este derecho a razon de 22 ps. por individuo. Ces6 en la practica, desde la declaration del corncrcio libre, por la cual so facilitaron los transports a los particulares. POBLAION.-Por acuerdo de las Autoridades de la Habana do 7 de febrero do 1818 so estableci6 provisionalmente bajo esto titulo, un impuesto do 6 ps. por cada negro bozal que se introdujese de la costa do Africa, esclusas las

PAGE 284

258 hembras. Se destinaba este fondo, con arraglo a la Real Cedula de 21 de o&' tubre de 1817, para adquirir tierras y prestar asistencia y auxilios a los nuevos colonos que viniesen a establecerse en esta Isla. Cesb con el tiafico y produjo en su tiempo 194.,017 ps. PRESAS. (Derechos sobre)-Fui de uin quinto y residuo en la distribution, que estinguido 6 cedido a beneficio de los armadores, solo contribuyeron en un tiempo de guerra con el 7 pv1 de entrada. Actualmente son libres del todo por la ultima ordenanza de corso. PRESTAMO CONSULAR.-Bajo este nombre se conocen dos, el uno de 400.000 hs. para ilenar el .vacio que iba a producir en los ingre sos, el establecimniento del Depusito en 1822 y cuyas circunstancias pueden verse en el capitulo del Comercio; el otro fue decretado en las criticas circunstancias del ai.O' do 1825 en Junta Consular de 17 de noviembre, presidida por el Escmo. Sr. Capita General, con asistencia del Esemno. Sr. Initendente y' do la Cornision de auxilios, Para cubrir cl deficit considerable quo ofrecian las csias. La'canrtidad de esth emprtestito voluntario fue de 500.000 ps. reintegrable en -dosa nos,' a plazos comodos, con el interes de 12 pa pagpdero por meses 6 a! arbitrio de Ios Trestamistas, bajo la inmediata garantia del Consulado, entregi.ndole la Real Hacienda como hipoteca, los pingiies productos de la alcabala y (101 papel sellado, obligandose edemas a enterar a dicha corporation mensualmente Ila cazitidad que necesitara para cl pago' de los -plazos y sus r ditos con la-rnayo'exactitud y puntualidad; todo lo cual se veirifico quedando satisfechos los' prestami"t tas aun en menos tiempo del quo esperaban. Pueden verse las bases' del m encionado emprestito en las actas de la Comision de auxilios do 11 y 14 de aquel mes, publicadas en los diarios do la Habana nureros 324 y 326. PRODUCTOS Dr. TIERRA-ADENTRO.-Consistian en VariaS Cantidad~s que las ca~as subalternas interiores suplian a la Marina, renta do tabacos y otros rarnos, los cuales so reintegraban on la Tesoreria general quo do aquellas so hacia cargo por separado. Se recaudaron bajo este titulo, on los 14 ai~hs de 1775 ft 1778 :286.310' ps.; pero estos productos no so incluian en los estados geinerales "de valores 'remitidos a Ia corte por ei Trikunal de Cuentas, rai tampocot'los' de Sitvardos y .Depositos. PPIOS Y ARBITmIOS.-Con este nombre se conocen en la Isla, 16 misma ,juc en ]a Peninsula, las rentas de los Ayuntamientos; y aunque no so destitial 'para gastos del '-Real Erario, ,gino para atencioies puiraiente rnYUzicipales *Jai pueblo, deben mencionarse como contribuciones quo este paga, pues "Agui ns '(f ua~ mnos son' vercdflos impuostos sobre la industria.

PAGE 285

250f Los fohdos del 'Ayuntamiento de la H-abana enmpezaron en 1528, cuando por las ordenanzas mnicipales del Dr. Alonso de Caceres (1) se le concedi6 la facultad de mnercedar tierras ai los pobladores, para el cultivo y ]a crianza de ganados, mnediante una pension anual con .que debian contribuir al area de Ia ciudad. Con este ingreso y, el do alguoas .multas, atendia el Cabildo a los ob-jetos piublicos de su instituto, segun aparece do los acuerdos de 7 do julio de 1599 y 1.0 do julio de 1735 y del libro becerro de 1 742 trasladado en 1791.. Desde el principio se nonibru mayordomo mayor de Propios, quo daba sus cuentas ai los comisarios y algunas veces las tomaron los juices de residencia y .otros encargados para ello, segun prevenian las ]eyes; pero erigida la: contaduria de cuentas en 1638, se empezo a dudar sobre la subsistencia de aquelII costumbre. Por fin ocurrieron casos tin virtud de los cuales se mand6 por Real Utdula de 27 de agosto de 1730 y otras sucesivas, que el Tribunal de Cuentas tomnase las de Propios dc los Ayuntamientos. -.,Estas rentas proceden due rteditos de censos sobre tierras mereedadas, solaces,, y pajas de agua; de imposicionies sobre algunas fincas y alquileres de otras; del valor on que so rematan los oficios do correcdor mayor de lonja, concedido al Cabildo por Real Cedula de 14 do abril do 1752 y de tasador de costas procesales, establecido en 18 de diciembre do 1744: do varios arbitrios que se le pan concedido igualmente o sean contribuciones sobre los puestos piiblicos, las tarimas do la pescadoria, los carruages do uso particular y destinados a] trafico y conducciones, el alumbrado &c. Con estus ingresos debe atender el Ayuntamiento a la manutencion de los presos do la careel, y dar auxilios doterniinados a~ los dementes do aimbos sexos, al alumbrado de la ciudad, a la recomnposicion do las calles, limpieza do las plazas &c. Por una cuenta formada en el aino do 1808 resulta queoen aquella epoca las entradas ascendieron a 42.527 ps., los gastos fr 27.201 y que la deuda do la caja do Propios era entonces de 66.219 ps. a saber, 8.937 ps. al Colegio de escribanos, a la casa de S. Juan Nepomuceno y a D. Luis Puente por Ia fabrica do la, pescaderia y 57.282 al fondo Ilamado do sobrante do vestuario (2). Do otro documento semejante quo acaba do formar el Escino. Ayuntamiento resulta,. qlue las entradas anuales por Propios y arbitrios, ascendieron en el aio do 1829 a ...............................................$ 84.706 3~ y los gastos a. ..... ........................................................ 61.341 33 Los, cr~ditos activos hasta fin de ano, a~ favor del Ayuntaiento, ascendieron a ............................................ 120.537 2 y los pasivos ai............................... ....................... .21.919 2 Enitro las entradas, las quo deben reputarse por verdaderos unpuestos pfiblicos, componen la suma do ...................... 64.52 5 (1) W~ase el capitulo Agricultura.-(2) Vase Vestuario de Miliiu~s.

PAGE 286

?60 sin incluir la del alumnbrado, que no aparecee en el estado por haberse iedido al ultimo contratista para costear los nuevos faroles. Los prineipales a que corresponden los censos que cobra el Cab ildo de la Habana, sobre tierras, cajas y pajas de agua, ascienden a.....:............................ 31.541 5 los de imposiciones &. ....................... ....... 13 i.103 1 ToLtal ...... ... ............ $ 44.644 6 Algunos de los demas Ay untamientos de Ia Isla tienen sus fondos particulares para. atenciones anailogas, pero son de muy poquena importation, PRORXTEo.-Con este nombre so menciona en los estados do rentas un fondo resultante do la deduction do 10 p" que so hace del produeto de los ramos agenos quo recauda la Administracion. Antes. se entregaban los productos ilntegros de ellos a sus respectivas a'plicaciones, sin descontarles cosa, alguna~ pasta que por Real Orden de 27 de enero do 1816 so mand6 que dichos ramnos cntrasen a proratas con los demas de Real Hacienda, para cubrir los gastos de recaudacion de las Aduanas, y por otro Real decreto de 26 de enero de ;.816 fu6 aprobado el metodo establecido. Ha producido en toda la Isla, en los cinco idtimoos ah~os, 92.208 PS. IPULPERIAS. (Dereclio de composition de)=Por la ley 12 tit. 8 lib. 4.O so mando cobra este derecho en Indias, pero en esta Isla no tuvo efecto hasta haher recibido la Real erdcn de 30 de agosto de 1776. En su consecuencia se acordb, en Junta de Real Hacienda do 16 do enero de 1777, el modo. do su recaudacion y las cuotas anuales con quo debian contribuir estos establecimient tos industriales, asi en la capital, como en los pueblos del interior, del modo sigaiento: 40 ps. las pulperias do la Habana, Cuba, Bayamo, Puerto-Principe, Lianti-Espiritus. y Villa Clara; 35 las do Baracoa, Holguin, Matanzas, Santa Maria del Rosario, San Felipe y Santiago,: Guanabacoa y Santiago do Comnpos'ela; y -00 las do los barrios estramuros de la Habana, y las del Caney, Jiguani; Nueva Filipina y partidos del Campo. Con arreglo a la ley, so determiine el ni'irero de pulperias quo para ia provision del piiblico, debia de haber on cada paragon y comio esta notieia puede indicar el estado do los consumos en aquella epoca, la consigno aqui, 6 en la Ilabana, 2 en Cuba, y 1 en los demas pueblos. Por Real Orden do 2 do marzo do 1792 se redujo Ia imposition solo a 15 pesos en varios pueblos menores y a 10 Ia do los partidos y caminos reales: en1811 por Real 6rden do 10 do abril, fui suprirnido este impuesto, ;y luego se:-establcci6 por la de 20 do agosto de 1815.

PAGE 287

261 En las cuatro kpocas indicadas produjo este ramo, anualmente, 21.303, 27.782, 32.387, 66.265 ps. PTLPERXAS. (Contribucion u~traordinaria de)-Con el objeto de socorrer al ejercito espedicionario de Costa-firme, se dispuso por las Autoridades de la Habana en 2 de diciembre de 1817, que las pulperias de esta ciudad pagasen lo correspondiente a la contribution de un anio, cuya medida fue aprobada pot Real arden de 15 de matzo de 1818 y se recaudaron 19.345 ps. QUtINTOS REALEs.-Fueron los prinmeros derechos con que se contribuy6 en esta Isla, del oro, cobre &c, que se estraia de las minas que hubo abiertas en Jagua, Trinidad y Holguin, produciendo hasta 6.000 ps. anuales de utilidad al Erario; pero abandonadas luego por las grandes esplotaciones de NuevaEEpaiia y por falta de gente, solo quedaron en actividad las de cobre del Real de Santiago del Prado, cuatro leguas de la ciudad de Cuba. Se cstraian ar.ualmnente mas de 2.500 quintales que eran conducidos Li Sevilla en los galeones y .flotas, segun se previno en Real Ctedula de 11 de febrero de 1609, y despues la ley 4 tit. 11 lib. 8 con el objeto de fundir la artilleria nceesaria para Ia defensa de los fuertes de las Indias, su armada &c. Las antiguas minas de oro cerca de Jaigua, parece que rendian poco, pues necesitaron la gracia de no pagar mas de un vigesimo en lugar del quinto, como consta do la Real Cedula dle 23 de noviembre de 1569, citada par Urrutia. El quinto de oro fue tambien luego reducido al 3 po al tiempo de estraerse, y 2 po Li su entrada en Espafia. QUINTOS DE ono.-Vtase Conas. REAL SUBSDIO.-El Sr. D. Felipe V. despues del sitio de Ctiuta, pidib a S. S. Clemente XI por una vez, dos millones de ducados sobre el total do las yentas y beneficios eclesihsticos, que fute concedido por breve de 8 de marzo de 1721. Por otro de Clemente XII en 28 de enero de 1740, se hizo segunda concesion de igual cantidad y bajo las mismas condiciones del primer. Con Real Orden de 6 de setiembre de 1741, vino a la Habana Ia instruction para .el cobro del Real subsidio, y despues el Sr. D. Fernando VI por resolution de 3 de diciembre de 1748 redujo los dos subsidios Li uno solo. Hiecho el arreglo, vino Li resultar un 6 ps de imuposicion sobre la renta de cada eclesias'tico, to mismo que sobre la de los conventos, monasterios, obras-pias &c. Se Mand6 cesar en esta Isla, MWjico, Goatemala y Oajaca, por Real Cedula de 6 de miarzo de 1790, hasta que se viese cuanto habia sido lo cobrado desde 1723 a 1788, para distribuir en prorata lo que le correspondiese aun pagar Li cada obispado. 34

PAGE 288

262 REAL PROTECTO.-Conlsistia en 4pg de 1a plata-y 2 p", dA l ro, ya arnonedado o en pasta, que entraban en este puerto; cuyo derechio se denoinina on los estados, Real Proyecto de 1720. Vtease Cobos. REDITOS DE REALENGos.-Componese este ramo de los valores que i favor de la Real Hacienda reconocen los rernatadores de los terrenos, realengos, -a razon de 5 pg., y que debeni satisfacer en sus; respectivos plazos, sowun lop, asientos que se les forman: Veaso Tierras. REDITOS DE CENSOS.-Vease TIERRAS y MEDIA ANAT A. REGISTROS. (Derecho de)-Antiguamente se cobraban estas contribuciones por el escribano do registros, y por Real 6rden. do 20 do -abril de' 1818 resolvio S. M. que cesase su intervention en el comercio estrangero y; quo la Aduana percibiese las mismas cuotas, consistentes en 44 rs. por cada visita de entrada y do Salida, igual cantidad por cada _asistencia de 6 horas en lass desc argas, Jos gastos do plumna y .pap~el ;en los estractos de manifestoss, y $ 'ps. 4 rs. por los registros de entrada y salida.: Ha producido, desde, 1818t~ fin de 1830, 406.298 ps. en la H-abana, y-cn toda la Isla en los cinco aflos _udtiios, 279.874 6 55.975 en aijo Inedjo. REMPLAZOs.-Consistia en 3 p;. sobre. las importaciones .estrangeras,, a iul cuota _sobre todas las estracciones, escepto .aquellas; que proccdian: de lai Peninsula, porque ya Jo habian pagado. Fut: establecido por Real Orden do 50 de Julio do 1816 cQpi el objeto do rounir fondos para las espediciones militares de Arn.~rica, corriendo su recaudacion ai cargo de. los consulados, y con. ldestino {. la junta establocida on Caidiz para el efecto. Ccsb en 1824, y la Real Ord nd 23 de e eo do 1 2 po 6 s .stnin Produjo en todo su tierapo 1.622.946 ps. en la Aduana do la Habana; REZAGOS DEL TRIBUNAL DE CUEN'rAS.-"No son otra cosa quo las partidas de aiios anteriores que existen en.-deuda, y se heovan por cuent&, para verificar su cobranza en lo sucesivo. SAL.-Vease ESTANCO DE SAL. 1 SISA DE. MURALLA.-Bajo esta denominacion se estableci6 a principios deal aflo do 1633, un .impuesto do 25 ps. sobre cada pipa de vino 6 do aguardiiente qluo de las Islas Caunarias so introdujese al coinercio, con destino sus products a la construction do las murallas do esta plaza. Permaneci6 asi pasta el' aTVD do 1778 CIInU clu es6 con otros inipuestos, por Real Cedula de 12 de oectubre.

PAGE 289

262 El prodUtcto aiaial cie estrt E trinv ion era die 8.000 ps. a' euil re a~ ietaroni T0.000 de consignacion por Mfljico, siguiendose dCspues otras c1tracen ;os 300.000 ps. quc For Peal Lr&,n de 1 5 do miarzo de 1766 so so?~alarcD. or !a ,de 20 do ncviernbre de 1 714 se Itabian nmandado poner en arca, de Tres Ilaves los productos do la sisa de ru clla, y la de 1.0 de marzo de 1-422 pre~ino su admninistracio i per cuenta dela Real Hacienda. Para elrnismo objeto de construir ]as mnurallas, so destiny el impuesto de rncdio real sobro cada cuartillo de vino quo se vc7ndiese al p~blice, estendien,&osc -lucgo a su yenta por mayor, como fur: aprobado For Real C Edula do 19 de febrero de 1 674 citada por Urrutia. Fl mnisnmo autor rncneiona ]a continuacion' de-.Ia muralla por D. Jose Fernandez de C'.rdova y ia contribucion wolhintaria de un real por cuartillo do aguardiente, quo ofrecicron los vecinos, limitada al U~rmino do dos' a-nos y' que pidi6 proroga a S. M. per otros tantos, del situado do 20.000 ps. que venia do W~jico y iCO ncgros d1o las minas, cemo P66, conecdido por Peales U~dulas do 26 do encro do 1634 y 19 de junior de 1736. '(Wase el cuaderno' do Urrutia pig. 889 y 96). SISA DE PIRAGUTA 6 GALEOTA.-En el ai~io de 1538, despues do hater sido iacjueada la Habana per los piratas fr,-DCoscs, so convinieron les hacendados en emtblecer una embarcacion armada, fuce galcota v pirrgua, para quo recorriese la costa y resguardaso ]as haciendas inmediatas al mar, de los daios que padecian on sus crias, por las frocuentes escursiones do los flibusti, rcs. La confribucion que cnt1nccs se imnpusicron fue do tin real per cabcza do gpnoalo mayor y mem~r quo so introduiese por ticrra para el abasto de esta ciudad; 60 ps. anaales sobre dada molino do t & .co, y 80 cada piedra para mo'erlo. Estos dos 'hltimos impuiestos so estinguieron dospucs con ]a aplicacion del ramo do tabaco S'Mdo ruodo qjue solo subsists J primero. Consta de una Roal Ctldula do 7 do junior do 1621 haber m mbrado S. M. a tn ta1 Maza para tomar las cuentas de cstc arbitrio, usi ec., eel do znnja y d:; los Propios (10 Ia ciudad. Peor otro lieal decreto do 1.0 do marzo do 1?l2 so previeno su recaudacion Fer cu(flta (de Ia real Hacienda, y despues S. M. sr lhiizo cargo do celar sobre ]a sciguridad do las costa, in mndando establccer tros guardlacostas con el Tondo do ]a sisa de pirua.-Vaso .3'rncudci. Su primera admiinistracion fui licha por dlos regideres, y lucgo por ]a Real C~dula ode 17922' citada y otra doe 13 do mayo do 1 X23, se luso bajo ]a interx'oncion dcl Contador do cuentas D. Manuel Catrcia do Vialacios do quien pas6 a los oficialcs Reales, per cuenla separada, hasta cl estabiccimic Tto do ]a. Tesororia' general en 1765. SISA DlE ZANJA.-Cofl el objeto do traer el agua a la Hlabana descle el rio de 10a Chorrera, so proyect6 la oura del husillo y la zanja Rteal, y para cos-

PAGE 290

264 tearla se establecio por el Ayuntamiento uin derecho de ~3 rs. sobre cadah ca.. beza de ganado mayor y uno el menor 6 de cerda que so introdujese Para el abasto de la poblacion, desde el contorno de seis leguas, y ademas 4 rs. Li la caja de jabon de Veracruz. Este arbitrio fu6 aprobado por S. M. en Real Cedula do 1562 y subsiste todavia en cuanto a los ganados. Con sus fondos se hizo la represa sobre el rio, la zanja, las caierias Para introducir el agua en la ciudad y varias fuentes. En 1740 so form otra caiueria mayor para lievar el agua al Arsenal, proveer la escuadra y establecer un aserradero. Por Real Cedula de 7 de junior de 1722 so mandaron dar de este fondo 1.000 ps. a la casa de niiios espisitos, y otros 1.000 por la de 13 de noviembre de 1756, y luego la asignacion f46 fija por Real Cedula de 17 de junio de 1763 que contiene las ordenanzas para dicha casa. La recaudacion de este impuesto corrie Li cargo del Ayuntamiento hasta que por Real Ce~dula de 1.0 de marzo de 1722 y 13 de junio de 1723, se puso al cuidado de la Real Hacienda, del mismo modo que las sisas de piiraguaz y muralla. En el aiio do 1820 volvi6 Li recaudarle el Ayuntamiento, Pero en 30 de junio de 1824 previno S. M. futese como antes, al cargo de la Rcal Hacienda como subsiste, destinandose 1.255 ps. de sus productos a la casa de ninos espositos segun Real 6rden do 15 de agosto de 1827 ademas do los 2.000 seI3alados antes. Durante machos ainos corrie por arrendamiento, y por Real order~ de 7 de enero de 1777 so mando poner en administracion. Los estados antiguo contienen partidas muy diversas ingresadas por este ramo. NYota.-Por productos de sisa de zanja y do piragua so recaudaron 158.907T ps. desde 1817 ii 1821, y 210.698 en los cinco tiltimos ainos. SITL'Aos.-Llarnabanse asi las cantidades consignadas somre las cajas de, M~jico Para los gastos de esta plaza, obras de fortificacion, Marina, rental, de, tabacos y para las atenciones do otros puntos de la Amnerica. La historic de este ramo formna parte do la general de las Rentas y por esta razon no creo siecesario mencionarla aqui. SOCORRO ESTRAORDINARIO.-Consistia en 3 p"sobre las introducciones ultramarinas, y se establecio con el mismno objeto quo el do convoy en Junta abierta del Real Consulado. Principi6 ei 4 do diciembre do 1815 y ces6 el 28 do febrero do 1816 por haberse establecido los derechos do Almirantazgo. Produjo la cantidad do 103.415 ps. SUBVENCION DE GUERRA.-Consistia en 1j p8sobre today las introducciones, y estracciones ultramarinas. Fu6 establccido por Real Cedula do 14 de junio de 1800 con el objeto do reunir fondos estraordinarios para la guerra, estando su recaudacion al cargo do los consulados. Comenzo~ a exigirse en la Aduana

PAGE 291

265 de la Habana el 25 do febrero de 1807, y ceso en 10 de mayo de 1817 por creersc comprendido v sostituido este arbitrio por el do Remplazos. Fue restablecido en 26 do agosto del mismo anio, en virtud de Real Orden de 31 de mayo qua aplicg sus productos al cr~dito piiblico; despues por el articulo 25 del Real decreto de 23 do junio, se destinaron para fondos de la Factoria de tabaco remisibles a la Peninsula de cuenta de S. M.; luego se puso a disposition del Consulado do Cadiz, y al fin se mandb recaudar en arcas Reales hasta el anio de 1825 en que ceso como todos los derechos especiales. Produjo desde su establecimiento 2.828.103 ps. en la Hlabana. TABACO. (Rentea del)-Luego que se comenzo a estender el aprecio del tabaco, destin6 la Real Hacienda 200'1) ps. para comprarle, cuya suma debia venir de Nueva-Espania; pero so ignora la epoca en que comenzo esta negociacion. En 1614 se dib Orden para remitir a Sevilla el sobrante do esta Isla, y consta que en 1701 corria con este encargo el Contador do cuentas D. Manuel Garcia Palacios. En 17 do agosto do 1734 D. Antonio Tallapiedra, negociante do Cadiz, hizo asiento con S. M. do entregar anualmente 3 millones do libras do tabaco habano para la fabrica do Sevilla. En 1738 D. Francisco Sanchez, Marques dc Casa Madrid, mejor6 la posturar dc Tallapiedra, bajando en el precio una cuarta parte. En 1739 obtuvo, por el tanto, esta contrata D. Martin do Arbztegui, yecino do la Habana, en nombre y con poderes de ]a ciudad, parer lo cual so espidio la Real Cedula do 4 de agosto do 1739. En 18 de mayo do 1740 sc erigig la Real Cornpaiiia de ]a Hlabana, quo solicitb el mismo Arbztcgui (1) y 4 ella so agregb la contrata do tabacos, y luego en 16 de octubre do 1743 hizo la Compainia un nuovo asiento. No obstante quo Esta cumrplio con sus contratas, so noinbro en 2 do agosto de 1744 un Interventor para las compras, recibos y remisiones a Sevilla, con el sueldo de 3.4G0 ps., uin reconocedor sostituto,, un escribiente y un sobrestante. La Real Compaia terming su giro y contratas, cuando so abrib cl comecrcio en 8 do dicicinbre do 1765, y ya entun-ces habia comenzado la Factoria decretada on ]7d60 por el Sr. D. Fernando VI con el objeto de aliviar al comun de los cosecheros, perfcccionar el cultivo y fomentar las siembras, prohibiendo la estraccion do tabaco para los paises astra-ngeros y consignando 4009 ps. sobre las cajas do M jico. En los afros do 1783 y 1793 so dio a la Factoria diversas formas, so atumcntb el situado, a 5009 ps se prohibib la fabrication a los particulares, so crearon visitadores y so establecib un rigoroso estanco. Estas medidas, como dice S. M. en la introduction al Real decreto de 23 do julio do 1817, "ean vez de aumentar y mejorar ]as ,,vastas planfacionos, las dismninuyeron y empceoraron con tal rapidcz, que en 1803 (1) Reales U~dulas de 3 do Julio y 18 do diciu-nbe de 17-t0.

PAGE 292

166 fu6 pre ciso supriinir la junta do Factoria y nornbrar un solo director para u ~gobierno econL~mico; y aun asi, el aflo do IS0'l no alcanzb la cosecha para'el ~surtido do la Isla," Este documnento mnemorable, espone en ccmpendio, pero de una manera oxactisima, los abusos do la Factoria, y dec-reta la abolicion dle sus privilegios, reduci'ndola a recaudar los interests y a comnprar sin prefcencia, dtjando por consiguiente libre el cultivo, la elaboracion, yenta y esportacion (le1 tabaco cubano. Como sea intcrcsantc la noticia do las cantidades do este fruto qlue la Factoria, compraba y reraitia, y de los productos que este. ramno de~laba al Erario, he crcido conveniente reunir aqui el resLbmen de varios estados hechos en aquel establecimiento. 1.0 Tabaco en rama y polvo rernitido por la Factoria a las administraciones do Europa, desde el aflo do 1761 hasta fin de 1812; conslgnacion que ha entrado anualniente en su tesoreria; principal y costos do su claboracion; valor quo so supone har pioclucido su venta en Europa, gradu ando a 40 rs. vii. -librti, y utilidad liquida quo lhabih producido a la Real Hlacienda. (iistos de .fi&ricaProduccos de la bLidaid l quida a .IrroLbas reiniticias. cwon. i'entu. la Beal hacienda, Consi n~acicn. 3.9S6.522 $22.7 13.045 1~ ix9.612.720 .~175.S99.675 $ 17.091.694 2.0 Tabaco remnitido tanto en rama como on polvo i las direcciones y administraciones de Arn_'xica en los mismos aflos. En raw;a. 637.253 arroboas. 1.n paoivo. 103.653 arrobas. JReintegr, 6 bmena curn fa. 3.299.423 pesos. J. Tabaco en ramna y on polvo entrado en Ia Factoria y salido paia las Islas, Europa y Amii'ica en los miismos alLos. Total. Ena rcl ma, 6.759,088 4.045.469 SALI)AS. En polvo. 1.690.117 Total arrobaq, .733.56 4.0 Arrobas de tabaco que necositaba acepiar anualmente la Factoria de Ia IThabana para lionar Jos p~edidoes de Luropa y Am~rica. inciy po7ana ;c P'lokmpcra (igorros P oizo para vo purn la ? 7'-)u ae~. para L ',m. Carnarias. ./ln~ca. 50/'00 60.000 83137 269 11.155 It/em para vefl~a eat Ia Is Ia. 50.490 Total.i 180.451 '..n rvina. >.489.931 ENTR ADAS. En po'vo. 2?69.157

PAGE 293

267 5:0~ Tabaco t'azriado en las Vegas' y Ymeibido en las Factorias en el' quin. 4juenio de 1807 a 1811. Taziniado. .Recibiflo. Diferencia. x197.657 98.859 98.798 arrobas. 6.0 Caurlales ingresados en. ]a Factoria por consignaciones, ventas de tabacc yen la Isla y fuera de ella &uc. desde el aiio 1761 al 1812 inclusive. Ventas en la .2;x6Pecorni~os yesV Yntas en laIsla. rical. traordimarios. C'onsignacion. Total. 4.106.923 3.:;99.423 23G.5'72 17.091.G94 -4.734.617 ps. El Real decreto de 23 de julio de 1817 citado, proviene el pago del derecho de vigesima como imnico para Jos cosecheros, y otro sobre la fabricacion, consistente en un real por cada libra do cualquie~a clase que se elaborase. En ,lugar do esta contribucion embarazosa, establecic) la Intendencia el derecho Ilanado de tanteo, reducido ai 30 ps. anuales quo debia pagar cada individuo de los operarios existentes en los tallcres, inatriculados en el gremio de tabaqueros, con viarias prevenciones que constan del reglamento formado en 25 do noviembre de 1817, publicado en el Diario de Ia Ilabana de 4 de mayo de 1825, Se plantificb en junio del mismo; pero asi este derecho como el de vigesima presentaban graves dificultades, suponian pesquisas odiosas y i'aluaciones a~bi trarias,encadenaban la indu tria y eitorpecian los progresos q'ue se deseaba tu,viese la produccion del tabaco. Estas razones y otras quo fueron espuestas por el actual Gefe do la Real Hacienda en su decreto de 20 de Julio de 1826, leodec6dicrori a sostituir al dcrechio de vigi ma quec pagaban los cosecheros, un 6 p" del quo estraigan do las vegas, a suprimir enterameonte la capitacion personal do 30, ps. anuales que gra vaba a cada operario, reciuciendo el impuesto sobre: it elaboration a 40, 35 y 30 ps. anuales por taller o p)uesto de yenta, segun que. s-hallasen establecidos en, oh oasco 'de Ia Hiabana y ciudades principales de Ala Isla, 6 en, los pueblos, u en los barrios estramnuros, 8 ps. por una vez pot ha flicencia y 4 ,anuiales por refrendacion. Mas no sc cumpli6 medjo a~o, bajA este, pi6, cuando S. E. decretfb en 25 de enero del si guionte, ]a supresion total de todo gravamen sobre Ia fabricacion del tabaco y vi-aiias reformas en el reglannto del derecho h'~os vegueros, para simplificar la cobranza del 6 pa. Df "esta manner subsiste eh ramno do tabaco, con una ligera contribucion en su cultiro y libre en up elaboracion. El impuesto it Jos vegueros ha producido 55.634 ps. en los tres aiios tiltimos. Los derechos -de estraccion han variado mucho, por ser sabre una niateria prohibida. Cuando se permitii aquehla, se Ie impuso

PAGE 294

268 uin dereche crecide, Li consecuencia dle Real Orden de 1.0 de octubre de 181~p se alter a pocn tiempo por el articulo 10 del reglamento de 23 de junjo de 1817, que establece uin real por libra del en rama, lo mismo por el rape y dos per el torcido 6 de cigarros 6 polvo; sui recaudacion, hasta 1821, en que se refundi6 este ramo en los aranceles, produjo 30.902 ps. Actualmente paga el tabaco en rama 12, 6 y 2 p3 segun las tres clasificaciones de bandera y destino hcchas on el arancel, y un real en libra el tabaco torcido. ,ANTEo.-Vease TABACO. TEMPORALIDADES BE LOS EX-JESUTTAS.-Estinguida esta O~rden eclesiastica en~ la Habana en 15 de junio de 1767, se procedi6 a la yenta de todo, y liquidado el monto se hall que el caudal era de tres clases; el de iglesia ascendente a 30310 ps. que se dejaron a la mismna; ci del colegio a 25910 para su objeto, y el comnun que ascendib a 303319 ps. y que se impuso a rental de 5 pv a cargo de varios, produciendo anualmente 15.150 ps. recaudados por tin administrador y pasados despues Li la Tesoreria eon destino & Espahla. Despues de varias dudas y consultas sobre la aplicacion de estos caudales, se destinaron ai la Real Hacienda por Reales 6rdcnes de 19 de setiembre de 1798 y IS de marzo de 1799 para amortizar en Espai a la deuda national repartida en vales Reales, lo cual fue ratificado por Reales C~dulas de 2 setiembre de 1800, 12 de octubr'e y 26G de iioviewb e de 1301 y 13 de marzo de 1802. ToNELAD~AS.-Bajo este nombre no se hallan cantidades recaudadas en 109 estados antiguos, sin embargo de que se cobraban imnpuestos varios sobre el tonelage., como puede verse en Jos pairrafos dimntaz go, Afrmamento y Linacerna. Por el arreglo provisional de 9 de mayo de 1809 se cobraba por derecho do toneladas a los buqiaes estrangeros, lo mismo que sus naciones respectivas exigian a los nuestros, y a Jos a~mericanos 51 rs. plata. En 7 de enero de 1818 se estableci6 el Ilamnado Aqdicional de toneladas, consistente en 5 is. pay cada una a Jos buquies estrangeros, que primero estaba lirnitado a Jos americanos y luego se hizo estensivo ai los demas, con destino para las atenciones de Ia, Costa-firme. Por los nuevos arancelgs, los derechos do toneladas son de 5 rs. a los buques espainoles, 20 a los estrangeros y de 4 a Jos en lastre o arribada forzosa; pero se eximicron de pagarlas los buques que entrando en lastre saliesen del mismo modo, por acwierdo de 4 de junio de 1830, y par la medida 12 de las adicionales Li los aranceles para aquel ai'i, 6 sea Ia 13 de los de 1831, pagan solo 4 rs. los buques estrangeros que sales cargados de mieThs. (ease el capitulo Comercio pag 173). Ha producido en los 5 ailos iultimos 2.727.444 ps. segun las balanzas.

PAGE 295

TREiPA4? Y CTARELt.--Fut establecido cow' este nombre, por Real orden de IS do julio de 1815, un impuesto de 15 rs. vn.; equivalentes a un peso fuerte, sobtre-cada barril de harina que, se :ntrocujese para .el, consumo de las plazas, y se destinaron sus productos para las especdiciones de Amnerica y comnposicionl de, scuarteles para. ]as mismas. tropas. D16 principio en 30 do setiembre del .mismho ano. Por Real orden do 30 de mayo de 1817 so mandb que este arbitrio se agregase al de subvencion y que se recaudase por el Consulado. Desde: su establecirnientdo hasta 1823 en que fue~ refundido, produjo 509.580 ps. en la Aduana de la Habana. TiERRAs. (Venta y composicion de)-Formnan este fondo y tienen entrada *en el los valores en que so remnatan ias tierras realengas, exhibiendo el rematador en arcas Reales el todo 6 parte do la cantidad en que se remnatan, segun la composicion que so le admits por el juez, reconociendo a favor do S. AL 1a ;que :dejan de satisfacer, eon el gravameon de 5, pg. Se aplican al mismo fondo los productos do ]as composiciones en ~que entran los hacendados para asegurdr su incierto domino. TiEmwA. (Reditos de)-Vease TIELRAS.' TIMiAS. (Media anata de)-Ya he indicado que consiste en el 21 pou sobre el importe de ]a: yenta. Si esta so hace ia censo redimible por no tener todo gel dinero necesar-io el comprador, despues de pagar la media anata se forma asiento en los libros Reales de la cantidad principal de la yenta o do la parte que resta a cenon;,;para -exigirle perpetuamente el 5 p6 a favor de Ia Real Hacienda, lo cual constituye una entrada en Tesoreria que en los estados de valores so mienciona eon el titulo de Riditos de cems. VENTAS DE TIERRA.-Wase TIERRAS. VESTUArtO DE MILICIAS.-En un tiempo estubo el vestuario do Milicias al cargo de los panaderos que se obligaron a. contribuir la cuota, por ec prmiso de sisar el pan; pero habiendo resultado oposiciones por parte del comercjo, .se oblige este a satisfacer ]a contribucimn quo se estableci6 en Ia H-abana en _1.0 de agosto do 1785 por Real orden do 10 de marzo del mnismo, consistent en 3 rs. por cada barril do harina, vino, aguardiente y vinagre que so introdiujese, y 2 rs. por caja do azulcar quo so. esportase, cuyos productos se destinaron para la compra del armamento y vestuario do Milicias. Mas habiendo resultado un sobrante do consideracion, so destiny al cabildo para quo le invirtiese en obras piiblicas do ornato y utilidad, y especialmente en el empedrado do las calles, como consta do ]a Real orden de 21 de diciembre de 1786. Des35

PAGE 296

270 tinahronse tamnbien estos fondos a otros objetos, como fu6 al reparo de 1o 7cuarteles, por Real Orden de 20 do febrero de, 1800, una. gratification mensual 4o 16 ps. para libros y otros gastos a los subinspectores de los'batallones de pardos do Cuba y de la Habana y al de morernos (1); .100 ps. anuales. pdra gastos de la secretaria do la Subinspeccion general de la Isla (2), y pa para las atenciones y objetos do la Real Sociedad Patribtica (3).' Per el arreglo de 28 de setiembre de 1822, los productos liquidos de este ramo, despues de hecho el descuento del 10 pl de prorateo, debian consignatse por iguales partes entre la Sociedad Patri6tica y el Ayuntamiento. Del sobrante do vestuario so tomaba razon en la Aduana, en mesa separada, quo se establecib en 7790 (4). Por Real 6rden de 4 de diciembre de 1810; 'se previno que en Matanzas pague cada caja de azucar solo un real para fondo de vestuario, y por acuerdo dry las Autoridades de 19 de junio de 1820, so suprimi6 el derecho de dos 's. en caja de aziicar que se pagaba en la Habana. Por Real 6rden do 26 de enero de 1818," se hizo cargo la Real!'Hacjenda de los derechos liamados municipales y do consiguiente' so separo el: sobrante de vestuario del destino que al principio so le habia dado: por el acuerdo de 1822, se hizo cargo del vestuario de las militias con sujecion a las ordenanzas y reglamentos vigentes; y por iudtimo, en Real 6rden do 3 de febrerodo 1825 so dispuso la entrega do 20.191 ps. 11 rs. al Ayuntamiento para el fondo del vestuario, y quo el resto pasase a las cajas Roales. .Desde su establecimiento hasta 1825, produjo 3.217.690 ps. en solo la 'Habana., La nueva organization do los aranceles lia refundido los varios derechos que formnaban esto ramo, en los genorales de iunportacion. En Matanzas el real 'a la estraccion do cadla caja do azuicar, desde el aiio de 1811 y hasta fin de 1828 ha produo~ido 102.126 ps. VIGESIMIA.--Vcase TABACO. ARTICULO 2.0 Hlistoria general de las Bentas de la Isla de Cuba. Cuando Diego Velazquez de Cuellar llegb de Santo Domingo con 300 espainoles en 4 barcos el aiio de 1512 trajo consigo a Amnador de Lariz Gorno contador del Roy; pero no so sabe cuales funciones descmpeib este empieado, 'pues en los primeros tiempos, los Gobernadores rotinian todas las faeultades que dan las leyes para cuidar del fomento do la Hacienda y do 1a recaudacion (1) Real Uidula de 29 de setiembre de 1800.-(2) Real 6rden de 16 de Mayo de 181x6. (3) Real 6rden de 22 de agpsto de 1818.-(4) Real 6rden de 13 de febrero.

PAGE 297

.271 y distribution de las rehtas. Por lo comun aquellos, en union del Ayuntarniento, aelegian a varias personas para este encargo, ya de entre los mismos regidores ya do otras clases de conocida probidad, e ilustracion (1). Rlasta el ainh de 1551 no ernpezaron los oficiales Reales:. estos eran dos, con los nombres do conta,dor y tesorero, iinicos en toda Ina Isla, y ai veces se union para sus acuerdcs, con el "factor veedor. La Real Ctedula de 17 de febrero de 15'73 los concediu asiento,voz: y voto en Cabildo como verdaderos regidores (2). :Entences eran los Gobernadores, Stiperintendentes de la Real. Hacienda, y comno tales libraban contra In. caja los gastos oidinarios de dotacion y los que so ofrecian en l's ceasos fortuitos de guerras o invasiones; pero mcdiando sierupre la. consulta de Jos oficiales Reales, con absoluta prohibition de otros casos y motivos, scaun .se 'previno en: varias leyes y Reales Cedtilas do 30 do diciembre de 1633 y otras anteriores :y posteriores. Los, oficiales Reales eran tambien jueces, en union -del Gobernador, en las causas de contrabando; y como residiesen constantemente en la Habana, nombraron tenientes ern las ciiidades del interior. La mnas antigua de estas tenencias fu6 la do Cuba, en donde eran dos los oficiales non, 'brados: a fellas siguieron, con ung solo, las tenencias del Bayamo, Puerto-Princit 1sto.. Espiritu, Trinidad, Remedios; Sta. !Clara, Matanzas y Guanabacoa, liar a queen 15 do febrero de 1765 cesaron'todas por haberse erigido Ina Intcideiicia. Los oficiales Reales antiguos, ademas de set arqueros y tesoreros pagadlorc-s, recaudaban lns rentas Reales y admninistraron en distintos tiempos otros cauO.alos, quo hacian considerable su manejo; como fuoron los 24.643 escudos consignados do -Mejic6 para Ia :remision de cobres (3), antes do 1609, las canti1dades para. la construction do los castillos do In Fucrza ydel Morro, consistiendo en 9.000 ducados quo aun subsistian en 1622, otra para Ia, muralla desde 1633, el situado para las 450 plazas do quo so componia la guarnicion en 1622 y de las 60 mas quo so aumentaron en 1636; los caudales seealados desde 1534 para Sto. Domingo, Puerto-Rico, Floridas y otros quo se recibian de Mt'jico; (1) Asi consta de los antiguos acuerdos del Cabildo. (2) Urrutia 6poca 2 p. 21. (3) Estes cobres se esplotaban en el pueblo de Santiago del Prado, cerca de Cuba, ,,que ~ mas del que sus minas dieron para las fundiciones de artilletia que antiguamnente se hic ieron, se embarcaban y conducian 2.000 quintales tudos los anlon para Castilla, como parece ~de una Real C~dula fechia en Madrid di 7 de inarzo de 1630, y tambien cn el distrito de I a Habana, del que se han remitido a Espania muchas porciunes par cuenta de ]a Real Iha-, cienda."-Arrate cap. 1 p. 15.-En el aio de 1828 verifique el ensayo de algunas muestras de cobres de Villa-Clara, presentadas d la Superintendencia, con otras de un mineral de plata. Pertenecian d los sub-carbonatos hidratados, y contenian do esta substancia entre 56 y 65 cent6simos.-Vease la Memoria sabre estos enssayos y Jos de Ia mnina de plata del mismo distrito y del carbon de piedra del Guanabo, 5 leguas do la Habana, eni ei um. 11 de los Anales d 4 ciencias, agricultura &c.

PAGE 298

N272, los que igualmente se destinaron desde 1721' para el 'beneficio de lag nhinas CdO cobre do Bajurayabo; 2003 ps. para compra de tabacos desde 1723; la capu de sisa de zanja y do galeota, de que he hiablado en su respectivo lugaf, qqe estaba primero al cargo de los eomisarios de la ciudad y -despues-, al de los oficiales Reales desde 1723; el caudal para la construction de navios desde 1725; el destinado para Ia de pontones y su entretenimiento desde 1737; el estraordinario para espedicion y fortificaciones en Florida, Apalache, Hanabana, Jagua y Matanzas desde el misino aino de f'737; l1os reditos de algunos realengos desde 1750; los deositos de varias presas inglesas y holandesas en 1738; represalias a los ingleses en 1739; 3001, ps. para urgencias estraordinarias en 1'740; prestamos de vecinos y maestres do buques de Caracas en 1741; obras de receptaculos 6 sumideros de las calles en 1743; deposito de acreedores de! D: ;Juan Miogaguren en 1746; Ia gran mnasa de la guarnicion antigua en 1748; Ja construccion de S. Laizaro nuevo, en, 1753; Ia suina para la subsistencia de Ia'escua.. dra de guardacostas desde 1756 &c. (1) La poca entidad de lag rentas de Ia Isla de Cuba en los primeros tienmpos, bacia innecesario el nombramiento de empleados .y el establecimiento de: oficinas para la toma de cuentas; :los Gobernadores :reasurmian. este zencargo, y 'el mismo rgimnen' so observaba en las provincial a islas anexas a: la de, Cuba. Algunas veces se remitieron lag duentas al tribunal do Mejico; pero-las dificultades y atrasos quo esto producia y varias desavenencias quo ocurrrieron con los Goberniadores, di6 motivo para quo S. M. nombraso de contadtor do cuenta~s de las Islas de Barlovento a D. Pedro Beltran de :Santa Cruz (2), abogado de la Habana y natural de Quito, que habia pretendido .en. Madrid dicho destino, creado en 1605 por la Iey 30.a del tit. 1 lib. 8, pero .que aun no se proveyera. Durante esta primera epoca de administration por los oficiales Reales, se establecieron varias rentas a inipuestos sobre la entrada y salid~a de efectos, lag ventas do tierras y de oficios, los estancos de sal naiipes y papel sellado, los consurnos do vino y carnes &c. El motivo y tiempo respectivo y el destino que so les dib, queda ya manifestado en el articulo anterior, con el fin, corno he dicho, de no interrunipir 5. cadla paso la historia general y sucinta de la Real Hacienda, que voy refiriendo. B~ajo este pie do Administracion so hallaba la Isla el aiio do 1762 en que (1) Estractos de documentos de la mesa do memnorias de la Contaduria mayor del Tribunal do cuentas. (2) El nombraniento de Santa Cruz se vcrific6 por Real despacho de 30 de marzo de 1638 para tomar las cuentas elos oficiales Reales y demas encargados de las Islasde Cuba, Puerto-Rico y Sto. Domingo, y en las provincias de Cumana. y Florida, mediante el serviejo que bizo al Rey de 5.000 ducados.

PAGE 299

27;3 fiiinvadida por los ingleses In plaza Ae la Habana. La recaudacion hccha en los dos ultimos aiios de 1759 y 1760, fu6 de 327.210 ps. (1) en cuya cantidad figuran las recaudaciones de Ia jurisdiccion de la Habana con 276.623 ps. por to cual resultan de entrada anual en toda la Isla.. ................... .$ 163.605 y en sola la jurisdiccion de l-a Habana.......... .... .. ... ..... .. .. 138.316 ~Difercncia o recaudaciones en las demas ...... $ 25.289 Par un estado general de los productos de las diez administraciones del interior, formado por el Contador Barrutia en 1819, resulta para la misma epoca una recaudacion, tal vez dec ingresos liquidos en caja, de 20.000 ps. poco diverso del que acabo de mencioniar. Hecha la paz por el tratado de Versalles, vino it recibir esta Isla el Escmo, Sr. D. Ambrosio Funes de Villalpando Conde de Ricla, que entrb it mandar en 6 de julio de 1763. En su principio arreglo el gobierno politico, aument4 Ia dotacion militar, comenzb las fortificaciones de la Cabana, arreglo el ministerio de la RealI Hacienda, y de todos sus ramos, que cran pocos, hizo una mnasa comun, quititndoles it algunos la circunstancia de remisibles it Espana y aplicandolos al pago de atenciones indistintamente; todo con acuerdo de una junta general que former de los ministros. El mismo Gefe estableci6 por resolucion soberana, la alcabala bajo la cuota de 4 po segun reglamento que public en 25 de setiembre de 1764, y otro para el 3 pO anual sobre la renta liquida de las casas, censos y pensiones de particulares, el arbitrio de 2 ps. en barril de aiguardiente, y un real de plata en el de zambumbia (2); sehal6 el situado que debia remitirse de Mbjico, lo mnismo que la dotacion para las obras, y en fin plantifieb en 5 de febrero de 1765 Ia Intendencia de la Habana, que habia pedido at S. M. siendo nombrado por primer Intendente el Sr. D. Miguel de Altarriba, por Real Cedula de 31 de octubre de 1764 que contiene las instrucciones para cl establecimniento y gobierno de dicha Intendencia, lo mismo que para la Contaduria, Tesoreria y Administracion general, y en 22 de agosto de 1766 decretb S. M. varios articulos aclaratorios y adlicionales. Entonces y como parte del nuevo arreglo, se estabiecib una junta semanal (3) y otra de apelaciones, (1) Asi consta en el estado general de valores, remitido a la Cdrte por la Contaduria mayor. (2) Vase la historia particular de estos ramos en las palabras a~uardiente y frucanga. (3) Esta junta es la que ahora se denomina Sulperinr directi a, y la foreman el Escmno. Sr. Intendente, uno de los Sres. Contadores mayors del Tribunal de Cuentas, uno de los Sres. NMinistros de las cajas matrices, uno de los vocales letrados de la Junta superior contenciusa, el Fiscal de Real Hacienda y el Secretario de la Intendencia,

PAGE 300

274 siendo el Intendente presidente de ~ ambas, asi como del Tribunal mayor de Cuentas (1) erigido en 1634, como queda dicho. So le dierom facultades tamb~ien para nombrar jueces subdelegados en las demas ciudades de Ia Isla que to necesitase~n, % igualmente so le autorizo para modificar los impuestos y rentas, para arrendar algunas, establecer reglamentos para todas &c. Las antiguas adruinistraciones 6 tenencias do los oficiales Reales, cesaron desde esta fecha, y fueron sostituidas por las tosorerias subalternas de la general de Ej:~rcito, de las cuales unas son anteriores, otras posteriores a la creacion de la Intendencia, como se dira etas adelante. Se dividieron los ramos de Ia Real' Hacienda, poniendo los de recaudacion al cargo do Ia Adiministracion general en la Habana y de varios subdelegados y receptores en las ciudades y distritos del interior, comprendiendo bajo de aquella categoria (2) los do almojarifazgo, armada, alcabala, imposition sobre agauardientes, sisa de muralla, anata de embarcaciones, almirantazgo, comisos, derechos do esclavos por su todo y despues por capitation, indulto de negros, estanco de sal y naipes, derechos de cobos, quintos, Real proyceto, guardacostas, diezmos y ensaye que so deducian entbnces do los comnisos de plata y oro, avoria 6 piso y estraordinario, el estanco do gallos y bebida frucanga, nuevo arbiltrio de un real mas sobre ella, sisa do zanja y do galeota, pues aunque eraun do administration, se hacian las exhibiciones en la Tesoreria general directamonte, segun el reglameato do 26 do julio do 1765 por'los rematadores o personas encargadas do ellos. Asign6 Altarriba a la Tesoreria, los novenos de diezmnos, mesadas celsiasticas, vacantes, esp6lios, multas y condenaciones, penas do Camara, venta y composition de tierras, r~ditos do realengos, oficios vendibles y renunciables, las medias anatas en general, de ministros, alcaldes, titulos do Castilla, tierras y oficios do exaimen, los monte-pios, invadidos y todos los demas (Iue procedian do retenciones do la misma Tesoreria, al tiempo do sus pagos, por liquidaciones do la Contaduria principal. Los an~os do 1761 y 1764 fueron para la Administracion los dos bltimos, :11u0 antecedieron integros al establecimiento do la Intendencia, por la interrup:'iorl quo ocasiono el sitio y posesion do la Halbana por los ingleses desde 6 de jtinio do 62 a 29 do junio de 63. Los valores recaudados en aquellos, ascen(1) El primer Contador y sus sucesores, no tuvieron presidente hasta esta fecha: en Jo su !cesivo, se aument6 el Tribunal de Cuentas con los Contadores de resultas, ordenadores, oficiaies de libros &~c. creados por Real Ccdula de 10 de enero dle 1798 y desde su plantilicacion *:, 5 de mayo de aquiel aijo, empieza di centarse la segunda epoca del Tribunal. (2) W~ase Ia historia do cada uno de los ramos que voy a enumerar en el articulo an: or para comprender su origen y el objeto de estas denorninaciocm

PAGE 301

dieron en toda la Isla ................*l .* .. ............. 3.5 y en solo la Habana h ...................... 53 7.067 Resulta por termino medio un valor de 316.029 ps. recaudado en toda la Isla en cada uno de los auios de 1761 y 1764. En el primer bienio do 1760 y 1767, despues de la creation de la Intendencia, el importe total de las i-entas fue do .......... .,...... $ 1 .002.20: de los cuales recaudo la Administracion de la Habana............ 538.441/1 Estos aumentos pudieran atribuirse a las ventajas de la nueva organization; mas tan corto tiempo, en aquella epoca, no podia ofrecerlas. Parece Si que fue debido al establecimiento de nuevos impuestos, pues comparando los ingresos del bie.nio de 61 y 64 con el de 66 y 67, en los ramos subsistentes en aimbas epocas, jesulta que habiendo ascendido en la primera &....................... $592.149 y ii la segunda .aa .**....... ... .... .. .. ... .. .. .. .. 417.408 hubo en esta una disminucion de .... ********.. ....** .. .... .... .. 174.741 que corresponde o 87.370 ps. en ai'o comun (1). Las rentas esperimnentaron en los au~os siguientes las mismas fluctuaciones que el comercio maritimo, -jor consecuencia do las varias continge ncias quo he indicado al esponer su historia. En los diez aios transcurridos desde 1765 a 1775, epoca de nulidad para aquel y quo comprende casi toda la tristo (2) do lat Real compan~ia, las recaudacionos en la Isla ascendieron a 5.354.037 ps. o 535.404 en anio comun. En el decenio siguiente, que abraza parte do la epoca del libre comercio con los puertos do ia Peninsula, se recaudaron -10.037.450 ps. 6 1.003.745 en anio medio. En un estado impreso (3) do los ingresos do Ia Roal Aduana do la Habana, desdo el aijo do 1765 hasta el de 1818, so deter.minan cuatro epocas principales en Ia historia do sus entradas; jLa dosde 1765 a 1778 bajo los privilegios do la Real Compan~ia; 2.a desde 1779 a 1791 bajo el reglamento del comercio libre con los doce puertos habilitados de Ia Peninsula, hasta el acaecimiento del Guarico on la Isla de Santo Domingo; 3." desde 1793 a 1814 epoca quo comprende la entrada do buques estrangeros con no(1) Segun un estado manuscrito del archivo de la Contaduria mayor. (2) Sobre la Real comnpaiiia y los privilegios que disfrutaba, vase atras, capitulo Corner. ciu pig. 130. (3) Este estado, suscrito por el Sr. D. Josh Sedano, se halla unido al nhrnero 30 de las Memnorias de la Real Sociedad Patriotica.

PAGE 302

276 gros, cuyo comercio se amplib despues a 1los iveres y lienzos ordinarios; poll causa do la guerra con los ingleses; y 4.a desde 1815 a 1818 en quo so siguib el comercio libre con todas las potencias. Comno la principal masa do las rentas en Ia Isla, proceden do los ingresos de sus aduanas, las epocas de prosperidad 6 decadencia de estos corresponden exactamente para el comercio maritimo. El resultado de las comparaciones de estas cuatro epocas, *da para el valor de las rentas, en cada una, las cantidades siguientes. Epocas. diho cornun. 1 a ...................... 345.190 ps. 2. *a.................... .. ... 577.159 3.. ..........................1.166.593 4.a ................2.189.428 Con las entradas escasisimas quo tenia la Isla en los primeros tiempos, no era posible cubrir sus atenciones interiores ni )as esteriores que procedian de las Islas y provincias anexas a ella, en el sistema do gastos y de auxilios seguido entbnces. La corte de MIadrid recurri6 al medio do consignar sobre las cajas do Mejico y con el nomubre do situados, divErsas cantidades para cubrir los gastos producidos por dichas otras posesiones; pero Como estas cantidades eran variables, segun las circunstancias, no constan de las leyes ni tampoco es facil averiguar fositivarnente cuando comnenzaron (1). En 18 do noviembre de 1584 mnando el Sr. D. Felipe Ii quo los situados de esta -Isla y los de Sto. Domingo, Puerto-Rico y Florida, so remnitiesen do W~jico Li la Habana do aqui Li los presidios, como so liabia practicado, llevando los oficiales Reales cuenta separada, segun so espresa en la lcy 10 tit. 9 lib. 3 y otras. Para el pago de las tropas do las fortalezas do la Fuerza y del Morro, so hicieron necesarias nuevas sumas. Los sueldos do aquellas y do los emnpleados ascendian a 35.200 ducados al ai'o y con los otros gastos subian ai 36.912, quo por Real Cedula de 21 do noviembre do 1590, so mandaron abonar por las cajas de Mejico (2). En otra Real Cedula del aflo de 1622 so trt, do las 450 plazas de la guarnicion reducidas a 60 por ser las restantes de viejos y enfermos; se ofrece el remplazo do otros 60 (3) y so previene la con elusion2 dcMorro on tres aiios ruas, destinando 9.000 ducados en cada uno. (1) Consta solo en los libros Reaves la Ilegada de ur_ :ituado en 18 de setiemnbre de 1584. (Estu~distica de 1828 p. 34.) (2) Arrate cap. 12.--Urrutia p. 34 citando al anterior. ('3) En 1636 se aumento una compaiiia al miando del capitan Juan Esquiv'el Saavedra. En 1719 hubo arreglo de la guarnicion, aumentandose conformne a. las necesidades de aquel tiempo, y despues en 1740 se aumento tambien con mnotivo de Ia guerra contra los ingleses. Consistia la fuerza armada en un batallon y cinco compaiiias de veteranos y algunas mnilicias urb anas.

PAGE 303

277 En tiempo del Virey de Nueva-EspaTia Conde de Revillagigedo, se aument6 la guarnicion y se arregl6 todo lo concerniente a las fortalezas. Al efecto se hizo una liquidation general por los o iciales Reales, hasta fin de abril de 1754 y asccndi4 la deuda a favor de la tropa, do Ia guarnicion antigua a. 384.476 ps. El nuevo gasto que suponia el reglamento de 1753 y adicional de 17541, llegaba a 136.783 ps. La regulation hecha en Mejico para cubrir las atenciones de Ia~Isla en dicho aiio, fue como sigue, en pesos, tomines y granos, como so contaba entunees (1). Estado mayor do la plaza de la Habana y sus castillos. 28.662 ps.?l t. 6 g. Batallon de Infanteria y su plana mayor......:......95.604 1 ,, .Artillros............................... 19.114 4 6 Caballeria dragona ................................ 64.879 4 6 Infanteria del refuerzo antiguo.................... 51.721 6 ,, Invalidos, oficiales pardos y morenos ............... 11.405 ,, Obras de fortificacion y ponton ..................... 15.000 ,, 286.387 1 6 Estado mayor de 'la plaza de Cuba............. 8.844 ,, Ginco companias de la antigua dotacion. .. ......... 56.478 6 ~ Artilleros. ......... ................... 4.039. ,, ,, 368.672 7 6 El aumnento de la fuerza armada hizo necesario el aumentar tambien las asignaciones de Mejico, quo para los dos ainos siguientes se hicieroni del mnodo que se espresa a continuation. 1755. 1756. Estado mayor de la plaza do la Hiabana y sus castillos. 29.570 32.250 ,,, Cuatro batallones do Infanteria.................212.502 250.090 4 A rtilleros .... .. ............. ..... ... .31.293 32.841 ,, Caballeria dragona...................... ...... 70.288 69.906 5 9 Auniento........ ....................... 20.328 6.2 04,,, Reformados 6 inviilidos, sargentos de Milicias y a-iudas. 7.784 23.283 2 Obras de fortificacion y ponton.............. 15.000 15.000, Para la plaza de Cuba .......................... 9.988 6.602 396.753 436.179 3 9 w(1) Estas noticias gpbre situados las he sacado de los docu-intos originates remitidcs do Mtiljico con el dinero ymue existen en el archivo de la Contaduria de Ia Intcndencia. 1 36 .4'-

PAGE 304

278 DespueA del establecimiento de la Intendencia, el Conde de Ricla en union del inspector D. Alejandro O-Reilly, arreglaron de nuevo la guarnicion y s forms un presupuesto mensual y anual (1), resultando ascender at 1.681.452 0s. al aijo, de los cuales las tropas solas consumian 665.655 ps. Para cubrir est8 -suma se consignaron sobre las cajas de Mejico, 1.200.000 ps. y como las rentas anuales no ascendieron mas que at 453.706, result -un d ificit de 27.746 ps. no contando con otros gastos que debian ocasionar las Milicias puestas sobre las armas, las obras de fortification, los estraordinarios, los suplementos a oficialels transeuntes &c. Las consignaciones de Mejico nunca Ilegaban comipletas, al paso que .Los gastos eran positivos y mas bien aumentaban que disminuian; por consiguiente la Real Hacienda, se vib en graves conflictos, contrajo deudas de consideration, y no tuvo, para cubrir sus atenciones interiores y esteriores, mas que los ingresos de sus rentas y la irregular entrada de fracciones del situado. Habie-udo hecho a S. M, una exacta pintura de sus circunstancias, tuvo lugar la Real Orden de 2 de febrero de 1768, mandando hacer la respectiva liquidation. Para que se pueda formar un juicio exacto de cuales eran los productos de las rentas de la Isla de Cuba, en los aiios del piglo pasado, voy a formar un resbmen general de los estados de valores que se hicieron antiguamente y despues del anio de 1777 por Real iOrden de 7 de enero del. mismo y repetidos encargos en las de 20 de julio de 1778 y 30 de julio de 1787, los cuales debian remitirse anualmcnte at la Corte (2). Estado de los productos genera les de las rentas de la Isla de Cuba, hasta el aiio de 1794. Afios. 'Pesos. 1760........ ...... ...... .....*... ... 163.605 1766 a) (' 1774 .Anai medi .... .... .... ...... Sc 532.512 (1) Hlecho en 26 de julio de 1768 por el Contador general de ejercito D. Juan de Alda y Cuesta. (2) Estos documnentos, que con los estados de 1759 i61775 son los mas antiguos que sobre los productos de las rentas he hallado en los archivos, se hallan sumamente deteriorados por las polillas y la action de la tinta que ha corroido el papel, de suerte que muohas partidas tuve que hallarlas de nuevo por medio de las que existen.

PAGE 305

1776 ......... ..s ** .* .......**. 725.512 1777.............. .................. ... 1.027.213 1778............... **................... 685.358 1779..... .. ................................... .955.894 178 ...... ....4..................... .... 1.423.917 1783 ...............~............. ...... 1.211.061 1784.. ............ .......................... 1.20 2.718 1787... .... .... ....................*. 864.571 1788. .... *.............................. 892.393 En ~ ~ 19 .los............... 1.085.1ta8crio6dse166a175 nrro o itao 2.5.0 -~ 79 P iuo....... ..................... 15.247.18 En los estognriaes ........~ de 466esqe.692iin nalet alCre no.se ncuia ]a4rtiasintradas........... 425soei.prsiudsn11 srmo5s traodinriosdeprdtilrayfriiaonnioslmdos de tierra adentro (1).. 29.9 pess, d esrardinario. 17.18 qu copoe 2237.9 ps .. en a.o co.. 1.9.4 Por ituaion ..... Tot..... ....... 35.92.178 pentamo ............ ............. 63.591.78 (1) W~anse estas voces en el articulo anterior.

PAGE 306

280 He dicho antes quo la recaudacion de lag rental en tos au1os respectivos de estos dos decenios, habia sido de 535.40~3 ps. en el primero y de 1.003..745 en el segundo. Uniendo estas dos partidas a las suinas que acabo de hall ar como procedentes de situados y ramos diversos de las iniposiciones y rentas cubanas, resulta que en anio comun del decenio de 1766 a 1775, las cajas Reales ingresaron un valor de......... ..... ...... ....-.... ... .... .2.768.152 ps. y en los de 1776 a 1785 ...... ............... ...... ...... ...... 7.595.023 ,, Se conserva en el archiivo de la Contaduria mayor, la razon de entrada de situados desde 1775 hasta 1788, aiio por aiio (1). He aqui el restimen. Cantidades entradas por situados. 1775 ............................*..... $ XZ.8.668 1776................................ ... .891-:069 1778.7 ............. .............................. 8492.829 '1779 ............................... 1..869 4780 ................................ 1.7O0.084 1781 ................................... 2.162.8,19 1782 .................. ............ .... 7.897.609 1783................................. 8.468.973 1784 ......................................~ 2,267.508 1785........ ... ................... 2:697.197 1786..................................... 663.133 1787 ................................ 801.444 Total..... ....$ 16.4064 Uniendo a estos datos el que acabo de citar relativo a los situados del de-. cenio do 1766 a 1775, y ,deduciendo cl del ano de 1775, comun a ambas listas, para no duplicar su valor, resultan las cantidades sig;uiehtes entradas de Mejico en aquellas epocas. Desde 1766 a 1774 .......... ...... 1 .2 57.739.346 (1) Este estado por aflos ofrece una diferencia de 3.913.172 ps. menos, en 'Ia suma de los .diez do 1776 a~ 1785, comparada al total que acabo de citar para los situados ,der imo decenio. Hago esta advertencia para evitar equivocaciones.

PAGE 307

281L Recordando ahora que desde 1775 at 1788 so recaudaron -por rentas de la Isla, :13,617.966 (1), y del ramno de depositos 26.301.0.92 ps. segun consta de los .estados, resulta que en los 14 aiios transcurridos ha habido un ingreso en !a }Tesoreria, ide ,76.059.576 ps., 6' 5.432.112 1)s. en ano comnun. Desde 1788 a .1806 entraron por situados .............. 50.411.158 -Uniendo a esta suma la anterior de.. ...................... 57.739.346 ..Resulta de entrada en 38 anos ...... ...... .... .... ....$ 108.150.504 Con respecto a la partida primera, debo advertir que aun cuando en un estado impreso en la ilabana en 1804, se hace subir a 6.142.352 ps. el caudal entrado do Mlljico desde 1799 a 1802, a 1.686.920 el entrado en 1803 y a 184.000 hasta. agosto do 1804, cuya suma de 8.013.272 ps. unida a la do 49.845.661 (2) de entrada desde julio de 1788 a.1mayo de 1799, haria subir el total de -ingresos ,por este ramo a 57.858.933 ps. mayor en 7.447.775, do la que he sentado; .eslto se salva, 1. porque en la liquidation publicada en 20 do enero de 1807 so dice espresamente, que desde 1799 hasta aquella fecha, no habian entrado en .la Tesoreria de la Habana, por situados, mas quo 565.497 ps. a cuya partida, me. hie "referido; y 2.0 quo en las notas al pits dcl :estado de 1804 se die qne en la partida do entradas de 1803 se hallIan 'incluidas algunas cantidades, sin prefijacion especial, que debieron venir y so aplicaron a los gastos causados por los buqucs de guerra de Ia escuadra del Sr. Aristizabal; con lo cual creo haber aclarado la aparente contradicion quo ofrecen los estados. He aqui otro resunen curioso del caudal en dinero efectivo y frutos precicsos que de varios puertos de la Am~rica entraron a pasaron por la Habana, desde 1788 a 18604. tEn dinero efectivo pertenecien~te it S. M. y h. particulares........149.510.000 En frutos y gneros ...................................... 38.944.151 En dinero para situ ados do la plaza, Factoria &c .............57.858.933 En id.~ para las escuadras do Gravina y Aristizabal espresamente. 5.802.495 En id.' para el cornercio de' la Habana..................... 4.980.177 Total............. ......$257.095.856 Y no so incluyen otras gruesas partidas quo do Veracruz, sin tocar a este ~uertb, se dirigieron a Espania, comno las de las fragatas Tetisy .lBr'gida apresadas f~or ids inglescs en 1799, el cargamento 'del navio S. Y~lian &c. '' Las grandes remesas que dejo mencionadas desde 1179 a 1 784 so destinaror. (1) Entre estos valores no se inchuyeron vdrias parlidas, porque constaban bajo titulos impropios. El total do ella, en los 14 a568s f46 d& 4T0-1" 's. 5 is. (2) Asi consta del estado. :f *,;

PAGE 308

282 en su mayor parte, a costear vairias espediciones que hizo D. Bernardo de Galvwz, Gobernador de INueva-Orleans y otros genierales. De resultas de ellas y de muchos abusos, qued4 la. Real Hacienda debilitada, a instruido S. M. de'todo, COP rn'sion6 al Sr. D. Pablo Valiente, fiscal del crim-en en .M~jico, para que hiciese una pesquisa formal, como efectivp~mepte la ejecuito, estableciendo al mismo tikmpo viirias reglas para la nmas tigida y econ~micai administracion. Despues de esto se previno al Virey de Nueva-Espafia, que el situado se arreglase con descuento de las rentas, es decir, que anualmente se pidiese el que se necesitjise para cubrir )as atenciones. Asi parece se hizo por el contesto de varias Reales ordenes; mas como no fue constante, vino a quedar reducida Ia situation, un aijo con otro, a lo siguiente: Para todas las atenciones de la *plaza asi comunes como estraordinarias. 290.000 Para las 'fcrtificaciones y el aumento por 6 ones.... ........... 179.407 Para tabacos, por consignacion antigua .......................... 500.0(0 Para la Miarina .............. ..................999999... 700.000 Para suplemnentos a las posesiones de Mosquitos. .............. 80.O06 Para la negociacion dle Filadelfia ............... ................ .50.000 Para ]a plaza de Cuba... .................9*999*......... .145.978 P'ara Puerto-Rico...., ....... ... .... .. .999 ..a........... 276.896 A la mnisma con destino ii obras._.... ........ ............. .... 100.000, Para Sto. Domingo por consignacion antigua... ,,,; ..... 274.895 Para la Florida, desde la paz de Versalles 66.666, pero desde 8 de agosto de 1794 se aumenO t ................ ...... 151.031 Para ]a. Luisiana, ijicluso el fuerte de Ia Movila, ............. 537.869,;A la misma para. compras de tabacos que se remitian a Europa. .210.000 Para Panzacola...... .99.......9999.... ............. 40.000 Total ........ .999*9 *. ....... $ 3.536.074 Tal era pues el estado de las rentas y de la Real Hacienda en Ia Isla de Cuba, hasta la 6poca del Sr. D. Pablo Valiente, 6 sean los bltimos alios del siglo pasado. Aquel gefe, a quien tanto debe Ia Administracion, procurando ordenar el sistema general, determine en cumnplimiento de la Real Orden de 12 de noviembre de 1791 establecer dos aduanas, una de mar y otra de "tierra, formando para ellas el reglarnento correspondiente: mas no se plantificb durante su administracion 'sino en la del Sr. D. Luis de, Viguri en 1.0 do enero de 1802 (1). Se dejaron a la Aduana de mar los ramos de recaudacion sobre espediciones mercantiles maritimas, y a la segunda los de negociaciones en tierra agregandola todos los quo antes estaban al cargo de la Tesoreria y Contadu/ (1) Aprpbado por Real 6rden de 10 de mnarzo del niismo, i

PAGE 309

28I_ ri', quE dando r n; )a libres 'de e'stas cargis y dedicadas iinicamente 'a to de su intiito, sir). tier~irazos ni obligaciones activas nii coactivas en materia de cobrani as. u~g (;{}rxveni me transcribir aqui la enumeration de los ramnos que ent~inccs sc dflitribiiyerofl. RAHO DE LA ADUANA DE MAR.-Almojarifazgo, alcabala de registros de entrada y sallda, armada y armadilla, derecho de cera, estraccion de caudalesI media anata, do cnil area ciones, alcabala de entrada y salida en el trafico con los puertos~ do la Isla, anclage, piso, depusito de comisos de mar, derecho sobre negros bozales, dcerechos del nuevo w.,irantazgo por Aduana y para el Capitan del puerto. RADIOS aE LA. A1DUAN A DE TIERRA.-Aleabalas de tierra, oficios vendibles y renunciables, -,u tizia anata, las de Gobernadores, Oidores, Contadores de cuentas y demnas mius s do Real Hacienda, Jo mismo que las de titulos de Castilla con sus lanzas y twl~as las demas medias anatas, el derecho de composicion de pulperias, el d ; Ia c era en tierra, el de papel sellado, de budas, de los naipes, sal, zainburnb a y gaillos; el impuesto sobre el aguardiente de caina, los espolios y vacantes, la znesada y media anata eclesiatsticas, el Real subsidio, la amortizacion sobre ,bienes eclesiaisticos y seculares, las herencias y legados, los novenos de diezmos y el de consolidation, los bienes vacantes y mostrencos, las temporalidades de los ex-jesuitas, la pension para la Real Orden de Carlos III, las sisas de zanja y piragua y los depbsitos de comisos en tierra. RAMIOS A CARGO DE LA TESORERIA.-El alcance de cuentas, los situados, la sisa de muralla, los donativos, los alquileres de fincas, las multas y condenaciones, los monte-pios y descuentos para inval~idos y empleados, el banco de San Carlos, los bienes de difuntos, los arbitrios de la Ciudad y los depositos ordinarios de Real Hacienda. Desde el aiio ne 1795 hasta el de 1814 dejaron de formarse, por el Triburnal de cuentas, los estados de valores de las yentas a ingresos en la Tesoreria, conforme habia mandado S. M. en distintas Reales 6rdenes. Esta omision, impide el conocer la influencia de las nuevas medidas administrativas en toda la Isla, por el producto de las recaudaciones; mas luego se very de cuan poca consideration fue este en las tesorerias subalternas, y de consiguiente podsi formarse una idea aproximnada de los progresos de las rentas, por la historia de la Administration de la Habana, que puede seguirse sin vacios y que sera es~uesta mas adelante. 'En la relation de los ramos de Real Hacienda, hecha en el articu~o anterior, he.-mencionado los productos de cada ramo, desde el aiio de 1775 at de ,1788, deducidos de un resiumen hecho en 1792 por el Sr. Contador Cardenas. Para completar las noticias, en todo lo posible, sobre las rentas del siglo pasado, creo co nveniente presentar los productos de los ramos subsistentes en 1794 Watiano aio de aquel en que se form estado de valores.

PAGE 310

Products de lets rentas de la Isla en 17"94. Almojarifazgo,............ 146.127 Estraccion de cera...................... 14.1S2 Ideni de caudales..... ................ 48.962 Estraordinario.......................... 1.961 A rmada. *............................................... 6.551 Armadilla............................ 2.952 Alcabalas.................... 481.409 Venta de sal ......................... 49.098 Idemndc papel' sellado................... 18.182 Idem de naipes...................... 5.389 G3allos .,............................... 3.279 Impuesto sobre el aguardiente ............ .1 Conposic ion de; pulperias .................27.782 Sisa de zanja........................... 9.033 Novenos Reales......................... 50.102 Anualidades y mesadats eclesiasticas ....... 902 Medias anatas idern............ ......: 896' Lanzas de,titulos. .....................30.S44 Mortte-pios, a invailidos................... 51.063 Mfedias anatas seculares................... 5.607 Ventas de tierras y efectos .................17.317 Censos y aiquileres........ ....,..........9.586 Bienes; vacantes y mostrencos........... 186 Oficios vendibles ...................... 5.528 Vacantes eclesiasticas .................... 16. 657 Hospitalidades, penas de Camnara...........17.317 Espblios, herencias y legados............ 5.063 Varios ramnos menores..................... 7'.653 Total ...........$ 1.040.633 La historia del comercio comprende Jos suficientes dattos para juzgar de) estado-,de Ila Isla en los primeros ahos de este siglo, durante Jos cuales y Fhasta la 6poca del Sr. D. Alejandro Ramirez, siguio la Real Hacienda con inayores Smenores apuros, cubriendo siempre con ahogos las atenciones del servicio, iniponiendo nuevos gravhrnenes sobre el comercio, como queda espuestoen su respectivo capitulo, y en los parrafos pertenecientes a los derechos de. import LCiofl y de esportacion. De un estado que se forino de los ingresos en. el ano

PAGE 311

285 de 1811, resulta quo )as rentas maritimas de toda la Isla ascendlieron a $ 1.575.306 y las terrestres a.. .............. .... ... .. .... ..... ...948.844 'Total ...... .... .. .. ... ..... .. $ 2.524.150 Desde el aiio de 1814 volvieron a formarse de nuevo estados de valores en el Tribunal de cuentas, y habiendolos estractado con el mayor cuidado,rebajando de las sumas de ingresos algunas partidas que no lo son, sino simples entradas en cajas, como los depbsitos, unos temporales otros para distribuir a diversos ramos donde estan cormprendidos, y eliminandolos de algunas cantidades que en el sistema de oficinas aparecen bajo distintas denominaciones, sin ser diversas, he conseguido formar los resuimenes siguientes, que pueden mirarse Como representativos del valor de las rentas 6 imposiciones de todo g.nero quo. se. recaudaron en las cajas Reales de la Isla, desde el ario de 1814 hasta el de 1825. 1814. .. .. ... .. ..*. ... .... .. ... ... .. .. $ 2.430.693 1815 ..............* ** .................. .. 3.420.127 1824 ....... .... .... ,.... .... .... .... 5.07345 Los 181 d.................s 3.12os8.s3e38rmrqununi oste pieosdlseud compre1den ...........d......ne......o... A3.dr83mr 9,.emrbl8pr6a reformas1 .....n....ra......es.. qu4ab.mdiao105a.35nl5 iiclscicntaca do ~ 12... .....u... ad....stra.ion 3.49qotdo1or.s5e40csdcrts nfvo e Lis os ios a Gobel premo porquni ya luos ies driero enomgando cmredfndidas enoc el istemdo r.Audandyror caiezta menflei pocultag refoma genreratos duo haia meoimado yesayado en log dfcinec irnostanios .su digno sucesor el Escmo Sr. Condo do Villanueva. Con el objeto de dar a conocer con precision el estado de la. Real Hacienda en aquella tepoca, he formado un resumers de los productos niedios do las rontas en los cinco anos de 1817 a 1821, siguiendo en elun Orden de clasificacion diverso del establecido en las oficinas y mas conveniente para el objeto de esta obra. 37

PAGE 312

PRODUCTS DE LAS RENTAS DE LA ISLA DE CUBA EN EL QUINQUENIO DE 1.817 A 1821. Almojarifazgo .................... Registros ........................ Auxilio a Costafirme............... Estraccion de cera................ Idem de caudales................. Estraordinario del Morro........... Li nterna......................... Armadilla ............ .......... Alcabalas ........................ Venta de sal...................... Idemn de papel sellado.............. Idem de nhipes................... Idem de 13ilas.............. 41 albos.............. Aguardiente .................. .. Fulper as... ............ ... 1sVl.. $ 1.566.445 56.536 4.796 360 3.780 11,410 718 898.326 67.013 5-7.897 66 6.207 1.740 43.922 1818. 1.830.910 355.8798 5.398 22.320 4.208 46.042 796, 1.019.0041 6 1.487 57.342 114 21.000 7.631 155 44.667 182g. 181 2.388.393 42.261 3,756 13. 159 3.6 12 44.348 471 75.085 56.201 57 6.328 481 50.269 1SIZ1. -_____________________ -I 1.962. 188 31.913 35.903 2.921 5.040 18.786 296 853.991 57.062. 43.364 28 13.960 3.209 1.34 1.2344 TOTAL. 9.631.402 59.409 556.437 2 1.106 40.879 16.246 139.946 2.846 4.665.42:) 329.36 1 266.130 287 66.759 32.767 2.677 161.937 Rio medijo. 1.926.280 11.882 117.287 4.221 8.176 3.249 27.989 569 933.085 65.872 53.226 57 13.352 6.553 535 U2.387 1.883.466 27.496 95.859 4.235 4.646 19.360 565 899.816 68.711 51.326 22 31.799 "9.392 167 21,845i

PAGE 313

$isa de zanja ........:... Idem de piragua. .. .... Novenos Reales y de consolidacion... Real subsidio ....... .... ........ Amnortizacion ....... ...... "".."...... .Anualidades y mesadas eclesiasticas... Medias anatas idem............... Lanzas.......................... Monte-pio e invalidos ............. Medias anatas seculares............ Venta de tierras y efectos.......... Alquileres y censos................ Bienes vacantes................... Oficios vendibles................. Vacantes eclesiaisticas.............. Hiospitalidades y penas de Camara.... .Espulios, herencias y legados...... Temporalidades ........... ........ TLotal............................ Depositos, comisos, situados, reintegros, suplemcentos de otras cajas.. Entrada general en caja........... 24. 593 13.246 148.415 880 9.592 66 2.107 6.654 59.8 18 12.608 788 2 1.701 2.746 12.371I 23.010 50.919 21 19.587 3.128.338 22.042 11.9 10 66.7 34 3.317 8.22 0 3.257 1.548 11.788 52.152 17.941 11.250 14.027 4.882 28.684 27.272 53.826 566 22.9181 23.839 25,992 146.294 985 6.837 491 4.599 17.350 54.008 11.462 8.400 11.920 2.210 17.444 25.699 53.281 1.000 24.832 3.839.2861 4.105.355 15.3171 -10.879 122.655 8.475 6.393 5.503 11.151 55.952 12.483 7.152 12.531 1.750 9.372 8.170 74.994 3.058 7.000 3.49 1.540 7 4 1 .4 2 5 : 2 .3 1 1 .1 8 7 3 8 2 .8 .7 3.869.763 6.150.424 4.909.157 7.076.617 845' 10.244 78:521 2.008 8.687 2.113 7.965 78.708 10.437 508 14.333 1.807 11.852 5.821 65.984 306 3.330.168 86.636 72.2'71 562.619 5.182 35.132 18.894 15.870 54.908 300.638 64.931 28.0981 74.5 12 13.395 79.723 89.972 299.004 4.951 74.337 17,904.687 3.168.344 10.59"1.786 6.498.512 28.504.473 17.327 14.45? 112.524 1.036 7.026 3.779 3.144 10.981 60. 127 12.986 5.620 14.9 10 2.679 15.945 17.994 59.801 990 14.865 3.580.940, 2.119.957 5.700.897

PAGE 314

Hallose rodleada en to sucesivo la Isla, de enernigos que mirando su tran.d -quilidad como el mayor obstaiculo para sus proyeetos, intentaron pervertir la opinion y amedrentar su comercio. En tales circunstancias se hizo necesario el proveer ai la defensa maritima y terrestre y al sostenimiento de las muchas obligaciones asi interiores como esteriores que gravitaban sobre el Real Erario. El nuevo sistema de derechos preparado por el Sr. Ranmirez y plantificado durante la interinatura del Sr. D. Claudio Martinez de -Pinillos, lo mismo que el Deposito mercantil y las demas reforrnas que se publicaron en el espediente sobre la materia (1), no produjeron, en los primeros ai'os, todas las ventajas que eran de esperarse, porque exigian no solo un impulso general y vivificador a~ todo el sistema de rentas, sino ademas un estado de seguridad y quietud interior y de francas comunicaciones maritimas. El aho de 1825 fue verdaderamente angustiado para las Autoridades de la Isla, por los aumenitos con~siderables de gastos que debian aun acrecentarse mas con la ilegada de nuevas tropas de la Peninsula (2). En tales circunstancias, acordaron los Esemios. Sres. Capitan General a Intendente en comnision D. Francisco de Arango, el establecimiento dc la Junta denominada de auxilios, mencionada ya en otros lugares de esta obra, para que propusiese las economies posibles en todos los ramos de administracion y los arbitrios mas adoptables con que cubrir el deficit quo resultaba en el presupuesto de entradas y obligaciones fijas y probables del Real Erario. Esta Junta fue establecida por acuerdo de 16 de abril do 1825 y subdividida desde luego en seccioiies, di6 principio a sus trabajos. Para desempehar el segundo objeto do su instituto, entraba en su plan la averiguacion de Ia riqueza imponible de la Isla y el arreglo de las contribuciones; objetos importantisimos en todos tiempos, pero de dificil y arriesgada verificacion en los de inquietu. des y sobresaltos politicos. Ya en otra epoca, no rnenos aciaga y calamitosa, habian pensado las corporaciones locales de la Habana en el arreglo de Jos imnpuestos territoriales, con el fin de nivelar las cargas entre todos los ramios de riqueza (3), destruyendo la monstruosa desigualdad, tan perjudicial a la industria interior; pero las circunstancias de zozobra, comnunes ai ambos tiempos hicieron iniitikes los esfuerzos generales de las Juntas y los individuales de los distinguidos patricios quo las formaban, pues en tales casos no es posible con. seguir fidelidad alguna de las relaciones pedidas, cuando el pueblo se esfuerza en ocultar la verdad do los datos y en contrariar, por todos los' medios imaginables, los planes del Gobierno. (1) Espediente sobre el establecimniento del Depbsito y dc las comisiones miercantiles de' vigilancia.-Habana 1I822. (2) W~ase la 6rden del Escrno. Sr. Gobernador y Capitan General publicada en el Diario de 10 de j unio de 1825. () Espediente sobre el arreglo de contribuciones territoriales.-Habana 182t.

PAGE 315

Entre tanto que la sesion de auxilios, una de las v~arias en que se habia dividido la Junta de arbitrios, continuaba sus averiguaciones y calculos, se adopto la idea de un emprtestito interior de 500.000 ps. mencionado en otro lugar en esta obra (1). Pero este recurso era del momento, y lejos de ofrecer una cantidad 6 ingreso efectivo para cubrir las atenciones del Erario, le gravaba con los intereses y con una deuda durante dos anios, disminuyendo asi las verdaderas entradas. Al mismo tiempo el plan general de economias y reformas adeJlantaba poco o nada, los gastos crecian, y la section de arbitrios dudaba poder presentar en tiempo oportuno uin sistemna realizable de imposiciones. En este conflicto o ,, alternative de proporcionar recursos al Real Erario y de ser inmposible plentear el repartimiento directo sobre todas las clases, se acord6 gravar la esportacion de algunos articulos y el consumo de otros del pais (2). La section de arbitrios qued6 encargada al mismo tiempo de presentar el proyecto fundamental de uin repartimiento sobre todas las clases, capaz de cubrir cel deficit de millon y medio do pesos anuales quo ocasionaban los aumentos ~do fuerzas terrestres y maritimas, pues los impuestos acordados eran proviso~rios, y sus inconvenientes serian subsanados cuando presentase ci plan de sus ~tareas (3)."1 Mas esta oferta no llegb a verificarse por la dimision que de su encargo hicieron los miembros do la section en 1827, que fue admitida por las Autoridades y aprobada por Real Orden de 17 do setiemnbre do 1828. En cl aiio do 1826, ha empezado una nueva era para la Real Hacienda de la Isla do Cuba, y como al escribirla me ocurriesen naturalmento muchas observaciones sobre las sabias medidas quc han conseguido la reforma del sisterra particular do las aduanas y del general do la Administracion, el temor de parecer partial en favor del ilustre Gefe contemporaneo a quien se Ie doben, me ha decidido .a abstenerme do hacerlas, presentando solo, en uin articulo separado, los hechos irrecusables de la t'poca actual, para que en lo sucesivo halle en esta obra los principales elementos reunidos, el que intente escribir ]a historia de la Administracion y do las rentas do la Isla de LCuba partiendo de los ultiinos cinco anos. Por mi parte, habiendo dado una idea general do los anteriores, pasare ahora a esponer de una manera sucinta, los productos do las administraciones tanto de la Habana como do los demas pueblos do Ia Isla donde se han establecido, para manifestar despues cual sea el estado actual de lays rentas, cl terrnino medio do sus rendimientos y el tamaiio de su gravamen respectivo. (1) Pirrafo Prestamao consular paig. 258. (2) W~ase en el Apendice el acta de Ia comnision de auxilios. Los articulos gravados quedan. indicados. en el pairrafo impuesto estraordinario y en el capitulo Comercio. (3) Acta do 21 de abril de 18'26.

PAGE 316

29u ARTICUJLO 3. De las adm~inistraciones de rental. Queda dicho en Ia historia general, que los" oficiales Reales tuvieronr Ia obligacion de poner tenientes en Cuba, Trinidad, Puerto Principe. Bayaino y otros paintos. Estas tenencias fueron diez, estab~lecidas la de Cuba y Bayarno en 1703; 'as de Santo-Espiritu y Trinidad en 1704; Ia de Puerto-Principe en 1708; l as de Villa-Ciara y San Juan de los Remedios en 1743; Ia de Matanzas en 1756, la de Holguin en 1758, y la de Baracoa en 1762. Por el establecirniendo de la Intendencia en 1765, y el nuevo arreglo entoncos plantificado, cesaron todos los tenientes y quedaron las admninistraciones mencionadas subrogaidas por lag tesorerias subalternas do la general do ejercito, jinica que existe desde aquella fecha. Los aumentos de la poblacion y los progresos del comercio, hicieron neocesario el establecer sucesivamente nuevas ;administraciones ens otros 'puntos, y lo fueron en Jagua, nueva poblacion ilamada tambien Fernandina, en 8 do junio de 1821; en Manzanillo en 1.0 de enero de 1827, y en Gibara en 1.0 de j unio del mismo. Desde la creacion do la Intendencia hasta el anlo de -1802, las administraciones asi de la Habana comno xde los otros puertos de 1a Isla, recaudaban indistintamente las rontas maritimas y terrestres, pero desde. dicho aiio fueron subdivididas en dos como queda dicho, volvieron a reunirse en 18,12, y recientemente a separarse en 1829. La Administracion do rentas de la Habana ha publicado, desde hace muchos aiios, los estados de sus ingresos pero, en las obras -que los citan (I)' se' cometon muchas equivocaciones, como "la deincluir unos ah~os si y otros nol los ramios Ilarnados municipales, do mencionar en otros solo las rentas maritimas, do emplear ya el valor recaudado ya el liquido pasado a Tesoreria &c. Para evitar yo errores semejantes, he recorrido todos los estados de la Administracion" y he forniado el de los valores do derechos Reales y municipalesrecaudados on ella, desde su principio hasta el dia. El siguiente resiimen comprende hasta1825), dejando los cinco ainos itimos para el articulo de la 6poca actual. (1) La nloticia impresa en la Ouia mercantil de Ia Hrabana para el aiio de 1823, esta Ilena dec equivocaciones, desde el de, 1802; y los estados do la obra del Sr. de Humboldt tienen desctus semnejantes 6 inevitables en todo autor viagero.

PAGE 317

Valores recaudadlos en la .Administracion general de la Habana. Jlnos. 1765 1 766 1767 1768 ~1769 1770 1771 1772. 1177I3 ~1774 1775 1776 1777 1778 1779 1780 S1781 1782 17843 1785 1'786 1787 1788 1789 1790 1 791 1792. 1193 '794 1:95 Oel echos Rea "Ramnos ? nun2ilc. cipules, agenos 4-. $ 8225.02 236.222 302.219 3.61.971 385.036 297.926 297,976 333.147 402.073 385.413 304.371 356.421 473.860 4'71.803 523.670 417.159 750.004 892.071 632.899 638.599 607.070 417.198 412.982 569. 177 479.303 642.721 520.212 849.904 635.099 642.32'1 643.584 24. 199 50.749 48.483 69.221 39.629 60.433 57.666 51.658 53.685 69.525 67.207 TOTAL. 631.269 467.947 461.465 638.398 518.932 703.154 577.878 90 1.562 688.784 711.846 8 0.791 ________________________ ---I Derechos Reaj Ramos mufli./lflos. les. c2pules, age-nos cg c. 1796 1797 1798 1799 1800 1801 1802 1803 1804 1805 1806 1807 1808 1809 1810 18111 1812 1813 1814 1815 1816 1817 1818 1819 1820 1821 1822 1823 1824 1825 784.690 1.032.925 1.335.864 1.801.491 1.7 17.346 1.985. 139 1.574.009 1.128.429 1.368.678 2.565.239 2.166.536 2.370.028 1.178.974 1:9 13.605 2.792.619 2 .07 5. 122 1.627.348. 1.025.066 1.360.814 1.85 1.607 2.233.303 2,291.243 2.37 1.787 2.817.074 :.238.375 2.001,927 2.137.048 2.938.,101 2.807.813 3.112.214 213.526 224.244 216.598 204.699 162.737 245.870 291.992 250.847 242.490 200.816 138.683 304.442 297.356 394.932 428.533 357.235 374.277 564.937 494.303 804.692 97 1.057 1.429.052 1.723.008 1.781.530 1.453.521 1.27 5.712 1.241. 180 198.459 2 17.488 214.294 TOTAL. 998.216 1.257.169 1.552.462 2.006.180 1.880.183 2 .23 1.009 1.866.001 1.379.2761 1.611.168 2.7 66.055 2.305.219 2.674.470 1.476.330 2.308.537 3.22 1.152 2.432.357 2.001.625 1.590.003 1.855.117 2.656.299 3.204.360 3.7 20.295 4.094.795 4.598.604' 3.69 1.896 3.277.639 3.3 78.228 3.136.560 3.025.301 3. 32 6. 552 4. a

PAGE 318

292 La distincion entre rentas de mar y rentas de tierra, que se hace en lo3 estados de la Administracion de los ainos comprendidos entre 1802 y 1812 y en algunos otros sueltos, escluyendo los Ilamados ramos municipales, no me parece exacta, pues estos pertenecen sin escepcion a la primera clase, y constituyen de consiguiente otros tantos impuestos sobre la importation o la esportacion. De tomar Jos valores de las rentas mnaritimas, tales como los dan log dichos documientos, pudiera inferirse que el comercio sufria en la Isla un, gravamen mucho menor, que refluiria sobre las rentas del interior, haciendolas apa. recer aumentadas en otro tanto. Los derechos municipales, consulares 6 agenos de la Administracion, pero recaudados por ella, fueron varios (1), y su destino primitivo para objetos propios de la Isla y para las atenciones generales del servicio. Esta distinciorn, de la cual subsisten aun algunas muestras, era viciosa, pues siendo una la Ad-. muinistracion, debe hacerse de todas las rentas un fondo comun para distribuirle en las diversas obligaciones generales 6 particulares, esteriores a interiores que exija el bien del Estado, la prosperidad del comercio y de la industria, los progresos de Ia education, Ia policia civil y urbana &c. De esta manera se simplifica tambien la recaudacion, es facil atender proporcionalmente a todos log objetos, y se hace posible el nivelar los gravamnenes sobre los diversos ramos de la riqueza piiblica. Ademas de la Administracion general de rentas, donde se recatidan las de la Habana y su jurisdiction, las cajas matrices 6 sea Ia Tesoreria, rec~ibe directamente los productos de varios ramos, que por esta razon se denomninan de directa entrada, los cuales he dejado enumerados antes al hablar de la division de las aduanas en 1802; pero han esperimentado variaciones algunos de ellos,, en los ajios transcurridos hasta el ulitimo del estado anterior, y recienteniente por el nuevo establecimiento de la~administraciones de mar y de tierra, se han reducido a muy pocos, como manifestare luego. Los verdaderos productos de las rentas se componen de consiguiente, de los ingresos en las administraci ones y tesorerias. La reunion de los ramos de RLeal Hacienda que aquellas recandan, y el sobrante de los consulares que directamnente ingresan en las cajas, Forman la masa general con que el Real Erario cubre sus atenciones interiores y esteriores. Pero es preciso no incluir Ia existencia de afios pasados, ni las entradas procedentes de otras tesorerias que respectivamnente son libiradas para asuntos del servicio, pues de hacerlo, apareecrian estas cantidades uo solo comno ingresos efectivos, sino repetidas dos o (1) Pertenecian ti esta categoria los derechos consulares, de averia y arruamento, Jos de convoyy, tropa y cuarteles, remplazos, vestuario, linterna, poblacion, comisos, Sociedad Patribtica, IBeneficencia, mnuelle &c.

PAGE 319

29J3 mias veces en el total de ellos. Otras equivocaciones pueden resultar de incluir las deudas pendientes entre los productos del anlo; y desgraciadlamente no pueden eliminarse estas de algurios estados particulars qlue ofrecen solo los valores anuales sin distincion. D. Francisco Barrutia,, contadlor que fue del Tribunal de cuentas, forms en el anio de 1819 dos estados que se imprimicron on el nuzmero 31 de las Memorias de la Real Sociedad Patriotica; el uno de los productos de ]as diet administraciones del interior,A desde su ,origen hasta 1818,' y el otro de las rentas maritimas dc las aduanas de Cuba, Trinidad y Matanzas pasta la mnisma fecha. f-abiendo ,recorrido, para comiprobar el primero los estados particulares de las administraciones subalternas, y que se conservan en el archivo del Tribunal, no he podido descubrir el metodo que adopt el Sr. Barrutia para formar el general; pues ni las partidas de los valores del aino, ni las de los productos liquidos, ni las de las entradas liquidas en caja, bien sean toinadas integras como, las presentan los estados, bien se hagan en ella las deducciones de las existencias anteriores, deudas debidas cobrar &c. que inexactamente se incluyen entre los ingresos del ano; de ninguna manera en fin, de cuantas he ensayado, resultan las sumas de aquel estado conforme con las de estos, siendo de mucha consideration las ,diferencias en algunos ai'os. Los estados que se remiten anualmente al Tribunal de cuentas para formar el general de toda ia Isla, me han dado los resultados siguientes, para el total de ingresos de las diez administraciones del interior, en cada uno do los aiios transcurridos desde 1759 a 1792. 1759 ~ 1760 ....... ....******S4***...... 50.576 1761 1764 .. ....... .........9 .2 ........... ....... .... .... ...... ...... ...... 115.995 1776 ........ ........* ...... ...... 112.077 1777.......................... .,..... 188.600 177.... .......................154.657 1779 .... ....... ......%........ 187.575 1780 ...... ...,.*..*....... ......,. 172.525 1781 ......... ............... 201.695 1782 ..... ........... ..... ..... 202.784 1783..x. .... .~* .....:. ...... 153.564 1784..... .... .r... .*......... 146.796 1786 ............. .. ..*.......*. ...... 250.689 17 7 .. .. .. ..................... 156.268 ] 7$88 ... .... ................. .. .. ... 140.057 17 .. ...... .. 4*** .... ..... .. .... ..92.740 38

PAGE 320

294 17 91........ .... .... 124.755 1792. .. .. ... ..... ... .. 140.823 Por esto se puede conocer que los productos de dichas cajas illegaban a constituir al maximum, el septinmo de los ingiesos 'def la Isla, cuando en el dia foreman cerca del cuarto. El m-todo poco uniforme que' se sigue todavia en algunas oficinas del in.terior, espone a gravisimos errores en I a valuacion de los productos respectivos de las rentas, hace verdaderamente improbo el trabajo de estractarlos,'y al cabo inspiran la suficiente con fianza. E's dd'esperar, por lIas 6rdenes espedidas de la Superintendencia general en estos bltirnos aiios, que los gefes de las administraciones subalternas, que hasta ahora han seguido 'un m~todo 'vi'cioso,' complicado e ininteligible a los mismos que forman los estados, adopten el de' Ia Administration general de la Habana, segxido por otros con acierto, y se conseguira ent6nees informar esta parte esencal' del sistema de rentas, y liiacer facil el emplear, con una exactitud matemica, los datos 'tornados do los 'do-' cumentos oficiales. Los resultados deducidos por el Sr. Barrutia, asi para el total de aios hasta fines de 1818 Comno para este en particular,' -sorn los siguientes, en el' mismo orden que el los presenta. En 1818. de todos los aiius. Matanzas.......140.'029 1.450.73S Villa Clara.. ~, ~ 922.737 Remnedios...........739601.156 YTrinidad... 48.134 1.146.523 Santi-Espiritu. 33.143 1.085.569 Pto.-Pnicipe 100.00:4 2.223.138 Holguin .. 3.933 169.536 Bayarni6... 22.250 905.120 Cuba..........243.847 4.389 .249 Baracoa .... .471 204.159 Totales.... 618.036 13.097.975 Por los estados particeulares de las administraciones subalternas, y deduciendo de los valones anuales las existeacias., anleriores,, las deudai pendientes, los abonos de otras cajas, y Jos donativos y. prestamos reintegrables, he conseguido fornmar el resiunen siguiente de los productos. de. las rentas en cada una de las administraciones del interior desde el aiio de 1817 a .1830,', que mue parece reunir toda la exactitud posibi.e. t:

PAGE 321

VALOIIUS RECAUDADOS EN LAS ADMINISTRACIONES SUBALTERNAS DE LA ISLA. A~dmtaowes. M\atanzas........ Puerto-Principe. ... Trinidad.......... Villa Clara.. ...... Santi-Espiritu..... Remedios......... Baracoa ......... Bayamo .......... Hol guin .......... J~:gua............. 151. ,, ,, 145.921 187. 156 51.547 28.270 36.991 21.929 16.464 23.644 4.249 s> '181S. 154.400 145.448 247.139 42.5 11 21.6 12 63.188 20.24S 6.730 2 1.128 5.044 1819:. 197.238 143.475 251.473 84.825 4 1.476 30.404 21.277 8.933 34.048 2.959 1820. 158.934 176.469 258.962 77.260 35.376 48.800 22.046 13.253 35.586 4.285 ,, ,, 1821. 135.517 1 _0.976 290.265 68.63 1 27.386 31.009 20.044 11.293 19.152 5.631 2.945 226.425 150.524 359.813 95.2 15 3 1.849 24.972 15.460 11.293 19.152 10.8 19 3.863 174.163 215.111 377.499 121.745 31.849 29.418 16.220 6.993 19.152 5.158 2.110

PAGE 322

VALOIIES RECAUDADOS EN LAS ADMINISTRACIONES SUBALTERNAS DE LA ISLA. A al Arones. Matanzas...... ..... Puerto-Principe. Trinidad.......... 'Villa Cl1ara........ S anti-Espiritu..... Remedios......... Baracoa.:...-.... Bayamio .. .. ....... 'Hlin .......... J agua. ..... .. Manzanillo...... G ibara............ U I I I 1 184. $281.208 143.590 410.519 210.408 39.267 37.296 21.439 9.662 23.439 12.721 6.500 1825. 391.600 148.957 483.117 202.594 47.428 35.170 18.921 12.088 66.080 14.231 20.310 186~. 557.593 241.165 544.282 372.199 68.8 16 50.680 33.396 17.523 38.309 29.168 28.574 598.941 243.392 729.556 378.8 18 81.938 40.940 34.316 26.516 60.001 23.284 33.849 33.193 11.658 1828. 574.369 361.263 650.744 488.881 "88.168 45.942 33.580 22.946 48.423 16.262 53.568 67.034 23.249 1829. '784.936 443.492 607.843 370.874 87.245 53.740 37.931 17.543 46.519 14.812 48.666 46.520 19.378 180O. 739.441 266.740 554.641 504.254 7 1.050 40.66 1 38.020 17.4 12 38.516 28.813 56.717 50.451 30.040

PAGE 323

297 En el a",o de 1612 se estabiccieron en Cuba y Puerto-Principe las Intendencias subalternas, teniendo respectivamente bajo su dependencia la primera las administraciones do Bayamo, Holguin y Baracoa, y la segunda las de Trinidad, Villa Clara, Sto. Espiritu y Remedios. Las nuevas administraciones del Manzanillo y Jibara corresponden a la Intendencia de Cuba y las de Nuevitas y Jagua a la do Puerto-Principe. La Intendencia de la Habana, ademss de set Superintendencia general de las de la Isla, comnprende en su jurisdiccion la de Matanzas y 24 subalternas, que se distinguen por los nombres de Jos pueblos d'onde se hallan establecidas, y se comprenden bajo el comun de subalternas de la general terrestre de la Ilabana, y sus productos pasan a 6sta y se incluyen en los estados anuales. Esta circunstancia puede dar origen ai algunas equivocaciones si se toman aisladamente los productos de cada rarno en los estados de la Administracion general, porque eli ellos y bajo el titulo de productos de azdministraciones subalternas, se incluyen los valores de las mismas rentas interiores, que para la ciudad do la Habana, aparecen separados. Por estas causas no es posible formiar, por los estados parciales, uno general exacto de productos por ramos separados de toda la Isla, y los que so han hecho con tal nombro en 1826 y 1827 tienen el defecto espresado. ARTICULO. 4.0 Estado de las rentas de la Isla de Cuba en la Otirna epoca, Q~ueda dicho que los productos de las rentas recaudadas en Ia Administracion general de la Hab .na en el aino de 1825 ascendieron a 3.326.532 ps. Los ingresos en los cinco siguientes fueron respectivamente: .RThs. Derechos Reales. .Agenos. TOTAL. 1826 4.011.927 212.401 4.224.328 1827 4.647.869 607.99 1 5.255.860 1828 4.483.347 660.785 5.144.132 1829 4:759.150 515.274 5.274.424 1830 4.557.948 439.049 4.996.997 Total......22.460.241 2.435.500 24.895.741 Aiio medijo. 4.492.048 487.100 4.979.148

PAGE 324

29S Uniendo a estos productos los dec los rmos de directa entrada en las cajas matrices, resulta dq ingresos solo en la Habana 1826 ............................. 5.290.989 1827. *................................. 6.510.325 1828.......... ....................... 6.759.227 1829 ................................. 6.750 027 1830 ................................. 6.47 8.308 i'otal ..... .......................... 31.788.876 Aino medio................................ 6.357.775 Los diversos ramos quo constituyen actualmnente las entradas del Real Erario se recaudan por las dos administraciones de mar y de tierra, por ]a Tesoreria general y por las subalternas del interior. Corresponden ai la Aduana de mar los derechos do importation, esportacion, toneladas, depisito inercantil, registros, trafico de entrada y salida, prorated, auxilio y fanal del Morro, como pro piQs tie. Ia Real Hacienda, y bajo la denciinacion de agenos los de averia, armamento, auxilio consular, escuela nautica, balanza y Beneficencia. Corresponden at ]a Aduana de tierra y subalternas las alcabalas en general, el impuesto estraordinario a] consume, el (10 pulperias, papel sellado, bulas, juego de gallon, las sisas de zanja y piragua, los novenos do diezmnos, la amortization, las mesadas y inedias an~tas eclesiftsticas, los esp~lios y vacantes, los mostrencos, los oficios_ vendibles, lanmas do titulos, ruedias anatas seculares y los productos do ventas do tierras, reditos do censos y alquileres do fincas. Las cajas rmatrices recaudan tan solo los descuentos para monte-pio, invalidos y hospitalidades, las penas de Camara y los productos de la Real Loteria. En los estados quo desde su establecimiento publica ]a Administracion ger oiral do rentas terrestres, por ramos separados, lo mismo qjue en algunos retimenes manuscritos que lie tenido a. la vista, so incluyen los productos de las administraciones subalternas, sin especcificacion do los ramnos quo los formanPeoe cowoe stas recaudan los inismos quo la general, resulta que las partidas parciales do Jos estados anuales espresan solo el valor do las rentas en la ciudad dIC la ilabana, mas no en todo el cireulo quo so halla bajo su dopendencia. Esta ornision, aunque no ocasiona un error en el total que indica los productos recaud ados, induce a. equivocacionos cuando so trata do calcular el rendimiento do cada ramo y dificulta ei formar 'un estado exacto para toda la Isla, a me'nos do no recorrer los estados particulares de las 24 administraci ones subalternas para estractar do ellos los productos de cada renta per separado y unirlos a los de -a Ciudad. Hie aqui io que he deducido, por este medio, para, el aiio de 1830.

PAGE 325

Estado de las rentas recau&d !dcis por las 24 ad mainistraciones subalternas ce h de la Hlabana en 1830. Alcabala de ganados...................$ 1-45.482 Sisas de zanja y piragua............... 40.567 Venta de animates .... .......... ...... 1.671 Impuesto estraordinario sobre idern.........180.835 Alcabala de esciavos...................... 21.175 Idem de fircas........................... 31.186 Idem de tiendas y efectos ..................1.325 Idemn de remates..........................682 Venta de azuicar al inenudeo .................9 Producto de los cueros.................... 451 Derecho sobre el tabaco................ 17.957 Venta de sal y estraordinario............ 9.299 Trafico................................. 31.170 Venta de rcalengos.......... ............. 413 Almnonedas yrenates..................... 1.613 Alquileres de fincas....................... 50 Sub-arriendo de diezmos............................ 7-2 Composition de pulperias ..................12.638 Bulas................................... 2.113 Papel sellado ............................ 19.407 Derecho de hipotecas..................... 1.646 Bienes vacantes........................... 701 Oficios vendibles.......................... 149 i Monte-pio de oficinas..................... 248 Amortizacion........... .................... 212 Miedias anatas seculares................ 88 Manda-pia forzosa ................. ..... ...108 Comisos................................ 449 i Produc tos de receptorias ( 1) ...............30.748 Total................... 558.154 Estos productos no eritran integros en la Administracion general, puies sufren antes; las deducciones consiguientes a los sueldos y gastos de oficinas, alquiileres que pagan 'las administraciones y otros costos de la recaudacion. Los estados que ha formado D. Raimundo Pascual Garrich, para los aizos de 1829 y 1830, dan una idea exacta de estos gastos y de su relation con l4)s ingresos. (1)' Estos produictos debeian tambien hiallarse clasificados, para disuiibuirlos entre los ramlos anteiioresa los cuales pertener'iesenf; pero los estados no los espresan.

PAGE 326

PRODUCTOS DE LAS 24 AWAINISTRACIONES SUBALTERNAS Y GASTOS DE RECAUDACION, EN LOS ANOS DE 1829 Y 1830. Alacrai'es...... Bahia-Honda..... Bataban6 .... Bejucal.......... Guanabacoa...... IGuamutas........ Guanajay.......... Giiines .......... Tuerta de la Giiira. Jaruco........... Jesus del Monte.... Madruga...... k Managua......... fMariel. ... .... ..... Puente-Nuevo Puentes Grandes... Pinal del Rio...... iRegla...... .. .. oan Antonio..... San Cristobal ...... Sta. M., del Rosario. Santiago ........ S. Jos% do las Lajas. Ceiba-Mocha -.Totales .... Productos. 5.860 3.014 4.806 8.222 44.948 1.488 13.136 17.2S0 8.837 15. 191 5.185 11.055 7.115 3.688 265.594 2.9 10 47.626 8.004 15.043 14.650 7.310 26.6 11 3.597 20.900 4 24 61 14 7 64 2 2 44 31 44 5 7 3 1 Gastos. 563 335 1.635 3.138 535 1.65 1 1.732 1.619 1.244 329 1.157 559 1.030 6.846 536 5.081 732 1.248 2.180 680 1.905 750 1.892 6 3 5; 24 41 5 4 4 2 4 5 3 6 5 2k 562.079 4 138.162 711 Cost de recauda? c o n 9,62 11,14 34,02 9,43 6,9S 35,96 12,57 10,02 1S,32 8,19 6,35 1047 7,S6 A7,94 2,58 18,40 10,67 9,15 S,0 14,8S 9,31 7,16 20,80 9,06 6,79 ISIMo. 4.717 1:} 2.483 14 1.468 14 7.338 2 40.7451 6.312 1 13.396 15.352 7j 13.619 414 16.402 2 6.449 61 9.089 7.438 6.423 41 260.024 2 5.144 54 42.608 41 8.177 4 16.145 6j 16.600 5 6.821 3 26.524 6 3.798 20.240 6 557.321l r,~f 1 61 Productos. Gastos. 586 353 537 681 3.247 1.056 1.5 72 1.608 1.772 1.353 383 985 625 1.086 8.622 879 4.551 747 1.205 2.749 738 1.902 704 1.S58 2 7'1 3 4 7 5 1 2 31 3 5.4 61 5 41 6 54 5 7 5 6Q Cost de recandacion. 12,42 14,23 36,57 9,29 7,97 16,73 11,74 II 10,48 13,01 8,25 5,93 10,84 8,41 16,90 3,32 17,08 10,68 9,13 7,46 16,56 10,82 7,11 18,55 9,18 7,14 I

PAGE 327

301 Los productos del interior, citados antes (ademas del expmen individual de Jos estados parciales, prueban. evidentemente que los aumnentos en less ingresos no fueron debidos ia nuevos impuestos, sino a las refornmas operadas en la Administracion; pues habitndose suprimido algunos, la conttribucion estraordinaria a la esportacion y al consumo, ha producido en toda la Isla un valor mucho menor que los aumentos ofrecidos en solo las administraciones del interior 4 en la de la Habana, tomadas aisladamente. La clasificacion 6 distribution de los ramos de las rentas de la Isla de Cuba, seguida en los estados antiguos y modernos, solo hia tenido y tiene por fundamento el sistema adoptado en su recaudacion, pero no da idea aiguna de Ja naturaleza de los impuestos relativarnente a la clase de riqueza sobre quo gravitan. La esplicacion dada al principio de este capitulo manifiesta cual fue el origen de cada una de las contribuciones de Ia Isla, y de ella se puede conocer la naturaleza de las que ahora subsisten. Para reunir la claridad con la Eencillez, necesarias en este g~nero de escritos, considerare los impuestos divididos en dos grandes clases, a saber; en rentas de aduanas maritimas y rentas interiores. A la primera clase pertenecen los derechos de arancel cobrados ai la importation y esportacion de los efectos de comercjo maritimno, el derecho de toneladas y las contribuciones que se exigen con los nombres de fanal del Morro, auxilio, armamento, atuyilio, consular, el trhfico de enitrada y salida &c (1). De0 las contribuciones interiores las unas recaen sobre capitales productivos, cowio las alcabalas de venta, otras sobre los productos como los novenos do diezmnos, otras sobre los consumos como las alcabalas de este hombre, las sisas, la yenta" de sal y el impuesto a las pulperias, otras sobre las transaciones civilos, comio el papel sellado, otras sobre las personas como los monte-pios, las Ianzas y medias anatas y Jos demnas descuentos, y otras en fin sobre juegos p6blicos, como Ia loteria y el de gallos. Ademas de estos ingresos tiene la Real Hacienda los do las ventas de tierras realengas, los de r~ditos do los censos, de Jos alquileres de fincas, una parte de los de comisos, penas de Camara, bienes vacantes y mnostrencos &c. Esta diversidad de naturalezas en los imp uestos, precisa a considerarlos subdivididos en v'arias especies subalternas, y para las comnparaciones estadisticas que espondrti mas adelante, he adoptado cumo mnas conveniente la distribution de todos los ingresos en Jas tesoserias de la Isla de Cuba en seis clases distintas a~ saber; (1) Las balanzas mencionan solo los derechos cobrados a. Ia importation y esportacion y los de toneladas, sin incluir las otras contribuciones que recaudan las aduanas maritimas y clue figuran en los estados. Esta distincion esplica la diferencia de resultados entre ambos documentos, igualmente oficiales. 39

PAGE 328

302 Primera.-Rentas maritimas. Segunda.-Impuestos interiores. Tercera.-Deducciones sobre las rentas eclesiaisticas. Cuarta.-Deducciones personales sobre el estado civil y militar. Quinti.-Entradas diversas en Tesoreria, no procedentes de impuestos, pewu que constituyen una renta efectiva. Sesta.-Entradas por depositos, donativos, decomisos, prestamos, que en general son temporales. Las recaudaciones hechas en toda Ia Isla, en todos los ramos comprendidos en estas seis clases, ascendieron en la epoca presente y en las cuatro cajas principales de recaudacion, a las sumas siguientes: Inten dencia de lat Habanfa. S5.187.611 6. 197.166 6.759.228 6.7 50.027 6.478.309 31.3 72.341 6.274.468 Subdelegacion de .Mataznzas. 552.887 604.614 575. 141 747.373 727 .710 3.207.725 641.545 Intendencia de Pto.-Principe. 690.97 1 755.875 879.903 844.462 1.029.862 4.201.073 840.214 Intendencia de Cuba. 666.466 912.319 872.135 300.749 736.667 3.988.336 797.667 TOTAL. 7.097.935 8.469.974 9.086.407 9.142.611 8.972.548 42.769.475 8.553.895 I __ _ __ _ _ _ _ _ Por lo que he indicado en la paigina anterior, se puede inferir que estos totales de ingresos no son productos de impuestos sobre el comaercio, la agricultura, la industria particular &c. La voz rentas en general, no equivale a la de contribuciones sino a la de ingresos, y bajo este sentido la he usado siempre en el transcurso de esta obra, pues en Ia Isla de Cuba lo mismno que en Espafia y otras naciones, se conocen diversas fuentes que contribuyen al tesor9 para el sostenimiento de los gastos del Gobierno. El estado de la pagina siguientet que he formnado por los particulares de -cada administracion y sobre un plan fundado en principios de economia politica, mnanifiesta claramente el total de lag diversas contribuciones de la Isla y de las otras entradas en Tesoreria. De este trabajo puede deducirse, 1.0 que las contribuciones generales o impuestos sobre el comercio maritiino, la industria, los consumos .&c. han, ascea.lido: 1827 1828 1829 1830 Total .... I~?io medio

PAGE 329

En 1826 a ...... .. .....$ 6.10.378 1827 ..... .... ............. 7.181.408 1828 ..... .. .... ............ 7.996.630 1829 ................ .7.328.093 1830. ........ ... .......7.212.832 .................................. 35.824.351 Aijo miedio .......... .... 7.164.870 2.0 Que las deducciones, ya personales sobre el estado civil generates sobre el eclesiastico fueron En 1826 de.... ..... ..... ....... $ 259.092 1827 ...................... 268.878 1828 .. ... .... ... ........... 260.821 1829 .................... 323.243 1830 .. ... .. .. .. ....... .. ... 338.368 Tota .............. 1.4 50.402 Aio medio .............. 290.080 ,3.0 Que el importe efectivo de las rentas ha ascendido y mnilitar, ya En 1826 h. ... ..4.........$ 6.566.791 1827. .. .. ... ... ..... ....... 7.624.465 18S28. ..... .... ............. 8.454.869 1829 ........ ........... 7.905.291 Total .... ...... .... .... 38.370.570 Aho medio .............. 7.674.114 303

PAGE 330

IRENTAS GENERALES DE LA ISLA# .Esportacion. Importation. SDerechos ordinarios. SImpuesto estraordinario. SDercl~os de toneladas.. Idem ordinarios........ Impuesto estraordinario. Total por las Balanzas...0.......... Rentas manitimas por los estados.... Impuestos interiores. Aleabalas y estraordinario al consurno. Yenta de sal..................... Idem de papel sellado ............... Idem de Bulas...... ............... Sisas de zanja y piragua............ Comnposicion de pulperias............ LIoteria ...... ...................... Juego de gallos..................r.. 1816A. $616.425 284.9 19 530.586 3.248.162 3.661 4.683.753 4.743.805 959.988 70.768 142.920 17.79 1 22.082 54.957 84.314 8.753 1.36 1.573 1s211. 763.247 483.669 596.472 3.81 1.317 5.174 5.659.879 5.532.891 1.194.485 70.511 143.992 9.408 3 5.7 11 57.022 129.550 7.838 1.648.517 709.592 405.049 6 15.901 3.571.244 -7.350 5.309.136 6.141.225 1.334. 149 90.201 162.724 20.335 38.189 57.006 135.994 16.817 1.855.415 18I9~ 810.815 444.556 520.360 3.418.237 560 5.194.528 5.288."701 1.399.360 140.370 168.29 1 5.57r6 37.958 82.449 194.133 11.255 2.039.392 18,30. 826.772 563.607 464. 125 3.172.331 260 5.027.095 5.292.499 1.196.707 92.942 214.981 20.837 76.758 79.892 212.196 2 6.020 1.92 0.333 TOTAL. 1.3h medic. 3.726.851 2.181.800 2.727.4447212 17.005 25.874.391 26.999.121 6.084.689 464.802 832.908 73.947 210.698 331 .326 756.187 70.683 8.825.230 Rentas mariimas. 745.370 436.360 545.489 3.444.258 3.401. 5.174.878 5.399.824 1.216.938 92.960 166.582 14.789 42.139 66.265 15!.238 14.136 1.765.046 Total.........:..

PAGE 331

Deductions sobre las rentas eclesiaisticas. Novenos Reales y de consolidacion... Amortizacion.... _...... .......... Anualidades y mesadas eclesiasticas.. Medias anatas idem ............... T1otal.......... 6.260 20.417 149.986 176.663 56.634 15.073 9.359 1.363 82.429 .Deducciones persona les. Lanzas.............. ........... Medias anatas seculares............ Monte-pio e invalidos............. Total......... Diversas ent radas.I Ventas de tierras.-R.,ditos de cno.t 3.9 .--.Aquileres de fincas ....... S... 3789 Bienes vacantes y xnostrencos.-.Vacan) tes eclesiaisticas y espulios.-Oficios> 72.076 vendibles ... ......... .. ....... Hlerencias y legados.--Hospitalidades.2 92.346. --Penas de Camiara................ $ '73.554 9.000 12.604 1.345 96.503 19.042 22.129 131 .204 172.375 79.456 11.504 8.221 2.746 101 .927 82.705 35.085 12.535 2.887 378.500 99.873 54.078 11.336 75.700 19.975 10.816 2.267 86.151 29.211 11.359 2.995 129.716 133.212] 543.7 87 108.758 2 _______ -~ -.__________________________ 11.632 14.779 132.483 1 58.S94 14.507 11.333 167.687 193.527 21.476 16.400 167.280 205.156 72.9 17 85.058 748.640 906.615 .____________ ____________ I 46.273 36.808 9 1.098 174.179 38.358 20.586 138.464 197.408 87.446 31.047 135.462 71.04 1 35.753 161.160 253.955 1 267.954 281.017 196.270 6 18.530 14.583 17.0 11 149.728 181.323 56.203 39.254 123.706 219.163 Deipositos, comisos, donativos, cobrann)atroe c..... 531.144 845.509 031.538 1.237.320 1.153.394 4.398.905 87 9.781 Totales entrados en caja..... 7.097.935 8.469.974 9.086.407 9.142.611 8.972.548 42.769.475 8.553.895 I -I-.!........----.

PAGE 332

306 Los resultados deducidos del estado anterior, permiten establecer alguna4 comparaciones importantes. En el aho de 1794 los productos do los impuestos sobre el comercio, Ia 'industria y los consumos, 6 sean las contribuciones de las dos primneras clases, de las seis en que he distribuido los ingresos, ascendieron solo a 818.433 ps. y el total do las rentas, escepto la sesta clase a 1.040.633. De consiguiente en 34 ainos se han aumentado estas en Ia razon de 1 a 7. En el quinqulenio do 1817 a 1821, que comprende una epoca de numerosisimos irnpuestos y crecidos derechos sobre el cornercjo maritimno, las contribuciones de las dos primeras clases ascendieron a ..................... .... $ 3.229.950 y las rentas efectivas a .........................................3.580.940 Quiere decir, quo en el espacio do ocho anios, estas se aumentaron en mas de otro tanto. Comparando las rentas positivas de 1825, quo he dicho haber sido de 5.722.198 ps. con el tc-rmino medio do las mismas en los cinco idtimos aiios, esto es, con 7.674.114 ps. so conoce que en tan corto tiempo aumentaron sus ingresos en cerca de dos quintos de lo que eran entbnces. Pudiera creerse que este incremento de las rentas era ocasionado por nuevos impuestos, pero como el estraordinario sobre la esportacion y el consumo, establecido en abril de 1826 ha producido en el aiio de 1829, 844.957 ps. en toda la Isla, de log cuales 444.555 corresponden a los frutos esportados y 400.40 1 a los consumos de carnes y sal; se puede inferir, que aseendiendo los 'aumentos do las rentas desde 1825 a 1.951.916 ps. anuales, por teirrino medio, 6 cerca de triple del valor recaudado por el impuesto estraordinario, no pueden aquellos ser ocasionados por este. Los progresos do Ia poblacion y de la agricultura, y mas que todo, las reformas introducidas en el sistema do hacienda, han causado el incremento reconocido en las rentas do la ialtima epoca; pues como so puede ver en varios articulos do esta obra (1), los aranceles han esperimentado un gran numero do reformas ventajosas, asi en los derechos de esportacion quo antes de 1822 fueron tan oxhorbitantos quo gravaban Ia aziicar con mas do 17 p3, Como en los do importacion, quo Ilegaban a 431 y en algunos articulos a 83jP3. Para la mayor claridad posible en el asunto quo me ocupa, puode considerarse el valor medio do los productos del Real Erario (2) formado por 673centesimos do contribucion sobre el comercio mnaritimo. 241 idom do impuestos interiores. 23idezn do deducciones personales. 13 idem do deducciones sobre las rentas eclesiaisticas. 3j idemi do vhrias entradas. (1) Vease el capitulo Rentas, los articulos importacion y esportacion. (1) Para este calculo he tornado los datos de las rentas en 1830, que son los mas exactor lel estado anterior.

PAGE 333

30 Comparando los impuestos, ya con la poblacion total ya con cola la clasc libre que realmente los paga (1), Iuesto que la esclava forma parte de la riqueza de aquella, corresponden a cada individuo de la poblacion general de la Isla 9 ps. 6 rs. anuales de impuestos, 6 16 ps. 1 real a cada persona fibre. .Los derechos cobrados a la entrada de los efectos ultramiarinos corresponden a cerca de 20 pl del valor de estos por arancel, y los recaudados a la esportacion de los frutos del pals, a mas de 8 p$ del suyo respectivo. El total de los impuestos que gravan al comercio maritimo, y que Nao diversas denomiinaciones se exigen en los puertos de la Isla de Cuba, corresponded i cerca de 15 p$ de los valores representados por la importation y esportacion reunidas. Comparando la sumna de las contribuciones interiores 6 de la segunda clase, con la poblacion, corresponden it cada individuo de la permnanente y transeunte, de todas clases, 2 ps. 3 rs. y proxixnamente 4 ps. a cada uno de los quo cornponen la clase fibre. Recordando que los productos liquidos do la agricultura 6 industria rural ascienden al m'inimumr & 22.808.622 ps. resultaria gravada con 71 pUsi este solo ramno de riqueza pagase todo el imnpuesto interior. Pero como las contribuciones de la segunda clase, no pesan esciusivaniente sobre Ia agricultura, sino ademias sobre diversas fuentos do riqueza particular, cuya renta no he podido calcular; suponiendo por un momento quo las utilidades fiquidas de todos los otros ramos productivos interiores, como son las casas, las tiendas, almacenes, talleres, industrias particulars para transportes y conducciones, esclavos it jornal, carruages y caballos para alquiler &c. &c., redituen una cantidad igual a la mitad de la renta agricola (2), resulta que los impuestos interiores correspondeni solo a 5 pO de la riqueza imponible (3). He calculado antes que los consumnos del pueblo en productos del suelo y efectos estrangeros, ascendia a un valor de 53.326,406 ps.; comparada it esta (1) Los consumos de la clase esclava son pagados por Ia clase libre a la cual pertenece, y de consiguiente asi como los productos del trab~ajo de aquella contribuyen ai aumentar la riqueza de tsta, asi tamnbien sus gastos deben ser, y son efectivainente satisfechos por ]a tnisma. Para los cilculos sobre consumos generales debe incluirse la clase esclava cuando se trata de averiguar Jo que corresponde d cada individuo consumidor, mas no asi con respect o ai productos y contribuciones, para graduar la riqueza de los habitantes y los impuestos que sobre ella gravitan. (2) Las utilidades solo del comercio interior, que como he dicho al finl del capitulo del Comercio, gira sobre un capital de 55.894.574 ps., deben ascenderlo munos a. seis moillones de pesos, siendo de 10 p,'0'. .(3) Say y votros ecunomistas ilarnan proporcionado el impuesto que grava, Ia renta liquida en un decirno.

PAGE 334

X308 soma la de las rentas generales, corresponde a~ 141pou 6 sea la septima parte (1) de los consumos particulares. Para apreciar con mas exactitud el graviamen de los impuestos que paga el pueblo cubano, seria preciso conocer el valor de la riqueza industrial y comnercial, ai lo menos con la aproximacion que he graduado ]a riqueza agricola. Estos resultados solo pueden esperarse de un buen catastro y de una estadistica por clases. Entionces se podria demostrar hasta la evidencia, quo Ia sums de los impuestos es muy reducida en la Isla de Cuba, comparativamente a la riqueza imponible, pero que los hace en la actualidad mas gravosos, la desigual. dad con que estan repartidos, pesando solo sobre unos ramos y dejando a otros absolutamente exentos. El diezmo por ejemplo, que grava en mucho rmas de un 10 p0s los productos brutos de las (haciendas de crianza y de las estancias, y en mnas de 5 pa (2), las fabriles de los ingenios, corresponderia solo a 8 dccimos pg de los productos brutos de toda Ia agricultura a industria rural 6 a 1 y 8 d~cimos po de la renta liquida, si fuese uniforme.' Las mismas observaciones pueden hacerse sobre todos los ramnos imponibles. Si fuera conocida la riqueza pfiblica de todas las clases, podria tambien epreciarse el tainairo relativo de los desenvolsos generales del pueblo cubano bajo diversos titulos. El chlculo de estos debe for-carse 1.0 tie los productos de ]as rentas maritifnas y terrestres que directaniente exige al pu. blo el iReal Erario: 2.0 del producto anual de las rentas eclesiasticas, comprendiendo en ellas los ramos obencionales destinados a~ la cbngrua sustentacion del clero secular: 3.0 Ids productos de his rentas de correos, estancada pori el go~aierno: d. los de la loteria: 5.0 los derechos [nunicipaies de los ayuntamientos, y 6.0 las contribuciones que paga el pueblo bajo la denominacion de reditos de censos a favor de obras-pias, convontos, capellanias, herznandades culto do imagones, establecimuiento3 ben~ficos y por terrenos ya de la Real Hacienda, ya de particulares que reconocen iinposicionos de esta clase. De las rentas del Real Erario deben en este caso rebajarse las deducciones quo hace a las eclesiasticas y Jos pro. ductos liquidos de la loteria, con lo cual ascienden a ............$ 7.411.928 Las rentas eclesiasticas decirnales graven al pueblo en una cantidad mayor de la que aparece recaudada (3) y que so invierte en grastos de recaudacion y utilidad de los arrendatarios. Suponiendole un aumento de 25 pg el producto efectivo do la exaccion liega a.. 416.159 (1) Varios economistas opinan que el impuesto no debe esceder de la cuarta parte de los consumos ptuhlicos. En Espaia, en algunas 6pocas, la masa total de contribuciones Ileg6 di ser J~a mitad de los consumios do la nation. (2) El diezmo de 11s ingenios por exigirse de una materia manufacturada cno es Ia azitcar, se gradua en 5 p sen lugar del 10; pero esto no es exact, pues supone que el valor del producto bruto del azficar Ilega fa la mitad del de la cai a, lo que dista mneho do ser asi. (3) W~ase Diezuw:.

PAGE 335

309 El cealculo do la renta obencional es sumamente dificil por lo incierto do los datos. La estadistica enumera Jos bautismos, matrimnonios y entierros verificados en un ai'o en toda la Isla; pero los derechos varian mucho segun la riqueza 6 Ia caridad de los contribuyentes. Cobrados que fuesen exactamente, segun ci arancel, lo que no secede por la miseria y falta de cumplimiento de algunas familial, 6 suponiendo que las bajas por esta parte se compensen con la genevosidad de otras, la renta obencional producida por estos ramos probablemente no asciende de ............................... Las canlidades que satisface el pueblo para los gastos de conduccion de correspondencias, ordinarias, terrestres y maritimas (1) 250.000 es de............................... 997.341 La suma que anualmente juega Ia loteria asciende a (2) .......1.000.000 Las rentas de los ayuiitamientos de la Isla no esceden de (3).. 100.000 En euanto it los eensos, he hallado varios documentos sueltos; peso de cuyra exactitud nto respondo, porque mnuchas de sus valuaciones son arbitrarias y <an "aigunas otras de imposiciones hec-has ai favor de conventos y particulares-" Por resultado de este examen, he deducido, que aproximadamente puede suponerse de 4.000.000 de pesos anuales la cantidad que paga el vecindario de 1.a Isla, de Cuba por rteditos de censor de todas :clases. Con lo espuesto puede forznarse el siguiente estado. a Yaclor de los desembolsos generales del pueblo Cubano. Rlentas i'.ea'es.... ..... .... ......... ...... ... 7.411.928 Rlenta decimal. ...... .*** ........................ .416.159 rRenta obencional .. .... .. .....y ... .... .. .. ...... 250.000 Juego de Loteria ...... .. .... .....*. .... .. .... .1.000.000 .Rentas del jAyuntaniento. ... ............................ 100.000 Wditos de censos ... .. .. .. .... .. .... ... ...... 4.000.000 .yTotal.,. .... ...... ..... .... $ 14.175.428 De..eat boaquejo "se -puede inferir 1.0 que la suma de las irnposiciones ,hechas .por .el Gobierno para sus gastos, es poco mayor de la mitad de los desembolsoe del pueblo: 2.0 que este emplea espontaineamente en el juego de ( 0 :Vease .Orreos.--(2) Vase Lotcria.-(3) Vease I'rojios y czrbitrios. 40

PAGE 336

310 la Loteria, una cantidad mayor en un tercio que el producto do las rentas decimal y obencional, en nueve decirnos que las contribuciones para los objetos cometidos alos ayuntamientos, y que corresponden a los 2 de todos los .impuestos irteriores que recauda. ]a Real Hacienda :en la Isla do Cuba; y 3.O que, el estado eclesiastico contribuye al Real Erario con una suma de 133.212 fps. qui. valente a cerca de 20 pg de la renta decimal y obencional, siendo compsendidos ademas sus individuos en la masa general para los otros imnpuestos sobre el comercio maritinio, los consumos &c. como parte que hacen del :pueblo corksumidor. Reflexionando sobro el valor do la riqueza imponible de la Isla de Cuba, los consumos particulares y los gastos puiblicos, se puede inferir, como he indicado antes, cuanto un buen catastro facilitaria Ia regularizacion .y nivelacio-i de las contribuciones, para que,i como dice un economista espanol,-el aistema tributario derramne el peso de los consumos pt~blicos sobre la riqueza de &s individuos, en razon de his ventoajas que cada uno saca de la sociedad. Erg semejante caso y aliviando los efectos comerciables, asi propios' cornot estrais, de alguna parte de su respectivo gravamen, resultaria uno muy, pequcilo para lat clases productoras, se podrian eximir Jos capitales y los productosrbrutost y re partir la mayor parte del impuesto,. sobre la renta liquidado las mhaws contribuyentes. He dicho quo en tal caso el impuesto seria muy pequeiio, porque el total1 do las necesidades del Gobierno asciende a una suma muy reducida .con res pecto a la riqueza del pueblo, como queda demostrado. Las comparaciones que se hagan del total do las contribuciones -con el de Ia poblacion; para manifestar que son muy crecidas, probarhn siempre por el contrario, mnas biens en contra que en favor do. los quo las citan. El. peso do los, impiiostos oes hn razon de la mayor 6 menor riqueza sobre quo gravitan, no. en razon del niunero de personas quo los pagan4. Por esto es, que los individuos do las' potericias ricas, contribuyen mas que los do las naciones pobres, y no obstant6; gel gravamen sobre los primeros es proporcionalmnente a sus rentas, mucho menor qu~e sobre los segundos, y puede Ilegar el caso de quo una's~bia y ;ecbrkxiiica adclrinistracion le haga casi insensible. Recorriendo las sumas do impuestosvatios que respoctivamente pagan, un ingles, un fiances, un ainericano, un aleman, un espanioJ, un ruso &c. so .ve quo la dificultad en satisfacerlas sigue una razon iAversa do su tamnato y do Ia riqueza do las naciones, esto es, quo el sacrifieio es grande para las cuotas pequenas, que .son las do los ,pueblos arrasa s y ,pequenio en las mayores, quo corresponden h los pueblos= iicos. IiFeli~esk .u aquellos, cuyos individuos pueden "ofr-ecer, sin violencias ni quebranto~f sonsiices, las mnayores sumas para los gastaon pfiblicos, porquo esto indicar& que es muy considerable la masa do donde sacan la cuota del impuesto! Los (iuicos datos quo se pdseianv hasta el aflo dc 18 9 para conocer apoxi-

PAGE 337

ENTR ADS iN LAS. CAJAS MATRICES DE LA HABANA EN LOS 3ANOS QU E SE ESPRESAN. Producto de los ramos de ,diPesos. Rs. reccta entrada.............1.6. 4 Ud de derechos R. s por las _aa4mI3.859.5851 nistracibones de mar y tie rrd...1) Id. pot el Consulado de los ra836 mos de armamento y auxilio.. Id. por el mismo por cuenta del~ presta~mo colectado para las ~.194.147 atenciones de la Hacienda..J Por la Aduana, como suplernen-) tos de ramos agenos y en ca156.708 2 lidad de reintegro.........) Por la Real Loteria de sus fon-' dos sobrantes con destino a la "Peninsula.......,..........J Por varios particulares con el mismo destiny ............. lExistencia anterior ..............225.415 7 Totales........ ...58~5.682 7 Pesos. Rs. 1.254.464 6 4.619.114 61 271.670 5 25.000 185.702 2 ,, 63.5052 61t Pesos. 'Rs. 1.615.095 4 4.533.000 71 246.13414 6.394.230 71 ,, ,, 6.'306 025 31 1S } Pesos. Rs. 1.475.602 7-. 4.731.817 2 188.605 2 F. (n5.t O3 Pesos. Rs. 1.481.311 41 4.482.870 3 181.271 CA G C D -C Cc D 90 CD CD Cc o c. c. D 0 M~ P Ca CA co r s... C

PAGE 338

.3~12 Consecuente con los misnmos principios que me ban dirigido en la redacciwj de este capitulo, procurando presentar las rentas clasificadas del rnodo mas ra. ciomnal y adecuado para comnprender su~ objeto y el corno gravan la rigueza p4~. blica, he distribuido tambien los gastos que ofrecen los estados de las' cajats matrices, de una m~anera anaIoga, y con el fin de que se conozean -pon'un simple ojeada, los pertenecientes a cada ministerio 6 departamento, y se distins gan las devoluciones y suplementos, de los gastos efectivos. No creyendo onecesario, para el objeto de esta obra, los pormenores de este trabajo, present* solo el resumen. DESTNOSDE..LAS CANTIDADES SALIDAS DE LAS CAJAS MATRICESj DESTINOSDE LA HAB~ANA ENf LOS ULTIMOS CINCO ANOS. 186. En atenciones del Pesos. R 2.262.787 5 Ejercito. ... .... ~En hus de la Ma-) 1.424.962 12 'En las de la Ha-1 484.076 1 En atenciones age7 En remisiones Ia) i 10.408 Peninsula....... En reintegros de depositos y suplemYto Total, general.. 489.129 4 182'x. s.l Pesos. Rs.I 1.963.478 2i Pesos. Rs. Pesos. Rs. 2.543 601 27 1 3.307.355 3 1.735.298 6121 1.725.414 7 580.712 5 482.639 6 926.524 3 538.289 7j 5.179.434 2E1 6.226.943 573.611 612 357.544 2840.063 51 294.4'93 21 I 1.505.413 7 559.737 6 320.624 7j635.3557 291.515 4 I--I 6.334.729 211 6.620.002'21 S Pesos. Rs, 1 .508.468 1 537.761 7 _820.009 1617.691 4l 251.633 5: 6.12.934= En, el ranao de Ejtereito se comprenden todos los gastos del estadb Miayo y do las tropas veteranas, miilicias, vestuario de estas, inv~tidos, hospitals

PAGE 339

313 itares, maestranza de artilleria, polvora y repuesto del almacen sueldos dc empleados en el ramo de'-fortificacion, gastos y jornales de operarios, alquileres de casas para cuarteles y 'hospitales, las pensiones a las viudas y huerfanas, los transportes de tropas de la Peninsula, habilitacion de convoyes, gastos de espe-~ diciones &c.Baj'o la denominacion de Marina, se incluyen todos los causados par sueldos,. msquiniaria, :compra de buques, 'pertrechos 'y viveres, recomposiciones, pensiOD.bs >r hospita~Jidades &c. Por gastos de Real Haciendar se entienden los de sueldos de sus empleados'.y : en lo~ politico de Artilieria; en los resgu ardos, falizas, patrones y mariie'ros, en las oficina~s de recaudacion y administracion, los invertidos en alquiletes de almhcenes,; en la' elaboraciorl del tahaco. para S. M. reparos de edificios dela Real Haciendla, Iiinpieza y obra~ de la,, zarja, alumbrado del Morro y en gastos menores de 4oficinas, impreslones &c. Por atencioijes agenas se entienddn las procedentes de sueldos de em pleados" militfares y civiles emigrados y transenntes, sus transportes a la Peninsula, pehsionies a 'religious y auxilios a familias einigradas y empleados cesantes de provibclas aniumnedpniets elIl,; y la legacion de: los EstadosIUiidos, que .se paga de las cajas de la fab'ana.: Las remisipnes a la 1 enidsuja,, fneron hechas para atenciones urgenttes del Real -sorvicio, otras en tabaco en ram a, y 'ekaborado para el estanco, y otra~ +roceden del' importe de grados xnilitares.' Finalmente, los reintegrbs y suplemnentos* consisten, 6i en devoluciones de prestdn-Lm he os. a; la RealHacienda, 0 :dd depusitos :de lIs tribunale's, 6 poi anticipgciones que aquellahace &e.; de manera que si constituyen unade las vthria' salidas ydb las cajas; no :pertenecen' a la clase do gastos o erogaciones. El estado sigutente, primero de su genero en la Isla, formado de Orden del actual Gefe de'laaRcal Hacienda, da a conecer eL tam ag' respectivo de los gastos p 11' S -e. x

PAGE 340

ESTADO GENERAL Do Ids gastos y erogaciones de la Real Hacienda de la Isla'-de Cuba' en el on~o de 1829," friado de 6rden del Esemo.. Sr. Conde doe Villanueva del "Consejo de 'Eslado arc. Oficiales generales y estado mayor.....;.. .....K..........:;... ...* ... ... ..* Re~gimniento de Espania................::.............h. *............"14 1. 134 Leon ............. .......... ..... ......~.... :... ... 104.747 l j Hlabana............ ". 280.708 Galicia....... ....~..u. e*.".... .. 165.273 1.0 de Cataluila. ..... :... *... .**~... ...**4 **** ... 1.9 2.0 de idem ............... ................................... 1z8.Ca0 6 Cuba .............. ... ... .A ....... :".."i........ ..*:. .2604. Tarragona.... .... .... .113.327 .1 Barcelona ............ ... ..... ..... ... .;. ......* 145.393 4) Vialencey ........ ._.............. .,_ 13,4.356 4~ 2.0 Provisional.......... ~. .. .. .74.269 1 Crn............. ..:...... .;....-. .... ..... ':.... "...325.292 Lanceros (del Rey......... ....... ......... .... ....'3.735 Cuerpo de Artilleria..* -........ ... 202.01 :3 IBrigada de Caracas ............... .... ..... ..........................48.567 5 Ministerio politico de idein............. "A3 4 Jornales, gastos de MNaestranza y repuesto de p~lvdra.. ..." '. ., ...... .108.153 7LI Cuerpo de ingenieros .......... ...~..." ....... ..... ***~.....:. ..". L 3.1i81'41 Sueldos de emipleados en fortificacion, :iornales de 'Pperarios, cmjnpra 'dce nrtateriales y 194. 648+ composition y leposicion de curee..... ... ..... ".......... 4 $275.550 2.254.903 3 76.459 41 232,%89 4A

PAGE 341

Voluntarios de mirito .....,......*........ ..;*... 84.516 2 Milicias, Blanecas de infanteria.......... .. .. ., ... .......... ., .... 72.625 24 w Pardos ....................................s?... .,....:.......3.5 Morenos........... ................. ........ ..... 20.269 2k. Caalra......... ...~........ .... 49.673 R~urales de Fernando 7... .. ............. .20.4426. 28 1.795 2 IziVhlidos y retirados ..............~........ .. .".". .,. .112.979 Real Hacienda, sueldos de empleadoe :. .~..... ... .................. .36i5.629 14 Gastos de ofici-jas. ..e.,.. 40.124 14 Reparaciones do edi lios de d1eal 'Haciaiida y, obras nuevas...... ..... 249.217 7 Al uileres do edificios, oupados "por ]a Real1 Hacienda.......... 15.1-36 4 Conipras Para repuesto d6e sat y papel ~e ado.,.;....:...............8.S20 5 678-:978 3 Maia....................... .............................. ...................... 1.589-.409 1 Gastos de hospitales ................... ........ ... ........... ...................69-309 s .lubihidos, cesantes, monte-pion y pensiones......" : .......-.. .... ,. : 239.927 Presidiarios, fali ias, operarios de Casa-Blajica, utensilios _de-Iuz, agua &c. y"asentista de Oiveres.,.........244.287 51 Reditos dle census, conlsolidlaCion y'. totporalidades.........*....... ._...... ..... .. 22.340 2 Sueldos do los juzgados militares
PAGE 342

316 Reuniendo las partidas que corresponden 'al Ejercito y Marina, sus hospitalidades y el vestuario de miliciatsiresulta que sus gastos absorvieron la sutra de 5.397.235 ps. sin incluir los repuestos de almacen, los juzgados, las secretauias rnmihtares, los monte-pios' y pensiones y otros varios semejantes. Esla soma que casi i lega _constituir l os 5~ de tlas rentas efectivasde la Isla en aquel anio, se ir& reduciendo a inedida quo las circunstancias politicas hagan innecesario el considerable estado_ de fuerzas terrestres y mnaritimas que se ha reunido y organizado en la Isla en estos hltirnos afios, y de que dare auna idea en el capitulo siguiente. Estas reducciones han comenzado a verificarse en las fuerzas navales, como se .puede ',conocer eni el resiumen que he, presentado antes. Los gastos de la Real Hacienda propiamente tal, no comprendiendo en ellos los de reparaciones de edificios y obras nuevas .que tuvieron efecto en aquel aiio, ascienden ia 420,940 ps. Esta, economia se debe sin duda a Jas reformas yintroducidas en las oficinas 'y a, lo inucho que'se, han redo~cido los gastos de recauidacion. Una de las principales circunstancias que la justici-a recomienda para; hacer menos gravosas las contribuciones que exigen los' consuinos piiblicos, :consiste en~ emplear los, medios mas simples y 'econimieos4 en Ila exacion: y redaudacion, para que entre la suma' pagada por .el pueblo y Ia percibida por el Gobierno, haya la meinor diferencia posible. 'Este problenia de tibia: adniinistracion, se ha resuelto en la Isla ode Cuba,* durante Ia 'idtira 'epoca, die una mnanera tan satisfactoria que puede tal vez cioarse comio ejemplar. De un estado formado, sobre docuinentos oficiales, por D. Rainiundo Pascual arrich, de los gastos 'de recaudacion causados en 'toda Ia Isla, le, Cuba ;ert el an~o de 1829, incluyendo en es no solo los de -las oficcinas y..eropleados puramrnete iecaudadores, sino tambien los de todos aquellos que se destinan esclusivamxenrte ai la perception, vigilancia, conservation &c. re 0w, que tflueron wrespeetiia. inente en cada administration comno sigue.

PAGE 343

HabanaL......... Matanzas........ Cuba. ........... Baracoa......... Bayamo......... Manzanillo .... .... Gibara. ........ Holguin........ Principe........... Trinidad ......... Sto. Espiritu..... Villa-Clara ...... Remedios..... .. 3 &gua.......*.. Totales ...... Productos. 6.'750.027 747.373 655.667 17.543 46.856 46.519 19.352 14.8 12 245.506 370.874 l53.739 87.744 37.932 48.666 Gastos de oficin~as. 28.7 16 2.433 4.073 1.180 1.166 1.488 397 477 995 1.516 666 1.439 776 894 9.142.610 46.216 31? 258.837 305.053 3,34,, La administracion mas econ6mica resulta ser la de ]a ilabana, 6 influye en el total de modo que los gastos generals de recaudacion ascienden, en toda la Isla a menos de 3j pf .Esto es tanto mas notable cuanto clue en el uso comun se cobra a lo mtenos 7 p"~, que algunas corporaciones abcnan 5 p; por recaudar sus seguras rentas, y que es general el conceder un real por peso 12~ pQ en las cobranzas de deudas pendientes entree particulares. En Francia los gastos de percepcion en 1827 ascendieron a mas de 14 p9 de las rentas, y uniendo a ellos otros gastos concernientes a la administracion y percepcion de los impuestos, Ilega a l a portion do las rentas absorvida antes de dle destinarse a los gastos puiblicos. En luglaterra (1) los costos del cobro do contribuciones y los pagos por los gastos puiblicos 6 sean gastos do repartiTniento, cobranza y empleo del impuesto, llogan a 15 pg. En los EstaThs-Unidos (2) los gastos de percepcion de las rentas interiors, fti6 en 1815 do 5,7 ps y en 1816 de 5 pa. (1) Ganil.--(2) Seybert. 41 Sueldos fijos Total Costo de rey ezentuales. de p-istos. caucdacion. 134.249 162.965 2,41 p" 25.893 28.326 3,7 9 ,, 32.662 36.735 5, 6 ,, 2.754 3.934 22,43,, 2.369 3.535 7,54 ~, 3.952 5.440 11,68 ,, 4.788 5.185 26, 8 ~, 960 1.437 9, 7 ~, 17.429 18.424 7, 5,, 12.746 14.262 3,83 1, 3.958 4.624 8, 6 ,, 6.042 7.48 1 8,53 ,, 4.043 4.820 12,73,, 4 6.992 7.886 16,21 ,, i

PAGE 344

i y

PAGE 345

CAPIT ULO QUINTO. BE LA FUERZA ARMADA ARTICULO 1.0 j~rcito. Las circunstancias criticas de la Isla en los afros de 1823 y cuatro siguientes, hicieron preciso aumentar el ej~rcito, organizar un sistemna general de defensa interior y esterior, proteger las costas y proveer ii todo lo concer niente a la seguridad del pais. Este vasto plan no tenia en sus principios ni aun las primeras bases en que sostenerse, y asi se hizo urgente pensar en el todo y en los pormenores a la vez, establecienido la defensa terrestre y mar!tima sobre principios fundamentales. Lo que primero echo de iminos'el Esemo. Sr. Capitan general D. Francisco Dionisio Vdives, fueron los datos topograficos y estadisticos, pues ni aun existia un pl'ano que pudiese servir de algo, y todo lo que se hallo en los archivos de Ia Capitania General, concerniente a tales objetos, se reducia ai descripciones inexactas, a noticias informes y vagas y a algunos datos reunidos sin metodo y sin objeto determinado. Se empez5 Rues, por reunir cuantO eran precisos para la defensa y seguridad p~iblica, hasta en los pantos mas recunditos de la Isla. Con tal objeto dispuso S. E. la formacion de Ia primnera cart geogr~fca con los materiales que pudieron conseguirse, lat coal fue concluida en 1826; y aunque este primer ensayo distaba mucho de la exactitud que el objeto requeria, fue' suzficiente para establecer las bases do la divisionmilitar del territorio, y ayud5 bastante para el plan, que, empezb a realizarse a principios de i8261.

PAGE 346

320 Este plan dc organizadon y de defensa, aprobado por S. M. en Real Orden dc 17 de junio de 1827, consisti6 en dividir Ia Isla en tres departamentos militares, con las denominaciones do Occidental, Central y Oriental por el Orden de su posicion en la Isla. Se nombraron para el segundo y terero, comandantes gencrales de la clase de Mariscales de campo, quedando el primero al cargo del Capitan General, y siendo cada uno de estos gefes responsable de la defensa, conservation y tranquilidad p~iblica. A cada departanmento sc fijaron sus limiter, conservanclo en cuanto era compatible. con los objetos militares, las lineas divisorias civiles establecidas (1). El Departamnento occidental so subdividi6 en los once distritos o secciones siguientes: Haban a, Jaruco, Matanzas, La gunil11as, M acuriges, Giiines, Quivican, Palacios, Filipinas o Pinal del Rio, Guanajay y Quemados. El del centro en cinco, que son, Trinidad, Jaigua, Villa-Clara, Santi-Espiritu y Puerto-Principe. El oriental en los cuatro de Cuba, Bayarno, Holguin y Baracoa. Los gefes de estos distritos son los Gobernadores 6 Tenientes gobernadores, y en donde no los hay, los comandantes do las tropas acantonadas en el territorio do las seccionns, cuyos limites tainbien ,se haji arreglado en lo posible por ]a division civil. Estos gefes, igualmnente responsables do sus secciones quo los comnandantes generaics en los departamnentos, tienen is sus ordenes, en la parte militar, ia log comnandantes de armas subalternos y is fos jueces pedisneos o capitanes de los partidos coinprendidos en ellas. Mas con el objeto do aumneutar la vigilancia y policia en cada partido rural, 6 imnpedir toda sorpresa por la costa, fueron subdivididos en pequehios distritos, denomninados cuartones, seihalhndoles celadores b cabos do ronda que bajo la aprobacion del Capitan General, son nombrados por Jos capitanes do partido, estando a las ordenes do estos en todo lo relativo as los fines espresados. Esta prganizacion fue acompaiiada do todas las instrucciones reservadas con' cernientes al sistema general do defensa y para atender is la paz y seguridad interior, sigui~ndoso inmediatamnente la distribucion de la fuerza veterana en las capitales de ]as secciones, segue los objetos as quo se destinaban. Tamubien se forimaron dos columnas movibles, una en la parte oriental (vuelta do arriba) y otra en ]a occidental (vuelta do abajo) del mneridiano de la Habana, capital del Departamnento occidental, para atender con ellas, en caso nececario, is la defensa de los puntos que pudiesen ser atacados por isrbas costas; habiendo precedido is estas disposiciones mas generales, la creation do los batalloncs de voluntarios (1) Las linens divisorias de los tres departamnentos pue-den verse en el Cuadro estadistico publicado en 182 y en el nimero 32 die los Anales de ciencias, agricultnra &ac.

PAGE 347

32 1 realistas, en Matanzas, Trinidad y Puerto-Principe, cornpainias sucitas en otros puntos, muchas urbanas de todas arruas, y ocho escuadroncs rurales denominados do Fernando VII. Igualinento se atendia a la carretera central, y at todos los caminos principales, mandandose que la primera se abriese Basta el ancho de 40 varas y los segundos do 20, para que circulando el afire con libertad y penetrando los rayos solares, se secasen (C hiciesen transitables, esp~aciosos y seguros. Con csta medida, pudo establecerse un correo mensual terrestre, adernas do los quo habia. sin perjuicio de la correspondencia urgente por la cordillera, que fue establecida por via de los capitknes de partido mas inmeodiatos a la linca que debia recorrer. Al mismo tiempo que so organizaba este sistema general, se reparaban las fortificaciones antiguas, se construian otras, se apertrechaban todas y se establecian nuevos cuarteles tanto de aclimatacion cotmo do acantoriamiento en los pueblos, para las tropas quo liegaban y otras quo debian salir de la Peninsula (1). La Isla de Pinos, de mucha importancia militar, y quo considerada iantes como ;inuil se hallaba abandonada, sirviendo do abrigo ai corsarios y piratas, fue otro objeto no solo del plan general de defensa, sino tambien del de colonizacion, eficazmente protegido por las autoridades de la Isla. Su situation pruxima al continents mejicano, su inmediacion a Ia costa del Sur do la Isla, Ias ventajas quo ofrece para Ia defensa de esta, sus ricos montes, feraces terrenos, escelentes aiguadas, saludable temperamento y buenos surgideros para el cabotage, llarnaron particularmente Ia atencion del Gefe militar y politico, y por cfecto do su influjo rocay6 la Real &rden do 1.0 de agosto do 1S2S para el establecimiento de una colonia con la denomination do Ia Reina Amalia, cuya capital proyectada so Ilamara Nueva Gerona. Fue nombradlo un comandante militar director de Ia eolonia, el cual bajo las instruccionos del Gobierno, so ocupa en fomentar la poblacion y la agriculture, y para la defensa hay un fuerte destacamento de infanteria y on breve scran construidas las fortificaciones necesarias. Entree tanto se continuaba con ardor y constancia la formation do una estadistica y de un mapa goografico-topografico; para cuya empresa estaba nom(1) La generosidad del vecindario supli6 a Ia escasez do fondos para costear estas obra:. Los vecinos -de San Antonio Abad y partidos comnarcanos, acudieron con 31.524 ps. para la censtrucscion de los dos cuarteles; los del Guayabal costearon enterarnente otro; ]a recdificaciox del torreon de Banes se hizo por cuenta do los vccinos; para Las rcmposicicnes y Zuflcntos Ede las fort ificaciones de Bahiia-l-Jonda., Cabafoas, Mariel y para ]a construction de la bateria y "torreon de JarUCO facilitaron los vecinos 27.579 ps. Para el torreon de la costa del Sur dc los Giiines tambien auxiliaron con mas de L.500 ps. y en fin en todas pates dieron prueba: del mnismno patriotismo q~ue mostraron siem~pre. (Vease eras atrds Donati; os pecg. 240.)

PAGE 348

brada desde principios del aijo de 1825 una cornision de gefes y, oficiales, en. eargados de recorrer los territorios de los -departamentos occidental y del Centro comnprensivas sus costas para que reuniesen los materiales geograificos, topograficos y estadisticos que requeria ]a obra proyectada. Tambien niombro el actual ;Gefe militar una comision de agrimensores puiblicos de ]a Habana, para que con los datos quo su profesion debia haberles proporcionado, y con los conocimientos locales que poscian, contribuyesen a] mismo fin; y" por ibltirno, coma para el departamento oriental no hubiese oficiales que poder destinar, fue en, cargada la. parte estadistica y los itinerarios militares a Jos gefes de aquellaft seecciones. A mediados del aino de 1828 regresaron las comnisiones de sus penosas corror ias, aunque parcialmente continuaron hasta casi finalizado el de 1829, y rvunidos yai todos los materiales se nomnbro una seccion especial entre los mismos ,ndividuos quo hiabian comnpuesto las comnisiones para formar la estadistica y JA ca rta topograifica de la Isla, bajo la direction del ilustrado Gefe que habia dada a cstas obras el primnitivo impulso. La primera ha sido publicada ii fines de 18293 y se halla citada muchas veces en esta obra; la segunda qued6 concluida en abril del sigai onto, y liabiendo aprobado S. M. el grabado a irnpresion, se ha dirigido ya a la Peninsula la copia de este vasto trabajo (1). Adenias do estas dos obras, fruto de las tareas do las comisiones, ha conseguido el Gobierno do la Isla reunir una interesante coleccion do itineraries mi' .ftares, de plans topogrnficos de Ias poblaciones, puertos y puntos mas notaIeun gran n{.rnero de memorias y descripciones, quo reunido todo, constituyen el complemento del sistemna general de defensa del territorio. Lab fuerzas t;crrestres do Ia Isla do Cuba, aumentadas en estos bltimos aiios' .on los refuerzos do la Peninsula, consisten en 24.500 hombres de infanteria' r'otcrana y de miiicias, 4.400 de caballeria y 1.000 do artilleria do las mismast-lases. El reglamento general del ejzrcito fija en 18.300 homubres el pie actual d-fuerzas militaras rai-a la Isla de Cuba, quo en su completo cornponen 22.000 horn?gres, y el total do las fuerzas organizadas incluyendo las milicias en 30.000' hombres. El cstado siguiente espresa los cuerpofi respectivos a Ia tropa veterana, milicias disciplinadas y urbanas y las correspondientes a cadla arma. (1) Fla side conductor del plano y' de ios mawrscritos para irna segnnda edition de la -: a l stica, el colonel de in-enieros D. Jose Joyme~ Valcotirt, militar distinguido por sus ta: tos y laiboriosidad cuyas notas rzc han servido para furmar este articulo.

PAGE 349

TRO PA VETERANA. INFANTERIA. Galicia .. .. .. ............ .. .. ..... Espiia ............... ....*.* ..... Espaana. ...........00 *# ....* * * Leon ........................... CIaauna ......... .... ...... ....... Barcelona. .................*... .. ... ... 2.0aroviona ......... .... ...... Voluntarios de merito ................. 'Total .44 .. .. .,,* 444444 0 0 00. CABALLERIA. L[anceros del Rey..................... ARTILLERIA. De a caba.l........ ..... .......... ... De rnaestranza. ... .... 0 -... ..... ... Total fuerza veterana................... Batallones. 1 1 1 2 2 1 1 2 1 1 164 _ 2 f7 ~ 1 1i 16 11 C) 16 II 2 Compaiiias. I ~ ,J 4, Escuadrones. ,J

PAGE 350

MILICIAS DISCIPLINADAS. Militias INFAN~TERIA. de la Hlabana ................. de Cuba y Bayamo ............ de PuertoPrincipe ............. de las cuatro villas.... ............ de pardos leales de la Habana... de idemn de Cuba y Bayamo.. de morenos leales de la Habana.. doedragones de Matanzas....... Batallones. 2 1 1 1 1 1 1 Total.... ...... 8 CABALLERIA. Regimiento de caballeria de la Habana... Idem de dragones de Matanzas........ ARTILLERIA. fMiliciasraas blancas ....... ...... Idem Idem idem pardos.............. idem morenos............. Total de militias disciplinadas......S.. S Compaias. ~~1 ,, I 21 3 2 1 6 Escuadrones.I I -1 1 4 1 6 MILICIAS URBAN AS. Militias blancas de Infanteria......... Ide~m de pardos idem................. Idem de morenos idem.............. Idemblancas de caballeria .......... Idem idem de idem de Fernando VII .... Total de militias urbanas ...... .... .... Batallones. Comnpaiias. Escuadrones. ~8 ~9 14 8 ~44 8 d'

PAGE 351

.325 Batallones. Compaijias. Escuadrones. Milicias blancas de infanteria............. 3 18 Idem idem de caballeria ............ ~3 Idem de color infanteria ......... Total de militias reaistas.......... .......... 2z. RESUMEN. Batallones. Compaiiias. Escuadrones.I Fuerza veterana.:':... ...... ...16 11 2 Milicias disciplinadas............,.. .: 6 6 MN!ilicias urbanas. .... ........... .... ...44 8 Voluntarios realistas. ..... ............. 3 221 Total de la fuerza terrestre-... ............27 83.1 16 La fuerza armada de la Isla de Cuba se halla distribuida,f en los tres de-~ partamentos militares, 'de la manera que "maniflestan los siguientes estados. [DEPA&IAMENTOS. (.urzavcterana ....,. .... f( i~icias "disciplinadas...... Orienta...... ". Milicias urbanas........... 1 Voluntarios realistas........ Fuerza vetetana.. ........ Cenral ......Milicias disciplinadas ...... {Voluntarios realistas.. .... Total ..... w ~ ~ rFuerza veterana ........... Occientl.... ,Milicias disciplinadas...... OcietZ.... Muliia urbanas ........... ( Voluntarios realistas........ TPotal ...... ... Batallones. 2 6 3 2. 2 7 4 1 14 42 Coinparias. 22 10 34 2 20 7 29 10 3 2K Escvads I' I 1 1 6 8 VOLUNTARIOS REALISTAS.

PAGE 352

326 ARTICULO 2.0 t2T27ina. Las fuerzas navales de la Isla de Cuba, se hallan diesde el aiio de 1825, al mando del Esemo. Sr. Gefe de escuadra D. An gel Laborde y Navarro, Conmandante General de este Apostadero durante cuyo tiempo, han esperimentado todos los departamentos de lamarina, importantes reformas y mejoras. El arreglo de las matriculas, 'que carecian de un metodo uniforme, el servicio activo de la marina, el regimen gubernativo y la exactitud en las co;mnunicaciones, hacian necesaria una distribution del territorio de la Isla y cayos adyacentes, en provincias maritimas. La antigua division, Como he dicho en otra parte (1), adolecia de un defecto grave, porque atravesando de Norte a Sur 10~ lineas divisoiias todo el ancho de la, Isla, resultaban las provincias ,con una porcion de costa en la parte meridional y otra en la setentrional; y "hallandose la capital en una de ellas, las comunicacioneos reciprotas con la contra-costa, solo podian hacerse por tierra, lo que en este pais es dificil y costoso, o por una larga navegacion doblando el Cabo do .San Antonio u la Punta de Mayzi~ En la division establecida por el actual Gefe de -laMarina-de--e=-ps tadero, y quo fu6 aprobada por S. M. las lIneas lmtsde las provincias estiin comprendidas entre puntos de la costa determinados astronomicame nte y cayos o puntos terrestres de una position conocida. Por este medio se han podido determinar facil y exactamnente, las porciones de_.costa y los cayos vecincs que pertenecen a cada provincia; y do limito interior 6 terrestre sirve el cam'no,.real, que va desde la Habana a Baracoa en la estremidad oriental. -Las provincias maritimas que con arreglo it esta division comprende el territorio de ]a Isla, son cinco, conocidas por los .nombres" de sus respectivas capitales, a saber: Habana, Trinidad,, S. Juan de; los Remedios, Nuevitas y Cuba. La de la Habana tiene parte de su costa al Norte y parte al Sur, pero continua por el Cabo de S. Antonio; la de Trinidad, toda en Ia parte del Sur,, la de Cuba parte al Sur y' parte al Norte,pero continua para la Punta de Mayzi; y en fin las otras dos provincias= de Nuevitas y Remedios, tienen sus costas respectivas en la parte del Norte. Cada una de estas cinco provincias se halla subdividida, en distritos: la de la Habana, en cinco que son Filipinas, H-abana, Matanzas, Bataban6 e Isla de Pinos: ]a de Trinidad en cuatro, Jitgua., Trinidad, Vertientes y Santa Cruz: la de Remedios en tres, Sagua la Grande, Remedios y Laguna de Moron: la de Nuevitas en tres,'Guanajay, Nuevitas y (1) En el nuimero 21 de m~arzo de 1829, de los Anales de ciencias donde se anuncian dos memorias del Escrno. Sr. Comandante General, impresas en la oficina de Bolofia en el1 mismno 40o.

PAGE 353

-327 Gibara ; y la de Cuba en otras tres, lParacoa, Santiago de Cuba y Manzani-. Do. Las cabeceras de. estos distritos son las ciudades o pueblos del mismo nombre. Cada provincia maritima, lo mismo que cadla distrito, tiene sus empleados designados para el gobierno de las matriculas y el celo de las 'costas, alas, surgideros y ensenadas; las primneras un comandante, un asesor, un escribano y un cirujano; y los segundos se hallan al cargo de los subdelegados y alcaldes de Lmar, y. algunos tienen tambien asesor, escribano y cirujano (1). Por efecto de este sistema de Orden establecido las matriculas de la Isla, ban ofrecido desde que oe p4s6 Ia revista. de .inspe~cion el aurnopto que indica el resu mcn siguiente. _Existencia en 30td. en 31 de di-IAumento desdec de junic de 1829. ciembre de 1830. la jprimera a laseud pc. Total de fuerza..............2.410 3.455 -I 1.045 IFragatas....... .. .... .*........ 9.. 10 1 Bergantines .........................44 68 24 Goletas................ ..... .....264 319 55 Balandras y guiairos ........:.........97 12S 31 Embareaciones menores .............1.280 1.895 6315 Total. de _bnipes:. .: .: 1.694 2.420 726 La fuerza actual por clases y hombres de las matriculas de la Isla, cuva sum~ es de 3.455 consiste. Pilotos .............. ............ 232 Practicos ................ 78 Contramaestres.......... 64 C~abos ....................... 82 Patrones......................... 55 V eteranos........................ 78 Marineria lhbil................1.820 Idemn inhabiI ................... 457 Jovenes...................... 251 Maestranza habil.............. 242 Idem inhabil .................... 76 La fuerza tanto en hombres como. en buquesque ofrecen las mnatriculas rte la Isla, en cada provincia y distrito de su nueva division, Se manifiesta en el estado sigui ente. j~(1) La porcion de eada distrito que se balla al cargo de estos gefes subalternos, ipuedc. verse en la mnemoria citada.

PAGE 354

_______________________________________________________________________ U -* -UPROVINCIAs. DISTRICTS. HIabana ..... .*................... I Ma tanzas .................. IBataban& ................... {Trinidad y Santa Cruz ...... Triidd....Jagua ..................... R~.~San Juan de los Remedios.... emws**~*Sagua la Grande......... FNuevitas....................... G4libara ............ .. ..... (Cuba. ................ Cuba..... ...~ Manzanillo. .... ... ............. Total de fuerzas. 2.041 4 168 61 30 329 49 76 57 69 V' 38 75 132 159 171, Fragatas. Bergantines. 59 1 2, 7, 1 1) a, .7 __U Goletas. 236 12 7 5 4 2 7 4, 27 4 Balandras Embarcacioy guairos. nes menores. 59 2 2 6 22 3 5 7 1 2 7 3 725 104 i28 91 44 32 57 20 33 76 476 128 53

PAGE 355

329 No m~nos importantes han sido las reformas heclia, cn el arsenal, las obras construidas en el, la distribution de los gastos y la economia con que se haceni las obras. P'or la nueva organization de 2 de mayo de 1823, 6stas se verifican por contratas y de consiguiente no tiene lugar la, maestranza del arse. nal; mnas como h cadla momento ocurren composiciones en los buques, el Comandante general ha juzgado necesario el mantener una pequena dotacion, cuyos cortos sueldos economnizan a Ia Real Hacienda el mayor gasto que causaTian los trabajos constantes hechos por contrata, con peljuicio de la celeridad en su ejecucion. La fuerza actual subsistente en el arsenal de la Habana, aljibe, embarcaciones mnenores y otras destinadas al servicio interior del puerto, es la siguiente. Sub-inspeccion de pertrechtos y cornandanc a militar del perto. Comandante ... ..... ..... .. ...... .Ayudantes .................... 3 Oficiales mayores............ .. 1 I dern de mar ............... .9 Tliropa ............ ......... .. .. 66 Marineria ... .. .. .. .. .......00.0 137 Cabos de Rondines.0.0. 2 R~ondines ..*. ...* ...... ... .....18 Peones de confianza.. .... 6 B uzos. .... ............ ... 1 V'eleros .................... .... 4 .Armneros ..................... 1 Nt'egros del Rey. ... ... .. ........ 6 Presidiarios auxiliares .............5 Cuerpo de con structores kidritulicos. Gef'e de construcion ........... i Ayudantes de construccion......... 2 Maestros mayores ................ 2 C7apataces. ..................... 6 Maestros de obradores .............S Hlerreros .................. 5 To eeo .. ...... .....2 Faroleros ......................... 1 Matador de comegen..............1 Casillero de herramienta ............. 1

PAGE 356

330 Las circunstancias de estos (iltimos aiios, mencionadas on vairias partes de esta obra, y que precisaron a las tres autoridades do la Isla a desplegar todos sus recursos y talentos, exigian de Ia Marina Real eficaces y constantes serviicios, tanto para la defensa esterior, comio para el comercio nacional y estrangero, y Ia seguridad de las costas. El Gobierno espanol, =atento a las necesidades de esta porcion de su territorio, y proponiendose auxiliar por todos los muedios posibles, los concertados planes de sus beneimeritos gefes, fue aumentando progresivamente las fuerzas navales de la Isla, al mismo tiempo que lo hacia con las terrestres y con pertrechos cde todo g 3nero. Al efecto, llegaron de 1a Peninsula en el ano de 1825, las fragatas Lealtad, Iberia, Perla y el bergantin Vengador; en 1826 el navio Guerrero y la corbeta Zafiro; en 1828 el navio Soberano y Ia fragata Restauracion; en 1829 Ia corbeta Diana y el bergantin Jason, y en 1830 el navio Htiroe. Ademas se compraron y armaron muchos buques menores, como fueron la Arnalia, la Dichosa, la Habanera, la Ritilla, la Fernandina, la Ligera, la (Clarita, varias lanchas caijoneras &c. La disciplina mnilitar y marinera se estableci5 con Ia mayor exactitud y precision, y la escuadr a cubana llego & ser mnas que suficiente para im~poner a las fuerzas enemigas de Nueva-Espalia y Costa-firme, no obstante hallarse muchos buques dando convoy desde la Habana a la Peninsula, y reciprocamente. Las fuerzas navales reunidas en la Isla de Cuba en cadla uno de los seis ai'os de esta ipoca notable, so espresan en el resiimen siguiente.

PAGE 357

___________________________ .-.____________ -____________ .-.-N -N N' C' 5{3 14 hfl 1 2 1 1 1 1 1 2 4 5 H 9 13 U) V51 80 77 75 86 106 C., U tU; 49 72 70 57 66 82 -N N -p 126 199 204 184 202 169 522 882 911 820 1.06 1 1.117 879 1.400 1.60 1 1.529 1.787 1.97 1 1.627 2.633 2.963 2.665 3.202 3.445 0 O a, 206 '358 409 345 380 423 1.0 1.0 1.0 1.0 1.0 de agostc de enero de enero de enero de enero de enero 0 1 1 2 2 U) 2 4 3 3 de de de de de de (C. 2 2 2 2 1825.... 1826.... 1827.... 1828.... 1829.... 1830.... Fw ^U) 17 22 21 31 37

PAGE 358

332 Es facil conocer qu6 el nuirnero considerable de fuerzas maritimas y terrestres reunidas en la Isla de Cuba es efecto de las circunstancias criticas en ague se ha hallacto este pais, y a las cuales ha acudido el Gobierno supremno haciendo costosisimos sacrificios de gente y caudales. Pero habiendo cesado todos los recelos que inspiraban los enemigos esteriores, resultabua innecesaria una marina tan numerosa, y asi se pens6 eil reducirla a lo preciso para proteger el comwrcio ultramarino y de cabotage, y para el clo y vigilancia de las costas. Al efecto so, espidieron para la Peninsula varios buques mayores, se puso en estado do dlesarmo el navio W~roe con la cuarta parte de la tropa y la mitad de la tripulacion, y se dojo reducida la escuadra a lo que espresa el estado de la pagina siguiente. Los buques espresados se hallan distribuidos de este modo. El navio Heroe en el puerto de la Hlabana, la fragata Lealtad en el mismo, armandose y lista del todo en su casco. La liestauracion pronta a day ]a vela y dando convoys. La Casilda pronta ai dar convoy para la Peninsula. La corbeta Cautiva armada en el mismno puerto. El bergantin M arte destinado aconvoyar los buques de cabotage a sotavento de la Habana, y lo mismo el bergantingoleta Amalia. La goleta 1-abanera destinada a rectificar la parte hidrografica de la costa del Norte de esta Isla, y a ]a persecution de piratas, y lo mismo la goleta Ligera. La goleta Clarita apostada en Nuevitas para proteger el comercio de cabotage. La Ritilla apostada en Trinidad para lo mismo y persecution de piratas. La Fernandina con semejantes objetos que las anteriores, para auxiliar los iuevos establecjimientos de la Isla do Pinos. Y la corbeta Maria Isabel asignap da a la boca del puerto dle la Habana. Esta distiribucion do los buques menores, proporciona el que los del pequeiio apostadero de Trinidad crucen constantemente alternando desde dicho puerto al Mtanzanillo y hasta Cuba si es necesario, y por el Oeste hasta el Bataban6 e Isla de Pinos y en la costa del Norte cruzan las goletas apostadas desde ]a H-abana y Matanzas hasta Nuevitas, y mas al Este segun lo exigen las 6ircunszancias. Mientras se hallaba la escuadra en el puerto de la Hlabana, pronta para acudir a cualquiera necesidad, se destacaba do ella un bergantin 6 goleta acruzar por los bajos de Sta. Isabel, y otro 6 mas buques a proteger los correos y los convoys mayores hasta cierta altura, asi como los costeros que vienen a la Habaina cargados, de frutos procedentes de los puertos de barlovento hasta Matanzas, y de los de sotavento hasta Bahia-Honxwa.

PAGE 359

C'oman~anOficiales de Oficiales Oficiales de Bocas de Armas de Armas tes. guerra. mayores. ma fjo y Trp.Mrnre OA. fuego. chispas., blancas. -----temporales. Navio Heroe............2 10 8 21 50 305 396 84 24.6 320 Fragata Lealtad..........2 8 7 16 141 212 386 55 175 200 Idem Restauracion.... 2 8 8 15 138 243 414 56 156 206 Idem Casilda.............1 9 6 13 99 175 303 46 160 160 ICorbeta Cautiva..........1 5 5 8 58 111 188 23 94 129 Bergantin Marte..........1 4 4 7 36 69 121 14 64 76 Bergantin-goleta Ainalia. 1 3 3 3 2.1 45 79 5 50 102 Goletallabanera..........1 ~2 3 10 20 36 5 36 30 Idem Ligera ........... 1 1 3 12 29 46 4 36 24 Idem Clarita.............1 ~2 3 12 27 45 5 41 30 Idem Ritilla..............1 1 1 4 13 27 47 2 37 50 Flechera Fernandina.... 1 14 18 51 75 2 60 120 Corbeta Maria Isabel .1 5 3 3 45 48 105 20 48 48 Total........16 53 51 103 656 1.362 2.241 321 1.203 1.495

PAGE 360

5334 CONCLUSION. C~omparaciones estadiisticas entre la Isla de Cuba y vcarias potencias yj colonias. Tales son los resultados que, en el anio de 1830, presenta la Isla de Cuba en su poblacion, en su agricultura, en su comercio, en sus rentas y en su fuerza armada. El laconismo y precision que me lie propuesto en el discurso de esta obra, name permnitian, sin riesgo de faltar a ellos, el divagar a las ohservaciones y comnparaciones que naturalrnente sugiere Ia mnismia naturaleza y novedad de las materias examinadas en los cuatro principales capitulos que la; forman, y por otra parts he creido mas conveniente dejar al lector en completa libertad de discurrir, sobre los hechos que le ofrezco, mas bien que prevenirle con mi opinion individual, de ninguna fuerza sin el apoyo de aquellos. Mas como pueda contribuir al nmejor conocimiento de las circunstancias caracteristicas de la Isla de Cuba, el presentarla bnjo diversos puntos de comparacion con otros paises, he reunido con este objeto algunos datos, sintiendo no tenet a mi disposicion muchas mas obras de las que he podido consultar (1)1y qpe me permitirian enriqluecer este articulo con mayor copia de notic~as anidogas a su plan y dignas de ser comparadas. Mas este defecto sera suplido facilmente, cuando algun escritor, provisto de todos los elementos necesarios y que en la mayor parte ya existen publicados, forme una Estadistica comparada general,, tan precisa en el estado de la ciencia. Para seguir un Orden semejante al de Ios capitulos de esta obra, procedere a la comparacion de los resultados que presenta, en su agricultura, comerc-io y rentas. El capital de la agricultura a industria cubana, corresponde a razon de 450 ps. por cada individuo de su poblacion permanente, 6 a 760 'por cada uno de la case fibre. En Inglaterra, resulta ser de 227 ps. por individuo, y en. Francia de 250. (1) Ademas de un gran ni'iero de articulos sueltos de diferentes Revistas y Otros pe,riodicos que he estractado, me han servido para pioveeime de les datos citades en este articulo las obras siguientes. La industria francesa por el Conde Chaptal, las Tablas estadisticas de los Sres. Watheston y Eiddle Van Zandt; los Anales estadisticcs de los Estados-Unidos por Adam Seybert; el Comnercio en el siglo XIX de Mr. Moreau de Jonncs, las Fuerzas productivas de la Francia por Chi. Dupin; el Viage a Colombia en 1823 de M. Mollien; el Viage d Mcijico de Mr. Ward; el Ensayo politico sobre Nueva-Espafia por el Sr. Baron de Humboldt; la B~alanza pol:itica del globo por M. Babbi; el Diccionario y la Ciencia de Hacienda del Sr. Canga Argilelles, la de iglial titulo de Mr. Ganilli; la Enciclopedia moderna; el Almanaque arnericano para 1830 &c.

PAGE 361

335 Comparando los pr ~ctos brutos de la agricultura 6~ industria rural, con la poblacion, resulta que cada irrdividuo de ]a permanente de la Isla, cream. anualmente de productos agricolas, un valor de 72 ps. 0 120 cada libre. Comparaciones semejantes para otros paises dan, 50 ps. de productos por cada ingles, 40 cada espai~ol, 14 cada holandes, 32 cada frances, 27 cada amnericano del Norte 6 32 cada libre, 6 cada colombiano y 4 cada mejicano. Los productos netos, 6 sea la renta liquida de la agricultuta, es de 32 pesos por individuo de la poblacion permanente de la Isla, 6 53 por cada Iibre: de 24j por cada ingles y de 9 por cada frances. La renta liquida resulta ser en la Isla 7 p .del capital invertido; en Inglaterra '4 y en Francis 3 -p La renta liquida es casi la mitad de Jos productos brutos en la Isla de Cuba y en Inglaterra, cuando en Francia es menor que un tercio. Comparando el capital, los productos y Ia renta, con ]a poblacion pro-pietaria agricultora, resulta ser en la Isla de Cuba mans de 9.581 ps. de capital, de 1.514 de productos y de 688 de renta, por cada famnilia de dicha clase. En Inglaterra, donde el numero de propietarios rurales se graduia en seis inillones, resultan por cada uno. Capital. Products. flea tas. 2.000 ps. 180 80 Y en Francia, que tiene 14.479.830 individuos propietarios 375 65 19 La riqueza de Jos propietarios de Inglaterra y Esrocia es considerable; en 1817 fue vendida una propiedad en 10 mnillones de pos; y de Lormdres a Plymouth, en una estension de 32 leguas solo se atraviesan las propiedades de 20 personas. Estas fincas dan una renta anual de 8 mnillones de pesos 6 400 mil ps. par termino medio a cada propietario; al paso que en Francia los hay tan en peque'o, que no escede su renta de 13 ps. anuales, y de comsiguiente no Ilega a 3 ps. la parte de cada individuo de la famnilia, cuando en Inglaterra el tarmino mnedio es, como se ha v-isto, de 80 pesos. La Isla de Cuba se' halla mnucho mans favorecida qlue estos dos paises, pues si no hay propietarios de mans de dos mnillones de pesos en fincas rurales cormo en Inglaterra, el terinn inedio dh a cada familia una renta rnayor de 7CO ps. puesto que la clase propietaria no0 iguala en nimero al de fincas rurales, como he supuesto para cl cailculo. Comparando Jos productos brutos y Ii(quidos a los terrenos acotados y en cultivo, resulta quo una caballeria de tierra dai por valor do 546 ps. de los primneros 6 de 248 ide los segundos, en la Isla do Cuba; en Inglaterra 726 6 378; en Francia 336 6 98. Estos son Jos resultados medios gencrales, pucs con respecto a cada cultivo, ya quedan mnencionados en el capitulo de la Agricultura.

PAGE 362

336 La importacion maritima en la Isla de Cuba eside 22 ps. 3 rs. por individuo de su poblacion; de 40 en las colonias francesas en totalidad, de 70 en las dc las Antillas, de 69 en Jamiiyca, de 10 en Inglaterra, de 7,8 en losEs tados-nidos de 2,7 en Francia y de 1-1 en MWjico. La esportacion general es respectivarnente de 20 ps. por individuo en la Isla de Cuba, de 60 en las Antilias francesas, de 12 en Inglaterra, de 8 en Jos Estados-Unidos y de 4 en Francia. Cada indi'viduo de la poblacion general de la Isla de Cuba, cream de productos para la esportacion un valor anual de 15 ps. 6 24 cada persona libre; en las colonias francesas, la, esportacioni de productos indigenas es de 44 ps. por individuo, en Inglaterra de 5 ps., en los Estados-Unidos 41, en Francia 2,8, y en Rusia 1 peso. Cada habitante do la poblacion permanente y transeunte do Ia Isla de Cuba, consume anualmente en objetos de la agricultura indigena, por valor de 54 ps., cada ingles 48-1 y 30 cada frances. Ademas, los consumes de productos industriales propios, son para estas dos potencias de 25 y de 103 ps. respectivamente por individuo. Cada habitante de ]a Isla consume de efectos estran.os al suelo 19 ps.; erg Jamayca 69, en las Antillas francesas 70, en Inglaterra 4-1, en los Estados-Unidos 4 ps. 1 real, en Francia 2j, y en Mejico 11 suponiendo consumida toda la imnportacion. El total do los consumos resulta ser por individuo, respectivamente en la Isla de 73 ps., en Inglarerra de 78, en Francia de 43 y en Espana de 32. El comnercio interior gira sobre un capital que corresponde a cerca do 80 ps. por individuo do la poblacion permanente 6 a 134 por cada Libre; en Inglaterra a SO, en los Estados-Unidos a 50 y en Francia a. 44 ps. El comercio maritimo ultramarino, comparado de la misma manera, resulta ser de 441 ps. por individuo de la poblacion permmanente o de -751 For cada libre en la Isla de Cuba; do 18 ps. en Inglaterra, do 16 en los Estados-Unidos, de 14 en los Paises-Bajos y do 6 en Francia. El pueblo cubano contribuye para los gastos publicos del Gobierno con una suma quc corresponde al 14 4 1)1 6 al 7 de los consumos particulares. En Espana fug; en algunas 6pocas el impuesto igual a ]a mitad do los consumos de la nation; en Inglaterra es de 17-1 y en Francia de 151 p". Las contribuciones de Ia Isla, de Cuba, comiparadas a la poblacion general, corresponden a 9 ps. 1 real por individuo 6 a 15 ps. 6 rs. por cada persona libre. Las interiores solamente, resultan scr do 2 ps. 2 rs. por individuo 6 de 4 ps. por cada fibre. En Inglaterra son de 15 ps., en Francia de 7, en los Paises-Bajos de 6, en los Estados-Uniidos dle 2 6 de 3 proximamente por cada libre, en Mejico a 2 y en Colombia no Ilega a 2, en Rusia 1, en Austria 1j, en Nhpoles 2 &ic. Comparando los impuestos con I1 riqueza de donde salen,

PAGE 363

337 resulta que las contribuciones interiores de la Isla do Cuba, gravan la relita liquida de la agricultura, do la industria y del trafico en 5 p .La contribucion territorial en Francia ascicnde al 22 p 6 cerca de la cuarta parte do Ia renta liquida, y es tan desigual corno escesiva, pues -unos dcpartamentos pagan el 25 y 30 p" y otros el 7 6 el 9. Las contribuciones directas forman los dos qUintos del total. El impuesto sobre los capitales asciende en la misina nation al quinto, y la personal y muoviliaria de -do las contribuciones; las quo gravitan sobre los consurnos equivalen al 9 po do su valor, y entre ellas las varias quo pagan los vinos y aguardientes corresponden a~ 21 p"-. La portion vendida a] detalle paga 57 pj.: En Ihglaterra los imnpuestos directos sobre Las clases agrP colas llegan al 6 p -de la renta liquida, y cada labrador paga mas de 23 p6 do la misma para mantener a Jos pobres, para los camninos, por puertas, ventanas, purros &c. Las contribuciones directas no llogan a un s-ptimo del total y las que se cobrani sobre los consumnos corresponden al 18 p$de su valor. En Espai a era, hace aiios, Ia contribution igual al 33 pul de Los productos gonurales brutos; pero rcducidos los gastos del Gobierno a 30 millones de pesos por el actual ministerio, el gravamren puiblico debe disminuir mucho. En Colombia. de 18 millones de productos particulares, toma el gobierno 5.305.500 1s. 6 sea 30 p$ para sus gas tos. Los derechos 'do aduanas cobrados a la entrada de los efectos en la Isla do Cuba, gravan el valor do Cstos con cerca de 20 ps de su valor, y los exigidos a la salida corresponden a. mas del 8 p"del suyo respectivo. El total de iinpuestos que pesan sobre el comnercio maritirno y que bajo do diversas dcno,minaciones so recaudan en los puertos, equivalen a cerca do 15 pode los valores representadoys ;por )a importation y la esportacion rcunidas. Las rentas de aduanas en Inglaterra correspondlen a 23 pQ de Jos indicados valores, y on los Estados-LUnidos a 12j po. En Mejico, solo los derechos do importation corresponden a 66 p9 del valor de los efectos que los p>.ga. Comparando las rental del Gobierno do la Isla dc Cuba con las de _los Es.tados do Europa, resulta quo solo la aventajan on est i parte las grandes potencias, y entre ]as menores el reino (10 ]as Dos Sicilias, el gran Ducado do Toscana, la Peninsula portuguesa y ei reino do Baviera entre los estados independientes do Ia confederacion Germanica; pues en ninguno do todos los otros .llgan las rentas a ser la mitad do las (10 Cuba, y en los mas son menores de un steptimno, puesto quo no alcanzan i un inillon do pesos. Los reinos do Suecia y do IDinarnarca solo poseen 8 miilones de pesos, los Estados Pontificios 6, y la confederacion Suiza 2. Con respecto it la Amrica espafiola, ninguno de los nuevos gobiernos, escepto Mejico, pasee Ias rentas do Ia Isla de Cuba, no obstante que ]a poblacion y el territorio sean on cllos mucho inayores. La rcpublica del Bajo Peru (antigun vireinato) con una poblacion de 1.700.000 almas, no tiene mas que 6 mi-

PAGE 364

338 llones de pesos de rentas; la de Bolivia con, una poblacion casi igu al, poco ra de 2 millones; la de Chile 3 millones; la del Rio de la Plata 3 y la de ha America central 2: y sin embargo de la pequeiia suma a~ que ascienden estcs contribuciones y la reducida cuota que corresponde 'a cada individuo de tan vasta poblacion, el gravamen respectivo sobre la riqueza piiblica, es enorme e insoportable. La Isla de Cuba, despues de cubrir con sus rentas las atenciones del Gobierno y el presupuesto del Ejercito y Marina, crecido por las circunstancias de su situation politica en estos 6ltimos anlos, tiene un sobrante que in~vertir en obras, en empresas ventajosas 'y objetos de utilidad puiblica, y no se halla gravada con deuda do ninguna especie. La Inglaterra invierte los dos ttercios de las contribuciones puiblicas, 6 cerca de 200 millones de pesos, en el pago de los intereses, y las principales potencias, y todas las nuevas repiiblicas del continents americano, sufren este gravamnen de deuda sobre los' gastos ordinarios y estraordinarios del Estado. .El Gobierno invierte en la recaudacion de las rentas de la Isla, una can'tidad quo corresponde solo al 3-1pl, de su rendirniento anual; y en Francia, los costos do perception en 1827 ascendieron 'a 16k po 6 sca la sesta parte del impuesto general; en Inglaterra 'a 15 po, y en los Estados-Unidos 'a 4 pt las do aduanas y 'a 5 pOlas interiores. -Con respecto 'a la fuerza armada, la Isla comparada 'a otros paises, y teniendo ena consideration el numero de sus habitantes y la estension de su territorio, ofrece tambien resultados ventajosos. Bajo ei primer aspecto, hay en la Isla do Cuba un soldado veterano por cada 30 habitantes de su poblacion cuando ninguna potencia de Europa se halla en este caso; en el Brasil -hay uno por cada 166 habitantes, en 'M"jico por cada 325, en la America central por cada 471, en Colombia por cada 86, en el Bajo Pera por cadla 226 y en Haiti port cada 70. Comparativamente al territorio, resultan en Ia Isla 7 soldados veteranos por legua cuadrada, cuandlo en el Brasil solo hay tuno por cada 77 leguas cuadradas, en W~jico por 69, en la Amnerica central por 40, en Colombia' poi 25k en ci Bajo ,Peru por 50, y en el Rio de Ia Plata por 68 leguas cuadradas. La repilblica militar de Haiti, sole cuenta dos soldados por legua cuadrada, en el pie completo de su Ejercito. Con los datos reunidos enl esta obra sobre las circunstancias estadisticas y economico-politicas del pals, pueden establecerse un sin nuimero de cornparaciones con las de otros paises; pero en este caso, seria 'preciso cuando mznos duxplicar su volimen, sin una ventaja proportional para los lectores. Termino pues mi trabajo, conservando en mii corazon el mismo vivisimo deseo quo me docidi6 it empezarle; es 'a saber, que pu,,da proporcionar alguna utilidad 'a la Isla de Cuba, al paternal Gobierno que la dirige y 'a las benemntritas Autoridades quei is,.han conducido al estado en quie se lialla.

PAGE 365

APEN DICE. Nora I.-a la pug. 9. Sobre fomento de nuevas poblaciones. -Este importante objeto ha sido recomendado desde los primeros tiempos,; ,como esencial para la prosperidlad 'del pais. En cumplimiento de soberanos de: cretos, de acuerdos de las autoridades y vairias veces, por el celo' biens etiten-dido de algunos vecinos propietarios de vastos 'terrenos, se han l echo re'partirnientos de tierras a nuevos colonos, asi nacionales como estrangeros.' Ya itdari indicadas, en el capitulo 2.0 de esta obra, pag. 88 y 89, has gracias conicedidas ii los cultivos cubanos, comno son la perpetua escepcion de diezmos 'y alcabalas al cafe, algodon y aiiil que produzean las 'ierras la Ia sla; Ia 'mjistnr escepcion de diezinos' a los ingrenios establecidos 'despues de1 a%0' de f 04'; La fibre reparticion de terrenlos &c. La Real Cedula para el fornento de 1'a pobiacion blanca, decretada en 21 de octubre de 1817, sera mirada en' tod~os tiempos, como un docurnento honroso para ci Gobierno espanol y comno tal fue acogida con entusi'asrno y gratitud por las autoridades, las corporaciones y el vecindario ode esta Isa. En sus articulos concede a los colonos, 'as'i espaioles como estrange ros, .que serain libres por el espacio de quince aiios de la paga de diezmos de los frutos que produjesen sus tierras (1); que cumplido dicho termino solo satisfarhn el 21 pque es ci cuarto del diezmo; que gozaran de lha misma liberiad del derecho de alcabala en la yenta de sus firutos y efectos (1) En la nota de la prig. 8^ de esta obra he advertido Ia equivocacion cometida en las traducciones. francesa t5 ii-esa de 1a Real Cedula de poblacion que dicen que estas gracias por quince aiios se contardn desde la fecha de la mnisma Real Cedula, cuando no es tal su espiritu ni su sentido, sino desde el establecimiento de las nnevas poblaciones. De consiguiente las que actualmente se estableciesen con el conocimtento y aprobacion de la autoridadc, gozaran de dichas gracias Basta el aiio de 1845.

PAGE 366

340 comnerciables por el propio tiempo y despues pngaran solo un 21 p$. Permite a los est~ngeros domniciliados adquirir en ]a Isla toda_ especie de propiedades y fincas ruisticas y urbanas, con iguales goces quo si fueran espainoles, pudie-ndo regresar a su pais cuando les acomodase, llevandose sus propiedades como mejor los convenga. Igualmente puedlen disponer de sus bieines por testarnento 6i en cualquiera otra forma auto ntica, y en caxso de morir abintestato, sus hijos 6 parientes mas cercanos son sus Jlerderos legitimos. Durante los cinco anos de domicilio, no so oxije a los colonos contribution do ninguna especie, ni se liallan sujetos a ]as cargas y gavelas de vecindad, a no ser en los cases de calamidades puiblicas, peligros 6 efensa contra ladrones, piratas &ic. Pasados los cinco anios do domicilio, se los espide carta de naturaleza, por Ia cual gozan los esrtangeros de los mismos derechos y prerogatives que los espaFloles como tambien sus hijos legitimos y descendientesy en fin, la mencionada Real C*edula contiene cuantos alicientes son necesarios para asegurar la fortuna, Ia tranquilidad y la seguridad a los nuevos colonos, en un .pais feracisimo donde el torreno ofrece, con pequeflos esfuerzos, pingitos y repetidas cosechas y bajo un cielo benigno que asegura una salud robusta a sus moradores, pues Jos-riesgos de la fiebre amarilla son desconocidos en. todas las comarcas destinadas .4 nuevas poblaciones. Ademas do las nredidas generales dictadas por el Gobierno supremo, las autoridades locales al proponerse fomentar y proteger vhrias nuevas poblaciones,. buscaron medios de favorecer tambien ai los colonos con tierras y otros auxitios. Como sea fitil el recordar estas ofertas, he formnado una ligcra recapitulation Ael, estado .de Jas nuevas poblaciones, ]as circunstancias que respectiva-, mente las rfavorecen y los recursos con quo pueden contar en ellas los horn-, bros laboriosos, asi nacionales come estrange