Citation
Meeting de Tacon

Material Information

Title:
Meeting de Tacon Discurso pronunciado en el meeting liberal autonomista celebrado en la noche del 13 de Enero 1893 ..
Alternate title:
Meeting de Tacón Discurso pronunciado en el meeting liberal autonomista celebrado en la noche del 13 de Enero 1893 ..
Creator:
Fernández de Castro, Rafael, 1856-1920
Place of Publication:
Habana
Publisher:
Imp. O'Reilly
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
16 pages : portrait ; 17 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
1878 - 1895 ( fast )
Political science ( fast )
History -- Cuba -- 1878-1895 ( lcsh )
Politics and government -- Cuba -- 1878-1895 ( lcsh )
Cuba ( fast )
Genre:
History ( fast )
non-fiction ( marcgt )
History ( fast )

Notes

General Note:
Cover title.
Statement of Responsibility:
Tomado taquigraficamente y publicado por La Discusion.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
UF Latin American Collections
Rights Management:
This item is presumed to be in the public domain. The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions may require permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
24164523 ( OCLC )
ocm24164523
Classification:
972.9105 F363m 1893 ( ddc )

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text




Meeting do Tacon
pfae] F rnqa'dez (4e Caq+rn









972.105
FX65i

IM













UNIVERSITY
OF FLORIDA L I B R A R I E S







BEE

LOROA4LIS


I








Meeting e Tac







Pronunciado en el meeting
liberal autonomista celebrado en la
noche del 13 de Enero de 1893 po: el eminente orador y distinguido hombre public



RAFAEL FERNANDEZ 0E, (ATTRO



TOMADO TAQUIGRAFICAMPNTE
y
Publicadopor ILA DISCUSSION






TA A y
hip U'] ~.i1 I t, 3i.


















































































































I - -
- :b
















- - r - - -- - - . - - -




























RAFATL FEPNANTDZ DE CASTRO.










I



NOW
- If





3


El Sr. Forna nIez de Castro arraucaba en la noch-,
del 1., al final de cada uno'de sus acerados y elocuentes pdrratos, el aplauso expontaneo, subyugando al imponente auditorio con la sinceridad de su magica pala.
bra, el vigor de sus diffanos juicios, la elevaci6n de sus valientes conceptos, la disececi6n maestra y brillante do la situaci6n politica de esta colonia y de los gobiernos
de la Metr6poli.
Rafael FetnandEz de Castro, hombre joven, de condjlucta correctisima, de talento oratorio do primera fuerza, gran trabajador en medio de su ds-lhogada posici6n, dedicado d estudios sE6rios, hacendado, cato< drdtico de Historia de nuestra Universiciad, y howbre de partido, .a veuida haciendo progrewos vistop, y tales, en la tribuna, que los que lo hayan scguido en los tres iltimos meetings, celebrados en la habana, el autononaista y el econ6mnco del aito pasado, celebrados en Tac6n, y el meting de anoche, prevent para el seflor Rufael Fernandcz de Castro, y para dentro de breves aflos, el primer puesto en la oratoria
political cubana.





4
Talento brillante, coraz6n grande, convicciones coD firmezas de roca, eleveci6n de ideas, patriotismo f r viente, consagraci6n al estudio y al trabojo, gesta y figura simpiticas en la tribuna, verbo elocuente, alma grande, juventud, todo eso que se une en el scib)r Rafael Fernandez de Castro, bacen ya de C1, hoy, una de Nas pcrsinalidades mds salientes de Cuba, y llamada A sero en ]a propia Metr6po'i, donde ya, en C6rtes anteriores, ha d jado sentada una buena repu. taci6n.
SIu discurso fu6 ol 6xito de la noche.





5


SERORAS Y SEN'ORES:

En dificil ituaci6n me colcean hoy los compromi.sos politicos que me obligan A concurrir A este acto
y A comparecer ante vosotros.
Como hombre de partido que se ajusta A las exigencias de sus correligionarios y que obedece sin discusi6n, por imperioso deber de disciplina, las 6rdenes de sus superiore , tengo que bacerme el cargo ,de que asisto A un festejo, d una gran parada de nuestras ,huestes electorales, A una especie de fiesta de resurIec-gi6n, como acaba-de indicar con su elocuente palabra el seflor Giberga, cuaado' personalmente, con el alma inundada de hondas tristezas, Ileno de desencantos y de, profundos desalientos, pareceme qae concurro, como parte de acongojado cortejo, A una visita de p6same. Y os aseguro que no sabria dominar las vio'en* cias do ml espiritu, ni encontrar modo de veneer las
dificultades con que naturalmente ha de tropezar mi palabra esta noche, si no fuera porque vuestra presenciaen este lugar, reflejo de la mia en esta tribuna, y vuestras demostraciones de afecto, tan entusiastas en estos momentos de dudas, de perplegidades y vacilaciones, porque, como acaba de decir el sefI~r Giberga, ada no sabenaos si vamos A ser de nuevo engafiados, me indican claramente comao entre nosotros se vencen y dominan todas las violencias y todas las dificultades cuando por encima del hombre, por encima de todas las personas y de toda idea particular, aparece evocado por el patriotismo, nuestro sentimiejito pnblico, ese espiritu cubano radiante de her, mosas energias destinadas por lo visto d servir ni.icamente para forjar heroes en tiempo de guerra y ap63-





6
toles y mdrtires en tempos de paz. (Acla maci6n y aplausos nutridos.)
Creo que no son los m.s eficaces esos medios que vamnos 6 volver i emplear para alcanz-r el logro denuestras aspiraciones. Quizds el restablecimtento de ]a normalidad politica ecerque el triunfo de uestrCe ideales, porque establecido de nuevo el falso equilibrio, fundado aqui despuas de ]a paz del Zanj6n, volveran las cosas 6 scguir como iban antes de nuestro retraimiento, sirviendo nuestra actitud de resignado,, para que el gobierno cuntinfle tranquilamente en su dulce inacci6n, viviendo a] dia, sin preocu'Darce de lo porvenir y sin mAs pebsamiento politico, respecto de nosotros, sin mds sistema de. gobierno que el de conservar dividida A esta poblaci6n, A In de apoyarse en unos para dominar i otros y poder asi, mansamente, explotarlos A tcdos. (Aplausos)
Entendia yo que en la situaci6n general creada' en nuestra political local, despu6s del retrainiento, 16' mis conveniente A nuestra causa, tal vez bubiera sidoromper nuestras plumas y selbr nuestros Lbiov, entregando nuestro pequeflo mundo politico 6 las disputas de los conselvadores; y pareefame muy prdetica y Atil ciear conflictos en vez de evitarlos, dificu'tar el camino en vez de suavizarlo, di spertar inquietudes en vez de calmarlas, aumentar el dcsconcierto en vez de disminuirlo, siqu'era fuece, para no dejar gozir en calm los despojos al despiadado vencedor y parA impedir en ci:rto modo la digesti6n de los quo nos ccmen (Risas) todo ello merced a un procedimiento quo permitiera, sin salirnos de ]a legalidad, estremar el Mal, A ver si de su esceso salia el bien, esperando que de ]a crisis de la enfermedad resultaee ]a mejoria del enfermo y que cl tiempo, agente universal do todas las cosas, auxiliado por las torpezas de nuestros Ministros de Ultramar, agenteseficacisimos do nazestra






propaganda, se encargasen de demostrar A tdas. nuestras gentes que la A iica so'uc'6 i nacional quef tienen los problems politicos, econ6 nics y sociales aquf planteados, es la auton-ma (iplaumos)
Mientras tanto en calidad de espectadores podrfaruos, contestar satisfech >s al que nos preguntase en 'as calles:
-jQu6 hay de bueno?
-Hombre, lo dnico que hay do bueno es lo malo que 6sto se vIt poniendo (grandes risas y aplusos).
Persistirfa yo en es'a opinion particular, qu3 susten taria en toda ocasi6n, con la independencia de criterio quo caracteriza todas mis convicciones y que informa todos mis actos, si al mismo tiempo que pensaba eaas cosas :no reconociese, de acuerdo enterammate .coa las raz)fes qlie elocuentemrnte acabvde exp ner mquerido compaflero el sefnir G;bergq, que sobra nco contar nosotros coi mis indios que aquellos que utilt zamos, faerza es confesar que el procedimiento espec, tante empleado en parte por nuestra abs'enci'n, hi pro lucilo ya 6pimos frutow, pues graciam i 61, hemos%alcanzado la reform' electoral y gracias 6 61 y al con curso inconsciente que ncs han prestado los audaces erro res del sefl r Cinovas y las insignms demasias del senior Romero R>bledo, han cambiado las cosap de tal modo en los dos n'timns anos y han obtenido, nuestras doc'rinas tan gran 6xito, que francammte, seflores, si IA autononbi faese vencao, ya en este paii todo el mundo estarii intoxicado. (R sas y aplanu sos)
11e aqui como por una operaci6n l6g'ca, he pa sado refl-x'vameate del mais sombrio pesim snr 6 un optimisno qie no por ser ea algnda modo coudicional, deja do ser bastante consolador.
HIgo mias todas las manifestaciones quo acaba do hacer el senior Giberga y reproiuzco en apoyo do mis pensamientos las contenidas en el dthim> manifiesto de nuestro partido al pais.





8
tstarnos, pues, en el caso de hcnor para todos de 3cudir al llamamiento que hace nuestra respetable Jun 'a Central y do volver A los ccmicios.
Continuaremcs firmr ndo la fila de comparsas en el sainete gubernamentil; seguiremos sicado los pun tos criollos (j or que no tcdos h moa de s r (Iuntos filipino.n) en Ese budo juego (n el cual siempre gana el que talla y nunca pierde el que apunta (grandes riEas y aplauso ); serviremos de piedra de toque i nuestros adv(rsarios para que al contrcstar sus fuer:ZaS con las nuestras se rerganicen y se unan; allavzraremcs al Gobi.. rno el camino suave y plcido de 'su c6moda Existencip; acondicionartmos de nuevo la iegalidad para que siga Is paz cn Varsovia; pero no 'nos importe nada de 6sto: vamos i demostrar que ypomeemos una discipline vigorosa, que es la primera
-e'alidad de los partidos robustos, como es tambi6n la primera virtud de los ver d, deros hombres de Gobierrno; y tend 1a seguridad de que con un nuevo esfaerzo, con un pequtno sacrificio, mucho menor sin duda que los anteriores, vamos 6 a'canzar pronto el 1injor de todos los triuufos possible; no el de ganar las elcciones, porque ya sabemos que 6stas las tenekmos perdidas, sino el de acabar de convencer A todo el !mundo de ]a necesidad en que estamos de resolver por nuestro propio etfuerzo, sin auxilio de nadie, los prdblemas I lanteidcs en el so;.o de esta sociedad, y que de Madrid, pcr ahore, no vendrian soluciones, si. no rresupuestos ablurdos con toda su cohorte de -onrtribucicnes y recargos, y por de pronto muchos empleados, unos con 4nebtitudes de nov-cios, otros con ansiedades de cEsautes y tudos con ambicions de aven 'tureros. (Grandes aplauso).
Lo mismo aprovcchan 6 nuestro enf.rmo las drogas de los conservadores del Sr. OCnovas, que los brevajes de los liberales del sdA-or Sagasta, porque unos y





9
otros, todos los partidos guLern- mer&.ales de nuestra Metr6poli, en lo referente A politica coloLi I, son, esencihlmunte, los mismos (Aplausos).
Unos ministros de UjItramar, guardan las formas mejor que otro-: unos dicen que si A todo lo que se les pide, reserv6ndose mentalmente-el derecho de hacer despues lo que les di ha gana (risas); otros proceden con mayor desenvoltura, demostrando en sus actos, sin ambajes, la poca estimaci6n en que tienen al indiano, y el mrnor aprecio que les inspira el criollo. (Risas). Los unos se aprov..chan de los errcres ie los otrop. El quo entra siempre encuentra pretesto para conservar lo hecho pcr el que sale. El que viene, en fin, es exactamente igual al que se vA. (Risa ). Si alguno de ellos se dispone 6 contentarnos con reformas politicas de escaf- ima importancia, siempre lo hace rine'ndcnos, IlamAndonos intransige'ntes, obcecados y sobre todo dejando vigeutes los impuestos creados por sa anteeesor y en pi6 todos los errores, provechosos que encuentra en el Ministerio. (Aplausos y risas). Todos los Ministros de Ultramar, posibles por ahora, estAn muy dispuestos siempre, . tener buenos deseos y lcvantados prop6sito4, 6 estudiar prtfundarnente nuestros asuntos, A examinar minuciosamente nues tras reclamaciones, A otorgarnos promesas de grandes concesionep, alentar-grandes esperanzas de mejoramiento, A todo menos 6 rebajar una peseta de la recaudaci6n, que consideran ne2esaria, para cubrir los gastos creados por las exigencias del actual orden de cosas.
Ved lo que ocurre en estos dias. Mcditad'counigo sobre el espectdcuao con que ha inciado sus gestio 'nes el nuevo Min's'ro de Ultrainar: una hecatombe burocidtica. Hace un mes que los telegramas de 1M\i drid, no nos trasmiten mAs noticias que las relativas al movimiento del personal. Todos los conflictos de[ nuevo G. binete se refieren al nombramiento de em-






10
pleados. Acabamol de saber por telegrann de iltima hora, quo en estos dias se ban firm-d >800 R. R. 0 0. relativas a] cambio del personal adm'n'strativo de esta Isla. (Sensaci6n). Aquello parece un festin de hambrientos. (Grandes risas y aplausos).
;Esperais que el cambio. de Gobierno se noteaqui por algina repiraci6n de los agravios que nos ha inferido el Sr. Romero Ribledo? ;Craei; que el ad venimiento de una nuwva politica en ]a Peninsula, signifique para nosotros ]a rebaja de los irritantes im puestos que invent el anterio-: Ministerio 6 Ia suspen si6n de algunas de aquellas d sacertadis medilas que tanto agitaron la opini6n pnblica en los 6ltimos tiemr pos, por las temeridade3 del senior Romero Robledo? Preguntadlo a los fabricantes de tab'cns y cigarros y A los haceAdos. 8Esperais con la su)ida del partido. fusionista at poder, alein mjoramielto para nuestra condici6 i social, a'gdia alivio i nuestro malest.ir econ6mico?
No: allIf no se operan tales milagros para nosotros. Eso esti reservaio d otros pueblo3 menis desventurados, en los cuales suede, cono recordabi el Sr. D Gurnersinlo Azcdrate, en cierta ocas'6n solemn ne, refiri6ndose 6 I gl iterra, que cuando cae un Gao bierno maloy sube uno bieno, las madres aibirozad is, exclarnan: c(Ijos mios, nd.i ina tendri el pueblo pan y derechos, respeto y libertad.n En Madrid, cuando cae un Gobierno y sube otro, las genes demuestran su regocijn diciendo: uHijo mio: los amigos do tu padre han subido al poder; ranlana tendrAs un dosAino en Ultramar. (Edrepitosos aplausos y repetidas aclamaciones).
;Ah, senoras! Hty una oposici6n irreda3tible, un hondo antagonismo entre los intereses creados por el modode ser actual de la Peninsula y los interesos creados por ]a naturaleza en este pafs. Existe y ex'stiri, por fortuna nue-tra, entree ella y noso-





11
tros, una perfect harmcnia de fiies po!fticos, pleD conciliaci6n entre intereses morales, fuidados por ]a, lengua, por ]a religion, por las eyes, por las costumbres y, sobi-e todo, por el lazo indisoluble de ]a raza y de la Historia. No creo eo el amor de los extrafnos; todos sabemos lo que tenemos que esperar de las caricias del avaro; y jamrs se me ha ocurrido esperar que venga 6 resolver los conflictos interiores de mi familia y de mi casa, el vecino interesado que de ellos se ha aprovechado "y se aprovecha. (Ramores de aprobaci6a),. Pero existe esa op-sic&6n marcadfsini entre los iute-reses materiales de la Espaii actu il y los interest, econ6micos de sus colonial.
Para que el azncar peninsular pueda vivir ea su miserable industria de estufa, porque aquello es una. industria de invierno, hay que tratar como A extraugiro al azncar antillano. Para que el .comercio penim. sular rinda i sus aciparadores pingnes utilidadeB, li-. bre de ]a competenwia extrang3ra, es indispensable constituir un monopolio en las co!oaias y convertir A sus moradores en consumidores forzosos de los pro, ductos y de las procedencias peninsulares. Para que las rentas de ]a Naci6n no mermen hiy que maitener estancado el tabaco, prohibiendo d nuestros fabric:ntes su libre venta en el mercido de ]a Penfnsula, aun cuanlo of'ezcan el previo pago do derechos de irnportaci6n. Para que los alcoh >les vinic0las vivan es pre ciso qie nuestros alcoholes de cania mu ran. Para qune ]a TrasatlAntica mantenga su fl ta y cubra sus compromisos hay que darle el dinero de Cubi. En fin, para qu lo-, gobierno; puedan satiafacer las ex*gencias de esa birocracia civil y militarque rodea en Madrid d'todos los gabinetes y qu, constituye el secreto de su exisfencia, hay que sacrificar A las colonias, manteni6'adolas en perpetaa tutela y despojindo'as de las prerrogativas de todo pueblo culto: el voto del impues





12
t4 y la administraci6n de sus intereses locales. (Estrepiosos aplausos y gianees vchcmacioneF.) Y esa oposici6n que se hizo palpablecn los iltimos debates par'amentaiios sebre nuestros asuntos y que es para mi indiscutib'e, se hard cada dia mas evidente para todos Jos moradores de e::ta tierra y serd cada vez mAs fundamental, porque el actual orden de cosas, como veis por lo que A vuastro alrededor pasa, deja sentir ya sus desastrosos efectos con intensidad creciente.
Como veis el terreno esti perfectamente repaparado para que obtengam' s un gran friurnfo, que so .rA el triunfo, inevitable de la naturaleza con'ra el artificio, de la justicia contra ]a iniquidad.
Vamos pues, A las urnas; vamos A elegir diputado3 que vayan a las Cortes Asefialar esa incompatibilidad de intereses d que me acabo de referir. E lo:,se encarga. 'rdn de denunciar ante la nac:6n entera, ese funesto
-antagonismo nacido al calor de profundos errores eco. Mamicos y politico-; sehalardn las consecuencias que esos errores acarrean y de los cuales somos aqui victimas todoF; pedirdn su rectificac:6n mediante el establecimiento de un rbgim en de gobierno y Ldministraei6n que armonize intereses que no deben e-tar encontrados encre una Metr6poli y sus colonias, censurarAn en6rgicamente esa conducta de pequAeccs y ambicio. .ns que ponen en peligro supremos intereses de la pitria conidin y lev. rAn como encargo especial de nuestra representac'6n el deber de denunciar A la nac 6n todi para notificaci6n del murndo entero y para salvar responsabilidades del porvenir, quo si por desgracia so breviniese alguui ca6dstrofe no seri por falta de leattad, prudencia y patriotismo en los habitantes de la Isla, sino porque la fatalidad iabrA querido quo resulten vans todos sus cmpefios, inntiles todos zus esfnerzos, estfrilee tolos sus sacridcios por irapedirla; sa crificios y esfuerzos realizados aqui por todos y entree




13
los cule3 io merecen menor respeto loshechos por esta partido autonorns!a qu despues de 14 anos de oposicion, sin aspiraci nes al poder en vez de pronun ciarse para obtenerlo, que es lo que por alIA suele hacerse, cuando lA opo.ici6n se al irga y las pitronas no e3peran, vuelven de nuevo 6 los comic'os y a ]a vida legal para ser fiadores del orden, garantia de ]a p-z, seguridad y guarda moral de la soberanfa espafiola en estas regiones. (Prolongados aplausos y aclamacioDes.)
Dicese por ahi, sefiore-, que en esta 6poca tiene grandes quiebras el oficio de profota y tal vez sea asi, po:que p irec3 que no son estos tiempos de profecla, como tampoco lo sm de milagro;voy, sn embargo, A hacer un vaticinio. Vea el gobierno lo que hace; porque dado el e6piritu de coneordia que trajo 6 nuestra vida pnblica el movimiento econ6mico y dadas las re'ac'ones de fraternidai y rezpeto establecidas por instinto deconservaci61 entre todos los elementos de esta sociedad y que se estrechan cala vez mAs, tanDo por el inter6s do ]a comain defensa, como porque va bo'rAndose inns;b'emente en las penumbras del pasado, el echo qua di6 origen d nuestrs discordias; no es possible quo esta poblaci6a continue por mis tiempo sometidA A la condici6n de inferioridad en que vive, A este desgberno, de que dan elocuente testimonio el desquiciamiento en el 6rden politico, la desorganizaci6n de todos nues'ros serv!cios en el orAi6a admniitrativo y la disoluci6n en el ordln social; ]a impotencia de un gobierno que no obitante contar con resursos y elementos do que quizAs carezcan algunas naciones del mundo, iesulta incapAz hasta para capturar ' extinguir A un bandolero, lo cual c3nstituye ya, para nosotros todos, una gran vergil nz' Aiblica. (Prolongados y e trepiosvs aplauros.)




14
Vea el gobierno de Madrid que se aproxima la hora de las grandas soluciones, qua liega el momento de esas reparaciones tan justamente debidas, como dignam, leal y prudentemente demandadas.
Y no se olviden los ministros de Ultramar,que no todos los hombres son aquf b6roes del sufrimiento y mirtires de la abnegaci6n y del civismo: son humbres, al fin, con sus necesidades, coa sus aspiracicnes, familias, intereses, debilidades, y con todas las virtudes; pero tambi6n con todas las deficiencias de su raza y de su histcria; y quizs no es'n dispuestos A consentir la ignomin'a, de verse privados eternamente ellos y sus descendientes de ciertas prerrogativas naturales y legitimas en todo pueblo culto; comao son, el voto de ans impuestos, la formaci6n de sus aranceles, el establecirniento de sus relacioaes comerciales, la fijaci6n del orden rentistico, la orginizaci6a del sistema tributario y el nombramiento de sus empleados. (Gran En tiempos relativamente antiguo-, aunque de he-cho recientes, pudieron los gobiernos pressindir de estas 1aspiraciunes , porque la arquitectura social lo con sentia. E aesa 6poca nucstra poblaci6n estaba fundada en el aprovechamiento de exp'otaciones nive'adas. En tonces la tierra era regada por el sudor y la sangre del negro esclavo; el cubano explotaba al i egro; el peninsu, !ar explotablI al cubano; y e, Gubierno explotaba, al peninsular, al cubano, al esclavo y 6 la tierra. (Grandes risas y protongados aplausos )
Ea esa 6paca toda espoliaci6n era po-ible, toda imposici6n era tolerable, porque mercel 6 In combinaci~n de esas explotacones, le era ficil al Gobier. no, mantener, por encima de todos, un quilibrio inestable.
Pero las cosas han carnbiado radicalmente. Hoy Ja tierra es regaa por el sudor y la s ngre de todos,




15
que vivimos adacriptos 6 ella como lo3 autiguos siervos de la jleb; el negro ha desaparecido con ]a aboli cifn de la esclavitul, para convertirse en persona da color y eiudadano, con iguales derechos que el blanco; el cubano, en t6rminos generales, est6 daclarado
-en quiebra: so'o queda como materia explotable, el peninsular; grandes aplauso-) y ese, Eenores, que por lo general ei virtuoso, econ6mico, trabajalor, y ordenado, (; ja6 todo3 fuasemos asi!) quo ha salido de La nada, para convertirse aqui, por su esfuerzo propio, ea hombre de provecho, que crea con su amor y Sus cuidados una familia y con sus ahorros y privaciones una fortuna y. que indomable y fiero ha sabido, en m: mentos de supr-mas necesidades, dar su vida y su hacienda por su patria, sibrd protestar con enterez contra exigencias infundalas quo presuponen, cuando no hay necesidad racional que lo justifilue, ]a expolia ci6n constant de sus capitales y el vejamnen eterno para la patria de sus mujeres y sus hijos. (Ruidosisi. mos y prolongados aplausos.)
Ya hemos aparecido aqui ante vosotros, unidos A el!cs en demanda de soluciores econ6micas que impor tan d todas las faerzas vivas de nuestra sociedad. QIi zds ese espect-culo de uni6n se repita en el Parlamen to.
Todo dependerd del personal que escojan para su representaci61 en C6rtes, nuastros advecsarius. Dds de luego, los autonomistas estamos dispucstos A hacer hdy lo qua hicimos ayer, y esfar-rmos siempre dispuestos d prestar nuestro desinteresado apoyo, d toda soluci6n com~n que signifique ventaja positive para el pais y quo represented intereses, que por no ser de nin gdn partido, de ninguna colectividad, de ninguna clase especial, sino de ]a socic dad eutern, demandan especial y unAnime consagraci6n de todos. Ya hemos dado pruebas de que alli donde se nrcesite amplitud de




16
miras, gran ieza de Anim o, rectitud de conducta, conciencia del deber y desp oj o de todo medro personal, no se han echado de m6ios l6 generosos esfuerzog del partido autonomista.
TAI vez, mas tarde concurramos de nu3vo uni dos A cste local, ya hist6rico por los espectAculos do fraternidad que ha contemplado; y entonces. reafirmando nuestra uni6n 6)mo emb'ema de nuestra solidaridad social, declaremos en definitiva lo que ya estA en la conciencia pudblica, A saber: que aqui no somos enemigos, que podremos ser adversarios respetuosos y tole rantes, como lo son en tolo pueblo civilizkdo los'hoin4 bres de diversas ideis, pero que somos ante todo, her manos, miembros de una misma familia, con los nmismos intereses, con las mismas nwesidades, cn el mismo derecho A ]a existencia y al bienestar, con 1wo mismos fines humanos y sociales que cumplir y que el inico enemig> comda de nuestras aipirac'ones A Lt prosperidad, es el sistema degob'erno y de administraci6n 6 que estamos actualmente condenados. (Grandes y continuad )s aplausos).
Eu espera de estos acontecirnientos, que no tardarAn mnucho en sobrevenir, vamos A las urnas A utilizar los duicos medios que tenemos para formular nuestras protestas. La Junta Central de nuestro partido, espera que en esta ocasi6n, como en todas, los autonomistas sabrin cumplir con su deber.
HE DICIIO.
(Repetidos aplauso , grande aclamaciones. El orador es salu iao con vitores ex ra.rdinarios.)













6/7k / c3 x F 3 v


/
/
/




2




972i,7/i2
J , -' - ;


UNIV. UF ILUIDA 3 1262 04276 7185


AIs VOLUME HAS BEEN MICROFILMED
BY THE, Utq ITY OF


CRCULATE





2 -l
T-W. mde -l
* - - - -- p -- - - -----------




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EW6A827D7_92EZGF INGEST_TIME 2015-08-05T22:02:33Z PACKAGE AA00031256_00001
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES



PAGE 1

Meeting do Tacon Rafael Fernandez de Castro

PAGE 2

UNIVERSITY OF FLORIDA LIBRARIES THIS OUME HAS BEEN MI R'J ILME 0 By Tile utNIVERRS OF FLOR1IO R

PAGE 3

d: "I 'Ist t Yr ~ + Y} jaw { a tt iW {. Ar .' 4, k4 i A i {f 5! Ay x. y v lop, +* Vdv. 0, -Cc It Q 0fR Ynn, : -no dPA'DIA R t' M' x. fl t k 4 x+'u +" t 5 k+ x t J, N Y<{ 4 aIN I a i F A, 'MI x"x # -P on 4 Fx+A { 5O kS+.Y +. IsXSk 'A K.. ; e N oo IA t4 x".' At ? 'S a q 4 IS f K y., a 4 x5{,. i "and? so C Is_ as-, y r. P t r t 5 s55 + i :. 1-1% on, RE 41 t y i i i i, ; Y yj t fir tr i Y J 5 h{x3 t F $'{ iC"a Y{ yf { .~ QUA-As t = "" y t A 5. # x C}# J" 1 d "'}.: p *it3' i a ri ;, x ?S ,~ F., o-0, "W UY& my, fdoyff, M 3 +.. + Ott,#w g..s ,?t *.,9A% -AR -01 OL P" P 4 +'tt tt 4t'#r i t ty 't ce 4 S P54 {+ y 5,.. JpY t sY {i #5 k+ 41A 'I'V J {tr 41 { k # 4 i4{ *i s x r" .+ 4t' a a t* 3# F u, .+ k f w 5 +x btn AWs I y rv{''' -xF+Yf*f ir+.: 5 +,y'r K } +x ; ,x'+4 ", sx ,y tN v.,{,ry' x,, 4 j }y ..{hk 'Y"${'+4'+ "p4 4 ksu fnM OJI Oll ;.x .+ { k r xx(k"" #k" r' }+5. t Y :'4y' Y4 t", ar 4 Now, +z l Hq K FA I F' i IF "~{+ ,} { v ,, I It $Ax }'h #t' x i{ tr S aY ~, if E x Y y. i{I I #}t } x~^ +XS .?' lq'Qv. k a: 4 13,:' '.a#i y{S it "." 'vxa "w,' -' .,. .x ;" '4 So-'x std { t 5r t}F 5 4 Wa d'Y J i F z~ y I: 5'M ya }x ,' t {X yPt t k .K. :1 In ,! -Ild, { 3 .. t tt 5 X [,.{ ''3 # r it+ a + n r v, y+,: .,r.w +,t'k 4 s J .. S re~+ F i x e ?x{ '' -'d# ':!tt4... F +s" ++'"N~'' +. 4{ { ty s7 q *+ r #+ Rx w, tt+r "' "'b 'a,{ k+; "KK } '! r# # aM 'afit, .vx t a f rt t4xI -A" 0 +"5OO all k ''# i" FM +i' 00, k' h ISMS Two -Z y A one Us, 70 -7 1 r A n p a *4A j; V$St' k," y,. F so, o In IV % ,T.;I It ad on OAT InVMI -1 04 ..Vo"a 017, I aid i J tkad ,N t is et"t #.. }i.i ai 4 M, S k Vd. Y 4 k Osl Osl Od" Osl Od"

PAGE 4

# '.n N k "" S; f#Kk .' +x.kx4} '' x, f .,h** a + kx xk i.tk k xx a a *5' # Mif** 1 ,: }'y ; ivx .ktA? A ; y k ,*A"' k + # ,W*: } ., .* h 'k + } t f * k #;4 ~# a.?r a ... : A $ S xt ,.. ." ..AS w ry k a NN "v6 } + a' W*w y r+. '' "' e iN t h "" f

PAGE 5

p T RAFAL FERNANDEZ DE CASTE.

PAGE 6

C 7 / -, + I .I f .2kit". r -..

PAGE 7

3 El Sr. Fernanlez de Castro arraucaba en la nocha, del 13, al final de cada unoede sus acerados y elocuenles pArratos, el aplauso expontaneo, subyugando ai imponente auditorio con la sinceridad de su magica palabra, el vigor de sus diafanos juicios, la elevaci6n de sus valientes conceptos, la diseccion maestra y brillante de la situacion political de esta colonia y de los gobiernos de la Metrbpoli. Rafael Fernandez de Castro, hombre joven, de conducta correctisima, de talento oratorio de primera fuerza, gran trabajador en medio de su & shogada position, dedicado a studios serios, haceudado, cate-dratico de Historia de nuestra Universidad, y hornbre de partido, ha veuidi haciendo progrewos vistos, y tales, en la tribuna, que los que lo hayan sguido en los tres nltimos meetings, celebrados en la Ilabana, el autonomista y el econom'co del afo pasado, celebrados en Tac6n, y el meeting de anoche, preven para el senor Rafael Fernandez de Castro, y para dentro de breves aflos, el primer puesto en la oratorna politica cubana.

PAGE 8

4 Talento brillante, corazun grande, convicciones corn Ermezas de roca, elevecion de ideas, patriotismo f r viente, consagracion al estudio y al trabojo, gesto y figura simpaticas en la tribuna, verbo elocuente, alma grande, juventud, todo eso que se une en el sciThr Rafael Fernandez de Castro, bacen ya de e1, hoy, una de las pcrs'nalidadesmAs salientes de Cuba, y llamada A serlo en la propia Metr6po'i, donde ya, en Cortes anteriores, ha djado sentada una buena reputacion. Su discurso fu6 el 6xito de la noche. a

PAGE 9

5 SENORAs Y SE\'ORES: En dificil situaciin me colcean hoy los compromisos politicos que me obligan d concurrir. A este acto y A comparecer ante vosotros. Como hombre de partido que se ajusta 4 las exigenclas de sus correligionarios y que obedece sin discusidn, por imperioso deber de disciplina, las 6rdenes de sus superioreg, tengo que hacerme el cargo ,de que asisto A un festejo, d una gran parada de nuestras -huestes electorales, A una especi6 de fiesta de resurec-cion, como acaba-de indicar con s elocuente palabra el seflor Giberga, cuando' persohalmente, con el alma inundada de hondas tristezas, lleno de desencantos y de profundos desalientos, pareceme que concurro, .como parte de acongojado cortejo, a una visit de p6same. Y os aseguro que no sabria dominar las vio'en* cias de mfespiritu, ni encontrar modo de veneer las dificultades con que naturalmente ha de tropezar mi palabra esta noche, si no fuera porque vuestra presenciaen este lugar, reflejo de la mia en esta tribuna, y vuestras demostraciones de afecto, tan entusiastas en estos momentos de dudas, de perplegidades y vacilaciones, porque, como acaba de decir el sefn)r Giberga, adu no sabemos si vamos A ser de nuevo enganiados, me indican claramente como entre nosotros se vencen y dominan todas las violencias y todas las dificultades cuando por encima del hombre, por eneima de todas las personas y de today idea particular, aparece evocado por el patriotismo, nuestro sentimieiito pnblico, ese espiritu cubano radiante de her mosas energias destinadas por lo visto A servir tnticamente para forjar heroes en tiempo de guerra y ap63-

PAGE 10

6 toles y martires en tiempos de paz. (Acla maci6n y aplausos nutridos.) Creo que no son los mas eficaces esos medios que vamos a volver a emplear para alcanzar el logro denuestras aspiraciones. QuizAs el reetablecim'ento de la normalidad politica zcerque el triunfo de ntuestrces ideales, porque establecido de nuevo el falso equilibrio, fundado aqui despuas de la paz del Zaoj6n, volveran las cosas a scguir como iban antes de nuestro retraimiento, sirviendo nuestra actitud de resignado,, para que el gobierno c:ntinde tranquilamenteen su dulde inacci6n, viviendo al dia, sin preocu4arqe de lo porvenir y sin mAs pehsamientcr politico, respect de nosotros, sin mds sistema de. gobierno que el de conservar dividida A esta pdblaci6n, a fin do apbyarse en unos para dominar a otros y poder asi, mansamente, explotarlos 6 tcdos (Aplausos ) ntkndia yo que en _a situaci6n geinera] creadia en nuestra polfticat local, despu6s del tetraimiento, Ia mws convenient A nuestra causa, tal vez hubiera sidoromper nuestras plumas y seller nuestros labio=, entregando nuestro pequeflo mundo politico d las dispu" tas de los conservadores; y pareefame muy practice y ttil clear confiietos en vez de evitarlos, dificu'tar el camino en vez de suavizarlo, dcspertar inquietudes en vez de calmarfas, autnentar el desconcierto en vez do disminuirlo, siqu'era fuee, para no dejar gozar en calma los despojos al despiadado vencedor y para impedir en ci:rtomodo la digesti6n de los que nos cmen (Tisas) todo ello naercedtt un procedimiento que permitiera, sin salirnos de ]a legalidad, estremar el mal, a ver si de su esceso salia el bien, esperando que de la crisis de la enfermedad resultaee la mejoria del enfermo y que el tiempo, agente universal de todas las cosas, auxiliado por las torpezas de nuestros Ministroede Ultramar, agenteseficacisimos de naestra

PAGE 11

propaganda, so encargasen de demostrar a todaz nuastras gentes que la n iica so'uc'6 i national que, tienen los problemas politicos; econ6 nicos y sociales aquf planteados, es la autonmia (tplau3os) Mientras tanto en calidad de espectadores podriamo.. contester satisfech >s al que nos preguntase en 'as calles: -4Qu6 hay de bueno? -Hombre, lo dnico que bay de bueno es lo malo que esto se v I poniendo (grandes risas y aplusos). Persistirfa yo en esta opin on pirticular, qu3 susten taria en toda ocasidn, con la indipendencia de criteria que caracteriza todas misconvicciones y que infirma todos mis actos, si al misno tiempo que pensaba eaas" cosas 'no reconociese de acuierJo enteramrn~te coa las raz nes que elocuentemente acabvde exppner mt querido compaflero el sen )r Gberga, que sobra nor contar nosotros con mis medios que aquellos qua utilt zamos, fuerzi es confesar que el p'rocedimieato espeo3 tante empleado en parte"por nuesra abstencin, ha. pro lucilo ya 6pimos frutos, pues gracia3 a 61, hemns_ alcanzado la frfortn electoral y gracias a 61 y al con. curso inconsciente qe hns ban prestado los audaces; erro res del setbr Cnovas y las insignes demasias del senor Romero RIbledo, han cambiado las cosaa de tal modo en 103 dos n'tims anos y han obtenido nuestras doc'rinas tan gran exito, que francamnte, senores, si l autonomic fuese veneno, ya en este pals todo el mundo estaria intoxicado. (R sas y aplbi. sos) Ih aqui como por una operaci6n log'ca, he pa sado reflex'vameate del ris somb-io pesimnsmo a un optimismno que no por ser ea algna modo conditional, deja de ser bastante consolador. igo mias todas las manifestaciones quo acaba da hacer el seflor Giberga y reproduzco en apoyo de mis pensamientos las contenidas en el dltim) manifiesto de nuestro partido al pis.

PAGE 12

8 tstamos, pues, en el caso de hcnor para todos de *acudir at liamamiento que hace nuestra respetable Jun ia Central y do volver A los comieios. Continuaremcs f rms ndo la fila de comparsas en el sainete gubernamental; seguiremos sicndo los pun tos criollos (jor que no tcdos h moa de s r cruntos 'filipino.n) en ese budo juego En el cual siempre gana 'el que talla y nunca pierde el que apunta (grandes 'risas y aplauso&); serviremos de piedra de toque i nuestros advnrsarios para que al contrrstar :us fuer:zag con las nuestras se ret rganicen y se unan; allairaremcs al Gobi. rno el camino suave y pldcido de 'su (6inoda 'Existencia; acondicionarcmos de nuevo la legalidad para que siga la paz cn Varsovia; pero no 'nbs' importe nada de esto: vamos d demostrar que rpveemos una diecipliua vigo-osa, que es la primera ceualidad de los partidos robustos, como es tambi6n la primera virtud de los ver d> deros hombres de Gubier,n6; y tend la seguridad de que con un nuevo esafuerzo, con un pequEno sacriflcio, mucho menor sin udda quo los anteriores, vamos 6 alcanzar pronto el imijor de todos los triunfos posiblea; no el de ganar las elecciones, porque ya sabemos que estas las teneimos perdidas, sino el de acabar de convencer a todo el :mundo de la necesidad en que estamos de resolver ipor nuestro propio etfuerzo, sin auxilio de nadie, los (prdblemas Ilanteadcs en el seo.o de esta sociedad, y que de Madrid, pcr ahoro, no vendrian soluciones, sino presupuestos absurdos con toda su cohorte de 2ontribuciones y recargos, y par de pronto muchos em;pleados, unos con :nek titudes de nov'cios, otros cofl ansiedades de c santes y todos con ambicions de aven ,Iureros. (Grardes apkuso). Lo mismo oprovchan d nuestro enf. rmo las drogas -de los conservadores del Sr. Canovas, que los brevaies de los liberals del sEnor Sagasta, porque unos y

PAGE 13

9 otros, todos los partidos gulern. mer-ales de nuestra Metr6poli, en lo referente a political colonial, son, esencihlmcnte, los mismos (A plausos). Unos miniatros de Ultramar, guardan las formal mjor que otro-: unos dicen que si A todo 1o que se les pide, reservaudose mentalmente-el derecho de hacer despues lo que les di la gana (risas); otros proceden con mayor desenvoltura, demostrando en sus actors, sin ambajeo, la poca estimaci6n en que tienen al indiano, y el mcnor aprecio que les inspira el criollo. (Risas). Los unos se aprovychan de los errcres de los otroe. El quo entra siempre encuentra pretesto para conservar to hecho per el que sale. El que viene, en fin, es exactamente igual al que se vA. (Risa&). Si alguno de ellos se dispone a contentarnos con reformas politicas de escaif ima importancia, siempre Jo hace rif&ndcnos, llamandonos intransigentes, obeecados y sobre todo dejando yigeutes los impuestos creados por sa anteeesor y en pi6 todos los errores, provechosos que encuentra en el Ministerio. (Aplausos y risas). Todos los Ministros de Ultramar, posibles por ahora, estan muy dispuestos siempre, A tener buenos deseos y lcvantados propdsitoe, a estudiar prufundamente nuestros asuntos, t examiner minuciosamente nues tras reclamaciones, A otorgarnos promesas de grandes concesiones, alentar'grandes esperanzas de mejo. ramiento, A todo menos a rebajar una peseta de la recaudacidn, que consideran ne:esaria, para cubrir los gastos creados por las exigencias del actual orden de cosas. Ved lo que ocurre en estos dias. Meditadconmigo sobre el especttcu'o con que ha in'ciado sus gestio nes el nuevo Min's'ro de Ultramar: una hecatombe burocrtAtica. lace un mes que los telegramas de M2drid, no nos trasmiten mAs noticias que las relativas al movimiento del personal. Todos los couflictos del nuevo G..binete se refieren al norabramiento de em-

PAGE 14

10 pleados. Acabamode saber por telegram de n'tima hora, que en estos dias se han firm-d > 800 R. R. O. 0. relatives al cambio del personal adrn n'strativo de esta Isla. (Sensacibn). Aquillo parece un festin de hambrientos. (Grandes risas y aplausos). ;Esperais que el cambio. de Gobierno se noteaqui por alguaa repiraci6n de los agravios, qie nos ha inferido el Sr. Romero Ribledo? ZCraei; que el ad venimiento de una nuwva political en ]a Peninsula, signifique para noso!ris la rebaja de los irritantes im puestos que invent el anterio Ministerio 6 la suspen sidn de algunas de aquellas d sacertades medidas que tanto agitaron la opini6n pnblica en los dMtimos tiem pos, por Ias temeridades del senor Romero Robledo? Preguntadio a los fabricantes de tab'cos y cigarros y A los hace'-dAdos. aEspeiai's con la subida del partida. fasionista al poder, alin mjoriamieito para nuestra condici6 i social, a'gdu alivio A nuestrd malestAr econ6mico? No: allf no se operan tales milagros para nosotros. Eio esta reservaio A otros pueblo men)s desventurados, en los cuales suede, cono recordabi el Sr. D Gumersindo Azedrate, en cierta ocas&6n solemne, refiri6ndose 6 Igl iterra, que cuando cae un Go. bierno maloy sube uno bieno, las madres albgrozad is, exclaman: ((Hjos mfos, niPh na tendrA el pueblo pan y derechos, repeto y libertad.n Ea MaIrid, cuando cae un Gobierno y sube otro, la3 gentes demuestrari su regocijo diciendo: uaijo mio: los amigos de t padre han subido al poder: nianana tendrds un destino en Uitramar. (EArepilosos aplausos y repetidas aclamaciones). ;Ah, seflores! Thy una oposici6i irredactible, un hondo antagonism entre los intereses creado3 por el modo de ser actual de la Peninsula y los intereses creados por la naturaleza en este pais. Existed y ex'stirA, por fortuna nuelra, entra ella. y noso-

PAGE 15

it tros, una perfects harmonia de fines politicos, pleni conciliacion entre intereses morales, fuidados por la lengua, por la religion, por las eyes, por las costumbresy, sob-e todo, por el lazo indisoluble de ]a raza y de la Historia. No creo eo el amor de los extraflos; todos eabemos lo que tenemos que esperar de las caricias del avaro; y jamAs se me ha ocurrido esperar que venga & resolver los conflictos interiores de mi familia y de mi casa, el vecino interesado que de ellos se ha aprove. chado ;y se aprdvecha. (Ramores de aprobacia) Pero existe esa op-sicion mnarcadfiimat entre loa inte-reses materiales de la Espani actu i1 y lointereses, economicos de sus colonial. Para que el azicar peninsular pueda vivir ea sU miserable industria de estufa, porque aquello es una. industria de invierrio, hay quo tratar como A extra-n garo al azncar antillano. Para que el :comercio p813111 sular rindal sus aciparadores pingiies utilidades, li-. bre de ]a competencia extrangara, es indispensable: constituir un monopolio en las co!onias y convertir a sus moradores en consumidores forzo3os de los productos y de las procedencias peninsulares. Para que las rentas de la Nacion no mermen hy que mantener estancado el tabaco, prohibiendo a nuestros fabric:ntes su libre venta en el mercado de la Peninsula, aun. cuauio ofrezcan el previo pago de derechos de import tacion. Para que los alcoh ales vinicolas vivan e3 prey ciso que nuestros alcoholes de cafia mu 2ran. Para que la TrasatlAntica mantenga su fl ila y cubra sus compromisos hay que darle el dinero de Cuba. En fin, para que log gobiernos puedan satisfacer ]as exigencias de esa burocracia evil y militarque rodea en Madrid A'todos los gabinetes y qua constituye el secreto de su exisiencia, hay qua sacrificar A las colonias, mantenieadolas en perpetua tutela y despojiudo'as de las prerrogativas de todo pueblo culto: el voto del impues-

PAGE 16

12 to. y la administracion de sus intereses locales. (Estrepiosos aplausos y granc'es acrtmacioneF.) Y esa oposiei6n quese hizo palpable cn los nltimos debates par'amentarios scbre nuestros asuntos y que es para mi indiscutib'e, se hard cada dia mas evidente para todos Jos moradores de eta tierra y sera cada vez mrs fundamental, porqueel actual orden de cosas, como Vis Vor to que 6 vuestro alrededor pasa, deja sentir ya sus desastrosos efectos con intensidad creciente. Como veis el terreno esta perfectamente prepaparado para que obtengam s un gran triurnfo, que se -rd el triunfo, inevitable de la naturaleza contra el artiOcio, de la justicia contra la iniquidad. Vamos pues, a las urnas; vamos A elegir diputados que vayan a las Cortes asefialar esa incompatibilidad de interests d que me acabo de refarir. E lo:,se encarga'rn de denunciar ante la ncGan entera, ese funesto -antagonismo nacido al calor de profandos errore3 ecoG6micos y politico-; senalardu las consecuencias que esos errores acarrean y de los cuales somos aqui victimas todos; pediran su rectificac:6n mediante el establecimiento de un regimen de gobierno y Ldministraci6n que armonize intereses que no deben e.tar encontrados encre una Metr6poli y sus colonias, censurar~a energicamente esa conductade pequwfeccsy ambicio. n s que ponen en peligro supremos intereses de la pitria condo y levurdn como encargo especial de nuestra representac:6n el deber de denunciar a la nac.6n todi para notificacion del mutido entero y para salvar responsabilidades del porverir, que si por desgracia so breviniese alguni catdstrofe no ser6 por falta de leatad, prudencia y patriotismo en los habitantes de la Isla, sino porque la fatalidad habra querido que resulten vans todos suse mperios, inntiies todos &us esfuerzos, esterilei tolos sus sacriticios por impedirla; sa crificios y esfuerzos realizados aqui por todos y entre

PAGE 17

13 ]os-cude3 no merecen menor respeto loshechos por esta partido autonomista que despues de 14 afios de oposici6n, sin aspiraci fles. al poder en vez de pronun coarse para obtenerlo, qua es 1o que por alla suele hacerse, cuando la opoici6n se al orga y las pitronas no esperan, vuelven de nuevo a los comncios y a la vida legal para ser fiadores del orden, garantia de la p-z, seguridad y guarda moral de la soberanfa espafiola en estas regiones. (Prolongados aplausos y aclamaciones.) Dicese por abi, senores, que en esta 6poca tiener grandes quiebras el oficio de ptofeta y tal vez sea asi, po:que p reca que no son estos tiempos de profecia, como tampoco lo s m de milagro;voy,s n embargo, a hacer un vaticinio. Vea el gobierno ]o que hace; porque dado el e.piritu de concordia que trajo 6 nuestra vida pnbtica el movimiento econ6mico y dadas las re'acones de fraternidal y re=peto establecidas por instinto. delconservaci6a entre todos los elementos de esta sociedad y que se estrechan cala vez mas, tanto por el intere3 de Ia coman defensa, como porque va bo'randose iussnsib'emente en las penumbras del pasado, el hecho qua di6 origen d nuestras discordias; no es posible qua esta poblaci6on continue por mis tiempo sometidt a la condicion de infdrioridad en que vive, a este desgib!erno, de que dan elocuente testimonio el desquiciamiento en el 6rden politico, la desorganizaci6n de todos nuestros serv.cios en el orJ6a adm'nitrativo y la disoiuci6n en el orden social; la impotencia de un gobierno quo no obtante contar con rezursos y elementos de que quizAs carezcan algunas naciones del mundo, iesulta incapaz hasta para capturar 6 extinguir a un bandolero, Jo cual constituye ya, para nosotros todos, una grand vergu uz y!b ica. (Prolongados y e trepiosns aplauos.)

PAGE 18

14 Vea el gobierno de Madrid que se aproxima la lora de las grandas soluciones, qua Ilega el moment de esas reparaciones tan justamente debidas, como dignaa, leal y prudentemente demandadas. Y no se olviden los ministros de Ultramar, que no todos los hombres son aqui heroes del sufrimiento y martirets de la abnegaci6n y del civismo: son humbres, al fin, con sus necesidades, coa sus aspiracicnes, familiaP, intereses, debilidades, y con todas las virtudes; pero tambi6n con todas las deficiencias de su raza y de su historia; y quizAs no es'6n dispuestos 6 consentir la ignomin'a, de verse privados eternamente ellos y sus descendientesde ciertas prerrogativas naturales y legitimas en todo. pueblo culto; como son, el voto de sus impuestos, la formaci6n de sus aranceles, el establecimiento de sus relaciones comerciales, la fijaci6n del orden rentistico, la organizaci6n del sistema tributario y el nombramiento de sus empleados. (Gran
PAGE 19

15 sue vivimos adscriptos d ella como los antiguos siervos de la glebe; el negra ha desaparecido con la aboli ci6n de la esclavitul, para convertirse en persona de color y ciudadano, con iguales derechos que el blanco; el cubano, en terminos generales, esta declarado -en quiebra: so'o queda como materia explotable, el peninsular; grandes aplauso-) y ese, senores, que por lo general e3 virtuoso, econ6mico, trabajalor, y ordenado, (; jall todo3 fuasemos asi!) quo ha sa)iJo de la nada, para coavertirse aqui, por su esfuerzo propio, ea hombre de provecho, que crea con en amor y sus cuidados una familia y con sus ahorros y privaciones una fortuna y. que indomable y fiero ha sabido, en m: mentos de supr.mas necesidades, dar su vida y su hacienda por su patria, sibra protestar con entereza contra exigencias infundalas que presuponen, cuando no hay necesidad rational quo lo justifique, la expolia cion constante de sus capitales y el vejamen eterno para la patria de sus mujeres y sus hijos. (Ruidosisimos y prolongados ap'ausos.) Ya hemos aparecido aqui ante vosotros, unidos A el!cs en demanda de soluciones econ6micas que impor tan d lodas las fuerzas vivias de nuestra sociedad. Q'i zds ese espectlculo de union se repita en el Parlamento. Todo dependerd del personal que escojan para su represeutacidn en Cartes, nuastros advaesarius. Das de luego, los autonomistas estamos dispucstos a hacer hoy lo qua hicimos ayer, y estaremos siempre dispuestos a prestar nuestro desinteresado apoyo, 6 toda soluci6a comln que signifipue ventaja positive para el pais y que represente intereses, que por no ser de nin gun partido, de uinguna colectividad, de ninguna case especial, sino de la sock dad enter, demandan especial y unanime consagraci6n da todos. Ya hemos dado pruebas de quo alit donde se n:cesite amplitud de

PAGE 20

16 miras gran ieza de Anim o, rectitud de conducta, conciencia del deber y desp ojo de todo medFo personal', no se han echado de m6 10s l0 generosos esfuerzos' del partido autonomista. TA vez, mas tarde concurramo3 de nu3vo uni dos A cste local, ya hist6rico por los espectAculos dd fraternidad qUe ha contemplado; y entonces. reafirmando nuestra uni6n c6mo emb'ema de nuestra solidaridad social, declaremos en deflnitiva lo quA ya estA en la conciencia pttblica, A saber: que aqua no somos enemigos, que podremos ser adversarios respetuosos y tole rantes, como ]o son en todo pueblo civilizado los hoin Lres de diversas ideas, pero que somos ante todo, her manos, miembros de una misina familia, con los dxismos intereses, con las mismas hdesidades, con el mismo derecho a la existencia y al bienestar, con lo mismos fines hurnanos y socialeg quo cumplir y que el nico enemig> comfia de nuestras a3pirac'ones 6 la prosperidad, es el sistema degoblerno y de administra-. ci6n A que estamos actualmente condenados. (Grandes y continuad )s aplausos). Eu espera de estos acontecimientos, quo no tardaran mucho en sobrevenir, vamos a las urnas a utilizar los finicos medios que tenemos para formular nuestras protestas. La Junta Central de nuestro partido, espera que en esta ocasi6n, comp en todas, los autonomistas sabru cumplir con su deber. HE DICIIO. (Repetidos aplausoa, grande aclamaciones. El orador es sal taio con vitores extra-rdinarios.)

PAGE 21

T4' .. # S vR h x. }, t .Tf' F* % yivh #. A ? {q & X ''.'Ytt } .t'*m .ay.. x } e" at A a 4 teP a y. tr .}{ f ? {'. 5.. '# tF 'x t r .r ,: ;.. v .,. *f# .n ,. n ,. v v ;, a : .... h .' .r .. pxu 'Ca ..uk n ..' a # v. ; ., .: t ,. a m 1 k{;F Fk+ .. a t. a k N ,. x rk ? } d ;.

PAGE 22

k 40 *n ni 1 1 or WS A. *o To : TEvy *VI ~ t?,* t ar., y k 1" t '} Y., xy wooAlo V, EE Q M. py, KA: # ydr}i' #t .x -:x }y k 4 } } '} c* V }# w t } ',t fi, t# f #.tK': +i~} .! '' '" } s oi 0.; s "Q W E kw .. xra+F {y' #1 rx'xx' .* *T,:A E o S9 #'#'}i}a} i r r.*k : xa { x.r,# t x9 M *{ 4 's ~s't t k f'At #*' #.*a., xu* IFI S t .* .# F yt1 11 .r,4.} l '. *

PAGE 23

97k ? /od UNIV. OF FLORIDA 3 1262 04276 7185 THIS VOLUME HAS BEEN MICROFILMED f&3jHE ITY Rgj.OF CIRCULATE

PAGE 24

-x --e e o -4 + e + 4 ** + 4 4 8 4 4 4 + + 4 -----------.-..-.--....-.-----..-.x .--x ------------------x -....--.-.... -..-.-..---.. --.----.... .--.. -----x ---.xx x -------.. ------------.-----------.--x ----x----. ----.-.7 -.-..-.... ----.---x --x ---.-.x ---s -----------------.------.-----------. x x -------------...---.-.----------.--' -.--x ----... x .-x ------.--. .. -.. -----.-------.----..-.-: x ---------------------.x -----.. -----------------z. ----------.-.---.------.. -----.----.---------x .-. ------------.. -----------x-.-a.x .-a .. .--1 --. -.. .-. ---. ..---.-... ...--::-------.-...---. -. .. -...a --.-------..-.. ---..-... ---------------.-----.x x ----------------.--x -----------..--------------x ---.2 --: ------------.-..----.---------: ----------------------z. ---. -x -----------------------..-.x --.-.-.-... -.-----..--....-.. .---.--.. ----------------.---.x ---------.. .-----.------.-----------.----. ---x----. -------u. --. ---. : ..--... --." -.-.-----. ----.-----... .. ----.-s ex--x ----.-------.-------x -.... ..---x ----------.-. --------..---x ------x -..-..: -...... ." .--.-: ...--x -------------.--.-... --.--------.--.----------. x-s a ----..--...---------.--..--3 -a -.x----.-----.--.--. .-----------------.-----x------x -------.---.s. --------s -----.-------. ----------------.. -------------.--------------x --------------------------.-x a ::. ..x ---------------x -----.--------------..-----------s----.-...z. -------------.---.-----------, --x .---------------------------------------------x ------x .------. --: ---.-: -. --------------.----.-.---..----.--.. -.--.: .----:----. .-----.----. -----: : --.---. ------------------.----------s :.r --------.--------: -----. -------. .---.--: ---: ---: :-: ----------.. ------------------x ------------.x -.-------.3 ------------b --------x -------:---: .-----: --: ---.-------. ---------x .-----.--.. ---. ... -. .. -.--:-.x ------------------------------.--. ----.---.---x ---.. .------------.------------------------.-.----------. ------x --x -----. ---x --.--------------.. ----. -.-. -----3------------x-04 : .--.x3 -: ----. -----.--:: --: -: ------------------: -----:: ---::------------.----------------------------.: .--...---------x ---x -----------------------x ------x --x -x --. ---..--.-:-.---.. ..--.--: ..--e.. --.: ... ..-.--. --.x .------.. --.p ---..x -6 .--..:..--------.. ... .s. ----: -. -.: ..-... -x ---z. u---.-a.x ---------------x -k le --" -.. ::"a ----. 3 ... ----x .---2 a -. ----------------------------2 ------------------