Citation
Codigo de comercio vigente en la republica de Cuba

Material Information

Title:
Codigo de comercio vigente en la republica de Cuba esta obra contiene el codigo espanol de 1885, con las modificaciones introducidas en el mismo al hacerlo extensivo a las Antillas, por R. d. de 28 de enero de 1886, y las ordenadas en su texto por leyes o disposiciones posteriores, con notas aclaratorias y concordancias
Series Title:
Leyes vigentes en Cuba
Uniform Title:
Código de comercio (1885)
Alternate Title:
Código de comercio vigente en la república de Cuba esta obra contiene el código español de 1885, con las modificaciones introducidas en el mismo al hacerlo extensivo a las Antillas, por R. d. de 28 de enero de 1886, y las ordenadas en su texto por leyes o disposiciones posteriores, con notas aclaratorias y concordancias
Creator:
Cuba
Betancourt, Ángel C., 1862-1925
Spain
Place of Publication:
Habana
Publisher:
Impr. de Rambla y Bouza
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (325 pages). : ;

Subjects

Subjects / Keywords:
Commercial law -- Cuba ( lcsh )
Derecho mercantil -- Cuba ( bidex )
Commercial law ( fast )
Cuba ( fast )
Genre:
legislation ( marcgt )
non-fiction ( marcgt )

Notes

System Details:
Master and use copy. Digital master created according to Benchmark for Faithful Digital Reproductions of Monographs and Serials, Version 1. Digital Library Federation, December 2002.
Statement of Responsibility:
redactadas por Ángel C. Betancourt.

Record Information

Source Institution:
Fordham and New York Law Institute
Holding Location:
Fordham and New York Law Institute
Rights Management:
The University of Florida George A. Smathers Libraries respect the intellectual property rights of others and do not claim any copyright interest in this item. This item may be protected by copyright but is made available here under a claim of fair use (17 U.S.C. §107) for non-profit research and educational purposes. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by fair use or other copyright exemptions. Any reuse of this item in excess of fair use or other copyright exemptions requires permission of the copyright holder. The Smathers Libraries would like to learn more about this item and invite individuals or organizations to contact Digital Services (UFDC@uflib.ufl.edu) with any additional information they can provide.
Resource Identifier:
671865230 ( OCLC )
ocn671865230
33119 ( LLMC )
Classification:
HF1291 .A3 ( lcc )

Full Text


















This volume was donated to LLMC to enrich its on-line offerings and
for purposes of long-term preservation by

Fordham and New York Law Institute










LEYES VIGENTES EN CUIAj "

(PfUBLIGAGION AUTORIZADA ]OR EL GPHIRlQo)


CODIGO


DE COMERCIO


VIGENTE EN LA


REPUBLICA DE CUBA.

ESTA OBRA CONTIENE EL CODIGO ESPANOL DE 1885, CON LAS MODIFICACIONES INTRODUCIDAS EN EL MISMO AL HACERLO EXTENSIVO A LAS ANTILLAS, POR R. D. DE 28 DE ENERO DE 1886,
Y LAS ORDENADAS EN SU TEXTO POR LEYES 0 DISPOSICIONES POSTERIORES, CON NOTAS ACLARATORIAS Y CONCORDANCIAS, REDACTADAS - - -


POR


ANGEL C. BETANCOURT,
Magistrado del Tribunal Supremo y Presidente, que ha sido, de la Comisi6n de C6digos
de la CAmara de Representantes de la Rep6blica.


HA A N A

IMPRENTA Y PAPELERIA DE RAMBLA Y BOUZA
OBISPO NUMEROS 83 Y 85
1909




































Es propiedad de los editores

















ADVERTENCIA



Cuando publicamos la Ley de Enjuiciamiento 'Civil, primer volumen de esta colecci6n de "Leyes vigentes en Cuba", expusimos elaramente el objeto que nos proponiamos: facilitar la consulta y aplicaci6n de los preceptos vigentes, reuni6ndolos en un solo volumen, siguiendo el m6todo de la propia ley y alterando el texto de 6sta conforme A las disposiciones posteriores h su promulgaci6n, que, explicita 6 implicitamente, lo 'hubieran modifieado. Igual procedimiento seguimos en esta obra y seguiremos en todas las de la colecci6n. Por consiguiente, 6ste es mis bien un libro prfctico que una obra de consulta; sus numerosas notas no son comentarios, ni exposici6n de opiniones personales acerca do dudas que se ofrezcan en la aplicaci6n de la ley; son meras acotaciones de disposiciones complementarias del texto. El Oomentario 6 'la inteligencia -del mismo queda al juicio ilustrado -del leetor, A quien s6lo nos hemos propuesto darle, convenientemente reunidos, los elementos necesarios para formar ese juicio.
:Siguiendo ese prop6sito, hemos omitido citas minuciosas de la Jurisprudencia, y s6lo en .casos excepeionales en que la doctrina completa 6 aclara un concepto en general, hemos citado algunas sentencias; porque un extracto superficial de una sentencia puesto como aclaraci6n 6 complemento A un articulo de la ley, en la mayoria de los casos, m's que aolarar el texto, induce A confusi6n; porque la Jurisprudencia 'no puede estudiarse como f6rmulas abstractas, sino en rel'aci6n con el caso concreto i que se aplica la doctrina, y 6sto, en obras como la presente, 6 produciran largos comentarios, -impropios de su objdto, 6 no lienarian ninguna necesidad, teniendo que acudir el lector i cada paso al original citado, 6 A las coleeciones en busca de posteriores sentencias, con lo cual se desnaturaliza el fin prActi-co de este trabajo.
El m~todo seguido en este libro es el siguiente: se inserta literalmente todo el texto del 'C6digo espafiol, y en los oasos en










que expresamente haya sido modificado un precepto, se Tedacta 6ste en la forma ordenada por la ley que hubiere dispuesto la modificaci6n. Cuando la modificaci6n no se haya dispuesto expresamente, sino que sea el resultado de preceptos legales que implieitamente producen aqu6lla, insertamos el precepto en la forma que debe ser aplicado, haciendo la correspondiente aclaraci6n por medio de notas.
Adems de estas modificaciones, incluimos en el texto, por medio de adiciones, leyes 6 titulos de leyes que completan el C6digo; en las notas damos la explicaci6n de las modificaciones oontenidas en el texto, y en algunos casos insertamos leyes que completan 6 alaran el concepto de aqu6l, aunque no sean en realidad mercantiles.
Al dar al pfiblico este nuevo libro, repetimos lo dicho -al publicar el primero, para dejar claramente precisado el modestisimo prop6sito que ha guiado A su autor, para que 61 sirva de titulo 4 la benevolencia pfiblica, y ojalh 6sta encuentre ocasi6n de plfcemes por estas publicaciones, si ellas sirven de estimulo para mayores empefios, 6, por lo menos, de base para que se emprenda la patri6tica labor de dotar al pals de leyes propias, arm6nicas y adecuadas i su actual situacti&n politica.
Marzo de 1907.

















REAL DECRETO DE 28 DE ENERO DE 1886


HACIENDO EXTENSIVO EL C6DIGO DE COMERCIO DE 1885 1 L.AS
PROVINCIAS ULTRAMARINAS DE CUBA Y PUERTO RICO.
ULTRAMAR.
EXPOSICION.

SERiORA:
A ningfin otro ramo de la legislaci6n ultramarina es mhs neoesario apliear el fecundo principi de la asimilaci6n y IlevaT los adelantamientos de la ciencia ceomprobados en la prictica, que -. aqu6l que organiza las institu-eiones mercantiles, ya par el carheter de universalidad que 6stos revisten, ya par la influencia directa que ejereen en el desenvolvimiento de la riqueza pfiblica.
Vehiculo muy poderoso el oomercio -de los intereses materiaLes y aun morales de los pueblos, ha merecido siempre particular solicitud de los Gobiernos, no s6lo en lo que toca ,A la Metr6poli, sino tambi6n en lo que concierne fi aquellas apartadas regiones que, formando parte integrante de la Monarquia espafiola, se hal-len bajo la di'recei6n de este Ministerio.
(Por esto, promulgado en Ia Peninsula el C6digo de Comercio de 30 de Mayo de 1829, se hizo extensivo luego 6. todas las provincias de Ultramar, par diferentes Reales C~dulas, en 1832, para fijar tambi~n y complementar en elias la legislaci6n mercantil, reducida antes f. las Ordenanzas particulares otorgadas A los Consulados. De -igual moda reformado este C6digo en 30 de Julio -de 1878, se aplic6 tambi6n la reforma h las provincias ultramarinas por Real Decreto .de 1.0 de Noviembre del mismo afio, y asi sucesivamente se han ido haciendo extensivas 6. aquehlas provincias las modificaciones aconsejadas por el transcurso
-del tiempo.
'Publicado hoy otro nuevo C6digo de Comereio en la Peninsula, h la altura de los adelantos modernos en la materia y aeudiendo 6 necesidades que se sienten, omo en ;todas part-es, en los centros de contrataci6n de las Antillas, enclavados en una zona verdaderamente mercantil y en permanente contacto con poderosas plazas ,de comercio, el Ministro que tiene la honra de dirigirse k V. M. fal-taria ciertamente 6. su deber si no se apresurara & hacer extensiva la nueva ley 6. aquelia preciosa parte del territorio nacional.










Proclamado en el nuevo C6digo el principio de la mis amplia libertad de las transacciones mereantiles, el Ministro que susoribe, .despu~s de haber oido el autorizado dicamen de la Comisi6n codificadora, se complace en no tener que Consignar mAs privilegio que el prescripto en el articulo 179 A favor del Banco Espafiol de la Isla de Cuba, refiri6ndose la aelaraciSn contenida en el 201 A una mera concesi6n para hacer operaciones de Banco territorial, que no evluye el que las ejerzan otros Bancos de esta clase. Ha creido tambin conveniente mencionar en el articulo 547 los documentos -de cr~dito al portador contra las islas de Cuba y Puerto Rico, puesto que aqu.llos no son emitidos por el Esbado, por la Provincia ni por el Municipio.
Las demds modificaciones son exigidas ineludibiemente por la posici6n geogrifica de las Antillas, por la diversa nomenclatura de sus publicaciones oficiales y por no haber en ellas otros agentes para los cambios .que los corredores de comercio. Con esto y con la plicaci6n de los reglamentos del Registro Mereantil y de las Bolsas de contrataei6n A las citadas Islas, quedara completa la obra y pronto se sentirAn sus ben6ficos efectos.
En vista de estas consideraciones, el Ministro que suscribe tiene la 'honra de someter A la aprobaci6n de V. M. el siguiente proyecto de decreto.
Madrid, 28 de Enero de 1886.
Sefiora,

A L. R. P. de V. M.,
fGERMAN GAMAZO.


REAL DECRETO.


A propuesta del Ministro de Ultramar, olda la Comisi6n codificadora -de dichas provincias, de acuerdo con el Consejo de Ministros y en uso de la autorizaci6n que concede A mi Gobierno el articulo 89 de la Constituci6n de la Monarquia,
Vengo en decretar lo siguiente:
Articulo 1.--El C6digo de Comercio de 22 de Agosto de 1885, vigente en la Peninsula, regirA en los territorios jurisdiecionales de Cuba y Puerto Rico desde 1.0 de Mayo del corriente aflo, sin otras modificaciones que las introduidas en los articulos 179, 201, 453, 547, 550, 559, 798, 804, 934 y 940, los cuales serAn sustituidos por los siguientes:
Art. 179.-Los Bancos podrAn emitir billetes al portador; pero su admisi6n en las transacciones no serA forzosa. Esta libertad de emitir billetes al portador continuar, sin embargo, en suspenso mientras subsista el privilegio de que actualmente disfruta el Banco Espafiol de la Isla de 'Cuba.










Art. 201.--4La facultad de emitir obligaciones y e6dulas al portador : que se 'refiere el p-Arrafo segundo del art. 199, no modifieard 'las concesiones hechas por el 0Gobierno 4 favor de otras Sociedades 6 Bancos, conforme ,al Real Decreto :de 16 de Agogto de 1878.
Art. 453.-EL uso de las letras giradas de plaza A plaza en el interior de las islas de Cuba y Puerto Rico serA el -de sesenta dias.
El de las letras giradas sobre Cuba 6 Puerto Rico desde las islas y costas del mar de las Antillas y Golfo de M6xico, y desde los Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y el Brasil, de sesenta ,dias.
En las demhs plazas, de noventa dias.
Art. 547.-Serhn documentos de cr6dito al portador, para los efectos de esta secci6n, segfin los casos: primero: los documentos de crdito contra el Estado, las islas de Cuba y Puerto Rico, las Provincias y los Municipios de la Naci6n emitidos legalmente; segundo: los emitidos por naciones extranjeras cuya cotizaci6n haya sido autorizada por el Gobierno, A propuesta de la Junta Sindical del Colegio de Agentes; tercero: lot documentos de crdito al portador de empresas extranjeras constituidas con arreglo 6 la ley del Estado A que pertenezean; cuarto: los documentos de or6dito al portador emitidos .con arreglo A su, ley eonstitutiva por establecimientos, compafias 6 empresas nacionales; quinto: los emitidos por particulares, siempre que sean hipotecarios,6 est6n suficientemente garantidos.
Art. 550.--Si la denuncia se refiriese -znicamente -al pago del capital 6 de los intereses, 6 dividendos vencidos 6 'por veneer, el Juez 6 Tribunal, justificada que sea en ,cuanto A la legitimidad de 'la adquisici6n del titulo, deberk estirmarla, ordenando en el acto: primero: que se publique la denuncia inmediatamente en la Gaceta Oficial de la isla de 'Cuba 6 en la de Puerto Rico, en su caso, en el Boletin Oficial de la Provincia, en el Diario de Avisos de la localidad, si lo hubiere, 6 en su defecto en uno 6 dos de los peri6dicos de mds circulaci6n 4A juicio del Juez, sefialando un t~rmino breve dentro del cual pueda comparecer el tenedor del titulo; segundo: que se ponga en conocimiento del Centro Directivo que haya emitido el titulo 6 de la Compaffia 6 del particular de quien proceda, para que retengan el pago del principal 6 intereses.
Art. 559.--Si la denuncia tuviere por objeto impedir la negociaci6n 6 trasmisi6n de titulos eotizables, el desposeido podrA dirigirse A la Junta Sindioal del ,Colegio de Agentes, y A falta de 6ste, A la Junta del Colegio de Corredores de Comercio, denunciando el robo, 'hurto 6 extravio, y acompafiando nota expresiva de las series y nfimeros de los titulos extraviados, 6poea de su adquisici6n y titulo por el cual se adquirieron.
La Junta Sindical, en el mismo dia de Bolsa 6 en el inmediato, fijarA aviso en el tabl6n de edictos, anunciarA al abrirse










la Bolsa la denuncia hecha y avisarA h las demfs Juntas de Sindios 'de la Naci6n participfindoles dicha denuncia.
Igual anuncio se hark, A costa del denunciante, en la Gaceta Oficial de la isla de Cuba 6 de la de Puerto Rico en su caso, en el Boletin Oficial de la provincia, y en el Diario de Avisos de la localidad regpectiva, silo hubiera, 6 en uno 6 dos de los peri6dicos de mAs circulaci6n A4 juicio del Juez.
Art. 798.-TendrA tambitn el asegurado el derecho de hacer abandono, despu6s de haber trascurrido un afio de los viajes ordinarios y dos en los largos sin recibir noti-cias del buque.
En tal aaso podrA reclamar del aseguTador la indemnizaci6n por el valor de la cantidad asegurada, sin estar obligado A justifiar la ,p6rdida, pero deberh probar la 'falta de noticias con certificaein del C6nsul 6 Autoridad mAritima del puerto de donde sali6 y otra de los C6nsules 6 Autoridades maritimas de los del destino del buque y de su matricula, que acrediten no haber liega-o a ellos durante el plazo fijado.
Para usar de esta aeei6n tendr el mismo plazo sefialado en el articulo 804, :reputindose viajes cortos los que se hicieren A las costas del mar de las Antillas, Golfo de M6xico, Yucatfn, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, en su parte oriental, Estados Unidos de Norte Am6rica, M6xico, el Brasil y demfs puntos de la costa oriental de Am6rica, sin doblar el Cabo de Hlornos; y respecto de Europa y Africa, los que se emprendan A puntos situados en las costas de Espafia, Portugal, Praneia, 'Italia, Austria, Inglaterra, Holanda, Alemania, Dinamarca, Suecia y Noruega, Rusia 6 en las del MediterrAneo y costa occidental de Africa y en las islas intermedias entre las costas de la Am6rica oriental y los puntos designados en este articulo.
Art. 804.-No serA admisible el ahandono: primero, si las p6rdidas hubieren ocurrido antes de empezar el viaje; segundo, si se hiciere de una manera parcial 6 condicional, sin comprender en 61 todos los objetos asegurados; tercero, si no se pusiere en oonoeimiento de los aseguradores el prop6sito de hacerlo dentro de los cuatro meses siguientes al dia en que el .asegurado haya recibido la noticia de la p6rdida acaecida, y si no se formalizara el abandono dentro de diez, contados de igual manera, en cuanto ,ilos siniestros ocurridos en los puertos del mar de las Antillas, Golfo de M6xico y Am6rica Oriental, sin doblar el Cabo de Hornos, y en los de Europa, costa Occidental de Africa 6 islas intermedias cibadas en el articulo 798, y dentro de diez y ocho respecto de las demAs; cuarto, si no se hiciere por el mismo propietario 6 persona especialmente autorizada por 61, 6 por el eomisionado para contratar el seguro.
Art. 934.-La declaraci6n de suspensi6n de pagos heaha por el Juez 6 Tribunal producirA los efectos siguientes: primero, suspenderA los procedimientos ejecutivos y de apremio; segundo, obligarf A las Compaiias 6 Empresas A consignar en la Caja de Dep6sitos 6 en los Bancos autorizados al efecto los sobrantes, cu-










biertos que sean los gastos de administraci6n, explotaai6n y construeci6n; tercero, impond.rA A las Compafiias y Empresas el deber de presentar al Juez 6 Tribunal, .den-tro del t6rmino de cuatro meses, una proposici6n de convenio para el pago de los acreedores, aprobada previamente en Junta ordinaria 6 extraordinaria por los accionistas, si la Compafla 6 Empresa deudora estuviere constitulda por acciones.
Art. 940.-El 'Consejo de in cautaci6n organizarg provisionalmente el servicio de la obra pfiblioa, la administrark y explotarA, estando adems obligado: primero, A .consigntar con carActer de dep6si-to necesario los ,productos en la Caja General de Dep6sitos 6 en los Baneos autorizados al efecto, despu6s de deducidos y pagados los gastos de administraei6n y explotaci6n; segundo, A entregar en la misma Caja, y en el concepto tambi6n de dep6sito necesario, las existencias en metilico 6 valores que tuviere la Compafija 6 Empresa al tiempo de la incautaci6n; tercero, 6 exhibir los libros y papeles pertenecientes A la Compafiia 6 Empresa cuando proceda y lo decrete el Juez 6 Tribunal.
Articulo 2.� Las Compafiias existentes en 30 de Abril de 1886 deberkn ejercitar el derecho que les otorga el articulo 159 del C6digo de Comercio por medio de un acuerdo adoptado en Junta general extraordinaria convocada expresamente eon arreglo A sus .estatutos, y en su easo conforme A la ley .de 21 de Enero de 1970, que se dec-lara aplicable A las islas de Cuba y Puerto Rico.
Estos acuerdos deberAn ins-ertarse en la Gaceta de la Habana, 6 en la -de 'San Juan de Puerto Rico, segin la isla en que las Sociedades se hallen constituidas, y presentar una copia en el Registro Mercantil.
Articulo 3.-El 0Gobierno dietary paTa las Islas de 'Cuba y Puerto Rico, antes del di-a en que empiece 'A regir el nuevo C6digo, los reglamentos .oportunos para 'la organizaci6n y regimen del Registro Mercantil y de las Bolsas de Comercio y las disposiciones transitorias que sean necesarias.
Articulo 4.0 Del presente Deareto se darA cuenta A las Cortes.
Dado en Palacio, A 28 de Enero de 1886.-MARiA CRISTINA.
-El Ministro de Ultramar, GERmN GAMAZO.
(Pubflicado en Is I I Gaeeta de la Habana " ', el 23 de Febrero de 1886.)
Nota.-En ]a "Gaceta" se public6 s61o el R. D. y ni en ella ni on edici6n aparte ,se ha publicado nunoa, con ear eter oficial, el C6digo en la forma que qued6 modificado para las Antillas.

DISPOSICIONES POSTERIORES QUE MA"TIENEN VIGENTE EL OODIGO.
QuedarAn en fuerza el C6digo Civil y el Criminal existentes antes de finalizar la soberania espafiola, modifiendose y cam-










bifndose 6stos de tiempo en tiempo, cuando sea necesario para el mejor gobierno.-(Proclama del 'Gobernador Militar de Cuba de 1.0 de Enero de 1899).

Por virtud de la proclama del Gobernador Militar de esta Isla fechada y publicada 'el primero de Enero .de 1899, quedaron subsistentes las leyes civiles y penales, sustantivas y de procedimiento que hasta entonces habian regido, y esa inteligencia es la que se ha venido dando hasta por el propio Gobierno Militar h las palabras ",C6digo Civil y ,CTiminal" empleadas en dicha proclama.-(Sentencia del Tribunal Supremo de 14 de Diciembre de 1901.)
Por la presente se declara y ordena que todas y cada una de diehas leyes, decretos, reglameritos, 6rdenes y -demOs disposiciones dictadas y promulgadas por el G'obierno Militar de Cuba 6 por su Autoridad, se consideran de carheter general y duradero y aplieables y obligatorias para todos los funcionarios del Gobierno de Cuba, sean cuales fueren las denominaciones 6 titulos de los -que sucedan i los empleados del Gobierno Militar, y que continfian en fuerza y vigor sea .cual fuere el Gobierno que en Cuba exista, hasta que sean legalmente derogadas 6 modificadas, conforme A los preceptos que se consignan en la Constituci6n antes mencionada. (Orden 148 de 1902.)

Todas las leyes, deeretos, reglamentos, 6rdenes y demos disposiciones que estuvieren en vigor al promulgarse esta Constituci6n, continuarAn observtndose en cuanto no se opongan A ella, mientras no fueren legalmente derogadas 6 modificadas.-(Disposici6n transitoria 7.a de la Constituci6n.)


MINISTERIO DE GRACIA Y JUSTICIA.

LEY
DON ALFONSO XII, por la gracia de Dios, Rey Constitucional do
Espafia.
A todos los que la presente vieren y entendieren, sabed: que las Cortes han decretado y Nos sancionado lo siguiente:
ARTfCULO tNIco.-Se autoriza al Ministro de Gracia y Justicia para que publique como ley el adjunto proyeeto de C6digo de Comercio.
Por tanto:
Mandamos h todos los Tribunales, Justicias, Jefes, Gobernadores y demhs Autoridades, asi civiles como militares y eclesiisticas, de cualquier clase y dignidad, que guarden y hagan guardar, cumplir y ejecutar la presente ley en todas sus partes.
Dado en San Ildefonso, A 22 de Agosto de 1885.-Yo EL RLY.
-El Ministro de Gracia y Justicia, Francisco Silvela.






















CODIGO DE COMERCIO


LIBRO PRIMERO.

DE LOS COMERCIANTES Y DEL COMERCIO EN GENERAL


TITUS0 PRIMERIO.

DE LOS COMERCIANTES Y DE LOS ACTOS DE COMERCIO

Articulo 1.-Son comerciantes, para los efectos de este C6digo:
1.�-Los que, teni-endo eapaeidad legal para ejereer el comercio, se dedican , 61 habitualmente.
2.--Las compafifas mercantiles 6 industriales que se constituyeren eon arreglo d este C6digo. (1)
Articulo 2.-Los actos de comereio, sean 6 no comerciantes los que lo ejecuten, y est4n 6 no espeeifloados en este C6digo, se regirdn por las disposiciones contenidas en 61; en su defecto, por los us-os del comercio observados generalmente en cada plaza; y ' falta de ambas reglas, por las del derecho comtin. (2)

(1) El car~cter de comerciante 6 industrial 6 duefo de establecimiento no podrd acreditarse sin el certificado de estar inscripto en el Registro Mercantil.-(Art. I, Ord. 400 de 1900.)
(2) Concuerda con este iltimo precepto el articulo 16 del C6digo Civil, que dice: "En las materias que se rijan por leyes especiales, la deficiencia de 6stas se suplirk por las disposiciones de este C6digo."'
El Tribunal Supremo, en sentencia de 11 de Marzo de 1902, ha declarado que los preceptos del C6digo de Comercio son los alnicos aplicables A los actos mercantiles, y s6lo en defecto de aqudllos pueden tener aplicaci6n los usos del eomercio y las reglas del derecho comdn.
En cuanto al valor que tengan los usos del comercio en la legislaci6n mercantil es de importancia conocer lo que respecto A, ellos se expresa en la exposici6n de motivos, presentada A. las Cortes espafholas, en la sesi6n del Congreso de 20 de Marzo de 1882, por el entonces Ministro de Gracia y Justicia, sefior Alonso Martinez, explicando las reformas que se introducian por este C6digo; exposici6n que A nuestro juicio es el mejor comentario del mismo y por cuya raz6n hemos de reproducir, en muchos casos, en esta obra, pdrrafos de la misma. He aqui A los que hemos aludido:
"Pero el Ministro que suscribe debe manifestar, para evitar toda falsa interpretaci6n, que los usos del comereio se admiten en el proyecto, no como











Ser6n reputados aetos de comercio los comprendidos en este C6digo y cualesquiera otros de naturaleza anfloga. (8)
Articulo 3.�-oExistirA la presunci6n legal del ejereicio habitual del comercio, desde que Ia persona que se proponga ejercerlo anunciare por circulares, peri6dicos, carteles, ,r6tulos expuestos al pfiblico, 6 ,de otro modo cualquiera, un estableeimiento que tenga por objeto alguna operaci6n mercantil. (4)
Articulo 4.� Tendr6n eapacidad legal plara el ejercicio habitual del comercio las personas que refinan las condiciones siguientes:
1.a Haber cumplido la edad de veintifin afios. (5)
2.a-No estar sujetas 6 la potestad del padre 6 de la madre, ni 6 la autoridad marital. (6)

derecho consuetudinario, sino como reglas para resolver los diversos casos particulares que ocurran, ya supliendo las clAusulas insertas generalmente en los actos mercantiles, ya fijando el sentido de las palabras oseuras, concisas 6 poco exactas que suelen emplear los comerciantes, ya finalmente para dar al acto 6 contrato de que se trata el efecto que naturalmente debe tener, segin la intenci6n presunta de las partes." Y despu~s de discurrir sobre la importancia de esos usos y la necesidad de tenerlos en cuenta, afiade: " I para suplir aquellos accidentes y modos que los contratantes suelen dar por consignados, mediante una estipulaci6n ms 6 menos explipita", I cuya interpretaei6n no puede Ilegarse desde el punto de vista del derecho civil, "porque haria incurrir f los Tribunales en apreciaciones equivocadas, sino deade el punto de vista comercial", y eoncluye, insistiendo en el concepto primeramente emitido, diciendo: "Para 6sto deberin los Tribunales acudir A los usos del comereio generalmente aceptados, observados en cada localidad, los cuales les servirfn de poderoso auxiliar para estimar, como explicitamente estipulado, todo lo que sea indispensable para que el contrato produzca los efectos comerciales que habian entrado en la intenci6n de las partes. ''
(3) En la exposici6n de motivos se dice que despu~s do haber buscado indtilmente una forma bastante comprensiva, que A manera de definici6n determinara lo que se entiende por actos mercantiles, se habia adoptado la redacci6n del articulo en la forma que aparece en el C6digo, "dejando la calificaci6n de los hechos, segfin vayan apareciendo en la escena mercantil, al buen sentido de los comerciantes y h la experiencia y espiritu prictico de los Jueces y Magistrados."
(4) El Tribunal Supremo, en sentencia de 5 de Agosto de 1904, ha declarado que no infringe este articulo la sentencia que niega la cualidad de comerciante A una persona, respecto de la cual no se habia probado en el juicio que ralizara ningfn hecho demostrativo do tener un establecimiento mercantil; y en sentencia anterior, de 20 de Noviembre de 1899, habia declarado que una barberia y peluqueria no es un -establecimiento mercantil, porque en ella no se verifica cambio de productos, sino s ejeree un oficio 6 industria personal de arrendamiento de servicios.
(5) Este precepto, como puede verse en la nota 7, establece una mayoria de edad especial para dedicarse al ejereicio del comercio, modificando en cuanto A los actos mereantiles la capacidad civil que regula Ia legislaci6n comfin. Para evitar repeticiones nos remitimos A lo expuesta en la nota citada.
(6) Conforme al articulo 154 del C6digo Civil estfn sujetos A la potestad del padre y en su defecto & la de la madre los hijos legitimos no emancipados; y los naturales y adoptivos menores de edad, lo estfn A la del padre 6 madre que los reconozea 6 adopte. La madre viuda que pasa A segundas nupcias pierde la patria potestad sobre los hijos del anterior matrimonio, salvo que el padre de aqu6llos, en ,su testamento, hubiera pre-












3.a--Tener la libre disposici6n de sus bienes. (7)
Articulo 5.� Los menores de veintitin aflos y los ineapacitados podrhn 'continuar, por medio de sus guardadores (8), el comercio que hubieren ejercido sus pabres 6 sus causantes.

visto el caso y ordunado que la conservase, segfin dispone el artieulo 168; pero si vuelve A enviudar recobra, conforme al articulo 172, la patria potestad, si la hubiere perdido. La patria potestad se acaba, articulo 172, per la muerte de los padres 6 del hijo; par la emancipaci6n, y por la adopci6n del hijo. La patria potestad se pierde tambi6n, 6 puede ser suspendido su ejercicio, en determinados casos, mediante sentencia judicial, coma son los previstos en los articulos 169, 170 y 171 del citado C6digo, pero no en todas estos casos queda el hijo fuera de la patria potestad, porque para ello seria preciso que fuera hu6rfano de madre, 6 que 6sta fuera la suspensa
6 inhdbil para ejercerla; porque si no recaeria en ella.
La potestad marital estA establecida en los articulos 57, 60 y 61 del C6digo Civil, segdn los cuales el marido debe protejer A la mujer y 6sta obedecer al marido, que es el representante de aqu6la, la quo, sin su licencia, no puede comparecer en juicio, ni adquirir, ni enajenar bienes, ni obligarse.
(7) Este apartado del articulo, produce cierta oseuridad y confusi6n en la inteligencia del mismo, porque, en efecto, la cireunstancia de tener ]a libre disposici6n de sus biens es materia regulada par el dereeho civil, entre otros, por los articulos 59, 200, 314 al 320, 322 y 324, que Son los fundamentales, y en vista de ellos puede afirmarse que ningfin menor de edad, es decir, monor de 23 aflos, aunque tonga ya 21, tiene "la libre disposici6n de sus bienes.' Si literalmente se entendieran estas palabras del C6digo de Comercio, en relaci6n con los preceptos del C6digo Civil, resultaria en la prActica ineficaz este articulo, porque nadie A los veintifin afios podria ejercer el eomercio. La antinomia que se nota entre ambos cuerpos legales, y que es de deeear qu.e desapareca cuando so dicten las leyes cubanas, se ha resuelto en la prdctica (no conocemos ninguna resoluci6n judicial que Ia aclare) teniendo en cuenta, A manera de interpretaci6n aut6ntica, lo que respecto A ese particular dice la exposici6n de motives, que es lo siguiente: "Fundfndose la incapacidad del menor en no tener completamente desarrolladas todas sus facultades y en carecer do personalidad prepia, cuando se halla sometido A la patria potestad, es evidente quo si coneluye esta sujeci6n par medio de la emancipaci6n y so prueba que tiene aptitud suficiente para la administraci6n de sus bienes, no debe existir inconveniente alguno para considerarlo con la misma capacidad que, de un modo general, se concede A toda persona par el mera hecho de Ilegar A la mayor edad. Par esta raz6n, al menor, que refna aquellas condiciones, le reputa el proyecto coma snayor para tedas los efectos civiles, con facultad de hipotecar y de enagenar sus bienes raices sin neesidad de obtener previa autorizaci6n judicial y sin que pueda tampoco invocar el lbeneficio de la restituci6n do que queda en absolute despojado. Mas para ello es necesario que haya cumplido veintifn aflos, cuya edad ha fijado el proyecto en vez de los veinte, que exige el actual C6digo, siguiendo la generalidad de las legislaciones extranjoras, que sefialan esta edad para que los menores puedan ejercer el comercio.''
El articulo 4.o del C6digo antiguo, permitia ejercer el comercio, al menor, mayor de veinte afras, cuando concurrieran en 61, y aereditara, las circunstancias siguientes: La-Estar legalmente emancipado. 2.a--Que tuviera peculio propio. 3.a-Que hubiera sida habilitado para la administraci6n de sus bienes, en la forma prescrita par las leyes comunes. 4.a-Que renunciara el beneficio de la restituci6n. Sustaneialmente es Io mismo quo dispone el C6digo actual.
(8) El C6digo emplea la palabra gen6rica "guardadores", porque en la 6poca en que se promulg6, existian dos clases do guardadores: los tutores y los curadores. Hay conforme al C6digo Civil s6lo existen tutores, peo coma A 6stos comprende la palabra empleada, hemos creldo innecesaria sustituirla.










Si los guardadores carecieren de capacidad legal para comerciar, 6 tuvieren alguna incompatibilidad, estarAn obligados A nombrar uno 6 mfs factores que refinan las condiciones legales, quienes les suplirhn en el ejercicio del comereio.
Articulo 6.o-La mujer casada, mayor de veintifin afios, podrA ejercer -el eomercio con autorizaei6n de su marido, eonsignada en escritura pfiblica que se inscribirg en el Registro mereanti,.
Articulo 7.0--Se presumirA igualmente autorizada para comerciar la nujer casada que, con conocimiento de su marido, ejerciere el comereio.
Articulo 8.�-El marido podrA revocar libremente la licencia concedida, theita 6 expresamente, A su mujer para comerciar, consignando tla revocaci6n en escritura pfiblica, de que tambi6n habrh de tomarse raz6n en el Registro mercantil, publichndose ademfs en el peri6dico oficial del pueblo, si lo hubiere, 6, en otro caso, en el de la provincia, y ,anun-ciAndolo A sus corresponsales per medio de circulares.
Esta revocaei6n -no podrk en ningfin caso perjudicar derechos adquiridos antes de su publioaci6n en el peri6dico oficial (9)
Articulo 9.�-La mujer que al eontraer matrimonio se haHare ejerciendo el comercio, necesitari licencia de su marido para continuarlo.
Esta licencia se presumiri concedida interin el marido no puhlklue, en la forma preserita en el iarticulo anterior, la cesaei6n de su mujer en el ejercicio del comereio.
Articulo 10.-Si la mujer ejerciera el comercio en los casos sefialados en los Articulos 6.0, 7.0 y 9.0 de este C6digo, quedaran solidiariamente obligados A las Tesultas de su gesti6n mereantil todos sus bienes dotales y parafernales, y todos los bienes y deredhos que ambos c6nyugues tengan en la eomunidad 6 sociedad eonyugal, pudiendo la mujer enajenar 6 hipotecar los propios y privativos suyos, asi como los comunes.
Los bienes propios del marido podrfn ser tambi~n enajenados 6 hipotecados por la mujer, si se hubiere extendido 6 se extendiere A ellos la autorizaci6n concedida por aqu~l. (10)

Tngase en cuenta respeeto de este articulo que conforme al pArrafo cuarto del 269 del mencionado C6digo Civil el tutor necesita autorizaci6n del Consejo de Familia "para continuar el comercio 6 la industria A que el incapacitado 6 sus ascendientes 6 los del menor hubieran estado dediecados. 1
(9) El artikulo 65 del C6digo Civil dispone que: "Solamente el marido y sus herederos podrfn reclamar la nulidad de los actos otorgados por la mujer sin licencia 6 autorizaci6n competente."
(10) Articulos del C6digo Civil que guardan relaci6n con el presente: Art. 1336.-La dote se compone de los bienes y derechos que en este coneepto la mujer aporta al matrimonio al tiempo de contraerlo y de los que durante 61 adquiere por donati6n, herencia 6 legado con el carcter dotal.











Articulo 11.-Podrh igualmente ejercer el comercio la mujer casada, mayor de veintiin afilos, que se halle en 'a-lguno de los casos siguientes:
1.-- ivir separada de su c6nyuge por sentencia firme de divorcio.
2.--,Estar su marido sujeto A tutela. (11)


Art. 1337.-Tondrfn tambi~n el concepto de dotales los bienes inmueblos adquiridos durante el matrimonio: 1.o-Por permuta con otros bienes dotales. 2.o-Por derecho de retracto perteneciente A la mujer. 3.o-Por daei6n en pago de la dote. 4.o-Por compra eon dinero perteneciente i la dote.
Art. 1381.-Son parafernales los bienes que la mujer aporta al matrimonio sin incluirlos en la dote y los que adquiere despu6s de constituida 6sta, sin agregarlos A ella.
Art. 1401.--on bienes gananciales (es decir, de la sociedad conyugal): 1.--Los adquiridos por titulo oneroso durante el matrimonio A costa del caudal comfn, bien se haga la adquisici6n para la eomunidad, bien para uno solo de los c6nyuges. 2.--Los obtenidos por la industria, sueldo 6 trabajo de los c6nyuges 6 de cualquiera de ellos. 3.--Los frutos, rentas 6 Intereses percibidos 6 devengados durante el matrimonio, procedentes de los bienes comunes 6 de los peculiares de cada uno de los c6nyuges.
(11) El texto deeia: "Curaduria." Hnemos sustituido esta palabra por "tutela", que es el nombre que hoy da el C6digo Civil A los guardadores de Jos menores 6 incapacitados. Estfn sujetas A ella, conforme al artieulo 200 del mismo, adems do los menores no emancipados, que no es el caso A que este articulo del de Comercio se refiere, porque el matrimonio produce la ernancipaci6n, las personas siguientes: Los locos 6 dementes, aunque tengan intervalos l5cidos; los sordo-mudos que no sepan leer y escribir; los que por sentencia firme hubiesen sido declarados pr6digos y los quo estuviesen sufriendo ]a pena de interdicci6n civil.
La antinomia entre el C6digo Civil y el de Comercio results tambi6n patente en este artieulo. La exposici6n de motivos dice que en los casos previstos en el mismo la mujer no necesita autorizaci6n alguna para ejereer el comercio, porque paree l6gico quo desaparezea su incapacidad cuando el esposo no puede ejercer el poder directivo y la supremacia que le corresponde dentro del matrimonio, bien por su incapaeidad, como si se hallase sujeto A tutela, bien par vivir ausente de la familia, ignorfndose su paradero 6 estar sufriendo la pena de interdicci6n. En cuanto A esta filtima circunstancia, en Ia actualidad el precepto resulta redundante, por estar comprendido en el caso primero, ya quo conforme al articulo 200 del C6digo Civil, los quo sufren interdicci6n estAn sujetos h tutela; pero en lo que si puede existir alguna confusi6n es en el caso del pr6digo; porque 6stos estfn tambi6n sujetos A tutela, sin que, no obstante, concurra la circunstancia que en la exposici6n de motivos se alega para justificar este articulo del C6digo de Comercio 6 sea la imposibilidad del marido para ejercer su potestad, puesto que, segfni el articulo 224 del C6digo Civil, la declaraci6n de prodigalidad no priva de la autoridad marital. &Se entender por esto, que la mujer del pr6digo neeesita de autorizaci6n para ejercer el comereio? Conforms el citado articulo del C6digo Civil en relaci6n con el sexto del de Comercio, parece que si; si se atiende al texto literal del inciso primero del 11 de este filtimo C6digo, en relaci6n con el 200 del primero, parece que n6. El legislador 6 la Jurisprudencia tendrAn que resolver esta contradiei6n, que por fortuna se presentarA rara vez en Ia prfctica, 6 por lo menos no con tanta frecuencia, como las otras que hemos apuntado, con el solo prop6sito de Ilamar Ia atenci6n de los legisladores para cuando emprendan la tarea do reformar 6 adaptar nuestras leyes A la actual situaci6n.











3.�-Estar el marido ausente, ignorkndose su paradero, sin que se espere su regreso. (12)
4.�-Estar el marido sufriendo la pena de interdieci6n civil. (13)
Articulo 12.-En los casos A que se refiere el articulo anterior, solamente quedarAn obligados 6 las resultas del comercio los bienes propios de la mujer, y los de la comunidad 6 sociedad conyugal que se hubiesen adquirido por esas mismas resultas, pudiendo la mujer enajenar 6 hipotecar los unos y los otros. (14)

(12) Todos estos articulos que regulan la capacidad para ejercer el comereio estkn en pugna con los del C6digo Civil, si se entienden 6stos en en sentido aestricto, y, como deciamos en la nota anterior, 6dlo la pT ctica 6 Ia Jurieprudeneia, al presente, pueden armonizarlos y, para el futuro, una legislacidn ms dclara y precisa, que tanga en cuenta en In alay especial mercantil, los preceptos de Ia civil, para establecer en forma exprasa las excepciones que, al parecer, ha pretendido introducir ticitamente aqudlla en el derecho comfin. En efecto, este ndmero tercero del articulo 11, dice solamente: "Estar el marido ausente, ignorindose su paradero, sin que se espere eu regreso. " jPuede entenderse quo se reflere ad caso del articulo 181 del C6digo Civil, 6 sea lo que se llama comunmente deelaracidn provisional de ausencial 0, por el contrario, $so trata de la declaraci6n dofinitivaA que sa control el artculo 1841 Debemos confesar que del texto del articulo del COdigo de Comercio paree deducirse que se refiere A Ia primera situacidn, aunque esto sea dar demasiada extensi6n A la excepci6n mercantil, respecto de la capacidad civil de la mujer, come puede juzgarse por la transcripei6n que hacemos A continuaci6n de los articulos del C6digo Civil A que nos hemos referido y sus concordantes directos: ''Arteulo 181.-Cuando una persona hubiere desaparecido de su domicilio sin saberse su paradero, y sin dejar apoderado que administre sus bienes, podrA el Juez, A instancia de parte legitima 6 del Ministerio Fiscal, nombrar quien le represente en todo lo que fuere necesairo. Esto mismo se observar cuando en iguales circunstancias caduque el poder conferido por el ausente."' "Articulo 184.-Pasados dos aries sin haberse tenido noticia del ausente 6 desde que se recibieron las filtimas, y cinco en el caso de que el ausente hubiere dejado persona encargada de la administraci6n de los bienes, podrA declararse ia ausencia.'' "Articulo 186.-La declaraci6n judicial de ausencia no surtirf efecto hasta sel mosas dospuds da en publicaci6n en los peri6dicos oficiales.''
(13) Este inciso parece hoy superfluo, porque como puede verse en la nota 11, los condenados A interdicci6n estgn sujetos A tutela y por tanto comprendidos en el inciso tercero.
La pena de interdicei6n civil priva al penado, mientras la estA sufriendo, conforme al articulo 41 del C6digo Penal, de los derechos de patria potestad, tutela, participaci6n en el Consejo de Familia, de la autoridad marital, de la administracifn de bienes y del derecho de disponer de los propios por actos entre vivos; salvo los casos en que la ley limite expresamente esos efectos.
Para quo surtan efecto contra teroeros deban inscribirse en e1 Iegietro de a Propiedad, conforme al articulo segundo, nfimero cuarto do la Ley Hipotecaria, "las ejecutorias en que se declare la incapacidad legal para administrar, 6 In presunci6n de muerte de personas ausentes, se imponga la pena de interdicei6n, 6 cualquiera otra por la que so modifique la capacidad civil de las personas en cuanto I la libre disposici6n de sus bienes."
(14) Este articulo concuerda en cierto modo con los 225, 229, 1436 y 1441 del C6digo Civil, pero se diferencia de ellos, estableciendo una verdadera excepci6n al articulo 1444, segfin el eual la mujer no puede enagenar ni gravar durante el matrimonio, sin licencia judicial los bienes inmuebles qua le hayan correspondido en case de separaci6n, ni aqu6llos cuya admi-












Declarada legalmente la ausencia del marido, tendr ademfts la mujer las facultades que para este caso le conceda la legislaci6n comfin. (15)
Articulo 13.-No podrhn ejercer el eomercio, ni tener cargo ni intervenci6n directa adminiatrativa 6 eeon6mica en compahias mercantiles 6 industriales: (16)
1.0--Los sentenciados A pena de interdicci6n civil, mientras no hayan cunplido sus condenas 6 sido amnistiados 6 indultados.
2.0-Los declarados en quiebra, mientras no hayan obtenido rehabilitaci6n 6 est6n autorizados, en virtud de un convenio aceptado en Junta general de acreedores y aprobado por la autoridad judicial, para continuar al frente de sua establecimiento; entendi~ndose en tal caso limitada la habilitaci6n A lo expresado en el convenio.
3.0-Los que, port leyes 6 disposiciones especiales, no pueden comerciar. (16)
Articulo 14.-No podrAn ejercer la profesi6n mercantil por si ni por otro, ni obtener cargo ni inteTvenci6n directa administrativa 6 econ6mica en sociedades mereantiles 6 industriales, dentro de los limites de los distritos, provincias 6 pueblos en que desempefien sus funciones: (16)


nistraci6n se le haya transferido; porque segfin resulta del articulo del C6digo de Comercio y de la exposici6n de motivos del mismo, no neceesita autorizaci6n alguna para esos actos de enagenaci6n.
(15) Las facultades A que este pirrafo se refiere son las establecidas en los articulos 183, 187, 188, 220 y 1,436 del C6digo Civil.
(16) El articulo 13 se refiere A incapacidades absolutas y el 14 1 incapacidades relativas, mejor dicho, A incompatibilidades, segdn las denomina, distingui6ndolas de aqu6llas , la exposici6n de motivos y respect de las cuales dice que no seria justo equiparar los actos celebradoo por log incapaces A los ejecutados por los incompatibles; por cuya raz6n respecto de 6stos filtimos se ha eliminado del C6digo actual el precepto del antiguo que declaraba nulos esos actos, "dejAndolos sujetos finicamente A las penas que establecen los reglamentos por que se gobiernan en s Tespectivos cargos 6 profesiones." Estos dos articulos, ademAs de la enumeraci6n que contienen, hacen referencia en su pfxrafo final A los que por leyes 6 disposiciones especiales no puedan comerciar. En cuanto A incapacidades, no recordamos en nuestro derecho positivo vigente ningfin precepto que establezca otras distintas de las consignadas en este C6digo; porque la de los cl6rigos y religiosos, contenida en los incisos 1.o y 2.o del articulo 8.o del C6digo antiguo, no la creemos en vigor, por haberse eliminado del vigente y porque dudamos mucho de la subsistencia en nuestra actual legislaci6n de la ley 46, tit. VI, Partida 3.a, en que algunos se fundan para sostener lo contrario.
No menciona este articulo 13 al pr6digo, como menciona al que sufre interdicci6n, sin duda porque aqu6l no tiene, como el filtimo, ipso facto, limitada en absoluto su capacidad civil, sino que, conforme A lo dispuesto en el articulo 221 del C6digo Civil, en la sentencia debe expresarse los actos que al mismo quedan prohibidos; es evidente que cuando la prohibiei6n alcance A ejercer el comercio ha de estimarse comperndido en el ineiso tercero del citado articulo 13.
Respecto de las incompatibilidades del articulo 14, tampoco recordamos otras, adem&s de las expresadas en el C6digo; puesto que la de Ia ley











, 1.0-Los magistrados, jueces y funeionlarios del Ministerio fiwsai en servicio activo. Esta disposici6n no serk aplicable A los alcaldes, jueces y fiscales municipales ni A los que accidentalmente desempefien funciones judiciales 6 fiseales. (17)
2.�-Los jefes gubernativos, econ6micos 6 militates de distritos, provineias 6 plazas.
3.--Los empleados en la recaudaci6n y administraci6n de fondos del Estado, nombrados por el Gobierno. Exceptfianse los que administren y recauden por asiento, y sus representantes.
4.0--Los agentes de eambie y corredores de comercio, de cualquier elase que sean. (18)
5.�-Los que por leyes 6 disposiciones especiales no puedan comerciar en determinado territorio. (19)
Articulo 15.--Los extranjeros y las compafiias constituidas en el extranjero podrin ejercer el comercio en Cuba (19), con sujecci6n 6 las leyes de su pals, en lo que se refiere A su capacidad para ontratar; y A las disposiciones de este C6digo, en todo cuanto concierna A la ereaci6n de sps establecimientos dentro del territorio eubano, 'A sus operaciones mercantiles y A la jurisdicci6n de los Tribunales de la naei6n. (20)


espafiola respeeto de los Notarios ha side derogada al modificarse el articulo 27 de la Ley del Notariado, par Ia Orden Militar 112 de 1900. Algunos comentaristas ineluyen entre los incompatibles A los Registradores de la Propiedad, fundindose en que son liquidadores del impuesto sobre trasmiasi6n de bienes. Si esta es la razon, no existe entre nosotros, porque los Registradores perdieron aqu61 carfcter par virtud del articulo I de la Orden Militar nfimero 21 de 1900.
(17) Este inciso concuerda con los articulos 82 y 426 del Real Decreto-Ley de 5 de Enero de 1891, 6 sea la Compilaei6n de disposiciones orgAnicas para la administraci6n de Justicia, y con los XLI de las Ordenes 41 y 80 de 1899.
(18) Esta prohibici6n esti reiterada en el articulo 96 del C6digo y su infracci6n eastigada en el 97.
(19) El texto decla Espafia; lo hemos sustituido par Cuba. Id6ntica sustituci6n haremos en todos los casos, aunque no hay ley que la autorice.
(20) Este articulo guarda armonia con los incisos 4.o y 5.o del 10 de la Constituci6n, segfin los cuales los extranjeros se equiparan A los eubanos en cuanto 6 la obligaci6n de obedecer las leyes y dem s disposiciones legales que est6n n vigor en la Repfiblica, y en cuanto f la sumisi6n A la potestad y resoluciones de los Tribunales y demAs autoridades de la misma. Ademds, concuerda con los siguientes de la ley de extranjerla: "Articulo 40.-Los extranjeros podrAn ejercer el comercio por mayor y menor; pero con sujeci6n al C6digo de Comercio y A las demds leyes y reglamentos 6 disposiciones que rijan en Ia materia." "Articulo 42.-Tambi6n Io estarfn (sometidos A los Tribunales eubanos) en todas las demandas que par ellos 6 contra elles se entablen para el cumplimiento de obligaciones contraidas dentro y fuera de Cuba A favor de cubanos 6 quo versen sobre propiedad 6 posesi6n de bienes existentes en territorio cubano." "Ar. tieulo 43.-Los Tribunales cubanos serfn competentes y deberfn conocer de las demandas entre extranjeros que ante ellos se entablen, y que versen sobre el cumplimienta de obligaciones contraidas 6 cumplideras en Cuba." "Articulo 47.-Los extranjeros, coma tales, no gozarfn de fuero alguno especial ni privilegiado, y estarfn sujetos A los mismos Tribunales que segfn los casos, conozean de los negocios de los cubanos."












Lo preserito en este articulo se entenderh sin perjuieio de lo que en casos particulares pueda establewerse por los tratados y eonvenios con las demos potencias. (21)

TITUILO II.

DEL REGISTRO MERCANTIL. (22)

Articulo 16.-Se abrirA en todas las capitales de provincia (hoy en todos los 'Registros de l-a Propiedad) (23) un Registro mereantil, compuesto de dos libros independientes, en los que se inseribirAn:

(21) Es muy dificil que pueda existir un tratado quo altere lo diepuesto en este articulo, en el que, prescindi6ndose hasta del principio do reciprocidad en que so inspir6 su equivalents del C6digo antiguo, establecoe la absoluta igualdad entre nacionales y extranjeros; porque no so concibo que 6stos, por un tratado, renuncien en su perjuicio A esa ventaja, ni menos que los cubanos voluntariamente creen 6 consientan un privilegio & favor de aqu6llos. Hasta hoy podemos afirmar quo no existe ningfin tratado en una ni en otra condici6n.
(22) Por Real Decreto de 12 do Febrero do 1886 so dispuso que el Reglamento interino del Registro Mereantil mandado A observar on Espafia por Real Decreto de 21 de Dieiembre anterior, se hiciera extensivo A Cuba, con las modificaciones en el mismo establecidas. Comunicada esa disposiei6n y Reglamento por Real Orden do la misma fecha, so public6 en la Gaceta de la Habana el 28 de Marzo del mismo afo, para quo empezara A regir el primero de Mayo siguionto, y deade entonees quedaron estableeidos los nuovos Registros mercantiles, rigi6ndose por los preceptos do 6ste titulo y los del dicho Reglamento, hasta la promulgaci6n de la Orden Militar nfmero 400 de 28 do Septiembre de 1900, publieada en la Gaceta del 30 de dicho mes, por la cual so introdujeron importantisimas reformas en esta materia, que daremos A conocer por acotaciones 6 notas (L los respectivos artieulos.
(23) En cumplimiento de lo dispuesto en este articulo, el 1.o del Reglamento, citado en la nota anterior, dispuso que desde primero do Mayo de 1886 se estableciera el Registro Mercantil en cada una de las eapitales de las seis provincias de la Isla de Cuba, y asi se hizo encomendando intorinamente ese servicio A los Registradores de la Propiedad, conforme A lo dispuesto en el articulo 2.o del Reglamento, que dice: "Hasta tanto que se provoan los Registros Mercantiles en la forma prevenida en el artlculo 32 del mismo C6digo, se encargarAn interinamente de estas oficinas los Registradores de la Propiedad y en su defecto el Fiscal del Juzgado Municipal, los cuales depender~n inmediatamente para este servicio de la Diroewi6n general de Gracia y Justicia del Ministerio de Ultramar."
Por la disposici6n 4.a de las transitorias de la Orden 400 de 1900, se modific6 ese precepto disponi6ndose que " nientras no so nombren por la Seeretaria de Justicia los Registradores Mercantiles que deban encargarso de los Registros, continuarfn encargados do ellos interinamente los Registradores de la Propiedad de .a's capital-es de provincia que hoy los tieon A su cargo, en cuanto A los libros de comerciantes y de sociedades, pero limitados al territorio que abarea su jurisdicei6n como tales Registradores do la Propiedad. Los demos Registradores do la Propiedad se encargarAn de los Registros mercantiles en cuanto A dichos dos libros y respecto de la zona comprendida dentro de su respectiva jurisdicei6n; para cuyo efecto, procederfn inmediatamente A abrir los dos libros referidos. Del tercer libro, destinado A la inscripci6n de buques, continuarAn encargados tambi6n interinamente los Registradores de la Propiedad que hoy los tienen A su cargo. I I












1.0-.Los comerciantes particulares. (24)
2.�-Las sociedades.
En las provincias litorales, y en las interiores donde se considere conveniente por haber un servicio de navegaci6n, el Registro eomprende A un tercer libro destinado A inscripci6n de los buques. (25)
Articulo 17.-La inscripci6n en el Registro mercantil serA potestativa (hoy es obligatoria) (26) para los comerciantes particulares, y obligatoria para las sociedades que se onstituyan con arreglo -A este C6digo 6 A las leyes especiales, y para los buques. (27)
Articulo 18.-El comerciante no matriculado no podrA pedir la inscripei6n de ningihn documento en el Registro mercantil ni aproveeharse de sus efectos legales. (28)

Esta reforma qued6 establecida desde primero de Noviembre de 1900, segfin la disposici6n 3.a transitoria de dicha Orden.
Las disposiciones antes citadas de la Orden estfn modificadas par el Decreto de 31 de Octubre de 1908, inserto come Ap6ndiee A esta obra.
(24) Se entiende par comerciantes particulares segin el articulo 20 del Reglamento, "los que sin constituir sociedad y teniendo la capacidad legal necesaria, se dedican habitualmente, 6 anuncian su prop6sito de dedicarse, A los acetos de comercio comprendidos en el C6digo 6 A cualesquiera otros de naturaleza anfiloga."
(25) Conforme al citado artienlo 1.o del Reglamento, el tereer libro, destinado A la inscripci6n de buques, se estableci6 en la Habana para su provincia y la de Pinar del Rio, en Matanzas y Santiago de Cuba para las provincias de su nombre, en Cienfuegos para la de Santa Clara, y en Nuevitas para la de Puerto Principe, situaei6n que no alter6, como puede verse.en la nota anterior, aa Orden 400 -de 1900, que es la vigente en la materia.
(26) La Orden 400 de 1900 dispuso en el articulo I que desde su fecha 'todos los comerciantes 6 industriales duefos de establecimientos al par mayor 6 al par menor en eualquier ramo del comercio 6 de la industria, deberhn inscribirlos en el Registro Mercantil." El artIculo IV previene que "par falta de inscripcifn dentro de los ocho dias siguientes al en que d6 comienzo A sus negocios 6 abra su establecimiento el comerciante 6 industrial quedarA incurso en una multa de veinte y cinco pesos en moneda americana "; y, par A1ltimo, el articulo XIX de la repetida Orden impone A los Registradores la obligaci6n de participar A la Hacienda, los casos en que los interesados ineurran en dicha multa, cuando de elbs tengan conoceimiento par raz6n de sus funciones, y ese parte equivale, segfin la aclaraci6n de la Secretaria de Justicia de 7 de Agosto de 1901, ipso facto, A la imposici6n de la pena.
(27) El articulo 21 del Reglamento del Registro, teniendo sin duda en cuenta lo dispuesto en el articulo 159 del C6digo y en el 2.0 del Real Decreto que lo promulg6, aclara este articulo 17 en el sentido que se verA en su texto, que dice:
"Es obligatoria la inscripci6n para las sociedades existentes, que aeuerden regirse par el nuevo C6digo de Comercio, para las que se constituyan con arreglo al mismo 6 A las leyes especiales y para los duefios de buques.'"
(28) En este articulo se emplea Ia palabra "matriculado", conservando el tecnicismo del Cddigo antiguo, y en igual defecto se incurre en el articulo 20, llamando "matricula" al Registro de comerciantes, no obstante que el mismo C6digo en su articulo 16 denomina A ese libro "Registro de Comerciantes particulares", y no 'Matricula", come lo denominaba el 22 del antiguo. Aquella mfs propia denominaci6n es la que so emplea en el Reglamento del Registro (articulo 8.0) Aunque elaramente












Articulo 19.-El Tegistrador Ilevari los libros necesarios para la inscripci6n, sellados, foliados y con nota expresiva, en el primer folio, de los que cada libro contenga, firmada por el iuez municipal.
Donde hubiere varios jueces municipales, podrg firmar la nota cualquiera de ellos. (29)


so comprende que matriculado equivale A inscripto, nos ha pareeido conveniente hacer resaltar la impropiedad del vocablo, el cual, por otra parte, resulta anfibol6gico, puesto que tambi~n se llama oflicialmente 'matriculal? al Registro de comerciantes 6 industriales que se forma en las dependencias do Hacienda para el cobro de la contribuci6n, conforme al articulo 23 del Reglamento que rige esa materia, y comunmente se entiende por comerciante matriculado al que esth inscripto en ese documento, no al que lo est& en el Registro Mercantil; y en aquella acepci6n se emplea en el articulo 28 del Reglamento del Registro y en el IX de la Orden 400 de 1900, vali6ndose siempre de la palabra inseripto cuando se refieren al Registro Mercantil.
En la actualidad no deben existir comerciantes no matriculados, como dice el C6digo; esto es, no inscriptos; porque conforme & la Orden 400, citada, la inscripci6n es obligatoria y el carheter del comerciante s6lo se justifica con el certificado do inseripci6n. VWanse las notas 1.a y 26.
(29) Articulos del Reglamento y de la Orden 400 de 1900 que concuerdan con 6ste del C6digo:
Art. 6.0 R.-Loe tree libros del Registro se Ilevarfn en tomos 6 ouadetnos eompuestos de papel de mano, de hilo, de segunda clase, marca espafiola, cosidos con cinta y trami1.a y encuadernados con lomera de becerrillo, puntas de pergamino, tapa, con cartones y tela negra.
Las dos primeras hojas y la filtima estarAn completamente en blanco. Las restantes estarfn sefialadas on toda su extensi6n con rayas horizontales.
En el lado izquierdo de cada hoja se dejark entre dos rayes perpendiculares un espacio de dos eentimetros, destinado A expresar el ndmero de cada inscripci6n.
Todas las hojas rayadas se foliarfn correlativamente en guarismos.
Art. 7.o R-Los tomos del Libro de Comerciantes y los del do Socied-ades se compondrin do 200 folios dtiIles (Orden 436 de 1900), y los del Registro de buques de 300.
Las tapas para el primero de dichos libros serfn de cartones de A dos, y para los otros de cartones de A tres.
El tejuelo expresarA en dorado el nfimero del tomo y la Secci6n A que se destina.
Art. 8.o R.-La primera y filtima hojas de cada tomo, que servirfn de guardas, quedar~n en blanco. En ]a segunda escribiri el Registrador de su puflo y letra la portada de la manera siguiente:
"Registro Mercantil de ]a Propiedad de ...........................
Libro de (Comerciantes particulares, Sociedades 6 buques.)-,Tomo ......."
El Registrador Ilevarh el tomo al Juzgado municipal del Distrito en que estA situada la Oficina A fin de que sea reconocido por el Juez. Si no advirtiese falta algna, se pondrA el sello del Juzgado municipal en eada uno de los folios, y el Juez extenderb de su pufio y letra una certificaci6n en los thrminos siguientes:
"Don .............., Juez municipal de ................., certifico:
que reconocido el presente tomo que es (el nfimero con que figure en la portada) del libro de .............. del Registro Mercantil de esta provincia, se compone de ................. folios fitiles, incluso el presente,
estando ajustada la encuadernaci6n A los preceptos legales, y siendo las hojas iguales al modelo ofiial."
Fecha .............
Firma del Juez.
Firma del Secretario.












* Los registradores tendrin un sello en tinta con la siguiente dinsripci6n:
"Registro mereantil (6 de buques) de ...............
El sello se estainparg en todos los recibos y en los documentos que hayan surtido efecto en el Registro. (Articulo 19 del Reglamento -del Registro).
Articulo 20.-El registrador anotali por orden cronol6gico en la matricula 6 indice general todos los comerciantes y eomSi el Juez advirtiese faltas en el tomo lo devolverl al Registrador para que lo sustituya por otro que no las tenga.
Art. 12 R.-Los Registradores llevarAn en cuadernos 6 tomos separados un Indice para cada uno de los libros con las siguientes casillas:
1.a-Apellido y nombre del comerciante, 'itulo de la sociedad 6 nOmbre del buque, seg-dn el libro A que el indice se destine.
2.a-Poblaei6n en que est6n domiciliados el comerciante 6 la Soeiedad,
6 matriculado el buque.
3.a-Nfimero de la hoja destinada A cada comerciante, Sociedad 6 buque y el folio 6 tomo en que se encuentren.
4.a-Observaciones.
Para cada letra del alfabeto destinarA el Registrador el nfimero de folios que erea convenientes, y para hacer el asiento en la que corresponda se atendrA A la inicial del primer apellido del comerciante, & la del titulo de la Sociedad, 6 A la del nombre del buque.
Aunque por consumirse los folios de la hoja destinada al comerciante, Sociedad 6 buque haya de pasarse A otro tomo, no ser preciso incluir en la tercera casilla el nfmero del folio y el del tomo donde pase.
En la cuarta casilla anotart el Registrador el nfimero y tomo adonde pase la hoja de inscripci6n, cuyos folios se hayan lenado, sin perjuicio de hacer las indicaciones que seg-in los casos crea neeesarias 6 fitiles para facilitar la busca y evitar equivocaciones.
Art. 13 R.-Adem s de los libros de Registro, tendrfn los Registradores otro que serk talonario de recibos de las solicitudes y documentos que se presenten para inscripei6n.
En dichos recibos y en el momento de la presentacifn, se harA constar el dia y hora en que se verifique, el nombre y apellido del presentante, la clase y fecha del documento presentado, objeto de la presentaci6n, y el nombre y apellido de la persona, autoridad 6 funcionario que lo suscriba.
Los mismos datos es consignarAn en el tal6n correspondiente, en el cual firmarfA el presentante.
La devoluci6n de documentos y solicitudes se harA mediante entrega del recibo talonario al Registrador.
En caso de extravio de 6ste, s6lo se devolverfn aqu6llos al interesado 6 1 su legitimo representante, dejando otro recibo que serviri de resguardo al Registrador.
Los Registradores conservarfn archivados los recibos talonarios, siendo responsables de la .entrega de los documentos cuyo recibo hubiere sufrido extravio.
Art. 18 R.-En cada Registro Mercantil habrA un inventario de todos los libros, indices y legajos que constituyan su archivo. Todos los afios se haron en 61 las correspondientes adiciones.
Art. 66 R.-En cada Registro Mercantil se llevarA un libro de ingresos en el que por orden de presutaci6n de los respectivos documentos se consignarbn todos los derechos que se devenguen aunque no se hayan percibido.
Disposici6n transitoria de la Orden 400:
2.a-Los Registradores llevarAn un indice especial de todos los asientos relativos A establecimientos mercantiles 6 industriales al por mayor 6 al por menor.












pafiias que se matriculen, dando eada hoja el nfimero eorrelativo que le coiresponda. (30)
Articulo 21.-En la hoja de inscripei6n de cada comereiante 6 sociedad se anotarkn:
1.�--oSu nombre, raz6n social 6 titulo.
2.� La clase de comercio fi operaciones A que se dedique.
3.--,La fecha en que deba comenzar 6 haya Comenzado sus operaciones.
4.0--E1 domicilio, con especificaci6n de las sucursales que hubiere establecido, sin perjuicio de inscribir las sucursales en el Registro de la provincia en que est~n domiciliadas. (31)

(30) Articulos del Reglamento concordantes con el 20 del C6digo:
Art. 9.o-Por cada comerciante, Sociedad 6 buque que hays de ineeribirse en el Registro, se destinarA en el respectivo libro una hoja, . cuyo frentoe figurarA en guarismoo el nfim-ero corrospondiente, por orden cronol6gico de presentaci6n de solicitudes 6 documentos.
Art. 10.-Cada hoja destinada A un comerciante, Sociedad 6 buque, se compondrA del nfimero de folios que el Registrador juzgue A prop6sito para evitar que sea frecuente el pase A otros tomes.
En el caso de Ilenarse todos los folios de una hoja, so indiear& al final del filtimo el folio del tomo corriente, donde hayan de continuar las inscripeiones, y en 6ste se harA otra indicaci6n del folio y tomo de donde procede.
Se conservari el nfimero de Ia hoja afiadiendo la palabra I I duplicado , "triplicado'', etc., etc.
En todas las inscripciones se referiri el Registrador ( las solieftudes 6 documentos en cuya virtud se extiendan, indicando el dia y hora dd en presentaci6n en el Registro.
Art. 23.-Todas las inscripciones relativas A cada comerciante, Sociedad 6 buque se harAn en la hoja respectiva A continuaci6n unas de otras, sin dejar claros entre ellas, y tendrkn su numeraci6n correlativa y especial.
Los Registradores cuidarin de que en las inscripciones no queden espacios en blanco ni se hagan enmiendas ni raspaduras, ni se eseriba entre lineas.
Todas las cantidades y feehas se expresarfn siempre en letra.
Art. 24.-Las equivocaciones que se adviertan antes de firmar una inscripci6n podrkn rectificarse bajo la siguiente f6rmula:
"Equivocada la linea ......... de esta inscripci6n, soe advierte que debe leerse asi": (aqui se redactarA toda la linea tal como deba quedar.)
Art. 25.-Al pie de todas las inseripciones se pondrA la fecha en que .9e extiendan y la firma entera del Registrador 6 del sustituto.
Art. 26.-En las inscripciones que se practiquen s6lo en virtud de solicitudes, se expresarA su fecha y el dia y hora de su presentaci6n en el Registro y se indicari el legajo en que la solicitud se conserve. En las que se extiendan en virtud de escritura pfiblica, se harh constar el dia y hora de la presentaci6n, los nombres y apellidos de los otorgantes, la fecha y e1 lugar del otorgamiento, y el nombre y apellido del Notario autorizante.
En las que se hagan en virtud de titulos expedidos por el Gobierno 6 sus agentes se expresarA, tambi6n el dia y hora de su presentacifn, su fecha y lugar en que estdn extendidos, y el nombre, apellido y cargo oficial de la Autoridad 6 funcionario que lo suscriba.
(31) Conforme al articulo 30 del Reglamento 'la inscripci6n do los comerciantes particulares contendri todas las eircunstancias enumeradas en el artlculo 28, y ademks las quo exprese ]a solicitud y sea fitil 6 conveniente consignarlas A juicio del Registrador."
Entre estas dltimas estA desde luego implicitamente inclulda la que de un modo expreso menciona el articulo III de la Orden 400 de 1900, 6 sea, si al eomerciante conviniere, "el capital con quo gire 6 haya de girar 6











.0Las escrituras de constituei6n de sociedad mercantil, cualesquiera que sean su objeto 6 denominaci6n: (32) asi como Ins de modificaci6n, rescisi6n 6 disoluci6n de las mismas sociedades.
6.0-Los poderes generales, y la revocaci6n de los mismos, si la hubiere, dados i los gerentes, factores, dependientes y cualesquiera otros mandatarios. (33)
7.--La au'torizaci6n del marido para que su mujer ejerza el eomercio, y la habilitaei6n legal 6 judicial de la mujer para administrar sus bienes por ausencia 6 incapacidad del marido. (33)
8.0---4La revoca-i6n de '1a li-cencia dada k la mujer para comerciar. (33)


el valor de sus negocios como comerciante, 6 do su establecimiento, segfin 1l estimaci6n que haga el mismo interesado." Este articulo III y el 28 del Reglamento, A que se reflere el anteriormente transcrito, se insertan literalmente en la nota 39.
(22) Articulos del Reglamento referentes A la inscripci6n de Soeiedades:
Art. 36.-Los Directores, Presidentes, Gerentes 6 representantes do las diversas clases de compaffias mercantiles quo se mencionan en el articulo 123' del C6digo de Comercio, tienen obligaci6n con arreglo al articulo 17 del mismo, de solicitar la inscripei6n en el Registro Mereantil de la provihoia on que estuvieren domiciliados, de las escrituras de constituei6n de las mimmas, asa como do las adicionales que de cualquiera manera alteren
6 modiquen oqullas, antes de dar principio A las respectivas operaciones.
Art. 37.-Para que puedan ser inscriptas las escrituras de constituci6n do Sociedad, deberAn expresar por lo menos las circunstancias que exigen los arteuloe 125, 145 y 151 del C6digo de Comereio, el domieilio de la Sociedad y las operaciones A que han de dedicarse.-Tambi6n se deberA expresar on Ia misma escritura 6 en otro cualquier documento fehaciente, la fecha en que han de dar principio A sus operaciones. Dichas circunstaneias se harmn constar en la inscripei6n con la debida claridad.
Art. 38.-Ademis do la inscripci6n de las escrituras A que so refiero el articulo 36 i. aeste Reglamento, es obligatoria para las Sociedades insoribir:
1.--Todos los aetos, acuerdos, contratos y circunstancias que puedan influir sobre la libre disposici6n del capital 6 sobre el cr6dito, asi como los que alteren y modifiquen las ondiciones de los documentos inscriptos.
2.o--Los poderes tanto generales como especiales para determinadas operaciones, asi como la modificaci6n, constituci6n y revocaci6n de los mismos. Para la inscripci6n de estos actos los Registradores se atendrin k lo dispuesto en el articulo 31 de este Reglamento.
3.o-Las emisiones de aeciones, c6dulas, obligaciones de todas clases y billetes de Banco y In cancelaci6n de las respectivas inscripeiones.
4o--Los titulos de propiedad industrial, patentee de invenei6n y mareas de fibrica en la forma y modo quo establezcan las leyes.
5.o-La prolongaei6n de ia Soeiedad.
6.o-Su rescisi6n partial 6 disoluci6n total, excepto cuando 6sta tonga lugar por la terminaci6n del plazo por el cual se constituy6, siendo en este easo voluntaria la inscripci6n.
Lae Compailas de ferrocarriles se rigen por la Orden 34 de 1902, de la cual reproducimos en el texto, A continuapi6n de este titulo, el capitulo quo se refiere it su inscripei6n en el Registro.
(33) Art. 31 del Reglamento.-Las inscripeiones de poderes y do revotAciones de los mismos y de las liceneias A mujeres casadas para comer-











9.-Las escrituras dotales, las capitulaciones matrimoniales y los titulos que aerediten la propiedad de los parafernales de las mujeres .de los comerciantes. (34)
10.-Las emisiones de -acciones, c6dulas y obligaciones -de ferrocarriles (35) y .de toda elase de sociedades, sean de obras piblicas, compaffias de er6dito fi otras, expresando la serie y namero de los titulos de cada emisi6n, su interns, r6dito, amortizaei6n y prima, cuando tuviesen una fi otra, -la cantidad total de ta emisi6n, y 'los bienes, obras, dereehos 6 hipotecas, cuando los hubiere, que se afecten A su pago. Tambi&n se inscribirkn, con arreglo A los preceptos expresados en el pdrrafo anterior, las emisiones que hicieren los particulares. (36)

ciar s6lo se practicarfn en vista de las respeetivas eserituras, y en a&qullas se copiari la clAusula en que se contengan las faeultades conferidas & su revocaei6n 6 la de la liceneia.
(34) Disposiciones del Reglamento referentes A los bienes de Ia mujer:
Art. 33.-Con arreglo & lo dispuesto en el articulo 28 del C6digo de Comercio, la inscripei6n de las escrituras AL que se reflere el nfimero 9.o del articulo 21 del mismo, deberA pedirse por el comerciante, 6 por su mujer, 6 por los padres, hermanos 6 tios carnales de 6sta, asi como por los que hayan sido sus tutores 6 curadores 6 par los que hubieren constituldo 6 eonstituyan Ia dote A su favor.
Art. 34.-Pam que la inseripei6n se lleve . efeeta serA preciso presentar las respectivas escrituras con la nota de haber sido antes inscriptas en el Registro de la Propiedad, si entre los bienes dotales 6 parafernales hay inmuebles 6 derechos reales.
En la inscripci6n referente A bienes parafernales so expresarA neeosariamente su importe, si resulta del titulo.
En la de bienes dotales se indiearA ademis la clase de dote y el nombre y apellido de Ia persona que la constituy6 y si ha sido entregada 6 prometida.
Art. 35.-Si el eomerciante no estuviese inscripto en el Registro Mereantil y se presentase para ser inseripta alguna escritura de dote, de eapitulos matrimoniales 6 de bienes parafernales de mujer casada con aqu6l, se harA la previa inscripci6n del comerciante, en virtud de salicitud, comprensiva de las circunstancias y firmada por la misma persona que pretende la inscripei6n A favor de la mujer.
(35) Respeeto de las Compafifas de ferrocarriles vase lo expuesto al final de la nota 32.
(36) Articulos del Reglamento eomplementarios de este inciso:
Art. 39.-Para inscribir cualquiera emisi6n de aepiones, c6dulas ft obligaciones A cuyo pago se declaren afectos bienes inmuebles 6 derechos reales, serA indispensable que se presente la correspondiente escritura pAblica ya inscripta en el Registro do la Propiedad.
La inseripei6n expresarA la serie y nfinero de titulos de Ia emisi6n que so haya de inscribir, so interns, r6dito, amortizaci6n y premios, si tuvieren una A otros, la cantidad total de Ia emisi-n, y los bienes, intereses, obras, derechos 6 hipotecas que afecten al pago de la emisi6n, y cualesquiera otros datos que el Registro estime de alguna utilidad.
Art. 40.-La inscripei6n de las emisiones de billetes, obligaciones 6 documentos nominativos y al portador A euyo pago no queden afectos bienes inmuebles 6 derechos reales, se harA en vista de la respeetiva escritura, si se otorgare, 6 del certificado del acta en que conste el acuerdo para haeer In emisi6n y las condiciones, requisitos y garantias de las mismas.
El certificado deberk estar expedido en forma de testimonio por un Notario A requerimiento de parte.











11.-Las emisiones de billetes de Banco, expresando su fechs, clases, series, cantidades 6 importe de cada emisi6n.
12.-Los titulos de propiedad industrial, patentes de invenci6n y mareas de f~brica, en la forma y modo que establezean las leyes. (37)
Las sociedades extranjeras que quieran establecerse 6 crear sucursales en Cuba, presentarin y anotarin en el Registro, 'adems de sus estatutos y de los documentos que se fij.an para las cubanas, el certificado expedido por el c6nsul cubano de estar constituidas y autorizadas con arreglo 'A las leyes del pals respectivo. (38)

La inscripci6n expresarA todo lo necesario para dar A conocer con exactitud la emisi6n, sus condiciones y garantias.
Art. 41.-Para que se cancelen total 6 parcialmente las inscripeiones de emisi6n A que se refiere el articulo 39, bastarA con que se presente la escritura 6 documento de caneelaci6n total 6 parcial con nota de su inscripci6n en el Registro de la Propiedad, 6 certificado con reference 6 6ste, de haberse cancelado total 6 parcialmente la inscripci6n practicada en el mismo.
Art. 42.-Para caneelar total 6 parcialmente las inscripciones comprendidas en el articulo 40, bastari con que se presente en el Registro Mercantil testimonio de Notario en que con referencia & los libros y documentos del comerciante 6 Sociedad que hubiera heeho la respectiva emisi6n se haga constar la amortizaci6n de los titulos, acciones, obligaciones 6 billetes, y el complete pago de la cantidad que representen, expresando si se pretende la cancelaci6n parcial, la serie y nfimero de los amortizados, debiendo el mismo Notario dar f6 de haber visto recogidos 6 inutilizados los titulos, obligaciones 6 billetes amortizados.
Art. 43.-La inseripci6n de cancelaci6n expresarA claramente el nimero de la que se cancele, y si es total 6 parcial. En este caso se indicarrn los titulos, obligaciones, acciones 6 billetes cuyos valores hayan sido satisfechos.
Art. 32.-Para ]a inscripci6n de las emisiones que los comerciantes particulares pueden hacer segfin lo dispuesto en el articulo 21 del C6digo de Comercio, para la de su eancelaci6n parcial 6 total y para la de los titulos que expresa el nimero 12 del articulo 21 del mismo, se observarf, lo dispuesto en los articulos 40 al 45 de este Reglamento.
(37) Art. 44 del Reglamento.-Los titulos de propiedad industrial, patentes de invenci6n y marcas de ffibrica, se inseribirfin previa la presentaei6n de los respectivcs documentos que acrediten au eoneesi6n en forma legal.
La inscripci6n expresarA las circunstancias eseneiales comprendidas en el documento.
La Orden 400 de 1900 en su artieulo XVIII dispuso que: "Todas las disposiciones contenidas en esta Orden serhn aplicables A los titulos de propiedad industrial, patentes de invenci6n y titulos 6 mareas comerciales, industriales 6 de fkbrica, los euales para ese efecto se considerarfn como establecimientos industriales."
Del texto de este articulo aparece que se consideraba obligatoria la inseripci6n en el Registro Mercantil de los titulos de propiedad y mareas industriales; pero ese articulo qued6 expresamente derogado, en forma escueta, por la Orden 67 de 1901. La inscripci6n de esos titulos se verifica hoy en el Registro que A ese efecto se Ileva en la Secretaria de Agrieultura, Industria y Comereio, conforme A las leyes y 6rdenes militares que regulan la materia.
(38) Conforme A los articulos 2.o y 3.o del Decreto de 11 de Abril de 1903, la firma del C6nsul cubano debe ser legalizada por el Secretario 6 por el Director (hoy Jefe) de dicho Departamento.












'* La mujer comereiante que contraiga matrimonio, deberg haeer constar en el Registro la variaei6n de su estado. (PArrafo
2.0 del articulo 29 del Reglamento del Registro Mereantil.)
* Los jueces que deelaren en quiebra i algfin comerciante, sociedad 6 duefio de buque, expedirin de oficio mandamiento al Registrador para que por medio de una nota lo haga constar en la respectiva hoja al final de la filtima inscripci6n. (Articulo 27 idem.)
* Tambi6n se anotarfn en el Registro los embargos que por medio de mandamientos por duplicado dispongan los Juzgados y Tribunales, conservando el Registrador uno de los ejemplares del mandamiento. (Art. VIII. Ord. 400 de 1900.) (Vase la nota 42.)
* Desde esta fecha (28 de Septiembre de 1900), todos los comerciantes 6 industriales duefios de establecimientos al por mayor 6 a1 por menor en cualquier ramo de comercio 6 de la industria, deberkn inscribirlos en el Registro Mercantil. El caricter de comerciante 6 industriales 6 duefios de establecimientos, no podrA acreditarse sin el certificado de inscripci6n. (Articulo I idem.) (39)

(39) Art. III de la Orden 400 de 1900 :-Para la inscripci6n de dichos comerciantes 6 industriales 6 de sus establecimientos bastar presentarse una solicitud suscrita por el interesado 6 por otra persona h su ruego, autenticada aqula por un Notario, en la que, bajo juramento, se expresaran las circunstancias determinadas en el articulo 28 del Reglamento del Registro Mereantil, si asi Ie conviniere, el capital con que gire 6 haya de girar 6 el valor de sus negocios como comerciante; todo segdn la estimacidn que haga el mijsmo interesado.
Los Notarios no podr~n cobrar mks de cincuenta centavos de peso oro americano por autenticar cada solicitud.
El Secretario de Justicia, el 20 de Octubre de 1900, dispuso que la f6rmula para autenticar las solicitudes 6 que se refiere el articulo que precede, sea da siguiente: IDoy fe de la autenticidad de ]a solicitud que precede.'' En 27 de Octubre del propio afio, evacuando una consulta deelar6 que la f6rmula acordada por la Secretaria para que los Notarios autentiquen las solicitudes de inscripci6n de comerciantes 6 industriales A que se refiere Ia Orden 400 de la serie de 1900, s6lo alcanza A dar fM de conocer al que formule la solieitud de dicha inscripci6n, que 6ste ha jurado la certeza de las circunstancias que dicha solicitud contiene, y que ha firmado A su presencia; y que en el caso de suscribir la solicitud un tercero A ruego del interesado, la autenticaci6n se refiere 6 dicho tercero, y al juramento bajo el cual debe 6ste firmarla, de haber sido rogado por el interesado para suscribirla A su nombre en los t6rminos en que estA redactada.
El artieulo 28 del Reglamento del Registro Mercantil, A que se refiere el de ]a Orden militar que se deja transcrito, dice:
Art. 28.-El comerciante que desee ser inscripto en el Registro Mercantil presetarA por si 6 por medio de mandatario verbal al Registrador de la capital de la provincia en que haya de dedicarse 6 est6 deicado al comercio una solicitud (en la forma prevenida por el transcrito articulo ITI de la Orden 400 de 1900), expresando adenAs de lo que tenga por conveniente, las circunstancias que A continuaci6n se expresan:
1.a-Nombre y apellidos del comerciante.
2.a-Su edad.
3.a-Su estado.
4.a-La clase de comercio A que est6 dedicado 6 haya de dedicarse.











* Tambi6n deberA inscribirse toda venta, cesi6n, traspaso 6 arendamiento que de dichos establecimientos 'hicieren. (Articulo II idem.) (40)
* Por falta de inscripei6n dentro de los ocho dias siguientes al en que d6 comienzo A sus negocios 6 abra su establecimiento el comerciante 6 industrial quedarA ineurso en una imulta de veinte y cinco pesos en moneda americana. (Art. IV idem.) (41)
5.a-EI titulo 6 nombre que en su caso tonga 6 haya de ponerse al establecimiento.
6.a-E1 domicilio del mismo y el de las sucursales, si las tuviere, ya sean dentro 6 fuera de la provincia.
7.a-La fecha en que hubiese empezado 6 haya de empezar A ejercer el comercio.
8.a--Aflrmaci6n bajo su responsabilidad de que no se halla sujeto & Ia patria potestad; que tiene la libre disposicifn de sus bienes, y que no estA comprendido en ninguna de las incapacidades expresadas en los articulos 13 y 14 del C6digo de Comercio.
Con la solicitud so presentark una copia en papel comdn, firmada por el interesado, y la certiflcaci6n del Ayuntamniento respectivo en que eonste su matricula para los efectos del pago de subsidio industrial 6 recibo de haber satisfecho el 6ltimo trimestre. Cotejada la copia con el original y estando conforme devolverA el Registrador la cortiflcacion 6 el recibo.
Con relaci6n al articulo anterior dice el 29 del mismo Reglamento Io que sigue:
Art. 29.-Si Ia inscripci6n se solicitase por mujer casada acompafiarA ademis la escritura pfibliea en que conste Ia autorizacifn de su marido y en su defecto, el documento quo acredite en su caso, que con conocimiento de an marido ejerce el comercio; que lo ejercia antes de contraer matrimonlo; que so halla separada legalmente de 61; que estA sujeto A curaduria; que se halla ausente ignorlndose su paradero, 6 que estA sufriendo la pena de interdieci6n civil.
(40) La transferencia de todo establecimiento mercantil 6 industrial ha de hacerse por medio de documento, conforme al articulo XIV de la Orden 400 de 1900, que se inserts en el texto A continuaci6n del articulo 23; por consiguiente, para la inscripci6n, conforme A este articulo debe presentarse en el Registro el documento otorgado.
(41) Deereto del Presidente de la Repdblica de 12 de Diciembre do 1905:
Articulo 1.--El t~rmino do oecho dias que concede el articulo 4.o de la Orden 400 de 1900 A los comerciantes 6 industriales duefios de establecimientos al por mayor 6 al por menor para solicitar su inscripei6n en el Registro Mereantil, sin penalidad, se concede tambi6n, con igual objeto, A los que adquieran los establecimientos por venta, cesi6n, arrendamiento, 6 traspaso por cualquier titulo, comenzindose A contar, en estos casos, el referido t6rmino, desde el dia siguiente al en que venza el sefialado para el pago de los derchos fiscales que por el acto 6 contrato coelebrado se devengue 6 se ponga la nota de exenei6n de los mismos, 6 desde el dia en que hubiesen sido satisfechos, si los interesados lo efectuaren antes de veneer dicho t6rmino.
Art. XIX de la Orden 400 de 1900.-Las multas que en esta Orden so imponen, se hardn efectivas en la OfIcina de Hacienda correspondiente. Los Registradores qu.edarfn obligados A participar A dicha Ofleina los casos en que se haya incurrido en diehas multas y de que tengan conocimiento por raz6n de sus funciones.
Resoluci6n de la Secretaria de Justicia de 7 de Agosto de 1901:
Con objeto de evitar las dudas que han surgido en la interpretaci6n del artieulo XIX de Ia Orden nfimero 400 de 1900, se publica para general conocimiento la siguiente aclaraci6n: L.a El parte que los Registradores Mercantiles estAn obligados i dar A las ofieinas de Hacienda correspon-












* Cualquier ,comerciante 6 industrial inserito en el Registro Mereantil que sea acreedor de un establecimiento por pagar6, cuenta 6 recibo firmado por el que tenga dicho establecimiento inscrito A su nombre y que proceda de dinero 6 efectos supvlidos 6 servieios prestads al propio establecimiento, podrA inseribir en el Registro su er~dito, presentando el documento en que conste y jura ndo la certeza de la firma del deudor. La inscripci6n se hara por medio de un asiento en el libro-registro correspondiente, firmado por el acreedor, en el que constarA el juramento prestado por 6ste y se copiarA integramente el titulo de la deuda. Si 6sta constare por documento pfiblico otorgado por el deudor no serAn necesarios la intervenci6ii personal del acreedor, ni su juramento ni la inserci6n integra de la escritura, de la cual s6lo se relacionarA lo esencial. (Art. VI idem.) (42)


dientes cuando por raz6n de sus funciones tengan conocimiento de que un comerciante 6 industrial no ha hecho su inscripci6n en los t6rminos que ordena el articulo IV de la referida Orden 400 se entenderh como la declaratoria de quedar incursos en la multa los infractores del precitado artieulo IV.-2.a Puesta dicha infracci6n en conocimiento de la Ofieina de Hacienda respectiva, 6sta procederA A hacer efectiva la relacionada multa, utilizando para ello el procedimiento de apremio que tiene contra lo deudores A la Hacienda pfiblica.
Resoluci6n de la Secretaria de Hacienda de 28 de Septiembre de 1901, eoncordante con la anterior:
En cumplimiento de lo dispuesto en el articulo XIX de la Orden 400, serie de 1900, y en concordancia con lo determinado en la aclaraci6n A dicho articulo, publicado por la Secretaria de Justicia en la Gaeeta de 10 de Agosto del presente aflo (que es la resoluci6n que precede) corresponde a la Administraci6n de Rentas 6 Impuestos de la Zona Fiscal i que est46 adscripto el t6rmino en que se cometa la infracci6n , que se refiere el articulo IV de la repetida Orden 400, hacer efectiva la multa en que incurren los comerciantes 6 industriales, utilizando para ello el proeedimiento de apremio establecido contra los deudores A la Hacienda pdblica.
(42) Articulos de la misma Orden 400 que completan la disposiei6n contenida en el VI.
VII.-Cuando el establecimiento respecto del cual hays de inscribirse una deuda, exista en lugar distinto del en que se contrajo 6sta, el acreedor podri acudir al Registro Mercantil en qu.e est6 inscrito 61 como comerciante, con una copia literal suscrita por 61, del documento de la deuda, y jurarA la certeza de la deuda y de la firma del deudor puesta en el documento original. El Registrador A continuaei6n de la copia hari constar la exactitud de 6sta, la identidad del acreedor que la autoriza, estar 6ste inscripto como eomerciante, su domicilio comercial y el juramento por el mismo prestado. Puesta dicha nota autorizada con la firma del Registrador y sello del Registro se devolverA la citada copia al acreedor, quien podrA con ella obtener la inscripci6n de la deuda en el Registro del distrito en quc esth situado el establecimiento del deudor. Tambi6n pondrft nota el Registra. dor en el documento original que recogeri de nuevo el acreedor, con las referencias necesarias A la copia del mismo expedida. Otra copia quedarh en poder del acreedor.
IX.-Si al intentar la inscripei6n de un cr6dito 6 anotaci6n de un embargo sobre eualquier establecimiento resultare no estar 6ste inscripto A nombre del deudor, podrA hacerse dicha inscripci6n 6 anotaci6n en el concepto de preventivo y bajo la responsabilidad del que la pidiere; quedando 6ste obligado A presentar dentro de los ocho dias siguientes al dia de la inscripci6n preventiva una certificaci6n de que en la fecha de la ins-











Articulo 22.--En el Registro de buques se anotarin:
1.�-E1 nombre del buque, clase de aparejo, sistema 6 fuerza de las mdquinas si fuese de vapor, expresando si son caballos nominales 6 indicados; punto de construcei6n del casco y mhquinas; afio de la misma; material del casco, indicando si es de madera, hierro, acero 6 mixto; dimensiones principales de eslora, manga y puntal; tonelaje total y neto; seial distintiva que tiene en el C6digo internacional de sefales; por filtimo, los nombres y domicilios de los duefios y participes de su propieda;d. (43)


cripci6n 6 anotaci6n la licencia 6 matricula del establecimiento estaban expedidas A nombre del deudor. Si la presentare, la inscripci6n 6 anotaci6n preventiva adquirirk desde ese momento el carfcter de definitiva, haci6ndose constar por medio de un nuevo asiento; debiendo conservar la certificaci6n presentada el Registrador para su resguardo. Si, por el contrario, no so presentare 6sta, quedarA nula de derecho la inscripei6n 6 anotaci6n preventiva, eaneelfnidose en nuevo asiento par el Regist.dor.
XII.-Hecha la inscripci6n de un er6dito se devolverA al acreedor el dooumento que haya servido para ello, en el cual extenders el Registrador la correspondiente nota de haberse inscripto. De dicho documento no deberA desprenderse el acreedor, sino mediante las seguridades necesarias para no quedar expuesto A que el deudor niegue despu6s la certeza de la deuda y del documento que sirvi6 para la inscripci6n y le reclame las responsabilidades consiguientes por perjurio y dafios y perjuicios.
XVI.-EI que inscriblere una deuda que luego resulte no ser cierta 6 presente para la inscripei6n un documento cuya firma atribuida al deudor no fuere legitima, ineurrir& en ]a responsabilidad sefialada al perjurio ademfs de la civil por daflos y perjuicios.
(43) Articulos concordantes del Reglamento:
Art.'45.-Los dueflos de buques mercantes de matricula y bandera de Cuba solicitarfn su inscripci6n en el Registro Mercantil de la provincia en que estuvieren matriculados, antes de emprender el primer viaje 6 dedicarse A las operaciones A que so destinen.
Se considerarfn buuqes para los efectos del C6digo y de este Reglamento, no s6lo las embareaciones destinadas k la navegaci6n de cabotaje 6 altura, sino tambi6n los diques flotantes, pontones, dragas, ginguiles y eualquiera otro aparato flotante destinado A servicios de la industria 6 del comercio maritimo.
Art. 46.-La primera inscripei6n de cada buque serA la de propiedad del mismo y expresar las eircunstancias indicadas en el nfimero 1.o del articulo 22 del C6digo de Comercio, y ademfis la matricula del buque y su valor.
Art. 47.-Para que se verifique la inscripci6n del buque se presentar en el Registro Mercantil una copia certifiada de la matrlcula 6 asiento del buque expedida por el Comandante de Marina (hoy por el Administrador de la Aduana) de la provincia en que est6 matriculado.
Desde el cese de Ia soberania espafiola no existe en Cuba ni Comandantes de Marina ni jurisdicci6n de Marina. Las faeultades atribuidas A aqu6llos respecto A la matricula de buques pasaron & la Administraci6n de Aduanas, conforme A los artieulos 7 y 22 de las Ordenanzas.
La Secretarfa de Hacienda, por Circular de 5 de Junio de 1904 (incluida en el texto A continuaci6n del titulo I, libro 3.o del C6digo), dict6 Ias reglas hoy vigentes para da inscripci6n de buques en la matricula de mar.











2.0-Los cambios en la propiedad de los buques, en su denominaci6n 6 en cualquiera de las demis condiciones enumeradas en el pirrafo anterior. (44)

(44) Artieulos del Reglamento, eomplementarios de este ineiso:
Art. 48.--Cuando un buque cambie de matricula dentro de la misma provincia, so hark constar asi A continuaci6n del filtimo asiento que so hubiese extendido relativo al mismo buque, previa presentaci6n del certificado de la nueva matricula.
Si el cambio se hubiera hecho A otra provincia, se presentar al Registrador de la capital de dsta, certificaci6n literal de la hoja del buque, A fin le que se trasladen todas las inscripciones A la hoja que se le destine en dicho Registro, bajo Ia siguiente f6rmula: - "Certifico: quo en la hoja ndmero ....... folio ....... tomo ...... del Registro de buqus de .......
aparecen las inscripciones siguientes (aqui so copiarfn literalmente); asi resulta de la certificaci6n expedida con focha ........ por D ............,
Registrador Mercantil de ................ que para poder hacer la inscripci6n siguiente ha sido presentada en este Registro A las ...............
fecha y firma entera.
A continuaci6n se inscribirh el cambio de matrkcula, y el Registrador participar do oficio al encargado del Registro en que antes estuvo inscripto el buque, haber practicado la inscripci6n del cambio, indieando el nfimero de la hoja, folio y tomo en que conste.
El filtimo de los citados Registradores cerrar la hoja del buque poniendo A eontinuaci6n de Ia filtima inscripei6n una nota en los siguientes tdrminos:
"Queda cerrada esta hoja por haberse inscripto el buque de su referencia en el Registro de ....... nimero ........ folio ..... y tomo ..... It
Fecha y firma.
Art. 49.-Cuando en el easo previsto en el arteulo 578 del C6digo do Comercio so remita al Registrador copia de la escritura de venta de un buque, acusarb recibo al C6nsul y pondrA A continuaci6n de la filtima inscripei6n hecha en la hoja del buque una nota en los siguientes thrminos:
"NOTA.-Por escritura otorgada con fecha .................... ante
el C6nsul de .................... , ha sido vendido el buque de esta hoja
..................... --Fecha y firma.
La copia se conservarA en el archivo en un legajo especial, y la inscripci6n no so verificarg hasta que lJs interesados 6 cualquiera de ellos presenten la escritura; pero mientras no so inscriba 6sta no se extenderfn otras inscripciones de trasmisi6n 6 gravamen del mismo buque.
El articulo 50 dispone que los contratos que se celebren por navieros 6 capitanes se inscribirkn presentando la misma hoja del Registro, en que consten, 6 una certificaci6n literal del eontrato autorizado por aqu6flos y por el mismo Notario 6 C6nsul que hays intervenido. Conforme al artieulo 51 la certificaci6n de la hoja deberA ser legalizada por el Capitfn del Puerto de salida quo expida la patente de navegaci6n. El 52 dispone que los eontratos que se hagan durante la nav.egaci6n, terminado -1 viaje deben inscribirse en el Registro correspondiente. Estos artieulos se insertardn literalmente en el titulo que trata de Ia navegaci6n.
Art. 53.-Los propietarios de buques vendidos A un extranjero, deberfn prosentar eopia de la escritura de venta en el Registro, A fin de quo se eiorre la hoja correspondiente al mismo.
Los Notarios y los C6nsules que hubieren autorizado cualquier acto de enajenaci6n de un buque cubano A favor de un extranjero darn parte dentro de tercero dia al encargado del Registro en que estuviere inscripto, el cual extenderA la oportuna nota en Ia hoja abierta al buque enajenado.
Por circular de la Secretaria de Hacienda fecha 6 de Abril de 1905 so dispuso que siempre que se efectfie en las Aduanas alguna operaci6n de traspaso de buques, se haga constar en ellas haberse advertido A los interesados el deber en que estin de inscribirlos en el Registro Mercantil.











3.o La imposici6n, modificaci6n y cancelaci6n de los graVmenes de cuaiquier g6nero que pesen sobre los buques. (45)
Articulo 23.-La inscripci6n se verificar por regla general, en virtud de copias notariales de los documentos que presente el interesado. (46)
La inscripci6n de los billetes, obligaciones 6 documentos nominativos y al portador, que no Ileven .consigo hipotecas de bienes inmuebles, se hark en vista del certificado del acta en que conste el acuerdo de quien 6 quienes hicieren la emisi6n, y las condiciones, requisitos y garantias de la misma.


(45) Articulos concordantes del Reglamento:
Art. 54.-La extinci6n de los cr6ditos inscriptos se harA constar por regla general presentando previamente escritura pfiblica 6 doeumento fohaciente en que conste el consentimiento de la persona A cuyo favor so hizo la inscripci6n, 6 de quien acredite en debida forma ser su causa-habiente 6 representante legitimo.
En defecto de tales documentos deberA presentarse ejecutoria ordenando la cancelaci6n.
Si la extinci6n del crddito tiene lugar forzosamente por ministerio do Ia ley en virtud de un hecho independiente de la voluntad de los interesados, bastarA acreditar con doeumento fehaciente la oxistencia del heeho que motiva la cancelaci6n.
De conformidad con lo prevenido en el articulo 582 del C6digo de Comercio, se reputarn extinguidas de derecho todas las inscripciones anteriores A la de la escritura de venta judicial de un buque.
Art. 55.-Las inscripciones de cancelaci6n expresarfln claramente si 6sta es total 6 parcial, y en este caso la parte de crddito que se haya satisfecho y la que quede por satisfacer.
Art. 56.-Hecha co-star en la matricula de un buque su desaparici6n, destrucci6n 6 enajenaci6n A un extranjero, el Comandante de Marina de la provincia lo participarh do oficio al Registrador mercantil de I& misma, A fin de que 4ste extienda al final de la filtima inscripci6n una nota en los siguientes t~rminos:
Segfdn oficio de ............., fecha ..............., el buque I que
eta hoja se refiere (aqul lo ocurrido al buque.) "I-F cha y firma.
Extendida esta nota no se podri hacer inscripci6n alguna relativa al buque.
(46) Este articulo previene que la inscripci6n so harfi por regZa general en vista de documentos notariales. SerA forzoso que asi se haga cuando la ley exija esa formalidad para la eficacia del acto que ha do inscribirse, como acontece con la concesifn y revocaci6n de la autorizaci6n marital (articulos 6.0 y 8.o del C6digo de Comercio.), la constituci6n, modificaci6n y pr6rroga do las sociedades mercantiles (arts, 119 y 223, Idem), las capitulaciones matrimoniales, eonstituci6n de dote y adquisioi6n de parafernales (articulo 1,280, C6digo Civil); el traspaso de buques mayores de siete toneladas (circular de la Secretaria de Hacienda de 5 de Julio de 1904) y los demos en que asi expresamente se disponga.
Respecto do la inscripci6n de simples comerciantes, establecimientos 6 do er6ditos, v6ase el articulo 28 del Reglamento y los III, VI, VII y XII de la Orden 400 de 1900 que se insertan en las notas 41 y 42.
Creemos de aplicaci6n al Registro Mercantil los articulos 177 y 184 del Beglamento de 7 de Julio do 1892 sobre el impuesto de trasmisi6n do bienes, que disponen que el Registrador no admitirA ningfn documento A inscripci6n sin que se haya presentado A la Oficina liquidadora y pagado, en su caso, el impuesto, porque esa prohibici6n se impone A todas las Oficinas del Estado, Provincia y Municipales.










Cuando estas garantias consistan en hipoteca de inmuebles, se presentark, para la anotaci6n en el Registro mereantil, la escritura correspondiente, despu6s de su inscripei6n en el de Is propiedad.
Articulo 24.-Las escrituras de sociedad no registradas surtirin efeeto entre los socios que las otorguen; pero no perjudiearfn A tercera persona, quien, sin embargo, podri utilizarlas en lo favorable.
Articulo 25.-Se inscribirAn tambi6n on el Registro todos los acuerdos 6 actos que produzean aumento 6 disminuci6n del capital de las compaffias mercantiles, eualquiera que sea su denominaci6n, y los que modifiquen 6 alteren ,las condiciones de los documentos inscritos.
La omisi6n de este requisito producirh los efectos expresados en el articulo anterior.
Articulo 26.-Los documentos inscritos s6lo producirfn efecto legal en perjuicio de tercero desde la feeha de su inscripci6n, sin que puedan invalidarlos otros, anteriores 6 posteriores, no registrados.
* Ninguna venta, cesi6n, traspaso 6 arrendamiento perjudicari A tercero, mientras no conste su inscripci6n en el Registro, y ain despu~s de inscripto, siempre serA el adquirente responsable de los sueldos que se adeuden A los dependientes que existian en el establecimiento al tiempo de hacerse la transferencia. (Articulo V, Ord. 400 de 1900.) (47)
Articuio 27.-Las escrituras dotales y las referentes A bienes parafernales de la mujer del comerciante, no inscritas en el Registro mereantil, no tendrin derecho de prelaci6n sobre los demos er6ditos.
Exceptfanse los bienes inmuebles y dereehos reales inscritos A favor de la mujer en el Registro de la propiedad con anterioridad al nacimien-to de los er6ditos coneurrentes.
Articulo 28.-Si el comerciante omitiere hacer en el Registro la inscripei6n de los bienes dotales 6 parafernales de su mujer, podrA 6sta pedirla por si 6 podrin hacerlo por ella sus

(47) Articulos eoncordantes de la misma Orden:
X.-Todo aquel que adquiera por cualquier titulo un establecimiento comercial 6 industrial, serl responsable solidariamente con el transferente, de todas las deudas inscriptas 6 embargos anotados sobre dicho establecimiento hasta el momento de quedar inscripta aquella transferencia.
XIV.-Todo el que transfiera per eualquier titulo un establecimiento mercantil 6 industrial deberA hacerlo per medio de documento en que consignarA bajo juramento y detalladamente las deudas del establecimiento 6 no tener ninguna. Si luego apareciera alguna deuda no consignada en el documento, quedarA sujeto el transferente A la penalidad sefialada al perjurio ademis de la civil por los dafios y perjuicios.
XV.-Toda venta, eesi6n, traspaso 6 arrendamiento que no conste por contrato escrito harA responsable tanto al transferente come al adquirente al pago de las deudas.











padres, hermanos 6 tios carnales, asi como los que ejerzan 6 hayan ejercido los cargos de tutores 6 curadores de la interesada,
6 constituyan 6 hayan constituido la dote. (Vase la nota 34.)
Articulo 29.-Los poderes no registrados producirfin aeci6n entre el mandante y el mandatario; pero no podrAn utilizarse en perjuicio -de tereero, quien, sin embargo, podrA fundarse en ellos en cuanto le fueren favorables.
* Para caneelar la inscripci6n que se haya hecho de cualquier er~dito bastard con que -la solicite el aereedor que pidi6 la inscripci6n; para lo cual se extenderA en el mismo libro-registro un asiento en que se consigne esa solicitud, suscrito por dicho acreedor. (Art. XI, Ord. 400 de 1900.)
* Tambi6n el deudor podrA obtener la cancelaci6n de la inscripei6n, presentando al Registrador el documento original que sirvi6 para la inscripci6n, el cual quedarA en poder de este filtimo para su resguardo. (Art. XIII idem.)
* Las inscripciones se practicarkn dentro de diez dias siguientes al de la fecha del asiento de presentaci6n. (Decreto 1105 de 1908) (48.)
Articulo 30.-El Registro mercantil serA pfiblico. (49) El registrador facilitarA A los que las pidan, las noticias referentes


(48) Articulos del Reglamento complementarios de esta disposici6n: Art. 22.-La inscripci6n se practicarh en el mismo dia en que fuere solicitada, h no existir algdn obstAculo legal que lo impida.
Hecha la inscripei6n se pondri al pie de la solicitud 6 documento que so haya tenido i la vista una nota en los siguientes tdrminos:
"Inscrito (el precedente documento 6 la precedente solicitud), en la hoja ndmero ........ folio .......... tomo ........ del libro de ........
del Registro mercantil 6 de buques de ................. "-Fecha y firma
entera.
Igual nota se pondrA en la copia de la solicitud, si la hubiese, y se conservari en el archivo del Registro, devolvidndose al interesado la original 6 los documentos que se hubiern inscripto.
En el tal6n respectivo del libro de recibos se harA constar el ndmero de la hoja, y el folio y el tomo en que se hubiere extendido la inscripei6n.
Art. 65.-Al pio de las respectivas inseripeiones, notas y certificaeiones, consignarbn los Registradores los derechos que devenguen, citando el ndmero del Arancel que apliquen, sin perjuicio de dar recibo especial si los interesados lo exigen.
El articulo 64 del Reglamento disponla que los Registradores percibirian los derechos sefialados en el Arancel. Ese articulo esti modificado por el XXII de la Orden 400 de 1900, que . continuaci6n se transcribe:
XXII.-Los Registradores mereantiles no podrin cobrar m6,s que un peso en moneda americana por cada inscripci6n, anotaci6n, cancelaci6n 6 asiento de cualquier clase que hagan relativa A comerciantes 6 establecimientos comerciales 6 industriales al por mayor 6 al por menor, 6 igual cantidad, por cada certificaci6n en relaci6n 6 negativa que expidan, comprendi6ndose como tal las copias quC autoricen y A que se refiere el articuio VII de esta Orden. Si la certificaci6n fuera literal, cobrarA ademfis diez centavos en moneda americana por cada asiento que se inserte, h excepei6n del primero. Este articulo esti modificado. V6ase nota 51.
(49) El articulo VIII del Decreto de 31 de Octubre de 1908, modiflcando el 5.o del Reglamento, dispone que el Registro deberA estar ablerto por lo menos cinco horas todos los dias hbiles. VWase en el Ap6ndice.












lo que aparezca en l& 1ija de inscripei6n de eada comerciante, sociedad 6 buque. (50) Asimismo expedird testimonio literal del todo 6 parte de la mencionada hoja, i quien lo pida en solicitud firmada. (51)
Articulo 31.-El registrador mereantil tendril bajo su eustodia, donde hubiere Bolsa, ejemplares de la cotizaci6n diaria de los efeetos que se negocien y de los cambios que se contraten en ella.



(50) Articulo XXI de la Orden 400 de 1900.-En el lugar mfis pAblico y visible del edificio en que est6 instalado el Registro habrA una tablilla donde se fijarfA diariamente un cartel en que consten las inscripciones, anotaciones y cancelaciones que en el dia se hayan hecho. Cada cartel diario permanecerA en la tablilla durante ocho dias.
Art. 57 del Reglamento.-Las personas que deseen adquirir noticias respecto de lo que en el Registro Mercantil resulte con relaci6n d un comerciante, sociedad 6 buque, pueden conseguirlo utilizando alguno de los medios siguientes: 1.o-Manifestaci6n del Registro. 2.--Certificaci6n con referencia A los libros.
Art. 58 del Reglamento.-EI Registrador, 6 petici6n verbal de cualquier persona, pondrA de manifiesto la hoja relativa al comerciante, sociedad 6 buque que le indique, para que pueda ser examinada y tomar las notas que tenga por conveniente.
Art. 61 del Reglamento.-Los Registradores Mercantiles pondrin de manifiesto A cualquier persona que lo desee los ejemplares del acta de cotizaci6n oficial. Tambin expedirfn copia certificada de los mismos, mediando solicitud.
Art. 63 del Reglamento.-Los Registradores facilitarin por escrito los Jueces, Tribunales y Autoridades cuantos datos les sean pedidos de oficio y consten en el Registro Mercantil, sin devengar derechos cuando no niedie instancia de parte.
(51) El articulo 59 del Reglamento dispone que la certificaci6n podri obtenerse por medio de solicitud en la que se expresarA claramente el nombre del comerciante, sociedad 6 buque, y la inscripci6n 6 inscripciones do que se ha de certificar.
Segdn el articulo 60 del dicho Reglamento, "li certificaei6n podri ser literal 6 en relaci6n, segfin se pida, y se extenderA A continuaci6n de la solicitud, aumentando los pliegos de papel de la misma clase que sean precisos. Unas y otras expresarin necesariamente, si ademis de la inscripei6n 6 inscripciones que comprende existen 6 no otras relativas al mismo comerciante, sociedad 6 buque.
Si se pidiere certificado de alguna inseripci6n que est4 cancelada, lo harAi constar el Registrador aunque no se le exija.
Cuando no resulten inscripeiones de la clase que se pida, se darA certificacifn negativa. "
El articulo 62 del Reglamento disponia que las certificaciones se expidieran en un plazo que no excediera de dos dias. El XX de la Orden 400 de 1900 dispuso que se expidieran dentro del dia. En la actualidad este precepto estr modificado por el Decreto de 31 de Noviembre de 1908 que ordena que se expidan dentro de los cuatro dias siguientes al del asiento de presentaci6n. Sobre este particular vdase en el Apdndice el Decreto citado, y respecto A honorarios consdltese en el mismo el articulo IX del Decreto de 31 de Octubre de 1908.












Estos ejemplares servirin de matriz para todos los eass de averiguaci6n y comprobaci6n de cambios y cotizaciones en fechas determinadas. (52)
Ariculo 32.-El cargo de registrador mercantil se proveeri por el ,Gobierno, previa oposici6n. (53)


ADICION.

CAPITULO VIII DE LA ORDE N 34 DE 1902. (54)

DE LOS TERRENOS DE LOS FERROCARRILES,

Y DE LOS DERECHOS Y SERVIDUMBRES CONSTITUlDOS SOBRE LOS MISMOS

AS! COMO DE SUS INSCRIPCIONES.

I.--Cuando los terrenos tenidos en propiedad 6 posesi6n, 6 cualesquiera derechos, participaciones 6 servidumbres que reconozean los terrenos en los cuales una Compahia de Ferrocarril se propone construir su linea, han sido adquiridos por donaci6n, compra, expropiaci6n forzosa, 6 de otra manera cualquiera, la Compaffia presentarh los titulos de dichos terrenos, 6 las constan(52) Articulos del Reglamento quo concuerdan con dste:
Art. 16.-Los Registradores mereantiles conservarin en legajos independientes formados por orden de presentaci6n:
1.-Las copias de solicitudes y las de todas clases de documentos inscriptos que no tengan matriz en protocolo notarial 6 en archivo pfblico.
2.--Los ejemplares de las actas de cotizaci6n de valores pdblicos quo diariamente han de recibir de la Junta Sindical, segdn lo dispuesto en el articulo 60 del C6digo de Comercio, en los puntos en que haya Bolsa.
3.0-Las copies de escrituras de ventas de buques autorizadas por nuestros C6nsules.
4.o-Las comunicaciones oficiales.
5.o-Los recibos talonarios de que trata el articulo 13.
Ademhs conservarfn, bajo su eustodia y responsabilidad los libros que le fueren entregados en cumplimiento del articulo 99 del C6digo de Comercio, y s6lo los devolverfn cuando asi se ordene por quien corresponda.
Art. 17.-Los legajos se formarfn en periodos fijos I juicio del respeetivo Registrador, y se guardarin en carpetas de eart6n que tendrin mu correspondiente r6tulo.
(53) Este precepto no lleg6 A tener cumplimiento, como puede verse en la nota 23. Hoy estA virtualmente derogado por el articulo II del Decreto de 31 de Octubre de 1908, segin el cual el Jefe del Poder Ejecutivo nombra libremente & los Registradores Mercantiles. Vase el Ap6ndice.
(54) Los preceptos de este capitulo se refleren mfis al Registro de I& Propiedad que al Mercantil, pero como tienen relaci6n con 6ste hemos creido conveniente insertarlos aqul.
En cuanto A I inscripci6n de las compafilas de ferrocarriles, como empresas industriales, dispone el articulo I del capitulo IV de esta Orden 34 de 1902, que la escritura de constitucidn debe inseribirse an el Registro Mercantil de ]a Habana despuds de haberse hecho en la Hacienda el dep6sito correspondiente.










cias en que funden sus dereehos al Registrador de la Propiedad de la ciudad de la Habana, que est6 encargado del Registro Mercantil, el cual inmediatamente inscribirg los mismos literalmente, asi como cualquier documento otorgado ante Notario Pfiblieo, 6 certificado por el mismo, en que se constituya una hipoteca, carga 6 gravamen sobre dichas propiedades, posesiones, participaciones, derechos 6 servidumbres, en libros especiales, que estarin A su cargo, los cuales serAn abiertos y destinados para toda elase de asientos que se refieran A Ferrocarriles, y euyos libros seran abiertos y cerrados de la misma manera que los dembs libros A su cargo, y entregarg al agente debidamente autorizado de 1-a Compaiiia una copia certificada de la inscripei6n hecha, y los Registradores de la Propiedad de los Distritos por los cuales han de cruzar las lineas de Ferrocarriles, abririn libros especiales, que formarAn parte de sus Registros, cuyos libros serAn abiertos y cerrados de la misma manera que los dembs libros A su cargo, y serhn destinados para toda clase de asientos referentes A Ferrocarriles, inscribiendo en dichos libros A su cargo la parte de dieha copia certificada que corresponda, A terrenos, lo mismo que A derechos, participaciones 6 servidumbres que reconozean terrenos situados dentro de sus respectivos Distritos. Ningfin Registrador de la Propiedad rehusar inscribir ningfin documento por escrito referente A Ferrocarriles, que haya sido otorgado 6 certificado por ante Notario en la Isla de Cuba, 6 si lo ha sido en el extranjero, cuando est6 debidamente legalizado de acuerdo con las leyes vigentes en Cuba referentes A legalizaciones, y todos los Registradores de la Propiedad deberin inscribir los mismos inmediatamente despu~s de serles presentados, sin que les asista ningdn deredho de calificaci6n de dichos titulos. En caso de que en eualquier tiempo, el empleo de Registrador Mereantil de la Habana sea separado del actual de Registrador de la Propiedad que desempefia el mismo, los libros que contengan toda clase de inscripciones referentes 6 Ferrocarriles, asi como todas las inscripciones posteriores de dichos Ferrocarriles, continuarfin encomendados al Registrador de la Propiedad, que al tiempo de dicha separaci6n quedase eneargado del Registro de la Propiedad que sea separado del Registro Mercantil.
II.-Los titulos, asi como las constancias en que funden sus derechos sobre toda la propiedad real, posesi6n, derechos, participaci6n 6 servidumbres en terrenos, 6 eualquiera otra clase de bienes, adquiridos y tenidos, ocupados 6 usados, en virtud de posesi6n, por cualquiera Compaiiia de Ferrocarril, lo mismo que todas las escrituras constitutivas de hipotecas, cargas 6 gravAmenes de cualquier clase, enajenaciones, fi otro modo de disponer de dichas tierras, derechos, participaciones 6 servidumbre an propiedad real 6 cualquiera otra clase de propiedad serdn inscritos de la misma manera dispuesta en el pdrrafo que precede.
III.-Al tiempo de la presentaci6n por la Compafiia de Ferrocarril al Registrador de la Propiedad de la ciudad de la










Habana, para que sean inscritos de la manera dicha, los titulos 6 las constancias en que funden sus derechos i terrenos 6 derechos, participaci6n 6 servidumbres en los mismos 6 de cualquiera otra clase de bienes, el agente de la Compafiia debidamente autorizado acompafiarA tambi6n A los mismos una copia debidamente certificada por el Presidente y Seeretario de la Comisi6n de Ferrocarriles, y sellada por la misma, de la memoria en que se explica la direcci6n y condiciones generales de la linea, cuya memoria se dispone en esta orden que sea archivada en dicha Comisi6n, y dicho Registrador deberh inscribirla junto con dichos titulos 6 constancias en que funden sus derechos, cuya inscripci6n bastarA para cualesquiera inscripeiones que se hayan de hacer en lo sucesivo.
La copia certificada de que aqui se ha hecho menci6n filtimamente, serh una copia certificada de la Memoria tal como fu6 aprobada por la Comisi6n de Ferrocarriles 6 por el Tribunal Supremo.
IV.-Todos los terrenos, cualquiera que sea el titulo en virtud del cual se tengan en dominio, 6 posesi6n, sean 6 no contiguos, continuos, indivisos, Haciendas Comuneras, 6 ualesquiera otros pertenecientes fi ocupados por una Compafiia de Ferrocarril, y dedicados A los prop6sitos del Ferrocarril podrin ser considerados A elecci6n de la Compafiia, como una sola propiedad 6 finea A los efectos de inscribir el mismo en las ofieinas del respectivo Registrador de la Propiedad, asi como para todas las enajenaciones y constituciones de hipotecas, cargas fi otros gravAmenes.
V.-Siempre que se trate de la divisi6n de terrenos proindiviso 6 Haciendas Comuneras, la Compafiia del Ferroearril indemnizar A los otros duefios conjuntamente interesados con la Compafiia, la parte de dichos terrenos pro-indiviso 6 de Haciendas Comuneras que sea usada fi ocupada en posesi6n por la Compafiia de Ferrocarril para el objeto de su Ferrocarril, siempre que el inter6s poseido por la Compafiia en dichas tierras proindiviso 6 Haciendas Comuneras sea insuficiente para corresponderle el Area total del ter'reno empleado en su via, y de los terrenos para estaciones si las hubiere.
VI.-Todos los bienes adquiridos por cualquiera Compafiia de Ferrocarril despu6s de la constituci6n de cualquiera hipoteca conteniendo el pacto de incluir en dicha hipoteca la propiedad que se adquiera con posterioridad, se considerarAn como formando parte de la sola porci6n 6 parcela de bienes dados en garantia de dicha hipoteca, y lo- Registradores ae la Propiedad inscribirAn las escrituras dce dichos bienes auiquiridos con posterioridad conmo si formaran parte de los bienes previamente adquiridos de la compafiia de ferrocarril que aparezcan inscriptos en su oficina, y harfin el oportuno asiento ampliando dicha hipoteca A dichos bienes adquiridos con posterioridad, de conformidad










con los t~rminos de las estipulaciones 6 acuerdos contenidos en la escritura constitutiva de la hipoteca.
VII.-Todas las adquisiciones por las Compafiias de Ferrocarril por denaci6n, compra 6expropiaci6n de terrenos, tierras en posesi6n, derechos, participaciones 6 servidumbres en las mismas, y de otra propiedad real 6 personal que utilice el Ferrocarril para sus fines, incluyendo la emisi6n y transferencia de acciones, bonos .hipotecarios y otras clases de bonos, las CompafiWas de Ferrocarril, gozarAn de la exenci6n de las contribuciones que la ley impone por trasmisiones de dominio.
VIII.-Los Notarios pfiblicos, al otorgar por escrito todo documento relativo h Ferrocarriles, harAn constar en el mismo la autorizaci6n y generales de la persona 6 personas, Compafiia 6 Compafiias otorgantes; los linderos, cabida y descripci6n, 'asi como las cargas, gravkmenes y dembs circunstancias de los terrenos gravados y la descripci6n de los bienes muebles incluidos en los mismos, que comprendan diehos documentos, asi como el caricter, pactos, condiciones y estipulaciones del contrato contenido en tales documentos y no se exigirA ningfin otro requisito, de los requeridos por la legislaci6n hipotecaria y notarial.
IX.-Todos los Registradores de la Proyiidad de la Isla de Cuba tendrAn dercho h percibir, y s6lo percibir~n, como retribuci6n, los honorarios que mts adelante se exprcian, y no podrAn exigir ni percibir so pena de destituci6n de su Lestino, de ningiin empleado, agente 6 abogado de ninguna Cowpafiia de Ferrocarril ninguna dAdiva 6 gratificaci6n, 6 retribuci6n 6 honorario, sino los que aqui se determinan. Los honorarios de dichos Registradores por inscribir y certificar los documentos escritos relativos A Ferrocarriles, se sujetarhn A la siguiente base:
A raz6n de cuarenta centavos oro por cada cien palabras transcritas por dicho Registrador del texto de eualquier instrumento relativo h Ferrocarriles presentado A cualquier Registrador de la Propiedad para ser inscrito por el mismo en los libros de su cargo relativos A Ferrocarriles.
A raz6n de cuarenta centavos en oro por cada cien palabras transcritas por dicho registrador del texto de cualquiera inscripci6n relativa A ferrocarriles en los libros de inscripciones A su cargo y certificado por 61 con su firma y sello de ser verdaderas copias de dichas inscripciones originales; y
A raz6n de cuarenta centavos en oro por cada cien palabras delt exto de cualquier documento escrito relativo A ferrocarriles presentado para que se certifique, y confrontado por 61 con el original del Registro, y certificado bajo su firma y sello como copias fieles de de su original.
X.-No se cobrarfn ni percibirAn honorarios por ningfin registrador de la Propiedad por copias de documentos 6 asientos de documentos oficiales referentes A ferrocarriles, facilitados ., los empleados pfiblicos para usarlos en su capacidad oficial.









TI~UL l

DE LOS LIBROS Y DE LA CONTABILIDAD DEL COMERCIO.

Articulo 33.-Los comerciantes llevarfn necesariamente:
1.o-Un libro de Inventarios y balances.
2.--U-n libro Diario.
3.--Un libro Mayor.
4.-Un Copiador 6 copiadores de cartas y telegramas.
5.--Los demos libros que ordenen !as leyes especiales.
Las sociedades y compailias llevarfn tambi6n un libro 6 libros de actas, en las que constarfn todos los acuerdos que se refieran & la marcha y operaciones sociaies, tomados por las Juntas generales y los Consejos de Administraci6n.
Articulo 34.-Podrin llevar ademis los libros que estimen oonvenientes, segtin el sistema de contabilidad que adopten.
Estos libros no estarfn sujetos i lo dispuesto en el articulo 36; pero podrfn legalizar los que consideren oportunos.
Articulo 35.-Los comerciantes podrin ilevar los libros por sl mismos 6 por personas & quienes autoricen para ello.
Si el comerciante no Ilevare los libros por si mismo, se presumiri concedida la autorizaci6n al que los lLeve, salvo prueba en contrario.
Articulo 36.-Presentarfn los comerciantes los libros i que se refiere el art. 33, encuadernados, forrados y foliados al juez municipal del distrito en donde tuvieren su establecimiento mercantil, para que ponga en el primer folio de cada uno nota firmada de. los que tuviere el libro.
Se estamparA ademis en todas las hojas de cada libro el sello del Juzgacio municipal que lo autorice. (55)
Articulo 37.-El libro de Inventarios y balances empezar por el inventario que deberA formar el comerciante al tiempo de dar prineipio A sus operaciones, y contendrA:
1.� La relaci6n exacta del dinero, valores, cr~ditos, efectos al cobro, bienes muebles 6 inmuebles, mercaderias y efectos de todas clases, apreciados en su valor real y que constituyan su activo.
2.o La relaci6n exacta de las deudas y toda clase de obligaclones pendientes, si las tuviere, y que forman su pasivo.
3.�-Fijarh, en su caso, la diferencia exacta entre el activo y el pasivo, que serA el capital con que principia sus operaciones.

(55) Durante el r6gimen espafiol los libros de los comerciantes estaban sujetos al impuesto del timbre del Estado; pero este impuesto fu6 abolido por el Gobierno Militar de los Estados Unidos, segdn lo anunci6 el Secretario de Hacienda en 10 de Junio de 1899.
Conforme . la Real Orden de 29 de Diciembre de 1885, los jueces municipales no perciben derechos por este servicio.










El comerciante formarA ademns anualmente, y extenders en el mismo libro, el balance general de sus negoeios, con los pormenores expresados en este articulo y de acuerdo con los asientos del Diario, sin reserva ni omisi6n alguna, bajo su firma y responsabilidad.
Articulo 38.-En el libro Diario se asentar6 por primera partida el resultado del invcntario de que trata el articulo anterior, dividido en una 6 varias cuentas consecutivas, segfn el sistema de contabilidad que se adopte.
Seguirfn despu~s dia por dia todas sus operaciones, expresando cada asiento el cargo y descargo de las respectivas cuentas.
Cuando las operaciones sean numerosas, eualquiera que sea su importancia, 6 cuando hayan tenido lugar fuera del domicilio, podrAn anotarse en un solo asiento las que se refieren i cada cuenta y que se hayan verificado en cada dia, pero guardando en la expresi6n de ellas, cuando se detallen, el orden mismo en que se haydn verificado.
Se anotarfn asimismo, en la fecha en que las retire de caja, las cantidades que el comerciante destine i sus gastos dom6sticos y se llevarin h una cuenta especial que al intento se abrirA en el libro Mayor.
Articulo 39.-Las cuentas con cada objeto 6 persona en particular, se abrirfn ademis por Debe y Haber en el libro Mayor, y A, cada una de estas cuentas se trasladarAn, por orden riguros, de fechas. los asientos del Diario referentes 'A ellas.
Articulo 40.-En el libro deact as que llevarA cada sociedad se consignarin A4 la letra los acuerdos que se tomen en sus Juntas 6 en las de sus administradores, expresando la fecra de cada una los asistentes A ellas, los votos emitidos y demos que conduzca al exacto conocimiento de lo acordado, autorizAndose con la firma de los gerentes, directores 6 administradores que est6n encargados de la gesti6n de la sociedad, 6 que determinen los estatutos 6 bases por que 6sta se rija.
Articulo 41.-Al libro copiador se trasladarhn, bien sea A mano 6 vali~ndose de un medio mecnico cualquiera, integra y, sucesivamente, por orden de fechas, inclusas la antefirma y firma, todas las cartas que el comerciante escriba sobre s utrffico, y los despachos telegrhficos que expida.
Articulo 42.-Conservarfn los comerciantes cuidadosamente, en legajos y ordenadas, las cartas y despachos telegrhficos que recibieren, rdlativos A sus negociaciones.
Articulo 43.-Los comerciantes, ademAs de cumplir y ilenar las c, ndiciones y formaildades prescritas en este titulo, deberfn ilevar sus libros con claridad, por orden de fechas, sin blancos, interpelaciones, raspaduras ni tachaduras, y sin presentar sefiales de haber sido alterados substituyendo 6 arrancando los folios,
6 de cualquier otra manera.
Articulo 44.-Los comerciantes salvarfn A continuaci6n, inmediatamente que los adviertan, los errores fi omisiones en que










ineurrieren al eseribir en los libros, explicando con claridad en qu6 consistian, y extendiendo el concepto tal como debiera haberse estampado.
Si hubiere transcurrido algfin tiempo desde que el yerro se cometi6 6 desde que se ineurri6 en la omisi6n, har'n el oportuno asiento de rectifieaci6n, afiadiendo al margen del asiento equivocado una nota que indique la correeci~n
Articulo 45.-No se podrA hacer pescuisa de ofrcio por juez 6 Tribunal ni autoridad alguna, para inquirir si los comerciantes Ilevan sus libros con arreglo A las disoosiciones de este C6digo, ni hacer investigaci6n 6 examen general de la contabilidad en las oficinas 6 escritorios de los comerciantes.
Articulo 46.-Tampoco podrA decretarse A ins-tancia de parte la eomunicaci6n, entrega 6 reconocimiento general de los libros, correspondeneia y demos documentos de los comerciantes, exeepto en los easos de liquidaci6n, sucesi6n universal 6 quiebra. (56)
Articulo 47.-Fuera de los casos prefijados en el articulo enterior, s6lo podrA decretarse la exhibici6n de los libros y docuanentos de los comerciantes, A instancia de parte, 6 de ofiio, cuando la persona & quien pertenezean tenga interns 6 responsabilidad en el asunto en que proceda la exhibici6n.
El reconocimiento se harA en el escritorio del comereiante, a su presencia 6 h la de la persona que comisione, y se eontraeri exclusivamente A los puntos que tengan relaei6n con la cuesti6n que se ventile, siendo 6stos los uinicos que podrAn comprobarse. (57)
Articulo 48.-Para graduar la fuerza probatoria de los libros de los comerciantes, se observarin las reglas siguientes:

(56) El Tribunal Supremo ha declarado, en sentencia de 29 de Mayo de 1900, que el articulo 46 del C6digo de Comereio no impide que en un juicio seguido contra un comerciante en reclamaei6n de obligaciones aue se (lice por 61 contraidas, aunque no se encuentre en los casos previstos en dicho articulo, se admita como medio de prueba el examen y certificaci6n de Psientos obrantes en los libros de aqu6l. realizado en el escritorio del mismo, A su presencia y concretfindose fi los particulares objeto del litigio, no obstando A la admisi6n de ese medio de prueba que no se puntualice detalhadamente, con referencia ( asientos determinados, fechas fijas, copias 6 documentos concretos, del comerciante A. quien los libros pertenezean. ni tampoco Ai precisos libros de los varios de su pertenencia, por Ia ignorancia en que por lo general esti toda persona extrafia A un escritorio mereantil de los m6todos y prfcticas que resnecto Ai contabilidad se observan en su interior; sin que la dicha prueba asi propuesta pueda entenderse one es la comunieaci6n, entrega 6 reconocimiento general que la ley prohibe, pues queda limitada A particulares expresa y claramente definidos, en cuvas condiciones es legal el reconocimiento de libros y papeles de comerciantes, cunndo 6stos tienen interns 6 responsabilidad en el asunto en que proceda hacer tal reconocimiento.
(57) Este articulo concuerda con el 604 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que dice: "Cuando hayan de utilizarse como medio de prueba los libros de los comerciantes, se practicarh lo que ordenan loq artieulos 51 y 52 del C6ligo de Comercio (antiguo, que equivalen f este 47), verifiefndose la exhibici6n en el despacho 6 escritorio donde se hallen los libros."










1.a-Los libros de los comerciantes probarAn contra ellos, sin admitirles prueba en contrario; pero el adversario no podrA aceptar los asientos que le scan favorables y desechar los que le perjudiquen, sino que, 'habiendo aceptado este medio de prueba, quedarA sujeto al resultado que arrojen en su conjunto, tomando en igual consideraci6n todos los asientos relativos i la cuesti6n litigiosa. (58)
2.--Si en los asientos de los libros Ilevados por dos comerciantes no hubiere conformidad, y los del uno se hubieren Ilevado con todas las formalidades expresadas en este titulo, y los del otro adolecieren de cualquier defecto 6 carecieren de los requisitos exigidos por este C6digo, los asientos de los libros en regla harfn fe contra los de los defectuosos, A no demostrarse lo contrario por medio de otras pruebas admisibles en derecho.
3.a-Si uno de los comerciantes no presentare sus libros, 6 manifestare no tenerlos, harAn fe contra 61 los de su adversario, ilevados con todas las formalidades legales, h no demostrar que la carencia de dichos libros procede de fuerza mayor, y salvo siempre la prueba contra los asientos exhibidos por otros medios admisibles en juicio. (59)
4.---Si los libros de los comerciantes tuvieren todos los requisitos legales y fueren contradictorios, el juez 6 Tribunal juzgarA por las demfs probanzas, calificAndolas seg6.n las reglas generales de derecho. (60)
Articulo 49.-Ios comerciantes y sus herederos 6 sucesores conservarin los libros, telegramas y correspondencia de su giro en general, por todo el tiempo que 6ste dure y hasta cinco afios despu6s de la liquidaci6n de todos sus negocios y dependencias mercantiles.

(58) El Tribunal Supremo, en sentencia de 2 de Junio de 1904p ha establecido que el precepto de este articulo ha de entenderse en el sentido de que los asientos de los libros perjudicarfn al comerciante en los tdrminos en que est~n redactados, respecto del particular ( que se refleran y de los accidents en los mismos expresados, sin ampliarlos ni interpretarlos arbitrariamente.
(59) Los incisos 3.o y 4.o de este articulo introdujeron una verdadera reforma en el derecho antiguo respecto A la eficacia de los libros de los comerciantes, y debemos llamar la atenci6n respecto de ello porque era, y afin es, vulgar creencia, producida por la interpretaci6n de los articulos 42, 45 y 53 del C6digo antiguo, que la disparidad entre los libros de dos comerciantes ha de resolverse A favor del que leve sus libros en forma contra el que los Ileve defectuosos, haciendo aqu~llos prueba plena, con exclusi6n de toda otra. En el derecho vigente los libros bien lievados constituyen una prueba eficaz, pero no privilegiada, la cual es licito y posible destruir por otros medios de prueba mks eficaces. Asi explicitamente se eonsigna en la exposici6n de motivos.
(60) Este pirrafo es sustancialmente id6ntico al filtimo del articulo 53 del C6digo antiguo, aunque 6ste se valla de una expresi6n mks absoluta, puesto que decia que, cuando los libros de los litigantes estuvieran en forma y fueran sus asientos contradictorios, "el Tribunal prescindird de este medio de prueba y procederA por los m6ritos de las demos probanzas", segdin las reglas del derecho comfin.












Los documentos que conciernan especialmente A actos 6 negociaciones determinadas, podrAn ser inutilizados 6 destruidos, pasado el tiempo de prescripci6n de las acciones que de ellos se deriven, A menos de que haya pendiente alguna cuesti6n que se refiera A ellos directa 6 indirectamente, en cuyo caso deberfn conservarse hasta la terminsci6n de la misma.

TITULO IV.

DISPOSICIONES GENERALES SOBRE LOS CONTRATOS DE COMERCIO

Articulo 50.-Los contratos mercantiles, en todo lo relativo A sus requisitos, modificaciones, excepciones, interpretaci6n y extinci~n y A la capacidad de los contratantes, se regirAn, en todo lo que no se halle expresamente establecido en este C6digo 6 en leyes especiales, por las reglas generales del decrecho comfin. (61)
Articulo 51,-SerAn vilidos y producirAn obligaci6n y aeci6n en juicio los contratos mercantiles, cualesquiera que sean la forma y el idioma en que se celebren, la clase h que correspondan y la eantidad que tengan por objeto, con tal que conste su existencia por alguno de los medios que el derecho civil tenga establecidos. Sin embargo, la declaraci6n de testigo no sera por si sola bastante para probar la existencia de un contrato cuya cuantia exceda de 1,500 pesetas, A no concurrir con alguna otra prueba. (62)

(61) En este articulo se prescinde por completo de los usos del eomercio, que segfin el 2.o del C6digo es derecho supletorio y parece que se antepone A 61, el derecho comdn. En cuanto i. los requisitos, modificaciones y extensi6n de los contratos, parece natural que sea asi, pero no en cuanto A la interpretaci6n. Si se recuerda el contenido de la exposici6n de motivos, respecto al articulo 2.0 del C6digo, que insertamos en nota al mismo, se verA que ese precepto de la costumbre parece que se tuvo principalmente en cuenta para que rigiera esta materia de la interpretaci6n; por eso, y por lo que dispone el articulo 59 se verb, que la omisi6n que notamos no tiene la importancia que A primera vista pudiera dfrsele, aunque de todos modos ha sido un descuido del C6digo. En cuestiones de interpretaci6n creemos que, antes de acudir al derecho comfin, debe acudirse A la costumbre, conforme A los citados articulos 2.0 y 59 del C6digo.
(62) En este articulo hay que distinguir dos cuestiones: una, la referente A la ellcacia y validez de los contratos; otra, A Ia prueba. Respecto de la primera, su disposiki6n concuerda con la del articulo 1,278 del C6digo Civil, que dispone que los contratos son obligatorios eualquiera que sea su forma, siempre que reunan las condiciones necesarias para su validez, las cuales, tanto en el derecho comfin, como en el mercantil, son: consentimiento, objeto y causa licitos. En cuanto A la segunda establece que los contratos mercantiles se prueban por los medios establecidos por el derecho civil, A saber: por instrumentos, por confesi6n, por inspecci6n judicial, por peritos, por testigos ypor presunciones (articulo 1,215 del C6digo Civil), A los que se afiaden, si no se estiman comprendidos en instrumentos, los libros de comercio y la correspondencia, incluida en los documentos privados, medios ambos expresamente mencionados en la Ley de Enjuiciamiento Civil (articulo 577.) Pero respecto de la prueba testifical, el C6digo Mercantil establece una excepci6n que no contiene el Civil, A saber: que ella










La correspondencia telegrffica s6o producir obligaci6n entre los contratantes que hayan admitido este medio previamente y en contra-to escrito, y siempre que los telegramas refinan las condiciones 6 signos convencionales que previamente hayan establecido los contratantes, si asi lo hubiesen pactado.
Articulo 52.-Se exceptuarfn de lo dispuesto en el articulo que precede:
1.� Los contratos que, con arreglo A este C6digo 6 A las leyes especiales, deban reducirse i escritura 6 requieran formas
6 solemnidades necesarias para su eficacia.
2.--Los contratos celebrados en pais extranjero en que la ley exija escrituras, formas 6 solemnidades determinadas para su validez, aunque no las exija la ley cubana. (63)
En uno y otro casos, los contratos que no Ilenen las cireunstaneias respectivamente requeridas, no producing obligaci6n ni acei6n en juieio.
Articulo 53.-Las conveneiones ilicitas no produeen obligaci6n ni acci6n aunque recaigan sobre operaciones de comereio. (64)
Articulo 54.-Los contratos que se celebren por correspondencia quedarhn perfeccionados desde que se conteste aceptando la propuesta 61as condiciones eon que 6sta fuere modificada.
Articulo 55.-Los contratos en que intervenga agente 6 corredor, quedarAn perfeccionados cuando los contratantes hubieren aceptado su propuesta.
Articulo 56.--.En el contrato mercantil en que se fijare pena de indemnizaci6n contra el que no lo cumpliere, la parte perjudicada podrA exigir el cumplimiento del contrato por los medios de derecho, 6 la pena prescrita; pero utilizando una de estas dos acciones, quedarh extinguida la otra, A no mediar pacto en contrario. (65)
por si sola no tiene valor alguno cuando se trate de probar Ia existencia de contratos cuya cuantia exceda de trescientos pesos (1.500 pesetas.) Cuando sea inferior A esta suma, la dieha prueba debe tomarse en consideraci6n, conforme al articulo 1,244 del C6digo Civil, aplIcAndose las reglas establecidas en el 1,248 del mismo.
Respecto de Ia cuantia es de tenerse en cuenta lo resuelto por el Tribunal Supremo, aunque en materia criminal, entre otras en la sentencia de 11 de Febrero de 1901, segfin la cual las cantidades espeeificadas en el C6digo Penal, mientras otra cosa legalmente no se disponga, se entienden en moneda espaflola. No hay motivo para no aplicar el mismo criterio al C6digo de Comereio. Por Altimo, t6ngase en euenta, y esta advertencia es de In exposici6n de motivos, que la excepci6n i que venimos refiri6ndonos se limita Ai los contratos y no Ai otros actos mereantiles, los cuales pueden ser probados, cualquiera que sea su euantia, por medio de testigos, conforme A da legislaci6n comdn.
(63) Concuerda con el articulo 11 del C6digo Civil y es la sanei6n positiva del principio de derecho internacional privado de "locus regit actum. '
(64) Conforme al articulo 1,274 del C6digo Civil es ilicita la causa de los contratos cuando se opone A las leyes 6 A la moral. Los efectos de Ia nulidad, por causa fi objeto ilicitos, se regulan por los articulos 1,305 y 1,306 de dicho C6digo.
(65) Concuerda con el 1,153 del C6digo Civil.










Articulo 57.-Los contratos de comercio se ejecutarfn y eumplirAn de buena fe, segoin los t6rminos en que fueren hechos y redactados, sin tergiversar con interpretaciones arbitrarias el sentido reato, propio y usual de las palabras, dichas 6 escritas, ni restringir los efectos que naturalmente se deriven del modo con que los contratantes hubieren explicado su voluntad y contraido sus obligaciones. (66)
Articulo 58.-Si apareciere divergencia entre los ejemplares de un contrato que presenten los contratantes, y en su celebraei6n hubiere intervenido agente 6 corredor, se estarh A lo que resulte de los libros de 6stos, siempre que se encuentren arreglados A derecho.
Articulo 59.----Si se originaren dudas que no puedan resolverse con arreglo A lo establecido en el art. 2.0 de este C6digo, se decidirA la cuesti6n A favor del deudor. (67)
Articulo 60.-En todos los c6mputos de dias, meses y afios, se entenderhn: el dia de veinticuatro horas; los meses, segin estAn designados en el calendario gregoriano, y el afio, de trescientos sesenta y cinco dias.
Exceptfianse las letras de cambio, los p'agar6s y los pr6stamos, respecto d los cuales se estard A lo que especialmente para ellos establece este C6digo.
Articulo 61.-No se reconocerdn t6rminos de gracia, cortesia fi otros, que, bajo cualquiera denominaci6n, difieran el cumplimiento de las obligaciones mercantiles, sino los que las partes hubieren prefijado en el contrato, 6 se apoyaren en una disposici6n terminante de derecho.
Articulo 62.-Las obligaciones que no tuvieren t6rmino prefijado por las partes, 6 por las disposiciones de este C6digo, serAn exigibles A los diez dias despu~s de contraidas, si s6lo produjeren acei6n ordinaria, y !al dia inmediato, si Ilevaran aparejada ejeeuci6n. (68)
Articulo 63.-Los efectos de la morosidad en el cumplimiento de las obligaciones mercantiles, comenzarAn:
(66) Este no es precepto especial de la legislaci6n mercantil. Es el mismo que regula la interpretaci6n de los contratos en la legislaci6n civil y so contiene en los articulos 1,091, 1,281, y 1,283 del C6digo.
(67) VWase lo que hemos expuesto en la nota 61. Segdn este articulo del C6digo, cuando haya dudas en la inteligencia de los contratos, por aparecer Bus palabras en oposici6n con la intenci6n de los contratantes, se acude en primer tfrmino A la leymereantil, despu6s A los usos del comercio y filtimamente i la ley comfin (articulos 1,282 al 1,289 del C6digo CiviL) Si por esos medios no pudiera aclararse la duda, el C6digo Mereantil la resuelve A favor del deudor; mientras que en el derecho civil segdn lo dispuesto en el Altimo citado articulo del C6digo, se declara nula la obligaci6n.
(68) Difiere este articulo de lo ordenado en ]a ley comdn; la mereantil fija determinadamente plazo & todas las obligaciones cuando las partes no lo han hecho; la civil (articulo 1,128 del C6digo), deja A la designaci6n de los Tribunales el seflalarlo cuando por la naturaleza 6 circunstancia de las mismas se dedujera que ha querido concederse; cuando n6, son exigibles, desde luego, conforme al articulo 1,113.










1.�-En los contratos que tuvieren dia sefialado para su cumplimiento, por voluntad de las partes 6 por la ley, al dia siguiente de su vencimiento.
2.�-En los que no lo tengan, desde el dia en que el acreedor interpelare judicialmente al deudor, 6 le intimare la protesta de dafios y perjuicios hecha contra 61 ante un juez, notario fi otro oficial pfiblico autorizado para admitirla. (69)
TITULO V.

DE LOS LUGARES Y CASAS DE CONTRATACION MERCANTIL.

SECCION PRIMERA

De las Bolsas de comercio.

Articulo 64.-Los establecimientos pfiblicos legalmente autorizados en, que de ordinario se refinen los comerciantes y los agentes intermedios colegiados, para concertar 6 cumplir las operaciones mercantiles expresadas en esta secci6n, se denominarAn Bolsas de comercio.
Articulo 65.-Podrh el Gobierno establecer 6 autorizar la creaci6n de Bolsas de comercio, donde lo juzgue conveniente.
Tambi6n las sociedades constituidas con arreglo A este C6digo podrdn establecerlas, siempre que la facultad -de hacerlo sea uno de sus fines sociales.
Esto no obstante, para que tenga earhcter oficial la cotizaei6n de las operaciones realizadas y publicadas en esta clase de Bolsas, serh indispensable que haya autorizado el 'Gobierno diehas operaciones antes de comenzar A ser objeto de la contrataci6n pfiblica que la cotizaci6n acredite.
El Gobierno podrA conceder dieha autorizaei6n, previos los informes que estime necesarios sobre su conveniencia pfiblica.
Articulo 66.-Tanto las Bolsas existentes como las de nueva creaci6n, se regirAn por las prescripciones de este C6digo.
Articulo 67.-Ser&n materia de contrato en Bolsa:
1.0-Los valores y efectos pfiblicos.
2.-Los valores industriales y mereantiles emitidos por particulares 6 por sociedades 6 empresas legalmente constituildas.
3.--Las letras de cambio, libranzas, pagar6s y cualesquiera otros valores mercantiles.
(69) Los efectos de la morosidad se consignan en los articulos 1,101, 1,106 al 1,109 del C6digo Civil. En cuanto al momento en que se producen esos efectos existe una ligera difereneia entre ambas legislaciones, cuando la obligaci6n tiene plazo; puesto que el C6digo Mercantil determina que desde el vencimiento de aqu6l se incurre en mora, y el Civil, para que tal efecto se produzca, exige 6 que exista pacto 6 precepto legal, 6 que el plazo fuera causa de la obligaci6n; fuera de estos dos casos (articulo 1,100 del C6digo), la morosidad se produce en las obligaciones, con plazo 6 sin 61, desde la reclamaci6n, Ia que no es necesario en el derecho mercantil cuando existe plazo.










4.�-La venta de metales preciosos, amonedados 6 en pasta.
5.0-Las mereaderlas de todas elases y resguardos de dep6sitos.
6.0-Los seguros de efectos comerciales eontra riesgos terrestres 6 maritimos.
7.0--Los fletes y transportes, conocimientos y cartas de porte.
8.0--Cualesquiera otras operaciones anAlogas A las expresadas en los n~imeros anteriores con tal que sean lcitas conforme A las leyes.
Los valores y efectos A que se refieren los n-imeros 1.0 y 2.0 de este articulo, s6lo se ineluirin en las cotizaciones oficiales cuando su negociaci6n se hal-le autorizada, conforme al art. 65, en las Bolsas de creaci6n privada, 6 est6n declarados negociables para las Bolsas de creaci6n oficial.
Articulo 68.-Para incluirlos en las cotizaciones oficiales de que habla el .articulo anterior, se comprenderAn bajo la denominaci6n de efectos pfiblicos:
1.0-Los que por medio de una emisi6n representen cr6ditos contra el Estado, las provincias 6 los Municipios y legalmente est6n reconocidos como negociables en Bolsa.
2.� Los emitidos por las naciones extranjeras, si su neggociaci6n ha sido autorizada debidamente por el Gobierno, previo dietamen de la Junta sindical del Colegio de Agentes de Cambio.
Articulo 69.-Tambi6n podrAn incluirse en las cotizaciones oficiales, como materia de contrato en Bolsa, los documentos de cr~dito al portador emitidos por establecimientos, compafias 6 empresas nacionales, con arreglo A las leyes y A sus estatutos, siempre que el acuerdo de an emisi6n, con todos los demis requisitos enumerados en el art. 21, aparezca convenientemente inscrito en e'_ Registro mercantil, lo mismo que en los de la Propiedad, cuando por su naturaleza, deban serlo, y con tal de que estos extremos previamente se hayan heeho constar ante la Junta Sindical del Colegio de Agentes de Cambio.
Articulo 70.-Para incluir en las cotizaciones oficiales, como materia de contrato en Bolsa, los documentos de cr6dito al portador, de empresas extranjeras constituidas con. arreglo *A las leyes del Estado en que dichas empresas radiquen, se necesitari la autorizaci6n previa de la Junta Sindical del Colegio de Agentes de Cambio, una vez acreditado que la emisi6n esti hecha con arreglo A la ley y A los estatutos de la compafiia de 'la que los valores procedan, y que se han Llenado todos los requisitos que en las mismas disposiciones se prescriban, y como no medien razones de inter&s pfiblieo que lo estorben.
Articulo 71.--La inelusi6n en las cotizaciones oficiales -de los efectos 6 valores al portador emitidos por particulares, no podrA hacerse sin autorizaci6n de la Junta Sindical del Colegio de Agentes de Cambio, que la conceder siempre que sean hipo-












tecarios o est~n suficientemente garantidos A su juicio y bajo sn responsabilidad.
Articulo 72.-No podr~n ineluirse en las cotizaciones offciales:
1.0-Los efectos 6 valores procedentes de compafiias 6 sociedades no inscritas en c1 Registro mercantil.
2.�-Los efectos 6 valores procedentes de compafiias que, aunque est~n inscritas en el Registro mereantil, no hubieren hecho las emisiones con arreglo d este C6digo 6 A. leyes especiales.
Articulo 73.-Los reglamentos fijarin los dias y horas en que habr~n de celebrarse las reuniones de las Bolsas creadas por el Gobierno 6 por los particulares una vez que 6stas adquieran car~cter oficial, y todo lo concerniente A su r6gimen y polieia interior, que estari en cada una de ellas 'A cargo de la Junta Sindical del Colegio de Agentes. El Gobierno fijark el Arancel de los derechos de los Agentes. (70)

SEOCION SEGUNDA

De las operaciones de Bolsa.

Articulo 74.-Todos, sean 6 no comerciantes, podrdn contratar sin intervenci6n de agente de eambio colegiado, las operaciones sobre efectos p-iblicos 6 sore valores industriales 6 mert


(70) El articulo 3.o del Real Decreto de 28 de Enero de 1886 dispuso que el Gobierno dictara los Reglamentos oportunos para la organizaci6n y r6gimen de las Bolsas de Comercio en esta Isla. En cumplimiento de esta disposici6n, por Real Decreto de 16 de Abril de 1886 se hizo extensivo A Cuba el Reglamento interino, vigente en Espafia, de 31 de Diciembre de 1885, con ligeras modificaciones, ninguna substancial, para que dicho Reglamento empezara , regir al mismo tiempo que el C6digo, el primero de Mayo del citado aflo 1886. Posteriormente, al resolverse un expediente iniciado afios antes de la promulgaci6n de dicho C6digo, so dict6 la Real Orden de 4 de Mayo de 1887, con consulta y de aeuerdo con el Consejo de Estado, por la cual se aprob6 con el cardcter de definitivo el Reglamento de 1886, con muy ligeras variantes, y se aprob6 tambi6n el Reglamento interior para la Bolsa de la Habana, el cual se public6 por orden del Gobernador general de 1.o de Agosto de 1890 en la Gaceta de fecha 6 de dicho rues.
Conforme A estas disposiciones, que insertamos mis adelante como adici6n, se estableci6 en la Habana una Bolsa Oficial, que desde sn principio llev6 una vida lnguida, por coexistir con otra privada, que ahn existe, hasta que cn las postrimerias del regimen espafiol, su existencia era puramente nominal, como se reconoce en el Decreto del Gobierno insular de 26 de Abril de 1898, dictado con el fin politico de asegurar ]a eirculaci6n forzosa y el crddito de la moneda fiduciaria, y por el cual se di6 careter oficial I la Bolsa privada; caricter que tuvo una duraci6n efimera, Como puede juzgarse por la fecha de su concesi6n y la de los Decretos de 14 de Diciembre del mismo afo, que ordenaron la cesaci6n de los agentes colegiados y corredores, mandando se les devolvieran las fianzas. De lo expuesto resulta que hoy no existe en Cuba Bolsa que tenga carcter ofieial, y en cuanto h corredores insertaremos en el lugar correspondiente las disposiciones que rigen respeeto de elos.










cantiles; pero tales eontratos no tendrkn otro valor que el que naciere de su forma y les otorgare la ley comfin. (71)
Articulo 75.-Las operaciones que se hicieren en Bolsa se cumplirAn con las condiciones y en el modo y forma que hubiesen eonvenido los contratantes, pudiendo ser al contado 6 A plazo, en firme 6 it volu.ntad, con prima 6 sin ella, expresando, al anunciarlas, las condiciones que en cada una se hubiesen estipulado.
De todas estas operaciones naceran acciones y obligaciones exigibles ante los T ribunales. (72)
Articulo 76.-Las operaciones al contado heehas en Bolsa se deberAn consumar el mismo dia de su celebraci6n, 6 A lo mfs, en el tiempo que medie hasta la reuni6n siguiente de Bolsa.
,El cedente estark obligado A entregar, sin otra dilaci6n, los ofeetos 6 valores vendidos, y el tomador k recibirlos, satisfaciendo su precio en el acto.
Las operaciones A plazo y las condicionales se consumarfn de la nisma manera en la 6poca de la liquidaci6n convenida.
Articulo 77.-,Si las transacciones se hicieren por mediaci6n de agente de cambio colegiado, callando 6ste el nombre del comitente, 6 entre agentes con la misma condici6n, y el agente colegiado, vendedor 6 comprador, demorase el cumplimiento de lo convenido, el perjudieado por la demora podri optar en la Bolsa inmediata entre el abandono del eontrato, denunciAndolo A la Junta ,Sindical, 6 el cumlylimiento del mismo.
En este filtimo caso, se consumarh con la intervenci6n de tino de los 'individuos de la Junta Sindieal, comprando 6 vendiendo los efectos pfiblicos convenidos, por cuenta y riesgo del agente moroso, sin perjuicio de la repetici6n de 6ste contra el comitente.
ba Junta Sindieal ordenarA la realizaci6n de la parte de fianza del agente moroso, necesaria para satisfacer inmediatamente estas diferencias.

(71) El Tribunal Supremo, en senteneia de 28 d-e Noviembre de 1906, ha declarado que para una Ilamada operai6n de Bolsa tenga el caraeter de mereantil no basta que se celebre en Bolsa privada, ni conforme I los Reglamentos de 6sta, sino que es indispensable que se realice con la interVenei6n de agentes mediadores oficiales, cumpli6ndose los demks requisitos del C6digo, en cuyo caso es evidente que tendrAn aquel carActer, aunque la transacci6n tenga efecto fuera de Bolsa 6 en Bolsa no oficial.
(72) El articulo 17 del Reglamento interior de la Bolsa Oficial de la Habana prohibia que durante las horas de reuni6n se celebrara el contrato al azar, llamado vulgarmente, en el lenguaje local, guabina; que no es 0tra cosa que una transacei6n sobre valores k saldar por diferencia en el precio, sin que el vendedor posea en ningfin momento la cosa vendida. Apesar de esa prohibici6n, que regiria en la Bolsa, dicha opexaci6n es licita conforme A este articulo del C6digo, y asi lo ha declarado la jurisprudencia espafiola, 6 implicitamente nuestro Tribunal Supremo, en la senteneia citada en la nota anterior, como no podia menos de declararse dado el texto del articulo y la terminante explicaci6n que de 61 se d6 en la exposici6n de motivos.











En las negociaciones sobre valores industriales y mercantiles, metales 6 mereaderias, el que demore 6 rehuse el cumplimiento de un contrato, seri compelido A cumplirlo por las aeciones que nazcan segfin las prescripeiones de este C6digo.
Articulo 78.-Convenida eada operaci6n cotizable, el agente de cambio que hubiere intervenido en ella Ja extenders en una nota firmada, entregAndola acto continuo al anunciador, quien, despu6s de leerla al piblico en alta voz, la pasarg A la Junta Sindical.
Articulo 79.-Las operaciones que se hicieren por agente colegiado sobre valores 6 efectos pfiblicos se anunciarin de viva voz en el acto mismo en que queden convenidas, sin perjuicio de pasar la correspondiente nota A la Junta Sindical.
De los demis contratos se dari noticia en el Boletin do Cotizaci6n, expresando el precio mAximo y minimo en las compras de mercaderias, transportes y fletamentos, el tipo del descuento y el de los cambios en los giros y pr~stamos.
Articulo 80.- La Junta Sindical se reunirA transcurridas las horas de Bolsa, y, en vista de las negociaciones de efectos pdblicos que resulten de las not-as entregadas por los agentes eotegiadog, y eon la noticia de las ventas y demns operaciones intervenidas por los mismos, extenderA el acta de la cotizaci6n, remitiendo una copia certificada al Registro mereantil. (73)

SECCION TERCERA

De los demds lugares piblicos de contrataci6n.-De las ferias, mercados y tiendas.

Articulo 81.-iTanto el Gobierno como las sociedades mercantiles que estuvieren dentro de las condiciones que sefiala el articulo 65 de este C6digo, podrAn establecer lonjas 6 easas de contrataci6n. (74)
Articulo 82.-La autoridad competente anunciarA el sitio y la 6poca en -que habrAn de celebrarse las ferias, y las condiciones de policla que deberdn observarse en ellas.


(73) No existiendo en la actualidad Bolsa Oficial, s6lo tienen este filtimo carfcter las cotizaciones del Colegio de Corredores, conforme al articulo 111 de este C6digo y el 21 del Reglamento de 13 de Abril de 1883, en vigor por la Orden 7,9 de 1900.
(74) En Cuba no existe ningfin Establecimiento de esta clase creado por el Gobierno; en la Habana existe una Lonja de Viveres, establecida por una sociedad particular.











Articulo 83.-Los contratos de compraventa celebrados en feria, podrkn ser al contado, 6 A plazos: los primeros habrkn de eumplirse en el mismo dia de su celebraci6n, 6, 'A lo mrns, en las veinticuatro horas siguientes.
Pasadas Astas sin que ninguno de los contratantes haya reclamado su cumplimiento, se considerarn nulos, y los gajes, seial 6 arras que mediaren, quedar6.n 6. favor del que los hubiere recibido.
Articulo 84.-Las cuestiones que se susciten en las ferias sobre contratos celebrados en ellas, se decidirkn en juicio verbal por el juez municipal del Lpueblo en que se verifique la feria, con 'arreglo 'A las prescripciones de este C6digo, siempre que el valor de la cosa litigiosa no exceda de 1,500 pesetas.
Si hubiere m'6s de un juez municipal, serk competente el que eligiere el demandante. (75)
Articulo 85.-La compra de mereaderias en almacenes 6 tiendas abiertas al pfiblico, causari prescripei6n de derecho A favor del comprador respecto de las mercaderias adquiridas, quedando A salvo en su caso los derechos del propietario de los objetos vendidos, para ejercitar las acciones civiles 6 criminales que puedan corresponderle contra el que los vendiere indebidamente. (76)
Para los efectos de esta prescripci6n, se reputar6n almacenes
6 tiendas abiertos al pfiblico:
1.o Los que establezean los comerciantes inscritos.
2.�--Los que establezean los comerciantes no inscritos, siempre que los almacenes 6 tiendas permanezean abiertos al pfiblico por espacio de ocho dias consecutivos, 6 se haya anunciado por medio de r6tulos, muestras 6 titulos en el local mismo, 6 par avisos repartidos al pfiblico 6 insertos en los diarios de la localidad.
Articulo 86.-La moneda en que se verifique el pago de las mereaderias compradas al contado en las tiendas 6 establecimientos pfiblicos, no serA reivindicable.
Articulo 87.-Las compras y ventas verifleadas en establecimiento, se presumirdn siempre hechas al contado, salvo la prueba en contrario.

(75) En Cuba no existe la costumbre de celebrar ferias; no recordamos otra que la que anualmente se celebraba en Camagiiey con el nombre de Feria-Exposici&n de Ganado, que tenia mks de lo diltimo que de lo primero, y por tanto estos articulos, al presente casi no tienen aplicaci6n entre nosotros.
(76) Lo dispuesto en este pkrrafo esti sancionado ,por los artieulos 464 y 1,955 del C6digo Civil.









ADICION
REGLAMENTO PARA LA ORGANIZACION Y REGIMEN DE LAS BOLSAS DE COMERCIO,

HECHO EXTENSIVO . CUBA CON EL CARACTER DE INTERINO
POR REAL DECRETO DE 16 DE ABRIL DE 1886
Y APROBADO COMO DEFINITIVO
POR REAL ORDEN DE 4 DE MAYO DE 1887. ()

A propuesta del Ministerio de Ultramar vengo en disponer que el Reglamento interino para la organizaci6n y r6gimen de las Bolsas de Comercio, mandado observar en la Peninsula por mi Decreto de 31 de Diciembre .de 1885 con las modificaciones introducidas en el adjunto texto, rija en los territorios jurisdiecionales de Cuba y Puerto Rico desde 1.0 de Mayo del corriente afio.-Dado en Palacio, h 16 de Abril de 1886.-MARIA CRISTINA.-GERMIN GAMAZO.

CAPITULO I

Articulo 1.� La Bolsa de Comercio que existe actualmente en la Habana continuarh funcionando con sujeci6n A lo dispuesto en el C6digo de Comercio y en el presente Reglamento.
Para establecer nuevas Bolsas de comercio en cualquiera poblaci6n de la Isla de Cuba con carfcter oficial, ya sean generales 6 especiales, deberh existir motivo de utilidad 6 conveniencia pfiblica que se hari constar en expediente y serh oido el Consejo de Estado (no existe hoy en Cuba.) La resoluci6n que en definitiva recayere se acordark por Real decreto (enti6ndase decreto del Presidente), A propuesta del ministro de Ultramar (hoy de la Secretaria de Agricultura, Industria y Comercio.)
Con iguales trhmites deberh concederse la autorizacion que soliciten las corporaciones 6 particulares para crear dichos establecimientos.
Art. 2.�-6lo podrAn crear Bolsas de comercio generales 6 especiales con carActer privado las sociedades constituidas con arreglo al C6digo, siempre que la facultad de hacerlo sea uno de sus fines sociales.
Para que la cotizaci6n .de las operaciones realizadas y publicadas en estos establecimientos tenga carActer oficial, debera obtenerse la correspondiente autorizaci6n del Gobierno, la cual se concederf previos los trAmites y requisitos expresados en el articulo anterior.

() V6anse las Observaciones insertas al final de esta Adici6n.









Art. 3.--En las Bolsas oreadas por iniciativa exclusiva del Gobierno serbn de cargo del presupuesto general del Estado (de la Isla dice el original) los gastos de su instalaci6n y los del personal y material. Determinark estos gastos el Ministerio de Ultramar, oyendo al Gobernador 'General, (asi dice el original que hoy carece de aplicaci6n) y i la Junta sindical, y los funcionarios y dependientes del establecimiento serkn empleados pfiblicos, cuyo nombramiento se harA por el Gobierno A propuesta ,de la Junta sindical (el original dice por el citado Ministerio A propuesta de la Junta sindical elevada por conducto del Gobernador General), y no podrAn ser separados sino en virtud de expediente en que se oirA A los interesados y A la Junta sindical.
Art. 4. --En las Bolsas cuya creaci6n autorice el Gobierno en poblaciones que lo soliciten por razones de conveniencia de la contrataci6n pfiblica, podri el Gobierno contribuir al pago de gastos de creaci6n y sostenimiento con la suma que estime conveniente por via .de subvenci6n, y -con las condiciones y reservas que considere oportunas, y se harfn constar en la autorizaci6n.
Los gastos de creaci6n y sostenimiento de las Bolsas establecidas por sociedades serdn del exclusivo cargo de las mismas, y en su consecuencia proceder6n libremente al nombramiento y separaci6n de los empleados; pero dando siempre cuenta al Ministro de Ultramar por conducto del Gobernador General de la Isla.
Art. 5.�-Las Bolsas de comercio, que por su cardcter de establecimientos pfiblicos tienen por objeto concertar 6 cumplir las operaciones mercantiles que determina el C6digo de Comercio, dependen del Ministerio de Ultramar.
En lo relativo al orden pfiblico las Bolsas estarbn sometidas A la inspecci6n del gobernador civil en las capitales de provincia y k la autoridad superior gubernativa en las demis poblaciones, ejerciendo dicha inspecci6n en nombre y representaci6n de las mismas un delegado inspector de Real nombramiento.
La Junta sindical del Colegio de agentes cuidarh del regimen y policia interior de la Bolsa, y ejercerh las funciones que le corresponden con arreglo al C6digo de Comercio y A las disposiciones del presente Reglamento.
Art. 6.0-Ningunia autoridad, A excepei6n del gobernador de la provincia, y en donde no le haya la autoridad superior gubernativa de la localidad, podr ejercer sus atribuciones en las expediente en que se oirA A los intersados y A la Junta sindical.
Art. 7.�----LDa representaci6n de la Bolsa de comercio, en cuanto se refiera A, la contrataci6n, corresponde 6 la Junta sindical del Colegio de Agentes de cambio y de Bolsa, bajo la dependen-cia del Ministerio de Ultramar y con arreglo A las disposiciones del Cdigo.
Art. 8.�-Tanto las Bolsas creadas 6 autorizadas por el Gobierno, como las fundadas por sociedades que hayan obtenido










carActer oficial para sus cotizaciones, se regirgn por las disposiciones de este Reglamento.
Las Bolsas que s6lo tengan carActer privado se regirin por las reglas consignadas en el C6digo de Comercio y en los estatutos y reglamentos aprobados por las sociedades fundadoras.
Art. 9.0-El reglamento interior de cada Bolsa se formark por su respectiva Junta sindical, y en 61 se establecerin las disposiciones convenientes al r4gimen y policia interior de la misma, al orden de las reuniones, asi como las reglas necesarias para que la intervenci6n de los agentes en la contrataei6n sea uniforme. Determinarh tambi6n los libros que deban lievar los agentes y modelos A que deban de sujetarse. Estos Reglanentos serfin sometidos A la aprobaci6n del Ministerio de Ultramar. (Enti6ndase, hoy, de la Secretaria de Agricultura, Industria y Comereio.)
CAPITULO I

AGENTES COLEGIADOS DE COMERCTO QUE INTERVIENEN EN LA CONTRATACION EN BOLSA, NOMBRAMIENTO Y ORGANIZACI6N DE LOS
MISMOS Y FUNCIONES QUE LES ESTiiN ENCOMENDADAS.

Articulo 10. La intervenci6n en las negociaciones y transferencia do valores y efectos pfiblicos que con arreglo al C6digo de Comercio son cotizables, es privativa de los agentes de cambio y Bols-a.
En las demhs operaciones y contratos de Bolsa tendrAn derecho A intervenir los agentes de cambio y Bolsa y los corredores de comercio.
Los int6rpretes de buques s6lo podrhn intervenir en los eontratos que taxativamente enearga el C6digo A esta elase de auxiliares de comercio.
Art. 11.-Los agentes de cambio y Bolsa, cuando ejerzan funciones de corredores de comereio, se sujetarAn A las disposiciones de los articulos 106 al 110 del C6digo do comercio que determinan los deberes de dichos corredores.
Para ejercer las funciones de corredores int6rpretes de buques, tanto los agentes de cambio y Bolsa como los corredores de Comereio deber6n obtener habilitaci6n especial, acreditando el conocimiento de dos lenguas vivas extranjeras.
Art. 12.-S61o se hardn nombramientos de agentes de cambio y Bolsa para las plazas mereantiles en que se halle establecida
6 se establezea Bolsa de comercio.
Art. 13.-Los expedientes de solicitud de nombramientos de ,agentes mediadores del comereio se inscribirin en las seceiones de Fomento de los Gobiernos de provincia, acompafiando los interesados A .la instancia dirigida al Gobernador los documentos que acrediten los requisitos del art. 94 del C6digo.









Se elevarin estos expedientes por el Gobierno General y con su informe al Ministerio de Ultramar, despu6s de oida la Junta sindical del Colegio respectivo sobre el caso segundo del articulo 94 y lo dispuesto en los 13 y 14 del C6digo de Comereio.
No podri expedirse . los interesados el titulo sin que previamente acrediten haberse depositado A nombre de la Junta sindical de la Tesoreria central de la Isla, 6 en sus sucursales, 6 en los Bancos autorizados al efecto, el methlico 6 valores que han do constituir la fianza para el desempeflo del cargo, y sin que hayan prestado ante el Gobernador de la provincia el juramento que previenen las leyes.
.Cumplidos estos requisitos, la Junta sindical les pondri en posesi6n de sus cargos, remitirh una copia autorizada del titulo con el certificado de posesi6n al Gobernador de la provincia para que lo eleve ,al Ministerio de Ultramar, anunciarA en la Bolsa la toma de posesi6n y la autorizark con la firma aut6grafa de los interesados A las dependencias de Hacienda y principales establecimientos de cr6dito.
En las provincias en que no haya Junta sindical informarfn sobre los extremos -A que se refierc el pArrafo segundo de este articulo los Consejos provinciales de Agricultura, Industria y Comercio, que substituirfn A aqulla para todos los efectos de este articulo.
Art. 14.-En cada una de las poblaciones en donde se halle establecida una Bolsa de Comercio constituirAn Colegio los agentes de cambio de Bolsa adscritos Al La misma, cualquiera que sea su nfimero.
Los corredores de tomercio y los int~rpretes de buques respectivamente, constituirAn tambi6n colegio cuando en una misma poblaci6n se cuenten cinco de estos agentes.
En donde por falta de nfimero no se constituya colegio, los corredores de comercio y los int~rpretes de buques dependerAn de la autoridad superior gubernativa de la provincia.
!Art. 15.-Los colegios de agentes mediadores del comercio serAmn presididos por las Juntas sindicales.
La Junta de cada colegio de agentes de cambio y Bolsa la constituirAn un sindico presidente, un vicepresidente y cinco adjuntos, mAs dos sustitutos que reemplacen A los adjuntos en ausencias y enfermediades.
Si el nfimero de colegiados no alcanza al necesario para todos los cargos de la Junta, se constituiri en Junta de colegio.
En los colegios de corredores y de int6rpretes formarfn la Junta un presidente, dos adjuntos, si el nfimero de los colegiados no excede de 10, y cuatro a djuntos, si dicho nfimero es mayor, mis un substituto.
Los cargos de la Junta son obligatorios y duran dos aios.
Art. 16.-Es atribuci6n de las Juntas sindicales la formaci6n de los reglamentos para el r6gimen interior de cada colegio,










que deberin someterse A la aprobaci6n del Ministerio de Ultramar.
Art. 17.--Las Juntas sindicales .de los colegios de corredores de comereio en las plazas en que haya Bolsa, ejercerfn las atribuciones que les son propi-as dentro de la corporaci6n que presidan; con entera independencia de la autoridad exelusiva que tiene en la Bolsa la Junta sindical del *colegio de agentes de eambio y Bolsa.
Art. 18.-Las Juntas sindicales informarAn al Gobierno en cuantas consultas se les dirijan.
En los casos en que el C6digo 6 el presente Reglamento no determine cuAl ha de ser la Junta sindical de agentes de cambio y Bolsa consultada, se entenderh que lo es la de la Habana.
Art. 19.-Los agentes mediadores del comercio se sujetarhn en la redaeci6n y expedici6n de documentos de contratos en que intervengan por raz6n de su oficio, A las notas que tengan adoptadas las respectivs Juntas sindicales A cuyo colegio pertenezean y A las p6lizas y documentos timbrados con el sello del Estado, bajo la multa de 25 h 250 pesos, que discrecionalmente, segun los casos, ls impondrA su Junta sindical con destino A los fondos de la corporaci6n.
Art. 20.--S61o en el caso de imposibilidad de un .agente podrfi hacer operaciones en su nombre y bajo la exclusiva responsabilidad de aqu6l otro individuo del colegio, dando previamente conocimiento A la Junta sindical de la autorizaci6n concedida.
Quedan, sin embargo, autorizados los agentes de cambio y Bolsa para valerse de amanuenses que en su nombre y bajo su responsabilidad, hagan los asientos de las operaciones en el libro 6 cuaderno manual, rubrican-do aqu~llos al margen de cada uno.
Art. 21.-Las renuncias que los agentes y corredores hagan de sus oficios, se presentarhn ante la Junta sindical del colegio A que pertenezean, la que les dark desde luego de baja, darh cuenta al Ministerio de Ultramar y procederh A lo que prescribe el C6digo y este Reglamento para la devoluci6n de la flanza, anuncifndolo en la Bolsa y poni6ndolo en conocimiento de la autoridad superior gubernativa de la localidad, dependencias de Hacienda y principales establecimientos de crAdito.
Ante la autoridad superior gubernativa, harAn la renuncia del cargo los corredores de comereio 6 int6rpretes de buques que no formen colegio.
Art. 22.-Los corredores de comercio que fuera del caso previsto en el p&rrafo 3.0 del articulo 545 del C6digo, intervengan en cualquier concepto que sea otras operaciones que las que les son propias con arreglo al art. 100 del mismo, serAn privados de ofieio, previo expediente justificativo que informarA y elevar& al Ministerio de Ultramar la Junta sindical del colegio de agentes de cambio, sin perjuicio de la responsabilidad civil y criminal que en su caso debe exigirse A dichos corredores.









CAPITULO M

DE LAS REUNIONES EN BOLSA

Articulo 23.-Se celebrarAn reuniones en Bolsa en el local destinado al efecto, todos los dias, excepto los de fiesta entera, los del Rey, Reina y Principe de Asturias, Jueves y Viernes Santo, y los de fiesta nacional.
Art. 24.-Las horas de reuni6n en la Bolsa serAn de una y media h tres y media de la tarde para toda clase -de operaciones.
Por ningiin motivo ni pretexto se prolongarh por mfs tiempo la reuni6n.
El Ministerio de Ultramar, consultando los intereses del comercio y oyendo la Junta sindical, podri variar las horas de contrataci6n.
Art. 25.-La apertura de la reuni6n de la Bolsa se anunciarh por tres toques de campana, y por otros tres su terminaei6n.
Dado el filtimo de estos tres toques, deberAn salir -del local los concurrentes.
Art. 26.-=El presidente de la Junta sindical del colegio de agentes de cambio y Bolsa, 6 el individuo de la misma que le reemplace, adoptarA en las reuniones de la Bolsa las medidas necesarias pura conservar el orden, no permitiendo que los concurrentes, sea cual fuere su clase y categoria, entren con armas, bastones ni paraguas.
En caso necesario, podrA el presidente ordenar la detenci6n del que promueva algfin desorden, poni6ndolo inmediatamente en conocimiento y A disposici6n del gobernador de la provincia 4 autoridad superior gubernativa de la localidad.
LArt. 27.-En el sal6n de reuniones de Bolsa se colocarh para que permanezea -constantemente, una lista con los nombres de los agentes colegiados mediadores del comercio y las sefias de sus domicilios.
CAPITULO IV

DE LA ADMISION DE LOS EFECTOS PIBLICOS, DOCUMENTOS DE CRnDITO, EFECTOS Y VALORES AL PORTADOR EN LA CONTRATAcI6N EN
BOLSA Y DE SU INCLUSION EN LAS COTIZACIONES OFICIALES.

Artieulo 28.-Para que los efeetos pfiblicos definidos en el nfim. 1.0 del art. 68 del C6digo y en el mismo ndimero del articulo anterior sean admitidos a la contrataci6n 6 ineluidos por la Junta sindical en las cotizaciones oficiales, serAn con diciones precisas:
1.a---La previa declaraci6n del Gobierno de estar autorizada la circulaci6n .de aquellos efectos.
2.a -La publicaci6n en la Gaceta de la Habana, del nfimero de titulos emitidos, sus series y numeraci6n y fecha en que hayan de salir A la contrataci6n pfiblica.









Art. 29.-Si las emisiones i que se refiere el articulo anterior hubiesen de salir A la cireulaci6n en distintas fechas, se seguirA en cada una igual procedimiento antes que la Junta sindical admita 6 la contrataci6n 6 incluya en la cotizaci6n los titulos respectivos.
'Art. 30.-Para la ,admisi6n i la contrataci6n 6 inclusi6n en las cotizaciones oficiales de los efectos pfiblicos emitidos por las naciones extranjeras, deberA preceder:
1.�- dictamen -de la Junta sindical del colegio de agentes de cambio.
2.0-La publicaci6n en la Gaceta de las condiciones y circunstancias de la emisi6n y de la fecha desde que pueden ser objeto de la contrataci6n pfiblica.
Art. 31.-Corresponde exclusivamente A la Junta sindical del colegio de agentes de cambio de la Habana, acordar la admisi6n 6 contrataci6n 6 in clusi6n en las cotizaciones oficiales de los documentos de cr~dito y efectos 6 valores al portador - que se refieren los articulos 69, 70 y 71 del 'C6digo y segunda parte del articulo 30 de este Reglamento, con sujeci6n A las disposiciones contenidas en los articulos siguientes.
Art. 32.-La Junta sindical, para adoptar el acuerdo de admisi6n A la contrataci6n 6 inclusi6n en las cotizaciones oficiales de los documentos, efectos 6 valores al portador A que el articulo anterior se refiere, deberA instruir, h solicitu,& de los interesados, el oportuno expediente en que se haga constar que se han cumplido todas las formalidades y condiciones que respectivamente se exigen en los articulos 69, 70 y 71 del C6digo de comercio.
En el caso del art. 70 del C6digo, 6 sea cuando se trate de documentos de cr6dito al portador, emitidos por empresas extranjeras, deberh hacerse constar como dato esencial en el expadiente, la declaraci6n del 'Gobierno de que no median razones de inter6s pfblico que se opongan A su admisi6n 6 inclusi6n en la eotizaci6n oficial.
Art. 33.-En el caso de no conformidad con los acuerdos de la Junta sindical sobre la admisi6n 6 inclusi6n de los valores pfiblicos en las cotizaciones oficiales6 podran los interesados alzarse ante el Ministerio de Ultramar, (enti6ndase Secretaria de Agricultura, Industria y Comercio), dentro de tercero dia. La resoluci6n del Ministerio (Secretario), causarA estado, y serA s6lo reclamable en la via contenciosa.
Art. 34.-Acordada por la Junta sindical la admisi6n 6 inclusi6n en las cotizaciones oficiales de los documentos -de cr6dito, efectos 6 valores al portador, lo pondr en conocimiento del Ministerio de Ultramar. (Secretario de Agricultura, Industria y Comercio.)
El acuerdo de la Junta sindical se publicarh por 6sta en la Gaceta de la Habana con el pormenor -de las circunstancias y condiciones de las emisiones y de las garantias en que se funde.









Esta publicaci6n e4 la Gaceta, serh tambi~n de cuenta de los interesados.
Art. 35.-Los establecimientos, eompafiias 6 empresas naeio. nales 6 extranjeras y las particulares que tengan emitidos doeumentos de er6dito al portador, admitidos 6 incluidos en las cotizaciones oficiales, facilitarfn A la Junta sindical la Memoria que peri6dicamente publiquen, conforme . los estatutos; las listas en tiempo oportuno de las amortizaciones que verifiquen; y siempre que lo pida, noticias exactas de la situaci6n de las emisiones y del pago de intereses para que puedan ser consultadas por el pfiblico.
La falta de estos datos despu6s de un rues desde que debieron ser entregados A la Junta sindical, se anunciarh por esta Corporaci6n en la tablilla de edictos de la Bolsa.

CAPITULO V

DE LAS OPERACIONES DE BOLSA

SUECCION PRIMERA

Mediaci6n de los agentes de cambio en las operaciones de Bolsa.

Articulo 36.-A los agentes colegiados de cambio corresponde privativamente intervenir en las negociaciones y transferencias de toda especie de valores pfiblicos cotizables definidos en el art. 68 del C6digo de Comercio.
Pueden adem~s intervenir en concurrencia con los corredores de comercio en todas las demfs operaciones y contratos de Bolsa, sujetAndose A las responsabilidades propias de estas operaciones.
Art. 37.-El agente de cambio requerido para intervenir en una negociaci6n, no podrA negarse -A ello, pero tendr derecho A exigir al requirente cuantas garantias estime necesarias para la seguri-dad de la negociaci6n, mientras 6sta se halle pendiente.
En el caso del articulo 322 del C6digo de Comercio, el dep6sito de los titulos en garantia de pr6stamos podrh hacerse en el Banco Espafiol -de la Isla de Cuba 6 sus sucursales, 6 en la Tesoreria de Hacienda.
Art. 38.-Es de cargo del agente de cambio que haya intervenido en una operaci6n cotizable cuidar de su inmediata publieaci6n con arreglo al art. 78 del C6digo de Comereio, para cuyo efecto extenderA una nota firmada, que entregari al anunciador, quien despu6s de leerla al pfiblico en alta voz la pasarA A la Junta sindical.
En el caso de que la contrataci6n se hubiese concertado fuera del edificio de la Bolsa, el agente que hubiese intervenido cuidarA bajo su responsabilidad de que la publicaci6n se verifique al dar principio la reuni6n de Bolsa del mismo dia, 6 al










principio de la reuni6n del dia siguiente si la operaci6n se hubiese concertado despugs de terminada la contrataci6n oficial.
Art. 39.-En las negociaciones en que medien los agentes, se ajustardn estrictamente al curso de los cambios ejerciendo sobre este punto la mks exquisita vigilancia la Junta sindical, que resolverh con su autoridad las dificultades que se presenten.
Art. 40.-En las negociaciones de valores nominativos cotizables en Bolsa el agente colegiado vendedor entregarh nota de sus nfimeros al comprador, y exigiri de 6ste otra nota con el nombre de la persona i cuyo favor haya de hacerse la transferencia.
Para que 6sta se verifique, se entregarhn los .documentos representativos de los valores que hayan sido objeto -de la operaci6n, antes de las veinticuatro horas en la oficina que corresponda, expresando el nombre del cesionario y las demos circunstancias necesarias.
Art. 41.-El pedido de papel negociado A plazo y A voluntad del comprador -deberh hacerse, salvo pacto en eontrario, antes de la filtima media hora de la reuni6n oficial de Bolsa, dindose por vencida con este acto la operaci6n para liquidarla al dia siguiente.
Art. 42.--JLas declaraciones de la opei6n en las operaciones que lleven esta condici6n, deberhn hacerse al contratante, 6 en su defecto se harhn constar oportunamente ante la Junta sindical hasta media hora antes de la terminaci6n de la Bolsa del die del vencimiento del contrato.
Art. 43.--La Junta sindical proveerh al agente moroso de la correspon-diente certificaci6n, cuando resulte por las p6lizes presentadas, que su descubierto procede de falta de cumplimiento de su comitente, i fin de que h su vez pueda repetir contra 6ste, segfin lo prescrito en los articulos 77 y 103 del C6digo.

SECC1ON SE GUNDA

De las atribuciones de la Junta sindical de agentes de cambio.

Articulo 44.-A las Juntas sindicales de agentes de cambio, como representaci6n de las Bolsas y encargadas de su r6gimen y gobierno, corresponden las atribuciones siguientes:
La publicaci6n de las operaciones.
Levantar las actas de cotizaci6n.
Fijar los tipos de la misma.
Publicar el Boletin de la Bolsa.
Practicar las operaciones de liquidaci6n.
En el ejercicio de estas funciones la Junta sindical se ajuw tarh A lo que se prescribe en los articulos siguientes:
Art. 45.-Para la publicac16n de las operaciones la Junta sindical acordark la forma y modelos de las notas que deban ex-










tenderse para aquel efecto, comprendiendo todos los easos de las diferentes operaciones que autoriza el articulo 75 del C6digo de comercio.
Art. 46.--En la Secretaria de la Junta sindical se custodiarAn encarpetadas ordenadamente por dias, las notas publicadas para que puedan consultarse siempre que sea necesario.
Un estado de las operaciones publicadas expresivo .de las cantidades que se hayan negociado de cada elase de renta, tanto al contado como A plazos, se remitirh diariamente por la Junta sindical al Gobierno General, quien lo remitirh decenalmente al Ministerio .de Ultramar.
Art. 47.-El anunciador se ajustar6 exelusivamente k las 6rdenes de la Junta sindical, y cualquiera alteraci6n maliciosa que hiciere en la publicaci6n de operaciones, serh corregida con suspensi6n de empleo y sueldo, sin perjuicio de acordar su separaoi6n y de exigirle las demds responsabilidades A que hubiere lugar.
Art. 48.-Conforme al art. 80 del C6digo, la Junta sindical es la autoridad encargada de levantar el acta de la cotizaci6n en vista de las notas publicadas y de las noticias que faciliten los agentes que concurran al acto.
El acta de la -cotizaci6n comprenderA con toda distinci6n:
1.�--El movimiento sucesivo que hayan tenido los cambios de los efectos pfiblicos y valores industriales 6 mercantiles en alza y baja, des-de el principio hasta el fin de las negociaciones de cada clase, y las circunstancias y condiciones con que haya tenido lugar.
2.--El precio mdximo y minimo de los demis contratos designados como materia propia de negociaci6n en Bolsa en el articulo 67 del C6digo, el tipo del descuento de letras y el de los eambios en los giros y pr6stamos.
'Tambi~n puede comprender el acta de cotizaei6n, cuando lo acuerde la Junta sindical, el tipo -de los descuentos que intervengan los agentes de cambio colegiados, de intereses 6 cupones vencidos 6 por veneer, y titulos amortioados de los valores cotizables en Bolsa.
La cotizaci6n -de toda clase de valores nacionales se har y publicark con arreglo al sistema decimal.
Art. 49.-El colegio de corredores de comercio de la plaza en que haya Bolsa, pasari diariamente A la Junta sindical del colegio de agentes de cambio una nota de los cambios corrientes y precios de las mercaderias para que, en uni6n de los demAs datos que determina el articulo 80 del CMdigo, pueda extenderse el acta de la cotizaci6n oficial.
Art. 50.-Las actas de cotizaei6n se autorizar~n con la firma del sindico presidente 6 'del que haga sus veces, y de dos individuos de la Junta sindical, y las correspondientes A cada afio, se extenderfn en un registro encuadernado, foliado, y en cuyas hojas se estampar cada dia el sello de la Corporaci6n.










De esta matriz se expedirh la copia autorizada que ha de remitirse diariamente al Registro mercantil conforme al art. 80 del C6digo, y la misma serviri para publicar el Boletin de cotizaci6n.
Art. 51.-Es privativo de la Junta sindical publicar el Boletin de la cotizaci6n de cambios, lo que llevark A efecto una vez levantada el acta de que trata el articulo 48 de este Reglamento.
Ningfin particular 6 corporaci6n puede publicar un Boletin de la cotizaci6n, distinto del que redacte la Junta sindical.
Art. 52.-En el acto en que se publique el Boletin de cotizaei6n de cambios, fijarh la Junta sindical un ejemplar en la tablilla de edictos de la Bolsa.
Igualmente anunciark al pfiblico en el acto en que los reciba los telegramas relotivos A la cotizaci6n de cambios de las Bolsas nacionales y extranjeras.
El Gobernador General procurarh lo necesario para que los telegramas sobre cambios que se reciban sean la expresi6n fiel de las cotizaciones y se comuniquen con toda brevedad directamente i la Junta sindical.
Art. 53.-Dicha Junta remitirA tambi6n un ejemplar del Boletin -de la cotizaci6n al Gobierno General, A la Intendencia General de Hacienda, A la Gaceta de la Habana, A las Comisiones de Hacienda del extranjero, A las Juntas sindicales de las demAs Bolsas de la Naci6n, A la autoridad gubernativa de la provincia y al Ministerio de Ultramar.
Art. 54.-Conforme con el phrrafo 2.0 del articulo 105 del C6digo, la Junta sindical fijari el tipo de las operaciones A plazo, con obligaci6n -de entregar valores al cerrarse la Bolsa del filtimo dia del mes, tomando por base el t6rmino medio de la cotizaci6n del mismo dia.
El tipo medio diario de la operaci6n de las cotizaciones A plazo con obligaci6n de entregar valores, serA regulador para hallar las diferencias en las operaciones -de igual clase en que no conste estipulada aquella obligaci6n.
Si el dia del vencimiento de esta clase de operaciones no se hubiere verifioado ninguna con obligaci6n de entregar valores, regir para su liquidaci6n el tipo de la Bolsa anterior mhs pr6xima en que lo haya habido.
Art. 55.-La Junta sindical adoptar la forma que erea mfis conveniente para practicar la liquidaci6n general -del mes que le encomienda el articulo 105 del C6digo, -de las operaciones A plazo intervenidas por agentes de cambio colegiados, y las medidas necesarias para que las liquidaciones parciales se entreguen A la misma el dia siguiente al veneimiento, y quede terminada la liquidaci6n general el dia tercero hhbil inmediato.
Los particulares que tengan operaciones intervenidas por agentes -de cambio colegiados, podrAn presentar A su nombre su respectiva liquidaci6n A la Junta sindical.










Art. 56.-Para prevenir los agentes los efectos de su responsabilidad civil por los titulos 6 valores que negociasen despu~s de publicada en Bolsa por la Junta sindical, la denuncia de su procedencia ilegitima, segfin el art. 104 del C6digo, deberfn consultar las denuncias originales que ante dicha Corporaci6n hayan sido presentadas.
A este efecto, adem s de la debida ordenaci6n por carpetas de estas denuncias, y con el fin de facilitar su cotejo, tendrA la Junta sindical un libro indicador, en el que por clases de valores se determine la numeraci6n y series de los titulos denunciados, nombre y domieilio de los denunciantes, fecha de la publicaci6n de la denuncia y de la anulaci6n del anuncio 6 de su confirmaci6n por el Tribunal que conozea del asunto.
Este libro s6lo servirh de auxiliar para compulsar las denuncias originales, de las que tomarAn los agentes las notas que crean convenientes para su seguridad.
Art. 57.-Las denuncias por robo, hurto 6 extravio -de valores cotizables que se dirijan A la Junta sindical del colegio de agentes de cambio y Bolsa, en los t6rminos prevenidos en los articulos 559 y 565 del C6digo, se extenderAn y firmarin por duplicado por los mismos denunciantes en los modelos que dicha Corporaci6n adopte papa la debida uniformidad.
Art. 58.--Los telegramas que sobre denuncias por robo, hurto 6 extravio de valores cotizables dirijan las autoridades i la Junta sindical, se publicar. tambi6n en la Bolsa en los t~rminos en que est6n concebidos, A. los mismos efectos de los Orticulos 560 y 561 del C6digo.
Art. 59.-El aviso de la denuncia por la Junta sindical fi las de igual clase de la Naci6n que prescribe el art. 559 -del C6digo, se darh telegrkficamente si fuere posible, y en todo caso por el correo mfs pr6ximo.
Art. 60.-Las equivocaciones en la numeraci6n, series y clases de valores denunciados, son imputables al denunciante k los efectos del articulo 560 del lC6digo, y se subsanarhn en cuanto se reconozcan, haciendo nueva publicaci6n de la denuncia en la Bolsa y & costa del denunciante en los peri6dicos oficiales.

CAPITULO VI

DE LAS FIANZAS

Articulo 61.-Los agentes colegiados de cambio y Bolsa constituirhn para garantir el .desempefio de su cargo, una fianza en efectivo 6 en valores pfiblicos, calculados al cambio medio de la cotizaci6n del filtimo dia .de Bolsa de los meses de Junio y Diciembre de cada afio.
Los efectos pfiblicos en que puede prestarse esta fianza, serAin los emitidos directamente por el Estado, 6 con garantia subsidiaria de la Naci6n.










La flanza se .depositarM A nombre ,de la Junta sindical, expidi6ndose por esta Corporaci6n el correspondiente resguardo al interesado.
La fianza que deben prestar los agentes de cambio y Bolsa serA la de quince mil pesos en la plaza de la Habana y cinco mil en las demos plazas de la Isla en que existan 6 se establezcan Bolsas de comercio.
Art. 62.-La fianza de los agentes de cambio y Bolsa, responderA exclusivamente de las operaciones que como tales ilevan A efecto. En el finieo caso .de carecer el agente de otros bienes, podrhn hacerse embargos de la expresada fianza por responsabilidades ajenas al cargo; pero no serin efectivos hasta seis meses despu~s de que aqu6l cese en el ejercicio .de la profesi6n, y s6lo en la parte de fianza que haya quedado exenta de las responsabilidades del oficio d que afectaba.
A este fin la Junta sindipal, en cuanto se le notifique en forma, estar consentida por el agente la senteucia de remate en las ejecuciones por deudas particulares ajenas al cargo, 6 la sentencia ejecutoria, le deel-arar suspenso de ejercicio del mismo hasta que .dentro de los veinte dias siguientes, reponga en su fianza la cantidad reclamada con arreglo al art. 98 dcl C6digo.
Si la fianza fuere repuesba, pondri la Junta sindical A disposici6n -del Tribunal la cantidad que se reclame y quedarA levantada la suspensi6n -del agente.
Si no lo fuere, quedari 6ste de hecho privado -de su oficio, y darh principio el plazo de seis meses de preferencia por las reclamaciones contra la fianza por obligaciones A que la misma responde especialmente.
Art. 63.-En el caso de que el agente no cumpla los compromisos contraidos en el ejercicio de su cargo, la Junta sinlical, conforme A lo que disponen los articulos 77 y 98 del C6digo, realizarA la parte necesaria de la fianza de 'aqu6l para atender A las reclamaciones procedentes, siempre que la parte perjudicada opte por el cumplimiento de la operacion.
Art. 64.-Las cantidades h que la fianza debe responder se cubrirAn, cuando 6sta no consista en metklico, con el importe de la venta de los efectos pfiblicos en que se halle constituida.
Art. 65.-Los corredores de comercio constituirln, para garantizar el buen desempefto de su cargo, una flanza en efectivo 6 valores pfiblicos calculados en los t6rminos que dispone el articulo 61 de este Reglamento, con arreglo A la siguiente escala:
(Suprimimos la escala porque hoy en 'Cuba estA vigente .la Orden 79 de 1900 que se inserta en la nota 79.)
Art. 66.-Los corredores int6rpretes de buques constituir.n una fianza equivalente A la mitad de la sefialada para los corredores de comercio en el anterior articulo, en las plazas maritimas respectivas.
Art. 67.-La devoluci6n de la fianza de los agentes mediadores del comercio en los tres casos de renuncila, privaci6n -de










ofieio 6 fallecimiento, se anunciar en la tablilla de la Bolsa, en la Gaceta la Habana y en el Boletin Oficial de las provincias, sefialando el plazo de seis meses conforme A los articulos 98 y 946 del C6digo, para que puedan hacerse ante los Tribunales las reclamaciones que procedan.
Transcurrido este plazo sin que la fianza se haya intervenido en forma, la devolverA la Junta sindical d los interesados 6 sus causahabientes, despu~s que acrediten haber depositado sus libros en el Registro mercantil como previene el articulo 99 del C6digo.
En igual forma procederh el gobernador de la provincia para la devoluci6n de la flanza, constituida h su disposici6n por los corredores 6 int~rpretes que no formen colegio.

CAPITULO VII

ARANCELES .

Articulo 68.-Los agentes de cambio colegiados, se sujetarAn en la percepci6n de sus derechos por la intervenci6n en los contratos y negociaciones que el C6digo les atribuye, al siguiente

ARANCEL

DE LOS AGENTES COLEGIADOS DE CAMBIO Y BOLSA

1.o En las negociaciones, transferencias, cuentas de erAdito con garantia y suscripciones de emisiones de toda especie de efectos pfiblicos en que privativamente intervienen por raz6n de su oficio y en los pr6stamos con garantia de estos valores, el 3 por 1,000 sobre el efectivo, A cobrar por mitad de cada uno de los contratantes.
2.�--En las demAs operaciones, actos 6 contratos en que intervienen en concurrencia con los corredores de comercio, los dereehos fijados A 6stos en su respectivo Arancel.
Estos derechos los devengan los agentes aun en el caso de no consumarse la operaci6n por culpa de los confratantes, y tuando 6sta se termine se pagarAn al tiempo de liquidarse la operaci6n, fuera de lo prevenido respecto de las negociaciones .4, plazo.
3.0-Por las certificaciones que expidan con referencia & operaciones que consten en su libro registro, 4 pesos oro, siempre que el documento no comprenda m s de dos asientos, y cuando pase de este nfimero 1 peso por cada uno.
4.-En la busea de operaciones de su libro registro que ordenen los Tribunales 6 autoridades, 4 pesos oro por el examen de los asientos de cada mes.
Art. 69.-Los derechos de las Juntas sindicales se estableeerAn por las mismas, previa aprobaci6n del Gobernador General.










Art. 70.-Los corredores de comercio devengarfn en las negociaciones y contratos en que intervengan por raz6n de su oficio los derechos que se sefialan en el siguiente

ARANCEL
DE LOS CORREDORES DE COMERCIO

(Vanse las observacionei al final de esta adici6n.)
1.�-En las negociaciones de valores industriales y mercantiles, metales y mercaderias, el 3 por 1,000 sobre su valor efectivo, i cobrar por mitad de los contratantes.
2.--En giros de letras de eambio, libranzas, pagars y descuentos, el 3 por 1,000 sobre su importe efectivo, h cobrar por mitad de eada uno de los contratantes.
30Por asistencia A las subastas de letras fi otros efectos de comercio, en las que no obtuvieren adjudicaci6n, 15 pesos cobrados de su comitente.
,Si hubiere sido adjudicado el remate 4 su favor cobrarA el
1 por 100 sobre el efectivo y por mitad de ambas partes.
4.0-En los seguros terrestres el 10 por 100 sobre el importe del premio cobrado al librador.
5.0-Por las certificaciones de cambios, de cuenbas, de resaca, el 1 por 1,000 cobrado al librador.
6.0-Por la busca de operaciones y certificaciones que expidan con referencia A los asientos de su libro registro, los derechos sefialados por iguales conceptos, A los agentes de cambio en su respectivo Arancel.
Art. 71.-Los corredores int6rpretes de buque devengarAn en los contratos en que intervienen por raz6n de su ofieio y por los servicios que presten, los derechos que se sefialan en el siguiente
ARANCEL

DE LOS CORREDORES INTeRPRETES DE BUQUES

1.--En los se.uros maritimos el 8 por 100 sobre el importe del premio. cobrado del asegurador.
2.--En los fletamentos de burines el 4 nor 100 sobre el importe de los fletes, cobrado del canitin 6 -del fleisdor.
3.�--En los pr~stamos A la aruesa 1 por 1.000 sobre el importe del capital rirestado, A cobrar por mitad del dador y del tomador del prstamo.
4.�iPor lss diligencis A one se refiere el nfimero 2.0 del articulo 113 cobrarin. si el tiempo durante el enal se o-upe el corredor int4rprPte de naves no pase de inn bora. 4 peqos.
Por cada 15 minutos que exceda de dicho tiempo, medio peso.
5.--Por la traducci6n de los documentos -A que se contrae








68

el niimero 3.0 del mencionado articulo, cobrarfn por cada liana de 24 renglones incluso la filtima aunque no tenga completo este numero, si la traducci6n se hace del franc6s, ingl6s, italiano 6 portugu6s, peso y medio. Si se verifioa del alemAn, tres pesos, y de cualquier otro idioma, tres pesos y medio.
Observaciones.-Con posterioridad . la cesaci6n de la so'berania espafiola no se ha restablecido en 'Cuba la Bolsa oficial (v6ase la nota 70); por consiguiente, no tiene 'al presente una aplicaci6n prActica inmediata el Reglamento que precede y por esta raz6n lo hemos reproducido literalmente sin adaptar sus preceptos A la situaci6n politica actual del pais, creyendo que el dia que el Gobierno se decida A restaurar las Bolsas oficiales habrA de dictar un nuevo Reglamento en el cual se tendril en cuenta esa situaci6n.
Por la raz6n .dieha de su actual inaplieaei6n no insertamos el Reglamento interior de la Bolsa oficial de la Habana, aprobado por R. 0. de 4 de Mayo de 1887 y publicado en la Gaceta Oficial de 6 de Agosto de 1890; no obstante creemos pertinente reproducir el ,articulo 34 de dicho Reglamjnto, que en la prActica estA en vigor, y con el cual se suple la falta de agentes de Bolsa, segdn se reconoce en la R. 0. antes citada. El aludido articulo dice asi:-"Mientras no est6n establecidos los agentes .de Bolsa, continuarAn los corredores de comercio interviniendo en todos los negoeios de ,aquel Centro; pero dependiendo siempre del Colegio de Corredores A cuya Corporaci6n pertenecen; y todos los asuntos peculiares A los Corredores que se rocen con el Colegio 6 algfin colegial, se resolverkn con arreglo A lo preceptuado en el C6digo de Comercio, Reglamento -de 1886 6 interior de la Bolsa."
-"Cuando est6 constituido y funcionando 61 Colegio de agentes de Bolsa y 6stos formen una colectividad separada del Co]egio de Corredores, los corredores podrkn concurrir y mediar, s61os 6 en compafiia de los agentes, en los negocios que les correspondan, exceptuando aqu6llos que son privativos exclusivamente de los agentes, como esth expresado en el articulo 100 del C6digo de Comercio y 36 del ,Reglamento de 1886.
En cuanto A Aranceles, por la tan repetida R. 0. de 4 de Mayo de 1887 se dispuso de acuerdo con el dictamen del Consejo de Estado, que debe sustituirse el Arancel -del Capitulo VII del Reqlamento de 1986 (que precede) con el vigente en Cuba, de 1877, con las modificaciones propuestas por el Consejo de Administraci6n, en cuya forma lo insertamos A continuaci6n.

ARANCEL DE CORREDORES

APROBADO POR EL GOBERNADOR GENERAL EN 14 DE AGOSTO DE 1877.

Articulo 1.-En la compra-venta de toda elase de frutoq 6 mereancdas, ineluyendo los envases, el 1 por 100 pagadero por mitad, por el vendedor y el comprador.










Art. 2.�-En la compra-venta de fincas urbanas 6 rdstieas, ya sea real 6 en pacto de retro, el 1 por 100, pagadero por mitad, por el vendedor y el comprador.
Art. 3.-- (Suprimido.) Art. 4-- (Suprimido.)
Art. 5.--En la compra-venta de oro 6 plata acui'ados, 1/4 por 100, pagadero por el comprador.
Art. 6.�-En la negociaci6n de letras de cambio, sea al contado 6 A plazo, 1/4 por 100, pagadero por el vendedor.
Art. 7.0--En la negociaci6n de acciones de empresas industriales, por 100 del importe de dichas acciones (en su valor real y no el nominal) pagadero por mitad por el vendedor y el comprador.
Art. 8.�-En los descuentos de pagar~s fi otros documentos endosables, asi como en los pr6stamos, que no pasen de tres meses, el 1 por 1,000, y en pasando de tres meses el 2 por 1,000, pagadero en ambos easos por el que entregue el importe de la negociaci6n.
Art. 9.0-En las tasaciones el Y2 por 100, pagadero por el interesado en ellas.
Art. 10. --En las negoeiaciones no previstas en este Arancel, lo que los contratantes estipulen previamente con el corredor, y A falta de estipulaci6n lo ique corresponda, en analogia con las demos partidas de esta tarifa.
Y por c-ada certificado que expida el corredor percibirk cuatro pesos.
Los derechos sefialados deberkn percibirse en la moneda en que se haga el contrato.

TITULO VI
DE LOS AGENTES MEDIADORES DEL COMERCIO Y DE SUS OBLIGACIONES RESPECTIVAS.
SECCION PRIMERA
Disposiciones comunes d los agentes mediadores del comercio.

Articulo 88.-EstarAn sujetos A las leyes mercantiles como agentes mediadores del comercio:
Los agentes de cambio y Bolsa.
Los corredores de comercio.
Los corredores int6rpretes de buques.
Articulo 89.-PodrAn prestar los servicios de agentes de Bolsa y corredores, cualquiera que sea su clase, los cubanos y los extranjeros; pero s6lo tendrAn fe pfiblica los agentes y los corredores colegiados. (77)
(77) En la actualidad no existen en Cuba otros agentes colegiados que los corredores, que se rigen por las disposiciones que se insertan en la seeci6n de este titulo dedicada . lore mismos.










Los modos de probar la existencia y circunstancias de los actos 6 contratos en que intervengan agentes que no sean colegiados, serfn los establecidos por el derecho mercantil 6 comfin para justificar las obligaciones.
Articulo 90.-En cada plaza de comercio se podr establecer un Colegio de Agentes de Bolsa, otro de Corredores de comercio, y en las plazas maritimas uno de Corredores Interpretes de Buques.
Articulo 91.-Los Colegios de que trata el articulo anterior, se compondrfn de los individuos que hayan obtenido el titulo correspondiente por reunir las condiciones exigidas en este C6digo.
Articulo 92.-Al frente de cada Colegio habrA una Junta sindical elegida por los colegiados.
Articulo 93.-Los agentes colegiados tendr6n el carhcter de notarios en cuanto se refiera A la contrataci6n de efectos pfiblicos, valores industriales y mercantiles, mercaderias y demAs actos de comercio comprendidos en su oficio en la plaza respectiva.
Llevarkn un libro-registro con arreglo A lo que determina el articulo 36, asentando en 61 por su orden, separada y diariamente, todas las operaciones en que hubiesen intervenido, pudiendo ademAs llevar otros libros con las mismas solemnidades.
Los libros y p6lizas de los agentes colegiados harAn fe en juicio. (78)
Articulo 94.-Para ingresar en cualquiera de los Colegios de Agentes A que se refiere el articulo 90, serk necesario:
1.�-Ser cubano 6 extranjero naturalizado.
2.�--Tener capacidad para comerciar con arreglo A este C6digo.
3.�--No estar sufriendo pena correccional 6 aflictiva.
4.� Acreditar buena conducta moral y conocida probidad, por medio de una informaci6n judicial de tres comerciantes inscritos.
5.�-Constituir la flanza exigida por las disposiciones vigentes. (79)
(78) Concuerda con el articulo 595 de la Ley de Enjuicia'miento Civil que los incluye en el ndmero de los documentos pfiblicos y solemnes.
(79) El texto decia: '' en la Caja genera] de Dep6sitos 6 en sus sueursales (en Cuba era en la Tesoreria de Hacienda) 6 en el Banco de Espafia (en Cuba era en el Banco Espaflol) la fianza que determine el Gobierno." Hemos modificado este periodo, porque esa flanza, estA determinada, asi como la forma de constituirla, por el articulo III de la Orden 79 de 1900, que dice asi:
"Una vez expedidos los titulos y pagados los derechos correspondientes vasee la nota siguiente) se exigirA A los interesados, dentro del t6rmino de dos meses, Ia prestaci6n de una fianza, como A continuaci6n se expresa:
Para Titulos de primera clase, einco mil pesos;
Para Titulos de segunda clase, cuatro mil pesos;
Para Titulos de tereera clase, mil quinientos pesos.










6.o --Obtener de la Secretaria de Agricultura, Industria y Comercio el titulo correspondiente, oida la Junta sindical del Colegio respectivo. (80)
Articulo 95.-Serh obligaci6n de los agentes colegiados:
1.o Asegurarse de la identidad y capacidad legal para contratar de las personas en cuyos negocios intervengan, y, en su caso, de la legitimidad de las firmas de los contratantes. Cuando 6stos no tuvieren la libre administraci6n de sus bienes, no podrhn los agentes prestar su concurso sin que preceda la debida autorizaci6n con arreglo A las leyes.
2.�..Proponer los negocios con exactitud, precisi6n y claridad, absteni~ndose de hacer supuestos que induzean h error A los contratantes.
3.�-Guardar secreto en todo lo que concierna h las negociaciones que hicieren, y no revelar los nombres de las personas que se las encarguen, h menos que exija lo contrario la ley 6 la naturaleza de las operaciones, 6 que los interesados consientan en que sus nombres sean conocidos.
4.�oExpedir, A costa de los interesados que la pidieren, certificaci6n de los asientos respectivos de sus contratos.
Articulo 96.-No podrAn los agentes colegiados:
1.o-Comerciar por cuenta propia.
2.-Constituirse en aseguradores de riesgos mercantiles.
3.O Negociar valores 6 mercaderias por cuenta de individuos 6 sociedades que hayan suspendido sus pagos, 6 que hayan sido declarados en quiebra 6 en concurso, A no haber obtenido rehabilitaci6n.
4.--Adquirir para si los efectos de cuya negociaci6n estuvieren encargados, salvo en el caso de que el agente tenga que responder de faltas del comprador al vendedor.
5.--Dar certificaciones que no se refieran directamente A hechos que consten en los asientos de sus libros.
6.o.-Desempefiar los cargos de cajeros, tenedores de libros 6 dependientes de cualquier comerciante 6 establecimiento mercantiL.
Articulo 97.-Los que contravinieren A las disposiciones

La mencionada clasiflcaci6n corresponderA A las siguientes plazas:
Primera clase, A la Habana;
Segunda clase, Santiago de Cuba, Cienfuegos, Matanzas, Cfirdenas, Camagiley, Sagua la Grande;
Tercera clase, A las restantes de la Isla.
Las referidas flanzas deberAn constituirse en dinero efectico 6 mediante la responsabilidad de un establecimiento bancario, A satisfacci6n de[ Uobierno, y en el concepto, ademnds, de que ningdn solicitante podrA ejereer sus funciones mientras no acredite haber prestado la indicada fianza."
(80) El articulo IV de la citada Orden 79 de 1900 dispone que los Titulos (que antes expedia el Ministerio de Ultramar), serAn expedidos por la Secretaria de Agricultura, Industria y Comercio, previo ingreso en el Tesoro, en concepto de d-erechos, de $12.50 en mon-eda de los Estados Unidos, 6 su equivalente. En este sentido hemos corregido el texto que so referia al Ministerie.










del articulo anterior, serfin privados de su ofieio por el Gobierno, previa audiencia de la Junta sindical y del interesado, el cual podrd reclamar contra esta resoluci6n por la via contencioso-administrativa.
Serfn ademAs responsables civilmente del dafio que se siguiere por faltar 6 las obligaciones de su cargo.
Articulo 98.-La fianza de los agentes de Bolsa, de los corredores de comercio y de los corredores int~rpretes de buques estarA especialmente afecta A las resultas de las operaciones de su oficio, teniendo los perjudicados una acci6n real preferente contra la misma, sin perjuicio de las demds que procedan en derecho.
Esta fianza no podrA alzarse, aunque el agente cese en el desempefio de su cargo, hasta transcurrido el plazo que se sefiala en el articulo 946, sin que dentro de 61 se haya formalizado reclamaci6n. (81)
S61o estarA sujeta la fianza i responsabilidades ajenas al cargo, cuando las de 6ste se hallen cubiertas integramente.
Si la fianza se desmembrare por las responsabilidades A que estk afecta, 6 se disminuyere por eualquier causa su valor efectivo, deberA reponerse por el agente en el t6rmino de veinte dias.
Articulo 99.-En los casos de inhabilitaci6n, incapacidad 6 suspensi6n de oficio de los agentes de Bolsa, corredores de comercio y corredores int~rpretes de buques, los libros que con arreglo A este C6digo deben ilevar se depositarin en el Registro mercantil.

SECCION SEGUNDA

De los agentes colegiados de cambio y Bolsa.

Articulo 100.-Corresponderf & los agentes de cambio y Bolsa:
1.�-Intervenir privativamente en las negociaciones y transferencias de toda especie de efectos 6 valores pfiblicos cotizables, definidos en el articulo 68.
2.� -Intervenir, en concurrencia con los corredores de de comercio en todas las demos operaciones y contratos de Bolsa, sujetfndose A las responsabilidades propias de estas operaciones.
Articulo 101.-Los agentes de Bolsa que intervengan en contratos de compraventa 6 en otras operaciones al contado 6 A plazo responderAn al comprador de la entrega de los efectos 6 valores sobre que versen dichas operaciones, y al vendedor, del pago del precio 6 indemnizaci6n convenida.


(81) El plazo es de seis moses deade 91 oe.










Articulo 102.-AnotarAn los agentes de Bolsa en sus libros, por orden correlativo de numeraci6n y de fechas, todas las operaciones en que intervengan.
Articulo 103.-Los agentes de Bolsa se entregardn recprocamente nota suscrita de cada una de las operaciones concertadas, en el mismo dia en que las hayan convenido. Otra nota, igualmente firmada, entregardn A sus comitentes y 6stos A los agentes, expresando su conformidad con los t6rminos y condiciones de la negociaci6n.
Las notas 6 p6lizas que los agentes entreguen A sus comitentes, y las que se expidan mutuamente, harin prueba contra el agente que las suscriba, en todos los casos de reclamaci6n A que dieren lugar.
Para determinar la cantidad liquida A reclamar, expedir la Junta sindical certificaci6n en que se haga constar la diferenia en efectivo que resulte contra el comitente en vista de las notas de la operaci6n.
La conformidad de los comitentes, una vez reconocida en juicio su firma, llevari aparejada ejecuci6n, siempre que se presente la certificaci6n de la Junta sindical de que habla el pbrrafo anterior.
Articulo 104.-Los agentes de Bolsa, ademds de las obligaciones comunes A todos los agentes mediadores, enumeradas en los articulos 95, 96, 97 y 98, ser~n responsables eivilmente por los titulos 6 valores industriales 6 mercantiles que vendieren despu~s de hecha pfiblica por la Junta sindical la denuncia de dichos valores como de procedencia ilegitima.
Articulo 105.-El presidente, 6 quien hiciere sus veces, y dos individuos, A lo menos, de la Junta sindical asistirfn constantemente A las reuniones de la Bolsa, para acordar lo que proceda en los casos que puedan ocurrir.
La Junta sindical fijark el tipo de las liquidaciones mensuales al cerrarse la Bolsa del filtimo dia del mes, tomando por base el t6rmino medio de la cotizaci6n del mismo dia.
La misma Junta serA la encargada de recibir las liquidaciones parciales y practicar la general del mes.

SECCION TERCERA

De los corredores colegiados de comercio. (82)

Articulo 106.-Ademhs de las obligaciones comunes A todos los agentes mediadores del comercio, que enumera el

(82) Segfin se dijo en la nota 70, al cesar la Soberania espafiola, que. daron disueltos los Colegios de corredores y 6stos despojados de caracter oficial y de la fe pfiblica. Por la Orden 79 de 1900 se dispuso su restablecitniento sujetfndose 6 las prescripciones de dicha Orden y al Reglamento do 13 de Abril de 1883.
kPor La Orden 166 de 1901 (articulo III), seo dispuoo que el ndmenro










articulo 95, los corredores colegiados de comercio estarfn obligados:
1.-A responder legalmente de la autenticidad de la firma del filtimo cedente, en las negociaciones de letras de cambio fi otros valores endosables.
2.0-A asistir y dar fe, en los contratos de compraventa, de la entrega de los efectos y de su pago, si los interesados lo exigieren.
3.�--A recoger del cedente y entregar al tomador las letras 6 efectos endosables que se hubieren negociado con su intervenci6n.
4.--A recoger del tomador y entregar al cedente el importe de las letras 6 valores endosables negociados.
Articulo 107.-Los corredores colegiados anotarhn en sus libros, y en asientos separados, todas las operaciones en que hubieren intervenido, expresando los nombres y el domicilio de los contratantes, la materia y las condiciones de los contratos.
En las ventas, expresarn la calidad, cantidad y precio de la cosa vendida, lugar y fecha de la entrega, y la forma en que haya de pagarse el precio.
En las negociaciones de letras, anotarAn las fechas, puntos de expedici6n y pago, t6rminos y vencimientos, nombres del librador, endosante y pagador, los del cedente y tomador, y el cambio convenido.
En los seguros con referencia k la p6liza, se expresar~n, ademks del nfimero y fecha de la misma, los nombres del asegurador y del asegurado, objeto del seguro, su valor segfin los contratantes, la prima convenida, y, en su caso, el lugar de carga y descarga, y precisa y exacta designaci6n del buque
6 del medio en que haya de efectuarse el transporte.
Articulo 108.-Dentro del dia en que se verifique el contrato, entregarAn los corredores colegiados A cada uno de los contratantes una minuta firmada, comprensiva de cuanto 6stos hubieren convenido.
Articulo 109.-En los casos en que por conveniencia de las partes se extienda un contrato escrito, el corredor certificarh al pie de los duplicados y conservark el original.
Articulo 110.-Los corredores colegiados podr6n, en concurrencia con los corredores int~rpretes de buques, desempede corredores en cada colegio fuera el siguiente: En la Habana, cincuenta; en Matanzas, C~rdenas, Cienfuegos y Santiago de Cuba, veinte; en Sagua la Grande y Camagdiey, diez, y en las demds plazas, cinco. Tambi~n se dispuso (articulo II), que la Secretaria expidiera los titulos fi los solicitantea que cumplieran las formalidades legales, hasta completar el namero awignado . cada Colegio.










fiar las funciones propias de estos filtimos, someti6ndose A las prescripciones de la secci6n siguiente de este titulo. (83)
Articulo ll.-El Colegio de Corredores, donde no lo hubiere de agentes, extenders cada dia de negociaci6n una nota de los cambios corrientes y de los precios de las mercaderias; A cuyo efecto, dos individuos de la Junta sindical asistirin h las reuniones de la Bolsa, debiendo remitir una copia autorizada de dicha nota al Registro mercantil.

SECCION CUARTA

De los corredores colegiados intgrpretes de buques.

Articulo 112.-Para ejercer el cargo de corredor int6rprete de buques, ademAs de reunir las circunstancias que se exigen A los agentes mediadores en el articulo 94, serh necesario acreditar, bien por examen 6 bien por certificado de establecimiento pfiblico, el conocimiento de dos lenguas vivas extranjeras.
Articulo 113.-Las obligaciones de los corredores interpretes de buques serAn:
1.�--Intervenir en los contratos de fletamento, de seguros maritimos y pr~stamos A la gruesa, siendo requeridos.
2.� -Asistir A los capitanes y sobrecargos de buques extranjeros, y servirles de int~rpretes, en las declaraciones, protestas y demds diligencias que les ocurran en los Tribunales y oficinas pfiblicas.
3.-Traducir los documentos que los expresados capitanes y sobrecargos extranjeros hubieren de presentar en las mismas oficinas, siempre que ocurriere duda sobre su inteligencia, certificando estar hechas las traducciones bien y fielmente.
4.o Representar A los mismos en juicio cuando no comparezcan ellos, el naviero 6 el consignatario del buque. (84)
Articulo 114.-Seri asimismo obligaci6n de los corredores int6rpretes de buques llevar:
1.�--Un libro copiador de las traducciones que hicieren, insertfndolas literalmente.

(83) Nada se ha legislado recientemente sobre los corredores int~rpretes de buques, ni a'ln siouiera para regularizar el ejercieio de esas funciones por los corredores de comercio, que puedan suplir A aqud1los, de los cuales carecemos nosotros, dictando las disposiciones necesarias para justificar aut~nticamente, que los dichos corredores de comercio refinen las condiciones que exige el articulo 112 A los de buques, y de este modo haga fe sau intervenci6n en los asuntos A los filtimos encomendados.
(84) En los asuntos que se exige la fe pfiblica se sustituyen estos agentes por medio de Notarios, los cuale8 pueden 'hacer traducciones, segdn la Orden 103 de 6 do Marzo do 1900.








76

2.�-Un registro del nombre de los capitanes A quienes prestaren la asistencia propia de su oficio, expresando el pabe116n, nombre, clase y porte del buque, y los puertos de su procedencia y destino.
3.�--Un libro diario de los contratos de fletamento en que hubieren intervenido, expresando en cada asiento el nombre del buque, su pabell6n, matricula y porte; los del capitdn y del fletador; precio y destino del flete; moneda en que haya de pagarse; anticipos sobre el mismo, si los hubiere; los efectos en que consista el cargamento; condiciones pactadas entre el fletador y capitdn sobre estadias, y el plazo prefijado para comenzar y concluir la carga.
Articulo 115.-El corredor int6rprete de buque conservari un ejemplar del contrato 6 contratos que hayan mediado entre el capitin y el fletador.

















LIBRO SEGUNDO

DE LOS CONTRATOS ESPECIALES DEL COMERCIO

TITULO I

DE LAS COMPANfAS MERCANTILES.

SECCION PRI3ERA.

De la constituci6n de las compa~ias y de sus clases.

Articulo 116.-El contrato de compafiia, por el cual dos 6 mAs personas se obligan A poner en fondo comi6n bienes, industria 6 alguna de estas cosas para obtener lucro, serh mercantil cualquier que fuese su clase, siempre que se haya cons. tituido con arreglo A las disposiciones de este C6digo.
Una vez constituida la compafiia mercantil, tendril perso nalidad juridica en todos sus actos y contratos.
Articulo 117.-El contrato de compafiia mercantil celebrado con los requisitos esenciales del derecho, serh vflido y obligatorio entre los que lo celebren, cualesquiera que sean la forma, condiciones y combinaciones licitas y honestas con que lo constituyan, siempre que no est~n expresamente prohibidas en este C6digo. (85)
Serk libre la creaci6n de Bancos territoriales, agricolas y de emisi6n y descuento; de sociedades de cr~dito, de pr6stamos hipotecarios, concesionarias de obras pfiblicas, fabriles, de almacenes generales de dep6sito, de minas, de formaci6n de capitales y rentas vitalicias, de seguros, y demds asociaciones que tuvieren por objeto cualquiera empresa industrial 6 de comercio.

(85) El Tribunal Supremo ha declarado en su sentencia de 6 de Ago-sto de 1902 que dada la deflnici6n del contrato de compafila mercantil contenida en el articulo 116 del C6digo de Comereio y el precepto del 117, no es posible para desconocer la existencia y eficacia de un contrato de esa clase, respecto A los contratantes, invocar con 6xito las disposiciones de los artieulos 119 y 125 sosteniendo que entre ellos no surte los efectos del de compaflia mercantil un contrato en que se obligaron A poner en un fondo comfin, bienes, uno, y el otro industria para obtener lucro reparti6ndose las ganancias resultantes de la venta que el segundo hiciera de efectos que el primero habla de remitirle, con independencia de la forma y condiciones que se hubieren pactado en la constituci6n, cuando 6etas eon lleita.










Articulo 118.-Serhn igualmente vhlidos y eficaces los contratos entre las compafiias mercantiles y cualesquiera personas capaces de obligarse, siempre que fueren licitos y honestos, y aparecieren cumplidos los requisitos que expresa el articulo siguiente.
Articulo 119.-Toda compafila de comercio, antes de dar principio A sus operaciones, deberA hacer constar su constituci6n, pactos y condiciones, en escritura pfiblica que se presentarA para su inscripci6n en el Registro mercantil, conforme A lo dispuesto en el articulo 17. (86)
A las mismas formalidades quedarAn sujetas, con arreglo A lo dispuesto en el articulo 25, las escrituras adicionales que de cualquiera manera modifiquen 6 alteren el contrato primitivo de la compafifa.
Los socios no podrAn hacer pactos reservados, sino que todos deber~n constar en la escritura social.
Articulo 120.-Los encargados de la gesti6n social que contravinieren d lo dispuesto en el articulo anterior, serhn solidariamente responsables para con las personas extrafias A la compafiia con quienes hubieren contratado en nombre de la misma.
Articulo 121.-Las compafiias mercantiles se regirAn por las cldusulas y condiciones de sus contratos, y, en cuanto en ellas no est6 determinado y prescrito, por las disposiciones de este C6digo.
Articulo 122.-Por regla general, las compafilas mereantiles se constituirAn adoptando algunas de las siguientes formas:
1.--La regular colectiva, en que todos los socios, en nombre colectivo y bajo una raz6n social, se comprometen A participar, en la proporci6n que establezean, de los mismos derechos y obligaciones.
2.--La comanditaria, en que uno 6 varios sujetos aportan capital determinado al fondo comfin, para estar A las resultas de las operaciones sociales dirigidas exclusivamente por otros con nombre colectivo.
3.a La an6nima, en que formando el fondo comfin los asociados por partes 6 porciones ciertas, figuradas por acciones 6 de otra manera indubitada, encargan su manejo h mandatarios 6 administradores amovibles que representen la compaflia bajo una denominaci6n apropiada al objeto 6 empresa A que destine sus fondos.
Articulo 123.-Por la indole de sus operaciones podrAn ser las compalilas mercantiles:
(86) En senteneia del Tribunal Supremo de 19 de Septiembre de 1902 se ,establece la doetrina de que la eireunstancia de no haberse constituido por eseritura pfiblica una sociedad, ni inscripto en el Registro Mereantil, no puede servir de base para impugnar In existencia de la misma, ni negar la personalidad al que actfia de gerente, A qui6n hubiera contratado con 6ste en tal concepto y reconocida la existencia, que resulta cierta de hecho, de la aludida compaaia.












Sociedades de credit.
Bancos de emisi6n y descuento.
Compafias de cr6dito territorial.
Compafhias de minas.
Bancos agricolas.
Concesionarias de ferrocarriles, tranvias y obras pfiblicas.
De almacenes generales de dep6sito.
Y de otras especies, siempre que sus pactos sean licitos, y su fin la industria 6 el comercio.
Articulo 124.-Las compafilas mutuas de seguros contra incendios, de combinaciones tontinas sobre la vida para auxilios 6 la vejez, y de cualquiera otra clase, y las cooperativas de producci6n, de cr6dito 6 de consumo, s6lo se considerarn mercantiles, y quedarn sujetas A las disposiciones de este C6digo, cuando se dedicaren 4 actos de comereio extrafios 6 la mutualidad, 6 se convirtieren en sociedades A prima fija. (87)

SECCION SEGUNDA

De Ias compaflias colectivas.

Articulo 125.-La escritura social de la compaflia colectiva deber6 expresar:

(87) No siendo mercantiles estas sociedades, es evidente que serfn civiles; pero lo cierto es que tienen un carActer mixto y que es de sentirse que el C6digo Civil, posterior al de Comercio, no tomara en cuenta la posible existencia de estas sociedades y les dedicara algunos de sus preceptos. Hemos dicho que esas sociedades son mixtas, porque generalmente adoptan la forma de an6nimas y en este caso, conforme al articulo 1,670 del C6digo Civil, se rigen en lo no previsto en el mismo por el C6digo de Comercio, y en la prActica results, que repudiadas por 6ste, por su caracter de no mercantil, vuelven A 61 por su forma mercantil.
Respecto A sociedades de seguros mutuos, bay corporaciones de esta clase que por no ser A prima fija, no tienen el carheter de mercantil, y por no ser su objeto el de los contratos civiles de seguro, tampoco estAn comprendidas en los preceptos del C6digo Civil; tales corporaciones, en derecho, t~cnicamente no pueden lamarse 'sociedades", sino mAs bien "asociaciones", y ellas se regulan por una ley de carActer administrativo. La vigente en Cuba fu6 promulgada por el R. D. de 13 de Junio de 1888 que en su articulo primero dispone que quedan sometidas A esa ley las asociaciones para fines religiosos, politicos, cientificos, artisticos, ben6ficos y de recreo, 6 cualesquiera otros licitos que no tengan por finico y exclusivo objeto el lucro 6 la ganancia; com tambi6n quedan A ella sometidos los gremios, las sociedades de socorros mutuos, de provisi6n, de patronato y las cooperativas de producci6n, de cr6dito 6 de consumo, con la excepci6n, prevista en el articulo 2.0, de las sociedades que no siendo de las antes enumeradas se propongan un objeto meramente civil 6 comercial las cuales se regirdn por las disposiciones del Derecho Civil 6 Mercantil respectivamente.
Respecto de ]as eompafifas de seguro mercantil, la Instrucci6n de 1.o de Diciembre de 1893, dictada como adicional al Reglamento para el cobro del subsidio industrial dispuso que para operar en Cuba debian constituir una garantia, cuya ascendencia fu6 modificada por la Orden 181 de 1899, vigente en la actualidad en virtud de la ley de 27 de Septiembre de 1902. La cuantia de esa flanza la indicaremas al tratar de eada elase de seguro, y A su respectivo lugar nos remitimos, para evitar repeticiones.










El nombre, apellido y domicilio de los socios.
La raz6n social.
El nombre y apellido de los socios h quienes se encomiende la gesti6n de la compafiia y el uso de la firma social.
El capital que cada socio aporte en dinero efectivo, cr6ditos 6 efectos, con expresi6n del valor que se d6 & 6stos 6 de las bases sobre que haya de hacerse el avalfio.
La duraci6n de la compafifa.
Las cantidades que en su caso se asignen i cada socio gestor anualmente para sus gastos particulares.
Se podrdn tambi~n consignar en la escritura todos los dem6s pactos licitos y condiciones especiales que los socios quieran establecer.
Articulo 126.-La compafila colectiva habrA de girar bajo el nombre de todos sus socios, de alguno de ellos 6 de uno solo, debi~ndose afiadir en estos dos filtimos casos, al nombre 6 nombres que se expresen, las palabras "y compafiia."
Este nombre colectivo eonstituiri la raz6n 6 firma ocial, en la que no podr6 incluirse nunca el nombre de persona, que no pertenezca de presente A la compafiia.
Los que, no perteneciendo k la compafnia, incluyan su nombre en la raz6n social, quedarAn sujetos 6 responsabilidad solidaria, sin perjuicio de la pencil si A ella hubiere lugar.
Articulo 127.-Todos los socios que formen la compafiia colectiva, sean 6 no gestores de ]a misma, estarAn obligados personal y solidariamente, con todos sus bienes, A las resultas de las operaciones que se hagan A nombre y por cuenta de la compaiiia, bajo la firma de 6sta y por persona autorizada para usarla.
Articulo 128.-Los socios no autorizados debidamente para usar de la firma social, no obligar6n con sus actos y contratos A la compaiiia, aunque los ejecuten k nombre de 6sta y bajo su firma.
La responsabilidad de tales actos en el orden civil 6 penal, recaer6 exclusivamente sobre sus autores.
Articulo 129.-Si ]a administraci6n de las compafifas colectivas no se hubiere limitado por un acto especial i alguno de los socios, todos tendr6n la facultad de concurrir A la direcci6n y manejo de los negocios comunes, y los socios presentes se pondr.n de acuerdo para todo contrato fi obligaci6n que interese A la sociedad.
Articulo 130.-Contra la voluntad de uno de los socios administradores que expresamente la manifieste, no deberi contraerse ninguna obligaci6n nueva; pero si, no obstante, llegare 6 contraerse, no se anular6 por esta raz6n, y surtirA sus efetos, sin perjuicio de que el socio 6 socios que la contrajeren respondan 6 la masa social del quebranto que ocasionaren.
Articulo 131.-Habiendo socios especialmente encargados










de la administraci6n, los demis no podrin contrariar ni entorpecer las gestiones de aqu6llos ni impedir sus efectos.
Articulo 132.-Cuando la facultad privativa de administrar y de usar de la firma de la compaiiia haya sido conferida en eondici6n expresa del contrato social, no se podrA privar de ella al que la obtuvo; pero si 6ste usare mal de dicha facultaa, y de su gesti6n resultare perjuicio manifiesto A la masa comfin, podrin los demas socios nombrar de entre ellos un coadministrador que intervenga en todas las operaciones. 6 promover la rescisi6n del contrato ante el juez 6 Tribunal competente, que deberA declararla si se probare aquel perjuicio. (88)
Articulo 133.-En las compalilas colectivas, todos los socios, administren 6 no, tendrdn derecho i examinar el estado de la administraci6n y de la contabilidad, y A hacer. eon arreglo A los pactos consignados en la escritura de La Socied-ad 6 las disposiciones generales de derecho, las reclamaciones que creyeren convenientes al interns comfin. (89)
Articulo 134.-Las negociaciones hechas por los soeios en nombre propio y con sus fondos particulares, no se comunicar~n fi la compaifa ni la constituirAn en responsabilidad alguna, siendo de la clase de aqu6llas que los socios puedan hacer licitamente por su euenta y riesgo.
Articulo 135.-No podrAn los socios aplicar los fondos de la compafiia ni usar de la firma social para negocios por cuenta propia; y en el caso de hacerlo, perderfn en beneficio de la compafiia la parte de ganancias que, en la operaci6n fi operaciones hechas de este modo, les pueda corresponder, y podrA haber lugar h la rescisi6n del contrato social en cuanto f ellos, sin perjuicio del reintgro de los fondos de que hubieren hecho uso, y de indemnizar ademhs A la sociedad de todos los dafios y perjuicios que se le hubieren seguido.
Articulo 136.-En las sociedades colectivas que no tengan g6nero de comercio determinado, no podrin sus individuos hacer operaciones por cuenta propia sin que preceda consentimiento de la sociedad, la cual no podri negarlo sin acreditar que de ello le resulta un perjuicio efectivo y manifiesto.
Los socios que contravengan i esta disposici6n, aportarhn

(88) Los articulos 2,123 al 2,126 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ordenan el procedimiento que debe seguirse para el nombramiento de eoadministrador.
(89) E1 artlculo 2,127 de la Ley de Enjuiciamiento Civil dispone que el socio que quiera usar del derecho que en este articulo se le concede 6 de los de igual indole que resultaxen del contrato 6 do los reglamentos sociales, si no lo consintiere el administrador, podrA acudir por escrito al Juez y 6ste ordenarA que -en el acto se le pongan de manifiesto los libros y documentos de la sociedad que quiera examinar, y que si el soio administrador resistiere en cualquier forma la exhibici6n, el Juez acordar. las provideneias necesarias para eompelerle hasta conseguirla.









al acervo comfin el beneficio que les resulte de estas operaciones y sufrirfn individualmente las p6rdidas si las hubiere.
Articulo 137.-Si la compafiia hubiere determinado en su contrato de constituci6n el g6nero de comercio en que haya de ocuparse, los socios podrfn hacer licitamente por su cuenta toda operaci6n mereantil que les acomode, con tal que no pertenezca h la especie de negocios A que se dedique la compaiiia de que fueren socios, 6 no existir pacto especial en contrario.
Articulo 138.-El socio industrial no podrA ocuparse en negociaciones de especie alguna, salvo si la compafiia se lo permitiere expresamente; y en caso de verificarlo, quedarh al arbitrio de los socios capitalistas excluirlo de la compaia privfindole de los beneficios que le correspondan en ella, 6 aprovecharse de los que hubiere obtenido contraviniendo A esta disposici6n.
Articulo 139.-En las compafiias colectivas 6 en comandita ningfin socio podrA separar 6 distraer del acervo comfin mks cantidad que la designada A cada uno para sus gastos particulares; y si lo hiciere podra ser compelido A su reintegro como si no hubiese completado la porci6n del capital que se oblig6 A poner en la sociedad.
Articulo 140.-No habi6ndose determinado en el contrato de compaila la parte correspondiente A cada socio en las ganancias, se dividirhn 6stas A prorrata de la porci6n de inter6s que cada cual tuviere en la compaffia, figurando en la distribuci6n los socios industriales, si los hubiere, en la clase del socio capitalista de menor participaci6n.
Articulo 141.-Las p4rdidas se imputardn en la misma proporci6n entre los socios capitalistas, sin comprender A los industriales, A menos que por pacto expreso se hubieren 6stos constituido participes en ellas.
Articulo 142.-La compafila deberA abonar A los socios los gastos que hicieren, 6 indemnizarles de los perjuicios que experimentaren, con ocasi6n inmediata y directa de los negocios que aqu6lla pusiere A su cargo; pero no estarA obligada A la indemnizaci6n de los dafios que los socios experimenten, por culpa suya, caso fortuito ni otra causa independiente de los negocios, mientras se hubieren ocupado en desempefiarlos.
Articulo 143.-Ningfin socio podrA transmitir k otra persona el inter6s que tenga en la compafifa, ni substituirla en su lugar para que desempefie los oficios que A 6l le tocaren en la administraci6n social, sin que preceda el consentimiento de los socios.
Articulo 144.-E dafio que sobreviniere A los intereses de la compafiia por malicia, abuso de facultades 6 negligencia grave de uno de los socios, constituirk A su causante en la obligaci6n de indemnizarlo, si los demos socios lo exigieren, con tal que no pueda inducirse de acto alguno la aprobaci6n 6










la ratificaci6n expresa 6 virtual del hecho en que se funde la reclamaci6n.

SECCION TERCERA

De las compagias en comandita.

Articulo 145.-En la escritura social de la compaffia en comandita constarAn las mismas circunstancias que en la colectiva.
Articulo 146.-La compaiia en comandita girarA bajo el nombre de todos los socios colectivos, de algunos de ellos 6 de uno solo, debiendo afiadirse en estos dos (iltimos casos, al nombre 6 nombres que se expresen, las palabras "y compafiia" y en todos, las de "sociedad en comandita." (90)
Articulo 147.-Este nombre colectivo constituirh la raz6n social, en la que nunca podrhn incluirse los nombres de los socios comanditarios.
Si algfin comanditario incluyese su nombre 6 consintiese su inclusi6n en la raz6n social, quedard sujeto, respecto h las personas extrafias A la compafiia, A las mismas responsabilidades que los gestores, sin adquirir mhs derechos que los correspondientes A su calidad de comanditario.
Articulo 148.-Todos los socios colectivos, sean 6 no gestores de la compafia en comandita, quedarin obligados personal y solidariamente A las resultas de las operaciones de 6sta, en los propios trminos y con igual extensi6n que los de la colectiva, segfin dispone el articulo 127.
Tendrin ademis los mismos derechos y obligaciones que respecto a los socios de la compafiia colectiva quedan prescritos en la sececi6n anterior.
La responsabilidad de los socios comanditarios por las obligaciones y p~rdidas de la compafiia, quedari limitada A los fondos que pusieren 6 se obligaren A poner en la comandita, excepto en el caso previsto en el articulo 147.
Los socios comanditarios no podrAn hacer acto alguno de administraci6n de los intereses de la compafiia, ni aun en calidad de apoderados de los socios gestores.
Articulo 149.-Serh aplicable A los socios de las compafifas en comandita lo dispuesto en el articulo 144.
Articulo 150.-Los socios comanditarios no podrAn examinar el estado y situaci6n de la administraci6n social sino en las 6pocas y bajo las penas que se hallen prescritas en el contrato de constituci6n 6 sus adicionales.
Si el eontrato no contuviese tal prescripci6n, se comunicard necesariamente A los socios comanditarios el balance de la sociedad it fin de afio, poni~ndoles de manifiesto, durante un


(90) Comunmente se sustituye por las iniciales (S. en C.)









plazo que no podri bajar de quince dias, los antecedentes y documentos precisos para comprobarlo y juzgar de las operaciones. (VWase la nota 89.)

SEOCION CUARTA

De las compaRias an6nirnas.

Articulo 151.-En la escritura social de la compafiia an6nima deberh constar:
El nombre, apellido y domicilio de los otorgantes.
La denominaci6n de la compafiia.
La designaci6n de la persona 6 personas que habrhn de
ejercer la administraci6n, y modo de proveer las vacantes.
El capital social, con expresi6n del valor que se haya dado
i los bienes aportados que no sean metAlico, 6 de las bases
segfin las que habrA de hacerse el avalfio.
El nfimero de acciones en que el capital social estuviere
dividido y representado.
El plazo 6 plazos en que habri de realizarse la parte de
capital no desembolsado al constituirse la compafiia, expresando en otro caso quin 6 qui6nes quedan autorizados para determinar el tiempo y modo en que hayan de satisfacerse los
dividendos pasivos.
La duraci6n de la sociedad.
Las operaciones f que destine su capital.
Los plazos y forma de convocaci6n y celebraci6n de las
juntas generales ordinarias de socios, y los casos y el modo de
convocar y celebrar las extraordinarias.
La sumisi6n al voto de la mayoria de la junta de socios,
- debidamente convocada y constituida, en los asuntos propios
de su deliberaci6n.
El modo de contar y constituirse la mayoria, asi en las
juntas ordinarias como en las extraordinarias, para tomar
acuerdo obligatorio.
Se podrh ademfs consignar en la escritura todos los pactos
licitos y condiciones especiales que los socios juzguen conveniente establecer.
Articulo 152.-La denominaci6n de la compafiia an6nima
serA adecuada al objeto fi objetos de la especulaci6n que hubiere elegido.
No se podrA adoptar una denominaci6n id6ntica A la de
otra compaiiia preexistente.
Articulo 153.-La responsabilidad de los socios en la compafiia an6nima por las obligaciones y p6rdidas de la misma, ,quedarA limitada A los fondos que pusieron 6 se comprometieron A poner en la masa comfin.
Articulo 154.-La masa social, compuesta del fondo capital y de los beneficios acumulados, serA la responsable, en las










eompafiias an6nimas, de las obligaciones contraidas, en su manejo y administraci6n, por persona legitimamente autorizada, y en la forma prescrita en su escritura, estatutos 6 reglamentos.
Articulo 155.-Los administradores de la compafiia an6nima serAn designados por los socios en la forma que determinen su escritura social, estatutos y reglamentos.
Articulo 156.-Los administradores de las compalfas an6nimas son sus mandatarios, y, mientras observen las reglas del mandato, no estarin sujetos 6 responsabilidad personal ni solidaria por las operaciones sociales; y si por la infracci6n de las leyes y estatutos de la compafila, 6 por la contravenci6n I los acuerdos legitimos de sus juntas generales, irrogaren perjuicios y fueren varios los responsables, cada uno de ellos responderh h prorrata.
Articulo 157.-Las compafilias an6nimas tendrin obligaci6n de publicar mensualmente en la Gaceta el balance detallado de sus operaciones, expresando el tipo A que calculen sus existencias en valores y toda clase de efectos cotizables.
Articulo 158.-Los socios 6 accionistas de las compafiias an6nimas no podrAn examinar la administraci6n social, ni hacer investigaci6n alguna respecto A ella, sino en las 6pocas y en la forma que prescriban sus estatutos y reglamentos. (Vase la nota 89.)
Articulo 159.-Las compafias an6nimas existentes con anterioridad A la publicaci6n de este C6digo, y que vinieren rigi6ndose por sus reglamentos y estatutos, podrAn elegir entre continuar observfndolos 6 someterse A las prescripciones del C6digo. (91)

(91) El articulo 3.o del Real Decreto de 22 de Agosto de 1885 por el cual se promulg6 este C6digo en Espafia, disponia lo siguiente: "Las compaias an6nimas mercantiles existentes en 31 de Diciembre de 1885 que, seg-in el articulo 159 del roismo C6digo, tienen derecho A elegir entre continuar rigi6ndose por sus Reglamentos 6 Estatutos, 6 someterse Ai las prescripeiones del nuevo C6digo, deberAn ejercer este derecho, por medlo de un acuerdo adoptado por sus asociados en junta general extraordinaria, convocada expresamente para este objeto, con arreglo A sus actuales Estatutos, debiendo hacer insertar este acuerdo en la Gaceta de Madrid antes del primero de Enero de 1886, y presentar una copia autorizada en el Registro Mercantil. Las compafifas que no hagan uso del expresado derecho de opci6n, en el plazo indicado, continuargn rigi6ndose por sus propios Estatutos y Reglarnentos."'
Habi6ndose suscitado dudas respecto A la inteligencia y efectos de este precepto, pars resolverlas, se dict6 la Real Orden de 17 de Noviembre del mismo aflio de 1885, que dice asi: "Habiendo recurrido A este Ministerio algunas sociedades mercantiles solicitando se aelare el coneepto del articulo 3.o del Real Decreto de 22 de Agosto ltimo, por creer que podria interpretarse como limitaci6n del derecho que el articulo 159 del nuevo C6digo de Comereio les concede para optar entre seguir rigi6ndose por sus Estatutos y Reglamentos 6 someterse A las prescripeiones del C6digo; S. M. el Rey (q. D. g.), ha tenido A bien resolver que el articulo tercero del Real Decreto citado lejos de ser una limitaci6n del dereeho que el artieulo 159 del C6digo concede A las sociedades A que so reflere, debe












SECCION QUINTA

De las acciones.

Articulo 160.-El capital social de las compaiias en comandita, perteneciente A los socios comanditarios, y el de las compaiias an6nimas, podrA estar representado por acciones fi otros titulos equivalentes.
Articulo 161.-Las acciones podrAn ser nominativas 6 al portador.
Articulo 162.-Las acciones nominativas deberfn estar inscritas en un libro que llevarA al efecto la compafia, en el cual se anotarin sus sucesivas transferencias.
Articulo 163.-Las acciones al portador estarfn numeradas y se extenderAn en libros talonarios.
Articulo 164.-En todos los titulos de las acciones, ya scan nominativas 6 al portad or, se anotard siempre la suma de capital que se haya desembolsado A cuenta de su valor nominal, 6 que estAn completamente liberadas.


entenderse como una facultad otorgada k las mismas para quo aun antes de hallarse vigente la nueva legislaci6n mereantil puedan aqu6llas hacer uso del derecho de opei6n, para no verse privadas desde el dia en que ha de tener aplicaci6n de los beneficios que puedan reportarles, y que no hay por tanto raz6n para considerar limitado el derecho absoluto que el articulo 159 del C6digo establ-ece, y que pueden ejercitar cuando les convenga interin subsista vigente el nuevo C6digo de Comercio."
Consecuencia de esta aclaraci6n fu6 sin duda que al hacer extensivo A Cuba el nuevo C6digo por Real Decreto de 28 de Enero de 1886, se redactara en otra forma el articulo equivalente al tercero mencionado del Real Decreto de promulgaci6n en la Peninsula, que es el 2.0 de aqu6l y esti redactado en los siguientes tdrminos: "Las compafilas existentes en 30 do Abril de 1886 deberAn ejercitar el derecho que les otorga el articulo 159 del C6digo de Comercio por medio de un acuerdo adoptado en junta general extraordinaria, convocada expresamente, con arreglo k sus Estatutos, y en su caso, conforme A la ley de 21 de Enero de 1870, que se declara aplicable A las Islas de Cuba y Puerto Rico.-Estos acuerdos deberfn insertarse en la Gaceta de la Habana (6 en ]a de San Juan de Puerto Rico, segfin la Isla en que las sociedades se hallen constituidas), y presentar una copia en el Registro Mercantil."
La ley de 21 de Enero de 1871, citada en el Real Decreto anterior, dispone Io que sigue :-" Los Bancos y Sociedades existentes en la actualidad con autorizaci6n del Gobierno, en cuyos Estatutos 6 Reglamentos no se hubiera previsto el caso de reformarlos, podrAn hacerlo en uno 6 mks de sus articulos, si reunidos los socios en junta general, convocada para este objeto, asi lo acordasen por un nfmero de votos quo represente las cuatro quintas partes de las aceionesde quese compone el capital social; entendi6ndose que estas reformas no podrin nunca afectar, ni b los derechos de los acreedores, ni A los especiales que puedan tener algunos socios que no sean comunes "A todos. Si de primera convocatoria no se reuniese, presente 6 representado, el nfmero de votos correspondiente k las cuatro quintas partes do las acciones que constituyan el capital social, en reuni6n de segunda convocatoria, bastarA que se halle presente, 6 representada, la mayoria do las acciones del mismo capital."










En las acciones nominativas, mientras no estuviese satisfecho su total importe, responderfn del pago de la parte no desembolsada, solidariamente y A elecci6n de los administradores de las compafiias, el primer suscritor 6 tenedor de la aeci6n, su cesionario y cada uno de los que h 6ste sucedan, si fueren transmitidas, contra cuya responsabilidad, asi determinada, no podrb. establecerse pacto alguno que la suprima.
Entablada la acci6n para hacerla efectiva contra cualquiera de los enumerados en el pfrrafo anterior, no podri intentarse nueva acci6n contra otro de los tenedores 6 cedentes de las acciones, sino mediante prueba de la insolvencia del que primero 6 antes hubiere sido objeto de los procedimientos.
Cuando las acciones no liberadas sean al portador, responderfn solamente del pago de sus dividendos los que se muestren como tenedores de las mismas acciones. Si no compareciesen, haci6ndose imposible toda reclamaci6n personal, las compafiias podrdn acordar la anulaci6n de los titulos correspondientes A las acciones por las que se hubieren dejado de satisfacer los dividendos exigidos para el completo pago del valor de eada una. En este caso, las compafiias tendrfn la facultad de expedir titulos duplicados de las mismas acciones, para enajenarlos A cuenta y cargo de los tenedores morosos de los anulados.
Todas las acciones serfn nominativas hasta el desembolso de 50 por 100 del valor nominal. Despu~s de desembolsado este 50 por 100, podrAn convertirse en acciones al portador, si asi lo acordasen las compafiias en sus estatutos, 6 por actos especiales posteriores A los mismos.
Articulo 165.-No podrAn emitirse nuevas series de acciones mientras no se haya hecho el desembolso total de la serie 6 series emitidas anteriormente. Cualquier pacto en contrario, contefido en la escritura de constituci6n de sociedad, en los estatutos 6 reglamentos, 6 cualquier acuerdo tornado en junta general de socios, que se oponga A este precepto, serA nulo y de ningfin valor.
Articulo 166.-Las comparnas an6nimas finicamente podrhn comprar sus propias acciones con los beneficios del capital social para el solo efecto de amortizarlas.
En caso de reducci6n del capital social, cuando procediese conforme A las disposiciones de este C6digo, podrfn amortizarlas tambi~n con parte del mismo capital, empleando al efecto los medios legales que estimen convenientes.
Articulo 167.-Las compaiiias an6nimas no podrAn prestar nunca con la garantia de sus propias acciones.
Articulo 168.-Las sociedades an6nimas reunidas en junta general de accionistas previamente convocada al efecto, tendrin la facultad de acordar la reducci6n 6 el aumento del capital social.
En ningfin caso podrin tomarse estos acuerdos en las










juntas ordinarias si en la convocatoria 6 con la debida anticipaci6n no se hubiese anunciado que se discutirla y votaria sobre el aumento 6 reducci6n del capital.
Los estatutos de cada compaffia determinarfn el n,6mero de socios y participaci6n de capital que habri de concurrir i las juntas en que se reduzea 6 aumente, 6 en que se trate de la modificaci6n 6 disoluci6n de la sociedad.
En ningfin caso podrA ser menor de las dos terceras partes del nfimero de los primeros y de las dos terceras partes del valor nominal del segundo. (92)
Los administradores podrhn cumplir desde luego el acuerdo de reducei6n tornado legalmente por la junta general, si el capital efectivo restante, despu6s de hecha, excediere en un 75 por 100 del importe de las deudas y obligaciones de la compaiiia.
En otro caso, la reducci6n no podrA llevarse A efecto hasta que se liquiden y paguen todas las deudas y obligaciones pendientes 6 la fecha del acuerdo, f no ser que la compaiiia obtuviere el consentimiento previo de sus acreedores.
Para la ejecuci6n de este articulo, los administradores presentarfn al juez 6 Tribunal un inventario en el que se apreciarAn los valores en cartera al tipo medio de cotizaci6n del filtimo trimestre, y los inmuebles por la capitalizaci6n de sus productos, segtin el interns legal del dinero. (93)
Articulo 169.-No estarAn sujetos h represalias en caso de guerra los fondos que de la pertenencia de los extranjeros existieren en las sociedades an6nimas.

SEOCION SEXTA

Derechos y obligaciones de los socios.

Articulo 170.-Si dentro del plazo convenido, algfin socio no aportare A la masa comfmn la porci6n del capital A que se hubiere obligado, la compafia podrA optar entre proceder ejecutivamente contra sus bienes para hacer efectiva la porci6n del capital que hubiere dejado de entregar, 6 rescindir el contrato en cuanto al socio remiso, reteniendo las cantidades que le correspondan en la masa social.
Articulo 171.-El socio que por cualquier causa retarde la entrega total de su capital, transcurrido el t6rmino prefijado
(92) El Tribunal Supremo, en sentencia de 19 do Agosto de 1902, ha declarado que las dos terceras partes del capital social que el C6digo exige para la reforma de los Estatutos de una compafilia an6nima, se refiere el capital emitido y no al estipulado 6 nominal.
(93) El articulo 1,108 del C6digo Civil dispone que: "Mientras que no se fije otro por el Gobierno, se considerari -como legal el inter6s de eeis por ciento al afio." Deede mucho antes de regir el C6digo el Gobierno no habia fijado, como lo hacia anualmente, el inter6s legal; con posterioAidad .I C6digo y hasta el presente no lo ha fijado tampoco.










en el contrato de sociedad, 6, en el caso de no haberse prefijado, desde que se establezea la caja, abonark A la masa comfin el inter6s legal del dinero (v6ase la nota 93) que no hubiere entregado A su debido tiempo, y el importe de los dafios y perjuicios que hubiere ocasionado con su morosidad.
Articulo 172.-Cuando el capital 6 la parte de 61 que un socio haya de aportar consista en efectos, se harA su valuaci6n en la forma prevenida en el contrato de sociedad; y, h falta de pacto especial sobre ello, se hari por peritos elegidos por ambas partes y segfin los precios de la plaza, corriendo sus aumentos 6 disminuciones ulteriores por cuenta de la compafi a.
En caso de divergencia entre los peritos, se designarA un tercero, A la suerte, entre los de su clase que figuren como mayores contribuyentes en la localidad, para que dirima la discordia.
Articulo 173.-Los gerentes 6 administradores de las compafifas mercantiles no podrhn negar A los socios el examen de todos los documentos comprobantes de los balances que se formen para manifestar el estado de la administraci6n social, salvo lo prescrito en los articulos 150 y 158.
Articulo 174.-Los acreedores de un socio no tendrAn, respecto A la compaiiia, ni aun en el caso de quiebra del mismo, otro derecho que el de embargar y percibir lo que por beneficios 6 liquidaci6n pudiera corresponder al socio deudor.
Lo dispuesto al final del pArrafo anterior no sera aplicable A las compafiias constituidas por acciones, sino cuando 6stas fueren nominativas; 6 cuando constare ciertamente su legitimo duefio, si fueren al portador.

SIECCION SEPTIMA

De las reglas especiales de las compailas de cr~dito.

Articulo 175.-Corresponderfn priniepalmente A la indole de estas compaiflas las operaciones siguientes:
1.a-Suscribir 6 contratar empr6stitos con el Gobierno, eorporaciones provinciales 6 municipales.
d 2.a---Adquirir fondos pfiblicos y acciones ui obligaciones de toda clase de empresas industriales 6 de compaijias de cr6dito.
3.-Crear empresas de caminos de hierro, canales, ffbricas, minas, dArsenas, almacenes generales de dep6sito, alumbrado, desmontes y roturaciones, riegos, desagiies y cualesquiera otras industriales 6 de utilidad pfiblica.
4.--Practicar la fusi6n 6 transformaci6n de toda clase de sociedades mercantiles y encargarse de la emisi6n de acciones fi obligaciones de las mismas.










5.0--Administrar y arrendar toda clase de contribuciones y servicios pfiblicos, y ejecutar por su cuenta, 6 ceder, con la aprobaci6n del Gobierno, los contratos suscritos al efecto.
6.a-Vender 6 dar en garantia todas las acciones, obligaciones y valores adquiridos por la sociedad, y cambiarlos cuando lo juzgaren conveniente.
7.-Prestar sobre efectos pfiblicos, acciones (i obligaciones, g6neros, frutos, cosechas, fincas, fAbricas, buques y sus cargamentos, y otros valores, y abrir er6ditos en cuenta corriente, recibiendo en garantia efectos de igual clase.
8.a Efectuar por cuenta de otras sociedades 6 personas toda clase de cobros 6 de pagos, y ejecutar cualquiera otra operaci6n por cuenta ajena.
9.--Recibir en dep6sito toda clase de valores en papel y metflico, y Ilevar cuentas corrientes con cualesquiera corporaciones, sociedades 6 personas.
10.-Girar y deseontar letras fi otros documentos de cambio.
Articulo 176.-Las compafiias de cr6dito podrfn emitir obligaciones por una cantidad igual A la que hayan empleado y exista representada por valores en cartera, someti6ndose A lo prescrito en el titulo sobre Registro mereantil.
Estas obligaciones serin nominativas 6 al portador y A plazo fijo, que no baje en ningfin caso, de treinta dias, con la amortizaci6n, si la hubiere, 6 intereses que se determinen.

SECCION OCTAVA

Bancos de emisi6n y descuento.

Articulo 177.-Corresponderin principalmente A la indole de estas compafilas las operaciones siguientes:
Descuentos, dep6sitos, cuentas corrientes, cobranzas, pr6stamos, giros, y los contratos con el Gobierno 6 corporaciones pfiblicas.
Articulo 178.-Los Bancos no podrAn hacer operaciones A mfs de noventa dias.
Tampoco podrhn descontar letras, pagars fi otros valores de comercio, sin la garantia de dos firmas de responsabilidad.
Articulo 179.-Los Bancos podrAn emitir billetes al portador, pero su admisi6n en las transacciones no serh forzosa. Esta libertad de emitir billetes al portador, continuard, sin embargo, en suspenso mientras subsista el privilegio de que actualmente disfruta el Banco Espaol de la Isla de Cuba. (94)
(94) Este articulo esti redactado conforme lo dispuesto por el articulo 1.o del Real Decreto de 28 de Enero de 1886. El original del C6digo espafiol es igual hssta la frase "el Banco Espafiol de la Isla de Cuba", en lugar de la cual -lice: "disfruta por leyes especiales el Banco Nacional de Espafia. "












Articulo 180.-Los Bancos conservarfn en metfilico en sus cajas la cuarta parte, cuando menos, del importe de los dep6sitos y cuentas corrientes i metAlico y de los billetes en circulaci6n.
Articulo 181.-Los Bancos tendrAn la obligaci6n de cambiar A metilico sus billetes en el acto mismo de su presentaci6n por el portador.
La falta de cumplimiento de esta obligaci6n producirA acci6n ejecutiva A favor del portador, previo un requerimiento al pago, por medio de notario.
Articulo 182.-El importe de los billetes en circulaci6n, unido A la suma representada por los dep6sitos y las cuentas corrientes, no podri exceder, en ningfin caso, del importe de la reserva met6lica y de los valores en cartera realizables en el plazo m6ximo de noventa dias.
Articulo 183.-Los Bancos de emisi6n y descuento publicarfn mensualmente al menos, y bajo la responsabilidad de sus administradores, en la Gaceta y Boletin Oficial de la provincia (95), el estado de su situaci6n.

El privilegio del Banco Espafiol &. que se refiere este articulo tuvo origen en el articulo 11 del convenio celebrado por el anterior Banco Espaflol de la Habana y el Ministerio de Ultramar en 24 de Agosto de 1878; segfin ese articulo, el Gobierno prorrog6 A veinte y cinco afios m6.s el privileglo del Banco, que terminaba en 9 de Abril de 1881, como finico establecimiento de emisi6n en ]a Isla de Cuba, bajo la condiei6n de que modificara sus Estatutos en armonia con el D ecreto de Bancos de 16 de Agosto del misma aflo, euyo articulo 2.0 disponia ]a creaci6n de un Banco en esta Isla con ]a denominaci6n de Banco Espafiol de Cuba, el cual gozaria de la cireulaci6n fiduciaria finica, bajo las conideiones en dieho Decreto establecidas, por ci tdrmino de veintieinco afloas, prorrogables, 6 partir de la fecha de su conccsi6n.
Por Real Orden de 9 de Enero de 1880 se dispuso que el Banco Espafol de ]a Habana procediera 6. reorganizar sus Estatutos conforme al convenio celebrado con el Ministerio de Ultramar y por Real Orden de 28 de Enero de 1881, se aprobaron los nuevos Estatutos que debian regir desde 9 de Abril siguiente, conforme i los cuales el dicho Banco de la Habana se denominaria "Banco Espafiol de la Isla de Cuba" y seria el establecimiento autorizado par Real Decreto de 16 de Agosto de 1878 para la circulaci6n fiduciaria finica en toda la Isla.
Cesada la Soberania espafiola en esta Isla, el Banco perdi6 su carkcter de Instituci6n semi-oficial y el privilegio de la emisi6n finica.
Los Estatutos del Banco se reformaron para poner el Estabecimiento en armonia con el nuevo car6.cter que asumia desde el 1.o de Enero dc 1899.
-Esos Estatutos han sufrido mAs de una reforma, pero est6n vigentes los aprobados en la Junta General extraordinaria de Accionistas que se celebr6 en la Habana el 18 de Abril de 1904.
Continfia vigente el Reglamento, aprobado par Real Orden de 15 de Febrero de 1883, publicado en Suplemento 6 la Gaceta Oficial de la Isla de 13, 14 y 15 de Abril del expresado affo 1883.
(95) Los Boletines Oficiales de las provincias se establecieron en Cuba al crearse aquellas entidades administrativas y corrian 6 cargo de las Diputaciones provinciales. Suprimidas 6stas al cesar la Soberania espaflola, desaparecieron aqu6los; actualmente se han restablecido en algunas provincias, pero su creaci6n no obedece 6 ninguna ley de carfcter general, par lo eual dudamos que pueda tenerse em euenta su dicha exi-stencia, como










SECCION NOVENA

Compailias de ferrocarriles y demds obras pblicas. (96)

Articulo 184.-Corresponderhn principalmente i la indole de esta compaiia las operaciones siguientes:
1.a La construcci6n de las vias f6rreas y demos obras pfiblicas, de cualquiera clase que fueren.
2.a -La explotaci6n de las mismas, bien d perpetuidad, 6 bien durante el plazo sefialado en la concesi6n.
Articulo 185.-El capital social de las compafilas, unido A la subvenci6n, si la hubiere, representarh por lo menos la mitad del importe del presupuesto total de la obra.
Las compafilas no podrAn constituirse mientras no tuvieren suserito todo el capital social y realizado el 25 por 100 del mismo.
Articulo 186.-Las compaffias de ferrocarriles y demAs obras piiblicas podrfn emitir obligaciones al portador 6 nominativas, libremente y sin mAs limitaciones que las consignadas en este C6digo, y las que establezean en sus respectivos estatutos.
Estas emisiones se anotarAn necesariamente en el Registro mercantil de la provincia, y si las obligaciones fuesen hipotecarias se inscribirhn ademfs dichas emisiones en los Registros de la propiedad correspondientes.
Las emisiones de fecha anterior tendrdn preferencia sobre las sucesivas para el pago del cup6n y para la amortizaci6n de las obligaciones, si las hubiere.
Articulo 187.-Las obligaciones que las compalfias emitieren, serfin, 6 no, amortizables, A su voluntad y con arreglo i lo determinado en sus estatutos.
Siempre que se trate de ferrocarriles fi otras obras pfiblicas que gocen subvenci6n del Estado, 6 para cuya construcci(.n hubiese precedido concesi6n legislativa 6 administrativa, si la concesi6n fuese temporal, las obligaciones que la compafiia concesionaria emitiere quedarin amortizadas 6 extinguidas dentro del plazo de la misma concesi6n, y el Estado recibiri la obra, al terminar este plazo, libre de todo gravamen.

publieaci6n ofleial de caricter nacional, cuyo carfeter, d nuestro juicio, hoy s6lo tiene la Gaceta. No obstante, no ereemos que esta opini6n nos autorice A alterar el texto, y por tanto creemos que en donde haya Boletines debe cumplirse este precepto, ya que su objeto es dar publicidad i las operaciones de esta clase de Establecimientos.
(96) Enla actualidad rige para las compaffias de ferrocarriles los preceptos de la Orden 34 de 1902 que insertamos . continuaci6n de esta Seeci6n, la cual ha quedado derogada, para esas empresas, conforme al articulo VI del capitulo XVII de dieha Orden, que dice: " Todas las leyes, reglamentos, reales decretos, reales 6rdenes y demis disposieionee vigentee referentes 6 ferrrocarriles quedan por la presente rovoeados."









Articulo 188.-Las compafiias de ferrocarriles y demas obras pfiblicas, podrfn vender, ceder y traspasar sus derechos en las respectivas empresas, y podrfn tambi6n fundirse con otras anflogas.
Para que estas transferencias y fusiones tengan efeto, serA preciso:
1.o--Que lo consientan los socios por unanimidad, f menos que en los estatutos se hubiern establecido otras reglas para alterar el objeto social.
2.�--Que lo consientan asimismo todos los acreedores. Este consentimiento no serd necesario cuando la compra 6 la fusi6n se Ileven & cabo sin confundir las garantias 6 hipotecas y conservando los acreedores la integridad de sus respectivos derechos.
Articulo 189.-Para las transferencias y fusi6n de compafilas A que se refiere el articulo anterior, no sera necesaria autorizaci6n alguna del Gobierno, aun cuando la obra hubiere sido declarada de utilidad pfiblica para los efectos de la expropiaci6n, A no ser que la empresa gozare de subvenci6n directa del Estado, 6 hubiese sido concedida por una ley I otra disposici6n gubernativa.
Articulo 190.-La acci6n ejecutiva A que se reflere la ley de Enjuiciamiento civil respecto A los cupones vencidos de las obligaciones emitidas por las compaiias de ferrocarriles y demAs obras pfiblicas, asi como . las mismas obligaciones A que haya cabido la suerte de la amortizaci6n, cuando la hubiere, s6io podrA dirigirse contra los rendimientos liquidos que obtenga la compaiiia y contra los demfs bienes que la misma posea, no formando parte del camino 6 de la obra ni siendo necesarios para la explotaci6n. (97)
Articulo 191.-Las compaffias de ferrocarriles y demos obras pfiblicas podrdn dar A los fondos que dejen sobrantes la construcci6n, explotaci6n y pago de cr6ditos A sus respectivos vencimientos, el empleo que juzguen conveniente, al tenor de sus estatutos.
La colocaci6n de dichos sobrantes se harA combinando los plazos de manera que no queden en ningfin caso desatendidas la construcei6n, conservaci6n, explotaci6n y pago de los cr6ditos, bajo la responsabilidad de los administradores.
Articulo 192.-Declarada la caducidad de la concesi6n, los acreedores de la compafiia tendrfn por garantia:
1.�--Los rendimientos liquidos de la empresa.

(97) Respecto I la forma y extensi6n del derecho para hater efectivas las deudas de las compafwias de ferrocarriles, tambidn se ocupa la Orden 34 antes citada, y sus preceptos, como relacionados eon la Ley procesal, hemos incluldo en las pfginas de la 299 A la 306, de la Ley de Enjuiciamiento Civil, publicada como parte de esta colecei6n de "Leyes vigentes en Cuba. "









2.--Cuando dichos rendimientos no bastaren, el producto liquido de las obras vendidas en pfiblica subasta, por el tiempo que reste de la concesi6n.
3.�-Los demAs bienes que la compaiia posea, si no for maren parte del camino 6 de la obra, 6 no fueren necesarios A su movimiento 6 explotaci6n.

ADICION

DISPOSICIONES DE LA ORDEN 34 DE 1902, VIGENTES RESPECTO i LAS
COMPANIAS DE FERROCARRILES
CAPITULO IV
DE LA ORGANIZACI 6N DE LAS COMPA2fAS DE FERROCARRIL

I.-Cualquier nfimero de personas no menor de cinco pueden formar una compafifa con objeto de construir, mantener y explotar un ferrocarril para el servicio pfiblico y transporte de personas y mercancias, para cuyo efecto redactarfn y flrmarin las clAusulas de su constituci6n por medio de un documento escrito otorgado ante un Notario pfiblico y testigos; dicha escritura serh inscripta en el Registro Mercantil de la ciudad de la Habana, despu~s de haberse depositado en la Secretaria de Hacienda una suma equivalente A doscientos pesos por cada kil6metro de ferrocarril que se proyecte construir, cuyo dep6sito serh en oro 6 valores A satisfacci6n de la Comisi6n de Ferrocarriles y serA abonado en los libros, quedando bajo la custodia del Secretario de Hacienda al cr~dito de la Comisi6n de Ferrocarriles y por cuenta de la compafiia de Ferrocarril que haga el dep6sito como fianza al objeto que mds adelante se expresa.
Una copia de dicha escritura debidamente certificada por el Presidente de la Compafia 6 por su Agente debidamente autorizado, serA depositada en la oficina de la Comisi6n de Ferrocarriles, la cual hari constar en ella la fecha en que se deposite, inscribiendo dicha escritura en un libro que llevar la comisi6n para tal fin.
La escritura de constituci6n expresard y deberA contener:
1.�--Los nombres y domicilio de los otorgantes;
2.�-El titulo de la Compafifa;
3.0--La designaci6n de la persona, 6 personas que deben dirigir los negocios de dicha compafiia y modo de proveer las vacantes;
4.�--El capital social, haeiendo constar: (a) el valor que se haya dado A los bienes aportados que no sean dinero efectivo, 6 de las bases segfin las que habrA de hacerse el avalfio; y dicho capital por ningfin concepto seri menor de seis mil pesos por kil6metro de linea de ferrocarril construido, 6 que










se proyeete construir, mantener 6 explotar; (b) el nfimero de acciones en que estarA dividido y representado el capital social y si todas ellas serAn comunes 6 parte preferidas y parte comunes y de qu6 derechos y privilegios gozarfn las preferidas sobre las comunes;
5.0-El tiempo de duraci6n de la Compafiia, 6 si es h perpetuidad;
6.� -Las operaciones en que deba ser empleado el capital social.
7.0-Los lugares 6 extremos entre los cuales serge construido, mantenido y explotado el ferrocarril, la extensi6n del mismo, en lo que fuera posible fijarla, y el nombre de cada Municipalidad por donde ha de pasar 6 en que se proyecta construir el ferrocarril y el lugar donde se establecerd la Oficina principal en la Isla de Cuba.
II.-La escritura de constituci6n tambi~n podri comprender todas las estipulaciones y condiciones especiales que convengan los accionistas.
Se agregarh y considerarA como parte de la escritura de constituci6n una declaraci6n jurada, de tres 6 mhs de los otorgantes de dicha escritura, en que se haga constar que al menos el veinte por ciento del capital social de la Compafia ha sido suscrito y que al menos el veinte por ciento del montante de tal subscripci6n ha sido pagado de buena fe al contado, i los otorgantes nombrados en dicha escritura y que se propone de buena fe construir, mantener y explotar el ferrocarril mencionado en la misma.
III.-La responsabilidad de los accionistas de las Compa51as de Ferrocarril estarA limitada al valor 4 la par de las acciones suscriptas y al pagarse dicho valor A la par los certificados de las acciones levardn la constancia de que las mismas han sido pagadas y que estin completamente liberadas, a menos que otra cosa se haya estipulado en la escritura de constituci6n de la Compafiia 6 en sus Estatutos 6 se haya convenido por todos los accionistas.
IV.-Las Compafiias de Ferrocarril, procediendo de buena fe, podrAn aceptar como pago por acciones, trabajos, servicios, materiales 6 propiedades de cualquier clase 6 como compensaci6n de dafios y perjuicios de que la compafiia sea responsable 6 por cualesquiera otra responsabilidad de la compafiia.
V.-Las acciones comunes 6 preferidas de las compafiias de ferrocarril podrAn ser representadas por certificados .6 por otro comprobante de titulo y podrdn ser nominativas 6 al portador.
Las acciones nominativas deben set anotadas en un libro que la compafiia llevark con tal objeto, y la propiedad de dichas acciones puede transferirse, por anotaci6n al dorso de los certificados de las mismas, extendida A presencia de uno 6 ms testigos.









Las acciones pagaderas al portador serfn numeradas y asentadas en libros talonarios, conservAndose los talones como comprobantes de la emisi6n de las referidas acciones.
En todos los certificados de acciones nominativas 6 al portador deberA anotarse la cantidad pagada A cuenta del valor nominal A la par de las mismas, 6 que han sido totalmente pagadas y que estin completamente liberadas.
Si dentro del periodo fijado por la Directiva cualquier suscritor al capital social de una compafiia de ferrocarril no hubiese desembolsado la parte de capital que se oblig6 A satisfacer, la compafiia puede optar entre proceder ejecutivamente contra los bienes de aqu6l para reintegrarse de la cantidad debida, 6 rescindir el contrato en cuanto al socio remiso, reteniendo A favor de la compaflia las cantidades que A aqu6l le corresponda en la masa social.
En las acciones nominativas y mientras el valor total no fuere pagado, el primer subscriptor 6 tenedor del certificado, su cesionario y cada uno de los sucesivos tenedores, en caso de transferencia, serAn solidariamente responsables i la elecci6n de los Directores de la compafiia de ferrocarril para el pago de la cantidad pendiente y contra tal responsabilidad seri nulo cualquier pacto que se haga para suprimirlo.
Seguido procedimiento contra cualquiera de las personas responsables, segfin el anterior articulo, para hacer efeetivo lo no pagado, no podrA seguirse otro procedimiento con igual objeto contra cualquiera de los demhs tenedores 6 cedentes de las acciones, salvo que se pruebe que la persona contra quien se ha seguido el procedimiento mencionado es insolvente.
VI.-Cuando las acciones no pagadas totalmente sean al portador, la persona que aparezea como tenedor de las mismas serA responsable por ellas solo por el importe de lo no pagado. Si dicha persona no compareciere dentro del t6rmino fijado A hacer el pago total de la acci6n, resultando imposible proceder contra ella personalmente, la Compaflia de Ferrocarril puede disponer la cancelaci6n de los certificados correspondientes A las acciones respecto de las cuales se ha acordado el pago integro del valor A la par en plazos, y 6stos no hubiesen sido pagados.
VII.-En tales casos la compaftia tendrA derecho para expedir certificados duplicados de tales acciones y vender las mismas por cuenta y responsabilidad de los tenedores de los certificados cancelados y que estAn en descubierto.
VIII.-No podrin emitirse nuevas series de acciones hasta que cada una y todas las series hasta entonces emitidas bayan sido pagadas en su totalidad. Cualquiera convenio en contrario consignado en la escritura social, Estatutos 6 Reglamentos, 6 cualquiera otro acuerdo adoptado en junta general de accionistas en oposici6n A lo dispuesto en este articulo serA nulo y de ningfin valor ni efecto.










IX.-El capital social primitivo de cualquier compailia de ferrocarril podrk ser aumentado de tiempo en tiempo, si dicho aumento es sancionado por el voto de dos tercios en interns de los accionistas concurrentes 6 representados por apoderados h.la junta extraordinaria de dichos accionistas convocada por los Directores con tal objeto, por medio de una citaci6n escrita i cada accionista entregada A 61 personalmente 6 dirigida por correo k su direcci6n oficial i lo menos treinta dias antes de dicha junta, y por anuncios consecutivas durante el mismo periodo en la Gaceta de la Habana, (enti~ndase Gaceta Offcial de la Repfblica), debiendo dichas citaciones y anuncio sefialar la fecha, lugar y objeto de dicha junta, corno asimismo la ascendencia del aumento propuesto y si dicho anmento seri en acciones preferidas 6 comunes 6 en ambas y las deliberaciones de dicha junta se consignarin en las actas de las sesiones de la compafia, inscribi~ndose en el Registro Mercantil, despu6s de lo cual el capital de la eompaiiia podrh ser aumentado hasta la suma autorizada.
Los asuntos que puedan ser debidamente sometidos A cualquier junta de accionistas, estarAn subordinados, al voto de la mayoria de la misma, excepto en los casos de aumento 6 disminuci6n del capital social de las compafiias de ferrocarril, de arrendamiento, hipoteca, 6 venta de sus ferrocarriles 6 bienes 6 otra compafifa de ferrocarril, 6 de la compra 6 arrendamiento de otras compaifias de ferrocarril 6 de fusi6n con las mismas, los acuerdos que se tomen habrn de ser sancionados por el voto de dos tercios en participaci6n de capital de los accionistas concurrentes 6 representados por apoderados en la junta extraordinaria de aecionistas, convocada de la manera dispuesta para las juntas extraordinarias para aumentar el capital social.
X.-Las Compailas de ferrocarril no podrn comprar sus propias acciones ni tomar cantidades en pr~stamo con garantia de las mismas.
Los Directores de Compafiias de ferrocarril serfin designados por los accionistas de las mismas de ]a manera determinada en la escritura social, Estatutos 6 Reglamentos.
XI.-Ninguna compafila de ferrocarril usarA el mismo nombre 6 raz6n social de otra compafila ya existente 6 inscripta en el Registro Mercantil de la Habana.
XII.-Si dentro de los dos afios despuds de la fecha de haberse presentado 6 la Comisi6n de ferrocarriles la copia de la escritura social dispuesta en este capitulo, la construcei6n del ferrocarril de la compafila que hubiese presentado dicha escritura, no hubiere sido principiada, y si dentro de dicho tiempo no se hubiera invertido en dieho ferrocarril el diez por ciento del total del capital social cesard el derecho para construir dicho ferrocarril y la fianza que por las disposiciones de este capitulo se exige sea depositada en la Secretaria de Ha-










cienda por cuenta de la compafiia depositante se hard efectiva A favor del Estado. Si dentro de cinco afios desde la fecha de tal presentaci6n el ferrocarril de la compafiia no ha sido terminado y no esth en explotaci6n, se hard efectiva igualmente la parte de dicha fianza proporcional A la seeci6n de la linea no terminada y con respecto h tal porci6n de linea no terminada caducarA el dercho de la misma compafila d construirla.
XIII.-Las disposiciones de este capitulo con respecto A la p~rdida de dicho dep6sito no serfn aplicables euando el comienzo 6 la terminaci6n de las obras han sido impedidos por fuerza mayor 6 por casos fortuitos extraordinarios.
XIV.-La fianza que de la manera dicha se recniere sea depositada en la Secretaria de Hacienda se devolverk A la Compafifa proporcionalmente h medida que los rails queden colocados en los tramos sucesivos de su ferrocarril; pero dicha devoluci6n no se hard por ningfin tramo de menos de diez kil6metros de longitud, hasta que los rails hayan sido colocados en toda la linea, 6 la compafiia haya cesado en la construcci6n, como antes se ha dispuesto en esta Orden.
XV.-Ninguna compafifa de ferrocarril gozark de ningfin monopolio 6 privilegio exclusivo que pueda impedir la construcci6n de otros ferrocarriles en el mismo distrito en linea paralela con ella ni en ninguna otra direcci6n; y ni el Estado, ni la provincia, ni el municipio tendrfn ninguna clase de dereeho expectante en la propiedad de dicha Compafifa de ferrocarril.
XVI.-Ningunos bienes, muebles 6 inmuebles de las compaiiias de ferrocarril que se est6n usando para fines de ferroearriles serin gravados con impuestos por ninguna provincia
6 municipio, excepto como se dispone en la ley.
XVII.-Los capitales extranjeros empleados en la construcci6n, sostenimiento y explotaci6n de ferrocarriles y en empr6stitos levantados para tal prop6sito quedan bajo la protecci6n del Gobierno de la Isla de Cuba y estarfn exentos de represalias, confiscaciones y embargos en tiempos de guerra.
XVIII.-Todos los accionistas extranjeros de compaiias de ferrocarril, que residan en Cuba 6 fuera de ella, tendrin iguales derechos para poseer acciones en dichas companiias y podrAn ser elegibles para todos los cargos de las mismas.
CAPITULO V

DE LAS FACULTADES DE LAS COMPA IAS DE FERROCARRIL.

I.-Los ferrocarriles de servicio pfiblico son obras de utilidad pfiblica, y estfn sujetos A las restricciones y requisitos de las disposiciones de esta orden; y las compaiias de ferrocarril despus de aprobados su Memoria explicativa y sus pianos por la Comisi6n de Ferrocarriles, tendr~n las siguientes facultades :










(a) Ocupar cualquier parte de los bienes del dominio pfiblico; y en los casos en que no se pueda legar 6 un acuerdo con el propietario, adquirir de la manera que se dispondrA mfis adelante en esta Orden cualquiera clase de bienes 6 posesiones y cualquier derecho sobre bienes raices del Estado, la Provincia, el Municipio 6 de Sociedades 6 individuos particulares, .ue- sean necesarios para la construcci6n, sostenimiento y explotaci6n de sus ferroearriles; pero ningfin terreno dedicado al uso pfiblico de las ciudadeq, dentro del perimetro de las mismas, podrA ser ocupado 6 poseido sin el consentimiento del Ayuntamiento de dicha ciudad.
(b) Continuar bajo su denominaci6n social por toda el tiempo fijado en la escritura de su constituci6n.
(c) Comparecer, solicitar, iniciar, proseguir y abandonar en cualquier estado toda clase de procedimientos judiciales y extrajudiciales; demandar y ser demandada, querellarse y defenderse ante cualqu-er tribunal 6 cualquiera de las autoridades constituidas.
(d) Adoptar y usar un sello finico, varidndolo cuando se tenga por conveniente.
(e) Nombrar los empleados y agentes que convenga A la buena marcha de la Compafiia y asignar A los mismos retribuci6n adecuada.
(f) Adoptar con la aprobaci6n de la Comisi6n de Ferrocarriles, los Estatutos que acuerden los accionistas y que no est~n en contradicci6n con la Constituci6n ni con las leyes vigentes, i la administraci6n de los bienes, el regimen, traspaso de las acciones y direcci6n de los asuntos de la Compafila.
(g) Racer libremente por medio de sus ingenieros, agentes 6 empleados, investigaciones y exhmenes en los archivos pfiblicos de cualquier clase, con el prop6sito de reunir los datos y documentos que puedan necesitarse para sus fines sociales, mediante el pago de los derechos legales correspondientes; tambi~n penetrar en cualquier terreno y aguas con objeto de determinar.la linea de sus ferrocarriles y levantar planos y eroquis, todo sujeto A responder al propietario de dichos terrenos y aguas de los perjuicios que se le causaren.
(h) Adquirir para los fines de sus ferrocarriles por compra, cesi6n voluntaria 6 por cualquier otro medio legal, el dominio 6 la posesi6n de cualesquiera otros bienes muebles 6 inmuebles y terrenos, asi como cualquier herencia, acci6n, derecho 6 servidumbre en los mismos y ocupar, poseer, arrendar, permutar, hipotecar, vender, pignorar 6 enajenar los mismos 6 cualquier parte de ellos, con sujeci6n A las disposiciones de esta Orden relativas A las facultades de la Comisi6n de ferrocarriles.
(i) Construir, modificar, sustituir, mantener y explotar sus ferrocarriles, acer 6 construir todos los edificios, apeaderos, talleres, almacenes, estaciones y mejoras estables 6 pro-




Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E9UTYUCSV_09J5AF INGEST_TIME 2014-08-27T20:08:30Z PACKAGE AA00021583_00001
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES


xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID EZMV2A8XY_7Z8P5V INGEST_TIME 2016-05-19T14:36:50Z PACKAGE AA00021583_00001
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES