Citation
INRA : [revista]

Material Information

Title:
INRA : [revista]
Alternate title:
Instituto Nacional de Reforma Agraria
Alternate title:
Inra (La Habana)
Creator:
Instituto Nacional de Reforma Agraria (Cuba)
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
INRA
Publication Date:
Frequency:
monthly
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes) : illustrations (some color) ; 35-36 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
INSTITUTO NACIONAL DE LA REFORMA AGRARIA (Cuba) ( renib )
Genre:
serial ( sobekcm )
federal government publication ( marcgt )
Periodicals ( fast )
Revistas ( bidex )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Año 1, núm. 1-año 3, no. 2 (marzo 1962).
Numbering Peculiarities:
Año 1, no. 1-2 lack month and year designation.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
This item was contributed to the Digital Library of the Caribbean (dLOC) by the source institution listed in the metadata. This item may or may not be protected by copyright in the country where it was produced. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by applicable law, including any applicable international copyright treaty or fair use or fair dealing statutes, which dLOC partners have explicitly supported and endorsed. Any reuse of this item in excess of applicable copyright exceptions may require permission. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc@fiu.edu to request more information about copyright status or to provide additional information about the item.
Resource Identifier:
1081429814 ( OCLC )
1018-8193 ( ISBN )
036580176 ( ALEPH )

Related Items

Succeeded by:
Cuba (Havana, Cuba : 1962)

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

II LA HABANA N um. 8

PAGE 2

Fernando Odiz cumple 80 alloa trabajando, como siempre, entre BUS libros. Vase articulo por Julio le Riwerlnd en la p'gina 38 sobre el eminente pollgrefo

PAGE 3

REVISTA M E NSUAL ILUSTRAOA N;UESTRA PORTADA L agar OC 1I", e n INRA .1 primer c:'3S111OII la el.1 __ do Tari O agariJ\, tP.ie. Nc:ie.!emellte 1_ vidt. d. Cuba. folo de a..1 Conala. Coincidiendo con 1 .. H u l,u del 26 el", Julio se cel ebraron 101 a legres c arnaval de S anliago de Cuba. (V.a p igin. n). ESTE NUMERO CONTIENE: 26 de Juno, fervor y alegria revoluciona"los La Gruta Libertadora Mal'celo Pogolotli, sus cuadros, sus libros H a C hi Minh, guia d e un pue blo l iberado F ernando Qrtiz cumple 80 a o s La BsQ:ueda (Cuento) Camavales Santiagueros Ellos se forjan e n las montaall El Mundo de los PlSticos Ya crecen las uvas PericJes Sabio cubano realiza vitaJ invesUpcin C inco dias navegando con los obreros del m a r Baistas de antao C uando Gisell e se visti de miliciana Agua en la tierra sedienta -;-Momento Internacional ---_... . -. -.--4 22 2. 34 38 44 46 54 60 66 70 7. 76 86 88 98 104 La juventud cubana edlldia ahora en l o allo d e las montaas. ( pag. 54.). E,chaord inaria cel e bndn d e l prime r l6 d e julio l o c i a li st a (Vea p'gin a "l.

PAGE 6

LA LLEGADA DE E RA la antevsper a del 26 de Julio, fecha conme m o r a tiva del inicio d e la lucha a rmada contra la ti rana. El Aeropuerto Internacional Jos Mart de R a ncho Bo yeros, colmado de publico, profusamente ado m ado, tenia .el aire de las grandes so l emnidades a l m o do que se ce lebran cm l os pai ses p rogres i stas: p u e blo en mllsa y Go bierno unidos indi solublemente, en esper a del minuto de rendir tributo merecido a quienes h a n sabido ganar la admiracin y l a s impata populares. Se esperaba l a llegad a del mayor Yuri Cagar ln, primer cosm o n auta de l a Huma nidad, proced e nte del gran pais d el socialis m o. El brillo metllco del pod e roso avin sovitico e n q ue llegaba el comanda n t e Cagarln h izo que el nume roso publico rompiera en atr onadores aplausos. Los alegres clamores d e l puebl o congregad o en e l Y sus alrededores se tradu can e n s in ceros saliJdos de bienvenida, d e espontneo regocijo, p o r la llegad a del dis tinguido v iajero, invi t ado e s p'cinl del Go bie r no Revolucionario a los fo::stejos co n mem o rativos del Oc tavo 26 d e Julio. e Junto a la e moc in pop u lar, al Jbil o extraordinario del pueblo estaban e l Presidente Doctor Osvald o Dortics Torrado, el Mximo U d e r de l a Revol u cin, coman dante Fidel Castro Ruz. el Consejo de Ministros en pl e n o, e l C uerpo Dipl o m a tico acreditado e n Cuba y numerosas represen tacio n es de diversas organ izaciones revo l u cionarias. So bre las d os e n punto d e la tarde, h O l a fijad a para el recibimiento d el comandan te Gagarln e l avi n hizo s u aterriz a j:! en la pista completamente inundada d e agu a. Hacia un buen rato que la incl e m e ncia d el ti e m po se manifestaba en torre n c iales aguaceros, Per o la t urbonada, t ip l c a del ve r a no, n o f u e s uficiente para m o ve r de s u sit i o a un sol o c iudad a n o. H ombres, m Jjeres y nios perma n ecieron in conmo vibles c n s u s p u es t os. El pueblo en mas a este pueblo due o ya de s u destino, due o d e s u voluntad, no quiso marcha rse, pe rmaneci fir m e hasta el final de la ce r e monia, hasta dar la bienvenida calurosa al intr pido v i a jero del cosmOs. Y all, s in mov e r se, bajo la espesa cortina de lluvia, en t r e l a in termitencia d e los f r ec uentes relampagos el primer min i stro del Gobier no, d oc t ol' F ide l Castro, e l presidente 0 01' tics y.todos s u s acompaantes, esperaron con el pu e blo a pie firm e en p leno campo Que se aproximara el avin a las instala cione s del Aeropuerto. CUando ms reci a era l a lluvia y mayo r la a n s iedad d e l pueblo apareci en l a por t ezu e l a de la n ave, vestido de g ala, e l comandante Yuri Gagarin. Una salva d e apl a u sos y vivas salud al joven cos m o nauta. Bajo la lluv ia tambien, descendi si n inmutarse, pausadamente, sonri e nte, sati s f ec ho, al ver a lli a todo aquel pu eblo j u nto a s u Gobierno esperando tra nquilo bajo l a turbonada, incapaz de desanimar se, d e aband o nar el lugar que l e corres pond i a 6

PAGE 7

.- Btoio la intensa lluvia arrib a "ueslrll lierra el Primer Cosmonauta del mundo eom'andanl e VUrl Ga9adn. En la lcol o, saluda a l presidente Do,lie';s en presencia del primer n,;nislro Fidel Castro y d \ll embajador sovitico en Cuba, Serguei Kudriatzo v 7

PAGE 8

As, bajo una llu vi a intensa, entre l a alegria indescr ip tibl e d el pueblo, se abra -7..aron el comand a nte Yu r i Gagario, Hroe de l a Uni n Sovi tica, el preside nte Dorli ros y e l com andnte F i d e l castro, gu i a d e nuestra nueva Patria socialista. Lucgo de los s a l udos a Fidel Cast ro, a l president e Dortlcs y a l C o nsej o de Mini stros, e l co m andante G agarin estrech t a mbi n la mano a l os miem bros del Cuerpo Dipl om tico y otras personalidade s que l e diero n la bi envenida. Lo s himnos nacona[es de Cuba y d e la Uni n Sovitic a aumentaron la e m oc i n d el hi s t rico momento e n que el p r im e!; cosmonauta pisara tierr a cubana Inst3"ntcs despus d e los cor d iales sal u dos. e l mayor Yuri Gagarin pas revist a a las tropas en ro rmacin q u e presentaron armas a l paso del d istinguid o viajero, husped d e Cuba por cuatro d as. E l p ue blo uniformad o, el Ejrcito Rebelde, las Milicias Nacionales Revoluci o n a r ias, l a Marin a de G u erra, brigadas d e Alfabeti zad ores, si n t ieron de cerca l a prcsen cia d e l g lorioso com andante s o v i ti co, in t e r c ambiaron los salud o s militares Tanto Fidel Castro, como Dortics y Yuri Gagarin rechazaron las capas d e agua q ue les fueron ofrecidas oportuna m e n t e para pro tegerse d e la fuerte lluvia. Y a l 8 .: ... ., terminar la r e v ista, l os tres prefirieron tambi n toma r el auto convertible con l a capota baj a para continuar el recorri d o baj o l a m isma lluvia que e l pueblo resista entre vtores y sonrisas, agitando en las manos miles d e banderas. Despacio, cubierto d e flo r es, el a u t o q u e conducia h acia la capit a l dI! la Repbli c a a l c omandante Gagad n, al p r imer m inistro F idel C a s t ro, a l lI"esidente Dor tic s, par ti po r la dob l e va q u e va desde el Ae ro p uert o Jps Mal'U hast a La Haban a y las e n ormes 'multit u dS congregadas a todo l o largo de l a va, los incon tables b atallones de M ilicias, qu e tambi n q uisie r o n saludar a l cosmonauta, r indieron m e recido t r i b uto d e a d mi racin y simpata al comandante G agarin. Situados desde horas te mpranas e n los l ugares por dond e habr ia d e pasar la comit iva, b a j o e l sol y la llu via despus, n o se retiraron hast a bien entrada l a t a r d e, empapad os e n agua pero satisfechos d e hab .... l cum pli d o el dcber d e recibi r co mo s e mereca el h&roc que rea liz a r a l a mas portentosa hazaa del presente sigl o, para g lori a de la ce n ci a sovitica, puest a a l servici o de la Humanid a d LA RECEP CION EN )'ALAClO La sonrisa joven de Yu d Cagarin estu vo p resent e e n los actos conmem o rativos de l 26 de Jolio. Con e l grandioso recib i m i e nto q ue el p u e blo l e tribut se in ica ban prcticamente los festejos d e nuestra gran fecha revolucionat'ia, Arcos d e triun fo, banderas, fotos d e l cos:mon a uta y a l egodas a la pa z se alzaron en todas la s calles haban e r as. E l m ismo dia de su lle gada, vein ticuatro de julio, por la noche, se o freci una recepcin en el P a lacio P re s id c n ci al. N uestro p d mCl' minlsu'o, doc t o r Fidel Castro; el presidente, docto r Osval do Dortics, dirigentes revolucionarios, re d e l CuerJXI Diplomti c o y de la p r e n s a nacional e internacio n a l asistie ron a este primer acto oficial organizado e n s u h o n o r Se bri nd por la p:lZ, po t e l acercami e n to de nuestros p u e b los, po r n uestro progreso y n uestro destin o com U n E n un gest o de s i mptic a fraternidad e l doctor F idel C a s tro y el astro naut a cambiar o n durant e unos segun dos s u s gorras mi lit a res. Mientras, el pueblo se fu e con g regan d o frente a la t erraza nort e de Palacio y hast a a lli fu eron Cagarin y los a ltos diri gentes de l a Re vol u cin. Con s u s aplausos y s u s hi m nos l 'evo luci onarios e l puebl o r i n di homenaje a s u invitado dc honor que saludaba e moci o n a d o y agradecido por aqu ella d e mostra c in d e simpa ta.

PAGE 9

I Acampanado d e l presidente, doclor Qsvaldo DOrli e';I, y d e l prime r ministro, Fidel Castro e l comand ante Ca!!arin saluda a los cubanos. '. '\ \ El presIdente, doclor Osvaldo Dodieol, ha". un brindis durante la recepcin ofrecida .. Yu,; CaQ'uin en e l P alacio Presidencial. Con .. call u completamente inundadas por la lluvia lorre n<;ial caida, 1 .. Milic i .. permaneci eron lirmes par" saludar a Yuri eagarin.

PAGE 10

Por primera v a an nuulu Hi, lori a a logran grandn concantracione. d e gimnasta. haciendo evolucion ... Se'en'l mil hombre. y muie re. d e l pueblo desfilaron t I 25 d e ulio e n 1 1 Pina d a I1 I\avolucion Jos M arl, orglni,..do. por t I INDER En la tribuna, duranle el de.lila d eportivo del 25 de ulio en la Pla,.. d a l a R avolucin, a l comandante YUIi Gagarin, el pUlidente Dorfic., e l comanda .. a ride Caslro, e l capit.n N_u Jim4nu y a l Hro a Sovitico g e n eral Kamini ... 10 La muje r Clmpesina .. Iuvo r apresentada a n e l d nlile d e l dia 25 d e j uHo lomando parl e e dannl y blil .. 'iplc ol. i

PAGE 12

EL GRAN DESFl.LE QUIN ASTIC O El dia veinti c inco, poco despus de las n ueve de la maana se ini ci el g r a n d es file g i mnstico organi zado por e l Instituto Nacional de Depo r tes, Educacin F sic a y R ecreacin (INDER). Junto al doctor Fi del Castro, al director de ese Organismo, Jos Llanusa v al presidente Oortic6s, Ga garin presidi el evento. Ms de se t enta mil cubanos, de todas la s edades, obrer os de todo s los sectores, ca mpe si n os, pione r os rebeld es, homl:lres y mujeres realizaron ejercicios ritmlcos, bailes f o lkl ricos, ta blas gi mI!sti cas, corpogranas y pirmides !!n la gran explanada de la Plaza d e la Re vol uci n. Millares de personas presenciaron este act o en el cual, por primera vez en l a hi s toria de n uestro pai s, campesi n os y obre ros participaban de un desfile deportivo. RECEPCION EN LA EMBAJADA SOVIET' C A E n horas de l a n oc h e del mi smo d ia veinticinco, la Embajada Sovi tica o rreci e n s u s ede diplomtica una recepci n al comand ante y hroe de la U nin Sov i tica, Yuri Gagarin y a sus acompaantes, el general d e la aviacin Nikolai Kamnanin, los runcionarios de la Cancillera de la URSS, Andrei Formin y Oleg Koroliov y los periodistas Nlkolai Gue ni sov y Pavel Barashov. En representacin del gObierno revolu cionario asistieron a esta recepcin ofre cida por el embajador de la URSS en Cu bao excelentlsimo Serguel M. Kudriavtsev, el presidente Dortic6s y s u e spos a, el pri mer ministro, doctor Fide! Castro, el Con sejo de Ministros miembros del C uerpo Diplomtico asi como de organizaciones revolucionarias, sin di ca le s y perlodi s ticas 12 El com andante Gagarin presencia e l des fil e deporti'O'o d e l da 25 d e julio, j .. nto .1 director d e l INDER, Jos Llan ... . Decenas de miles d m .. chachas cuba nas, como estas abll.nderadas, tuvieron oportunidad d mostrar s .. s apHtudes.

PAGE 13

El eomandanta Erneslo Guavara, mini.tro d. Industfias, sonra eomplacido e n h, tribuna durante el d me deportivo A $ U lado, el cap i tn Juan Escalona. Los ninos tambi n pa.tic;pan COn s u s l abias g imnsticas. D e ellos d epende e n buena m e d ida llegar a l deporta masivo. 13

PAGE 14

Co n una ofrenda floral ante la estatua del Apstol Jos Marti en el Pal 'que Cen1l'al inici sus actividades cl da vein li sels de J ulio, el pl'ime r cosmonauta del mundo, Lo acompaaban m icmbn=-s del Insti t uto Nacional d e Amistad con los P ueblos y del p rotocolo as como el e mbajadol d e su pas, Kudriav1 sev, A las diez d e l a maana estaba. seal a do e l acto y desde h oras de la madrugada el pblico comenz a congregarse e n el pa.-que y e n sus inmediacion cs, Hay que destacar q u e la v isita de Gagarln a n u cs tro pais estu vo sealada desde e l primer momento por el gran entusiasmo po pular que despert, Hombres, mujeres. nios y hasta' anci a nos formaron un cord n fralemul e n torno a l durante tocJa su cs tancia en C uba, Del Parque Central la comitiva se tras lad al Hospital Milit.ar donde reci ben tra ta'miento combatientes d e Playa Glrn, Un lb: " .J1J "
PAGE 15

acto sencilo y grandemente emotivo es peraba all al pr'ime r cosmonaut a del mun do: nias cubanas lo esperaban co n ramos de rosas rojas y la direccin del hospital haba organizado un caf simhlico en su honor. Gagarin recibi las flol' e!; y bes a las pequeas cn la mejilla, despues salud a los hroes que j!n las playas cubanas lograron la primera derrota del Imperialismo. A las tres de la larde comenz la mas grande concentracin popular que recuer da nuestra historia. Frente al monumen to a Jos Mart, en la Plaza de la Revolu cin. millares y millares de cubanos se congregaron para escuchar la palabra de nuestro mximo lder en este octavo ani versario d el asallo al Cuartel M("incada hecho heroico dirigido po r el doc tor F idel Castro y que marcara el inicio de las lu chas por lograr nuestra liberacin defi ni tiva. - El comandanle Yuri Cagarin y el dodor fide l Caslto se abrazan luerlemenle, junio al presidenl e Osvaldo Dorlic s. Nunca anres pudo verse mullilud ms nun'etOSa en la Plaza de l a Revolucin que al conmemorarse esle 2 6 d e Julio. Dando vivas a s us lderes y al primer cosmonauta, e l pueblo logro con su en t usiasmo un acto pleno d e fervor patriti co y de alegria revolucionar ia Durante la concentracin volaron las simblicas palo mas de la paz y el pueblo cant sus con signas y aplaudi delrantemente los mo mentos cumbres del discurso del Primer Ministro. En ocasiones esos aplausos du raron hasta quince minutos. Gagarin. des de la t ribuna, contemplaba la tremenda de mostracin de fervor y solid aridad y res ponda con su indeclinable sonrisa a las manifestaciones de simpatia que el pueblo le tributaba. La misma noche del veintiseis se ofreci en su honor una comida en el hotel Ha bana Libre, organizada por la erc Re volucionaria. Al da s iguiente, por la noche, asistira al Aula Magna de la Uni versidad de La Habana, donde un panel compuesto por profesores universitarios, estudiantes y periodistas le hizo preguntas relativas a su gran hazaa y al grandioso xito cientfico obtenido por su pais. Gagarin respondi preguntas de su espe cialidad. o sea relacionadas con su vuelo c!;mico, pero tambin otras referentes a deportes, educacin, y politica internacional. En todo momento, tanto en esta com parecencia como en todos los actos a que asisti. se expres con sencillez y hasta con humildad: "Slo los que me seleccionaron pam piJotear la nave sideral pueden decir en qu se bas su seleccin pues yo, como ustedes pueden vel' a simple vista, soy el hombre comn, n ciudadano co""" cualquiera de ustedes" dijo con naturalidad ante las cmaras de Televisin de todo el pais. Con esta comparecencia televisada ante el panel que lo intel'rog en el Aula Magna de nuestra bicentenaria Universidad ter minaron sus presentaciones oficiales ante nuestro pueblo. En horas de la maana del siguiente da, veintiocho de julio, aban donaria nuestro territorio pal'a trasladar se al Brasil, donde ha sido invitado por el gobiQrno del presidente Quadros. El pueblo, que habla preparado con en tusiasmo su recibimiento, volva a su que hacer diario, a su lucha de todos los dias por engrandecel' a la Patria y consold:;u' la Revolucin Gagal'in habia partido pero. ya nunca ms sel'ia ese algo impel' Banal solamente visto en el celuloide y en las fotografas: entre nosotros quedaban su cordialidad. su sencillez y la emociona da simpatfa con que supo acoger las de mostraciones de afecto de todos los cu banos. 15

PAGE 16

PRESENCIA OELA MUJER CUBANA EN LOS ACTOS DEL L. mujer cubana hermos a y simp' l ic.' 16 no poli estar ausente en l g n n conmemoracin d e esl e 26 d e julio locia li" .

PAGE 17

. L a e slamp" d iosiea de la m\ljer <:Iioll" se hizo p a tenle cOn la presencia de h ermos a s j ovenes luciendo "", .. Iro s ipicos .omb.e.o . Con el sombrero d yarey, a legre, sonrienl., l a muier cubana de hoy ocupa invariable m ente l u puuto junto a l a Revoluclon. . - -- - .\ - -- -En la risa feli1 y a mirada tr"nq\lia hay como un eanlo d u p e .ilnza. Porque l a Revoucion ., ha hect,o ju.licia

PAGE 18

,

PAGE 19

-. ir,.;.._ DE El minisbo ele las Fuerzas Armadas, comandante R al Cuho, habla e n Santiago d .. Cuba al COnmemOrars e el 1 9 aniversario del asallo al Moncada EN SANTIAGO DE CUBA D ES D E horas muy templ'anas del da 26, miles de trabajadores y hombres y mujeres del pueblo, agrupados en las organizaciones sindicales y revoluciona rias, se dirigie;on hacia el Stadium Maceo, en Santiago de Cuba, para participar del acto de conmemoracin del heroico asalto del C uartel Moncada. inicio de la lucha armada contra la tirana. Una vez colmado el re cinto a toda su capacidad, escal la tribuna presidencial el Comandante Ral Castro, q u e se encontraba acompaado de Ladislao Gonzalcz Carvajal, Sf"'rctario de la JUCEI de Oriente, Juan Taquechel, ide. sindical, ViIroa Espin, Presidenta de la Federacin de Mujeres Cu banas, y otros dirigentes de organizae:ones revolucionarias. En su diseul'so el comandar t e Ral Castro dijo, entre otras cosas: "Nosotros tenemos que segu!' hada adelante cuesle lo que cueste, porque el da que vacilemos, perece la Revolucin. Y la Revolucin s eguir adelante, en primel" lugar, pol'que ustedes 10 desean y manfie5tan seguir hacia adelante. Enconll'aremos muchas batallas, no importa. Frente a cada batalla actuaremos de acuerdo con las circunstancias." Una enonne muchedumbre p l e n a d e fervor rev olucionario, s e c ongrega en e l S ladium Maceo, de Santiago o.e C uba, para cele brar el 26 d e Julio. 19

PAGE 20

LOS ACTOS DE PLAYA GlR El inme n s o l pil" ,imhol o d e las b rigadas d e Alfabe tizacin, ",s lle vado p o r una h ermosa brigadil l a duranle l o s a c lol d e l 27 d julio e n Pla y a airn E N hO"QS de la m a nana del d i a 27 se inici el program a de actos d e l a Playa Girn, con l a presencia del J e f e d e la Revolucin. Dr. Fidel Castro, altas pcl"Sonali dades r evol ucionar ias y delegad os cxtranjcl'OS visitantes. En esta ocasi n fueron imlUgu r adas en Playa Larga disti ntas o bras. especialme nte l a s de reco n s tz'u ccin d e las ed i ficaci o nes que f ueron d e s t r u idas Y da a das por l os bombardeQl! de los aviones mperialistos yanquis dUl'antc el des embarco de mercenarios e n la Ci naga de Zapat a. Una de l a s o bras p rincipales i nauguradas fue la del Parque Nacional de l a P e n nsu l a de Zap..'\ta, l -cal:zada e n beneficio de los trabajadores residentes en esa zona. Este acto tambin sirvi de mar co adecuado y simblico para que e l Primer Ministro D r. F idel Cas tro fcrmulara ante las b rigadas de Alfabcllzadores "Conrad o B enite z un a v ibrant a pel acin a fin de im ()ulsa l al mximo la colosal campaila de alfabet izaci n d e modo que n o quedar a en este ao un solo analfabeto en nuestro pais. 20

PAGE 21

En P laya Girn, donde ,, 1 imperialilmo dUClrg S u luria homicida, antregan certificado s ]01 jvenes q\U!' h a n si d o .It.betindol. E l pUflhlo di ... uu .. tranquilo por lo. a.enaln d e l a playa que el imperialism o aneg en sangr Con un .orp.esivo a t a que .. n .. ".I,a Palria. .. a ,-:;."' \ A 0 2t

PAGE 22

LA gruta libertadora, s, la cueva que acogi en su seno misterioso al indio perseguido, al negro esclavizado y rebelde y al mambi libertador. Cuando el ltigo, el arcabuz y el acero de los Conquistadores laceraban, heran o asesinaban a la indiada de Hatuty y GuamA, los primeros caudillos del peblo cubano, la gruta solicita brind "resguar do a los guerreros indios contra los perros feroces de los invasores. y los negros esclavos. en rebelin con tra el dominio colonial, hicieron lo mismo. apalencndose en bosques cerrados y en espeluncas escondidas entre derriscaderos y montes. Los mambises utilizaron las cuevas co mo campamento, ya como prefectura, ora como hospital de sangre, ora como tumba piadosa y hasta como redaccin de peri dicos revolucionarios. Los indios se sublevaron contra los es paoles durante casi medio siglo hasta desaparecer casi totalmente Por la aplas tante superioridad de los conquistadores y colonizadores. Este hecho ha sido como silenciado por los historiadores hispanos. Los negros entablaron sus luchas contra los amos blancos por las mismas razones que los indios cubanos: el combate entre los oprimidos y los opresores. Al mediar el siglo pasado los criollos ostentaban muchas riquezas pero no te nan el poder politico que estaba en manos de los espaoles y para conquistarlo se aliaron los criollos blancos a los esclavos negros. Lo. aborigeneo de C.ba, ame el abuso de 101 c:onqubladorel, buscaron el amparo de lao grulu. 22 La Cueva del Tambor, e n las monlau d e Ouaniguanico, hte Un palenque d e lo' esc:la_ vos lugados del yugo d e los amo . Los oprimidos, siempre en desventaja inicial, aprovecharon la naturaleza en su favor durante las contiendas entabladas. Las speras serranias, los tupidos bosques y las oscuras grutas fueron aliados de los luchadores contra la opresin, Muchas veces los esclavos se fugaron a los montes viviendo ocultos entre las ro cas o p rotegidos por la espesura de los bosques. Los cimarrones fugitivos que obe decan a impulsos individuales de libertad pronto se convirtieron en grupos organi zados para resistir a los amos; as nace ron los palenques formados por grupos de negros que unas veces vivan en los lame ras abruptos o en las cavernas apartadas. Durante nuestras exploraciones por la Sierra de Quemado en Pinar del Ro, los viejos del lugar nos hablaron de leyendas de esclavos fugados que vivieron como hace cen aos en la Cueva. del Tambor situada segn ellos dentro de un valle ce rrado en e l corazn mismo de la montaa, alta, en el faralln del Hoyo de Fa na que as llaman al citado valle al c u al se l lega a travs de descomunales caver nas y ros subterrneos. Nosotros dimos crdito a l a leyenda y at;avesando gale rla tras galera llegamos al Hoyo de Fa nia y alli, como a 30 metros sobre el nivel del suelo, columbramos la boca de una cueva. Trepamos a ella y en el suelo no tardamos en descubrir los restos de un primitivo tambor de origen afrocubano, hecho de tronco de palma y cuyo cuero, ya desaparecido, habia sido sujetado al fuste del tambor con clavos de maderas du ras. Estbamos en la gruta que habia ser vido de palenque a los esclavos fugadoijl de las veclnas haclendas de la 'antigua Vueltabajo. Los vecinos nos habian conta do que los esclavos tenian construdo un ingeniosq sistema defensvo que consistia en una plataforma de troncos suspendida en la boca de la cueva y sobre la cual colo caban montones de piedras. Cuando los espaoles suban a buscar a los esclavos stos cortaban las sogas que sujetaban la plataforma y una avalancha de piedras caia sobre los perseguidores. Los eac:tavos del ingenio "La Merced" elcapan por la c u eva de la loma de La Vigia. EL nUMO y LA CANDELA DESALOJAN A LOS CIMARRONES DE SUS GUARIDAS En las Memorias de la Real Sociedad Patritica de La Habana publicadas en 1839, e n el artculo sobre las c uevas de Cubitas en Camagey, leemos: "Entre las muchas rarezas dignas de admiracin con que la naturaleza seal a Cubitas, cuen ta la cueva grflnde o de los negros cima rrones. . La cueva grande se halla a media legua del N. punto del barrio de la Entrada, a la derecha del camino quc va para la Guanaja. Est bajo l a loma de Toabaquei, y de la t ierra llana, al mismo tiempo. Se entr a a ella por un boqueTn que se asemeja a los de los hornos de pan,

PAGE 23

Por ANTONIO NuAEZ JIMENEZ Dibu jos d e lEDVIGIlDO 1:1 g .nuat si m o M'xi mo Oomn uamp en t a eu.". d Brui .. ... Otro. c anlando p a r a oir d entro d e aqueo 11. it.m e"Ja b"e d c m o o .... ban la. vo"".: h u ta e l O e n er.l C Uxto Oa.cil unt.b .... y se desciende a l o profundo por una ra z gruesa de jagey. .. Anteriormente esta cueva serva d e guarid a a los negros ci man'OIlCS, ])Cro stos la e vacuaron mal de s u agrado.. El modo de obliga r a l os negros cimarrones a que evacuasen esta c ueva, f u e coger m uchas ramas ':1 aj guag u n o y quemarlas a la entrada. de manen\ ( t ue hi cie sen mucho humo. E s t a opera cin fue m l s lante )lal'H qu e aqullos, vi nd ose tI p wlto de morir sofoca d os saliesen y se entregasen a d i screcin". -t'J , M.rti nol n S il di a rio : No m e l e mo e u e". cam p ame nlo ."Iiguo, b aj o Iln '.rall", 1 derecha del ri --LO S ES C LAVOS DI'; LOS I NG t ; l'.aO S S E FUGAN A LAS CUEVAS Tranquilln o Sand alio de Noda. e l guajiro pi nareo que se elev a la ea tego r a de sabi o a mediados d e l siglo pasado, cuenta en su "Descripci n del Parti d o d e Ma den", p u blicildo ell 1847 cmo los t'SCla vos del ingenio l..o.lU e rced escapaban de la crueldad de l os a m os a trav s de una c u e va abie rta cerca de la Loma de In Vigia. Sandalio de Noda n os dice q u e s u "entrada irregular parece el resu l tado de la sepa 'aCIOn de enormes masas p treas que la circundan en s u interior c uya ex t e n sin es de 30 a 40 toe""l3S d e Este a Oeste, fOnTIa div e rsa s s in uos idades y a s u extremo se hallan t res aberturas, cuyas paImes inlcriot'eS, por s u igual d a d parecen h ec h as artificialmente, profundizan d o en este punto ms de cuarenta plcs por cuyo lugar aun q u e dif c il d e pe n c t r a r l o verifican su fuga los negros de los i n gcn i os inmediatos cuando s o n persegu i dos. ha lia nd o en ella un seguro abrigo". 23

PAGE 24

Unos perros feroce s van rastreando por entre el monte delante de los soldados del imperio; van por entre el PInar del Ran gel en la cOI 'di1lera de Guanigu anico. Los enemigos de la independencia d e Cuba se apl'oximan a una cueva guiados por un miserable traldol llamado Santos Casta fieda que das antes habla brindado res guardo al General Nal'ciso Lpcz hacin dose pasar por su amigo despus del des embarco del 12 de agosto de 185J con el que Lpez pens poner d e rodillas al colo so hispano en Las Antillas. Los perros llegaron a la boca de la gruta. Narciso Lpez descansaba, confia do sobre un lecho de paja. Los espaii oles disparaban escopetazos para enfurecer ms an a los mastines y daban gritos de azuzamiento para que los perros enloqu e cieran d e feroCidad. Los col millos de los canes se clavan en el cuerpo del patriota y l o obligan a salir casi moribundo d e la gruta, y ni an a s i el general venC",wlano q u e enarbol l a bandera de Cuba Libre 18 aos antes que lo s mambiscs en 1868 se da por vencido. La l'es istencia por fin cedi ante los golpes de los sol dados de la t irania y las mOluidas de las fieras. Y Narciso Lpez fue llevado a La Habana para subir al garrote en septiembre de 1851 donde dej su vida. y el traidor? Mir Argenter. Jefe del Estad o Mayor del General Antonio nos di ce en su libro "Cl'nicas de la Guerra": "El traidor Castaeda pag con la vida su depravada conducta; muri de un Uro en el caf J\1a.rte y B e lon a de est a capital, a los tres aos del suceso del Pinar del Ran gel. El vengador se llamaba N icols Vig nau. h ijo de Santiago de Cuba. Loado sea el -matador, mil vc<:es enaltecida s u me moria. s u esfoF.lado corazn y s u certera punteria, que al dar en el blanco abomi nable restableci los augustos principios de l a moral l )Utritica. hondamente pertur bados por la delacin, l a Cal)tura Y e l su plicio del benemcrilo Narciso Lpc:z!" LOS AMANTES DE LA LIBERTAD NO OVt:Ri\fEN En e l Saln llamado La Columna de la C u e \ 'a. d e l Indio, en la S icrra dc Cubitas, se l'Cunan los patdolaf! camagcyanos p l 'e s ididos por Don Salvadol Cisneros Be tancourt. Hoy, ('n la boca de esa g l 'uta podemos lCCl' esta t u I 'ja colocada I)() I los masones de la dudad ngl'i1monrina : "A.L G.D.G. A.D.U. El 10 d e alJl"il de 19:17 l l :\1.R.L. CamaJ{iiy. l'cali7 "n c:oto una iniciacin ('n la 1\lasoncria Universal. rememorando qu.' estl si li o fue u ilizado como Templo Mas ni( : o pOI' e l Gran Ci u dadano Sulvdol' ( : i s l 1l't'(IS Belancoul't en los jler f,dos .-le g u ,'II'u,; Illoer_ ,dOl as. Para pe'"lCIU[.I el 1(CI ... rdo d estos hcdlOS la M H .I. 1A"IIlU'i o colOC(, esta tal'j:, 'tU(' d('t"' : 24 El p eridico d e la R evolucin del n El Cuba nO Libre" le edil e n una grula en la Si"'rra d e Canap. A Masones y No Masones: los ,amanles de la libertad no duermen, y de vez en cuando repiten sus actos P I 'CC UrsOI'E!S d e las grandes auroras del SI. el 68 y el 95 .. MCMXXVII". LA CUEVA OJ; LOS MASONES Pero la C u e \ a d e l Indio no es l a (mica que en bronce recuelua la caverna llbel ladora. Tambin a l a entrada de la C u eva d e los i\lasollo! s. en los subul'bios de la ci u dad de Trinidad, hay esta otra tarja que n '!cuerda episodios dc l a Gucl'ra d(' los Dlc7. AflOs: "En ('sta g l 'uta durante l a guena de 1868 se rf!unan los Mns on(' s r1nitlr ios afiliados a la Rl.'Sp Log ia I .IIZ (11' 1 Sur siendo sus principales dirigentef vis. l lu1'otres Patriotas Don Federic o R. Cavada v Don Juan Bta. Spotomc. Con la de los miembros del VI Congl'f'So Nado)],.1 de Ili)lol"ia. se <'010e(l l'M" ," I"jl! ('(,1\ rn('rnOl"ltivD, por ,;IlS h{'I'man{o>; d,' ,-,omo recuerdo y mer(!Cido h omena k a tan ;;rol'zados paladines de 111 Ji!.Jertud C u h a. Trindad. 11 de oct ubl'e ( jI' H("'Jl l.o;..:-a. Luz 111 1 Sur". LA GRUTA DE JOS,.: ,\IARTI El Apstol Mart y el Generalisimo l;6 mcz acaban de llegar a Cuba en un peque o bol e por Playitas, en la Costa Sur d e Oriente. Pasan s u primera noch e e n Cuba Libre, al amparo de una gruta en las mr genes del Rio Tacre. Del diario de Mart, Iranscribimos, 12 Ide ebril de 1895) Nos melemos en la cueva, campamento anliguo, bajo un l aralln, a l a derecha del ro. Dormimos hoi'" secasMarcos Idel R oslllio) de "ba. Silvestre me !rae hoj ...... Marti habia dcjado a s u pueblo c,;l a sentencia: 'Un pl'indpio jll'lU vida, en la I1h'sla lrI bmd ;1,' 1,1 Inmortalidad. Tambic n 1-,,'1)('11' ; ,'11 b ; 1 v' rna.y lo tike cn S-1l dbdo

PAGE 25

"Nos dan caf y nos guia Secundino por un camino extravi ado, hasta el monte de Mesn. .. y nos dej a eso de las 6 de la tarde d el diu 12, en una cueva templo"sin ms amparo que D ios" ... "Quedamos pues, solos y desamparados, en el punto antes indicado, a las orillas ya internas en las montaas de Baracoa, d el Rio Caratere". La noche lbrega y triste ha cado sobre cstas prfundidades solitarias" y vuelve la noche sobl'e los mambiscs. y de nuevo la misma cueva los acoge ("y pasamos la noche en la cueva del tem plo", nos dice) agregando "Nos admiramos, los viejos guerreros acostumbrados a estas rudezas, d e la resistencla de Mar ti-que nos acompaa sin flojeras de ninguna especie, por estas escarpadisimas montaas". E l General Jos M 3ria Aguirre, del E".cito L ibertado fue enterr3do en la C ueva de Sitio P e rdido. CUANDO LA '"OS DIEZ Par'a el Generalsimo Mximo Gmez la gruta libertadora no le era extraa. El diu 1 G de octubre de 1868 se suma a la Revolucin. Y el 11 de octubl'e de 1870, U'as la retirada del campamento de Ma jaguaho, donde hiel'Cn a Antonio Maceo, Gmez mal'chu hacia cl cumpamento sub terrneo de la C u eva d e Brui donde el jefe mamb Pincda viviu con sus soldados. En la C ucva d e 8n ii vivi Mximo G mez en varias ocasiones Escribe Gmez en su Diario: _ "el ene m igo trat de perseguirme y yo permane c esquivando el comllille en esa misma zona siete dias, en los cuales se padeci bastante pues el tiempo era lluvioso; el 11 (de octubr'e de 1870) emprendi mal'cha paru la C ueva d e 8nl campamento d e las fUeFi:aS de Pineda. Llegu el mismo da y acamp sin novedad hasto el 17 en Tambi n las fuenas del Ejrcito Rebelde uti_ lizaron l a gruta libertadora. La columna 8, al mando d e l Che Guevara, i l,'slal su armena e n una Caverna d e l Escambray. que fue atacado mi campamento, el ene migo no pudo tomarlo y se retk destrozado" ... En la pgina de su Diario colTespon diente al da 26 leemos: "El 26 para la C u c v a d e B n jli si n novedad, donde ya encontr al Coronel Pacheco, que pOl' an teriores rdenes. habia marchado sobre Mayari Abajo. invncliendo all el pal'lido del Guayabill y ocupando una tienda y mucho ganado. Descans a!1i hasta el 29 que me movi hacia l\'1irando ... De la cueva a la montaa. D e l a escla vitud hacia la Independencia_ L A CUEVA "EL CU 8ANO LJBHJo.:" Por entre los montes que rodean a San ta habel de Nipe, en Oriente, marcha la tropa libertador,1 de Antonio Maceo. Los mflmbises custodian eSpe<:ialmente una vie ja caneta. Detrs de sta ocho hombres van bornrndo el I'astro para evitar una postel"or persecucin. Fueron muchos los intrigados por el contenido de 'la carreta y un oficial pre gunt a Maeco. El Titn de Bronce con test: "Es la al'tiUeria de lu R evolucin". Cuando se descubri la lona que cubria la carret.a todos vieron una imprenta en la que Maceo iba a editar "El Cubono Libre", peridico revolucionado fundado por el Padre de la Patria Cal'los Manuel de Cspedes en la g uena del 68. Moceo nombr al capitn Mariano COI'ona su direc tor. Ante las objeciones de Corona que crea unu obru gigante la que se echabo sobre sus hombros, Maceo le dijo: "Mire. euundo Ud. vaya a escribir en el peridi co, piense en Cuba y de seguro todo lc saldr bien" y agreg despus en una eal' ta a COI'ona: "Bien. Muy bien; siga Ud as. "El Cubano Libl'e" es un cuerpo de Ejercito compuesto de doce columnas que se bate, y se bate bien, diariamente, por la causa de Cuba; y los espaoles darian algo por darle una carga ... Originalmente la imprenta fue instala da en varios recnditos lugares, pero la persecucin de l os espaoles era mucha y se opt por instalarla en un vallecito celTado, abierto en la Sierra de Canap. no lejos de los pinares de Mayari, en el fondo de una cueva, donde trabajaron los redactores, tipgrafos v los dems obre ros que bajo la comba ptrea de la gruta imprimian "El Cubano Libre". Una vez ms la caverna libertadora acoga a los patriotas y los proyectaba hacia la liber tad. La artilleria de la Revolucin, que deci Maceo, despertaba concienclas revo lucionarias desde el fondo de la gruta. LA TUMBA D E L GENERAL AGUIRRJo.: En la Sierra de Jaruco, donde la provincia de la Habana se hace monte riscos o, hay una gruta en el lugar llamado Sitio P e rdid o, donde fue enterrado el General Jos Maria Aguirre. El General haba con trado pulmonia y fue hospitalizado en el monte donde muri a las dos y media de la madrugada del dia 29 de diciembl'e d e 1896. per".': Cabrera nos dice en la biografa del hroe: "el temor a que los enemigos o las aves de rapia profanasen sus des pojos, llev a sus campaneros de armas a disponerle una sepultUl'a digna de un se midis de los tiempos antiguos. En la parle superior de un, enorme peiaseo de di ficil Y peJigrossimo acceso, donde asomab; su negra boca una caverna, recibi con digno ente lTamicnlo el cadver del General Aguine, protegido de la humedad y de la mirada indiscret.a de los hombres, poI' un muro de piedras y de musgos que u lgl'ima viva levantaron sus amigos y suQalternos. _. A ese rstico panten, ira a buscarle, tres aos (' ; pus, lograda ya la independencia, meta de sus sueos, el que se apret reverente para conducirle en magnfica e inolvidable manifestacin de duelo hasta su nueva tumba de la ne crpolis habanera". LA CUE V A DON D E CANTO E L GARClA Saire es tierro de cavernas. De cavcmas amplios y montes pedregosos. Tierra apro piada para vivienda del mumbi. El peri dico "Patria", en su edicin del 3 de fe brero de 1897, nos deja saber que el Ge nerol Calixto Carda, el estratega de la Revolucin anduvo pOI' la C u eva d e l Pep con su Estado Muyol'. Quien firm la nOli cia es el comandante Luis Rodolfo Miran da: . "Tuvimos que conlinuer a pi por el mal camino, llegando a las cuevas al cabo de quince minutos, e stbamos lodos en extremo alegres (ramos slo el Genelal Calixlo Gar ce y sus ayudantes) unos silbando, otros can, tando pere or denlro de aquello inmensa bveda cmO resonaban nueslrM voces, ha. le el generol canfaba ..... 25

PAGE 26

ARCE LO POGOLOTTI sus CUADROS SUS LIBROS Por LOPEZNUSSA SON los tiempos de la exposicin de "Avance", en 1927. Dos aos atrs, el 25, hubo un "saln" que. en palabras de M a rcclo Pogolotti, "sintomatiz el romp i miento con el pasado". Todo Jo que ese rompimiento significa el mismo Pogolottj lo consigna en la revista "Islas", numem 2, volumen 3. de es t e ao: "En pintura nos impusimos un viraje radical. Ya conocamos la cara del pais (Cuba) y estbamos embebidos de su as pecto fsico y sus posibilidades pict r icas. Pel'o haba pasado el periodo analtico y plX'Cisaba captar la esencia y expresarla adecuadamente. No era fcil llegar a una sntesis y concretarla en la forma cor r es pondiente. Abandonamos la transposicin del dato directo exterior para volcar sobre el lienzo lo que tenlamos dentro. Asi, pa samos de la observacin mas o menos libremente !1ogistrada a la vivencia mism a derivando h acia un cxpN.-s;ionismo q u e re flejase una modalidad propia de una como sintesis naciona!", Ahora la e x posicin del 27 reune no slo lo ms representativo, sino tambi n lo ms nuevo y, lo que es ms importante, <:on, 26 grega a u n grupo de p intores q ue, por v ez primera en nuestra vida artistica, in ten t an desc ubr u n "color c u ba n o", es decir, un color que se propo n e "captar l a ese n cia (d e lo nuestro) y e xpresarla adecuadament e", As Carlos Enriqu ez, Vic l o r Manuel, Abela, Pogolol ti y olr os, Al mis mo tiempo, por sup u esto, hay u n a Acade mia esclertica. arrastrando sus anemias de clal'Os curo y sus f iebres de bctun, con la pompa u sual de esas instituc i ones arcaicas. De sus empeos nada quedar a salvo del pl'Onto naufragio, dorlde se hun di para siempre. Los nuevos pintores no tenian pblico, pcl'O tenan pntura. Esta perdurara en beneficio de los aficionados del futuro. TRA YECTOR I A Marcclo Pogolotti est u dia por su cuenta en la Habana hasta el ao 23. cuando pasa a Kueva York e ingresa en la Art I"f"uguf'. Alli sac u de un poco el lastre pro vinciano Que arrastra del Puerto de Ca r e nas, adonde llegan d bilmente los ecos de numerosas conmociones artisticas que tie-'TL PLAN' (,il,,,) /')30

PAGE 27

11('11 lugar en el n'SIO del mundo. (1'ooa vi1.lpasarian 20 lIiO!< anles d(' Q.ue se "aeeplal'a" ('1 Pica$.'>O 110 ('ra tod;,a una leyenda. Rehas.'l.do .,1 cubismu. ,"-W ("
PAGE 28

dientes el panorama cultw'al. Ser el su rrealismo? Salvador Oali co<:(>a (>n (>1 POtro del absurdo; Braque se aferra al cubismo; r-.lonnard queda inmerso en el mar impre sionista, que un cuarto de siglo despues volvera a renacer, pasajeramente, con la sola inspiracin de sus lienzos, sin que nuevos d1scipulos acepten el conv ite; Ma rinetti, siempre fogoso izar ms alto el estandarte futurista, y asi todos, cada uno marinero de su barco, y capitanes todos: ms de una ruta hay por donde puedan navegar los pinos nuevos, P ogolotli, que viene de un pas "tropica l y salvaje" de int enso colo rido, encuentra en el "fa uvis mo" e l vehiculo expresivo que m(>jor se adapta a sus necesidades del momento. Eso cree, po r lo menos, El intelectual qu e hay en el descubr ir p r on t o que ha errado de canal; la fiebre del color no podr rete nerle mucho tiempo poco a poco se ab r e camino hacia el arte soc ial a traves de la sintesis geo mtrica Mi:mtl'as tanto d esc ubre a la Habana donde, como l dice, "nadIe se preocupa del arte colonial", Admira todos los rinco nes que pasan inadvert.idos. VIaja al inte rior, y dcscubl'C al guajh'o. Cmo plasmar sus problemas, sus bohios y su atmsfera en soluciones plsticas? Cmo hacerse eco del mundo que le rodea, sin caer en el pintorequismo banal, en los "guajiros 28 con paisaje"? No hay ms que una mane ra, independientemente de la simple curio sidad arqueolgica, que l mismo al'ticula: "hay que integl'ar todo eso dentro de la concepcin moderna de la pintura", Este a f n le ocupa por algiln tiempo, pero to davia ne<:esita afinar sus instrumentos, profundizar el ojo, y vuelve a Europa des pues de la exposicin del 27. i\. AS A.LtA D EL FUTVR I S)'O En el catlogo de una exposicin que reune a "once pintores italianos" figura el nombre de Pogololti. Es natural que asi ocurriese poI' c uanto el apellido es de ori gen italiano, y Pogolotti, en cierto m a m e n to, viaja en la gran fbrfca futurista, Mu cho se ha hablado dc este movimiento, y muchos le han dado por muerto, pero poco se ha dicho sobre los meritos extraordlna rios de estos al'listas, mritos eslrlct.1men te plsticos, Los futuristas eran pintores y sob r e todo pintores, y sus cuadros tienen una riqueza de matel'ia que pasma. Despus de ellos, los pintores tallanos no han he<:ho ms que paja. ( "El futurista est enamorado sobl'C todo, de una ametralla dont", dira Gmez de la Pasando por alto la palabrera vacua de los propa gandistas de] f u turismo, empezando poI' Marinetti, la huella que d ejaron sus pintores al pasar servir para demostrar, una vez ms, Que "toda palabra es abomina ble", y que el arte de la pintura es capaz de recoger y desentraar esencias que los tcricos del arte no pueden soar ni en trever siquiera. E.'i el ao 28, El surrealismo est en su curva ascendente y Pogo!otti entra en r bita, aunque "sin perder nunca de vista el aspec to puramente plstico de la pintu ra, cosa que los surrealistas ignoraban". Desde Europa "trata de aumentar s u ca pacidad expresiva, apresando el espritu, la esenc i a d e lo cubano en forma pictri ca", De ninguna manera quiere "supeditar al altisla a una realidad superficial foto grfica", que le repugna, "De all --dice me encamin cada vez ms hacia la abs traccin en un afn de pureza, buscando llegar a la realidad a travs de la forma ", Entonces observa el drama social y piensa que all radica la verdadera salvacin del arte. Integrar al arte a esa gran epopeya que vive el mundo -slo as podra reno varse y engrandecerse, Veint i cinco aos antes de que el ma quinismo, la fbrica y la planificacin fue I'an realidades cubanas, Pogolotti pinta su lienzo "Plan'" ( l'Cproduccin en blanco y n(>gTO), anticipndose en cinco lustros a todos sus colegas. I ntuicin de )OCta? ca sualidad? Las preocupaciones del futuris-

PAGE 29

"PAlSJ\jf CUBJ\NO" 1')1) "COSMOGONIJ\" (.;1,.) 1931

PAGE 30

'"GRUPO"" (';Ieo) ""eL MUElLE"" (,;1<0)

PAGE 31

'eXODO" 1937 mo, ciertamente, le inducen a ello, pero su parentesco con esta escuel a no es ms que un parentesco epocal, de conciencia colec tiva. Si la vinculacin es grande, porque en definitiva el hombre (cunto ms el ar tista!) es un reflejo y Wl proyector de su tiempo, cabe pensar que Pogolotti intensa mente volcado a interpretar la realidad cubana, intuy lo que seria al definir lo que era. Asi, pues, el artista cumpli el segundo deber del pintor, que es pintar bien. l.oS FRUCTWEROS De 1928 a 1938 Pogolotti pinta afano samente a Cuba desde Pars Est en su mejor etapa, con Wl dominio creciente de los recursos propios del pintor. En su li bro "Epoca y Conciencia" (Editado en Mxico, 1961), dice el escritor: "Cuando pintbamos, Wla de nuestras aspiraciones era representar en trminos pictricos estas cuatro situaciones: el hom bre dominando la mquina; azotado por la misma; convertido en una pieza ms; y contrastando su endeblez f isica con la dureza metlica o hecho una sombra transparente". Un poco antes, en el mis mo libro, dice: "En los albores de nuestra centuria, una exigua minora de pintores, resistiendo la tentacin de lo fcil, se en, frentar valientemente a la nueva reaU dad. Lanzando sin ms miramientos por la borda el frrago pictrico del pasado, se dar por entero a la solucin de la dificil problemtica plstica impuesta por la mecanizacin. Con pupila virgen, descu brirn un vasto arsenal de formas con in mensas consecuencias estticas. Libres de prejuicios, podrn percibir el significado y las posibilidades, aprendiendo de entra da la impar leccin depuradora que le brindaban. Despejaron la pintura de equi vocas claroscUl'os y de efectos atmosfricos enturbiadores de formas, introducien do lo Iimpido, escueto y tajante. La fuerza sustituy la blandura". Pogolotti, sin proponrselo, describe su propia obra, donde nada es blando, sino fuerte. Por estos aos lucha contra la corriente perturbadora del indigenismo social mexi cano. Admira a los grandes muralistas y ve como Wl acierto, para Mxico, la tni ca que a su pintura dan los pintores me xicanos, pero estima que la misma no es aplicable a Cuba ni, para el caso, al resto del mundo. La historia de estos ltimos 25 aos le darian la razn. Que Diego, Orozco y Siqueiros se fijen en la tradicin y luego Rufino Tamayo--eso le parece correcto. En Mxico. En cuanto a nosotros, estima que "el arte requiere un replantea-miento completamente nuevo, debiendo nutrir su transformacin de motivos sa cados de la actualidad, tanto desde el pun to .de v ista humano como desde el punto de vista fisico del decorado circundante, de los elementos en torno, de carcter me cnico y ritmico, tanto como arquitect nico funcional". Luego aade: "El arte de be reflejar el espritu de su epoca, con su dureza, velocidad, magnitud, sntesis y de puracin de formas. Sin' perder nunca de vista que cada periodo de arte tiene, para pervivir, que aportar una contribucin for mal propia, en este caso derivada de los motivos contemporneos y sus ingredien tes complementarios". Qu mejor pos tulado para el momento que vivimos? Esto no significa, ni mucho menos, que los artistas cubanos deban resucitar los prin cipios contenidos en el "Manifiesto FlLturista" n i tengan, en consecuencia, Que vol ver por necesidad a "las cuef;.tiones del ma quinismo", si bien muchas de aq u ellas "cuestiones" puedan cobrar vigencia nue va. Y quien dice vigencia nueva, dice vi sin nueva, esto es, comprensin y asimi lacin del arte en funcin de vehiculo ca talizador del instante social que atrave samos. O como diria Pogolotti: "el arte lo resume todo". Cmo podemos dejar el todo a un lado? Cuando regresa a C u ba, en 1938, el pin-31

PAGE 32

I LOS DUl'.j(OS DEL MUNDO" (J,b"I") 19 .)[ "ENCLJEN7"RO DE DOS EPOC!\S" 1';loQ) 1\13/1 tal' ha )Crdido l a vista. Ha nacido el e s CritOI' Mal'celo Pogolotti. BUSCA DE LA LUZ Si como pintor Pogolotti pone de disposicin para el razonamiento, bu s o cando, a travCs del anlisis, una si nl(.'si s plstica que le !)C1'mita apl'esar --eXpl"(!o sando--todas s u s vivendas en f uncin de la realidad exteriol. como escritor enc u c n tl'a su equivalencia literaria e n e l ensayo, donde vuelca todo e l acer vo de sus aos de estudio, no paralizados (antes al con trario) po r la perdida de la visin. Pogolotti s igue buscando la luz, y la ina dia. Cultiva tambin, no obstant e. la n o vela, publicando vari as, as como el c uen to. "EI easern del CeI TO", l 'CCientcmcntc edilada por el departamento de p ubll ca dones de la Universidad Ccnll'al de Las Villas es una novela que Pogolotti gua .. d en s u s archivos dUI'ante ,muchos aos. Su h..>ctun resulta curiosa y remuneradora. en particular ahol 'a, cuando tenemos la perspectiva a decuada. En pl'imcl' lugar sal ta a la vis t a una co"u: Pogololti noveli s ta es totalmente contrario a Pogolotti ensayista o p intor. como si li novela fuel'u para l un refugio donde guarcccrse de las tormentas del intelecto. Todas las osa das del pin t o r, en franca .. cbcldia contra

PAGE 33

los convencionalismos caducos de la aca demia, en el novelista son otras tantas co nvenciones de forma. En segundo lugal", se constata que sus facultades de razona dor n o estn dormidas, porque el dibujan te es sobre todas las cosas un hombre ana ltico. ( "En la civilizacin actual la lnea constituye a la vez un smbolo y un motivo plstico", escribe e n la revista "Islas"). "El casern del Cerro" por consiguiente, es una novela r azonada en el fondo, aunque en apariencia sea una novela sentimental y costumbrista. Sin embargo, las aparien cias pueden constituir realidades, o cuan do menos p ueden llegar a ser maneras de llegar a la realidad, de modo que "El ca seron del Cerro" es, tambien, una novela sentimental en el fondo. El binomio se re suelve as, Pogolotti-pintor-anali tico-revo lucionario; P ogolotU novelista-sensual-es tacionario. Indudablemente el pintor lle vaba en germen al novelista, como el no velista contiene la simiente del pintor. Sin embargo, en busca de la luz, Marce lo Pogolotti ha dedicado ms esfuerzos al ensayo que a la novela, indicando que en su personalidad predomina lo analtico so-bre lo sensorial o intuitivo. Ser esta la nica verdad? S in desestimar sus ensayos ("Puntos en el Espacio", "Epoca y con ciencia", y otros), donde junto a una am plia erudicin navega una particular sen-, sibilidad para aprehender las ms puras esencias de la plstica, nos parece que Pogolotti ser mas recordado. como escrito!', por nove las como "El casern del Cerro", ms que por sus libros de ensayo, con to das las excelencias que contienen, como no sea para buscar referencia s de su pen samiento. Pero esto no es nlas que una opi nin. DESPEOID A Marcelo Pogolotti ha expuesto en varios lugares del mundo, principalmente en Cu ba, Italia y Francia, donde vivi un largo peE'odo Eso es lo de menos. Pintores hay que !'ccorren el mundo con sus cuadros y el mundo no se entera. Lo importante es que e l mun ( l o est contenido en un cua dro. Hay pinturas que encierran "un mun do" de cosas, pero de manera tan antici pada que muchos ni se percatan de ello. Qu vi nuestra generacin del 38 en los cuadros de Marcelo Pogolotti? Salvo un pe queo grupo de entendidos, vi con horror algo que se descomponia (como era cierto). incapaz de advertir el mundo que se construia. como tambin era cierto Entre tales mundos, espantada, aquella generacin se puso de espaldas a la realidad. Veinte y cinco aos no es mucho y puede ser bas tan te. Geolgicamente, 25 mil es muy poca A cosa. Vente y cinco aos h a esperado la obra de Marcelo Pogolotti para ser reco nocida y admira d a. Esto, e n la vida de un pintor, es una larga espera. Adems, te niendo en cuenta que el pintor reces como pintor en 1938, la espera ha sido doble mente larga para l. Qu pensaba su generacin del Pogolotti jM)stumo? .:.qu pe nsaria la siguiente generacin? Ya Jo est viendo el escritor. En la vida de un artista, bastan dos o tres obras buenas, bien maduradas y .en sazn: todo lo de ms. la lluvia y el trueno, la savia extrada de la tiena, la flol'acin y el nacimiento de' la fruta, todo eso, repetimos, ya no cuenta para nada, si esta el fruto, la obra. colgando de la rama, a nuestro alcance. Aqui tenemos parte de ella. Son cuadro s donde se conjugan los dos atributos ms difciles de conjugar, comn a todos los pintores de talento: sensualismo y abstrac cin. Si la sensualidad abstraccionista de Marcelo Pogolotti no fuera el resultado de una mente equilibrada y propincua al an lisis, junto a un corazn de fuego, seria una llamarada estril, seria un haz de le a seca, sera polvo o brizna de a lgo seria, pel'O no seria la obra de un pintor que ha sabido interpretar a su epoca sin dejar de ser l mismo. Saludamos, por esto, al pin tor Marcelo Pogolotti. Y a Marcelo Pogolotti el escritor, damos las gracias. 33

PAGE 34

, j i / HANOI, Vietnam del Norte.-"El Presidente la l'ecibir a las 4 y 30 en el Palacio", me dijo el jel"e del departamento dc prcnsa. A las 4 tomamos un auto --el jefe de prensa, mi intrprete y yo-y discurrimos a travs dc las calles flanqueadas de rboles de la vieja parte colonial francesa de Hanoi, donde se ven las tipieas viviendas pintadas de colOl' amarillo. Durante el viaje vimos muchas arquitecturas interesantes, algunas nuevas y otras supervivientes de la antigua etapa colonial. Por fin llegamos al edificio ms descollante de todos, un gran palacio amarillo con algunos acres de jardines, rodeado de em palizadas. A travesamos una puerta de hie rro donde un centinela revis mi nombre y despus pasamos a un gran corredor circular de mrmol que va asccndiendo cn forma de escalera de rampa. Llegu al prtico con sus pisos de mosai cos multicolores y a o tros salones con pi sos de mosaicos dc otros diseos. El saln de recepcin rcsult agradablcmente moderno. E l jefe de prensa sali y regres diciendo, "El Presidente estar aqui den tro de un momento. Pocos minutos ms tarde entr cn el saln un hombre alto y delgado, vestido con un kaki c o lor crema, calzando sanda lias, caminando con paso suave y ligero. Me salud con ambas manos en un gesto tan ampli o que abarcaba el saln, dicindome: "Est usted en su casa." Se inicia la conversacin Me sent en un extremo del divn y Ho ehi Minh lo hizo en el otro extremo. Co menz diciendo "Hablaremos e n ingls". Desde ese mome nto me olvid de que el no era su lengua nativa y que ni siquiera era una de las tantas lenguas -francs, chino y cantonsque l habia ido dominando con el tiempo. Aadi despus: "Usted es el primer ciudadano norteamel'cano que ha venido a nuesto pais". Le dije que ya antes haba estado Joseph Slarobin, pero despus record q u e cuando Starobin estuvo en Vietnam y se entl'evist con Ha Chi Minh, aun Vietnam no era lo que es hoy. En seguida supe por qu todos los nios vietnamitas le llaman "To Ha". Es sen cillo y agradable, venerable y sabio, con un ros1l'O austel'o y ojos expresivos. Se deja una barba larga y fina. Su sonrisa es gentil, penetrante. "Usted debe decirme qu desea", me expres con suavidad. Cuando le expliqu mi misin, contest como si le sorprendieI'a: "Oh, usted quiere una entrevista?" Le manifest que seda que el mundo supiera cmo van las cosas en Vietnam del Norte y e l problema de la rcunificaein con el Sur y especialmente las 'elaciones con Laos. Cmo vamos ]trogrl..'Sa nrlo La conversacin entr en el camPQ pol tico, pero discuni tan amenamcnte que cuando el jefe de pl'cnsa seal que la en tl'evisla deba terminar ya porque Ho tena oll'oS compromisos que atender, pens con inquictud que no tenia nada que citar. pues apenas habia escrito "Igo cn mi cua del'no de notas. Slo en el recueldo retros pectivo me d cuenta que haba contestado todo lo que le pregunt: asi, tan sencilla y explieitamente. Expuso: "Admitimos que no marchamos tan rpidamente como nuestros hcrmanos chinos y COIeanOS. Y ni pensar en la URSS, quc est tan desarl"Ollad
PAGE 35

F otoa SINJUA --'" - --.., t ./ -, La niez dishula de pre ferenle alencin en la nue Va Repblica D emoc r lica d e Vielna n\ d e l N o rle. En l e 1010 una orquesl a inlanlil enn.y a e n f Club d e Jve nel Pion u o s d e H e n o L El 95% d l o s habilanles sabe l e e r y escribir fin Vielnam. En la fOlo miembr o s do l a Cooperaliva Agrlc o l a d o Xom Mac e n la provincia de Hoa B lnh aprenderi con e l mae slro e n pleno campo 3 5

PAGE 36

El n.ovimiento cooperativista I!n el campo ha ganado gran incremento en pocos aos en Vietnam dl!1 Norle. Miembros d" una de esa. Cooperativa. aprenden a guiar un traclor e n las alueras dI! Hanoi. Lo s n,embros de la Cooperativa Agrcola Lo; en la aldea de ConHan, luego de las cosechas s e dedican a pesar e l arroz. Hombrp.s y mujere. en s u mayoria jvene., trabajan alegremente. I Bajo la orientaclon del Partido de los Traba. jadores y del Gobierno d e la Repblica Demo crtica del Vietnam del Norte, l a educacin ha hecho grandes proqreso . L a loto m ue.tra a los estudiantes de la Escuela de Medicina de Hano; en los Laboratorios. tanto nosotros somos principalmente agr colas. "Pero vamos progresando. Durante ] poca del dominio francs ramos e scla vos y ahora SOlnOS libres. Nuestros cam pesinos son dueos de su l erra y sus c osechas aumentan." Le pregunt si et'eja que las cooperati vas vietnamitas se pl'oyectabun hacia la estructura de la comuna china o ei cc1js sovitico. A esto repuso: "El colj s la comuna y la cooperativa son rOl'InaS diferen tes del mismo sistema. La tendencia es la misma en todos los paises que van hacia el social ism o, pero las formas difien.'n de acuerdo con la s distintas tradiciones y pe culial"idades nacionales. Nuestrus tradicio ne s son tambin algo dislintas de las de ms y poi ello nuestl"as formas han de ser igualmen te un poco diferentes." Contra el unalfalletismo Despus habl de la industra: "En tiem pos del dominio frances !;lo haba 22 fbricas, la mayora viejas y muchas de ellas arruinadas cuando los fl'anccses se fueron. Ahora tenemos ]72 emp!'esas indust!'iales modernas. Las cons! ruimos con la ayuda de los paises socialistas fraternales, la URSS, China y otro!;. "Est.umos particularmente orgullosos de nuestt'os progresos en la lu cha contra cl analfabet.ismo. En la poca de los france ses tenia mas un 95'10 de analfabetismo; ahora es todo 10 contrario, el 90% del pais sabe lcer y escribir. No hace mucho visit una aldea en la Pl'ovincia de Cau Ban don de realic mi prime!' t.rabajo ile gal. En aquellos tiempos slo dos pcl"Sonas en la alde a sabian leer y escribir. Ahora, todos saben l{'{'f y escribir, desde los nio s de 7 aos en Todas las aldeas tienen escuela, no muy buena an, no muy gl'an de, pero una escuela de 4 grados," Esos fueron los cambios que enumer para un pais que habia estado en paz me nos de 7 aos -menos tiempo que Corea

PAGE 37

y mucho menos que C hina_ y c uyas nas url'occl'as hullan sido cruzadas con emplazamientos y alambradas francesa s que lard b astante tiempo eliminar. Des pu s pas a h ablar de la s ituacin en el sur: "Ahora tenemos dos tareas principa les: primero, mejm'ar cada vez ms la v i d a del pueblo ... construir el socialsmo, des de luego. Y lograr la reuoifieacin d e nuC!!tra patria." Una cllcsti61l compl e j a Le dije que la primera d e ef'oUS tareas llev al'a tiempo y trabajo, pero que era un camino l"CetO con muchos ejemplos. La segunda t al'e a es mucho ms compleja: "China. Corea, Alemania, estn tambi n dividid,ls desd e que termin la guerra. Ninguna ha logrado la reunificacin. C mo cspera ustro logral tal cosa? "Es un asunto complejo. El imperialis_ m o nOl' leamerican o gasta muc h o dinero en mUlllenel' a Ngo Dinh Diem en el poder. y ahm'u 1><11'CCC que la administracin de Kennedy se mueve ms activamente en ese objetivo. Ya le han dado a Diem u n ejercito dc ]50 mil hombres y lo utiliza e n rcpl'ml" al pue blo. Emplea los aviones norteamericanos para bombardear y ametI'allar { Ireas comple tas donde e l p ueblo le r esiste. Pero Kennedy propone aumentar e l ejrcito de Diem porque considera que aun no es suficientemente f uert e. Hace que l a OTASO apoye 11 Dicm contra lo. que l llama "una pequea minoria agita da desde el extenior" ... Pero no cs una pequea minOI'ia. Es el pueblo sudvietna mita el que est oprimido. Usted no est obligada a creerme; es cosa que se dice y se sabe en todo el Sw. "La histori a demuestra que cuando un pu e blo est o[Jl'imido hace la revoluci n Nues tl'o s hermanos en el sur estn opri mido." muy fuertemente por Diem, De ma nera ( l ue Diem caera, como cayeron Chiang Kai-s hek, Syngman Rhcc, Bati sta y Mendel"CS, Todo el d inero que Estados Unidos gasta en sostener a Diem es dine,En e t A eropuerl o d .. Peki n .. 1 presid ente d .. [Vi .. tn .. m d e l N o d .. H o Chi M inh, s<11'..1 un pais unido, l a liberacin se producir", "Podda decirme algo respecto a vues tra poltica hacia Laos?", le pregunt. 'Hay grandes discusiones en el occidente al respecto y dicen qUf' U(l. interviene a11i", "El asunto es d elicado --'-
PAGE 38

UNA larga vida, en modo alguno agota-da, sino, por Jo contrario, enriquecida con incesantes experiencias, dedicada a la comprensin de su tierra y de su gente, es el resumen de la obra de Fernando OrUz, Si se deseara escoger un ejemplo de creacin en el cual se destaque como ineludible premisa, un mensaje significati vo, la ingente labor erudita de Fernando Ortiz ocupara puesto de prioridad en la seleccin. Da a dia, pgina a pgina, el sabio ha do adentrandose ms y ms en el ser social y comn de Cuba. No se h a encubierto de objetivismos trasnochados, no se h a distanciado de los hombres que estudia; se sient e como uno de ellos y participa de sus problemas en una (orma combativa. Por esta va, Ortiz forma parte de la gran .. dicin cubana en que la ciencia social es un instrumento til, ante todo vinculado a la realidad Es, por consiguiente, l mismo y su obra un hec h o histrico-social de indudable categora. Ortiz, que, en estos das, ha de festejar, inmerso en su prodigiosa papelera, sus 80 aos, descubri a Cuba, primero, por el amor de su progenitora cubana, cuando muy nio aun fue llevado a estudiar a Espaa, concretamente a Menorca, de la cual conserva un acento fontico peculiar, Ms tarde, las U niversdades de Barcelona y de Madrid, le condujeron por l a senda del Derecho y quizas le interesaron en sus primeras preocupaciones sociolgicas Por eso cuando vuelve a C uba comienza a mirar en torno y a preocuparse de las complejas y, a veces, inescrutables ra ces y manifestaciones de la sociedad y del p ueblo cubanos. Y aquel despertar temprano de su vocacin por las humanidades de nuestro tiempo -por las ciencias sociales-qued definitivamente fijada co mo itinerario de su vida Cuba salia entonces de la dominacin colonial espaola y la nueva dominacin impedidora de los Estados Unidos estaba todavia como embozada o escondida entre las sombras de la propaganda y de los documentos ofi ciales. Haba mucho que hacer. Estaba todo por hacer. Frente al freno cientfico de la colonia espaola haba que luchar po r una ciencia liberal y progresista. Un cargo consular que la Repblica le confiri en Italia, le puso en contacto i n timo con la ciencia social positiv ista. Su primer impulso fue el estudio del Derecho Penal y, por consiguiente, e l de la "mala vida", zona marginal del comportamiento colectivo del cubano. De esta pdmera aproximacin al tema ofreci un singulal estudio titulado Los Negros Brujos ( Ma drid, 1906; 2 edic., 1917 ) en el cual brotan ya las e xplicaciones reales de un fenmeno que los juicios Contemporneos cargaban de espiritu racista y discriminatorio. Es l g ico que ello sucediera, pues a medida que se interes en apreciar las formas y las apadencias tnicas de la vida cubana podia ver mejor la trabazn profunda de los hechos y se le ampliaba la visin del tema. Tal es la razn que hace de aquella monografa como un germen de lo que seria su obra, su posicin cientfica, sobre el problema tnico. Precisamente porque, en tonces, la convivencia y la fusin biolgica y cultural de dos razas era un probl ema, se requeria el honesto pensar, la vigo rosa 38 vocacin y la ]enuencia a todo dogmatismo para conocerlo a fondo. Con las primeras obras de Ortiz sobre los aspectos raciales de la vida cuban a aparece, por consiguie nte, un tratamiento cien tfico de los temas. Lo primero, lo esencial, era q uitar el tab; romper los pre juicios porque l a ciencia es la nica fuera capaz de vencer a las mentiras interesadas, especialmente en los paises sometidos al atraso colonialista. El negro y su v1>1.a c u bana podian y deban ser estudiados para explicarlos, f rente a los impulsos proven i entes del exterior y con largo eco en las fuerzas conservadoras cubanas, que pretendian mantener el esclavismo sus tituyendolo por el prejuicio y la discriminacin. A partir de a quell a obra, seguida de Los Negros Esclavos (La. H a bana, 1916), se va diluyendo el concepto de la "mala vida" hasta des aparecer totalmente de su obla, por insuficiente para la extraordinaria ta l'ea de conocer nuestra vid a tnica. La conducta humana, en e l campo de las re laciones tnicas, no resiste, cuando de su descripcin se trata, y de su explicacin, un encuadre limitado. Ortiz necesitaba e x plicar como un producto social legitimo, todas las manifestaciones d e la existencia colectiva de la poblacin negra de Cuba: el baile, la msica, el lenguaje, la relig i n, producto de reacciones sociales frente a necesidades bsicas de la vida. Por otra parte, e l afl'cano esclavizado en Cuba, per da su vinculacin a la tierra de origen, perda las relaciones econmicas y sociales en que haba nacido y crecido y se veia {orlado a adaptarse a la economa y la sociedad explotadoJ'a <:atonial. De ah q u e algunas de sus creaciones y supervivencias cubanas fueran igualmente n:-aceiones frente a la nueva vida impuesta. Y, por consiguiente, que hayan sido incorpotadas a la cultura popular mestiza o criolla por que tambin el blanco sin privi legios ha necesitado "liberarse" de las condiciones coloniales. Horizonte ensanchado con el transcurso de los aos como puede apreciarse por El E nb'1lio d e l a.... Hazas (La Habana, 1945) y sus libros ms recientes La Africana tle la M.. .. iea Fulklrica. Cu bana., La Habana, 1950; Lo s Bailes y e l Teatro d e h:>s Ne/-,'Tos e n e l Folklore d e Cu ba, La Habana, 1951, y Los Instrumentos d e la Msica Afro-e ubana, 5 tomos, La Habana, 1952-55. Lgicamcnte, el Derecho Penal fue ocu pando un lugar secundario en su actividad invcstigatva. Pero antes de abandonarlo redact en 1926 el Proyecto d e Cdigo Penal (La Habana, 1930). En aquellos aos de tormenta post blica, cuando el mundo occidental empieza a caer en ma nos de bandas de criminales como la de Mussolini, OrUz compl'ndi, y as se lo decia al saba italiano Enrique Ferri, que el Del'C<:ho Penal haba dejado de tener una validez objetiva: las normas penales eran establecidas por los que tenan el Poder y no poda conservarse i lusin alguna sobre la calidad de los llamados a dictarlas. Para l, aquel punto de arranque ya no ofrecia pel'Spectivas cient f icas y le ataba demasiado al hombre-indi vi du o, sin darle la posib ilidad cabal de conocer por qu el hombre era d e talo cual suerte. La necesidad de calar ms y ms hondo en la vida social que el mismo positivismo Por JULIO LE RlVEREND Fotos: RAUL CORRALES El eminenle inlele<:tu a l cubano don Fernando Odiz, quien recienlement e arrib6 .a los 80 aos de edad sin recesar en s u s acuciosas invesligaciones.

PAGE 39

.-I 39

PAGE 40

I . 1 :.J j. _,o

PAGE 41

, J - -'

PAGE 42

penalista le habia se alado, tenia forzo samente que desarrollarse e n campos ms vastos. Estos campos serian, en un en trecruzamiento enciclopdico, la historia. la etnologa, el folklore, la antropologa en suma. la ciencia del h o mbl'C social. esto es, del nico hombre que realmente puede ser objeto de ciencia. Sus preocupaciones cientficas no imp diel'on a l'tiZ participar de la poltica nacional; por lo conO' ario, ha b i a en todo aquello un a unidad intima. Unidad que se rompera en apariencia c uando, por razn del deterioro acelerado del Estado cubano intervenid o desde 1902, juzg, com o otros cubanos notorios de la poca, que la po42 \ I ltica a l uso no era, ni podia ser, el camino pam el progreso nacional. Hay que recordar lo que fUeJ'on esos aos criticas que corran de 191:'> a 1920, con su carga de grandes especulacio nes capit
PAGE 43

-/' grama, estn los element.os d e una poHtic a distinta; la misma que, a partir' de 1922, pondra e l pueblo cubllno corno norte dc su lu c h a diuda. Es cul'ioso obsel'var q u e el nfasis de este (lr'ograma en los proble mas sociales se vi n c u la, como una cues tin de poca, con las luchas que e l p ueblo cuban o, e ntonct! s carente de una orienta cin precisa, libl'aba conh u Menocal, el "Kai sCl''' de Cuba, y todo lo que l I'C pl-csent a ba. Y es t ambin e l mismo pl'O grama q u c los gobcl'l1antcs ineficaces posteriores a 1 933, nada menos que 14 aos despul-s de que 10 d ie r a a conocer Ortiz!, esto e s, cuando ya hab a pasado la opor tunidad d e a plicarlo para detenel la caida, presental 'an a l pueblo de Cuba como una panacea poltica, social y econmica, Y an mas, m u c has de las bases pa r a re med iar la situacin poltica cubana, como po I ejempl o l a fragmentacin de l latifun dio entregando l a ti e rra a q uien la traba ja, no fueron, ni mucho menos, realizadas por los m ismos que descubl'an tardiamen te la necesidad del p l'ogroso nacional. La burgues a cubana llegaba tarde, s i es que tenia la intencin de llegar, y no simple mente la di! ilu sionar' al puebl o Ya no po dia ser cficaz siquiera limitadamente, un progl'ama democrtico-liberal. En este programa se I'eneja el nacimi e n to de una conciencia ms clara de la crisis nacional. Y, por consiguiente, co n l esta vinculada l a actividad poltica no par tidista q u e tiene Ortiz desde entonces asi como una bu ena parte de su obra cienU-[jea, Como la que se materializa, por u n lado, en l':l COlltr:lllllll tco C llb UIO d e l Ta. baco y d e l A? ear (La Habana, 1940) y, por otro lado, en su actuacin dentl'O d e la campaa "Por una EscU':!la Cubana en Cuba Libre". En El Contrapllnteo, Ol'tiZ plantea el problema histrico de la lucha entre la pe quea explotaci n agrari a y el latirundio capitalista, l ucha que comenz en e l siglo XVI y termin con la derrota de l latifun dio en 1959, Como quien n o quiere la cosa y est bro meando, en prosa de las ms nobles calidades, d enuncia todas la s vinc u laciones de p l 'iv i legio y las repercusiones frustrneas de la g ran propiedad azucarera, E n la campaa "Por la Escuel a Cubana" defiende los mas altos intereses nacionales, amena7..ados po I los extranjeros fasc istas y sus agentes, que labran en la mente d e los nios cubanos e l pe nsamien to antinacional que hoy dia ha puesto en juego la contrarrevol u cin, laica y clerical, para amenazar y minar l a Revolucin So cialista. En los aos en que OrUz publica aque lla obra y participa e n la defensa d e nuesUa escuela l es plenamente u n personaje de s u s propios libros, es un sel que se ali nea junto a la gente innominada, q ue l estudia, para pelear con ella. Y, por' eso, ya estn a!1 las calidades que aparecerian en s u obra mas reciente: lIistoria d e una Pelea cubana contra los D emonios (Uni versida d de Las Villas, 1959). No se trata En e l ambiflnle familiar .e p e n:;ib e Un gralo !;:fIlo. d e hogar, Don Fernando, emocionado, rec:ibe invariablemente d e '01 hija e l beso d e buena. noc he., de una simple proeza de erudicin sino de 'un demoledor a legato contra las S U pe l'S-' ticio nes religiosas prove nie n tes d e Euro pa pues al cabo, el africano no tmjo a Cuba ms supersticiones, ni peol'es, q u e la s que vinieron amparadas en la Biblia y el c r ucifijo, Obr a ple n a de ciencia, proyectada hacia el p l'ogreso y la luz mas difana, sta de Ortiz tiene siempre una presencia clara d el ser social cubano, una preocupacin h onda por comprenderl o sin justificarlo. Y he a h i porque en tod a ella, an en la que p u di e r a considerarse pe recedera, hay s iem pre un alerta, Alert a para q u e no nos baso ten las apari e ncias, s u e rte d e baratijas cientificas con las cuales pretendian sals faeernos los conservadores de toda laya negadores d e los problemas econmicos, sociales y tnicos, y polticos de Cuba. Obra con un mensaje q u e se integra por e l transcurso del t iempo con los nuevos mensajes: es una de las genuinas mam festaciones criticas d e l periodo de f O I 'ma cin y consolidaci n de la nueva concien cia nacional. Por eso h oy, cuando su ochentaia, como l dice, le permite contemplal' con mirada inteligente esta prodigiosa c l '(!aci n de vida nueva que es la Revolucin Socia lista puede sentirse ms nuestro, alienado si pero como un pedazo inalienable d e n uestra cultura; la c u ltura que, con su acarreo viene a confundirse, fil t rada por l a experiencia histrica universal, con la san g r e vivificadora de la Revoluci n del pu e blO!' 43

PAGE 44

4 4

PAGE 45

Anselmo rehua a Fico. Tema que le preguntara por la flauta o le pidiera cuentas de los siete pe sos. Sin atreverse a confesarselo intuia que la situacin haba empeorado. El i "ximo Centro seguia lejos. Empezaba a comprendel' que llegar no era subr las escaleras, franquear las puertas, atravesar los pasillos e instalarse en el escenario. Adems, ni squera tena flauta. Los siete pesos se esfumaban. Slo le q uedaban $3.50: A los dos que le haba pl"estado a Lobera, -dos pesos que tardal'ia en cobrar-habia que aadi r $1.50 que haba gastado en blletes de Lotera. Era un ter minal diez y siete y pens que al l"ega lrlielo a Fico ste excusara su actitud de das anteriores. Cada fraccin le haba costado treinta centavos (aunque el precio de venta al pblico era de veinticinco cen tavos) porque el numero 1 7 -San Lza-JAIME SARUSKY ro-era un nl m ero bonito. Nunca se supo quin imparti por primera vez aquel fallo estetico. San Lzaro sin embal'go, contaba con muchos devotos y si el nmero 17 automticamente se identificaba con cl santo, cra lgico que tuviera gt'an demanda en el mercado de la suerte controlado por el B illetero Mayor, Que resultaba sel' tam bin el Director de la Renta de la Loteria Nacional. Pero ya a Anselmo slo le preocupaba lo inmediato: recuperar los tres pesos con cncuenta centavos y alquilar la flauta Que le conducra al triunfo. Lobera le haba ofrecido un "tmbajto" fcil en qu ganarse diez o doce pesos. Pero lo rechaz. Slo tenia que entregat' un frasquito de cocaina a cierta persona que estara esperndolo. No haba riesgo. Pero habia preferido buscar una frmula l ep;al para obtener el dinero Que necesitaba. Tocaban -,.. ;.' '".. '<' '". fuertemente en la puerta. Eran dos viejos compaeros de Orquesta: Cajetilla y el cantante que tena la mana de alisa\" lie constantemente los cabellos. Cajetilla luca cansado, muy cansado. Sn prembulos, le dijo a Anselmo Que los acampa/Jara inmediatamente. Adnde? -Vamos y no andes con preguntas. Ayala se est muriendo. Yo creo Que no pasa de esta tarde. -Bueno, s es as, que descanse en paz, -djo. Nunca haba querido saber nada de moribundos ni de velorios ni de entierros. -Pues tienes Que venir chico Ahora mismo. Ayala se est muriendo y quere ver a todos los que tocamos con l en el ltimo baile, para despedi rse. T eres el nico que falta. -Yo? 45

PAGE 46

tu, y no des ms vueltas, vamos. Haba gast"fL pal'te del dinero que le haban dado para alquilar la flauta y te nia que reponerlo. Ahora, la subita gra vedad de Ayala entorpeca sus planes. Dis gustado, aempan a Cajetilla y al can tante. Los tres se acomodaron en el asiento posterior de un taxi que los esperaba. An selmo no podia disimular su irritacn mi me da pena .:.... msicos mur mur: -Caballeros, si el pobre quiere hablar,

PAGE 47

q u e haga s u vo luntad! O se le va a prohi b i r eso tam b i n ? Los musicos se miraron y a si nti e ron. El cantante se mordia los labi os. Anselmo l e va n t la cabeza y mir d istrald o. 3:46 La cara ceni C i enta d e Ayala resaltaba en la b lancura a lmidonada de la almohada, de las sbana.'; Ansel m o escchame ... -No h a b les, no h ables, Ayala. M ira que t e hace dao, ---d ijo e l cantant e. in clinn dose hacia l. -No i mporta. Anse lmo, eres el n ico que t e has negado... se que no q uieres volver ... t e con ozco. Per o yeme. Los muchachos van a I ntegrar la orquest a otra vez. .. Todos estan d e a c uerdo ... y yo quie r o Que t vuelva s ... Eh ? Nos hace falta un n auti s t a ... fal tas t ... -Ayal a, no me pidas lo impos i ble, por favor. Anselmo senti a e n I n nuca las miradas de reproche de s u s companer os. P e r o te n a q u e m antenerse firme ... No oodia ce d e r a pesar d e l vaho Que le llegaba de la boca, del cuerpo d e Ayala. De no haber h ec h o l a apuesta no hubiera J)Crmaneoido all ni u n i n s tante ms, anclado a un m ue r t o q u e pug naba por sobrevivi rse. Hubiera llama d o al cantant e para deci r le que la apuesta quedaba cancelada; q ue estaba bue n o ya de bromas macabras. En definiti va, el moribundo habia s ido su amigo; lo habia sacado del bar rio y del anonimato pa r a convertirlo en flautista d e ci udad. De la Gran Ciudad. Pero e l cantant e era demasia d o glo tn par a renunciar ahora a la a puest a. "Por qu m e estar metiendo siempre en lIos? Por q u?" Q u e ria reponerse pe n sar en otra cosa. Olvidarse de la peste y de Ayala. Ignorar q u e la vida de ste ten ia en a q uel momento. el m ismo valo r de cot iza ci n de u n "picao" e n el billar o d e u n nmer o 17 en la Lo t e r ia A unque Ayala a l mori r a n tes de las c ua t ro, seri a ms til par a l que el torbelli n o de las bo las e n e l bombo o un gol pe p reciso en el mingo. "As por lo menos podra alquila r la naut a y enton ces, en t o nces" ._ Ayala movI los la b ios, exten di una man o haci a Anselmo y le h izo sea s para que se acercara ms. -Ayal a v a a vivir muchos aos, m u c hos ----(\ijo e l cantant e sonrIendo con ton o imperso n al, como para estim ular a l moribun d o T r ataba de dan.e ni mo a s m i smo. Al in cli narse hacia Ayala, A nselmo vol v i a divisar el f aUdlco relo j : e n ese moment o h u bie r a q uerido destruirlo d e una pe drada. 3:55 -Es ve rdad que yo mismo te anim para q ue trataras de entrar en el Mx imo Centro. Pero ahora te d igo q u e dejes eso. -No hace falta. Ayala. Dentro d e poco entro a formar parte de la On:ues t a Sin f -Nada ... Ayala pronunciaba con g r a n d ificultad. Tenia los ojos cerrados y las manos C I U zadas sobre el pecho. -... promteme que vas a renunciar a eso d el UiLxim o Centr o Anselmo n o con test. AIJi era un reh n CUando accedi a acompanar a Cajetill a y a l cantante al h ospital, no era dueo de su voluntad. Ahora. por primera vez, comprendia con claridad que lo habian secuestrado. Y todo pa r a escuchar el l timo grito de u n hombre fre n te al despeadero. Lo haban llamndo pnra aprobar todo lo q u e le dijeran exigieran impusieran. Sim p lemente pOI'que los moribundos y los muertos podan imponer a g u s t o s u volun ta d Tenian ese p rivileg i o. A un q u e e n v ida no hubieran dic h o ms que t.onter ias. iQue v ivan los mo r ibundo s y los muert os! P e ro ya te q ueda poco, Ayala. poco ... T eres jove n ... V a s a perder u n tiempo precioso .. No s igas con tu i d ea, muchach o ... Renuncia! -Renun cia, An sel mo! -repitie ron a coro los msicos. Cede -Cede!, -vo l vieron a corear los m sicos, -No, c a balleros, no Por favo r Ayala respiraba con esfu erzo. De pront o trat de i ncorporarse y Se despl om. El cantante se p recipi t sobre l, le pas u n a man o por debaj o d e la n uca y l e e n derez la cabeza en la almohada. Sac un pauelo y le lim p i l a bab a que le corri a por la comisur a de los labi os. Anselmo m iro con rabi a al cantan te y pe n s: "Con cho, de lo q u e es capaz este tipo por tres cincuenta!" Mir al reloj 3 :58 Ayala segu ia vivo Seguia vivo e l muy estpid o. Segu ia respirando como una jai ba; hubiera bastado con apretarle un poco la almohada sobre la nariz. Apretarlo; dejarl o alH tendi do; si l e nciar sus sermones y c o nse j os; n o senti r ms su aliento podrido _Mi ltima ... vol u n tad, Ansel mo ... Promteme ... promteme q u e ... ce d e rs ... A nselmo call. Saba que todas las pupilas estaban fijas en l, e n su m I e d o s bito. -Compl celo, compadre, que se est m u r iendo!murmuro uno de los msicos. -Prom teselo, t!, ---dijeron o t ros. Con la m irada recorri a quellas cabezas. Tras ellas se destacaba l a raya roja 1"0ja, i n fatigable, q u e cortab a la esf e r a del reloj. -Crey Q u e hab a dado un sallo ... el seis ... e l och o ... se deten a ... saltaba ... el o nce ... B u e n o est a b i e n -balb uce, bajan do l a vista. No, as no. Jr aselo. B u eno, t e lo juro, Ayala. -Lo juro, Ayala, l o j u r! ---exclama-ron algu nos sin darse c u enta de que Aya la y a no les oia. U nas manos de m u je r le c ubrieron e l rostro con la sabana. Los msicos se ll e varon los pauelos a los la b ios y salieron e n sile n cio. Cajeti lla y Anselmo coi n cid i e r o n e n el pasillo ; ya st e le habia pagado a l cantan te. Los d os c a m ina r o n po r una avenida bor dead a d e lamos f rond osos. A n selmo tenia ganas de gritar, de co rrer de patear ; algo mayor, ms fue rte que l, se rebelab a. De pront o se le escap la frase que pareci a d i r ig id a al sile n cio vege tal de l a tarde No, no n o, ------xclam con e l sem b lan-te enrojecid o. . -No, n o, Qu? p regunt cajeti lla i ntrig a do. -'Que n o cedo, Que n o ren u nCIO, que no resigno! entiendes? -No hables boberias, mi h ermano. Mira q ue t j urast e! Si, jure. Jure, pe r o l n o m e oy. Ya se h a ba muer to. Y a u n q u e hubiera esta do v i vo! No va, cajetill a! Esta si que n o va Por m i m adre te lo j u ro! No me resi g no: No puedo resi g n a rme de ni nguna ma nera. Res ignarse!" repi ti en voz baja. Aque lla pa l a b r a retrataba a Ayala ... Porque l n o habia si d o ms que eso: un resi g nad o Un m u lato resigna do Que v iajaba en una escob a embrujad a sin pode r posarse en ningn tech o ni azotea po rque siempre lo rechazaban. De un lado los negr os: para ellos n o e r a sino. u n mulato b l a nconazo. Para los blan cos era un negro m s. Los m ulatos claros q u e pasaban por blancos l o conden aban po r demasiado prieto .. Y los mulatos ms oscu ros discutian has t a los matices. Sl o e l espejo l e d evolvia s u verdad e r a identidad. Y entonces n o sabia cmo cat a logarse. De a h s u tendencia a conciliarlo todo. C onciliar a los blancos con los neg ros y. a los m ul a tos ms claros con los m ulatos ms oscuros que l. Hab a q u e "vivir como mejor se pudiera" y la existencia pa r a l no ofrecia otra alternat iva q u e e l compromi so. Ni negros, ni mulatos. n i b l a ncos, ni jabaos. Todos tenan razn Lo ideal era ser eclctico y sobre todo "no caer pesa do". Muchos l o apoda b a n Mil Sabores", identi fica n do l o con los car a m e los salvavidas, que sati s facian tolos los gustos. Resultado: la visin con q u e Ayal a concebia e l mund o. Todo e r a importante y a l mism o ti e m po super fluo. T o d o dependia del i nterlocutor de t u r n o Hay que dejarse d e boberas, caballeros, -sentenciaba a m enudo s in l a ms mlnl ma traza de ironia-el p r oblema es que dar b ien, quedar b ie n sie m pre. Eso es lo importante". Cajet illa Queria hacer u n a pregunta, pe. ro t e m ia que s u amigo respondiera con u n o de ss exabrup t os. Al fin pregunt: -Entonces ... m i hermano Qu pien -sas hacer ? L uchar, lucha r lu c h a r -Es muy fcil d ec irl o ... Yo n o s s i e s f cil o d ifcil. Lo que s i s es que yo n o me dejo impo ner l a vo lu n t a d d e n adie. N i l a de los m uertos olste bi e n ? Ni la de l os muertos! L ucha r hast a el fin. Y ya veremos q u in tie n e la I'azn 47

PAGE 48

La lumbadora marc a ,, 1 comps seguro y r i l m ico: las manos fuerte. y maestras IInanClln sonidos clldencios o s d los cue",s. 48 Alegra desbordada e n la sonris a plena d e juvenlud y d e b elleza sanliaguera. '" l FOTOS DE PASCUAL Y FREDDY Somo s s o c i alis tas por d entro y por fue ... y l o que queremos que nos d e n a Cai m a n e ra. LA cuarteta rtmica musical y profundamente rcvolucionaria tom meldica carta d e naturaleza y se aduen de las calles, resonando bulliciosa y alegr e hasta lo s ltimos confines de Santiago d e Cuba, El Carnaval.&mtfguero h a s ido siempre, a travs de los anos. acontecimiento muy singular Que forma parte de sus ms entraables tradi ciones. Y de alli como de una cantera inagotable. brotan los ritmos musicales creados por el propio pueblo. la conga bulliciosa y enardecida. ri tmos y danzas Que arrancan de pocas remotas, cuando l a msica africana trasladada a nut!s tro pais en los barcos negreros esclavistas w fundi en amoroso abrazo con los giros musicalcs existentes en nuestro pais. En lo formal, e l Carnaval Santiagucro es similar. sin mayo res cambios. a los del pasado: las comparsas. con s u s kimonas, sus vestimentas multicolores, s u acompasado y armonioso danzar, incesante y sonoro. Pero algo h a cambiado sensiblemente e n este Carnaval: este alg o es el nuevo espiritu revolucionario Que ha transf()!'mado muy hondamente la mentalidad y la militancia de la inmensa mayora de lo s cubanos. Y el Carnaval Santiaguero no podia ser, precisamente. una excepcin. y junto a lo s cantos tipicos carnavalescos. nacidos del cau daloso inge n i o popular, como los d e este estilo: Y o vivo en el agua cama e l camarn, a nadie le imporla Cama vivo yo. insurga clamorosa y bullente la copla pIctrica de fervol' mili tante: Al que saque l a cabeza d\110 con l Fide l Fide l duro con l. o esta o tl'a, de ejemplar y fCI"voroso contenido revolucionarlo: Somos s o cialis tas por d e n lro y por fuera y lo que q\leremos que nO S d e n a Caimanera. y lo ms resaltante y extraordinario cs que los cantares r e volu cionarios encal"naban un !"ltmo tan vivo y ardoroso que superaban en calidad y armona a las dem[s improvisaciones acostumbradas del Carnaval. Se poda Ilega l a la conclusin dc que se haba logrado pro ducho una armonios a sntesis de letra y espritu revolucionario de extraordimu"io contenido, que prendia en las en forma entraable. sin diSCOl"dancia alguna con la tradicin jubilosa de l Carnaval. Aun ms, el pueblo santiaguero. de raigambre pe leadora inco!"poraba a sus neslas tradicionales los cantares combativ os, expresadores del anhelo nacional de defender nu('SUa amada Revolucin frente a todas las contingencias. En sin te s i s, el Carnaval S;,ntiaguero fue una muestra ejem plar de hermosa y sana alegria popular. en c[lido abrazo inseparable con la Revolucin y sus postulados libenldores.

PAGE 49

1 L a trompeta c h i n a penelra por l odos lo. poros d e l c uerpo con s u aguij n m eldico LII.5 kimonas n nllagunas, con c onga Irll.d i<:io n a l y b"llic i osll p o n e n un. lue rle dos i s d e d epurad o ritmo en e l C.rn.val " ........

PAGE 50

.....

PAGE 51

Hombre., m .. j e .es y nio., con l u f Irajes d e fi esta y s u s .dorno. pinlore'co s pone n .. n note simptica e n l parranda c arnavale.ca. E t ampa viva d e .. n pueblo q ... luc h a, b baja y le divierte. "Viviremol, goa.remo., el bros o c arn.v.l" y l. linda m .. c h acha, s e enlrega e n c .. e.po y .Ima a l a danla d e .ilmol y m e lodias. r \ 1 \ / El eam.val Sanliag .. ero anasha a lod. la pobl a cin sin e"cepcin d e edades, la conga poderos a o l a q ... ;n .. nda a Sanliago d e .. ba.

PAGE 52

Sonar d e Ir ompe la., lumbado ras y eeneeno,. Msica que s e mec e enlre l a s lueu de las noches inolvidables d e una lem a n a do carnaval ,anliaguero. Mujeres eriollu con $'" gracia singular y e l c u erpo dispue. l o p an. e l baile, giran' a legr e m enle en las calles sanliagu e r .. luciendo las veslimentas extica' e n .. na fiesl a con sabor de pueblo. "Yo vivo e n e l agua cOmo e l can, .. n. A nadie l e imporla como vivo yo", Al ardi enle eompas d e l a ms ica jubilosa las m u c hach n de la Gi'rroaa de la' Pleyas Populares d e l INIT marcan e l c o m plS con precisa eleg a ncia.

PAGE 54

HAY all, en el )omet'o s errano, una disputa constante entre la g usima y el ocuje; los ros y las palmas; el cafeto y el tamarindo. Cada cual asegura, Nn orgullo, que pOl' su lado pas un da Fidel o el "Che": Almeida, Camilo, Ral... Y en su mudo lenguaje hablan de aqu ellos meses inolvidables de la Sie n a Maestra. Los campesinos de esta zon a tambin comcnt
PAGE 55

, o . ..... -.".- .' o o - o o o -, .. o .. o o o o > o o o, -o o . -. o o -, - -' o En medio de las estribaciones, circundado por una vegetacin agreste que ae," exhibe las herlda' s de"'8 guerra, el Centro Vocacional de Maestros Primarios de San Lorenzo se yergue como simbolo de una '. etapa pro'gresista, donde 718 jvenes cubanos se capacitan para, _maA ... na, repartir por ,. Isla los conQcimlentos que allt les Revolucin Socialista. o o o f" .'P -. o o -, o "'-... ... o C .. o -

PAGE 56

\ El sol .pen h a nlido, U n golpe d e campan. anund. e l desperlar d ., un nuevo dia, Un dia ... s d e esludio d e grande. esp e ranE ao juvenilel. y bajo el libio '01, l o tuluro. mae.lro. primuio. reali2 a n ejerddos gimnslico . M e n le, lana e torjan, pu. Jonnu un. ",eneradn Janl. En e l tirme d e la mOnlan., cerca dll lu nubes, se c rea un nue v O mundo, donde una juvenlud progres i sla y enlusiasla encamina s u s pliSO' hacia 1ft superacin y l a pu.

PAGE 57

Mas orgullosa que nunca, la ensea p atria tedbe e l contacto de la bTisa. Centenares de voces e n el aclo civico, entonan el Himno Nacion a l Las aulas se inundan des d e horas tempranas. Am, donde un dia las huestes .ebeldes libraron batallas, se estudia ahora matemticas, ciencias, e"presin ... decidan (\ cursar una carrela n o importa cul-expresaban un lOtal divorcio poI' l a s zonas I'urales d el pas, privando a loS' campesinos de los conocimientos elementales de la educacin. Snn LOI'enzo es un puntico enclavado en el extrerpo meridional de la provincia de Oriente. Desde "el f irme de la Maestra". donde Sl:'gn un cilmpesino del lugar "las aguas al cael' hacia el sur y al norte, indican el lmite de Manzanillo y de Nique ro". se observa admirable mente el paisaje natlU'al que cil'cunda "el pequl:'o pueblo de la Escuela de San Lot'enzo". El "pequeo pueblo" lo componen va rias naves construidas por los propios pro fesores y campesinos, y en las que funcio nan 16 aulas-viviendas. una enfermera, cocina, baos y almacenes de materiales y viveres. [k este nmero de aulas-viviendas, .10 son habitadas por las jovcncitas, y el I'es to por los varones. Cada saln de estudios tiene el nombre de mrtires de la Revolucin : "Camilo C ienfuegos' "Abel Santamaria', "Con rado Benile;:" "Angel Vel'decia", Han sido los p!'opios alumnos los que l"inden homenaje a esos patriotas. Cada bal'faca --confOI'tabie nave con paredes de fibl o cem, y techo del mismo material-posee un l'adio, para sel escuchado en las horas de descanso; planch a elctrica. asi como btcyes escapanl1es pa ra cada uno de los estudiantes. v El Centl'o Vocacio n al de l\'iaestt'os Pri mados de San Lorcnzo se encuentra fun cionando desde el 17 de marzo pasado. despu s dd llamamiento het::ho pOI el doctor Fide l Castl'O, quicn solicit de la juventud cubana su conCUl 'SO para forjar urgentemente a los maestros de la nueva Cuba y su Revolucin socialista. De los jvenes que acudieron de inmediato ulllamado del ldel" de la Revolucin, el son Ol'iundos de las zonas rurales. Teniendo en cuenta el bajo nivel cultural de los mismos, slo se les exigi un cer-

PAGE 58

38 .... . ...... -. -... '- .. ... ,. .. - -- A 10 $ problemas hay que darles soluciono Basla ... donde lodos. c o m o una gran hlmllia, ma.ch .. emo! .. nidos. con pensar un poco. lifieado de sexto gl'ado, micnll'Us < Iu e [os de las ciudades. uno de oclavo gl'udo. Segn expresa el doctor i\-Janucl JOI'gc Segura Ojeda. director del Ccntl'O, en Jos meses que van desde el inicio del curso !;C han obtenido excelentes n..'SuUaclos. yn que los alumnos han demostrado una grm aplicacin e inters en las clases de Edu cacin para la scgul'idad, Ciencias. Estu dios Sociales. Exprcsin. !'.Iatcmaticas, Agl'icullul'a y A rtes Tpicas. que son rnatedas de este primer" pat'cial. Un total de 21 pr'ofCSOI'cs -muchos de ellos estuvieron en Minas del Fro ense ando a los maestros voluntllrio s son los n:-sponsabilizados con la docencia d e los 718 futuros maestros P l 'imal'ios (anti, guos nOI'malistas) Al hablar' sobre la disciplina implantada

PAGE 59

I _0-I por los mismos educand os, los profesares Alvio Ramos (sc<:retal'io del Centro), Baldomcro Labrilda, Miriam PCl'alta Santana y "PiI'(,., Gal 'ca aseguran que el rom pol', tamiento y el !'espe t o entre todos es t al. que alJi existe, ms Cuelu, Hasta e l momen to, mas de 200 hombr'es y y nios, d e u r Siena Moes tra, estn aprendiendo a escl'i bir y o Icel', VII Tan pr'onlu los p eriodistas dc INRA lle garon a San Lor'cnzo una muchachada ale gl'(', estr'identc, cxpr'cs su agradecimien to al Gobierno Revolucionario por' la opar' tunidad que se le brinda para til a la Pall'i As [o sealaron Osiris Vidal Al'irs, de Viclor'ifl di' las Tunas: Lucia C anter'O, d e Trinidad, Las Villas; Erada Or'lr:;a, d e ::;ibar'1I, Bl'uno Alfonso Falcn, de Conso lacin del Sur', Pinar del Ro: Elaina Prcz I\lartinez, de BI'a coa, Ol'iente; Pedl'O H, Garcia Huiz, de Esperanza, Las Villas; Emestina Daz Fcrn in d ez, de Pinar del Ro: Juana Aeost a, de BejucaJ, La abana; Ana Ma ntrcn i \lendC'F., de CuNO, Oriente: Casto Martnez, de Santa ClaJ'a; l\'iarta i\lerlin Linares, de AITOyO Apolo, U I I l a l ,ana, F u e un coro de 7 1 8 voc'Cs de las seis Como l ciento, d e jove nes eschuo n l a m onra a. d e San Loren.o Pronl o .er a n Mae.lro. Prim ario., Lo que ahora apr ende n servira para oti "nlar a a iro., Las jornadas d e l dia han t e r minado, Maan a, al oir. e l a campa n a, otras tar .... l e p eran, Y asi, dia tras dia ello. v a n forjando e n las montaas", provincias, V oce s d el ver' dadero puebl o c u bano y socialista, VIII Hay ahora all ard ba, en las estribaciones de San Loren zo, una n ueva y constante disputa entr'e la gulsima y el ocuje: los ros y las palmas; el cafeto y el tama rindo, Cada cual ascguJ'a, con u n doble orgu llo, q u e todos los dias se sien tan bajo su sombl'a los hombres y mujel'e$ que, m a ana, contribuiran a liberar t o talmente a la Patria de la incultura y In ignoranci a. y los rios, q u e ayel' saciaron la sed de !as huestes rebeldes comandadas po r Fi del. ofrecen generosos sus aguas al n uevo ejr'Cit o de patriotas, Esta es, objetivamente, la pirgina histrica que se escribe en el Ccnll'o Vocacio nal dc Maestros Primal'ios de San Lor'en zo, en la Sier'!'a Maesl r'a, Son las folografas q u e acompafmn es tas lineas las e ncargadas de describir, e n formn literaria, la grandiosi d a d de esta obra revolucionaria que se desmorolla en las montaas, simbolo de la transforma cin de un publo que mal'cha triunfal ment e hacia el socialismo.

PAGE 60

E N 111 8clU81 pl8nilicacin de nue$lra eCQflQmi sQclalista, al Ministeri Q de IndustrlOs cuenta hQy CQn un IQtal da 40 emplesl:u cQnsQlidadas, Una de ellas, lo Empresa Cons o lidada d e l ;>I $li c o se I/ae ahQra 11 estas pgina., CQmQ IlIe'''lur indu s!Tial a l alcance del pueblQ, Por NIVIO LOPIZ PELLON F otos: CARLOS NUNEZ I'LASl'l C O es todo aquello que es dctil y se deja moldear, pct'O est e nombl'e .';l' ,'($(','va, de un s iglo a esta pill'te, panl unu se,'ie d e articulos pl'aducidos por indus t l'ia s que han ido desarro!]jndose con nucvos matedales del mundo de In qumica, el,> las resinas y de los derivados y sub-deri vados, plastificando o moldeando dicho.: materia les m ucha s ve<:es ha.:lil con nUl' vas te n ieas, No es posible ha<."et' una est a distica, ni siquiera apl'oximada, d e la ll'oducdn mund ia l de plst icos en torlas sus linea.'; El primet' plst ico apal"eCe uni endo nitnl.to de cel ulosa con alcanrO t ', ori g in a ndo el mil te,' ial comnmente conocid o por ('('I u loide, que da v id a a la industd" ci nemalogrMica, Inici"lmenle fue empleado este mat('rial en sustituc in del mal' fiI para e l 11.' ves timient o de las bolas d e billar, r.."ltls tarde, en e l empe o de pt'od u ci l una resinH sinteli c a, se logr un plilslieo mas, l a "bakelita", usado primel 'amente e n pl lcas ,\' e n "sockets" pal'a la luz, y fue dndose el mundo industrial a la el"('aci n d e ,'esinas sint et.icas, de las ms insospech adas procedencias, A la vez la pctr'oquimica o estudio ,\' apl"Ovechamiento dl' derivados d el petr leo tambie n abri nuevos y amplios ho!"iontes, e independientemente de Ins d iv e r sas el'c a eiones de resinrs plasticas que iban conoci ndose, fueron apartticndo los plasticos "ael'ilicos" o derivados d el petl'l eo. El hombre ha s ubid o ir obteniend o dc los plas.lieos una n ueva cualidad ante ctl d a nueva n ecesidad, Y hay plsticos bhmdQ!:' como la cera, como los hay ms dun)S 9ue el acero; h a y plsticos inflamables y los hay incombustibles; y desde iI ,tieulO1: de gl'an tamao hasla l a ms i nsigni fican te menudencia de la v ida d iat'jr, el plfts liro esta presente en todo, ;1\" cunA eomcno..aron los pl s t icos en el ao 1 9 4 0 con l a fabl'icacin d e peines, jabonel'3S y otros utensilios s imil a l'CS; 1I-e< aos dcspus, en 1943, eomem:aron a JlI'Oduch'se los cepi llos tie dientes; y ms tal' de, en 1946, se U'abaj la linea de vajillas plilsl ic a s, Fue en 1948 c uando la s indus trias se multiplicaron algo, a tendiendose otras l ineas de producci n, Despus del ao 50 s e desarrolla la linc a de j uguete,'ia, con arrien d o d e moldes u Mxico, la Ilnen d e muecas, e l p]'slico por extl"Us in, etc, En la actual planific acin industrial d el pa s s e ,ha integrado, co n una visin car'l"ccta de las neces idades nn cior13les, la COllso lidada d e l resulla do de un esmerado esludi o de los siguien tes factol"E'S : a ) la creciente demand a dc

PAGE 61

Cuba asp i r a '10 ,lo a cubrir lu f;on s umo nadonal d .. p hislicos, sino lambin a oble ne. un amplio margen pa.. l. e"por ladn. L a prodUf;dn d ... la. pas irrollenahl ... hoy muy uud en l. Iif;O. e. line. a l endi por nuellr induJ_ hias d e los plslif;OJ. articulos plsticos de uso domestico: b) el incremento necesario de la utilizacin de piezas y repuestos de esta naturaleza en las industrias. en sustitucin de los que se venan importando: el la posib i lidad de cs tablecer una slida industria. Que adems de cubrir el total del consumo nacional. pueda dejar mal-gen inclusive para la e. '( 1)(l1ladn. La Empresa Consolidada del Plastico se ha lOlmado reuniendo inicialmente dstin las e mpresas que venian trabajando den tro del antiguo Co n soli dado d e la Quimica planendose est a Empresa Consolida d a desd e su inicio, como meta fundamental, la elevacin gradual de la produccin has ta cubrir la demanda nacional completa mente, para lo cual es necesario u na pro duccin anual de 22 millones de kilogra mos elaborados, Que permita un consumo de 3 kg. per cpit a uno de los mas ele vados del mundo, y Que sea cubierto en un plan programado de cuau'o aos. La estl"Ucturacin tom forma alrede dor de la Que es hoy su unidad nmel'o uno. la antigua fbrica de pls ti cos Pons, de Marianao, comprada por el INRA en mal'ZO de 1960, y que des de entonces sir vi como planla piloto de esta rma industrial. t:!'\ M U NDO IlE a las que nos tien e acostumbrados el plstico, se producen continuamente revoluciones. no slo en e l orden industri al, sino tam bin en el comercial, c rendose inclu s i ve nuevos gusto s, nuevas necesidades y hasta nuev a s formas de v ida. La'ga seria la lis ta de modalidades y nuevas demandas Que en la civilizaci n nuestra ha ido creando el mundo de los pl sticos. Despus de la II Guerra Mund i al pudo d isponer el mel'cado. en cantidades sustan c i ales. de tuberia plastica, c uyas primeras aplicaciones tueroll en las minas, donde resisti [a accin de las mate' ias quimicas bajo tierra. En novedades de envases, primeramen te el mercado conoci el cellop hane o celo fAn (cuya industria es resultanl.p de la .011.

PAGE 62

elaboracin de la celulosa), de tipo sencl, 110 y transpal"Cnte, slo utilizado como pl'O, tcetor de o tros envases; pero o tras capas pl'eparadas a base de parafina y nill'OCC' lulosa le dieron las caracteristicas funda mentales que hoy lo di stingue n de imper, meabilid a d y termoplastia, permitie nd o cs to ltimo el sellaje por calor, que a s u vez posib ilit el e nvasado automtico. Co n se cuente a este desalTollo varias compalas impresoras comenzaron a imprimir los en vases de celofn. crendose lueg o nu e vos mtodos de venta al pblico, al pOOel' l os fabricantes empaca.!' sus productos hi g i c nicamente y en forma atrac tiva, a l a vcz que pl'Otcgidos d e la humedad a mbi ental. S Urgi un nuevo s istema de venta s al d e tall e, el pre-envasado, que lleg a a su mxim a expl'C$in en los establ eci mi entos co nocidos po I super-mercados. Pero a la vez que unos )roductos n ece si taban hermetismo completo en su enva sad o, o t l'OS r eq u edan transpi racin, y el potie lil e no nuevo apOl'te d el m undo de tos plsticos, O f l'cei, adems d e su caracteI'istica de impermeabilidad, la necesitada transpiracin. Nuevos materiales se han id o s ucediendo en la moderna e stuc h al'a, alcanzndose para cada caso cualidades es peci fica s. En el mercad o del corcho, el plstico de espuma, impermeable, incombustible y ab sorbente d e l a humedad, plantea ya una com pe t e ncia El ementos de la quimica mo derna han venido desplazando hoya los em e n tos o productos naturales que tra di cional m ente se estimaban intocables en el ofrecimi ento que de sus cualidades brin. daban al h ombre. Mientras el acero, el aluminio y otros matel'ales fueron subiendo de precio en el mercado, un nuevo plstico, q u e pudi ramos llamar r e forzado, a base de fibl'a s de v idrio y resinas de poliester, fu e a horrando mano de obra y perfeecionando el p roceso contrarrestando as a los t.radi cio n ales materiales, y este plstico, avanzando por caminos de produccio nes e n se rie, com o gabinetes, televisores, cubiertas de motores, calentadores, etc" se vie n e Hoy se esl n hac i e n do d", plsticos in!;_ nidad d e c osas: miles de registros para el sot errado eMclric o se h a c e n de plslico, Aqu, ",na de las l an las m 'quinas inyeclo_ ras que hoy ti e n e l a Empresa Consolidada d e l Pl ilslico, e n n",e., Ira Cuba socialida, usando hoy en a'ticulos que antes no se hubieran podido sospechar que se h iciesen con csc material, en g l'anajcs d e transmi, s iones (Iutomaticas, carrocel ia s de autos, tubos de aire, botes d e reCI'CO, etc, El mismo mundo de los c l i stales e ncon tr cn e l plstico un fuc l \ e competidor, aventajandole e n el poco pcso v e n s u , condi cin de no fnigil: el vidl'io sint tico con e l c u al hoy se manufacturan lmparas, letrer os, "displays", repisas, elC Las pin turas y productos si mila res estn conti nu amente mocliricnd ose tambie n a virtu d de sus ingredientes p ls ticos En tela s d e v e stir resultan igua lmente SOl'prcsivas la s continuas modificaciones en las fibras c has poI' el hombl'e La (!CI'rnica encontr tambi n un rival en el pli.stico, que en vajilla y loceria v i no a revoluci onar e l me r cad o, La juguetera y la pe l 'Cumel'i a las piezas y equipos indu stria l es, los ms va, I 'iados articulos pal'a e l hogar, los d e uso personal, y objetos de los mil u sos de la v ida diaria, todo ha sido afectado por los p lst icos, en un sigl o qu e va apellidndose, entre s u s muchas eal'acte rlsticas, tambie n com o el d e un a ci vil i z aci n d e p lf l s ti co. Principal., Tecnicas o Sistemas, Prod",ccin d e ATlc",los Plsticos que e n Cuba Se In.baia n hoy, Plluico por inyeccin compresin " " " eXlrUI;n "rolary cUl ing" soplado , re!ouadQ de espume el yado

PAGE 63

d e polietile hech. I!n Cuba. l lsticu IJUr I N \ f:CCIQN: El granulado o matedal, despus de ca lentarse o plastlficar'S(! en la m isma maquina, se inyecta d entro de la cavidad d e un molde, pl'cticamente cenado. Por in yeccin se hacen infinidad de al'UculS, lo mismo un vaso que una tapa de pomo o un juguete. Caen estos arUculos dentro de la clasificacin d e telmoplitslico", indi cando con ello que el mate!'ial usado es reversible a moldeal"SC de nuevo. Plstico l)Or CO)II n E 810N : El polvo se lleva a los moldes y se comp!'ime por calor a gran temperatul 'a, y poI' la f uerte presin q u e se ejerce, e l ma terial queda como vulcanizado, sufrien(l.o cierta transformacin en fOI'ma tal que no es revertible a nuevo uso. Esto ltim o lo coloca dentro de la clasificacin de p l s ticos "termo-tijos". PI:i.stico I )()r l:XTRUSIQN : Comienza el p l'OCCSO con un polvo, por ejemplo, clOI'Uro de polivinil, que se transforma en un granulado, ya con sus plas tificantes y colorantes, y despus la ma quina moldeadora, CQn e l tl'aquel circular del d iametl'O q u e se vaya a trabajar, ela bora el ar'tieulo, que va saliendo poI' una accin de extl'Us in o alal 'gamiento que se produce en el material Illstico. Pli\lsli co l)Or "ROTARY C A STINO"; Esta tcnica se usa en Cuba en la fa br'jccin de muecas grandes, de p lstico (de plaUsol. for'mado con resinas de clo ruro de vinil). La denominacin d e l siste ma de producci n dbese a la expansin que en el h ol'l1o tiene el material pllrstlco mientras va girando ligeramente el molde dentl'O del cual est. PI:i.stic o por SOPLADO: Una aguja inyecta aire e n la pelieuJa q u e forma e l material plastificado en los momentos en que queda encelTado en la s dos partes del molde; por la accin del a i re. el material adopta ento nces la forma requerida. As se hacen por ejempl o, los f l ascos. PI:i.stico REFORZA. DO : Deci r plstico refOI"'"Lado" es decir en este caso dos elementos bsicos: fibra de v idrio y baos de resinas polister. Sobre la base de una tel a se echa el plstico li qui do, que despus se solidifica y adopla la fOl'ma que se l e haya dado a la tela. Se pueden hacer asi por esta tcnica, lo mismo un bote de recl'eO que la carroceI 'a de un autom vil. Plstico d e ESP UMA: Con un agente gaseoso expansionador' se obtiene que una materia prima consis tente en plstico de polies ll r'eno, bajo la accin de presin y calor, produzca una expansin hasta de 40 veces el volumen primitivo del poliestj-eno. En cantidades sustantivas se estan produciendo hoy en Cuba planchas de est e plstico de espuma para su utilizacin en la fabl'icacin de equipos de refl'igeraci n Industl'ial y camelocial. l'listic o a l V A CIO: La plancha o pelic u la d e material pl as tico entra en la mquina de "al vacio", donde primeramente recibe los grados de calol suficienles para ablandarse, y a continuacin se hace e l vacio entre l a lamina y el molde, copiando aquella fielmente todas las particularidades de ste, En esta tcnica todo es relieve: relieve en una hi. mina donde, por succin de aire, se copia la forma y todos los detalles de un molde. Estas son las tecnicas o s istemas d e pro duccin hoy usados en las industrias d e al'ticulos plsticos en Cuba, aunque es d e advel,tirse que hay otras actividades que de una u otra forma pudieran catalogarse dentl'O de las anteriormente mencio n adas. La fabricacin, por ejemplo, de cables y alambres de cobre, para uso elctr'ico y telefnico, es tambin una industria que usa matcrial plstico pal'a el I'evestimlen lo del artculo, La fabricacin de discos fonogrficos se logra, por compresin, con una pastilla de material plstico. La fa bl"icacin de anuncios lumnicos, hoy en buena cantidad de material plstico, procede poI' conversin de planchas acrlicas, Inlegran hoy l a Empresa Conlolidad a d e l Plisli c o : l.a Unidad Nmelo 1 o .nrigua Pon. Una h !:brica de lacones Una hlbrica de muecas Un. produclora de pelculas de polieHteno Una producrOla de phislicoespum. La .nligue Fernndn Seglera y Cia. La anligua Kiko Pl.hlic$ Las .nliguas Hamel y Cia. y J. Kaulman y varias mquinas eXlrusoral. La Empresa Consolidada del P lstico comprende las siguientes industrias: L a UNIDAD NU1H ERO 1. antigua P o n s, inicialmente en Marianao, y ahora en Ar'royo Al'enas, de la que se sepur la pl'aduccin de moldes y troqueles para consignarla a la Empresa Consolidada de l a Industl'ia Mecnica. Dispone esta indus tri a de 13 mquinas inyectoras y 7 compl'esaras, atendiendo la produccin de muy val'iadas lneas: vasos, lapas, vajilla, envases, registros de electricidad, tapas in'e_ lIenables, cte. UNA FABRICA DE TACONES, antigua Peison, Ronsi y Cia, en Rancho Boyeros (Reparto Residencial), intel'esndose hoy Rusia en la compra, en G randes cantidades, de la produccin d e esta industria, Un primer pedido d e 3 millones de tacones al ao, ya f u e hecho por Rusia, y se esperan nuevos pedidos por otros paises socialistas. UNA FABRIC_>\. D E M US"ECAS VI NIL. antigua Menda y Cia, en la Vibol a Compiten eslas muecas cubanas con la s mejores que en este material pueda cono cer e l mercado mundial. UNA FA.BRIC A D E ARTICULOS VAnIOS : la antigua de Fernnde'l, Segrer a y C ia" en Marianao, para tapas in-ellena bIes y varios articulos de labora todo, UNA PRODUCTORA DE PELlCULA DE POLlETI.LENO: la antigua Lerol (Ler mo y Cel lopl'int) hoy se integra en la Empr'eSa Consolidada del Plstico, dedieando se a la pr'aduccin de peliculas de polie ti leno (plstico por eXlrusin), dedicada hoy mayonnente a la fabricacin de bolsas de polietileno en el plan de siembl'a de millo nes de eucaliptos por tada la isla, y tam bin a la fabricacin de envases para la exportacin cubana de pia concentrada y d e frulas. Cuenta esta unidad ind ustrial con dos mquinas extrusoras, y se pl-e paran tres ms, consignndose la not a 6)

PAGE 64

Una g a m a varia d sima d e arlc l1l o s plsticos, p o m o s y b ande j a s estuc h e s, vajilla, e t c s uIle l a s tiendas pa_ ra con sumo pblico, y lle v a n las muecas e l p elo cosid o y com_ pile n con las mej o n s que en esle m a t e r ial pueda conOcerse en e l m e r cado internac i o nal ejemplifieadora de que un" de las mquinas que hoy estim trabajando, es una copia hecha por un obrer'o de la rbri ea, de hl mquina americana inicial. L.A ANTIG U A KIKO-J>LASTICS O K A Ll S I N pu'a la fabricacin de cepillos, peines y otros distintos (l!,ticulos m u cho!' de ellos de uso domstico, La unidad in dustrial dispone de 5 maquinas inyectOl'as, Con ea unidad ind ustrial se integrn unn pequea pla nta (antigua e xtl'uSOI'a Lo renzo) de frascos y pomos ( p o r soplado), que se ubica junto a Kalusin, en Rancho Boyet'os L A ANTIGU A l CIA. en l a Habana, maYOt'mente para la fabricacin de botones, tapas de roscas, ;r tculos de bakelita y algunas lneas de juguetes, Se integra a esta u nidad productora otra f bl c a de botones de plstico, con 5 m quinas, y (Jue todava se ubica en Santos S urez: e s la antigua fbrica de Jacobo Kaufman PRODUCTORA V E POLlt ; SJ>U UA: Pertenece tambi n hoya la Empresa Con s o l idada d e l Plst ico, la antig u a Poli-P ls ti co, que cuent a con una" m q uina productOI' a d e plstico d e espuma, Esta fbrica, e n Santos Sul'ez, nunca lleg a trabajar antes d e su n a ci o nalizacin El materi al con q u e trabaja es policur e t a n o, y propia m e n t e h abla n do, caeria dentro de l o cla s i ficacin de la indus tria d e l a goma y n o d el plasti eo. E xiste tam bin e n e l pai s por l a v i a particular, otra f brica de pls t ico espuma. OTRAS iUAQ U I N A S EXTJWSOlt A S: Pertenecen adems a Empresa Consolida-da del Plstico las rnquinas que distintas fit'mas gomeras o de asbesto tcnian pnr,l la e xtrusin de manguer'IS y otros artcu los similares: una mquina de la U.S, HUBBER, dos de la GOODHICH y dos ma(j uinas de la PERDURIT J<: K :'llAN O S PRIVA DA S ESTAN HOY: a l La Plinex procluctol'a en gt'an escda de mangueras, tuberas plsticas y al,ticu l os, con 6 mqui n,ls cxtl'u soras. b l Dos fabricas de frascos y pomos (tcc nica del soplado), una de ellas con una sola mquina inyectora, y otra ( Nove dades -Zorri1!al. con una gran mquina d e soplado y tres inyectores para dis t intos artculos o especialidadcs. cl Varias industrias convertidoras, de planchas dc matcrial acri!lco, pa r a anuncios l uminicos, himparas, "displays", (';;tuches y o tros ar-ticulos , DISTINTAS OTR! \ S ACTIVmADES IN DUSTRIAL E S DEL PAIS, ALGUN A S D E ELLAS MANOS PIUVADAS; a) La fabricaci n de discos fo nogrfi cos b) El revestimiento de alambres y cables para uso telefn ic o y elpo;t r ico, consu miendo est a i ndustri a (! a Phel drnk) cie n mil libras trimestrales de poli v i n il,

PAGE 65

La f a bricacion de m u ecas, d e vinil, el lambin olro d e los '"ilo s d e l a indus tria d e phisti c o l e n Cuba. Pr ecio.a m uequilal tos paiseJ socialista. n05 esln dando la, malerias primas para que funcione n con regularid a d las i ndus_ lrias d e nueslro pa .. hoy >rovenientes de China, ms veIn te mi! lib l'as tz'mestrales de polietileoo. e l Fabricacin de espejuelos con ploncha!< de lolonile. rI) Indusll'ias varias resinas de polister. el Lamlnacin de camels y otE'OS alticu-''''' I'R ES t :NTt: \ F U T URO DE LA t:)IPnE SA CONSOUI)AI)A DEL En los planes del Gobierno Revolucionario (.'Sl la inmediata construccin de una gnm planta industrial, denominada: Plsticos-Hobana, en la que se ccntl'ali:-:arn Pons, Pcnzol, Poli-Plstico y las m quinas exll'usoras de U.S., Goodrich y Pel"dUl't. Esa nuevo planta representa una inve rsin de 3 millones de pesos, con los C{Juipos que ya se tienen de los fbrica!> que se unen y los equipos nuevos que poi' un valor apl'oximado de medio milln d e pesos se traern de Checoslovaquia y Re pblica Democrtica Alemana. En dicha plonla trabajarn 300 hombres. En una segunda etapa del desarrollo de la industri a del plitstico p laneado por el Gobierno Revolucionario, ir otr a gran plonto de nominada: Plitsticos-Santa Clara. en la provincia de Las Villas, cerca de la industria lNPUD, q u e se dedica a la fa bricacin de refrigel'adores, y toda una serie de at'teu!os de hierro esmaltado. En Plsticos-Santa Clara se atender ade ms un sistema de produccin de plstIcos no trabajado todava en el pas: una plan ta de calandrado, para la fabricacin o la minadn d e hules, manteles, ele. En etapas posteriores, ya en aos del Segundo Quinquenio Industrial, se mon tar tambin una gran planta en la p ro vincia de Oriente, con la cual se tendrn ya en el pais tres grandes unidades indus triales. Hoy en la Empresa Consolidada del P l itstico trabajan a h 'Cdedor de 500 hom bres. El costo de la pl'oduccin total de al'tirulos plsticos, en el pas, actualmente se puede estimar en 3.1 m i llones d e pe sos, con valor d e venta de 4.3 millones. Son los pases socialistas precisamente los que ya nos estn brindando, en canti dades sustanciales, muchas de las matedas primas con q u e trabajan nuestras ac tuales industrias del plstico como el po- I ,. . .. \ .. ... l" . ,.. ;.' ( ".;' livin il, de China; el poliestll'eno de alto impacto, de Polonia; el fenal. elc., aunque otras se traen todava de I )aises del re a del dlar. Todos l os moldes que hoy necesta la in d u stria del p l itstico en Cuba, se hacen en el pais por Fbrica Nacional de Mol des y Troquel es. LA CONSOLIDADA DEL PLASTIC O exponente d e la planificacin de nuestra economa socialista, productora actualmente de ms de 300 al'tieulos distintos, es un ejemplo ms de una Cuba que ha sabdo vencer el boycot planteado poI' el impel'ialismo yanqui, con la coope racin del mundo socialista, la disposicin del obrero cubano y los planes del Gobier no Revolucionario.

PAGE 66

Por CARLOS MARTEN Fotos de CARLOS NuAEZ la produccin de uvas y otras plantas exticas en nuestro pas ya no resulta el serio problema que era antes. Hoy se investiga pacientemente, se estudia, para determinar la conveniencia de suelo y clima de cada planta y se procede a su siembra y observacin de modo que permita conocer sus condiciones de adaptabilidad. As p u eden lograrse en nuestro pas hoy frutales que proceden de otros pases y para los cuales se han escogido previamente en nuestros campos, suelos y climas similares a sus regiones de erigen. De este modo se logran cada vez mejores cosechas de frutas de diferentes regiones.

PAGE 67

\ l. .. '.' 3 No obstante la diffcil tarea de dedicar tiempo a la investigacin agrrcola, la produccin no se ha detenido. Por el contrario, aumenta dra tras dra en tomateras y otros cultivos ,-'. de las Granjas del Pueblo y Cooperativas. 67

PAGE 68

hula. inj.,rladas como e.la. guayabas son lo g r o s d l a invuligadon agrcola. A l a d e recha, una hermos a planladon de uva., Algu nas para la m".a. como post.", olras para fabrica r vinos SI efectivamente la transformacin de l os paises subdesarrollados depende en buena parte de la explotadn cientifica y ordenada de la agricultul'a, n uestro pais est dando los pasos neccS
PAGE 69

permhido ob!:'cl'var l as nuevas pequeas plantas co n e norme cantidad d e fru tos, algunos de ms de una libra d e peso En la Granja del Puebl o "Paquito Rosales" se calc u la que dentro de tres aos l a pro duccin d e guayaba h a de ser de 760 mil libra!:' por caballer ia d e tic l -ra, a un pl'o medio de 500 libra s poI' planta. El alto z'endimiento y la err a di c aci n d e plantaciones de la pequea guayaba silvesU'e, son mo ti vos ms que s ufi cien t es para la im plantacin del nuevo s istema de cultivo para industrias que l-ecl aman frutas selec cionadas, d e t a m a o y sabor cada VC""l ms superiores. i\l a ngos Sel eccionados Sin lugar a dudas, una de las frutas c u banas de mayo!' demanda es el mango, tanto al natural como en jugos <) dulces. y son Jos mangos d e la regi n oriental d e Cuba los que llenen mayor preferencia en el cons umido r Por eso en l os campos d e esta Granja del Pueblo se injertan lam bin mangos con las mejores var iedades para mejol'ar los frutos. Existen hasta el momento u'es caballe ras sembra d a s d e mangos selecciona dos injertados con distintas variedades, enll-e ell a s la llamada "Corazn". traido de Oriente. Se h a logrado una co leccin de 16 variedades qu e s e h a podido clasificar paz'a divel'SOS u sos industri a le s en la s f b ricas q u e p rocesan los frutos y enlatan j u gos, compotas, dulce s y al natural. En los viveros d o nde se trabaja con es tos frutales hay, en macetas, numerosas plantas injertadas, c uajada s d e fl"Utos y lIs tas pal'a tran!:'plantarlas a los campos. Otros C ulti vos Como quiera que en medio de t ales ex periencias no se pued e aband o na! la p ro duccin. mxime cuando es inmensa la ext ensin d e telTeno disponible, e n la Granja del Puebl o "Paquito Rosal es'" fun cionan actualmente 6 vaqueras q u e re suelven e l problema del abasto de leche a los eamQesinos d e la regin y a los traba jad o res d e la Granja. Los t r a c tores y otros equipos pesados trabajan in cesantement e roturando y ni veland o tieITa para e l cult ivo de decenas d e caballeras de arroz, algodn, maiz, mi llo frijol soya. malanga, yuca tomate. remolacha y cebolla. Es sig nifi cativo que en toda aqu e lla zo na de Banao y otros lugares en las estri baciones d e la Sierra d el Escambray, no s e ha dejado de trabajar un sol o di a en todo el tiempo qu e duraron las operacio n es d e limpiez a de los elemen tos contrarrevo lucionaro s, desplazados de las altu !'as de la S ierra por el avance d e las Milicias y el Ejercito Rebelde hacia l os sitios d o nd e se encuentran los terre nos d e l a Granj a. Y s e s i g u e trabajand o. C umpliendo co n e l de ber, I:n p l eno campo, como cumpl e n otros e n e l taller o en las filas del e jrcit o del pueblo, en bien d e la R evol uci n que es el bienestar de las cla ses populares. R en' Acosla, pn.cnco agricola e n l a Granja P aquilo Ro sales", muestra una planla d e mango cOn 5\11 pequeo s Inalo is l a para sembrarla luego d e injededa con .... selecciona d ... 69

PAGE 71

NOULE por pal"te de padre, pero todava ms noble por parte de la madre que descendia de la familia Alcmenides, una de las ms ilustres de Atenas, naci Pericles en el 493 a. c., en los aos en que el l'(-gi men democrtico de Atenas, despus de superar las resistencias internas y externas, se consolidaba y preparaba pal'a memora bles lucha s contr a el invasor persa. Debemos entendernos sob'e la signiflca cin de la democracia en los tiempos de Clistenes, para darnos cuentas del campo politico en que se form la personalidad del joven Pericles; sobre todo, apreciar las significaciones distintas que este trmino ha asumido a travs de los siglos. Despus de la victoria espartan<>. sobre Pisistrato y la caida de Hipia, Clistenes habia sustituido con un rgimen republi cano el gobierno absolutista. Bajo Pisis trato fue todavia posible un cierto equilibl"o poltico, especialmente por la alianza entre el jefe y la ms rica burguesa; pero a la muerte del tl'ano, la tZ'anquilidad que cobijaba el deseo de }'evancha del pueblo vino a menos, y Clistenes, aunque aris tcrata, pareci intel"pretar las aspiracio nes populaz'es contra un gobiel"no de pocos. Nada democrtico se revel bien pronto este nuevo rgimen; sus leyes excluian de todo del"echo poltico y civil a los esclavos. Privados de derechos estaban tambin los extranjeros, aunque se hubiel'en estable cido en el Atica desde vars gene"aciones antes, y entre todos, eran particularmente despreciados los libertos. De los ciudada nos que constituian el pueblo, no menos de la mitad estaban excluidos de efectiva participlcin en la cosa publica. La asam , I blea que votaba las leyes nada tena de popular; se componia de ciudadanos que solamente podan ser elegidos si eran pu dientes, si tenian cierta cantidad de tierra y bueyes para ararlas, o habian acumulado un capital de no menos de 1,000 dlacmas. Los otros, los que nada tenan, los que vivan como asalariados o manejando pe queos negocios, no slo no podian llegar a los cargos del gobierno, sino que les era Pl'ohibido hasta participar en los jurados, porque esa funcin no era remunenlda y se hacia imposible para los pobres. Excluidos de hecho de los tl'ibunales, y de derecho del Al'Cpago, los menos pu dientes no participaban de la paternidad de la ley, sin lo cual no puede s u bsistil" un gobierno de pueblo. Esta era la democracia de Clistenes, entre cuyos fundadores estaba Jantipo, el padl"e de Pericles. En este clima transcuIT i la vida del futuro estratega mientras los atenienses, haciendo pl'opi a la intuicin de Pisistl"ato, iban convencindose de que su porvenir era el mar, y organizaban, a precio de gl"andes sacrificios, su potencia naval. Pero si resulta fcil determinar el ambiente politico en que transcurri la adolescencia de Pericles. ms arduas e incieltas son las infoz'maciones sobre su for macin de cal'ctet cultural. No hay nin guna noticia histrica sobl-e su educacin; Parece que Pericles n o tuvo verdadel'os maesll'03 hasta su madurez, y que sola mente se vali de coetneos capaces para (lue lo aconsejaran en los momentos ms (lificiles. Entre ellos la tradicin situa a Anaxgoz'as de Clazomene, Zenn de EJea y otros notables filsoos. No hay duda de ". que estos ayudaron al poltico a adquirz' coherencia y lucidez de pensamiento, di rigindolo hada el desprecio de las su pe sticiones. Mientras el jovencito estudiaba y viva sus primeras experiencias polticas. se in tensificaban los ataques cont"a el Are pago, que parecia ser el centro del orde namiento politico. Al frente de la I"ebelda habia un ateniense no noble por el naci miento, pero muy estimado por su incon'uptibilidad, Efialte, y con l un joven noble, Pel"icles, que alejndose del ambienle de su clase. aspl'aba a abrirse paso al poder apoyado en las masas pOPulai-es. Aquel inici la demolicin del rgimen aZ'eopagita con acusaciones sobre malvel" saciones; ste por el contrario se lanz dil'eetamente contra Cimn al "egreso del Taso. Es preciso reconocer que la maniobra de Pericles fue una prueba inconfundible de la habilidad del futuro estratega. La ocasin se present en el momento de la expedicin de Cimn a l\1esina, cuando los 4,000 hoplitas atenienses fueron des pedidos pOI' sus aliados espartanos. Natu ralmente, la cosa apal'eci como una ofen sa mortal. y llev a la denuncia de la alianza. Fue entonces fci1 para los ad versarios de Cimn demostz'al' su respon sabilidad: y Efialte y Pericles lo golpearon en la primavera 462, con el arma infalible del ostracismo. El camino para el asalto final al Al'epago estaba ya libre, y su liquidacin fue I'esuelta rpidamente por medio de disposiciones legislativas y POl" de_ cretos que PI'opusieron Efial1e, Arquestl'a to y Pericles. La l"eaccin de las clases conservadoras fue violenta y e pisdica-Reconstruccin d e Un puerto griego. En lr e las naves se nolan algunos trirremes. Fiel a sus miras el
PAGE 72

I I i La reconslruccin de l a imponenle estatua ledicada a la dios a Atenas. Colocada en 1 interior del Parlenn, media cerca de 14 melros d e aUo. fue ideada por Fidias T esculpida en Oro y marfil. En primer plano se ven conversando amigablemente a Periclcs (a la izquierda con casco) y a l escullor. mente snlpicada de sa n gr c. E n el mismo ao 462 asesinaron ti Efi<.llte; su joven com paero qued asi como jefe indiscutido del triunfante movimiento, y POI" ms de 30 ailos domin, sostenido POI" el favor del pueblo. como "rey sin COl'ona d e Atenas". Cuando lleg a la jefatura del Estado ;llenicnsc Pericles no tenia ms de 40 aos. Aprovech l"pidamcnte s u s expcr'icncias juveniles e implant la forma de gobierno que en la poca clsica llevaba el nombre de democracia: absoluta igualdad de todos los ciud<.ldanos en los derechos pol ti cos y I))'evalcncia de la s clases menos ricas. Re ducido a la impotencia el Arcpugo, se !leg muy pl'Onto <.l la puga helistica, que es uno de los hechos ms impOI tantes para la historia griega; en efecto. la compensa cin por los oficios publicos ])el'miti a los ciudadanos pobl'es asumir las magistraturas. Nutul'almente, esta reforma le vali a Perides, de part.e de los adversarios de la democracia, el calificativo de corruptor d e l pueblo. En uquellos tiempos, todavia los sueldos eran muy modestos; los arcontes 4 bolos diarios, los boulcuptes 5, los tl"tanos un dracma. La abolicin d e los del'echos pol ti cos d el Arepago y la eliminadn de los magistrados por sorteo, produjeron otro efecto de capital imporIHncia en el nuevo regimen. Naci el Consejo Popular de los Quinientos, que puso bajo s u control todas las magistraturas, especialmente aque!las dedicadas al man ejo de los fondos. No menos radicales fuer on los cambios apol'tado s por Pericles a lu poltica exte l"ior ateniense. El primel' puso fue la de nuncia de la ulianza con Esparta y concertacin del pacto con Argos; despus se concertaron otras alianzas con los al'gi ves, y con la Liga de Tesalia, pl'etendindo se precisamente con ello Cl'ear un bloque de fu e rzas que se opusieran a Espal'ta. De este modo, Pericles recogia en cierto sen tido, en politica exterior, la herencia de Temistocles. Entre las empresas m s ternera das de aquel periodo est la e xpedidn a Egipto. Pericles acogi e l reto de rnaro. hijo de Psamti c o, que habia puesto en p i e todo el pais proclamndose rey de los egipcios, y una armada ateniense de 200 trirremes recibi la orden de zarpar hacia Egipto. Al principio los resultad05 f ueron satisfactorios porque los trirremes derrotaron la escuadra fenicia, a\canzal'on el Nilo, y el Egipto Cay en manos d e los aliados. Pero bien pronto el conflicto se extendi a Corinto, contra la cual la conducta de Pe ricles fue otro tant o audaz y aglesiva. be retorno de la expedi cin, la flota ateniense fue atacada, y aunque logr la victoria, sufri p r d idas gl'avisimas. L a audacia con que Pericles habia iniciado la guerra, pareci coronada POI" el xito: SI.' consolidaba en Atenas la autoridad del hombre que haba sabido conquis taJ'se a la s masas ofrecindoles la participiJcin activa e n la vida pblica; al mismo tiempo parecia 'abrirse e l camino de Ate n
PAGE 73

y en Fenicia Tan solo entre los '/Ca tenedentes a Ifl I .. ib u 1 -IC'a'Cteida habian pel't;.' cido mil ochocien1os homb!'es: si esta cifra nos plrece despreciable, debemos comprender (lu e es un pol'Centaje desastroso en un pueblo en que el numet'o de ciudadanos adultos no fue nunca S UIlCrior a 40,000. Pericles se pt'COCup6 po!' transformar la dudad en una fot"tul ezfl inexpugnable. En la epoca del conflicto con Corinto y en prev i s in de la guerra t'On Espa.'t a, el H dea' a t enie nse inici la consU'uecin d e las mu r'allas q ue deban unir la ciudad con sus puertos en una doble direccin; las del Pireo akanzuban una longitud de 7 ,104 met ros y la de Falero 6,216 metros, Nada par(>Ca IlCligroso pul'a los atenienses, que se enot-gullccian de ven cc a s imultuneamen te a persas y lacedemonios e iniciaban la lransforml c in de la Liga e n Imperio. E l historiador Dcodol'O esca'ibia: "En aquel ao los a tenienses se enseflCreaban d e l ma yor n mel'O de ciudades, y por medio d e la guerra arr ibu a'on u la mxima gloria". En el momento de mayor esplendor de la potencia a teni ense, s ucedi 10 impl'evistoo Toda un a serie de incidentes pre para, ro n la calsll'ofe de la e mpresa egipcia; la desv i acin de las aguas del N i lo dej en se<:o los tl'rremes, sin ninguna pos ibil idad de salvacin y ms de cincuenta naves va radas en la boca, fUCl'on dcsasu'osamente di ezmadas. Slo el retomo de C imn, que algunos dicen fue HamadO" del exilio por Pericles, endel-e-.l moment neamente los pla nes de Atenas y los condujo a la paz d e Galia, que no pas d e ser una pausa e n la tremenda lucha po r el predominio qu e conmovla e l mundo griego. A partir de enlonces Pericles trat de a c tuar por la va del "impcrialismo pac n co", En decto, a poyndose en la paz con Persia, l,wit a todo s los griegos d e la IlCninsul a, d e las islas vecinas, d e las costas de Tracia y del Asia 1\1enol', a un congreso para discutir las tareas colectivas de la paz. Entre e lla s l a los templos y la ejecuC i n d e los saCrlrlclOS acordados en el momento d e la i nvasi n. Era la pl"imCI'a vez que e l concepto de la paz comn s e r )resentuba como presupues to de un dUl'adcro e n te n dim iento paci fic o entre los griegos. El p a 'Ops ito era nobili si mo, pe l'O a causa de la hosti lidad d e Esparta y de sus aliados del Peloponeso. Los sintomas del recomienzo de la lucha n o tardaron en producil-se; rueron dados pri m el'O en el 447 po r la insul'I"cccin de Quet'On e a y de Orcomeno. La g uerra re s ult para los atenienses un verdadel'O desastre; cansada de combatir y descosa d e c uidm' la s plagas qu e larguisimus guerras habian dejado, Atenas tuvo que adaptarse a nueva.s ren uncias y a una paz d e treinta a os. Quedaba el hecho positivo d e haber ta'atado d e l og.'ar l a unidad politlea y la es tabilidad econmi ca, impedidas amba s poI' la lucha de intereses entre la s dos mayores potencias, Se imponia para Pericles l a tarea d e t-cconstruir Atenas; e n e llo encontr el ul timo o bs tcu lo para su i ndiscutido domi nio Tucidi dcs, el gran ol'ador, critic se veramente la s obras afi.'mando que Gr{!cia debia sentirse ofendida y tiranizada, por que con el din e ro destinado a la g uerra los ateni e nses se dedicaban a embellecer la ciudad com o una mujer vanidosa, cin-dola de mUI'moles, de estatuas y d e tem plos. Est a oposici n fu e tan fuerte que el gobi e rn o tuvo qu e utilizar el arma del ostracismo contra Tuci d ides. P e r icJes que d o tra vez dueo de la situaci n. En aqu e lla poca ya el estratega c on t a ba poco ms de 50 aos pero estaba en el mximo vigot' de s u s fu e .... .la s fsicas y morales, en pleno Iot;ro de s u I lCrsona li dad. Temperamento tipicamente ateni e n se po I s u riqueza espiri t u al, po r s u s interc ses cultw 'ales y pl' c U cos, Pericles se diferenciaba de sus conciudadanos por la austel'idad, que frecuentemente lo hizo blanco d e los poetas salil' i cos de su tiem po Se d ice que l desdeab a conversa c iones frivolas, las fiestas y los banque tes; circula b a en A tenas l a ve l sin de que en contnl nd ose una vez excepcionalmente en e l banquete matri monial de un familiat" se habi a marchado al iniciusc el Simposium, e n que era costumbre que a la libertad en el beber se acompaal'a el desenfreno e n el hablar. A la d e finicin d e esta si ngular persona lida d debe habe cont r ibuido el ejemplo de maestl'os como Anaxilgo ra s, d e quien tom la a usteri dad y la l-ep u l s i n por las s upel"Sticiones, como Prolagora& y los sofistas, Tuvo ramilial'idad en e l trato con Sfocles, 'croclolo, H ipdamo d e Mileto y con F idias, el artista excelso, 1 0 que d elTIuest l'a que l a cau tela y la reserva d e este hombre no l e i mpidieron el contacto con la elite espiritual d e Grecia, e n los momentos que Atenas era el centro p l'opulsor del mundo intelectual griego. La personalidad d e Peric1es no estar ia completa si n o se sealara a la mujer d e viv o ingeni o que fue s u compaera hasta Algllnos esludlosos e n un .,.de mi Ubre d Grecia, s eg\.n un. snl..si m .gin. ..... "Somol amanles d l ..... bidllrl. p e ro ,in qll. nos debilile" a c o stumbr.b. a decir P erictel, Our.nle S u h e g emon., l. cullur. h e l.!ni"a .. ilti un sorpr.nd. f1oncimi ento d e g n i os: Scr t es, Pllln, [urpides, Arislb."e., Tucidides, An. x goras y Proli.gorl, Cullo r d e l arte., P ericle. hizo d Atenas t verd.dera H l l d e d e 11. H l a d e l", la muerte, desde la madurez. El haba ca sado en pt'mer a s nupcias co n una parien ta, pero la unin no result feliz a pesar del nacimi ento de dos hijos. Despus de la sepal'Ucin, el estadista se un a Asrasia d e l\lileto y viv i con ella el resto de s u vda, Esta muje' ha sido jU":gada de diversas maneras poI los antiguos y moclcrnos; algunos la consideran inspi radora d e Pericles, O ll'OS una si mple cor te sana sin importancia: pero su in t eligencia fue e s timada por Scrates que deca h a ber aprendido d e ella "muchas cosas en torno al matl"monio, al amor y a la elocuencia". Este es el C<'rcQ estrecho d e personas que i n([uyeron en l a formacin de P e rleles yen su co nciencia entel'amenle al servici o de la patria La pote n ci a y la pt'osperidad de A te nas llenal'on toda s u v i da: los ciu dadanos atenienses constituyeron una li te d o m inante mantenida por e l dinero de los sbditos, Siendo Atenas el alma de Grecia, no les parcel a injusto que l?0S los gl"egos co nll'jbuyeran a s u prospendad, a s u belleza y a su f ottaleza Ligamen ideal de est e intento debia ser la d emocracia, entendida com o e levacin de las clases in, feriores y como actuacin de u n a mayor justicia soc ial. Pero la clave de su rpida declinacin est e n haber soado como po s ible este pl'Cdominio, y en no habet' com prendido la necesidad d e superar las limi t a ciones egoistas d e l a polis, Peric le s dudaba sobre s i deba mantener una banera entre los atenienses y los demas pueblos, pero no fu e acertado en sus orientaciones politicas al r especto, como veremos mas adelante. Desde que la catas trofe e g i pc i a despedaz los planes a lenien-73

PAGE 74

Un adorno d e l Parlenn. La edilicadn del gran templ o Cal l nue v a aos de lalig .... El arquite<:lo proyedil l a lua l elino, fupninlendente C alcula, Pnides en penona dirigi la Comisin Ejecuti.a e ncargada d e la obra. La intencin d e l est adi, l a lue que e l P a nenn r epresentara Un homenaje a a diosa que h abla protegido l a ciadad conlta 101 persal, ses, Perieles no 1)('I '(Ii6 una ocasin para s('rvit'l'e de su SUI)('rioridad mill 'ilima y pa t'a extendel' (>1 dominic rle \ tcnali en Ol'icnte Occidentt' L., nliamw con C OI'm con, tra COl'into y 1'1 dl'Cl'elo (,'Onll'a Megara que exeluia a sus habitantes dl'l comel 'cio con los puel'!O!! d(.'l inl>elio. son dos he, chos de los ms importantes que Ilrecedie I'on a la guerl'a: pero el de<:reto contra i\legara mm'c el inicio dC'1 declive de Pe, I'ielcs. ahora "ictima de un sueo impel'ial que lo lanz en la peligrosa aventura que servir d e JlI'incill i o a su fin, Se hn Pl'obado histricnmentc que los espartanos no 1en[un intenciones de I'om pel' 1'1 p,lcto de los treinta aos, Pura jus tificar solemnemcnte ant e los gl'iegos el inicio del conflicto. erl\'ial'on (\ los atenicnses tres embajadas, La pl'imern tuvo carcter demostmtivo, la segunda demandas bien precisas: libe r al' Polidea del asedio, co nceder In aulonomia a Egina y abrogar el dccI'eto contra Megarn, Rechazadas las tres proposi ciones. los cspa!tanos crl\'ial'on una tCI'CNa embajada que slgnlficab.'\ el ultimatum: "Los lacedemonios desean la paz y sta se mantendl'a si admits la autonoma de los helenos", A esta intimidadn, P el' i cles respondi que los atenien ses nunca l'Calizarian ningn acto bajo amenaza, Era la guerra, y la mayol' responsabill dad del conflicto caia sobre las espaldas de Pel'ieles, Que moti vos ind ujer o n al ma duro estnltega 1 escoge l la guerra? Esta es la pregunta con que e l historiador trata de fijar las gnwes I'Csponsabilidadcs del co:lductOl' ateniense, El poeta Arist fanes. en una comedia escenifica d,l en e l ao 421. c..,; explicito en la acusacin: "Campe, sinos: Entended mis palabras si queris con occ!' cmo pereci la paz, El comienzo fue F'idia s: despucs Pel'cles. aprovechando v uestl'O natural I cmperame.'nto )('ndencie ro. !)!'endi fuego a la ciudad lanzando la c hispa del decl'cto de Megal'l. y sop lando. !lizo n 'er un incc-ndio que co n su humo hH obligado 1101'<11' 11 Todos los griegos. los de flqui lo;: de all{(. Los ataques con tra Pel'i cJes se multipli, caron, en el 1)('1'1000 anterior' a la Guerra del Pelopo n eso: fueron de varia entid ad. todos tendientes a tocarlo en sus ms de-licados inter'eses, El ataque eontl'a F'idias. la acusacin contra Anuxgoras; el proceso por impiedad con ll'U ASp8sia, fue l 'on go l, pes f undamentales en la lucha d e la opa. s i cin contra el viejo estad ista, El conrJicto, l a lucha fratricida. TUVO acciones viole n las que culminaron en la in vasi n del A tca y de la Atenas l1ena de tesoros. Pel 'icJes, que h"ba obtenido ple nos pode l'CS IXlI'a afrontar la invasin. de fendia tenazmente s u plan de guerra. !:In a lacal' al InvaSOl' )' moviendo l a flota, E s t a floja conduc l a irritaba cad,l vez mas 11 los atenienses. y la il'a c l 'eci despu('S de la fallid,1 tentativa de conquista t Potidea. El eSTratega quiso defenderse de las acusaciones de I mUel' provocado la guel'la. y resisti con el fuego d e su eloc u encia. (ue tantas veces habin convencid o 11 los atenienses. Pero un nuevo mal se a gl'eg n los otros; la peste hada estragos en el p uehl o con grnn violencin y est o pareci a los atenienses unn consecu encia de la gUCI1'a provocada por Pel'icles, Apenas transcurridos pocos meses de s u eleccin al cargo d e estmtega, el voto d e con fir, macin le fue adverSO, La destitucin lo 74 oblig a rendit, cuentas i nespcI'"das: se encontral'on algunas cifras qu e no pudo justificar. y como consec u encia. f u e con, denado a una mul l a de 50 talentos q u e, solamente pudo pagat' con la ayuda de familial'CS y amigos. Fue pena injusla, dirig id,1 a daar la probidad del estratega: mas que el d elito, se cuiso castigar al res ponsable de una g uen'n desastl 'QSa, La derl'ota de Espartolo of'eci a Ped, cles la opoI'tunidad de reconq uistar el Po d C I ', Xenofonte y los O ll 'os dos estrategas Que cayeron h a bian si d o elec l os. y en la eleccin complement.aria fue fcil a Perl, cles obtenel los mismos podet'CS ex tl'uor, dinarios que le haban sido confiados ;tI inicio d e la g u err'a, A las desgracias politicas, se a;r l'g al' on aquellos arlos algunas pcntS famili:n'Cs que sacudi et'on las fibras del viejo POI' fin, azotado tambin el IlOl' la pst.\! que se r-ecrudeci e n el verano del 429 Pericles mUl i tres meses despues del ini, e i o del ao tico e n Que h,lun s ido r 'eele gido Para valoral' In pc t 'sonalidad y la obJ'" de Pericles, debera prescindirse de la 1J'am f i gUl'acin Que ,>urd s u reeu erdo. lOt el contraste de s u tiempo con las duras con d i ciones de los aos JlOstel'iores a su mucr te. en los que se del'l'um\)() el impe l 'io ate, niense, Si la poltica exterior d e Perieles f u e una nudaz tentativa de hegemonia en la pennsula, tambin contribu y a agudi. za l la r i valida d entre Atenas y el Pe lopa. nl'SO, La paz}' la admirable id,1 civ il. fue l 'on s in embargo la s con secue ncias del ordenamiento estatal ms avan:r,.ado de los tiempos anti guos, E l esfuelvLO dirigido 11 sat isfacer' las necesidades y Ins aspir'acio nes de las clases ms pobn.-s, ignOI'atias en el resto de la antigedad. result el he cho ms positivo de aq u el minuto histrico y contribu y al buen gobic r no de la Atenas de Pel'i clcs, El implant un" libct'tad d'mocrtiea jams superada en el mund o antiguo. ni e n At.enas ni en ninguna otra purt e, Democracia. f .. uto dit'ccto de la ment.lidud que los gl' i egos fueron los prlmel"Os en desa1'l'01lal', mientras los otros pucblos permanecieron atados a co n cep tos t eocrl t icos }' dinstieos, Era natUl'al que tal 'gimen no resul, tara agl'adable a las clases ricas, y que (>1 uso del tesor'o en beneficio del pueb l o ateniense contribuye!',1 a ni slal' 1.1 Atenas del Ima d e sus alia d os, Adems. la poli, lica democr'liea de Periclcs vicia

PAGE 75

da pOI' d os l.'Ontr'adi<:cioncs intCl'nas. como bien pone d e n liev e De Sanetis. Una (','a el continuo rcfOl"l.amicn l O d e u/w clase. men Ir'as los esclavos pCl'mancdan excluidos. no [lm'lidpaban de la justicia social y n i siquiera adqui'illn individualmente dcrechc.< medianil' In manumisin. El csctil\'O libcl'ado estaba en Grecia fuera de la con Sdel'acin de ciuda dano. e n In po!:icin d e meteco. y slo e n 1'1"'0$ c aso; la ciudadan a. 1....:.011'11 contradi('dn 'l q u e esto se p l'odujese. el ol'denamiento interno demo(Tiitico por l { juerido y defendido, fue la cuna donde flO1'cc!el"Qn filsofos artis tas. cienl ifkos de aquella manwillQs.1. civiliza cin que di a Atenas el imperio mil s du1'ade.-o, ponicndokl al ( ;ent.-o d e [n civilizadn helnica. '"la \'crdadt'rH H l ldc el(las H('-Iades". {'I alm,l de loda lil Grecia. Son de esle tiempo los m onumentos d el Acrpolis. donde floreci el 1II'te de Fidi> .s y su escuela. scilalnndo uno de los puntos culminantes del arte mundial y el mil s perfect o equilibl"io entre la 1"C
PAGE 76

LA Estacin Experimental Agl'onmica de Santiago de las Vegas es u n lugar acogedor y de trabajo. En medio d e un silencio d e ve rdores, a trechos quebrado por el canto d e los pajaros, un gru po n u meroso de tecnicos se dedica a labores d e investigacin, Semillas va riadas, muestras de r iquis ima madera, valiosas plantas de todas las especies botnicas, son clasi fica das y se archivan bajo la direccin del d oc tor Juan Toms Roi g y Mesa, Acompaados por e l ingeniero Humber lo Castellanos, de la Seccin Tcnica d e l INRA, acabamos de v isitar d i c h o Centro Experiment al. En su despacho nos recibe el doctor Roig, que c uenta en s u haber una obra fecunda y una constante labor. Doc tor en C iencias Naturales, en Farmacia y Perito Qumico Agrnomo ha publicado numerosas obras de especializacin, as como centenares de artl.::ulos y ensayos en revi stas tcnicas, "Planta.... Med lcluales, Aromticas O Venenosas d e Cuba.", en dos volmenes ; "Catlog o sobre maderas cu b a nas, "Flora d e Cuba" y, sobre todo, su Diccionario Botnic o d e Ilombres vul.,'ares cubanos, con 1 ,128 pginas de texto, sitan al dcctor Rolg y Mesa como' uno de los. botnicos cubanos ms prominentes de 76 nuestra poca. Explic Ciencias Natw'ales en el Instituto de Segunda Enseanza de Pinar del Rio y, durante muchos aos, ocup la Ctedl'a de Botil.llica de la Uni versidad de la Habana. Sus textos cons tituyen una clara y sabia fuente de consul t a para los estudiantes de Farmac ia, Botnica, Med i ci n a, Agronomia, V e terinaria, En la actualidad, el Gobierno Revolu cionari o est preparando la tercera edicin de su monumental Diccionario, E l doctor Roi g, con s u obra de proyeccin continen tal, h a asistido a n wmerosos Congresos internacionales y, en atencin a s u ericaz y eminente labor que ha p uesto muy alto el nombre de Cuba, el Gobierno Revolu ciona r i o le nombr jefe de l a Estacin Experimental Agronmica de Santiago d e las Vegas. E l doctor Roig, como sabi o al fin es un hombre sencillo, afable, acogedor. Su res petable ancianidad pues cuenta actu al mente 8 4 aosn o ha intet'rumpldo su obra d e investigacin. Habla preciso y r pido, con una lucidez impt'Cs ionante. Nos dice s u s esperanzas y proyectos, que se I'csumen en la necesidad de i r I'pidamen t e a la creacin del Instituto Cubano de Investigaciones Farmacolgicas donde las p OI'> J. FORNE FARRERI!:S "OTO"', PASCUAL la inve$Hgadn denlilica S" ha podido delerminar que l a albaha_ c a morada .iTVe p ara cOm' balir el exceso d azcar en l a $an g r e O diab e tes. nuev a s generaciones y los hombl'CS d e ciencia que necesita la Revoluci n empren dan el estudio metdico de las grandes l'quews d e la flol'a cubana. Esw S('(.'dn puede y debe ablk. poi' la Igricu ltuta. una f uente d(' matel'ias primas. de aprov echa miento y diven;ifieaein indu s tl"ial de tnl bajo y de l"iqueza. A pesar de su ingente la bOl' de investi gacin. al doctor Roig aun le sobl'
PAGE 77

ra es d e 1.20 metros y, a veces, algo m s. Toda la planta, c u ando crece al liol, tiene un color morado OSCUl"O. Las hojas son o valadas o eliplicas. con el borde dentado. aparCC<:'n en verticilos aman t encitos. colocados en racimos solitarios de unos 10 cms. de lal'go. El caliz tiene cinco lbulos o divisiones y la corola es casi blanca. Ticnc c uatro estambres, dos largos y dos COI'tOS. El fl'uto ti ene normal mente cuatro aqun:os o smillil a s. Toda la planta ticn un 0101' a gradable bastante fuel'le. Se aprovchan todas las partes de la planta, cs decit\ las hojas, ramas, flores y raiees, y qu aplicacioncs tiene la Albahaca morada, doctor? -Antiguamente se le atribuian slo propiedades anticatarl'ales y contra la fiebre. Tambien se deca que servia en cocim ientos contra d olo l'es d e estmago. Ultimamente se ha empleado en las enCerd e los riones y de las v ias ul'inanas, Tiene alguna otra aplicacin, doctor Roig? -Si de esto iba a hablarles. Muchas personas acuden a esta Estac:n Experi mental en busca d e plantas tenidas poI' antidiabticas, Pero ninguna tan solicita da como la Albahaca morada, Algunas de esas pel"SOnas la con sideran como una planta maravillosa y aseguran que notan. la mejoria casi e n seguida de empezar a tomar el remedio. Otras afirman que to mando el cocimtmto como a gua comn, han suspendido el tratamiento por la I n sulina y el rgimn de dietas sintiendose pet'fec tamente bien, En albunos casos, han suspendido tambien la albahaca morada por algunos das sin inconvenientcs. -Siendo as, podra u Sled deeh'nos al go sobre l a pl'Opagacin y cul tivo de la planta? -Se reproduce muy facil m e nte por sus semllas o poI md i o d e estacas o ramitas. El sabio bot'nlc o cubano Dr. Jua n Tom b Roi9 Meu trabaja inlenument e en s u laboratorio d e a E tadn Experimental A gronmica d e Santia!l'o d e las Veg ... Las semillas germinan a los tres o c uatro dias y la planta crece rpidament e, flol'e ciendo muy p ronto. Si se evitar qlJf> la planta mue l'a despus de la floracin, deben cortal'Se las ramas rlori das, es decir, podarlas, utilizndose las mismas en esta do seco. En cuanto al (:ultivo -continu a diciendonos el doctol' Roig_ es muy f{cil. Se reduce a regal"!a e n timpo seco y a mantener el telTeno limpio de yCt'bas. Te niendo en cuenta quc la planta ramifica mucho, debcl'n scmbl'al'S las postU['IS cuando tengan un pie de altura o ms, u un metro de camelln y un mctl'O d e mu'i gn, es decir, qu cada planta ocupar una superricie de un mett'o cuadrado poco ms o menos. Las semillas que caen 'al s u lo pronto fOl'man un semillero y, las po sturi I.-;s, soportan muy bicn el lrasplunte, -Se llevaron a cabo trabajos experi mentales acel'ca de las pl'opicdades CUt'a tivas de la Albahaca morada? -pregunta mos al doctor Roi g. -En efecto, s se realizaron, La cosa empez usi. En una visita a l a E.<;tacin Experimental de la doctora Nydia Luthy, b ioquimica de la Universidad de Nuevo Mejico, sta se mostr vivamente intet"C sada en las plantas antidi abCl i cas. De inmediato l e I'ccomendamos el estudio (al'macolgico de la Albahaca morada en pl"imcr termino, por ser una de las plantas medicinales ms solicitadas como antidi a bCticas por vecinos de Santiago de las Vegas, asi como o tl'OS lugal'es del pai s. y junto con ella, colaboraron o tt'OS doctores en dichos trabajos expel'imcnta]:s? -Cmo no! -contesta rpido el doc tor Roig. Sus estudios fueron amplilldos eDil de la Escuela de Medicina. como el doctor Ortelio Mal'llnez Fortuny, y, adems, con alumnos d e s u Catl'dra. I,os estudios dural'on varios mses y se utiliz un gl' upo de diabticos, algunos de los cuales padccian de esa enfcrmdad por ms de 10 aos. Estuvieron de acuerdo en someterse al tratamiento por lo menos durant e 15 das, y algunos continua r o n por ms de dos meses. Adems, un grupo d e personas normales cooper tambi n volun tariamente en la misma forma, observndose en ellos la accin de la Albahaca morada sobre e l nivel d e azcar en l a sangre. Cerca de dos aos d u ral'On los estudios publ ici:.ndose las conclusiones en l a rcv is ta mdica "The Lancet", d e Londl'eS Di, cho ensayo se public en espaol en e l nmero de noviembre -diciembre (1960) de la Revista de la Confederacin Mdica Panamericana. editada en Ln. Habana. El trabajo lleva por titulo: "Estudio !Sobre un Ilrob a bl c factor oral hipoglicc llli c llte d e la Albahaca morada", firmado en co laboracin por Nydia Lulhy Ph. D. y el doctor Ortelio Martine.: Fortuny, y cmo fue administrada la droga, doctor Roig? -Primero se hizo de la misma manel"U que se usa vulgarmente, es decir, en for ma oe cocci n o cocimiento, emplendose flores, ramas y hojas picadas de la planta fresca. El cocimiento se hace en una vasija comn, con agua hirviendo, a razn de 20 gramos de matel'ial por litro de agua. El liquido filtrado se embotella y se guar, da en el refrigerador. Se toma el liquide por agua comn, tres copas diarias, ha, cindose por lo menos tres p l'uebas dI glicos uria en ese ti e mpo, En algunos fue posible obtener un examen semanal dI san gl'e. Al mismo tiempo se efectuaba un examen quimico preliminar en el Depart:l.mento de B ioquimica de la Universidad d e La Habana. Estos ensayos demostraron que la planta no contiene alcaloides, ni compuestos del tipo de la galegina, pro duc t o que, en efecto, es antidiabtico, pero que produce efectos secundal'ios indesea bles. -Dnde se llevaron a cabo los estu dios experimentales? uno de los mayores y ms anti guos hospitales privados de Cuba, en el pabelln de mujCl'es con departamento anexo dc co nsulta extct'fla. La mayoria de los pacientes el'an personas que hablan sido tratadas durante muchos a os por el mismo mdico y estaban acostumbl'adas a obedecer sus instrucciones. LIl edad d e los diabCticos variaba de los 11 a los 74 aitos --contina dici ndonos el doctol' Roi g y dos de los casos eran nios. E l grupo era principalment e femenino y la mayoria de los casos eran diabticos anti g u os; pcro dos de ellos el'an recientes, diagnosticados dentro del ltimo ao a n l eriO l al expcrimen to. Estos ltimos r es pondiel'on favorablemente, como lo hicie l'On tambin los dos casos de diabetes j uvcniL" El doctol' Roig nos muestra el trabajo d e los doctores Lulhy y Martinez Fortuny en el que se pl"Csenta el his l ol"ial d e 11 casos tralados, con los antecedentes: del paciente, y su reaccin al t!'atamiento con personas normales y otra tabla con el anlisis d e los datos de los diabticos que pat"ticiparon en el expel'imento de la Al bahaca morada. El estudio de los resultados indica que hay factores que actan, e fectivamente, sobre los niveles del azcar en la sangrc, tanto en los enfermos como cn las perso nas normales. Es necesario obsct'val' d ete, nidamente las posibilidades de la Albahaca morada en mantener los niveles de aZcar equllibrados. Los enfermos lo reclaman para su cura cin 77

PAGE 78

La 1I01a enfila mar afilen, rumbo a CaTo Flame n c o e n el Gollo de Balaban, donde s. percaron 2 mil 600 lango.las Par MANUEL MARCER Fotos: ZAVITAS I , f 1\ ... .. A.peclo p;arcia.1 de los astilleros de la Cooperativa Pesqu.,.. de Sllrgidero d e Balaban que cuenla con UD barcos. INDISCUTIBLEMENTE que ta pesca. en Cuba. constituye una de sus principales indus trias, que cuenta. con materia prima de primer orden. tanto en las bahas en que ... bunda el pescador de ca .. y .. nzuel0. y de red, como en las playa s. en las que se usan los cayuco .. o, en alta mar, donde sOn los viveros los que permiten al pescador ausentarse das y das, sin fijar la lecha de retorno. ya. que ellos per m i!en conserva r con vida el product o de la pesca que al llegar al puerlo de Jiartida.. se encuentra cual si acabara de ser capturado en aquel instante. (as especies que los naturalistas asignan a Cuba, como estudiadas. ascienden ... ms de sel ecienlu. Este reportaje '" contrae a una de dichas especies, la langosla. Las zonas de produccin de .. se crustceo. en Cuba. se relacionan con las "caractersti cas del fondo". Las zonas .$Iudiadas, por los pescadores. estn identificadas en la siguiente lorma, 1).-20na de Santa Cruz del Sur, produccin langostera .del Laberinto de las Doce Leguas. desde su extremo oriental, (Cabeza del Este). hasta Cayo Bretn en su extremo occidental. '-ZONA DE BATABANO. plataforma al sur de la Pennsula de Zapata. ensenada de Broa y plalaforma al sur de la provincia de La Ha bana. al este del puerlo de Balaban ..

PAGE 79

Sobre la cubieTla de la embucacin, una monlaa d e lango5la, recin pescada. lucha por libn.rse del cauliverio, en el momento en que el patrn del buco de la flola Pes quera de Balaban, comienza, enlre olras muchas lareas, el procelo de clasificacin.

PAGE 80

Junio al buco de la flola pe.que r., lo. obreros del mar no descansan e n u pacien. l e I .... e d e escrutar el fondo e n b ".c. d e la. angostas que, en 101 mate. n"e.lrol, prolifera eXlraordinuiamente, constituyendo un medio d e vida para lo. peludo

PAGE 81

.. Alt A conoce! cmo se pesca l a langosto hay que salir mur ufuer, donde no haya profundidad mayor de cuatl'o brazas. En Jl'ofundidadcs mayores de cinco brazas, (que es el mximo que se le concede por l os pescadores). la pesca de ese m<:lrisco es imposible. p!"cticamcnte. Hay que hacel' vida con los pcscdorcs, ser uno de ellos; verlos cnt'c[pdos, sin mi nuto de reposo, a sus tarcas de trabaju dores del mar", da tras Ohl, desde que sal e husta que se pone el sol. dcsllfiando los peligros (jc hay en esas %onns infestadas de tibul'ones. Tal fue nuesll'a expe r icncia a bordo de! "Nucstrn Seom de! Cm'men" de la "Cooperativa Pesquera Camilo C i e n fue gas", de Surgidero de B
PAGE 82

Las "jaulu" 6 Irampu pesan unU lOO Iibns. Col6ocadas en e l lond6o del mal permiten la. La vista d e l pescador esl fija en el cubilele junio al "pincho" pan ech .. mano del jamo con !'fnn rapidez.

PAGE 83

\ \ \ cada una, que sirven de refugi o a las lan gostas que huyen de los ardientes rayos del sol y tratan de escapar de la persecu cln de que son vctimas propicias, de los tiburones, p icas y caguamas. El trabajo del es de resis tencia. La del langostero, es mas d if cil y expuesta. Debe estar incl inado, en la pe quea popa de la chalana, provisto de u n cristal, o cubilete, con el que busca y sor prende los escondites de las langostas en las "jaulas" que, en nmero de cuatrocientas de ellas, se hallan a una profundi dad de slo tres o c uatro brazas. 1nmc dintamente, se empIca la vara de acero que tiene la punta como una aguja, ( pin cho). al mismo tiempo que se mantiene alerta con el chapingorro,. (jamo), en el que van entrando las langostas, para ser volcadas cn la chalana. Esto, dicho asi, pa recc I;l cosa ms sencilla dcl mundo; pero hay que presenciarlo, para conocer la realidad. Aparte de ser una posicin muy incmoda paz'a el "langostero". que tiene quc t rabajar l a pesca de la langosta, a una velocidad de segundos, est expuesto a cacz' en el mar, -como ya ha sucedido--, yes capar de una pica o de una cornuda, de las que abundan PO)' esos mares, gracias a la maestra que tienen estos pescadores de ---... nacimi e nto, excelentes nadado res, que sal tan como delfines" y trepan las c halanas con rapid ez asombrosa. Todavia n o han te nido e l caso d e volcrseles la chalana, po r la destreza y serenidad del "boguero". El langostero t i ene, p u es, que hacer entrlJ.r las langostas en el chapingorro, o, jamo, con la ayuda del pinc h o. El vuelco, e n el bote, o chalana, sin mirar hacia atrs, del "chapingorro", tie n e q ue ser pre ciso, sin fallar, pUl'a q u e la pesca caiga en el compartimiento hec h o e xpresamente paz'a esa finalidad, o volvera a cael' al mar, irremisiblement e, perdindose la pes ca y el trabajo. Cuando e l espacio me n cionado se ha !lenado, o se h a agotado la pesca, en esa "jaula", la chalana regresa al blJ.zco que se mantiene cerca de los pes cadores; y, una vez a!li, VIJ. entregando la pesca que ha acabado de hacer, !levando la cuenta d el nmero de IlJ.ngostas que se echa en un jamo, de buen tamao, para ;er volcado en la "piscina", o vivero. Esta misma operacin se repite, una y otra vez durante el da, desde las seis de la malJ.na hasta las seis de la tm'de, en que los mari neros VIJ.I1 explorando de boya en boya, y de "jaula" en "jlJ.ula", hasta completar la marca, (salida), en un trmino minimo de cinco das, y mxi mo de siete. -....... 1 / "'- "'No es en las orillas de las costas, nos explica Rafaelito"_ donde se puede pescar la langosta en "gran escala", con fi nes in dustriales, o come rciales La i nven ci n de las jlJ.u l a s, colocadas en lugares estratgicos, fue lo que vino a resolver el problema; porq u e, antiguamente, en la for ma q u e se pescaba la langosta, era, bus cando c n las "piedras" bajo una mancha oscura, mar adentro, -(la langosta s iem pre busca los lugares sombreados), y nun ca sc lleg a pesca!' ni la qunta parte de lo que sc pcsca ahora, empleando el sistemlJ. de las "jaulas", pudiendo hacer m area. ahora, dc trcs y cuatro mil langostas, que deben prorluci' ochenta o cien cajas de Ir!l1gostas". (Cada caja tiene un valor neto de $12.00). Esta marca, -de la que participamos en calidad de reportcros, fue de unas 2.600 langostas, aproximadamente unas cincuentlJ. y cinco cajas, con un valor neto de S660.oo, en una travesia de cinco dias; pero, de los cuales los pescadores l!'abajuran en la "operacin lanp:osta" tres dias solamente, en agulJ.s del Golfo de Bata ban, atravesando los callos de BuenavlS ta, Monter!'CY, Cabo Cruz y "El Aruba"; entrando, despus, por el noroeste, por Ca yo Manhattan, Punta Gorda, los faros Ri83

PAGE 84

Unga y Don Cristbal, hasta Cayo Flamen co. AIIi pasamos la noche, par a amanecer e n un dia claro, despejado, radiante d e luz, d e mar "derretida", (en calma), -que los pcscadOl'es t a m b i n llaman "bonnnza"; habiendo sido ese e l da q u e l a pesca f u e ms abundant e. -(1, 200 l a ngostas. desd e las 6, a.m., hasta las 6 p.m.; de sol a sol ) Sucedi, entonces, u n acontecimiento inespcrado: Papito", de u n salto, cay sobre la c ubierta. Tomando e ntre s u s manos dos langostas, exclam con la candidez de un qdolcscentc. alegre y satisfecho, las dos r : U1gost.a.s mis gMUlde s, e n toda.<; las nla.reas, d e esta tem)()l'a da. q u e h e pesca.d o .... Dura n t e a quella noche, ese fue el comen. tario o b ligado: "la pesca d e Papito" ... mientras el g l'an "Macho", -maestro cu linari o del b aJ'co, que es el ltimo en comel', y e l p rl mel'O, como marin o de emel'gencia", nos brind aqu ella pesca, en un l'i quslmo enC'hilado ... Uno no acielta a comprendel ', cmo esos hombres, de p iel c urtida por el sol, con las manos e ncallecidas por la friccin del p incho y el chapingorro, no sienten (atiga n i cansancio, y an les queda una buena dosis de humor para la chirigota, el chascal TilIo, o el chiste alegl'c ... Cuando el barco c ruzaba por las cercanas de )Iay,,G iron, el patrn nos seal cl lugar, poco ms o menos, donde el y sus compael'os fueron testigos de las ma niobras que realizaron aviones y baJ'cos de guerra norteamericanos, dUl'anle la fracasada invasin de los gusanos q u e desembarcaron en aquel lugar ... El del siguiente da, (el quin. to de aquella experiencia), no fue favo rable pal'a la pesca, N ubarl 'ones, fuertes brisotes y mucha mal'ejada. A l 'alOS las olas se deslizaban poI' la popa del barco. El patrn mostl'aba su contrariedad. No por el mal tiempo, sino porque en sus clculos estaba una pesca de ci e n cajas, unas cuatl'O mil langostas con un valol' de mil doscientos pesos neto. Hasta las tres de la tarde, el patrn estuvo espemllZado. Pero, acept la reali dad confonnlsta. Las ve las fueron izada s. El motor funcionaba a toda mquina. El barco tomaba rumbo de retorn o al puert o de Bataban. El oleaje era fuel't e, El cie lo, encapotado, amenazaba una tempestad inminente. Una "manga" se movia a una!. pocas millas de distancia de nuestl'a po sicin. El patrn. en persona, timonc el barco, logrando salide aquella rbita, desapal'CCiendo el peligro . El barco iba a toda mal'cha. Atrs quedaban el "Morgote", Cayo Prudencia. Cacao, Laguna y Cayo P alanca ... Ya avistbamos el p u e r to. Estbamos a slo unas clnco millas d e l Canal, donde se acuntiJlan, (arriman), los barcos de la Cooperativa Pesquera Camilo Cie n fuegos, la pl'imera ftota de C u ba! Ofrece un espec84 \ tculo admkable, la caida de la t a rde, cuando se pone el sol. en un celaje m u lti color, como la pa leta de un pintor fan tstico, .. El viaje tocaba a s u fi n Sobre la cubierta del barco habia 2,600 langostas, sacadas del vivero, como s i hubiesen sido acabadas de pescar, despus de cinco dias de travesa, para ser colocadas e n grandes c a n astas y transportadas en camiones, de l a C ooperativa Pesquera, al Depa rtamento d e Recepcin, para sel" pesadas a presencia d e los pesc adores de ese "aITeglo", (tez'cera mal'ea), entregndosele e l comprobant e COI'respondiente al patrn del bal'Co . L a hora da las "omidal no "on,iluye pro ble m a a l guno e n 101 b a r o l d l a Ilota d e PaI"ador... Todo h a .Ido p r a vi.lo, y dalpus d 1.. a g o l adoras tarea. a l a intemperie bajo u n .01 iIObrilO. ador, lo. obr.ro. d e l m u .p""" n d e b i d a m ente IIU .gola d ...... r9 .. , - J Al dia siguien te, celebramos un modesto 'gape, con los compaeros pescadores, De sobremesa, Alberto Palenzuela, nos explica: "Los pescadores somos una gran familia, Como los mosqueteros, somos "to dos para uno y uno pru a todos". Som os. hijos d e l m a r Mi padre lleva ci n c u enta aos de pescador! A los SETENTA y UN DE EDAD, puede zambullir, an, con mpetu d e joven. E l menor de mis hermanos, aos d e m u ri en una marca !angostera. E l pescadol ', nace pescador, como el poeta ... No usamos bru jula. Nos parece "adivinar" los camb ios atmosrricos. El mar, y noso tros nos en t e ndemos! ...

PAGE 85

, fin.Ji.. e l Ti.j e El bu_ c o n '"' rica carg. d I n g ost ... .nln m jesluon m enle .rrim.ndo 1 c.n.:t d J.b.b-.M. L",ego d e cerc. d ",n sem n a mar afue ra. los mie m b r o d l a Coop. r .ti .... P ........ regHsan mUT salidechOl cou 1 produc lo d . ft Ir.ba jo \ l I .... 0 0 ".1

PAGE 86

A llORA las playas son d ominio d el pueb l o y todos los ciudaaa. n os puede n disfrutar la caricia de sus aguas, Pero hubo una poca que ya se pienie e n la socorrida noched e los tiempos", e n que no h a bl a balnearios ni tam poco baistas, Esto s uced la por los dias de 1800, lo que eq ui va le a remontarnos a los de la famosa Maricastaa o a la no menos famosa "mamita hermo sa", P o r aquel e n tonces se co n si deraba pecaminoso exhibirse en traje d e bao, mostrando las ex t remi dades, Sin embargo, las corrientes d el p rogreso a rribaron un d a a la colon i al y "siem p'e fie l I s la de Cuba", y algunos que otros espiritus audaces dieron el paso al frente y se lanzaron intrpidamente, no sin el co n siguien t e escndalo d e la beateria circundante, a l liquid o elemento, Pero no se piense que estos pioneros d e la natacin i n iciaron sus balbuceos acu ticos en las playas, Los primeros pasos de los osados baistas se emprendieron clandestinamente en la s pocetas rocosas de l litoral donde muchas veces los celosos celadores coloniales, con sus largos mostachos, sus pantalones de pistolita y su temible macana en ristre conducian al precin to a los o fensores de la moral y las b u e nas costumbres, Nada es eterno, ni inmutable. Y los rigurin es d e Paris, de vorados co n verdadero apetito po r las familias habaneras, le asestaron el gol pe mortal a la ley no escrita de la prohibicin de baarse ligero de ropas. El imperi o de la moda era Parls. Por tanto, si alli l a gente concurra a las playas d espojndose de m i r iaq u es, rellen os, manguitos, sombrer os emplumad os, fraes. levitones, somb reros d e copa y cuellos a l midonados, por qu no hacerlo tambin e n esta San Cristbal de La Habana? C laro que esto no ocurri s in que se entablara una sonadi sima polmica cuyo eco repercuti hast a en l os centros doctorales. Hubo la inev i table nuclea cin partidarista: los adeptos a los bao s de mar, y los acrrimos adversari os de stos. Hasta dnde vamos a llegar?, se oa decir a uno de los d iscrepantes. Ser posible que la disolucin y el pecado hayan invadido esta Isla desd ichada? Pero los pudib undos y estacionarios per dieron al fin la pelea, no si n la s inevitables afecciones hepticas. Comenz l a sesuda y prol o ngada di scusi n en los hogares, que co nsuma horas y ms hor as. Cm o ha de ir Car olina a los ba os?, se preguntaban. Naturalmente, q u e c ualquiera que sea el traje de m oda, no podr despojarse nunca del cors de ballenas porque de lo contrario l a nia estara perdida para s i empre.' Y las modas marinas francesas sufrieron la m odifica ci n conservadora que corrcspondla adoptar a una soc iedad que apenas acababa d e emerger d e la siesta coloniaJ. Surgieron aquellos horripilantes bombachos y e l c uarto de manga confec cionados e n tafetn o alpaca, sn olvidar la falda que les daba a las muchachas un aspect o de brujas acabadas d e aterrizar de la escoba ce l este. Como contribucin para aumentar el tormento del atuendo se for raban las piernas con espesas medias negras apresadas unas ligas q u e t e nd ian a rodar con gravsimo peli, gro de q ue se co ntemplara por m.ir a das y anslOSl!-s un pedazo de pantorrilla. De la abIgarrada comb macln, espec I e de armadura que amparaba el pu dor de las ruborizadas muchachas, quedaba excluido el escot e tolerado en ciertas so l emnida des como e l teatro y las recepc i ones. Las familias pudie ntes se dirigian al exclusivo balneari o de Mananao e n sus flamantes coches, guiados por los calese r os, a q u ienes l es estaba terminantemente p rohibido acercarse para contemplar a las damas baistas. Las pertenecien t es a rango ms m?desto, hacian el, via j e en ferrocarril, que t o maban en la EstaCI n d e Concha, Situada a mitad d el Paseo de Carlos IIl. Durante el dla se h acian tmidas y prudentes inmersion es. porque los baos prolongado s pl'ooucian el "miserere", y p o r la s noches se t ransitaba n los alrededores e n co nto s paseos, que n o pasaban nunca d e las nueve, hora de "recogerse". Durante esos recorridos el pretendiente lI(!vabn colga d os de un brazo a su soada damisela, y d e l otr o a l cancerbel 'o Insobornable e in se pa rable, la futura s uegr a que no se quedaba ni un metro detrs porque "aqu ello estaba muy oscuro". 86 Por GRAZ IELLA MENDEZ En la minuciosa estl 'atifica ci n q u e regia, lugares tan leja nos no estaban al alcance d e todo el mundo. Este tod o e l mundo te ni a que conformarse co n las pocetas del Vedado: las d e San Rafael, situadas en el Malecn, q u e fueron las primeras, o las de n ominadas Las Playas, o la s d e Progr eso. o las d e Cameado, Espacios reducldls im os -unos veinticuatro metros cuadrados co n sogas co lgant es para evitar acc identesp aw'i y mam na, daban y trataban d e e nsear a los nio s qu e por lo general s all a n de aIli con la s rodilla s lastimadas al contacto de las rocas circ und antes.

PAGE 87

-. . ... _-------Pero aun en esos establecimientos populares se sentian las diferencias cconmico-sociales: habia un pocetn enorme donde costaba menos zambullirse y que aglomeraba a los menos pu dientes. Estos eran mirados con cierto desdn por los que abandonaban los "reservados" con un "abono de treinta baos" e n e l b olsillo Haba a lgo que hermana a todos, o -por hablar con pro piedad-en que todos coincidlan: el baile. En l a playa de Ma rianao y en las del Vedado se imprvisaba los domingos por las tardes. Pequeas orquestas -la radio no poda an resolver e l problema-tocaban incesantemente para el infatigable concurso. La fuerte brisa marina era W'lO de los alicientes ms poderosos. Otra cosa era comn a esos distintos ambientes: una lucha sin tregua por la moral. En la aristocrtica de Marianao las amplias casetas q uedaban una mitad sobre la arena y otra m itad sobre el liquido elemento, techad as de guano para que no alte r ara e l sol una blancura que era signo de distincin. Pero las m uchachas levantaban subrepticiamente a lgli.n tabln de los que las 'separaban del mundo exterior, y al mundo exterior se iban -unos cuantos metros ms all-para reunirse con sus pretendientes, que s iempre eran --deliciosa casualldad"pro f e sores de natacin" cuya pedagogia se basaba en sostener eon sus manos a las aplicadas alumnas. Para hacerse aCI eedores a tan delicada y grata misin, d e vez en cuando iban al trampolin y se dejaban caer encogidos como cangrejos. En los casos de tales escapatori as la falta no consisti a s o lo en haber burlado la vigilancia paterna, sino, adems, e n haber recib id o directamente los rayos del sol. Para que esto no ocurriese e xi sUan, precisamente, aquellos techos de guano, y si algli.n paseo e n bote e r a autorizado, siempre a l a vista de "una persona de respeto", era antes de ponerse e l bombacho, la saya y las medias negras, o despus de habrselos quitado y estar ya en atuendo de calle. Adems, era requisito indispensable la som brilla para mayor protecci n contra las insolaciones, que la gente llamaba "tabardi llo Todo esto era complicad o, molestisimo, pero ya existia una corriente nueva de salubridad, y se receta ba "el agua de mar". Por 1 0 visto, el sol no formaba parte d e esa teraputica, a juzgar por las medidas que se tomaban para que no tocara la alba p i el femenina Por otra parte, la p r escripcin salvab a escrpulos de orden moral: l o ordenaba e l doc tor. A partir de ese instante slo quedab a dar con un modelo de "trusa" compatible con la "decencia de las nias". Tras muc has pruebas se alcanzaba el deseable grado de s veridad. Sin embargo, todava era necesaria, con bastante free la con fabulaci n de madre e hija para convencer al viejo escandalizad o de "tanto modernismo". Para aplacarlo habia Wl argumento poderoso: la nia estaba plida, anmica, m u stia... El doctor proponia y esto no fallaba nunca-que mientras no se casara se "diera los baos" Se propag el tratam iento, y se les indicaba a l os gordos para q u e perdieran peso, a los fla cos pa r a que lo ganaran, a los muchachos para desarrollarlos, a lo s ancianos para l 'Cjuvenerer los. Cuando la orden sobre una seora de avanzada edad venan las compliCacion es, porqu e aquell a vestimenta atre vida no era propia para ella. Entonces la trusa" bajaba unas pulgadas, e l escote s ub a otras tantas y l a media negra se hacia ms gruesa. Se suscitaban asi escenas muy divertidas. cuando tropezaban dos pacientes de caracters t icas opuestas y que habian sido objeto de idntica receta. Los peridicos humorsticos -"D. Junipero", D Circuns tanci as", "La Charanga"-comentaban festivamente esas cos cumbres. COQ\o se supondr, lo s "serios" t ronaban contra las excesivas libe rtades concedidas a la juventud. Terminada la tem po r ada -por d i spos icin del almanaque. no del termmetro-se emprendan el regreso y la otra vida, el teatro y despus el "nctar soda" e n "El Decano", de la calle de San Rafael, la crema en Lo s Helados de Pars". frente al Parque Central; las tie ndas, las visitas. El "profesor d e natacin" se habia convertido, muchas ve ces, en prometido, y -ya en la ventana, y a en la sala cuando todo se habia fonnalizado-l e "daban la entrada", visitarla a la novia slo do s o tres veces a la seman a, segn el grado en que fuera concesivo e l padre de amilia. Pero nicamente hasta las once de la noche. A esa hora pasaba "el tranva de l o s n ovios", cuyo motorista iba haciendo sonar la campanilla para recogerlos a todos. Era un aspecto simptico y romntico de aquella Habana, c uyas vas d e expansin "'eran la playa de Marianao y las del Vedado. Dias plenos d e ingenuidad y exceso de ropas. Cndidas p reocupaciones sobre el largo de las vestimentas. Como si la enfermedad estuviera en las ropas. Cunta agua h a pasado por el litoral desd e aquello s das de los baistas de antao! CUando miramos hacia nuestros antecesores t enemos que pensar que cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor ... 87

PAGE 88

N UNCA olv idare l a primera vez que f ui a p]'esenciar una funcin de ballel. Ese ] 'ecue rdo lo sIempre presen te como una de las causas d c l Cl'minantcs dc m i carrc]'a fulun)" y pcl'dw'al' al mismo tiempo como una dc las fuentes ms vivas e inagotables dc mi insph'a ci n, Mi padrc y mi madl'C acababan dc trasladal'SC a Nueva York, Ilcvndome consigo, E s im po l lanlC q u e d algunas breves noUcias acel'Ca de mi padrE', como sc vera des p u es, y lambin aeel'ca d e mi madrc, Mi pap era (lo q u c es ahol'a nadie pucde imnginrsclo) hombre de n egocios y acababa dI.' p l'csenlrsclc una cxcelcntc opo l'lunidad en Nueva York, quc decidi aprovechar' si n pl'dida de liempo, "As la nia aprender ingles", l'(!('lIeluo que le dijo a mam, a quien el viaje pl'eocu pab. aadindole: "ya .. abes'que <.."5 muy im1)QI'lanle en la aeHlulidld" A mi pap s iempl'e le intcl"('liaban hls COSHS "importantes", Al fin hombre de negocios, rect o, cu bal, trabajador y exigent e en cl cumplimiento de las ouligaciones contnlidas, su canicter era un poco seeo y s u pensamiento rg i do, no tanto poI' tempf'ramcnto como por costumbr e. Hasta (IU(' punto la s drcunslan, das histricas puc{lcn cambiar' a una perS OI1CW el corllrario, era y es de una sensibitl dad extl'cma, sof1adol'n y de un gusto ex quisito [Jor las cosas delicadas y amenas de la vida, Amaba la msicn, In {lanza, el teaU'o. y los buenos libros, E stas incli naciones de mi mndre no cmn vistas con dcsagl'ado poI' mi padre, ('ncontrando en ellas una t!Sxcie de '('manso donde ali gen)]' su mente ele los graves probl('mas que S" le planteaban I 'n la oficina, As las cosas, IlI'gamos a la gl'an uI'bc una lae a mediados del mes de octubre de 194 5, \ la sazn yo contaba ocho aos dI' edad y Cl'a una nia consentida, Todo el mundo d('("ia quc l'ra "muy bonita", {)egpu&s no si;o, ni me iml)QI'W, Ahot'a pienso (Iue hay ot ]'as cosas ms important('!; que la carn, Por esos dins la lcmJ('I';rllu'a dI.' Nueva YOl 'k e l'a deliciosa, y enconO' e la ciudad encantadOl 'a, sobre todo el Pal'que Central, donde nos hospednmos, por el Ea s t Sldc, la parte ms elt'gante, Era a mediados de otoflo y las hojas de l os ar bo les of'celan una policl'omia como slo se advierte en los paises donde las esta ciones son muy mal'cadas: amadl1o, naranja, man{lll'na, rojo, toda esa gama de colol'es llam a dos "calientes" pOI' los p in tores estaban alli, exactamcrlle como e n el cuadro "Girasoles", tan conocido, de \,;_ cent Van Gogh, Folos: OSVALDO SALAS S8 V e r si n d e ALEJO BEL TRAN seg

PAGE 89

datos recogidos entre las bailarinas del Ballet de Cuba. 89

PAGE 90

Desde e l primel momento, no teniendo otra cosa que hacer, comenzamos a visitar Jugares. Un dia fuimos al Museo Metropo litano, otr o a un sitio llamado Tho C l oisten (los claustros), bellsimo por del 'to, una especie de monasterio medieval trans portado piedra a p iedr a de Europa a Nor teamcrica, gracias a los millones donados por algunos financ;eros pa r a e ludl!' el pa go de c i ertos impuestos sobre el capital, a lo que llaman filantropia, Por supuesto, tambin fuimos al zoolgico, donde me di vert con los animalcs, y en el Musco de Historia Natural pas un rato muy bueno v iendo a los mismos animales disccados. Despus l leg el invierno y, con el invierno, llegal'on las nieves, CmO go c resbaland o sobre el h i elo o levantando muecos en e l Parqu e Central! El inv ier no es divino, Ms tarde Navidad, Ao Nue vo y a continuacin. pues tambin ha bia Que pensar en estudiar, Fui a la cs cuela y a ntes de cinco meses hablaba el ingles como una nia nacido. e n Park A ve lIu e, MI madre segu a siendo dulce y ca r iosa: mi padre, atento y gen til conmigo, igual Que siempre, .. y entonces lleg el ballet. Esto era en mayo de 1947. El d a 7 era el de mi cumplea os, y para cele bra! 'lo mam decidi que iriamos a presen ciar "Clsellc" al teatro C ity Conte r "Su ben ustedes quin desempea e l rol pl'n cipal?", dijo mam con un dejo de OI'gu -110 e n la voz, "Alicia Alonso!" Pap, Que la escuchaba, aplaudi con e l gesto, excusndose pOr no poder acompaarnos'; "Los negocios", Yo, con l a ingenuidad de mis 9 aos a punto de cumplir. pregunt, Alicia Alonso es cubana? -Claro! ---d ijo mam, -Pel 'o todas las bailarinas no son rusas? Pap y mam negaron a la vez, k 'iendo. Luego ella dijo: -La mayoria si, pequea, pero no to das. Nosotros t enemos una por lo menos. Esa noch e, como deca, no la olvidar jam s. Que se abri la cortina has ta Que descendi el teln, estuve en s u s penso, con la mirada prendida al esce n a rio, y en el esce nari o, con toda mi alma fija en un punto luminoso, Alicia con su traje blanco, radiar.te, como el hada de mis sucos lnranUles. Mam trataba dc expl!cal'me algunas cosas, pero yo no la escuchaba: estaba aOOo!'ta. Si no compl'cndia el asunto del ballet, pOl'a mi el nico "asunto" era nuestra Alicia, no porque fuel'u nuestr a, s ino porque era la de un pblico elec t izado por Ja magi a del baile. Mientras aquello dur creo que contuve la I'espiracin, Al fi nal tenia los ojos in yectados, todo me daba vueltas en la ca beza y me senta como transportada al 90 Silvia M aric h a l d edica a l periodista .. na 5 .. lil mirada, como si e l esplrih. de Oiselle se hubie r a a poderado d e s u nimo

PAGE 91

La. m.I ule. d e un h ec hice,e Iransferm. n en dln"' b ella. el.ul i v .. perlO un neble e n .mer.de ,urilic. I U vida P'" ,IIc.larlll, -"Le mejer que hay despul d l baile ... bailar", dice est. b .lla jeven senrienle. "Ne?" Ven. Slank.iti. ti.ne nembu. rUle y apellide griege, perlO eS IDn cubana cerne las p.lm y l e n palmaria cerne l;os cuban ... .. t .;.\ Jeselina M ndu parece p e n t;va y le esta. Alguien acaba d .. preguntarle qu h ri i l e prehibie n b ail ... Por Jin die-: "Ne hari 1 m ener case d e l a prohibicin". - 91

PAGE 92

I \ M"d N oe12(' 1 ,"/1"";0". soh ... 10 $ aJea no. d e 1 .. danza, cuyos orgenel. lan ".
PAGE 93

El din.mico Fe r .. ando Alonso, d miUciano, direclor ge .. nal del .aUel. da .... o. p allOl d e baile en e l cenlro del .. l ...

PAGE 95

Si Lou Jl.y ..... i ftO b I b.l ........ 10, po.o .I.,.'"nad. ... n ... 11. f"" d .... b .. eo''', eo .. o lo d ... '" o di"io ." ... y ... l .... "'nO. Po. .Igo ... oli ... d.1 t. d. Cubo. infinito. "Tienes sueo, mi amor?" pre gunt mam. Mo vi la cabeza negativa mente. E s ts cansada?" Lo mismo. "Ests contenta?" "Si", dije e n un s u s p ir o. "Bueno, l a funcin ya termin, t e das cuenta? Ahora tenemos q u e regresar". Yo no po(lIa moverme. Un extrao desa so siego lodo mi c uerpo. "En fin pequ e a. qu te pasa?" "Oh nada!" Entonces romp a llorar, y entre mi s l\gl"mas, casi grit con palabras en tl"CC01'tadas: "Yo quiero ser bailarina, ... mama .... A[ dia siguiente mi s padres h a blaron de mi co n cs,'l despreocupacin frecuente en los pa d r es, olvidando q u e yo a nd aba cerca y escu chaba. "La nia se im p resion mu c h o con "Giselle". dec a mam, "t e ima ginas que quiere ser bailarina?" "Son cosa s d e nia", dijo pap. Si la hubiera vis to: du rante tres horas n o se movi tan in quicta como es, pasmada con e l baile". 'Mc a l egl'o que se hayan divertido, ya trajeron lo s peridicos?" "Si, e stan sobre la mesa". Nia y todo. y o me sentia muy cubana y n o podi a olvidar que Alicia Alonso era compatriota ma. Cuando mi padre sali, cog los peridicos con an'ebatada euri o sida d. Pocas veces un corazn inrantil se h a hin cho.do d e tanto orgullo com o e n tonces! Walter T e rry, del New Yo r k H e ra i d T ri bune., deca por ejempl o: "La Giselle de Alici a Alon so, que h a ido mejoran do en cada actuacin, est ahora aproximadamente si n una pequea ta c h a y marcha al nivel d e las gran des interpretacione s d e nuestro tiempo. Las consecuencias d e l primer acto, incluyendo e l tmid o cOl tejo, las danzas campesinas y la esce n a de locura, son bailadas por Miss Alonso d e una manera incomparabl e, y el acto segundo, que la muestra como una do n cell a fantasmal que debe conducir a su amante hacia su destino a travCs d el baile, est a bellamente realizado. Creo que puede asegUl'urse, sin temor, que Alicia Alo nso es la mejOI' Giselle contemporanea. Esto, si n duda. es un tributo, puesto qu(> sus l"vules en el papel son distinguidas y expe rimentadas Imllerinas". A pHl"tl' de entonces le cai H mi mam "como el p i tilTe al HUl"n". sin dnrle I'eposo. El'a una cantilen a de toda la muanu ;v de toda la noc h c : "Mam. yo quicl'o co noce r a Alidn Alonso, mam". Los niilOs satK;mos dar lata, cuando (lucremos. Lo mio era un estri billo, que nlterllaba con la pl"t'gunta: "cuando me lleva s ul ha lIet?". Eso no pos ibl(' de momento. [lOrqu(' mmr. eogi una rara enfelmcdad. pero algn tiempo despus comenc a to-' mar clases dp baile. Que mi Il..'l.p lo hu biera llel'mit ido. era algo extraOl'dinmio. pero unu nlu tiene sus estlata gt.'mas pa ra conseguir lo que S(' propone: le hiC<' la vida tan difcil. me puse tan majadera. {IUe pllp 110 tuvo mis remedio que dal' su consentimiento parH safarse d e mi' Adems. mam aseguraba que el baile el"il bu e llo pm'g la" nias ('n general, como ejerciCIO, que permitia adqui r i r movimien tos graciosos, sentido d el l'itmo, y otras cosas.,. pero si n i r ms lejos . Por esa misma razn muc has nias y muchachas estudian piano, cort e y costm'a y taquigrafa. por hacer algo. As. pol' hacer algo' y para calmal' los n e r v ios de [ >ap, yo fui a u na escuela de ballet. E s e fue e l co mienzo. Desde lu ego, c u a nd o el Ballet T heatre present s u compaIa pal"a cubri r la tem porada invernal e n el mismo teatro, el C ity Center con A l icia Alonso como es telarista, yo fui a s i dua concurrente a to das las fu nc ion es. r e nov a ndo y ampliando mi experiencia inicial de pu r o encanta mi e n to. En est a o!X)rtunida d la critica fu e todavia ms entus iasta Todava guardo un recorte del Tribun e finnado !X)r \Val ter Terry. segun l a edicin del v iernes 21 d e noviembre d e 19<17: "Miss Alonso, a pa rentemente, ha conti nuado estudiando e l papel (de GiselJe), ya que su nueva actuaci n es ms rica en tonos emocionales. ms precisa en los va lores del movimiento puro ... y John Maltin, en e l New York Times: Miss Alonso nunca ha bailado o ac tuado tan brillant emente, ni d e manera tan encantado l'a ... Anoch e bail con s u prema a utorid ad, y s u po a l mismo tiempo sostene r tod a la l e rnUl'a y serieda d del personaje". y en d iciembre 7, e n el mi s m o pe r idico, J ohn Martin escribi despues de vo l verla a ver e n Gi selle y "La s S lfides" : "La pro m e t edor a joven artista h a cedi do el puesto, incontrovertiblemente, a la vel"dade l'a b alle rlII\. "Su actuacin e n detel'minad o papel n o e s lo mas importante. sino la circunstan cia d e que ella (A licia) ha llegado a la madurez de su art e. dejando a tnls las t e n tativ a s y los esfu er-los del aprendiza je. H a llegado, en otras polabl as, al pleno domi ni o de sus facullades. Cmo tiene lugar esta tra n sici n ningn espectador pued e adi vina rl o. e incluso la b ailarin a mi s m a tal vez no 10 entienda. E s una de las cosas inexplicables del a l 'te, l'esplandecientes y m isteriosas a un lIempo". Despus d e esto, mi ean'era estaba se c l'etamente decid ida. Seguira lo s pasos de Alicia, y s i no lle gaba a s u e statura, ten dria por lo menos s u imagen como meta de perfeccin. Entonces me dieron las pa peras. Cuan d o regresamos a Cuba, en 1951 yo te ni a 13 a os y dos d e estudiar balh>t. Segn el Cfterio de mi pap. con eso bas taba I >ara caminar con S l'acia". Cualquier otra perspect iva em desca llada de ante mano, y l a s ugerencia d e q u e yo pu diera en el futUl'O conver1irme c n una bailarina pl'Ofesional. hubicl'a sido adjetivada de "loc Ula" Mi mam, q ue a pesal' d e todo gi l'aba en la rbita d(' mi padlc, el'a de la misma idea. de manCl'a que enll en un coleg io de [}()s tin panl estudiar bachille I'ato Mejor di c h o, fui 'matl'iculada". pero no entr. Una sbita enfemwdad me postr en la cama, que no abandon{' sino al cabo de una larga disputa, en la (Iu{' inter\'inil:ron megos, amenazas, tentativa s de soOOI no. increpaciones y lamentos. pero de la que vo sali finalmente vletol'iosa: ira al l'Ole gio. s. .. pero a condicin de que se me pelmitiera eontinual' con el ballet. Fue asi t'mo, poco despus, ingres"'n la e,;o:.'Uela que tenan Fernando Alicia Alonso, en r-alidad de ulumnu. La Academia acababa de fundal'se con 30 becadas de las escul' las pblicas, nias en su mayol"a de hu milde ('x ll a ccin. EIlII' e ellas estaba l\lirta Pla, I'ccien temente ascendida al rango d e p rillll\. ballerina, All me enter que en ] 9'18, al cerrar la instituci n Ball e t T heatr e (que aho r a por cierto contina operand o. con a lgunas de las estrellas de antes, pero sin su astro). se pe ns que h abia llegado l a oportunidad de f ormar el Ballet de Cuba, que por en t o nces no recibi ese n ombre, si no el de Ball e t Ali cia Alons o, en atencin'al enor m e campo magntico d e s u flgura princi pal. Con unos pequeos a h olTos, y una ayuda s im bl ica de la orga nizacin llama da Pro-Arte Musical (que pronto se conv il ti e n coyunda) se contrataron figuras del Ballet Theatre, y se die r o n tres funcio nes a teatr o lleno. Despues. con Igor Yu s kvlch como par1e naire d e A licia se hizo una jira por Ve n ezue la y Puer t o Rico. En Venezuela fueron sorprendidos por el golpe contra el gobierno d e Rmulo Gallegos, e l g r a n novelista de nuestra Amrica, de p uesto por los militarones a l servicio de las compaia s de petrleo, y stas a su vez in strumentos de la cancillera norte americana, y entre t iros y s u s to s tuvieron que abandonar el pas. De vuelta a Cuba. la Se<:r etaria de Educac i n compr tres funcione s por 15 mil pesos, que fu eron calurosam ente acogidas por e l pueblo: rom pieron puertas, se encaramaron en el t e cho, un delirio mayor. Entonces se orga niza e l 49, una extensa jira po r Sur amrica, que dura cerca d e un a o y comprende casi todos los paises de h a bl a espaola. En Cuba d e nuev o reciben un subsidio de 33 mIl pesos anuales, casi una limosna ps l'a la subsistencia d e una compaI a de ba llet. y a s -an a pesa r d e las ti ni e blas bella, a lm a Ilesar d e las estrel1ali clara s i g u e n la derrota hasta el advenimi ento de Batlsta, el sargento venid o a m s. Son lo s tiempos del 10 de marzo d e 1952. Aos de oscuridad. Si ete aos despus. el sar gento ve nido a menos escapari a con su botn, dejando una est e l a de sangre, y de jand o tambi n, muy a s u pesar, una estela luminosa: N uestra R evolucin Triunfante de 1959. ;.Q u hizo la compaia durante ese tiem po? Fueron mis aos de sudor y aprendizaje! Penar, q u e a ruinas y a. estragos. sabe el tie lllllO hacer halagos, "tetil'llfl el subsidio Presionan para que Ali cia sea portavoz de l gobi erno y s u mes nada. Salid sin. du e l o, lgrimllS. corrie nd o!, dira el poeta Garcilaso. Alicia v u e lve la cabeza. Cuando m e nos pued e bailar, que nadie se l o i mpide. Y yo. Y todas las muchachas, Cuba baila, tambi n al son d e su rebeldi a. Cuando m e nos se piensa. el bail e sube a l a mon t aa, y tien e barbas. Pronto bajaria poI' s u s laderas. con el 101-1 de la v:c toria: Fidel, Camil o. e l C h e, Ral, enrgicos y son rien tes: todos a bailar en la nueva patr ia q u e nace. pro de verdad! ... Cuando se produce el triunfo de la Re volucin, mi [>adre estaba al frente de una companlll norfeamel'icana. Yo hubiera cl'Cido que su actitud seri a hostil, pero me equivoqu: ms bien fu e de curiosidad, Mu chas veces presenciamos juntos, en televi sin, Ins comparescencias de F'idel y o t ros lideres de l movimiento, que mi padle escu chaba con sumo intereso Con la misma Hvidez lea c uanto folleto se publieabll. asi como la pl'ensa revolucionaria, y asenta en silencio. Para l. evidentemente, todo aquello era un descubrimiento, como si la ('orlina de humo que empaal'a su visin de tantos ailos se hubiera desvaneci do de pronto. Por fin. una noche me confes que poi' primera vez en su vida sabia lo que el a sentirse hombre y cubano. "Hoy I'enunci a mi trabajo", dijo despus. Yo le di un fuel'te abrazo, mientras mama sacaba disimuladamente su puilUclo

PAGE 96

, J --Ciar. C"IT. nc:o Sil.. M .. ich T Alici. Alons o e n l bar dar.nl. 10 1 ejerc:i cio. m a I l u d Iodos 101 d,,,. E l e l II b ajo.

PAGE 97

Con la nevolun naci, definitivamen te el "Ballet de Cuba". no como a n tes, prendido ( :o n alfileres al t u b i d e las baila rinas, sino como instit ucin nacida dc los ms caros anhelos creadores de nues tl 'o pueblo, (.'On todo el I'espaldo oficial de un gobie l 'no que es parte de ese mismo pue blo. Ahora pcxIriamos bailar, sin pensal' en otra cosa! Con este caraetel dimos nu merosas repl'cscntaciones poI' televisin, al aire libre y en el antiguo teatro "Audito l'ium", ahora llamado Amadeo R oldn. con reposiciones diversas y un ballet nuevo .. J)csI,erhl r El cario entusiasta de los espectado res. muchos de ellos personas que nunca habian presenciado una funcin d e b allet, fue conmovedor. Para nosotras esto era el nacimiento a una nueva vida, como si Giscll c, en efecto. se hubiera vestido de miliciana. Pero asi fue. Gis eJle, ahora, n o es la muchacha que p ierde la razn a cau sa dcl amor, s ino la muchacha q ue sabe conquistarlo. Con su metralleta al h ombro, para e lla el fulUro es un camino sonriente, pero sabe que s u mejOl' momcnto es el actual, porque es el momento de la accin: cuando bailamos Y sentimos que nuestro cuerpo obedece a nuesU'os designios, (IUe los pasos y movimientos estan bie n ejecu tados, quc hay ritmo en el gesto y la mu, sica forma pal'te de nuestro baile, y cuando sabemos que nosotros y los esJx.'c ta dore s se ha producido una comuni cacin indisolub l e, un p uent e, una chispa ... ese. indiscutiblemente es n uestro n ll.'jor mo m e nto El ms t riste, por otra pal'te, es c uando no pod e mos participar, No puedo imaginal'me nada ms penoso que la situa, ci n de una pel'Sona indiferente a las trans formaciones que d ia a dia tienen lugar en nuestro pais. Es como estar en el bail e ... con los ojos c e n'ados! Una maana Fernando Alonso nos co munic que ibamos de viaje. Algo !;e hi'l!Jia rumorad o, ))el'O las exigencias del t r a bajo diado nos impeda dedicur mucho tiempo a esos rumores. (Entre parntes i s. el horario de una ba ilarina no es j uego de nios, Todas las mailanas hacemos horas de ejercicios (.'On acompaamie"!to de pia no, ba}o la exigente mirada de Fcr':lan d o. Por tllen que nos s.-I::a una evo lUCI n, l opina que siempre podemos hacerla mejol ', de modo que el esfuerzo es continuo, Y cmo sudamos! A mares. Pero nad i e se queja. Este es un esfuerzo que se h"ce g us' tosame n te. Lu ego, por la tarde. a ensayar las obras que estn e n el repel'lorio. de manera q ue estamos siempre ocupadas), -Vamos a recol'l'Cr nueve paises dij o Fernando--, A pl'eparar el equ ipaje! Nueve paises repal'lidos e ntre Europa y Asi a. Esto lIevaria meses. Salimos d e l a Habana el 14 de octubre d el ao pasado. Yo estaba a legre y tris t e a la vez. porque pap se haba q uedado sin empleo. y a Mi". PIi d,o ."' pnm o. p .. o .1 b.H. T ,"do y Alo".o. Ano "pum... h .II.,i "." p .. O,". p .11 ... .. .. h u ..... ,,,'o on lo .""."'0.0" d q'" .. ..... ... ."", . .. mama la pl'eocupaba scpu'al'se de m por tanto tiempo. Pel'O cuando una es mayor de edad y tiene responsabilidades. no pue de detenerse en peq ueos infortunios do mesticas. Como e l v<1.je ya estaba resuelto. mis padres optaron por darme alientos, despidindome con las palabras: "no te in quietes, pequea; todo s e arreglara". (Cuando nos encontrbamos e n l a Rep blica Pop u lal' China, I 'eci bi la noticia de
PAGE 98

N U t .:sTU O pa s tien e, sin lugar a d udas, enonnes ex t ensio n es de tierra s c u y a fertilidad extraordinari a aparejada al cli ma, >el 'mlte lograr las ms variadas cosechas incluso en l os c aso s en que las plan tas, sie n do oriundas de o t ros paises en cuentl'an inmejorables cond i ciones para s u a daptacin y prosperan n otablemen t e h as t a s u aclimataci n d e finitiva, S in e m b a l 'go, existen zona s de tierra empobrecida, improduc ti va, acaso por el mal uso que de ella se hizo durante tantos aos, poI' la erosin ca usad a P(W las llu vias y los vientos, por el abandon o en q ue la tenan sus antiguos y desaprensivos poseedores o por dedicarlas indebidnmente a pasto para el ganad o en medIo de l as fixiante avance d e tupid os mal'abusal es, Tierras susceptIbles de regeneraJ'SC en el c urso de poco tiempo, si se estudi a n cu i dadosamente y se l es adicionan l os e le m entos ind i spe nsabl es para i n corporarlas a la producc in, Potque sI bIen es del'to que la mayoria d e los paises d e l mundo c u cntan e n gran medida pa r a s u ve l'tebra ci n eco n mica con el desarrollo ind u s trial. n o es m e n os cierto que l a pl'(xlucci n agro pec uaria y e l aprovech a miento OI-de nado y cientfico de los recursos n atural<$ co n s tituve n a caso el pilar m s fuel'le d o nde d escansa la economin de l os pu eb l os vel d a deramente l aborIosos De ah q ue el Gobierno Revo l u cio n a rl o r ealiza co n s tantes y grandes e sfue l -los en mltiple s aspectos por d a l a la agl'ic ultu ra e n nu estro pais el lug a r qu e le cones ponde, fomentando nuevos medi os de pro duccin en nuestros c a mpos a t r a vs del Ins ti tuto Nacional de Reforma Agraria, cl'(':lndo centros d e trabajo para e l ob l '(!ro a gl'icola, d a nd o fOl'mas nuevas a una eco nomla de viejo desajustad a, para l a f e li cidad de un pueblo trabajadOl que est h acie nd o l a primera Revoluci n Soc i alista de Amrica, U n T riu nfo lis Con se r numerosos los xitos logrados por el Gobierno Revolucionar i o e n e l apro vechamiento d e nuestros l'CCUrsos natUl'a le s la t al-ea co ntina, se obtienen nuevo s triunfos y se con quist a n cada dia mayores ventajas para el p u e b lo, Y es a s i que el Cobiemo ha podido inaugurar reci ente mente las obras de a p rovec hamiento del R i o Zaza, <:on sis tentes en una estaci n d e bombeo en el l uga r conoc ido po r "Paso d e las Gusimas", ce r c a del Ce ntral Hiram Rojas", e n Sancti -Spiritus, para el r iego de unas 500 calla llerias de liCITa (Iue du rante ailos pCl'mancci el'o n oc i osas, cubier ta s en gran parte por el marab, El Ro Zlza C O I Te de norte a sur po r el municipio d e Sa n c ti-Spiritu s y es el ms ca udalo so d e Cuba despuCs del Cauto, e n Oriente, Sus agu as por medio de la es tacin d e bo m beo, regarn los teT e no s enclava do s dentro del 81'(!a de 800 ca b a lIerias de liCITas q u e compr ende la C I 'a n -98 Vist a d e la eslacin de bombeo en el .. ';0 Zau. re ci n i naugurad a e n la G ranja del Pueblo "Desembarco del Granma a n Sane'; S p ; r itus,.

PAGE 100

El aprovec h amlenlo d e agua dlll ,jo Zau por medio d e una. ", acin d e bombe o lervl r p i ar a hacer laborabl .. m l. d e so n caballeras d e li .. na. \ I (

PAGE 102

t I a del Pueblo "Desembarco del Granma" 4-15. para lo cual se han instalado diez poderosas turbinas. La E. .. tacin d e 80111000 Es una estructura de hormign armado de 15 metros de alto por 2 ... 60 metros de IUI"go y 7 metros de ancho, diseiada para diez 1urbinas Que tienen una capacidad mxima de bombeo de 6.7 met!'os cbicos po r segundo. Las aguas. a travs de un canal prin cipal de 15 kilrnetros, entran en los cai02 nales secundarios construidos cada 300 metros. De estos canales y la s correspondientes zanjas d e drenaje se han construi do unos 50 kilmeu'OS y 24 kilmetros de terraplenes. Los 6.7 metros cb icos por segundo de agua corrien do u travs del canal p l "jncipal permitirn reglI" 370 ca balleras de an'oz y 50 d e oastos. El cos t o total de la obra te rminada se calcula en 1 milln de pesos. La. Produce! n I 'a,l:;a l a Ohm Aparentemente la inversin de 1 milln de pesos en una obra significa un dcsem-t a elta cin de homhe o d e l rio Zua lignifica recupenl cin d e lieln., que p ermilir ofrecer trahajo a centenales d homhre! e n .. s l e proyeclo d e d esarrollo .. gnfio, bo lso importante, No obstante, esta obra vital para la zona y para la economia na cional. se puede pagar en slo un ao de trabajo, con la pl'aduecin que permiten los clcu los hechos al efecto. Utilizando la descarga mxima de 6.7 metcos cubicos por segundo es posiblc rc gar hasta 220 caballeL'ias de arl"QZ en el verano y usando la descarga minima de 2.0 metros cbicos por segundo y el cau dal restante extra ido de los )oZS perfora dos junto al canal central, se ilTigaran 150 caballeras de an"O:t y 50 de pastos. De acuerdo con los calcu los, de la s 220 cabnlle.-as de al"l"oz llonduras sembL'adas en verullo es posible obtener unos 200 mil quintules y de lus 150 C;.IballcL'as de aLTO, ces de variedad sembradas cn invierno .;c pueden logra.' unos 180 mil quintales. :oJ < I ue hace un total de 400 llIil quintales de alTOZ, c uyo valOI' upl 'oximul l o es de 3 mi Ilones 500 mil pesos anuales. AgL'egando a esto la explotacin de 50 caballeras de pa.ngola en fOl'ma intensiva. con fel'tilizacin y riego, que deben IJI'O' dueil' 1 milln 250 mil libras de carnes d e al t a calidad. con un valOl' anual de 212 mil 500 pesos Con slo estos PI'aductos, descontndose de estos valores los costo!> d e produccin, la inversin en la obra de la estacin de bombeo se paga en slo un ao. XI'cesidad d e la Ollra Esta obra de aprovechamiento del Ro Zaza, en la que han intel'venido ingCIlW' !'OS, t cnicos y obrel'os cubanos. por el Ministe r io de Obl'as Pblicas, ha sido lel'minada en unos 7 meses de dUl a labor. Y s u plausible finalidad era la I"C cupcracin de len'as ociosas para el tr., bajo agl cola. Porque la R;-volucin no poda contemplar pasivamente cmo esas 800 eabatlerias de tierra pcl'manecian In activas, sin beneficio alguno para la 1'C gin y para los planes agt'colas de nuestro pais. Y busc la solucin UIgente. ro.lxime, cuand o el caud al del Zaza permita !"eali :tal' la obra. Y se contaba con elementos capaces y laboriosos para el feliz empcilo. Esas tie rras de ta Granja del Pueblo "Dese'mbarco del Granma" estaban someI idas a una en'ciente degencl 'acin debido al uso constante de aguas de pozos de un alto con tenido salino. ]>CL'judicial pam la p r opia tierra y para los cultivos. De ahi que cualquier siembm en esas tierras slo poda dispone r del agua de ]juv ia, insufi cien t e para lograr r.o ya altos rendimien tos, sino para obtener cosecha alguna aunque fuera en pequea escala. Tierra l"ida, sedienta, intil en toda su ext e n sin. Hoyes un pedazo mas de suelo re dimido, una fuente dn trabajo', una reali dad pal'a el futuL'o. Para completar cslll obra se ha tenid o en cuenta la necesidad de h' aumentando el manto fretico d e la zona. pasando toda el agua de riego so brante que corr a por las zanjas :l e drE'naje al manto. a traves de pozos de recarga. Acaso sea posible niciar en diversas zo nas del pas obras de este t i po, all donde la tierra nece sita de la ayuda del hombre pal a L'egenerarse. De momento se estn ejecutando dos planes slmilm'es uno en la zona de Arinanes, pul'a la rccuperacin de 100 cabaltel'ias de tie l'ras y otro en Cala bazar de Sagua, pul'a in COI'porar a la pr().. rlucc in 50 cabaltera" d e Liel Tu.

PAGE 103

Planicacin Con el propsito de asegurar el mejoz xito de los planes de dego en la Granja "Desembarco del Granma". se estudi previamente todo lo concerniente no slo al sistema que se deba emplear para el re gado, sino tambin el aspecto importan tsimo de la explotacin agropecuaria in tensiva, planificndose para los primeros cuatro aos, es decir 1961-1964. Una vez realizado el correspondiente es tudio topogrfico se t razaron los terraplenes de acceso a los d iferentes campos de cultivo, con las divisiones y dimensiones adecuadas pam el empleo de l a tecnica ms avanzada en la agricultura, de mane ra que puedan lograrse los ms altos ren dimientos en arroces, pastos, etc, por uni dad superficial. Como Quiera que. n o slo era aspecto fundamental el agua o la topografa, sino que adems habia que tener en cuenta los diferentes tipos de suelos, comprendi dos en la zona donde est ubicada la Gran-ja, stos se estudiaron detalladamente pa !'a llegar a la confeccin de un mapa en el Que se describen las diversas cualidades de las tiezTas, su textum y fertilidad, ti pos de cultivos que pueden efectuarse en cada suelo y las correspondientes recoznendaciones para el uso y fertilizacin. Plan Cuatrie nal Al tenerse a la mano todos lo s elemen tos disponibles para hacer de esas tierras una lona productiva. que puede dar trabajo a ms de 500 hombres, se confeccion un plan cuatrienal dc explotacin agrope cuaria intensiva, con el fin de alcanzar en 1964 metas que pel'mitirian devolver con creces todo tipo de inversin y gastos indispensables de la Gl'anja. En 10 que se refiere a la Produccin Agricola: 218 caballerias de arroz Hondu ras; 150 de UtTOceS de variedad; 34 de co co; 14 de mango; 11 de guayaba; 10 d e frutos menores. Maderables, 8 caballeras, 2 de productos horticolas 30 de mHlo en 'ota cin con otros cultivos; y 10 de frijol Soya, tambin en rotacin. E n la Produccin Ganadera, para pas toreo mecnico 6 caballeras: en pastoreo directo intensivo, usando fertilizantes y rie go, 44 caballerias; pastoreo intensivo, durante la primavera y suministro de ensi laje durante la sequa, 105 caballerias; 60 para pastos mejorados; 12 para la siembra de yerba Elefante para ensilaje y 76 caballerias para la instalacin de varias vaqueras para su e xplotacin intensiva. Al lograrse las metas propuestas y los rendimientos estimados, exceptuando la produccin de frutales que comenzar en 1966, est Granja del Pueblo "Desembarco del Granma", gracias a la previsora tarea del Gobierno Revolucionario de suministrar por medio del sistema de bom beo el agua indispensable, tendr para 1964 un valor aproximado de produccin de 4 millones 500 mil pesos. Un triunfo ms en los amplios planes d e fomento agropecuari o que el Gobierno Revolucionario, en su vital trayectoria h acia el Socialismo, conquista para el pueblo. Las 10 turbinas recien instaladas a la orilla del calldaloso ro Zaza lienen una descarga mxima de 6 .7 metros cbicos de agua por Jegundo. 103

PAGE 104

SIGUEN PREPARANDO LA AGRESION A CUBA LA reaccionari a revi s t a norteam e ricana TIME ha p ublicado reci e ntement e un reportaje detallado respect o del inten si v o entrena mi e nto Que llevan a cabo l a s "Cuer-7.3S especi a les" norteamer icanas, que seran empleadas en reprimir los m ov im ien tos populares e n los paises latinoameric a nos a s i como tambi n para realizar acti vidades subversivas. La revi sta sealab a que las "fuerzas es "[Jecia!es" en cuestin se entrennn intensa-mente e n cn Alaska, as com o en las las Vrge n es, y otros puntos. U n a i en e l NEW YORK e l alc a nce d e las zas n o se confina n solamf'nte a la Am r ica Latina, s in o que serAn empleadas e n l a d e f e nsa de la libertad" e n c ualquier parte d o nd e "surja una amenaza a sta". El reportaje d e TIME, tras dar a con o cer los detalles del entrenamiento d e esa s fuer.tas y s us objetivos en vari o s lugares, confesaba que las fuerzas que se entrenan e n Panam, Puerto Rico Carolina d e l Nor. t e y otros puntos del hemisferio occi d e n tal, tienen el o j o puesto en Cuba. Desca radamente, la revista d ec a que ... los Estados Unidos esperan haccr efectiva l a promesa del Presidente K ennedy" d e in tervenir contra la lucha por l a indepen dencia nacional de los paises latinoameri can os. Claro, l a revista e ncubre todo est o con la llamada "lucha contra la s u bve r si n com unista". Otras publicaciones han dicho ultima m ente qu e e n los circ ulos diri gentes d e l a Casa Blanc a y el Pentgono se pone cada dia mayar nfasis en la importancia de l a "guerr a d e guer r illas". E l corresponsal del NEW Y ORK HERALD TRIBUNE info r maba desd e la Zo n a del Canal d e P a n am Que nuevo personal norteamerica no y aventureros latinoamericanos habi a n arr ibad o alli e n los ltimos d as para recibi r entre namiento "como parte d e la batalla de nuestro pais por restaurar l a democracia en Cuba", es deci r como part e de los es fuer.tOS d e l imperialismo por tratar d e subve rtir el ol'den socia l Que los cubanos nos hemos dado y reintalar en e l poder al gru po d e titeres qu e sirva de capataz de lo s interese s monopolistas yanquis q u e serian arrebatados de las manos de l p u e b lo cu ba n o, que ahora los disfruta despus de aos y aos de u sufructo imperialista, g r a cias a l a revolucin democrtica, patritica y soc i alista q ue e ncabeza e l querido di r i gente del pu e b lo cubano F ide l CUslro ... Junto con estos preparativos militares destinados a a g redir a Cuba, los circulos gobernantes de Wash imrton han continu a do s u s agresiones eco n mica s d e embargo d e alimentos y medicinas destinados a l1ues tro pais. En la esfera diplomtica con tina tratando d e presionar a los gobie r no s latinoamel'i canos para que se sumcn a su poltica d e agr'esin a Cuba. S u s ltimos intentos e n ese sentido n o han tenido xi to. como 10 prueba el fracaso d e la misin d e Steven son po r 1 0 paises sura merican os. 1 04 Ahora preparan s u s caones econmicos y diplomticos d e nuevo para la conferen cia econmica d e Punta del Este (que deber haberse cele b rado ya al circular este numero d e INRA) donde esperan sobor nar, con 500 millones de dlares, a ciertos gobiernos de la Amr ic a Latina para Que apoyen s u s planes de agresin contra C u ba_ No obs t a n te, hay algunas seales que indican que los imperialistas yanquis han de tropezar con serios obstculos para s u s planes anti-cu b a n os e n Punta del Este. En algunas capitales latinoamericanas ya se han a lzado voces, procedentes de medios o ficial es, d enunciando l a aagaza imperia lista y dema ndando que se emprenda un verdadero programa d e ayuda econmic a a la Amrica Latina, libre d e exigencias politica s, y que vaya de veras al fo nd o d e los males que aqueja n a las economias d e nuestra Amri c a Independientemente de lo que salga d e la Conferencia d e Punta del Este, lo cierto es que la revolu ci n cubana ha de seguir hacia adelante, cosec hando nuevos triun fos y que la solidaridad continental popu lar se m antendr firme y ser cada ve z mayor y ms consciente, 1 0 que echar por tierra c u alesq uiera planes imperialis tas contra Cuba. 81ZERTA: NUEVO FOCO D E PEHTURBACION Despus de las aventuras provocativas en la zona d el Canal d e S u ez, despus del brutal bombardeo a l a a l dea tunecina d e Sakier Sidi Youssef e n 1 958, y el cncer permanente de la g u erra en Argelia. los e l e m en tos l'Cacclonarios frant:escs han creado otro foco d e peligro d e guerra en Biz erta. El pasad o 19 de Julio, l a aviaci n mili tar y l a marin a de guerra francesas i ni ciaron ataques contra el territorio d e Si zerta. en Tnez. Alli, el gobierno francs m a nti ene una gran base aero-naval que d esde hace a lgn tiempo Tnez reclama s u evacu aci n Cientos de paracaidistas franceses C u e r o n lanzados sobre Bize rta, v iolando as el espacio a reo de TUn ez. El saldo d e muertos y h e ri dos, al mome n to d e redactar estas lneas, asci e nd e a va rios ci entos. Se trata, a todas luces, de una nueva provocacin col o ni alista d e la soldadesca francesa en TUn ez, q u e d emuestra q u e los colonialista s no est n dispuestos a ceder s u s posi cio nes belicistas En un memorandum enviado a la ONU, el gobierno de Tnez relata los d etalles de la agresi n y pedia la convocatoria del Consejo de Seguri dad par a discutir l a si tuacin en B i ze rta. En e l memorandum se califi caba de "agresi n caracterizada y premeditada" la realizada por Francia contra TUnez. El gob i erno tunecin o reclam al gobie r no de Francia, e n sesiones del Consejo de Seguridad de la ONU e n f ebrero y mayo de 1958, la e vacuaci n de la s tropas fra n cesas d el t err' it ol'io t u necino c on excepcin de la base d e Bizerta, sobre la cual debl a n iniciarse n egoc iaciones a fin de llegar a u n acuenio sobl'C las mod a lida des de s u eva caci6n. Eso qued estipulado en un con venio firmado el 1 8 d e junio d e 1 958. "Desde fec h a -dice el memoran dum tuncc;no-el gob ierno d e TUnez ha e fectuado gestiones ant e e l gobierno de Francia con miras a lograr la evacuacin d e la base d e Bi ze rta y d e una parte del t erritorio sudoriental de Tnez, definida por un acuerdo intel'l1aciona l e n 1910 y ocupada tambin por las tropas f r a ncesas. Estas repetidas tentativas d e solucionar p acific a mente una controversia que nos enfrenta con el gob icrno fran c e s se han hecho dentro del espiritu de l a Carta de l a ONU y no han tenido 011'0 resultado que aplazamientos o respuestas dilatorias d e d ic h o gobierno." Como puede apreciarse, la ac t itud francesa h a s ido negativa y s u empecinamien t o e n permanecer en B izerta a toda costa, ha provocado la situaci n a q u e hacemos refe rencia. En l a poca del completo hun dim i ento del col o ni alismo, tales acciones estn e n contradicci n no slo con los intereses nacionales d e Francia, si n o que le s i onan los intereses ge n e r a le s de la paz y la convi ve ncia pacifica. La a ctitud francesa asesta un serio golpe al prestigio del pals y destruye las futuras relaciones con los otros e s t a dos africano s recin libera d os. La posici n d el gobierno fn\ncs en la cuestin de Bizerta, muestra e l ve rdadero v8 l o r de la declaraci n del general De Gau H e sobre l a descoloniza c in". Por otra parte, el mundo rabe se movi lizaba en apoyo d e Tne-.t. La Uga Arabe conden enr g icam ente la agresin y en l a RAU, Arg elia Etiopia y D tros paises se producian manifestacio nes d e masas con tra la a g resin y se prometa a yuda al pueblo tunecino en su justa caus a. Las a cciones viol entas de los circulos gobernantes fra nc eses e n Bizerta consti tuyen un ve r d a d e r o acto de agres i n y una amenaza a la paz y a la seguridad inter nacion al, que la opin i n pblica no puede dejar de condenar y d emandar una solu ci n pacifi c a al conmcto. LA CVESTION DE BI;;RLIN OCCIDENTAL Tanto el presidente K ennedy como el secr etario d e Estado R usk, posa n como defensores de la p az al discutir la cuestin de Berlin occidental. Echan mano del si guiente a r gumento: a h o r a hay paz e n Ber Jin. Si Jruschov y la U RSS di cen que estn por l a p az, por qu tratan de agita r el asunto de Berlin? A primera v ista, superficialmente, esto pudiera luci r razona ble. PCI'O c u ando se examin a l a cuesti n un poco p rofunda ment e, e n seguida se encu entra n las fallas. Primero, Jo que la URSS y Jos otros pai ses socialist a s que lib l'aron la guerra con tra l a Alemania de Hi tle r proponen es Q u e 1 6 aos despues d e terminada la guerra ya es hora de firmar u n tratado d e paz con Al emania. De qu est, enton ces, la r a z n: de los q u e quieren firmar un trat ado d e paz o d e los que pret e nden pe rpetuar la situadn actual? E n el momento e n que se aCronta est a

PAGE 105

, ; , I'! \ .: \ i " t ,

PAGE 106

MOMENTO INTERNACIONAL cuestin tropezamos con la realidad de que hay dos Alemanias: la de Adenauer y la Repblica Democrtica Alemana. Si se desea saber por qu hay dos Ale manias, slo es necesario averiguar en qu estado se ha cumplido el acuerdo de desnazificacin de Alemania, un que se elabor en conjunto por los la URSS e Inglaterra. En la RDA, los terratenientes reaccionarios, los gene rales del ejrcito del Reich nazi, Jos diri gentes nazis han sido expulsados del poder y anulados politicamente. En otras pala bras, las fuerzas que llevaron al mundo a la pasada guerra y que derramaron to rrentes de sangre, han sido aplastadas en la RDA. Pero cul es el estado en la Alemania de Bonn? Alli, los generales na zis, los polticos nazis, los Speidels, los Globkes, los Heusingers son los que man dan, sirven los intereses de los grandes monopolistas y estrechan cada dia ms sus vinculos con los monopolios norteame ricanos e ingleses que en su epoca arma ron a Hitler y 10 alentaron a atacar a la URSS. Los viejos dirigentes germanos, sus ge nerales y politicos neo-nazis planean de nuevo' la guerra de revancha para la con qui; t a del mundo. De nuevo obtienen pre eminencia en la Europa capitalista. Ac tualmente presionan para que les den armas atmicas. Utilizan a Berln occiden tal como centro de espionaje y provoca cin como parte de sus planes dfi' guerra. Este es e l verdadero problema de Berln ocddental. Por lo tanto, los que desean firmar e l tratado de paz con ambos Estados alema nes, para garantizar que Berln no siga siendo centro de perturbaCIOnes y provocaciones, sin por ello eliminar los derechos de los occidentales en esa ciudad, defienden la paz e n Europa y en el mundo. En su discurso del pasado 8 de julio, el premier sovitico Nikita Jruschov exp1,lSO muy claramente cul era la situacin y anunci q u e en vista de que los paises capitalistas aumentan sus gastos blicos la desenfrenada carrera de ar TI la Unin se veia obli MinisteniOcada para 'n pla-el gobierno de la sin de aumentar defensa en el presente en nes de rublos y, de esta manera, naciones generales para las militares del ao 1961 suman Hones de rublos. En otra parte de su formidable d iscurso, Jruschov ha prevenido a los guerreristas contra correr aventuras pensando que k distancia los ha de salvar. "Que los que piensan en la guerra no crean que les va a salvar la distancia. No, si los imperialis tas desencadenan la guerra, esta termina r con el aniquilamiento y la destruccin completa del imperialismo. La Humanidad terminar de una vez para siempre con el germen que engendra las guerras de r apia", ha dicho Jruschov. No obstante todo esto, el premier sovietico ha hecho un nuevo llamado a la cordura y ha invitado a las potencias occidentales a sentarse en la mesa de conferenclas y discutir sere-106 namente e l tratado de paz y otras cuestiones litigiosas de las relaciones internacio-nales. Emoero, cmo haI:! respondido las po tencias imperialistas al llamado a la sen satez hecho por Jruschov? Evidenciando la exasperacin que existe en los circulos gobernantes occi d entales, principalmente en los EE.UU., con respecto a la firme po s icin de principios de la URSS en torno al problema alemn y de Berln occidental, De GauJle, MacMilJan y Kennedy han en viado sendas notas al gobierno sovitico que, lejos de ofrecer una salida construc tiva a la situacin, no hacen otra cosa que empeorar la tirantez internacional. Con el propsito de engaar a los pueblos y justi ficar su poJitica agresiva, que entraa grandes complicaciones, los representantes de los crculos dirigentes del Occidente tratan de echar la culpa del empeoramiento de la situacin internacional a la Unin Sovitica y otros paises socialistas. La no ta norteamericana, en particular, es carac terstica de esa tctica de los politicos imperialistas, L a nota abunda en falsedad y t ergiversacin de la posicin sovitica. A la clara disposicin de la URSS a las negociaciones se contrapone la aspiracin de Occidente a dilatar lo ms posible la solucin d e l problema del tratado de paz. Las potencias occidentales olvidan una cosa: ahora ya no se trata de si se va a firmar o no el tratado de paz. Hoy se trata nicamente de si se firmar el tratado de paz con todos los Estados de la coalicin antihitleriana o slo con aquellos que estn dispuestos a ello. Los imperialistas norteamericanos vuel ven a colocar al mundo al borde de la guerra, evidencindose que se prosigue con la fracasada poHtica instaurada por el di funto John Foster Dulles. Los Estados Unidos han tomado el problema de Berln occidental para atizar la psicosis beBca y aumentar los preparativos militares de los EE,UU, y d e los pases de la OTAN. El blandir los sable s no va a elevar el mal trecho prestigio norteamericano, Y por otra parte, la correlacin de fuerzas hoy dia en la arena internacional es completa mente desfavorable a Washington. L a ex periencia d e los ltimos tiempos indica que e s necesario apartarse de la poltica infe cunda y entrar en el camino de las con versaciones serias sobre todas las cuestiones an no res ueltas, teniendo en cuenta los intereses d e las partes concer nien t es. SOBRE LA SUSPENSION DE PRUEBAS NUCLEARES Despus d e dos aos y medIO de nego ciacion es, durante los cuales la Unin Sovitica ha hecho sustanciales concesiones a los pases occidentales, aun no hay sea les de un acuerdo para e l cese de las prue bas nucleares. En reciente sesin, el delegado sovitico a la conferencia tripartita denunci que los representantes de los Estados Unidos e Inglaterra tratan de confundir a la opi nin pblica sobre los 3 puntos fundamen tales de la conferencia: la moratoria sobre la suspensin de las pruebas, el nmero de inspecciones para chequear vio laciones re portadas al convenio y la composici n del organismo ejecutivo-de administracin. La moratoria estableci el cese de las pruebas nucleares mientras continuaran las negociaciones para llegar a un acuerdo definitivo entre las 3 partes. Los Estados Unidos, no obstante, han amenazado rei teradamente con reanudar sus pruebas atmicas. El presidente Kennedy ha ped i do a sus asesores militares que le informen si la URSS ha realizado alguna prueba n u clear, con lo que podria muy bien anunciar en cualquier momento la reanudacin de las pruebas nucieares norteamericanas asegurando que la URSS ha llevado a ca bo tales pruebas, aunque ello sea la ms flagrante de las mentiras. Aunque Inglaterra y EE.UU. no han realizado pruebas atmicas en los ltimos tiempos, Francia, que no participa en las negociaciones de Ginebra, si ha llevado a efecto 4 pruebas atmicas en el Sahara en los ltimos 14 meses, lo que pone en situa cin ventajosa a los imperialistas puesto q u e tienen medios de conocer los resulta dos de esas pruebas. En cuanto a la cuestin del nmero de inspecciones, el delegado sovitico dijo que el nmero de puestos de control propues tos es ms que suficiente para hacer 3 inspecciones anuales en cada uno de los pases. Al igual que los EE.UU., la URSS quiere un estric t o control internacional, pero seala que tal control slo puede ser efectivo si descansa en el mutuo consenti miento y no en el deseo de tener ventajas sobre la maquinaria de control para im poner la voluntad d e un grupo de Estados sobre otro grupo. E l personal de las agen cias de control debe basarse en la repre sentacin equitativa de las partes. La prin cipal agencia de control que la URSS pro pone, debe e star formada por un consejo en que los 3 grupos principales de Estados los socialistas, los capitalistas y los neu trales-tengan igual representacin, El Occidente rechaza eSto sobre la base de oue ello dara a la URSS no se sabe que derechos especiales en el rgano de con trol, pero esto no resiste un anlisis serio. En cuanto al nmero de inspecciones, las delegaciones occidentales han insistido e n un nmero elevado de ellas. El delegadO sovitico h a dicho que lo que en realidad se proponen con su exigencia es legalizar el espionaje, es decir, crear un grupo de informacin que, cubriendose con el trata d o, hagan una labor de espionaje en la URSS. Actualmente l a delegacin norteameri cana se esfuerza por imponer a la URSS un tratado de "prohibicin" de pruebas atmicas que asegure a los EE.UU. liber tad de accin, es decir, un tratado que le permita reanudar las pruebas atmicas en cualquier momento. Los EE, UU quieren este tratado estipulando el control sin des arme. Al rechazar las propuestas sovieti eas por un consejo administrativo y al insistir en un solo administrador ---es de cir, una especie de Hammarskjold que di rija unilateralmente el aparato de con trol-los EE. UU. buscan dominar tal aparato, obstruir las medidas de control y privar a la URSS de sus derechos e n el rgano ejecutivo de control. El delegado sovitico subray que los EE.UU, no est preocupado en modo alguno en concluir un convenio suspendiendo definitivamente las pruebas nucieares sino en preparar a la opinin pblica para la prxima reanu dacin de las pruebas de armas nucleares en los EE.UU.

PAGE 107

Cemo II IUlran ,raciadol troleol, un pllcldor muastra Jubllolo dOI grandel lango.taa cobradas en el 00110 di BatabanO por 101 pelqulrol cubanol, In el curiO di c inco dial de intenlo trabajo Durante "e lograron Clpturar 2 mil SDD (Vla "gina 78 )