Citation
INRA : [revista]

Material Information

Title:
INRA : [revista]
Alternate title:
Instituto Nacional de Reforma Agraria
Alternate title:
Inra (La Habana)
Creator:
Instituto Nacional de Reforma Agraria (Cuba)
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
INRA
Publication Date:
Frequency:
monthly
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes) : illustrations (some color) ; 35-36 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
INSTITUTO NACIONAL DE LA REFORMA AGRARIA (Cuba) ( renib )
Genre:
serial ( sobekcm )
federal government publication ( marcgt )
Periodicals ( fast )
Revistas ( bidex )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Año 1, núm. 1-año 3, no. 2 (marzo 1962).
Numbering Peculiarities:
Año 1, no. 1-2 lack month and year designation.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
This item was contributed to the Digital Library of the Caribbean (dLOC) by the source institution listed in the metadata. This item may or may not be protected by copyright in the country where it was produced. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by applicable law, including any applicable international copyright treaty or fair use or fair dealing statutes, which dLOC partners have explicitly supported and endorsed. Any reuse of this item in excess of applicable copyright exceptions may require permission. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc@fiu.edu to request more information about copyright status or to provide additional information about the item.
Resource Identifier:
1081429814 ( OCLC )
1018-8193 ( ISBN )
036580176 ( ALEPH )

Related Items

Succeeded by:
Cuba (Havana, Cuba : 1962)

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text



PAGE 1

Il LA HABANA Num. 7 ------' 204: -nos aria e a rUl aren 10 a eer

PAGE 3

REVISTA MENSUAL ILUSTIlADA - NUEStRA PORTADA Mari. d. la Cna: Se ........ la .ad ........... ... ..... Hi6 .... T IILSH.b, co- ... .xpn sl,* del .algp!, S"'l' ... ICHI. el pu'" be ... sto l. ce....... 1UehUald ... .. .... AA. de; l. URe.cin. ESTE NUMERO CONTIENE: ... y la U niversidad se visti d e pueblo Quien d ebe gratitud a quien? ___ __ v_v_._ Maria de la Cruz aprendi a leer a los 1 06 aos ___ . .. Mnfmna soleada e n Weisse nschirnbach ,' ........... 0"_' .. .. ___ Nicaro ... Nicaro ... Nicaro! ... Aqu' M oa! ... Adelante! La s Bibliotecas del Pueblo la vida (cuento) __ ---_____ o ----4 10 14 20 26 34 40 "lnegiro Asanu'!la" cant o al trabajo en 44 La Repblica de Mali _-..-__ ... _. ___ ._ ... ,. 50 C hecos lovaqui a en La PI abana_o ............... .. ........ __ .... :._ .__ ______ .. _., ___ ... __ ...... Len Tol s toi ___ ._._ _,,_, __ _ o .. ". ___ Stanislavski y Bertolt BI1!cht se dan la mano -_ ... -. 54 62 68 "Si ga por este camino. que el medica est cerca" 72 P intores Argentinos _., ,,'_-0--'" o Jurez: luminosa vida de libert a dor Jurcz; una vida ejemplar ..... .. ... ._""""._ "Si yo escribiera la historia de mi vida" Mome nto Internaciona l . _. _'0 ____ ._ 78 8 4 90 98 104

PAGE 4

' ::!::f .... .1 gc ;-:s..... Eliminada la barreta dO'! la ., . Ello demuestra que hoy la. universidades "stn al' servicio de todos los hombres y mujeres humildes Por SANTIAGO CARDOSA ARIAS Fotos: PASCUAL 4 El Mini"lro d.. Educacin daclor Armando Harl, cambia impresiones con e l Recio. de la Universidad d" Las Villa., doclor Silvio dO!! la T o n e, sobre los plane' que se pondrn "n pnicl;';a prximamente. Enhe ellos, ligura la en.acin d e una Facultad Obrera, medianle la cual los trabajadores podran ampliar Sus conocimientos tcnicos. DisHntos deportes 'P. pIacl;e .. n ac!ualmenle .. n la Universidad Cenlral d.. las Villas. Lo s 600 becados _hijos de obreros y campesinoscuenlan con diversos campo s d.. .. .. rcicios, contribuyendo por su parle, a la campaa de los deporles masivos que impulsa la Revolucin con visla a l logro de ms y mejores allelas. El "Punto Cuatro" no responde! ...

PAGE 5

- .. B UENO. compaero, yo erro que no es de buen revolucionario el ir a un examen con un "chivito". Eso es enga arse uno mismo! Yo quiero que cuando se me califique una asignatura con 70 pun tos sea. porque yo sepa hasta 70 puntos. No es un poco indigno obtener esa cali fica cin c4lIlo sabe para rec ibir 40 50 puntos? Wilfredo Verdecia es algo ms que un nio. Es becado -uno de los 600d e l a Universidad Central de Las Villas. Un dia baj, luchando, de s u natal Sierra Maestra. Lleva en s u s hombreras del verdeolivo tres barritas bordadas con hilo blanco. -Adems -agrega-, para qu se vjene a estudiar a una Universidad? N o es para, con Jo aprendido, luego servir a los intereses del pueblo, de la sociedad? .t:"_. 1 "'" aSl o no ..... Fueron preguntas interesantes las de yerdeci a. el campesino-capitn becado. Antigu a funcin de la U niversidad En realidad, el tono de las interrogaciones del joven estudiante no buscaba una contestacin negativa. En dos aos los que lleva incorporado a la ciudad, y al estudio de estah a aprendido aquellas cuestiones sociales que eL m e dio ambiente en que se desenvolvi le vedaban conocer.' - Todo el pueblo a hora las comprende. Hasta ayer fue casi un secreto para mu chos e l funcionamiento educacional y do cente d e 1::1. Universidad Central d e La::: Villas, "Marta Abreu". Construida en 1949, y fundada en 1 952. la Universidad Central jug el rol de forjar profeslonales que, una vez dentro de la vorgine del sistema soc i al que prevalecla en Cuba, pasaban a formar parte de l-ste, convirtindose en sus ms contumaces defensores. En manos como estaba d e la explotacin privada el destino de la Patria -las trabas del imperialismo, por su parte, de fonnaban la estructura cubana-, obvia mente la fun ci n docente y educacional pas a ser un patrimonio particular de l os intereses de la clas:? privilegiada .. Con un marco por delante tan antiso cial, era una quimera esperar que aquella nfima, y si se quiere insignificante, minora de elementos humildes del pueblo que lograba saltar la barrera d visionista ten did a por la burguesa, ofreciera luego sus servicios para la defensa de la sociedad desvalida. Claro que. hubo sus excepciones. Muy honrosas, por cierto. Tambin es obv:o que l a superioridad de e lementos retrgrados sobre la minoria de los de ideas avanzadas, indefectiblemente Obligaba a es ta ultima -a girar en el mismo crculo viciado, cuyo eje central era l a burguesa. El rgimen d e explotacin entronizado en nuestro pas, con su secuela de subde sarrollo, analfabetismo y otros grandes m ales soc i ales, lle vaba implicito el entre guismo ms ind ignante de la Patria a los intereses politicos y econmicos del im pe rio asentado en Wall Street. El Punto C uarto de Truman En la misma medlda que result una afrenta para el naciente Estado cubano el i nciso de la Enmienda Platl dentro de l a Constitucin de 1901 que frustr las an s ias independentistas de los patriotas de 1895, dando ini cio a la mplantaci n de regimenes antidemocrticos y de espaldas al puebl o -y que adems signific que los imperialistas se aduearan de nuestra eco nomla con la introducci n del monocultivo de la caa, del mor.opolio d e la electrici d a d la banca, e l telfon o, etc.-, el llama do "Punto 4to." Ideado por el e x presidente Harry S. Truman constituy una nueva intromisin defonnadora en el derrotero de la nacion cubana. Segn di c h o proyecto, el Gobierno nor teamericano "ayudara tcnica y cientfi camente a las universidades de Amrica Latina." 5

PAGE 6

En 10 que respec t a a la Universidad Ceno tral de Las Vill as, sta pas a convertirse, por el "Punto 4 to.", en una universidad piloto del Gobierno de Estados U nid os. Ms daramente, la "Marta Abreu' .era una especie de buro de investigaciones cientificas, para p r ovecho de los imperialistas yanqui s. Pero ah no t ermina el plan c on c ebido pOI el mandatario estadounidense causante de la muerte de miles y m iles de ciudadanos de Hiroshima y Nagasakl. La presencia en l a Universid a d Central d e Las V i lla s de qumicos e investigado res norteamericanos, como parte de l a "ayuda", le pennita a la Casa Blanca y pe)!' ende a los indus tl'iales y empresarios yanqui s, conocer l os -lugares de C uba donde se a tesoran nuestras riquezas naturales, tales como hierro, pe trl eo, etc. Estes infonnes eran adqui r i dos tras la pantalla del 'plan d e estudios': que, segun ellos, era necesari o en los cursos d e la Universidad. No hay que d eci r que destino se les daba a e stas i nvestigaciones, ni cmo luego se las arreglaban las compalas yan qu:s para adquiri r la s propiedades de aqu e llos l ugares donde se hacian los d esc ubrimientos. Pero el famoso "Punto 4to. tena otra funci n ms siniestra. -Ut ilizando la mentira -mentira con un marcadopropsito--, los funcionarios norteamericanos que vi sitaban l a Univ ers:dad Central de Las Villas les hacian ve r a los alumnos y a s i lo expresaban algunos textes de estudios, que Cuba tena que con-6 .. . . _.----'-" _._ .......... "" _.f ormarse con el logro. d e una economa co ml,l e m entaria, que d eb ia estar subordinada a la metrpoli yanqui. Como se ve, los yanquis no perd ieron en Cul;a ni un sol o v e h iculo para propagar sus mentiras y s u s falsedades, pam asegu rarse d e aquellas pos i ci ones que pocHa n utilizarse en s u e co nomi a de peridica s crisis. Toda esta bIe n organizada farsa de l os imperialistas precursores d e l 'Punto 4to.", cre las n atur al es confus iones en el campo ideolgico, y muchos estudiantes universi tarios se crearon una m enta lid a d completament e errnea. El resul t a d o de mayor auge d el pri vileg io y e l consiguiente y total divorcio de la estru ctura social y econmica d el sec tor humilde del p a s. La N u eva. U niversidad Central Cuando l a Revolucin llega al Poder, se encuentra -al igual que en otros sectores de la vida nacional-con el cuadro neg a tiv o de la Universidad Central 'Marta Abreu". Los primeros pasos d ados por e l Cobierno Rev ol uci onario para dar fin a este estad o de cosas encontr, como era lgico, cierta resis tencia. Sobre todo, en una parte del profesorado cmplice de los planes del imperialismo. Hubo alumnos mal orien tados -unos pocos-, que pudieron recti ficar su conducta producto d e l adoctrinamiento yanqui, pero q u e prelirier o n seguir la proyecci n indicada por s u s padres latifundista s, dueos de empresas o monopo lios, lo s cuales fueron afectados por las Leyes de la Revolucin soc ialista. Con la Ley d e la R e forma d e la Ense anza, s e abria una nueva e tapa reh abilitadora e n e l campo docente d e l pas El acceso d e la clase proletaria a la s Un i ve r s: dades y centres de enseanza de la na cin, y la s posibilidades de superaci n que ahora se les brindan al negro y al campesi no, al pobre y al mulato, era una di stinc in con la cual no estaba de acu erdo el grupo minoritar i o de int e lectuales burgueses. Incapaces, no ya d e asimilar el p r oceso h i s t rico que vive el pais, s in o de renunciar en bien d e la Patria a l os privilegios e intereses que gozaban en el pasado regimen una part e d e este grupo opt por enfrentarse a los destinos del pue blo Lgicamente, el I ) uebl o revolu cio nario les aplic l a se ntencia merecida: la expul s i n. Hubo otros que traicionaron d oblemente a la tierra que los vi nace r, como en el caso del antiguo Rector d e la Uni versidad Central, doctor Pedro Oliver La bra, que conjuntamente con Felipe Lastra y Vicente Hernndez, d e la Junta d e Co bierno, escog i eron el cam ino del exilio ... Pero la Revolucin march t riunfante. Segura y confiad a d e s u derrotero. . 600 BECADOS DEL PUEBLO Com o apunta el doctor Silvio de la To rre, actual Rector de l a Universidad Ceno tral d e Las Villas, "el C obierno de Estados Unidos siempr e ha dado crditos para

PAGE 7

obras pblicas, pero nunca para la formacin de tcnicos." y esta verdad la ha podido comptobar el pueblo cubano en esto. s mOf!lentos, en que el Gobierno de la Re.volucln ha tenido que organizar cursillos intensivos. ra preparar tcnicos y obreros especlah zados para las dis tintas. labores de la Reforma Agraria y la industrializacin del pais. Ciaro que eso no es nada n uevo. Es decir, no se d i ce nada nuevo. En un rgimen capitalista son ms necesari os los abogad os, y, an ms, los contadores pblicos. El motivo es obvio. La Revolucin, aJa vez que p uso tr m i no a la discriminacin en la enseanza universitar ia, se crea s u s propios tcnicos e ingenieros. Entre otros muchos planes puestos en prctica en este campo, el Gobierno Re volucionario cre seiscien tas becas para hijcs de obreros y campesinos, que actualmente las disfrutan en la Universidad Central de Las Villa$. Para obtener estas becas e r a necesario el haber cursado la enseanza secundaria, requisito que impona las materias que iban a ensearse. Pero result que, como dice el Rector, doctor de la Torre, "haba ms becas que bach illeres". Qu indica esto? P u es simplemente, que la enseanza en Cuba le estaba vedada a la gran mayora del pueblo. La Junt a de Gob:erno de la Univ2rsidad Central -integrada por cinco profesores y cinco alumnos-ha decidido que las doscientas be'cas que faltan por cubrir sean utilizadas por igual nmero de compaeros dedicados a la produccin, los cuales sern escogidos por la Confederacin de Trabajadores Cubanos Revolucionaria (CfC R) mediante un plan de emulacin, Estos slo necesitarn un certificado de sext o grado. Como quiera que Jos actuales becados 113 hembras y 301 varones-no llenan los requisitos anteriormente apuntados, los estudios de Matemt ica, Fisica, Qumica y Espaol, se han dividido en cuatr9 veles o cuatro semestres, para poder lograr el fin perseguido por el Gobierno Revolucionario. Los becados reciben una cantidad suficiente de dinero para los gastos menores, pues disfrutan de todo lo dems en el nacionalizado colegio Teresiano, donde se encuentran alOjadas las jvenes becadas; y los hombr es en la antigua Tecnolgica de Santa Clara. Las clases a los jvenes hijos de obreros y campesinos becados de la Universidad Central, les son ofrecidas pot los p r opios estudiantes, muchos de ellos ya a un paso del profesionalismo. Quiere decir, que los 2,000 estudiantes universitari os de Las Vi llas hoy estn incorporados dentro del mis mo recinto a los planes ed ucacionales y de produccin del proceso revolucionario cubano. De la produccin tambi n, porque son los alumnos de Qumica y Fisica los que, orientados por los profesores, 'realizan todos los estudios e investigaciones del Labo,"OriO d e la Universidad, el cual, hoy, es al servicio del Instituto Nacional de Reforma Agrar. ia (INRA), en Las Villas. LA P ACULTAD OBRERA La creacin de una Facultad Obrera en la Universidad Central "Marta Abreu", es uno de los tantos proyectos de la Junta de Gobierno que han encontrado apoyo del Gobierno Revolucionario, especialmente del Ministerio de Educacin, y cuyas r e a lizaciones tienen un curso inmediato pOr l a sign ificacin social y revoluc:onaria que los mismos tienen. El Rector. Dr. Silvio de la Torre, el Profesor de Economa Poltica. seor Juan Mier Febles y el alumno y Presidente de la Asociacin de Jvenes R ebeldes de l a Universidad, Eugenio Urdambidelus, ex; plic a n los fundamentos de este histrico proyecto: -La Universidad Centr al -dicenmediante la realizacin del presente proyecto, contempla la fundacin de la Facultad Obrera como exigencia inmediata de nuestra transformacin de la economa agraria atrasada en una economia agraria in dustrial adelantada, que impulse los pia nes de desarrollo nacional del Gobierno Revolucionario, y como la mejor forma de adelantar la incorporacin de la masa obrera y campesina a la enseanza supe r ior, transformando radicalmente la com posicin de clases de la Universidad. -La afluencia de alumnos de las Facultades Obreras a l a enseanza superior, 7

PAGE 8

\ ,) ':'. I '.: ..... ... Hijos d e obrero. y campe.ino. le confunda n e n un mismo estudiar, elh,diar. Si ahora l o pueden hace r, es porqu e ) R .,volucion .ocialis.a elimino 1 .. trabas "nt;populares. L enseann est aba e n m anOS d e l privilegio. Par. e l veld.dero pueblo exisla una barrera que l e impe da, indwo, acer c .... los libros. No extra"o e l inler. d e 1 01 nuevo' laclore . Desp .. '; d as dases d e M a t e m li ca., auimic;II T fi.ie .. los becados 5f! entregan a las prcticas d e deporte Pronlo se.n profesiona les que servi r n l a P a tri a

PAGE 9

adems de influir pod erosamente en la revolucin cultural soci ali sta, determina la reestructuracin d e l a labor pedaggica y ed ucativa, cambiando la actividad d e l perso nal docente, imponindo le la reestructur a ci n de s u s clases, que debern a d aptar s u contenido al nuevo alumna d o y a las nuevas d emandas cientfica s e in Quietudes sociales. -La Facultad Obrera, c uya mi s i n es preparar con rapide z a l os obreros y cam pes in os par a e l in g reso en la escuela su pe r ior, a la vez Que f orma trabajadores m as calificados e n e l lugar que ocupen e n l a produccin debe constituir una parte orgnica de la U n iversidad, influyend o en el co n te nido soc ialista de toda l a ensean za s u peri or. -Esta Facultad podra organizar c u r sos nQ d e las materias espedflcas de Mecni ca, Produc cin Industrial, Electricidad y Agronoma, correspondientes a cada uno d e los cursos de estudi os. El fundame nto objetivo docente so cialista d e v incular la teoria con l a prctica en el curso de la enseanza, encuen tra en l a F acultad Obrera su modo natu ral de desarrol!o, influyendo deci sivame n te con s u s lo g r os en la reno vacin de l a enseanza superior en general. GABRIEL CUEVAS Y SU SOMBRERO Hoy no es una sorpresa. N a die! sc asom bra. La presenci a en la Universidad de 40 campesinos de la Sierra del Escambray, es algo que refleja el ambiente co y soc iali sta que a ll exi ste ahora. Estos campesinos no son beeados. Aun que pudiera decirse que son "becados po r la libre". Esta es la razn: La Junta de Gobierno, los profesor es y alumnos todos d e l a Universidad Central, d ec idieron prestar sus concursos en la campaa d e AUabetizacin que lleva ade lante' el Gobierno Revolucionarlo, y trajeron para las aulas del centro docente a un grupo d e jvenes serranos l os cuales, adems de alfabetizarse, estn apr e ndiendo otras materias relacionadas con las l abo res del agro. Esta feliz in iciativa fue posible po r el desinters de los profesores todos, que acordaron d a r un dia de haber para su fragar los gastos d e l os 40 jvenes del Es cambray. Es ell o l a presencia por ejemplo de Ga briel Cuevas con su sombrero de alas an chas, creemos que d e montero, desafiando l a antigua suntuosi dad de los pasill os uni versitarios, l o que no constituye un motivo de asombro. Ya d ijimos que la Un iversi dad Centr al de Las Villa s hoy est al ser vicio d e l pueblo Del verdadero pu e bl o. Los jvenes del Escambray con vive n con los becados, disfrutando de l os deportes Que all se practican, del Comedor Esco l a r, del albe rgue e n la Tecnolgica en fin de todos los beneficios que brinda l a Univer sidad. y esta in tegracin fue posible porque ... Recientemente, con m otivo de una v is i -ta a la Universidad Centra l del romandan te Ernesto "Che" Guevara. Ministro d e Industrias, ste hubo d e pronunciar un discurso sealand o cul deba ser la fun c i n de todas las universi daacs cubanas, d e acuerdo con las tra nsformaciones so c iales Que e x perime nta el pas. Las frases del comandante Guevara aun resuenan en el r ecinto universitario de Santa Clara: -Esta Universidad --dijo--debe vestirse de negros y mulatos, de obreros y cam pes inos ... El Ministro de Industrias planteaba asi las ex.i genc: a s del momento h is t ricO d e l a Cuba liberada, y d e su Revol uci n so claUst a. Sus palabras fueron expresadas en lx instantes en que e l elemento retrograde que an predominaba e n la Universida d Central, se preocupaba t nica del pasa do--d e congraciarse con los lideres d e l Gobierno Revoluci onar i o. El cambio d e los pla nes d e estudios; la creacin de l a Facultad Obrera; los 600 becados hijos de obreros y campesinos; el curso de alfabetizaci n a los 40 jvenes del Escambray -est e curso se ampliarj para otros. 200 analfabetos de la zona ale daa a la Universidad-, y el proyecto "Diosdado Pimente l (contempla la in co r poracln a la Universidad Central d e los colegios nacionalizados "Las Antillas" y Salesi ano, ambos dotados d e infinidad d e be n eficios que vendr la n a s uplir algunas exigencias del plantel universitario), tb do ello, dec imos, dan la pauta de la es tructuracin sufrida e n bien de l a socie dad por este centr o d e es tudios superiores. La Universidad Central de Las Villas s ignifica en estos momentos e l smbolo que habla eloc u ente m ente de la transformaci n sufrida e n el campo docente y educacio n al, tendente a servir los sagrados intereses de l a soc iedad. La presencia en la Universidad Centra! "Marta Abreu"de un grupo de profesores y alumnos revol uci o narl os, la preocupacin del Gobierno y de! Ministerio de Educa ci n, son hechos y pruebas concretas. y la presencia en ella de estudiantes n e gros y mulatos, de ob r e r os y c ampesinos, tambin. 9

PAGE 10

.. ,,,,d;,;;i. ele Lord. eom IIi_, comand e n le en ef e ing I4., al "enual Lineol ... APORTE DE A LA INDEPENDENCIA DE LOS ESTADOS Por EMILIO ROIG OE lEUCHSENRING D U R ANTE sesenta aos, los interesados en mantener a nuestro pais so metid o al imperialismo yanqui estuvieron intoxl cando la mente de nuestros compatriotas co n la idea de que C uba debla su indepe n dencia a los Estados Unidos. Ya, felizmen te, la Revolucin triunfante ha acabado con esta intoxicacin contra la cual mos nosotros esforzadamente desde e n una serie de que h allaron el so d e l os buenos cubanos, y que e l e l e men to oficia l procuro siempre Que tuvieran n menor difusin posible entre el-pueblo. Pero la investigacin histrica no se d e tiene ah. Va revelando aqu y all, datos muy interesantes sobre la historia de la s luchas independentistas de nuestros pseu dolibertadores, cuando la gran potencia Imperialista de hoy e r a una pobre colon i a que luchaba por romper e l yugo que la ataba a s u metrpoli inglesa. En primer trmino era ya d e todos sabido que la guerra. d e independencia norteamericana no es, en modo. alguno la heroica lucha solitarIa de un puado -o una le gl n -de patriotas contra poderosos ejrcitos bien organizados. Francia, entonces rival de Inglaterra en todos los mares y las tierras, era la aliada fiel y eficaz d e 10 los colonos en rebeldia, y la s hazaas de Lafayette y Rochambeau llenan pginas muy brillantes de la historia blica de las Trece Colonias. Pero cada vez se destaca ms l a par ti cipacin de Espaa en aquella guerra, y 10 que es ms interesante para nosotros los cubanos: esa participacin, desde Cuba. por medio de Cuba, y co n l a intervencin muy activa de cubanos y hasta se d i ce de cubanas. La rivall dad entre Inglaterra y Espaa -nacida especialmente desde el Descubri miento de Amrica que despert la viva envidia inglesacontaba siglos de e xis tencia. Por eso, a l surgir la rebelin en Norteam r ica, se div idieron las opiniones en el grupo de espaoles distinguidos que rodeaban a carlos m : mientras el previ sor Conde de Aranda se alarm inmediata mente ante la perspectiva de que aquel ejemplo f.mesto" Influyera sobre las ro lonias espaola s la mayoria vi, sobre todo, la situacin dificil que se le plantea ba a Inglaterra y la excepcional oportuni dad de asestarle gol pe rudis im o, do a los que se rebelaban contra ella; s i bien es justo dejar sentado, para rendir una cierta justicia a estos l timos, que no dejaron d e advertir hasta cierto punto aquel peligro, y que s i ayudaron a la s Tre ce Colonias, no lo hicieron sin recelo. Pero e l hecho es que las ayudaron, que la ayuda fue mucho ms e f ectiva de lo que antes se crea, y de Que esta ayuda se prest casi toda ella a travs d e Cuba, y que l os cubanos la secundaron con entu siasmo: Si Cuba no hubiese estado situada a las famosas noventa millas del Conti n ente norteamericano, la ayuda habria sido e normemente menos eficaz. Cuba, por otra parte, estaba bien prepa rada para no representar papel pasivo en el gran drama. La toma de La Habana por los ingleses e n 1762 habia traido a Cuba a unos dos mil norteamericanos, creando lazos ---especialmente comerciales Que no se inte rrumpieron hasta el presente, porque cuando La Habana r u e devuelta a Espaa al ao siguiente y restaurado su fJTeO monopolio comercial, ni americanos n i cu banos lo aceptaron sin protesta: sta, en forma de v igorosa corri e nte de contrabando, se mantuvo desde entonces sin inte rrupcin. Entre aquellos norteamericanos haba llegado a Cuba en 1762, Oliver Pol l ock, y, a bordo de las naves inglesas, di-

PAGE 11

(ese que un comerciante, Juan de Miralles Son dos nombres que luego adquirirn relieve en la luc h a entre Ingla terra y s u s colonias. Desde antes se firmara e n Filad elfia el 4 de' de 1776 la f a m osa Declaraci n de Espaa habia d o nado en para la causa norteamericana, y cursado Instruc cione s, y sobre todo la muy atenta vigi lancia que la situacin demandaba, al Go bernador de la HAbana en cuanto a Cuba. y porque d e l dependia e l G obernado r d e Louisl a n a, d o nde se originarian I m portan tes aconteci m i entos. O bed ecie ndo a W1a Real Orden secreta de agosto d e 1777 el Capit n Gen eral de Cuba, Diego Navarro, nombr a ge n tes con fid enciales para entabla r negociaciones con los rebeldes norteamericanos: un ha banero, J os Eligio de l a Puente, cuya ac tu aci n fue muy breve, y Juan de Mira lle s -natura l de Valencia pero m u y iden tificado con La Habana-, a pesar de que sohe l h aban recado fuertes sospec has de "colaborac ionismo" con l os ingl eses en 1762. La misi n e ncomendad a a est e ltimo e r a muy importan te y l l a cumpli co n excepc ional brillantez. S u s mpatia vivi si ma por la causa norteamericana lo llev a pintar l a situacin con l os colores m s opti mi stas, a pesa r de qu e era entonces muy dificil, y aun bien apw'ada y a acon seja r la inmediata ruptur a d e hostilidade s de Espaa con Inglaterra, En seguida Mi ralle s hi zo que se iniciaran relaciones co merciale s entre las Trece Colonias y Cuba, muy favorecido en sus ges ti ones por el h ec ho de que el Cap itn G eneral habla recibido rdenes secretas de facilitar hasta $50.000 a los norteamericanos En Wil liamsbu r g Miralles se entrevis t con el fam oso Patrick Henry, forjand o pla nes para la toma de la Florida por l os les que se realizara ms tarde. Robert M o r ris. "el financiero de l a Revolucin Americana", en Filadelfia pero con agen tes norteamericanos en La Habana y .fuer temente ayudado por l os co m erciantes y e n la Louisiana Stephen Pol lock irl ands de nacimiento y ardiente partidario de Jos rebeldes norteamericanos, protegido de su compatriota, Alejan dro de O'Reilly. que. gobern aquella re g i n en nombre de y qu e habla co n oc id o a PoJlock el) La Habana en 17 63 ,cooperaron e n l a co ntinu i dad de las rel aciones comercia les entre Cuba y los futuros Estados Unidos ; pero a l dimi mi co e nviad o de La Habana se debi que Espaa atenuase o suprimiese algunas d e las severisimas medidas restric tiva s que enlo nce s existian en cuanto al comercio, co n beneficio especial para las co lonias en lucha Miralle s, adem s, obtuvo que fuesen reparados en e l Arsenal de La Habana l os buques de una escuadra norteamericana que se dirigia a Francia, e incluso se en treg a l comodoro que la mandaba, Alexander Gillon primero $14,000, Juego $11,000 Y despus otra cantidad que luego el Congeso norteamericano deberla devolver a Mirall es. T a mbin, por gestiones d e ste los corsari os norteamericanos se refugiaban en La. Habana, y aqui se ban y vendian sus presas. Entre tanto Mlralles se habla prese n ta do, como e n v iado oficial d e Navarro, a Jorge Washingto n, en Filadelfia, y habia o frecido un banquete al jefe norteamerica no al que asistieron la esposa de ste y las personalidades ms prominentes de la ciu dad En seguida se fonn e ntre aquellos dos hombres una estrecha amistad. Ambos Copia del retrato d e Miranda que se enc.entra en el M.,eo Nacional de V,,,.lIe . discutan los pIspas de futura cooperacin militar entre Espafia y los Estados Unidos; MiTalles enviaba a Cuba retratos de Wash ington, y en e l cuartel general norteamericano -se emple como santo y sea el nombre d e l e n viado. P o r supuesto que en tretanto continuaba e l intercambio comercial tan p r ovec h oso para los rebeld es, y el refugio y ap. rovlsionam iento a I os bu ques, y l os prstamos y a uxili os de todas clases. La realidad es que Juan de Miralles no actu jams como simple "observador" ni aun como agente de Espaa para pro vecho de sta mediante la contienda sino como un verdadero y eficacisimo colabora dor de la causa de la independencia norte americana. Nada ms elocuente que las palabras del traidor Benedict Arno ld a l decir qu e Miralles era e l hombre cuya ayuda' econmica porqu e est e entusiasta habia entregado a aquella causa toda s u fortuna persona l y s us ges t iones ante el Capit n General de C uba y del Gobierno de Ma drid, tanto habian hecho para sostener la moral de guerra de los norteamericanos. Entretanto, los acontecimientos se pre cipitaban En mayo de 1779, Espaa de claraba oficialmente la guerra a Inglaterra, pero en abril de 1780 una pulmonia fulminante arrebataba la vida a Juan de Miralles: Washington, que lo haba hecho asistir por su propio md ico, presidi el sepeli o con los ms alto s jefes del ejrcito n orte americano, y c ubri d e elogios a Mi ralle s en la misiva de psame a su viuda. Otros -y cubanos tambi n muc ho s d e ellos-continuarian la l abor de auxilio a l as T rece Colonia s. Pero hay algo ms: so n muc h os los qu e pi e nsan que aquel ha banero de corazn, batall .ador y tan fervo roso amante de la libe r t ad, y t a n d.otado para altas emPre sas, de haber vivido ms all del triunfo de la independ e ncia en Norteamrica, habrla quiz s encendido la c hispa libertaria en nue stra patria. Trasladmonos de esce n ario, aunque el eje ser siempre Cuba. Gobernaba la Lcui s lana de s de 1776, pero dependiendO del Gobernador de Cuba, Ber nardo d e Glvez, sobrino de Jos de Gl vez el Ministro d e I ndia s El carcter i mpetuoso, casi diriamos aventurero, de Glv e z se prestaba a m a ravilla para el pa pel que las circunstancias l o llevaran a desempear. Un historiador norteamericano John Wa lton Congh ey, dice: "En vista de las espectaculares campaas de George Rogers Clark, y de la labor no muy visible pero trascendental d e Oliver Pollock, los d os americanos qu e ms infl uyeron e n ob tener para los Estados Unido s el dominio de l a regin situada ms all de los Alleg hanies, seria una locura reclamar para G lvez que se le acreditara todo el xito de la Revolucin en el Oeste Sin embargo, II

PAGE 12

El retrato mis antiguo que exi sle d e Jorge Washington. est justificado i ncluirlo con Pollock en un triunvirato al que s se deben. todos los honores de dicha empresa. Mucha de la a:yuda la prest Glvez antes de que Es paa hubiese entrado en guerra contra In glaterra. Bernardo de Glvez ayud especialmen te a George Roger Clark, en la conqu ista de la regin al norte de Illinois y al este de los Alleghanies, coopero continuada mente con Stephen Pollock en el financia m iento d e las tropas, y fue decisivo su apoyo a la expedicin de Willin g en e l Mis sissipi. Una vez declarada l a guerra por Espaa a Inglaterra, Bernardo de Glvez aprove ch e n seguida esa nueva libertad d e ac cin, con la inmediata captura de los fuer tes ingleses del Mississipi y se cubri de gloria con l a conquista de la Florida, me diante la toma de Mob ila y de Pensacola. Aquel mismo historiador norteamericano afirma: "Las conquistas de Glvez contri buyeron grandemente a determinar las condiciones de paz (entre Inglaterra, Fran cia y Espaa)". Pero aqui interviene de nuevo Cuba. Para sus campaas Glvez dependia, en parte primordial, de l o s refuerzos de toda indole procedentes d e La Habana, y pare ce que el capitn ge n eral Navarro era algo renuente a envirselos. pues fue amones12 lado por ello des d e Espaa despus d e la toma d e Mobila. En la operacin contra Pensacola, mucho ms importante, tambin surgen dificultades, e inclu so desave nencias entre Glvez y el jefe espaol de las fuerzas enviadas desde La Habana, Jos Calbo de Ibarzbal. Pero entonces cuenta Glvez con el concurso de otra fuer za naval al mando de Jos Solano, y del mariscal de campo Juan Manuel de Cagi g al, cubano, que mandaba unas milicias compuestas asimismo por cubanos. entre ellos muchos negros y mulatos. Cagi gal, tan decidido como Glvez, y bien secunda do por sus tropas, toma parte decisiva en el combate. Pensaeola se rinde. La Florida vuelve a ser espaola. Dos mil soldados ingleses son enviados como prisioneros a L a Habana. El rey de Espaa concede titulo d e conde y altos cargos a Bernardo de Glvez, y Bernardo de Glvez, a su vez concede !a libertad y $100.00 a los esclavos herid os y otras ventajas a los que se hu biesen distinguido en los combates. Estos hechos de armas y otros aportes d e Cuba a la independencia norteamerica na se conmemoran en una tarja situada en un fragmento de las murallas del anti g u o Arsenal de La F-fabana y que dice as: "Aqu estuvo el Arsenal de la democra cia durante l a guerra de ind ependencia de los Estados Unidrn:; 1778 178 1-. La "Medley", la "Carolina" y otros b uqu es de la escuadra del comodoro Alexander G lIn fueron reparados, armados y abaste cidos en este Arsenal, y de .aqui salieron las expediciones mandadas por Juan Ma nuel de Cagigal, de las que formaron parte los milicianos c ubanos que combatieron por la independencia de los Estados Unidos en la Louisiana y las Floridas'." Por cierto que Espaa no cultivaba en Amrica ni la gratitud ni el cumplimiento de las promesas, y as nos encontramos con que el gobernador Navarro slo entre g $80.00 a los negros her idos y $8.00 a los otros que hubiesen luchado con empeo. y encarcel por deudas al esforzado Ste phen Pollock, prisin d e que lo libr Gl vez al ser nombr ado, como premio a s u hazaa, Gobernador de Cuba. El respeto a la verdad hi strica nos lleva a agregar que 'anloga suerte corri "el financicro de la Revolucin", Robert Morris. aquel i ngls fue d emandado ante los tribunales norteamericano s por no poder pagar las deudas contradas a:yudando a las tropas de Washington! Otra figura i n teresante aparece aqu, y la sealamos porq ue, si bien no es c ubana, nos pertenece, por tratarse nada menos que del "precursor de la independencia americana", de la libertad de nuestra Am rica. En efecto: como edecn del mariscal de campo Juan Manuel de Cagi g a l figura en los ataques a Pensacol a un joven capi tn caraqueo, F rancisco d e Miranda, a quien Cagigal distingue con su mejor ami s tad, y a quien acaso esta proximidad a la lucha de las Trece Colon ias 'nspira sus primeras idea s de liberacin d e nuestros pueblos. Miranda, por su brillante compor tamie n to, es ascendido a t eniente coronel. Ms adelante, alegar haber mandado, en aquella accin ; a contingentes de volunta rios norteamericanos que se unieron a las fuerzas hispanocuban as. Poco desp u s, nombrado Cagigal gobe r nador de Cuba, design a su amigo y ayu dante favo r ito para importantes misiones en Jamaica. Luego ejeeutan j u ntos, en 1782, otra accin gloriosa, la conquista de las Bahamas. d o nd e tambin toman parte las "milicias de pardos y morenos". Pero ms tarde M iranda es perseguido, y surre hasta los resultados de la animadversin del impetuoso Be rnardo de Glvez, q ui en de Cabo Francs, lo envia detenid o a La Habana; tambin se asegura que actu forzado por indicaciones de Madrid, que por lo visto ya sospec haba del caraqueo. P ero Glvez, siempre generoso an en sus cleras, avisa privadamente a Cagigal que s i encuentra entre los papeles de Miranda algo que lo perjudique, "no aparecer nunca." Luego e l propio Cagigal cae en des gracia, y es relevado de su cargo no pu diendo ya defender a s u protegido. Miran da. contra quien se ha dictado n ueva y ms severa orden de prisi n, huye a terri torio norteamericano, llevando cartas de presentacin y recomendacin para Francisco Rendn, colaborador y luego s ucesor tIe Miral!es, y para el propio George Wash ington. De aH continuar su extraordina ria .Y accidentada carrera. Pero h cmos citado especialmente a Francisco de Miranda porque con l llega mos al punto decisi v o de este relato. En efecto: Miranda, sujeto a terribles acusaciones ante los tribunales revolucio-

PAGE 13

narios d e Pars, en 1793, aleg, entl'e otl'3S co sas, e n su defensa haber contribuido a p roporcional al almirante francs De Grusse lo s inmensos recuN;OS" para su entrada e n la bahia d e C hesapeake. que diO por I'l$ultado la decisiva victO I i a de Yorklown. Y. cul es la verdad de este episodio, segn las diversas fuentl$ por donde ha llega do hasta nosotros? Retrocedamos hast a el invierno de 1780 Haba llegado lo q u e el historiador norte americano Steph e n Bonsal -padre del ltimo Embajador de los Estados Unidos en L a Hubana-ha llamad o "la hora ce ro" d e la Revol u c i n Americana. Y haba llegado, por falta de dinero. El patrio tismo n o alcanz a lll pqr lo v isto la altUl'a de generosidad y desinters que e n nues tros pueblos se estima natural: los cnmpe sinos se negaban a avituallar a l ejr c it o. ni an a cambio d e los billetes revoluciona rios, q u e no ll$ inspiraban confianza; y Jos s oldados, descont entos por no haber recib ido su paga, se negaban a combatir y. sobre t odo, a marchar hacia e l S ur, como era necesario, Las cartas de Washington reflejan toda s u angustia ante esta situa cin desesperante. Al financiero Morris le escribe: "Tengo que rogarle que si es posible procure u n mes d e paga en efecti vo para e l destacamento a m i mando; pal't(: de las tropas no ha recibido paga a lgun a desde largo tiempo atnis y en va rias oca siones h un dado muestras d e gran descon t ento. El servicio que van a emprender es desagradabl e para los regimientos del nor te; pero yo no dudo de que la. d ul z u ra. de u n poco de dinero e n efectivo los pondl'ia en e l estado de animo a decuado." Pero Morris slo podia racilitar l e billetes cada vez m s desacreditados, "Washington -dice Bonsal revel e ntonces tristem ente s u sItuacin financiera a Rocham beau. Todo estaba li s t o para l a marcha al S U I ', excepto aqu e llo que la dura experien cia l e haba enseado que era absol u ta mente indispensable. El pobre Rochamheau tambi c n tenia sus problemas. Muy poco dinero haba recibido desde s u Jlegac!a a America. Supon a que le habia sido envia do pero que lo habian capturado los vigi la ntes mibusteros britan icos. Estaban todos juntos en el mismo bote y ten ia n que remar juntos o hund irse j u n tos." y si n embargo, slo pudo entregar a Washington veinte mil dlares, osease cien mil d ucados que tendr a n que ser devueltos en octubre; y ya, tras meses d e casi lotal inaccin habia entrado e l ve rano, Was hIngton, adems, im prescindible el apoyo d e la escuadra f r a n cesa. "Si n una fuerza naval decis iva ----cs cribia 8 Lafayette-, no podemos hacer nada d e finiti vo; y con ella, todo cuanto sea h onroso y glorioso," Roc hambeau se pone en comunicacin con el gran almirante francs De Grassc, q u e se halla e n Hait, al frente de una escuadra, y le expone la necesidad d e que seale e l lugar donde decida a tacar a los ingleses por m a r para impedir 1m. ataques Que amenazan dividir en tres la s fuerzas nOI'lcame l'lcanas para luego extcrminal'las; y t amblen le expone la apremiante neces i dad dc dinero quc aqueja a las l ibertadoras: "le suplicaba -dice el hi s to r iador norteamericano Samuel ElIiot 1.10r ison-que trajese todas las tropas fl'anc;esas Que pudlenl allegar y todo el d i nel'o en efectivo que pudiera levantar. pol' que las tropas I'ancesas y las de Washington clamaban por fU paga." De Grasse respon de senalando como s u punto de ataque la bahi a de Chesapeake que domina a YOI'k town, donde ha CQncen trado sus fuerzas el jefe ingls, Lord COfnwalJis; en cuanto al dinero, cal"CCC de el y no puede levan tarlo en Hait n i s.'m t o Domingo, pero envia a pedirlo a La Habana. Una semana despues salia la gran escuadra francesa de Cabo Hai t iano, rumbo a l Norte: lleva. b a 4,000 hombres de l a guarnicin d e San to Domingo, entonces posesin espanol a. y muy pronto se l e uni .la fragata q u e h a ba mandado en busca de dinero a La Haban a, y que tI'aia nada menos que la suma d e $240,000 en o r o. De dnde procedia est a suma? Morison afirma que e l gobernador espano! de la ci udad "'haba acopiado este tesoro de gue rra --enorme para aquella epocapl'eslonando a los comerciantes de La Habana", El gobernador de La Habana era entonces Cagigal, el habanero a migo de M iranda, P ero Bonsal copia en s u libro l V h e u the. F r e n e h were h e r e A Narrative 01 the Yo rktown Camlaign una carta del almi rante De GI'asse, efcrita desde las cerca nias de Matanzas, dond e habla de un mi lln de ducados que las seoras de La Haban a habian donado al general francs Saint Simon, comandante de las fuerzas de desembarco, para los gastos de l a cam paa, porque las a l'ca s oficiales espaolas tambin estaban entonces exhaustas, Y C Parra-Prez, en s u estudio Miranda. et la. Revolutlon Fran ea. ise, dice, basndose e n documentos ingleses, que M iranda rindi un servici o decisivo a la causa de l a liber tad d e los Est ados Un idos, porque gracias a su influencia sobre e l gobernador de La Habana consigui para el almirante De Grasse treint a y cinco mil libras esterlinas para coopel'a l a que se dirigiera a a tacar a Lord Cornwallls. Por otr o lado vemos que se nos dice que e l Gobemador careca de fondos en aquel momento. Es muy posi ble q u e Cagigal utilizal'a las dotes de Mi randa, s u inte ligencia, su magnetismo, s u cultura. s u entusiasmo sin limites po r l a causa libertadora. toda la irradiacin de s u vigorosa personalidad, para logr a r contri buciones elevadisimas entre los comerciant es, entre las ricas damas de sociedad. El hecho es que el dinero, e n suma extraordi nariamente c uantiosa, sale de La Habana: es el apol'te, no el primero, n o el ni co, segn hemos visto, pero el mas sen saca-. nal, e l d ecisivo, segn los historiadores, que da L a Habana, que d a Cuba, a la cau sa de l a independencia norteamericana. y la historia termina como un cuento de hadas, Llega la escuadr a f rancesa a aguas de C hesapeake. y sus transportes y correos llevan los ansiados d in e ros a las tropas de Rochambeau y d e Washing t o n que, una vez recibido ese r oco bienhechor, emprenden su avance haci a e l Sur. De Grasse ga na para los futuros Estados Unidos, e l 1 5 de septiembre, la gran bntalla naval q u e expulsando de las costas a la flota inglesa, v h'tualmente decide la guelTa. Libre asi el cam po, las tropas aliada s intensifican su avance y s iti a n a YOI'ktown, en comba t e que no puede en verdad llam(Il'se de David contra Coliat, porque el historiador norteamericano Edwal'd Egglest on, "en su obra pstuma The New Ccn t ul"y History J E l m.d IC,. 1 d Roch.mb ...... I i I I I : of t h e United S tates, afirma q u e alli lu charon menos de 8,000 ingleses contra sie te mil franceses y 9.000 norteamericanOS:-Si se aadieran los miles de prisioneros que haban hecho los espandles e n Pensa cola y otros lugares, y que no pudi e ron peleal e n Yorktown se comprender que por el esfuerzo de los ejrcitos procedentes d e Cuba, fue menos difi cil la v ictoria de lo s libertadores de WashIngton y Lafa yette. Pero, sea com o fu(:re, Yorktown fue to mada, o ms bien, des pues d e lt'cs semanas d e (!eI'CO y de l uchas, el jefe s upl 'emo de las luer,ms inglesas, Lord Cornwallis, se rindi a George Washi .. gton. Laindepen dencia estnba gfmada. Ahora 'bien si despus de tantos a u xi lios q u e van acrecentando las fuerzas de l a s colonias rebeldes. la contribucin de Cuba en l a hora critica es tan valiosa que el padre de MI', Bonsal llega a decir que los cien mil ducados "y el milln que fue entregado a Saint Simon para pagar sus tropas por las senol'us de La Habana pue den en verdad consid e.-al'se como "el ci miento de los dlal'es" sobl'e el cual se eri g i el e dificio de la independencia americana"; si la batalla deci siva se gana con soldados q u e han s ido pagados L'O n el dine1'0 p l'ocedente de La Habana, y que se re s i s tiun a avanzar antes de recibil ese dine1"0; y s i ese dinero no se cobl' jams a Jos favorecidos, ni e n imposiciones politicas n i en favol itis mos econmi cos, ni e n tierras n i e n "enmiendas" n i en "tratados de reciprocidad", bien cabe preguntar: C u a ndo se trata de luc has por la independencia, quin debe gratitud a Q uin? Cuba u los Estados Unidos? D a nuestra I s l a la hoy gran potencia a la Que ayuda mos c uando era colonia' rebelde con ejrcitos hambrientos? Quede a nuestros lectores la respuesta, 13

PAGE 14

14 Por MANUEL NAVARRO LUNA Fotos: lORDA A NGELA Ruzt Despaigne, la alfabetiza. dora !X1Pular que vive en la A venida Primera, de Santa Fe, tuvo que realizar, diariamente, una caminata de kilmetro y medio, aproximadamente, para ensear a leer y escribir a Mara de la Cruz Sent manat, en cuya casa nos encontrbamos precisamente cuando lleg, a darle la lec cn, su joven alfabetizadora. Ya conoca mes su nombre; no que estaba casa da con un obrero chofe r y que tena un hijo. Ni, tampoco, que viviese a una distancia tan larga de Mara de la Cruz. Esto lo supimos, no -porque ella nos lo dijese sino porque al despedirnos de aquell a casa, como nuestra visita a la misma habr anulado su labor de ese da co n s u an ciana alumna, la ofrecimos nuestro vehcu lo para conducirla a su hogar y pud!mos apreciar la distancia. Por el camino, que se prolongaba cada vez mas, le preguntamos: -Pero, Angela, usted ha hecho, usted hace este camino todos los das a pie? --Siempre, nos contest. Pensamos entonces, las dificultades son para Porque esta muchacha, esta Angela Ruzt Despaigne, las ha tenido que superar todas para alfabetizar a M a ra de la Cruz Sentmanat en dos meses. Todo el pueblo de Cuba sabe, cuando hab,lamos de ella, que se trata de una an ciana que tiene la avanzadsima edad de ciento seis aos. Por la pantalla del tele viso r ya la habamos visto y la habiamos oido en el acto del dia 18 del mes de junio celebrado en la Ciudad Deportiva. Ahora, enviados especialmente por la Revista "IN R A", hemos poddo conocerla ms cerca namente. Mara de la Cruz Sentmanat precisa su edad: Naci el da tres de mayo de 1855. Al verla tan despierta, tan gil, tan lcida, tan erguida, tan fuerte, es posible que a cualquiera lo asalte la duda. Sin embargo, cuando ella comienza a hablar d e s u in fancia, del barraCn donde ella vivi los primeros afios de su niez con los "criollos" (los hijos pequeos de los esclvos); del "otro barracn de la d o tacin" donde stos arrastraban sus cuerpos ultrajados; cuan d o ella va narrando las escenas de esos barracones donde el mayoral blanco co ga a la esclava joven y sin marido y se la "echaba" al esclavo soltero para q u e se aumentara la "dotacin", es decir: pa ra que se aumentara la cra -lo mismo que hacan los mayorales de las fincas ganaderas en los potreros con los to ros y las vacas-; cuando ella evoca el momento en que el "caballero" Pablo Macia Andreu y su esposa "la nia" Rosari o Naranjo Burgos fueron d e visita al Ingenio. la vieron, se enamoraron de ella y acabaron [:or tra'rla -Maria de la Cruz no sabe si vendida o regalada-para la Habana; cuando expresa el sentimiento de dolor que, ya en esta ciudad, experiment pensando en su madre a quien no pudo ver en el barracn, cuando sali de ,l, porque lo impidi "el amo", la duda que puede asaltar a cualquiera respecto de la edad de Mara de la C r uz es posible que se di sipe. De modo que Angel a Ruzt Despaigne, su alfabetizadora popular, no solamente tuvo que superar las dificultades de una caminata a pie, todos los das, para ensear a leer y escribir a su anciana alumna, sino las dificultades, infinitamente mayores,' de sus ciento seis aos. Con una per son a de tal edad, y aun de menos, esa tarea no es fcil ni puede serlo: Sin em bargo, a los dos meses estaba cumplida! Con menes aos que Mara de la Cruz, no son muchas las persona s que logran mantener una conversacin coherente. Ella, sin embargo;" puede hacerlo: Cuando habla de las estadas de su infancia, sobre todo, lo hace con urra palabra tun f cil, tan fluyente, que logra cn ella una Marra de la Cruz Sentmanat luce despierta, AglI, lcida, tan tuerte y tan erguldl, como un roble centenario. Asombra pensar que haya nacido el dIa tres de mayo de 1855.

PAGE 15

'" $-: .-. -o'. ."

PAGE 16

Cu.rntas generaciones han cruzado los caminos de Cuba desde que naciera Mar'a de la Cruzl Sus nietecitos, que c recen en plena Revolucin, rep. r esentan la historia viva y estremecida de la transformacin que ha presenciado la centenaria anciana: desde la esclavitud hasta el Socialismo. 1 6 descri pcin que, por lo viva, por lo dolorosa, por lo conmovedora, alcanza a o fre cernos un panorama de imgene s Que des rilan como e n una pantalla, ant e n uestros o j os. Y a sabemos que los recuerdos de la infancia so n los que se g raban con fuerza ms permanente, e n nuestra memoria, Y q u e son esos recuerdos, principalmente, los que h a tomado y toma la s i c ologa mo derna d e plataforma principa l para s u s mejores investigaciones. Desde esa plataforma, cuando se oye hablar A Maria d e la Cru z d e los "bocaba jos" que ella prcscnci en los barracones d e l ingenio donde vivi sus pri meros trece aos y q u e reciban has t a las esclavas e n cinta --euidando el mayoral es claro, que n o sufriese la "cra" para no perderla-; c uando elia d ice, y la escucha mos, que no se explic a cmo el "amo" no se la ech a c u a l quier esc lavo joven para "aumenta r la cria", como l h izo con tan-tas otras de su misma edad, y luego habla de que, ya viv iendo e n La Habana con sus "am os", cuando ella tenia quince aos de edad, quiso que el cochero d e la familia nombrado Jos V id e l a, l a e nseara a lee r y, por eso, los Bos fueron castigados Por sus "amos"; c uand o se oye a Ma r a d e l a Cruz Sentmanat hablar d e c m o e lla d urant? todo e l ti empo que vivi co n s u s "amos", no pudo hablar una sola palabra porq u e, si n o permanecia e n absoluto s lencio, e r a castigad a horriblemente, nos podemos explicar mejor algunas palabras que esta mujer le dijo a Fidel C2astro, ha b lando con l en l a Ciudad Deportiva. No hay po r qu repetirl as. Pero s d eci r que Maria d d la Cruz Sentmanat tiene llena de imgem: s religiosas, patriticas y he roicas, su pequea, su humilde casa de la c alle novena, nmer 6,021 en la playa de Santa Fe. Al centro de la sala la d e Jesucr isto. Junto a l la de Fide l Castro y al lado, la de Camilo C i e n f uegos y la de Jos An tonie Echeverria. De est e fue, ell a muy a mi g. Como tambin d e Julio Antonio Mella A uno l o mataron en Mjico y a l otro aqu, en l a H abana, nos d i jo. Y agreg: pere los d os estan conmigo. Estn co n m igo! Los padres d e Maria de l a Cruz Sentm
PAGE 17

A esb muchacha, Angela Rult Despalgne, le ha tocado la gloria de alfabetizar a Marra Cruz Sentmanat, la anciana de 106 IftOS, cuyo conmevedor caso es uno de los ejemplos mb significativos de I,s tareas r .. llzadas en el Afta de 1, Educacin. No hay una sola persona en Cuba, cualquiera que sea su edad y cualesquiera que sean las dificultades que la circunden, que no pueda aprender a leer y escribir Marra de la Cruz Sentmanat, con 106 a!'ios es todo un sfmbolo. 17

PAGE 18

La joven alfabetlzadora Angela Huzt Despalgne, contempla con la satisfaeei del hermoso deber cumplido a MarIa de la Cruz Sentmanat, la anciana de 106 afios que aprendi a leer '1 escribir en dos meses. 18 voz. qued mirndonos. Abri la carta y comenz, en alta voz, la lectura de la misma: "Muy distinguida compaera, Lue go de un carioso saludo, deseamos en nombre de nuestro Comit de Defensa de la Revolucin "Paco Cabrera" se encuen tre gozando d e muy merecida salud; al mismo tiempo \legue hasta usted un fuerte abrazo y una calurosa f elicitacin por ha ber ayudado usted a asestarle otro golpe en la cabeza al imperialismo con eso de ha ber aprendido a leer y escribi r en tan :xxo tiempo en este in olv idable "Ao de la Edu cacin" que d e tanta import ancia es para nuestro pueblo y para todos los pueblos del mundo, y a que sera un bello ejemplo para e l mundo entero y un -camino a seguir para los otros pueblos. Seis millones d e eutanos estamos seguros de que vamos a erradicar el analfabetismo en Cuba, y esta campaa de alfabetizacin sera una nueva her!da que le vamos a hacer al cruel im perialismo yanqui" que tanto dao ha h e cho a la Humanidad." Esta carta, escrita a mano, aunqu e con letra bastante clara, no pensitbamos que pudiese leerla Mara de la Cruz Sent con alguna d i ficultad, ante nosotros. Y quedamos convencidos, all mismo, de que haba aprendido y de Que poda leer cual quier cos a. En r ca lidad, el caso es asombroso. Y si esta ancianita mere-ce los mejores parabien es por e l esfuerzo que ha realizado para alfabetizarSe, su maestra loS merece tam bin Porqu e no es lo mismo aprender a leer cuando se es no, o joven, Que cuand o se tienen ms d e cie n a os. Y no es l o m i smo ensear nios, sean de la ciudad o del campo, o ensear jvenes, q u e ensear a Quien tiene la edad de Maria de la Cruz Sentmanat. Por otra parte, el ejemplo que nos a rre cen Maria de la Cruz Sentmanat y Angela Ruzt Despalgn e, su alfabetizadora, nos ponen a todos ante una magnifica evide n cia: no hay una sola persona en Cuba, cualquiera Que sea su edad y cualesquiera que sean las dificultades que l a circumen, que no pueda aprender a leer y escribir en poco tiempo. Maria de la Cruz Sentma nat, con ciento seis aos, aprendi a los do:; meses. Es claro que no solamente ha ) ce falta, para ello, l a voluntad de aprender, sino 1ft voluntad de e n seial'. Y, en estos momentos, el deber -deber revoluciona do-tanto de aprender a leer y escribir les que no saben como de ensear los que puede n hacerlo pOI'que han aprendido, es de todos. Mas aun: en este momento, no querer aprender a lee r y esc ribir el Que no sabe, es una actitud contraria a la Re volucin y a la Patri a. Exactamente igual que negarse a l a tarca de la alfabetizacin los Que saben leer y escribir. Pero es Que hay algu ien que aun ig nore que la ms importante labor revoluciona r ia q u e pod e mes realizar en esl.os momentos es ense ar a lcer y escribir a los que no saben -tengan l a edad que tuvieren y sean las que fueren las dificultades que se presen ten-a los fines de liquidar, en este ao, el analfabetismo? Pero es Que alguien ignora todava que ganar la batalla contra el analfabetismo es ganarle a l imperio del Norte, en este momento, la batalla ms importante y que, para l como para la contrarrevolu cin en general, ese ser un golpe decis i vo? Es que n o nos hemos p uesto a pensar lo que serA para la Revolucin c ubana y para todo nuestro p u e blo que no haya un solo analfabe t o en Cuba al terminar el ao 1961" y podamos levantar ese triunfo y esa glol"a ante los pueblos del mund.o? La Revolucl n, como dijo Fidel e n su discurso dcl dla 1$ del mes de j unio, no obliga a nadi e a aprender a leer y escribi r. Pero e l honor revolucionari o s i obliga: a los Que no saben, a que aprendan. Y a ensear a los que ya saben Para lograr, en un solo ao, lo que no p u d ieron los go.. b:ernos y los regimenes pasados en sesen ta aos: erradicar el anaUabetismo. A Maria de la Cru z Scntmanat, con sus 106 aos, no habr que empujarla. Ya ella r:ertencce a la Federacin de Mu jeres Cubanas, D e legacin de Santa Fe, y al Comit de Dcfel1sa de l a Revolucin numero 9, C, "Ant on i o Cuiteras", de ese lugar. Y slo est esperand o que pasen unos d l as, sol amente unos d as. para comenzar, ella tambi n a al fabeti7.ar. Quin podra decir que no puede alfabetlzarse o alfabetizar -porque tiene muchos aos y muchas di ficultades-despues del ejemplo heroi co que nos ofrece esta ancian a con sus ciento seis aos a cuesta s y con s u pobreza? Tal vez nadi e!

PAGE 19

, Con menos aftos que Marfa de la Cruz, no son muchas las personas que pueden mantener una conversacin coherente Ella, sin embargo, puede hacerlo. En una de las manos de Maria de la Cruz Sentmanat aparecen los restos de los grilletes que usaba el amo en uno de los barracones del Ingenio. 19

PAGE 20



PAGE 21

r J \ \ DES PUES DE LAS NOCHES BAJO EL INIO . DE LOS ,

PAGE 22

CASAS nuevas e n Weissenschirmbach -antes haba solamente chozas medio desmoronadas, .. Los pequeos campesi nos y braceros de l a alde a laboraban des de la salida hasta la puesta d e l sol y les qued apenas el pan necesario. POI"CJue 1'1111 estuvo e l conde. El conde Schulenburg v i va en s u castillo de Vitzenburg ais lado, posea 600 hectreas de tierra -sin contar las pasturas y bosques-viva regiamente, dejando trabajar a lo s dems. Y como otras muchas. esta aldea del Norte de Tul'ingia Qued e n pobreza. R oo u enlos d e l h errero d e la. a.l d ea. A la salida del pueblo hacia Pretitz, en una de las pocas casas viejas aun habita das, e ncontramos a Fritz Putze. Fue hen'ero y tan dura como sus puos ha sido toda su vida. Privaciones marcan cara quemada por los tiempos. Al IJcnnl"se s u pipa, el veterano obrero Fritz Putze nos cuenta parte de l a historia de Weissenschlrmbach. "Si -el Schulenburg poca g-enle le han visto--. Festejaba en su castillo mientras nuestra mesa se Quedaba deshojada como los campos en e l otoo". El abuelito Putze 22 su pipa. "En tiempo no conocamos ordeadoras automticas, cosechadoras, casas de cultura o jardines de la inrancia. Caballos de montar lenan ms valor para el conde que los hombres". Vino la primavera de 1945. A muchos les pareci un s ueo que ellos, los antiguos braceros ya no tenlan Que laborar las tierras del conde sino para ellos mismos. "Entonces ---en los primeros aos despus de la derrota", se recuerda el viejo herrero, "nos faltaba todo -ganado. se-millas y ma.Quinada. hemos ayu-dado mutuamente y nos asis-ti tambin. Despus entramos to-dos como voluntarios agricola de produccin, porque es mejor y ms r cil de laborar en conjunto ... Testigos mudos a. la. o rill a d e l a calle De regreso a la calle mayol del pueblo, un letrero de madera desmoronada llama nuestra atencin. Es un balance muy amargo q u e se hace alli. Wcisscnschirmbach deplora 73 muel'tos y desaparecidos, vctimas de la segund a guen'a mundial. Entonces, la aldea tenia apenas 600 habitantes. Para qu tenan que cambial' los cam *' I < pos del condc Schulenburg lOl' el "campo de honor"? Para defender a su patria amenazada -as les aseguro el conde cuando les despidi (mientras tanto, l se qued en casa). Pero \Veissenschil'mbach nunca ha sido "amenazado". No se trata de una aldea cerca de Stalingrado o una poblacin de Africa del Norte ... A la derecha de la plazn estrecha se encuentra el nuevo almacn de un solo pi so. Es un regalo del primer Presidente obrero, Wilhelm P ieck. A 200 pasos ms hacia la izquierda vemos las casas nuevas. Gerhard Bode, presidente d e la Coope rativa Agr cola de Produccin (LPG) y portador del titulo de Estado Hroe del Trabajo" nos c uenta ms tarde que los habitantes de \Veissenschirmbach t enian contactos muy estrechos con Wilhel m Pieck. Se escribi entonces el ao 1952. El Presi dente respondi al deseo de los habitantes que querian dar su nombre a la cooperativa, porque habian fundado una de las primeras copcr3Uvas t.\sricolas de produccin de la R.O.A. Desde aquella recha sus delegaciones se e ncontraban muy rl'ccuente en Berln, a la residencia del PI'(! sidente y volvian siempre con buenos consejos. "Nos fue un padr e muy bueno", di j o Gerhard Bode.

PAGE 23

Los campesinos .e asocian en Cooperati"a. en l a ;oldea d e Weis senschirmbach y lie. nen equipos modernos p ... cullivos y m qui_ naS aulom ticas pan ordear las vacas. o o - o oo. o o, j Hoy 101 eampesino. na In.bajan par. lo. condes .ino p ara .Uo. mismo s. Y un pueblo d e calas "",a vas l ul_ t i! .. y e las anligu8I casucha. In.alubr . L0 5 nios juegan a le. gremenle e n 1 .. horas de esparcimiento e n los distintos aparalol instalados un I o al jardin d e l a infancia que funciona e n l erre. nOS d e la Cooperativa. 23 -

PAGE 24

Hoy se lava cad a lIles la rOlla para 700 familias Hoy, Weissenschirmbach es una aldea rica. El bienestar se logr mediantc el t ra bajo propio y la ayud a del Gobierno. Ger hard Bode 'nos ensefla el camino hasta el edificio de la cooperativa. Junto al edificio se encuentran la casa d e cultura, la esta cin tcnica y de reparaciones, e l lugar para todos los tractores, cosechadoras, aperos de labranza y remolques. El edificio est hecho en el estilo rstico con fachadas blancas. Tiene baos pbli cos, una lavandera grande, un matadero. Ya pertenece al pasado que l a mujer del campo tiene que cansarse, lavando la ropa, En la lavandera y planchaduria q u e tiene azulejos claros, una calandra a ca lor y otros equipos tcnicos ms. Se lava y si se quiere se plancha toda la ropa para 14 aldeas, es decir', para 600 a 700 fami lias. Muchas ciudadanas se quedarn sor prendidas a l ver esto. En 1960 sxtuplo y medio millonarios Los campesinos tenan mucha razn e n dejar al lado las peleas entre el "tuyo" y el "mio" y crear el bienestar para todos. 24 El balance anual de la cooperativa jo de-muestra. A mal tiempo, los cam-pesinos han cosecha muy bue-na en 1960. cosecharon 84 toneladas de trigo y toneladas de pa tatas. Al producir 943 de leche, 96,6 kilos de came de res y kilos de came de cerdo por hectrea, la coopcl'ativa "Wil hclm Pieck" lleg a cumplir -ya en 1960el plan septena] (hasta 1965). Pero los habitantes d e Weissenschirmbach no quieren solamente producir mucho sino tamb in barato. Por esto introdujeron ya en el ao 1956 l a cuenta de los gastos. Los gastos de la mano de obra, del mate rial y d e la maquinari a se calculan ante r iormente. E l resultado es, que de ao e n ao bajan los gastos de la produccin. El valor de la unidad d e trabajo subi de 7,40 marcos en 1953 a 12,10 marcos e n 1960. (Cada miembro de esta cooperativa gana al da un promedio de 1,3 a 1,5 unidades de trabajo.) Se gastaron 3,5 millones de marcos para la construccin de las casas nuevas, para el jardn de la infancia, la casa cuna, la escuela y la casa de cultura. Asi, la cooper-ativa agricola de produccin "Wilhelm Pieck" es sxtuplo y medio millonario. El alcalde de Wcissenschirmbach cs el antiguo albail Otto Menzel. Las preocupaciones de los primeros aflos d e l nuevo Toda la ropa d e 600 100 familias d e U aldeu se puede lavar y planchar en l a mo delna lavandera y planchadura que jundona e n la Coopera tiva d e campesi n o s. \Veissenschirmbach ya las olvid. La vida sigue adelante. Hoy se trata de ayudar a las jvenes cooperativas vecinas, utilizando s u s propias experiencias. Adems se va a construir entl"C otras una empl'esa de forrajes para alimentar ms vacas y cerdos. Dando la vuelta al pueblo, llegamos por fin a la puerta de l a casa cuna de la co operativa. Todo bri!la d e limpieza Podemos echar una mirada al cuarto donde se encuentr a n las pequeflas camas blancas, en el cual los lactantes -vestidos de r opa rosa o azul pl'Osp-el"an. La directora de la casa, seora Remmlinger nos cuenta que se baa y viste a los 3 6 bebs d iari amente. "Los miembros d e la cooperativa n o pa gan n i un centavo pal'a la guardia de sus nios. Los lactantes reciben aqu toda l a comida. La cooperativa proporciona la leche de vacas exenta de tubcl'culosis. Sola mente para la comida de lo s nios, se gas tan 12,000 marcos anualmente Es cierto que desde el punto de v ista cco nmico, cultural y social, la aldea de W e i s .;;enschirm bach en Turingia hizo un paso adelante muy grande Pero l a v ida nueva y mejor se observa ms o menos b i e n des arrollada en todas las aldeas dc la Rep blica Democrtica Alemana, en las cuales los campesinos llegaron a ser los dueos de l a tierra,

PAGE 25

C omo e n lodo. 1 0 1 lu. g area d ondo funciona e l s i s l e m a d e Coope. ralivas, l a tienda o mercado esl blon llar lida y resu e lve e l pro ble m a d e l abulecl miento a la f amilia. - '1 -- - r. j T,einla y Jei l niol, hijos d e los cooperal;. vid .. Ion atendido. cuidadosamen t e oen a casa cuna compl"a. m ente grali., 12 mil marc o le gallan e n s u comida cada m e . I r I I

PAGE 26

Por SANTIAGO CAROOSA ARIAS Foto. da KURDA -BAO VERY! ... Bad Vcry!... Bad Very!... Acre, York Town! ... York Town! ... Come on, pIcase! ... Out! La voz de Carl T Linderholm, e l "in geniero residente" que representaba 106 intereses del Gobierno norteamericano en la industria minera de Nicaro, Oriente, se escuchaba torpemente en los 7,535 kIlocI clos de la p lanta de radio que se comuni caba con la Base Naval yanqui de Caima nera y otros puntos militares del imperia lismo. El represe ntante de la Casa B lanca e n Nicaro ( "York Town") n o tuvo tiempo de cumplir las instrucciones del coman-o dante en Jefe de la Base Naval ("Bad Very"). que orden la paralizaci n total de las actividades de la "Nickel P rocessing Corporation". empresa que serva de pall talla a l a "Cuban Nick e l Company", pro.. piedad del Gobierno yanqui. Un obrero cuba n o intercept el mensaje o fi cial transmitido al "ingeniero resl dente", e inmediatamente les infonn a todos los dems compaeros cubanos dcl propsito de Was hington. Fue el 3 de oc tubre de 1960. --Compae ros -se plante e n asamblea general extraordinaria-nosotros no po demos c umplir la orden expresada en esta comunicacin o ficial que se nos a caba de entregar. Esta a ctitud de la empresa tie n e por objeto el crearle problemas a nuestro Gobierno Revol ucionario. Orde n a la para lizaci n d e la industria para luego decir que l a orden parti de nuestro Gobierno. E s evidente que qui eren enfrentar al Go Revo lu.cionario con e l Gobierno d e los Estados Unidos. Asi lo presen t arn en el campo internacional! ... y los c e rca de dos mil tcnicos, i n genie ros y obreros cubanos, acordar or. por unanimi dad mantener funcionando la ind1.,lstria, "an cuando no se nos paguen nuestros salarios." La consigna de "mantener echando hu26 mo las chime neas" se cumpli, en s u to talidad Una vez ms los planes d e l imperialismo se deshacian frente al fervor patritico y revolucionario d e los m ineros cubanos, q u e ya antes, en distintas oportu n id a des, les habian demostrad o a los representantes del Gobierno yanqui s u apoyo a la R e vo lucin cubana, y s u firme decisi n de libe rarse d e l a s garras d e expl o tacin del vecino coloso asentado a noventa millas del territorio nacion al. Esta invariable posici n de los cubanos que labor".n en e l cot o m inero d e Nicar o impidi que e l dla 6 de agosto d e 1960 fecha e n que el prime r m inistro, coman dante Fidel Castro, anunci la Ley de Na cionalizacin -se !levaran a cabo actos d e sabotaje por parte d e los tcnicos y directivos norteamericanos d e la indus tria, que, cosa rutinaria, p idieron instrue> ciones a la Embajada de los Estados Uni dos en La Habana. E l cable del "ingeniero residente" fue intercepta do, tambi n po r otro obrero c u bano que inform a nuestras autoridades y s u s dems compaeros, tomndose todas las medidas de seguridad y de vigilancia que las circunstancias exigian. Lo que maquinaron el embajador esta dounidense y el delegado del Gobierno d e Estados Unidos en N i caro, par a expresar s u repulsa a la Ley 851 d e la Revolucin, fue a lgo que prev ieron los obreros cuba n os. y se prepararon organizadamente para salirle al paso ... Dos Industrias: un m is m o fin La industri a minera en Cuba n o seria una excepci n d e ntro del cuad r o monopo li zador de i ntereses eeon micos del impe rialismo yanqui. Nuestra condicin de pais subdesarrolla d o se debe, en gran part e, al monocultivo de la caa. La indus tria azucarera con trolaba e l 30% d e l territ o rio n acion a l y el 53% de las reas cultivables estab an sembradas de caa. Esta fue l a estructura econmica que dieron al pais las grandes empresas lati rundistas, tanto extranjeras como nacion a les, lo cual nos haca depender d e los v aivenes d e l m e rcado azucarer o, sin que pudiramos abrigar, siqui era, l a esperanza de poner e n prctica un plan d e industria lizacin que liberara a la naci n de su atraso. Haba otros capitulos que, d e ponerse e n prctica, hubieran hech o posible el props ito de cubanos bien intencionados. El capitulo d e la mlneria es uno. E l subs u e l o cubano posee g ran cantidad de minerales, tales como hierro, niquel, cobre, manganeso, cobalto y tungsten o los prin cipales entre los metlicos; e n los combus tibles tenemos: petrleo, nafta, asfalto y hulla; y e n los no metlicos, sal, piedras de construccin y las aguas minerales. Pero todos estos n aturales es taban igualmente e n manos de i ntereses extranje ros, los cuales a d quirieron esas propiedades mediante negociaciones frau dulentas en complicid a d con jueces vena les y l a ayuda d e los milita 'rcs mercena rios d e un e jrcito que qued a l doblar de la esquina. La complicidad de los pasados desgober nantes e r a igualmente ostensibl e en e sta serie d e turbios negocios. P o r ejemplo: cuando en Bahia de M oa se hiz o e l mayor descubrimiento d e niquel e n los ltimos aos en Amrica -40 mi llones d e t o n e ladas, aproxim adamentetodos recordamos cmo e l gobierno de la tirania batis tiana l e regal a u n a compa ia yanqui la concesin m i n e r a para ex plotarlo, libre d e todo impuest o y a perpe tuida d La empresa yanqui beneficiad a era la "Freeport Sulphur C o .", la misma que servia de m ampara, en Nlcaro, a la "Nickel Processing Corporat io n que a s u vez. en cubria los intereses de la "Cuban N i ckel

PAGE 27

"Laberintos, bomba. "Fall.r", volanla., e n tin, el 60% d e l a l pia .a. d e repaeslo e f a bricado en lo. l alleres d e la Planla de Nicaro. A s l le h a roto el cerc;.o econmic o de los imperialis tas. El nqlle l proceNdo por l a "Nic l Procemn g Corporation" e r a 1ltiliaad o por e l G obierno nodeamerica n o e n l a c o n,lnaccln d e armamento b lic o. La R evohlcin l o emplea e n snl planes de pr09reso. Company", propiedad del Gobierno norte americano. Como se ve, la perfecta organizacin de la llamada "libre empresa". Quizs alguien pens, ingenuamente, que la explotacin de los cotos mineros de nquel y cobalto de la Baha de Moa y de Nicaro, conocido tambin este ltimo co mo "Lengua de Pjaro", pudieran ser factores para beneficiar la economa del pas. Pei'o ya dijimos que slo as poda pensar un ingenuo que no conozca la poltica del sistema imperialista, Veamos, muy brevemente, algunos da tos quc deben conocer los cubanos de la Cuba de hoy. En 1943, co n motivo de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos pu sieron a funcionar la planta de Nicaro, construida en 1941. El proceso se mantu vo activamente hasta el 1947, despus de obtener la suficiente cantidad de nquel que les permiti fabricar acero-nquel pa ra la construccin de blindaje y equipos blicos, tales como motores de retropro pulsin, de equipos at micos y otros des tinados a sufrir altas temperaturas. La planta luego reces, hasta el 1951, fecha en que fue puest a a funcionar nue vamente con motivo de la Gueri'a de Corea. En 1953 y 1956, la capacidad en instala ciones de la Nicaro fue ampliada en un 75%, aumentndose la produccin por las necesidades de la industria norteamerica na. En 1956 la produccin !'epresent ms del 6 % de la reserva mundial, En el ao fiscal de 1957-58, se procesa ron 48 millones de libras de nquel (la ma yor produccin), Pero desde ese momento bajaron el montante de la produccin, y las compras de piezas de i'epuesto fueron infimas, al extremo d e que cuando se na cionaliz la industria apenas si haba exis tencia en la planta. Como se advierte, la instalacin e n Cu ba de esta lndusti'la minera no ei'a para un plan de ayuda..econmica a la nacin, sino para los planes belicistas del gobierno de los Estados Unidos, que posea hasta hace poco en nuestro pas s u mayor re serva de minerales. y si se dice la mayor, es porque, segn aparece en un "fj]e" de a.$untos supersecretos enCntrado por un obrero cubano 27

PAGE 28

La plant. d,. lixiviacin d Bah Minera d Moa "na d e 1 .. mA, grandes de 1 .. diea que integran l unidad. L. produccin e. conlin .... Mienl,a. que una plJte d lo. obr ..... nlbano, lib.a la balan. econmica, otra viSna alerla. El mineral ya proce$ado: xido de niq .. el. Los tocnicos y cubanos re.lizarn pronlo en Cuba el proceso final del nquel

PAGE 29

en los instantes que el "ingeniero residente" abandon el pas, los Estados Unidos no cuentan con el mineral del Canada "porque aquellas plantas son vulnerables en caso de un bombardeo" ... Victoria Tcnica. al Imperialismo Hoy estas propiedades han pasado a manos del pueblo, su legitimo dueo. La Ley de Minas vino a poner fin a uno de los tantos casos inmorales dentro de la estructura econmica del pas, producto de nuestra antigua condicin de colonia del imperialismo norteamericano. Median te su aplicacin, no slo se estaba dando un paso previo para la construccin de la sociedad socialista, sino que nuestro pue blo hacia valer su "status" de pas sobera no y su firme derecho a la autodetermi nacin. En el periodo que va de 1948 a 1957, Cuba export $237.875,125.00 en minera l es, lo que hace un promedio de ms de 23 millones de dlares por ao, siri que de esa respetable suma nuestra hacienda p blica haya recibido ni un solo centavo por concepto de impuesto. La Ley de Minas dictada por el Gobier-no Revolucionario contempl fundamen talmente la reinscripcin de los ttulos de propiedad en un plazo no menor de 120 das, lo que de no hacerse o cumplirse se considerara como una renuncia tcita a Ios derechos de concesin. Asimismo, se ordenaba el comienzo de explotar comer cialmente el mineral, considerado como necesidad nacional, dndose un plazo de 60 dias para cumplir tal disposicin, o d e lo contrario se perda, el derecho a la con cesin y se facultaba a un funcionario de la Revolucin para ocupar la mina con todos sus equipos con vistas al inicio de la explotacin. ObViamente, estas disposiciones no fue ron cumplidas por los empresarios norte americanos. La reinscripcin de ttulos hubiera sido un descaro ms de ellos, pero que nuestras autoridades desenmascara ran. Todos estos factores antes expuestos die ron lugar a la creacin del Consolidado d e Minas, del Min isterio de Industrias, el cual, en estos momentos, administra la produccin de aquellos minerales que son adquiridos por lo s paises amigos del bloque socialista. Los nombres de dos mrtires de nuestra Revolucin sustituyen los antiguos "Free port Sulphur Ca." y "Nickel Processing Corporation". Baha Minera "Comandante Pedro Soto A l ba", es el cartel que se lee a la entrada de la planta de Moa, Oriente. Y en la Ni caro, en la misma provincia, Industria Minera "Comandante Ren Ramos Latour." La nacionalizacin de estas industrias para procesar el niquel y cobalto, llen de indignacin a los Tmperialistas yanquis que, ante la justa y patritica decisin de seis :nilJones de cubanos, auguraron que los ingenieros, tcnicos y obreros nuestros no podran poner en funcionamiento las plan tas de Moa y Nicaro. Fue un anuncio produeto de su impotencia y de su perfidia. Pero esta batalla tcnica tambien se la hemos ganado al imperialismo. Produccin Record Es necesario detenerse unos minutos para sealar que estas dos indUstrias mi neras nacionalizadas tienen distinto fun cionamiento. Los datos que ofrecemos a continuacin nos fueron s uministrados por los propios tcnicos y obreros cubanos, 29

PAGE 30

Una inmen.a monlafia de limonila y supenlina le forma c:erc:a d e lo. allo. horno.. La. grial Uevan el mineral hasla l u planta B .. q"es c:on bll."deu.s de "acion .. amig ... llegan c:o"sta"tement. 11. C .. bll.. La ,oliduidad d lo. pai, ociali,! ....... al. elec:t1va. I 1

PAGE 31

, El comandanle Ernesto "Ch,," G u e ... ara discute con 10. tcnicos cuba nos y sovitic o s e l funcion .nnienlo d l planla d e Mo a. aunque comprensiblemente trataremos de simplificar los trminos de aquel tecnicis mo que ellos conocen a la perfeccin. "Comanda nte Ren Ramos Latour" (antigua N icaro) En esta industria se procesa de la SI guiente fonna: El mineral que se extrae de las minas es de' los tipos de limonita (alto en hierro, bajo en nquel) y de serpentina (bajo en hierro, alto en nquel). Este mineral es transportado en ferrocarril hasta Jos secaderos y molinos, donde se seca y tritura hasta parecerse al talco, por lo fino. De alH pasa a los hornos de reduccin, donde se calcina, para poder ser disuelto en soluciones amoniacales. Seguidamente es llevado, en forma a utomtica, a la planta de lavado y lixiviacin, donde se disuelven las partculas metlicas de nquel en soluciones carbonatadas de amonaco. La planta d e recuperacin de amonaco recupera esa substancia qumica, y se calcina el nquel en fonna de xido. Fnalmente, la planta de granulacin concentra el xido de nquel en fonna de granulado. Este xido de nquel posee: niquel ms cobalto 91 %; cobalto, d e un 0 .7 0 a un 1 %; de un 0.1 a 0.15% de carbn; azufre, de 0.02 a 0.1%, y de un 0.3 a 0.5% de hierro. Aunque n o es necesario aclararlo -to dos sabemos el desenvolvimiento de la llamada "libre empresa"-, digamos, sin embargo, que en la comedia representada por la "Frceport Sulphur Ca.", la "Nickel Processing' Corporation" y la "Cuban N i ckel Company", slo se hablaba del proceso del nquel -y no del cobalto y los otros minerales-burlando as los inter e ses de quin sabe qu modesto accionista. Actualmente, el Departamento de Investigaciones del Consolidado de Minas, con la colaboracin de los ingenieros, tc nicos y obreros de la Industria M inera "Comandante Ren Ramos Latour", estud i a la forma de eliminar las impurezas adheridas al producto, para obtener un 99% de nquel. Baha a.linera "Conuwda.nte Pedro Soto Alba" La industria miner a de Bahia de Moa es un proyecto ms ambicios o que el de la Nicaro. Aunque esta Wlidad es ms mo derna en cuanto a sus instalaciones mec nicas, no cuenta con todo el instrumental para un definitivo proceso del nquel y el cobalto extraidos d e las minas. Tambin esto es obvio. Tratndose de una empresa q u e fuera propiedad de los capitalistas yanquis, la industria est dividida en dos secciones. La funcin de la Planta Bahia de Moa consiste en separar los valores metlicos de niquel y cobalto de los minerales de Jimonita de la provincia de Oriente, y producir un concentrado dc nquel y cobalto Que ms tarde, en otras plantas instaladas en los Estados Unidos, era refinado a tal puro. En fin, a medida que se va demostrando cl engranaje de este tipo d e inversin de los capitales norteamericanos, vemos cmo Cuba estaba slo destinada a figurar como "pais reserva", con una minera que ha sido exlractiva hasta casi ayer, caracterstica ,sta de los paises de economia semicolonial. No obstante, la industria minera de la Bahia de Moa est considerada como una de las mayores y ms modernas del mundo. Un propio informe de una revista norteamericana -la "Mining Journal"-ase gura que en esta industria se producir, ti. partir de 1962, una cantidad de nquel que situar a Cuba dentro d e los tres paises mayores productores de ese m ineral (incluyendo a la Nicaro). Segn la revista, Baha Minera de Moa producir unos 50 millones de libras de niquel anualmente. Diez unidades industriales integran la moderna planta Baha M inera de Moa "Comandante Pedro Soto Alba". Hlas aqui Minas, planta de preparacin de pulpa, planta de lixiviacin (donde se disuelve el niquel y cobalto con cid o sulfrico), planta de neutralizacin, planta de sedimentacin y planta de formacin de sulfuros. L a planta de cido sulfrico -una de las mayores del mundo--y la planta d e lcido sulfhdrico, son dos plantas satlites. y una-de preparacin del coral. Adems, forman la unidad industrial una potente planta elctrica, una de tratamiento de agua y de goma, donde se fabrica el producto con el cual se revisten las tuberias, tanques y otros, que hacen contacto con e l lcido sulfrico. Proceso y Produccin d e l a Bahia M inera de 1\[oa Durante los seis meses que estuvo fWlcionando la industria minera de Moa, se pudieron obtener los estimados siguientes: L a planta trata 2.005,992 toneladas de mineral por ao, 5,500 toneladas por da, que dan un anlisis de 1.38% de nquel y 0.12% de cobalto. De esta cantidad de mineral tratado, se 31

PAGE 32

El xido d e nque l es envasad o p O f o breros cubanos, o p a r a s u lIadad o a los pases soci a li s t as. Cad a envue, d e p a p e l P U& 7(1 libras. 12

PAGE 33

producen 126 toneladas de concentrados de niquel y cobalt o por d a, que dan un anlisis de 55.810 de nquel, y 5.1% de cobalto. El presente estimado demuestra que hay una reserva de mineral suficiente para operar la Planta a la c apacidad'men cionada por un perodo d e 50 aos. Contrario a la dea de muchos --desconocedores de est e sector de la economa nacional-las minas de nquel de Moa y Nicaro son simplemente montanas y mon taas de ese valioso mine r al, que por estar a "flor d e t ierra" o "a ciclo abierto", n o es necesaria la conslrucdn de los famosos tneles que todo visi tante novato es pera encontrar al recorrer los enormes yacimientos. El proceso d e l a Baha Minera d e Moa "Comandante Pedro Soto Alba" es como s igue: El mineral extr a ido es mezclado con agua y pasado a travs d e una malla a l a p lant a d e preparacin. La "pulpa" -se nos ocurre compararla con e l chocolate, aunque ms r o jizoes t ransportada a la P lanta por tuberias, y "alim e ntada" a los espesadores, en donde e l se asien ta y se conserva. E l mmeral asentado constituye una pulpa" de 2510 a 450/0 de 'slid os". Esta "pulpa" de alta d e n si d a d es alimen tada a los reactores d e lixi v i aci n que ope ran a 4750 F y 520 libras de presin po r pulgada cuadrada. El aci d o sulfrl,:o t a m bien es a adido a los reactores. BaJO estas condiciones d e temperatura y presin, el niquel y el coba l t o son com? sales d e sulfato, dejando un de mme,ral La "pulpa" lixiviada, en n:tme ral lixiviado y "licor" que c ontlCne mqueJ y cobalto, enviada a un s istema d.e de cantaci n d e 6 etapas a contra-eorJ'l ente. En p!':te s i sj.ema, el "licor que cOJ?-tiene n quel y coballo es 'se p a rad,! del m meral lixiv i a d o. Est e ltimo es enViado a un es tanque d onde se conserva para un fut uro como m iner al de hierro. El liq UIdo conteniendo nq u e l y cobalto es neutraliza d o con coral para dejar lo libre d e acido s u l f ri co. Esta operac!n es necesaria para poder preparar l a solucin para e l prximo paso del p r oceso, en donde e l niq u el y e l cobalto son precipitados como de sulfuros. El licor-producto des pues de l a neutralizacin es cl.llentado a temperatura model'ada y bombead o dentro de un clave que contlene u n a atmsfera d e aCldo s ulfhdrico. Bajo esta tempcl'atur a y l a accin de este gas el nlque l y cobalto son precipita dos sulfUl'os en la forma de partcu las negras y denS::lS .. E l es do del liquido, ya n;movldos el mquel y l'..'Oba lto, por asentamlCnto; ento':!ces es la vado cn un sistema de decantaCi n de dos etapas a contra-corriente. La "pulpa" dc sulfuros (65% s lid os) es enviada poI' cumiones a los muelles, y de aqui era embarcado a Jos Estados Uni d os, po r medio de barcos tUO(lues especia les, a Port Nickel, en Louisiana, donde era refinada a niquel P UI'O y coballo me talico. Para todas estas operaciones de la p ri mera etapa del p r oceso, es necesar io pro ducir acido sulfr ico, gas hidrgeno y ci do sulfhdri co, asl como la extraccin y preparacin del coral, para la etapa de neutralizacin, tareas que se llevan tam bin a cabo hoy, felizmente, po r los inge nieros, tcnicos y obreros cubanos de l a Bahia Minera de Moa. E l T riUJ o e n Dos A spootos No h a sido un exceso del redactor el mencionar todas estas cuestiones tcnicas del proceso del niquel en Cuba, tan com plejas, qui zs, para muchos. I NRA ha querid o, al seguir csle propsito, ilustr a r a Jos lec tores -nacionales e internacionales sobre el proceso o fun cionamient o de una de nuestras principa les industrias, y reconocer de paso, pbli camente, el esfuerzo y la capacidad de nuestros trabajadores de la minera, que hoy libran la gran batalla econmica del pais libe rado del imperialismo norteamericano. Todos estos datos -tanto de produccin como tcnicos-nos fueron suminis t r a dos po r el personal cubano que labora e n las dos industrias m e ncionadas. Ello da una idea del inters y e l f ervor revolucio narios de estos compatriotas nuestros, que en algunos casos, y mediant e estudios y aplicacin "al pie de la marcha", han aprendido a la perfeccin todas aquellas cuestiones relacionadas con la compleja estructura mecan ica d e las dos plantas, y que intencionalmente les fueron ocultadas por los tcnicos n o rteamericanos que las operaban. CompaCl'os como el ingeniero C ristbal Diaz, presidente del Co nsolidado. de y administrador de l a I ndustri a Mmera "Comandante Ren R a mos Latour", y Ali pio Zorrilla, administrador de l a Bahia Mi nera de Moa "Comand ante Pedro Soto Alba", hacen reali(jad las ansias de independencia econmica d e nuestro pnis. Ambos, s iguiendo las orientaciones comandante Ernesto Che Guevara, mi nistro de Industrias del Gobierno Revolu cionari o, a quien los obreros de e stas in dustrias metalrgicas ven peridicamente atend iendo de manera personal los asuntos de las plantas p rocesadoras del niquel y cobalto. Los inge n ie ros Demetrio Presilla direc tor tecnico de la Planta de Moa, uno de los-valiosos tcnicos que se hicieron cargo de la industria al ser abandonad a por los tcnicos yanquis, manteniendo e n acti vo la produccin; E I'nesto Mora, Leonel Gar cia Carrera, Julio A. Maltncz Duqu e, Guillerm o ("Tito") Guilarte, Jos Bcnltez, Ral Almenares, Jess DominguC'.l y Jos Stable, representan e n esta lista que se hara interminable, a los m i les de ingenie r os, tcnicos, o ficini s tas y trabajadores d e esos sectores, que hoy sirven a la Patria y a la Revolucin e n s u s trincheras d e combate de la libe r aci n econmica, s ocia! y poltica de la nacin cuba na. Colaboracin Amiga. Y Desinteresada El personal cubano de la Bahia Minera de Moa y la Industria Minera de Nicaro, ha venido con tando con l a colaboracin desinteresada de tcnicos especializados de la U ni n Sovitica, enviados a nuestro pals para realizar distintos estudios para la amplia cin d e la Planta d e Niearo y la ampliacin de la Planta de Moa. con el fin de que el minera l sea procesad o todo en Cuba, para los fines de industrializa cin d el pas.-Los gelogos. metalrgicos y quimicos soviticos estudian tamb in, en colabora cin con el persona l cubano, la forma de aprovechar los minerales sobrantes d es pus del proceso del nquel y el cobalf..t>. Los ingenieros y tcnicos soviticos es tudian adems la posibilidad de separar en Cuba el nquel y el cobalto, proyecto e n el cual fracasaron los norteamericanos -aunque imaginamos que deliberadamente para consumar la estafa ya mencionada-o La URSS, pues, h a demostrado una VC'.l ms su deseo de ayudarnos desinteresada m ente, cooperando con sus t cn icos e n es tos estudios de la industria r.ninera c uba na. POI' otra parte, han sido los propios pases amigos d e la U nin Sovitica los que nos han estado abasteciendo d e aque lla s materias primas -petrleo, azufre y otros-utilizadas en el proceso del n quel y el cobalto, las cuales, como todos sabe mos, nos han sido negadas po r el b loqueo econmico declara d o a Cuba por los Es tados Unidos d e Amrica. Recientemente, la prensa ha p Ublicado los distintos convenios comerciales suscri tos po r el M ini stro d e Industrias, coman dante Ernesto "Che" Guevara, con los re presentantes d e los pases que integran el bloque socialista, en lo s que se especifica l a venta de todo el mineral que produzca m os, por tiempo indefinido. "Nicaro" ___ "Nicaro" ... "Aqui Moa.! ... Hoy, cuando estan en manos del pueblO estas industrias que siempr e les pertene cieron, porqu e fueron cop.s trudas con e l producto que daban los recursos naturales del pais, un dia robados por la fuerza que ejercia e l imperialismo yanqui se respira u n a atmsfera distinta en el batey de las empresas nacionalizadas. Es una atmsfera que destila progr eso, independencia, soberan a, paz. Las maquinas que hasta ayer produ cian minerales para l a guerra, hoy producen para la paz. Para beneficio de la Hu manidad. Cuando nos despediamos de los compa triotas y soviti cos enfrascados en este empeo soc ialista, el -obrero Miguel Zaldival' nos dijo: "Aqui, ahol'a, a todo el mun do le brillan los ojos" ... y por la planta de radio que utilizaba el ingeniero residente" pal'a comunicarse con la Base Naval de Caimanera, para pedir i n strucciones, se oa una voz: -Nicaro! ... Nicaro! ... Aqu l Moa! ... Favor de enviarnos las piezas de repuesto que u stedes fabricaron ... Cumpliremos la meta! ... Adelante! ...

PAGE 34

De.de s u s primeros aos esla nina se inicia e n el h_ bilo de la ledura, cOne\! niendo a la biblioleca para leer s u libro lavorito. La Bibliolecll. Juvenil h a desperlado Un inler. orprendenle, II.lrayendo to dos 105 dias un conside_ rable nmerO d e I"dorn. Por Manuel Marcer fotos: Osvaldo SolciI E.las lindas muchll.cha. "IU minan diversos lextos que han de completar sus lec-ciones e.coluel. J

PAGE 35

pOR tradicin (mala tradici n), la cul -tura, en Cuba, habia sido cosa de m i norias se lectas, privilegio de clase como otros muc hos. La vida intelettual del pas an e n sus m ejores momentos, se d esliz siempr e a l margen de las grandes masa s de la pob l acin, analfabetas e n un porcentaje \'ergonzoso, no para ellas, p redsamen te, sino para q u ie nes, en los puestos de mando, se burlaban de los ms sagrados del' ec hos del pueblo y 10 mantenian en l a igno l 'ancia. A esa c l 'iminal cond ucta d e lo s ante ri o res "gobernantes" se debe, en gran parte, el desgano por la lectura, sealado por muchos como una de las causas d e n uestro bajo n i vel cultural. En C uba no se leia. No se queri a leer y la poca d e manda traia como conSecue ncia la escasez d e la produc cin. Es un hecho conocido que sta se limitaba, en una proporcin excesi vamen te alta, a los libros de tex t o de adquisi ci n forzosa para la poblacin escolar d e los di ve rsos centr os educativos d el p."lis. El Gob ierno Revolucionario, co n visin clarsima, cerc en de un tajo tod a l a p odri d a e ineficaz maquinaria de la "educacin" y la "cultura" que, hasta ayer, habiamos sufrido. El Gobierno Revolucionari o esta muy consci c!nte de que la mejor y ms slida base para [a edificaci n d e un pais verdaderamente libre y dueo de sus p ro p ios destinos estriba en la ilu stracin de su pueblo, d e tod o s u pu e blo y no s610 de grupos [lri vilcgiados , Las grafic a s que publicamos e n este re portaje, construidas sobre la base de los datos numricos compil ados, m u e stran, co n la evidencia de la s estadi sticas y de los hechos tangibles, el aumento fabu loso de lectores y el anhelo de s u pe racin que se advierte e n e l pueblO cubano en Jos dos primeros -uos d e c ultura revolucionari a. LA BIBLIOTECA JOSE J\IARTI La creacin d e la Bi blioteca Nacional Jos Mart, data desde los primeros aos Considerada como la prime ra en s u clase en Latinoam rica, fu e nece sario abandona r s u anti g u a ubicaci n po r inadecuada e in s ufici en t e, para trasladarse al Palacio que actualmente ocupa en l a A venida d e l a I ndependencia, frente al m onumento do!l Apstol. Gen tilme nte acompaad os por la d oc to ra M a ri a I glesias, asumiendo adems la representaci n d e la directora de la Biblio teca, doctora Freyre d e Andrade, y d e la seorita jef e d e despacho, M esa, hicimo s un recorrido po r los distintos d e partament os del edificio. Consta d e basamento, .planta baja, plan ta alta y l a tor re. El vestb ul o del basa mento comunica con el departamento de clas i f i cacin y catalogacin y con el M u seo, d e d o nd e se pasa a l a g ran Sala de M s i ca, con varias mesas provistas de to c adi scos d e a lt a f idelidad. s ubdirectora, d oc t o r a I gles i as, n os explica cmo, d e acuerdo co n la nueva mentalidad revoluci o n a r ia la Bibll o tec a Jose Marti lleva a cabo una labor de d i fu si n de l a cultura que constituye un vasto programa d e caracter nacional, pro pendiendo siempre a fomental' en el pais el amor a los libros, y estimular, constan teme nte la. costumbre d e loor El programa de innovaciones, d e acuer d o con los nuevos rumbos revoluc i onarios. p:xlria ser sintetizado de l a siguiente ma n era: l.-Biblioteca Nacional de Investi gacin; 1I.-Departamento de Biblioteca C irculan t e (Adul t os y Juvenil); III. ---Se r vicio d e Extens i n Bibliotecaria y Archi vo En el servicio de Extensi n esta com p r endida la Bi blioteca par a C ie gos. Con sulta y referencia E ste Departamento trabaja siempre en contacto con otros dep artamentos, como po r ejemplo, la Bibli o teca de I nve s tigacin, M sic a Arte, Bi blioteca Circu la nte para Ad u ltos A c tividad es Culturales, Servicio d e Extensin Bbliotecaria y Sajas de Lec' t ura. Entre otros, este departamento ti ene a s u cargo guiar a los lectores que soliciten ser orientados e n s u lectura En estos ca sos especiales el departamentp celebra en trevistas co n los lectores que lo solicite n y con fecc iona cuando es necesa:r io, listas d e libros sobre distintos temas, a compa ndolas de comentarios orientadores, se alando, adems, las obras d e co n sulta que d ebe n adquirirse. (Esta in iciativa ; revolucio naria, ha sido implanta d a po r primera ve z e n Cuba.) Col ecci n cubana Salta a nuestra vista otr o departamento Aq u i se realiz a permanentemente, el esta do bibliogrilfico de la s obras c ub a.nas va liosas y de Jos manuscrit os que posee la Bibli o t eca, y hace el catlogo de eIlos. Rin d e, asimismo, otra funci n : la de auxiliar a la Direccin e n las ges ti on e s e n ca mina das a r e .catar la s obras y documentos cu banos, a s i como las relacio nadas co n nuestra que se encuen t ran en el ex tranjero y los toma a su cargo a medida que llegan a la Biblioteca para realiza r las inv es tigaciones bibliogrficas que estime con v e nientes. Bibliotecas Circulante8 Esta es, sin duda alguna, una d e las ta reas r evoluc ionarias ms significativas, prestando libr os a los lectoreS. Desarrolla una a m plia labor d e difu si n de la cultura, en contacto con la Direcc i n y con el D e partamento de Actividades Culturales. E s t e servicio se presta con slo cumplir e l siguiente Reglamento: el prestamo se hace ti empo se a lado, pagar un centavo de multa por cada dia que lo retenga e n su poder. El lector que conserve el libr o pres tado ms de 60 da s perder el derecho al prstamo. Podr obtenerse el prstamo de dos libros a la vez. E l le c t o r que pierda o dae un libro, deber reponerlo. El lec tor pagar veinticinco centavos por una so l a vez, po r el c a rnet que le d a d e r echo a este se r v i ci o, a recibi r libros d e la Bibliote ca, e n calid a d de prstamo. -

PAGE 36

I \I!""

PAGE 37

EIIII I .dorll .
PAGE 38

Tita n todos los libros que necesi t e n a los Sindicatos y Centros de Trabajo, para el uso de todos s u s miembros, pudi e ndo ser v irse, adems de las esplndidas e n ciclope dias que posee esa Institudn de cultur a, asi como de los Ciclos de Conreren cias, de las lecturas comentadas de libros, Charlas, Exposi ciones, y Cursos sobre direrentes materias, con cuyo huma n o servido se est dando vigenci a a este pensamiento de Marti: U n puebl d instnIido ser siempre fu erte y libre." LAS ACTIVIDADF..8 CULTURALES EN EL CAPITOLIO NACIONAL Tambi n e l Capitolio Nacional mar cha al mismo ritmo d e todos los O rganismos e Instituciones Revolucionarias. Cuando el Gobierno R evol ucionari o tom bajo su organizacin el Capi tolio Na cional encontr que las actividades cultu rales e n dicha Institucin eran minimas, a pesar de los g randes recursos de que di s pona. Habla tres Organismos en Biblio tecas: "Maximo Gmcz", "Maceo" y "Marti". A la primel'a, por su caracter esco lar SUPCrOI', acuden estudiantes de bachillera to. La segunda ti ene, como principales lec tores, a estudiantes universitarios. La principal de las tres, la Biblioteca Jose Marti, al triunfar la Revolucin se e ncon traba practicamente sin lectores. una Biblioteca de tipo juridico. Conticn e legis laciones del extranjero y de Cuba. Est capacitada para prestar un servido inapre ciable de referencias legales. A esta can tera llegan, ahora, consultas de todas par tes, cstatales. pm'aestatales y particulares; de profesores universitarios y de estudian tes d e la Faeul1.ad de Derecho. Entre la s innovaciones introducidas por el Gobierno Revolucionario, estn la Bi bli o1t:ea d e Idiomas y Curso d e Id i o mas, de grandes beneficios para aquellos que tienen que salir fuera de nuestro pais a ncrfecdonar s u tcnica para servir a la Revolucin en los grandes proyectos de in dust rializadn Este curso tiene incluidos ocho idi o mas d i ferentes, entre los que cuenta: ruso, chino checoslovaco, frances, italiano, aleman, elc., comenzando las cla ses a la s seis de la tarde, hasta las once de la noche. Otro gran eSruer7..Q revol ucionario cultu ral, es la creacin del Curso Camil o C i e n que se imparte en el Hemiciclo que !leva el nombre del valiente lider revolu cionario desaparecido. Este Hemiciclo que otrora fuera madriguera de chanchulleros politicos, est dedicado. ahorll. a estudios sobre Economia Politica e Historia. La asistencia de estudiantes a este C urso flucta en un nmero de 1 ,300 estudiantes, de 9:00 a 11 00 p.m. Biblio teca. )()r tel fono Oc todas las innovaciones puestas en p rctica por el Gob.ierno Revolucionado, la Bibli oteca. por Telfon o, o departamen to de R e f erencias telefnicas p0lUlares, es, sencillamente, iu ltra-r e vo luciOllaria! Ade ms d e l telfono rotati vo 6-4920, c uenta con una bateria sincronizada de seis tel fonos adicionales por los que se da info r mad n y referencias al publico sobre lodo lo que desea saber. Este departamento, que comenz con doce preguntas, ya cuen ta con mas de 1 ,600 m e nsuales .. El 6 -4920 es un telfono prodigioso, Sabe de todo, Llame, Solicite cualquier dalo, desde la PI'e-Historia a la epoca actual. So bre cualquier fenmeno, hecho o aconteci miento ocurl'ido en el mundo; Organismo, aparato, producto, cosa o persona pblica y se le Informar al minuto. Desde una receta d e cocina hasta una informacin cientfica, artstica o literaria. Es un sel 'v i cio revolucionari o de incalculabl e valor que :'8 slo existia en a lgl.lnos pases del mundo Ahora, la Revolucin lo ha establecid o e n Cuba, para d isfrute d e todo el pueblo Como dato curioso vamos a dar a cono cer las primeras preguntas que fueron he chas a t ravCs de est e ser v i cio, e l d a que comenz a f uncionar, hace m e nos de siet e meses ... dia naci Fidel? .. est ubicado el monumento a Eloy Alfara? -Cul fue la produccin de obras es critas por autores c ubanos, en 1944, sobre cuestiones obreras? -A q u ien, en la Antigedad, se le lla m Padre de la Historia? -Cmo q uitar de -Que quiere decir eclecti Cismo en Filo-sofa? -Cmo se hace un flan de pesca do? Las Bib liotecas Viaje ras Las Bibliotecas Viajeras del Capitolio Nacional, poseen tres unidades q u e van, en su recorrido, por los dis tintos Mun i cipios y Cooperativas d e las provincias occiden tales. La Unidad de Pinar del Rio recibe el nombre de "Unidad Clemente Nodarse". La Unidad d e la Habana recibe el nombre de "Unidad Anton io (fl' ico) Lpcz", y l a Unidad de Matanzas recibe el nombre de '''Unidad Enrique Hart". Cada unidad mvil conduce u n apr oxi mado de unos 3,500 llbrOf'; seleccionados d e diversas materias, un extenso y til la minaro para prestar los a los Colegios, fa cilitando objetivamente las clases, as como muchos otros trabajos, libros de cuentos, etc. Adems, llevan toca-rUscos con el fin de dar a eOl\ oce r a l camlJoCSino nuestra va riad a musica c ubana, as como proyectores para la exhibicin d e pelculas instructivas y pasajes d e la Revolucin. Todo este valioso materi a l educacional. amen o e in structi vo, es conducido por person al idneo y competente para quc ponga en manos de cada lector el libro adecuado en eada momento, ora para mejorar su c ultura, superandose; ora para su alfabe tizacin, en el Ao d e In. EducacilI ... La coleccin de libl'os de estas Bibliote cas Viajeras estan clasificadas por el siste ma "Dewcy" que facilita localizarla en el Catalogo, de cuantas obras pueden ser a d quiridas, en calidad de prstamo. por los lectores inscriptos en las diversas zo nas campesinas, conced i e nd osele, a cada sus criptor, el derecho de solicitar un libl'o ca da vez que pase en su recorrido la Biblio teca V iajera Revol ucionaria, s iempre que devuelva el antel'ior libro adquirido en las mismas condiciones que hubo de recibirlo. F inal Asi, estas Bibliotecas, en general, dan una idea, aunque supct'ficialmente, de las grandes tareas culturales emprendidas con singular acierto y provecho por el Gobier no Revolucionari o, favoreciendo a todo el p u eblo cubano, y muy especialmente a la poblacin campesina que nunca tuvo esta oportunidad, en m,<:; de medio s iglo de Repblica! ... Tienen, estas Bibliotecas Viajeras, la ele vada misi n de lle var: la cultura y los conocimientos mas elementales a todos los rincones del pals; vale decir, donde el lec tor p uede encontral elementos de infonna cin y. de cultura, pasando por diversas etapas. Prml'o, de Referencias; luego, d e referencias y cir c ulacin a la vez, para lle gar, finalmente, hasta los s itios ms apar tados y oscuros, que es la rplica de las Bibliotecas Viajeras y d e la Revolucin, contra. l a lIcultura y e l analfabetismo! .. El cono dmienlo de los idio ma, acerca a los seres hu. manO a la fraternidad y la. r.laciones amistosas con .... lemejantes.

PAGE 39

, ...... Al igual que los enfermos requieren de atencin m dica, los libros necesilan muchas vece. una cuida do y experta npan.cin. -. .. lO " ... I . . ..... ..' .. "'.. lO 11 ','"". .. .. . . .. . . '" ....... "," .f .. .." .......... . .. '" .. .. ... .. .' t . . .. . .. . . .. .. .. .. .... .. . .' " ... . -" Absorlo en la eelura de Su libro, este joven adquiere nuevos c;onocimienlos que le abIen un ilimitado cultural. 39

PAGE 40

4 0 CUENTO CUBANO Por JOSE MANUE L O TER O pLANTO su asiento que qued fijo en el piso liso, parejo, de material pulido. Esto le encendi el rostro arrugado. Y cada arruga pareci ser un pensamiento pasado: la tierra ahora estaba en el jardin, donde deba estar, no dentro de la casa, como piso. Despus el asiento soport el peso de su cuerpo viejo sin siquiera crujir, como crujen cuando ya el tiempo afloja su armazn de tanto aguantar barrigas !lenas y movimientos malhumorados por discusiones en reuniones donde las posaderas giran como sobre muelles, como aquella vez -Venimos ... Bueno, Luis, mI compa-ero es ... -... Candidato soy candidato! -Candidato a engaar -atajaba Luis. -Esta wz ... -Igual que la otra! Soy viejo y conozco bastante! i Pero estas elecciones ... -... Son distintas, siempre dicen lo mismo. Y o no. Soy h ombre de pu eblo. S -Luis lo mir detenidamente-, hombre ('le pueblo con una finquita que ha credo y viviendo y comiendo bien!. -El quiere acabar con esto --dijo un tercero que haba estado callado. Llevan anos queriendo acabar con es to! Pues ah lo tienen! _abarc con la mirada todo aquello como queriendo me trselos dentro de los ojos y s e revolvi en el quc cruja, quejandose como mujer en trance de alumbrar. Se movi en el asiento 'que no cruja mirando para el lugar por donde se hapan ido aquella vez Y ech la m irada hacia el frente ponindose la mano sobre los ojos como pantalla. Y el rostro se le en cendi mucho ms. Un nino correteaba enfrente de la casa. en la calle. Y de vez en cuando miraba hacia lo ljos -Qu bonita! Cuando la terminan? -pregunta el nio de ojos inteligentes. -Tea muy pronto! ... -La escuela' -rectifica e-I nio. -Tambin pronto! Y mucho.ms! ... -Treme los espejuelos . -Para qu? -protesta el nio. Que no veo aquel cartel ... Anda, muchacho ... El nio se perdi en el interior de la casa rezongando y como ensayando pe queos saltitos. Mientras, decia: -Siempre se antoja ... No puede J ver o a uno Jugar .... El viejo no oa. Habase quedado solo con sus pensamientos y el panorama ante sus ojos. All estaban "Pepe" y "Yeyo" en la esquina. Un a esquina que surgi por un trazo en un papel, y que no se qued en el papel. Como una OC esas maquetas \ I "'-----\ \ \ \ ,

PAGE 41

I '\ \ I I -::::== , / / / / /;/ ---". \ I I -, - "-'-, I

PAGE 42

4 2 I / i L-l I -\ \ I / '.'--I que se exhib an y nunca llegaban a [-eallzarse. Pero mientl'as la maqueta da una idea de lo que ser, en sta se puede pa sear POI' la calle y habitar los edificio s! "Yeyo" rea de un chiste de "Pepe", que seguramente era -mas pesado Que los de antes. El v iejo viendo a "Yeyo" rerse, re una las arrugs a ambos lados de la cal a buscando la risa en el fondo de sus re cuerdos. Por all venia Ins paseando con su hijo. Su mirada era tranquila y reposada. Su pelo sometido al pcine empezaba a hacerse flexible y las manchas de la cara iball cediendo al aseo diario. El nio miraba a lodas partes como anudando algo para decirlo. De pl'onto su vista se extendi a lo largo de la calle. -Esta calle llega lejos, mam? -Hasta la ciudad ... Ya se p uede ir? .. Si, se puede -le contesta la madre esperando otra pregunta. y ms lejos tambin? Ms lejos ... Vamos a llegar lejos!

PAGE 43

-Qu bueno, mam! ---dijo e l ni o y se rasc la cabeza_o Y cuando sea grand e ... tendr barba, mam? Ins no pudo evitar e l estremecimiento d e la emoci n. -Bu enas tardes, Luis -Buenas que so n amiga Ins! ripost Lui s. -No los encuentro! -apareci el nio dando saltitos. Si Jos dej encima de la mesa! Estn junto a un discurso de Fidel. Andale, mu chac h o ... -Estos viejos no saben dnde d ejan las cosas! ... ---el nio rezongaba ahora ms. Un camin dobl en la esquina y pas resoplando. Llevaba en la puerta dos letras grandes: OP. Ci nco hombres vestidos de soldados del Ejrcito Rebelde, sentados de espaldas al chofer miraban la call pasar !:lajo sus pies colgando y l a s casas ale jarse como si fueran un carln a nimado. Saludaban con la mano derecha. Ms all, un camin de volteo atraves la calle co n el escape trepidando. Hombres salian y entraban en las casas con martillos, metros y rostros preocupad os como cuando se hace una cosa importante El claveteo de puertas y ventanas pareca un toque l a rgamente ensayado, aunque a veces una disonancia rompiera el rtmo. No era igual que el otro claveteo. Aquel no tenia msica y la alegra contagiosa de ste. -Qu dias aqullos! -Luis ataba sus pensamiento5-. Venlamos a componer la casa. Una casa que empezaba siendo v i e ja! Si n trabajo, arrojados de todas partes cual si furamos sarnosos, nos metiamos aqul a montones. Co n pedazos de tablas y latas bamos forrando el cuartucho. El claveteo entonces era un grito de angustia, era el escape del dolor. Recuerdo a "Ye yo", vino en el mont. Decia entonces: -Esto es Cuba o no s qu pas! -la cara agriada y e l martillo en la mano igual que un pual y el clavo recibl a e l gol pe hundindose en la entraa de aquellos cuartu chos, que nacan viejos, como si lo hiciera al enemi go que muy cerca ocupaba el territorio ... ""':"'No hay ms y latas -habl desanimado "Pepe"-. Estas las encontr en unos desechos Pertenecen a una fbric a que tiene un letrero que dice: "con t ri buimos a l progreso del pas." -Progreso para ellos! Y para nos otros? -soltaba "Yeyo" el martillo con Curia. y e l muy condenao se fue y me dej con el vejigo! Qui e r e n tener mujer si.n afrontar n -Ins lanzaba palabras contra e l suelo como para que quedaran sembradas para siempre; tambin vino e n el montn. -Yen el montn vinimos, mi hija y yo. Mi hija muri de una enfermedad que el mdico nunca supo c ul era. Pobre muchacha! Parece andar po r ah entodava s u figura larga y flaca acosada por las moscas que se le posaban en la pierna llagada. Sirvi de semilla a esto. Unos mueren p' que disfruten otros. Mi nieto es hijo de ella. Naci s in saber quin era s u padre. Un da lleg y me dijo: "Vaya tener un hijo" ... y yo no pude decirle na! ... Se dormla casi junto too el mund o .. Hoy l est disfrutando... Pero, dnde Cue a buscar ese condenao l os es pejuelOS? -Lu is, venimos a dar un repaso a la s puertas y ventanas dos hombres entraban en el portal armados de martillos y herramientas de todas clases-o Ya nos faltan pocas casas. Estamos termi.nan do ... -Qu l e parE!(!(! esto, Luis? -No se puede ped i r ms! -Ahora s empiezan! -Verdad que s! Aq u ello. empez pareciendo que tena mil aos! -Muy bien dicho! -Pero entren ... Toda la casa es suya ... --Gracias, Luis. Al poco rato el claveteo llenaba la casa de Luis. El habia sido carpintero y conocia al dedillo cmo tenian que darse los golpes para que no rompieran los tmpanos. Todo el que usa un martillo tielle que saber cmo dar los golpes. El herrero lo hace sonar encima del yunque con un tin tineo ritmico. Cuando se le pregunta nunca sabe por qu lo hace. Cuando Luis co noci c l oficio de carpintero, pudo entonces darse cuenta del tintineo del martillo del herrero. La msica que estaba oyendo traa a s memoria su vieja oficio cuando l arrancaba msica al martillo. El hombre cuando tiene trabajo est contento, viv e feliz y como hombre, la vida es msica. Qu distinto de cuando venian a montones a componer sus casas que haban empezado s iendo viejas! Y queran arrojarnos ... Pero nos paramos bonito ... Y ... cincu enta hombres parados firm(!l'; meten miedo ... Luis buceaba ordenando sus recuerdos. Ahora no pueen hacer na! ... volva a bucear hasta que los sacaba a flote cama aqul que es empujado hacia un cono de luz. Y empez a echarlos por delante uno a uno sin apretujarlos: -Ya haba pasado la gesta heroica de la Sierra Maestra. Y se estaba aplicando la justicia para los pobres. La. n evol ucin ib a ganando a much os y sacudindose d e los que no servan pa' estas cosas grandes. Se tropezaron con too lo malo que haba y dieron el frente s in esquivarlo. Porque llegaban de la Sierra sin compromiso con nadie. Y se t r opezaron conmigo y con toa la gente que viviamos aqu. -Aquella vez cruja el a siento, pero e l cuerpo no se mova malhumorado. ESto se acaba! Las mismas palabras oy Lui s aquella vez, pero qu distintas sonaban stas. -Bueno ... Ya eso ... -No lo diga ... Es natural (Jue piense , aSI . . -Natural, es verdad! Ha s ido engaado! -Dgalo u s ted! Y muchas veces! El hombre se pas la mano por la barba. Pens un poco y dijo: -Aqu mandamos nosotros! ... y se pas la mano pOr l a melena descuidada. -Es verdad Luis casi habl consigo mIsmo. -Nosotros no tenemos na que pedil ---dijo otro d e aspect o apocado que habia permanecido callado--. Soy campesino. Me fui a peleal c uando hubo n eces id. La Guardia Rural me sac a patadas de la tierra. E l asiento cruji suavemente y Luis s inti deseos. de cantar una cancin moderna, algo nuevo qUe hablar a de lo nue vo. Sinti su corazn latir con vi ole nci a y la sangre correr y sofocarse como cuando corra detrs de las muchachitas, con ojos enamorados, en el parque, y cuando las alcanzaba la emocin no lo dejaba decir palabras. Como ahora, ante la verdad que le la nzaban. Alarg la man o y fue al encuentro de otra dura y fuerte que apri s ionaba un rifle Yo ... No diga nada! -... No puedo pensar que esto ... -_y abarc co n la mano todo aquello cerrando el puo como queriendo hacerlo !)Olvo e n tre s u s manos. -:Pues s! Usted lo ver ... Y as fu e. Ahora L ui s se mova y el a siento no cruja. Y miraba el ir y vcnir de la gente con caras como cepilladas potO un buen carpintero. Son felices. Recuordo una vez que el vejo sac un animal de una charca dond e chapoteaba desesperadamente por salvar la vida y se sacudi y pareci que habia nacio -llev la mano de nuevo sobre sus ojos mirando hacia lo lejos-. No me alcanza l a vista, pero, y este condenao mu chacho y los espejuelos? Ya salan los hombt"e S con todas s u s he t"l'amientas, -Hemos acabao, Lui s. Ah tiene s u casa! Ah, si, s, qu bueno! -Ahora vamos p' casa de Yeyo". Qu hombl'C ms alegre! -Y este condenao dnde se ha meto? -Anda con unos espej uelos puestos, Lui s le dice UIlO de lo s hombl'es ya trasponiendo el portal. Muchacho! -Estos son, abuelo? -Pero, entodava me dices que si son stos? Dmclos! -Luis se movi enfurec ido en el aslento y ste no cruji-. D mel os ... E staban en la cocina Yo te dije en la cocina. -Mentira! -Habrsc visto, faltn! Bueno, e s igual. Dmelos ... Me vas a dar! --:-No, no te vaya dar. aunque lo me reces! El nieto se los alarg dC5('e lejos El los tom y se los coloc rpido c n los ojos A ver... AIli est. Eso es lo que quera ver! Un letrem grande SP. alzata en un lugal alto, dominante, donde ante3 iba a parar la basura de la ciudad. -Deja ver si puedo leerlo. Dice ... Re re-vo-vo-lu-revoluci-on revolucin es con stru-tru-ir-construir. Ya est ... Revolu ci n es construir. -Abuelo ... Si, mi nieto! Pronto estar temlina-da! El otro da estaban descargando l os pupitres. Vi unos que sirven para los hom bres! ... El crepsculo haba caldo ya poi' la s m ontaas y el sol habla dejado de alum brar la tierra y alzaba sus rayos como grandes reflectores contra el horizont e 43

PAGE 45

. \1 J ( I I

PAGE 46

de Cuba se convirtieron en exclusivistas de la importacin Se pas de una ciudad prspera y feliz a una ciudad fantasma, Comenz el xodo de sus habitantes hacia otl'OS lugares d e la Isla, Y un silencio den so, como una maldicin que cayera sobre la ciudad, se apoder de ese l"incn de la I sla, cobrando slo en el verano alguna actividad en sus balneal"ios, hasta tanto se abrieron playa s cercanas, Coquinas y jaibas, recogida s en las costas gibareias, alimentaron habitualmente a se<:to res de la poblacin, No sabia G ibara Que vendria un dia una revolucin integral de la isla, nOI'man do un nuevo destino a la Patl"ia, y que poI' ser una I 'evol ucin de los humi ldes, po I los humildes y panl los humildes se acor dara de GilJara, desde los primeros mo mentos, J1'oducindose all la hel'mosa I 'ea, lidad de un total cambi o, que tiene en e l recin ins talado Centro Hilandel'O "lne jiro Asanuma", una de las ms bellas ma nifestaciones. Alli se palpa y siente cun profundas son las raiees de nuestra Re volucin triunfante, ahondando en las ca pas ms necesitadas del pais pam hace r brotar en ellas el milagro de la t ransfor maci n de un puebl o. E l Centro Hil a nd ero ms moderno d e toda. Am ri ca. Latina. MlUJuinar ias ja)()IICSas y obreros cubanos O c u pa nd o la fabricacin un rea total d e 8 mil metl 'os cuadrad os, el edificio d e la nueva hilandcl"ia, de lineas modernas y de techo poligonal prefabricado (con piezas de 28 tonel adas cada una) y majes tuosa nave de luces de 32 metros, se le vanta dominando el paisaje de mar, y tie rra, como mirador del grupo montaoso de l\1aniabn, en cuyas elevaciones se d i buja l a Silla de Gibara, en un reto de geo grafa e historia e n que esta ltima sale victoriosa, pues es la historia del momen to p resente, la de la revolucin cubana, la que ha sabido levantar una gran industri a donde anles todo era abandono, que es Jo que importa al gibareo de h oy. Reto d e geografia e historia dond e todava sta gana una partida ms, pues la id entifica cin de ideales de los hombres (Iue en to, das plu'les del mundo luchan, aCOl'la hoy l a distancia geogrfica Que los senara, in vocanuo por igual a sus mrtu'es : I nejil 'o Asanuma, el gl'an lider del p u eblo japones asesinado po r el Imperialismo, cuya memoria pel'petuarcmos los cubanos, al poncr su nombl'e a l a mlandera de Gibara, Con inversin total d e 2 5 millones de ]1CSes, entl 'e edificio, maquinarias, planta elctrica con (l'e s motores y equipo de aire acondicionado especial, de unineadn, p a ra toda la fbl'ca, este Centro llilun(lero, con capacidad de produccin anual dc 4 .5 millone s de lIuras de hilazas de algodn, debe suhl'ayarse con fuerte l'Cngln llamativo en la llueva economa c ubana por varias I'azones. En el camino de illdustl'ia, 46 [izadn Que nos Ill'mos tl';Jzado, la hilan d el"ia de Gib.ill'H I '('sultn la primEra de las g randes industrias ideadas poI' la R evo lucin, que se ve t o talmente tel1Tlinada, y aunque como llIandera no se deUe el talogar como grande, s poi' la suma tolal de su invCI'sin, CO{l los ms modcnlOs equipos en la mat('l'ia. Siendo la industri a textil una de la s que con ms frccuencia avanza en el mundo con modalidades que prestan nucvas maquinaraS, no pasan cin co o di ez aos s in que resulten obsoletos los ('quipos in stalados d e una hilandera o de una textileria, E l Centro Hiland e r o rne jll'o Asanuma rcsu [ta hoy por hoy, con su naquillaria toda de 1960, la ms moderna l l i landel"ia de t.oda la Amrica Latina, s i no es Que tamlJin de los Estados Unidos, donde posiblemente no se hayan acabado de montar todavia en este rengln, ma quinarias d e [ 60, TIene a d er!'ls In hilandel'a de Gibara algo que hace a todos los cubanos miral'la C9n orgullo y satisfaccin: est levantada exclusivamente con dinel'o del 4 % volun tario Que el obl'C l 'o ha sabido generosa mente sacri f icar de sus ingresos para la industrializacin del pais. Es asi est a f brica, sacriri cio personal convertido en be neficio naci o nal y muestra inequiv oc a d e [a cooperacin de un pueblo a los planes de industr ializacin d e un Gobierno R e vol ucionario, Desde el punto de v ista de industriali zaci n del pais, es de sealarse tambin que Oriente jams habia tenido en todo su territodo, ni una hllanderia ni un telar, dependiendo de s u abastecimiento de ro pas y t ejidos, de la fatal economia a que nos' tenia acostumbrados e l imperialismo, que habia hecho de l a nacin un pais d e dos nicas p rovi ncias: la Habana y la no Habana ... U n aumento de l a capacidad de produc cin de l a hilandera de Gibara, duplican do el nmero de sus husos, y la instalacin de un buen nmel'O de telares en d i stintos lugares d e la pl'ov i ncia oriental, forman parte de los planes del Gobi erno Revolucionario en el cuatl'ienio de l a industl'alizaein. E l huso o u n idad ]Ir odu ctora El com])lejo proceso d e una hilandera. En la primera semana de mayo comen z l a hilander ia s u producci n trabajan do en ella a h o r a 120 obreros fijos, hasta que dentro de poco, e n ple n a p roduccin, d empleo a un nmcl'O siempre mayor de 300. Inicialment e, antes del montaje de l a maquinada, un grupo de trabajado res fue enviado a otras hilanderias d el pais a conocel' el n:ancjo de las rias aunqu e la s mismas, por ser anllqul no ofrecen las caracteristicas de las que ahora se han comprado en el Japn, Estos hombres entrenaron al resto d e sus compaeros y, cuando llegaron los tecnicos japoneses, comenzaron a trabajar con eficiencia extraordinaria. El grupo d e l ecnicos japoneses, ya terminada toda la in s tal a cin de la fbr icn y cumplida su misin de adiestramiento, acaba d e salir d e' regl'cso a su pais, En el c uadro actu al que presenta la in dltstl'ia tcxUl del pas, q ue-abastecer las necesidades nacionales cuando termine el cuatrienio de la industrializacin, 1 962-65, se cuentan hoy, ent l'e las hilanderas de a l godn, la de Arigunnabo;la mayor, con 90 mi l husos, y cuatl'O o cinco hilanderas pequeas, con un total de 30 a 40 mil hu sos. a c uya capacidad nacional d e JI 'oduc cin se agregan ahora. los primeros ] 5 ,200 Iluevos husos de la hilanderia d e Gibara, in iciando as e l autoalJastecimie nto que se requiere, ya que en Cuba Imuria que mon ta! ah' ededol' de 300 mil husos y multipli car considerablemente el nmel'o de las textileras, para liberarnos del 40'/", p
PAGE 47

Miles T miles de bolas, de mechas unilormes y calib,a das, alimenl ... n a las "conti nuas de hilar", donde cuen_ la la lbrica 15,200 hus o s. ---" G 1 .. J. -.. p .. -_ .... -- -" cJ' -... .. - -U - a - 'T - .. - f" - --, - -.. ti J Con inversin 101 ... 1 de 2 .5 millones de pesos, esle Cen_ Ira Hilandero 'ien, Una capacidad productiva anuel de 5 nillones de libr .... de hila,. a s d.. ...lgodn --.., 5{ .. .,. 47

PAGE 48

cuerpo de 80 cardadoras va encintando e n l a hilandera de Gibara las n apas de al godn, q u e en un 70% es hoy a lgodn del campo cubano, novel economa agr cola recin impulsada por la R evol u cin, y q u e cuenta este ao con una cosecha cuyo valor se estima en 1 6 millones de pesos. Para la produccin de h ilazas de fina ca lidad, las cintas al salir de las cardadoras pasarn a las "reunidoras" y "peinadoras", pero simplificando para e l lector nuestra informacin, concretmonos al proceso de la hilaza corriente, q u e es la que mayormente se est produciendo e n Gibara, para la fabricacin d e tejidos d e felpa (toallas, .sobrecamas, frazadas, e t c. ) De las cardadoras, pasan luego las ligeras cintas a los mauuares, donde se agrupan seis en una, uniformndose en una nueva cinta, ya ms pe'fecta y ms consj6.tente. 48 resistente a las fases del proceso que han de seguir, recogindose estas nuevas cin tas tambin en tamhuchos. Hay e n Gibara sicte bancos o cuerpos dc manuares, cada uno con dos mquinas o equipos y cada uno d e stos, con sei s cabezas o unidades productoras. El p ro(.'eSO es lento todavia y el operario debe cuidar que no se pro duzcan esti'umientos bruscos que COlten la cinta. Miles y miles de cntas s<;llidas de los manuares son las que alimentarn a con t inuacin, en una nueva fase del proceso, las mecheras o maquinarias, (Jue ya s producen un gran estiraje al algodn: reciben una cinta y entregan una mecha, que .es aproximadamente 16 veces menor en s u dimetro y otras tantas veees mayol' e n su largo. Son mechas uniformes y cal!lJ r a das las (Jue entrcgan las mecheras. en b olas, enrolladas en canillas. Hay en la f brica cinco mecheras, que' con las 80 ca nillas d e cada una, producen 400 bolas d e mechas c ontinuamente. y son luego las mquinas con ti nu a s d c hil a r las que recibiendo las bolas, dan al algodn las primeras torsiones de la f u t,!,Ira hilaza y el mximo de estiramient o. Es aqu, en las continuas de hilar, desde funcionun los husos' o unidad de medida d e la fuerza industrial textil a que haca mos alusin al principio del trabajo. Son 38 mquinas continuas de hilar, que con 400 husos cada una, dan en total a la n ue va industria Inejir"O Asanuma, una f uerza industrial o capacidad d e produccin de 15,200 husos. Los miles de ovillos llenos que salen de las continuas de h ilar. contienen ya e l hi lado o hilaza d e a lgodn, para cuya terI ti

PAGE 49

minacin, nuevas mquinas se encargarn de doblarlo, retorcerlo y embobinarlo: son las bobinadoras, que entregan el hilo en bobinas cnicas, con que se prepararn despus los grandes carreteles para la urdimbre de los telares a l confeccionar l a s telas. Dentro de este conjunto de cientos de equi pos, aparentando para el profano que visita l a fbrica, un mar confuso de cin tas, mechas e hilos; el funcionamiento d e las mquinas de una hilanderia resulta algo maravilloso, como si las p ropias mquinas estuvieran dotadas de inteligencia. Cada calidad de algodn tiene u n largo de fibra distinto, y si Jos estirones que se dan a las fibras son mayores que su largo, las fibras se cortan; de a h l a necesidad de la torsin, que es funcin definitiva de una hilandera para la produccin de las hilazas y es lo que da precisamente la resistencia al hilado; pero si esa torsin se realiza a mayor velocidad que el estirado, la fibra ofrece una resistencia mayor que la correspondiente a su lar go. Calcule por a hi el lector, sin meternos en ms honduras tcnicas, la complejid a d de una industria de este t ipo, la laboriosidad de s u proceso y la calidad del obrer o que en ella trabaja. La industrializacin en marcha lllejiro Asanuma, nueva hilandera ubicada en Gibara, Oriente, pronto tendr terminada la cafetera que e n ella se est haciendo y acabada de instalar una plant a propia de e lectricidad y pronto estar produciendo tambin a toda s u capacidad, sir v iendo sus 15,200 husos, hilazas para la produccin textilera e iniciando as el plan de autoabastecimiento de cuantos tejid9s necesita el pais. Gibara es hoy uno d e tantos ejemplos hermosos de la industrializacin en marcha; un exponente de la re dencil\l .Que a toda la isla ha traido la Revolucin triunfante, sacando d e l ostracismo a poblaciones enteras que yacian olvidadas en la geografia del mapa, sin definicin histrica por falta de fuerza productiva. Incjro AS8liuma. es con distintas otras obras llevadas a cabo en Gibara, una nueva cara de esta poblacin oriental: centros escolares, viviendas en construccin y todo un impulso f ebril de tr
PAGE 50

La poblacin de Mali, co'"'o la de loda Aldea, es muy labonosa e ingenios a Dural,te s iglos muchos pases h a n sido explotados por lo s coloni .Ii stas ingleses, frances e s, alemanes, e l C En la loto vemos e l instante en que trabajadores d e M ati se dan a la tarea d e construir un puente para fa cilitar la. comunicaciones. 111 -. -El 22 de septiembre de 1960, el Congreso constituyente de la Repblica de Sudn proclam la Repblica independiente y soberana de Mali. Esta decisin fue precedida de dramticos sucesos que disgregaron la Federacin Mal i La Federacin que una el Senegal y Sudan obtuvo la independencia el 20 de junio d el ao pasado. Dos meses ms tarde, un grupo de reaccionarios senegaleses di un golpe de Estad o con el apoyo de Francia y abandon la Kederacin. Los oficiales franl"eses que mandaban el ejrcito deMali se negaron a cumplir las rdenes del primer ministro Modibo Kcita de hacer frente a los conjurados. Pars refrend la escisin, apresurndose' a reconocer el nuevo rgimen de SenegaJ. La Federacin dej de existir. de los acontecimientos en cuestin, el Congreso la Unin Sudanesa h aadoptad o un acuerdo que proclamado Repblica Mali, "libre de todos los compromisos i a La Federacin Mal antiguas colonias francesas: Volta. Desde el principio m ismo, Francia la hostigaron en todo lo noceda, hicieron en ell a labor subversiva. .10 Mediante d e no recouna fuerte Fotos SINJUA preSlOn sobre los dirigentes de Dahomcy y Alto Volta, Pars consigui que estos pases abandonaran la Fedel'acin. Pero el Senegal y Sudan s i guieron unidos. Sin embargo, las intrigas internas y extel'nas dieron como resultado que poco despus Senegal anunciara su l'etirada de la Federacin. En materia dC' poltica exterior, el gobierno de Mali presi dido pOI' Modibo Keita tambin ha querido ser autnomo. Uno de sus primeros actos fue p!'oponcr que la ONU exhortara a Francia a prose guir las negociaciones con los rC'prcsentanles d e Argelia para el arreglo paci fico del conflicto. La Repblica d e Mali ingres en la ONU el 28 de septiembre de 1960. Tiene un rea en km" de 1.204,021 y cuenta con4 mi de 1960. Tiene un rea de 1,204,021 kms, > y c uenta con -1 millo nes 330,O habitantes. La capital es Bakamo y segn cifras del ao 1952 tenia 101 habitantes, Se cultiva el millo, arroz, maz, mani y algodn. Sus exportaciones principales SO!) man, "kart", millo, goma, kopak, sisal, pieles y ganado. Se encu e ntra situada en la parte central del Africa occidental. Despus de su independencia, la Repblica Mali ha tomado diversas medidas par a desarrollar su economa nacional y erradicar el analfabetismo en un esfuerzo por superar las dificultades que dejaron los colonialistas como herencia maldita.

PAGE 51

'. -'- -. El Dis p ensario de 8amako es la jenda estatd que re I.bre en Mali desd e que logr 5u indepe nd.en c i a. La .., .yoria d e las m edicinas de a armada han ,ido importadas d e 101 p;ises soeial is l u y resultan fU UD 50 % mal baral .. q ... 1 .. importadar d. Francia. Las unidades de milicianos 1ft han organin.do en lodo e l pas a parlir de independencia. Ahora las unidades milicianas reciben capacitacin militar para elevar S u capacidad d e combate y defender activamente 111 nueva repblica

PAGE 52

, El algodn es ... 0 de los principales pTod ... dos agrcolas d .. Mall. l .. loto .. _sn .... una ca ... pesina en l. recoleccin. 52

PAGE 53

Repblica de Mali Je pre o cupa de que los libros r.nscuuft y educacin llesuen las m"S"S Aqu. lA liburia "la [.hella Nesu" en S"mako. c;:cO-. _ t "'. I - -, -man U unO d e 1 0 5 p,;ncipalu productos aslicolas de M;>li La foto "/coge e l momenlo en que trabar.dole, d e l campo lran,pe.lan l o s sacos d e man hacia l o s almacenes, des d e los cuales setrin despus ""'porlados a dis tinlo s paises d e l mundo, Lo s al a ire libl. son muy comunes a los paises a lricanos. En ell05, l a poblacin recOne los dislinlos pueslos y va viendo l a mercanca e"'p\\esla. [slos mercados son muy tipicos e La 1 010 re<"oSe una vi. l a d e Un mercado al "ir e libre e n Mali

PAGE 54

/, I ( Exposicin de un pueblo de amigos v --"

PAGE 55

& ...,r. i P.tri. d. ci.nIWco. T d. h.lIIltro. d.do l. in .... rn. V.cin, Ch.co.lo'nqti. so .... 1. .I ... o. d. tri.odo on l. modicil\., doftd. dispon", d o ... d.mo ift.lnua.nlill.

PAGE 56

CON toda la riqueza de su arte, de su industrializacin y de su firrv.e construccin del socialismo, Checoslovaqu ia, pas de ami gos, se h a hecho presente en La Habana, en la Exposicin montada en los amplios salones del Palacio de Bellas Artes, semejando una estampa de Morav i a, Bohemia y Eslovaquia, tierras de l a Europa central, trasladada al corazn de la Amrica nueva, a tierras cubanas, mostrando todo el poderoso adelanto poltico, cultural, social, eeonmico y tcnico, a parti r d e su liberacin en el ao 1945, de la opresin fascista alemana, por el Ejr cito Sovitic o. Planificado tcnica y artsticamente, dentro de un marco de belleza, simetra y colorido, c onstituye este evento un grandioso espectaculo, conociendo adems el cubano que a Checoslovaquia toca, en nuestro' primer plan de industrializacin, la instalacin de diversas fbricas en Cuba: la d e lpices, ya en funcionamiento; la que producir objetos de hierro esmaltado: la de bicicletas, la de tornillos, la de cubiertos, la de tractores y otras lineas de la industl'ia automotriz, centrales tel'mo elctricas etc, Es d e mil';;r en la Exposicin de la Republica Socialista de Checoslovaquia, 10 q u e si g nific;l. en el mundo moderno un pas pequeo, de slo 127,858 kilmetros cuadl>ados (poco ms que Cuba), con un tan 5 6 al! o grado de responsabilidad colectiva" y profunda conciencia revoludonaria: en Checoslovaquia, pas industdalmente desarrollado de antiguo, la socializacin de rlquezas e industrias no le rest vitalidad econmica, segun profetizaban muchos, antes al contrario, le di nueva p ujanza. Una poblacin de cerca de 13.5 millones de habitantes. integra la nacin. Checoslovaquia hace gala en la Exposi cin habanera de un riqusimo muestrario de sus ms diversas producciones: artculos de la indusl!'ia pesada, mediana y ligera; aparatos fotogrficos y cinerhatogrficos; maquinarias de precisin; equipos de ptica y de medicina; instrumentos musicales; automviles; tejidos; las incompara bles obras de la cristalera de Bohemia; las laureadas peliculas de marionetas y todo un mundo inusitado de atracciones de un pueblo donde el 36.8% de su poblacin laboral trabaja en industrias, especializndose en la produccin y expol'ta cin de plantas industriales completas y de sus formidables mquinas herramientas, ya que en Checoslovaquia, de cada tres de sus ob!'eros industriales, uno trabaja en la produccin de mquinas. En obras plasticas, fotos y documentales, se muestran adems en la Exposicin importantes e tapas de l a postgue!'ra en la vida checoslovaca, "La Libel'acin por el Ejr+ cito Sovitico", "El Pueblo toma la d rccClOn del Estado", L a nacionalizacin de la industria", "El Plan Bienal", "Prme!'o y Segundo Plan Quinquenal", etc. Toda la Exposicin est llena de grficos, fotos, dibujos, ilustraciones, esquemas. etc., etc., que aportan al publico una visin rpida de [u historia y del estado actual del pas amigo. cuyo camino t!'aza d o, segun reza el pie de un mural fo togrfico en la propia Exposicin, es el dc ir, con el socialis mo, "hacia la f e licidad. un ct'('ciente nivel de vida de todos sus ciudadanos, en la educacin a la belleza, al colectivismo, a la Naturale'a, al hombre, a los pueblos todos y a todo lo hermoso del mundo." La Nueva C hecoslovaquia Ayer y 110)' Hablamos de una nueva Checoslovaquiu a unque se trata de un pas que tiene ms de un milenio de existencia. E n efecto, el primer Estado en aquel t erdtol'o sUl>giu pOI' el mismo tiempo en que en Inglaterra Egbert. rey de Wessex, unificaba los s iete reinos en un solo Estado, en que Rurik fund el Imperio de Novgorod, mientras en Italia y en el Imperio de los f l'ancos gobernaba San Luis y no exisUa aun el Imperio de los francos orientales, que despus haba de ser Alemania. La h istoria de Bohemia y Moravia es la de un pais que durante ms de un mi-

PAGE 57

lenio, de hecho desde Carlomagno, debi luchar por mantener su independencia. La historia de Eslovaquia es la de un pais que a partir del derrumbe del Imperio Gran Moravo, en el s iglo X, fue presa d e los se ores feudales del Estado hngaro, que lo fueron conquistando gradualmente; no obstante lo c ual, su pueblo conserv siem-p r e una i nacional. Desde 1918, fecha esta ltima en que se proclam la Repblica Che coslovaca, Estado unificador de los checos y eslovacos, fueron los Habsburgos quie nes avasallaron a estos puebl os, que no dejaron de luchar poI' su libertad e inde pendencia. Con el "diktat" de Munich, cu ya consecuencia inmediata fue la ocupacin del pais po r los nazis, puede sea larse el comienzo de la $egunda Guerra Mundial. Y su fin en Europa se marca e l 9 de mayo de 1945, cuando resuenan justamente en Praga los ltimos disparos. Ya el 4 de abl'il de 194 5, al mismo tiem po que el Ejrcito Sovitico liberaba las primeras ciudades checoslovacas y se una a los combatientes eslovacos, q u e desde agosto de 1944 haban alzado las armas contra .los ocupantes hitlerianos, se cons t .ituia en Kosice, ciudad de la Eslova quia oriental, el primer Gobierno del Fren te Nacional de Checos y Eslovacos. Su pro grama fue la revolucin nacional y democrtica, Su objetivo principal: crear un Estado popular realmente democrtico, apoyado en la alianza y la amistad con l a Unin de Repblicas Socialistas Sovi ticas. El 5 de mayo tom las armas el pueblo praguense y el 9 demayo culmin la lucha contra los ocupantes hitlerianos con la liberacin de la capital por el Ejr cito Sovitico. Y en octubre de ese mismo ao se proclam la nacionalizacin de las industrias clave: el 65 por ciento de las empresas industriales fueron objeto de la nacionalizacin, entre ellas todas las mi nas, f bricas metalrgicas, bancos y segu ros. Apelando a turnos voluntarios de tra bajo, el pueblo liquid y puso en marcha los engranajes de la economia pacifica. Ms tarde, en febrero de 1948, las fuer zas reaccionarias intentan provocar una crisis politica interna Que culminara con el derrocamiento del rgimen constltuido. Su objetivo fue lograr de nuevo un poder ilimitado en el Estado, transformar las re lacioneseconmicus, restaurar enteramen te el empresario privado d e tipo capitalis ta y liquidar, la alianza con la Unin So v itica. Pero los planes de la reaccin se derrumbaron y el pueblo liber definitiva mente el camino hacia la edificacin del socialismo, y en Asamblea Nacional se adopt una seri e de leyes sobre el reparto de la tierra, sobre una nueva nacionalizacin de las industrias, del comercio, etc. Despus se nacionaliz e l 95 por ciento de Grande. T pequeo.; todo el pueblo cmb.uo Tirit 1. &poRcin. T las ur.. de los 1li0l se auminuon de alegria al coaJemplu los beUoi apetel . las empresas industriales, as como todaf< las empresas del comercio al por mayor y del comercio exterior. Y en 9 de mayo de 1948 se aprob la Constitucin que ase g ura las conquistas revolucionarias. Es la Constitucin de un Estado de democracia popular. en el cual el pueblo, POI' medio de sus representantes, no slo dicta las leyes, sino que las ejerce; en el cual toda la economia nacional sirve al pueblo ha ciendo que aumente el bienestar general, que no haya crisis econmicas con su se cuela de paro for.lOso. El sentido d e todas las transformaciones experimentadas en el pais amigo, en los ltimos quince aos, reside precisamente en que se ha liquidado la explotacin del hombre por el hombre y en que ste se ha liberado de la inseguridad de su exis tencia diaria. En las manos del pueblo se ha concer.tado el poder pOlitico y econmi oo. Las t ransformaciones de que hablamos 10 son en un sentido completo: cambio de la posicin del hombre en la sociedad y cambio de las relaciones sociales mu tuas. Checoslovaquia es la lengua de tierra del socialismo ms adentrada en Occiden te. Su frontera occidental comienza en el mundo socialista, en el que vive la tercera parte de toda la Humanidad. Est el pas habitado fundamentalmen te por dos pueblos con idiomas similares y un desarrollo histrico parejo: los checos, cuyo nmero asciende a cerca de nueve millones, y los eslovacos, que son unos 3.800,000. De las minorias nacionales, las ms numerosas son la hngara (WIas 410 mil personas) y la alemana (unas 160 mil); existen grupos nacionales menores de polacos y ucranianos. cargada de arte, cultura, y bellos pai sajes, Checoslovaquia, milenaria en su his toria y joven en su socialismo, aspira y lu cha por constituir un mWldo nuevo, donde el pueblo es el artfice de su destino. Exponente industrial Rioo Muestrario de Mquinas -El a.gro Un acontecimiento importante en el de sarrollo de las relaciones cubano-checos lovacas (ue el del Presidente de la Repblica SOCialista Checoslovaca, Antonin Novotny, con nuestro mximo l der, Fidel Castro, el ao pasado, en la Asamblea General de la Organizacin de las Naciones Unidas. En el discUrso pronunciado en dicha ocasin, del Presidente Antonin Novotny, ste se refiri a Checoslovaquia y a Cuba como pases am'gos. Y en este espritu est basada la expoSicin de la Repblica Socialista Checoslovaca en la J:iabana, que deja de ser una exhibicin industrial co mn y corriente, para ser tambin una manifestacin de la vida y trabajo del pueblo checoslovaco y las pOSibilidades de mutua colabdracin econmica. Una par te considerable de la planta baja y del patio del Palacio lo ocupan los diversos productos de la industria de maquinaria mquinas-herramientas, maquinaria agri cola, modelos de plantas industriales eri gidas a ttulo de inversin de fon dos, au tomviles y motocicletas, instalaciones sa nitarias y de laboratorios, productos de la industria pesada, como generadores de al ... ta frecuencia, turbinas hidrulicas, avio nes, etc. En cuanto a la exportacin de mqui nas-herramientas, Checoslovaquia ocuoa 57

PAGE 58

Bellas mujeres d e l p .. s ami go exhibieron los ltimos modelos de la moda checos. lovaca, constituyendo un espectculo dO!' buen gusto, lantasia, belleza y colorido. el terce r lugar en el mundo. Del variad simo surtido de exportacin, se encuentran en la exposicin, las rectificadoras hori zontales HO 63 A Y OH 6, Y las fresas verticales FA 2U y 3U, todas' ellas puestas en marcha: son maquinas universales de alto rendimiento y de nivel mundial. Puede el visitante de la exposicin observar turbinas hidrulicas con comando a distancia; calderas de horno de regeneracin para fabricacin de celulosa por sulfitacin; centrales hidroellktricas de re bombeo, con oc h o turbinas de eje verti cal, para saltos de agua de ms de 300 metros; sierras alternativas para cortar metales; sierras circulares hi drulicas; tor nos en sus diversos tipos (universales, pa ralelos, etc); presas de todas formas; ci zallas; mquinas de taller, engranajes por pin; turbinas de vapor de condensacin con recalentamiento de vapor intermedio; maquinas para la fabricacin de tornillos negros y precisos, tuercas y arandelas, ca mo las de la fabrica cuyo edificio se cons truye ahora en Santiago de Cuba; centrales azucareros, con la particularidad de que 1 de cada 5 ingenios de azcar en e l mundo, trabaja con maquinaria checa; ma quina productora de hielo en escamas, con prensa de briquetear, utilizable en indus trias conserveras Y en la congelacin de productos alimenticios; maquina para la fa bricacin de picos, para 320 mil piezas por ao, como la que se instalar en la fbrica cuyo edificio ahora se levanta en Guantnamo, Oriente; generadores de al ta frecuencia de vlvulas para calenta miento por induccin; mquinas para to das las fases en la fabricacin del calzado, sabiendo que la industria nacional checos lovaca de calzado, tiene como meta la pro duccin de 1 milln de pares de zapatos cada 24 horas; mquinas de imprimir es peciales, de alto nivel, no olvidndonos que Checoslovaquia di al mundo la litografia, la fototipia y el hueco-grabada-; la Skoda C7, productora de 1,600 cigalTillos por minuto; motores Diesel, donde Checoslo vaquia ocupa el cuarto lugar de exporta cin en el mundo, con medio siglo de tra dicin; soldadoras elctricas m viles, accionadas por motor a gasolina; rectificadoras Trifasio de selenio; solda doras por arco sumergido bajo fundicin; etc. etc. fbricas para la produccin de planchas de astillas comprimidas hechas de los desperdicios y viruta de madera; equi pos de construccin, con una meta nacio nal sealada de hacer en el lIT Plan Quin quenal de 1961 a 1965, un aproximado de 500,000 pisos; mquinas para la industria textil, subrayando aqu que la industria checa textil produce por ano 500 mil mi llones de metros de tejidos; equipos de fundicin de metales donde el pais cuen ta con 700 aos de experiencia; etc. etc. Entre los medios de transporte que se exhiben, estn los tipos ms nuevos de los vehculos checoslovacos, como los au tomviles de turismo muy livianos Skoda Octavia Super, Touning Sport, Skoda Oc tavia Combi y Skoda Felicia. Tambin los (ltimos tipos de la motocicleta JA WA y la CZ 175. La industria de aviacin est represen tada por el avin Morava L-2oo, mquina de diferentes aplicaciones: sirve como aerotaxi con 5 asientos, como avin sanita rio y para fotografas topogrficas; puede despegar de cualquier aeropista o tambin de cualquier terreno plano sin arreglo es peciaL Inmediatamente que se ini ci l a 58

PAGE 59

59

PAGE 60

produccin de este avi n, llegaron ped i dos d e la Unin Sovitica, Polonia, Hungra Inglaterr a y Repblica Federal Alemana. U n a fase amplia que ocupa l a industria pesada, edificada durante el pe r iodo de los planes quinquenales, es la de tractores y mquinas agrcolas para las coopera tivas agrcolas y granjas d el Estado, ademas de satisfacer las necesidades de exporta cin. C hecoslov a quia, cuyo 84.4% de s u s tie rras cultiv ables esta n en manos de coope rativas agrcolas o de fo rmas colecti vi stas del tra b ajo, con el 70% d e sus labores agrcolas mecaniz ado, y en algunos ren g lones hasta ms d el 90 % exporta hoy maquinaria agrcola a 76 pa ses, y e n la creacin d e sus m qu i nas para e l campo, viene desarrollando 265 nuevos tipos, an tes de 1965. En la economa donde trabajan 14'9, instruccin superior tas en instruccin que cue nta con 2.5 trabajando, se que o zacin del t": contar un caciones y un en lruccin; en En el cuadro poblacin labo ral habria por cientos oc u pados por comercio, ciencias, sanidad y cial, enseanza y c ultura y siones. como estas industriali e l 36 % sin com uni Arte C ultu ra. Educacin Sanidad ---D eporte Medicina. Inve stigac in C i entfica CheCOSlovaquia es un pu eblo culto, dado a la ci e n cia, al a rte, a toda manifestaci n 60 La industria automotriz d e C hecollov;oquia se e n c u entra r epresentad .. en l a Exposicin COn 101 m;.s vui .. dos vehculO$; automviles de turismo, aviones_taxis, equipo s pesado s y los "lIimos modelos d e 1 .. lamosa motociclet a JAWA y de l a CZ 115 que e l public o contemph. admirad o.

PAGE 61

Pas altamente i ndushialindo, C hecoslovaquia es h o y exponenle dl!l desarrollo de u n pas de econ o ma socia_ lista. L a exposicin hace gal a del rico m uestrario de s u s equip o s y mqui n as. hermosa de la vida y a toda expresin sublime del hombre; laboriosa y feliz, con mil aos de historia y 15 de avanzada del socialismo; es ejemplo Cuba en l a reAfirmacin cada vez mayor de la capa cidad de trabajo y creacin del pueblo. Con la corta extensin territorial y la poblacin que ya hemos sealado de Checoslovaquia, podemos anotar que cuenta 173 institutos de investigacin cientifica o academias cientficas; que en slo un ao, en 1959, se publicaron 4,890 titulas de libros, con una tirada total de 44.4 millones de ejem plares, a la vez que salieron en ese mismo ao, 1,447 ttulos de revistas, con una ti rada total de 1,350 millones de ejemplares. Cuentaademas con 15,005 bibliotecas, 384 museos, 78 teatros, 3,531 salas grficas y 7,118 conjuntos de creacin ar tistica popular. La cultura fsica es en el checoslovaco algo que le viene de tradicin y que ejer cita con orgullo de pueblo y triunfo de lides internacionales. Antonn Novotny, Presidente de la RepubJica Socialista Checa, ha subrayado que su pas quiere que no haya guerra, que el hombre sea culto, sano y que goce de la v ida con alegria, contribuyendo a ello, como factor, il'tenWl ciable, la cultura fsica. "Con el deporte, por la paz y la amistad de los p ueblos", es un lema actual de Checoslovaquia. El ao 1 960, Checoslovaquia tom parte en 280 competencias, solamente en e l primer semestre. El ao anterior haban estable cido los checos 382 records. La tradicin deportiva checa arranca desde Johan Ams Komensky (1592-1670), maestro de' naciones, que valor su impor tancia, y ya desde Miroslav Tyrs (1832-1882) se coloc la cultura fisica al frente de la lucha de liberacin del pais, y con Frontisek Chalovpecky (1890-1922) se va l u como medio de unidad de lucha del proletariado. La primera organizacin che ca de cultura fsica, llamada Sokol, se es tableci en 1862, y de ah data la tradicin de las exhibiciones deportivas de masas. Dos millones de alumnos tienen hoy cul tura fisica obligatoria. En los 15 ltimos aos, los checos han ganado 49 titulas de campeones del mundo en varios deportes. La Unin Checoslova quia de Cultur a Fisica tiene 1.5 milln de miembros, en 7,000 organizaciones bsic.,. En nmero de 740,000, jvenes de 6 a 18 aos practican en el pas el deporte. Se ejercitan 40 ramas del deporte, y hay organizadas 480,190 mujeres en e l atletis mo. Famosas mundialmente son las Es partaquiadas, habindose celebrado la 11 Espartaquiada Nacional de l a Cultura F sica Unificada de Checoslovaquia, en 1960, a la que asisti nuestro mximo Jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y actual Vicepresidente de la Junta Central de Planificacin, Ral Castro. La 1 Espartaquiada Nacional te nido lugar en 1959, ao en que h ubo tam bin en el pas 290 espartaquiadas locales, donde tomaron parte 1.600,000 gimnastas (el 12% de la poblacin), asistiendo 1.8 millones de espectadores a dicho espec tculo de juventud, alegra y belleza. Johan Ams Komensky (Comenius), 1592-1670, puso la base cientifica de l a educacin del pueblo checo y de la moderna enseanza adoptada luego en el mundo entero. En Praga fue precisamen te donde se fund la Primera Universidad de Europa, la Universidad de Carlos, en 1348. Hoy la educacin del pueblO checo -se gUn puede el publico observar e n fotogra fias, murales y grficos de la exposicin habanera-es obligatoria y gratuita has ta los 15 aos, desarrollndose en las ca sas-cuna, las escuelas de prvulos (hayen tre ambas instituciones, 7,573, que fre cuentan 307,000 nios cada ao) y los 9 aos de Escuela Bsica. A esta educacin fundamental de todo ciudadano, siguen las escuelcs profesionales y de aprendizaje, tecnicas y superiores, pudindose comprobar que de cada cien mil estudiantes, 585 son estudiantes superiores. No es de extraar que el pueblo checo cuente con 11,302 clubes culturales, con 7,000 clubes fabriles, con 14,456 libreras populares, 12,165 libreras en las fbricas, 21 observatorios astronmicos populares, centenares de museos, parques de cultw-a y descanso, etc. Patria de cientificos y hombres dados a la investigacin, Checoslovaquia cuenta en sus ultimos quince aos con jalones de triunfo en estos campos, al acadmico Jaroslav Heyrovsky se le concedi en 1960 el premio Nbel por sus trabajos e inves tigaciones en e l ramo de la polarografia, exhibindose en la ExpoSicin habanera el polargrafo LP60, inventado por l. En el campo de la medicina son conocidos mundialmente los a delantos checos, ha bindose salvado miles de vidas con su corazn arti ficial e intervenciones quirur. gicas. L a Exposicin Habanera es Wl muestrario de aparatos y unidades mdi cas en todos los campos. En asistencia m dica sanitaria, gasta el estado checo el equivalente a 840 millones de dlares. y en medicinas, ya que l a asistencia mMica y los medicamentos son gratuitos hasta los 1 5 aos, gasta anualmente mil millones de coronas checas. Contacto fraterna l d e Cuba y C hecoslovaquia. En la Exposicin puede apreciarse todo cuanto facilita el trabajo del hombre o em bellece la vida. Hay cuanto puede aspirar una sociedad para su desarrollo y confort. En 1961 estn planificadas 120 exposiciones checas que se llevarn por todo el mundo y todas han sido (o estn siendo) preparadas en Brno. siendo sta de Cuba la mayor de cuantas en este ao se mon tan. Trasladar, desde Checoslovaquia, esta Exposicin, represent gran inversin econmica. Los artculos vinieron en 2,000 cajas que transportaron los buques "Re publika" y "Bialystock", de bandera checa y polaca, respectivamente. Y con esta Ex posicin, Cuba y Checoslovaquia entran en un contacto fraternal de p ueblos, mar chando de la mano en una comun aspi racin de fraternales ideales populares. Nuestro comercio exterior se ha triplicado con la repblica checa, desarrollndose sobre el principio de la colaboracin pacifica, igualdad y facilidades reciprocas. Como una proyeccin de fantasa y lores, como el "polyecrn" que e n la Ex posicin el pblico puede contemplar en un juego de 8 pantallas simultneas, como el colorido y los destellos de luces de la fa mosa cristalera de Bohemi a que tambin se exhibe e n l a Exposicin, Checoslovaguia resulta hoy la magia del socialismo, fa atraccin de un mundo industrializad o, el festival de una juventud mejor y el avance de un maana donde el pueblo sea, en toda la plenitud del concepto, la fuent e inagotable de toda manifestacin de vida social. 61

PAGE 62

Fue COmO una encina robusta plantada slidamente en medio de 1& RU$i& campesina y patriercal. ENTRO un hombre muy alto, robusto, ancho de hombros, cuarentn, con una benvola sonrisa enmarcada en una barba rubio-oscura. Bajo la ancha frente, surca da por una profunda cicatriz, brjllaban profundos dos ojos penetrantes e inteligen tes, Tolstoi hablaba en voz alta, pero de modo dulce y pausado ... asi nos lo describe hacia la mitad del ochocientos, un contemporaneo, y tedas las fuentes concuerdan en pintarlo como un hombre que daba la impresin de una gran fuerza natural y del que irradiaba una energa profunda. tranquila e inveiICible, El fue, en cierto sentido, como una en cina robusta Slidamente plan tada en el medio de la Rusia campesina y patriarcal durante el siglo XIX y hasta casi la vspe de la Revol ucin Socialista que, slo siete. aos despus de su muerte, deba recorrer la Rusia de las isbas y del oscu rantismo, abrir la historia de la Rusia del racionalismo, de las teorias sociales mas 62 avanzadas, de la tcnica y de la industria, La figu I'a de Tolstoi, patriarca y jefe espiritual, maestro de vida y de religiosi dad popular sin iglesia, hoy parece ya le jana y cas incmprensi ble, Sin embargo, esta imagen era la ms notable y familiar del mundo a los inicios de nuestro siglo; en ella se afirmaba el prestigio internacio nal de Tolstoi quizs mas que en la obra del escritor, En el Tolstoi predicador no se identifica hoy ningun contenido moderno, pero si se reconoce a Tolstoi como artista de la no vela moderna; lo admiran los !cctol'es de todos los pases, y la vida de Ana Karenina cs una historla vivida para las muchachas obreras y por los estudiantes de Leriin grado, as como la muerte de Petia en "Guerra y Paz" no es menos prxima a nuestra sensibilidad que la muerte de! Paco de Heming'vay. "Todo en la vida lo aprendi solo, de modo improvisado, rapidamente, con un intenso" -anota la mujer de Haba nacido el 28 de agosto de en Iasnaia Poliana, cerca de Tula, en la finca de la familia, que era compo nente de la nobleza antigua de los propie-por PIETRO ZVETEREMICH larios que constituian el nervio y forma ban la clase dil'igente de la Rusia de los Zares. La familia lo orient hacia la edu cacin aristocrtica tradicional, pero l fue uno de los grandes autodidactas de la His toria. Su educacin recibi fuerte influen cia del mundo campesino, del libre contac con la Naturaleza, con los habitas y las concepciones de los mujiks; despus se desarroll de modo libre y caprich oso, fuera de las escuelas y de la universidad que abandon bien pronto. Su madre, la princesa Maria Volkons kaia, haba muerto cuando l tenia sola mente dos aos, y siendo todavia de tierna edad qued hurfano del padre, el conde Nicols. Estas circunstancias n o dejaron de pesa r en la formacin del joven Tolstoi Que, junto con los tres hermanos mayores y la hermana ms pequea, qued a cargo de una pUl'ie nta lejana de la familia, Los muchachos viVian relativamente libres en el ambiente campesino, y en seguida el escritor hablara de su "amor casi fisico o.or los mujiks", mostrando en el lenguaje, en el modo de ver las cosas, que el campe sino ruso se hab a grabado profundamente en l. En el otoo de 1841 la familia se

PAGE 63

Tolsloi & los 28, 46, 70 T 78 aos. Hijo de una lamma p e d e n ecienle a l a aris loCfa eia, la Inlancia y la juventud de Tolsloi transcurre e n lasnaia, Mosc. y Kasan Era Un joven alegre, eleganle, sen sible y gener0 5 o

PAGE 64

. .., :i;?,:" -, " .''''''-::C .". traslad a Kazan, en el coraz n de la Ru sia tartara, e n medio de la s e stepas del Valga. Kazan era una ciudad semi-orien tal, casi enteramente construida d e made ra, tranquila y tradicional; los T o l s t o i per manec i e ron am ci nco aos; cada verano regresaban en oarcas car gadas d e muebles y de gente a lo largo del Volga. All los hermanos Tolstoi asistan a la universidad y e l joven Leon se inscribi espontneamente e n la Facultad de Len guas Orientales La abandon un ao despues por la de Leyes, y ms adelante se apasiona por l a Filosofa y abandona los estudios del Derecho. No sigue un curso regular, pero pOr e ncargo d e uno de sus escribe un e nsayo comparativo entre el Edi"to d e Catalina Ir y e l Espiritu de las Leys de MontesQuieu Tom con tanto inters y pro rundiz de tal manera 64 en e l asunto, que dej los d e ms estudios, Regres a I asnaa P o li ana y se dedic por completo a la Filosofa comenzando a vivir como un anacoreta, De est e periodo es su apasi onada lectura de Rousseau y de los ms' altos pensadores europeos; a causa de esas lecturas l e van creciend o las dudas y las interrogaciones sobre todo el s i s tema educativo, y sobre la m i s in del hombre en la sociedad, "Qu s acal'emos d e la Universidad? Qu nos d e es te templo cuar1do regresemos a nuestra casa de campo? 'De qu cosa s seremos capaces? A quines seremos nec e sarios?" Era una naturaleza fu erte, ri c a en vitali dad, en instintos, en arrojos inte lectuales e ideales; ya en la adolescenci a y e n la pri mera juventud, s u personalida d luce domi nada por impulsos t!ncontrados de un tem peramento exuberante y sen sual, y por las exigencias i nteriores dirigidas hacia la problem ti c a ideal y m oral, En 1847 se estableci e n Iasnaia Polia na, se tra7.. un p rograma severisimo d e estudios, y se dedic a la administracin de la finca y a concebir un proyecto enca minado a lograr el mejoramiento d e l a vida de los campesinos, Esa tenta tiva l a describir en una novela Qued inc o n clusa, "El Maana d e un Propietario", en la cual afronta el problema de las relaciones entre campesinos y terratenientes, que e s la cuestin que lo t ortura por toda la vida, En estos aos todavia no se habla dado c uenta de cul era s u verdader a vocacin; Jos ms variados p royectos e n que builia la actividad se alternaban con perodos d e total abandono a la vid a mun dana, a las dversions, al juego y a la caza, Frecuenta en Petrogrado y en M os c los bailes del gran mundo y es pl'otago nlst a de aventuras juveni les, Pero e n Mos c, despus de haber leido el "Viaje Sentimental" de Stern, le naci el deseo de dedicarse a la literatura, En 1851, para romper definitivam ente :xln u n modo de vida que no lograba satis facerlo, defraudado e n s u s tentativas de reform a social se traslad a voluntariamen te al Cucaso como oncia l del ejrcito, Frecuentemente me' deca --cuenta l a esposa-que los recuerdos ms bellos d e s u vida eran aquellos d e l Caucaso. AlIa lea mucho, traducia, jugaba ajedrez con e l hermano y los oficiales, llevaba una vida limpia y tranquila; tambin la caza y la N aturaleza le producian u n inmenso placer." Es en e l Cu c aso, en Tiflis, d o n de comienza s u actividad artis tica escri biendo "Infancia" y "Adolescencia." La utopa de una existencia evanglica. No obstante las guerras y los continuos traslados, aquellos aos representan un intenso perodo d e vida interio r y d e exal tacin mental. En esa poca nace y co mienza a desarrollarse el Tolstoi escritor; en 1851 escribi "Infancia", que se public un ao despus en una revista de Petro grado; mas tarde produjo "Adolescencia." En l a capital los criticos ven rpidamente en l una gran promesa literaria. La gueI T a del Cucaso le da temas para c u entos como "Una Incursin", "El Corte d e l Bas-

PAGE 65

que" y "Los Cosac os", en el c uul e l (''Qm pOI'tamie nl o d e l hombre en guerra, la psi colog ia de l soldado ruso; el verdadel 'o y el falso h eroismo, s on vis tos y apreciados con sen s ibilidad absolu tamente moderna Ms tarde fue deslinado al Danubio frente a los turcos, y en noviembre d e ]854, a C.'imea, Toma pal 'le e n l a defensa de Scbu s t opol, y po r ms de un mes se h alla en el cuarto ba s tin qu e es el punto neuralgico y ms pelig l 'oso d e aquella ciu dad de l Mal' Negl o, De esta otra expeI'io::mcla personal saldrn los cl ebres "Cu en tos de Scbastopol", y partira/1 s u s con"iccio nes anti-militaristas que en l o adelantc co n stituirn puntos curdina lcs de s u posicin moral. l)('sp us de cu s i cinco unos d e vida mi lita r, cuando regl'eSa a Pet l'Ogrudo. se le recibe ya como un escritor conocido, "Este vino es todavia jove n -di j o de l Turgpe l'O cuand o e nvejezca ser u n nctar digno dc los di oscs." En l a capital, Tol s toi entra en contacto con el mundo literario: conoce a Thrgh e nevo Nekrasov, Gonciarov, Os u 'ovsk i Cer nyscgvs ki y Fel. C u cnta este ltimo q ue una V e"L, e n casa de Turghc nev, e ncontr a T ols toi dUl' mi e n do e n la sala T odos los das es asi d ijo r i !;uc no Thl-ghenev Ape nas regres d e Scba slopol se ha establecido e n mi casa y se tka dond e quicra como un cuerpo muerto Fiestas, gitanos y papel lodas las noches, despus d u erme h ast.a las dos dc la tarde como un lirn ... En enero d el ano s igui entc se va a Mos c, termina "Ju vc rllu d "Los Dos Hsa res" y al finalizar e l ao se desp ide den n i tivamente de l ejrcito. El 1856 es para El elh.di o donde Tohloi uo;:ribi "Resurreo;:cin", la S o n a l a e Kr eulzer" y olras obras. D e b a j o un c u adro d e un d e b ido al pinlor V a $ilie v e n e l o;:ual l. r e prnenl a l a m i .. rie d e l o o;:ampninO I ruso dU rllnle l e d o minadn n n.la. D e l mundo o;:ampe.ino Tobloi ha sid o 1 m grande poel a inl4rpre le e n s u novel n se r e ll eje una 4pou Ira n .ida por e l dolor d e l e p obre gente y por el a n s i a d e liberacin d e 1 .. masa' o;:ampel i n .. opri m i das por l e i ni Ul lio;:i a. e l un ao fecundo y deci sivo en el que se define ple namente com o esc ritor y revel a cualidades ese n ciales d e su arte: la capa cida d para ver y para e xpl'1!Sar los est ados interiores de nimo y la delicadeza en el anlis is s icolgico. conjuntamente con su inters POI' los problemas mOlales e idea les y s u mirada a g udamente critica posada sobre e l mundo, En enero d e 1857 se traslada a Europa y per'manece seis m eses v i s itand o Fra n c ia. S ui za, Alemania e Italia. Buscab a cons tantement e recomenzar la vida desde el pri nci J i o -
PAGE 66

"El Contemporneo" y, residiendo unas veces en Iasnaia y otras en l\I osc, escribe "La Felicidad Familiar" y otras cosas. Rus ia v i ve en esos aos un intenso pro ceso de quiebm de! orden feudal; se agu dizan las contradicciones de clase: se im ponen las reformas sociales, y sobre todo l a abolicin de la servidumbre. Tolstoi sicnte estos problemas en el plano moral; se hunde en especulaciones filosficas so bre el objeto de la vida humana: en la investigacin ansiosa que busca una solu cin; y no ve otro remedio que la ilumina cin y la elevacin del pueblo. Seis aos par,), escribir u n a novela Tiempo antes se haba dedicado a ensc ar a los hijos de los c ampesinos, pero ya en el 59 la escuela Iasnaia Iasuala deviene un centro de actividad pedaggica expe rimental. En el 60 el escritor emprende otro viaje a Europa que dura mas de nue ve meses, con el propsito de ponerse al dia sobre los ms modemos mtodos de educacin. Visita Alemania, Francia, Ita lia, Inglaterra y Blgica. En Bruselas habl a con Prudhon; en Londres asiste a una conferencia de Dickcns sobre la pedagoga, y dialoga con el socialista HeFLen, el gran revolucionari o ruso en el exilio. E n nadie jamas he encontrado tan rara combinacin 66 .. I L J de profundidad y de clal'idad de pensa m:cnto cemo cn este -dir y agl'egaJ' nunca he conocido un hombl'e tan fascinante.' encontraba todava en el extranjero cuando el Zar public el famoso Mani fiesto del 19 d e feblCl'o de 1861 aboliendo la servdumbre. Tolstoi, que ya desde su epcca de Sebastopol estaba convencido de esa neecs!dad, define el manifiesto como chal'latanerla absolutamente inutil, ya que de hecho no cambiaba la condicin del campesino, siempre miserable y pl'ivado de derechos civiles. Su actividad educati va y social se extiende; publica una revista y elabOl"a una teorla pedaggica propia fundada sobre la convel'sacin y el interes de los nios en el objeto estudiado. Tales inici ativas le ocasionan disgustos con el gobierno, pero lo hacen populm' y le pel' miten nutrir sus conocimientos sobre lo s problemas y el alma del pueblo. El 23 de septiembl'e de 1862, Len Tols toi se casa en l\'loseu con Sofa Andrcievna Bel'S Deseribe minuciosamente sus bodas en la novela Ana Karenina, al contar los es;onsales de Lcvin y Kitty. La pareja se establece en Iasnaia Poliana, donde el escritor v i ve su l:.ma de mi cl, se ocupa d e la administracin de la finca, de estableCN escuelas y d e adoptar medidas en fa-vor de tos campesinos, de pl'oblemas SOCia les pedaggicos y morales; termina "Los Cosacos", escribe otros cuentos, y hacia fines de 1864 da fin a su obra maestra "Guerra y Paz". La gestacin de est a gran nQvela dura seis ac.s y se public<1 en 1869. La idea de una obra que le permitiera explol'ar a fon do la vida y el espiritu de la nacin rusa, le habia sido sugerida por la atmsfera d e la epoca siguiente a la reforma de 1861. La cuesti n campesina se tomaba an ms percntoria, y toda Rusia era sacudida por un proceso subterrneo; las orientaciones I'evclucionarias se predsaban y en la opi nin publica se destacaban agudos intereses contrapuesto s, histricos y sociales. "Guel'l'a y Paz", construida sobr'e una in finidad de acontecimientos. con un numero excepcional de personajes, sobre un fondo social cxtensisimo, es la novelaepopeya de Rusia. En e! ullimo deC('nio de su vida. Totstoi batall contra el ordenamiento eclesiastlea, soc i a! y econmico basado en la scrvidumbl'C. L a pel'fecn dc "Guerra y Paz". su riqueza en significacin humana, sealan quizs el punto ms alto alcanzado por el realismo c1asico y el alte de Tolstoi. Debian pasar nueve aos antes de que 10-gral'a una obra de semcjante calidad arts tica, la novela "Ana Karenina", revelado ra de la crisis de las instituciones y de la s conciencias en la Rus ia d el ltimo cual'to de siglo En el intervalo entre las dos novelas, haba publicado escritos pedaggicos y desal'lollado gl'an actividad que lo identificaba co n las ms diversas curiosidades. Cultivaba la tierra, administraba su patd monio, cazaba, hacia ejercicios gimnsti cos, estudiaba griego, tocaba el piano, jugaba con sus hijos. Su esposa escriba en el diario: "Ayel' me ha dicho que se siente joven y que el sentido de esa juventud quiere deCl' que lo puede todo" (2 5-2-1865 ). "Durante todo el inviemo Len escribe febrilmente con lgrimas de emo cin" (12-1 -1867). "Toda la noche, hasta el alba, Len ha mirado las estrellas" (8-4-1872) Pero todava ms que el diario de su mujer, el suyo es ms impresionante sensaciones, por la riqueza de vida interior que denota. La crisis que llev al escritor a romper con su propia clase y con la ideologa conservadora. estaba en marcha desde hacia tiempo, En "Ana Karenina" se manifiesta claramente su pl'Csentlmiento de la quie bra de una poca; "Guerra y Paz" rcpresenta una existencia fuerte y llena de serenidad y de optimismo. En 1877 Tots t o i se convierte a una es pecie de religiosidad activa y sentida de modo exclusivo. En los aos que siguen, puesto frente a las contradicciones evidentes del desarrollo capitalista, de la des truccin de la nobleza terrateniente, de la miseria de las masas campesinas y urbanas, l precisa su oposicin al sistcma, escribe la celebre "Confesin", publica escri tos tericos y religiosos, y expone sus dos notables teorias sobrc no dail
PAGE 67

pueblo, En 1899 p ublica s u ltima gran novela, "Resw'I 'e(.'(:in"; e n eJla I'efleja pectos detcl'minantcs de la sociedad r usa a fines d e siglo y da u n cuadro s in velos d e las condiciones t l istisimas del pu e blo, de las injusticias, y de' la hipocl'csia del o l "den burguCs, de los abusos y de la nmo ralidad del Estado zadst a y de la iglesia ol' todoxa, En 1901 una grave enfct'medad hace te mer POl" s u yida. La esposa, e n el diario, refiere estas palabras pt"Onunciada s por' l: "Ahor:l estoy en una encrucijada; avanzal' hacia la muel'tc es bello y tol"nar a la vida es igu almente bello. Si esto pa sara, sel' ia slo un apl<'tz,rlllienI O, . pero tengo todava tantas cosas que dcch .. Los ltimos anos de la vi d,r de Tols t o i son den.sos y activos en obras liten u 'as y en escritos pol t icos y monlles. '''1"olstoi Lcni n en el ltimo deceni o de su vida se avalanz con una critica apa slonada contl' a el ordenamiento estatal, eclesistico, social y econmico basado en el envllccirniento de las mas a s, c n la ex plotacin de los campesinos y dc lo s pe quenos l)I"o pictal'os, en la violencia y la hipo cl'c!; ia quc penetl'un de arriba a aIJajo en la vida contemporunea." Adems de oh'os cuentos y dramas como "DespuCs del 8<1IIe". "EI Cadver' Viviente", "El P adre $er'gio", escribe al' ticulos en que d enuncia enl'gicanwnte a la reacci n. El gobiernQ sabe (Iue ti e n e e n l un e n emigo. !)CI'O no puedc tOC81'lo por'. que la g lol 'ia de Tol;;toi ha sobrepl.ls ud o las fronteras de Rusia y su al"rcsto tlabl"a producido la indignacin gener a!. Via j e fatal C II el rgido Sc adoptan contra l algunas m edidas (.'Omo la excomunin, QUc no hacen oh'a cosa que aumentar su popularidad. En ] 008, todo el mundo celebra e l 80 cumple aos de T o l s t oi. JX'r 'o su avel-;;in por' toda la sociedad oficial haba asumido en e[ [a f orma de una exigencia de evasin fi s ic..'l, de ruptul' a definitiva y total. "Cada dia mas -se lee e n su diario-sufl'o casi fsica m ente por la desi gualdad, la rique za, el yacio de nuestra vida \:11 medio de la misel 'ia de los dems, y no puedo allviar toda esa dcsgracia. Esta es Ja tl agedia secreta de mi vida." En una carta al cl'jtico S t asQv cscribe: "En toda esta revohicin yo tomo pUl'te dc abog:t.
PAGE 68

1 Berlo!! B ,p.chl J"E los Andes a las montaas Rocallosas. pasando por Alemania y atCl'ri7.ando en Cuba, el panorama escnico ha sido vasto y divel'so, poliractico: hemo" visto la cara de Stanisl,lvsky, el viejo maestro del Teatro del Arte, de Mosc, y la c,u u severa de Bertolt Bn'cht, el joven maestro creado!' del Teatl"O Epico, pasendose pOI' las calles de la Habana. y entre ellos. haciendo guios, los rostros de Arlhur :i\1i lIer, el dramaturgo norteamericano. de Osvaldo Dragn, argentino, y tambin, re <'laman d o un poco de atencin, algunas ras nuevas del patio. Maggic en-spo y Nicols DOlT. cubanos, ste ltimo un jo ven p i onCJ'o de 14 ai'los de edad y 14 mil de intuicin escnica. PI'imero vimos. en el quinto lunes de teatro cubano. auspiciado por Rubn Vi gn en la sala "Arlcquin", dos piezas en un acto, LA CERCA. de Maggie Crespo, y LAS PERICAS. de Nicols DOI'!', duran te el mes de abril, un doble xito de car cajadas. Ms tal'de el programa fue trans fel'ido pal'a los fines de semana, "calzado abriles y vestido mayo", entrando en junio con la risa y el venmo. Sobl'e LA CERCA hablan y discuten dos vecinas. alternan chismes y dirimen sus rencillas, .eon un saboJ' y una gi'acla como solamente Al'istfanes sabia poner en sus comedias, Con recursos tcaO'oles del ms l'ancio abolengo, alternando con la risa. son expuestos numerosos problemas de n dole social, problemas que nos aquejan y perturban, sin que inler'venga un slo dis curso. Entre las g,;lllinas y sus huevos, la propiedad de una mata de mango, lo que dijo el bodeguero y las quejas de un maHdo, queda al descubierto un mundo de pequeeces, de contrariedades y mentiros heredadas poI' muchas generaciones, y en tanto que eso ocurre, el espectador se di vierte enormemente. Si esto no es teah'o, que lo invente el prjimo. LAS PERICAS, en cambio, es algo muy distinto. pero tambin algo notable, tres viejas ricas, tr'es viejas brujas. tres vicjas malignas y locas. martirizan a una herma na loca como ellas, como eJlas maligna, pero que no es rica. Las Pel'ieas no alcan zan con los pies al suelo, cunndo estn sentadas. ms llegan con su lengua a todas pal'tes: la hermana pobre, que s alcanza, tiene. la cabeza en el pais de los Nibelungas. Hay un sobrino que nunca vemos, pe ro del que se habla mucho, Obsesionadas pS de iniciorse en el teatro, estableci contacto con Piscatol y Max Reinhardt, Aos dc lucha. El destierro en 1933. Luego Estados Unidos en ]94], dunmle seis aos. D e vuelta a su

PAGE 69

D .... i. Mir (.1 <::erotrol, e '" e l d e Pas<::u l a, ... <::re. p a .. C lolilde VIZql1U ( A .... dre.), mie ... tras Carloo Rulz de l. Tejer. (Heliodoro), prese ... ci. <::0 ... <::ar. d e po. <::0$ .migO$. Arodrea, por I U pule, h a respond ido <::on Igo luerte, y '.1<:: .... 1 .. ,. enf .. rece con e l a poyo d J m.rido, To d o esto y m,,<::ho mI' oc,,rr e n 1. a Cer<::a", p ieza original de Maggie Crespo, I 6 9

PAGE 70

Una pintura Con $S a.g:uella que cirta. mente capt a el obj'$tQ, lo haei4lJ1do l o apa.re'!f, como, algo ajeno, Lo por tl(ugo Jiempo nO,alterado parece inaltereble. P efo el nuevo t nao dElba ceusar asombro en el pbfico, y ello ocurre por medo de ",na tcnico!. de distanCiemiento respect o e lo que, por hbito, se acepta de conlianza. La' gran t4rea del teatro es 1a "fbule", la composicln 'de conju":lo' de todo. lol'proceposmlmicos, incluidas as par t;"i y los impulsos, que han de suscitar al. dela,o.te Qel pblico. Como ya 'no sil invilar al pblico a ;ambullirse en la bula como en \'n ro para, dejarse arrasltar aqu y, alhl, los suCesOs singulares han anudarse de lal modo que los nudos resulten sorprendonles. Los aconlllcimi!i'nto. nO deben sucederse inadvertidamente, sino de modo laL que pueda dis. ARTHUR MILLER, E L TEATRO Y L A NOVELA criminrselos por medjo de! Hay muchos modos de rjl"lata r con""bibles, conocido'!; y por', descubrir, an. ;'Ibs .. es.certamente er hombre que me h a i n llud m", y no slo sus obras, pero el hombre, )'u personalided, El descubr.inHenlp de Dostoewski, de Tolstoi y, por !o que" slI reli"ere a Noneamrica, la lectura de Sleinback "!( de Heming" wey, han-sido importantes para mi. MientlllS tanl o el I."tro Qontinua siendo mi manera particular de e x p resin 'i deal mi La exposicin de la lbula y su mediatincin por 10$ dislanciamientos es el 'principal del tealro. modo de ver la vida. ra novela implica ms bi"ll anlisi,, En sU tealro, :el esp.ch ldot ha ae pode!' goz ar, ,como un en' t llnto que el teeUo u 'na snlesis. La enuetenimienfo, d e sus terribles El inlerminobles labotes que, deben ser su sustento, ",s corno del horror de su' le expresi6n. lal vElt, el stlgundo por l a propia incesante. As!, el espectador produce la eliminacin de todo equello tio es blemenle este -valor que l e confiero a me ha conducido., m s a l lealro que a la MI UER. (Dedatacio'.!u recientes.; de la 'manera fcil y ligera: pues el ms fcil y modo de la existencia, es el art.!). tierra natal funda el "Conjunto de Berln" (Berliner Ensemble), en 1948 Es cribe y dirige sus propias obras, trabajando infatigablemente hasta 1956, cuando fallece Su fama, que ha ido siempre creciendo, se desborda despues d e su muerte. Sur ge "el mito Brecht, e l infalible Brecht". Nada debera c"ontrariarle tanto, nos ima ginamos, si todava viviese, Que esa deificacin a la Que Quieren exaltarle sus par tidarios, porque la grand eza d e un hombre no se mide por lo Que dicen de l. sino po!" l o Que hace. Brecht hizo gran teatro, buen teatro, buen teatro, y nada ms Que tea tro, toda su vida. R enov la tecnica del teatro, escrito y hablado, inyectando nue va vitalidad a las tradiciones caducas Sin embargo, como e l mismo dice, "hay muo chos modos concebibl es de relatar, conoci dos y por descubrir an". E L QUE DIJO S I Y EL QUE DIJO NO Y LA EXCEPCION y LA REGLA son dos de sus p iezas llamadas "didcticas", Que el Teatro Nacional present en la sala Hu bert de Blanck, segn parece, con gl 'an favo r del pblico. La primera, inspirada en una pieza japoneSa (el Teatro Ep.ico est fuertemente vinculado al teatro orien tal), fue escrita en 1929; la segunda, en 193 0 "Blanca la mia parece, la suya pa rece negra, que diria Campoamor" "la de el todo lo entristece, la ma todo lo ale gra". Si Campoamor es mal poeta, Brecht es buen teatrista: EL QUE DIJO S I ado Ieee de algunos defectos de estructura, tan notables Que casi la invalidan en su didac tismo, pero LA EXCEP C I O N por el con trario, revela buena parte de lo que el au tor de "Madre Coraje" tenia en reserva, y Que algunos aos producira. Dos jvenes directores cubanos Dume y Juan Guerra. probaron sus armas con estas obras, pero eso nos lleva de nuevo a Campoamor: "distan la mia y la suya, cuanto hay del ser a1 no ser". No obstan te, el balance muestra un saldo ms Que favorable, por cuanto s e puso de relieve Que l a "distanciacin" es algo Que merece estudiarse. (Vease "Bertolt Brecht y la distanciacin"). Nuestro pblico, poco ha bituado a estos afanes, h a d i c h o s Que vengan "Madre Coraje", y las restantes! (Tanto mejor si pudiera venir el "Con junto de Berln") Que vengan! Tambien por cuenta del Teatro Nacio nal, se llev a esCena la conocida obra de 70 Arthur Miller "El Crisol" (The c r uscible). rebautizado a "Las Brujas de Salem", con beneplcito general : de brujas se trata, y d e una cacera que para capturarlas se organiz en la poblacin de Salem en 1690, muy semejante a la' Que, 250 aos despus, en e l propio territorio de la Unin Norte americana, tendra lugar a muy corta dis tancia del monumento a Thomas Jeffer son, ni ms ni menos que en el recinto d el Senado estadounidense. Quien no re cuerda al senador Mc Carthy y sus ami gos? Quien no recuerda las persecuciones de Que fueron objeto tantos intelectuales y artistas, 'por el simple delito de pensar y actuar con libertad? El propio Arthur Mi ller se vi enredado e n la conseja, Sr tan tos otros. El clima de terror, Que todava persiste, fue elevado a categora de clima nacional, y ser pinky (rosado), o s i mple mente "simpatizante", era un escarnio. Haber perteneddo a una organizacin de izquierd a durante e l perodo de Franklin Delano Roosevelt; haber demostrado sim pata por los republicanos espaoles, o por un movimiento cualquiera de independenda nacional en el extranjero, o haber te nido alguna vinculaciQ con los grupos avanzados d el propio territorio de la Unin, eso, y nada ms Que eso, era su ficiente para verse sea lado con un dedo acusador. Que ambiente ms propicio pa ra una d emocracia verbal! Que momento glorioso para desencadenar las caceras de brujas! Ese ambiente y ese momento re coge dramaturgo Arthur Miller en "Las brujas de Salem", relatando sucedidos del siglo XVII. con una actualidad y una vi gencia que pusieron los pelos de punta a ms de un le gislador imperialista y a ms de un imperialista ajeno a la legslaci n. Por eso, y no por otra causa, "El Criso l dur poco en Broadway, pero no la fuerte stira. Mo ntada con decoro por directores j venes y nuevos en esos menesteres, "Las brujas de Salem" constituy un sonado exito" tanto -por la asistencia continuada como por el nivel artstico de la presenta cin. De las montaas R ocallosas saltamos ahora a la cordillera de los Andes. De aH viene un joven autor llamado Osvaldo Dragn, y con el, su obra: T UPAC A MA RU, e l inca rebelde que prendi fuego a la primera gran rebelin contra el podero colonial espaol. Montada por el grupo Teatro Estudio, esta pieza trata de darnos "un pedazo de vida" como lo Querria Stanislavsky, De jando a uh lado la puesta en escena, '''IY! pac Amar" tiene para noso tros un gran interes por su c ontenido revolucionari o, un interes documental, hi s trico. TUpac Amaru representa el clamor d el campesi nado a usufructuar la tierra Que el mismo clamor Que Juana Azurduy pero sonificara aos despues en el Alto Per, y Emiliano Zapata en Morelos Mexico, En la pieza de Osvaldo Dragn se pone de manifiesto cmo los terratenientes crio llos, deseosos de liberarse de la satrapia peninsular, a la postre se identifican con las fuerzas opresoras, temerosos de me noscabar sus intereses de clase. El a lza miento de Tpac Amar fue sofocado en sangre; el jefe incaico descuartizado; los campesinos aherrojados ms que nunca. El Imperio Espaol, agnico, quiso dar una d emostracin de fuerza, tal vez la l tima antes del general. Esta represin y est a fe ciega en la causa imperial, estan representadas por el Visi' tador General, don Jase che, verdadero obcecado Que no repara en los medios, por infames que sean, para l o grar sus fines: el soborno, la intriga, el martrio, la violencia en todas sus mani festaciones, el fraude, todo lo intenta y ejecuta el Visitador General, y todo (de esta manera se justifica a si mismo) lo hace "por Espaa!". Al final el Visitador pierde el juic.io, co mo s mbolo de las ansias redentoras del pueblo, capaz de sufrir l o indecible y ms de lo indecible, con tal de obtener su li bertad. 'En esta obra, como el Visitador Gene ral, el actor Roberto Blanco desempea una labor encomiable, Un momenlo d e L as b r u jas d e Salem", l a c onocida pieza de Arth",. MilI e r Ja n las veces puesta e n L a Ha "ana, m o n t a d a es t a vez p or dos jvenes directores del p aliocon mucho acierto" R o l ando f e n e r y Abelard o E slorino En l a J o l o a pare cen a l g u n o s de los ac usa dos anle el I ribu n a l

PAGE 71

Videlia Rivera, en un mO mento de su m;r.gnlica in terpretacin de la hermana loca y pobre en "Lu Peri_ eas". Videlia, adems de aetri" escribe y canta en la Cuba maeva. "Las Pericas", Joselina Seij, La\l.fII. Z;r.rrabeitia y Nan_ cy Fernandez Novo, tres jvenes caracteriudas de viejas, deliberan .. cerca del mejor modo de suprimir a la hermana pobre.

PAGE 72

El dodo. O rlando Pa\lsa aliencl e uno el .. 105 s i e l e hijos d e Silvia L;o. Rosa e n e l Cenlfo Comunal "Modelo" e n el Municipio de Roelas. En el imponenla .. "enario del E.camb.a.,. fundona eRbe airas, el Hospital de San Bias, que la Revolucin eOR shuyo para lo. ca.puR."

PAGE 73

A N DABAMOS por los tortuosos sende-ros que se abren entre los barrancos y las tupidas montaas del Escambray. Un silencio hmedo parecia crecer entre los bosques hasta confundirse con las nubes que coronaban las cumbres. Junto a un rbol, al borde de un precipi cio insalvable, detenemos la marcha. Espel'amos a un campesino que parece venir hacia nosotros, Se acerca. Nos saluda. Es un obre ro agrcola que tiene ya el aire de dignidad que la Revolucin ha dado a todos los campesinos del pas, redimindolos de la servidumbre en que vivan. -Por dnde encontramos al mdico? le preguntamos. Pues no tiene ms que seguir el camino -nos respondeo No lo abandone de ningn modo, que el doctor est cerquita. Ah m ismo, como quien d ice Aunque a la verdad -agrega en s u peculiar lengua j,pa'onde quiera que se vire encuentr a un doc tor. Ahora por tos laos se han levantao hospitales, consultorios, unidades sanitarias. Los mdicos van tambin a la casa a curar el mal a los vejigas. Ta' bueno esto, muy bueno . Le dimos las gracias por e l informe y se alej encendiendo un tabaco. En el si l e n cio de la media tarde la vaina de cuero duro del machete enorme, le daba golpes secos contra la pIerna y el fuerte zapato de trabajo. Efectivamente, el Ministerio de Salud Pblica, velando por la higiene y la salud de los campesinos, parejamente a los planes .econmicos que conlleva la Reforma Agraria, ha organizado el Servicio Mdico Social Rural, enviando a las mis intrincadas zonas del pas, mdicos y dentistas, enfermeros, laboratoristas, equipos y medicinas, aparte de la construccin de numerosos Hospitales Rurales y la organizacin de Unidades Sanitarias y Consultorios que significan un valioso aporte al mejoramiento de la salud en nuestros campos. 73

PAGE 74

.. , J I .. '.' .. :' 1 .. , .. , , .. 1 I ' J , '" f .. .. .. .. .. I..t .. .1" , , " '",' , '\. ..: , " , .. 1 .,. -'" ;<..:;, 1 & l ; .. lO .,2,,=.-.. 1: ":r o .!!. I:i. u Q"" .. E .. 1: .::". .! .! .; 111 .. u .... o .... o .. c;:lI, .:: : ..... 11 : ; .. 11.' 0 ; -... o 1: E u U .. lO It o -. -to .', .. 'jE '" .. --, , .. ",""' 1 ( -,<, .. , / / ...

PAGE 75

- -. , I -. -.. -.... .. -':; -. . .. . .' ............ .... -.. . -', . .' r .. .. ." - - - -. --. .. . . - - - ,"' .""""-..... -- -En la s regiones de ms dificil acceso se han s uperado todas la s dificultades. El Escambray y l a Cinag a de Zapata, poI ejempl o, son zonas ya v encidas por el es fueno de la Revolucin en aras d e las gentes humildes y laboriosas que vivian al margen de todo beneficio. Mientras el i mpe ri alismo ha trado el dolor y la muer t e a [as regiones pacificas, el Gobierno Revolucionario s e ha preocupado por dar una vida mejor a lo s que nunc a s upie ron de otra cosa que n o fu era la explotaci n y el abandono total. Cruceeita, San Bias, El N icho, C uatro VJemos, Gavilanes, son slo unos pocos nom bres entre l os l ugares que el Servicio Mdico Soc ial Rural atiende incesantemen te e n el Escambray, Horquita, Soplillar, El dodor lica, d la campaa - .. 'Santo Tomas, C ayo Ramona y tantos otros, poI' Ja Cicnaga de Zapata, Hasta esos remotos rincones sie mpre olvidados, llega hoy la atencin facultativa, lu vacu nuci n, 'el examen de laboratorio, Para eso la Revolu ci n c uenta con h ombl'CS y mujeres animosos, a cooperar resid ien d o permanentement e en esos luga r es, donde los campesinos neces itaban tan to c omo el pan d iario, los recursos de la cie ncia, Un amplio rcconido d e varios das poI e l y l a C i naga d e Zapata, e n compaa d el doctor Jos Arencib ia, de la Oireeci n Ejecutiva Regional d e C i e n fuegos, nos h a permitido comprobar la te sonera labor Q u e realiza el Ser vicio Md ico Social Rura l ' J .. 1 .'t' 0. . .-, La doclora Dora Pena ra"o, d ."li.l. d e l Hospilal d e Cayo Ramo"a e n la Cinaga d Zapata, c u.id a l a boca 01.. nio s y adultos Las familias campesi"as tie"en ahora, ademls d e la li erra y .acunos pa.a .,1 Irabajo a .nci" mdica y hospilales como "si" d Cayo Ramo"a, Organil.a.cin Nacional El Ser vicio Mdico Socia l inici sus trabajos e n febrero 1 de Y l os p !'imeros g n,pos d e mdicos q u e inte-graron tl'abajal'on durante 7 meses, E n los actuales momemos el Servici o se ha extendido a un ao d e duraci n Por el mismo han pasado ya ms de 700 protes i onalCf; El trabajo d e esos mdicos, en distintos aspec t os, se eleva a cifras extra ordinal'jas, Exis t e n e n todo e l pas 12 Coordinadores responsabl es, es decir, jefes o enlaces en tre el Min i sterio y las pos t a s sanitaria s o Unidades, Hospitales y Con sultorios s itua dos en el Interi o r d e la Isla, Hay e n la p rovinci a d e Pinar d el Ro 'un Coordina-

PAGE 76

dOI '. Otro en Matanzas, tres en Las Villas, uno en Camagey y 6 en Oriente. Actual mente i n tegran el Servicio Medico Social Rural, 331 medicos, 48 dentis tas, 122 t<."cniros de laboratorio, 105 tcnicos de Ra yos X, alrcdedOl' de 150 empicados y nu merosos enfermel'Qs y enfel m e l a s que p l'estan sus $CI 'vic ios en 12 Hospitales RuI'ales que estan funcionando. Hay en construccin 24 Hospitales y Dispensados y en breve seran inaugura dos 16 completamente eguipados, dotados del personal necesario para su mejor fun cionnmiento. UII trabajo d e slo 3 meses Tomando como ejemplo slo tres me$Cs de I l'abajo, en lo que se refiere a las Con sultas, h a n sido vistos 482 mil 335 casos. En diciembre d e 1960 se atendieron 136 mil 471 casos. En enero de 1961 : mil 908 y en febrero del p ropio ao: m i l 956. Del total que arrojan estas cifras, 211 mil 657 fueron nios y 270 mil 678 adultos. Los medicas prestan s u s servicios e n 89 Cooperativas ( 83 agropecual"ias y 6 pes queras). en 12 Granjas del Pueblo. 16 Centrales Azucarel 'os y varios poblados y caserios que, a ntes del triunfo de la Re vol ucin, carecian por completo de servi cios mediros y otras atenciones relaciona das con l a salud y l a higiene. Ms d e J milln d e )esos e n s wnillL<;tros Tanto a los medicos como a los dentistas que integran el Servicio el Mini s t e ri o en trega uniformes completos y maletines con estetscO[lO y o tros instrumentos indispen sables para el ejercicio d e la profesin. Partiendo del mes de febrero en que se inici el t rabajo por el Sel'vicio M<.\dico Social Rural el Ministerio de Salud Pbli ca, hasta enero d e 1961, ha enviado tiles y medicinas por la cantidad de 979, 7 93 pesos 79 centavos .. Los ltimos e nvios correspondientes a los meses de marzo y mayo ascienden a la cant idad de 1 50 mil pesos cada uno, calculndose I I hasta el momento, en 1 milln 279 pesos con 79 centavos D e tal suel'le, encontra mos en nuestro recorrido una abundante y variada cantidad de m,ed icamentos. y equipos, tanto en el almacen d e la .Reglo nal de C i e n fuegos, como en los diversos lugares visitados en las regionelr del Es cambray y la Cinaga d e Zapata. f':l trabaj o d e los mdicos Aparte sus naturales funciones medica s, los p r o fesionales que han emprend id a est a magnirica tarea d e llevar la salud al cam pesino, toman parte en diversos traba j os, que es fueFl.a realizar para el logro de los mejores I'esultados. Fundamentalmente se intens( c a el aspec t o asistencial que comprende la con s ul t a externa y las visitas domi ci lial ias; ingresos en los Hospitales y una g r a n campaa antiparasitaria y de vacunacin contra todas las enf e rmedades que hacen estragos en nuestros campos. Uno de los aspectos en el que se t rabaja intensamente es e n la erradicacin del paludismo. Igual mente se est procediendo a preservar, sobr e todo a la niez, d e la t ubercul osis, especialmente en m uchas regiones d e Oriente, por donde $C h a iniciado esta campaa, proporcionndoles la vacuna B. S. G. e n forma de helados, de modo que resulte grata a los nios su aplicacin. Del m ismo modo se insi s t e en la u tiliza cin de la vacuna D. P.T" llamada Triple, en una efectiva campaa de vacunacin activa contra la Di fteria la Tosferina y el Ttan o. Como quiera q u e no slo es tarea, de los medicos ta aplicacin de 10.<; N'me--"' dios y tratamientos adecuados, sino que tambi n entra en sus funciones el modo de p roporcionar la mejO!' oricntacin a los campesinos, los integrantes del Servicio Mdico Social Rural se ocupan adems de sealar l a nC<.'Csidad de la instalacin y u t i lizacin de las lelJ'inas sanitaria:;, p C'..i': a que, en ocasiones, I'emlta sumamente dificil el tri,lslado de esas letrinas, lo que se logra mediante supremos esfuel-I.os, has ta los lugnres remotos donde I'esiden numerosas familias campesinas. Un aspecto muy interesante es todo cuanto se relaciona con la maternidad y a ese I'especlo los mdicos ofrecen fre cuentemente chadas sobre h igiene maler no-infanti l de modo que tas propia s fami lias puedan ir superando con algunos conocimicnt os, una l aI'ga sel i e de prcticas tipicas en nuestl 'os campos, que e n muchos casos iban d irectament e contra la salud de la madl"e o del nio campesinos. N umerosos medicos en las pos tas sanitadas que cubren, han organizado cursos de primeros auxilios, ofrecind olos a aque llos campesinos jvenes considenldos los mil s C"apacitados para asimilar esos conocimbntos, s umament e necesarios en el campo. Los miembl"os d el Ser vicio Medico Social estim cooperando a la campaa de Alfabetizacin, enseando a lcer y escribir a no pocos campesinos, y adems charlas a los brigadistas "Conrado Bcnitez", de modo que puedan a s u vez orientar a las familias donde actualmente estim v iv ie ndo y enseando. Especialmen te estas charlas se I"efie l'en a la prevencin de enfmedades, a la necesidad de h ervh' el agu a para tomar, a las ms elementales normas de higiene, medidas que antes era que lleg,Il'an a los bohios campesillos. Apa r l e de ofrccer tamb ien chadas d e a doctrinamiento revolucionar i o a los cam pesinos, los m iembros del Servicio han contri b u i d o con s u s esfuer-.ws a la construccin de algn camino, a levanta!' una casa para escuela, a la reconstruccin de un p uent e y O lros tr"!.bajos e n los que h a n podido ser tiles, luego de cumplidas sus tareas especificas como proresionales d e la medicina. Actualmente se ha iniciado una intensa campaa de vacunacin contra la po li o mielitis ante rior agud a entre los nios de cero a diez aos de eda d, con el fin d e evitar cualquier brot e que afortunadamen te n o ha s urgido e n nuestr o pai s En Cuba hay entre esas edades mas d e un milln de n ios y est a campa a se inicia con el propsito de vacunar d e inmediato 500,000, d e modo que nuestra poblacin i nfantil campesin a est tambin debidamente protegida ante cl mal que azota a otros paises. Con la instalacin de hospitales, unida des sanitarias y dispensarios en las regiones rurales ms intrincadas d el pais, se est resolviendo po I medio del Sel'vido M&iico Social Rural el dificil pl"ob le m a que antes tenan los campesinos, como es la falta de asistencia mdica. Hoy, la post a 5aJ1itaria, situ a d a en los apartados ri nco nes d el campo, ordena un ingreso y el caso se traslada al Hospital R ural, en donde se practica hasta ciruga menor. Si el caso lo I'cquiel 'e, se traslad a hacia el Hospital de cabecera, donde los recursos son mayo I'es y s u funcionamiento permite no Sl o la in tervencin quirurgica ms delicada, s in o la hospitalizacin en nmero consi derable . El Servicio Medico Social Rural est p resente en los lugares donde hace mil s falta, en llanos y montaas, traba jand o da y noche, incluyendo silbados y domin gos en casos de Y esa presencia se t raduce e n evidente sati s faccin pa r a las familias campesinas que carecian hace dos aos d e todo tipo d e atenciones m d icas.

PAGE 77

UN MEDIC O QUE" SIGUlO DE LARGO Mercedes Arencibia es una mujer joven, de 37 aos, ql{e naci e n Cayo Ramona. Tiene una hija en La Habana estudiando Corte y Costura, y un varn alrabetizando con las Bdgadas en Baracoa. En su humi lde casa. a unos 200 metros del. mag nfico Hospital de Cayo Ramona, en la Cinaga de Zapata, nos atiende cordialmente. Casi l1Q le haccmos preguntas. Ella ha vivido tiempos dlric i les y ahora se c ncuentra con quc la Revolucin ha llevado a su zona todo 10 pal'a una vida mejOl'. -Lo que significa para nosotros aqu ese Hospi tal, con todo lo que tiene dentl'O n o 10 podcmos decir con palabras. Mdicos, dentistas. enfel'mel'os, labOl'atorio y medicinas, camas y toda clase de atenciones, eso, no hay palabras para decirlo. Aqu i todo era abandono. L o s enfcl'mos se moran antes de llegar a los pueblos. Y a mi no se me puede decil otl'a cosa. Porque yo pas u n a t remenda. Recuerdo una v e z q u e tena un hijo con 40 grados de fiebre y andab a por los alrededores u n mdico con unos cuantos polticos. Lo llamamos y sigui de largo. No entr a ver al muchach o. Sabe usted por qu? Porque yo no era de su partido. No era de su gente. Cree usted que as se puede vivir? Qu modo es se de tratar a la H umanidad? Ah! Pel' o a hora, todo cuanto tenemos aqu si es de nosotros. I\Hre h acia all. Vea las casas que esHin hacien do. Y o espero tambin tener una de sas. Porque so n para nosot ros. Por otra parte, estoy aprendiendo a leer y escribir. La doctora P r ez Fan o, dentista del Hospital, me esta enseando. Con todo eso y trabajo, n o queremos ms. En la funtada del Hospilal, Nereida Socorro entrega a l o s campesinos los medicamenlo, que fueron .ecetad"' s po. lo s mdicos e n la consulta. UN B UEN REVOLUCIONARIO Mercede s Arendbia sabe lo que si!Jniliu. tener un Hospital Cerca. Regresbamos hacia el Hospital de Cayo Ramona cuando e ncontramos al nio de 11 aos de edad. J os Manuel Bilbao. E s u n guajirito simpatico, despierto. Que habla y contesta rpidamente, claamente. -Tu vas a la escuel a ? le preguntamos c uando nos extendi l a mano en gesto cOI'di al. -Claro que s! nos c
PAGE 78

_

PAGE 79

Por AlEX COR6AN el Popocatepctl hasta el Aconca-gua, pasando por el mils modesto -pe ro no menos rebeldoPico 1'unluino, hay un indice comn a todos los pinlol'cs que e n realidad quieren serlo y no simples co pistas del suceso cotidiano (siempre mejor reproducido por la Colografia): cse ind ice podriamos llamarl o "el ojo model'no", S i esto es vel'dad con los pintOI'CS de Aml 'i ca, otro tanto OCUlTe con los pintores del mur.do, con ligeras vadanles, El mUl'alls mo mexicano, de recia estiqJe nacional aunque insiste con frccuencia en lo a n cc dtico (Diego Rlvem) cala con Igual hon dura en las ve tas subten 'ncas del expl 'e sionismo (Ch:ozco), y se abre a las vcnta nas del mundo con su ms logrado ex ponente de la pl s tica modC I 'n a (Rufino Tamayo), p. ... s .lI1do )()r la s UI' Ucan tes p i n celadas d e S iquei ros, Eso en cuanto a los "grandes", as llamados po s u ganado pres ti g i o. Las otras hornadas d e pin tores que han segu ido despues, casi d iriamos sin excepcin, responden a las n uevas corrientes de l v e r p ctrico, cada uno con las ca racter s ticas p 'op ias de su esti lo, q u e n o t i e n e nada que ver con las supervivencias acadmicas que todavia corren po r e l m u n do. Los p intores moder nos, en una pa labra, q uieren que en s u s c u adl'OS haya pin, tura, y sobre todo pintura, Si esto es asi e n Mxico y en Cuba, tambin lo es en la distante Al'gentina, No podria !iCI' de OU'O modo, Despus de l i mpresionismo del siglo msa d o ( Re n oir, Pizarra, S isley), del neo_Impres i onis_ mo (Cezanne), del punti llismo (Seumt); d esp us d e l c ubismo (Picasso, Braq ue, Juan G ris ) e mpezand o este; de "las fieras" ( les fauvcs) con Mntissc y y otr os, y desp us dcJ futurismo, surrealismo, da, da ismo, constructivlsmo y abstracci onis mo e n general, sctia posible pin t a)' todava como los anacrn icos "premios de Roma"? Se di r que la .'el acin anterior slo d enot a confusi n y anarquia, pero la propo sicin es falsa: di cha relacin pone de ma nifiesto l a in q u i e t u d la b squed a constante d e los p intores modernos, e n todas l a s di recciones. Y qu cosa es b s qu{'(!a, sillo u n factor d e l in telecto? no busca el que razona? n o busc a el q u e a naliza y des menuza? No se crea, po r tanto, llue los productos de ese arte son a r t i culo<, calcu lados y frios (I., -omo p uede ser lo a menudo con a lgunos pintores) porque para des me ntirlo est la obra de P icasso, de Roualt e incluso la obra de Pau l Klcc tan se-nsufl a pcs.ar de ser tan analitica. Y as, 1:0 obstante sus l'Cgionalismos (lo 'e gional no es ddect.o, 1';ino v irtud), tam, b i n se nos muest. a n los p intores argen t in os, po r l o menos aqu ellos
PAGE 80

RAQUEL FORNER: f><(>d(>.

PAGE 81

Julio E. Payr, el notable critico argen tino: "Sobrecoge un tanto a un hombre de mi generacin asomarse a la vida y la obra de Emilio Pettoruti. El anaJisis no pued e hacerse friamente; se n ecesita una sorda, h i rviente, reprimida exaltacin. Fervor y clera. Nos encontramos ante una doble grandeza, l a de la creacin artistica mila grosa y la del callado heroismo del indi viduo que sigue Inflexiblemente, durante vein te aos, su bien fijado derrotero en medio de l a hostilidad, la burla y el des d n: Ingrato destino de unos cuantos pin tores dotados de noble constancia, miembros de esa brillante juventud activa en Jos ao s inmediatamente anteriores al cs tallido de la Primera Guerra Mundial. que quisieron entonces, y desde e ntonces n o han dejado de q uererlo, dar al siglo XX el arte que melece, un arte d e risono mia nueva y peculi.ar tan identi ficado con esta centu r i a como identificadas estAn las obras del pasado con los pe r iodos corres pondientes d e la historia". No es fcil darle a un siglo el arte que se merece sin una sorda agitacin. Emlllo Pettoruti, que na ci en La Plata en 1892, es un hombre y un pintor enteramente de este siglo. Cuatro aos despus que Pettoruti, en Buenos Aires, naci Lino Eneas Spilim bcrgo, el 96. "Cultiva todas las gamas -dice de el Jos Len P a g a n o Policromia de fuertes acentuaciones, de tonos v i vos, d e registros ardorosos. Luz cuyas v ibrado-, RAQUEL FORNER N i n, ,," .o, ALFREDO GUIDO: e .. ,b.od"",.

PAGE 82

nes encen da, envol v i e ndo figu n ls y paisa jes, en composi cio nes n a d a breves por cierto. Es el paisaje en fu ncin de q ui e n lo a nim a -hom bres, mujeres, n ios-, e l paisa j e r ural y e l urban o. La atm s fera d e fllego e n el p l e in alr de t ierra a dentr o l a penu mbra dolie nte e n un interior de agobio, en c uyo sile n cio est como a bi s mad a la resig nacin P orque este es u n aspe<:to de Sp i limbergo, y en parl e sacri fica d o po r l m ismo, Spilimbe rgo es u n pasional u n emotivo", Para co rroborar el aserto a nter io r exa mnese el cuadro q u e reprodu cimos e n bl a n co y negro. "figuras", Q uiere verse a lgo ms opuesto n Pettol "utl? Sin embar go, el razo namiento los i de n tifica: uno es el razonamient o geomctrico: otro, el r a zonamiento romntico. L a gcnesis emot iva que origi n a el tra E. SPIll).IlIER.GO, bajo de Spilimbergo no le Impide ob tener resultad os altamente s intti cos de s u s con cepc i o n es, (Vase Figul 'u", a co l or). La sensualidad abst racclo nista prodom inn en t od a la line a co n Al fredo Guido. Composk'in es t r i cgeom tricos, pa Co m o P etloruti, e n R osa r io. Est e naci p into r h a persisten te, ti s fa c t o r ios. grabado e n f orma resu llados m u y sa que s u s contempor pinta ndo d e l n a tur.tI predo med i a s tin t as. Luego, enfren corr ientes pletricas e uropeas. s u di b uj o y su p a leta se contraen. refle j ando e l medio arge n t i n o e n s lntcsi s muy pe r sonales, Si a con tin u aci n examina mos a Hora ci o Butler ( n e n 1 8 97, en BUllnos A ires ). v eremos la misma vo luntad geo m e t riz a n t e p r eval e ce r en s u lie n:;-;o "La sies ta" ( r e produ cid o ), a pesar d e que todo el c u adro parece diluirse en medi os t o n os. Co l o r is t a po r naturaleza, Horaci o B u t l e r rev e l a una fuert e person a lida d, e n la que diluye y asim ila todas la s e nse anzas que se d es prende n d el a l t e contemporneo, d el q u e t oma los el ementos q u e se conju gan m e j o r con s u oj o p ict ri co, si n d e jar d e ser 6 1 m i s mo. Otros p i n t ores argen tin os d e c uya obra recogem os una m uestra e n es tas pagi n as, son: V i c t o r (nacid o en Italia Argentina desde caracteriza co m o u n nuestr o t iempo, aunq u e t od a com o l a mayor a ( s al vo P elto ti rania d el t e ma: vease "La marit imo d e in pero fu e rtem e nte Que t rasm i t e. Ram n G mez C orne t (n. e n San ti a go d e l E stero, ] 8 9 8 ) d e q u i e n m os tramos M uchach os santiagueos" De Gm ez Co m e t dice e l c ri tico R omua ldo Bt u ghe t ti qu e nos hace vi slumbr a r una edad de oro d e la p i n t ura argen tina" Luego, h a b l a ndo d el mism o arti sta, a f h' m a el e scri t O ] : "Un gran arte es, ante tod o y de s pu s d e todo regio n al : en e l grado e n q u e pe_

PAGE 83

netra en la tierra de una regin alcanza catego ri a d e universalidad". Rodrigo Bonome (n. en la C iudad Fe deral, 1906), desde sus comie n zos estuvo influ i do por el impresionismo y sus plan teamientos de luz, de cuyos aspectos su perficiales se fue alejando gradu al m en te, hasta llegar a su "Calle al sol", reprodu cido. Bonome es un artista preocupad o por los matices. La luz n o ha dejad o de jugar un importante papel en sus romposicio Raquel Forner (n. e n Buenos Aires, 19(2) es, entre las mujeres pintoras, una de las mas distinguidas. Por sus cuadros, el critico Len Pagano la tipifica de "viril", sign if icando la reciedumbre de sus lineas y rolares. El lie nzo qu e reproduci. mos, n i ver, ni oir, ni hablar", tiene un lejano eco surrealista, tanto como "Exo do" de marcado acento dramtico Ra Quel Forner sin embargo, reneja como todos una preocupacin constante por los nuevos hallazgos de.la plstica universal, a despecho de s u s profundas ataduras con la ointura tradicional En general pUe
PAGE 84

HAY vidas estelares que dejan tras de si una permanente huella luminosa y ejemplar. La existencia de Benito J u I'eZ es como un poderoso astro inapagable que contina dando Juz, como las estrellas mi lenarias, an despus de desaparecido. Pocas veces se presenta en l a Humani dad alguien que haya soportado tan dolorosa adversidad y la haya vencido con tan singular entereza y energia. Slo un tem peramento de' co lo so, con fCrI'Ca voluntad indoblegable poda llegar, sin r end rse, a escalar las cimas del liderato supremo d e su pas. Nacido e l 21 de marlO de 1806 e n el pueblecito de San Pablo Guelatao, de la j u risdiccin de Santo Tomas Ixtln en el Estado de Oaxaca, en Mxi co, no cono<;i a sus padres, indios de la raza primitiva de los zapotecas. Hijo del pueblo, pobre de solemnidad, sin apoyo ni amparo. Beni to J uarez, en la ms tierna edad, se con vierte e n pastor de ovejas para ganar el sustento que le permi t a vivir. Cul sera la agobiante peripecia de un nio zapoteea, aprendiendo las prim eras letras e n das tenebrosos e n que solamente se enseaba en las escuelas e l "Catecismo del Padre Ripalda", con ausencia de la gra mtica castellana y otros conocimientos indispe n sables. Fue estudiante d e semina rista, "para lo cual sen t a instintivamente repugnancia", pero que era la nica posi bilidad de un muchacho pobre para apren der. Una Ve".l transcurrida la Independencia de Mxi co, Benito Jurez termina s u ed u cacin e n el Instituto de Oaxaca, d esde c uyas aulas pasa a enrolarse en la ml!lcia con el grado de teniente para combatir la invasin dc los espaf'loles por el I stmo de Tehuantepec, siendo s ucesivament e susti tuto de la ctedra de fisica, licenc iado de Jurisprudencia, pmcticante de bufete y ms tarde Regidor del Ayuntamiento de Mxico po r eleccin popular y D iputado al Congreso del Estado y confinado en Teotihuacan por su filiacin liberal y repu blicana. Abogado de pobres, jamas defendi una causa reprobable ni Indigna. Diputado era Benito Jurez, gobernador interino del Es tado de Oaxaca, durante los dias contur bados d e la sublevacin de los !)()lkOS, quie n es bajo la jefatura del general Santa Ana, haban destituido el rgimen liberal de Don Valentin Gmez Farias. Perseguido y con finado po r e l general Santa Ana, Jurez sale desterrado hacia La Habana, donde permaneci hasta e l 18 de diciembre de 1852, y de a h a Nueva Orleans, desde donde parte hacia Acapulco a participar en la revolucin de Comonfort y Alvarez contra Santa Ana. Una vez triunfante la revolucin, Jurez trabaja afanosamente e n la ley de admi n ist r acin de justicia, q u e "fue la chispa que produjo el incendio de la Reforma que ms adelante consumi e l carcomido edifi cio de lo s abusos", vigen t e hasta entonces en Mxico. 84 El 12 de j u nio d e 1864, cuando Maximi liano, autoproclamado Emperador, arrib a Mxico, Benito J urez era Gobernador del Estado de Oaxaca y desde all se alza, e n valerosa rebeld a contra e l usurpador y los traidores a su patria, y enciende la c his pa de la rebelin y d e la g u e rra sagrada po r la liberacin mexicana. Peregrinando de uno a otro extremo, Jurez jams se rinde a las adversidades. Tiene plena fe y confianza en la v ictoria d efinitiva d e su pueblo frente al Invasor extranjero. Mucho le habla ayudado en esta batalla liberador a toda s u exi stencia humilde, s iempre recta, sin un solo dcsvlo dedicada a la superacin personal y a l ser vicio pleno de su patria. Por eso, cuando en el Cerro de las Campanas cae abatido por las balas del pelotn de fu sila mi ento e l e mperador Maximiliano, Benito Jua,rez, e l Presidente y gui a ejemplar de Mxi co, ha entrado y a definitivamente e n la Inmor t al idad .. El es ahora un poderoso astro, que con tina dando luz, como las estrellas mUe narias, an despuCs de desaparecido.

PAGE 85

Sentado en el sitial de la Inmortalidad, con su rostro sereno e Impasible, caplUn vencedor de todas las tormentas libertadoras, se encuentra Don Benito Jurez magi stralmente representado en el Monumeto que perpeta su recuerdo en el centro de la Avenida Jurez en la capital mellcana 85

PAGE 86

86 Bandera d e l Cuarto Balalln d e l E llado d e Puebla, qua p articip heroicamenla a n las balalliU hanla a lo. inva.or ... a)llranjnol d e l emperador M a)limiliano. Harmo l o vilral que r apre.enla a Ju. r e a en s u inla ncia c u ando e r a piUlo. d e oveju, q,ul se e n cuentra en e l Ironl;. del Museo que n a v a e l nombre del B e n emrilo. R eproduccin d e un detalle d e l a sal a d e la f amilia J .. rn, e n la que le aprecian los muebles del eslilo d e la poca.

PAGE 87

, f 1) '" -.-..;.,. - .-.-n ...,. o o J "" '.". 11 /.,. \ tv'Irf l

PAGE 88

" , , E l .-" Leontina d e oro que formaba parte de l o s objetos de u50 diario del gran p a l r icio. Obsrvese e l pequeo relralo d e Do. Fra ncisca, esposa d e Ju;i,ez. S ill a de montar primorosamente repujada, de clsico esli10 mexicano, que usara Jurez en s u s dias. Cama malrin,onial d e Juirez, que uSa r a has t a e l momento de S u muerle. A los lados puede n observarse olros o bjetos tambin de S u propied a d -

PAGE 89

.' I . -, o .. i-, t , h .. j /;"'" ,,-' Mascarill a dol roslto de Julo.u lomada momentos despus de S u muerte. A un lado se observa \11\ e j emplar del Cdigo d e l a R eforma y l a band a presidencial que luciera e l B e n emrito -, , Reloj d e Oro cOn artsticos dibujos, que constituye una exquisita pina d e adebr.ra pertenecient e a Ju'res.

PAGE 90

1 FUE fruto de u na muj e r f u e rte, oscura, frtil y amorosa: igual que la tierra que s u ste n ta r a a las inn u merables genera ciones de indgenas zapo tccas que sobreviv ieron a la desolacin causada por la dominaci n colo nial. , f GRABADOS DEL TALLER DE GRAFICA POPULAR DE MEXICO F , I \ , '1 , , \1 >!-j El 21 de marzo d e 1806 naci Be n ito Jurez en San Pablo Guelatao. Hurfano a l os tres aos qued a l c u idado de un t o que le ense a leer y le di la esperanza de que algiln dia lo llevara a Oaxaca, don de poelria educarse y tal vez abrazar l a carrer a eclesistica. -Estas indicaciones nos dicey e l ejemplo de algunos d e m i s paisanos que sab an leer, escribir y hablar la lengua castellana, y de otros Que ejercan el mi nisterio sacerdotal, despertaron e n mi un deseo vehemente de aprend er; en forma tal q u e cuando mi tio me llamaba para tomarme la l eccin, yo mismo le llevaba l a disciplina para que me castigase s i no l a sabia." m Por G uelatao pasan constantemente a r r ieros que llevan rumbo a Oaxaca. Be nito oye sus conversaciones, que incitan s u s d eseos de ir a conocer la ciudad de macizos templos fast uosos y casas de apa cible cantera verde. Y un da e l peq u e o Beni to, temiendo la ira de s u t o, pues se ha extraviado una oveja, huye rumbo a Oaxaca. En sus memorias n os dice : "Ese temor y m i natural afn de llega r a ser algo, me decid ieron a marchar a Oaxaca." Catorce leguas de cam inos fragosos son vencidas por sus pies y vo luntad empeder n idos. Llevara con l awnas u n guaje y sus pobri s imos vestidos 'de manta, pero por fin sus ojos acarician y se dejan aca riciar por la vista de la ciudad soada.

PAGE 91

IV En diciembre de 1818 llega a Oaxaca y encuentra acomodo en la casa de un en cuadernador que le manda a la escuela, siguiend o la tradicin que estatua permi tir que los jvenes de la sierra se educaran a cambio de sus servicios domsticos en la ciudad. En e ll a se v iva e n el drama de la Independencia. La gente hablaba de Morelos, de Guadalupe Victoria, de los d a s aciagos v i vidos apenas unos cuantos aos antes, cuando el "Siervo de la Nacin" a rrebatar a la poblacin a los realistas. Vicente Guerrer o hacia o r su voz en las montaas inmediatas. 91

PAGE 92

v Termina sus estudios en el seminario en 1 827; renuncia a la carrera eclesistica y opta por la abogaca. Inaugura su labor profesional y s u educacin poltica defen diendo legalmente a los vecinos de un pueblo, encarcelados por haber p!'Otestado contra el despojo que de sus tierras comu nales haba hecho el prroco del lugar. Jurez es aprehendido. El hecho es simblico. Es la primera escaramuza contra dos instituciones: clero y ejrcito, a las cua les, directa o indkectamente, reformara y sometera a la autoridad civil. VI Desde diversos puestos polticos: diputado local y gobernador intel'ino de su Esta do natal, atestigua e l desbarajust e de la administracin sanlanista y los esfu er-Los de don ValenUn Gmez Farlas para dar a la s leye s consti tuci onales un sentid o libe ral. En 1 847, contempl a impotente y cole rico la agresin del norteamericano n va sor, a qu ien trata intilmente de detener un pueblO heroico y miserable traiciona do por el gobierno de SantaAnna y las clases altas que sostenan a st e. 92

PAGE 93

" ,. , -" -;. --" "" VII Gobierna a Oaxaca de 1847 a 1852 con tribuyendo poderosamente a la reconstruccin del Estado y dando ejemplo de gobierno prudente y legalista. En premio a ello Santa-Anna lo expulsa del pais jtullo con otros p rominentes liberales, en 1853. Refugiado primero en C uba, pasa a Nueva Orleans, donde para allegarse recursos al terna las labores intelectuales con las la bores manuales y llega inclusive a traba jar en tula tabacalera. En Nueva Orleans cierra su amistad con varios liberales ilus tres; es alli donde conoce e intima con don Melchor Ocampo. VIII En 1855, Jurez se presenta en Acapul co para adherirse al movimiento contra Santa-Anna, q u e encabezan don Juan AI varez y don Ignacio Comonfort. Nadie lo reconoce y se le pone a desempear hu mildes menestereses ofi cinescos. F i nalmeno un hijo de don Juan Alvarez descu bre, entre empleados nfimos, al ilustre gobernador de Oaxaca. Al trlunfar el plan d e Ayutla, se le nombra ministro d e Jus t icia y de Instrucci n Pblica en el gob ier no provisional de Comonfort, e inicia el movimiento de reforma con la llamada ley Jurez, que da fin a los fueros juridi cos del clero y del ejrcito. 93

PAGE 94

IX A rau de haberse promulgado l a Cons titucin de 1857, las clases privilegiadas encienden la guerra civil y Jurez, presi dente constitucional en sustitucin de monfort (Que traicion s u alta investidura al desconocer la Constitucin haba jurado), responde Veracruz, el 15 de de Refo["IIla. Los a Juare'.<: con el lema haya acuado nunca: y Clero y ejrcito conservador hacen correr la sangre para sostener s u situacin de privilegio sobre la masa civil. Encima del fluj o y reflujo de los acontecimientos, Jurez sostiene la Constitucin. x La Constitucin de 1857 se convierte en bandera del movimiento liberal, y en el blanco de una luch a Que se prolonga durante tres aos (1857 1860) Y Que termina, momentneamente, con el triun fo liberal, cuando Jess Gonzlcz Ortega, campen de la Reforma y general Impro visado, derrota decisivamente en diciembre de 1861, en Calpulalpan, Tlax. a Mi guel Miramn, militar de carrera a quien el partido conservador habla investido como "Presidente de La Constitucin de
PAGE 95

XI Para sostener la Constitucin y la lega lidad de su gobier no, amagado constante mente por las annas conservadoras, Jurez emprende su primera noble pere grinacin, y varias capitales de Estado se convierten, fugazmente, en capitales de la Repblica; porque donde est el est la ley. En rna.lO de 1858 Jurez y sus acom paantes c aen prisioneros en quadaJajara. Se salvan de perecer gracias a la elocuen cia d e Guillenno Prieto, q u e exhorta a Jos soldados a deponer Jas annas apuntadas contra sus legitimos representantes. 9 5

PAGE 96

xm Cinco aos despus Jurez arenga a Jos soldados de la Repbli c a en la ciudad de Puebla, que est en vspe ras de hacer frente al segundo ataque del ejrcito francs, ayudado de los reaccionarios mexica nos que aprovechan la Intervencin francesa para reeuperar el poder y entronizar en Mxico a Maximlllan d e Austria. Los treinta mil sol dados franceses y la riqueza incalculable de los reaccionarios mexica nos no alteran W\ mscul o de la faz del Indi o, que aviva el herosmo de los solda dos mexicanos para hacerlos resistir setenta y tantos dias de sangriento asedio. --. -XII Apenas alcanzada la victoria, la suspen sin del pago de la deuda exterior desata una nueva tempestad; las r eclamacion es y amenazas de los acreedores: Francia, Inglaterra y Espaa. Principia la segunda fase de la campaa libertaria d e Jurez. Haba aplastado a los enemigos internos, ahora tendra que hacer frente a la Triple Alianza, postrer refugio del conservatUris mo tnexicano que en ese momento, para la salvacin de sus propios intereses eco. nmicos y personales, se mostr dispuesto a 'Sacrificar a su patl'ia.

PAGE 97

xv El 1 5 de julio de 1867, Jurez regresa a la capital de la Repblica; comienza a aliviar las heridas de la guerra, inicia las obras de la paz e inaugura el ferrocarril entre Mxico y Puebla, precursor de las g randes comunicaciones de la Repblica. E l 18 d e juli o de 1 872, la muerte sorprende a Benito J urez, Benemr i t o de las Amricas. XIV En 186 7 se derrumba el etJme r o imperio francomexicano y Mxico emerge triunfante en su segunda guerra de independenci a. Termina as la lucha iniciada por la guerra civil en 1857. Jurez, representante gen u ino de las ms altas virtudes del pueblo que encabeza, contempla e l guila republicana hollar la corona y las tiaras que pretendieron humillarlo. EL PENSAMIENTO DE JUAREZ El egosta, lo mismo que el a.c1avo, no tiene palria ni honor. Amigo de su bien privado y ciego tributario de Sus propias pasiones, no aliende el bien de los dems. Yo puedo condonar as olensas personales que se me hagan; pero no esl. en mi arbitrio permitir que se ultraje impunemente 1 .. dignidad del Gobierno, y que sea el eSCM' no y la bala de los malvados. Es imposible, moralmente hablando, que la reeccin riunfe. La inslruccin es la primera base de le prosperidad de un pueblo, a la vez que el medio ms seguro de hacer imposible Jos abusos del poder. Formar a la mujer con todas las recomendaciones que exige su necesaria y elevada misin, es formar el germen fecundo de regeneracin ymejora social. Por. esto es, que su educacin, jams debe descuidars .... El patriotismo no debe medir el tamao de los sacrifi cios, sino afrontarlos, con resignacin. El pueblo, nica fuente pura del poder y de la autoridad. Los rioos y los poderosos ni sienten, ni menos procuran ramediar las desgracias de los pobres. Aquellos sa lamen y se respelan, y no son capaces de romper lanzes por las querellas de los dbiles, ni por las injusticias que sobre ellos se ejerzan_ Entre los individuos, como entre las naciones, el respelo al derecho ajeno es la paz. Como hijo de! pueblo, nunCa podra yo olvidar que mi nico tlulo es su voluntad, y que mi nico fin debe Sar siempre sU mayor bien y prosperidad. 9.7

PAGE 98

/ I -9 8 --' I II 1,; .. "Para mi "na d l., eo, ml imporUnle. que hay e n l. vid. es efear", dice Xioma.a Almag" ... "por eiO e. que me in.cribi para ser Inslructora d Arle I.n pronto luva noti" l., d elle proyeclo, que a mi juicio .s unO d los ms a.cinanl .. d e la R evolucion. Creo que lide! ha tenido linio id.a verdaderamanl. geni.1, corno lada. 1 .. IUTu. La experiencia que he tenido aqu, que hemos tenido ladas l compaeras y "ompaeros, nO li ene de.perdicio, y e.o nO el n ad.a e n comparacin con las experienci .. qutl v a mO I .. l e n a <: ... ndo nO I hayamos graduado el maravillo.o.

PAGE 99

" escrl lS orla P or Lpez N ussa Fo tos: Carlos Nflez lera l Vl SI yo (uc'a a escribi r la historia de mi vida, comenzaJ'la con la maana del lunes 6 de junio de 1%1. o con cualquiera de las maanas conque mi vida comenz, a puz'tir de la fecha' cn que me inscrib para gradual'me como lnstruclora de Al'te. Esto no (Iulere dcck que antes no me hul.JiCl'un pasado "cosas": a cualquier muchacha le pasan esas cosas y otl'aS muchas que nadie se imagina, pcl O yo creo que la vida de una pcl'sona co mienza e n su momento ms feliz, que no es prccismnente e l moment o de nacer. Creo, tambin, Que la mayor felicidad de una !)en.ona joven (tengo 17 aos) se produce cuando esa persona toma la p'imera decisin importante t:'1l su vida. cuando l 'csuclvc poI' ella m isma cmo dl.'bc proyectarse en la vida. Por eso. l'epi to, e l momento ms feliz de mi vida comenz cuando resolv hace r algo poI' m cuenta, no un caprlcho cualquiera, que todos tenemos, sino al go, a l go verdaderamente sentido, algo profundo, pol"que yo entiendo que la pl"Ofundidad l'adlca en la sinceridad, que debe )X'netrar muy hondo. En este sentido, no hay nada ms s incero que la Revoluc in Cubana, ni ms hondo y, pOI con siguien t e, tampoco ms profundo. El d a que recort d e un pel'idico-la planilla para aspirantes a Instructores de Al'le, ese fue, e l'CO. el ms feliz de mi vida, y puedo asegumr que todos los das de mi vida han s ido felices. Alguie n se p l'eguntal': "y poI' qu? No l >odia haber llcnado una planilla para secretaria o cajera de un banco? Esta muchacha est chiflada!" Bueno. Sobre eso t e ngo algo que decir. Supongo que las secretadas haeen una excele nte labor, y otro tanto deben hacer las cajel'as bancarias, lo mismo que una buena recepcion ista. Lo esencial es que cada una ( y cada uno, para el caso). haga su tl'abajo conciencia, responsablemente, como si fuera el trabajo ms im portante d el m u ndo, que asi todo marchar a pedir de boca. Sin emba r go, hay esta diferencia: cuando llen la planilla yo no (X!nsaba r ec ibir, s ino dar, y sabe m i conciencia que estoy recibiendo ms que nunca! No es maravilloso que asi sea? No tengo derech O a (X!nsar que esta decisin l'epresenta el momento ms feliz de mi vida? Por cieno que s! A pal'Ur de ese i ns tante ten go la clara conciencia de que se pOl" que existo, y pam qu, y esa idea no p u e d e ser empaada por l a nocin de! que pasado maana har otril cosa. Pues b ien: la maana del 6 de junio despert sobresaltada. No habia dormido bien la noche anteriOl', agitada po r una o bses in, cuando son el timbre. -uvantate!, Margal'ita! -grit mi compaera d e litera, Haydc Amores, descendiendo. Ella duerme en la pane alta. Q u hom es? -Las sei s, no oiste el timbre? No. -Dormilona! Ella no sabia qUe! me habia dormido 15 m inutos antes, pero no te!nia objeto explicflrselo. Fui a lavarme la cal'a y los dientes, sin escu char el parloteo de mis compael'as. (Somos oc h o en cada habi tacin. Debo aclarar que v i v i mos en el antiguo "Co modOl 'o", junto al mar, e!splndidamente.) Despus me vest y todas procedimos al arreglo d e nuestras camas. Ms tarde ten dri a qUe! volver. porque ese da me tocaba la limp ieza del cuarto. Una compae! 'a dijo, erro que fue Irada' Arbelo, no estoy muy SC!gura: Vamos hoya .'dbir a los 300 campesinos soviticos? S! respondieron varias a l a vez. Ya estbamos en e l pasillo, por donde anuan las otras compaeras a borbotones, salpicndonos con sus comentarios. Una, me pm'ece que Cecilia Buxadel'a. que haba escuchado lo anledor, pregunt, -Sern lindos? Un coro de! isas acog i la pregunta. I rene! Castillo, d e Man zanillo, dijo guindome un ojo : -POI' s upue!slo Que s c hica! -Pero no so n campesinos? -pregunt ing enuamente Hermina Cifue!ntes, la camageyana. y qui n te ha dicho que los campesinos tienen que ser feos? Habamos llegado al vestibu !o. Esth e r Nivot y Natacha 99

PAGE 100

100 - Santiago, las milicianas de nuestro grupo, daban rdenes: "pelotn!" "fonncn!", etc. El ejercicio matinal habia comenzado. Las muchachas fonnbamos pelotones a un lado, y los muc h a chos de otro: "en su l ugar! descansen!" Esto es divertido y muy beneficioso, a la vez. De una parte, nos ayuda a tener una clara de la disciplina, y de otra, contribuye a nuestra mejor conservacin flslea. Al principio algunas compaeras protesta ban por lo bajo: "Para qu marchar tanto?" Pero eso fue al principio nada ms. Pronto esas mismas compaeras fueron las mejores y ms entusiastas de sus pelotones respectivos, sir viend o ellas mismas de conciliadoras para resolver las pequeas diricultades que siempre surgen. El espiritu de grupo, en una palabra, se habla fomentado; haba entre todas las muchachas (y entre l os muchachos tambin, me im agino) un sentimiento de solidaridad colectiva muy elevado, casi diria de so lidaridad humana, Esto me gusta; esto es bello. "A retaguardia! U n d os, un, dos! ... Cada una de nosotras vigilaba a la que tenia ms cerca co n el rabillo del ojo, sonriendo a veces, o indicando aJguna pequea falta en las evoluciones. A las 7 :30 fuimos al comedor. DeslUes de las prcticas de infantera, todos desayunamos con buen apetito. (A pro psito de estas practicas. No vaya nadie a creer que se trata de mar char y nada mas. Lo que pasa es que apenas estam os comen zando nuestro entrenamiento, pero cuando hayamos terminado n uestros cursos de capacitacin, tal vez antes, podre mos consi derarnos verdaderas milicianas las muchachas, y milicianos los varones: que para eso nos estamos preparando, a fin de poder defender a la patria y a nuestra Revolucin tan queri da.)Luego recesamos durante 30 minutos. Muchas aprovechamos e l tiem po para repasar nuestras leo.:done s, o discutir algn probl ema; otras leen, o escrjben una carta, O versos! Los muchachos ha cen otro tanto. Yo no. El lunes me toc limpiar nuestra h a bi tacln, de manera que sub s in prdida de tiempo. A las 8 : 30 entramos en clase. Hasta las 9:50, de lunes a viernes. tenemos lecturas literaria s. Ahora estamos leyendo cuentos cubanos y una obra de Chjov, el g ran autor ruso. Algunas dicen que es triste. Yo no lo Cl'eo. A mi me parece que dentro de s u aparente tristeza late un gran optimismo por la vida. Esta es una de las clases que ms me gustan. Alguien me pregunt una vez que si esto era aburrido. Qu pensamien to mas triste! aburrido esto':' Peralta (e l responsable de la escuela ) n os aconseja que durmamos ms aprisa, para d e ese modo aprovechar mejor el dia. Todas quisiramos que ste tuviera 24 horas! Apenas nos alcanza el tiempo para hacer todo lo que quisiramos hacer. Pues si, como iba diciendo, me gustan mucho las lecturas literarias, No vaya nadie a creer que se -, - 1ft '" .. o. .. ,"lO lO' '" ... lo .. ...

PAGE 101

Hayd.a Amore., l a derech., con olro. compauoJ duranl. l a cI d e Apreci.cin Teatr.l, qua e .luvo muy .nim.d. a dia -y lodo. lo. d., p." lo mism_. La compaera d a l a i.quierda mue.de e l l 'pil en aclilud f1a,"va. Un momento d .. pu la db.,..,in .aria gena.al: n e l leal.o todo e. p .. in. Sighido Alvarez, al fondo, lavanta l a mano pa.a expone r I U opinin e n lomo a l problema da Sanlo Domingo, que di orige n a enconlradas opiniones. "Cr e o que e. el mome nlO p .. a U n levantamienlo g eneral", dijo .l! .... i e n Otros 0 l enian un crilario dilerenle, p ero l a di.cusin .e manluvo siempre e n un nive l d a .espefuo.a cam.raderi . , / Sigfrido Alv ez donpu" d lt darle lectura. I U obrita lilul.d. El unO y el sol"' lobre la c u.1 disculimos ampli.menl. en dase. Al londo, l. der.cha, .parece e l crilico tea" a l Rina R Le.I qua ensea Apr .,ia.,i n Taatral. El aulo. d e l a o b an di.cusin, 0.lian e lu' punlo. d visla, Iralando d e explica Iguno. aspeclo, que a juicio d a los .,ompaeros esln o .,urOI, consiguindolo e n parla. En generel, las discu.ione. e n lomo al l e.l .... son i empra vival, lanlO como las dilcu.ion .. pollical, porque el lealro al l a vida misma. E.lo nO impida qua a l esprilu de cordialidad y disciplina prevalnca enlra no,olfol, como d a b e .. r 1 0 1

PAGE 102

trata de un pasatiempo, no. Si Jos autores vieran cmo nuzamos sus obras! ... All se discute abiertamente. Se analiza todo: los personajes, el tema, el desarrollo, sus meritos litera rios. .. Con frecuencia discutimos en clase obras que hemos leido antes, de manera que. cada una tiene observaciones que hacer. Por otra parte, todas las obras que nos toca leer y dis cutir son muy buenas. Despus de un receso de 10 minutos, volvemos a clase. Matemilticas es l o que menos me gusta. Ser porque no entiendo bien de nmeros, qu le vamos a hacer? Me consuela pensar que no estoy estudiando ingeniera. (Otra cosa: estamos prepa rando, como algo especial, un coro hablado para el prximo 26 de Julio. Qu boberia, quin no lo. sabe? Ser algo grandioso, Por lo menos eso es lo que deseamos todos aquL) CUalquiera pensaria que se acabaron las clases matinales, verdad? Pues nada de eso. Frutan ciencias y ciencias sociales. Entre las primeras se agrupan zoologa, botnica y nociones de fsica y quimi.ca;.entre las segundas, geografa, Historia y cvica, pues no es poco lo que tenemos que estudiar1 Esto dW"a hasta las 12 meridiano. Antes de ir a almorzar me encontr con Xiomara Almaguer, una' muchacha de Holgun, Oriente. Ella no se fij cuando me acertaba, porque estaba absorta leyendo un libro. Sin duda era rugo apasionante, ya que ni cuenta se di cuando cogi una de sus librets, de color azul, donde saba que ella escribe sus poe mas. El caso de Xiomara es notable. Ella era maestra (y sigue sindolo, por supuesto), en el barri o de Amigos, Cacocn cuando. esto de los Instructores de Arte: tan pronto tuvo noticias del proyecto, sinti que algo la estremecia por dentrp (como a m) porque su finalidad en la vida es "crear". ("Crear, dice Xiomara, es hacer algo propio, dejar una simiente, un producto del esfuer zo de una, que luego puede fructificar".) Xiomara tiene ideas originales. Y le sobra tenacidad para llevar a cabo sus propsitos. Algn da ser una gran poetisa. Cuando se lo dije, una vez me respondi: '''por el momento slo aspiro a ser una buena Instructora de Arte". As es ella. Pues ocurre que s u planilla se extravi, y no la citaron, pero ella di un montn de carreras, habl con todo el mundo, expuso sus deseos y aspiraciones, y finrumente fue admitida. Quin puede imaginarse l o que significa dejar una escuela en propiedad, para lanzarse a una aventura? Ah!, pero lo nuestro noes aventura ni mucho menQS, sino algo muy slido: Como dice Xiomara, "algo creador. Abr s u libreta al azar y, sin que lo advirtiera, copi uno d e sus versos. Deca: "', al""uado. "nido.? .in qu. TUO"U. d. unidQS' sin Pdl.!l>Ta . -Qu haces? Xiomara, quitndome la libreta. -Leer tus poemas; -Pero si has copiado uno de los peores! -T crees? -Sin duda; es negativo. -Por qu? No me supo responder. Luego me dijo que todos aquellos poemas eran romnticos" Tengo otros mejores -aadi. -Qu tienen de malo los poema s romnticos? Me has di-cho que te gustan Alfonsina Storni, Juana de lbarborau y Ca briela Mistral. S, pero ... -A formar! es hora del almuerzo! -grito alguien al sar. Dej entonces a Xiomara. La maana habia sido fructfera, y un agradable olor a chilindrn de carnero hiri las ventanas de mf nariz. Un momento despus el comedor bulla de comen sales risueos. Yo estaba ufana. Tengo suerte", me dije. Luego reflexion que no era cuestin de suerte, sino de trabajo. La Revolucin estaba en marcha. Por la tarde, a las 2, reanudamos nuestras clases. Como 102 todos los que estamos en el antiguo "Comodoro" pertenecemos a l grupo de teatro, nos toc Apreciacin Teatral, que se da lunes y viernes. da se trataba de discutir "El uno y el sol", una obrita de un compaero nuestro, Sigfredo Alvarez. (Ahora es tamos en la histori a del teatro, pero tambin discutimos obras.) E l mismo volvi a leerla, porque m uchos no recordbamos bien los pormenores. "Era un hombre --dijo S jgfredo-con cabeza redonda y pensamiento cuadrado". Terminaba la lec,tura, co menz el debate. Cul es el tema de la obra? cul.es l a accin? dnde est situada la obra? Cada uno opinaba a s u manera. Alguien deca que estaba "dbil". Otro que ms bien parecia concebida "para intelectuales", y yo dije que era "simblica". Lo dije yo o lo dijo otro compaero? No recuerdo. En fin, la discusin estuvo muy animada, llegndose a la conclusi n de que Sigfredo debia "trabajar ms" el original. Esa era tam bin la opinin d el profesor. Antes de terminar, buscamos entre todos un tema para desarrollarlo en nuestras horas libres. Xi omara propuso a lgo en relacin a las tiendas del puebl o. C reo que fue, aceptado. Como de costumbre, luego de un parntesis de 10 minutos, se reanud la clase con Formacin Ideolgica, que siempre re!:;ul ta muy interesante. Ese dia nos toc discutir el discurso de nuestro Ministro de Relaciones Exteriores, doctor Ral Roa, an te la Organizacin de Naciones Unidas, que tiene entre sus fines el mantenimiento de la paz mundial. Se trataba del discurso titulado "Cuba acusa", en 1 959, cuando se hacian los vos iniciales para la invasin de nuestro pas (A pesar de que entonces se dijo por nuestros enemigos que Cuba trataba de agitar "un fantasma", la invasin finalmente se hizo como todos sabemos.) Luego t u vimos una discusin colectiva sobre los suce sos de la Repblica Dominicana, donde el dictador TrujilIo contr6 la muerte. Algunos alumnos opinaban que se era el momento para iniciar una insurreccin por .la libertad, otros opinaban lo contrario: "la juventud de Santo Domingo", dec,"; "no est preparada para e llo". El debate qued' inconcluso do termin l a clase. Haban terminado por ese da ]is labores docentes. Entonces fuimos.a cambiarnos para las prcticas de gimnasia o depor tes, segn los casos: ejercicios ritmicos, pelota, etc. Al final de los mismos, todos nos vamos a baar y a vestirnos para la comida. Se creer Que ha terminado la jornada? De ninguna ma nera. Mientras esperamos Que llamen para ir al comeQol', algU nos leemos, repf,l.samos o discutimos sobre l o Que ms nos intQre sa, y otros juegan ping-pong, o simplemente convers"an. Es muy agradable esa hora del atardecer, Las m u chachas nos mos y los jvenes se ponen ropa fresca y limpia, en un ambiente de franca camaradera. Despus de la comida tenemos sesiones de televis i n, por grupos, y muchos d e los ms tados, ayudamos a los ms atrasados a nivelarse en sus conoci mientos escolares. Cunto he aprendido en estos
PAGE 103

103

PAGE 104

, MOMENTO INTERN Es e l Momento de las Deeis i one5 LOS pronunciamientos hechos por el primer ministro sovitico Nikita Jruschov por radio y televisin, para dar cuenta al mundo de sus conversaciones en Viena con el presidente John F. Kcnncdy, han sido acogidos como un nuevo y valioso aporte a la causa de la paz y la coexistencia paci fica por toda la opinin publica internacionaL Ya anteriormente, el gobierno sovitico decidi dar a la publicidad los dos memorandums que el premier Jruschov entre gara a Kennedy, contentivos de la posi cin sovitica en torno a los problemas del desarme, la suspensin de las pruebas nucleares y la firma del tt'atado de paz con Alemania. Tanto la prensa democrtica como las ms notables figuras del mundo social y poltico de todos los paises concuerdan en que las propuestas hechas por Jruschov constituyen una buena base para lograr acuerdos, dado que las potencias occiden tales tengan realmente inters e n ello. La idea del desarme general y absoluto, que constituye la base del programa so> vitico discutido en la XIV sesin de la Asamblea General de la ONU. mereci, como es sabido, no slo el apoyo de los pueblos de todos los paises, sno que ob tuvo la aprobacin unnime de la ONU. Lamentablemente, las potencias occiden tales, y es cosa que ha demostrado la experiencia de las discusiones habidas en cuantos comits y organismos se han ocu pado del problema, declinan por todos los medios el cumplimiento del compromiso moral contrado en la ONU de hacer un aporte prctico a la obra del desarme. No manifiestan el menor deseo' de adoptar siquiera en un prncipo las mnimas me didas para el desarme. Su actitud estriba en suplantar el verdadero desarme por el control sobre el armamento, llevando as las discusiones a un atolladero. Como lo ha evdenciado el .premier Jruschov, la URSS ha venido esforzndose pOI" lograr el desarme ya desde el ao 1922 en la Conferencia de Ginebra, en que propuso realizar el desarme general y com pleto. Desde entonces ac, el gobierno sovitco no ha perdido ocasin en exponer el plan de desarme y ha aceptado nume rosas ideas y proposidones occidentales para facilitar un acuerdo. Qu ha pasado entonces que no se ha podido llegar a un acuerdo a ese fn? El propio Jruschov lo precisa cuando dice: "si hemos de hablar f)'ancamente, este es el momento de decir lo, las potencias occidentales no quieren el desarme.'! En su charla radio-televisada, Jruschov ha subrayado que los acontecimientos de los ltimos tiempos no han minimizado, sino que, por el contrario, han aumentado la necesidad de conseguir el desarme ge neral y absoluto y de terminar con la carrera armamentsta, peligrosa e innece sari a para los pueblos. Como indic Jrus104 elONAl ehov, al abordar el problema del control, la URSS est dispuesta a aceptar cualquier control si Occidente acepta a su vez el plan sovitico de desarme general y completo. Esta posicin constructva del premier Jruschov y del gobiemo sovitico, dictado por el deseo de faclitar y acelera!' el acuel'do sobre el desarme general y abso luto, hallar la comprensin y apoyo de todos los pueblos amantes de la paz en la tler!'a. La posicin sovitica p!'opina u"n serio golpe a los partidarios de la guerra fria y a los que se oponen al desarme es' grimiendo argumentos que no tenen base ni s.olidez. En este respecto, el premier sovitico ha sealado la caracterstica del llamado "mundo libre": alli se engaa lbremente a la gente. La titulada "gran p)'ensa", que de grande slo tiene el nu mero de pginas o los millones de que dispone, falsea al antojo y coriveniencia de los monopolistas y fabricantes de ar mamentos la posicin sovitica y busca justifica!' po!' todos los medios la carrera armamentista. En otm pa!'te de su chada, el premier Jruschov se refiri a la interdiccin del arma nucJea!'. "Hace ya casi 3 aos que dumn las conversaciones con EE. UU. e Inglaterra en Ginebra sobre esa cuestin", seiJal Jruschov. Surgen nuevas y nuevas dificultades, se alargan las conversaciones y no se Ih:ga a acuerdo. La prensa burgue sa occidental habla de atascamento .en Ginebra y sobre la probable ruptura de las negociaciones. Quin es el que atasca las negociaciones g inebrinas? Vase un a!'ticulo de la revista Newsweek a los pocos dias de reanudarse la conferencia de Gnebra y se comprender el fondo del asunto. La revista escriba que el objetivo fundamental de las delegaciones norte americana e inglesa consste en ver el modo de rehuir las negociaciones sin que ello favorezca la propaganda de la URSS. Los hechos sucesivos han confirmado que la revista estaba bien informada de los planes de los delegados occidentales. Todo el prolongado y complejo maniabrar occidental -la fO!'ma de ejercer el control sobre la suspensin de las pruebas, el nmero de nspecciones, cmo va a fun cionar el aparato de control, etc.-est enfilado al u.nico objetivo de velar el quid de las divergen cias ent!'e Occdente y la URSS. Sin embargo, esas divergencias tie nen un carcter de principio. Estriban sencillamente en si va a asegurarse la ve!' dadcra prohibicin de las pruebas nucleares pam la eternidad y el cese del perfec conamiento del a!'ma de e xterminio en masa, o si slo van a crearse apariencias de ello, una mampara tras la c ual los EE. UU. y sus aliados proseguirn los anies gados experimentos. La URSS es partida ra de qU2 las pruebas del arm'a nuclear no se reanuden bajo ningu.n pretexto. En esto reside la diferencla de principio entre la actitud de la U RSS y la de las poten-cias oecidentales en lo referente al proble ma de las pruebas bajo tierra. No es enk URSS donde se exhorta a pruebas nucleares, sino en lo que es ms, un aliado de ,. Francia, sigue realizando toda clase di pruebas nucleares. El anlisis hecho p:.ll Jruschov de la posicin occidental al res pecto arroja fuerte luz sob)'e las pretell siones de realizar labor de espionaje en k Unin Sovitca. Como quiera que ha ["fo sultado imposible llega)' a acuerdo 'en Gf neb)'a sob!'e el cese de las pruebas nuclea res. y que!'endo allan a)' el camino a e,. fin, el premier Jruschov ha propuest r resolve!' conjur.tamente los dos problemas el d el desarme y el de las p!'uebas nuclea res La URSS, ha d:cho Jruschov, estf dspuesta a aceptar cualquier control qU( p!'Oponga Occdente, s se aceptan las pro puestas soviticas para el desarme gener a y completo. Ya en Washington se ha, puesto obstculos a esa propuesta, lo Que viene a dar la razn al Jefe del Gobierll( sovitico de que Occidente no quiere er, realidad el dcsa!'me, ni la suspensn de las pruebas nucleares. Pas despus el premier Jruschov a abo!'da r el p!'Oblema alemn. E xpuso con lgica rrebatible la necesiqad de liquidar los restos de la II Guerra Mundial me diante la firma del tratado de paz con Alemania y la normalizacin de la situa cin existente en Berln occidental. Diecises aos despues de terminada la gue rra, Alemania est dividida y no se ha firmado el tratado de paz co n ella. La n Guerra Mundial comenz por los ataques realizados por el fascismo y militarismo alemanes a otros Estados. Despues de aos de una sanguinaria lucha contra el mons truo pardo alemn, ste capitul y el mun do exig entonces que se destruyera pan. \ siempre las fuerzas del militarismo y el imperialsmo alemanes. Las fuerlas aman tes de la paz demanda!'on que Alemania tomara el camno de una profunda demo. cratizacin y reorganizacin de su vid, social. Esto se estipul en el programa de: las potencias que formaron la coalc!1 antihitle!'ana. Sin embargo, hoy da las fuerzas revanchstas y milta.t:stas levan tan cabeza en la Alemania occidental y el rearme asume p!'oporcones tales que ponen en peligro la paz mundial. Berln occidental se ha transformado, por obra y gracia de la ocupacn occidentales, en un vivero de provocaciones y actos su\). versivos contra la RDA y otros paises socialistas. El p!'emie!' Jruschov ha expuesto la neo cesidad de la firma de tal tratado y la fijacin definitiva de las fronteras como se estipul en el acuerdo de Postdam, que las ub!ca a lo largo de la lnl"a de Oder Neisse. Por qu, pregunta Jmschov, no se puede firmar el tratado de paz si todo el mundo ve claro que las actuales frpn te!'as de Alemania no pueden ser modifi

PAGE 105

cad,as Sin guerra, y los gobiernos de las potencias occidentales declaran que ellos no quieren la guerra? "La causa consiste -se responde el Premier sovitico-en que alguno que otro habla d e paz, pero en el fondo quiere conservar los tizones humeantes que quedan de la II Guerra Mundial para elegir el momento oportuno y encender una nueva conflagracin. Pasa a denunciar enseguida el rearme de Alemania Occidental y las exigencias de Adenauer por poseer el arma atmica. Jruschov ha emplazado muy claramente a las potencias occidentales, si ustedes estn a favor de la paz, demustrenlo con he chos, firmen el tratado de paz y practiquen su poltica a tenor con el. Igualmente ha propuesto la conversin d e Be r ln occidental en ciudad libre desmilitarizada con acceso a la misma para cuantos quieran sostener relaciones con eHa. Los pueblos d e todo el mundo esperan ahora una respuesta clara y precisa de Occidente a los planteamientos hechos por Jruschov. El Torbe llin o d e una Jira. Adlai Stevenson, e l emisario escogido por el presidente Kennedy para realizar un.a jil :a por la Amrica del Sur con vistas a alinear a los gobernos v isitados e n apo yo a los planes intervencionistas de Wash ington contra Cuba, ha si d o objeto del ms L jir. d e S l e v e n son por Amaric. L .lin. U! convirti e n un lor!) ellino d e p rolesl .. T .cciones d e m .... contr. e l e"'is .. io y s u pl. n isl.cionhl. d e Cub . amplio repudio popular, evidencindose as q u e la conciencia anti-imperialista de los pueblos latinoamel 'icanos ha alcanzado un alto nivel. En todas las capitales visitadas, las masas trabajadoras, estudiantiles y populares han realizado manifestaciones y actos de repulsa al emisario de la "alianza para la miseria". Stevenson ha dejado tras si un regucro de muertos y heridos y una ola de indignacin popula!. Los pueblos han hecho patente su disposicin a defender la Revolucin cubana contra cualesquiera conspiraciones o intervenciones que el imperialismo yanqui pueda tratar de realizar. Por otra parte, la misin de Stevenson junto a los gobernantes visitados paret;!C que tampoco obtuvo los frutos deseados. A excepcin del tirano Stroessner y el ddi ti tere Beltrn, del Per, todos los de ms gobernantes acogieron con diversos grados de frialdad los planes intervencionistas yanq u i s contra C u ba. Algn que otro gobernante lleg incluso a exponer quejas al enviado de Kennedy respecto a la "ayuda" norteamericana a su respec tivo pas. En cuanto a la actitud haci a Cuba, no pudo lograr que ningUn gobernante ms O menos sensible a la presin popular hiciera un pronunciamiento de respaldo a la poltica de Washington de agresin a Cuba, E l rasgo destacado de la presente etapa de la conspiracin yanqui contra Cuba es hacer preparativos militares ms cautelosos adems de prodigar zalameros dlares a los gobiernos latinoamericanos. Muy po cos das despus de su ignominioso fracaso en Playa Grn, la Casa Blanca decidi nombrar al general TayJor, quien particip en la agresin al pueblo coreano, para que hiciera un estudio sobre las llamadas "operaciones militares auxiliares", con el fin de s acar lecciones del fracaso en Girn y !;llanear el prximo paso en la aventura militar contra Cuba. Ciertas personalidades militares de los EE.UU. hablan sin cortapisas del ataque militar directo contra Cuba por tropas yanquis. Qu Busca la M is in d e S1e v enson? Para crear una oportunidad "madura" para lanzar una nueva agresin militar los ofidales norteamericanos han intensiri ca do sus actividades en los pases latinoame ricanos con el propsito d e liberarse de la situacin de gran aislamiento en la cual los EE. UU. se encuentran despus del fracaso d e Playa Girn y engaar y obligar a los paises latinoamericanos a seguir la linea yanqui d e agresin. En sus frenticas actividades diplomti cas,'los EE.UU. prestan especial atencin en levantar el lema del programa de "Alianza para el progreso" de Kennedy y lanz a n actividades siguiend o la lnea de l a seduccin y el soborno econmico Recientemente los EE,UU. han arrojad o gran c antidad de dlares co m o anzuelo en Amrica Latina en Amrica del Sur en particular a la concesin de prstamos, requerido oficialmente l a convocatoria de una Con ferencia Econmica Interamericana anunciada para el 1 5 de julio en Montevideo, capital de Uruguay. El Servicio de Informacin d e Jos EE. UV. en su despacho del 18 de mayo admiti que la Conferencia de M ontevideo "fue solicitada por los EE.UU. bajo la direcin del presidente Kennedy a fin de "acelerar" la labor acerca de la accin d e la "Alianza para el progreso". Un despacho de la UPI fechado en Washington e l 13 de mayo in dica que los EE. UU. vn al ruedo con su "nuevo plan de ayuda econmica" : La misma noticia admite que los EE.UU. colocarn una etiqueta de "apoyo a l desarro llo soc i al y econmico" en America Latina con el props ito de unir a los pases en cuestin y "aislar a Castro". Se especula que e l propio Kennedy podria i r a la Conferencia de Montevideo Es e n medio d e este cuadro que Steven son emprend i su gira que se convirti en un torbellino de protestas y acciones de masas contra el emisario y su plan cionista de Cuba. La situacin en el Con tinente atestigua que a EE.U U .le cuesta cada da ms trabajo alinear a los gobier-J05

PAGE 106

nos latinoamericanos en favor de sus pla nes y que en cuanto a los pueblos, cada da se eleva su conciencia respecto al ver dadero rol que juega el capital monopolis ta yanqui y a la poltica que desarrolla Washington y Wall Street. El hecho de que la jira d e Stevenson haya tenido los resultados apuntados, es buena prueba de ello. El Washington Post sealaba que la figura' de Stevenson, a quien presentaba como un "liberal" e "intelectual" y cuyo nombre no "despierta controversias en los paises latinoar';ericanos", es la adecuada para impulsar la "Alianza para el progreso". Y ya vemos lo que le ha pasado al "liberal" Stevenson. Es que ya a los pue blos latinoamericanos no se les puede en gaar con trucos de "libe rales" e "intelectuales" y todo lo que provenga de la Casa Blanca lo examinan muy cuidadosamente y siempre le encuentran la semilla podrida de la mercancia "made in USA". No hay que Olvidar las Enseanzas de la. Historia. El pasado 22 de junio se cumpli el v ig simo aniversario del alevoso y criminal ataque de la Alemania hitleriana a la Unin Sovitica. En la madrugada de ese dia, toda una poderosa maquinaria blica volc su podero sobre el pas del Socia lismo, despus de haber avasallado a otros pases de la Europa occidental. Ya dos aos antes, Hitler habia desata do la que iba a ser la ms destructora y cruenta de las guerras que ha conocido la Humanidad. Llegado al poder como con-secuencia de las rivalidades inter-imperia listas y la traicin de la social democracia, Hitler fue construyendo una formidable maquinaria gueJ,"rera con la ayuda del ca pital financiero internacional. Durante los aos precedentes a septiembre de 1939 en que invadiera a Polonia, la burguesia eu ropea fue entregando concesin tras con cesin al monstruo del Reichstag y alen tanda sus sueos vesnicos de dominio sobre las tierras liberadas de la Unin So vitica. Sin embargo, la dialctica de los acon tecimientos jug una mala pasada a los que empujaban a Hitler hacia el este y el de Alemania vir sus caones contra sus padrinos occidentales. Pero cuando Hitler, ebrio con los triunfos fciles obtenidos en Occidente, decidi que haba llegado el mo mento de iniciar lo que crey la conquista la URSS, di inicio en realidad a la ulterior debacle que sufriria en ese pas. Cuando 20 aos atrs Hitler atac arte ramente a la URSS, no dud ni un solo momento del xito de su guerra relmpa go. Semejante criterio lo mantuvieron mu chos destacados estadistas de Occidente. Lo que ocurri fue que estos seores no contaron con el pueblo sovi tico, que dan do muestras de sublime heroismo, inmolando a millones y millones de s u s mejores hijos y ayudado por la solidaridad de los pueblos del mundo, hizo morder el polvo de la derrota a la al parecer invencible maquinaria blica hitleriana. Sin embargo, esta enseanza aleccionadora de la Historia no la aprovecharon los lderes del llamado Mundo Libre y a poco de terminar la guerra, en Washington y por orden suya en otras capitales grandes y pequeas del mundo occidental, comen zaron a madurar nuevos y viejos planes para aplastar a la URSS. Hoy, vemos a la Alemania de-Adenauer seguir los mismos pasos de su antiguo maestro que yace calcinado en los stanos de la Cancillera alemana. Estados Unidos rodea de bases militares el pais sovitico y s u s generales y almirantes urden nue vos planes de exterminio. Pero en tanto los alquimistas de la guerra fria buscan transfonnarlaen guerra caliente, la Unin Sovitica cosecha nuevos y esplendorosos triunfos en todos los campos del saber hu mano y se lanza audaz a la conquista del Cosmos en tanto que_las ideas del socialis mo prenden cada dia en nu.evas mentes y la lucha contra la guerra, el coloniaje y eL imperialismo cobra brios crecientes. Si los lunticos imperialistas se a t revie ran a desencadenar una nueva guerra con tra la URSS, sern barridos sin duda al guna de la faz de la Tierra, aunque es claro que la Humanidad tendra que pagar un precio terrible. Por ello, la actividad internacional en favor de la paz debe in crementarse para atar fuertemente las manos de los imperialistas e impedirles tal locura. La guerra. como han dicho los m! destacados dirigentes soviticos, no es in evitable si los pueblos toman firmemenu. en sus manos la defensa de la puz Recordando la triste suerte de Hitler, los imperuilistas no deban olvidar las en seanzas de la Historia y poner fin a sus provocaciones blicas y aceptar transitar por el camino que conduce al desarme ge neral y completo. Cuadro del pinlor Krivonogov lihdado: Vicloria! El reichsla9 ha sido lomado!

PAGE 107

-\ -, , e; 1