Citation
INRA : [revista]

Material Information

Title:
INRA : [revista]
Alternate title:
Instituto Nacional de Reforma Agraria
Alternate title:
Inra (La Habana)
Creator:
Instituto Nacional de Reforma Agraria (Cuba)
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
INRA
Publication Date:
Frequency:
monthly
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes) : illustrations (some color) ; 35-36 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
INSTITUTO NACIONAL DE LA REFORMA AGRARIA (Cuba) ( renib )
Genre:
serial ( sobekcm )
federal government publication ( marcgt )
Periodicals ( fast )
Revistas ( bidex )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Año 1, núm. 1-año 3, no. 2 (marzo 1962).
Numbering Peculiarities:
Año 1, no. 1-2 lack month and year designation.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
This item was contributed to the Digital Library of the Caribbean (dLOC) by the source institution listed in the metadata. This item may or may not be protected by copyright in the country where it was produced. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by applicable law, including any applicable international copyright treaty or fair use or fair dealing statutes, which dLOC partners have explicitly supported and endorsed. Any reuse of this item in excess of applicable copyright exceptions may require permission. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc@fiu.edu to request more information about copyright status or to provide additional information about the item.
Resource Identifier:
1081429814 ( OCLC )
1018-8193 ( ISBN )
036580176 ( ALEPH )

Related Items

Succeeded by:
Cuba (Havana, Cuba : 1962)

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

II LA HABANA Num. 5 Combatimos para defender .Ia tierra del campesino y el cooperativisla. FlDEL CASTRO

PAGE 2

Soroa ps uno de los centros hnisticos m( hermosos desarroU.do. por el Gobierno Revoludonuio f'n Pinar del Rio. (Vea sobre turismo en esa provincia, p;igina 50).

PAGE 3

I Nt1i.STRA PORTADA Lu G.ranj.. el.1 P blo T 1 .. e_pet h" ClIoataa con lo 1ft" d ciclWo T .ntlUi.... _pera. ci.. el. loda. lu nu,ch.chas ES'l'E NUMERO CONTIENE Primero de Mayo ..... . ... _..... ..... . .. Sacro y Vanzeut ? 4 h en tocl,vla ...... ..... .... De ota'" le bit '-00 ........... -, . -.. Charla al torno una eharla ...... .. ", .. ... ...... .. Negativo (cuento' ...... ...... ... ...... ...... I eonao do VInci ...... ...... ...... ...... ...... Pinar del lUo,. joya turlasca ...... ...... ..... ..... Las cabalh.l .. y le Ub .. at.ol6a .... Agr'.coIII ... Caa ,"".aI en batey : 2 .. . . . LoI;: p:a I 'a la .. . .. ...... ..... .... ... Los PIot4l'Ot RaM! I .... ...... ...... ...... .... BuchemvaJd,. antro de ten A' y "ene.... .. .. .. .. Madres de la fttovoIucIn .." ...... .... ...... .... Exposicin .AatoPecUarla Cubana ...... ..... ...... . Ahora nuestra vida tiene .una nueva dimensin ...... ." Gagarin (la gran hazaa del Siglo) .................. De Va radero hacia e l llano y la monta.a ............. Momento Internacional . . E.xperime nt o C ir'nlifico .. .. .. ,- ...... .. ........... .. ,.' .. 16 32 .. .., 50 eo .. 68 72 76 Itl 84 ... .. 96 100 10-1 ",.

PAGE 5

N o S ... A 1:: r I t f , , , \ , ti 01'11:""'0 "". E 'l4t .. E

PAGE 6

I \ I "La R .... I.ciII P paed ... cog. r d.1 p bl. toda l e n .rgi., I.d. l int.lig. nci. t.do '"' .. priha d T d e cr ci .. 11 .,10 h.cla camino d bi ..... hlt T d F O TOS DE: Liborio {i .' - -

PAGE 7

LOS TEXTOS SON PARRAFOS DEL DISCURSO DEL DOCTOR lIDEL CASTRO RUZ, PRIMER MINISTRO DEL GOBIERNO REVOLUCIONARIO. EN EL MAGNO DESFILE . ......... El Primet Ministro del Gobierno Revolucionario, comandante Fidel Castro. y el Presidente de la Repblica, Dr Osvaldo DorHcs, desde la tribuna de la Plaza Cvca, observan el magno desfile del ,. de Mayo. "Vimos no solamente lo que viene del campo, hemos visto tambin lo que va hacia el campo. Porque aqui dedilaron 101 M;o.eslros Volunlarios y una representacin de cien mil jovenes que er .... dicarn el anal_ fabelismo del pas:'

PAGE 8

"Ohserv.mos l. nlllridi.im p nl.don d 1 .. muj.re n las Fed adon .. y .. qu. ..ncillamente 101 homhres edahan e n las ulb.ltu he >Attlltvin., 'VI. lo. c.on." en ., antianu, y .. a. mujer.s r"'" la. "po.as, I.s harmana., ola. no",a d e l o m i liciano. u marcha n luago."

PAGE 9

-----" Slo adquiere un pueblo vudadoro 1;on".plo d ., la Palri. cuando JOI int .... de l mino.i .. p.i .. ileglad .. es .. Uen liquidados y e uando 1 pe, c On u s iques .. u s oporhlni d a d .. pasa. se. Un pa, para lodo., patrimonio d 10<101, oportunida des pa.e todos, felicidad para 10<101." "Por 0 por l a p'. ",,,ndia l por e l lnler4. que ti e n e .. lodo. lo. pueblo, en 1. paz, p ... que nO lolro. 1'101 Inlue l a pu nO eslamo l on un pleno in.olenle como ellol. D .. 1, ml ,ma mene q ll esl amo. di.p".,lo dl.cutir, I emo. d.i.puulo. l amblo!in combatir Inl\'e l _gr..;n."

PAGE 10

L ... p ... lri ... donde no podra decirse mas que se ... propiedad de unos cuanlol, que sea para disfrule d e unos cuanlos, la Palria que sera, de ahora_ e n ... delanle y para siempre como la .queria .Marl; 'cuando dijo: con lodos y para el bien de lodos. y no 1 ... p ... lria de unos cuanlos y para el bien de Unos cuantos. La Palria como sera en e l futuro y para siempre en que dejar d e existir esa injusticia, en que unos pocos lo tenian todo y cui lodos no tenan nad ... ". RE\ 1 0 IONARI ./ "Pues l, este es un reglmen socialista. y esla aqu, la culpa no 1 ... tenemos nosotros. En todo cuo la culpa la tuvo Cristbal Coln la tuvieron 105 colonizadores ingleses o los colonindores espaoles; en lodo caso la geografa es la que liene la culp .... Pero nosolros creemOS que nosotros podemos vivir can lodo nuestro derecho ... qui, con el rgimen social que nuestro' pueblo .estime juslo y eslime pertinenle y ellos que vivan cOn el suyo hasla que el pueblo de Estados Unidos se canse, qua al!'ln da se tiene que can Sar t ... mbi n el pueblo de los Estados Unidos" ....

PAGE 11

il \,,. , -

PAGE 12

Por CESARE PILLON Versl6n de JAIME SARUSKI '1 -La prolesl a popul.r e n Ame rica y e n lodo e l mundo, la e statura mon.1 d lo. dos condenados en r e laci6n con los aCU5adoru, l mall a d e hipoc resa olicial, ""plleslos en una obu. cle : n Sha ... corre.pandien" ... l .er e d .. pinhuu T bolo. d edicados por el pintor americano ... l a hidoria de 580;:CO T Vanzetli. 1 2 Cenna Vanul_ ti, hermana d e Bado lom, q u e desde hace 30 aos lucha por l a rehabililacin d e lo s dos miro tiru. Hoc. 40 afias, n 1920, 1 mundo sigulo con 111'''' sion.mionlO .. 1 d.,urollo d.1 proC4!oso se guido en [,U .. "2 inimgranlfi Nicols Seeeo y Bartola'" Van,.ui, 11 1 01 que le .cl,maba de robo y homiC'ldio. Todo haca pr.aumir qua tunhos fueron v;climt,s d. una venganza d. mallz poH/lco, porque eran socialiltu y e n &qulban combinado la polic;tI, los ueces V los plurcralas que los pagan Ahora se dOHanolla un <;a50 p
PAGE 13

Entrevista con Cenzina Vanzetti, mientras en Italia y en Amrica renace la esperanza sobre una revisin del infame proceso y sobre l plena rehabilitacin de los d o s mrtires. "N0' no recuerdo el ]"ostro de Bartolo-meo: al irme de Villafalletto para emi grar hacia Amcrica yo tena cinco aos ... Ccnzina Vanzetti no sabe hablar de su hermano sin conmoverse. Pero reacciona de inmediato y una sonrisa afable y dulce aparece en su rostro. "Sin embargo tengo un clarsimo ]'ccuerdo de cuando veinte aos despus mi hermana Luisa trajo a Italia las cenizas de Bartolomeo. Eran los primeros das de octubre de 1927. Las ce nizas de Bartolomeo Vanzetti estaban en un cofre de granate, mezcladas con las de Nicola Saeco: unidos en la muerte como unidos estuvieron en el martirio. Dividi mos aquellas cenizas en dos partes: la mi tad la pusimos en la tumba de la familia y el resto lo enviamos a los familiares de Sacco en Terranova." Lo s ojos claros y melanclicos de Cenzi na Vanzetli se pierden en el recuerdo de aquel dia: una muchedumbre estuvo pre sente en los funerales -dice. Una ceremo nia conmovedora. Fue entonces inevitable que ella decidiese dedicar su vida a la rehabilitacin de su hermano y de Nicola Sacco -tras siete aos de agona_en la crcelpor un delito que no hablan co metido. Hoy Cenzina es una jubilada: .despus de tantos aos de trabajo e n el Municipio de Villafalletto, f u e trasladada a C u neo, donde vive en una casita arreglada con sobriedad y discrecin. Ya Luisa -su her mana mayor-, no est a s u lado: hace ms de diez anos muri victima de un dra ma demasiado grande. Tras la resignacin de su rostro debe, sin embargo, esconder un carcter fue rte y decidido. De aquel hermano que no co noci se ha reconstru ido una imagen que e n r i q uece recogiendo todo aquello que h a b l a de l y conservand o sus cartas. S o n ms de un centenar que h a mecanografia do v u n ido en un pequeo volumen guar dado con amor. "Pero eran muchisimas ms. Y sin embargo los fascistas persi guie ron hasta su propia sombra. En 1926 re gistraron infinidad de veces n uestra casa de Villafalletto y secuestraron muchas cartas. II

PAGE 14

Una escena d e l drama "Sacco y Van,.elli" de Rol; y Vineen,.oni. Boston, 9 de agodo de 1927. Una manifeslacion popular ante la casa del gobernador Fuller demandando la libertad de Saeco y Vanzelli. Paris, 25 de agoslo de 1927. Luisila Va""eJli encabesa una demoslra .. in de prolesta eonlra la ejeeu .. ion de Sacco y Vanllefli. Me ensea un cuaderno que Bartolomeo llenaba de apuntes cuando asistia a la 'cs cuela elemental. de nio: apuntes de un carcter puntilloso y observador, observa ciones de ,una inteligencia vvida y precoz. "Tengo incluso una autobiografia, mire". Son pocas hojas. notas con rasgos de ca rcter fuerte y sereno. de una intensa es piritualidad, declaraciones nobles y f irmes de una fe altsima "Soy y ser hasta el supremo Instante (si no creo estar equivo cado) comunista anrquico porque creo que e l comunismo es la forma ms humana del contrato social, porque s que slo con la libertad el hombre se eleva, se ennoblece y se realiza". 14 Fue precisamente por esto que fue asesi nado Bartolomeo Vanzetti: fue esta la c ul pa por la que fue conducido con Nicola Sacco. el 23 de Agosto de 1927, a la silla elctrica. Los dos eran completamente aje nos al delito por robo cometido en South Braintree. en Massachussets, del que h a ban sdo acusados. Ninguna prueba sera pudo ser presentada contra ellos. Pero eran italianos y "subversivos". El juez Webster Thayer y e l procurador distrltal Frcdcri c G. Katzman estaban prevenidos. haban od iado a los dos acusados an antes de verlos. Los seis volmenes e n que se han recogido las actas del proceso es la docu mentacin de un verd adero y exactr> Jin-chamiento legal que la clase dirigente de los Estados Unidos perpetr en fro en e l clima de miedo Pl'ovocado poI' la revolu cin de Octubre en Rusia. Luego. despus d e la condena. cornenzo la agona en la crcel. en espera de ser eje cutados: siete aos de tormento. Nicola Sacco aflor muchas veces los limites de una lcida locura, era un meridional im pulsivo y generoso, quera tan solo que se decidieran a asesinado o a liberarlo. Cuan do supo Que lo ajusticiadan reconquist el control de su mcnte y afront la muerte con extrema nobleza. Vanzetti. por su par te, conservaba su calma: en la crcel apren. di ingls, que conoca muy poco ensan ch su base cultural y demostr poseer una serenidad y una lucidez mental excep cionales. Fue l el primero en comprender que el "caso" Saeco y Vanzetti trascendia los lmites del error judicial y que haba desgarrado la conciencia de los mejores americanos. De todo el mundo se reciban petici ones de gracia para los condenados. y en cada pas se formaban comits para la libera cin de los detenidos. Alrededor de Sacco y Vanzetti se juntaban hombres de cad a raza, de cada religin, de cadE! conviccin poltica. Pero Vanzetti se sentla solo. Ha bia sido golpeado en el ms caro de sus afectos. Su padr e, que le diriga cartas de caluroso afecto, ya no comprenda ms a aquel hijo lejano y desventurado. Catlico ferviente, como toda s u familia. no adver tia la grandeza de Bartolomeo, no com prendia la evolucin de su pensamento. la madurez de s u espiritu. "En un momento dado ---cuenta Cenzina...:..... no le escribi ms. Mire: desde aquel da las cartas de Bartolomeo fueron dirigidas a m i herma na Luisa". Cenzin a no comparte tampoco las ideas de su hermano. Ella es catlica practican te. Por qu. sin embargo, desde hace treinta y tres aos vive solamente para re habilitar la memoria de su hermano Bar

PAGE 15

Los hanerales d e Sac:c:o T V anselli e n Yo r k Los clo s autos que tramporta n los cadvere. de l o s mrtires seguidos de Un inlenninable c:ode j o desfil a n enlre dos alas d e multitudu por 1 .. calle. d e l e c:iud a d tolomeo? Es el deber moral de una mujer que est convencida de la monstruosidad de un error judicial. Pero no es solamente eso. En las cartas de su hermano, que con serva con amoroso cuidado, Cenzina ad vierte la presencia de una gran estatura moral y el reclamo a la Humanidad y a la tolerancia no pueden sino hacer presa en una mujer dulce y delicada como eHa e,. Ademas, estos das son de intensa emo cin para Cenzina. Apenas acaba d e volver a CunCQ Estuvo en Roma donde asisti a la representacin del drama teatral que Luciano Vincenwni y Mino Roli han hecho, ron fidelidad de las actas del proceso. "To dos estuvieron muy bien -dk-e--. La sams grande que yo pudiera tener hasido la de constatar con cunto respeto l o s autores se han aproximado a l a idea de mi hermano ... Lo que si advierte e s l a inquietud conque ha tomado el pro ye cto cinematogrfico que se esta elaborando para volver a evocar la tragedia. Sabe muy bien cules son los peligros pero tambin sabe lo que significa el despertar de la conciencia en torno al drama de los dos emigrantes italianos. Adems, ha. tenido noticias recientes de la posibilidad que el nuevo presidente de los EE.UU. Kennedy, nativo de Bastan, la ciudad en la cual se desarroll el proceso tuviera la intencin de rehabilitar la memoria de los dos conde nadas, para cancelar una sombra que des de hace cuarenta aos pesa sobre la j usti cia norteamericana. Cenzina Vanzetti no habla con el candor de su desarmante personalidad. No ha po dido soportar ms y ahora llora. Por lo dems, no es la nica persona que ansa y espera: el comit americano pro-Sacco y Vanzetti cuenta ya can ms de 30 mi llones de adherentes, entre los cuales fi guran notables personalidades. Lo dirige un abogado italiano de Boston, Aladino Felicani, un tipgrafo que dirige la revista anarquista "Contracorriente", escribindole a Cenzina con fvecuencia y mantenin dola informada de cada iniciativa. Hace dos aos, Felicani h i zo que un abogado presentara una petici n para la reapertura del "caso", y sin embargo la peticin fue denegada, pero slo por "vicib de forma." Mucho menos abiertas a perspeetivas concr e tas son, por el contrarJo, las i nici a tivas del comit italiano que se constituy inmediatamente despus de la Liberacin. La Comuna de Villafalletto no slo no ha pensado bautizar una calle con el nombre de Bartolomeo Vanzetti sino menos an: no ha credo oportuno contestar la carta en la que se le proponia colocar una tarja en la casa donde naci su famoso e infor tunado hijo. En la vispera de su muerte, Vanzetti di jo: "Lo que ms me disgusta es que ni una sola voz se haya levantado por posotros en Italia". Los intelectuales de todo el mundo se haban rebelado contra el simu lacro de una justicia que quera la muerte de dos inocentes: los italianos no. Pero los dirigentes del Comit italiano por la Re habilitacin de Sacco y Vanzetti no deses peran: la representacin del drama de RoJi y Vincenzoni ha roto el muro de la in diferencia. Sin embargo, entre ellos no est uno de los fundadores: Carla Vallauri, em pleado de la Comuna de Villafalletto, que habia consagrado toda su v ida a la noble causa. Muri a los 65 aos, el 13 de Di ciembre pasado: estaba en casa de Cenzina Vanzetti para acordar el viaje a Roma a l estren o del drama teatral. La emocin lo mat. "Haba esperado tanto tener xito en su obra -cuenta Ce nzina-baba dedicado s u v id a a realizar lo que Albert Einsteirt habi a recomendado: hacer todo lo posibl e po r mantener vivo e l trgico caso de Saeco y Vanzetti en la conciencia de la Human i dad". 15

PAGE 16

--, '-, j -I I 7 - .. , --

PAGE 17

, \ .\ \ I \ \ \ '.-

PAGE 18

EL CRIM INAL Y COBARDE AT"OUt UREa CUBA

PAGE 19

Un valeroso combatiente d e 1.. Milici .. Edu .. do Garc;a, muerto por 1 .. bomba. yanquis, escriba cOn 11.1 I&"g" entregeda a l a Patria el 910riOlo nombre d e Fidel Caslro, eq u ipos e l 'a fcilmente perceptible por l os moradores de esas zonas que nuestra Re volucin estaba redimiendo de l a noche a la m a ana con la construccin de viv ie n das, s i tios de esparcimi e n to, romento de cooperativas, e t c, Ramn Gon zidez, "Suco", destacado en la planta de la microonda de P laya Larga co n o tros cuatro compaeros, comunicaba al puesto del Ejercito R e beld e en e l Cen tral Australia el raro y rpido m ovimiento, "Son barcos y muchos hombres, Son ms de cien, Y estn tirando co n todo, Es una invasin", d ec a "Su co", "Pero Pa tria o Mue r te! R esistiremos hasta e l final." El escaso parque de s u s armas d e me diano ca libr'C se agot, eran ce rcados y caian prisioncros, Die cisiete obrcl 'os y campes in os les ha cian tambien resistencia, Unidos a ellos estaba una vale rosa maest l 'a voluntaria ori ental: Ma l'tha Chang, que abri fuego a los mercenarIos con una escopeta marca U, con slo dos cartuchos, Un campesi no nombrado Ral Hcma ndcz, portando igualmente otra marca U, le facilitaba cua tro cartuchos, JI .. c:: u.' j _.. .. u Una oficine de la FAR en' L .. Heban;l, exhib e lo. deslrozol d .. 1 e ri min;o! ;otaque a6reo. V ide. p,ecios8I luerOn segadas por l a me IraUa d 101 yanquis. El sepelio d .. lal victi. mili d .. cobard .. ;ota que ;oreo, constituyo una concentracion d e pueblo. Junio ;o s u tumbes hablo Fidel ...

PAGE 20

Comandancia d el Austra l no haca ms que decir: valiente sa!" que form parte del campesinos de las co-.::.C que repelieron la agrerefiri al enviado de q u e una SV..J les tiramos con una cincuenta, una Thompson, un Garand, un Springfield y otras armas. Tambin les tiramos desde el yate "El Bravo", atra cado all y en el que Fidel hace recorridos por nuestro litoral cuando nos visita. Fue en "El Bravo" donde tuvimos que empla zar despus de la cincuenta. Desde l se po da disparar mejor." Algunos campesinos eran hechos prisia. neros. Del mismo modo obreros. Otros se unan a los milicianos de Cienfuegos, que estaban destacados en Australia y que antes de las tres de aquella madrugada presentaban combate a las fuerzas mer cenarias, resistiendo con todo valor y man tenindolas a raya hasta la llegada del re fuerzo de las milicias de Matanzas. Los milicianos habian estado ya en el Escambray y volvian de esa forma a cu brirse de gloria. El saldo de bajas entre ellos fue numeroso. Una o dos horas despues, casi simult neamente con el de PI{lya Larga, se re gistraba otro desembarco en Playa Girn. En su avance en este lugar, que tampoco fue tan amplio, los mercenarios hallaban a su paso a milicianos y miembros del Ejrcito Rebelde que habian salid o de Aguada de Pasajeros hacia Covadonga. La aviacin mercenaria yanqui no ces; desde el amanecer; en su lanzamiento' de bombas y metralla Asimismo dejaba caer paracaidistas en las zonas de Palpite y Sopli1lar. Estos te nan como misin tratar de hacer uncer co a las fuerzas revolucionarias que com batan con los primeros invasores desem barcados, al tiempo que hacer frente a los nmeros que estaban saliendo de Australia y Covadonga. Muerte, destnteclD. horror. Por todos s itios se in iciaba la huida en desbandada de los mercenarios. A sU: paso por Playa Larga y Girn sembraban la ,muerte, el horror y la destruccin ... Magnficas casas nuevas eran incendia das y destruidas. El Centro turstico de Playa Girn era asaltado y destruida la ca ja de caudal es a tiro de ametralladora, lle vndose consigo los mercenarios ms de dos mil pesos que e n dicha caja guardaron los encargados de ese centro y que consti tula su recaudacin. Una familia era diezmada en Caletn ; otra cerca del centro turstico de Guama. Cadveres destrozados de mujeres y ni os eran hallados en la carretera que con duce a Playa Larga. Se haban cebado, haban iniciado el exterminio de seres in defensos. Un soldado rebelde hecho prisionero por las tropas mercenarias, daba cuenta a sus superiores haber sido despojado de su pis tola y doce pesos que guardaba en uno de los bolsillos delanteros de su pantaln, des tinados al pago de la leche que mensual mente consuma su pequeo hijo. Explic este extremo a s u s captores, pero ellos en nada repararon. Asi comenzaban su "tarea libertaria" los enviados de Mir Cardona y el millonario Kennedy. 20 CUBA COMIENZA A APLASTAR LA INVASION El enemigo invasor, pagado por a Agencia Cenlral de Inleligencia yanqui, cono ci de la decisin T valen. la de nueslros hombres. La 1010, d e lUla elocuencia in conlradable, recogeel ha gor .de la lucha esceniJicada en la Pennsula d"" Zapa la. Nuestra arlillera _impide el avance de 105 mercenarios de Playa Larga, an cuan do los aviones yanquis, piloleados por yanquis, no ce saton de arrojar $US rockets_ T melralla sobre los vaHen les milicianos y soldados re beldes que manejaban eslos caones. El ,,,,,icor Hennedy, y los sesudos del Penlgono yanqui, p .lanearon mililarmenle la invasin, equipn. dola cOn las armaS m. mo dernas. Pero, no conlaron con el anojo y palriolismo de los y mujeres de nuedro pueblo, que pe lea ro':' con consigna de I Patria o Muerte! Venceremos!

PAGE 21

" " -" ."-

PAGE 22

- o --LOS MERCENARIOS HOLLAN EL SUELO DE LA PATRIA EL PUEBLO AVANZA HEROICAMENTE SOBRE LOS MERCENARIOS "Me matar o n a mi hermana a mi tia Amparo, a mi prima Cira. Quedamos mi abuela Beatriz y yo", dijo e n uno de los hospilales de sangre in stalados en Jagey Grande la menor de 1 6 aos Nora Martn. Con voz temblorosa, en trecortada con continuos sollozos y con el t error y l a tris teza reflejados aun e n s u rostro juvenil agreg No.'a que "salimos del ve lorio de u n amigo de nosotros n ombrado Ramonelto, que se muri e n Buenaventura, cuan do nos vimos en medio d e l combate." "Nos llenamos de miedo. Venamos en un cami n s in b a r andas. Mi h ermana cay muerta Les grit que h ab a heridos. P ero esos brbaros s igui eron tirando y matan 22 - - '. o -- ..... :' ,. o -, - ..... -" 4 0_ . - - - .. -. ,... '-- - .. -. - --', , - .l' ... - o -do", continu Nora s u crispante relato. "Me he queda d o casi sola e n este mun do por c ulpa d e (!SOS mercenari os. Han acabado con mi ramilia, Qu gente ms asesina! Fidel deba fu silar a todos los que cogiera presos", fueron l a s palabra s finales de la m enuda jovencita, que presa an de intensa crisi s nerviosa, est ingre sada en el hospital de Jagey Grande, Extermin io de San I sidro Estelvino Rodriguez habla redbldo el aviso de evac uar s u hoga l d e San I s idl 'o con toda s u famil ia, Se moviliz en c u es ti n de minutos, pero s u rapida gesUn resultaba baldia. Un avi n d e rabricacin norteamericana -seguramente los que es tuvieron saliendo de M arathon y Apaloo ka, e n la Florida-exterminaba s u fami lia, a la que se disponia a sacar del campo d e batalla e n u n camin. Su madre Juliana Montano caia sobre la cama ab!erta del vehculo con el craneo destrozado. Su abuela Rita Gmez era abatida en la parte delantera del camin por una bala calibre cincuenta que le des trozaba la columna vertebral. Su tia Ma riana Castro y s u hermano Cruz eran vico timas tambien de las balas mandadas poI el imperialismo yanqui. E s telvino fue herido a sedal en la cabeza

PAGE 23

......... , .. , ' -'" , -, . y s u padre Libodo result ileso porque habia permanecido en la casa recogiendo enseres de imprescindible u so. "Oc nada nos vali que sacaramos una sabana blanca", subray Estelvino Rodr guez. "Acabaro n No tuvieron mi s e ricordia con nosotros". rubric s u s manifestaciones el joven campes in o en cuya mente jams se borrar e s a escena de sadismo, cruel dad y cobarda s in par de los imperialistas. Actuacin d e FIJe l Castro La aviacin yanqui --que eltuvo com puesta por mM d e veinte apar a tosp r o- , O , , < "'. .. . ; t'l" , s igui sin cesar su bombnrdC!O y ametralla miento. Grandes vitores y aclamaciones recibian al comandante Fidel Castro en Ausll 'alia. Sin perdida de tiempo el 1ider mximo de la Revolucin comenz a impartir rdenes, dar instrucciones ... Realiz una m OViliza cin completa. En c ueltin de minutOl fue ron organizadas las dist intas avanzadas a cargo del comandante Ren Rodrig ucz y los capitanes Jose R. F ernandcz y Pepln Alvarez, e n las zonas colindantes a Aus tralia. En la regin de Aguada de Pasaje ros, rumbo a Covadonga, tenian a s u cargo esa responsabilidad lo s comandantes Pedro M iret, Sabori, O li ve r Duque y Ren de Jos Santos. El comandante Castro dirigla las opera-. .. --4 ." En primer plano; dos m_je r .. campa,i nas, vctimas d e l crimin a l T .. I ero ata que de los 'Tanq"is, '1' II<:.n C OI' lo. rostros desligando.. A l fondo, olros dos cadver d e campesinos inocen les. C",y eron all, e n 1" can e lera conS truda por l a Revolucin, T cerca d l l e lrero que .nuncia l a cooperativa q ... ellos es hah" librado del hambre Los B -26 Y los "sabtes" y anquis hacen blanc o en los Ir"nsporle. ulilisados pOI nueslra. hopas. Lo s .. alienles milicia nos y ooldados sin dar un paso .. Iris, soporlan el b a rilje de l u cal ibres 50 de los aviadores m e rcena_ i o s. Parapelado s all, a campo d .. c,,biedo, conluvieron (:on heroismo y va lenlia e l avance del e j rcito alquilado, dones, tanto en e l frente de Australia co mo en el de Covadonga. Desde la noche del lunes al amanecer del martes, se hacia 'Sentir e l fuego del grueso de nuestra artillerla; bazookas, morteros, caones de todos calibres, antiacreas, ametralladoras 30 y SO, e t c, El enemigo era batido por todos los ban dos. Cercado, tenia esta. disyuntiva: [a Cicnaga de Zapata o el mar. Y e l'an for zados a retirarse. Las tI'opas revolucionarias rccupcl'aban. Playa Larga el martes po r l a maflana y Playa GiI'n en [a tarde del micrcoles, Despus de un nutrido e intenso fuego de artilleria y de la aviacin que los retor23

PAGE 24

LOI m ercen.rios, .dema. d e mele. de anlren.mienlo en Relalh .. l e u y olras bues norle;omericanal, conlaron. con grandu cantidades d e armal modern;os, b.rco T avionu y.nq .. is. Pero l u fall lo q'" sobr.b. a n .. ulro p"e blo: p.lriolismo T la moral ..qu e d. el saber que s. detienda .. na caun .. sla. Por eso quedaron d anolnlol.. 24 01'0 .vin y .nq .. d errib.do. UtiIiE .... do l. m lls c .... Uuc. lielic. d e guen., l a Agenci. Cenl 1 d e Inte ligencia yanqui .01 .. l aviones con 1 .. i .. Ignias d e l a F AH A. lograro .. enga aa., .1 principio, a n .. eslrol hombra . Pero .. n vea d .. cubierlo el engallo, l "c .... lro boc.," m a n eiad por a l p .. eblo cub.no cumplieron s u objetivo, Al:lt$u d. 1" H.b .... HBil'-C" .. nh. 'utI lUI. "tit .. ,.. ..

PAGE 25

J", > > > , , , > > > El cO dante Filiel Cubo, m'xi"'. Ud ... el. l. ae-hacill. estafo desde los primel'Os m_anto. dirigiendo lu operael_es para aplntar &1 enemigo inV,,"l, Fid
PAGE 26

, , LO QUE LA REVOLUCION HA REALIZADO EN LA CIENAGA DE ZAPATA Conforme l a obra constructiva de la Re voluci n Cuban a h a llegado a todos los r incones del pais, a los mas intrincados lugares de viejo abandonados por todos los gobiernos, tambin lleg un da a l a C i naga de Zapata. Y alll emprendi la gran tarea de construir para el bienestar colec tivo. No slo en el aspecto fundamental de organizar medios decorosos de trabajo para Jos cienagueros, s in o para el fomento del turismo el disfrute de los residentes en la sus alrededores. i costo de varios Turstico de hcrm. carbon"ro. d e l a Ci n a g a d e Zapa' a librado. del interme diario expl o tador. Er a olro logro campe.ino Por prime r a v e z e n l a hi.to r i a d e nuestro pat. un go. bierno ,.. preocup por construir escu e la. e n l a Ci_ n aga d e Zapata. Lo. m e rca_ narios saban muy bia n a.t o

PAGE 27

, Ella Playa Girn, en. uno de 101 puntos m'l inhspitos de la b la. La R evolucin consbuy etle centro turis tic o puo no para los man_ dados por Mr. K ennedy. .' . -, - , U n da tamb' n a l Gobiamo Revolucionario ahava. la Ciena!Ja da caneteral, lanaplenes, camino .... eo;lna. l .. s, pua facilitar .. 1 t,. .... porte qua no haba por am.

PAGE 28

I I I J L A de sujetos reclutados por la Agencia Central de Inteligencia yan qui para aduearse del pais con una expe dicin mercenaria, dice mucho de l a crisis que padece un Imperio destinado a desapa recer. No fue nada dificil para el seor Ken nedy, y los militarotes del Pentgono yan qui, formar un ncleo de nios bitongos hijos d e millonarios, de latundistas slqui trillados por l a Ley de Reforma Agraria que di a los cam pes inos sus tierras, de politicastros desalojados del pais, de prfu gos de la justicia revolucionaria por haber asesinado y por haber malversado los di neros del pueblo, y. en suma, de Individuos de las Ideas retrgradas y recalcitran tes. y s i todo ello no fuera suficiente para hacerse un j uicio de los apuros por los cua les atraviesan los fariseos de la Casa Blan ca, y los personeros que se asientan en Wall Street, la p r esencia de Ramn Calvi o Insua en la frustrada invasi n de Playa Girn, es de una e locuencia irrebatibl e. La hi e n a Calvio, uno de los "hombres fuertes" del sdico y criminal E<>teban Ventura Novo, huy cobardemente del pas por estar acusado de un sinnmero de asesinatos a sangre fra, y por habel' torturado salvajemente, en los tetricos ca labozos de la Sta. y 908. E<>tacones de Policla, a cie ntos de jvenes y mujeres que luchaban contra la tirana batistiana. Segn cqnsta e n las propias actas de la de esa poca, el ex cabo Calvlo fue e l asesino de Mario Carrillo, por exi gencia de dinero; de Marcelo Salado, e l dia 9 d e abril de 1958, en la huelga decretada para derrocar al tirano; de Julio Alvarez Eduarte, Jorge Snchez Vlllar, Fontn, Manuel Aguiar, "Machaco" Ameijeiras, y otros valiosos compaeros cuyos cadveres an no han sido encontrados. Todos estos y muchos ms crlmenes ro metidos por Calvio y sus secuaces, como parte del plan de represin desatado e ideado por la s mentes perversas de Ven tura. Carratal, Pilar Garcia ... En los atestados de la Polica de Batista estos asesinatos aparecen bajo la clasificacin de "homicidio s imple. Muchas de las vlctimas torturadas por este ser infrahumano 10 acusaron pbli camente frente a las cmaras de televisi n y la radio de todo el Continente, en e l interrogatorio que les fue hecho a los pri sioneros de la fracasada invasin merce naria. El emulo de los S.S. nazis n o pudo e n contrar ninguna evasiva frente al Indice acusador de sus victimas. AIli, frente a l la compaera Mara Elena, vestida de mi liciana, le record los momentos terribles vivido:> por ella cuando fue s u prisionera. -Lo primero que me h iciste -acus la valiosa compaera-, fue darme una trompada que me fractur el esternn. Luego seguiste dndome trompadas y pa tadas, y me rompiste la bata, y me entregaste a Carlos Alfaro para que abusara de mi, y me rompieron dos vertebras. Cuando estaba desralleclda y me iba e n sangre, me rompieron los tmpanos ... Asl actuaba este e nviado del Gobierno norteamericano con nuestras mujeres y nuestros hombres. Elementos como st e eran los que iban a "liberar" a Cuba en nombre de la "demokraca" y la "libertad" Calvifio dice que a l tambin lo "em barcaron". Un "embarque" que le pudo haber ganado --Quin 1 0 dudala Jefa tura de la Polica Nacional de Cuba. -Que po r algo l era el enviado de Kennedy! ... 28

PAGE 29

SLrepulsivos son los crmen es y las" salvajadas de Ramn calvio Insua, tam bin lo es el cinismo de este miembro de Ia familia que editaba en Cuba el reaccio nario "Diario de La Marina", la sentina que celebr jubilosamente las muertes del Titn de Bronce, Antonio Maceo; y del Apstol Jose Mart. Felipe Rivera Dlaz tambin es un envia do del seor K e nnedy. Descendiente de "gente bien", que nunca se preocup ni hizo nada en (avor de los campesin.os y de los humildes de nuestra Patria, este hijisima se uni una vez ms a sus amos im perialistas, y form parte de la criminal aventura "mercenaria que cost l a vida a muchos campesinos y hombres de nuestro pueblo, de l os cuales siempre vivi, .Y de Jos que estaba separado por su abolengo aristocrtico. Como el mismo confes, no conoce del rigor del trabajo honrado, ni de su mente brot una idea para nada til. A no ser para vivir del sacrificio ajeno. Segn el, tambin lo "embarcaron". Oy hablar del poderlo de los imperialistas yanquis, de sus "marines" y de sus escua dras de combate, y no vacil en Irse a en trenar en las bases de Guatemala para luego empuar un arma y venir a ase6lnar a los cubanos. .El primo de Jos Ignacio Rivero, 'que segn dijo slo habla escrito en su vida un libro, y esto por "hobby", ocult sus intenciones de venir en la invasin mercenaria para recuperar las Minas de Mata hambre, y otros privilegios que tena en el pas antes de triunfar la Revolucin, alegando cinicamente que estaba por una politica "nacionalista", y que l era de l os hombres que integran "la tercera posi cin." Para el esposo de la sobrin a de Morales del Castillo, triste y funesto personaje que no se separ un instante del dictador Ba tista, ni aun cuando el tirano se entrevista ba con s u s sicarios para planear la muerte de algn compatriota, 'Ia tercera posi cin", es permitir que los gobernantes nor teamericanos sean quienes nos digan que debemos hacer y cmo, para evitar que nos quiten, como lo hicieron, l a cuota azucarera. Y lo dems. Dijo este servidor del imperialismo, y particularmente de FranCO, como toda s u familia, que l estaba por la Ley de Refor ma Agraria y l a nacionalizacin de las empresas extranjeras. Pero lo que pasaba es que l a Revolucin tenia un poco de apurillo." En una palabra, el "nazionaliza propone que se deba haber hablado primero con los magnates y mon opolios yanquis, de forma que sus Intereses no fue ran. leslonados ra"dicalmcnte. Si n embargo, le falt valor para confesar que vino en una expedicin mercena ria entrenada por instructores yanqu is, con barcos y aviones yanquis, con armas yan quis y enviada por los yanquis del Servicio de Inte ligencia Militar y el presidente yan qui, para combatir a la Revolucin y al pueblo esperanzado de ayudar a entronizar nuevamente en e l pals el rgimen colonialista, l a burguesa traidora y el entre guismo nauseabundo a l os gobernantes del vecin o poderoso. Le falt civismo --o exceso de cinismo para admitir que se dej "embarcar" ilu sionado de recuperar las Minas de Mata hambre, la vida muelle a costa de l a explotacin de sus antiguos obreros, y, para su tia poltico Andrs Domingo y Morales del Castillo entre otras prebendas, la v allosi sima colecci n de sell os que hoy est en manos de sus legitimos due os. No hay dudas d e que este mercenario invasor sabe qu dice cuando asegura Que "muy pocos de mis compaeros de aventu ra saben que es "'a tercera posicin." Eso era un secreto entre l v la Agencia Central de Inteligencia yanqui. 29

PAGE 32

Texto: MARIA .. EL"ENA LLA'I.A:, Fotos:. ZA YITAS 31 SUCEDIO u n a tarde en e l quinto piso del actual Ministerio de Hacienda, en el mismo edificio donde la Dictadura habia planeado uno de s u s negocios ms folkl ricos: el establecimiento de la Termim. / de Helicpteros, negocio que a prion, sin entrar en detalles, habria de constitui r medio de especulacin y por ende sangna a los recursos eCOllmicos del pais. Esa tarde estaba anunciada una charla ofl'cid a por la scora Maria Vilanova de Arbenz, esposa del ex presidente de Guatemala. El lema a tl"atar scda "Experien cia Revolucionaria de la Mujer" ... Y, el hecho de encontrar' a esta mujer latinoamericana hablando a las mujel 'es de Cu ba, una mujer que fuc testigo excepcional del drama de su pas. que viv i la terrible experiencia dentro del v tice. despert un intel's especial en sostener otr a charla en torno a esta chada. lntert:'s nacido porque a travs de las palabras de Mal"a Vilanova, dichas con ese a<.'nto melodioso y pausado de Centroamrica, dichas en ese idioma de nuestra sangre que tan bien entendemos JO!? latinos, se alzaba el espritu del Conti nen te, traducido en In labOl' incansable de la mujer en nuestras luchas contra el enemigo comUn. La mujer combativa e idealista que en Amrica ha ido a la trinchera y a la tdl:\una y que ha abrazado, sin titubeos, l a bandera de lucha y sacrificio q u e aglutina a los mejores hombres del Hemislerio,. La Charla -Una cosa quiero pedirle --dice d esde e l principio--, no. ponga, poI' favor, n a d a respecto a nosotros. Somos nuestro pais; no me gustan esas entrevistas en que se seala lo que desayunan los entrevistados o cules son sus animales p referidos.

PAGE 33

Nos hace m ucha gracia, En t antas en trevi stas absul'das se ha papel y t inta que e s lgico Que esas aclal'aciones parezcan necesarias. POI' eso lo mejor entrar inmediatamente en asunt o. -Siempre Que se hable de la mujel guatenaltl'Ca -aclarahay Que consi derar que nuestra poblacin es indigena en un cincuenta y tres pt' cienlO La mu jer indigena permanece en la ms comple ta s umI s in; n: eHa ni su familiatienen derechos sociales ... Todo cuanto la Re volucin pudo hacer por mejoral' esas con dicione s de vida se v i no abajo en 19 54. Para dar una idea de lo que ha sido la esclavitud padecida por ese pais, baste decir que desde 1821. cuando se proclam l a independencia de Espaa, hasta 1944 cuando se in ici el gobierno revolucionario de Arvalo, slo hubo dos presidentes constitucion ales. O sea, casi ciento ve in ti trs aos goternados por usurpadores que jams Tespondieron a un sentimiento po pular. En esas conaiciones, las activIdades de la m ujer inaigen a se reducen a trabajar de sol a sol, en ,faenas rsticas, Se levanta con el lucero del alba y s u primera pre ocupacin es cocinar el maiz para preparar las tortas tipicas, q u e son la nica alimen tacin de la familia. A media maana lleva r esas tortas al s i tio donde su espo so se halle trabajando las tierras del pa. trono. hecho indica c uales son las condi ciones econmicas de l a familia ind ige n a y 'del campesino en .general -agrega la seora de Arbenz--, y es que el promedio d e Ingresos mensuales es de unos quince quetzales (el quetzal est a la par del, d lar) -Las telas de la familia --continase confeccionan por las propias mujeres, en telares p r imitivos. Es un proceso lento y rudimentar io que tuvimos espec:lal inte rs en e rradicar, ya q u e la mano de obra requerida para esas labores, pocHa em pIcarse, con fines pos i tivos en todo e l cam PO que abre a l trabajado r una economi a b ien ori e ntada. -La Revoluci n brind protecci n a la I n d ustria textiJera del pas y nica m ente se hubiera conservado esa produccin d e telas primitivas como. parte del t radicionalismo folklrico nacional. Algo extra, que se consideraria despus de tener una ve rdadera produccin textil, ple name nte desarrollada. y o tra vez sobre el tema especfico d e l a situacin d el indgena, explica; -El analfabet ismo las enfermedades originadas por la desnut ricin -anemia, pal ud ismo, parasitismo intestinal, mala ria y sobr e todo,. l a desconfia nza de esta -raza esclavizada y explotada desde siem pre, constituyeron algunos de los ms gra ves problemas a 'que se enfrent la Revo l u cin. . 'etichismo R e ligioso y c ual fu e la labor de l a Iglesia? H ostiL Et cler o, .que tom parte acti va e n la contrarrevolucin, slo se pf(!OCu p de obt e ner limosnas de la clase explo tadora. Su condicin de aliado a sta le i mpedia fomentar aspiraciones de i g ualdad c ristiana en la masa oprimida. N i an en e l terren o relig ioso se anot la Iglesi a nada posi ti vo: El indio inco l'por s u feti chismo a l panten catlico. Se ,logr una especie d e sincretismo que es fenmeno habitual en la sintesi s de religio n es, pero la total ignorancia indgena, no superada por la I glesia, se traduce e n esta anc dota: Cuando la alta jerarquia eclesistica orden a las cofradlas indigenas que guar daban imgenesr elig iosas, llevarlas a las ig l esias, l a mayora se n eg. Especialmenle e n lo tocante a la imagen de Santiago Apst ol, patl'ono de Cuatemala c:ue, como se sabe, se l'epresen t a a caballo. Fueron necesarias l'denes ms s {'veras y entonces la respues'la d e una de las Cofradias rebEldes fue antolg ica: "Esta b i e n les devc!vemos los santos y tambicn al Aps t o l (X'ro 10 que n o devol vemes es la mula, porque esa es la milagrosa." -Puede decirse _afirma la seora de Arbenz-:que la nica labor efectiva de la Iglesia guatemalteca f u e en la contrarre volucin. Funcionaban emisoras clandes tinas detrs de los altares; ya con la in vasin dentro del pas fue sorprendido u n sacerdote haciendo seas a los avio nes enemigos para que tiraran el parque; las procesiones relig iosas se tornaron actos politicos para exacerbar a las multitudes valindose de su Ignorancia ... Y ante esto, el Gobierno no tom medidas par a no dar pie a la reacci n, Hay que agregar que l a Revolucin no afect al clero ya que desde 1870 el Esta do habi a recuperado las posesio nes de la I g les ia y haba declarado sus edificios mo n umentos nacionales. Su a ctitud se debi a la at'Cin solidaria con el capital afecta do, nacional y extranjero. que por medi o de donativos compr s u adhesin La. mujer e n l a ciudad Tampoco en las ci udades la condicin de la mujer es ventajosa, Aun e n el desem peo de profesiones, e l bajo salari o perci bido le im pide erigirse en factor econmico de la familia; su condicin es siempre de pendiente, Antes de 1944 una maestra ru ral lleg a -ganar la suma irrisoria d e ocho qu etza les al mes, Al llegar la Revolucin al poder, el ochenta por ciento d e la pob la ci n urbana percibla salarios inferiores a los cie n Quetzales al mes. Por otra parte ---contina-, la con centr acin demop;rfica en las ciudades y e l escaso desarrollo de las riquezas, cana lizado nicamente en los aspectos que in teresan a l a explotacin extranjera, cierran_oportunidades n o slo a l a mujer, s in o al profeS i o n a l joven Problemas d e l nio El indice de mortandad infantil;com o e n tantos otros pueblos d el Continente, es uno de los ms altos del mundo. Los nios mueren po r m illares debido a falta d e asis tencia mdica, desnutricin. e ignorancia' materna, Censos realizados por l a Revol ucin de mostraban que el 64 't de 109 nios no Iba a l a escu ela, ms del 2O'if de los trabaja dores del campo eran n ios menores d e catorce aos y unos 34,000 nios no reci ban educacin por t ener que ayudar e n los trabajos de l a casa.' A los efectos de mejorar esas condi ciones se crearon leg islaciones especiales d e proteccin a la infancia I-elata la se ora de Al'benz medidas tendientes a elevar el nivel de vida familiar que libra ran al nio de' tFabajos prematu ros. Se hicieron comedOI-es y guarderias infanti les, hospitales pa r a nios, hogares para recin nacidos. instituciones donde la f u tura madi'\:' recibiera orientacin para la h ig-ene prenatal y postnatal ... En resu men. todo aq<.lello que en los paises civilt zados son viejas COnqUI stas y que en los nuestros se calilean de extremismos con tinl'nlaies. POI' prlmel'a vez e n la historia del pais e l p'esupuesto OIicia! para EducaC in fue mayor al de GOl>ernacln y Guerra. De 1.558,900 quetzales se elev a 8.590,000, y an esa cifl'a era insuficiente, pues ms del 70 po I ciento de la poblacin era anal fabeta y esa cifra in C lUye toda la pobla cin indigena y la mitad de la no in digena. El drama d e la 'maternidad e n estas tie rras d o nde la m ujcl ve mor i l a sus h l jo s sin lanzal apenas una Queja. es uno de los ms ca'acl c d s ticos A esa impotencia nos dice la seora d e Adxmzlos indolentes llaman insensi bilidad "No lloran", c.iicen de nuestras mujeres. "No tienen tiempo para llorar", es la nica respuesta posible El trabajo no se lo permite. Y del espidtu d e l indio, de ese espiritu dcsvil'tuado e incomprenoiao poI e l blanco explotador, p uede da l' una Idea esta anec dota: M e enconll"aba 'ecorriendo un a zona india muy atrasada cuando encontrc. en el inledol' de uni! choza, a una mujer de aspecio taCl urno. "Tiene s u sto", dijo el mar ido. "Susto?", p regunt, Y entonces vino l a explicacin : "S, est a asi desde que muri su h ijo, el ao pasado." "Susto" eqUlvaha a :esar, melancola ... y aqueo lIa india llevaba mas de un ao penando por s u hijo m uerto. A grandes rasgos, esa es la condicin de la mujer en Amcl'ica Latina. y de la profesional sin oportunidades y explotada poI" salados de hambre. Junto a ese doler de siglos y a esa explotacin, se alza la mujer progresista; la m ujel" q ue acude a congresos internacionales para pedir justicia; la mujer que e n otros paises h a incorporado su esfuerzo, a la obra colec tiva y que en la Unin Sovitica ha parti cipado e n el envio de una nave a Ven us, a ese mi s m o Planeta cuyos resplandores i ndi can a la indigena latinoamericana l a hora de levantarse a cocer maz. Durante la entrevist a Maria Vilanova ha evocado objetivamente lo Q u e fue el gObierno de la R e volucin en Guatemala y s u s leyes bsicas de proteccin a la mu jer y al nio. Cuesta t rabajo q u e hable d e e lla, no de lo q u e desayuna la famili a sino de las experiencias de los ltimos mo 'mentos, cuando se materiali z el crimen, cuando "se escucharon tambores, tambo res muy grandes, tambores inmensos en e l ciel o, tambores q u e tronaban entre 1 3$ n ubes", como d ijera Asturias en su "Week d en ... -Estuvimos asilados setcnta das e n la Embajad . !"te Mxico -dice, y por primera vez s u expresin se oscurece-. Despus el exilio Ni Europa n i Amrica nos abrie ron sus puert as. La presin impel'iaJis t a el'a demasiado fuerte; ni siquiera Suiza nos acogi. Pero tuvimos la s ue l'te de po del residir en Praga y de poder constatar el grado de avance de los paises soci alis tas: En 1957 Uruguay nos acogi. Desd e entonces vivimOS'en Montevideo, hasta el pasado ao que vimmos a Cuba. y aqu i otr a vez su sonrisa amable. la nic a sonrisa capaz de acompaar e l ha blar m e lodioso de una centroamericana. "Aqui n o nos sentimos asilados. Tanto a fecto, tanlo cario y este espect a cul o in menso de vuestra revolucin son para nos otros como la misma Patria," Y a en este.plano se vuelve ms elocuen te. Hay entusiasmo s incero cuandD habla d e lo que es la mujer c uban a, d l o que s u ejemplo sign ifica para nuestro Conti nente, Cuando habla de la Revol u cin, de s u rcsonancia en Latinoaml'ic a, de lo que ha s ido para el despertar de nuesh'os .pue b los ... Cuando nos despedimos, Mari a Vilanova d e Arbenz preparaba un a c t o civico que habran de celebrar las maes tras volunta rias, ya que eIJa trabaja como instruct o ra. Adems, como miembro de la 'Federacin de Mujeres Cubanas, tiene que dar charlas aqu y alla. En este aspecto t ambin hay que recordar lo que la Revoluc in G uate malteca es para n uestra Rev ol u cin. Ex periencia, Clarinada. Y tambin coopera cin de lflS mujeres.que como e lla luchan porque en nuestra America n o haya indias con ni nios sin escuelas y sin-za patos, n i e l do lor inmenso de l a explotacin del hombre'por e l hombre, 33

PAGE 34

;1 I Como prueba un,lu'abl. el" 1" produccin ... Ii ... a r a d e .s'a ao, la imponenle montaa d a l d c en,e_ 1I nle bl"l\cor, en JI"ho, e n l. cOII. noTle d e Malan.II'. -- -. -----

PAGE 36

VW. pucia! d e lo lap.IJo. d a!J1la d m u I I ..unerl d e babe, oc. p a.do vuio lri l rnetr ... d e e O I Ja, en medio d e un eolo_ rido pellale d e ... 1 T 1 C AS I un centenar de "chapines", con su carga de relumbrante sal que e l sol encandila, se mueven por los laguna tos de agua de mar, que ocupan varios kilme t ros al norte de la provincia de Matanzas, e n Itabo, limitando casi con Las Villas. Es la antigua salinera de Bldos, hoy naciona lizada, con un ritmo de produccin t a l en estos momentos, que ya se alcanza d iaria mente una produccin de cuatro mil sacos de sal refinada (sacos d e 200 libras), con la esperanza de hacer este ao 250,000 sacos --un cuarto de mill n pudi ndose decir que al ritmo que lleva la produccin salinera est a vez en el pais, con Habo y con Guantnamo, casi se cubren las nece sidades todas del mercado nacional. Para testifical' l a magnifica produccin salinera de este ao, basta con acercarse a Habo y contemplar alll la centelleante loma blanca de cubanisima sal, que esper a su t urno para entrar e n la refineria, ver dadero "ingenio" de sal, como hay inge nios d e azcar. A diario salen las pesadas rastras con doscientos y trescientos sacos de sal para el mercado nacional. Conviene que el lector sepa, para enten der la economia de la sal en el pas d el azucar, que en Cuba la produccin saline ra es fluctuante, de acuerdo a las lluvias, bien caracterizadas en nuestro clima por sus i rregularidades. N ueva ind ustria: l a reri neria de sal d e Itabo, l'tIatan :u.s El ao salinero o de produccin d e sal cn esta salina comprende desde fine s de enero hasta septiembre. No es as, sin em bargo, en todas las otras salinas; depende e n cada caso del lugar o regin. Hay sali neras, como l a de Guantnamo, donde se trabaja todo el ao. 36 Pueden numerarse en la Isla en la ac t ualidad un. total de 32 salinas, aunque la mayor parte son pequeas. Grandes hay tres, que se ubican e n Guantnamo (Sali nera Cubana); en Nuevitas (Rea).), y aqui en Habo (Bidos). Se puede calcular que el consumo de sal en e l pais oscila entre 800 mil y 1 mill n de sacos (sacos de 200 libras ) consumo que responde casi integralmente a la pro duccin que se tiene en el pals, contndo se e n esa cifra, tanto l a sal d e uso industrial como la d e consumo domstico ge n eral. A este consumo d e sal en el pals hay que aadir unos 80 mil sacos, de sal de mesa, que se h a n venido trayendo por la va de la importacin, y hasta ahora toda' via, aunque muy pronto ya no, debido a l a nueva refi neria que en' Habo precisa mente se est montando, para atender la producci n de este tipo d e sal. La salinera de ltabo contaba desde antes con una refinera,. y al montar ahora otra, se busca un doble objetivo: de una parte aumentar la capacidad d e produccin d e la industria existent e, y de otra. atender la produccin d e l a llamada. sal fina de mesa en el pais. El costo de la refinera pasa de los 600 mil pesos. En sal n o basta hacer una simple d is tincin de sal de uso industrial y de uso domstico, s in o que e n esta ultima hay que distinguir tambien la de consumo do mstico general, que es la que se ha veni do refinando en el pais, y la llamada sal fina de mesa, que realmente no se haba acabado de trabajar aqu definitivamente. La refinacin es distinta, tanto en calidad o finura del grano!. cuanto en el logro de la eliminacin de toda humedad. El proceso, ademas d e la nueva refine ria, se diferencia completamente. Mientras en la antigua refinerla de Itabo (Bidos) se procedla por secado mecnico (a base de ql,.lemadores de petroleo); a hora aqu i se har una refinacin a base de vapor, por deshidrataci n La sal en grano, para consumo indllS trial, no se molina, como la otra, aunque si se l e lleva, despus d e l Recado. a un tao mlzador, para la separacin de los granos mayores. La nueva refinera tendr probablemen te una capacidad d e produccin de 20 t o neladas diarias: resulta, e n este sentido. una ampliacin de la capacidad d e pro duccin de la anterior, que es de 80 tone ladas (capacidad de la planta refinadora, n o de la salinera o produccin inicial d e sal); debindose tener en cuent a adems que con esta nueva refineria, que deptro de unos meses comenz a r a producir, se procura la obtencin e n e l pais de ia ms pura sal fin a de mesa. La Sal, factor lndust"ri a l.-S u obtencin.Las Salineras.El hombre encuentra la sal en la tie l -ra y en e l mal'. Algunos pases cuentan con minas o montaas de sal. Conocidas sOr"! mundialmente, por ejemplo, las minas de sa. l de Siberia. Las dos clases de sal de minas y de mar, se consideran igualmente buenas en calidad para la s distintas aplicaciones que el hombre reclama, con excepcin de con tados casos. Cuba es de los pases que buscan su sal e n las aguas del mal'. El agua de mal' es, principalmente, una solucin d e cloruros y sulfatos, de sodio, magnesio, calcio y potasio, conteniendo al mismo tiempo cantidades menores de bro mo, yodo y hierro. Tambin se enc u e n-

PAGE 37

- ,.. U 'a n en e l agua d e mar o tros ele m entos, pero en cantidades sumamente >CQ.ueas. Se puede d eci r que la salinidad Q.ue tiene el agua de mar, incluyendo e n dicha sali nidad la salo cloru ro d e s odio ms los ot'OS elementos, es d e tres a tres y cuarto por ciento. La sal comn es un cloruro de sodio, ms o men os impuro; e n s u co mpo s icin entra un 39 o casi 40 por ciento de sodio y sobre un 60 o 61 por ciento de cloro. La indus trializaci n de la s al cobra im portanc ia no ya por tratarse d e un articu lo d e cont in uo u so e n la co ndiment aci n -_ - de los a limentos, sino por s u continuada y mltiple aplicaci n en tod os J os rdenes de l a vida, reclamada en una larga lis t a de industri as, en f orma tal, Que e l con sumo industrial de sal de un pais puede servir de exponente de su grado d e i nd u s triali zacin. Fuera de su u so doms tico, l a sal es usada en grandes cantidades para cura!' los cueros y para la preparaci n del sodio y del cloro; comercialmente es la fuente de produccin de todo el sodi o y s u s com pues t o s, excepto el nitrato d e sodio: exis ten muchos produc t os industriales d e r iva-Po. el canal que conduce junio e l e feline.ia, U 'gan unol Ira o olro., n 101 dia' soleado .. lo, "chapin .. H con 0111 carga. d e fina nL Como en un paiJ n e "ado, apueo;:en mo"ijndo.e 101 hombre. en lo. lrebajo. de extraccin d e l a .. 1 e n lo. llamado. cri. l a lindor .. o I g ...... d e"aporacln, dos d e l mismo. Con la sal se puede deci r Q.ue e mpieza la industr ia quimlca d e un pais. En la fabricaci n de jabn, en pana deras, en los disolventes, en la manufac t ura de h ielo, para el enlatado de vegeta les e infinidad de productos co mestible s. preservacin de carnes, fabricacin de plsticos, alimentaci n de ganac;lo, e n cien tos de procesos qumi cos y en infinidad d e articulas, la presencia de la sal o d e algu no d e sus derivados, es manifies ta. Por eso ella es factor plural de civilizacin ; a todas horas necesitamos de la sal, en los alimen tos que tomamos, en las pieles co n Q u e 3 7

PAGE 38

no s calzam os. en e l jabn con que nos baamos, e n el hi elo q u e enfrla nuestras bebidas, etc., e t c. Hay fund a m etalmente dos tipos de sal: la de consumo d o mestico y l a de uso industrial, y e n esta ltima, una gran variedad comercia l : sal e n gran o para suavizadores, sal s in secar sal para cueros, sal para a limentacin de ganados, etc., etc. y e n la sal de consumo d o m stico, se di s tingue la sal corrient e para l a condime n taci n d e alimentos, y la s al fin a de mesa. Ha de saber e l lector que la sal absorbe l a hUl;nedad ambiental, independiente de la que tiene d e po r si, y en la sal fina hay por lo tanto, ademas de deshldra t arla, que barnzarla, esto es, curarl a o neutralizarla contra esa humedad ambiental. El Obrero 801.El caso d e Cuba. Las lagunas d e deca.nta.cin.-Cosa in teresante en e l proceso de e laboracin de sal d e m a r es su dependencia d e las llu v ias: d e que llueva ms o m e n os, d epe nd e r la mayor o menor p r oducci n d e sal cada ao en Cuba. y los precios varian cada ao de acuerdo a las llu v i as. La sal q u e e l mar o frece n o es, en esta industria, una materia prima coma l a de las dems industri as, pues la sal n o es ms J.lu e la diferencia entre la evaporacin solar, actuando sobre el agua de mar, y la precipitacin pluvial, adems d e otros factores. com o humedad atmosfric a estaci n del ao, etc. U n a misma i n stalacin industri al d e una salinera puede tene r d e un ao p a r a otro una gran direrencia e n el costo d e s u producci n : a mayor precipitac in pl u vial, ms retardado el proceso de e vaporacin del agua de mar, debiend o muchas veces despus el sol comenzar d e nuevo su ac-38 c in evaporadora e n las lagunas de decan taci n E l sol resulta e l p rin cipal obrero en la elaboraci n de la sal, hasta casi l a mita d del proceso. Otros pases no tienen pa r a s u produccin de sal de mar, las condiciones desfa v orables que en est e sentido ti e n e Cuba. No es tanto la cantidad d e agua de lluvia que cae en Cuba, cuanto l o irregular d e la predpitacin pluvi a l y l o repartido d e la misma a tra vs de los di stintos m eses. He aqu e l proceso d e obtencin de sal de mar, en sus fases ms llamati vas, t al vez poco conocidas. Prime r amente e l agua d e mar se trae, bombeandola o por d esn i vel, a las lagunas o depsitos de decantacin; alIl empezar el "hermano-sol" a trabajar, con SU pa ciente accin de evaporacin, y causar por consecuen c i a el aumento del g rado de salin idad d e l agua. Las lagunas para lograr un aumento creciente d e l a salinidad del agua retenida, son muchas; e l agua se Ir haciendo pasar, en seri e, d e una lagun a a otra, obtenindose distintos fines, a l a vez que se aumenta el g rado de salinidad y todo mientras no vengan las lluvias y hagan retroceder el proceso. En l a primera d e las lagunas, e l proce so de decantacin clar i f ica el agu a y la d e j a en siete g rados Be., con lo cual la salin idad ha aumentado e l doble d e los 3, 3.5 grados que de por s lie n e e l agua de mar; las impurezas han quedad o al fondo, y el sol ha realizado una labor d e evaporacin de l a mita d d e las aguas contenida s. En una segund a laguna, se con siguen 12 18 grados d e d e n sidad y se da muerte a la fa una marina contenida en el agua. En lagunas posteriores se va consiguiendo una salinidad mayor. hasta 18 25 grados Be., y se

PAGE 39

Mont.. d a l "ch ap. n .... d reg'.'o y una .,1 l U ..... ndo l a .. 1 1 l ..... d , .. nta n n l I"t" 1'.'. Un. imp Ii"n .nl. vis l dfl l pr"duecin L prodlleein d ... 1 .. l l" ll.p. I t"do. 1 ... d l c .. lo D e ] mil a mil .a c o s d e 1 ." .. lla.n por d. d l a lIn lI b o, una d e l.. mayor.. dfl Cub y mi.nlr II bl l a n ligll. I.lin.ri. d e II .bo, s I .. rm;n l. n s l a tae; n d 1" quipo. d l a n ... .... l efin.ria, p... l 11. m d ..... 1 f i n d m .... entonces e l s u l fato de calci o (yeso), caro bonato d e calcio, carbonato de magnesi o, h ierro, cont e nidos en l a salinidad d e l a s aguas. y c uando ya se llega a una d e n si dad de 25 grados Be., empieza a preci p i tarse la m isma sal, que no p uede contenerse ms. Estam<.os ent o nces en una lagun a de cristalizacin : u n a gruesa c apa d e sal se h a formado en s u fond o, con u n agua resid ual a la q ue hay que darle sa lida. Entra en la tecnica de cada industrial, y con ella. e n e l aci e rto de s u mejor o peo r sistema de elaboracin de sal e l se gui r precipitando un poco mAs la sal, aun que m ucho no se podr, porq ue e mpezar entonces la precipitac i n de otros elemen tos, como la magnesia. Y entra tambin en la tc ni ca. y por lo mismo en el mejor aprovechamiento y ms facili dad de ope )acin el llevar la sal de las laguna s de cristalizacin hasta la refjneria, con los c ri stal izad o)'es vaciados d e s u s aguas resi dua l es. o con todava. P a r a q u ie n no [o haya v i s t o nunca, re sulta interesante contemplal los trab a jos d e extracci n de la sal de los cristalizadores o lagunas d e crist a lizacin : com o e n un pa is nevado, las figuras h u manas se m u e ven sobre un p iso d e centelleante blan cor pareciendo a vetes q ue caminan sobre p lanc has d e grandes espejos o sobre la c r is talizada s u perficie de un lago helado. M i e n tras e n l a mayor part e de las salio nas cubanas, esta extraccin de sal se ha ce m a nualment e en carretillas o aparatos similares, conducindola asi a los "st ocks;' o g r a ndes mont a as de sal. .junto a la reCi neria. nos hemos e ncontrad, s i n embargo, el ingenioso sistema ( q u e aparece en una de las fotos del repol'taje), de transportar la sal a los "stocks" acuticamente, en canales art ifi ciales, un tren de lanchones se deslizan po r desnivel llevando las pie dra s de sal hasta la montaa c r eciente, junto a la refinera. Ya en la segund a part e del proceso para la elaboracin d e la sal, o sea, para su refi nadn, la sal se lava para despojarla de impurezas q u e en el camIno p udiera h abel' t-eco g i do; pa!;a despus a los secadOl'CS, b i e n por un s istema de centl'ifuga o poI' secadores 1"0tatOl'ios poI donde corre agua caliente. A continuacin sigue el proceso d e l a molinaci n d e l a sal, en algun a reCi n e r i a hasta ci nco m oli nacion es. En Ita bo hay ahora com o e n G u a nt nam o, un p untal firme de l a produccin salinera del pas, pe rteneciente al Con soll dad o de la Sal. y e n el proceso que constituye llevar el agua desde los 3.5 g rados Beaum, que es su densida d hasta. los 25 en q u e se p r o duce la preci pi t a ci n d e l clorur o de sodio, tmv hoy una s u pe racin c uban a e n el ca mino de la i n d ustr ializacin del pais, g ra cias al esfuerzo de los trabajadores, e n los cuales descansa el xito de la Revolu-cin. Diramos que en las lagunas donde se decanta e l cloruro de sodio hay. u n a q uml ca muy cubana: producir ahorrar dvisas, industrializar el pas, haciendo de Cuba un pueblo feliz:, como se hace de la sal de nuestras aguas una economa, no salobre como en los a os anter iores a la Revol u cin, porqu e e n la pat ria n u e v a .que nos h a nacido ni la sal p uede amargar la vida del cubano, s ino c n d ulzarle un destino me jor. 39

PAGE 41

CAYO un guio de luz por encima de l a sierra dormida, entr 'como una flecha por lUla rendija del vara en tierra y fue a baar en alba el rostro amodorrado del negro. Entonces Negativo abriprimero su ojo sano, poco a poco; luego levant con desgano el prpado que cubra la pupila extraviada y se qued mirando a lUl punto inerte de la cobija. Afuera ya empezaba a temblar la luz en las lagunas geme las de los ojos de las vacas paridas, que se levantaban del suelo yerboso, acercndose a los corrales de ordeo y a los cepos don de los terneros brincaban de impaciencia y de hambre. Iban lentas, los testuces en alto, w,ra identificar a su becerro, cami nando abiertas sobre la enorm. e ubre que se ramificaba en venas duras y nutricias. Los suaves mugidos eran como l a diana del hombre del vara en tierra, que al escucharlos se ech abajo del camastro, vistindose a tirones los pantalones sucios, l a chamarra azul, los zapatos torcidos, que eran como dos cascarones de fango y costra. El sombrero abollado cay sobre las orejas gachas, sostenindose a1li, a tiempo que escurria de su vivienda 'para salir a la tierna 1m: que lamia l a sabana. Hizo como las vacas, el corto trecho del potrero al cepo. Mecnicamente sus largos pasos lo llevaron a la tranquera del primer corral, donde anduvo con el ruido metlico de las botijas, llevndolas a lUl rustico cobertizo destinado al ordeo: cuatro horcones de jcaro y lUl'techo plano cubierto de pencas de gua no, que destilaban flecos duros' y quebradizos. Poco despus, delante de sus ojos, el mapa sonrosado de las ubres repletas era lUl paisaje conocido donde sus dedos se hWldan ritmicamente. AIli se estuvo el negro un tiempo largo, entretenido y absorto. SU pensamiento casi animal dormitando como un insecto sobre la espuma blanca que rebosaba los depsitos. Hasta que Pilito, el montero, no lleg, ya entrada las seis, a machacarle los oidos con sus bromas, l se estuvo tranquilo. Pero el tintinea de las espuelas, que sonaba como gotas de metal chocando contra el aire fino le dibuj en l a mente e l contorno del vaquero, desde la sombra del sombrero aln hasta los taco nes picudos de las botas. En el medio, dividindolo, la hebilla anchota del cinturn oscuro. Y un poco ms arriba, con la son risa, la frase urticante: -Hola, negro! No vamos a montear los toros bravos? Acaban de traer unos cebs que no creen en nadie... Qu tarros, Negativo! Parecen cuchillos. Ven, vamos a verlos. El se mantuvo quieto un momento ms. No quera contes tar; no sabia qu decir. Cuando le hablaban asi, en seguida le pesaba la espalda, encorvndosele instintivamente, mientras que el cuello flaco y nervudo desapareca casi. Pero la pica de l a burla volva a su morrillo en angustia: -Suelta la teta, compay, o es que t eres hombre pa' las vacas solamente? Se ri el hombre entonces, rehuyendo enfrentar la agxesin burlona. Se ri suave y repetidamente, parpadeando con el ojo bizco de manera peculiar, Ay, Pilito ... ust no lo sabe bien? Djeme quieto! Djeme ... Entonces el montero se alej. Y el negro lo fue mirando tacones arriba: las espuelas, las botas, los pantalones de corte, el pauelo al cuello... Contra la sabana lisa y pareja donde verdeaba e l pasto fresco la silueta se definia gallarda. Hasta se diria que el valor le sala tambin en las pisadas. Era envidia lo que senta. Le asombraba aquella seguridad para moverse libremente-sobre la sabana, entre la traicinacometedora de los toros. Ingenuamente meda la estatura raquitica de su miedo con aqueL gigantesco crecimiento de Pilito, que a pie y de a caballo los vencla con su voz voceadora., con su lazo y su astucia fra de montero. Negativo se empinaba a mirar aquellos lances desde la parte de ac de su mundo tranquilo: e l mundo de la vaqueria, y por momentos pensaba que sera fcil brincar'la simple cerca divisoria (cuatro pelos de alambre de pUa) y hacer como Pilito sin sentir e l aflojamiento del miedo e n cada t endn, en cada pensamiento que, en relmpagos alternos, le azotaba a la simple vista de los ariscos animales. Verdad era que aquel bizarro muchacho habia nacido entre los pastos de Camagey, oyendo bramar e l ganado y que su sangre era una ligazn de sangre .de cuatreros, ganaderos y peones de hacienda, mientras que l era bicho importado del arrabal de La Habana, entendiendo solamente las ubres de vacas paridoras en l a tranquila y pequea granja donde trabaj desde nio, pero an as! ... y fue el caso que l a primera vez no tuvo miedo. Entonces recin habia llegado a la agl este regin y lo convidaron a reunir un pico de buen ganado: 10 invitaron ellos,. los monteros, ere yndolo de los suyos porque sablan que vena de una vaquerla. y lo peor fue que l tambin se figur una facilidad inexistente. De madrugada, se acordaba bien, l os vi montar en los trotones bastos. y entendidos, entre lazos y arreos y chirriar d e cueros resecos de sus tejanas picudas. Pilito era diez aos ms joven, y ya sobresala. Yey, compay: vamos, que nos estn esperando los toros. Tienes lazo? -Si, pero me falta tejana. Y no tengo espuelas. Se habian redo un poco de l desde ese momento. -Bueno, no importa. Monta. Yo te lo buscar y los pinchos para el caballo. Arrancaron entre ruido de galuchas y risas, buscando el potrero. La primera tranquera se franque entre dos luces : Las ':"eseS no se veian entre el profundo pastizal. Y ah mismo, netindosc entre aquella cortina hmeda, comenz el arreo para agrupar los toros. T 'T J ... -, oro., oro. I J Ja. No se sentan apenas los cascos duros contra la tierra, amortiguada por el pasto. Negativo se haba metido tambin, haciendo lo que vea hacer y dando gritos y carreras detrs de las moles cornudas que iban delante de los caballos a la indecisa luz. Tal vez si la madrugada no hubiera abierto en alba, l se hubiera afianzado en su nueva labor; pero fue la luz del sol lo que le hizo ver demasiado bien que aquellas sombras conocidas que trotaban delante, regndose esquivas, eran distinto a s u s vacas. Ya se le separaban los monteros y pech de pronto con aquel toro bragado, que se le acampan delante del caballo, con un frenazo brutal de sus cuatro patas, haciendo .temblar los macizos jarretes. El animal le clav los ojos redOlldos -y agLesi vos, bufando de ganas de pelea y le fue arriba con el testuz bajo. Y Negativo comprendi en el acto que aquel no era su lugar, porque sinti desprendrsele la hombria y se qued sin habla, inerte, encima del caballo. Si n o lo mat el toro, fue porque el trotn se di cuenta que su jinete no era y esquiv la embestida, salvando, de paso, su barriga azabalada de los agudos cuernos. 41

PAGE 42

2 E' -Pilito y los dems lo vieron desmontarse poco despus. desencajado, tembloroso, baado en un sudor fro que era como miel de cobarda. Y con sus risotadas abiertas q u e volaron por encima del viento sabanero, lo fueron empujando de nuevo al corral de las vacas, que era, despus de todo, s u l ugar Desde el vara en tierra del ordeador, y desde esa ocasin, los contempl pasar cada maana sin tratar de hermanarse en la faena. Saba que un toro, uno solo, el ms flojo, le sacaba sudor con s u empuje y su estampa. Por eso hoy, despus que pudo contempla r al montero de pies a cabeza, pensando y arrastrando esos recuerdos como un rejo de ternero, acab de ordear sin prisa, solt las cras y tomando el trillo ms cercano, llev a la cocin a d e la peonada las botijas rebosantes. 42 , -, -, , , -'---Quiay, negro. Hoy terminaste ms temprano. Alcnzame leila de la pila, que el fogn anda flojo. que no, comadre! Acarre una brazada de lea y la lir de golpe a los mis mos p ies de la cocinera. Ya t sabes que maana llega la seora a echarle un ojo a la hacienda? -No sabia, no. Ahora v i a puno, pero no me dijo ... -Ah, pues s i ... Creo que viene a vender una buena punta de bfalos. -AnjA? Entonces maana h abr un remolino del demoni o . Los muchachos estarn contentos. Se ech a r eir, excitado. Su cobarda-era una cosa agri dulce que por un lado le dola y por el o tro le saba bien, pre servndole d e riesgos. Era difcil poder desentraar la sensacin de Negatlvo, c uando se sent, a l siguiente da, sobre e l

PAGE 43

p:::.." travesao ms alto y seguro del corral grande, a ver llegar Jos t oros delante de los monteros, trotando desconfiados en tropel caoso, macizo, levantando una nube de polvo colorado. -Ojuue, toro, toro! Lo, l o, leeey ... j, j, j! Envidia, impotencia dolor y "delicia de su seguridad 'sentado all arriba, quieto y oscuro como un enorme nudo del travesao Aquel canto salvaje y decid id o d e los hombres le azotaba la sangre deseosa ... Pero ya iban entrando aquellos toros gran des, lustrosos, de arrobaje subido y de brava estampa. Y se tranquili z bajo el cuero del m i e d o. L a duea d e la hacienda, menuda y anciana, acuda a mirar e l ganado reunido, hablando con Pilito y con el comprador. Se asomaban a mi rar los animales por encima del portaln, Y comenz el trat o de muchos cientos de pesos. Despus, e l hombre seal hasta ci nc o toros hablando de despuntarlos. Y la duea quiso complacerlo: Pilito, dles a los muchachos Que echen esos toros al cep o y que los despunten. Si, seora. Se trajeron las sierras y comenz el despunte. Fue Pilito quien realizaba la tarea. Cada toro, enlazado por los cuernos puntiagudos y peligrosos, se at cei damente al pesado tronco, al bramadero, que centraba el corraL Y entonces el m(" .. serraba las astas duras y filosas dejndolas romas entr e los roncos bramidos que barrian la tierra removida. Al soltarlo, un minuto despus de la operacin, el montero esquivaba, tras el bramadero, la embestida furiosa, hasta que engaaban al animal mientras Pilito ganaba lo alto del corraln en carrera abierta. Asi todo eso, y faltando solamente u n ultimo .toro p o r d es puntar, Pilito acert a echar una ojeada a s u temerosa amigo, que all arriba, callado y suspenso, contemplaba la proeza. Y ya desde que Negativo vi cmo le sonreia, empez a agachar la cabeza y a mirar a otro lado con su ojo torcido. Ven ac, Negativo, baja y despunta e l ltimo t oro. Es mansito ... Diez carcajadas le echaron el lazo de golpe. Entre ellos venia t ambi n el lacito gastado de la seora. Y ese si l e apret bien el cuello al pen de ordeo. Le apret tanto que le hizo ms dao que e l miedo. .. Tanto le apret, que sus piernas se zafaron de g olpe del alto cercado y cay d e pie sobre el ruedo ... Su voz, ronca ahora, alca nz a Pilito d e frente, dndole en la cara asombrada, como un chicote: E chame el toro, Pilito ... -Ehhh ... As dijeron cuando sali el animal y su lazo, s u brazo, le apres los cuernos limpiamente, por su base, en un tiro limpio q.ue se pudo v e r culebreando e n el aire. Ento n ces, Nega tivo smtiO un d esesperado deseo d e acabar pronto y quedar bien. Apret los puos hasta que los nudillos se miraron b lancos y pas la soga, con una sola vuelta, casi por la base del bramadero. El toro se neg entonces, afirmando las patas en la tierra, con los cuernos rozando el suelo. Y el hombre comenz a tirar a pulgada, enterrando tambin los talones, sintiendo ab7lrsele la espalda por el brbaro esfuerzo. All cerca, un pen qUIs o ayudar, torciendo la cola a l toro, en torsin vi olenta que hi zo pegar un brinco al animal y avanzar un poco. Hubo voces que le llegaron veladas por su afn extrahumano. -Djenl o solo ... A ver: que lo despunte! -jMtele, Negativo! El pen de orde o sigui ganando e l lazo a tirn lento de toda s u fuerza reunida. No vea. No oia. Miraba nada ms aquella cabeza temibl e y al laz o y un b a llestrinque que inmovili z el testU2, aunque el cuerpo giraba furioso. Los morros mugidores y babean tes sembraban cristales sobre el palo en humillado vencimiento, y los cuernos, como dos t enazas abiertas, rodeando al bramadero. Negativo jade, como si fuera s u propia cabeza la q ue estuviera en aquel torcimiento. Dame la segueta, Pilito. Notemblaba su mano c u ando aplic la sierra contra el asta. Solamente q u e l era un pe n de ordeo, no un montero, y se pas u n poco e n l a medida d e l trabajo: por eso, cuando seg las puntas afiladas, saltaron cuatro surtidores de sangre de cada cuerno mutilado y se elevaron verticalmente, bandole la' cara y cegndole momentneamente el ojo sano Suelta l o ahora, s ultalo, Negativo! Ya v e r dnde te metes cuando arranque! Resollando agitado, mi r a tOQos lados a traves del v elo espeso de l a sangre d el toro. Y tal v ez fue aquell a vi sin h orrend a y el asombro y su orgullo de hombre lo que de pront o se le .solt dentro como un cE:!b furioso. -Sultal o, s ultalo, Negativo! Pero no lo hizo, sino que pis con rabia aquellos morros babeantes, hasta incrustarlos en la tierra, e nel palo, con el tacn picudo de s u vieja bota. A cada golpe senta l a carne enemiga, blanda y mugidora, abrirse en grietas como una galleta aplas tada, mientras los redondos ojos se revolvian en angustiosos giros desesperados . Era un ronco sollozo a comps lo que sala de la boca del ordeador. Ahi, toro, ah ... deca-o Ah, toro, ah ... Porque Negativo sabia que un segundo despJ,.ls tendra que desatarlo. Q u e verlo en su tamao y ms grand e. Y senta el miedo otra vez s u b irle a la garganta sollozante, incapaz de moverse. ine rme y d olido ante aqueL furioso enemigo En los alrededores (quin iba a comprenderlo?), otra vez Pilito rindose: Yo creo que e l negro est lco!

PAGE 44

Los grandes de la Humanidad P<>T EUGENIO GARIN u es hila dd d u.pT cmo bi ... U .1 .4bu. El ignOTa"" .. po< 10$ 41'''''0': LEONARDO.

PAGE 45

R etrato d e L eonardo, p i ntad o por "n toscano d e l si"lo XV, A S I como una jornada empleada en tra-bajo fecundo lleva detrs e l s u e o .reparador, e ntre los pensamientos de. Leonardo uno viene de regreso e n disti nta forma, pero idntica e n la significacin. "Una vida bien vivida produce apacible muerte," o "larga es una vida bien utilizada. SLesto es verdad, la vida de Leonardo sido larga y particularmente dulce de be haber le parecido l a muer te, el da 2 de mayo d e 1519, en e l castillo de Cloux y entre l os brazos de su fie l discipulo Fran c isco Melzi. Ante s u genio se habian inclinado todos los grandes de la tierra; ha'ba tratado con soberanos y pontfices, con los magnificos seores de las ciudades del Renacimiento y hasta con el S ultn, a quien propuso nada menos que la construccin de un puente capaz de uni r Galata con Estam bul. Era admrado por todos y visitado frecuentemente, con sumo respeto, por el caballeroso rey de Francia, Francisco 1, de quien f u e husped por ms de d os aos. Extraamente enigmtico en la inalcan zable profundidad de su genio, es una de las figuras ms turbadoras y ms altas de toda la Historia de la Humanidad. Naci e ntre las colinas toscanas, en Vinci, el 15 de abril de 1452. Era hijo natUlal de Pedro, un notario; de su ma dre, Catalina, nada se s abe, con excepcin del hombre con quien despus c9ntrajo matrimonio. Por va paterna pertenecia a una familia de notarios; e l padre naci en 1425 y m uri en 1 5 04; tom mujer cuatro veces y logr hijos n u merosos, pero slo tarde, de las dos ltimas esposas. Ilegtimo, pero por muchos aos nico, Leonardo fue acogido en la casa paterna y record siempre con a fecto al abuelo y a la madrastra, Albiera Amadori. El seor Pedro se traslad a Florencia, donde hizo cierta fortuna siendo Leonardo todava joven, y sintiepdo all la vocacin por el arte y por las ciencias. En sus pcnsam' ien tos estn presentes, de modo continuo, los paralelos entre los bienes de la mente y las riquezas o l a potencia mundana ("tan to faltan al rico la vida como la fama; ... cuntos emperadores y culltos princi pes han transitado por el mundo sin dejar recuerdo alguno, porque slo buscaban l os Estados y las riquezas:") El signo de la verdadera nobleza est para el hombre en el saber, "El supremo bien es la sabidura; los ignorantes slo son hambrientos y pl'oductores de inmundicia." No exista en Leonardo solamente el deseo p r ecoz e insaciable de saberlo todo y de hacerlo todo; haba tambin en l l a constante certeza de que nicamente el saber da al hombre dignidad, poder sobre las cosas, y logra confortarlo en los d i f ciles caminos de la v i d a No se conforma con la co ntemplacin y con la ob servacin; busca i ncesantemente una sabiduria que_ auxilie a l os hombres y los .aliente; una ciencia que permita la elabora cin de. toda clase de _aparatos y mquinas dirigidos a competi r con la Naturaleza para enseo rearse de ella y utilizar sus f uerzas. Exalta insistentemente la santidad y la potencia de la verdad frente a la inutilidad de los discursos vacos, buenos para aquell os que viven de sueos. Su prop i o arte l o enten di como una ciencia, como una visin universal de las cosas, como una mirada profunda capaz de captar la trama escon dida de toda la Naturaleza y de reprodu cirla en sus ritmos ms secretos, a travs d e l cOnocimiento de las leyes racionales. La formacin de Leonardo se produjo e n Florencia, donde se estableci co n su padre a lgunos aos antes de 1469. Hablar de la Florencia de entonces no es cosa fcil; la autoridad de los Mdicis haba transformado el viejo rgimen republicano; el poder se habia centralizado en esa gran familia que, a lo largo de los siglos, pro dujo dos hombres de ingenio no comn: C;osimo il Vecch io y Lorenzo il Magnifico. No se viva sin embargo, un ambiente tranquilo; las otras grandes familias a quienes la pote ncia de los Mdicis haba privado de autoridad, se agitaban constan temente dispuestas a valerse de la com plicada y dificil situacin que atravesaba la ciudad, en medio de conflictos entre Estad os italianos y naciones europeas, mientras en e l plano econmico se acen tuaban las dicultades y las crisis. Lorenzo ascendi al poder precisamente en los t iempos en que Leonardo llegaba a la ciudad; a partir de entonces, el joven artista pudo ver las calles ensangrentadas por los tumultos que explotaron en el 78 por la conjura de los Pazzi, cuando la aritocracia enemiga de los Mdicis trat de derribarlos con el apoyo de la iglesia, y la multitud masacr ferozmente a los conjurados y ahorc al arzobispo Salviati en una vcntana del Palacio de la Seora. No es fcil explicar el sentido de la agita cin y de la crisis de aquellos aos cuando. en un medio fastuoso, el esplndido mundo de las ciudades italianas iba consumindose desde las raices de su potenc'ia y de sus riquezas. En Europa se consolidaban los grandes Estados; en el Oriente avanzaba el t urco y con Constantinopla caia el lti mo recuerdo tangible del imperio romano. La unidad moral y religiosa del mundo cristiano sufna la amenaza de los ejrci tos turcos en sus m ismas fronteras, y era minada, en lo interior, por el espiritu cri tico que alimentaba, con facilidad, su po remica basada en la corrupcin profunda de la iglesia romana. Astrlogos inspirados anunciaban inmi nentes c atstrofes apocalipticas, y en las ciudades italianas triunfaba u n esplendor que, an teido con los colores de) creCasa e n q"e naci Leonardo, en V l nci, u n a aldea d e Florencia. 4'

PAGE 46

pusculo, no por eso resultaba disminuido en belleza; una gran cultura y un gran arte explesaban la potencia' creadora d e los seres humanos. Los hombres desperta ban a un conocimiento ms claro de. s u s posibilidades; los choques mis mos y las di flcultades de un mundo en crisis, p arecian agudizar los ingenios. Los seores, los ricos comerciantes, competan para rodear d e belleza s u vida; los bie nes ampliamente acumulados deblan servir para e l logro de una morada terrestre ms acogedora, cu ya importancia creca continuamente fren t e a una ciudad celestial en l a que se crea y de la cual se esperaba cada vez menos. Los doctos y los artistas, aunque n o zaban de gran inOuencia polltlca, podian sentirse protegidos a l a sombra d e la cor te; los tcnicos empezaban a ser solici tado& e n la medida en que los hombres caan e n cuenta de la necesidad d e organizar racionalmente la vida. En Florencia, Lorenzo fue a encontrar se e n uno de los centros de mayor fervor cultural y artistlco de la poca, Y en una capital de relieve poltico notable, de resonancia ms all de Italia, Por eso se hall a l mismo tiempo activo y confundido con e l oscuro sentido de la catstrofe inminente; no por casualidad en la propia ciudad de Lorenzo e l Magn fico deban resonar los apocaliptlcos ana temas de Savo n arola, mientras Italia ca menzaba a ser l
PAGE 47

Como la Naturaleza, tenia espiritu ele vadsimo y lle n o de elegancia -dice d e l Vasari; s& di a la msica y al canto, pero sobre todo se empe en e l dibujo y en poner de relieve quc cran las artes lo que mas le interesaba. Por eso s u padre lo cnfi a Andrs del Verrocchlo, que l o tom como aprendiz y ayudante para que colaborase con l y aprendiese el oficio de pintor. No es fcil Imaginarse exactamente el estudi o de un gran artista de fines del cuatrocientos; era escuela y laborat orio artesano, e n contacto con los grandes, laicos y eclesiasticos que encargaban sus obras, frecue ntado por doctos, por literatos, filsofos y cientificos, en cierto modo taller y academia. Verrocchio '0.1 principio se habia ocupado de las ciencias y particularmente de la geometria; t e n ia aquella precisa preparacin cie ntifica que Leonar do pondra siempre en primer p lano, condenando la "practica sin cie ncia" com o "nave sin timn o brU,iula. En e l estudio tuvo de compaeros a Sandro Botticelli, cuyo contacto con los literatos d e la corte de los Mdlcis y particu larmente con Poliziano, ha sido objeto de frecuentes comentarios. Leonardo, mas tarde le. criticara el escaso sentido reaIistico del paisaje y e l Poco. gusto por la investigacin minuciosa de las cosas. En relaci n con e llo pronunciara su b l e j u icio: "No es universal e l que no ama por igual todas las cosas." En aquella Florencia culta y refinada, estaban de un lado Verroeehlo, Bottlcelli, Perugino, Lorenzo di Credi, y del otro, l os campeones de las' nuevas direcciones de l a 'cultura, loS hombres. hacill quienes Europa se volvia a hora como maestros indiscutidos del ms avanzado saber. En Wl apunte de s u mano, Leonardo selala una vez 'Rlgunos nombres, probablemente a la memoria. de aquellos encuentros y coloquios frecuentes en la ciudad y de los que nos han q uedado tantos documentos. Varios de ellos son muy notables: recordamos a Giovanni Argiropulo, grecista, filsofo y qumico famoso, ven ido de Constantinopla a ensear en F lorencia, y a Paolo dal Pozo' Toscanelli, matemtico, ge6gra fo y mdico insign e, a quien se dlrlgian los ms grandes cientiflcos de s u tiempo, desde el cardenal Niccol CUsano hasta Regiamontano. Toscanelli no f u e slo la inteligencia matemtica mas alta qui2:s del siglo y cosmgrafo del viaje de Col n sino tambin estudioso de ptica y de los problemas de l a luz y de la perspectiva que tanto interesaron a Leonardo. Este h izo varias veces el elogio del pe nsar recogido del pintor, que debe considerar l o que ve y despus "hablar consigo m is mo, mirarl o todo sin descanso, "para especu lar mejor sobre las formas de las cosas naturales"; "slo actuando asl se estar lejos de las vanidades, an a costa d e ser ten:do por loco." Sin embargo, Leonardo no se separ jams de las motivaciones ideales de s u tiempo; se lim it a rechazar des
PAGE 48

, .general. Se mezclan en s u s hojas de apun tes los dibujos d e mquinas; e l problema de la canalizacin del ArDO l o subyuga. I n cl inado -para usar una f a mosa metll tor a suyasobre el mi s terioso y oscuro abismo g u e es e l seno todavia n o expl ora do d e l a Naturaleza, con coraje afronta las tinieblas para los secretos y las leyes. Solamente as! podr el hombre mirar impvido e l c hoqu e terrible de los e lementos y ve ncer los, S\,Ijetarlos a sus ne cesidad es, transronna rl os en form a esen cial, em bellece r l os. Hacerse o j os para todos los horizontes d e l os m undos i nfi nitos, es una expresi n de Gl ordano Bruno ; Leonardo busca pre hacerse d e oj os capaces d e penetrar cada realidad del Universo, para sor prende r el secreto que liga la a lmoDia for mal de los c u e r pos con la rigidez de l os esqu eletos, la bellede las caras con l a c rudeza d e la s ca laveras .En Florencia Leonardo p robablemente s e encuentra incmodo; no hace fortuna, n< .. tiene trabajos de Importancia .. Por eso alr e d e dor d e 1482 of rece sus servicios a Ludovico el Moro, senor d e Miln. La car t a con que se presenta es de verdad un extrao documento. D ice: H abiendo visto y considerado sufi cientemente las pruebas de todos los que se reputan maestros y compositores blicos, .... tengo puentes Ji ger isimos, fuertes y aptos para ser trans portados fcil ment e ... instrumentos para extraer agua de los fosos y para hacer numerosos puentes y escaleras; ..... mode los de bombardas comodisimas y fciles de transportar, con las cuales lanzar nu bes de piedras pequeas e n C orma de tem pestad y dar gran susto con s u humo a los enemigos, .... har carr os cubiertos y seguros que podrn e ntrar cmodamente e n las filas e nemigas con s u artllleria. s in que haya multitudes de h o mbres o de ar mas que puedan resistirlos; detrs de es tos podr seguir la infanterla ilesa sin ningn impedimento." Pero ms que Ingeniero militar y naval, se s iente ingeniero civil y se ofrece para disear edtiicios pblicos y privados, para disciplin a r condu ci r .las aguas de un lu gar a otro .. En el m ismo Miln, despus de la epidemia d e 1484 85, d isea racionalmente una ciudad higinica, l a d e los hombres n u evos, co n struida c l e nUflcamen-' t e, por un Estado organizada segU n la razn .. Frente al h o rror d e "tanta congregacin de p u eblo, semejante a cabras hacinadas llenndolo todo d e malas ema naciones que ali mentan las e nfermedades", l imagina la ciudad bcllislma, prxima a rios regulados por un sistema de presas, llena de a ire y de luz con plazas y calles anchas "tanto co mo. l a altura de las casas", con trafico conducido todo en calles bajas o subterrneas, de modo que e l nivel superior donde los h ombres habiten sea quieto y todo reservad o para el paisaje .. En Miln vive un periodo de actividad febril.. Leonardo realiza grandes dibujos arqUi tectnicos, c uadros como l a Virgen de las Rocas, e ncargados po r los Fraile s de la Concepcin, y La Cena d e Sant a Ma ria de las Gracias; e jecuta un estu d i o ms intenso d e las obras cientificas de s u t i e m po, mientras d ibuja esb07..os y motivos com o fbulas, alegorias, p r o f ecias, que pue bl a n s u s manuscritos junto a gen iales observaciones de cie ncia y a profundas meditaciones sobre arte.. Mientras tanto proyect a canales y modela el g ran caballo, o sea la estatua ecuestre de Francisco Sforza, y no desprecia disenar u n asador giratorio o una curiosa m quina para .. cualquier tiesta de la corte. Los acontecimi entos precipitaban, entre tanto, las reflexiones d e l pcnsador; mien tras esboza su tratado .. sobre las leyes del movimiento, Luis XlI se dirige a la con Quista de,Miln .. En 14 99 Leonardo aban -48 Subanarino ideaelo por L aonuelo T ,aeonllnielo e n ",n p equeo anod elo.. Cal! loela l 1 .. anolacio nel .obre e l anumo I",,,,ron borraela. p o r Lao narelo 'Iue no quis o eliv",lgar '" .. v e .. lo plu",a .. elo 'I",e "1. malel ael el" lo. hombr poeli. llevados a eome ler fuhuoa asesiftaloa .... 1 Jonelo el. 1 mar .. don a el jardn que E l Moro le haba dona do e n las afu eras de la Puerta deja la ciudad que ya habia caldo e n m a nos de los franceses, y regresa a Florencla .. La encuentra cambiada despus del parntesis de Savonarola, consumindose lentamente entre aspiraciones republica nas y restauracones d e los Mdicis. El pintor se encu entra ahora incmodo e in quieto, en un mundo complicado y extrao donde campean ya rivales como Miguel Angel .. Por eso, e n 1 502, acepta el bramiento d e ingeniero y arquitecto de cesar Borgia; despus regresa a Florencia y quizs al campo d e Pisa .. Ejecuta l a Giocanda, d isea e l cartn d e la batalla de Ang hiari contina lo s estudios sobre 'el vuelo y dibuja mquinas para volar; s uea con e l gran pjaro remontndose sobre las cumbres d e l Ceceri, y llenando e l Uni verso de estupor .. H lo aqu d e nuevo en Mil n a l servicio de l os franceses .. Despus, en 1 513, ao de l a derrota fra ncesa e n Novara, Leonardo acepta l a invitacin de Giu lia n o d e l Mdic, herman o de Len y se traslada a Rom a En el Belvedere trabaja in t e nsamente e n observacin de l a Naturaleza y en las i nvestigaciones clentlficas; escribe sobre problemas geomtr icos fis ica y pi n t u ra; hace estudios. geolgicos, e l relieve del puerto de C ivitavecchia proyectos para la desecacin de los pantanos pontinos. Pero parece cada vez ms inquieto, ms empe ado en las meditaciones, ms ind i fe r ente a los obstculos. Se siente d esil usionado; el Papa le im p idi el eje rcicio de la anatomla y se e n cargaron a Rafael y a Miguel Angel las obras maestras d e l a Sixtina y d e lo s sa lo n es del Vaticano, a cambio de grandes h onores; Florencia noJe eonfia el trabajo d e construi r la fachada d e San Lorenzo .. En estas condiciones. en 1 517, acepta po r fin la invitacin d e Francisco 1 y e n Fran cia se atJaga e l da 2 de mayo d e 1 5 1 9. "No quiero dejar de repetir escribir Benvenuto Cellini l o que sobre l me dij o el Rey ante los cardenales de F errara_ y Lorena y el Rey d e Navarra; expres que no concebia que hubiera nacido jams en el mundo otro hombre de tan amplio saber como Leonardo, no slo en escultu ra, pintura y arquitectura, sino tambi n como filsofo." G randisimo filsof o fue sin duda, en la s ignificacin ms profunda d e la palabra: observ co n humildad l a Na tura leza .. e n cada una d e sus formas, y medit sobre la vida d e l hombre y sobre la Siempre atormentado e Inquie to, tuvo conci encia d e la altura y l a g ran deza del hombre: Este hombre sufre una suprema locura que siempre l o lleva a l a batalla sin desmayar, mientras la v ida se le va, bajo la esperanza de alcanzar y go zar los bienes que con tanta f a tiga con quista" .... "Oh tiempo que consume to das las cosas!" Ms que los severos rasgos de s O autoretrato. de l a B iblioteca Real de Turin, se le puede conocer a t ravs d e s u trabaj o nunca decaido e n l a bsqueda de la cie nci a universal para expresa r l a f orma v erdadera, significativa, esencial d e todas l a s cosas .. Superior a la Naturaleza misma, la mente del pintor expresa la verdad p l "of unda d e l a realidad natural y da cuerpo a la verdad racional.. "La deidad de la ciencia del pintor lo transforma en una mente divina para que, con libre poder, dis tribuya a las generaciones divC I'Sas esencias .. El pin tor, a t ravs del conocl .. m iento universal, se identifica necesaria mente co n la Naturaleza; llega 11 ser todo uno c on la fuerza creadora del mundo na tural, pero la conduce a .. la claridad, la hace mas comprensibl e, ms bella por m e di o de las creaciones d el arte, como p ro ducto ms alto y precioso d e la potencia generatri z de l a realidad .. Si a lo universal" esto es, a la ciencia d e todas las cosas, Leonardo fue por e l im ..

PAGE 49

' pulso de su vocacin artstica, la ciencia vino poco a poco a l para convertirse en un gran poeta, unda siempre a expresiones admirables, a las ms sorprendentes manifestaciones de la edad moderna. Aquellos millares de hojas d e apuntes s uyos (nos han llegado slo en parte y son ms de siete mil) esparcidos en las bi bliotecas del mundo, cubiertas de obser vaciones en una extraa escritura enreve sada, alternando diseos admirables y es bozos terminados, bosquejos de mquinas, de construcciones, de recuerdos, de textos fragmentarios de una prosa bellsima y potica, todo destaca a Leonardo sobre gran parte de sus contemporneos. Escri be en italiano, igualmente de la elegancia del latin humanista y de la bar barie del latn de los cientficos medioeva les. No escribe tratados; lanza reflexiones y apuntes, y no por impotencia o incapaci dad sino porque el cientifico, en sentido moderno, se mueve entre las frmulas y el experimento, entre la hiptesis y la ob servacin, entre la construccin de u n instrumento preciso de la tcnica, o una operacin y una idea. Leonardo no ignora cuanto los intelectuales de su tiempo sa ben o creen saber; ms que sus libros prefiere la naturaleza. y la razn, el len guaje directo de las cosas y las posibilida des de' traducirlas en" precisas expresiones numricas. Ahi est verdaderamente su novedad revolucionaria, en no proponerse los problemas del mundo y de la vida reflexio nando sobre las pginas de un libro quizs insigne, ni buscando las fbulas antiguas, sino hurgando entre las cosas e investi gndolas. Si queremos conocer la naturaleza del oro. leamos el Cdigo Atl{mtico, el ms grande libro de Leonardo, con 1 ,6 00 hojas y ms de 1,700 dibujos. El dice; "si quieres saber qu cosa es el oro, deja apar te a los embusteros alquimistas y ndate a mis obras que son generadas por las mismas cosas naturales." Tan vasto es el horizonte de Leonardo, que es casi imposible hablar de sus obser vaciones: l est convencido de que "se estudie una flor, un insecto, la estructura secreta del cuerpo, los cielos o las rocas, las aguas o el vuelo de los pjaros, o las le yes generales del movimiento, siempre se conclu ir que la Naturaleza est gober nada toda por un ritmo unitario. interior, profundo. Est convencido de que el experimento se integra con el clculo y que las ciencias matemticas son esenciales para comprender la mecnica. Estima que la construccin de las m quinas y de los instrumentos no responde exclusivamente a satisfacer las necesida des prcticas de la vida, sino que repre senta un modo de insertarse el trabajo del hombre en la Naturaleza, una manera de actuar sobre ella y transformarla. El hom bre de ciencia -segn l -no es un sim ple observador que ve y registra las cosas como son, sino un trabajador que toma parte activamente en la realidad, que se solidariza con ella, que es su punta ms avanzada, "que sabe por qu y hace por que 'sabe." Se sirve de las fuerzas reales que ha comprimido en sus razones para dominarlas y transformarlas, dirigindolas segUn la necesidad y el concepto de los hombres. En cada, pgina de los apuntes de Leo nardo se encuentra un respeto casi reli gioso por la Naturaleza, por sus fuerzas profundas, por sus formas bel!isimas, por las razones y las leyes que la gobiernan; unido a tal admiracin se encuentra su concepto de que el hombre, con el auxilio de la tcnica, puede asir el secreto de la Naturaleza, actuar sobre el!a liberando y disciplinando sus fuerzas como verdadero seor de las cosas, si a las cosas sabe mi rar con humilde adherencia y fiel comUn ensayo de ulronoma hel:ho por Leonardo: .sludio sobre la dslanda del Sol a la Tierra. prensin, y sabe traducirlas en adecuadas formas geomtricas, si sabe inyectar el trabajo inteligente en la fatiga de la rea lidad universaL El significado renovador de la e-perien cia de Leonardo radica aqu, en conceder al hombre el don de hacerse intrprete de la razn que regula la Naturaleza ("la razn es maestra nutricia de la Naturaleza") para actuar sobre ella racionalmente ("la experiencia. intrprete entre la Na turaleza y la humana especie, ensea aquella actua entre los mortales constre ida por la necesidad; no se puede obrar de otra manera que por la razn, el timn que a obrar ensea"). Las fuerzas, los movimientos y su me dida numrica dentro del mbito de la rea lidad natural, el hombre que las fuerzas comprende y usa con arte para sus fines: he aqui el centro y el valor de la investi gacin de Leonardo. Es verdaderamente importante apreciar hasta qu punto l abri las vias a cada invencin o, aunque sea imperfectamente, formul leyes fisicas fundamentales; pero ms importante que todo es en l la fun dacin de un mtodo y de un modo de ver la realidad y de afrontarla, de considerar la vida del hombre y su puesto en el mun do En esto, Leonardo expresa de manera heroica el ideal del hombre de los tiempos nuevos: al ingenio humano todo camino est abierto en el horizonte del mundo, El hombre est asentado en la tierra mien tras las aves' vuelan alto en ls cielos; pero tambin las aves son instrumento.;; obedientes a leyes matemticas y el hom bre puede producir ese instrumento con todos sus movimientos: "El alma del ave -alma para Leonardo quiere decir slo potencia motriz-puede ser contrarresta da por el alma del hombre." A la ciencia y al arte del hombre nin guna barrera se impone; en el hombre la Naturaleza ha alcanzado su forma ms noble, y si la Naturaleza es sagrada, sa grada es la vida del ser humano. En unas de las hojas de los manuscritos de Wind sor, dedicadas a la arquitectura del cuerpo humano, Leonardo escribe: "T., hombre, que en esta obra ma admiras la Naturaleza y juzgars nefasto el destruirla, pien sa tambin que es cosa nefasta quitar la vida al hombre .. o querer que tu ira o maldad destruya tanta maravilla." 49

PAGE 50

50 Joy Turstica Pinar del Ro era la cenicienta de las provincias de Cu ba, la ms olvidada de todas y la que menos recibi siempre, a lo largo de cincuenta y tantos aos de pseudo-Repblica, la atencin oficial. En vano la Naturaleza h abia volcado sus dones sobre la ms occidental de las reglones cubanas. AJIi la.explotacin y el atraso ---co ndicioOC$ casi feudales de vi da-hablan sido impuestas en l a forma ms ominosa que pueda concebiI"S2. Pero la Revolucin, que lleg desarraigando injusticias y abrindole nuevas perspcUvas al cubano, ha reivindicado tambin el paisaje pinareo. Cabaas, parques, moteles. piscinas. en fin un gran nmero de cenbos turlstlcos ban sido desarrollados vertiginosamente y puestos al servicio de todo el pueblo . Pinar del Ro es hoy una joya turistlca. Por e llo, INRA l e invita hoy. lector amigo, a .&oorrer junto&, usted y nosolMs, la ms occidentaJ de nuestras provincias. A admirar juntos e l encanto de l a Nueva Cuba.

PAGE 51

Una familia cubana' va de paseo. Por fortuna ahora tiene donde ir. Los hermosos Centros Turistlcos estn en todas partes d e Cuba.

PAGE 52

Aspecto de las confortables cabaas y hermosos jardines de Soroa en -por donde el pueblo pasea fel z y tranquilo.

PAGE 53

otro aspecto del Centro Turis tico de SorDa donde la belleza del paisaje y las comodidades permiten horas de hondo regocijo a grandes y chicos. 53

PAGE 54

ntigua

PAGE 55

Los portales de San Diego ubicados en el Parque Nacional L a Guira constituyen una verdadera atraccin turistica. Son bellezas naturales que el pueblo

PAGE 57

En el mirador del Valle de Viales s e levanta el motel Los Jazmines donde el I N I T ha creado un maravilloso ambiente para e l viajero y e l turista Una esplndida v ista del Valle de Viales desde el motel La Ermita ubicado en e l cerro que domina l a imponente belleza que la naturaleza ha dado al Valle pinareo. El magnfic o m otel La Ermita. en el Valle de Vinales es una amplia casona de hermosos jardines aleda nos, inundado de luz y de aire puro de nuestro campo. 57

PAGE 58

58 Pintura del megaloenus en el Mural de la Prehistoria de Cuba, en el Valle de las Dos Hermanas, donde se funden la atraccin y la enseanza. Vista de la Granja del Pueblo El Rosario en Pinar del Rio. All se confunden las hermosas instalacio nes con la variada produccin.

PAGE 59

.1 recursos naturales el IHIT ha creado esta cafeterfa en el interior de una caverna en el Valle de la Guasase, para disfr ut e del

PAGE 60

Superstici n v s. Cienc ia? "Las cabauelas" y la Estacin de 'Cli' r latologa Agrcola "LAS CAsAiWELAS" DE 1961 Enero, saco Febrero: agua ligua Abril nublado y fro Mayo; agua Junio, ligua Julio, agua Agpslo: seco Septiembre, agua Ochibre, aguo Noviembre: agua Diciembre, seco Tierra parda y hmeda e n la colonia "Chubasco", a un tiro d e piedra d el "Pul"io" de don Jos y bailo, este laborioso sitiero cuyas s iembras han ganado fa m a por la comarca de Cala bazar de Sagua. P u es de cie rto que si llueve -con fre cuencia o no-por estas cercanas, habl' de ser s iempre, a no dudarlo, en la colonia de Betancourl. 60 Quico Gonzlez, administrador del "Purlo", nos haba anunciado que tena a ma no al hombre ideal para hablarnos de "Las Cabauelas". y por un callejn, entre caaverales, nes ha trado hasta "Chubasco", Ya saba Betancourt del objeto de la visita. Los ojos daros se le Huminan con Juces de alegra. Roza con la mano el vello entrecano crecido e n la barba, trinca el tn entre ndice y pulgar y, con aire casi profesoral, Cmicnza: -Las Cabauelas? Por aqu les llama mos tambin "velar el tiempo". Es lslir,la que no se hubiera dado una vueltecita a prlncipios de enero. Nos hubiera visto a mi mujer Leonor y a m, libreta en m a no, llevando la cue!1ta de cmo "pintaban" los das. Ella y yo "adelantamos" en 1950 exactamente cmo iba a ser el ao por las aguas. y ya tenemos los l'esultados de 1961. lentamente mientras eseucha, hemos 1 ':'.0 al aparece pus, el aroma penetrante del caf en ebullicin descubre el quehacer de la due a de l a casa. Reanuda don Jos su explicacin: -Tengo 45 aos bien trabajados, segun ustedes pueden ver, pues no parezco n:ngU!1 pollo. Naci y he vivido po r esta comarca de Calabazar de Sagua. Cuando ms lejos he ido ha sido hasta la costa, all por la finca E l Mal'tillo", don de ech varos aos, casado ya con L eonOl'. Despus vine para "Chubasco". Des d e muy nio o a mis mayores hablar de "Las Cabauelas". Mi a buelo materno, don Francisco Caraballo Ros, era un agricul tor experimentado y nunca despreci la consulta d e "Las Cabauelas". S u s siem b ras seguan el patrn que le indicaban las lluvias de enero. CAVA DI\. COURESPQNDE A UN j\IES Queremos entrar directamente en matel'ia y le sealamos el camino a Betancoul't: en qu consisten "Las Cabauelas"? -Observar cmo vienen los das de ene ro Los primeros das de ese mes corresr-onden a otros tantos meses del ao. Son "Las Cabauelas al derecho". El dia cl 2 febrero, el 3 Pero, lIe1 a ser el 1 4 es noviembre, el 1 5 es octubre y as hasta !legar al da 24 que es enero. Para aclararlo ms, le dir que observando cada dia y anotando sus cal'actel'stlcas en cuan to al tiempo, adivinamos cmo va a venir el ao, mes por mes. Mezclamos las carac terstcas "al derecho y al revs" para sa-

PAGE 61

Lu tinr .. pudu d .. "Chabuco" 1 01l 11 .. fertilidad o.ombro ... car el resultado general de cada mes. Y yo gobierno para semb'ar mis frutos po r esas ind i caclones. As es! Tngalo poI segul "o! Hay cierta perplejidad e n nuestra mirada. Belancourt la sorprende y cobra repen tino Impulso. -Vengan conmigo! -precisa. -Quie ro e nse a rle s algo ... A gra n des trancos. cubre la d is t a n c ia. hasta la cerca, al borde del callejn. Ahora s e vuelve y comenta, mordiendo lo poco que queda de la breva que fumaba: -Ah l mlsmitico veo pararse a la gente que pasa por el cami no y les oigo decir en voz baja: "Este Betancourt es un dichosn. Mira la hortaliza que tiene, y e l malz, y la caa, y el fl'ijol. Todo se le da!" Yo callo y los dejo pasar y hablar. Pero cose cho maz de cuatro ti Empos y no pie rdo la semilla pcn-que s de antemano cmo va a venir e l agua. No es lo mismo sembmr en terreno alto que bajo, ni todo se puede sembrar a. un tiempo. LAS DE LAS SIEMunAS i. Y cmo siembra Bctancomt? Pues sicmbt'a la ma]anga en abrll d e este ao para sacarla en marzo del que viene La yuca la s i e mbra e n noviembre y di ciembre y tambin en abril y mayo y la va sacando casi junta. El tomate lo s i embra d esd e octubre -"tomate revolca- .. 1 .......... 'ind .... csl:1I. .... C.b:' I.,.., lIu 1 ... l. 'LF7nd. HIn dtrdo mucho qu' bablar durlntl r1 pIsado ao y at1n en lo. primlros mall del actual, 10& capricho. dll rgimrn da l1uvias .1'1 nUlltro pels. La Inor .alidad In al Clanl.po llmod'rico mllj dir.ct_ntl In el d_n"ol"imiento d. n"ntra' principal .. eo.rchl', d m.anera muy "plCial In aque-111' acuu qua DO CQ-nteq lodlvla con oIIn silleroa dI regadlo acI-Jo a a.. neo: 77 !dad t. da) tvnmo. .... "' .... jo a l ...udrd unl "r.ja
PAGE 62

marzQ y abril, y en el t erreno bajo espe r a qu e pasen las aguas de septiembre y octubre para entonces sembrar en noviem bre y diciembre y en enero y maFLO. El frijol lo siembra al mismo Uempo que el maz. El pltano lo siembr a en e l men guante de 'agosto, q u e es el mejor, a jui cio s u yo -Me gusta sembrar en menguante -aclal 'u Betancourt. Tamb: n soy parti-dario de! recoger las coseehas e n m e n guante. sobre todo la de maiz, pues el grano se pica menos. Ahora viene un recorrido por los conu cos Cada palmo de len'eno cst bien aprovt:chado. Entr e el maiz vemos deslr.arse las enredaderas de calabaza y, con fre. cuencia. tropezamos con voluminosas "piezas" del fruto de amal'ilIc nla carne. Tam bin frijo l y pepino. Todo confundido, como dlsft'utando de la riqueza del terreno. Regresamos a la vivienda. En el patie ci t o. los tres muchachos de Betancourt -Jase Elio, Just o. Eisa y Angel Ediliodesgranan frijoles negros. A un lado, sobr e la mesa, en una cazuela de barro, bla n q uea el arroz. El sit;ero toma u n puado y lo deja des lizarse entre sus ded os. -Este arroz tambin es mio -dice, y estremece el orgullo l a voz. -Lo sembr en "Jucarito", all hacia la costa. Es arroz "Alba", una variedad del Honduras. Lo sembr en j u lio y lo rccog! hace poco. Lo a molinar a Sagua la Grande. Me di cuatrocientos quintales, de lo c u a l ven d algo y guard e l resto para la casa. Conmigo trabaja n och o hombres y aqu J les doy comida. Betanco urt no tiene regadio en su finca. "Las Cabaftuel as" le anuncian las lluvias. U n a v ieja super stici n guajira le g ua de la mano en s u s tratos con la tierra parda y hmeda de "Chubasco". El ve terano campesino se encoge de hombros y son r i e con indulgencia cuando e l q u e pasa por e l callej n se detiene a escu d riar con la vis t a los sembrados y comenta: -Este Betancourt es un dichosn ... Todo se le da! L A C IENCI A E l t razo rojo de la tinta que dest ila la aguja m i e ntras 'va rasgando la cartulina en el registrador del plrhelimetro, nos recuerda a un dibujante i nvisible modelan do una sil u e t a err tica por la s uperficie rayada de la carta q u e anota l a s a ndanzas del Sol por l a comb a c eleste. O el electrocardiogl'am a q u e una vez nos tomaron e n la clnica. Antonio Val d i vieso, ingeniero agrnomo a cargo de la Estacin de Climatologia e Hidrologia Agrcolftl de l a Estaci5n Expe r imental de l a Capa, e n Jovellan os, n o pue- de reprimi r s u i ndignacin: -Esa creencia de "Las Cabau e las" es nuestro mayor e n e m igo! Muc hos c ampesi nos todavi a se rigen para s u s 'siem b ras por supersticin y piel'den l amentabl e mente s u s cosechas. Tenemos que r e alizar una intensa campaa d e divulgacin para desterrar lodas esas ideas errneas de la mente de los agricultores. La mano regol"deta del ingeniero se tiende hacia los aparatos instalados en la caseta de la estacin. -No considera Ud. aUttcl'6nico -sur ge la pregunta que a estas alturas haya todava gente que le diga que va a llover porque les duelen los c allos o que l a vs pe r a d e Ao Nuevo col oq u e n puados d e sal sobre doce frijoles negros para deci r que al dia siguiente comprobarn los mc-62 ses e n q u e llavera si la sal se ha derretido sobre tal o c u al f rijol ? Al diablo con "Las Cabauelas"! Valdivi"So se controla y nos muestra su eq u ipo -Aou t iene usted el pirheli lll c (ro, que da la cantidad de sol -radiacin o i nsola cin-recibida en un periodo lum nico o solar desde que sale el sol hasta que se pone. Registra la intensidad del sol y los grficos sealan cundo es tiempo nublado o despejado. Las n u bes disminuyen la in tensidad solar. LAS LLU V I AS, E l V IENTO, LA.. E V A I'OKACIN Dentro de una vidriera hay otro regis trador que nos lIm a la atencin. -Estees un pluvlgralo. T enemos en Cuba que en la mayoria d e lo s in ge nios no se mide. bi e n la caida de la lluvia con lo.s pluvimetros. pues hay lugares donde los colocan bajo aleros, recibiendo u n a car ga excesiva de Adems, ocurre que se colocan pluvimetros unos cerca de otros, cuando deben estar s ituados a dis t anca radi al de ms de dos kilmetros. E l pluvigrafo tiene la ventaja sobre el p lu vimetro de Que da l a hor a en que com i en za a llover. Se p uede determinar por el aparato cundo llovi, c undo dej d e llover y con qu intensidad. Sirve, asimismo, para la confecci n de u n mapa de "is ope tas" que es e n el Que se describen los ci clos d e precipitacin pluv i al. Este es el equivalente cientifico de "Las Cabauelas" en cuanto a la predi cci n de cuando llover y en qu proporci n Ms all hay otro aparato: E s el anemgrafo, q u e mide la ve l ocidad del v iento. U n a chic harra o timbre d a el nmerp de millas por hora del vie n to. Tie n e tl"es agujas: dos 'que marcan los rumbos o d i reccin del v iento. Trabaja con los cuatr o rumbos francos y 1m; interme d'os. La otra aguja d a las recorri das po r e l v iento durante un perfodo de 24 horas. Es m u y Importante par a los r ie gos, p ues asl el agua d e los surtidores no es esparcid a a nrquicamente por el emba te d e l vi e n t o f uerte. Un mecanismo d istin t o y aqu vie n e Val d ivieso en nu"Stra ayud a p a r a explicarnos que se trata del aerometeorgrafo, que da la humedad relativa, l a presin baromtri ca y la temperatura. Afu e ra, e n una faja de terren o cercado, estn los apar a tos cuyos regi s tradores guarda la caseta. Aqu i ve mos tambi n la t e r mopila del p i r h eli m etro. Y u n a esfera d e grueso cristal que es' un solarimetr o. Encajado en el terreno est el geoterm graf o, con t el"mmetros introducidos a tres pl"ofund idades lO 20 y 50 centime t ros-para registr a r el calor d e la tierra. Hay sei s termmetros d e s u e l o de lectur a instantnea. Junt o a ellos cuatro cables de gran sensibilidad que m id e n la humedad apr ovecha b le. RECAD O C I ENTnco DE LA. CAA Est aqu tambin el tanque del evaporimetro donde el mlcr6metl"o mide l a can tidad de agua evaporada por el sol. A un pie sobre el nivel del agua del evapol"ime tro, hay colocado un anemmetr o, En una pequea caseta inmediata, Valdi. vieso nos ensea el ps i c rmetro de aspira cin que tiene tel 'mmctl"OS de mxima y m inima. Este a(lamto computa la humedad relativa, la tensi n d e l vapor de agua y el p unto de rocio. Tiene dos termmetros, uno hmedo y o tro seco. La d iferencia en la lectura dc uno y otro da la humedad -

PAGE 63

1.1 Ji 18 10 I I ... El "pi
PAGE 64

PO,. GRAZIELLA MENOEZ LA REVQLUCION nos trajo un teatro distinto; un teatro sustancial. Es decir: un teatro al que asoman, en profund o tra tamiento y sin cobardes eufemi smos, pro blemas bsicos de la vida cubana, as los sociales de impHcacin simplemente eco nmicos como los sociales de ndole mil.!; estrechamente ligados a la razn humana, como. por ejemplo, la discriminacin ra ciaL Cierto que sta y nadie se atrever a negarlo-se tornaba tambin conflicto econmico cU
PAGE 65

Escena de bie n logrado ambienle e n "Canave,al" que lue ep.e.. nlada en e l Central "Ami. lad con 105 Pueblol", en eiBnas. do. y no caprichosamente, "el gallego". Pero ha scntido las cosas de Cuba de tal modo, y jc tal modo ha estado al se l 'vicio de la Revolucin. q u e le di su esfuerzo en la etapa in surreccional y despus como alfabcti:.mdol y como interventor del Cen tral "Manuel Sanguily". Otra de las IX!r sonas interesadas en el teatro y quc l o consid eran como uno de los medi os ms adecuados pal'a dar a conoccr la obra re volucionaria es Carlos Flores, :tdministradar del Central "Osvaldo Snchez", quien est coope rando para hacer posible e l em peo de la Administracin General de In genios de llevar "Canaveral" a lo s ciento sesen t a y cuatro Centrales de la I sla Hay que ensalzar a unos cuantos intr pretes de la pieza, no slo por l o que hacen como tales, sin o por l a generosidad con que abandonaron otros quehaccl'cs pa r a seguir en el reparto de "Caaveral" bajo las inev itables molestias d e una "tour nre": F a usto Montero, protagonista,. Caraonlale. e n s u l eli. interprelacin personaje. cargado d .. dramatis m o d e Fl orUa, la loca. Jorge Prieto y M ario a.rcia en "Canaveral ". Reali.la y dramtica Ucena d e "Caaveral". Los roslros d e l a conc .. r e flejan la emocin d e recordar aq .. ella epoca finlellea. 6.'i

PAGE 66

, Un especlado<, C atlos Glve1 d e 74 aos d e e d a d nO S dice c o n veh e m e n cia: A s m;$m;l;co e rel melina Bandera y Efraln Martine-.l, direc tOl'es y ambos: A lc ida Aragn Jorge PI'ieto y Fernndez. Vie tOl'ia Npoles ha sustituido a Tet Verga ra, Betly Gonzlez a J udith Marrero, Ma rio Gan:ia a Nslol' Malina, Ritica Coto a Estvez, Fina Garcs a sis Blanco y Roberto Vel'uvides a Mariano Castl'i'), E l tramoyista Hiplito Velzquez y e l luminotcnico Manuel Prez, a s u s comp.1c ros Car los Ortiz y Vicente Rufo. Siempre hay quien ocupe los puestos abandonados, cuando se trata de un propsito revolucionarlo. Lo mas intenso de la expl'esin en "Caavel'al" h a sido logrado por Paco Alfon so precisamente situando la riqueza junto ,1 la miSC1'ia: el campesino muerto de hamlwe tI borde de los espacios donde la jugosa cua se levant a como una promesa (IUI' pul'a l I'csult fallida Qu obtuvo de ella? COl'ta r la dumnte unos pocos me S('S del ao, y esperar 1uego un nmero de meses a que creciel'a para coro Im'la de nuevo. Total: sufrir la penuria de la ;.:afra con la angustia de la otra pe nurin. bI Slante ms onerosa de senti' c mo se nrwoximaba el tiempo muerto. Lo dicen personajes d e "Caaveral"; con el gnmo se nos va l a r i q uC'.la para el "Norle"; con los canutos se nos va la vida de los nuestros. "Caaveral" apal'CCi e n El Stano, cuando y la tirana haba sdo liquidada. Fue In rwimera manifestacin de esa clase (1(> (,lItro, y pareca muy legitimo puesto (Iue habia aguardado la oportunidad en l a oscuddad de una gavet a. Era el mamen lO, pol'( IUe I a libertad lo permita, de i n (ormar a todo el mundo lo que en Cuba (( haba estad o sucediendo y explicaba, me jor todava, que el propsito d e echar a Batista, habel' tomado las armas y haber descen dido, com o un ald, de la Sierra Maestra, con el rifle e n una mano y el e standarte de justicia e n la oll 'a. "Caavel'al" contiene e l fundament al motivo d e la Revol u cin Cubana: necesidad de resca tar la tierra, A raiz del estreno e n El Slano se hizo con ella un recorrido que cubri muc has plazas, hasta Oriente, y de I'egreso lleg hasta Remates de Guane. Fue la gran diosa jira d e que hablamos al principio, y que patrocin la Direccin d e Cultura del Ejrcto Rebelde a instancias d e Cami lo Cie n fu egos. En todas partes esas repre sentaciones encontraron entusiasmo des bordante. P e r o ya transcurra julio -todavia tiempo muerto en Cuba-y no fue posible ir a los bateyes, a los Centrales, Eso es lo que le fal t aba a "Cnilaveral", reIX'tida cuatrocientas veces y muchas de ellas en la Capital. Yeso es lo que haciendo ahora: ir a los bateyes, a los Centrales. Acaso alguna vez levante s u escenario y vierta su accin exactamente alH dond e el a utor la imagin: el borde mismo del caaveral. Los que en esos lugares han padecido t r a d ic i onilles, inter minables atropellos, sentirn que viven de nuevo, a travs de la obra, la poca si niestra del plan del mache te, el culatazo y los "muebles" -cama s agujereadas, ta buretes des v e ncijados, cajas d e bac a lao vacas-amontonados en el tdllo en es IX'ra d e ser arl'astrados por el xodo, Todo e l campo de Cuba espera a "Caaveral para o i r s u prop ia voz.

PAGE 67

... ... .,

PAGE 68

co" \ .,,, .. .. .' _,'o _' --"' .. ... -" MAJ:'TI e$<'rib\ de-ell eso slo Uasttlrla para (Iue n o cayera en termhtantc olvido. El hecho que escri bi unas hermosas. generosus pginas inolvidables. Y puso en cIJascom pl'ensin y cariilo. Y puso justicia. Y no es pocn cosu que haya merecido de aquella mano mDestJ'u, sabia en el decir y parUcularmente en el decir potico, la atencin cuidada y hUl
Odredumbre de una sociedad carcomida ya por el afn d e lucro y que no se diferenciaba de la actual nada ms q u e

PAGE 69

v en el grado y en la posicin que ocupan hoy en todo el sistema del imperialismo mundial. Asesinatos de italianos, linchamientos de negros, ejecucin de obreros, vena lidad de los funcionarios. politiquera bastarda, toda la filosofa de la rebatia, el engao y el Cl'imen que ilJan a tener un destino mundial andando el tiemxl. y asi, al Cinal de uno de aquellos das. se oyeron fluir estos versos. y (.'Uenta Mart; "Por que, dijo uno, no publicaremos todo 810, antes de que le pierda, enle. de que c8;g"n ,,, vn, COn 111$ "slrola. 11 medio deelr, los bravos que la recuerdan I.odavla? Y en le prisa de ... bajol mayorel, corno quien se descubre un inllante 1 .. cabeza en le hu mildad del alma, y conversa 8n la. tiniebla con los suyos ante. de segui. el camino arduo, se publican 101 versol que Serann Snchez, el recitador de IIqueUa noche, aprendi de loo labios de los poeta., en 10' dI,,, en que los hombres firmaban 111. redondillas con IU sangro". As! naci la breve antologa, calzada l}Or un pie de imprenta que dice, Ediciones de PATRIA, Imprenta Amrica, S. Figueroa, Editor, 298 Broadway, Ney York, 1893 en ella Antonio HUI'tado del Valle ("El Hijo del Damuji") de quien cuenta una nota de Selafin Snchez que rue designado para levantar en Mxico la solidaridad con CUba. Aunque el poeta no lleg a cumplir su misin, no fue por achaques d e su vena potica. Antes de la Techa indicada para la partida tena compuesto ya un ambicioso poema de "Saludo a Mxico" en una de cuyas estrofas interrogaba: Portad. d.e l bn Lo poe l d.e l e gue n.", eli eOJa o e l prlogo d e e" l ibro, ucrito pG r ........... A po:toL Migue' Ou6nimo Outinez, palriola villarei\o T uno de lo. poete. d. 'a !'I'uerra, eu_ ya antolog. .u neee.arlo y muy imporlante realizar. / / "qul No elcuchis la de.igu.1 pelea qu" ruge "" nu".lr" Palrill todava ""Ire un puoblo vlllienle, pero dbil y una uorle y antigua monarqua?. pregunta que tiene cierta resonancia contempornea. El Hijo del Damuj" -"su cuerpo menudo y su mano altiva y rota"est representado mejor que los dems con cuatro poemas. y luego Miguel Ger6nimo Gutierrez, J.J. Palma, Luis Victoriano Betancourt, Ramn RO:l, Fernando Figueredo, Pedro Martinez Freyre, Sona Estevez, Juan de Dios Coll y Francisco La Ra., &tos entonces, SOLITARIA y LA en I.x:>ca por trincheras y campamentos. Pel'o cuenta el prologuista que fue en la casa de una mujer, Loreto Castillo d e Duque d e Estrada, en San Jos de Guaieanamar, "donde tuvo la poesia de la guerra ms largo y abrigado asiento". Desde luego, el gran mrito de estos poemas consiste en que fueron hechos en la came viva de la lucha y al calor de los grandes ideales de l a Patria y que ruet'on, adems, consagrados por el cario y la devocin del p ueblo combatiente. Es difcil que puedan acreditarse mayores mritos a ninguna poesia de \ \ \ \

PAGE 70

ninguna poca Y m e n os al calor de los tiempos que v i vimos. Naturalmente; no son poes a s acabadas ni en la que la palabra adquiera una categor a exquisita y privada. Habra que tener en cuenta ----como suC('(le eon estas peliculas mudas que vemos hoy en 13s cinema tecaslas liviandades tecnicas, los vicios li terarios de la poca, lo s recursos manidos, el retoricismo, los clis s e imgenes gust a das, los smbolos recorridos y limados por el abuso, con que la cultura espaola dominante habia tras pasado las formas culturales de la poca. Contra esas formas, hubl a de l('\'za iba a estar e l propio Marti que escuchaba los ve:-s os, aquella n ocht' de poca luz, sumergido e n e l sile n cio. A poco e l mooerni smo iba a introducir un nue vo lenguaje en toda l a A mric'a h ipa n a y a(lrl en la Penlnsula. Con Marti, irlan tos Rubn, los Juli n d e l Casal. los Salvador Daz Mirn, los Lugon e s, los Her r e r a y Reissig, los Jos Asuncin Silva, los Ner vo y toda una ge n e raci n de poetas 4ue barreran los redrojos' de Itt poesia decimonona, primada po r los Ncz de Arce, los Campoamor y los Zorrlla. Un nuevo tono art stico, un nuevo sentido de la imag e n y del verso, un nuevO soplo, un "estremed miento nuevo" que habra de rejuvenecer la caduca potica pe nin sular. Quin sabe cmo contribuy la lectura de aquella noche al destino de las letras castellanas en los dias que se aproximaban! De lo que pudo halx!r Ixmsado el Maestro, algo puede haber en las siguientes palabras de su prtico a esta a n tologia: "l.a poosa de la guorr .. fu .. amar y reir. Y ac .. so lo ms correcto y 'Carae larstico de ella e s lo que, por 1 .. viven de sus sales. he da correr siempre en fresco eerr .. do ... "Per o a poesie de la guerra no se na de buscar an lo que an eUa le .$c;J"ibi, la poesa es grado inlerior dala virtud que la promueva, y cuando Se escribe con le .sp .. da en 1 .. vicloria, no hay tiampo, ni volunfad, para ascribir COn la pluma an el pepel. El hombre el superior a 1 .. p,, abra ...... Mas podra despl"'enderse de esas hermosas concl usiones que la poes a del puebl O combat iente, enfrascado en su grave tarea de la vic tori a, como en el da de hoy se e ncuentra Cuba de nuevo, habrn de ser poesa torpe, de bajo q uehacer artstico, despreocu pada y s in alio? Si hay aspectos dbiles, que ind udabl e m e nte los hay, en esta poesia cuya pervivcncia mantiene la minima ant o loga neoyor quina, no es 'debido a que fueran d ados de lado la preocupacin I artistlca y el primor literario. Lo que sucede es que entonces, como hoy, como maana, una corriente lileraria se impone, de termina el criterio de belleza y arrastra.. l a creacin por inevi ta bles (."(Invencionalismos nceesariamente pe recederos y transitoI'los. Las concepc iones artisticas crean su fanatismo y; a veces, apartarse de los cnones establecidos es ms peligroso e n arte que e n la conduccin de automviles por carretera. Es ms fcil adoptar un p rograma de creacin ya formulado que crear de frente y a pulso. Y aquel que se sien t a libre de pecado, que lance la primer a piedra. En su momento, las formas que asumen los ve rsos de est a pequea antologa estaban destinadas a morir de muerte ameri cana. y murieron Marti mismo estuvo entre los ejecutores mlts conspicuos de esa sentencia. P ero el modernismo mismo estaba condenado a sucumbir, una vez que sus hallazgos se convirtieron en "vicios. se ajaron sus cisnes y sus princesas, fatigaron sus aventuras mtricas y su virtuosismo. Luego vinie ron otras for mas, otras concepcio nes Igualmente condenadas a sucumbir pero resistentes a Iiflrnrerte. La poesa cubana de hoy no se ha librado totalmente de las mismas debilidades que cometieron nuestros antepasad os del 68, en el sentido de que todavia sobreviven fr mulas renovadoras cuya v igencia peraltada constituyeron el es pasmo de la post-Guerra r. No es raro que algunos jvenes se estremezcan del cielo a la tierra con audacia que sacudier on a Europa hace varias dcadas, Ms o menos escamoteadas apare cen todavla manifestaciones virulentas del surr ealismo, el futu rismo, e l dadasmo, la' literatura automtica y toda la flora escapistn de la .Europa decepcionada. Kierkegaard asoma su pa lidez m i s tica, ms o menos dorada por el existcncialsmo de l os Heidegger y los Jaspers, con aromas de Novalis y Mara Basts kirshcff. Y. naturalmente, da vendr en que lodo este conven cionall smo sea barrido y repudiado y un nuevo cdigo de belleza impere con esa pretensin de universalidad que conlleva lodo criterio esttico. Entonces, aigo de esta poesa nuestr a ser probablemente visto por la nueva literatura con el entrecejo encabritado ... Cuba se enfrenta hoy a una experiencia que invade todas las manifestaciones de la vida humana. La poesia, entre todas. btolo Hurtado del Vall e, El Hilo del Dam.ji", ele quienapuecen cuatro poe_ -mal en. l a an.lolega prolo gaela por e l Apiutol Marli. -' ... .. , es quizs la pantalla mlts sensible a estas manifestaciones. Lo n uevo en Cuba es, hoy, Cuba misma. Nuestros poetas jvenes deberian inclinarse, y efectivamente se inclinan, y e n ocasiones con un vigor y una calidad cargados de promesas n esta novE'dad que arranca de la vida misma. Lo dems lo pone el talento, la vocacin, el trabajo asiduo. el buen gusto y la s illeerictad en la creacin, que son categorias subordinadas. Porque fundamental mente, la vida es la gran creadora y e s slo la obra sincera y genuina la qUf' establece un criterio nuevo de las fo r mas, un nuevo patrn de belleza, un nue vo delirio. Si nuestros poetas del 68 tuvieron q uiz esa debilida d, p roducto, como tantos otros fenmenos del espiritu, de l a tirania material ejercida por la Co lonia, al menos pusieron para siempre en su poesia el amor al progreso. a la lib ertad y a la esperanw y p u die ron hacerse compl'ender pOI' los que entonces, como aho ra. ponen tambi n en poesia s u decisin patritica y su empeo emancipador. Todos los hombres, a travs de los siglos y las distancias, saben darse la mano en l a c omunidad del sueo. Se reconocen y estiman. como decia el A ps t o l en algn rinc n del Ismaellllo, "alli ... donde el alma entra It flor"

PAGE 71

Jos J o aqun Palm .. o lro d e 1 0 1 poe t que .. p a recen en l Anlologia . -- d o

PAGE 72

MARIA EL.ENA ,.OTO, ZA YIT AS' -, ----._---------, -Que cmo roe entere de esto de los Pioneros? ... Pues mire, yo o igo siempre a Fidel y l lo dijo. Adems, el sali retra tado en el peridico con el Presiden,te y con dos nios que ya son pioneros: Lo primero que hice fue averiguar que queria decir "pionero"; cuando mi mam me lo explic, le dije que yo queria ingresar y entonces mis dos hermanos se embullaron tambin ... Es Leticia William Dihigo, una joven cita de once aos que, acompaada de su mam y de sus hermanos, fue una de las primeras en solici tar las planillas para in gresar en la Institucin. Tan rpidamente acudi a la Asociacin de Jvenes R ebel des, que aun no estaban hechas las plalll llas ni designados los responsables para realizar las inscripciones. Y, aunque entonces no pudo cumplir ese requisito, Leticia forma ya parte de los quinientos Pioneros -que participaron en el magno desfile del Primero de Mayo. Por que su inquietud de nia revolucionaria, su inters en tomar parte activa en los planes trazados por los dirigentes de nues' tro pueblo, no podan quedar defrauda dos ... Y Leticia no t u vo que acudir a nin guna oficin a ni a nngn centro a nscd72 , r bir se. Hasta s u misma escuela -la Uni_ dad Nmero Cinco de Ciudad Libertad lleg l a enviada de la Asociacin d e J venes Rebeldes que habra de atender su solicitud. Adems d e easos como ste en que, ape nas lanzada la idea, acudian a inscribirse a la Asociacin de Jvenes Rebeldes, ni os y nias, acompaados de sus familia res, t"ambin las llamadas telefnicas para pedir informes se producian cas ininte rrumpidamente. Los' nios cubanos haban demostrado su fibra revolucionaria, su identificacin plena con la gran causa cuyo futuro depender de ellos. Qu es y cmo funciona. la. Unin de Pioneros Rebeldes? A esta pregunta responde el Responsa ble Nacional de Pioneros, Jose R. Caldern: -Es u na organizacin de nios y nias, de siete a trece aos de edad, creada por la Revolucin y orientada y dirigida por la Asociacin de Jvenes Rebeldes, -La base de la institucin ser la Es-, I / f 1, I Fidel e lto, cuela Nacional --explica Caldern-. En cada escuela se crearn unidades. ntegra das por diez m iembros, que tendrn un jefe o subjefe, designados por s u s propios compaeros. Cada escuela tendr tantas unidades como sea n ecesario, de acuerdo con el nmero de alumnos que pertenezcan a [os Pioneros. Habr unidades de varones y de h e m bras para que tambi!:'!n las nias puedan asumir funciones de jefas de uni-dad. Las distintas unidades de eada escuela integran la Base, cuyo responsable ser un Gua de Pioneros, por la Asocia cin de Jvenes Rebeldes y que pertenecel' a esta Asociacin. En las distintas zonas y municipios se crearn las.Casas de Pioneros, en las c uales se desarrollarn las actividades que seale la Institucin .fuera de la escuela. La sede pl'lncipal ser el Palacio de [os Nios, que funcionar en una de las grandes residen cias recuperadas para el pueblo pOI' la Re volucin, en nuestra capital. Adems. se crear el Campmento Nacional de Pione ros en la finca "La Gira", en Pinar del Ro.

PAGE 73

. \ Nanc:y Cuest a es t ambi n una aspiranle a p i o n e ra. Est a en cuarlo grado y l e !,!,u slan las m a t emtica s mas que cualquier o h a asi g n a tu r a pero t ambie n l e g u star a p r a c ti car el volle y h all y aprender mp. ; .. Ahora ten dra la oca sin de v e r sati s f echas lodas s u s .. spirac;iones, p o r ser (I.(:olar, p o r Ser aplicad a y p o r ser, por sobre lodo lo d e m s, una nia cubana. ", .. M i problema e s g rave", dice Jetl. LaglUr dia Diaz un nir.;.".de s "!'fundo .grado d e l a E. c u ela Municipal J orge Agoslin;", que nO pue d e ser Pione .... porque s u p ap no lo deja; Y S u p a p no lo d e j a p orque es-muy majadero y p orque siempre e s l accidentado ... Si fi grese, yo espero que cuando m e p orle-bie n m e d ejar", dice. "Y c u ndo vas a empezar a poda rl e bie n 'i''', p regunlamos Y a ha empezado", conlesla. E l uniforme noes otro que el que adop tar a partir del prximo curso, nuestr a Escuela Nacional. Pantaln gris oscuro y camisa gris claro, para los varones, y falda y blusa de los mismos [anos para las hem bras. Para sealar su calidad de Pioneros Rebeldes, llevarn los atributos de la re cin surgida institucin: paflOleta azul y blanca, alrededor del cuello. sostenida al frente por un anillo que representa el tringulo y la estrella d nuestra ensea patria. Cada punta de la paoleta cae so bre el pecho y representa a nuestros dos ejercitas Iibertadot-es, el Ejrcito Mambi y el Ejrcito Rebelde. Una boina roja, homenaje a la sangre derramada por todos los mrtires de nues,tras luchas independentistas y un pequeo sello con las siglas de la Unin de Pione ros Rebeldes -UPRcompletan el traje que llevarn con orgullo los mejot'es nios de Cuba. Qui nes lJUede n ser Pioneros? Pueden ser pioneros Rebeldes todos los nios -hembras y varones-de siete a trece aos de edad que hayan demostrado tenet buena conducta, buena aplicacin y adcms sentimientos revolucionarios. Los informes sobre estos tres particula res los ofrecern las maestras y ellos son los unicos requisitos indispensables para pertenecer a la Organizacin. Como paso previo al ingreso hay un pe_ rodo de prueba en el cual los solicitantes sern admitidos como "Aspirantes a Pioneros", durante un mes. Pasado ese tiempo, si el informe rendido por la maestra y por el Gua de Pioneros es satisfactorio. se procede a la jura de la bandera, en un emotivo acto en e l cual se le imponen al aspirante los atributos de l a Institucin: la boina y l a paoleta. A partir de ese momento el n io ha de observar una conducta ejemplar tanto en la escuela como en la calle y en su hogar. Si hay un informe desfavorable sobre el, ser sometido a un Consejo de, Disciplina que le impondr sanciones para purgar su falta. La mxima sancin ser la expul sin de. la Unin de Pioncros Rebelde s En e l caso de los nios que pot' mala conducta o mala aplicacin. no puedan per tenecer a los Pioneros desde el primer mo mento, tienen la oportunidad de s uperarse hasta que merezcan ingt:esar. Siempre 10.., informes principales sobre estos particu la res Ios dara [a profesora de cada aula. La Unin de Pioneros Rebeldes slo agrupara a los nios que cursan estudios. en la Escuela Nacional. A ctividades d e lo s P ioneros R ebeldes Esta Organizacin no tendr carcter militarista. Los niOS'no tendrn que subir al Turquino, ni tendrn que marchar ni i-:n a la Sierra Maestra ... -Es una Organizacin que atender a la canalizacin de las distintas vocaciones de los nios. La cultura, el arte y el de porte, seran sus prinCipales intereses -ex plica Csar Gmez, responsable provincial de Pioneros. Se organizarn equipos deportivos, gru pos de teatro; se darn clases de pintura, musica, danza. Tambin se ofrecern con ciertos, en los que participarn. los propios nios y se darn funciones de guiol. E l campismo ser practicado tambin asidua mente y en general las actividades todas. estarn encaminadas a la formacin dcl ciudadano integral, del joven cubano plenamente desarrollado tanto fisica como in telectualmente, Estas actividades se desenvolveran siem Oscar AguiJen .. B .. qlls, tiene o n c e aos y est e n qllinlo. grado e n la Esc ll e l .. "Jolge Agoslini", M e glls t a n los Pion eros porque c onsHluyen una ins lHudn que ensea .. Slll mejores d u dadan os", dic e muy serio, pese a que m o m e n l o s anle. bromeaba 'con s u s a m i g o s\ El qued c omO unO d e los l u p o nsables d e l a Escn ela p a r .. infoonar a s u s compa e ros de otras aulas que n o oyeron la explic adn inidal sobre los fines'd e e d a ins tillldn { .. .. pre en las horas en, q u e no interfieran con la asistencia a clases. La escuela servir para poner e n prctica dichas actividades. en la medid a en que sea pos i ble. A dems, para eso e$tarn tambin las_ Casa s de Pioneros q u e se crearan en las dist}ntas zonas y tambin e n los municipios d e todo el pas. La sede principal ser e i Palacio de los N i os, que tendr b iblioteca, salones de actos, teatro, salas de estudio, etc. El Cam pamento Nacional de Pioneros, que fun cionaren "La Gira" ser el sitio mxi mo par a el esparcimiento de los jvenes miembros de esta Institucin, All acudi ran los f ines de semana, y en las vacaciones los nios que mejores notas, mejor conduct a y mayor actitud revolucionari a presenten. Como "La Gira" es actualmente -un gran centr o tursti co, se haran las adap. taciones de manera Que la presencia de los P ioneros no interfiera 'las visitas de los turistas. Los mismos nios servinin de guas y se hal1an [as instalaciones nece sarias para que un pequeo tren. condu cido por los pjoneros, recorra toda la fin ca y la muestre a los visitantes.

PAGE 74

El DesriJe d e los Quini entos Pioneros A toda marcha, con e l minimo d e tiem po requerido y con e l mximo de eficiencia y o rganizacin, como trabaja casi siempre nuestra Revolucin, Jos Jvenes Rebeldes se dieron a la tarea de organizar a los primeros n ios que integrarn la Unin d e Pioneros Rebeldes. Brunequilda Aguilera, muy joven y muy entusiasta, fue la designada par a visitar determinadas es cuelas y explicar los propsitos de la nueVII. I l"lstituc!n. a fin de tomar de entre sus alumnos. los quinientos que integrarn el grupo inicial de Pioneros. Las esc.uelas seleccionadas, por su alto nmero de matriculados, f ueron la Escue la Anexa a la Normal --que agrupa cuatro escuelas p r imarias-la Escuela Municipal J o rge Agostini" y e l gran Centro Escolar de Ciudad Libertad. Como dato curioso hay que sealar q u e la mayora de los nios conocia ya l a Ins titucin, pese a q u e apenas llevaba una semana de creada. Todos haban odo a Fidel o lo h aban visto "retratado con dos nios", en los peridicos. El entusiasmo despertado f u e general. Todos q uerian h acerse pioneros". Y, es verdad que vamos a i r de ex-cursiones? -Me van a ensear' a nadar? Yo quiero aprender a pintar. y yo voy a aprender otros idiomas. y habla otras preguntas formuladas con ms reparos: "Mire, resulta que yo a veces hablo demasiado en la clase, usted cree que la maestra me dejar hacerme Pio nero?" Y tambin hubo disgustos "porque Fu lanito se port a mal y va al desfile." Aqul intervena l a maestra y preguntaba a l res to de los alumnos si Fulanlto se portaba malo s i el que realmente era majadero era 74 aqul que protestaba. Y el "disgustado" teni a que reconocer su derrota. Otro caso cuiroso ocurri en e l quinto grado de una de las escuelas que funcio nan anexas a la Normal de Maestros. C uando se inform a los nios y se pre gunt quines queran convertirse en pioneros, muchos dejaron sus manos s in le vantar, seal d e que no se interesaban en l a Institucin. Era, al parecer, una prueba negativa de la actitud de aquellos mucha c h itos. Pero l a razn fue ms que buena. Aquellos nios no podan comprometerse a desfilar el Primero d e Mayo porque para esa fecha ya estaran alfabetizando a los campesinos con las Brigadas Juveniles de Alfabetizacin. -Ahora no puedo hacerme P ionero -dice uno de ellos, Armando I1isstegul, de doce aos-, pero cuando regrese, sI puedo, verdad? Claro que puede. Pueden ser Poneros todos los n ios c ubanos que estudien en la Escu e l a Nacional. Este grupo de q ui n ientos no es ms que el inicio. A partir del curso pl'ximo, en todas las escuela!> estar ya completamente organizada la Unin de Pioneros Rebelde s. En las mis mas escuelas se entregarn las p lanillas a los solicitantes. Si llenan todos los requi sitos Y s i sus padres los autorizan, todos, todos sin excepcin de sexo o de raza. podrn merecer el honor de vestir e l unifor me de su Escuela con la paoleta y la boina que los acredite co.mo P ioneros. Despus slo habr. un camino para con servar ese honor: ser cada dla mejores estudiantes, portarse mejor cada da en la escuela y en la casa y sentirse Identifica dos plenamente con esta Revolucin grandiosa y justiciera Que ha cumplido los ideales martianos de amor a la niez, sem brando escuel a s y sonrisas. Llevando la alegri a y abriendo las puertas del futuro a stos que hoy son la esperanza del mun do y maana sern su realidad. - r ... ncuco Puldn, d e la Comisin N acional de Pioneros. RodoUo Gallart, lambl n d e la Comisin. Thais Aguilera, d e la Comisin d e l Palacio d e 101 Pioneros. Manue l Pueda, r uponsable del Palacio d Pioneros. Jos R C aldern, Responsable Nacional d e Pionetos, Csar Gmes, responsable provincial; Brunequilda Aguilen., d e la Comisin Provincial y Teresita T elleria, de la Comisin Provincial. Jal R Calder6n, R pon ... ble Nacional d e 101 PIone ro. Rebelde', habla enla. nasmado d e.a orgal\l.acin creada por l a R."oluci6n T orientada por la AJR

PAGE 75

"Al principio en casa no quenan que fuera Pionera, pero TO l e p ed! a la seorila -se reliere a Bnanequilda Aguilera, d e los Jvenes Re belde_ que fuera a hablar con mi abuelila V enlonces s me deja. ron". E. AnelVI Miranda, una linda nia de 11 anos que deSde el primer momento se empe en pertenecer a esta institucin y y lo he conseguido. 11 \ "Cuarulo vinieron a la E'C1Iela ya yo sabia lo que eran lo. Pioneros. Cia ro si Fidel lo dijo por televisin". Son palab ... de Juan Conde, otro allUl\no d e l lercer grado de "Jorge Agostini" a quien le 9u.ta pintar. La maesba muestra sus dibujo. todos con tem .. revolucionarios, hechos e .. ponU.neamente. Ahora Juan pod.i desalTollar Su vocacin T sus tacul tados, .in COIto alguno e. un derecho qlIe adquiere como pioneto. 75

PAGE 76

En 1774 el joven poeta Johan Wolfgang Goethe public, influido por Rousseau, su novela \Verther, influyendo a su vez en varias generaciones de escritores. Por mu cho tiempo el suicidio fue conocido come; "el mal de Werther". Lo c ierto es que fuera. d e l amor no hay e n e l mundo nada que tome al hombre indispensable, dice el gran enar'norado. y ms adelante, en los "Aos de aprendizaje de Wilhelm Meis ter": Una impresin viva se asemeja a una herida: a l rec ibirla, n o se la siente, Slo ms tarde empieza a doler. como asomarse por un momento en la sabidura de Goethe: Comprend e r prontamente una cosa e s, desde luego, caracterstico para e l e spiritu; pero para. proceder bien, se neee sita la prctica d e toda un a vida. En 1809 escribi "Las afinidades electivas", esa novela donde se establecen las misteriosas relaciones del amor, y en 1822, en carta a 76 Gruenel', Di cen que la vida es breve; pero el hombre puede lograr mucho, s i sahe aprovecharl a bien, As escribia en Weimar el autor de "Fausto". Diez aos despus, rodeado de sus amigos y admiradore s, dejaba de exis tir el ms grande poeta alemn y uno de los ms preclaros escritores de la Huma nidad. Eso ocurra en 1832. Cien aos ms tarde, cerca d e Weimar, en las colinas oe Etlersberg, algn genio malfico del nazis mo alemn, eficazmente ayudado .por una mesnada de brutos, fund el c ampamento llamado "Buchenwald", donde 5 5 mil hom bres de distintas nacionalidades, checos, rusos, polacos e italianos, y de l'eligines diferentes, catlicos, protestantes y judios, fueron brbaramente tOl'turados y sa("ri fi cados sin piedad. Es concebible que algu no de esos hombres bebi era en la fuente goetheana? Dicen Ilu e la ,:,ida e s breve; el hombre puctic mucho, s i sa. bt: aprovecharla bien Qu concepto del aprovechamiento teni:l.t1 esos in sensatos! Ms bien se dira que ellos, estimando que "para proceder bien, se 'necesita la p rcti ca de toda una f:ntendieron que el asesinato en masa era el prOC('der ms justo, que la tortura era una prctica de cente, que la depravacin moral era el ca mino rect o. y que, PO!' c('nsi guiente. el extel'min;o colectivo de mi!cs de seres hu manos el a la prctica del vivir ms apro vechable para perfeccivnar el crimen. B uchenwald es una bofetada a la cultu "a de Weimar personificada en Goeth e Buchenwald e s una vep1enza que no ad mite calificativos: las fotografas que re producimos en estas pginas, testimonio parcial de f:SC genocidio sistemtico. ha blan con b:lstante elocuencia por s mis Buchenwald es el reverso de Weimar,

PAGE 77

su neg
PAGE 78

, :':::::::'::;::--, --" .. a L ... -. oo.

PAGE 79

A Uni!ormu d 'lt 1 oH ,, ; a l d e guardia, tal como lo ulaban enlo .. c.s y le conserva hoy dia. Ob.ervmdo l gorra, puede v e s e l simbolo m adorado por .. do. ma.l i ne. n a.i., l a ealeven! No le Iralll ms que d e un .. dim .... '.ri. cau etn COI' rued .. d e hie rro y eple l o d e pied ... p c uando sabemOl q u e l prisionero s le na .. que tirar d l Un tando, .ienta esc a lofro . Lo que le V e aniba no U una casita d e vera neo, .ino el c remalo.i o el .. lo. unl nol. h\Serlad o un .. p ..:, l o d e los hornos donde cad a di. If, incine raba. e l e n l o d .. desdichado. pri.ionero . .. Ms 9artiol l vista, como si no baslaran los que aparecen e n ,,1 p alio. Aqu tambin colgab a .. a 1 01 infortunados pr.ionero s p a r tortur a rlo l El m u,.l ''' pone del.nad amente a l visilanle alRunas de las I ibl" .... p erle n",,, a que eran sometido. los preso s de 8uchenwald por 10. nui,. -

PAGE 80

.....'r fachada d e l que lu ... cam pamento d e concentracin y lorlura, Buchenwald, don. d e l anlos mil d e le hu. manoS Itn eonlraron l a muer te. A c h .. lmenle el un vi sita d o m ... eo d e horrare . En eslol d carnicer O l col"aban 101 Inleliee. prisioneros dO) las manOI, I para Jlasaladol-Lo. j" nel que obl"l."." Ion U.vadol P". que aprendan l a dura y I vaje ece;n, Por eSl a varja enlrab a n 101 que nunca volveran sa Iir. El l el."ro se ., nc"9a de establecerlo bie n c1.ro, oo. cada q"ie n lo l Uyo ." E. decir, una muerl e legura, dolorosa, en .. ., I 'f lenta. -"

PAGE 81

-, . .' .' LOI que alguna ves inlentaron fr."quear esta burera d alambr.da. tomo IUigran .... l ... jama epitieron 1 "
PAGE 82

--I f I -- - !tI 1: -- :> -- - I - .. -' .-- -> - -., Lucia Againe, l madre d e F lix Elmun, q.ie n muri ';tmbin al .. idus. l gran epopeya r."oI1lcionaria e n l. glorio Sierra M I, .. pOR la angosta, desicl'ta y s ilenciosa callejuela del ttmentcdo de La Lisa, bordeada de macizos de a ralias y palmas de Brec a que l'ivalizan en verdor, se mue ven con paso tard o dos figuras femenina,,; d e cabellos tocados por l a nieve Como si temerosas d e 'o m pel' la ma deja de silencio que envuelve e l l ugal ', las ano cianas, cogidas d e la mano, c harlan e n voz queda. De las manos libres cuel gan las carteras que se mecen levemente, a l ritmo del andar trabajos o Juana Maria es la de ms edad. Setenta y un aos a irosamente llevados gradas a la esplendida salud . Los ojos claros, lim pios. se ven hmedos tras lo s lentes de s u s espejuelos. La mirada clavada en un pun to fij o ms all, entre aquellos panteones, Lucia tiene sesenta y och o aos. Aven taja a Juana Mara en estatul'a. Siempre vis t e de negro y el color contrast a vio len t amente con l a albuta del mrmol que r e corta su silueta bajo el sol t i bio d e est e medioda de primavera. Hablan en voz baja d e Juan Manuel y Felito. O de Felito y Juan Manuel. Asi ha s id o por meses, por aos, cada vez que se encuentran, Para Juana Mal i a el n o se ha ido Algn dia llamar a la puerta de la casita d e la cal le 1 24, donde vivi desde los trece a os y le preguntar: -Mi madre, te s ientes bien? Juan Manuel est enterrado vatios me tros ms all entre aquellos panteones. Pero Juana Maria n o lo concibe. El est presente, v i vo, alzado e n el recuetdo com o una de estas aralias cuyas hojas ve l dl-I'o jas rQ'".mn la acera desgastada por t anto pie DOsado en ella -Juan Manuel 'cumpli" 4 5 aos el 3 de julio pasado. Va para 46 Juan Manuel fue asesinado en un caa veral de la finca "Norma", en t e n'enos d el centr al "San Ramn". por la zo n a de Ni quero, en diciembre de ) 956 Felito y l n o se sepal'aton e n toda la marcha desde que vadeal 'o n la costa b aj a y cenagosa d e Belic has l a la SOI'pl 'es a d e Alegria de Po. Eran viejos a m igos y com-

PAGE 83

J".n. Mari. RodrigueI, l bnegad. m.dre d e Juan M.nue l M r'l"eI, m"erlo por l liraRi. al efedua.... e l desembarco d e l "Gr.run ... paer'OS de lucha. Vecinos desde su nlnez d e la m isma ciudad. Marianao. Colaboradcrcs ambos de "El Sol". el semanal'io donde hicieron sus pl'imeras armas perio disticas. En Marianao. poI' aos, ('"Qmpat'Ue ron esfuerzos y entusiasmos juveniles. La Re volucin -la verdadera. la actual. la que ha llegado para quedarse-los uni para siemp'e. En la v ida y en la muerte. Felito dej primero la patria para mar'chal' al exilio. el aliento de la lit'ania sobre el cuello. Juan Manuel mal'ch despus. Se encontraron. algunos meses ms tar de, en Miami. Se tendieron la mano y se abl'azaron en la causa del sacrificio. Volvieron a encontr'arse en Mexico, a principios de 1956. No se separarian ms hasta la muerte. Juntos en el eampamc n to de las guerrillas en lo s montes mexica n os; juntos en la cubierta del "Granma"; juntos en el vadear penoso de las marismas de Eelic. Cuando l'ompi el tiroteo en Alegria de Pio, la desbandada premiosa les separ. Pero la Muerte, que vigila y arregla las cosas, le !lam a uno primero, al otro des' pus, Felito cay el 7 de diciembre. Juan Manuel el 15. Ahora estan juntos otra vez, ciertamen t e, en algn lugar. Lucia y Juana Maria saben dnde. Con esa fina intu'cin de las madres; con esa sensibilidad nica de la que abl'e la entra a pal'a darle v ida al hijo en la metamor fosis maravillosa de la gestacin. ellas sa ben dnde estn. Los amigos de los aos mozos, los ca, maradas del destierro, los compaeros de de" la expedicin riesgosa, los h roes ante ra M uerte a cuyo encuentro marcharon con las botas hmedas del lodo de la costa amada y la estrella en la fren te, volvie t'on a unirse. Juan Manuel Mrquez Rodl"iguez y Felix Elr),llza Agaisse pertenecen ya a la h istoria hCl'oica de la Revolucin. Estas ancianas de paso tardo y voz que -da que platican mientras desandan la ca llejuela bordeada poI aralias y palmas de ---1 En noviembre d e 1955 Juan M anue l M f'luU T F lil( Elm,,'" v olvieron a enconlJars e e n e l el(ilio, Anles los h aba unido la camaradera d e l v ecindario marianense enlonces l o_ un a el ardo r re v ol"ciona rio, "nlo a Tidel. Ya nO volvieron a separars e hasla la M"erle. 'J"ana Mara. y Lucia, del brazo, S e a cercan a las I"mbas d e lIS hijos Juan Manuel T F lix Elmuu areca del cementel'o de La Lisa, legiti man e l sentimiento fraternal que uni a sus hijos hasta el final de sus vidas. Juana Mara esper a -las madl'es siem pre esperan --el dia en q u e Juan Manuel llamar a la puerta de la casita de la ca lle 124 : _Mi madr'e, te sientes bien? Lucia arregla a diario, con amol'oso ce lo, la l'opa y los papeles que envi F eUto desde Mxico, antes de abordar el "Gl'anma" -Despus que se termine el panten donde estar con tOdos sus companeros -musita-no me importa mol'rme. Ya estar tranquila. Para los hijos que han perdido sus ma dres y atesoran su recuerdo hay, el segun' do domingo de mayo, una blanca flor. Para las madres -miles de madres c u banas, heroicas en su dolor-que han per_ dido sus hijos en la cosecha siniestra del TerrOI tirnico, que flor? Juana Maria Rodrg uez y Lucia Agaisse Madres de la Revolucin, Para ellas. qu flor? 83

PAGE 84

Dos aos d. R ejo"". Agraria culmina ... con 111 Feri. Agropec ... m e jo. organinda y mi, hermo.. que l e h. celebrado en Cuba. Tu.bina p 3 pOlO p'of,..ndo fabricad. en nuulro pah por e l Opio. de Maquinaria del INRA par. me jo... l o ras.elOI. 8 4 .e.on euar.a POR CARLOS MARTEN Si.lo 011;::111108 aspe,",o,", :r:ifi'o:< ,l., 1 : 1 )'rilll .. ra Feria Narional A.:rop .... uaria uq.:ani:r.:ula por el Insl;lulO NU"iunal .Ie Reforma A.:rOlria lI:m UlIa ,I,: t ,l., 10.10 ,'uallIO ,w ha po.li,lo I["almjar .. bCllcfido ,1, : la" "las .. ,;; popularl'''' Ot:".If' la Cahri."ueil'm .Ie C(luil)O;; u.:r,ulus hasla la lu .. o.lu ...... i ll ,'11 la;; Coop"r alh'Ds Granja;. ,1,, PIII'hlu apar..cll eu el Parque rle EXIJUs,ioncs de Runcho Oo," o-r.,;; "UlIIO un lel,limo ,,.uuCu .1., 1 .. ,.; "1:" ... ,, ,1, R('(orma Aj.:'raria.

PAGE 85

E l omen'o p ocuari o el Un vital as p e cto d e l Reform. Agrari . H o aqu Un ejempl de e.m" d" l. .u ........ .. do. Equipol .gricol.r f. bricado. e n Cuba. Ni... elado .... d e t errenos T .porc.elor... calti.... do... .ol.ti..... T .urc.do mejor.d ... p ARA los que pudie ran alentar alguna duda acerca de los xitos logrados e n la produccin durante dos aos d e Gobier no Revolucionario, la mejor muestra de ese triunfo lo constituye la P rimera Feria Expcsicin Nacional Agropecuaria instala da en el Parque de Exposicin -de Rancho Boyeros. Organizada por el Instituto Nacional d e la R efol'ma Agraria, recoge la Feria en sus variados aspctos la tenaz labor 'e vo lucionaria de desarrollo agricola y fomento pecuario, llevados a niveles nunca antes al canzados en nuestro pai s. Sntoma eviden J.e de lo que puede realizar una R evol ucin que planifica, estudia y trabaja es que el valor de la produccin durante el ao de 1960 fue de 867 mmones de pesos y que para 19(il s e h a calculado ese va!ol' e n la suma d e mil millones, e s decir, un aumen to de un veinte por ciento sobre el ao aift:erior. Tal desarrollo supone el autoabasteci miento de productos alimenticios, notable mejoria en el mercado de con sumo interno, aparte la posibilidad de incrementar la.ex portacin agropecuaria y extraordinarias ventajas para el desarrollo industrial d e nuestro pais, cuya economa estuvo siem- =41 y ....-... -.1 -" .. pre supeditada a los intereses extranjeros, frenada por el imperialismo norteamerica n o al servi cio de los monopolios explotadores en su tradicional poltica de extorsin y de pillaje colonialista. Para nadie es un secreto que en todos los p a ses progresistas del mundo la ma socialista alcanza metas de produccln superiores al paso de aos, en multiples renglones Cifras mucho mas altas que las obtenidas en los pueblOS ca pitalistas de fue rte desarrollo, prueba in equivoca d e las ventajas y las garantas d e una politica econmica planificada ra cionalmente, cientificamente dirigida, para el mejor aprovechamiento de los recursos y para e l fomento de nuevas fuentes de riq ueza agropecuarias e in d ustriales. Nunca mejor que ahora pudo encontrar e l Gobierno Revolucionario la ocasin de exponer a todo el pueblo el resultado mag+ nifi co d e >lUS dos aos de trabajo fecundo en esa Feria E xposicin Nacional Agropecuaria de Rancho Boyeros. Porque es precisamente que se inaugura en los momentos en que el pueblo trabajador armado derrota una invasin m ercenaria fraguada, dl'ig ida y pagada por el impe-' rialismo norteamN'icano, con la pretensin de hollar el suelo de la Patria. Se inaugura -. -""'" '" -, -" esa Feri a Exposicin como resultado de dos aos de constante bregar, de d esvelo incesante, de inquebrantable decisin en la lucha, de f e e n el trabajo y la victoria final. Para eso h a tenido que resistir el pueblo todo tipo de agresiones, desde la de nuestra cuota azucarera, el b loqueo eco n mico, la quema de caaverales por avio nes de precedencia nor teamericana, e l sa botaje organizado desde el exterior. el salvaje bombardeo por aviones-yanquis a nuestras ciudades indefensas, hasta el ar tero ataque abiertamente imperialista a nuestras costas con el desembarco de mer cenarios entrenados por los norteamerica nos. Asi se ha trabajado, se ha resistido y se ha triunfado. P o r eso es poSible hoy ver en el Parque de Ferias y Exposiciones de Rancho Boye ros los hermosos pabellones que ha insta lado el Instituto de Reforma Agraria, donde estn expuestos' los ms variados productos agricolas i:lel pas en s u \nmejorabl e calidad, los ejemplares magnficos de nuestra ganadera, los productos indus triales que permiten nuestras de pas subdesarrollado, algunos de ellos nunca logrados e n CUba. 85

PAGE 86

En l a h.la Agropecu.ria el. R anch ... loye.o. tu .. ciona una Ti enda 01. 1 Pueblo d ebidamente ale n elida, donde el posible adquirir" acl emi. d .. produclo. e/d'.njeros, un .innmero d producto. ne l a m enla cab enos que .h Jiu ... en c alict-c1 coI\ lo. que vie .. e .. d olro. paises. <, El g a n ado cabaUar p .,le t ambi n d lo. pla .. a. cla la R eforma Ag.ari.. [lO 1. Feri oblie .. e .. Jo. p.emio. lo. mejo.e. e qD.ino . E l fomenlo -do l. ga_ n a d .ri. nch'ye 1 ... 0'-g eni,acln d e ...... ,.u._ riel p ara q". nmOI C .... p"8 d ... n 'am},i .. loma r .l.ch . 86 ,', Prestando todo s u concurso a l mejor xi t o de la Feria Nacion al Agropecuaria, e l Instituto de la Indust r i a Tur istica h a or ganizado d iversos espectcu los con afama dos artistas criollos para e l ms san o e ntret e nimi e nto del p u blico asisten te. C a f eterias, restaurantes, kioskos y parques infanti les sollcitamente atendidos, funcio nan hasta m u y tarde e n la noc h e par a hacer ms grata la estancia de l os n ume.rosos vis itantes q u e recorren durante h o ras el espacioso parq u e d e la Feria, intere sados e n observar det en idamente todo cuant o se expone al pblico c ubano y ex tranjero. Des d e todas las ms diversas Coopera tivas y Granjas de l Pueblo de l pais, organizadas por el I n stituto Nacional de Reforma Agrada, han sido llevados productos y ejmplares que pueden rivalizar con la producci n de c ualquier pas en igua ldad de condi ciones Si ciertamente la produccin en nuestros campos, de productos de primerislma ne cesi d ad, aumenta por dias, no es menos ciert o que los logros obtenidos en el fo m e nto de l a ganaderia y las cras de d iver so tipo son tambin xitos alentadores, aparte de las industrias derivadas que ha blan elocuentemente del aprovechamiento de todos nuestros recursos en aras de u n ms alto n i vel ecot1mico para la pobla cin en general. As pcd:::r.1c:; observar magnificas ejemplares de ganado porcino de las mejores razas, nacidos en nues 'o pais, como los Yorkshire, Duroc-Jersey. Hampshire. Her mosos ejemplares de la s razas caprina y ov ina cabras y <,vejas de excelente estam pa. cuya eria est tomando extraordinario auge en los momen t os en que se hace evi dente la necesidad d e prestar atencin a los renglo nes que nun c a antes fueron co n s i derados capaces de COnstituir un valioso aporte a nuestra economia. Al par que se destacan las mas prome tedoras razas de pollonas ponedoras q ue n os permiten avanzar poder.osamente en la COnsolidacin de nuestra industria avi co la, obsrvanse tambin los robustos ejemplares del ganado lechero y d e carne que, procedentes de todas las zonas gana deras de l pas, const ituyen un verdader o mcll vo d e atraccin po r cuanto las 1'87as q ue all se exhi ben: Gernessey, Ceb, Cha rolaisse Santa Gertrudis, t ienen caracte risticas especiales, color, fonna y tama os. Que constituyen la mejor carta de cr d i t o para el xito de l fomen t o pecuario. A medida q u e avanzamos por el Parqu e d e la Feria Agropecuari a vamos encon trando ms pab2llones, ms kioskos, don de abundan l os ms variad os productos d e n uestros cam pos, a veces d e proporciones colosales, logrados mediante el nuevo siso tema de exp lotacin agrlcoJa tecnificada Viandas, gran os, frutas, maderas. caas c r iolla s, vegetales, tabaco, caf, cacao, al godn, miel y productos del mar en una suma de es fuerzo colectIvo. de amor al tra_ bajo ante e l imperativo fundamental d e a utoabastecernos y marchar despus a la conquIsta de mercados exteriores con el pres tigio de n uestros productos. muchos d e los cuales son ya famosos en e l mundo. En las c uadras y en la p ista del Parque pudimos observar estu pendos ejemplares de caballos de pura r aza, mestizos y criollos. Caballos cubanos de paso de a irosa prese ncia que disputaban los primeros l u gares en una competencia en que s es posible a h o r a tomar parte porq u e la i m pa r cialidad d e u n jurado capaz, ha dest e rrado la prctica d e ant iguos sistemas de p rivilegios para los latifundistas y gana de r os adi ne r ados, cuyos ejemplares -de cualquier ganado--eran los nicos que obtenlan los premios en los diferentes con cursos.

PAGE 87

Confundidos Cn toda la valiosa maqui naria agrcola de diversos modelos adqui ridos por el Instituto de Reforma Agraria en los paises amigos para transformar los mtodos anticuados de nuestra agricultu ra, aparecen tambin poderosos y tiles equipos para el trabajo d e los campos fa bricados totalmente en nuestro pais. Especialmente por el Departamento de Maquinaria s del INRA, cuyos tenicos y trabajadores pusieron su imaginacin al servicio de la Revolucin para lograr xi tos harto visibles. Asi, entre la d iversa muestra de trac tores, bulldozers y motores rumanos, so viticos o alemanes. aparecen equ ipos criollos, de fabricacin nacional, como el equipo mvil de lubricacin fcilme nte maniobrable, apto para cualquier tipo de camino, que se traslada a aquellos lugares donde son imprescindibles sus servicios, a fin de prestar preferente atencin a toda la maquinaria agrcola que se encuentra operando en los campos. Por all una turbina de pozo profundo de 20 pulgadas para el mejoramiento de los sistemas de regado. Por ac una enorme niveladora de terreno para siembras de arroz. Ms all arados surcadores, apor cadores, rastrillos, cultivadoras rotativas, equipos de preciso mecanismo, ideados en muchos casos por gente s humildes, ante la imperativa necesidad de suplir la ausencia de medios adecuados para el trabajo, sim plificando las labores agrcolas, haciendo cosleables las operaciones del cultivo y cosecha d e innumel'ables productos en gran escala. En las inmediaciones de la entrada al Pat'que de Exposiciones funciona debidamente surtida una Tienda del Pueblo para venta al publico. igual a las incontables Tiendas que el Instituto de Refol'ma Agra ria ha organizado para los campesinos cu banos en-las Cooperativas y Granjas del Pueblo. Este, con otros establecimientos para la venta publica. constituye una de las atraccione s de la Feria porque el publi co puede adquirir productos cubanos y extranjeros a los mismos precios que rige n en cualquier establecimiento del pais. y es la asistencia y el entusiasmo el premio m erecido que exterioriza el pueblo .fervorosamente amante del trabajo, de vi vir en paz, de consolidal' su R evolucin poI medio de las mejores artes, el premio del jbilo populat por el xito alcanzado al organizarse esta Primera Feria Expo sicin Revolucionaria de la agricultura y la gana deria bajo la Ol'icntacin directa del Insti tto Nacional de Reforma Agraria. Es imperativo sealar que al mejor xito de esa Feria Agropecuaria han contribuido con su valioso apor1..e e l Instituto de la Industria Turstica, la sociacin Nacional de Agricultores Pequeos, las Cooperati vas Caeras, Agrcolas y Pesqueras, las Granjas del Pueblo y nutridos nucleos de representaciones de organizaciones revo lucionarias, en el comn e m peo. del triun fo definitivo de la Revolucin y s u p rogra m a de redencin, humano y justo. La Feria Exposicin Agropecuaria de Rancho Boyeros es prueba evidente de la capacida d de trabajo de un pueblo, pese' a la fallida invasin imperialista, pese a l a constante agresin econmica, pese a .las mas brutales amenazas. Prueba de lo que un pueblo amante de la paz'es capaz de realizar en medio de los ms recios ata ques, un pueblo que slo aspira a que l o dejen trabajar en paz y en armona con todos l o s pueblos del m u n d o. Evidente m ente los niveles d e .. cda e a n .. pai. h.al\ sabido notablemente gnlci .. 11 .Ia T los m edios a.t.ec.ados para la explotacin a'iuicola, qae el Institulo d e Reforma h p .. esto "n .anos 01 .. lo. campeanos 10!p"ar el m'" completo toabulec ilRi anlo. 87

PAGE 88

Escuela de Capacitacin "Cinaga de Zapata" t ne ha Edelina D elgado es una muchachita de cara l-eOonda, cabello corto y ojos vivaces. Sus dedos ucat'ician una larga tI'enza de barro. La aplasta, la corta, l a cm'olla, y sale ulIa flor. -Eres maga? Edclina sonre. A su lado Yolanda 13ouza juega eon ovalitos perforados de bano. con b."Irritns de blrro, con esferita!). 11 las que aplica un liquido blancnzco. E s t o es pura hacer collares -nos dice. Te gustan las joyas? Yolanda no re!/lel1 novio? Risas. Ede Hna contesta: -Somos muy n ias todava. Hay una pausa. Yolanda reflexiona un momento. -Bueno -dicc-, yo no soy tan nia. -La verdad es que nadie se ha fijado en m -rectifica Edelina volviendo a reir. y tu, qu hacas antes? -.Yo? Si. T e gusta la jardineria? Las muchachas rien a la vez Edelina explica: -Yo lavaba, cocinaba, l!mpiaba, plan chaba y me ocupaba de los nios, .. por tres pesos al mes. -Te daban la ropa? -Qu? de eso nada! -Demasiado trabajo para una mucha-cha sola. Era eso en la cnaga? No, en un pueblo cercano. Lo de me nos era el trabajo, si me trataran bien. 88 u nueva Por las buenas yo hngo c ualquier COSI.l. pero el trato ... -Yo el'u carbonel'U -dice Yolanda. -.Hadas eUI'bn? -S. con mi y hel'manos. Ello!; cortaban lea, cuundo hllbia Ica Que COI" tal'. y cuando no, h'lcian carbn. -y t con citos Si. yo con ellos. Trablljo duro! y mal pagado. "':"Ocmasiado trabajo pan. tan poco di nero. la. verdad. -Enton<.'CS .. cslo les gusta ms? Ambas lomaron una aspi r 'Hcin profunda y respondif'ron a lu VC'L: Oh ., ', ,!;r, ,< Hace 30 aos se !'edtuba Jos vie rnes en las cscu('Jas publicas df' Cuba. Por lo me nos en la nuestra. Muchos nos poniamos de a<.'Uerdo para decir' el mismo verso, pero a la terCCI'a o cU. IIta l'C]X'ti('n el viejo maesh'o nos tiraba del cabestro: "basta!" Entonces cada uno tenia Que buscar en su despensa mental pum cuando le llegase el turno. Muy socol'I'da era la fabula que comenzaba as: Bebiendo un perro en el Nilo que el mismo tiempo corr .. -B e b e quielol-, le un raimado cocodrilo. Por esa poca la C inaga de Zapata era sel v a virgen para nuestras imaginaciones infanti les. Las noticias que a veces nos llegaban de alli e r a n espeluznantes: un dilHen n hombre devorado por un cllim:in. aquel otr o qUI' desapareci en una tembladera ... jZ:tpat;l! Podl'il.l estal' tan lejOl> como el y mii.!> de un cupitn de 15 tuios podl'lI e)(ravim'se y Mr'onlar miles <11' emocionantes aventuras en sus nume!-osos vericuetos. A lli, en aquella vasta pe_ n n sula <.'()n forma dt> zapato, slo haba I"icnaga s, lagunas, mnnglarCl:l y fe roces j('Jc nes, bosq ues im]l(! nefrablcs y voraces CAimanes. Oh Z;rp..'l.ta del la av('nhU'a! Julio Verne alternaba con Salgari: el Len de Damasco ('ntrana e n relaciones rni sterrOS i:an bales del Amazona,<; o las ama:r.o na.s de Zanzibar todo ello flotabn pn ('1 mgico ambiente d e UJist's y Simbad el Marino, el'!. fantasa, vudo.,. y asi lo dcsebam",. Despus, clar'O, dejamos de saal' e n esas aventu r a s ... La Cicnaga de Zap.11a se guia estando all, muy cerca d e nosotros, pero un poco salvaje: una extensa laguna (la del 1'($01'0), con truchas y algunos caimanes escapados a la deprcdatora persf!cucin de cazadores y comerciantes in escrupul osos Algo ms? Carbone!'os, si! .< Porque la C inaga estaba lIbandonada y era pobre, siendo r i ca, y porque cada dia ocurre algUn suceso extraordinario Que hace de todos los s ucesos cosa ordinaria

PAGE 89

los muchaCuando es no sa-1 1 ,aron, d ehos e labra e ban una pa I abao ahora r alfarena. su mayon ... jan, en de lar. obrero cOmo erienela. ga exp I t 8"

PAGE 90

y de rUI ina, muy pocos se haban perca tado que en el reparto Cubanaeim (antes Biltmort" por entonces colmena de zn ganos) se fund, har un par de meses, la Escuela de C apacitacin d e la Cinaga d e Za;ata. AIIi, 'en cinco casas, se encuen tran 'ep al'lidos 223 alumnos, varones y muchachas. con edades que oscila n entre 1 8 y 25 alios: alli estudian, nadan, juegan, cantan, com e n y duermen, Que estudi a n ? Capacitacin civ i ca. enseanza p'imaria, algunos son alfabctlzados. Ninguno pasa del cunrto g l'ad o e lemental, y otros, que apenas aprenden a lcer. esperan graduar se de "patt'Qnes d e barco". Car:dad ) 'Iarcelo ("Cal'", pa r a todos ) que est al f'ente de a q uello, infonna: "aqui se hace una vi d a higinica"'. Ho 'a de levantarse: las 6 a.m. Se re unen en el patio y all cantan los himnos Nacional y 26 de J uli o. Desayunan. Luegc un autobus distribuye a buen numero de ellos en d istintos talle 'es, donde aprenden oficios dive 'Sos: alfareria, peluquera, mecnica, carpint el"ia, m a l 'ina, hoteleri a ... Tambin fo tografa. Los que permanecen r ecibe n clases d e instru ccin. Por supu es to, cada uno arregla s u propia cama y pl"O. cura mantenerlo todo b i e n cuidado. y comienza la c harl a. Bajo la P l 'esiden cia de Caddad celebramos u n a 'euni n in formal. Un estudiante dice q u e estudia nd o carpintera, pero n o se e ncon traba a gusto. Luego se enter que haba la marinera y cambi en e l acto, Ahora encanta d o. A l princ ipio hay reticencia. Despus ha blan todos a l a vez. Una joven recita un poema escr i t o por ella misma. Otra -Dul ce Maria Hernndez-canta. A las di e z... cuando muc h o a las diez y media, es toque de queda -dice Cari-. Hay que descansar pa r a levantar-se temprano, -Son in t elige ntes? -pregunta mos. -Si! -responde Caridad s in una vaci l acin. Esto e s algo que se r e flej a e n los ros tros, y que se comprueba desp1,ls, en la conversacin, en los gestos, en la rpida aptitud para el aprendizaje, Una corres po nsal de una publicaci n europea nos deca: --Estas muchachas n o parecen venir d el cam po. En muchos sentidos las encuentro s uperiores a las muchachas de procedencia burguesa d e la misma ciudad: ti e nen vi ve za, agili dad mental ... -Tambin hay algunos matrimonios -dice Cari o Nosotros preguntamos: -De q u i n fue la id ea? -De los matrimonios? -dice Cari un poco asofubrada. ......:No, de crear esta escuela d e capaci tacin. A Cari s e le Ilumina la sonrisa. Una pa labra, un nomhre, l o compendia todo: Fidel! Estos alumnos estn tomando Intensivos de tres meses en los distintos talleres a los que acuden. Algunos van a las tiendas: F i n de Sigl o, El Encanto, La Filosofa Mi nimax, etctera. Estos cursos se reanud a r n e n l a Cinaga, c uando re gresen: all se m ontarn talleres sem ejan tes a fin de contin uar l a teora y la prc t ica Todo e l mundo conoce el Centro Turlstico de la Laguna del Tesoro. Pues bien, a lli funcionar un taller d e alfareria (y de carpinteria, y otros) donde se fabri carn todas las_ piezas de consumo local, a s! com o recuerdos para los v isitant es. Vamos, por l a maana, al talle r de a l farera dond e se preparan 4 9 alumnos, entre e llo s Rosa Hernndez, Yolanda Bou za, Dulce Maria Hernndez y Urba no Bou za: st os no se limitan a copiar y reproducir, stos nventan. Es l a palabra empleada por ellos pa r a designar l a crea ci n d e algo diferente. Interrogamos a Blanca Nieves Ayala, 90 que est haciendo secci o nes de una lm para, si no le gusta "inventar". -Eso es bobera -dIce ell a-. A l o mejor me po ngo y s aco u n cenicero; des p us quiero hacer un pla t o y me resulta una palnngana. Rie al deci r lo anterior. Para ella n o existen inquietudes poticas. Todo le gus ta. Lo impo'tante es tener a l guna ocupa' cin. Luego nos enteramos q ue est ca sada. E l caso de Dulce Maria H ernndez es muy d istinto. Ella y U rbano Bouza, por ejempl o, tienen e l germen de l a invenci n en la familia: cad a uno hace, por su c u e n ta, cosas llenas de ingenuidad y gracia. En cuanto a Dulce Maria, la primera vez q ue tuvo un pedazo de barr o en sus ma nos y le dijeron que hi ciera algo, produjo una figura desnuda de muje r . Rita Longa, la escultora (al frente del taller), se que d pasmada. Es la intuicin, el germen creador, el rayo de Juplte r que a veces permanece oculto toda la vida Suponga mos q ue e l s urco no se hubiera abierto ; s u pongamos que la fruta n o cae, que l a semilla se malogra, q u e la R e vo l u c:n n o llega ... cu n tos genios de las matem ticas y del arte no h a brn quedado olvi dados en los campos, sin f r u ctificar? -Mi padre es carbonero -dice Dulce Maria. y t u q u hacas? -Escarbar. -Hoyos? -No, cer a de abejas. Con ella modelaba T .mbin h ., mamen 101 dI'! sana esparc mianlo y reCr a O LOI que .,b .. n ocan 1., guilana, acomp.".n dale o acomp.ados po. los que c.nl.n. E lle muchacho sa .... cila en el I.nar d a carpinteria, dond .. ad. quiriri I o conoci. mienlos ba, i c O I d e a.. ofido, pa.. .a gui. despul. figuritas ... c u a lquier cosa ... lo que s e me ocurrla ... Cuando no encontraba ce ra, entonces con barro. Rita Lo nga describe p l a nes ambiciosos. Ella quisie r a reproducir, con figuras al ta m a o natural, una alde a taina d e nuestro pasado precolom blno -Es un gran proyecto ---dice. L o SegUn Bal tasar Gracln hay que tirar a lo mucho para alcanza; poco. E lla n o piensa igual. Quisiera aspirar a mucho para alcanzar much o. Alfarer os de la C i naga! Carpinteros, marinos, me cnicos, peluqueras, hoteler os, soldadores, fotg rafos y electrieistas, hombres y mujeres del campo! No es mar avilloso pode r crear una vida nueva? no es extraordina rio manejar los materiales propios, con las manos d e uno, y avanzar por caminos h as ta aho r a desconoci dos? el camino de la v erdad, tanto tiempo oculto! Y la unlca verdad indiscutible, para ellos y para nos otros, es e l derecho a una vida limpia, a un trabajo decoroso que permita s u bs i s ti r --el derecho a una vida civilizada. Dentro de un par de meses estos 223 alumnos regresarn a la. Cinaga de Zapata, con los ojo s ms abiertos qu e de costumbre y ninguno los tiene cerra dos: la vida tiene par a ellos una nueva dimensi n. Cul? -Trabajar --dice n a coro-e n lo que nos gusta!

PAGE 91

Alguna. muehachu adquieren axperia "cia. a .. l alc .. ala d o peluq .. eria .. tiI ...... do para u l p"'cllc.. a 1 .. mi.nlU cOnlp.a. a Aquallo. q .. e h.n d emostrado inle nl. y ciart. IIptitud para I u c ou, macanical, tienen ahon. l a opodunida d d ejercit .... a n los 1"11,, qua l a R avoluci .. h a putalo I U alcance, comO e.l e aprendi .. procedenle de le Cinaga d e Zap.t . El lomo d.!I .lIare oo tiene Igo f.scin.nte p . Iod o e l mundo, en particul.r par. e.la o ncita quo tr.t" d o crear algo, una forma. Otro .5peclo dell.ner d e carpinterla. Un es tudiant pruebll. a sierrll mientras ,, 1 ins truc to r y o h o alumno oblarva n .t,nl.menl 91

PAGE 92

La gran hazaa del Siglo 92

PAGE 93

A.b filo d e la medianoche del dia 11 d e abril los tel e ti pos de prensa comenza 'ron a dar signos d e alerta para una noticia de import a ncia y s ignificado universales". Casi a continuacin se reciba el s igui ente mensaje: Mosc abril 1 2 (PL).-La agencia n o ticiosa T ASS acaba de anunciar que el Gobierno sovi tic o inrorm sobre el lanza mie nto de un astron auta al espacio ultra .. terrestre. La nave espacial se denomina "Vostook" y con un h ombre a bordo fue l a nzada y puesta en rbita e n la Tierra. El primer navegante del espacio es el ciudadano S
PAGE 94

< o o (; e-lO, -" -;;; .. ..QIQ_O '''la B < ... -, ; o, o .. g .: ': -" o "_ < o

PAGE 95

, .. Yarl Gagarift, a l coma .. d anle 0.lli c o el. 17 ao d e d a d ,e con. i erte graci .. a l poderos o d .. aoollo d e la c i ancia e n l UR SS e n ,1 pri ...... counona .. l a d e l mando. E l a y olr .. hu.u a n e l campo mlere,padal h a .. c o l ocado a l gra n p a ocialista a la cab e .. d e la, real i d a des c i e nliJi c .. que h o y alombra n a l m .. ndo. nautas, ya que. desde luego, los mensajes oficia les contenan los habituales t rminos corteses. Los tres astronautas norteamericanos. seleccio nados despus de elaboradas prue bas que duraron largos meses, se mostra ron unAnimemente "desalentados". El ca pilA n Virgl! Gleason declar que se senta "obviament e desalentado pol'que no fuimos los primer os. Pero ahora me propongo ha cer lodo lo posible para hacel avanzar el proyecto." El comandante AlI a n Cheppard declar q u e "el proyect o Mercury avanza con lo que creemos una velocidad adecuada. Con ti nuamos progresando, per o m e sient o per son al mente desalentado." Finalmente el teniente coron e l John Grant, tercer miembro d e l e q uipo yanqui, declar que "la hazaa sovitica fue mag nifica. Natw'almente me s i ento desalenta do q u e n o fusemos los p rimeros en hacer el vuelo que abl'e esta nueva era." HAZAA U n corresponsal especial de "Izvestia", Georgui Ostrocimov. narra asl los dram ticos momentos entre el despegue y el a t e rrizaj e d e la primera nave s ider a l : "Estamos en una habitacin con dos grandes mapas. Uno de ellos lo a traviesa un rasgo rojo: el itinerario del movimiento de la nave Sputnik. Mesas con repr Oduc tores y t elfonos. Aire puro y f'eseo. Aqui no se fuma. Se e n cie nden y apagan las lamparillas de los aparatos d e enlace. "Los especialistas han ocupado sus pues tos. EstA n contentos por el buen tiempo. Hace sol. el vien to es dbil. Naturalmente. para los aviadores hoyes ms fcil traba jar pero, l o importante es que e l cosm o na uta podria aterri zar mas fa c ilm e n t e "El dirigent e del grupo, Kon stanlin T e rentievi c h toma el micrfono. S u grand e y ener g ica f az, en la que frecuentement e se ve una sonrisa, esta ahora severa y concentrad a. Colocando e l micrfono se sonre de n u evo. El despegue h a tra nscu rrido con xit o. La nave no ha salido an de la rbit a, pcl'O el cosmonauta est ha blando ya: Veo la T i erra c u b ierta de ne blina." "Un minuto o dos ms y la voz de Levi tan, conocida de todos trasmite el comu nicado de T ASS, sob r e e l comi e nzo del hi s trico vu e l o "Un poco menos que hora y medis ha necesitado l a nave spu t n ik para que el primer hombre pase sobre el globo terra queo. A lOS o'os d el cosmonauta sovi tico les estaba r.eservado el ver por p rimera ve7. el verdadero cuadro del ci elo: s u verdade ro color desconoc ido por nosotros, e l brillo primario de las estrellas y del Sol. Es e l primero que podra decir: H e v isto por mis propios o jos q u e la T ierr a es redonda". sera. e l p r i m e r o que deje de sentir en esta hora y media e l peso de s u cuerpo. ser el p r im e r o de los hombres q u e podr. responder a cenl.enares y, posiblemente a millares de preguntas que preocupan ahor a a la ciencia. "La radio responde que al pasar sobre Amr!c a del Sur, Cagarin ha trasmitido: "Me siento bien, el vuelo marcha normal mente." "La vispera, e l co rresponsal de "Pravda" y yo, conversamos con el mdico, Vitali Gueor g uievich Valovich, que deba descen del' en paracadas jun. to con el grupo alli donde alelTice Yuri Cagarin. "Un entr enamiento cuidadoso y pacien te, la tcnica magnficament e afinada, la experiencia acumulada por los cientficos y p royectistas soviticos en el lanzamiemo de naves-sputniks con animales -nos ha dicho Valovi c h -son realmenteuna fi rme garanta d e segu ridad del raid csmico. "Las ciudade!! de nuestro pais trasmiten al cosmos m.sica: Mosc.. canciones sobre Mosc: Jabarov!!k, Las Olas del Amur". Resuena una llamada telef ni c a. Una emo cionada voz dice: "Yuri Gagarin est entre nosotros. "Telefonean gentes que ya han podido estrechar la mano al ntrepido viaje r o. El aterrizaje h a transcurrido magnificamen te, Yuri Gagar in, sin esperar al helicpt e ro. fue l mismo al e n c uentr o de las gentes que le habian visto an en e l cielo. "El vuel o sobre el que se hablara dentro d e aos y dentro d e sigl os, ha terminado. Nuestr o hombre sovi tico, que ha hecho el heroico viaje a l cosmos, se encuentr a d e nuevo entre nosot ros. de nuevo e n nu es tra familia. "No t ienen fin las pl"Cguntas que caen sobre el hombre que h a mirado la Tierra por primera vez desde un lado que no tine lin. Cmo no comprender esa curiosidad! "Yuri Cagadn c u e nta: e l ciel o es muy oscur o y la Tierra azulada. Todo se ve bien." '"En uni n de Yurl Gagarin ha llegado el Comisari o Deportivo, I. Bodisenk o. Este ha registrado tres record s mundiales esta blecidos por Yuri Cagarin, durante s u asombroso v u elo: el record de altura, e l record d e continuacin d e vuelo y el record de elevaci n de carga. '"Acabo de ver a Yuri Gagarin. Slido sonriente com o lo pue d e hacer u n hombre verdaderamente f e liz Descenda d e la es calera del avin. E st vestido con un abr i go de color azul ciel o y u n easco de vuelo. E l estado de n i m o era b ueno, a leg r e. Calurosas felicitaciones d e los lectores d e Izvestia" -le digo. Transm i tales mi ca l uroso saludo -dice el primer cosmonauta. Sus o jos relumbran como s i e n ellos conti nuara refle j Andose la l u z d e las estrellas." Q U I E N E S Y URl G A GARIN El cosmonauta cumpli 27 ano s el pasa do 9 d e marzo. NaCi en la regin d e Smo lensk, cercan a al rio Onieper, a unos 350 kilmetros d e Mosc Hizo estudios p ri marios en una pequea escuela loca l que fueron i nterrump idos por l a invasi n nazi Al terminar la segunda guerra Gagarin se traslad a la ciudad de Gzhatsk, e n l a m i sma regin y continu s u s estudios. Q ui zs ya entonces, como miles de otros c hicos del mundo, soaba con ros vuelos in terplanetarios. Posteriormente in g res e n l a escuela de artes y oficios d e Lluberstsi, e n las afue ras d e Mosc, gradundose con honores como fundidor mol deador en 1951 Ya en esa fech a Gagarln h a b la ingresa d o a la Juve n tud Comunista. Inmediata ment e despus d e s u primera g raduacin estudi en la escu e l a d e Per i taje Industrial de Saratov, a las o rillas del Volga. En 1955 obtuvo un diploma d e honor. Fue durante s u s estu d ios en Saratov cuando Yuri demostr u n efectivo inters po r la aviacin. ingresando e n e l aeroclub local. Mas tard e ingresari a en l a escuela de .. de O remburgo, a la c ual asist i hasta cuando estuvo en condi ciones de i e n la aviacin sovi tica. E s e mismo a o, e l 4 de octubre, la URSS puso en rbita el primer "sputnik" y empez la bsqueda de los futuros tripulantes d e las naves espacial es. HABLA GAGARIN P o r dos veces principales Gagadn h a b l d e su hazaa. En sus palabras sl o resal taba un limpio amor, una c ri stalina segu. ridad en e l destino d e paz y luz par a los hcmbres. Gagarin no usaba frases retricas ni crela ser un Prometeo q u e h u b iera venci d o al Sol. Simpl e m e nte se consid eraba a si mismo como u n bue n militante revolu cionario que en su m o m e nto de plena so ledad sabia q u e "estaban con l s u Partido Comuni sta y el p ueblo de la Uni n Sovi tica. Su anhelo mayor era reintegrarse al hogar Al digno hogar de un trabajador socialista. '. "La Tierra desde lejos, esta rodeada com o de un halo azu l que se hasta convertirse e n negr o casi. Haba pocas nubes y hasta pude identific8F algu no s de los rios ms grandes de mi pais", dijo a los periodistas. Gagarin, a l igual que todos los hombres de m ente libre, sabia que lanzar toneladas ms all de la Tierra para investigar fe n menos ignorados; fotografiar la Luna por el lado que nunc a habi a asomad o a nuestros ojos; env iar seales telemtricas y televisadas desde el vacio espacio exte ri o r neutralizar los tras tornos cardiovaSCl,llares e impdi r q u e los msculos se paralicen all, donde la a usencia de grave d a d puede producir vrtigos; anular los t erribles efectos de recalentamieTfto por fricci n con la atmsfera, requera una cantidad de esfueno cientifico que sl o puede lograrse donde e l sistema poltico est en funcin de servir lOS Inte l'eses per m anentes y t rascendentales -de l hombre, y q u e por eso s u triunfo, e r a un triunfo legitimo del hombre, que e n s u bs q ueda de la verdad, habia encontrado e l socia 9 5

PAGE 96

9 6 Nio!! cubanos, jovenes, adulto"" integran e l Ejercito de Alfabetizadorcs que en cale Ao d e la Educacin erradicarll I el analJubetismo en nuestro IJUehlo. D e Varadero pues ir n hacia tollo!! los rineolles riel fla s para cumplir eOIl los allo" deberes que la Palriu rcelallta. Y como este uiilo (le muy cortos aos, 10 8 integrantes (le las Brigadas de Alfabetizacion "Conrado 8enlez", esllll dispueslo!; a realizar todo!; los esfUf:rz08, ti reuuncilr It la vida habitual, para cOllvivir eOIl nuestrol'i campesinos, adal)tarse a Inl!! vidas e.jemJ)lar c y ayudarles ti SUI)crar sus male s Padre f! hijos, familias est n cOIlsc::icntell ,le 108 sacri ricios de 108 Irabajos que es fucrza rf!alizar y eOllstalllementc marchan hacia Varadero centenares .. le Al f ahel iuulores identificados e n un IJeal comu que Icvant: cada "cz mt!l la moral rcvol uciouariu. 1 I I I \ 1 POR ARTURO ACEVEOO AVALOS C E ZA VIT AS

PAGE 97

, -, -- -, , -, , .-, .. --, -.".c - '" --..... _:t , -, .. .. ENTRE las muc has tareas d if ci les -Que la Revoluci n se h a i m puest o pa r a t rans f ormar rad ical mente la s co nd i ci o nes d e v i d a del p u e b l o, para super a r un pas a d o bo c hornoso, una de las ms hennosas es l a organi zaci n d e un E j r ci t o de 100 mil A l fabetiza d ores Q u e lle v a r a n l a e n sean z a a l os ri n co nes ms apal t adOS de l a Isl a. A la sensi b l e llamada d e l Gobie r n o Re v olucionari o para e l cumplim i el"llo d e esa d e m a nd a de l a Patri a miles de j ve n e s de a m bo s sexos. de toda s la s edad es, han res po nd ido presente y a l rlba n por centenares a l Campamento d e V aradel 'o. d o n d e luego d e pasar una semana entl'e o l'ien t acio n es previas y desc a nso, sal e n I 'umbo a los 'ugal 'es e n q ue hll.n de de se mpc f lal' s u s t a reas c onvi v i e n do v a ri os me s e s c on l os campe s ino s CAMI 'AMIONTO VA(;ACIQNAL E s e n Va l ade ro, la famosa Playa Azu l cubana c on oc id a en e l mundo enter o por --, .. ., '" , -, '. , ""'-, ... .. .. --' -"" -. .' -, , s u s extraordinarias bellezas, d onde e l Ca. mit Naci o n a l d e A lfabetizacin ha in s t a l a d o e l Campamento Va c a c ional e n el q u e los alfabet iza d ores, d esp us de d i sfrutar d e unas breves vacacio n es, reciben l a s ori e ntac i ones finales par a e l m ejor desen vol vi m i ento d e sus trabajos e n l os campos_ E n los m o m entos en que v i s itamos Varadel 'o h a b ia alli 6 mil jve nes v o lun tarios d e a m bos s ex os, i n stalados en c o n fOltables albergues di vididos po r zonas y s ecc i ones para la mej o r orga ni zacin d e l Campame nto. D esd e t odos l os r i n con e s d e Cuba h a n lle g a do, procedentes d e los m as variados centros de ens e anza, ce n te n a r es de jve nes c o n un alto espirilu patritico, verda d Eramente en t u s i a smados c on las impo r t antes tareas que h a n d e d ese mpclar. co n l a a y u d a v aliosa que han d e prestar a 'Su s herm anos del c a m p o d urante los mes e s que han d e es tar alejad o s d e s u s h o gares dis tant es. Prof es o r e s mae s tl-os g l 'aduados. b ac hill el'es. alumn(l S t odos confund i d os en u n fra ternal abr az o d e u n idad d e compe -, m"chos aliciente. e n PaseelO a caballo y e n ancha, portes, ejercicios ligeros, I'ado s .dstlcos y b.o ... g .... po de U .. e n la -' '. , .. , -, .. ,-. , - , , netra ci n de id e ales magnifi cos par a inte g r a r l a s Brigadas d e Alfabetizadon "Con rad a Benitez" Que erra di carn el a n a lfa be t ismo e n nuestros campos en est e Ao de l a Educaci n No es raro e n co ntrar e n el Campam e n to, reu n idas para partir co m o Bri gadis tas a 3 herm anas, c inc o primas, madre e h ija y numerosos hermanos Que, u n id os co m o l o han estado en sus hogares, lo estn tam b i n a h ora e n l a r e a lizaci n d e uno d e l os mas justos y huma nos programas t r azad05 po r la Revolu cin p ara ensear a leer y a escr i b i r a los mi le s d e nilOS y adultos de l as intrincadas r e giones rurales del pas LAS ACTIVIDADES Cua ndo e l s ol clarea sobre e l mm' d e Var a d ero ya los Brigadistas es t a n e n p i e para s u a s e o person a l y el desayuno A las s i ete y media de la maana i n i cian unas c la s e s bajo l a ori entaci n d e l os p ro f esores, que duran hasta las 10,;30. Funda 97

PAGE 98

La di.ciplina e n loda. la. aclh,dade. d a la vid a diaria e. algo que nO p. los Campamenlo. d a Alf a b a li .. dore. .e ll e n e muy en cuenla para Irabajo. mentalmente se estudian la cartilla "Venceremos" y e l Manual "Alfabeticemos", de modo que pueda n hacer el mejor uso de esos textos preparados especial mente para dar instrucci n a los que l a nece sitan. Posteriormente se r ealizan algunQ& ejercicios ligeros bajo l a tutela de profe sores; de Cultura Fs ica luego los baos de mar y el almuerzo excelente, servido e n perfecto orden en los comedores pre parados al efecto con todas las exigencias d e est e tipo de concentraci n de personal. La ultima m it a d del d i a y parte de l a noche la emplean en lecturas, estudios, charlas culturales, paseos y baos po r la playa durante el tiempo libre y asi stencia a diversos actos que se organizan en el moderno Anfiteatro con capacidad par a 10 mil personas que ha construido e n Va radero el Gobie r n o Revolucionario. Todos los Brlgadistas al llegar al Cam pamento V a c aci o n a l reciben un uniforme compl eto y otro mas al salir para e l lugar a que le han destinado como Alfabetizador. Asimis m o se les entrega una mochila que adems de llevar la hamaca y los tiles personales cot-respondient es, lleva una ban dera nacional, la Cartilla y el Manual y r e tratos d el inolv idable Comandante Cami lo Cienfuegos y del Maestro ml'Ut' Com'a do Beni tez. En una mano Ileva l 'n todos los Brigad is tas u n farol completamente equipado, para ilumi nar las noches d e los cam pesinos. No slo el orden ms perfecto, las aten ciones ms extraordinarias y los cuidados indispensables se observan e n el Campa mento, sino que el Gobierno Revolucionario ha brindado toda la p r o tecci n conve nien t e de modo que la seguridad de los miles de jvenes alfabetizadores n o ofrez ca lugar a dudas. As!. tanto el Ejercito Rebelde, las Milicias Naci o nales Revolu cionarias, la ]'larina, com o los esforzados jvenes miembros de la Academia del Ejercit o conocidos por "Cinco Picos" -por haber escalado cinco veces e l Pico Turqui no--c u s tod ia n y ofrecen toda su ayuda a los Brigadi stas durante el t ie mpo que permanecen en Varadero y en los campos. Un equipo mdico d e cerca de 30 profe sionales revolucionarios esta perm anentemente e n el C ampamento para proporcio nar atencin facultativa en caso nece sari o a cualquiera de los Brigadistas. HyO NO VVELVO PARA ATRAS" Argelio Delgado Rlos es un Brlgadista jove n. Acaso el ms j oven de todos, Tiene once aos d e edad y es alumno de la Es c uela Nacional "Gustavo Ameijeiras". A ca-98 ba de terminar el 6to. grado en la Escuela. y no lo pens much o Supo de l a campaa d e alfabetizacin y llen s u planilla para incorporarse con otros compaer os. Cuando lo interrogamos sobre los m o ti vos de su inco r poracin, e sboz una son risa, nos m ir serenamente y nos dijo: -Yo tenia que hacer lo que los dems companeros mayores. Si hago falta en al gn lugar que me manden, porque la Pa tria 1 0 neces ita, yo ir. Tenemos que e n sear a los campesin os, Y a los nios sobre todo, que nunc a pudiero n i r a una es cuela como yo o mi s compaeros, Aqui muchos dicen que yo soy muy chiquito. Pero eso no importa. Y o se lo que tengo que hacer y lo har, Entre algunas jaranas d e s u s compa eros, ri a carcajadas y agreg: -Lo Que si yo s es que n o v u el vo para atrs. A m n o m e pueden v i rar. Y o estoy dispuesto a todo y estoy contento de tod o esto y de lo que vamos a hacer en el cam po. As es que de aqui para atrs, nada FIDEL y RAUL CASTR O Cuando nos dij e l'on que Fide l y Ral Castro estaban en Varadel' o, que estaban en un albergue de Brigadi s tas, la noticia nos sorprendi de m omento, a u n q u e sabia mos que los gloriosos comandantes de la Revolucin e staban en esos momentos e n otros lugares. H icimos averiguacion es. E iniciamos la bsqueda. y e ncontramos a Fidel y a Ral. P ero eran dos miembros de las Briga das "Conrado Bcnitez". Los mucha chos rean de sus bromas en nues tras caras. y en efecto, e ncontramos al p r imero de ellos, Ral Castro Agete, alumno de se gundo ao de Secretariado, Tiene 1 6 aos y estudia en la Havana Business A cademy de Marianao. Saludable, r isueo y anim oso, nos cont de su entusiasm o por l a obr a que realizan, por la labor responsabl e que tienen que desempear los Brigadistas en todos los campos d e nuestro pai s. Al poco rato de charla se nos unia Fide[ Castro Jimenez, de 17 afios alumno d e Se cundaria Bsica, No es familia del ante rior. Pero son excelentes compaeros. A juzgar por la charl a breve luce inte lig ente y aunque un tanto reservado disc r e t o, co mo su compaero exterioriz s u regocijO por las tareas que le vienen impuestas por su voluntad, por su deseo d e cooperar e fi cazment e a la gran campaa de alfabeti zacin y dijo estar seguro de cumplir e s a tarea con toda responsabilidad. La simptica broma que nos dieron los cordiales Brigadistas ante la coincidencia de los nombres provoc tambin n uestra alegra, nuestra risa, entre los valerosos y ejemplares muchachos alfabetizadores. TAMBIN TRABA, JAN Cuando llegamos al Residencial Silva d onde se ha instalado UJ Campamento fe menino que integran 77 muchachas, la Dra. Dulce Maria Oviedo, Responsa ble y Profesora d e Secundari a Bsica, dictaba una cl ase sobre el Manual y la Cartilla. Y al finalizar nos explic con detalles e l des env o l vimiento del Campamento. AIIi hay Maestros Primarios, alumnos del I n s ti tuto Pre-Universitario, de Comercio, de Secun daria B fuica. Y pudimos observar e l ex traordin a r io entusiasmo de las Brigadlstaso S u alto espritu d e cooperacin, d e patriotismo, en la l u cha en que est a n em peadas d e trabajar incesantemente por la erra dicacin del analfabetismo. Como los varones, las muchachas estn debidamente atendidas y En cada Campamento, adems d e la Respon sable, hay tres Profesoras, una delegac i n de la Federacin de Mujeres Cubanas y m i embros de las BrigadasPiloto "Conra do Benitez". Con una magnifica di sciplina se cumple estrictamente el horari o por el cual se rigen para las clases, eje rcicios paseos y tiempo libre, en medio d e la ar m onia y la compenetracin d e una gran f amilia que se ha dispuesto a unirse cada ve z ms para lograr los fine s comunes de l u char por la superaci n de gran porcen, taje de nuestra poblacin desposeida de la ms elemental enseanza. Mu chachas animosas, contentas, estu, diosa s, que han entendido perfectamente la Revol ucin se han sumado al e sfuerzo comun del pueblo en s u lucha po r librarse de las lacras del pasado y no otra cosa es e l analfabetismo en que estuvo sumi d o nuestro pueblo por generaciones ent e ras, LA FAMILIA REUNIDA L a D r a Oviedo se aleja unos instantes para atender correspondencia de sus fa milia t 'es. Y viene hacia nosotros un nutri d o g 'upo de muchachas. Son cinco primas de apel!idos BrunctIznaga de Trinidad, alumnas todas de la Escuela d e Maestros Primarios. Com o en los predios trinitarios, estan reunidas ahora en el Campamento como e n casa propia, con una hermos a tarea por delante. L a c UJ"osidad nos despert un t anto Y cont inua mos tropezando con mag nlflco s ejemplos como el de las tres hermanas Raquel, Hilda y Sonia Pulido Santos, tres jvenes estudiantes que tambin han d e estar d urante varios meses alejads d e las comodidades del hoga r paterno para cum plir s u misin en el lugar a que s e les des tine como alfabetizadoras. Una jovencita rubia, menuda y risuea nos saluda. Viene acompaada de s u ma m. que t ambin se ha inscripto como 'al fabetizadora. Se n ombra Liliam Gulicrrez Noroa Tiene slo 1 3 anos d e edad y estudia Secundaria Bsica. Tant o ella' co mo s u mam, l a doctora Silvia Noroa, p rofesor a d el Ins tituto Pre-U niversitar io d e l Vedado, estn conscientes de la h e r mosa batalla que h a de lib rar el Ejrcito de Alfabetizacin. Por eso la doctora r oa nos afirma: "No estoy aqu sl o po r lazos afectivos, cosa m u y natural, sin o por mi verdadero deseo d e cooperar a este em peo seri o y magnific o de alfabetizar e n todo el pais. Yo tambin puedo hacerlo y aqui estoy, aunque no sea tan joven mo las muchachas, pero s que puedo ser ,', .. UL Se hacia tarde y teniamos algo mas pendiente en nuestro trabajo. Cuando nos marchbamos encontramos a dos simpati cas hermanas, hijas de familia acomodada, Hayde y Silvia Oomenech, de 15 y 16 aos respectivamente, alumnas de Bachi-

PAGE 99

lIerato d e l colegio "La Inmaculad a ". Y en unos minutos de c harla nos expusieron su identi ficado con la Re volucin. Nos hablaro n de s u s ideas. de s u s creen cias. de s u decis i n. Y afirmaI'on : "Nos incorporamos a la Rev ol uci n porq ue la comprendemos en toda su gran d eza. Cuando se ayuda a los humildes, c uando se trabaj a por el pueblo oprim ido en todos los sentid os, no puede haber va cilaciones. "Somos muy ---continany por eso pues no hemos viv id o mucho. Pero sabemos bastante d e cmo viv ian los cam pesinos, los obreros, e l pueblo en general, los pobres. Ahora n o n os pueden confun dir. Trabajamos por la R e volucin porque es humana y justa. Los que luchan por impedir la justicia y la bondad d e la R e volucin, los que no enti e nden el bien del pueblo, n o son cubanos, ni cristianos ni catlicos. La verdadera d octrina justa y humana para todos l os humildes la prac t ica la Revolucin. Eso est probado. Por e so estamos aqui y en cualquier lugar en que podamos ser tiles a n u es tros seme jantes. Nada nos har variar. N u es tro pe n samiento est cla r o y cumpliremos co n el d eber. Cuando salimos de Varadero continua ban llegando voluntari os, y habia seis mil l istos para parti r a su destino. Ni la agle sin bestial de los mercen a rios pagados por el imperialismo ni la metralla d e las bombas norteamericanas o la tensi n de las cobardes amenazas yanqu is, p ueden Queb rantar la moral altisima y e l entu s iasmo de las Brigadas de Alfabetizac i n "Conrad o Benitez". Por eso en esta b ata lla contra el analfabetismo como en todas las batallas libradas por la Revol u ci n pa ra redimir al pueblo tambi n venceremos! A lo. 11 ao s d e edad J ... n B H u n 'ndn es director de Una S e c .. ndari. B',iea .1' S a n Cri1 16b .1, P i n u d e l Rlo En l a 1010 par.ea dictando cI ..... 1 01 llrigadilllll .c.mp.dol e .. V r d .ro. U n farol T .. l'. mochila Il e n d libros r etralos d m rres cubano T l ...... 11.. n acional .. enlreg. a cad a Brigadis l a A s v.n haci. lo. e ampol a lIe"ar h ... T e n .. il.l n n a l campesno. 99

PAGE 100

El. D ISCURSO DE LA PROVOCACiN y LA DERROTA A PLASTA))."-la guSflnera i.nvasora pr(>-i mperialista e n P laya Gi r r. e l presi de nte Kenned y apr o vech l a ocasir en Que habla r a a nte la Sociedad Norteamericana de Dire<-tores de Peridicos pal'a ra, tiflcar s u decislon de continuar por el ca mino de l a agresin al pu e blo cubano, El mximo jefe de los mercenarios anj q uilados pretendi aparecer ensoberbecido e hizo esfuerzos por dar nueves nimos a las huestes que an se preparan en l a Flo rida, Guatemal a Y otros puntos. con la in t e n cin de atacar a nuestro pais, Empero, el Presiqente imperialista no poda ocultar la tremenda derrota politica que h a suf ri d o su gobierno, que no ha ocultado su apo yo y s u s impata a los d e vu lu cio n a rios que pl'etenden retrotraer a Cuba al pasado ig nominios o que ent.onces contaba con la bendi cin del Departamento de Estado, Del discurso d e Kennedy se desprende' q u e e n los ci r c u los d irigentes de Washing ton reina la desesperacin, No slo h a s u frido el gobierno d e la Casa B lanca una derrota poltica-de gran magnitud, s ino que la lucha mundial contra el imperialis mo ha cobrado nuevos auges a raiz de la agresi n a Cuba. Como nunca antes se habia v isto, una oleada extraordinaria s a cudi el mundo enter o cuand o los medios de d i fusin dieron a conocer la noticia de l a a Cuba. En las calles d e Syd ney y Y akarta, en P e k in y Buenos Aires. en Bagdad y Pars, en Bogot y lI'1osc reson potente el grito de "Cuba si, yan quis no" y "no toquis a Cuba. E l impe r i alis m o yanqui ha si d o cOlocado en la pI cota de la opin i n pblica mundial. Es ev id ente que el prestigio nOI't,eamer icano ha descendido seriamente e n estos da s, Todo esto no puede s ino enfurecer a los d e la Casa Bla nca y el Pentgono que h a n estado acostumbrados a que se les rinda acatamiento y pleitesi a. No ya los pueblos, que desde s i empre han venido d e mostrando su odio a l imperial ism o y al colonialismo -aunque co n mayor empuje e n los ltimos tiempos-, s ino gobernantes y estadistas, figuras de I'elieve del mundo cientfico, ntelectual, arts t ico y profesio. nal han alzado sus voces responsables pa r a condenar l a agresin a Cuba y exigir del gobierno norteamericano respeto par a e l derecho d e autodeterminacin del pueblo c uban o. Con esa arrogancia propia de los impe r i alis tas Kennedy se arrog el "derecho" de tutel a j e sobre nuestros paises al decir que s i los d ems pases d e l Hemisfer io no actuaban colec tivamente contra nuestr a patri a, e l gobierno que l preside n o titu bear e n cumplir s u s obligaciones pri mor diales que son la seguridad de n uestra prop i a naci n." Peligrosas palabras las d e l Primer Man data r io norteamerican o. S u anunciada de t erminaci n d e continuar inmiscuyndose e n n uestros a suntos internos y l o que es m s, su Inte ncin d e atacarnos m ilitar men t e con las propias fuerzas norteamer ica nas, n o -:.ueden s i no provocar seri a pre-1 ()() ocupacin para los h ombl'CS y mujeres amant e s de la paz en el mundo, El seor Kennedy est r e a lmente j u gando con can dela. Si los imperi alis ta!,; se empefuln en seguir por e l camino provocativo y desa fiante que han tomado 10 que t oca a Cuba p ueden muy bien desatar un conflic to de incal c u la b les p roporciones. Cuba no est sol a, como lo han demostrado los he c hos d e lo s ltimos d ias. Cuba cuent a con e l apoyo y la solidaridad de los pueblos latinoamericanos, afro-asiticos y de otros parajes y sobre todo con l a amistad y el respaldo d e l mundo soci.
PAGE 101

! I percusi n en la prensa de todos los pases. En los trabajos del Consejo participaron destacados representantes de la vida social de 60 pases. Todos estos acontecimientos patentizan unu vez mas que la aspiracin a la puz y a la eolabol'acin pacifica entre los paises y pueblos es cada Ve'; ms fuerte. Los pueblos reclaman con creciente energa y autoridad el cese de la carrera de arma mentos, la abolicin de las armas nuclea res, el desarme general y universal y la coexistencia pacifica entre los sistemas con distintos regmenes sociales. EL LIUR O DE LA INFAMIA y L A DESV E RGENZA Como una muestra ms de su continua da ingerencia en los asuntos internos de Cuba. el Departamento de Estado norte-americano di a la publicidad en los pri meros dias de abril un titulado "Libro Blanco" e n el que supuestamente se pre tende haCf.!r un recuento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos y solo constituye una descarada llamada a la sub versin y al sabotaje por parte de sus agentes contrarrevolucionarios y quintaco,.' lumnistas. En e l libro d e la infamia y la desver genza no hay nada que no haya sido dicho anteriormente por gOQernantes norteamericj1noso por I la prensa tarifada en los y resto del los imperialistas l a CO, as como el insulto. A treverse los que diariamente traicionan los ideales de la revolucin americana de 1776 a decir que los queridos dirigentes del pueblo cubano yen especial nuestro gran lder Fidel Cas tro han traicionado la revolucin, es ul)a afirmacin intolerable. Ellos, que apun la s tiranus de Stroessner, Trujillo, Somo 'la Idigoras y otros, y que sostuvieron hasta el mismo 31 de didembre d e 1958 al criminal d e guerra Fulgencio Batista, pretenden l"()nvertin,e ahora en guardadores de la pUre7..a o la fidelidad de la Revo lucin cubana. Es precisamente porque Fidel y sus compaeros de armas no han traicionado la Revolucin y no s e han sometido a las amenazas, chantajes y agre siones imperialistas porque stos lo s acusun de t raicin. Los capitostes de la Casa Blanca y el Pentagono atacan a Fidel y al Gobierno Revolucionario porque acabaron con los abusos y privilegios d e sus agentes y tes taferros uqu. Porque termin para siem pre con la era en que las rdenes a los distintos gobiernos que se han turnado en el poder emanaban de la Embajada yanqui. Pretenden escupir fango contra e l Gobierno Revolucionario del pueblo cubuno porque la que vamos forjando constituye un i para los pueblos de la explotados y saqueados los norteame-ricanos. El busca engaar a I con motivo de la invasin pro han demostrado que los sea--.. ': res que dirigen la propaganda v e n enosa del USIS y l a s P no sio n o han logrado confundir a los puebles respecto a le que acune en Cuba s ino que marea de odi e y l'cp,udi o al impe r iali,;mc b a cobrado un nuevo auge y q u e l a i ucha a n ti-np('rlalisla ha entra d o e n una [ ",se ms No ha quedado un s olo pais en c' Conti n ente americano no referirno s a otras latitude s -en que no hayan ten i d o lugar manifest a cio n es. asambleas, actos mitines. e t c en apoyo \1. C uba y e n c onde nac in a l a inva s in merc enaria. Tiemblan los imperialistas ante esta ola de indignacin popular que augura e l dia n o lejano ya en que e l imperio yanqui se hunda bajo los golpes de la i r a de los pue blos que han demostrado su decisin inquebl'antable de no pcl'mitir que se toque a Cuba. El libro blanco -o libro siniestro--del imperialismo, pone al desnudo la entraa podrida del rgimen del dlar y la bayone ta. El pueblo cubano desprecia el engendro salido del monstruo imperialista y cierra filas junto a sus lderes queridos, junto a su Gobierno Revolucionario y Se prepara para nuevas y ms altas victorias, Junto a Cuba estn los pueblos, los paises aman tes de la paz, el mundo socialista victori o so, toda la Humanidad progresista. Ni uno ni mil libros blancos podrn impedir el triunfo definitivo de la Revolucin Cuba na, Que es cada da ms, bandera de lucha y combate de las masas oprimidas de nues tra Amrica hermana. En G inebra han proseguido las conver saciones entre la Unin Sovitica, Inglate Decen ... d e mile s de ci .. d a d anoJ m e xicanos al conocoor ta egresin m e r cenarie Cub. s e solid .. ... on cOn l. R e.,oh.cin, .xleriori. zando Su mas .,igorolll. y .i'. d a condenacin I eH

PAGE 102

'MOMENTO INTERNACIONAL U n a e n orme mani f.,.. ;;Jillci n recorri El C alr O prole,l ando por l a in ..... n mucenaria C"ba T le .eco rd agra.i6n imp erialista .1 le. n.cion.Hz ; .. lo e l Can a l d e S .. n rra y los Estados Unidos para concluir un acu erdo que ponga fin a las pruebas d e las armas nucleares. La op in in pUblica mundial espera que sin ms demora se elabore y se adopte el a c uerdo correspon diente para que la Humanidad quede libre de la contaminacin radioactiva de la a t m sfera terrestre. Por s u parte, el d e legad o sovitico S. Tsarapkin ha propuesto q u e se llegue a U ac u erdo sobre ciertos p r oble mas l itigio sos. Desde el inicio mi smo de las negocia cio n es, e l Gobierno sovitico ha venido proponiendo la proh ibici n de todas las pruebas de annas nucleares e n todas par te s y denunci la perenne obstruccin n orteamerican a al logro d e un a cuerdo. Los qu e n o desean un a c u erdo emprenden maniobras d e toda clase. La prensa oc cid ental por e j emplo, d i funde e l rumor d e que la URSS "ha perdido el interes por este problema." Pero esto no es mas que un intento d e desorientacin. La URSS ha demostrado con s u s actos que ha hecho concesiones a fin de allanur el ca m ino h aci a un a cuerdo. La Unin Sov i tic a ha propuesto que se firme un co nvenio sobre la base de las recomendaciones y conclusiones de la conferencia de expertos rcunida en Ginebra en 1958, que convino en aceptar las condiciones propuestas por l a URSS para controlar las explosiones nucleares subterlneas Hasta' a hcra se ha logrado llegar a un acuerdo sobre estos punt os: control sob l 'e el ceSe! de las p ruebas nucleares a grandes alturas y en el espacio exterior; condicio nes para controlar las explosiones nucleares que sern realizadas segn el progl'ama acordado par a la investlgaci q n ssm ica; condicione s para controlar las exp los i o nes nucleares co n paclricos ; adopcin de 102 1 1 la suma total del p resupuest o e n la comi s in de control segn acuerdo e ntre los firman t es ori g inales d el tra t a d o. Empero quedan an puntos sobre l os c uales las pO tenci a s occ identales n o h a n querido comprometerse. LAs AMENAZAS D E L PENTGONO Los pe ri dicos norteamericanos suscitaron un e n orme revu elo por los n uevos triunfos de los patriotas laosianos. Preten dieron hacer creer al mundo que se h alla b a al borde de la catst rofe. Los generales y almirantes norteamericanos se pusieron a realizar piruetas en el alambre. Hacia las costas de rndochin a e nv ia r o n portaaviones y cruceros, destructores y submarinos, b uques de desembarco y sus ma rines. En medio de e s a hi steria blica oomenz la reuni n del agresivo bloque militar de l a OTASO. Todo e s t e za farrancho d e combate -muy parecido a lo que realizan e n torn o a Cuba tema por objeto asustar al pueblo laosiano. Empero, los mandones de la O T ASO slo lograron asustarse ellos mismos. Algunos de los parti cipan tes de la reunin de la OTASO recomendaron prudencia. Francia asumi una posicin de cautela. MacMilIan corl'i a Washington a aguantar un poco a sus desmandados amigos En la propia Laos, las fuerzas facciosa s retrocedieron ant e l os golpes de los pat r iotas y el pueblo que se incorporaba al paso victorioso de las unidades del capitn Kong Le. El problema de Laos puede y debe ser solucionado slo mediante negociaciones, como han propuesto la U R SS, Cambodia, C hina y otros Est ados. La presin d e la o p in in pblica en esa direccin ha hecho contenerse un tanto a los d
PAGE 103

mien t o patriota e n el norte del pas En los ltimos dias se ha corrido a los di stri t os s u reos, La po licia y las tropas limpian la c iudad de Vila Bocoyo, foco principa l de las agita cio nes en esta pal'te d e Ango la, La prensa d a c uenta de mltiples de{('nciones alli, Para fortalecer sus posicio nes co loniales en Angola, SaIaza r env a nuevos contin gentes militares ademas de los 20 y pico mil hombres que compon e n las tropas de la guarnicin. Hace unos da s llegaron por mar 300 infantC's, y en avio n es, varias decenas de paracaidistas. En auxilio de las trapas regulares se han c l'Cado destacamentos militarizados de europeos co m pues tos por unos 3,500 hombres, Ahora S(! in forma de Lisboa que e n Ango l a se ha d eci dido organizar los llamados cuerpos vol untarios, que debern operar en ci r cunstancias extraordinarias. Por otra p arte, Salazar exige insis t e n te m ente de s u s consocios de la OTAN que p l'est e n un apoyo ms acti vo a su poltica co lonial. Los argumentos del dictadol' se gn el s
PAGE 104

1 U 4

PAGE 105

t" Un panCl rama completo d,, movimiento de protagonistas d.1I .><>*,imenlo El espermatozoide (o.cena 1 ) h. logrado penetrar en .1 "'\1l o lelcana 2) ,. aparece como una p eque a "pollina" hl ann. en 111 inlerior del vulo mi.mo. La eena No. } inelica .1 liquido amnilico. La .,cena NiI, "'.l "o'" .. .. ,e .. .. a.:. vulo" ltala en vano df pendn.rCI, DANIELE Petrucci Laura de Pauli Raffaele Bernabt>i; as se llaman t res cientlficos itaUan os de Bolonia. que co n pocos centenares de metros de PJ!lcula de 16 millrilet ros, fillllaron con una cmara corriente propia de los amatcurs del cine. Desde hac e algunas semanas, han p u esto a hablar los ambientes cientficos y perlo dis t icos de todo el mundo. Con sus reve. laciones -no compete a un pe r iodista valorarlo en el terreno cientficolos tres personajes han provocado una inftamada pol mica Que desde el punto d e vista cien tCico ha asumido proporciones poco co munes (habindose dividido e n dos campos los especialistas: una parte a Cavar y l a otra claramente contra el experim e nto) y en el p lano de las ideas se ha vestido de t int es grotescos, a tal punto, q u e la Inte r v e ncin masiva de las organiz aciones d e la Iglesia ha obligado al profesor Petruccl. catlico militante, a suspender su trabajo de investigacin, La pelicula r epl'csenta ( el directol' del equipo que lo ha producido 10 ha definido oon fino espiritu como una "pelicula de amOI''') una interesante experiencia bi ol g i ca: la fecundacin artifici al de l vulo femenino humano con el se men masculino humano, fuera del c uerpo, Decir ---co m o lo han hecho algunos a::rcsurados periodistas amantes de [o sensacionalQue los tres cientficos hablan c l 'ea d o el "beb en ampolla", o sea, Que haban lograd o que la ciencia diera "un paso haci a la maternidad e n probeta. y el h omb r e s u medida" seria ex cesivo si no iuera d c ma lis i m o gusto, a pesar de que a los experimcntos les fuet'On reconocidos, cosa bastante difici l una total validez, Que todavia l os experimentos de l os tres inve s tigadores boloeses revi sten, de cual Quiel" modo, un i nteres Que no se puede pasar por alto, si no fuera por el numero de caltfic adisimos especialistas de toda Europa q u e han querido dar su opinin, bajo la vi c isitu d de la o fensiva espectacu lar conducida Inmediatamente contra los experiment adores, por los rganos d e l a I glesia, preocupados obviamente por las consecue n cias que e n el campo teolgico pod ran tene r las demostraciones y la posibilidad d e crear "en vidrio" la existenci a del hombre. Pero procedamos con orden, Sobre todo, qu e representa la pelcu l a realizada por los tres especia listas boloeses? El miste rio de la v ida y de la primer a fase de la existencia haban sido notados por los es tudiosos a traves de l os experimentos seguidos ean animales fecundados y l uego sacrificados en los vari os momentos del desarrollo d el nuevo ser, o sea, inferidos por las referencias ocasi onales de seoras que murieron durant e las varias fase s de la gravidez, Seguir min uto por minuto, hora por hora, d i a por dla, en v vo, el movimiento real de sus protagonistas prin cipales (el semen masculino y e l vulo femenino) el fenmeno del n aci miento de una nueva vi d a humana, h a sido siempre irrealizab l e, sostienen los experimentado res de Bolonia por la im posiblidad d e hacer vivir y desarrollar, aunque slo fuese por pocos minutos, el vulo fecundado fuera de su ambiente natural. Ahora, gracias a una serie de elem entos de ingeniosidad tl-cnica que explicaremos, el profesor Petrucd y sus colaboradores han logrado superar el obstculo de la su pervivencia de los elementos gcrminativOfl de los dos s exos humanos fuera dei cuerpc y filmar el encuentro y las fases suce si vas. en un periodo de 29 d as, Dejamos la palabra a un especialista que luvo la ocasin de asistir a l a p royec cin del documental: "Es una pelc u la -- :lo- . las colO'raciO'nes que se mamfiestan algu nos segundos despues de la fecundaC i n. Es la defensa natural de la maternidad, de hech o si otros espennatozoides penetra sen en el vu l o pe l 't urbarlan el prOCE"so del desarrol l o embrional'io "Desde este momento se inicia la segun da fase d e la fecundaci:'!, esto es, la "seg mentacin" del vulo q u(' constituye la prueba cierta del xito d el e xpenmento_ En el vulo, el semen masc ulinO' encuentra la parte central d el elemento germinativo fem:mino, el ncleo" y se une estrecha mente a este; inmediatamente d espus el n cleo se div ide aun se s ubdiv ide crece: profundos surcos pl'i mero crean dos partes, ms tarde cuatro, luego ocho, e ntonces d iecisi s y as sucesivamente hasta convertirse en un conglomerado d e tantas pequeas particulas que dan el a spec to de la mora y que al termi nar esta tas de l de s al'l'ollo ovular, ha sido Iamada co n 'a zn por los cientifico s "mrula", "Avan zando, con el tiempo, e l V\Jlo se d efOl'ma, agigantndose, ti en d e claram"n, te haci a la monstruosidad, Y en este pun to, despus d e 29 das de v ida "artificial" el experimento cesa y naturalmente, tam, bin cesa la pelicula Cuales fu eron las dificultades que h i cieron concluir el expel'im ento? No es fcil decirlo, aunqu e la hiptesi s mas pro. ba ble parece ser la del famoso b i l ogo Crances Jean Rostand y, esto ,es, que el trmino de 29 dias ---q ue 01 parecer ha s ido comun en t odos les experimentos (olros 4 0) del proCesar Pelrucci-es el th:mpo biolgico propio del embrin hu mano, "El profesor Petrucci ha realizado -ha dicho Rostand-la procza d e alean zar, esta vez, en el campo humano, el punto critico, Qu cosa es este punte cr tico? Podriamos definirlo asl ; el momento 105

PAGE 106

en el c ual, con los medios d e que dispon e ceso y el profesor Petrucci h izo const r uir la ciencia actualmen t e, no es pos ible p ro-una' potents ima lmpara de luz fria. Los longal' ms el d esa1'1'ollo y la vi d a del emrea ctivos pa1'a la colo1'acin tambin hubI'in nacido "en vidrio". bieran podido p 1'ovocar alteraciones gra-Esta b81-rera e s f cilmente explicable. ves y el profesor Petrucci, con la a yuda Antes del punto c r itic o, el embrin se nu-de tcnicos de una conoc i d a industri a clnetre c o n relativa facilida d c n el ambiente matogrfica, hiz o preparar una emuls in bi o l gico liquido t'lue los especi al, q u e ha n e utralizado los reactivos. han f abricado en la probeta e n la c u al est Un interroptor electrni c o espedal ha di sumergido, e l l'C<:ambl o quimic o ha s ido r igido automticamente l a cm ara, garan s u ficient e para l a s ubsi s t encia. Y lueg o. ti7,.and o que el extraordina rio proces o f uese egm entaci n tras scJ,!;m entacin, e l emseguido regularmente, con los in tcrva los bri n e s t mas estructu rado y por lo tanto predispuestos en los 29 das d e s u duraci n es ms exige n te. Aoe nas se esboza u n in i -Sl o queda decir cules fuero n l a s reac cio --el s istem a ci l"CUlatorio-. l a placent a ciones ante e l anuncio d e l experimento. matema se hace i ndispensabl e para l a oxiEntre los investi gadores, l a s valor aciones genacin y e l liquido exper im ental no es sobre l a seriedad y el alcance p r a ctIco del suficiente pal' a hacer las veces d e l a s immism o han s ido divers as. Algunos c ienti biosi s natural. Actualmente es imposible ticos no han negado la utilidad, otros han fabricar un dis positiv o q u e pueda hacer recordad o que y a en el pasado algo an las veces de la placenta, demasiado com-logo habia s id o h echo, sobre todo e n los pleja para ser imita d a. Mas e l embrin se Estados Unidos, pero s in a lcanzar los re-desarrolla y ms v it a l se hace l a "colaborasultados co nseguidos por Petrucci; otros cin d e la madre. Todo e sto no s ignifica an han apoyado con deds i n l a validez que s iem p r e s e r impo s ible prolongar la de los documentos cinematogrJicos exhi-vida de un embrin humano o animal: h e bidos por el equi[1O bolones ahi el punto critico. Entre tanto ser necesado encOn lt'ar algn mtodo nuevo." Por otro lado, pero con mucha pruden -Estas son las palabms de Jean Rostand cia, se ha sost e nid o que e l experimento y. prescindiendo de s u autoridad en el cam -reviste una importanci a que seria un g ra-po biol g ic o e stamos obligados a aceptar visimo et'ror subestimar. En general el la explicaci n por que, a e ste propsito, el mundo d e la cie ncia ha acogido c o n Inte profesor P e t r u c cl se ha limitado a decir: l"s el xito de la investigacin y d e todas "No fui m s all porque esta monst r u osi-partes han llegado a Soloa indagacio ne s dad me lo impide si n precisar si la diti, d e ulterior y ms detallada informacin; rulta d fu e de orden clen t ifieo o fueron algunas cad enas de televisi n e uropeas han mucho ms del.erminantes los prejui cios t ransmitido el documental realizado por de carc t e r 1 'Cligi oso. Petrucci y grupos de clentificos han in vlPero ha llegado e l momento de exami -tado al sabio a encuentros y conferencias nar los medios tcnicos con los cuales los algunas d e las cuales --en P a ri s, po r ejemtres investigadores lograron conducir a plo-han dado luga r a v i v aces debates feliz termino su experImen to. Las d ifi c ul-polemicos. En el plano dentifico e st claro tades t'lue han tenido q u e s uperar fueron an que slo un anlis i s mas a fondo y muc h a s y d iversas La ms importante es ms especial iza d o podr decir s u palabra l a que se refiere a l a extraccin del h uevo definitiva. femenino, a -la c o nservaci n e n vi d a -dec----r:::o grotesco or que: los tres cientifl cos son, dicho sea de paso, catlicos) de "cs pec ulacin comunista", de "atentado a l a familia"' y asi sucesivamente. Sin querer negar que cada investigaci n cientif ic a lleva consigo implica c iones de car c t e r ideal todava no se puede hacer otra cosa que no sea sonreir frent e a afir maciones que. como aquella de un peri d ico reaccionario de Roma habla de "be bs que tendran que llamar mam a u nl! ampolla" o como u n pe r id i co clerical d e Bolonia que afilmaba: "Nos hub imos de enfl'entar a l a atrocidad de lo s campos d e concentrac in donde el hombre e r a redu ddo a conejillo de Indias d e los mas sdi cos experimentos; pero al menos entonces l o s expelimentos terminaban c o n la muer t e. Aqu s e Q ui ere terminar e l experimento con la v ida. N o queremos sentirnos res ponsables, nosotros. hombres d e nuestro t iem p o. d e un ser humano nacido sin padre, s i n madre, sin familia, victima de la s acrlega curiosidad de una ciencia que as pira a poder reducir a la esclavitud el m i s terio mismo de la v id a humana." No h emos dado sino dos ejemplos d e los comentarios que los oscurantis t a s les han dedicado a los experimentos de Bolonia pero podriamos mencionar ms de una de cena para demostrar si es que aun f u e s e necesario-cm o las fuerzas que han f un dado s u dominio en la ignoranc ia. temen mortalmente cada progres o del saber Acaso son necesarios los comentarios? En 1 961, en el corazn d e aqu e lla parte del mundo que v ive el presente y e l pasa, do de la "civiliza cin occidenta l un gru po de c ientficos h a sido obligado a suspend e r s u propi o trabajo n o tanto sobre la base de valoraciones cientficas sino por estar expuestos a l a s m o r t ificantes presiones cle r i cales. E l t iempo de la "caza d e la s bru jas" pal idece. N uestros antepas a dos qUE' murieron en las hogueras hubieran podi do, e n suma. vivir e n tiempos bas t ante peores de aquellos e n que v i vie r a n Lo invesligador .. B olonia alirma n quo o n esla 1010 S" e n c u entra n fr ente a .. n a s"bdivi. s i n en seis parles E n realida d en l a i magen n o le p .. e d e n conla r menos d o lo indicado.

PAGE 107

$0] y ni, Trabajo y produccin. Ve. en a pagina H un reportaje sobu. l. salina de 11. be, ublnd. en l. provincia de Malanzas. -