Citation
INRA : [revista]

Material Information

Title:
INRA : [revista]
Alternate title:
Instituto Nacional de Reforma Agraria
Alternate title:
Inra (La Habana)
Creator:
Instituto Nacional de Reforma Agraria (Cuba)
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
INRA
Publication Date:
Frequency:
monthly
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes) : illustrations (some color) ; 35-36 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
INSTITUTO NACIONAL DE LA REFORMA AGRARIA (Cuba) ( renib )
Genre:
Periodicals ( fast )
Revistas ( bidex )
serial ( sobekcm )
federal government publication ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Año 1, núm. 1-año 3, no. 2 (marzo 1962).
Numbering Peculiarities:
Año 1, no. 1-2 lack month and year designation.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
This item was contributed to the Digital Library of the Caribbean (dLOC) by the source institution listed in the metadata. This item may or may not be protected by copyright in the country where it was produced. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by applicable law, including any applicable international copyright treaty or fair use or fair dealing statutes, which dLOC partners have explicitly supported and endorsed. Any reuse of this item in excess of applicable copyright exceptions may require permission. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc@fiu.edu to request more information about copyright status or to provide additional information about the item.
Resource Identifier:
1081429814 ( OCLC )
1018-8193 ( ISBN )
036580176 ( ALEPH )

Related Items

Succeeded by:
Cuba (Havana, Cuba : 1962)

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

A"lO I LA HABANA Num. 9 1 20
PAGE 3

, 1 REVISTA MENSUAL ILUSTRADA Ao I OC TU BRE 1960 Nn,. 9 Acot:ida a Ja r~mq\ 1 icia post:'11 e i nscripta corno corrc:-pon
PAGE 5

FOTOS 0E : KORDA O.SALAS R SALAS CO RRALE S LIBORIO MI K E GARC I A PRENSA LATINA EL miedo de l os enem i gos de la H um anidad a l a presencia de Fide l en la ONU se vi p l enamente confirmado e l 26 de Sep tiembre: ese da, desde l a alta tr ibun a, el lder de la Amrica Latina dijo cuanto haba qu e decir, cuanto esperaban l os pueb l os que dijera cuanto tem an l os imperia li stas q u e n o callar a. Con l as palabras de F i del se c ulmi naba una jornada denun c i adora, que haba encontrado un eco previo -maravillosa voz de la historia que a veces parece anticiparse a si m i smaen las gargantas de los negros norteamericanos de Harlem, de los cu banos q u e desde Nueva Yor k s i enten a Cuba prxima, de l os puertorriqueos qu e no renuncian a la esperanza, de los in con tables hombres de todas las pieles y una m i sma dramtica discri m in aci n que res i den en los Estados Unidos y q u e recibieron a F i de l con la devoc i n y el entus i asmo que los hombres d i scrim nados de su tiem po reciban a Lincoln Ellos fueron los anfitriones y a l a vez los protectores de l aba n derado ins i gne en torno a l cua l se han movilizado miles d e policas y todo un enjambre de criminales de guerra, e n un cer co diferente en la forma pero no menos host i l que tres aos atrs, cuando el mundo pronunciaba "Sierra Maestra" y no "Harlem" para designar e l sitio e xacto en qu e el hroe co mbata, d e nun ciaba, dibujaba con su palabra el porvenir: Qu i z el primer g r an resultado de l viaj e de Fidel, d e su ba talla in cr uenta e n la ONU, -al intentar un relampagueante exa men que la propia vida ampliares prec i samente : con Fi d e l han entrado en la ONU, para no sa lir los millones de negros nort ea mericanos que han ven i do s u friendo un desprecio n o m nor q u e los d el Congo por parte de los dueos de Jas montaas de dlares y tambin los latinoame ri ca n os q u e v i ven a l a sombra de los rascacielos, h uyendo de la mi ser ia que en sus patrias h an cultivado ju nto a l as inv ers i ones, los monopolios De ahora en adelante, a n te cada Asamblea General, el pue b l o verdade ro de los Estados Unidos, cuyos intelectuales progre sistas no se s um aron, con el silencio cmplice, a l a co n j u ra del Departamento de Estado, h ar o i r su voz: a part i r de esta reu nin co n Fidel ya los i mper i aJ i stas no podrn contar con Ja man sed u mbr e d e los mejores hijos de Norteamrica Es co m o si all hubiera llegado el despe rt a r que est co n virtie ndo al Africa en una gigantesca tr in c h era de la li berac i n humana, ella q u e ha s i do fuente de esclavos y de esclavitud para s i y para lejanos pases. Con Fidel, por su sola presenc i a (pues el em i sar io de C u ba hizo todo lo posibie por no avivar ias p as i o n es ) e l viento del Con go ent r en Harlem, luego d e ser e n la i sla car ib e e l incontenible cicln que h a pesto fin a l colon iaj e. E l otro gran r es u ltado d e la lucha en East River est aso ciado a un gr upo de nombres entre los que figura, por derecho propio, el de Fide l. "El j uego a l a gue rr a", "el negocio de la guerra", juego y negocio de l os m onopolios-, han s i do estigmatizados como u n ma l q u e los pueblos tienen que combati r a nt es de que se tra duzca en la hetacombe atmica Para poner en l a picota a los jncendiar i os de guerra d esde l a lejana Mosc lleg a Nueva York Niki t a Jrus c hov, c0n un plan de d esar m e q u e e l Primer i\inistro de C u ba respald sin r eservas por ser "c l aro, preciso, definido correcto" No importa si el desarme universal y completo n o puede lograrse entre l as paredes de la Ol\'U. En realid,ad nadie fue nunca tan ingenuo como para creer que bastara su presenta c i n en e l organismo int er nacional, tan ligado an al Departamen to de Estado que ste l e roba su band era para c ubri r l a espada de los colonial i stas en el corazn de Afr i ca, para l ograr su apro bacin po r todos los pases. De la ONU no podia sa lir autom t ica mente e l desarme d e l os Bu rk e que blanden la bomba at mi ca h asta e n s u s re l aciones con un a peq u e a nacin d e 6 mi, nones, de l os revanchistas alemanes que aprend i eron de H i tler l a tcnica del extermin i o, de l os imperi al ist as b e l gas y franceses q u e ha ce n correr la sangre eh e l Congo y en A rg elia, de Franco, por cuya "honra" luci tan preocupado e l Preside n te de la Asamb lea General, de Stroesner, de Trujillo. De l a ONU no poda saJ i r fc i l m e nt e la orden paralizando los co l osa l es ped idos de armamentos que el Gob ierno d e l os mo nopolios ha encargado a estos mismos monopolios, con el ap l a u so de los Nixon y l os K ennedy, rivales que dejan de serlo al ha b l ar de las ganancias de los amos de l pas. Pe r o de la ONU h a salido, en l a voz d e Jruschov, de Fidel, de los Jefes de n um e r osos Estados no vincu l ados al sangriento n egoc i o de l a muerte, un llamamiento inextingu i ble a los pueb l os, que se han de movilizar a partir de esta XV Asamb l ea Ge n eral con ms energ a, co n m s rapidez, con ms audacia. Q u dific il les resultar a los imperia li stas, en la XVI o en la XVTI, con testa r con un simp l e "no" a la voz q u e ha partido ae East R i ver y que recorrer el mundo para volver al e dificio de l a ONU transformada en un clamar de cientos de millones! Lo m i smo que en el problema del desarme, p u diera verse res pecto a Ch in a, la nica China, la del pueblo, y su in g r eso en la organ iz acin, que h a n demandado co n igual fuerza y razn, de Jr u schov a Nasser y de F i de l a To ur e l os de l egados que fuero n a librar una jornada por la paz mundial. No i mporta que tam poco las puertas de la ONU se hayan abierto para que entrara la cuarta parte de l a Humanidad que e l Gobi erno de Pekn repre senta. Ya esas pue r tas no podrn continuar cerradas mucho tiempo. Es ms, el delegado de Ghana ex i g i que de l a ONU de ban ser excluidas las potencias que tienen colonias Es con este te m a que se relaciona el tercer gran resultado de la histrica ses i n. Esta vez en Nueva York no se fi r m no poda firmarse, el Acta d e Defuncin del colonialismo, como exi gieran l os por.tavoces de la dignidad d el h ombre. uin poda soar que e l i mper i aJ i smo iba a ser se n tencia do a muerte precisamente en N ueva York! Pero s i la op r es i n de u n p u eb l o por l os monopolios no fue desterrada de la convivencia universal d ao que los tibu r o n es y sus sardinas an controlan l a "ma qwnaria de votar" a u nque sta no sea tan per f ecta como e n la OEA si e l co lon ialismo n o en contr la muerte en l a ONU, ta mp oco l og r l a vida q u e l e procu ra n desesperadament e los explotadores de naciones en teras. "Form id ab l e se ri a el mundo -di j o Fidelen que todos lo s delegados a la ONU pud i e r an decir como Jruschov: nu estro pa s no tiene ninguna co l on i a ni ninguna inversin en e l e x tranje ro ". Ese mundo no ha llegado, pero llegar Ot r as mu c h as facetas pudieran d estacarse en un -res um en, por apretado que fuera. E l baJance d efin itiv o y co m pleto l o har la historia. Uno ms profundo lo oiremos de labios del propio F i del a su regreso a nuestra Is l a tras h a b er l ibrado la gran ba taJJa contra l a dis c rimina c i n e l co l o ni aje y l in justicia; por Ja paz, la li b ertad y e l decoro. En la XV Asamblea de la ONU se irg u ieron ante el mundo F i del, nu estra Revo lu cin, C u ba Como presagio de un da en que .e l mundo ser ta l co m o l o ha dib uj ado Fide l con s u voz de c0n du ctor y lo han gritado, en el Congo, en F o rm osa, e n Puerto Ri co, e n A m ri ca .Latina en A r gelia y en Har l e m, l as cr i at u ra s m s sufrida s de l p laneta. SUPL.EMENTO C l '

PAGE 6

' J .. 'i:>,,~.-:_ ~f' ;..., "" .( .. .. ~--,L.,-r "'t ..,... .... ,, 1. l, .. ... .. . X J 1 .. ..... .. ., _ ______ ,. ___ ____ _ _.v? 1 lll' 1 ..,;;;: ,,.... Fidel ha s acad o el brazo para s a ludar, desde el au t omvil, a cientos de latinoamericanos que han venido a darle la bienvenida y a e xp resarle su solidar id ad con la Revolucin Cubana. Pero. un esbirro uniformado miembro de la poli ca de Nueva York insolentemen t e trata de empuj a r al Primer Ministro del Gob i erno cuban o en un torpe y vano intento de evitar e l con t ac to del lder mximo de nues t ra Revolucin con el pueb l o n or t eame r icano y latinoamericano, residentes en Nueva York. Este no Jue el nic o inc id ente lamentable Muchos l atinoamericanos -especialmente cubanos que f ue ron a salud ar a l doc tor F i del Castro, sufrieron en sus carnes 111 represin dur a y bruta l de la polica estad ouni dense. SU P L EMENTO O r

PAGE 7

1. 11 Pese a las repres i ones y resistencia de la policia de los Estados Unidos. gran nmero de cubanos llegan al aeropuerto de ldlewild. portando carte l one s donde e xpr esa ban su apoyo a la Revolucin Cubana ,y le daban la ms cariosa bienveni da al doctor Fidel Castro y a la delegacin cubana. 1 ; ~ l] '1 1 ff "l'WfJ1 r -~ i 1 3 w, .,q o ,. 1 f ~ 1 \ 1 Hombres y mu j eres del Movimiento de Liberacin Dominicana tambin acu dieron al aeropuerto a ofrecerle la b i envenida a Fidel Castro. Y como o t ros muchos latin oam ericanos cuyos pueb los sufren la opresin llegaron por tando lemas y cartelo nes. Una d emostracin ms de l apoyo popular a nuwtra gran Revolucin. Prcticamente desalojada la delegacin cubana del hotel Shelboume por la presin d e l Dep a rtamen to de Estado yanqui, y ante la estafa del dueo de ese hotel y la negativa de otros hoteles a alqui larle habitacin, los ne gros de Harlem le ofrecie ron a Fidel Castro las ha b i taciones del ho t el There sa, ubicado en ese barrio

PAGE 8

Los ojos de estos cubanos se diri gen hacia las ven tanas del 9no. pi so del Hotel The resa, de Harlem. saludando al Dr Fidel Castro Ruz. Jam s New York vi desfilar tantas ba nderas cubanas, llevadas por manos de hombres y mu jeres sedientos de justicia, como en las rec epciones y actos en honor de Fidel. que brba ramente quiso re primir la polica. "Y qu triste que '""' parte de nuestro pueblo lu,ya te11ido que arra11cllrse del suelo dt' lll p,, trill! PPro, trist<', sobrt' todo, 'I"" esll /Jltr te de nuestro ,ueblo te11gt1 que 1,iuir all, y suerte t<111 ,lurtt la ,le esos cuba11os! y mrito tan gra11dt' el de esos cub"nos !" FIDEL CASTRO ,-.. ~ .... ..... .. ,~

PAGE 9

.. .., .... La expres,on de esta niita, hij a de cubanos r esi dente s en New York, que s o n fieles a su patria, es algo conmovedor. Ella parece presentir que esta Revoluc i n va a infl u ir hondamente en su futuro. Los cub a nos p a tri o tas residentes en Nueva York, recurrieron a tod os l o s medios de expresin para proclamar al paso de Fidel su apoyo a nues t ra revolucin hu m anista, s in dejarse amed r entar por la polica ni las amen a z a s de represalias futuras. .... iCIJ _..., SUPLEMENTO G

PAGE 10

QUE ENCONTRO LA REVOLUCION? QUE encontr la Revoluc i n al llegar al poder en Cuba:? Qu maravillas en contr la Revolucin al llegar al poder en Cuba Encontr en primer lugar que seis c i entos mil cubanos con apt i t ud es para el trabajo, no tenan empleo; un nmero igual en proporcin al nmero de desempleados q u e habia en Estados Unidos cuando la gran crisis que sacudi a este pas, eso que a poco produce una catstrofe en los Es tados Un i dos, era e l desempleo permanen te en nuestra Patria Tres millones de personas de una poblacin tota l de algo ms de seis millones, no disfrutaba de luz elctrica ni de ninguno de los beneficios y como didades d e la e lec t ricidad; tres mi llones quinientas mil personas de un to tal de algo ms de seis millones, vivan en cabaas, barracones y tugurios, sin l as menores condiciones de habitabilidad En las ciudades los alquileres absorban h as ta una tercera parte de lo s ingresos fa miliares. Tanto el servicio elctrico como los alquileres eran de los ms caros de l mundo. Treinta y siete y medio por ciento de nuestra poblacin era analfabeta, no sab a l eer ni esc r i bir; e l setenta po r cien to de nuestra poblacin i nfantil rural no tena maestros; el dos por ciento de nues tra poblacin estaba padeciendo de tuber culosis; es dec i r, cien mil personas en un total de a l go ms de seis millones. El noventa y cinco por ciento de nuestra po blac i n rural infant i l estaba afectada de parasitismo; la mortandad infantil por tan to era muy alta, el promedio de vida era muy bajo. Por otro lado, el ochenta y cin co por ciento de los pequeos agricultores pagaban rentas por l a poses i n d e sus tie rra s, que ascendan hasta un treinta por ciento de sus ingresos en bruto, m i entras que el uno y medio del tota l de propieta rios contro l aba el cuarenta y seis por c i en

PAGE 11

to del rea total de la nacin. Por supue~to que las comparaciones de l mero de ca m as por el n ero determinado de ha bitantes del pas era ridcu l o, cuando se l e compara co n los pases donde la as i s tenc i a est med i anamente a t endida. Los servicios b licos, compa as e l tr i cas co m paas telefnicas, eran pro p i edades de monopolios norteamericanos Una gran parte de l a Banca, una gran parte del comerc i o de impo r tacin, l as re fi n eras de petrleo, l a mayor parte de la produccin azucarera, las mejores t i erras de Cuba y l as industr i as ms i mportan tes en todos los rdenes, eran propiedades de compaas norteamericanas La ba l a nza de pagos en los l ti m os d i ez aos, des de 1950 h asta 1960, haba s i do f avorable a los Estados U ni dos con respecto a Cba en MIL MILLOl\'ES D E DOLARES. Esto sin contar con los m illo n es y cientos de millo n es de dlares s u bstra dos del Tesoro Pblico por l os gober n a n tes co rrompidos de l a Tirana q u e f u e r on de positados en los Bancos de los Estados Unidos o en Bancos eu r opeos Mi l m illones de dlares en d i ez aos. El pas pobre y subdesarrollado del Car i be, q u e tena se i sc i entos mil desempleados, contribuyendo a l desarrollo eco n mico de l pas ms indust ri alizado del mundo. Esa fue la s i tuaci n que encontramos nosotros y esa sit u acin no ha de ser ex tra a a muchos de los pases representa dos en esta Asamblea porque al fin y al cabo lo que hemos dicho de Cuba no es sino como u n a radiografia de diagnstico general aplicab l e a la mayor parte de los pases aqu representados. Cul era la alternativa del gobierno re volucionario? Traicionar al pueb l o? Des de luego que para e l seor Presidente de los Estados Unidos lo qu e nosotros hemos hecho por nuestro pueblo es traicin a nuestro pueb l o; y no lo sera con toda se guridad si en vez d e ser noso t ros le al e s a n u estro pueb l o hubisemos sido leales a l os grandes monopol i os nortea1nericanos que explotaban la economa de nuestro pas A l menos, quede constancia d e las 'maravillas" que encontro l a Revolucin al llegar al poder, qu e son ni ms ni me nos que las "maravillas" del "mundo li bre" para nosotros l os pa ses colonializa dos." f1 D E L C A STRO EL GOBIERNO REVOLUCIONARIO L A Revolucin cubana est cambiando lo que ayer fue un pas sin esperanzas, un pas de miseria u n pas de analfa betos en parte, lo est convirt i endo en lo que pronto ser u no de los pueblos ms avanzados y ms desarrollados de este Co n t i ne n te. El gobierno Revoluc i o n ar i o, en l o vein te meses, ha creado diez mil nuevas escue l as, es decir, en ta n breve perodo de tiem po se ha dup li cado e l n mero de escue l as rurales que se ha b an creado en cincuenta a os Y Cuba es h oy ya el pr i mer pas de Amrica que t i ene sat i sfechas todas s u s necesidades escolares, que tiene un maes tro h asta en e l ltimo r in cn de l as mon taas. El Gobierno Revo lu cionario ha construi do, en ese breve perodo de t i empo, 25 mil viviendas en l as zonas rurales y urbanas; 50 n uevos p u eblos estn surgie n do en este momento en n u estro pas; l as forta l ezas militares ms importantes albergan hoy decenas de miles de est u dia n tes y, en e l prximo ao, nuestro pu eblo se pro p one Ji brar su gran bata ll a co n tra el analfabetis mo, con l a meta ambic i osa de ense ar a lee r y escrib i r hasta el ltimo analfabeto en el prximo ao, y, co n ese fin organ i zaciones de maestros, de estud i antes, de traba j ado r es, es decir, todo e l pu eblo, es tn preparn d ose para u na in te n sa cam paa y Cuba ser el p, i mer pa i s d e A m rica que a l a vuelta de algunos meses p ue d a decir que n o tiene un so l o analfabeto. N u estro pueblo est recibiendo hoy l a asistencia .de cientos de mdicos, que han s i do e n v i ados a los campos para l uc h ar contra l as e n fer m edades, contra el paras tismo, y para mejorar las con d iciones hi g i nicas de la Nacin En otr aspecto, q u e es en e l de la con servacin de los recursos naturales, pode mos tambin afirmar aqu q u e en u n so l o ao, e n el ms amb i cioso plan de preserva cin de recursos natura l es que se est efec tuando en este Cont i nente incluyendo Es tados Unidos y Canad, ha sembrado cer ca de cincuenta millones de rboles made rab l es Los jvenes que estaban s i n trabajo, que estaban sin escuela, organizados por el Go bierno Revolucionario, estn h oy prestn dole trabajos tiles al pas, a l m i smo t i em po que estn siendo preparados para e l trabajo productivo. La produccin agrcola en nuestro pas ha registrado un hecho casi nico, q u e es el aumento de la produccin desde el pr mer instante Desde e l primer instante se logr un aumento en la produccin agrico l a Por qu? Porque el Gobierno Revol u cionario e n primer lu gar, convirti en propietarios de sus t i e r ras a ms de c i en mil pequeos agricultores, que pagaban rentas, al mis mo tiempo que preserv la produccin en gran escala, por medio de cooperativas agrcolas de prod u ccin, es decir, que l a produccin de gran empresa se mantuvo, y se mantuvo a travs de cooperativas, gra cias a lo cual se ha podido aplicar los procedim i entos tcnicos ms modernos a nuestra prod u ccin agrcola, y se ha regis trado, desde el primer instante, un aumen to en l a p r oduccin Y toda est a obra de beneficio social, de maesuos, de viviendas y de hospta l es, la h emos llevado ade l ante sin sacrificar l os rec u rsos para e l desarrollo, ya q u e el Go bierno Revolucionar i o, en este momento, est llevando adelante un programa de in dustr i alizacin del pas, c u yas p ri meras bricas ya se estn montando en Cuba Hemos empleado raciona l mente l os re c u rsos de nuestro pa s. Antes, por ejemplo, en Cuba se importaban treinta y cinco mi llones de dlares en automviles cinco mi ll ones de l ares en tractores. Un pais eminentemente agrcola, importaba siete veces ms automvi l es que uactores Nos otros hemos i nvertido los trminos, y es tamos importando siete veces ms tracto res que automviles. Cerca de q u inientos m i llones de l ares f u eron recuperados de los polticos que se haban enriqucido durante la t1rania Cer ca de quinientos mi ll ones de l ares, en b i enes y en efectivo, es el valor total de l o recuperado de los polt i cos corrom p idos que durante siete aos hab an estado sa queando nuestro pais La inversin co rrecta de esos productos, de esas riquezas y de esos recursos, es lo que perm i te a l Go b i erno Revo lu cionario, a l mismo tiem po que desarrolla un plan de industriali zacin y de incrementacin de nuestra agricu l tura poder constru i r v i viendas construir esc u elas, llevar los maestros has ta los ltimos rincones de nuestro pas y br i ndarle as i stencia mdica, es decir lle var adelante un programa d e desarrollo 1 ,, socia f1DEL CASTRO

PAGE 12

"Se h
PAGE 13

t En el probl e nia de Argelia nosotros esta ,nos ci e nto por ciento (ll /(Ido del derecho del J)lie blo de A. rgelia a su i1ulepe11dencia .. es rid;1i lo ,ret ender que Argelia sea parte de la Na cin Frances(l". ... declarando a A.fri c a con, o zonll li.bre de ese peligro, que llll no se es tabl ezclln bases atmicas y que por lo menos q~de ese continente n,ientras n.o podamos ha ce r otra cosa, como el santuario domle se preser v e la v ida human.a " et todos los o priniidos y explotados paret que defiendan por s ,nismos sus < lere chos y sus destinos Algunos queran conocer cul eret let lnea del Gobierno Re volucio nario de Cuba. Pues bien esta es nues tret lnea!" LAS COLONIAS NO HABLAN LAS co l o n ias no hablan, a las colonias no se l es co n oce en el mundo h asta q u e tienen oportunidad de expresarse. Por eso n uestra co l o nia n o la co noc a e l mundo, y l os problemas d e nue stra colon i a no los conoca e l munao. En los libros d e geogra fa apareca un a bandera ms, un es cudo ms; e n los mapa: s geogr fic os pareci un color ms, pero all no exista un a R ep b li ca independiente. Nadie se engae, qu e con enga ar n os no hacemos ms que el ri dculo; nadie se engae, alli no haba un a Repblica independiente, all haba una co lonia, donde el que ma nd aba era el Emba jador de l os Estados Unidos'. '-"No nos da verg enza tener q u e procla marlo, porq u e frente a esa vergenza est el orgulo de poder decir, que hoy ninguna Embajada gob i erna n uestro pu e blo que a nuestro pueblo l o gobierna e l pueblo!'' FIDEL CASTRO EL DESARME "Y sobre la cuest i n del desarme, sobre la cuestin del desarme apoyamos ente ramente la proposicin sovit i ca -y no nos sonrojamos aqu por apoyar la propo sicin sovitica-. Entendemos que es una proposicin correcta, precisa, defini
PAGE 14

Al termin a r s u discurso, el mximo gua de la Revolucin Cubana. vocero de toda l a Am ric a, es rodeado por nume ros o s m ie mbros de las delegaciones cubana y ex tranjeras. que lo felicitan entusiasmados. 6 Nikit a Jruschov de pie. aplau de al Premier cubano. Esta es cena se repiti varias veces. durante el discurso de Fidel Castro, que anonad a las ol i garquas monopolsticas repre s<>ntadas en la XV Asamblea. El jefe d el Es t ado ms gran de de la tier ra, visita al Pri mer Minist ro del Gobierno Rev o lucionario de Cuba, en su humilde h abitacin del hotel T heresa. del ba rrio d-, Har lem. "He venido a saludar al Hroe N ac i ona l de Cuba que derroc l a t ira a de Batista", dijo Nikita Jruschov. La Delegacin Cub a na ante la XV Asamblea G e nera l de las Naciones Un ida s. escucha atentamente el formidable discurso del doctor Fidel Castro, denunciando el monopo lis mo mundial y el colonialismo. frenad ores del progreso de l as gra n des masas popu l ar En la foto de izqu i e rda a der echa. en primera f il a. el C anciller doc to r Ral Roa. el Comandan te Juan Alme ida. e l Ministro de Economa. doctor Reginq Boti y el Dr. Manue l Bisb. En se gunda fila. en el mismo orden, el doctor Ral Roa Ko ri. el capitn Antonio e z J imnez, director del INRA y el Cap. Enriq ue Aragons Coordinador Na c ional del Movimiento 26 7 LA REPUBLICA POPULAR CHINA Nos queda un punto, q u e, segn h emos ledo en algunos peridicos, iba a ser uno de los puntos de la Delegacin Cubana, y e ra gico; e l prob l ema de la Rep lica Popular China Ya lo han exp ue sto otras Delega c i ones. Nosotros queremos exponer aqui que es realmente una negacin de la razn de ser de las Naciones Unidas y de la esen cia de l as Naciones Unidas, e l que ni si quiera se haya entrado a disc u tir ese pro blema aqu Por qu? Porque es la vo lu ntad del Gob i er n o de los Estados Unidos. ,: Por qu la Asamblea de las Nacio n e~ Unidas va a renunciar su derecho a d i scu tir ese problema? Aq u han ingresado en los aos recien tes, numerosos pases Es negar la r ealidad de la historia y negar la realidad de l os hec h os y de l a vida misma, e l oponerse aqui a l a discusin de los derechos de l a Repblica Pop u lar China, es deci r, de l no v enta y nu eve por ciento de los h ab i tantes, de un pais de ms de se i scientos millon es de habitantes, u n ridc u lo, qu e ni siq ui era se d i scuta ese problema y hasta cundo vamos a estar haciendo noso t ros ese tr i ste papel de ni si qui era discutir este proble cua n do aq u estn, los r epresenta n tes, por eje mplo, de Fran co, e n Espaa? ... Ch in a representa una c u arta parte de l mundo. Qu gob ierno es la v erdadera re p r esentacin d e ese p u eblo, de ese pueblo q u e es el mayor de l mundo? Sencillamen te, el Gobierno de la Repblica Popular China. Y all se m a ntiene otro r gi men, en medio d e un a guerra civil, que int er rum pi la introm i sin de l a S pt ima Flota de los Estados Unidos "Cabe todava, aqui preguntarse en vir tud de qu derecho, la Flota de un pas extracontinenta l y vale l a pena que lo repitamos aqu cuando tanto se h abla de intromision es extracontinentales, que a nosotros se nos d una explicacin del por q_ u la Flota de un pas extraco n t inental interfir i all en un asunto interno de Chi na con el nico p ropsito de mantener a ll i un grupo adicto, e imp edir l a total li berac i n del terr i to rio. Como esa es una circunstancia absurda y una circun sta n cia il egal desde todo punto de v i sta, ese es e l por qu e l Gobiern o de los Estados Uni dos no quiere qu e se discuta el problema d e la R ep blica Popu l ar C hin a Y nosotros queremos dejar constancia aqu d e este punto d e vista nuestro y de n u estro apoyo a que se discuta, y qu e l a Asa mbl ea de las Naciones U nid as s i ente aqu a los l eg timos representantes del pueblo chino, que son los representantes del Gobierno ele la Re pblica Popular C h ina ,, F1DEL CASTRO

PAGE 15

' -

PAGE 16

, .. d, f ' n ,, (, (; i; ,, 6 ,. ,, ,. :; 11 t ,1 I /" ;; f ... .. :.. . lf. t . 4 I \ t Los hroes de l Es t ado culmin en apaleamientos como los de los lados, del que son VlCtimas u n cubano fiel a su patria (izquierda) y un negro de Harlem

PAGE 17

' 1 1 !!!!! ., En la misma medida que la polica neoyorquina amparaba a los rosa blanqueros, reprima las manifestaciones de simpata a la Revolacin Cubana. No respetndose ni s i quiera a las muieres. Vase a la izquierda al polica que va a repetir el brbaro toletazo dado a su vctima en la ca beza. Arriba, impiden que la defiendan. Abajo, la vctima es llevada a curar 9

PAGE 18

Otro de los ilustres visitantes a las habitaciones del hotel Theresa donde se hospedaba el doctor Fidel Castro lo fue e l presidente de le, Repblica Arabe Unida, Gamal Abdel Nasser, quien departi por es pacio de ms de una hora con el Primer Ministro de Cuba. en el curso de la primera entrevista que sos tuvieron. Ms tarde en la tribuna de la ONU, Nasser defendi con calor a los pueblos que se han levanta do contra la esclavi t ud impues t a por el imperialismo. La d elegacin cuba n a, presidida por el Dr. Fidel Castro, vi sita a Nekruma, pre sidente de la b lica de Ghana. La entrevis ta se desen volvi en un marco de extrema cordiali dad. En la foto, tam bin Roa y Almeida. 10 'I :.. 1 1 .. \. -' ~ Nehru no fue una excepcin en el grupo de los gran des estadistas con t emporneos que fueron a visitar a Fidel Castro en su habitacin 929 del hotel Theresa. En la foto, Fidel muestra a Nehru una coleccin de la Revista INRA. Contemplan la escena. de izquierda a derecha. el Dr. Ral Roa. el Cap. Juan Escalono. el Cap. Abrahantes, el Dr. Roa Kouri, nuestro Director Antonio Nez Jimnez. y Krisna Menon. delegado permanente de la Repblica de la India en k1 ONU. >

PAGE 19

.. i 1 \_ 1 ~ 1N ial . ; . ' ._; t .n .. El do c tor Fide l Castro recibiendo de manos de los miembros del "Com it Pro Trato Justo para Cuba", un simb l i c o busto de A br a h a m Lincol n, e l libertador de los esclav o s nor t eamericanos. f Mintras Eisenh.;wer yantaba con la mayorla de las delegacio nes oficiales latinoamericanas representadas en la ONU. Fidel almo,:zaba con las iiumitdes mpleados del Hotel Theresa AJ laao de Fidel aparecen el comandante Juan Almeida, Jefe del Ejrcito Re:ielde de C.uba, dos empleados de l hotel. Celia Sqnchez y os capitanes Juan Escalona y Enrique Aragons . .. .. . \. .~ ~ !-, 11

PAGE 20

.~ I -., .,. ,. ~ .. ., ;.::,,.n. ~-~~; -.:~~ :--:------:---:---::-~-::: :::c:::::-:-; ----:------# .Y' .... ,.. I ,r.,.,, , . . . 1,~l'I ... .f' a -------------__. .... -----~-.... \. '

PAGE 21

" En el aeropuerto esperan el aterrizaje del avin sovi tico en que regres nuestra delegacin. el Presidente Dr Dortics, los comandantes Ral Castro y Che Guevara, el Ministro del Trabajo. co mandante Augusto Martnez Snchez, y otros, a los que de lejos contemplaban ex pectantes las masas cubanas El Docto r Fidel Castro, ro deado de los miembros de la delegacin cubana. baja por la escalerilla del avin, donde lo espera el Presi dente Doctor Dortics. Fre ntica, la muchedumbre can taba el Himno Nacional. Movilizado en breves horas. el pueblo se congregaba frente a Pala cio. para escu char del propio Fidel las im presiones de su histrico via je. La muchedumbre. con ins fervor revolucionario que nunca, vitore a su li der al oirle decir "que la lucha ser larga y du ,. ra. pero venceremos. . ' .' .. 13

PAGE 22

"Las palabras de Juan Gualberto t ienen vigen cia todava, a los sesenta aos de escritas" fIDEL Castro se refiri el otro da a Juan Gualberto Gmez, como uno de los adalides ( tamb in mencion a Sanguily) de la independenc ia nacional frente a la voracidad de los yanquis, al hundirse el imperio colonia l espao l. Es verdad que Don Juan lo fue como lo fue ta mbi n Sanguily Nadie i gnora qu e terminada la guerra del 95, l os mejores cubanos tuvieron que seguir lu c h a ndo po r l os mismos id eales que haban defendido contra Espaa. A partir del Tratado de Pars, celebrado entre la antigua metrpoli y Estados Unidos (a Cuba se le mantuvo ausente} la pe l ea por nuestra dign i dad entablse de nuevo, esta vez en el recinto de la Asamb l ea Constit uyen te El enem i go no estaba ya en la calle de la Muralla, sino en Wall Street, que en ingls viene a ser J o mismo. El Capitn Ge neral, Blanco, haba vuelto a Madrid, pero tenamos en cambio otro espadn, Wood, Gobernador J.\,! il itar de C uba casi todo e l t iempo (salvo el breve perodo del Gral. Brooke) que dur la in tromisin norteamericana en la Isla Nuestra primera Asamblea Constituyente fue, pues, convo cada por el gobierno interventor A este hecho se refiere e l Gobernador en su alocuc i n d el 5 de noviembre de 1900, sobre los trabajos que debe rendir la Convencin, cuando se dirige a ella: "Co nform e a la orden en c u ya virt ud habis s i do electos y os encontris aqu reunidos, -diceno tenis el deber de tmar parte en el gobierno actua l de l a I s l a y carecis de autoridad para ello. Vuestros poderes estn estr i ctamente limitados por los trminos de esa orden". Ahora bien: uno de los delegados a quienes con tan desabri do tono habla el pr ocnsul yanqu i en e l documento q u e acaba mos de leer, es Juan Gualberto Gmez, amigo de Mart, aunque slo alcanzaran a verse b r evemente en la Haba n a Don Juan se haba formado en Pars, pues sus padres l o enviaron de nio a esa ciudad para aprender el oficio d e carruajero Dej el taller a l ao siguiente de su llegada e n 1870, y comenz los estudios de in gen i era. Pero tuvo que in terr umpirlos tambin y abandonar los al cabo, a causa de la penuria de sus progenitores, modestas "gentes de color" de la provincia de Matanzas, en uno de cuyos trminos -Saba nilla de l Encomendador naciera aque l joven, aquel inteligentsimo mulato que andando el tiempo, iba a ser una de las figuras ms sobresalientes de la vida pblica cubana, sobre todo durante el perodo colo ni al y e n l os pr im e ro s aos de la repblica. Don Juan no volvi a Cuba. Quedse e n Pars y all vivi de su trabajo personal, como empleado de alguna casa de co merc i o, y como reprter d e diarios franceses, suizos y belgas. Fue por aquellos d as cuando naci s u amor a Cuba, de la a m is tad que tuvo con el general Manuel de Quesada y con Francisco Vicente Ag u ilera, que haban ido a Francia a recoger fondos pa r a "la ca u sa" y a qu i e n es el j oven c ub ano sirv i d~ intrprete y secretario. Pero en 18 7 8, a l concertarse e l Pacto del Zanjn, que f u e en realidad una tregua, Juan Gualberto Gmez est en xico De all volv i a la Habana y d os aos ms tarde es depor

PAGE 23

.. "La base yanqui de Caimanera constituye una perenne afrenta a la soberana de la Repblica." A la izquierda vemos obreros cubanos de la base siendo registrados por los marines" al con cluir el trabajo. Al centro, barcos petroleros y caoneros en la baha de Guantnamo. Y a la derecha. una vista de Caimanera dominada por un can yanqui, smbolo evidente del imperialismo. tado a Espaa (e n l os mismos das que lo fue Mart i ) a causa de su implicacin en la q u e se llam Gu e rra Chiquita. Sobr e la de tencin de Mart, Juan Gualberto Gmez escribi alguna vez: "H ay la particularidad de que a Mart f u eron a detenerlo a su p r op i a casa en la calle de l a Am i stad, hoy Migue l Aldama, cuan do estaba a l morzando con l y su seora pues me haban invitado d ese ,a .. En Espaa, Don Juan estuvo hasta 1890. Preso p ri mero, e n e l castillo del Hacho (Ceuta) logr J u ego que se Je diera la ciudad por crcel, y finalmente todo el territorio de la pennsula, del cual no l e estaba permitido salir, pero donde poda fijarse en cualquier punto. A s u regreso a Cuba, en aque l ao, co n t i nu su l ucha re vol u cionaria, no slo por la independencia poltica de la Isla, sino tambien por la incorporacin de los negros y mulatos cu banos a los ideales y trabajos de l a guerra cont r a Espaa. A esa poca corresponden el per i dico "La Fraternidad" en su nue va et apa y e l "Directorio C entral de Sociedades de la Raza d e Color". Es t os trabajos llamaron poderosamente la atencin de Mar t i. Se entabl e ntre lo s dos -escribe D on J uanuna co rres p ondencia semanal, que hizo que el hilo d e la conspiracin e n la Isla de Cuba quedara en m i s manos. Por m, fina lm ente, pasaron las instrucc ion es, las rdenes n ecesarias y los manifiestos, pa ra el l evan tamiento del 24 de febrero de 1 89 5 .. Luego, como sesabe, vino Jo d e !barra; fracaso d el alzam i en to en Matanzas y nu eva prisin y deport acin de Juan Gua lbert o Gmez, a quie n e l gene ral Callejas m eti e n el M orro, y Mart nez Campos, per don do le la vida, envi al presid io de Ce u ta De la crcel de Valencia, donde estaba cuando surgi la Autonoma a la vi d a efmera que es conoc ida Don Juan sali libre hacia Francia, primero y Estados Unidos desp u s. En 1900 est de nuevo e n Cuba. De to do este pero do finisecular ba ado por dos l uces, la mor ibund a de la antigua m etrpoli espa ola, que ha perd i do con Cuba y Pu erto Rico los ltimos restos de un dominio colosal y la nac i ente del imperio yanqu i el cua l hace colonia s u ya a la ms peq u ea de esas islas, y convierte a la otra, la nuestra, en un campo de exp l otacin econmica y vasallaje poltico una de las figuras ms altas es l a de Juan Gua lb erto Gmez. Su postura antimper i alista resplandece r es u elta y enrgica en la Co nv encin. En sta es des i gnado Ponente de la comisi n q u e debe dictaminar sobre la Enmienda Pla tt, y e l documento q u e sali de su pluma es un modelo de patr i ot ismo de espritu martiano y de l ejana visin d e los peligros que para nuestra pa tria entraaba aquel apndice constit u cional, impuesto como re q u is i to "s in e qua non p or lo s yanquis para qu e naciera la re pblica c u ba n a. Es im pos i b l e, por s upu esto, reproducir toda la Ponencia e n el breve e spacio de un artculo. Pero vale l a pena d estacar la parte de ella en q ue J uan Gua lberto Gmez se refiere al esta bl e cimiento de bas es n avales en e l t e rri tor i o nacional. "S in r eferi rn os dic ea la posibilidad de razonamientos y choques entre los am e r i canos as estab l ec i dos en nues t ras costas y los habitantes de nuestro pas; haciendo caso omiso de todas las consideraciones de orden moral que nos llevan a m i rar con invencible repugnancia la idea de insta l ar en n uestra patria una serie de plazas f u ertes extranjeras, no es posibl e que nos sustrai gamos a la evidencia de que esas estaciones estaran destinadas a traer siempre la guerra a nuestro territorio. "A un p r esc ind iendo de que pudie r an servir a los m i smos Es tados Unidos para combatirnos, ya que no debemos querer cau sa ninguna de conflicto entre ellos y Cuba en cualquiera que se suscite entre dichos Estados Unidos y un tercero la existencia
PAGE 24

LOS GRANDES DE LA HUMANIDAD E l famoso "Retrato de Dante", ejecutado por Giotto, que se encuentra en la ac tualidad en la Ca pella del Museo Na cional de Florencia. POR GARLO SALINARI 16 VERSION DE LU I S REYES

PAGE 25

Una alegora de Domenico di Michelino (Catedral de Floren cia). en la cual el Dante est representado al lad o de su natal Flo rencia y los reinos ul traterrenos de su poema "Com media" (La Di vina Comedia). "En verdad yo h e sido un madero sin vela y s i n gobierno; llevado a diversos puertos. fosas y corr i entes por e l viento seco que exhala la pobreza dolorosa As Dante comenta amargamente el transc u 1' so ele su propia vida, c u a nd o en los ltimos aos, vuelve la mirada ah's a conte mpla, el cam i no recorrido, para ha cer e l balance de su propia existencia Parecen l as pa l abras de un homb1'e des ilu s i onado, can sado, fracasado : en suma, de un vencido. Y son la s palabras de uno de los ms grandes genios de la Human i dad. ele quien habia escrito aquella Co rn e dia que poste riormente ll ama r on divina, poema q u e mostr "cielo y tierra" q u e semejaba re coge r prod i g i osamente en si todos lo s va l ores, las pasiones y las expe ri encias humanas. Pero el pesim i smo de Dante no debe conde n arse Lo just i fican las vicisi tudes de su vida amargada en med i o del exi li o a que h ab i a sido condenado -a slo treinta y se i s aos por e l partido opo sitor Lo ju stifica el hecho que l -poco a poco v i ene a h allarse en la oposicin, no ya respecto a este o aquel prncipe o Papa o faccin politica. sino respecto a la poca misma en q u e viva; l rec h aza asi e l presente, l o ve te id o de colores host i les y se encierra en una fervorosa, apasiona da y esp l nd i da utopa. Boccaccio nos J o describe como hombre de "mediana estatura", con la cara l arga y la nariz ag uil ea, e l labio de abajo tan delgado que el ele arriba sobresalia; la espalda un poco enco rv ada. l os ojos tan grandes como pequeos, e l color moreno, e l cabello y la barba crespos y negros. y s i empre melanclico y pensativo". Su v i da sufre dos grandes conmociones. La prime ra con la muerte de Beatriz (8 ele junio de 1290) y con la pub li cacin de Vita Nuo va que marcaron el fin de s u juventud ( na c i en mayo de 1265) La vida juvenil del Dante habia estado ajena a toda pre ocupacin: perteneca a una familia aco modada aunque no muy rica de pe quea nobleza, poda as no atender nin guna ocupac i n y dedicarse libremente al estudio y a las diveisiones prop i as de l os gentiles-hombres. Pero su juventud fue, so bre todo alentada por tres grandes pasione s : l a arn i stad por G uid o Cavalcanti, la nueva poesa, y el amor por Beatriz Guido Cava l canti era algunos aos mayor y ya un poeta famoso cuando Dante empieza por su prop i a c u e n ta a m e ncionar palabras en rima". Se conocan apenas, pero Dante n mu y joven l e envi -sig ui en do la usanza d e l t i empo-un soneto en el c ua l describia un ima g inario s u eo (la apari cin de l Amor llevando en la mano el co razn d el poeta, en los brazos la m u jer que se alimentaba del corazn) y le p i de trate ele int e rpr etado. Guido reconoce en aquel jovencito, e n aq u el modo suyo apa s ion ado de hablar de amor, en aquel estremecim i ento de su corazn sensible. un po e t a de la nu eva esc u e l a y le responde con gran cordialidad. De alli nace la amis tad que fue e jem p l ar cuando Guido se preocupaba alg un os aos d esp u s de ll mar prem u rosamente a Dante para que se levantase del abat i miento, no envene nase e l gent il pensam i e nto suyo y pud i ese resistir a los adversarios polticos (que env i aron a Dante al exilio en 1302), y an en el l rierno Dan te reconoca a Ca v al canti como el nico amigo que fuese digno de acompaarle "por altivez de ingenio" Estrechamente ligada a l a amistad con Guido se encuentra l a g an pasin por l a poesa Para Dante como para su ami go-la poesa no es un juego, un adorno, una demostracin de ha b i lidad, un modo de distinguirse en e l amb i ente en q u e se vive. sea la corte de un pr-ncipe o l os crcu l os ele los n uevos ricos burgueses. Es una cosa ser i a, un in odo de conocerse, de penetrar en lo intimo de las cues ti ones, de expresar los sentim i entos ele un alma nueva El y Guido, y algunos otros se situaron as distinguiendo d el arte prece dente el suyo propio, formando una es cuela, un circulo literario que se contra pona claramente y desdeosamente a los otros rimadores, a quienes consideraba groseros, superficia l es y obtusos, que ata caba s i n ahorrar l os golpes sobr e todo a l 1>oeta que, por a l gunos decenios, fuera el d i ctador de la poesa italiana, Guittone d' Arezzo. Y ahora que surge la escuela del dolce sti l novo en la cual Dante se afirma rpidamente por s u estilo nutrido sobre todo por el est udio de los poetas latinos, en particular Vrgilio-y por la calidad m i sma de su in spiracin. En efec to, sobre l tiene gra n influencia el amor por una noble dama f l orentina ( cas i se guro llamada B i ce, hija de Folco Portinari y casada con S im one dei Bardi) que in dicar siempre con el nombre de Beatrice "Algunas impresion es rec i b i das de ella desde s u s tiernos aos, e l uso de este amor para l a poesia y el prop i o melanclico fan tasear, cierta suave auster i dad en aquella gentil s in ia que le hacia parecer ms vir tuosa, produjeron poco a poco en l la persuasin de que ella debera ser y fue guia de sus pensamientos y de sus senti rn i entos hac i a la perfeccin ideal al que cada noble espritu debe m i rar En s u poesa no h u bo lo s constantes lamentos de los ot ro s rimadores por la dureza de l as mujeres, ni tampoco e l fre cuente s upli car de m erced; en cambio l a exaltacin de ella como un inilagro de gen tileza y de virtud, como una criatura en viada por D io s sobre l a tierra no slo para la dicha de su devoto. sino para todos q u ienes por naturaleza est uvi eran dispues tos a comprender l a nobleza suya; y junto a tal exaltacin e l temor de que seme jan te cr i atura no fuese destinada a perma n ecer largo tiempo en esta baja v i da" SE OE.D I CO CON AROOR A L..A V IOA PQLIT I CA Beatr i z muere en 1290 y Dante tras un breve periodo de abatimiento y dolor, quiere volver imperecedera l a memoria y exaltar la virt ud recogiendo en un peque o vol um en los poemas escritos para ella e xplicando las ocasiones en que haban si do coinpuestos Fue publicada asi la V it a Nuova qu e recoga toda la experienc i a ju venil -sentimental y a rt stica de nues tro poeta. En ella se hallaban algunas de l as ms bellas y delicadas poesas de amor de la literatura italiana Es el amor, como se presenta la pr im era vez: milagro. tre pidacin, adoracin de la mujer. Son ver 17

PAGE 26

En la s fotos, de izquie.-da a derecha, c uatro lugares de l a vida de Dante. La fuente bau t i smal en su "bel San Giovan n i" (bello San Juan). All Dan t e entr a la comunidad de la Ig l esia, como t odos lo s hombres de su tie mpo En la s egunda foto el "saddo di Dant e" so br e el cual el poeta c e sentab a a m ed it a r y a conversar con su amigo Guido Cavalcanti La t ercera. el portn de l a i glesi a de San Martn Obispo que Dante atraves el da de su matrimonio con Gemma Dona ti. L a s i guient e foto es la Torre della Caslagna de donde Dan t e habl con10 Priore de la Co muna de Florencia contra la dom i nacin de lo s "magnati" y l a in t rom is i n de la corrup i a c orte papal. En l a foto de la extrema derecha vemos l a monumental tumba del Can Grande I della Sca l a. que se encuentra. en V tt r ona. Can Grande hosped a Dante con gran liberalidad en e l curso de s us peregrinaciones. En el XVll Canto d e l Paraso, Dan t e lo ha men c ionado co n since r as f r a s e s de admiracin. sos que han p erma n ecido e n l a me n te d e trei nt a gene r acio n es : "e n los o j os lle v a a m o r la d a m a mia "; "no bl e tan t o y ta n ho n esta surge"; y l a esce n a in olv i dable de l pr esag i o de la m u e rte de Beatri z : Poi n1i par ve veder e a poco a 11o c o t urbar lo s ol e e apparir la ste lla e pi a n ge r e lli e d e lla; cader li au ge lli v olando p e r l' a r e, e l a te rra tr e mar e ; e d orn o a pparv e sc olori to e fio co d i ce n dom i: c h e f a i ? n on saJ nove n a? l\ f orta la d o n n a t u a c h 'e r a s i be ll a". L a seg unda y decisivaco nm ocin en la vida de Dante fue l a condena al exil io. Esta llega al fin al de un periodo de profunda experiencia in telectual, arts tica y polt i ca. Es e l perodo s i g u iente a la publicacin de Vita Nuova donde el Dante amplia s u ho rizonte cultural dedi cndose asiduamente al estu dio de la filo sofa; es el per odo en el cual -bajo el influjo de algunos poetas p rovenza les intenta nuevas expe ri e n cias de lenguaje y de es tilo; y sobre todo el perodo en que, habiendo cumplido treinta aos, pudo de d i ca r ~e con ardor a la act i vidad po tica Fueron l os aos de l as grandes agitacio nes polticas y socia l es El popolo grasso, es decir l a burguesa ba n car ia m an u fac turera y merca n til, se h a a h echo bas tante poderosa por l'iqueza, por expe r i e n cia adn 1i n i strativa, po r ele vacin cultu ral. Se sit uaba en los Arti ,nag g i ori, pero no tenia en Florencia l a fue,za numr ic a para dom in ar ella sola las Com una s Deba de co nsiguiente aliarse seg n e l caso-con el poo!o rninuto o con l o s magnatL Los rna g nati eran lo s grandes te rr aten i entes nobles de origen fe u da l q u e aspirabail a l poder pero eran i ndisciplinados dominan tes, div i didos por odios seculares entre fam ilia y familia El popolo minu to esta ba formado, a la in versa, por los a r tesa n os (los antepasados de la mod erna clase obrera), se s it uaba en l os arti m i n.or i y, por e l nrnero, hubiese podido tener pre dom inio sobr e la s otras dos clases: care ca empero de hbiles d i rigentes y vaci l a b a entre una po lti ca de alianza con el po p olo gra.sso contra los magnates y un a poltica 18 a u tno m a. En efecto s u fr a m s que n in gu n o otro, la domi n acin de l os magnates y quer a h ace r u n a po tica que cont r asta ba con los i nte r eses de l os g r upos m s ricos, u na poltica econm i ca direct a y m a n te n e r estacio n ado e l costo d e la v i da co n l a pro h ib i cin de las expo r tac i ones, con l a es t ab i lidad e n los oficios con l a ri g i dez e n l a p r oducci n Las tres clases de co n s i g u iente se para li zaba n en l a ac cin : n in g u na poda pr e val ece r sola, nin guna poda realizar una alianza estable con l a otra. F l orencia, para d ec i rlo con Dant e, e ra como f . 1n er i na, c h e n.on puo trova r posa in s u le p iur n e e co n < lar volta s uo dolor e sc herma ." Se agrega a ello l a d ivi sin al interior del Jpolo g ra sso de quien l a parte ms rica se apoyaba en los magnates y la otra parte trataba d e aliarse con e l popolo nti nuto. Adems la di v i sin e ntt e l os ma nati, especia lm e nt e ent r e l as dos fam ili as ms i nflu ye nt es los Cerch i y l os Don ali q u e se manifest clamorosamente en 1295. E n marzo d e aquel ao l a a li anza entre. los magnati y e l popo l o grasso haba ca sado u na g ran derrota al popolo m i nuto: la conde n a al exil io de Giano d e ll a Be ll a, un noble que generosamente se haba pues to con tra s u propia clase y se haba con vertido en e l cond o tt i ero de la clase s pob r e Alg unos m eses despus l os 111 ag nati in te n taro n un golpe an ms audaz y tratar on d e abolir por la f ue r za l os or dinamenti di g i ustizia, esto es, l a legisla cin h ec h a bajo l a p resin d e los artesa no s, q u e permita a to s p art icip ar en e l gob i erno P e ro los Ce rchi por o dio a lo s Donati n o participaron en la revuel ta Y la 1evuelta, p or consecuencia, n o ll eg a triunfa r Florencia as ll eg a e contra1-se d i vid i da en dos partidos, los bia n chi y l os neri. Blancos era n los Ce rchi y un p eq u e o grupo de fam ilias de magn a tes, l a parte ms d e mo c r i ca del popolo g ... a ss o y e l popolo ,ni n u to; negros lo s Dona t i y la 1 n ayor a de l os magnat i con la p arte m s r i ca de l p opolo grasso. Al co mp li car se la sit uacin in te rv i no tambin la am bicin de dom i nio d e l papa Bon i facio VIII. Este quera r ed ucir la Toscana a provincia de l p atr i mon i o de Sa n Ped r o y favo r eca ab i erta m ente a lo s n e ri, porque s i endo l os ms db il es e n n1ayor proporci n q u e los otros ten a n n et-esidad d e ay u da exte1 n a. La a1 n enaza d e e xcomuni n y d e confisca cin de bi e n es e n todos l os pases catlicos hizo q u e por co mpl et o l os miemb r os de l pop o l o g ra ss o se a l e jaran del p o p o l o n i nu to Y en 1101 u n avent u re ro franc s, C harle s de Va l ois, env iado del Papa a Florencia con 800 m e r ce n a iios bajo e l p r etexto de paci ficar l a ciudad, di man o libr e a los n P ri contra los b i anc h i. Los n e ri se apoderaron del gob i e rn o y co nd naron a l exilio a los principales expo n e tes de la p arte adversa: entre los pr im eros al Dante. La sent e nc ia -de l 2 7 de enero de 1302l o acusaba de baratteria (hoy dijramos peculado. esto es, ilicita apropiadn de l dinero pbl i co por parte df' un funciona rio), dt ga nan cias ilcitas. dri oposicin al Pontfice y a Charles de Valois: le impo na pagar ci n cue nt a mil f l orines peque s, estar co nfin ado dos aos y ~er exclu ido de las f un ciones pblicas a perpetuidad Dante -q ui en e n esos m eses no se hallaba en Florenciano acept la condena ni se present a pagai n i a ju stificarse : de ese modo una seg und a se n te n cia de l 10 d e marzoJ e c on dena a se r quemado vivo en el momento <1ue entrase en el terr i torio y cayese en m anos de l a Co mun a de Flo rencia D es de entonces, h asta la muerte (ocurr ida en t re el 13 y e l 14 de septie m br e de 1321) n o podr jams poner l os pies sobre la tie rr a patr ia y deber pe r e grinar por casi t odas las regiones de Italia. EL P ODER POL I T I CO Ot! LA IGL ESIA. FRENO OE LA HISTORIA DE I TALIA Cmo Dante se haba h a ll ado en aq u e lla intr i ga co mpli cada de cont r aste de c l ases y de lu c h a p oltica qu e h emos des crito ? Al'istocrt i co por origen, por edu cac in y por tale nt o, "no ti ene ninguna s imp atia por esta sociedad en qu e las timas reliquias del feudalismo so n d emo lidas po i la n eces idad y por l ai i deas de l as clases m erca n tiles y artesanas. Cons

PAGE 27

1 17& IJitt Aa $ 7 treido por la l eg i s l acin popu l ar a i ns crib i rse en una activ i dad si no qu i ere ser exclui do de toda eficaz participac in en la vida pblica, se somete a l a penosa n ece s i dad y se inscr ib e a uno d e l os Arti ~ fa gior i ; pero, en l a gente nova l desprecia la avidez d e ga nancia, el l ujo grose ro, l a di so lucin d e l a fami li a, l a corr up cin d e las costumb res. La llega d a a l a ciudad de campesinos ll evan do brazos, energas, in ge nio a l as manufacturas, a las artes liberal es, a la literatura -la mayor parte de l os art i stas, esc1i tor es, juristas del s i glo XIV tienen un padre o un abuelo campe sinoes para Dante ca u sa de conf usin y de degeneracin en la ciudad. A la rica y opulenta Florencia de fin del sig l o XIII, l contrapone, exaltndola, la pequea Florencia de la primera mitad del sig l o XII, sobria, quieta y pdica bajo el dom nio riguroso de sus nobles pobres La vieja familia feudal, relegada mientras sube la marea de los p l ebeyos y usureros, produce en l un dolorido sollozo". Consigu i ente mente con ta les orientac i ones debera en contrarse al lado de los magnati, de l os neri, de los Donati, y no al lado de la clase adversa de los Cerchi y del popo lo minuto. Pe ro si Dante se liga con estos ltimos no lo hace por espritu democrtico Es que la nobleza a quien l e logia y de la cual lam enta su acefalismo, es una noble za ideal, para quien no bastaba e l origen antiguo o l a riqueza. Es una nobleza que no habia existido en realidad tampoco en el pasado -lo cual da el colo r de su deseo y de su sueoy menos podra ex i st i r en el presente, en aquella clase d e magnates que proporcionar personajes en todos los jirones del Infi erno y la c u al era cond cida por un hombre v i olen to y sin escr pulos como Corso Donati. Dante, en sustancia, rechaza la revolu cin econmica y social que se realizaba durante e l siglo XIII, rechaza el nuevo espr i tu m ercantil, el urbanismo, la liq ui dacin o limitac i n de l os derec h os feuda l es, la nueva civil iz acin ms mvil, co n menos pre juicio s, refinada, que se venia forma ndo: aquella civilizacin q u e pocos aos despus de s u mu erte nos dir e l D eca m e ron de Boccaccio y el Canr.oni e r e dePe tr arca. Pa r ece ,nirar atrs al pasa. -~~ -~ .. .. . . , ... . ... .. .., ,. ~ Una mag na il us tracin de Gusta vo Dor sobre la Divina Comed ia : Paolo y Frances ca, en el Canto V d e I Infierno. 19

PAGE 28

,, .. ... .. 1 4 ~ \ \-<, ' . do del feudalismo y del Medio Evo. Pero en realidad l atr ibu ye al pasado las luces del porvenir No es en nombre de l Medio Evo que rechaza el surgente humanismo: es en nombre de l as contradicc i ones y de las limitaciones que l inc1im in a l a n ueva sociedad. A Dante preocupa el carcter corporat i vo de aquella civilizacin, de aq u ellas pequeas patr i as comuna l es, a quienes eran in gnitas las l u chas secta rias, la decadencia de l os ideales y de las costumbres Recoge el otro elemento que h ar de freno a l desarrollo de toda l a his toria italiana: e l poder poltico de l a Igle sia. la ilcita intervencin de una fuerza esp iritu al en l o& acontecimientos terrenos que hace ms aguda l a div i s i n y h ace imposible toda solucin u nitaria. Por eso Dante se une con los bianchi, menos fac ciosos y pendencieros, ms razonables y amantes de la paz, firmes en oponerse a la interferencia del Pontfice en las cues tiones internas de Florencia Por ello, en su breve ca rr era poltica que lo ll eva no o b stante, en pocos aos a uno de los cargos ms importantes, al de prior e l es decididisimo en la oposicin a l os facciosos (hasta el punto de condenar al exilio a su amigo Guido) y en contrastar las maniobras de Bonifacio VIII. Por e llo en e l exilio se destaca de l os bianchi, r e ducidos stos tambin a un pequeo grupo de pendencieros fomentadores de guerra y de discordia, para tomar ven taja y re gresar a Florencia : l al contrario, pone s u s esperanzas en el emperador Arrigo VII, establecido en Italia e n 1310, para pone r freno a la div i s i n restaurar la au toridad imperial, revalidar el pr inci pio unitario. Por esa razn despus d e la muerte de Ar ri go VII (1313) p i erde toda esperanza de accin poltica directa, re nuncia al retorno a l a patria que se l e ofreca con una amn i sta q u e consider deshonrosa ("N i ego entonces, la rvoca graciosa en donde Dante Alighier i es lla mado a la patria, despus de haber por casi tres l ustros s ufrido exilio? Niego el s u dory l a fatiga obtenidos en el estudio? Niego a quien ha merecido una in ocencia manifiesta? ... No es ste et cam in o para regresar a ta patria ... La esfera del sol 20 A la derecha: una representacin flo rentina. en oportunidad de las cele br aciones dan tescas llega hasta la tumba del gran ci u dad a no donde tiene lugar una pequea ceremonia conmemorati v a. con el renova miento del ace it e de la lmpara votiva, con aceite ofrecido por l a Com un a de Florencia. En la lo to de abajo, el t emp l e te que con tiene la urna con las cenizas de Dante. en Ravena. El templete co nt e ni en do l a ur na con lo s re s to s de Alighieri data de 1780 A l a i zquierda, la mscara del Dan t e en el Patazzo V ecchio, de Florencia. Aba j o, el te x t o de l a con d ena de Dan t e (1 O de marzo d e 13 02) ob l igndo l e a pagar 5 mil fl o ri nes. Dante se neg a pagar, pues esto cons titu a el reconocimiento de su culpabilidad. s t ar d e r ec haz la amnista a l ofrecida y de tas estrellas no las contemplar e yo en todo lugar? Podra yo en todo lugar cont e mplar bajo l a faz del cielo ta dulc sima verdad si antes yo ingtorioso me h i ciese de ese modo, me llenase de igno minia ante el pueblo y a ta ciudad de F l rencia?"), se reduce al "peregrino casi mend i gante, mostrando contra su volun tad ta plaga de ta fortuna" y confa el sueo s u yo, ta i ra suya, el dolor suyo so lamente al poema, a t a Comedia, arn 1 a terr i ble contra su tiempo, mensaje lumi noso para et porvenir La gnes i s de t a C o media es, por con3ecuencia, hist!'ica, poltica, militante: e ll a ser como el viento "que a t a ms alta cima ms azota", flage l ar al mundo sin justicia, dar voz a la noble utopa de l poeta. "No poda bastar para arrancar Italia del mal, un tratado como et Convivio y tam poco exhortac ion es epistolares a rey o em perador, a prncipe o ci u da d Qu auto ridad tena l, hombre privado, exp ul sado de su patria, perseguido en su adverso destino, par-a poder logr ar ser escuchado? La autoridad no poda ven i rte s i no de s u gen i o de poeta. Realizara una gran reve l acin, en donde t a inmensidad del mal fuese retratada co n vivos co l ores, capaz de impresionar tanto a los de arriba como a lo s de abajo; donde ta enseanza vinie se, no de hechos aislados y de escasa im Po rtan c i a sino de la historia entera de t a H u manidad en su azaroso desenvolvimien to" Imagina entonces un v i aje -por gra cia divina y por interces i n de Ceatriz ante Dios por el re i no de ultratumba: et In fierno, et P u rgator i o y el Paraso. Y cons truye con minucioso c uid ado e t poema: tres cnticos, uno para cada un o de los reinos u ltraterrenos; treinta y tres cantos para cada cnt i co, y un canto qu e hac e de proemio a toda t a obra; el Infierno (una vorgine o forma cnica perforado en el centro de t a Tierra) dividido en nueve avernos m,;is e t vestbulo; et Purgator i o ( un a monta en med i o del ocano, en et hemisferio austral) tambin ste dividido en nueve partes Y e n .su cima, el Paraso

PAGE 29

.. ,. Una ,isla del hermo so monumento dedi cado a Dante Ali ghieri en la plaza Santa Croce de Flo rencia, frente p o r frente a la iglesia. l. A Terrenal; el Paraso con n u eve cielos ade ms el Empreo. Co n igual prec i sin me ticulosa, l ordena, conde n a y prem i a l as cu lp as y los mritos. LA HEROICA VOL.UNTAD OE: UL I SES En este imag in a ro viaje, en el encuen tro con los personajes ele su tiempo, de l a Antigedad, de la leyenda y de l a mi tologa, seala su firme fe en l a justicia, sus concesiones polticas, sus especulacio nes filosficas, sus odios, sus amo r es, sus experiencias hum anas, s u g u sto por la poe sa. Se tiene, en tal modo, la poesa ms rica y comp l eja que jams haya sido pro ducida en i a hi storia de l os homb1es. En e lla podemos e nc o ntr ar la e xpr es i n ms comp l eta del amor en la pasin que en cienden Pao l o y Francesca y les mantiene unidos an e n el Infierno; y j un to, el e clusivo patriotismo de Farinata que, solo contra todos. defiende F l ore n cia a cara ab i erta; la oscura tragedia de Ugolino que ve n1orir a sus hi jos de hambre poco a poco, sin poder hacer nada; l a hero i ca voluntad de Ulises de con ti n u ar "vir tud y conocim i ento"; l a dig n a fidelidad de Pier della Vigna; l a inflexible i mpiedad de Ca paneo; "la buena y amada ima ge n pater na" del maestro de Dante, Brunetto ni, quien l e ha enseado "cmo el hombre se expresa" y la trivialidad p l ebeya de Mastro Adamo. Y an l os artistas del Purgatorio Casella, q u e olv i da la pen tencia y entona dulcemente "Amo r que en l a mente me palp i ta", Belacq ua ironi za el celo de Dante, So1dello seme j ante al "len cuando se posa", Odrisi da Gubbo, quie n reconoce l a vanidad de l a glo a ('non e l mondan ro,nor e altro c he un fiato d ve nto ehe or ven quindi e or v en quinci e 1nuta nom c p e rche n1uta l ato"), Stazo, Bonagu n t a, co n quien Dan te rein i cia s u polmica juvenil del dol ce stil novo; Gu id o Gu in zelli y Arnaldo Dai nello, q u e super todo en el escr ibi r "ver sos de amor y prosas de romance" Y Catn, quien por l a libertad se negara la v id a; Matelda, que coge de f l or en flor los colores del crepscu l o, l a emoci6n del a lb a y l os paisajes de Italia ora 1eposados, ora ,. ........... l _,._ ' . deso l ados En el P araso l a ingenua ale gr i a de Picarda, la humildad y la honrade z de Romeo, l os dos grandes santos Fran cisco y Domingo y el avo de Dante Cac c i agu i da No existe senUmiento, pasin, experiencia, flaqueza, esperanza id e al, emocin del hombre que Dante no parez ca conocer y expr e sar en forma milagro sa. Suyo es e l ms bello plenilunio de la literatura italiana: "quale nei pl eniluni seren i TriNia r ide f r a le ninfe eterne" el crepsc ul o ms conmovedor: "era gi 'ora. que volge il desio ai navigant i e intene ri sce il co r e lo di che han detto ai dol ci a,nic i a dd io". Suya l a sentencia moral ms firme y a l tiva: "non ragionam d i lor, ma g uard a & pa ssa" "che seggendo i n pitnn e i n fama non si vien, n e s otto coltrc", "sta como torr e ferma c he non c r olla gia mmai l e c im a per soffia r di ven ti''. Suyas l as invectivas ms atroces, el rea lismo ms despiadado, las exa l taciones ms sublimes, l os persona j es eter n os. Dan te, con mirada ora conmovida, ora irnica, ora i rac und a, ora expresante ha visto el ineludib l e hundimiento de l mundo me d oeval, e l avanzar de u na nueva civiliza c i n s i n paz, s in justicia, sin ideales. Ha confiado a s u Co1nmedia e l sueo que al berga en el corazn de los hombres desde la edad prehistrica : el sueo de un m un do no gobernado por l a vio l encia, por la usur pacin, por l a rapia, por l a riqueza, s i no en donde tr iunf en la justicia, la nobleza de sentimientos l a firmeza del carcter, l a fuerza del talento Desde lo alto de este sueo l comprende y juzga "los vi cios y l os valores" Y el viaje suyo por ultratumba se convertir en un viaje a travs de la Historia del hombre, a travs del corazn y de la mente de los hombres Real.:a as, una obra que an h oy, ms que ninguna otra nos toca y nos conmue ve nos abruma y nos vigoriza El tiempo tampoco h a desgajado la inmensa mo le : la esperanza del Dante, hundidas las condiciones histricas que la generaron, resueltos y superados los problemas que la obstruan, sigue sie nd o an a h ora, la esperanza nuestra 21

PAGE 30

== ----~ ......-: 3~:;:7:; ~QUIEN navegue por el lago de Atitln, hacia el simtrico volcn del mismo nombre, donde se as i enta e l po blado indgena que lleva e l nombre de Santiago, durante los da s llamados de la Pas in -Semana Santa podr asistir a un espectculo inquietante, cur i oso y co nmov edor Santiago At i tln es uno de los pueblos indgenas m&-5 re presentativos de Guatema l a : es el asiento del pueblo z utuhil Los zutuhiles constituyeron una de l as se i s ramas d el gra n tronco maya quich, cuya epopeya se narra y se canta en su libro nac i ona l: el Popol-Vuh A la llegada de los espao l es, en 1525, habitaban la margen sur del l ago de Atitln y poblaban parte de los actuales depar tamentos de Such i tepq u ez, Solol y C h ima l tenango. La opre s i n y l a e xplotacin a que los sometieron los encome nderos y los repartidores los fueron reduc i endo hasta confinar l os en los peq u eos poblados que bordean el lago, que hoy habitan. Pero lo que s u s opresores consiguieron con el robo de sus tierras o !? l esca mo teo de sus atributos, no l o obtuvieron con s u s superst i ciones y sus tradicio n es ms profundas y bellas. El des pojo de la a u tor i dad y de la tierra n o alcanz al mito n i al s.en t imi e n to. La ig l esia espa ola los hizo levantar templos, fabricar genes de i ngen u as actitudes y colocarlas sobre los a l tares de festones dorados, de barroca artesana, trabajados por u na mano r u da y delicada al m i smo t i empo, pero no conquist sus creen cias para lo s templos y l as imgenes. Las ope racion es n1atutina y vespertina habitua l es de las mujeres indias, al descender hac i a las suaves ondas del lago para recoger en los cntaros de arcilla e l agua cotidia na l o plstico, la s act i tudes, l os movimientos q u e hacen a l incl in arse para lavar e l v i entre del n taro, embrocarlo, y luego, co lmad o, llevar l o a l a cabeza, son tan elegantes, uniformes y precisos, que se han hecho clsicos ya para p in tores y fotgrafos. El requer imien to de los venes in dgenas, la solicitud de matrimonio dir i gida a las doncellas, que se expresa sin palabras, a travs de la mano que se tiende para apretar la mueca de la s mozas, de pie sobre el empedrado de las calles y junto a l os muros de piedra volcnica q u e rodean l as viviendas, y la res puesta de l as jvenes indias dejando caer el cntaro o conser vndolo e n la cabeza -Jo que q ui ere decir s o no a la propues ta-, son tambin caractersticos de Atitln Decamos que quien fuere a pernoctar a Santiago durante l as lid as noches, ten id as por santas, de la Semana l\1ayor, podra asistir a una de las tradiciones ms originales de Guatemala Se trata de l culto a un dios misterioso, de una fiesta de una ceremon i a y un secreto a l mismo tiempo que se conoc e con e l nombr e -de origen desconocido de "l Uashitnn . La interpretacin vulgar ha querido identifica1 la imagen e xterior, in genua, del "l\ f as hi mn" con la representacin gro tesca de Judas, con el espantajo que se confecciona en los pobla dos guat e maltecos, el Sbado de Gloria para destrozarlo, azo tarlo o quemarlo El "l\fashin1n", en efecto, es un mueco hecho de ropa nueva, un adefesio vestido con todas las ropas que le ofrecen TRAD I C ION ES I NO I GENAS DE GUATl'::MALA de presente lo s indgenas que pueden hacer l o sim i lar a un es pantapjaros hin chado, al que corona u na mscara de cort e za de coco en la q u e colocan un grueso tabaco encendido y hu meante. Este personaje grotesco es colocado el ju e v es y viern e s s an tos junto al prtico fuera del templo. Ahi, constantemente, en v e z de ser objeto de burla o de d e sprecio, le veneran los indios c on zalemas y pom, con invocacion e s a l o s antepasados y reve r e ncias, como si se tratas e de un dio s y no de un traidor. Y e s que efec t ivam e n te l o qu e ocu l tan l os r opajes J o que hay entr e aq u e l hacinamiento d e p rendas de v e stir abundan te y dis i mulador, es la imagen de un dio s Una ima ge n labrad a en palo de pito uno de los rbole s sa g rado s d e l P opo l -Vuh que r e pr e senta la divinidad t r i p l e d e la lluvi a, ja c o sec ha y la fecundidad.

PAGE 31

S i de esta manera ta n orig in a l es ocu l tado, y as lo fue para e ludir l a persecucin y l a mirada de los inquisidores y sacerdotes espao l es, ha si d o para conserva r al d i os, para man tener en e l fondo d el e n gao, la superst i cin y la cree nci a e l secreto de la divinidad. Mas, como durante sig l os han oido de la existenc i a de un hombre d i os bla n co que padeci y muri e n una cruz, a l que se deba temer y a m a r en cuyo nombre con frecuenc i a los opri mieron, lo s azotaron o los q u e m aron, y que incluso haca hincar de rod illas y llorar de arrepentimiento a aquellos mismos que para los ind genas eran tan poderosos s u s explotado r es, no han evitado q u e esta creencia les infunda tambin respeto y pavor, y que, as mismo, l a confundan con su propia superst i, c i n. Y con mie d o de q u e se prod u zca una co n tra d iccin de poderes sobrenaturales, un choq u e de d i vinas jerarq as, un a ofensa incurab l e e n tre dioses tan distintos y opuestos, entre el dios de los opresores y el dios de los oprimidos; conservaron a uno denuo y a otro fu e ra d el te m plo Ni s i quiera permiten. cua nd o l a procesin de la cruz a cuestas pasa l os umbral es del te mplo, q u e la mirada del Mashimu se cr u ce con las mirad a~ de las i mgenes que pasan a su vera, porque en ese mismo in s tante, lo vuelven de espaldas, y slo lo coloca n a su primitivn posicin, mirando hacia occ i dente junto a l l ado derecho de la puerta del templo, cuando va le jos, por l as ca lles, la proces i n noct u r n a i l um in ada de antorc h as y de ruidos Dentro de l templo, q u e jams se ador n a, hay esta vez un amplio arco hecho de las hoja s verde osc u ras de l a paca.ya, o de bamb, del cual penden apretados corozos y coyo les, o pu l entos man gos, m elocotones, pltanos y frutos de cacao. Estos frutos h an sido escog i dos con sumo cuidado por jvenes ind ge nas, q u e entonces dejan de ser adolescentes para convert i rse en h ombres, o por hombres casados que han hecho una p rome sa. Para ello, desde dos o tres semanas antes han bajado las estribac i ones de la cord il lera y han ido a l a costa, a m arca r l os rbo l es de l os frutos elegidos, y desde el momento en que han esta m pado l a seal, ya no cometen ningn acto imp u ro y se abst i enen de c u alqu i e r acto sexual o amoroso. El arco, de frutos y hojas es l a representaci n de l a fecun didad de l a tierra, como otras ceremonias representan la fecun didad del hombre, y, lo mismo qu e e l rito del "l\ lashimn ", fies ta y ceremonias se ce l ebran durante la Semana Santa. El paso de l os aos l as h a confundido y empalmado a l a liturgia catlica, tambin para ocu l tar su s i gnificado pagano, s u sentido i n d ge n a y secreto, a los ojos de obispos y sacerdotes. Al come nzar la noche, de todos l os rumbos del pueblo, hombres, mujeres y nios desembocan como una corriente de fuego al interior de l a i gles i a. Frente a las im genes s i tuadas bajo e l arco, se sientan c uidado samente separados los distintos g rupos ceremon ial es Hacia atrs lo s hombres y las mujeres casados; hacia l a parte posterior de la nave los jvenes so l teros o cerca de un viejo armon i o, donde un msico ind gena, acom pandose de ritmos primitivos eleva algo as como salmos, ya en zutu hil ya en su castellano caracterstico Las mujeres biles se s i tan adelante, j u nto a l as imgenes, se ntadas con los P o~ ANTONIO CARRILLO pies encogidos sobre el s uelo Toda la iluminacin es d e ve l as y a n to r c h as. Las llamas se reflejan, aqu o all produciendo mviles som bras en las naves de l templo y bri ll antes ref l ejos en los rostros, encendidos y s ud orosos, de las doncellas, y mientras lo s adultos cantan o rezan, la s doncellas, inmviles, con los ojos de almendra muy ab i ertos, que miran s in m i rar, permanecen como a je nas a la ceremon ia cuando han terminado los r i tos, los p rin ci ales se l evantan, ca rgan las imgenes, y enue la s fi l as que se h an formado a l o largo de la nave sa l en con ellas a cuestas hacia las calles. Afue ra, la multitud con ve l as y antorc h as y pequeas matracas y ta mbores, ofrece un espec tculo i mpresionante produci e ndo un rui do en el que se mezclan la inqui etud, la sole mnidad y e l re goc ijo La procesin acompaa a tres im genes. La de Cristo con la cruz a cuestas; l a de l a virge n Mara con el clsico cuchillo clavado sobre el pec h o, y la de un pe q ueo Sa n Juan, con un nombre que, irreverente e irrespetuoso para nosotros, carece de senti do para los indios q ue no entienden castellano, o bien tiene el tremendo s i g n ificado que se l e quiso dar. Aque ll a mu l t i tud in ar i a procesin, iluminada fantstica m en te por l as anto r chas, recorre algunas calles, y l uego, cerca de las di ez d e l a noche, se detiene frente a l espacio abierto de la plaza. La imagen de Cristo es co l ocada sobre el suelo en una de las boca-calles En e l otro extremo, donde term in a e l pred i o de la p l aza, sitan la imagen de Mara, y junto a ella, sobre el sue l o, toman asiento, como en el templo, las jvenes doncellas conservando la misma act i tud sobria y hier t ica. A ambos lados de la calle l a m u ltitud se apia formando filas En medio h a dejado una pista ancha, de unos cien m etros de longitud. Entonces comienza el espectculo ms iJ!lpresio nante. Cuatro robustos j ve ne s indgenas cargan sobre sus hom bros la i magen de aquel pequeo San Juan de nombre tan poco c ri st i ano como original. Lo que e l profano n o sabe es q u e la figura de madera descansa sobre una base de plomo, oculta por los pliegues de los lienzos q u e cubren e l pedestal. Se ha dicho que s peso es como de cuatroc i entas libras. Los jv enes in d i genas entonces comienzan a correr de un extre m o a otro de aquella pista de t i erra, y cada vez que llegan frente a la imagen d e C risto o de Mara, l evantan al pequeo pero pesado San Juan y pron u ncian tres veces la palabra: va l or!, y agregan: valor Jess! Corren y corren, y vuelven a correr minuto tras minuto, cuarto d e hora tras cuarto de h ora, hasta que cumplen el tiem po reglamentado, cuando son s us tituidos por otros cuatro vigo rosos mozos que repiten la misma carrera incesante de u no a otro p un to de la plaza. Estos tamb i n son sustit u tdos por otra cuadrilla, y as, h asta que sale el so l. Todos los j venes q u e no sucumbiero n que no se doblaron ante la fati ga, que resistieron esta dui:a pr u eba de fue1ta y de tenac idad conquistan e l derec h o a elegir mujer entre todas las indias doncellas qu e h an presenciado, con sus ojos p r ofundos y negros. s u destreza. Es una prueba de f u erza o de fecundidad. Fecund i dad para la espec i e, fuerza para e l duro traba j o de sem brar y cosec h ar Quien flaq u ea, se cansa o cae, no l o p i erde aq u el derecho sino que, por fuero propio concedido desde antiguo por rea l es rdenes de la mo n arqu a espaola, deb e ser encarcelad d u ra n te varios das. Co n la luz de l a maana regresan todos al templo, y cuando l as im genes atrav i esa n los um brales del templo, de nuevo el "Mashim n" es vuelto de espaldas Cua n do la semana term ina con la resurreccin, es decir, cuando el dios de lo s bla n cos vuelve a la vida, el Mash im n", el dios de los indios, v u elve al escondrijo de s u muerte. E l "Mas himn" ha v i vido los tres d as que e l otro d i os ha m u erto Vest i do d e aquel aspecto v u elve a la casa de ~u celoso guardi~~ y all nicamente por l as manos de la cofrad1a co m o ocurno cuando Jo vist i erones desnudado, y e l idolo d e madera es guar dado en el rincn ms secreto y profundo. Qu representa todo esto? . . Es evide nte que, usando su 1ntehgen c1a suti l s u argucia tan parecida a la de lo s pueblos monglicos, han adaptado los ritos c atlicos, los han aprovechado, los han usado como cortina, para po d er c elebrar, sin riesgo de castigo, su prop i a trad i cin, para venera r a su prop i a divinidad y para ce lebrar, guardando el rego c ij o en lo profundo de su mudez aquella fiesta de la fuerza y la fecundidad 23

PAGE 32

' Dos asambleas y dos declaraciones \ ' 2 4 ,, ' : : j t ' i .. uJI ., ,.,.,, ~ lilll l U iiii l liil l lr liil ,lif1 l lii l l liill @ i l llii!lil I I l l iiiil = a a;;~ s::: n 1 1 1= 1~1 ___ _p.. "SI l'f-il 1 ~1, 111; 1, 1 1 1 ~ 1 1 , s:,~ .. .. 4"1 .. li

PAGE 33

1 ( L l.t"g :. 1 e, IL '-4 ~a 1 COT EI\ ?ff : S\'lr, i'L .. : "T E "Que: HA LL EGADO P A RA L .A AMER I CA ESPAOLA LA HORA DE DECLARAR SU SECU ND A I NOEPEN 4 OENC IA . JOSE MAR T I EL PUE BLO de C ub a, el dos de sept i embre de 1960. en Asam bl ea General Naciona l aprob los principios d e la declaraci n de la seg und a ind ependencia l ati n oamer i cana. Hace ms de medio s i glo, Jos Mart orden crecer a los pueblos de Nuestra Amrica para im ped ir el ignom ini oso pr o tectorado imperialista que los Henry C l ay y Blai n e ambic i onaban imponer so br e la s repblicas al sur del Rio Gra nd e. A Cuba, Jos Marti l e asig naba un papel especial: deba obstruir l a ava lanc h a, que ya en su poca, vea d erra marse sobre l as costas de la Amrica que no h ab la in g l En carla a Manue l Mer cado, fech ada e n e l Campame n to d e Do s Ros, el 18 de mayo de 1895, decia: "ya estoy todos l os das en peligro d e dar m vida por m pas y por mi deber -puesto que l o entiendo y tengo i mos con que realizarlod e im pedir a tiempo con la inde pen d e nci a d e Cuba que se ext i endan por la s A ntilla s l os Estados Un i dos y cai gan, con esa fuerza ms, sobre nue stras tierr as de Amrica. Cua n to hi ce hasta hoy, y h ar, es para eso" P ero l a ind epe ndencia d e C u ba fue frustrada por l a inter vencin norteam e ricana Y nuestra r ep bli ca, castrada p or la Enm i en da P l att no pudo j u ga r e l alto y noble papel hi str i co que le atribua i\1ar t. Y el i mperialismo, despus de apoderarse de Cuba, cay con esa fuerza ms sob r e to das l as t i erras qu e baa el Mar Cal'ibe y llev su influ e ncia deformante y avasa lladora hasta el Antrtico. Una y otra vez los infantes de m a rina hollaron nuestra s playas, y e l istmo d e Panam, donde Bolvar so11aba co locar l a capital d e l mundo, se conv i rti en una base militar yanqui y el Tratado B ry a nCha mor ro cercen la ind ependencia ce n troame ricana y e l p u eblo nicaragens e contempl e l cadve r d el Como respuesta a la Declaracin de Costa Rica. dictada por el imperialismo, Fide l Castro cit a una Asamblea General del Pueblo Cubano. Y un milln de ciudadanos respondie ron presente. bajo la consigna de "Cuba s, yanquis no!" .. --...::~ 1 1! , h e roico indio Benjamn Zeledn arrojado sobre el lomo d e un caballo y paseado por l a so l dadesca imperialista La generosa t i e rra de Amr ica Latina conserva los cadveres de Sandino G ui teras y J ess Menndez, ases in ados por rdenes de l Depar tamento de Estado, y en sus se l vas, llanos y mon ta as, se g uarda l a sa n gre calie n te de millones de trabajadores, campesinos y g u errilleros, sacrificados po r los monopolios bana n eros y az careros, por los tru s ts del cobre e l estao y el petrleo, o fusi l ados al borde de las plant aciones como los campes in os y lderes s indi ca l es de G u atema l a Adolfo Daz, e l traido r nicaragense, e l eva do a Presidente d esde s u cargo d e e mple ado d e la empresa minera nort ea m er i cana La Luz y Lo s Angel es l\Iinin g Co l o para seguir siendo emplead@ de esa gran fac to ra nort ea m e ricana en que se torn Nicarag u a, como se tor n ara ms tarde toda l a Amrica Central -fe udo de la Un i ted Fruit y el resto de Am ri ca Latina, su rgi como el p rotot ipo de gobernante qu e los Estados Unidos d esea ban para nu est ro s pueblos. Y los Ado l fo Daz se mu l tipli caron a l sur del Rio Grande. Y flo r ec i e ron, unas veces con e ntorchados militar es y otras con pujos d e juristas, y se llama ron Somoza, Truj il lo, Batista, Prez Jimnez Odra, Rojas Pinilla o Frondiz i. En ocas i ones, jefes de l as fuerzas militares e ntrenadas y armadas por el Pentgono para mantener la ex p l otacin de nuestras nac i ones, e n otros casos meros tte r es de esas fuerzas Pero siempre contra la voluntad de sus pueblos, s i emp r e sob re el estribo de l as l eyes r ep r esivas, s i empre co n la s ucia bandera del anticom uni smo y la boca Jl ena de palabrejas panamericanas. Nunca l os vocablos de lib ertad, solidaridad y d e mocracia fu e ron m s escarne cido s q u e cuando los cancilleres y pr esidentes de l as repblicas l atinoamericanas l os fatigaron e n los cnclaves peridicamente co n vocados por Wash in gton para apretar su dominio sobre n u estras t i e rra s y ll evarlas d e arria tras sus afanes imperiales. La Decla r acin di! La Habana rescata para Cuba la ardua misin qu e l e encomen dara Jos Mart. Y el pensamiento que .

PAGE 34

. .,_, _____ .-------------------------. l se ec l ipsara con el desembarco d1:, los r ough rid ers en l as cost~s de Or i ente renace co n l a Revolucin y se encarna en el m1Jlon de hombres, m u jeres, ancianos y nios, que e n la Pl aza Ovica votaron el ms importante documento en l a h i storia de Amrica Lati n a despus de l as declaraciones de i ndependenc i a del pasado ,iglo LA PTIM A R EUN N O E CONSULTA OE l\f l NIS TRO S O E RE L A CION E S EXTERIORE S La Declaracin de La Habana es respuesta obligada a la Declaracin de San Jos. E l 13 de julio del presente ao, Juan Bautista de Lavalle, representante del Per en e l Consejo de la Organizaci n de l o_s Estados America n os, solicit una Reu ni n de Consulta de Mi nistros de Relaciones Exter i ores "con e l objeto de considerar las exigencias de la solidaridad continental, la defen sa del s i ste ma regional y de l os principios democrticos americanos ante las amenazas q u e p u edan afectarlos" La reunin fue convocada para la capital de Costa Rica y con el voto en contra de Cuba se acord un prograina de cuatro puntos. de los cuales. uno el q u e se refera a la "considera~in de l os factores economicos, sociales y culturales que mot i van la inestabilidad poltica en el Hemisf er i o e i nt e n s ifi caci n oe la accin colectiva para promover l a elevacin d e l nivel de vida de las zonas s ubd esanolladas en Amrica". perteneca al gnero de engao a los pueblos que ya se ha h echo trad i ciona l e n l as Conferencias Panamer i canas, cons i stente en distraer la cons i deracin de l os problemas fundamentales de las nac i ones l atino americanas en discusion es b i zantina s e i nfr u ct u osas que siempre pasan a comisiones "tcnicas" o se trasladan a poster i ores reuniones. Si alg un o de l os pun tos in teresaba a los pueblos,. !'!ra ste precisamente. Pero para los convocantes de la Reu_n1o n, Y su instigador el Departamento de Estado, e l punto pnnc1pal e ra otro: el primero, el que rezaba a la l e tra: "Forta_ l ec 1m1 ento de la solidaridad connental y del s i stema in teramencano ante la s amenazas de intervencin extracontinenta l que puedan afec tarlos". En l se buscaba conde nar la Revolucin c uban~ Y a i slarla ante la eventualidad de un ataque a rmado del Pentago no. Y en tor no a este punto gir en definitiva l a reunin. 16 LA A T MS FEII A E N SAN J OS Una se n1ana an t es de que se in iciaran la s reuniones, u n a plaga de miembros de l Bur F ederal de Investigac i ones y d~ la Agencia Central de Int eligencia inund _las calles de la capital d e Costa Rica Se hacinaban en las habitacion es de los escasos hot e l es y casas de pensin, ten an alqu il adas num erosas quintas en los alrededores, husmeaban por las esq uinas. escucha b~n todas l as conversaciones en los cafs, someta n a l a pequena ci u dad a un r-gime n de ocupaci n militar A ellos sumse un e njambr e de per iodistas yanquis de la s agencias de n ot i cias, de l os diarios y las revistas de ms cfr~ u l acin en los Estados Unidos, de las cadenas de rad i o y telev1s1on. Periodistas capitaneados por Jules Dubois que pretendan_ ocu lt ar tras la cmara o la libr eta de notas sus verdaderas actividades policiacas. La delegacin cubana estuvo s i empre acosada por estos periodistas-policas. Fotgrafos yanquis retrataban ?todos los que e ntraban y salian de los ed ificio s d_onde r es 1 d 1 a n l os mie1nbro s de l a delegacin cubana y los periodistas que l a acom paaban. Un fotgrafo con aspecto d e s imi o mantuvo enfocado su telefoto desde uno de los pa l cos, so b1 e la de l egac i n c u bana, durante todas l as sesiones. A veces llegaba hasta l Jul es Duilois y le daba rdenes. . El secreta ri o de l a Co mandan cia de Operac i ones. ten i en t e coronel Sergio Fel'nndez Castro, y el dire ctor general de la Guardia Civ il, t eniente coronel A l fonso Monge Ramirez, dictaron la Orden Pr epa ratoria de Seg u ridad nm ero 30, que co:ocaba todas la s fuerzas armadas de Costa Rica e n Estado de Emer gencia La orden inclua l a d i stribucin de tropas ~e ~hoque en San Jos y sus a lr ededores provistas de medios tecn1cos de com u nicacin; un plan de fuego desde los edificios altos d e la ciudad p ara el caso que la s ituacin l o ex igi ese, y meci)os de tran spo rt e para movilizar con rapid ez gr u_ pos de combate_ pre v i ame nt e disp u estos. desde los cua!'tc l cs ubicado s e n poblaciones cercanas a la cap it a l hasta lo~ sit io s que se requ i riese. Dos h elicpteros dei Tn s 1 itul o Geodsico real i zaban constante palrullaje areo sobre la ciudad. En el ltimo piso del edificio en const ru ccin del Banco Anglo Costarricense, situado en e l co i azn de l a ciu~ad y frente a l Teatro Nac i onal donde ~e efect u aban las 1eu111ones de los cancilleres. estaba colocado el Estado l\1ayor para este Plan de Seguridad, dotado de medios de enlace y coord in acin y con un pelotn de fusileros a sus rdenes i nmediatas.

PAGE 35

l 1 Arriba, a la iz quierda, Fidel le da lectura al tra tado militar con los Estados Uni ios: a la derecha, sometiendo a vo tacin de la Asam blea General del Pueblo la anula cin del convenio. Debajo, a la iz quierda, el Jefe de la Revolucin rompe en gesto enrgico el trata~ do, y a la dere cha, uno de los pedazos del docu mento pa : ra guar dark n el Museo de la Revolucin. La Asamblea Ge neral del Pueblo de Cuba, r eunida en la Plaza Civica, para darle apro bacin unnime a la histrica Decla racin de La Ha bana. presentada por Fidel Castro.

PAGE 36

'Podemos hablarle a Amrica con la voz y con la aprobacin y con el apoyo de una nacin entera. Y los que en Amrica digan que hablan en nombre de sus pueblos. que reunan a sus pue blos Los que en Amrica se llaman demcratas 1 que reunan a sus pueblos!" FJDEL CASTRO

PAGE 37

, Y para q ue l o s ac u e rdo s de cu al quier congres o in ter n a cional t en g an validez. es ne c es ar io q ue cuenten co n l a a p r o ba cin de l pue b lo Si ell o s quieren que a ca t e mo s l os acuerd o s d e C o s ta R i ca, que los somet a n a l a aprobaci n de su~ r espec t ivos pueb l os .. F ID E L CA S T RO. It 1 .. _,... .. .. .. ... '-' .. ~, 1, ,~ ~ .. .. .t. -.. .,~1 !" ;. . 'P" h .... .. f' ~f t ,> .... 't' .. '#"' ~ J ., ... ,_ .,,. ,.\ .. .. # 1' <''" ., ... .. t f'. ...,.d -"!"~"" ',.,, ~1, ~ JS ~ ,,. ., .... t' ... :f!:';' ~ .. ~ .. : .. ,; .;._ -~.;~ e .., ... r ,J'. ..... -.. ; ... -.:'. : '! .. 1'. -.. ~ t A I 'f !'.t' ~(.,, !i r ie, .,. : 1 ,:, t.:,r, .. a.' t''' :K ~ j; :..,; . -. "!'?" ~ ~ -r. ~, .. ; --:: ) .. ;~, ~ ~ .:~~ : ~ --~ ..: J-, -:r, -~ :.~1"'1,, ~ ~ .. ~~':_3 4 _.. .,. .. ,r!z' ';\ '. -..i,. ,--. .lotJ ,;# ,, .,M .-.., r "' -J',: ,.,, ... l . ;.' .. j -, ff"" ~ t' ,., :, ~ L I' # t J':. J : "" ... ., ,., < , ., ,J ~ .. ,., .. ,,, r P r ., .. ,... ; 1o.. . .. . ,.i. .. .. ; v . .. ,. ... _,, ,, r ., ... . J,, ... : .. ... .. ~ . . .. ...... . . ._ ,, ,, .. ...... O< \ \ ,--, ,, '< ' 1 t., , -_. ,. _. ,(;' ,. ,. . r '!,l, ..... ;--: ~'l' "J "i ~ ~ ; ;r;. .. 1 r f;. ' ~., (' ... ,, .,. .. ; ., ... # ,, ... .... .. ~ ..... .... ....,.,. ,. ,,, ; ... ,. J,..., .. ~ , .,, ,,,,. ,,~ ,- 'f :,' J ... ... .. .. / .. .,. ;. t " , .... .... ..__ ; :~ < v.. ,i ,.1 ' '" : ....... . , ,,. _, .... ~ ... ,, ..,.. .. .. '" :.. ,. .. I, .., ...' ... . "!1;. ' -;. ~ r. . : ,... ; ... 11. . ... . t. ,, '. "' . \ ,. . ... ..... . '. . , ...... ... .;

, I 1 ./' # ...... ... .. .... .,; ... ,,. ", .. ,, $ I I I ~ ~ #' ... .... . -..._,. .. ..., ; ~ ~ .. ;. .... ),: -~, ~,: f ~,., :;J a "' 'W ,. .g. i .,,. : : '41 , .. _.., ;-~ . r. ... . . .. .. 1 ,;. ... : .. ~ .. , t f ; I # . ,. . &\ , ,_ t { t 1/ ,. J \ L O #, I ,.. ti . r ,.. "' ; ., ; :. t .. ~ . ,... 1 ( 11 e J \, I 1 ~ r, i ' 1 ,: t ": ., 1 ( / E l Gr up o Director ele Trabajo del Plan de Segur id a d, int e g r ado por c u atro tenient es corone,es costarricenses segn la misma Orden Preparatoria ele Seg urid ad nmero 30, se e ncon traba bajo l a direccin de l a JVl i s i n Militar nort ea mericana en San Jos. Al mismo tiempo l os cab les de l as agenc i as de noticias yan qui s informaban qu e varios mil es d e inf antes de 1narina e n la zona d e l Caribe esta ban en pie d e gue rr a, y otro cable de l a AP, fechado en No rfolk Virginia, e l 26 d e agosto, co nfirmaba e l esta do d e a l e rta or d ena d o a ciertas unidad es de l a flota del Atlntico. La S ptim a R e uni n de Min istro s de R e la cio n es Exte riores se celeb r en un pas ocupado po r e l Ejrcito n ortea1ne ricano, y bajo e l ce rco amenazante de m i l es de infantes de 1 n arina y un nmero desconocido de buqu es d e g u er ra. Para ha ce r ms i rresp ira ble l a atms fera, los peridicos 'E l Diario d e Costa Rica" y "La H ora", pertenecientes a l fasc i~ta Otilio Ulate, y "La Naci\'.)n", del r ep ul s ivo Ricardo Castro Bee c h e, vicepres i d ente de la SIP e intimo amigo de Jules Dubois, hombr e de mirada torva y lab i o l epor ino desataron una violenta campa a contra C uba reproduciendo lo s m s hediondos mate riales q u e les su mi n i straba el U ni ted States In fo rm a t io n Se rvi ce Y la agencia de publicidad nort ea m e r i cana J oshua B. Pow ers" alquilaba pginas enteras de todos l os peridicos de San Jos para publicar l os mamotretos fi rmados por un grupito de tra i dores, importados para la ocasin de Miami. Estos mamot r e tos se limitaba n a repetir, con las menores variantes posibles, el Memora n d u m presentado e l 2 de agosto por los Estados U ni dos a l a Comisin I nteramericana de Paz bajo el titu l o de "Responsabilidades d e l Gobierno d e C u ba por e l au m e n to de las tens i o n es in ternac i onales en el Hem i sferio". U n bodrio de infa mes mentiras y bajas ca lu mnias cocinado por la Age n cia Cen tral de Inte l igencia que dir i ge A ll an Du lles. E L P U EBLO OE CO S TA RICA El hroe n aciona l de Costa Rica es Jua n Santamara, m u er to en l a batalla d e Rivas dun!nte l a G u e rra Naciona l contra l os fi libusteros de Will i am Wa l ker. Y es l gico q u e el pueblo de Juan Santamaria admire y quiera a l pueblo que h oy lucha contra l os modernos filibusteros, tam b in nortea m e ri canos, ca pitaneados por los g r andes trusts imper i a li stas. Esta ferviente solida,idad d e l p u eb l o costarrice n se r ode s i empre a la de l egacin c u bana. Se filt r aba por las meno r e~ grietas de l a r epres i n oficial. En l os m o m entos ms d ifc il es 29

PAGE 39

Los asistentes al extraord inari o act o d e l a Pla z a Cvica levantaban ena rdeci do s millares y millares de car telon es que re petan las consigna s fundamentales del pueblo c u bano : "Cub a s yanquis no!" "Patria o Muerte "C on OEA o sin OEA venceremos. Y las consignas eran corea das tambin por millares de gargant a s de hombres y mu je r es disp ues to s hasta morir por defender l a s oberana. p ara Cuba, el pueblo d e Costa Rica estuvo junto a nuestra delegacin Los cubanos nunc a olv i daremos que l a tarde en que la conjura se cerr, cuando l os canci ll eres se doblaron dciles anl e las ex i genc ias d el D ep artam en to d e Esta do, un g lobo vol sobre San Jos co n l a inscripcin "Cuba s El pueb l o de San Jos votaba co n tra Washington y aq u el voto vala ms que e l d e todos l os canc i ll e res sum i sos. El imperialismo saba qu e el pueblo ele Costa R i ca estaba junto a nu est r a Revolucin L a "Soci ed ad de Amigos ele la R e volucin C ub ana" r e un e hombr es y muj eres de todos los par tidos y clases popu lares. Obreros. campes ino s inte l ect u ales Hasta nio s van a sus r e union es El Teatro Latino y e l Crc ul o de Artes Grficas han r es ul tado peg u e os para contener la mul titud i da d e mostia1 su apoyo a nu e stro pueblo Por eso, da s antes de iniciars e la Reunin de Cancilleres una tenaz campaa n e represi n se abati sob r e e l p u eb l o d e San Jos El Ministro de Gob e rnac i n. Vargas Cen, prohib i to do tipo de ,nanif estaci n e n favor de Cuba. Se bonaron los l etreros en res pa ldo de C uba pintados e n las paredes. Los es tudiantes del Co l eg i o Justo Facio, d e l Liceo de Costa Rica y de l a Un iv ersidad, que h a ban manifestado su s imp at a con l a Revolucin fueron ac u sa d os de co muni stas Se l es cancel e l perm i so a los mn i bus y camiones a l qu l ados para el recib imi e nto a nuestra delegac i n y l as rutas normal es de mnib u s al ae r op u erto El Coco fueron desviadas hacia A l ajue l a. Pero centena1es de personas hi cieron e l camino a pie h as t a el aeropuerto, y cua ndo la fuerza pblica l es arre bat las banderas y cartelones, sup i eron va l e r se de diversas arguc i as 1)ara retener algunos y d esplega rlo s al llegar l os de l e gados c ubanos. La delegacin c ubana fue la nica q u e tuvo recibimiento popular e n San Jos. La nort ea m e r-icana lleg subreptic i amente para ev i tar demostrac i ones e n contra. A mist e r Herter lo l o ag u ardaban e n E l Coco un gr up o de guardias civiles costarr i ce n ses y un pelotn ele miembros del FBI. Cuando la delegacin cubana desc e ndi d e l avin l as tres p l antas del e difi c io del aeropuerto es taban atestadas d e p erso n as j ubilo sas q u e desp l egaban banderas c ubana s y costa rri ce nses una nube ele simpatizantes, periodistas y locutor es radiale s rode a Roa, Olivar es y Portuondo, d e mand a ndo declaracion es. Era una verdadera fiesta pop u lar. Este ca l or no falt nunca Se convoc para la noche de l 15 ele ag osto una serenata frent e a la Emba j ada d e Cuba. Iba a cantar Daniel Santos. Pero desde horas de la tarde, la Embajada fue cercada por cordones de g u ardias civiles. Pese a existir per miso para e l acto conced ido por la Gobernacin ele la Provincia d e San Jos y por l a Guardia Civil, se impidi e l acceso del pue b l o Hasta Ral Roa tuv o un incid e nte con la g uardia civil al ne grsele el paso. Mas e l pueblo supo concentrarse frent e a los cordones militares y el acto se realiz e n p l ena calle, bajo una p erti naz lluvia, con l a presencia de centenares ele personas. Numerosas protestas verba l es y escritas ante el M inist er i o de Relaciones Exteriores debi p1'esentar por estos hechos n u es tro Embajador en Costa Rica, Juan Jos Fux Pero aunque eran recibidas con cortesa diplomtica, en ningn momento a l tera ron l a s i tucin. Por e ncima ele los funcionarios costarricenses esta ba la vo luntad ele la M i s i n M ilitar nort ea merican a, y sta que r a ahogar la voz del pueblo. En Costa Rica slo clebian esc charse los rugidos del bi g stick y el coro ele famlicos la cayos Y en el afn de a i s l ar la Reun i n de l os p u eblos de Amrica La ti na ll ega ron a s ecuestrar a Masseti, e l director de Pr e nsa Latina, y quitarle los anuncios a Radio Reloj, la estacin que t rasmitia para Cuba un programa d i ar i o de siete y media a oc ho ele la noche confeccionado por per i od is tas cubanos, y hasta coac cionar a su dir ector Rolando Angu lo Los pueblos latinoameri canos no clebian tener otras n ot ici as de la Reunin ele Cancilleres que l as s umini stradas por e l Departamento de Estado a travs ele la AP y la UPI. Jules Dubos tuvo un papel predominante en todos estos atentados a la lib ertad de expresin. Pero los periodistas l atinoamericanos supieron mostrarle su repudio. Y en un acto brindado a l a prensa por l a delegacin venezolana, al tener e l descaro ele presentarse J u les Dubois to dos l os periodi stas d e Cuba, Venezuela, Chile, Panam, Uruguay y Argentina, as como a l gunos costarricenses, se levantaron y se retira ro n, d e jndolo solo e n tre sus guardaespa l das. Ignacio Lui s Arcaya, e l canc i ller venezo l ano, tambin abandon e l l ocal. Amrica Latina estuvo siempre junto a Cuba. G IDO CON Tl'OL Para impedir que e l pueblo llenara los palees del Teatro Na cional donde se celebraba la Reunirr-se estableci un rgido co n trol de tarjetas Qu i en no tuviera tarjeta b l anca ele delegado, tar jeta azul de periodista, o tarj eta amarilla ele invitado, no poda penetrar las rejas que rodeaban el Teatr o. An ms en l as cua tro esquinas que daban ent r ada al parque frente a l T eatro se tendieron cordones de guardias civiles que exigan l as tarjetas para franquear el paso. E l Teatro pues slo era acces i b l e a miembros del F.B.I., pe riodistas yanq u is e integrantes ele la oligarqua costarricense En los palcos -se observaban rostros insol e ntes ele especialistas ele la mentira y la calumnia, rostros flccidos de empleados de empre sas norteamericanas o los rid i c u los sombreros provincianos ele sus muj eres. Seres amaestrados, sin criterio p r op i o o d i gnidad patria. Nunca un anc h o rostro de hombre ele pueblo Nunca una m i rada clara Tal vez por eso alguien elijo que la Reunin estaba sit i ada por una "cortina ele tarjetas". El pueblo quedaba all, de trs ele los cordones ele guard i as civiles, esperando el paso ele la delegacin cubana para tenderle la mano franca y gritar: "Cu ba, s; yanquis, no". A la salida ele cada duelo verbal, e l pueblo esta ba all, a una cuadra de l Teatro Naciona l aguardndonos. Haban oiclo los d i scursos por radio y saban a qu atenerse. El pblico sumiso o tendencioso ele los palcos tenia una con signa: aplaudir siempre a m ster Herter. Y por cumplirla al pe ele la let ra llegaron ha sta e l ricliculo: como en la ocasin en q u e el Secretario ele Es tado de Wash in gton prop u so una cuest in ele orden sin importancia una mera cuestin rutinaria expresada con dos palabras s in bri ll o, y logr un gran aplauso e n la ga l eria. Hasta el mismo Herter se asombr y muc h os delegados no pu dieron contener la risa. En esa oportunidad comprendimos que aquellos seores ele la galera tenan un refle j o condicionado con el ingls. Les bastaba escuchar bablar en ingls para romper a a plaudir. CAliILDEOS Y RECAD IT OS Al atardecer hubo reunin informa l y urgente ele cancille res El ministro ele Relaciones Exteriores de Guatemala, el licenciado Unda Murillo, elijo que l a opinin general ele los can cilleres poda resumirse en un proyecto ele resolucin que con denara la agres i n extraco ntinen tal, ordenara a Cuba rechazar el espontneo ofrecimiento ele ayuda realizado por la Un i n Sovitica, y sealara que C uba haba v i olado el sistema inter americano. Ral Roa demand el e Unda Murillo le dijera en qu ocas i n los dems cancilleres h aban manifestado ta l es criter ios y con min a los Ministros para que se definieran sobre los puntos en um erados por Guatemala. Man u el T ello, el canciller mexicano, in tervino: "Lo dicho por el canciller Uncla Murillo es la opinin ele Guatemala; pero no la del resto de los cancilleres Nosotros tenemos nuestras propias opiniones sobre l a Sptima Reunin. No hay unanimidad con lo s conceptos em i tidos por el ca ncill er Unda Murillo". Inmed i atamente propuso que se designara una comisin de d i ez ministros encarga da ele redactar e l proyecto de re$o lu que seria sometido a la Comisin General. Para la r edaccin del proyecto prop u so se tomara en consideracin l as partes ms constructivas ele los disc u rsos ele Roa y ele Herter. La comis i n qued in tegrada por Ur u guay, Venezuela, Mx co, Brasil, Argentina, Honduras Panam, E l Salvador, Costa Rica y Colombia. Luego se encarg especficamente a los can ciJJeres Turbay Ayala y Manuel Tello para preparar el primer p ro yecto de resolucin Y empezaron los cabildeos y recaditos. Duraron c uarenta y ocho horas. Roy R. Rubottom se instal en el Hotel Costa Rica frente al Teatro Naciona l y unas veces en la cafetera, otras en una h abitacin e n lo s altos, mantuvo contacto cons tante con los cancilleres reunidos Los recados iban y venan de l Teatro Nacional al Hotel Costa Rica. Para vergenza d e Brasil, el viscoso y sumiso Horaco Lafer, no tuvo pudor en convertirs e en el r eca dero ele R u bottom. Atravesaba la calle di li ge nt e, presuroso, sudado, para informar le al norteam e ricano l o que acababa ele proponerse o decirse en la comisin. Y re gresa ba trayencto e n l a mano sin esconderlo, e l pape l con l a contrapropuesta yanqui. 31

PAGE 40

E n l a tribuna :re si d e n cia l apare cen, de iz q uierda a derecha : Ral R oa Fab r ici o Ojc d a Jacobo Arbe n z y "Che" Gucvarct L a mu1e r cubana manifest su de cisin de un i dad y de victoria enar bolando lemas de enardecido v a lo r rovolucionario. E l p u eb l o c ub a n o m o str en f o r m a e xpr esi va y te r m i nant e s u repudi o a la O E A el org a n is mo t t e r e de E stad o s U n i do s Ent r e los oficiales de l as Fuerzas Ar mada s Rebeldes y dir i gen t es rev o l u ci o n a rios se des taca el comandan t e R a 1 Castro. En las e mbajadas se reunan grupos de cancilleres para i tercambiar puntos Haba un f r enes de acopla m ie n to Hab a un toma y daca feb ri l. Seg n pasaban las horas l os escrp u los que pudieran existir se desvanecan; l a de l egacin norteameri cana permaneca i n flexib l e en s u s p un tos d e vista, y los canci lleres lati n oame ri ca n os no estaba n h abit u ados a l a firmeza de pr i ncip i os. E l sbado por la noche Cuba ya hab a s i do t r a i cio nada Es difcil establecer g r ados de respo n sabilidad. E l decoro e r a v i rtud a j e n a a la mayora d e aq u ellos cancilleres Los Estados Unidos h aban logrado mayo r a para una pro posicin concreta contra Cuba Se cita a r eun i n i nfo rm al de cancille r es Ya estn todos en el estrecho sa l n. Arma nd o Flo res, d e la delegacin cuba n a, entrega a Tu r bay Ayala un a ca r ta de Roa. Contie n e so l o b r eves lin eas: C u ba no as i ste a la reunin i n for m a l por estar prece d ida de graves ir r egular i dades, C u ba se abstendr de asistir e n el fut u ro a toda re uni n informa l que se efect e, y se r eserva e l derecho a exponer e n la prx im a re u n i n forma l y pblica sus p un tos de v i sta. Nerviosidad e n tre l os cancilleres. Se da p or terminada la reun i n informal. Se acuerda constituir l as tres co mi s i o n e s de trabajo que deben conocer de l os c u at r o pun tos de l a agen d a. Pero ya l as t u ercas h a n sido a p retadas. Estados Uni d os h a aj u stado el sumiso meca n ismo de la OEA El m eca n js m o que ha de sco nocido sus agresiones dura n te setenta aos y le s i r v e obediente a sus fines Las oligarquas y e l im pe r i a li smo estn en p l ena l una de miel. C UBA F R ENT E A L I M PER I AL I SM O Y LA TRA I CI N Osear Pino Santos l ibra solo una bata lla e n la com i s i n de t rabajo que deb e conocer e l tercer punto de la agenda, el que trata de l os factores econmicos y soc i ales qu e motivan la i nes tabilidad poltica en el Hem i sferio" Cuba ha presentado un p roy ecto de resol u cin sobre l a Reforma Agraria. Es rechaza do. Esta co misin no acordara nada e n definitiva. E l subdes arrollo es preoc u paci n d e los p u eb l os, no del imperialismo D i ez de la maana. Rpida re u n i n de la primera comisin de trabajo, la que debe aprobar lo qu e ser desp u s l a ''Dec l ara c in de San Jos". Olivares y Portuondo hablan de las agre siones imperialistas contra Cuba. Qu i nes ayudarn a Cuba cua ndo sea invadida por la infantera de marina? Silencio en la sala Enriqu e Ortzar, el chileno, dice que en Amrica no puede haber agresin. Olvida un sig l o de historia Olvida a la democrtica Guatema l a. U nda J\1urillo, el testafer ro de la Uniteo Fruit, y Roy R. Rubottom, tiene n prisa. Debe acelerarse el proceso de aprobacin de los puntos. Venezuela y Mxico p id e n que se reco n sidere la pro posici n que hay sobre la mesa. Que se discuta una nueva P e r o ya todo est hecho. Con la oposicin de Cuba se votan los dos prime ros puntos de la Declaracin. Cuba considera que ambos puntos encierran una man i fi est a intencin de h os tilidad c o ntra nuestra patr i a, y se retira de l a comisin d e traba jo. En cuanto Olivares, Portuondo y los perio distas cubanos abando n an el saln, entra Herter y dicta rdenes e n forma seca y tajante. Los l acayos votan mecnicamente. Las e nmien das de Arcaya no alteran el tono ni el conte n i do d e l proyecto d e Declaracin aprobado por la com i s i n de traba jo. S e limitan a recoger puntos d e principio de la Carta de la OEA. Pero ya los lacayos estn alineados y las enm i endas son derrotadas. Los cancilleres votan contra l os princ i pios d e la OEA. Las enmiendas de Arcaya lo enc u entran los votos favo rables de Mxi co, Venez u e la y Bolivia. Cuba se abstiene porque las modificaciones no alteran en el fondo el p roy ecto de De claracin Habla Roa. Cuba se sie nt e desamparada. Cuba no ha en contrado en la OEA la ayuda que necesitaba en esta ardua coyuntura histri ca. Q u poda espera r Cuba de una reunin donde Herter se ni ega a aceptar unas e nmi e nda s ad u ciendo que no han sido d eb i damente estud iada s, q u e no han pasado po r suficie n tes ma nos, es decir, que los Esta do s Un ido s no han podido moldearlas a t enor de sus int ereses, y este criterio es acep tado por la ,nayoria? Se aprueban los do s primeros puntos de l a Declaracin de San Jos. El que conde na la aceptacin de un a tituiada "ame naza d e i ntervencin extracontinental" por parte de un Estado americano "aun <"uando sea condicionada" o sea an cuando

PAGE 41

los Estados Unidos invadan ese pa s; y el que "rechaza asim i s m o la pretensin d e las potenc i as sino -s oviticas de utilizar la s i tu a cin poltica, econm i ca o social d e cua l q ui e r Estado ame ricano" No se condenan l as ag r es i o n es i m peria li stas d e lo s Esta dos U nid os contra Cuba Agresiones r ea l es y conc r etas. Se conde n a la ayuda espo n n ea y ge n erosa de la Unin Sovietica a Cuba en caso cie una i nvas i n norteamer i cana a su terr i to r i o No se co n de n a la exp lotacin de los pueblos de Amr i ca La t ina por el i m pe ri alismo, s in o que ~e crea un a frm ula que sirva para just i ficar futuras in te rv e ncion es de l Depa r tame n to de E stado y de l Pentgono en los as un tos in ternos de las naciones lat i no americanas. C uba ya no t e ni a nada que na ce r en l a Sptima Reunin d e Cancill eres. Aquello e ra un cnclave baj o la batuta d e l im perialisn 1 0. Y se retir. Dij o Roa: "Se retira Cuba de esta Conferencia y con ella todos los pueblos de Am ric a" La delegacin c u bana abandon l a Reunin es t re1 n ec i endo aq u el srd i do amb i ente de traicin con los gritos de la dignidad nacional: 'Patria o Muerte!" "Ve n ceremos" "Cuba si; yanquis no" Att s quedaba la cobarda y la sumisin, el concubinato de la ol i garqu a y el imperialismo el mundo de las palabras hu ecas y las pualadas arteras, <:? l mbito protervo donde slo hallan eco las botas castrenses, el ltigo de los latifundistas y la codicia de l os monopolios. La delegac i n cubana sali con s u s g ri tos de coraje n acio nal a la no che de la montaa costarr i cense, donde todava arde la tea in cend i aria de Juan Santamara y la dignidad encuentra respuesta. El pueblo nos aplaudi desde el ot ro lado de los cor dones de guardias civiles y supimos que ramos los nicos que no estbamos so l os en San Jos Un continente. doscientos millones de hombres y mujeres, estaban detrs de nosotros. Ignacio Luis Arcaya, y el canc i ller peruano, Ral Porras Barrenec h ea, se negaron a firmar la Declarac i n de San Jos Ma~ue l Tel10, de Mx i co, X ot ro s ca ncill eres, expresaron qu e h ab 1 an votado la D ec l arac 1 on de San Jos en e l entend ido de q u e no i ba dir i g i da contra Cuba Estados Unidos h a bia obtenido una v i ctoria prrica. L A SA!VI B L E A D E I P U EB LO Tarde an_<;_ h a de soL Ms de un mill n de hombr es, mujeres, ancianos y n1nos, al pie de l a blanca estat u a de Jos Marti. El pueblo c u ba no d e lib era. Informa Fide l Cas tro D i ce: -S i all e n Costa R ic a, se hub i esen reunido hombr es q u e representaran e l inte r s verdad er o y e l sentir verdadero de l os pueblos de A mrica, sobre todo de los pueblos d e Amr i ca La t in a, jams se habr a articulado u na declaracin como la q u e pronunciaron contra l os in te r e ses de un pu e b l o d e Am ri ca y contra los intereses de todos los pueblos hermanos d e Amrica (APLAUSOS) Y se estaba discutiendo all ? Se estaba ju ga nd o all con el destino de nue st r a Patria se estaba afilando all el pual qu e en el corazn d e la Patria cubana qu i ere c lavar la mano crimina l del Imperialismo Yanqui' (GRITOS DE "CUBA S I YAN Q UIS NO"). Podemos hablarle a Amrica y al mund o, porque n o habla un grupo d e hombres qu e diga r epresentar a un pu eblo com o ha bl aron los que d ij e ron representar all a los pueblos hermanos de Amrica. Pod e mos hablar l e a Amrica con la voz, y co n l a aprobacin y con el apoyo de una nacin entera! Y l os que e n Amrica, lo s q u e en Amr i ca d igan que hablan en nombre de sus pu eblos, que reunan a sus pueb l os!; los que en Amrica dicen que representan a los pueb l os y que fueron all a Costa Rica a ha b l ar e n nombre de sus respectivos p u eblos. que reunan a sus respectivos pueblos!, los que en Amrica, l os que e n Amrica se llaman demcratas, que reunan a sus pue b l os, como lo hemos reunido nosotros hoy aqu; para tratar con sus pueblos los problemas dP. Amrica! Y' para que los acuerdos ele cualquier congreso i nternacional tengan validez, es necesario que c u e nt en con la aprobacin del pueblo SI ellos qu i eren que no sotros acatemos los ac u er dos de Costa Rica, que lo s someta n a la aprobacin de sus respec tivos pueblos Y ms ade l ante : -Por e so, nosot ros l e deci mos al i mperialismo que lo que vale no es la op ini n d e l a oligarqua, q u e las oligarq as se pueden vender pero los p u eblos h ermanos d e Amrica jams s e vendern por n i n g n oro del imperialismo (A PLAUSOS). Fueron al l a d i scutir, con la bolsa en una mano y con e l garrote e n la otra. De n1 s est decirles que a un que no hubieran lle vado la bolsa, hubi eran o bt enido la Declar acin de Costa Rica Por Porq u e ll evaban el garrote. Pero. adems, aunq u e no hubieran llevado e l garrote, hu bieran votado con el impe rialismo Saben po r qu? Porq u e los latifundistas de Amrica no q u ier e n q u e hay a Reforma Agraria, los monopolios de Amr ca no q ui ere n q u e ha y a Reforma Agrar ia, los explotadore s en Amr:ca Latina no q u ieren que haya justicia en Amrica Lat i na; y entonces ellos, de puro miedo a una Revolucin q u e aqu acab con to d os los pr ivil egios, que acab con los latifundios, que acab con la exp l otacin, de puro miedo a una Revoluci n como sta, y de puro miedo a que los pueb l os se contagien del espritu revo lu cionario d e Cuba, votan contra Cuba, porque lo que quieren es que sea dcstrL~ido el ejemplo d e la Revolucin cubana. -Pero eso no es lo que piensan los obreros de Amrica Latina, eso no es lo que piensan l os campesinos, eso no es lo q u e piensan los e studiantes, eso no es lo que piensa el pueblo de Amrica Latina. El pueblo de Amrica Latina, aunque han estado hac i endo una campaa contra Cuba aunque los cables de las agencias yanquis estn cont inu amente mint i endo y ca lum niando y repitiendo todo gnero de falsedades sobre la Revo lucin, los pueblos no tragan, los pueblos no tragan las menti ras del hnperialis1no 1 (APLAUSOS) Luego Fidel Castro ley los dos pr im eros artculos de la Dec l aracin de San Jos y e l pueblo vot un im emente e n co n t ra E l pueblo c ub ano r ec h az la Dedaracin imperial Fidel Castro ley un artcu l o del Convenio Bilateral de Ayuda Militar e ntr e Cuba y los Estados Unido!> d e Amrica qu e mostraba C? mo los aviones, los ta nques y l as bombas e mp lea dos po r Ba tista contra el p u eblo, no slo haban s i do s um inistradas por el Pentgono s ino que se h ab a n utilizado con la anuencia d e l Departamento de Estado. Y el p u eblo acord a nula r el Con ve nio Bilatera l. An ul ado po r vo l untad sob era n a del pueblo de Cuba e l Tra tado M ilitar con los Estados Unidos, se aprob p u n to por p u nto la D e clarac i n de La Habana. Una Dec l aracin q u e no l o condena l a int ervencin ab i er ta )' criminal q u e durante ms de un sig l o h a ejercido el Im pe r 1ah s mo Nor,eamericano sobre todos los pueblos d e Amrica :::.at in a", "rec h a z a el int e nto de preservar l a Doctrina Monroe" declara "ante Amrica y e l mundo" que l a Asamblea G enera i Nacional de l P ueblo "acepta y agradece el apoyo d e l os cohetes de la Un i n Sov i i ca, si su terri tori o f u e r e inv adido por fuerzas 1n 1 h tares d e lo s Estados Un i dos"; "reafirm a su p ropsito d e estab l ecer r elacio nes dip l omticas con todos l o s pases socia lis tas, y desd e este in stante, en uso de s u sobera a y libr e volun tad (la Asamblea General Nac i o n al d e l Pueblo d e Cuba) e x presa al Gobierno de l a Repblica Popular Ch i n a, que acuerda esta bl ecer relacio n es di p l om ticas enue ambos pases "; s ino qu e tamb i n, al fina l, establece los principios y presupuesto s impres cindib l es de l a lib eracin de los puebl os lat i n oamer i canos. Ningn hombre de Amrica pued e desco n ocerla Ahora los p u eb l e$ tienen oportun i dad d e escoger. De un lado la Declaracin d e San Jos, lo s post u lados d el im peria lismo y l a oligarqua, d el otro, la Declarac i n ele L a Habana, la carta d e los erechos y deb eres de los pueblos. La Amrica que no habla ingls declar s u segunda inde pendencia en la Asamblea General Nacio nal d el P u eb l o e n La Haban a . ) .)

PAGE 42

34 "et.. ,., t'4c,, ... ::.._.._-..... ,, ... ..._ ... ........ 1.46',,._ ~ ..... ........... .._ '-.... -.... .... ...... ... __ .... ..... -... _J UNTO a la imagen y el re c u erdo de Jo s Mart, en Cuba, territorio libre de Amri ca, el pueblo, en u s o de las pote s tades inaliena ble s que dimanan del efectivo ejercic io de la sobera na e xpr esada en el sufragio d ir ecto, uni versal y pblico, se ha constitudo en A s amblea Genera l Nacional. En no1nbre propio y recogiendo e l sentir de los pueblos de Nuestra An1rica, la A samblea General Nacional del Pueblo de Cuba: l) Condena en todos sus trminos la de nominada '"Declaracin de San Jos de Co s ta Rica" documento dictado por el imperia l ismo norteamericano y atentatorio a la autodeterm i nacin nacional, la soberana y la dignidad de l o s pu e blo s hermano s del Continente. 2) La Asamblea Gener al Nacional del Pue blo de Cuba, condena e n rgica m ente la ter vencin abie rta y crimina l que du r ante m s de un s iglo ha ejercido e l imperiali s mo norteame ri cano s obre todos los pueblos de la Amrica L atina, pueblo s que s de una vez han vi s to invadido su s uelo en Mxico, Nicaragua, Hait Santo Domingo o Cuba, que han perdido ant e la voracidad de los imperialista s yanquis, e x tcn sas y rica s zona s como Teja s, centros e s trat i cos v i tales como e l C a nal de Panam, pa ses entero s como Puerto Rico, convertido en terri tono de ocupa ci n ; que han s ufrido, adem s el tra to vejamino s o de lo s infa ntes de marina, lo mi s mo contra nue s tra s mujere s e hija s que contra lo s mbolo s m s a lto s de la hi storia pa tria, co m o l a efigie de J os Mart. Esa int erve ncn, afianzada en la sup eri o ridad milita r en tratados desiguales y en la .sum i sin miserable de gobernantes tra i dores, h a conve rti do a lo irgo de s de cie n aos a Nuestra Am rica la Amrica que B olvar Hidalgo, J urez, San Martn, O'Higgins, Su cre y Mart quis i e r on libre en zona de explota cin en traspatio de l imperio fina n c i e r o y poli tico yanqui, en r eserva de votos para l os o r ga ni smos internacionale s en lo s cua l es l os pa ses l a tin oamericanos hemo s figu r ado como arr i a s de "e l Norte rev u elto y brut al que nos desprecia ", La A sa mblea General Nacio n al del Pueblo decla r a que la aceptacin po r parte de Gobier nos que asumen ofic i almente la represen t ac i n de l o~ pases de Am rica Lati n a de esa interven cin continuada e hi stricamente irrefutabk, traiciona los id ea l es i n dependentistas de su, pueb l os, borra su sobe rana e impide l a ve r da qui de gobierno s prosternado s ante Wa s hin gton, la A s amblea del Pueblo de Cuba proclama. el l atinoamerica ni s m o lib erado r que late en Mart y Benito rez. Y, al extender la ami s tad ha c ia el pu eb lo norteamericano -el pueblo de lo s negros !in c h ados de los intelectuale s per s egu id os, de lo s obrero s forzado s a aceptar la direccin de gangstersreafirma l a voluntad de marchar "con t o do el mundo y no con una parte de l". 4) La Asamblea General Nacional del Pue blo declara q ue l a ayuda espontneamente ofre cicla por la Unin Sovitica a Cuba en caso de que nuestro pa s fuera atacado por fuerzas mi l itares imperiali s tas, no podr ser co n si der ada jams como un acto de intromi s in s ino que co n st ituye un evidente acto de so li daridad y que esa ayuda, b rin dada a Cuba ante un inmi nente ataque del Pentgono yanqui, honra tanto al gobierno de la Unin Sov i tica que l a ofrece, como de s honran al 11:obierno de l o s E s tado s Uni do s s u s cobardes y cri min ales agre s ion es contra Cuba. Por tanto, la A sam blea General del Pue blo declara ante Amrica y el mundo, que acep ta y agradece e l apoyo de lo s cohetes de la Unin Sovitica s i su territorio fuere invadido po r fue r zas militares de los Estados Unidos 5) La A sa mb lea Genera l N acional del Pu e b l o de Cuba n i ega categ ri camen t e que haya existido pretensin alg un a por parte de la Unin S ovit i ca y la Repblica P opula r China (Je '\,ti !izar l a po sici n eco n mic a, poltica y social de Cuba .. pa r a quebrantar l a unida d continent.:I y poner en pe ligro la unid ad del hemi sf erio". D esde el primero ha st a el ltimo di spa r o, de $de el primero hasta el ltimo de l os veinte mil m rtires que co st l a lu cha pa ra derrocar l_a ti r anfa y conquistar el poder rev o l ucionario, des de la primera hasta la l t im a l ey r evolucionaria, desde el primero ha sta el t im o acto de la Revolucin, el pueb l o ele Cuba ha actuado por libre y absoluta det erm inacin propia, s in que p or tanto, se pueda cu lp ar jams a la Unin Sovitica o a l a Repblica Popular China de la existencia de un a R evoluci n que es l a res pue sta cabal de Cuba a lo s c r menes y l as inju s ticia s in s t aurados por e l impe r ialismo en Am rica Por el contrario, la A sa mblea Gene r a l N a, cional de l Pueblo de Cuba entiende que l a po tica de a i sla mi ento y hostilidad hacia l a Unin Sovitica y l a R epb li ca Popul a r Chin a preco ni zada por e l gobier n o de l os E s tado s Unid os

PAGE 43

e impu esta por ste a lo s g obf ernos de la Am rica Latina y l a conducta gue rr er i s ta y agre s i va del g obierno norteamericano y s u negativa sis temtica al in g r eso de la R e pb l ica Popul c China en las Na c ion es Un ida s, pese a r e pr ese n, tar aq u lla la casi totalidad de un pa s de ms de se iscient os mi llon es de habitant es, s pone n en peligro la paz y l a segu ridad del hemisferio y de l mundo. Por tanto la A samblea General Na c ional del Pue !:> lo de Cuba r a tifi ca su poltica de ami s tad cc; m todos lo s pueblos del mundo, reafirma su prop s ito de estab le c er r e l aciones diplomtica s tambin con todo s l os pa ses s ocia l i s ta s y desd e este ,atante, en uso de s u so ber::.na y libre vo lu ntad, expresa a l gobierno de l a R epb li ca Po pular China, q ue acuerda establecer rela c ion es diplomtica s e n tre a mbo s pases y q u e, por tan to. quedan rescindidas las r e l ac ion es que hasta hoy Cuba haba mantenido con e l rgime n t re que sostienen e n F o rm osa los barco s de la Sptima F l o t a yanqu i 6) L a A samb le a General N acional del Pu e. blo r eafirma -y es t segura de hacerlo co mo e xpr esi n de un c rit erio comn a los pueblo s de l a Amrica Latina, q u e l a democracia no es compa ti b l e co n l a o li ga r qu a financiera, con la existe n cia de la discriminacin del negro y los desmanes del Ku -Klux,K l an, con l a pe r se cucin q u e p r iv de sus cargos a c i ent ficos como Oppenheimer, q ue impidi dur ante aos qu e e l mundo escuc hara la voz maravillosa de Paul Robe so n p reso en su propio pas, y que ll ev a la m rt e, ante la protesta y el espanto del mundo entero y pese a la apelac i n de go, bernantes de di versos p a s e s y del Pa pa Po X II a lo s es p osos R osenberg. La Asamblea General Nacional del Pueblo de Cub a expresa la conviccin cuba na de que l a democrac ia no pue d e consisti r slo e n el eje r cicio de un voto e l ec t ora l q u e cas i s i empre es ficticio y e s t man e j ado p or latifu ndista s y po lticos pr o f es iona les, s in o en e l dere c h o de los ciudadanos a decidir ,' como ahora lo hace esta A samb le a dtl Pu eb lo, s u s propio s dest i n o s La democracia, a dem slo exis t ir en Am rica latina c uando l os pue b los sea n r ea l mente l i bres para escoger, cua nd o los humilde s no es t n re, du cidos por el h amb r e, l a de s i gualdad soc i al, el ana l fabe ti smo y los sis tema s jurdico s-, a la m s o min osa impotencia. Por eso, la Asan1b l ea General Nacional del Pueblo de Cuba: Condena el la t ifundi o fuente de miser i a p ara el campesino y s i ste m a de pr od u ccin agr cola r etrgrado e inhu mano; condena l o s sala r os de hambre y l a explo t acin inicua del tra bajo humano por ba sta rdo s y pr iv il egiados i ntere ses; condena e l analfabetis m o, la ausenc ia de maestro s de e scue l as. de md i cos y de ho ,;, pita l es, la falta de proteccin a l a vejez que mpe (a en los pa .es de A mrica; co nde na )a discriminacin del negro y del indio; condena la d esigua ldad y la e xplotacin de la muj e r : condena a la s oliga r quas militares y poltica s que mantienen a nu es tro s pueblos en la mi ser ia, impiden su desarrollo demo c rti co y el plen o ejerciao de su soberana; co ndena l as concesio ne s de lo s r ec ur sos naturale s de nuestros pa ses a lo s monopolio s extranjeros como polt i ca en; treguista y traidora a l inter s de l os pueblo s; condena a los go bierno s que d esoye n e l se nti, miento de s u s pueblos para acatar l os mandatos de Wa s hington ; condena el engao sis temti co a los pueb l os por rganos de divulgacin que r es ponden al inters de las oligarqua s y a l a po lti ca del imperialismo opresor; condena e l m onopolio de l as noticias por ag enc i as yanq uis, in s tru mentos de lo s tru sts norteam e ricano s y agentes de Wa s hin gton; condena l as l eyes re, presiva s q u e impiden a los obreros, a los cam pesinos, a l os estu d ia nt es y l os intel ect uale s, a las gr a nde s mayo .ra s de cada p as, organizarse y luc ha r po r s us reivindicaciones soc i a l es y pa tritica s; condena a los mono p ol io s y e mpr esas imperi a li s ta s q ue s aquean continuamente nue tras riquezas e xp lota n a nue s tros o br eros y campesinos, de s ang ran y man ti enen en r e tr aso n ues tr as economa s y someten l a p oltica d e l a Arr .l.: ri ca Latina a s u s des il( nios e inter eses. La Asamblea General Nacional del Pueblo de Cuba condena en fin la explotacin del hom bre por e l hombr e, y l a e xplotacin d e los ses sub desarrollados por e l capital financiero imperialista . En consecuencia, la Asamblea General Na cional del Pueblo de Cuba proclama ante rica: E l derecho de lo s ca m pesi n os a l a t i erra : e l derecho de l ob rer o a l fruto de su t r aba j o; e l derecho d e los nio s a l a e d ucacin; el derecho de. l os e nf ermos a l a asis t e n cia mdica y ho s pita lar i a; el derecho de l os jvenes al t r aba jo ; el de, recho de lo s e s tudia nt es a l a en s eanza libre, experi m ental y cientfica; el derecho de los ne g r os y l o s indio s a "la dignidad p l ena del hom bre"; el derecho de l a mujer a la igual d ad c i vil, soc i a l y poltica; e l d e re c h o del anciano a una vejez seg ur a; el der ec h o de l os intelectuales ar tistas y cientficos a lu c h ar, con s u s obras, por un mund() me j o r ; e l derec ho de l os Estados a la nacionali zacin de los monopolio s impe r iali s tas, re s catando as las riqueza s y r ecursos na, cionale s; e l de r ec h o de lo s pa s es a l comercio libre co n t odos lo s puebl os del mundo; el de recho de las n acio ne s a s u pl e na sobe r ana; e l derecho de lo s pueblos a conve r t ir sus fortale zas mil itares e n esc u e l as, y a a rm ar a s u s obre, ro s. a s u s campesinos, a s u s e s tudian te s, ;J. s s intelectuale s. a l negro, al indio a l a mujer, al jo "en a l a ncia no a t odos los oprimido s y e x plotado s para que defiendan, por s mi smos, s u s d erechos y s u s de s tio s 7) La Asamblea General Nacional del Pue blo de Cuba post ul a : El deber de los obreros, de los campesinos, de los es tu diantes, de lo s intelectual es, de l os negros, d e lo s indio s, de lo s jvene s, de las mu jere s, de lo s anciano s a luchar po r s u s r eivi ndi caciones econmicas, polticas y soc iale s; el de ber de las naciones oprim i d as y exp lo tada s a lu char por s u liberacin ; el deber de cada pu eb l o a la solidaridad con tod o s lo s pueblos oprim do s, co l onizados, exp l otados o agredidos, s ea cual fue r e el lugar del mundo en qu e stos s encuentren y la distancia geogrfica qu e l os sepa r e. Todo s lo s puebl os del mun do so n her mano s 8) La A sa r. "> l ea Genera l Na cio nal del Pue blo de Cuba rea i: rma su fe e n q ue l a Amri:a Latina mar cha r p,onto, u n ida y vencedora, libre de las atadura s q: 1 e con vierten s u s eco no, ma s en riqueza e najen a
PAGE 44

TOMV E.VO RA

PAGE 45

,. ,.. , f D ice el au t or, so br e R ESACA: "La situacin es real: son reales los hombres, es real el pai saje; hasta ese Secretario General, lejano y omnipresente es real; se trata de Sur Castilt.o, venal y espurio secretario de la FNT A en tient pos pasados. El cuento pe r manece tal como fue escrito en 1951. Nada ha si,lo cambiado Es por eso qiie mi orgullo es la natural e:a in vict<1 ele estos hroes anninios y la s cosas de que hablan: la Revolitcin, el Gobierno en n,a nos de obreros y campesinos, su visin del fu turo, qite entonces no era lejano ni prximo, si110 que simplemente 110 se vea. No es por gusto que son elJos hombres de l a Sierra. Eso hace a RESACA algo escrito hac e tiempo, pero todav 1 vivo" Es esto exactament e l o <1ue hace q ue INRA lo trai ga a sus ginas I rente a sus lect ores, a la actualidad d e hoy. llf ,,SACA for n1 a parte del lib ro de Cabrer a Inf ante "As en l a paz como en la guerra" qu e n1hliear Edi ciones R este n1es. LL EGARON de detrs del dagame, proyectados de pronto contra la frondosa copa del rbo l extenuados, con el sol de l medioda encarnizado sobre sus cabezas pajizas y el polvo tambin pajizo ascendiendo desde la l oma hasta dil u ir se en e l aire, ms all de / ellos. Eran dos. Uno de ellos, el ms bajo, mientras su brazo se perda tras las espaldas del s alto y reapareca en un a mano bajo la axila: era una mano larga y flaca, a l a que los dedos descarnados hacan parecer ms larga, una mano que se agarra ba al ancho pecho del hombre alto para sostener l o Finalmente, descendieron la pequ ea loma y ll egaron -Llegamos -d ijo el hombrecito, con una voz demasiado bronca para los huesos de su cara Ayud al otro hombre a sentarse sobre un br eve promontor i o de tierra y se par a su lado, mirando atentamente l a pierna del hombrn que emerga e nsangr enta da y rota por e n tre los flecos d e la pierna del panta ln. Llegamos, Cheo repiti sacudindole por el hombro. -Si dijo el otro como si esa palabra fuera el ay de todo el dolor d e su c u erpo. Descansa un poco y podremos alcanzar el ro -dijo y se pas la manga de la camisa por la frente, secndose e l sudor En la pie l tostada por el sol l e qu ed una estra de t i erra, blan cuzca y alargada. Era un hombre esnlirr iado, de mejillas chu padas y pmulos salie nt es, y a l fo n do de la cara unos ojos negros y apagados, co mo dos carbones muertos; s u boca era una lnea bajo l a n ariz cas i ag uil ea y sobre la mancha de l a barba crec i da Garca, sigue t y djame aqu -dijo Cheo, re uni endo todo su nimo para hablar, y habl con la voz profunda y dulce ae l a ge n te de la S i erra Maestra, ca n tando un poco por encima de l do l or -1\ 1 0 Yo s i go co n t i go D que yo sigo cont i go A rastras. -Ya esta mos cerca del rio. -Vete. No tardarn. Estamos cerca del rio. Lo peor pas ya. El hon1brecito se sent junto a la pierna del hombrn. Por entre los j iron es de la te l a sala e l hueso grande y blanco, asti l l ado arr i ba entre una p u lpa de sa n gre y carne. La p i er n a cur i osamente no se haba hinchado de la h erida hacia abajo, s in o h acia el muslo; pero hasta los bordes de l zapato de baqueta toda l a p i el tenia un color verde v i olceo y la carne pareca hecha co mo de l barro oscuro qu e se usa en los teja r es La pier na se e nn egrec a ms y ms desde la maana. Parece que va mejor -dijo Garca, mirando la costra fangosa que rodeaba l a sue l a de sus a l pargatas. T sabes que no, Garca Yo no veo la noche No digas eso, Cheo. T aguantars hasta el pueblo. -No, no podr. No podr llegar ni al ri Tienes que llegar. No me puedes dejar aqu solo. L l e gars aunque ... -No, no podr. Ni aunque fue ... ... tenga que ll e varte cargado. ... ra en mquina llegaba a l pueblo. -Yo no me p uedo quedar aq u solo, contigo muerto. T li e n es que llegar -dijo el h ombrecito, ponindose en pie, casi frenlico

PAGE 46

Yo no ll ego ni a la noc h e, Garca dijo, despa c i o, mien tras se iba h acia atrs s u corpac h n El hombrec i to se acerc al h omb r n cado de espa ld as sob1e e l promontorio y le nlir ansioso l a cara y n ot sus o j os ab i ertos. -No te asustes. T odava veo e l c i elo y s i ento l a tierra e n mis espa lda s El h ombre llm n ado Garca se separ de s u am i go y ca min h asta l a loma y esc udr i atentame n te l a llan u ra, sus manos h acie n do de pantalla para proteger la vi sta de l sol, q u e r esp l a n dec a en la sa bana y en toda la p l anicie sobre e l h orizo n te El cie l o y e l s u elo do an en los ojos, despe j ados, s i n una nub e o un rbo l donde descansar. Slo e n e l ll a n o, aqu y all, un soli ta r i o algarrobo o las escasas y pe lada s pa l mas ca n as hacan un a leve so, nbr a e n la plancha brillante de la tier r a se m brada de espa rtillo. No se vea nadie. No hay nad i e d i jo Garc a a! regresa r. No tardarn mucho -No se ve nadie ni sea l es d e que ve n gan Te dije que los dejamos atrs. -A ellos no hay qu i e n los deje atrs Cuando lleguemos a l pueblo estarn en la e n trada, en el c u artel, espe r d onos Pero sern otros T odos son i g u ales A esos no les paga e l Ce n tra l. Les pagar otro Centra l n o te ocupes. Garca i ba a decir: "E ntonc es lo q u e t q ui e res es que nos co ma el l en", pero vi e l temblor en l as rodillas de aq u el h o m br e in menso. in destructible y a l a vez indefenso co n t r a l a d es truccin, tumbado d e espa l das, hab l ando por e n c im a de l do l or y se ca ll -Garca, ven ac llam e l ho,nbre llamado C h eo. No, a hi no. S i ntate aqu a mi la d o As Cuntame del Paraso in a l canzable. -Alca nzable. Es t b i en, c u nta m e -C uando llegue la Revolucin, t y yo .. T so l o ("Yo so l o", pens e l hom brecito. "S i acaso") ... se 1 emos los que gob i ernen T y yo, y Yeyo y Snchez y Braulio Prez y todos l os obreros del Ce n tra l, los de Sao, los de toda C u ba: todos los obreros de l mundo cogeremos e l poder y go berna1emos y h aremos leyes justas y habr trabajo para todos, y dinero. Ir emos a l os mejores hospital es ... All te arreg l ar n bien l a p i er n a y ni se te notar V i viremos en casas buenas, l i mpia s. lindas casitas con luz y radio y todo. Hasta refrigerador. Hasta refrigerador. Y televisin tamb i Los nios irn al colegio y ninguno los n1irar por arriba d e l hombro. N i a nosotros tampoco nos mirar nadie por arriba del hombro Todos seremos i g u a l es Los haitianos sern i g u ales que los dueos Y nosot1s iguales qu e los c hino s. No habr f al t a d e tra bajo ni tiempo 1nu erto .. -N i desalojos. R ec u erda qu e al v i ejo .. .. no, ni desalojos ta,npoco Ni injusticias Habr justicia para todos. Ju s ticia social. Si, se un Paraso, un ver dadero Parasoy el b omb ecito suspir,' ecog i las rodillas arr i ba, enlaz sus mano s alrededor d e ellas y se qued 1nil-ando a l c i e l o y a las nubes que h ab an apa r ec i do, con ojos afiebrados ilun1inaclos. Los carbones no estaban apagados : debajo haba una pequea l l a mit a casi muerta -Cn paraso im posib l e de a l canzar. -Al contra ri o muy posible. --No para m. Yo no lo ver T lo vers. Ya vens, si Dios quiere ... -Dios <'Sl de1nasiado oc u pado vigilando sus pecados Ya Vt'rs cn10 l e pones bien y lo ves Todos l o vercmos. Si no llega antes que se vaya el sol, creo que n1e io pierdo. El hombrccito que el hombrn llamaba Garca miraba lag nubes gordas y blancas que flotaban en l a tarde suavizada ya po rqu e el sol COffil'nzaba a caer. Un aire rumoroso ,, suavt sacuda !as ramas del dagame y hac:ia sonar las pencas de una palma <'<'rcana A lo lejos un sinsonte cant da1ainentc -Sabes una cosa, Garca. Tengo ganas de fumar Daria nli brazo por un cigarro. Gaicia se pas el dorso de un a 1nano por la barba crecida y dijo: Yo lo (U(' tengo ganas es de tumbarme esta barba Cuan do llegue al pueblo. me afcit ll T i ene por lo menos tres das. Hacia dos que huan Dos das ccirnple to s y un ataidecer: una tal'd<' en que el ro j o de la puesta ele sol se u n i a l rojo que suba desde las llamas de las caas al q u emarse, desde el caave ral arclienclo por cuatro puntos a la vez. Las llainas se esparc i ero n en ngu l o recto y cuando se co 1np lct el cuadrado, toda. la furia de la tierra y e l cielo se uni para condenar l os juntos. Hada dos d i lls y un atardecer que huan, perseguidos por incend iari os --= D aria tocio lo que tengo poi un c i garro Uno so l amente que viniera as i a l a mano Fsforos hay -y se palp el bo l s i llo de la suc i a cam i sa llena de po lv o y sang r e todava con trazas ele cen iz as. -Eso es lo que sobra P o rq ue el e L a 1-Iabana haba ve nid o na orden lC'nninantc. Hay que qu(mar la ca As. Slo esas cinco palabras E1a , ' estpido, pero era una orden. Vino en secreto. pero igual hu biera s:clo que la enviaran por radio o que antes la enseasen a os a1nos del ingen i o o prescn1aclo al <'Uartel d e la rural. porque e l Secretario Genera!, all f!n La ll,il,ana, lo grit a todo lo qu<' daba su voz de mi1 in, como para que fucsl' odo rn el ltin10 central de l a Rcpl,iic-a, y sP enearg de que todos los medios de difusin lo regasen de punl a a cabo ele la lsla. Hasta en el Palacio Presidcn,ial, rodeado d( period istas a slo una pared del Presidente, lo gril: "Si no hicly aumento, vy a quC'mar ) caa. Conv ertir a Cuba
PAGE 47

sobre e l can y la bala fue a pegar cas i dos metros ms abajo, en la larga p i er na del que llamaban Cheo. Sabes un a cosa, Garca. Q u e ya n o m e d u ele Mira ver. El hombrecito mir por encima de sus peq u e as rodillas y a n por e n cima de las enormes rodillas del hombrn. Abajo, l a pierna estaba negra del balazo hacia el p i e y de ah hasta la rtu l a se vea ya l a mancha violcea que antes c ubri a slo e l tobil l o, extend i ndose como l a sombra de una nube sobre la tierra soleada. Parece que va mejor. Asi s i empre con estas palabras en la boca, Garca haba cargado con e l corpachn g igan tesco y pesado de Cheo durante d os dias y pico. Hoy haca tres da5 de l da tres. Cuntos? -Casi tres das, C heo Por las tierras desoladas y cub i e rtas de un poi vo sue lt o que se levantaba como hum o al cam in ar por la soleada ,a bana, sin un rbol a la vista, excepto las flechudas palmas canas y la in numerable e incesante marea del espartillo, movindose t!On el aire, camb i ante bajo el so l, pajiza sobre l a tierra paj i za, dando tumbos el hombr e pequeito con el hombre grande a cuestas, su c u erpo i nerte pesando en su livida espalda, en busca del da game d es de donde se p u e de ver e l arroyo, tratando de ll ega r hasta alli para que la vista d e l agua l es diese fuerzas para ll egar hasta all: all es donde quiera, un lugar seguro, e l intil escape -Sabes una cosa, Garca. T engo sed. Yo ta mbi Ve al ro y traim e. Vamos los dos. No, no ve que yo no puedo. -Haz un esfuerzo Yo te ayudo a llegare l hombrecito se levant, para inclinarse de nuevo, esta vez haca el hornbre alto, agazapado sobre s u cuerpo y e l dolor que ya no senta. No, no, Garca, no puedo moverme. Ve t. Un ltimo esfuerzo, C h eo, por Dios. -Yo ya m e quedo aqu, Garca. Ve y traime. Ve y vue l ve antes que llegue ella -d ijo e lla sin apenas darle importancia a la pa l abra, porque hac i a r ato q u e se habia acostumbrado a la id ea de morir como al dolor o al so l que a h ora no sentia. "En qu", iba Garca a preguntar. Pero pe n s que para qu le i ba a torturar con la idea de q u e vendria sin el agua. Qu i z all enco ntrara un a lata vieja o un coco vacio, o cuando regresa1a ya l .. "No, eso no ... -No q u cosa? -Nada, nada . Que ellos no van a venir mientras ... Pate. Garc a gate casi la l oma, hasta el dagam e y observ aten tamente la sabana Como l a otra vez. Slo l a llanura, des i erta, s in nadie. El sol bajaba lentamente -S in prob l emas Vuelvo voland o No t.e vayas . ( "No deba hab e, dicho eso Soy un imbcil" pens casi enc ima d e s u voz). -No te ocupes, que no me voy a mover d e aqui. S i no t e espe ro yo, te espera mi cuerpo Garca hizo al otro hombre una mueca de disgusto y repro che, en broma. Y se alej -Esa agua debe estar frP.sca de verdad pens Cheo en VOZ a l ta. El aire trepid, reson y por ltimo qued vibrando entre las hoja s de l a palma ya,ey, co mo e n las tembladeras de una co m e ta. E l polvo se arremolin alrededor de su cuerpo tumbado inerte sobre la ti erra, i ndefenso co n tra la destruccin y contra la mu e rt e y contra la propia tierra El ro e r a ancho. E l ms gra nde que hubie se v i s to nun ca. El ro d e sob ra conocido era 1111 r o nuevo para l. El agua se vea c lara ; pareca fresca. Estaba cas i fr a. D e j qu e el a:,'lla n11tnsan1ente n1ojara s us pi es, y una se n saci n de agrado y frial dad resbal por su pi e l tostada por e l so l, cubierta d el polvo d e l ca,nuo. Ahor a senta lo s ))i es frescos y lim11 i os, y e l agua lami su pi e rn a h asta l a h e rida : e l hu eso qued lavado y el borde cos troso de l a. herida co m o e l festn d e un ojal, se de s pr en di y cay al agua, que lo arrastr l ejos, fuera de su vista, el hueco torn a s u colo r ro sad o d e sie 1n11r e y el hu es o blanco, pulido co mo nuevo, regre s a s u sit io dc il mente s in do'lor. Se se nt e n la orilla, desnudo co no lleg a la vida, y luego se tumb d e espaldas, sob r e e l montculo de arena, El agua s uba po r e n ci ma de sus rodillas. Ahora la senta ya en la cadera, fr agradabl e; corno el agua h e lada que saca ra del refrigerador en las no ches de verano, tan fra que hara s udar el vaso y l Sll >asara el vaso sudado por la cara y despus tomara el agua fra, po co a poco para se ntir e l sabor e nfriando su garganta, El agua b!\jabii [JOr el gaznate y el esfago y ,ns a bajo, hasta el est ,na go y ha sta la pierna y hasta la h er ida. E l ro ll eg a su ca b e?,a; d ej d e subir y de nuevo vo lvi a r e tirar se. Un,i fre s ca dulce r esaca, lo arrastr dentro de s ,nisrno y s in ti cmo se escapaba, suave ,n e n te, con las aguas claras y transparentes, por l a hendija de s u herida . E l hombr ec ito dis ti ngui e l yareyal y la profusin de higue retas que marc aba n l a ribera. "Setisem i a seg ur a", pens y co rri, apres ur ndose ha sta e l ro. Cuando lleg no vi ms que un a zanja, ll ena de lodo no de fango, sino de un barro endure cido, seco y pajizo como e l espartillo y como toda l a sabana -No puede ser -dijo, y se acerc pa1'a asegurarse. Alg a v e z haba hab i do a lli un ro ni siquiera eso: un arroyo, una cuneta abierta en la tierra para dejar correr la llu via pero ahora era una caada seca, con el fondo cubierto de una tierra end ur ecida por e l sol y e l aire, ms i da que toda la ll an ur a Se agach y tom en sus manos un terrn, duro como una piedra y al l evantarse, lo arroj l ejos -Cmo le. d i go yo esto a este h ombre. M i r h aca donde haba venido y se fue de vue l ta, compun gido, casi lloroso Antes de J l egar, vi el da g ame, erecto y vigilante sobre la loma y not l a rara quietud de l paisaje alrededor del rbol. Apret el paso y a poco vi al hombre, t ir ado sobre e l breve promontorio, como co l ocado en un tm ulo. Estaba igu al que l o dejara, pero habia a l go in estab l e en la absurda postura de aq u el hombre enorme, ahora ms e norme todava, acostado, inmvi l en la tierra. Comprend i que no tendra q u e decir nada. An antes de ver s u cara supo cmo estar ian sus gra nd es ojos ama rillos, pero nunca pens que tendra la boca abierta. Se sent a s u lado como a l princip i o. En silencio "Voy a cerrar l e los ojos", pens. Se co rri gi : "No, as parece que es t todava vivo", Por algn lado del cielo el sol se estaba poni endo y la tarde se col m de l a q ui eta, tranquila serenidad d el crepscu lo. No muy lejos una torcaza arrull melanclicamente y el inquie tante ulular lle g h asta sus oidos. El aire vibr sobre las hoja s del yarey y z um b e ntre e l tupido ramaj e de los marabes. La pa loma volvi a cantar y a lo lejos otra r espond i O era el eco? El repetido traqueteo del vuelo del ave se i nici junto a la loma, quiz bajo el dagame, y cruz por encima de l. No la pasar. El viento de nuevo si l b en l a palma y l evant el po lv o en torno a l hombre tumba do y movi su pe lo pajizo. :;9

PAGE 48

Di e ttic a e indu strializacin riqueza en desarrollo <~ ... ,. ,. '\ 1: I -~ j' .., .. ., \ ~ ;. .. ~" \ ... . i ' . J ., ri I' ,.. \ ..., ..... ... ' t ,, ,. \ ' . . t ,J ' ~ ,,. ,. 1/ .. ~"' ~.,4 ,, ________ ...,....,.."'"~ ,, ' f \ ,,,.._ I , ., . ,. ' r '' 1.. ., \ l 1, l :. ~" ,fj-. ,.. _,: ._ 1~ f .. .. _, <..~-' ,. .. .... t.,,,}. ,., ~... ......... ... ... . ... ,... ,. .. ... ~, .. _., . .,r-.~ .. >'"'~~....::ii .r.,. .i.. ~ ,, ... ~ .-"' .... ;-:.. ,.,.~ ~ _, )' ~" ....., ~ ;~ "" ,.~ -t .. .. ", .., ... ,., .... ., t ,., .. .. .. !,.~ .,.,,,. < l ' 1 . >. 1 .. . ' ,, ,. .1, l \ < 1 ' 1. i' . }, , ) , ,, J : / \. .: -' . ..... ..... "l' -.;, .. ' .. ~-,, .. '\~ ,. '!{ . i ., . .,. ' 1 ' \ ~ "j .~ )'. ~ /t .... -~~ :A' -.,; J '" f. .. ~, ., ' . \ l ""; .,. 1 ... t '.i .. 'Para preservar l a especie de la rana-toro el Gobierno Re v olucionario est aumentando constantemente el nmero de criaderos en toda la Isla. En Ariguanabo, en una superficie de 600 mis. de largo por 300 de ancho existen 8 criaderos para que las ranas tengan un medio adecuado. 4 0 \, ' ..

PAGE 49

! POR A NA P A RDO FO T OS DE CO RR AL ES y N u,-:;,e:z ,! 1 . .. '' ., .. .. ( ( ;:, '/1. .. .... "' ,. ,, . .,;:~ ii ~4! 1f:5 ~ ~~~ --,~ ,' '!-t" ,~_,"'-., 1\. ~z ...., ... .. ..... .. "' f". t. _..,......"'.t"" .... .. .,,, . .,, -~ < .; ~ .. : . ... ,. .. filo. ..,..,. .. _,, .. .. l: "':". ~., l l ~' . La nueva industria ranera es fuente de trabajo seguro para los campesinos cubanos. Aqu observamos en plena faena, a dos expertos cazadores desarro ll ando la primera labor. L A econom a de nuestro pas, como tradicionalmente se d esarro llaba sie mpr e se preocup ms de la riqueza de unos cuantos que del bienesta r de la mayora. La economa revolucionaria, l a dirigida cientfica y humanament e, por el contra rio, se preocupa del bienestar de todos. No slo de que haya en lo s hogares lo s medios para la alimentacin, sino la s de s cosas que ha cen un ii vida material y espiritual ms agradabl e de acuerdo con los ade l antos de la civilizacin. Cmo se puede lograr eso? Muy fcilmente. Fomentando todas las industr i as pos i bles, espec i almente e n zonas rurales o semi-rurales, hasta ayer olvi dadas. Muchas industrias se h ubi eran pod id o crea r en Cuba, pero como no auguraban un e nriquecimiento rp ido no se explota ban ni se les prestaba atencin Los ricos o la mayora de los Organismos de crdi to invertan o prestaban din eros para la co nstruccin de edificios y comercios d e importacin que permitan un a renta o ganancia sin muchos problemas, aunque sab a n bien que estaban frenando el pro greso eco nmico de l a nacin Un ejemplo tpico del gran inters que hay e n ex plotar las riquezas na turales del pas, es el caso de l as rana toro cuya in dustrializacin total por parte del Gobier no Revoluciona1io est demostrando su solidez d e fuente permanente de trabajo para muchos c ubanos .. D esde hace tiempo Cuba ha venido e x portando en gran escala las ancas de ese batrac i o de sabor exq ui s i to s u_periores en calidad a las que se producen e n J apn y Estados Un i dos Mientras en muchos pa ses los gastrnomos se dele i tan con las ancas d e ranas, en el nuestro h~ h ab i do cierto prejuicio in fundado contra es ta es pecie que en la escala zoolgica est en la transicin de los peces a reptiles Los que han explotado este productivo negocio en nuestra Isla, slo aprovechaban de las ranas sus ancas mi e ntra s el resto lo desechaban para ev i t arse complicacio nes, olvidando o ignorando lo mucho que se poda hacer co n todas l as partes de este animal que, repetimos, e quivocadamente es repulsivo para algunos Sus PRO D UCTOS INDUS TR IALES Piernas de mujer es c ubana s ya lucen bellos y singulares zapatos de piel d e rana toro, as como cin tos y carteras de e l egan tes formas y fino acabado; y muy pronto mujeres d e otros pases del mundo podrn hacer igual ost e ntacin e n las principa l es a venidas, ras o ramblas, dando a conocer as e l nac i miento de una nueva industria cubana y la preocupacin del Gobierno Revo l ucionario por e l bienestar econmico de s u s ciudadanos. Los zapatos y dems objetos femeninos de rana-toro ostentarn colores atractivos, revolucionar ios y raros al extranjero, co mo: verde-Ariguanabo, fresa criolla, ver de G u anayara, fluvial nat u ral, azul revo lucionario, sepia rojo-vino, amarillo solar y otros, que hacen un extenso muestrario de hermosos colores. Es muy amplia y variada la cantidad de artculos que pueden hacerse con la piel de la rana t oro incluyendo los maletines de diversos usos billeteras, pantuflas, etc. Las dama s i ntegrant es del Conjunto de la Opera de Pekn, que recientemente ac t u aron en Cuba con gran xito, fueron obsequiadas por el Jefe de la Revolucin, doctor Fidel Castro R u z con artculos h e c h os co n piel de rana toro. 41

PAGE 50

~. --7 \ ' Innumerables cubanas libran el sustento en esta naciente industria. Elegantes y inas carteras son armadas por e xp ertsimas operarias. De las ranas que se industrializan en Cuba, adems de las ancas, co m o pro du c tos de exportacin que traen considera b l es i ngresos de d i visas, y los diversos artcu l os que se hacen con las pieles, pue de obtenerse tam bi n un pienso com ali mento para aves y ganad, que se hace de l os hu esos y vsceras de estos batra cios, as como una harina para idntico fin s up erio r a la Que se obtiene del p ez y q u e ahorra a C ub a miles de pesos al ao. De las patas, d e l a regin torcica y cabeza de las ranas-toro se logra un caldo co nc entra do pareci d o e n sabor y co lo r a l d e po llo mu y rico en protenas. Gelatina para d u lces tambin se obtiene de la r ana, as como abono para l a agricu l tura de las tr i pas y sus residuos; y aceite fino para el engrase de maq uinari as Tambin se est estud ian do el proceso para obtener sue l as prensadas de los recortes de l as pieles. CENTR O I N DU S TRI AL ARIGUANABO En slo 90 das el Gob i erno Revolucio nario ha levantado una industria de la rana toro en as proxim i dades de la lagu na de Ar i g u anabo, en San Antonio de los Baos, donde se aprovec h a n to d os los de rivados de este an im al. Industr i a cuyas proporciones y alcance no pueden deter minarse de i nmed i at, pues segn clcu los de expertos, tendr un rpido y seg u ro desarrollo. En Reg l a hay una tenera y curtidora de pieles de rana toro, y en e l reparto Jacomino una fbrica ha lanzado los pri meros zapatos de ese materia l que co l man el gusto acertado en el vestir de la mujer cuba n a En el cr i adero de ranas toros de la l aguna de Ariguanabo, ex i sten grandes naves donde ms de un centenar de mu jeres vestidas con pantalones conoc idos por "pescadores", bl u sas camiseras y som breros de yarey trabajan en el procesa miento de las pieles, mientras unt docena de hombr es d i r i gen los tintes y da n br i llo al material. 4 2 Es ta n u eva industr i a proporciona tra bajo a muchos campesinos ant es parados por el "t i empo muerto" de la industria az u ca r era, receso cclico q u e ya est des apareciendo gracias a la accin industria lizadora y d e Reforma Agraria de l Go b i e rno Revolucionario Y el ranero ha encontrado j usticia de buen jorna l por su trabajo. Esta industria ra n era de Ariguanabo ha s i do impu l sada por el jefe de Repob l ac i n Fluvial del M ini sterio de Agricultura, co m anda n te William Morgan, bajo cuya res ponsabilidad est el desarrolo del cria dero Vis i tantes nacionales y extran j eros acu den constantemente a ve r l a realidad de esta nu eva y s in g u lar industria c ub ana, siendo ilustrados por tcnicos y e l j efe de Relaciones Pb li cas de l lu gar, seo r Ca los Gueyts, acerca de mo ope r a este centro de trabajo Para conseguir una industrializac i n e n grar esca l a se neces i tan millares de ranas toros y d i stintos criaderos ya e n produc cin en diversos lu ga r es del pas estn llenando esta d emanda. Maqui n arias, per sonal de cazadores. expertos en l a tenera y en la qumica del tinte, todo ha s id o consegu i do rpidamente y e n f orma aco plada han puesto en fun cin esta flore ciente industria Despus de sacr ficadas, a l as ranas se l es saca l a piel como s i fuera un guante que se extrae de una mano Las ancas ya limpias irn para l a congelacin y en vase, mientras e l resto del cuerpo del an mal se emp l ear en dstintos r englones de la industra. En tanques llenos de sulfuro de sod i o y cal se echan las pieles donde prcticamente se cocinan. En este proceso van larg ando las escamas y otros residuos naturales, mientras unas obreras, cada determinado tiempo, prov i stas de l argas varas se sitan en l os bordes d e los tanques para remo ver l as pieles en el liquido, lu ciendo como modernas brujas d e l os viejos cuentos, preparando sus men j ur j es

PAGE 51

Los tcnicos cuidan la aplicaci6n de los tintes y montaje de los modelos. ... ... .,. ---1 1 Un co m plemento al exigente gusto de l a elegancia femenina. Las cincas de rana-toro son cui dadosamente lavadas para poner las despus en los frigorficos y empaquetar l as para el mercado 1 1

PAGE 52

actividad hay el taller recciones donde hermosos los en piel de rana-toro sal ~ ., prximamente al mercac:l. '', D e spus las pieles pasan a tanques don d e se enjuagan en varias aguas claras para que abandonen todo residuo qum i co Lue go se abr e n con ti j eras {estn en forma tubular) y pasan despus al pickle", otro tanque de sa l y cido su l fr i co, A conti n u acin son sumergidas en los tanques de curtici n dndo l e s un bao antes o des pus de est e proceso, con cido muritico. Finalmente se les aplica grasa sulfurada p ara dar l es suavidad Pa r a el pr oceso d e secado se c u e l g a n e n l a r gas te nd ederas s itu a d as e n el in te ri o r de b ar ba coas Se hum e d ece n d e n u e vo y se po n e n final m e nt e a l so l cla v a d as e n t ableros. To d o es t e p r oceso du ra d i e z d as Desp u s so n pasa da s p or m qui nas q u e l es im parte n brill o, so n se l eccio n a d as por t ama o s y co l ores, r ecortado s l os bor des o s up r imid o c u al q u i e r desper f ecto y e n vasa d as e n g r a nd es c aj as pa r a a lm ce n aje y ve n ta a l os fa bri ca n tes d e a r t cu l os co n estas pi e l es. Lo s C111AOEROS Por el d esa,..-0110 ind i scut i ble que va te n iendo esta industr i a q u e ya es fue n te de tra b a j o para m u chas fa m il i as en s u 4 + gra n p a rt e ca mp es i nasy co n el fi n d e qu e se c u e nt e c on l a m ate ria p rim a n ece sa ria a la vez q ue se p r eserve l a es p e ci e de s u ext in ci n e l Go bi e rn o R evo lu c ion rio -es t a um e nt a nd o co n s t an t e m ente el nm ero d e c riad e r os d e ra n as to r os en tod a la R ep blic a. En A ri g u a nabo po r e j e 1n p l o, en u na s up erfic i e d e 600 m et r os d e l a r g o p o r 300 d e a n c h o, se han co n s t r u i d o 8 c riad e r os a m anera de z an ja s y c h a r c a s de p oco fondo n o s d e un m etro d e ca l a d o co n b o rd es i r r egulares qu e d a n a l os b a tracios la s e n sa ci n d e un me d io n atu r a l co n pl an t as adec u adas y co mi da v iv a, es p ec i almente e l ca m a r n de ag u a du lc e, g u ajaco n es y ot r as especies. Es t a al im en ta ci n es1 n era d a mejo r a el sabo r d e l as ancas. La al im entac i n es lo ms d i cil pa r a la cr i an z a art i ficial. El costo de prod u ccin e n C u ba de l a rana toro es m uc h o ms ba j o en compara cin con e l de l S u r de los Esta d os U n idos, c u yo rendimiento es de dos l ibras d e ancas por cada met r o de l o n g i tud de las orillas, por cada ao: Casi puede dec ir se que en C u ba l as ranas toros se procrean como e n nin g un a parte del mundo f , / 1 Se a n 1 u y p ro l i j o h ace 1 un a r elac i n d e l a cr i a a rtifi cia l qu e se est re ali.z a ndo e n nu est r o p a i s c o n gra n ito pe r o un a cos a m uy i n te r e s a n te es l a f o r m a d e c zar l a r a n a-to r o e n l os l u g ar e s n o a rtifi cia l es co m o en lagu n as y c har c a s a bi e r tas. S eg n e l a dmira b l e i n form e d e l tc ni co J os L. Ama r g s, l a cace a se h ace de n oc h e Pr ov i stos l os c2 z ad or es de po t e nt es li nt e rna s elctr i cas y sac o s de yu 'l e e n c u yas bocas p on e n a r cos d e ba r r iL C u ando s i e nt e n l o s co r o s se ap roxi m a n a e llo s s i g il osa m e n te enca n d i e n d o l as lin te rn as q u e des l u mbr an m o m e n t ea m ente a l as r a n as, q u e se q u edan q ui eta s mome n to q u e ap r ovechan los ca z a d o r es para coge rl as y echar l as en l os s a cos". E n l os pueblos s i t u ados e n las "zo n as raneras" los expo rt a d ores situn s u s a ge n tes, los cua l es construye n co r rales co n p i so de concreto y u n estanque i n t er i or, to d o bajo tec h o pa 1 'a depositar las r a n as vivas al tiem p o q u e l as recibe n no adm i ti t i endo las acc i dentadas" El c ri adero d e ra n as toros de Arigua nabo se abastece tambin para l a matanza y aprovec h a mi ento d e la pie l de l as ranas .. 1

PAGE 53

... ~'loo ,, -~ ,. procedentes de Paso Rea l de San Diego en Pinar del Ro, donde se encuenuan po r millares ya que se han exte n dido por to das las l <1gunas e itabos de la banda sur. Se estn construyendo cr i aderos a r ti ficiales en Rio Cauto, Or i ente, L ag un a d e l os Negritos, as como otros en Cama g ey y Las V ill as qu e gara nti zar 1 a n o extincin de la espec i e. Esto es sin co ntar l os i nnumerables cria d eros na t ural es que existen a travs de toda la Isla C.v1 0 V 1 N1 EnoN A Cu n A La rana to,o, di ce e l profesor Amargs, fu in trod u cida e n Cuba e n el ao 1915 por el ron e l del Ejrc i to Lib ertado r Charles Hernndez. Esas espec i es proce dan de Indiana, donde los n orteame ri ca nos la denom in a n "B u lldog A1nerican Frog" Como su croar remeda al bramido del toro, l os c ub anos come n zaro n a lla marla "rana-toro". E n su finca ;,Villa A,nalia". de El Ca n o, e l coronel J-lcrnndez l ogr la cra de mu chas ranas, llevando var i as parejas a la finca "El Chico", en t onces residencia pre sidencial y despus a San Pedro e n las \ -~ -Al entusiasmo del comandante William se debe el xito de esta nueva ind ustria raner a. . ... --; ~ :.. .. .. .. .. 'OI!''" I' ..:a~ .. . ,,-:. ;.... .Jfll!f:" "'.,,.... .... .. .., ~ ;. ..... . ~; .. / .. -. .. ..... . . ,.",~ ~, ; ... . .. _ .. ~. ., _,; . ., .: ,-. T r,.,... . ... ,,~ ,.,,. .. . -~ .. . .. . ., . ... . ,,.. . Listas para el consumo de la poblacin las a neas de rana son trasladadas a los ca miones cerca na s de la lag una de Ariguanabo, don de se procrearon con gra n rapidez F as tidioso sera seguit aqu la hu e lla de la propagaci n d e la l'ana-tOl'O en e l pas, pero en el s u r de l a H abana fu e fantst i co, po r l o cua I a l a variedad de esta zo na se l es ll am "ranas C h a i l es" en h onor a su in (roducto, en el pas. L a rana-toro "Charles" mide, cua ndo es adulta, desde la punta ele l a nar i z al otro extremo de su cue rp o, un as ocho p u gadas. El peso prm n ed i o para q u e pueda ser sacrificada es de 7 o nz as, calculndose 10 ranas-toros ( 1 0 p i e l es) por cada kil o d e anca exportada. ya q u e a l congelarse aumenta de peso, a ms de la empaq u e tad u ra. Actua lm ente se esta exper im entando en Cuba con un a rana giga nt e del Per que alca nz a un tamao s up er i o r al doble de l a cuba n a ANCOO T A Cua ndo se introduj ero n l as pr im eras t'anas to r os e n Cuba (1915) c u enta el pro fesor Amargs que al ser lle vad as varias d e estas ranas a la finca pres i dencia l El Ch i co, fueron colocadas en la fuente del ja rdn. Al ca mbi ar la guardia, aq u e lla tard e, no se l e comunic al relevo la exis t e nci a de las ranas-toros y por la n oc h e, c uando co m en zaron a c ro a r co n un so nido parecido a l b ram id o del toro, p r estos lo s so l dados trajeron sogas para e nlazar al presunto cornpeto. Al no encontrarl o y se ntir de nu evo el bramido, se asustaro n y co m enzaro n a d i spara r co n tra l a fuente, no obstante las acla racion es qu e se les ha can, ya q u e e ll os no podan creer que en la fuente hubi era un "to ro-r a n a" HAY Q UE POP U l ARIZAR E L PRODUCTO A pesa r de existir e n C ub a ,n ag nificos hoteles, con un a excelente cocina a la car ta, en muchos de ellos no aparece n l as a n cas de ran a co m o el plato p,cferente, a pesa r d e ser un bocado exqu i sito Siendo un producto c u bar,o debe de co nsumil' se m s e n nuestra n esa al i g ual q u e se h ace en l os pases ext ian jeros, don d e las ancas de ranas procedentes de Cuba, en espe ci al gozan d e un gra n cr dito po r las cond i ciones sa ni tarias e n que se procesan y que gara ntiz a n l a "frescu r a" de es t e ico manjar c u bano. 45

PAGE 54

. POA HIRAM MACIAS DIBUJOS DE HORACIO D ESDE hace muchos aos, tantos que se pierden ms all de la memoria de los a b u e los de nuestros abue l os, e l pueb l o ha credo que ciertos alimentos no pueden in ger i rse bajo ciertas condiciones y en de terminadas c i rc un stancias. Fuera de ellas, ha colegido una creencia no razonada, nada i mpide la ingestin de los mismos Es de notar que casi todas esas i nterdic ciones operan sobre fr u tas o derivados de e ll as du l ces, refrescos, etc aun qu e la variedad del cat l ogo adm i te otros d i stin tos tipos de alimentos o de combinaciones de ellos Se trata de tabs alimenticios, lo q u e de por si sugiere ya la presencia de ele mentos mg i cos o no comprobados cient ficamente, en el sustrato de l as costum bres. En verdad, no se trata de un fenmeno asignado exc lu sivamente a nuestra cultu ra. Hechos similares se confrontan l o mis mo entre pueblos de los llamados pr imiti vos, a falta de otra clasificacin, que en tre los definidos como cultos o como civil i zados. Y de una manera especial, en todas l as religiones se practican los tabs alimenti cios, b i en como frmulas purificatorias. bien para evitar contaminaciones" e l cerdo que representa lo in mundo, el chivo que evoca a Satans, etc. bien como elemento simplificador de l a vi9a, lo que ocurre en las prcticas asct i cas. (De pa so digamos q u e tras pretextos eminente mente ms ticos o rituales, e n religion es de alto desarrolio, esas prcticas se sistema t i zaron lu ego q u e se comprob que los ay u nos favorecan la "limpieza" del orga nismo y, en cier ta m e did a, ay u daban a p ro l o n gar l a v i da. Por s u puesto, a prolongar la vida de los q u e, detrs de l as absti n e n c i as, tenan asegura d a una b uena despen sa) Hay, pues, tabs alime n t i cios de or i gen religioso, e n Cuba y en A u stra li a, e n el Senega l y en E stados Unidos, en Fran cia y en Groen l andia Pero n o son tos l os que nos interesan porq u e, e n definiti va, juegan escaso papel en nu es t ra cultura y e n e l futuro l o jugarn menos Pudiramos m e ncionar ot r os ms, qu e tampoco aparecen e n nuestro comple j o cul t u ral. Por e j emp lo entre ci e rta s tribus aus tralianas que pract i caban l a antropofagia l as mujeres n o te an acceso al banquete de carne humana. Extingu i do el m atr i a r cado, s ub alter niz ada la muje r e l hombre acumulaba para s u personal ben eficio to dos lo s bienes materia l es super i o r es. Y co mo la carne hu m ana, en l a mayora de l os casos de los hbi tos homofg i cos y co mo se reproduce e n l a teofag i a simblica del cato li cismo, es el mejor de los alime tos, puesto qu e se trata de la v ida creada por l os d i oses segn s u predileccin, y co mo al i ngerir l a se asim il aba n l as v i rtudes d e l muerto, los antropfagos a u stralianos \ proscrib an a las mujeres de s u disfrute, que se reservaban, como un a expresin n1 s de s u supremaca No es este caso, tampoco, el que no s in teresa. Los tabs alimenticios q u e prac tica nu est ro pueblo no son ta n dramticos ni tan refinados. P ero, e n fin de cue nta s, comportan un singular problema c ultu ra q u e te n e mo s q u e resolver. Los Indicios Evidentes Y as, cuando usted oye dec ir qu e co mer 1,1zca r cr u do produce car i es o genera lombrices, est en prese n cia de un tab aliment i cio, ta n s u ficientemente generali zado como para servir de pretexto a cam paas econmicas contra el azcar c ub n o. Como ese, acaso el ms ostensib l e y ge n e r a li za d o, ha y do cenas. El d efi nir l a pa paya como "fr u ta para p u e r cos", s in nin guna suste n ta ci n c i e n t fi ca, inhibi al pu eblo ha sta hace ab ed e d or de treinta aos de l consumo d e l a esplndida fruta De nd e sa li tal apreciacin, posib l e m e n te se i gnore siempre, pero l o ms proba ble sea que algn s e or de la tierra, pode roso e influyente, le caye r a e n d esgracia y como el gusto es un fenmeno social q u e se i mpone desde arr i ba, desde la prm ni

PAGE 55

.. dicen que comer guanbana cuando se tiene catarro. es provoc a r y contraer la pulmona. Muchos creen que el ron 'ligado'" con pltanos puede ocasionar envenenamiento. Otros afirman con vehemencia q u e comer azcar crudo produce caries dent a les. , <:::::::, = .;s-:-= = I / /

PAGE 56

nencia de los grupos dominantes, acaso aquel desprecio individua l dev ini era en d i go coactivo. En um erar los in dicios que a d i ario coin ciden con nuestsos hbitos a lim ent ici os, eq uiv a l e a cata l ogar l os tabs vigentes en nuestra c u lt ur a Veamos, pues, lo s ms caracte ri zados y co munes. Serie de Tabs Se dice y se cree que: -co mer g u anbana o tomar su re fresco cuando se t i ene cata rro "al peclio", es provo car y contraer la puln1onia; -to mar chocolate en lquido o comer lo en slido, luego de haber in ge rido cualqu i er cant i dad de bebida alco hlica, es envenenarse; mezclar mango y chocolate igual mente es txico; -comer mango o c h ocolate, lu ego de l a ingestin de b ebidas alcohlicas es igua lmente venenoso; comer az ca r cr u do produce l om brices; -comer azcar crudo produce car i es dentales: -comei dulces desp-.is de car n e de puerco~ ma lo; -tomar refrescos despus de h a b er co mid o, es i g u almente "malo"; -el mango con leche, es vene n o; -e l 1n amonc i llo o anonci ll o, m ezc l ado co n lec h e, tambin es veneno; -tomar agua despus d e h aber co tnid o frutas, "hace mal11; -e l meln de agua produce excitacio n es n erviosas, que provoca n "pas m os"; '' despus de la l ec h e n ada eches". etc Esta relacin es perentor i a y cas i la form ulamos p ara que s irv a de pretexto a e stas d i gres i ones: El catlogo resulta in terminable Para nuestro objeto es sufi ciente el que h e mo s e xpu esto. Y a l no s ate n e m os . El Cr c ulo M gic o s e A m pl a T odav dentro del mbito d e l as f ru tas, el lastre p r e juicio so r es u lta n1 s a m pli o Jun to a esas interdicciones, a l gunas de or ig en eco nmico aparece l a magia sim pt i ca r eg il n e ntando hbitos alimenticios Por ejemplo : el co l or d e las frutas ope ra infl uenc i as sobre estados d e sa lud fa vorabl es o desfavorables. L as frutas de ep i dermis ama rill a de v i ene aliada d e la i cte ri a, co n l o qu e e l mainey a111ari ll o y e l humilde ca ni ste l re sultan proscriptos en esos casos. Y las ro j as, tam bi n por ma g ia simpti ca, conv i ene n con l a sangre, pro bab le m en 1 te segregando d e esa jera rqua al rojo rn l n d e agua, po r aquello d e que est es tigmatizado de fata lm en~e indi gesto P ero, fue r e c;ua l fue r e l a magn i tu d de l probl ema lo c i e rto es que vastas zona s populares se r i ge n toda va por esos pr e jui cios, e van cayendo a medida que va adqui ri e ndo extensi n un r iln e n n u tr ciona l cientfi co, todav a deplorablemente insufici e nte, y que h i to s m s aco rd es i co n la expe ri e n cia y e l laborator-io se van 1 e xt e ndiendo. Orl{e n es Probables .Y Orenes Ciertos No acertamos a advertir vnculos reli giosos e n nin guno d e estos tab s a lim enti cios Y l es ocur r e igua r a casi todos los investigadores que han andado los cami no s d e l instinto, de la alimentacin y de l a cultura Pe1 hay h e chos corno, por e j einplo, el que efectivamente ha ha b i do y hay per so n as a las que ta l es con 1 b i nacion es y n1 e zclas de a litnentos i es provo can n 1o l cstias e inclu so las enferman. Y con esto seguramente ha ocurrido Jo que ha bitualmente acontece con las prcticas cuiand e riles: se divulga lo que conc u erda con una preconcepcin idealista que esta blec e q u e lo que no tien e exp licacin ra cional es lo correcto y Jo verd i co. En el caso del c u ra nd er i smo lo q u e se propaga son los aciertos, ocultndose los yerros. Y en e l caso de estas contrad i cciones de l pro ceso natural alimenticio, Jo que se propaga son l os casos aislados de efectos negativos Es decir, adquiere carta de crd i to e l !'e sultado excepciona l q u e contradice l as l eyes natural es Porque, por ejem p lo, cmo se coho n esta el hecho de l s u puesto del da o que produce inger i r dulc es despus d e haber com i do carne de puerco, cuando co n l a sangre de l cerdo se elabora un du l ce po pular, que escasamente cons i ste e n su mezcla con az car? El "dulc e d e sangre" evidencia la falta de sentido raciona l en e l s u p u esto maligno. Digamos que algo similar acontece con l a guanba na. Pu es las mism as p ersonas que admiten qu e s u masa o un refres co producido con ella resultan fatales pa ra el "cata rro d e pecho" se r eceta n e l "cocimiento d e hojas d e g u anbana" para p r ovoca r l a expectoracin catarral. Pero e ntonc es, cmo es qu e creencias que la exper i encia cientfica repudia, h a n podido s ub sist ir, flanqueando y pen e tran do la e volucin cultural d e nuestro pu e b l o, de tantos pueblos del mund o? Si obse rv a mo s lo s estratos socia l es so br e l os que ha. ejercido su influen cia fu nd amenta l el cdigo de tabs ali me nti cios, advertire m os qu e se trata d e los gr u pos ms atrasados, aquellos que una deHb erada poltica d e fomen ta r la ig n ora ncia l os ha propiciado a la asimilacin d e creencias falsas, p r est igi a d as por e l "mi steri o" d e las r e alizaciones mgicas. Y se han comprobado casos e n qu e l a adqu i s i cin de tales c r ee n c i as Y s u siste m at i zac i n, ha s ido objeto de un plan de lbe rado y dirigido Se t ra ta d e in terd i c ciones econm i cas qu e h an d ecidi do la suer t e de ciertos tabs alin1enticios. Es e es el caso d e la s u puesta maligni dad d e l azcar cr udo. E l Amo D ic ta la V i d a a l E sc l a vo Josu d e Castro, el eminente cientfico bras il eo, un a de las p r i rn e r as fi gu r as de l a ciencia mundial en mat e ria d e nutri o l og i a, r ecog i e n inv est i gac i o n es r ealizad as en el nordeste del Bras il innm eros tes timonios d e qu e infinidad d e tabs alimen ticios vi ge ntes e n l a poblac i n pob r e, h ban teni d o or i ge n e 11 pro h ibiciones im puestas por l os amos a los esc l avos. Fa br i caron leye ndas ace rca de supuestos da os q u e ca u saba n tales y n1 s c u ales a lim e n tos, i ng e ridos e n tales y ms c u ales ,. come r dulce tras de carn e de puerco T A~Y 11/ \ \\ \ / C @ / i / to mar leche y a l a vez comer fru t as y hasta c om er c aram e l os, es "malo"

PAGE 57

\ \ 1 / / / LECHf; pOI'.\ -~ ......----;::\__~ Los "ta b hay q u e de s tr u ir l os com p l e t a me n te p or que im p i d en al p u eblo ali m en t arse me jor cre an do seno s dficits alimentici o s. circ u nstanc i as y condiciones, l ogrando fo mentar un mundo de s u persticiones, qu"' inh i b i ero n a los pobres cons u ,nir frutos y p rod uctos, lo que facilitaba la ac u mulacin d e 1n e rca n cias de q u e dispona e l amo Y especficamente constata e l hecho d e q u e e n e l estado de Perna m b u co, e l mayor productor d e azcar del Brasil, el consun10 de azca r es tan bajo, q u e su per cpita no pasa de ser el dcimo c u arto de t odo el pa s En el o ri gen de tan bajo consumo est la pr v paganda de los esc l av i stas, pe netrada fundarnentalrnente entre la ne grada e~clava trabajadora d e la ca a de azca,-, consistente en asegurar q u e e l consumo de azca r crudo, por la m aa n a, produca loml:ii-ices, y a cualq u ier otra hora del da cariaba l os dientes Co ntra st a con esa realid ad n1 i se r able y s up erst iciosa, el hecho de q u e l a coc i na r eg i ona l de Pern a nbuco sea abunda n te e n dulces y pas teles r ; cos en a car. Sin embargo, toda co n tradicci n seria d e sapa rece c u ando se co n sidera q u e s u co n s um o es excl us i vo de los sectores sociales ms acomoda d os o fra n ca m ente ri cos. En la masa d e es tas interdicciones ali menticias aparece la i gnora n cia corno e1 factor d cte rrn i n a nte, pero es muy proba b l e que los casos de or i gen econmico, aun <>n t r e n osotros, s~an ms d e uno D fici ts Invo l untari os De Jo q u e no cabe d u da es d e que estos tabs alimenticios h an privado al p u eblo, acaso por centurias, de alimentarse mejor de hacer me j ores co m b in aciones c ulin arias, de d isfruta r s in i nhi bicio n e s de alic i entes m odestos c o rno refresc o s nat ur a l es de d i vers o s t i pos que res ult a n co n fortab l es en determi n adas ci r c un s ta n c i as o si e mpr e Y hasta los h a pr i va d o, qu i n sabe en c u tas ocasiones, de di sponer de su st i tu t os fciles de alime n tos f u n damentales en pocas d e cris i s o de h a m bre Involuntariamente e l pue bl o, con es ta s prctica s superst i ciosas, acumu l a un cit q u e afecta el desar r ollo de l gusto, q u e afecta en cualquier ,n e dida seg n los ca sos, la econon1ia nut ric ion a l y, excepcio n._ l men te en el presente econmico e h i s, 1 ico cubano, puede i nflui r desfavorab l m.,n :e en el standard de consumo d e nu mer, sos p r oductos d e la econo a agro pecu,,ria nac i onal. (Valga co rn o colofn, una ltima nota. Con d ema s iada frecuencia esc u c h arno s sen te n ciar que el caf con leche es indi ges to q u e su di gest in en e l mejor d :; l os casos. resu l ta l enta. De dnde ha part i do tal presuncin l o desconocernos, per o lo cie to es qu e segn el mismo sabio brasil e ro se trata de un a mezcla alime n ticia suma mente feliz p u es compo n e una beb i da d el m s a l to valor n u t ri t ivo y de magni fi cas prooie ct ades. tanto organolpt i cas corno fi. s i i cas" Spa se, en fin q u e tuvo or i ge n la infusin e n e l e stado de Rec i fe. F u e obra de colonizadores holandeses y en s u origen aparece uh incentivo econmico : e l consumo parale l o y forzoso d e dos pr ductos importa n tes de s u economa: el caf y l a l eche.)

PAGE 58

D URANTE los dias que precedieron al 24 de agosto de 1954 una furiosa cam paa de eptetos, todos a c u al ms sub idos y v i olentos, se descarg contra el hombre que presida los destinos de la ms extensa y l a ms poblada de las naciones latino americanas. Por ejemplo, Car lo s Lacerda. a quien llaman "El Cuervo" en e l peridico de su prop i edad "Tribun a de la Prensa", escrib a e n un ed itori al, e l 6 de agosto. estas dra mt i cas palabras: "Dar el resto de mi vida para que el espr itu de Vargas, la in fam i a de Vargas, e l cr im en q u e se llama Va r gas desaparezcan d e la faz de esta n cin" El m i smo Lacerda y l as f u er zas q u e represe nt a decan abiertamente q u e e llos co n spi r aban a c i e l o ab i erto. Jams se haba desatado e n e l Bras i l un a pres i n d e ta nt as atmsferas sobre un gob i er n o co mo en aquellos trgicos dias qu e culminaron con e l s ui cidio de Ge t u lio Vargas e n el propio palacio de Cte te. Nunca antes fu e r zas tan poderosas se vol caron co n tra un rg im en, d esde el esta b l ecimien t o del Im per i o o des d e l a procla maci n de l a Repblica. Los int e reses ms oscuros del B,asil se con ju ga r o n con l a ag uj a diplomtica de l Norte qu e, li bre de l a perturbacin ca u sa d a por el r imen revo lu c i o n ario de Guatemala a l qu e se h abia liq ui dado co n un a int e rv e n c i n abierta dos m eses antes. poda apuntar ahora lib1 emente contra e l gobier n o de Vargas El apoyo norteame ri ca n o a l go l pe que se prepar contra Get uli o Vargas ni siqu i e 1 a se disfraz El "New York Tir ncs", sin ningn escrpulo, ton1aba el partido de los e ntre g uista s y de l os lint e rn e ro s y e l og i aba "lo s g rand es serv i cios pre s tados a l a amistad int e r'ame ricana" por Car l os Lacerda a q ui C'n antes se J e habia oto 1 gado e l premio "Maria Moors Cabot" q u e, como se sa b e. se les concede a los period i stas que tienen l a espalda ms flex;ble para incl in arse anll' Washingt on. l'I oido ms agudo para per cibir la orientacin de l gobierno norl< arn e ricano y l a lengua ms acomodatic i a y viper in a para tergiversar e int crpr etar l os ncchos segn e l mo l de' de l a polt i ca rl e l os Estados U n ido s Get u l i o Vargas h abia dkho: Slo muerto saldr del palacio de Ca t <>te'". ~ lo c ump l i disparndos(' un tiro en la 1na drugada de l 24 de agosto. Varg11s no s e mat poi cobarda. No Sl' priv de la vida ni por l a amargura q u t> i <' produca C'I ata que del enem i go, ni po r descsp!'racin. ni por e l miedo a enfreQtar l as co ns ecuencias de su po liii ca nacionalista <'n. de f e nsa del p e tr leo brasileo fr ente al insaciable' ape

PAGE 59

l cave ,, .._,,. El mar i scal Texe ir a Lott es, por encima de todo, nacionalista conservador y cat li co tito de la Standard O ii y de l a Royal Dutch. Vargas se su i cid por patr i ot i smo por ca l cu l o y para desperta1 a la lu cha al na ciona li s m o bras i l eo. No otra sign ifi ca cin t i e ne el patr i tico, v ib rante, certero y ac u sado r testaine n to polt i co que de j escrito Las fu erzas brasileas a li adas a l i1 npe ri o de Rockefeller p r esionaban a Vargas pa r a que renu n ciase espo n n eamente a l poder. S i Va r gas hub i ese ced id o les h abr a abie rt o e l cam i no pa r a que la e x tracci n, l a e l abo r acin y la d i s t rib u c i n del petr l eo y s u s d e rivados pasasen a m anos de lo~ p u lpos aceitiferos ext r a nj eros Pe r o Vargas no cedi. Medit l argame n te su decisin. En a l tas horas de l a noch e re dact s u testamento poltico. La tinta fresca con q u e f u e escr i to no se habia se cado c u a n do sonaiJa e l a1sparo q u e le arranc la vida. En aquel docurne nt o histr i co Getulio Vargas acus a las fuerzas i mncr i alistas que lo p r esionaban, l apid a los bras i leos que. en contubernio con ellas, formaban as e ecc1ones POR AN TON I O CARR I LLO ESPEC I AL PARA L A R EVISTA I N RA ,,..----~~--Janio Qu adros, e l otro candidato presiden c i al. es amigo de l os grandes propietarios e n l as fi l as de los enemigos de l B ra si l y d espe rt y conmov i la conc i enc i a del pueblo bras il eo que se lanz como un hur acn a las ca ll es de Ro d e J a n ei ro. La carta de Vargas co nmov i p ro f un dame n te a la nac i n bra sile a. En l o s o dos de millon es de brasileos se q u eda r on vibrando estas palabras d e aque l tes tamento : La cam p aa subterrnea se a li a l a d e los grupos nacio n a l es sedic i osa mente r e b e l ados contra e l rgimen de ga l' a n t ia d e l traba j o. La ley contra los be nefic i os extraord in a ri os f u e dete ni da en e l Co n greso Contra la revisin del salario m inin1 0 se desencadenaro n l os od i os Qui se crear la I ibertad nacional en l a poten cialidad de nu es tras riquezas nac i ona l es a trav s de la Petrobrs, y mal co mi en za sta a func i onar cob ra volumen la onda de agitacin. L a Electrobr~ fue obstac lizada h asta la desesperacin. No quieren que el traba j ador sea l ibr e No quieren qu e e l pueb l o sea independiente. Asumi e l gobierno dentro de l a espiral inflacio nista qu e destrua los valo,es del trabajo. Hace s de un ao que se i nici l a cam pa a electoral para sustituir a Kubitschek. Los be n eficios de las emp r esas extra nj e ra s alcanzaban hasta e l 50070 al ao. En las d ec l araciones d e l os valores d e l o que im portbamos habia fraud es d e m s de 100 millon es de l ares po r ao V ino l a cr i s is de l caf, se desvaloriz nu es tro p r oducto p rin cipa l. Intentamos defende1: s u p r ec io y la respuesta fue un a v i olenta pres i n sobre nuestra economia h asta ta l punto que fu i mos obligados a ce d er" E n esas palabras se encerraba la encr u cija d a qu e enfre n t a Vargas con la mu erte y con el herosmo. Pero Vargas profetiz t ambin: "Nuestro pueblo no ser esc l avo de n adie" EL PUE8l 0 E N LA CA LL E La noticia de la m u erte de l ga u c h o pre sidente movi e l ctricamente a todo e l pueblo Desde la s pampas d e Rio G r ande d o Su hasta las caliginosas se lv as de l Amazonas y desde e l "se rtao d el nordes te h asta l os altiplanos de M ina s Gerais y de Sao Paulo, el nacionalismo del Brasil se despert como movido por u na corr i e tP de alto voltaje. 51

PAGE 60

/JA PliACA t . ~ -. < . 1 '. . . . En Ro de Janeiro las multitud es comen zaron a confl uir h aca l a R a de Catete, a la Aven i da Ro Branco y hacia l as inm e dia c iones del edificio de la Embajada su ms fue r te mov ilizacin y su agitacin g i ra en tor n o a la Pe trobrs, un monopolio d e Estado a cuyo cargo es t l a ex t racc i n y r e fina ci n de pe t rleo, y a qu e la distribuci n d e l os derivados p e trolif e r os pase a s us mano s pues n s i g u e siendo de l patri mon i o de l a Esso y d e la S h e ll. E l naciona l i s mo d e l Brasil est por e l incre 1n e nto de la g r an side r rg; ~a d e Vo l ta Redonda. apoya l os arnbic i osos p r oyectos d e e l ect r i ficar e l pa i s aprov ec hando los c audal es de e ne, gi a de l os g rand es rios est poi l a na c i o naliz ac in de la Light, ,,. t

PAGE 61

' 1 li A l 2 .1 ~ l l)E ,1 ou 1 un110 n1: 19 5 G J l lt:rr11u11. -----------.. l 1 ,; ~ ---= ~-----....:.--= ::..__:~-__ ....... .__ ..,_ ___ ------------~-l... 1--~= ="-=_,.. .... __ . ' 11 1 una empresa nortea1ner i ca n a que mono po li za lo s se 1 i cios elctricos de Rio de .Jan c iro y d ? otras gra nd es ci u dades, est por l a cap ita l izac i n naciona l y para que no salga n d el pais los ab ultados be n eficios que las cm npaias norteamericanas ex l n,en ao con ao del p ais. Ha s i do e l na cionalismo brasileo el que r echaz las re co m endaciones y los acuerdos de l Fo ndo l\1onetai-io l n 1 .. n 1uc i onal. t an f es tejados y tan bie n acogidos por ~-rondizi en l a A r gentina, por Prado en e l Per, po r Na done en Uruguay y por Alessandri en Ch il e Pra comprender lo que h a sign i fica d o pan1 el B r asi l la corr i e nt e nac i ona li sta que hiz o pos i ble l a creacin de la Petrobrs, baste ver las cifras de la p r oduccin pe trolera Seg n e l inf o rm e proporciona d o por e l Banco del Brasil, en 1 958 se pro dujero n 2.473 .000 t oneladas de pet r l eo en br u to contra un consumo de 6.445 ,0 00 to n ela das. 2.1 1 8,000 tone l adas de gasol ina cont 1 a un consumo d e 3.246.000, y 844,000 ton e l adas d e combust:ib l e Die se l co ntr a un c-ons u mo d e 2.0 :\ 1.000 Lonc l adas. y to d o el l o ha s i do pr od u cido elabo rado y con trolado por l a Pet,ob r s. Al ritmo en que la extraccin petrolera y J a e l abo 1 n de l os de ri vados petrol feros han s i do in c rem enta das por el m o no polio estatal. se calcu l aba que para un p e riodo de tres o cuatro aos e l Brasil estara p1oduciendo todo lo n ecesar io para su consumo. Y en l a Petrobrs es t l a sangre de Vargas. E1. F' UTUllO Por T I CO Hace s ele un ao q u e se inici la ca mpaa electoral pa 1 a elegi r al s u cesor de J u scel in o Kubitsch e k. Slo hay dos g rande s ba n dos e nfr enta d os De un lado l os va r guistas, l os que apoyaron l a frmu l a Kub i tsc h ek-Ja n go Goulart, l os qu e co n el mari sca l L ott a l fr ente irn p idi ero n e l golpe de Estado de los mismos q u e ll eva ron a l su i c i d i o a Va r gas, es dec i r, todos los nac i onal i stas. Del o tro l os l ace rdi s ta s" l os go1necistas, l os t avoris t as y ud e -. nistas, l os defensores d e l a L i ght y d e l a Sta n dard O i l, los ami gos de Rockefell e r, o sea todos los e n treg ui stas. Por sup u esto, e l esque1 n a no es ta n s im p l e La complejidad d e la v i da po liti ca brasi l e a n os claria para un volu1ne n q u e h ic i ese l a co n venie nt e sepa r aci n d e los mat i ces l as diferencias l as contradiccio nes y l as co njun c i o n es de los num e r osos La fabulosa pared de oro, en Brasilia. l a ciudad no m e n o s fabulosa Una prueba del derroche do f a stuosidad de l a nue va capital del B r a s i l. l En las elecciones del 3 de octu b r e. nadie puede prever po r cul de ios dos candidatos se decid1 rn lo s "bandeirantes" de j Brasilia. l os ansiosos y sedien to s de j u s t i e i a ; f i 1 . ~ .. f ,,._.,. ,'1. ,. 1 :..t, ... f 1 1 1 partidos politicos y de s u s fracciones. Pe -l r o e n co njunto a vista de j aro desde arr i ba donde se p i erde n l os conto rnos, n o es ot ro e l pa n o r ama Personalment e, lo s dos can did atos q u e se e nfr e n tan en la lu cha, no representan con exactit ud las fuerzas qu e l es apoyan E l mariscal Lott es un nacional i sta co se rv ado, y catl i co que no usa ni u n o solo d e l os recursos tan h ab it ua l es de l os t:icos p rof esio nal es. Janio Quadros es si n d i spu t a e l am i go d e l os trust.s petro l e ros de l os ba nqu e1os. y de l os gran d es p r opie ta ri os de "fazendas" Y n o hay duda (a 1 npoco de qu e Lott. es un buen de f e n so l' de la Petrobrs, un representante indiscu tib l e de l secto 1 nacionali sta d e l Ejrcito. Mas, c u alqu i e ra qu e sea e l res ul ta do del p l e i to electoral del p r xirno 3 d e oct ubr e una cosa es cierta : el s i gno de l os tiempos ta 111b i t> se expresa en e l 1eJoj histr i co del Bras il. C u alqu i e r a que sea e l ga nador, e l pueb l o no p erm itir q u e l as agujas r e troce d an Si co n Janio. haciendo u na re sistencia fi rm e, im p l acab l e, para impedirle qu e ha ga con e l Brasi l lo que la tra i c i n de Fr ondizi h izo con la Argentina. Si c on Lott, movilizndose, c ri t i cndo l e, apoy do l e para qu e no se apal'le de l a lin ea n aciona l i sta para que r ecuerde la expe r i e ncia alecc i onadora d e Getu li o Vargas 5 )

PAGE 62

Miles de toneladas de abono al servicio de Cuba POR ONELIO JORGE CARDOSO FO T OS DE CORRALES H "y 1111 h"bitante del aire 11oct1trno q11e no quiere nada co11 L<, lrtz del sol. Es pequeo, tabe bien en la mano apretada del hon,bre y es ca ,az de det'orar en alin,entos por una sola 11oche, el trein t a por ciento de su peso. Un hombre q11e pesara cien libras ,ara emularlo tendra que con,erse treinta libras de alin,ento, lo cual es to talmente in,11osible de realizarse. Este pequeo habitante de la noche o es el nu,r ciPlago; el prin1er int'entor del radar prtes con10 se sabe, el murcilago en,ite un sonido cuya on da sonora de regreso a su odo, le da la posicin de los cuerpos que ha de evadir en su vuelo ,ara no chocar con ellos. Existen vein t itantas varieda des criollas de estos habitantes de la noche, pero entre ellas, una especialmente es la que ha crea do a travs de los siglos, una r iqueza en abono que ahora se e.,t ex,lotando organizadamente por el 1 1 RA Esta variedad es la que corresponde al llanu1do niurcilago g1u1nero, gran co n ,edor de insectos y de vuelo tan rpido que la lechrtza, ene 111iga por excelencia de estos pequeos seres, no puede alimentarse pt1rticularn,e11te del murcila go gut111ero, a quie11 no alcanza nunca a darle caza. El hecho de ser un gran coniedo r y de te11er niuy desarrollado su instinto g r egario, ha he o cho que el insectvoro guanero for,ue gratules colonias en el fondo oscuro de las cuevas cuyas deyecciones a travs de los siglos l un, forniado esas grandes capas de abono, n u merossimas eno las cave r 11as de nuestras 11u,11taas. Para dar una idea de esta riqueza, tonun11os por ejen,plo una sola caverna e11 la Sierra de Cubittts en Cama giiey la cual viene siendo ex11lotada desde el ao 1926, y cuya existencia actual tle gua110 todava es nu,yor que lt, extrada hastll el 11resente. Ac t11aln1ente se puede sacar cie11to cincue11ta to11e ladlls de abono diario ,. cuyll realizacin slo de pende de la de,11a11da e11 el ,nerca,to. El abo110 tle murcilago, rfco e11 fsforo es aplicable a todas las sie nbras y 1>articularniente en la call de azcar, lu, dado excelentes r esultados de vitll idad a la planta. l l e aqu, pues, un n u,ndo al que no llega h, lz del sol, cuya especi"l circuns ta n cia ha per,nitido que a travs de siglos acun1uo le all el murcilago gua n ero, toneladas y to11ela das de abono, no slo tiles hoy a lt, agricultura nacional, sino tambin con10 un producto que se est exportando y
PAGE 63

' ,,..~ ... \ ,_ ,.

PAGE 64

Una construccin de hierro conduce la va g oneter er ler cueva. va una E la misma n d erbono. tonelada e Durernte s i g 1 s el a rogua cavo en ~a lormerndo cer;er; nas en las que ?-, 1 s de murcieco4orua r O s. !ergos g u a n e ,., ..-': 1

PAGE 65

1 1 ) ' l ,. ._ ,. .. La boca de la caver na es una agrupa cin de rocas Y por ella se ganan las ga leras horizontales. El murcilago gua nero siempre duerme en oscuros racimos colgados del techo de la caverna. .. < . '; ,!' A muchos metros de la superficie, dond e no llega el sol. es tos obreros cubano s remueven el suelo. ) <

PAGE 66

... La extracci a travs de ni d e este abo po d a ol no. ta n ~~nte del INRI'na corres mb1en para e se realiza mentando as xportac i6n, a nuestras d lVl SQS. 58 1 Las vagonet cargan en as del INRA d contenido un gran embud esd que es o su me iatament envasado in dores. Y de a~ por los trabaja: sale a la venta.

PAGE 67

Actualmente se pueden sacar ciento c.incuenta to neladas dia rias de abono, depende slo de la demanda que ste tenga en el mercado internacional. ..... Primero fue so l dado rebelde e invasor con el Che; ahora, un trabajador responsable como todos los compaeros del l gar en la obra que se realiza, Otro latifundio ms que ha sido pues t o al servicio del pueblo por la Revolucin, Al fond o en l a distancia, se ob serva la S i erra de Cubitos. 59

PAGE 68

.. :: HA.S1 'A. hace poco e r a necesario est<1r iniciado en su s niister ios ra grabar una planchCI netlica o nna piedra lito g r fica -y toda va esa iniciacin sig1te sie11
PAGE 69

' D ES DE q u e G u ttem b erg i nve n t la imprenta e n el c u atrocie nt os, a l a fecha, hombres y asociac i o n es de hombres h an trata do en vano de encontrar un vehcu l o p erfecto, dci l eco n mi co y cas i diramos domstico, d e reproducir s u s imgenes y sus pensamientos En la actua lid ad exis te n mqu in as e xtraordinari as, maravillo sas, q u e imprimen h asta doc e co l ores s mult n eame n te, co r ta n e l pape l lo ensam b l a n lo presillan y ha sta lo trituran. Se t rata d e in strumentos d e licad os que c u es ta n ms de un m ill n de pesos. Entre l a impr enta d el vi e j o contempor n eo de C ris tbal Coln y e sos monstruos de la m ec nic a moderna m ed ian no slo 500 aos de investigaciones y d escubr imi e n tos, s in o tamb i n varios cientos de mquinas di ver sas, c u riosas muchas de ellas, que gara tizan l a difus i n r i da d e las id eas y los di seos q u e el h o mbr e puede concebir, pero tambin esos apa r atos c u esta n apre ciables s um as d e d in ero y son i naccesibles al artista o s im plemente al ciudadano co mn. Pero ha y ms. Tampoco esas m q uin as se "prestan" por poco dinero Cuan do una soc i edad "d e recreo y a dorn o" quera da r un b a il e, h ace 40 a os, im pr a un v o lan te, o un cartelito de p sima Manuel Pr e z Coronado naci en la ciudad de Uruapn, Mxico, en el ao 1929 y desde joven se di a conocer como dibujante y carica turista. En 1947 se traslad a la ciudad de Mxico O. F,, donde trabaj como ayudante del notable pintor y grabador mexicano Alfredo Zalc.,. tipogra fa en la imp renta d e la esq uin a, exac tament e como ahora t i e n e que h cerlo e l s indic ato e l co m e r c i a n te p e qu e o, l a agr upacin estudiantil o el boticario d e e nfr ente, po rque las grandes mquinas venden ca ro s s u s s e rvicio s y los gra bado s c uestan mucho. Incluso la serigrafa ( el ma l llamado "sil kscree n ") ex i ge ci e r t o recurs o s que no siempre estn a l a mano, es e ngorro sa y n o pue de tras l a d arse c ilm e nt e a casa. Entonces ap ar ece e n es ce n a el joven ar tis ta mexicano Ma nu el Prez Co ronado, la C e ra-Parafina y l a cola de carp int ero. Esto, un poco d e g l i ceri n a y otro tanto de buena vol un ta d daran r es ult ados a l ta m e nt e sat i sfactor io s. Pero antes d e entrar en la explicacin d e l proced imi e n to exa min e mo s algunos ante cedentes. EL GRABADO REVOLUCIONARIO Mxico ha sido s iempre t i e rra de graba do r es. El s famoso d el sig l o pasad o fue Jo s Guadalupe POSADA, cuyas "ca l averas" goza n de m e r eci da reputac i n. Posada lo mismo ilu straba un he cho d e sa n g r e cualquiera que un "corrido" (ver s i n mex i ca n a popula r e n octoslabos ge n era lm e n te, d el "romance" es paol) ; lo mi s m o gra b aba pa ra s u placer que para satirizar un desaguisado poltico Los gra b e dos de Posada, por l o general, no reve lan un conoc imi ento p rofundo del oficio pero t i enen sabor y e ntra a de pueblo, so n "v irtuo sos" por origen y s i gnifica do ll eg an Junto a uno de e j ecucin med i ocre se e ng a r za otro de rasgo genial y e l con j un to es un a abigarrada ex po s icin de lo q u e s ignifi ca e l arte popular: espo n ta n e dad, inmadurez y grac i a. Co n l a creacin d e l "Taller de Grfica Popula r ", durante e l r imen de l ge n eral Lzaro Crde na s, el arte del gra bado tom un impulso notab l e, y decenas y dece na s d e artistas se reve l aron como g r aba dor es de aguda penetracin y fuer za. Ta l vez se pu eda cons i derar a Leo p oldo nd ez co m o el de ms relieve int e rnaciona l. La revol u cin mexican a encontr, p ues en lo s grabadore s --en s u m ayo ra tambin pint oresapoyo y compre nsi n y, todava ms, eficaces co l a bor a do res Zapata, el rescate de la tie rr a, la d e nuncia anti imperialista, el la ti gazo contra t od a suerte d e injusticia la stira dura Todos l os p rivil eg i os fueron 61 1 l1 11 11

PAGE 70

1 62 La r ev olu c in m e x i cana t uvo la: co m p re ns i n y el a poyo de lo s gra:ba:dor es, nos dice e l S r Man u e l Prez Coronado. EL g rabado en cera per,nite la multirr e ,roduccin es barato r11.<11iuabl e y hasta tu i nio pu e de nianipularlo. Es ide
PAGE 71

terlal que se tenga a la mano, se l e hace un reborde q u e si,va de contn. Luego se v i erte sobre e l cr i sta l la cera pa rafina derret i da. Ve l as corr i entes, ele esas que se e mp l ean e n las iglesias, pueden servir A cont inua ci n se d i buja sob r e la cera l o o u e se q u iere reprod u c ir o se co lo ca un dibujo previamente hecho debajo de l c ris tai sobre un papel negro, para que resal te Sirv i ndose de esta g uia se comienza a trabajr. El ins trumental es va.r i ads im o y casi todo d e or i ge n casero: u n pali llo u n tenedor, un p un zn ele hielo, un peine c ua lquier cosa. Un lpiz, la u a, l as ye mas de los dedos, una orq uilla el e mujer. Con estos "buriles" se trazan las letras o la imagen d i rectame nt e e n l a ce ra parafi na, de man era que para obtener los blan cos se profundiza en la pelcu l a parafi n ada hasta ha cer contacto con el cr i stal, y de a h i para arriba se obtienen todos l os ma tices de l gris al n egro. Un ni o p u ede, s i quiere, g r abar e l mueco de s u prefere n c i a o el "retrat e de su mam, y un ar tista puede grabar l o que su talento y capacidad profesiona l l e d i cten Concluida esta p r i mera fase se pl'ocede a verter so bre la cera paraf in a la substancia de don d e se obt i ene e l "c li s" o grabado, qui" una hora ms tal'de, o en menos tien1po, se puede despegar. Esta substancia se com pone de cola "a l a per l a" ( o cualquier otra clase de cola pegamento o grenet ina mejor si n o tiene i mp u rezas) mezclada a una cierta ca n lidad de g li cer in a para que conserve la nec esaria elastici dad, que se prepara d el ,nodo sigu i ente: 1) Se dis u el ve en agua la co la cristalizada; 2) Se Je aade la sexta parte de glicerina (por ca da 5 li tros de co l a, 1 d e g li ce rina): 3) Se extrae toda el agua que contenga la cola en exceso, somet i ndo la a una buena se sin de calo r a l ba o de i.\1aria, mientras se agita con regular idad h as t a que resulte una mate1: i a viscosa: y 4) Se vierte en el ,nolde. Una hora despus se despega el graba do, que tendr l a consiste ncia aprox imad a clel chicle-caucho Co n un peq u e o rod i llo (que puede fabr i carse de la misma cola) se en tinta e l grabado. Hec h o esto, se co loca e l pape l y con l a palma de la mano se obtiene l a prim e ra impresin y todas las que se deseen s i guiendo el mismo pro ce din1i e nto' Parece dific ? No existe otro ms fcil y econmico. Con diez pesos, o menos, se improvisa un taller. l\1anuel Prez Coronado di en Bellas A1tes, por cuenta de la Direccin Nacio nal de Cultul'a, tres conferencias relac i ona das con su ~itodo un a terk.i y dos prcticas, demostrando objetivan,ente la teora. Otro tanto h ar en la Escuela de Artes Plsticas de Santiago d e C u ba, y asi mismo dar un cu r so para los emp l ea dos y dibujantes d el Ministerio de Comu nicaciones, de donde sa l drn seguramente graba dor es equ i pados con la tcnica nu va de l a cel'a parafina. Una venta j a de este s i stema consiste en q u e los mat er i ales se pueden fund i r y vol ver a em p lear, tanto la cera como la cola, reduciendo a u n s el costo de produc cin, que se limitar al pape l y las t in tas. -"Se trata de poner a d i alogar a IVIarti con el p u eb l o", nos dice Prez Coronado. Cmo es eso? "S, n1e r e fi e ro a u n m u ral que me han e n cargado para Comunicaciones, en piro x i lina, donde aparece Marti y el pueblo realizando sus asp i raciones." Se p u ede imprimir? -"Sin duda' Para eso es t n los ,n ateria l es de l p u eblo: cera parafina y co l a d e carp i ntero." A grabar, pues.

PAGE 72

------------------------------------------,------:--------/ on ara eas POR NESTOR PONCE ~~. ,,,... 4> ; .... -.. } , .L .. . ~ . .. ., .. FOTOS C E NU~EZ --... Nu es tro pnmer algodn tambin ha dicho "venceremos!" Par a tod as las telas po dremos usar nu estro magnfico algodn! A L GOOON. GOSSY'PIUM H IR SUTUM, PI.AN TA MALVACEA, CUYO F RUTO CONTIENE CE QUINCE A VEIN TE SEM I LL.AS ENVUE'-TAS EN UNA BORRA MUY LARGA V BLANCA ESTA MISMA BORRA ; ALGOOON EN RAMA, ALGO DON HICROFI LO E ST O es todo J o que dice sobre el algodn un diccionario corriente. Sin emba r go, para nadie es u n secreto que esa "borra mu y l arga y b l anca" es un a mater ia textil con la que se pueden imi ta r todos l os teji d os, desde la lana hasta la seda y q u e constituye un a impo rt a nt e riqueza para la I ndia Egipto, Es tados Un id os, Unin Sov i i ca, C hina Brasil, Mxico, Arge nti na y Per, su s princi pa les productores. Cuba no c u lt i vaba algodn. Para s u s p rdi g o s suelos, calificados de parad i s a cos por ms d e u n viajero, esta "planta malvcea" par e ca estar colocada en una es p ecie d e "lista neg r a", d e catlogo pro h i b i do junto co n al g u n as decenas ms de cui tivo s Desde que Alejand r o de H u mboldt, que estu di ac u c i osamente nuest ras riquezas, afi1 ma ra qu e la cercana d e Mx i co y Es tados Un ido s i m posib il i taba para nuestro pa s una produccin algodonera exitosa ca da vez que se menc i onaba esta p l a nta alg n "expe r to mova de un lado a otro, ap e sad u m b ra do, la cabeza A unqu e e ntr e l os aos 1835 y 1840 nues t r o pa s export a l g odn a Europa e n ca t ida d e s qu e llegaron h asta 40,000 q u inta l es, pue d e dec i rse que s u cu l t ivo fue aba n d ona do co m ple t am e nte ante el in te n so ata q u e d e las p lagas pa r a l as q u e n o se cono ca en aq u e ll a oca, medios d e exte rmi naci n ad ec u ados Sin emba r go, esto no pareci obstculo para l a creac i n en Cuba, e n aos r ecien tes, d e una indust ria te xtil y se ve na pro ducie nd o el absu r do d e que e n tanto mil es

PAGE 73

Este ao estarn sembradas de algodn 1,263 c a balleras en todo el pas, segn los reportes de las Zonas de Desanollo. de brazos y mil es de caballeras de tierra permanecan inactivos en los campos, por nuestros puertos entraban centenares y miles de enor mes fardos de algodn en ra1na. destinados a nuestras hilanderas y texii lera s. Pero tal disparate pasaba como inadvert ido entre el ocano de disparates econmicos en que naveg Cuba hasta e l 31 de diciembre de 1958; absurdos que tenan por causa matriz nuestra condic i n d e pas suborainado al imperialismo nor tea m er icano que h ab a hecho de nosotros una "economa complementar i a", sujetn donos al monocultivo esclavizante de la caa de azcar l\1S D E D O CE M I LLO NES Cuba adqu i ra cada ao del extra nj ro, principalmente de Estados Unidos, al godn e n rama, ace i te de semil l a d e algo dn para e l consumo humano y para usos indust ria l es, harina de torta de semillas d e algodn para p i ensos bala n eados y pe lusa o borra de semilla de algodn para relleno en ia fabricacin d e muebles, col chones, etc. En total, cada ao nos costaban ms de doce millones de pesos estos r;iroductos. Ese era el precio que pagbamos -se gn frase de Sartrepor el derecho a mantener nuestras tierras ociosas y nues tr os homb res sin tra bajo. Pero l a revoluci n, gran demoledora de mitos, traa en su cartera otros planes: no ms tierras incultas, no ms hombres sin trabajo! Desde que se inici la Reforma Agraria, se la contempl es labonada a una serie de medidas que habran de conducir a Cuba por e l camino del desarrollo eco nmico de la plena independencia, tanto poltica como econmica. La Reforma Agraria aca bara n u estro monocultivismo, liqui dar a nuestro atraso feudal, modernizara y di versificara nuestra agricultura, suminisEl INRA intervino la industria y all, en psimas condic i ones tcnicas y materiales se rea liz la prueba d el algodn cubano de nuestra primera cosecha. la que ha sido coronada por el xito, como se babia previsto, en l os experimentos del ingen i ero Guillermo Ortiz.

PAGE 74

1 trara mat e r i as primas a nu e s tras in d u trias de consumo. . Por eso con la reforma agraria se cu tivar a algodn! Y este ao, segn l os r eportes de las Zo nas de Desarrollo Agrario, estarn sem bradas de algo dn 1,263 caba ll eras e n to do e l pas; as, nu estra indu str ia textil no estar supeditada en e l fut uro a la imp or taci n de l a 1 11a te r i a pr im a. LA PR U EBA Pero pa r a h acer planes d e s u stituir to da o cas i toda la importacin de algo dn era nec esario conoce r prev i amente si nu es tro algodn tena la calidad necesaria, si por sus cua I ida des y por s u costo pod a competir con e l importado Someter a prueba nuestro algo d n era un paso impresc in dible y ese paso fue dado con xi to este ao en "Betroma Textil", un taller intervenido por e l !NRA ESCENARIO D E LA PRUEB A "Beu oma" es un viejo taller e ncl avado 6 6 Someter a prueba nuestro algodn era el paso imp r es cindible y ese pas o f ue dado con xito este ao en "Betroma Texti l "Be lroma", cuya vista parcial se mues tr a a la i zqui er da, es u n v iejo taller q ue s o halla situado e n la hermosa ciudad de Ma t anz as. en la c iu dad de JV!atanzas. En realidad f u e es ta blecido al amparo de la s ''garantas a l a in versin pr i vada". Algu i en, con mu chos deseos de enr iqu ecerse y poco inte rs en los h omb res que tienen que a l q ui lar sus brazos para no rnor i rse de hambre, concibi convertir una vie j a n ave de al macenar az car a l a q u e poco tiempo l e quedaba de vi da en nave para una ind us tria text i l. Sobre un p i so de cemento h ec h o por e cima de la madera, se comenzaron -:? ins tala r un as herrumbrosa s q u inas co n segu i das d e des echo en los Estados Uni dos ... y a trabajar! Polvo, ca l or, humedad, falta de l uz, ha cinamiento. sas era n l as condic i ones d e traba j o en "Betroma" y, cuando an a ba se d e esas cond i ciones no se obtenan ut lidad es suficientes, a paralizar l a fbrica. El I NRA int erv ino la industria y all, en tan ma l as cond i ciones tcn i cas y m ater ia l es, fue que se realiz la prueba del a l go d n cubano d e nuestra pr im era cosecha. Las pruebas fueron dirigidas por el In geniero Guillermo Ort iz aux ili ado por l os e mpl eados Fernando Prez y Antonio Ri vas y co n sistieron e n mezclar un 78 po r ciento de a l go dn cubano con un 22 por ciento d e rayn ( por exigencias de l a pro duccin ) para e l aborar h ilos d e calibres gruesos: nmero 13, 20 y 23. El algodn pas de los batane s a las car das, a los manu ares, l as mec h eras y la hi landera, anotndose en cada uno de los departamentos las observaciones de los opera ri os El ingeniero Oitiz, al presenciar l as p rueba s anqt e n s u c u aderno: "A l comparar el algod n ant i guo con el nacional observamos una gran mejora respecto a que te na me n os cantidad de mo tas que el algodn im po rtad o Al ob serva r el algodn cubano n os quedamos maravillados pue,., pareca q u e era un a godn peinado e n lu gar d e ca rdad o, por su gran l imp ieza y blancura". Despus, ot ra prueba qu e consist i en to

PAGE 75

' Al observar el a l godn c ub ano nos queda mos maravillados, pues ste pareca que era un algodn peinado en lugar de car d ado, por s u gran limpieza y blancu ra. mar una mqu in a de urdimbre montada en hilo 13 y poner 120 huso s con algodn cubano y 120 con algodn amer i ca no di el siguiente resultado: el algodn ameri cano parti tres puntas; el algodn cuba no no part i ninguna punta Finalmente, la prueba de l aborator i o confir m l as apreciac ion es del Ingeniero Ortiz con la sigu i ente comparacin: Peso Titulo A l godn Cubano A. Americano 76.2 gramos 76 6 gramos 13 .12 13.05 Resistencia 133 libras 118 libras Nuestro primer algodn tam bin ha d cho "venceremos'" Cuando nuestros coo perativistas tengan toda l a experiencia ne cesar i a para entregar una materia prima con la mayor calidad, podremos acometer l a fabricacin de hilos finos. Para todas las te l as podremos usar nuestro a l godn! \ i .. .. t, 1 67

PAGE 76

.. POR OO I LIO U RF E SI ALG UN p u eblo de C ub a puede ufan al'se de ser un devoto gua l'din d e las ms int e resant es tradicio n es folklricas de a n cestro afr i cano es s in l ugar a dudas, e l u l tra mal''1no Regta. Gracias a infamante tr fico de piezas de bano (seres humanos) ve1ificado entre e l gran continen t e negro, Africa, y l as Nue vas Indias en l as cond i ciones ms infra humana s se determina la p r ese ncia e n nu es tra fa u na tn i ca d e l e nt e africano, pero P.l qu e por su colo r oscuro, facciones ace n tuadame n te vigorosas y complex i n muy fuerte, se acred i ta popularmente co mo el nico y verda d ero representante d el h omus africano. Los tratan tes o negreros espn oles poi' lugueses, in gleses y ho l an d eses por citar

PAGE 77

! 1 ! FOTOS D E CORRALES COLLADO ZAYITAS a l os que ms se des t acaron e n ta n den grante pero prspero negoci o. pron t o se di eron cuenta de q u e lodos l os negros n o e r an i dn ti cos en cuanto a s u s c o st um b r es adornos natura l ~s tat u a j es, defor m acio nes en algunas de s u s pa r tes. etc d i a lectos, fornias de l l evar el pelo e incluso por el latnao de algunos y o t ;-os Sin en1bargo fueron e n sus res p ec ti vos cen t ros de trabajo obligado o pos i b l e m e n te en los centros de di~tr i buc i n, do nd e los i mportador es de brazos esc l avos comp r o baro n la diferenciacin tn i ca y c u l1 ur al q u e existia entre esos i n f el i ces hombres rnu c h os de ellos d e gran lin aje po liti co ( r eyes, p ncipes) o r e li g i oso (s a cerd o t es o b rujo s ). H oy es t perfcc t arne n te es t ablec i da l a l ,.. 1:-, ,1 h, ~_, .,., .. , .... l /if;.., 11. .. .. l I -~.~,~ "' ...... ..... I Una ahijada escenifica la ceremo11 i a conocida popularmente de "romper el coco". Este acto de gran s i g11ihcadn pora los cre y entes, no as egu ra siem pre bu e nas noti ci as para l a s tn adrinas" y s anteras o santeros", pues de pende de la forma en qu<, caigan io s 4 pedazos de coco, despus de agi tarlos den t ro de las manos en actitud invocad ora y lanzarlos al suelo. Fcil men t e se cons t ata que la "t etra decretada p or los pedacitos de coco. ya que cayeron defi.l)it.ivamente ho.cia arriba, segn la creencia. augura buen as co sas al j efe de la casa o cabildo donde se tiraron. Est ceremonia se ha he cho tan popular que no slo s,, ejerc i ta durante la s fiestas tradicionales. sino que incl uso los creyentes la rea lizan en igual fo rma a solas. tomando un c o co se co, pasndoselo p or todo el cuerpo a fi n de "limpiarse" y tirndolo fuer temente al suelo para romperlo. Si los pedazos ca e n "boca-aba j o" es ma la seal y entonces s necesario echarles al c ohol y quemarlos Las fotos re g i stran todos l os instantes de esta c ero monia. En e ll a vemos a l a ahijad a co locando en un plato alguno s pedazos del c oco Luego, haciendo una nueva invocacin. Y finalmente acabando de colocar todos los dems pedazos en e l plato, los cuale s convenientemente regados c on miel de abejas, son d edi ca dos a la Virgen ___ _ ...._ __ 69

PAGE 78

j 1 1 procedencia, grac ias a etn lo gos cubanos y ext ranj eros, de los distintos grupos de afri canos que fueron volcados sobre n uestros ca mp os para rendir la rgas y fuertes tareas en cafetales, caavera l es, en mont es abrup tos, quehaceres doms ticos, de artesana var i ada ha sta inclusiv e en las primitivas industrias de todo tipo que fueron sur giendo en la colon i a. De la vasta zona de l a Costa de Oro y la especfica Nigeria proceden los Yoru bas, c uya legendar ia ciudad de If deter mina el conocido complejo religioso de los lucumi es y que tan profu nd a m ente est arra i gado en e l pueblo cubano, sin distin gos d e est rato s, mediante un proceso d e s incr etismo litrgico con varios aspecto s e imgenes del panten catlico romano. Los luc umi es y los carabales, c uya xima expres in cultu ra l se manifiesta en los arc hifamo sos, aunque ineq u ivocada m ente e n muchos casos, abcus ( cuyo s is tema semi-religioso registra el persona je que acaso constituya la mxima atraecin folklrica de nuestro acervo cauda loso: el diablito han absorbido el gr u es o de los cultores de las trad i ciones rel i giosas de ancestro afroide en Cuba. No quiere d ecir que otras manifestacio nes litrg i cas africanas trasplantadas en Cuba, como las emanadas de los congos que en sus ramas mayombe y kimbisa constit u yen todava un factor de fuerza en la problemtica religiosa cubana, no deben ser cons i deradas a la a l tura d e los lucu m es y carabales. Pero es innegab l e que l a santera, hoy e xtendida a todo lo largo de Cuba, y los esotricos presen tes nicamente en las prov i ncias de la Ha bana y Matanzas, alcanzan un a l tisimo niv el en la co nsideracin cientifica del proceso cultural de l os grupos africanos supervivientes en Cuba. / Aunque los afr i canos tendan a l ce l oso mantenimiento d e sus tradiciones folklri cas medi.nt e un proceso oral trasmit i do de generacin en generacin, muchas veces este proceso natural se quebraba a 1 ser dis tribuidos los esclav os de id nt ica proceden cia a otros sitios e n que la dotacin estaba integrada por esclav os de distinta civiliza cin cultura y s i stema relig i oso. Esto originaba a v ece s frecuentes rias entre las dotaciones hasta gue se _l es fue permi t i e ndo a lo s lu cumes r e unir se co n los suyos y dems g rupo s e n t r e si e n deter m;n atios das al ao. Esta prctica f u e consag1ada d e hec h o y de d e r ec ho por una ord e n del .gobernador Ezpele la por la cual SP obligaba a lo s d4eos de escl~.vos a que 70 Despus de que l o s cocos han dado "la letra", una dev o ta "limpia" el cam i no, invocando y entonando cantos en hon o r de Elggua ( dueo y Seo r de los caminos) regando agua, para as refrescar el ambien te y calmar los nimos y ahu yen t ar el odio y la discor dia entre los h e r m a n o s Estas fotos evidencian un mar cado con t raste espiritua l den tro del proceso religi o so lu cum ca t lico. Los e u a t r o cuban o s que sostienen el pe queo trono de la Virgen, lo hacen en forma algo rumb o sa y la seora de la fo t o con tigua, en acti t ud de recogi mien t o y de uncin profunda ... ------------,. ~,, '{ ,( ~ .. /1 \ ' y _;-,'4' ~ A '\..' ... ~I rq Y' ~ lK:> ..... \ :1

PAGE 79

fff La Virgen milagrosa ha escuchado y .( atendido las splicas de sus hijo s ale jando de nuestras playas el huracn devastador. Una de las proces i ones cabilderas sirve tambin para exterio rizar pblica y alegremente la extra ordinaria gracia concedida. Hombres y mujeres cantan y danzan con alegra desbordante: Y emay ha demas t ra do, una vez ms, su infinita bondad. . PROMESAS r .. J ;. F ] t ll t .,, o Una madre, acompaada de su hi jito y otro familiar fue al Cabildo a ofrecerle sus respetos a la Virgen y tambin cumplirle la promesa ofrecida, quizs por la buena salud de su retoo. Ella se arrastra arro dillada desde el Cabildo hasta un costado de la Iglesia, pues Y emay fue trasladada el da antorior al templo. Muchas Jormas de cumpli miento de promesas pueden obser varse durante los dios en que se desarrollan los ceremoniales tradi cionales de la festividad de la v0neradsima V i r g e n de Regla. 1 1 j 71

PAGE 80

--stos fueran autorizados a reun i rse, tocar, cantar y bailar a usanza de sus respectivos lares. A es t a altura y co mo contJ ibu c in a los fest e jos de l Da de Reyes, en l os q u e los esclavos disfrutaban de sus horas de asue to. se fu e ron constit u yendo l os Cabildos o Asociaciones de Esclavos y Libertos, no lo para organizar s u s d iv e r s i ones, s in o para beneficiarse con servic i os d e soco1Tos mutuos, amn d e propender al c ul tivo de las tradicion es r eligiosas En la ciudad de La Habana s e fundaron 1nu c ho s Cabildos asi co m o en las c iudad es d e l Int erio r de relativa im portancia. En l a Habana fun cion aro n h asta hace pocos aos, relat i va m ente, Cab il dos Lucum Arar, Apap, Congo M und an1ba, Congo R eal Progreso, Congo Angunga y ms de 50 de Abac u o siendo stos l os q u e ex i sten en la actualidaq en nme r o de 83 en las pro72 vincias mat ance r a y habanera En Regla, cu na del i g ui s mo (una es p ecie d e m aso n e ra africana) ex is t i e ron tamb i n Cabi ldo s Arar Congo, Gang ( g rupo qu e orig i na e l Cab ildo tradic i o na l d e l Da el e R eyes ), Br i c h e, Apap y los i m p r esc indibl es lucu1ni y abacu, lo s p r i m er os de n egros y de blancos gracias a l a .int ervenc i n del mulato Andrs P et it reconocido y te m i do j erarca abacu y kim bis e ro, c uando e n 1857 prop ici la en trada d e h om br es blancos e n las soc i edades i igas La mayo1 parte de esos cabi l< lo s fu ero n d esapa r ecie nd o e ntr e otras causas, por la asilnilacin de mu ch o s n eg ro s crio ll os de n tro de la socied ad y civilizaci n di c t adas por e l colonia l ista espa ol y un dainenl.al n1 en t e a q u e una gra n rnay oria de los ca bild e ro s lomaro n la s armas e n l as r evo l uci ones d e l (i8 y 95 por 1n o tivos obvios JUNTO AL MAR / Y a en e l embarcadero se originan nuevos can t os y ceremon i as trad i c i o n a l es en t re lo s e r e-yentes. Unos se purifican c o n l as aguas d e Y e may, otros se "limpian" con ga jos de paraso, una lanza a l agua el contenido de dos botellas (lumie ro) y otra se apresta a lanzar su "ebchaix", despus de rogarle a Y ema,y p a r la buena salud de sus allegados. Todas estas ceremonias y actitudes personales provocadas ::or l a :c:; 1a .e del pueblo es con sagrada y ameruzada por los tam bores bat y los cantos entonados por l os acompaantes. La Virgen es sacada de la Iglesia en hombros de sus fie les de frente al Ali ar Ma y o r ya que es impr'>p i o, segn l a creenc i a da rl es la espalda a los s a ntos, y a ell a m isma, que se encuentra en el t r o no de l aliar m a yor de l t emplo. La v i rge n cita de l Cabil d o de S u s a na s a Je p r imero. Despus, la del C a b ildo de Pepa ( con d o s urnas d e las vrgenes her manas O c h n y Yemay. o sean la del Cobre y Reg l a) T o dos los creye n tes q .iere n ac o mpa a r a las tres ,, 9e n es. d e destacar. Co n e l advenimi e nto de la Repblica y l a r e lativa libertad de cultos qu e de h ec h o podan d i sfr u tar los poqusimos africanos qu e arr i baron a ta n extraord inario acon tecimiento patrio y sus descendientes crio llo s, se propici en Reg l a un r e nacimiento de las p ctic a s r e li g io sas afiicanas bajo la advocacin de l a V ir gen ne g ra que lleva el nombre de ese p u e b l o, pu es la leyen da e xplica que su aparicin aco nt eci e n la 1 ada hab a n e ra, e n la parl e marginada al e mboqu e de este inquieto pu e b l o P e r o e l c ulto a la V i rg e n d e Re g la ad q u iri desde e nton ces nu evas caractersti cas dogrnti cas y mater i a l es al identificar se conju n ta m e nt e aspectos ri t ual es d e procedencia lu c umi con los ca t lico s Y as l a or isha Y emay:': (creadoia d e l uni verso y r e ina d e los oca no s) qu e int eg ra e l Pante n L u c um i se id cot i fica e n la Vir

PAGE 81

l 1 y ,.,

PAGE 82

La procesi n de los cabildos reglanos manif iestan algu nos hechos de caracterstic as muy dife r entes a las que se suceden en otros pueblos de Cuba. Por e je mplo, no es una Ban d a de Msica de fisonomla t radicionalmente europea la que ameniza las "visitas" de las virg enes de l os Cabildos, sino un tr i plico de tambores ba t, eng ala nados con sus bandeles y "c haugurs" (campanitas). 74 gen de Regla de acuerdo al catlico. Cas i to d as las ci ei dades santos o d i oses que en nmero de 33 forman el Panten u Olimpo L u cum se equivalen con otras tantas ca tlicas ro 1n anas. Dos santeras r eglanas, Susana Cantero y Panch i ta Crdenas, ambas fallecidas, consagraron la tradicin religiosa lucum en sus respectivos cabildos desde los albo res de l a Repblica. Aparte de l os distin tos actos realizados en esos cabildos (bau tizos, ini ciacio n es, consagraciones, r ogati vas sobre motivos personales, etc.) como propios de la litu rgia yoruba, se destacan popularmente esas cofradas con mo tivo de l as ceremo ni as y proces i o n es efec tuad as separa dam en t e y que inicindose desde l as casas q u e l os a lb ergan, pasando por la Iglesia Catlica, em boqu e o e mbar cade ro de las l anchas que h acen la traves a entre l a u rbe habanera y e l pueb l o, "sal udos" a l as casas de santeros, ce m enterio mun i ci pa l para sa l adar y rogar por "Echubi" (S u sana Cantero l y Panchita y otros sacerdotes famoso s que all r eposan, v i s i tar e i Cabi l do Munic i pal. co nclu yen e n las llamadas morada s sagradas. Es indescr i ptible e l e n tus i asmo que reina e n R egla todas las maanas de l os das 9 de septiembre e n tre l os ahij ados", "ma drinas" "sllnteros" y "baba l aos" (jerarcas sup r emos de l rito lucum catlico) para acudir a rend irl e tributo a Yemay-Ol cum en su dia, aunque en rigor el dia de la Virgen dP Regla es e l 8. El pueblo en s u totali dad v toda la fam i lia o hermandad l ucum de ci u dades y pueblos limtrofes se conce ntran en lo s Ca bildo s y l a Igles i a pa ra recorrer l as callP r eg lana s cargadas de histor i a, por sus luchas revolucio n arias para rend irl e honores a su V i rgen n egra de cubansima estirpe.

PAGE 83

' 1 r r. 1 ' .... 1 -------~-Con pas o s firmes y rpidos se desplaz a n po r las c a lles de Reg l a alegreme n te adornadas, v a r ias criollas para toparse con la procesin de l a Igles i a Es t a procesin, casi s iempre la ltima en salir se desa r roll a e n tre el atar decer y l as pri m eras h o ras de l a n oc h e. adqui riend o fa ce t a s de lu m i no s o espl e ndor ___ J La clsica procesin marina de la Virgen de Regla (P atro na de los marine i os) seguida por la mirada de los creyentes que quedan en tierra, inicia la etapa !ir.al del jubileo reli gioso de las fiestas reglanas .... Una vez visitado el emboque, el Ca bildo comienza en ngor el recor rid o por las calles y .. v i sitas" a las ca sas de santos (donde se tiran los cocos) incluyendo una al Ayuntamiento o Casa del Pueblo. La ., proces1on, in .. legrada por hombres y mujeres del pueblo, se va acrecentando humanamente a me di da que pasa por las esquinas. 75

PAGE 84

' ; :t ... 1 -E s ta tarea es nueva para n, .. ; P e ro u s ted no se,nbraba antes ... ? Bueno s e n1braba, f)ero no "recoga" nada . o ' t ' 1 ' , --Varuo~ :r v e r Jor gito! D iln e una frase b i en iop11lar. ;CIJBA $ 1 YA:--IR I S N O! ;

PAGE 85

f r Cornpay, --.....__ .. r , ~ 1 W,, s i hasta con e e< ulaban. I humo ts11 ,, '. ... N DONNA 1 <'t1tre EL CICLO ha'quien e I la no A ,,ta s v~ 1 J 1 1 c\1UERTE es para . PATRIA, y la S hi1, esto es la 'e quitrnosla. traten o aquellos que 7'

PAGE 86

UN CENTRO TURISTICO INOLVIDABLE SE SUBE a la m e seta alta por e l ca mino ancho que ayer abriera la Revolucin. Detrs queda e l pob l ado ti rad o a cordel, acunado en la planicie a la sombra de las montaas: la antigua lla()ienda Candelaria mer ceda da por los reyes de Espaa en 1632, c uy a primera casa se construyera en 1809 sobre terrenos donados por Javier Pedroso. Es domingo y los vehcu l os su ben y bajan repletos de paseantes. Son trabajadores de los talleres y de las fbri cas de todo el pas; pequeos come rcian tes, profesionales y estudiantes y agricultores de las cercanas distantes. Abigarrada multitud de pueblo que se extasa vocin glera en el gozo del pa i saje. Pueblo sano, bueno y dulce que ha encontrado su ca mino. Criollos de cepa viril d i spuestos a defender con la v i da l soberania del ar chipi l ago. Impone el bosque de v i ejas raices que aos atrs o l vidaron la luz del so l. R i be tean la ruta siemprevivas silvestres azu les y amarillas. Aq u y all, agrios na r anjos se m brados por las aves a vo l eo, y ciru elos y guineos tambin. Es Soroa, uno de los parajes ms h ermoso s de la isla grande, famoso en todo el orbe, centro turstico de los ms bellos construidos por el Go bierno Revolucionario para el INIT. Es infranqeable la congestin de auto mviles de todos los tipos a la puerta del w.rque. Hombres, mujeres y ni.'1os se arremolinan en los sitios de partida de las varias excursiones. Una caballera de e x78 .__ cursionistas trepa lentamente la montaa. Los modernos mniLus europeos n o dan abasto al i nmenso pblico. En el vasto restaurante junto a la represa no h ay sitio para u n comensa l ms. La a l egra sana contagia el ambiente Con Emiliano Antnez, el administrador de Soroa, subimos en el VW mil pies de montaa. Es como una avenida de ancha y de firme la ruta que nos lleva al Pico del Aguila. Pero en la altura son gavila nes los que anidan y Emiliano se propone bautizar criollamente la cresta: Pico de Gavilanes. Desde e) alto majestuoso todo puede contemplarse Abajo, en el estribo de la sierra, el pue blo nuevo de Soroa. Brillan al sol los co l ores de la bandera de la estrella soli tar ia. En rojo, blanco y azul, se muestran las cabaas So n 49 construcciones ultra modernas, cuatro de ellas con tp i ca cobi ja de guano Estn equipadas Juego Jo supimosde habitacin-dormitorio, closet, bao completo y dos terrazas. En el cen tro, un lago rectangular, la gigantesca piscina olmp i ca. Ms all el edificio del bar-cafeteria y el otro de las taqu i llas, que tiene capacidad para c u atrocientas perso nas. Y la gente que deambula entre las flo res l uce desde e l pico como un bibijagero removido. Como una alegre colmena hu mana. En la lejana las cumbres de la Sierra del Rosario, y la s otras de la Cor dillera de los Organos: La V i ga, Ju,..;r 1 1 \ \ Gang, Miraci elos, Naranjo Dulce, Cama Vaca. Y las caas nuevas e n el valle. Y l as vegas lozanas. E l conjunto del peni plano. Bajamos escoltados por un grupo de fa m il ias que comentan l a inefable dulzura del paisaje. Es cierto, Soroa_ no puede explicar se en pa labras. St: s i ent l a potica conmo cin de su mbito. Bordeamos el bosque de l as pomarrosas, los rboles de yambo que vinieron un d a de la India Oriental, de frutos que son como manzanas peque as de sabor dulce, amar i llas y rosadas y olor a rosa. V amos al salto. Es la corriente del Manantia l es que nace en las sierras, como un hilo en las grandes sequas, torrente imp et uoso durante las lluv i as torrenciales. Cae el ag u a la vando las rocas con vale el contrasentid~ fragor suave Y serpea luego entre la fronda cmino del mar. Y el lu gar paradisiaco tiene un ngulo f/J.moso e n todo e l orbe: el orquidear i o La ms comp l eta y valiosa coleccin de or quid eas de que haya mencin. Se debe a l a perseverancia de un estudioso criollo, Toms Felipe Camacho De l y de s u s orqudeas nos cuenta Emiliano Antnez una anc dota v i eja: Durante u na importante exposici n fl o ra l en Londres, un anciano visitante que admiraba la exh i b i cin de las flores pro cedentes de todo e l mundo, se qued largo tiempo contemp l ando una orqudea de una

PAGE 87

l r Confortables, cmodas y seguras, estas cabaas de Soroa tienen. empero, el tipicismo del techo de guano. Atrs quedaron los bohlos inhsp i tos e insalubres, que no como hab i tacin accidental, sino como vivienda permanente. habitaron durante siglos los campesi nos cubanos. Ahora. los guajiros cooperativistas tienen vacaciones. Son de ladrillos t amb i n las bellas y slidas cabaas disemina das por el parque de Soroa, entre las arecas y las flores. Hom bres, mui e res y nios de todos los estratos sociales las disfrutan los lines de semana y es el centro tur!stico como un bibijage ro remov i do. Como una enorme y activsima colmena humana. 79

PAGE 88

'

PAGE 89

, ., l 1 . i - '" i. . 4, .,~. ,,. ..... ;~ .j., Nunca antes el pueblo cubano tuvo acceso a las pis cinas de los clubes elegantes. Pero en esta monumen tal piscina de Soroa, hermosamente construida por el Instituto Nacional de la Industria Turstica, hoy los ciudadanos de esta patria disfrutan de una piscina olmpica como hay pocas en nuestro pas.

PAGE 90

especie famosa. De pronto, acerto a pasar por all e l d i rector de l a feria, y el anciano se permiti abordarlo: -Discu l pe usted --dijo a l a autoridad de l a exposicin, pero esta orqudea mo rir si no se ttasplanta Esa no e s l a manera de sembrarla ... El interpelado se ech a rer Luego, pidiendo d i sculpas a l anc i ano, l e respondi: Am i go, la nica persona en el mundo que pudiera darme lecciones sobre cmo p l antar orqudeas est a miles de millas de aqu. Vive en Cuba, una isla de l as An tillas, y se llama Toms Felipe Camacho ... Yo m e llamo --dijo el ancian o, To ms Felipe Camacho Pero aparte el orqudeario famoso, con un valor de dos millones de pesos, que me rece un reportaje apart e, Soroa tiene g u los de belleza inenarrable no suficiente mente conocidos de propios y extraos. Ahora, aquel paraso pinareo puede ser disfrutado por muy mdicos precios. El Instituto Nacional de l a Industria Turs tica ha puesto al servicio del pueblo todo

PAGE 91

' ,. ' En el terreno quebrado de la dilatada meseta, en el estribo mismo de la cordillera, el Mi nisterio de Obras Pblicas del Gob i erno Revolucionario ha construido un pueblo nuevo a orillas del lago rectangular. La piscina olimpica que ha ce las delicias del p u e b 1 o ABAJO, IZQ. Tres cabaas. Tres criollas. Detrs, las pal mas. Es un ngulo del inefable paraje de Soroa, donde se so la z a el pueblo b u e n o sano y dulce. El pueblo de cepa viril que est dispuesto a de fender la sobera a del ar chi pilago al precio de la vida. pa r a s u so l az y e sparcimiento sano t oda la regin tu rsti ca de Soroa y s us co ntor n os Es que "Revo lu c in es construir" en l o fs i co como en l o a nmi co Crear en e l alma popu l ar la mstica de l o nu est ro, de lo au tct on o, de l o cubano Desglosar de la vi d a cr i olla to d o rescoldo d e e x tran je ra. Para e ll o, para hacer in til e i l gica la cos tum b re aeja de veranear en e xtraa s tierras, e l Mini ste rio de Ob r as Pblicas del Go bierno Revol u cionario ha const r ui d o cien tos de cen t ros t ursticos a travs de todo e l ter r itorio n acional. Y e l IN I T lo s pone al alcance d e l a s clases pop u lar es qu e ja ms disfrutaron de l sol, d e l a brisa d el paisaje. Soro a es slo u n a muestra de los mu chos s i t ios d e stina d os al gozo p l eno del p u eb l o, a su felicidad Y c u ando e l p l an t urstico de l a Revo lu cin haya sido com p l etado, d e c i e rto no h abr pa s en e l i nun do que pueda o fr ecer mbito ms g r to al tur i s m o int e r nacio n al. Y el t u r i s m o ser ta m bin -e n g r a n m ed i daotra i nagotable ri queza agraria >, .,, Una madre cubana y sus hijas en e l r incn apaci ble de Soroa. En el reco do dulce donde la brisa es ms fresca y ms ai ... rosas las palmas. "Revo lucin es construir" en lo moral como en lo lisico. Y en la campia se ex pande en toda su dimen sin revolucionaria el al ma, el espiritu nacional. Junto a las viviendas amables, teniendo p o r ma r co las montaas, fa milias de los ms remo t os lug a res del pas se d a n cita para almorzar En el b it o de $cro a se p i er de t o d a nocin d e l tie m po, dis c u rr en las h ras ins e nsib leme nte. Es el nue v o cl i ma d e la pa tria, pa r a s ie mpre li b r e d e dspol a s y de t i ranos. 8'.\

PAGE 92

El Instituto Cubano del Petrleo: su historia, sus xitos y sus planes CASTRO. POR ANORES V. Plr
PAGE 93

' Fusil al hombro los trabaja dores petroleros cuidan las ins talaciones de las refineras. 1El xito est asegurado. _. .. ~...... 1 ........ 1 ..
PAGE 94

. Cuadr o N 2 PORCENTAJE DEL M E RCADO D E PRODUCTOS DE PETROL E O QUE CORRES PONDIA A CADA EMPR E SA(!) ' PRODUCTO S F..sso S h e ll Texas Sinclair Otras F,ue l Ol 5 2.9 % 12 0 % 28.9 4.8 $f 1 50,1.., Gasolina de aviacin 7 4 .3 2 3 9 0.3 1 5 \ J et Fu e! 99.2 0.8 -i' 'Gasolina 37 0 23 9 1 35 20 1 5 5 ---..... Kerosina 57 9 20.3 7.3 1. 0 13 5 Gas Oil 4 1.4 27.6 1 3 .4 1 1.6 6.0 -.... Lubrican tes 25.8 10 1 15 9 13 7 3 4. 5 Solventes 66.7 1 7 5 0 5 15 3 Asfa l to 99 4 0. 1 0. 5 Cera 6.6 1 7 6 75 8 ( 1 ) Fu e nt e : Institu t o C u bano d e l P et l eo. En las oficinas de la Ex-Standard Oil Com pany u n miliciano monta guardia. Desde el prime -r momen t o se garantiz que la "zanca dilla terminara en un fracaso con la i n tervencin e inmedi ata ocupacin de todas l as propiedades de las emp r esas petroleras. 86 Se a dvi e r te cla r a me n te qu e la s t r es p rim e ras e m p r esas don1in a b a n cas i to d o e l m e r ca d o. Co J'\ TIIOL A 8AN LA R E FI NAC I N La ca p acidad de t ratamiento d e las re f i ne as estableci d as e n C ub a, a lc a nz a e n su c onj un to a 88 000 barriles di ar i os y la capacida d de a l mac e n ami e nto total es de 5 6 5 2 ,1 00 barr il es L os m o n opo li os r efi n aban e l ~)S po r cie to del petrl e o y disponan d e l 99 po1 cien to d e l a capac i dad de almacenam i e nto se n p u ede vers e e n el C u adro N o 3 Cuadro No. 3 CAPACIDAD D E R .E FINA C ION Y D E ALMAC E NAMI E NTO DELASR EF IN E RIASD E CUBA (1) (En barr il es ) R e fin e ras Capac id ad diaria ESSO SHELL T EXA CO C AB AIG U AN de r e fina-0in 36 400 28,000 20,000 4 ,000 Ca.pa-0idad d e ahnacena,niento 2.331,000 1 .900 000 1.320 000 100,200 Tot a l es 88, 4 00 5 .6 5 2,100 (1) Fu e nt e : In st it u to Cubano d e l P et l e o L as r e fin e r as extra nj er a s ( E sso, Sh e ll y Texaco ) l as m s m o d e rna s y m ejo r es abarcan toda l a gama d e l a p ro du ccin e n m ater i a d e refi n aci n y seg n clc u lo s ap r o x i m ados va l e n $66 200 000 00 En C ub a, y este es ot r o d e l os d eta ll es peco co n oc i dos por el pueblo, l as emp r e sas m ono p oli s tas r e a li zaba n tamb i n gra n d es u t ilida d es r e fina n do pe trl eo cr u do aq ui pa ra exportarlo a ot r os pases En 19 5 7 se e xportaron prod u ctos por u n to tal d e 2 809 000 bar ril e s; e n 1958 por 5 6 4 4 40 0 barril e s y e n 1 959 por 2. 5 97, 7 00. L os pr odu c tos e xport a do s han sido ga so lin a gas o i1 fu e! o i l y una c antidad p e q u e a de k er os i n a ( p o p u l arizad o con e l n o mbr e d e l uz brillant e") CII EAC N DEL l. C. P. El 15 d e f e br e ro d e 19 60 e l gobie r '1o 1 e v o lu ci o nario c r e a el In st itu t o Cuba n o .; I Petr l eo t e ni en d o p 1esent e la an t er i or si tu ac i n y co n e l ob j et i vo de qu e el T n st i tu to sea e l or g a ni s m o capa z d e ll e v ar a d e l a nt e un p rograma de exploracin pe rf o ra c i n y e xp l otac i n de p o sibles yaci mi en t os p etrolife,os y t' u nc i o r, a r co m o un o r ga ni smo r e gu l ado r de p; e cios Se g n pa l a b ras d e l pro pi o Prim e r M ;ni s t.r o e ra ne c esa r i o qu e u n or g anism o conc e ntr a r a to dos l os r e cursos y e q u ipos y ll evara ade

PAGE 95

Los cascos blancos identifican enseguida el paisaje: los obre ros petroleros t raba jan y al fon do un camin tanque, luciendo el emblema del !.C.P., recibe des de un depsito el combustible. Los monopolios extranjeros con trolaban, incluso, el mercado de petrleo y sus derivados en Cu ba, segn muestra el cuadro junto a la fotografa. La Revolucin convfrti en cosa del pasado ese estado de cosas; hoy los camio nes, los tubos las plantas, el petrleo. . todo es de Cuba. Con alega, entus i asmo e inte rs se aplican ahora los ob reros al trabajo. La foto recoge un as pecto de l a perforacin de un po zo en Barreras, Provincia de La Habana. En total el Instituto pla nea pe r forar 12 pozos solamente en l o s meses que restan de 1960. Se estn haciendo estudios geo f i cos y la compilacin de los planos de gravimetra y ssmica que efectuaron con anterior idad las Cias. particulares, para que Cuba, si cuenta con esa rique 8 za, pueda aprovecharla al fin. (

PAGE 96

/ !ante un verdadero plan de combustib l e" En el primer momento e l Instit u to Cu bano del Petrleo se constituye con slo 21 perso n as enco m e ndan do F i de l Cast r o l a tarea de or g anizar y dirigir el organis mo al Ingeniero Alfo n so Gutirrez E l I n st it uto co mi enza a t r aba j ar y e l 16 d e mayo, a l os tres meses de s u crea cin, pone a l a ve n ta l os productos ICP; gasolina, fue! o il gas oil y kero si na, re g u la ri zando el precio de esta ltima La gasolina ICP, de la misma ca lid ad de l a especia l es p u esta a la venta al precio de la gasolina corriente y al primer mes ya haba cubierto el 16 5 ';!del 1nercado, pa sando, a los dos meses, a cubrir ms del 35 por ciento del me r cado naciona l. E l I CP amp l ia la capac i dad de refina cin de l a refin e ra Cabaigun, interviene los archivo s de l as e m p r esas petro l eras y comienza s u s trabajo s de exploracin Ya a los tres meses de fundado el Inst i tuto contaba con 700 e 1npl ea do s: ofic i nas centrales en 23 y N; Terminal Habana en Via B lanca y Carretera de Guanabacoa; P l anta de Gas e n Puentes Grandes; Ta lleres y Terminal de Transporte en Va Blanca; R e fin eria e n Caba i gu n T e rm i n al de Almacenamiento y D i str ibu c i n en Ca silda; Planta de Tratamiento del Petr l eo Crudo e n .Jatibon i co y Terminal de A l ma cenam i ento en Santiago de Cuba COM P RAR M S BARATO Otra de las combinaciones de los trusts petro l eros corisistia e n co1nprarse a si mis mos el petrleo crudo, a precios artificia l es. El I nsti tuto, necesitando petr leo para la refinera de Cabaigun q u e le hab a sido tra n sferida por Recuperacin de Bie nesac udi al m erca do y celebr un con trato con la Compaa Inv ersion i sta Po meroy, representante de la co1npa i a n orteamericana "Super i or Oi l Company", adquiriendo 2 50,000 barriles de petrleo crudo de Venez u ela de 31 grados API al precio de $2.10, puerto de C u ba. Este pre c i o era infe1 1 ior en u n 25 por ciento al qu e cobraban las empresas refinadoras de pe tr l eo en Cu b a, d e acuerdo a l os fijados en el Platt's O il g r am, que alcanzaban $2.80 el barril. Pero los tr u sts sabotearon la compra, apoyados e n e l control que t i ene n sobre el transpor t e martimo y e l Instituto com pr e n tonces a l a agencia "Soj u zneeftx port" de la URSS, pe t le o al p r ec io de $2.14 el barril C IF, p u e rt o de Cuba, ab sorbiendo l a e m presa comerc ia l sov i i ca e l costo de t ransporte de ese prod u cto des de ouerto de l Mar Negro hasta la IslR El da 17 de abril arribaba a l p u erto de Casilda, proce d ente de Novorossisk. el primer buqu e-ta n que sov i tico, el "Andrey V i s i nk y" co n 80,639 barriles de petrleo crudo. E n segu i da el Banco Nacio n al de C u ba, teniendo presente qu e a ese precio Cuba podria ahorrarse anualme n te 25 millones de dlares e n d iv i sas, h i zo q u e, con arreglo al Conven i o Comercia l Cubano -S ovitico, el Banco de Comercio Exter i or cer r ase una compra a la Soj u zneeftexport poi 900,000 toneladas de petrleo crudo en l as mismas co n diciones q u e e l co m prado por e l In stituto Se asig n aro n e n to n ces, te ni endo en cue n ta l a poca capaci d ad de trata mi ento de la refin e ra Cabaigun, cuotas de 300,000 to n e l adas a cada una de l as r e fineras e tranjeras. Pero los trusts i mper i a li stas n o estaba n dis p u es tos a perm i t i r q u e e l pais ahorrara divi sas en la compra de petr l eo, ni que se d i sp u s i ese a b u scar se ri a m ente tan pre c i ado combustible en su s u bsuelo, con v i tas a l as n eces i dades crecientes que l a i n du strializacin crea. Por eso p l anearo n lo que Fid e l ll amara l a pr i m e ra gran zancadilla" de los mo nopolios: dejar a C ub a s in petrleo, pa r a li zar sus in d u strias, i nmovi li zar el pa s con el propsito de arrodillarlo El 10 de j uni o, en u na i mportantsima compa1ecencia an t e l a te l evisin, el Pr i mer Ministro anuncia a l pueblo e l complot y a los pocos di~s ( el 24) da a co n ocer -en una nueva comparecencialas e x i s t e ncia s de co mbus tib l e en el pas y l a ne gativa de las empresas a traer pet r l eo y a refinar e l que e l I CP adquiere de la Unin Soviefica; tal y como ven a n ob li gadas por l a Ley de 9 de mayo de 1938, adv i rtiendo a l os monopolios q u e el go b i erno tomara las medidas necesarias pa ra ev i ta, que el pas careciese d e combus tib l es. LA I N TER VENC I N A los pocos das e l 30 de junio, la refi n era d e la "Texas Co mpany West Indies Limi ted", la TEXACO, en Santiago de Cu ba agota s u s reservas d e crudo para refi n ar y e l Instituto le sit a dos patanas co n petrleo. La e mpre sa se ni ega a recib i r lo y e l gobierno revoluc i onar i o e nf renta l a man i o bra monopolstica decretando la in tervencin de la refinera E l primero d e j u lio l a escena se repit e en las refiner as de la "Esso" (Stan
PAGE 97

En slo cinco meses l a URSS ha servido a Cuba ms de cua tro millones de b arr il es de pe trleo crudo y sus derivad o s, garantizando asi e l abasto e impidiendo que la maniobra de los monopolios yanquis con tra nuest ra patr ia tenga i t o decisin conv,erle la interv e ncin de las pode r osas refiner as Esso y Texaco y l a emp1'1:?Sa gaso li n e ra S in cla i r, trans i tor i as al fin y al cabo, en posesin d efi nitiva por el Inst i tuto Cuba n o de l Petrleo Por es ta razn, e l I CP est e laborando nu evos planes y p rogr amas de accin a la vez q u e una nueva r es tr u ct u racin d e sus D epa rtamentos d e O peracin El Inst i tu t o v i e n e desarrolla nd o un pro grama d e exploracin q u e consiste e n l a correlacin de l os poz os exp l oratorios per forados con anter i oridad y en la co mpil a cin del plano geo gico ge n eral y e n e l control de los pri m e ro s pozos q u e h a e carado el organ i smo. A fin de ao habr cuatro co mision es de explo ra c in t r a ba ja nd o En c uanto a la geo sica se est e n e l est udio y compilacin de l os planos d e g rav in 1etr i a y s s mica qu e efect u aro n con anterioridad l as c ompaas particu l ares, para comparar co n e l sistema geolg ico en i gual escala Se calcula perfora r 12 pozos e n los me ses q u e resta d e 19 60 p rincipalm e nt e e n l a Prov i ncia d e l a Habana y se ha montad o un l abo r atorio de M i cropa l eontolog a y Petrografa. Se est n co n st ruy e ndo en Guanabacoa las oficinas, a lm acenes y ta ll e res de l Op to de Explotacin. E l I n sti tu to c u e n ta co n 8 eq ui pos de perforar, d e los c u ales est n tra bajando ya dos: uno e n Barr e ras, Bacu ra n ao y otro en Ma druga Provinci a de la Habana E l campo d e Jatibonico h a s id o est udiad o para au m e n tar s u pro du ccin y a l present e s e p r epara el r eaco n d i cio n m i ento de l os pozos con ese fin. Cuba m a r c h a i n co n te nibl e, ve nci e nd o zancad i llas, hac i a el triunf o seg u ro. E l pe tr l eo es otra ri q u eza rescatada para el pueblo, q u e habr d e perm i ti r e l ito en l os p l a n es de in dustriali.zacin y d esa r ro ll o eco n mico d el pa i s ~ 89

PAGE 98

anos en las limpiadas de Ro m a LA S OLDI PIADA S de Roma pertenecen ya a la Historia. Una Historia q u e ofrece mltiples ng u los de anlisis y es t u dio y que, por otra parte, es altamente aleccionadora en l o q u e se re fi ere a sus resu l tados y reveladores mtodos y tcn cas. Pero hemos de c i rc un scr i bi r nos casi de modo exclus i vo e n e l presente tra b a j o a la part i cipaci n de la pequea embajada d eportiva cubana en esas Oli m piadas a conocer, sobre todo, las impresiones obje tivas de algunos de n u estros a ti etas des pus de las provechosas exper i encias obt e nidas en Roma N u estros tres perso najes son el veloc i sta Enrique Figarola, la o bstac u lista Berta Diaz y e l leyantador de p esas Juan Torres, que regresaron a la patria con las a l forjas llenas de ensea zas y de til es conocimientos adq u ir i dos en e l grandioso certamen de l msculo al q u e as i st i ero n miles de atletas represen ta n do a 85 pases, el mayor n mero re g i strado hasta ahora de n aciones partici ----------90 pantes en unos Juegos Olmpicos Cuba concurri a la cita olmpica por deber h istr i co en este mi n u to trascenden tal para la patria. Sa b iase que nuestras pos i bil i dades eran precar i as cua n do por pr i m era vez se estaba lleva n do a la p r tica una intensa y profunda labor coordi nadora y or i entadora de nuestros deportes, cuya fecunda cosecha h abr de recogerse dentro del p l azo de tiempo razonab l e y prudencial; pe!o con e l reducido n mero de figuras estelares que ten amos era in dispensable h acer acto de presencia en Roma para que l a band e ra de l a est r e lla solitaria no dejase de flamear, ms orgu llosa que n un ca, en aque l conc i e rto de enseas nacionales. Siendo de tan hondo sign i ficado las Olimp adas Mundiales, cuya ms alta m i s i n cons i ste en establecer vnculos fraternales entre todos los pu b l os y todas las razas del mundo, no pod a Cuba permanecer en modo alguno ajena a la c l aridad d e esos nob l es id eales de paz l POR J. GONZAL..EZ BARROS y entendimiento cord i al y humano. Lo i n1portante, p u es, para los cubanos, era s u mars e a l sentir e l eva do de las ms pu ras esencias olmpicas y compet i r con tan grande espr i tu d epo rtivo como con tan difana comprensin de nuestras pos i bili d ades. Cifrronse desde el pr i mer momen to l as mayores asp i raciones criollas en la actuac i n del ve l ocista Enrique Figarola por razones obvias. E l muc h acho oriental habia cor ri do los 100 metros planos en diez segund os y dos cimas, marca pro digio sa que l o situaba al lado de l os ms grandes corredores del mundo. Resultaba lgico, por ello, que confiramos en sus piernas vertiginosas para que p u diera al canzar una d e las pos iciones privilegiadas en los finales de esas pruebas, como as sucedi a la postre. UN EXTRA DE ESFUERZO Apenas transcurridos dos aos de haberA l a izq u ierd a el cuart o humano ms veloz del m u n do, Eru i q u e Figarol a q u e se consa g r mundial m en te fr en te a lo s m ej o r es ve loc is tas e n las lt imas O lim a d a s. A rri ba J u an Torres, ca mp n panamericano de l e v a nt ami ento de pesas, catego ra li ge ra qu e clas[ic en dcimo cuarto l ugar <> n l as O li mp ada s de Roma.

PAGE 99

La estelar obs t aculista Berta Diaz, campeona panamericana. no pu do rendir una actuacin desta cada en Roma por no encon trarse .en su mejor forma f sica. } (JJ se in i ciado e n el a t letismo tenemos a Fi garola convertido en e l c u arto h uma n o m s ve l oz de l mundo .. y estuvo a punto de ser e l tercero. Sus aptitudes excepcio nales para las carreras de velocidad fue ron descubiertas ocas ion a iment e cuando vino a La Habana formando parte de l equipo de beisbol de la escuela de Artes y Oficios d e Santiago de Cuba, donde estudiaba. Se impuso en los 100 metros con Ja misma 1ap i dez que se hizo famoso Nadie podia pensar que aquel modesto chiq uillo oriental iba a ser el ms legtimo heredero de las g lo rias obten id as por otro velocista que conquist para Cuba in con tables honores: Rafa el F ortn. Primero r egistr un 10.8; poco ms tarde sealaba un 10 4. Era ya el mejor velocista de C u ba. Y cuando se efectuaron las elimin ci o nes olimpicas marcaba lo hizo 1ns de una vezel 10.2 que lo catalog com o una positiva esperanza para los Juegos Olmpicos de Roma Su aprendizaje Jo realiz con los instruc t ores Villasuso, e n los primeros meses de su dedicacin a l atletismo, y desd e entonces con Llambs Refirindose a su destacadsima act ua cin en Roma, dice Figarola: Lo que e n ve r dad me lle v a to m ar m s empeo p or hacer e n l as O limpa d as el mejor papel posible fue l a g l oriosa s i tuacin internaciona l de Cuba en estos momentos y, tambin, el h echo d e qu e ramos pocos los cubanos compet i d or es Yo q u era poner de mi pa rte todo Jo q u e fue se posible para q ue con mi hun1i l de concurso pudiera brillar aun ms e l nom bre de Cuba y, cier ta mente me siento satisfecho de haber quedado entre los cua t ro ms veloces corredores de l mun do, aunque pude haber quedado en terce r lugar Tuviste algn i nconveniente fs i co en Ro m a -De s de q u e sal de C u ba se n ta u na peq u e a mo l est ia e n la pier n a i zq u ier d a q u e no desaparec i durante los dias pasa dos en Italia. Por eso, porque senta esa molest i a fue que hice un extra de esfuer zo en todas las pruebas olmpicas para ll egar a los f i nales y clasi fic ar en cuarto lugar. -Cu l fue la mayor emocin que ex perimen ta ste en las Olimpia da s '' Cu an do ga n l os se mif i nales, porque ya sab ia d esde ese ins ta n te que estaba e nt re l o s seis mejores del m u ndo. Viv otras dos gra nd es emociones: contemplar el marav illos o espectculo de l a suelta de palomas, al inaugu rarse las Olimpadas, y escuc h ar las i ndescriptibles ovaciones que nos ded i caron como homenaje a la Revo lucin cubana. f0dan haberse registrado mejores tiempos en los 100 me tr os planos? -Sin d u da que s, pero la pista estaba hme d a, ya que la r eg aban los das de competencias. De otra manera creo que el alemn Armin I-Iary habra podi d o se l ar los asombrosos 10 segundos que hizo en su patr i a y ta mbin yo h ubiera mejorado segurament e 1nis tiempos, que fueron de 10 4 en todas las pr u ebas elim natorias y de 10.3 ,:,n la final. Observaste alg o nuevo en orden a tc ni ca -S, especia l men t e en el estilo de A rm in Hary Creo que los velocistas e u ropeos estn actualment e en posesi n de tc n icas su per iores a las dems Cmo situa as a l os mejores velo cistas del mundo? -Bue n o, Armin Hary es el mejor de to d os. Desp u s .. me parece q u e yo p u e do compe ti r en i gualdad de condi ci o n es con los qu e l e sigue n y a u n vencer l os. T e s u g i ere a l g u na i dea l o q u e has v i s t o e n Ro m a ? D i ria q u e los pa se s l atinoamer i ca n os tenemos q u e aprender de los e u ropeos y que se i mpone una forma de organizac i n shnilar a la qu e tienen estos lth n os, de prot ecc in al atleta Hay que contemp l ar i gua lment e la conve ni e ncia de concentrar a los atl etas antes d e ir a competencias interna cion ales para que disfruten de la misma ate nci n cientfica que se l es p ro di ga en muchos pases de Europa, espe cialmente en los pases socialistas. As se expresa el c u arto humano ms veloz del mundo, orgullo de l at l etismo cubano, q u e ahor a no tiene s que d os ambiciones muy plausibles: superarse en el deporte y estu di ar ingeniera elct rica para tener una profesi n cuando a bandon e definitivamente la pista, cosa que an est bastante lejo s de que suceda. L os RE CUE.R D OS D E B E R TA DAZ Fi gur a este l ar i sima de nuestro deporte femenino, Berta Daz no pudo hacerse verdadera justicia en las Olimp adas de Roma porque no se encontraba en s u s me jores condicio n es fsicas. Sin embargo, la gran atleta cubana ca m peona pa n a n1 e ri ca n a de los 80 metros con obstc u l os y triunfadora en numerosos certmenes de portivos in ternacionales, trajo de las X V II O li mpadas Mund i ales i m b orrab l es recuer dos. E l ms e m ocionan t e de todos es l a cariosa r ecepc i n que l es hacan a l os c u banos e n todas partes. Veamos cm o ella se e x p li ca : En l as Olimp adas de Melbourne pas mu c h os traba j os informando cmo es Cuba, sus b ellezas n aturales y hasta s u sit u acin geogrfica. La mayor parte de l as gentes q u e trat no saban que Cuba 91

PAGE 100

La gimnasta ms distinguida en Roma: Larisa Latinina, de la URSS. Gan tres medallas de oro dos de plata y una de bronce, cosecha que no pudo obtene r atleta algun a ATLETAS CUBANOS EN LAS OLIMPIADAS DE ROMA exista En Roma fue todo muy distinto Los .atletas cubanos r amos ap l u didos ent u s i stica m ente poi: las calles y a m, particularmente, me identificaron en o pocas ocas i ones d i ciendo : "Berta Daz, de :::uba de Fidel" Cuba -agrega Berta es conocida hoy en todo el mundo por su 1'., 0:ucivn y por Fidel y puedo decir que me sent ms orgullosa que nunca de ser cubana ante tantas demostrac i ones de simpata y sol i daridad con nuestra patria, manif est ada en mayor grado a l desfi l ar nosotros e l da de la ina u guracin de los Juegos Olmpicos con e l estadio totalmen te abarrotado y aplaud i ndonos e l pblico frenticamente -En qu cond icione s se p roduj o tu eliminacin, Berta? Yo haba hecho en las pruebas pre olmpicas 11.3, marca qu e i g u ala el tercer lugar mundial, pe r o lo c i er to es que cuan do fu i a Roma no me encontraba con l a forta l eza de otra s veces, qu iz s deb i do a la falta de e n t r e nami e n to por tener q u e at ender mi tra b a j o Qued eli min ada en la primera prueba, pese a que llegu a sentirme ese da un poco me j or, pero n o tuve s u erte. -De todas las obstac u listas que has vis to c u l cons i deras la mejor ? -Para m la sovit i ca Tr in a Press, ga nadora del eve nto es superi or a las de m s, si n om i tir a la britnica C. Qu in ton, q u e es no ta bilsima. Observaste s u perioridad en la tcn i ca de estas atletas? -En Irina Press s Su tcnica es la m ascu li na. Toda mujer cuando sa lva un obstculo, hace que s u p i erna gua, la iz. quierda, pase semiflex i onada, e Tr in a l a lleva extend ida por comp l eto Qu propo n dras despus de las ob servaciones h ec h as en Roma? -En muchos aspectos la tcn i ca europea aventaja a l a q u e conocernos en la Amri ca y est i mo q u e debemos copiar sus todos, tanto de entrenamiento como de competencia U n e j emplo de esto Jo tene mos en e l corredor alemn Armin Hary : corre hasta 95 metros como los dems, pero e n l os cinco m etros finales se Je ve hacer un esfuerzo que l o obedece a ra zones cientficas Elogia Berta a la norteamericana \l\Tilma Rudolph por los progr e sos que hizo, re cordando que hace dos aos ella -Berta Ja venci en los Estados Unido s T i ene tambin clidos e l og i os para Fi garo la, que l e proporcion la ms grande ale gri a ex perimentada en Roma al ver l o clasificar e n cuarto l ugar de los 100 metros y final mente, aconseja que Cuba de be concurrir al mayor nmero pos i b l e de eventos i nter nac i onales para q u e nuestros atletas vayan adquiri e ndo la exper i encia y capacitacin impr escind ibl es en Ol i mpiadas M undial es. COMPITl TORRES EN DESVEN T A J A En l os ltimos Juegos Deportivos Pan americanos de Chicago, el cubano Juan T orres ganaba una de las dos nicas me dallas d e oro conquistadas por la repre sentacin cr i olla : A medida que fueron 92 p asa ndo los meses, Torres acusaba mayor capac i dad para cifrar en l algunas espe ranzas en Olimpiadas Mundiales. Pero este valie n te muchacho sob r e trabajar excesivamente (por las noches en el Mi nisterio de Obras Pblicas y p or el da e n l a C_sa de Be n eficenc i a y Maternidad como mst.ructor deportivo) sufri en Roma un desgarramiento muscular en la pierna derecha q u e e n ocas i ones le prod u ca agudos dolores. Todava cuando lo entre vistamos tena la pierna inflamada Pese a todo, qued en dc i mo cuarto Jugar entre los ms destacados del mundo en la cate gora ligera. E l d a de las competenc i as estuvieron concentrados en el local donde se efectuaron desd e las nueve y m edia de la maana hasta l as ocho de la noche Para atender e l desgarramiento muscular r eq ui ri los serv i cios del doc'tor Q uir s, mexicano, y en lo qu e se contrae a los e n trenam i e n tos lo ayud el p r ofes or ve nezolano Benito Seijas. Qu impresiones traes d e Rom a? p r eguntamos a Torres Aparte l a contrariedad que me caus el desgarramiento muscular, puedo decir que e l mejor l evantador de pesas d el mun do en mi div;sin es Vctor Bus h t i ev, sovitico, precisamente el ga n ador olim p1co. Los mejores del mundo, a tu jui cio? Primero entre los primeros es el peso co mp leto Arkari Vorb i ev, ta mbin sovi t ic o, dotado de un vigor fsico fantstico En Europa hay verdaderos colosos, espe cia lm ente en Polonia, Unin Sovitica e Italia. Son valios simos los japoneses y los de l Trak. Advertiste a l go nuevo en la tcn i ca del levantamiento de pesas? -Hay algo que aprender de lo que he visto y creo que quien ms puede ense arnos es el campen olmp i co de los pesos ~ompletos. -Tus grandes emociones olmpicas ? Ver l a estupenda demostracin de F i garola en los 100 metros planos y com probar la enorme resonancia de la Revo lucin cubana en el mundo entero Por cierto qu e en Italia nos preguntab a n con insistencia p orq u s i endo cubanos no us bamos barbas. -De todo lo visto y observado u recom1endas? -Qu e nuestro p rogreso deportivo tiene que i r acorde con la im plantacin de sis temas e uropeos Sera se el paso ms firme a dar. La co in cidencia en las apreciaciones de los tres conspicuos atletas que hemos en trevistado slo ev i dencia una cosa: qu e adems de h aberse esforza do por repre sentar dignamente a Cu b a en las Olimpa da s de Roma, sup i eron aq ui latar con pu pila experta lo s valores de las tcn ica s ms modernas y sacar conclusiones que nos llevan como de la mano a la necesidad d e adoptar u n tipo de organizacin depor tiva concordante con e l de los pases ms adelantados d e l mundo en este aspecto. Labor sta en la qu e ya se trabaja afa nosamente por parte de los organismos deportivos responsa bles.

PAGE 101

ROMA : LECCION OBJETIVA PARA EL DEPORTE POR GA.S IN O DELGADO LOS XVTI Juegos Olmpicos ef e c t uados e n Ro m a han p roducido un ba l ance fa buloso d e m arc a s qu e sealan un conside rabl e auin e n t o d e p od e ro e n e l s e r hu ma no, pe r o a l mismo t i e mpo sea l a n una nue va pau t a e n e l conc e p t o q u e d e la educa c i n fs i ca y e l deporte s e tuvo hasta aho ra. La vi ct oria decisiva de l a Unin Sovi ti ca por e s pe r a da no sorprendi pero s e l m a r ge n ta n amplio e n puntuacin y e n t tu l os o bte ni d o sque obtuvo fr e nte a Es tad os U nid os pe r o m s s ignifica tiv o an es el h ec ho d e qu e l o s s ovi ti co s ba r ri e ron con e l m i to d e qu e l os norte am e rica n os era n in vencibles e n d ete r m i nadas especialidades, a l o cual c on t rib uyer on ta mbi n d eportistas d e otras nac i onali dades. Si b ien en 1956 en Melbourne la Uni n Sov i tica super ya a Estados Uni d os, es te l timo pa i s m antuvo vigenc ia en las es pec i alidades de atlet i smo para r obustecer su tesis -e rrnea por cierto-de que el programa d e campo y pista constituye l a razn i ca de estos certmenes Esta superioridad fue grandemente de teriorada en esta ocasin. Seis especiali dades en que triunfaron ento n ces y que ll ega ron a considerar patrimon i o exclusi vo de los hijos de l To Samuel (100, 200 y 800 metros llanos y salto alto, jabalina y martillo) la s perdieron en Roma. En particular dos fracasos repercutieron cons i derablemente en la moral del equ i po yanki y const i tuyeron sorpresas inexplica, bles para su pueblo: las pruebas de velo cidad y el sa l to alto. Du rante meses pre gonaron las bondades "inigualables" de Ray Norton como ve l ocista y John Tho mas como saltador de altura L a continua da propaganda que manife staba la supe riotidad, alcanz relieve de de sprecio ha cia e l resto de la Human i dad, pero se les convirti en arnarga experiencia: en cien m et ros triu nf el alemn Hary y Norton finaliz ltimo s u perado por un britnico un cubano (Enrique Figuerola) y dos nor teamericanos En 200, triunf el italiano Berruti y No r ton volv i a ser lt imo, su perado por dos compatriot as, un francs y u n polaco. Ms amarga an les resul t la experien cia de sa lto alto, porque inclusive los re porteros y las agencias cab legrfi cas nor teamericanas, a l glori fi car las proezas del salt a dor Thomas int e ntar on rid iculi zar a sus colegas so.v i ticos. Resultado: gana dor, el sov i i co Robert Shavlakadze; se gundo: el sov i ico Valeri Brumel y Tho mas, lue go de empatar a i g ual altura con el sovitico Vctor Bochov, logr la me dalla de bronce, por razn de haber come tido una penalidad menos que ste. La pr u eba de ochocientos metros no slo la perd i Estados Unidos, sino que nin g u no de s u s r ep r esenta n tes lleg al final. En jabalina y martillo, am b as ganadas por sovi t i cos, tampoco aparecieron sus atle tas e ntr e los seis pr im eros Qu co nclusiones pueden obtener de los resu l tados de Roma que fu eron calificados de "increbles" por l os no rteamericanos? En principio, sus comentaristas y dirigen tes expresaro n "la necesidad de dictar nue vas pautas, rev i sar los sistemas de selec cin y realizar un movimiento para hacer q u e el de porte sea factible a los grandes n cleos de pob l ac i n". En resumen : imiLa pr c t ica ntasiva demostr su eficaciu sobre el conce pto del deporte privilegiado. tar a l a Un i n Sov i tica. Sin e mb a r go a l c oncluir l o s Ju e go s pre t e nd i e ndo q u iz s j u s tifica r lo s resu l t ados n egat i v o s d e Rom a c onfund i e ndo a la opi ni n p bli c a n o rt ea m e ri c ana, la c a mp a a d e pr e n sa rep i te un a y otra v e z q ue no e xi ste d e c a d e nci a e n e l d ep ort e d e US A sino sup e r ac i n e n e l d e otro s pases". A c a so e l o rde n de l os factor es al te r a e l p rodu ct o? E s i nn ega bl e, q u e Roma ll evar a mu c ha s na c i o n es a una modifi c acin n a cional en su con di ci n d epo rtiv a Mi e n tras el d porte const i t u ya u n p rivil eg i o de m in or as, nin g n pa i s podr aspirar a con qui s ta r v i to ri as Y en los propios Esta,dos Unidos, el deporte es privilegio de minoras. Sus tri u nfos del pasado se basaban en u n sitn ple y lgico resu l tado aritmt i co : A ma yor poblacin, mayor prop or cin de cam peon es Ahora bien, c u ando el d ep orte deja de ser pr i v il eg i o de pocos para convertirse e n d;s f rute de fodos, l a proporc i n de es pec i alistas aumenta proporcionalmente Es e l caso por ejemp l o, de la Unin Soviti ca. El Estado ha facilitado in stalaciones deport i vas a todos l os ciudadanos por igual y, a l a vez h a facilitado tambin los me dios de divul gacin tcnica, capacitacin de instructores y medios de prctica. Este fenmeno no ocurre en E stados Unidos. Aunque e l atleta negro particu larmente e n atletismo, ha sido a travs de la h i storia el que ms v i ctoi:ias ha produ cido, todos sabemos las dificul tades e in conven i en~es con que tropieza en su pas. con el resultado de que se limita la tica !le! deport e a este ncleo de pob l a c i n. El blanco, i gua lm ente, confronta d i fi cultades. Si es es tudian te, en sus planteles dispone de facilidades, pero si no lo es, l e resulta prcticamente impo sible. Co ntri buye tambin a la decadencia manifiesta del deporte norteamericano la formacin de su nuev a generaci n. No entrem os a analizarla profundamente y li1nitmonos a sealar un hecho irrefutab l e: el nivel de delincuencia juvenil se mantiene en ci clo ascendente Lati noamrica, co mo sealara un corres ponsal argent i no obtuvo su definicin de portiva en Roma: es un cadver. Esta vez ni una sola medalla de oro pudo obtener. Cuba, por su pa rte, slo clasific un fina lista e l rpi d o velocista Enrique F i gue rola, que logr un honroso c u atto Jugar En lo nacional, si se trabaja con firme za y proyeccin positiva, se lograr nota ble progreso para la cita de 1964 en Ja pn El Gobierno Revo l ucionario ha cons truido en su breve existencia ms cam pos deportivos de los realizados en los ant e r i ores aos de "e ra republica n a". Asi mismo, ha facilitado aparatos e i mplemen tos a l os aue carecan de medios para ad quirirlos. Es decir, los c u banos disp_onen ya de dos de la s tres necesidades funda mentales para la prctica mas i va de l de porte La tercera -
PAGE 102

Jvenes de cuatro continentes trabajan de voluntarios en la Sierra Maesba EL UND tr abaia ; R UBA POR SANTIAGO CARDOSA ARIAS La ciud ad esc olar "Camilo Cienfuegos" dar albergue a estos nios campesinos, que contemp l an asombrados los trabajos de la P .M.J.D FOTOS CE E RNESTO ' D t E STE ES UNO de e sos reportajes que antes del primero de ene ro de 1959 hub i era ca u sado sensacin en el pu e blo de Cuba, y an m s e n Amrica Latina La i nformacin que en l recogemos no constituye, hoy, un hecho como para que alguien se sorprenda .. A n o ser, claro est, los poderosos e nemig os de l a Revolucin que en s u miopa pr o gres iva --con ca ra cterst i cas de catarata se niegan a ver, pri me ro, y aceptar despus, la brilla n te z de la causa li beradora y ema n cipa d ora que en Cuba se libra, y cuyos d estellos, .c ual ra yos solares, se proyecta n h acia los cuat ro puntos cardinales de la Amrica de Bolvar, Marti, Jurez ... No es por casualidad, ni por contagiosa simpata, q ue los pueblos libres de l mundo Y los que no lo son; pero que luchan diariamente por ser l oestn so lid ariamente con esta porcin de t i erra rodeada hasta ayer por todas partes por el imper i alis mo norteamer i cano. Hay algo ms. Es l a determinacin, el paso a l frente, e l auincheramiento masivo de los pases sojuzgados por e l imperia lismo yanq u i, que estn respondie nd o presP.nte 1 a n te e l llam ado de la Histor i a. Esta ha puesto a l descub i erto -y C uba es su ms fiel testigotodo el d ao, destruccin y atrasos econmicos pa decidos por los p u eb l os que han tenido que soportar l a po tica opresora y monopolista de los grandes oligarcas norteameri canos, usufructuarios nicos --e n varios casos con la ayuda de los "marines"de las riquezas natural e s, y morales, de na cio n es ind efensas Cuba, con sus seis millones de h ab l tahtes disp u estos a no de j arse poner m s nun ca e l y u go estrangulador, ha l evantado l a pr im era tr i nchera en Amrica Lati n a Y desde l uego, e l fuego graneado del enemigo ha sido constante y l anzado por todos l os costados La s andanadas de los caones enemigos, s in embargo, no han tenido el podero suficie n te como para barrer con un pueblo pequeo; pero que es grande en dignidad y en vergenza patria. A cada agres i n del imper i alismo que tiene su base en Wall S treet y sus equipos ope r adores en el State De partament, Cuba ha respondido no con otra agres i n, sino con las medidas legales q u e pe rm iten resarcir de alguna manera e l dao eco n i co que esas agresiones directas ca us a r on a l p u eb l o cubano Obviamente n o podr nunca nuestro pas recuperar toda la

PAGE 103

' te :J 111' ... ,-.-r t: ~ 95

PAGE 104

lfiJJ .. .. 96 Mientras Nelly Barbien, de Francia, nos anota su nomM bre, su compatriota Mni ca Chajmowiez saborea una naranja cub a na. Celia Ra mos Palacio, de Mxico, hace un alto en la labor del da para dar a su in dio rostro unos toques de belleza. En total. son 16 las mujeres que compar ten las 1 a b o r e s que se realizan en la ciudad es colar "Camilo Cieruegos". riqueza que el imperialismo nos ha robado. En el campo de la pro porcin, la balanza se inclina inmoralmente hacia ellos: Son mu chos aos-casi medio siglode explotacin por parte de "las companys" Todos sabemos lo que ha venido ocurriendo en Cuba desde el primero. de enero de 1959. Cuba no ha estado sola. A lo largo de todo este proceso -Y especia l mente cua ndo las agre.siones del imperialismo han sido ms v i olentas nuestro pas siempre ha recibido infinidad de pruebas de s im pata -de ayuda moral; y econmica como la de la U.R S S por slo citar unade naciones y pueblos amigos del orbe. A todas esas demostraciones de solidaridad con nuestra cau sa libertaria por parte de pases h ermanos, tenemos que agregar esta grande y evid e nte prueba de apoyo que hoy reseamos pa ra co mpla cer a mister Herter -Y a toda esa prensa amar i lla norteamericana que se r egocijaro n una vez ms inventando otro infundio como el de la famosa bas e de cohetes rusos en Camagey . Desde el dia 11 de agosto se enc u ent ran en nuestro pas, re presentando a l a clase popular de 35 pases de cuatro continen tes, ms de 160 jv enes que han ven i do a trabajar voluntariamen te en favor de la Cuba que nace y reestructura su andam i aje co l on i al. Son ciudadanos libres, amigos de Cuba, que pertenecen a la Federacin Mundial de la Juventud Democrtica Ellos, junto con nuestro Ejrcito Rebelde l as milicias campes i nas y todo el pueblo, estn ayudando a terminar la ciudad escolar "Camilo Cien fuegos", en E l Ca ney de Las Mercedes, Sierra Maestra. He aqu su nacionalidad, y el nmero de trabajadores volun tar i os de cada pas: Alemania 5; Mjico 12; Panam 3; EE UU. 5; Costa Rica 2; Salvador 1; Honduras 4; Bolivia 1; Colombia 6; Venezuela 10; Pe r 4; Argentina 7; Nicaragua 4; Francia 15; Ing l aterra 6; Italia 16; Blgica 9; Dinamar ca 5; Grecia 4; Su i za 1; Chipre 2; U.R. S.S. 2; Polonia 3; Checoslovaquia 5; Tnez 2; Guinea 1; Marrue cos 6; S u dn 1; Iraq 2; India 1; Lbano 1; China 8; Corea 4; Yugoes l avia 6; y Vietnam 2. Sin ninguna objecln: el mundo tr abajando por Cuba ... La escena es un slmbolo. Oiga Marina Lazo, de Ve nezuela, r ecib e ayuda de un compatr i ota. El de l a barba, de Chipre, sonre. 1 r r 11 --~ .. ,. .. ... -1 a;,~t ] I .. .. ~ . . \ J

PAGE 105

~ -----' En las horas de descanso, el grupo de trabaja dores voluntarios in te rnacionales se reune pa~ ra en tr etenerse cantando o diciendo poesas. A t b C b ,, Y ,, qui can a an: 1 u a. Sl.... 1 anqu is, no. .. "Qu t iene Fidel?: Eisenhower no puede con l". -----------...--,, ; 1 .. , f 1 , l .. ... \ ~ 1 ,,-. Yu Chiang-po, Liu Tsing yeng y Chang Pe-fa, de Pekin, t od ava n.:, han aprendido a can t ar en es paol el estribillo de la cancin consigna del hemisferio americano, pero la al egra que re fle jan en sus rostros asiticos dice mucho ms ... ' I ,r' ) t -'I ~ f 1 _... Po ... """" ---.:. 97

PAGE 106

COOPERATIVA "MANUEL SANGUILY" POR ARTURO ACEVEDO AVALOS La entrada del pueblo y la cafetera. FOTOS OE ZAYITAS pO CAS veces las esperanzas de un pueblo se co nvi erten en realidades ta ng bles con tan pasmosa rap i dez co mo ha ocurrido en la Cooperativa "Man u e l San guily", en la Zona C-19 d e C i ego de Avila. En cosa de muy escasos meses se ha le vantado, donde antes haba un inmenso marabusal, un moderno pueblo con todas las comodidades necesarias, a tono con las ms e l e m enta l es no rmas inherentes al me jor desenvolvimiento de la vida de l os habitantes de nuestras regiones agrcolas Y fue preciso que el comandante Fidel Castro proced i era a la inauguracin y en trega d e las casas para que los campesinos pasaran de la esperanza a J a rea\jda:d; de J a incredulidad a la certidumbre, et~ la tristeza inmensa de l boho m i serable, a la dicha infinita del hogar nuevo, Hmpio, inundado de luz, de sol y de aire puro. Y es que los propios m i embros de la Coope rativa, que ayudaron en la construccin de las viviendas, no crean que aquellas casas eran para ellos . ~ N LA ZONA C -19 Ciento och ')nta caballeras de tierras frtiles de viejo abandonadas, converti das en vasto campo d e marab con alguna pia descuidada y donde apenas trabaja ban normalmente unos cuarenta hombres son hoy extensa zona d e trabajo fecundo donde libran el sustento, entre cooperati vistas y trabajadores event u ales, uno s 400 hombre s que durante to do el ao atien den los cultivos y la recogida de las r.o sechas La Cooperat iva Agrcola "Ma nuel San gui l y", a 17 kilmetros de Ciego de Avila, posee esa t i e rr a i nmejorable que tiene vastas zonas de la provincia camageya na, d onde l a mano hbil del hombre logra hac er maravillas c u ando co no ce s u trabajo y d i spone de los r ecursos indi spensables para la produccin. Y es alli, en medio Evangelina Daz tiene tambin su casa en la Cooperativa y se siente s umament e f eliz Sus tres hijos vivirn de un modo distinto a como e lla ha vivido largos aos. El nio del taburete se nombra Camilo, en honor del desaparecido Comanante Rebelde.

PAGE 107

--~ 1 ~:-~ .. ..... . ,, .... .. . ..... !>.,. -~ t .. , < ;,.-. ,., ,. . ,,, ~ -. / ,, 1J 1 I .. ~ ,,.,. i "';. ~ f'~t ~i~ ... < ~ 1 ~ i' { ' 1 f. :l.., ~ '' ... ,., Maria Antonia Barrera, madre de once hi j os, sostiene llena de felicidad las llaves de su nueva mor ada La T i enda de l Pueblo funcionando perfectamente resuelve el problema de l os viveres. La moderna casa de dos p l antas ya es t habitada po r sus dueos. .. .. e:, ... t .. J!! .. > t! n l..,.~ ' \ 1 1 ~

PAGE 108

de ciento ochenta caballeras de tierra, donde el Departamento de Viviendas Cam pesinas de l INRA ha l e vantado acelera damente un nuevo pueblo de 98 casas d e una y dos p lanta s. Alumbrado elctr i co, agua alcant a :-iI:ado, aceras reas v P. ,:des y parqu e, e n u n a magnfica conjuncin de esfuerzo creador, dan una hermosa pers pectiva a lo que e n. el futuro ser un pue blo todava mayor, pues el plan compren de l a construccin de no menos de 500 casas para los campes i nos que actualmen te viven en la regin y traba j a n all sin se r cooperativ i stas. Cuando r ecie nten1 e n te el doctor Fide l Castro dej inaugurado el nuevo pueblo y entreg las casas terminadas, expres en su discurso: "La R ev olucin convierte al hombre trabajador e n un hombre libre en un hombre con d erec ho a disfrutar del fiuto de su traba j o Esto es lo que ha he cho la Revo lu c i n" Por eso hoy los co operativistas de "Man uel Sanguily" t ienen las primeras casas. Algo q u e no soaron ni remotamente en momento alguno Pero lo h an ganado ciertamente. No lo por las condiciones de infinita miseria en que estaban viv:end o. s ino adems, por la mag nifica labor realizada en unos meses, tio ca nd o aq u e llas tierras ociosas e n un a verdader-a fuente de extraordinaria rique za, donde prosperan notablemente div e sos c u lt iv os. Setenta y dos caballeras de p a morad a veint i ds de algod n ya fl r ec i do, ocho de frijol Soya maz, yuca, frijol n eg ro pltanos y caa con una c u ta d e 611 mil a rrobas. El fut ur o d e esta zona agrcola es innegab l e m e nt e ale n tado r M illon es de pias. algo dn abun dante para l as industrias y lo s denis c ultivos constituyen ho y una verdadera fo rtuna para los 90 cooperat ivis tas d e 100 "Ma nu e l S a n g uil y" que contr ibuy e n con s u esf u er zo a l ma yo r a ug e de l a economa n acio nal. Como todos los nuevos pueblos que est construyendo e l Departamento de V i viendas Campesinas del INRA ste tiene ta bin s u centro esco lar, d i spensario mdico, centro social, una c afet e ra mod erna y to d os los se r v icio s ind ispensa b les en las comunidades urbanas qu e, h asta e l 1110 men to les era n negaaos a los moradores d e l os poblados campes in os Hoy, muj eres y hombres, miran la vida de otro modo en aqu e lla regin de Ciego de Avila ALEGRA, TRABAJO Y SALU D En la cooperativa "Manue l Sanguily", administrada in te li genteme n te por Fran cisco A lvar ez, no slo h ay alegra y tra bajo ab undan te, sino que a tono con los propsitos del Gobier no Revolucionario de erradicar las e nfermedades de nuestros campos, c u enta ta mbin con un mdico rural, que tiene la responsabilidad de ve lar ce l osame nt e po r la sal u d de l os cam pesinos. Entre l as p eq ueas entrev i stas realiza das durant e nu es tro r ecorrido anotamos ta mbi n l as palabras d el doctor Varn Sm ith, un m ico joven, que trabaja infa tigablemente, que reside e n e nuevo pue b l o y q u e viaja constante m ente a c ual q ui er h ora del da o de la noche para lle\lar alivio a l os n ecesitados d e ate n ci n facultativa "Yo m e encuentro muy a mi g usto -nos dice e l mdico r ecin grad u adoe n esta zona dond e puedo trabajar. No slo por q u e me gusta mi carre r a, si n o po rqu e creo que es toy haci end o algo til a nuestro pu eb l o Yo no me ex plico como esta po blacin ca mp es ina ha podido s up erv iv ir . .. . -1 ~,. .. -~ Los equipos modernos de la Cooperativa proceden a la ( umigacin de las planta ciones de frijol para evitar que por falta de cuidado se pueda perder la cosecha. ----~--~---~-I 1 1

PAGE 109

, ' ,-----------------------Dentro de l a s p la ntaciones de pina se sie m b ran cincuenta caballer as de f rij oles negros. Los modernos e quipos son los ms rp i dos y adecuados de la Cooperativa. ------~ l l ------/ d ~-------------~---_,_....._ __ Abonar las tierras es algo que no se puede descuidar. En la Cooperativa camageya na M anuel Sanguily", estas t a re a s se empatan, unas con otras, dla por dia. -----~ ..... l En pleno campo cr iollo en lo s espaciosos salones del Centro Social un arts tico mu ral ofrece sus atractivos ,y bellos colores a visitan t es y res identes de la v ecind ad. 101

PAGE 110

' -~--. . El doctor Varn Smith. mdico de la Cooperativa, y la delegada de Bienestar Social Lilia Loredo, cambian impresiones y toman notas sobre lo s distintos trabajos que re alizan am bos en la Zona C 19, de Ciego de Avila. De la unilicaci6n de las labore s, han salido grandemente beneficiados los campesinos de la regi6n en mltiples y variados aspectos. Francisco Alvarez, administra y trabaja. 1 0 2 Fermn Osuna cree que vive en un sueo. 1 -:, carec i e ndo de asistencia mdica tanto tiempo. En un trm i no de 7 meses han s i do atendidos ms de 8 mil casos Hay dias en que se presentan a la co n s ul ta o se vis i tan ahededor de 70 y h asta 80 ca sos. Es una l abor agotadora. pero hay q u e realizarla sin vacilaciones. D e momento va se ha erradicado el parasitismo en ef batey. Estamos ahora atendiendo s in prdida de tiempo a toda la zona. que es muy grande y necesita rpida atenc i Esperamos errad i carlo tamb i n de toda la regin. "Igua l mente se presta ate nci n cu ida dosa a todas l as n1u jeres en es tad o de gestacin A partir de los c u atro primeros rneses co r nenzamos con e l lratamiento, cheq u eos peridicos y observac:ones pa r a facilitar l as mejores co ndi c ion es en el mo mento del alumbramiento y poder asi ha ce r un a cosa perfectamente normal, d e lo que siempre ha co n stituido u n ve rd adero pe li gro e n la s reg i o n es apartadas de nu e tro s campos por l a falta de l t r ata mi ento a decuad o "En trm inos ge n erales to d o h a de cambiar en c u a n to a la sa lu d. Porq u e no es l o mi smo vivir en pleno campo, e n co di c ion es antih i gi ni cas s in atenc i n algu n a. Ahora h ay agua corrie nt e serv i cios san j tar i os, p i sos, donde n if ios y mayores h a n d e viv i r sin duda de otro modo y las enfermedades puede n i r desaparec i endo, mu c h as d e e lla s cas i s in l a inte1vencin mdica. Desde l uego hay que segut' ba tallando. Pero estos campesi nos no sa b en lo que han ganado co n esas casas, con e l a gu a, co n l a lim p i eza. Evidentemente co n cada pueblo que nace comie n za a e nd e r ezarse un a generacin ms robusta. ms sana, m s animosa. No hay q u e du d a rl o Co n cada p u eblo n uevo se ga n an varias batallas e n d i st i ntos aspectos. Y es t e es nu estro fre n te d e co r nbate para q u e l a R evol u cin s i ga adelante" ESTO PARE C E UN SU E O Un l argo dia en l a cooperativa "~'1an u el Sanguily", nos h a emocio n ado a no sot ros ta mbi n. A ll i compa r timos por un as h oras con l os campes in os. Disfrutamos de sus alegras, d e la feli cidd qu e hoy ll e na l os hogares nu ev os. De la di cha inocente d e l as madres de tantos hi j os que tienen ahora e n se anza pan y t ec h o seguro. LueMarcelo Meneses es trabajador eventual. ..... '

PAGE 111

' 1 \ Fidel observa el pue b lo desde el avin. Un a vis t a pano r mica de la Cooper a tiva "Manuel Sanguily". L a multitud asombrada escucha con admiracin las pa l abras del Dr. Castro. go de la charla con el administrador y con la delegada del Ministerio de Bienestar Social, Lilia Loredo, nos encar:linamos ha cia los lugares donde tenan que vivir es tas familias toda una vida Nuestra impresin ante l as casas mise r ab les y barracones donde se hacinaban se re s humanos es una de l as experiencias m amargas que recordamos Resulta francamente indescriptible aquel estado de miseria, de abandono, de indefensin. Es como si alguien hubiera querido im poner un tremendo castigo, un castigo de condiciones infrahumanas a gentes nobles cuyo nico delito es sudar la camisa, tra bajar arduamente, producir, crear una familia honesta y laboriosa. Gentes don de h i cieron presa los grandes i ntereses para hund i rlas en un m e dio social abo minable. Cubanos en quienes se cebaron los latifundistas y l os privilegiados de todas las ocas, negndoles su parte de justicia, tratando de ahogar en ellos hasta el amor a la tierra en que nacieron Difcilmente pudiramos cambiar en mo do alguno el se ntido de las palabras que nos dijeron los trabajadores y las amas de casa en e l curso de nuestras pequeas entrev istas. Todos coincidieron e n l o mi mo Se dira que estaban dictadas por un mismo sentimiento. Por la felicidad Por la adm i racin profunda ante e l maravilloso espectculo del pueb l o surgiao en breve tiempo. No pudimos lograr una diferencia de opinin. Las expresiones fueron si e pre las mismas. En nada se diferencia l o que dijo Marcelo Meneses, un trabaja dor eve ntua l que quiere ser un da miem bro de la Cooperativa, de lo que nos refiri el Presidente del Comit Social de los co operativ i stas y encargado de l os c u l tivos de caa, Fermin Osuna. Esos hombres trabajadores, esas mu jeres va l erosas, se incorporan a una nue va vida. A la vida a que tienen derecho hoy, c u ando se estn 1eparando todas las injusticias. Por eso en cada palabra que nos han dicho hay co mo un renacimiento de fe, un despertar de pueblo, un dolor hecho risa en nuestros campos. "Esto nos parece un sueo -afirma rony nunca cremos que estas casas fueran para nosotros. No l o cre mo s has ta que Fidel nos entreg las llaves y no s dijo que ahora ba1nos a viv i r e n ellas. En la vida nos pas por l a cabeza la idea de tener esto. Ahora s se puede vivir y lu char. Todava estamos como atontados. No salimos de nuestro asombro. Y lu ego, en tan poco t i e mpo que nos las hicieron. No sabamos mucho de l a Revo l ucin, pero ahora la estamos entendie ndo. Es verdad que e l pobre va para arriba. Al gn da tena que ser asi. Estamos mu y contentos Locos, verdaderamente loco s d e alegra. Y le decimos una cosa, no somos mue h os, pero estamos d i spuestos a todo Por Fde l nos ti enen que matar Cualquier cosa que pase aqu, nosotros estamos dispuestos a l a pelea sin remedio. Lo que ha h ec ho Fid e l por Cuba y por los campes i nos no l o hace nadie. Ya nos lleg la hora y es bueno que se sepa: si aqu pasa algo que no d ebe pasar, tienen qu e arrasarnos, tienen que hacernos pedazos, defendiendo a la Revolucin. Y mi entras no pase nada, trabajaremos como nunca, porque hay que corresponder a esto que aqu se ha h ec ho. Muchos llevamo s cerca de cincuenta aos trabajando en la zona. Y jams pensamos tener una casa as Fi grese, a veces parece como si estuvira mos acordndonos de un cuento d e hadas Es que nunca habamos visto una cosa semejante. Ahora si podemos creer que Cuba se ha salvado. Todos somos i-guales y tenemos l o m i smo. Ahora s podemos vivir en paz y trabajar con fe ." De l as palabras d e cada u no d e los co operativistas, de las mujeres que atienden sus casas y s u s hijos, se de spre nde sin duda alguna una promesa de dias mejo res. Porque en cada ciudadano se est operando como una transfor macin que est dando lugar a un pueblo distinto, un pueblo semejante a aquel que soara nu es tro Apstol y que Fidel Castro est mo delando felizmente con su amplia concep cin humanista y su coraje de combat i ente. 103

PAGE 112

MOMENTO INTERNACIONAL FOTOS CE PRENSA LATINA $ & {1, a, r!I, 4-f\ . : .... -!( . . )( UR/\NIO COBR E i s1ANO COBAL1 0 ORO DIAMANTE ACfllt OEPAL MA AL GODdN 1?EP OE l \ \..., REP CE NTQltl. AFQI CA.N A SUPAN "T RE PIJO LI e.A OEt. CONGO : ~ : ~-.. ANGOLA l(OOES IA Las tropas de la Organizacin de las Naciones Unidas se han convertido en tropas de in t ervencin en los asuntos internos del Congo, pues no lo han p a s ado sobre la soberan a del pue b l o sino que permitieron la divisin t erritor i al del pas y la neutra li z acin del gob ierno legit i mo y del Parlamento congols. En el mapa, se destaca el conflictivo t errit or i o de Kat an g a d o nd e cada vez son m s frecuen tes las manifestaciones in dep endentistas_. 1 04 TAN6A NYl
PAGE 113

la neutralizacin de l gobierno l egt imo y del Parlamento congols. Desde entonces Patricio Lumumba cri tic cada vez ms a fondo la intervencin de las Naciones Unidas y en espec ial a Hammarskjold, quien no tuvo ms reme dio que presentar un a protesta ante el go b i e rno belga por la lentitud en la evacua cin d e su ejrcito Pero pocas horas an tes, Hammarskjo l d a s u v ez recibe la pro testa d e los del egados soviticos por las irregularidades observadas en l a ap li ca cin de las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre e l Congo. La protesta era j u stificada porq u e cuan do el Comando de la ONU orden la ocu pacin de K am in a y Kitona, tuvo que con fesar que efectivamente all haba ms de 1,000 soldados belgas en calidad de n icos" Lumumba no se limit a los ataques ver bales. El mismo da sus fuerzas derrotan en Bakwanga a l as improvisadas tropas El general Diane Lansana. coman dante en jefe del b ata lln de la Repblica de Guinea e n las fuerzas de la ONU en el Congo quien si g u i endo ins trucciones de su g o bier no ha protegido ,y contina prote g iendo al gran pat r iota Lumumba. + '. CBF ... t Contingentes de l a s fuer z as marroques que integran el Ejrc i to eje la Organizacin de las Nac iones Unidas en la Repblica del Congo, a l arribar al aer opue r to de Elizabethville. de A lb e rto Kalonj, un mulo de Tschom be que trat de segregar tambin a la pro vincia de Kasai. Alarmado, Tschombe o de n a la movilizacin d e su ejrcito -co puesto en su mayora por belgas y otros europeoshacia l a frontera de la prov in cia de K atanga. Pero cuando las tropas del patriota Lumumba ocupan las r eg i ones de Luputa y Sentery y avanzan hacia Kata n ga, Jos Ka savuvu, el moderado Presi dente del Congo decide des t i tu i rlo violen tando la Constitucin En lugar de Lumum ba nombra a uno de sus capitostes, Jos lleo I{asav uvu se converta as e n instru m e nto de las potencias colonjales, en otra carta a j u gar contra l os verdad eros pa triotas congoleses El Consejo de Ministros reacciona de inm ed i ato Dest i tuye a Kasavuvu y el Par lamento Jo declara trajdor a la patria. Lue go confirma a Lumu mba en e l cargo de Primer Ministro y declara q u e no es l quien tiene la responsabHidad de la "atroz guerra civil" que le achac Kasavuvu co mo pretexto para desti t uirlo. Jos Kasavuvu mantuvo l a tesis de l Es tado federativo, lo cual favoreci los pla nes de los separatistas, en ta nto que Lu mumba ha estado por una Repblica fuer temente unida. Adems, I{asavuvu, lder del partido conservador Abako, ha acusa do pblicamente a Lumumba de filo co mu nista, llevando as agua al molino de los im per ialistas La cl'isis de gobierno fue el pretexto que tom entonces el secretario general Ham marskjo l d y e l comando de la ONU para intervenir abiertamente en el Congo. En efecto, cierran la radio de Leopoldville y ocupan los aerdromos en todo el pas. Lue go los funcionarios militares de la ONU de claran que no estn obligados a respetar la Const itucin congolesa. Lumumba protesta enrgicamente y ha ce un llamamiento a los gobiernos amigos de Africa para que J e presten ayuda mili tar a fin de aplastar la conspiracin colo nialista. Mientras tanto Kasavuvu huye a Brazzaville, capital del independizado Co n go Francs, y el Senado le da un voto de confianza a Lumumba y demanda la retirada inmediata de las fuerzas de l as Naciones U n idas po r estar in terfir i endo en los asuntos internos del pas. Pero no habia slo int erferencia, sino una parcialidad manifiesta en favor de l os separatistas y de Kazavuvu. Los funcio narios de la ONU Je impedan el uso de los aerdromos a Lumumba, pero per mi tan el despegue de l os transportes de Moi ss Tschombe con f u erzas de refresco ha cia la zona de los combates No obstante, las tropas de L umum ba contina n s u avance hacia !{amina A Hammarskjold no Je q u ed ms re m ed i o que convocar a un a nueva sesin del Consejo de Segur i dad para exam inar la situacin, sesin que L um umba pide se efect e e n el propio Congo, lo que es re chazado por l a mayora del Consejo fiel a los Estados Unidos La Un i n Sovitica entonces publica una declaracin en que ac u sa a las potencias de la OTAN de in tervenir en el Congo contra la indepen dencia y la integridad territorial del pas bajo el disfraz de la ONU. Seala tambin la responsab ilid ad personal de Hammars jold y demanda que se restituya al go bierno legitimo el ejerc i cio de su sobera na, bajo la advertencia de que si la ONU no cumple su misin, l os pases que apro baron las resol u ciones del Consejo de Seguridad podrn prestarle a l Congo sus asistencia. A la sesin de l Consejo de Seguridad parten dos delegaciones : una encabezada 1 0 3

PAGE 114

MOMENTO INTERNACIONAL por Toms Kanza representa n do al go bierno l eg i timo de Lumumba, y otra a cuyo frente se enc u entra el ex min i stro de re l aciones exter i ores Just n Bomboko, repr
PAGE 115

Ydnquis y Los l nas sus co o VENDER lt.S0 POI E lNRA P LUCION BEVO tiembre '.~ PANAMA, s~; Rr:vo. ( E special Pu a ge11t~ 1 ' Nl .~ Unite~ LUCIO de l a aqU l priva~~ Coro 11 j oaqi11 ,.., 1 u. 1 , er a 1 'ii1fa acuso l., Rui:z d,e1 vende1" S u rez d el i to" ~vLU inante idico R ta INR~ el p~I r la 1~ev1s Hab gu1 CION :, 1 de la 1eg1 en ] oc a nola. to rid ades "o r L .... 5 a u 1 1 i =t t e~. . l i c1:o l.. l 'F 'l 'Ul )es ct~mpla U111te : c no s ) ,, cte g1na. d e n }a : pa . ua. en (Cont1n SIN COMENTARIO PRESO POR ... Continuacin de la J>a~ .Pri1t1era ComPany y encarcelaron al vendedor de .!?Evo LUCION e INRA. La noticia deJ arresto ha causado consterna cin en Panam Por el "servilismo" de las auto ridades Panameas y el concepto que tienen los consorcios norteameri. canos de la libertad de expresin y circ ulaci n .

PAGE 116

> .. ::: h f,, ~ -. . .. ' t ~ , ""' .,, Familias completas de la simptica ciudad de Trinidad, de dican sus mejores esfuerzos al te jido de l yarey Y de esas manos hbiles salen en cantidad apreciables ,y en diversos co lo res, mltiples artculos Bolsas de manos, sombreros para p l aya y par a el campo, sirven no slo com o expresin de arte t ico s ino qu e adem s, proporciona n un decoroso jornal. SUPL.EME.NTO .,J P OR ANTONIA MONT I J O TR ISTEZA da pensar q u e a n tes de l pr imero de ener.o de 1959 en Cuba se ex portaba el yarey una de las mejores ca l ida des en el mundo-a otros pa ses como Hait y Pu erto Rico, devolvindosenos des pu s en artculos manu factura dos, mien tras nuestros tejedores de yarey se en contraban en la mayor miseria y desam paro, a pesar de s er verdaderos artfices en el empleo de ese materia l. Incluso se importaban artc u los de adorno hechos con d i versas fibras s imil ares, proce d entes del Japn, C h ecoesl o va qui a y Holanda a pesa r de que se podan hacer en nuestro pais. A nadie Je importaba qu e muc h as fami lias tejedoras de Trinidad vivieran en ca sas p rimitivas de adobe y cujes, m i entras la tuberc u losis, el raqu i t i smo y los si to s hat:an estragos e n l os hijos de l as te jedoras Tejer yarey es un oficio trad i cional en muchas poblaciones de C u ba, especia l men te en Trinidad, donde los tejedores gana ban ge n eral m ente no ms de 30 o 40 cen tavos al da, mientras que el intermediario rapaz e inhu m a n o se b eneficiaba con el es fuerzo y sudor de esos cubanos. Era ta l la espantosa miseria de l tejedor e irrisorio lo que ganaba, que casi se pue de decir que e n Trin i dad se consideraba vejam i noso el que se calificara a una per sona de "te j edora de yarey". Las humil des muchachas que estaban en edad de presumir, cuando ib an por la calle escon da n penosamente las pencas de yarey o los artculos ya h echos cuando los l l evaban al intermediar i o Con yarey lo mismo se hacen sombre ros -inclus i ve de tejido fino parec i do al jipijapa o panam, pamelas, alfombras, l mparas, carteras, porta vasos, cestos, es te ra s y tambin un amplio rengln para motivos de decoracin inter i or, como s~ p u e d e o b servar e n e l h otel Jagua de C i en fuegos, el mote l Las Cuevas, e n Tr i nidad, La E rm i ta y E l Jazmn, e n Pinar del Ro y otros ce ntros de recreo de la I s l a. COOPERATIVA DE YA R E Y DE TRI N IDAD Aun qu e e l yarey es trabaja d o en muchos Jugares d el pas, especialmente en Baya mo, Oriente y Sa n to Domingo, L as Villas, la labor a rt sanal de esa fib r a es una tra dic i n en Trinidad Por eso cuando e l Go bierno Revoluc i onar io come nz a estudiar las pos i bilidades econm i cas de cada pue blo a fin de est imu lar u rge n tei n ente su indus tria o artesana ms fact i bl e de des arrollo, se enco n tr que en la tpica Tr n id ada l r ea liz arse un ce ns o por el Ins tit u to Nacional de Industrias Tursticas (INIT) a ,t ravs de las funcionar i as Ni l da Ravelo y J\fe r cedes Castrol a m ayora de l as personas que s e dedicaban al tejido de yarey constitua n l as fam il ias ms pobres y numerosas de la poblacin El INIT, inm ed i atame nt e 4.ue conoci a cabaliclad e l estado de m i ser i a y explota cin en que viv an los te j edores, disp u so

PAGE 117

' I a creacin de una cooperativa que prote giera a los artesanos, a fin de que cons i guieran un pr ecio ms j u sto por su traba jo, a l a vez d e fi3c ilit arles otras mejoras soc i a l es y se lograra un mayor desarrollo de esa industria tpica m e diante la crea cin de nuevo s artcu l os y su distribucin e n n u evos m ercados con posibilidades de un mercado exterior en un futuro ya qu e por el momen to se est produciendo de a cuer do con el consumo nacional q u e es bastante. Dicha Cooperativa aunque se fund e n diciembre del ao pasado, n o comenz a fu nci o n ar propiamente hasta marzo de 1960 Aunq u e en l os pocos meses que lleva de actividad ha hecho grandes avances, todava no ha alcanzado muchas de las metas que se propone lograr, pues en los planes del INIT est tambin l a construc cin de casas baratas para los tejedores. a fin de qu e dejen las covachas en q u e viven hacinados actua l ment e Problema que viene de aos, de siglos ... La creacin de la Cooperat i va ha s i do una labor ardua y paciente, de enseanza y convencim i ento a l tejedor que por aos ha estado engaado por e l intermediario oportunista quien l e ha sembrado en su mente que sin su a yuda no podr vender s us productos. A pesar de que los intenne diar i os han seguido en su campaa mal in tencionada y desorientado r a, los tejedores han ido comprendiendo donde est la ra zn y la justicia, as como la intencin de la Revol ucin q u e no es otra que la de crearles las condiciones para q u e vivan co mo seres humano s en la Patria que nacie ron. L A COOPERAT IV A EN MAR C HA En l a calle Boca y Nueva se encuentra el 'Palacio de Artesana donde opera la Cooperativa de Tejedores de Yarey de Trnidad Este edificio cls ico colonial, es conocido por el Pa l acio Brunet, ya que fue mansin seorial de la familia de ese apell i do, de antiguo arraigo en la tpica villa. Adems dP\ mejoramient
PAGE 118

tiguo hospital de la Popa inmueble e n : uinas desde la in tervenc i n ame ric ana donde nunca la profilax i s soc i al ha lle gado adecuadamente. Las r u inas de ese casern se encuentran en una meseta de poca altura Al s ub ir un en j ambre de chiquillos, desnudos uno s y poco ves t idos otros, h acen pensar a l p r i odista que mucho tiene todav a que ha cer la Revo luci n en este lugar. All, en cuartos pauprr imo s, viven muctias fami lia s de tejedoras -Todo e l mundo aqu tej e! -nos di ce co n v i va voz una muchacha trigue a como de 16 aos a la que anunciamos n u estro propsito de conocer algunas teje doras de l a cooperativa. A l a vez que se nos brinda para guiar nos por el destartalado casern, nos dice: -La Cooperativa por lo menos nos ase gura un jornal por l a labor que realiza tnos cosa que antes era muy d if cil d e lograr. A la puerta de l primer cua rto q u e nos lleva, e ncontramos a su moradora, la ra Carmen Medina: Con la Cooperativa, indudablemente, estamos m ejor. Varios de sus ocho h i jos se acercan para escuchar a la madr e. -Ahora es distinta la cosa, nos dice .1na vec in a que de pron to ha llegado atra1da por el dilogo Ganamos hasta un peso y dos pesos d i arios segn l os tipos de tej i dos que realicemos. Antes ganbamos 30, 40 y a veces hasta 50 centavos y tenamos que aceptarlo porque si no nuestra hamb r e era mucha. Mientras la escuchbamos observamos en un tab ur ete cercano a una nia que no pasa de ocho aos tej i endo un sombre ro de yarey donde sus deditos, por la rapi dez con que se mueven, casi se pierden e tre las fibras. UNA FAMILIA TEJEDORA Despus abandonamos el antig u o hospi ta l de La Popa y nos internamos en unos bohios cercanos, casi ocultos por espeso fo llaje. En el portal de uno de ellos, una famil i a entera est tejiendo. Es la familia Lara que por varias generaciones ha tra bajado el yarey Todo el mund o debe de brindar sus esfuerzos a la coperat iv a, comprando ar ticulos de yarey para que todas las teje doras de Tri nid ad puedan tener cab i da en ella, nos dice la abue la de la fam ilia, que ha comprendido l a utilidad del organis mo creado por la R evol ucin. -Eso se lograr, dice una de l as mu chac h as m s jv enes, porque en rea lidad lo s a rti cu lo s que se est n produciendo en ella son esmeradamente confeccio nado s, de buena calidad y bonitos. j ese -nos dice con entusiasmocomo todo el qu e viene a Trinidad compra e n seguida l as pamelas y otros articulos de la Cooperativa. Eso nos ayudar mucho, no cree usted? Asentimos con una in clinacin de ca beza mientras J e decimos: "E l INIT, por todos los medios posibles est popularizan do la .venta de artcu.los de ya rey. No hay una playa popu.lar, o un estab l ecimie nto no turstico donde dejen de exhibi r a la vez qu e venden, h e rm osos artc u los en esa fib r a. Seguimos nuestro recorrido y e n tramos en otro bohio cuya familia nada pudo mos trarnos de los traba jos que realizaban e n ya r ey, porque el da antes los h ab i an en tregado en l a Cooperativa. -Figrese, nos dice una avispada mu hacha ya estamos ganando e ntre toda la familia un promedio de 25 a 30 pesos sema nal es. RE S PALDO A LA COO P E R A TI VA En la calle Lucero y Amrica e ncontra mos el modesto h ogar de Espera nza PesuPLE M ENTo L drosa Rondn, tejedora de la Co operativa. Siete hijos. El ms pequeo de apenas cin co m eses, acaba de salir del hospital. El 'cabecilla" de la famil i a trabaja en lo que encuentra. El mayor de los muchachos vende carame l os. Sin e l yarey no podramos vivir nos explica Esperanzaya que no tenemos oua entrada Mi esposo trabaja e n Jo que aparece, por Jo que yo tengo que t<:jer. Cuando hay algn muchacho enfermo no puedo trabajar mucho y entonces gano sob r e cinco pesos a la semana, pero cuan do todos estn sanos gano mucho ms. -Qu promed io de labor puede reali zar usted y .las dems tejedoras? Depe nd e de la rapidez de cada u na. Yo, por ejemplo, h ago c~atro jabas peque as y dos grandes a l d 1 a o dos carteras pequeas y una grande. Y cmo obtienen el yarey? -E n l a Cooperativa, que lo trae de Santa Cruz del Sur y nos lo vende a l pre cio de costo: tres centavos la penca. De cada una sa l en tres sombreros Antes, cuando no ex i sta la Cooperat iv a tenamos que comprar el yarey a los distribuidores a siete y a nueve centavos la penca. Aho ra nos sa l e cuatro o c in co ce n tavos ms ba rata. Nosotros tenemos que teir el yarey ya seleccionado, pues cada tipo de objeto se r ealiza con una ca lidad distinta. -Tiene confianza en la Cooperativa? Que si tengo confianza! Imagn ese que llevo cato rce aos tej i e ndo yarey y es aho ra cuando mejor me Jo han pagado y esto es slo el principio. EL INTER ME DIARIO S IQ U I TR I LLADO Un enemigo declarado de la cooperati va, c l aro est, fue el intermediario siqui trillado por l a Re:volucin. Con gran des fachatez muchos de ellos empezaron a conspirar contra la Cooperativa tratando de desor i entar a los te j edores. Muchas ve ces lograron que la tejedora les enuegara e l articu.lo manufacturado, con yarey de l a cooperat i va, ap rov ec h ndose de la nece sidad de dinero, en ese instante, de la in feliz trabajadora. Pero en pocos meses eso ha sido elim i nado gracias a la extraord in aria labor de lo s funcionarios responsables de la Coope rativa ntre e llos l a adm inisU adora, Coor dinadora d e} M-26-7 en Trinidad, Rosa A l bar, que con tesn y voluntad han abierto los ojos a los tejedores. LA DI ST RIBUCIN Todos l os artculos que produce la Coo perativa son adquiridos por el INIT y ste los distribuye a travs de su departamento de ventas, a precio moderado en las p l yas pblicas, moteles tiendas etc. Las T i endas del Pueblo son grandes adquiren tes de articulos de yarey especial m e n te de sombreros y a la vf!!'/. se suministran del INR A. Las tres grandes tiendas de sombreros de yarey que hay en Trinidad los compran a medio ter min a r .e n la Cooperativa, para despus ellos completar el nroceso de plan

PAGE 119

1 chado, ribeteado, corte, etc. dando as em pleo a muchos trinitarios. Tambin la Cooperativa ha obten id o los servicios del seor Manuel Barb er, que en su carcter d e tcn ico e nsea a los te j edores a mejorar sus trabajos. Un caso curioso es que los reclusos de la prisin de Trinidad tambin hacen tra bajos en yarey, obteniendo as algunas ga nancias para e llos. PERSPECTIVA DE LA COO PERATI VA Al mar c harnos de Trinidad nos lleva mos la impresin d e que la Cooperativa de Tejedor es ser un i to, ya lo est sien do, porque la R evo lu ci n ha puesto su em peo en ello y hombres de buena voluntad luchan por mej orar a sus h er manos s in ningn inters. T odava l a Coope rativa no es lo que as p i ra, pero en poco tiempo habr alcanza do su fin que no slo es el econmico, sino tambin el de mejoramiento en todos los aspectos del cooperativista, para que tenga una casa higinica, hijos nutrido s y sin parsitos, c on esc u el as y creches pa ra que ninguno sea analfabeto. Por eso to do cubano debe saber que al comprar un objeto de ya rey est ayudando a l m ej oramiento de muchos compatr i otas que !)asta ahora fueron parias pero que no lo sern e n lo adelante porque para ello se han sac rific ado y se sacrificaran los hombre s qu e h i cieron la Revolucin. (. V l J \ :> e, 'l "> o -.,c.. ___ ..._......__,.,l__,,:_ El yarey cubano sirve para muchas cosas que pueden tejerse fcilmente en la casa. Y es tos sombreros criollos son como esos que hemos visto infinidad de veces en las multitudi narias manifestaciones recin celebradas. De bajo dos mujeres realizan con extraordinaria paciencia un artistico trabajo. Del yarey se pueden lograr muy tiles maravillas de arte. SUPLEMENTO M

PAGE 120

LA MUSICA Y LA DANZA EN LA REVOLUCION POR J. AROEVOL LEYES REVOL UCI ONARIAS D ES D E el punto de v i sta de lo musical, Cuba cuenta ahora con dos leyes de gran significado y cuya v i gencia modifi car en poco tien1po nuestro medio, tanto en lo cultural y artstico como en Jo eco nmico, social y organizativo l\1e refiero a la Ley No. 590 tal como fue modificada por la No. 813, y a la Ley No. 860. Las dos primeras crearon la Orquesta S inf ca Nacional; la segunda crea el Instituto Cubano de Derechos l\1usicales. La Orquesta Sinfnica Nacional i niciar sus actuaciones en octubre, y est desti nada a ser un organismo de muy alto ni ve l tcnico. Se especifica en l a l ey que, entre sus fines principales, figuran dar a conocer la msica nacional, propiciar la actuacin de directores y solistas c u banos y ser un organismo que responda a las ne cesidades culturales y educativas de nues tro med i o. Se invitar a directores y so listas extranjeros; como es natural, p e ro las posiciones determinantes ( directores en propiedad y directores auxiliares, y el Consejo Tcnico de Asesores) estarn ex clusivamente en manos de tc ni cos cuba nos. Con esa med i da termina para siempre uno de los ms graves males que tuvo que padecer 111, vida y l as activ i dades de la Orq u esta Filarmnica, co mo sin duda fue el de estar regida por un grupo de perso nas, que salvo contadas excepciones, con sideraban esa institucin ms como motivo para vanidades de crnica social o elegan te pasatiempo que como un gran instru mento que fundamentalmente tena que estar al servicio del arte, la .cu ltura y la educacin. Adems, casi todos los patrona tos que tuvo d i cha orquesta funcionaroQ -consciente o inconscienteme n te-con; tra los ms altos intereses d e nuestros compositores y las ._ necesidades musicales especficamente cubanas Eso, como tan tas otras cosas, pertenece a un pasado que no deja de ser muy aleccionador por lo Que .tuvo de n egat ivo y antinacional. Tambin se crea, integrada con la Or questa Sinfnica Naciona l la Orquesta de Cmara, a fin de que este gnero, tan im portante, y para e l que mucho hemos es crito los compositores cubanos, se cultive no ocasionalmente, s ino sistemticamente. E l Gob i er no Revolucionario, que es fie l ex presin de la ms profunda cubana y que est empeado en rescatar lo .propio, o sea, l a m s genuina tradicin nacional, no poda dejar de contemplar este aspecto, ya que nuestro pas es uno de los de toda SUPL.EMEN"rO N Arriba, a la izquierda, se observa al Comit Tcnico de Asesores de l a Orquesta Sitni ca Nacional, en la labor preparatoria para el funcionamiento de este organismo creado por el Gobierno Revolucionario y, a la derecha, la Junta de Gobierno d el Instituto Cuba no de Derechos Musi cales en plena labor destin ada a c ons eg uir cuanto a ntes que nues tros composi tore s cobren los derechos que moral y legalmen te les corresponden. E nll'e los que forman parte de dicha Junta de Gob i erno figuran Adolfo Guzmn. Marta Valds, Ju lio Gutirrez, Sergio Francia, Humberto Surez. el Dr. Rancao, Carlos Daz y el redac tor de esta seccin como delegado del Ministerio de Educacin. Finalmente, e n la otra gina, el Director del Coro del Tea t ro N acional en el momento culminante de un ensayo, nuestra Amrica que mayor tradicin tiene en el campo de las manifestaciones de or q u esta de cmara De acuerdo con una transitoria, la ley estab l ece que, por esta primera vez, los cargos de Director en Prop i edad y Direc tor Auxiliar de cada una de ambas orques tas, serian cubiertos por concurso. E l De partamento Nacio n al de Cultura, del Mi nisterio de Edu cacin, di a conocer e l resultado: Enrique Gonzlez Mantid y Ma nuel Duchesne Cuzn, Director en "Propie dad y Director Auxiliar, respectivamente, de la Orquesta Sinfnica Nacional; Rober to Valds A rnau y Rober t o Snchez Fe rrer, l os mismos cargos, respectivamente, para la Orquesta de Cma r a. Unos son mu y jvenes, otros no tanto; los hay que han tenido bastante oportunidades, otros han podido dirigir menos. Pero los cuatro han sabido demostrar, despus del triunfo de la Revolucin, que merecen ocupar esas posiciones de tanta responsabilidad; los cuatro cuentan -cada uno de acuerdo con el cargo a que ha aspiradocon impor tantes expedientes de actuacin profesio nal. No hay duda de que la Orquesta Sin fnica Nacional y l a Orquesta de Cmara estn en mano s idneas que sabrn con ducirlas por el camino que todos desea mos. IN S TITU T O CUBANO OE DERECHOS MU S ICALE S En Cuba, el problema de los derec hos autora l es en general y d" los musicales en partic u lar ha sido siempre un desastre. La anarqua y la malversacin haban sido los dos nicos sistemas que h aba n funciona do. Esos males tuvieron su apogeo en l a Sociedad Nacional de Autores de Cuba (SNAC), cuya actuaci n "al amparo de la l egislacin por que se rega -dice un por cuanto de la Ley No. 860-, se convir ti e n in strumento de los peores mane j os, burlndose a los autores y compositores en sus ms l egt imos derechos y con malversa cin de sus fondos se fo ment la prctica viciosa de la poltica dictatorial manteni da por el Gobierno Tirnico derrocado el 31 dP diciembre de 1.958". El Gobierno Revolucionario dict la in tervenc i n de esa sociedad, pero ia inter vencin no era suficiente. Haba que crear un nu evo instrumento. q u e respondiera de b i damente a las necesidades de ios dere chos autorales de los compos i tores cuba nos Dicha l ey, creando el Instituto Cu bano de Derechos Musica l es, resuelve, a mi juicio, las necesidades p l anteadas. C l aro que, aqu como en otros campos, es tan to lo que hay qu e hac e r, que los frutos de la nu eva legislacin no podrn ser inme diatos. Por lo menos sern necesarios de dos a cuatro meses para organizar el nue vo i nstituto; slo despus de este plazo ser posible que acte a plenitud en lo na cional, ya que en lo internacional y en el aspecto d'e posibles nuevos convenios con otros pases hay que contar con d i ficul des y obstculos que no slo dependen de C ub a. Como muestra de lo q u e es la nueva ley, quiero r eproducir algunas pocas cosas de su articulado: "El ICDM velar por el respeto de los Derechos de Autor, Compositor l\1usical o Dramtico Musical; e l mejoramiento de su estado econm i co y deber propender a la ms alta moral y tica profesional de la clase" (Art 1). "Para l a consecucin de sus fines, son funciones propias del ICDM: "a) Cobrar y percibir todos los derechos que corr e s p onda a l os autores y compos tores musicales o dramtico musicales por la ejecuc i representacin o difusin blica por cualquier medio en el terr itorio nacional de toda obra de ese gnero, ya sean sus autores nacionales o extranjeros Y se enc u entren o no inscritos en e l Insti tuto, y cobrar e sos derechos aun cuando sean de dominio pblico las obras". "h) Fijar las ta rifas q u e correspo ndan por la e je cucin, r e n1 sentacin, o dif u s s in pblica de las obras musicales o dra mtico-mu sica l es en el territorio naciona l ". "k) Editar, imprimir o grabar obras musicales o dramtico-musicales, previo los acuerdos correspondientes" "l) Establecer una esc u ela de supera cin cvica y de composicin musical". (Art. 2). "El ~CDM ser la nica persona jurdi ca autorizada dentro del territorio nacio na l para percib ir y cobrar los derechos que correspondan a los autores por la eje cucin, representac in o difusin de sus obras. ya sean autores nacionales o extra jeros" (Art. 6). Adems, y de acuerdo con esta ley, el ICDM tiene en. estud i o las tarifas para el cobro de los derechos a u torales en la lla mada msica cu l ta", cuyos composito res nunca han cobrado un centavo en Cuba por este concepto En fin, con esta l eg i s l acin, que es muy completa y previsora, se espera que cese de una vez por todas el ah !.: urdo de que a la msica le saquen partido eco n mi co los in trpretes, l os editores los tnterme rliar i os las empresas rarliales y de televi

PAGE 121

s i n, etc pero no l os compositores, cuan do stos son precisamente, los pad res de l a criatura, y tienen perfecto d e recho a vi vir profes i o nalm e nte de l o que produc en CORO D E L TEA TR O NACIONAL Co n u n programa de mucho int e rs di vidido en tres partes : Polifo a religiosa y Polifona profana de l R e na ci mi ento, y Ca n ciones cuba na s d e principio d el p r ese nte siglo el Coro d e l TNC ha ofrecido s u pri m e r concierto como organismo "a cappe lla Las obra s de p o l ifona religiosa fueron l as m ejores logradas por este novel con jun to coral. A lgun as d e ellas di er on la im pres in d e ser canta das p or un coro de mu c h a m s exper i e ncia. Obras d e Cons tanzo Festa, Pa l est rina Jacobu s Ga llu s y Victoria fue ron diri gidas po r Serafn Pr o con se nsibilidad muy poco co mn. lo mismo sucedi con l a msi ca que const i tu a l a segunda parte. Es no table, sobre todo, qu e e n un director de coro se den e l mx imo rigor, l a sobriedad, la pu reza d e est il o y, ta mbi n la flexibilida d e l se n t i do cadencia!, l a flu id ez a un entro del tejido contrapu n t st i co s co mp lej o. E<'u e ron grandes a c i e r tos las obras d e Mor ley, Janneq uin y Pierre Certo n Bie n ta m b in e n Orazio Vecchi, Hans L eo Hassler y Tho m as Bateso n En otras pginas e l co ro no p u do seg uir con suficiente duc ti li dad el flexible sentido rt mico y cad e n c ia! del director E l grupo de ca n c ion es c ub a nas fue lo q u e ev i denci m s fa l ta de ensayos, me nos seguridad. Por otra pa lte, l os arre glos de Pro ms difc il es d e l o q u e puedan parece r e n una pr im e ra aud i cin, no lucen l o q u e son s i no se cantan con absoluto dominio tc ni co y despus de u n nm er o considerable de e n sa yos CONC IERTO SIN"FNICO E N EL TNC Uno d e los ltimos conciertos de la Or q u esta Sinfnica d el Teatro Naciona l se rigi po r el sigu i ente pro grama : "Sinf na No. 41 en Do mayor", de Mozart; "Co ncerto No. 2, para piano y orquesta"; de Brahms, con Ivette Hernndez e n la pa rt e solista; In t rodu ccin y Aire", de Nata lio Galn, y "Cantata de l a P-az", de J u an Blanco. Enr i q u e G Mn t i ci logr el mejor mo m ento d el co n cierto e n el And a n te" d e la sinfona Las enormes dificultades de esti lo y f raseo de este tiempo f u eron vencidas con notable natural i dad por e l director y la orquesta. Aunque en disti n tos pasajes de l "co nc er to" Ivette He rnn dez puso de manifiesto s us e x tr aordinarias dot es de musicali dad y poder de recreaci n, el hech o de estar sumament e n erviosa l e im p i di t ocar con la s egur idad y dominio a qu e nos t i ene acostumbrados. El p ropio Galn ha dicho, de su obra 1 que hay que acercarse a ella "con la misma buena intencin con que o mo s una baga tela u hoja de l bum musical" Es una s i ca e x tre madamente simple, apenas elaborada y excesivamente directa. Termin el concierto con una nu eva au dicin d e la "Cantata de la Paz", d e Juan Blanco, obra a la que ya me he refer i do e n el nmero anter i or de !NRA. EVELIO Y CEC ILIO TIELES De acue r do con sus conciertos ofreci d os rec i ente inent e en e l Pa l acio de Be llas Artes y en el Teatro Nacional, lo pri m e ro que debe sea l arse es la muy slida f orma cin instrument11 l que ambos her manos p oseen. No hay que orlos mucho t i empo pa ra darse cuenta de que se han d ed i cado a la msi ca co n todo ri g or, es tudian en seri o y cuentan con muy bu ena or i e n taci n tcn i ca, t odo ello a pesar d e sus diecinueve y diec i ocho aos. Claro que no siempre acie rtan en el m i m o grado: co mo e n otros muchos intr pretes, y, sobr e to do en los tan jvenes, hay obras y compositores que concuerdan mejor que otros con la sensibilidad y r e l ativa madur e z de ambos ejecutantes. De los conciertos de violin y p i ano, lo mejor fue la "Sonat in a Op. 137, No. 1" de Schu bert, y la "So na ta No. 3 ", de G rieg En Bach, en cambio, el tiempo no estuvo mu y ajustado a l o q u e r equ i ere e ste compositor. En Beet h oven tuvieron muy buenos mo mentos a unque no lograron la "Sonata No. 5, en Fa Mayor", en su totali dad. Con la Orquesta Sinfnica del TNC, bajo la direccin de Mntici, Evelio toc l a par te so li sta del "Co nce rto en Mi menor", de Mende l ssohn. Salvo alguna ins eguridad en lo s momentos iniciales, e l solista e j ec u t s u parte con dominio tcnico, seriedad y musicalidad poco frec u e nt es en violinistas de su edad. Fue un Mendelssohn clido, expi:es ivo pero sin ninguna exageracin. Cecilio e j ec ut e l "Conce rto No. 2 para piano y orquesta:', de Rachman i noff Des de los 'primeros acor des el solista eviden ci su musicalidad, su sent i do de l fraseo -sobre to do en los pasajes lricosy su exce lent e "cantabile". Para los pasajes de gran ejecucin le falta madurez tcnica, un mayor dom ini o de todos l os r ec ursos de l instrumento. Pero toca tan musical m e n te que ese aspecto pes poco en el r es ultado de conj unto. Mnt i ci tuvo muchos aciertos en dos obras sumamente distintas: e l "Concerto Grosso Op. 6 No. 6", d e Haendel, y "Ro meo y Julieta" de Tchaikovs k y ALVARO DIO DE GRANDA Con motivo d e sus vacaciones en Cuba Alvaro Odio de Granda que se ha gra duado r ec i e n te m e nte en el "Curtiss", de Filadelfia, ha ofrecido un concierto en el TNC con la pianista Zeida Ruga y otro de msica de cmara antigua en -el Palacio de Bellas Artes, b a jo los aus p icios de l De pa rtam e n to Nacio n al de Cultura. En el prime r o su actuaci n se me anto j algo aptica sin aquella capacidad de entrega a lo ms profundo de la msica que constituye una de l as ms p r eciadas virtudes de es te j oven violinista. En el progra ma haba exceso de transcri pcio n es La obra ms important e era la So nata en Re mayor", para violin y piano, de Pr okofief f En esta dificil msica Od io de Granda prob lo mucho y lo b i en que toca, p er o falt impulso, fuerza, carcter, aunque creo que hay que hacer res ponsa ble -: de ello, por l o menos en parte co n s ide rable, a la pian i sta Z e i da Ru ga, qu e toc la parte del piano ca s i sin adentrarse en el estilo del compositor. El concierto de B ellas Artes fue en co laboracin con el violinista Carlos Agosti ni y la pianista Lil y Hernndez Asiain En este programa se inte rpr etaron, casi s i em pre muy dentro del estilo de l os dis t in ts compositores, obras de Vivaldi, S tamitz, Veracini, Tartini y e l "C oncerto en R e menor", para dos violines, de J. S Bach. Fue un buen concierto, en que l o s tres ejecutante s se entregaron noblemente a la l a bor de hacer llegar al au dito rio la s i ca .qu e in terpretaron. Sin embargo, en las obras para dos v io lines, no s iemp re se pu do evitar que las diferencias d e tc nica violinstica repercut ie r an en el res ultado de conjunto SUPLEMEN T O

PAGE 122

LA HOSPITAL/DAD Y ANQU/ VISTA POR LA PRENSA BRIT ANICA Jale. en The London Evening Standard .... . . .. .. .. ... .. ..... .:,:, . .. . ., ... :: .. ... .. . ... . .. . . ... ==== =. . . . . . . ... . . . . . ,. ::-:, -~-:-:-:-: . .. :.:. . ... ... -~== .... .: . ,. .. ... ..... ... :::::: .... .. .... ::-:~::: .... .. . . ' ... ;;c..:-: :9. .. ,, .. .. :: ~ :-: -: ,.!,.,. .... . 0 O O .. .. . . ., .. .. ... ... r, .... . .. . . ... .. .. ... . .. .. ... ... ... . ..... . ... ..... . . . .. ~.:, ... .. ... ,. ... :::?.::: '''-' .. ... ... . .... :,. .. ... ..:..t. ... . ... ... .... ,. .. . . ... ......... . .. ...... ......... ... ...... .... .... . .... . . .... .,..... .. ,__ .. ...... ... .. ,. ... ..!,.( ... : -~-" :-:-:..; . !. ..

PAGE 123

PARQUE NACIONAL LA GUIRA Una hacienda, que hasta hace muy poco sirvi para el disfrute de una sola fam ilia ha sido rescatada para el pueblo Y entre los pinares de la provincia ms occidental de Cuba, en un marco natu ra l de incomparable belleza, el Instituto Nacional de la Industria Turlsti ca ha he cho surgir all el Parque Nacional "La Gira". Un amplio y bello restaurante campestre, cabaas de diversos tipos y diseos, muchas de ellas construdas en los propios rboles, brindan ya al turista su encantadora p r esencia, una presencia que habla de un mundo aparte y nico. De este rincn incomparable hablar a sus lectores la revista INRA en un re portaje, en su prximo nmero

PAGE 124

LA BATALLA DEL PETROLEO Cuba esfaba en manos de los monopolios extranjeros en lo que se refera a la exploracin, perforacin Y explotacin de po zos petrolferos, a la importacin y refinacin del petr6leo crudo y a la distribucin y venta de sus derivados. Pero la Revolu cin ha venido a ponerle fin a este hecho. (Vea en este mero el reportaje: "Cuba vence en l a batalla del petrleo".)