Citation
INRA : [revista]

Material Information

Title:
INRA : [revista]
Alternate title:
Instituto Nacional de Reforma Agraria
Alternate title:
Inra (La Habana)
Creator:
Instituto Nacional de Reforma Agraria (Cuba)
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
INRA
Publication Date:
Frequency:
monthly
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes) : illustrations (some color) ; 35-36 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
INSTITUTO NACIONAL DE LA REFORMA AGRARIA (Cuba) ( renib )
Genre:
Periodicals ( fast )
Revistas ( bidex )
serial ( sobekcm )
federal government publication ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Año 1, núm. 1-año 3, no. 2 (marzo 1962).
Numbering Peculiarities:
Año 1, no. 1-2 lack month and year designation.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
This item was contributed to the Digital Library of the Caribbean (dLOC) by the source institution listed in the metadata. This item may or may not be protected by copyright in the country where it was produced. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by applicable law, including any applicable international copyright treaty or fair use or fair dealing statutes, which dLOC partners have explicitly supported and endorsed. Any reuse of this item in excess of applicable copyright exceptions may require permission. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc@fiu.edu to request more information about copyright status or to provide additional information about the item.
Resource Identifier:
1081429814 ( OCLC )
1018-8193 ( ISBN )
036580176 ( ALEPH )

Related Items

Succeeded by:
Cuba (Havana, Cuba : 1962)

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

o Cl:tf4ClEl A1'l0 I LA HABANA Num. 8 RAUL CASTRt) RUZ MINISTRO DE LAS FVERZAS ARMADAS RBVOLUCION-,.RI ~ Dl(IE ti tu_.,. 20:

PAGE 2

Dentro de ao y medio todo el jamn que consumiremos ser cubano! La cria de ganado porcino ha adquirido el ms extrao r dinario i ncre mento dentro de los planes de la Reforma Agra1ia que el Gobier n o Revo lucionario de Cuba ha puesto en marcha. Solamente en la p r ovi n cia de Pinar del Rio se estn estableciendo veinte centros para la cra de ce r dos con un promedio de mi l hembras en cada uno, que producirn to d os los aos 200 mil puercos. Con este plan que en igual forma se llevar a efecto en otras pro vinciass e lograr entre otras cosas suprimir l a impo r tacin de jamn, ahorrndonos anualmente tres millones de pesos que ahora se n os escapan en divisas por ese concepto. ( V 1 86 ) ell repo rta e e n a pll gi nll

PAGE 3

REVISTA MENSUAL ILUSTRADA Ao I SEPT 1960 Num. 8 Ac o~ ida a la f ra.nquida postal e inscripta como correspon Jenc-ia de segunda da~e en la Admini s .tracin de Correos de La Habana. Cuba. Dir ec c in y Ad minist ra ci n : Ed i fido del "INRA". Av e nida Rancho B o ye ro s y General Surc-:. l a Habana, Cuba Impreso en lo s t:tllerts de "O mega" ANTONIO NU~EZ JIMENEZ Director JOSE LORENZO FUENTES Sub.Director ANTONIO BERRE Administrador SUSCRIPCIONES t 2 EDICIONES Cuba: $2.40 Extranjero : Sl.SO IMPRESO EN CUBA 1..A BA TAI..I..A DE L.A OEA CHJCHEN ITZA. I..A C I UDAD SACRADA DE LOS MAYAS Chieh n lt uno de l"'!t ce ntro ms importante cic b riqueza arqueo l ica Oc Mxico, ea el motivo de un hermoto r eportaje, con fotot todo color, que ofrecemos a nvcstros leetou?,. (P$.ina 76) Ante la OEA. pese a hu ml:'n i obras del i mperialismo, Cu bl:' no co n curri ecmo acu ,ada sino c-omo :'.:lCuilador:'.:l, Y la voz de nucttro Canciller, doctor Roa. fue serena, pe ro firmten la denvneit\. (Pgina 16) "1SE LLA MABAN !" Frente a )a airctin eco nmic del i mperi;\lismo nor tea mericuno, la dignidad dt'. Cubo. e xi ga -como a;,:. hit < Ted{lclar In Ley de N<1eiona lit&cin de 1011 monopolio,i: vt1,nqui6, (Pgina 4) .-..... -I N R A r -~ =-= ::..."l'.:i=,. NUESTRA PORTADA ... Comba t iente del Monc;da, ex;pedieiontirio del Cri'lnma. hroe del Segundo frente Orienta l "'F rank Pais" y firme revolucionario, el Coman dante Ral Castro Ru:z, actua l Ministro de lat f u er.in Arm."dU Revolucionariu. es uno d e los figuras mt entraablemente dmiradat por nuestro pueblo. ESTE NUMERO CONTIENE "Se llamaban!" . . . . . . . . . . . . . . . . 4 L a bat a lla de la OEA . . . . . . . . . . . . . . l 6 En el banquillo en Mo sc . . . . . . . . . . . . 24 Aqu hace mos cabillas . . . . . . . . . . . . . . 26 La Msica y la Danza en la Revolucin . . . . . . . 3 2 Humori smo . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36 La Casa de la s Amric as . . . . . . . . . . . . 38 Barlovento, el s acogedor centro turstico de la Habana 40 Un ingenioso c reador de arte s ana prctica . ... .... Ahora s tenemos un Mu seo Nacional .. ...... .. .. Y fue "zafra" en tiempo muerto ..... ....... .. ... Namun . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Un pueblo ms, un latifundio meno s ..... . ... .... Laberinto de las Doce Legu as . . . . . . . . . . . 44 48 54 60 66 70 Chichn ltz, la ciudad sag rad a de los maya s . . . . . 76 Danzas folklrica s de la India . . . . . . . . . . 82 Tod o el jamn que con s umiremo s s er cubano! . . . . 86 Una experiencia . . . . . . . . . . . . . . . . 92 "E ste e s un pueblo atrincherado en su patria" . . . . 94 Estamo s recuperando el monte que nos robaron . . . . 98 Momento Interna cional . . . . . . . . . . . . . 104 LAS MILICIAS Frent~" hu, co nstant es ~ une nazat y a.grc i o n e, pTovc:-nien le$ d~ territorio extranjero Cuba no podio hacer rneno11 que cu:anizar ,,u fuerzt111 dr lucha: ho 1nilieiat pop11li,rt"1 (Pgina 94) .,

PAGE 4

. E.ta ca la Caceta Oficial qgo con tiene la Ley 85 1 ~"~.'.f'~ = ~~, ,..;;:r= .... :r::, .... ~-=.::. ; : ,-:. ..,. .. __ .. ..... .. .. ... ... -:r .. -. .. T ;.u:; .!..::!:'!,.-~ i:.--:: ':e.e.. =:;::; ..... --1ro ___ ... _..,_ .. ---.:. :~ , ... __ r::.. ": ........... --"'--... ,__ ..... ----.. ... .._ :::-.=: :1::c --.... ---1 -=--:l=.~!:':. = .. .. ----E L DESPOJO de l a cuota azucarera cubana en el mercado nort eamericano significaba una reduccin de 700 mil tone l adas de azcar, un gravsimo quebranto a la economa naciona l desempleo y hambre para millones de trabajado res y sus familiares. La respuesta valerosa y enrg ica del Gobierno Revo lucionario a la artera agresin de la olgarqua norteame ricana, representada por el gobierno de Washington, fue la ejemplar y patritica Ley 851, que pona en manos del pueb l o cubano, a ttulo de condigna expropiacin, l as em presas norteamericanas siguientes: 36 centrales azucareros 2 refineras de petrleo 1 Compaia de Electricidad 1 Compaa de Telfonos. Todo lo cua l sumaba en guarismos $829.000,000.00 La Ley 851 de Defensa de la Economa Cubana san cionada el 6 d e agosto pasado por el Presidente d e la Re pblica, doctor Osvaldo Dor t ics, y el Primer Ministro, doctor Fidel Castro, establece que las c ompaas norte americanas expropiadas se ind e mnizarn e n bonos r edim bles en 50 aos, que devengarn un inte r s de un 2 po r ciento anual. E l fondo para la indemnizacin s e nutrir de la cua r t a parte del e xc eso de las compras que r e alice Estados Un idos a Cuba s obre los 3 millones de toneladas, siempre que tas se efecten a un precio no in fe ri o r de 5.40 el quintal. R pidam e nte comenzaron a cambirse l es los nombres las empresas nort e americanas por nombres acordes con l as ms firmes t radiciones de la Patria. Y el pueblo, con s u gracejo caracterstico, comenz a decir : SE LLAMABAN! 4

PAGE 5

' )~ par~ de la hist-Oria de nuestra grande y raable Rvolnin. En ella a11arecen el Pr~>sidente de la Re,blic,a, doct-Or Dortics, ~el Primer l\linistro, doct-Or Fidel .Ca.stro, en los momentos en que este ltin10 estampa J ba su firma en e.! document-0 que contiene la gallarda res puesta a la agresin econmica del imperialismo yanqui.

PAGE 6

NO PODRAN DESTRUIR LA REVOLUCION L A Revol u c i n C ub ana h a tenido momentos t r ascendentes, c u ya e num e ra ci n ser i a h a r to p r o li ja Se p u ede afirmar sin temor a eq u ivoco que Cuba vi v e l o s in sta n tes m s estelares d e su h is t oria. A la grandeza del triunf o de l a Insurreccin, a la aprobac i n y desa rr o ll o de la R e fo r ma Ag r a r ia, se suma com o un astro que bri ll a con prop i a y p ode r osa l u z l a Ley d e Nacio n a li zaci n d e l os Mono polios, que exprop i a para b e n e fi c i o d e C u b a las e mp resas de servicios p b li cos y ce n t rales azucareros, que extraje r o n d u r a n te la rgos y a gob i ado res aos l as m ejo r es riq1:1ez as de la Naci n Ja m s el pais en pleno vivi horas ms jubilosas y e na r d ecidas q u e e l sba d o 6 de agos t o. Ese dia s in g u lar, se verificaba e l acto de cl a us ura d el C on g r eso Lat in oa m!'ri ca no d e Juv entu d es, co n el l ema "P or l a L i beracin de A m r i ca La tina" e n el S t a dium d e l Ce rr o d e L a H aba n a Ningn escen a r i o m s a ju stado y ca b a l qu e ste, a n te la presenc i a de los r ep r esen ta tivos de la Juve n t u d La tin oa m e ri c ana p a r a qu e F i d e l Cas tro p r ocla m a r a a to d os los n1bitos del Continente, l a Resp u es t a vi go r osa y e j emp l a 1 a l a ag r es i n imp e riali sta norteamericana Aq u e lla n oc h e i no l vidab l e, todos los hombres y mu jeres de nu est r a pa tri a si nt ie ron m uy en l o profu n do el orgullo de sentirse cubanos, de as i st i r co m o p r otago ni st a s de la Revo l ucin d e l a Segunda Independenc i a de Amrica Co m o un solo l a t ido mil es d e corazones inf la m ados de patriotis m o y d e co m batividad esc u c h aron el g uiad or d i sc ur so de l Jefe d e la Revol u cin, que traz mag i stra l mente la o r ientacin l i be r ado r a de nu es tra p a tr i a y el n i co camino a seguir a n te l a embest id a de l a o li ga r q a n o r teame r ica na : Aga rr arse a l a tierra cubana, y j u n t o a l a solida rid ad de t o dos l os pu eb l os herma nos de l U ni verso, hac er frente a todas las a m enazas y a todas las ag r es i o n es. N un ca a nt es re sonar on t an f u ertes y tan e n rg i cas l as co n sig na s r evol u c i o n a ri as: Cuba, s i ; ya nk is, no! Patria o Mue r te! VENCE R EMOS 6 Decin10s que es nuevo este Cll(l ,lro de una revolucin en este Continente y con ello no ,iegan,os los esfuerzos qe otros pueblo. han hecho por liberarse; n1s co .' rretan,ente podriamos decir qr,e es fa segunda revolucin de An1P rica y, para ser n,s exactos, l" .,cgu1tda Revolucin Libertador" ,le An,,;rica. Fue la priniera ,on tra el yugo colonial espaol y e. Psta la segunda y la ltima contr1t el yugo colonial yanqui. Pero es q!-'e se haba podido concebir una revolucin en A,,,,; ric<1? No!' L<1s revoluciones en Amric<1 est<1b<1n proscriptas, l<1s

PAGE 7

::,. "' .-.' revoluciones en .4n,rica e&taban ,rohibidas estaban ptohibidas de hecho y hasta de derecho: el he cho de la don,ir,acin mllterial y el dereclto que hllbll ini,llllltlldo el lni, erio en este Co11tinente. Las revolucior,es no estaban au itJrizadas en A.nirica. Las i.niclls revoluciones autorizadas en rica f!ran las revoluciones n1ade in Unite,l Stlltes" es decir, los gol ,es de estado que aqu lllln1a ban "'revoluciones'\ o los mo vin,ie11tos revolu cionarios laastfl donde estuviera dis/luesto a n,itirlo el ;ofiierno nortellmeri r,o. F IOEL CASTRO

PAGE 8

Hombr es y n1uj e r es d e Am ri c a Latin a a s isten al S ta dium. Vi e n e n des d e pa ses l e j a n os a ofr ece r s u s mano s amib,a s 8

PAGE 9

.. .. "' '' .. $,,~,-Una inmensa multitud, en el Gran Stadium de La Habana, muestra su jbilo delirante al conocer la Ley de respuesta a la a,;resin. D elegac ion es h e rmana s se m e ,e lan co n e l pueblo c ubano. El Comandante Ral Castro y Vilma Espn contemplan el acto AMERICA ESTA JUNTO A CUBA E N unas pocas horas, a l llamado de l a Revo luci n, se congie garon en e l Stadium del Cerro, mult i tu d es que rebosaron el col is eo deport i vo Y en toda la Is l a ante miles de aparatos te lev isor es y de radio gentes senc ill as y humild es estaban pen di e n tes, co n scientes d e que asistan a un acontecimiento ex cepcional, d e las palabras del Primer 11/li nistro del Gob i erno Revolcionario. La nota predom inant e en el Stadium era el ent usiasm o, el frenes de la s masas popu l ares, de los t r abajadores, estud i an t es, mujeres y milicias conc urr e nt es. Las canciones revolucio narias, coreadas por m il es de garga n tas, hacan ms h ermoso el simbolismo de l a acentuacin de la independencia y de la so berana cubanas. Y como siempre, no hubo obstculo alguno que pudiera poner un valladar a la concur r enc ia popular, ni la llu v i a ca da profusamente, n i l as distancias, que fueron salvadas por l os mi li c i anos desde l os ngulos ms ale j ados de la c iud ad De nuevo, en forma ms a ce ntuada y patente se alz muy alto el sent imi en t o revolucionario de l p u eb lo cubano, d i spuesto a luchar con la s armas en la mano, a ofrecer todos los sacri ficios para defender l a Revolucin, su derecho a vivir en un pais libr e, sin in terferencias extraas y rig i end o sus propios d esti nos. En ningn otro momento como ste, se vigoriz l a herman dad que une a l a R evolucin Cubana con l os pases y pueb l os de Amr i ca Latina, c uyas de l egaciones exterio rizaron su fir me se n timiento solidar i o, identificando sus intereses y anhelos con el de nuestro pueblo Hombro a h ombro, junto s, se h e rmanan a la R evo lu c in 9

PAGE 10

Los sarcfagos yacen e n el mar. Los muertos 110 pueden vo lv e r. 10 LA SEMANA DE JUBILO POPULAR J NJ\ IEDIAT~IENTE de p,oducirse la nacionalista y revolucio nari a Ley de Defensa de la Economa, fue declarada la Semana de Jb il o Po plar para festejar la l iberadora disposicin del Gobierno Revol u ci onario. En ningn otro instante de la vida del pueblo cubano s e haba producido otra demostracin ms acendrada de regocijo y d e masivo espritu d e respa ld o a los regidores del pas. Traba ja dores, milicianos, jvenes, est udiantes, Ejrcito Rebeld e emple ados, mujer es, nios, e l pas en pleno, particip multitudinari a mente en lo s fu n erales de los monopolios norteamericanos, verificad o s el 10 de agosto. Era el mejor y ms fidedigno referendum del pueb l o al viril gesto del Gobierno de la Revolucin, arrancando hasta la ms pro funda raz los es labon es d e la cadena esc l avista d e lo s monopolio s asfixiantes y opresores Al Capitol io Nacional. que fuera precisam en te e n otros tiempo .; sede aborrecida de rep r esentantes de los int ereses norteos, fueron velados" los sa rc fagos que co ntenan los cadvere s s imb li cos de

PAGE 11

\ los monopolios siquitrilla.dos. Al "velor i o" concurrieron durante 24 horas millares y millares de c i ud;idanos. en una riada interminable, que manifestaban su a l egria desbo rd ada ante l a Ley que devo l va al patrimon io nacional empresas que s u ccionaron durante muchos aos e l sudo 1 y la sangre g e nerosa de los hombres humildes de nuestra tierra Enarbolando l a cons i gna de PATRIA O MUERTE VENCERE 11 10S!, los fi etros fu e ron conducido s en hombros del p u e blo por calles y av e n id as capitalinas e ngalanadas como jams antes lo e stu vieran. Las m u jeres lu can en el rostro su ms bella sonrisa y en el horizont e ardia l a llama in extinguible de una dec i s i n resue l ta a s ost e ner con puos y heroismos l a liberacin alcanzada. Al grito de "Apoyamos l a nacionalizacin y l as l e yes revo l ucio narias", "Viva Fid e l !", "Viva l a Revolucin!", l os fretros de l os mo n opo l ios fueron conducidos a l a Avenida del Puerto y de alli, en barcos de la Marina de Guerra Revolucionaria, desde los cuales fue ron l anzados al mar Era ya l a noche y los atades flotaban en el mar. A nadie se l e e scapaba e l profundo c ontenido de la trascend e nt e ce remonia : los monopo li os jams podrn re g resar. Se l os ha tragado el mar de la R e vo l ucin C ubana. Los c arte les y lo s lem a. ~ ena rbolad o s e xp re s a n g r fica m e n te co n e l ocue n c i a e xp r es i va, la d ecis i n nac i o n al de prese r va r la in dependen ci a y la sobe ran fa a nte la 11g1 es in e x t ranj e ra. Grand es multitud es llevan en hombro s por calles y a ve nid a s los fr e tro s que conti e n e n los cadv e re s simblicos Uu c h ac ha s y mu ch a c hos e n act i tu d r es uelta formaban una de las columnas n1 s num e rosas d e iarticipante s en el en t i e rro d e lo s mon o polios. de lo s monopolios norteam e ri ca n o s aho ra nacionalizados. 11

PAGE 12

' --c_ EL ENTIERRO Bajan l os fretros por l a escali nata del Cap itolio Nacional en finas manos de mujer es. e n curti das manos de trabajadores, de hombres humildes del pueblo. To dos as i sten al marav ill oso aconte cim i ento del entierro d e l os mono po li os con l a alegria d esbordante que e ntraa e l sepultar para s i em pre a l os causantes de tanta des dicha, de ta nto dolor y sufr i mien t o de nuestra tierra. Los smbolos odiados de la Compaa de Tel fonos y d e las empresas petroleras son destruidos por la piqueta de moledora. Los lemas que e narbo l an las manos de patl'iotas lo dicen con elocuenc i a clara y certera : CUBA, SI: YANQUIS, NO .. 4 e w

PAGE 13

Un General d e la J n d cpe nd encia cu ba na. ca.da. v ez que dar ba. muerte a. un ene m i go de la. Patria, d eca. : "SE I A BA' La frase s ir vt> a.hora. para. ce l e bra r la. mu erte de lo gra nd es mon opolios. E l odia.do nombre d e Cuba.n T eltp hon c Compa.ny es bor r a
PAGE 14

SOLEMNE JURAMENTO ANTE LA PATRIA L A clausura de la Semana de Jbilo Popular por la nacionalizacin de l as em presas extran j eras y de apoyo al Gobier no Revolucionario, super con creces to dos los clcu l os anticipados. A pesar de que durante toda la Semana el pueblo haba participado intensamente en los numero sos eventos verificados, sin dar muestras del menor cansancio, con renovado tu revo l uc i ona, io demostrando su fervor hacia la Revo luci n y hacia el Juramento que le era solJcitado. Teniendo ante la vista, por haberlo su frido en : carne propia, las agr e siones c r m in ales de la oligarqua nor t eamericana, las amenazas vis i bles a la Revolucin y a la patria, acuda al Cap i tolio Nacional a ofrecer generosament e su clido aliento 14 popular a brindar una inequvoca prueba ante la prC:. dma reunin de la OEA, en vsperas de celebrarse, y ante el propio gobierno de Wash in gton: que el pueblo en masa se encont r aba p l ename n te identi ficado con sus dirigentes, intrpretes ca bales del sentimiento nacional. All se expres ; con nfasis masivo, el rechazo a los planes imperialistas norte americanos y a sus aborrecidos instru, mentos contrarrevolucionarios y traidores. Obreros y campesinos, estudiantes, hom bres y mujeres del pueblo, plenamente conscientes del profundo significado de l a Revo l uc i n, tanto para Cuba como para la Amrica Latina, y an para el mundo entero, juraron defender con el mayor es fuerzo y sacrificio la Revo l ucin, que encarna el vital anhe l o de l a patr i a El Juramento asum i caractersticas hon dam ente est r emecedoras cuando milla res y millares de voces repetan las pala bras del Presidente de la Repblica. Ja ms n u estro pas presenci a l go de simi lar entraa patritica y combat id ora, que solamente la Revolucih, que ha destroza do las cadenas de l a esclavitu d colonialis ta y medatizadora, ha podido log rar: unir en su conto rn o, como una so l a y podero sa fuerza, a todos los ciudadanos, por en cima de c r edos y militancias, para ofre cer un valladar inexpugnable frente al ms encarnizado enemigo del pueblo cu b ano y eje todos los pueblos del Universo : el ilr!per ialismo norteamericano. Una y mil veces atronaron el espacio las palabras enardecidas del Juramento. Y otras tantas veces, sin fatigar la emocin y l a pasin rel(Olucionarias. el pueblo enar

PAGE 15

l El Capitolio Nacional engalanado de luces y de multitudes, en la noche del 13 de agosto, durante el solem ne ,Juramento ante la Patria y la clau sura de la Seinana de Jbilo Popular --,.# 1't bol como banderas de triunfo desp l ega das a l viento de l a noche l as cons i gnas victoriosas: Viva la Revolucin!, Viva e l Gobierno Revo l ucionar i o! Cuba, si; yan kis no! Venceremos! El .Presidente Dortics, con palabras enardecidas y certeras, resumi la hist rica Semana pautando la orientacin ade cuada y precisa: la luc ha firme y sin des mayos por defender la Revolucin, la so berania patria, el progreso y la felicidad conq ui stada con tantos sacr ifi cios y dolo rosas per i pecias, que nada ni nadie p u ede arr.eba tar jams a l pueblo d e Cuba, por :oderosa que sea s u apariencia exterior Los monopolios moran i rremisiblemen te, sepu l tados en e l mar. La Revo l ucin insurga cada vez ms y ms fortalecida, porque su poder res id a en el p u eb lo li be rado para siempre de coyunda s voraces y nocivos intereses extranjeros. El Presidente de la Re11blica, Dr. Dortic s, pronunciando s u discurso en la tribuna instalada en e l Capitolio Comandante Jllartinez Snchez, Jllinistro del Trabajo, habla al pueblo sobre las conquistas de la Revolucin J es s Soto, Secreta rio Organizador de la CTC R evoluciona ria, di r igindose a la co n cu r rencia del Capitol i o f"OT08 CE COL.L.ACO OZON AGRAZ ZAYITA CORRAL.ES 1 5

PAGE 16

l ; ,visa d e los pue latinoamericano s. ..

PAGE 17

El eco del bosque en la voz de Cuba P o rt LEOPO L.. 00 CACER ES MONTES Este trabajo fue escrito un da antes del cierre de esta edicin de INRA. en los momentos en que todavla continuaba de sarrolln dose la Conferencia de Cancille. res de San Jos, Costa Rica, por cuyo motivo era imposible e sta blecer conclusi ones definitivas en relacin con este e vento, cu yos pormenores ofrec eremo s in tegra mente e n e l prximo n mer o U N A de las tcticas que durant e de.:e nios haba e mpl eado e l imperia li smo para reforzar l a coyunda sobre nu estros p u eblos era l a dip l omacia s ecreta ". C omo los ant i guos brujos d e las tr ibu s medit e r r neas o como l os sa cerdotes eg ipcio s. mil e nios atrs, h asta aqu, h asta la R e vol u cin cubana, hasta Fide l lo s diplom ticos haban pod id o guardar ce l osament e l os ll a m ados "secretos de E stado" qu e co n sistan en l a entrega vergonzosa d P. nue s tras r iqu eza s natura les al Coloso del No r te y e l comprom i so de "servir de arria contra las R ep blicas f uturas" e n caso d e confl i cto li co La OEA ha crecido por e ll o rod ea d a de mister i o tanto como d e fr ases gra ndilo cuentes sobre e l panameri ca ni s mo la uni dad h e misf ic a, los sagrados id eales de li bertad, los derechos d el h o mbre etctera Nuestros pueb l os oan las fra ses y des co nocan los trata d os que en s u nombre fir maban e l egantes y perfumados dip l omt cos Las r eun ion es de l a OEA si ll ega b a n a cansar a lo s participantes de s us lab ores, e ra debido a lo s in terminables recibos y a los agobiadores agasajos qu e acompaaban la s ses ion es, notabl es por su s e n c ill ez, bre vedad y e n t r eg uismo. E x cepto e n Bogot e n 1948, c ua ndo el nclav e h e misf ri co fue in te rrumpido por el esta lli do pop ul a r an te el asesinato d e Vi.~ ta panormi ca de la Conf e ren c ia d e C an cille r es, ses ionando e n San J os, Costa Rica. 1 7

PAGE 18

,--a..: a La presencia del doctor Roa concentr la. mxima at e ncin e n la Conferen c ia d e Can c iH e r es Fotgrafos d e pren s a y c margrafo s de noticiero s internacionales captan distintos aspectos d e la e n rgica denuncia d e l Cancill e r cubano, que cau s verdade r a e xpe c ta c i n e n los paises d e Amrica Latina y el mundo en tero. Gaytn, teniendo Foster Dulles que huir agazapado en un automvil protegido con la bandera cubana, una de las pocas que r espeta ban l as masas arremolinadas y e nard ecida s por el dolor, la s d ems confe rencias d e la OEA estuvieron presididas por la tra nquilidad no m enos qu e e l dictado de Washington. En 19 5 4, en Caracas, la discusin del caso de Guatemala vino a ser como un ligero catarro en un organismo sano y lle no de vida: al pequeo pas bananero s e Je sent en u n banquillo par a ser acusado por l os Prez Jimnez y sentenciado por el mismo Foster Dulles que habia escapa do ile so en l a ca pital colombiana y que tenia de la tierra del quetzal un conoci miento mu y dir ecto, como uno de los ac cion is t as prin c ip a les de la "Unite d Frui t Company". Pero . Efect i vamente, e n San Jos en la his toria d e la OEA se h a producido un vi ra j e, que ya apuntaba en Santiago un ao a n tes. La conmocin no proviene de la fal t a de un ba nquillo s ino de la susti tu c i n e n l os acusados : por primera v ez en l se ha sentado el antiguo ju ez, m i e n tras que d e fizca l ha fun g ido un pueblo d estinado a re o. En e l brusco viraj e ha m u erto para siempre la "di plomacia secreta" En lu g ar de la hipo cresia y la demago gia d e urdir co m plots co n t ra la libertad pr e cisa y cl nicamen fe en s u nom b re, de vender el porvenir d e la Amr i ca Lati na a esco ndidas y a m edia voz, R l Roa ha practicado l a diplomaci a pop ular q u e dij e ra el comanda nte Ral Castro, s i end o su v oz, como l mism o afirmara con l eg i timo org ullo, "la voz e r guida y radiante d e la Isla ce ida d e espu m as y e njo ya da de pal mas" "q u e suma a s u s vibrantes timbres 18 ~~yo ACUSO'' (Prra fos de l discu r so del doctor Ral R oa en lo Con fe ren cio de Cancilleres de lo OEA e l posado 25 de agosto cte 196 0) El Gobierno norteaniericano, con un celo art1 lt1nwr de v i va v oz sin reniilgos ni miedos, su yo acuso in ip lt1cable conlrt1 le, ms rica poderosa y agresiva potencit1 c t1pitalistt1 del mundo, que en v t111.o ht1 reten dido inti111 i,lc,rlo, r endi rlo o coni ,rt1rlo. ?,lie11.trlls el pu eblo de Cubt1, bajo lt1 ser e 11a y firn,e direccin del Gobierno R evo l1tcio1tt1rio ha venido eclu,ndo las bases de "' illdependencia econn,ict1 y afrontc,ndo por ello, las iras, las ame nazas y las presiones de los n ion opolios inter,wcionales los agen tes y protectores no ce jan en si, malvolo empeo de mixtificar el ct1rcter y los objetivos ele le, Revolucin. Su finalidad primor ,lit1l ht1 sido y es cret1r lt1 falsa in,presin de q,ie bajo lt1 infltrec,da como ,ocas de ,.,, h ondo sentido hu mano. Ante lt1s t1gresiolles verbt1les econn,icas y di,lon,ticas y la crec iellte presin de los intereses ,wr1ec,nierict1nos afectados ,or las reformas econn,icas y sociales e ni,rendidas ,or el Gobierno Re v olucio,utrio le, antent1w de le, agresin armt1da res,ilto ct1da vez ,n.t evidente x,rt1 el pueblo c ubt1no. E11 el clmax de esw drt1m1i ca sitric,cin reflej"da or le, >ropia prensil 11.ortean1ericant1 se ,rod 1tjeron el >t1st1do 9 de julio lt1s declc,rt1ciones del primer mi nistro soviti.co Nikito Jr11sclw v, fornu,ladas en un disc1lo, segn se des,rellde de lt1 versin ptroblemos inlernacionale., por lt1 fr, e rw y n o por la rllzn ."

PAGE 19

f Ral Roa pronunciando _:. su yo ACUSO contra el rgimen de la oligarqua impe rialista de los J<.:.,tados Unidos en la Confe rencia de Cancilleres de San Jos, C. R. Junto a l, los doctores Jos A. Portuondo y Carlos Ollvranis_ de la Delegacin cu t I H tu ,;11est 1011 11us g ru ve :y u,n 1 u.ia11 te ,1ue e11ct1rll 11.11.estra A 111 ri cu e11 estos 1'to111e11tos 111:, proviene de r L llll hipottica <1n1.e11ttzfl ex 1 raco 11 ti11e11tlll, sino de lu ,11nen,,z,1 ejectivu que co,,stitnye 11 p
PAGE 20

martianos, bolivarianos y juaristas, los ms nobles registros de Lincoln y Ree ves". San Jos se ha convertido de este mo do en la ms alta tribuna jams erigida en el Continente, en torno a la cual se apian millones y millones de indios de negros, de blancos considerados indios y negros por los blancos ricos llegados del Norte a exp l otar al Sur, de gentes que han venido coleccionando amarguras y amontonando sufrimientos durante aos y aos, de generacin en generac i n, has ta ver Jo que muchos creyeron sera una eterna, loca ilusin, l a llegada de l alba en el sol de Cuba que se levanta desde la S i erra Maestra y que muestra a todos la nica senda para conquistar una vida realmente distinta de l a muerte lenta, a pedazos, a que han estado condenadas na ciones e n teras. No importa que en San JQs, al no estar representados los pueblos ms que en ca sos muy contados, l as decisiones no hayan sido l as q u e Amrjca Latina necesitaba y demandaba, demanda y neces i ta No i mporta que an la voz de l a Revo lucin que hace al campesino d u eo del campo y a l as riquezas nuestras patrimo nio de sus productores, q u e convierte en verdaderas Repblicas a l as satrapas y a las provinc i as de un vasto imper i o, no pudiera ser la voz de mando en e l minuto de tomar los acuerdos Las Resol u ciones presentadas por Cuba -ratificando e l principio de "no intervencin", creando el bloque latinoamericano en la OEA para contrarrestar el peso del "Norte revue l to y brutal que nos desprecia", sealando a Estados Unidos como el gran cu l pable de la tens i n en el Caribe, preconizando l a reforma agraria y la indepen d encia eco20 4! \ ) 1 1

PAGE 21

Arriba a la izqu i e rd a llfr. H e r te r secreta ri o d e Esta do ya nqui, con torva mirada y ro stro c ri spado, lanza diatrib as e infundios co ntra la R evoluc in Cubana, e ncarnando fielmente a la oligarqua im pe ri a li s ta yanq ui. Al ce ntro Jul es D ubois, co ronel del FBI, te l efoto en ristre, e n misin d e espa, acumula obse rva c ion es pa ra e l a r c hi vo d e FA ga rd H oo vc r. L os periodistas latinoam ricanos 11id ieron s u exp ul sin A la dere c ha El es pa ya nqui Jul es Dubo is, abra-,:a al P res i de n te de Costa Ri ca, D a r o Echandi, co n a ir es de prote c tor, al entra r e l man datario costa rri ce ns e en el T ea,. t r o Nacional de San J os, C. R. D ebajo a la izqu i e rd a L os agentes policacos yaruuis, que invadi e ron la ca pital d e Costa Ri ca, g raban e n c int as magn f.icas l os discurso s d e l os o r ailores e n e l gran acto d e so lidarida d popular co n Cuba. 2 1

PAGE 22

22 A aun to ; P !RM ISO SSR!N A f A a Ju.La At. u.., ~. S an Jo a d 1, de ., .. tl aoacr i to fttOUClltWO lt_W. ~ nu,, ~ lt.JJLJ.9.Jl aut. o r i:z:ado por el fl or Gobernado r co n cede perm ito a _.._ __ aoflor lut r,Hl .f.lu .., 4,. _ pa.r qu, .i 1 .... 15 ba aeuaad p utd: a da run a 1 eret1at.a e 0 l a caaa de Je )t, JM -u Qua, lt Wl R-~1~u .. s i t u ada e n 22 "'t!fl hr L ula Ke,t .i ... de la ~ ___ 20 a lu .....1 2 '-' >.,, ._ ,..,,., ,_ ____ St.e permieo u concedo en el 1 1 H,00d i do de que dicho fetival eo roaliiar con e st ricto cumpli m i en t o de loa Regl a mehtoa rea pectivoa 1 queda coo eu joci o a l u prevece io cu del cuo ~ ... 1!!--.. de la Guardia Civil " ~~~ ~-Tomado notl'. Arriba, a la izquierda, fa csm il de la autorizacin concedida por el Sec r etario de Gobernacin de Costa Rica para. veri fi car una serenata en la Embajada de Cuba como e xpresin de s olidaridad popular ha cia la H e ,olucin Cubana. In explicable mente, las autoridades d e sconocieron l a autori7,acin, rod e ando la manzana de la Embajada c on mlica.s, y e xpulsaron del 1ias al cantant e puertorriqueo Oaniel Santos qu e e ra el e ncargado de ofre,ier la s e renata. El pu e blo, a viva voz, hizo pa tente s u s impata y solidaria identi cacin c o11 Cuba. A la d e r echa, el conoc ido escr itor cos tar ri cense, Fabin O obles, h a bla con pa labra enardecida frente a la Embajada de Cuba e n S an Jo s Costa Hica, e n el acto in1pro, isado e n e l c ual se iba a ofrecer una ser e nata >0mlar en homenaje a Cuba, qu e s e lle, a cabo a pesar de la gra n movili,.acin policaca, demostrndose as de una man e ra contund e nte y expresiva, qu e la ca u sa d e Cuba y de su Revolucin es la misma de todos los pueblos d e uno a otro extremo del Cont in ente. ~l 1 1 L a ll e gada d e l c a n c ill e r Ral R oa al aero pu e rto (l e San Jos se convirti e n una hermo s a d e mostracin de so lid a ridad ha c ia nu es tro pa s A la izq., l a r ece pcin, y a la d e r., Roa d es c e ndi endo d e l avin. -------------------

PAGE 23

... it nmicano fueran aprobadas. Nada de ello importa porque si en l a tribuna actual de la OEA las manos de Roa se perdan entre n amasijo de manos dbiles, temblorosas, plidas, amarradas a las de Herter aunque firmaran apelli dos l atinos. fuera del proscenio, a lo largo y a l o ancho del Continente, millones de manos, miUones de gargantas, votaban y gritaban junto a Cuba, con Cuba contra sus enemigos que no pueden dejar de ver en la muerte de la "diplomacia secreta" un anticipo de su propia muerte. Este bosque de manos, infinito, potente, que bien pudiera transformarse en e l bos que de fusiles que Fidel les anunciara a l os agresores en acecho, ya no podr ser des preciado por los explotadores de nuestros esfuerzos cotidianos y deformadores de nuestro desarrollo histrico. Ese bosque de manos no podr ser tala do jams. Por muchas ramas que caigan bajo el hacha de l as tiranias que existen o se im planten a nombr e d e la "democracia re presentativa", otras surgirn y e l bosque seguir creciendo, mientras por entre su follaje, como un alarido qu e presagia el fin del imperialismo, l a tormenta libera dora que sopla d esde los caaverales cu banos arrastra l a voz mltiple y martillan te que clama: Cuba yanquis no! Edua r do Arce Qniroga, Canciller de Bolivia firma las actas con d enando a Trujillo. El doctor Ral Roa sostiene animado dilogo con el CanciUer de ~ l ico doctor T e Uo 5AH(JOHES D OM/Kl(AN A .. ,. ..., ,, --~ . .. .... ... ____ ~ .. # "' ~ .. _,. ) Arcaya, Cancller d e VenC',uela, e nfras cado en la lectura de un dia r io costar ri cense. 2 ~

PAGE 24

El proceso del piloto Powers POR E OUAROO FERRE R El a utor j oven periodista argen tino h a r e mitido esta crnica des d e Bueno s Aire s. Se trata de un testigo d e u n juicio hist ric o que ha inte resa do a n uestro s lectores "INRA" agradece l a c o l abor aci n que viene firmada con un seu d6nimo por razones que no son exclusivamente literarias~ VIN E a l a Un i n Sovitica no exacta m e n t e c omo turista. Mi int ers era c onocer ese nu evo mundo que confo rm e a un plan pone ms mantequilla en l a mesa de los trabajadores y abre al hombr e el ca min o de las es tr e ll as. Si n em b argo, h a r esultado que si b i en h e co nocido mucho sobre este mundo nuevo don d e la pa la bra gananc i a" no ex i ste, t ambi n he apre ndi do algo a ce r ca del vie jo d e m i prop:o mun do, donde es a pa lab ra l o es t odo. Qu museo v i sit pa r a ente r arme m e jor e n Mosc del contenido de l a soc i eda d a la q u e perte n ece act ua lme n te mi pais y que est ligada a l pasado de l pueb l o ruso? Ninguno El piloto F rancis Gary Powers aparece junto a lo s r estos del avin Lockh ee d U 2 En e l pal co, e n prim e ra fila, la familia del piloto Pow e rs e n una s t>,sin del juicio. 2 4 1 Sencilla m en t e tuv e la opor tunida d de prese nciar e l juici o del famoso p il oto Pow e rs, celebrado en !a Sa l a de la s Co lu mna s de la Casa de t os S indi catos, la mism a: e n la c u a l r e po s e l c u e rpo de L en n a l m o rir. E l jui cio i ba dir i g id o a exam in a r el cri men -Y el c as ti 30 que merecade un h ombre de 31 aos, al t o, pe l a d o s e gn l as normas del Ejr cito no r tea mericano, qu e h ab l aba mirando h ac a e l tec ho -como me dijeron hablan los pi l oto s q u e sie m pre vu e la n a gran a lt ura sin di vis a r l a ti e r ra-. Pero en e l banqu illo estaba sen ta do no un h ombr e sino t ocio el s i s te ma que l o l a n z a l esp i onaje co n mir as a la guerra 1 ' i, ~\>Ir. DO ')1t:!!l<,.:" :ic'N)Jc.lpc ..t : 1,;1,1 t~ r K ::.0(1 TO !U;.'i"(~ J*TO ;.;tn:1t: -,o;~;,'!:tClol :lO to .c.~ ~, ,:.tN; r;'.-'~.-:o:Jll.X
PAGE 25

Powers ante e l Tribunal. .,r ms destructora de la H i storia: e l im pe ria li smo Pow ers fue hallado c ulpabl e. B u sca ndo l a cle n1 encia de sus jueces r ec onoci su delito: husm e ar en la casa ajena pa r a a l go mucho ms grave q u e robar, para garan t i zar que l as bombas atm i c a s no fa ll ara n a la hora de conver tir e n Sa h aras las es cue l as y los ja rdin es de l a Uni n Sovitica s u s fb r icas y s u s ci udad es, r e duciendo a s im p l e arena a c i entos, a mil es, quiz a millo n es de nios que hoy rien .. A 8 mil kilmetros del banqui llo, mien tras Powers se confesaba c u lpable, el hom br e que l o env i a esp i ar, e l h o mbre que id e e l vuelo pirata para torpedear las conversaciones d e paz de Par s, el hombr e que s u e a con un nmero infinito d e U-2 lan zaodo bombas a di estro y sin i estro ju ga b a a l golf t r anq u ilamente. S in embargo, la sentencia contra Powers tambin ha reca do sobre Eise nh ower, sobre su go bi er no que debe asegurar exc lu s iv amente l a "gana nci a" d e lo s monopolios, sobre su es tr ategia d e muerte. No se c r ea que la condena la cumplir n i camente el piloto que estar tres aos e n cer r a do e n un a crc e l y otros s i ete f u e ra de ell a pero pr iva do de lib e rt ad co p l eta Esta b e nigna con d e n a que ha asom brado a todos, desde Powers y su padre, que le esc, ibi a Jr u schov de "m in ero a minero", h asta los ju ristas ms re nom brados de Francia y de Bras il est acom paada por otra, muy severa, qu e ningn juez pronunci en la Sa la de las C o lum n as y que no por e ll o es m enos rea l. El im per i al i smo, l os Estados Un i dos que Jo en car na n y l o manti e n e n e n g ran part e d e l Globo, \~lash i ngton, cap i tal d e l a piratera d e l siglo XX Eisenhower, tamb i n han s i do conde n a dos. Prefiero no detallar el alcance de l fallo que l a Human idad entera l es ha reservado : l o in dis cutible es que tras c um pli r su co nd ena no podrn esp i ar ms no pod rn bombardear ms, no po drn h acer ms dao de l mucho que han hecho UN PROC.l!:SO APASIONA N Tt ~ Ya llega, J o traen sin esposas! As me dijo el am i go que me acompa aba en e l pa l co de la Casa de los Sindi { catos mientras Powers avanzaba h acia un peq u ? o estrado con micrfonos jun t o al cua l estaba n sentados dos int rpretes de in g l Ruso no s, pero de labios del prop io r eo esc uch todo e l r elato. Oyndo l e pen s en que bi en p udi era ser el l enguaje de uno de l os turistas que se pasea n po r los prostbulos d e mi tierra siempre sedientos de "w hi sky", o de uno de los "ma rin es" q u e instalaron a T rujillo e n el t r ono d e sa ngr e y a m e nazan a la pequea y org ll osa Cuba, o d e uno d e los ll amados "eje c utivo s" d e las compa as que en nu est ros pas e s c u entan l os millones de dlares que e xtra en de nu es tra miseri a. E l r elato de Pow e rs que r espo nda a preguntas del Fiscal y d e su aboga do. fu e senci ll o Perte n eca al escua dr n 10 10, su jefe inm ed iato era e l corone l S h elto n, quien trabaja directament e co n Allan D ll es Despeg de Peshawar e n el Pakistn, rumbo a Noruega. Su labor era apare teme n te f.cil: seguir un m apa en el c ua l figu r aba el terr i torio d e l a Uni n Sov i tca, cada cier to tiempo acc i onar una s pa l ancas qu e dis to,s i onar a n e l trabajo d e l a red de rada r a inte'rvalos apretar un botn que tomara fotografas y Ju eg o, ya e n casa c obrar dos mil dlares. No se pr eoc upe Powers. l os rusos no podrn h acer l e dao. No t i e nen un av in d e caz a que pueda vo l ar ta n a lt o c omo el U-2 y derribarlo desde ti erra es im pos i b l e As l e hab l Shelton. Por si algo fallaba le di ero n d i nero so vi i co oro, a ni llos, mapas para buscar l a frontera yendo por e ntr e bosques a p i e, etc. Encima d e e ll o l e entregaron una ag u ja hipodrmica qu e podra e nv enenar lo "du lc e mente" segn l e dij eron en broma, y una pistola con silenciador A las pocas horas cie vuelo, in e xpli ca blemente, Powers no se ha ll aba e n lo s c ielos. t a rar eando co n f astid i o s u cancin favorita, s i no en t i erra, rodeado de cam pesinos con armas a los cuales n o nens siqui e r a en ofrecer el dinero en papel o el oro. Es t aba prisionero del p u eblo sovi t ic o She l ton le haba mentido. Los dos mil dlares se co nvirtieron en 10 a os f u e r a de casa, de los amigos, de la familia. 1 ; o ,, fil t !ZJi. .. LA FUERZA DE LOS FUERTES P r ime r o Eisen h ower or d e n d ec i r q u e e l p i loto desaparecido Powers estaba hacien do "observaciones metereolgicas" y qu e Washi n gto n protes tara oficia lmente po r la n eg ativa de Mosc a cooperar en l a q u eda del aparato que casualmente se ha ba desviado de su ruta Despus, como Powers tuvo que con fesar, admiti e l es piona je. Pero mi ent ras el hijo d e l min ero, s im ple y estpido ins trumento, mercenario de m e nor cuanta, reconoca q u e ha b a cometido una falta, el hijo de lo s monopolios se jactaba de su p i rate ra E l mundo entonces presenci has ta qu p unto es poderosa la U nin Sovitica cuya poltica e x ter ior es la paz y el respeto a la independe n c i a d e l os Estados y p r ecisa mente gracias a esta poltica. vi que adems de contar co n una co h e t era capaz de abatir a todos l os U 2 que se at r eva n a vi o l a r s u s front eras, para tomar foto g rafas o para arrojar bombas atmicas -co het es qu e por c i e r to estn a disposi cin del pueb l o cubano para e nfrenta rse a los Powers que ose n invadi r la Isla m a r av ill osa d el Carib e -, e l mundo socialista cuenta con la razn Q ui n est por la paz y quin por l a guerra ? .; Quin respeta l a so berana a j e na y quin se cree dueo d e l Universo? Quin es el fuer te en tiempos pacficos y q ui n tendra ms f u era\ en caso de guerra? Estas preg untas que responden a la g ran pregunta d e cu l mu nd o est llam ado a co nv ert i rse e n mero objeto de museo, fue,on respondidas en el jui cio que pre se n ci del piloto Powe,s del escua drn 10-10, oficial del Cuerpo Estratgico de Ja Fue r za Area de los Esta do s Unidos de Am 1 ica E l Fiscal no formul las preguntas, pero yo y todos nos las hicimos. Nuestras res puestas nos animan en nuestra lucha por sentar alguna vez, para el juicio final, en el banqu ill o que le espera, a nuestro ene migo de siempre, e l imperialismo norte americano. o _,

PAGE 26

&tos t ni co s observa n e l p roceso y la gra hac e d esce nde r e l c u b il ote sobre l a s dos hil e r as de m o l des a. l os q u e va ll ena n do l enta m e n t e A la derecha e l c am 11 0 de cha.farra de la (l la n ta y l a gra q u e n1 ed i ante u n e l ect r o i n l evanta. co n facili d ad pesa d as cargas d e cero 1 6 .. , .. . .. , . POR GUSTAVO AGUIRRE FOTOS OE. CORRAL.ES L A H ff i s to ri a F ~c o n i ca de Cuba'', un libro que a l g ui en habr de escr ib i r al g una vez, y en e l qu e se recoja, analizado, t odo el proceso econm i co de nuest1 pais h asta l a consecuc i n de la v i ctor ia popu lar de l pr im ero de enero de 1959 y el inicio d e los planes de desarrollo econ mi co de nuestro pas, mo st rar cosas singulares. En esa hi s toria nu estros hijos, al t i em po que co m pre nd ern a caba lda d el proceso po r e l que el imper i a li smo norteame ric a no se apoder de nuestras riqu ezas convirtindonos en "econom a co mpl e m en tari a" a la s u ya, co no ce r n e l modo h er oi co como nuestro pueblo co mbati sin tre gua. pr im er o a los espaoles opresores y -luegoco ntr a el colonia j e yanqui. Y est ud iando ese proceso d e l ucha co tra el imp e ri alismo yanq ui enco ntrarn que cada una de la s neces i dades de nues tro pueblo para su tota l e man cipaci n: la r efo rma agraria, l a industrializacin y el desarrollo ec on mico, la reforma e duca cional, la marina mercante, la sol u ci n al pr ob l ema de l a v i vienda, etc., etc., fuero n abordados po r frmulas raqu t icas y me diatizadas d urant e la s cas i seis d cadas qu e dur la se udo-r e pblica. EL A CER O : NECES IDAD D EL D ESA R R OLL O EC O N O~fI C O Ta l parece que, c ono cedo re s del verda d ero cam in o, l os tra idor es n ac ional e s enar bo laran d esde e l po d er toda cla s e de "pro gr amas" cada cierto tiempo, abordando algunas re alizacion es espo r"dicas, como para taponar la s gr i e t as q u e e l desconten to popular iba abriendo a l ca t com id o edi ficio
PAGE 27

, 1 1 1 l \ \ ' '"

PAGE 28

El cub ilote se halla completamente lleno. Comienza la gra a retu-arlo para vaciarlo e n los moldes y an discurre la escor ia por la canal del horno. La p uerta del ho r no es abierta ligeramente y, a una Abajo puede verse la secuencia grfica del mon1ento

PAGE 29

orden del fundidor, los ob r eros palean hacia el interior el material. La preparacin del caldo es paso decisivo en la fabricacin ue1 acero. ms precioso de la fundicin: la salida del acero del ho.-no pam cae r en el cubilot.e. D e ah, frios, saldrn los lingotes para, hacer cabillas. 2 9

PAGE 30

L a gra d e 95 ton e lada s empuja dentro d e l horn o nna baadera ll e na de c hatarra. El horno r es pond e eo n una salva de c a l o r y llama s As, repet imos e l imp e ri a li smo perm i ti Y a l gu nas veces acometi la ejecuc i n d e algunas obras y proyectos, s i e1 npr e que fueran d e benefic i o o por lo menos, no perjudicasen a las gr and es empres a s mo nopolistas: se erig i eron tces modernas re fineras de petrleCi, se acometi la cons truccin de la presa del H a nabanilla (para l a E l ectric Bond a nd Share); se compr a ron a l gu n os barcos para una comedia de marina mercante; se dict alguna l ey para que lo s ca mp es ino s se ende ud ara n h asta las cejas por adquirir una pa r ce l a de tie rra y en el transc u rso de medio siglo se dictaron dos o tres planes de "casas b a 1atas" y otros tantos de "desa rro llo eco nmico''. De todo se acordaron ... pero Cuba se gua encadenada. C on esa perspectiva h ay que ver los tra bajos para l a ereccin de una planta d e acero capaz de producir cabill as para la constr u ccin, que fueron in i ciados el 12 d e mayo de 1957 en plena tirana batis tiana. La fabricacin de acero es una nec esi dad del desarroJlo econm ico. pero "Co m3 0 paia Ant ill a na de Acero", que comenz l a produccin e l 4 de mayo de 1959 e n pleno proceso revolucionar i o, financiada a partes igua l es por e l ext in gu id o BANDES ( d i nero del pu eb l o) y el capital privado, no se hubiese apartado un i ce del es quema general q u e trazamos ms arriba. Aho r a s in embargo, l a An tillana ", co mo se l a ll ama ab r ev iadam e nt e, con sus 700 obreros y su moderno eq ui po tiene por dest in o ser una p i eza m s en el con junto de instalaciones s i derometalrg i cas que la revo lu c i n se ha t r azad o como meta EL "CALD O U n a enorme gra. con un e l ectro i mn e n s u. brazo, va s uspendi endo en el ai1'e -c omo si fuesen li ge r os a lfi leres gran des trozos de h i er r o, mazos de 1etorcidas y herrumbrosas cab illa s, g rupo s de lingo tes. to r tas de escor ia . La escena se desarrolla en el "campo d e c h ata rr a" de La Anti ll ana", junto a l as nave s de la planta. La g a va depo sitando esos m ater ia les en los vago n es de va est r echa de un ferrocarril in ter ior. E n el "camp o de c ha tarra" se depos i tan g1andes cantidades de hiP.rro viejo r eco gido en todo el pas, comprado algunos a particulares y otr o s umini st rado por el "C ha ta rr anal" de l INRA; se deposita la escor i a de la pro du ccin ( que an contie n e acero ) ; los lingotes que han sa.li do de fectuosos en la fbrica y que vuelven a fundirs e; los moldes in serv i b l es de l a pro pia f brica; las "te m plas" derramadas, tambin de la fbrica y toda clase de ma t e ri ales de l os que se p ueda ex tra er acero. Los vago n es cargados entran en la nave de l a p l anta y a ll se hace cargo de ellos otra g a con su correspondiente e l ectro im n: desde el t <> cho de la nave se i za l a carga que tra e n l os vagones y se deposita (en un piso ms a l to) en unos gra nd es recipientes, que son ll amados co n mucha prop i edad "baa d eras", s i t u ados sobre otra hilera de peq u eos vagones. La prop ia gra, que rueda con ve l ocidad por el techo de la nave, empu jar l as "ba aderas" en e l piso a lt o de la nave hasta l os h ornos, pasando previamente po r una potente b sc ul a.

PAGE 31

Los hornos so n dos. Cada uno ca r ga unas 70 tonel ada s de material, pe1 n o t r abajan s i 1nultncamente : cada 200 "tem plas" hay que hacer una gran reparacin y as m i entras uno se repara el otro hor n o t r ab a ja da y noche La puerta del h o.-no se ab r e y la gra le introduce un a "baadera" cargada de c ha tarra y la vo l tea dentro para extraer el recipiente vaco Otra vez se ab1' e la puerta y seis obreros pa l ean coque (ca.b n mineral) hacia adentro: estn prepa rando el "caldo". Cien m il li b r as de chatar r a : cincuenta mil de arrabio (hierTO coc h ino); ocho cientas de ferro-manganeso; ocho mil de piedra c a liza: ll'escientas de fe rr os ili cio; c u atro mil de coque en polvo y cantidades var ia b l es de alum ini o, mineral de hierro y fluoruro de calcio son fu n didas en e l horno a elevads im as temperaturas para confecciona r el "caldo" que vaciado en los m o l des se convertir en lingotes al en friarse. Cada "hor'1ada" -q u e dura aproxima da m ente 12 horas se llama "templa" y e l respo ns ab l e d
PAGE 32

1 'En e l Retab l o de T teres, Don Gaife r os y C,arlomagno, mie n tras el Tr ujamn (Zoa Fcr nndez) explica l a acc i n Fu n damentalme n te los T te r e~ s on el a< ; i c r to clel con j u n to Est r eno de "E l Retab l o de l U aeso P cd r o" D E TODA l a abundante ms i ca inspira da en e l "Quijote", ninguna puede comparars e con "E l Retablo de Maese Pedro", de Falla "compuesta como home naje devoto a l a g l or i a de Miguel de Cer vantes", segn c onsta en la p r imera pg i na de la partitura De esta obra, estrenada en Cuba bajo los auspicios de l Departamento Nacional de Cultura, en l a Sala Covarru b ias del TNC puede dedrse con r a zn que por primera y i ca vez una msica respond e en todos l os rdenes a las incalculab l es implicaciones del libro Y, aunque Falla escogiera slo el pasaje a que se refiere el titulo de su partitura, en sta figuran lo s principal es ingredien tes expresivos, humanos y estilsticos necesarios para no tra icionar en n i ngn momento el te ma escog i do; y n o lo no t raicionarlo sino, adems t raducir lo a msica e integrarlo con ella como nadie lo haba hecho nunca En casos como ste sobran los adjetivos, e insistir, inclus i ve en que se tr ata de una o bra maestra parec e tonto e inn ecesar i o. En el presente momento, en que la s i ca de muchos pases padece de irresisti b l e inclinac i n h ac i a el puntillismo el con c r e tismo la electrnica, etc., Fa ll a es uno de los mejores e jemplo s de lo que es el

PAGE 33

gran arte y de cmo se puede ser tremen damente or i g i na l sin dejar de ser expresi n de l a tr a dicin y la rbita c u ltural pr opias, y s i n caer e n eluc ub racio n es e in t e l ec tu a lis m os co n q u e tanta frec u encia a lejan a la ms i ca actual d e l hombre entero. Y ya es sabido que un arte que no exista e n funcin del hombre ente r o q u e da en me r a ente l equia, en castrada q u mica intelec tual, en rejuego de artificios. En "El Re tablo", como en el "Concerto", nada es g,atuito; por el contrar i o, todo funciona en rara unidad con e l tema cer v antino, todo responde a la intencin -perfecta mente logradade rescate de las ms puras esencias de l a msica espaola, tan to de las canciones de trova d ores, de las cntigas del Rey Sabio y de la polifona posterior, como del enorme caudal de la msica popular Todos los que conocen "El Retablo", aunque slo sea de referencias, saben de las enormes dificultades que presenta, de lo riesgosa que es su representac i n, tanto en lo escnico como en lo mus i cal. Lo grarlo salvo insuficiencias muy leves, de modo que la obra haya ll egado al pblico en t oda su belleza, con toda su intencin, sin aminoramientos ni en lo escnico n i en lo musical creo que es una de las me jores hazaas que haya que acreditar a artistas cubanos desde el triunfo d e l a Revolucin Y si "E l Re t ab l o" ha ale a n zado una r ea li zac i n casi en toao plena men t e log r a da ello se d ebe, e n pr im er l u gar, a l a l abor, i nteligencia y sensibilidad de un msico y un teatr i sta que ya h an d do en el pasado muy buenas pruebas de lo que son capaces cuando ha y libertad y med i os para manifestarse, como s u cede ahora a los a rtistas v erda d eramente cali ficados y responsab ili zados con e l act u al mo m ento cubano Hay que sentirse orgu llosos de que en l a Cuba de hoy haya un d i rector de orquesta como Enr i q u e Gon zlez Mnt ici y un d i rector teatra l como Vicente Revue l ta. Los tteres, que tienen un papel decisivo en el conjunto, fueron un rotundo acierto, tanto de diseo como de mov i miento, de funcin. El feliz resultado obtenido en este aspecto hay que acreditrselo a Du l ce Mara Faras y a Laura Zarrabeita. Luis Pichardo, como Don Quijote, fue un intrprete muy adecuado. Su voz es excelente; ello fue evidente, sobre todo, a partir de la segunda funcin, en que se sinti ms seguro y se entreg p l enamente a su parte. E l Trujamn, el persona j e ms dificil de la obra, que es el muchachito que narra la accin, fue encomendado a Zoa Fe r nndez Esta estuvo muy bi~n en el movim i ento escn i co y en el gesto. Des de el punto de vis t a musical, tal vez hu biese sido necesaria una voz ms pene trante; pero, en cuanto a este punto, no DOS UO UEN1 0S DE su11, ; YORUBA. Y AUTO SA.CRA llE i T AJ,. A J,A. IZQUIERDA. , II0, 11ENTO /JE CONJU \'TO, T A l1BIE 1 V DE YE UAl A. EN ESTA FOTO IIIE lfBROS DEI GRll PO DE DANZA. UODERNA l)EJ, T. N. C., EN Cll,J.NGO. ser i a j u sto o l vida r la s d e f ec tu os a s co ndi cio n es ac s t icas d e un a s ala qu e, co m o l a Co varrubi as e s t a m e di o t er min a r. To ny D' M art fu e un Ma ese P e d ro s i e m pre d i screto Las parte s d e l'vle li se nd r a y D o n Ga if e r os f u er o n act u adas m u y c u ida d osa m e n te por Ca rin a Vi da e Ivn T e n or i o El b li co -ve rd a d e r o p u e b lo, co m o es s i empre el co n gl om er a do hum a n o q u P. asiste a los actos d e l T NCr ec i b i c o n m ucho e n t u s i as m o una obra ta n de exce ci n y t a n poco co n ve ncio n al como sin d ud a es "El Retab lo d e M a ese Pedro" D a nz as C lsicas d e la India En l o s lt im os meses, e l p bl i co cub a no ha te n ido opo r tuni d ad de e n sanc ha r c o n siderablemente su s horizontes po r o b ra y gracia d e algunos co njun tos q u e nos h a n visitado y han hec h o llega r a t od o el pue blo manifestacio n es de l a m s a lta jerar qua artstica C l a r o q u e esto hu biese sido imposible s in la Revo l uci n: e n p rim er Jugar, porq u e eso s espectc ulos n o s e h bran p r esentado en C u ba; e n segu n do, porg u e se debe a la ni ca q u e h a estable c i do l a R e v oluc i n el q u e, p or e j e m p l o, la Opera de Pek tn l a h a y a pod id o ver t od o el mu nd o, d es d e el art i sta, e l in telectual y el est u di an te hasta el c a mpe s ino, el tra baja do r y la ge n te humild e d e las ci ud a

PAGE 34

des; y, finalmente, porque el momento esplendoroso qlle vive Cuba ha despertado muy sanas apetencias e inquietudes que antes slo sentan muy pequeos ncleos de la poblacin; es decir, que el magnfico estado de cosas actual hace que sean mu chos los que quieran y puedan entender lo que antes les hubiese sido indiferente. A la ya mencionada e inolvidable Opera de Pekn y al Ballet Georgiano hay que aadir ahora el grupo hind que encabeza la danzarina Indrani. Se trata de un espectculo totalmente genuino. Para darse cuenta de ello no es necesario tener conocimientos especializa dos sobre la materia: basta un poco de sensibilidad, es suficiente saber que nada que fuese fr uto de la mixtificacin tendra tal capacidad de conviccin. El conjunto est integrado por una bailarina, tres bai larines y tres msicos ( en ocasiones, uno de los bailarines se convierte en cuarto msico). El programa estaba constituido por un total de trece nmeros la mayora de los cuales pertenecen a uno de los cua tro modos principales de la danza clsica de la India: Bharata Natyam (danzas re ligiosas del Sur), Mohini Attam ( danza de la encantadora, casi extinta en la ac tualidad), Orissi (arte sagrado milenario de los Mahari) y Kuchipudi (el gnero que ms abarca: danzas sagradas, l egen darias y de los reyes de la poca corres pondiente a los siglos finales de nuestra Edad Media). Estos intrpretes hinds logran revivir tan vigorosamente la tradicin milenaria de su P,as que con frecuencia dan la im presin al espectador de que la estatuaria y relieves de un viejo templo hind han cobrado vida y movimiento. La msica que acompa todas las dan zas ofrece dos caractersticas muy intere santes: el canto y el ritmo. El canto no cesa ms que en muy breves momentos, y puede decirse que es la constante musi cal sobre la qu e se baila En ocasiones es muy silbico, casi un mero apoyo rtmico, pero en otras en cambio, es muy rico, con poderosos y prolongados melismas. En esos casos es de gran fuerza expresiva y se hace sumamente tenso. En instantes as es inevitable pensar en el cante jondo, en las coincidencias espirituales de algu nos de esos cantos con esa manifestacin tan profundamente espaola .. La rtmica de esta msica es sumamente variada en algunos momentos se llega a verdaderos prodigios en el ordenamiento del tiempo. La comprensin del pblico ante un es pectculo tan distante y distinto, y tan pequeo en l o cuantitativo, es la mejor compensacin que plleden tener los esfuer zos del Departamento Nacional de Cul tura, del Ministerio de Educacin, y del Departamento de Asuntos Culturales, del Ministerio de Relaciones Exteriores, orga nismos que han hecho posible la presen tacin en Cuba de este excelente grupo hind. "Suit.e Yoruba." y "Auto Sacramental" En sus ltimas actuaciones, el Departa mento de Danza Moderna del Teatro Na cional, que tantos aciertos ha cosechado desde el inicio de sus actividades, ha es tre nado dos obras importantes: "Suite Yoruba" y "Auto Sacramental". La primera, dividida en cuatro cuadros t itulados 'Yemay", "Chang''. 11 0chn" y "Oggn", ha sido montada sobre msica 34 ritual de los y ol'bas, para tambores y coros. Son cuatro momentos breves, so brios en cuanto a los elementos puestos en juego, y cada uno de ellos perfecta mente terminado, sin fallos lagunas, in decisiones ni el menor rasgo que adu l tere la legitim i dad de la est il stica usada. Son cuatro cuadros de muy certera inspirac i n coreogrfica, ms all de cualquier queda o preocupacin especulat i va con los elementos rituales y fo l klricos que se ma nejan. Si se parte de que toda obra de arte que merezca este nombre es una tesis, una integracin plenamente lograda, lo que quiere decir, en el lenguaje ms llano posible, que en ella nada falta ni so bra o como le deca Mozart al Emperador: "ni una nota ms ni una menos que las necesarias"-, hay que reconocer que esta ltima coreografa de Ramiro Guerra ll e na a caba li dad esta condicin. La tensin, el esfuerzo, lo esttico, una culminacin, un momento expresivo, determinda agru paci(m, todo aparece en el momento debi do; de aqu. su gran impacto, l a sensacin, en cada momento, de que todo sucede de acuerdo con un ritmo que de ningn modo podra haber sido distinto. "Auto Sacramental" es un acierto d e e x presin medieval a travs de la danza. La muerte y la danza macabra constitu yen el tema de este ballet, cuya realiza cin es notable en todos los aspectos. Por otra parte, la idea de fa muerte es una de l as ms universales que puedan elegir se; y si bien es cierto que la Edad Media se nos antoja distante, no lo es menos que la presencia de esta idea sigue siendo un hecho actual para algunos pueblos, principalmente para Espaa y Mxico -recurdese el ballet mexicano "Juan Calavera", de Josefina Lavalle visto hace poco en La Habana, en el cual, inspirn dose en grabados muy goyescos de Gua dalupe Posada, se hace burlas de l a muer te por lo mucho que se ama la vida. Creo que es la primera vez que Leo Brouwer, el autor de la parttura, escribe para orquesta, y hay que r~conocer que lo ha hecho con habilidad y eficacia poco comunes en un pr i mer traba j o orquestal. Es una ms i ca siempre adecuada a lo que sucede en el escenario, pero, adems, es buena msica, expres i n de un compositor que tiene algo que decir. La Orquesta Sinfnica del TNC, bajo la direccin de Manuel Duchesne Cuzn, ac tu con suma eficacia En ambos ballets la escenogrMa y ves tuario son un factor importantsimo en el resultado de conjunto. Por ello hay que darles el crdito a Julio Malilla en "Suite Yoruba", y a Jos Miguel Rodriguez en "Auto Sacramental". "Canta.ta. de la Pa:i:", de Juan Blanco Como varias veces se ha dicho, Roldn y Caturla significan la primera gran con mocin revolucionaria de la msica cu bana en el presente siglo. Ellos sentaron las bases de la moderna msica sinfnica cubana y de un nacionalismo a tono con el tiempo en que vivieron -no debe olvidar se que las primeras obras de ambos son de los mismos aos en que hizo sentir su presencia y sus inquietudes el Grupo Mi norista. Desaparecidos demasiado prematura mente, Caturla y Roldn, fu la genera cin del Grupo de Renovacin Musica l la que, en ciert<'. modo, c9mplet las corn;1uistas de estos dos grandes maestros. El gru po aport una mayor univ ersalida d incor por a Cuba el cultivo de las llamadas grandes formas, r eprese n t impo1iantes conquistas cn icas, exp r esivas y estilsti cas para nuestra msica. Es cierto que en ocasiones no se sigui el camino aparen temente ms corto, que se dieron algunas vueltas que, momentneamente, pudieron parecer inn ecesar i as. Pero hoy, despus de algunos aos, cuando hay suficiente pers pectiva para juzgar rectamente, puede de cirse que es evide nt e que los compositores del Grupo completaron la roturacin ini ciada por Roldn y Caturla, y que, ade ms enriquecieron la msica cubana del presente con nuevas facetas y proyeccio nes y, lo que es ms impo r tante, con obras muy significativas La generacin posterior al Grupo con tina las orientaciones de ls ltimos aos de ste, y aporta tamb in abundantes fac tores de su propia cosecha Entre los com positores ms importantes de esta gene racin hasta el presente, la ltima d e nues tra msica, deb~n citarse a Nilo Rodrguez, Juan Blanco; Car l os Farias y Natalio Ga ln A st os no puede dejar de aadirse Leo Brouwer, el ms jov en de nuestros co mpo s itor es calificados. P ero, aparte esas cuestiones ge:,era cionales -que a veces es conveniente re cordar, aunque lo sea para comprender mejor e l mbito de nuestra verdadera tra dicin musical Juan Blanco ha dado pruebas de ser importante por si mismo, y t iene mritos ms que suficientes para que se le consider.: como uno de los sicos cubanos ms dotados de la poca actual. Basta r ecordar ob as como el "Trptico Coral", el "Qu in teto" y la "Ele ga" para comprender la ,ealidad de esta afirmacin Ahora este compositor ha estre nado en e l Tea t ro Nacional su "Cantata a la Paz", que data de 1952, basada en un fragmento

PAGE 35

...... \ de "Que despierte el l eiador" de Neru da, y con un exordio sobre los versos de Antonio Machado que empiezan con Se ior! la guerra es mala y brbara". Puede decirse, tal vez, que esta partitura no est tan terminada como la "Eleg a" ; pero est ms all de toda duda que la cantata es la msica de Blanco en que ste se ha tirado ms a fondo, ha apuntado ms alto y se han manejado elementos cualitativos y cuantitativos ms importantes. En ciertos momentos esta partitura da la impresin de que el compositor se ha quedado algo c orto, de que hubiese sido posible desarro llar con ms fuer.ta, e n forma ms com pleta, ciertos elementos puestos en juego por el compos i tor. Aparte esta objecin, es un;, ms i ca que mantiene siempre un subido inters, que ha sido escrita con mucha sinceridad, una obra cuya fuerta ha sido conseguida por procedin1ientos so brios y limpios, y que declara, nota por nota, la existenc:a de un sico nato Consta de tres partes, "Preludio", "Exor dio" y "Canto a la paz", siendo l a ltima, con mucho, la de mayor amplitud y la ms dramtica, y termina con l os siguientes versos: "Paz para el panadero y sus amores y paz para la harina : paz para todo el trigo que debe nacer, para todo el amor que buscar follaje, Paz para todos l os que viven: Paz para todas las tierras y las aguas" El estre no de esta obra di lugar a la primera presentacin del Coro del TNC que dirige Serafn Pro. Hay que convenir en que era imposible lograr ms en una primera presentacin de un coro acabado de organizar. i\iucho hay que esperar de este nuevo organismo. Mntici volvi a demostrar que es un director apto para todo lo que pueda exi g irs e a un director de orquesta; pero exi 1. -lnd rani es una da n,.a n1ilenaria dentro d e las Danza s Clsicas d e la I ndia. 2.-Enrique Gonzlez ~ l nt i c i y Juan B lanco l eye ndo la artitura d e l segundo de Cantata d e la Paz, in s pirada en v e rso s d e Pablo Neruda. 3.-Evelio y Cec ilio Ticles, a qu i e ne s se asegura un brillante 11orvenir. 4.-Alicia AIOtL50 y R-Odolfo Rodrguez, e nsayan la F ilie mal garde". girse no slo en cuanto a eficiencia t<:ni ca, sino tambin en lo recreativo. Ballet de Cuba Con motivo d e celebrarse en La Haba na el Primer Congreso Latinoam er icano de Juventudes, el Departamento Nacional de Cultura ofreci una actuacin del Ba llet de Cuba organismo que, desde hac e poco funciona adscripto a dicho departa mento del Ministerio d Educacin. Se bailaron tres obras que ofrecen muy vivos contrastes entre si : "Apolo Musage ta", "La Filie mal garde" y "Despertar". Haca mucho tiempo que no se repre sentaba "A polo" en nuestros escenar i os. El ballet de Stravinsky y Balanchine es obra muy dificil por su pureza coreogrfica, porque es obra que slo puede salvarse con una actuacin de conjunto muy prxima a la perfeccin: Y ese tipo de interpreta cin se logr casi siempre. Mirla P l a, Jo sefina Mndez y Loipa Arauja estuvieron exce l entes como las musas. Bi en, en tr minos generales, Rodolfo Rodrguez en el papel principal. Esta msica de Stravinsky ha envejeci do mucho menos que otras obras posterio res del compositor Aunque el neoclas i cis mo y e l llamado ballet clsico no sean, en ltima verdad, los mejores medios para acercarse a la mitologa griega, no hay duda de que es una partitura sin formu lismos, sin blanduras, en la que es eviden te una considerable porcin de cosas que en ella haJJan su estreno. No podria de cirse lo mismo, por eje mplo de "Edipo R ey", en que la msiC
PAGE 36

o o / / CJ I f ... .,. .,. N A CION A LIZANDO ~;;;;;;;:;::;~ 36

PAGE 37

. ( -Aho r a trabajo para. ti SU FUTURO O poR 20f -Qu i e r e sabe r s u futuro? -No, mi f utur o ya est asegurado Jii$, = ;. :::3 l..uaeea, Antonio, ieo, Dagoberto y Valde-Daz -i\tu c ha.cbo, a qu ve locidad ll evas ese t ractor! -1\l a c a ri o, es que tambi n produci e ndo, venc e ren1o s 3 7

PAGE 38

"' 111 EOITM DE P ES:TPE ,.,, ., .. r.. J ti 1 i 1 1 1 I I 1 ; I 1 1 1 Jl 1 1 l 1 ' 1 1 f S l 1 1 ' ' j t ,., . .. ,,, 1 t 1 ., '' J 1 l Mien1bros del Jurad o de l Prim er Concurso Literario Latino Americano: de izquierda Alejo Carpentier (Cuba), Carlos Fuentes ( M ex i co), Mi guel O te~o Silva ( V e neru e l a), Benjamn Ca rri n (Ecu ad o r ) Ro ge r Caillois ( Fra ncia) y Miguel A Asturias (Guatemala) Dra. lbyd e Santa.maria, d irectora de la Casa d e las Am ri cas. LA S AMERICAS, no son un Continente imaginario s i no tierras vivas habita das por millones de hombres y mujeres con necesidades rea l es, preocupaciones trgicamente cotidianas, aspiraciones cu ya satisfaccin no puede ser dejada para maana. Una misma amenaza pesa sobre este Cont in ente, la amenaza del hambre, de l analfabetismo, de la enfenneda d del oscuranti smo, la amenaza del totali tar ismo de los tiranos y sus monopolios, la ame naza del imperialismo yank i que ha he cho del subd esar.rollo una institucin muy lucrativa para perpetrar mejor sus fecho r!as Mas, esta trgica amenaza que pesa sobre to do s los pueb l os latinoamericanos no es, felizmente, e l nico l azo que los une. Hoy los in dios de las altas mesetas del Per y de Bolivia, los hombres y mu jeres del fondo de Chile y de Argentina los dominicanos que sufren en las crceles de Tru jillo tienen en comn, una misma y deslumbrante esperanza que se llama la Revolucin Cubana. La Casa de las Amricas, una de las num erosas instituciones culturales nacidas con la Revolucin, tiene como propsito el de estrehar los lazos de am i stad entre los diferentes pueblos del Continente, lo que ha ido logra ndo firmemente. Por e ll o, hemos ido a ve r a la doctora Hayde San tamara para hacerle algunas preguntas so bre las actividades del Organ i smo que ella dirige. Pregunta: Con qu objeto ha sido crea da la Casa de las Amricas? kespuesta: -La Casa de las Amricas se propone ser un hogar de cultura latino38 americana y promover al mismo tiempo intercambios literarios y artsticos con los diferentes pases de nuestro Continente No nos dirijimos solamente a lo s int elec tua l es y a los artistas, sino tambin a los representantes de l pueblo, al verdadero creador de la riqueza de la nacin, al hu milde que suda y no ve el fru!o de su trabajo, al explotado, a l que nunca recibe recompensa. P. Cul ha sido Ja primera gran ma nifestacin cultural organizada por la Ca sa de las Amricas? R. -La Semana Bolivariana. Tuvo lu gar del 21 al 24 de julio del ao pasado. Es t e testimonio de fraternidad panameri cana fue seguido de cerca por un ciclo de conferencias "Cuba en Amrica", en el curso d e l cual hablaron, entre otros, el comandante Ral Castro y e l ministro Ra(t!, Roa. P. Tienen tambin el propsito de hacer intercamb io s culturales con los Es tados U n idos? R. -Evidentemente Adems, la inau guracin de la Casa de las Amricas fue seguida por el concierto del bartono nor teame r icano William Warfield. Hemos or ganizado tambin una recepcin para e l escr i tor del mismo pas Waldo Frank, pre sidente del Com i t Pro Justo Trato para Cuba, y contamos recibir muy pronto a varios miembros de ese Comit. P. -En el mes de dicieml>re ltimo la Casa de las Amricas organiz una Sema na Mexicana, cmo fue acogida por e l pblico? R. Nos ~ 01'.'Prendi el gran inters suscitado po. l a Semana Mex icana. Us ted sabe que hicimos veni r de Mxico una e x posicin de pintura y de grabados. Pa ralelamente a la exposicin, organizamos conferencias sobre el arte mexicano y vi nieron adems varias orquestas para dar a conocer la msica de su pais al gran p blico cubano. Este, cuya s ed de cultura es notable desde el triunfo de la Revo l ucin, acudi en gran nmero para contemplar las telas de Diego Rivera y los grabados de Mnd ez P. -La Casa de las Amr i cas tiene tambin un Centro de Estudios. Cules so n l as enseanzas que all se imparten? R. -Nuestro Centro de Estudios es una Institucin de educacin a l servicio del pueblo. Se ensea alli francs, ingls, por tugus, Historia de Amrica, Historia de Cuba, Literatura Cubana, Geografa Po tica, Literatura H i spanoamericana. Aca ba de crearse un curso especial sobre "La Revolucin en el Cine" que va acompaa do naturalmente de proyecciones de pe lculas revolucionarias. Los cursos son gratuitos y fr ecue ntados por gente de l pueblo, en su gran mayora. La Historia de Amrica ha atrado e l mayor nmero de a l umnos, seguido de cerca pr la lit ratura cubana P. La Biblioteca de la Casa de l as Am ricas est abierta nicamente para los alumnos del Centro? R. La Biblioteca "Jos An t on i o Eche verra" est abierta para to do e l mundo Dispone de unos 25,000 volmenes, con cernientes la mayor parte a cuestiones

PAGE 39

americanas, que se puede n l eer ali! mismo o llevrselos a casa Tenemos tamb j n una discoteca especia l iza d a en folklo r e l tinoamericano, pero tamb i n con discos d e m s i ca clsica europea y americana P Una de las actividades de la Insti tucin que usted dirige h a sido l a convo catoria de l Primer Concurso Literar i o La t in o-Americano. Cule s han s i do l os re s ul tados de ese co n curso? R. Un j urado compuesto de l os m,; grandes escritores latinoamericanos se re uni en La Haba n a pa r a l ee r l as 700 obras enviadas desde to d o el Continente, con mo t ivo d e l concurso que convocamos E l p r e m i o de ensayo fue otorgado al a rgentino Ezequiel Martinez Est r a d a, el del mejor cuento al guatema l teco Jos Lpez Valdi zon, el p r emio d e poesa al ecuatoriano Jorge Enrique Adoum, el prem i o de la mejor obra de teatro a l argentino Andrs LZarraga, y en fin, el p r emio de novela le correspondi a nuestro compatriota Jos Soler Puig por su notable "Ber t illon 166". Acabamos de editar las c i nco ob r a s premiadas que pueden adquir i rse en todas !as libreras del pas. P Aparte de las activ i dades de que acabamos de hablar, la Casa de l as ricas ha organiza do varias Mesas Redon das, conferencias, debates telev i sados, etc. 11 1 1. 11 1 p Bi b li oteca y ( aba. jo ) S ala. d e l ec tu ra d e La. Cas a 1 d e las Am ri cas Este p r ime r aci de existencia de la Ins t itu ci n, h a estado, pues, particularmente lleno de actividad. P u e d e co nfi arno s al gunos de sus proyectos para e l porvenir? R. -Que r emos organizar cursos de verano con la participacin de profesores e x tran j e r os especialmente invitados. Nos proponemos tambin pub li car una revista b imensua l que contar entre sus co l abo radores a los ms grandes escritores d e Am r ica L atina Evidentell)ente vamos a p r osegu i r todas nuestras activida d es de l ao precedente y a co n voca r un segundo concurso literario hispano-americano Pe ro u no d e los proyectos en el q u e ms ca r io es t amos poniendo es la creacin del Hogar Interamericano c o n el fin de albergar a los trabaja do res, estudiantes e intelectuales l atin o americanos que nos vi s itan. Nos ha conmovido los n umerosos chilenos, argentinos, mex i c a n os y brasile os que de paso po r Cuba nos informaron que conoc an ya l a Casa de las Amrica~ en su pas. El Hogar Interamericano, cu y a const ru ccin ser te rminad a en los prximos tres meses, responde a una ne cesidad : la de alo j ar a nuestros h erma n os latinoamericanos que vie n e n a ve r de cer ca 1a Revolucin Cubana, este "nuevo sol que il umina r el futuro h is trico de nues tro Contine n te", segn las palabras del presidente Dortics. . .. .. . ,' ... -~ -.~,-_,; '.-.... .. .... .... .. 1. . .. .... ,. ..... ... l .... l .,. Na~, ... ,. ... ...... .. l ... l ~ ---...

PAGE 40

El 1ns acogedor Centro Turstico en plena Habana u *".,. POR CARLOS AR I AS -FOT OS ce; S A LAS Y BERNA RO ILUSTRO FERNANDO VALOES 40 --------_< ~'7 JE/ ., EL "So u thwind" "V i ento del Sur" e nfil ta p oa h ac ia el cana l principal d e l a d rsena de Barlovento. Una s u ave brisa ven i da de l g o lfo ag it aba s imp i ca mente t as paoletas q u e lu can l as be ll as pasajeras d e l l u joso ya t e Otros pasajeros, e n e t amplio sa l n d e l ectura, se entrete nan l eye ndo las distintas obras l it e raria s con que c u e n ta la br eve bib li oteca del "V i e n to del Sur". Los nio s, del b1azo d e los padres, i ban de un lado a Otl'O de a q ue ll a nave d e recreo R eg i str ndo lo todo Pero los m ayo r es n o se quedaban at r s. Pal'a aquel centenar de cubanos de mo desta posic i n ec onmi ca muchos e ran obreros de l a construccin; otros, guage r os, est udiant es, oficinistas, panaderos. etc.esto era algo nu evo, i ns li to Es t ban disfrutando, por un a tarde dom ini cal d e J o que era, antes d e l a Revo lucin pri v il eg io d e tos millonario s .. T

PAGE 41

, .:.. -, ,. ~ ~ \ ,' ' E l INJT a l a bri r a l blico las puertas de Barl ove n to, hace fe li ces a m il es d e c ub a n os q ue h oy d is f ruta n d e los y a. tes c onf iscados El "South w ind" V ie nto del Su r rea l iza. e x cu rsion es s e m a nal es a. El !lfari e l. Los preci os de l pasa.je es tn al a.lcan ce ms m od es to Ac, en uno de l os muelles d e la rada donde se alza el edificio de l INIT, un jo ven marinero escucha detrs de un apa rato de radiofona l as claras seales del yate: Llamando a Bar l oven to .. Llamando a Barlovento. Aqu : "El Viento del Sur" ... Aq u : "El Viento del Sur" Informando: todo corr e cto. Todo correcto .. Estamos en el golfo Estamos navegando rumbo a El Mariel. Adelante. Y d esde l as oficinas, el jefe de comu nicaciones y co n trol confirma el mensa j e: De Bar l ovento a "Viento del Sur" .. Hemos escuchado perfectamente tu men saje Fe li z via j e! Out! La escena y el dilogo volvern a re petirse e l prximo fin de semana. Como est s u cediendo desde hace var i os meses en Bar l ovento, uno de los ms impor t an tes y acogedores cen t ros tur sticos de l INIT para disfrute del pueblo. La historia de es t e reparto martimo -verdadero alar de de inge n iera navales b i en conocida por todos. Es una obra en l a cual no se escatima ron gastos a l gunos. Sus precursores --ob v i amente perte n ecan a la camarilla de malversadores de la tiranainvirtieron una frio l era de millones de pesos que l e f u e robada a l a ciudadana oprimida De esta forma cmo no!se l ogr cons tru i r una ciudad martima como posible mente exis t an muy pocas en l as reas del Ca r ibe o en el mun d o ente r o. El reparto c u enta con una ser i e de canales artificia l es donde, med i ante trabajos de adelanta da tcnica de i ngeniera, se l ogr traer y controlar las aguas del ocano haciendo fcil la navegacin de l as distintas em barcaciones -se pueden tocar desde l a carretera q u e va de Santa Fe a Jaiman i tasque hoy tambin esfn en poder del pueblo. A lo l argo de estos canales se edificaron innmeros c h a l ets, o l ujosas residencias, para decir l o en cu b ano, que se diferencian de las casas de la ciudad porgue en lo que deba ser garaje se cons truyeron una especie de embarcaderos, con t echo, don d e se guardan los costosos yates de los prematuros millonarios Va rios campos deportivos caf eter as, y otras comodidades propias de estos suntuosos repartos para la gente de cach, constitu yen l a mayor atraccin de esta imitacin veneciana a 15 minutos de la Capita l. AHOR A ES T A EN PODER DEL PUE BLO Si la esce na d e l "Southwind" -Y de otros muc h os yates i ntervenidosse ofre ce todos los d omingos en l as quietas aguas 41

PAGE 42

, :z ,,Para "Enriquito", Ca r los y Al eja ndro Iigo, esta es una nu ev a expe ri enc ia deportiva 42 de Barlovento, es porque la Revoluc i n, por medio del IN1T h a devuelto a los ciu dadanos una obra creada y levantada por el sudor de los campesinos, trabajadores y obreros en general. El INIT, poniendo en prctica uno de sus ms populares planes tursticos, abri a todos los cubanos las puertas de este moderno reparto a l a orilla del mar. Y junto con ello, est haci endo posible que el pbl i co -s in ver quebrantada su mo desta economadisfrute de los numero sos yates de pesca y recreo que fueron igualmente confiscados a los m i smos per son e ros del r im en tirn i co Al efecto, l os func i onar i os de ese Organismo de l a Tndustrla turstica confeccionaron una ta bla de precios populares que estn al aican ce de l ms humilde obrero o trabajador cubanc El plan turs tico comprende el disfrut e de dist in tos deportes martimos. En pri mer lugar se organizan excurs i ones sema nales (los domingos) a El Mariel. El precio de esta excursi n es sumamente ec onmi co : des pesos l as personas mayores, y cin cuenta centavos los n i os. Este viaje se realiza en el "Southwind" -"Viento de l Sur"-, y du ra desde las nueve de la ma ana hasta l a una de l a tarde E l "South wind" tiene capacidad para cerca de c i en personas Es e l ya te ms grande con que cuenta la flotilla Durante la t.ra vesia, los excursio ni stas disfrutan de la msica agra dable de un tocadiscos, as como de una selecta biblioteca. Cuenta, adems, con una pequea cantina donde el pb l ico pue de adquirir refrescos, caf, etc. El "Vie to del Sur", como t odo s los dems yates, posee un moderno equipo de radiofona lo que permite una constante comunica cin con tierra y l as otras embarcaciones que navegan en l as proximidades. Estas excursiones se realizan tambin los mar tes y los ju eves. D es de un l ujoso yate esta fam ilia observa a los esquiado r es acutico s Cubanos de escasos recursos disfrutan d el mar qu e e ra excl usivo de los r icos. E l padre, de modesta posicin ec o n mica -, ensea al hijo a. u sa '" la camada Todo en el ma r c o maravilloso de l a drsena d e Barlove n to. 1 1

PAGE 43

PESQUE CO~ IO LO S llflLLON ARIO S Como bien reza el l ema del INIT, ahora usted, s in ser millonario, puede practicar la pesca -e n lujo sos y ates para mi ll ona rio s. Basta solamente su cond i cin de ciu dadano no ex i ste ninguna otra e xi gen ciay s u deseo de pasa r una tarde o una maana en contacto co n l a Nat ura leza Qu ha cer para e llo? Es muy fc i l. El rN I T pone a su dispos i cin el telfono 086, extens i n 75 por el cua l pueden ha cerse la s reservaciones con 24 horas de anticipacin. E l precio d e l a l qu il e r d e uno de estos yates oscila, claro est, con la categora de la embarcacin y de su ta mao. A manera de informacin ofrece mos l a tabla de precios de estos a l quile res : por c in co horas, en un yate para tres personas, $25 00 (veinticinco pesos) De este tipo de yate el I NIT cuenta con seis. Hay o t ros tres en totalcon capacidad I ~ ~....z.:,.,.. ~ll &...A ,1.6'.a. .. ., .., para se i s personas; su precio: por cinco horas: $35 00 (treinta y cinco pesos); $50 (cincuenta pesos) por nueve horas, y, por v e i nticuatro horas, $70 00 (setenta pesos). Adem s, c u enta la flota de Bar lov ento con ocho yates, para doce pe r sonas; y ot r os dos con capac id ad pa ra dieciocho pasajeros. Precio del alquiler: para los de 12 personas por 5 h o r as: $45.0 0; por nue ve : $ 7 0 00 y $100 00 po r veinticuatro ho ras. Los de 18 perso na s, por igual nm ero de horas respectivament e : $70 00 $120.00 y $1 7 0 00 Todos estos precios, desde l ue go, in c lu yen el combustible, l a tripulacin ( expertos marineros que tratan con es merado gusto a lo s turistas, ensendo l e a l pasajero todo lo relacionado con la pes ca y e l mar) avos, ca rnad a e hielo. Pero el ce n tro tu r tico d e Barlovento ofrece a l pueb l o algo ms E l INIT pro porciona a l os amantes de los depor t es acuticos todo tipo de facilidades existen tes Estos d eportistas de l mar disponen de nu merosas lanchas de motor para es quiar dentro de l a h e rmosa drsena de Barlovento Las e mbarcaciones estn pro vistas de todo el equipo indispensab l e para l a prct ic a del esq ui acutico. Y para los nios existen pequeos botes, con caas de pescar, cuyo alquiler resulta su m amente mdico. Igualmente este acogedor centro turstico posee un parque hpico para l a niez cubana donde se alquilan s im pticos burri tos amaestrados; bicicl etas y car r itos de motor Por ltimo, el pblico disfruta t odos l os fines de semana de una pesca colectiva en los lujosos yates "Moa Bay" y "De licia s", con una duracin de c u atro horas (de 8 a 12 m y de 2 a 6 p .m. ) E l precio de esta pesca colect iv a es de $1 50 los mayores, y de $0.50 l os nios. Inclu yendo avios, carnada e hielo No hay dudas de que este es uno de los ms populares planes tu rst i cos del INIT. Por eso e l pblico lo ha acog i do con t 1 en us1asmo .... 43 ..

PAGE 44

J.,o s cujcs de guairaje pasan ,or la s i e rra. El cuadrado sale redondo y lllntiagudo. Los dientes del peine se cortan parejos. UN INGENIOSO CREADOR DE ARTESANIA TIPICA s aliendo d e l municipio de Pedro Beta ncourt en l a pl'ovincia ma tancer a, pa sando por e l cam ino de Pedroso -un lar go ca mino de polvo y solllegamos a la finca Peralta e n las inmed i ac ion es de la Cinaga de Zapata, do nd e se enc u en tra ubicada la Cooperativa de Carboneros "Juan Antonio Av il a", organizada por el Ins ti tut o Nacional d e Refo rma Agr ari a en la Zon a de Desarrollo M-1 1 como una contribucin m s de la Revolucin a l a economa na c i onal. H oy es u n cent r o d e trab a jo con l as mejores p e rspectivas po r d e l ante. Ayer, e ra un coto ccr,ado po r el lati fu ndi o y la explotac i n ms in cal ifi ca bl e A n tes, en Ped1 Betancourt, lo ca lizamos tras no pocas vueltas, a C r esce ncio R i vero Gonzlez, un campesino i ng e ni oso, in te li gente, q u e fuera carbo n ero y ah ora tra baja incesa n temente e n s u humild e taller, poniendo sus es fu e,-zos al servic io de l os t r abajadores agrco l as, acaso los de ms duro b regar sob r e la t i e r ra L u ego d e un buen rato de charla, R i vero nos acompa hasta el corte m i smo, a lo profundo del mon te hm edo y pantanoso, donde abun da la lea pan1 lo~ horno s. I DEA S PUE : STAS EN P RACT I CA C r esce n cio R iv e r o es un campes in o re lativam ente jov e n Y como todos nuestros ca m pes in os, cordial. h osp i ta l ario sencillo. A duras penas pudo asistir muy poco ti e po al c o l eg io siendo nio Pero las n eces dades el trabajo. l a v id a. l e han ense ado ms de c u atro cosas Su inteligenc i a natu ral, su esp ritu inqui eto l e han se rvido para ingeniarse hbilmente con l os m s positivo s resu l t ados. D e t a l s u erte, ha pod i d o poner en prct i ca slo algunas de s u s ideas gracias a que l mism o h a, prod u c iPOR CAR L OS MARTEN FOTOS O E ZA YIT AS d o co n sup r emos esf u erzos y mnimos r e cursos. l os equipos ne cesa ri o s par a el tra b aj o Co n ocedor de nu est ro ca tnp o, de las di ficultades que s i em)re afrontaron l os tra bajadores agr colas, part i cu l a rm e nt e los ca rbon eros, Ri vero ha tratado por t odos lo s medios de mejorar las cond i ciones de trabajo m ed i ante el u so de instr um entos ms eficaces. capaces d e fac ili ta r l as ar d ua s l abo r es que tienen encome ndadas l os campes in os, cas i s i e mp r e bati ndo se en m e dio s h ostiles con l a naturaleza, sin r ec ur sos. s in otras a l te rnativas qu e sus habili dades h asta para t e ner que fabricarse s us propios instrumentos d e trabajo d e la ma nera ms ru dim en taria. pf ; I NES PAR A CA RUO N Cada carbonero e n s u trabajo n eces ita poi l o menos t r es pe in es que u s a despus d e quemado el h o rno para peinar y ,epeinar e l carbn q u e lu ego ser e nva sado Estos peines l os sue l e n hac e r d e mad e ra s cor tadas e n e l monte y trabaj ado s co n muchas difi c u ltades 1>0r la ca r encia d e l e quipo d ec u ado para fa bric ar lo s, e mpl ea n medio da y e n ocasion es un da ente r o p a r a ter minar un o. Esos peines l os co n s ti t u ye n un mad e r o l i so d e 4 por 3 pu l gadas de espesor y alrededor de 2 pies de largo co n una hil e ra de 6 u 8 di e ntes torneados te rmin a dos e n punta aguda y un cabo lo su fi c iente mente !ar go para manejarlo una pers ona d e pie, a distancia prud enc ial. Crescencio Riv er o ha mejorndc ese ins t rum e nto. En s u pequeo taller traba jan do con mquinas y motores con tornos y sie rras construida s pr ev iam e n te por l, ha log rado ha ce r diariam ente d e 7 a 8 pei n es de un acaba do pe,recto Con dientes unif o rmes simtricos e n la co l ocacin en A la caja d e l iein e para carb n lo fa l ta ag r egar l e e l cabo para que m u estre su utilidad. .. ,,,..

PAGE 45

el madero ll amado caja, parejamente tor n eados, con una abertura en la caja para el cabo con una i nc li nacin de 80 90 gra dos, segn convenga a cada traba j ador. La caja ge n eralmente la construye de una madera d ur a como el roble cu b ano y l os dientes d e una madera ll amada gi,iairaje. Entre todos los carb on eros de l a reg i n ha tenido extraordinaria aceptacin este nuevo peine para carbn. Las Tiendas del Pueblo de las zonas carboneras estn pidiendo en anti d ades ese instrumento de traba j o grandemente me j orado en su forma y en su res i stencia pa1 a el uso que se Je da constan t emente. Lo singu l ar de t odo esto no es prec i sa mente el peine de carbo n ero Es la inven tiva, la i maginacin frtil de Crescencio R i vero. El ha ten i do neces i dad de crear s u s propios equipos para trabajar carp i n tera, que es a lo q u e ahora se ded i ca. Y as, con pedazos de acero en (lesuso, con pistones de motor es de autos y cam i ones con cajas de bolas echadas por intiles, l ha ido formando su taller Primero ha ideado las plantillas y d esp us ha fabri cado las piezas de acero, como sierras cuchillas para tornear, dispositivos para manipular las maderas. Y hemos podido ver cmo en una mquina de su fabrica cin entraba por un lado un cuje de guai raje y sala por el otro un cuadrado uni forme. Ms tarde, en otro equipo, el mis mo cuad r ado sala torneado simtricamen te, con una med i da extraordinariam e n t e exacta, li mpio, e.as pulido por el rudimen tario mecanismo de una rapidez asom brosa. APROVE C HANDOLO TODO Entre la variada coJecc i n de aperos de labranza que utilizan nuestros campesinos, la llamada roz ade ra es uno de los instru mentos ms necesarios Una hoja de buen acero. plana. cuya punta te rmina en una pequea curva filosa. sujeta a un lar go cabo de mad era para los m s disimiles trabajos. Generalmente se venda en nues tro pas procedente de fbricas extranje ras. Un buen da Cresc e ncio Rivero vi tira do un pedazo de acero de una hoja de muelle de automvil. Y se l e ocurri que aquello poda servir para algo Se di en tonces a la tarea de confeccionar con su premos esfuerzos una rozadera de un di.se o distinto, de modo que pudiera resultar ms prctica que las que generalmente se usan Y lo consigui. Ha fabricado varias que han sido debidamente probadas a en tera satisfaccin de los campesinos que la han utilizado. Con ello ha mejorado el modo de cortar palmiche, el corte de gua no de palma cana y l os trabajos en l as cercas de pia. Y est usando para esta 45

PAGE 46

' ,. i En la Tienda del Pue blo hay vveres abun dante., y precios justos. nueva rozadera las hojas de muelles in servibles, pero de magnifico acero. que llevan los autos, cam~nes y otros vehcu los. Algo Que tamb in se tira y no tiene otras aplicaciones hasta el presente. son las gomas de autos y camiones que pues tas fuera de uso por desgastes conservan sin embargo alguna parte d e u t ilidad que Crescencio Rivera s ab e apro v ec har. Me diante unas cuchillas especiales producto de su ingenio lo gra sacar de esas gomas unas bandas uniform es, resistentes. que utiliza como correas en V para mo tore s, logrando hac er funcionar con ellas d i tintos equipos. La ventaja consiste en aprovechar lo que ya s e ha tirado por in t il. Esas co rreas procedentes d e las gomas son ente rizas y pueden alargarse empatndolas conven i entemente. Claro que en todo tipo de motores no puede u t il i zarse esta banda de gomas de autos y camion e s pero exis ten muchos en l os que dan magnificas resultados, porque es sab i da la extraordi naria resistencia de l as matei i as primas que entran en l a fabr i cacin de las gomas para vehculos. Y por este corte son casi todas l as i nquietudes simpticas y prove chosas de C r escencio Rivera Gonzlez Hay desde lu ego, otras posibilidades que est estudiando para ponerlas en prctica. Pero naturalmente, son muchas las difi c u ltades que ha encontrado este campe46 sino que suea con ser til a los dems Pu es sin recursos econmicos, s i n equipos adecuados, sin un taller pe r fect a me n te acondicionado, resulta muy dificil la tarea q u e se ha impuesto Pero l no descansa. No cede ante los inconvenientes. Y espe ra con la Revolucin nuevas oportunida des en el futuro. Un futuro que sin dudas, ser mejor para todos. OO N LO S CARBO NE RO S DE HOY Hemos charlado largamente en la casa de Crescenc i o Rivero. Tomamos caf crio llo y encendimos unos tabacos. Era pr e ciso poners e en marcha. Y nos dirigimos a la Cooperativa de Carboneros "Juan Antonio Avil a" en la f i nca Peralta Des pus de pasa r por la T i enda del Pueblo No. 10 de esa Cooperativa en el barrio de Pedroso abandonamos los transportes. Seguimos a campo trav i esa Nos interna mos en una zona hmeda y boscosa que bordea la Cinaga. En aquel monte exis ten maderas blancas -q ue son l as que se utilizan para hacer carbn y maderas preciosas como el ocuj e, por ejemplo, que por disposiciones foresta les no se cortan Encontramos al fin varios traba jadores de la Cooperativa "Juan Antonio Avila", cuyo administrador es el seor Jos Ro drguez. Es ta mos ya en el "plan" junto al monte donde queman lQs hornos. Juan Francisco Surez, Jos Or tega, Juan F. Navarro y otros trabajadores nos atien den. All aprovechamos para ver cmo trabaja e l pein e que lleva Crescencio Ri vero. Los carbon e ros estn satisfechos. Por el peine nuevo y por muchas otras cosas. Porgu e, naturalm e nt e estos car bon er os no son lo s de antes Son los de hoy. Los que la Revolucin ha cambiado totalmente Los que han pasado de su condic i n de parias exp l otados en su pro pia tierra, a homb r es til e s a sus familias a la soc i eda d a la eco noma de nuestra Patria. Comproba mo s que en todos los rdenes la s cos as han cambiado notabl eme nte. La charla d e ellos es elocuente En la poca anterior al Gobie,no Revolucionario l es pagaban 70 u 80 centavos por saco de car bn Ahora reciben 1 peso 82 centavos por saco d e mad e ra b l anca. Cuando el carbn es de jcaro se les paga a razn de 2 pesos 10 centavos por saco La d ife rencia, natura l mente, se traduce en me joramiento de la v i da fami l iar En ma yor atencin a l as necesidades inhere n tes a l a vida misma. Sobre todo cuando cada carbonero que ve l a dia y noche al pie del hor n o, lejos del hogarpuede sacar men s ualmente entre 90 y c i en sacos de carbn. Ahora est os traba j adores de l a Coope rativa "Juan Antonio Avila" viven cier tamente de otro modo. Disfrutan del pro

PAGE 47

... . dueto de un tlabajo terriblemente agota dor. En medio de regiones apartadas Viviendo dias y semanas en pleno monte. Hasta lo grar el fruto de esa lucha ince sante, el producto que ha de redimir las fallas del hogar humilde. Y es que ahora se acab de una vez por todas con el lati fund i o, con el int ermediar i o que los ex torsionaba, con la tienda que los explota ba. Aho1a, co n el mejor precio que reciben por su producto, la Tienda del Pueb lo or ganizada por el INRA l es vende a precios razonabl es, les facilita todo lo indispensa b l e para vivir de otro modo. Y nos han dicho tranquilamente que no recuerdan haber visto persona alguna llegar por all antes de a hor a. Que lo la Revolucin fue a ocuparse de e ll os. Y de eso estn contentos. Sumamente con tentos Porque slo l a Revolucin ha tra tado de r eso lverl es sus problemas, como efectivamente han sido resue l tos Y es qu e para ellos -segn dicen ya la vida no es tan dura Ahora, al menos, ven el resultado prct i co de sus esfuerzos An tes e r a la miseria, el sacrificio estri l. Ahora es la redencin, la justicia social, la Revoluc i n que llega a todas partes y que no se detiene hasta poner de pie a todos los cubanos que t rabajan, sea cual fuere el tipo de trabajo, porque esta Re volucin -ha dicho Fidel es "de los humildes por los humildes y para los liu mildes" La ro,.adera criolla tiene mejor filo y s u d iseo resulta ms adecuado para l os trabajos Para economiza r se utilizan bandas d e goma de autos como cor r eas e n V para motores . ... ' 1 .... . .. : . . ' .. . .. 1 . .. : .. . ... ' . ... . .... . . 1

PAGE 48

Su ext rao simbolismo le re s ulta fantil ia.r ... V e rdadera fu e nte de conocimi e n tos r es ulta ahora. el Mus e o para. ~-scolares. Por FAYAD JAI\OS Fotos de SA LA S

PAGE 49

E N todos los pases del mundo los Museos de Bellas Artes son inst i tuciones que asumen la responsabilida d de la con servacin del patrimonio artstico nacio nal ya sea de u na poca o de un gne r o o est il o determinados, ya sea en su pos ble conjunto. Pero las funciones de un mu seo de bellas artes no se lim i tan al sim ple cuidado y expos i cin de las obras que l e han sido encomendadas, sino que se extienden en una l arga serie de activida des que deben incluir una aguda y persis tente investigacin esttica e histricii. que contribuya a la m e jor comprensin de d i chas obras y a la formacin de un pblico inter e sado en el arte no slo co mo el curioso resultado de una depurada habil i dad intelectual sino adems como el producto siempre vivo de una compleja y e l evada act i vidad profundamente hu mana No si e mpre los pases ms anti guos son los que pueden ofr ecer a las generacio nes sucesivas el muestrario ms comp leto y brillante de la produccin artstica p l stica de sus creadores Existen na ciones como Gr ec i a y Eg i pto que han s i do prcticamente devastadas por con~ tantes m i s i ones arqueo l gicas, principal mente de Inglaterra, Francia y Estado s 'Jn i dos, que durante ms de dos siglos han D e r e gre s o a s u s au l as r es iec ti v a s es cribir n s u s grata s ex per i e n c ia s ' ' . 1 \ Una cop i a d el ll f erc urio d e Bolo n ia rea.1 .a. 1 a belleza de los ja rdin es Al fon do, visitantes. 49

PAGE 50

' estado transportando a sus respectivos pa ses, las maravillas que son e l testimonio de la vida y la fuerza creadora de diver sas civilizaciones extingu idas. Explicar el proceso de formacin de un verdadero Museo de l as artes plsticas de una na cin, seria ante todo analizar en sus ms amplias dimensiones la historia de las lu chas sociales de esa nacin Entre nosotros, por nuestra cond ici n de pueblo jov en hundido hasta ayer mis mo en una sombra situacin que trataba de asfixiar, valindose de los recursos ms variados, la afirmacin de nuestra per sonalidad en el campo de la cultura, la realizacin del Museo deba tropezar fa talmente con una serie de penosas limi taciones Al confrontar la ausencia de una slida tradicin cultural aborigen, arran cada de cuajo por los colonizadores y ha llarnos frente a un panorama bastante desolado de varios siglos de escasa pro duccin artstica, para luego atravesar el terreno baldo de una Repblica alienada hasta lo ms profundo por to dos los as pectos del imperialismo norteamericano, no tenamos otra salida que constituir nuestro museo adaptndonos a la escasez de material artstico y al en orme hueco so sin puente abierto entre el arte rudimen tario dejado por los primitivos habitantes de Cuba, por la ausencia o el extravo de las riquezas del folk lore afrocubano, ahora en vas de recuperacin, y la tardia y exi gua produccin, casi absolutamente fiel a los modelos de la metrpoli, realizada por los artistas nativos o aclimatados durante la colonia. EL "OTRO" ~ l USEO NACIONAL Hasta e l triunfo de la Revolucin, el Museo Nacional estuvo dedicado tanto a las .belJas artes como a la historia, siguien do en su montaje y en su funcionamiento un criterio estrecho y conservador, de simo gusto finisecular, en el que predomi naba un amor al pasado que no era sino un amor a lo que nuestro pasado tuvo de ms grandilocuente, superficial y pasa jero. Quien haya visitado las salas del actual Museo durante los aos anteriores a 1959, recordar el confuso abigarramiento de yerdaderas reliquias histricas revueltas entre objetos de mal gusto y de poco o ningn valor, conservados y exhibidos a titu lo de haber pertenecido a "Fulano de Tal. .. en largas vitrinas que bien hubie ra desdeado un farmacutico de barrio pobre. La pintura y l a escultura no tuv ie ron mejor suerte : el mnimo de objetiv i dad y sentido histrico de la apreciacin ar tstica imprescindibles en cualquier direc tiva de un museo de bellas a rt es, no exis t an all, y asi veamos como en las salas de arte europeo, al lado de una posible obra maestra, o de una obra de apreciable mrito, estaban colocados cuadros o escul turas de tercera categora, adquiridos sin duda por coleccionistas poco severos y pa gados a bajo precio en los rastros europeos. Pero en los almacenes del Museo, dor midos entre espesas capas de polvo, y re cubiertos por una vieja costra oscura que nunca se haba intentado eliminar, yacan aigunos cuadros de innegable valor, de grandes firmas o no, a menudo muy supe riores a la mayora de los cuadros ex puestos. En cuanto al arte que pudi ramos lla mar nacional corriendo el riesgo de incu rrir e n una poco razonable generalizacin, la situacin e ra an ms desalentadora. Entre !is obras del periodo colonial, pero sobre todo entre las d e la etapa republi cana, hal,ian sido colocados numerosos

PAGE 51

r MOMENTO INTERNACIONAL kone a Kou Abhay, quien estuvo al frente del gobierno laotino hasta mayo de 1960. En abril hubo elecciones para elegir 59 diputados. Fueron tan fraudulentas que la clera popular se desbord y las gue rrillas aumentaron considerablemente sus filas. La consecuencia fue la sustitucin de Abhay por el gobierno, ta mbin pro occidental y guerrerista, de Tiao Sonsanit. Nosava n, entretanto, continuaba como la eminencia gris ders del trono La primera declaracin del gobierno del capitn Vong Le fue dirigida contra el soborno, la maquinaria adminis t rativa y los enriquecidos en el poder, pero al dia siguiente les peda a los 80 asesores mili tares norteame1'icanos y a los 500 fran ceses que abandonaran el pas "por no ser necesarios sus servicios". Luego se llam "conit revolucionario" al gobierno enca bezado por Vong Le. Washington declar casi inmediatamen te su inquietud ante la declaracin de neu tralidad del gobierno surgido por el golpe de Estado de Vong Le, e hizo las primeras veladas amenazas El rebe lde capitn lao tino en los primeros momentos no se ame drent. Respondi que luchara contra la intervencin extranjera y que aceptara la "ayuda de todos los pases". Ms tarde se ha aclarado que el rmino ayuda no se refera al apoyo militar, sino a la ayu da "econmica" de todos los pases. Al mismo tiempo tambin se aclar que no debera seguirse llamando revolucionario al gobierno de Vong Le, sino que se le caracterizase como el gobierno del golpe de Estado AJ mismo tiempo los delegados de la OT ASO ( Organizacin del Tratado del Sudeste de Asia) comenzaron a manio brar febrilmente y a presionar sobre el nuevo gob:crno y a alentar a Nosavan a lanzar las fuerzas armadas reales contra el gobierno de Vong Le. Este, por su par te, le pidi al rey que le encargase al ex premier, prncipe Souvanna Phouma la formacin del nuevo gobierno. Las inti-igas norteamericanas y de la OTASO comenzaron a dar sus frutos. No sa van vol a Bangkok, capital de Tailan dia y sede de la OT ASO, a pedir instruc ciones y ayuda para desatar la lucha armada contra el nuevo poder A su vez, los miembros del gobierno de Sonsanit que an no haban sido capturados, se ha can fuertes en Luang Prabang, la resi dencia oficial del rey laotino. Despus de una visita de una delegacin de Vong Le y del regreso de sta acom paada de Sonsanit a Vientiane, el rey decidi encargar al prncipe Souvanna Phouma la formacin del nuevo gobierno. Era evidente que se habia llegado a un comprom is o mutuo. El pueblo ante lo que pareca ser un paso atrs le dirigi al gobierno de Phouma ur.as 11,000 cartas pidindole que mantuviese sus declaracio nes sobre la neutralidad. Tropas leales al nuevo gobierno en unin con troas ,ebeldcs del Pathet Lao fusi laron a \'arios ,omandantes militares <)U<' bajo las rdenes df' :slos:i,an, prctendian al;,;arsc contra f'! gobic1no del prncipe Phouma La:-. tropa~ d(' t'stos ron1andan t,s sr har nC'gado a oiJcdec'J" a :\o:-.avan. a pesar de que aviones no identificados. r,cro que se informa son de bandPra nor tcamcr'cana, vuelan constantemente arro106 jando volantes en que se incita a la rebe lin. Nosavan, con las pocas fuerzas de que dispone no puede avanzar hacia Vien tiane porque el territorio que tendra que atravesar est dominado por las fuerzas del Pathet Lao. La opinin del Vict Nam del Norte, co mo de la China Popular, ha acogido con satisfaccin el establecimiento del nuevo gobierno. as como su declaracin de prac ticar una poltica de verdadera neutrali dad, una poltica que fortalezca la paz, y de respetar los convenios de Ginebra y los acuerdos firmados entre el gobierno real y .los guerrilleros del Pathet Lao. En general, se consider al nuevo poder sur gclo en Laos, mediante la accin del comandante Vong Le, como una derrota del imperialismo norteamericano. Cuando se escriban estas lineas, sin embargo, se anunc aba un viaje sorpre sivo del primer ministro Phouma, a bordo de un avin norteamericano, al reducto del general N osa van, siendo acompaado por el agregado militar de los Estados Unidos. Pero al mismo tiempo la radio rebelde de Pathet Lao declaraba oue los Estados Unidos estaban amenazando con aplicarle sanciones econmicas al nuevo gobierno laotino, y la radio de Vientiane acusaba a Thailandia de "ayudar a insti gar a Nosavan a derribar al nuevo gobier no de Souvanna Phouma." AFRICA SE LIBERA 6WNEA l'Olil;T"V6/ $1CstRA 1.,0NA 1 \ (AMAUli IN,$1.,($ (04T4 C( MAR,-IL AFRICA CJ SIN I N !ltPENOIZAQ D INDEP!,SD,ENTfS ANTES OEl960 O I NO E PfHl)jENTES EN 1960 SUU.H LIBRES. AfiTE.S O( OUE FINALICE 1960. El 2 de agosto se proclam oficialmente la independencia de la Repblica de Niger, territorio que perteneca al Africa Occi dental Francesa. Nger tiene 1.200,000 kms 2 y una poblacin de 2.400,000 habi tantes. Fue colonizado por los franceses el siglo pasado. El presidente de la nueva Repblica se llama Hamani Diori Dei imperio franc,'s tambin se despren di la nueva Repblica del Alto Voila, que d 5 ele agosto proclam ofidalmcnte su indqK_nd,nda. VBrio~ pases le dirigieron tphgi-ama..; rl.~ ft'Jidt,cin a .:;u presidcnt, )1auri\'l Y c-n1c-ogn El 10 de agosto era la Repblica d, Chad la qu~ proclamaba su independen da. Es et so'ptimo estado asociado a la antigua comunidad francesa africana en obtener el ejercicio pleno de su soberana. En los ltimos meses lo hicieron tambin la Federacin Mal y Malgache, Dahomey, Niger, Alto Volta y la Costa de Marfil. El Chad tiene 1 284,000 Km 2 y una po blacin de unos dos millones de habitantes. El 13 se proclam el vigsimo estado independiente del Continente africano. Se trata de la Repblica Centroafricana. que tiene alrededordt 617,000 Km? y 1 200,000 habitant!'s. El primer ministro <'s David Dacko. El subsuelo es rico en minen1ks. PSpf'dalm<'lltt.' oro y diamnote~. El 17 d( agosto fu<' la Rcphlka afri cana de Gabn la que proclam su inde pendencia. Su primer ministro se llamn Len Mba.

PAGE 52

I" rru y el 11rocP.~o ti() n10 re,ortuje sobre i1ulustrifllizfl<'i1)1t ,le /11P11IP ,lp trnbajo y la r<11u1-toro, "'"' 11r1Prt1 ri ,ueza utr
PAGE 54

SERES VIVOS VAN AL COSMOS El 19 d e agosto ser marcado en el ca lendario de l os tiempos con otro jaln impor t ant e d el esf uerz o del hombr e por co nquistar el Cosmos La Unin Sovitica lanz a l espac i o sidera l a 320 kilmetros de altura, otra nav e espacial de grandes pr oporciones -4,600 kilogr a m os de peso, ce rca de 5 t on e l adasque ofreca una g ran novedad. Dentro de la nave movin dose con toda comodida d iban dos perr i tas y vario~ otros anima l es En esta co mbina c i n g rfica aparec e n, en la p arte s u1>erior, "Stre lka" y e n la parte infer ior "Belka", la s dos perras soviticas que viajaron e n la nave es pacial lan,,ada por la URSS e l pasado ~a 19 del corrien te y qu e r eg r esa ron e n p e rf ecto estado a la Tierra. (FOTO PR ENSA LATIN A) ... .u~ ' Las perras t i ene n e l nombre de Bel ka y Strelka, que significan en ruso "Ar di Jla" y "F l echa", respect iv amente. Dentro de la cab i na en que iban a lojada s se ins ta l una cmara d e t e l ev isin destinada a trasmit i r los movimientos y l as reaccio nes de los animales durante e l ve lo csimo vuelo s id eral. El objeto pr incipa l de este lanz amiento era e l de aver i guar l as condiciones en que pudiera enviarse un ser humano, con se gur id ad para su v id a, al espacio exter i or A l dia s i guiente se hacia un anuncio to dava ms sensacional. Despu s de darle 18 vueltas a l planeta, a una seal hecha desde la T i erra, la nave espacial descendi hacia e l J u gar que previamente se haba fijado. El ate rriza je fue muy feliz Los an i ma l es r egresa ron vivos y s i n a l teracio nes. Bel k a y Strelka se conver tan, as en d os perros privilegiados, c u yos nombres figurarn en la his tor i a de la l u cha d e l hombre por conquista r el espacio sideral. La nave ll evaba una proteccin refrac taria especial que le permit i at ravesar con x ito la atms f era terrestre. Casi e nsegu i da empezaron a d a r sus opi niones los cientficos de todo el mundo. Ari Sternfeld, ganador del Premio Internacio na l de Aeronutica, dijo : "No importa de dnde te ngan que regresa r los futuros via jeros s id erales. Ya sea de un satlite ar tificial, de la Lu n a o de c ua lq ui er planeta, la l tima vuelta de su vuelo l es traer a la atmsfer a te rr estre. Aqu po drn dismi nu ir l a ve l ocidad y este proceso slo co mienza a una altura de unos 300 k il tros Por consigu i ente n o haba ninguna razn para si tua r l a rbita de la nave a una a l tu r a s u perior". Y aadi : "En vista de la baja rbita de la nave, los an i males experitnentaron los efectos del sobre-peso durante la tntra da en las capas ms densas de la atms fera Esto servir para conocer la efecti v id ad de la proteccin contra el calor ge nerado por el roce del aire sobre l a super ficie aerod in mica del satlite" El profesor ruso Georgi Pokrosky ase ver: "Ha sido desarrollada ya en la Unin Sovitica una nave espacial con cabina des plegable y recuperable, para un hombre del espac i o Por su parte e l comentarista de Radio Mosc dijo que esta hazaa evidencia que los Estados Unidos estn atrasados de 3 a ;; aos en re lac in con la Unin Sovi tica en los esfucrios por colocar un hom bre en el espacio y volverlo a tierra con seguridad Otros observadores agregaron que, en televisin tambin. \ , >\ ""' i ~l)L J "" \ \\ ( ... ~-----------------. NUEVO GOBIERNO 1 EN LAOS EL 9 de agosto el cap itn de paracaidistas Vong Le, e n V i ent i ane, d i un golpe de F:stado derribando al gobierno rea,..,..; nar -. r"o -nur ea1nericano y recin instaurado de Tiao Somsanit. Se iniciaba as un nuevo cap tu l o en la histor i a de La os, pais que junto con Camb odia y l os rlos Viet-Nam fonnaron en el pasado la Indochina Francesa Laos sP constituy como una monar qua, pt'1'C' con un rgimPn que pod r a liamarsc parlamentar io. Despus q u e las tropas francesas fueron expulsa das por las fuerzas vietnrunitas, a sangre y fuego en 1954, la mona rq uia laotina se co mpr o r neli u guardar la neutralidad ante el confliclo ele OrientP y Occidente y ent re los dos Esta dos del Viet Nam, segn los protocolos de Ginebra de ese mismo ao La neut r a li dad fue un mito. E l gobier no de Laos se asesor de militares norte americanos y franceses. Al mismo tiemoo le hizo toda clase de concesiones a los Es tados Unidos y aument la opresin sobrtno pro norteamericano d!' Phuoi Sananikonc per di el apoyo del rey y el poder. Surgi entonces. en Laos. un dictador milila1. ,,, general Phouime Nosavan, un in~tnirn ...... n. to an ms ddl a las potencias tales. Nosavan pus o Pn ]uga1 de Sandni~ 1'

PAGE 55

MOMENTO INTERNACIONAL EL CONFLICTO CONGOLES El conflicto provocado por el gob i e rno be l ga en el Congo, a causa, pr im ero, de s u interv enc i n armada en l a joven bl i ca africana casi inme di atamente que se dec l ar su in depen den cia, y, despus, por el intento de d es in tegrarla separando a la r ica provincia d e Katanga, mediant e l a comp li cidad del industria l Moiss Tshom be, es al m i smo tiempo l a c r isis de la Se cretaria General de l as Naciones Unidas. Lo primero que ha quedado malparado en el co n f li cto congols h a sido el prestigio del secretario gene ral d e la ONU, Dag Hammars k jold Pat r icio Lumumba. primer ministro del Co n go, solicit a m e diados de j uli o la i tervenc i n de las fuerzas a rma das de que puede dispone r l a ONU, para expulsar a las tropas colo ni a lis tas belga s de todo e l ter r itorio del Congo, incluida la provincia de Katanga. El Conse jo de Segu ri dad ac ced i endo a l a solicit u d del gobier no legal congo l s e n vi l as f u erzas qu e se pidieron y enca rg a Hammarskjo ld del c umpli miento de aq u e ll a misin. El Secretario Ge ner a l de la ONU, s in embargo. no slo pe 1 mitio que las fuerzas confiadas a su cuidado comenzasen a desarmar a los co goleses y a d e ja r l es, en camb i o, l as armas a los belgas, sino que bajo el pretexto de que las tropas de la ONU no estaban e n cargadas de emp l ea r l a fuerza, se neg a dar la orden para q u e stas e n trasen e n la provincia de Ka tanga y exp u ls as en a los colonialistas belgas. Hammarsk j old se apo yaba en la declaracin reiterada de Tshom be, el cmp li ce d e l os belgas, que sus fu er zas res i st iran contra l as tropas d e la ONU s i entraban en Katanga Al comenzar agosto Patricio Lumumba re it er su peticin al Cons e j o de Segu ri dad de la ONU, e l que, a su vez, acord nuevamente se c ump liese el acuerdo an terior de exp u lsar a lo s be l gas del territo rio congo l s. La actividad de Hammarsk jo ld y del doctor Ralph Bunche, v i ce secretario gene r al de la ONU, en Leopold ville y Elisabethv i lle, capitales, respecti vamente, del Congo y de l a sedicente "rep blica de Kata n ga" era ms que sospechosa. Se hacia evidente que ambos favorecan l a res i stencia de Tshombe, y que la demora en el cump li miento del ac u e r do del Consejo de Seguridad sola mente podra ayudar a l separatismo colo nialista de los gobernantes de Katanga, es decir. de los p ro pios belgas A J mismo tiempo en Katanga la situa c i n se hizo ms tensa Tshombe desat la persecucin y l os apaleos sobre la po blac i n que resiste a la separacin y q u e demanda la unificacin del Congo. Los belgas, por su parte, s imul aron el inicio 1 0 4 de la evacuac 1 on de sus troi:as Embar ca r on a u nas cuantas unid ades y desmo vilizaron a otras. pero estas lt i mas eran inmed i atamente incorpora d as al ejrc i to de Tshombe, q u e se ha visto reforzado con volunta r ios procedentes de var ia s po t encias col oni alistas. Fina lm ente llegaron dos destacamentos suecos a Katanga, pero se han mante nid o d e b razos cruzados de acuerdo con l as rdenes de Ha mma rs k jo ld A n te las protestas q u e se han l evantado principalmente en lo s pases de Asia y Afr i ca, Hammars kj old decidi c onvoca r de nuevo a l Consejo d e Segur id ad y r eg r e sar a Nueva York. Lumumba l e s olici t q u e espera s e hasta que pudiese ha cerse acompaar po r la d elegaci n co n g o lesa, pero Hommarskjold n o tuvo es a atencin y se march so lo La actitud del Secretar i o Ge n e ra l de l a ONU ha s i d o ob j eto de una ace rb a crtica e n e l m undo e n tero, per o particularmente en l a sede d e la ONU, donde ha trascen dido que varios pases solicitaran su di misin Hammarskjo ld ha reaccionado celebrando co n su l tas con l a s d e l egaciones de las grandes potencias, en l as cua l es l mismo ha a nu ncia do su in tenc in de pe dir un voto de conf i anza e n relacin con su actividad en el asunto del Congo Casi todos l os gobier n os de lo s pases afro-asiticos, pe ro principalmente los de la RAU. Ghana, Marruecos, G uin ea, la F e d erac i n Mali recin disgregada, h an mani festado su inm ediata disposicin de acud ir militarmente en ayuda del gobier no de Lumumba y d e la patria congolesa para exp u lsar a los belgas de Katanga. Pero por l o par te co n trar i a se hace cada dla ms evidente que lo s gob i e rn os d e In glaterra. Francia Holanda, Canad y fun damen t a lm en t e, e l d e lo s Estados Un id os instigan y apoyan la actitud de lo s be l gas, d e T shombe y de Hammarskjo ld En este caso se presentan como ce l osos defensor e s del princip i o de autodeterminac i n de los pueb l os, pues alegan que no es aco n seja ble l a intervenc i n de l as fuerzas de la ONU en Katang a porque este es un as un to e xc lus i vamente in terno del pas con gols. La causa de las maniobras oscuras d e Dag Ha ,n ma r skjold en el Congo est, sin duda, en los in formes publicados por el peridico "Deutsche Zeitung" de Aleman ia Occidenta l dicie nd o que "grupos financie ros estrechamente v in c u l ados con el go bierno de los Estados Unidos hacen es fuerzos para que Blgica l es traspase las riquezas de Katanga" Aade que un ban co de Bruse l as ya est compra nd o accio' P atricio L umumba nes por cuenta de un grupo financiero norteamericano y que lo s grupos l. H Whitney Co y Dilton Re ad C o han co menzado a inv ertir lares en el Congo El jefe del prim ero d e estos grupos es el e mbajad or norteameric a no en Lo ndre s, John Hay Whitn ey y el del segundo e s e l prop io Dillon, s ub secretar i o del Depar tame nto de Estado y quien fue hasta hace poco t i e mpo presidente del conse jo de ad ministracin de l a Dilton R ead La so l ucin parece que est por e n co n trarse, pues l a activida d poltica se enca mina a enca r ga r a una co m is in de pases afroasiticos pertenecientes a l a ONU la fiscalizacin d e sus acuerdos e n el Co n go Hammarskjold sin e m bargo, ha ce esf u e r zos desesperados po r co n ve n ce r a las grandes pote n c i as de q u e en el Congo pri va el "caos", ad uci endo como prueba un incidente ocurrido con un os oficiales ca nadienses que f u ero n apresados por solda dos congoleses a causa seg n se ha comprobado de que l os canadienses se negaron a identificars e-, y que, por con siguiente. no est preparado e l gobierno congo l s para man te n e r el orden en e l pas Lo que ocurre entre bastidores en cuanto a la s tropas canad i enses -casi l as pr i me ras en ll egar al Co ng O-' puede ser el he cho de q u e el banco "Soc i et Genera l de Belgiq u e". que extrae su capital del C o go, lo est invirtiendo en una fbrica de acero e n Montreal y en las minas de New Brunswick. En todo caso si e l co n flicto del Con~o no se resue l ve por la in tervencin de la ONU, los pases de A sia y Afr i ca interven drn mucho ms eficazmente y, seru n e l c u rso hi strico, co ns eguir n que e l Congo sea definitivamente independ i ente.

PAGE 56

El selvicultor Vicente Daz Serrano, nos dice: "Nosotros no hemos hecho ms que darle forma y accin al plan esbozado por Fid e l Castro para la repoblacin forestal". celulosa. Sirve para el rayn que se ob tiene de sus fibras; tambin se obt i e n en maderas prensadas, as como madera du ra. Tamb:n se h acen dest il ados de ma dera y de l a hoja se hac e n extracciones de aceites que so n bsicos en medicina Otro beneficio inm ediato es la modifica cin del cl im a o rgime n de llu v i as. Cuan do se repueble todo este desierto y pasen unos aos, habr ms lluvia en este Ju gar: eso trae como consecuencia el regreso de una fauna alada que emigr de la zona al quedar des : erta por l a tala de los les en otros aos. Se cons id era que el setenta por ciento de los rboles plantados producen a l os diez aos tres o cuatro pesos r,or rbo l. Diga usted si no es una riqueza cuando vamos a plantar cincuen ta millones de eucaliptos? El ten:ente que viene manejando e l yip i se vuelve: ~ Junto a los v i veros se a mo ntonan los cujes o varas destinados para los "techos" que han de resguardar del so l incl e m ente a l as pequeas plantas. Un cuidado indispensable. Miren eso, las marcas de las ruedas de un camin fuera del cam in o, casi ro zando la pr im era fi l a de posturas. Hay que llamarles la atencin Eso es por el regat e o a llegar pr im ro con l a carga. -Pues n o pu e de seguir ese regateo -intercede e l comandante Mora-, hay que cuidar l a s i embra Todo nace del mismo esp r i t u de traba jo, del mismo ardiente deseo de hacer las cosas ms bien que n adie Apart e de l os rebeldes, setec i entos sol dados que trabaian por C uba de sol a sol hay cerca de mi l c u atrocientos civ i les que ganan su sustento en l a misma labor: abrir los surcos y sembrar l as posturas. V a mos a ret r atar l os para el reportaje, pero son las doce del da y el campo de ellos est des'erto de gentes. Dnde es tn los civiles? pregunta una voz y el

PAGE 57

capataz se acerca explicando: "All aba jo, en el arroyo; es la hora de almorzar y fueron a hacerlo como siempre a la som bra". -Por favor, vea si pueden venir a re tratarse un momento. -Seguro que si vienen. Y de all abajo vienen, es slo un mon tn de los mil cuatrocientos diseminados por las mil caballerias sembradas. De la vegetacin que los ocultaba en el arroyo emp iezan a subir, vienen dispuestos, con: tentos con sus instrumentos de trabajo a ocupar su trinchera del surco. Vicente, por su pa,te, sigue explicando: El eucalipto va a constituir una fuen te de trabajo permanente, lo que hacemos ahora es hacer productivo un suelo total mente improductivo. Y hay suficientes posturas para lle gar a los cincuenta millones? -Hay y nos sobran, a tal ext remo que yo he propuesto al comandante Miret re galar las posturas sobrantes a todo ca m x:sino que las solici te para que no se pier dan Ustedes no han visto los viveros donde logramos las posturas? -No, todava. -Pues iremos all tambin. La postu r~ se logra haciendo un semillero prime ramente; se siembra en tierras mezcladas y a los tres meses ya tienen la altura su ficiente para ser tradas aqu a los surcos. Las traemos en vasitosde cartn y al sembrarlas la s abonamos con guano de A los tres meses de hecho el semille r o, la.~ posturas ya tienen la altura suficiente para, ser tradas, en vasitos de cartn, a los suro-08, donde son abonadas con guano de murcilago. . , <(.,,,.,... .. # ., .. v ... ~ -., ..r.-...,...;._., .. ., t:. .. ,,., J. . ,--, "' '~ ,~ ~ ... ' J i ... ' ,. .... Antes de la. Revo lu cin, no poda. concebirse que el Ejrcito sirviera ms que para matar. Ahora el soldado rebelde demuestra que l, como parte del pueblo, tiene derecho a. crear bienestar murcilago. Pr e nde bien y luego el agua ti ~ ne que ayudarnos Volvemos a andar otra vez y otro yipi se nos cru:3a: -Cap i tn, los muchachos estn sin pos turas ya que sembrar, hay que traer m. -Pero, eso cmo puede ser, si las ca1retas trajeron trescientas posturas esta maana? Pues vea cmo trabajan de bravo que ya estn sembradas las trescientas pos turas. Y por el rostro de todos pasa una son risa de satisfaccin. Vamos a los viveros y vemos el orden, el trabajo, los canteros. A las mujeres se les encarg el trabajo de pasar las pos turas a los vasitos de cartn Se descubri que ellas eran quienes hadan mejor este cuidadoso trabajo. Asi vamos viendo la lucha, el espritu d~ una revoluc:n que est en todos, que pone en los hombres un deseo ardiente de crear sobre el suelo mutilado de la patria Es necesario hacer casas y se hacen, es necesario llenar la tierra de arroz y se llena, es necesario construir pueblos y se construyen: los hombres se llaman com paeros y los batallones de aqu, batallo nes de trabajo. Tal es la regin entre Guane y Arroyos de Mantua, tierra que fue de latifundio, desrtica, abandonada, y ahora est recibiendo una selva de eu caliptos, mientias cantan en el mismo sur co la misma dcima, un soldado rebelde y un guajiro miliciano. 10,

PAGE 58

' ' ..... '

PAGE 59

ff ..,. ..,. at:111 ,., ..a "" ., Campesinos y miembros del Ejrcito sonren al unsono, m ientras l evantan sus h erramien tas de trabajo. Juntos trabajan por Cuba. Juntos por vez primera, civ}Ies y milita,. res crean un destino m e jor para la patria. .. . .. t. ... .... ~ ... /

PAGE 60

... .. ...... 1;... .1 -' f 1 .. /.. ,.!;. l....... Toda esta tiena pelada, desrtica, se ver ocupada muy pronto por cincuenta millones de eucaliptos, que ahora est n creciendo en los viveros atendidos amorosamente por soldados rebeldes y campesinos cubanos. La tala indiscriminada d e rboles, impulsada por la voracidad de las compaas madereras, ha sido sustimda por un cientfoo plan de repoblacin forestal. .... .. ~I, ,, .... .... ~ ~ < ,, ... t 1'11' ,. .. POR ONEL I O JORGE CA.ROOSO FOTOS OE CORRALES ...... -~ ,. -... "., '\ ;p.N. ... .... \ ~ 14 . .... ... Entre Guane y Arroyo s d e Mantua. e n la provincia de Pinar d e l Ro un gran nm ero de campes ino s y mi embros del Ejrcito Rebelde, estn realizando uno de los planes de Repoblacin Forestal ms importantes del mundo. Diez millones de eucali p tos han sid o sembrados all para d evolve rl e a Cuba los mon tes que fueron destn1dos durante aos .. : .. .. 1t .. , .... 99

PAGE 61

diez millones de e ucaliptos creciendo 'l E ~ ~ ~;;,, -.,., r ... .. ... .. DESDE el helicptero que nos trae de la Habana miramos abajo la tierra en tre Guane y Arroyos de Mantua. Es un amplio horizonte que abarca leguas y le guas. Toda la tierra de un verde sabano so, de pajn y peralejos, se rompe de pronto en una inmensa mancha casi blan ca de cientos de caballeras trabajadas Son las plantaciones de eucaliptos cuyas plantas no se v en desde la altura porque cada postura alcanza slo un pie o dos sobre el suelo. De pronto se inclina el he licptero y desciende. Abajo hay casas construidas, grandes naves gente que vie ne y va, una bomba de gasolna concurri da de yipis, figuras que se mueven con uniformes verde olvo y muchos sombre ros de yarey sobre los que visten de civi les. El helicptero levanta todo el polvo del suelo y lo tira sobre las casas, sobre la gente, que se vuelven de espaldas de fendindose del huracn de la polvareda, y llegamos por f in. Corrales pregunta por Vicente; Vicente es el de la idea de los eucaliptos E.5a idea la tuvo siempre, siem pre pens que algn dia haba que repo blar a Cuba de la selva, del monte que le robaron los latifund istas y los tumba ma niguas por necesidad y pobreza. Vamos a la oficina y aparece Vicente Diaz Se rrano, selvicultor, de estatura pequea y lleno de mansedumbre. Hay que recorrer las plantaciones. Aho ra mismo se est trabajando, siempre se 98 ; .v. ... .. ., .,, .., .. ... .. est traba jando; a qui no hay tiempo que se pierda, ni hombre que s e entretenga. Se ve por todas las cosas y los hombres el espritu constructivo y dinmico de la Revolucin, Salimos en dos yipis; vamos con Vicente, un teniente rebelde y un capitn. Hay setecientos soldados rebeldes sembrando de eucaliptos la tierra. Dos bataJJones: primero y segundo de trabajo. Ese es el titulo, la nominacin de los ba tallones: batallo.tes de trabajo. Se pelea contra la tierra improductiva, desrtica, contra el suelo que no produce para el hombre. Se tiene por arma una corta guataca escarbadora de los surcos para los eucaliptos, pero tambin se tiene cer ca del instrumento de trabajo el arma para el enemigo que trate de invadir este suelo sembrado con generoso amor. El ca pitn rebelde explica: -Vine aqu y vi la tierra desierta, sa banosa. Luego les habl claro a los mu chachos de mi compaa: "-Vamos all a Guane a dar una ba talla ms; e l que se me "raje" lo licencio con el mismo expediente que le hacia el Che al que saliera cobarde en la Sierra." Un camin viene por el camino repleto de soldados rebeldes. Todos vienen riendo y hablando en voz alta. Se cruzan con nosotros y saludan, van a sembrar pos turas. El camino nor donde vamos es constantemente ondulado. lleno de colinas de suave subir, pero altas y de caminos .. .. .. ,, .. ;:..,. 41 ,.. 'P e "it~ f ._ :Je ~ \ -1"'!. .. , .. 1 .,_ .. .... .,.. ., .. !. l(' -. .f\. "' ;_ ._ --pendientes a veces; la tierra abajo es como d e perdign, seca, estril, dura, recruzada de arroyos secos en cuyas hendiduras se hace un poco ms verde la vegetacin Otro yipi se va a cruzar con nosotros. Se de tiene. Baja de l el comandante Reinaldo Mora y viene con nosotros en el yipi. Aqu no se habla ms que del trabajo, de la siembra, del esfuerzo, es como si se estu viera librando una batalla, y batalla es porque por el esfuerzo de los hombr es avanza un ejrcito de posturas hasta cu brir el horizonte. El comandante informa : -Tenemos diez millones de eucalptos sembrados. -Y en seguida pregunta: Hasta cunto t e nemos que llegar, V icent e? Vicente, apacible como siempre, res ponde: -Hasta los cincuenta millones. Para eso hay que desbrozar la tierra, tumbar peralejos y chapear maniguas ba jo el sol, !~as y leguas de tierra e n un inmenso latifundio recuperado en que slo habia ganado disperso, cada res con un a pila de caballeras para poder pastar lo poco de su alimento. Eso era, se llamaba; ahora se est levan tan do el monte aqu con uno de los rboles m s productivos de la tierra: el eucalipto Y Vice nte ex plica sus ve ntajas: El eucalipto es un gran productor de materias primas para industrias de

PAGE 62

cohesin y un vigor capaz de evidenciar claramente que la organizacin y entre namiento de las Milicias es una cuestin nacional, de extremo a extremo de la Isla, en la que todos tenemos una parte de res ponsabilidad. "Yo creo de veras que con este Curso que ahora se termina hemos dado ya el primer paso para algo en grande Un paso muy seguro que no se mterrumpira poi nada. Pero en todo esto -tal vez usted no pueda apreciarlo como yo, que estoy dentro del asuntohay algo que es lo que ms me satisface, lo que constituye el objeto de mi mayor inters: es Jo que han aprendido estos campesinos en tan poco tiempo. Es asombroso. Es verdade ramente emocionante." RESP 1NSABLE CAMPESINO "Pepe" Ramirez, presidente y organiza dor de la Asociacin Campesina "Frank Pas", no poda faltar en el acto de gra duacin de sus compaeros orientales. Du rante unos instantes pudimos charlar con l en el local donde cambiaban impresio nes el comandante Guevara, el capitn Ribalta y otros oficiales "Yo calculo que la Asociacin est muy cerca ya de los 200 mil miembros inscrip tos. Lamento no tener a mano l os docu mentos con las cifras. Pero andamos por esa cantidad. Es una lucha muy larga, en la que no se puede descansar. Usted ve lo que aqu hay hoy. Pues eso seguir Por una razn muy sencilla. El ca'.llpesi nado cubano tiene ahcra ta1 ~a. muy se rias que cumplir." La Asocia cin Campesina tiene que hon rar no slo el nombre glorioso que lleva: "Frank Pais", sino tambin el recuerdo de 20 mil muertos durante la lucha contra la pasada tirana. Es por eso que los cam pesinos e~tn muy conscientes en estos momentos en cuanto a cules son sus de beres y sus derechos y cmo defender las conquistas para conservarlas Ya los tiem pos en que el latifundio ahogaba al cam pesino se acabaron. Ya son hombres de pie sobre su tierra para siempl't'. Y lo mejor de esto es que ellos saben por qu luchan, por qu aprenden, por qu defien den sin reservas la Revolucin. PARQUE DE DOS CLASES Durante la maana del acto tuvimos tiempo suficiente. Hablamos con ms de cincuen t a campesinos milicianos de la El ltelicpt.ero del doctor Castro se aproxima a la Base. El lder de la Re,olucin desciende acompaado del comandante Esr..a!ona. Y luego habla con emocin patritica, a los M.ilicianos Campesinos. Asociacin "Frank Pas". En todo s e pa recan. No haba diferencias de color, de uniformes ni de pensamiento. Les hici mos centenares de preguntas. Y todos, coincidieron en los mismos puntos. "Ahora estamos completos nos dije ronporque sabemos algo ms. Nosotros somos trabajadores, pero tambin pode mos ser soldados de la Patria. Antes sa biamos afilar los machetes. Ahora sabemos poner el ojo en la mirilla. Estamos muy claros, muy conscientes. Y muy contentos del Curso y de lo que ahora sabemos. Va mos a tiabajar y a seguir en las Milicias. "Queremos que Fidel sepa que estamos satisfechos con la Ro,volucn y la defen deremos de todos modos Que est tran quilo, que los campesinos no echen para otrs. Sobre todo s hoy, adems dP. los machetes, tenemos esto -Y acariciaban con una palmada las modernas "metra lletas" y los rifles automticospara ser buenos revolucionarios." "N'.>sotros tenemos ya bastante parque. Parque de dos clases. El de las armas y el de la cabeza. Un parque revolucio nario que nos hace fuertes Vamos a tra bajar mucho y ayudar a otros compa eros en todo. Para que maana estn como nosotros. Porque aqui, si Fidel y otros se han sacrificado y trabajan mu cho, nosotros tambin tenemos que ha cerlo. Tenemos que honrar a 20 mil muer tos que cayeron para darnos lo que hoy disfrutamos. Tenemos libertad, tierras y una gran Revolucin. Y e30 (;nica,nentc lo cambiamos por la viaa. Claro, hay que contar con los automticos." Si::J. duda alguna aqtllos cm;>esin<>s estaban satisfechos convenc:dos nio Maceo. t.velio Marsill, de Guantnamo, se sient.e un miliciano muy feliz. Lenidas CerC'\Cs vine desde la distaut.e Baracoa. para mhenarse. 97

PAGE 63

Amelio Machooo, de Caujcr. fir me junto a la ensea nacional. El cap itn Pablo Ribalta., jefe de la Base y dir ector del Curso Intensivo a que fueron someti dos los !'tlilicianos Campesinos, habla de los xitos obtenidos con los que aprobaro n las pruebas 96 Oficiales que se ofreci al triunfar la Re volucin. En el modesto despacho del capitn Ri balta, director de la Escuela, nos acomo damos junto a l. Cambiamos impresiones. Le hacemos preguntas. Lo dejamos por fin hablar sin interrumpirle. Visiblemente emocionado. orgulloso de su obra, nos re firi cmo ha trabajado. Y con l, todos los oficiales y clases bajo su mando. "Estoy muy complacido, muy satisfecho de este Curso -nos dijoporgue todo ha salido perfectamente. Aparte de que ha sido de gran experiencia Tanto para los campesinos, como para nosotros. Por gue ha servido para que en el cam in o podamos apreciar a lgun as deficienc i as que hemos i do superando ventajosamente Creo que se est formando el nuevo E j rcito cubano de gentes jvenes, bien prepara das y conscientes de la difcil tarea que tienen por delante. Yo tengo la seguridad de que en los prximos Cursos lograremos ms xitos con los muchachos. "Usted podr apreciar fcilmente el cam bio operado en estos campesinos Ya los ver Hablar con e ll os. Esos muchachos vienen aqu de distintas regiones del pas Y llegan siempre como son nuestros cam pesinos, callados, humildes, concentrados en sus pensamientos, casi huidizos, solita rios. Ahora, obsrvelos, estn ms des piertos, ms giles y bien preparados. Se desenvuelven mejor en este ambiente completamente distinto para ellos. En el desfile. con sus evo lu c i ones y sus armas, se podr apreciar cunto han adelantado. Ribalta est contento con Jo que ha lo grado Sabe que no ha perdido el tiempo. "En este Curso -agregase han gra duado mil cincuenta miembros de las Mi li cias Campesinas que estn listos para c u alquier emergenc ia. En e l p ximo Cur so habr aqu en esta Escuela de San Ju Ji n 4 mil campesinos. Te nd remos ms trabajo Pero ser mayor la satisfaccin de verlos transformarse y salir ade l ante como los de hoy que se dira que son otros y no aquellos que llegaron hace es casas semanas "En breve se s i tuarn Escuelas de Ca pacitacin pa r a Milicias en todas l as pro vinc i as. El props i to es levan t ar el espritu de los jvenes. Forta le cer esos Cuerpos y darle no lo la seriedad que ya tienen las Milicias del pas, sino u n mayor sentido de Rubn Rodrguez slo tiene quince aos; es el ms joven de los mil i cianos gradua d os.

PAGE 64

''Este es un pueblo atrincherado en su patria'' Fide l en (a tribuna con los comandantes Cuevara y Esca l ona; el c.apihn Ribalta y Pepe Ramirez i:;n el acto de g raduAcin. E N UN emotivo acto en el que hiciera el resumen e l Primer M i nistro del Go bierno Revolucionar io doctor Fidel Cas tro, se graduaron el pasado da 21, mil cincuenta miembros de las Milicias Cam pesinas, en l a Escuela de la Polica Rural Revolucionaria de la Ras-e AP.rea de San Julin, en Guane, tras un Cu rso Intensivo de 45 dias d e fecundo entrenamiento mi litar y capacitacin civica. En su inmensa mayon estos milicianos recin graduados, forman parte de l a Aso ciacin Campesina "Frank Pais" que, se gn expresa su mximo responsable "Pe ~" Ramirez, cuenta ya con cerca de 200 mil miembros dispuestos tambin a tomat el Curso que los caP.ac i tar debidamente para la mejor defensa de la Patr ia Entre 15 y 25 aos flucta la edad de estos nuevos soldados de la Revolucin que ahora, termin ado su entrenamiento preli minar van hacia sus lugares de origen "a trabajar, pero con el rifle al lado" en Fidel PO R A L DO GUERRA FOTOS DE ZAY I TAS tanto que otros compaeros llegarn a la Escuela de la Polica Rural Revoluciona ria de San Julin, para in iciar su pre paracin. A l rededor de 70 mil personas se con g r egaron en el poligono de la Base Area a~lamando durante la imponente ceremo nia al doctor Fidel Castro. Estuvieron presentes adems los comandantes Ernes to Guevara, pres id ente del Banco Nacio nal de Cuba; Dermidio Escalona, jefe mi litar de la provincia de Pinar del Ro ; "Pepe" Ramirez, presidente de la Asocia cin Campesina "Frank Pas"; el capitn Pablo Ribalta Prez, jefe de la Base y director del Curso; comisionados munici pales y coordinadores del "Movi miento 26 de Julio" y otras autoridades del Gobier no R evolucionario. En el desfile participaron numerosas Mi.licias de dstintos sectores del trabajo que arribaron desde los ms distantes rin cones de la provincia pinarea para sol' darizarse revoluc i onaramente con sus compaeros campesinos, que, tras un ex traor dinar io esfuerzo, dieron satisfactorio fin a un curso que los ha transformado notablemente. En la Escuela d e la Polica Ru r al Re volucionaria de San Julin, bajo l a Di reccin del capitn Pab l o Ribalta Prez, los campes in os r eciben instruccin militar en la ms est r icta discip lin a, pero dentro del marco ms amplio del compaerismo y la comprensin de los super i ores. Tcn i ca de la Guerra Moderna, Tcticas de Guerrillas en Orden Abierto y Cerrado, Balstica, manejo de t odas las armas, Ca pacitacin Cvica, Alfabetizacin. He ah la esencia del Curso impar tido por profe sores especializados. Todos los oficiales responsables del entrenamiento de estas Milicias Campesinas son miembros del Ejrcito Rebelde que aprobaron en los primeros luizares el primer Curso para 95

PAGE 65

r ,. Fidel Castro habla co n P epe" Ramr ez, presidente de la A soc iacin C a mpesina. 11 Frank Pais", durant e la graduacin de las J\t ili c ia. ~ Ca m1 >es ina s e n l a Bas e de San Julin. Portando sus rifl es automtico s y marchando con disciplina e j em plar los g raduados e n fa Escuela de la Polica Rural Revolucionaria, finalizan s u entrenamiento

PAGE 66

Nicols Gu ill n, uno de los m s grandes poetas del mundo autor d e la l etra del "Himno Agrario" sob re la c u al se basa esta experiencia.. El joven compositor Enrique Ub i eta., autor de l a r nsica. y "verdugo" d e Guill n, segn te, en pl e na fa ena creadora, es s orpr end ido 11or nuestro fotgrafo 1;.,._z..... / ............ 1/ o ,.,.~. --~-~~.., / ._ .,.__ M<>< ,C /~ ,~ ? /J ~./ h .....,,,.,,.. HIMNO AGRARIO .4 va11zar sin cesar! .4 va,iza r si,, ce s"r Alto clar,i si-e11ipre sue11a Y" Nrtes tr c, es la tierr" con agua y co11 vie11to. 1 V ttestra se" la n,0110 que sienibre. Nuestra! Qne llllda tedll logr(lr ro111er 1utestr
PAGE 67

\ 1 o o o \1{a.i t'~: EHRIOUt U81ETA l..f"lra : NICOl A S GUILLEN Canta! ARMANOO PICO HIMNO Ofl'ICIAL DU INR A A S I T IT U LO un pintor brasileo amigo mo, F l avio Carvalho, uno de sus lib ros, no uno d e sus cuadros. Aqul en que cuen ta lo que J e aconteci e n cierta ciudad de Brasil, cuando se propusb as is t ir al paso de una procesin catlica s in quitarse el sombre ro. Aunq u e s u "ex periencia" fue dura y por dems i nte r esante, no es a ella a lo q u e voy a referirme aho r a, sino a otra la de este cro.1ista serv id or de ustedes. Es e l caso que hace ya un ao, est uvo a verme un a pareja de jvenes, uno de ellos el seor Ub i eta, los cua l es m e pidieron que escr ibiera yo la l etra, las palabras, e l tex t o o como se diga, para una marcha que uno de e ll os, ms i co, haba compuesto en homenaje a la Reforma Ag r aria Item, hab a que hac e r las co.,as rpidamente, porque la pieza seria estrenada antes de fin de mes Yo comenc a ra sca rm e la cabeza, gesto cls i co que desde l a creaci n del mundo indica pr eoc u pacin o embaraz o ante un p roblem a Porque me habia acontecido muchas veces l o contra r i o es decir que alguien me pidiera un poema ,pa,a llevarlo a l [)apc l pa ut ado, pero esto de ahora, no. Era yo quien tendra q u e sentarme a r una compos i c i n musical, para meter en ella unas estrofas. Fue tal e l dramatismo que pus i e,on e n su peticin los mu chachos, que t uve la d eb ilidad de aceptar Para cundo? "Den tro de tres das tendrn usted es l os versos" fue mi respuesta Tres das? Pero eso era imposible! No podran ser dos? Ha ba que ensayar con el cantante y con e l coro, haba que grabar. haba . Total que haba que sentarse a escribi r en el acto (Si no en e l pr it ner acto, por lo menos en el segundo, ya en la tarde, despus del alm u e rzo.) Volv a aceptar, y a part i r de ese mo mento comenzaron mis t ribu l aciones. Nunca me v i e ra en tan duro trance . Puse e l d i sco (pues olvidaba decir q u e los jvenes me entregar on un disco con l a ms i ca de la marcha) y era patt i co verme, lpiz en mano, o en ristre, como antes se dec a, persiguiendo la frase musical, para meterle l a frase literaria AJ cabo de cuatro horas de do trabajo, yo l o haba acertad o con el comienzo : Avanzar, s in cesar . En lo dems l a msica se me iba, se me escapaba, jugaba a la cande lita, en un por-allf um cruel. que me hacia ir de un l ado a otro, mientras e l disco dando vueltas irnicamente en l a platina del "alta fidelidad". ca r cajeaba en mis barbas Ya en t r ada la noche, son e l telfo no Era e l msico. ;.Cmo anda eso? Mal fue mi respuesta. Y en seg uida le exp liqu u u e slo haba compuesto dos ren glones miserables l os d el c omi enzo, aquel hallazgo de "ava n zar sin cesar ... En la otra punta d e l hilo, l a voz de mi in ter l o c utor vibr de ent u s i asmo. "Mag nifi co' Ha dado u ste d exac tamente con l a l etra para l a msica '. Y e l muchacho cant junto a l a bocina un "ava nzar s in cesa r pleno de fuer-a, suge 92 Sobre del disco a 4 co l o r es, impreso en los talleres del I.N.R.A. POR NICOLAS GUIL LEN ridor de una marcha masiva, amplia, que ll enar a los caminos de la patria de ca m pes ino s i r r e d entos y colr i cos y que i ria a d ese mbocar triunfalmente en las ciudades, ll e nas a su vez de ci uda danos tan ir re d entos y co l ricos como lo s campes in os Esto me reconfort un poco. Como me senta fatigado, s a li a la ca ll e y di un corto paseo por mi barrio. Despus de la cena, me entregu nuevamente a l trabajo Pero en vez de co menzar por el principio, come n c por e l fin. Un aire brev e cortante, propio de estrib ill o o refrn. Ahi logr a l gunos triun fos . La ms i ca daba para c uatr o estrofas y las escr ib, mejor dicho, escr i b tres, porq u e la pr im era serva tambin pa1a rema tar la composicin Alb ricias hubiera exc lam ado yo seg ur mente s en vez de ser un humilde poeta c ub ano, me hubiera tccado ser un actor espaol. La verdad es que slo musit : "B ueno a v e r cmo ha sal id o esto . Y Jiam entonces al msico por te l fono, para comunicarle mi ha ll azgo. El aprob, pero me dijo : "Mi querido poeta, hay que arreglar algunas cosas Ust e des miden las slabas y nosotros t n2mos que medir el t i e mpo l.fe h a ce falta que en el verso ta l (y aqui c i t una linea del texto) la primera s il aba s ea agu d a Adems e l segundo verso de la p r ime ra estrofa d ebe t ener una silaba d e menos, porque ritm came n te Jiga con e l final de l v e rso ant~r i or Por otra par t e ... Aqu interrump yo. Hab a trabajado du1amente y m e sen ta ap la s tado. Cmo dicen que cargar sacos de a zcar es un trabajo se r io? Quien tal diga, n un ca se h a puesto a escr ibi r versos para un a msica ya hecha. Si n embargo, en aquel pre ciso momento habia encontrado yo l a solucin del probl e m a, soluc in que no s cmo no me haba venido antes a la cabeza. En resum i das cuentas, propuse al joven msico que yo ir a a su casa y junto a l p i ano haramos una especie de mueco un monst ru o", con palabras sin sent id o, pero la s cua l es se man tuv i e ran s il bicamente dentro del ritmo dado por la compos i cin music a l. As s e hizo, y el monstruo fu e monstruos o Quiere verlo e l lector? Sali as : Avanzar, sin cesar . Vano miln sonsil, b u scar .. Ttompa sin velo, don no sea co n tento, juntos, jun tos la sombra qu edada, venga ... Esto, que pudiera ser un poema puro ", un poema superrea lista de escr i t ura mecnica, f u e la frmu la mgica. No tuve sino que volver a mi casa y sustituir en e l mon str uo las lineas disparatad a s por otras que lo fuera n menos Con Jo que a l da s igui e n te, muy temprano, pude e ntre gar a mis v er du g os uno s versos q u e si no parecen escr i tos por Shakespeare, ta l vez en cambio se dejen cantar . De todas maneras; qu e xperi e ncia!

PAGE 68

' r Los soldados Rebeldes han asimilado con rapid ez lo que se les ensea y ya estn prestando servicio e n algunos centros porcinos de la p r ovin cia. pinarea. Todos estn sumamente conte nto s de senir a la Patria en forma tan e fica z \ ., 120 soldados de l Ejrcito Rebelde estn tomando un cursillo intensivo de Veterinaria, a fin de ayudar al cuidado de los animales que se cran en los centros porcinos y ganaderos del INRA, en la provincia de Pinar del Ro La vacunacin de los puercos, para evitar el clera y cualquier x>sible ep id emia, es algo que resulta indispensable. Los soldados del Ejrcito Rebelde aprenden en la teora y en la pr.ict i ca cmo hacerlo, siempre junto a uu Veterinario 9 1

PAGE 69

.. .. --~' ,. -.. f;...,,,.,.,,.._ ' li ,.. :ny .tf 't 1 'J ... \. f 89

PAGE 70

Lo s nios se alegran jugando y la Revolucin mira ad e lan te. solo e j e m p la r mientras otros son capaces de dar 17. Pero de una cosa s i pode mos estar todos seguros -co ncluy el doctor Esca ranoy es que e n ao y m edio estare mos co nsumiendo nada ms que jam n cuba n o y que, con e l decursar del t i e m p o nos podernos convert i r e n exportadores tambin. t \ i En "E l C hal e t ", Los Pa l ac ios, se man t i ene el mejor pie ae c ria pos ibl e de la raza Ouroc Jersey. Hay en existenc i a all u nos 300 cerdos Otros 250 arr ib a rn prx imam ente Estas tier r as pertenecan a l a f a mili a de lo s Remedios Los campesinos vivian corno seres m i serables, en cont r aste con la opu l e nci a d e sus propietarios. Mas todo, hasta el amb i ente, ha cambiado. E n "El Cha l et" se ha esta bl ecid o un sis t e ma d e casa (cochiqueras) con potre ros, que permite a las puercas carga das tene1 un J ugar bajo tec h o para gua r ece se del so l y, adems, hi e rba para caminar y e j ercitarse mientras llega el mom ento d e par icn. Diversas naves se est n levantando en este l u gar, en el qu e se co ns t ruy e un tan que con capacidad par a 10 mil ga l ones d e agua. N um erosos obreros l abor an en l os trabajos qu e se realizan. En la cooperativa agropecuaria "Los P i nos" ha y un promedio de 600 cerd o s, si n contar los chicos nacidos hace 15 o 20 da s. Este latifundi o er a propi eda d de ,; ., ,,: Ya ha ll egado la hora d e la comida y lo s pu e rquito s no p ierd e n e l tien1po d e caer" sobre mam para procurarse el sustento. El Ingeniero Rolando Fernnd ez hace clculos y afirma: D entro d e un atio y medio tendr e mos mucho jamn cubano. "Pa po Batista, e l hijo de l dictador qu e d e cua ndo e n c uand o iba a pasar sus "week e nd s" all, don de slo trabaja b a n tres h ombres Es "Los Pi n os" otro de los ce n t ro s por cinos del INRA, en el qu e hoy t r abajan 3,400 perso nas en l as distintas lab o re s agropec u a ria s, gracias a la guerra que con tra el desempleo ha declarado nu estra Re vo lu c i n. La Yanigua, Pe rico te, L a F l ora, El Co rojal, El Cuzco y el Pa lmar d e Cuba son otros puntos d e l a provincia p in a rea en los que se levantan centros de cra d e ga nad o po rcino. En todos e llo s se pe r si gue e l logro de ln eas puras, para co n ello aho r r ar a l pa s muchos millon es e n divisas an ua lme n te .. D e aqu ao y medio pu es, todos esta remos cons urn i endo u'l exq uisito ja mn c ub a no Esta es una p1 u eba ms que la Refor ma Agraria est m arc hando a un paso ace l erado y prod uci endo resu l t ados e xc l e n tes! '( " ._, .. ... ....... Mi e ntras la puerca pare hay que v i gilar a. _. que no aplaste a. sus hijos. Un fornido 111' W campes i no p rocura ev i tar los acciden tes.

PAGE 71

A .. 88 Las cochiqueras del Centro El Chalet para las puercas madres son de pisos de cemento y techos y hay hierba para que hSf;an ejercicios durante la preez .. ... ""' \; 1l a .., .. .. p l r ... -~ -" l i,. r .,, ., bl ;_ ,. ; t .. 1 ,; ... :,. IJ .. ,. ,. .-i

PAGE 72

1 1 j cuidado en los cent.ros de Pinar del Ro. Para contrarrestar posibles epidemias, se echa en el agua que bebern los ani males a l gunos antibiticos como aureomi cina y terramicina La vacunacin es indispensabl e contra el clera y otras en fermedades. Tod o ese cuidado est a cargo de dos mdicos veterinarios, los doctores Alejan dro Escarano y Francisco Planas, que prestan sus servicios gratuitamente por amor a la Revo l ucin, y el doctor Jorg e Trenes, comisionado oficialmente por el Instituto Nacional de Reforma Agraria. El celo que se tiene para con los ani males es Jo que ha permitido que hasta el presente no se haya producido ninguna mortandad seria. Los centros, dis tantes unos de otros, han sido organizados de esa forma para que, caso de cualquier epide mia, la merma sea en un solo lugar y no afecte a todo el ganado. Pero tres veterinarios no daran abasto, por ms que quisieran, para atender a tantos cerdos As, 120 soldados del cito Rebelde estn siendo adiestrados y toman un curso de aprendizaje de veterinana. Algunos de esos rebeldes han asimilado con suma rap i dez lo que se les ensea y ya estn prestando servicios en algunos lugar es Son ellos quienes vacunan a los animales, los cuidan en el momento de la maternidad y, en fin, estn a l tanto para evitar cualquier tropiezo que pud i era per judicar los fines que se persiguen. La instruccin que reciben los rebeldes es terico prctica. No se les ensea tan slo el cuidado de los cerdos, sino tam bin el del ganado vacuno y, adems, el de las aves. Para poder mandar hay que saber hacer las cosas primero, d e aqu que esos mu chachos lo mismo limp i an una cochiquera que vacunan a un animal. Todos estn contentos de servir a la Patria de manera tan eficaz y se esmeran por arender. Esta labor por supuesto, no provocar que los veterinarios pierdan sus fuentes de trabajo, pues hay tanto qu hacer que los actuales son insuficientes. Jams en nuestro pas se tom en con sideracin, verdaderamente y a conciencia, la cra del ganado porcino. La degenera cin de las razas era cosa comn. Algunos adquiran lneas puras y como lo nico que perseguan era fines comerciales, las echa ban a perder en los cruces. Por ejemplo, la diversificacin del "cer do tabulado" era cosa prcticamente des conoci da en nuestro suelo ( estos puercos son los que se crian en cochiqueras), ya que la mayora pastaba en los potreros, en nuestros montes, habi ndose registrado una ho, ibl e mixtricacn de razas. La crla. de cerd0$" ha adq u irido, dentro de l a Refonna. AgJ11,ria, un nota.ble incremen. t;o en t:odo el pas, pero sobre t:odo en la provincia de Pinar del Ro, doqde se estn fomentando veint.e centros con esta finali dad, con un p romedio de mil hembras en ca.da uno E n l a actualidad hay 4,200 puercas distribudas en los centros esta,.. bl ecidos por t:oda la provincia pinarea. .J. ~ .. Actualmente todo es muy distinto. En lo s centros del INRA que pudieran llamarse experimentales, la prctica y el esmero de los hombres encargados del incremento porcino estn dando magnficos resultados Hemos comprobado -comentaba con el reporter o el doctor Escarano-que los mejores puercos son aquellos "semita bulados", es decir los que se cran en co chiqueras y potreros sembrados de pangola y otros pastos alimenticios. Y aadi el veterinario: -Aqu no se preocupaban por cu idar de las razas. Los latifundistas slo qu ran comprar y vender enseguida. Una ligera interrupcin, motivada por un rebelde que viene a pedir un consejo sobre la inoculacin de cierta vacuna, y prosigui el doctor Escarano en el uso de la palabra: -Hemos trado muchos puercos de Georgia, Estados Unidos. Tambin de Jamaica hay bastante, as como de Puer to Rico. Se han aclimatado de lo mejor, sobre todo en las lomas, donde el aire es siempre fresco. La mortandad es menos de lo normal, an en aquellos lugares don de los cerdos necesitaban un ambiente frio. Las puercas tienen dos partos al ao. Pudieran tener tres. Pero ello sera exce sivo. El promedio de paricin no es fcil darlo, pues hay animales que tienen un ~

PAGE 73

DENTRO DE AAO Y MEDIO odo e l jamn que consumiremos ser cubano! D ENTRO de ao y medio, a lo sumo, todo el jamn que se estar consu miendo en nuestro pas ser cuba no ciento por c i ento. Quien habla es el in ge ni ero agrnomo Rolando Fer n ndez, j efe d e la Zona PR 2 del Instit u to Naciona l d e Refo rma Agra ria, a cuyo cargo se enc u entra la incre mentacin del ganado porcino. -Por ese concepto, a l supr imir la im portacin, ahorraremos tres millones de dlares en divisas anualmente. Y con el aumento de l a industria naciona l se aba ratar el costo del producto para nuestros co n sumidores Rolando enc i ende un tabaco. Disfruta de una, dos, tres bocanadas. Luego aade: -El proyecto de l INRA abarca e l esta blecimiento d e veinte centros en toda la provincia de Pinar del Ro, con un prome dio de mil hembras en cada uno, que pro ducirn to do s los aos 200 m il p u erc o s. En tres de esos centros se van a cruzar lineas para enviar ocho hembras y dos machos a cada Cooperativa Cae r a y, el POR VICENTE RODR I GUE'.Z FO T OS DE RA UL CORR A LES resto, a l as g r a na s in tegra l es que se fo m entarn en t oda Cuba. -Pa ra q u e las cooperat i vas pueda n r ea lizar cruces comerciales prosigue el in geniero Fer n nd ezles env i a r emos en p lin c ipio ani male s de-las razas Duroc J er sey y Landrace. Pero vamos a mantener lin eas puras de Hampsh i re ; Po l and Ch ina Negro Ing l s, Yorkshire y G i gantes B l an cos. A la ms occidental de nuestras provin cias, p u es, tocar establecer pies de cra para surtir a J resto de la Is l a, pero no slo eso, sino adems, r ecib i r a un representan te de cada una de l as 630 cooperativas caeras que l a visitarn para tomar cur si ll os de aprendizaje s o bre e l cu id ado, a u mento, etctera, de estos anima l es. Los pr im eros 120 cooperativistas comen t a Rolando a l efectollegarn en l os pr im eros das de sept i embre, proceden tes de La Habana y Matanzas Para cu brir e l dfic i t nacional tenemos que sacri ficar todos los aos 400 mil cerdos y para log r ar lo habr que trabajar con esmero Los pue r cos engordan por da. Con los pa s tos y el aire de las lomas p i uareas prosper a n cientos d e puercos d e raza 86 g oLA ll ENTE e n "E l Tejar", uno d e los lugares pinareos de cra porcina, hay capacidad para cruzar y cebar todos los aos 80 mil cerdos, que sern utilizad os en la produccin de j a m n toci no embu tidos, etc t era, e n e l Matadero de Can delaria. En l a act u a lid ad hay 4,200 p u e r cas dis tr i b uid as en lo s ce n t ro s estab l ecidos en Pinar del Ro, lo que permite a u gu ra r que para diciembre o enero prximos se esta r consum i endo en Cuba una buena can tidad de j am n producido e n el pa s, pues casi todas esas hembras estn "ca r ga d as". E l sesenta por ciento de la alim e nt aci n d e l ganado porcino es a ba s e d e granos La s i em b ra de l os mismos estar a cargo de las doscientas y tantas familias ca pesinas que lograrn su sus t ento di a rio en las granjas in tegra le s del INRA. El excremento d e lo s propios p u e r c o s servir pa r a abonar la tierra E S inimaginable el peso que p u ede adq uirir un puerco en so l o u n os meses de nacido. C l aro que para e ll o se r equiere un rgimen balanceado de alimentacin e higiene. Los c ru ces de razas puras, para ev i tar l a d egenerac n, son primordiales. En todo ello se mantiene e l ms es t r ic to

PAGE 74

, .... El hombre del centro sost en e sobre s11 cabe-za una olla de barro, y sobre la olla, otro se mueve l e ntamente en c rculo, mi e ntras que los dems particjpantes bailan e n torno a ellos y ciroulan al mismo ritmo, aco mpaados de un tambor. Esta famosa danza del norte de l a India se llama Bhangra

PAGE 75

Como forman parte de la vida del pue blo, estas danzas y sus caracteristicas va ran con e l clima y la topografia de las diferentes regiones del pais Estos hechos explican la gran variedad y diversidad de forma y estilo de las Danzas Folklricas Indes. Aunque este gran nmero de danzas folklricas se relacionan entre si, existen grandes diferencias en los vestidos, en la msica y en la intencin. Ahora, las di ferentes regiones estn aprendiendo las danzas propias de cada una de ellas, como resultado de los festivales de danzas fol k l ricas organizados por el Gobierno de la India, que est ayudando a revivir este arte Estos fest i vales recuerdan e l impor tante pape l que tuvo la danza en la vida 84 l \luchachas de Manipur en sus vistosos trajes ejecutan una danza que s im boli',.a congratulaciones y buenos deseos Un viejo t.ema religioso de la India, Raslila, es int.erpretado por danzarines del estado de Madhya Pradesh. El grupo incluye a Krishna, y su esposa Radha y la vaquera Gopi de las comun idad es indes. Al celebrar l as estaciones y l os festivales, las danzas rev i sten de armona Jo que, de otro modo, seran actividades montonas, tales como atender la tierra y cuidar el ganado. A diferencia de l as Danzas Clsicas, las danzas fo l klricas no tienen reg l as es tr i ctas, y estn en constante evolucin. Mientras las situaciones y caracterst i cas ptincipales pueden permanecer, e l baila rn es libre de introducir innovaciones, im pulsado por sus emociones del momento. Este festival de danza se celebra todos los aos en Nueva Delhi, en las festivida des del Da de la Repblica India, en el mes de enero. Alrededor de 2,000 baila rines de todas las partes del pas, an de los lugares ms remotos, partic ipan de e l festival que tiene una duracin de diez dias Granjeros del estado de Punjab en la India del nort.e, bailan en ocasin de la cosecha, llevando sob re sus cabeza~ el turbn tradicional.

PAGE 76

CO N su yariedad de razas y de condiciones, la India ha sido durante siglos una gran reserva de formas de danza. El act ual s i stema de Danzas Clsicas Indes, con su elaborada tcnica y alto grado de 1efinamiento, tuvo su origen en las dan zas de la gente del pueblo: Estas danzas folklricas populares an sobreviven Son sencillas, pero ms all de su sencillez tambin existe una serie dad de concepcin y una expresin di recta que son de gran valor artstico. En esas danzas folklricas, no existe una in tencin deliberada de ser artstico. En realidad, la espontaneidad es caracters tica de todas las danzas folklricas, pues to que e)las constituyen la expres in ms directa de los naturales impulsos creati vos de la gente del pueblo. Gran nmero de danzas estn relacionadas con las di ferentes actividades y funciones de la vida diaria t ales como el sembrar, el co sechar, y el cazar, segn las distintas estaciones y otras ocasiones de ce l ebra cin Son, por consigu i ente. aprendidas sin ningn e sfuerzo por t odos los miem bros de l a comunidad, en su. desarrollo normal, al t omar parte e n la vida colec tiva. Un tema popular en las danzas folkl ri cas del l!]stado de Rajashan es captado por este joven que posa en 1a actitud d e Krishna. Generalmente se representa en ocasiones r eligiosas y en otras grandes ceremonias "Ca7.ado r es de Cabezas" es el non1bre que reciben comnmente estos Nagas, tribu abor i gen de Assam, que usan largas lanzas para su proreccin y para la caza ~1 Bailarin es del estado montaoso de Rima.chal Pradesh tocan trompetas para alejar malos esp_ritus. Esta regin es conocida como "El Valle ile Dios La danza l Uanipur es popular e n el Estado d e A ssam En la foto, r eprese n tacin de un motivo amoroso, de gran be ll eza plstica .. < ~ \ I' , , . 1 1, I \ , , 1 ....

PAGE 77

DANZAS FOLKLORICAS DE LA INDIA P o r : Kul wa n t Ro y

PAGE 78

en el centro de ~lxico. No obstante la va.sta distancia entre las dos ciudades, los rasgos arquitectnicos pro11ios de la antigua clvilizaein norte de Yucatn, influyendo con fuel"La en el arte maya. Ellos dieron n1s esplendor an a la, sa,grada, ciudad ma,ya,: Chichn ltz. La inclinada e impresionante escalinata de El Castillo -Chichn Jt zes otra 11rneba, de la, influencia mexicana, en la arquitectura ma,ya .. ..... -............ __ ~~-----81

PAGE 79

Ellos se quedan en el Cayo por cuatro n1eses largos mientras abunde la pesca de tortugas, que produce unos sesenta pesos mensuales. piratas que asolaron el Caribe por tiem pos infinitos Dolor, embrutecimiento y el paisaje permaneciendo, el sol sobre las islas, el pez en el agua y el mangle tras la costa de arena. Ahora que navegamos a las Doce Le guas son otros los das de la historia y estamos todos como descubriendo nuestra propia Isla y nuestro propio destino E l barco que nos lleva es un langostero El motor hace vibrar poderosamente la cu bierta y enfrente de la proa van dos toni nas dando que divertir. i,;stn cas pegadas a la roda de la proa. Vienen d e l fondo, rpidas, afloran por un segundo y se les ve cmo abren la tap ita del pulmn al are, cmo aspira el aire el hueco y cmo lo cierran enseguida, y cmo se sumergen retozando nadando a toda velocidad, jugueteando con el barco, bur lndose de su incapacidad para navegar como ellas navegan, nadan, y all al fren te, muy lejanas todava las primeras islas, los primeros cayos !el Laberinto de las Doce Leguas. "-Vamos a entrar por arriba de Playa Rosales, por el Cayo Rosales, afuera nos va a quedar el mar abierto, pa' dentro, la cayera, ustedes vern playas de verdad que no se acaban nunca y agua en el Ca yo, agua fresca y dulce en las casmbas del cayo 72 El Patrn ech al agua un cu.r r 1ea.n y ua.vegaudo entre los canalizos sin perder camino de regre., se tiraron numerosos peces. En los anunciamientos del patrn hay el orgullo de la tierra conocida, y padeci da. porque nosotros venimos de paso para un reportaje y l ha nacido por aqu y ha vivido siempre por aqui, combatiendo vien tos y malos as para ganar se el s ustento. "-Hay el peje que se quiera: rabirru bia, pargo, cherna, sierra sobre todo, l an gosta y caguamas, biajaiba, bajonao, ca rey, cangrejo moro, ostiones, camarn, el menos, pero hay; todo, todo lo que usted quiera pedirle al mar." Ellos d icen pedirle al mar, pero es pe learte al mar Porque para coger cuberas, por ejemplo, ha y que curricanear bajo el sol, entre los canalizos, con un fogn de una hornilla, un anafe mejor dicho, que se balancea y hasta se corre a popa con los go lpes del agua, y hay que cocinar y pescar y mantener la vida y buscar el escaso sueo en cuatro tablas despus. cuando viene l a noche. Para pescar lan gostas, otro ejemp lo, hay que sa lir en la chalupa, uno a los remos y e l otro con la fija de tres dientes y e l palo largo. mi l'ando a l fondo por la cubeta de cristal, y as arponear la langosta y hay que ha cerlo horas y horas. No es pedirle al mar, es pelearle a la vida el sustento. Y para coger tortugas, que abundan mucho, o se hace en e l mar con redes o en la costa por la noche cuando viene la tortuga a poner. Hay casi que fajarse con ella, y en la oscuridad y con cuidado de que no le eche a uno l a arena en los ojos, porque la tortuga, acosada, se defiende como puede.' Pero sobre todo la mala noclle y el jejn, e l mosquito, que casi siempre no deja que desembarque nadie en un cayo de noch e Es prefel'ible exponerse al vien to as haya turbonada que fondear se siquiera en un cayo, al alcance de las plagas. Pero ya estamos frente a Playa Rosa les. Es una curva inmensa, blanca, que se pierde all abajo, una curva intermi nable de arenas y espumas. La arena sube haci e ndo la playa y dentro abunda una vegetacin pareja de miraguanos. Desembarcamos en la playa y el patrn sigue con su entusiasmo del verdadero tesoro de la Isla: "-El ojo de agua, la casimba, usted ver qu agua tan fresca, tan dulce." Apenas penetramos entre las primeras vegetaciones un intenso aroma llena el aire, huele como a azucena. Es el aroma de la azucena, pero no se ve la azucena por ninguna parte. ... Y de las isletas salan suavsimos olores que los deleita ban". Es cierto, aqu siguen los aromas. Buscamos a ver de dnde viene el perfu me y es una flor diminuta, pequeita; la llaman Guayabita Silvestre y crece junto a la costa perfumando el aire. Seguimos hacia e l oio de agua, hacia la casimba; dos iguana s se apartan del camino sin mucha prisa ni mucho miedo,, y aparece el pozo excavado entre la are na, porque el cayo parece todo un firme de arena. Apenas un metro quizs de la

PAGE 80

La pirmide de Teotihuacn emerge con im11onente hermosura bajo el cielo en medio de la vegetacin tpica del Valle de Anhuac situado ,nexicana se encuentran reproducidos en 10s T e mplo s de Chichn I tz, a partir del siglo X cuando los mexicanos llega ron al extremo Otro templo de Teotihuacn. La s ser pient es emplumadas r eve lan l a i nfluencia n1 ex icana. 80 segn las creencias. De este Cenote se han ext r ado n1uchas piezas valiossimas U n cuchillo de ob sidiana con emp uadura de oro en forma de serpiente nos r eve la l a calidad de los o rfices mayas por su g us to y perfeccin. Igualmente es clebre como joya de grabado y bajo relieve la fachada conoci da por "Tzompantli" o Jugar de las cala veras, cuyo sig nifi cado contina siendo un misterio. Los dis eos de los dint eles en madera tallada son otra maravilla. Y finalmente en nuestra enumeraci n de algunas gran dezas de la ci udad sagrada de Chichn Itz, la ms interesante pintura mural conocida: "Aldea de Pescadores" en e l muro del Templo de los Guerreros. R ep r senta de la ms curiosa manera la vida del pueblo su trabajo, su actividad, en una aldea al borde del agua, con la singu laridad de que e l artista, ha copiado tam bin la vida de los peces y cangre jos e n el fondo del agua. EL RETORNO Esta vez, hemos elegido el avin para el regreso Nos apesad umbra abandonar aquella ciudad inigualable, llen a de rique za y de misterio. Somos como los antiguos peregrinos des~oncertados por la grande za de los pu e blos antiguos, e n particular de los Mayas. Cuando el avin se lanz a por el cielo limpido y transparente, nosotros vemos a lo lejos la ciudad blanca, blanqusima, co mo una perla floreciendo en un mar infi nito de jade y de nostalgia

PAGE 81

J:!;n el rico n1usco ar~ queolgico ele Teoli huacn se ven obras de gran singulari dad que con ras,:os mayas nuevos florH cieron en Ch ichn It-z hace mil aos. En primer plano un:, de las cabezas de serpiente emplu mada, representa a Quet-.ialcoatl K u kulcn, deidad pa trona de la sagrada c iudad
PAGE 82

Aprovechason e l espacio, la esca linata la columnada, con la misma esplnd ida simplicidad que los romanos; a veces con destino idntico. En a lguna plaza se ex perimenta la exacta sensacin que en el Foro de Trajano -el ms bello de los foros de la Antigua Roma, de donde Mi guel Angel recogi mltiples e lementos, incorporndolos a la grandeza arquitect nica que di al Renacimiento ita li ano en su conjunto. Los muros de l a ciudad maya, no estn desprovistos. Son un acabado, precioso acopio de estatuas, mascarones, tallados, escritos, pinturas En sus dimensiones co bran e l vuelo etreo que perfilan sobre las tardes rosadas de Roma las cornizas del Palazzo Farnesse. Si estos caracte res son comunes a las ciudades mayas, Chichn Itz posee otros que la particularizan en ventaja Se t rata de la metrpoli ms grande, de la ciudad sagrada. El sabio Sylvanus G. Morley atribuye su fundacin a los itzaes (procedentes de otras poblaciones mayas), al com ienzo del Siglo VI de nuestra Era, aunque slo en los Siglos XI, XII y XIII alcanz su ple nitud bajo la influencia de lo s mexicanos que all llegaron e n el S iglo X, sin que por e ll o perd i era sus fundamentos mayas Los mexicanos fueron absorbidos por la cul tura maya, pero el dinamismo de aquellos vigoriz s e nsiblemente e influy en el des arrollo de la gran urbe sagrada : Chichn Itz. Por esta circunstancia las construccio nes del Siglo VI al X son de puro estilo maya, mientras que en los siglos subsi guientes incorpo ran rasgos arquitectnicos procedentes del centro de Mxico. Los temp los-pirmides con columnas de serpientes, dedicados a Quetzalcoatl Kukulcn Serpiente cubierta con plumas de quetzal diosa de Chichn Itz, segn el mismo Morley, por su estructura pro78 ceden del cen tro de f'1xico y fueron dos por el prop i o Kukulcn en el Siglo X. Estos tem plos son lo ms notable de Chichn Itz. E l templo principal de Ku kulcn se conoce con el nombre de "El Castillo"; e s el ms grande y quizs el ms antiguo. El ms imp onen te y bello es el Templ o de los Guerreros con la mag nfica columnata circundante. Las gra11des co lumna tas midiendo has ta 120 metros de largo constituyen otra par ticularidad de Chichn Itz. Como entre los romanos, algunos les atribuyen uso de mercados pblicos y asimismo de sedes de consejos y magistraturas. Las colum nas son de materiales blanqusim os, que an en la noche refulgen; no son mo ticas y las piezas estn slidamente uni das por una argamasa del mismo color. Son tan numerosas que se llama el Patio de las Mil Columnas la superficie mayor de 2 hectreas que cubren totalmente con alinea mientos exactos y muy hermosos. Bajo la pirmide del Templo d e los Gue rreros se halla enterrado un templo ms anciano: de Chal Mool. Aqu en el piso del santuario, tuvo lu gar uno de los dos descubrimientos ms notables de la civi lizaci n maya: una bellsima placa de mo saico de turquesa contenida en una urna de piedra con tapad era del mismo mate rial. El otro descubrimiento es el Trono d el Jaguar Rojo, tamao natural de un ja guar, pintado de rojo brillante, incrustado con 73 discos de lum inoso jade verde, se mejando la piel del animal sagrado Es el objeto arqueolgico ms notable de todo el Nuevo Mundo. Se hall en el santuario del templo, ente rrad o debajo de "El Cas tillo", y all se conserva, an ahora Se sabe que lo s Mayas eran grandes jugadores de pelota en cuya construccin se di por primera vez, uso al caucho. Los juegos de pelota eran casi sacramentales; algunas discrepancias entre los dioses y caudillos se res olv i eron en juegos de pelo ta. Una especie de "basquet -bol" donde no se poda usar las manos y se trataba de pasar l a esfera de hule macizo por an i llos de piedra, perpendiculares al sue lo, situados respectivamente en muros pa ralelos. Por esta condicin relig io sa en los "juegos de pelota", hay s i empre en ellos derroche artstico y escultural, con lugares y temp lo s reservados, sin duda, a sacerdotes y magistrados En Chichn Itz se encuentran s ie te de e ll os de diver sos tamaos; el ms grande en el norte de la ciudad ocupa 166 metros de largo po r 68.50 de ancho al exter io r, por dentro mi de 146 por 3 6 metros. Es al extremo sur de la pared oriental del gran Juego de Pelota donde se halla e l sobe rbio Templo de lo s Jaguares, as nombrado por las es culturas en piedra que lo forman. Alcanzan gran celebridad otras edifica ciones como la Casa de Las Monjas, la Casa Roja oon s us respectivos "j ue gos de pe lo ta". Una importante y especial es tructu ra la constituye el notable Observa torio de Chichn Itz, conocido "El Caracol", por l a forma de su torre a cuya cima se ascie nd e por una escala interna en espiral, con algunas ventanas de dond e parten visuales precisas hacia las puesta s de sol en lps equinoccios y otras referen cias exactas. Los iV Iayas eran astrnomo~ que escrutaron los cielos y e l movimient o de los astros con audacia y precisin qur no terminamos de admixar Tambin posee Chichn Itz dos clebre cenotes o pozos naturales ~grados. De Ce note Xtoloc se surta de agua la ciudad a l podia descenderse mediante escalera circulares sostenidas a las paredes. E. Pozo de lo s Sacrificios estaba destinad( al culto, all se arrojaban ricas ofrenda de oro, j ade y piedras preciosas; tambin las victimas de los sacrificios, inmolada s

PAGE 83

Templo de los Guerreros y las llfil Columnas, de fina armona y ref,dgent,e blancura, destacan majestuosan,ente del fondo de la selva. SELVA CAMINAllfOS sin rumbo ni horizonte, envueltos permanentemente por la an gust ia helada y silenciosa que el misterio de la selva milenar i a pone en e l alma del hombre. Somos seres nfimos arrastrndose por mullidas y glucosas planicies de un mar oscuro, profundo, de salvajes caobas, bra vos conacastes, inmensas ceibas, atando las rudas ramazones con li anas, intermi nables como el tiempo, que no se rompen pese a su suavidad de seda. Marchamos con cuidado acosados por todas las incgnitas. Por los pies enfangados escapan alima as, raros insectos. El tintineo srdido de los crtalos y el silbido conspirativo de venenosos reptiles crispan los nervios. Tras aquella masa vegetal compacta que nos cubre se sospecha -o se intuye la luz del dia, sin que un rayo de sol des cienda al suelo. La selva t iene una altura de 30 a 40 me tros, y la maleza del soto bosque es rala a causa de la sombra Don de emerge v iolenta y colorida, oculta un pantano inmvil -a,kalc h en maya, aJli los lagartos atisban el menor d escuido Y como para aquella naturaleza fecun da y mlt ip le no basta l a suavidad del suelo sombro, las ramas de los rboles se recubren de ep i fitas y orqudeas de co lores sutiles o sub id os que se confunden con los pjaros. De stos se dira: son orqudeas a quienes de pronto les nacie rar. a l as. Viajamos abrumados por lo extrao, como los primeros hombres, a la descu bierta de un mundo ignoto. Nos atrae poderosamente, embrujados ... Es la m:sma t ierra "fresca todava de creacin", recin salida de las manos de Hunab K, impregnada de clida hume dad genisiaca, emergiendo del Popul Vuh, antes an de ser poblada por faisanes, jaguares, venados y guacamayos, de co nejos, pecaries, dantas y monos; antes, desde 1uego, de que Balam Quitz y sus hermanos llevaran r i cos rega lo s a Topil zin Aczitl, "Gran Seor que les haba creado", en e l Monte Hakawitz . Es la tierra sagrada de los viejos mayas, de donde las aguas acaban de retirarse, o se hicieron m il agro de infinitos bosques, de espesas selvas seculares, de inespumantes corrientes perezosas. Somos perdidos seres submarinos, extra viados en un ocano singular, sin nombre sin esperanza ... Caminamos. LLANURA De repente -hacia el nortela vege tacin empequeece; el suelo es seco, duro, calizo. Los ojos engrandecidos casi se cie gan de luz. Tras la angustia sombra de la selva viene el ansia de la sabana inter minable donde e l sol cae sobre los hom bros con peso de hierro derretido. Milla res de senderos cruzan el Jlano, pero, no sabemos a dnde conduce ninguno de eJlos. Hacemos plena confianza al instinto se guro de los guas, como el nufrago se aferra al mstil abatido que flota en el oleaje Ahora la vegetacin es rala, poco alta, 1 1niforme, dominada por l a altivez de los cactus y la rudeza de los espinos. La fau na ha variado. Son otros los reptiles; lo s conojos abundan, tambin los venados y los famosos pavos "llfeleagris acellata", faisanes exclusivos de esta tierra El viento sopla lid o como si un in cen dio devorara a l mundo. Slo en la tarde, cuando e l c r epscu l o de fuego il umina l jano el horizonte, el viento es ubio y car gado de sut il es aromas La vegetacin empero, limita toda pers pectiva. No hay montaas, ni alturas. Sabana, sabana eterna. Caminamos bajo un nuevo e inconfesable sentimiento de temor y de aventura Ahora nos imagi namos mnimos elementos viajando a la deriva, s in destino ni nombre, como in sectos, entre la alta hilambre de vasta al fombra persa de matizado color esmeral da. Nuestros pies sangran doloridos la garganta sedienta ha secado y a nuestros ojos la luz se mete atormentadora como imp lacable pual . Estanios en el territorio que ocupara el apenas sospechado imperio Maya, es la sabana inm ensa que constituye el Estado de Yucatn del Mxico actual. Nos diri gimos hacia el noreste, como buscando el mar Caribe. Pisamos una tierra venera da y antiqusima donde floreciera la ms importante civilizacin de nuestro mundo americano. Aqui palpit el corazn de la vida con toda su fuerza y su belleza. Es tamos en el reino de la luz, del color, de la armona, donde un pueblo sabio, pacifico y artista, dispers su genio durante cator ce siglos cognoscibles, pero cuyos legti mos orgenes, ms all del ao 317 de 1a Era Cristiana, se pierden en la oscuridad misteriosa del tiempo y del silencio. CIUDAD Por fin, una amplia explanada se abre ante nosotros. A los ojos Jlega un latiga zo de fuego blanco y monumental. Esta mos frente a una de las ciudades ms bellas y refinadas que concebir pudiera la mente humana. Elegancia insli ta, pro porcin perfecta, armona majestuosa y emocionante Fue Ja ciudad sagrada de los Mayas . Nos resistimos a creerla, como surgida de improviso, no obstante nuestra deses peracin por hallarla. Es un conglomera do de templos y palacios, apenas hollado por el hombre contemporneo. Tememos que la presencia esfume aque lla nitidez inhibida a nuestra sensibilidad, cuyo misterio no se revelar a nuestra concepcin racional, a nuestro sentido esttico, siquiera. Pero, alli, estn los mu ros, donde la luz se cristaliza como en el alba. Hay embrujo Estamos en Chichn Itz. Qu especia l s i gnificacin tiene este hermoso centro arqueolgico? Alli confluan con fines religiosos todos los pueblos de Yucatn y Centro Amr i ca constituyendo el imperio Maya. Como quien dice usando trm in o pa radjicamente ms comprensiblela Me ca maya Mucho antes que en la ciudad sagrada de los musulmanes se reunies en durante el Ramadn los rabes, ya en ter ritorio americano se congregaban pueblos y sacer dotes en Chichn Itz durante ceremonias religiosas. Por eJlo, la gran urbe se cono ce como la ciudad ms santa de la Amri ca antigua. Como todos los pueblos, a sus deidades dedicaron los Mayas hermossimos monu mentos y artst ica s maravillas de todos los gneros Arquitectos delicados, urbanistas im ponderables, supieron como los griegos, aprovechar lo s efectos de luz y color de los contornos en la planicie siempre ab ier ta, para rea lzar la majestad de sus obras. Poseyeron e l mismo genio que se apre c ia -por ejemploen e l Acrpolis, don de la luz valora las proporciones y se incorpora a la armona de las lineas, a la movilidad de las formas. Tallaron la piedra de manera perfecta, como los egipcios el aspern de los Tem plos de Abou Simbel y trazaron sus ciu dades con la misma suave elegancia con que se yerguen los templos en la Isla de Philoe, o bajo el sol recalcitrante de la Nub ia faranica. 77

PAGE 84

I \ < '' ,;> i '' ; ,~.._ : ,_. f l 'll POR LUIS R EYES El Castillo, o wm 11 lo 1irincipal, se cree el ms ant i guo de ChichPn -lt z en cuyo santuario sp \'t' el ,Jaguar Rojo incrustado de jade, el m., bello hallaz~o del '.'1/ue,o )tund o

PAGE 85

T ,a can1e d e tortuga s e expo r ta p a r a l a I s la d e J amaica. Ello s di ce n pedirle al mar p e ro es pcl e arl e al mar. \ !: Ya es t a mo s tr e nt e ~ C a y o Ro sa l es ..Es nna c urv a ium e n sa En un cay o po r dond e pasamo s, s orpr e ndiJno s una mudada. -' . L a muj e r jo ve n y henuo s a, d e p e lo rub i o va eo n s u s u ios 75 1

PAGE 86

superficie est excavado el ojo de agua. Es transparente, fresca y dulce, pero a cada mov miento que hacemos por coger e l agua rueda Ja arena y cae dentro, hay que esperar que se asiente, pero es ag u a dulce y a leguas de Santa Cruz del Sur Al :in nos vamos de Cayo Rosales. Lle vamos horas navegando y llevaremos mu chas ms si es que nos proponemos andar el Jardn de la Reina A Cayo Rosa l es lo sigue el cayo La !V!ej i cana y a ll vamos Hay un rancho en Ja Is l a, guano y pa l ma y una red tendida que se destaca contra el fondo verde de los mang l es Aqui vive una familia de pescadores: l, e l) a, y el n i eto Al frente de la p l aya hay muchos cara pachos de tortugas y de carey Bajamos a l rancho y conocemos la familia E l se llama Julio G u erra y naci en este m i smo Cayo el ao de 1888 Como no habia ms nad i e en el cayo que s u madre y su padre e l dia que l vino al mundo, su propio padre le sirvi de partero a l a madre. Tiene u n h i jo que pesca con barco propio y que le trae los vveres quincenalmente. E l pesca tortugas una temporada del ao, l os cuatro meses que se pasa con su mu jer y su nieto en el -cayo. Ellos viven en Santa Cruz, pero como es tan d i stante de Santa Cruz por l a poca de la tortuga hay que hacer casa en los cayos Como esto ha ven i do sucediendo ao tras ao, Ra mona, la mujer a l ta, delgada y de c l arsi ma inteligencia "que prefiere leer a cua l qu i er otra cosa" ha i do sembrando a travs del tiempo la b u ena arena del cayo, y ya t i ene un almendro de c i nco aos que empieza a prometer su deliciosa sombra. T i ene aj, tomates y lirios sil vest r es que hacen u n j ard i ncito humilde y como medroso pegado a l as paredes del rancho. El rancho es li mpio y pu l cro co mo e l prop i o espritu i nteligente de Ra mona Coyes. No tienen n:;ida que no lo br i nden, nos quieren da, de todo y para abundar en generosidad cuando nos va74 mos Ra1nona nos regala un hermoso ra cimo de huevas doradas y brillantes de tortuga . "Daban cuanto tenan li bera rs i matnente" De La Mejicana seg u imos navegando a otros cayos. S i empre playas, ga r zas, pa l omas y mar transparente. En un cayo sorprendimos una m u dada Como escasea ya por ste e l caguamo y la tortuga, pues se van ms abajo, a Cayo Caballones Habr que dorm i r en e l v i aje y ve l ar uno, porgue es larga l a ti r ada. E n l a l ancha pob r e va la mudada y l a fam ili a. Una mesa boca abajo l evanta las cuatro patas al a ir e. La mujer j oven y hermosa, de pelo rubio, va con sus nios; l a abuela en un s i tio de popa, y por l a playa, con e l agua a l a cintura, v i ene e l homb r e con los brazos l evantados sosteniendo carne de carey que ll eva para l as comidas de l viaje. Pasamos de l argo y nos dicen adis El patrn comenta : Hay muchas fam ili as as, regadas por las cayerias Seguimos a Cayo Las Cruces y ya nos va cayendo la tarde. Desde las seis de l a maana hemos estado navegando, pero no es pos i b l e recorrer el Laber i nto a me nos que d i spongamos de cuatro o se i s das. Hacemos noche j unto a un cayo, y al otro da, despus de navega, tres h o r as ms, llegamos a Cayo Las Cr u ces Un estero separa dos cayos y en u no se l e va nt a o t ro rancho. A l a p u erta del ran cho hay dos s i llones, y los muchachos, dos nias, huyen de nosotros Es otra familia pescadora de tortugas Las n i as se lla man Oiga y Euge ni a. Viven tamb i n en Santa Cr u z, per los c u atro meses de l a cag u ama v i enen por ella. El Cayo es t lleno de jutas E l hombre de la casa nos sea l a alg u nos rboles pelados y dice que es la j u ta la q u e los pe l a; l a mujer nos c u enta: Las jutas? Alabao! V i enen a comer aqu por la tarde Yo les dejo los sobran tes de comida y e ll as se despachan -. T I rl". -:r:.....;,, El hombre comenta : -Aqu vin i eron unas gentes con esco peta y se pus i eron a t i rarles a l as jut.as y me las azoraron. No haba necesidad de eso, a m no me gusta que l as ma t en; les cayeron con escopetas y con perros, eso daba pena. Grandes carapachos como esc u dos aban donados, ab u ndan por la playa. Es pro ducto del traba j o Se echa una red en el mar, cuatro o se i s das, l as tort u gas vie nen y se enredan, l uego van los hombres y las suben a bordo, las traen a la costa y las matan y sa l an l as carnes Ese es e l trabajo. Total, que se saca como se senta pesos todos l os meses. Cuesta trabajo q u e las d os nias vengan a conversar; al f i n vienen : O i ga y E u ge nia. La ms pequea vive d i chosa de l Cayo porg u e no tiene que ir a la escue l a segn confes i n de la madre Son cuatro meses; desp u s reg r esa n a San t a Cr u z, que es regresar a l a c i vil i zacin. Nosotros vo l vemos aho r a. Nos hemos a l ejado mucho de Santa Cruz del Sur; tendremos l o menos ocho horas de nave gacin, pero Jo haremos po r e l m i smo La ber i nto de las Doce Leguas. "Usted cree que ha v i sto cayos, no? Pues p r eprese a verlos ahora" -dice e l patrn y sonre. Es cierto, no h aba v i sto tantas i s l as todava. Navegamos cerca de s i ete horas entre un i nmenso, inf i nito mar de is l as A veces eran s o lamente un pa l mo de tierra coro n ado por media doce n a de man g l es, otras,cayos de una y c u at r o l egua, tambin. El patrn ech al agua u n c IT i cn y navegando entre l os canalizos, s in perder cam i no de regreso, se tiraron al anzue l o n um erosos peces Subimos m chos pargos y u na cubera de tre i nta y cin co libras. Tal es la riqueza de
PAGE 87

' .. --. .Esta vez bamos con un anzuelo por la popa entre la s azules aguas d el n1ar, cuando se no s tir in esperadamente una pi ca. .. ., Desde el barco lo s 1 >escadores miran como salb.. alegrern e nte la tonina .i.. A una o dos brazas enwe !l,tl ca nali zos (J U E' s eparan ..w, ca yos, se tj-an. -pargos y cube ras deToce y treinta libras. ,.. p;f$$12 .. 73

PAGE 88

' des que parecan dellas estar la mar cua jada ; sobrevino una nubada de cuervos marinos, que cubran la lumbr e del sol; v e nan de hacia la mar y daban consigo en t i erra de Cuba: lo mismo pasaban in numerables palomas y gaviotas, y de di versas especies mucha s aves Otros das vinieron a los navos tan e~pesas las ma riposas, que parecan espesar el aire; du raron hasta la noche y las disip un gran aguacero de agua". Vieron g rullas de la s mismas de Castilla y cuervos y diversas aves que cantaban suavemente y de las isl etas salan suavsimos olores que los deleitaban." Pero de todos los seres ex i s tentes e l homb1 e de las Islas. generoso como la prop i a luz de su patria porque . "viero n una canoa de indios que estaban pescando, los cuales, viendo a los cr i stia nos que iban en la bar ca a ellos, se estu v i eron seguros como si vieran a sus her manos, e hicieron seas que se detuvie sen: detuvironse hasta que pescaron . Acabada la pesque1ia vinieron l os indios a la barca .. daban cuanto tenan libcra rsimamente y asi se tornaron muy a l e gres11. Hombre y paisaje parad i siacos. Labe r i nto de las Doce Leguas, tal sigue s i endo e l hecho geogrfico, la l u z, la ola, e l pez, el mangle. El hombre aquel d esaparec i se lo t ra g miserablemente l a conqu i sta y vinieron luego largos tiempos de histo ria: Islas desesperadas a donde huan a refugiarse los nativos; perros, espadas, rodelas bandadas de palomas estreme ci das con e l estampido de l as cu lebrinas, nu~vos t i empos de colo niza c in, enr iqu e ~ 1miento y explotac i n; gran de s seo1es na c i entes sobre la muerte de l os indios; lue go negros, negros obl igados, esclavos, contrabando de todo y piratas, islas de ,/1///",; ~' . ;.._ i 1. ~ , .. ,., J. .. ,,. ;,.\ e Ji, - .;"t. , . . t. .. . ' .. La. vida difcil de la cayera ha ce exc la,nar al patrn del barco: H ay muchas familias as, regadas por las cayeras '' Cuatro m eses en el Cayo hasta <111e vuelva a Santa Cruz, tal t'S la vida de Oiga-, quien permanece all con sns padres 7 1

PAGE 89

oce POR ONEL I O JORGE CAROOSO ... t~ \ ' ., -~ l 70 uas FOTOS OE T ASIO .. ., 1 ... t i. .... f'_~~. J f ) ,; r Rantona Goycs, es una mujrr alta, d~lgada y de clarsi rna inteligencia quir-n prrfiert leer a "eualquirrc1, otra cosa ... E RA~IOS un arch i pilago y de r ei na entre las islas: Cuba, pero casi no lo sa bamos. Ahora es que nos vamos encon tran d o geogrf i camente como tierras en el mundo, y como hom bres libres y dignos en nuestra t i er ra. C uba t i ene al sur de Camagey, sa li en do de aguas de Santa C ru z, un puado de islas verdes y r i sueas que s on u n verda dero paraso. Desde e l mismo puerto pes qu e ro de Santa Cr uz se ven a l frent e l os islotes verdes, recortados de l uz al a m n ecer, gana n do en verdor de mangle y blancura d e espumas a medida qu e s u be e l so l ; y e ll os n o son todava El Laberinto' de l as Doce Leguas, s in o una ava nz ada de lo que sign ifi ca ese mundo d e bells ima s islas que hiciera al gran Alm i rante bau tizarlas de un golpe, a fuerza d e asombro y ser tantas l as islas que no i ba teniendo nombres para ca da una y las ll am a to das, de una vez: Ja r dn d e la Re in a" "Cuanto ms andaba la costa abajo tan to ms espesa pa,ecian in f i nitas i s l as ba jas, unas to da s d e are n a, otras d e arbole da y mucha,s que no sobreaguaba n nada; cuanto ms estaban ms cerca d e la Is la de Cuba, m s a l tas y ms verdes y gra ciosas parecan Eran de una legua y de dos y de t res y d e c u atr o; este dia v i do muchas, y e l s i g ui e n te mu c ha s ms y ms grandes, y porgue e ran innum erab l es y no poda a cada una ponerles n o mbr e, ll l as a todas ju ntas el J ardn de la Rei na". As relata e l Padre de l as Casas l enc u entro, asombro y bauti20 del Labe rinto d e la s Doce Leguas y Cayos d e Las D oce Leguas. Y en c uan to a lo s pobla dores d e este dulce mundo inundado d e luz y sonrient e d e br i sas, tambirr hab l e l Alm ir ante, segn relat o d e Las Casas : "V i ero n innum e r ab l es tortugas muy g r an

PAGE 90

,. -P aredes y t.echos de co n c r eto se f und e n e n ser i e para ser colocados rp i da. m e n te po r med i o de gras poderosas. UN A NC IA N O ~ t U Y JOV EN En los centros de trabajo es presumible encontrar toda clase de caracteres. Dife rentes modos de pensar y de sentir. Hom bres que acaso Quieran ll egar a una m i sma meta por distintos caminos Que se pro yectan de muy d i versa forma, ta l vez con un fin comn. Que hacen gala d e s u s peculiar i dades y se sitan so,prendente mente en l a atencin de l os dems. Sobre todo s i ese centro de t1abajo est inte grado por cuba n os En la Cooperativa "Smith Comas" hay ms de 200 hombres traba j ando, entre obreros agrcolas y de l a construcc i n. No es extrao pues, que all salte a l a vista un personaje singu l ar, u n tipo de criollo pintoresco q u e v i ve a tono con la poca, pese a su avanzada edad. ~ligue Val i ente Herrera t i ene 74 aos, es p l omero, trabaja en el sector de l a construcc i No obstante su l arga edad, se s i e n te joven, sumamente joven fs i ca y esp ir itua l mente. Trabaja como el que ms y no dese.ansa u n instante en su l abor de proc l amar con todo entusiasmo l as bon dades de l a Revo l ucin Cubana. Ha cam b i ado rad i calmente Ha asim il ado plena mente l as profundas transformaciones que se r ea li zan en nuestra Patr i a. Como la mayora de l os c u banos, tiene ahora otra cosa en qu pe n sar Y en efecto, e l criollo que t radicionalmente es jocoso, que siem pre derroch su peculiar gracejo, que por temperamento tiende tns a l o festivo que a l o serio, ahora ha cambiado hasta las costumbres. Tiene ms altas responsabili dades Se organiza Trabaja duramente Se preocupa, se llena de fervor revoluc i nario, se crece en el amor a la Patr i a definit i vamente libre y soberana Recorriendo la Cooperat i va. Hablando con los trabajadores. Observndo l o tod o, tropezamos en el camino con Miguel Va liente Y no nos dej hablar. In i ci su charla amplia y entusiasta, preada de fervor patr i i co. Con la emocin saltn dole en la voz [uerte y la m i rada inqu i eta nos habl de su fe en e l destino de la Patr i a nueva que todos estamos disfru tando. De la necesidad de sostener en alto los machetes De no desmayar un so l o instante en l a lucha por el manten i miento de estas conquistas que la Revo l uc i n trae aparejadas Y proclam con e n erga q u e, pese a sus aos, se senta joven tan j oven como cualquiera de los otros, con las m i s mas responsabil i dades y con la m i sma d i pos i c i n de dar l o todo porel l og1 d e l os sanos propsitos que hoy al i entan los hom bres de buena voluntad de nuestro p u eblo. Nos haba n dicho alg u nos obreros q u e Miguel Va li ente era l solo un "mitin re lm p ago". Y p udi mos corroborarlo Hab l a constantemente. Expone s u s razones con evidente sinceridad. Y es cierto que est "muy claro" este anciano de brios juve n il es. Cierto que sabe hac i a dnde quiere i r en el actua l momento De n i o vi cmo sus familiares mayo res eran brutalmente asesinados por las autoridades espao l as en tiempos de la colonia Padeci los horrores de la guerra. S i gu i sufriendo en la Repbl i ca Pas por los dias de ignominia de la tirana Y aho ra, con el regoc i jo que le sale del pecho, con la satisfaccin y el orgullo de ser cu bano es un so l dado ms de la Revolucin. Afirma categricamente que no slo el traba j o, la responsabilidad, la lucha, son sus aportes a la Revoluc i n. Ent i ende que todos debemos cooperar y l t i ene tam bin otros modos de ayudar a l Gobierno Revo l ucionar i o "De cuando en cuando -nos d i ce"p id o" por F i de l. Por su sa lud. Porque nos dure muchos aos Porque se ponga "bueno". Para que Cuba siga a delante. Aqui hay que ser revol u c i ona rio de muchas maneras. Y todas son bue nas cuando hay vo l untad. Yo estoy en ese grupo". Todava el so l daba en l os techos de a l gunas casas cua n d o abando n amos la Co o perat i va. Y n os lleva m os la honda im pre$in de lo q u e all se construye, de lo que alli se p i ensa. D e lo q u e se est reno vando a l paso de l os das, en aque l rincn de nuestr a C u ba 69

PAGE 91

.. ..,. .. 'Humbert.o Alemn se res11011sabil i za con las construcciones. , Frente al carte l que anuncia la Cooperat i va p i ensa en un futuro mejor l\figuel Valiente H er r era habla con emocin patritica. liumaniza, se redime, para que se haga realidad tangible el largo suefio de unos campesinos que slo contaron con su en te,eza frente a l os pasados sufr i mientos. Entre 150 y 200 hombres trabajan en l as construcciones a cuyo frente se en cuentra Humberto A l emn All predo mina natura l mente el sentido de la eco noma, de la rapidez, del trabajo respon sab l e. Por eso se logran los adelantos que las circ u ns tancia s requieren a un mnimo costo. En estas casas pre-fabricadas inte,vie nen obreros que han probado ya su expe riencia, sus conocimientos. Por eso pare d es y placas de concreto para los techos son fundidas en serie mediante un simple p r oced im iento que l es ha dado resultados posit i vos Como de un so lo go l pe -cuan do la lluvia l o perm it e -se funden esas placas que, previamente, han sido p r epa radas sin descuidar detalles Encabillado perfecto, sistemas de conexio n es para ins talaciones e l ctricas y de ag u a, espac i os abie11os para venta na s y puertas As todas las piezas que forman la s casas son fabricadas a ll sob r e el terreno mismo del futuro pue b lo. Por med i o de g ras se le vantan despus paredes y techos para su colocac i n de acuerdo con e l plano. Luego, albailes expertos p roc eden a re m atar la obra M tar d e, plomeros e l ect r icistas, pintores, las pon en en condicio nes habi ta 68 b l es. En verdad, una titnica labor sin cronizada. Una caracterst i ca de la etapa en que vivimos: mucho trabajo en el me nor tiempo Cada casa, que slo cambia de forma o de co l or, consta de portal, sala 3 cuar tos bafio completo, cocina-comedor, luz elctrica y agua fr i a y caliente y magn ficos pisos, pequefios jardines y aceras. Y desde l uego, e l sistema de ventilacin a tono con las ms elementa l es normas de higiene. TIERRAS QUE PRODUCEN Durante una breve c h arla co n el Ad ministrador de la Cooperativa "Jos Smith Comas" nos pe t e-atamos del futuro a l e tador d e la produccin y de las labores que para lograrlo se real i zan Actualmen te existen unas 200 reses de puro ganado Ceb, aunque el objetivo de l a Cooperati va no es precisamente la ganader a. Es pos i ble que en lo ade lant e ese ganado sea s u stitu id o de algn modo por unas 100 vacas lecheras q u e vendrn a resolver el prob lem a d e l abast ec imiento de los res dentes en el lu gar, fundamental m ente de los nios de cuya a lim entaci n diaria debe formar parte principalsima la leche de vaca Hasta el presente hay sembradas 14 caballe ras de arroz del conocido por Ho nduras, y que en e l momento de la recog i da puede dar hasta 10 m il quintales, segn los clc ulos En cuanto a esto, se estn t omando en cuenta nuevos sistemas d e cult i vo y se preparan tierras para llegar a producir arroz de otras variedades que se cosechan en Cuba con magnficos re sultados, siempre, desde luego, de acue r do con la tec nificacin moderna de la agri c ultura En 36 caba ll eras sembradas de caa se cortan alrededor de 2 millones de arro bas que son molidas en e l Cent r a l "Pro greso", ubicado cerca d e la Cooperativa. Como qu i era que en la mayora de las tierras de Cuba la fertilidad del suelo per m i te l a prctica de diversos cu l tivos, e n es t a Cooperativa se p r eparan t i erras para dedicarlas a otras siembras, par ti c ular mente en atenci n a las neces id ades de diversificacin agrcola, ni co cam in o pa ra ir saliendo del monocu l ti v o a que nos hemos visto ob li gados durante l argo tie,n po por im previsin y por fuertes presiones de ord en ec onmico. En ese sentido, e n breve se semb rarn unas tres cab&llerias de frijol negro y otras 10 caballeras s e destinarn a la s i embra opo rtuna d el m aZ d e fro. Sin perderse de vista natur a lm e n te, la nec es idad de r eservar algunas t ie rras de pasto par a el fomento de la va quera

PAGE 92

1 atifundio ' \' enos Ahora no es el mayoral el que recorre los campos. Es Ramn Barata Rodri~ez, administrador de la. Cooperativa "Jos Smith Comas que incansablemente inspeceiona los trabajos. 1 \ ',

PAGE 93

n pueblo POR ARTURO ACEVEDO AVALOS FOTOS CE CARLOS NUl'IEZ CERCA d e noven ta casas para otros tan tos cooperativistas estn l evantndose rpidamente en una conjuncin de fuerzas debidamente organ i zadas en la Cooperati va Arrocera que lleva e l nombre del t ir de la lucha revolucionaria "Jos Smith Comas", en. la Zona de Desarrollo M 10 en la provin c i a matanc era Un pueblo ms que se levanta a l impulso creador de l a Revo l ucin Cubana e n uno de los latifun dios que antes slo se utilizaba para el pastoreo de unas cuantas reses, mante niendo completamente ociosas ms de 100 aballeras de t i errs frtiles y tiles para div ersos cu l tivos E L NUEVO PUEBLO A lo q u e antes era l a finca Mercedita", de 79 caballeras de tierra, se han adic i nado dos pequeas fincas para hacer un total de 112 caba ll eras que forman hoy los pr e dios de l a cooperat i va "Sm i th Co mas" que administra desde su reciente const i tucin Ramn Barata Rodrguez, hombre que comparte por igual con los trabajado,es las tareas agricolas a plena responsa bi lid ad. Entre dici<'mbre y e ne,o prxmc-s es ' tar completamente terminado e l nuevo pueblito que cambiar radicalmente las deprimentes co ndiciones de vida de los trabajadores de la Cooperativa, ubicado en las i nmediaciones de la carretera que va de Crdenas a Mximo Gmez. No slo se levantarn ms de 86 casas que comprenden el pr im er proyecto, sino que tendr adems una Escuela, un C lub Socia l, una Tienda del Pueblo, un Dispen, sar i o Md i co y .un Parque con las corres pondientes reas v erdes S i n embargo, ya est funcionando un D i spensario atendido por un mdico que presta servicios a los trabajadores y sus familiares. Por otra parte, se estn ofreciendo clases en horas de la noche por algunos maestros, para ganar tiempo en la superacin de la clase campesina, hasta tanto est terminada la nueva Escuela de la Cooperat iv a Desde hace algn tiempo algunos tra bajadores de la finca venan adquiriendo con supremos esfuerzos algunos mater i l es para edificar sus casas. De acuerdo con. sus reducidos medios econmicos, comp,aban en ocasiones algunos bloques d~ cemento para levantar paredes. Tiem po despus, cuando se lo pe rmi tan sus reajustes, adquiran otros maeriales para as, un la casa, y as. en un duro sacrlicio a lar go plazo, pretendan hac er su propio pue blo con casas ms confortables que las que tenan desde tiempo inm emor i al. Pero un da la dinmica de la Revo lu c n lleg a l a ,egin para trabajar a paso de carga como lo est haciendo. t Ahora la Comisin de Viv i endas Cam pesinas construye para todos por i gual. Y naturalmente, en estos trabajos toman parte activa lo s miembros de la Coopera tiva, obre os de l a construccin y hasta personas ajenas a la finca, que cooperan des i nte.-esadamente en los trabajos. Des pus de sus propias la bores, llegan a la finca para "dar una mano" y ade l antar l as construcciones, de modo espec i a l l os sbados por la tarde y l os domingos F.STRUEN DO EN EL CAl\ tPO Un ruido ensordecedor se aduea de aquellas tienas antes tranquilas, casi ocio sas, en un amplio paisaje de viento y sol. En un trep ida r incesante de concreteras, gras, motoniveladoras y tractores, tur binas y voces, e l latifundio cobra vida, se

PAGE 94

Al llegar a este punto, la voz se le llenaba de llanto. Pero ah estaba mi a tenc in dispuesta a desviarle el tema y los re cuerdos con el halago a la indudable gracia y belleza que ella debi tener en su juventud Y como una cr i atura, mi carioso engao se la llevaba l e jos y la haca sonre r con sencilla malicia. 1 Que si yo era linda? Oigan eso! Linda es poco, nia . Yo era el demonio de bonita qu e era Los negros estaban locos por mi y trabajaban mi parte en la chapea, escondindose del mayoral. Y el maestro d e obras, que era un cataln l, blanco y grande como un oso, hasta m e propuso comprarme si yo Jo quera. Ven ac, y por qu no aceptaste? Pa que J ue go me tuviera a menos por s u pellejo rubio? va! Adems, quien compra gente, compra esclavo! Te dieron mucho ltigo, Namuni? Se le cerraba el ceo, destacando ms la cicatriz Y la voz se le hacia ronca de clera sorda: Mientras fui muy joven, algunas veces me dieron cuero Pero despus que tuve fuerza, ya no. La ltima vez que pas, tuvieron que ponerme en el cepo y vigilarme despus, porque al mismo don Manuel P i co, que era mi Amo, le jur por la memoria de mi madre difunta que Je iba a cortar la mano. Pa rece que l entendi que yo no jugaba porque no me dieron ms. Al decirlo temb laba to dava de rabia y de humillacin. Y sealaba, inerm e y dolida, que esa ltima vez el ltigo le haba destrozado un vestido nuevo: -Era de lis tas coloradas, de rengu fino Haba sudado ms de cuatro meses para poder comprarlo. Tenia un genio ardiente y rpido que estallaba en tormen tas furiosas coc ina adentro. Ni la vejez pudo vencerle el empuje. Ms de un chichn de espumadera recibieron mis hermanos por robarle algo de Jo que cocinaba. Mi madre pas duras fatigas con aquella nima explosiva y familiar que se haba concedido dictadura absoluta en su trato con los dems sirv i entes. Cuando los achaques que l a vencan sea l aron l a hora de reteneiJa en el fogn de la familia, que tambin inclua a los monteros y los mozos y caballerizos, su protesta se hizo cazurra a l princip i o : se conformaba con echar puados de sal a la comida que l a nueva cocinera dispona. Y entonces, atisbando desde un rincn la primera mueca de la cara de mi padre, sal taba en comentario d esp iadado: Lo ve, don Davi. . ? Lo ve, Doa Adela? Esa br u ta no sirve ni pa hacer picadillo de chivo! Djeme a mi otra v ez la cocina ... Pero cuando se convenci de Ja definitiva negativa a sus d e seos, se er igi en censor de las compaeras y qu Censor! Haraganas, a trabajar' En mi tiempo q uisiera haberlas visto yo. Boca-bajos y grillos, por remolonas! Ya se nos iba acabando Namuni. Con paso dificultoso, apo yndose en las cercas cada poco tramo, segua acudiendo cada dia, puntualmente, a las seis de la maana Porque nunca con sinti en quedar al amparo total de los mios. Tenia hijos, nietos y biznietos, a los que ella habia bautizado con nombres rebus cados que le e ncantaban: Italia, Fidelina, Lad. . Adoraba su sangre con aquel sacrificio que ponia en todo, con aquella leal tad, c on aque l coraje ... En sus ltimos aos hubo que cuidar para que comiera, porque en su afn de bisabuela todo era poco para llevrselo a sus nios, que en bandada acudan cada noche a buscarla Namuni tena gestos nicos que conocamos perfectamente por su repet icin mantenida a travs del t iempo. Uno de ellos, era la aplicacin que daba a una manta de lana que siempre cuidbamos de reponer. Ms que prenda de abrigo, era prenda de guerra y de armisticio. Servia para taparle la cabeza cuando entraba y salia del trabajo, al viejo estilo de un ayer lejano e ido. Pero, sobre todo, serva para demostrar que se rebelaba, o que admita bandera blanca. Cuando Namuni, fuera de hora, atravesaba la casa con la manta sobre la cabeza, eso no tenia ms que una so l a significacin: se iba para siempre, sin remedio Atravesaba despacio la enorme casona pueblerina, y se iba despidiendo altanera y firme : -Adis, don Davi; adis, nias ... l .\1ejor cojo la calle de una vez, porque no me quieren aqu. La seora puso reparo a una cosa que hic e Caminaba ms despacio cada vez, has ta llegar a la acera, y all siempre surga un obstculo invisibl e que la entretena y demoraba hasta que saliamos para atraparla. Entonces, se qui taba l a manta de la cabeza (capitulacin), la doblaba sobre el brazo y entraba riendo en la casa. Supersticiosa, imaginativa y crdula como una criatura contaba que las ranas posean cuevas ocultas llenas de tesoros. Y las hormigas, coronitas de oro fino con mucho brillo y pedr er a. Y su "piedra de rayo" --que conservjams abandon un r i nc n sobre la alacena ni la lata mediada de agua donde la g u ardaba En esa forma, el trueno ni su terrible aliado visita ran la casa. Namuni fumaba en cachimba. Un a cachimba de barro, que le escondamos para hacerla rabiar La atascaba con un sorullo negro que ola a diablos y se iba al patio a fumar sentada bajo un rbol, mov i endo la cabeza y cantando a boca cerrada una meloda suya y lenta que pareca salir del humo. Fu de su mano que acud desde pequeita a los toques de tambor. Aprend a estimar y a conocer los ritmos litrgicos o fest i vos de los cueros ancestrales trados de la lejana Africa por do l or d e hombres negros. Y fue por ella ta mbin, qu e aprend a matar los prejuicios racistas con e l pual amoroso de su bondad, su abnegacin y su dignidad. Por lo que le debo por lo que fu, por todo lo que di de su vida para otros, por el ejemplo vivo de toda ella, aprend la leccin que su memoria mantiene s iempr e alerta y aprendida: una sola raza: la humana Nada ms. Recuerdo que cuando la juventud me vesta la ilusin con sus primeras flores, Namuni vigilaba en l a sombra y revisaba con ojo conocedor los valores y defectos de los galanes ronda dores. Y tena aciertos y gracejos para juzgar: Ese no te conviene, nia. Qu cosa le ves? Est muy flaco. No aguanta traba jo. Y hombr e que no t rabaja no sirve. Y hubo ocasiones en que la vi llorar. Llanto de nobleza y di gn idad es muy a l tas F ueron las veces que en mi impaci e ncia culpable, en mi engreimiento de mocosa, me permit palabras que dictaba un mal orgullo o una simpleza de espritu. Estallaba en lgrimas ahogadas, disimuladas en e l delantal, huyendo a un rincn para que no la vieran derro tada Pero bastaba el abrazo de arrepentimiento, el sincero abrazo solicitador de perdn, el apuro real de mi confusin por su pena, para que de inmediato cambiara el viento y me pusiera a raya: Eso no Jo hacen ms que las montunas ricas, que ni dinero saben tener Para muchacha fina la nia Zoila, que era novia de l Cap i tn Montenegro, de las tropas del Rey de Espaa, t s pero u .... 1a. Todava hoy siento desp echo irremed i able, desasosiego in qu i eto que me queda de aqu e lla fina prenda de la sociedad co l nia l que tenla por galn un gallardo espaol de guante b l anco y negra periJla, y que nunca supe realmente si existi o s i Na muni me la invent para mortificarme en mi sensible complejo pueb l erino La vida en ocas i ones nos hizo llorar juntas. Me consolaba entonces, animando m i extrema juventud desorientada con re franes y consejos llenos de tino y de ternura Fiel grande Namuni, mi abuela negra. Se me muri hace t i empo, Juego de entregarnos treinta aos de su vida noble, da a da, a veces con e l agua de las inundaciones subindole al pecho; a veces enferma y ocultndolo para poder se r vir. La muerte la alcanz dormida, porque de otro modo l a hu biera peleado sabiendo que s us nietos y biznietos la necesitaban Yo entre ellos, yo que la quise y que la tengo real y efectiva mente como a la abuela que nunca conoc. Por ltima vez l a vi en su humilde cama, afiladas las fac ciones y como dormida. All llor y Juego disolv e n rememora ciones la pena de su ida. Aquel da me propuse este apunte donde apenas logro dibujar un borroso contor no de ella y una l eve evocacin de aquellos duros tiempos que l e toc vivir. Describirla es un modo ntimo de tenerla o tra vez, aunque ya su pequeo cue rpo de mulata vieja y centenar ia sea un poq uito de polvo en el cementerio de mi pueblo o una pequea flor nacida de sus propias savias. La crnica es e ll a y para e ll a. Para ella, que ech a girar con sus manos laboriosas, con sus labios narradores, con su rebeld a digna, con su callado amor, con su dolor de esclava los inta ctos molinos de mi imaginacin y mi total entrega a las causas de la Justicia y de la Libertad. 65

PAGE 95

1 \ la cabeza atenta a los referidos. Dejando que m, 1maginac1on creara los cuadros. Ya Namun no cuidaba sus palabras n elu da los temas de sus rememoraciones. Todo el dolor y la crudeza de su vivir pasaron por mi corazn: un desfilar de barracones, de negradas infelices, de sudores sangrantes, de bocabajos, de cuero, de quitrines y de toques de tambor. Y as como supe, de nia, la ancdota de su evasin al casamiento mpuesto, ahora supe ms y ms hondo de aquella historia de su prmer amor : -Yo par sola a mi mulatico, nifia El ltmo mes casi me arrastraba para poder trabajar en el ingenio San Carlos La Dona segua perra conmigo y no levantaba el castigo Y, adems, como mi barriga era ma so l a, porque la haba comprado, no me cu i daban porque si yo per d a m i hijo ella no perdera nada Y as, as, que llegaron m i s dolores. Fue por la noche que me empezaron y como ya e l barracn estaba cerra d o, e l contra mayoral no quiso abrir l a reja pa' que yo me fuera a l a enfer mera Entonces me ar r a un a par y me acost en el suelo, a llorar de m i edo y de dolor. Y a q u e t no sabes qun me ayud? Se detena para sonrer. Me r aba esperando l a pregunta cunosa. Me as Francisco, un neg r o lucum, q u e cu i daba l as vacas y que las ayu d aba a t ener sus te r neros! Con e l prmer rayo d e l sol nac i un h o mbre libre en los barracones esclavos Su m a dre n fia Je llam Liberato. Q u contenta me puse cuando J o pude ver san i to y gri tando ms que un cao y despertando la negrada que vino a mi rarlo y a traerme un poquito de cuanto tenan ... Y como naci li b re, al ll egar l a guerra del 95 me l a ben di cin y s e fue a l mo n te. Cuando me J o ma t a r o n peleando po r la libert de s u te r ra, yo J o ll or, pe r o en t end que no hab a muerto por gusto.

PAGE 96

manejadora pero yo dije "Namuni". Se qued Namuni. Y ya s que este nombre sin ayer ni futuro .era el que venia bien a su personalidad sobresaliente. Yo tena ocho aos cuando entend por primera vez el dolor de su historia: su vida de esclava en el Ingenio San Carlos, un antiguo cachimbo asentado en la falda de na loma y en zona recreana. Las veces que nos sentbamos juntas sobre el piso del alto corredor, las estrellas arr iba parpadeando, su mano blanda sobre mi cabeza, los pies tocando el cantero lleno de al bahaca y yerbabuena y silbos de grillos desvelados, que parecan escuchar tambin la emocin viva de sus labios en narracin 1 La voz baja y triste de Namuni era como una l gr ima que nunca se secaba al hablar de su madre: -Me separ de ella cuando tena diez aos. Me vendieron en Calabazar de la Habana, nia. Y nunca ms la volv a ver. Y a mis preguntas asombradas de miedo y de pena, al no poderme explicar aquella cosa horrible que mi entend imi ento no alcanzaba a medir . -Yo estaba con ella en el barracn. Lleg el contrama yoral y me dijo : -Ven conmigo, mulata, que ya tienes nuevo amo. Mi madre llor cuando yo la mir muerta de miedo. Mi madre se tap la cara con los brazos y dijo: -Ay, mi hija! Fue la ltima vez que la vi. As contaba del crimen. Pero cuando mi llanto no soporta ba ms, entonces se arrancaba de sus recuerdos y limpindome la cara mojada con el delantal, me suma en el mundo maravi lloso de su im aginacin, refirindome cuentos que me inventaba, con nombres que tamb i n eran cuentos: Garraln, Garrapataln, Cundasora . O aquella fbula con ritmo de tambor en Da de Reyes: "La lechuza fue al baile con su tnico de seda y sus espejuelos. El compach'e gallo la sac a baila1-. Ella llevaba el comps con sus alas : suap i que suapi Suapi que suapi!" Nos pasebamos juntas por su ayer de abuso y coloniaje Me contaba del Ama de sus quince aos. Doa Gertrudis, l a invlida, que trataba de ensearla a leer; y sus escapadas por no deletrear bajo la mirada severa los misterios de la cartilla. Descr i ba el corro de esclavas jvenes: Asuncin, Pilar, Nieves, Dulce -D ulc e, hija de criolla y carabal, que muri de viruelas, tirada en un cobertizo, porque los Amos tem an a l contagio-. A l rededor del silln de la vieja, la s jvenes siervas aprendian el estr i billo de las primeras letras : a, b, c, d . Y vengan bofetones de mano blanca de esclavista, cuando Namun abu rrida y rebelde responda por su libre saber : -J uanita cul es el arte de la gramtica castellana? Fregar un bacn con propiedad, mi Ama Pero lo que ha quedado brillando, entre mil recuerdos que ridos, fue el gran gesto gallardo de aquella misma poca: Un da Doa Gertrudis dispuso el matrimonio de su pequea escla va con el chino y segundo cocinero de la casa; pero ella igno raba que una fibra valiente y una sangre libre corra por aquel cuerpo menudo. Juana no era de la raza de los somet id os, a pesar del ambiente, de su total desamparo. Por eso, simple mente, se entreg en secr eto al amor de sus quince aos: un esclavo de la misma dotacin del ingenio. Me lo explicaba con s us palabras sencillas y firmes: Yo no quera al chino, que era mi amigo. Y adems, para que luego nos separaran, vendindonos a cada uno por su lado! Mejor lo que yo hice: cuando lleg el casamiento, con velo blanco que l a Doa me regalaba y con repiques de cam pana en la capilla del ingenio y con el anuncio para que los blancos vinieran a verme de mona de m Ama, habl con el coc in ero y le dije que yo estaba casada y que m primer hijo ya estaba de viaje . A doa Gertrudis le di un soponcio cuando el chino se lo dijo Y entonces ... Entonces, sencillamente, el ritual racista, la ley del fuerte, del verdugo, funcion sobre Namuni. Sus quince aos y su embarazo no la libraron del castigo: sali del quehacer de la casa para reco rrer los duros caminos de los barracones: cort caa, diez horas diarias, y llev a l pie grillo de hierro. Sola mente que e l ciego corazn de la otra mujer segua ignorando e l temple humano de la chiquilla aquella, que ahora, en la vejez, volva atrs sus ojos cansados de mirar la v ida para decirme: -Ni ella n cada Amo de esclavos me hubieran hecho bajar la cabeza. Trabaj duro, me rompi las manos, los pies se me llenaron de sangre halando el hierro. Pero dije: yo no tengo hijo esc lavo pa' que me Jo coja el cuero del contramayo ral. Mi hijo nacer libre. Abra un silencio que se llenaba de lgrima s mas y de recuerdos de ella, que miraba arriba, al parpadeo asombrado de la s estrellas, rememorando . -Cuando cumpli mis cuatro meses, fui a verla y Je p use sobre las manos las dos onzas de oro que pedan por mi barriga. Esto Jo deca sonr i endo orgullosa. Tl vez mirando de nue vo el recuerdo perdido en e l tiempo la escena de la mulatica comprando el alma lib re de su primer hijo por unas onzas pro curadas quien sabe cmo y por qu medios. Y ahora mi curiosidad infantil peda aclaraciones detalles de la criatura que venia "en un viaje" Y aqu, tras 'mirarme recelosa, se enfadaba de sbito: -Bueno, _ya te dije que el cuento se acab! Adems, no me acuerdo bien de esa parte. Hace "sepetecientos" aos lo menos, desde entonces . . En vano mis splicas ni mis pataleos de malacrianza, exi giendo lo s datos que yo presuma interesantes. Pero los aos fueron pasando y al hacerme muchacha, cuando ya su cabeza abr igada por el pauelo blanco apenas me tocaba los hombros, entend claro y la quise much o ms. Por estos aos, con la pedantera del estreno de la juventud, presum de conocedora, de e xperimentada, y quise ser profesora de Namuni a la hora de las razones Pero a las primeras escaramuzas con su saber, volv a rend i rme a su expe riencia y madurez, que nunca me fal taron. Ahora Namuni caminaba con ms lentitud y estaba ms gruesa La enorme cicatriz que le divida la frente, hundindo se la un poco (otro cuento: se cay en un pozo un da de San Juan por querer ver l e la cara al diablo) se vea ms profunda en su cara de mulata vieja. Ya no conversbamos en el colgadizo, sino en e l gran tras patio, bajo la sombra de l os mangos en flor; ella sentada en un cajn y yo echada sobre l a tierra recostando al grueso tronco 63

PAGE 97

/ 62 Apuntes de la Vida de mi abuela negra por Dora Alonso L AS Di!:U AS ms sagradas s i empre nacen de una raz de cario. La ma, la que saldar en parte con estos apuntes y un puado de cuentos que algn da saldrn a rodar mundo para hablar de ella, t i ene todo el prstigio de su recuerdo y de m i agradecimiento. Ya Namun reposa en montoncillo de huesos quebradizos bajo la humilde tierra de mj pueblo natal. O acaso sea sav i a de una pequea flor silvestre que se abra al vue l o de la abeja cum pliendo una misin de ofrecimiento que puede ir ms all de la muerte. Pero polvo o corola, o si f u era nada ms que esta ima gen que to da va puede nublar m i s ojos muchas veces o hacerm e sonrer, en e ll a reconozco la primera fuente que me revel e l deber de pelear s in tregua ni descanso contra la infame culpa del rac ismo Cuando yo nac, ya Namun servia en mi casa puebler i na. Casona de ganadero rico, con tra j n de caballerizas y mozos de faena, de criadas y manejadoras. En la cocina estaba ella con sus sesenta aos de mulata oscura y su estatura pequeita y su espalda doblada en jiba de ti empo y de trabajo. Pero s i muchos la entendan cocinera, yo s que Namun lleg a mi casa con una presencia muy dist i nta que creci bien adent r o en cada uno de aq u ellos tre in ta aos que la tuvimos con nosotros. Nunca he r ecord ado despus de aprender a vivir y a cono cer, a persona alguna con una dignidad mayor. Di gn id ad de ser humano Dignidad que se impona sobre el am bi ente y la poc a. Dignidad tan reconocida que saltaba y creca por encima de su niez esclava, de su juventud de Amo y de ltigo. Con mi primer recuer do ya entra ella, acrucando los oj i tos achinados para sonrerme. De entonces naci el nombre arbitra rio que yo impuse en m i torpeza Ella se llamaba rea lm ente Juana; l a llamaban Juann para diferenciarla de otra Juana

PAGE 98

1 ...., f Nacionalizar la industria -dice An tonio Lende Lpez-era un deber de ho nor para con la Patria. Su mano derecha, mutilada por los de dos indice y pulgar se agita al aire cuan do habla Parece un lder en una tribuna. Pero l slo es mecnico. Y obrero de la Patria. Llevo 43 aos trabajando en e ste lu gar. Tengo hijos y nietos, y aunque yo no vea los beneficios de esta nueva situa cin, ellos si podrn disfrutarlos. Yo creo que el cambio de nombre ( "Guatemala") es nuestro mejor homenaje a un pueblo que vive oprimido y de rodillas. Nosotros somos un pais que estamos de pie, y po demos caminar por donde queramos. UBRES DEL PULPO OPRESOR Alfredo N i eves Hernndez, ayudado por Mario Olivero Pea, corta con destreza una lmina de metal. Dicen que es una "jun ta". Un foco amarillo pretende ilumi nar su trabajo. -El Gobierno Revolucionario -dice Olivero Peaal nacionalizar las empre sas extran jeras que radicaban en nuestro pas no ha hecho otra cosa que libramos de un pulpo que nos oprima. El punto vivo de la Revolucin continuar vivo. Es tamos prestos a servir en todo lo que est a nuestro alcance en favor del pueblo cubano y de Amrica Latina. Nuestra consigna, ahora ms que nunca, es: tria o Muerte! .. Y seguidamente habla Alfredo N ieves: -Esa empresa siempre trat de ava sallarme por haber sido dirigente sindical en 1942 S iempre vieron en m un enemi go por mis idea s revolucionarias. Al final, ellos fueron los vencidos. Nuestro triunfo empezamos a disfrutar lo ahora. -"Estamos satisfechos, sigue diciendo, al ver destrozad os los ltimos tentcu los de ese monopolio en el acto que se llev a efecto el da 10 del presente mes Le doy las gracias, mil gracias, a esos heroi cos combatientes de la Sierra Maestra. No por haberme liberado del yugo imperialis ta, sino, por liberar a mi pueblo y permi tirnos el honor de ser ejemplo de todos los pases de Latinoamrica. PARECIA UN DIA DE ZAFRA E l central ese da no era un central Y los hombres y mujeres que integran el batey parecan otros hombres y otras mujeres. Claro que tanto unos como otros eran los mismos. Lo que no era igual era el aire que se respiraba; como era distinto -al menos as lo vieron todosel cielo que esta vez acoga con cario la ensea patria enarbolada por los obreros tan pron to el primer ministro, doctor Fidel Castro, di la histrica noticia de la Ley de Na cionalizacin. All, en la parte ms a lt a del "Guatemala", 1a estrella solitaria bri llaba ms que nunca. Espontneamente, sin previa organiza cin, ms de seis mil obreros, trabajado res y p i cadores de caa, el pueblo en ge neral, se reunieron frente al edificio de la industria para celebrar el trascendental acontecimiento. Tocaron frenticamente las si renas del central. Las milicias, de uniform e s e unan al Ejrcito Rebelde y juntos cantaron el Him no Nacional. Estbamos en los meses de receso l abo ral. Pero alguien, cargado de aos, dijo a nuestro lado: Esto parece increble. Es como ce lebrar una zafra en "tiempo muerto"! ...

PAGE 99

En el central "Guatemala" todo es actividad. Actividad entusiasta y fer vorosa. En este iio las reparaciones son realizadas con la alegra que da el saberse libre del yugo explotador de la United Fruit Co. En cada ros tro de obrero cubano a.5oma una son risa de satisfaccin Y de triunfo. 60 Este es el nn1enso batey del central "Guatema,Ja" ( antiguo "Preston"). Por ms de cincuenta aos fue esce naro de mltiples atropellos y veja cones por pa,rte de la poderosa em presa extranjera con los trabajadores c ubanos. La Revolucin al naciona lizar Is. empresa, reafirm la s obera na '/ el derecho a la autodetem1 nacion de los destinos de la Patria. J .. 1 1

PAGE 100

V -1 Las mazas se r e1iaran Se reponen las calandr i as, los co p ies ... H nmo blanco, seal de paz, surge de chimeneas, i mperturbab l e. que posee no le pertenece. Despus de 28 aos de explotacin La casa est pintada de amarillo. -S i hay algo en mi vida que me ha producido una e1noc i n tan grande, fue cuando, en das pasados, tuve la suerte y la satisfaccin inmensas de presenciar, en las mismas oficinas que hace 28 aos lim piaba y barra, la firma del documento que nacionalizaba esta empresa. Navarro Gutirrez es en la actualidad oficinista de la empresa Su regocijo y alegra por la nacionalizacin del central "Guatemala" estn reflejadas en sus ojos. Pero si la frase resultara romntica, hay que verlo detrs de su bur trabajando por el bien de la industria y de la Patria! UN DEBER DE H O NOR Tiene miradas de lince. Y es delgado; tan delgado como una caa de adminis tracin Pero en l late un corazn robus to, generos o. Un corazn tambin dulce como una caa de administracin. H ay un febr i l entusiasmo. Es como si se celeb r ara una zafra en "tiempo muerto". 5 9

PAGE 101

"quizs". Para el Gobierno Revolucion rio es una constante preocupacin la suer te de esos mil e s, docenas de miles de hombres, mujeres, nios y anc ianos cam pesinos que se hacinan en los horrendos barraccnes levantados a lo largo y ancho de las ocho mil y pico de caballeras que usufructuaba l a United Fruit Co. ("Mam Yunai"), que por ms de cincuenta aos trabajaron para enr iq uecer a los magna tes de _podero_s'.1 empresa extranjera, y cuyas un1cas ut1hdades fueron compartir la compaa casi inseparable de la Muerte, Y constante de los pars i tos, el paludismo, el hambre ... Ahora, sobre el techo de zinc del in menso central, a la entrada del diminuto pueblo, en los comercios, en los carros de lne a, en las guaguas, en todas partes, aparece un nombre : GUATEMALA An tes deca: "Preston". Y "Preston" era el equiva l ente a United Fruit Co. TODOS SOMOS UNO! Orland~ Vera l uce una boina negra, con un pequeno escudo de las Milicias en el lado derecho. Es joven y es viejo. Fuma y habla a l a vez : -. Usted ve este ~espacho? Aqu no ven1amos nosotros mas que a p l eit.ear con el admm1Strador del central. Haba que estar siempre peleando con ellos! A rega adientes se resolv an los problemas de los compaeros que la Compaiia quera desatender. En aquel amplio despacho, mster Laf fie, el ex administrador, decidi la suerte de ms de un cubano humilde que se vi necesitado de trabajar para la Uni t ed Fruit Co. All, en la habitacin refrigerada se entrevist muchas veces con el jefe 'del Puesto Militar. No importa que las pare des permanezcan mudas Los resultados de aquellas entrevistas son demasiado evidentes como para pedirles a las pare des que hablen. Por consecuencia lgica de la Historia hoy nuevas caras caras nuevas, alegres y cubanas, se advierten en el recinto na cionalizado tambin. El nuevo administrador del central "G uat ema la" est vestido de miliciano. Se llama Francisc o Verdejo Pupo. A su alrededor, en una silla cualqu i era, e stn sentados Armando Balgas, secretar io ge neral, p.s.r., del Sindicato Azucarero; Ve ra, el de la boina negra, que es Delegado ante los Organismos Oficiales y Patrona l e s del propio Sindicato; e l capitn "Mi chel" Trejo, sub-delegado de la Zona 0-24 del INRA y Graciel Velzquez, contador de l a oficina central de esa Zona dirigida por el capitn Orlando Benitez. Y hay otros compaeros de la nueva adm1nistra cn. Esta indus tr ia -habla Verdejo Pu pola llevar emos adelante con el con curso de todos los trabajadores, a la mayor eficiencia. Hemos sugerido un Consejo General de trabajadores para administrar el centra l. Cada da 15 se discutirn las cuestiones Orlando Vera intercala : Todo saldr perfecto. Tiene que ser as. Como dijera nuestro mximo lder, el compaero Fidel Castro: todos somos uno La FNTA, Ejrcito Rebelde y el IN RA, son la misma cosa . Unidos traba jaremos en favor de los trabajad or es del central "Guatemala", y de la Patria. SIETE ~ IILLONES DE TONELADAS -Con las perspectivas de compras de azcares cubanos explica el administra dor Verdejo Pupode la URSS, la RAU, China, y dems pases amigos de Cuba, que habrn de consumir la mayor parte de nuestra produccin creemos que la za fra venidera alcanzar l os siete millones de toneladas. Qu p l anes tiene la nueva adm ini traciOn? La respuesta es rpida, precisa : -En nuestros talleres -
PAGE 102

A QUI nadie v alla! Esa. es l a. verdad! El Superintendente no se m eta. en nad a.. Eramos nosotros tres los que lo ha.cia.mo s todo. Aqu antes lo s jef es d e turno gana.ba.n ha.sta. $ 700.00, y a. nosotros los cubanos, por la. misma. labor, no s pa,. gaba.n menos de l a. mitad. Habla Juan Ve l zquez Cabrera Lleva 21 aos trabajando en el centra l "Guate mala" (antiguo "Preston"). Tiene una edad avanzada; pero hoy l uce joven, op timista -Me s i ento ms li bre. Los obreros? Di v in o! Divinamente! Antes traba jbamos por el dinero; pero ahora se l ucha por el bienestar de todos. Y o podia ser socio de esta empresa, pero no tengo nada! ... El coloso azucarer o est despierto, vivo; pese a que es "tiempo muerto". En sus oscuras entraas un centenar de obreros cubanos se mueven con la agilidad que da el entus iasmo. Todo es act i v idad. Los golpes de mandarria son un himno a la libertad y al trabajo de l a Patria. Ac, en el suelo, pero ordenado, los rastrillos se reparan; se repara n las mazas las vo ladoras, la s catal inis las gras El deste llo de la soldadu r a autgena se proyecta sobre l os copies don d e un obr ero, cincel en mano, realiza su tarea sonriente. Las sierras hacen crispar las lminas de ace ro que irn a sust i tu ir aquellas que la zafra pasa<)a debilit y no ofrecen garanta para la venidera, que se r la mejor. Y mien tras se cambian las calandrias, los tachos, con ese mutismo de l as cosas que valen, observan a los trabajadores ll enos de grasa hurgando en el complicado mundo de los cristalizadores. Se hacen las reparaciones del central. De un centra l nacionalizado. Si mster Kenneth H Redmond, presi dente del ejecutivo que admin i straba este a n tiguo central de la United Fruit Sugar Co., o su vice, mster Will iam G Rames, o e l ex administrador de la in dus tr i a, mis ter Martin C. Laffie, se hubieran quedado e n Cuba un os dias despus de conoerse la Ley nm ero 851 que nacionaliz diver sas empresas norteamericanas, hubiesen visto a l go que nunca pudo verse desde 1906, fecha aproximada de la instalacin en Cuba de esa empresa azucarera. C l aro que no poda ser de otra forma. Nad i e que trabaje con el yugo de la explo tacin jun to al cuello; discr imin ado, mer mada la dignidad humana po r los s ist em as de extorsin y de vejaciones ms disimiles puestos en prctica en nuestro pas por la ins aciable y voraz United Fruit Co., poda hacer, s iqui era, a lard es de hombre y tra bajador libres. No era posib l e de qu manera !exhiblr ese rostro risueo, com p l acido, de independencia, que hoy lu cen los obreros y empleados del central "Gua temala", nacionalizado por l a vo lu ntad de s e is m i llones de cubanos y de su Gob i erno Revolucionario. PARA AHORRAR DIVI SAS La consigna de ahorrarle divisas al pa s mediante un regula do come r c i o de impor tacin, fue neces i dad anunc i ada hace a l gn tiempo por el primer ministro, doctor Fi del Castro, y los obreros azucareros, por su parte hicieron suyo tan necesario y pat r itico propsito del ld e r de la R evo luci n. Rogelio Cantero, segundo maquinista del central "Guatemala", habla : Se hacia siempre una r eparacin par cial, un ao y e l otro, una general o total. Este ao, estando e l ing enio en manos de los c ub anos, estamos realizando una ge neral e n un tiempo record. Empezamos el da 4 Pero desde el d a 6, fecha en que Fidel di a conocer tan grandiosa noticia sobre la nacionalizacin de varios centra les, ent re ellos, ste, todo e l mundo aqu ha estado trabajando con verdadero entu siasmo y con car i o por cada pieza del central. "Aqui, sigue hablando Cantero, todo el J acobo Arbenz a.gradec e a los obreros del central "Gua temala" el homenaje r endido 1 . ,, r ~ \ -< ~ li l es de trabajadores se rem1ie ron Cincuenta mundo tiene mentalidad r evoluc ionaria. Una verdader a mentalidad r evoluciona ria! El obrerismo en pleno del cent ral mucho antes de conocerse la Ley de Nacionaliza cin, u tiliz la menor cantidad d e p i ezas en las reparaciones a los e f ectos de ah rrarl e divisas a l pueblo y al Gobierno Re voluc ion ario Ahora nu e stra p r eocupacin Y responsabil ida d por utilizar menos pie zas, es doble. Puedo decir q u e e l esfuerzo persa.na! d 7 los obreros, y lo di go por si colog1a practica que uno adq ui ere a tra vs de lo s aos, se ha duplicado. Pero si alguien q ui e r e comprobarlo puede vnir aqu a verlo Los hechos I demuestran! SE LLM fABA "~IAMA YUN Al" Desde el av i n es que se pue de apreciar bien la escena. Apreciar; que no es ad mirar. No se admira nada que est regido por una dictadura Y aunque nos esta mo s refir i_ endo a la dictadura del color ( amar llo) i mpuesto por la Uni te d Fru i t Co a los que habi tab an las casas y barr a c o n es q~e e ll a puso, habilidosamente, a disposi c1on de sus "emplea do s de confianza". y en contados casos de los que no lo eran est su otra dic tadura, la dictadura d e 1~ explotacin, de la disc r iminaci n tanto ra cial com o pers'? nal de los prejuicios, de los salarios ar b i trario s. Desde el aeroplano se aprecian an las consec u encias fatales de esas dos di cta du ~as. Quizs l a que m s preocupe o?S la ultima. Es l a que ms preocupa. sin c1 /

PAGE 103

l .. _/ os de explo!a,cin haban cesado gracias a la Ley que nacionalizaba las empresas 11ertenecientes a la United Fruit Co. 1 1 1/ Francisco Verdejo Pupo, e l admin i strador: "Los barracones sern erradicados totalmente . (a) "Mam Yunai 57

PAGE 104

. .. . .... ...... ----__ ....,.. .......... POR SANTIAGO CAROOSA ARIAS FOTOS OE l..lBO RIO ''Central por Central, propiedad por propiedad de norteamerica. ,,. nos, serv,ran para compensar a Cuba de las agresiones econmi cas de Estados Unidos'' haba advertido el doctor Fidel Castro. / . ) / J

PAGE 105

Apenas e l doctor Fidel Castro t.ermin de pronunciar su histrico y trascendental discurso dando a conoce r la Ley que na cionali1.aba distintas in dustrias y empresas propiedad de ciudadanos nort.eamericanos, los obreros y empleados de esos cent r os de trabajo procedieron a hacer los cambios per tinentes. En el antiguo central "Preston", pertcnecient,e a la United F.ruit Company, la noticia hizo vibrar d e emocin a miles de cubanos explotados por la poderosa empresa El nombre "Preston" se borr de inn1edia to. Y sobre el t.ec ho del coloso fue escrito un nombre histrico: GUATE1'1ALA. 1--. ..,. .. 1 .... ,. .. _ .. --=:O e .. ... 1 / ...... -~ :::;::.:;:.~--11 --,.

PAGE 106

Atrae por ~u alarde de consumada tcnica. III de nuestra Era, aproximadamente en la colonia romana It li ca del sur de Es paa, y que fueron restaurados, despus de una ardua y cuidadosa labor, por nicos cubanos. Pero tal vez el hecho ms importante de la nueva vida del Museo es la entrada en e l mismo de ms de un centenar de p i ezas de la clebre Coleccin Cintas, en tre las cuales se encuentran muchas obras apreciables y algunas maravillas del arte eu1opeo del pasado. EL PUEBW Y LA CULTURA Como tantos otros mitos creados por una minora de pr ivil egiados, la Revolu cin destruy l a afirmacin malintencio nada, que ya haba llegado a convertirse en un doloroso complejo, que sostena que las masas populares no podan tener ac ceso a la cultura, que l a cultura era slo el patrimonio y el vehcu l o de placer de unos cuantos "espritus delicados", sepa rados de l a trgica realidad social, y au torizados a viv i r en diletantes en nuestros reducidos medios culturales, principalmen te oficiales, por su ascendencia pretendi damente aristocratizante Hoy en da, el pueblo t i ene libre acceso a la cultura Los principales 01ganismos culturales del Es tado, tratan de llevar las diferentes ramas de la cultura hasta el pueblo mismo, que es su fuente natural. Desde la reape r tura del Museo Nacio nal, se calcula (no pueden ofrecerse cifras exactas, por no existir cmputos precisos), que la afluencia de visitantes se ha dupli cado. Cuando las salas de arte cubano, precolombino, colonia l y republicano, en todas sus tendencias, hayan quedado ter minadas, y mediante una amplia y bie n orientada publicidad, que l os actua l es di rect i vos de l Museo tienen en proyecto, el pblico habanero y de toda la Nacin res ponder, como ya lo ha hecho estimulado por la magnfica labor desarrollada por otros o r gan i smos cu l turales del Estado, asist i en do cada da en una mayor propor cin a las galeras lu m in osas y llenas de una rica variedad de obras plsticas de todos los t i empos y de todos lo s pueblos y pr incipa lme n te del nues t r o, a q ui en l a Revo luci n ha reavivado su profunda vo luntad creadora: ., :,. _, Recuperacin de Bien es envi La V i rg en y el Nio". Talla gtica en madtra. poli cromada d e l siglo XV. Es un a h ermosa escu l tura. ..... J ..,

PAGE 107

'/ En el d ep artarnento de restaura c in hay sie111pre actividad. Un em11leaclo retoca un cuad.A:9 w-, "Flame del siglo Jl;V II. La "Dan1a V e lada neoclsi ca del s i g lo X I X. "retratos" de personajes de la llamada al ta sociedad" c uya presencia en el Museo no tena otra e xplicacin que el compro miso "social" entre sus directores y los retratados o donantes Por otra parte ah pred o mina ba tambin e l l'(lismo criter io acadmico, decrpito y est ril destinado a imped ir el vigoroso desarro ll o de lo nues tro Los r esponsabl es del Museo durante la etapa de la dictadura, al practica r un a pol t ica ps e udo aris t ocratizante cumplie ron a cabalidad su principal misin que era la de ahondar la s eparaci n que exis tia entre pueblo y cultura. EL NUEVO MUSEO La r einauguracin del Museo Nacional de B e llas Artes tuvo lugar el 16 de oc tu bre de 1959, luego de varios meses d e in tens a labor. Una d e las decisiones ms impor t ant e s tomadas por sus directivos fue la de dedicar todos los espacios y acti v id ades del Museo exclusivamente a las bellas artes, distribuyendo las reli quias histricas en los museos co r respondientes de la capital y del inter i or, siguiendo un plan de descentralizacin en armona cor. e l esp ritu de la Revolucin. Las sa l as fueron t o talmente renovada s para conseguir el am b iente necesario a l estilo d e cada conjunto de obras (El edificio habla s i do proyectado como un bloque sin vida que hubi er a podido destinarse a un enorme garaj e o a un a l macn de cua lquier clas, m eno s a museo) En el taller de restauracin, que an no cuenta con el debido instrumental tcnico, se realiz un interesantsim o trabajo d e re toque, limpieza y reentelado de la mayora de los c uad ros. Muchas de la s pin t uras hoy e x puestas fueron sacad as del almacn, y despus de un largo y minucioso proceso en e l taller, recob raron toda su belleza y vitalidad originales. En el taller de mon tajes l e fueron cambiados los marcos a muchos cuadros que tenan otr os in ade cuados o francamente horribles. A len tados por la responsab le y certera labor del Museo, algunos coleccion istas lle varon, en cali da d de prstam o, nuevas ob r a s y se recibieron im portantes dona cio nes Entre las piezas que el Museo ex hibe por primera vez, hay que destacar lo s dos grandes y magnficos mosaicos ro mnicos, ;ealizados ent r e los s i g lo s II y

PAGE 108

En la Sala Egipcia alumnas de las eseue la s Secundarias sicas contemplan la barca funeraria que conduca las almas ante e l Tribunal de O s iri s Por primera. vez compaia, del Ejrcito Rebelde vi~itan el nn1seo como parte del pr ograma de estudios que cursan en sus respectivas bases Ante un cuadro de ~fadrazo "Nia jugando al so li tario" estas visitantes se exta., an, igual que los dos jvenes que admiran un or i g inal del "~lartirio de Santa Justa y Santa Rufin a" que se le atribuy e a Goya, 5 1