Citation
INRA : [revista]

Material Information

Title:
INRA : [revista]
Alternate title:
Instituto Nacional de Reforma Agraria
Alternate title:
Inra (La Habana)
Creator:
Instituto Nacional de Reforma Agraria (Cuba)
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
INRA
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes) : illustrations (some color) ; 35-36 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
INSTITUTO NACIONAL DE LA REFORMA AGRARIA (Cuba) ( renib )
Genre:
Periodicals ( fast )
Revistas ( bidex )
federal government publication ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Año 1, núm. 1-año 3, no. 2 (marzo 1962).
Numbering Peculiarities:
Año 1, no. 1-2 lack month and year designation.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
This item was contributed to the Digital Library of the Caribbean (dLOC) by the source institution listed in the metadata. This item may or may not be protected by copyright in the country where it was produced. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by applicable law, including any applicable international copyright treaty or fair use or fair dealing statutes, which dLOC partners have explicitly supported and endorsed. Any reuse of this item in excess of applicable copyright exceptions may require permission. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc@fiu.edu to request more information about copyright status or to provide additional information about the item.
Resource Identifier:
1081429814 ( OCLC )
1018-8193 ( ISBN )
036580176 ( ALEPH )

Related Items

Succeeded by:
Cuba (Havana, Cuba : 1962)

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

A'O I LA HABANA Num. 3

PAGE 2

, Se ha. trabajado da y noche, a.prisa. y con fervor revoluciona.ro, porque la. Pa.tria. per di cincuenta a.os de derecho y justicia., y la. Ciudad Escolar "Camilo Cienfuegos" forjar miles y miles de ciudadanos para la nueva. Cuba. (VEA REPORTAJE EN LA PAGINA 4)

PAGE 3

-ASI QUIERE VIVIR CUBA Con todo el material literario y fotogrfico dispuesto para dar a la estampa el tercer nm ero de la revista INRA, nos sorprendi la trgica noticia de que casi un centenar de mu ertos y ms de do seientos heridos se haban registrado en el criminal sabotaje que pro vocara la explosin del barco francs "Le Coubre", anclado en el puerto habanero con car gamento de explosivos que tenan la finalidad d e defender a nuestro pueblo de posibles agresio nes de s de territorio extran j e ro Hasta el mismo instante de esa exp l osin, Cuba ha estado viviendo no l o la gesta de su R evol ucin -que se traduce en la construccin de escuelas, carreteras, hospitales y viv i en das campe s inas en el fomento de cooperativas y Tiendas del Pueblo y, en definitiva, en la r ec onstruccin econmica de la Nac i sino que tambin ha estado entregada a la cele bracin d e sus tradiciona l es Carnavales. La alegra desbordada del pueb l o, el colorido de l as comparsas, la grcil s i lueta de las carrozas, todo el jubiloso espccrculo de los Carnavales -atractivo para los turistas y sano esparcimiento para los nati vos-, fue destrozado de pronto por este nuevo zarpazo de los enemigos de la Revolucin y de la Patria. INRA pues, por razone s explicables, sale a la l uz ll evando en su portada la imagen de nuestros Carnavales, la imagen de una Cuba feliz y pujante en su lucha por un destino n1ejor. La imagen de una Cuba que sus enemigos pretenden ensangrentar y enlutar s dica e intilmente. Porque Cuba no podr ser derrotada ni su pueblo podr ser ve ncido jams. ASI QUIEREN QUE CUBA VIVA 3

PAGE 4

EN LA CIUDAD ESCOLAR "CAMILO CIENFUEGOS SE FORJARAN LOS MEJORES CIUDADANOS DEL FUTURO LAS ESTRELLAS DE H A Y en Orient<' un luga r P n trc r l Es tradlt Palma y Las Mrrl'NIPs, que va a ro, Jar quizs los ms l ugares c u ajados de hi stor i a fresca, verrte todava no escrita an, conve -sada rtc ho m b r e a h ombre de testigo a testigo Son cincuen t a n i os con e l indice d< I n t elige n cia m s a l to que h aya n obse r varto l as p1 i meras maest r as de l lu gar, del CP n t r o Esco l ar Cam il o Cienruegos, al p i e de t i er r as de pelea ayer y d e sie m b r a h oy La h i stor i a del v i aje de estos cincuc nt a muchachos, desde su montaa hasta P l ll ano que n u n ca antes v i ero n es pa1a nosotros. junto con el convcrtimie n to de los cuarte l es e n escuelas, l a pgina ms he r mosa que ha escr i to la revoluc i n dP~ d~ el lt i mo d i sparo de la gue r ra hasta los das que corren. Y la histo ri a es co n m ovedora. A pedazos l a va u n o sab i endo de todos los que trabajan en E l Caney : Fidel ll am a l a Cap i tana de l grupo de l\iaria n a Graiales co mo por e l da ve i nte d el pasado diciembre : -Isabe l tenem os q u e traer l os p 11 me 1cs mu c hachos para que pase n aqu las Navidades r emp i ece n a estu dia r. Vete a buscarles l sabel Rielo Rodrguez cu m pli l a or rli>n Sali ro n d os soldarlos rlr su hata lln Ma ri ana (;l'ajales, ron l a soldado A1arelia \costa Pompa y con Rila Gar ra RPVt ... S, caho. F'llP1 on orho dia s d.e viaj(:> :1 pi{\ subiP t 1C1o mo111nf1a~ hn sla los l ug;,11~ y:1 nomb1':11. l o~ hu:-.C'anrt tl nio~. convenciendo mnd 1 c's y regrlsrmdo In C'n pitana s i n zapatos y <'on lo s ) ics las t ima dos pero con cincuenta murhaC'hOS t)or dela nt e "que e r an como caballiH>S del cl1: ::. iba rn i hr1:mnno m:1:vor, o mi pa c hf' 1 1 1ui"i. l o mnlm(ln los P!--b irros, f'I<' La li ist ol'ia cll lo :qu c i 10 !'> hs.1 i gos clC' l a ~UN'l'A, ch lo:-. hutrfanos, df" los hi jos
PAGE 5

' -- / ._ ---~. .. ..... A rriba: los h ombr,s tribajando en la """ construccin de la Ci u dad E.,colar -" Ca.--:-. milo CienfU(lf!Os". Ab;So: una vi s ta de .lo construido hasta el present.e. l ...... -~ .... .. .... ...... t ..-'$ u \ ... \ e ..

PAGE 6

6 rlonde es t la Cap it ana co n e ll os y las ayudantes li diando co n "los inqu i etos ca hR llit o~ dPI rliablo Vamos a ver l os a con versar con e ii os r.Iuchos tiene n e l pe lo q u e l es cae sob r e los h omb1 0s ~o es qu e ali~ Pn l a montaa se viva co n e l pelo l argo, PS l]ue es honra, como mod a de h r oes, IPnPr e l pe lo en cascada "Tengo el problema -qu<' es rlemasiado t riste : te ni a rlo s hP1mani1o s: r ri-ri it PI rio IIP La P l ala y ~r l s a~ t r ahoRados, a1 m a r l\J' un ca m \:,; f.;<' ~upo 1 0 PIios f> 1 <'g-unta m os a l a Cap ita na Rie lo, al ,zuna ('Osa i rn pH sionan t e quf> ms r P.cuc c l r, dr1 v i a j P dP los ni os y viene l a a n dota: -Si, cuando pasamos de l as Vegas de J i ba~oa na c i a ac{ que ya ibamos hacia el iiano SP \'ieron debajo l as lu ces de Las f\fe, cdes. entoncEs hubo uno d e ellos que J e t oc' el h.:;mbl'O a 011 ~ l e di jo en J ,i o ~r uridad di ) la noche,: -Oy,", m i, A < 1 uP hajilo tiPn e las es 1 l' <" ll as ,s r put'h l o f: r a I n 1wi 1 rn. ra vrz. (JU(\ vria n la lu7. eh'< lli ,a Dt>s ce n diemcs de ma mbi ses r 1 1Jieni-s haban tra1ado dP li bera r l a Pa tria c i ncuen 1 a ao!-: atl' ~. ahora vea n poi pri m era VPZ una s extra as estre ll as que se mantenan bajas sobre l a penun h1 a dP ia msdrugadita de un caserio Pero so n r:incuenta muchacho s ya y por prii,;1era ve z se se ntaton e n l os p ll pi t res de las aulas ter mi nada s y e mpez a ron a apr ende r. E n ta n to cuatro compaas del Ejrci t o Re b e ld e t ra bajan alrededor de e ll os, con obreros y con campesinos mi ent ra s se va lleva nd o a efecto cu mp lir el s i gu i ente pla n : Creai el Cent r o Escolar "Camilo CiP.n fuegos", una ciudad PSco l ai con capaci dad para v e in te mil ni os, todos del vasto y f uerte mundo de la Sierra Maesi" La ciudad constar de tre in ta y cinco unirla d es y cada u ni dad de nu eve esc u e l as co n d os aulas cada una ocho dormitorio s y ocho co m e dor es. E n cada aula rec i bi clases 1.r e in1 a y dos a l umnos y en calla dorm it orio habr se t enta y seis nios Ca ll a un id ad t e n dr qu i n i entos setenta y seis alumnos. L a C i udad Esco l ar est ubicada sohre un territorio de quini~n t as caba ll er i as q u e l e se r vir pa r a abastece r se d e <'SC le1r it o1 i o, y al efecto se van a fa bricar en CS I <' t rrr i torio cua r enta y dos in clustr ia s de embutidos, cons e rvas, zapa to s lad1 ill os etc. Se va a co n s truir un AProp u e n o Inl P rn ac i onal que s ir va tam bit 11 1 a at1 af'1' el Turismo h ac i a la S i e r,a Mars 1 ra Se constr uirn c i en t o cinco campos d epor tivos para los muchac h os con var as p i sc i n as pequeas y una gra n piscina para comp etenc i a in ternac i onal. U n estadio para c u arenta mil fa n i cos, y un gra n Parque Zoo g i co, ade m s de h osp i ta l y teatro. Los maestros d e este cent ro van a L<'ncr s us casas e n la barr i a d a 1a C SI' <'S l hacic,ndo al p i e de la Sie r ra MaesLra donde cada hom bre sabe consc i en t emente que c~t co n s truyendo el fu turo de un pueblo pequet',o y feliz"; en La nto uno p i ensa en aq u e lla s pa l abrf~ co nm ovedoras: "mil'a qu haj i 1 a s I ene l as <'~ I r t' ll as rst" pu<'b l o". Y p i cm:t.a Ut m hi(' n 0 n las nu evas esl rc llas que han Pm :,pzncloa bajar de la Sie rra Maesua POR l'Rl ~IER,\ VEZ SE SEN'T AR ON EN LOS J 'UPI TR ES DE LAS A UI-AS TERMJJ>;ADAS Y E~ IP EZARON A AP.ReNDER

PAGE 8

STIRLING MOSS, SUBCAMPEON MUNDIAL. FUE LA FIGURA PRINCIPAL DE LA SEMANA DE LA VELOCIDAD. EL ESPECTACULAR VOLANTE BRITANICO IN I CIO LA CARRERA DE CATEGORIA SPORT ('ON VENTAJA DE VAR IOS METROS Y DURANTE LOS 250 KILOMETROS SE MANTUVO AL FRENTE. OBTENIENDO LA V I CTORIA POR AMPLIO MARGEN. JACK BRABHAM, CAMPEON MUNDIAL DE AUTOMOV I LISMO, TUVO QUE ENTR AR A REPARACIONES LUEGO DE OCHO VUELTAS LE INFORMO RAPIDAMENTE AL MECANICO LOS FALLOS DEL MOTOR, VOLVIO A LA PISTA. PERO MINUTOS MAS TARDE TUVO QUE DETENERSE DEF IN IT I VA, MENTE. UNA ESTRELLA NACIENTE DEL AUTOMOVILISMO, PEDRO RODRICUEZ. DE MEXICO ., EL JOVEN PILOTO FUE. DE PRINCIPIO A F I N TENAZ PERSE, GUIDOR DE !.!OSS. LA CONQU I STA DEL SECUNDO LUGAR EN PUGNA CON LOS MAS NOTABLES PILOTOS DEL MUNDO, CONSTITUYO UN EX I TO PARA EL JUVENI L DEPORTISTA MEXICANO : 8 La Semana de a Velocidad P o r GAB I N O DE LGA DO

PAGE 9

Cien m il es p ec ta dores s op or taro n l os r ig or e s de u n fu e rte s ol t r opica l p a ra disfru t ar d el Gra n Pr e mio L ib e r ta d en q u e S tir lin g Mo s s, sub-c a mpen mun d i a l d e au t omo v ilismo o b tuvo la v ic t or i a As s e p u s o p unto fin a l a l a S e m a na d e l a V e lo c dad, que con vir ti a Cuba e n ca p i ta l d e l mu n do automov i ls ti c o La ac tiv i dad f u constan t e en el A u todr omo qu e s e cons tru y e n e l Aer o p u e r t o d e la Fu e r za A erea R evoluc i ona ri a Pil otos n aciona l e s e in terna c ionales, l o s m e jor es d el m undo c on muy p oca s aus e nc ia sh i c i e r on vi VI' l a s ana a l egria d el d epo r te d e la ve lo ci dad a mile s de es pec t adores e n l os t r e s d as de c las i ficac i o n es y ot ro s t re s d e co mpe t e n cia s J ams e n C ub a y pocas v e c e s e n el mundo h a s i do posib l e re u nir p il otos de envergad u ra co mo fu posib l e para la justa fin a l. Representa n do 14 na ci o na l idades y encabezados por el campen mund i al Jack Brab ham de Austral i afueron ms d ~ 40 los co m petidores que res pondieron a la arrancada de esa competencia f i nal : L a carrera para autos de categora Sport Con anter i oridad los ases na ciona l es, tanto en motocicletas como en diversas especialidades automov i lsti cas, hab ; an dis9uta d o el G r a n Prem i o S i erra Maes tra. Entraron en accin luego los i nternac i onales El Gran Premio de L a Habana v i a l os mejores p il otos del mundo, de la nueva catego ra Frmu l a J un i o r y tam b i n a astros internacionales de l a especialidad de G r an Turis m o. Fu e l "Gran Prem i o Li ter t ad" s i n embargo la activ i da d de mayor atraccin, Brabha m ?,foss, Trint i gnant, Bonn i e r l os mejicanos hermanos Rodrguez, Schell. Shelby, Gur n ey, Co n s ta 'lt i~ c Grcgor~,. Von Hanstdn \ Na r d Sachs y No1 i nder, pocas veces coinc i den en una pista a tomovilstica. Ello ocurr i en La Habana y fu asi que no slo se movilizaro n afic i onados de toda l a nacin s in o tam b in lle garon en gran nmel'o pl'oceden tes de otros pases. La m entable m ente l as m qu n as no so ~ ortaron los mpetus de los pilotos. E l cil'cuto de l A u todi'omo que la D i recc i n Ge n e ral de Deportes y e l I nst it uto Nac i o n al de l a Industria Tur s tica co n s t r u yeron en Ciudad Li bertad, empleando las pistas de ater r izaje d e l Acrop e rto de l a Fuer ~ a Ar ea Revo l uc i ona ri a y un tramo d e carretera y tou l vard de l a zo n a res i denc i al, co b r s u e l evada cuota de rotu as m ecnicas E l automovilismo actual h a llegado a un elevado g r ado d e perfecc i n e n c u a n to a l desarro llo de velocidad('!; pero con sa crif i cio q ui zs exage r ado e n l a co n se r vacin de l as m q ui nas. i\1o t ores frenos y neum t i cos se dest r uye n con fac i l i dad a t an e l evad11s ve l ocidades s i n pode r cum plir e l r ecor r i d o s e ala d o Fan gi o, el gra n ma e s tr o d e l v o !an te dij o cierta vez : Ho y lo impor t a nte es g an a r c on la meLos mod e rno s c och es d e c om pete n c ia alcanzan ve locidad es e l ev ad s m a.s. En l a recta pr inc ipal d e l c ir cu ito d e Ciudad Li be rtad l os m s pode r os o s auto s al ca nzar o n 285 kilm e tro s por hora, Las f racc ion es d e se gundo qu e se ganan e n cada vue l ta s uman lu ego l a ve n ta j a qu e d ec idir un a carrera 9

PAGE 10

nor velocidad posible''. La conservacin del coche es factor administrativo del piloto, pero la competencia que se es tablece en la pugna por alcanzar el primer lugar quiebra la ad ministracin El caso de Stirling Moos es tpico Se le considera el mejor piloto del mundo, pero jams ha ganado un campeona to: Rompe mu chos carros. Moss es mal administrador de coches. Apenas inicia lleva su mquina al lmite mximo de velocidad. Si resiste, gana. Si no, regresa a pie y lo deja destruido en cualquiera parte del circuito En La Habana no vari su tctica. Al producirse la arran cada sali al frente. Y a l frente se mantuvo todo el tiempo hasta completar las cincuenta vuel tas. Resisti esta vez la mqui na -un modelo experimental de la casa Maserati que se perfec ciona para futuros empeosy el pequeo britnico gan. Fu para los espectadores cu banos una gran satisfaccin ver e n plenitud de accin al famoso piloto. En dos ocasiones anterio res en Cuba no le vieron com pletar siquiera diez vueltas. Es ta vez cosech aplausos y por igual los recibi un jovencito mexicano cuyo nombre fulgura ya en el firmamento internacio nal del espectacular deporte: Pe dro Rodrguez. De principio a fin, el novel pi loto fu tenaz perseguidor de Moss, y si Cuba fu escen~rio de la consagracin definitiva de un nuevo modelo de auton1vil de competencia, que ak~nzar renombre universal, igualn 1ente los cubanos presenciaron la
PAGE 11

lismo stos d est ruyen. Muchas promesa s pierden fa vida en ese perodo de instruccin La in ge n i e ra automovilstica ha desarrollado ta n to l a po t en cia d e las m quinas que stas han tr aspasad o ya los m ites extre mos de seguridad Los diri gentes int e rna c iona les han com prendido la trgica rea lid ad y a travs del ndice de reglamen taciones adoptarn limitaciones que permitan aumentar el dic e de prntecc i n. L a reciente creac i n de la mula Junior parece e l camino fu t uro La potencia est limita da y po r o tr a parte, el costo de produccin de las m uin a s se r educe co nsid er ablemen te En esa loca c a r rera de perfecc i ona m i ento, los precios se elevaron, e hici eron d el d e porte de la ve locida d un a actividad excl us i vs ta, l imi ta da a los potentados. En tre 14 y 20 000 dl ares flu ctua ba el precio de compr a de uno de es os blidos. Los peque fi os coches d e mula Jun io r, que los cubanos tuvi ero n e l privilegio d e ser de lo s p rim eros en el mundo e n ve r en accin, a travs de dos com petencias de la Semana de l a Ve l oc id ad, t i ene n un valor apro xi mado e n fbr i ca de tres mil dlares solamente, pero ofrec
PAGE 12

12 el TEATRO g E s'licula b A ila can T a R ie II O ra ... SE TRATA DE "MAM8t", ENSAYO GE NfR \1. SOBRE LAS 0 T,\BtAS. Cl.JBA tl-' CHA POR SU INOF.PF.:,,.'nf:NCTA fN t} :'--A CORl:OGRAFIA OJFICTI. DE RAMIRO GUERRA SOBRE MOSICA DE JUA1' BLA~CO.

PAGE 13

por red bloy Fot os de Korda ... Y al abrir sus puertas lo hace con "Mul at o ", danz a moder na origina l de Ra miro Gu erra, "pinto resca Image n de un pueblo que busca su forma definitiva", segn nota de l programa. Este joven co regrafo ha demos tra do lo que ya sa bamos, pero que tanta gente de espritu anqu ilosado no ha querido nunca admi tir, que en Cuba se puede hacer de todo, y hacerlo bie n. En un len guaje s encillo, dir ecto, apre tado y actual -con e l movi miento y el gesto, que puede expresar lo i n expresa ble ha logrado transmit i r una imagen que, siendo cla ra no ha teni do que cede r a conces i ones vulgares. Plasma r la ca de Amadeo Roldn, tambin cubano, sin subordinar la danza a un simp le "acompaam i ento", es uno de sus mejo res aciertos, a pesa r de que la partitura est im pregnada d e co lo r local. "Mulato" sale, por consiguiente del mbito carna va l esco, frvo lo, y entra de lle no en la ca tegora del baile universal sin perder por ello ninguno de sus atributos verncu ESTRENADA POCO DF.SPUES A TEATRO LlENO. MAMBI". PR OBO DOS CO SAS : QlJE LO DJF'C'J, NO ES NECI:. SARIAMF:1'.'TE INCOMPRENS JRL F. Y OVE rr. CC'f RP O nE 8-\_TLE P UEDF. 1 .1.EG \ R TAN r.nos CO'.\to LA VOLUNTAD DEL PUE BLO QUE LO RESPAJ.DA. 13

PAGE 14

... 1 4 los. Ah est un pedazo de Cuba se nt mental a l que han contr i buido, co n sus di seos, el cubano A n drs, y un cuerpo de ba ila rines cubanos "de todos los colores", rompiendo lanzas revolucionarias contra los prejuicios racia le s HACE TRES ~IIL AS'OS .. Los orgenes del tea t ro se remontan a los or genes de la civilizacin pero eso es tan remoto que nadi~ l o ha podido tra zar. Sabemos en camb i o que los gr i egos, h ace t res mil aos r e nd n cu lt o a Dio nisios, ms tarde llamado Baco por l os roman os, dios del vino y de la v ida Los primeros adoradores de Baco fueron las bacantes Para festejarlo se reunan de no che, en pleno campo, a lum brn d ose con hachones, y se entregaban a toda clase de e x cesos. Despus d e ba il ar, al son de c i ertos instrumentos pr i mitivos, e n to rno a una res la descuartizaban pa r a devorarla cal i ente y lu eg o prorrum p an en alaridos y movimientos desorde nados. Era un a embriague z ertica, una ORGIA De ah vi ene la palabra De la borrachera y del amor, por co nsiguiente, n ac i e l teatro. Pasaran muchos aos antes de que fu e ra "u na c2.te dra d esde l a cual se puede hacer mucho bien al mundo", segn dijera e l gran nov el is ta ruso de l siglo pasado, N ic ols G o go l. Aquellas bacanales fueron evolucionan do, "h aci n dose drama" 1 sin pe rd er nun ca s ti carcter ert i co religioso (y lo religioso, por entonces tena fuerte sabor sensual) hasta q u e vi n o Tespis, 500 aos ms ta rde e introdujo una especie d ~ dilogo, se ntand o as las verdaderas ba ses de l tea t ro. Mucho ha llovido desde e nt onces, cinco diluvios y l a tier ra se ha anegado en llan to Y en l a sa ngrems d e una v e z pero el teatro ha ocupado siempre un s i tio destacado en las preo cupaciones del hombre En el fo ndo e l teatro es la vida misma la sed de co municarse que habit a e n to do ser humano una resp uesta a su razn de ser que siempre, en to do mom ento, r ecla ma esta palabra: accin Slo que en e l dra ma la acc i n t ambin e s emocin sacud imi e nt o, euforia (y aprendizaj e, y lucha) y el hombre necesi t a para seguir luchando en el g ran teatro d el mundo y de la subs i tencia, el pan espiritua l qu e le brinda el "EN LA M US IC A CUBANA -DIC E ARGF.LIERS LF.ONLA MUSICA DE LOS GRUPOS AFROI0 6S HA OAOO MAS D E UN I N S'rRUM E N TO, M AS D E UN GI R O, MAS OE U N TE MA ESTA HERMOSA VETA HA DADO L UGAR A NUM E ltOSOS APOR TES: 0 6 AQUI HAN SAUOO M C I !OS GENE ROS Q UE HOY SE ES QJCH AN EN TODO EL M U NDO

PAGE 15

teatro de las tablas .;UNA HISTORIA ~ANAL? Segn algunos historiadores compla cientes el teatro en Cuba ya tenla carta de crdito cuando llegaron los primeros colonizadores espaoles, adjudicando a los "areitos" un parecido con las fiestas bquicas gr ie gas. Los i ndios siboneyes, de acuerdo a l cronista Hernn y Tordes illas, "cantaban toca ndo su tamboril, yendo asidos de las manos, de uno en uno, can tando y gritando el primero, y respon diendo hombres y mujeres, y otras veces ellos y e llas de por si, y bebiendo del v ino que hacian del majz y de otras co sas". Es pos i b l e. Pero los siboneyes -,ran salvajes y no pudieron o no les fu per mitido ir ms lejos, y con la quema del cacique Hatuey, se acabaron l as esperan zas de un teatro nacional indgena. Un grupo /le in trpidos valientes bus cadores di> oro, las encom iend as y la tris t.i>za. lieron remate a esas esperanzas y finalmente extermina ron a la poblacin misma borr11ndo su presencia flsica del mapa de Cuba Los aventureros, presi diarios y gentuza de toda laya que vino a es ta t ierra "ms fermosa''i tena y tuvo por nico teatro e l enriquecimiento fcil, el crimen y la consecucin de sus place res primarios, durante muchas dcadas. Has ta 15 73 no se obtienen noticias de a lgn acto que implioue representacin y nos la ofrece e l cab ildo habanero, donde s<> l ee en un a de sus actas: "que por cuanto la fiesta de Corpus Chr isti. . y para Que vaya la procesin con ms so lemnirtad y regocijo, se trate en Pedro Cast illa para que saque una danza . Es necesario dar un sa l to La isla est escasamente poblada y sus habitantes ti e nen nue defenderse de los p ir atas de los capitanes genera l es y de la exube r ante vegetacin pensando nicamente en la mejor manera de desarrollar una eco nomia agro-pecuar i a que l e perm it a vivir, y como esto, vivir es una proposicin in soslayable y bsica, a esa necesidad con centra todos sus pensamientos y esfuerzos Transcurren ms de dos sig los de os curo bregar, mientras en Espa/\ florece el oro de s us poetas: Lope Caldern, Tirso Guilln de Castro y Alarcn en la esfera dramtica De esos fulgores lleLA NOCHE DE SU PR F.SENTACfON EL GRUPO FOLKLORICO DIO EN E L "BLANCO" Y DOS MIL P ERSONAS S E QUEOA RON SIN AS IEN"J os RJE UNA NOC HE DE VIRTUOSISMO EN E( MEJOR SENTIDO UN PUBLICO HF.TEROGENEO Y EN'l1JS IAS f A SIN TIO a. HECHIZO DEL EiSPE"Ct ACU 1.0, QUE EN NINGUN MOM.Em'O DESCENDIO A LA VULGARIDAD. 15

PAGE 16

gar,an refleios a Cuba con mucho retraso, y hasta 1740 no surgira la prime r a obra del patio "El Princioe .Tardinero", de autor debatido Ce,ca de 1800 abundaban, se dice las representaciones de l os me jores autores espaoles, pero l a poesia que se usaba en las co m edias e ra califi cada de "soez insolent e y sin g ra c ia al runa". Hacia 1840 s e construye el teatro Tacn, calificado por algunos viajeros ilustres como "uno de los tres me jores del mundo" aunqu e sus representacio nes /"si el tiP.mpo lo perm i te" ) dejaban bastante que desear. Forzosamente tenemos oue hacer un rpido bosquejo. Hacia 1857 Jos Agus t n M i lln escr ibe "Un Velorio en Jess Maria", p i eza en la que fusti ga a los qu e van a matar su hamb re a costa del dolor ajeno. Por e!'ta poca, segn eJ historiador Arrom se produ!P.ron "madurados fru tos". En cambio. durante e l periodo insu rr ecc iona\ (1 86 8-1901 l la produ ccin es "na rea" De ese periodo tu vo repercusin "P erro Huevero, aunoue le Quemen e l ho cico", de Juan Francisco Va l er io (1869) que se puso a beneficio "de varios in se l vPnfos", e n ~I t.atro Vil!anueva. Era un sainete cargado de intencin poltica : H4v uno esu,ch<1 veud4 en c:I monte fl ouciu11c: pan, que lo it1diano gente lltgar a sus Jo l da.s pueda Es decir, donde peleaban los insurrec tos por l a libertad Y despus .. ;Que viuan lo.s ruiseores qe te alimcnt.an con caa.! Momento que algn exaltado enco n tr propicio para interca l ar: 'Y muera Espaa El delirio. Suenan tiros. Confus i Cae gen te herida. Otros corren, gr i tos, los vo l untarios reprimen. Cierta o no la dota. aquellos sucesos tuvieron fuer t e repercusin poltica, si b i e n el perro hue v ero, com o obra de teatro, no tuvo gran estima. En 1886 Aurelio Mitjans deca que "en lo relat iv o a l teatro .' vivimos resignados a la posicin de espectadores indiferentes y pasivos atentos a cada desembarco de Mj i co o Espaa para divertirnos sose gadamente con las piezas dramt i cas que traigan". D es de mu cho antes, y hasta nu estros das el teatro vernculo e ra el gnero bufo, que muchos denominaban "hastardo" poroue "lastimaba los castos oidos de una joven". La produccin in s lar de los prmitivos "jueg os de escar nio" slo g anaba denuestos. Para cor,-eg ir es tos males, Mitians propone fomentar y estimular el desarrollo de la bu ena co m ed ia". Y ll ega la Repblica, que l o es a medias o e n tercera, pues trae consigo e l pesado lastre d e la Enmienda Pl att (Ver INRA, nm e ro d el m es de e nero) Duran te la primera dcada nave g amos co n las truculencia~ de Echegaray, h asta LE PRf:GUl'ffAMOS A FRANCISCO MORIN QUf. OPINABA DE LA OBRA ( "LA PRO A R[S. Pl:.!UOSA". DE SARTRE! Y NOS DIJO QUE NO : U PREGUNTAMOS QUE PENSABA DE SI MJSMO Y NOS DIJO OUE 1"0: LE PREGUNTAMOS QUE SI TfNJA ALGO QUE A~AOIR \' NOS DIJO QUE NO. MORJN OPfNA QUE LAS OPINIONES NO CUENTAN LO QUE CUENTA ES "EL TEATRO".

PAGE 17

que en 191 O se fl1nda la Soc i edad para el Fomento del Teatro, descollando Jos An tonio Ramos, pos ibl emente el pr im e r ex pone n t e d e un teatro cubano serio, con arr es l os, en todo ajeno a "burla bur l ando" S i ". u c Pn 1912 la So c i eda d < le Teatro Cubano que an i da a Snchez Galar r aga, pero estos esfuerzos n o log r an materia lizar una produccin idnea, de alto v u e lo, y PI pbl i co poi otra parte no responde, d<' m anera que slo oueda se forta l ece y gana adeptos e l co m batido nero b u fo, con s u s chistes "lle m ala l ey" y su mo r a li dad "dudosa" S i emp r e e l mi smo e n sus fundan1entos podia decirse de l gne ro l o que escr i ba h ace alg unos aos Ser gio Aceba l: P rtsc-it 1dit n d o d d g 11a jiro dtJ gallego apla1an ado d e fa parda cumband 1t r a y dd m orn 1ir o 'ta{io puts tntonct s de j a r a d t ttr t eatro cuban o c o mo dejar ti '1' 1 co aj i a co de ser a ji ac o sin la agujita ae puerco el vtrdt pltano mc1cho, el iic1me la calab-aut y l a y uca y d boniato. E l pblico actual, sin emba rgo h a vuelto la espa l da a l teatro bufo. ll egado e l m ome n to supremo de "fomen tar y estimu l ar e l drsarro ll o de la buena comed i a" c om o propona Aurelio M i tjans? y cmo! Co n la r e volucin t1 i unfante le lan ll egado ll Cuba todos l os momentos, en particu l ar aq u e ll os d e fom entar y esti mular", y quien dice l a buena co medi a dice tambin l as bue n as costu mbr es, y es costumbre buena sP n tirse libre y soberano, s in tutelajes po ticos ni econmicos, li bres pa r a e x presarse y libr es para pro ducir, e n tre otras cosas, buen teatro NACE UN TEATRO Es pos i ble er i gir un h e rmos o, m ag n co ed i fic i o, iluminad o perfectamente, con una orquesta, pintores, una buena aclmin i st.raci n un director y que, s in embarg, no "e x i sta" e l teatro Puede S DE OP!r,.:AR 0CERD10S -~ OS D'CEL-.' TEATRO E~11NE!'-.lntE1''TE :"--.c,o~ .\UST.-\ ;xc:utRE \fOS P1-TS, LAS OBR.,,.S \f-\f'
PAGE 18

pectculo de pugilismo o lucha libre, que tambin es teatro. Pero no seamos tan amplios que desbordemos al mundo. El nuestro no pretende abarcar tanto ni quie re conf o rmarse tarr,poco con ser simple mente "teatro dramtico". Aqul habr, tambin, msica y baile para el pueblo, d e la ms alta calidad, que tambin e l pueblo sabe apreciar lo bueno cuando se le ofrece con honestidad. UN TABLADO PABA EL PUEBLO La direccin de l teatro est clara. Para que t e sea "una ctedra d es d e la cua l se puede hacer mucho bien al mundo", no puede depender de una lite de af i cio nados o de otros sectores minsculos de la nacin. Tiene q ue e x tender sus bra>.os y abarcar a todos los cubanos, d e todos los credos y razas y posiciones econmi cas, y a todos los que vengan a esta Cuba revo lu cionaria a comprobar sus bondades. Por consiguiente, habr precio nico y mdico pa r a todas las localidades Y una estrecha co l aboracin con la C. T. C. Re voluciona ria (Confederacin de Trabaja dores de Cuba), la Fed eracin Estudian til Universitaria y los empleados pblicos. Se piensa, adem s, movilizar a las escuelas nacionales y privadas para que afluya tambin a las salas del teatro la poblacin esco l ar, puesto que los nios, l o dijo quien saba, "son la esperanza del mundo" ( Mart) Para stos ( mil nios en cada funcin, en l a sa la chica, Covarrubias; 1,700 en l a grande, Avellaneda) habr tandas especiales diur n as, cumpliendo as l os deseos expresos de nuestro lder ximo, Dr Fidel Castro, y del joven y dinmico Ministro de Educacin, Dr. Ar mando Hart PARA LO S QUE F.SC RIBEN JAUJA. Cundo en Cuba se podia escribir y nada menos para el teatro? Gacetillas crnicas soc i a l es y ditirambos para el trapa de turno, siempre. ; Pero escri bir? Escribir dramas, comedias, nove las? _cundo y cmo? Al g unos h roes hubo! De hroes es tu vo pob lad a la sierra y gracias a ellos somos libres l os cubanos. Una vez ms e l panorama ha camb i ado. Y cambiado ra dicahnente, como era menester! Porque la raz es e l hombre y el hombre cubano s i empr a estuvo proscripto en su propia tierra. Prximamente e l Teatro Nacional Cubano (T N. C.) abrir un Seminario de Dramaturgia, para el que ya hay ms de 140 vidos alumnos. Dicho seminario llevar ej nom bre de Jos Antonio Ra mos, nuestro ms distinguido auto'!' En tre las personas in scriptas hay algunas conocidas de la profesin, pero en su mayora l os nombres son nuevos. br, entre ellos, un Ibsen cubano? un Chjov? !Cuntos genios ignorados no se han perdido en nuestros campos y en todos los campos del mundo sin que tu vieran su oportunidad! Por eso, decimos, para los que quieren escribir (y para l os que quieren soar, y vivir, y ser hom bres) esto es Jauja. Para empezar, los seminaristas tendrn un libro gratis CO MO ESCRIBIR UN DRAMA, de Ljos Egri. Luego vend1n algunas presencias ilustres, J ean Paul Sartre y Arthur M! ller, entre otros. Oportunamente habr una sala de teatro experimental, no tanto en el sentido inmediato de l as audacias de vanguardia, como e n el inmediato de "experimentar con lo que s e tiene y se hace". Es decir, q u e l os autores noveles podrn ver sus obras en accin, discutir las, sentirlas, no ya en su fuero interno de creadores, sino en la acera opuesta, desdobladas, otras que ellos mismos y, tal vez, enemigas, interpretadas, vista s y sentidas por otros. Verdadero teatro ex perimental, escue l a y ateneo, todo en una pieza. Alli se darn cursos de historia de l tettro cubano y universal, psico lo ga e historia de Cuba. Hay ms? Por supuesto Estn en vias de publicarse seis obras de seis autores del patio en ingls, francs y -espaol. Y sigue. Se contratarn cinco autores pro fesiona l es y cinco no profesionales, con sueldos de 200 pesos (dlares) cada uno por dos aos para que trabajen! Para que trabajen en lo suyo, sin preocupacio nes, para q u e puedan escribir por vez primera sin e l apremio de un m ercach fle sobre sus talones. Para que, puedan r espirar y pensar y crear! Eso es todo? cmo! no se sabe que estamos en la Cuba Nueva, donde todo es todo Jo im posible y mucho ms? El T. N. C. paga r a los autores sus obras (cosa nica, entre tantas!) unos 500 pesos por dere chos de repres entacin. Y sigue el verso, que aqu el canto es inacabable : en el nuevo presupuesto hay un premio de 2,000 pesos al mejor estudio sobre e l teatro bufo. !Jauja, seores! RUFO, RJ S JRLE 00\\IICO, BUFONADAS Y BUFONERIAS Con el advenimtento de la repblica, que era un apcope de REPUBLICA en cap i tales, una burla ante l as barbas im potentes y airadas de nuestros heroicos mambises, el t eat ro bufo se lanz por el declive inevitable, la bufonada puesto ntATRO, MAS QUE Fl. F..OIFICIO U.AMADO "TEATRO", liS LA FUERZA VITAi DE LOS SF.RF.S QUE LO PUEBLAN, SI ESTO ES ASf, L A ORA. ISABEL MONAL, DIRECTO R A DEL T N. C., ES EL ALM.4 DEL tliATRO, PRESENTAREMOS ES P ECfA<.VLOS Dt -! LA M.AS Al.TA CAUD A. O ", NOS DICE, Y CASI AL DECRLO LOS ESPECfACULOS COMIENZAN A LLO, VEl.1 DANZA, MUSlCA, DRAMA, fLOKLORE. 18

PAGE 19

' \ ' ... ' ' ' ' .. ~-.~ . ... ~ .. . ~ ............ -. \' .la. .... ..,_,..,.,.,. ....,,,., ,., .., .. .. .,.r ,. .. ... . ..... :-.. ,., ,. .. ~; 1 .... .,. > : .., .... . --..., . . '\/ / ' i ,, . (' ' ' I 19

PAGE 20

a ot 1l EC'fO O{' o QO. fST" oO T c. GO t' 7. AI JS7. .....,."T1CI. Et' SA "' c o >' >,LGI J ,a()S DE LOS M US1C0S Et' o. p lt()G l-' M ou ,.crr,noADl:S ou "' "" T "M f.l"TO Of. M\!5ICA ou oia lGE EL c,. a LOS ,,..,,.AS ,. ........... Ql.I; ..... ,.._,. .,.,.C." co:< F 1l C OJf.r \fO 1 .1 ,., ,. J._ ; l .. ... ,,. 1 . f .. ,..

PAGE 21

que en Cuba todo e,a y no pod a ser otra cosa, puro "relajo N io llo". Fermn Ror J!<'S, clrector de l clepa r tamE'nto dramtico d<'I T. N. C .. opna qu~ "P' adic i y arraio:o. y entronca Pn las ve na s ms pro fu ndos de l sentir y del vivil' naciona l y perdura. De este de nartamento s~ encarp.a el Dr. Argel i ers Len esoecialista en l 'l m 'lte1ia, y com positor de nuevas tendenc i as. Aou s i Pmpre se ha ouer i do soslavar la african\a de nuestra msica encerrnnola en el cuar to oscuro de las cosas nefandas. Darle vigencia a ritos y ritmos ha ~ta ahor~ constrP.idos a l a cuartE'ria hubie ra s i do, en otro tiempo, cosa vituoerabl e. ; Cmo sP. aver~en~;in alm.mos ros ou,os d~ las imourP.Zas de sus afluPntes! Las aves de raoia oue n os denredaban que ran sent ir se avPs del par~so. arios de sanr.re y de culpa. sPrafines albos. La m i ~ ne v. r a. cuando asomaha el rostro. Pra Pn l as <'o m parsas r,oli1iquPras Pn el c l ub nocturno aclulten1cto. en la mPntira Y nunr.a nucl i mo~ vPr un haile autn1ico. un autc'nt i co t0<1ue d e hat un ri l'l.l I ele sant('ria por<1u<' el pudor lo hah; a rlE>da ra/1 a1-t 1. Pero como dice el cop li sta Car los Puebla : Y se acab la divers i n: ;Lleg e l comandante y mand a (parar' L l egaron l os ba r budos, j0venes mam biscs de esta nu eva indepcndenc i a ver dadera, y lo q u e estaba ocu l to vi la luz, y lo que se mostraba co n impudicia tuvo que ocultarse Ahora se baila y se canta y nadi e tie n e mi edo Ahora se re y se ll ora y se gesticula libr emente. ;E n el gran t eatro d el mundo estamos li bres de p r ej ui c i os' 21

PAGE 22

ntraciones d e esta.~ do s n los d el En ~s ~ealid~. e'!ban:i;;;! ria Y e n s1: r efleJS, eonoe,o smo lucin. Am padre qu!:_ no ue vive la R ev o readora que lo s del nmo_ q de la fu ena e testigos bos son Cuba Libre. mueve a 1 1 1 1 ,!...,. t ,. ,, .. r ...... ~.,. .. ... ,, 1l 1 *

PAGE 23

YA NO ES UN LATIFUNDIO por GAS'TON OONZALEZ E L invierno cubano h izo u n parntesis y el etim juntos el bienestar para sus trabajadores. Y SURGE UNA V I DA NUEVA Vinieron los colonizadores y se apro piaron de las t ierr as. Al_gunas propieda des datan de ti 2moos remotos y de gente ya desaparecida. Se ocuoaba una mano de obrq h,uata para e l tr11bnjo ap-ricola y se obtenan ganAnci~s oue se-rvjan oara e nrioue cer a un puado d~ homhres i
PAGE 24

des. Es necesario curar l o e n l as c'lsa.s de t a'>!lco, guardar l o un tiempo ind efinido h as ta que apare zc a el comprador, sopor tar la p res e n c ia d e in terme diarios acdir al prstamo para sobrev ivi r. y ca da a o, cada inv i er n o. v e r c rP cer tas d~udas j un t o co n t as matas y los nios descalr.os sem i ana l fabetos, ayudando a sus padres y a S\1S madres, e n l os q u ehaceres agricolas u ho g areos acompaando al t r abajador en e l ca m po o c uid ando de los nios me nor e s en la casa. La ca.sa, dijimos? Quien no ha vis t o persona l m e nte las co n diciones en que vi a e l guaj iro cubano -Y de hecho, e n muchos sit ios de Cuba todava v i ve e n esas co ndi c i ones, porque re s ulta im posi ble resolver el prob l ema h ab itaci ona I e n un t i empo tan co r tono puede ima g nrse l as. Para lo s efectos de nu est ra his toria, baste decir que l a co operativ a H er manos Saz" est valorada a razn d e 50 mil pesos la caballera, porque s u s tierras son riou smas y l a renta que proclur.a es tamb i n de las ms a lt as de l a zona tabaca l era. Sin embargo los t raba jado res el guaj i ro de la finca viva h ac in ado en un boho con techo d e gua no, s n nin guna comod id ad )'li g i i ca, s in agua co rriente y s in servic io s sanitarios. En e l interior de esas misrrimas h ab it ac ion es, toda la num erosa familia cocinando co mi endo y durmi endo. La prom i scuidad y la mis e ria de esa gente movilizaron de in m ed i ato l os recursos de l Gobie rn o R e volucionario para comenzar a darle sol u cin por alli a uno de l os proble ma s m s agudos con que e nfr e ntaba A l gu n as de las fo to~rafias que ilustran esta c rni ca slo podrn ayuda r a f orm a rse u na i d ea superficia l d() la s cond i ciones en que Fidel encontr ese lu ga r HERllfA N OS EN EL TRA BAJO E l p l a n de construcc i n de viv i endas campesina5 ha s id o abordado por e l Go bierno Revolucionario de diversas ma ne ras En ahunos casos, lo s propios cam pesinos de la zona, ayudados por el pe -so nal del E i rcito jlebelde, han emprend id o la tarea de leva n tar las nuevas casas para los guajiros. En otros. se ha debido con tratar emprPsas espec i a liz adas para con seguir un ritmo aue permita una solucin roida a un p r oblema ta n agudo y e n tocios los casos los prop i os hene fici a r i os contribuyen cpn s u tral:aio {'Crsonal para levantar sus nuevas v i v i endas, ayuda dos por el Ejrcito Rebelde En el caso de la coopera tiva "He rma nos Saiz", se contrat los servicios de l in genie r o No yoa. qu i en ut ili za un s ist ema de hloau es nrefabr ic ados que reune l as c ua li dad es higinicas y de rapidez que l as c ir c un sta n ci?s e xig e n. Pero l a expe ri en c i a de l ingeniero tia psado, ahora. a sus colab or adores. Oficiales y soldados de l E i rci~o Rebelde, espe cialmente e ntr e n dos po r el in $en i e r o, r ea liz an e n l os c u a t e le s el trabajo d e fabr i car los bloques y las tozas q u e serv ir n d e paredes y te chos para los campes ino s de C ub a, qu i nes pega n los b l oques d e sus casas y sus escue l as en un traba jo h e rm a nado, -as i co ino la Revo l ucin ta mbi n h a h e rm a n ado sus asp i rac i ones y sus pos ibi l idad es En poco m s d e seis m eses de t rab ajo, ya e l nu evo batey to m forma E l ttaza do d e las ca ll es tom form a de calles, y fuero n t oma ndo forma i~ a l mente las ca sas y la esc u ela, l a cln i ca y l a tienda Los veci no s del viejo ba tey ll evaron a sus fam.ilia r es y amigos a ver s us nu evas moradas La gente se agolpaba enfre n te d e lo q u e sera el nu evo el verdade1 0 h gar de la f am ili a guajira; e n seaban el sitio dond e estar a la cocina y l os cuartos, e xplic aban m o funcionaran lo s arte factos d el bao y las comod i dades co n 2 4 qu e co nt ar an sus nuevas casas Los a mi gos se maravillaban d e l os proyectos a l igua l Qu e d e las e xplica c ion es. y otro tan to hacan l os visitan tes ext r aos, los qu e venan de toda s pa r tes a ve r c mo avan zaban las construcciones. UNA INJU S T I C I A RF ~ P ARA D A La coope r at iv a "Pancho P r e-" no fue excepcin e ri l a zo na o e n el pas De esa finc a se e x tta jeron las riou e za s s in pe sar en l os t rab aiado r es. El an t igu o pro pietar i o tena o tras fincas en la p rovin c ia y en to d as e ll as las condici on es de t r abajo y de vida d P los guajiros fu e la mi sma Pedro MP n ndeRodr guez, el' antiguo du e o d e "Pancho r ez ", fu e senador y ocu'X> ta m b i m el cargo de Minist,o d e Af(ricu l tura en e l g im en de l a dicta du r a. De aquella finca y otras d os, tenia esr.rituras d e prop i edad. pero el Gobierno Revo lu c i onar i o al es tudiar sus a nt ece dentes como ma l versador. descubri que posea una finc a. San G r ef(or i o, de la que ni s i Quie r a s e enco n traron rastros d e escritura d e p r opiedad Adems de las gariancias oue obtena de la explo t acin inl-iumana de sus semeja n tes y compat ri tas en S11 n Ju an y r.1art n ez. es t e seo r se permiti cobrar del erario nacional, d es d e 1955 hasta la caida de la dictadura por conce9tos d e gastos .. , ;... ........ ..... ,,. . ~ -. '. .. .. .. ~ -.-. .. -~ -: ; .. ...,...,.. :~ .... --. . .. ... V

PAGE 25

. .. DEL ABANDONO EN QUE VJV JA El CUAJ IR O CUBANO A L A S NUEVAS POBLACIONES FUNDADAS POR I.A REVOJ.UC I ON OFRECF.N BUEN. TESTIMONIO ESTAS FOTOCRAFIAS D O NDE LA MISERI.'Y El .'-TRASO HAN SIDO SEPlJLTt\DOS DEFINITIVAMENTE POR EL BIENESTAR Y L A ALECRIA Q U E l) I SFR IJ TAN YA .'-MPI.IAMENTE, Nll'IOS Y ADULTOS EN I.A COOPF.RATIVA "PANCHO PF.RF.Z". . )

PAGE 26

.. t. ENCARAMADO SOBRE EL TECHO DE 1.A FLAMANTE ESCUELA DE "PA NCH() PEREZ" FIDEI. Y StlS ACOMPAANTF.S DTS F R II TAN DP. UNA AMPLIA VISTA DE LA P()BLACION ENTREGADA Y LA ALEGRIA DEL PUEBLO Q U E LOS VITOREA Y APLAUDE. que hoy se bautizara co n el nombr;) de los nu e vos hroes de la ltima guerra de independencia, la que haba librado el pueblo para terminar con la ignom ini a Y para darle a la Patria una independencia definitiva la Independe n cia social y eco nmica. Se escogi a los hermanos Saiz, cados en holocausto de la lucha ms no b l e para que Je prestaran su nombre a la ~leja finca, y "Pancho Prez" se viste desde entonces con el nombre de sus hi jos ms quer i dos, y viven desde ese rin cn pinareo una nueva vida en un a cooperativa de ca mpesinos tabaca l eros. La gente que iba llegando hasta la cooperativa se encontr con toda una pe qu e a c iudad Sus calles alumbradas por faroles y en las aceras, frente a l as casas, pequeos jardines luclan sus werdes entre e l contra5te del concreto de las construc ciones y la tierra rojiza. Las casas. de un piso o de dos alineadas alrededor d el cent.ro comunal, con una hermosa escue la y una airosa p l acita en, el centro. La Ti~nda clel Pueblo era la envidia de los visitantes con sus escaparates llenos ele productos, ofrecidos con modestia pero elegantemente presentados. Los nuevos moradores l os beneficia r i os de ~ste nuevo pueblo, abran orgullo sos las puertas de sus casas para que l ~s vis i tantes las vieran por dentro y exph cnhan re11.~radas veces sin cansanc i o, con sat i sfaccin, las comodidades que ofrecan. Los vi5ta n tes, sorpre n didos de tanta he l leza y tanta labor en beneficio de los desposedos, paseaban su admiraci n por las calles, por las plazas. Se detenan en las esquinas a comentar e l con i unto a aclmirar la be ll e1.a de l paisaje. E l nme16' ro d e v i sitantes, pasado e l med i oda, era tan grande, que amenazaban destruir los prados y jard i nes, impacientes en espera de que comenzara el acto solemne. LA TIERRA F.S D E TODO S El acto que tendra Jugar aquella tarde del 24 de enero no ten\a nada de extra ordinario en l a Cuba actua l. Fide l Castro haba asistido a multitud de actos, se ha ban entreg ado mi l es de ttulos de propie dad de l a tierra. Pero aquella seria una ta,de nolvirhtblc para la pohlacin ni'1 rea, los hab i tantes del municipio d e San Juan y Martnez, los guajiros de l a anti ,::ua finca "Pancho Prez", hoy "Coope rativa Hetmanos Saz". Fidel lleg a la hora sealada Se en caram al techo de l a nueva escuela y se diri"i a la m11titud. Habl de las tareas d!' ;1 Revo l ucin y de l os p l ahes febril m ente e l aborados en la Sierra Maestra, junto con sus gloriosos compaeros. Enu mer l as tareas rea li zadas y seal rum bos a las nueva5 empresas del pueblo. Y toda la mu l titud all congregada, miles y m il es de campesinos de Cuba, de obreros cubanos. de so l dados y civiles, de visitan tes extranjeros, de empleados, profesio nales estudiantes, dueas de casa, nes y nios; todos los presentes y los que asistieron al acto desde sus aparatos de radio los cubanos y los pueblos de r i ca y As i a, l os pueb los C?lonales, l os pueb l os soj11zgados al 1mper10 econmico de las grandes naciones todos los que con los odos, los ojos o el corazn, asistieron aque ll a tarde a un acto nico. Asistieron al acto nico ms emocio nante que oueda dars ~ hoy. asistieron la entrega de los ttulos de propiedad de una finca, a los miembros de una coope rntva. La tierra ya no es ms para unos poros, sino para un conjunto de familias. La tierra que ahora har felices a los que la riegan con sudor, abonan con trabajo, la abren con sus manos para arrancarle una nueva riqueza cada amanecer Los que tuvimos la suerte de asistir ese claro da de enero a la entrega de casas y ttulos en la "Cooperat i va Hermanos Saiz", asistimos tambin a otro acto co y maravilloso. Lejanos l os dias y oscuros, cuando un cordn policial protega y separaba a las multitud es de los gobernantes. Lejanos Y muertos los das en que sobre nuestro pueb l o se Pnseoreaba, como un buitre sobre la carroa, el asesinato y la ver genza Hoy so n cla ros l os das y esplen dorosas las maanas. c uando Gobierno y gobernados, Gobierno y pueblo, so n una mi sma cosa. F1sos actos como el del 24 d e ene ro, l o pueden producirse cuando ex iste una unidad, como una Sinfona, de Pueblo y Gobi e rno Uni do el pueblo j un to a sus gobernantes revoluc i onarios, marchan al unisono en procura de su bienestar. En s us manos estn las ms grandes obras que pueda emprender e l hombre. En su~ manos est el dest i no de una Nacin Y cua ndo Pueblo y Revolucin, conductores y conducidos, el amplio y generoso Pue blo camina de la mano de sus lderes r e volucionarios, echan a andar por el ancho camino que conduce a la felicidad. Hoy ese camino est abi e rto en San Juan y Martinez, en la ms occidental provincia de Cuba Libre, en Pinar del Rio, a ll don de se juntan l os caminos de la Revolucin cubana y del pueblo cubano.

PAGE 27

t ~ ~/ v: . ,l.1 ?-: . ... .. .... . .... '" ,-... Los nuevos moradores ele la Cooperativa Hermanos Saiz, abria11 orgullosos las puer tas de sus ca.~as, exlira 11do satisfechos cmo la Revolucin le s haba camb ia do sus obscura.~ covaehas 110r confortables vhienda. ~ ... ... ,,

PAGE 28

por RENE DEPESTRE I

PAGE 29

D EL Estrecho de r.ibl'a l ta r a l cabo d o Buena Esperanza, del golfo de Guinea al go l fo de Adn sop l a en rfagas sobre Africa el viento de l a libertad. E l movi miento naciona l es ya una fuerza social irreversible Al iniciarse la postguer,a, r l despcrlar naciona li ~ l a se reduca a los pases rle Africa del Noite. del Medio Ol'ient.c y iltI Sudeste as i lico. P e ro rn los cinco ltimos aos el Africa ne g ra ad q uil'i tambin conciencia de sus derc <'hos a l a libre rlis)osicin de su destino En abr i i dP. 19!;5. so l amente dos pases neP'ros estaban representados en la de <'i s iva conferencia afroasitica de Ban rlo, i ng. En enero ltimo, en la segunda <'onferencia de los pueblos tic A
PAGE 30

r 1 nea, que haba respondido "no" al refe rendum de septiembre de 1958. gene r al hizo prolongarse l as negociaciones ser, n l a conocida amb i gua diplo,naria, y luego, el 1 6 de diciembre de 19:, la sexta sesin del Consejo Ejecut i vo do h1 Comunidad, en San Luis del S e negal de clar solemnemente que su gobierno es taba dispu esto a integrar la nocin de "soberana in ternacional" a la de la Co munidad franco-italiana. Impli ca ba esta nueva poltica confederal del general De Gau ll e, un reconocimiento formal dd de recho del Mali y de los dems pueblos de Africa a la independencia? Hey dere cho a dudarlo porque a menos de cultivar peligrosamente la contrad ic c i n, la amb giiedad y e l equivoco, no se ve cmo el degaullismo puede en Africa negra optar poi la emancipaci n de lo s p u eblos y p 0seguir en Argelia una atroz guerra impe rialista. En todo caso, cualesquiera que sean las trampas de la diplomacia degau llista los dirigentes del Mali quieren gozar plenamente de su independencia poltica y econmica. El camino que han tomado es irr eversible Inc luso si los dirigen tes se inclinasen a compromisos perjudiciales para el inters nacional del Mali, no permaneceran mucho tiempo en el poder, tan profunda es en el Africa de 1960 la presin de la conc i encia naciona l y democrtica. Lo es particularmente en el s.ud!', donde se lleva a cabo una expenencta econmica inspirada e n e l esfuerzo de Guinea asi como e n el colectivismo israe l. As es como desde el ao pasado se han visto nacer en el Sudn ki bboutz" africanos. Los miembros del Gobierno han dado e l e jemplo participando efecti vamente en los p l anes de educacin ru ra l. Este colectivismo sudans ha s ido lanzado despus de un recorrido por Js rel de varios dirigentes de la Un i n Sudanesa entre e ll os el primer ml nistro Modibo !{cita A su ,egreso al Sudn, entus iasmado s por lo que haban visto, decidieron aplicar a las particu larid ades del campesinado sudans los mtodos de l a economa rura l i srael, conocidos por su alto rendimiento y sus victorias sobre la erosin y la aridez del suelo. Una con ferencia de la Unin Sudanesa elabo1 un plan de desarrollo agrco l a. La con ferencia cre como organismo de inv es tigacin, un Instituto de Economa Rural para la formacin de expertos y de in vestigadores L a conferencia decidi tam bin la obligacin de l os miembros de la Unin Sudanesa, de los funcional'ios y de los estud i antes, de cump lir un servicio rura l de quince das por lo menos. Este esfuerzo rural co l ectivo tuvo tan to m s xito cuanto que en Africa se ig nora la propiedad indi vidua l de l a tierra y l a cooperacin es una forma tradicional de trabajo. Para este ao est previsto e l esta)) l ecimiento de un servicio ru r al obligator io. En un pas trgicamente subdesarrollado, es sta una so l ucin que da excelentes resultados, como e n Guinea por ejemplo, donde es aplicada la poltica de la invers i n humana. Esto suple de una manera apreciable la carencia de in versiones de capita l es extra nj eros, En el Sudn se hace participar patr ticamente a las grandes masas del pas, especial mente a los s in trabajo, en el equipa mi ento econmico de l pais: construccin de puentes, de carreteras, de represas; de centraes elctr i cas, etc . Es una espec i e de voluntariado nacional, de verdaderos "talleres de la espe,an7.a" para hablar como un ministro sudans. EL DESP ERT AR e DEL OONG O BELGA Ha s :a el mes de e n ero de 1959, e l ll a30 mado Co n go Be l ga, i nmenso pas del Afr ca cent ral par eca p e rman e<:e l' al margl~n el~ la fecunda torm e nta q u e aiota a tod r. el Cont in ente. Los colon i alistas b e l gas ;;~ apresuraron a int erp r eta r es ta calma co mo un xito d e su poltica. Segn e llos. e l t e1 nalismo l:e l ga no t i e ne nada rlc co mn con s u s vecino~ in gleses o franc e ses. Se ll egaba hasta a acreditar la idci de que l os d i versos pueblos d el Congo taban mu y satisfechos de sus "adminis tradon-s". pero e l sile n cio de l Congo era el ael mar . Una m aana de ener del 1959 el colonialismo belga se hall frente al fuego liber ado r que arda bajo l as ce nizas Leopoldville, capital del Con go, estaba en pie, con la llama pura d e la in dependencia e n sus ojos congo l eses ab i e tos hacia el porvenir. Hubo esq clia nu merosos mue1tos e n tre lo~ 111anifestant~s negros. Algunos meses ms 1.a,de. en Stanleyville segunda ciuclad del pas, l a polica disp e r s una asa mblea popular convocada por Patr i cio Lu,numb a, lder del iVIovimiento Nacional Congols, oca sionando una cincuentena de muertos y ms de cien heridos entre las masas con golesas. No hubo ms qu e un herido leve en las filas de las fuerzas de la repres in El im perialismo belga, enloquecido por e l despertar d e l Congo, arro jaba su cara pat erna lista y recurl'ia a los mto dos de vi o l enc ia que se desprenden de la lgica interna del s i stema colonial. Frente a la presin lib e r ado ra de los pueblos del Co ngo, la s autoridades belgas oscilaron durante meses entre la tenta cin de una poltica de r epresin y la preocupacin por canalizar el movimien to por las vas med i as de la simple auto noma int e rna La flota de guerra belga hi zo maniobras d e in timidac i n en el ro Cong. Se examin e n Bruselas la posi bilidad de una expedicin co l onial y los m e dios de eludir e l articu l o de la Consti tucin que proh i be el envo al Co n go de tropas re g ulare s de la metrpoli El pre supuesto de la Defensa Nacio nal fue au mentado de una manera masiva, que no estaba destinada solamente a cubrir los p1eparatvos belicosos impuestos por la OTAN. Al mismo tiempo se elabor un plan de "Comunidad belga-c o ngolesa". La ap l ica cin d e este proyecto, que salvaguardaba esencialmente l os in tereses econmicos del im perialismo belga, deba escalonarse en un pe1odo de cuatro aos. Se prevea l a e l eccin de consejos co munales y tc rrtoriales que, a su v e z, elegiran los consejos provincial ~s Estos ltimos de ban ser simples rga n os consultivos al l ado de la administracin colonial que continuara co ntr o lando la vida econm ca y poltica del pas. El p l an estableca una segu nd a etapa de evolucin, en ~I cut'SO d e l a cual los congo l eses serian lla mados a elegir verdaderas instituciones l egis l at iv as y a elaborar una const it ucin E inctluso en esta segunda etapa el podet ejecutivo deba permanecer en las manos d e un gobernador be l ga. Se trataba d e un estatuto de autonoma interna "otor gado" al Congo por la potencia dominan te y no de la independencia total n cg0< i a da sobre una base de respeto mutuo y de igualdad Los nacionalistas congoleses rechaia ron, como era_ de esperar, el plan que l e, era propuesto. Reclamaron negociaciones con Bruselas, a fin de estud ia r las moda lid ades de la formacin de un gob i erno congo l s pl'ov isiona l, enca.r
PAGE 31

de peligroso para e l porvenir de Afr i ea tsta elecc i decis iva de Gu in ea ru c muy mal acog ida por los m edios gube r na m e nta les de Pal'is Por es o trataron ele crea r toda clase de d i fi c ultades a l nu evo Es t ado n egro, con la falaz espe ra n za d e ha ce rl e volver a l s e no d e la (',omu nidad como una ove.ia descar d a Se l e cor taron lo s crditos y se le amenaz c on e l espanta jo d e u n aisl a mi e nto diplomtico asi como una asf i xia ad mini strativa y econm ic a. Todas estas ma niobr as han fra casado. D e lodos l os nu e v os Estados del Afr i ca n egra, Guin~a es e l que ha lleva do con m s ri go r politi co e l esf uerz o d e descolon iza c in. Se p u <' de habl a r sin exageracin, e n el caso d e la Re pb li ca de Guinea, d e una verdade r~ revoluc i n democrti ca agraria, na cional. E l general De Gau ll e ca lific a l nu e vo rgimen de "de mocracia popular" Esto e s t an poco c i erto como cuando lo s co loniali stas yanquis hablan del carcter "co munist a" d e la gra ndi osa r ev olucin c uban a Lo que si es cierto es q u e en Guinea, como e n la Cuba de Fid el cas t ro las vi e jas estructu1as soc ia les h ere dada s de la colonizacin han s ido trans for m adas en inter s de la nacin. Una sociedad nu e va est a punto de na ce r. "1'odo lo qu e nosotro s hemo s r e alizado no h a sido pos i bl e ms que ,or q u c somos inde pe ndi e nt es", h a dicho recicntem('ntc Sekou Tour E l Partido Democr tico de Guin e a, ac tualme nte en e l poder tiene el to t al apo yo del pu eb lo, particularmente de los campesinos puesto que Guinea es un pas el 90 por ciento agrario. A la amenaza d e asfixi a econmica Sekou Tour y el pueblo de Guinea han r es pondido c on la int e li gent e apl i cac in de la po tica de la inv e r s in h umana. Es t:, p ol t i ca tie n" ta dob l e ventaja de movilizar a la nacin para la r e alizaci n de g rand e s tareas econmicas d e inters nacional y ta mbi n de soldar la conciencia n acio nal d e los ciudadanos. Esto h a dado fecundos re sultados en Guinea ta n slo un ao des pus de l ograda la ind ependenc ia. El pas es ahora un inmenso taller estre mecido de dignidad na c ional. El trabajo voluntario y fr ec uentement e gratui to, ha pe rmitido la construccin d e es cuela s. de dispensarios, de 700 puentes y de 800 ki lmetros de carreteras. Se estima en diez mil millon es de franc os e l valor de l as rea li z a c i ones deb id as a este esfuerzo co lec t ivo de la nacin Esta c ifr a adquier e toda su imprtancia cuando se sabe que antes de la independencia el presupuesto total d e l pa i s no pasaba de los doce mil m ill ones de francos. Actualmente el pre supuesto total Ps de 42 000 millones de francos En el campo la poltica de S Tour, se ha or i entado hacia la cooperacin. Cen tenares de cooperativas cubren el pas en la zona forestal y en la regin montaosa del Fouta-Djaln. El equipo agrico la ha sido considerab l emente moderni.ado y contina sindolo cada dia ms. El siste ma cooperativo h a s ido extendido a otra5 ramas de la activ id a d econmica, como panaderas, carniceras, empres as de la edificacin etc. S e ha crea do en el cam po una red de t iendas cooperativas que "venden los productos de primera necesi dad a precios considerab lem ente ms ba jos que los de los comercios local es" Bajo el rp.-imen colonial el pas estaba a la merced de los intermediarios de las grandes sociedades que compraban los p r oductos de sus cosechas. Estos inter mediarios fiiaban arbitrariamente lo.~ pre cios Hacan a los campesi nos anticipos e viver os o e dinero a intereses exor bi t an t es que se elevaba n a vec es h asta el 300 ; E 5 tos son los "refaccionistas" SEKOU TOURE, PRESIDENTE DE GUINEA de Guinea. El gob i er no ha puesto fin a esta explotacin. E\ nivel d e vid a se e le va en e l c ampo Hoy el .campesino d e Gu i nea p u e de dormir en una ca m a co n co lch n POI' prim e ra vez e n su vid a Du ran te s i v, l os se ha acostado sobre el suelo d e t i er ra d esn uda El nu ev o r gimen d e Guinea se edifica en m edio d e l entus i as mo revo l ucionario y la juvent ud c omo e n Cuba, apor t a s u pasin y s u savia creadora. En e l plano in te rnacional. Guin e a se h a labrado tambi n una posicin venta josa No ha cado como orediio el gene ral De Gaulle en tas "tiniPhlas extPr iores". El me.ior test imonio de la e _.:pansi n int e rnacional d e Guin ea lo tenemos en la jira realizad a a t.ravs de diversos paiws oor S e kou Tour hace alP,Unos meses En Washington fu e husoed del president e Eisenhower como lo fue en Londres de l a r e ina Isahel. En Bonn, e l President e e la Repblica FedP1'al fue a recibirle a la estacin y en Mosc hizo lo m.ismo !'1 pres ident e Vorochilov Se k ou Tour~ ha conversado largamente de los problemas de su pas con Eiscnhow er MacMillan, Adenaue r Ha celebrado tambin entre vistas fructuosas con Nikita Khruschev a orillas del Mar Ne gro Ha hablad o E'n la ltima asamblea de las Naciones U ni das, co mo jefe de un Estado verdadera mente soberano y no perdido en las fil?s de la delegacin francesa. Ha .fir mado acu erdos econmicos y cultura l es ron numerosos pases, la Unin Sovitica en tr e ellos F,ancia es el nico pas que contina desdeando el hecho nacional de Guinea, incapaz todava de dejar latir su cora~n con el r itmo impetuoso que cam bia la faz del mund'o de 19('.,0. Las preocupaciones e s e nci ale s de Gui n ea son : li quidar rcvo lu cionariamente la herencia co lonial r esolver lo s problemas d e l d 0 sarrollo e conmico y trabajar por la unidad poltica del Continente africano entero. P e rsigui e ndo estos objetivos, tra ta de establecer relaciones tanto c on Occi dent e como con los paises socialistas, sobre la base de la ms honesta i,;ualdad Esta politica extran je ra independiente ha darlo ya sus frutos. En el con 9; r eso de los puP. blos afr icanos de Tnez, que acaba de c lausurar sus trabaios. Guinea se ha pr sentado como uno de los faros ms lu mi nosos de Africa. Tal es el nuevo rostro de un Continente negro qu~ durante siglos ha sido patria de la enfermedad. de la ignorancia, del des precio de l abandono humano ms abso luto. por culpa del colonia l ismo. Hoy la esperanza fertiliza el corazn atormenta do de A frica Por eso yo, que ll evo en mi s venas la rrofunda mar ca dP su tra gedia, que la llevo en el fondo del alma "como la espina en la herida", saludo con la sangre en flor su ascensin hacia la luz. Y l e repito las palabras que en la noca de su soledad ensangrentada le d.-cia: A y mi Afrirn t1 no $ c ts sic mpr r un YcJ ue ro hAjo 11ti.< ptr('>ntltu. ( de ll( rm os r1 innral'illor(.< ol rorw,1ir rnrt r l i u mbido de tus: colm, ; 10 .s t robo jodoro .t (uaud o dc uu ,11 ifl o nt'$ de monM tido~ como {l ohi M de odofc .t anr,, (UomModo, h o:,-d.t ol fin mo dt' lcidl'.l lo can-u lirkn dc 1o lihn'tt1d t'tl lit orcill, dt' 1 u r .i rorinnr,< of rietu111s! 31

PAGE 32

' ,_.

PAGE 33

por SANTIAGO CARDOSA ARIAS Fotos de LIBORIO En la finca Los Pin os, de San Crist bal, Pinar del Ro, se produjo uno de los tantos d es alojos de campesinos e n masa. Con la ayuda de la fuerza, y el plan de ma c h ete de los soldados m e rcenarios de s u padre P apo" Batista y la se ora viu cla d e P r cz B c nitoa l a112aro11 al m e dio r e dios in areos. La. ~ frases de J\fat as Leal -el "g u a po" enca r gado de ejecutar la ord en n San C ri $lbal, P in ar de l Rio, tiene doscientas veinticua lJ

PAGE 34

tro ca ba lleras Es un verdadero latifun dio que no es c apa r a a la interve nci n del Ins tit uto Naciona l de la R e fo rma Agra ria (INRA); pero que como ve r emos ms abajo, no fue intervenido sino, recupera do por el Ministerio creado po r la Revo luc i n para co nfi scar todos lo s b i enes ad quiridos con din er o malversado. U n a maana -contina Pedronos enteramos que Isidoro Nor i ega habia ven dido l a finca. N o sabamos a quin Est o fue en el 1956; e n plena t ir ana. Como a los dos o tres dlas de aque ll a venta rodeada de misterio nos vinieron a ver unos seores q u e dije r on lla m a r se i\1at as Lea l y J uan Francisc o Abreu, los q u e d jeron tamb i n que representaban a "la compaa que habi a comprado la finca a Isidoro. Fueron boho por boho, c ita nd o a c a da una de las familias. Decan que tenan que hab l arnos y que tenamos que ir al "cha l et" que hay en el batey de la finca. Fue un a reunin por separado Yo f ui de los l timos citados por Mat as. "-Como ustedes .va sabe n. m e dije ron Isidoro vendi esto La "compa n ecesita limpiar la f in ca cuanto an tes. As i que todos us tedes tienen que abandonar el l ugar .. Pero -dijeyo llevo doce aos aqu. Yo te n g o cuatro hijos y la mujer. Adems lo nico Que te nemos es una caba ll era y cuarto donde nos h emos pa sado la vida semb ra nd o un poquito de tabaco, tomate y o t ras viandas para co mer en la casa" .. "-Nosotros lo sent im os. Esto es una orden de "la compaa" y no so tr os te nemos que hacerla cumplir al pie de las Jetras" "Y adnde voy a ir? Qu hago con mi familia? Fj en s e que tengo cuatro mu chachos y la seora". "-Eso es asunto suyo' . No de nos o t ros. !LES DAMOS UN MES PARA QUE SE VAYAN!. .. Las frases -trgico ultimatum que sacud!a las mismas e n traas de la saba na, test igo mudo de otra injusticia co met i da en nombre de l a l ey"r es uenan todava en los oidos de Pedro Enriqucz Pre-t. Como seguramente martillan an los tmpanos de las ottas 159 fam ili as de Los P in os -Qu h acer ? A quin acudir?_ Ellos tenan "la ley" en sus manos Teni a n la fuer7.a. Y nosotros tena mos treinta dias para perdernos. . Co n cunta filosofa l o dice. Esa tima expresin : "Y nosotros tenamos tr einta das para P.erdernos", no parecen dicha por un campesino que nunca supo de una esc u e la ni de un libro. Y uno pienss1 : es e l espr i tu, e l alma her i da on damente por la injusticia de l os hombres, que hace brotar e l sentimiento e n la for ma m s ins ospechada y h ace que se m nifiesten la s reservas intelectuales que la Naturaleza deposit en cada hombre o muer -Aquellos treinta dias fu eron los ms ve l oces oue h e conocido Las horas vola ban Hasta ltima hora confibamos e n que nos d eja ran N uestros ruegos de na da s i rv i eron. "Un da perd im os l a fe. Nos e n teramos que la finca la h aban comprado "Papo" Batista, la vi u da de PrP.z Benitoa. y creo que partic i paba en el negocio Elisa Go dinez Para qu perder el tiempo espe rando de esa ge n te comprens i n ? Era gente del gobierno Y "Papo" era hijo del dictador. No haba escape : tenamos que per d ernos. No hici ero n ningu n a gestin? No vieron a un abogado? ;Tien e grac i a! Aqu ellos eran los 34 amos. Menoca l ( h abla de l ex comandan te Jacin to Menocal, la "hiena de Pinar del Rio ", que pag con su vida todos l os crmenes y torturas de que hizo victimas a los infelices que caa!! en sus g a r ras o las de sus secuaces ) era un hombre a l que ha ba que e starle a kilmetros de distancia. Usted cree que sabiendo uno como era, que aqu mismo, e n la fin ca, mand a enter rar a ocho revol u c i o n ar ios u sted cree que alguien iba a pro test a r por el desalojo? (Sabemos que no era posible Pedro. Hub i era sido un riesg o int il. Aunque te na de rec h o a protestar, a reclama r lo que le perteneca, ten i a en contra a "la ley" de un sistema implantado desde e l mismo da que Cr i stbal Col n puso l os pies en CU'ba. Y enc ima de eso, no s piso teaba la ms brutal de las dictaduras Slo pod a hacer lo que hi zo) -Tuv imos q u e ir nos; an tes de que venciera el p l azo Yo me 1n eti all, en el med i o de l camino casi, en un pedacito que arrend al lado de l a fin ca esta. Ot,os se m e tieron e n un trillo que ha y all aba j o, conoc ido por "E l Callejn". Los ms, no s ni qu rumbo cog i eron . Se llenaba asi una pgina ms del Ji. br o de l os d esa l ojos campesinos. Eran da~ neg,os. De abusos e injusticias De nios tirados en medio de l a guardar raya De mujeres campesinas dando "a luz" sobre una yagua de una servent a cua l quiera; con e l cielo como cob ija y l as ll uvias como desinfectante de aquel ac to bend i to y marav ill oso. -Y ahoi a, Pedro, ;, cmo ~<' si e n!<,? El c i e lo esta mail ana v i s1e !-.Us mPj O r '~ colores El t :,baro rubi o an verde, c r <' C<' con toda s u esb<'ltcz. La brisa ma an e ra aca rici a las gl'andes hoj as del pl'oducto tabacalero y del sul'co, melo diosamente, surge un suave silb ido que a los oidos de todos es un himno de paz y libertad; de amo r y trabajo fecundo; de injusticia l'eparada cmo me siento ahora? ;.U~ ted cree que haya palabra para descri b irl o? No h ay palabras paia de c irlo, ami go Estamos muy bien! La expres i n, li te a l mcnte es pobre. Pero c n cie l'ra un sentimiento tan p,of un do y una significacin tan bella, qu e quie re dec i l' que h an cesado l a l)!'saclilla y el te mor de l desalojo. Que "esta mos b i en!" porque la sombra del pasado h a s i do bo rrada pol' l a magnificen c i a de un presente y un porven i r que tienen sabol' a humanismo y a pl'o g r eso C OOP ER A TIVA DE C OO PE RATIVA S -S l o pue de decir as : esto is una coo 1 >erativa de cooperativ a s Aqu tene mos se mbr ados distint os prod u ctos, y, ade m s, no s dedicamos a l a cria de ga n ado, pue r co y pollos. Juan Antonio Sn c hcz Soto l ongo, ad m i ni st r ador d e la Cooperativa Agro1><' cuar i a "Los Pino s" en la zona PR 2, San Cristbal, P in ar del o n os mue st r a. a la vez que n os exp! i ca cmo fu c eada est.a otra cooperativa de campe s in os por el INRA -Co m o usted sabe dic eest;; fin ca tie n e doscie n tas veinticuatro caba ll rj as. Y como ya l e exp li c e l compaero Ped r o Benitez, estos t e r renos eran el e "Papo" Batista y la viuda de Pre-t Bc nito a. D i cen que tambi n tena psrte e n el negocio Elisa Godinez "De aqui fu e r on des-alojadas cerca de cien t o sesenta fam ili as de campesinos. In mediatam e nt e que el INRA intervino la finca, muchos de esos campesinos rtes !o jados vo lv iel'on para ac. Toda va hay unos cua n tos que al parece r han lo gl'ado acomodal'se e n otl'os lu gares y no han v u elto" En la granja a\'cola de Los Pinos hay \'eintisiete mil pollonas. En abril ser ampliada, para la produccin de huevos en Pinar del Ro.

PAGE 35

; SS Si Es el reverso de la moneda. All, donde una maana se cometi el ms injusto e inhumano de los desafueros sociales, el INRA ha cubierto con su halo rehabill tador r,o ya solamente a los desalojados, sino que les est dando trabajo honroso a cerca de tres mil obreros agrcolas. -La semana pasada -cuenta el de legado del INRA pagamos por concep to de salarios unos $60,000. (s esenta mil pesos). Ese es el pago de una quincena. En esta zona jams se hab a hecho en to da la historia un pago tan alto. -Explqueme, por favo r otra vez eso de la cooperativa de cooperativas -Bueno, lo que pasa es que como te nemos varios tipos de cultivos, y adems criamos animales, se crey conveniente, y buscando mejores resultados, designar un administrador para cada uno de los productos que se han sembrado. Mire, la cooperativa cuenta con noventa y cuat ro cooperat i vistas. Esos son los que definiti vamente admin i strarn en el futuro la cooperativa. Los dems, hasta lo s ires mil, son, como ya dije, obreros agrcolas que devengan un salario por su trabajo Al final de todas la s ventas de los pro ductos, los cooperativistas -en su ma yo ra eran partidar i osrepartirn partes de las utilidades entre sus compaeros de labor. "Pues bien, como entre esos noventa y cuatro miembros de la cooperativa lo s hay que conocen de un determinado tipo clP cull ivo, y otros que saben de ganado, pollos. etc .. sP acmcl oue el que siempre sPtnbr tabaco, administre el t abaco; el qu<' sembraba tomate pues administra la produccin de tomate Y as, sucesiva mente A los efectos pertinentes de la conta hilidad y administracin general de la Cooperativa Los Pinos ex iste un solo representante reconocido por el INRA. La forma de direccin y manejo de los productos a_grarios que hay sembrados fueron planificados por los mismos coo pPrativistas que, tiln pronto el INRA los reuni para liacerles saber que la Ley Agraria les e ntl'egaba aquellas tierr as y que asimismo l es ayudara tcn ica y eco nmicam e nte en los primel'OS nasos. cn11sideraron, despus de un objetivo estudio de la nueva situacin. aue la meior ma n e ra e r a aquella que situaba a cada hom bre al frente de lo que conoc!a. As nos encontramos a Pedro Enrquez Prez responsBble del cu l tivo de cinco caballeras de tabaco rubio. Siempre fu tabacalero. Ms ade l ante, el administrador ge neral Snchez Soto l ongo nos presentara al responsab l e de l as envasadoras que fun clonan en toda la zona PR-2. Yo J e voy a decir una cosa -dice "Perico" Lpezsabe por qu esta coo perativa marcha bie n ? Pues porque aqui todos estamos muy unidos. Si nosotros sabamos trahaia1' para enrinuecer a unos cuantos cabezones y barrigones que s i em pre esta ban en la oficina, ;, cmo no vamos a saher trabajar para enr iqu ecer nos nosotros 11 Per i co" -es un n1ote cariosot i ene un dinamismo que se le sn l e por los po ros. "A ver compaero, coge aquella ca ja". "Mire, jovPn, este tomate est las timado aqu". Dile a Ramn que el camin tiene que estar aqu a las once oue te nPmos ou<' ll eva r estos quimbombs para La Habana" . Son rdenes que da se.mnre con rect itud pP r o con voz suave, familiar. A vecPs escucha la proposicin clP ot r o co mpaero, y vie nd o que es me jor oue la suya, accerl~ Y tan contento y feliz como el que ms razona. "Per i co". ;,cuntas cajas de tomate "mana lu ce" han sido recogidas y enva sadas? Hace un r ecuento mental. Ni siquiera tiene que acudir a los libros que alguien ll eva en la oficina de la Envasadora. -Pues hemos re~ogido cerca de trein ta y einco mil cajas de ocho, veinte y cuarenta libras. Las de ocho y veinte Ji. bras fueron exportadas Esta ha sido la cosecha de slo dos caballeras Si mul dplicamos esa cantidad, que an puede ser mayor, pues todava esas dos caba lleras pueden dar algo ms, por las diez y siete caballerlas que tenemos sembra das ya usted puede calcular el monto d e la cosecha. Son diez y siete caballeras sembradas de tomate de ensalada. conocido por "ma naluce" Diecisiete caballeras de tierra ociosa donde hab a unas pocas reses. El milagro de la superproduccin Jo ha lo grado el inters y esfuerzo amoroso de los cooperativ i stas que han trabajado con fe; alentados por los beneficios de esa Ley generosa que ello~ llaman l a agraria". La e n vasadora de la cooperativa Los Pinos est en una inmensa nave acabada de construir. Un centenar de mujeres t ra baja en la labor de d escarte o clasifica cin del tomate d e primera, segunda y rezago. Mejor dicho, complementan la la bor de clasificacin de una mod erna quina tambin instalada recientemente que lava, parafina y selecciona el rico producto. Ha habido ocasiones en que se han reunido frente a las mesas seleccio nadoras cerca de quinientas mujeres cam pesinas de las zonas del propio San Cris tbal, Guanajay, Los Palacios Taco Ta co Cande la ria ArtPmisa. Gines y de la misma capital de La Habana. En total, hay mil mujeres y dos mil hombres. Un verdade ro ejrcito de desocupados que ha encontrado all una fuente de trabajo honroso. Tambin ya hemos recof!ido y enva sado -sigue hablando "Perico" tres mil cajas de tomate tipo italiano. Dos mil cestos de aji pimiento, y unas mil cai a s de veinticuatro libras de qu imbom Nosotros esperamos reco g er cerca de diez mil cajas de este ltimo producto de gran demanda en el e xtranjero. ''Toda esta produccin, si/~ue dic i endo, la hemos lo g rado en tierra que estaba lle na de malezas. De aqui fueron botados hace aos ms de cien familias campe s i nas. La Revo11 1cin no slo nos devue ve las tierras, sino, que nos ha proporcio nado la manera de que nuestros hijos puedan comer todos los das un bocado de comida, y de comnrarnos nor pr im e,a ver un par de zapatos. Esto hay que cu i darlo, amigo!" OTROS CULTIVOS DE LOS PINOS En la cooper at iva agropecuaria Los Pinos como en ottas muchas, se ha tra bajado incesantemente. Ya bien dijo "Pe r i co" que s i ellos trabaaban como mulos para hacer ricos a lo s latifund i s tas y ma yorales, cmo no iban a trabaiar para Plios tener aLo:n dia un "d in erito guar dado en la casaJI -En tota l -exo lica Snchez Sotolon go, el administrador 1?e ne1 ltene mo s sembrado media caballe1ia de pepino. Ocho caballeras de quimbomb: una y media d~ papa: tres caball~rias d~ mani que ya fueron sacadas, y que se utilizar como semilla para otras treint a caballe ras que sembraremos de inmediato. "Tenemos cinco caballeras de tabaco rubio, y t res caballeras donde hay sPm brado maiz junto co n habichuela. Ade ms, ya tenemos preparado el terreno pa ra sembrar setenta caballeras de arroz. lS

PAGE 36

Para este cultivo dP arroz ya es tamo s haci~ndo un cana l ouP vienP d<'l ro San Cr i stbal y cuyas aguas aprovecharemos para la slem bra". Al paso que van los t rabajos de cu lti vos en la cooperativ a Los Pinos podemos decir -Y no sotros h e mos visitado infini dad de centros de fo mento s agrcolas d el INRA en tocia la Isla que sta ser si ya no l o es, mod elo de cooperativas en Cuba. E n esta zona e l campesino no so lament e ha trabajado con entusiasmo pa ra lo g rar la met a de su rehabili t acin En la faena han recordado los das oscuros de un pasado qu e e st al doblar de la esquina. El recuerdo perenne de los hom bres malos que un da e je cutaron la or den de desahucio, y el temor -hay que decirlo de alguna formaque tienen es tos laboriosos hombr es de tierra adentro d e l im pos i ble retorno de "Pa po" Batista, la v iud a de Prez Bentoa y del odioso Matas L e al han he c ho posible l a lab or d e aos, e n slo un os m eses Esta cooperativa agropecuaria cuenta ad em con una granja avicola. En la misma se tie n e n destinadas veintis iet e mil ga llinas para aumentar la producci n de huevos e n nuestro pas. Como todos sabemos, ste era un producto que tu vimos siempre que imoorta,, con e l con s i g ui e nt e escape d e divisas. Man u el Ri vero designado por los coo p e r a tivi st as para administrar la g ran ja, nos habla: -Estas pollonas di ceson un cruce de Leghorn con Rhocle Is la nd las mejo res gallinas ponedoras. Las veintis i ete mjl que t enemos e n la zona PR-2 empezarn a poner en e l m es de abril prx imo. Y nos ot ro s esperamos una produccin dia ria de veinte mil hu evos. "Co m o usted ve, estos so n animales sanos. Alimentados co n el pienso espe <' i al qup ~e fahrica en E l Tejar. (E l Tejar <'S una fh ri <'a fip ri,nso qu<' <' I T NRA ha in stalado ('n la p r op i a z ona PR-2). "Adems. mantene1nos una vigilancia consta nt e, para separar c u a l quier pollo na que se e nf e rm e. Aunque l e voy a decir, h emos tenido suerte H asta ahora no h e m os tenido que s ufrir la prd i da de nin gn anima l. Estas pollonas la s hemos vacun a do conl ra Iodos tipos de e nf er mf'daclPs Nuestra preO<'upacin es qu e cuando los huevos vayan a 1 mercado e l pllhlico con1a un hurvo sano y na die s u ra''. Esa m i sma tardP pudimos presenc ia r la vacun a cin d<' t odas l as aves, O mejor di c ho de una pa rt e. Pues aun cuando P l a c to ele vacunac;in PS r>ido por el ti po especia l de jeringu ill a que usan en la r.nlnja no <'S la, a r111p S C' realiza en u na ta r < I<' on 27 mil rollonas! La cOOP < l ''l.tiva Los Pinos cuent a ac ms <:o n mil y pico nn co n s 1su iS son rle raza y l os apropiados par a e l pi oyecto ict e~ do por el !NRA S<'r.n se no s infor est<' C<'n tr o de 11'cri11 r,orc in o consta r con 700 puercas. Y abastecer l a r;,. brica de co nS( 'r v a que d Institut o Na c i onal de la Reforma Agraria adquiri e n la ciudad ele Cande laria. I Al h c rm oAA jon rnda agral" i a lop.ra rl a e n la finc a Los Pinos. otrora cent ro d e

PAGE 37

F.n la nav e rc~i ~ instalada por el 1 1\'R A una rnaquma seleccionadora de tomate (l lasifiea, a la vec, qu e l o parafina, e l ri co pr~ucto ,,ose
PAGE 38

---.. \ -"VENGO DE MAR I ANAO, A PIE, PARA QUE ME DEN TRABAJO". D IJ O "R A FAELI T (l" HERR ERA. Y E SA TARDE DE SDE EL TOMATAL. SE DESP I D I O EMOCIONADO Y CONTENTO. explotac in y ms tarde esce nario de uno d e l os tantos desa !ojos ca m pes in os, no s61o es e j emp lo d e que la clase campes in a d el pas ha entrado d e lleno en el ciclo re. habilit ado r que nos t rajo la causa re volucionaria, si n o que indica, por el elevado nmero de oreros agrico la s que traba jan alli mil mu je r es y dos m il hom br es -, qu e la R e volucin, a la vez que no s ind epcndi7.a econ micam ente, h a l o grado acabar en gran proporcin con el fantasma del desempleo Por la tard e, c uando ya dejbamos la cooperativa Los Pinos seriamos testig os de un hecho Que no poda mo s omi t ir en esta informacin -Us te d es Sotolongo? nos pregunt e l jovencito Raf ae l Herr..-, r a Sur,; al vernos rodeado d e campesinos en la Tien da d el Pueblo que f un c i ona d e ntro del batey de. l a c ooperativa -No Sotolongo es este seor. Y se lo indi c amos. -Mire. di jo a l arlministrador, yo q uie ro h ahla r con usted Yo nPcesito uabajo T trabaja r? edad tienes? De clnrl e eres? Era un nii\o. Un nio hecho hombre ant es de tiempo. Asi lo comprendimos cuando exp li c su situaci n. Me lla mo Raf ael .. Rafae l He1Tera Sur e z Y te n g o qu inc e aos. Vengo de l\1ar i a nao d e La Habana -; Y qu h aces t aqu' Cmo vinist e ? -Bu e no -contestvine en busca d e tr a~a ;o: yo h ago lo que sea. Vine a pie desde Marianao. D e pronto pensamos oue menta Hay muchos kilmetros de Jl.i arianao a San Cr i stbal, e n Pinar d e l Rio. Buscando la verdad y c t-.! yendo que podiamos desmen tirio, ac l a r6 : -La may or parte del camino lo hice a pie : Algunas veces a lgu ien e n la carr<>38 t e r a me mon t e n su muina perro me dejaba en el l u g ar que l iba Si u stedes Qu i eren pueden pre,untar en Guanajay. rlonde aye r a las s<'is de la m a a na ped un poquito de caf en un ba r que ha y ai lado de la f P t -reter H ice el viaje e n dos dias y m e dio. Y tu familia? T no tienes padre, h e rm anos? -Nosotros somos un a familia muy po bre. M i pap es z apate r o : y mis herma n os no tienen un t raba jo fijo. ; ,Por qu e llo s n o vinieron? Ima ine se, e U os son l os que ayudan Pn la casa. Pero 11unr u e no t ien e n un buen tiabajo, t i ene n miedo rle d e jarlo. Yo i e di je a mi mam qu e v ena p ar a ac. Quin t e dijo que aqui enco n traras t b ? . ra a 10. -Bueno, yo sie mpr e estaba oyendo nor cerca de mi c asa qu e e n esta Cooperativa haha tr aba jo para todos. Por eso yo vine. ; No es c i erto que anu ha y mucha gente d e Matianao Yo s i emo r e vi a muchos dei barrio ven i r para Pinar del Rio Aqu hay un much acho que v ive a tr es cua dras de mi casa. A lo m ejo r lo veo y se lo e ns eo. N o m c nti a .. Deca la verdad y te na hambr e. So to lon go, ci adm i ni st r ador le m a nd a p r eparar un emparedado e n la T i Pndit dP.I Pueblo y a nue I P. di e ran 11n r efresco. Vesta una ca misa y un pantaln rados. Y una m ata de pelos indicaba que h ac ia -ra to que no iba a l barbero. -Mira l e diio el a dmini stra dor rle la t omate r a esta tar d e te vamos a co seguir un t .l'abaj i to suave. Pu e d e ser rl e "agua dor" o para qu e cortes las s or.ui tas con las que se amarra la mata d e to ma te Pero ma ana mi s mo, e n c uan to salga e l pr im e r camin para La Habana, vamos a mandar un hombr e a esta d recc i n que t no s n as d e tu casa pa r a ver s i es verda d lo qu e dic es Si es ver dad vamos a t r aer a un o o dos de tus h e rm a no s para que tr aba jen ya QU<' so n mayores que EntonC' es a ti. n osot ros mismos e n la Co operati va, te vamos a mandar a l co legio Un muchacho de quin c e a os t i ene que estar e n el colegio estudiando -Le juro qu e lo que h e dicho e s ver dad. Se l o juro por mi madre! ... Nosotros, al menos le cr e mos. Como le crey el administ rado r Y esa t a rde, cua ndo regresbamos a La Habana, "Ra fa elito" desd e den t ro de l as balizas del tomata l dond e un cam~esi n o le ind icaba cmo d eb la hacer el t ra bajo, nos d esp idi emocionado Ens egu ida hi z o amigos Estaba rod e ado de gentes que, como l hasta hace poco presenta ban su misma o peot s i t uaci n. Cuando "Ra fa elito" H errera sea ma yor y r ec u e rd e e l abrazo que nosoUos vi m os que le di un campesino de la to matera; c uando l es cuente a s u s amigos qu e un hom bre que l no conoc;a le di primero, com id a, y lu ego un trabajo pa ra ay url ar a mant e ner a s u mad1'e y h er m anos, l le di r t se n c ill amente : "Fu e ron unos ca mpe s ino s de la Cooperativa Los Pinos". . Y, a l o m e jor, alg n ami<'o l e preguntar : "Por qu esa ge n te fue t an bue n a contigo?" -Porque esos campesinos -d iramos nosotros de estar presentes e stuvi e ron muchos a s deambulando s in d er rot er o fijo. S i n t.tabajo y sin tec h o Y co nocan p or exper i e11c ia p ro p i a, l o que era vets e d esampara dos. Todo eso lo co n oc i e r on e ll os desde aq u e ll a tarde e n que Matias Leal, c um o li endo la s d enes de "la com pa ( "P apo Batista-v iud a de P rez Benitoa-Elisa Godi n ez) l es dijo a l as 160 familias : Les damos un mes para qu e se vayan!" ..

PAGE 39

, La ven de Pedro Enriquez P rez son en medio qu e ria usted que uno hici era? Esa ge n te nos di f dlf 1 del veguero: Qu un mes para que no s ...,,.... ........ ...,., .. ............ = -:... -"!!!~~ :t ..,_ ............ ....... ...... ., ....... ............ ... ... .. ..... ... . .. ... .... .,. ..,. ...... ... ... ......... t .... ... ..... .. . ... .. . ..... ifi .... ... .. .. ..... . .. .... : .... ........ .. ,, .. ........... ... .... ...... ...... ....... .. ....... .. ...... .. ....................... '' '' ... . ..... ... .. ... .... ... ,,, , .... .... .... ........ ......... ,. ...... .. ... :, ..... .. ...... .. .. .. ..... .. '..... 1 ,, ...... .. ... ..... ...... .. .. :,: .......... ... . .: ... ....... . ::; ,!' ,:~ .: ::, .. ...::: .. : :: :. :.: .. . . .. ....... .: .. :. : .. '' :: .. : .. ........ ::, :,, ::' : ', : :: ::: .: :.... .... ... ..... ....... .... .......... .. ..... ... .. .. ... ... .... .. .. ... ..... .... .... .......... .. ...... . . ... ... . ... :. .: .. .' . . . . .... ... .' .......... .',' ........ : : .:: ,::: .; . ...... ... ............ ..__ ... u e ramos e a ,nea. .. .. .. ,,. """ ;I ... ..

PAGE 40

SABOTAJE -....-~' ~ "" ""' ., E l viernes 4, exacta mente a la s tres y d iez minuto s d e l a tarde, todos los conf in es de la capi~a l habanera se vieron sac udidos por una estruendosa explos i n, que fue s e guida por la aparicin de un '"hongo" simi i ar a l de una detonacin nuclear. Era que el barco franc s "La Coubre", cargado con explosivo s de s tinados a de fender nuestro pueblo de posible s agr~sion es de.de territorio extranjero, hab a sido ob jeto de un crimina l y brbaro sabotaje, que dejaba un sa l do aterrador de cas i un cen tenar de mu ertos y ms de do s cientos her dos. El espectculo que s e ofreca a la vi s t a era verdaderamente horrip ilante. M on ton es de cadveres se ha ll aban regado s en una extensa rea del muelle d e l a Pan Am e n can Docks hasta l as zonas aledaas. T odo era de s truc c in y dolor. Un za rp azo m s de lo s enemigos de la Patria acababa d e consumarse. EL PUEBLO AC UDE VALEROSAMENTE A RESCATAR LAS V I CTIMAS DEL DESASTRE 40 EL BARCO FRANCES QUEDAS A

PAGE 41

Durante la explosin del buque "La. Coubre" se puso de maniest-0 el perfeet-0 orden y la o r ganizacin de lo s cuerpos arma.dos revoluciona rios. Ta.oro e l Ejrcit-0 Rebelde, co mo mien1bros de la Pol cia la Marina, la Cruz Roja., a.sumieron Ullll actitud heroica en el rescate de l a.s vctimas. Otro detalle significativo del sinies tro del muelle de la Pan American Docks fu e el espectculo del pueblo desborda.do hacia el Jugar, queriendo se r til en esa hora difcil de la pa tria. E l pu e blo como nunca., estaba pre para.do .. FOTOS KORDA NU1'1EZ SALAS AGRAZ NOVAL T 1 . --, CONVERTIDO EN H IERR OS RETORCIDOS. DRAMA TIC OS Y DOLOROSOS MOMENTOS SE V !VIERON EN EL MUELLE D E TALLAPIEDRA. 41

PAGE 42

i PATRIA O MUERTE! El pueblo cubano di el sbado 5 una de las ms expresivas muestras de f i rmeza revo l ucionaria. de amo r a l a Patr i a y de solidaridad humana que pue dan man i festarse. Ms de medio milln de personas as i st i eron ese dia al se pelio de las victimas de la explosin del barco francs "Le Coubre", un i dose as a l dlor de madres, esposas y hermanos q u e perd i eron seres queridos en el brbaro y crim i nal sabotaje a u na embarcacin que traa explosivos para la defensa de nuestro terr i tor i o nacional. Cuba demostr ese dia que es u n pueblo mono li tico. E l pas en pleno para li z sus actividades. Y m ili c i as o breras y campes i nas, hombres, mujeres y ni os, colmaron las calles de la capital para rendir s il encioso tributo a los que murieron en el cump li m i ento de l deber "Cuba -dijo Fi del Cast r o al d esped i r e l d u e l o-vive un momento gico pero se siente fuerte para d efenderse y segura d e sus destinos." LAS MILICIAS OESFILAN SOBRE t\LFOM BRA EL PUEBLO M I LITANTEMENTE EXPRESA SU

PAGE 43

r. .. .... -3t.o e;:_ \ --.. ,...,. __ _ __, --, ..... _....,.. : ;w ~~ ~ ..-. --c:;...-'.,;J DE FLORES, EN HONOR A LOS CAIDOS. DECISION DE L UCH AR POR SU SOBERANIA JEAN PAUL SARTRE Y SIMONE DE BEAUVOlR. PRESEN TES EN LAS EMOCIONANTES HONRAS FUNEBRES DE LAS VICTIMAS DE TALLAP I EDRA. f .. I \

PAGE 44

FIDEL CASTRO habla en los funerales de las vctimas

PAGE 45

PALABRA S DEL DR. FIDEL CASTRO RUZ, PRIMER MINIS l'RO DEL GOBIERNO REVOL UC IO N ARIO, EN LA S HONRAS F UNEB R ES D E LA S VICTIMAS D E LA EXPWSION DEL BARCO "LA COBRA ", EN EL CE MENTE R IO DE CO WN EL DIA C INCO DE MARZO D E 1960. ( VEl tS ION TAQUIGRAFICA D E LA OFI C I N A DEL PRIMER MINI STRO). Y qu i n es son l as fu er as int e rn ac ion a l es qu e est n alen tando a los e n emigos de nuestro pueblo y de nu estra R e volu c i n? Nosotr os s t e n emos razones pa ra pensar que haba inte r e ses esforzndose porque no recibi r amos l as armas, nosotros s tenemos r azones para sa b e r quines so n los que se int eresa ban en que no recibiramos esas armas, nosotros s t e n emos ra,z o n es para s upon e r o r azo n es para pensar q u e l os que promo v i ero n ese sabotaje, no podan ser otros que los qu e es t aba n interesados en q u e no recibiramos esos pertrechos; porq u e a qui n hay que pensar autores d e un acto semejante s in o a l os in teresados e n que nosotros no rec ibi r a m os esos exp l osivos Y sobre es a c u es ti n tene m os q u e hablar. Los i nte r esa dos en qu e no r ec i b i amos esos explos iv os so n los e nemi gos de nu est r a Revo l ucin, l os que no q ui e ren q u e nuestro pas se de fi e nd a, l os q u e no quieren que nu estio pas est e n cond i ciones d e defender s u soberana Nosotros sabemos l os esfuerzos que se hic i ero n porque no pudi r amos comprar esas armas y entre l os g r andes interesados e n que no rec i biramos esas armas, es taban l os funcionarios de l gobie rn o nort e am ericano Y n osotios podemos a f i rmar, sin qu e sto sea un secre t o, porq ue s i es un sec r e to, ser d e esos secretos que l o sab e todo el mundo, y ha sta incluso, no es porqu e l o digamos no sotros lo dijo el gobierno ing l s, e l g obierno in g l s decla r que el gobie rn o nort ea m e ri cano estaba in teresado en que no adqu iri r amos aviones e n In gla t erra Lo h an dicho l as prop i as autoridades n orteameri canas, los propios voceros que hicieron esfuerzos porque n o se vendieran armas a C u ba. N osotros hemos estado lu cha nd o co ntra esas pres i ones no sot r os h e mos es t ado luchando contra esos obstc u los De man e ra que un pas, un gobierno, utilizando s u poderosa infl uencia internacional, se mueve en los crculos d i plomticos, para que un pais pequeo, un pas q u e necesita d efe nd er su t e rritorio d e s u s ene mi gos, un pu eb lo que necesita defenderse de los cr imina les que quieren regr esar ; o de los co l onizadores q u e quieren man tenern o s e n l a esclav i tud y e n el hambr e; tenemos que es tar luchando cont ra las pres i ones de un gob i er no in fluyente y pode roso, para poder adquirir armas Y no sotros podemos afirmar qu e hasta aht>ra h ab amos logrado que un gobierno, que una fb ri ca d e armas europea, actuando c on ind epe nd e n cia y ac tuando con firm e za se h abia opuesto a las pr es ione s y nos haba vendido las armas. Es d ecir, la fbr i ca de armas de Blgic a y e l gob i e rno de ese pas, se haban resistido a l as presiones, y no una, sino varias veces, el Cnsul norteamer i ca no un Cns ul nort ea m er i cano en Blg ica y un Attach Militar de la Embajada Norteamericana en Blg i ca hab a n int e ntado con la fbr i ca y con el Ministerio de R e l aciones Ex teriores que no nos vendie sen esas a rma s. Es decir que funcionarios d el gobierno n ortea m er icano ha ban h ec ho r e it erados es fu e r zos, por ev i ta r que nuestro pa i s ad qu i riera esas armas. Y l os funciona r i os del gobierno norteame ricano no p ued en negar es ta rea lid ad y esta realidad quiere decir, que e llos estaban in teresados e n que no sotros n o adqui risemos esas armas, y que entre los i n te r esados hay que buscar a lo s cu l pab l es, entre l o s int eresados en que no sot ro s no ad quiriramos esas armas, h ay que bu sca r a l os culpab l es, porque tene m os derecho a pe n sar que los que por via diplomt i ca ten taron que no adquirisemos esos equ i pos, pudieron haberlo in t e ntado ta mb i n por otros proc edimie nt os No afirmamos que lo hayan h ec ho as porq u e no tenemos pruebas contundent e s y s i l as tuviramos, ya las estaramos presentando a l p u eblo y al mundo pe r o s digo, que tenemos d erecho a pe n sar, que los que por via, por determinadas v ias no haban logrado s u s propsi tos, podan haberlo intentado por ot r as vas; tenemos e l der ec h o a pensar que entre los interesados h ay que buscar a los cr imi n ales, tenemos derecho a pensar q u e entie los interesados hay que buscar a los causantes d e las vidas c ubana s qu e se per di eron en l a ta rd e d e ayer Porque, e n primer lugar derecho tie n e ning n go bierno a interferir l os est u e rzos que rea liza otro gob i er no en defensa de su soberana?, qu d erec ho tiene nin g n gobierno a a rrogar se la t ut ela de ninguna parte de l mundo !, d ere cho ti e ne n in gn gob i erno a prohibirl e a los c ub anos que ad qui era n las armas que todos los pu eb los adquier e n para d efe nd er su sobera na y su int egr idad'! A qu pueblo l e queremos n osotros prohibir qu e se arme?, compras de armas inter ferim os nosotros?, qu obstc ulos J e ponem os a nin gn pueo l o para que se a rme?, y a quin se l e ocurre que un pueblo, un gobierno que v iv e e n paz, cuyo pueblo viv e e n paz co n otro pueblo, que mantiene relacio n e s dip l omticas y am ist osas --o q u e deben ser amistosas tenga d erec ho a inmiscuirs e para q u e ese pu e blo no pueda adquirir a rm as ? Y mucho ms si se tiene e n c u e n ta que el pas en nombr e del c u a l acta e s e gobie rn o adqu i ere e n nu est ro propio territor i o materia les estratg i cos que n ece sita para s u d efe nsa, sin que no sotr os l es intertil'amos esa adq uisicin d e materiales, sin que noso tros int erfir am os los esfuerzos que rea li ce n para s u defensa, sin que no sot ros nos inmiscuyamos en s u s as un tos. Y que no adquiramos medios para defend e rn os, por q u ? Por qu ese inters e n que n o adquiramos medios para d fendernos? Es q u e acaso pre t e nd en que nu es t ro pueblo ca i g a de nuevo ba jo la s bo t as de l as pandi ll as de c rimin a1es que lo azotaro n durante siete aos? Es que acaso estn promov i endo e l -egreso de l os grand es crimina l es?, o, lo que es p e or n, es que acaso pretend e n interv e ni r en nu estro sue lo '! Porque si no se qu i ere que nu e stro pueblo c u ente con medios para de f e nd erse, si nuestro p u eblo no puede constit uir nin gn pelig ro para ese pas, si nuestro pueblo no es, ni podr ser n unca, un pelig ro m ili ta r para nin gn otro pas, nuestro pueblo no podr d esar rollar nun ca un a potencia ofensiva cont r a ningn otro pueblo po rqu e la f u erza de n u estia Revolucin en e l m un do no est en s u fu e r za militar, si n o en s u tremenda fu e rza mora l, e n su ti -e mendo e j emp l o para lo s pueblos hermanos, pata n u estros hermanos de raza, esclavizados y exp l otados e n tod a la Am rica H i spana porq u e la fuerza nu est ra nun ca estar en la po tencia militar, nosotros somos m ili ta rm ente f u er t es para defen dernos pe r o no l o somos, n i l o q u ere mo s ser nunca, para atacar a nad i e, porque n osotros no aspiramos, ni aspil'are1nos n unca, a so met e r a nad i e, a sojuzgar a nad i e. Nosotros s somos fuer tes para defendernos, porq u e defe n der l a tierra es otra cosa, es un derecho, y uno de esos de r ec hos q u e los pueblos saben defender contra cua l quier pode r y contra cua l qu i er fu e rza. Entonces, por q u no se quiere que t engamos los medios necesarios? Es se n cillamen t e, porque se qui ere que no podamos d efen d e rnos; se qui ere q u e estemos i nde fensos Y por qu se qu i ere que estemos i ndefensos? Para dob l egarnos, para someter nos, para que no resista m os a las pr es ione s, para que no r esis tamos a las agres i ones. Y tiene n prec i same nt e, de r ec h o a obs taculizar nuestro esfuerzo para adqu i rir los medios para def en dernos las autoridades de un pas que n o h a podido impedir que su t e rr itorio sea ulil i zado s i stemt i camente para bombardearnos? Por eso vi hoy ms fuert e que nunca a n u e stra Patr i a, v i hoy ms sli da e in venc ibl e que nunc a a nuestra Revol ucin ms galla rdo y ms heroico a nuestro pueb l o; hoy era como si e n es a sa n gre, que era sangre de so l dados y obreros, sang r e de obreros c uban os y de obreros franceses, obreros franceses que, cump li en do e l deber, tamb i n murie ron mientras tia nspor t aban esas mercancas que serv ir n pa r a defender nu estra so berana y por lo c u a l no los hemos o lvid ado a la hora de ayudar a Jos nuest,os, a la hora de ayudar a l os familiares de los c uba nos que cayeron no hemos olvidado a eso s o br e ros de Fr a n c ia que caye ron en ese h ec h o van d lico produc i do por las manos asesinas d e los enemigos de los obreros, aq u y en c ualqui e r parte del mundo y que en el acto d e ayer hermanaron la sangre francesa, d e donde surg i ero n aquellos gr i tos de libertad en la prim era R evol ucin g r a nd e de la historia moderna d e la huma nidad, h erma naron la san g r e de los obreros france ses y la sangre d e los obr e r os cubanos; y por eso nosotros, que en e ll os vemos a h er m a nos hemos ta mbi n ate n dido co n pare j a gene rosidad, e n l a ay ud a, a los fam ili ares, po r que e ll os tambin tienen esposas, y ti e n en madres, y tie n e n hi jos, y es t o costi tua para nosotros, para un p u eb lo generoso como e l nuestro, un acto de e l emental so lid a r idad que sentimos todos hacia los p ueblos d e t odo e l mundo. Y al despedirlos e n e l umbral del ceme n terio, una promesa que ms q u e promesa de h oy, es promesa de ayer y de s i empre: Cuba n o se aco bardar Cuba n o retroce der ; l a Revolucin no se de t endr, fa R evol ucin no r eu oceder, la Revo lu cin se guir ade l ante victor i osamente, la. Revo lu cin contin uar in q u e brantable su marcha! Y esa es nu es tra promesa, no a los que han muerto, porque morir po r la Patiia es vivir, si no a l os compae r os que ll e vare mos siempre e n e l recuerdo como algo nu estro, y no el recuerdo en e l corazn d e un hombr e, o de hombres sino e l rec u erdo nico que no puede borra r se nunc a: e l r ec uerdo en el corazn de un pueblo

PAGE 46

30das 30das 30das 30das PENA DE )lt:ERTE A MALV;RSADORf:S La no c h e del m i e,coles 1 7 de febrero fue en extremo fruc fera en 1:esoluciones despus de una e xtensa jornada de traba jo y delib e r a ci o nes e n el C o nsejo d e lv i nistros Uno de los aspectos abordados y resueltos, que pona fin a un prolongado debate extendido a lo largo de todo el proceso republicano, era el ,,elativo a la malversacin de caudales pblicos, que ya en Cuba muchos consideraban como im posible d e errad i car esgrimiendo los con sabidos sofismas justificadores de la he r enc ia colonial espaola, echando en olvido que la p ir atera oficial gubernativa no tuvo solamente su gnesis en la administracin borbnica hispana, sino 1nuy acentuados perfiles y e x tens i n con la gestin in ter ventora de Mr Magoon y Mr. \Vood, los dos procnsules norteamericanos enviados a Cuba en plan de uncir la Isla c rio lla a la influencia extra nj era La primera premisa era cortar el nudo gordiano simbolizado por e l Cdigo de Defensa Soc i al, que resultaba i nef i caz e inoperante para castigar el delito de mal versacin, ya que en la for,pa en que se e ncu en t ra regulada la penalidad para los ca uda les pblicos, "se convierte en vlvu la de escape, ya que en nuestros estable cimientos penitenciarios pocas veces han sido internados ma l versadores del d i nero popular". Este de la malversacin, como certe ramente lo calificara e l Consejo ya venia siendo un mal endmico en nuestro pas, como una enfermedad tropical que i ba corroyendo nuestro organ i smo soc i al, oca sionando gravsimos males de corrupcin y hasta de traicin a la patria. Bastaba contemp l ar el pasado reciente, con par t i cu lar nfasis en la tirana batistiana, para comprobar a qu lmites oprobiosos y terribles hubo de ll egar la malversacin oficial, cuyos funcionarios no se detuvie ron ni siqu i era en los ms horrendos cr menes para enriquecerse ilc i ta m ente a costa de los bienes de l p u eblo. -U no de los objetivos fundamentales de l a Revo l ucin -expresaba uno de l os fundamentos de la resoluc i n de l Conse joha sido garantizar la absoluta ho nestidad de la Administracin Pblica y es evidente que quienes en e l ejercicio de funciones pblicas se enriq u ecieren, rea li zan un a accin tpicament e contrarrevo lucionaria. En consonancia con la nueva disposicin adoptada, t odo func i ona, io pb li co. que teniendo a su cargo cauda l es o efectos pblicos se los apropiara o consintiera que segundas o terceras personas se los apropiaran, seria sancionado con p r ivacin de libertad de 10 a 30 aos, e incluso a pena de muerte De este modo se cerraba drsticamente, una deprimente y sombra historia que haba durado ms de 50 aos d e v i da re publicana El mal e n dmico quedaba aho ra curado de ra z EL B.-\'.\'llES l'A:0-A -\L RAl\"CO '.\'AC'IO:\'Al. La p r o li feracin de instituciones credi ticias muchas de e ll as con ex i s t encia precaria Y otras veces obstaculizadoras para el actual proceso de tr a nsformacin cr e diticia y econm i ca estaba uq~i e ndo una necesaria y pronta rectificacin. El Con sejo de Ministros emprend i el ajuste r equerido al dictaminar la disolucin del Banco de Desarrollo Econmico y Social (BANDES) int egrado con carcter de institucin autnoma, crediticia con un capital autorizado de 15 millones de pe sos, representado po r 150 miJ accio nes d e 100 pesos cada una de la~ que e l Estado Cubano h a sido hasta ahora el principal acc ioni sta. No obstante su aparente denominac i n autnoma, el BANDES gravtaba sobre los recursos del Banco Nacional d e Cuba, funcionando en la prctica como un de partamento de la mxima in stituc i n ban caria cubana no ten a razn esenc ia l de ex i s tir, por lo cual la resolucin d e in cor porarlo a l Ba n co Nacional, co n sus depa r tamentos y oficinas correspondientes, l u cia a ojos vistas lo ms conducente y apropiado, asumiendo e l Banco Naciona l las obligaciones y compromisos adqu iridos por el Organismo d i suelto. En la prop i a resol u c in del Consejo se espec if i caba qu e l os Departamentos T nicos y de Costo y llercado, tal como figuraban en e l presupuesto d el BANDES, serian incor po,ados al INRA, con e l per sonal, mater i al y equipos correspondientes Al unsono, se le conceda al INRA la representacin lega l d e l Banco Nacion a l d e Cuba para el ejerc i cio de l os derechos de voto y administracin en las Juntas Generales de Accionistas y e n las Direc tivas que conferan al Banco Nacional las acc i on e s d e l capital que poseyeran las empresas financiadas bajo pl,ines de des arrollo e industrial. Se es tableca en la reso l ucin aludida, que los financ i amientos concertados entre el BANDES y las empresas objeto de estos beneficios, se rian continuados por el Ban co Nacional de Cuba, hac i ndose la sal vedad de que e stos enunciados podran ser alterados en caso de que a juicio del Departamento de Industrializacin del IN RA, por razon e s de fra u de o les i n, por recomendac i ones de tcn i ca o de econo ma, se j u zgara que deban para li zarse, ampliarse o, en su caso, liquidar se. Otra importante premisa f ijada r :i el texto resolutorio del COnsejo determ i naba que e l Banco Nacional se abs t endr a en el futuro de continuar l a po li tica de prsta mos que ha b a venido siendo prctica ha b i tua l y corr i ente del BANDES a empre sas particulaies o sociales privadas, "a no ser que se trate de industrias ya 'finan ciadas y los prstamos result e n n ece sarios >ara mant e nerlas en produccin adecua da" St ,l..\'iA H t. ,_OL ll> -\ltlll.-\11 ( O:\" Pl t:HLO'LATl'\:O \~lt:RIC \ o,D u r a n te l a trgica y hero i ca batalla de nuestro pueb l o por sacudirse las ataduras d e la tirana batistiana, los pueblos de Amrica Latina, incluso los que sufran s i m il ares regmen es de dictadura, expre saron su ardie n te solidal' i dad hacia la he roi ca lucha de la libertad que se libraba en los campos, mont e s y ciudades cuba nas Ahora que Cuba constituye un pas plenamente liberado, los pueblos hermanos miran h acia nuestras costas con la pupila admira da. a nh elosa d e conquistar s imil r es ven turas. En la t i er r a donde reina l a libertad, no se puede olv id ar a los que carecen del b i en ms preciado que ti e n e e l ser humano. Por eso la Semana de Solidar id ad Demo crtica con l os Pueblos Latinoamer i canos sealada entre los das 20 al 26 de este mes de marzo en toda la Repblica, asu me en estos momentos trascendencia in dudable. El comit Ol'ganizado r de estos eventos formul en la p r e n sa del da 1 8 unas de claraciones de pl'inc pios e n la s que se hacia una d e nuncia enrgica y esclarece dor a sobre l a t r i ca situacin de te1 or y op r esin de crmenes y violencia, de v iol acin de los ms e l ementales derechos humanos en Santo Domingo, N ic aragua Paraguay y Haiti. Tamb i n hizo nfasis espec i al e n sealai la v iol acin de las li bertades pblicas y de los d erec hos sindi cales en Argentina. Indicbase con evide nt e ac i erto en la d eclaratoria, que en los mi tines actos, co nf ere ncias que se verificaran deba Oe dicars e atencin preferente a la exposicin del sentido p,ofundamente patritico y li berador popular y l atinoamericano de la Fwvolucin cubana, llamando a todas las i nstituc i ones, a todos los revolu c ionar i os del pas y del Continente a sumarse a es tos actos de la Semana de Solidaridad con los Pueblos Latinoainericanos. Despus de sealar los camb i os ope r a dos en l os ltimos aos e n la situacin po tica de Amrica Latina, las l uchas en ascenso por co n quistar la democ r acia, la independencia econmica, e l respeto a la soberana nacional, e l progreso, el bien estar, traducindose es t as l uchas popula res en l a liqu i dacin de las tiranas crueles y sangrientas de Odra ep el Per; d e Ro j as Pinilla en Colombia; de Prez mnez en Venezuela y de Batista en Cuba librndose cruentas bata ll as en Santo Do mingo, N i caragua, Paraguay y Hait que sufren las tiranas despticas de Trujillo, Somoza, Stroessners y Duvalier. Prrafo preferente ocupaba en la de clarac i n principista a la calificacin de las fuerzas que mantienen el atraso y la miseria en nuestros pueb l os y que se opo nen a su desarro ll o industrial y a s u pro greso, que "son las fuerzas imperialistas de los Estados Un i dos de Norteamrica Desde los albores de nuestro s i glo se expresabalos capita l istas norteamerica nos invadieron con sus cap i tales l a rica Latina, convirtiendo, de hecho, a nuestros pases de semico l onias sometidas a los trusts y monopolios de l Norte, los que ejercen una presin y una in fl uenc i a preponderante e n l a vida econmica, so cial y poltica de nuestras n aciones" L .\ \ll EHTI'. Y l :'\O 1,~ l. :'\Ol:Tt Se a n alreded or d e las nueve de la maana. En e l Centra l Espaa", en el matanc e ro pueblo del Per i co, los traba jadol'es se encontraban en plena labor en la zafra azucarera.' En ese preciso mo mento a l gunos vecinos observaron una avioneta que e volucionaba en forma sos pechosa ~obre la casa de calderas d el In gen i o, te mi e ndo, con entera razn, qu e fuera a ser objeto de una de las tantas 30das 30das 30das 30das 46 I

PAGE 47

30das 30das 30das 30das LA AVIONETA CAIA EN PEDAZOS ag resion es de aviones piratas con base en los Estados Unidos, que se repetan sobre los campos caeros de la Isla con reitera cin saboteadora y criminal. En l a atenta y angust i osa escrutacin v i slumbraron que un o de los tripulantes sacaba hacia fu e ra de la av ion eta un bulto colo r oscu,o dispon i ndose a lan zarlo sobre el Central. Pero a l go afortu nadamente inesp e rado hubo de ocurrir: el objeto color oscuro estall atronadora mente, cegando por instantes a l os obser vadores, y cayendo los fragmentos del aparato dispersos por toda la extensin de la zona del "Espaa", yendo a caer algunos a una distancia de unos 500 me tros Una vez transcurridos los momentos de confus i n, l os vecinos se dirigieron hacia e l batey e ncontr ando e l cadver hor rible mente destrozado de lo que haba sido un ser humano, a unos cien metros del Inge nio. E l cuerpo de l piloto, convertido e n blido humano, perfor el techo d e l a ca sa d e l doctor Jess Angulo, mdico del Central, cayendo a pocos pi e s de l a cama de la nia Norma Eiwinn, hija del fac ~ ll tat i vo. Las investigaciones practicadas por denes del Jefe de la FAR, comandante Serg i o de l Valle comprobaron qu e se tra taba de un av i n de matricula norteame ricana, y que el piloto se nombrata P.ot: e rt Ellis F r ost y ostentaba un carnet de l Cuerpo de Seguridad de l os Estados Uni dos de Norteamrica. En la noc h e del 19 ex ista profunda y explicable conmocin e n toda la Repbli ca ante el anuncio de que e l doctor Fide l Castro hara su comparecencia ante el programa "Ante la Prensa" A l marcar e l reloj l as diez y m e dia, miles de te l ev i dentes y radioescuchas se e ncontraban anhelosos de escuchar las palabras del Primer M ini stro. En el es tu d i o se encon traban presentes el Presidente de l a Repblica doctor Osva l do Dortics Torrado, todos lo s ministros del Gabinete y los je fes de las Fuerzas Armadas. Despus de las preguntas de los periodistas, el doctor Fidel Castro, con voz pausada y serena, fue expl i cando cmo la opinin pblica se habia enterado de l os acontec i mientos del avin pirata cado en el Central "Es paa" por med i o de la prensa, e l radi1; y l a telev isi "Yo sabia -prec i s F C -, que un da u otro uno de esos aviones iba a caer e n nuestras manos. Para nosotros era difici l int er~ptar esos aparatos La extensin de la Isla es muy gra nde y ne cesitariamos instalaciones de radar o una int ensa vig il anc i a area que no estamos en condiciones de montar". Despus de exponer los numerosos in cendios que se han provocado por las in curs i ones de aviones piratas, que hsta ento nc es se haban limitado a lanzar bom bas incendia,ias, pasada la tregua esta blecida tras el mortfero ataque sobre La Habana, formul el Jefe de la Revolucin una afirmac i n terminante : "-En esta ocasin el plan no era quemar caa. El plan era atacar el Central "Espaa". Punto a punto, s in dejar un deta ll e, fu e relatando Fidel Castro cada uno de los pormenores de la ocurrencia. En uno de los MOMentos ms culminantes de In C '" pectacin ge n e r al, afirm e l Jefe de la Revoluc i n Cubana: "-Gracias a los do cumentos ocupados se ha podido estable cer perfectamente que el avin sali de Miam i h i zo esca l a e n otro lugar de la Florida y Juego se dirigi a La Haban a" -Tenemos casi la seguridad -en fati z Fidelde que se trata de los mismos elementos y quizs el mismo avin c,ue in cend i los caavera l es de Camagliey. A l piloto se l e ocuparon m apas co n la ruta d e vuelo: p, raca s a eso se puede det e rmi nar el punto de partida y la situacin de l os J ugar e s de donde parten esos vio ne s piratas. FIDEL EXPLICA EN TV Con la resp i rac,on contenida millares de cubanos escuchaba n expresar a su ximo p,uia : Una de esas bases est situada en los 25.17 grados de latitud norte y 80.53 de lon '(itud c PSte, a unas 67 millas al nor deste de Cayo Hueso y 30 millas al sur O (' Ste de la base del comando areo de los Estados Unidos. La otra est a los 2 :\. 18 de latitud norte y 80.50 de lon g itud occi dental. a 77 millas al oeste de la base de Cayo Hueso y 20 mill as al suroeste de l a base del comando areo de los Estados Un i dos. Mostr despus Fidel Castro ante las cmaras de televisin el pasaporte del pi lo to. en e l cua l apareca su fotografa y el nomhr e : Robert Kelly Frost, documento expedido POr el gob i erno de los Estados Unidos T~mb i n mos t r una libreta de vuelos ver ifi cados, en la que el piloto mer cena ri o de la av i oneta haba sealado los vuelos real i zados sobre territorio cuba no, durante el pasado mes de febrero. En la libreta de l p il oto fallecido cons tab an tr es incu rs iones areas sobre e l te rritorio cubanll durante Pse mismo mes de febrero. "Esto no significa, dijo Fidel Castro que no h aya hecho otros vuelos s i no que por lo menos fuero n tres sus via j es a nuestro territor i o a nt es del lti mo reali,adn ayer y Que no aparece mar cado en la li breta" (La muerte le impidi marcar l a ltima fechora frustrada) Las pruebas fueron ex haustivas, despe jadoras de todas las dudas y todas las in cgnitas Mostr numerosos documentos, papeles probator i os y comprometedores para l os invasores, los mapas ocupados en uno de los cuales se reproduca l a superficie de l a I s l a de Cuba'. estando marcadas e n l reveladoras seales que constataban l as operaciones y puntos de ataque de l a vioneta. En los mapas se encontraba mu y cla ramente m arcada l a ruta desde Miam i hasta e l Centra l "Esp a a" y "Soledad", s i ~n ificando que este lt i mo punto se en cu e ntra a l o 30 millas de la base militar norteamer i cana de Hom es t ea d. Entre l as incursiones que aparecan marcadas en el mapa mostrado por el doctor Fidel Castro se poda observar t i damente la s rutas desde puntos de par tida situados en territorio norteam e ricano hasta los centra l es "Hershey", "Punta A l egre", "Morn", "Pat ria", "Adelaida", 11 Jatibon i co", "Espaa" y "Nigara" Es tos in genios se e ncontraban marcados por circulos. Y e n el mapa de carretera s apa recan todos los centrales establecidos en la Haba na, sea l ados con gruesos puntos, que los d e stacab a n del resto de la supe fici e Imp r esionante para todos result la parte en que Fidel expres con voz emo cionada: L o ms im portante de este ataque, que afortunadamente no lleg a perpe trarse, pues es mil veces mejor que hayan mu e r to dos personas a que hubiesen muer to decenas, es que antes slo intentaban destruir cosas materia l es, pero ahora han quer do ases inar a hombres que se ha ll a ban e n tregados a su trabajo Se proponan atacar impun emente a nuestros obreros, como si lo hubi esen hecho en la poc a medieval. Pe nsab an ases ina r a nuestros obreros q u e estaban en e l Central para 30das 30das 30das 30das 47

PAGE 48

30das 30das 30das 30das ganar el pan que necesitan sus fam ili as. Hizo una breve pausa, seguida con ver dadera tens i n por tocios l os espectadores Al final del instantneo receso, volvi a decir Fidel: Hay que pensar tambin que no sa bemos hasta dnde hub i ese podido llegar l a indignac i n de nuestro pueblo si llega a perpetrarse el crimen que se proponan realizar. Porque la verdad es que creo que Cuba es hoy da el nico pas en el mundo que resulta vctima de incursiones areas contra su territorio. Yo leo los cab l es y no conozco de ningn hecho se mejante al que ocurre en nuestro pas. Otro de los instantes ms espectaculares se produjo cuando e l doctor Castro afir m con evidente indignacin patritica, pero con voz y gestos mesurados: -Esto es una vergenza para l a nacin norteamericana. Las autor i dades han di cho en repetidas ocasiones que los aviones no salan de am De esto se deduce en tonces que no se enteraban que su terri torio estaba siendo violado impunemente, que sus cortinas de radar no han podido impedir que se cansen de violar el terri torio. Al finalizar su electrizante_ informe al pas, el Primer Ministro e x puso sin a l te rar la voz: Todos estos datos y pruebas l os po nemos a la d i sposic i n de los tcn i cos de Estados Unidos. Que vengan. Esta es la oportun i dad de demostrar que quieren que esos hechos no ocurran ms. AceP tamos que l os manden para que comprue ben estas pruebas irrebatibles. Ya ha quedado probado defin i tivamente de de procedan. Ya las pruebas estn aqu. Los puntos de donde salan estn sea l a dos. En manos de e ll os queda el actuar para que Cuba no siga siendo vctima de ataques c r imina l es SABOTA J l. S E RIA N ap r o ximadam e n te las tres y diez minutos de l a tarde del viernes 4. Era la h ora en que la capi t al se encon traba sum i da en el sopor vespertino, y la calma apacible y serena de la C i udad no presag i aba ningn acontecim i ento de s i ngular factura Pero in stantneamente, de un modo sbito y crispante, hasta los ms lejanos confines capita lin os se vie r on sacudidos por una estruendosa ex plosin y de inmediato m i llares de c i ta dinos pudieron contemplar expectantes un anchuroso cono similar al de una deto nacin nuclear Pronto hubo de conocerse l a dram tica ocurrencia La explosin se haba registrado en el interior de l buque ''La Coubre", cargado de materiales explosi vos y armamentos pa1 a la defensa de la Revolucin y de l a patr i a. Inmediatamen te acudieron a l os muelles de l a Pan American Docks, numerosos soldados re beldes, t r abajadores portuar i os y ciuda danos, dispuestos a prestar aux ili o a l as vctimas del sin i estro. Pero apenas laban i n i c i ado l a tarea salvadora, pocos minutos despus otra es tremecedora y mortfera explosin volvi a sacudir l as ent,aas del buque, or i gi nando un espectculo dan t esco. La mag nitud de la tragedia a l canz cifras muy elevadas, a causa del generoso sentimien to y del coraje sin lmites de los obreros, marineros, bomberos, policas, so l dados rebeldes y familiares de l os trabajadores que acudieron desde el primer instante para auxiliar a los damnificados. El espectculo que se ofreca a la vista honorizada de los supervivientes y l os que acudieron apresuradamente a la la bor de salvamento fue desgarradora. Mon tones de cadveres se hallaban regados en una extensa rea del muelle de l a Pan American Dock y hasta por las zo nas aledaas Muchos de ellos se vean completamente desmembrados, otros ticamente ca l cinados, como si hubieran sido consumidos por una pira pavorosa. En aquellos momentos angust i osos y crispantes, se puso a prueba el pr~n es pritu de combate de nuestro pueblo, que supo dar muestras de entereza y enero-la caudalosas frente a la tremenda peripe cia. Con la presencia ejemplar del Primer Ministro castro, quien por verdadera fortuna pudo sa l varse de la segunda ex plosin, asi como del Comandante Juan A l meida, l os comandantes Raul Castro y Che Guevara y el Pres i dente Dortics, el pueblo reclamaba un lugar de honor en e l salvamento sin importarle l os po sibles riesgos. Rpidamente. con la pre mura que exigan las circunstancias fue or1tani1.ada la conduccin de las victimas a los centros de socorro y clnicas par ticulares en una incesante marea de ve hculos, muchos de e ll os ofrec i dos vo l un tariamente por s u s propietarios. M i entras tanto, se inic i aron l as i nves tigac i ones de rigor, las que conducan a u n a versin nica, cargada de solidez irrefutable; la e x p l os i n h ab a. te n id o c m o o ri ge n sin i estro un a. m a n o c r i m i n a l O sea, que el sabota j e era manifiesto y evidente Trabajadores que haban par ticipado en e l pr i mer tur n o de descarga de l materia l expresaron con unnime cr i terio: -En ningn momento se procluieron im pactos v i o l e n tos entre el material q u e se manipu l aba. No hubo acc i dente a l runo en l os trabajos aue se rea l izaban Nin gn cable se part i nin_guna ca i a cay sobre otra con vio l enc i a y en los mome n tos en que se produjo l a explos i n las tareas se desenvo l van con norma li dad y todo ocurri oor sorpresa O t ra versin, d e ndudllble i moortan cia. fu ofrecida al PriMP.r M nistrn Dr. Fide l castro por el d i rie:ente del Sind cato de Estibadores, Andrs Fernndez So l er, que participara con var i os compa eros en las la b ores de descarga en el turno a n ter i o r a l de la in m e n sa tragedia: Es t amos seguros de que se trata de un criminal sabotaje p l aneado desde e l extranjero Los obreros a qu i enes se en come n d estas l abores estaban acos t um brados a realizar l a y en distintas oportu. nidades -inclusive muy rec i entemente descargaron cantidades similares de ex plos i vos Manipu l aron la dinamita que se descargaba en los mue ll es cada vez que se traan embarques a nuestro puerto. Y co n acento enftico aada AFS: -En mltip l es ocasiones rea li zaron sin dificultades estos trabajos. En las labores de descarga de "La Cou bre" estaban destinados 150 obreros, en contrndose a bordo un total de 56 al ocurrir la explosin y cerca de cien en los muelles, as como unos 80 miembros del ejrcito rebelde, encargados de la cus todia del buque y del material, entre los cuales se registr el mayor nmero de vctimas La poblacin en pleno de La Habana, estuvo desde los primeros momentos par ticipando en una o en otra forma de los trgicos acontecimientos Una vez que desde las emisoras de radio y televisin -donde previamente se suspendieron to dos los pxogramas mus i cales en seal de duelose solic i tara la contribucin de dona ti vos de sangre para la atencin de los heridos, la cifra de donantes alcanz tales limites masivos, que se agotaron todos los recip i en t es en existencia Donde quiera que se so li citaba una cooperacin, y an sin pedirla, acudan presurosos los hombres y mujeres del pueblo, y hasta los nios y ancianos, ofre c i ndose para lo que fuera menester. Te nian la conciencia segwa de que estaban librando una fase de l a batalla por l a i ndependencia nacional amenazada por un poderoso enemigo, cuya traicionera mano, se cerna amenazadora e impla cab l e sobre la Revolucin y la patria misma. La evidencia del sabotaje, que ya corra de boca en boca, impel i da por e l agudo sentido revolucionar i o del pueblo, adqui r i plena confh'mac i n, David Salvador, hab l ando en nombre del mximo or ganis mo sindical cubano, expres en una alo cuc i n rad i al : -Una nueva salvajada, un nuevo y criminal atentado, el ms brutal y san griento zarpaw contra nuestro pueblo despus del triunfo de l a Revoluc i n, se produjo en la tarde de ayer, cuando un cargamento de armas y municiones es ta ll como consecuencia de un sabotaje en el interior de un bu q u e, que proce dente de Europa, se hallaba surto en baha, provocando la muerte a decenas d e tra b ajadores y m i embros del E j rcito Rebe l de y causando ms de un centenar de her i dos. La calificacin y el sealamiento de los cu l pables venan implcitos en la segunda fase de la expos i c i n: -Los que provocaron la muerte y l a destruccin en la tarde de ayer son los mismos q u e permiten y estimulan accin de los bombardeos a nuest,os centrales azucareros y l a quema de caa en nues tros campos. Son los que conceden im punidad para salir y retor n ar a su ter r torio, a los aviones aue bombardearon La Habana y pretendieron bombardear e l Centra l "Espaa" en fecha reciente .Son l os que s i embran el luto y el dolor en un pueblo que no agrede a n i n gn otro y slo aspil'a a vivir e n paz, l i bre y sohP.rano poltica y econm i camente. En horas de la noche, el Consejo de M n i stros se reuna en sesin extraordinaria, acordando dec l arar un da de duelo nacio nal riguroso y dedicar un crdito de un m ill n de pesos para prestar aux ili o eco nmico a l os familiares de las victimas del inca li ficab l e atentado Dichos emolu m entos seran otorgados en igual propor cin a cubanos que franceses, civi l es y = 30das 30das 30das 30das

PAGE 49

militares, con un mm1mun de diez mil pesos po r cada uno de los cados. En el intervalo de estas gestiones y actividades, en las que pueb l o, gobierno y fuerzas armadas y trabajadores part i cipa ban de consuno, con un mismo propsito y una similar actividad patritica y revo1ucionar i a, 41 cadveres fueron tend i dos en el gran sa l n de actos del Palacio de Traba j adores, donde fueron turnndose las guardias de honor, entre las que resaltaba la de l Jefe de l a Revolucin, Dr. Fidel Castro, el Presidente de la Repblica, Dr Osvaldo Dortics, los Jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, ministros del gabinete, dirigentes sindica l es, as como re l evantes figuras de l a vida nadona l. Durante las horas de la noche y de la madrugada y e l transcurso de la maana del da 5 millares y millares de personas circu l aron a l rededor de los fretros que guardaban los cuerpos mutilados de la sensib l e catstrofe Y a las doce del dia se inici la partida del fnebre cortejo hacia l a necrpo l is de Coln, en e l que participaron en compactas y un i das filas DURANTE e l curso de la ltima semana de Marzo, fructjfera en i niciati vas provechosas, se registr la aporta c i n vo l untar i a y unnim e a la campaa de l 4% para la indu st ria l iza c i n del pas. Con la presenc i a eufrica del Dr. Fide l Castro, los trabajadores de diversa filia cin sindical, agrupados en to rn o a sus multi t udes populares, milicias y brigadas vo l untarias, fuerzas del e j rcito rebelde, de la Mar i na y la polica, que acompa a ban hasta su l tima morada a l os inmo lados por la gar r a del sabota j e extran. jero. Esta vez no habla lgrimas en l os o j os d el pueb l o. No poda haberlas Saban q u e el a t entado estaba dirig i do para restarle e l ementos vitales de su defensa nacio na l, para atemorizarlo y deprimir l o. Era una parte del p l an contrarrevolucionario de l a o l igarqua monopolis t a y extran j era y de sus satlites internos, como el de la quema de caas, l os bombardeos indis criminados, la ofensiva econmica de la nueva Enmienda Platt. Y el pueblo saba responder gallarda mente, con entere1.a y energa, dispuesto a todos los sacrif i cios y a todas l as abne gaciones para defender y ll evar l a Revo luc i n hasta los ltimos lmites victo r iosos y liberadores (Vea en l a Pg. No. 45 el texto sobre el discurso del Primer Mi nistro Dr. Fidel Castro, complementario de este reportaje) co n tribucin masiva como garanta de ma yor eficacia recaudadora organizada para cumplir cabalmente con el objetivo. Las palabras emocionadas de Fide l as como las de los lideres sindicales, or i en tando a las masas laboriosas sobre tan vitalisimo objetivo, fueron recibidas con aclamaciones y cerrados ap lausos proleAPORTACION VOLUNTARIA Y U NANIME A 1..A CAMPA>IA DEL 4 % dir i gentes naciona l es, reunidos en el Tea tro Blanquita, festejaron el 24 de Febrero dando su consenso animoso para asunto tan esencial como el de la ms efic az transformacin econm1ca y liberacin nativa. Ya no era e xclusivamente un aporte aislado y ge neroso sino que inclua la d eterm inacin afirmada y resuelta de l a tarios. Un a vez mM l a clase obr era cu bana daba muestras palpables de mar char en las primeras filas de la Revolucin, sacrificando incluso sus modestos haberes para dedicarlos, como hicieran en el pa sado sus hermanos proletarios de Tampa y Cayo Hueso a la pelea libertadora de la independencia cubana. n lA S Al : LAS PARA EL CA) IPE S I ~A DO D esde e l inicio mismo de l a gestin gubernativa revolucionar i a, fue profunda y pertinaz preocupacin de las autorida des rectoras de l a Revo lu cin, la creacin d e aulas bien equipadas para ofrecerle al campesinado la instruccin que durante tantos aos de Repb li ca Je fuera vedada. Cientos d e aulas fueron creadas en tonces en los ms remotos confines de la Isla, co n el jb il o y sat i sfaccin ms en cend i dos d e los gua j iros de tierra adentro. Pero el paso complementario de l a siem bra de enseanza para los guajiros estaba contenida en la resoluc i n dictada el pa sado 16 de febrero por el Ministro de Educacin, Dr Armando Hart, disponien d o la creacin d e TRES MIL n u evas au l as, con cargo a l os crditos conced i dos para crear en total DIEZ MIL AULAS en la Repblica. De acuerdo con la distr i bucin con feccionada, las nuevas aulas se distrib u yen en esta forma: 1,810 a la Provincia Oriental; 340 a Camagey; 500 a l as Villas; 90 a Matanzas; 40 a La Habana y 220 a Pinar del Rio. CAS TI GAN A TRA IDOR ES EN AUSENCIA Los fugitivos de l a Justicia, que apela ron al cmodo trmite de l exil i o para burlar sus cuentas pendientes con el pue blo, tuv i eron una desagradable sorpresa al enterarse de la disposicin dictada por e l Ministro de R ecuperac in de Bienes Malversados, Rolando Diaz Aztarain, dis poniendo la confiscacin de las propieda des de 63 malversadores, incorporando sus bienes malhabidos a los mu chos ya re integrados al Estado cubano. En breves pero enjundiosos prrafos se compend iaba toda una jugosa leccin r evo luci onaria: "El estar ausente de la patria en estos histricos momentos, ha biendo salido fugitivo por la via del exilio o por cualqu i er otra va anormal, debe con siderarse como un delito de traicin". L a relacin de sancio nados estaba en cabezada por el ex candidato presidenc i al de Batista por la "oposicin", Dr. Carlos Mrquez Sterling y lo s autotitulados li deres sindicales Osear Samalea, Javier Bolaos, Facundo Pomar, as como Ne reyda Len, nyuge de Eusebio Mujal Barniol, a cu yo nombre estaban muchos bienes del fugitivo. Otra de l as sancionadas por malversa cin era la hija il eg itima del tirano, Car mela Batista Diguez PROHIB EN DE S PIDO S OBR ER O S El Consejo de Ministros correspondien te al 19 de febrero, sancion la p rroga de la Ley que prohibe los despidos obre ros por causa de economa, impid i endo de esta forma la posibilidad de que se produjeran desplazamientos de trabaja dor es, con el consiguiente perjuicio para la produccin y para los humildes hoga res prole t ar i os 30das 30das 30das 30das 49

PAGE 50

,o RISAS PIRATAS LUCERIO CUBANAS CARROZAS SERPENTINAS COMPARSAS MARACAS FAROLAS ALEGRIA El pueblo cubano estuvo celebrando su Carnaval. Desde haca semanas, en los barr i os ms humildes y en los vec i ndarios elegan tes, l a juventud cuba n a abandonaba sus preocupaciones cot i d i ntL5 para disfrutar de la vida, preparando comparsas, ingeniando disfra ces, consigu i endo un automvil prestado o convenciendo al padre para que facilitara e l suyo Habia mi l razones para que l a vida bu ll era ms que nunca en La Habana e;;te ao. La zafra haba comenzado bajo los mejores aus p i c i os; en el campo y las ciudades, el pueblo gozaba de una libertad a l a que J e habia o l vidado el gusto Y l a juventud, s i empre d i spuesta a quemar sus energas en el baile y la alegra, dispuso los mejores p r epa r at i vos para este Carnaval de la Refor m a Agraria. Desde mediados de l mes pasado, las comparsas rivalizaron, ca da sbado y dom i ngo, en alegra y colorido Las calles se llenaban de msica desde temp r ano para apaga r se b i en avanzada las madru gadas A lli un grupo de jovencitas, v i st i endo vistosos t ajes de i nd i os criollos, maqu ill ados los cuerpos y el rostro co n el cobrizo y sano color de n u estros antepasados tanos. Ac, sosteniendo con garbo sol>," sus cabezas las complicadas pe l ucas un g upo de damas anti guas, reg i amente trajeadas y tO<'.adas M all, d i sparando rp i da mente desde un "convertible", un animado g r upo de "rancheros" J an zaban p i ropos y serpent i nas. La alegra del Carnaval fue aumenta n do de semana en semana L os que haban acud i do "a echar una mirad i ta" e l pr i mer sbado, se contagiaron con el entus i asmo de la muchachada que haca alarde de buen humor y se sumaro n con la timidez del que viste por pri mera vez un disfraz, ocultando su rubor detrs de una careta. FOTOS DE RAUL CORRALES

PAGE 51

;,;; L L L

PAGE 54

LA FORTALEZA DE Lt\ CABAi-'A SE LLENA DE FUEGOS AR'fl FIC!ALES. EL PUEBLO ESPERA EL DESEMBARCO DE P J R.-\TAS QUE ACITAN SUS ESPADAS DESDE LA CUBIERTA, AMENAZANDO A LOS SOLDADOS DE LA FORTALEZA. SURCA LA BAH I A OTRA EMBARCACIQN DE MUJERES PIRATAS.

PAGE 55

INDEFENSOS BAJO El. ATAQUE DE LAS MUJERES PIRATAS, LOS SOLDADOS CEDEN ANTE SU IMPULSO, ELLAS VENCEN. CIENTOS DE MUJERES SIMULAN El ASALTO A LA FORTALEZA ACITANDO SUS ARMAS EN SON DE CUERRA. AVANZAN 1.AS PIRATAS.

PAGE 56

... Y LLEGA EL DOMINGO, LA NOCHE ANTES LAS COMPARSAS HABIAN HECHO DERROCHE DE MUSICA Y COLOR. AHORA COMIENZAN A APARECER LAS FULGIDAS CARROZAS, LA OTRA FAZ DEL CARNAVAL LA R U MBERA EXHIBE SU BATA ONDUL ANTE Y SU ME J OR SONR I SA DE CARNAVAL

PAGE 57

UNA BELLEZA PASA Y LOS OJOS DE TO D OS se ; \ LEGRAN, DESDE UN CARRO QUE PASA LAS SERPENTINAS P A S A E L ENTIE RR O DEL LAT I FUNDIO DESf.lLA OTRA RUMBERA AGITANDO su CUERPO ;scULTURAL EL PAYASO MUESTRA UNA R I SA D I STINTA.

PAGE 59

Ya la ca ll e se hizo angosta la ciu dad, pequea En cada esquina de La Habana, un grupo bullanguero y risueo prepara, ba broma s y lanza b a "confetti" sob re l os que pasaron a s u lado, adivinando el ros tro bello debajo de l di sfraz, soando un romance que an no haba comenzado. Desde los ca rr os, los varones persegu an a l as hembras y stas luca n un atrevi miento amparado p or la velocidad. Por la s tardes, l as familia s salan con los hijo s oequeos o lo s nieto s a ver la s carrozas, el desfile de automvile s carga, dos de carcajada s e l aire atronando por e l zumbido de lo s motores. los tambores, lo s pito s, las ri sas. Se retiraban con los primeros faroles q u e mezclaban s us luce, con los mile s de bombillos que se trenza, ban d es de l as carrozas, con los ojos lle nos de co l ores los odos llenos de son ido s ebrios de tanto reir, l as gargantas secas de tanto gritar. P or las noches, como en lo s cuentos, la alegra desbordaba al ampa r o de las som br as y dejaba l ugar al s entimentali s, mo Las voces se suav iza ban, los ojos de s ped an d estellos como las lejana s e s: rellas, las manos se ent r elazaban y prometan, con la s palabras, y como relmp ago s de l a noche t r op i ca l, s urga el roman ce. Por las mad ru gadas. a l gunos tra snocha. d ores, los eternos noct mb ul os, agotadas las energ as para continuar la f i e s ta, l o re s taban para l os recuerdo s algunos en voz alta, otros en silenc io. E l alegre Car, naval h a b a n ero de 1960, A o d e l a R for m a Agraria, h aba cumplido ot r a etapa, otra semana. Ha sta el ao siguien t e, la vida d e trabajo y esfuerzo interrumpa la di versin. La s calle s se vestan con el man, to lec h oso de l amanecer en La Habana esa hora incierta en que e l v i ento junta la s se rp entinas en l a .acera y forma r emo l in os de papel en la ca ll e. ;Ha s ta e l pr xim o a,lo, Carnaval 1 N R A R ev i s ta Men s ual Ilu s trada AO I Marzo de 1960 Nm. 3 A cogida a la franqui ci a posc,1,1 e inscripta como correspondencia de s e gunda dasc en Ja A dmininraci6n de Correo s de La Habana Cuba. Direccin y Ad1l'lini seraei n: Edi, fido dtl 'INRA", Aven ida R ancho Bo>~ ros y Genera l Surcz. La Habana, Cuba I mprc:$0 en los t~l!cres de: "Omega''. bajo la asesora ;arts ti ca de Jes s de Armas ANTONIO Nl.TEZ JIMENEZ Direct o r JOSE LORENZO FUENTES S u b-Directot ANTONIO BERRE Adnni s trador SUSCRIPC I ONES 12 EDICIONES, Cuba: $ 2.40 Extranjero: $l.SO IMPRESO EN CUBA / t I f, 1 1 / , ., t .,. LA CARROZA DEL "INRA" EN EL CARNAVA L DE LA REFORMA AGRARIA DESPERTO L..._S MIRADAS E NTUSIAS TA S DE UN A P08L A CION QUE COMPRENDE H A ST A DONDE HA ARRAJ CADO EN EL PUEBLO ESTA MED I D A DEL CO BIERNO REVOLUC I ON ARIO Y SU PASO ERA SA LUD ADO CON VIVAS Y APLAUSOS, QUE BROTABAN DESDE EL COR. ~Z ON I \ 't. ......... \ \

PAGE 60

Algo Sobre Nuestro Clima C rlos :\ l ill s Por ,losP a

PAGE 61

p oR las cond icion es del clima de n ues tro pas que se h a ll a e n la zona tro p i ca l e l ao deb i era co m enzar a mediados de mayo o de nov i embre, pues de ese mo do se tend r an dentro de cada ao las dos pocas bien conoc idas: el periodo de seca rue comenz al final d el ao anterio r, In (poca lluvio sa comrleta, y a l go de 011 perodo nP sera que seguir en P I siguie nte ao. Al c om e nzar el ao e n ene ro nos h llamos en ple n o pe 1 iodo inv e rnal q u e sc caracter i za por los Nortes los S u r e.s, los hris oS sigu.-n las o l as fri as qU{' so n de difere nt <>s intensidades L as muy notahl cs purden P.xte nd erse sobre tn :1 <~ts i, a l lugar <1,scampas du r ante las tul'bo nada s cnC'n gra n i zos de diferentes tamaos, po cas v et-es gl'andes Son ve1daderos peda c ito s d e h i e lo, muy dif e r e nt es a l os copos d e n i eve que son s i e m p r e cristales hexa gonales blan cos Co ntrar i o a lo que mu chos c r een. estos g r anizos caen por 1 x 0 g l a gene r al en verano, alguna s veces la s pocas turbonad as que se pres e ntan e n el in vierno; y no ti e nen abso 1 utamf'nl( mida qu e ver con las o J a::. fra s. En periodos n o ,m a l es de tiempo soplan durante el da las bri sas del mar ms no tab l es en l as zona!<' cc rc;1 de las cos t as, qu<' suelen intC'nsificarse y ll ega 1 a st" r b ri so1<'~. P er o se vun d cb i1itand o a mN1irla qu<' ~<' a prox i ma la n<)i. ha y f '.>i.! l'iodos calurosos, '>Croclos fros. d1.. seQu i 11 uviosos. Muchas VC"Ctl-S d a I ras: 0ral es d e agua, y dan J ugar a inundacion es y, por supues t o, a prdidas de cosec h as E l de mayor duracin hasta ahora h a sido de 16 dias y ocurri en un mayo. El mes q u e t i ene menos das se gu i dos de ll uvia es febrero. A pesar d el dao que ca u san l as g r an des llu v i as lo contrario, la sequa es m s Jerjudicia l. Hay aos en l os cuales la se quia constituye un problema ser i o; y s i se presPntan var i os aos seg u idos co n se qua en algunas provincias, como ocurri e n l os aos 1!116, 1917 y 1918, el prob l ema se ag,ava enormemente Co m o l a po bl acin el e Cuba est aumen t ando, as como l as s i e mbras y las industr i as que tanta agua n e es it an, toda seq u a del futuro ser ca da vez peo r Sobre este proble m a grave, que f o1.osamente se presentar e n cual quier momento debieran tomarse desde ahora m e d i das pa r a aminorar sus desas trosos efer t os Los per odos fros en ocasiones se ex tienden por dos se m anas seguidas o ms; y el pblico c r ee entol}ces que e l c lima d e Cuba est cambia ndo. Los per odo s calu r osos pueden durar ta m b i n m s d e dos s ema nas; e l de mayor duracin h a sido de 22 dias seguidos. Los per i odos fros se deben a masas de a ir e que nos vienen de l ejos, mu c h as veces de las regiones cerca n as a Alaska como el ma r de Beaufort, cruzan la parte Oeste de l Canad y de los Estados U nidos y muy modificados ller.an a n osotros. En ca m b i o, l os perio dos cal ur osos son de na turaleza local. Sa lW"mos QUP no ~xistc gra n di fe r enc i a (' ntr e los di~tintos vPr an os, pero si e n tre los di frrrnlt 'S i nv i rrnos. pues los hay bcngnos y a l gunos son crudos. E l met<>oro rue puPne azota r a Cu h a dPn t r o dr la llama d a trmporada cicl ni ca, d t>s dc med i anos n e mayo hasta me
PAGE 62

El Con v enio con la URSS CUBA EJERCE LA SOBERANIA NACIONAL E L Gobierno Revolucio n ar io financiar con exportac ion es el desarrollo econ mico. Las importaciones necesarias para llevar adelante la Reforma Agraria y la industrializacin del pas sern pagadas con exportaciones, asi como tambin l os crditos n ecesarios para propiciar l a ad quisicin de los equ ip os para las indu strias para los altos hornos, para l a mecaniza cin agrcolason las primeras palabras que pronuncia el doctor Ral Cepero Bo nilla, Ministro de Comercio del Gobierno Revolucionario, cuando lo interrog a mos en torno al Conven i o Comercial que aca ba de firmarse entre Cuba y la Unin Sov i tica. Por primera vez e n Cuba -agrega Cepero Bonilla un gobierno aplica un a poltica eficaz para impulsar el desarro llo econmico y errad i ca r l as condiciones colonialistas de la economa nacional. Los gob iernos anteriores no dictaban m edidas ni realizaban gestiones diplomticas para aumentar las exportacio nes atend i endo a \. \ / "C U BA REQ U IERE A U MENTAR S U S VENTAS EN OTROS MERCADOS". 6 2 lo s int ereses vitales de la economa nacio nal. Las ventas de azca r de Cuba au mentaban no por la diligencia de l os gobiernos, sino por causas externas y fortuitas. En la s guerras, en los periodos postblicos y durante los rriomentos de t ens in in ternacio na l cuando el mundo pareca abocado a una nueva contienda, la demanda y los precios del azcar su ban. Muchas de las etapas de prosperidad de la econom a cubana se han cimentado sobre millones de cadveres Los gob i er nos anteriores tampoco mostraban inte rs en diversificar nuestras exportacio nes y en buscar nuevos mercados para las mismas. Los ingresos por ventas de car y sus derivados forman el ochenta por ciento del va l or total de las exporta ciones cubanas Y prcticamente, depen demos de un solo 1n ercado para esas ven tas al exter ior. Los Estados Un idos adquieren ms de l sesenta por ciento del valor total de nuestras expo rtacion es de azcar y derivados Y es razonable que e l pas que m s compre sea el que ms venda a Cuba; pero eso no quiere decir, en modo alguno, que Cuba no disfrute de libe rtad para comprar y vender en otros mercados, especialmente cuando e l pais de mayores ventas en Cuba limita la en t,ada de nuestros productos por un s is te ma unilate!al de cuotas. H ACIA OTR O S i\ l ERC ADO S Tras una pausa, e xpr esa el M inist ro de Comercio : -Es ms, Cuba r eq ui ere aumentar sus ventas en otros mer cados para obtener los dlares que neces i ta a fin de saldar el dficit de pagos con Estados Unidos ( mil millones de dlares en el periodo de los ltimos diez aos) ya que no puede conl.inuar g irando contra las reservas mo netarias, como en el pasado porque l as mismas est n por debajo del mnimo legal. El Gobierno Revolucionario gestiona nu e vos m e r cados para expand ir deliberada mente ia s exportaciones; y sabe que Cuba no ha renunciado a la libertad de inter cambio por ningn convenio internacional. Trata de s umar ventas y mercados, no de r estar ventas y mercados Y logros de esa po t ica econmica exterior son los recientes convenios comerciales y de crdito firmado s con l a Unin de Rep blicas Socialistas Soviticas. El Gobierno Revolucionario considera que la mejor poltica para ampliar las ventas de az cares es la concertacin de co nv e nios co merciales que establezcan compromisos de compra de azcar a l argo plazo. Los especuladores y los enemigos de la R e volucin pudieran sugerir desde luego, otra poltica: la guerra de precios El Gobierno Revoluciona, i o prefiere que e l precio del azcar est en el nivel adecua do para no estimular la produccin ine ficiente de otras reas, pero rechaza l a g u erra de precios por inoperan te. dice Cepero Bonilla Y a reng ln seguido, dice Cepero Bo nilla : Si los pases que compran azcar en e l mercado mundial no fueran productores (ellos solamente importan e l dficit de produccin) tal vez la guerra de prec i os ser a efectiva para aniquilar a los expo tadores que no pueden producir a los costos cubanos. Pero no hay que olvidar que l os gra nd es competidores de Cuba en el mal ll amado mercado libre mundial de azcar, no dependen en la misma medida que Cuba de los ingresos de sus ventas de azcar El a z car cubre el ochenta por c iento de las exportac i ones d e Cuba en tanto que en Brasil por e j emplo, re presenta solamente el 4 .6 por ciento de sus exportaciones totales Luego e l im pacto de una disminucin en el valor de las exportaciones de azcar, por caida del volume n o de l p r ec io es incompara blemente menor en Brasil que en Cuba. De ahi que ser a absurdo que ten i endo Cuba la posibi li dad de vender ms azcar abriendo su mercado de importacin a otros pases, se lance a una guerra de precios que seria intil para aumentar los ingresos por e xpor tac in, pero efec tiva para disminuir los ingresos en divi sas, r eba jar drsticamente los salarios de los trabajadores y arruinar la industria. LA U R SS: UNA EXCE P C IO N Los grandes pases industriali7.ados nos dice Cepero Bonilla-, Estados Uni dos, Inglaterra, Francia, A l emania, Ca nad e Italia, con una produccin oe azcar creciente y protegida por el Es tado y con altos ind i ces de consumo del producto, ya no ofrecen perspectivas de ampliac i n apreciab le para la exportac i n azucarera cubana Hay, por supuesto, una excepcin en los gran des pases industria lizados, la Unin Sovitica, que si bien es cierto que se ha convertido en el primer productor de azcar del mundo, pues su producc i n ya lleg a los seis millones de toneladas, en cambio su consumo per cpita es re l ativamente bajo: 21 kilogra mos Es cierto tambin que e l Gobierno Sov i tico est dec i dido a elevar su produc cin de azcar y que el Plan Septena! dispone que la Unin Sovitica producir 10 millones de toneladas en 1965 Pero ese aumento espectacular no significara necesariamente e l auto-abastec i mi e nto y la supresin de las importaciones d e car proc~'
PAGE 63

Interrogado concreta m e nt e sobre los rminos del Convenio enll'e C uba y la URSS, nos dic e: La Uni n Sov i tica se obliga a com prar anualmente un mill n de to n eladas de azcar Es decir, Cuba se ha creado un mercado seguro durant e cinco aos pa r a colocar u n mi lln d e t one l adas d e az car anuales. El valor econm i co de est a con quista de la nueva poltica eco n i ca exte rior del Gobierno R e volucio nario se puede medir cuando recordamos que nu estra s exportaciones tota l es d e az ca r al m ercado mundia l ascend i eron e l o pas ado a do s m ill on es de to n el?das O sea, que C u ba, al inicia r s u zafra d e l prx i mo qu in quen io te ndr v e nd i do po r anticipado e l c incu e nt a por c i e nto d e l v o lume n alcanzado or nue st r as exportacio n es totales de azca r al mercado mundial e n 19 59. L a Uni n Sov i i ca concedi a C uba indir ec tam e nte una par tic i pacin i mportante en e l a um ento del consu mo d e azcar d e ese pa L a U ni n Sovitica se com p rom et i a d estin ar a s u consu m o in ter no e l mill n de toneladas d e azcar cuba n o, qu e a d q uirir ca d a ao e n e l qu in que ni o de 1960 a 1 965. Est e log1_0 prueba lo que otras v eces h e mos mam f e stado: C uba pued e m e jorar s u posicin e n el mercado internacion a l azucarero, q u e e l Co nv enio Int er n ac i onal Az u_ ca r er ? h ab a d eb ilitado, med i ante co nvem os b l aterales L as voces d e la co n tra r r e vo lu cin que han atacado e l Co nv e nio Cubano Sovi tic o afirman, in espo n sable m e nt e, qu e l a Un i n Sovitica revender los azcares c ubano s e n el m e r ca do mundial, con el r es u ltado de que no h abr in c r e mento neto de las e xportacion es. Los trminos del Convenio son c la ros. "El azca r que la U nin Sov i i ca comprar a la Rep b l ic a de C ub a 1eza el artcu l o prim ero del Convenioser d esti nado para con sumo interno". E l Gob i e rno d e l a Unin Sovitica acept incluir en el artculo pri m e ro d el Convenio una clus u la de no reexportac i n suger i d a por los nego c ia dor es cubanos "Durante l a validez de este Convenio seg uimos leyendo el ar tculo prim e rol a Un in de R e pb li cas Socialistas Sovi icas no exportar este producto a los pases que so n i mportado res habituales de azcar cubano". CU BA: LA M AS BEN E FICIAD A Las voces de la contrarrevolucin explica Ccper o Bonilla protestan d e l compromiso d e compra de m e r c ad e as soviticas qu e es la contr apartida d e l com promiso de l a o tra parte d e comprar un mi lln d e to n ela da s d e azcar. En r ea l i dad l a co n trapa rtida no es igual a l a concesin lograda por e l Gobierno c u:> no S e a cep tarn merc a deras sov i i cas hasta e l 8 0 por ciento del va l or de l os azcares i m p orta do s a nualm e n te, pero e l 20 por cie n to restante se r pagado con l a r es Esto qui e r e decir que Cuba reci bir, a los prec i os actua l es d el azcar, $14 o $15 millon es al afio que podr destinar a r e forzar sus res e rvas mone ta rias adqu i rir e n otros m ercados im portac i ones que n eces i te y $55 $56 m i ll on e s que se g astarn n ecesar iamente en m e r ca d e as so vi i cas UN A PO S I C IO N I N D E P EN DI EN T E Los enemigos de la Revolucin -agre ga Cepe ro Bonill atamb i n r ec uri;en a argumentos polti cos pa1a a t aca r e l con v e nio c uban o sovitico Empiezan por des conocer un o d e los grandes triunfos d e la Revolucin qu e ld erea e l doctor F id e l Cast r o; ya Cuba ll'aza su poltica int e nacional, no sigue l as pautas de la s canci lleras extra nj eras Dec id e su po t i ca in te rn ac i o n a l con la misma ind epende nci a que l a polt i ca nacional, y as como no F I OEL CASTRO Y ANASTAS MIK OYAN F I RMAN EL CONVEN I O CUBANO,SOVIETICO pide perm'iso a ningn forneo para dic ta r las leyes int er n as no con sul t a con canc ill e ra s extranjerai el rumbo d e sus relacio n es in ter n ac iona le s Cuba es taba aislada d el mundo Hoy e stab lece re la c i ones co n todos l os pases qu e l e brindan amistad. Los que pad ece n d el co mpl e jo de in ferio ridad nacional se horror i zan de l a act i t ud i nd epe nd i e nt e d e l gobierno re volucionario. Ellos hubi e ran preferido qu e Cuba antes d e n eg ociar e l Conven i o con l a Un i n So vi i ca hubiera solicitado per miso de l gobie rno d e l os Es ta dos Unidos c omo e n 19 55 hizo Batis t a para vender azcar a l a U n i n Sovi ica. Pero e l Go b i erno Revolucionario neg oc i e l Conve nio Com ercial con la U ni n Sovitica sin preocuparse d e averiguar cul era e l cri terio del gobierno norteam erica no porqu e la condicin que t i e n e Cuba de pa s in depend i ente y soberano le autoriza par a dirigir autnomamente su polt i ca inter nacional. Este no es un gob i erno media tizado. Es el primer gob i erno que ejerce plenan1ente la soberana nacional y por que e l Estado cubano es soberano compra y vende a donde ms le convenga. A YU DA C REDITI C IA El Co nv e nio d e Crdito -sigue dici e n do e i' Ministro de Comerciopor e l cual C uba puede adquirir equipos hasta 100 m ill ones d e dlares de la Unin Sovitica ta mb i n h a in qui eta do a l os que sufre n d e l complejo d e infer i oridad nacional o est n i nfiltrados d e l virus anex i onista. Cuba no es e l primer pas lat i no a mer i ca n o que recibe ayuda cred i tic i a y t nica de la U ni n So v i tica. Antes Argentina ha bia n eg o c i ado un crd i to por c i en mi ll ones de l ares, d est in a do al fom e n to .. d e su produccin petrolera y a la re ha bilitacin d e los ferrocarriles L a tarea d e trans form ar el sistema de t'xplotacin de la tierra y d e llenar e l pa i s d e fb r i cas r eq u i e r e au m e ntar l as im port:aciones de bi e nes de capita l. Cuba ya n o cu e nt a c on sufici e ntes divisas para fin an ciar lo s sa l d os n egat i vos del ba l ance d e pagos Tien e que e quiH brar s u b alance d e pagos. Pero sus necesidades d e impor tacin so n mayores que l os in gresos d e sus e xpor taciones. El Co nv e nio comerc i al co n la Un i n Sovitica r es uelve, e n pa rt e, e l prob l ema : con e l m ill n d e tone l adas d e azcar, Cuba podr au m e nt a r las im portaciones, porq u e e l a o pasado sola mente h abia e mba rcado y cobrado 270 mil to n e lada s a l a Unin Sovitica. Es d ec ir que co n relacin a l a o pasado ten d, i ngresos adicionales por el valor de las 730 mil tone lada s d e azcar en que aum e ntan las exportaciones d e azc a r a la Un i n S ov i ica El Co nv e nio d e C r dito con la Upin Sovitica a umen ta, des d e otro ngulo la capac idad cubana de compra de bienes i mp ortados en c i e n millones d e dla r e s que no se pagar n e n un ao sino en doce aos. Desde e l punto d e vist a fina n c i ero el Convenio es favorabl e El in te r s es slo el 2 5 por ciento. L a amo r tizaci n e mpieza un ao d espus d e rec ib i do e l equ ipo e l serv i c io tcnico y no por la tota l id a d d e l cr dito s i n o por la.par t e d e l c r dito uti l iz ada La amortizacin y los int e r eses de l c rdito d e cien mi llo n es de dl a r es se pagarn no con dlares sino con productos cubanos. SOMOS ~ IAYOR ES D E EDAD El Gobierno R e volu cio nar i o -e xpon e Cepe ro Bonilla ll'as una pausar ec haza la ayuda c rediticia de pases e x tr an j e ros cond i cionada a la c on cert ac i n d e co m promisos polticos previos. No queremos crditos que obliguen a l pago d e int e r eses usurar i os 6 m e diatic e n l a s oberania C ba no ha dejado d e cumplir sus comp r misos financieros int e rnaciona les. Con una larga h i stor i a de deudor explotado, pero cump li dor, pu e de exigir de l os pases acreedores el pago de int e r e ses j ustos y el respeto a la soberana naciona l. Y al fina liz ar la entrevista, nos dice: -Sigan cr i ticando aq u i y e n el extran jero los Co nv e nios suscritos co n l a Unin Sovi tica No import a Ya somos m ayor es de edad. No n eces itam os de andade ra s, ni de co n sejos y no no s asustan las amenazas d e cast i gos que cfend e n la dignidad naciona l, violan co nv nio s i nt e r na c i ona l es y contradicen la democracia, qu e es r espe to a l a a u to de ter minacn de l os pueblos. 63

PAGE 64

A LOS QUI NCE ai\os, sobre e l cuaderno de una am i ga donde ella consignara sus sueos de muchacha Simone de Beau voir escriba: "Yo quiero ser una auto ra l ebre". No le fue necesario mucho tiempo a l a autora de "Los Mandar i nes 6 4 Je J3eauvoir: A MIRADA QUE V A LEJOS por ED I T H D E PE S TRE para cumplir brillant emente esta promesa hecha a su alma de ado l escente ato rm e tada Hoy una vez bordeada con g(acia todas la s dificultades del apr e ndizaje, Si mone de Beauvoir es una escritora en l a plena poses i n de sus dotes y es sin duda uno de los cerebros femen in os mejores organizados de estos tiempos Ensayista, novelista, a utor dramtico, todo l o que e ll a crea lleva la marca de la

PAGE 65

autent i cidad E lla e j erce a maravilla su capacidad de observaci n del mundo. Lo primero q u e llama l a atencin es la int e s i dad y penetraci n d e su mirada, ya sea sobre los objetos o los se r es Sus ojos es t n al acecho de l os hum il des o de las suntuo sas maravilla s que la rodean; de l as s i tua ciones qu e honr an o que deshonran la ma r cha co tidi a na de la vida; esta volun tad de verlo todo para actua r mejor se encuentra en toda su fuerza en la Simone de Beauvoir de 21 aos; ya yo no 1n e p r eguntaba ms qu ha cer H ab ia que hacerlo todo : todo aquello que antao ha ba anhe l ado h ace r: combatir el e rr or, encontrar l a verdad, d e cir l a acla rar a l mundo, qu i zs in cluso ayudar a transfor marlo. Neces i tara tiempo, esfue,los para cumpli r aunque fu e ra una parte de las promesas que yo me haba hecho: pero ya eso no me aterrorizaba ms N _ada es taba ganado: todo era posible." "Ese posible" lo expres con intensidad Simon e de Beauvoi, en una obra ya con siderab l e Aquello comenz en 1943, co n "La invitada", primer l i bro influido, sobre todo en la forma, por Er n est Hemingway. Le siguen de cerca "La sangre de l os otros" y "Todos los hombr es son mo r ta l es". Des d e esas pr im eras obras en Simo n e de Beauvoir se manifie sta el r echazo de la condi ci n humana ta l como ella la viva en l os a os 40 en u na Europa perturbada, desgarrada acorralada, en donde l a gue rra s bi ta m e nt e reve r ta todos los valores con una vio l enc i a hasta e nton ces i gno r ada La jove n Simone de Beauvoir, en medio d e esta tempestad, se in terroga por los problemas e senci ales d e la vida y la muer t e. Sus slidos estudios uni vers itari os l a h aban preparado para afrontar los miste rios d e este univ erso en plena cr isi s. Un feliz encuentro decid i e l futuro de su es pritu: e l de J ean Paul S artre que es qui zs la aventura ms extraordi n ar ia de la cu l t ura francesa contempornea. En 1945, S i mone d e Bea u voir publica "La moral de la amb i gedad", luego, Pi rro y Cinea", dos ensayos fi l osficos don de e lla consume l a fiebre racionalist a que se apod er a d e su ser para conjurar l a pe sad ill a de l a guerra La profunda cultura de Simone d e Beauvoir le evita escr i bir solamente con su sens i bilidad co mo es e l caso frec u en t e en l a literatura fe m e nina. E ll a no crea ta n l o con su i nte li JJ:enc i a Escribe con su ser ntegramente. Y s u visin unifica con br ill antez el mundo de sus emoc i ones y sus exper i enc i as de la vida. U n libro im por t ante ayud a esta unifi caci n previa a todo destino de artista, "El segundo sexo". Inmersa. en s misma para s ituar su co ndi c in de muj er e n e l mundo, ena descubre el horizont e histrico de todas las mu j eres. En e fecto, su est udio es una profunda inv estigaci n sobre e l dest i no de la mujer a travs d e lo s sig los. Todos los problemas de l sexo f eme nino son abor dados por primera vez co n una seriedad, con una p r of un didad que aclara las pe1-s pectivas de la sociologa, el s i coan lisis, la antropo l oga, etc Y s in embargo no es una obra de e rudicin Los dos volmenes estn atravesados por una corriente vita l un ca l or humano, una fuerza d e simpa ta, que hacen la lectura algo apas i o n a n te L e yendo el "segundo sexo" las mu j eres s i enten una conf ianza ms slida en e ll as mism as, en la singularidad y l a belleza de su destino. Esta obra responde as i a una poca que es tamb i n la de l a emancipacin de la mujer. E ll a, grac i as a sus luc h as cesa d e ser cada vez ms una auxiliar del h ombre para as umir a su la do, en plena igualdad, todos l os ri esgos y todos los logros de la condicin hu mana De reg r eso de una esta n cia por lo s EsJEAN PAUL SARTRE Y S IMONE DE BEAUVOIR t ados Un id os, Simone de Beauvoir publica "Am rica dia a d i a". Este libro supera el cuadro d e simple reportaje d e las cosas vistas en los Estados Unidos para tomar l a amp li t ud de una meditacin sob r e el des tino de l a sociedad a m e ricana con sus contrad i cc i o n es, s us p u e rilid ades, sus ta ras, sus gigantismos, sus impulsos lr i cos sus pas i ones, sus locuras, sus fracasos, su descons u elo e n medio de sus e norm es r iqu ezas En 1954, Simone de Bea u voir pub lica "Los Manda rin es", coronado con e l l bre Prem i o Goncourt. En esta v ol uminosa novela nos hace v i vir en co mpaia d e un g ru po de int e l ect u a l es franc eses a las gre as con lo s complejos del mundo de la post guerra La bsq u eda de la felicidad personal, el co m pro mi so del esc ri tor en la sociedad, int e r fere n cias d e va r ios destinos que las pasion es de la poltica y e l amor la nz an sobre las riberas d e un a v i da coti diana de las ms comp lic adas. Estn aquellos q u e son lo s ufi cienteme n te va lientes para mirar fren te a frente l a r e li dad, y aqu e ll os que pi erde n l os pasos y se dej an arrastra r desesperadamente por l as h oras de placer y la so l edad No se trata de uno de esos "pedazos de vida" puestos a la moda por el na t uralismo ni de una s imp le y fiel tr ansf o rmacin de la rea li dad Los pe 1 -sona j es, casi todos tom a dos de la vida parisina, son lanzados e n la aventura de su destino y entre la s lin eas de la nov ela fluye como un agua secreta y lim pia la te rnura d e Simone de Bea u voir. Despus de "Los Mandar in es", Simone de Beauvoir publica "La gran marcha", u n ensayo sobre la metamorfosis de la Ch in a Popular Todos los aspectos del despertar c hino son abordados con una cal urosa l u c id ez Mi pas i n es compren der a los hombres" esc ribi J ea n Pan! Sa r tre. S im one de Beauvo ir tambin est pose da de esta pas in. An t e todo, ella se esforz por co mprender l a nueva soc i edad c h in a y l a fuera vital que la conuucc i rresistiblemente h ac i a ade lan te. S i mo n e d e Beauvoir, es con Claude Roy e n "L la ves para la C h ina" l a autora de las cosas m s in telige nt es dichas sobre la exper i e c i a c hina. E ll a traj o de ese viaj e ade m ~s de las observaciones penetra n tes y una vis in objet iv a de Jo q u e nace a l borde del Yang Tse-K i ang, im ge nes inolvida ble.s de la vida china. La l tima obra de Simone de Beauvoir es un a autob i ografa que est muy lejos de la co mpl acenc i a h acia si misma que carac teriza con frecuenc i a esta forma d e arte. "Les Mmo i res d'une filie r ange" cuenta en una lengua lmpid a la infa n cia y la pri mera juv e ntud de S i mo n e de Beauvoit "Toda mi educac i n, dice m e aseguraba .. que l a virtud y la cu ltu, a cuentan m s que la fortuna : mis gustos me h ac an creerlo, entonces a cep t con serenidad la mod estia de nuestra cond i cin La nia y l a serena adolescente, maravilladas por los descu br imi entos cot idi anos d e su sens ib ilidad, de su precoz inteligencia, se rebe l a a lr ede dor de los 18 aos. V i vamente, e ll a r v i erte l os conformism os de s u m edio, su e ducacin cat li ca, el bie n estar burgus, etc Se lanza d esespe radament e e n la vjda int e l ectua l int erroga n do apas i onadamente a todos aq u e llos qu e podan responder a sus desgarramien tos, atrada por la filoso fa fre c u e nta un circulo brillante de fil sofos donde nunca se sint i fuera de l u gar a causa de su sexo. Sartre es sin duda aqul que marc( ms la evo luci n de su espritu a ta l pu nt o, q u e a raiz de l a "moda" del ex i stencialismo en lo s cafs par i sinos, in med i ata m e nt e despu s de la guerra se les asoc i aba a menudo a la m i to l oga de la nu e va "esc u e la" filosfica. En "Les m oires d'une jeune filie ran ge" ella no trat ta n slo sobre la evolu cin de su pe1-sona li dad, sino tambi n p in ta co n facilidad y penetracin un cuadro de la s costumbres de la poca d e ent re l as dos guerras. No se t r ata d e la historia de un esc ri tor, s in o de una r i ca sens i bili dad que ha vivido profundamen te sus in quietudes y esperanzas antes de ayudarnos a descubrir que e ll as t ambi n son las nues tras en med io de la prodigiosa poca en que vivimos. Simone d e Beauvoir abandon sus ta r eas li terar i as para venir a ver por sus ojos penetra n tes los progresos de la r evo lucin cubana. Escritora comprometida y fiel a l a promesa de sus 21 a s v ino a e ncontrar la v e rdad a decirla a aclarar al mundo, quizs in cluso, a ayudar a transformarlo. He la aqu en Cuba, en pre sencia de un pueblo que tiene nec es idad de ser comprendido, amado de fe ndido. A l cabo de pocos das, Simon e de Beauvoir le ha ab i erto s u corazn generoso al pue blo cubano y est maravillada por todo l o que ha vis to ha sta ahora H a visto al p ueblo cubano en Santiago, en Holgun, en Matanzas, en l as cooperativas darse en cuerpo y alma a l as tareas apasionan tes de la revo lu cin. Ha visto tambi n a l pueb l o cubano l os die n tes apretados e nt e rrar a sus muertos. Ha escuchado a Fidel Castro expresar con seren i dad y vigor el pensamiento y e l sentimie n to profundo de su pueblo Sin duda que ya ha r e cogido otros mil aspectos co mpl e jos de l a r evo luc i Cuba ya t i ene una am i ga se g ura e inteligente en Simone d e Beauvoir, capaz de compre nd er su l ucha actual por la dig n i dad, de esc u char cmo asc i ende hasta su corazn e l rumor de l mar el canto de l a vida nueva. 65

PAGE 66

V(HfZUEL. lt. E~ JTINERAI UO DE IKE COMPRENDIO l PAlSES Y MUCHOS DISGUSTOS E N V I S PER AS de l viaje de do s se ,n anas que el Presidente Eisenhow er acaba de r eal izar por cinco pases d e Am ri ca La tina -Brasil, Argentina, Ch ile Uruguay y Puerto Rico, que no ha dejado d e ser pa rt e de "N u estra Amrica" pese a los esfue,tos de \V as hin g t on por asim ila rlo--, e l objetivo real y ms importante de la jo rnada de ms de 15,000 mil las era seala do por el "New Y ork Times" del 2J de f ebrero en los trminos sig ui en te s : L a Administracin espera que el viae f ortalecer y mejorar las r e la ciones d !' Estados Un ido s, no slo en esos cua 1 ro pases. s in o dondequiera en Amrica Lati na. Este objetivo es espec i almente ur gente en vi st a de las acciones y l a po tica del Premie,c u ba n o Fele! Castro y s u impacto potencial sobre e l res t o de Amrica La tina ". Es t a preocupacin por los efectos de la R evolucin Cubana en A m l'ica Lati <6 MOMENTO INTERNACIONAL EL VIAJE DE n a y por alinear a s u s pases t r as la poltica de Estados Unidos frente a Cuba estuvo presente a lo largo de to do el viaje d el Presiden t e Eisenhower y fue conf i rmada por James Hagerty, Secreta rio de P r e n sa de l a Casa Blanca que ad m i ti en un a conferenc i a de prensa en Santia go de Ch il e, en los t rmin os c uida dosos hab i tuales a l os diplomticos, que "d i sc u tir e l caso de Cuba puede ser uno d e los motiv os del viaje del P r es id e nt e Eisenhower por Amr i ca Latina". Pero s i eso s fueron el objetivo y la pr eocupaci n fundam e ntales que im p ul sa ron un v ia je tan e xt e n so de l Presidente E i sen h ower -e l prim ero que realiza un Presidente de Estados Unidos e n es a ex te nsin desde el ao 1936-, lo s pueb l os l at in oamericanos tuv i er on e l objeti vo y la preocupacin precisamente opuestos: aprovecha r el viaje d e Es e nhow e r para dem ost r a rl e su repud i o a la polti ca d e Estados Un i dos d e ataques y a gresiones a Cuba y s u firm e so lid aridad con la Revo l ucin Cubana EL D E PARTAMENTO DE ESTA DO LO S A BI A El D e 11artam e nto de E s tado nort eame ricano conoca el sentir de lo s pueb l os l atinoamericanos las esperanzas que s us estudiantes obreros campesinos y secto res importantes de sus industria l e s han puesto en la R e volucin Cubana. Y ade lantndose a las manifestaci o nes qu e sa ba habl'an de producirse en POYO a Cuba a cada oportunidad propicia, t rat d e re ducir al mnimo la s posibilidades de que los pueblos de los pase s que Ei senhower acababa d e visitar p udi eran t ran sfo rmar el objetivo centra l del via je. As, contra riamente a lo habitual en estos recorridos d e "buena voluntad". el P reside nt e Esen how e r present es tos aspectos ins lito s: Se prohib i toda conferencia de pren sa co n los peri odista s latinoamericanos Un ejr cit o d e G ,, ren prece di al Pre s id e nte n o l'teamericano en cada pas que visit y "marines" fueron emoleados pa r a custo diar a se nhower en Brasil. -L a pol i ca y las trop a.$ de cada pas husped fu e r on movilizadas e n pr oporcio n es imponent es para proteger a Esen hower. -Se h ic i e ron redadas d e "sospec hos os" -<'omunistas y nacional i stas co nocido s -, principalmente en Brasil y Argentina. Tom~das to d as las preca uci o n es, e l State Department se sinti t ra nqui lo: no se repe t ran las derno st raciones pop u la r<>s de dos aos atrs contra e l Vicepre side n te Richard Nixon y la solidaridad con la R evoluci n Cubana tendra pocas posib ilid ades de man if esta r se Pero no tenia razn \V ash i nglon :,ara 1 ra n ,uilizarse Porque las propias medi da!c1~ precaucin adopradas anticipaban lo que el viaj~ habra de poner de ma nifiesto UNA POLITI C A J N OEF~ ; N OIBLt : J< :; ra c111 e ele Pntrada el prop i o Departamento de Estado se habia enca gado d e d e m ostra r que la poltica norteamerica na re spe cto a Cuba -y en general con toda la Am ri ca L at in aera ind e fendib l e a nt e la op ini n pblica S se pro hi ban las co nf ere nci as de prensa con l os perio di stas latinoa m ericanos ev id e nt e ment e e r a porque se te a que sirvi er an para de mostrar lo injusto de la poltica d e Esta dos Uni do s hacia Cuba y l a Amrica Latina e n ge n era l. Porque Esenhower s e hubier a visto en un ap r i eto ante pr e gu ntas naturales com o ta s : Por q u Estados Un i dos no impide l os vue l os de av i o n es desde su te r ritor io LO~ l'ORTORR l QUEilOS QUE L UC HAN POR . DF P ROTCSTA CON MOT I VO DE LA pa r a bombar d e ar a Cuba? P or qu el Gobierno norteamer icano co n cede asilo a cr imiJla lcs no torio s c om o los ases jno s y torturadores batisiianos p r fugos de la j us ticia cubana? Po r qu Estados U ni dos no (onccdc crd it os a la s empresas ~statale s orga ni zadas co n el fin d e des arrollar la explotacin nadona1 de pro ductos bsicos C llm o el petrleo? P or q u el Gobierno norteamericano vende sobran tes
PAGE 67

r EISENHOWER duetos la tinoamericanos provoca nd o serias cadas eco nmi cas en los pases que los ti e n en co m o uno de sus productos bsico s ? Cmo hub i e r a podido e l Presidente Eis e nhow e r co mpa g in a r esa po t ica c on la d e ami st ad y ayuda qu e proc l am a l o l argo d e su viaje? Y no era solamente l a co nf es in d e lo ind efendib l e de la poltica norteameri cana l o que e n tr aaban las medidas del D epa rtam e nto de Estado s ino tamb i n el r eco nocimi e nt o de la h ost ilid ad de los pueblos latinoamericanos hacia la polti ca que prac tic a Estados Unidos respecto a l a A m i ca nu estr a implcita e n la pro... LA INDEPENDENCIA ORGANIZARON ACTOS VISIT A DEL PRES IDEN TE EISENHO\VER l ecci n exagera da policiaca y militar a l Pr es id e n te Eisen h owe r S O L I DARIDA D C O N CUBA Y e l viaj e iniciado el 22 de febre ro y conc lui do el 6 de marzo e n Wash in gton co nfi rm lo qu e l as medidas ext raordi narias del D epa r ta m e nt o de Estado anti ciparon. E n P u erto Rico, en Bras il en Arge t in a, en C hi le y U r uguay, l a so li darida d co n Cuba y l a condenacin d e la po lti ca oligrq ui ca nor teamer i ca na se pusieron d e man ii esto. a menudo v i olentamente, sin que e l ejrcito d e los G Me n y de la polica y los so ld ados loca l es pudi e ra ev i tarlo, ni las recepciones ofic i ales cli das y cu i dadosamente preparadas pudieran ocul ta rl a En Puerto R i co, j un to a lo s carte les y los gr i tos qu e d e mand a ban: "IKE, LA IN DEPENDENCIA AHORA PARA PUER TO RICO" y la li bertad de Don Pedro Alb i zu Campos se l evanta ba el cart e l: "VIVA FIDE!" enarbo l ado por 500 he roicos independ e ntistas que tuvieron que enfrentar a la po l ic a. En Brasil, un g i ga n tesco r e trato de 10 metros d e Fld e l Castro, con la ins cr i pc in : "I LIKE FIDEL" ( r ec ordando l a de : "I Lik e Jk e" de la campa a presidencia l de Eisenhower), sa lud desde e l lo cal d e la Unin Nac i ona l de Estudia n tes a l Pr e si den te d e Estados U nidos e n ta nt o cien tos de estud i antes coreaban: "Nos gusta Fidel! Nos gusta Fid e l! .. Y e n Ro de Jan e iro recibi la carta firmada por el P r es id e n te de la Fe deracin U niversitaria Argentina, Guillermo Es te v es Brero; por Paolo Totti, pres id e nt e e n ejercicio de la Uni n Nac ional de Estud i antes Bra s i le os; y por Raimundv Nonato Cruz pre s id ente de la Unin Brasilea de Estu diant es Sec und a ri os, en la que en nombre d e l os est udi antes l at ino amer ic anos l e expresa,on : "Sobre Cuba, Sr. Presidente, qu eremos decir que c ualqui er amenaza d e intervencin eco nmica se r enca r ada co mo una agres in a toda la Amrica Latina: los postu l ados de l a R evo lucin Cuba n a son ho y una verdadera carta de pr in cipios de los pueb l os que viven al sur d e Rio Grande". En Argent ina ya a n tes de llegar Ei senhower, la Co misin d e Solidaridad co n l a Revolu c i n Cuba n a h a bi a pedido a l pu eblo qu e rep udi a r a "cualquier acue rdo que e l Gobierno pueda realizar co n el Pres id ente Ei se nhow er co ntra Cuba". Y la juv e ntud del P a rtido Demcrat a Pro gresista sa lud su llega da c on volantes con l eyendas como la de I k e : Sandino desde la tumba te acusa". Y detalle r ve l ador : por te mor a l a r eaccin de los obr er os el Pr es id ente E i senhower fue conducido en h e licpt e ro d esde e l aero puerto de Ezeiza has ta la Embajada nor team e ri c ana donde se ho sped para as ev i ta r pasar por una barriada obrera. En Chil e, otro g r an ret rato de Fide l Castro, con la inscripcin : "WE LIKE F DEL", esta vez desd e e l ed ifi c io o c upado por la C e ntral Unica de Trab ajadores ( CUT ), sali al e n c u entro d e Eis e nhower, e n tan t o miles de chilenos oste nt a b a n ga lla r detes d e papel proclamando : "ESTA MOS CON CUBA" El asa lto de las ofi cina s de l a CU T por la polic a, slo s i rvi pata r ealzar n ms la so li daridad d e l os Uabajado r es c hil e nos con Cuba. Y los estud ia ntes ch il enos, por m e di o de una carta d e l a Fed e racin de Estudiantes, exp u s i eron directamente a Eiesnhower su solidaridad c on C ub a : "La in te 1v enci n n ortea m e ri ca n a en Cuba no slo sera un crimen, s in o una inmensa estup i dez". D e l a recepcin en Chile dijo un re portero d e 11 L i f e" : "Esta es la peor re cep ci n a l Pr es i d ente Eisenhower que he pr ese n ciado". Era que t odava no haba as i st i do a la de Uruguay En Mo n tevideo, la llegada de Eisenho wer fue mo tivo de dos graves incidentes. Frente a la Esc u ela de Arquitectura, la pol i c a arre m eti co n tra l os estud i a n tes pa ra arrebatarles una t e l a que decia: "!Aba jo el im pe ri alismo! Viva la Revo lu cin Cubana'" con e! ba l ance de un estud i an te herido d e bala, num erosos afectados po r las bombas lacrimgenas -hasta el Presiden t e Eisenhower ru li geramente afectadoy var ios detenidos. Y a l pasa r r rente a l a Un iv e r s idad Nac i onal, nuevos gr it os d el pblico : Cuba!, uba! nueva arremetida d e la po li c a con bombas la crimge nas y m s ~ ete nid os. Con razn el Washin gt on Po st", en su edic in del 4 de m a1 zo co m e n : Las atenc ion es oficiales qu e envolvieron al Pr es id ente durante su visita t e ndi eron a "camo u flagear" el alcance d el sent i m i ento a ntin or t eamericano entre nu es tros vecinos del Sur" L A S PA LA B RAS Y LOS H ElC HO S. Por otra parte, e l v iaj e sirvi para con firmar lo que ya va siendo caracterstico d e la polt ic a de Estados Unidos: la con tradiccin e n tre las declaracion es oficia l es, a menudo llenas de conceptos ge nerosos y los hechos As, hablando en Pu e r to Rico, el Pre sidente expres : N os hace felices que Puer to Rico es u na co munid ad orgullosa, libre, que se gob i e rna a s misma, unida a los Es ta dos Unidos de Am i ca por su propia opcin". Y Puerto Rico no tiene sigui e r a l os e l e m entos exte rnos d e un pa s li bre : representac i n e n las N ac i o n es Uni das diplomacia propia, autoridad pa ra acordar trata d os comerciales de otra ndol e, ejr cito naciona l, ju sticia no su peditada a tr i buna l es extran j eros ... Y en Brasil, en Argentina, en Ch il e y en Uruguay afirm que la no interven cin en los asuntos internos d e o tros ses era la no rma de la poltica de Estados Unido s Y el 2 d e marzo se co noca bli camente el proyecto de Ley Azucarera e nvi a do por e l Ejecutivo norteamericano al Congieso para sustitu ir a la que ac tualmente r ig e, cuyo proyec to estatuye e n su secc i n 3, apartado (b) que ... en cualquier momento que el Presidente e cuentre y proclame que es n ecesa ri o, pa ra e l in ters nacion a l o para asegurar abastos adecuados de az car, el r e ducir la cuota para una a o calendar i o de un pas ex tranj er o, que no sea la Repb li ca de Filip ina s, l r ed ucir por decreto dicha cuota en la cantidad que d eterm in e n e c es aria ... ", que co n ju sticia ha sido lla m ada e n Cuba "la nueva Enmi e nda Platt". Pu es en l enguaje directo significa que e l Presidente d e Est ados Un idos podr pri v a r a Cuba de toda o par te d e su cuota si pra c ti ca una poltica que no agrade al E j ecutivo n orteamericano co mo la de ac tuar c on p l e na indepen de nci a y sobe ra na, a t endiendo a l os intereses nacional es y no a los d e lo s monopolios norteame ri ca nos Y como los pueblos at i enden a l os he chos y no a l as palabras -porqu e tas slo pueden confund ir temporalmen t e cuando no se a ju sta n a la verdad-, e l propsito de Washington co n e l via e d e E i senhower, si acaso fue logrado con los gobie rnos de los pa ses visitados, cosa qu e l os h ec hos dirn, fracas co m pleta m e n te co n l os pueblos de Bras il Argen t i na, C hile U rugu ay y Pu erto Rico, lo que h ar ms dific il "el estab l ecimie n to de un cordn san i tar io" ( segn pa labr as del per i odista Joseph N ewman) en to rno a Cuba. 67

PAGE 68

, MAR IA NO OSPINA PEREZ CLAUSURO EL CONC:RESO Y ORGANIZO EL EXTERM I N I O CIENTIF I CO DEL PUEBl.0 LIBERAL. LAUREANO GOMEZ POR VE7. PRIMERA ESTA A PUNTO DE PERDER EL CONTROL DEL PART I DO CONSERVADOR Las elecciones mas complejas de 68

PAGE 69

DAR I O ECHANDIA A QUIEN SE ENFRENTAN HOY LOS SECTORES I ZQ U IERDISTAS DP.L PARTIDO LIBF.RAL. QUE EL DIRIGE. toda su historia ALFONSO L OPEZ MICHELSEN. !.A CABEZA VISJ8l.E DE LA IZQUIERDA LIBERA L QUE SE OPONE A DARIO EOHANDIA Por ANDRES BELT RAN (Servicio F..speclal d e PRE NS A LATINA) Cuatro pa r tidos se disputan el tr!Unfo en las primeras elecciones que celebra Colomb i a bajo su nuevo rgimen cons titucional Pero la Constitucin de 1957 no admite m s que dos partidos, y les concede el poder alternativamente, cua quiera sea el veredicto de las urnas. En tonces, elecciones son stas? Y qu va a suceder el 20 de marzo? La cosa es tan comple ja que ni los colombianos la ent.ienden. No slo es famosa Colombia por ser In patr i a d e Cuervo, y por lo tanto de m ill ones de gramticos y pul'istas Tam poco por su catastifica abundanc ia de r e ina s d e bell eza (se r n once m il?) Es fa m osa tambin por la violencia", no bre convencional de una guer,a c ivil que n o se atreve a decir s u verdadero nombre 69

PAGE 70

L , l l l 1 J 11 I / f I .J r, 1 'J / NO PUEDEN GOBERNAR A UN PUEBLO QUE LES ES liOSTll" HI ST ORIA D E LA VIOT F. NC I A Hagamos un poco de historia En 1946, despus de gobernar de sde 1930, e l par tido liberal se dvide: su direccin oli grquica proclama a Gabriel Turbay, sus masas siguen a Jorge Elice, Gaitn. Un <'Onse1vador, Mariano Ospina Prez, con n1enos votos que el libe ra lismo pero ms que c ualquiera de sus dos frac c ion es, lle ga a l poder Y comienza la violencia, que nn hoy azota al pas. La polica, los pistoleros, una parte dPl ejrcito, acosan a los campes inos libera l es, matan, incend i an, les imponen la fu ga. el abandono de sus tierras. Na1 urat m e nte e l gobierno por su parte los acu ~a de comunistas, con lo cual todo a, 1 pello resulta l egitimo. Pero es su propia cl bildad su ev idente carcter m i norita rio lo que impone a los conservadores el u so d e la fue1,a. Pierden las elecciones; pal'iamentarias No pueden gobernar a t.:n pueblo que les es hostil y que ha encor. trado, por fin un jef e El liberalismo, efectivamente, se ha u ni ficado bajo la i da de Gaitn Y el 9 d e abril de 1948, mientras se cel ebr a la IX Conferencia Interameric ana en Bogot, una mano as e sina suprime a Gaitn, en una ca ll e trica, a medioda Una e xp l ooin de furor sacude a Co lom bia Los dip l omti cos huyen el fuego devora a la cap ital, el pueblo quita sus ar ma s a la polica y, en una buena pa,te del pas, desplaza a "la autor i dad". Pero el presidente Ospina ll ama a palacio a los je fes de la ligarqua liberal y se sirve de ellos para desarmar l a insurrec cin Dari o Echandia pronuncia su fra 7 0 se clebre: "E l Poder, para qu?" No lo quera pa ra gobernar en nombre de l pue blo. Pero termina aceptndo l o par~ res tablecer la "lega li dad ". Esa legalidad qu a Corca. ; ,Po r qu m oles t ar a un gob i e no tan devoto de l a civilizacin occidental? En r e alidad no e r a una guerra ~ ivit. F.ra genocid i o. N o c-ombat\an dos par-tillos sino el gobierno c ontra e t pueb l o La di reccin li beral, aunque pn sec r e to a!(' taba a los campesinos que se echaban el fusil al homhro no qu i so ponerse al frcn 1.P Ms an: d e tarde e n t ard e, con un cin evang li ca, cond,~naba In v oler.c i a. Haba que de r rotar a l gobierno e n las urnas, deca Pero llegado el momento, d e scubri que no habia garantas pa ra votar Con esta tctica deliberadam ente errada, l a direccin libPral, asociad'l d e hecho a l conservatismo. impidi q u e el pueb l o -despertarlo por Ga i tnap l as taS<' ele una vez a las do ~ o li g11rquas q u e l o d i vi d en para exp l otarlo En elec c i onPs con candidato nico, el partido conse r vador t r ansfi ri e l >oder a Lau reano Gmez, s u ms belicoso caud ill o. E l "gaitanismo" se desband. Vo l vi a s<' r libe r a li smo i noc u o. Los Iugarten i en t<'s de l jefP m uPrto most r aron unos su in co mpetencia. 01 ros su venalidad Las masas urbanas -obrer os y clase media cn P fu ero n la I Pvaclura ele! movim i ento, s<' ,..,signaron a delegar nuevamente su poc!P1' Pn los va1one~ t'onsulares" Pero <' 11 l' i ca mpo brol aba la guerrilla, aud'IZ in t ('rmi1ente, clese~perada El pueblo en g,,ndr adm i rables C'audillos, resabios de la vil> j a tradidn co munen\ 1 varones de N1sta que dej aba n e l arado po r la escopc 1a. Y, segn esa vieja t radi cin, cada uno ('111 ~u comarC'a. No are r tn r on a unirse N i se I Ps oc urri OR} ;S l clic-tadura <1,, la m in ora conscrva rlora dur mi\s cl p diez aos Co m o tena huena pren::-a l' n e1 ex tran,j ero, no fu clasificada entre las dictadu r as del con t in e nt e P e 1 0 lo era La di~olucin d P I Co n greso, por Ospina, constitua un gol pe d e Estado. El presidente se ju st i fi c dici e ndo que era el Congreso el que se d i spona a desatar un golpe Pero esa me d i d a para ser legal, requera el "co nc e to" del Consejo de Estado. El seor Os pina prescindi del ConsejQ. Produ c id o un co nfli cto de poderes, era la Corte Suprema de Justicia la que deba esta tu r. El seor Ospina modific por decieto su proced i m i ento de v otacin Los ju eces li berales renunciaron. El seor Ospina nombr reemplazantes. Todos estos actos de arbitrariedad los equ il'i y ca uci on Laureano Gmez, j efe del conservatismo, puesto q u e abran el camino a su prop i a c~ ndidatura Las fuerzas armadas, a s u vez, los toleraron Los mandos decisivos haban caido en manos ele un g rupo de of i c i ales que rodeaba al general Gustavo Rojas Pinilla de filiacin conservadora, y cuya notol'iedad comenz con la masa c r e de ta casa libera l de Ca li. Estos t r es hombr es -Ospina, Rojas, Gmezintrigar o n continuamente unos contra otros y, d espo jando a l poder de todo vest i g i o de Iegaliaad, hicieron cada vez ms descarnada t a dictadura conse, vadora. El presidente Gmez nomb r" por si y ante si una Asamblea Consti tuyent e, cuyos m i embros lo tr a i cionaron pasndose al bando de Ospina. El, ento n rrs a l ao de hab e r se instalado ,,n e l P alacio clt" Nario, inv oc una 1\omb osis co1 ona1 i a pa ra con fi ar el mando a RobPr t o u,da n eta A 1belez, 1Ju1Ian<10 l a pr<'s cripcin constitucional que lo obligaba a delegar en e l "designado" Eduardo San tos, liberal, qu i en a su vez, enco ntraba ms confortable vivir en el' extranje ro. Por fin, e l 13 de junio de 1953, Gmez i ntent r esu m i r t a presidencia para ale j ar a Rojas Pinilla P e ro Urdaneta llam a l general y lo oblig a ceirse la faja presidenc i al. La divi sin ent r e los con servadores converta e n rbitr al j efe d e las fuerzas armadas. A pesar del carcter i n discutiblemen te faccioso de sus anteced e nt es y su per sona li dad, Rojas gobern casi cuatro a os en nombre de las fu e rzas arma das. Por u n ti <'mpo, el consPrvatismo y l a direccin

PAGE 71

liberal lo aclamaron como el salvador de la patl'ia". Los conservadores ataca ban -la direccin de Ospina, .Y Gmez, Pl presidente d e pu esto, fulminaba anatemas desd e s u exilio en Espaa, incluso conua los dignatarios de la Ig les ia Hasta que, tardamente y slo cuando el pode1 per sonal empe--t a lesionar ciertos int e reses, los jefes liberales cayeron en l a cuenta de que el pais se asfixiaba bajo la dicta dura Todava en mayo de 1955, segn consta en una fotografa publcada en est.os das por una revista independient e, prohombres del liberlsmo compartan la mesa de Rojas Pinlla, en una atmsfera j acarandosa, y lo felcitaban por una ma t anza de estudiantes -"comunistas". E L FR EN TE N A C I O N AL Pero, qun asuma la responsabilidad de lanzar e l liberalismo a l a l ucha? Los Px-presidentes Alfonso Lpez y Eduardo Santos, que se haban hostigado mutua m cnt e durante ms d e veinte aos, no podan rehacer la unidad del partido. Car los Ll e ras R est repo y Daro Echand n, r esponsables de la def ecci n del 9 de abril, no suscitaban, por cierto el cntusiasn;io popular. El hombre apropiado result ser Alberto Lleras sec r etar i o general de la O E.A. durante ocbo aos. No era un re 0 cien llegado a l a poltica A l fonso Lpez, el "Roosevelt colombiano", desgastado por una campaa demaggica de Laurea no Gmez, por la crisis que azot al pas como reflejo de la guerra mundial y r,or la resis tenc ia de su propio partido -ins pirarla por Eduardo Santos, su sucesor, que babia inl~nlado e n vano evitar su re to rno al pod er crey prudente en 1 945, in ter rump i r la e xperiencia progre sista en que embarcara a Co l ombia Al bcrto Lleras su colaborador ms ntimo, d es ignado por el Congreso para completa r el periodo, no tom partido ante la dvi si(m liberal, pres i di unas e l ecciones i rre proch ables y entreg e l poder a los conservadores. En una campa a el e di ecioc ho meses, conducida con sutileza fl orentina, Lleras -un hombrecillo frgil, de gafas, per i di ; ta metido a diplomtico, de palabra elegante y pensamiento clarotumb a Rojas Pinilla Procedi a la luz del da, valientemente y con todas las precaucio n es para evitarle al pueblo un alto precio de sangre. Despus de renunciar a su cargo internacional, volvi al pas y f ui, proclamado jefe ni c o d el liberalismo E l g1upo ulico que se arrogaba l a repre sentacin del ejrcito, habla declarado que el pueb l o quera renovar el mandato de Rojas a punto de extinguirse; y, para lograr l o, no hall otro procedimiento que supr i m i r las e l ecciones y hacerlo aclamar por la vieja C'..onstituyente, digitada poi Gmez, volcada l uego hac i a Ospina y al fin "reorganizada" a su antojo por el propio General. No haba otro riedio d evitar la guerra c i vil. Lleras declar, en cambio, que la divis i no era ya entre libe r ales y conservador e s, sino entre la opinin democ r ti ca y la dictad u ra. P ara demostrarlo, viaj a Espa a y firm con Gmez un pacto que i ns ti tua el Frente Nacional. La Iglesia, l as fuerzas eco n m ica s l a prensa tradicional temerosas de que l a d isposicin de R ojas p r ovocase el caos, pudieron en t onces depositarsu confianza en esa nueva fuerza gober n ante, tanto o ms capaz que l de asegurar el orden pero segurame n te menos arbilrar i a. Los estudiantes salieron a la calle, y esta vez nadie record que eran "comunistas". Tras ellos l a clase media, los obreros. El Cardenal Crisanto Luque conden los des manes de las fuerzas de repre s in. Hasta t>l seor Osplna Prese sum a l a coa licin victor i osa Por fin, los militares l e hicieron com pr e nder a Ro j as que su presencia no ayudaba a pacificar a l pas. El dictador n ombr una Junta Militar de cinco miem bros y parti hacia el ex.ilio La Junta co mprend i que Lleras conoca el ni c o cam i no expedito hacia e l restablecimie to d e l r imen representativo Despus d e algunas vacilaciones, romp i con Ro jas y an aplast -subordinndose de hecho, al j efe civilun motn que p r t enda restaurar la dictadura. Los pactos firmados por A l berto Lle ras y Laureano Gmez incluan la "a l t e rnacin" y la "pa rdad". D urante die cisis aos -cuatro periodos de gobierno l os dos partidos ocupara n por mitades todos los puestos pblicos, y el Jefe del E sta do surgira alternativamente de u no y otro. Todos los dirigentes de la opinin, de s de Alfonso Lpez hasta Mariano Ospina Prez, aprobaron esa so l ucin sitada y un pronunciamiento de cuatro millones de colombianos, el lo. de di ciembre d e 195 7 l a aadi a l texto constitucional. El libera li smo cede e l primer turno al conse,vatismo. El candidato nico parece ser Guillermo Len Valencia, que s i n ser l aureanista" se ha opuesto desde los prim e ros tiempos a Ro j as Pinilla. Pe r o a l timo mome n to Gmez -el "enfant terr i ble" de las derecha sle quta su apoyo. Valenc i a desiste. Algunos grupos lit erales proclaman candidato a Lleras, que triunfa el 4 de mayo de 1958 con ms de dos m ill ones de votos. El ul tra montano Jorge Leyva, qu e encabeza la revuelta conservadora, contra l a tra i cin de Gmez, apenas s i r e ne 600,000. l UA S CO NV I DADOS Q UE S IL L A S Desde e l 7 de agosto de 1958, Alberto Lleras gobierna a Colombia en nombre del Frente Nacional. Perso n alme n te, no tiene enemigos E l pueblo l o aplaude, l a prensa l o ensa l za, todos los grupos ticos lo respetan. El ao pasado desp i di a si, p r imer gab i nete -tachado de "inmo vilis ta"y el segundo, en el que se des taca PI \Vli> isl.ro de Hacienda, H ernando A::udelo Villa, ha empezado a sanear la econom a, a m e jorar las costumbres pol ticas y administrativas, a reconc ili ar a l os colombianos. En 1958, la violenc i a" h izo 5,000 victimas; en 1959, la mitad. El 20 de marzo se renovarn ntegra mente l a Cmara de Representantes y l os consejos mun i cipales. Salvo el grupo casi insignificant e d e Jorg e Leyva, todos l os cand idatos dicen defender al Frente Na cional. Pero no lo interpretan del m i smo modo. Han surgido d i sidenc i as, tanto en el li bera l ismo como en el conservatismo Mariano Ospina Preacepta la "alterna cin" (es decir, la prx i ma presidencia pa ra un conservador), pero entiende que la "paridad" ha sido desvirtuada pues la f r accin "la ueansta", mayoritaria en l as elecc i o n es de h ace de~ o s, y q ue d e te n ta l a m i tad de l as posiciones ofic i a le s, ha desertado d~I conservatismo y n o e s sino un apndice de l partido li bera l. En el li beralismo hay tamb i n un cisma. Su jefe es A l fonso Lpez Michelsen, hijo del eminente hombre pb li co cuya: muerte en l ut a-Colombia hace unos meses. Este sector adm it e la "paridad", pero no l a "alter n acin" A su juicio, sta no estaba pr e vista en los pactos fundadores del Frente Nacional, y s ha sido incorporada a la Cons t itucin por via legislativa es slo porque el liberalismo cap i tula ante la "e l!t orsi n de Ginez. Las dos disidencias invocan como se ve, la doctrina ne t a de cada partido, ra zn por la cual se los acusa de sectarismo. Aungue en materias econmicas y socia les, se sitan en puntos diam etra l mente opu es to s, coincide n en estimar qu e el F r ente Nacional es una especie de ter CCt' partido, y que las dos direcciones oficialistas f01 ma n "tenaza" contra ellos A lo que responden los grupos repres e tados e n el gobierno que si hay una "tenaza" es l a de las dos di s i dencias, unidas de hecho contra el Frente Na ciona l. En resumen, tas son l as c uatro fuer za s que se medirn en l as ur n as : PAR TIDO LIBERAL: jef e nico, Daro Echan da En el actua l congreso, 69 represen tant es y 42 senadores. PARTIDO CONSERVADOR : directo rio encabezado por Alvaro Gmez Hur tado (hijo del ex pres i d e nt e ) y Belisario Betancur. Unos 50 representa n tes y 35 senadores PART I DO CO N SERVADOR (INDE PENDIENTE): dir ecto, i o integrado por Mar.iano O sp ina Prez y e l ex-senador "rojaspinilllsta" Gilberto Alzate Avenda o. Unos 15 repr esent an tes y 7 senadores. L I BERAL POPULRES : direc to rio provisional i nsp i rado por Alfonso Lpez Michelsen. 5 representantes. TRE S E LE CC I O NES EN UN A "Ahorit i ca no ms votamos", d icen los colombianos. El maoso d i minu tivo ex p,esa inmedia te z, apr e mio. Pero la ver dad es que no manifiestan ninguna prisa por ir a las urnas Votar es una "jartera", una cosa tediosa, indiferente Porque, cualquiera sea el r esu ltado, el futuro nme dbto del pas est d e t er minado por la "pa ridad" y la "alternacin", que tienen fu e r7.a cons tit ucional. Los votos pasarn por las urnas como si fu era n urnas sin fondo porque no afectarn a l enemigo tradi cional. Desde los Li c mpos de Bolvar y Santand e r este pueb l o se ha hecho la guerra -salvo algunos breves perodos en que la guerra prosigu por otros me diosmarchando tras e l azul del con scrvatismo y el rojo del liberalismo. Aho ra, al parecer, la lucha fratric i da ha terminado. Pero falta v e r si no se har ms e nconada, puesto qu e se libra dentro de cada partido. El presidente Lleras no escatima los llamados a la cordura, y todos convienen en que s u voz es la voz de la razn. Sin embargo ; l as trad i ciones partidistas tienen l a fu e r,.a de l instinto. Si e l "go do" ya n o puede acabar con los "cachiporros", le queda el consuelo de ser ms conservador que otro conservador Pero los pocos iniciarlos que tiene el sis te ma no ignoran l a importan c ia de l a jornada e l ecto ral que se avecina En r ea li dad, se trata de tres clPcciones simul L'\neas: l. O s 1 i o a P r ez contra Lau rean o G m ez Si obtuvies e la mayora parlamen tar i a, el primero desalojarla al se,,rndo de su co n dicin de asociado del presiden te Lleras en el Frente Nacio n al. 2. pez M ic he lse n co ntra Ech an

  • PAGE 72

    ; ( ( 72 , / / / , / / ,, / ,/ ,, , / ,, / se me > l

    PAGE 73

    r J c tor T amayo, giran do hacia la i 7 ,quierda e n b u sca d e la s ombra d e l yarey acabado d e co mprar exclam con t ri steza : -' .. ~. . -. --: "N O NACI PO B RE ... "No nad pobu nac Tico; no fui' can, .. pc:sino sin iiena sino ti hijo de un :e-rra ttttit1ut, no viv C'r. un b o h:O cort p:.so de: t itrr a ni audm .it dtscal:o. V dt ctrc4 la p()brt:a sin llcgor a s tifrirl a. P or tso n o $;t 1 01
    PAGE 74

    . . -' ... -:.,,> :" ,,,_._ .. .. .;..-: ,.~ ..., . ...,x.. 'S, . .. ,., t..,,~-~ ,. ___ . . .. :.,... '"" r;; .. "": ... .,~ : ... . S" .. ,. . .. --, ..... . ,. ~IJENTRAS QUE "PLUTO'" UN HERM OSO PERRO DE RAZA. D I SF R UT AR.-\ DE U NA A S I CNt \ CION EN LA BODECA DEL BA TF.Y PARA QUE SE LE DIE RA JAM N Y CARNE DE PlqMERA .. 74 rri l a no vedad E ll a era muy lin d a, y l a queramos mucho l a mam y yQ Un da amanec i enfermita Se pas la no c h e entera ll orando y s in que nosotros su p i ramos q u h acer : "Aunque llevaba va r i as semanas tra baja n do, sigu i .d i cien d o, no te ni a un "qui l o con qu caerme m u erto" Por eso fui a v.er a l mayora l E n rique Vzquez, para a u e me d i era u n a orden o un vale por dos pesos y c i nc u enta centavos para co m pracie una m edic in a a l a n ia P ese a q u e l e dije que por ese va l e d e dos pesos y c in c u enta ce n tavos l e i ba a trabajar durante dos dias (yo ganaba un peso y m edio diario, por J o que perda cincuent a "quilos" en e l favor). m e d i jo que l n o poda hacer n ada sobre ese asu n to. Que v i era a Baldomero ez, el administra dor Y lo fu i a ver. v;ctor hace un alto e n la narracin oportu ni dad que aprovecha Edm i dio Ra t i s t a para achuarnos que el an1ic i oo c,uc peda su a mi go no e r a e n efectivo, sino, un vale para la U enda del batey donde Je daban una ru e d a de cigar1os, qu e lue go e,a ve n d i da en un p~so y oche n ta cen tavos, m enos d e l valo r y que era !'l nico t nedio d e podc1 co n seguir e l dinero. Usted no es capaz d e imag in arse l o q ue era esto, amigo! -e xclama Elon io, u n hermano de Edm i dio que pa r tic i pa de l a conversacin. Se h a n acercado ot r os ca m pesi no s de la co l onia. Ent i e ellos e l padre d e Vc tor, un simptico v i ejito llamado Clot il de que, segn nos dice el adm i nistrador d e l a coopera t iva, no q ui ere per m anecer en ca m a, como se lo orde n e l m i co, ale gando que "ahora q u e es t amos e n el Ao de l a Refo r ma Ag1 da no voy a de j ar de trabajar para la Revoluci n Pues me f u i a ve, al ad m i n istrad o r s i gui Vctor su rela t oy me di j o que l tampoco poda se,-v i rme en lo d e la o rd en. "No h ay que decir q u e la infe li z cria tura no pudo sobreviv ir. o to m nin b'ttna m e dic i na! . Y a l os t re s d as se nos muri "1'omas i ta". Po r dos cincuen ta, seor! Por dos cincuenta, compay!" .. Lo Tepit.i varias veces. Y siempre que l o deca, su voz se encenda ms. Y fue a p i sotear l a t i erra colorada; pero, como si se acordara de que ahora es suya, con t u vo el golpe en el a i re Don Clotil d e, e l pad r e del l aborioso V ctor, hac i a rato que qu er ia hace, un co m e ntar i o Y no pudo aguantar ms. Por esa gente -
    PAGE 75

    nistrador y l a de l mayoral T "do lo de ms son inmundos bohos . De guano y yagua, donde brillan por su ausenc i a la higiene y la comod i dad ms ind i spensa b l es Asimismo, l a casa de Robaina -o la que "era" est cub i er t a de tela metli ca, a prueba d e entra da de mosquit os H ay un telev i sor (el nico lo l argo de miles de caballeras) y, pese a lo inl<'r n ado del lu gar, tiene telfono. Al fondo de la casa, e n un j ardn mal atendido, ex i ste una potente p l anta e l ctrica que da fcilmente flido a todo e l batey; pero que l o era p:i.ra su uso particu l ar Los hombres y mujeres que enriquecan sus cuentas de banco, tena n que a lum br a rse con "ch i smosas" y qui nqu s de ac eite de coco En todo esto, en med io de ta n ta injus ticia social, haba algu i en con ms suerte que los campesinos de la finca "Limonci to". Se U ama "Pluto". Y "Pluto", obviamente, es un perro. Un hermoso an i mal de raza, propiedad de Robaina. que tena tantos privilegios y atenciones, como miseria y calamicla dt>s el padt'E' de "Tomasita". -Ese perro -dice Mx imo Blanco, otro cortador de caa de la colonia "Tauler" tenia asignado por su dueo t reinta y sie te centavos cliar i os en la bodeita para lo que l quis i era. No sabemos cmo se las arreglaba el bodeguero para servirle lo que peda; lo que si es cierto es que se entendan hasta el extremo de darle unas veces jamn y otras mortadella. Hay un grupo de sufridos "guaiiros" que nos rodea. Todos quieren hab l ai a )t VP7. : La per r <> r a d~ Pluto" era mejor que nu~stro ranchito de guano -dice a l guien Y Ott'O : Le t r aan carne de lomo: de primera. Nosot ros esth~mos a base de boniato y bacalao. Cuando se poda comprar ba ca l ao! ... Son lo dos comentar io s d e otros mu chos oue no puedo a n otar. Pero el de Anatalia Martinez. una diminuta a nci ana que surp;e de pronto. co n un pedazo de yagua donde sel ec ciona el man que aca ba de tostar, podemos anotarlo por lo lento ele su habl>\r con acento extranjeto: "P iu lo" -dijo-u sar an tes la per f u me buena y caro que no sot r os nun ca ver pom o El sargento del Ej r c i to Reb<'lde. Fer n ando Aguilera delegado de l INRA e n esa zona, nos explica que los cam~;ros l e contaro n que mientras ellos se mo 1 ,a n ie hambre y les negaban has ta el agua, Robaina tenia encargado a un emp l eado para que baara todos los dias a l animal y lu ee:o lo perfumara con las esenc i as que l l e traa de H o lgu n y La Habana .. La t arde h a cado. Un su ave te r ral abanica capr i chosame nt e la s pe nca s de la mata de caa. Y all, a un lado de la guardarraya donde hoy e l campesino puede sembrar boniato, maz y todo lo que desee l)ar a sortear el "tiempo muer to" (perodo ste de i nact ivi dad que este ao perder su fatalismo), deiamos a Vctor Tamayo, Elon i o y E,:!mid io Batis ta, al viejo" Clotilde, con sus achaques de anos; y a l os o tros cie nt os de coope rativist as de la nmero u32", manejando ms diestrame nt e que nunc la mocha y el machete Ellos saben -Y as nos lo dicen to dosque ese pasado tan lleno de dolor y de m i seria no puede volver. Y saben que slo el trabajo e n comn consolidar m s an SU R evo l uc i n. L a Revolucin qu e les quit de enci ma al odioso g u ard ia 1u1al th ~ 1c ma n eja.do po r la vo l un t ad del latifundista o la compaa poderosa que, en ms de una ocasin, descarg su p l an de m ac h ete sobre l as c4rt i das espa l . ; ,,.... .-~ ... ,, ,,.. ,, ,,,!/! ...... ... .. / ~i ,,,. \' _. 11;,1 ... ,e._4 1 ,, , .. "' ... ;r,-. ... ..... __ .. .. ,t "'p ' 4,.,.. ; ; ,,,,,, ~'y ,,,. .. ,...:. ,. ... .,....,_ + ... .. ..,;;-~ .. . : ... ... . .. .. .. 'JI 1,, ~ .._ :'.t _,, rr .. , ... ....,_ .. _. ~,._ 5, t', ff. ., . "; ,d } .,. ,, ,,r w ... .. ,"JI -'t' ~,., ... ., ,. (..T s-...:r -l ., ~ i, .J ~~, ~:.,. ... .., "" ,, ; ; .. FN lf r .. . ., ... .. .,... r . ... LOS CAMPES I NOS QUE TRA8AJABAN PARA ENRIQ U ECER A R OBA I N1\ -SE MORIAN OE HAM BRE MUCHOS N l f:10S COMO "TOMASITA ". VI VIAN Y MORI A N EN 1)01il0S ANTIHIGIENICOS das de a l tiijo rebelde, c u ando se le lanz al trillo A ll les dejamos. Contentos, orgu ll sos. C uida ndo las tierras que ms nunca les sern ar r ebatadas por nadie. T r aba jando con fe y co n amor Para que no muera nun ca ms nin guna "Tomasita" ni de n i ng n n ombre _; por dos pesos y cinc u en t a centavos m ise r ables En l a Cooperat iv a nmero 3 2 de Hol gu lo s campesinos es t n trabajando al lacio e l a Revol u c in. Todos e n Cuba 1 rabajan en co njun to para que no regre sen l os crimina l es d e g u er r a, ni lo s la ti fundistas. Los d e est a zona trabajan, especfica m ente, para que no vuelva Ro baina ... 7S

    PAGE 76

    COMO N AC I O PE'T U L. XA)'{ Y CAN'TF.lARIA EN U NA REPRE SEN 1 \ C: ION DEL CU l1'l0L CHA~1 U LA por MAR I O C!LL (Sen icio Espial d, PREJ,./SA L A'!'I)'{A) CHIAPAS es uno de los estados m s interesantes de l a Repblica Mex ic ana Apa r te de su riqueza ya ~xp l otada ( c~f, cacao. pltano y recie n te m ente a l godon) es potencia l mente rico por sus gra n des extensiones ele bosques vrgenes y sus inmensas praderas q u e podran sustentar a centenares de miles de cabezas de l"a nado Ch i apas dispone, adems, de gran d es ros como el Gr i jalva, e l Tulij, el. Jatat v otros. que constit u yen r eservas incalculables de energ a, de vida y d e ri queza. Pero Chiapas tiene, adems un ~urba dor pasado, lleno de l eye n das h eroicas y pot i cas de misterio y rlra m a, que c_ons tituye una fu e n l e i nal(olahlc para histo ri adores nove li stas, arquelogos, Y per i o distas Sus zonas a r queolgicas, Palen oue Bonapak, hapa, y otras son conoci das' ape n as por un redncido n_ m er? de m exicanos y unos c u a n tos tunstas mte li gentes. Para el per i od i sta y el i nvest i ga~? r c i entfico lo ms i nteresante es la reg1on in d gena los -Altos de Ch i apas donde per du r an todava est il os de vida q u e 400 aos de h i stor i a no h an mod i f i cado e n absoluto Los grupos indge n as q u e p u e 7 6 blan esa reg i n continan fie l es a su pa sado. El "lad in o" (asi llaman los indge nas al b l anco a s tuto embaucador) poco ha hecho parn oue e l ind i o s i enta simpa ta por la ,;civili z a c i n" que l es !-rebat su s t i e rras y sus dioses El indi;ena chamula de ti~l r a fra v i ve ms f< li z mi<'ntras ms ale j ado se halle di> l "ladino" . En sus mesetas h e l adas y solitar i as ("s li das". les ll aman PIios) vi vPn u na exi s tencia primit-iva. Su Unica sociedad la con s lituven los rebaos de ov e jas que les propordonan la materia prima para sus i ndustr i as do m sticas de tejidos de lana. La oveja es u n anima l sa;rado para los ch:1mulas. E s co m o un m i embro ms dP la f amilia. No es 1aro ver a una mu jrr c hamula am;\man1ando un cotderito con l a misma ternu r a y so li citud que si se t r atara d e su p r opio b i jo. A l os seis aos todo n i o chamu l a, en vez de i r a l a escuela se 1 orw i i> 1 te <'11 pastor: el ca r nc1 se transforma e n s u hermano. su am i gn su com1:nero de juegos El indio chamula jams I ra fi ca co n sus ov e jas y mu c ho menos n l as sac r ifica para co medas. F ; L CEN TRO TZ EL T A L TZOTZ l L E l gobie r no m exicano ha t ratado a s u m11ncra. de ayuda r a f'!--O~ grupos r ada y COMO EL GUINOL l <' s Pa r a e ll o c r r<, en S a n C:1 i s t hal Las Casa s el C<'1 1t ro Coordinador Tz e ltal Tz o t zil, que t i en e como fi nalidad la plan e ri n soc i o econm i ca clP las comunidades i nclq<'nas. La accin rlPI c,, n tro abarca 15 mun i cioios v un n r N \ d(' 16 m il km2., con CP1 ca de i20 mil hahita n tt's clP l os cuales el 80' ignora el castelJano. De las o n ce len g ua~ que se hab l an en Ch i pas. 1 0 son prehi~mn i cas y de stas se der i van m.s de 100 d i alt'ctos i,;1 grupo incti,i:ena mAs imoortanr.-, <'S <'I chamula. quf' t ient' su capital en San Juan Chemula, a u n os kilm'tros d<' San Cr i stba l La s r a sas Por su cercana es e l Que h a r ecibido una at e ncin ms cons t,intP
    PAGE 77

    MUR I O C HAMULA en esos manantiales se inic i an d esde tie m po inmemor i al, las ce r em o n i as del carnaval chamula. Esos mana"tiles objetaro n los cnamu la s PSt>in cuidados por un "ellcanto" D e rea li zarse las obras proyectadas. e l "en ca nt o" SP i r a y se IJpvnria el agua a otra parte; e l Cenoo prefir i no insistir. pues tPmia una sub l evacin. Los in d i os de Ch i anas se han a l zado muchas veces c n n tl'a s11s ooresnres; a lo l ariro de l a Histo i a ha hi,hiclo mu chas iruP1-ras clP castas p n las nuc han r,ar t icioarln ms ne cien mil in~ gPnas P n l uch:1 fp,oz contra el "ladino". E l Cen t l' O dP.c i di. p u e s us~r otros r ecursos para conve nc e r a los c h a mulas. E J l\ lJTO CO N T RA EL l\ lI T O T., i< l Pa fup clPl profp~or ~Iarco A1t11ro Mont Pro Se cl'e un tPaflo r guiiiol con personairs indi<>;~nns. ntav i ados a la usan za chamula v hab l ando nah >r almente, e l i dioma tzotzil. A t r avs E ACTORES tarios E Ce n tro co mi s i on a la tale n tosa escri1ora Ros,,iio C11st ellanos para que rPdacta a los guiones ge n Pra 1 es de l a re p r esentacin sobrP los cua 1 es actuaron lu~ go jv P nes actores chamulas .l os Snchez, Teodo r o Snchez y Pedro Prez P rezen el dia l ecto 1 modismo de lo s natural es ele r 11 rla r e,., in. SP crearon ti1 >os ~P nuinos Peht l N h-O). X an (Juan), n teler i a (Candelaria) y Ma r uc h (Ma ra), que formnban la familia Rasca,ras ra. por ejemnlo cuando presentab?n al guna escPnificaci(m t>n contra del p i ojo Los muecos h<'chos a i magen y seme janza de los inrli os chamnlas. razon a ndo y bromeando en el l e n~ aie au t ctono, procluieron un impa cro i nesoerado en la poblacin i nd gena. El l)UPblo en m asa asistia a las r e pl'csenl~ciones J-Jomhres y muj e r es sosrrn i a,n di l o~os ani m ~ds m os y cont rove, sias con los mue c os a< <>rca dP los l<'mas trataos en l a far s a P ,t ul y X a n lo m i smo ol. Sin embargo, las autor i dades del Cen tro termina r on por a l armarse ante la credulidad que se prestaba a las r epre sentaciones. Tem i eron que, de persistir en ese recurso. e l i ndio reafirmara su ac tilud de s u m i s i n ante el mito, impidi e n do as i e l lib,e desar r ollo del co ncepto rac i onal del universo El guio l fue con s i derado pe l ig r oso e inco n ve n i ente y se le supr i m i ; Hasta qu p u nto los peligros supera ba n a los benefi<' i os? Es algo que no se ha precisado todava De todos modos, mucbos pueb l os tienen ahora l etrinas, muchos n i os chamulas han sido vacuna rlos y despiojados co n DDT y muchas C a n te l e ria s y Ma r u c h as muele n su n i xta mal e n mo lin os ahorrando el tempo que antes pe r d an arrodilladas an\e el me lare .. 77

    PAGE 78

    . t-Jt\. ......,,,.,. 7 8 -~ t Po r GER~IAN CAR IA S S. C ERRO los ojos y se hundi en las som bras. La boca l e sabia a sang r e, a angustias, a desesperacin Senta que se moria, que su esposa, sus hijos, sus cultivos, quedaran perdidos en el inmenso valle. Y pugnaba en su dolor por sobreponer se a la fiebre delirante que l e abrasaba por dentro. -Si al menos llegara el doctor . Pero sabia que su clamor, ya nadie lo escuchara. Nu nca antes lleg un mdico al remoto casero. Jams vi el guajiro moribundo medicinas ni esperanzas. El camoo agonizaba, como l, por fa lt a de ayuda y conmiseracin. -Si al menos, ocurriera un milagro . Su ruego era un desesnerante lamento que se escapaba en medio de la noche junto con su vida. Y en su afliccin, se compadeci a s mismo, a todos sus her manos, a su pueblo. CUba tambin se mora. E l latrocinio, el crimen, la s torturas. el vandalismo ofi cial de la !irania, haban drsolado la Pa tria. E l terror y la miseria remontaban hasta las villas y las aldeas guajiras. -Si al menos ocurriera un milagro. Tena fe ahora en e l destino de su tierra Confianza en los hombres y en las mujeres que se enfrentaban hericamen te al d espotismo. Y presinti, esperan zado, que sus hijos, su esposa, sus cu l tivos no quedaran ya tan solos. Cerr los ojos. y, definitivamente, se hundi en las sombras. I ,._ > ~ I E D ICOS Y ENFER~ IER AS EN MARCHA CON LA REVOL UC IO N La desgarraaora vis1on qued hace mu c ho ti P. mpo atrs. Atrs quedaron tambin las in.1ustlcias, las inconsecuencias. Con el renacer de Cuba renace la esperanza en e l campo Hoy en cada aldea, en cada caserio. en cada boho, cuaja la f e por la revo lu cin Los ~aj ir os comienzan a tener lo qu e antes tanto se les neg Tierras para sus cultivos. escuelas para sus hijos. asisten cia mroica para su familia. Mejor trato para todos humana comprensin. Da a da abnegados maestros y clicos marchan desde las capitales y las ciudades hasta el medio rural internn close nor caminos inaccesibles cruzando mont4as vadeando rios. siempre para at!'nd~ a los sufridos guaiiros Es la marcha de la r e volucin. La mis ma que emprende toda CUba en su anhe lo patritico por hacer resurgir la Patria, expoliada por la dictadura. Y en materia asistencial, estamos c umpli endo una positiva labor -un fun cionario de l Ministerio de Salubridad que me hablaba el programa revolucionaro, me lo cont satisfech~. Con verdadero se11ti1 naciona ll ~ta, cientos de hombres y mujeres, mdicos y enfermeras, estn adelantando el ausp i c ioso p l an. Ahora hay asistencia facultativa y medicinas en to da CUba. La asistencia facultativa y las meclici nas van directamente a l campesinado des de el Ministerio de Salubridad. a travs 11

    PAGE 79

    de los serv1c10s dP U nidad es San it a r ias rurales. Es parte d e la gran cruzada hu manstica que se cumple actua l mente d es de todos l os despachos oficiales. Y hoy, mediante la acc i n conjunta y ministerial, del Instituto de Salubridad Fura y de l INRA se han construido dispensarios, la mayora e n reas y zonas abruptas, tre padas en el propio corazn de la montaa All, en plena manigua, se l evant hace cinco meses una de estas primeras unida des Ms all. de Guane y de Pons, e n l a misma provincia de Pinar de l Rio s u rg i el dispensario en el Valle de Los Que mados de Pineda Antes, en l a olv i dada aldea, docenas de nios hombres y mu jeres, enfermaban o moran vict i mas del paras i tismo y la desnutricin. Hoy gracias al programa revolucionario, y al sacr i ficio y abnegacin de dos mdicos y una mu chacha guajira, llega la caridad y el con suelo a todos los bohos Como llega a Cuba toda en la marcha cada vez ms firme, cada vez ms as cendente, de la revo l uci n. LO S ~ I E D IC O S R UR ALE S LE S ALVARON LA VI S TA &'11 S U PROP I O BOHIO Poblado de p i nos y angustias, el Valle de Los Quemados de Pineda parece hun dirse debajo de las r ocosas montaas pi nar eas, en una espec i e de pronunciado llano de verdor eterno. donde se multi plicaban antes enfermedades y problemas. Hasta la aldea se va por un pe l igroso y angosto camino de recuas que se r pen tea sohre el seco cauce de una honda quebrada. Baja hasta el vall e desde e l casero de Pons. a unos seis kilmetros. Los guajiros han construido con s u s pro pios p i es el sinuoso sendero y hoy, uno que otro jeep o camin, trasmonta l a vereda Hasta all llegamos casi al medioda, gu iad os dentro de un jeep por Emilio Ra f ael Vegas Escalona. Au"iliar del PR 1, de Las Minas de Matahambre Junto con lo s nios gi.1aiiros recorr i mos el poblado. El antes olvidado Valle de Los Quema dos cohra nueva vida co n e l programa revolucionario La construccin de la Unidad Sanital'ia. en una especie d e bre ve col ina, ha trado consuelo y esperanza a los guajiros. Todos trabajan con ahinco por r esolver sus propias necesidades -A<)ui ~ncontramos ir.ravs i mos proble mas el doctor LeoPOldo Crego, mdico j efe de Unidad, que dej a Matanzas paca in terna 1-s e en la montan a hizo el acol)iO de la real situacin que h a li en Los Quemados-. No habia m e dicinas, ni re Clll'SOS El poblado estaba realm ente olvi dado. Todo faltaba. Hasta alimentos Crego, que ha ce catorce aos se gra du de mdico en l a Unive,-sidad dt La Habana, ha ht>cho muy suya la causa de Los Quemados. Renun c i a sus como didades, a su hogar materno y se refu g i e n el solitario Valle para compartir l as angustias de los guaj i ros. Aqu ll eg l) a principios de Agosto. Pensaba ir a Oriente a tra bajar en otra Un i dad. Pero el Ministerio me destac a11ui y estoy muy satisfecho Asi no ten ga comodidades. En Los Quemados no hay luz elctrica, ni telgrafo, ni co 1 cos. Los campesinos se alumbran con lmparas de carbu r o, !a5 cartas. una o dos veces a la semana, las llevan l os fie s desde Pons -Leemos peridicos por casualidad Y e l mdico j e fe ri de buen talante-. Las noticia s las omos por radio y eso cuando vmnos <'~ s a ele un campes ino que t iene un r E>ccp tor de bateras muy cerca de aqu Es alt11mentE' honroso, pode r se r vir en algo nuestra revolucin. Con Crego trabaja en la Unidad Sa E L QUEMADO' ~ ~~ ..... .. Dos mdicos y una enfermera rescatan a miles de guajiros de la ignorancia y la insalubridad EL DOCTOR LEOPOLDO GRECO JUNTO AL CAMPESINO ANGEL CAIRO. DE 62 AllOS, A QUIEN ENSEflO A LEER Y A ESCRIBIR EN SOLO ,,,1"/. UNA SEMANA. !:.6;;;~~ ~~,.-:... --~ ;. '1-:,.4

    PAGE 80

    LAS CONSULTAS A C AMPESINOS I; N L A UN J l)AI) SANITARIA SE HA CE N DIARIAMENTE, MA1'!ANA Y TARDE. nitaria el doctor Alberto Dalmau Mart!n, un joven de Cienfueg os soltero como l, recin graduado. Se incorpor a la labor asistencial de Los Quemados el 2 de Sep tiembre y desde entonces ambos recorren todo el poblado y los caseros cercanos, llevando asistencia y m edicinas a lo s guajiros. -Aqu solamente en Los Quemados, hay unas 450 casas -Da lmau Mart!n quiso aportar cifras. Pero tenemos control sanitario tambin de Pan de Azcar, Isa bel Mara, Gramales, Caadones y otras pequeas a ld eas. Podra calcularse la po blacin por as i stir en unas mil personas, ent r e nios mujeres y hombres, -pero -es imposible hacer nmeros exactos, -sobre todo ahora, cuando apenas las tr aba jado ras soc ia les com i enzan a hacer el censo. En cuanto a consu ltas en la Unidad si tenemos datos ver dicos. Aqul atendemos de 40 a 45 pacientes diarios. Las consultas en la Unidad Sanitaria de Los Quemados se hacen diariamente, maana y tarde El servicio dispone de ins trume n ta l de ciruia menor, primeros auxilios, drogas, medicinas. El doctor Crego, que a ll en Ma tanzas se distingu i como afamado oftalmlogo, ll ev tamb i n al Valle su instrumental para ojos Con sus inseparables aparatos fu el que pudo salvar la vista a una anciana campesina, atacada por las ca taratas. -Ha sido nuestra nica intervencin quirrgica --coment emocionado el dico-jefe-. Felipa Trasancos que acaba de cumplir 62 aos, estuvo al borde de la ceguera. Fu preciso operarla de ur gencia en su propio bohio. Le devolvimos la vista. Todo, gracias a la Unidad Sanitaria. 80 A s u lado, orgulloso, el doctor Alberto Dalmau Martn asinti sonriente la ase veracin del veterano oftalm lo go suer te de moderno Quijote que remonta a diario atajos y veredas con un maletn de primeros au x ilios ba jo el brazo y la fe puesta en Cuba. ANC I ANOS Y Nl~OS RE.'!CATADOS JlE LA I NSALURR I DAD Y LA IGNORA NC IA La Unidad Sanitaria del Va ll e de Los Quemados abre todos los dias su consulta a las ocho de la maana. Entonce6. hasta la breve colina donde se alza la casa de mampos tera, suben enios, hombres mujeres. arrastrando sus penas y sus enfermedades. Con los dos mdicos del centro rural l abora una muchacha alta, delgada de oios muy negros. Elia Alvarez es gua jir a, d e rostro afab l e bondadoso. Naci e n el mismo Va ll e Queriendo serv a sus hP.r manos campesinos, se p uso a di~ nO$ iCin del elector Crego Con l aprendi la enfermer En tres d i as supo poner una inyeccin -Dalmau Mart n lo expres con ~at.isfa cc i -. Es muy inteligente la chica Sobre torto. l e gusta ~erv ir Elia ayuda a l os dos mdicos e n el re conocimiento de los pacientes La ma y o1 'ia estn atacados por e l parasitismo y la desnut1icin Los an li sis hechos en l a propia Unidad, evidenc ian que de veinte personas que acuden a la consu l ta, diez y nueve son vctimas de lo s parsitos -Es el prob l ema ms grave que con frontamos -e xplic e l mdico-j e f e -. Aqui todos estn atacados por los parsitos. Los tricocfalos Y lo s .scar i s, minan la sti:lud d e esta pobre gent~. Y cul es e l Ja cto r prepond erante e n la alarmante incid enc ia? El doctor Crego co nsid era gue la falta de agua potable es la causa principal del parasitismo. Cree que cuanto antes, se debe intensificar una amplia campaa di vulgativa sanitaria para que los guajiros utilicen el fil t ro en vez de la anticuada piedra de tinajei o -Ellos sostienen que esa piedra les fil tra bien el agua, pero no se dan cuenta de que muchos mi crob ios escapan por las g ri etas y el musgo de los ti naj eros Hay que ensearles a usar el filtro. Elimina riamos en un alto porcentaje e l paras! tismo, Por otra parte. tene mos que acos tumbrarlos a usar las letr ina s. Ya aqui construmos una al lado mismo de l a Unidad y nos hemos abocado a la ense anza sa nitaria. No han co11frontado serias dificul tades en s u trabajo? Aunque admiten que todo es problema en el Valle de Los Quemados los dos m icos de la Uniclad Sani ta ria conside ran que su labor es aco me t ida sin mayo r es contratiemoos La ayuda ms efect va la reciben de los propios guaj iros. Por lo dems aparte de la operacin d e cataratas, sentenci con hilaridad el doctor CreRo-, el nico q u e tuvo ve rda d eros problemas aqui fu el doctor Dalmau. El problema del mdico c i enfue,euero surgi a mediados d e noviembre. Foe:una no c he oue re g resaba a la Unidad l aejl:o d e su ti mo recorrido por el pueblo. Al abrir la puerta. sinti ruidos extraos en la parte posterior. Cuando avanz ha c ia l a sa la de consultas, se e n contr frente a frent e. r evlver en mano con e l triste m ente "Cabo" Luis Lara, e l bando l ero cont1a 1 Tevolucionario que sembr el te

    PAGE 81

    rror en las aldeas pinareas. De verdad que sent miedo -confie sa sin r eservas el mdico rec i n gra duado-. Parece que Lara te na algunos de sus compaeros heridos. Ve na a bus car m ~ dicinas. Pero aparentemente se acobard y regres al monte. Quince das despus lo capturaron y uno de sus cm plices fu trado aqu para curarlo. Tena un balazo en la mano Hacia el medioclia, al tertllinar la co sulta bajamos desde la Un i dad hasta los bohos de Los Quemados. A las puertas de las cho-las de pa l ma, decenas de nios campesinos, con la cara mugrienta de tierra j ugaban a "las letras". -Es un nuevo juego para e llos -apun t Elia A l varez l a ayudante de enferme ra Se lo ensearon los doctores. Con l aprenden a leer y a escribir. La alfabetiiacin de l os guajiros es la otra fase del ejempla r trabajo de los dicos del Va ll e. Todos los das, al sa lir de su consulta, Crego y Da lmau van a los bohos para e nsear el abecedario a ni os muje,es y hombr es Ya llevan se te nta a lu mnos alfabeti zados. Tocios libra dos cl P. los parsitos y d e l a i gnorancia. Aqu es t nuestro d i scp ul o m s aven tajado grit emocionado el doctor Cre '.lO adentrndose e n un cu ltivo de tabaco rubi o. En una semana ap,cndi a l eer y a f'Scribir todas las letras. El di sc pulo sonr i agradec i do. An ge l Cairo, taba ca ero, 62 ao~ nariz angulo sa, cara surcada de arruf{as, reconoce ha bers e zafado del analfabetismo, gracias a los mdicos. -Caye"ron como Dios e n Los Quema cl os Y haba una gran emocin en sus pa labr as Ellos nos han h ec ho f e li ces. Y con euforia, saltando como un c hi Qttillo, dibuj sobre la hmeda tierra l as pr i meras letras d e l abecedar i o. El sol tostaba a l egre la inmensidad del Va ll e EL DOCTOR ALBERTO DALMAU MARTIN REC IEN GRADUADO, ES EL OTRO MEDICO ENTRE GADO EN CUE RP O Y ALMA A LA LABOR AS I STENC IA L DEL VALLE DE "EL Q U EMADO .. 81

    PAGE 82

    ADIOS A LA APARCERIA por W ALOO MEDINA E L BOHIO estaba all arriba, en un mogo te pelado. De lejos pareca un pedrusco pardo osc uro. La r opa tendida Je un alam, bre, al que se le h~bia quitado l as pas -t r a, pos humildes de jornaleros del tabac~ mo, vanse al soplo del viento como si fueran sea les acerca.doras o de petici,, de auxilio, como sl quisieran d e<:ir: "V enga n pa c, pa que vean cmo v1ve una famil ia guaji ra." La triste vivienda, sola en su empinada so,. led ad, era all (miniatura d e la de sg raciada y desgraciadora vida de l campesino a lo largo del pas) denuncia i 1 ,til a l a que nadi e haca caso, d esde el J ndio Hatu ey hasta Jos M a rt y de sde e l prim er Presidente de la Repblica Estrada Palmahasta el triunfo de la Re voludn, e l primero de enero de 1959. Ese hombre de campo, esa pobre familia de campo, no era sino un grumo de tierra pef!ado a la ti er r a, sin misin ni destino : somb r as erran te s en m edio de l a luminosidad del p.,~ no r -ama. y de l a f ec un di d ad asombros., de l a tierra c ubana. All abajo. en l a distancia, l os oo dulames vegueros d e la aromtica hoia d e l tabaco, traz.,ban sus c u adrangula r es figuras verdes o bla ncuz cas, segn est u viese n tapados o no por esa tel(\ de queso, a l a que en e xtra o idioma llaman cheese clo th En esos o parecidos lugares, el hombre y su sec u la r miseria esta b a n ail d esde e l amanecer h asta e l atardece r inclina d os so br e el s ur co 8 2 ~ Todo era tcabajo, sufrimiento y miseria pata el apa cero, lo mismo el de la tjer,a q u e el del mar. .... .. -

    PAGE 83

    co mo jornaleros d e l campo o como aparc e r os o p:t rt id.arios, mien t ras que "e l seor" (e l se or es e l propi eta ri o o aparcerist:a) viva en la ci ud a d provi n ciana o e n l a capita l a tod o tren. d e l ujo s u perfluo y de g::rnancfa injust a "E l se or .. l e cobraba a l aparee. r o o parti d.ario }}a s ta e l 3i r e que respiraba: el pag o de fa r e nta e n especies (era la quin ta parte de la p r oduccin del t abaco en e l rea cedida), co b r tba adems, por los tracto r es o buey es co n que se preparaban l as tierra s que necesa r fa mente tena n que se r del "se A or"; cob r aba por ti :-tbono o r gnico que se aJ)licaba a las sie m ,. bras; co braba por las post u ras dos veces s CM-as que si se comp r aran e n el m e rado co .. rriente; cobraba por e l agua del r ega d o, im., p r esc! ~dible e n toda vei?a fi n a de tabaco q\ie tarnb1en necesa ri amente l a sum i nis tr aba "e l se .. r "'; y por el agua, que es un elemento natu,. r; d co m o l a ti e rra y el aire, so l amente J)O r el ;ig ua cob rab a el 5% de l a prod u ccin, y hay que ver oue ese 5% solamen t e e n un ao, rep r esentaba el pa go comple to de l eq u ipo de regado; .. el cob r aba e l abono qumico Y . l os i nsec.ticidas, a l os q u e por m odo propio f 1 1aba precios, que e n la mayorfa d e l os casos dup l icaba el pr ecio co m e rcial con que p od rfa haberse adq u i r ido por c u alquier agric u ltor e n el m e rcad o ; Y. por ltimo, .. el p r acti c~ba l;ts liquidaciones de l a cosecha sin permi .. t1 rl e al aparcero o par t idario q u e hi c i ese nin .. $!una gc,51i n en asunto ta n importa n te co m o se d el va l or d el prod u cto e n e l m e r cado in, t e rnaci onal o domstico: en e l que int e r ve nan ror s u puesto una pandilla de m e d ia n e r os que ba j o e l nombre sospechoso de co mpradore s, ve ndan lu ego a fbric;is de t abaco y c igarros esa p r eciosa ma te r ia d e tan diversas clases, hsta e l llamado de r ezago. En r esu mida s cue nt ~s. todo e l mundo s;,ca ba buen negocio, menos el apa r cero o partid:t" rio q u e al efectua r l a r ecolecci n de la vega d e todas las ve.~as y por t odos los coseche .. ros la produccin t egra se en tr egaba 'al s~o r" para inmedia t amente d esp u s proceder ;t l a escogida. o sea. l a clasificacin de hojas y el e mp aq u e d e las mismas p.1r3 l a venta di r ec t,, al comerc i o. El cosec h ero l o ha c a t o do. d es, de r o tur a r la tierra, sembr ar l os semilleros, r ega rl os cu idar d a y n oche de l as siembr : \s contra e l tiempo y contra l os insectos. luego de.sbotonar las m a t as de tabaco hasta l a suso dicha r ecogi da clas i ficadora T odo e r a trbajo, sufr imient o y mise r ia para el ap:trccro. T o d o era beneficio, co modidad y medro para 'el se .. que n o h aca nada, lo que se di ce n ada. Ese tipo de contr:Ho de aparcera, tan vi ejo c.:omo el homb r e era un r ema n en t e o l;lst.re de l feudalis m o e n nuestro pas y t e. na sus races profundas pri n cipalme11te en dos provincias de Cuba, e n Pinar del Ro y en Santa C i ar., que s i se miran b i e n so n las ms ricas de l pa s Para hacer ms objetiva l :l anterior exposi cin, se puede tomar el caso d e una fin ca d e 4 o 5 caba ll erfas. si tu ada e n el Mun icipio de San Juan y Martn ez.. En esta fin ca es t aban ;,c1scntadas quieta >' pacfi ca ment e desde ha ce much!imos aos, 2 3 ::. parceros, c uya s familias sumaba n 1 3 l personas. Estos 13 aparce r os J)rO dudan e n co njunt o 2,000 qu in tales de c abaco d e l llam::tdo enca Uad o, q u e es una forma de elaboraci n agrco l a para ob tener la h oja pa r a capa del cabaco Esta produccin ti ene en nues., tro m e r cado un valor d e $65.00 S70.00 p or quintal. Co n s igui e ncem en t e. el va l or d e l a pr o, duccin d e esa finca oscilaba entre S1'30,000.00 a $ 1 40,000.00 la cosec ha y la quinta part e d e esa s um a o b viame nt e. es de $ 28,000.00 qu e perci ba si n el m e n o r esf uerz.o n i la menor p r eocupaci n J seor co mo r ent.'t de l a tierra. y nada ms que d e la t ierra con algo na que ot r a ed ifi caci n L.tl es como las casas o bohos de vivienda del ap:-trce r o o las llama ,. das casas d e t abaco Como puede observarse, l a r e nta anual pas:, de $6,000.00 J)Or caba ll e ;,l~ pero si se agregan l os s umini s tro s y se rvic ios. hasta la ven t a de l os vveres que seor .. venda a las fami li as de l os aparceros po n nd oscles un J 0% sobre todos l os S l1mm1 st r os hasta l a venta d el tabaco mismo. "el se 1'\or"' obte n a sie mpr e ms d e $32.000 00 al ao, por lo que en concl u s i n, ju nt,d ose todos l os ing re sos del .. seo r" en es., finca antes dicha de 4 o S caballeras d e. Sa n J u 11 y Martn ez, p ercib la a l ao $60. 000, mientras 23 familias que ju n to con los jorna .. !eros n ecesarios que hay q u e utilizar e n esas labores de sie mbra de rieg o, de abonar la tierra, de d esbotona r la s [!lat.1s, de co r tarlas, de curar l as, de escogida del tabaco, n o reciban ms que unos $30.00 mensua l es por fami l ia, incluyendo en ta s la s 23 num e ro sas familias de los 23 ap;i r ce r os y la ami l i d e l os indi s pe n sab l es jo rna !eros. a l os cua l es haba que aseg u rar contra accidentes e. 11 e l tr abajo, paiar, l es maternidad ob r e ra y ot r as a t enciones fija das por las leyes socia l es, p o r c uenta todo del a parcer o N o podfa se r ms n otoria la injusta distribucin de esas ri que?..1s Re cuerdo que una vez, hace a l g un os aos, se produjo por aquellas zo na s. un intento de rebelil de l os aparceros co ntr a "los seores"'. "Los seores" tenan d e s u parte a la G u ardia Rura l e l poder poltico y eco n mico de l a pr o., vincia y la admiist ra ci n de la justicia misma >' pro 1 uo so f oca r on aquella rebe l in d e l os ex, plo tad os aparce r os q u e en nada o e n muy poco se difere,,ciaban d e los primitivos indios es,. clavos o de l os n egros esclavos qu e tr abajaro n d e sJ)us de liquidar a los i n dios. En r ecuerdo de ese tl'iu.nf o de l os se1iores .. se mantuv o como monumento vivo y se al preventiva pa ra posib l es y futuras r ebel i ones, el casero de "Los M ena ... Junto a la ca rr e t e r:l pa rl america .. na. Los infelices :tJ)arce r os prefirieron e nt or \ .. ces seg uir some tid os a ese oscuro r gi m en feuda l para qt1e el casero de l os M e 1t;t no se co n vir t ier:l en p0b l ado. Pero lleg l a R evol u ci< n r e d e ,u o r a, campe. tl);l y de l iberacin 1 lacional. y empez l a gra n jus t icia d e Ja Patria. r se promul g la Ley Fundamenta l de l a R e f orma A gra ri a, y qued definitivamente liquidad o ese rgimen atroz d e l a apa r ce a, y e mpez a e ntregars e Ja pi:-opiedad de las tierrns po r mandato de esa Ley a los campesinos apa r ce r os o partidari os, ;trrendatarios o co l o no s que l as t r a bajan. y e l I N RA les abri c r ditos pa ra Ja p r o duccin, travs del BANFAIC, r e du cien do ex traordi, rmriamente la tasa de i n ters, mo r aliz la
    PAGE 84

    " .. para q ue no haya un so lo c ubano sin trabajo, para que no haya un solo nio sin escue l a, para qu e no hay a una sola c iudad sin hospitales, sin calles, si n acueductos". FIDeL CAS'TRO .. .. .. .. . : ..,, ;.

    PAGE 85

    ' l .. ,. ... .. J .. ... .. . .. z -; po r G US T AV O A G UIRRE Fotos de CARLOS NUl'lEZ ..._ ; -1 1 I l t 1 r .... 1 i --CADA mallana el "Yaray", raqutico arroyuel o vea sus o r illas repletas de una chiquillada sucia y desnutrida que acuda a convertir en juguete el ptrido fango. Todo el paisaje se c o mplementa b a: aquellas aguas pestilentes las casuchas construidas con desperdicios y aquellos ni os mac il en tos y enfermizos que compen saban un poco el horror de la escena con su a l egria y sus retozos .. La "M anzana de Gmez" en Santia go de Cuba, como Llega y Pon" o "Las Ya g uas" en La Habana, es esa especie de sent ina social que existe en todas las c iu d ades "civilizadas" donde so n remitidos los perdedores en l a lucha ent r e lobos que se rep1esen tara Hobb~s .. Los a1ruinados, los desplazados lo s que huyendo del hambre e n el campo vinieron n ronocer el hambre de la c iud ad, llega ban a l a "Manzana de Gmez", j un to al Cementerio de "Santa Ifigenia", y utili z ando lo q u e encontrara n a mano cons tr an una v i vienda mis e rable y se refu giaban all con los suyos, viniendo a e n gro sar aque l inmenso arch i vo de miserias. Eran segregados de una sociedad que rezaba todos l os domingos y qu e volva la cabeza a cada visita al cementerio pre tendiendo con ello i g nor ar aque lla reali
    PAGE 86

    e . , --___ __. ~ ~_,. -.,:J"1. llna de invest i gac i n: Para conocer la rea li dad del Barrio en todos sus aspectos: las fam ili as, sus pro blemas sus neces i dades, sus r ec ur sos los s erv icios co n que cuentan, las agrupacio nes, sus dirigentes, etc "2 .-Una de anlsi.~ y programa c in: Basndonos en los resultados de la in vestigacin se programa en todo!\ los as pectos co nsid e rados bs i cos e nfo cando l a preparacin social, l a educac i n, el traba jo y el desatrollo comunal como base del p,ograma. As como lo s tipos d e vivien das a constru ir l os matPr i ales a utlizar. en las d erentes eta pas la organ i zacin general de l trabajo, PI<'. "3. Uru, d e ejec u ci n: Realizacin d e l programa fsi co y socia l de acuerdo con lo programado 4.-Una. d e P-va lua c i n: Que se realiza durante l a cjreuc i n d e l programa, a l t e ,minar e l mismo, y des pus de t er minado perclcament <'" Antes dP come nz ar rl "A o el<' la R~ f orma Agraria" se haban completado la s dos primeras fases del plan. Los nmeros fin ales dPI Censo que s e hizo all decan CJUP l' n 'La Ma n zana d Gm e z" se a,..-a ciman 3 086 personas que componen unas 603 ramlias y ms d e mil nios La r e alidad se co no c i entonces poi d~n tro: e l exlraordina o indice de ana lfa be tismo. enfer medad y morta li dad nfantl, la dPpaup>racn y terribles rondicioncs econmicas de aquella~ fa milia s, as como el h echo de que centenares de aquP llos cubanos dominaban d e l todo o parc alm< 'n t c al g n oficio estando -e n su inm ensa mayora desempleados "P orqut, qu es m&s f4cil dtcir : lo$ p tcad os te son perdonados; o decr: lel i nt4te y and4 !" SAN MATEO, Cap. 9 La caridad oficial rue desechada por l a 1" .. ~--... .... .. r$ .,- . .. l'.

    PAGE 87

    l -~ \ ---" ,, . .. -t . ,,, ... ... ____ ,. NO ESTAMOS PENSANDO CONS TR U IR C A S I TAS DE CARTON PARA EL HO,-!BRE QUE H OY NO CANA NADA S I NO QUE ESE HOMBRE VA A CANAR LO NECESARIO PAR A TENER UN A CAS A COMO LA PUEDE TENER CU AL QU I ER OTRO". revolucin. ~i lodo el pecado" d e aque ll os in f e li ces era haber r es ultad o u it ura dos por l a i m placable m uina de la com0,etencia e l ego smo y e l lu cro operante Pn l a sociedad exten der un a mano d ad \' OSa seria e x po nerse a que aque lla s ge tes respondi e ran : no m e dejas vivir y m~ das m m~ m i gajas para qu e tampo c o muera?". H ace dos mil aos, segn na rran vie jos escl'i tos, un h ombre o u e tambin ha 10EL CAS'TRO ba sabi do ec har su su erte con los pebres, haba dado la frmula que se ha conver tido en consigna para la s funcionarias d e B i e n esta r Social: "levntate y anda 1 Estando e l plan pa ra la liquidacin ele l a "M anzana de Gmez" e n l a te r cera eta pa o fase: la "e jecucin" se co nt e mpl a n -e ntusias tas e infati gablesbrigadas de hombres que da y n oc h P co n s tru yen ele m e n tos el e co n creto prefabr i ca do. t,aba jan afanosamente e n la carpinteria y acondicionan una e norm e area dond e se levan tar n 650 casas con sus c a ll es y ave nidas un centro esco lar un a casa soc ia l. un ncleo co m e rcial un dispensario dico y un ce n tro d eport iv o, todo e ll o e bE-llecido por parques y jardines, rboles frutales y p l antas ornamental es. Brigadas de mujer es at i e nden a aque ll os hombres les sirven e l desayuno el a lmu erzo y la co mid a l e s alcanzan agua y ca f Son los veci n os rle la "Manza na de m c z" Que construyen sus casas ay udados por el Eircito Rebelde y por los Ministe rios de O bras Pblicas y Bienestar Soc i al Estn ed ifi cando e l reparto "N u evo Vis ta Alegre" que har perder l a m emoria d P.I triste espec t ulo de "la m anza na". Se h a n l evantado y co mi enza n a an dar .. Solo asi se expl i ca q u e l a parte ejecu tiva de l p l an h aya comenzado e l se i s rle C' ll <'l'O dt"' este ao y en las primeras sema n ~ s de l prx i mo mes d e ab l' il en un I iem po inconc eb ible e l Pr i mer Mi ni stro F id el Cast r o pueda h acer e ntrega de la h e rmo sa obra a qu i e n es la realizan con s u s ma n os E l rema t e d e esta rehabilitacin de hombre s ya es t e n proceso ta mbi : se 11 t a d e que todos l os j efes de familia t en f'.all m1 t rabajo seg uro y su fi c i entemente rflnune r aclo cosa que l a revol u ci n est r~~olviendo co n la ayuda de ind ustr i ales in s t it uc-ionc-s c vicas de Sanl iago de Cub3 Los qu~ hoy exp l ota n m in scu l os nego <'ios se les ll'opor cio narn l ocales nuevos <' 11 <'I "ni,cleo c om t' <' i a l del r epa r to y ayu cla malPl'ial; pa r n las muj<' >' es sp h abr clC' in stala r un lall P r d<' tost ur a y un a lava n dera con las ms mod e rnas quinas para su explotac i n en cooperat i va. L a revolucin i nscribe en s u s es t andar te s: "e l hom bre es el h ermano d el h o b re" P.SOS SI NECESITA BAN DE NOSOTROS Y ESOS SON !.OS QUE NOSOTROS HEMOS AYUDADO" FIDEL CAS'TRO 87

    PAGE 88

    r----_ / e-1 I 1 .' f / 1 1 ' 1 t _....,,-' '~ -......:. \ 1, I \ \ / 1 1 \ 1 ', J 1 \~ / 1 \ 1 1 1 \ I \ \ \ < I / 1 \ 1 i 1 11 1 1 11 N 1 1 \ '\ e '/' 88

    PAGE 89

    /4 / 'CUENTO CUBANO . -' --= .-; / I _;;, ' 7 _f o () 1 1 ... ---POR DORA ALONSO Ilustraciones de Bachs VIEJO C HA NO : "Y a u( 11(1 p u tdt$ 1 tt a m uu r a Pat ri a c o mo y<> la ont(mp1o : lihrt y pdtando ,tu d tstino mt jor: p tro desde l as pli11a ~ dt' la R c,,mi q ut .si 1 nholi :. r1 d ahn a de la R,,,ol u c 1 6n. d .wmar.v .:-m i Ut Ju o nild, 1 i d.i di l1<>m h r, dt' s u rco q u e a m nucho a $11 1it1Yd, como m1a t.sra,npa
    PAGE 90

    ' 90 Aque l don Chano de "Tres seibas", que am su tierra du rante ochenta y tantos aos y que, segn sus palabras, la quiso an ms durante los setenta que cultiv su vega. Como un pa uelo de bayaj era aque ll a. Estaba cercada con cujes de brava atados co n ariques y, a l go distante de sus cuatro esqui nas se alzaban l os ramajes del almendro, de la carolina, del laurel y del mango ma cho, como otros tantos centinelas frondo sos ll e nos de cantos de sinsonte. M i rando adentro del cercado se poda ver la siembra bien cuidada: c i entos de maticas que ofrecan a la transparente luz de la maana sus anchas hojas. La mano de l cu lti v ador tosca y conocedo ra de la spera car ici a de los terro nales, se tornaba suav e para tocar l os brotes de la vega Sus dedos sarmentosos saban buscar y persegu ir con saa la destructora in vasin del bic ho. Y ya poda entonces vocearle e l apremio de cualquiera por e ncima del contn de ariques y caabr a va: Don Chano, aprese que la Guardia Rural est ah para que l e firme la boleta de recorrido. Frunciendo las espesas cejas, a medias vuelta la cabeza, sin incorporarse, responda : -Que me espere n. -Pero. don C hano ... Enderezando la molicie de una hoja que tocara la tierra, conclu a, e n cog i ndose de h ombros y con aquel tono burln que s i empre usaba para hablar de lo que no mereca su respeto: Mejor ser que se larguen esos hijos d e ... :M i tabaco es mi tabaco y ellos son e llo s ... Muchas veces, cuando la luna ll ena llo raba ptalos d e luz en las primeras horas de la noche, recostando e l taburete contra un h orcn d el col gadizo ; una p i erna c abalgando sobre la otra y dando largos chupetones a l veguero que despeda una huma reda intensa y olorosa, hablaba para nuestros diez aos que en aten c i n co ncentrada se ovillaban al alcance de su m ano To Chano inventaba cuentos donde siempre se menciona ban animales fabu losos y absurdos Lech uza s g rand es c omo bohos, que venan de madrugada, desde sus cuevas para atta par a lo s muchachos que eludan e l agua y el jabn o que roba ban nidos en la arboleda O refera misteriosos seres. mitad h ombre y mitad diablo que s e disfrazaban de nar i goneros y hacan extraviarse las yuntas maestras. c onducindolas por ca minos de encantamie n to. Pero donde su voz matizaba mejores ac i e r tos, era al hablar, a l evocar l os das d e su juv e ntud. c u ando l a manigua cubana se vesta con rosas de sang r e de libertadores. Siempre, para ini c iar la velada, traamos la ca nd ela : un pe(lu e o t i zn qu e sacbamos del fogn guajiro, c omo ritu a l sagrado e inspirador. Sumiendo las mejillas aspirando fuert e m e nt e. encen<;la su t abaco en e l palito ardi e nt e. C on la te nu e humareda sab r osa pa l p i taba e l encanto d e l a narra c in Ya te cont c uando Clotilde Garca lleg con su ge nt e a Sal1anas Nu e vas? Entonces tu ab u e l o serv i a de enlace de l os ma mbses. Cuando se deca Flix Cruz en la manigua era un pase seg ur o. Pero e n e l pueb l o desp e r taba rP.Ce!os e n tre l os amigos d e Espaa S i no l o mataron fu e por mila gro d e l m i smo demontre que tena pacto con l. Protestbamos ind i gnadas de aque l supuesto pacto de Tata abu el ito con e l Diablo cortndole su referido. Y el narrado r l'eia l argamente, acar i cindonos la r ev uelta cabeza huraa y mirando al cielo alto y claro donde las estrellas aleteaban su l uz. D esp us prosegua ... Bueno, pues si seor : que aquel val i e nt e C lot il d e, con sus v e in te aos era e l coco de los patones cansados de cortarse el bi go te. Por eso, sn ms ni ms se le ocurri acampar en Saba nas. met indo se como quien di ce en la boc a del jb a r o Av i sado por tu abu el o yo fui a verlo al campamento. Sali a recibirn os

    PAGE 91

    i[ 1 y l e dijimos : Cu i dado, Jefe, que u n a Co lumna de Crdenas an_da de recorrido y p u ede pasar cerca. E n el Recreo, l os vo l untarios anda n revue l tos y pudieran llegar hasta aqu. Y qu te figu ras que me respondi? Pues rue y me dijo l o ms tianqu il o Y casi rindose: Chano Cruz, donde Clotilde Garca v i vaq u e a no se acercan los enemigos de Cuba Libre! Abra una pa u sa admirativa, sacuda l a ceniza del t abaco e inouiria : ;_ ;.Qu te parece, pio jill o Ya estaba ab i erta la flor de su memorla activa Saltaba Pi l mente sobre recue r dos del pasado aque l desoertndolos. H ablaba y t ablaba, con voz suave y baja, mecie n do la p i er n a cruzada, encendien d o con e l cabo consumido la nueva breva de rabo de cochino ... -En la caoba vieja de l montecito tenamos la atalaya. All arr i ba. pegado a las nubes, h i cimos una pla t aforma. y s i emp r e la habi t aba un vi'(ia que ecliaba l a mirada hasta el mismo fue r te de l pueblo. Los pa l os de Cuba, mi hi j a, ha!\ sido m adre y padre de l i n su rr ecto. Y mi s que padre y madre fue el tabaco para l os mambises U n a vez .. Ahora refera m o un pu ado de valie n tes, vistiendo hara pos y calzando sanda li as de ya/!,Ua, en f ermos y cansados, haba cado una noche en l a viviencla de "Tres seibas". Ma l os t i empos aouc ll os piojillo Wey l er apretaba l a ma no y el hambre ca m inba como una ma l a best i a de 1:ohio en boho Lo poco que hubiera lo requ i saba' el espaol. Un plato de harina y unos cuantos boniatos fue todo l o que mi casa pudo ofrecer. Y adems u n mazo de tabacos No l os llen la harina, pero l a fuma si. Con e l olor de la hoja que yo cuidaba, se cre cieron hasta tocr e l techo. Llegaron cansados, se fueron a l gres: t r es nudos l e h i cie,on a l jolon"O doncte llevaban los taba cos salidos de m i vega Porque, hijita, e l que fuma aprende a pe n sar ; y el que piensa con reposo vive lai'go y con provecho. M i to-abue l o odiaba los md i cos y las medicinas. Los od i a ba, sobre tocio po r su sistema de negar propiedades nicas a la h oja. Se indignaba recordando las p r ohibiciones i njustificadas de su uso -Dao de au n i de dnde? Humo ma l o el de l azufre; ese sale de la p i edra. Huma7.o el de los caaverales ardiendo, oue trae r uina y mata la tierra; pero el humo del tabaco es dulce al aire y du l ce a l gusto. Y sabes po r qu? Pues. porq u e l a S 6 milla l a reg D i os por su propia mano, para que e l guajiro sufrie r a menos. Extendie11rlo los bra~os hac i a el campo baado por l a luna, donde se ocrfi l aba, e n el recoclo del trillo, l a s il ueta i nmvil de la m ata de gira, aad a: -Si la tierra no fuera redonda, desde la caoba de la ce j a de m onte se vera subir l os hilos de humo de los mono sabios que lo niegan, pero que n o lo dejan' Oye esto, que lo vi con m i s ojos: era un chino mambi, con un tiro en un muslo. Un tiro de df l e. El hueco era tan grande como una i ra cimarrona. Lo curaban co n agua h irviendo, que le echaban a chorros, con un jarro, para desinfectar. Antes de entregar la pierna, el chino pidi un tabaco y cua n do cogi e l pr i mer resuello J aigo y se llen el cuerPO de hLimo indic con l os ojos que podan empe7.ar ... Ni un ay se le oy! F i na li zaba la ve l ada y l a voz del oar i entc bueno se recoga como pa l oma torcaz gue vuelve al nido; pero antes, un l timo cabo l anzado a l limpio trazaba en la noche su rbr i ca de fuego. Ah. aquellos tiemnos d,, l a ni e z junto al campo cubano! Los amaneceres llenos de regodeos de c l uecas sobre la i nqu i etud sedosa de los po lli tos prontos a sa li r a l boniatal. El ruido del molino casero como taladro de la madrugada, preparando Pl caf. ... Ba j o el mamey colo r ado tenia u na valla f abr i cada co n sacos y yagua y en e ll a topaba sus gallos finos En cucliJJas, sos t en i en do en las manos la agresiva desnudez roj i za d e un indio o un jabao, gue sopesaba conocedor antes de echar!os al ruedo pol vori~nto, observaba espue l as y vaticinaba ca li dades en las aves de ria. Y si a l guno se l e capirreaba .. -La ta l que te par i condena d o. Hijo de ga ll o patn tie nes que ser! P orque para l, gallo hu ido, era, sin duda, producto esp u rio de gallo espaol. Fue e l vie j o Chano qu i en me ense a bailar la flor de l a carolina reco r tndole l as pelusas ro j as e invirtindola sobre la cpsu l a oscura t ocando e l macizo de flecos cortos e l cuero tenso de l taburete. Golpea n do suavemente la p i el del asien t o, bailaba la flor co n grac i osos movimientos, como ba il ar i na de vue l o rojo y sombrero cas t ao Y tamb i n l quien supiera transformar en si!bato la va in a sonrosada del pin, para re g ocijo de nu e t ; tros pocos aos. Y l, qu i en hi::o hamacas con l as races colgantes del pan del mono, que desafiaba lo azul, hendi n do l o con sus _poderosos brazos vegeta l es. Todo el sabo r de l a Cuba d e ayer, dentro de la vida ann i ma y v i ril de la t i erra adent r o, era : voz de l a sangre antigua, herma n o del mo n te y la sabana E l viejo Chano era su s i t i o, su arbo l eda, la caa ondeando en l os cuadros compactos y mec i endo las sedas de los gines en los atardeceres H i jo de la tierra, padre de l os. frutos, guardin de l so l q u e no se pone nunca: la lea lt ad S i empre lo veo surg i r, entero y perfilado con sus ho1Jradas fu e rzas de hombre y de c u bano, en la espira l de humo de un buen tabaco. Y lo encuentro tambi n en l a hoja verde cuidada; e n las manos de los guajiros viejos. Don Chano, el de T res Se i bas"; que me ense a ba il ar la flor de l a caro lin a, a tejer l a hoja del coco a fab ri ca r jaulas con canutos de tibis. Aquel que as e gurara entre humo y humo de l veguero inseparab l e que e l cr i ollo que n o sepa amar a Cuba debe co l ga r se de una gusima! alforjas de pan fresco, de cacharros y baratijas Que trocaba por huevos, por aves y frutas Las gotas de luz a ?. ul de l l ucero del alba oue centelleaba como un o j o de ngel sobre un costado del cielo -T i o Chano, e l caf. Abandonando su catre forrado de r u s i a b l anca, salia a l a luz rec i n n acida, en una mano su jicar i ta r edonda y dulce y oscura como beso de nio negro; en l a otra e l cilindro prec i do de la fuma de turno Antes de encenderlo, morda el retorcido apnd i ce de l fruto de humo, despus peda la cande l a; requisaba el machetn de cuero de cue rn o y cindose l o a la cintura, toma ba camino a la vega aue parec a rec i birlo vestida de mansas p l enitudes Mi r aba arriba, al sol, que ya apuntaba flechas de oro contra l a copa de la arbo l eda: quet:ra b a una rPma d ? masi a do baja, pa l paba l a her i da verde d e un i njerto, y cami n aba, las ma n os cru7.adas a la espalda la cabeza a l ta sagaz l a mirada de s u s ojos achi n ados, todos los tri ll os de su sitio Como percito flco y segu i dor husmebamos l a huella para seguir l o. Se haca e l desentend i do entonces ; pero a lll donde l a cerra de a l ambre de pas era muy cerrada o cuando la distanc i a de los cuadros de caa nos ale j aba dema~ i ado, prestaba ayuda y sab a esperarnos. Ah; m i t i erra mi tierra, -
    PAGE 92

    l V ~l \ \ \ i t f 1 t Y' >.f ~ J.,,,.;~ I \_ .. } l LOS PEQUEROS LECTORES, ABSORTOS 92 Los pasos de l nio son tlmidos, pero seguros. Los letreros que piden "Sil en cio" dispuestos por doquier le imponen un religioso respeto. Se dira que siente la emocin de estar en un temp lo donde adoran a la cultura y el papel que l representa es, en cierta medida, un sa cerdocio. El local es amplsimo y ocupa el piso stano del Edificio de la Biblioteca Na cional "Jos Ma r t", en la Plaza Cvica de l a capital La seccin infa n til tiene acceso por la puerta principal pero en verdad tie n e su prop ia entrada por la parte posterior de l edificio, do nde e nf ren ta un hermo so jardn All func iona des de hace apenas tres meses una biblioteca circu la nte, organizada por la directora \ QUE LO S LIBROS ENTREN EN LA CASA! .. EN AVENTURA S DE LA I ~IAGINAC IO N

    PAGE 93

    ' .. ... ._,;,,,. .. QUE LA REVOLUC ION SE ENCARGARA del Depa1'tamento Sra. Audrey Mancebo. Ella no s dice: La id ea de la biblioteca circulante sur gi a nte la n ece sid ad de que los lib ros entre n e n la casa El nio no slo lee ms m odo, sino que lee m s, y con la llegada de ese libro, se e n tusiasma ot ra gente para i m i tar lo Lo l ee n los herma nos, cua nd o los ha y, la m adre los ami gos. Esa es la razn fu ndamental p a ra prestar los li h,os." El nio q u e hemos visto ll e gar d e ja s u lib r o en un mesn y se dispone a bus ca r otro e n ree m plazo. Nota m os que lle v a un libro que no devuelve y antes d e acercarnos a convers ar con nos In te r esa m os po r descubrir la l ectura que ha devuelto S e trata de una obra de .... '"'! 1 fantasia cientifica espacial, "E l Faro csmico", de Frederic Brown, que con Uene una serie de re la tos apasionantes desde la primera hojeada. Mientras bus ca e l libro de reemplazo, continuamos nuestra conversaci n c on la directora: Con cuntos libros comenzaron? -A l l naue:urar la biblio t eca circulante teniamos 1 200 libros y en los tres meses d e funcionamiento hemos aumentado a l 900 libros. P er o e l prob l ema ms grave es que son poco s El departamento de selec cin y adquisicin de libros nos sirve, en rP.alidad, todo lo que pedimos, pero los libros oa,a nios son escasos y dlficiles de encontrar. ; Cules son los libros preferidos por l os nios? . DE TRANSFORl\lAR EN REALIDADES! t r f f l ' ..

    PAGE 94

    -Bueno. l os d e m ayor aceptacin son las obras de fi ccin: 1 anto los m s pe Queitos como los nios m ayores. los p r e fieren. Y son l os q u e ms ab u n d an, tambi n . Y ru,in t os I Pcto r es ti ene esta b i blioteca? Una asistenta que esc u c h a n uestra con versacin mira un lib r o de regist r o y n os contesta e n e l acto, con p r ecisin mate mtica: 1,545 El m u chach i to ya est d e regreso a n te el mesn co n e l l i bro q u e ha elegido p a ra ll evarse, y aprovechamos pa r a invitar l o a que nos informe su opi ni n sobre la b i blioteca i n f anti l. Se ll ama J u an Aurelio Ba r thelemy y t i ene 14 aos de edad Es de regula r es tatura para su edad y ll eva u n os espe juelos que l e hacen a p arecer mayo r Estudia en l a Escuela Secundar i a bs i ca, q u e antes era Anexa, y cursa e l 2 A o. Ante n u estra pregunta, responde : U n ao ms y voy a ir a la Escuela de Comercio Y qu libro te ll evas ahora? -Se ll ama "El amo de l espacio" -Insistes en l a literatura espacial, l a ciencia ficcin --Si, es la q u e ms me gusta. T crees que h ace una buena com binacin con e l Comerc i o que piensas es tudiar? --; Qu va! Pero ayuda n a despe jar l a mente Cu l h a s i do el lib r o q u e m s te ha gustado? -Una n ovela de Salga r !, "La m onta a d e Luz", Ud l a co n oce ? Evide n te m nt e, se tr a t a d e un jo ve cito q u e p r e t e nd e c ambiar los papeles, qu i ere e n trevistarnos a nosotros. L e h a cemos u n come n ta ri o sob r e e l libro y contin u amos n u estro inter ro gatorio. -;.Cun t o te d emoras ,n l eer un libro? T e dan tiempo suf i cie n te e n la b i blioteca ? -;Oh, si! Demas i a do A m m e gust a muc h o leer y aq u i p restan los li bros por 15 d as Yo me demo r o apenas un as ho 94 ras, cua n do tengo bastante tie m po li bre Pero, cuando ms, en un par de das lo < l evue l vo para lleva rm e otro ; Y ese libro que ll evas y q u e no de volviste? N o a lcanzaste, a pesar d e todo, a terminarlo? -N o seor Este li bro es de otra bi bli oteca. Aqu no h a y bastantes li bros y 1~ mayora estn prestados. Los mejores Yo SOY socio tambin de la Bibliotec a de l a Sociedad Econmica "Amigos del Pas," Pn Car l os rn y ahora voy all pa r a de volver es t e ot r o. Reanudamos nuestra conversacin con l a Directora. quien se Interesa por saber lo que el n i o ha dicho Responde : -En efecto. si Ud mira l os estantes ver oue est n prcticamentP vacos. Ca 1 cu l e Ud. q u e. de acuerdo a l Reg l amento, cada nio nuede ll evarse dos libros. pe r o hemos ten i do que cambia, l o prestndole l o u no, para que a l cance n pa r a un m ero mayor de l ectores. -; Y ou reouis i to se les exige para in s cribirlos? ; Cunto ele ben pagar por l a in scriocin? -S~ les ex i ge una carta autorizac i n f il mada por los pad r es o por los maestros y la inscr i nc i n es gratuita. No l es co bramos nada ms Que 10 centavos si p i e r den el ca rn l't que l es damos. para r enovarlo. Es una fo r ma de hacer que el nio cu i de sus cosas. : Se han oerdido m uchos li bros No, poqus i mos. 1'ampoco es muy grande la destruccin de los libros. aun Que sabemos que e l nio no puede cuidar de s u s cosas como un adnlto A pesnr de todo ms libros se p i erdrn en la hih l i tcca circulante de adu lt os. T ampoco hay atrasos e n l a ~ntiega Pregun t amos rn scgu i a sobre la for ma en nue se caslir.a a los que pierdP n dl'struven o se atrasan con un libro, y l a Sra. Manc<>bo nos ire : D C'bfn pa::a, 1 ren l >tvo por rada da de atraso, pero Ud. vrr que son pocos los que se atrasan por el mo n to q u e por es 1 e concepto se r<>coge rada mes. Aud r ey M a n ce bo: Nos in teresa que el li b r o e n t r e e n l a casa, as l os dems se e n t u s i as man por l ee r . Y arto segu i do, lue::o dP preguntar a su asistpnta. desrubr i mos que en el m rs de enero no ak:tn : a r<'rolec1arsr tr<'s pesos por co n ceptos de a t rasos. En cuan to a r d i das, cunndo el n i o da una <'X cusa valedera y afronta el hecho de l a prd i da de un libro, se le contina prPS t:tndo No :ts a l que no devuc l vc n i av i sa de la prdida de s u libro: a ese SP IP. ouita e l derecho ele pertPnecer a la biblioteca circu l ante La ho r a ha vol:tdo sn sentirla en mP d i o del amb i ente que se resp i ra en la hi h li oteca y los nios romienzan a IIP.gar e n mayor n(nne,o dif i cultando nuestra c n JlrvLsta. J lOJ'flU<' la O i rP.ctora es re
    PAGE 95

    . \ ,: F~the r F e rnnde,;: "Atendemos ms de 100 nios cada da y tenemos ms de 1,600 in scr i tos, e n tres n1eses de t b ra ao ... toclos que1n venir a ayudar. \ ... ~. Las dos asistentas de la biblioteca cir culante sonbibliotecarias auxiliares egre sadas de l a Un i versidad de La Habana. Juana Maria Mont trabaja alli desd e el comienzo. ("asist a s u fundacin") y Carmen Pe r e ira lo desde e n ero de e s te ao ( Yo as ist a su florecimiento"), ambas igualm e nte entus i~smadas con su trabajo nos hab l an de algunos proyectos que t i ene la bibliot e ca como las c las es de pintura que se ofre~r a l os nios, la publicac i n de una revista ( "luego se nin co m petidores de ustedes") que los mismos nios escribir n y dirigirn y que l a bibliot eca im primir a mimegrafo. N os c u e ntan qu e el promed io de edad de los lPct mes flucta e ntr e los 6 y los 14 aos ("pero tambin los hay que no sa ben J ee1") y que h ay dias en que se atiende a 130 nios. ("Cmo es eso?" pr e guntamos) Tambin nos informamos que e xi ste un c lub mus i ca l ("Las madres les leen a los chiqu i t o s") y que para es a tar d e tien en programada una char l a so lw e Mozart (' ] artista n i o, ("Aqui tiene Ud. a una madre l ectora") con ilustra ciones con s i ca grabada. As. e n med i o dP la PnlrPv i s t a no s ente r amos q u e Car men Ppipira se llev a libros para lee rle a su n i 1i o y q u < dla no constituye una txeepc i n, s i endo abun
    PAGE 96

    -~ --~ ---.. ......_ Isla de Pinos nos cuenta su historia por ANTONIO NUl'
    PAGE 97

    M I NOMBRE es Isla de P i nos y estoy situada e n el ddalo insular de las Antillas, ha c i a el sur del occidente de Cuba, sobre cuya plataforma submarina me leva nto con mis montes, playas y arroyos cr i stalinos, que r e flejan l os ver des conos de mis pinares y las pencas Ji geras de mis palmas. Morfolgicamente represento un qu i trin El "techo" de ese quitrn est re presentado por el semicrculo de la costa norte, donde est l a punta de Tirry, la parte ms septe n trional, que a maner11 de anzuelo forma la ensenada de los Bar cos, no lejos de mi rio ms caudaloso, el de las Nuevas, que nace al norte de la Cuna g ua loma sta que se e l eva haca el centro de la Isla. Tamb i n en esa cos ta avanza, adentrndose en e l mar la punta de Columpio o Colombo, a l ta y re cosa igual que la Punta de Bib ij agua, cerca de la playa de igual nombr e, que presenta la maravilla de mis arenas ne gras y de mis cocoteros, siempre listos para calmar la sed de los viajeros. Entre las sierras de Casas y Caba llo s se leva nta mi ms grande pob l acin: Nue va Gerona, que ya pasa del siglo de fun dada. Todas sus casas presentan colum nas rectilneas y uniformes, as como tejas criollas y alegres ventanales : en fin un pueblo tpicamente colonial. Cerca de Nu e va Gerona se a l za amenazador, como el nico estigma social de mis predios, la penitenciara atroz que mi hermana Cuba ech sobre mi sin atender a sp licas ni a ruegos de quien habla. La parte anterior del quitrn est cons titu id a por el gran sa li ente occidental de la Isla, e l Cabo Francs, que con la costa pantanosa de l os Indios forma la gran ensenada de la Siguanea, que tanto fre cuentaron l os piratas. La costa Sur, que funge de base al qu i tdn, recibe el embat e abierto d e las olas del mar Car i be y presenta id e nticio nes coste,as que son llam adas caletas. Cada ca leta ti e ne un nombre que debe a algn pirata o a un acont e cimiento cu rioso. As la de Agustn Jol y la del Joro bado. Otras, como Carapachibey, parecen recordar l a toponimia indgena. Estoy co mo dividida en dos por la cin tura de la Cinaga de Lanier nido anta o de cocodrilos y cotorras. Slo es dable al hombre atravesar mi extens i n de nor te a sur. cruzndome por la col umna ver tebral de la Pasadita, casi intr ansitable e n l os tiempos de lluv ia ha sta hac e poco y ahora cruzada por una car r e t e ra cons truida por el Gobie1no Revolu c ionari o. M i c lima es parecido al de Cuba slo que ligeramente es ms estable y c;luro so po~ estar ms cerca del Ecuador que su parte central y occ id ental. Las brisas fe c undadoras que p1ovienen de los mares que me rod ean hacen las delicias de los que vienen a ve rm e de ve-e n cuan do. 11 L OS GEOLOGOS SE HAN EMPE~A D O ... Soy tan vieja que he ocultado CO
    PAGE 98

    . una de stas tena bordada una ensea en forma d e cruz. A poco de estar frente a la costa vinieron unos hombres a ha cerme la visita y pude ver y sentir que aquellos seres, forrados de hierro, me pi saban con dureza. Esto suceda all por el mes de junio de 1494. Poco despus, supe que e l jefe de esos hombres espao l es se ll amaba Cristbal Coln, a quien decanle Almirante. Me haban descu bierto los europeos! De nuevo fui bautizada esta vez como Evangelista, pero a los pocos aos ya nadie se acordaba de m con este nombre y los nuevos marinos que vin i eron me decan "Isla de Pinos", nombr e que me agrada ms por aque llo de mis hermosos pinares que tanto gustan a l os viajeros. IV DESP UES, OLVIDO PIRATERIA Y T E RROR Espaa no me di importancia a l guna y no se fij d e nuevo en m hasta tres siglos despus Pero durante todo ese tiempo serv, no sin cierto pesar, como refugio y guarida de piratas y corsarios, que convirt i ronme en trampoln para asaltar a mi he1111ana mayor, que se lla ma Cuba. Esas gentes malvadas acabaron con mis pobres indi os, a quienes mataban o se llevaban a la fuerza para venderlos como esclavos En mis caletas sureas se dieron cita corsar i os y bucaneros de Franc i a, Ingla terra Espaa, Portugal, Ho landa. Aqu buscaron refugio los bandidos del n1ar que luego fueron Caballeros y A l miran tes de pote n cias europeas; de mis bos ques tomaron madera para reparar sus naves averiadas Los primeros corsarios de fama que arribaron a la Isla fueron los hroes na vales ingleses John Hawkins y Franc is Drake, quienes adems eran negreros. Penetraron en el rio Jcaro, prosigu i endo despus rumbo a donde hoy se asienta Santa Fe, exp l orando m~ ta rd e el ro Casas y visitando finalmente la p l aya de Colombo. Baskervi ll e sucedi a Drake cuando te falleci en 1596. Bask e rville no olv id mis tierras insulares. Cierto d a, despus de tomar abundantes carnes lea y a g ua, enfil la proa d e la "Garlande" por entre las aguas que se agitan entre mis costas y Cabo Corrientes, donde sufri un for midable ataque por part e de los espaiio les, a l frente de cuya escuadra se encon traba Avellaneda, quien tras cru e nto batallar ahuyent d e l as costas an t illana s al corsario ing l Henry Morgan, el audaz pira ta br i nico, tambin acostumbraba a r efugiarse en la Gran E n senada de Siguanea en ruta de Jamaica hacia lo.~ l ugar e s de su s f echoras. Exquemelin, bucan e ro qu e recorri las Antillas desde 1658 e n su li bro "Bucane ros de Amt'ica" nos cuenta que en m i s costas los piratas "carenan s u s naves y mi e ntras se d ed ican a est._ tarea, alguno s va.u d e caza, en tanto que otros se cnt ?.an en canoas bu sc:i ndo fo r tu n a. . A m e nudo se les ve pr en d e r a l os humild es pescadores de tortugas a los que llevan a s u s habitaciones dond e les h acen tra bajar a su gusto". David "El Olons", francs de naci miento y criminal por antonomasia fue otro de l os piratas que se acogieron a la sombra protectora de mis bosques y su campamento estuvo a l pie de unas lomas que en algunos mapas antiguos se nom bran "Del Olo n s". Rock "El Brasiliano", cuya crueldad at iz aba ~-on toneles de ron, fue tan ase s ino que en mis costas ordenaba asar en parrillas, previamente atravesados, por palos puntiagudos, a los pobres la bradores que se negaban a decir el lugar donde ocultaban sus escasas reses y mo nedas de oro. El inolvidable personaj!! que muchos recuerdan por el nombre de "Pata de Pa l o", el feroz pirata Cornelio Jo!, se refu giaba con predileccin en l a caleta que actualmente llaman de "Agustn Jol", ha c i a la costa sur. Uno de los l timos piratas que aso l mi territorio pinero fu e "Pepe e l Mallor qun", qu i e n en 1822 se ad u de m con sus secuaces. L l eg en su audacia a de rrotar a los tripulantes de dos go l etas inglesas que iban a capturarlo Pero los sbd it os de Su Majestad Britnica no se dieron por vencidos y solicitaron permiso de l as autoridades hispanas para extin guir la plaga de forajidos que no daban paz a mis escasos pobladores. Y as en el ro Jcaro, lograron capturar la nave del Mallorqun. Finalmente l os piratas cedieron paso a l os honrados labradores. H aba pasado a la historia una era tormentosa. Hoy en mis costas ya no ondea l a ban dera de la ttrica calavera, insign i a ma cabra del bandidaje de los lobo s del mar; l o all flamea, orgullosa de sus tres co lores, el pabelln de la estrella solitaria y es mi a l egria verla mecida por lo s vientos sobre los msti l es de la s naves nacionales. V SE~OR DE LA ISLA DE PI N O S Mercedada fui totalmente en 1626 a un -espaol nombrado Don Hernando de Pe droso Pasaron ~chos aos de_ abandono _has ta que Espana orden mt exp l orac10n y estudio, designando para ello a un valien te capitn de fragata llamado Juan Tirry y Lasy. quien pas largos meses inter nndose por los montes firmes, siguiendo e l curso de lo s ros y exp l orando a l gunas de mis cuevas. Segn inform al Conde Mompox, slo haba en la isla 56 habi tantes, cas i todo.~ malhechores que huan de l a justicia Para ms detalles dir que 18 de esos pob lador es eran negros 12 eran mujeres, y 26 eran hombres bla~cos. E l informe de Tirry fue engavetado a pesar de su importancia. En l se especi ficaban casi todas mis r i quezas agrcolas. En vez de colonos que cu l tivaran las tie rras vrgenes me env iaron forajidos y desafectos al rg im en desptico de la podrida monarqua. Injusta seria si no mencionara los tra bajos exploratorios y cientficos de Don Jos V i ctoriano Labadia (1826) y de El vecio Lanier. en cuyo honor lo s pantanos de la Siguanea adoptaron s u nombre: C i naga de Lanier. VI L E OPOLDO I llfE QUISO BELGA Durante e l tiempo en que Espaa me tuvo abandonada a la suerte, entregn dome en manos de los peores piratas, a l gunas na c i ones m e apetecieron. Ing l ate rra intent en 1822 posesionarse de mi, s i la metrpoli hispana no me fortificaba a raz de las fechoras de Pepe e l Mallor qun. Y Blg i ca, ms de acuerdo con la realidad de mi o l vido, trat de comprar me Las gest i ones de compra fueron rea lizadas entre 1838 y 1839, iniciadas por el Rey Leopoldo r quien encomend a su sbdito e l diplomtico Barn de Nor 1 man, la ta r ea de adqu irir para la corona belga algunas colonias en Amrica Nor man, segn cuenta e l historiador cubano Enrique Gay-Ca l v, reuni numerosos da tos geogrficos y un mapa, informando a su real Gobierno, que al enterarse, ob je t: mo era q ue un ter ri torio tan frtil y de tan grandes perspectivas n o c ontaba oon m s de 420 habitantes, y m o n o haba sido fomentada y ex plo tada su importante rique1.a?" E l m i smo Gay Calv di la respuesta cuando deci que los hombres que regan los destinos colonia l es de Espaa eran "gobernantes avestruces" para los cuales toda Amrica era slo un lugar de sito para obtener mejores posiciones, sin importarles el fomento d e las tierras o el progreso de las co l onias. Espaa, ante la tentativa de compra belga, inform po r boca de su jefe de gobierno Don Narciso H eredia que si gica me deseaba que hiciera las proposi ciones. Pero Espaa se retorca en dis turbios intestinos que culminaron en la guerra civil y el reino de Leopoldo, ade ms, estaba pobre y no poda afrontar el gasto de mi compra. VII COWNIA DE LA REINA AMALIA Despus de Pedroso, aparece co mo mi dueo y representante del R ey, Don Francisco Duarte ( ao de 1778) quien sugiere la fundacin d e un poblado en mi parte septentrional El da primero de l mes de agosto de 1826 firma el Rey una Rea_) Orden encaminada a forti fica1111e y que e n lo sucesivo deban lla marme colonia de la Reina Amalia Cua tro aos ms tarde los jefes superiores de Cuba aprobaron el plano topogrfico del futuro pueblo de Nueva Gerona, plano que fue e j ecu t ado por el Coma nd ante Clemen te Delgado y Espaa. Se obsequiaron te rrenos a los colonos "co n la exprP.s a co n dicin de que e n e l rmin o de un ao l vanten en e ll os a lgu na fbrica". La Ha cienda rea l hispana compr a un descen diente de Duarte, ll amado Don Juan Nepomuceno los terrenos de L a Merced pa ra repartirlo entre los nuevos agriculto res. La sexta disposicin aprobada deca: "Los extranjeros que pro fesen l a r e li g i n catlica, apost li ca, ro mana, q u e sean l brador es o artesanos, y ac r e diten buena conducta, labo r iosidad y buena m o ral, se rn admitidos en c l a.~e d e co lo nos previa la carta de Do n I sidr o, y d isf n 1ta rn d e l a.~ ve n tajas y pre rro ga ti vas .. Las disposiciones 10 y 11 hablaban de proposiciones a l colonia naciente, de un Cura prroco y la construccin de un ce m enter i o para se pultar l os cadve r es a so tavento de l pu eb l o de Nueva. G erona" Inmediatamente l as autoridades consti tuidas en la Isla de Cuba imprimi eron un documento de propaganda para atraer co lori os donde se ha biaba de "esas mo n ta as, sus valles y vegas naturales contie nen c u antas mad eras preciosas de co n truccin se conocen en los bosques d e es ta Isla; regada e n toda su extensin por ros ca ud a l osos y to rr entes, qne b ajan d e las serrana.~. son tan d elga das y sn l ud:i b les s u s aguas, como l as d e V uelta de Ab ajo . En la costa septe nt rional a la embocadura d e un he rm oso ro no mbrado Sier r a de Casas, r esguardado por do s Sie rr as so br e un a colina. sa lud ab l e, se ha es tabl eci do la primera pob l ac i n con e l nom bre de Nueva Gerona, conteniendo ya 28 ca.;;a.~. una ga l era que oc upa el pr esid i o correcc i o n a l un cuart.el para la guarni cin, botica, ho sp i ta l almacn del Rey, cuat ro tiendas p bli cas de comestibles,

    PAGE 100

    h una errena. .. En una muy posterior Real Orden, fir mada en 1846 por la Reina, se declaraba libres de derechos la introduccin de quinas para explotar los mrmoles que en el interior de mis montes guardo "para que al fin salga. (la colonia de la Reina Amalia) d e la nulida.d en qu e hasta a.hora. estuvo". No fu e realmente hasta 1850 en que se termino l a construccin del cuartel de ca ballera, el primer edificio pblico i nau gurado e n mi territorio. VID SUENA EL BRONCE DE LA DE ~ lAJ AGUA Compirna : No se for j tu bl'onct paro l a$ COS4 $ sm import<1ncia N.o st. for j tu brona 1no.s, q ut para tokar ti grito dc:lran1c so bre la. t ome adava .. NAVARRO LUNA As dijo el poeta y as fue. El padre de la Patria, el inolvidable Carlos Manuel, ll am al son de l bronce a los nuevos sol dados de l a Li bertad para constituir una Repblica libre y soberana. Esto tena lu gar en 1868 B i en pronto mi suelo llense de revolu cionarios que Espaa enviaba en ca li dad d e "desterrados". Yo tambin sufra sus pesadas cadenas Razn ten a el g ran Luz Caballero al llamarme, desde el punto de vis ta poltico, "Sibcria de Cuba". Pero co mo no podia rebe l arme contra e l dspota, po r carecer de recursos humanos, ayud con m i clima y mis bonanzas a mitigar el dolor a l os hombres que como Jos Mar ti y Ra i mundo Cabrera llegaron a mis cos tas con la s huellas sangrantes de los gri llos coloniales. No obstante mi ser fue escenario de dos rebeldas bravas que hermanan mi sue l o al de la sufrida Cuba; la prime r a ocurri duran't e la Guerra de los Diez Aos y l a ltima durante la del 95 El revolucionario Cabrera, ju nto al be nemrito Manu el Montoro, se dirigieron a las breas de la Sierra de Casas para pronunciarse nu e vam ente contra la tira na, pero la Guardia Civil impidi l a ac cin, hiriendo y tomando pris ion ero a Don Raimundo Por defender a Cuba libre, una linda criollita, Evangelina Cosso, fue condena da a c u mplir 20 aos en las crceles in mundas de Ceuta Deportada primero a mi Isla en unin de sus familiares, el jefe militar que a l a sazn me desgobernaba, el Coronel Jos Berriz, la quiso enamorar, y ella y 1~ patriotas aprov e charon l a circunstancia para e lim inar en u na cita al tiranuelo, pero en rea lid ad ella es quien cae en desgracia y es conducida prisione ra a La Habana donde fue condenada a 20 aos de prisin, que debera cumplir en Africa. La in'ter v encin afortunada de un periodista norteamer i cano y de varios patr i otas cuoanos trustraron tos designios de las autoridades espao l as y Evange lin a l ogr su fuga hacia l os Esta dos Unidos de Amrica en 1897. Marti e x pulsado de la Is la Grande, fue acogido en la finca "El Abra", al pie del lomerio de Casas por un espa o l de Cata lua, bueno y generoso: Don Jos Maria Sard y por su noble esposa Doa Trini dad Valds, quienes mimaron al jovencto de amplia frente, tan amplia que en e ll a se forj la liberac in definitiva de un pue blo de Amrica. 1 0 0 Waldo Medina, el paladn de la causa noble d e la reforma penitenciaria de Cuba, quiere ver en esta estancia del ado l es cente Ma r ti la cimentacin de su pensa mi e nto y donde dio forma y rumbo defi nitivo a s u vida de libertador y a su fu turo apostolado. La tranquilidad de mi natura l e-.ca is l a y las delicias de mi clima, en contraste con el horror de l as canteras de San zaro, de las que haba salido Jos Marti, hici eron posible aquel libro acusador con tra la tirana brbara y sangrienta : "El Pres i dio Poltico e n Cuba". IX WS HOftlBR ES RUBIOS DEL NORTE Los estad i stas y lo s gegrafos de Cuba tanto coloniales como r epub licanos han mantenido un error onomstico que ha causado no pocos problemas polt i cos. A l referirse a Cuba como nacin l a llaman "La Isla d e Cuba", olvidndose que for m amos un archipi l ago y no una unidad insular, olvidando que con e l nombre de Cuba se conocen varias Is l as, c i entos de islotes y miles de cayos que afloran sobre l as aguas antillanas. Ese error d e toponimia geogrf ica fue la base e n que los norteamericanos fina lizada la guerra hispano~ubano-amer i ca na, cimentaron su cr it erio malintenciona do de que Isla d e Pinos no era territorio nac i onal cubano, para poner en prctica la frmula de l imperiali smo voraz y que darse con una Is l a que no poda ser sino criolla por razones h i str i cas, human as y aun geo l i cas Pero voy a hacer un poco de historia. Finalizada l a discusin y redaccin d e nuestra Const itucin de 1901, el Senado de los Estados Un i dos de Amr i ca bajo el peso de su fuerza impuso a los cons tituyentistas cubanos una maldita En mienda Platt, que co nt e na c inco estipu laciones a l as cuales se le agregaron des pus otras dos. El Artculo Se x to deca arbitrariamente: La. Isla d e Pino s queda om itida. de los lmi tes d e Cuba., pr o pu es tos >O r la Cons titu cin, d ej ndo se pa ra. un f uturo tratado la. fijac i n de su pertenen c i a". Pero los cubanos s e opusieron a este ul tra j e y como los Estados U nido s haban solic i tado la cesin de bases navales y car boneras e n las costas cubanas los consti tuyentistas acordaron ceder stas ltimas a cambio d e que los nort eamer icanos re nun c iar a n todo derecho sobre l a Is l a d e Pinos. Pero ahi no finaliz6 l a cuesti pu es an en 1904 hubo de firmarse otro Tra tdo e n que s i bien se reconoca la sobera na de Cuba sobre mi Isla no se fij un lmite de tiempo para la ratificacin d e este Conven io co no c ido con el nom b r e d 2 "Tratado de Hay-Quesada". As l as cosas, numerosas familias nor teamericanas se posesionaron de mi terri torio pinero creye ndo que adquiran tie rras que estaban bajo l a soberana de \Vashington No fue hasta el 13 de marzo de 1925 en que e l Senado norteamericano aprob "por abrumadora mayora" el Tratado que haban firmado aos atrs Mr. Hay y el gran patricio cubano Gonzalo de Que sada. Muchas fam ili as de agricu lt ores nort americanos se retiraron de mis costas a l conocer l a ratificacin oficial por parte de los Estados Un i dos; otros, l os menos, e na morados de los encantos que yo les brin daba se quedaron. Hoy es posible ver, so br e l a floresta pinera, las r uin as de sus graciosos pueblecitos como West Port y Columbia. X M E CONV I ERTEN EN P RES IDIO I\IODEW Har t o conocida y manida es la senten cia de que Cuba es un pa s de vicev ersas A una Isla que se caracteriza moralmen te porqu e sus pobladores apenas conocen el delito, porque nadie roba nada a la som bra de mis rumorosos pinares, la Repbli ca de bolsillo que padecamos antes, como precio a l buen comporta miento de esos austeros c iudad anos, se levant en sus sa banas caldeadas y pur i ficadas por el sol el bochornoso Pr esi dio ~ l ode l o, env i ando aqu, a la isla d e los hombres buenos y laboriosos, a los peo r es d e li ncuentes y a los mejores revolucionarios. Si l o que se pretend a era aislar a los presos, mucho ms e f ect iv o hubi e ra sido constru ir el Presidio en una de esas gran des isletas desh ab i tadas que como oasis afloran sobre el mar. El Dr. Waldo Medina ha librado en mi d efe nsa una campaa con tr a el presidio y su rgimen ab usivo, publicando un at nado alegato contra tal establecimiento penal, dicindonos . "he p rete ndido d e mostrar que u.na. isla y mu chs im o menos la I sla. d e Pino s con sus 3,000 kilmetros cuadrados, no es paraje apropiado ni l o fue nun ca para. u na. penitencia r ia. d e c ual quicr tipo, mxime si se tie n e en cue nta esta prisin con a rqui tec tur a d el sistema. pan pti co d esde cu n do desacreditado, que, co n 1 0 una. i n j u r ia a s u mejor semb lan te le pl a nta.ro n junto a l a Sierra.
    PAGE 101

    r .. ., / / ,., LA SIERRA DE CABALLOS. FORMADA POR MARMO LE S DE L OS MAS VARIADOS COLORES LA PUNTA DE BIBIJA GUA. EN LA COSTA NORTE DE ISLA DE PINOS.

    PAGE 102

    ' MR ORV ILLE H PLATT 1 02 El Presidente que vetaron los Y ankees aso MAYOR GENERAL 6ART0LOME MASO LEONARDO \VOOD. GOBERNADOR INTERVENTOR 'A. !7 / / ; , --... l

    PAGE 103

    Por Jo s PARDO LLADA E L 31 DE DICIEMBRE de 1901 el Gobierno Interventor Americano, bajo el mando del genera l Leo n ardo \I\To od, celebr l as primeras elecciones pres id enciales en C ub a. Con tend i eron dos candidatos: Toms Estrada Palma y 'Bartolom Mas, resultando electo e l pr im ero y tomando posesin el 20 de Mayo de 1902 .. E s ta, poco ms o menos es la r efe r encia histrica que todos aprend i mos en la escuela sobre l a inaugura c in d e la Repblica El nombre de Barto l om Mas nos llega como borroso y opaco e n l as prim e ras pginas de la vida republicana. Fue dicen l os textos el candidato "dertotado" e n las primeras e l ecci ones cuba n as . Y como es fama qu e la hi storia la escr i ben los vencedor es, para e ll os serian lo s honores. los mausoleos y los monumentos. Al pobre Bartolom ?l'las, el "der r otado" de 1901, ape n as le quedara el busto modestisimo que la lealtad de los masones levantara en esta Aven i da. Contemplndolo e n este bronce mnimo sin escalinatas ni pe 1 -spectivas, sin fr i sos ni prgo las y ver c ruz ar por frente a l m il es de automovilistas in diferentes a todos parecer como una figura seg un dona y sin reliev e e n una historia llena d e ca udillos fu l g uran tes. Quin es preguntarn mucho seste pat,iota cuyo nombre no bautiza ninguna ca ll e importante y cuyo tribu to mximo es poco ms que un pisapape l de bronce y piedra i. Por qu son para ot r os l os esp l endores de l a glo ria y para Barto l om Mas el castigo del o lv ido? Acaso no tuvo m ritos para el tr ibut o? l aque a lguna vez en la hor a del debet? Falt en alg n momento a la ll amada de la Patria Para responder al po r q u de este sile ncio a lr ededor d e l a figura de Bartolom Mas, vamos a inda gar en la verda d his tl'ica, en la qu e no aparece en los libros que nos mostraron en la escuela; en la verdad que nos tuv ieron oculta y como avergonzada, los co mpl e jos de una herencia colonia list a que pes -<:orno la stredurante sesenta aos de Repblica a medias EL CAN DIDA TO Muertos en combate Marti y Mac eo, al term in ar la domi na cin espao l a en C ub a, el prestig io de dos g u erras -e l 68 y e l 95 lo encarnaban Mx im o Gmez, Ca li xto Garca y Bar tolom Mas. A l a hora d e e l egir e l pr im er Pres id ente de la Repblica e n uno de es t os t r es hombres tendra que recaer l a honrosa responsabilidad. R et irado Gmez d e Ja lucha en nob l e gesto que h onra sus e rror es e int e mperancias y mue,to repent in amente Ca li xto Garca, cuando se encontraba n \ I\Tas hin gton lu chando por sa l var la Sobera a Nacional, slo quedaba Mas ltimo P r es d e nt e d e la R ep blica en Armas como e l cand ida to histrico de todos los c uban os. Sin (]Ue nadie l e sospechara a aquel cr i o ll o dignisimo l a ms r e mola ambic i n pe r sona l ("Slo quiero retirarme a mi finca, junto a mi fam ilia ") bast una breve visita de Mas a l a Capita l, e n enero de 1900, para que el pueb l o ente ro le rindiera el s e m ocionante tr i buto de adhesin y simpata, e n un monstruoso banquete. En e l co m paero de Ca rlo s Ma nu el de Cspedes en el 68 e l organizador del alzamiento de Bayate e l 24 de febrero de 189 5 ; en e l patriota austero que pres idi la Repblica e n Ar mas hasta e l mismo cese de la Dominacin Espaola, veian l os cubanos d e aquellos dias esperanzados la garan ta ms firme de la nueva R epb lic a, que pugnaba por nacer libr e de co ~romisos con la Intervencin Extr a njera cuya ga rra imper i lista ya comenzaba a mostrar el Gobernador Militar Leonardo Wood. Al aceptar Mas el hom enaje, puso marcado nfa sis en dos c u est i ones: el sufrag i o universal -frente al c rit erio de la In tervencin, que n egaba e l voto a las clases pobres y analfabe tas, que const ituan el 80 % de la poblacin y la Independencia Absoluta, frente a la corriente anexionista que a l entaba el pro pio In terventor M ili tar. De aquel banquete, e l genera l Wood sac d os conclusiones : l\1as e r a Ja figura ms popular para la Presidencia d e la Re pblica y era, adems, un sincero partidar io de la Independen c i a, s in tutela ni proteccin e xtranjera. MASO FRENTE A WOOD Preocupado por el prestigio, popularidad y firmeza r evo luciona ria de Bartolom Mas, es que e l Interventor llama a una r e unin de notables" en la que partieipan varios genera les de la Guerra de Independencia. Al comenzar l a conferenc i a e l general Wood, plante ta jant emente, que e ra partidario de celebrar unas e l ecciones mu nicipales, "para ir e j ercita ndo a los cubanos en las prcticas democrticas" y quera conocer el criterio de Mas sobre e l tipo de votac i La r espuesta del de Bayate, fu e terminante: "Voto U ni\' e r sal, Yo estoy porque voten todos lo s cuba nos, sin limitacin a l guna." Wood hombr e de "ordeno y mando" se sinti mol esto y ap unt a la prime,a disensin con ?11as: "En este t11So yo soy ms papista que e l Pa11a; pienso que debe restringirse el derecho electo.ral; d ebe n votar lo los que sepan l eer y esc r ibi r l os que hayan militado en l as filas del Ejrcito Separatista y los mayores de 21 aos que osean $250 1 1or l o menos .. Aquella e ntr ev i sta sirvi para marcar una diferencia radi cal entre e l Interv e ntor y el Patriota Decididamente, el pro n su l Wood no podrra ponerse de acuerdo con el ind epe nd en tista \>las De aquel primer enc u entro polmico, e l General Mas deja ra memoria escla r e c e dora en un a carta a Edelmira Guerra: "Mi e ntrevista con el Genera l \ Vood, de qu e usted me habla, ha s id o exageradame n t.o contenta.da, por lo que desde luego, puedo asegurarle que no ha si d o cosa d e mayor importancia.; s impl emente, l o mo, mi carcter, mis principios, como usted dice, mis convicciones y qui zs tambin mis tristezas, aumentadas por la. doloro.sa. ineert idumbr e e n que n os agitan1os" Claro que esta actitud de Mas no responda a un episodio incidental e n ocas in de la famosa en tr evista co n el Interventor Americano. Todas sus justificadas prevenciones contra el gobernante extranjero; su clara previsin sobre los peligros de la ingeren cia americana y su cabal concepto de cmo debamos llegar a la Independencia Abso l uta estaban contenidos, desde mucho antes, en cartas, d ec laraciones y documentos pblicos que no escapaban a l a preoc upa c in anexionista del r ep r ese ntante per sonal de l Presidente Me J lu ci n que l a. Ind ependenc ia Absoluta", En carta a Romn Betances, marzo 30 de 1898: "C r eo prximo e l da d e la In te rv enc i n Americana, aun que a la "erdad, NO M:; PA RECEN TAN CLAROS LOS PROPOS ITO S D E LOS YANKE,"ES; s i empre los he d o ge nte que no trabaja e n balde". LA ENJIUENDA PLAIT Co i n c idi e ndo con la preparacin de las e lecciones munici pales, la Asamblea Constituyente recibi la Ord e n de fecha 9 de febrero de 1901, d e Mr. Elihu Root S ecret ario de la Guerra de l os Estados Unidos, co n las bases de lo que deba llamarse despu s "Enmienda Platt". El pais r espo ndi const e rnado ante aque ll a brutal conmi nacin del Gobierno Americano, mediant e la cua l se limitaba la Soberana d e la Repblica, convirt i ndola, de hecho, en una colonia, o como decia el propio Roo t, en "Una Nacin aparen temente libr e, pero bajo la tutela de los Estados Unidos". El pueblo, al conocer l a humillante Enmienda, se lanz a la calle e n cvica protesta. Un constiluyentista, Antonio Bravo Co rreoso que sos pechosamente desert de la Asamblea el da que se discuti la aprobacin de la Enmiendarelataba asi la indignacin po pular de aquellos das: ';Las manifestaciones se sucedian unas a otras e n todos l~s Imeblos, en son de prote.$ta que repercuti en W as lungton, co ntra la imposicin de lo s Estados Unidos. Abi erta la vh u l a, e l patriotismo se ex hibi tan amplia m ente, ,ue pudo c r ear confl i ctos de orden pblico de muy lamentab le s consecuencias ... Bajo l a presin treme n da del Interventor Americano, que amenaz con que "no habra Repblica si no se aceptaba la Enmi enda", l a Convencin Constituyente se vio compelida a acep tar e l bochornoso apndice esc l avista. Antes de la aceptacin d efi nitiva de la Enmienda PJatt 15 votos contra 14el Gobernador \Vood tuvo que librar una dura batalla para "convencer a la mayora de los conven cionales de la necesidad del zurcido imperialista impuesto a la J Ol

    PAGE 104

    Constitucin, desde Washington. Son reveladoras de la poltica de la Primera Intervencin y de su grosero desprecio para los patriotas cubano~, las car tas del Gobernador Wood a SU$ mandantes de Washington, en aquellos dias de "dolorosa incertidumbre" de que hablaba Mas. En carta a su gran amigo Teodoro Roosevelt, de 12 de abril de 1901, escriba Wood: "Hay unos 8 de los 31 miembros de la Convencin que estn en c ontra de l a aceptacin de la Enmienda. Son los DEGENERADOS DE LA CONVENC IO N, DIBIGI DOS POR UN NEGRITO DE NOl\lBRE JUAN GUAL BERTO GO~fEZ, HOi\IBRE DE HEDIONDA REPUTA CION ASI EN LO ~IORAL CO~IO EN LO POUTICO". "The Teodore Roosevelt Papers" Biblioteca del Congreso. Washington, D. C. Otros calificativos con que Wood responde a la vigorosa reaccin nacionalista de los constituyentes anti-plattistas: "Son los peores agitadores y SINVERGUENZAS polti cos de Cuba". "Leonard \Vood" por H. Ha gerdon N. Y. Pg. 278 Y en carta a Elihu Root, Secretario de Guerra, de fecha 28 de febrero de 1901: D ebemos mostrar el brazo fuerte de la Autoridad fren te a esa partida de ingratos politicos cubanos". Esta era l a estimacin que tena aquel militarote amer ic a no por las figuras ms honorables de nuestra Repblica! Para Leonardo Wood, Bartolom Mas, Juan Gualberto Gmez, Jos L acret, Eusebio Hernndez y tantos inmaculados patricios, no eran ms que sinverge nz as", "degenerados", "agitadores" e ingratos". Pero e l sucio gringo imperialista, pudo a l fin respirar sa t i sfecho el 28 de mayo de 1901, cuan do 1 5 delegados a la Con vencin unieron sus votos para aprobar la Enmienda, frente a la intransigente actitud de Juan Gualberto Gmez, Salvador Cisneros, Lacret y dems miembros del histrico "grupo de los 14" MASO Y ESTRADA PALMA ANT1'~ LA ENMIENDA Desde su humilde retiro de Manzanillo -donde resida lu go de haber renunciado una postulacin como seguro delegado a la Constituyenteel General Bartolom Mas alentaba la intransigencia nacionalista del "grupo de los 14" y expona va lientemente su clara opos i cin a la Enmienda de Orville Platt. Significativamente -<:orno antecedente que e xplica su pos terior imposicin presidencial por los americanos-otro no em in ente, Don Toms Estrada Palma, desde los Estados Unidos, donde residia hacia 25 aos, naturalizndose ciudadano americano, en carta enviada a Gonzalo de Quesada, manifes. taba su asentimiento al "plattismo", como se dio en llama r a la corr i ente de los que rec lamando cordura y responsabilidad. aceptaban la vergonzosa sumsi, 1 al vecino poderoso. Frente a esta deplorable actitud de Estrada Palma, Bar tolom Mas fija su i nquebrantable oposicin a la Enmienda, en declaraciones publicadas e n el peridico "El Mundo", a so lici tud del Genera l Jos Lacret Morlot: "Hay un derecho contra el c ual se estrelJan todos lo s de ms. Ese derecho es el de la fuerm, del que ha nacido la Ley Platt esa. decantada Ley que t.an ho rrorosa decev cin nos ha hecho sufrir, hacindonos aceptar e l juic i o del profesor italiano Camazza Amari, que "condena la intervencin como resultado d e la tendencia que tienen s i emp r e los fuertes de do1ninar a. los dbiles e impon er les su ley y atacar y destruir a su vez la autonoma de los Estados". Conforme la declaracin plattista de Estrada Palma equi valia a su nominacin como candidato pres id encial, con el res paldo del Gobierno Interventor, estas claras definiciones inde pendentistas de Mas habran de conquistarle la enemiga insal vable del procnsul imperialista, que en tan poca consideracin tomaba el sentimiento de independencia del pueblo de Cuba. Un historiador tan amable y condescendiente para con el Genera l Wood, como Rafael Martnez Ortiz, enjuic ia aquel do cumento de Mas en prrafos que denuncian el criterio entre guista que frustr aquella Repblica, que hicieron nacer com prometida : 104 H acer declaraciones semejantes un cand idato a la Pre sidencia de la Repblica era derrota rse de antem~no. Al Gobernador Wood debi sentarle la carta como pica dura de tbano y aunque se mordi la Jen_gua y aparen t indiferencia, es seguro que se la guardo para oportu nidad apropiada; ll las le haba enseado las cartas y Wood no se dejara ganar l a partida ... 111. Ortiz, "Los primeros aos de Ind ependencia". Pg. 357. Para los historiadores "a l o Martinez Ortiz" esta hermosa carta co nstitua "un error grave" y hasta lleg a decir que tal declaracin demostraba "que los aos en Mas haban h e cho bastante mella y su inteligencia comenzaba a flaquear". Para el mismo historiador, Estrada Palma, ~ I plattista, con ser algo ms viejo que Mas, "Uevaba muy bien sus 70 afios" y por supuesto, demostraba mucha ms inteligen?i!l, al poner se de acuerdo con los americanos. Aquella ductilidad de Es ti-ada, que tanto celebraba Ortiz, le hizo exclamar una vez a Manuel Sanguily : "Este hombre parece de goma .. . Para ciertos poderosos in tereses, los mismos que dictaron la h i storia escrita de esos aos, eran prefer i bles los hombres dctiles como de gomaque los hombres tercos, -<:orno de acero--. LAS ELECC IO NES )fUNICIPALF,S Como prembulo a la "elecc in presiden~al" (?) de 31 de diciembre de 1901, Wood hizo celebrar e lecci ones mun,c,pales el lro de Junio de ese mismo ao El Gobernador, adems de establecer el voto restr i ngido, mediante el cua l se excl ua a la inmen sa mayora de los negros, l os campesinos y los trabajadores (casi el 80% de la poblacin) realiz toda clase de maniobras para ev itar la eleccin de aque llos candidatos que an aspirando a modestas posiciones de a l ca l des, haban declarado sus s im patias por Mas y Juan Gual berto, los campeones del anti-plattismo Para Wood no se poda ser ni alcalde, siendo co n trario a la Enm i enda Platt. A pesar de las descaradas presiones del poder interventor, era tan grande el sentimie n to independentista, que t,iunfaro n los cand i datos del Partido Nac i onal (Anti-plattista). Es en aquella e l eccin municipal donde por primera vez se miden las dos tendencias que ya se disputaban e l Poder; la plattista, s im bol izada por Don Toms y los elementos ms con servadores y reaccionar i os y la Independent i sta, de Mas, Juan Gualberto, Lacret y "los 14" de la Convencin Constituyente. Cuando e l pueb l o sa li a la calle a celebrar la victoria na cionalista el "Diario de la Marina" public un ed i tor ia l alar m adsimo', donde quiso ver en los gr i tos de la_ multitud una lla mada a la violencia contra los Poderes constituidos. "El Diario de la Marina" que entonces no poda calificar de comunistas las manifestaciones populares, compar aquellos gritos contra la Enmienda Platt con "las incitaciones a la vio lencia de los descamisados de la Revolucin Francesa". "E l "D iario de l a Marina" representaba entonces -<:orno ahoraa los que hablan combatido a la Revolucin Cubana y antes que el Gobierno Civ il de los prop ios cubanos, prefera la intervencin extranjera Ese criterio anexionista de los circulos reaccionarios que representaba e l "D iario de la Marina" l o recoge el historiador norteamericano Leland H. Jenks, en su obra "Nuestra Colonia de Cuba", Pg. 85 : "Los comerciantes espaoles y los terrateniente s (lati f undi sta.~) se sublevaban ante la id ea d e que fueran los cubanos quienes ri gieran la Isla". A pesa r de la victoria del Part id o N acional, la Interven cin no habra de detenerse en su decisin de arrasar con los candidatos e l ectos anti-platti.stas o masoistas En La Haba na por ejemplo, gana por amplia mayora Don Miguel Gener, candidato del Partido Nacional. Semanas despus de su triunfo, Gener se pronunc ia a fav or de Mas. El 8 de feb r ero l a Intervencin destituye al Alcalde Gener. Antes -en abril de 1901e l propio Wood haba vetado un acuerdo del propio Ayuntamiento de La Haban a para per judicar a Alfredo Zayas. A Zayas tambin h aba que castigar lo por haber votado en contra de la Enmienda Platt. Igualmente hizo Wood con los Alcaldes de Guantna mo, Emilio Gir; de 111ariel, Eloy Zapico; de Regla, Jos Heredia; de Mayar, Rose n do Torrent; de San Luis, Juan Lorente; a quienes cesante por no aparecer como adictos al Gobierno In terventor o haber mostlado simpatas por la candidatura in dependiente de Bartolom Mas LA ELECCION PRESID ENC IAL En este ambiente de coaccin, fraude y favoritismo, se lle ga a la "eleccin p,esidencial" ( ?) de 31 de dici embre de 190 1 De un lado los "Estradistas" partidarios de la Enmienda Platt. De ot,'o, la "Coalicin por Mas", anti-in gerenc istas A esas altu ra s, a pocas semanas de la eleccin, es necesa rio a los plattistas, arreglar un inconveniente: Estiada Palma no es elector de Cuba. El 26 de noviembr e de 1901, ha de re nunciar a la ciudadania americana. Desde los Estados Unidos -donde reside hace 25 aosconfiere un poder a Diego Ta mayo para el Juzgado de La Habana. Junto a Mas se agrupan naturalmente los campeones de la lu cha por la plena soberana; el negro Juan Gualberto; el mdico Eusebio Hernndez; l os generales Lacret, Castillo Dua

    PAGE 105

    ny, Robau, Alemn, Periquito Prez, Pepe Castro; el alcalde de La Habana, depuesto por Wood, Miguel Gener. Al constituirse las Juntas de Escrutinios, los estradistas dan e l primer "pucherazo" en l a historia republicana -como bautiza el atgot politiquero al fraude electoral, al aduearse por medio de la coacci n y amparados por el Gobierno Inter ventor, de todas las mesas de escrutinios. Los defensores de Mas quedaron indefensos, a l ir "al copo" l os plattistas y atri buirse caprichosamente, bajo la complacenc ia del Interventor, la mayora y la minora Esto equivalia, de antemano, a una "derrota tcnica" d e la candidatura de Mas, obligndolo al retraimiento El 20 de diciembre de 1 901, la "Coa licin por Mas" acuer da el abstencionismo Un retrato eloc uent e de las co ndici ones que impe raban en la Isla, es el que ofrece el "Manifiesto d e la Coalicin Masois ta". al explicar los motivos de l a abstencin: "El Gobierno Militar y la. Secretaria. de Guerra. de los Estados Unidos, lo que no qui e ren es que la expresin de l a. mayo r a. del Pas resp l a.nde-,ca. en las urnas, por que est.n intere.~a.dos en que sea. Presidente de la. b li ca. el candidato de la. burocracia. cuba.na.. Todos lo s e l e mentos oficia.les se ha.n puesto al servicio de la. candidatura. contraria. La polica ~ en los pue b los, apalea impunemente a los vecinos que se disponan a votar por el General Mas. Estamos combatidos no slo por una minora audaz, si no por toda la. organizacin ofic i al, detrs de la cua l se encuentran las bayoneta.~ extranjeras. Hay el propsito deliberado de que no triunfe la vo l un tad de l pueblo cubano, sino que oc u pen e l poder los av& nidos con todos l os actos de la I ntervencin, los que ha n sido y siguen siendo sus secuaces, dispuestos a sacrifi, car a miras extraas los derechos de Cuba a se r libre, independiente y soberana.. Ni l as conveniencias del Pas, ni la. dignidad personal y colectiva, podia.n consentir que hombres que se m ueve n en l a vida pblica sin buscar el medro persona l sino pa, ra se rvir los intereses de su pueblo, se presta.~n a to mar parte en una verdadera comedia electora l cuyo des en l ace decreta e l Gobierno Militar y se encargan de ej& cutar sus subalternos cubanos". Seis dias ms tarde, decepcionado ante el clima bochorno so en qne habrjan de celebrarse las e leccion es, Bartolom Ma s abandona sus habitaciones del "Hotel Pasaje" de La Haba na y esconde su amargura d e patriota en el modesto rincn man7.anillero. Por aquellos das, consumada la tercera gran traicin de los americanos la primera fue e l "Tratado de Pars", donde excluyeron a los cubanos; la segunda la Enmienda y la tercera la imposicin de Estrada el orgulloso procnsu l Leonardo Wood escribe un memorial a su amigo "Teddy" Roosevelt -1 de las caceras de elefantes en el Africa y de repblicas en Cen troamricadonde le informa: "QUEDA POR SUPUESTO, MUY POCA O NINGUNA INDEPENDENCIA REAL A CUBA, BAJO LA "EN MIENDA PLATT". Con el dominio que tenemos sobre Cuba, dominio que l UUY PRONTO SE CONVERTffiA EN POSESION, do minaremos pr
    PAGE 106

    Las siete octavas pa,t es de l as tie1..-as de Sancti Sp iri tus era n americanas. La "Isla of Pines Co.", se hizo duea de l a I s l a d e l Tesoro. De 1901 a 1905, trece mil norteamericanos se hicieron pro pietarios de tier r as en Cuba. Los americanos se establecan principalmente en Ori ente y Camagey -donde todava siguen e nclavados los gra nd es colosos azucareros manejados desde Wall Streetaprovechan do matre r amente el bajo precio de l as ti e rras en esas provin cias, donde la vida agrcola haba quedado virtualmente destrui da por la g uerra d e Independencia. Un simple teniente del Ejrc i to d e Ocupacin Norteameri cano, George H Guillet co n sigui en unos dlares ms de 100 caballer as e n "La Trocha" camageyana, estableciendo a lli un mercado agrcola llamado "Ceballos", donde se construy un hotel de dos millones de pesos A William Van Horne le entreg Woocl la concesin de los ferrocar ril es, por estar respaldado por dinero de inversio ni stas am e ricanos La "American Tobacco Co." control en slo dos aos el noventa por c i ento d e la exportacin de tabacos A Frank Steinhart -secretar io particular del General Wood l e regalaban la conces i n de los tranvas, la "Havana Electric Co.". En slo cinco aos, e l antiguo secretario de \ Voocl, se hizo dueo de los tranvas, de una compai\a de seguros, un banco y un hotel. Para todo esto sirvi la primera Intervencin Americana Para la penetracin de l os trusts yankis Para la venta y entrega de nuestra tierra y la creaci n d e los grandes la tifun dios azucareros. Para otorgar las concesiones de serv icios pblicos a empre sas extranjeras. Para contro l ar tocios los renglones de la importacin nacional. Para otorgar los ms irritantes privilegios personales. Para todo esto sirv i la prime,a In tervenc i n Americana. Sin duda, e l General Leonardo Wood sabia bien cu l er a su misin en Cuba. Wood seria el pionero del imperialismo norteamericano en nuestro Pas. Despus vendra M agoon inventor d e las "bo tellas" y segundo gran cor ruptor de las costumbres pblicas Y a l o largo de sesenta aos de semi-colonia, la teora de pro cnsules y embajadores, desde Mr. Gonzlez -pasando par Crowder, Sumner Welles, Caffery, Braden y Smithhasta Mr. Bonsal, el campen de las Notas diplomticas. A partir de aquel .Mr. Leonardo Wood de tan tr iste memo ria en virtud de la : Intervenc in Norteamericana y en gran parte por el entreguismo de nuestros gobernantes, que aceptaron y sufrieron la Enmienda Platt y el -tute laj e eco nmi co y poltico de los Estados Un idos, nuestros vecinos del Norte recibieron en cambio estos incalculables beneficios: El control casi absoluto de nuestra industria azuca r era du rante cuarenta aos. A pesar de los esf u erzos nacionalistas, to davia intereses norteamericanos controlan el 40% de la pro duccin azucarera cubana. El monopolio de las principales compaas de servicios blicos, como electricidad, gas y telfonos La casi totalidad de las concesiones mineras en Cuba. El manejo del movimiento financiero del pas a travs del establec imi ento de bancos norteamericanos. Actua lm ente -en 1960cuatro de los seis principales bancos de Cuba, son norteamericanos El control casi total del comercio exterior y el mayor por centaje de importacin. El movimiento martimo y areo de Cuba con el extran jero ya que por cada libra de azcar o por cada caja de tabacos, los cubanos pagamos el flete y embarq ue a los Estados Unidos. Y adems de todo esto, que repr esenta cientos de miles de millones de pesos, desde 1899 a la fecha, una Base Naval e n Caimanera, Guantnamo -lunar y afren t a de nuestra Sobe. ranapor la que la Nac i n ms rica del mundo, paga la ri sible cantidad de $280.00 mensuales, es decir, lo que puede gas tar mensualmente en whisky y cigarrillos rubios, el ms sobrio oficia l de la Embajada Americana en Cuba. A cambio de todo esto, nos pagan un precio preferencial en la cuota azucarera para el mercado americano, que equivale (;qu casualidad!) a l mismo 40 o/ o de la produccin de azcar, en manos d e intereses norteamericanos en la indus tria En concl u sin, que a cambio de la Intervencin, por poco nos dejan nada ms que con el himno y la banderita. No faltaba razn al poeta Nicols Guilln a l decir: 10 6 H oy yanqui, ayer espaola. s se e1r l a tierra qu e nos toc siempre e l pobre l a encontr, hoy yanqui, aye r es paola. Cmo no! Qu sola la tierra sola, la tierra que nos toc!" Y adems de este incalcu l able dao eco nmico que nos oblig a vender a un solo pas, a cultivar un so l o producto y a depender casi por entero d e nuestras importaciones al vec in o poderoso -que lo que paga en dlares por azcar, se lo lleva en dlares por artculos manufa cturados la Interve!l4'in Ame ri cana nos dej algo peor: el maldi to com 1Jl cjo colon i alista que matiz de esceptic i smo confor midad y falta de f e e n nuestros propios destinos, ms de cincuenta aos de Repblica "El int erve ncionismo como seala Emilio Rog d e Leuch senr in g, hi sto riador verdadero-como mal cong nito de la Repb li ca no slo produjo aquellas intromision es extra as e n nu estros asuntos i nternos, sino tambi n e l dao inconmensura ble de la prdida, por los cubanos. de la fe y la confianza en el esf u erzo prop i o y la lucha de la mayora d ~ los que han ocu pado el poder o deseado asaltarlo partidos y grupos gober nantes y oposicionista spor v e r quin captaba ms rp i da y eficazmente, las s im patas, la proteccin y el apoyo de vVah sington, s in escr pulo alguno de e ntregar al exl.l'anjero la tierra y la economa nacional" Despus de este amargo r epaso d e la Historia de Cuba durante los t i empos de la Primera Intervencin Americana, de estas pginas sale r esp la ndeciente, lim pio, erguido, ms a l to que ningn otro cubano de su tiempo, Don Bartolom Mas y Mrquez. Una historia hipcrita quiso arrinconarnos a l viejo noble -a l de la rebe lda del 24 de febrero-en un olvido indigno de su Gloria. Se nos quiso presentar su dignidad como torpeza : su in conformidad como disparate; su firmeza como locura. Fa lsa s reputaciones se alzaron en medio d e gran estruendo, mientras todos relegaban en l a oscuridad al gran cubano que acompa a Car l os Manuel de Cspedes en el 68; a l que di en Bayate e l Grito de Independencia; al que presidi la Repblica en Armas hasta el cese de la dominacin espa ola ; al que se enfrent, -co n la visin que falt entonces a tan tos patriotas lo s pe li gros de la ingerencia americana en Cuba. Y los que pactaron con el vecino poderoso Y entregaron nuestra r i queza y vend ier on nuestra tierra pasaron a ser los hroes de una hi storia que escribi la sumisin, m i e ntras Bar to l om Mas quedaba atrs. En medio de aquel lo s dias dificiles, en que le toc asistir al nacimiento de una Repblica maniatada, a pesar de l a dolo rosa certidumbre d e la inutilidad de su esfuerzo, Mas confi en que algn da, en una Repblica de verdad Libre y Soberana, se le hara la justicia histrica que entonces le negaron los inte reses colonialistas. En una carta ll ena de pesadumbre que escr ibi a Mir Argenter, el viejo mambi intu y el da de su reivindicacin: La historia sealar el pape l que cada cual h aya repre se ntad o y viva segu ro de que ni Usted ni yo seremos d e los peor lbrados". Casi sesenta. aos tuvo que esperar Mas a que la aep blica le reconociera la g loria de su vida recta, sin una claudi cacin. sin una mancha. Antes, hubo cubanos leales, que traba jaron por reivindicar la memoria del hombre de Bayate -junto al tr ibu to de l a Logia Bartolom Mas la documentada biogra fa de Rufino Prez Landa o los valiosos trabajos de Ponte Dominguez, Nemesio Lavi y Emilio Roigpero tenia que ser en es t a e t apa revo lu cionara, se acab para s i empre el comp l ejo colon i alista que hacia de los Embajadores americanos procn sules poderosos: cuando la Revolucin proclama el derecho de la Patria a comerc iar con todos los pueblos del mundo; cuando l a Revolucin trabaja por conquistar la Independencia Econ mica a travs de una Reforma Agraria e Industrial que nos li bra del yugo imperialista: tena que ser en esta etapa revolucio naria y nacionalista, de Soberana Total, en que los cubanos han perdido e l miedo a todas las amenazas que nos llegan de sde el extranjero, cuando todo el Pas rechaza las mentirosas teoras de la geo-poltica imperialista; t ena que ser precisamente en esta Revolucin, cuando ll egara la reivindicacin histrica de Bartolom Mas. En l a nueva Cuba Revolucionaria la de l a bandera de una sola estrella. sin constelaciones extraaslos cubanos fie l es al l egado independentista, levantan el tributo merecido y jus to, al que habl de Soberana, .c uando otros hablaban de sumisin; al que predic l a intransigencia. cuando practicaban e l entreguismo: al que mantuvo -con la firmeza indestructible de sus princ i piosel ideal de una Repblica Libre, s in otra soluc in -frente a los rejuegos anexionistasque la Indepen dencia Absoluta; al cubano excepcional, consecuente en la paz con el grito heroico de la guerra: INDEPENDENCIA O MUERTE!

    PAGE 107

    LAS TIENDAS DEL PUEBLO L AS coopera ti vas de cons um o (Tiendas del Pueblo) han lle nado un a necesidad econm i ca en l os cen tr os rurales de la nacin, y ayudado a elevar e l standard de vida de los habitantes de las reg i ones ms apartadas de Cuba. A raz de d i ctarse la Ley de Refo rma Agraria, y de e mpezar a funcionar el Or ganismo que haria ap li car la Ley reden t ora de nu estra econom a agrcola, no slo fu preocu pac i n de los rectores del INRA ayudar tcnica y cred i tic iam ente a las cooperat i vas agro pecua r i as que se ib an formando por e x presa vo lun tad de sus componentes campesinos. As como se fu eron organi1.ando las cooperativas agropec u a r i as, con el mis m o e ntusi asmo y dinamismo fueron for mndose la s Ti endas del P u eblo, que v e dran a resolver e l grave problema del ca m pes ino : la ausencia de crd i to, la usu ra y especulacin y las deudas contradas con los u s ur eros. E l hombre de campo se enco ntr aba en una situacin desesperante. Ha ba s ufri do ms que nadie la miseria d e l os das de la guerra Se enco n traba n los c ampe si nos cubanos hambrientos co mo resu l tado de l llamado "tiempo muerto" y no obte nan crd i tos porque l os u s ur eros que co ntr olaba n los ant igu os cen tr os de dis tribucin de los artculos de primera n e ces i dad se negaban a co nc edrse los. Las "Ti endas d el Pueblo" fueron l a sal v ac i n econm i ca de los campes ino s en los primeros das de la Revo l ucin. El xito de ellas puede notarse, por ejem plo, en las zonas donde se ha conj ur ado para siempre el "ti empo muerto" y los campesinos est n sie mpr e e n la produc cin. En las provincias d e P in ar d el Ro Matanzas y Ori ente, l u gares donde e n e l prim er ao de reforma agraria ya no hay d esemp l eo ni tiempo muerto, sino que por el contrario ha y falta de brazos para las l abores de la zafra, l os campes in os han e l evado s u standard d e v i da, cons men mercancas de super i or calidad, a precios de costo, s in espec u l acin y sin usur a, y lo que es ms importante, h an podido pagar todas las deudas contradas en otros tiempos E n e l m es de agosto d e 1959 ya se haban formado ce rca de 200 cooperati va s de consumo. A finales de ese mismo ao ya haba cerca d e 500 Ti en das d el Pueblo e n toda la Repblica, y e n la act u alidad hay funcionando ms d e 1,300 Tienda.5 del Pueblo, habi nd ose anuncia do e n e l programa d e produccin del INRA, e n este ao, la m eta d e 2,000 cooperativas de co n sumo. Esto h ab l a por lo alto de l a organiza cin d e estos centros de crd i tos y es tabili z ac in d e productos agdcolas, en cargados del abaste cimien to d e las po blaciones rur a le s q u e ms sintieron el hambr e y la miseria d e l a econo mia de tipo feudal sosten i da por los latifundista s

    PAGE 108

    HORMIGUEAN LAS GUIRNALDAS DEL CARNAVAL POR EL ANIMADO PASEO DEL PRADO Y SUS LUCECITAS BRILLANTES ALEGRAN EL ESPIRITU DE LA CUBANIA.