Citation
INRA : [revista]

Material Information

Title:
INRA : [revista]
Alternate title:
Instituto Nacional de Reforma Agraria
Alternate title:
Inra (La Habana)
Creator:
Instituto Nacional de Reforma Agraria (Cuba)
Place of Publication:
La Habana
Publisher:
INRA
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
1 online resource (3 volumes) : illustrations (some color) ; 35-36 cm

Subjects

Subjects / Keywords:
Periodicals -- Cuba ( lcsh )
Cuba ( fast )
INSTITUTO NACIONAL DE LA REFORMA AGRARIA (Cuba) ( renib )
Agriculture ( lcsh )
Agricultura ( lcsh )
Henequen
Corn ( lcsh )
Maíz ( lcsh )
Genre:
Periodicals ( fast )
Revistas ( bidex )
federal government publication ( marcgt )

Notes

Dates or Sequential Designation:
Año 1, núm. 1-año 3, no. 2 (marzo 1962).
Numbering Peculiarities:
Año 1, no. 1-2 lack month and year designation.
General Note:
Title from cover.

Record Information

Source Institution:
Biblioteca Nacional José Martí
Holding Location:
Biblioteca Nacional José Martí
Rights Management:
This item was contributed to the Digital Library of the Caribbean (dLOC) by the source institution listed in the metadata. This item may or may not be protected by copyright in the country where it was produced. Users of this work have responsibility for determining copyright status prior to reusing, publishing or reproducing this item for purposes other than what is allowed by applicable law, including any applicable international copyright treaty or fair use or fair dealing statutes, which dLOC partners have explicitly supported and endorsed. Any reuse of this item in excess of applicable copyright exceptions may require permission. dLOC would encourage users to contact the source institution directly or dloc@fiu.edu to request more information about copyright status or to provide additional information about the item.
Resource Identifier:
1081429814 ( OCLC )
1018-8193 ( ISBN )
036580176 ( ALEPH )

Related Items

Succeeded by:
Cuba (Havana, Cuba : 1962)

Downloads

This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

.AO I LA HABANA Num. 2 2 0~ C,1111pesina de la Si e rra Maestra

PAGE 2

p ez nue s tr o de c a da a (LEA R~t\JE DE LA COOPERATIVA DE PESCADORES, DE MANZANILLO, EN LA PAGINA 90)

PAGE 3

l \ ~ 1 1 1 1 1 I \ 1, 1 ' EL PUEBLO SE DIVIERTE ~--;__ 1 ''LAS . PARRANDAS Miles y miles de personas, todo el pue, bl de Vueltas y la gente venida de los \ lugares cercanos; ancianos, nios, hombres .., \ \ y mujeres, se encontraron en las calles del pueblo, juntos, sin distincin de clases so ,t '$..:, 1 cales para celebrar la ms popular de to 1 das las tradiciones cubanas: Las Parran' \\~ ... das. ",~ \ A uurante los ltimos aos de la Tirana, \ \ ' 1 el pueblo cubano silencio sus manifestado. ~ .., ., , nes populares en seal de luto y de guerra; t~': ~ ., ~, l a plvora conseguida era para el cotnbate ;: , l \ y la lucha y no para la celebracin. ,,\'\ ., 1 La Tirana trat de mantener las fes... 1 ,,, ..,;, tas tradicionales, carnavales, parrandas, ~;\'' ~te., pero slo consigui sien1prc una tris:>~ , . , te n1ascarada vigilada y escoltada por po,:, ,, lic_as y pagada a los hon1bres vendibles y 111r, \. a los indiferentes. :t T , Ahora ha sido el pueblo que cumplien .f lt ~.;f '. 1 1 do con sus tradiciones, levantndose entre ~ ~ l'. \ r sus queridos n1uertos vuelve a echar flor, _'v ;: ~ :>\'. \ por el aire de libertad en que vive y all .. ~ i :r ,. 1 ;. 1 1 ? ,' particularn1cnt e en Vueltas, viejos "riva .,. les" en so ltar fuego a l os cielos: Jutos y .:""; \ l'il'aacos, encienden de nuevo la noche de 'l p,~ 1 1 la Candelaria, pero qu noche! se supera"' "-~ :_ ,\;; t \ __ ron todas las cifras en ilutninaciones, en ~ t. .' 't. -,;,, }'{. lujo de carro,.as, en alegra popular tan r ; 1 1 ': / ,._ .:' n1etida dentro del espritu ~e u~ pueblo Ji q,1e ha he c ho sus guerras sin odios y ha rcsjitido siempre a la explotacin comba tiendo y sonriendo. Co1no constancia de estos hechos publi camos hoy las fotografas de las parrandas oltses celebradas el da tres de los pre.sentes. "< ,,-. f,-..'

PAGE 4

<.. JUTIOS Y qAl'IACOS, DOS BANDOS CONTRARIOS QUE VAN A RIVALIZAR EN LUCES, CARROZAS Y FUEGOS. ...., _; . __ :.. \ ~ . No son como antes; mascaradas de parrandas vigiladas por policas para mantener, a la fuerza, una fiesta que el pueblo condenaba bajo la tirana ... Lut'"es y cantos, entre la celebracin de un Bando y la "condrnacin" dP otro que no se da nunca por vencido.

PAGE 5

. ' Una carroza: La leyenda de San Jorge matador del Dragn. Pero el pueblo ve en ella otra historia ms cercana, el smbolo de la bestia y el hroe: la liberacin de la Patria. T od:1 la grnt(' c-staba f'n la callf> conmemorando las parrandas . ms grandiosas QUe recuerda t"n todo tiempo San Antonio de las Vueltas. No hay jurado que d su veredic to, no hay pren1ios ni al tnejor fuego ni a la n,ejor carroza. El pue blo determina en su libre opinin, pero como el pueblo se divide en dos bandos, todos se dan por vencedores: Jutos y l'l'aacos. El asombro y la admiracin por los fuegos artificiales sigue siendo en el alma del pueblo su homenaje a la tradicin de las parrandas. 5

PAGE 6

\ 6 \ 1 ) \ ,+ ~ 1 -~: ~:,_, ,, .' r 7 ~ ;:.::-~'~!..~ J-1 r. {7; ,, _. ,~---; --~~';, '-' '., .,.-'I ,,: .. ;;..~ \ ) 1 \ 1 \ : l l 1 I \ .. .. IZQUIERDA LA HOJA 1 llN LA DllRECHA EL CUC HI L L O EL OB RER O flfNfQUllNE R O REA LIZ A CON DES'l'RfZA llL COR'Tf. l 1 I

PAGE 7

LA caa es mecida con suavidad por el viento y sus colores claros contrastan con el verdor del paisaje cubano; el cafeto brinda sus granos maduros al so l y el tabaco con sus anchas ho, jas ofrece una alfombra ve rde a cada palmera. P ero e l h e ne qun, empotrado en el suelo, con ,us hojas duras y cortantes apu nta ndo al lo como dedos de J udas, es feo. . L a Natu, raleza l e hizo triste y los hombres no haban sabido hace r felices tampoco a quienes derra maban su trabajo diario sobre las plantaciones. El "agave fourcroyde" como llaman los cien tficos al henequn en su lenguaje oscuro, fue tr ado a Cuba durante l a primera dcada de este siglo por numerosas familias core anas in migrantes; el proceso de de sf ibracin de la planta lo introdujo en nuestro pas un norte americano llamado Mr. Madan, segn cuenta Adolfo Dollero, un cronista de principios de siglo. CULTIVO Y PROCESO El henequn se siembra en tierras calizas y de fcil drenaje; la parte til de la planta es la hoja o "penca" que es cortada cuando al canza unas 36 pulgadas de largo. Cuando las posturas tienen aproximadamen te veinte pulgadas de alto son sembra das en los surcos. Entre cada mata habr un metro de separacin y do s metros y medio entre ca da surco, de modo que cada cordel cuadrado tenga 136 mata s y ca da caballera unas 40,000. Sembrar una caballera de henequn cuesta uno s $1 ,6 00.00 y al cua rto ao la mata co mi e nza su vida productiva entregando unas 25 hojas cada ao hasta los diez o doce aos que e s su tiemp o promedio de duracin Las hojas o pencas so n conducidas en paque te s de 25 a la m quina desfibradora que las convierte en un manojo de fibra empapada en agua. Estas fibras son ex tend idas a mlno sobre lo s "t enda l es" o secaderos donde pier d en toda la humedad para d espus ser lleva das a una prensa donde se confecciona n pa cas de fibra con un peso de 500 libras UTILIDAD E stas pacas son llevadas a l as cordeleras donde sirve n de materi~ prima para la fabri cacin de jarc ia s hilo y cordeles Esta es la finalidad del h enequn. M xico es e l primer productor de esta fi. bra y nuestro pas el segundo. C,,ha produjo la fibra de henequn princi palm~ntc para la exportacin hasta que en nuestro p s se impb nta ron algunas f bticas de cordel y sOJ!.t que come nz aron a utilizar pflco m,h de la mitad d e J.a produccin nacio, n;1l. pnt lo que nuestro pals se i nici co mo ex,. portador del producto ya elaborado. Actualrnentc funcionan en Cuba cirico co r, delcras: "Jarcia de M atanzas ; "Cuban Cvr dage ", Car r anza", "Ca. Cordelera de denas" y "Cordelera Nacional". Por GUSTAVO ,. GUIRRE Fotos de CARLOS ~EZ (Cuad ro Nm. 1) PAISES PRODUCTORES DE FIBRA DE HENEQUEN -1958-M ex 1co .... .. Cuba . . . El Salvador . Otras Regiones TOTAL ...... . En millones de libras 266.8 19.8 5 6 1 64 308.6 SITUACION DE LA INDUSTRIA Decamo s que l os h om bre s no haban sabi do hac e r fe li ces a quienes trabajaban en el henequ n por cuanto lue go de breves aos d e florecimien t o la industria comenz a decaer : l os bajos precios en e l mercado y la incapaci dad de la e mpresa privada para hac~r avan, zar la industria fueron provocando mermas sucesivas en la produccin hasta que algunas empresas cerraron sus puertas, otras trabaja ban por debaj de su .capacidad y l os jornales de los trabajadores descendier o n considerab l e mente, situndose entre l os $2.29 y los $2 60 diarios Las estadsticas, con su lenguaje tajante nos aproximan esa realidad y hacen prever que a esta industria le esperaba el ms incierto destino: (Cuadro Nm. 2) PRODUCCION Y EXPORTACION DE FIBRA CUADRADA. DB HENEQUEN (En millones d hora,) Ao Producci6n E,sportadn 1954 32.7 16.4 1955 19.3 14.3 1956 22.9 0.8 1957 25.4 0.5 1958 19.8 0.8 Ya en 1959 habamos tenido un a ptoducci6n tan deficiente que era menester importar tres millones de libr as para abastecer las necesida des nacionales. En cinco aos nuestra prod u ccin haba ba jado en casi trece millones de libras de fibra cruda y habamos pasado, de ser exportadores a vernos obligados a importar la fibra. Todo esto significa plantaciones abandona das y trabajadores con bajos jornales. Los precios jugaban un papel importantt en este mecanismo, puesto que permitan mayor margen a la industria cordelera que al pro ductor de la fibra: cada libra era vendida por la henequene r a a la fbrica de corde l en u n precio que oscilaba entre seis y ocho centav,:,s;

PAGE 8

la fbrica venda al comercian t e el producto terminado en 20 cen ta vos y t e lo baca lle gar al pblico a 32 centavos la libra, cuatro veces el precio de la ma t eria prima LA REVOLUCION LLEGA AL HENEQUEN La revolucin del primero de enero, que ha ba recogido, como dije ra su gua Fidel Castro, "los males acumu l ados desde C..is tba l Coln y las condiciones para resolverlos", tena que hace r ll egar su mano tr ansforma dora basta es ta industria que marchaba hacia e l ocaso. El momento se produjo en el m es de octu bre del "Ao de la Liberacin" : luego de un estudio de las demandas de los trabajadores henequeneros, que solicitaban un sa lari o ade cuado para el sos tenimient o de sus familia~, Fidel Ca stro, co mo Presidente del Instituto Naciona l de Reforma Agraria di ct una Reso lu ci n por la que entregaba a los hen eq uen e ros la cantidad de $250,000 00 que represen taron un anticipo por obre ro de $1.51, por jornal de ocho horas realizado desde el 15 de abril hasta el 30 de sept i embre de 1959; co n esta cantidad los salarios eran prcticamente elevados a $3 80 Estos 250,000 pesos entregados a los obre ro s seran re cupe ra dos por el INRA a trav J s de un diferencial que se captara del eno rm e salto que dan l os precios, de la fibra cr uda en fbrica ( 6 centavos) a la fibra elaborada pa ra el p blico (32 ce ntav os). SEGUNDO PA SO: COMPRA DE LAS HENEQUENERAS Para e l Pr esidente del INRA y lo s funcio narios a sus rden~s esto no e ra suf i ciente: saban que la entrega de ese dinero era una sol u cin transitoria y que haba que resolver e l problema henequenero defi ni tivamente. Pa ra ello Fidel Castro design y dio instruccio nes al Ingenie r o Eduardo Santos Ros que co menz enseguida a obtener informes de las e m presas operadoras de p l antaciones y desfi bradoras y a estudia r directamente lo s proble mas de l a pr.oduccin. Esos estudios diagnostic aba n que la empre sa privada se h allaba imp oten te para resolver los crecienr, problemas a que se enfr-.nt a ha la industria y numerosos p r opietarios de hene q uener as manifestaron al I ngeniero Santos Ros su disposicin de vender al INRA sus empre MS en un precio p r eviamente t asado y pac tado. 1 Resultaba evi dente pues que la nica sa !ida e r a la operacin total de la industria del (CUADRO NUM 3) HENEQUENERAS Nombre de Id Em presa Produccin: t:n milfone s dt: libras 1. -La Estre lla . . 6.0 2.Jur agu . . . 1.5 3.-lnternatio n al H arvester 3.0 4.-Fibras del Mariel . 2.8 5.-San t a Cruz, H e rshey 2.0 6 Carboncra . . . 2. 1 7 H eneque nera Lim ona r 0. 9 8.-Su c. Carranza . . 0.5 9 .-Ca A g rco la Alb ecar 0. 5 1 0 .Cia Agrcola Nuevit as 1.1 11. -Pedro Alzola . . . 1 2.-Larrauri y '.f.crres .. 13.-Carlos O, App el kvi s t 14 .R afael Carranza . 15 -Ca. Annima C.,lla rr 1 6 Henequ ene ra lt abo . 0 .1 V olor Total 889,96 4 .00 887,262.10 646 ,6 63.00 337.378 00 2 1 6,792.83 2 1 2 161.00 l 33 598.00 1 03, 99 2 .0 0 91,57 7 00 59 455.00 3 1 437. 00 29,656 00 15 468.00 15,425.00 5 ,150.00 6 494.0 0 Nmero de Obreros 499 256 252 195 170 15 4 154 86 1 49 1 22 41 (a) 9 (b) (c) 116 Cabal Itrias sembn1das d e hcrntquin 221.42 140.69 1 08 .3 3 64.00 59.63 32 00 2 7 .00 1 3 .0 0 19.14 3.43 12.50 7 73 5 65 11.00 5.45 4 4 2 Art:c1 total e11 finca 243 45 483.45 129.00 54.11 70 56 11 0.00 32.34 13 .00 21.48 83 3 1 12.50 8 54 11.00 TOTALES : ...... 20.5 $3 712 442 93 2,203 735.39 1 ,273.0 1 (a) Comprendidos en la Carbonera (b) Comprendidos en la Cia Agrcola ( c) Comprendidos en la Carbonera. f

PAGE 9

( i 1 ~JI, ' \ ~, , ,, J ( ~ l ~ ~,.... ( Ji. "' "' .t ... ._ . L t .. .,__... \;: "' .. "LAS F/llRAS SON EX'rENDIDAS A MANO SOBRE LOS "'rENDAL/l$ O SECADORES PONDE PIERDEN '!'ODA LA HUMEDAD henequn por cuenta del !N RA EnSi! g uid a se proce d i a una tasaci n po r los t n icos del Instituto de t odas l as p l a nt a dones y las desfibradoras del pas, lo s resulta dos eran luego ajustados mediante negociado nes ent re lo s propietarios de las empresas y los funcio n arios del In stituto La operacin a s ce n d a a un total de $3.712,442.93, (Vase el C u adro Nmer o 3) y e l p r ecio se acord pagarlo a base de e ntr e gar una parte en efectivo y la otr a en Bonos de la R eforma Agraria. TERCER PASO: REALIZACION DE UN PLAN El d a 18 de d iciem bre de 1959 comenzaron a firmarse las escrit u ras po r las que el INRA ad~uira las h enequeneras, pasando esta act: vi d ad a formar parte de uno de l os "planes especiales" del I n s
PAGE 10

La columna expe: dicionaria asciende las monta as de la Sierra Maestra, situadas entre la "'Mi na def Fro" y "La Plata''. Al frente, el comandante Fidel Castro. EN MARCHA CON LAS BRIGADAS ESTUDIANTILES por ANTONIO NU~EZ JIMENEZ Fotografas de RAUL CORRALES BI pico inuendblt del Tu1quino tt hoy y ur siempre ti apoyo de este pueblo cubano Como la Sie rra Matstra es hoy l a ver genza, la dignidd y el valor d
PAGE 12

niebla, todo e nvu elto en una atmsfera de az ul muy claro. Es la mejor hora para contemplar e l Pi co porque ninguna nube se posa en sus cuestas empina d as. As se distinguen sus espo Iones, que bajan d e l as cspides hasta la costa; l os valles oscuros se h an encaonado entre los r izados espolones, por d o nd e fluye n los ros de saltari na s ag u as, co m o e l Potr e rill o (l Ut> nace entre el Cuba )' el R ea l, y e l ro O ou jal, qu e serpentea en t re el R ea l y el Suecia Poco tiempo duran estas escenas, pues ya a las nueve de la maana las nubes comienzan a cruzar l as crestas y ba ja n a las l aderas sureas del Turquin o ; la s primeras pasan rp idas, como ve l os que e l viento llevara de sus manos; des pus la s nubes se hacen s den sas y se clavan, por as decir l o, sob r e el monte hmedo y poco 1 poco el azul y el verde van cubrin dos e de blanco. De ta r de, a veces una fina y casi trans parente ni eb l a hace que el monte parezca un e,stillo sombro, rodeado de un profundo si l en cio y de un a mbient e triste. Todo luce gris, parejo, igual; entonces desaparecen l os valles l a vegetac i n y el colo rid o. E l Turouino. vio as, es un paisaje brumoso que nada nos habla de l trpico claro y a l eg r e que baa a toda Cu, ba D espus viene l a no che, con su luna color de p l ata y lueg o el sol, con s u amari ll o intenso. Otro ciclo de colo re s y de a l eg ra de nubes y tristeza, de azul y g ri s se h a cump lido Cuando en 1945 realizamos nuestra primera ascensin al co loso el hacha an casi no haba tocado las fa ld s e..x uber antes, pero ahora bas tantes aos despus, ya son muchas la s grandes heridas y cicatrices que deja ver el monte Son claros cenicientos, despojados del manto vege, tal. Tal panorama de destruccin se ve casi basta la altura de mil m et r os. Dos tipos de ;a la s se han realiMdo para producir este tri ste tspect culo de d es truccin y muerte del bos que y co n ste de la fauna qu e l o habitaba Haba una tal a para aprovecha r l a riqueza ma, derera. D e ent r e la selva se ex tr aan los rbo, l es de cedro, caoba y otras maderas valiosas que eran embarcadas hacia Santiago Era un negocio turbio, s uci o, antinacio nal. Se violaban l as leyes forestales del pas, sin hacer rep obla cin alg una Era una explotaci n pirtica, van, dlica. Y hay ot ra tala, impulsada por apre, mios de s ubsistencia y de vida campesinas. Lo~ pobrsi mo s habitantes de la costa y de la mon taa, que pueblan sus tierras co mo precaristas, necesitan sembrar frutos menores en su l adera. para lo cual proceden a hacer la tumba, labor que consiste en derribar l os gigantes del monte hasta producir los cla r os necesarios; despus se ha ce la t impia prendindoles fu ego a los l es que yacen ,nuert -Os. ac hi cha rrad os, en el escarpado suelo. La candela pronto convie rt e en ce niza s aquello que era verde y era vida. La desolacin se enseorea entonces en tal es parajes, hasta que el guaji r o, con sus manos siembra su co nu co d e maz y de frij oles y le, vanta un boho al margen de los semb rad os. Per o luego de varias cosechas la tierra no slo ha debilitado su poder agro lgico sino que iibre de la proteccin que antao le brindaban las poderosas ralees del bosque, ha sido arras trada de su antiguo ~ medio, llevada por las c.orrientes que produ~n los grandes aguaceros y los vientos La erosion de ta l es parajes es de tal magnitud que a los pocos aos no q ue da rastro ni de1 bosque de antao ni de la capa v,:,getttl que ha sido arrastrada hacia el mar. En lugar del paisaje hmedo de antes queda entonces la roca caliente, pelada, como un sm, b olo d e muerte. Cuando e ste ciclo se cumple, ya el campesino tiene que emigrar a otro pun to donde repite el proceso de la "tumba" Y de la "limpia". As se va produciendo el enor me phladero que, es ya en parte la Sierra Maes, tra, donde el calor y el sol se hacen nsoporta, ble s casi, donde los pjaros buscan lugares ms propicios para nidar donde la~ abejas hu, yen en demanda de otros bosques. La vida misma ha muerto en ta les parajes. Devolver la vida otorgarle de nuevo e l ver de de los rboles a la tierra he rida por el ha, chazo criminal. es la tarea que la Re vo luci6n ha comenza do a trav s de un plan de Repobla cin Foresta l. La cima del Turq uino ha sido u n mudo tes ti go de acontecimientos see ros en la historia d e l pas. Frente a sus cos tas vieron sus ojos de piedra el faro de los naos de Cristbal Coln tomando ruta hacia el occidente, para descu brir nuevos territorios antillanos; vieron a la indiada ll ega r a sus montes protectores para salvar la vida a nte e l cruel invasor de hierro, tizona y cruz; por el lado del norte vislumbra ron los sucesos de La Demaja,gua y del incen dio de Bayamo y tanto en la guer ra del 6S como en la del 95. los mambises acamparon en lo s valles y en los lomeros de la Maestra, muy cerca de la colosal montaa. La Historia no fiia con exactitud cul fue el primer conquistado r del azulado pico. Re, cuerda. s. que en 1S60 un ingls, llamado Fred er i ck W Ramsde.n. in tent escalarlo: dej una botella vaca de champaa en lo que crey e r a la cumbre de Cuba, mensaje que nunca se ha encontrado; cuarent a y cuatro aos despus, en 1904 el gegrafo franc s Charles Ber chon, pa rti de la puerta de La s Cuevas, en la costa .:a~ibea del TurQuino vestido "con un negro tra je d e .alpaca, chal ec o. chistera y un para, guas". si n saberse con seguridad si lleg6 o no a la cspide tan elegante caballero. L a conquista verdaderamente cierta del Tur auino se realiza el 1 7 de abr il de 1915 Tra s lad monos con 1 a imaginacin a esa fecha. Estamos en plena cumbre del Pi co Rea l del Tur qui n o casi a dos mil metros de a ltura Entre, l a ve rd e espesura del monte, en pa r te cubierto po r brillantes hojas de helechos. se destaca la rubia cabellera de un hombre que habla una lengua incomprensible para los cam, pesinos cubanos que le s ir ven de prc ticos Es el famoso botnico s uec o Erik L eo nrd Ekman y ha venido a Cub a a herbori1.ar y a descubrir especies vegetales. De s d e su a l to s itial el ms ele vado de Cuba, quiso unir para siempre los nombre s d e su pas y el del bellsimo suelo qu e a h ora estudiaba. Mir ando hacia el azul d e l Caribe. a s u deec h a se a lz aba una cresta ag ud a, aue llam Pco Cuba; a s u izquierda se e levab a la tercera cu mbre del Turquino a la a u e bautiz. seg ur a ment e co n un poco de n os ta lgia co n el nombre d e Pico Suecia. Al c orrer de l o s aos arribaron a l P ico de nu evo otros h o m b r es. pero esta vez la s barbas n o er;in como te-ida s de oro. Er an barbas os~ curas. ba rb as qu e haban crecido bajo el sacri ficio la lluvia. el fr o y la s ba l as de una feroz tirana oue ech por tierr a la s libertades y pisote l os dere chos ms ele ment a l es d el pue blo Los hombres q ue lucan tales barb:
PAGE 14

Tu rquino, invitaci n q ue le s hi cie ra el p r opio comandan t e F i del Cas t r o, como pru eba no slo d e su identificacin co n l os estudian t es, sino tambin, como ya dijimos, como parte de un entrenamien t o militar. Fid e l a l v e rlo s, h ace detener su a uto L os jvene s l o d escub r en pronto y r pmpe n en gri, tos de apoyo a la ob r a de gobie rn o popular. Al recordar s u s tie m pos de dirigente es tud iantil, el h oy Primer M injstro n os comenta un ta nto em o cionado ... -"C mo han cambiad o los ti em pos! Ant eran l os es tudiante s lo s q u e reciban los cu latazos d e la p o lica y del ejrcito d e la Tira na y hoy so n e ll os los que tienen los fusiles paya d tlen d tt \a \\bt. nad \n H o r as despus iniciaba el tren s u march a de casi mil kilmetr os h acia Yara en Oriente, a la vis t a de la majestuosa co rdill e r a d e l a M ae.s tra Mu y pocos fue r o n los que d ur mieron aque ll a n oc he Pide! i noan sable co m o siempre, les nar r aba a las mi licias e s tudiantiles h is toria s y an cdotas de la insurre cci n cubana. LLEGAMOS A Y ARA P asa d o el medioda del 2 de en ero lle g amos al pueblo de Y ara, esce n ar i o en O ctu bre de 1868 del primer co mbate de las tropas al m a do del Padre de la P a tr ia, Ca rl os M a n ue l d e Cspedes A qu dejamos el tren y nos dirigi m os en camio n es ha cia la Sie rr a Ma es tr a. Pr o n to de jam o s atr s e l Central Estrada Pal ma y e l Cerro Pelado, q u e tambi n sea l an J u, ga r es de heroicas y r ecientes l uchas por la li beraci n T odo el paisaje de la r egin orien, t al lu ce co m o jir o n es d e la historia pat ri a Fi, d e l d et i e n e la ca r a vana en e l Cerro, frent e a varios e dificios de s truidos po r la metralla re, belde y con el Comandante M i r et r ec uerda todava cuntos m or t era z os fue r o n necesarios pa ra rendir la guarnicin de l a tirana, c u n~ t os caonazos dispararon l os tanques y cunt o s compaeros cayeron en l a lu c h a. EN LA CIU DAD ESCOLAR "CAMILO CIENFUEGOS" Arrib amos al Caney. V adea d o el r todos n os asombra m os a l ve r a cientos de so ld ados r ebe ld es const ruy e ndo l os espac i osos edificios. Diras e q u e levantan fortale za s militares, pe r o no: co n st ru yen la Ciudad Escolar Canlo Cien fuegos, que albergar a v e int e mil nio s de la Si e rra M aes tr a. Y junto a l as 600 au l as y ca, sas para ma es tr os y a l umn os, se co n s truir n 1 05 ca mpo s di;por ti vos, es d eci r 1 05 campos d e pe l ota, l 05 de t e n ni s, etc., as i co m o 9 pis ci n as ol picas, un P arque Z oolg i co, u n Ja r d n B o tni co, un s tadium giga nt esco, u n P la, netarium, 4 salas de cine mat og r afa un h os, pi t a s las fbricas, leche r as, campos d e cul t ivos, etc .. pues uno de l os fin es d e la Ci u d a d Escolar Camilo C i enfuegos ser el de apro, ximars e ,11 auto-abastecimien t o En El Can e y l as mil icias d eja n s u s tr a j es d e camisas rojas pa r a vesti r e l ve rd e o liv o de l os r e b eldes y de nuevo reiniciamos l a mar c h a Nu es tra partida co incid e con l a llegada d e los primeros esco lar es pr oce dent es de la Sierra. que ya co mi e nz an a r ecibi r ensean z a e n El Caney. L as l u ces d e l as ca ll es ya es taban en, ce ndid as y f u e r o n va r ios l os nios q u e pr e, g un ta r o n a suS m aes tros "por qu esa no che las es tr e ll as es t aban tan bajas". Era l a p r.im e r a ve1. qu e vean las luces d e los bo m billos e l tricos. En camio n es contin u amos viaje h ada Las M erce des a orillas d e l Ro J i bacoa case ro s i tu~do e n las prim e ras es tribaci o nes de la S i e, rra M aes t ra y desde donde seg uim os a p i e h c i a el T u r quino al q u e ll ega ram os despus d e c u atro jornadas co n campa m e nt os n octu r n os e n Las V eg as d e J ibacoa, Mina d e l Fro, La Plata, La Lima y en el propio Pic o Real del Turquino Cada cua l mar c haba co n su rifl e a l h o m bro y co n su m ochila a las es pa ld as F idel da e l eje m plo co n s u eno rm e mochila, que al co men, 14 zar l a primera jo r nada pesaba sesenta l ibras. ms el peso de su flamante FAL fus ilame tra ll a dora de fabricaci n belga C o n l as primeras subidas al l o m e r o comien zan las p rim e r as fatigas. L a hil era de es tud ia n, te s d e la Brig ada Universitaria los Antonio E c h ev arra" rst inte g r ada po r ~90 milici~nos. d e l os que '.\ 00 son va r ones v 9 0 mu c h achas, l g uno s pertenecientes a l a Segunda Ensea n, za. Con lo s s ud o r es iniciales comienza a afio r a r e n todos los l ab i o, la mi s ma pregunt a cuntos llegaremo s al Turquino? .. El pr i mer acc iden te ocurre cuando al cru, z ar.e un arrovo ,1 es tudi ante d e bachillera t o dl l nas. dond e la coma n, d a nci a suorcma del E jrc it o R ebelrle re sis ti cruentos bombr d eos enemigos en 19 58 y h as ta d n od e l a infant,ra de la tir ana pene tr e l 19 dE" iunio. cua nd o l::i famosa ofensiv::i con, t ra )-. Si e r u F.n aouel mom P nt o se comba ti ~;multne ~ mentp en Sarito Domin~o. Naran jal y rn la PJata con fue-r,.,~ b,risti::inas a u e avan,.aha n orocedentes de P lma M oc ha Diez d as despus n os narr a Fi del. ~nte la vi da :ltencin d e l os e:-. rud i" n tes inid el co n tra ata u e oue en '.\.I das a r ro i de la Si e rra M aes, r,a a todas h s fuerzas de la T irana. despus dr oc:is i o n ar l e~ ms de 400 pri sione r o$ (!lln, tud nd ose un hotn. de e-uerra oue incl ua 507 armas : a metralladoras, fu si l es, bazucas, morte, ros y tanques. HACIA LA "M I NA DEL FRIO A las siete y m edia d e l a m a ana de l d a 3 de e n e r o. reini cia m os l a mar c ha haci a la Mna d e l Fro pu nt o situado a 730 metr os de a lt t ud lugar donde es t aba establecida la Escuela d, Reclutas R e b eldes c.ua nd o la guerra y Que ho v cu m ple i g u a l come tido D es d e all par t en c:tsi di arfa 1n entc h:'lcia el Turquino cientos de cubanos que de sea n ingresar e n el Ejrc it o, ln s cules ti e nen Q u e escalar diez veces el fa, moso Pir o pa r a g raduarse co mo soldados de la R evolucin N os adent r amos cada ,,ez ms e n l a Cordi ll er> As ce nd emos montaa tr as montaa. A ll a r riba observamos l a Loma de la Vela d o nde se e n c u ent r a l a Mina de l Fr o. Al pa sa r por La G ran Ti err a un viejo cam, p es i no de apellido M ed ina. a nte el desfile de la B rigada comenta as o mbrado: t J n ei rc it o de h omb r es y mujere s .. El Diablo Colorao"! Y deja escapa r una sonrisa sombrea da por el ancho yarey que le c u l:re la cabeza. En l o t r es h oras de camino ga nam os l a curl:lbre de la Mina d e.l Fr o donde recibimos el sa l udo de los so ld ados rebe l des all es t ado ndos l' bajo las r de n es de s u s of icial es n os demuestran l a e fici enda de s us mar c ha s, a l os qu e r-e sponden l as milicias con iJ?ua l es eje r ci, cios. En m e dio de I co nfrat er nidad de solda, dos y es t udiantes F id ~ I demuestra s u puntera con un a ame tr allado r a calibre 30. A las o n ce y media de la n oche n os reco, gemos en nue stras h a m acas. L, temp eratu ra era agradab l e : 25 g r ados centgrados. Los ex p e dicionarios. q u e mu cho t ema n a l nombre del l ugar co m entaron af da sig ui e nt e : ' E l fr o de la Min a parec e que se agot''. SEGUIMO S HACIA "L A PLATA Despus d el amanece r del da 4 ini cia m os la t e r cera j orna d a. La m e t a d e h oy es llegar a 1 a mont;\_;:i de L1 Plata a d o nd e arribaramos desrus de diez h o ras d e anda'r por so br e la se r r a na. :l un:1 altit u d que casi sie mpr e sobre, p:u,aha lo~ ochocien t o~ m e tr os D esde algunos p unt o:t. c(lmO El Pino di::.ting u imos panoranrns h c-rmo~si m os: h:tcia el nort e. e n cajo n ado en tr e monta as de c::rcstas ag uda s. r eco no cemos all ahajo al pie del o Jib acoa, el case o de Las Vegas y po r .snh r, las c umbr es verdes d e 1, Sierra d Caney y m,is lejos an co m o un punro p e rdid o cas i en el llano lejano. e l Ce tral Sofa. Lim itando con el horizo nt e se dibu jaba muy t enue el Golf o d Gua c anayabn, por donde de~ mhar c:1 r on 1o=expedicfr5 n:1ri os d e l Granma El ra mino p o r ('} qut~ avanzamos. cas i sic m, pre abierto por so hre el filo de la divisori a de la~ aj? u;:i s, es r ;l cuhie. n o d e fa n go y :l veces de agua L as botas al encajarse en el fang uero, dificu l, t an la marcha. La larga te0ra de estudiantes. con fa r es9 ir acln ..: o re ada goc e ( a.gocJ:mcruo, ,U c\tnilt iaotante. J'\\gunos, \os mnos, no pueden re sis tir el rigor de la j o rn ada )' regresan hacia e) llano; los ms a \ igeran \, mc~\\a be >'t",S:.'\, su pe rfluos dejando por el camino a lgun os ob jetos y siguen hacia el Tur q uino. A las 1 2 50 p.m. a rr ibamos a l Alto de M ont pie pi c acho de 805 metr os de altitu d des de don, de divisamos un m ajes tu oso y amplsimo pano ram a en que l a Sierra M aes tra, con sus m on ta, as }' espolones, nos l uce co mo un mar t:r, e: res, pado de pt r eas olas; al n o rt e vislumb r amos el valle del Ro Yara, que pare ce morir en l os' !la nos del Ctntra l Estrada Palma al l ado del cua l se alza el soli tar io Cerro Pelad o; a l nortenoroest e dis t i ngui mos el case r o de Las Mer cedes; al nor, des t e se a l za el agu d o pico del Galln del Ptr y la af il ada cima del Pan d e Azcar; al e;tes ur, este, las nubes ocu l tan l a c rest a de l Turquino ; por el ru mbo del Este se a lza la monta a de Palma M o c ha y al esteno reste la Loma de La Pulga o de La P l ata. En el Alto de Montpi e nos r e un imos co n la c olu mna estudiantil. que marchab a bajo el m : n, do del Com a nd a nt e R o!ando Cucelas y alli e,, tal, lecemos contac t o por r a din porttil co n el Pri, mer M ini str o, que ya se en~ontr.ib a prxir.10 a La Plata. R ea nud a nd o el sperJ y em ,, inado ca m i no, o c urre el segundo accidsnB a ~ la expedici n L a mili ciana Carmen Luis a M ayan;, de quince acis. re s bala po r l a pendiente y .,1 c.,e r con s u Spring f ield, se fr actura el brazo. R i,;iJamem? a. k cntahJiHa y cuando $(' l e a con~ ejn el rrgrc~o pide de favor q u e la 'dejen continu;.r. An co n mi brazo la s timad o s que v ucdo continuar y llegar ha s ta e-1 Turquino dice al s.;: rnit :Hio de ~ll grupo. Y co m o :; i n;:id a huhicra oc urr ido. C'O I\ sn drlkada y femeni n a humanidad, pr osig ue e l c:11 nin n co mt":nza n do la s uh ida d\"' [a Plata. Qth' haha ~ uc rdido. <..JUt._ f;Hnhio li.C' haha ex, pcr im.: nrnJ o (' ll 1n1~:ura P atritl. f') :t r n qu1.:~ una jo, v.:nc it a de slo q u in ,,,. :d't o, J ced ld y d e cit~ n lbr;1s de pe so, hast:t ayer mimada en ti hogar a quien ape nas dej a h:in s,1lfr para dar \1n:i ,ucit a ,or el parque, ahora escalara las trem e ndas montaas d e la M aest r a con s u b r azo r o t o y su ca ns ancio d e va r ias jo r n ad"s? A mi me l u ce que Carmen Luis.,, antes d e l a d venimiento r come nzamo s l a asce n sin
PAGE 15

Tur quino, in v itacin que le s hiciera el propio comandante Pide! Castro como p ru eba no slo d e su identifi cac in con los est udiantes sino tambin como ya dijimos, co m o parte de un enr r e n ::1 m iento militar Fid e l. al v e rl os, h ace det en er s u auto. Los jve n es l o d escu br e n pronto y r _o m pen en gri t os de apoyo a la ob ra d e gobierno popula r A l r eco rd ar s u s tie mp os de dirigen t e es tud ian til el h oy Prim e r Min istro n os come nta un tanto emoc i onado .. -" Cmo han cambiado los tiempos! Antes e ran los estudiantes los que reciban los cu latazos de la polida y del ejrcito de la Tira na y hoy son e llos los que tienen los fusiles para defender la libertad! H o r as d esp u s ini c i aba e l tren s u marcha de casi mi1 k i l metr os ha cia Yara en Oriente: a la vista de la m ajes tuosa co rdillera d e la M aes, tr a M uy po cos fue r o n los que d urmier o n aque, lla noche Pid e inoonsable como s iempre les narraba a las m ilicias estudiantile s, historias y ancdotas d e la insurreccin cu ba na. LLEGAMOS A Y ARA Pa sa d o el medi o a del 2 de enero llegamos al pueblo d e Y a ra esce nari o e n Octubre de 186 8 del primer combate de las tr o pas al man, d o d el P a dre de la Patria Carlo s M anu e l de C pedes Aq u d ej am os e l tr en y no s dirigi, mos e n ca mi o n es h acia la Sierr a M aest ra. Pr o n to dej a m os atrs el Central Estrada Paf. ma y e l Cerro Pelado que tam bi n sealan Iu, ga r es de h e r oicas y r ecie nt es lu c has por la li be r ac in. T o d o e l paisaje de l a r egin orien tal luce co m o jiron es de la historia patria. P del d e ti e n e la caravana en e l C e rr o frente va r ios e d ificios d es trud os por l a m e trall a re be ld e y co n el C o m a ndante M iret r ecue rda todava cun t os m o rteraz os fu e r on n ecesa ri os pa r a r end ir l a guarniciOn d e la tir a na c un, t os caonazos di spararo n l os tanques y cuntos co mpaeros caye ron en la lucha EN LA CIUDAD ESCOLAR "CAM ILO CIENFUEGOS" Arri bamos a l Caney V a dead o el ro, to d o s n os aso mbr a m os al ve r a c i e nt os d e soldados r ebe l des co n s tr uyendo los espaciosos edificios. Dira se q u e l eva nt an fo r ta l e z as militares, pero n o : co n s truy e n l a Ciudad Escolar Camilo Cien fuego s, q u e a lb e r gar a veinte mi l nios d e l a Si e rr a M aest ra Y j un to a l as 600 a ul as y ca sas par a m aes tr os y alu mn os. se cons truir n 105 campos di:p o rt ivos, es d ecir 105 campos d e pe l ota, 1 05 d e t e n n is, e t c as como 9 pis, cinas o lmpica s, un P a r q u e Z oo l gico, un J ar dn B o tn ico, un stad um gig ant esco, un Pl n e tarium. 4 sa l as d e cinema t ogra fa un hos pital. ms l as fbricas l ec h eras, ca mp os de c ult ivos. e t c., p u es uno de los fin es de l a Ciu dad Escolar Camilo Cienfuegos s er e l d e apro x im ars e a l auto-abas t eci mi e nt o. En El Caney las mi l ic ia s dejan sus tr ajes d e camisas roja s par a vesti r el verde o liv o d e l os r ebe ld es y d e nu evo r e in iciamos la mar c h a. N u es tr a parti d a coincide con la ll ega da d e l os pr im eros escolares pr ocedentes de la Sierra. q ue ya comie nz an a recibir e n sea nza e n El Caney. L as lu ces de las calles ya es t aba n e n ce nd idas y fueron va ri os los ni 11 os q u e pre g unt a r o n a s u S m aest r os Por qu esa noche las estrellas estaban tan bajas". Era l a p r.im e r a ve1. que vea n l as luces de l os b o m bi ll os elc tricos. En ca mi o n es co nt in u a mo s viaje h acia Las M ercedes, a o r illa s d e l Ro Jibacoa, case r o s i tu~do e n la s pr ime ra s estri baci ones de la Sie rr a M aes tr a y d es d e donde seg uim os a pie h a, c ia el Turqu ino al q u e ll ega r m os d es pu s de c uatr o jo r nadas. co n ca mp a m en to s noctu r n os e n Las V eg as de Jbacoa Mina d e l Fro, La Plata La Lima y en el p r opio Pico Real del Turquino. C a d a cual m a r c haba con su rifl e al hombro y con su m oc hila a la s eso :. lda s. P ide! da el ejempl o con su en orme m oc hil a, que a l co m e n 14 z ar la primera jo rn ada p es ba sesenta li bra s ms el peso de su flamante FAL, f u sil-ametra ll a dora d e fab ri cac in b elga. C on l ;is p rim e r as subid;:s :\l lo m e r o comie n, z an hs pr i meras fa t igas. L a hiler> d e estudia '< de la Bri gada U ni ve r s i taria los Antonio E c hevarra" f"~tit int egradi\ po r 39 0 mili ci~ n os d e l os oue ,OO son varones v 9 0 mu c h achas. algunos per t enecie nt es a l a Segunda Ensean, za. C o n l o, s ud ores inicial ts co m ie nza a afio r a r e n tod os l os l ab i o, la mi s ma p regunta cuntos llegaremos al Turquino? ... El primer a cciden t e ocurre c uando al cru, z a r ~e un a rro vo ,1 estu d ia nt e d e bachille r a to d l In st i tuto d el V edado Ar be li o P entn, re ch e un go l pe co n l a cu l ata d e un rifle v le r <'> m pen l os crista l es d e s u s espejuelos d dnl e un o i o. L e re co mi e na n los m di cos re, gr esa r P ,ro ~, iove n P e nt n se niega y con el o i o v,n,hdo s igue impert rr ito ha cia l a cum br, d e Cuba. Lle gamos de noche a Las Veas de Jibacoa, v a lle rod ea d o d e mont as. donde la coman, d a ncia suo r ema d e l Eircito R ebe lcl e resi s ti cr uento, bomba rd eos e n emigos e n 1 958 y h as t a donde la infanter a de la tirana penetr el 19 de iuni o rua nd o 1:. famosa ofe nsiva co n ,, tr :t } "' Sierra F.n aouel m omc> n to se co m bi'\ ti s;m ult n e:me,,, r, e n Sarito Domingo. Naran jal y e n La Plata co n fue,,,, btistinas < me avanz aha n o r oceden t es d e P o lm a M oc h a. Diez d as d esrues n os n a rra Fid e l. ante l a vida at e n ci n d e l os eM udfant es ini r.i e l contraM .tQue c,ue e n ~ 5 clfas r1 r roi dr. l;i Sierra Ma es, t ra a t oda s hs fu e r zas d l a Tir ana. despu s clr ocasionar l e.!s de 4 00 pri sione ros c:.n, t u r :ndose un hotfn d e 11 u erra o u e inclu a 5 0 7 a r mas: a m et r allado ras, fusiles, ba zucas morte r os y t a n ques. HACIA LA "MINA DEL FRIO" A l as siete y m edia d e l a maana d e l d, 3 d e e n e r o. r ei niciamos la m a r cha h acia l a Mina d e l Fro punt o situa d o a 1,0 metros de alti, tud lu gar dond,. estaba estableci d a l a Escu e la de Reclutas R e beld es cua n do la g uerr a )' oue hov c um p l e i !!ual cometido D esde a ll pa r ten casi di a r iam ente ha cia e l Tu rquino cientos de cuhanos o u e de sean ingresa r en e l E j r ci t o, l os cna l es ti e n en que esca l a r di e z veces e l fa, m oso Pi ro para graduarse como soldados de la R evo lu cin. N os a d e n tramos cada vez ms en l a C ord i llera A scende m os m ontaa tr as m o nt a a. All ar ri ba observamos la Loma de la V e la, donde se encuentra l a Mina d el Fro A l pasa r por La Gran Tierra un vie io ca m, p esino de apellid o M e din a. ante e l desf ile de la Brigada. co ment a asombrado : l J n eircito d e hombres y mujeres: .. El Diablo Colorao"! Y dej a escapar un a so n risa somb r eada por e l anc h o yarey q u e l e cu bre fa cabe z a En slo tr es horas d, ca min o ga namos la cu,tibre d e l a Mina d el Fro donde r ecibimos e l saludo de l os soldados r ebeldes all estacio n ados y baio l as r denes de sus oficia l es nos demue s tran la efic i e n cia de sus mar c h as, a los q u e r -espo n den las mi li c ias con iguales eje r c i cios. En m edio d e lo con fra t e rn idad de solda, do s y esrudiantes Fidd de mu estra s u pun t e a con una ametralladora cal i bre 30 A l as o n ce y m e d ia de l a noc h e nos r eco gemos e n nues t ras hamac as La tempe r at ur a e r a a~radab l e: 2S grados centgrados. L os e pedicio n a r ios. que mu c h o t e mlan al n o mbr e del l u g a r co m en t a r o n al da sig u ien t e : "E l fro de la Mina parece qu e se agot". SEGUIMOS HACIA "LA PLATA'' D es pu s d e l a m anece r de l da 4 ini ci;imos la t e r ce ra jo r nada L a m eta de h o y es llega r a la m o n ta. a de La Plata a d o n d e a rri ba r amos de s ru s de diez h o ra s de a nd ar por sob r e l;i ser r a na. a un ;i a lt it u d que casi sie m p r e sobre, pa~a h a l os: oc hori en t o~ m e t r os. Desd e algunos punto~. c(') m o El Pin o, di:t t i nguimos panor~mas hc-rmos ~imo~ : hacia el nort e e n cajo nad o en tr e m on t aa~ de crcs t::i ~ :lgudas. r eco n oce r nos all: ahajo a l pie del o Jibac o a el case r o de Las V egas y por sohr~ bs c u mh r es verdes de 1, Sie r ro. e l Ca n ey y m,is lejos an co m o un punt o p e rdid o c;isi en el llano lejano. e l Crn tral Sofa. Li mitando con el ho r izo n te se dihu, jaba mu )' t enue el Golfo d Guaconayahn. ror dond e des:.~mh;i r caron los cxpc ' a veces de agua L as botas al encajarse en e l fanguero dificul, t an la march a. L a larga teora de estudiantes con l a r espiracin co rt a d a po r el ago tamient o, as ciende j a de an te A lgunos, lo s menos, n o pueden resi s tir el r igor d e l a jo rnad a } regres a n hacia el lla n o; los ms aligeran l a mochila de peso s su pe r fluo s dejando por el c am i no algunos ob jetos y siguen hacia e l Tur q uino. A l a s 1 2.50 p m a rri bamos a l Alto de Mont pie picacho de 805 m etros de a lt i tud desde don de divisamos u n majestuoso )' amplsimo pano r a m a en que l a Sierra M aes tra con sus m on ta as y e sp o l o n es t nos l uce co m o un mar t;11c res, pado de p treas ola s; al n o rte visl umbramo s el valle del Ro Yara, que parece m or ir en lo s' lla nos del Central Estrada Palma al l ado del cual s e a lz a el solitario Cerro Pelado; a l n o rtenor oe ste dis tin guimos el cas e ro de Las Mercedes ; a l no deste se a lza el ag udo pico del Galln del Per y la a fila da cima del Pan de Azcar; al e;tes ur, este las nub es oc ultan l a cres ta del Turquino; por el rum bo del Este se alza la m onta a de Palma Mocha )' al estenoreste la Loma de La Pulga o de La Plata. En el Alto de Montpie nos reunim os c on l a columna es tu dian t il. q u e mar c h aba bajo el man, d o d e l C o mand a nt e R ola nd o Cube!as }' a ll tahlecemos contac t o po r r a dio por t til co n el Pri, mer M inist r o, que ra s e en...:ontraba prxir.lo a La Plata. R eanudando el p erJ y em ;, inad o ca m ino o c urr t el seg und o acci d t.nt~ ns~ja el r ~!( r, ,.s ... k ed d >' d e dtn lihras d e peso. h ast> a)'cr mimada en e l h oia r a quien :ipe n as dejahan s ,1lfr >a r, l : far una ur it a ,o r e l parque aho r a esca l a r a l as tre m e nd as m o nt aas d e l a M aes tr a co n su brr1zo r oto y su cans..1 .11 cio de varias j o rn; 1d;1s? A mi me lu ce q u e Carm e n Lu isa, a nt es del advenimiento m etidas al fu ego, hi e rven }' en t onces l a m:rn scd 11mhr e pr t ,rl!vn l rn : ion : 1 ria se t o rni\ en calder;i, que~~ agit: 1 y que ma, L a R e, vo l ucin es e l fuego qu e h a c es p rtaJo a l ru hl o de s u s u eo. Y a muy a dent rad:. la tarde atrave s amo~ ua pequeo ro y co m en z amos la ascensin cJ~ La Plata h asta arribar ;i l humilde bo o dond ,: e, tu vo in s talad a la Com, ndancia Genenl dd Ejrci t o R ebelde y d o nde t iempo de sp u s se firm la h is t ri ca L ey R evo lu c i o n ir i a de b R forma A g raria el dia 17 d e M ayo de 19 5 9 U n p o co m s arriba, a 7,5 met r os de altit ud en ot r a cho za, n os enco ntramos d e n uevo con F ide l. L a m on t a 1l :1 ,: .:t co r o nada co n la antig ut casi ta d o nd e fun c ionaba Radio R e b e ld e. Entr e el bosque, ya a oscuras, ca da c u al se ,cocina su propia comida, ca rn e d e tres r eses sa, c ri fi Cadas pa r a la ocasi n REANUDAMOS LA EXPEDICION E l da 5, a las di ez de la m aa n a, Pide! da l a orden de iniciar la nueva m archa, que ti ene co~ mo objetivo aca m par e n la falda n o rt e del Tur'

PAGE 16

EL MONTE CANGA VISTO DESDE LA FALDA ORIENTAL DEL PICO TUR QUINO. OBSERVANDOSE EL CAMINO QUE CRUZA SOBRE EL FIRME O LA LINEA DIVISORIA DE LAS AGUAS Y QUE FUE CONSTRUIDO POR UN A COMPA;)JA PARA EXPLOTAR LOS TUPIDOS BOSQUES DE LA SJEJl.RA MAESTRA. TUMBA DE MONTE EN LA SIERRA ~AESTRA. DONDE SE HA CULTIVADO MAIZ ENTRE LOS ARBOLES DERRUMBADOS. ESTOS SUELOS MONTA, ;)OSOS, S I N L,,'PROTECCION ARBOREA. SON FACILMENTE ATACADOS POR LA EROSION

PAGE 17

16 En la montaa de Palma Mocha, F i de l explica a l os estu diantes cfmo deben e
PAGE 18

La~ Bri g d as Universi tarias se dsp-0ne n a abor d ar l a fragata Jos M art p::ira inic::ia r e l r eg r eso C~r.a Sncfiez m1t1ga su se d con e l agua de un c urujey, e n e l Monte Cang. Carmen Mayan s con s u ante bra z o frac turad o a sce ndi hasta la c umbr e s alta de Cuba. 17

PAGE 19

, Fidel Castro, al Jado del busto de Jos Mart, en la cumbre del Pico T urquino, recuerda la frase del Apstol: "Subir lomas hermana hombres,,. ,.

PAGE 20

q ui no y d i s p o n e que e l p r i m e r gr up o de uno e n f ondo ande as : va n gua rd ia, C o m a nd a nt e Cr espo, despus e l propio Fidel, seg u i d o del Co mandan t e Faja r do y d e C elia n c h e z la h e r oi, ca combatie n te ; e l que escri b e. m s a tr 1 as como la r adio po rt t il; el co m a nd a nte P ed r o M ire t el per i odis t a y diputado ve n e z ola n o Fa bricio Ojeda e l m dico H eribe r to Y alc r ce l y d gra n g r upo de las br igadas T oda esta co l u mn a se a seguida por ot r a q u e co m a nd a Cu be l as. co n el c u al nos m an t ene m os eo casi consta n te co muni caci n ra dia l. D es f i l a m os fr e nt e a l a i m po n e nt e mur a ll a o r g r f ica de Palma Mocha. H acia e l ma r que l o se ve a r atos, dis tin g u i m os l a h ondona d a g r an, diosa de Puerto Malanga. El r ecue r do de l paisa je despier t a en el Coma n dante Fide l C astro, los po rm e n o r es dr l a l a r ga l uc h a r ebe l de y su incre, b l e-conocimie nt o pal m o a pal m o de la topogra a y a s nos dice: "D e ntro de diez rninutos v eremos uno de los bohos quemados por los soldados de Bati,ta ... ms adelante los huecos de .las bom bas areas . al final de esta loma viene una U N A LTO D U RAN TE E L FATIGO S O V J A JE S IRV E PARA REPARAR EN E R G IAS "pela" de monte y antes de llegar a Palma Mo cha a la derecha del camino verell\0$ el boho donde viva el Che". Caminamos por s o bre el parte a,guas o lnea di v i soria de la s aguas por trillos q ue a pena s t i e nen medio metr o de a nchura. A n u estros pies se abre ha c i a la izqu i erda, el va lle del Yara, im pone n te en su belleza br a va. A medida que ascendemos la vegetac i n va ca mbiando. Despus d e lo s m i l metr o s de a lt i tud lo s helechos arborescentes son ms tupidos y hermosos. Al firme de Palma Mocha, a 1 03 7 metros sobre e l nive l de l m a r, ll e gamos c ua t ro ho ra s despus d e la salid a d e La Plata. A q u se une el espoln de Palma Mocha con el d e la Maestra p or d o nde luego ascenderem o s a l Turquin o. En ese punto hac e mos el primer a l t o de l da No s tiramos en el s uele ca nsado s a s n o p o d e r s o br e la s h o j as m ue rta s y hmedas del bos, q ue a l pie d e pin os g i ga nt es, c u yos tr o nco s m i den m s d e un m e tr o de di me tr o L a vege ta cin 1 9

PAGE 21

.., ) L .. ), \,._ r ",/ ~ AL PICO 1 ; ) ? .l . < 1..\ "' . ,. .J' ,,. \ "' _.,. -.. .. .._ , e .:; ) ., I; ,. o IS)OO 2.,000 i > / J t ..

PAGE 22

j . / .. 4 i, -~~' ' l.....__ ' \ \

PAGE 23

se completa co n el enredado y espinoso tibis y el g, ueso rbol llamado barril. Hacia adelante, ya agotada el a gua de todas la s ca ntimplora s, pasamos por varios lugares don, d e el camino h a sido interrumpid o por grand es d e rrum bes (los llamados degorrumbes p o r l o s gu aj iros) producido s por deslizamientos de tie rras como consecuencia de la ta la del bosque Oscurece entre el tupido f ollaje de los he l e chos y d e los pinos. La sed ya ha hecho su pr es a en las resecas gargantas de los expedicionarios El prcti co que nos gua Te ni ente Orland o Li ma informa q ue los arroyos que antes tenan agua es tn secos y que para beber es n ecesario llegar a casa de sus pad r es al pie de l os Picos Joaquin y Regino, no lejos del Turquino en el Ju gar que lla man La Lima, a donde a rribamos p enosame nte a l as siete de la noche. pero t o d a va con nimos El rumor ae la c ascada que flua por las fa lda s rocosas del Pico Joaquin y que despus sigue su curso para confluir con e l ro Palma Mocha, nos llen a todos de esa alegra que se apodera del que siente y ve el ag ua des pu s de tanta s horas d e c arec er de ella. Aqu vive lfo ltari amente la familia de Emlia no Lim a, que h a h echo la li mpi a d e dn, v m edia caballeras e n plena montaa, d o nde siembca ca f, d e l qu e produce aproximadamente 25 q uin ta, l es. as como algunos productos co m o frij o l es, mal a nga, yu ca, ca l abaza y plta s, para 1 rr, n sumo fam ili a r ( eco nom a de sub siste ncia). H ac e c in co aos Emilian o, negr o co mo el azabache, se estableci en es tas m o nta as con su muj e r y sus c uatro hij os, el meno r de l os cua le s s o te na do s aos de edad cua nd o atr aves el ma ti1.o monta oso en br a z os d e su padre, que t r abajaba como obrero ag rc o la d el C en tral Am ri c a cer ca de C o ntrama es tr e de donde el h a mbr e y la miseria (y la Guardia Rura l ) l o empujaron h acia l a Co rd illera. Hoy su hi jo mayor, Orlando Lim a, es Capitn d el Ejrcito Rebelde, grado q u e ga n co mbatiend o a l l ado de Fidel. Anotamos la a l titud de La Lima: 922 in et r o , ob re el nivel del mar. La noch e ll ega Una neblina espesa lo cubre todo hasta qu e la luna impon e l u1. sob r e a quellas crestas. El Pico Turquin o nos quedaba enfre nt e, ~acia el Sur-Sureste im ponente en s u ,g randio si dad, baados sus picos por l a suave luz lun a r P ara dormirno s, Emilia la es posa d e Lim a, nos hace un deli c io so coci mi e nt o de caa.santa A la s 7 de la ma a n a d e l dia 6 co m e n tamos, a l a vist a d el Tur q uino l a lt i m a jo rnada. N os di spo namos a h o r a a ga n ar e l firme o l a lnea diviso r ia de los pi cos Joaqun (I ,680 metros) y Regirio (1 ,705 m et r os) p a r a asce nd e r h ac ia Lo22 ma Redonda y desde aqu asa lt a r directam ente el Pi co Real del Tur qu in o. A la c umbr e del J oaq un, elevada a 1 680 m e tros a rri bamos d esp u s de cinco horas y m edia de cas i co ntinu o ascende r L a baja da de es t a m o n t aa es cas i verti cal a grandes trechos y es n ecc .. sar i o descenderla agarr nd ose de l as ramas y ra, ces d e l os rb oles En tr e el Regino y Loma Redond a tuvimos ot r a prueba d e l co raj e d e la Bri gada L a miliciana Carmen Julia F aja rd o s ufr e un s i t o a t aq u e d e apendicitis. L e improvisan un a c;1 n ;ilh co n s u h a ma ca y en a nda s contin a la .subida de l Tur qui n o. A poco Carmen Julia se b,,jn d~ h ca, .milla y q ui e r e s ubi r sus r omxtP cros : a pie, po r s m is ma Y l o h ace. A la una l' m e di a, sin un solo min u to d e des canso, s u bi m os a Loma Redonda, para continuar, ve n cedo res d e l a fatiga y de la se d hasta l a c umbr e del Turquino, a donde llega mos ,1 las 2.45 p.m. Para celebra r la conquista Fid e l i~rma a la tropa )' ordena dispa r ar una d esca r ga d e fus i !era, m a n ejan d o l una a m e tr a ll ado r a de cali bre 7 .6 2 milmetr os El Comand a nte Ral Castro y sus a co mr->a ant~s se nos hab a n 1 d ei: vaado y e l d ia a nt e rior haban abandonado el Pico Real dejndon.:,s un mensa je e scrito saludndon os. A l hacer el recuento de lqs o u e ll e~aron a po ner su s plant as en la cumbre pOs termmetros nos mantuvimos en vela anora n
PAGE 24

' ,,_ l TURQUJNO ANUNCIA Q UE b A CUMBRE MAS ALTA D E EL EJERCIT REBELD E Y LAS BRIGADAS ES T U DIANT :LES Desde nu est r a a lt sima a t ala,a pod amos dis tin gui r, en medio d e la negrura de l a no c h e, !;i s lu ces de las ci ud ades de M an z anill o y B ayamo y t o dava ms cla r a m ente l os e n ormes fuegos d e l os campos a rr oce r os. H acia arriba di v i sa m os e l enja,b r e d e las mil es de est r e lla s agrupadas en las rutilantes cons t e la cio n es q u e luca n en un clarsimo cielo, limi t ado h"ci > abajo po r l a r egu l a r lnea del lejano horizonte. Nunca recordamos una noc h e tan bella en nuestras largas marchas por los campos de Cub a El fro, la humedad y el vien t o apenas dejaron dormir. P or eso, a la s seis de la maa na todos miraron hacia el Orient e para pre senciar el nacimiento del S o l po r sobre las cumbres de la Sierra M aestra. Vi endo yo esta escena de cie n tos de jvenes, de espaldas a m, fr e nte I as t ro emergente, no p ud e menos Que pensar en aquellas ceremonias r e l: ,i osas d e los adoradores d e l sol de l a prehi s tori a. A las nuev e antemeridiano del da 7 d e ene r o s ali mos del Pico Real del Turquino haci a la costa de Ocujal, ut ili zando la ruta del Este es decir bajando el Real para l uego subir el Pico Suecia y continuar por el firme del gran Monte Cang y des ce nder po r su falda meri di ona l hast a e l lito ra l del Caribe donde. nos agua r daba l :1 fragata Jos Mart, de I Marin~ de Guerra R evol uci onar i a. Antes de media hora coronamos con n u es tra s plantas la ci ma d el Suecia, despertando en no so tro s el re c uerdo de c uando el 16 d e ene ro de 1954 lo esca l amos p o r vez primera Por aquel entonces anotamos en n uestro di a rio d e viajes: "Pisamos tierra t o t a lmente virg in al, donde jams ha estado se r human o alguno E sta mos admirando un para je e n t o d a su primitiv a y original b e lleza, como luca la Tierra hace mi, les de aos. T oda est cubierta por los pro fusos helechos arbo rec entes, que se mecan al co mps del vient o, como un saludo gener9so de la Naturaleza prdiga y feraz". D e sde el paso entre el Suecia y el Cang se ve una foro dab le vista de l la do oriental del Turquino, Loma Redond~ Joaqun y del Regino. Al final de ese paso de montaa s penetra mos en el Monte Cang a travs de un ya ca si desaparecido camino co nstruid o h ace a os por la s e mp resas explotadoras de maderas, oue oesmontaron g ran parte de la z o n a. Debi d o a estos desmontes se ven enor m es derrumbes a are h os lados de l a divisoria de las aguas por donde ava amos. Son como enormes cica tri ces en la montaa, e n que la roca, fractu, rada e n miles de pedazos, ha quedaJo a l des cubiero, sin la proteccin del manto vegetal. La zona, en algunos t r a m os, l uce casi desr tica Atravesar. ta l es der rum bes no est exen to de peligros, tanto por su verticalidad como por los desprendimintos que se ocasionan a nuestro paso. La falta de agua ha ce que unos a cud a n a las fa n gosas y osc ur as aguas de lo s c harc os y otros a los curujeyes, p la n t as parsitas que como copas vegetales reciben l as lluvias y las almacenan para dar de beber a l sed i e nt o. Seis h o r as despus de aba ndonar el Tur quino arribamos al primer arroyo, en las ca bezadas del Ocujal donde t odos aprendemos el va l o r d e l ag ua y de un m i nu to de desean so ba j o l a som br a de lo s rbole s. H aba mos dejado atrs l os ca m pos ridos y pelad os pa ra pen e trar e n un ve rd a d e ro oasis, donde la vegeta ci n se t o rna d e un color verde claro, brill osa, y donde la li a n as y la s enredaderas cubren los rb o l es giga nt escos. Al llega r a la s faldas inferiores del Cang, ve m os l os primeros bohos y los primeros ca m n os cu ltivad os. Al g uno s ca mpesinos, sa bedores d e l a presencia d e Pide y de las brigadas: han adelan t ado camino ha cia nos otr os, trayendo n os limonada que much o agradecimos. A l as 5. 20 d e la tarde a rribamo s a l casero d e la P la ya de Ocujal, fina li z a ndo as una m a r c h a de seis das en q u e atravesamos toda la Si e rra Ma es tr a, de n o rt e a sur, probando l a resis t e n cia y el co raje de l a juventud revo, lucionaria de Cuba. E n Ocujal se produce el e n cue ntr o fraternal d e l os co m a nd a nt es Pide! y R a l Castro. F. I litoral est a formado por millare s de pu !id os cantos r ociados de muy va r ia d os colo re s, l os q u e movidos por el incesante oleaj~ del Caribe, producen un rumor cas i musical. En es t e panorama, debajo del follaje de l as uvas caletas, unos arman sus hamacas y o tr o s dormimos sobre los trechos are n osos de la c osta. Y el da 8, ya emba r cados e n la "Jos Mar ti .. ponemos proa hacia la Punta de Las Cue vas, donde recojemos a la col umn a de est u di~nte s oue haban bajado po r las c u estas del Pico Cuba. Ya todos reunidos proseguimos viaje h acia Santiago de Cuba. Los aires de Turquino haban vivificado de nuevo l os ulmones de la R evo lu ci n E'I primer im
PAGE 25

.. I 1 I

PAGE 26

}'d ~ ..,: ... ..... SEMANA tras semana la gente se aglomera ba en los alrededores del P a l aci o de Be, llas Artes e n La Habana. Los curiosos comen .taban y di sc ut an, mientras doscientos oche n, ta obreros c u banos m anipulaban 700 mil kilo gramos de mat eriales en u n r ea de 9 ,000 me tros cuadra d os. Era la Ex pos icin S ovitica ins t al nd ose e n e l co razn de nues tr a Hab an a. Diri g a n los tr abajos 90 especialistas sovi ti cos q u e m a ni fe$ta r o n su entusiasmo p c,r )a ef i cie n c i a de l os ob r e r os cubanos que, enea r ama d os e n g r a nd es andamios colocaro n u n eno rm e l et r e r o con l as sig la s de la U nin de R epb li cas Socialist as Sovi tic as: URSS e n el frente del edif i cio L delegaci n que tra jo la Exposicin h as ta nu es tr as playa s procede de Nueva Y or k y de M i co, y es t pre s idid a por Aleksand e r Che), n v, ca nd idato al d octora do e n Cie ncias Eco n mi cas El e nc argado de Prens a Vladimir M a siukevich, nos inf o rma que l a Exposici n es tari, abie rt a al pblic o cubano h asta e l 25 del p r ese nte m es y q u e espe ra q ue t e n ga e ntre nos otros un x i to n mayor del q ue obt u, ,ie ra en N ueva York dond e m s de un milln de visitantes co noci e r on la Exposic in e n 20 das, y e n M xic o, d on de r ec ibieron la m is m a can tidad d e visi ta nt es e n 10 d as, Esta Exposici n S o vi tic a z a r hacia las co s ta s d e Am ri ca hace al n ti e m po l ti e ne po r o hj e to dem<>strar a nuestr os p u eb l o, l<>s p r og r esos alca nz. 1 dos por esa Naci n a trav s d e 4> os de R evo luci n. L as principale s seccio n es q u e se pu ede n vi s itar en es t a Exposici n son : Lunik : Spurnik; L a E n e r g a Nuclea r a l S erv icio de la P a z; Bie, n csta r d e l H omb r e S ovitico : A g ricultura Cul, tur a y otras mu c ha s s, d el m i smo inter s que las m e n c i o n adas En la seccin de "sou, v e nir s de l a Expos i ci n se pued e n aprecia r ,:1, mu estras de Lit e r atu r a, Discos. Sellos, Cha m pa gne, V odka, r e l oje s y otras mu ch as cosas que el li co se ll e va entusiasmado. LOS MAS GRANDES DEL MUNDO L o q u e s ll a ma l a a te ncin del visitante son l as m aq uetas del Sputnik s a tlite de la T i e rr a y d e l Lunik explora d o r de la Luna. T a m bi n hay un a m aqu eta del avin comer cial m s g rand e e n u so en l a actua lid a d. el T l 14 (T upolev ), con ca p aci d ad para 220 pasaje r os T o da s estas m aque t as, d e u n r ea lismo asomb r oso, habla n co n e l oc u e n c ia' del prog r eso de la tcnica e n l a Uni n S ovi ti ca, co m o tam bi n l os dibujos d e ot ra s o br s g i ga n tescas, co m o \tn a planta m e t al gica, una d e e l ect ri c id un a fbri c.1 de go m as s int ti cas, un a e mpre s., p et r o fera q u e e xtr ae e l pe tr l eo d ebajo d e las aguas del M a r C. 1sp io un gene r a dor e l ectros t tico para acele rar partcu, -' l as hasta darles la e n erga d e '2.5 m ev ( el e r o ni s t a se co nf iesa desconocedo r d e l os valores y del funcio nami e n to d e estas m qui n as m a r a, vmo~as ). Le p r egunta m os a un ob r e r o so v ti co el sig ni fi ca do de cie rt os ap:\ratos ext r a s y nucs .. t r:\ a m ah l c acompaante, agregada d e Le tr as de la Univ e r s id a d de M osc nos traduce s u explicacin : "Es os aparat o ~ so n a ce l erado r es de part c ulas r eac t o r es para ce ntr a l es el ec tr o at mi cas, que d e mu est r an e l e m pleo de l os istopos ra di o a ct.ivos en b ind ustria pe.sad: l la indu s tri a li ge r a y e n b m e di cina" y e n la m e dida en que n os exp li ca b a l os objetos pa r eca n co brar vid a y se h acan m enos e xtr a os N os e xpli c, con mu ch :i ,mi m aci n, o tr os :tp.ratos d ~ tinad os a m e dir e l niv e l de r adia cio n es, e n los loc ,1l es e n que se manipula n ele, m e nt os radi o ,c ti vos y q u e est n destinaclo5 a la seg urid ad personal de la s pe r sonas que tra

PAGE 27

I t l ~ nm rrr -~1 ,, -::::-~-=~ ---~ .. J ~.:~:~---, ... .;..-.,:..-; . ,. ---.. LA UNIVERSIDAD CENTRAL DE MOSCU LEVANTA SIMBOLICAMENTE S U MOLE DE MARMOL CONTRA EL FIRMAMENTO bajan en esas ta r eas. T ambi n n os d csc ro bi e l funcionamiento d e un aparato para la cura del n cer, medi a nt e unos cafiones o u e funcion :Ht por m e dio d e r adiaciones d e cobalto. Otro de los in c rebl es apa rat os e n e xhit>i cin en la Exp os icin Sovitica, es e l qu e est de s tinad o a efectuar las r eaccio n es t e rm onu .. cle a res para realiz a r una fusi n con tr o lad t, con el props i to de encontra r un a fuente de enct ga i lim itada: e l a provechami e nt o d e la e ner gfa solar, Par a es t o se necesita aka nz. : 1r tcm per a turas de 500 millones de grados centgra dos y ya la s experiencias en este sentido h a n alcanzado 3 a 5 millones de grados ce n tgra dos temp eratura que ningn meta l puede to l erar P or esa razn se utiliza el campo mag n tico como un medio de utilizar l a energa termo~uclear contra la energa nuclear. Sin darnos tiempo para h~ ce r otras pre guntas nuestro gu ia nos ensena otra m ; \que., ta "Esta es una ma queta de la primer., ce.n tral atmica del mundo. constr uida a ttulo experim e ntal en la U nin Sovitica, h ace 5 os En esta central se emplea el uranio co, mo mbu sr ible y se tran sfo rm a fa energ,, a t mica en e l ct rica; pero es muy pequea, ro n una potencia d e 5 mil kil o w atts, as que cons trumo s ot ra s ms im po rt ante s. entre las q ue le m encio nrtr una que se est construendo en la actualidad en Siberia, con una potencia de 600,000 kilowatt s ". Buscamos ense g uida y con desesperacin, es tu diantes, e mpl e ados y o breros La ci u d a d depor tiva seg n nu est ro inf o rm a nte se con s truy en poco ms d e un a o y ..;uenta con toda clase de comodidad es p a r a el desa rr ollo d e lo s d e portes sobre hielo nat,ici n, basket b a ll, ftb ol, t e nni s b o x eo y gimnasia. Conti nu amos pues, v iaj e h ac ia la secci n de Arquite c tura donde se pu e d e n ap r ecia r las ma quera s d e grandes edificios de apa rtament os y nu es tro g ua nos inf o rm a qu e en lo URSS s l o el Estado co n s truy e, pero que se l e ha ce n ta mbi f n prstamos a 1a ge nt e p;U ;t la .:ons tru c cin de casas parti c u la r es con un la rgo plazo para s u cancelacin OPTICA El encargado de e!ta 5eccin, como er l de es perar, lleva espejuel0s Vemos all muest'. as de distinrns clases de instrumentos para la 10 vestigacin cientfica, c omo microscopios, ins trumento s espectrales p a r a la industri a, micros copios elec tr i cos, cris tales de variadas espe cies los ms compactos telescopios de inven cin sovitica, del sabio Maksut ov y una ma queta del t elescopio ms grande de Europa, cor un espejo de 2 6 metro s de d metro P oco ms all nos llamaron la atencin ta pices fabricados en la s distintas Repblicas de la Unin S o vi tica, motocicle rn s, bicicletas, as piradoras de polvo, refrigeradores, t elas y abr gos d e pieles finsimas, de zorro y de armio y un imp r esiona nt e abri go cie as tr acn para hombres, como lo s que usan l os cosacos, con s u go rro d e piel. La mue s tr a d e hilo s y man tel e ra bordada llama t11m b in la atencin po dero sa mente. Lue go toda una serie de mues tra s d e conservas envasdas, vi.nos, v o dka pe r, fumes, porcelanas, cristalera joye r a y una en o rme variedad de o tras cos.1 s que el repor, tero no a lcanza a ap re ca r en esta vis it a limi, tada por su escaso ti e mpo. R 4.DIO Y TELB V IS I ON En el primer piso del Edificio de Bellas Ar te s, donde se encuentr a la Exp osici n, encon tr a mos u n amp lio esp ac io dedicado exclusiva ment e a la s muestra s de apa rato s de radio y tel ev i s in donde el enca r gado de l a secci n nos mu es tr .. un busto de l sabio sovit i co que, en 189 5, inv e nt el prime r aparato de radio d el mundo, al lado del cual se encuentra una r plica del mismo ap1rato La Exposic in tr a e u n a e norm e va r iedad de televisores )' radi os, desde lo s ms pequeos po rtt iles que se si r ven de l a e n e rg a sola r para ac tivar s u bat e ra h as ta l os s gran d es, combinaciones de r a di o, g rabad ores e n ci n ta ma g n tica s y tel e viso r en un so l o mu e bl e. Un radio d e g rand es proporcione s se e xhib e e n un mu eb l e tr a n spa r e nt e d o nd e se pued e apreciar que SIJ circuito

PAGE 28

r es totalmente impreso y no mue st ra la enorme ca ntidad de alambres y resistencias q u e se ve n corrientemente en l os aparatos a los que esta m os h abi tuad os Tambi n se mue sira aparatos de te l evisin que sirv,n para la pesca y pa r a investigaciones subm fi rlnas La nica maqu eta que tiene l a seccin elec trnica es la d e un aeropuerto modernc con mquinas elec tr nicas que permite n a los pi l o to s aterrizar con c ualqui e r t iempo y a mayor velocidad, s in ri esgo alguno. La maquinaria elect rni ca que se exhibe, como las pantallas que mu es tran a l pi l oto durante el aterrizaje, so n reale s e n la maqueta de que hablam os Tambin se puede apreciar la p l anta autom tica que sirve l os telfonos del ae r opuerto. Una mquina que no s llama poderosamen t e la a tencin es una planta t elefnica para la t ransmi sin d e fotos y noticias de una muy alta productividad y d e muy se n ci llo manejo Tambi n se ha trado para l a Exposicin la s calcula d oras elec trni cas, de las que slo se ex hiben las portti l es, po r que se comprende las dificultades que supone el tran spo rte desde tan lejos d e l as mquinas gigantescas en u so e_n la URSS. Con la ayuda de estos aparatos se calcu Jan ecuaciones diferenciales, se estudia la velo cidad mxima del corte de los metales en las mquinas-herramientas y tambin para diagnos ticar las enfermedades del corazn. EL MUNDO DE MIKHAIL SUSCHEVSKY Viendo estas interesantes mquinas, nuestra ac o mpa ante fue reemplazada por un inge nie r o ag rnom o que nos lleva a ver las secciones dedicadas a. la agricultura. Nos interesamos an tes que nada po r la organizacin de la agri cultura en la URS S y nuestro acompaante no s informa: "La agricultura sovitica es el domin.io de los "koljoses" Y de los sovjoses", de los cuales existen en la actualidad 69,320 de los primeros y 6,500 de l os timo s Los "koljoses" so n cooperativas campesinas, mien tras los "sovjoses son del Estado El ingreso total de estas organizaciones crece cada ao, segn lo indican los g r ficos que se exhiben, y e l total de maquinaria agrcola, especialmen te tractores, lleg a a 2 millones totalmente fa, bricados en la U RSS El agrno m o S r Susc h evs ky n os se ala a continuacin que esos tr actores se venden ac tu almente por todas partes del mundo, y que incluso se han vendido a M xico ms de 100 tra ctores e n los ltimo s da s Segn e l plan septe na!, lo s "koljoses" y sovjoses' recibirn s de un milln d e tractores. Nos muestra unas fotografas, dici en do : "Estos son los me cnicos que ms se h an destacado e n la URSS, hroes del trabajo socialista. Algunos son di putados tienen prem i os y condecoraciones de l E sta do Uno de e ll os labora so lo, durante la temporada de trabajo del ve r ano, 1 30 h e~t r eas de m az (1 0 cab a lleras ap r oximadamen t e ) y e.< e l equivalente a l trabafo de 100 cam .. pes,nos En seg uid a nos agrega nuestro acompaan t e: "Hay que tener en cuenta que 125 millones de hectreas (10 millones de caballeras apro ximadamente) es tn sembradas de cereales. Lo s koljoses" tienen 450 millones de h ect, r eas (30 m.illon es de caballeras aproximada ment e ) y los "sovjoses 1 50 millones de h ect r eas ( 12 millones de caballeras apr o ximad a mente). El resto del territorio sovitico est ocupa<', po r bosque.s". El ingeniero Sus chev sky acaricia un trae tor, como un campedno acariciara su caballo, y contina dicindonos: "Exis t e n 8 grandes fbric as de tr ac t ores ~ n la URSS. Este mode l o es e l BT producido por la planta de Vla dimir que fabrica 300,000 cada ao l se uti liza en e l cu l tivo del a l god n del maz etc." El ingeniero Mikha il Suschevs k y se despla z;t por fa secci n, mii-ando y acariciando toda b m aquinaria que all se exhibe, ev id enciando con el calor de s u s palabras y s u s gestos el ca rio que e.sos hierros le inspiran. Y mi ent r as habla d esc ribi e nd o s u funcionamiento, su va lor monetario; su efldencia, nuestra imagina ~ ci n se arranca del si ti o d e l a Exposicin y se pone a vagar po r l os ca mp os de Cuba nues tra patria is l ea. ahora independiente y sobe, rana pQr l a voluntad d e s u pueblo, que tam bien se traza planes para e l futuro y suea con un bienestar que se ha ganado a l precio de s u sangre y que aho ra abona con sudor. e n cst.1 nu est ra ms gra nd e e mpr esa de trabajo y felicidad: nuestra R e forma Agraria. MAQUETAS PE LOS VEHICULOS ESPACIA L ES CONSTIT U YERON 1 A AOMIRAC I ON DE L PUBLICO CUB AN O .... ' :, t , 1 .. .. r ) liFla U ~ 1 , ,;, 1 /: t' , cO ----"'~ ,

PAGE 29

( .. ... .. F.n un mode s to rincn de l a planta baja del P alacio de B ellas Artes de La l lahana, con t rastando con la delicada lnea de una cabecita de 111r1nol incrustada en el fondo, dos gigantes cas maquetas nos hablan del progreso y ava n ce tcnico de la lJnin Sovi tica. En detalle puede apreciar~e una draga CO"'O la s que fueron utilizadas para la cons t ruccin del Canal Vol ga-D011. Son ,nquinas con un peso total de 170 toneladas, no obstante lo cual, son transportables L a cuchara es capaz de sacar y vaciar 80 toneladas de tierra y piedras en u na sola operac,on La exhibicin de moda s y pieles atrajo la atencin del pblico d e ambos sexos; admiraban los varones la existencia de ese tipo d e productos cuando los cables no; traan desde hace c11atro ca das, la hi s toria del atraso en que viva el pueblo sovitico; la s seoras ad1niraha11, naturalmente, el di se o y los colores, siendo las pieles las que n1s suspiros arrancaban. F. n la secc,011 d e Arte y Cultura, e l cine sov1et1co encont r un pblico q u e estaba vido de conocer d e cerca las figuras q ue ya ha t en ido oca s in d e conocer en l as pantallas Est a rama d e la cultura sov i ti c a ha de,no s trado t e ner una gran c~ntidad d e adeptos y s i111pati zan t es en e l n1undo cultural de nu es tro pa s, do !t d e e l reciente festival cinematogrfico exhi hi una ,nu es tra de pelcula s antiguas y nu e vas de gran c alidad

PAGE 30

1 ' Aparatos cfo televisin de 1nuy diversos diseos y aplicaciones pudieron ser adtnirados en l a exposicin sovitica en L a H hana. De s de e l corriente televisor de uso do,nstico con sus ircuitos ii,1presos, hasta la s n1s complicadas n1aquinarias para la aplicacin en la pesca suhtnarina en las operaciones n1di cas y en nsos industriales. J a maqueta del nuevo aeropuerto ele Mosc aglorneraba una gran cai1ticlacl de pbli~o. quia s ista adn1irado a l a operacin de aterrizaje y despegue de aviones en miniattua, que se rea li 7, ~ba d e sde una torr e de control en que se aplica el radar y b t e levi s in s i, riu lt n ear uente, permiti e ndo la mayo r segu, idad ele las ,naniohras con cualquier da se de condicio11 e s < lima tt:ricas. Pero, sin duda : tfguna, las t~xtraas 111,l'luinas que son rplica de las centrales atmicas y clectroatrnicas, q u e fun cionan en la Uni!! Sovitica desde hace seis aos, estaban hab!an
PAGE 31

MAYOR C ENE RAL CALTXTO GARCIA. LUGART ENIEN T E GENERAL DEL EJERCITO LIB E RTADOR En t odos l os grados de l a e n sean z a -desde el k inde r garten hasta la univ ersidad d ebe in culca r se po r l os m aes tro s a l os ni os cubanos la ve rd ad histrica ir re b a tible d e Que po r s u p r opio e.sf u erzo co nqui s t e l p u eb lo cubano s u independencia y desmenti r se, r o tun damente, la falsedad d e que Cub a d ebe s u in dependencia a l os Es tad os U nid os R ealizndo l o as l os c uban os estar n ple nam e nt e convencidos que d ebe n es ta R e pbli ca q u e di sfruta n ica y e xclu siva m e nt e. a l p r opio esfuer z o n o l o del Ej r ci t o Lib e rt a d a r s ino t a mbi n d e l pueb l o d e Cuba, por Que nuestra Gu e rra Lib e r ta dora c u bana d e lo s Tr ein t a os y llamamos as los hi sw r iado r es cubanos conte mp o r n eos a es.1 gran con tienda q u e se ini ci e l 1 0 de oc t ub r e d e 1 868 y se t e rmin a l se r abatida la d o minaci n espa ola de Cuba e n 1898-, no slo pudo ll eva r 30 se adelante por l a s u pe ri or capacidad de s s jefes y po r el sac rif ic i o y h e r os m o d e s u s mambis e s. sino po r oue cont con un a may o ra absolu t a del p u eb lo d e Cuba. No es cie rt o Que la R evol u ci n Cub a na, en s u final d e l pe odo d e l 95 a l 98, la r ealizara una min o a. A una minor a se r e duj o, s, en la primera e t a pa d e l 68 a l 78, en l a que l o la s pr o vinci as or iental es pudieron ponerse, y parcialmente, en pie d e g u e rr a; pero e n la segu nda etapa, en t o n ces ue un a may or a absolu t a, may ora de l p u eb l o, n o combatiente t o da. pero si au xi lia r eficacsima de la R evo lucin. una vez sub l evada t o da la Tsla d e Orient e a O cci dent e, despus d e la tr i unfal campaa de la In vasi n Y aue fue as, lo prueba de ma ne r a e l oc u ente el h ec h o de q u e c u ando el ge n e ral M a r tnez C a m pos se conside r fracasado y se al a W ey l e r co m o el ni co h o mh re capaz d e poner mino a l a R evol uc n. W ey l e r co n si d e r indis Por e/ Propio Esf 1J Conquist Cuba J por E M TLIO ROi p e n sable e l e xt e rm1111 0 de l a p oblacin c ub a n a, porque saba que mi e ntra s el pueblo. e n l os campos y las pobl;,ciones, estuvie r a al la d o d f l Ejrcito Libertado. t e no podra ser de rr otado po r E spa a. P e r o a pes ar d e fo san, gui n a ri a y c ru elsi m a r eprC$i n de W d e r. e l pueblo co nt in u apoyando al Ej r cito L ber tad <> r y t e pudo hacer fr acasa r es tr epitos a m e nt e a l sa n g uin ario militarote. Y es t a m bir" n verdad i n co ntr overtible que N o r teamrica, Estado. si n excepcin d e n in, gu n o d e sus gobie r nos. fue e n todo tie m po ene mi go d e la independencia de Cuba mu y con traria esa actitud a l a ; tb i e rta y ge n e r osa. d e l p u eb l o n o rt ea m e ri cano e n favo r d e los pa tr iotas li b e rt ado r es .Aun que e ll o parezca i n creb l e, e n varias ocasio n es m e h e visto obliga d o a r e futar, con pruebls in co ntr o v e rtibl es. la m en tir osa t esis de la gra titud que d ebemos a los Estados U nidos po r ser e ll os l os que n os di e r o n la indepen, dencia. Y lo ms g ra ve es aue esa falsa tesis h a s ido m antenid a p o r altos funciona r ios d e nu es, tr a R epb li ca politiq u e r os y d esgobe rn a n t espreocupados ica m ente en disfrutar s u s posiciones gu b e rnam e nt ales aunque sea bus ca nd o pa r a l ograrlo el apoyo del gobierno de W as hin g LOn 1 traid o r es) por ta nt o, a su patria. E ntr e estos fi gu r an un "bri gadier d e l Ejrcito Liber t ado r. que se ha.ce pasar p o r "mayo r ge n e r al" g r ado que "conquist" en un a d e l as r ev u e lta s politiqueras q ue h a r>ade cido l a Re bli ca ; y un emba jad o r d e C u ba e n los Es t ados U n .idos. Par::i escl; u ece r esas m enti r osas afirma.cio, n es p u bliq u e l ao 1 950 mi libr o Cuba NO d e be su in dependenc i a a l os Estados U n i d os, tra bajo aprobado por el N o v eno C ongreso Na, cional d e H isto ria d el qu e se han publicado }' d os e di cio ne s Cuando se reanud en 2 4 d e f ebrero de 1895 la guerra l ibertadora, S agas ta est en el poder e n Espaa El ge n e r a l C alleja, de cap tit n genera l e n Cuba. El da 25 Ab a rzuz a, mini st r o d e Ult r a mar, calific despr ec iati vamen t e a l os l ibe r ta dores c uban os de "b a nd o l e r os y a la r evol u cin d e "a c t os d e bandolerismo". Int e rp e l ado el Gobierno en e l S e nad o, e l da 28, S atasta, pe t ulante m ente, expres, seg n ref iere Or te ga R ubio, q u e la tentativa ha sido un a loca int e nt o na que perecer asfi xi ada por fa l ta d e a mbi en t e en la opinin, y s u s a ut o r es se n c astigad os ri g ur osame nt e, pues l a ley debe se r inflexibl e cont ra t odo aq u e l que p r e t enda ;,t;;, ca r l a integ rid a d d e nuestra querida p.ltria ". 8 ;: ind o l e rism o .. y "loca. in t en t o n n \ > im pidi qu e e l Gobierno, si n pedi rl o C alle j a, se dispu siese a mandarl e 6,000 h o mbr es, pa r a reforz>r l os L l,66 1 con 916 o fi c i ales q u e, se g n Ortega Rubi o, ex i st.i n en l a I sla Si lve l a y R o m e r o R o ble do, s i vier: 1 n l a g ravedad de l as ci r c un s tan c ia s y e l ltiai o pi di, en primero d e marz o. e l e nv o inm e d ia t o d e 20,000 hombres. Martin e z Camp os e;um que el slo a nun cio de sa lid a de tr o pas
PAGE 32

erzo de su Pueblo u Independencia DE LEUCHSENRING Al fin el G ob i e rn o se co nv e nci J e l a g ravedad que t e na e l m o vimi e nt o rev oh1do 1n rio ", y e n e l C o n sejo d e M inistros d e l da 3 acord mandar a Cuba e l crucero Reina Mer ce d es y 8,5 00 hombres, seguidos de otra e xp di ci n d e 1 ,500 y la promesa a Call eja de 1 0,000 ms Como dice Ort ega Ru bio por la t <.> r pe p ol tic a d e l G ob i e rn o de S agas ta y del gene r a 1 Call eja e n Cuba, e r a na tur al se plantc,se ia crisis" Y a l P a rtid o Liber a l susti tu y d Con se rvador. y a SaJ?asta, Cn ovas el 23 d ~ ,a a r, z o. Y M a nn ez C a mp os, prncipe d e la rni li,i a espao l a, r esta ur a d o r d e la m onarqua, "r,a;i ficador" de Cu ba fue n o mbr. 1do el da 18 pa ra prevenir la insurreccin y m e n o.; p a r a dominarla ". C o m e nt a nd o estas palabras dice Ort ega Ru bio que "durant e el gobier n o d ~ Callej a la p ol ti ca ) l a administracin se en c o ntrabttn e n un ve rdad e ro d esco n c i e rt o ", Las espe ranz as puestas e n M a rtn ei C ,11 11, pos se dP..svanecieron bien pronto. Y W ev l e r fue nom b rad o cap it n ;;cr,er;d d e Cuba, firm ando la R ei n a R ezc nt e ;u n om bramiento e l 19 d e enero d t 1 896, l o : 1 ue s i g nific nue vos y c uanti osos e n vos de tropas, co n l os. ne ~a ti vos r es ult a d os que el Je..;t ~ ':c<.n n, proba r d e t .1 ll ad1me nt e. El p r esi d e nt e del C onse i o d e M inist r os d e E spaa Cn ov a s d e l C astiilo, r espaid :: : bicr, ta y t o ta l m e nt e a Wcyler en s u dificil s imo emoeilo d e poner fin a la R evol u cin Lihtr, t a d ora c ub ana. Y pu e d e d eci r se que nin g n jefe Je cjr cito. hasta entonces y e n Am r ica. hab., l o, r ado t ener bajo s u mando tan elevado m e ro de hombres y d~ ele m entos de g u e rr a, co m o e l Marqu s d e T e n e ri fc. C on los hist o ri a dor es espao l es a l a vi s t a, p r ecisare m os n oso tr os b.s fu er z as que se. le en, vi:uo n y co n que con t We y1e r E l primero d e agosto. seg n Juan Ort ega Rubi o, "Cn ovas a nunci que e n septiembre salJ r h de E spaa una expe di c i n para Cub a de 4 0 000 h o mbr es y en n oviemb re otra de 20,000 "'. E l 1>ropio h isto riad o r r elata que en C o n se jo d e M inistros de 21 d e oc t ub r e, pre si d ido ot>r la R ei n a, "dij o Cnovas que so br e los 200.000 y tant os h o m bres o u e tena a s u s rden es W evler antes d e fin d e aiio se pro, po na P I gob i e r no e nviar nueva expedici n d e 25,000 ". En cuanto a "l os ba reo s de gue rra oue hub o e n aquella I sla durant mi m ando ", dice W ey l e r e n Mi m an d o en Cuba, e ran: J cru ce r o protegido, 5 crucen>s n o protegidos de 1 *, 2 c ru ~eros n o protegidos d e 3i:a 3 cao n e r os d e lr;l .. 7 cao n e ros d e 2a. 1 24 caone r os de 3ra., 6 c:u)o n e r os torpederos. 6 l anchas. 2 po nt o n es~ 2 r emolcado r es, y un tninsporte. Ant es de intervenir los Estados Unidos e n fa co nti e nd:'t hi spanoct 1 ba n a. co mo consecuen, c ia de la R eso lu ci n C o n j unta, aprobada po r e l Congreso norteamericano e l 18 d e aoril de 1898 y sanciona da por t Pr esiclellte M e Kin, lcv e l d a ?O. l a eco n oma v la h ac i e nd es!la olas se h a ll aba n en olena ba n carro t a h abi nVALER I ANO WEYLER, SANGUINARIO ENE MI GO DE LA LIB ERTAD D E CUBA
PAGE 33

La p rim era vez que los j venes norteameri canos se encontraron co n Eu r opa fue duran t e la Primera. Guerra Mundial, Mu chacho nes de Iowa y Arkansas, lllinois y Virginia N or th D akota y Arizona, que nunca haban visto e l m a r ni salido de s u s peq ueos poblados, fueron entrenados con rapidez en el arte de la guerra y enviados a ultramar Avanzando luego por l os campos de Fr ancia y retr ocediendo por Ita lia, de reojo corrie nd o o mientra s desc a nsaban e n hospita l es de sang r e, conocieron l os museos y l as catedrales, la s viejas callejuelas e mpedra das y los cas tll os m edievales, dond e se ense ore aba por e n cima de t odo, un manto de a lgo intangible, desconocido, que resultaba tota lm en, te nuev o y por l o mismo, subyugante, con l a a t raccin imantada de l o e xti co : la tradicin. Puebl o joven, sobe rbiam e nt e alimentado en las amplias llanuras del int e rior del Continente americano, hijos y nietos de emig rant es de va riadas razas y nacionalidades, con un se ntid o prctico que l es standari za ba (y que l es hizo malos soldados) pero tambin con un parq u e de golosinas y comodidades que eran l a envi di a del Vi ejo Continente; retozones e ingenu os, cultores de la buena vida y h risa fcil, l a inmensa may ora si nti sus corazone s apre ta dos ante l a orden de retornar a casa. Algunos se quedaron, f o rm aron una gran familia vaga bunda y bo h emia ; intentaro n asimilarse a las costumbres y la tr adicin europeas, tal vez al ll ama do secreto de un ancestro todava palpi tante y fci l de r evivir. Otros regresaron -e n la dcada que yace entre el fi nal de la g u e rr a y el comienzo d ~ la c r isiscon el jaz z n eg r o y los bolsillos llen os de dlares, a conquistar con dinero ese algo intangible y desconocido e n USA, la tradicin europea de cultura, l a que camina por las viejas cales y se encarama en l os antiguos balcones; l a que en ca da p i e dra y en cada recodo, guarda el recuerdo de la hi sto ria de esos pueblos, la vida de sus h r oes y la angustia de sus a rti stas. R eg resar o n a red esc ubr i r lo que una pupila abierta po r el pnico de la guerra haba captado sin ver. De entre ellos, de ent r e los que permane, cieron o regre&.,ron, s.a l e esa multitud de seu .. do int elec tual es, propagandistas del ta lento ajeno y la propia capacidad para beber si n emborracharse Tambin salen l os Hemingway, D os P assos, Steinbeck, Caldwell, F a ulkn er, Sa royan, W olf, P ound y Elliot, l os que se deno minaron "generacin perdida", hijos legtimos de una tradidn m s joven, sin s ptina que l a que otorga un siglo, descendientes de Haw tho r ne y de Poe, d e Wa lden y de Whitman, pero escritores de talla y calidad valores lite r a ri os dondequiera se les ponga El impa cto de la gue rra d e l bombardeo y la ametralladora, unido al natural espr itu d e portivo de Jna ~e n eracin joven en un conti .. nente viejo, produjo el desprecio a la vida en las corridas de tor os y en una nov e l a de gue rr a, es de cir 1 una n ovela de antiguerra, un reclamo ante l a prctica odiosa de matar para no morir, de matar sin ver, a ciegas ante l a vida, de espaldas a la m u e r te, d e matar sin saber por qu ni para qu; un reclamo ante la prct i ca que, de n o venir dictada por ese 1 era ora n I e 1ca en p por ANDRES MON!TllSORl F. Erliest Hcmiugway escri t or no1teamer i cano que d esde hace v:1r i os anos vive en Cuba.

PAGE 34

ente d e nomin ado hes ta do m ayo r" s e ra c ata, l oga da co m o a s es inato N o fueron mu chos los norteame ric anos que vi st ieron unif o rm es militares para ac ud ir a Europa a sa l var a los p a ses d emocrticos" de l as a m e naza s del militarismo prusiano. Nin g un o d e l os que fu e con o ca l as intimidade s del m eca ni s m o eco n mico que funcionaba por e ncima d e s u s int e r eses y que. una vez. hec h o e l ba l ance, det e rmin la conveniencia de inver ti r el ca p ita l n ecesario para que los Estados Unidos de N o rt e amrica, aba nd o nand o s u te, rr i t o ri o, in g r esa r a n en un conflicto b ti co qu e cos tada, adems. a l g un as vidas de jvenes nor, t ea m e d ca~os. L a hi s t o r ia posterior, e n l a se g und a mnad d e lo q u e va co rrid o del sig l o, h a visto fun ciona r a ese mecanismo econ mic o en div e rs as l atitudes y ya la sang r e de los venes de l as praderas del m edioeste o d e l su r de lo s Es t a d os Unidos de N o rt eam r ica ha regad 9 ca mpo s t a n di s t an t es de s u lu gar de na c imiento como el nor t e afr i cano, l a pen s u la co r eana y s i se d esc uid a n e n c u alq ui e r m o m e nt o es t arn e n o tr os s it ios defe nd iendo in c ereses q.ue n o son l os propios D e este primer co nt r1cto con Europa y l a g u e rr a, s ur gieron u n a se ri e de n ove l as c u entos, obras d ramticas poesas. J unto a "Si n n ove d a d e n e l frente", L os q u e te amos 15 aos", de Erich M R e mar que y E rn s t G l aesse r, s u rge e n Estados Unid os de N o r te;imrica una nove la que a d e m s d e l tr asu nt o e m ocio n a l y e l co n flic t o ambiental d e l h ro e n o r tea m e r ica n o enfrentado a las gen t es eu r opeas, denu n cia c ru d a m en t e la s prcticas b licas y co n s ti tu ye l a pri m era apa l' icin de una n ove la a nti -g u e rr a entre l os escrito r es q u e fueron al frente de bat alla co m o cor r esponsa l es de g u e rra o e n l os se rv icios de las mi s ion es m di c a s. "Adis a l as a rma s d e H eming way no es su ni ca novela anti li ca. Ao s mits tarde cua nd o a l a mp a r o de l a o int e rv e n cin ", lo s e j r ci t os fascistas se ejercita r o n e n la ~u e rr a moderna y el bombard eo d e ciud a d es abiertas, probando la e fic ac i a d e su ar m a m e nto sob r e e l d es d icha d o pu eblo espaol, j unto al co ro de r ecl amos d e l os pueblos del mund o, so lid a riz.nd ose co n l a R e pblica de l a M adre P a tr ia, e l laur ea do escr it o r norteam e r icano vu elve a la carga y se un e en la d e nun cia de los pr epara tivos d e la m ayo r carnicera d e .q u e ti e n e noticias la H is tor ia. Pr i m e r o una obra de t eat ro en q u e po pu l ariz l a expresin d e M ola, "La quinta colu mn a'\ y luego un ;:i novela '' P o r quin do b!an las c" mpanas Con el transcu r so d e l os aos, cons um ada l a d estr u cc i n d e la R epblic a espaola. lu ego de ini cia d a l a agresin fascista, l os jvenes n o r tea.mericanos regresaro n una vez s a Eu .. ropa y fu e r on adems despa rram itdos po r l a s i slas d e Oce a na D e n uevo se e n co nt raron co n los horro r es d e un a gue rr a que, e n s u ma yora, no co mpr enda n y d e nu evo se les dij o que h aba que l ucha r p ara que n o hubi e r a ms guer r as. N:uu ral m e nt e, en es ta ocas in e l es, ce n ado d e las islas del P acfico les caus un impac t o m ayor q u e l a vieja Eur opa, y e n la nu eva generaci n d e escri t o r es nort ea m e ricanos su r ge n un a so.re de novelas a ntib licas de cie r, ta importancia, en m e dio de la ma)' O r can tidad d e ob r ~s que ja s se haya dado sob r e este tema e n nin gu n a o tr a par t e. Los esc rit ores europeos, ya desgasta d os sobre este tema, au n, q u e i nsi ~te n en s u s de n uncias, no supe ran la ca lid a d de l as p r od u ci das d esp u s d e la Prim e ra Gu e rr a Mu ndial. D e lo s esc ri tores sovi ti cos, aparte d e V ass ili Gro s man con "A os de gue rra : y B or i s P ole voi con "Un h omb r e d e ver d a d ", l as d e m s ob ra s son ms bi en cr ni cas de guer ra r e lat os di he c h os vividos do nd e se descr i be. y cueni,n las an d o t as desconocidas y a n n imas d e su p u eb lo e n l a m ayo r co nfla, g ra ci n de l a hi s t o r ia m o d e rn a lu c h a a la que i n g r esan co n scientes q u e es co ntra su pueblo co ntr a quien es t n enfi l a.dos l os caones de la d es tru cci n masiva d e la s pot e nci as impe.ria .. lis us. L os esc r ito r es norteameri ca n os concu rr en, pues, a l a d e nun cia b lica co n renovados br os y san gre jove n. Norman M ai l e r Jam es Jon es y H e rma.r, W o ~1k. qu e s on precisa m P nt e la s a lt a sig nif icaci n e n l a ac tu a l esce n a li t r aria de lo s Esr,-dos U nid os d e N ortea m ica, e sc ritore s de ml'S de una n ovela, de s dicen en s u s obra s "Los d es nud os y los mu e rt os" "De aqu a l a Et e rnid ad" y "El M otn del Ca i ne", r espec tivamente todo aq u ello que l os merca d e r es de l a g u e rr a h a n pretendido re ves t ir en la l u cha ent r e l os pueblos, los h o nor es g r at uitos a una bandera l as hazaas de la. juventud en e l a ses in ato de o tr os jve n es y las fin"lida d es humanas de lleva r a o tros confi ne s l os p ri nci p i os de "democracia y liberta d" Nun ca nadie invit a un a j u ventud a i r a l;:i g u e rr a con men o r es argume nt os y con m s propaganda. S e olvi d aro n, eso s, que duran t e -,.w-i,Gs ; :.\ 11 0s m ient ra s otros p ueblos l u c h aba n par a -so b r ev i vir de l a ag r esin fascista, l as c iud a d es de los Estado s Unidos d e N o rt ea m r i ca se ll e n aba n d e ca rt eles de p r opaganda blica sin s ufrir no digamos _un bo mb ardeo, pero ni s iqui e ra una a larm a ae rea.. D esde l u ego q u e ser a pueril hacers e la !dea que l os jve n es norteame(icanos haya n ido a la g u e rr a inflamado s d e esp r itu belicista. L a prop aganda, p o r in t e n sa que se a pu ede m uy bien vender un dentfri co nu evo, pero dif, c ilm e nte podd co ,,v e n ce r a nadi e que se de je m;:icar e n a r as de un os idea l es q u e so n bue n os para co mp a rtir slo en vida Su e n c u e ntro con la r ea lid a d d e l campo de batalla, por muy bien aper tr ec h a dos q u e se v aya, d ebi p r o du ci r l a n atu r a l r epulsa y e x ace r ba r e l sen tid o d e con, s e rva c in q u e es tn manif ies tos e n l as tr es no ve l as a q u e n os r efe r imos E n "Lo s des,,udos y l os muertos", adems d e hace r una descrip c in d e l estado d e nim o e n q ue entraban en co mb a t e l os so ld ados norteam e ri ca n os, co n oce, d o r es de su retagua,dia e n l as ciudades donde s u s muj e r es, aba nd o nad as a l a bue n a vida, no l es o fre ca n gara nt a al g una de segu ri dad en la es tab i lid ad de sus r espectivos hogares; ad e ms, r epe t imos, d e una c ru el des c ri pcin de l o q u e ha dado en ll ama r se "th e americ"n way of life" como un fi n al sorpresivo que l e ti e ne r ese r vado a l lecto r lu ego d e la angu st iosa lec, tura d e ce rc a d e 600 pginas, N o rm a n Mail e r d espac h a una au t nti ca tomadura de pelo, se ensa a co n 1os militarotes y prod u ce un a s en s aci n d e a m a r gu ra y d esa mparo que e xplica y j u s t ifica l a sico l o~a de s u s personajes Jame s J o ne s s ita su nov e la "De aq u a la Et e rnid a d" en e l escena ri o d o nd e caye r o n las prim e r as bombas japonesas sob r e un a p o blaci n n o rt ea m e r ica n a Su s pe rs o na jes so n soldados de prof es in ge nt e que se h a e nr ola d o e n las filas del ej r cito co m o un a m anera ms de obtene r un sa lari o para v i vi r. Al g un os d e e ll os h a n odo hablar d e la gue rr a en Europa y creen e n la po s ibilid a d r eal de q ue a ellos tambin l es lle gue la hora de lu char P e ro d e la co n cepci n d e la g u e rra t ri ca a l a pr ti ca; de los partes d e gue rr a l e os en los peri dico s a l os que se esc r i b en co n sangre e n e l campo d e b ata ll a, naturalm e nte surg e n conflictos d e variada s es, pecies, e ntr e l os q u e prima co n fuerza irreduc tible e l sentido d e la vida y l os concep to s sob r e los qu e se b asa. D e l a inut ili dad d e l e ntr ena mient o y l a p r eparaci n para la g u e rra ante cualq ui er est mul o aut nt ica ment e vital y por encima d e tda ot ra conside ra cin ra ciona l, el h omb r e, la mol ul a m s impo rt a nt e e n el m e canismo d e la gue rra se reb la contra un des tino que le es esencia lm ente co ntr ario, m o vido precisa m e nt e por l as fu e rza s s p ut as d e s u ser, incurri e nd o e n ac to s que, d a da s la s circun s t andas, l e dan una categora qu e siendo huma na, p o r a nt epo n e r se a l os intere ses de la g u e, rr a l e d enig r a n y d es truy e n. E l caso de "El Motin del Caine" es se m e jante e n ciertos aspectos H erma n Wouk sita su novela en m e dio de l a flota no rte a m e ri cana d el P a cf ico Sus personajes se muev e n dentro d e l as ms viej;is tr a di ciones marinas, donde se imponen principios conv ivir en un mundo q u e necesita la paz 33

PAGE 35

r S OBRE la larga playa de arenas g ri ses. s u c ia s, s.1lta n l os negros gallote.< hur gando en los montones de basura. Un agua oscura tr epa la ladera de arena en _colrico s espuma r ajos. E l Ocano Pacfico tiene colo r de pizarra y nub es hajas oc ult a n e l cie l o. Al final del largo mue lle. cuatro gras espe ran l os barcos de la Flota Blanca para ll enar l es el vientre de ra cimos de bananos. Desde aqu, P u erto Armu elles es una hilera de casas de madera amarillas o verdes, co n techos de zinc verde o rojo. Pero sta es sl o una seccin de la capital y puerto de emb:i r que de l a United Fru i t en la provincia pana mea de Chi ri qu. Si se cami na hacia la iz quierda, se encontrar la lar ga calle, a o rill as del mar, de l<>s obreros portuarios. Es Silvcr City, con sus exc us ados, sucias casetas de zinc con un hueco en e l piso de ce m e nt o, e n m edio de 1~ ca ll e E ntr e las casas d e dos pisos. donde las familias de los es tib adores se hacinan, se descubre n h ediondas canales de ce m e nt o p<>r la s c ua les r esbala n el a: ua y l os dcs1>erdicios de las cocinas y l os lavaderos ha cia l a playa. f> c r o s i las f ;1 milias
PAGE 36

., .,>_ r El Feudo Panameo de la United Fruit Por Gregorio Ort ega A ,_ .. ,,, 'lk '' Fotos de Korda \ slo ti e n en excusados pb li cos. l os moradores de R abo de Puer co y Pu eblo Nuevo, a la de, r ec ha d e l mu e ll e, n o tienen otros exc u sados que l os tupido s m a n gla re s sobre b s dunas. Rabo de Pu e r co )' Pu eblo N uevll no fueron planeados por l os in genieros de la empresa b:tn:rncra. H :ln su rr::ido e ntr e l:t s pied r a:y la arC" n::i si n calles ni :tlineacibn. en un abigarra, do m ontn de tabla s podrjdas y la t ones. Es cl mu n do r ev u elto de los q u e han venido busca nd o t r abajo )' se h an q u e dad o para ga, n ars c la vida co mo pueda n. M ,1s all hay co, cota l rs y cst: el m on e e firme. breoso. cnma, raado. La muralla de se lva que separa la po h l acin de b s finca s bananeras :t va r io s kil metro s de d i s tan cia Tr epamos por una de las calles que part en de l a playa. D e l os h alco n es c u e l ga r opa r ecin bvada y e l vie-nto orea m ;ln t as de co l o re s ten didas sohre sogas A un l ado de la estacin del ferroearri l hay tugurios dlll1de fren toni l bs de maz y c hi cha rr ones de mant eca de p u e r co. Tra s mampa r as de tablas descoloridas billares cantinas y negras se ntada s en ta huretcs, ,A u c mir:in con in:-i:-tcncfri a l os tran, s.tl'l:t('S , ;a

PAGE 37

1 ' ;;;:--------! t r I J ., .. ----. t ' 1 I Silver City. Las cas.1s de los obreros portiulrios Casas des1artladas donde conviven varias ge11cra~io11es en un.a sola habitacin [7"" lid!! .d"'-

PAGE 38

} Siguiendo los r ieles de l ferroca rr i l se lle_ga :i. grandes naves re c hin ;1ntes de po l ea\, y m oto. r es, donde se r epa ran l os equipos d e la Com paa, y luego se entra e n Go ld R o ll )a secc in de l os tcnicos y f un ciona r ios nort ea meri cano~ de la United Fruit, Cales asfal t adas en s u ave pe ndi e nt e, calles ond ulantes por' co lin as cu hier r as de rboles frutale s y macizos fl o rid os, be ll as c.,sas d e ampli os porta l es y a l eg re s i ar, dines. N os d e ten emos ant e un largo edificio r odea d o p or un parque de verde csped con canales y columpios. R umo r d e colmena: una escue l a para q u e los hi j os de l os a l tos emple~ d os de la United Fruit aprendan e n ingl s la Hi stor i a y la Geog r afa de los Estados Unidos, d e espaldas ,a los m edos banana l es, d o nd e miles de indi os y m estizos tr aba j a n para e ll os F. n un ca rr ito de lnea nos vam os hacia las fi n ca~ Atrav es:a mo::. m o n tes de espesa ma l ez.a, p asa mo s ju nto a un matadero y e ntram os en l os primeros bananales, Un b un galow grande ele desag r adable co l o r amarillo e n medio de ja rdin es.' Es la casa dd "m a ndador" de la fin ca. Al fo n do se e xti e nd e un h e rmo so n aranj al. Chi:1ri Palacio Salinas d indio g u aym que no:; :-icomp:ia. nos d i ce que aunque :-e cai_g: m pndridas las fr ut as, ning n trabaj ado r de la fi n C':1 pued e tocarlas s i n n q ui e r e ser prr~c-gui cln por las autorid a d es d e l feudo Saltamos del car r ito en el primer Pr oyecto como 11 :u n:i n :i los campamc.nt m det r :ihaj:ldo, r c-s Fr rnte :i ll050 tr o:$.e kv:lnt:i un g:tlp n A ll se cncucnt ran el tanque clo n afilado y e n or m e vient r e .Desde o tr a, un nitio de c a he.za de s m esur.tda, h idr o<:clico, nos mira con ojos acuosos. M o~i nd ose e n medio de una turbia huma r eda de l e a verde un indio cocina. A sa ph\ ta no s A su lado, un t r o z o de carne a hum ada se sancoc h a en un a calde ra. Dnde compra n s u s alimen t os y r opas lns i ndi os? -le preg untam os a Chiari P a l acio. -E n l os "co mi sa ri atos" de la Co mp aa. Los nicos co m e r cios que p u eden exis tir e n las finca s ba n ane r as son l os establecidos por l a Un i ted Frui t As e lla r ecob r a hasta e l ltim o ce ntav o que paga e n sa l a ri os, con l as mercan~ cas que importa li bre m ente por Puerto Ar mu e ll es. Y h ay algo m s grave: no obs tant e q u e l as leyes pana m e ,'ia s p r o h iben l a aper t u r a de cant in as en las zonas agrcolas, e n los "co niisariat os" se ve nd e n bebidas a l coh6 li cas. Es l o nico barato en l os "comisariatos" ~ la comi,. da y :a r opa so n ~a ras; pero l a b ebida es ba r a ta. Los viernes, despus de cobrar, los indios, :1gotados por el t e rr i ble traba jo d e t oda la se' mana y sin m e di o alguno d e d ive r sin entre l os platana l es, l e j os d e c ualqui er pob l acin se dedican a chupar". Y se beb en hasta el lti mo ba l boa. Otr o g u aym nos exp li ca qu e la Chiriqu L and Company, l a empresa subsidiaria de l a Uni t ed Fru i! que exp l o ta estos bananale s, da, sifica sus e mpleado s y o brero s conforme a una esca la q u e ti e ne cuatro peldaos: e l "r o ll de o r o", formado por los n ortea m e6canos y altos f un cionarios e x tranjeros; el "roll de plata", emplea do s panameos d e segunda categor a; el "r oll Qe cobre", los trabajadores d e las v:is f rea s, l os obreros que arreglan los c., min os y r ecoge n l os frutos; y lo s indi os guayme.<, el ltim o escaln, d e dicad os por la Compaa ,ex clu,ivamente a l r iego co ntr a l a Sigatoka. Cada uno de es t os estra t os socia l es h abita en l ug;Hts diferentes, tiene sus co m e r c i os ap.1 rt e. L os em pleados del "roll de p l ata por e j e mpl o, n o puCden asistir a los dubs y r es taur::inc cs de lc ,s nnrtcamericanos del "r o ll de oro", Entr e l os trabajadores del "r oll de cobre" y l os g uaym cs la Compa i a se preocupa tenazmente de es ta blecc r diferencia s que los divid a n y enfre nt en nt os trabajadores tiene la Chiriqui L and Co m pany? -U nos cinco mil ochocie,>tos en la pro vincia de Chiriq u en e) P acfico, y un os cua, tro mil en l a costa del Atlncico, e n 1~ pro vi n ci a d e Bo cas del T o ro De ellos, ;cu nt os se r n indios? Aqu e n Chiriqu, ms de mil cien .An tes e r an casi el d oble. P ero la Compaa h a ido red u ciendo su n mero desde l a huelga de 1953 Ahora l a United Fruit est ha ciendo investigaciones co n helicpteros a ve r si puc de realizar las f umi,gacioncs del caldo contra la Sigatoka desde e l a ir e y as evitarse l os sa !arios que paga a 1 06 guay es .. -;,Cmo fu e la hu elga de 195,? T odos los indi os guaym es fueron a l pa ro e n l as fincas bananeras. La huelga dur quince das. Se perdi porque los dems tra, bajadores de la empresa no nos dieron el ne, cr:;;1.r i o r espaldo. No sup im os unirnos todos. El dirigente de la huelga, mi her man o Vice'.'' te Palacio, estuvo seis meses preso. Despucs ha estado preso en tres ocasiones: una vez. tns meses, o tra n ueve y ot r a un ao. Lo co n dc n:ir o n por ";if!it:tdor. C:ida vez que se accr, caha a l a finca, la s autoridades l o "agiieitaban". Todns la$ n.utoridadcs de por :\q u c~t:ln man gont:i.das por b Compaa Qu i ere u sted sabe r hasta donde ll c:an? Hay un caso histrico en estas tierr:is. El de Flix Polanco. Desde jove n trabaj en la s fin, cas bananeras; por sus luchas e n defensa de las rcivindic.acioncs obreras, especia lm ente las de los m:\ s op rimid os, los indios, fue desped do y exp ul sado del feudo de l a United Fruit. E nt onces Polanco tuvo que ganarse la vida co mo fot(lgrafo ambulante y ve nd edor de ropas y zapatos en tr e l os tr b;1jadores de las fincas. La Compa:t lo persigui. Lo cnca r <:clab1' n a menudo y k imponan mult.ils que. no po
PAGE 39

I n d ia g u aym. F u e t rada de sus montaas natales a vivir e n un bar:-racn en me d io d e l os ba n anales Gonzlez, p o r or d e n d e l a Chiriqu L and Com, pany, l e prohibi en trar en e l di s trito de Bar, donde estn las plantaciones, y cada vez que traspasaba sus lmites era correteado y amena, tado. Un da, acorralado, e n la may o r de ses perac n despu s d e vario s da s si n t e n e r CO" mida qu e d arle a s u famila, se a h o r c e n e l patio de l t u g u rio donde viva, d eja nd o un pa, pcl co n la s ig u ient e acusacin: "Son resp o n, s.1bles de mi muerte quienes me impidieron t r an si tar librement e po r e l di st rito d e Ba r d o nde ganaba e l pa n para mi s hij os", Un cri m e n m s d e la U nit e d Fruit Y. s us se r vido r es . Uno de l os trabajad o r es q u e co nduc e n l os c:trritos a moto r q u e sirve n de vehcul os e n" tre l a s fincas nos explica: La United F r ui t ha o rg a nizad o un sin dicato patronal. V a ri os obreros que t r at ar o n de crear un sindicato indep e ndiente fuer o n lespedidos e n m ayo y junio d e 1955 Per o no se ha co n t e ntad o co n eso. S e ha consag rad o a p r eparar d i rigent es sumisos. Se l eccion d os indi os y l os e nvi a es tud ia r A g r ono a y A g ri cul tura seg d eca, a s u s in c:i~ e n H o n, dura s. All los m :. ntu vo tres aos. A o tr os d os l os mand para que se h i iera n pr ac ti c ant es de M ed icina e n P ana m. El ob j eto ve r dad e r o e r a co n vertirlos en tr aidores :t s u pu e bl o. U n o d e e ll os p r incip a l m en t e se ha de s t ac ad o : se llam a R eina l d o D z. Anda s i e mpr e r o d eado de un grupo de quinc e > n o ti e ne o tr a misibn que estor bar l a unin d e los indios p a r a d e fender sus intereses. lnt eg r .1 n un lla mad o Co, m i t Perman e nt e, asesor~do po r a l tos e m pica dos de la Compaa, que prcdic.1 la sumisin a la U n it e d Fruit. Por un a escale ra d e mad e ra ll egamos :, a ve r a n da corrida a t o d o l o largo de la cas.1, a d o nd e aso ma n las puertas d e l as h abi t acio n es de los indios. Son c uartu chos de pisos de tablas, c r u zad os por hamacas. El sucio cu hic r t o d e trapo s y fraz a da s. All se haci n an l os trabajado~es. vivie nd o :i veces h:i ~t:l d iez e n un a posen~o. 38 Ya en m edio de los platanales, cami na oclo a lo br go ar e n los ca rr os de Jnca p or las finc:1.:-. N o los bajan C:'11 lr1 s h;irr:,cas p:tra q u e n o t engan que m l:'t ciar-" con l os ind i o~ P e r o llama n a un cho li tn h:1_;;.t,1 e l e:i r r o ) l e pr eg u nt n n : rn o te tr;l.t:ln? f:I indio, c u : rnd o ve ta nt o gri n go. s e :l.~u~t.l y n o s :-1h c q u d ccfr. m ,1 t.:: tr at:t n ?. le vudv, n :l i n t r r r og:i r El c h nl ir o, que n un c;1 h ;1 c-.-:,pcr:idn nad:1 hu cno c k los. g r n t! Os. r C'spondc r I ra h o : ''hkn" Y l : M ro m i Eionts :--e m:1r~h:111 contrnta~. fr lk1., <.k b nh ra cid l i, z:idor:i" qu .:: r c:1liza n en la:-"dva-' tr opi.;a k ;:;. Dc:-
PAGE 40

. Una cruz sin n o m b r e. Un indlo que m u l'i destr(lz:ido por un a lo co m o t ora ban.:t n cra. Las fl()res l as han coloca d o sus compaeros guaymes

PAGE 41

Cae la tarde. Hombre s y mujere s regre san a sus c ampamento s c~minando lar gas horas p o r e n t re los pJat.lna l es ka, las mismas casas amarillas para tos indio:-:.. Rodc,uidolo t odo, el tupido platan:il. Los indios n o cra n una sola f!allina. un cerdo? pregu nt amos La Compaa l o tiene prohibido Si un ob rero tien e una ga ll ina o un cerdo, lo ob li ga a matarlo o l o despide. No se ruede ~riar ningn :tnima] en las fincas. Slo l os e mp ica, do s de primera c;itego r a pueden t ener av'cs ~n l os p atios de s u s cas-1s. T ambin la Compa fa p-o hih e cultivar c n s u s ti e rr a~ a l os tr:t h;ijadore,. La Compaa ti e n e mucho momc .. .. v 1r ge n en r eserva pe r o se mega a que sus ob reros siembren aunque sea u n pequeo huer to. A los indios que han pre t endido sembrar m a z, arroz o frijo l es, en terrenos de la Com paa, la Guardia Nacional los ha arrojado por orden de la United Fruit. La Compaa dedi ca a pot r eros para su ga,nado, o conserva en "reserva" cubiertas de monte firme las tierras que no cultiva de bananos. Cuando los indi os insisten mucho en sus peticiones de tierra, tum ba los mont es y los siembra de "caaza s" . La C o mpaa quiere que sus trabajadores de j n sus sa lari os nn-gramente e n l os .. co mi s., .. ria tos" Y mientra s vastas extensiones d el l atifun dio de la United Fruit yacen cubiertas de ma l e .zas o a l o su mo sirvie ndo de pastos a esca M I S r eses e n l os Hcomisariato~" y co m e rci os d e Puerto Armu e lle s, l os estantes se ven ates tados de latera co n etiqueta en ingls. Pro 40 duetos que podran se mb,rar se en la r eg ,on o susti tuir se por o tro s que podran cu ltiv arse en estas tierras. En un paradero, frent e a una bifurcacin de l a lnea, esperamos el tren que d ebe ll eva r no s de regreso a Da vid, la ca pi t a l de la pro vincia de Chiriqu. El aire, denso y caliente. es co mprimido por gruesas nubes que caen sob r e los platanales inmviles. P as-1 n indios po r l os trillos. Guaymes de pelo n eg ro lacio, pmulos sa li e nt es en l a ca ra r edo nda, labi os gr ue sos. morad os. Ti e n en el paso obstinado, recio. Un andar in ca n sa ble y firme, que algn a se fijar met as. La tJnite-d Fruit ha int r oducido en sus plan tacion es un nu e vo tipo de tract or para el aca~ rr eo de l os racim os. El tractor se mueve sobre eno rme s ru eda~ de goma llamadas "terrati r es" Las carretas carga das que arrastra tam; bin llevan esos mismos neumticos. A s se evita el maltrat o de l a fruta durant e su tra sla do desde el corte hasta l;is lneas del ferroca, rril, Lu ego cada ra c imo es lavado y envuelto e n bolsas plsticas que lo protegen, Los va gones que llevan l a fruta al muelle tambin so n a co ndi cio nados especialmente para que los racimos no sufran. En e l muelle se emplea una ca dena sin fin para elevar l os racimos a la c ubierta de los bar cos. La United Fruit se es mera en cuida r y p r oteger el oro ve r de de s u s plantaciones tr o pical es. Slo l e importan l os racimos de g uine o, aunque de cosecha en co scc ha cientos de g u aymes se pudran y mueran e n l os hmedos senderos des u s fincas Llega el tren. Lo forma n tres car r os impul sados por un ruidoso m o t o r Diesel. Ap e n as se p ued e penetrar h as ta el pasillo. Por d on d e quiera hay bultos, jaulas de pjaros, ces ta s y J!a ll os El t r en vue l ve a ponerse en marcha y se mu eve co mo barco e n mar picado, dando bandazos entre los platanales. Chiari P a la cio nos va contando m o la Uni t cd Fruit des pla z d e aque ll as tierras a l os pequeos colo n os panameos, e mpl eando to d os los medi os, si n de.sdear la violencia, para apoderarse de s us finc as o l a nzarl os a la miseria. N os relata mo l e vant la ln ea frr ea que pasaba por La Esperanza, d ejando a los productores in dependientes de l lugar sin m e di os de transpor tes para sacar sus frutos hasta los mu e ll es de embarq u e. Cuando t e rminan l os banana l es c mpi t! zan las tierras yermas, los r anchos co n techos de pa ja de arroz y se ra s paredes de t;iblas En la primera estacin, a nt e un pueblo de sco lo rido d e calles de ti erra, el vagn es a sa ludo por ni os con palanganas e n 1a s man os, que venden fritur as. Con dolorosa insistencia ofre ce n tortillas, bollos, tamales, chicha rron es, na ranjas peladas. E l tren prosigue su lenta mar c h a. A d e r ec ha e izqui e rda : callejo nes fon gosos. maleza, pa lm a de corozo, nu evos r :i.n, c hos miserables Campos in c ult os hasta el h o ritonte de negras nubes.

PAGE 42

' MI ENTRAS l as grandes potencias del mun d se debaten ent r e el principio de la coexistencia pacfica y la s amenazas de. una gue .. rra nuclear que puede exterminar la humani .. dad, un rosario de pueblos pequeos --s u bdes arrollados. en los trminos de la economa moderna pugna por resolver sus problemas ms elementales de vida. Para aquellos, s estructura de naciones dominantes est en reJa .. p rimer os y el amo r po r la paz de los segundos. Y un mundo nuevo se dibuja en el sonriente optimismo de Jos nuevos. Y en e J rostro deseo, nocido del ob r ero. Y el\ la terntira infini ta de la mjer Y en los dedos crispados del campe sino. Y en la mente perpetua del intelectual. Y en la in.gem.1idad juguetona de l os ni1)os .. Un estado de nimo nuevo. una conciencia distinta est presente. En el mundo de hoy el "DESARME PARA QUE LOS P US ILES SE CONVIERTAN EN HOSPITALES Y EN UNIVERSIDADES" cin directa a su predominio hegemnlCo. a su supervivencia total que mueve: a estudios di versos y a entendimien t os varios e n el sentido de aminorar l os peligros d e la mutua destruc cin, Para stos, que aun n o han encontrado el destino de s u existencia soberana, el mll'l1d o se reduce a luchar por el fin de sus grandes proble mas. Pero, para todos, por igual, la ase c hanza de la guerra es como una sombra per manern e que se proyecta sobre s us cabezas iner mes,. que avanza en la m e ntalid a d de los poderosos y se redu ce a polvo e n el sentimiento infinito de los humild es Y surge -co mo re, sul tant e lgica de la co rrela cin de fuerzas la espe ranza interminable de la paz que es de cisin y norma; pensamiento y fe; conviccin y destino El panorma mundial, tremendamente oscuro en el pensamiento de unos; meridianamente claro en el de otros, se agita a estas a l turas de su historia ent re la ret icencia guerrerista de los 96 poder de las armas se desgasta. En su lugar es t el poder de la razn y la ju s ticia el anh elo de az, la grotesca c aricatura de la m iseria. La palabra "d esa rme" cobra dimensiones extraor
PAGE 43

76 -1 t J t :.1 ,, r ___, _ l --e -------ac C:::l ~ ,.. -=.......... ....... i::. t : :1 _[-;l r en Q:t== :i C::'1 ... ---. e: : .. -sr. !'. 1 r ... En ) os estud i os in s talados en e l reparto Biltmore tambin se f i lma All en \ 111 0 de l os "set s .. e s taban las cmara s del ICAIC. .

PAGE 44

Fotos de ERNESTO ... t ,. E L TEATRO se ha es tad o llena nd o d e ge nt e )' t o dava se co nv e r sa e n voz a lta El pblico se acomoda en la s butacas, tose, se vue l ve para \)bscrv" r a l os vecinos ms prximos y lejanos La sa la est ll ena y ya es la hora. Hn come nzad o a apagar las lu ces poco a poco; l o una hile ra de estrellas relampaguea de sde l a boca d e l esce nari o El teln es t en s u s itio y d e pronto, surge l a msica. Ah o ra la sala esti, a oscu, ras, es t prximo a iniciarse 1 a funcin, o tra funci n ms. EJ murmull o d e la co rtin a que se co rr e, s il encia las toses d el pbl i co, que a p enas respira, so br ecogi d o e n sus but:tca s. Al e n ce nd e r se los r eflec t o r es, un mund o g ic o se ha d e presentar ante la vista, e l mundo del ba ll et, donde r e ina la ballerina, maravilla de co l o r y de forma e n m ov imi ento ; l a be ll e z a q u e fue hace un in stan t e y que ya n o es s pero q u e l o se r de nuevo, d e otra form a, con nuevo co lor. La msica, hil ada por la s manos de la ba ll erina, juega un contra, punto con la que tejen sus pies, l' pi es y man os, sumndose a l fuego de su danza, )' dulces pa l omas o alas o armas, ya crueles ga rra s o Ja nz.as o muerte. Y ya es un e ndiablad o re m o lin o deslizndose por e l escena, r io como una silueta fcrica, d o nd e la e n erga y la fuerza se ocu l ta n ,.. FIGU RITAS DE PORCELANA ANTES DE S U BIR AL ESCENARIO DEBEN AYUDARSE UNAS A OTRAS CON EL VESTUARIO PARA DAR LA EXACTA SENSACION DE IRREALIDAD detri1s del ent r e nami e nt o para co n segui r la pe rf ecci n; ya es la d e li cada y s util mu eq uita d e porce l ana, q u e se tr a n spo rta por nuestra imagina, ci n; enca rn ando una h e r o a qu e nos so nr e fugaz La verdad d e s u so nri s a y s u f i g ura n o es t iluminada po r l os r eflecto r es, q u e se adivin a n, si n o po r una lu z int e ri o r. Cuando se a lz" so bre l as puntas de s u s p ies, ele v a nd o braz os y es tir a nd o manos, su esta tur a c r ece y s Jevanta. Su s saltos, sus gi r os, s u s pasos, s u m ov jmi e nt o t odo, n o h ab l a n d e lo irreal y sin e mbar go lo es tam os viendo; su e n ca rnacin y e xpr esivi dad, apoya" da s e n e l movimi en t o d e l cuerpo y la mm ica, nos habl an directamente al sent imi ento y s u lenguaje es esc u c had o y comp r e ndid o por t odo el .1uditorio. E s d i dio m a de la Belleza, q u e no necesita int rpr e t e por univ e r sa l. DE QUE ESTAMOS HABLANDO? Q u e r emos ha ce r ury par nt es i s en est a cr ni ca para exp li ca rl ~s q u cos a es u n ballet. Todo el mund o s.,be qu cosa es un cuadro o un a msica, porque los h a vis t o o esc u cha d o; mu chos habrn ledo o esc c h ado poesa o cuentos y n ove l, s Pero e l n e ro de ballet parte de l a 45

PAGE 45

( -r., .l I \ \ ... Se l es de s tina a i: egar e l ca l do co ntra la Sigatoka. Su s sa l arios se quedan en I os "comisar iat os" y la vida se l es va con cada racim o que cargan l os barcos de la Flou Blan ca 41

PAGE 46

' en V J A L A C TEA O G ALAXIA NUES T R A H as t a e l momento p r esente, a la mayo r a de l os habita nt es d e nu es tr o planeta, cua nd o de d ete rmin a r s u posici n geog r fica se tr a t a b a, l e pareca que e ra s uf iciente se al a r la qu e le correspondiera ~n a l g un a de las partes de l a T ierra; pero todo esto ha cambiado d esde el adve nim iento de los satlites art i fi c i ales; desde que su r ge l a nueva r adioas tr ono ma y t a mbi n d esde q u e a t odos int e r cs., la exposi ci n de atrevidos proyectos de viajes por lu gares r e m o t os del espacio E, q u e ha llegado e l momento ea l a v , da de la H uma n i d ad e n que se piensa y:. e1: r egio ne -s que no pertenecen a nuestro ;:-iia:i.:,, ,12 ta, sino que fu e ra de ella, en nu evo y des lum bran t e p~ n o ram a 1 son propias de l os ca min os d e l espacio. Ha co m enza d o pues, l a e r a de l espilC I O A ho r a es preciso ampliar, para q u ~ se~ ms co m p l e t o, a d ec u ado y modento, e l con cep t o de nuestra posicin q u e primero se es t11d ia e n e l ca mp o propio de la G eogra a. P a ra es t o se r ne cesa ri o co n si d e rar nuestro pfa neta como m iemb r o de un pequeo g r upo Que se di s tin g u e co n el n omb re d e S iste ma S o lar; y c u yos m ie m bros gira n a lr ededo r d e l S ol, que es l a es tr ella de es t e conjunto. l a T ie rr a es un o d e l os plan e ta s, es decir. uno de l os c u e r pos m ayo r es ent r e t odos aq u e ll os que consti, tu la familia del Sol. Desp u s de l d escu brimic n to d e PI tn, ya eran nu eve los pla n etas; pe r o ltimamente al,gunos astrnomos in sisten e n q u e Pl utn no es un planeta sino un sa t li t e q u e un a vez gir .1 lr ede d or de Nep tun o; siendo la mejor prueba de ese origen ms humi ld e, su lenta r otaci n. A s u vez, e l Sjs t e ma So l a r per t enece a ot r o lnme n so sis t ema. la llamada Ga l axia nu es, tr a, co n junto colosal de un os doscientos bi ll o nes de est r e ll as. que se h a comparado po r s u f orma co n una lente jn m e ns a de) espacio, p u es ti e n e un dime tr o d e un os 100.000 ai i oslli a;

PAGE 47

1 y un espeso r d e un os 10,000 aos-luz (S e da el nombre d e aos-luz, a la di sta n cia que r e corre la lu z en un ao, co n una velocid~d que se aceota que es apro xim ada m ente d e un os 299.776 km s. por segundo ) Esa f igura se sa be l a conser v a debido a la velocidad de rota, cin del siste ma colosal alrededor de su cen tr o. El Sol. co n su pequeo s i ste ma, comple, ta una r evo lu c i n alrededor del mi s m o en unos 230.000,000 de aos. que es un ao cs mi co; }' est a un os 35 000 aos-lu z del ce ntr o, ha c i a e l bord e de un brazo de esta ga bx ia espi ral, que es la nu est ra Ese es nu estro lu ga r en ese inmenso sis t ema del espacio. En t odas partes d e nu est ra galaxia hay est r ellas aisladas, binarias mltiples, grupos d e est r ellas y nubes d e estre ll as ; l as cuales no es tn dispuestas d e manera un.iform e. ya oue en algunas r eg i o n es forman g ru pos que ~e dis tinguen po r su densidad, mientras oue otros lu ga r es so n notables por co n te ner relativ,1mei,, t e pocas es tr e ll as J-Iace mucho tiempo > que el o b serv,, dor de las regiones c elestes sa b e muy bien que la fijeza y la perd ura bilidad no son atributos p r opios d e la s est rella s ; y que ta s, formando l as d jstintas conste la ciones, alteran s u s posicio~ n es y a de m s ca m bia n y evoluciona n eJlas mi s m as e n el tran sc ur so d e sus vidas. E s sin duda muy interesante y de singu, lar importancia, e) nuevo conocimiento de que probablem e nt e l a mitad de la materia de nues, tr a ga lax ia est conte nid a, n o e n ese nmero fantstico de es tr e lla s, s in o e n l os granos de poi vo y e n l a inmens., cantidad d e gas que exis t e n en tr e las e.strellas; sien d o ahora ese material csmico. ob j eto p r eferente d e valiosos ) n ovsi m os t rab ajos. La significacin especial de esa m a t e ri a este l a r se debe no slo al h ec h o d e e xi sti r e n ca n tidades t n n o t a bl es. sino a la hi ptes i s q u e fo rmu la da ahora, la r elaciona directa e ntimamente co n la vida d e las es tr e,. llas Y en es t e m ome nt o se l e ha d e co nc ede r ya a ese m a t erial csmico, t o d o el valor y to da la significacin que e n realidad le cor r es ponden. A l hab la r d e l Sol, que es nu estra estre lla p rop ia, es convenie nt e r ecor dar que ahora se acepta la e xi s t e n cia d e dos o m s tipos ge, n erales, dentro de la a m p li a clas ifi cacin de la s est r ellas: el primero comprende la llam a da P o bl aci n I d e estrellas, a soc iada co n los bra zos d e l as gala xi as espi ral es como la nues tra, y q u e es t co n s tituida principalmente d e nubes de gas y de polvo, y d e estrellas giga n, t es azu l es, las cuales se acep tan d e nt ro de la evo lu ci n este lar como estrellas jvenes; y la Poblacin II d e estrellas, que se di s tin g u e n por sus es tr e ll as gigantes r ojas ; por carecer de esas importantes nubes d e gas y polvo csmi, cos, y por s u posicin en l a galaxia a la cual pe rt e n ece n Este mejor co n ocimiento d e las es tr e ll as, C! U c ha permitido ll ega r al moderno conce:to de la s poblaciones este la res, co n sti tu ye la base pa r a d os conceptos fundamentales en el :;i m, po de la A strono ma: e l q u e a h ora se ref iere a l a formacin d e nuevas es t r e J ;a s e n e l espa,. cio; y aqul que conduce a una nueva expo, sici n d e la evol u ci n de las galaxias, !as cua l es, co mo t o d os l os sistemas, se alteran a tr a vs ae1 tiempo. Y a co n un co n cepto cla r o de lo que son esos sistemas colos:\ l es y aislados del espacio, es convenieJ1te recordar que, atendiendo a la forma de las mi s mas se acepta fa e x iste n cia d e tres g r a nd es clases: las galax i as irreg ul a r es, l as galaxias espirales y l as d pfr::as ; si bie n es cie rt o que cada tipo compr ncle una gran va ri cdad tas i:s tn ; lla s que pu
PAGE 48

ese mundo en punta de 44 pies ...

PAGE 49

COMO UNA ALUMNA MAS, ALICIA ALONSO EN MEDIO DE SUS COMPA;jERAS, QUE APROVECHAN danza, que es Jn arte muy antiguo, porque el hombre, en la a nti gedad de la prehistoria, apenas aprendi a caminar, expres su aleg ria dan, zando y bailando. Al principio, el bailarn se acompaaba de un instrumento tan primitivo como su danza: un pfano o una flauta de caa. Rodando el tiempo, la gente comenz a danzar y bailar en grupos, formando coros de bailarin~s mientras otrQs los acompaaban tocando una msic., apropiada, y ha sta hoy, los pueblos ms primitivos que viven en el in t er i or de Africa y Amrica, tienen un ritual relacionado con sus creen cias religiosas, que exp r esan mediante la danza colectiva. La danza sirvi incluso en las eda d es ms antiguas de la vida del hombre, para ahuyentar malos espritus o rogar por una lluvia oport una o una buena cosecha Fue en pocas ms recientes a nuestros das que la danza y el b,il e se hicieron una forma de expresi n artstica para deleite de grandes mas.1s de pblico, e n los festivales que organizaban las ciudades griega s de la Hlade, en los siglos IV y de la era prec ristiana. En los siglos XVIII y XIX, la danza toma una forma ms perfeccionada para lle gar a ser el ballet que ha llegado hasta nuestros das, y que ha dado en el pasado ms prximo figuras tan famosas internacionalmente co mo l as ballerinas Ana P avlova e Isador> Dunc.,n y l os geniales creadores del 46 ballet ruso, Diagilev y Nijins ky Pero un ballet no es una figura ni un grupo de bai larine s, sino un conjunto en que se han mezclado, armnicamente, la sic.1, la danza y una historia Un baUet es un cuento relatado por medio del baile, usando co m o l enguaje. para expresarlo y narrarlo, la belleza que es posi ble conseguir mediante el trabajo co l ectivo de un eq ui po de bail ri n es que utiliz an la mmica del rostro y del cuerpo, que danza y se mueve al comps de un trozo musical. De este conju n to d e bailarines y de la msica, surge un resultante que contiene cualidades plsticas de f o rma y color comprensibles para todos y han heoh-o que el ballet sea en la actualidad una de las formas artsticas ms populares en todos los pueblos. El ballet es una disciplina que exige un gran esfuerzo y muchas horas de dedicacin diaria, po r espacio de ,. aos. Los jvenes alumnos de las ac.,demias de bailes son sometidos a rigurosos ejercicios e ingresan a ellas s iendo nios, para conseguir la perfeccin de movimientos, el control abso lut o sobre el equi libri o y la capacidad exp r esiva del cuerpo. Po r espacio de aos, comenzando cuand o l os huesos son todava flexibles y los msculos dciles, l a mecnica del e nsaye> reiterado basta el cansan, cio, las horas de ejercicio an t e la barra y ms tarde l os mismos ejerci dos ante un espejo, donde el a lumn o pueda verse mientras acta, pre

PAGE 50

UNA I NTE RRUPCION DEL ENSAYO PARA REPONER FUERZAS O PARA AMARRAR DE NUEVO LA S ZAPATILLA S d uce n esa marav illa de elasticidad, precis,on y e l egancia de mov1m1en tos,, que los h acen parecer a la dos en sus sa lt os o mgicos en sus giros. Una obra de ballet puede tener argumento o trama, relata r una histo ria, o puede simple m ente se r un a composicin co r eogr fic a, en la que msic a y dan.a, comp l emen ndose en un con junto, so n un gozo para e l odo y l a v i sta y su belleza r a di ca precisamente e n que es un jugui,te, dond e el lucimiento de so l istas y la perfeccin ar m i ca del co njunto son sus ni cos ob j e ti vos. EL CREADOR DEL BALLET: COREOGRAFO E l coregra f o crea u n ballt. En su imaginacin, conoci d a l a mu s ,ca y el argumento que va a utilizar, van fo rm ndose l os pasos, la s fig ur as de conjunto, e l lenguaj e que le servi r pa r a ha ce r compre n sib l e su h i s to ria. Al i g ua l que el msico, que utiliza un pentagrama sobre e l q u e esc r ibe notas, e l coregrafo debe escribir pa ra los pies y m anos de s u s bailarinas, d ebe escribir sob re el piso del escenario Y' l os ins trum entos que e j ec ut a r n su ob ra son gente de ca rn e y hu eso, adiestradas al efecto, que pierden toda s u pe r sona lid a d para tomar p r estadas las de los persa i,aj es que d ebei, interpretar. A l ig ua l que en e l teatro, donde l os ac t o r es hab l an co n palabras que en sus bocas ha puesto el dramaturgo, los bailarines sobre e l esce nario, danzan co n pasos que ha elaborado p r eviame nt e e l coregrafo, y ca da vez que se repite una funcin de ballet, se ver que es igua l que l as a nt e r iores y ca d a bailarn har e x acta m ente los mismos pasos de baile. El coregrafo cue nta e ntonc es, para rea li zar un ballet, con los mismos elementos con qu e un dire cto r d e orq u est.1 interpreta un con cierto Per o, en def initiva, cmo explica r con palabras una pirueta? Del tot al de fo t og rafa s q u e aqu se ven ser posi bl e formarse slo una i d ea esttica de lo q u e es t amos h ablando, ya que el ballet es tota l mente J o con t rario porque es movimiento y accin: danza, en una palabra. UN A TARDE LE HE PREG UNTADO A ALICIA ALONSO ... es para usted e l ballet? y r espondi : "La esencia de mi vida. Para el ballet exi sto~ sin l no te ndra raz n para vivir". Es fci l imaginarnos una respuesta de esta naturalez a en una artista de estas dimensiones. Ll egada ya h ,1 ce aos a la cspide de su car r e r a, qu i e n la ve es tud iar, prac ti car y ensayar, co m prende por qu Alicia Alonso es un pe r so na je de leyenda, po r q u su arte la ha ll evado a r ecorre r los puntos cardinales y ho> su nombre est esc ri to en la rosa de l os vie nt os Le he preg unt ado despus, u ha ra u sted s i no pudiera bai la r 47

PAGE 51

.. lh u't i,. "' i ,, .. '. .. .. .. ',.. ' . .,, CON TODOS SUS SENTIDOS ATIENDE ESTA BALLERINA LAS I NDICACIONES QUE LE HACE ALBERTO ALONSO, COREOGRAFO CUBANO DE PRESTIGIO INTERNACION AL ms? y respondi: "Ensear baile, Formara a otras bailarinas que me 5iguieran y superaran y seg uir a viviendo para el ballet". Tampoco es difcil llegar hasta el fondo de esta respuesta, porque una artista como Alicia Alonso no puede separar su vida del ballet, al que se dedica desde los nueve aos de edad. "Tuve la suerte, que no todo el mundo tiene, por desgracia, de dedicarme a una disciplina para la que tena condiciones", declara ms adelante y en su rostro se refleja la serena sencillez que ha puesto en sus palabras. Pas unas largas horas charlando con Alicia Alonso en su casa. Vive en La Habana, en un apartamento que dista apenas unos metros del sitio donde funciona su Academia "pa ra ahorrarme el tiempo de l os viajes", apartamento que tiene la misma personalidad de quienes lo habitan, Cuadros de pintores cubanos cuelgan de l as paredes, mez, ciados con un par de hermosas sedas chinas y un cuad r o al estilo japo, ns, del pintor cubano Martinez. P:ez. Toda suerte de chucheras, csta tuillas, figuritas de porcelana, cermica, maylicas, bronces labrados, muequitas tradas de la Unin Sovitica y encendedores para cigarrillos con msica de "El L1go de los Cisnes', de Tchaikowsky; cajas de made r:is raras, con incrustaciones y recuerdos de todos l os rincones del globo, recogidos al ritmo de las giras y en tr e funcin y funcin. Una gran co leccin de pajarillos de l as ms variadas especies, pintorescos y cantores, una perrilla que acompaa celosamente los pasot de su ama y que obe, dece al nombre de "Champn y que es "tan efervescente y me pro, porciona tanta alegra como su nombre"; e n un rincn disminuido, domi, nando la escena sin ocupar espacio, sin constituir el centro de es te hogar, e l conjunto de estatullas ganadas como trofeos de sus mltiple s premios y homenajes. Sobre la balaustrada de una escalera que conduce a un segundo piso, una sarta con diez campanitas de la India, obsequio d e sus compaeras de baile, que todo e l mundo, cada vez que sube o baja esa escalera, hace sonar como un ritua l. 48 TODOS SON RECUERDOS "Todo lo que hay en l a casa nos r ecuerda a alguien y algo. Son todos obsequios, nosotros no hemos comprado nada y vivir con estas cosas alre dedor es como tener a l os amigos presentes", dice Alicia Alonso y se in teresa, con la cur i osidad de todo ser normal, por las fotografas que habamos hecho de s u s ensayos y clases, esa misma maana. Ti ene que utilizar una lupa para mirarlas, como consec u encia de las operaciones que sufri en la vista hace algn tiempo. El desprendimiento de la retina fu una de las dos oportunidades en que Alicia Alonso debi alejarse de los escenarios, y tuvo que ser operada en dos ocasiones por el eminente Dr. Castroviejo, en los Estados Unidos de Norteamrica. En Cuba, el Dr. Gustavo Alamilla la someti a operaciones y tratamientos que la tuvie r on un ao postrada en el lecho Hace falta darse cuenta de le, que esta imposibilidad fsic.a significa pa.ra una artista que depend e en tan gran medida de la ubicaci n sobre el escenario y que est en pleno goce de sus facultade.s interpretativas, en la cspide de su carrera .. "Cuando me levante, yo bailo", haba declarado Alicia a l someterse una vez s a l tratamiento mdico y efectivamente, as fu. En cuanto al Dr. Alamilla, declara: "Al l le debo mis ojos". La ot ra ocasin en que suspendi sus actividades artsticas fu hace ms tiempo para el nacimiento de su hija Laura, que compone tambin en las filas del ballet, y que est casada con un bailarn del mismo con, junto. La familia Alonso, en la actualidad, tiene a siete miembros en la s actividades del ballet, en dos generaciones y dar comienz,>, coo toda seguridad a toda un;, estirpe que se proyectar hacia el futuro. "Com e n, zamos siendo nios y continuamos trabajando cada da y si al trmino de una cla se nos duele todo e l cuerpo y nos sentimos como molidos, estamos felices, porque eso quiere decir que hicimos trabajar todos los msculos y que hemos trabajado bien".

PAGE 52

' 1 1 CON MOVIMIENTOS DE 1 1 MARAVILLOSA ARMONIA, EL CONJUNTO DEL BALLET DE CUBA SE EXPRESA MEDIANTE SUS PIRUETAS Y LA MIMICA DE' SUS ROSTROS Y FIGURAS Pero, hace que un artista se torture de esa manera? En toda creacin artstica, en q u e el ser humano pone todo lo bueno que tiene de s y t'rata de p r oyectarse hacia afuera, para u n mejor entendimiento con su pblico, hay algo de tortura y de ang u s ti a Jams satisfecho con lo que h ace vive la angustia de encontrar un mejo r medio para expresar se y la tort~ra de habe r quedado a mitad de camino en ese empeo. Por esa razn, Alicia A l onso dice que siempre q ui ere volver a bailar un ballet que ya ha hecho,infinidad de veces, "porque pienso que podra mejorarle un pasaje" Pero en l a vocac i6n del ar ti sta que se dedica al baile, deb'e h;1be r adems, el espritu de sacrificio de lo personal, que le permita abstraerse no slo de l as comodidades, sino que est dispuesto a some terse a l ritmo de trabajo, de clases y de ensayos, de estudios que no ter minan nunca, que est siempre comenzando y que, por encima de todo, como un toxicmano, no puede vivir alejado del teatro. 49

PAGE 53

UN MOMENTO TERRIBLE "Con toda la experie ncia que se tenga y toda la seguridad que se pueda ll e var a una func in, cuando se nos llama al esce nario y el director de escena da la orden de s ubi r el teln, en el momento mi smo inmedia"ta, mente anterior a que se alce e l t eln, se siente cmo la sangre pulsa en la s venas y e l coraz n trota, Es el momento de mayor emoc in. A medi, da que se desarrolla la funcin y se va percibiendo cmo responde el pblico, rompindose la barrera de espacio y de luce s que nos sepa r a de la s butacas, establecindose la corriente de comp ren sin y de est fmul o ent r e el artista y el pblico, la obra crece y adquiere su debida categora". "El pblico es un ser especial; esa masa de h ombres y mujeres que se sientan e n la obscuridad de la sala, p r eparados para ver una funcin de teatro, sufre motivaciones de muy diversa ndole Lo afecta el fro, si est Jloviendo, si no est cmodo en Ja s.1 la. Y segn se sieta anmica, mente, se inicia una comunicacin que tiene mucho de mgica Pero el pblico es fr gil y si cualquier cosa rompe el encanto y se destruye la atmsfera del t eatro, la funcin decae, porque una funcin perfecta es aquella en que artista y pb lic o colaboran, y sin esta unin, por muy bien que un artista acte, la obra sale imperfecta y la actuacin del artis ta es art ifi ciosa y forzada", Esta opini n es el resultado de muchos aos de experiencia y estu, dio, de una artista cuyo poder de comunicacin con e l pb li co ha adqui rido caracteres de fantasa. En el cuerpo de baile del "Ballet de Cuba" hay una muchacha de mu c ho talento y es una gran promesa. S e llama Jo, sefi na M ndez y tiene un notable parecido con Alicia, al punto que mu cha gente las confunde, A veces, esta confusin se produce tambin en escena, pero se des, truye apenas comienza a _baila r, porque la personalidad de Alicia Alonso, su verdadera personalidad, se desta ca y sob re sale y aprecia cuando baila En ese momento no puede haber conf u sin posible; en ese momento Ali, cia Alon so es la gran artis ta la que ha co nquistado a todos los pblicos, desde el sur de nuestra Amrica hasta la Unin Sovitica, desde los Es, tado s Unidos de Norteamrica ha sta Inglaterra y el corazn. de la Europa Central; porque el pblico que asiste a l teatro no tiene na cionalidad y es e l nico que, impersonal, tiene la virtud de erigirse e n juez de todo cua nto ocurra en la escena y sus aplausos tienen la fuerza repre senta tiva de otorgar laureles, y cuando corona una cabeza y l e dispensa sus fa, vores, es porque ha h ec ho su elecci n. Alicia Alonso habla de los problemas que ha encontrado el ballet para sobrevivir en el ambiente que domin la Repblic a de Cuba en e l pasado y traza planes para el presente y no s relata ancdot,1s de sus mu chos viajes y s us actuaciones. Se rostro se ilumina ante cada proyecto y se ensombrece cuando trae al recuerdo sus luchas po r la dignidad de s u conjunto en e l pasado y los a taqu es de que fu vctima en la reciente gira por Latinoamrica, a donde llev la orgullosa representacin d e una em bajada cultural cubana r evo lu cionaria. Abre sus grandes ojos, que desta can como ventanas en su cara de pmulos angulosos y s u s manos bat e n e l aire mientra s habla. Es un ser humano como todos, cuya fuerza radica e n la seg ur idad de una actividad :t!V)yad;. .-n la vocac 1l y sos t e nida por d ALICIA ALONSO: "UNA FUNCION DE BALLf'T' ES PERFECTA SOLO CUANDO SE ESTABLECE UNA CORRIENT E DE COMPRENSION ENTRE EL PUBLICO Y EL ARTISTA ...

PAGE 54

ALBERTO ES COREOGRAfO Y TAMlllEN LO ES FE RNA NDO ALONS O, QUIEN A LA VEZ DIRIGE LAS ACTIVIDADES DEL BALLE'T DE CUBA. CONJUNTO DONDE SU ESPOS A ALICIA ALONSO ES LA ESTRELLA MAXIMA esfuerzo del trabajo Le pregunto: u e dad tiene usted?, y me responde: 'C uan d o m e levanto te n go cien aos P e r o a medida que transcurre el da y h ago mi s clases, asisto a ensayo y se ace r ca la hora de la f un ci n, voy rejuvenec i e nd o hasta tener, a esa hora, exactame nt e la mi sma eda d del pe r sonaje que debo int e r preta r", "EL PUEBLO, EL ARTE, PERDURAN" Ahora como ot r o parntesis, hace falta decir que l os artistas, po r irreales q u e parezcan, por m aravillosos, mgicos, t empe r amenta l es o so, berbios que sean, son tambi n seres humanos, sufren y gozan con las cosas mat e ria les de este mun do, peq u eo en geografa pero grande en aco ntecimient os, que se llam a Cuba ; di e l n acim i e nt o de uno de l os aco ntecimi entos m s trascendentales de la era moderna, uno de aquellos aco nte ci mi entos q u e se a nuncian en lo s peridicos con letras de m olde en p rim e ra p la na, i g ual que el matrimonio de l os reyes; di el na ci mi e nt o de un acontecimiento de la mayor importancia para el hombre pa ra el ser social: una R evol u c in. ;_Af ec t la R evol uci n cubana a lo s artistas que componan e l Ballet de Alicia Alonso y que troc su nombr e por e l Ballet de Cuba? Como una prueba m s de q u e l os artistas so n de ca rn e y hueso, va, mos a r eco rdar a l g un os hechos d e l pasado. El 15 de Agosto del ao 1956, Alicia Alonso se dirigi por ca r ta pblica al Dr Guille rm o d e Zndegi, e nt o n ces Director del Instituto Na ciona l de Cultura, po r haberse tomado l a determinacin en ese Instituto de Cultura de sup rimir totalmente la s u bvencin que pe r ciba e l ballet. A I t0ma r se aquella determinacin, las arcas fiscales estaban siendo saq u eadas po r Ja .{.ayor empresa de latroc,, ni o que se conociera en la h i storia c u bana y el ,: nr iq u ecimie nt o de los seorones del batistato h acan ga la de frivolidad, amn de s u campaa de exterminio de la s libertades pb li cas y de l os ciudadanos; s in embargo, se deca que haba disposicin de "reconside r ar l a medida dentro de nue, vas condiciones ; ms consecuentes con la funcin social de verdadero provecho pblico que tratamos
PAGE 55

El joven coregrafo cubano Enrique Martn e z, qu e habia mar chado a trabajar al extranjero, r egres a su tierr a para realiz a r aqu las c r e aci o n es que s u talento y su conciencia le-dictan, y prepara en la actualidad un ballet' revolucionario, con sica compuesta especialmente para el ballet, por Carlos Faria. Este co mpo s itor c u bano ha trabajado con ri t mo s abs tractos, basad os en las ideas simblicas que d esc rib e el ballet, co n el ex p r eso objeto de alejarlo de l os localismos y obte ner un l enguaje mu s i cal internacionalizado. idea l para esta ob ra (Ver detall es sobre e l ballet "D es, pertar" en es ta pgina') "DESPERTAR" Este ballet desc rib e l a lucha entre "EL OPRESOR y EL PUEBLO", y tien e como figura ce ntral un personaje SIMBOLICO que co mi e nza ha c i endo una d esc ripcin d e las tortura s y l os crmenes que co met e EL OPRESOR; pero co mo r esulta d o d e esta descripcin, se ha ce parte de la accin y ataca la op r esin, t e rminand o por se r detenido y torturado junt o con EL PUEBLO. Una vez en la c rc el r eci b e la visita de una fig ur a que r ep r esenta LA LIBERTAD, (pap el que har:'i Ali c ia Alonso) }' que le ind ica que l a nica forma de triunfar sobre EL OPRESOR es, lu cha nd o Convencido de la verdad d e esra afirmacin, LA FIGURA se csc, pa de la crcel r egresa a s u primitiva fo rma SIMBOLICA, e x p r esa nd o el cs1', ritu de r ebe ld a que ama la li be r ta d, y se presenta e n un "p as de dcux" ( 1) con EL OPRESOR, e n que cada uno e x pone sus ideas Ant e la im posi bili dad de lu cha r contra la s id eas li be rt a ri as de LA FIGURA, EL OPRESOR llama a los esbirros e n s u ayuda. P e r o e n tse m o m ento EL PUEBLO se s um a a LA FIGURA en su lucha y da com ie nz o a la R evolucin, tcrmi nsnd o con la huda d e EL OPRESOR y todo EL PUEBLO, acompaado por LA FIGURA y LA LIBERTAD, inicia una }4 a r cha Triunfo!. (E~ necesario adara r que todas la s part'('s sealadas como EL OP RES OR, LA LIBERTAD, LA FIGURA. EL PUEBLO. son interpretadas p0c hombres y mujeres que resulta fcil ide:ntiicar de :ict1erdo a su acruaC'in. y ayudados por ti vestuario, que en el ballet jucJ,?a \JO i m pot1a1Ht papel para la expresividad total de la obra) (1) Se llama "pas de deux" a un t roz.o de ba ile q ue i n te rp retan d
PAGE 56

LA P enns ula de G ua nahacab i bes, con l a Si e rra Ma es tra y l a Cinaga de Zapata eran m e r os p un tos topo g rf icos en nue stro m a pa nacional y de los cua les slo tenamos la r efe, rencia q u e nos o fr e can l os lib r os de Geog r afa T amb in alg una v ez, en improv i sada te r tulia o detrs de un pupit r e de un a escuela pblica, un con f e r encista teric o n os hab l de los abrup t os picachos de l a M aest ra; o de los ptridos pan tan os d e la Cinaga d e Zapat a, y, ~n muy contadas ocasiones de l a desafiante y engre, i\ada selva con su capa d e "diente de pe, r ro"d e la P enns ula de Gua na hacab ,b es, en la parte s occidenta l de Pina r del Ro Claro e;t que las noti c ias que nos ll ega, ban de estas tr es regi o nes del pas t anto a es tud iantes como a l pueblo' hab l aban ni ca, me nte de sus condiciones climatolgicas o de los caprichos na tura les all ex i s t entes Quzs ms de un estud i oso de estas c u es ti ones geo, grficas encontr suf i ciente ma t e ri a l para con, fecciona r un li bro o para disertar, con elocu e n, cia li t erar i a, sobre la obra d e l a Natural e za e-n estos r emo t os parajes de la Isla. Sin emba r go, y sa l vo mnimas excepciones es ta s excepciones rr espo nd en a unos po cos periodistas q u e, en s u s r epor t ajes, sacaron ,1 la luz el d r ama eco nm ico de l os mo ra dores de estas zonas campes in as nadie e n C u ba, y fund amenta l mente l os que nos desgobernaron dur ante 57 aiios, se oc up del nivel de vida d e los se rr a n os, cie n ague r os y guanahacabibenses La Revolucin. al .t omar el poder, se encuen tr a a estos hombres, mujeres y nios, sufriendo con ms r igor que l os campesinos de otras zonas las consecuencias de ese "tamakn co lonia l" que es el hambre Y se los encuentra, asimismo, vctimas de l a e xplotacin y. sumisin por par t e de g r andes latifundistas y compaas extranjeras que eran las que, como medida d e chant aje para decirlo de a lguna forma, se ha, ban adueado d e casi todas las tierr as de la nacin De ah, a l a aplicacin de la Ley de Re, forma Agraria, slo haba un paso. Y este paso se di en La P l ata, S ier ra Maestra, el da 17 de mayo de 1959 JI Los Logros d e la Revolucin una vez apli, cada s u Ley Fundamental, son perceptib l es ya e n es t os tres olvida d os Jugare~ de Cuba. La creaci n de Cooperativas de todos los tipos; Ja insta l acin de Tiendas del Pueblo o de Con, su m o en l os s apartados rin cones; as como la c r eacin de esc uela s, unid a d es sani tari as, y ot r os muchos beneficios que la a lb o r ada del p r imero de e nero de 1 959 traj o pa r a los cuba nos, es sntoma fehaciente y elocue nt s im o, de que una nueva e ra tan brillante como el. so l est reestructurando e l cua dr o socio-econ mic o d e l a s iempre explota da I s la co n forma de d o mido c aim n. Hoy, le c tor de t odas las pr oce dencia s inten, tamos un viaje a la Pennsula d e Guanaha ca CONTINUA 54 Leyenda y Realida c{ d por SANTIAGO CARDOSA ARIAS '-,.;); 3:s ,-.. 7 57 ----~ ,..-. ---1f ""' f .,..--: -= --,_.P r ____,. ... .--.... ...,... ,.,. ;:::::;rif& ---

PAGE 57

. da cijd e una Peninsula -. i.--. fotos de LIBOR/0 NO V At En c ima del coloso que p r onto ser conve r tido en carbn, los campesinos de la Cooperativa de! Valle de San Juan entonan un cntico a 1~ Revo l ucin. El sueo de aos de vivir felices se ha convertido en realidad. \ J

PAGE 58

Lo.1 ~uan11hsic~biMnu, nin onn por pri n .eu w:t fo qu~ un 11no1. buno, )' u n a n\anttca Q u 1, 0 u1f r:md:i. l.~ \i~cru 50 n a l segur::imente para t, es una r egin desconocida. All vamos, el compaero Liboro Noval y yo, en busca clc la vvda n .rracin d e los gu anahacabibensc s. Ellos, con su tpico lenguaje, nos hablarn de su ignomjnioso p::isado -tan jnhumano co mo cr u e l y de sus frases al co ment :ir el pre, sente, se har evidente e1 co n traste. T e jnvita" mos, l~ cto r, a que no s acompaes . So n las cncc de la madrugada. La salida dc1 sol, distante unas h oras an, es t prece .. dida por una na neblina. Pese a lo t emp r an(> del da, hay un bu ll icio f u era del hotel. Voc es ernehinas y ma sculinas, con tono a l egre, r om, pen el silencio del amanecer vueltabajero. "La cosecha es la mejor de los ltimos diez aos",
PAGE 59

.. rall a EL Nlf:lO ALBERTICO NOS DICE QUE LOS REYES MAGOS NUNCA LO VISITARON. ESTE Al'lO, GRACIAS AL CAMINO CONS TR U IDO POR El INRA, LOS TRES PERSONAJES LLEGARON AL B01 A LLEVARLE UN JUGUETE A NOMBRE DE LA REVOLUCION si

PAGE 60

AJ -:.ar de 11 Pecnrv u t. de G u sn11h1ea b ibff por en.cif'JMI de l rre df, 1 la, buUdo~n dt:J JNRA coivmayen un1 ~t~ que ir de Corts al c.bo Stn An1onio Por ot ra parte. la Pennsula de Guanahaca, bibes ofrece al visitante la maravilla de sus ca, vernas milenarias, donde, segn leyendas, i)ay escondidos los te soros que piratas y corsarios, algn da. y para "darles la mala.' a los com pae r os de a venturas, depositaron all. Mu chos extranjeros y c u banos-, desafiando la fera cidad de la Pennsula y bu rl ndose de su in hospitalidad patente en s u sistema .. dientepe rruno", han hurgado por distintas partes de la regin en busca del precioso premio. Si al. guien tuvo l a suerte de dar con unnte l O kilmetro~ c a da uno, dos humildes bohos donde no h aba si, ouiera agua con que aplacar la sed que pade, damos. 1 seor. Ese es el cami n o que. va para el Valle n os haba dicho. por la tard e, un cam, 58 lA taJa l ndlKnminda de. t. nquua macferu de tt regil)n <"U i.nmw. i awnvite (l u e e l Gobierno R tvohacionr i o ocup el Podtt Hoy e l eo11e Je mndua h -t. i do pl.an i fie1do resino que con s u mujer v dos hijos, su r gie r on de pronto entre la m aleza. Era un o de los tantos cortadores de l ea de la r eg in. Por el cisco que lo c u bra se daba cuenta uno de aue traba iaha en un h o rn o de carbn. A aquel punto l o llaman "La V enta, na", nombre oue n o ap:trece en 'el maoa. Nosotros nunca hemos salido de aou nos dij o. Llevamos ms de treinta os hacirndo carbn oara la ciudatl Esto es un mundo apar t e. N o s;,b,., ustedes cmo nos ale11ra ve r caras d e l pueblo ... Deca verdad La muje r desde d destart a, lado boh o. nos miraba extraada Y l os ni os, con su mirada ingenua nos mostraban una pis, tola v un camioncito de iuguete. -Nos lo dei r on l os Reyes -e xcl am el ms c h iquito. El otro, algo mayor, nos pre gunta: -Ellos vendrn el ao o u e viene' Aau nunca haban venido. No sab a mo s ni que hu, biera Reyes. El ingeniero Betanco ur t nos mira. El. junto con los dem s empleados de la zona PR-4, que hicieron un, colecta y una part, que 1"s en treg ,J Ministerio de Bienesta r Social. fue e l Rey Mago de estos nios de la Pennsula ; cn tregndosele a todos un regalo. -Lo que pasaba es, hijo, Que los Reyes' no podan venir poraue el camino estaba muy malo. Ahora vendrn siempre. Pl'tens e bien, y ust e des vern M s nunca los Rei es Magos dejarn de venir a traerles un r gali t todos l os aos, .. zPor qu voy a ne'gar que se m e humede cie ro n los ojos? VI Llegamos al Va ll e de Sa n Juan a las doce menos c u arto. Al ll ega r aq u nos di m os cuenta del inme ns o trecho que e l ingeniero tuv o que r ecorrer uno s d oce ki m etrospara buscar ayuda e irnos a rescatar de l a se lv a. En todo el tr ayecto tambin vimos un boho. P e ro ahora e r a distinto. Po r entre la bruma de la m e diano che divis amos una vasta planicie donde se a dv e rta n varios bohos. Y, ma r a vi, ll a!, varios foqui t os e l ct ric os que nos daban l a bienvenida con s u destello Estbamos don de ,! In stituto Nacional de l a R efo rma A g raria (INRA) levantaba un ma gn fi co Centro Co, muna!. Anoche do rm imos en las ofic ina s d e l admi, nistrador de la Cooperativa. Cariosamente lo llaman "Peri quito Y tambin anoche hemos despertado a uno d e los atentos dep endientes de la Tienda d e l Pu e blo que, comprendiendo el hambr e qu e sufri mos durant e ms d e n ueve h oras de r ecor rid o por la Pen n s ula, nos brin d, con cara a l eg r e, de todo lo que haba e n -aquel establecimie nt o comercial. Ya antes, h a bamos t enido q u e convencer a un amable mi emb r o d e l a Cooperativa que se empe en frernos, a esa hora de la n oche, un tro d e bisteques con sus papitas fritas Al d esp un ta r el a l ba, el espectc ulo que su r, gi a nt e nuestros ojos pareca un s u e o. Las F.n la C'Orutrucci n del Centro Comuna l de Guanah11 ca b ibu te p i ta n abttNM: de l a tt!li6n, bajo b ori t n l ll<' i 6n t k n ica dtl in gent r o BeWM:Our-t. Stri una ob n m dtl JNRA. bulldozers, trabajando da y n oche, han doma, do el "diente de perro'' y la maleza. Un in, m enso batey, donde se ven unos pocos bohos, ha quedado acondicionado para l a instalacin d una gran comunidad c;,mpes in a. Todo esto -nos di ce u n cooperativista era un monte tupido Cuando ustedes vuelvan por aqu n o van a conoce r esto. La ve rd ad es que e l !N RA y "e[ ingeniero", h an trabajad o duro. Nunca vamos a saber ag r adecer esto .. Liborio, que durante el recorrido de nueve horas ha tirado unas pocas fotos, y pensando que a l o mejor no iba a pode r j u stificar su trabajo, aho ra se mueve inquieto y alegre En el Valle de San Ju an encuen tr a suficiente ma t eria l. E l. I NRA r euni a todos l os campesi n os, de dicados especialmente a la fabricacin del car bn y e l corte de madera, y cre un a Coopera, tiva que l e est dando preferenc i a al cultivo de distintos pro d uctos ag rc o la s. Inicialmente l es cre la Ti enda del Pueblo, donde ms de cien guana h acabibenses adquieren los vveres necesarios, a p r ecio d e costo, y al crdito. Es to se dice fcil. Pero si se pensara que estos cubanos nunca supie r on lo que era un buen arroz. ni una manteca que no estuviera rancia, y que, adems, para obtene r estas mercancas tenan aue pagar la s a un sobreprecio al h ombre del pueblo que iba una o dos veces al mes a cambirselas por el fruto de su trabajo, enton ces comp rend e ram os el po r q u de su solidari, dad con l a R evoluc in Em plea nd o a los mi s m os campesinos. bajo l a direccin tc nic a d e l d e l egado del INRA se h an si tuado las z apatas ( c imi en t os ) de l o que se r dentro de poco una nueva ci uda d cubana. Este Ce ntr o Comunal consta r de c in e, hospi tal, servicentro, pupi1aje. f armacia, dr ogueia, barbera, esc u ela, ti enda del pueblo, con pana, dera y carnicera y, al fo nd o de una bella )a, una al lado de la ciudad, se construir un hot el para l os turist.1s que seg urament e algn d a visitarn a quel lu ga r en busca d e l enca nt o y los atra ctivos naturales de la Pennsula. Entre l os productos agrcolas que s, se m bra e n e~a part.:: d e la r egin es donde menos abunda, ab und a ndo, e l "diente de perro"se h a logrado ya una cosecha de frijoles negros de varias caballeras. T ambin se semb r a r fr u ta bomba, yu ca, pltano y otros Actualmente, hay ms de cie n cooperativis tas Ob viame nt e han r ecibido l os beneficios de l a Reforma Agraria Pero dejemos que uno de ellos n os l o cuente. -Yo me llamo Casimi r o Corrales D esde que nac, hace 40 a 1 1 os, vivo e n este sitio Jun, to con la se ii ora ( es u na muj er q u e poda ser b ella, que tiene, a consecuencia de una in f ec cin por la s "niguas", amputadas las dos pier na s ) un sob rini to y una ta de mi muj e r, hemos pasado lo que slo Di os sabe Jma gnese usted!: el d ueo d e l a finca me d a ba d os pesos por cuer d a de lea. Para cortar una cuerda tena que es t ar desde q u e sal a el so l hasta que llegaba la noche. Y pa r a ~so no CONTINU~ \

PAGE 61

" ... ,t-:s;,,.__ ,;~ ... .. .. I .., 1 ... .. .. . . . -,,._, . . '1-' . FORENT I NO Pl~ON CABALLERO LLEVA, SEGUN SU DECIR, "TODA LA VIDA HACIENDO CARBON. CREI QUE ME" IBA A MORIR DE VIEJO SIN PODER DISFR U TAR DEL FRUTO DE ESTE TRABAJO TAN DURO" 59

PAGE 62

ESTO E RA UN MUNDO APARTE. NADIE SE OCUPO JA MAS DE NUES TRA MISERIA Y D OLOR", NOS D I CE UN G RUPO DE COOPERATIV I STAS DEL CEN TRO DE FOM ENT O ACRICOLA DEL I NRA me daban los dos pesos e n efectivo. Sino, un papel para la bodeguita donde la comida era atrasada. E r an "pudriciones". Los prec i os ca rsimos. El tocino vala a 50 ce n tavos la Jjbra Ahora vale, en la Tienda del Pu eb lo, a 26 centavos. Ahora es disti nt o. H ay alegra Y se gana el doble Ustedes nun ca haban visto un t elevisor? -preg unta Liborio a l ver el que e l inge n ie r o Betancurt insta l en la nave de la Coope r a tiva, y d o nd e t odas las n oc hes l os cien coope rativi stas se r e u nen frente a l a panta ll a Hu m cosa dice! -iro niza Casimi ro. -Si esa gente nO tr aan q u co m e r cmo iban a tr ae r t e l eviso r es? M ire, seo r, si a uno le quedaban di ga mos cuatro pesos, t ena que correrle meses en t e r os d etrs pa ra pode r co b r a r El ar r oz e r a tan fi n o, que pa r eca harina de mi (m az ). Casimiro, co mota mayora de l os carboneros de Guanahacabibes, tiene e l hamb r e refleja da en el rostro Es r e l ativame n te joven. Y sin em bargo haba olvida d o sonrer L e p r egunto q u e cmo se s i ente ahora, si ha cambiado su s i tu acin Esto n o ha cambao l a mitad H a cambiao en t e r o -, Y pa ra probarlo dice fin a lm ente : Ah o ra me dan $3 .2 5 diarios. Pu e do coger fiao en l a Tienda d e l Pueblo y, si necesito a l g n antici po, m e lo dan e n seg uid a. No hay duda s de que hoy es fe li z. U n hom bre dueo de su tierr a qu e se siente libr e del y u go exp l o tador d el la tifund ista. As se le pu e de l eer en sus oj ill os que ya iban pe rdi e nd o ei brillo A l a l e j a r nos d e su humilde b oho, que pron to n o ser s que una so mbra de un pa sa do igno m i n ioso, mira r isueame n te para e l in ge, nie r o B tancou rt a l a par q u e acar i cia l a cabe ll e ra del sob r inito y, gri t ndolo casi, dic e : P o ng a ah tambin que es t e o los R e yes le tr aje ron un regalit o a A l b er ti co! .. VII La tala indiscriminada de rboles co nstitua, entre otros muchos e l ms c rimina l d e l os d esaf uer os d e la P e nnsula L a regi n com. pu esta po r tr es gra nd es fincas (L a Ja rr eta, Gu a nah acabi b es y Sa n Rafae l ) tiene al r e de ; do r de 1 8 ,000 caballeras Tomem os de ejemplo la G uan a h acabib es Es ta finca e~a de ocho du e os No h _a y q u e decir que estos seo r es no saban ni <1u c o ) o r t en a 60 el inmueble, p u es l o se ocupaba n de disfru tar d e la s cinco r en t as que r eciban, que as,. cendan, anualm e nt e de 38 a 4 0 mi l pesos La finca estaba r epar tid a en lo t es y cada pedazo tena un co n cesionario. Este concesionario, ad e ms de pag a rl e e l pie d e monte" al Estado, t e a que pag r selo igua lm e n te a l o t r o conce sio nari o por cuyo pedaz o de finc a te na q u e saca r l a mad e r a o e l carbn. D espus de pagar tantos .. pies como t ie n e una a r aa, e l concc, siona r io nece sa r iamente pagaba ( si es que se p u ede llamar un pago ) sue l d os mis e r ables a los co rt adores y ca r bo n e ros. Pe r o h ay m s n L os p oc os gua na hacabi be n ses que se dedica n t ambin a fabrica r miel de ab ejas r ecibie r o n, hace v ei nt e aos como e n el caso de la familia A nd rad e, l as cajas de l a s co lm e n as El "garro t e r o" que h izo tal apo r te puso como condicin q u e haba que darle un por cie n to de la p r oduccin. A s pa s ese t iempo -veinte aos!dura nt e e l cua l l a familia Andr ade en tr egaba e l inters co n ve nido" ... Pero eso que es suf i c i e nt e para t ener un a i d ea de l a ~xp l o ta cin que s u fran l os c am pesinos, es nada a l l ado de este o tr o h ec h o El pie d e flor" es el nico que nadie, a excepcin de los gua na hacabibenses, conoca e n el mund o Este "legul ey ism o m an i ge ro se fundamenta de esta f orma: Si usted tena un colme n ar, e n c u alq ui er l ado de la f in c a y pese a te n er ar r e nd a do ese l o t e, lo s du~os t e cob raban un tanto por cie nt o de la producci n d e miel po rqu e LAS ABEJAS, PARA FA BRICAR EL PRODUCTO L IBAB AN E L NECTAR DE LA S FLORES QUE HABIA E N LA FINCA Y ESAS FLORES SON NU E STRAS' .. A nte es'te ins l jto todo lo d ems qu e se diga es plido. Aunque no podemos dejar d e come n ta r q u e el "pie de g ran o" era igua l men t e o tro d esaf uero in calif i c able Los dueo s, a l arrendar un l o t e, pe rm i tan que slo se tra b aj ara carb n y el corte de m adera Cu a nd o a l n campesino se l e ocurra se mbr a r cua lqui e r p r o ducto y _es t o cua nd o e l dueo o conce sio n ario l o per m itatena que pagar, par:1. po d er saca rl o al m e r cado, e l arbitrario "pie de g ran o ". Igu a lm en t e suceda co n el "piso de ga nad o ". L os infelices, qu e de un a u otra for ma se con seg ua n una r es para su u so part icu lar l os coga la clusula d e l pie d e ga nad o ", q u e er~ i g ua l a cob r a r l a yerba que el animal se co m1a . P ero vino la Ref or ma Agraria. Esa L ey ge n e rosa., j t:.sta, y todos esos male s cnceres que corroan las entraas de lo s desd ic had os "guajiros" de la Pennsula fu e ron borrad os del mapa en forma radical. En el ca so de los colmcnc-ros di c e s o n riente el ingeniero Bctancourt di c tamos ) Reforma Apcola . El corte de madera est: s iendo planificado Ahora no se puede lanzar tajos a diestra y si ni c stra. En la parte fo r estal pues la P e sula ha sido dividida en dos: fo r estal y agrco la slo se est n t alando peque,'ias cantidades de rbo l es hasta ta nto se cree un vivero nr;\ la repoblacin. Por cada rb ol que se tum be, habr que sembra r otro. T ambin e l carbn se fabric:t en forma coope r ativis t a, e rr adicn d ose el inte rm e d iario. culpable, en g r a n escala, de este drama ta n difcil d e describir. VIII Empren di endo el regreso nos t opa m os con Florentino P Caballero. D esde l os pies h as ta la cabe z a est cubierto de cisco. Encima del h orno. y n. o obstante su diminuta estat ur a, P" rece un antig u o glad iador En la m ano d e r ec h a e mpu a una Jarga vara. M ientras que e n la izq ui e rd a sostiene un a p:lla con la c ual v a ta, pando l a cabezada" d e l coloso de l e ia ) ti e rr,, -Que qu tiempo h ace que hago carb n ... 1 La vida encera! Y tengo 57 aos Esca vi d a es muy dura, amigo. Desde las once d e la no che de a)er estoy e n pie, velando e l h o rn o Ahora son la s o n ce d e l da, y todava e sta r hasta las sie t e, q u e ser cua n do dormir un poq uito. P e r o ser p o r un os minut os, ya que si e l h orno empieza a cabecea r", a coge r mal quema r el co m paero me llama p a ra que lo ayude. Y entonces ) no dormir s D ent ro de lo rig oroso d e l trabajo, Fl ore n tino ya n o se siente tan d esg r aciado. La R e v ol u cin h a v eni d o a cu brirl o con su halo rehabilitador, quitndole de e ncim a el fan t asma de la e x plotacin. Este h o rno -dicell eva ardiendo d oce d as T o dava l e fa l ta n un os sie t e. e r mi e mbr o de la Cooperativa d el I N RA le ha r epor t ado algn be n eficio? -pre, gu ntam os Y a l o c r eo amigo! -excla ma apartn dose e l ciga r ro amarillo d e l os labios-. Hoy ga no, sola m e nte po r "qu e mar" e l horno, $10 .00 por c a rr eta Antes m e daban $27.0 0 ; pero oi g a t odo lo que tenia que hacer : t ena q u e cortar l a madera; "burr ea rl a", hacer "el p l an", pa rar" e l horno, co mprar "l a c apa", echa r le tie rra, "quema d o", y saca r y envasar e l carbn, hasta a lza r lo a la c ulat a d e l ca rr o . Tena qu e hacerlo todo. Y e l pago l o reci ba e n vvere s ca r os y malos. -IX Otra v ez en Guane, tr atamos d e orga nizar las no t as qu e b a m os haciendo en el re cor rid o Comprendemos gue todo lo que omos y v im os no ha sido posib l e llevarlo al pape l. D e sen t e rrar t odo el dolor y la mi seria d e l os g uan a h a cabibe n ses du rante d ece na s d e a os, no es ta r ea fcil d e rea li zar, ni mu cho menos durant e l os tre s da s q u e nos pasamos co mparti endo l os s ins a b ores de su ambient e T e nam os e n con tr a, a dem s, y a los efectos de la composicin lit era r ia, que la P e nn sula d e G u anahacabibes )'a no es, n i r e m otamente, lo q u e e r a a nt es d e l da p r imero d e enero d e 1959 El campesi no d e hoy e n es a r eg in r es p ir a un n uevo a ir e. disfruta de un h o rizont e ms claro, y el dolor ac umul ado en s u s r e tin as se ha t or nad o e n brill o y esple nd or Esos ca mp esi nos nos d eca el inge ni ero Pedr o Becan co urt cua nd o r eg r esbamosya est n civil iz a d os T enan u s tedes que hab erlos vi s t o h ace unos m ese s . L ibo ri o Nova l y y o sabemos e l porgu El dele,gado del INRA en la zona PR-4 nos di un a so r presa, que fu e un a le cc in, a l r egre sarnos a G uan e por una ca rr e tera constr uda por e l INRA que va de E l Cayuco a l V alle de San Juan, po r la part e n o r te d e la P e ninsu la, y cuyo r eco rr ido h icimos en menos de una hora por nueve que es tuv imos en el a nti g uo camino d e la pa rt e sur ..

PAGE 63

f ,. f ,, 1 r 1 "/ 1 _. -1 ' ,, (,,, FRANC IS CA PAULA ALVAREZ. UNA HUMILDE CAMPES INA DE LA PENI NSULA, QUE LLE VA A~OS EN LA REGION. TIENE SIETE HIJOS VA RONES Y HEMBRAS, LOS CUALES TAMPOCO HAN VENIDO NUNr.A A LA CIUDAD DE LA CAPITAL DE PROVINCIA 61 t

PAGE 64

Cmo ex plicar un a piruet a c o n palabras' ? Esta bailarina e n la punta d e su s pi es, e j e cut a c o n g raci a u na pi r u et a s in qu e la s onri s a d e sapar e z c a d e s u s labi o s Entre los m uchos planes que ahora se trazan en el Ballet de Cuba, fi_gura un festiva ] para mediados del presente ao, al que se ha invitado a los mejores conjuntos de Europa y Amrica, as como tambin a las figu r as ms destacadas de este difcil arte. Con esta iniciativa, Cuba seri, el cen t ro de atencin de todo el mundo ba ll e t mano (2) y permitir: que el pblico cubano estable1.c.1 las justas comparaciones y aprecie el grado de desa r rollo y perfeccin .a que ha ll egado el conjunto cubano de Alicia A l onso El estreno del b all e t "Despertar", como el reestreno en Cuba de una obra de l B all e t T h eat r e, de los Estados Unidos de Norteamrica, que se montar en La Habana y para la cual se ha contratado especialmente a l a b a ll eri n a L u pe Serrano, obra tit ul ada "Combate" y que, en la tcnica ba ll e ti s t ica mode rn a t iene una gran significacin y causar un impacto sob r e el pb li co cubano. En esta m i sma fu n cin se repondr otro ballet de Enrique Martnez, "Sinfonjeta Latinoameric;ma" que con su conteni do estar sealando la senda que se ha trazado el conjunto cubano para contnuar la labor artstica, en profunda a r mona y conjuncin con las tareas revolucionarias que se ha sealado el p u eb l o de Cuba. DE L A R EA LIDA D CASI M AG I C A La sala est vac,1 y las luces del escenario estn apagadas. En el teacro quedan, como colgado de los cortinajes y adherido a las paredes, como un eco, el murmullo de las voces y el resonar de las zapatillas sobre la escena. Si se presta bastante atencin y se escucha debidamente, se cree qt.1e podran oirse las voces de los que, hlc-e apenas unos instantes, vivan all sus horas de mayor alegra, las horas en que el artista entrega a un pblico su interpretacin. Ese es el momento en que el artista vive ms intensamente, realmente vive. En l a sala na quedado un hlito, que se apaga lentamente. Algunos dicen que es posible recogerlo ~i se acude all a la hora oportuna Pero nosotros ya sabemos, a esta h ora, que aquello que vimos en la escena no es producto de la casualidad, sino el resultado i_gualmen t e feliz de una disciplina, del trabajo agobiador y d el ensayo, el estudio, la perseverancia. Nosotros ya sabemos cmo ese arcis t a ha traba jado y lo que te n dr que t r abajar an para co nt inuar disfrutando de la alegra que comunica, por intermedio de su arte, al pblico que le ha apla u dido. Al sali r de l a escena, te r minada l a funci n mientras se duchan. y visten, comentan e l t r abajo, cr i tican al compaero. ayudan a1 que nece, sita, estimulan a l que progresa Y luego, siempre h ablando de l o mismo, de su tr a b a j o, del ballet r egresa n a sus casas, para reintegrarse a la vida de l a ciudad y de su pueblo All e n sus casas, les espera a h ora, como les esper en la sala. del teatro, un pueblo distinto, un pueblo que est vido de cultura, de belle za, de t raba j o. Un pueb l o que admira a sus hroes civiles y soldados, muertos y vivos. Un pueblo que ejec u ta una l abor tan mg i ca, como las piruetas y saltos q u e han visto en el ball et, y que t i ene tambin una sig nif i cac i n y un eco, ms a ll de las salas de l os teatros y l as fronteras de l as ciu d ades. E n esa l abor t an mgica como gigantesca, h ermanados los artist1s y e l pblico, est comp r ometido e n l a hora de hoy todo e l pueblo de C u ba que aplaude a Alicia A l o n so como a una estrella sa l ida de su firmamento y ella, a su vez, le entrega su arte, su maravilloso
PAGE 65

1 1 1 t t T 6 2 1 I I cuento cubano --r--= r f ', / --

PAGE 66

, de enrique labrador ru1z S I GUIEN D O la tradicin familia r una se ma na a nt es de cas ar se Clcto Pr ado 'debe rohar a su n ovia T odo l o tien e dispuesto para el ma trimonio ha c() mprad o )':l todo y se encue ntr an adve r tidos lm, t estigos y padrin os p ar;, acudir en eJ da del suceso a l _juzgado, a la iglc, s ia, a l guateque. P e ro es n ecesa r io. segn l:l. tr ;tdici n familiar q u e C l eto ca r g u e a l a g ru pa d e s u caballo, e n un m o m ento determinado, a l a d u lce n ia qu e ser 1n s tard e su esposa; qoe d esapa r ezca con ella por una noch e y que c un d:1 el esc; n d:tlo como e,:; d e ri go r L:1 m:1dr e de l a ni a barrunta algo porqu e la 111: d r c de Clcto d e j a ver su pu nt a d e soca r roner a, d e ir ni ca r cfe r e n ci;l : E.-;tos Prado S< Hl unoi. demo ni o~ Ustcdc:-. no :-::i hC'n bien . Fu e rte d e espa l das, co l o r adote, bu e n tr:i baja dor de l a ti e rra a Cleto le g u s tan l os g,tllos; meterse e n la va ll a l os domingos ; bebe r se u n os c uantos ron es con amigos o hicn un:1 s c uant a!\ cerve zas co n amigas q u e vivan precisamente ce r ca d e la v a l1a, e n esas c::i.s :1 s sei'"1a l adas. . -P e r o eso era ant es-d icc l:i madr e de Cler oAhora se ha vue l to d e lo ms serio~ se va a casar. E nt r c t:i nt o picn::; :l b n i;1 en s u hocfa, Qu prn:,:: a mirnto ~ Jo :,:: de P i l11 1:l Bal sindc Ell:i qui:-.ic-ra vivir t od:1 b \lit e con m enos h al,ilidadcs para a n dar po r a h . U n h om br e comp r ometido ti ene q u e g uardar las fo rm as vo l ver se forma l, tomar las cos a$ por de r echo y mir :t r al fo n .do de 1:ts cuestiones. Pilula Bal s ind e cspc r:1. en Dio s y r eza. Hast:1 q u e s..,~ le act r ca s u t:-. y l e dice: Pilul:\: ti e n es qu e tener cuidado. Este crfs.t n c;1 rijo, te a hacer la m a ld a d. Es un Prado. Su cuerpo d e cera ende bl e, ti e mbl a. Sabe q u e este mu c h ac h fuert e y co lorad ote no es ma l mu c h acho pero que, e.s posibl e. v.o a cum p l ir un rito familiar, est ido si se quiere, r ea lm ente ;\b su r l e h a dicho que lo h aga ni q u e dej e de hac e rlo sino q u e es posible, c arijo que este crest n .. P lul a sabe d e un a nim alito que llam an armi ii o, e l cua l cuenta la leyenda que se deja ~ azar po r n o manchar su piel si se l e acor. r ala hada pant :mos o l odaz.a l es. El armi o blanqu simo, prefiere v e r se en c; rntiv e rio a n tes qu e \le r soc macubdo en mis e rabl e hu. y c, no t J o de b .:camisas? p r opuso uno. P u es, n : e ntr e n u1 : rn c ami serfa y r y tambin dnde esta ba la artimaa, porque lo deca tan segu, r o. Precis: Y por cu l r umbo fue eso? Sin m s ni s? No h ay q u e averigua r tant o, co m padre. Siempre es i g u a l s uno tie n e presencia. L a cosa es desehlpe ttrse bi en Quin h a visto ~a t o co mi e nd o to m ate ni maj trag :i nd o pescao? P ero un ti po con aga lla s .... ust e d s.,be . Cler o vi6 el filn y cav il : "Neces i to ar marm e e n seguida Esas cos ita s q u e m e h ace n fa l ta m e l as procu r o en un viaje; te n go m:s bbi:i, m e parece a mi, que este b ellaco; s billibilli . D e t alle que es necesario d es t aca r : Juancito March e na e ra person.'\ de a l ta estampa bro n co y ceii id o a pa l ab r as concretas Al s : li r pa r a P in:i r su m u je r le dij o que tuv i era cuidado que el pueb l o estaba lle n o de >.1rtida de rateros, que c uida se de su p l ata. Y qu hiz o? Pues l o s senci ll o : m e ti sus ahorros en la vaina del machete, bien -r: esg u:lr dado s al fondo de la va ina y cada vez que em i ti al efect uar una com, pra : "Cunto se d ebe?" e intentaba hacer el ademn e.J e pago aga rr ando su yag u a r ama por la cr ut para sacarlo y pode r vac iar los rea l es sobre el m os t rador, oa n variablernente: "N a d a, caba ll e r o .. Su gesto ate, moriz.ante impresion ab a a l os du e os de ti e n das . la gue rrn con tr a la m e trpolis haba t er min ado haca bien poco, pero ahora? El cuad r o era distinto: De modo que c u ando el li sto de C l e t o Prado tuvo todas s us pr evisiones tomadas, todas s u s medidas bie n previstas ( e l gesto fiero, la pregunta, la mano e n ga r fo) y se lanz a r epe tir la esce n a por donde le pareci que e ra ms fructfero su obrar. una r esp u rst;, d e molitor ia cosec h por todo l o alto. Y aqu r edt.1zco a lnE'as b r eves la otrn vertiente cJd c u e n to. P o r pr im e ra yc z un Pr: ldo n o r oh
PAGE 67

',. POR ESTE LUGAR DEL INDOMITO ORIENTE, DONDE CORRE EL MA JESTUOSO RlO CAUTO, CRUZO EL COMANDANTE CAMILO CIEN FUEGOS PARA LLEVAR A CABO LA INV ASION DE LAS VILLAS.

PAGE 68

f. 1 1 ~ 1 1 ranero por I CN ACIO D UAR'TE "Se ve una manife$taci6YI de nubtt pu$iguiendo el carro dd Sol para pregu,uarle dnde ut d hroe?" "A QUI es t C,milo, con nosotros que l e v i m os march ar animoso y va li ente dirigien do s u tropa, por e l puente que va al campo de ar roz Aqu es t Camilo co m pay, no lo pon g a en duda, Que todos l os ca m pesinos sa b emos bien que l es la inspiracin en nues t ro tr abajo, y po r eso, se asoma sonriente en c.1da ob r a que reahzamos. No crea que se ha ido como dicen, eso es m en ti ra, Cami l o est en el va ll e, e n la siembra, e n el aire, en n\.lestras m;tnos en e l ,.. no. Habla co n se ntid a emocin, el h oy adminis, t rad o r de l a coope r ativa "Camilo Cienfuegos", Evelio Za ld var Perdomo, un homb re probado e n todas l as lab o r es duras del campo. Ti ene unos ci n c u e nta a os, mir ada firme bajo e l c u, bansimo sombrero de "y a r ey", manos prea das de fortaleza adquirida en la s rudas labo r es del ca m po, pie l dorada co n tenue tonalidad de tabaco y en la boc,1 lleva a veces el reflejo de un rictu s ama r go a h ora es cuando Za ld var a prende a so !lr eir ... Ya hab a"7manecido en aque ll a indmit.1 y frtil regin orien ta l de Cuba. Habamos visto po r e l cami n o de Holgun a Cauto Cristo, lu ga r donde est situada la coo perativa "Camilo Cienfuegos", cmo se l eva nt aban a lo lejos l as m on t aas, env uelta s por l a p en umbr a de la ni eb l a q u e se acurrucaba l evemente e n l os d es, filad eros; mud os escenarios de l a epopeya l ibe, rnaora que naci precisamen t e en la Sierra ce r cana. Por la izquierda, e l sol disipa b a el ho, rizo nt e de la niebla espesa Y e n el cielo deli, ca d o y azul, la s nubes tro t aban veloces sobre la ex t e n sa variedad de rboles, donde tr inaba n arm oniosame nt e cientos d e pjaros, entre los que sobresa lan el jilguero, el tomegun, y la pechita diminuta y so na tina como un cornetn Por las rocas que encontrbamos en el cami, 1) 0 corran apres urad os hilillos de roco. Mi cn tras una ll ov izna tr aviesa y t emp ran era hu., medeca s a n e l suelo, que mucha s 0 v,.>;ces se si rvi d e l abono generoso d e la sa n g re cu, bana, e n el combate heroico y e n la ti tni~a lu c ha co ntr a la tir ata. El tiempo e r a e n verdad he rm oso por este l ugar donde galopa n l os recuerdos y l os acon tecimientos d e l a tima ges t a por el r esca t e de nu est ra soberana nacional. La distancia fue ced iend o a nu estro paso hasta Cauto Cri sto, pob la do cerca n o, d o nde se esc ribi ero n much as pginas d e un pasado de terror e ignominia Una hi s t o ri a que j ams podr escri bir se si n q!le escr it or a l guno no s i e nt a el pronunciado h e dor d e la b arbarie, co ntra st and o co n la enio, cin que d esp i erta la sublimidad de actos d on d e p ,1r ticiparon los bravos y corajudos o ri e nta les, y que sac udi e ron el espritu y la co n ciencia ciudadana, co n l as armas de l a moral, d e la vergenza, d e l a f e y de la just i c ia a l conjuro d e una so la gica pa l ab r : e d e n c in! La cooperativa ag co la "Camil o Ci e rtfu e gos", es t en una ri~a zona d e variados culti, vos Es una d e las 108 cooperativas form a da s e n l a z o,,a d~ H o l g ui n por e l "In sti tut o Nacio, na l de R efo rm a A: g raria ", co mprendida en tr e las 10,000 ca balleras d e ii erra antes acaparadas por l os latif und istas y gefagos m s vo rac es d e Cu ba los que enamora d os no se sabe s i por la belleza d e es ta tierra amama ntada por e l ma, jcs tu oso ro Cauto, se apoderaron d e e lla. L os coloniza d o r es" Diego V elzquez y Don Con Z;l l o d e G uzm n r epa rti e ron estos hatos in~ m c nsos, to m aron psesin de l a tcrr;1 que por e nt e r o perteneca a l os siboneyes y l uego se repartieron entre s a l os ,obladorcs abo gc, n es. s tard e la propiedad pas a mano s de m o n ocul tiv istas de la cana, preocup.-dos ni, ca mente po r l os jugosos dividendos q u e les p r op~rcionaban l as zafras az u careras. Hasta que un d1a, ante los colosos trituradores de la caa y el tr ab ajo esclavo, ante B guanos Cacocn y San Germn, asom un gr up o d; soldados r ebeldes a l fr en t e de Camilo Cienfuegos para gritar a l os cua tr o vientos q u e aquello era t e rri t orio li bre de Cuba! "'Camilo est co n noso tr os". G r itaban los campesinos de lo qu e a ntes se llam finca de "Al godones", lat ifundio de 658 caballeras ele tier ra donde 1 800 h o mbres d e campo en ri queclan y ami ll o n aban a un solo hombre Y de l os bohos brotaban alborozados los mon, tunos con sus mujeres, co n sus r e t oos, con sus miserias y sus ilusione s a tr ib ut a rl e la bienvenid;\ y el homen aje de 0 los de abajo, que a h ora estan arriba, al h r oe d e la invasin al pundono r osp guerrero de Yaguajay, en Las Vi, ll as, el m,smo Camilo, que ms tarde sereno y firme, ent r en el corazn del imperi o mili, t arista de Co lum b i a, para llenar de barbudos una fortaleza, con su pol go n o q u e era ayer refugio de la oligarqua castrense y ahora es u n lu gar donde los nios aprenden la nueva y verdadera Historia de Cuba. SARAO DE CAAA La en t rada a la coope r ativa "Camilo Cien fuegos", nos p r esenta a l a vista un mar inmen so de ca a En potica pantomima se mueven graciosamente millones de hojas ; la rgadas de u estro principal cul ti vo. L a ca a q u e en Cuba ha sido e l instrumento de explotacin de mu chos, as uma milla res de ges t os en su "sarao" cr i ollo, co m o mecida por l a msica incompara, ble del rgano orien tal, ese inst rum en t o amable que endu l za como "m e lao" las fi estas d e lo s o ri e nta les e n los g uat eques improvisados en los b~teyes, donde los h o mbres l ucen sus gua, yaberas y sombreros alones y las mujeres s u s be ll ezas escu ltu rales, con l os. rostr os sonroja, d os al vaivn cadencioso de l os so n es d e ese in s trum e nt o sico r ural. "Hay e n la ac tualidad 224 caba ll e ra s d e tie, rra sem brada s de caa nos dice Evelio Za!, dvar no sot r os molemos en e l cen tra l S a n Ge rmn un est imad o de 5.611,000 arrobas y adems tenemos unos 15 millones de ar roba s en planta cin." Habamos caminado unas cuantas leg uas has, ta ll ega r a l lu gar donde se r taba el tallo de nuestra prin cipal riqu eza, la ca a que h aba Jete n ido s u lar go viaje en Cuba, a lo largo de su recorrido desd e la India a Eur opa en e l s i g l o XIII y del Vie jo Continente hasta A me, rica a fina l es del siglo .XVI para bu sca r el mbito s favorab l e al desa rr ollo d e s u cul, tiv o: nuestra I s l a Ciento s d e o br e r os agrcolas desarrollan l a tarea del co rt e y tiro en l as co l o nia s, g uardada s por lo s propios campesinos. Segn nos expli, ca n estos homb r es d e vida a pacible y trabajo recio en l as co loni as han abierto senderos cada cier ta ex t ensin, a fin de impedir q u e se rn, 6S

PAGE 69

' cendie n g rand es cantidades d e caa, como re sul tado de la s bombas inc endiarias que lanzan las avionetas que parten del extranjero. A si mi smo, los trab aj adores ag rc olas, que forman p ar te de la cooperativa "Camil o Cienfuegos, integran un pequeo ej rcito d e l pueblo, bien armado y adi e str a do; ellos tiene n la misi :1 de velar por el buen d esenvolvimiento de la za fra, e ll os cuidan nuestros camp0s caeros y defienden a todo tr a n ce nu es tra ,obera nfa y nuestra riqueza, en l os casos en que se pro,
PAGE 70

dida p o r nud os y fl o r es d e es pi gas. L a blanca semilla harinosa d el a rr o z, es el principa l ali mento del cu bano El consumo nacional de :trroz es d e 7 mill ones de qu in t ales, importn dose cerca d e l 50% del consumo. P o r es t e motivo, e l Gobierno R evo lu cionario ha dccidi do in c r e m enta r l os c ult ivos de distint:ts v ar e, dades d e arroz, tales como "century", Zay as Ba z n y ot r os. E n el ca mpo arrocero reinab a la ac tividad Las trill a d o ra s r ecog an l as espigas, y luego un g rup o de camp es in os se cncargab;, d e env:1sar el producto para ll eva rl o a l os m o lin os cerca, n os E n el vasto ca mp o pudimos p r ese nciar cua nd o un g rup o d e tri lla d o r;i s r eal iz aba n su l abo r emplendose para es ta s jornadas la ma, q uin::i.ria m s m oder na que su min istra a 1:1 co operativa e l INRA. "N oso tr os vam os a .sembra r l a c ;ia d e ca r en f o rm a qu e nos d t! n,s .r en dimi en t ' seg n l os estudi o s r e a l iz ados por iv: t n kos y ma es tr os agrcolas el r e ndimi e nw actual del arr oz es de 850 quinta les p o r cao a, llt>r a." A vario$ k ilmctros J ,; la trilla t. t:x i s t cn otros ca mp o: es ta b:t s at o" y l as bombas caan muy ce r ca Ese mi s mo d a mand a un hijo mio que fue r. al monte, porque ya el mayo( estaba peleandn 1,;n l a Skrra. Y o n o ,n i.'.: f u p nn. 1 u c tCng-o 60 a, )os, p e r o d e vi.-z en ..: u a ndo lkv:ih a a 1:t m o ntai):\ la plvora } t lo~ n :hirr o:-. ni nH .. h ;1 d :tn ., ~a.so Mi e ntra s H ere dia co nt ab a los s u cesos d e la guerra, e l viento sop lab e n f or ma cal, que si hubiera tenido forma o co ntorn o se g uram e nt e hubiera dibujado l a figura de un h r oe r ecia mado por la Naturaleza. Otros campesinos es c u c h ab;, n reverentemen t e s u s r e lat os, como q u e ri e nd o fi ja rl os p;1ra sie ,npr e e n s u s ca b ezas y lu ego revisa r eso.s r ecuerdos e n los bar r t'h'.'.:0" nes. En lo s mi s m os ba rra co ne s osc ur os donde a h o r a se proyectan confo rtable s viviendas, ca sas nu evas d o nd e alumbrar la llama pura q u e encendi el polvorn del idealismo, pa r a al um brar a jvenes y viejos, muj e r es y nii ios. Un pequeo .retoo de aq u e l si tta l, se acerc movicnPo travieso sus primeras ilusiones. El a n ciano hiz o un gesto, abri l os b razo s e n c ruz, como si d eseara e nt regarle t o d o el va ll e al ni o y dij o con voz r onc a co mo una cascada del Cauto: "Ellos vivirn m e j or q u e nosotros, y eso no $ basta para m o r i r tranquil os. Flotaba la calma del medioda y el sol fil tr ab;1 sus r ayos calentando la tierra. Entonces deci dimos ll ega r h asta el si tio d o nd e se sem, bra el to mat e ROSAL EN LA TOMATERA Lli:gamos a l a toma~era de l:t coo p e ra tiva "Camilo Cienfuegos", co n un t orren t e ansioso en el pecho. P or fin veramos a 300 esfo rz a da s mujeres d e Ori e nt e, laborando en pleno cam po, en ht rud a faena d e la recogida Pa samos una tabnque ra" q u e divide un c ult iv d e ot r o, y d e p r o nt o, un murmu llo n os hizo es cuc h a r ate nt a m e nt e E ran elbs, i ba n vina n y can taban un h imno r ev olucionario. Y alent ;1 l TRENTAN LAREN ES UN NATIVO DE JA~AICA, PERO LLEVA 19 A:os EN CUBA Y AHORA SIRVE A LA REFORMA AGRARIA EN LA COOPERATIVA 67

PAGE 71

han a los h ombres, a l os que t ena n la misin de ll eva r l as cajas que contenan e l fruto de la recogida, y cua nd o no lo h ac n a prisa, ellas mismas se echaba n sobre sus espa ld as l as ca1as r ep leta s de l rico frut o. Y n l es alcanzaba el tie mp o para cantar : Ad ela nt e! .. Mu chas de estas m u jeres, que aho r a posan sus mano s como palomas e n la s p la ntas de t o ma t e, so n a_ntigua s combatientes de la g u e ~r a. Ellas empunaron el arma frente a l e nemigo, ayudaron e n l os campamentos a los heridos, d efe ndi e r on con ri esgo de sus vidas la causa de la R evo lu cin, y ahora, e n la paz, en la hora d e l a reco n s tru cc in, realiza n l os tr aba j os ms dur os, con un en tusia s mo desbordant e y nunca vis t o Viva esta mpa de la mu je r crio lla de la sere 68 na beil er., univer sal de la mujer cuba na, alta, co n la fragancia d e l bosque y la mirada inci tadora de unos ojos se ductor a m e nte n egros, lo es l a tr abaja d qra Alba M achado, q ui e n son ri e nt e, no s manifi es t a m os tr ndonos sus di e n~ tes, blancos co mo per la s: "Aqu el t o mate se cultiva co n mucho c dado ,porqu e es un a sie m br: difcil. Ya t ene m os 7 caba ll er as se mb radas y e l a o pasado lo se sembr una cab ;11l e ra. Espe ram os q u e e n l os prximos m ese,s podamos te n e r una co, secha ms grande." Bi e n pronto es tuvim os r odeados de muchas r ecoge dor as de t o mat e, mu je r es d e todo s los m a tice s, de to da s las r azas, de distintos ti pos, pero de u n solo pr ops ito: e l t raba j o. Fr ente a ':_~ tas c ri oflas, h.-sta l ~s piedrafi qui s ieran mo., verse en un canuco al t r .t bajo colectivo Era la primera vez q u e co nt emplbamos a l o lejos lu ego de despedirnos, los tinte s bri ll antes de cientos de pauelos agcados pr l a bri s..1, cientos de so mbreros de yarey da n zando e n l os sem ill e r os, cientos d e r os;,les e n l as to materas. EL HATO GANADERO Tr e nta n L aren, n atvo d e J a m a i ca, ll eva 19 a os e n Cuba. Es e xp e r to en cuestio n es ga n a deras y t i ene la responsabilid a d d e atender e l ga na do de la cooperativa Cami l o Cienfuegos" H ace poco ti e mpo recibi una tent a d o r a of erta de un latifundista e xtranj ero pa r a i r se a ;1 ten ~ der una fi n ca e n otro pas, pe r o Trent;rn p r e

PAGE 72

1 1 v / 1 firi qued;,rse all, po rqu e seg n nos dice, .. as ay u da a la R efo rma Agrnria y a sus he rman os b .. c u anos En este h ato _ga n adero hay e n la actua lid ad 5,500 cabezas d e ga n ado Est co n siderado co mo uno de los s im po rt a nte s d e la J s l a. El peso prom edio de las reses ce b adas en el hat, de la cooperativa "Camilo Cienfuegos ", es de l,200 libras, aunque h ay muchas de l as vacas que alcanzan 1,6 00 libras. Tr enta n que recibe instrucciones del enca r gado de V eterina ri a, M asque Mac K inley, ha tr abaja d o ms de 2 000 hembras, mesti .. ,s y finas, marcndola s con el hierro del ha t o y vacunndolas contra todo tipo de enfermedades, tales como el "car bunclo" y la "brucelosis" y tambin se les l'Xt r ae I;, :-.angre pa r ;:i analizarla e n e l lahor: uo, \ ,, t -!. ,, :: :: . ~ ... .:..,, . .q,,,.. . ,, ... ~ .,. f ... .. -: "" . --1~ -. .... "'t"""'... . t;.~ ..... . ~ ....... .. "" .... ..; "","t ~ ..... ~ .. .r. .. "' ... ... .... _: ... -~~ _,. ___,;,. '-. ... ,,:!" ..... ~ (: '\,. ,\ "" o' Wlo ,. ,.. ...,.,._ \ <,'\. \ .. .. ,.. ~ ~ ... ~., ... ., \ i'!_ -,, ..... .. ....... . ....... .... .!d'! ..;.i: "" \.: ..... ...... ..;;.,. ~ .. t', ;,ilt ~':'"y ... i .. ... .:,. .. .... .. '::'; 'e\ ~'t~ ~ .. . ;. oo . ,..,. .., .. .... ... "' .,. -.. ~ ... .,. ( \ :o .. ~ .,. ... .. '" &~ . ,... ~ .,,. , '" "' ,r-. .:< .. ... ... ..~ .. ., ,,. .... .. , /U".::,. --~ : ~ .. ""' :."W ~ '\.: ; fl, .. .. h. ... "'.,, .. ', 11, ... .., ': ,'l. ,~ "' 1 ',. $, .. '"' +...-. ::.. -" '"':. ... \\-> ~ ., ,: ... #1 ., ,?. .. .... .t~ ""....: :,.. ..1' 1:.. .. ,. >~. -~ .. :,.:.. '. ... '-6 .. .. : ~ "~...:.. ~ :.I' ~ .. . "' . .. .: \ t .... b r .., --<~~. \l'~ :_ ~ \ .. \.. .: V .,.~ ..: ~ ... t;. lr-i ~.._~ ..... \o. "' .. ~ :-:t;. .. .. .. .... ~ -... 1 : ... "'. i"'ll. ~ i .... -~ ... '~ .,. .. ........ .,.;:"'1- ._ l \ -.. .. 1k, ... '--" ~ ...,. C..., \. ai .. 4 ~ ~ , ~... .._ ...., 4 \ r --, ~ ;" 1.. ~ :--. ~. ,. r .. 4'"' J ; ... .... ..:--:! ... ...,,_ .. .... ,, .'-'\.... ... \. ..,_ ~ ..,_ 'L. i. ..... ~ \,...,,-. \. :.. .! '" . .__ .. ""'! --., .,,_ ., __ "': "' ,. 4 \. 'L = i ,-.: l'OR ENTRE LOS SEM I LLEROS DE TOMATE SE ADENTRA UN PERSONAJE RAR O, ES U N F U MIGADOR QUE REALIZA LA TAREA DE SALVAGUARDAR LA COSECHA DE L AS PLAGAS rio de es t e centco pecua ri o. "Tenemos pensado sembrar 100 caballeras de pango l a -nos afirma Tr enta n con s u acen to isle~, y esumos const ruy endo la s ce r cas de los nuevos potreros, d o nd e se clasificarn los ejemp l a r es d e ga nado f in o.'_' A unos metros del corral, es t l a vivienda de los m o nt eros que atienden el ganado. Son ,oi n o 30 peones, muchos de e ll os todava e n l .tdolesr.encia. Algunos de ellos galopa n ve lozmente sus caba l gaduras por uno de los ex u:nsos corra l es No, llam la ate nci n ver como t...>dos lanzaban a un mi smo tie m po s u s h, z. os, pero a l vaco, po r que n o ha ba ninguna r es po r este sitio. Preguntamos ;t Tr enta n y n os dijo tras una so n o r a ca r cajada, que b r ot de s u c,ra bondadosa de co l or de bano: "Son milicianos vaqueros, que lalra de rifles, u san sogas ... Salimos de aquellos p redi os por un camino q u e nos ll ev a la s.,lida de la cooperativa "Ca milo Ci enfuegos" Volvimos a pasar por l os l uga r es donde l os hombres m a r c h aron h acia O~cidente, con el r ojinegro es tanda rte d e la liber ta d. Dond e las mujer es r evivie r on con su patriotis m o a l a figura epnima de Mariana Grajales, aq u ella que engend r ara en sus entra, .ts a los M aceo, l o s titanes de b r once del 1868 y del 1895. Atrs quedaba el "Gral)ero de Cuba', piro t odava, al despedirnos de la cooperativa "Camilo Cicnfuegos", se dej es cuchar la voz de Evelio Zaldvar: ''D ga ali:\., en la capital q u e con nosotros e,t,1 Camil o . . 69

PAGE 73

COOP~RA T IV AS AGRICOLAS Df; LOS I N DIOS CUBANOS por el Dr ReNe HERRERA fRl'fO'T Prole.sor de la Universidad de La Haban.i. iO A que l vie rn es t 2 de octub re de 1 492 en que, por un a z ar d e l a Historia, un nuevo y rico continente se int erp u so ante Co l n en aquella su ans i a.da ru ta entre Espaa )' la In dia se abra para Castilla, y e n ge n era l pa ra el h ombre bla n co de toda Europa, un a e ra d e prosperidad y riquezas con e l oro y los nuevos productos de la tierra americana, pero a la vez se i n iciaba e l aniquil a miento de la raza cobr iz a, so bre todo en l a reg i n anti llan a, puerta d e entrada a l a Conquista, y si b ien muchos d e los conocimient<>s y p r oductos de los indios pasaron a l u so de t oda la H umani da d, otros . co n s u r ida ~xtinci n se per di e r o n o fueron o lv idados t o t almente por los nuevos coloni z a dores europeos Cindono s a Cub a, que la descubre el Almirante e n la maana d e l 28 de oc tu b r e, su poblari n es t aba representada en ese mo mento por l o dos grupos indgenas, bie n dismiles por cierto y sin n ing una relacin e n ~ t r c s, ubica d os r espectivamente en separadas y bien distintas regio n es. U n o, el ms an ti g u o de ambos, de muy pobre y rstica cultura, era el guanahatabey, h oy entficamente conocido por h omb r e de l Comp l e j o 1 de ti po se mi-n macla, viviendo e n pequeos grupos p roba b l emente familiares, en r egioes costeras inhspitas para pueb l os d e m:\s eleva da c ultu ra, pero donde encontraba los e lem entos na turales en su vida de pescador y colecto r na tu r a l sin agricultu r a a l g un a. El segundo, que es el q u e vamos a tratar en es t e breve estudio por su carcter e senc ial de agricultor es el Cihoney-Tano: per t ene,. ciente a l Complejo III producto a ntill a no e n el para d isaco a mbi ente de las islas mayores por la fusin de elementos bumanos p r oce dentes d e distintos pueblos braslidos princi palmen t e arag ua cos, llegados al trav s de la s Antillas M enores, en suces iv as oleadas migrato rias en l as do s o t re s tim as centu ri as a nte s de l D esc u brimiento. Como pueblo agr cola sus as ient os co rre s, ponden a mesec,s fr til es, en poblados de cie r ta urb anizacin, con bohos de guano rodeando una amp lia plaza rectangular y las sie mbr as en los alrededores, aco rd es co n l a natu ra le z a de l terr e n o. Polticamente estaban orga niza dos por cacicazgos d e bastante inde_pe nden cia, pero en genera l a li ados y e n pa z l os un os co n los ot r os Ocupaban la mitad ori,ua l de Cuba. co n la mayor dens idad de poblaci n en lo que es hoy la provi n c i a d e O riente, donde s u s r es t os materiales, por su abu ndan cia, acusa n un impo rt a nt e nmero de a lmas para una ocupa cin r elativame1 lt e r eciente, c uand o el Descu brimiento, ya que no h aban invadido an la mitad occidenta l de la Isl a. Bajo la jefatura supe rior del Cacique constituan co munid a d eo j u stamen t e organi z a d as, a pesar de que~ seg n Fray Bartolom de las C;,sas, t ena n dos castas socia les : I., supeftor o Tanos, que e r an l o, verdade r os agricultores, met., de l a e v ol uci n progres iv a efect u ada en la s veci na s islas de Santo Domingo y Pu e rto Rico (Hayt y Borin quen, respectivamen t e, en la l engu:l de to s naturales), ltimos en ll ega r a Cuba y l gica mente do1nin,1doces por su cu l tura; y l os Cibo11 eyes o Sibuneye.s a r aguacos de las primeras ol:ts inmigratorias, q u e servfa n a l os T::i os o $e dedicaban :\ la pesca o a l;1 r eco l ecc in de inoluscos en 1a cos ta pata permutar es t os pro" duetos marinos po r l os d e l a tierra, que culti vaban en el interior l os verdad eros ag ri cultores

PAGE 74

T anos Co n algunos cultivos, aunque esencia l mente pescado r es, eran l os Yua,yos de las B a h amas, como el que gui a Coln cuando el descubrimiento de Cuba en su primer viaje, pero todos per t enecientes a l mismo grupo sub, racial, con igual lengua je y costumbres que los propios Tanos, h ermanos e n fin del mismo origen. P or la riqueza natural del medio en las Grandes Antillas, la agricuk ur a indgena n o lleg a ser tan intensa como en otras r egiones del Continente, as el Ciboney, Tano fue en pa rt e un colec t or n:1tural, tomando sus frutos o el material textil de muchas pJantas si l ves; tres. En igual fo rma con la excepcin de un discutido an dudoso ,erro mudo" doms, tico, la fauna de su amplia d i eta fue cazada o pescada con relativa facilidad, canto por su abun.danc i a como por l as :umas y :tvos que supieron co nf eccionar. Los c roni s tas q u e ms directamente l os obser v aron, como e l P adre Lils Casas, no men, cio nan l a propiedad ,,d i vidua del sue l o. L os cult i vos pertenecan en su totalid ad a la com u nidad l oca l y l a distribucin de s u s prod u c t os la r egulaba equ itati vamen t e el Caciq u e, proba, ble m ente asesorado, como en todos los dems asuntos, por un consejo de a n c i anos o de p r o, min entes cabezas de familia El trabajo se dis t r ibua e n forma coopera tiv a de func i ones, probablemente aco rd e co i) l as aptitudes, forta, l eza, edad o se x o de los indiv id uos A s por ejemp l o, l a caza y l a pesca l a efectuaba n ex clusiva m en t e l os hombres, y aunque las mu jeres ayudaban en g ran parte e n l as siem bra s y la r ecoleccin, l a h ec hu ra d e s u variada al farer a les estaba encome nd ada casi ente r a mente. La talla de la pied ra concha, hueso o made r as d ur si m as, pa r a la hechura de inst ru m enta l a d or n os corporales e do l os, era fun, ci n masculina, y po r c i e rto l as ob r as q u e ha n llegado hasta nosotros r eve l an habi li dos os ar, t esa no s, verdaderos artstas e n b. mayora de l os casos. Sabemos po r l as d esc r ipcio ne s del propio Coln y de l os Cronistas qu e l e sucedie ron, q u e estas tie rr .ts in s ul ares posean una abun. da nt e vegetacin y q u e e n su mayor pa rte estaban cub i e r tas de fr o nd osos bosques, donde s bien vivfa un;t s u c ul e nt a fauna, dific ulta ba a l ind ge n a en la elecci n de terreno para s u s siembras, ya que care nt e de l m e t a l y utilizan, do solamente in s trum ental lt ico, no poda e f ect u a r adecuados desmon t es para aprovechar la fe rtilid ad d e esos lu gares b oscosos. A veces p o r medi o d e q u emas" ab ran claros en tr e los rboles, ap r ovech and o emp ica m ente el a u me nt o de fer tilid ad d e l s u elo po r las cenizas su m a da s a los r icos humu s naturales para de terminada s siembras, P ero en gene r a l ante aq uella s d if i c ultad es e l agriculto r t ano eligi l as z onas de sa bana s up lie nd o la falta de e,pe so r en l a tierra vegetal de estos l u ga r es por la fo r macin de montones junto a l os pies de plantas, eficaz siste ma q ue ha ll ega d o hasta n oso tr os co n e l nomb r e de sie mbr a en "'ca m e. lln C.:onocieron a d ems, la "rot..,cin.. de l<;is terrenos, tr ;,s l adando pe ridi came n te s u s cul t ivos pa r a dejar descansar las Z-Onas ago, tadas. Como el rgimen p l uvial de estas tierras era muy reg u lar en esa poca, precisamente por e l nu tr ido arbolado que i mpr esion a l os Co n quis tad ores, e l ind ge na n o t uvo verdadera. necesidad de co n s trui r s i s t emas de r ega d o, co mo l os que era n necesarios, por ejemplo, en el P e y n o podemos po r t a n to achaca r a igno, ra n cia del Tano l a folta de cana l es y albercas a rtifi ciales P ara en t errar la si mient e., abran h oyos re .. gu larm ente espaciados, por medio de u1l lar go pa l o, terminado en p un ta endu r ecida a l fuego, a l que ll arnaban coa, inst rum ento y sis tem a que como una he r encia ms de aq u ellos primitivos c uban os aprovecha an nues tr o campesino. Dur a n te e l c r ecimie nt o de l as plantas po na n especial c u id,ido en desyerbar el t e rr eno, y esta atencin la tenan incl u sive co n grupos d e ot r as si lv es tr es, como el a l godn y la bija que crecan cerca de s u s poblados y utilizaban srn un c ul tivo propiamen t e d icho La ms im por ta nte de s u s siembras e ra l a d e la yuca o mandioca (Jatropha man i hot, Lin.) co n cuya p ulpa. espec i almente tratada, co nfe c, cionaban una espec i e de pan e n torta fin as que lla m aba n c asabe producto que por s u bond a d ll eg a tener g r a n auge d ur a nt e el pe rodo de co l o niz aci n hisp ni ca en estas isla s y an se consu m e en el Interior, en r ed u cida esca l a Co m o l a yuca d e q ue dispo an era "agria, es decir, de jugo vene n oso, s.e lo ex. tr aan en una pil rt e del proceso para prepa r ar el casabe, que es como sigue: Primero t oma ban l as suculentas races y las limpiaban de ~u corte.za, raspndolas con una concha filosa natura ] que ll amaban c~guara; lu ego rallaban l a raz l i mpi a en un guayo que en Cuba y para el casabe cor r ie nt e, consista en un in s trum e n to de m adera tubular y con dos pro l o n gacio nes o pat.~s infe r iores para su apoyo, e incrustado de piedrecitas agudas por u n a de s u s caras, y para el casabe d e mejor ca l idad o especial ms fi 1 lo, llamad o j abjao se valan d e una laja o piedr a plana fo rrad a con la pie l co m o l ija d el pez l evisa En H a it los guayos eran m o nolti cos, lab r a d os e n basalto poroso e n una f o rm :. co mo de esc ud o y con l as do s patas inferio r es como l os de madera d e Cub a L a pulpa as obtenida y recogida e n un r ecipien t e de yagua, d on d e se dejaba escu rr i r buena pa rt e d e su jugo, era int r o du cida en un l argo saco tubu l ar o man ga, t ejida co n fibra s de una palmera y en f o r ma ob licua que cono can por cibucn, el cua l s u spend an por un ext r e m o de la r a m a fue rt e d e un rbo l y pa l anq u ea ndo en s u ex, tremo i n fei:ior co n un ma d e r o y po r s de una h o ra l o es tir aba n, co mprimiendo ao l a m a sa has t a que perdiera t odo su ju go ponzo oso o hyen, q u e en ocas ion es a provechaban tambin, d esp u s de h e rvirl o para h a ce r lo ino c uo e n l a co n fecc i n d e un vinag re para sus co ndim entos. La harina p ur a as obtenida, era amasada en f o rm a de f i na to r ta y tos ta da sobre un ampli o disco de ba rr o llamado burn, J e, vantado d e l s u e l o por una s pie d ras y co n fue go d ebajo. Otra s vian da s cultivadas f u e ron el bonia to. bata t a o a j e (Ipomoea batatas, Lin .) del que tenan t odas la s variedades que hoy conocemos y a l as que d e sign aba n con n o m bres pa rt cula, re ; e l guag o ma l anga p eq u ea (Colocasia antiquorum Schott.), an pop ular en nue.tr os das; el l eren o yeren (Calathea allouia, Aubl.) tub r c ul o peque o hoy casi ol vidad o y que slo se aprovec h a en a l g uno s l u ga re s de Oriente E l maz (Ze a mays Lin, ) ocupaba en es, t as ti e rra s un lu gar secu nd a r io a la yuca, ms cul tiv ado en Hait q u e en Cuba donde la Ar q u eologa revela s u s molinos d e piedra Otros cu lti vos ind ocubanos fue r n el man y frijoles de varias clases como e l negro (Phaseolu s vul g aris ), el caba ll ero o haba lima (Phaseolus Ji marus, Lin ) y el de carita (Vign.i unguicula ta Lin.) Pero de especia l impo rtancia despus del de la y u ca fue e l cul t ivo del tab aco o co joba (Nicotiana tabacum Lin ), a l que prestaban, co m o se h ace hoy da un cuidado especial. Lo fumaban en dos formas: popula r mente por todo e l pueblo, en forma a n l oga a los "taba, cos" de hoy, en rollo de hojas, quemndo l os por un extremo y aspi r ando e l humo por el otro; en ceremonfas especia l es por l os behi qu es, mezclado co n a l guna planta narctica, p r obablemente l a campana (Oatura syavcole ns Lin ). para fu m arlo o aspi rarl o en po lv o por un tubo bifurcado en Y. por la nariz y pro d u cindoles un a especie de borr ac h era y deli rios, co n la q u e crean ponerse e n con t ac t o con sus divinidades. A ese instrumento bi fur c.ado parecl~ ser q u e e r a a lo que realmente llamaban "taba-co ", co m o dej dicl-o L1s C asas. De multitud de p l an ta s si lv es tr es tomaron sin duda s u s r aces, corte z a o fr ut os .lprove c h an cl o sus valiosas propiedades, pero la s s co n ocidas en tr e e lla s so n e l H e nequn ( Agave fourcroyd es, Li n ) y el Maguey (Furcraea CU bensis V e n t.), de cuyas fi bras, tr a t adas por p r ocedimientos muy poco difer entes a l os ac, tual es, obtuvieron cuerdas o c abuyas e hilos ms finos para el t e jid o de sus r e d es y hama cas. Et a l go d n tam poco lo c u ltivaron, a pesa r del gra n uso q u e hicieron de esta fi br a, sobre tQdo en l a co nfec cin de t e l as pa ra s u s li ge ras ves tim e nt as. De la bija (B ix a orellana, R ) to, maba n el tin te para s u s .pinturas corpo r a l es y es muy probable que en ocasio n es sembrara n s u s semillas en l os pueblos, p;ra tenerlas a mano. De l a gira (Crescentia cujete L.) tom r o n s u s frutos para h ace r iles y lige r os reci pientes, o tr a herencia ms que te n e m os que ag r a d ece r les, ya que la jcara h a de se mpeado un bu en papel e n n uestros campos y tambi n en muchos h oga r es c it adi n os. La Pia (Ananas ananas, Lin ) tambin tomada silvestre fu e una fruta que mereci amplia y ent u sias ta l oa d e l os Cr onistas d e I dias, que hasta l a r ecomendar o., a l R ey de Es pa a para su traspla nt e a l a P e nn s ul a. Y l os b oles fru t.1 l es d e nu es tr o sue lo como el mamey, e l a n n, la guanbana, la chirimoy a e l caimito e l caniste r l a guayaba, l a poma-rosa, etc., la mayorfa d e l os cua l es han conse rv a do su nombre indgena, dieron a ste gra tuit a m en, te un refuerzo nu tr i tivo y vitamnico en s u dieta. Aunqu e so n pobres y co n fusos los dato s qu e h a n ll ega do hasta n oso tros sobre l a mito loga de los Ta os, se sabe que much0$ de s us olos o dioses, est aban ntimamente rela c ionados co n l a a gr icu l tura y as por e jemp l o, ciertos o l os flicos han sido considerados co mo di oses p ropici ator io s a las buenas cosec h as, e n un a relacin ent r e la fertilidad hum a n a y la del sue lo como el conservado en el Muse o Montan de la Univ e r s id ad de la H abana, que presen t a m os aq ad e ms co mo u n ex p o_ nent e de las pr ec i osas ta ll as -de aque ll os pacficos y sociales agriculto r es, q u e merecie ron un a 5uerte mejor a man os del invaso r ~civilizado". 71

PAGE 75

e evo Un hombre -que encarna el valioso actor Eduardo Mou retraiciona lo que es condicin intrnseca de todos l os hom, bres: la so lidaridad humana. Traiciona r. Huir. Esconderse Vi vir ate rr o r izado en la atmsfera insoportable de un rgimen que se a l imentaba de la sangre El do l or y las so mbras brutales traan consigo, en su propio s er, esa sabid ura que es l a inevitab l e toma de conciencia de un ser humano obligado a elegir entre l a calla 72 da s umi s in o l a vigorosa rebelin. ;A l fin, de entre l a blancura del da que nace y lo s l itros de leche de un carro repartidor, el hombre escoge y se libera! Ese es, en apretada s ntesis, el arco que describe el cuento "El Herido" el primer largo metraje del Instituto Cubano del Arte e Indu s tria Cinematogrficos (IC.t\IC): "Historias de l a Revolucin"

PAGE 76

: 1 1 ;~ li ll' .. i'vMOHhEI ZAOA G,A J05A y 8 C!OCOLATE

PAGE 77

I' ... '" E l papel qut int e rprNo e n el c u e nt o "El Herid o de la pel c ul a '"Hist o rias d e l a Re v o l uci n" e s l:r ms nu e v~ y a l :t ve z s dif e r e nt e e xp e r i e n cia co mo a c .. t o r. Nun C"a c-omo ;1h o ra h ab a ll e g a d o a t e n e r c o n cic n .. ci d e l o mu c h o qu e ued e ha ce r un ge nuin o a r t e por e l a c t o r_ y e l a c tor a s u v e z t a mbi n p o r e l art e dice Edua r do Moure J. ,.. .. :.,. ., -1 --"E s timo -dice L ili a n Lle r enaque el "vedettismo" omo s i stema es un absur, do. Ha s ta aho r a s lo ha contri b udo a aumenta r e l egocentri s mo del actor y a que ste e xagere la importancia de s u papel dentro de l a co l ect i vidad. Nada puede serle ms da no como individuo y como arti s ta. En el me j or de l o s caso s s e convierte en un "enfer n,o" incapaz de pertenecer y de entregar s e al arte como un obrero Que entrega lo mejor de s que ignora la s fa l s a s gloria s y l a noc iv a vanidad Adems, en l a may o r a d e los ca, s o s crea falso s producto s Semejante a l o q u e pretende la p ubli ci dad exage rand o la s vir : t1,1de s de detenninado s polvo s de lavar pues crean el engao de la calida d en lugar de n1ejorar esa misma calidad" e ,a e D. o "' u 111 o ,a "' o "Hacer de cabo bati s ti a no e/1 una p e li c u la s iempre y cuando sea de puertas adrntro es agrada\,le a pesar d e lo negativo y antiptico que me r es u l ta el per so naj e De puertas afuera ti ene s us inconvenien t es porqu e el pblic o que se agl o mera a ver las filmacio. ne s no puede impedir una reaccin de l e ra a l v e r la mezclilla azul de l a pol i ca d e ant es C uando n o m e han gritado "esbirr'?" o "c ri mina l se me han encimado con nimos de provocarme y darm e un a buena pal i za. En un caf hasta se n eg ar o n a servirme. Repito que me s ati sfa ce actuar en una buena ~ pelicula de arte pero sobre los incon v enientes: de que los hay lo s hay .. ", dice Lima. _...,; 74

PAGE 78

UN ACTOR f.~ UN TRABAJADOR MAS DE LA SOCIEDAD EN QUE vrvn y SF. DESENVUEI.VE. SE DEBE A EU.A y A su MEJORAMIENTO, UTJ LI.ZANDO P ARA EU.0 f.L Ml;JOR OS LOS MODOS: EL ARTE. JNT6RPRETAR f:STE PAPEL -QUE ES EL MISMO QUE TANTOS HIQERON GN LA Ri:;Af.l, DAD DURANTE LA TIRANIAES UN HONOR Y MJ MODO DE CONT R lBUIR A QUE I.A RSAUOAO QUE V I VIMOS Y ESTAMOS VJVfl'lNOO SEA CONO, CH>A li'.N TODA SU VERDAD POR OTROS PUEHLOS. Er, "ACTOR CUBANO" NACERA CON LA REVOI.UCION. NO SE Vl;RA PRECISADO A INTF. R PRET AR FORMAS Y CARACTERES HXTRAAOS, SINO AL CUB A NO, A su VECINO, A f:'SE QUfl vn EN I.A CALLE DE DONDE LA ACTUACION GANARA l!N PUREZA Y PROFUNOIOAO", OlCE SERGIO CO RRIERI. "En cuanto a mi actuac1o n r n es t a pt cula l o puedo decir que n u nca he sido actor, pero mi papel es r epresentar un rebelde, y es lo que soy en la vida rea l. Adems nuestra pelcula es un medio de co l aborar con la Revolucin y bien va l e hacer u n esfuerzo por l o que creo un deber de revoluclonar.io. Siemp r e es taremos all donde y cuan d o J a Revoluci n nos necesite':, dice el teniente Lagos. "Me gu s ta mucho el papel que voy a interpretar en "Historias de la Revolucin". Es,, toy convencida que e s ta pelcula tendr gran repercusin en el extranjero porque most r ar nue s tro s valore s tal y como s on en toda su autenticidad. As nadie podr negar que en Cuba se est haciendo un gran arte cinematogrfico", dice Yolanda Arenas

PAGE 79

proyecto, I 'lk_.; -maqueta, sueno .. Ciudad Primero fue una i d ea : la Ciudad Flmica Lue go, el trabajo de largos das con s us noche s M a n os hbile s labor i o sas trazaron el proyecto. La obse sin: Ciudad F mica, Ciudad Flmica, Ciudad Flmi, ca ya :va tomando cuerpo en las maqueta s en lo s croquis. en el plan defin i t i vame n te co n ceb i do. Frank Martnez, el arquitecto-diseador y sus colaboradores planifican, traza n suean . L'l Ciudad Flm i ca pronto dejar de ser un pro yecto, una maqueta, un sueo . 1 ' "' / 1 ) .. -, Flmica 77

PAGE 80

Por CESAR LEANTE UN POCO ms all de Los Arabos, el aulo dobl a la izquierda y ent r por un an cho terrapln. Dejando un largo ras tr o de polv o, recorri un os dos ki lmetros y llegamos al Cen tral Zorrilla. A la entrada del ba t ey, teniendo po r fondo la verde y movible estera de l os caavera le s, estaba l a pesa, la r omana, con sus co lgante s cadenas y s u escueta armazn de hie rro pintada de rojo. Ca rr etas tirada s por bue yes o tractores espe raban para se r descar gadas. A la derecha, a unos trescient os metros estaba el ce ntral. Hum eaba su chimenea, el vapor de a?ua se disolva en el aire con un persisten t e si l bido, flotaba el du l tn o l or de la melaza y hasta nuestros odos llegaba el t~epidar de la s maquinarias, como un poderoso j adeo Era que el ingenio estaba moli endo. La zafra haba comenzado. La primera industria de Cuba estaba en p r oduccin y la tranquilidad campe sna se haba co n vertido en bu lli ciosa actividad. El Cent ra l Z o rrilla es pequeo. No es ese coloso de herro del que hablara Agustn A cos ta en s u conocido p oe ma. Compa r ado con l os gra nd es centra l es de Cuba -e l J aron, el Pr es ton, etc.es insignifi ca nt e. Sin e mbarg o, c u an., do su torre no mu}' alta comienza a humear, cua nd o sus hornos c r epi tan por e l i nt enso fuego, es to s ignific;\ trabit i o p: lr a s de mil ob r eros: 300 ~ue tr abajan d ent r o del central y ms de 700 que laboran en sus colonias, e n s u s cam pos de ca i \a. Este ce nt ra l era de P e draz;t el sanJtuinario esbirro de Batista. Ahor a l o administra el !NRA. M ien tra s observamos mo los camiones c.,r, gados de caa, so n volteados en el basculado, y l a caa es a rrastr..,.Ja por el co ndu ctor de es t era ha ci a la s afiladas cuchillas ) vemos de ante de nosotros el laberint o de mquinas del ce ntr al. Ant o ni o Ruiz el ad mini s trador, grueso y afab l e, n os dice que adem; dd ingenio, P e draza e ra dueo de sus 500 caballeras d e terr c 110. P ero de estas 500 caballera slc, 1 0 3 e; ta ban dedidadas al cultivo de l a caa. L as 397 r es tantes eran po tr eros o manigua. 78 \ 1 \ 1 \ \ \ ~

PAGE 81

UNA Y ahora? -le pregunto Ahora -me r esponde con un;1 sonrisa -. ahora n o qu e da ni un palmo de tierra q u e n,, est cu lt ivado. T odo esto est llen o de coore r;itivas. E n l a Siguanca una de J;is coloni;is del ing eniohay una cooperativa de tomates Y en l a finca La Rosa est l a coopera tiv a "C;i milo Cienfuegoi'. dedicada a la cai\a, al ganado v al cultivo de frutos men ores. T ene m os tam ~ 6in la M ario Mu ot'' d o nd e se van a sem brar 189 caballeras de arr o z. Y la "I srae l Ruiz" ... fjese si esto ha cambiado que para el cor t e de la caa hemo, tenido que rracr obre r os
PAGE 82

Y todos son obreros d e l Central? -S, t o dos. Y tambin hay patrullas en l as co lonia s. Pero all cuidan los trabajadores agr, co las .. Tambi n de da y d e n oche? Tambi n. Qu e do un momento si l e n cioso. E s co nm ovc, dor ver a aquellos h o mbr es que trabajan y lu ego toman el fusil par a d efe nd e r lo que s ienten como propio. Es como un mbol o de l a nu e va Cuba. de la Cuba d e la R evo lu c in Una idea m e da vueltas en la cabeza y pre, g unto co n cierta malicia para ver mo r e, accio nan: Di ce n que P e dr a za q ui e re vo lv er .. Es como s i un enjambre de abejas se hu biera levantado de pr o nt o Tod os hab lan a la vez H ay mu ec as de b ur la en l os lab ios d e aquellos curtidos trabajadores: -B u eno venir pu e d e q u e venga P e r o sa lir .. Para tomar esto hay que matarn os. Sab e \1sted l o que hizo Pedraz a en el 55? Pu es bo t a r a 60 padres de familia. Y n os tratab a como a lechones ... P e draza p o dr volver, s dice el que ll e, va el fu si l a l hombro y co mo resumiendo el se ntir de s us compaero spero c u ando n o haya central. Y tendr que pas.ir por e n c im a de nuestros cadveres. Atravesamos el batey E s de maana pero el cielo est gris y un aire fro bate desde el n o rt e V a mos hacia la res idencia de Pedr aza que est al fondo del ingeni o Es un belh, ed ificio de dos plantas, con j a rdin es d e bie n c uidado cped a l fr en t e, rboles frutal es est ticamente dis e m i n ados e hilera s de coca l es e n el traspatio. Antoni o Ruiz e l administrador del Zorrill a, nos muestra e l interio r de la casa. L os pi sos brillan, l as h abitac i o n es son amplias y co nfortabl e.$, l os ba 1i ()S co n t o daslas co m o, d ida d es EL I NCEN l MOL I A. LA PR IM ERA INDUSTRIA ESTABA EN PROD UCC I ON .... --~ .. ,."-,J .. ..... 1 1111l -~ .. . . ... .. . "' ..., .?--..!. ~.. ... : .. -:. ' ' ., ...,,;4. -:. ... ... .. \ ,r a, # ._ ........ ..,, .. .. ~..... ... .. . ... ... ,,, -+,;f .. .' ll. :, ~ ., (-, '9\.. J..-~ lt ~.... ... .._ :, ...... ----~. ... .... -=. ..... .... "' .. ... -i:.-"', .... ... .... ... ... ,. ...,.,.,. .:. .-..;._ ,. .. _":; ... u . ., .-)''Oho, ... ,Y,. . ._..._ ~ l ,..f \-:~ .., -1.. '\ ... -( . "" .. ..,.,, .. . ..... .. ,.,_ .. ......I'> :r- -.! _..., ..... _;," "'.!!., ... '" -.. ... ., 7..., ...... ''\ .... ,. .. -... .. ... '('- ")." ., :itt .. ""~"r ... "' ""'_.._Pi...... .. "':"',. ~:t ; . -PA TRULLAS CAMPES IN AS VIG I LAN, D IA Y NOC HE Nos ll eva o tr o ex tr e m o de l:i r es id enci:i. All fun ciona una pequt.t esc uela El l ocal es de g rand es ve nt ana l es con co rtin as . Aqu es tab a el ba r de P e draz a di ce R ui z sonr i endtr-. Ah o ra es esc uel a. Pens;:mos que no se le poda dar m eor e m pleo a aq u e l sa ln. Antes P edra u y sus a mi gotes se e mb or r achaba n a ll. A ho r;o los ni, ,ios aprenden. Do nd e es tab a e l bar se ve l a p izarr a co n un pensamiento de M ar ti. P e r o vengan para que vean d nd e v l va n los obreros. V en.g~ n para que v e:l n l os barr:, .. eones. Estn a la e ntrada d e l Cent r al Es un;o hi le ra d e dest.1rta l adas c.1sas de madera, pegadas e ntre s inclinadas por el viento y los o:;. L as t.1blas de l os pisos p r ese nt an ~ra nd es g ri c tas, las pa r e d es es t n carco m i da s. N o hay se r vic i os ~anitarios. Slo un a l e trin a a l f ondo. A s vivan los ob r e r os de P edra z a, mi en tras l se hizo la r eside n cia que u ste de s vieron. T od av a mu chas familias ob r e ra s del C en tra l Zorrilla ti e n en que vivir en esas abo minab les ,asas de mad era que amenaz.~u1 co n d esp lomar ... s e. T odava ti ene n que ha dna r -se e n esas cova c h as hmedas y d err ud as. Eso l o ser es t e ao n os dice e l $1.! creta ri o o r gani z a d o r d e l si nd ica t o. P orq u e e n cuanto se t e rm i n e la z a fra e mp e z a r e m os ~ co n s truir cie n c;osas detrs d e donde est la d e P e, .tjaremos si es necesario. Pero e l ao que viene .
PAGE 83

LA VOZ DEL CARRETERO ES DULCE L ES H ABLA A LOS BUEYES COMO CONVERSANDO CON ELLOS

PAGE 84

Adems, ya no hay Pedrazas e xplotadore s. Los trabajadores so n duciios de s u esf ucrzo y de su sudo r en ac, M arinero! Ojin egro! La voz del ca rr e t ero es dulce. L es habla a los bueyes como co n versando con ellos. Esto s le entienden y l e obedecen mansam ente. L a carreta se bambolea por la guardarraya Re gresa del Central Washington y va al "cort e" d e la colonia San Al(ustn, a se r ca rgada d e nuevo. No hay sol. El cielo sigue gris y el mismo aire fro conti na batiendo del norte, rumoreando en el verde mar de los caaver:t!es que la carretera bordea. El c.1rretero se llama Lzaro Gama. Es pe queo, de ms de cincuenta aos. Sus cortas piernas se extienden sob re las duras tabla s d e la carreta. En una lata ll eva su a lmu erzo: fri jotes y arroz y algunos trozos de viandas. De uno de los h orcones de la carreta, e nvu cJta en un pedazo de saco, cuelga la botella de agua y otra s pequeiia, de caf Conversamos co n l. Nos responde entre bocado y bocado Cuntos aos hace que es carretero, zaro? Se encoge de hombros, como quien ha pcr dido la cuenta y dice co n una sonrisa: M s de treinta .. Y qu hace en el tiempo muerw? M e mira un momento con sorp r es;,: -Pues . lo que se puede. ; Qu cosa? -insis t o. -" Asistir" la caa .. ;_Qu es asistir la ca ? Pues chapeada, quitarle la s hi e r b.,s ... -;.Qu tiempo dura ese trabajo? -Un mes, mes y pico .. -; Y despus qu hace? -Nada. -; Cmo nada? i. No s iembra? -Bueno, una tablita de yuca a l g n ho niato .. -Lo vende? Qu va! Eso es para come r en la casa. ;.Y si necesita comprar all(o e n la bode ga: comida, ropas. zapatos cmo hace? Lo cojo fiado. Quiere decir que al terminar la zafra no le queda dinero? Ni un centavo. Uno coge fiado en el ti e m po muerto y l o paga cua ndo llega la zafra. M e le qu e do mir a ndo en s il e n cio. Lzar o Gama se lleva una cucharada a la boca y mas rica l entamente. Su historia no es un caso es, pecia! sino la d e mil es y mil s d e trabajador es DEMETRIO AQUERREBERES TRAllAJA DEN TRO DEL CENTRAL ZORR I LLA. CUANDO TERMINA, SE ECHA EL RIFL E AL HOM BRO. 82 LOS GRUESOS SACOS DE YUTE SE V: \ N LLENANDO CON LA PRIETA AZllCAR a.t( rco)as Viven aprisionados dentro de un crculo Trab ajan tres o cuatro me.ses al ao, mientras dura la zafra, y despus vaga n como so mbras so bre la ti e rr a. Se van endeudando lentamente en la bodega y cuando llega la nueva zafra, ya deben ha sta el ltimo ce ntav o de l o que van a gana r. Y no hay forma de escapar de ese crculo. Es como un cint urn de acero que los estrangu la desde que nac en hasta que mueren Sin emba r go, la Reforma Agraria ha alterado este espantoso ritmo d e vida en otros lu gares Habr cambiado tam bin la dura vida de los trabajadores agr co l as? Vuelvo a preguntar, ; Y qu tal esta zafra? Buena. Se est moliendo toda la caa, hasta la que qued del ao pas.1dn .. nto ga na al dfo? Tres pe sos. Porque los hucycs no wm mo$., Pero si esto sig-uc as dent r o d e un ac o dos se rn mo s. Entonces hav trabajo' Cmo no! E l aiio pasado trabai h am os slo un ratico por la mailan:1.. No d ,ib amo s s de un viaje al central. Eramo s ciento c u a~ renta hornbres y tenamos qu e r epa rtirn os el trabaj o. Este aiio damo.s dos viaj es ;Ha do hablar de la Reforma A:raria? -S -;Qu piensa de e lhl ? Que es muy buena .. -_ N o van a organiz;:tr ninguna cooper:ltiva aqu ? S. Por lo menos eso he odo decir. Est co lonia va a se r de nosotros. El a1lo que viene nos van a dar utilidades "dispus" que t e rmi ne l a zafra. -Es t contento con eso? Y quin no va a estarlo! Llegamos a l corte. La murlla d e caas r trocede ante el avance de los cortadores. Un llano cubierto de sec a hoiarasca va quedando tra s ellos. All pacen los bueyes, las ca rretas son cargadas, la ca a cortada se va apilando en pequeos montculos. Caminamos con difi, c ultad hacia donde estn los cortadores. La rapidez que despliegan stos es sorprendente. La mocha no se detiene un mom e nto. Su chas, q u ido es incesante. En dos rpidos tajos los co rtadores separan la caa d e su rZ, la l im pian, la arroja n hacia atrs, haci a el mont culo que crece. Los c uerpos de los cortadores estn s udorosos. Pero nv se d e ti e nen. Trabaj a n in fatiga blem e nte Uno d e los cortadores es hijo del carretero que no s ha trad o rn su carreta hasta el corte. Hablamos con l. Es joven, de rostro honda
PAGE 85

\ \ . \ -, '-,, l """ .24 r$;~-: .. j ....... --' .. ,. r ,,~f,r.~; ., .,~ -'o~ .. .. t 4 . . '.'' .. ,-,,e -~--: :.ii::, \~ ? J. _;-* . . ,,. :'I ~' ._;,;. . . :o;:r, 1 :...... J / 1 '~:--.~ .~..,. ."":t"'!.~:/.. El Central Washington es el n1ayor pe los que visita1nos. Era de atista. Ahora lo adrninistra el INRA. .. ..,,

PAGE 86

"-Para tomar esto hay que matarnos. Sabe usted lo que hizo Pedraza en el 55? Pues botar a 60 padres de familia!

PAGE 87

CRIMINAL INCENDI D CANA 86 "APAGAREMOS LA CA1'1A QUEMADA CON EL SUDOR DE NUESTRO TRARAJO" LA avioneta entr6 por el puerto de Chicola, Era gris, de dos motores, Tapaba a prop6sito su nmero de matrcula. Se escudaba ale vosamente en una insignia revolucionaria. Ve. na del Norte. Traa una misin: incendiar campos azucareros de la provincia de Cama gey, Tripulada por mercenarios malolientes a "whisky", carnes tarifadas por el oro de la oli garqua internadonal, comeni su cobarde agresin, lanzando sus bombas importadas ha cia el blanco de las colonias ubicadas en los centra l es "Adelaida" y "Punta Alegre". Aquellos jinetes del pjaro de acero galo paban el espacio con la costumbre que da e l oficio criminal. Seguramente en sus "records" de vuelo, tenan apuntadas experiencia; de lictivas de gran envergadura. Desde el con trabando de armas y narc6ticos, la destruc cin de poblaciones indefensas y la complici dad en las fugas reiteradas de los criminales de guerra, Con los estallidos de las primeras bombas, empezaron a incendiarse paulatinamente los campos caeros de "Punta Alegre", un lugar situado cerca de la costa norte de la provin da. Ms tarde, el incendio se extendi voraz mente hasta las colonias del central "Adelai da", donde ya se movilizaban cen tenares de campesinos, ante la indiferencia de los gran des terratenientes, en la tarea de impedir la propagacin del nefasto fuego provocado por esas armas de destruccin fabricadas en un pas cercano a Cuba. Cruzando la cortina de humo y desolacin que la nave area dejaba a su paso por aque llos lugares,. los trnsfugas volaron en direc ci6n a Chambas, donde un grupo de s oldados del Ejrcito Rebelde les hicieron disparos sin lograr derribarlos. Un campesino de la zona, nombrado Orlan do Rivas, tom rpidamente 1.n vehculo mo torizado, emp rendi una tenaz persecucin tras la avioneta, choc contra un pequeo puente, corri por una trocha e hizo disparos de revlver, desgraciadamente sin resultados. -"Aqu hacen falta ametralladoras de gran alcance". Onesio Len es un campesino curtido en las labores del campo. Se ha pasado toda su vida cultivando la caa. Tiene una familia numerosa. Y una colonia de caa que es su nica fuente de ingreso tres meses al ao. Ahora, este noble campesino tendr que co menzar de nuevo la cosecha La vorgine des pavorida del a l evoso bombardeo, le produ j o una prd i da de ms de 70 mil arrobas de caa, -" Lo que siento no es haber perd i do la coscha. Ms perdimos los cubanos en l a gue rra contra la tirana. Lo que siento, es no te ner un can y poder cast i gar como se me recen a estos pjaros de mal agero. Le digo que hacen falta ametralladoras para cazar a estos bandidos''. No haban transcurrido dos horas del sal vaje atentado contra nuestra economa, cuan do miles de hombres que habitan la regin agramontina, dironse a l a actividad vertigi nosa de cortar la caa quemada por los mer cenarios extranjeros De Morn acudieron mi les de obreros, estudiantes profesionales, mu jeres y hasta los nios, Todo el pueblo. Las bombas hicieron sus estragos en las colonias de San Juan, Estern, Dos Herma nos y Ramblazo, todas colonias de caa de administracin. No se sabe por qu motivos, los incendiarios preferan la caa de admi .. n1strac10n . El montante del raid areo fu el siguiente: En "Punta Alegre ", se quemaron 2 200,000 arrobas de caa. Y en el central "Adclaic!a", la cantidad de 7.500,000 de arrobas. Silvano Prado, de 26 aos, es jefe de mili cias de una de las colonias ince ndiadas. Fu combatiente re belde en la insurreccin. Pele en las lomas de Florencia en Boquer6n, lmi te en tre las provincias de Las Villa s y Ca magey. Estuvo a las rdenes del comandan te Jaime Vega. Ahora est dedicad o a las la bores de campo y tiro de la caa en el cen tra1. En sus ratos libres entrena a los cam pesinos, m ilitarmente. Dijo:

PAGE 88

-"Ya qu1s1era vrmelas con estos hijos de aura. Estos esbirros no quieren dar la pelea de frente en e l lla no. Por eso vienen en sus avionetas. Pero el da que caiga un "pajarraco" de e.stos, no nos servir ni para abono." Mientras se desarrollaba el drama en las colon ias de caa, quernadas traidoramente por l os pilotos mercenarios de la avioneta, las au toridades tomaban urgentes medidas. Se dis puso que toda la caa qu ema da fuera inme diatame nt e molida en l os cen!ra l es "Morn'', "Patr ia" "Violeta", y en el propio central "Adelaida", que muele un promedio de 450,000 arrobas diarias. Ms de diez mil campesinos intervinieron en e l corte de la caa quemada. Lo que pare ca servir para la dest{Uccin econ.mica de la clase ms sufrida de Cuba, sirvi para unir las voluntades de todos los hombres de la regin, los que identificados por el mismo sueo y anhe l o de redencin y justicia, mar charon fraternalmente a conjurar otro incen dio pagado por los grandes consorcios inter nacionales, empecinados en entorpecer el des~ tino de un pueblo libre e independiente, sin amos ni tutores A pesar de todos los esfuerzos de los ene migos de Cuba, por obstaculizar la zafra azu carera de 1960, el Gobierno Revolucionario ha anunciado que no obs!ante los bombardeos, este ao moleremos un milln y medio de to neladas largas ms, en reladn con el rnon tante de la zafra, que es de cinco millones y medio d e toneladas. Esta es la mejor respues ta a los piratas azucareros del Mar Caribe, los mismos que e x plotan las plantaciones banane ras de Panam, los mismas que pagan el sa ario del hambre y el miedo a los mineros de Bolivia, los mismos que destruyeron la de mocracia de Guatemala. En el caso de Cuba l os componentes de su pueblo sabrn defender su soberana a to da costa. Ya por lo menos en este ao, que es e l "Ao de la Reforma Agraria ?' la caa ser r esca!ada de las manos de los lati'CJndis tas nacionales y extranjeros LA CA~A AUN 1 HUMEANTE ES CORTADA POR LOS CAMPES I NOS

PAGE 89

' ~: l ~oima l l .CONSUELO GARCIA LOPEZ IU::1/\A DEL CAR/\AVAL-Jw,,,: E/\ 11 Ef)ICJ DE ,'i()TICIA:' TRASCE.\illE .'\ TALES. DE LA VISITA D EL VICE PRIMER \11,\ilST R/J OE LA ..\IO~t S0('1ET1CA,\Jt~c>) :\.\i ()El. l'l(c> (;l(ESO l)E LA ZAFl(A Y Dt: LAS /\t't:\'AS C/JOPERATl\'A:' RECE.\i E.\ Li\ 1/:l(TII Tl/'IUZ:\ Cl HA,\;A. LA CAPITAi. HABANERA SE /'REPAl{A /'AR:\ f'.\ .\t'E\'/J C: \H.\t\l 'AI. IH' 1.t\ Hl'l"/1\L\ A (; RAl{/A ESPERANZA l. Rf:1/\A Df:I. CARNAVAL J)EL A:(;O PASADO. Fl-:1.ICITA A CONSUELO 1 1 1 A ACUM/'A ",1\ /::-X :il 1 1\/.E< :Hf,\.

PAGE 90

LA ELE9CION DE LA REINA CONSUELO I CONGREGO A LAS MAS LIN DAS MUOHACHl'TAS QUE HICIERON c;ALA DE BELLEZA T SIMl'A'TIA. . AN'TF. UN JURADO EXICf:NTE 1 t 1 ,\/ Pl'll/.lCO RECLt\MADOR 4 \ f ,. "" , I / ., 1 ( ,,,, h ,; /'l. 1'1'111.lt:u HIZll 1\L(;t J\i()S IU:l'ARPS /1 L,\ l:Ll:Ct:1(),\/ />l:L J( RA/lil C< l,\ll'Uf.STO I'< 11( /C 11{( Al e >NSO .IIESC > fl e >1(/'NCH > GU.AllfR T l'SCI I.TOI< -> ;~ . ,11. .,, . .. ,,,,, ... /.A f:l.l'CCION f)f: Rfl,\/1\ f)f'I. C1\R,\/1\\"1\l. CON'T< CO'i l.1\ C'.n /.1 \ /llll\1\ClllN 1)1-: t\HT/STAS DE J\;t.'/:STl(O .\IE/>1() CJl'I' (;()'-;TIU llt '1.1:/(CJ,\/ A CAI . \IAR LOS ANIM()S EU:CTIUZ,\DOS /Jl Rt\ '-;Tli El. F.\'f:NTO. C ;t,/LLERMO Ct\llRtR, \ ,. CRITICC > 1)/i Cl,\/f: EL f'(>T()(;Rt\l'O /; ORDA. COLABORADOR DE ESTA RE\"ISTA 1 ORLAN/lO LIMA EN REl'RESt:.'i TAC/O/\ l>l'L P l'HLICO.

PAGE 91

co operativa d e p e scadores de M anzanillo. por ON ELI O JO R GE CA R D O S O F1>tos de }OSE 'T' ABIO V AM OS navegando por e l Golfo de G u aca n ayabo a bordo de l Sigma el p r ime r ba r ~o ec h ado a l agua para l a Cooperativa de Pescadores de M a n zanillo. Diosmede Mu z administ r ado r de l a Coope r at i va, ho m b r e co n t re in ta y nu eve aos de eda d y de c u yos a os ll ev vein t iseis co m o pescador en e l M gano j unt o a l a boca del Ca u to, nos va h ablando po r el ca min o y co n n do n os l a vida y desam pa r o de los pescado r es de Guacanayabo, que casi sin ca m bfa r e l pa i s a je es la mi s m a v ida de pe n as y m ise r ias de todos l os pesca d o r es c u ba n os. . A q has t a ahora, des d e t odos l os a ,i os que t ie n e la I s l a, l as veinticua t ro h o r as d e un pescador es como uste d es van a ver: casi n o dor m i r po r q u e sobre los ve in tiuno y ve inti cua t ro pies q u e t ie n e n l os ba r qui t os q u e nos daba n l os du eos pa r a pesca r l o hay espacio para l os t anq u es que ll e n an e l ce n t r o del bar co, y a rr iba d e l b arco n a d a; tabla ce rr ad a y un ca n tivo de bor d a que no su b e a l tobi ll o A s, vyase u ste d a pesca r a l M ga n o, al E s tero y d efindase d e un t empo r alit0 co m o D ios le d a e n te nd er, o v i va pe rm anente en e l E s t e r o, donde e l suelo en que se lev a n t a e l r ancho es p u ro fa n go r ecogido en e.;tacas pa r a que n o se l o gaste l a co rr iente o la m a r ea. .. P a r a d e h a b lar D os m ede y l e echa una mi ra da a l S i g m a l. "Q u l e pa r ece, es t o n o es o tr a cosa?" N o h ay q u e h ace r la p r eg u nta No h ay co m pa r acin posible e n t r e este ba r co slido q u e ni se e n te r a d e l m a r d e m o r om pe sa br oso el agu a y l os ba r qui t os d e v e l a y mo t o r m a rin o que vie n e n de reg r eso a M a n ~ z a ni llo c on casi l a bo r da metid a en e l agua y l a ge nt e diciendo adis co n la m a n o "Uste d sabe m o e r a la cosa an t es -p r o sigue os m e d e y co n u na m a n o se va co n tando l os d e d os d e la o t.r a para e n umer a rl e daban a usted e l ba r q ui to, para tr a b aja rl o n o 90 CO N MADERA S CU BA NAS T R A ID AS D E L A COO P E RA T I VA MA D E RE RA DE BE LIC SE CONS T R UYEN LOS BARCOS PARA LA t:OO PERA TIVA D E PESCt \D O RE S D E MA NZ ANIL LO de propiedad, le daban la gasolina el acei t e, los vveres y el hielo, y s;tla usted cuatro o cinco das a pesca r D o r mir y comer e n ese tie m po, b u eno, en el plato en la mano y e l cuerpo sobre l a t ab l a, eso, si h aba tie m po para dormir algo. L uego r egresaba u s t ed y ve n a l a cosa : el die z po r cie n to sobre toda la pesca pa r a el dueo Eso d e e n trada y sin ms d isc u si n Enseg u i d a a descontar lo dems, lo que recibi u s t e d e n hielo, -gasolina, acei t e y vve r es. As p o r ejemp l o, si h aca us t ed un a marea de tr escientas libras d e s i e r ra, pucs t a en M a nz anillo a ra z n d e vein t e pesos quinta l i mportara n sesen t a pesos. Saca d o el d ie z por ciento e n br u t o se reduca a ci n c u en t a )' cua, tr o pesos y stos d i vi d idos entre d os o t res compa eros, a m o t ocaban?'' D osme d e se queda esperando la r esp u esta, pe r o l mismo l a da enseg t1 i d a y n o en cifras s in o e n pa l a bras: T ocba m os a m ise r ias Es t o s la m a r ea e r a r egula r, q u e s i se m e a u n tie m po ma, lo, quedaba u n o e m pea d o pa r a reso l ve r con s u e r te e n la p r xim a salida". Un ho m bre esc u c h a y asiente e n s ilen cio a ca d a pensa m ie nt o. Es e l a dmini s t ra d o r d e la t ienda d el p ueblo e n e l M ga n o El t ena una t ienda prop ia e n el M gano, co m o d ec ir un negoci t o t ris t e, com i do de j ejn y so l e d ad "V i, no l a revo l uci n d ice el h o m b r ey se in t e r vino la ti e nd a pa r a ha ce r la T ie n da de l Pu e bl o A l o tr o d a m e bri n d pa r a se r vir H oy soy el administr a do r ) n o t ie n e u n o la pena de ve r a un h o mb re h on ra do y tr a b aja do r q u e se le pa ra a u no dela nt e a ve r si con sigue a l go porq u e en ese m o m e n to n , t n e con q u Hoy l e ve nd e m os lo que compra m os al al macn sin so br ep r ecios, e ll os ob t iene n el prod u c t o m s ba r a t o ) co m o tr abaja n en l a cooperati\la, nunca ca r ece n pl r a c omp r a r" "S, po r que ahora es otra l a cosa v uelve e l A d m inis tr ado r de l a Coope r a ti va. F jese, n o hay case t e r os n o hay i n te r media ri os Ant e"> cu:l n do haba arribaz n de peces, los dueos del negocio no dejaba n pescar po r que l a at>u n danca del p r oducto en el mercado bajaba el p r ecio y l o que le convena a lo.; i nte r med i a rios era mantene r un p r ecio pa r a e l pb li co E n tonces l a so l uci n era n o de j arnos s a l ir a pescar. De modo q u e n osot r os n os que d ba mo.; co n e l ha m b r e, el pueblo co n el p r ecio alto y ellos co n el negocio prspe r o sin n ingn riesgo y l a gana n cia tota l de sie m pre. A hora es dis t i n to, como no h ay inte rm edia r ios la r l! volucin ha cornc!,?ui q u e d ese m barca r la l ame el Cauto L a t ier r a t iene ma n g l es altos y po r e n t r e los ma n gles as om a n los r a n chos de gua n o d onde vive l a po bl aci n p esca d o r a Ai s l ados d e l m un do, si n ag u a p o tabl e, a gua y vve r es que h ay q ue tre r po r m a r d e M a nz a n i ll o, la g ent e se aso m a a la tienda d e l ))u e bl o, el r ancho que clava s u s pa t as e n el C a u to )' q u e es el ms a m plio y m e j o r co n s trui do. Ho m b r es, mu jeres y nios h a b la n y so nr n co nt en t os. H ace pocos d as, e n e l p rim e r viaje d e l S ig m a l vino e l Pr i m e r Mi nis tr o aqu. L a gente ti en e l a cara \ l a es p e r a n za d e que se r epita l a visi t a a cada nuevo a rr i b o d e l S i g m a la h is t oria de los pescado r es d e l M ga n o, el Es t e r o y la s S alinas, es. conocida por los cubanos. V ive n fr e nt e a u n o d e los ba n cos de c am a r o n es s ric os de C u ba, pe r o h m t enido que lu c h a r mu y d u ro p a r a no m o rir se de ham bre, Aq u e l mal no h a s id o solo l a m ise r ab l e condici n im pues t a al pesc.1 d o r )' ya dicha, s in o la lu c h a cont r a J os "coperos", es deci r cont r a l os ba r cos m ono ,o li s t as q u e bien equi

PAGE 92

Vivi6 siempre mil das iguales, de miserables gapancias iguales, de desamparo imperdonable, como si la tierra en que hubiera nacido slo sirviera para matarlos de necesidade.s a l y a todos los suyos, condenados a la injusticia des de eJ nacimiento

PAGE 93

BAJO LA AMPLIA NAVE QUE COB[JA et A$TILteRO ~F. CONSTRUYEN LOS 8/\RCOS PAR/\ LA COOPERATIVA PESQUBRA De MANZANILLO HAY QUE PASARSE BUENA PARTE DBL OIA ATARRAYANDO LA CARNADA. DESPUES oe ACARREAR F.L FANGO PARA CUANJ)Q LLECUP. LA NOCHP. PODER P.NGOAR P.L FONDO DE LOS PESQUBROS DESDE Que EMPIEZA A CAP,:R F.L SOL TRABAJA HASTA I.A MAOA.u(:AJ)A oeL OTRO OIA y ASI POR A~Os y AROS ENTREGANDO PARA I)R.OVECHO AJENO LO MEJOR DE CADA VIDA. CARPINTEROS DE RIBERA. OBREROS Y SOLDADOS RP.BEL UUS COMO f.N LA r.JUDAO PESQUERA Y !'REPARANDO f!L C:AMARN SP.C" .. P.L CAMARON PEQUP.~O LUECO, COLPP.ANOOLO DENTRO DE UN SACO HOY TODOS TRABAJAN !'>AA.A LA COOPERATIVA, QUP. F.$ LA VIDA CIVIL I ZAOA Y JUSTA A LA QUE SlBMPRE

PAGE 94

'J'K\HAJ.A.N rl\N ro F.N EL J\STJLLER.O DE BARCOS TERMINAi. PESQUERA SE COC:f! l !N A<:UA C:ON SAL. SP. PONE A SECAR Y QUEDA SOLO LA COI.A PARA LA VRN A. COMO PROPIEDAD OP. TODOS DE DONDE SU R GIRA HAN TENIDO P.L MAS A5SOLUTO DERECHO. f.l. "!f':MA l ... f.STA PANDO SERVlCO YA EN LA CONOUC(".ION OF. VIVP.RES. A ClJA VOTARLE Y TRAFICO DE LA~ FAM I LIAS DE PESCADORES DEL MEGANO, EL ESTERO Y LA SALINA A MANZANILLO BOLAS DE FANGO AMASAPO CON SAROINA$ Y Oi'R.(')S C:l!B-0$ PARA PESCA R f!L CAM .... RON CADA lJNA ES ARRO JADA AL FONDO DP.L MAR, JUNTO A l J l\ A PALANCA QUE MARCA EL PF ~QUERO. ACTUALMENTE LA REVOLUCION NO SOLO HA C:ONSEGumo REBAJAR EL PRfC I O DEL PESCADO AL PUEBLO $!NO QUE HA (:0NSF.GUIDO PACAlt MF.JOR AL PE.tiC:ADOR, SUPR 1Mlr.N 00 EL INiERMf!OJARIO

PAGE 95

TODA UNA VIDA TRABAJANDO SIN DESCANSO, NI PAN SECURO; CON EL CUER, PO METIDO EN EL ACUA Y EL PANCO 94 LA MUJER, LA CASA, LA FAMILIA DEL PESCADOR, TODO A MEDIO VIVIR, CO, MO SI NO FUERAN SERES HUMANOS. VIVIENDO EMPOBREC I DOS SIEMPRE SODRE UNO DE I.OS BANCOS CAM/\RON.l:ROS MAS RICOS DE CUBA.

PAGE 96

L .. -I RAN A LA ESCUELA, V I VIRAN EN LA CIUDAD PESQUERA, DEJARAN DE SER MAYORES ANTES DE TIEMPO POR CUlP:\ DEL TRABAJO, NECE SARIAMENTE COMl'ART I DO CON EL PADRE pados y d e cierto tonelaje lanz;ib a n s u s copos al fondo de los pesqueros arrasando con cuan to e,1marn grande y chico y c u anta c a de peces abunda en las aguas. Elevada fa p r otes ta h as t a el c iel o, l o ni co q u e consiguie r o n fue la persecucin }' el atropello cada vez mayor e n e l desgobierno de la ti ran a Por eso tuvie r on que defender su propia causa que era sinv plemente la ms poderosa de las causas: e l hambre de sus mujeres y sus hijos. Lucharon entonces, detuvieron barcos, arrasaron con CU" biertas y finalmente cas i ga naron la bat11la echando ;i l fondo de l os pesqueros gra nd es troncos de rboles cor tad os Cauto arriba y trados a l mar. Vena e l barco monopolista entonces y all abajo entre l os tr oncos dejaba sus redes desbaratadas. Uno d e los pescadores conta nd o est1s historias de s u s lu chas t e rmin a con una queja que nace desde e l fondo de su dignidad: Y sabe por eso el ttulo que nos dieron? N os llamaro n piratas, piratas del Me gano". Hay en el M gano unas c uar e nta o cin cue nt a casas de g u ano dispuestas sin orden ni concie rt o. All viven las familias y all se ha sembrado la espe r an z a de una manera que slo puede a rran carla ahor:. la muerte de aquellos corazones humildes Lola, que ha tenido once hijos y tres de sus par t os mellizos, viene con .. tenta a darnos l a noticia q u e alegra sus nobles ojos: "Nos vamos, sabe, nos vamos para M an. zanillo. todas las fami lia s, en cua nt o cs t ~ he,. cha la Ciudad Pesquera, nos vamos a vivir all". Es necesario ver la soledad del Mgano, el aislamien t o de a'l,uel rincn de pescado r es que al decir de sus hombres el cicln de Santa Cruz troz po r la mitad, para comp r ender lo que significa esto para Lola y para todas las mujeres y nios d e l M gano: sa li r del desam paro, de las duras condiciones de vida, donde un e n fermo de cuidado ti ene que hacer el via j e de dos horas a la intemperie en un barquito ha sta Manzani llo. Y sali r de o tr a so l edad y desamparo cr ni co, el analfabetismo, porque ningn nio criado en el Mgano tiene m~s conocimiento que los rudos del padre en la pesca, con quien en muchos casos compar t e como hombre e l trabajo. El plan del Gobier n o R evoluciona ri o es sacar t odas las familias del M gano El Este ro y l as Salinas, as como las que v iv e n en e l M ang l a r para instalarlas e n la Ciudad Pesquera de M a n zanillo, a ll donde ya se es t trabajando para las p r ime r as casas de pescadores, donde habr Centro Escobr, T e rmin a l Pesquera, clnica, campos deportivos y todo l o necesario pa r a l a vida civi l izada y jusia. Pero volviendo a l as penas y tr abajos de los pescadores no creemos que se puedan compre nd er .bien si no se exp li can las casi veinticu:uro horas del trabajo que r ealiza un cama r onero, por ejemplo. Un-pescador del gano del Estero o de M a n zani ll o, ti e n e p ri mero que acarrear fa n go, l odo de los panta n os. Con el ag ua a la c in tura y la s manos debajo l evantndolo para echarlo a l bote. Lu ego sal ir a atarrayar la carnada. E stos dos trabajos pue den empeza r a la s cinco o seis de la maana y terminar a la s once del da. Enseguida viene hervir l a carnada: sa rd inas, machuelos, majas, son cocidas en un caldero frente a l r ancho. Despus desmenuz:idas, h ec h as casi una papi lla que se deja r e fr esca r y secar al viento para mezclarla co n e l barro conseg uid o. La opera, ein es c uid a d osa: un piso de fango y una ca, macla de car nad a, o tr o piso y o tr a camada para ser l uego como batida, amasada, ha sta formar un so l o c u erpo e l l odo y el cebo. Ter, minada l a obra en g r a nd es bloques cuadrados empieza el trabajo de modelar las bolas. Las manos hbiles van h acie nd o bo l as ms o me nos del tamao de una toron j a, hasta convertir lo que fue el bloque cuad r ado e n una pirmide de esferas. Si no se h a ido t oda la t arde en esta labor, queda po r lo menos muy poco ticm po para que caig:. la noche y en cuanto em pieza a irse e l sol salen l as chalupas }' l os barquitos a l os pesqueros para echar en ellos J.s bolas. Frente a la desembocadura del C, : u to, en una extensin qujzs de millas, ,~stn los principales pesqueros. Habr ms o m~nos c u at r o o cinco braz.as de agua, pero d mar en t e r o est sembrado de estacas, de largas pa );meas formando inacabables hil eras, y sepa r a da una est.-ca de ot r a por algunos metros de distancia Al pie de cada una de esas estacas se echa una bola que va a l fondo y entonces hay que esperar porque el cama r n viene l ento y se va reuniendo para ponerse: a esca r ba r fa bola e n busca de ;olimento. Entonces durante la n oche nicamente en la noche!el pes cador lanza su at.trraya una o dos veces ms o menos, junto a cada estaca pa r a aprisionar e l puado de camarones que l e va ganando al mar durante las horas. Cuntas horas del da se emplearon trabajando y en qu condiciones? Adems, como ca r nbie el viento a media ta r de y se meta un brisote, adis a l trabajo hecho d e sde por la maana Tales son las circu n stancias en que vive el pescado r desde hace generaciones. Y en unos lugares peores que otros, porq u e e l grupo que vive en el Estero ha tenido que fabricar el suelo secndolo, convir ti endo el fang o podrido en tierra ms o me n os firme. No hay ms q ue mirar los ranchos -si es que los jejenes dejan mirarpara ver que cada boho se Jeva n ta en un suelo deu nos n1etros escasos1 cerrado de estacas, pegadas unas a otras par,t co nt ener 1~ tierra y evitar que e l :> g ua o las m:ueas se lleven el piso, la casa y la familia. Regresamos a Manzanillo. El Si gma T trae aho r a seis pas.1jeros mf1s: una madre y cuatro hijos. Uno de brazos y ninguno mayor de trece aos. Viene a M a nz anillo ella po r q u e ha ce das que se siente muy dbil y con dolores de cabeza. Por p r imera vez seguramente esta mujer viene en un barco que tiene servicio s.1nitario y un canarote para resg uard arla del fro y la intemperie de la noche. Junto a la luz e l ctrica sonre mirando a sus hijos Por primera vez viene en un barco que pec t enece a l a Coopera t i va de Pescadores y esto l e da un org ull o }' una paz que se le ve en los ojos Fue a l d a siguiente que llegamos al astille ro Borde.1ndo el litoral, a la salida de la Ciu dad est l a ob r a ms importante de todas: e l asti ll ero, alli se hizo e l Sigma I, all se estn haciendo los dems barcos para la Coopera tiva Pesquera: Chano, carpintero de r ibera, es el que di r ige las constr u cciones de barcos Con l trabajan obreros y soi
PAGE 97

I El Desarme: Necesidad Latinoamericana poder mili ta r N uestra h ismria ha sido eso. un" serie de episodios sangrientos, una sucesi n de caudillos, de l(enera l e. de "montoneras sobre c uya r esponsabilidad habr de cae r la ete r na ac u sacin de los p u eb l os. liambre y m iser ia, a n a l fabetismo y enfermedades; exp l otaci n y entreguismo, ha n sido producto d e es., domi nacin. Por e ll o, hoy c uand Q l as fuerzas pop ul a res se sacude n para soltar las coyundas que las el mund o, a pesar de l os g rand es episodios de l a h istoria de ot r as tierras, un ejemp l o de dig nid ad, de valo r de cons t ancia como el dad< po r l os viejos ej r citos ame r icanos que cruza r o n Los Andes y atravesa r on mares para liquidar la ignominia de la dominaci n ex t ranjera. B :is t a obse r va r l as preca r i;ts o casi nfim as condi ciones de aquellos hombre_,; aguer ri dos, de ag u e llos batallones sin recursos. p:ira comp r oba r su ..,,.f,,,_ ~ .. .. "'!:" 1 1111 cos del --c~ndarme Necesario.. quienes CO mienzan a vocear l as consignas recogidas en el ti empo por los odos de sargentos y generales ambiciosos de poder. Mu chas esc u elas militares se fundan a pri n cipios del sig l o pasado, a me diados de l y a comie nz os del prese nt e, respon diendo a aq u e l c ri terio nefasto. Y de sus aulas el esp ri tu castrense se l evanta sob r e una falsa concepci n de l a verdadera realidad. A pesar "DESARME P ARA QUE LOS TANQU E S SE CONVIERTAN EN TRA CTORES Y LOS CUARTELES EN ESCUELAS" han mantenido a t adas, nada mas importan t e que busca r la sup r esin de l a fuerz.t q u e. ha conjugado en su im~rio la situacin tangib l e de un a tr i ste r ea l idad. En Amric latina el ejrcito n ace como fuerza de liberacio n Son los pueblos q u e se incorporan al combate por la libertad. L os mambses de M ar c y M aceo, los llaneros de Bolvar y d e Pez, los gauchos de Sa n M artn y de Artigas, los c h arros de M orelos y de Zapata. Son las clases hu mil d es, las de ahora y las d e siempre, pio n eros del Ejrcito. No impo r ta que sus jefes ha yan salido de l as a r istocra, ciasde la Amrica colonial. Ellos comprend i e r o n el destino de sus tie rr as dominadas y en s u s mentes prendi el ideal inte rmi nable de la libertad Los ej r citos pop ul ares de Amrica han roto cadenas M i ll ares de hombres han cado en los campos de batalla para que sus pases fueran libres, para dignificar, en la glo ria de la epopeya el gentilicio americano. Y n o hy en valor r ayano en l a temeridad Pero luego esos ejrci t os de lbert;id, en m a n os de la ambicin y e l despotismo se co n v ir t i eron e n e nt es nega, dores de su prop i a t radici n. La influencia del militarismo prusiano, el espritu caudill i s t a de l os poderosos clav s u s gar r as en l a ex t ensa geografa de nuestros pueblos. Y su r gie r o n los R osas, l os Francia, los L egu i a, l os M achado, los Gmez, l os R ojas Finillas, los Batis ta los Prez Jim ne z l os T r uji ll o, los Somoza, los ti ranos y ti r a nu e l os q u e ha n sido e l reverso de la medalla en el noble senti m iento a m e ri cano. Y en ca d a uno de nuestros pases se aposenta un caciq u e se l eva n ta un ca udill o. Y ll gase hasta afir m a r q u e l os h ijos d e l conti n en t e d e l a li bertad nacieron para vv ir bajo la so mbr a de l a tirana Los socilo?os del a n tip uebl o han ll e n ado c u a r tillas y ms cuar ti llas tra ta nd o de demostrar que los mestizos y mulatos de l a Amrica M o r e na son raz..,s inferiores, incapaces para labr arse s u propio de s tin o. Son los te ri, de que l a esencia de l os ejrcitos de los que como los nuestros ti e n e n su origen en las ges t as h eroicas de l a indepe nd enciaes el tributo :, la sobe r ana e l respeto a l pueblo del cual fo rm an parte. la obedie n c i a a la s leyes y l a su misin a las instituciones superiores en l as Es c u elas Mili tares se ha formado un a ca s ta que siemp r e se ha puesto al margen de l a Ley En l a medida que Amrica Latina c r ece en e l mu nd o como se mill e r o inagotable de m aterias p r imas, de fuentes permanentes de r iq u eza, el eso r i tu de la dominacin militar se va h aciendo ms profundo El tota li ta r is m o e ur opeo ejerce g r,,n i n fl u encia e n la m ente de muchos a m e iica n os. Los sig n os de la penetraci n eco n mica, de l avance impe ri alis ta que tr asfada a ot r os lares el dominio de Am rica L atina, en c u entra. pri ncip a lm ente e n los h omb r es de armas terreno propicio para su meior des."ro ll c,. Los tcnicos de )a e ns ean Z;t militar de po t encias extranjeras co mi e nz an a modelar la igna r a men, 'J7 f / a

PAGE 98

taldad de lo s que han de convertirse en rbitros de nu es tr o destino. Y nuevas t eoras sob r e el orde n la democracia, la tranquilidad y la co n vive ncia se barlja.n dentro del principio gene. ral del "Gendarme N eces.,rio ". Y en el campo d e J;t teora poltica in ternncional fa s tesis de la "defensa continent.,1'' y contra "l a agresin d e l co munismo internacional" son dirigidas a robustece( el espr itu de c.1sta que ya se perfila e n e l ambiente de los cua rt e l es. L os viejos "mu, seres" d e la independencia y la s primeras r e pblicas van siendo cambiados en las manos d e ] os soldados por c.uabinas mi,s nuevas, por armas automiticas hasta ]l egar a los ej rcit os modernos, con avio ne s a propulsin, s ubinari n os y baz:ic.1s que h oy imperan ha s t a e n e l s pequeo y pobre pas americano d o nde 1a may ora d e s u s recursos eco n micos s-o n ab, sorbidos en la ca rr era desenfrenada de la "t ec nifica militar". Y es aqu precisamente d onde incide con fuerza e xtra ordinar ia la ini cia tiva d e ) desarme. La i nici a tiva d e reducir l os g,ts t os en arm,1s y exp 1osiv os para destinarlos a garantiza r la pervivencia del h o mbr e en condiciones s hu manas y ms di gnas; para incorporar a l indio a la civilizaci n, para mejorar e l poder adquisitivo del o br ero y e l ca mp es ino para liquida r e l hambre }' la miseria, para r escata r de la ln c ultura a millones de nios que se pierden en ella, par a salvar la nacionalidad que se preci pita en el abismo de la e ntrega. E n fin, para hac er pueblos a nuestros pu eb los, y naciones a nu es tras naciones. Doloroso es ver a nu es tra s ge nt es humildes su mida s e n la explo ta cin y la miseria. V erlas e n la s "fabelas" de B rasil, en lo s ranchos in mundos de Ven e zuela e n los bohos primiti vos e infectos de Bolivia, en la s chozas des tartaladas de Chile y P arag u ay, e n las vivien das i nsa lubr es de Guatemala y Hait. Y el do lor es m s profundo an, cua nd o a su lado ve m os los arsenales atiborrados de bombas in servibles, los carros de armas automticas y l os ltimos modelos de los aviones militares desmantelados e n lo s ha ngares de l as bases r eas. All hay ociosos millones y mill ones de dlares, -pe r didos para sie mpr emien tras e) p u eblo n o se c.1nsa de rumiar su inttr" minable pobreza Injusta, po r dems injusta es esta si tu aci n abomi nable que es n ecesar i o liq u i, dar para siemp r e, y cons truir en s u l u ga r el maj estuoso ed if icio de la felicidad colectiva. La realidad de estas cuestiones la tenemos en nu es tr as manos cua nd o sob r e e ll as co l oc~,,, mos los presu11uestos de Am ri ca Latina. Mu chos de ellos nos revelan cmo la atencin principal del Estado es c uidar la moderniza, ci n de 1as armas y mantener Linccesariamen te el mayor nme r o d e hombres que la s em puen Al ana liz a r tales presupuestos trope zamos co n la dura verdad de que la s ms ju gosas partidas se destinan a la accin militar. En la mayra de ellos, los po r ce n tajes ms al, t os co rr esponden a l os Mini sterios de Defensa o de Guerra. La ed u cacin y la sa n idad ; el fo, mento industrial y el fstmu l o a la p r oduccin agrcola, aparecen r ez 1gad0s Qu distinta fuera nuestra Am rica si di s t in ta fuer., la composicin de sus pre:;upue.s t os . Y si en lugar de tanqu es hu]?ier a trae torcs Y si en h., ga r de s ubm;nin os hubi era es c uela s y libros .; y si en ug a r de bateras auto mticas hubiera maternidades y hospitales; y si en lugar de exp losiv os in serv ibl es hubi e ra ms univer sida d es . Ah, qu distinta ser a nuestra Am rica! El auge militar en Am.ri ca L ati na adems d e re spo nd e r a la persistencia de cie rt os int e reses en j u ego pe rm anente, se d ebe a condi ciones hist ri cas a nce s trale s y a Ja especulaci6n que de ellas h an sabido hac e r los socilogos del anti-pueblo Se dice que el espritu d el americano es levanti sco, de pasiones indmi, t as Que a e.ida paso hay co nflictos en e mbrin que ponen en peligro la estabilidad so berana d e las nacion es Y para ello se ba sa n en lo qu e ha sido nuestra hi s toria En la sucesin de epi sodios sa ngri e nt os que la han r e gi do cas i has nuestros dias Ello es verdad, pero tampo 98 co es incierto que esos conflictos o volc;mcs e n pot~nci;1 h tlll ido desapareciendo e n la me dida que l os tratados internacionales, q u e ti derecho que es norma de la pa z. se h a ido p r o fuadizand o en el criterio de los gobcrnan, tes y dirigentes del pueblo, y en r elacin d e la amist:,d entre la s m;,sa.s populares que su fren problcm.\s comu n es y albergan intereses iguales. El fin d e l os co nfli ctos ;irma d os entre l;is naciones latinoamericanas llega con e l fin de l:i Guerra del Chaco e ntr e B olivia y P aragu;iy en el ai\o 19 3 4 -19'.\5, los con fli ctos lim trofes que an quedan (Ecuad o r -Per y B oliviaChi le-Per). h an de r esolverse dentro d e las v as pacficas del entendimie nto co l ect ivo Cfaro qu e es arriesgado h acer esta afirmaci6n cate" gric.1 pe r o la evo lu cin e n el tratami e nto in .. ternacional y l os ti empos que han corr id o, nos dan,al menos, la razn A fines del sig l o p:i sado y en los primeros lu s tros del pre se nte. la s guerras ent re la s naciones l a tin oamericanas, principalmente en el bloque d e l sur, estaban a la o rd en del dia y muchas de e lla s su r gan por la venalidad de los goberna nt es. Carlos Antonio Lp ez, del Paraguay, por ejemp lo, l e d ecla ra la guer ra a Argentina porque el go, bierno de es t e pas le niega permiso para at r a vesar Corrientes, y da origen a la Triple Alinza contra Paraguay. En 1879, el General D a za, presidente de Bolivia; bajo la presi,1 del Per y poni e ndo como pretexto las salitreras de Atacama, emprende la guerra contra Chile. en l a cual Bolivia pierde su t err it o ri o costero. En 183 7 pelean Chile y el Per y en 1841 Pe, r contra Bolivia. Y no hay una sol:1 de esas guerras qu e no ha ya sido provoc.1da por el sp ritu irascib l e o la sensibilidad epidrmica de generalotes en funcin d e gobierno Etapas com0 estas han s id o s u peradas Y con la so la exce pcin de l os pases qu e an gimen bajo el dominio de la tirana -provo e-a dores internaciona1es -, Amrica Latina es un ejemplo de paz, de ami s tad y de trabajo. La s orga niza ciones popuh,res -partidos si n dicatos. e t c se empean en que la solidari, dad del co ntin e nt e sea firme expre si6n de sus ntimo s sentimientos. La consigna de ahora, y asi se ha comprobado e n 'lo que va de siglo. no es guerrear entre n osotros, no es consumir nu est ras energas en con fli ctos fratric~das No. es por el co ntrar io dedicar l os esfuerzos co mune s a la lib eraci n permanente, a ganar la batalla contra el hambre la explotac in y la miseria. R ec uperar el tiempo perdido y dedi, carnos todos juntos ha hacer l o que en ju sti cia correspo nd e a nu estra Amrica: e l Conti nente de la Libertad. La suerte de estos pueblos de heroica p e ro doloros.1 tradicin est en la s manos de todos. La unidad de Latinoamric a es ya una rea li dad aunque muchos se empeen en lo contrario. Sus cla ses ms necesitadas, sus hombres d e nensamiento revolucionario, as lo reclaman Es por ello que iniciativas como la de A lessan dri, constituyen a l e ntadora expresin de nu es tra ms clara realidad. Alrededor de ella -era de esperarseaparece n interpretaciones clis tintas de su misma esencia. L -:>s armamentis .. tas quieren d esviar el contenido del desarme propuesto, hacia terrenos nada propicios par~ e l objetivo que se bus<~. Ha aparecido la po sibilidad de una fuerza arma da interamerica na que vigile la d efens.1 del conti n ente y cons ti tuya una. valla permanente para la llamada ag r esin comunista Es decir que las econo mas que p udi eran h acer nue s tr os pueblos Ji, mitando sus armamentos para con ellos h acer frent e a s u s nec e.s id;td es ms apremiantes, se escap.1 rfan nuevamente de las manos para cos .. tear la vida de una fu erza intunacional in, justificable y absurda dentro de nuestro prn ceso histrico. Claro debe quedar esto en l a mente de l os latinoamericanos y para ello es bu e no com, p r ender, a la l uz del a nlisis y los hechos l o fa l so de la s t eo ra s que se esgrimen para ju s, tificar la presencia de ejrcitos poderosos o de una fuerza armada interamericana Se dice que lo principa l es la defens., co ntinental contra la agresi n __ co '."unista. ; Pero qu pueden hacer nu es tros e 1 e rc1to s co n los armame nt os de que disponen fr e nte a una guerra nuclear? Qu pueden hace r l os tanques y l os aviones de qu e di s pon e mos frente a los proyecti le s inter conti n e ntal es q u e p u eden destruir un obje tiv o con slo accionar un botn? _Y qu pueden hacer nuestras armas fr e nt e a la s b o mbas d e hidr, geno y d e co balto ? 1 os adelantos en la tcni, ca d e la destruc c in hs n sido tal es en l os timos aos que ya estitn fuera de la accin l i ca l os morteros y los barcos, los bombarde ro s y l as metrallas, Y el slo imaginarse que un pas puede dirigir un proye c til que recorre ocho m.il milla s -de la U nin Sovi ti ca a l Pa, cficoes comprender l o anticuado, l o ana, c rnico d e lns viej<'l~ armamentos que disp one la Amrica Latina Si ello es una re a lid ad, t in a verdadera r e alidad. podr estar asegurada acaso la llamada defrnsa co nti n enta l ? La hi s toria de 1as do S ~lti1t1as guerras mun .. di a)es nos indica cmo los avances de l a tc .. ni ca armam e ntist a cambian por completo la ac .. c in militar La guerra del 14 fue un conflic t o de infantera y arti ll era, y aunque hubo a l guna novedad en los transportes motorizados, casi nulo fue el combate e ntr e unidade s d e g ran pote_ncia. Fu.e una g uerra ms de solda dos que de marinos donde la aviacin slo se emple en operaciones de reconocimien t o, pa, t;l obse rva cio n es de artillera y ocasionalmen, t e para bomba rd eos. La g u erra d el 14 fue, en sntesis, una gue rr a de trincheras defendidas co n a lambr es de p as y ametralladoras En c ambio, la segunda co nflagracin mundial que comienza el 1 de se ptiembre de 1 939 con l a invasin de Polonia por Alemania y termina el 2 de septiembre d e 1945 cua nd o e l J apn se rinde a los aliados, fue un a g u e rra de m quinas: avione s y tanques, columnas motori .. zadas y a r tillera pes.,da, barcos y submarinos, producto de l a g ra n inventiva cient fi ca y d e la hab i lid ad tcnica del hombre. Esta guer ra que fue el rr.~nopolio de los pases altamente industrializados ob li ga a la mayor fabricacin de unidades m o t o riz.1d as. Entre los aos 43 y 44 Estados Unidos fabri ca un barco cada dia y un avi n cada ci n co minutos. Y el Presidente Roosevelt an..inci al Congreso norteameric..,no que su pas ha producido en un ao 50,000 aviones. Una idea de est a c.1rrera des e nfrenada por disponer d el mayor armamento l o revelan ~ las estadsticas de Es~dos Unidos que indic.1n que ese pas produjo en los seis aos de l a Segunda Guerra Mundial 87,000 tanques, 296,000 aviones, 315, 000 piezas de artillera y morteros, 2.434, 000 c amiones y 53 000,000 de tonelaje marti mo. Y ahora, la mayora de esas unidad es inservibles ante el mayor adelanto de la ciencia y de 1a t nica est'n aJmacenadas en los arsena 1 es latinoameri ca no s con e l sacri,, ficio d e millones de dlares que bien emplea dos habrian podido resolver l os ms u r gentes prob l emas que con fr ontan estos pueblos En cuanto a l a utilizacin de l os ejrcitos supe r -armados para detener la agresin comu nista, es fci l destruir todos sus argumentos. Un solo eje mplo bastar a para ello y ese es el c a so de Venezuela. Para 1948, cua nd o Prez Jimnez ini cia un gobierno militar el Partid o Comunista de Venezuela cue nt a con 50,000 votantes apro ximadam ente. Despu s de l os 10 aos de persecucin que encarna la tira n a pe rezjimenis t a, derrocada el 23 de e n ero de 1958, e l Partid o Comunista Venezolano sale de la clandestinidad con un volumen de 150 ,000 vo tos Es decir, que durante la intervencin del ej .rcito en la gestin poltica, los com unist, ts e l evan su potencial de votaci n en la alta ci fra de rien mil efectivos Todo ind ica, pues. q u e es ~ecesario c.1 mbiar de po tic.1. Suprimir en g r an pa r te los gastos militares que ningn beneficio nos dejan, y sacar a las nacio n es latin oa m ericanas de 1a si, tuacin actual de sub-desarrollo eco nmi co y de total abandono e n que viven. Lejos de una po l tic., armamentista -q u e debe ser reduci da Amrica Latina tiene planteados probl e mas derivados de su tremenda situacin econ~

PAGE 99

' 1 -$ ..... -' REDUCIR LOS GASTOS DE ARMAMENTOS. SIGNIFICA EN AMERICA LATINA UT ILIZAR LOS PRESUPUESTOS PARA MEJORAR LAS CONDICIONES DE VIDA DEL PUEBLO PARA LIQUIDAR EL liAMilRE Y LA MSERIA. mica y social. En 1958 la produccin de los pueblos latinoamericanos no creci al mismo ritmo que su poblacin, y en la actualidad ca, si no existe pas de este continente cuya pro duccin agrcola industrial y minera sea de alguna importancia, que no es t pre.ocupado por el alto nivel de desempleo De ah la ur, gencia de elevar el ritmo de desarrollo a fin de absorber la mano de obra desocupada. "Por regla f(e neral l o indican estudios tcnico s-, el problema no es tanto de insuficiencia de demanda efectiva total, sino ms bien de ma, fa distribucin de recursos, originada en par, t por la inflacin que existe en algunos pa, ses" Por o tra parte en 195 7 58, ao que se caracteri1,a por ser el primero despus de la terminacin de la g uerra en expansin de la produccin agrcola mundial, en los pases sub desa rrollados, en tre ellos los de Amrica La, tina, el incremento agrcola se ha mantenido en cifras aun por deb ajo de su propio consu, mo, es decir que ha habido una baja de la produccin de alimentos "per cpita" desde la pre-guerra para el conjunto de nuestros 20 pases En cambio, la produccin de alimen, tos "per-cpi ta c r eci en el mismo lapso e n todas bs dems re_giones del mundo, excep t o en Oceana y el Extremo Oriente. Pero adems del dficit en la produccin alime ntar ia, l os ndices de analfabetismo, des empleo y enfermedades tambin hall s ufri do incrementos considerables. Entre tanto l a dis, tribuc i n de los presupuestos se caract\:riza por mantener en un alto ndice la inve'rsin en el sostenimiento de fuerzas armadas nume, rosas y e l aumento constante de la adquisici ,, de armas. No se trata de liquidar l os ejrcitos cuya necesidad para la defensa de la sobera na todos estimamos en su valor real sino de reducir los gastos por tales conceptos para asegurar el mejoramiento d e las inversiones propias del desarrollo econmico y la eleva, cin de l a cultu r a. U n ejemplo tambin de Venezuela, no por ser el nico pas en este aspecto de l os gastos pblicos, sino porque es e l que mi,s conocemos y cuyas estadsticas te, nemos ms a nuestro alcance, podr determi, nar l a necesidad de una nu eva poltica en la distribucin de sus pres up uestos para poner, los al servicio del pueblo. Venezuela es un pas cuyo ndice de anal, fabctismo supera el 50%, que importa todos los aos alrededor de 150 millones de dla, res e n productos alime nti cios, que la poblacin campesina casi el 45% de la poblacin to, tal tiene un ingreso anual inferior a los 200 dlare s; que tiene un prob l ema de v1v 1 en da urbana y rural de gran magnitud y que a la vez dispone de grandes riquezas por su pro du ccin de petrleo y de hierro. Con es t a es, tructura general la s inversiones pblicas han sido en el bienio 57-58 las sigu i entes: Minis terio de Defensa 796.83 millones de bolva, res ( el bolvar equiva l e casi a la tercera par te d e un dlar); Eucacin. 434.87 millone s ; Sanidad y Asistencia Social, 547 66 millones y Agricultura y Cra 635.85 millones: Es decir que los gastos de Defensa en los dos aos su, pera n en 362.96 millones de bolvares a los de Educacin; en 249.17 millones a los de Sa, nidad y Asistencia Social y e n 160.98 mill o nes a los de Agricultura y Cra. En casi todos los pases latinoame ri canos, cla ro est que guardando las distancias de los recursos fiscales, la distribucin presupuesta ria se compo rt a de una manera similar, cons, tituyendo causa fundamental de la permanen. ca de los mltiples problemas que paclecen. Y as, se impone aco.ger con el calor de las nobles pasiones, la iniciativa del desarme p lan teado en nuestra Am rica para asegurar en i<) adelante, con el mejor empleo de s us pro pos r ec rsos. una vida ms prspera que ga, rantice e l bienes t:u coleCtivo 99

PAGE 100

Di scurso p r onuncia do por el doctor F idel Castro el da 28 de En~ro del presente ao, en la antigua fortaleza del Cuartel Moneada, ho y con vertida en "Ciudad Esco lar 26 de.Julio". LOS NIOS TOMAN OTRA FORTALEZA Compaeros colegiales: Hoy como ustedes comprendern, es un momento muy emocio nante para nosotros; lstima que sea ya. el medioda (gritos) y. el sol de Oriente sea un sol fuerte, que comprendemos pueda estar fatigando un poco (gritos de "no no"). Por lo menos el deseo de hablar mucho no se nos quita, )' tienen mucha disciplina l~s muchachos Saben m arc h a r? (gritos de "s"). Son obe dientes' (gritos d e "s"). Saben guardar silencio cuando les ha blan? (gritos de "s") Vamos a ver si es verdad. Ahora vamos a ver si tienen de Ve rd ad disciplina, y todos ustedes y los de la Tribuna tambin, para que vean que es parejoguardan silencio, para conver sar un rato ustedes y nosotros. Porque, como nosotros ~ontamos con ustedes, y como hay que contar con ustedes y ustedes tienen que en tender bien estas cosas de la Rev ol ucin y ustedes sabe n comportar se ya como buenos ciudadanos y buenos patriotas y buenos revolu cio narios, es preciso que hablemos de estas cuestiones de la R evo lucin: Por qu hemos co nv e rtid o esta fortaleza en escuela? Por qu pode mos convertir esta fortaleza e n escuela? Porque antes hacan fort.iler.as en vez de esc u e las, y no podan convertir las forta lezas en escuelas. Us tedes saben eso. (Gritos de "s") Seguro? _Por qu podemos conver tir esta fortaleza en escuela? Quin defenda antes a los gobiernos? (Gritos) El ejrcito; aquel eircto. Quin defiende hoy la Re vo l ucin? ( Gritos: el pueblo .. ) Dndeest.n l as fortalezas de l a R evo lu cin hoy ? (Gritos de "En el pueblo") En todas partes Ustedes ven cada un a de esas montaas? Cada una de esas montaas es una for taleza de la Rev oluci n ( aplausos), as que este edificio no lo necesitamos para fortaleza Ant es necesitaban una fortaleza para defenderse del pueblo; y ahora, cuando el pueblo es el que defiende a la R evolucir, no necesita mos fortaler.as Como lo que necesitamos so n escuelas, pu es por eso, nos otros estamos convirtiendo todas la s fortalezas en escuelas Y as, donde antes vivan millares de soldados con sus fusiles y sus sargentos y su capitn, y su general, a hora van a tr abajar y a es tudiar millare s de ni11os con s u s lpices. con s us libros con s us mae s tr os. con sus superiores; y aqu tenemos u na ventaja, Que como antes se haban gastado muchos millones en hacer cuarte l es y hacer fortalezas y no haban gastado dine ro en h ace r escuelas, porque el dinero se lo robaban, y lo que no se robaban lo gastaban en cosas muchas veces intiles como cuarte les pues nosotros hov ap rov ec ha mos esos millones, que se gastaban en for tale.zas y los emple-amos en escuelas. N o nos alcanzan todava ni convfr .. tiendo todas la s fortalezas en escuelas; no nos alcanzan; todava tene mo s que construir muchas ms, pero ya ten emos una ventaja que pue .. de hacer e l Gobierno Revolucionari o, porque el Gobierno Revoluciona rio no necesita tener f o rt a l ezas T enemos una ventaja convirtiendo rodas l as grandes fort alezas de Cuba en escuelas Despus tendremos que se guir construyendo grandes centros escolares, y tendremos ademas que seguir construyendo miles de escuelas en los campos, porque no te nemos escuelas suficientes. Ahora llenando esta fortaleza de nios y de l ibros y de lpices la Revolucin est fuerte y ser much o s difcil es decir. ser impo, sible tomar una Repblica que ha convertido sus fortalezas en escuelas. Por muchos fusiles que tenan aqu y muchas ametralladoras y por muchos soldados que tenan aqu adentro, como no tenan la razn, como defendan u na causa injusta, no pudieron defenderla y a l fin y al cabo la perdieron, al fin y al cabo el pueblo tom l as fo rtal ezas 10-0 L o que no podrn quitarnos nu n ca mas ser n 1as escuelas, para conv er tirl as de nuevo en fortalezas (Aplausos) Quin. . quines fuero11 l os primeros que lucharon para con vertir las fortalezas en escuelas? (gritos) Los mambises: Carlos Ma nuel de Cspedes, A g ram onte, Maximo Gmez, Maceo. uin fu uno de los que co n s u pensamiento. . ( gritos de "iM~rt!" . ) Ah ustedes saben que e s M art! M art fue el que ms se p r eocup por los nios, el que ms se preocup por la educacin y el que ms de se convertir las fortalezas en escuelas La fortaleza antes no era el Cuartel Moneada; fa for ta leza a nt es era el Castillo del Morro, era El Vi so, es decir eran fortalezas que t enan varios sig l os, y los mambises, y los patriotas. Mart. todos los jefe s de la R evol ucin luchaban por ha ce r desaparecer aquellas fortale zas que significaban. . u s i g nificaban aquellas forta lezas?. . La opresin. Pero c uando se acab la Guerra de Independencia, en vez de desaparecer l as fortalezas, const ruy e r on ms fortalezas y entonces vi nieron estas fortalezas que estaba n e n el medi o de las ciudades, para m;1ntener a l pueblo dominado por l;1 fuerza. Para eso tenan esas for talez.as: para que nadie pudiera protestar contra una injusticia; para que el pueblo no pudiera protestar contra l o que es taba mal hecho, y c ua n do lo s es tudiant es sa l n a la c,1 l1 e a dar un ac t o patritico a protest.1r contra la corrupc i n a protestar contra e l robo, a protestar contra el crimen, en t o n ces, sa lan lo s so ld ados de la s fortalez as y gol peaban a los estudia nte s o go lpe ,b an a los ob r eros, o go lp eaban a los ca mp es in os. Ya ust edes saben lo que pasaba al ca mpe si n o : que le daban con el plan de machete, po r que todos esos soldados, adems de los fu si l es, t e nan machetes; y cuando salan por el campo, golpeaban a los ca m pcsinos. A s los hij os de lo s ca mp esi nos no tenan escuelas, ni t e nan maestros pero a cada r;H o vena una pareja de l a Guardia Rural con sus machete s y s us fusiles. Y un nio n o tenia opo rt uni d ad de ir a la escuela, pero s tenia oportunidad, mucha s veces, de. ver Hegar un ~:1 a su padre, go lpeado por los machetes de la Guardia Rur al. Ademas, para que no pudiera protestar, para quitarle la tierra cuando t ( :nan tierra, estaba n esos soldados, y estaba n las parejas de la Guardia Ru, ral. Es decir, que lo que nosotros q u e r emos que ustedes co mpr endan bien, es porqu antes haba cua rt eles aqo, porqu haba tantos soldados porq u tenan un machete, y porqu :lntes l os que tenan e l machete eran ellos, no l os campes ino s L os campesi n os reciban los p lanaz os. Aho r a los que tienen los ma chetes son los campesinos, y los que van a recibir lo s plana.zos son los co ntrarrevolucionarios, si vienen aqu. (Aplausos). Y eso es lo que ustedes deben SAber, porque usted~ tienen a oportunidad de co no ce r muchas cosas que nosotros no sab,amos, por que c uando nosotros ramo s muchachos igual es que ustedes bamos a la escuela. pero los gobier nos no nos enseaban estas cosas. N o~otro;; pasbamos po r aq u y veiamos una gran fortaleza llena d e gar:tas, Y ll e na de aspill e ri,s y slo ap\mtando para el pueblo Por que solo las aspilleras apuntaban para el pu e blo, no apuntaban para e l mar, no apu ntaban para e l ex tr a n je r o? N o: apuntaban para el pueblo. To das las aspilleras e sta ban hec h as co ntra el i:ueblo para proteger la s f or tal ezas contra el poehlo. y no so tr os no tt:":01an,os oport um dad a1v t es de que no~ cxr1icara n esta~ cosas. porque nos.otros lo que s vimos cometer muchos ahusos. pero nadie nos deca que eso er:i un ahuso, es decir. lo s polticos. l os lderes polticos. los hombre s pblicos n o habla

PAGE 101

' .. ,. , ,., ~"' .. , r > 1 ,1 .. ... , .. .. \ .... ) Fidcl entrega a l os nio~ Nra fort.,lc;za converfida en escuela. ~ ........ ~ s ... .. ~ I .. \ 1 41( ' ... \ .

PAGE 102

ba n de eso, no l es explicaban esos p r oble ma s a l os ni os. l l os ma est r os n o se los ex plic aba n, porque s i los ma est r os se l o explicaban .. los dejaban cesantes, l os botab an, l os maltrataban es d ec ir, q\1c l os ho nv bres pblicos n o les hablaban a los ni os; los mae st ros no les podan ha, bbr nadi e poda d ec ir la verdad y entonces J os n os, los nios creca n vie nd o injus ti c fas. pero n o v ea n 1::ts cosas con much a cla ridad porque na d i e se la s e xplicaba bien. Ustedes tienen l a opo r t unid ad que n oso tr os n o tuvimos. por eso nosotros esta mo s tratando de dar les a los !1ios t o do aquello que n oso tr os n o tuvimo s cua ndo ramos igua l es q u e ust e d es Y a pesar de todo. nosotr os pudimos conoce r much as cosas buenas, no sotros pudimos c o n ocer muchos e j e mp los buenos, n osot r os pudimos conoce r el pensamiento de Martf. po rqu e Mart 1 a l principio, cuando l co ment tena mu c h os e n e mi gos. H oy todos reconocen lo q u e h iz o Mar t, tod os reconocen s u patriotismo t o d os reconocen su obra pero a l principio Jo que hici eron fue Que lo enc.,rce lar o n. l o pers i g ui e r on. lo exilaron y muchos lo a t acaba n l o ca l umniaba n lo insultaban, y e l puc blo y muchos cubanos no saban q ui n era M :! rt no saban todo su pensamie n to hermoso, no conocan sus prdicas Hoy, a l fin despus de mucho s aos ya, todos Jo:cubanos conocen a 1'~ art e incluso l os polticos hipcrita s ya no hablan mal de Mart lo que hacan es q u e venfan a la tribuna e invocaban el nombre de M:nt, in vocaban e l pensam ie nto de M ar los muy descarados mientras es ta, han robando v enriquecindose por un lado, y es t aba n haciendo todo lo cont r ario de lo que M art deca. y por otro lado hablaban de Mart e in vocaban el pensamiento de Mar t. Y as. poco a poco, a trav,s de libros a tr avs de los maestros que s poda n hablar de Mart y hab l ar de la historia del pasado aunque no poda n explicar bien las cosas pr esentes, as codo el p u eblo fue conocien do el pensamiento de M art, y por eso se fu foriando un espritu patri6 rico que hiz o posible. a l fin, la victoria de la Revolu cin. Por eso nos otros tenemos t.:tnto inters e1) los nios v t:l nt o inters en las escuelas. por oue n osotros oue r emos hacer un pueblo f u turo mejor que este toda \l:.I. Porque ;'ICt u almcntc hay cientos de mile s de persorrn.t mayores Que n o saben leer y escribir, hay cientos de miles de personas mayores que no h11n podido recibir una educacin. y nosotros Queremos que fil el fut u ro todos sep;in l eer )' escrihir, nos ot r os queremos que en el fut ur o ni un solo nio deic de aprender a leer nl a escrihir; nosotros Q u e remo~. ad e m;ls. out los nios aotendan :t trah:tjar y :tdQuiernn conod?l'i-:-ntos q u e sean tile s a su P:1.tria, que sean t;lcs a sus pad r es y les se:in t' 1 til1?s ;-i <-llns mi5mos. Y :itkm s, a u cremos que los nios lleven una vida feliz, no solamente oucrcmn$ o uc estudien. :-ino Que queremos t::1mbin que j u eguen; no so l ;imrntc queremos que estn e n la:au l ;is, aunoue (":-t::1r en las aulas es agradahlc. pornuc aprender sie mnr e es agradable: sabe r lo oue pas, ror eicmnlo rn Cuha. conocer toda:=; las f.?: ucrr a11;, de indc'l-e1v d cncia. conocer la .qeog rafb. conocrr 1or-: os. conocer lo$. bosques. co, nntcr los rhole.s. conorc r lo.:anmales. conocer l.1s cstrelb.s, co noc er l;i.s nuhcs. conocer tod:ts las cos,ts Que vemos. eso e:=; muy intcrcs:lnte. y ese.> ec.; muv honito y todo~ rcnen oporrunid ,dc-s cfr:-iprcndcrlo en l:ls aubs. fl'T tambin ts interrs:mtc conoce r l:1~ montaas. <:o nocfr J;; ros. t;'lm., hl.-:.n es intcrcs. .ultc C'OO(ICC'r el m:'lr conoce-, l:1s cuevas. conoce r los ""' llf" s, conocer los 1 1i'is:i ie:. F ~ drcir UFtcdrs til"ncn onortu nid :td de p.tw:tr, tie-nc-1\ oportun;rt~d flr dhrcl'tirsc. h :idrndo eicrcicio~. QUC eso t:tmhin es educ;1rse. Ustedes tienen po rtunid ad de: :tprcndrr d c rortcs; uste""cn, dimos a h ace r I n euerra en c~t;~ mc,ntaa.:. porc"l11r r:imhifn C$-tnd i; )ba mos aQu rn Smt fago )' cada vez q u e nos IJevaban de excursin p ue s siempre r: uh ,mos alguna loma As que nosotros aprc nd imo.:. a h:lccr 1:i g\lerrn c u ando tcnfamott l,1 ed~cr dP usteclei c-ir c 1ue dcsput, fuf" lo mmo. dc-.:.nHfs rra curc.;tin de q u in h:lc:-. mejor las cos.;u:; hada las cos;,~ con m:'u~ prctica. con mil.~ i ntcliPPnci:,, 1,o'roue la h:l hfo mos a pr\"ndic-lo todo~ nO$Otro:-; hahJamo~ : tprendido a hacer );1 guerra. a ven ce r al enemigo. c u::1nd o r:unos mu .. ch,tchos iguaJcs cJUe u~tc-dcs As que todo~ ustcdc; dehcn practic,i r deportes. ningn nio dchc quedarse sent:ido tn el momento drl rfcrco. ningn nio debe dej:lr de aprender a nadar. de aprender l :-ubi r l as lomas. Es decir, que nosotros queremos, no sol:im1?nte que ustedes estudien l'n lo~ libros, nosotros que., re-nios que ustedes estudien en las montaas. que: ustedes. estudien en l os ros, nos otros queremos q u e los maestros les expliquen tambi'n las cosas no en el aul;l, ouc 1o.s lleven a las forr:i.lcz.:'I~ p:tr:i que les exp lj qucn la historia; que los lleven a los lugares donde, por ejemplo. se lihraron las ha, tallas de la Guerra de Independencia; donde muri Marc en Dos Ros, por .:jemplo. donde h;iy \111:l c:;tat\rn 4\.lc un lugar muy venerado por todos lo~ c ubano s. que c-:un l u[.! .tr muy bonito y que ademi~ all tene, moc; ya una cooperativa di? algodn. drm:iz y de otros p r oduc tos agrco, las. para que u~tcdcs v:iyan conociendo todas esa.:; co:-;ts. Porque ustcdc.:h:in odo h ahlar de l:l $. Coope r :niv:t.:-. ( g tito s de s verdad? Butno. ustc-des debc1i. decrlc6 a In:mac:-tros que l os ll even a ver l as Cooperativas, para que les expliquen lo que son las Cooperativas; deben deci rl es a los maestros que los lleven a ,cr la s Cooperativas. para que les expliq u en bien lo que son l as coope r ativas; deben decir les a l os maestro$ q u e los ) leven a los Museos, en lo s Museos donde estn las cartas de Mart, de Maceo, las cas.'5 de ca mp aa, l as armas 102 OSVALDO DORTICOS Presidente de la Repblica "Hoy esta conmemoracin implica no l o el recuerdo y l a adhe sin fervorosa al ideado martiano, sino que tambin y por sob re todo la proclamacin henchida de org ullo patritico d e qu e ese ideario se est re:1lizando d e ve ras por primera ve ;, f'n nue~tra Patria. Y esa s i gn i fiCacim es an s alta porque l a Nacin per mite u ni r a travs del tiempo y de la hi stor ia, do s fech as memo rables l a del 28 d e Eneroi ocas i n drl nacjmie n to d e un l d er ~ in. guiar y la del 26 de Julio en la que e l mandato de aqu e l lder hubo de cumplirse por j tlve ne s empinados hacia c-1 herosmo y ha c ia el esfuel'zo que muchas ge n eraciones de cubanos estaban de m a dando de una vez y para .siempre. Entonces, en aqul'lla ocasi n gloriosa de l 26 de Julio de 1953, quiso gan ar se la libertad y lo. grarse la rehabilitaci 6n d e l ideario martiano, median te el a s alt audaz y heroico al Cuartel Moneada Y boy. aque l asalt o fraca sado entonces, se hn real iz::td Q a p l en itud mt>diante l a obra ava s allad ora de la Revolucin cubana Derrumbando fos muros del Cuartel Moneada, no $lo S conviert
PAGE 103

1 1 que usaban, y as h ay muchas cosas interesantes, y ustedes deben apre der todas esas cuestiones de historia tambin. Y cuando hay una pelcu, la por ejemplo d e historia, ustedes l e dicen al maestro que los lleve taro, bin a l cine. O si no que l e tr aigan la pelcula de historia, p ara q ue aprendan histor ia. Y adems, lo s mayorcitos, cuando haya un libro, una novela, sobre cuestiones histricas, pues tambin que les compren esas n ovelas, y e,gos libros, los libros q ue escribieron los griegos, los poemas sobre cuestio n es de guerra, y sobre cuestiones de historia, que son muy interesantes, dganles tambin a l os maestros que se lo s pres t e n, lo s ma yorcitos, cua:-,do ya ustedes comprendan mejor las cosas, porque esa edad que tienen ustedes es la mejor edad para estudiar, porque a esa edad que ustedes ti enen no se l es o lvida nada, porque ustedes, si ven una pelcula, van a la casa y se la cue ntan al h ermanito, se la cuenta n al pap y se la cuentan a todos. No es cie rt o que cuando ustedes ven una pelcula )' cuando a ustedes les hacen un cuento, no es cierto que ustedes despu~-! lo cue n tan ms adelante porque se ac uerd an? Y a todos ustedes no les gustan l os cuentos corticos, y que nosotros queremos que nos los bagan otra vez. porque no e stamos contentos co n los c uento s muy corticos? Y as hay cuentos que sou lar gos y son muy interesantes, y estn en los libros, y cuando ustedes tengan un rato en \a casa y no q uieran hacer J!\ucha bulla en l a casa. ni quieran molestar a los padres que estn des cansai\do, ustedes p u eden encontrar libros bonitos, de c uent os largos e interesantes, que a us'.edes les gustan. y as se pueden entretener mu, chas horas y al mismo tiempo aprenden. Yo tengo entendioo que el Ministro de Educacin es un compae ro joven, un poquito mayor nada ms que l os colegiales, y con los cua, les el 'compaero Ministro de Educacin, que es para orgullo de la Re, volucin, uno de los Ministros de Educacin ms jvenes de todo el Cont in ente, posiblemente es el Ministro de Educacin ms joven ~e to, do el Co nti nente, y eso es bueno, porque no se le puede haber olvidado muchas de la s cosas que a l l e gustaban cuando era igual que ustedes, )' de los libros que l e g u staban y l est organizando la Imprenta Na, cional para publicar muchos libros, de manera que los nios pobres, los nios que no tienen dinero para co~prar esos libros, puedan tener los libros baratos y se les pueda facilitar los libros en las escuelas, para que \l~tcdc:se cntrC'tCn$!an. Es decir que, algunos de ustedes ... -yo me recuerdo que de mu chacho habia algunos compaeros y por cierto que no me excluyo por completo de esos compaeros que nos gustaba "comernos la gusima Ustedes saben :o que es "comerse la gusima"? Es que en vez de ir a la clase se van a jugar. En vez de jugar el sbado, y en vet de juga r el domingo y estudiar, porque estudiar es muy bonito y muy inte r esante, pues nosotros queramos jugar tambi n a veces e l el martes y el mircoles, y no bamos a clases Eso naturalmente que estaba muy mal, eso lo hacam os p orq ue no comprendamos bien estas cosas, y yo quie ro por eso que ustedes las comprendan bien. B11eno pues e l Ministro de Educacin conoce todas las cosas que hacan y hacen los muchachos, y por eso l est haciendo un gran esfuerzo por ayudarlos a ustedes, por hacerles libros, por hacerles campos deportivos, porque a ntes ustedes re cuerdan que tenan una escue1ita chiquita, y no tena patio, y no tena donde jugar Bueno, pues ahora, cuando ustedes tienen los recreos, us tedes puede n jugar en los campos deportivo s que esta mos preparando, y van a tener todo lo que necesiten para divertirse tambin en la es, cuela. Yo les deca que no so tros, muchas veces, no tenamos esas cosas, no tenamos campos deporciv os en l:i e!-icuela, y por eso nos bamos a jugar f uern de la esc uela en los das de clases. pero con todas las cosas que est haciendo la Revolucin, el venir a la escuela es lo mejor que hay y l o s agradable que hav ;Us tedes no c re e n que est mal "co mr.rsi l a f?u;sima"? (witos de s). Porqu e d nio que "se co m e la g uft, !-iima" no es rev o lucionario, el nio qut> se haga el enfermo para no ir a la escue l a no es revolu c ionario: e l ni o que viene. a la escuela. el nio que estudia, el nio que hace deportes. el nio que lee libros interesan tes, e l n io que se porta bien en su casa. el nio que c ritica a l otro cuan do ~e porta mal y habla bien de los que se portan bien, ese nio es un buen co1npacro y ef;C: nii1o es un huen revolucionaro, y nosotros que, remos que ustedes sean buenos revolucionarios desde ahora. y ustedes tienen que ser mejores revoluci ona rio s que nosotros. ustedes tienen que saber ms que nosotros, ustedes tienen que ser ms fuertes que nosotros y ustedes tienen que hacer despus las cosas mejor que nosotros. por que ustedes van a tener ms escuelas, ustedes van a tener ms campos de deportes, van a tener ms libros, van a tener ms maestros, y van a aprender ms que lo que nosotros pudimos aprender. As que n oso tros esperamos que lo que nosotros no podamos ter minar lo terminrn ustedes. y que las cos..is que a veces n o n os sa l gan pc.r, fe ctas, las tcrminr.n mejor ustedes Ust e de s no quieren ser revolucio narios? (gritos de "s,,) Ustedes no quieren tambin hacer lo mismo que estamos haciendo nosotros? (gritos de s"). Bueno ustedes no van a tener, cuando sean hombres. no van a tener que hacer la gue rra por, que ya todas las cosas en Cuba estarn tan slidas y habr avanzado tanto nuestra Rev ol uci6n que nos dejarn tranquilos. pero de todas ma neras es neces~rio que los nios sean fuertes. Por qu' Para defender lo que n osotros es t amos haciendo ahor;t. Posiblemente y ojal nunca tengan u stedes e l da de maana que tomar l a~ armas p ;: ra tener que pe,l ea r porque alguna injusticia se quiera cc, meter contnl nue.stro puchlo. pero la m e jor m:in c ra de que a uste .. dci l o-, respeten el da de maana, y a n ues tr o puehlo lo respeten e l da de maaria. es q u e hay:l muchos revolucionario~. que hay; muchos patri<), tas que l os nios sean fuertes, que lo s nios sean ed u cados, q u e lo s ni RAULCASTRO "Recuerdo que, hace siete aos, cuando desde la Habana sa lamos para el ataque al Cuartel Moneada, un compaero querido, que en quellos momentos era mi jefe inm ediato. a1 hacer e l viaje juntos y despus de recibir las ti1nas histrucciones de Fidel, aquel compaero. que se llamaba Jos Luis Tasende, momentos antes de partir hacia el ataque frontal de lo que hasta hace poco era esta temida fo rtaleza, me deca, recordando a un;i nia de meses, que en una cuna haba dejado en la Habana: "Si muero, ocpate de mi hija". .En eu momento el Comandante RaM Casr10 romo tri sus brazo.s a aquc lla mf y dingindose a ella y a t Cuarrd Moneada, cotwtttido ttl Ciudad E~colar, lt dtu : -Y hoy Temita. "mira aqu la obra de tu padre!" os tengan cultura y que los nios de hoy el da de maana, sean mag, nfico s so ld a d os si l a Ptri:i los necesitara para defenderse; pero la R e, v ol ucin no es s6lo pelear e n las montaas, la Revolucin no es slo h:tcer l a guerra M~s r evol ucionario t odava, que co nqui s tar es ta s forta lezas e n la guerra, es co nvertir esta fortaleza en una escuela, porque pa ra lo primero, lo primero era ganar una batalla, no se poda tomar la fortaleza. Pero nosotros la fortaleza no la tomamos el 26 de Julio, la to, mamos el da primero de ene ro ... Ustedes saben cundo hemos toma, do la fortaleza?. . Hoy hemos tomado la fortaleza, hoy hemos tomado esa fortaleza, porque hoy la hemos convertido en un centro de ense, anza, hoy s hemos ganado esta batalla Y tenemos todava que ganar muchas batallas como t a, porque yo quiero 'lue ustedes sepan que es tas batallas son muy hermosas las batallas ms hermosas no son las batallas q u e se librar on en la ~ montaas, las batallas ms hermosas son stas, porque c uando haba la :, otras batallas, siempre haba compaeros muertos, siempre haba compaeros heridos, siempre haba cadveres, siemore haba tristeza, siempre haba luto, cuando se ganaban aquellas batallas, y en cambio en estas batallas q ue hemos ganado hoy todo es alegra, todo el mundo est contento, no hay luto, no hay tris teza, no hay cadveres, lo que hay es alegra en todo el mundo. Estas batallas s son bonitas y nosotros quisiramos siempre ganar estas, batallas, ms que ganar las otras batallas Y otra cosa que le s voy a decir: estas ba tallas se van a recordar mucho ms que las otras, porque la s otras con el tiempo se habla de ellas, pero se olvidan pero esta bata lla de haber conve rtido esta fortaleza en una escue la, ser una batalla que no se ol, vidar nunca, porque de esta escue la cada a saldrn ms nios, cada 103

PAGE 104

ARMANDO HART "Si este acto pudiera llegar a los cinco Continentes, si este acto pudi e ra llegar a todo el mundo si este acto pudiera ll egar a los rincon es de E!.lropa o all a lo s rin cones d e Ja Amrica de l Sur o all a l os rincon es de A s ia; s i este acto, y el m e nsaje h1""la no, el mensaje d e esperanza y fe d e l a Revo l ucin cubana en la e ducacin de l o s n i os si este acto pudiera ya atravesar la muralla de los cables, s i es t e acto pudiera pasar por e n c ima d e l os cab l es internac i onal es y atrav es ar mare s y ocanos. Si es t e act o pudiera ll e~ar a todo e l mundo d e seguro que todo e l mundo c ompr e n d er a, se n t ira lo que es nuestra R e volu c in una R evo luc i n que d escansa en los libros que descansa en l a s esc u e la s porque sabe que el pueblo entero es ~arte del Ejrcito Rebelde", da saldrn s ciu d adanos capacitados que sern a lumn os de esta es, cuela. Es decir, q u e va n a haber ms de dos mil nios que van a estu, diar en esta esc uel a, que a nte s e ra un a fo rt aleza donde asesinaban don, de tortura b an, donde abusaban del p ueblo y hoy es un centro donde los nio s crecen, donde los nios ju ega n, donde los ni os estudian, don, de los ni os se pr epa r an p ara se rvir a su Patri a y para ser buenos ci dadanQ s, Y o quiero que usted es sepa n q ue h ay quP. ga nar todava muchas batallas. de todas clases, quizs h aya que co mbatir q uizs alguna vez teng a mo s que combatir otra vez p ara defender l a R evolucin de s u s ene migos. Si nosotros tenemos que co m ba t ir o tra vez, los ni o s nos pue, den ayudar. los nio s nos van a ayudar, porque todo e l mundo aqu, desde los ni os hasta los ancianos. van a se r soldados de la Rev oluci n y van a ha ce r algo por la R evo lucin para defenderla. para que n le q ui t en la s esc uela s y las convertan en fortaleza . (Aplausos). Y adem s tene mo s muchas ob ra s que h ac er t enemos mu chas ca rret e r as que construir, muchas repre s.1s, muchos pueblos. mu chas fbri cas, tenemos que arar todo s lo s campos, tenem os q ue construir muchas pl aya s, mu chos cent ro s tur s ticos Es decir, ten emos una gran tarea que hacer y no nos alc anz an los hombres que saben par a hacer todas estas c osas y po r eso la may o r es per a nza de nosotros no es t e n l o q u e esta, mos haciend o h oy, sino en l o qu e u s tede s van a ha ce r maana. Nosotros e s tam os muy interesados e n qu e ustedes e s t udien para que ustedes pue, dan terminar l os trab aj o s. que nos otros estamos h aci end o hoy; p o rque nada ms vamos a po der ha ce r una parte, y ustedes tienen que hacer la otra parte 104 Ustedes comprenden bien eso' .. (gritos de s) ... O ustedes no l o compre nd en? . (gritos de s) U stedes l o comp r e nd n? . (gritos de s) Ustedes compre nd en q ue tienen que terminar el t raba jo q ue nos ot r os esta m os ha ciendo ahora? . (gl'itos de s, s) . Buen.o, eso es lo que nos interesa a nosotros : que t odos co m prenda n bien esas cosas. Y por ltimo .. (grito s de no no) .. Yo quiero que los nios de este cen tr o escola r piensen siempre y recu erden siemp re con gra ti tud a wd os los c ubano s que m ur ie r o n para que u ste d es pud i ~ran tener h oy esta escue l a y pudieran tener una Patria libre. Usted es tiehen qu e r ecor da r s i e mpr e a t odos l os cubanos q ue desde el s i glo pasado, desde la poca de Carlos M a nuel de Cspedes, h asta hoy, han estado ha ciendo ~ r : rnd cs sac r ificios p. .. ua que no sot r os t enga m os esto que t!hora t e nem os. Quieroque rccue,dcn t;imbin. muy especial m ente, a los compaeros que m u rieron aq u el 26 d e juli o, q ue recuerden a aq u e llo s compaeros que aqul fu e ron ases i nados. que aqu fuer on torturados. P e ro yo n o q ui ero que recue r den los asesinatos, yo no quiero que recuerd en l as tortur.s porqu e esos recuerdo s ingratos y desagradables los irn borrando ustedes y l os ir bo rr a nd o es t a esc u ela, porque una escue l a l os borra mu cho mejor q u e si hubi ramos destruido t odo esto y hub i se m os hecho aqu un pa r que La mejor maner a de borra r aquellos r ec uerd os es ll e n ando esto de n ios, ll e nand o es t o de libr os, y llenando es t o de aleg a para bo r rar aquellos recue rd os. Lo que que r emos que ustedes piense n es en J o valientes que fuero n aquellos compaeros. que pie n sen en su herosmo, que piensen cmo los torturaron pa r a que hablara n y n o hablaban; y cmo l os asesina r on. E ll os no temblaron ante l a muerte. po r que sa ban que estaban defe diend o una ca u sa j usta y saban que a l n dia esa ca usa j usta ,riun fa, a Y o q ui ero que r ecue rden cmo fue gracias a esos sac r ificios, que pudo.ganarse l a guerra co ntr a la tirana y Que pudo triunfar la R evo luci n porque el ejemplo que dieron aquellos primeros que cayero n fue e l eje m p l o q u e sigui t oda l a juven tu d, y el ejemplo que sig ui e r on mu c h os cientos de miles d e jvenes m uchos mil es q ue caye ron de sp u por<1 u e t odos aquellos co m paeros fueron l a :td1niracin de lo s dem s jv c n c~ que desp u s co ntinuaron la l u c h a y l :l ll eva ron h;1s t a l a victo ri a Yo quiero q u e r ecuerden siempre a aque ll os co mp ae r os q u e mu ri e ron e l 26 de ju li o, a aq u e ll os co m paeros q u e murieron en toda s las b;1ta ll as, q u e murieron en la ciudad y oue muri e r o n e n l os campos, por, q u e g r ac i as a esos co mp ae r os es posi bl e que u ste d es t e n gar. hoy, q u e cie nt os d e mi le.s de nios e n toda l a R ep blica, q u e cien t os de mi les de n ios e n toda l a R ep bli ca t e n gan maestros, tengan libro s y tengan escuelas Quiero que re c u erden siempre a Ab e l Santamara a Boris Luis Santa C' ..oloma a R enato Gu it a r t, a Jos Luis Fa se nd e y a toda aquella li s ta d e ms d e sete nt,, co mpa e r os qu e murier on e n el -~1 vfon ca d a q u e re c u e rd en a Frank Pas, a P ep ito Tey a Otto P ere ll ada, a T ony Al o m;\ y a toda la l a r ga lista, q u e se ri a imposihl e e num e r a r. de jvenes que muri e ron despus d e l 26 d e juli o para h ace r posible e l tr iunf o de la R evoluc i n po r que grac i as a e ll os. g r ac i as a los que mur ieron, gra c-ias a t odos esos sacrificios. que ustedes mu c ha s ve ces tienen oport uni, dad de pensar cua nd o va n por un a carretera y ve n un peq u eo obe l is, co o cuando vis itan el cementerio y ven las tumbas de todos aquellos compae r os que ri dos q u e c aye r on, tiene n oportunidad de pens a r, sob r e t odo l os sacrificios q ue se hi cie r on, so bre todo los hombres jvenes que murieron para que u s t e de s puedan t e n er estas esc uelas y por e s o us, tede s tienen un debe r co n aquellos compaeros que es e l deber de es, tudiar po rqu e pa r a poder estar aqu hoy, para poder destruir esos mu r os, para poder poner es t e Centro Esco l a r donde van a estar dos mil nios mucho s nios se quedaro n hurfa n os co mo se qued esa nia que R l carg aqu, y e ll a es como u n eje m p lo d e lo s tantos y tantos ni, os y nias que perdieron a s u s pa dre s. Ustedes tienen oportunid ad de ir a sus casas y ustedes pueden seguir viendo a s us pa dres ; sin e m bargo hay muchos ni os q u e perdieron a s u s padres en l a Revolucin y ell os t am b n so n sacrificados, po r que n o lo se sac r if i ca n lo s que mueren se s.ac r iica n sus esposas, se sac ri fica n s u s padres, se sacrifi ca n sus her, manos, se sacri fi can s us hijos y toda la obra d e l a R evolucin ha costa do mucho s sacr i ficios y mucho dolor. P o r eso, h ay que aprovecharla, po r eso, hay q u e estud i a r porque cada p i z, cada pupitre, ca d a pi za, rrn. c:\ d a tiza, ca d a 1ibr o cost sa n gre, cost v id as, v id as q u e se sacri, ficaron y sangre que se derram pa ra que ese dinero con qu co mpr a r lib r os con qu hace r escuela s no se uti li z ara en hac er cuarte l es, no se uti li za r a e n pagar criminale s, no se lo robaran para comprar fincas, n i pa r a comp r a r negocios pa rt ic ul a r es. E s decir qu e cada libro, cada h oja de pape l donde ustedes aprende n a sumar y donde ustedes apren d en a escrib ir cos t vidas, cost sa n g r e, cost lu to, cost tr is t eza, madres q u e vis t e n de neg r o, ni as que se q u eda r o n hu rfanas y que en la emo ci,m de un minuto co m o el de h oy, ll ora n y nos h ace n llor a r a todos nosotros Y eso es l o que no po d mos olvidar nun ca, ni podemos olvi, da r a los mal os cuba n os, lo s pocos ma los cubanos porque son poco, afortunada m e nt e los malos G ubanos que h ablando mal de la Re volu cin y haciendo ca mp aas con t rar r evolucio nari as, tratan de gue e l p u e blo se o l vide d e t odo ese dolo r y d e t o d o e l sacr ifi cio q u e cost la R evoluci n ; q u e l os malos cubanos n o pueda n h acer posible q u e re g r ese e l pasado, que los malos c u ba n os que h oy h ablan mal de la R e volucin, co mo aye r h ablaba n mal de Ma ceo, como ayer h ab la ban ma l de M xi m o Gmez. como ayer hab la ba n m a l de Mart po rqu e hoy todo e l mundo conoce la ob r a que hicieron, y sabe que ellos t ena n e ne, migos q ue les ll a maban ba nd idos y les llamaban l ocos y los ll amaba n con los peores califica tiv os y la s peo r es palabras. A ellos no l es import .. al pueb-Jo no l e import, y al fin y al cabo tr i unfar on sus ideas, y al fin

PAGE 105

-..... ... '... ... ... . . ...... .. .. ... .. "CADA HOJA DE PAPEL DONDE US'TEDE$ APRENDEN A SUMAR COS'TO VIDAS SANGRE LU'TO. 'TR/S'TEZAS .. y a1 cabo todo el mun do r econoci lo que es t al-an haciend Hoy h ay tambin a l gunos malos cubanos q u e no comprende n l os sacr ifi cios que se hicieron por hacer l a Patria li bre, que no compre nd en la obra hermosa de l a Revolucin, y hablan. mal de la Revolucin, pero eso n o importa, e l d ia de m aana todo el mundo hablar bien el da de maana, c u ando estos egostas de hoy hayan desaparecido, porque ha, ya n envejecido y ha}' muerto como murieron ya l os que hace setenta t1 ochen t a aos hablaban mal d e Mart, y hab l aba n mal de Cspedes y de Agramonte y de Maceo; cuan do l os egostas de ho1 desapare1.ca n, c u ando la semi lla d e hoy fructifique, cuando un pueblo nuevo resura, c u ando un pueblo culto p r og r ese, c ua ndo generaciones de ho m bres pre rarados, de ci ud adanos mejores todav a q u e los que tene m os hoy. se~n e l fru t o del trabajo que se est:\ ha c iendo h oy, en tonces t odos hablaran bien de n oso tr os, todos hablarn bien de es t a R evo lu cin, co mo todo el mundo habla bien hoy de la Guerra del 68, la R evoluci n del 68 y la Revolucin del 95, a l g n da t odos reconocern esta obra, a l g n da las ge n eracio n es ven id eras se sentar~ n t ambin a l ee r y a estudia r Y to. pos los nios de hoy ti e nen e l p r ivilegio de ser test i gos de l o que la Revo l ucin est haciendo ti e nen e l privilegio de vivir e.s to s momentos que son m ome nt os ex tr aordinarios Los nios de Cuba, dentro de cincuenta y de cien aos se senta, n a ver l as fotografas del que fu C u artel M oneada y que esta ge n racin convirt i e n escuela; las fotografas de los primeros nios que estuvieron en es t a fortaleza cuando se convirti en una escuela; los nios que viv i ero n la R evo l t1cin~ l os nios Qu e conociero n a los Re., be ldes; l os nios que vivan en Santiago de Cuba y en l os campos de Cuba, cuando en Santiago se l uchaba; cuando e n las calles se co mbata, cuando en las m o nt aas se luchaba; los ni os que oyeron y vieron los av i o n es; los nios q u e vieron y oyeron l os disparos de los fusiles; l os n i, os que v iviero n estos mom en tos de fa R evo l ucin~ l os nios que s~n ve t era n os de l a R evo l ucin. Estos nios t ambin sern l a admiracin de l os ni os del fu tur o, porque fueron testigos d e la Revolucin fueron los q u e estud i aron en las primeras escuelas qu e hizo la Revolucin f u e r o n lo s q u e co nt emplaron l a obra d e la Revolucin, y son l os que van a terminar la ob ra de l a Revolucin. (Aplausos}. Hoy, hoy, at m q u e es cier t o .. a un que es cie r to que nos e ntri ste, ce por u n lado e l r ec u e rd o de los que cayeron; aunque es cier t o que no es posible visitar es ta ciudad y no evocar el n ombre de tantos com paeros queridos que dcsapar ecier
PAGE 106

. "LAS PALABRAS DE MARTI SON NUESTRO EMBLEMA" Y e s a mi s ma no c he del 2 8 de Enero, en el he mic i cl o d e l a a ntigu a m ara d e R e pr esent a ntes d e l C a pi to li o N ac i o n a l, en el acto c onm em o rat i vo de l n a t al i c i o d e l Ap sto l el coma n dante E rn esto Guev a, r a pr o nun c i un h e rm oso disc ur so "D e b e m os reco r da r a Mart d i jo Guevara a l M a rt q u e h ab l a y pi ensa h oy, con el lengu aj e de h oy Por q u e eso g r an d e t i e n e n los g r a nd es p en s aclo r e., y revo lu cio n a ri os : su lenguaje n o e n vejece. Las pa la b r as de M a r t de hoy no so n de museo E$t n in co r pora d as e n nuest r a luc h a y s on nu est r o e m ble Jn a. So n n ues tra b a ndera de co m bate "S e p u e d e y se debe h o nrar a M art e n l a fo rm a e n q u e l q u e a qu e se l e hi c i e r a cuando deca a p l eno pul n n: "La n e jo r mane r a d e de cir es hace r". INRA Re vista Mensual Ilus t rada AO I Feb rero d e 1960 N m. 2 Solicitada la franquicia pos t al y su inscrip dn como correspondencia de segunda cl a s e en la A dministracin de Correos de L a Ha hana, Cuba. Direccin y Admi1iist racin: Edif i cio del I N RA A\'enida Rancho B oyeros y Ge n eral Sure:, La Habana Cuba. Impre$0 en l os t::tlkrc.s de Orne,. ga" bajo la aseso r a artHica d e Jess de A rm as. ANTONIO NUEZ JI MENEZ Director JOS E LORE NZ O FUENTES Sub-Dire c t o r ANTONIO BERRE Adinin is trador S mcri'lc1n A nual en Ctiba: $2 .4 0 106 Mar t dijo ta1 n bi n G u evarafue el 111entor d ir ecto de la Revolucin el hombre a cuya palab r ~ haba qu e r ec u rrir sietnpre para dar la in t erpretac i n ju s ta de l o s fen ne nos h i st r ico s que e s tba1no s viviendo y el ho1nbre c u ya palabra y cu y o e je np lo hab a que r ecorda r cada vez que se quis i era decir o hac e r a l go trascend e nte en esta Patria .. porq u e Jos M art es n1 u c h o n 1s que cu b ano, e s am e ricano; p e rt e n e c e a todo s los v e in te pases de n u estro Continente y s u voz se escuc h a y s e respeta no s lo aq u en C uba si n o en toda la An1rica."

PAGE 107

Vl.:) l. d u 11; .:,u1.;, IV d l l.V Uit:.: Jd -.,11;;1L(1 l Y.,ld~:>LLd

PAGE 108

Una vista de las nueva s casas de fo Co operativa "Heri;nanos Sah", en Pinar del del Ro, que el doctor Fidel Castro entre g a sus nuevos habitantes en un e1110cionante acto el pasado don,ingo 24 de enero. En el prximo nn,ero de esta Revista podrn leer un reportaje co1nplc to sobre esta obra concluda del Gobierno Revolucionario