Citation
Codigo civil colombiano y leyes vigentes que lo adicionan y reforman

Material Information

Title:
Codigo civil colombiano y leyes vigentes que lo adicionan y reforman
Alternate Title:
Código civil colombiano y leyes vigentes que lo adicionan y reforman
Creator:
Rodríguez Piñeres, Eduardo
Colombia
Place of Publication:
Bogota, Colombia
Bogotá, Colombia
Publisher:
Libreria Americana
Librería Americana
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
475 p. ; 24 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Civil law -- Colombia ( lcsh )
Spatial Coverage:
Colombia

Notes

General Note:
5a. edición dirigida por Eduardo Rodríguez Piñeres

Record Information

Source Institution:
FIU: College of Law
Holding Location:
FIU Law Library -- Mario Diaz Cruz Collection
Rights Management:
All rights reserved by the source institution.
Resource Identifier:
48926876 ( OCLC )

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text
-- ----u M-iii_ i
.. .. . .. .
. . . . . . . .
.. . .. . .


... . . .

--- ------



















REFORM


EDICION


Dirigida por


)O RODRIGUEZ PINIERES


Expruidente de la Academia Colombians de Juprud onia dembroorrespondiente do las Nacionales de Historia de Colombia y ,uea, y Hoaorario de la de Jurisprudeucia y Tegiulaci4n d Mader , Dugad# oficial de Colombia I Segundo ongres.
Ciontiflco anamericano. Miembro de I
.orte Pernesto do La Hay&


BOGOTA
Librerfa Americana
CALLE r2, NUMERo x8i






























mentom y dem s aco p lcs o I biai confornarse putameton l dc noiil Pueden tambi6n los p! y cometaxios los c6digoy i siendo cad& autor duetio de su (Ley 32 de 188#, a$


IMPRENTA DE ,LA LUZ*-BOGOTi-CARRERA 7.4, NI6M. 590



















C. C. odlgo .ItI
C. Co.
C. deM. de ME
C. P. A Penal.
C. P. y M. v Politico y Municip
C. F. Fiscal.
C. J. Judicial
L. Ley.
D. Decreto.
D. 0. DiarioOfidal.
a. ardculo.
aa. artdculos.
n. ndmero.
nn. n .mero.
p. pAgina.
pp. paginas.
S. siguiente.
SS. siguientes.
V. Wase.
Cuando se citen articulos sin designaci6n del c6dij ley a que pertenecen, se entiende que son del C6digo(
Las expresiones latinas infra y supra, significan, pectivamente, adelan4 o abajo, ards o arrita, refiri6ido un pasaje que se cita.


























. ... .L., .. . ..... ..o*..... .. ....... . . ... .....
E1 Civil de ]a Naci6n, sancionado el 26 de mayo
de 873 ...... (1)
. Tfbidem, a 2.0 Los (irminos Territorio, Prefecti:, Ui6n, Estados Unidos de Colnmbia, President del Estado, que se emplean en el C6digo Civil, se entenderdn dichos con referencia a las nuevM entidades o funcionarios constitucionales, segdn el caso lo
requiera.
** L. 153 de 1887, a 324. En los c6digos adoptados las denominaciones de corporaciones y funcion arios, como Estados Unidos de Colombia, Estado, Territorio, Prefecto. Corregidor, y lNs demts que a virtud del cambia de instituciones requieran en algunos casos una sustituci6n ticnica, se aplicarin a quienes paralela y 16gicamente correspondan.

TITULO PRELIMINAR

1887, a 4.0 Con arreglo al articulo 52 de la Constituci6n declirase incorporado en el C6digo Civil el Titulo III la misma Constitnci6n.

Titulo III de la Constituci6w

LLOS DERECHOS CIVILES Y GARANTIAS SOCIALES

Las autoridades de Ia Reptiblica estin instituidas para las personas residentes en Colombia, en sis vidas, honra urar el respeto reciproco de los derechos naturales, previndo los delitos.-Const, aa. 1o y II-C. P. M., 57. Los particulares no son responsables ante las autoridaracci6n de ]a Constituci6n o de ]as leyes. Los foncionason por Ia misma causa y por extralimitaci6n de funcinj887 fue promulgada en el D. 0. an. 7.o16 a 7.021, de ao, 21 y o ai0.



















ra eicoes dl C&IigroOW wil as I ao
*,, a prenta de La Luz ofrece hoy. al pdblico idadosamente revisada, puesta at orden dedL co niuevas concordancias, 6stahemos tratado de proceder con la mayor nto de que no sean inconducentes ni deficientes, ai el que use el libro no se pierda en un d dalo s, y no deje de encontrar las que nevesite. o, slo pnr excepci6n concordamnos un aru otros perteiecientes al mism8 capftulo, y ; mismos gue cita el propio texto. se han hecho en el orden de la numeraci6n ley a que pertanecen los textos concordados, en itar la consulta.
s en que el pi'blico dispensary a esta edici6n ivil la misma ben6vola acogida con que ha coal esfuerzo tesonero que hemos hecho de affos inistrarle los c6digos nacionales ajustados a las iales, exornados con notas oportunas, y comples leyes reformatorias, en nftidas ediciones que Studio y eviten el trabajo de consultar las coleces correspondientes a diversos aflos.


IDUARDO P-ODRIGUEZ FIARRtR














oc re5pua~ulsluaL.A (~ 5.I. f~.
Los militarps en servicio quedan exceptuadovs de esta dips"l Respcto de ellos, ]a responsabiidad re.aer. nicamef*e en eo que da la orden.-Const., x68-C. P. Y M.,, 328&
**Art. 22. No habri esclavcs en, Colombi.
El que siondo esclavo, pise er territwip de la Repfblica, quedi1 libre.
0 w, Art. 23. Nadie podra ser molestado en su persona o faubllia a%, reducido a prisi6n o arresto, ni detenido, ni su domicilio registrado, ino a virtud de mandamiento escrito de autoridad competente, con las 1forma. lidades legales y por motivo previamente definido en ]as leyes.
En ningfii caso podr i haber detenci6n, prison ni arresto por dqudas u obligaciones paramente civiles, salvo el arraigo judicial.-A. L. n. 3 de 1910, 21-C. J., 8o, s., 1526, x58z.
d*= Art. 24. El delincuente cogido in fragranti, podri ser aprehendido y Ilevado ante el Juez por cualquiera persona. Si los agents do Ia antoridad lo persiguieren, y se refugiare en su propio domicilio, podri penetrar en 61 para el acto de la aprehensi6n; y si se acogiere a domicilia ajeno, deberli preceder requerimiento al duefto o morador.-C. J., 8o2, S., 1526.
*, Art. 25. Nadie podri ser obligado, en asunto criminal, correccional o de policia, a declarar contra si mismo o contra sus parientes dentro del cuarto grado civil de consanguinidad o segundo de afinidad.-C. I., .673.
* Art. 26. Nadie podri ser juzgado sino conforme a leycs preexistentes al acto que se impute, ante tribunal competente y observando la plenitud de las formas propias de cada juicio.
En materia criminal, la ley permisiva o favorable, aun cuando sea posterior, se aplicara' de preferencia a la restrictiva o desfavorable.-L. 153 de 1887, 43 a 47.
** Art. 27. La anterior disposici6n no obsta para que puedan castigar, sin juicio previo, en los casos y dentro de los precisos tirminos quo sefiale la ley :
1.0 Los funcionarios que ejercen autoridad o jurisdicci6n, los cuales
podrfin penar con multas o arresto a cualquiera que los injurte o les falte al respeto en el acto en que est6n desempefiando las funciones de su cargo.
2.0 Los jefes militares, I0 cuales podrin imponer pepas incontinenti,
para contener una insubordinaci6n o motin militar, o para mantener el orden hallAndose en frente del enemigo;
3-0 Los capitanes de buque, que tienen, no estando en puerto, la mis.
ma facultad para reprimir delitos cometidos a bordo.
** Art. 28. Aun en tiempo de guerra, nadie podri ser peado e-post facto, sino con arreglo a la ley, orden o decreto en que previamente se haya prohitido el hecho y determinidose la pena correspondiente.
Esta disposici6n no impide que aun en tiempo de paz, pero habiondo graves motivos para temer perturbaci6n del orden piblico, sean apr.hendidas y retenidas de orden del Gobierno y previo dictamen de los Mi nistros, las personas contra quienes haya graves indicios de que atontan contra la paz p6blica.-A. L. n. 3 de 1910, 5.-L. 153 de 1887, 43 a 47-.



















oPr a exproptactones que sea prectso nacer, requieren
zacion con arreg o a articulo siguinte.-L. 153 de 187,

L. . doz~o, . .0Ninguna ley que estblezca tin monaopu. d hayan sido plenamente inxlmiza4*.
e rtud de ella deban quedar privados del ejcrcicio

in miopoli podti- establecerse sino coino arbitrio rentistico y de ley.
drin concederse privilegios que se refieran a inventos 6tiles
lecmncc~ .-. P. Y M., 97, funci6n a.*, ib9, atribuci6n O6."
a86-D.a 217 de jgoo.
rt 2. Subrogado. * (A. 5., ibiden). L. n. 3 de 191o, a 5.0 En tiempo de paz nadie podi ser priu propiedad en todo o en parte, sino por pena o apremio, o in.itn contribuci61 general, con arreglo a fas leyes. Por graves le utilidad p!blica, definidos pot el legislador, podrA haber enafolzosa mediante mandamiento judicial, y so IndemnizarA el vappie4 antes de verificarse la expropiaci6n.- L. 153 de 1887, yid 892-L T5 d 1915.
. n caso de guer-f, y solo para atender al restableckmiento ipublico, la necesidad d- la expropiaci6n podri ser decretada idad que no pertenczcan at orden jtidicial y no ser'lrevia ia

expresado caso I&propiedad inmueble s6lo podrd ser temporal:upada, ya para atender a las wecesidades de la guerra, ya para L ea stis productos, como ,pena pecuniaria impuesta a sus dueiruiea las leyes.
Lci6n serA siempre responsable por las expropiAcioues que el hagapor si o por medio de sus agetes.-C. P., xoz. rt. 34. No se podri imponer pena de confiscacion. L. n. 3 de 191o, a. 6.0 Eu tiempo, de paz solamentte el Con.

9. S61o impondriL el iigislador la pena capital pars castigar, en los casos nan como mM graves, los siguientes delitos, juridicamente comprobar: traici6n a is Patria en guerra extranjera, parricidio, asesinato, mcenen cuadrilla de maihechores, pirateria y ciertos delitos miliares definiileyes del ej6rcito.
16n tiempo podrA aplicarse ia pens capital fuMra de los casos en este ar86'oS.
No habri penas de muerte por delitos politicos. La ley los definirA. ,3?. En tiempo de paz nadie podrit ser privado de su propiedad en todo 810, pow pens o apremio, o indewnnizacion, o contribuci6n general, con as leyes.
Wes motivos do utilidad p6blica, definidos por el Ieislador, podrA haber ajenaci6n fbrzosa, mediante mandamiento, judicial, y se indemnizarA el propiedad antes de verificar la expropiaci6n.

















Utrecese ia mitsma gamma a paises de lengua cec su Iegislac n el principio de :rcipy celebrar ai efeclo convenios internacio
* . Art. 36. El destino de las donaciones inter
hechas conforme a las leyes para objetos de beneficencia o ptblica, no podri ser variado ni modificado por el legislador.31, 12o, ord. 21.0
* Art. 37. No habri en Colombia bienes raices que n cn se bre enajenaci6n, ni obligaciones irredimibles. -L. 2.a de 1886dL. 153 de 1887, 81-C. F., 1o7.-L. 39 de 1918.
,* Art. 38. La Religi6n cat6lica, apost6lca, tomana, es la de la Nci6n; los poderes p'blicos ia protegern y harin qfie sea respetada esencial elemento del orden social.
Se entiende que la Iglesia cat6lica no es ni sertA oficial y cnnsetvari su independencia. -Const., 53 a 56-L. 35 de i888-L. 34 de 1892.
*p Art. 39. Nadie serA molestado por raz6n de sus opiniones reIigiosas, n compelido por las autoridades a profesar creenetas ni a observar pricticas contrarias a sn conciencia.
,e, Art. 40. Es permitido el ejercicio de todos. los cultos qu s no e contrarios a la moral cristiana ni a las leyes.
Los actos contrarios a la moral cristiana o subversivos del orden pC blico, que se ejecuten con ocasi6n o pretexto del ejercicio de un cuilto, quedan sometidos al derecho comtin,
** Art. 41. La educaci6n ptiblica seri organizada y dirigida en concordancia con la Religi6n cat6lica.
La instrucci6n primaria costeada con ondos p6blicos ser-A gratuita y no obligatoria.-Const. 53 a 56-Ley 35 de 1888-L. 34 de z892.
*'* Art. 42. La prensa es libre en tiempo de paz; pero responsabIe con arreglo a las leyes, cuando atente a la honra de las personas, a) ordcn social o a la tranquilidad pt'blica.
Ninguna empresa editorial de peri6dicos podrA, sin permiiso del Gobierno, recibir subvenci6n de otros gobiernos ni de compafias extranjeras.-L. fva de I9on-L. 73 de i91o-L. 59 de 19t1.
* Art. 43. La correspondencia confiada a los teigrafos y correoses inviolable. Las rartas y papeles privados no podrin ser interceptados ni registrados sino por ]a autoridad, mediante orden de funcionario comp tente, en los casos y con las fUrmalidades que establezca la ley, y con unico objeto de buscar pruebas judiciales.
PodrA gravarse, pero nutica prohibirse en tiempo de paz, 1a circuda ci6n de impresog por lo-; correos.- L. 40 de 1907, 62, ordinal 8.'
* * Art. 44 Subrogado. * (A. L. x. i.0 de r918, a. z.) .

" Toda persona podri- abrazar cualquier oficio u ocupaoi6n honesta sin ucesidad de perteaecer a gremio de maestros o doctores.
Las autoridades inspeccioaarfin las industrias y profesidnes en to ,qjativo a I& moralidad, la seguridad y la salubridad piblicas.
La ley podrA exigir titulos de idoneidad para el ejericio de las profesiones m6 dicas y e sus auxiliares.






















rmar, y ei aoorener pronta resocion. 46. Toda parte del pueblo puede reunirse o congregars- paLa autoridad podr~i disolver toda reuni6n que degenere en imulto, o que obstruya las vias ptiblicas.-C. P., 217, 2. : 47. Es permitido formar compaflias o asociaciones ptblicas iue no sean contrarias a ]a niralidad ni al orden legal. ubidas las juntas politicas populares de caricter permanente. :,aciones religiosas deberin presentar a la autoridad civil, elan quedar bajo la protecci6n de las leyes, autorizaci6n ex-, arespectiva superioridad eclesiistica.-Const., 14, 53. 48. S6Io el Gobierno puede introducir, fabricar o poseer ar-iones de guerra.
odr, dentro de poblado, Ilevar armas consigo sin permiso lad. Este permiso no podr, extenderse a los casos de concu1ones politicas, a eleccinnes o a sesiones de asambleas o es pdblicas, ya sea para actuar en ellas o para presenciarlas. E6, 1,)8.
49. Las corporaciones legitimas y p6blicas tienen derecho a das como personas juridicas, y a ejecutar en tal virtud actos ar de las garantias aseguradas por este Titulo, con las limita'ales que establezcan las leyes, por razones de utilidad cot., 14, 53-C. C., 633, ss.-L 57 de 1887, 24 a 27-L. 153 de 1887,

50. Las leyes determinarn to relativo al estado civil de las los consiguientes derechos y deberes.-I.0 5r. Las leyes determinarin la responsabilidad a que qaedan )s funcionarios publicos de todas clases que atenten contra garantizados en este Titulo.
52. Las disposiciones del presente Titnlo se incorporarin en vil como Titulo preliminar, y no podr~n ser alteradas sino por ttorio de )a Constituci6n.
.n. 3 de r91o, a. 40. En todo caso de incompatibilidad enituci6n y la ley, se aplicarfn de preferencia las disposiciones aes.-A. L. n. 3 de 191o, 41CAPITULO i.�
Objeto y fterza do esto C6digo
El C6digo Civil comprende las disposiciones legales sustanrerminan especialmente los derechos de los partictilares, por Ado de las personas, de sus bienes, obligaciones, contratos Lviles.-C. P. y M., 35, 4I













que ei acUwiffIS[Ui.-L,. !57 Lt 10y . -L. a I ~lUV j00/ 31r+
3. Considerada este C6digo en SLa canjunto y en cada uno des los ti"* tubos, capitolos y afticulus de quo se compone, formalIg regla establcida par el legislator colombiaho, a ]a vital es tin deber de os patcua ajustarse en sus asuntos civiles, qtie es Ju que ConStitUye la ley o el derecho civil nacional.
CAPITULO 20
Do Ia ley

4. Le es una declaraci6n de la voluntad soberana manifestada en la forma prevenida en la Constituci6n nacional. El car cter general de la ley es mandar, prohibir, permitir o castigar.-Const., 79, ss.-C. P. y M., 35, ss.
5. Pero no es necesario que la ley que manda, prohibe o permit , contenga o exprese en si misma la pena o castigo en que se incuzrc por sti violaci6n. El C6digo Penal es el que define los delitos y les sefiala penas.
6. La sancidn legal no es s6o ]a pena sino tambi6n la recompensa: es el bien o el mal que se deriva como consecuencia del cumplimiento de sus mandatos o de la trasgresi6n de sus prohibiciones.
En materia civil son nulos los actos ejecutados contra expresa prohi.
bici6n de la ley, si en ella misma no se dispone otra cosa. Esta nalidad, asi como la validez y firmeza de los que se arreglan a la ley, constituyen suficientes penas y recompensas, aparte de las que se estipulan en los contratos.-x6, 1526, 1740, ss.-L. 95 de 189o, 15.
7. La sancidn constilucional que el Poder Ejecutivo do ]a Uni6n da a los proyectos acordados por el Congreso, para elevarlos a Ia categoria de leyes, ,es cosa distinta de la sanci6n legal de que habla el articulo anterior. Const. 81, 86 a go.
8. La costumbre en ningtin caso tiene fuerza contra la ley. No podri alegarse el desuso para su inolbservancia, ni prActica alguna, por invefirada y general'que sea. -L. 153 de x887, 13-C. Co., 2.0 a 4.0-C. J., 7399. La ignorancia de las leyes no sirve de excusa.-C. P. y M., 56.
10. Derogado. * (L. 57 de r887, a. 45).
*** L. 153 de z887, a. I.0 Siempre que se advierta incongruencia en las leyes, u ocurra oposici6n entre ley anterior y ley posterior, o trate do establecerse el trinsito legal de derecho antiguo a drecho nuevo, las autoridades de la Rep6blica, y especialmnente las judiciales, observarin las reglas contenidas en los articulos siguientes.
* * Ibidem, a. 2.0 La ley posterior prevalece sobre la iey anterior. En caso de que una ley posterior sea contraria a otra anterior, y ambas preexistentes al hecho que se juzga, se aplicarA la ley posterior.-C. P. y M., S8.

" El orden en que deben observarse los c6digos nacionales, cuando ocurran entre ellos incompatibilidades o contradicciones, serk el siguiente:
i.' En sus respectivas especialidades: el C6digo Administrativo, el Fiscal, el Militar, el de Fomeyto;
2.� Los sustantihlos, a saber: El C6digo Civil, el de Comercio y el Penal;
3.� El adjetivo Judicial.















On" 1 6digos- 4uese adoptan se hallaren algunas disposiciones i iblet entre si, se nbservarin en su aplicacidn las reglas siguientes: ilativa a un asunto especial prefiere a )a que ten& aitrgnral. .
0 C�iand ldisposiciones tengan tna iisma especialidad o generalidad, y se beaten en un mismo c6digo, preferira la disposici6n cnnsignada en articulo posterior; y si estuviereni en diversos c6digospreferirin, por raz6n de istos en el orden siguiente: Civil, de Comercio, Penal, Judicial, Administrativo, Fiscal, de Eleccione, Militar, de Policia, de Fomento, de Minag, de Beneficencia
y de Instrucci6n Pilblica.-A. L. n. 3 de 1910, 40, 41.
I IL. r53 de 1887, a. 4.0 Los principios de derecho natural y las as de la jurisprudencia servirtn para ilustrar la Constituci6n en casos 0609. ILa doctrina constitucional es, a su vez, norma para interpretar ~eyes.
00 Ibdem, a. 5." Dentro de la equidad natural y la doctrina constituat, la critica y ia hermen6utica servirhn para fijar el pensamiento del lador y aclarar o armonizar disposiciones legales oscuras to incon. mntes.

N',den, a. 7.-' El Titulo ni de la Constituci6n sobre gderechos ci I. f garantias secialec, tiene tambi6n fuerza legal, y, dentro de las leyes ujores a la Constitaci6n, ]a prioridad que le corresponde como parte guante y primordial del C6digo Civil.-Const., 5a. ,* Ibfdcma. 8.* Cuando no haya ley exactamente aplicable at caso revcrtido, se aplicarui las leyes que regulen casos o materias setneis, yen su defecto la doctrina constitucional y las reglas generates de
-Cho.
0 Ibidein a. 9,' La Constituci6n es ley reformatoria y derogatoria 'a f'egialaci6n preexistente. Toda disposici6n legal anterior a la Cons. i6n y que sea claramente contraria a su letra o a su espiritu, se dese.m como insubsistente.
,* ibidem, a. 322. Los derechos adquiridos con arreglo a ia abolida ilaci6n de los antiguos Estados subsistirin segtin las reglas establecien la PARTE PRIMERA de esta ley.
I*. L. z69 de r896, a. 4.0 Tres decisiones uniformes dadas por la e Suprerma, como Tribunal de Casaci6n, sobre tin mismo punto de Cho, constituyen doctrina probable, y los jueces podrfin aplicarla en is anAliogos, lo cual no obsta para que la Corte varie la doctrina en de que juzgue err6neas las decisiones anteriores.
0 * L. 153 de r887, a. Yr. Los decretris de carActer legislativo expeis por ei Gobierno a virtud de autorizaci6ui constitucional, tienen coma fuerza de leyes.-A. L. n. 3 de 1910, 33. o. Ibiden. a. 12. Las 6rdenes y demns actos ejecutivos del Gobierno .didos en ejercicio de la potestad reglamentaria, tienen fuerza oblii) Il a. 8.' fue derogado tUitamente por el 4o del A. L. n. 3 do 1go, inuorpo-












con ia morat crmisana, censuruye aerecn, a razia ae tacgun'sw
-8.0-C. Co., 2.' a 4.C . J, 739Ibidem, a. x. UJna ley derogada no reviviri por solas las refer
cias que a ella se hagan, ni par haber sido abolida fa ley 900 la derog6. Una disposici6n derogada s6lo rocobrarai su fuerza en la forma equ aparezca reproducida en una lcy nueva.-L. 153 de 1887, q
* * C. P. y M., a. 45. Los yerros caligrificoso tipogvips ealas cita. o ref rencias de unas leyes a otras no perjudicarAn. y d!b4risr recti. ficados por los respectivos funcionarios, cuando no quede du4a ekanto a la voluntad del legislador.
�* L. z53 de 1887, a. Z5. Todas las leyes espaniolas estin abolidas. 2683.
* Ibidem, a. 16. La legislaci6n can6nica es independiente de la civil, y no forma parte de 6sta; pero seri solemnemente respetada por las autoridades de la Repi'blica.-L. 35 de 1888, 3.0
� Ibidem, a. r7. Las meras expectativas no constituyen derecho ,contra la loy nueva qu las anle o cercene.-Const., 31.
* 0 Ibidem, a. z8. Las leyes que por motivos de moralidad, salubridad o utilidad pfiblica restrinjan derechos amparados por ia ley anterior, tienen efecto general inmediato.
Si ia ley determinare pxpropiaciones, su cumplimiento reqeuior previa indemnizaci6n, que se harA con arreglo a las leyes preexistentes.
Si la ley estableciere nuevas condiciones para el ejcrcicio de una indfstria, st concederai a los interesados el termino que la ley scale, y si no lo sefiala, el de seis meses.-Const., 31-A. L. n. 3 de i8-LL. 56 y I19 de i89o-L. 104 de 1892, 16 a 24.
* * Ibidem, a. z9. Las leyes que establecen para la administraci6n de un estado civil condiciones distintas de las que exigia una Iey anterior, tienen fuerza obligatoria desde la fecha en que empiece a regir.
,** Ibhiem, a 20. El estado civil de las personas, adquirido conforme a la ley vigente en la fecha de su constituci6n, subsistiri aunque aquella ley fuere abolida; pero los derechos y obligaciones anexos al mismo estado, las consiguientes relaciones reciprocas de autoridad o dependencia entre Jos c6nyuges, entre los padres e hijos, entre guardadores y pupilos y los derechos de usufructo y administraci6n de bienes ajenos, se regirin por la ley nueva, sin perjuicio de que los actos y contratos vilidamente celebrados bajo el imperio de ia ley anterior tengan cumplido efecto.-23.
t * . Ibidem, a. 21. El ,natrimonio podra', por loy posterior, declararsc celebrado desde 6poca preterita, y vilido en sus efectos civiles, a partir de un hecho sancionado por la costumbre religiosa y general del pais, en cuanto este beneficio retroactivo no vulnere derechos adquiridos bajo el imperio de la anterior legislaci6n.-L. 57 de [887, 12, t9-L. 153 de 1887, 5o-L. 3o de 1888, 34.
*** Ibidem, a. 22. Las pruebas del estado civil legitimado desdc 6poca prete'rita por la ley posterior, se subordinarin al mismo principio que se reconoce como determinante de la legitimidad de aquel estado.-L. 57 de 1887, 22-L. 153 de 1887, 79.
* *. Ibiderm, a. 23. La capacidad de la mujer para administrar sus bienes se regirAi inmediatamente por- la ley posterior. Pero si 6sta restriUnge dicha capacidad, no se harA efectiva la restricci6n sino cumplido el termino de un afio, salvo que la ley uiisma disponga otra cosa-i8i., ss.















. aenos, -et que cprza vatamente ei cargo c guaraservari el ttti que adqtiri6 anites, aunqtie una ley naeva exija, iqsic6n, nucvas condiciones; pero el ejercicio de funciones, ei~5nque corresponde al guardador, incapacidad y excusas suko, se regirin por la ley nueva.
idem, a. 27. La existencia de los derecbos de las personas jur,1 sujetos a las reglas establecidas en los articulos 19 y 2o, res4td ii delas'pcrsunas. - L. x100 de 1888, 1.0 a 4 .0
S 28. Todo derecbo real adquirido bajo una Iy y en lad con ella, subsiste bajo el imperio de otra; pero en cuanto a io y cargas, y en In tocante a su extinci6n, prevalecerin las diss (rc [a nueva ley.-665.
,idem, a. 29. La posesi6n, constituida bajo una ley anterior, no . pierde o recupera bajo el imperio de ana Iey posterior, sino edios o con los requisitos sefialados en la nueva iey.-762, s. iin, a. 3o. Los derechos dtferidos bajo una condici6n que, las disposiciones de una ley posterior, debe reputarse fallida si liza. dentro de cierto plazo, subsistirdin bajo el imperio de 1a ley or c ltiempo que sefialare la precedente, a menos que este tiemparte de su extensi6n que corriere despu6s de Ia expedici6n de wa, exceda del plazo integro que 6sta sefiala, pue3 en tal caso, si :1 plazo asi contado no se cumpliere la condici6n, se mrarA como

a. 3r. Siempre que una nueva ley prohiba la constituci6n usufructos Sucesivos, y expirado el primero antes de que ella a regr, hubiere empezado a disfrutar la cosa alguno de los usustbsiguientes; co tinuari ste disfrutindola bajo el imperio va ley por tt do el tiempo a que le autorizare su titulo; pero caderecho de usufructuarios posteriores, si los hubiere. sma regla se aplicarA a los derechos de uso y habitaci6n sucesi)s fidcicomisos.-828.
idein, a. 32. Las servidumbres naturales y vohutarias constitulamente bajo el imperio de una antigua ley, se sujetarin en su y conservaci6:i a las reglas que establecieren leyes'nuevas.-89r,

bidem, a. 33. Cualquiera tendri derecho a aprovecharse de las bres naturales que autorizare a imponer una nueva Iey; pero erlo tendrA ~que abonar al duefio del predio sirviente Jos perjuila constituci6n de la servidumbre le irrogare, renunciando iste Lrte las utilidades que de Ia reciprocidad de la servidurnbre pusultarle; pero podrA recobrar su derecho a tales utilidades siemmague la indemnizaci6n antedicha.-891, s. )idem, a. 34. Las solemnidades externas de los testamentos se or la Icy coetinea a su otorgamiento; pero las disposiciones conon clas estarin subordinadas a la ley vigente en la 6poca en quo I tostadar.
insecuencia, prevalecerin sobre las leyes anteriores a la muerte br las que al tiempo en que muri6 regulaban la incapacidad o














qu e I a ley 1,sjo la cual se otnrg no dbanIslevarse a efecto, 6 drin, sin embargo, siem pre que ellas nose thalta en oposi con la I vigente al tiempo de morir el testadr.
*** lbidem, a. 36. En las sucesions fnrzosag nesas e r dle representaci6n de los itamarlas a allas seriripo a eybjo)aW se hubiere verificado su ape tWra.
Pero si la sucesi6n se abre bajo eimperio d otorgado bajo el imperio de otra se hubiere llama& indeterminada persona que, faltando el asignatariO directo a dq der en todo o parte de la herencia por derecho propio n, de. rpresen ci6n, se determinarS esta persona pot. las reglas a que estaba sujeto aqi derecho -egsin la ley bajo la cual se otorg6 el testamento.-t045.
**. Ibider, a. 37, En la adjudicaci6n y particin de uns berencis o gado se observarin las reglas que regian al tiempo de sn dacli6. 1013.
*** Ibidem, a. 38. En tado contralto se entendcrhn incoi parasias leyca vigentes, at ticmpo dc su celebraci6n.
Exceptdanse de esta disposici6n .
x,� Las leyes concernientes al modo de reclamar en juicio Ins derech
que resultaren del contrato; y
2.o Las que sefialan penas para el caso de infracci6n de Ie stpulac
la cual infracci6n serfi castigada con arreglo a la ley bajo Ia cual
hubiere cometido.
c I Ibidem, a. 39. Los actos a contratos vilidamente ceaebrados b; el imperio de una ley podritn probarse bajo el imperio de otra par medios que aquilla establecia para su justificaci6n; peaorla forma en c debe rendirse la rrueba estari subordinada a ]a ley vigenfe al tiemo que se rindiere.-2.
*' *Ibidemn, a. 4o. Las leyes concernientes a la sustanciaci6n y tlt lidad de lns juicios prevalecen sobre las anteriares desde el momiena que deben empezar a regir. Pero Jas ttrminns qne hubieren empezadi correr, y las actuaciones y diligencias que ya estuvieren iniciadas, se girin por ]a ley vigente al tiempo de su inieciaci6n.
.*. Ibidem, a. 41. La prescripci6n iniciada bajo el imperio dc e ley, y que no e hubiere completado ain al tiempo de promulgarse o que la modifique, podrA ser regida por ]a primera o la segunda, a vnt tad del prescribiente; pero eligibndose [a 6iltima, Ia prescripci6rn n e pezarf a contarse sino desde la fecha en que la ley nueva hubiere emi zado a regir.-2512, s.
.. Ibidem a. 42. Lo que una ley posterior declara absolutamente i prescriptible, no podrA ganarse por tiempo bajo el imperio de ella, at que el prescribiente hubiere principiado a poseerla conformc a una anterior qhie autorizaba ia prescripci6n.-2579.
,*. Ibidem, a. 43. La ley preexistente prefiere a la ley ex-post-fa en materia penal. Nadie podri ser juzgado o penado sino por ley q haya sido promulgada antes del hecho qne da Ingar al juicio. Esta rcj s61o se refiere a las leyes que definen y castigan las delitos, pero w aquellas que establecen ias tribunales y determinan el procedimiento, cuales se aplicarin con arreglo al articulo 4o-Const., 28.
.*. Jbidem, a. 44. En materia penal la iey favorable permisiva pa
















e cita o i mplkftamente el carkter de delito
a I n env uteindultoy rehabiIita c6n.
y ade mi modo fijo la pena que antes era tarnbi6n
respondiente rebaja de pena.
n aedncel mximum de la pena y aumenta el minimum,
deas doseyes ]a que invoque el interesado.
ye la perna corporal y aunmenta la pecuniaia,

seresolver~n por interpretaci6n benigna.
ta6 proidencia que hace cesar o rebaja, con arreSey ]apenalidad de los que sufren la condena seri admiv nojudicial.-C. P., 1O7 a 554. idem, a. 47. La facultad que los rens condenados hayan adquiether poar derecho, y no como gracia, rebaja de pena, conforme en]a 6poca en que se din la sentencia condenatoria, subo una ntieva ley en cuanto a las condiciones morales qute deel de'o y a la parte de la condena a que el derecho se refiepar la ley nueva en cuanto a las autoiidades que deban la rebaja y a Iasformalidadesque han de observarse para pedirla. i ,a. 48. Los jueces o magistrados que rehusarn juzgar pre;ilencio, oscuri dad o insuficiencia de la ley, inumrrirsin en reslad por denegaci6n de justicia.
i a . Queda reformado en ls ttrminos de las precedenSearticulo 5.0 de Ia Ley 57 de 1887, y derogado el 13

CAPITULO 3.'
Efectos de Ia ley
2Subrgados. (C. P. y M., aa. 52 a S6). .M-a. 52. La ley no obliga sino en virtud de so promulgaobservancia principia dos me-es despusis de prornulgada. Pnulgacidn consiste en insertar laley en el peri6dico oficial, y se onsuomada en la fecha del ntimero en que termine la inserci6n. 85, 86, 89.

i. La ley es obligatoria y surte sue efectos desde el dia que en elle misgna, y en todo casa despuis de su promulgacion. La irom1lgacion de la ley se harsi insert adola en e Diario Oficial, a enesta fi-ma a los Estados y a los Territories. Pital de la Uni6n se entenderA promulgada el dia inismo de la inserci6n iel periodieo oficial; en los Estados y en los Territorios, tees dias en Ia iee dias en los distritos y pablaciones de que se compongan, despuos e dtho ei dorieo per el Presidenme o Gobernador del Estado, o par e |Territenio respectivo; a cuyo electo estos funci%narios harin Ilevar por in un registrar especial en que se anote el dia del reciba de cada ndimero (ftial, dando aviso de ello por al inmediato correo a ia Secretarfa de lo elso Exteriares2













dia sefi alad ,
2.' Cuando por causa de guerra u ob a inevitable est6n ltrrus
]as comunicaciones dte alguno o alghn& m pbs con la c
y suapendido el curso ordinario de I co caseIs5
dos ineses se cantarin desde qe csely
tablezcan ls correos.
, Ibidem, a. 54. Se procurarA qtue en el peri6dico ofical dentro de l s sd haya para el efecto un inconveniente insuperablese yor brevedad.
*** Ibidem, a. 55. En cada municipio se publicarn par b leyes, a medida que Ilegaren a conocimniento del alcalde, ben est~n en el peri6dico oficial o porque se le coinuniquen a csiilnte. Est acro se anotard en un registro especial, y cada anotaci6n Bs frmaA p e alcalde y so secretario.
La omisi6n de esta fi)rmalidad hace responsables a los que i.c ira en ella, pero no obsta pars la vigencia y observancia de la Iy. jj
*" Thidem, a. 56. No poflri alegarse ignorancia de la ley para excusarse de cumnplirla, despu6s de que est6 en observancia, seg6ms los articulos anteriores.-9).
13, Derogado. * (L. 153 de 1887, a. 49).
14. Las leyes que se limitan a declarar el sentido de atras l asB entenderin incorporadas en 6stas ; pero no afectarin en manra alo los efectos de las sentencias ejecutoriadas en el tiempo internsedio.
*** C. P. y M., a. 58. Cuando una ley se limite a declarar el sentido de otra, se entenderAi incorporada en ella pars todos sus efectos ; per no alterari In que se haya dispuesto en decisiones ejecutoriadas antes de que 6ntre a regir.
15. Podrfin renunciarse los derechos c.onferidos par las leyes, con tal que s6lo miren al interns individual del renuncianfe, y qus no est prohaibida la renuncia.-6.', 199, 424, 426, 1522, 1526, 1673, 5773, 1950.
16. No podrbn derogarse por convenios particulares las leyes en cuny observancia estin interesados el orden y las buenas costumbres.-Ibidrn.
17. Las sentencias jndiciales no tienen fuerza obligatoria, sino respec-.to de las causas en que fueron pronunciadas. Es. par tanto, prohibido a Ins jueces proveer en Ins negocios de s competencia por via de disposici6n general o reglamnentaria.-26, 401, 1748-C. J., 846 a 858.
18. La ley es obligatoria tanto a los nacionales como a to extranjoros residentes en Colombia.-Const., io a 13-L. '45 de 1t188-DD. LL. 2 y 37 de 19o6-C. F., 42, 43.
* * C. P. y M., a. 57. Las leyes obligan a todos loshabitantes del pals, inclusive los extranjeros, sean domiciliados a transedntes; salvo respecto de 6stos, los derechos concedidos par los tratados pfiblicos.-Ibidetn.
19. Los colombianos residentes a domiciliados en pais extranjero permanecerin sujetos a las disposiciones de este C6digo y demis leyes sacionales que reglan los derechos y obligaciones civiles :


01


* La ley no tiene efecto retroactivo. No hay otra excepci6n a esta regla quo la Le admite el artieulo 24 de la Constituci6n nacional, pars el caso de que Is ley poerior, en materia criminal, imponga menor pens.













%y derechos que nacen do las relacioncs de fatrcsecto do sus c6nyuges y parientes en los cisos
enl inciso anterior.-Ibidem.
Yes situados en los territorios, y aquellos que se encuen.
een cuya propiedad tengat inter6s o derecho Is Naci6n, a las diposiciones do este C6digo, anun cuando sus duefios
anjeros y residan fL16ra de Colombia.
Esta 41 sici6n se entender sin perjuicio de las estipulaciones cctunidas en los ontratus cvlebrados vAlidamente en pais extrafio. Peea dodicbos contratos, pars cumplirse en algfin Territo. o, oafecten a los derechos e interoses de Ia Naci6n, so lia e Cdigo y demns leyes civiles de la Uni6n.-lbidm, 32CO, 191, 193, 202.
2 La forma de los instrumentos pdblicos se determina por la ley del its en que hayan sido otorgados. Sn autenticidad se probaril segfin Ins tglas establecidas en el C6digo Judicial de la Uni6n. La forma se refiere a las sclemnidades externas, a (sic) la autenticidad, iso de haberse realmente otorgado y autorizado por Ins personas y In mnera que en tales instrumentos se exprese.-Ko84 a xo86-C. I., 7,f 14o8-L. 124 de 189o, 13.
2 En los casos en que los c6digos o las leyes de Ia Uni6n exigieren atrunentos p6blicos para pruebas que ban de rendirse y producirefecto i asuntos de la competencia de la Uni6n, no valdr-h las escrituras privaas, cnslquiera que sea ls fuerza de 6stas en el pais en que hubieren sido das-176o,)772. 2292, 2577-C. Co., 4655. 472, 551, 598.
2.E sdo civil adquirido conforme a Is Icy vigente a Ia fecha de hi , subsistiri aunque esa fey pierda despus su fuerza.-Const.
8 3 de 1887, 19 Y 20.
24. gado. * (L. 37 dc 1887, a. 45).

CAPITULO 4.0
Interpretasi6n de Ia ley
25. La interpretaci6n que se hace con auloridad para fijar el sentido a ua ley oscura, de nna manera general, s6lo corresponde at legisla.

26. Los jueces y los funcionarios pdblicos, eh Ia aplicaci6n de Ins !yesa los casos particulares y en los negocios administrativos. las interretan por via de doctrina, en busca de an verdadero sentido, asi como los articulares emplean su propio criterio para acomodar lns determinacioes generales de Ja ley a sus hechos e iutereses peculiares.

Los actes o contratos vlidamente eoebrados bajo el imperin de Is ley de &Ian Estado, podria probarse per los medios que dicha ley establece pars Is justipsci6r de el os; peoe Is forma an que debe rendirse Is prueba estara subordinada toquo disponga el C6digo Judicial de Is Uni6n; y Is fuerza obligatoria de dichon s y contratos, sO validez y to prolaci6n de los derechos que elios confiersa en a csos de susoe.l6n o de concurso de acredores on quo sea interesada In Uni6n, elostVnocurran on los Territorios, so resolvertin aplickndose Ins leyes sustan-















Pero bfen se puede, para interpret sar sd recurrir a su intenci6n o espiritu, clarassnte en Ia historia fidedigna de su esablecitntento.
28. Las palabras de Ia Iey se ente nder A en sn segan el uso general de las mismas palaa pero, las hays definido expresamente para ciertas mat su significado legal.--33 a 36 -L. 95 de i8gn, se-C. Co.
29. Las palabras t~cnicas de toda ciencia n arte se to
tido que les den los que profesan la misma ciencia o arte, a r aparezca claramente que se han tornado en sntido diverso.-C. C
30. El contexto de la ley serviri para iltstrar el s ntido de eada u de sus partes, de manera qe haya entre toda3 ellias a 4deia pc dencia y armonia. .
Los pasajes oscuros de una ley paeden ser Eu otras leyes, particularmente siversansobreel mismoasunto.-1
31. Lo favorable a odioso de una disposici6n no se tomszr e%
pars ampliar o restringir su interpretaci6n. La extensi6n que deba do a toda ley se determinari por s genuino sentido, y seg6n las reglas interpretaci6n precedentes.
32. En Ins casos a que no pudieren aplicarse las reglas deo inerpre ci6n anteriores, se interpretarAn los pasajes oscuros n contradris modo que mis conforme parezca al espiritu general de la legslaci6n 1a equidad natural.-6x8 a 624.

CAPITULO S.'

Detiniti6n do varias palabras do uso frecuseso en las loyes

33. Las palabras hombre, Persona, niflo, adullo, y otras semejantes en su sentido general se aplican a individuos de Ia especie humana, distinci6n de sexo, se entenderin que cQmprenden ambos sexos, en disposiciones de las leyes, a menos qne pnr la naturaleza de la disp ci6n o el contexto se limiten manifiestamente a uro solo.
Por el contrario, las palabras mujer, nida, viuda, y otras semejant que designan el sexo femenino, no se aplicarin a otro sexo, a means c expresamente se extienda la ley a 6l.
34. Llimase infante o niflo. todo el que no ha cumplido siete afi* imptaber, el var6n que no ha cumplido catorce afos y la mujer que noa cumplido doce ; adulio, el que ha dejado de ser imp6ber ; mayor de ed o simplemente mayor, el que ha cumplido veintitin aios ; y menor Le4 o simplemente menor, el que no ha Ilegado a cumplirlos.
Las expresiones mayor de edad o mayor, empleadas en las ley comprenden a los menores que ban obtenido habilitaci6n de edad, en das las cosas y casos en que las leyes no hayan exceptlado expresani a 6stos.-345, 525, 588, 1329.
35. Parentesco de consanguidad es la relaci6n o conexi6n qne exi entre las personas que descienden de un mismo tronco o raiz, o qse es unidas por los vinculos de la sangre,

















Js, jos legitis de dos hermanos, que . legitimodel abnelo comin.
n dilrgtimia es aquella en que una o rots delas d e resulta, no ha sido autorizadas por la ley ; como eniinnos d dos hrrmanos, uno de |Os '"t ""iiode buelo ,om x .
t p r los jos por matrimonio posterior smisnos efectos civiles que In legitimidad hati manos, hijos legitim-ss de dos hermanos que fu. los or e matrimnjo de sus padres, se hallan entre si en do de consanguinidad transversal legitima.-245-L. 57 de 153 de 1 87, 132.
I tesco de consangrinidad hay lineas y grados. Por
nd ]a y orden de las personas que descienden de una

s de en direcda o reca y en colaleral, tranversal u recta se subdivide en descudiente y ascendiette. l direca es ]a que forman las personas que descienden
o que s6lo comprende personas generantes y personas enIea inea recta se cuenta bajando del tronco a los otros e l diente, por ejmplo : padre, hijo, nieto, biznieto. Sudo se cuenta subiendo de uno de los miembros al ! diente, por jemplo: hijo, padre, abnelo, bizaboelo,

fiea colaleral transversal u oblicua, es ]a que forman las perUnque no procedan las unas de las otras, si descienden de un inpor ejemplo : hermano y hermana, hijos del mismo padre brino y tio, que proceden del mismo tronco, el abuelo. linea Patena se entiende la que abraza los parientes por parte por Unea maLerna, la que comprende los parientes por parte

la linea transversal se cuentan los grados pot el nimero de s desde ei oo de Jos parientes hasta la raiz com6n, y desde otro pat iente. Asi, dos hermanos estin en segundo gradeo; el inn en tercern, etc.
idad legilima es Ia que existe entre una persona que estA o ha la y los consanguineos legiimos de so marido a mujer. La o dc afinidad legtitma de una persona con tn consanguineo oo mujer, se califics por la linea o grado de consanguinidad diclso marido o mnjer con el dicho consangnineo. Asi, on it primer grado de afinidad legitima en linea recta, con los ,s por so rujer en anterior matrimonio y en segundo grado legitima, en la linea transversal, con los hermanos legitimos

illnidad iiegitima 12 que existe entre una de las personas que jaido matrimonlio y se han conocido carnalmente, y los con-














50. Parentesco civii es et que reslta d il la ley estima que el adoptante, sn rmtiey tre si, respectivamente, en las relaci Este parentesto no pasa de las rspetiv
51. Derogado. ' (L.57 de 1887, a.
L. 57 de 1887, a. 6.1 Se lamssan<
rante el matrimonio verdaderno pntativo de sne efectos civiles, y los legitimados por el matrimonio deIns nor a ]a concepci6n.
Todos Ios demts son ilegitimos.-23 a 224, 836a 249-L. 153 de 18 66 a 78.
52. Los hijos ilegitimos sort naturales, o de dafhado y unitble ayunlimiento, o simplemente ilegtimos.
Derogado. *0 (Ibidem, a. 45).
Se laman de daffado y punible ayuntaamiento los adulterinos y Insins-f tuosos.
Es adulterino el concebido en adulterio; esto es, entre dos personas de las cuales una, a Io menos, estaba casada al tiempo de la concepci6o con otra; salvo qne dichas personas hayan contraido matrimonio putativu que respecto de ellas produzca efectos civiles.
Es incestuoso, para dichos efectos, el hijo habido entre dos personas que no pueden casarse por relaciones de parentesco nature o civil, y por las cuales seria nulo el matrnionio.-L. 57 de 1887, 70, 8.'-L. 153 de 1887. 54, ss.-L. 95 de 1890, 7,0
**'. L. 57 de Z887, a. 7.' Se Ilaman naira es Io hijos habidos fu6ra de matrimonio, de personas que podian casarse entre si al tiempo de la concepci6n, cayos hijos han obtenido el recnoeimiento de st palo, Madre o ambos, otorgado por escritura pmiblica o por acto teatamentario, o de conformidad ccn el article 368 del C6digo.
No obstante In dispuesto en el aparte que precede, se reputarin hijos naturales, respecto de la madre, y para todos los efeetos civiles, Ios habidos por una mujer que podia casarse libremente al tiernpo de las concepci6n.-L. f53 de 1887, 54 a 58.-L 95 de 1890, 70*
53. Las denominacionez de legitimos, ilegitimos y naturales que se dan a los hijos, se aplican correlativamente a ls padres.
54. Los hermano pueden serlo por parte de padre y de madre, y se laman entonces herpnanos carnales; o s6lo por parte de padre, y se Ila. man entonces herinanos palernos; o s6lo por parte de madre, y se Ilaman entonces hermanos maternos n uterinos.
55. Son entre s! herinanos naturales los hijos naturales de tn mismo padre o madre, y tendrAn ignal relaci6n Ins hijos legitimos can loss naturales del mismo padre o madre.
56. Se llama puramente alimentario, .resrpecto del padre, al hijo ilegitimo, sea natural o espurio, reconocido por aqu6l para el solo efecto de
0 Se Ilaman hijos legitimos los eaneebidos durante el matrimonio verdadero o putativo de sus padres, que produzea efeetos civiles, y los legitimados par el matrimonio de los mismos, posterior a Ia concepci6n.
** Se laman naturales a los hijos habidos fahra do matrimoaio do personas que podiaa easarse entre si al tiempo de la eoncepei6a, ecyos hijos ban obtenido el cceonoimieato de su padre o madre, a ambos, otorgado par eseritara phbliea o e0 testamento.














tT;OUOt2 C urcro Y tpecio ne -p mare at
14 im n a eacl ni tenido por hijo de una manera

I esuios ins hijos de dafiado y punible ayuntatnienacnangisidai, respecto de ins hijos incestuosos, comprende


Ls relaciones de parentesco a qke se refiere isufa o 52, respecto de Ios hijos incestnosos, son las de lecta de consanguinidad o en el grado primero de
ta de afinidad, o en el segundo transversal de consanguinidad. En Joscases en que la ley diskone que se oiga a los parientes de sosna, se entendei-A que debe oirse a las personas que van a expre. e el orden que sigue :
4Lescedientes legitimos.
U ntes legitimos, a (alta de descendientes legitimosE paqre -la madre naturales que hayai reconocido voluntarianente at hijo, o 6ste a falta de descendientes o ascendientes legiti-nos.-L. 57 de 1887, 7.�-L. 95 de 1890, 7.0 El padre yla aadre adoptantes o el hijo adoptivo, a flta de paaientes de los nfimeros 1-0, 2.0 y 3.0 Los coterales ltgitimos hasta el sexto grado, a falta de parientes os n o j-,2", 3, y 40'
Lo ahernoes naturales, a salta de los parientes expresados en Ins
a6nrs anteriores.
.os afnes legitimos que se hallen dentro del segundo grado a fala deios consangunseos anteriormente expresados. persna fuere casada, se oirh tambin en cualquiera de Ins casos rticulo a su c6nynge, y si aiguno o algunos de Ins que deben rferen inayores de edad o estivieren snjctos a potestad ajena, se so sepresentaci6n a los respectivos guardadores, o a I.s personas yo poder y dependencia est~n constituidos. Son retresenaines legates de nna persona, el padre o marid. bajo test ad vive, su tutor o- curador, y In son de las personas jnridicas, gnadns en el articulo 639.-L., 153 de 1887, 53. La ley distingue tres especies de culpa y descuido. )o krase, szegligencia grave, culta lata, es la que consiste en no mas negocios ajenos con aquel cuidado que aun las personas negli) de poca prudencia suelen emplear en sus negocios propios. Esta
* materias civiles equivale al dolo. a lee, descuido leee, descuido ligero, es la falta de aquella diligeniidado que los iombres emplean ordinariamente ei sus negecios
* Culta o descuido, sin oira clasificaci6n, signifisa culpa o descuido ta especie de colpa se opone a )a diligencia o cuidado ordinario o


relacioaes de parentesco a que se refiere Is parts final del artculo 52, resosijos incestnosos, son Isa de los padres en ]a linen recta de eunsanguiCe 31grado primero de l linea recta de afinidad, o en el segundo o tercer mssorsal de eonsanguinidad.




















funcsonarlo pumico, etc.-ot14, Ifn. 2.0 65. Caucidn significa generalmente CLIalqUtiera obl4 trae para ia seguridad de otra obligaci6to propia o ap cauci6 a fianza. Ia hipoteca y la prenda.-24-z 66. Se dice presumirse el hecho que se dedudec tes o circuistanclas conocidas.
Si estos antecedentes apcircunstancias e da s son determinados par Ia ley, la presunci6 sel Se permitiri probar Ia no existencia del heceh qeI sume, aunque sean ciertos los antecedentes o cirecsta infiere la ley, a menos que Ia ley misma rechace express ba, supuestos los antecedentes o cirenstancias.
Si una cosa, seguin )a expresi6n 4e la ley, se entiende que es inadmisible la prueba eontraria, supu dentes o circunstancias.-92, 214, 762, 1768-C. J., 578 05- ( P.y M., a 59. Todos los plazosde dias, mes,
se haga menci6n legal, se entenderS que terminan a la ditimo dia del plazo. Par ago y por mnes se cqheu Is comdn; y por dla el espacia de veinticuatro r pero de las penas se estarAi a lo que disponga Is ley-n J., 1494.
67. Subrogado el primerinciso. '* (C. P. y M, .
El primero y el (iltimo dia de In plazo de mcaesao a un mismo nimero en los respectivos meses. El plazo c ser, par consiguiente, de 28, 29 30 0 3 dias, y e plazo c
0 366 dias, segfin los casos.
Si el mes en que ha de principiar un plazo de meses de mis dias que el Ines en que ha de terminar el plaza,, rriere desde alguno de los dias en que el primero de di de al segundo, el tiltimo dia del plazo serA el tillimo clia do mes.
Se aplicarin estas reglas a las prescripciones, a las edad, y en general a cualesquiera plazos o tirminos pres yes o en los actos de las autoridades nacionales, salvo qt leyes o actos se disponga expresameate otra osa.- us3 J , 5 5, 1494-C, Co,, 77L
Se Ilamafaerea mayor a casofortaito el inprevisto o sister, come un naufragio, un terremoto, of aprasamiento de 5en autoridad ejercidos par un funcionario pfiblico, etc.
** Todos los plazos de dias, meses o arios de que sa hga me en los deeretos del Presidente de a Uni6n, de los Tribunales o J deri que ban do ser completos, y correrA, adensks, hasta la mi we dia del plazo.














ttiem pra qu nazcan o expiren cier.
c e q est' drecbos nacen o expiran a la me.
e ne e pectivo espacio de tiempo.
l se hce por horas, ]a expresi6n dentro de lanlq& ante, designs un tiempo que se extiende hastael lti.
d a hors inclusive; y ]a expresi6n despuds de lantas
u ekr iemeante, designs ui tiempo que principal en el primer
! delahor ig ala dltima del plazo.-C. Co., 771, 772-C.

se dice quo tina cosa debe observarse dcde o ha de observarse desde el momento siguiente a la lnteror; y cuando se dice que debe observarse hasta
)entende que ha de observarse hasta la media noche del dicho

. Ls edidas de eatensi6n, peso, las pesas y las monedas de que
enci~n en las leyes, en los decretos del Poder Ejecutivo y en las taaorte Suprema y de los juzgados nacionales, se entendesegin las definiciones del C6digo administrativo y el Fiscil

Sobrogado. *" (lbidcm, a. 62).
fbirp, a. 62. En los plazos de dias que se sefialen en las leyes y oficies, se entienden suprimidos los feriados y de vacantes, a mee expresarse Io contrario. Los de mosesr y afios se computan segin endsro; te I i ltliuo dia lucre feriado o de vscante, se exten.
1e primer dia hibil.-L. io5 de 189o, 64-L. too de
.7 , 283, 29o-L. 1a8 de 1913, i6.

LAPITULO 6.�

Derogael6n do Ins Iayes

La derogaci6n de las leyes podri ser expresa o ttcita. expreua cuand1o Ia nueva ley dice expresamente que deroga Ia ani tdia cuando ]a nueva ly contiene disposiciones qae no pueden iarse con las de Is ly anterior.
derogaci6n de una ly puede ser total o parcial.-L. 153 de 1887,
-C. P. y M.,. 42, inc. final.
La derogacion thcita deja vigente en las leyes anteriores, aunque sobre la misma materia, todo aquello que no pugna con las dispoes de Is nueva ley.-lbden.

,nando se dice qua nn acto debe ejecutarse en o dentro de cierto plazo, se erA que vale si so ejecuts antes de Is media noche en qua terraina el ltimo plain; y cuando so exige qua hays transcurrido un espacio de tiempo pars zcan o expiren ciertos derechos, se entenderi, que stos derechos no nacen o a, siao despuis de la media noche en que termine el iltimo dia de dicho ce. ticmP0.
En los plsosqne so sofalaren en ]as leyes o en los deeretos del Poder Ejecuti!to&Tribunslos n Juzgados so comprenderhn los dies feriados; a menos qua a aegalado sea do dies tiles expr6sndose sat, pues en tal caso, y cuando el i Judicial no disponga 1o contrario, no se contarAn los dias feriados.



















De las personas


TITULO 1.0

De las personas en cuanto a su naoinalidad y
CAPITULO 1�
Divisi6n do las personas
73. Las personas son nalurales ojrridicas.
De la personalidad juridica y de las reglas especiales relativas a ella se trata en el titnlo final de este libro. Const., 14. 47, 49, 53-C. C., 6 a 652-L, 57 de 1887, 24 a 27-L. 5,3 de 1887, 8o y Si-L. too de i8g.
74. Son personas todos los individnos de Ia especie humat isa elqulera que sea su edad, sexo, estirpe a condici6n.
75. Las persnnas se dividen, ademis, en domiciliadas y transeintes. Const., Iz-C. P. M., 333-L. 85 de 196, S.'
CAPITULO 2.0
Del domicillo on cuanto depende do la residencia y del
Animo de permanecer en ella
76. El domicilio consiste en la residencia acompafiada, real a pressti. vamente, del Animo de permanecer en ella.-66-C. P. y M., 333-L. 85 de 196, 5.
'7. El domicilio civil es relativo a una parte determinada de on lugar de la Uni6n o de tin territorio.-C. P. y M., 333-L. 85 de s9a6, S.'
'78. El lugar donde ui individuo estA de asiento, o donde ejerce habitnalmente so profesi6n u oficio, determina su domicilio civil o vecindad. Ibidem.
79. No se presume el Animo de permanecer, ni se adquiere consi. guientemente domicilio civil en un lugar, pot el solo hecho dle habitar in individuo por algdn tiempo casa propia o ajena en 61, st tiene en tra parte su hogar dom6stico, o p,r otra circunstancia aparece que 1a residencia es accidental, como la del viajero, o la del que ejerce una coinisi6n temporal, o la del que se ocupa en alg6n trfifco ambolante. -66.
80. Al contrario, se presume desde lu6go el finimo de permanecer y avecindarse en nn lbgar, por el hecho de abrir en 61 tienda, botica, fibica, taller. posada, escuela u otro establecimiento durable, para admnisnistrarlo en persona; por el hecho de aceptar en dicho Ingar un eripleo fijo de los qne regularmente se confieren por largo tienpo; y por o as circunstancias andlogas.-66.













cod jicial a on paraje detgrminado, o destee yu del territorio naciona, retendri el doqcnserve en 61 s familia y et rincipal asiento

tsmbin el domicilio de ]a manifestaci6n que se haga i feto o corregidor, del Animo de avecindarse en un

do ocurran en varias seeciones territoriales, con respecto a no indiyiduo, circunstancias constitutivas de domiicilio civil, se entoda kt tiene; pero-si se trata de cosas qua dicen red dichas secciones exclusivamente, ella sola seri e e ho civil del individuo.-L. 85 de 1916, 5.0
seera residence hari las veces de domicilio civil respecto de onos que no tuvieren domicilio civil en otra parte. Se podri en on contrato establecer, de comfin acuerdo, tn domiil especial pars los actos judiciales o extrajudiciales a que diere msnickcontrato.-1645 a 1647.
El Apmicilio de los establecimientos, corpnraciones y asociaciotncilas por la ley, es el lugar donde estA situada su administrarec ci6n, salvo lo que dispusieren sus estatutos o leyes especiales. 167, 47-L. 42 de 1898, s?-DD. LL. a y 37 de 59o6.

CAPITULO 3.0

miclilo ena ctunto depende de la aondfla6n o estado
civil do ia persona

La aer casada sigue el domicilio del marido.-178. Elque vive bajp patria potestad sigue el domicilio paterno, y el all:bajo tutela a curaduria, el ie si tutor o curador.- L. 153 de

1l donmicilio de una persona seri tambidn el de sus criados y detes que residan en la misma casa quae ella; sin perjuicio de to disn los dos articulos precedentes.

TITULO 2.0

principio y fin de la existencia de las personas

CAPITULO .'I

)el principio do la existence do las personas
La existencia legal de toda persona principia al nacer, esto es, al e completamente de so madre.
iatura que muera en el vientre naterno, o que perece antes de npletamente separada de su madre, o que no haya sobrevivido a xiOn un momento siquiera, se reputarA no haber existido jamis. , ley protege ]a vida del que estA par nacer. El juez, en consetiomar, a petici6n de cualquiera persona, o de oficio, las provipe le parezcan convenientes pars proteger Ia existencia del no














Se presume de derecho qu l ep no menos que cien 5c$st di a y tados hacia atris, desde ]a media nocheeil miento-66, 214, 220, 234,
93. Los derechos clue se e a materno si hubiese nacido y vivic miento se efect6e. Y si el namcimiento cia, entrari el reci6n nacido en el goce de dic biese existido al tiempo en que se defirieron. En el caso ticulo 90 pasarfin estos derechos a otras personal, como si ]a e hubiese existido jamis.
CAPITULO 2.'

Del fin do [a existoneia de las peras

94. Derogado. * (L. 57 de 1887, a. 45).
.** L. 57 de 1887, a, 9.0 La existencia de ]a personas termir muerte.
95. Si por haber perecido dos o mAs personas en tn mismo miento, como tn naufragio, incendio, ruinsa batla, a po aoh cualquiera, no pudiere saberse el orden en que ban aocprdo su mientos, se procederi en todos los casos Como si dials ponssl sen perecido en un mismo monvento y ninguna de ellas hubiese vido a las otras.-IoJ5.
CAPITULO 3.0
Do la presunci6n do muorte por Iapareim]

96. Cuando una persona desaparezca del lugar de ss domici rfindose su paradero, se mirarA el desaparecimiento Como mera y ]a representarfn y cuidarin de sus intereses sus apodrados o t tantes legales.-66, 76 a 84, 433, 561, 2142.
97. Si pasaren dos afios sin haberse tenido noticia dle au presumirA haber mnuerto 6ste, si ademis se Ilenan las condic guientes :
1.3 La presunci6n de muerte debe declararse por el jsez do
domicilio que el desaparecido haya tenido en el territ(, naci6n, justificindose previamente que se ignora ei par; desaparecido, qne se han hecho las posibles diligencias riguarlo, y que desde ]a fecha de las filtimas noticias qse ron de su existeucia, han transcurrido, a In mengs, dos ai
a.1 La declaratoria de que habla el articulo anterior no pod
se sin que preceda la citaci6n del desaparecido, por mcdi tos publicados en el peri6dico oficial de Ia Naci6n, tres, lo menos, debiendo correr mAs de cuatro meses entre car
taciones.
3. La declaraci6n podri ser provocada por cualquicra pet

La persona termina en ]a inuerte natural.












sa la decinn y en tocdos los trarries efensor quese normbrar al ausente desde e v eclaraciv yi juez, a petici6n del defensor,
prsona que tenga inter6s en ello, o de oficio, po, is de]as proues que se le presentaren del desto, si no las estimare satisfactorias, las otras, que se.
unstancias convengan.
T, lasentencias, tanto definitivas como interlocutorias, se pu lessin en el peri6dko oficial.
E uoia preSritivo de la muerte el 61timo del primer
beie ba de las 61timas noticias; y transcurridis desde la misma fecha, concederi la ptsesi6n
p h Is bienes del desaparecido.
tdo, si despuds que una persona recibi6 una herida grave en Is erra, o naufrag6 la embarcaci6n en que navegaba, o ie sobrevino atro peligro semejante, no se ha sabido ris de ella, y han eranscurrido desde entonces cuatro atos y practicidose la jus'f ny citaciones prevenidas en los n6meros precedentes, 4 ejrw sorno dia presuntivo de Ia muerte el de la acci6n de gurra, naufragio a peligro, a no siendo determinado ese dine adoptarA un t6rrninn medio entre el principio y el fin de la dpoca, en que pudo ocurrir el suceso; y concederi inmediatamente la posesi6n definitiva de los bietes del desaparecido.-66; 76, ss., 561 a 568.
El juez cncederi )a posesi6n definitiva en lugar de ]a proviso. tips dips aios desde el dia presuntivo de la muerte, se proba.
racurrido setenta desde el nacimiento del desaparecido.
tiaoncederla transcurridos que sean quince altos desde la i ]as 6timas noticias, cuaiquiera que fuese, a la expiraci6n de este ola edad del desaparecido, si viviese. En virtud del decreto de posesi6n provisoria, quedarfi disuelta la ad conyugal, sila hubiere, con el desaparecido; se procederi a la
y pnblicaci6n del testamento, si el desaparecido hubiere dejado ; y se darA Is posesi6n provisoria a los herederos presuntivos. pesentAndose herederos se procederA en confarmidad a In preveara igual caso en e Libro 3.0, Titulo 7.0, De la apertura de la suce0. Se entienden por he/ederos presunlivos del desaparecido Ins testalios D legitimos que Io eran a la fecha de la muerte presonta. patrimnnio en que se presume que suceden, comprenderA Ins bie. erechos y acciones del desaparecido, cuales eran a la fecha de la presunta.-66, oo9, 012. 1037, ss.. 1113, ss.
1. Los poseedores provisorios formarin ante todo un inventaria sode los bienes, o revisarin y rectificarin con la misma solemnidad ntario que exista.-471 a 478, 575.
2. Los poseedores provisarios representarin a la sucesi6n en las es v defensas contra terceros.- -578.
3. Los poseedo re provisorios podrin desde luign vender una parte inuebles a todos ellos, si el juez In creyere conveniente, oido el deausentes.
biienea races del desaparecido, no podrin enajenarse iii hipate-













en public subasta.-575 a 577-0. J-, 1146r, SS.
104. Cada uno de los poseedoiea provisorisa preslarii ca l conservaci6n y restituci6n, y hard suyns loa espetivos frutos e | 65, 714, 717, 2376.
105. Si pasados cuatro ads !spsd de l t provisordi, no se hlbiere presetn eldt, o s cias que mntivaren la distribci6rde su el. les, se decretarla posesi6n definitive, y so c
Derogado, * (L. 57 de 1887, a. 45).
Si no hubiere precedido posesi6n provisoria, por el decretle@ si6n definitiva se abriri la SLcesi6n del desaparecido segin las reglas generales.-io2. a
*" L. 57 dc 1887, a. io. En virtud do la posi6vdefiritiva de quo babla el articulo 105 del C6digo, cesan las restricciones impaestas por el articulo 103.
106. Decretada ]a posesi6n definitiva, los propietarios y lot fimdeiemisarios de bienes usufructuados poseidos fiduciariamente por .l des. aparecido, los legatarios, y en general todos aquellos que tengan derechos subordinados a Is condici6n de muerte del desaparecido, podrn hacer. los valer como en el caso de verdadera muerte.-314, ord. 4.'
107. El que reclama un derecho para cuya existencia so suponga quo el desaparecido ha muerto en la fecha de la muerte presunta, no estari obligado a probar que el desaparecido ha moerto verdaderamente en es fecha; y mientras no se presente prueba en contrario, pedr" ussr de art derecho en los tirminos de los articulos precedentes.
Y, por el contrario, todo el que reclame an derecho para cuya existencia se requiera que el desaparecido haya muerto, antes o despu~s de esa fecha, estari obligado a probarlo; y sin esa prueba no podrA impedir que el derecho reclamado pase a otros, ni exigirles responsabilidad alguna.66-C. J, 578.
108. El decreto de posesi6n definitiva podr! rescindirse a favor del desaparecido si reapareciere, o de sus legitimarios habidos durante el desaparecimiento, o de su c6nyuge, por matrimonio contraido en la mism epoca.-579.
109. Eni ]a rescisi6n del decreto de posesi6n definitiva se observardn las reglas que siguen:
.a El desaparecido podri pedir la rescisi6n en cuaquier tiempo quo
se presente, o que haga constar su existencia.
2.* Las demis personas no podrin pedirla, stino dentro de los respectivos plazos de prescripci6n contados desde la fecha de la verdadera muerte.
3.1 Este beneficio aprovechari solamente a las personas que per sentencia judicial 1o obtuvieren.
4.' En virtud de este beneficio se recobrarlin los bienes en el estad
en que se hallaren, subsistiendo las enajenaciones, las hipotecas y
demis derechos reales, constituidos legalmente en eglos.

En virtud de la posesifn definitiva, cesan las restituciones impueats P el articulo log.









' )a rstiucin sri onsderdo los demandados conso
dd eba contraria.
Eil verdr era mnsete del desparecido,
D ,siala fe.-66, 769-C. J., 578.


De los esposales

.L nsales o desposorios, o sea 1a promesa de matrimonin mut ptada, es un hecho privado que las leyes someten enterad hnsory conciencia del iqdividun, y que no produce obligaci6n ante lis ley civil.
se p~rgalear sta promesa ni para pedir qo se Ileve a efecto
idmandar indemnizaci6n de perjuicios.-1527,

co podri pedirse la malta que per parte de uno de los ese lubierc estipulado a favor del otro para el caso de no cumplirse
si hubiere pagado la malta, no podrfi pedirse su devoluci6n.

Lo 4lho no se opone a que se demande la restituci6n de las adas V entregadas bajn la condtci6n de un matrimonio que no fetuado.-15o, 1844 y 1845.

TITULO 4.'
Del matrimonio
El mairimonio es un contrato solemne par el cual an hombre y ss sesncon el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse iinte (1)
Derogado, (L. 57 de Y887, a. 45). L. 57 de 1887, a. rf. Puede contraerse el matrimonio no s6lo es. reacntes ambos contrayentes sine tambi~n par apoderado espestituido ante notario pfiblico per el var6n, halfindose 6ste ausennido metncionarse en el poder la mujer con quien ha de verificarse nmonio. El poder es revocable, pero ]a revocaci6n no surtiri efec.es nntificada a la mujer contrayente antes de celebrar el matri* Ei cntrfato de nAtrimonio se constituye y perfecciona por el nutuo consentimiento de los contrayentes, expresando ante el fuficompetente, en ta forms y con las solemnidades y requisitos estaen este C6digo, y no produciri efectos civiles y politicos, si en raci& se contraviniere a tales formas, solemnidades y requisi6. 135 a 138-L. 57 de 1887, j6.
* Et var6n mayor de veintitin aios y la mujer mayor de dieciocho contraer matrimonio libremente.
Los menres de Ia edad expresada no pueden contraer matrimo-1 permiso expreso, por escrito, de sus padres legitimos o naturaIguno de ello3 nbiere muerto, o se hallare impedido para conce,a dispsiciones relativas a ia validez del matrimonio cat6lico se hallan inal de este tktulo.
e contrato puede celebrarse per apoderado legalmente constituido.












to del padre y de la mao vo, menor de veintidn ano o eij 140. 2.0, 3 10'
118. Se entenderi ft e padre 0 l dti s61o por haber fallecido, at parestar dema ausente del territorio naciona y n earse su norarse el ingar de su regidqs
119. Se ertenderA faltar asirnismo elJpdre patria potestad, y Ia madre qae rsu mala da para intervenir cn ]a educaci6n de sus aijOS. 6 de 1887, 53.
120. A falta de los dichos pade, madr o asceadientes rio al que no haya cumplido la eda, el consen t d s neral, o en su defecto, el de un curador eaal121. De las personas a quienes seg ese miso para contraer matrimonio, s61oe cas miento estA obligado a expresar la causa.
122. Las razones que jostifiquen el disenso del cura n otras que 6stas:
i. La existencia de cualquier impedimento
2.0 El no haberse practicado algunas de ]la
el Titulo 8.* De las segundas nupcias en mrs
3. Grave peligro para la salud del menor a qen saeieg
o de la prole.
4. Vida licenciosa, pasi6n inmoderada al juego, e sbriag
de ia persona con quien el menor desa caarse.
5. Estar sufriendo esa persona la pena de .
6.2 No tener ninguno de los esposos medio l
tente desempeflo de ias obligacioues del
123. No podrA procederse a la celebraci6n d&
censo de la persona o personas cuyo consentimiesstftn*I los articulos precedentes, o sin que conste que el respivo puede casarse libremente.-264.
124. El que no habiendo cumplido la edad, se casare sin miento de un ascendiente, estando obligado a obtenerlo, poc heredado no s6lo por aqu6l o aqulios cuyo consentimiento sario, sino por todos los otros ascendientes. Si aiguno de 6 sin hacer testamento, no tendril el descendiente mis que la porci6n de bienes que-le hubiera correspondido en ]a sucesi to.-266 a 1268.
125. El ascendiente, sin cuyo necesario consentimiento casado el descendiente, podri revocar por esta causa ]asdon antes del matrimonio le haya hecho.
El matrimonio contraido sin el necesario consentimiento na de quien haya obligaci6n de obtenerlo, no priva del dert mentos.-1o3, 1f94 y s., 1268.
126. El matrimonio se celebrari ante el juez del distrito dad de la mujer, con la presencia y autorizaci6n de dos test previarnente juramentados.-L. 57 de 1887, 12, i9-L. 153 de 3o de 1888, 34-L. 35 de 1888, 17-L. 95 de t89o, 2.'

















rieados a [a pena dt reclusi6n por mis de catro silos, y cral Ins que pot sentencia ejecutoriada estuvicren inhabiliara se testigos.
1ietissno dnmiciliados enl ]a Reptiblica. ! n etieand t l idioma de los contrayentes. ,' Con los inismos requisitos y excepciones que l eden ser testigos en todos los actos de Ia vid

quaequieran contraer matt oonio ocurrirfn al juez compeenteo pot escrito, nanifestando so prop6sito. En este acto rialrespectivo expresarin los nombres de sus padres o cui el so, y los de los testigos que deban declarar sobre las srias de los contrayentes para poderse unir en mattiroen too caso dat a conocer el lugar de Ia vecindad de topers05a.s-77, s-L 35 de 1888, 17. iezprocederA inmediatamente, de oficio, a practicar todas , necesarias para obtEner el permiso de que tratn el articulo digo, si lucre el caso, y a recibir deelaraci6n a los testigos los solicitantes.
(Liez teringai a los testigos, con las formalidades legales, gsbre ias cualidades requeridas en los contrayentes para ris o, a cuyn effect les leer-A el articulo 14o de este C6ditambinn sobre Ins demis hechos que crea necesarios 3ujuicio. e esta jastificaciones hari fijar nn edicto por quince dias, le su despacho, anunciando en 61 Ia solicitud que sele ha mbres y spellidos de Ins contrayentes y el logar de so nacique dentro del trmino del edicto ocurra el que se crea con pdir ei matrimonio, o para que se denuncien los imupedixistan entre los contrayentes, por el que tenga derecho a ,s, 599g-C. J., 632, ss.
s contrayentes son vecinos dedistintos disti itos parmquia,o de ellos no tione seis meses de residencia en el distrito en sl juez de Ia. vecindad de Ia mujer requerira al juez de Ia varn para que fije el edicto de que habla el articulo anteido el t~rmino se le envie con nota de haber permanecido dias seguidos. Hasta queesto no se haya verificado, no se racticar ninguna de las diligencias ulteriores.-76, ss. ubiere oposici6n, y Ia causa de esta fuere capaz de impedir del usatrimonio, el juei dispondri que en el trmino sieho dinas, os interesados presenten las pruebas de Ia oposilos Ins cuaies, seftalari dia para Ia celebraci6n del juicio, y rtes, so resolveri Ia oposici6n dentro de tres dias despu~s racticado esta diligencia.3-67.

vil













pronuncie en segunda instancia, no qnea recus f
L. 1o5 de i8go, 151, ss.
134. Practicadas Ias diliencias inceslAs es1
se hiciere oposmci6n, o si haci.dose cldtsraisfndaf se i a sefalar dia y hora para la celebraci6n del mati
de los echo dias siguientes; esta, easli s
a lns interesados.-67.
135. El inatrimono se celebrari preestindose In ctde
despacho dcl juez, ante 6ste, su secretary y dos testigosN ,ue* a rar de los esposos si de su libre y espoot.nea vohintad se unmen en
trimonio; les harA conocer la naturaleza del contrato y los deberes
procos que van a contraer, instruy6ndolas al efecto en las disposiciones de los articulos 152, 153, 170 y sigmentes de este C6digo, En seguida se extenderi una acta de todo lo ocurrido, que firmarAn s contr es los testigos, el juez y so s cretario; con to cual se detaarA
do el matrimonial.
136. Cuando aiguno de los contrayentes o ambos estuvieren en
nente peligro de muerte, y no hubiere por esto tiernpo de practicar la diligencias de que habla el articulo 130, podrAt procederse a la celebraci6n del matrimonio sin tales formalidades, siempre que los contrayentes justifiquen que no se hallan en ninguino de los casos del articuIO 140, Pero si pasados cuarenta dias, uo hubiere acontecido ] Usirte que se temia, el matrimonio no surtiri electos, Si no se rev, observndos
las lormalidades legales.
137. El acta contender, ademis, ei lugar, el din, mes y afiosd la celebraci6n del matrimonio, los nombres y apellidos de los casados, lo dl juez, testigos y secretario. Registrada esta acta, se enviarA inmediatamente al notario respectivo para que [a protocolice y compulse unas capia a
los interesados'. Por estos actos no se cobrar~n derechos. -64, s.
138. El consentimiento de los esposos debe pronunciarse en voz perceptible, sin equivocaci6n, y por las mismas partes, o manifestarse por
sefiales que no dejan duda.
139. Derogado. * (L. 57 de r887, a. 45).
.*. L. 57 de 1887, a. z. Son vilidos pars todos los efectos civiles y
politicos, los matrimonios clue se celebren conforme al rite cat6lico.
*, Ibidem, a. 19. La disposici6n contenida en el articulo i tendri
efecto retroactivo. Los matrimonios cat6licos, celebrados en cualquier tiem po, sortirin todos los efectos civiles y politicos desde la promulgaci6n
de ]a presente ley.
.................................. I .... *... I.................... ([
** L. 153 de 1887, a 5o. Los matrimonies celebradoaen la Reptiblic
en cuaiquier tienpo, conforme al rite cat6lico, se reputan legitimos, y surten, desde que se administr6 el sacramento, los efectos civiles ypoiticos que Ia ley sefiala al matrimonio, en cuanto este beneficio no afee derechos adquiridos per actos o contratos realizados por anbos c6nayua

* El matrimonio que se eclebre por apoderado, sari v&dido slempre qua s
prose con toda claridad et nombre de los esposos, y no se revoque el poder antes4d
efectuarse el matrimonio.
El notario por ante quien se extionda Is revocaci6a nelbcionark precisament
Ia hora en qua tenga lugar el acto.
(t) El segundo incise tenia eardcter transitorio. gdsse on el Ap6ndie, i










dalas byes civils que rigieo rtario ans del 15 de abril de 87 8ea de ]a Ley 5 de 187 con arreQ

.El mstrimonio contraido conforme a los sitos M ic sla ipso jure el matrinonio puramente civi, celefokVorlosconraent con otra proa
- o a. 17. El ruatrimonio que deberin celebra tAodos
n religi6n cat6lica producirA efectos civiles respe.to a ira ybines de los c6nyuges y sus descendientes s61n do
* conformidad con las disposiciones del Concilin de Trento.
* la celebraci6n ser presenciado por el funcionarin qe la ley
* cone s6l a jo de vrficar la inscripci6n del m onio en : a er se trate de matrimonio in ars' mortis, I preacindirse de esta formalidad si no cre lcil r por pruebas supletorias. carg de los contrayentes practicar las diligencias relativas a solon del funcionario civil para el registrb, limithndose ]a acci6n o a hacerles oportunamente presente la obligaci6n que Is ley mpon,--395, ss. (I).
- 95rd8o, a. 2.0 Para el efecto del articulo 17 del convenio nta de, aprobado por la Ley 35 de %888, sefiklase el notario nIos lugares en que lo hubiere, y en los demis el secretario ejo Municipal, como el empleado que debe verificar ]a iscripnstrimonio en el registro civil de que alli se trata. biono acordar con la autoridad eclesiIstica Ia manera de fecto esta disposicidn (2).
TITULO 5.0
e la nuiidad del matrimonio y sus efectos E matrimnio (3) es nulo y sin efecto en los casos siguientes: tando ia habido error acerca de las personas de ambos costrastes o de ]a do uno de ellos.-soS8, 1512. zando se ha contraido entre un var6n menor de catorce aflos, in m jer mentor do doce, o cando cualquiera de los dos sea ;ptctivaint menor de aqvella edad.- 34. rando para colebrarlo haya faltado el consentimiento de alguno los contrayentes o de ambos. La ley presume falta do coisennionto en los furiosos locos, mientras permanecoieren en la lora y en los mentecatos a quienes se haya impuesto interdicci6n licial para ol manejo de sus bienes. Pero los sordomudos, si eden expresar con clarid.ld so consentimiento por signos nifiestos, contraerin vilidamente mnatrimonio.-66, 553, 56o, Do-C. J., 578
,rogado. * (L. 57 do 1887, a. 45). aando se ha contraido por fuerza o miedo que sean suficientes ra obligar a alguno a obrar sin libertad; bien sea que Ia fuerza
Resolucita dl Ministerio de Gobierno (D. 0. n. 17.005, do 26 do diciema artlculo se ha quedado escrito.
tiende elcivil, sogn lodispuesto on Is L. ,5s de J587,a-j3, que so n segoida, el cual subroga tambibn a los ordifales 4.0 y io del presente. o ano se ha ceebrado ante el jue y los testigos competentes.

















7.- uoando se ha ceold,
sernpre que antes de t
rado, en juicio, probado
711,413.
8.0 Cuoandt uno de los contrayentes ha matado
yoga con quien estaba unido ean un matrimonio an
1887 1s-C. P., 593.
9.0 Cuado los contrayentes esatn en lai.ilama li
o descendientes o son hermannS.L- 57 de 187,
io. Derogado. * (L. S7 de 1887, a- 45)'
zx. Cuando se ha contraido entre el padre adoptante
tiva, o entre el hijo adoptivo y la nadre adoptai
qua fue esposa del adoptante.-269, ss-L. 57 do
z2. Cuando, respecto del hombre-o de la mujer. o de;
subsistente el vinculo de tn matrimonio anterior,
1887. 15.
Y3 y 14 Derogados. 0" (L. 57 de i887
* L. 57 de 1887, a 13. El matrimonio civl sn V uando nose ha celebrado ante eljuez y Ino
-115, 126.
2. Cnando se ha contraido por personas que esstAn
mer grado de la lines recta de afinidad legitima.
x888 34.
, Ibidem, a. z4. Mientras que ans mujer no hubier cioo afios, no seri licito at tutor o curador quo administre sus bienes, casarse con ella sin que lI c traci6n haya sido aprobada por el juez con las formaidad
Igual prohibici6n habri para el.matrimonio entre 1w del tutor o curador y eipupilo o pupila.
En consecuencia, los jueces no autorizarin los matrim contravenga a In dispuesto en este articulo.
El honibre que se case cat6licamente, mediando el in presado en este articulo, quedard privado de Is admini bienes de 1t mujer.-504, s. 62t-C. J., 1448.

Cuando se ha contrado entre ol padrastro y. Ia etenada o madrastra.
Cuando se celebre entre una mujer meanor de veinti6a a obtenido habilitacibn de edad, y el tutor o earrador que hsya adr nistre los bienes de aqu~lla, sienpre que Is cuenta do la admlni sido aprobada por el juez; y
Cuando se ha contraido entre los descendiectes del tutor oea y el rospoctivo pupilo o pupila; aunque el pupilo o pupila haya tacion de edad.
El matrimoaio celebrdo on contravenei6n a In dispuesto en anterior, sujetarit at tutor o curador que to hays contraido n per dido de.toda remuneraei6n quo par sn cargo le corresponda, sh otras penas que las leyes le impongan.








37

14 del ite o as(I).
iro no rror. a


a lidadel matrimonio por error, s que lo o en la co-abitaci6n despu6s de haber

a que se contrae el n6mero z.' del mismo artic ada por el padre a tutor del menor o menores; ia de un curador para ia litia; imns s se inte tres meses despu6s de baber Ilegado los meno
dola ier' anqu sea imp6ber, haya -conc d(ei matrimono. A i que se contraen Ls ndmeros-3L y 4.0 no poc contrayentes o por sus padres o guardadores. es a qne se contraen los nimeros q.0 y 6.0 no podr i6n de la persona a quien se hubiere inferido :do u obligado a consentir. nulidad por las causas expresadas en dietlhoin Ios c6nyuges quedaron en libertad han vivido jt tres meses, sin rectamar. gados. I (L. 57 de t887, a 45). .


ha ba ulo
nta


7 ae 167, a. r5. Las nuttlades a que se contraen los nmeros ii y r2 del articulo 14o del C6digo y el n6 2.' del artiesta icy, no son subsanables, y el juez deb arar, sun'de los matriinonios que se hayan celebrado contravenci6n a posiciopp prohibitivas.
ter , Fs&a de las causas de nulidad de matrimonios citsadas en el articulo 14t del Cidigo y en el 13 de esta ley, no Lie invasidenel contrato matrimoniaL Las demis faltas queen su se cometan, sorneterdn a los culpables a las penas que el C6establezca.-C. P., 439 a 450.
anlado un matrimonto, cesan desde el mismo dia entre los eparados todos los derechos y obligaciones reciprocas que Lwntrato del matrimonio; pero si hubo mala fe en algunos ayentes, tendrA 6ste obligaciin de indemnizar al otro todos )sque le haja ocasionado, estimados con juramento.-225, de 1887, 17.
DS hijos protreados enun-natrimonio que se declara nulo os, quedan bajo la potestad del padre y serAn alimentados a expensas de 61 y de la madre, a cuyo efecto contribuirin

ados los incisos citados, estimamos que tambiin to esti el articulo onservamos en el texto, en defecto de una derogacis6n expresa. h. Las demAs nulidades de que habla el articulo 4o, son absoluebe declararls aun de oficio y no pueden sanearse por la ratificaci6n ni por on lapso do tiempo miienor de veinte agos. ades de qne tratan los incises 13. 4 no se deelaran de oficio, y admi3o del aco despus do pasados caoco anos. 4i es el cso de bigamia no admite ratificaci6n mientras subsista el r'or.
Foara do las casas enumeradas en el articulo j4o, no hay otras que ontrato matriaoial; las demns faltas que en su celebraci6n se enirdn a los culpables a las penas que el Cddigo Penal, establezea.














1887, 6.1-L 15 de 1887, 52 L. 30 de188835. O
150. Ls ncios y promesas que, p cnes e hayan heo por el etro a6nyog al qchea6 d. obstante ]a declaraci6n ra e la nuliad ciel nmtrionio.151. En la sentenca tmiismeic la n de u trimonio se ordenari In concern iene a[ i y pronto tde los que resulten culpados, y se detorminar c pr derechI que correspondan al c6nyuge inocente y a sus ijos, en nes del otro consorte, la cuota con que cada c6hynge 'debe cord para Ia educaci6n y alimentos de los hijas, la rtstituci6n de los traidos at matrimonio; y se decidir sobre los dernAs incidentes qne se lhayan ventilado por las partes.
,* L. 57 de r887, a. 17. La nulidad de o s matrimos ca s rige pr las eyes de la Iglesia, y de1s detusnas dec rresponrde conocer a Ia antoridad eclesi~stica. Dctadad nulidad por el tribunal eclesiAstico, surtirA todos Ins eotos i y ticos, previa inscripci6n en el correspondiente libro de registto de instrumentos ptibbicos.
.*. Ibidem, a. 8. Lo dispuesto en el articulo anterior sobre causas de nulidad se aplica igualmente a Ins juicios de divorcio.
L. 153 de 1887, a. 5z. De los juicios de nulidad y de divorld matrimonios cat6licos celebrados en cualquier tiempo , conpsin, sivamente, los tribunales eclesifsticos. con arreglo a ]as ]eyes y la aentencia firine quo rocaiga produciri todos Ias efectos ciies.. co arreglo a lo dispuesto en la Ley 57, articulos 17 y 18.

TITULO 6.'

be la disoluci6n del matrimonio

152. El matrimonio se disuelve pfr la muerte de uno de Ins 46nyuges- 1820.
**. L. 30 de z888, a. 34. El matrimonio comtraido corforme a los, ritos de Ia religi6n cat6lica, anula ipso jro el matrimonio puramente civil celebrado antes por los contrayentes con otra persona (1).

TITULO 7.5

Del divorcio, sus causas V efectos

PARAGRAFO I.'
Del divorio
153. El divorcio no disuelve el matrimonio, pero susjende ]a va conuin de los casados-78.

(i) Aun cuando el texto habla de que el matrimoaio cat6lico antla cl, realidad Io disuelve.
















e a habitnal de uno de los c6ntyuges. nit abandono en la mnjer de Ins deberes de esposa y de ye soluto aban1ono del marido en el cumplimiento e esposo y de padre. s ultrajes, el trato cruel y Jos naltratamientos de obra, si con )s el la vda de os c6nytiges cl se hacen imposibles Ia paz I eas.-L. 5 de s89o, i,� 4enfermedad contagiosa, y cualquiera otra desdsleen alguno de los c6nyuges no antoriza el divorcio, pern eon conociniento dle causa, y a instancia del otro c6nyuge, bFeve y sunMariamente en cualquiera de dichos casos, la obli. cohabitar, quedando sin embargo subsistentes las demis obliritvyugales para co el esposo desgraciado.-176 a 179. E dsvorcio S610 puede ser detnandado por el c6nyuge ya dadolugar a 6l, yen cel jnicio que se siga sou partes (nica. inismos c6nytges n sius padres; pero se oirSt siempre la voz del $pblico, por el interis de Jos hijos o por el de la mujer, a falta
-,-L 57 de 1887, x8-L. 153 de r887, 51 NJ adinitirse la demanda de divorcio, o antes si hnbiere urgenptarin provisionalmente por el juez, y s6lo mientras dure el providencias siguientes:
ara hs c6nyuges en todo caso. iarla maujer en casa de sits padres o de sus padentes mfs indiatos, y por falta o excusa de 6stos, en laque determine el juez. ner los hijos al cuidado de, uno de los c6nyuges, o de los dos, o tra persona, observAndose I dispuesto en lOs articulos 16o c6s.
Nlar la cantidad con qe el marido dbe contribuir a Is mnjer
* abita:i6n, alimentos snyos y de los hiijos que queden en su Ay para expensas de la lifs; y !ctcrtar, en caso de que ]a rnttjer este embarazada, las precau. nes necesarias, si el tnhrido lo solicitare, para evitar una supo16n de parto,observAmdose lo dispuest en el capiitto 2.0, titulo libro i, de este C6digo. -225, ss-L. 57 de r887, zo-L. 95 de PO, 4.0
Dorante el juicio d- sep,traci6n, la alfninistraci6n de los-bienes aJis c6nyugqs continuari a cargo del marido, con la obligacitn onttr a el inciso 4.0 del articulo anterior-2o. gado. * (L. 95 de 189o. a, 3.�).
95 d i89o, a. 3.0 Podri el juez dictar, a petici6n de la mujer, as provisionales que estime c nvenientes para que el marido, ninitrador de los bienes de la mujer, no cause perjuicin a 6sta bienes, ni en Io que le corresponda en los garsanciales de Ia conytga.-41I, ss.
el juBs dietar, a petici6a de Is mujer, las medidas provisorias que essetLes, pm-a que el marido, como administrador dq los bienes de Ia oUSe erliJeo a sta.














juez un certificado de Ia 'espectiva auwki que ha sido admitida ead de dst v~ori.C , 143
159. La reconcilac p in efecto ulterior la j.ecutoria dit nerla en-conocirhiento del juezo tbu juezco [a primera instancia, si el jcio d e fe d1 0887, 18 y o.
PARAGRAFO 3.'
Efeclos dCl divoreio

160. Ejecutoriada la sentoncia en que sec e hijos menores de siete aios y las mujeocs, spcin poder de la nadre.-I49.
161. Si el divorcio so hubiere decretado por habpse
alguna de las causas sefialadas en los incisos r., y 4.1 dl autjco 1 dos los hijos mayores de tres ains, sin distinci6n de sexo, pasarA a F der del c6nyuge inocente, siendo de cargo de amhos coosoteI para sus alimentos y educacdn, qoe serin regolacios r ee. de 89o, 5.0
162. Los bienes de la mrujer le serin restituidos y se
parte de gananciales, como en el caso de disoolui6n del inm perjuicio de las excepciones que van a exoprsarse.-182o, 1a 1837.
163. Subrogado * (L. 8.1 de Z922. a. 5.,)
** L. 8.1 de 1922, a. 5.' Si ]a mujer hubiere c divorlo adulterio, conservari su derecho a los gananciales; p e arido ten( la administracin de Ins bienes de ella cuando haya h ucesi. e matrimonio, excepto de aquellos que la mujer admintse co a sql rada de bienes, de los de su uso personal y de los quo adqutr a titulo despu~s del divorcio.
El usufructo de los bienes de la mujer divorciada poetenecerA a6s salvo )a cuota parte con que debera concurrir para el sostenimienof sus hijos legitimos, cuota parte que determinari el juez.
El mario asegurari siempre a satisfacci6n del juez, el valor de bienes que administre y del usufructo de dichos bienes que correspon a la mujer divorciada.
164. El c6nyuge inocente podrA revocar las donaciones quo I biere hecho al culpable.-1846.
165. La mujer divorciada administra con independencia del nwd los bienes que ha sacado del poder de 6ste o que desp 6s do divor ha adquirido. -189, 204, 181o.

Si Ia mujer hubiere dodo causa al divoreio por adulterio, perderA todo recho a los ganaeiales, y el marido LendrA Is adiunistraei6n y e'susfructpdo bienes de ella, excepto aquellos que Is mujer administre como ce bienes y los que adquiera a cualquier titulo despuAs del divorclo.
En este caso el marido asegurarI semnpre a satisfacci6n del juez, el valord bienes que administre. sta amnisitraci6n no tendrA lugar cuando no haysa sucesion en el matrimonio.












UC~a IS "A"hIU~dUE OLIUO ........
sreconciliaren, se restfituirAn ]as cosas, por io ajugal y a )a administraci6n de bienes, al esae divorcio, core si 6ste no hubiera existido. N se decretari por el juez, a petici6n de ambos c6nyuu nismos efects que el restablecimiento de la admilmarido, en el caso del alticulo 210 de este C6digo.-L. 57

os efectos del divorcio en cuanto a los bijos legitimos de los s g por las respectivas disposiciones contenidas en el S, D seos V oblgadonea entre lo padras y los hijos


TITULO 8.0.

De las segundas nupcias
3 ar6n vitido que teniendo hijos de precedente matrimonio ia otestad, o bajo sau tutela o curaduria, quisiere volver a proceder al inventario solemne de los bienes que esti ido y tes perteneacan como herederos de su inujer difunta o ie or titulo.

confecci6n de este inventarn se dari a dichos hijos un cura1-297, 435, 456, 457,471, 583-C- J., 1439. [abrA lgar at nombramiento de curador aunque los hijos no l ,ros de ninguna clase en poder del padre. Cuando asi
c l ador especial testificarlo.
a atordad civil no permitira el matrimsnio del viudo que ver a casarse, sin que se le presente certificado autintico del n de curador especial para Ins objetos antedichos, o sin que omnaci6n sumaria de que el viudo no tiene hijos de preceinionio, que est~n bajo su patria potestad o bajo su tutela o .30-L 57 de 1887, So-L. 35 de x888, 17. 1udopor caya negligencia hubiere dejado de hacerse en irtuno el inveutario prevenido en el articulo 69 perderi el deiceder como legitimario o como heredero abintestato al hijo as ha administrado,-1oa7, 1240-L. 153 de z887, 85. uando un matrimonio bayi side disuelto o declarado nulo, la esA embaraada no podri pasar a otras nupcias antes del parabiendo sefiales de prefiez) antes de cumplirse los doscientos s subsiguientes a la disoluci6n o declaraci6n de nulidad. pod6, rebajar de este plazo todos Ins dias que hayan preceliatamente a dicha disoluci6n o declaraci6n, y en los cuales bsolutamente imposible el acceso del marido a la mujer.-92, !35,
a autoridad civil no permitirA el inatrimonio de ]a mujer sin rte de 6sta se justifique no estar comprendida en el impediar liculo precedente.-13o-. L. 57 de 1887, 12-L. 153 de 1887, e Y888, 17.
.a viuda que teniendo hijos de precedente matrimonio que se s .u tutela o curaduria, tratare de volver a casarse, deberA& quOprevenido en el articulo 599.-1331-L- 153 de 1887, 53.












Obligaciones y derehos entr iqa

CAPITULO i

Roalas generalls

176. Los c6nyuges estn obhgados a gurdars f* a orrerI y darse mutamente en todas las circunstancias de ia vida.
El marido debe protecci6n a la mujer, y a mujer obadiencia al do.-6o a j68, 1805.
177. La potestad marital es el conjunto de derechos que las leyes conceden al marido sobre la persona y bienes de la mujer.
178. El marido-tiene derecho para obligar' a SU mnjer a vivir con 61 y seguirle a dondequiera que traslade sn residencia.
Cesa este derecho cuando su ejecuci6 acarrea peligro ipmlssns al vida de la mujer.
La mjer, por su parte, tiene derecho a que el inarido ]a rvclba en s1 casa.-T53, 155, 157, t6oa 68.
179. El marido debe suministrar a la rnijer lo necesarin seg6n gs facultades, y la mujer tendril ignal obligacidn reipecto del marido, si 6ite careciere de bienes.-411, 413, 4T4, 1796-C. J., '423, ss.
180. Por el hecho del maLrimonio se contrae sobejdad de bienes entre los c6nyuges, y toma el marido la admioistraci6n de lo ea u Los que se hayan casado fu~ra de un Territorio, y pasaren adoriciliarse en 61, se mirarin como separados de bienes, siempre que en conformidad a las leyes, bajo cuyo imperio se casaron, no haya habido entre ellos sociedad de bienes-76, ss., 197, 's., 1774-C. CO., 12 a s4-L. 57 de 1887, 2.*-L. 153 de 1887, 324.
181. Sin autorizaci6n escrita del marido, no puede la mnjer cas.4 parecer en juicio, por si, ni por procurador, sea demandando o defendindose.
Pero no es necesaria la autorizaci6n del marido en causa crianal o de policia en que se proceda contra la mujer, ni en Jos litigios de la itnjer c(.ntra el marido, o del marido contra la mujer.
El marido, sin embargo, sera siempre obligado a suninistrar a la rsjer los auxilios que necesite para sus acciones o defensas judicialcs.157, 1282, 1293, 1330, 2347-C. J., 3o9 a 312.
182. La mujer no puede, sin autorizaci6n del marido, celebrar contrato alguno, ni desistir de un contrato anterior, ni remitir un deutdt, to aceptar o repudiar una donaci6n, berencia o legado, ni adquirir a titulo alguno oneioso o lucrativo, ni enajenar, hipotecar o empehiar.-19l, 1 242, 277, 784, 1282, 1293, 1307, 1504, 1747, 1807, x8o8-L. 153 de887,57.
183. La autorizacidn del inarido deber5 sen otorgada por escrito, o interviendo 6l mismo, expresa y directamente, en el acto.
No podrAi presumirse [a autorizaci6n del marido sino en los casos que la ley ha previsto.-192, 195-C. Co., 12 a 14.
184. La moujer no necesita de ]a autorizaci6n del marido para disponer de lo sayo por acto testamentario que haya de obrar efectos despus de la muerte.-309, Io6l.








:Q ainsy d ,reehoS enr s cngs 4

1 lnede ser general para todos los ske. n especial para tna clase de negocios o

$vocar a so arbitrio, sin efecto retroactivo, la
topecils qne haya concedido a la mujer.
puede ratificar losactos pars los cuales no haya auy Ia ratificaci6u podri tambi6n set general o especial.
6n podrA se ticita, por hechos del marido que maniflesivocamente so aquiescencia.-767, a86.
La autodzaci6n del marido podra ser suplida por la del juez con nocimiento de cauusa, cuando el marido se Ia negare sin justo motivo y ello s siga perjuicio a ]a mujer. PodrA asims scr suplida por el juez en caso de algfn impedimendwi c l de ausencia real o aparente, cuando de la demora

i laujer ni el marido, ni ambos juntos podran enajenar o hi.
los bienes raices de la mujer, sino en Jos casos y con las formalides que se dirln en el titulo De la sociedad conyugal.-20o. 749, 18Lo a 12-C, C0 , 12 a 14-L. 1o de 1892, 48.
1. S por impedirnento de larga e indefinida duraci6n, cono el de
ci de prolongada ausencia, o desaparecimiento, se suspende r d la potestad marital, se observari Io dispuesto en el capitulo dl titulo De la sociedad conyugail.
191. La autorizaci6n judicial representa la del marido y produce los stos efectos, con Ia diferencia qne va a expresarse. La mujer que procede con autorizaci6n del marido, obliga al marido sus bienes de la misma manera que si el acto fuera del marido; y obliadennss sus bienes propios hasta concurrencia del beneficim particular elpo are del acto; y Io mismo seri si la mujer ha sido autoriza. jdicalmente por impedimento accidental del marido en casos urgencnt tal que haya podido presumirse el consentimiento de 6ste. Pero s i] mujer ha sido autorizada por el jnez contra la voluntad del ridn, hligartA solamente sus bienes propios; mas no obligarS el haber !ial, ni los bienes del marido, sino hasta concurrencia del beneficio que saciedad o el marido, hubieren reportado del acto. 'Ademis, si el juez autorizare a is mujer para aceptar una herencia, beri ella aceptarla con beneficio de inventsrio; y sin este requisito igara soltmente stus propios bienes a las resuitas de la aceptaci6n.5, 211, regla 4.", 1282, 1293, 1304, 1307, 087, I8L6-C. Co. 13. 192. Se presume la autorizaci6n del mari L) ea Is compra de cosas ebliles que is mujer hace al contado.
*c presume tambi~n Ia autorizaci6n del marido en las compras al fiade njetos naturalmente destinados al consumo ordinary, de la fa.

Pero no se presume en la compra al fiado de galas, joyab, inuebles iciosos, sun de los naturalmente destinados al vestido y menaje, a tnos de probarse que se ban comprado o se han empleado en el uso la muiero de la familia, con conocimiento y sin reclamaci6n del ma. o.-66, 195, 1807.
193. El marido menor de diez y ocho afios necesita de cnrador para idministraci6n de Ia sogedad conyugal.--340, 432-C. CO., 12. 194. Las reglas de los articulos precedentes sufren excepciones o dlficaciones por las causas siguientes: I.' El ejercitar la mujer unaprofesi6n, industria u oficio.
2. La separaci6n de bienes.














tria cuaiquiera (conoa la de directora triz, obstetric, possdera ,*1a4 s putire 4i marido para todos los acts coo so ner industria, mientras no interve6nha relaniaci~ oi notificada de antemano al p bhco, o e cialmentea ]a mujer.-66, 22, $776, 18 7.
196. La mujer casada mercadera esti suet aag dictadas en el C6digo de Comercio.-C. Co. 1a a 14.

CAPITULO 3.'
Excepaiones r'elativas a la simple separation d
197, Simple separaci6n de bienes es ]a 9ne se efec# sid en virtud de decreto judicial, o pi~r disposici6n de la ly. -g 1776-L. 57 de 1887, 14.
198. La mujer no podrA rentnciar en las capitulaciones matri les ia facultad de pedir la separaci6n de biones a que le dan dere leyes.--i5, ,6, 1773.
199. Par que ]a mujer menor pueda pedir s 6n debien berA ser autorizada por tin curador especial.-435, 583.
200. El juez decretari la separaci6n de bienes enel caso d vencia o administraci6n fraudulenta del mtarido.
Si los negocios del marido se hallan en macestado, por de especulaciones aventuradas, o de una admindstraci6n err6nea cuidada, podrA oponerse a la separacitn, preando fianas o hir que aseguren skficientemente los intereses de la mujer.-163, 2o 539, 559, 2376*** L.'8 de 922, a. 2.0 Son tambi~n causales de paldn nes las que autorizan el divorcio por hechos imputabhles at mat acuerdo con el articulo 154 del C6digo Civil, y la disipaci6n y e habitual de que trata el articulo 534 del mismo C6digo.
201. Demandada la separaci6n de bienes, podri el luez, a p de ]a mujer, tomar las providencias que estime conducentes a ]a dad de los intereses de 6sta mientras dure el juicio.-L. 95 de xi
S** L. 8.3 de 1922, a. 3.0 El juez competente dictarA las ruedid ventivas de que trata el articulo 2ox del C6digo Civil, a petici6n d quiera de las personas que pueden demandar la separaci6n de biei piano, sin exigir prueba alguna y en eitdrmino de veinticuatro (24) aun antes de propuesta ]a demancla dicha de separaci6n de bies
En este dltimo caso se propondrA, ante el mismo juez, ]a deraa separaci6n de bienes dentro de los diez (to) dias siguientes al en hayan cumplido las medidas preventivas decretadas por el iuez. Si nianda no se propusiere dentro del termino indiado te dii (ri por este solo hecho caducartn las medidas preventivas.
202. En el juicio de s.!paraci6n de bienes por el eal estado negocios del marido, la confesi6n de 6ste niopce prucba.-1795, C. J. 555, ss.
203. Decretada la separaci6n de bienes, se entregarAn a la ML snyos, y en cuanto a la divisi6n de los gananciales se seguir~n las r reglas que en el caso de ]a disoluci6n del matrimonio.










pare guna en los gaanciales
cio ymel marido a su vez no A ndale que provengan de ]a administraLa de bienes no necesita de fa antnrizaci6n del x eyntrato3relativos a la administraci6n y goce de

ta ti IA autorizaci6n del marido para enajenar, a cualtitl, ri es inebles que separadarnente adtinistra.
secesitade esta aetorizaci6n, o Ia del juez en subsidio, para esi io, aun en catsos concernientes a su administraci6n separada, e nos casos excepcionales del articulo 8i.-65, 182, 184, L88,

E c desepaaci6n, ambos c6nyuges deben proveer a d e familia corn6n a propnorci6n de sus facultades. El e nso esar , reglari la contribnci6n.--x61, 257, 411, 44 A3os acreedores de la mujer separada de bienes por acres o itqse legitimamente han podido celebrarse por ella, tendrin n sabre los bienes de la mujer.
apico no serd responsable con sus bienes, sino cuando hubiere Ioisso hadji, o de otro rnodo, a las obligaciones contraidas por

!A asniismo responsable, a prorrata del beneficio que hubiere reclo las obligaciones contraida3 por ]a mujer; comprendiendo en enMeira el de ta familia c snrm, en la parte en que de derecho haya :id proveer a las necesidades de 6sta. simple autorizaci6n no le constituye responsable. D7, Si ]a raujer separada de bienes confiere a1 marido la admints-" d guna pat-te de lo3 siryoi sert obligado el marido a la mujer smle ndatario. -2142 a 2192. D a inrer separada de bienes se darA curador para la admiclrn de los suyos, en todos Ios casos en que sienda soltera necesita. gq curador para administrarlos.
jsar pqt esta ctraduria el derecho concedido al marido en el 0204-432, 439.
3 La sepataci6n de bienes, pronnciada judicialmente por el mal ) de los negocios del marido, podri terminar por decreto de juez, 66n de amb s e6nyuges; y in este requisito continuarS legalrnente. ,araci6n.
10. El rest~ablecimiento legal de la admnnistraci6n del mirido reslas cosas al estado anterior, c- rn) si la separaci6n de bienes no huexistido. Pero %,ldrAn todos los actos ejecutados legitimarnente por jer, dtnante la separaci6n de bienes, cono si los hubiese autorizajusticia.
inarido, pars poner a cubierto so responsabilidad, harA constar potr tario solemne los bienes de la mejer que entren de nuevo bajo su flstraci6n.-z67. 191, 471.
11. Si a la innjer casada se hiciere una donaci6n, o se dejare una cia o legado con la condici6n precisa de qne en las cosas donadas, ladas o legadas no tenga la administraci6n el marido, y si dicha dohert ecia a kgado fuere aceptado por la mujer con la autorizadel marido o del juez en subsidio. se observarin las reglas siguientes:
El marido exigiri que la herencia se acepte con beneficio de ingentario, so pena decostituirge responsable en sus bienes a las resultas'de la aceptaci6n.











3. Los contratos de la mujer en
mari do, y que hayan poid ceWerarsp zaci6n, la obligarin en los biees que sperm
4.3 Los contratos arttorizados p r eI marid% G par eljuez en ss
se sjetarAn a io dispuesto en el arrticue x9.
5, SeriAn exclusivamente de la mtajer iga frbs dic
ministra y todo Io que con ellos a1
212. Si en las capitulaciones matrimoniales e hbie siuaog ia mujer administre separadamente alguina parte des carin a esta separaci6n parcial las reglas del articulo

TITULO 10

De los hijos legitimos coneebidos en matrimonio

CAPITULO t.c
Regia.* generates

213. El hijo concebido durante el matrimonio de sois padres es hiu legilimo.149, 236 a 239, 245, 246-L. 57 de 1887, 6.'-L. 153 de 1887, 52.
* L. 3o de 1888, a. 35. Para los efectos meramente civiles, la ley reconoce la legitimidad de los hijos concebidos antes de quc se annie w matrimonio civil a Oirtud de lo dispuesto en el articul anteror (i).
0*0 L. 57 de z887, a 2o. No se reputard hijo del 1arido el eoncebido durante eldivorcio la separaci6n legal de los c6nyuges, a en de probarse que el marido, por actos positivos Ie reconoci6 como suyo, o que durante el divorcia hobo reconciliaci6n privada entre los c6nyuss.
214. El hijo que pace despo6s de expirados los ciento ochenta diza subsiguientes al matrimonio, se reputa concebido en 61 y tiene por padre al marido.
El marido, con todo, odrA no reconocer al hijo come suyo, si prueba que durante todo el tiempo que, segdn el articulo 92, pudiera presumirse la concepci6n, estuvo en absoluta imposibilidad fisica de tener acceso a Ia mnijer.-230, 237.
.*. L. 95 de 189o, a. 6.* En cualquier tiempo podri el marido reclamar contra la legitimidad del hijo concebido po a mujer durante el matrimonio, cuando el nacimiento se haya verificado despu6s del d6c ino mes siguiente al dia en que la mujer abandon6 definitivamente el hogar conyugal, en tanto que el marido no la haya recibido nuevamente en 61. Este derecho no podri ejercitarse sino por el marido tnismo.-92.
215. El adulterio de la mujer, aun cometido durante la 6poca en jue pudo efetuarse ]a concepci6n, no autoriza por si solo al marido para no reconocer al hijo como suyo. Pero probado el adulterio en esa 6poca, se le admitirfi la prueba de cualesquiera otros hechos conducentes a justificar que 61 no es el padre.-92, 225 a 231.
216. Mientras viva el marido, nadie podri reclamar contra la legitimidad del hijo concebido durante el matrimonio, sino el marido mismo.
-335 a 338.
217. Toda reciamaci6n del marido contra la legitimidad del hijo concebido por su mujer durante el matrimonio, deberk hacerse dent
(i) El 4 de Is Ley 3o de 1888, incorporado en el Mtulo , do effl Libro, pg. 35, supra.










db aste dt qel en que tuvo conocimieto del

Lrsiel lagar del nacimiento del hijo harA pre.
Isente, a menos de probarse qua por parte
docsdtaei6n del parto.-225 a 231, 237.
O a. 5.0 En caso de divorcio declarado por causa de V e adro en cualquier tiempo reclamar contra la legitisnencebido par su mojer durante el matrimonio, siempre qc durante la 6poca en que pudo tener lugar la concepci6n ,sda conyugal con Su mujer. Este derecho no puede ejercitareino par el marido inismo.
Qeda asi adicionado el articolo 217 del C6digo Crvil.-Mlbdem.
Z18. Si al titmp9 del naciniento se hallaba el marido ausente, se p saanlr que Io supo inmediatamente despu6s de so vnelta a la residenia lamjer, salvo et caso de ocultaci6n viencionadn en el inciso pre.

Si el marido muere antes de vencido el t6rmino que le concenes lcyes para declarar que no reconoce al hijo como suyo, podrfn hacerlo en los micons tirminos los herederos del marido, y en general tada persona a quien [a pretendida legitimidad del hijo irrogare perio dereho, si c padre hubiere reconocido al hijo coma suyo

an u tetamento o en otro instrumepto pdblico.-335 a 338, 1758-C. J.,

220. A petici6n de cualquiera persona que tenga inter6s actual ean ello, declararA el jez la ilegitimidad del hijo nacido despu6s de expira. dos Ins trescientos dias snbsiguientes a la disoluci6n del matrimonio.
Si el marido estovo en absoluta imposibilidad fisica de tener acceso a l r desde antes de Ia disoluci6n del matrimonio, se contartn los st dias desde ]a fecha at que emtez6 esta imposibilidad.
La dicho acerca de la disoluci6n se aplica al caso de la separaci6n de Is onylages par declaraci6n de nulidad del matrimonio.-92.
21 SLo o herederos v demas personae actnalmente interesadas tendrn para provocar el juicio de ilegitimidad, sesenta dias de plazo, desde aquel en que supieron la muerte del padre, en et caso del articulo 219, o en que supieron el nacimiento del hijo, en el caso del articUlo 220.
Si los jintresados hubieren entrado en posesi6n eectiva de los bienes shn contradicci6n del pretendido hijo legitimn, podrfn oponerle la excep. 611 de ilegitimiid en cualquier tiempo que 61 o sus herederos le dispu. tarpn sus derechas.
Si el maido hobiere desaparecido, el primero de los plazos sefialados an este articalo se contarA desde el primer decreto de posesi6n concedida a sus herederos presuntivos.-99.
222. Los ascendientes legi tiinos del marido tendrlin derecho para provocar el juicio de ilegitimidad, aunque no tengan parte alguna en la sucesi6o del marido; pero deberfrn hacerlo dentro de los plazos sefialados en el articolo precedente.
22. Ninguna reclamaci6n contra la legitimidad del hijo, ora sea hecha por el marido, o por otra persona, tendri valor alguno, si no se in. terpusiere en tieunpo hibil ante el juez, el cual nombrari curador al hijo que lo necesitare para que le defienda en 61.
La madre sern.citada, pero no obligada a parecer en el juicio.
No se ad(itiri el testimonio de la madre que en el juicio de legitimid del hijo declare haberlo concebido en aduterio,-435, 462, 583.













naya irrogacio.
CAPITULO .'

Reglas osp..tales para los a sos do divorolo y del matrilwt*UtQ
225. La tnujer reci~n divorciada, o qne, pendiente elici cio, estuviere actualmente separada de sa marido, cinta, lo denunciari al marido dentro de los primeros tre separaci6n actual.
Igual denunciaci6n hari la mujer que darante el juicio sob del matrimonio, o reciin declarada la nulidad, se ereyere encin
Si la mujer hiciere estas denunciaciones despuhs de dic dias, valdrin siempre que el juez, con conocinsanto de caaa, d ha sido justificable o disculpable el-retardo.-gi, rS7-L. 57d L. 95 de 1890, 3. y 4.0
226. El marido podri, a consecuencia de esta denuneiaci sin ella, enviar a la mujer una compafhera de buena raz6n que I guarda, y ademis una matrona que inspeccione el parto; y ]a se crea prefiada, estari obligada a recibirlas, salvo que el ju Arando fundadas las objections de Ia mujer coatra las persoi marido haya enviado, elija otras para dicha garden
La guarda y la inspecci6n seril a costa del arado; que la mujer ha procedido de mala fe, pretendi6ndos m estarlo, o que el hijo es adulterino, serd isndemnizado el mar
Una y otra podrn durar el tiempo ncesario para que no sobre el hecho y circunstancias del parto, o sobre [a identidad nacido.-Ibidom.
227. Tendri tambi6n derecho el marido para qanl i k mum cada en el seno dd una familia honesta y de so conflianza; y la se crea prefiada deberA trasladarse a ella; salvo que el juez o zones de Ia mujer y del marido, tenga a bien designarotra.-I 228. Si no se realizaren la guarda e inspecci6n porque 4 ha hecho saber )a prefiez al maridn, o porque sin justa causa h, mudar de habitaci6n, pidindolo el marido, o porque se ha a cuidado de ]a familia o personas elegidas para la guardae i o porque de cualquier modo ha eludido s vigilancia, no se al maricho a reconocer el hecho y circunstancias del patto, sin( se probaren inequivocamente por parte de la mujer odel hij contradictotio-C. J., 929.
229. Sj el marido, despu6s de la denunciaci6n antedicih de su derecho de enviar la guarda y la matrona, o de colocar en una casa honrada y de confianza, serd obligado a aceptar I ci6n de ia mujer acerca del hecho y circunstancias del parto.
230. Aunque el marido tome todas las precauciones que I los articulos precedentes, o sin elas se pruebe satisfactoriamen y circunstancias del parto, le queda a salvo su derecho pars sac al hijo como suyo, con arreglo a los articulos 213 Y 214, prO juicio de ilegitimidad en tiempo hAbil.
231. No pudiendo ser hecha al marido Is denunciaci6n pr el articulo 225, podrdl hacerse a cualquiera dc sus consanguix















fl srelativas al hilo p6stumo
u e marido, ]a Mujer que se creyere embarazada podri a Ios que, no existiendo el p6stumo, serian Ilamados a suceto.
mciai6nt deberA hacerse dentro de los treinta dias subsi. i conocirnient de la muerte del marido, peropodrfijustificaracono en el caso del articulo 225, incisO 3.0 rlos dereciios que por los articulos anteriores a o el caso de la miujer reci6n- divorciada, pero mismas restricciones y cargas.-91. i sadre tendrA derecho para que de Ins bienes que han de coil p6stumo, si nace vivo y en el tiempo debido, se le asigne para so subsistencia y para el parto; y aunque el hijo no o resulte no haber habido prefiez, no serA obligada a restituir hubiere asgnado; a menos de probarse que ha procedido de tndi"ndose ewbamsada, o que el hijo es ilegitimo.-447, 418.

CAPITULO 4.0
relativas al caso do pasar la mujer a otras
nupelas
ido.por haber pasado Ia madre a otras nupcias se dudare dos matrimonios pertenece on hijo, y se invcare una deci. 1, el juez decidirA tosnando en consideraci6n las circunstan. lo ademAs el dictamen de facultativos, si Io creyere conve,73-C. J., 651.
rln obligados solidariamente a Ia indemnizaci6n de todos los costas ocasionados a terceros por Ia incertidumbre de la a mujer clue antes del tiempo debido hubiere pasado a otras nuevo iarido.

TITULO 11
De los hijos legitimados
n tambi6n hijos legitimos los concebidos fura de matrimonio 3 por et que posteriormente contraen sus padres, segfin las las condicione que va. a expresarse.-L. 57 de 1887, 6.0 matri mooio posterior legitima ipso jure a los hijos concebinacidos en 61.
D, con todo, podri reclamar contra la legitimidad del hijo es de expirar los ciento ochenta dias subsiguientes al mapprueba que estuvo en absoluta imposibilidad fisica de tener nadre, durante todo el tiempo en que pudo presumirse Ia segfti las reglas legales.
sin ees prueba, podrA reclamar contra Ia legitimidad del ivil 4










aclos POaSuvsss J" mt~waaau* ~ a
Para que valga la reclamaci6o por parte del mar do s Q se haga en el plaz,) y forma que se expresan en el capitulo 92, 149, 254, 217 a 224,
* L. 153 de 1887, a. 52. El subaiguiente matrimony egi, fure a los hijos concebidos antes y nacidos en 61, excepto en los siguientes:
L.o Si el hijo fue concebido en adulterio: el ignorar uno de los
que el otro estaba casado, en ]a 6p ca de la concepci6n, o
haber el otro creido de buena fe que s matrimonio no su
son circkinstancias que no invalidan esta excepci6n.
2.' Si el subsiguiente matrimonio es presunto o putative.
3.o Si dicho matrimonio career de Ins condiciones legales necesaria
para producir efectos civiles.
Queda asi reformado el articulo 237 del C6digo Civil.-Ibidem.
238. El matrimonio de los padres legitima tambi~n ifisojsw. a los que uno y otro hayan reconocido como hijos naturales de amis, con Ins requisitos legales. -368-L. 57 de 1887, 7.'-L. 153 de 7 58L. de 189o, 7.0
239. Fura de los casos de los dos articulos anteriores, el matro posterior no produce ipsojure ]a legitimidad de los hijos. Para que se produzca es necesario que los padres designen en el acta de striroenio, o en escritura pdblica, los hijos a quienes conlleren este beneficio, ya esten vivos omuertos.-366, 1758, 1760.
240. Cuandola legitimaci6n nose produce ipso jre s elistrumento p6blico de legitimaci6n deberi notificarse a la persona que Se trate delegitimar. Y si 6sta vive bajo potestad marital, o es de aquellas qse sitan de tutor o curador para la administracin de sus bienes, se haw] notificaci6n a su marido o a su tutor o eurador general, o en defecto de 6ste a un curador especial.-432, 435, 583.
241. La persona que no necesite de tutor o curador para a administraci6n de sus bienes o que no vive bajo potestad marital, podrA aceptar o repudiar ]a legitimaci6n libremente.
242. El que necesite de tutoro curador para la administracin de sus bienes no podrA aceptar ni repudiar la legitimaci6n sino por e mitnisterio o con el consentimiento de -s tutor o curador general o-de un curador especial, y previo decreto judicial, con conocimiento de casa.
La mujer que vive bajo potestad marital necesita del consentimiento de su marido, o de la justicia en subsidio, para aceptar o repudiar la legitimaci6n.-,88s a 188, 432, 435, 583.
243. La persona que acepte o repudie, deberi declararlo porinstrumento piblico dentro de los noventa dias subsiguientes a la notificasin. Transcurrido este plazo, se entenderi que acepta, a menos de probarse que estuvo imposibilitada de liacer la declaracion en tiempo hAbil.
244. La legitirnaci6n aprovecha a Ia posteridad legitima de los hjos legitimados.
Si es muerto el hijo que se legitima, se harfi la notificaci6n a sus descendientes legitimos, los cuales- podrAn aceptarla o repudiarla con arreglo a los articulos precedentes,-o4.
245. Los legitimados por matrimonio posterior son iguales en todo a los legitimos concebidos en matrimonio.

(M) Tltulo y no capllulo debi6 decirse en este articulo que se reforma por al que se incorpora en seguida








birt~o yoblgacons entre os padres y los A~los legiltios 5i

Peo l beaseiio de ] egiimc6n no se retrotrae a una fecha ana matri uce.-40-L. 153 de 1887, 132.
6 hijos legitimos, aun con la calificaci6n de tia mnl mrrt comprender a los legitimados tanto en las yen los actos testamentarios y en los contratos, salvo
taada y expresamente a los legitimados.-L. 57 de 1887,
q"Ey, 32.
laJitici6n del que ha nacido despu6s de celebrado el mai , no podri ser itupugnada sino por las mismas personas y de ]a smaera que la legitimidad del concebido en matrimOni.-214 a

8 i los dems casos podri impugnarse la legitimaci6n, proban. do alguna de Ins causas siguientes:
i. a e el gitimado no ha podido tener por padre al legitimante.
a.' Q Ie el itimado no ha tenido por madre a la legitimante; sujet"ndose esta alegaci6n a to dispuesto en el Titulo 18, De la mater.
tidad disputada.
4 o serAn oldos contra la legitimaci6n sino los que prueben un inter6s actual en ello, y los ascendientes legitimos del padre o madre legitiman. te ; 6stos en sesenta dias, contados desde que tuvieron conocimiento de la legitimacl6n; aqu61los, en los trescientos dias subsiguientes a la fecha en que tuvieron interns actual, y pudieron hacer valer so derech.-92,

9. S61o el sopuesto legitimado. y en el caso del articulo 244, su5 descendientea legitimos llamados inmediatamente al beheficio de la legitlmaci6n, tendr n derecho para impugnarla, por haberse omitido la no. tificaci6n o la aceptaci6n prevenidas en los articulos 240, 243 y 244.

TITULO 12
De los derechos V obligaciones entre los padres y los hios legitimos

250. Los hijos legttimos deben respeto y obediencia a an padre y su madre; pero estartn especialmente sometidos a su padre.-49-L. 57 de 1887, 6.1-L. 153 de 1887, 53.
2$51. Aunque la emancipaci6n d6 al hijo el derecho de obrar independieltemente, queda siempre obligado a cuidar de los padres en su anidnidad, en el estado de demencia, y en todas las circunstancias de la vida en que necesitaren sus auxilios.-411, 413, 414, 1025, ord. 3.0
252. Tienen derecho al mismo socorro todos los demis ascendienIs legitimos, en caso de inexistencia o de insuficiencia de los inmedia. tos descendientes.-lbidem.
2,53. Toca de consuno a los padres, o al padre o madre sobrevivien. te, el cuidado personal de ]a crianza y educaci6n de sus hijos legitimos. 149, 6o, 16x, 165, 517.
254. Podri el juez, en el caso de inhabilidad fisica o moral de amboa padres, confiar el cuidado personal de los hijos a otra persona, o per. sonas competentes.
En la elecci6n de estas personas se preferiri a los consanguineos mis pr6limos, y sobre todo a los asceadientes legitimos.
255. El juez procederi para todasestas resolucioues breve y sumafiarneute, oyendo a los parientes.-61.
256. Al padre o madre de cuyo cuidado personal se sacaren los















Si la mujer estA ep rada de bies, cer n dth cuenta del marido, contribuyendo I mujer enil proporci6o designare: y estarA obligadasasctribuir aua mujer df+ haya dado causa al divorcio.
Pero si un hijo tuviere bienes props, to, y, en caso necesario, los de su crianz y ellos, conservindose fntegros los capitales en cuanto s I6o, s.. x65. 517, 1796-L. 3o de 1888, 36.
258. Muerto uno de los padres, los gastos de la crianza, ed y establecimiento de los hijos, tocarin al sobreviviente on minos del inciso final del precdente articulo.
259. Las resoluciones del juez, bajo los respetn9 articulos anteriores, se revocarin por la cesacidl4h motivo a ellas; y podrin tambihn modficarse o en todo caso y tiewpo si sobreviene motivo justo.
260. La obligaci6n de alimentar y educar al hijo quo carec nes, pasa, par falta o insuficiencia de los padres, a los sha.los h par una y otra linea conjuntamente.
El juez reglari la contribuci6n, tomadas enx cosideraci6n la des de los contribuyentes, y podri de tiemspo en ties?. grin las circunstancias que sobrevengan.-41u, 413, V
261. Si el hijo menor de edad, ausente do la casa urgente necesidad, en qne no puede ser asistido por el padre, mirA Is autorizaci6n de 6ste pars las suministraciones que se le ha cualquiera persona, en raz6n de alimentos, en cossderaci6n a la y rango social del padre.
Pero si ese hijo fnere de mala conducta, o si hubiere motiv e que anda ausente sin consentimiento del padre, no valrincontra esas suministraciones, slo en cuanto fueren abiutenttee ns para Ia fisica subsisteneia personal del hijo.
El que haga las suministraciones deberi dar noticis de tllas a lo mis pronto que fuere posible. Toda omisi6h voluntaria en este hari cesar la responsabilidad del padre.
Lo dicho del padre en los incisos precedentes, se extiende en a ]a madre, o la persona a quien, par muerte o inhabilidad de dres, toque Ia sustentaci6n del hijo.-66, 301, 1504, 1747,
262. El padre tendri la facultad de corregir y castigar mc mente a sus hijos, y cuando esto no alcanzare, podrA iomponerlos de detenci6n, hasta por un mes, en un estableciento correct
BastarA at efecto la demanda del padre, y el juez en virtud expediri Ia orden de arresto.
Pero si el hijo hubiere cumplido diecis6is afins, no ordentar e arresto, sino despu~s de calificar los motivos, y podrA extesderl por seis meses a In mAs.
El padre podrA, a su arbitrio, hacer cesar el arresto.-315 L.1887, 53-C. P., 31.
263. Los derechos concedidos al padre en el articulo preees extienden, en ansencia, inhabilidad o muerte del padre, a la mai cualquiera otra persona a quien corresponda el cuidado personal











Aria s ejrce~n rtta l hjomayor de veinti~n ailos, o habili4mto la madre, tendrfn el derecho de eleItura del hijo, y de dirigir su educaci6n del
q=MA cilvenienta para 61.
n bhgarle a qua se case contra so voluntad.
Ieijo ala edad de veintifn afilos, podrn opoinerse a que era honesta, mis de su gusto que la elegida para 61 por au

lderecho que por el articulo anterior se concede al padre a re, casarA respecto de Jos hijos que, por la mala conducta del padre dre han aido oacados de su poder y confiados a otra persona' Ia e r decho con ansencia del tutor o curador, si ella misma i e 35-L. 153 d 1887, 53-C. P., 31 MG. Lo els coneedidos a los padres legitimos en los articulos en sno podrAn reclamarse sobre el hijo que haya sido Ilevado o aa casa die exp6sitos, o abandonado de otra manera.-315. ST Er a misma privaci6n de derechos incurririn los padres que 50 mala conducta hayan dado motivo a la providencia de separar a los Sd ]do, a menos que 6sta haya sido despu6s revocada.-16i, 315. iI Si l ijo abandonado por sus padres hubiere sido alimentado Sootra persona, y quisieren sus padres sacarle del poder de ella, : pagrle los costos de s crianza y educaci6n, tasados por el juez.

TITULO 13

De la adopei6n

%9.aadd6s es el prohijamiento de una persona, o ]a admisi6n
r del (sic) hijo, del que no to es por naturaleza.
uI bae la adopci6n Bse llama padre o madre adoplante, o simple. te sadojksnte; y aquel en cuyo favor se hace, hijo adoptivo, o simple. Ieadoptivo a adoptado.-5O.
17. Para adoptar se requiere que el adoptante no est6 bajo el poder pendncia de otra persona; pero la mujer casada si podrA adoptar o to permite este C6digo.-77, 432-L. 153 de 1887, 53. .71 Requi6rese tambi6n para adoptar que el adoptante haya cumi veintido anos, y que sea quince mayor que el adoptivo.
7 No podrin adoptar los que tengan descendientes legitimos.
3. La adopcion no puede tener lugar sino entre personas del misseo; el padre adoptante debe serio de un var6n, y la madre adopde ura mujer.
:, El que est6 casado no puede adoptar sin el consentimiento de 5nyuge.
'75. Los c6nyuges pueden adoptar conjuntamente, y en este finico podti hacerse la adopci6n indistintamente en favor de personas de y otro sexo.
'utra del caso a que este articulo se contrae, nadie puede ser adoppor osas de una persona.
17. Et tutor o curador no puede adoptar at que tiene o ha tenido uardabhasta que 6ste baya cumplido la edad de dieciocho afios, y a I Ile hayan sido definitivamente aprobadas las cuentas de la tutela o duria, ,quedado a paz y salvo en so administraci6n. 177 ara la adopci6n de un mayor de edad que tenga la libre admi-











nistraci6n desis bienes, se necesita su epreso coi p de un menor, o la de persona sujeta al poder de otro, ncs el consentimiento de las personas que respectivanente de para que pueda el menor casarse, o el de la persona bajo cuyo guarda est6 el que se pretende adoptar. - 17, 1a0, 177, 43 .3 1887, 53.
78~. En caso de que la persona a Vien se pretenda

bienes y sea menor de edad, o que por mialquier otrn motio el poder o la guarda de ftra persona, no podrA tener lugar Ia sin que por el adoptante se d6 cauci6n, a satisfacci6n del padrPe carador o persona de quien el adoptado dependa, en responsabi dichos bienes; la cauci6n deberi, ademfis, ser aprobada por el juez, y berin tamnbien recibirse los bienes con inventario solemne o judicial, p tocolizfsndose este 1ltimo-471-C. J., 1262, s-L. io5 de 189o, 0 21
279. Para la adopci6n es necesario que preceda en todo caso el prmiso del juez o del prefecto del domicilio del adoptado. Si el adoptado fuere menor de edad, o persona reputada como menor de edad, tomari el juez, ademfis de ]a providencia a que se contrae el articulo anterior, las otras que estime necesarias en beneficio de la persona del adoptado, y en seguridad de sus bienes.
280. Obtenido el permiso judicial, se otorgari por ante of respective notario ia correspondiente escritura, sin la cual no tendrA efecto la adopci6n. Esta escritura seri firmada por el juez que concede el permiso, el adoptante, el adoptado y, en s caso tambi~n, por la persona qae haya prestado el consentimiento para la adopci6n, autorizAndola el notario y dos testigos.-1758, 176o.
281. Despus de otorgada legalmente la escritura de adopci6n, adquieren respectivamente el adoptante y el adoptado los derechnso y obligaciones de padre o madre e hijos legitimos. Si el adoptado estuviere bajo el poder de tutor o de curador, saldrA de d y quedari bajo ]a patria potestad del padre adoptante, o bajo la tutela o curaduria de la madre adoptante, en su Caso.-250, S., 289, s.-L. 153 de 1887, 53.
282. El hijo adoptivo puede heredar al padre por testamento, en caso que no haya ascendientes legitimos, y si los hubiere, solo tendrA derecho a una d6cima parte de los bienes; pero el adoptante en ningilsi caso podrA ser heredero del adoptado.-124o.
283. El padre y la madre adoptantes pueden nombrar tutor o curadotr por testamento o por acto entre vivos, al adoptado, conforme a Io dispuesto en el articalo 450.
284. La adopci6n no es revocable sin causa. Son causas para revocar la adopci6n las mismas que sirven de fundamento para el desheredamiento de tin legitimario.-i265, s.
285. Si el adoptado no conviniere en ia certeza de Is causa en que se apoya la revocaci6rn de la adopci6n, no valdri tal revocacin si no ac probare judicialmente.
286. Revocada vilidamente la adopci6i, volverin In persona y ls bienes del adoptivo al poder o a Ia guarda de la persona de quien depen. diael adoptivo antes de la adopci6n, si dicho adoptivo no tuviere Ia libre administraci6n de sus bienes.
287. La adopci6n fenece por muerte del adoptante o del adoptivo.
Tambien fenece por el hecho de tener el padre o madre adoptante descendencia legitima.








5stad




' j' De a patria potestad
B a t i g d . * ( L . 5 3 d e 1 8 8 7 , a 5 3 ) .
87, a 53. La alria potestad es el conjunto de derereconoce a! padre legitimo sobresus hijos no emancipados.
at padre, ejerceri estos derechos la madre legitima mientras buenas eostumbres y no pase a otras nupcias. h ij s de csalqtniera edad no emancipados ser~n hijos de familia, y 0 mad can relacl6n a ellos, fadre o madre de familia- SO, s. [nte fin a la guarda en qsue se .ailare el legitiM dr legitmaamrente la patria potestad sobre el menor de
L abilitado de edad.-236, s.
patria potestad no se extiende al hijo que ejerce un empleo $blico, en los actos que ejecuta en raz6n de su empleo o cargo. pleados p'blicoa, menores de edad, son considerados coma maa concerniente a sus empleos.
El padre goza del usifracto de todos los bienes del hijo de faKcaptuados los slguientes:
Los bienes adquiridos par el hijo en el ejercicio de todo empleo, de toda profest6n liberal, de toda industria, de todo oficio meLos bienes adquiridos par el hijo a titulo de donaci6n, herencia a legado, cuando el donante 6 testador ha dispuesto expresamen. teque tenga el usnfructo de estos bienes el hijo, y no el padre.
_a hencias o legados que hayan pasado ai hijo por incapaci. da a indignidad del padre, o por haber sido 6ste desheredado. benes comprendidos bajo el nimero x.0 forman el peculio ProfeinduFlrial del hijo; aquellos en que el hijo tiene la propiedad y el derecho de usufructo, forman el peculio adventicio ordinario; prendidos bajo los ndmeros a y 3, el peculio advelicio extraorama usufruclo legal del padre de familia el que le concede la ley.3 a 825, 2489, 2502.
. El padre no goza del usnfructo legal sino hasta ]a emancipaI ijo.-31, s.
;. El padre de familia no es obligado, en raz6n de su usafructo la fianza o cauci6n qut generalmente deben dar los usufructua.ala conservAci6n y restituci6n de ]a cosa fructuaria-834 a 836. L. El hijo de familia se mirarfi como emancipado y habilitado de tra la administraci6n y goce de su peclio profesional o indus312, 339, 345.
i. El padre administra los bienes del hijo, en que la ley le conceSufructo.
tieneesta administraci6n en las cosas donadas, heredadas o legaa Ia condici6n de que no las administre el padre.

a patria potestad es el conjunto de derechos que la icy da a padre legitimo s bijos no emaneipados.
csdarchos no Vertenees a Is madre. sijos de eualquiera edad no emancipados, se Ilaman hijos de familia, y el )a relaci6n a ellos, padre defamilia.













29.La C :dC~ en arngra ipcrinusxp nante o testador, zo se e a l priva del usuerto s de expresarse lo unoto l r e
297. El padre de mlluc no es obligado a hacer inventsol d otras nupeias; pere si no hace ie cripci6n circunstanclada de dichos bienes desde nistrarlos.-169, 47L
298. El padre de familia es responsable, en la administraci bienes del hijo, hasta de ]a culpa leve.
La responsabilidad del padre para con el hilj se extiendeal dad y a los frutos, en aquellos bienesdeCi en que ie .... ci6n, pero no el usufructo, y se limita a ]a p que es administrador y usufruetuario.-63, 1604
299. Habri derecho para. quitar al padre de familia Is dr ci6n de los bienes del hijo, cuando se haya hecho culpable ti grave negligencia habitual.
Perderi et padre la adminjstraci6n de los bienes deil'o steim se suspenda Ia patria potestad por decreto judicial-63. 3T5, 447, 456.
300. No teniendo el padre ]a administraci6n del o peculio adventicio ordinario o extraordinario, se dcria para esta administraci6n,
Pero quitada at padre Ia administraci6n de aquellos bieses fdl que Ia ley le da el usufructo, no dejari pore te tenet derrc frutos liquidos, deducidos los gastos de administraci6n.-434, 4 456, 714, s.
301. Los actos y contratos del hijo de familla noautorizadt padre, o por el curador adjunto, en el case del articute pr cec obligarln exclusivamente en s peculio profesional o industrial.
Pero no podrA tornar dinero a inter6s, ni comprar alt ido (exi el giro ordinario de dicho peculio) sin autorizaci6n escrita del r si lo hiciere no seri obligado por estos contratos, sino hasta co. cia del heneficio que haya reportado de ellos.---6i, 1504, 2262.
302. Los actos y contratos que el hijo de familia celebre fu6 peculio profesional o industrial, y que el padre autorice o ratifi escrito, obligan directamente a) padre y subsidiariamente a hi concurrencia del ben-ilcio quc 6ste hubiere reportado de liclos contratos.
303. No se podrns enajenar ni hipotecar en caso alguro ]a raices del hijo, aun perteneciertes a su peculio profesonal, sin i ci6n del juez, con conocimiento de causa.-483-L. too de 1892,.
304. No podrd el padre hacer donacin de ninguna prtt bienes del hijo, ni darlos en arriendo por largo tiempo, si seep pudiar una herencia deferida at hijo, sino en la forma y con las li nes imnpuestas a los tutores y curadores.-486, 487, 495, 492, 4,
305. Siempre que ei hijo de familia tenga que litigar con contra su padre, le serA necesario obtener ]a venia del Juez, y otorgarla. le dartA on curador para Ia litis.-435, 583-L, 10o c
306. El hijo de familia no pueti parecer en juicio, como ac tra un tercero, sino autorizado o representado por el padre.










idoa a s e nti al hijo para ]a accion i Contra Ln tercero, a si estA inhabilitado 0 . liplirlo, y a) hacerlo asi darA at hi)o un cuUL4558-C. J., 301 a 305.
movies Contra eitu de familia deber4 el actor
t , eautorice o represente al hijo en Ia litis.
r no quisiere prestar su autorizaci6n o repretel juez suplirla, y dar, al hijo an curador para ]a li.aerA necesaria la intervenci6n paterna para proceder criminltra el hio; pero el padre seri obligado a surninistrarle los ie n t4 su defesisa.
E no necesita de Ia autorizacidn paterna para l s par acto testamentario que haya de tener eeto

A trla potesta 'se suspende par ]a prolongada demencia.del estar el padre en entrcdicho de administrar sus propios bielarga ausencia del padre, de la coal se siga perjuicio grave en es del hijo, a que el padre ausente no provee.-435, 438, 531-L.

a spensidn de ]a patria potestad deberl ser decretada por el uiento de causa y despu& de oidos sobre ello los parieny e1 defenser de menores.-6, 315, 456-C. J., 170, 1 46.

TITULO 15
De la emancipadi6n
,a 0saeipacdn es tn hecho que pone fin a ]a patria potestad. lantaria, legal o judicial.- L. i53 de 1887, 53. ,a emandiaci6n volnaria se efectfia por insttumento pdblico, adre declara emancipar al hijo adulto, y el hijo consiente
I A la emancipaci6n si no es autorizada por el juez con conociausa.-758, 176o.
amancipadde legal seefectfia: I muerte natural (s) del padre. el watrimionio del hijo.
haber cOmplido el hijo la edad de veintitin afios. el decreto que da la posesi6n de los bienes del padre desapa-L. 57 de 1887, 9.-L. 153 de 1887, 53. a emanciacidn judicial se efectia por decreto de juez: ndo el padre maltrata habitualmente al hijo, en t6rminos de r en peligro su vida o de causarle grave dafio. ado el padre ha abandonado al hijo. ndo Ia depravaci6n del padre le hace incapaz de ejercer Ia ia potestad.
,do por una sentencia, pasada en autoridad de cosa juzgada, a declarado a] padre culpable de on delito a que se aplique la L de cuatro afios de reclusi6n, u otra de igual o mayor graJ.
auatro casos anteriores podri el juez proceder a petici6n!de ;onsaguineo del hijo, y aun de oficio.

el vocablo nalaral, pues el Cigo no reconoce lam aerie civil.
















cia o legado bajo ctsndici6n dle obtener ]a eancipaci6pq no padre el nsufructo de estos bienes y rasla
Tampoco tendril la ndmi sai6 e estpa< a si expresamente el donante o t 43
317. Toda emancipaci6n, una vez eftua causa de ingratitud.

TITULO 16

De los hies naturales
318 a 332. Derogados. * (L. 153 de 1887, a. 65).


Art 318. Los hijos nacidos fuora de matrimonlo podrdn se roeonc sos padres o por uo de ellos, y tendrio [a calidad legal de hijos naton pecto del padre o madre que los hays reconocido. Ese reconor pieoto do cerse por nstrumento p6blico entre vivos. o por acto testamentario.
Art. 319. El bijo que no ha Rido reconocido voluntariamente con |as Li des legales, podrAi pedir quo supadre o madre le reconoze.
Art. 320. Podrok entablar Is demand a hombre de uP impiber icusiqo no que probare haber cuidado de sn Criaza.
Los menores de veittn alos serin asisidos en esta demandapor i curador general, o por so curador especial.
Art. 321. Por parte del hijo habri dorechoa quo ol supuesto padre i ante el juez a declarar, bajo juramento, si cr00 sorb, expresindoso en Ia objeto de ella.
Art. 322. Si el demandado no compareciere pudiendo, y se hubiero ef vez Ia citacion,'expresindose el objeto, so mirard como reconoeida ]a pt
Art. 323. Son comunes a Ia comprobacidn do mateinidld las dispoal los articulos 321 y 322,
Art. 324- Si Is demandada negare ser a el hijo, serA admitido el de a probarlo con testimnsios fehaciontes que stablezoan el hecho del part8 tidad del hijo.
La partida de oacimiento no serviri do proebi para estsbleeor Ia mo Art. 325. Si es uno solo de los padres el %ue reconoce no serd obligadc sar Ia persona en quien o de quien hubo el hq.o.
Art. 326. El reconocimiento del hijo natural, hecho esponthneamon padre, Yuadre o ambos, o sin necesidad de demands del hijo o de otis p las quoe pueden hacerlo en so nombre, debe ser notificado y sceptado a repi Ia misma manera que to sofia Ia legitimacidn, seg1 el capitulo De los leg per matimonio posterior a la concepeidn.
Art. 327. El reconocimiento podri ser impugnado por toda persona qt interns actual en elle.
En Is impugnaci6o deberS probarse alguaa de las causas poe que pued narse Ia legitituacidn, segda los incisos i.' y 2.* del articulo a248.
Ar. 328. Los hijos de Ia eoncubia de un hombre serin tenidos coo 6ste, a icesos que compruebe que durante el tiempo en que dobio verifican cepedn esturo imposibilitado pars tener acceso a Is roujer.
Art. 329. Pars los efectos del artieolo anterior on se tendrAi como co us hoinbre sino Is mujer que vive pdbliqameote con 6l, comno si furan siempre que uno y otro san solteros o viudos.
Art. 3o. Si por cualesoquiera medios fehacientes se probare rapto, sido posibe Is cocepcion mieutras oat ure Is robada en poder del raptor, a 6ste coma padre del hijo.







D o qsntals59


Lhijos naldos fat6ra del matrimonio. no ipodrin ser reconocidos par sus padres ncalidad legal de hijos naturales respecto re eu saya reconocido.-Sa-L. 57 de 1887,

El reconneirniento es on-acto libre y voluntario del
e . que reconoce.
,a. 56. El reconocimiento deberi hacerse por instrumento
e , o por aeto testarnentario.
slo de los padres el que reconoce, no serfi obligado a exa peonaen quies o de quien hubo el hijo natural. L. 95d 90, a. 7.' No obstante In dispuesto en el inciso x.* del i6!deIn Ley S3 de 1887, se presume el reconocimiento por e a madre respecto de los hijos concebidos por ella siendo soltera ; ms consecoencia tales hijos tendrin el caricter de naturales con s a so madre, coma si hubieran sido reconocidos por instrumento .L. 57 cle 1887, 7.0
L. 153 de 1887, a. 57. El reconocimiento del hijo natural debe ficado y aceptado o repudiado de Ia misma manera que Io seria la acia seg6n el titulo Y f del C6digo Civil. Ibt&ei, a. 58. El reconocimiento podri ser impugnado par toda ique pruebe tener interns actual en ella. la isspsgnacl6u deber probarse alguna de Ins causas que en se;e expresan:
Y .1 La primera y segunda de Ins que se sefialan para impugnar Ia gitiimaci6n en el articula 248 del C6digo Civil. Haber sido coneebido segfn el articulo 92 del mismo Cddigo, cuando estaba easado el padre o la madre. 14Habor so cineebido en dafiado ayuntaniento calificado de tMt :pr sentencia ejecutoriada.
Nor haberse otorgado reconocimiento en la forma prescrita en el articislo 56 de esta Ley.

sateas el raptor seri obligado, adeins, a suministrar a Ia madre los aliquo eompetan a s rango social. who de sodueiri una manor, haei6ndole dejar [a casa de Is persona a cuyo estA, es rapto, aunque no se emplee la fuerza. oci6n quo par sate articulo so concede, expira en diez afos contados desde en que pudo intentarse.
33T. No s admisible Is indagaci6n o presunci6a do paternidad por otros que los expresados en los artLeulos precedentes. 33. Loshijs reconoeidos a virtud de demands judicial, en eonformidad puesto en este titulo, y los que prueben hallarse en alguno de los casos de silos 328 a 33o, sdquieren Ia calidad legal dkhijos naturales, conia los resepor iostrumneto pdbliro o por act testamef lario.













De la bgcmsyd eho nr o ai


333 y 334. , 53d
L. 153 de 1887j a. 5 h
padre o de [a madre qua los hia recon c otros derechos que-a qne expre ante Ihs
Con respecto al padre o a la madre que no tas ha recopa modo, se consideration simplemente coma ilegitinsis.-O,16a 1r de 887, 7.*-L. 153 de 1887, 86, 87-L 95 de izyI, 1.
*' Ibidem, a. 6o. Las obligaciones de los h oa legimos p sus padres, expresadas en los articulos 25 2 1 e , j e x al hijo natural con respecto al padre a a la madr qu l cido con las formalidades legales, y si ambos ln rodo, estar/t especiaimente sometido al padre.95 de 189o, 7.'
*** Ibidem, a. 6r. Es obligado a cuidar personalmente de 1, naturales el padre o la madre que Ls haya reconacido, en los trminos que Lo seria el padre o ]a madre legitmos, segdn el areit del C6digo.
Peru la persona casada no podri tener aun o n sin el consentimiento de su mujer o marido.-Ibidem,
*** Ibidem, a. 62. Incumbe al padre ola madre quea recon hijo natural, los gastos de su crianza y alilmtaci6n.
Se incluiri en 6sta, por to menus, la enserianza primaria y eli zaje de una profesi6n u oficio.
Si ambos padres le haq reconocido, reglarA el juez en easo nt to que cada uno de ellos, segdn sus facultades y cm eitancias, dc tribuir para La crianza y educaci6n del hijo.
El inciso 2.0 del articula 257 del C6digo es aplicable a los bi los hijos naturales.
Son igualmente aplicables a los padres o hijos naturaleg Ns ciones de los articulos 258, 259 y 261 a a68,.ncusie, del C6dig4
.*. Ibidem, a. 63. Toca a la madre el cuidar personalmente de menores de cinco ahtos, sin distinci6n de sexo, y de las hijas de t0i

SArt. 333. Los hijos naturales tienen pars con sus padres lassmism clones que para con los suyos tienen los legtimns, conforme a u 251, y Fos padres naturales estdn obligados a cuidar personsbqess d suE los mismos t.rmiuos qua Lo estorian Los legitimos segcn el a 2
Pero la persona casada no podM tenor a un hijo natural an su case, f sentimiento de su mujer o marido.
Art. 334. Incumben a los padres naturales los gastos de eriauza y dt sea hijos.
Se incluirAn en 6sta, par Lo menos, ta ensefanza primaria, y at aprat una profesi6n u ofieio.
En caso necesario, el juez regard Lo quo cads uno de Jos padres, facultades y circunstancias, deba contribufr para La ;rianza y ednoacin &
El inciso 2.' del artkeulo 257 0s aplicable a Los bienes de los hijos natu Son igualmente aplicables a los padres e hijos natursals ]as disposicin arteulos 258, 259, y 26 a 267.








deeAosere lo Paresy 101 Aifos naural7es 6 1

Se g o l s% dde los hijos de cualquiera Sravaci6u de la madre sea de tenrer que

9,eleallarse inhabilitada por otra causa, podri enal de todos los hijos al padre que los haya
Oncoen ]a forma legal.
L53 det87, a. 64. Tca al padre el cuidado personal de los
v mayors de cinco alios que haya reconocido conforme a la
, sl e par la depravaci6n de aqu1l, o por otras causas de inhabi a el juez confiarlos a la miudre.-263.



Hno reconocidos solemnemente

L153 de 1887, a. 66. El hijo ilegitimo que no ha sido reconocido una monte con las formalidades legales, no podri pedir que so paio madre le reconozca, siao con el solo objeto de exigir alimentos.57 de 1886, 7.1-L. 95 de 189o, 7,' I 1bidm. a. 67. PodrA entablar la demanda a nombre de un impiF u ora persona que probare haber cuidado de su crianza. omnores de veinti6n afios, no habilitados de edad, serin #sstidos esta demanda por sis tutor o curador~ieral o por on curador espe,-339, 432, 435, 583.
Ibldem, a. 68. Por parte del hijo ilegitimo habri derecho a que supuesto padre sea citado personalmente ante el juez a declarar bajo amento si cre0 serio, expre3Andose en la citaci6n el objeto de ella.
0 Ibi4em, a. 69. Si el demandado no compareciere, pudiendo, y se �e'epetido una vez la citazi6n, expresAndose el objeto, se mirarAi rconocida Is paternidad.
,*. thdem, a 7o. No es admisible la indagaci6n o presunci6n de :ernidad par otros medios que los expresados en los articulos antecerites.
' Ibidems, a, 71. S! el demindado confesare quo. se cree padre, o, sun'o dispnesto en el articulo 7o de esta Ley, se mirare como reconols la paternidad, seri obligado a suministrar alimentos al hijo, pero o en cuanto fuerea oecesarios para su precisa subsistencia. No se dari lugar a esta restricci6n en el caso del articulo 73 de esta y.-43.
.1 Ibidem, a. 72. Ningin var6n ilegitimo que hubiere cumplido veinn afts, y no tuviere imposibilidad fisica para dedicarse a (in trabajo que pueda subsistir, seri admitido a pedir que su padre o madre le onozca o le alimente; poern reviviri la acci6n si el hijo se imposibilitare steriormente para subsistir de su trabajo.-,L. 57 de 1887, 7.0-L. 95 de
*, Ibidemn, a. 73. Si por cualesquiera medics fehacientes so probare Dto y lhubiere sido posible la concepci611 mientras estuvo la robada en der del raptor; serA condeiado 6ste a suministrar al hijo, no solamente ;limentos necesarios para so precisa subsistencia, sino en cuanto lucre sibie, los que competan al rango social de la madre. El hecho de seducir a una menor, haci6ndola dejar la casa de la perna acuyo cuidado estA, es rapto, aunque no se emplee la fuerza. a acci6u que poreste articoulo se concede expira en diez afias, cond esde la fecha en que pudo inteutarse.-413-C. P., 676, s., 724.














mitido el demandante a probarlo con Abactea
blezcan el hecho del parto y laidentcl del
La partida o a to de cimiento no prvirid p para40t la maternidad.-335 S.
.*. Ibidemn, a. 76. Los alimna suiitaa pre ar
dre correrin desde la primera demanda, y no seo pedir 10 pandientes at tiempo anterior, salvo que la demanda s ija ci
padre y se interponga durante el afio subsiguiente al parto.
En este caso se concederin los alimentos correspondientes ese afio, inclayendo las expensas del parto, reguladas, .i necesari
por el juez.-C. J., 1423, s.
* ' *Ibidem, a. 77. No serd oidO el padre ilegtimo q0 mentos con este carcter.
Pero serA oida la madre que pida alimeral h4 lejq que 6ste haya sido abandonado por ella en la infanciaa
**, Ibidem, a. 78. Los procedimientos jodiciales a que dlere demanda del hijo ilegitimo, serin verbales, y si el juez lo estima
veniente, secretos.
En el caso del articulo 73 df*ta Ley, el procedimiento sera crito en via ordinaria.-C. J., 498, 929.

TITULO 1B
De Ia maternidad disputada
335. La inaternidad, esto es, el hecho d ser una mujer la vei madre del hijo que pasa par suyo, podri ser impugnada, probndn
parto, a suplantaci6n del pretendido hijo al verdader. Tierren el
de impugnarla:
L. El marido de Is supuesta madre y la missa madr supuest desconocer la legitimidad del hijo.
2.' Los verdaderos padre y madre legitimos del hijo, para co a 6l, o a sus descendientes legitimos, los derechos do fan la suya.
3.' La verdadera madre para exigir alimentos al hijo.-zti, 248, 411, 413, 414-L' 153 de 1887, 58, 75-L. 95 de 89o, 5 336. Las personas designadas en el articulo precedent no impugnar la maternidad, despus de transcurridos diez afios, c
desde la fecha del parto.
Con todo, en el caso de salir inopinadamente a luz algin he compatible con la maternidad putativa, podr subsistir o revihir la anterior par on bienio contado desde la revelaci6n justificada del
217 a 224, 398-L. 95 de i8go, 5.
337. Se concederi tambi6n esta acci6n a toda otra persona la maternidad putativa perjudique actualmente en Isus derechnsE sucesi6n testamentaria a abintestato, de los supuestos padre a ma( Esta acci6n expirari a los sesenta dias, contados desde aquel el actor haya sabido el fallecimiento de dicho padre a madre.
Transcurridos dos aidos, no podri alegarse ignoancia del all tO.-219 a 224.



LL-+









Id los q saldo parte en el fraude de falso len manera alguna el descubrimien&cer sobrel hio los derechos de patria
petmtog, o para suceder en sus bienes por canTITULO 19
De la habilitaeibn de edad
3 a habiiWfitsn de edad es on privilegio concedido a on menr
que peda ejecutar todos los actos y contraer todas Ias obligactones
d on eapaces los mayores de veintifin ains, excepto aquellos actos , da una ley expresa le declare incapa.-34, 117, 289,

~nes asados que han cumplido diez y ocho aflos, obtie.en de edad pnr el ministerio de la Icy.
n s demis casos la habilitaci6n de edad es otorgada por el comtente magistrado, a petici6n del menor.-C. J., 1417 a 1422.
341. No pueden obtener habilitaci6n de edad par el magistrado las mlu que vves bajo potestad marital, aunque esttn separadas de bienes5louijosde familia ni los menores de diez ocho afios, aunque
5140 emancipadoa-4'77. 312 a 317-L. 153 de 1887, 53.
3 No podrA el magistrado conceder la habilitaci6n de edad sin ae oido sobre ello a los parientes del menor que la solicita, a su curaSa]4ensor de menores.-6i-C. J., 1417 a 1422.
3 La habilitaci6n de edad pone fin a Ia curaduria del menor.-432.
344. Esta habilitaci6n no se extiende a las derechos politicos.
C~st. 55, 18i-C, P., 73.
345.E menor habilitada de edad no podri enajenar a hipotecar
su insraices, ni aprobar las cuentas de so tutor o curador, sin antoriojudicial; a se concederA esta autorizaci6n sin conocimiento de cusLa a
La enajcnacitia de 'dichos blenes raices autorizada por ci julez, se hiar en p6blica subaska.-x82, x89, 303, 483, s., 1777, t8to-L. xoo de 892 47. TITULO 20


De las pruebas del estado civil
CAPITULO s.
Dlsposiciones preliminares
346. El estado civil es la calidad de un individuo, en cuanto le habilita para ejercer ciertos derechos o contraer ciertas obligaciones civiles. Ctnst., so-L. 153 de 1887, 19 a 21.
347. Dicha calidad deberi constar en el registro del estado civil, csyas actas serin las pruebas del respectivo estado.
348. Los notarios ptiblicos en los estados y en Ins Territorios, o los !.Wionarios Ilamados a sustituirlos, son los encargados de Ilevar el estado civil de |as personas.
Ln que en este titulo se dice de los notarios, es aplicable a los que eb Ienar sus funciones en los Territorios.-L. 23 de x866, 8.0, 66-D L.39d 1905, 3."














4.0 ?.; reeonento ae nis e L
5.' Las adoptions.
*L. 57 de1887, a: Setnrny diii
principales del estado cl, do ar defunciones de persona ba ]a Iglesia cat6lica, las certfic pidan los respectivos sacerdotes pkrrosmss existentes e-n los libros parroquiales. Tales pre rechazadas o redargfiidas y suplidas ea Ins mismos cast que aquellas a qne se contre este titnlo, alas cuales se Is sefiala a los referidos p$rrocos, par derechos de las certi expidieren conforme a este articulo, ochenta entavos par ci6n, sin incluir el valor del papel sellado, que r dca resados.
Los libros parroquiales no podrAn. se exa p autoridad civil sine a virtud de mandamiento judical terminado punto sometido a controversiR, en los mismos a ]eyes facultan a los jueces para decretar ]a inspecci6n par de las notarias piiblicas.-L. 34 de 1892, 22.
*** L. 153 de �887, a. 79. Respecto de matrimoncs; c brados en cialquier tiempo y que deban surtir cte la presente Ley y a la 57 de 1887, se tendrAn come p de origen eclesifstico, con arreglo a to dispstesto en elI ar misma Ley 57 -Ibidem.
CAPITULO 2.'
Registro do nacimismnto
350. En los Territorios todo padre de famila, enssu fique nn nacimiento, estA obligado a hacerlo presepLeatsnl dor respectivo, a mis tardar a los echo dias siguienfes al de la persona.-385 a 387-L. 57 de 1887, 2z-L. 153 de
351. Debe indicar at notario, en presencia de dos tc dia tuvo lugar el nacimiento; z.' El sexo y nombre del 3.' Qui6n es la madre y su estado, si la madre puede aparc es el padre, si fuere conocido a pudiere aparecer, y 1o mist los abuelos, asi paternos como maternos.
352. La persona en cuya casa se exponga un rect6 obligada a cumplir, en cuanto pueda, to prescrito en los arl res.-385 a 387.
353. El notario extenderA el acta de naciniento, ]a I resados y testigos, y la firmarin todos. De dicha acts el no tis un certificado, si se le pidiere.-374, 380.
354. La muerfe del recib nacido antes de hacerse la del nacimiento, no exime de ]a obligaci6n de hacer pont rrespondientes en los registros de nacimiento y de defuni
355. Si el nacimiento tiene lugar en un viaje o en unr de la madre no tiene su domicilio, extendida el ata de nac rA el notario ante quien se extienda pasar una copia a pr gidor respectivo, para. que por su conducto se dirija al not, cilia de la madre, a fin de que se copie en el registro de m archive el acta remitida.-382-L. 153 de 1887, 324.








A Reistr de& wows65



Roglr d. detuncionems
s el padre de familia en cuya casa muera algu. l Ipa al notarin dentro de treinta dias.-385 a 387, OextenderA en el respectivo registro, y en presencia dn acts en que se expresar_: j.o El nombre y el apedem rto; 2.' l dia y Ia hora en que hubiere acaecido la muerte, i ha i sido natural o violenta; 3.0 La edad, el domicilio y el estado muerto, expresAndose el nombre del c6nyuge, si hubiere sido casado; EI nombre y apellido del padre y de In madre del muerto, si fueren tlcidos; _ISi tes$, o no, c6oe y ante quin.
ientes o vecinos, o las personas que conciernan at finado, sericon prefereneia.-372, ss.
3 a era persona que encuentre un cadiver fu6ra de habitan, o en una casa que no tenga habitantes ni vecinos, tiene la obligan de dar el ariso de que Irata el articulo 356, ya sea ai notarin, juezarin, o a cualquiera agente de policia, para que 6ste to haga at notario Pctiv. - 3859-a 387-L. I53 de 1887, 324.
9 E e caso de inuerte de alguna persona, en una comunidad, pifl, cuartel, c�rcel u otto establecimiento semejante, dar. cuenta els al notario, para que se extienda el acta de In defunci6n, el jefe, !ctor o administrador del establecimiento.-Ibden. 360. En caso de muerte a bordo de un buque que navegue en aguas c rresponden a la Uni6n, seri obligaci6n def qu mande el buque ratisn a la autohidad politica del primer. puerto de Ia Uni6n a donde bsque ilegue, a fin de que por dicha autoridad politica se prevenga at istrador existente en el lugar en que Ia misma antoridad resida, que ceda a extender el acta de defunci6n en el correspondiente registro.
- 58.,57.
361. Respcto de los que muriereai en campafis a en algfin combate ncuentro, es obligaci6dr del general, jefe u oficial que mande en jefe o cnaiquiera que tenga el mando de I tropa, si el jefe, comandante u offestuviere at servicio de Is Uni6n. dar noticia at notario respectivo de muertes 0curridas en las fuerzas qUe mande alguno de ellos, para que fincionario pueda asentar las actas currespondientes en el registro defunciones.-lbidem.
362. Los notarios y prefectos o corregidores-notarios darin a los :esados una boleta en que conste que se ha hecho Ia inscripci6n de artida de defunci6n de que se trata, para que aqulos Ia presenten at ictor o porterloel cernenterio donde deba hacerse la inhumaci6n del dver.-L. 153 de 1887, 324. 3613. En ningdn cementerio, sea ptiblico o privado, se dard sepulI a ning6n cadfiver sin que se haya presentado al p rtero o sepulturero nleta de que habla el articulo aterior. Los que contravengan a esta disposici6n serAn penados por el correor o plefeLto respectivo con multas de uno a diez pesos, o arresto de a tries dias


Civil













364. El corregldor en Ios Territorte qien se ce monio, tiene obligse!ftie pasar a[ notar r0pllvo el e do para celebrar el cdttrato, y el notar antes 4a oeoi previene en el articulo 137 de C64 e r matrimonios el actacorespondl ear se s
1.1 La fecha del contrato.
2.- El nombre del funcionario que lo satcriz6.
3.0 El de los contrayentes, suvecindad, edad; y
4.0 El nombre de los testigos que presenciaron el conti seri firmada solamente poe el notario.
Si el mismo corregidor hiciere ]as veces de hotario, all oficina, se registrar el acta del matrimonio y se protocol diente.-126, 137, 372, 374-L. s3de 1887, 3
365. Las actas de matrimonios celebrados por no de los Estados de la Union, o en pais extranjero, sec mente en el registro, y se autorizarhn con la firma del not contrayentes y dos testigos.-372, 374, 382.
366. Luego que se celebre el matrimonio de personas tiempo de casarse hubieren reconocilo un hijo. se pondri de la legitimaci6n de 6ste en el acta de s naelmieito; p oponerse a so calidad de legitimado la faltl tie dicho r 369, 375, 408.
367. Cnando de un juicio civil o crimnal resnlte 1.c de un matrimonio que no se hallare lnserto en el registn sido con inexactitud, se pondrA en 61 copilse ]a ejeutOria prueba del matrimonio.-407-L. 57 de 1887, -L. 153 de

CAPITULO 5.0
Reglstro di reeonoelmiento de hibs nan

368. Cuando el padre reconozca un hijq natural enel miento, bastarA que firme el acta de registro respectivo, e reconocimieito.-L. 57 de j887, 7.0-L. 153 die 1887, 54 i 1890, 7.0
369. El notario y corregidor ante quien se otorgue ur reconocimiento de un hijo natural, extenderA y firmarAi una gistro, en que se expiese: la fecha de la escritura, el nomb gantes, el del hijo reconocido, su edad, el lugar donde naci de los testigos instrumentales de Ia escritura.
A la margen de la partida tie nacimiento del bijo reen, drAi una nota, citando la escritura de reconocimiento.
Si el nacimiento fue inscrito en otra notaria o corregizr te, el notario que autoriza el reconocimiento dar, aisoa acs esti registrado el nacimiento, para que se anote tal partidi nos del inciso anterior.-366, 372 a 375, 407, 408, t758, 17C
370. Cuando el reconocimiento fuere hecho a virtud judicial, el prefecto que conozca en el asunto 10 avisarA pectivo para que extienda el acta en el registro.-L. 153 d












ROX odo= adopeiones
U a psien se otorgue una escritura de adopci6n, exf ada en el registio, en los mismos t6rminos establera e de reonoctmiento, en el articulo 369-372, 374.

CAPITULO 7.0
WDsposieiones genratles
Las actas del registro del estado civil se extenderin el mismo ts I el ose tenga noticia del acontecimiento; se pond si jblancos entre ellas, sin apreviaturas ni n6meros, t gque les sea extrafio.
Afrente de cada partida inscrita en los registros se pondri, en s notables, el nombre y apellido del reci6n nacido, muerto, con3 legitimado, segfin el caso.
Exendida el acta en el registro, se leeri por el notario a Ins o r a s representantes y a los testigos; se salvarin al pie del rore silos hubiere, y 6n seguida firmarin todos.- -353, 364,

Cando se extienda- una noeva acta que tenga relaci6n con arA en el dia de la fecha de la nueva acta, y no a la margen de ir.-366, 369, 381, 407, 408.
Al fia de cada libro se apartarin las fojas que se consideren s pam formar an indice alfab~tico de los nornbres de las persose refieren las partidas de cada registro con referencia a la pia se encuentra inscrita. Este indice se levari a ]a vez con el
-2573,2643.
Cuando se pretenda el registro de un nacimiento o de una Le se han verificado un afio antes, es preciso que los interesaimne en el hecho con dos testigos, que In afirmen ante el notario, mento, y que den noticia exacta de ]a fecha, o por lo menos del 3o en que aconteci.
Al fin de cada mes se pondri una nota en los respectivos regis-esiva del nalmero de actas registradas. Esta nota seri suscrita efecto y notario respectivo.-L. 57 de 1887, 37. Los poderes y demrts docurnentos que deben estar unidos a las irmarin por el notario y los testigos, y se archivarAn junto con ros.
Cualquiera persona puede pedir certificaciones de dichas actas, rios, pagando veinte cefitavos per todo derecho.-353, 362, 363. En el casa de haberse ornitido alguna partida en los registros,
-An las pruebas que sobre ello se dieren, y declaradas bastantes z, se procederi a reparar la omisi6n, poniendo el acta en el lugar idiente a la fecha en que se extiende, y anotando su referencia en del lugar en que fue omitrda.
Las actas de registro del estado civil, extendidas en otro de los le Ia Uni6n, o en pats extranjero, son vglidas si se han Ilenado idadds requeridas en el Estado o pats donae se extendieren, o extendido observando las disposiciones del C6digo Civil, ante diplom,-tico o consular de la Uni6n.-355, 36o, 365-L. 153 do
-L, 124 de 189o, 13-L. 23 de 1866, 8.0, 66.













cargo ... it-c -'-Los nolaios, jueces 0 corrgidos son p es de todoaal ci6n en los indicados regstros.-L. " 34
384. Toda alteramo falsificaci6n de las aclas dal estado asiento de 6stas, hecho en pliegO SoeltO, o de olte msdo q s los registros destinados a ese fin, d eoIs ips' os la indemnizaci6n de los daois- y perjuiclis que ui sin perju la pena oe Icontra el falsario se estabiee en 4. d Penal362 Y 36
385. Adems de las personas indicadas en los articulos 3.50 356, 358, 359, 36n Y 36r, estin tambi~n obligados a dar el aviso qi ellos se dispone Ins parientes inmediatos del reci6n nacido o del difss su caso, las comadronas, los ministros del cuao, sacristanes, sepuitu y demis personas que, por raz6n de su oficlo o pr*ei4, hayan tt conocimieuto del nacimiento o deuncina de un isi
386. Los agentes de policia que per caaquier de que haya nacido o muerto una persona en el distrito a ellos ejercen su empleo, tienen el deber de dar per si, a hacer que
-por quien corresponda, el aviso indicate at notario respective, o a fecto o corregidor.
387. Cuando se hWlle ausete de la cabecera de la prefecture rregimiento el notario, en ejercicio de la. funciones de su em darA al prefecto o corregidor el aviso de que tratans los 4ps l preceden; quien hari dar la sepultora, si se tratare de usa def tomarA los apuntamientos del caso y los pasarA al notarto su rel para que iste asiente Ia correspondiente partida en el registry espe
388. El prefecto o corregidor vigilarA en que se leven fiel y csul mente los registros de nacimientos y defunciones, pudiendo c compeler a los individns o empleados pdblicos obligados a sos de que se trata en los precedentes articulos, con miultas de sno; pesos, o arresto hasta por tres dias para que cumplan con el debe qoeda establecido.-L S7 de 1887, 37.
389. Los registros del estado civil de las personas deben estar dos y rubricados en cada foja por el prefecto, quien ademfA pon principio de ellas una nota que exprese el ndmero de fojas que coi cada uno, y ]a autorizari con sn firma.
390. En los primeros seis dias de coda mes remitirin Ins nots jueces-notarios aI prefecto un cuadro en qoe se exprese el nmero c cidos, muertos, casados y legitimados que se hayan inscrito enlo tros del estado civil, en el mes inmediatamente anterior, con exp de tanlos varones, lanlas mujeres.
391. En todo el mes de enero de cada afio formarin ls prefe corregidores, y remitirin a la Secretaria de to Interior y Relacions teriores, para so publicaci6n en el DiarioOfidal, un cuadro que ma: te el movimiento de poblaci6n que haya habida en cada uno de los torios en el afio inmediatamente anterior, conforme a los dates qu debido recibir, segfn Io establecido en el articulo anterior.
392. Se presumirA Is autenticidad y pureza de los documentos dichos, estando en Ia forma debida.-62-L. 124 de xSgo, 13.
393. Podrfsn rechazarse Ins antedicho documentos, aun c conste su autenticidad y puresa, probando Ia no identidad persona










r de nIena a qudel documento se refieperon a uin e petnd aplicr.
umentos atestiguan Ia declaraci6n hecha por nio, por los padres u otras personas en los svn garantizan ]a veracidad de esta declaracian en

mpognarse, haciendo constar que tue falsa Ia declara to de qiue se trata.-1759-L. 1S3 de 1887, 75.
i. alta de los referidos documentos podrfi suplirse en caso io p otros documentos autnticos, por declaraciones de testigos, van presenciado las hechas Constitutivos del estado civil de que se en defecto de estas pruebas, por la notoria posesi6n de ese estado s758&C J-, 68.
i.La se otoria del estado de matrimonio consis$e, princit hbers tiatado los supuestos c6nyuges como marido y mu;sdciones domn6sticas sociales; y en baber sido la mujer reciate carActer por los dqudos y amigos de su marido, y por el ve'o de su domicilio, en general.
r. La posesi6n notoria del estado de hijo legitimo, consiste en que dres It haysa tratado como tl, proveyendo a so educaci6n y esniento de an wode competente, y presentindole en ese caricter a do y amigos; yen que 6stos y el vecindario de 'su domicilia, en , le hayan reputado y reconocido como hijo legitimo de tales pa3. Para que [a posesi6n notoria del estado civil se reciba como del estado civil, deberi haber durado diez afios continuos, por lo
-336.
). La posesi6n notoria del estado civil se probari por on conjunto i dedigpos, lue la establezcan de un modo irrefragable; ottsila en el caso de no explicarse y probarse satisiactoriamente te la referida partida, o Ia p6rdida o extravio del libro o registro debiera encontrarse.
D. Cuando fuere necesario calificar Ia edad de tn individuo, para aci6n de actos o ejercicio de carg8 que requieran cierta edad, y e posible hacerlo por documentos i declaraciones que fijen Ia Ie stu nacimiento, se It atribuirA-una edad media entre la mayor y or que parecieren compatibles con el desarrollo y aspecto fisico ividno.
.refecto o corregidor, para establecer la edad, oirA el dictamen de tivos o de otras personas id6neas.-o69. I1. El fallo judicial que declara verdadera o falsa la legitimidad ), no s61o vale respecto de lai personas que ban intervenido en el sino respecto de todos, relatiamente a log efectos qi'e dicha legi1 acarrea.
misma regla deteri aplicarse al fallo que declara ser verdadera o a maternidad qse se impugna.-17-C. J., 846.
2. Para que los fallos de que se trata en el articulo precedente can los efectos que en e1 se designan, es necesarlo: Que hayan pasado en atoridad de cosa juzgada. ue se hayan pronunciado contra legitimo contradictor. Que no haya habido colusi6n en el juicio.- C. J., 827 y 831.
3 Legitimo coAtradictor en la cuesti6n de paternidad es el padre el Iijo, o el hijo contra el padre, y en Ia cuesti6n de maternidad contra la madre, o Is madre contra el hijo.














llecido antes de]a cia; yel fa a pt iado a de cualquiera dee , praveclha a er icaa los ce tados, no comparecliero--a Q. J., 846.
405. La prueba de colusi6n n i de los cinco aios sbsiguientes a la s" t 406, Ni prescripci6n ni fallo algunn, essre nas qu'se haya pronunciado, podr oponerse aqu verdadero padre o madre del que pasa par hijo de otri dero hijo del padre o madre que le desconoce.-x7-C. J.
407. Cuando en una acta se haya cometido alguna algfn error que no se salv6 en los t6rninos del articulo al juez, para que con audiencia de los interesadosse carii o se subsane el error. Si recayere un faro f a s cutoria de 6ste en el respectivo lt,gar dli de la inserci6n, la coal serviri de acta, debiendo la margen del aeta reformada. La certificaci6n s6lo perju tes que hubieren sido oidas en el juicio.-367.
408. El notaiio ante quien se otorgse una escritura de un hijo, conforme a C6digo Civil, extenderi y firmarl registro de legitimaciones, en se que exprese: la feeba nmbre de los otorgantes, nombre del hijo legitimade donde naci6, y nombre de los testigos insttumentales de
A la margen de la partida de nacirniento del legitie una nota citando la escritura de legitimaci6.
Si el nacimiento del legitimado fue insr en ota n de la en que se otorga la legitimaci6n, el no que a aviso a aqu61 donde estA registrado el nacimiento q partida en los t6rminos del inciso anterior.-239,3 36
409. Cuando para comprobar hechos referentes ae personas, anteriores al x.o de setiembre de 1853, se nece las partidas de nacimiento o bautismo, defunci6no matri en los libros que llevaban al efecto los ministros del cultc de aquella fecha, los prefectos pueden disponer, a solicitt se exhiban tales libros para compulsar el testimonio o co cita, vali6ndose, con este fin, de los apremios legales.-i 22-L. .53 de t887, 79-L. 34 de 1892, 22.
410. El registro del estado civil se llevari con arreg insertos a continuaci6n de este C6digo.

TITULO 2I
De los alimentos que se deben por ley a olet

411. Se deben alimentos:
1.0 Al c6nyuge.
2.0 A los descendientes legitimos.
3.0 A los ascendientes legitimos.
4.0 A la mejer divorciada sin culpa suya.
5.0 A los hijos naturales y a su posteridad legitima.
6.0 A los padres naturales.
7.0 A los hijos adoptivos.








Delsalmno ui sedeben or ly 71

8AIspadres dpats
91A Iris hermanop leios.
i cuantiosa si no hobiere sido rescindida

L lnaste se dirigitr contra el donatorin.
Nn s imentos a las personas aquF designadas, en los casos n ly s niegue.-56, 1_5, 66, 233, 251 a 253, 257, 260, a6 a 1229, 1796-L. 153 de 1887, 62, 66, 71 a 78-C. J.," 1423, ss.
, L, 3ode r888, a. 36. El hombre que habi indcse casado civilente se case 1ngo con otra mojer con arreglo a Ins riros de ]a .religi6n lt6ica es obligado a suministrar alimentos congruos a Ia primera mur y a los hijs habidos en ella, mientras sta no se case cat6licamente. 30 de 188 , 34.
. a glasgenerales a que est, stijeta )a p'restaci6n de alimenpsn ]asigtrotes, sin perjuicio de las disposiciones especiales que teC6digo respecto de ciertas personas. Los alimentos se dividen en congruos y necesarins. Congruos son los que habifitan al alimentado para subsistir modestaente de tn nodo cnrrepondiente a so posici6n social. Necesarios los que le dan In que basra para sustentar la vida. Los alimentos, sean congruos o necesarios, comprenden la obligaci6n pelporcionar al alimentario, menor de veintion aios, la ensefianza priaria y la de algona profesi6n u oficio.-264-L. 15'3 de 1887, 62. 414. Se- deben alimentos congruns a las personas designadas en los iseros 11,,2", 3. 4.0 y so del articnlo 411, menos en Ios casos en que ley los limite expresamente a In necesario para la subsistencia; y genelIsnente en los casos en que el alimentario se haya hecho culpable de juria grave contra la persona que ie debia alimentos. Se dbess asimismo alimentos congruos en el caso del articulo 330. elsn caso de injuria atruz cesari enteramente ]a obligaci6n de presr alimenLos.
Para los efectos de este arti culo, constituyen injuria atroz ls delitos aves y aqtellns delitos leves que entrafien ataque a la persona del que be alimentos. Constitnyen injuria grave Ins demais delitos leves contra alqisiera de los derechos individuales de la misma persona que debe Imsentos.-10o5, V>36, 1268.
415. Los incapaces de ejercer el derecho de propiedad no In son ra recibir alimentos.
416. El que para pedir alimentos reina varios titulos de Ins expredos en el articulo 411, stlo podrA hacer uso de uno de ellos observando sgniente orden de preferencia:
En primer-jugar, el que tenga segsin el inciso io. En segundo, el que tenga segdin los incisos i.0 y 4, En tercero, el que teng- segdin los incisos 2.0 Y 5-* Ent cuarmo, el que tenga seg'n los incisos 3.0 y 6.o En quinto, el que tenga seglin los incisos 7. V 0 El del inciso 9.0 no tendrA lugar sino a falta de todos los otros. Entre varios ascendientes o descendientes debe recurrirse a los de rtzimo grado.
86lo en el caso de insuficiencia en el titulo preferente podi A recurrirse stro.
417. Mientras se ventila ]a obligaci6n de prestar alimentos, podri j sez o prefecto ordenar que se den provisionalmente, desde que en la rcula del juicio se Ie ofrezca fundamento plausible; sin perjuicio de ]a













alg6n lundamento plausible, haya imtnio la adunanda-5224
418. En el caso de dolo para obtener ailments, sem& i lidariamente a ]a irestituci5n y a la ind isa4op de peruizios. que han participado en el d4ol-63, 233, Z55, y16,
419. En ]a tasaci6n de Ins aimentos se deb consideraci6n ias facultades del? deuqdr y sus 1r s 1192, 1796.
420. Los alimentos congruos o necesarios no s e oino parte en que Ins medios de subsistencis del alimentarnlio 1e a para subsistir de un modo correspondiente a so posici6n social sustentar la vida.
421. Los alimeAtos se deben desde la primera demanda, y se r~n por mesadas anticipadas.
No se podri pedir la restituci6n de iquella parte de l s anticg que el alimentario no hubiere devengado por haber fi
422. Los alimentos que se deben par Icy, se ent para toda ]a vida del alimentario, continuando las circunsta qI gitimaron ]a demanda.
Con todo, ningtin var6n de aquellos a quienes s6lo se deben aliE necesarios, podrA pedirlos despn6s quo haya cumplido veintidnasto vo que par algmn impedimento corporal o mental, se halle inhabi para subsistir de su trabajo; pero si posteriormente se inhabilitare, viri la obligaci6n de alimentarle.-1191-L. 153 de 1887, 72,
423. El juez reglari la forma y cuanotia en que hayan de pr los alimentos, y podri disponer que se conviertan en los interese capital que se consigne a este etecto en una caja de ahorros o en establecimiento anilogo, y se restituya al alimentante o sus here lugo que cese Ia obligacion.
424. El derecho de pedir alimentos nb poede traasmitirse por de muerte, ni venderse o cederse de modo atguno, ni rensnciarse. 16, j677, 9.0, 2474.
425. El que debe alimentos no puede oponer al demand compensaci6n Io que el demandante le deba a il.-17aI, 2474.
426. No obstante lo dispuesto en los dos articulos precedent pensiones alimenticias atrasadas podrin renunciarse o compensarc derecho de demandarlas, trasmitirse por causa de muerte, venderse derse; sin peruicio de la prescripci6n que competa al deudor.
427. Las disposiciones de este titulo no rigen respecto deias x ciones alimenticias hechas voluntariamente en testamento o por don entre vivos; acerca de las cuales deberA estarse a la vsoluutad del tes o donante, en cuanto haya podido disponer libremente de lo snyo.








L-ittkayet dr~egewaw 73




De ly curadurfas en general
CAPITULO r.�
Deflniciones y reglas en general

428. Las fulelas y las curadurias o curatelas son cargos impuestos a ta personas a favor de aqoellos que no pueden dirigirse a si mismos, dminitrar comrnpeentemente sus negocios, y que no se hallen bajo po:d de padre o mardo, que pueda darles la protecci6n debida. s p uejercen este cargo se tlauman LWtores o curadores, y
iealenegardadores.
9.Laiposiciones de este tituto y de los dos siguientes, estin a a ias modifiaciones y excepeiones que se expresarin en los tituespeciales de la tutela y de cada especie de curadnra. 430. La tutela y las curadurias generales se extienden no s6lo a los ieq sino a la persona de los individuos sometidos a ellas. 431J.st~n sujetos a tutela los inp6beres.-34, 1504. ikEAn sujetos a curaduria general los menores adultos que no nltenido habilitaci6n de edad, los que por prodigalidad o demencia sido puestos en entredicho de administrar sus bienes; y los sordomuque no pueden darse a entender por escrito.-34, 193, 294, 340,343,
4.
433. Se ilaman curadores de bienes los que se dan a los bienes del mte, a la herencia yacente y a los derechos eventuales del que estr nacr-9, 93, 96, 56z, sS., 1297.
34. S llaman curadores adjuntos los que se dan en ciertos casos a prsonas que est~n bajo potestad de padre o marido, o bajo tutela o i4ura general, para que ejerzan una administraci6n separada.-6a, , s,, 589, ss.-L. 153 de 1887, 53.
135. Curador especial es el qUe se nombra para un negocio particu- 9, 583-C. J., 304-L. zo5 de 189o, a5x-L. zoo de 1892, 23. 06. Los individuos sujetos a tutela o curaduria se llaman pupilos. 137. Podrin colocarse bajo una misma tutela o curaduria dos o ml~s viduos, con tal de que haya entre ellos indivisi6n de patrimonios. Divididos los patrimonios se consideran tantas tutelas o curadurias
0 patrismonios distintos, aunque las ejerza'una misma persona. na imisma tutela o curaduria puede ser ejercida conjuntamente por o mis tutores o curadores.-45a.
,8. No se puede dar tutor ni curader general al que estA bajo la ia potestad, salvo que 6sta se suspenda por decreto judicial, en no de Ins casos enumerados en el articulo 315 (1). ;e dart curador adjunto al hijo, cuando el padre es privado de la adstraci6n de los bienes del hijo, o de una parte de ellos, segn el ar0 299.-L. loo de 1892, 23.
,9 No se puede dar curador a la mujer casada, no divorciada ni rada de bienes, mientras los administra el marido. ;edarh curador a la mujer divorciada en los mismos casos en que, si soltera, necesitaria de curador para Is administraci6n de to suyo.

Debi6 citarse el a. 3i0.












dereclias qiue eonservae mandoi de lam4 aje parddobe el artiCUIO 204.-199,-208.
440. Generalrnente no se puede dar tutor si crdra
tiene: s6l podri direle curador ajunto, en los caos que ]a
441. Si el tu o erador, lle negocios del pnpilo. y ti ins pars te, pidiere qut se le agregue im curador, p e l pre der, habiendo oldo gobre ello a los parieinte del p oya defensor.
El juez o prefecto dividirA entonces la adsinistraci~n del mis conveniente It parezca.-bs, 5o8.
442. Si al que se halla baja tUtela o curadUria se hiciere ci6n o se le dejare una herencia o legada con la presa. cond los bienes comprendidos en la donaci6ns, heren lp a tren por nna persona que el doante r testador deseos de 6stos; a menos que, oidos los parintes yf sor, apareciere que conviene mas al pupilo repuiaroIxat cia o legado, que aceptarlos en esos t6rminns.
Si se acepta la donaci6n, herencia o legado, y el dorkatite no hubiere designado la persona, o la que ha sido design ada id6nea, hari el jnez Ia designaci6n.-61, 296, 300, 316.
443. Las tutelas o curadurias pueden ser testamcwstaiaa I dativas.
Son teslamenlarias, las que se constituyen por acto testamen!
Legitinas, las que se confieren par la ley a los parientes 4 del pupilo.
Datieas, las que confiere el magistrado.
Sigue las reglas de la tutela testamentaria ]a qte se confier entre vivos, segfiu el articulo 450.

CAPITULO 2.'
Do la tutela o euraduria testamentar a
444. El padre legitimate puede nombrar tutor, por testamer a los hijos nacidos, sino al que se halla todavia en el vientre rni el caso que nazca vivo.-93, 574.
445. Puede asimismo nombrar curadar, por testarnento, a res adultos que no han obtenido habilitaci6n pars administrar y a los adultos de cualquiera edad que se hallen en etadode o son sordojnudos, que no entienden ni se dan a entender ptr 540, S74446. Puede asimismo nombrar curador, por testament, fensa de los derechos eventuates del hijo que esti por nacer
447. CarecerAt de los derechos que sele confieren par to precedentes, el padre que ha sido privado de la patria patestcreto judicial, segfin el articulo 315, o quc por mala administr sido removido judicialmente de la guarda del hija,-99.
448. A falta del padre podrA ejercer los minmos derechos con tal que no haya estado divorciada por adulterio, o que F conducta no haya sido privada del cuidado personal del hijr haya pasado a otras nupcias.-599-L. 153 de 1887, 53.










, pr Mreer '1os derecrios concernSlitmo-L. 57 de 1887, 7.so aturales, no obstante lo dispueto en Arualquiera otra persona, pndrn nombrar tutor l a o par acto entre vivos, con tat que donen o dei parte dess bienes. que no se le deba a titulo de

as limitarA a los bienes que se donan o dejan al pupilo.

rnnolmbrarse per testamento dos o mis tutores o curadose ultiAeamente la guarda; y el testador tendril la faculentre e11os la administraci6n.-5o2, 5o8. S hubibre atlos pupilos, y los dividiere el testador entre los maradores nombrados. todos 6stos ejercerfin de consuno la tutela ii, mlentras el patrimonio permanezca indiviso, y dividido el ri se dividiri entre ellos par el mismo hecho la guarda, y se!pendientes entre si.
lcuidado de la persona de cada pupilo tocari exclaqiuamente pcvo tutor o curador, anun durante [a indivisi6n del patrimo17, 502, :508.
Si el testador nombra varios tutores o curadores que ejerzan de la ttela o curaduria, y no dividiere entre ellos las-funciones jaez cl prefecto, oidos los parientes del ppipilo, confiarlas a nn brados o al n6mero de ellos que estimare suficiente, y en este esso, dividirlas come mejor convenga para Is seguridad de los
6 del )U il- , 502, 5o8.
Io mmisa nombrarse por testamento varios tutores o on o sucedan uno a otro; y establecida la sustineara Ln caso particular, se aplicari a los demAs en que orador; a menos que manifiestamente aparezca que el h do nimitar la sustituci6n o sucesi6n al caso o casos des tutelas o curadurias testamentarias admiten condici6 y resolutaria y sefialamiento de dia cierto en qite principien o
-1139, 1536.

CAPITULO 3.0
De Ia tutela o curaduria legitima
Tiene lugar la guarda legitima cuando falta o expira [a testse lugar especialmente cuando, viviendo el padre, es emancipado r, y cmando se suspende la patria potestad por decreto judicial.. Los Ilamados a Ia tutela o curadutra legitima, son, en general: ieramente el padfe del pupilo;
segundo lugar, la madre;
ercer lugar, los demris ascendientes de uno y otro sexo; :uarto lugar, los hermianos varones del pupilo, y los hermanos vasjosascendientes del pupilo.
0 ubiere lugar a la tutela o curaduria del padre o madre, el juez cto, oidos los parientes del pupilo, elegirli entre los deris ascen. y a falta de ascendientes entre los colaterales aqui designados, la














38, 6a 0.oo,5,5-I. 95 de 1890, 7
458. ES lla o a ] I arda legitszade hij na le d dre que primero le reconozca, o a quienprkmr sele y si amns le reconocen o son deciaradns a tin del menor, es llamado a ]a guasda de 6st., p t , e Este Ilamamiento pondrA fin a la guarda en que so el caso de inhabilidad n legitina excusa del que, seg-6n el es llamado a ejrerlia.-537, 55o, 59i-L. 153 de 1887, 6L-4 i 189o, 7.0
459. Si continuando el pupilaje cesare en su cargo el guardadoi time, seri reemplazado por otro de la misma especie.

CAPITLULO 4.
Do la tutela o ouraduria dativa
460. A falta de otra tutela o curaduria, tiene lugar la dativa.461. Cuando se retarda por cualquiera causa el disernimienl una tutela o de una curaduria, 0 durante ella sobreviene tn embaraz, par algfin tiempo impida al tutor o curador seguir ejerci6ndoIa, se por el magistrado, tutbr o curador interino, para mientras dure el re
0 el impedimento.
Pero si hubiere otro tutor o curador quo pueda suplir ]a Ialta c tratare de nombrar un tutor o curador que suceda al que desempefia la tutela o curaduria, y puede 6ste continuar en elia tiempo, no tendri lugar el nombramiento del interino.-S88, 631-1 1440.
462. El magistrado para la elecci6n del tutor o cnrador dativi berA oir a los parientes del pupilo; y podrA, en caso necesario, nor, dos a mis, y dividir entre ellos las funciones, como en el easo del a
1 453.
Si hubiere curador adjunto, podrA el juez o prefecto preferirle p tutela o curaduria dativa.-61, 5o2, 508-C. J., i44x.

TITULO 23
De las diligencias y formalidades que deben pretedf
ejereieio de la tutela o curaduria
463. Toda tutela o curadurfa debe ser discernida.
Se llama discernitnienlo el decreto judicial que autoriza al tutor o dor para ejercer su ca.rgo.-C. J., 113, 1434, ss.
464.-Paras discernir la tutela o curaduria seri necesario que pr( el otorgamiento de la fianza o cauci6n a que el tor o curador est6 gado.
Ni se le dari la administraci6n de los bienes sin que preceda inst rio solemne.-584, 605, 1297, 2376.
465. Son obligados a prestar fianza todos los tutores o curad exceptuados solamente:
t.� El c6nyuge y los ascendientes y descendientes legitimos.
2.0 Los interinos, Ilamados por poco tiempo a servir l cargo.









e se narn tin n par~ticular, sin administraci6n de

Pd de Ia liana, cuando el pupi4o tuviere c e rador que fuare persona de conocida probidad &s para responder de ellos.-584, 6o5 1297, 2376.
E de la fianza prevenida en el articulo anterior, podrA
60suficient-605, 2363.
4 setos del tutor a curador que an no han sido autorizados r de discernimlieto, son nulos; pero el decreto, una vez obiliari los atos anteriores, de cuyo retardo hubiera podido reIrerjicio al Puilo.0-1741, 1743.
6. El tutor o curador es obligado a inventariar los bienes del pulo en los noventa dias subsiguientes al discernimiento, y antes de tomar Le ajguna en la administraci6n sino en cuanto fuere absolutamente neEl juss a preeceto, seguin las circunstancias, podri restringir o ampliar

Par la regigencia del guardador en proceder a] inventario y por toda Its grave que se le pueda inputar en 0i, podrA set rernovido de la tutela curaduria como sospechoso, y serA cndenado at resarcimiento de toda irdida a dafio que de ello hubiere resoltado al pupilo, de [a mauera que dispone en el articulo 512-584, 627, 2196. 469. El testador no puede eximr at tutor a curador de la obligaci6n hacer inventario.-504.
470. Si el tutor o curador probare que los bienes son demasiado exiaos ara soportar el gasto de la confecci6n de inventarlo, podrA el juez p t, oidos Ins parientes del pupilo, y el defensor de menores, remiabligaci6n de inventartar solemnemente dichos bienes y exigir s6lo te privado, bajo las firmas del tutor a curador, y de tres de los aos pariente, mayores de dad, a de otras personas respetables, de 6stos.-6-C. J., T446-L 153 de 1887, 324.
1 JEl inventario deberi ser hecho ante notario y testigos, en Ia fora en el Cudigo de enjuiciamiento se prescribe. 4Y2. E inventario har, relaci6n de todos los bienes races y muebles laprsona cuya hacienda se inventaria, particularizindolos uno a uno, se d colectivamente los que consisten en nfsmero, peso a medida, ieresi6n de la cantidad y calidad; sin perjuicio de hacer las expli.
necesarias para poner a cubierto ]a responsabilidad del guarWar.
ComprenderA asimismo los tiltulos de propiedad, las escrituras psibli* y privadas, los cr~ditos y deudas del pupilo de que hubiere comproiste a s6lo noticia, los libros de comercio o de cuentas, y en general, dos los objetos presentes, exceptuados los que fueren conocidamente ningn valor o utilidad, a que sea necesario destruir con algun fin oral.
473. Si despus de hecho el inventario se encontraren bienes de que lIacerlo no se tuvo noticia, a por cualquier titulo acrecieren nuevos enes a la hacienda inventariada, se harA un inventario solemne de ellos, se agregarA al anterior.
474. Debe coniprender el inventario ann las cosas que no fueren
-opias de Ia persona cuya hacienda se inventaria, si se encontraren entre sue lo son; y la responsabilidad del tutor o curador se extenders a las ias c0m0 a ]as otras.
475. La mera aserci6n que se haga en el inventario de pertenecer a












en ei snvenario cmas que nO eCAI--11 . - .- -o medida de ]as exisites, ose le ha a tsja que carecian, no le valdrA esta excep salo que pruebe podido evitar el error con el debido so a c miento o experimentos cieos.-1624, 179 1765
477. El tutor o curador que legaa inventario cosas que no le fueross aunque ofrezca probar que tuvo en Ibiden.
478. Los pasajes oscuros o dudosos del inventario se iit favor del pupilo, a menos de prueba contraria.-66, 5oo, 1624
479. El tutor o curador que sucade a otro, recibiri los b inventario anterior y anotari en 61 las diferencias. Esta opera con las mismas solemnidades que el anterior inventario, el a ser asi el inventario del sucesor.

TITULO 24

De la administraci6n de los tutores y ciw&
relativamente a los bienes

480. Toca al tutor a curador representar o autorizar todos los actos judiciales o extrajudiciales que le conciertt menoscabar sus derechos o imponerle obligaiones.-6, 74, C. C., 302, a 3o7-L. xoo de z892, 34,81. El tutor o curador administra los Wenes del pupilo, do a la conservaci6n de estos bienes y a su reparaci6n y culti, ponsabilidad se extiende hasta la culpa leve -usive-63, 4:
482. Si en el testamento se nombrare una persona a qL dador haya de consnltar en el ejercicio de su cargo, no pr e obligado a someterse al dictamen del consultor, ni haci6-dol responsabilidad.
Si en el testamento se ordenare expresamente que el gue ceda de acuerdo con el consultor, tampoco cesarA la respons primero por acceder a la opini6n del segundo; pero haLienc entre ellos, no procederg el guardador sino con autorizaci6 prefecto, cjue deberi concederla con conocimiento de causa.483. No serA licito al tutor o curador, sin previo deart enajenar los bienes raices del pupilo, ni gravarlos con hipol dumbre, ni enajenar o empefiar los muebles preciosos o qua t de afecci6n; ni podri el juez o prefecto autorizar esos act causa de utilidad o necesidad manifiesta.-521, 749-C. J., t14
484. La venta de cualquiera parte de los bienes del pu rados en los articulos auteriores, se harA en p6blica aubasta.
No obstante la disposici6n del articulo 483, si hubiere pr creto de ejecuci6n y embargo sobre bienes raices del pupilo, cesario nuevo decreto para su enajenaci6n.
Tampoco serA necesario decreto judicial para la constitute hipoteca o servidumbre, sobre bienes raices que se ban transf pilo con la carga de constituir dicha hipoteca a servidumbre.1461, ss.-L. ioo de 1892, 47.









Si el jitor o curador procen de b copupilo posea con

ia 6n de un comnunero o coherederq, hubiere l n rnecessro ntuevo decreto.-1374, 1379-C. J.,

E t dor no podrA repudiar ninguna herencia deferida. s judicial, o con conocimiento de causa, ni aceptarla deinvenltrio.-6I, 304, 442, 1282, 1293, 1304, 1307. Las donaciones o legados no podrfn tampocn repudiarse sin diclal; y si impusieren obligaciones o gravfmenes at pupilo, no :ptarse sin previa tasaci6n de las cosas donadas o legadasHecha la divisi6n de una herencia, o de bienes raices que el sea con otros proindiviso, ser- ecesario para que tenga efecto, :reto judicial, que con andiencia del respectivo defensor Ia confirme.-1399-C. J.-.1282, ss., 130r.
Se necesita asimismo previo decreto para proceder a transacompromi sos sobre derechos del pupilo, que se avalien en mis sos, y sobre sus bienes races; y en cada caso Ia transacci6n o compromisario se someterA a la aprobaci6n judicial, so pena JL-217, 247o-L. 1o5 de 18go, 3o7. El dinero que se ha dejado . donado at pupilo para la adquisienes raices, no podris destinarse a ning6n otro objeto que ]a sebarace; salvo que intervenga autorizaci6n judicial con conoa causa.-C. J., 1471.
s'rohibida la donaci6n de bienes raices del pupilo, aun con creto judicial.
as previo decreto judicial podr~n hacerse donaciones en dinero eses muebles del pupilo, y no las autorizarf el juez, sino por ve, cmo la de socorrer a un consanguineo necesitado, contri. objseto -- beneficencia pdiblica u otro semejante; y con tal que r as a las facultades del pupilo, y que por ellas no sulran notable los capitales productivos. de poco valor para objetos de caridad, o de licita recreastAjetas a la precedente prohibici6n.-3o4, 1445, 1449, 2165. remisi6n gratuita de un derecho se sujeta a las reglas de la
-1711 a 1713.
El pupilo es incapaz de ser obligado como flador sin previo decial, que s6lo autorizari esta fianza a favor de un c6nyuge, de bente o descendieute legitioso o natural, y por causa urgente y 4o-C. J., 1471.
Los deudores del pupilo que pagan at tutor o curador, quedan todo nuevo pago.--634, 1637.
El tutor o curador deberS prestar el dinero ocioso del pupilo ejores seguridades, al interes corriente que se obtenga con ellas is,
, si 1o estimare preferible, emplearlo en la adquisici6n de bienes

omisi6n de esta materia ssri responsable del lucro cesante, en areszca qua el diniero ocioso del pupilo pudo emplearse con utiuifcsta y sin petigro.-2172, 2182, 2183. No podrA i tutor o curador dar en arriendo ninguna parte de .s r6sticos del pupito por mis de ocho afios, ni de los urbanos












para ci qqe Je suceoa en cs o otir-f u- iwm - - , p diere de Ios limited aqui sefialados.-3 o C. F., .
497. CuidarA el tutor o curador d uaaer p I s pupilo, inmediatamete que sea exigle bel pagode pe 4a dores por los medios legales. 1i83.
498. El tutor o curador tess*4 espeial 4. dexterrut prescripciones que pueden correr contra el pUsJls-24, 253 2541. 2544, 2545.
499. El tutor o curador podrA cubrir eon los dineros del u anticipaciones que haya hecho a beneficio de 6ste, llevandn los h corrientes de plaza; mas para ell,, debert- ser autorizado pot lns o tores o curadores generales del mismo pupilo, si los hubiere, o pot o prefecto en subsidio.
Si et pnpilo le fuere deudor de alguna especie, rafz o muebie, de legado, fideicomiso, a cualquiera otto, sera precise qus lape ella se d6 al tutor o curador par ls otros tutores o 4.res g o por el juez o prefecto en subsidio.-171-C. J.,1471-C. CO.,
500. En todos los actos y contratos que ejeente o celebre el curador en representation del pupilo, deberi expresar esta circunsto ]a escritura del mismo acto o contrato, so pena de que omitida presi6n, se repute ejecutado el aeto o celebrado el contrato en re taci6n del pupilo, si fuere fitil a 6ste. y no de otto modo.27 C
501. Por regla general, ningdn acto o contrato en qsu direc directamente tenga inter6s el tutor o curador, o su c ]nyugeb-tsi de sus ascendientes o descendientes legitimos o de suspadres o I turales, o de sus hermanos legitimos o naturales, o de sus conan o afines legitimos hasta el cuarto grado inclusive, o de su padre adoptantes o hijo adoptivo, o de alguno de sus soios de comercic ejecutarse o celebrarse sino con autorizaci6n de los otros tutores dores generales que no est6n implicados de la misma mantra, juez o prefecto en subsidio,
Pero ni aun de este modo podrfs el tutor o curador camprar raices del pupilo, o tumarlos en arriendo; y se extiende esta prohil s c6nyuge y a sns ascendientes o descendientes legitimos n n; padres adoptantes o hijo adoptivo.- 1351ti 855, x856, 217o-C. ]
502. Habiendo muchos tutores o curadores generales, tod autorizarin de consuno los actos y contratns del pupilo; pero eh r que, por haberse dividido la administraci6n, se hallan especial cargo de uno de dichos tutores o curadores, bastari. la intervencit torizaci6n de 6ste s6lo.
Se entenderAe que los tutores o curadores obran de constino uno de ellos Io hiciere a nombre de los otros, en virtud de an r en forma; pero subsistirl en este caso la responsabilidad solidari mandantes.
En caso de discordia entre ellos, decidir el prefecto.-Tf M 2153-C. Co., 511, ss.-L. 153 de 1887, 324-C. J,, 1471.
503. El tutor o curador tiene derecho a que se le abonen !n que hava hecho en ejercicio de su cargo: en caso de legitima recla Jos harA tasar el prefecto.-284-L. 153 de 1887, 3a4-C. J., 1471.
504. El tutor o curador es obligado a Ilevar cuena fiel, xa cuanto fuere dable, documentada, de todos sus actos administrati










igsu nistraci6n; a restituir los py a pagar el saldo que resulte

ea todo tutor a curador, incluso el testa.
oque el testadrle haya exonerado de rendir coodonado anticipadamente el saldo; y aunque n frs bienes que Ins de la sncesi6n del testador, y aunr Scn l dici6n precisa de no exigir la cuenta o el saldo.
i in se mirari como no escrita.-15, 10, 2181-C. Co.,
L4de 1907, 146.
PadrA el juez o prefecto mandar de nficio, cuando lo crea con. qu el tutor o curador, ann durante su cargo, exhiba las cuentas uinistraci~n o snanifieste las existencias a otto de los tutores a
-s dl mismo papilo, a a un curadorespectal, que el jucz o preSal intento. Podrai provocar esta providencia, con causa ad par el juez verbalhente, cualquier otro tutor n curador do pupilo, a cualqunera de los consanguineos mis pr6ximos de u c6nyuge, a el respectivo defensor.- C. J., 1448. ,. Expirado su cargo, procederi el guardador a Ia entrega de los s' pronto coma fure posible; sin perjuici, de ejecutar en el tiemmeitdi aquellos actos que de otro modo se retardarian con perjuiuPilo.-C. Co., 383. abiendo machos guardadores que ad iainistren de consuno, los, a la expiraci6n de su cargo, presentarin unasola cuenta; pero dividido entre ellos ia administraci6n, se presentari una cuenta i adwinistraci6n separada.
;. La responsabilitdad de los tutores y curadores que administran imente es solidaria, pero dividida entre elos Is administraci6n, etes tadnr, sea par disposici6n o con aprobaci6n del juez o presA respnnsable cada uno, sino directamente de sus propios subsidiariamente de los actos de los otros tutores o curadores, en ejeyciendo el derecho que les concede el articulo 5o5, hubieran i la torcida adrsinistraci6n de los otros tutores o curadores. rsposabilidad subsidiaria se extiende aun a los tutores o cules que no administran.
o curadores generales estin sujetos a la misma responsaaria por Ia torcida administraci6n de los curadores adjun1 38, 1568.
responsabilidad subsidiaria que se prescribe en el articulo ne, no se extiende a los tutores o curadores que, dividida la adci6n por disposici6n del testador 0 con autoridad del juez o preidministren en diversos departamentos. . Es solidaria ]a responsabilidad de los tutores o curadores, cuanpor acuerdo privado dividieren la administraci6u entre si.-T568, 153
. resentada la cuentapor el tutor a curador, seri discutida por isa a quien pase la administraci6n de los bienes. administraci6n se transfiere a otro tutor o curador, o al mismo habilitado de edad, no quedari cerrada la cuenta sino con aproba diciat, oido el respectivo deensor.-L. 40 de 1907, 146. I. Contra el tutor o curador que no d6 verdadera cuenta de su traci6n, exhibiendo a la vez el inventario y las existencias, a que iministraci6a Lucre convencido de dulo o culpa grave, babri por
go Civil















resulte en s contra , desde el dia e Il enta qut haya habido mora en e e; y co vez lo sa sulte a su favor desde i en qu&e, ceirra s s182, 2184-C. Co., 385 a 387.
514. Toda acci6n del pupilo cnteltutor o
]a tutela o curaduria, prescribird en cuatro afio, e que el pupilo haya salido del pupilaje.
Si el pupilo fallece antes de cumplirsc el cuadrienio, pre! cha acci6n en el tiempo que falte para cumplirlo.-zt25, 2535
515. El que ejerce el cargo de tutor o curador, no si6ndo ramente, pero creyendo serb, tiene todas ]as obljguiones-y r dades de tutor o curador verdadero, y sus a no sino en cuanto le hubieren reportado posiiva v
Si se le hubiere discernido la tutela o curaduria, y trado rectamente, tendri derecho a la retribuci6n ordinaariay ferursele el cargo, no presentfndose persona de mejor derecho
Pero si hubiere procedido de mala fe, fingi~ndose tutor serA precisamente removido de la administraci6n, y privado a emolumentos de la tutele o curaduria, sin perjuicio de la pena lugar pot la impostura.-6oo, 614, 2304.
516. El que en caso de necesidad, y por amparar al pupi administracion de los bienes de 6ste, ocurrii al prefecto inale para que provea a Ia tutela o curaduria, y mientras tanto prow agente oficioso, y tendri solamente las obligaciones y derecl Todo retardo voluitario en ocurrir al prefecto, le harA responE de la culpa levisima.-63, 2146, 23o4.

TITULO 25
Reglas especiales relativas a la tutela
517. En lo tocante a la crianza y educaci6n del pupilo, e el tutor a conformarse con Ia voluntad de Ia persona o person: dis de elias, segtin Io ordenado en el titulo 22; sin perjuicio de prefecto o juez cuando lo crea conveniente.
Pero el padre o madre que ejercen la tutela, no sern" o consultar sobre esta materia a persona alguna; salvo que el pai gando la tutela a ]a madre, le haya impuesto esa oblgaci6n: e se observard In prevenido en el articulo 482.-253, 254-L. 15 53, 61, 63, 64.
518. El tutor, en caso de negligencia de Ia person( pe cargadas de la crianza y educaci6n del pupilo, se esforzard po medios prudentes en hacerles cumplir su deber, y si fuere ned rrirA al prefecto o juez.-Ibidein-C. J., 1448.
519. El pupilo no residirA en la habitaci6n o bajo el dhif nal de ninguno de los que, si muriese, habrian de suceder en s
No estin sujetos a esta exclusi6n los ascendientes legitin padres naturales.-552.
520. Cuando los padres no hubieren provisto put testan








reaiasa1 curadwfa del melter 83 .~..........

Md wmnstrard el tutor Io necesario para iiii aango social de la familia; sac~ndolo de
y anto fuero posible de los frutos.
e de todo gusto inimoderado en la crianza y
I aunque se saque de Ins frutos.
o r aronsabilidad, podrA pedir al juez que, en vista de
dl ilo, fije el mximun de ]a suma que haya de invertirsi ranayeucci~n.-C. J, 1448.
1i ]s frutos de los bienes del pupilo no alcanzaren para sn motdsstentaci6n y la necesaria educaci6n, podri el tutor enajenar o ar alguna parte de los bienes, no contrayendo empr6stitos ni tocando bloea raices o los capitales productivos, siuo pot extrema necesidad m aoriacin odebida.-483-C. J, 1461, ss.
5 E cau deindigencia del pupilo, recarriri el tutor a las persoq O uselmcs con el pupilo est6n obligadas a prestarle alito, flInv dolas judicialmente, si necesario fuere, para que asi Io 411, s-C. J, 1423, ss.
52. La cantinuada negligencia del tutor en proveer a la congrua entacidn y eduqaci6n del pupilo, es motivo suficiente para removerle a u .la-468, 627-L. xo5 de 1890, 287.

TITULO 26

ZRglas especiales relativas a la curaduria del menor
54 La curaduria del nenor, de que se trata en este titulo, es aquei que s6lo por raz6n de so edad estA sujeto el adulto emancipada. -34, S e43a.
525. A mnor que ha obtenido hsbilitaci6n de odad no puede dsrsc idor, Ningugna do las disposiciases de este tibia lc comprende-339. 526. El menor adults que careciere de curador, debe pedirlo al jueza
*cfecto, designando, la persona que Io sea. 3i no In pidiere el menor, podrin hacerlo los parientes; pero la de[ci6n de ]a persona corresponderi siempre al menoar, o al juez o preo en subsidio.
El jtUe o prefecto, ayendo at defensor de menares, aceptarA Is persoIesignadapur el menor, si fuere id6nea.-34, 61, 1027-C. J., 113,
2 3, 304, ss., X436 a 1441-L. 1oo de 1892, 23. 527. Podr6 i curador ejercer, en cuanto a la crianza y educaci6n meuot, las facultades que en el titulo precedente se confieren at tutor )eto del impdber
528. El menor-que estA bajo curaduria tendrA las mismas facultades iinistrativas que el hijo de familia, respecto de los bienes adquiridos 61 en el ejercicio de una profesi6n o industria. a dispuesto ean el articulo 301, relativamente at hijo de familia y al re, se aplica al menor y at curador.-29o, 291, 1504. 529. El curador representa ai menor, de la misma manera que el ,ral imp6ber.
Podrd el curador, no obstante, si Io juzgare conveniente, confiar al ilo ]a administraci6n de alguna parte de los bienes pupilares; pero er autorizar, bajo su responsabilidad, los actos del pupilo en esta adistraci6n.
3e presumiri la autorizaci6n para todos los actos ordinarios anexos a. .-66, 303 a 307, 480, zi58-L. oo de 1892, 23.
















Reglas especiales relativas a l cuadria dl
531. A los que por pr6digos o disipores
tredicho de administrar sus bienes. ds.ri cur 6ste, curador dativo.
Esta curaduria po JrA ser testamentaria en el caso del ar 443-C. J., 1436 a 1441.
532. El juicin de interdicci6n podri ser provocado per elk6r no divorciado del supuesto disipador, par cuilquiera de sus consa aeas legitimos basta en el cuarto grado, por sus padres hijos y er naturales, y par el Ministerio Piblico.
El Ministerio PNblicq seri oldo ann eni los e nseso interdicci6n no haya sido prosocada pr 61. -C. J.,1
533. Si el supuesto disipador fuere extranjer, podri ta
provocado el juicio por el competente funcionario diplomAtico o e lar.-570.
534. La disipaci6n deberi probarse por hechos repetidps de d daci6n que manifitsten una falta total de prndencia.
El juego habitual en quo se ariegsguen porciones consider patrimonia; donaciones cnantiosas sin causa adecuadah gastos
*autoizan a inleraicci6n.-1676-C. Co., z, ord. 2.
535. Mientras se decide la causa, podri el juez a prefecto, a i de los informes verbales de los parientes o de otras personas, y Oid explicaciones del supuesto disipador, decretar la interdicci6n provi
536. Los decretos de interdicci6n provisoria y definitiva de registrarse en la oficina de registro de instrumentos piblicos, y noti se al ptiblico par avisos que se insertarin una vez, por lo mens, Diario Oficial o peri6dico de la naci6n, y par carteles quo se ija tres, a In menos, de los parajes mis frecuentes (sic) del Territorlo.
El registro y la notificaci6n deberfin reducirse a expresar que ta] viduo, designado par s nombre, apellido y dornicilio, no tienelb administraci6n de sus bienes.-2652, ords. i.* y 12.
537. Se deferiri )a curaduria:
i. Al marido no divorciado, si la mujer no estaviere totalmen parada de bienes.
2.0 A Ins ascendientes legitimns o padres naturales: los padres rales casados no podran ejercer este cargo.
3.' A los colaterales legitimos hasta en el cuarto grado, o a Ia ranos naturales.
El juez o prefecto tendri librtad para elegir en cada clase designadas en los nldmeros 2.0 y 3,0, ]a persona o personas que prop6sito le parecieren.
A falta de las personas antedichas, tendri lugar la turaduria 197, 539, 592-C. J., 1438.
538. El curador del marido administrari la seciedad conyuE cuanto 6sta subsista, y Ia tutela o curatela de los hijos menores de pador.-18s4.










Lrncradora de su marido disipador.
mod a s, o despn~s de a interdicci6n
rupirttd&drcopara pedir separaci6n de bienes.!'
dadministrari libremente; mas para enajenar alo r s, necesitarA de previo decreto judicial.-t89,

rre el padre o madre que ejerzan la curadiria del hijo rA nombrar por testamento ]a persona que haya de sucese la guarda.-445.
5 . El disipador tendrA derecho de ocurrir a la justicia, cnando los os del curador le fueren vejatorios y perjudiciales, a fin de que se ponel rernedio legal conveniente.-63o-C. J., 1448-L. io5 de 189o, 287. 542. El disipador coanservar siempre su libertad, y tendril para sus
ww e!o les la fibre disposici6n de una sums de dinero, proporciofasjltades y sefialada par el juez a prefecto.
861n caos extremos podri ser autorizado el curador para proveer r mismo ala susbsistencia del disipador, procurindole los objetos ne;rt'G.-C. ]., 1448.
43. El disipador seri rehabilitado para la administraci6n de Io in s juzgare ue puede ejercerla sin inconveniente ; y rehabilitado, A renovarse ]a interdicci6n, si ocurriere motiv.-C. J., 1459, 146o.
. Las disposicianes indicadas en el articulo precedente, serin Iretadbs par el juez o prefecto, con las mismas lormalidades que para interdicci6n primitiva ; y serAn seguidas de la inscripci6n y notificaci6n wenidas en el articulo 536, que en el casa de rehabilitaci6n se limitaa expresar que tal individuo (designado par su nombre, apellido y alcillo) tiene la libre administraci6n de sus bienes.-Ibidem.

TITULO 28

Rsgls espeeiales relativas a la euraduria del demente
545. S brogado el primer inciso. * (j. 95 de 189o, a. 8.1). La curaduria del demeate puede ser testamentaria, legitima o dati-443
L. 95 de 1890, a. 8.0 El adulto que se halle en estado habitual i.tmbecilidad o idiotismo, de demencia o de locura furiosa, seri privado Ia administraci6n de sus bienes, aunque tenga intervalos ldcidos.-bo6r. J.- 149. 1452 a 1458-L. In5 de 1890, 323-C. P., 46. 54-. Cuando el nifo demente haya Ilegado a la pubertad, podrA el dre de fainilia segoir cuidando de su persona y bienes hasta su mayor id; Ilegada Ia cual, deberi precisamente provocar el juicio de interdic. I'.-o27-C. J., 1449.
547. El tutor del pupilo demente no podri despu~s ejercer la ctraina sin que preceda interdicci6n judicial, excepto por el tiempo que ;re necesario para provoca" la interdicei6n. Lo snismo serA necesario cuando sobreviene la demencia al menor que A hajp curaduria.-432.
5 . Podrin provocar la interdicci6n del dernente las mismas persos que pueden provocar la del disipador.

El adulto que se halla en un estado habitual de demenia, deberA ser privado la adminigtraci6n de sus bienes, aunque tenga intervalos 16cidos.












(lao a lo0 naamnLles, poura ten et p o qu provocar ]a interdieci6n.-532, 53 J, 1449549. El juez o prdeeto se in r
habitnal del sptiesto demente, y oird el4ictamen d u confianza sobre la existence y nturaiz de la c L di nes de los articulOs 535 Y 536 se exlenden al cpp e deed 1452 a 1458-L. 105 de 1890, 323, ,
550. Se deferird la curadurfa de deiste
iL A su c6nyuge no divorciado ; pero si la sjer
separada de bienes, seg6n los articulos 2oo y zti, se dai rido curador adjunto para Ia administraci6n de aquelos
extienda la separaci6n.
2.0 A sus descendientes legitimos.
3.0 A sus ascendientes legitimos.
40O A sus padres o hijos naturales ; los padres naturalet c
podrin ejercer este cargo.
5,0 A sos colaterales legitimos hasta en el cnartojrado; o
manos naturales.
El juez o prefecto elegiri en cada clase de las desiguadas ci meros 2.0, 3-0, 4.0 y 5,0 la persona o personas que mAs id6neas cieren.
A falta de todas las personas antedichas tendrA lugar la cura, tiva.-434, 582, 587-L. 153 de 1887, 61.
551. La mujer curadora de sn marido demente, tender la ad ei6n de la sociedad conyugal y la guarda de sus hijos menores.
Si por su menor edad u otro impedimento no sele defiriere duria de su marido demente, podri a so arbitrto, lu6go que cese dimento, pedir esta curaduria o Ia separacise de >ienes.-i9 8%. Si se nombraren dos o mis curadores al deente, po

fiarse el cuidado inmediato de la persona a uno de~ellos, deja otros la administraci6n de los bienes.
El cuidado inmediato de la persona del demente, nose enco a persona alguna que sea llamadaa heredarle, a no sersu padre o so c6nyuge.-519.
553 Los actos.y contratos del denente, posteriores al de interdicci6n, serin nulos ; aunque se alegue haberse ejecutado o do en un intervalo lMicido.
Y por el contrarir,, los actos y contratos ejecstados o celeb previa interdicci6n, serAn vilidos ; a inenos de probarse quoe ejecut6 o celel'r6 estaba entonces demente. -140, 598, 15o4, 174
554. El demente no serA privado de su libertad personal, si casos en que sea de temer que usando de ella se dafie a si mism se peligro o notable incomodidad a otros.
Ni podrA ser trasladado a una casa de Iocos, ni encerrado, sino momentineamente,-mientras a solicitud del curador o de ci persona del pueblo, se obtiene autorizaci6n judicial para cUaIc estas medidas.
555. Los frutos de sos bienes, y en caso necesario y con at judicial, los capitales se emplearin principalmente en aliviar su c y en procurar su restablecimiento.-529, 559.









-r ilitado para la administraci6a de h cobrado permanen'temente ]a rain; y sd evo con justa causa. naoIn prevenido en Ins articulos 543 Y 544.~TITULO 29


pocales relativas a la curadurfa del sordomudo
.La coraduria del sordoniudo, que ha llegado a la pubertad, puetestamentaria, legitima o dativa.-443. iS. Bubrogado. ' (L. 57 de 1887, a. 23). SL. 1 r87, a. 23 Los articuloa 546, 547, 548, 550, 55t Y 552,
9.Losft seIn biees del sordomudo y, en caso necesario, y i judicial, Ins capitales, se emplearfin especialmente en '.ucondici6n y en procurarle la educaci6n conveniente.-529, 555. 10. Cesari la curadtirla cuando el sordomudo Re haya hecho capaz lender y de ser entendido por escrito, si 61 mismo Io solicitare, y to. weienteinteligencia para la administraci6n de sus bienes; sotital tomarA el juez o prefecto los informes competentes.-C. J.,

TITULO 30

De las curadurfas de bienes
P1. En general, habri lugar al nombramiento de curador de lns bie- una persona aosente, cuando se retinan las eircunstancias sites:
Que sn se sepa sn paradera, o que a lo menos haya dejado de estar tenumunicaci6n con los sayns, y a (sic) falta de comunica-, cin se originen perjuicios graves al mismo ausente o a terceros. Qua no haya constitoido procurador, o s6lo le haya constituido p'aracosas o negocies especiales-97, 443, 1289-L. in5 de 589o, 25 a 29.
;2. PolAn provocar esfe nombramiento las mismas personas que dmitidas a provocar la interdicci6n del demente. lernAs Ins acreedores del ausente tendrtin derecho para pedir que se re cnrador a los bienes para responder a sus deonandas. om prende entre los ausenitts al deudor que se oculta.-97, 532, 48-C' CO- 1'29-C. J., 1439 a 1445. P U Paeden aer noombrados para la curadnria de bienes del ausente suas personas que para la curadnria del denente, en conformidad ao 537, y se observari el mismo orden de preferencia entre

drA CI juez o prefecto, con todo, separarse de este orden, a peti. e los lierederos legitimos o de los acreedores, sS Io estimare conveodrA asimismo nombrar mis de nn curador, y dividir entre ellos )a iistraci6n en Wi caso de bienes cuantiosos situados en diferentes deneotOS. 502, 508.

Loesartfculos 465o,5 55,r y 55, se extienden al sordomudo. Dei6 eitarse el artlculo 55o.














inarido, sino en a ost~rminos dat a' ti .nmer x.
567. El procuador constituido por (sic ciertos acto o n ausente, estarA subordinadqea rajn e 4 is, sin embgno F separarse de laJs instrucriones dadas por el asept a procuradsrp con autorizaci6n del juez pr efeto. - 90.
568. Si no se sopiere el parader del ausente, M4iel primer del curador averiguarlo.
Sabirlo el paradero del ausente. hari el curador cnanta st6d6s te pars ponerse en comunicaci6n con 61.
569. Se darA curador a la herencia yacente, esto es, a los bient un difunto cuya herencia no ha sido aceptada.
La curadoria de [a herencia yacente seri datha.-443 1297-( 1237, ss.-L. 124 de 1890.
570. Si el difunto a caya herencia es necesarionombrar viere herederos extranjeros, el c6nsual de Ia naci6a de 6stas tesa cho para proponer el curador o curadores que hayan dc cuatodiar ministrar los bienes.-533-C. J., 1238-L. 124 de 189o.
571. El magistrado discernirfi la curaduria al curador o uras propnestos por el c6nsul, si fueren personas id6neas; y t petici6n d acreedores, o de otros interesados en la satcesi6ni podri agregar a I curador o curadores otro u otros, segfn Ia cuantia y situacion de ls nes que compongan la herencia.-Ibidem.
572. Despu6s de transcurridos cuatro alios desde el fallecimticx la persona cuya herencia estA en curadtria, el juez o prefecto, a pet del curador y con conocimiento de causa, podrA ordenar que se vei todos los bienes hereditarios existentes y se pouga p1 producido a in con las debidas seguridades, o si no las hubiere, se deposite en las de la Naci6n.-io5, 483, s.-L. 124 de i89o.
573. Lns bienes que han de corresponder al hijo p60tumo, st vivao, y en el tiempo debido, estarin-a cargo del curador que haya designado a este efecto por el testamento del padre, o dc o cu nombrado por el juez o prefecto, a petici6n de la madre, o a petick cualquiera de las personas que han de suceder en dichos bienes, sucede en ellos el p6stumo.
Podrin nornbrarse dos o mits curadores si asi conviniere.-t 232, S.
574. La persona designada por el testamento del padre pars ]a la del hijo, se presumiri designada asimismo para la curaduria de Io rechos eventuales de este hijo, si mientras 61 esti en el vientre mal fallece el padre.-66, 91, 92, 232, 233, 444575. El curador de los bienes de una persona ausente, el cuads una herencia yacente, el curador de los derechos eventualcs del que por nacer, estln sujetos en su administraci6n a todas las trabas do U tores o curadores y ademis se les prohibe ejectiar otros actosada t ativos que los de mera custodia y conservaci6n y lo necesa rios pa cobro de los cr6ditos y pago de las deudas de sus respectivos repr tadfrs.-48n, ss., 1297, 2158-L. 124 de 189o.
576. Se les prohibe especialmente alterar la formade los bienes traer empr6stitos y enajenar ann los bienes muebles qu no sean co










:at giro ordinarip de los dpago de ]as deudas ]a requiera.-48o, ss.,

s rdispuest en los rtculos precedentes, los i a Ins curadores do bienes, serin vfilidos, si juso utilidad, los autarizare el juez o prefecto previalos bienes tendrA derechn para que se declare [a nulidad de tales actos, no autorizado por el juez o prefecto; y denulidad serA responsable el curador de todo perjuicio que de hubiere originado a dicha persona o a terceros.-1741, 1750. r8. Toca a los curadores de bienes el ejercicio de las acciones y dejudiciales de sus respectivos representados; y las personas que ri criditos conta Jos. blens podrin hacerlos valer contra los respec.55dors-29eC. J., 35.
M L wuduria de los derechos del ausente expira a so regreso; a tie hacerse cargo de sus negocios un procurador general de*nte constiluido; o a consecuencia de su iallecimiento; c por el Lo que els el caso de desaparecimiento conceda la posesi6n %provia curaduria de la herencia yacente cesa por la aceptaci6n de la he[' a el el caso del articulo 572, par el dep6sito del producto de la en las arcas de la Nacin.-99, io8, i09. 40. La curaduria de los deredhos eventuales d el que esti por naesa a consecuencia del parto.
tda curaduria de bienes cesa por la extinci6n a inversi6n completa simsmos bienes.-93, 433.

TITULO 31

De los euradores adjuntos
31. Los curadores adjuntos tienen sobre los bienes que se pongan a rgo, las mismas facultades administrativas que los tutores, a menos e agreguen a los cutadores de hienes. n este casao no tendrin mis facultades que las de curadores de bie.
-433, 434, 438, 575.
4. Los curadores adjuntos son independientes de lns respectivos s, maridos o guardadores.
L responsabilidad subsidiaria que por el articto 58 se impone a las s o curadores que no administran, se extiende a los respectivos pamaridos oguardadores respecto de los curadores adjuntos.- 453, 550.

TITULO 32
De los curadores especiales
33. Las curadurias especiales son dativas. )s curadores para pleito o ad-lilm son dados por la judicatura o ,tura que conoce en el pleito.--435, 443, 450, 550, inc. final-C. J., ., 307-L. Too de 1892, 23.
4. El curador especial no es obligado a la confecci6n de inventa. no s61o a otorgar recibo de Ins documentos, cantidades a efectos o pongan a so disposici6n para el desempefio de so cargo y de que cuenta fiel y exacta.-4 4, 465.












585, Hay personas a quienes ]a le oi e totores i y personas a quienes permite exc rse d l
CAPITUL i.Q



Reglas relalivas a defeclos fisicos y morales
586. Son incapaces de ejercer tutela o curaduria:
z. Los ciegos.
2.6 Los mudos.
3.0 Los dementes, aunque no esat~ bajo interdic n.
4.0 Los fallidos, mientras no hayan satisfecbo a sue 5.* Los que estin privados de administrar sus propi b
sipaci6n.
6.0 Los que carecen de domicilio en Ia naci6n.
7.0 Los que no saben leer'ni escribir, con excepciin del
dre llamados a ejercer la guarda legitima o testamet
hijos legitimos o naturales.
8.0 Los de mala conducta notoria.
9.0 Los condenados jodicialmente a una pena de ]as desi
articulo 315, nfimero 4.0, aunque seles haya indultadd
ia. La mtjer que ha sido divorciada pr adulterio.
ax. El que ha sido privado de ejercer la patria potestad, ticulo 310 ().
x2. Los que por torcida o descuidada admiaistraci6n hat
vidos de una guarda anterior, o en Cl jUiO atbSig ban sido condenados por fraude o culpa grave a it
pupilo.-i06I, xo68, 1329-C. Co., 121, 174, S.
PARAGRAFO 2.�
Reglas relalivas al sexo
587. Las mujeres son incapaces del ejercicio de la tutt ria, salvas las excepciones siguientes:
1.0 La mujer que no tiene marido vivo, puede set guard.
descendientes legitimos o de sus hijos naturales.
2.a La mujer no divorciada puede ser curadora de surm2
te o sordomudo.
3. La mujer, mientras vive so marido, puede ser guard
hijos comunes, cuando en conformidad al capitulo las capilulaciones malrimoniales y de la sociedad co
confiere la administraci6n de la sociedad conyugal.
4 La madre adoptante puede ser guardadora de la h
Estas excepciones no excluyen las inhabilidades pro otra causa que el sexo. -539, 550, 551, 599-L. 57 do
153 de 1887, 53.
(i) Debi6 citar el a. 315-








aaaes 91


Reglas reativas a la edad

3 p r tutores o curadores los que no hayan cumplido htmsaque hayan obtenido habilitaci6n de edad.
osi e deferida una tutela n curaduria at ascendieote o e que no ha cumplido velntio atos, se aguardarA que los S onferirle el cargo, y se nombrarS un interino para el tiempo

aguardari de la misma manera al tutor o curador testamentario, 4sa sta cumplido veintnin ailos.
Paro srA 4nvlidiol nombramiento del tAor o curador menor, cuandoi Igand a sa'iiri arios s6lo tondria que ejercer la tutela o curaduria por 1fli d s afios,-34, 339, 461, 1329, 1504.
59 uando no hubiere certidumbre acerca de la edad, se juzgarA de a|la sagdn el arfiCUIO 403, y si en consecuencia se discierne el cargo al tutor o curador nombrado, serAI vAlido y subsistiri, cualquiera que sea rtalmente la edad.-463.

PARAGRAFO 4.'
R.glas relalivas a las relaciones de fanilia

590.I padrastro no puede ser tutor o curador de su entenado.
591. El marido no puede ser tutor o curador de sos hijos naturales, als elonsentimiento de su mujer.-5J37, 55o-L. x53 de 1887, 6r.
92. El hijo no puede ser curador de su padre disipador.

PARiGRAFO' 5.0
Riglas relativas a la oposicidn de inlereses a diferencia de religidn entire el guardador y el pupilo
593. No podri ser tutor o curador de una persona el que le dispute su estado qvil,-346.
594. No puedea ser solos tutores o curadores de una persona los acredores o deudores de la misma, ni Io3 que litiguen Con ella, por intereses propios o ajenos.
El juez o prefecto, seg6n le pareciere miss conveniente, le (sic) agragarA otros tutores o curadores que administren conjuntamente, o los decarari incapaces del cargo.
Al c6nyage y a los ascendientes y descendientes del pupilo no se aplicarh la disposici6n de este articolo.-434, 508, 58a.
595. Las disposiciones del precedente articulo no compreden al tutor o curador testamentario, si se prueba que el testador tenia conocirninto( del cr6dito, deuda o litis, al tiempo de numbrar a dicho tutor o ceurador.
Ni se extiende a los crdditos, deudas o litis, fque fueren de poca importancia en concepto del juez o prefecto.
596. Los que profesan diversa religi6n de aquella en que debe ser o ha sido educado el pupilo, no pueden ser tutores o curadores de 6ste, axcepto en el caso de ser aceptados por los ascendientes, y a falta de stos por los consanguineos miss pr6ximos.-35.











Reglas relativas a l naaia oyvnme
597. Las causas antedihas de incajpackd que el ejercicia de la tutela o curadutia, pote i a .
598. La demencia del tutor o curador vic1 d actos que durante ella hubiere ejecutado, aunque no bays as, interdicci6n.-553.
599. Si ]a ascendjente legitima o madre natural n aptl curadora, quisiere casarse, lo denunciar p ia a para que nombre la persona que ha de suceder e hacerlo asi, ella y su maridfquedarin solidariamente administraci6n, extendi~ndose Is responsabilidad del marido aun actos de la tutora o curadora anteriores al mairimonio,-z69, 175 1331, 1568, 2502-L. 153 de 1887, a 53.
PARAGRAFO 7.'
Reglas generales sobre las incajsacidades
600. Los tutores o curadores que hayan ocultado las caUsas d e pacidad que existian en el tiempo de deferirseles el cargo o que de hubieren sobrevenido, adem,-s de estar sujetos a todas las respon dades de su administraci6n, perderin los emolumentos correslond al tiempo eu que, conociendo la incapacidad, ejercieron elarl.
Las causas ignoradas de incapacidad no vician los acts del t curidor; pero, sabidas por il, pondrdn fin a la tutela o craduria, 614, 1741, 1743.
601. El guardador que se creyere incapaz de ejercer la tutela ratela que se le defiere, tendri paro provocar el juicio sobre su inc dad los mismos plazos que para el juicio sobre excusas se prescrib el articulo 6o8.
Sobreviniendo Ia incapacidad durante 61 ejercicio de la tutela o duria, deberi denunciarla al jucz o prefecto dentro de los tresjdias guientes a aquel en que dicha incapacidad haya empezado a ex hubiere Ilegado a su conocimiento; y se ampliari este plazo, de la j manera que el de treinta dias que en el articulo o8 se prescribe.
La incapacidad del tutor o curador podri tambi6n ser denunci, juez o prefecto por cualquiera de los consangufneos del pupilo, c6nyuge y aun por cualquiera persona del pueblo.-133-C. J.,I L. 1O5 de 189o, 287.
CAPITULO 2.0
Do las excusas
602. Pueden excusarse de la tutela o curaduria:
.a Los empleados nacionales, el Presidente de la Uni6n y li
ejercen funciones judiciales.
2.o Los administradores y recaudadores de rentas nacionales.
3.0 Los que estin obligados a servir por largo fiempoun eli
blico, a considerable distancia del Territorio en que se ha d
cer Ia guarda.
4.0 Los que tienen su domicilio a considerable distancia de die]
rritorio.








la esas 93


6.'L s u a cen de algsna grave enfermedad habitual, o han
cl sta ynco aries.
7 o s e estln precisadas a vivir de su trabajo personal

8. s u ejereen ya' dos guardas. y Ina que estando casados o
teedo hiljos. ejercen ya una guarda; pero no se tomarAn en
cuwnta los caradurias especiales.
PodrAel juez o prefecto contar come dos ]a tutela o curaduria
que fuere demasiado complicada o gravosa.
,' Los que tienen bajo su patria potestad cinco o mis hijos vivos;
cont~ndoseles tambi~n los que han muerto en acci6n de guerra,
baj las banderas de la Uni6n.-585, 6W8, 1a28-C. J., 1448.
0. En el caso del articulo precedente nimero 8.0, el que ejerciere dos guardas de personas que no son hijos suyos, tendri derecho para pedir qqe se le exonere de una de ellas, a fin de encargarse de la grsarda de urn hijo suyo; peru no podrA excusarse de 6sta.
604. La excusa del ni'imero 9., articulo 6o2, no podr,4 alegarse para nn servir ]a tutela o curaduiia del hijn.
605. No se admitirA come excusa el no hallar fiadores, si el que la aetteae bienes raises; en este caso seri obligado a constituir hipoteca eosm hasta Id cantidad qua se estime suliciente para responder de u a tracid-466, 2363.
6 I que por diez o mis aries continues haya servido a guards d sa mismo pupilo, coma tutor o curador, o coma tutor o curador suce,aivamente, podrA excusarse de continuar en el ejercicio de su cargo; peru no PodrA alegar esta excusa el c6nyuge, ni un ascendiente o descendiente legitimo, ni un padre o hijo natural.
607. Las excusas consignadas en los articulos precedentes deberfin Ilegarse por el que quiera aprovecharse de ellas, al tiempo de deferirse ia guarda; y ser-SA idmisibles, si durante ellas sobrevienen.-. J., 1448.
608. Las excusas para no aceptar la guards que se defiere, deben alegarse dentro de los plazos siguientes:
Si el tutor o curador nombrado se halla en el Territorio en que reside el juez o pretecto que ha de conover de elias, las alegari dentro de los treinta dias subsiguientes a aquel en que se le ha heche saber su nombramintn; y si no se halla en dicho Territorio, sino en cualqtiera otra parte frade 61, se ampliari este plazo de (sic) cuatro dias par cada cincuenta lil61netros de distancia entre la ciudad cabecera de dicho Territorio y la residencia actual del tutor o curador nombraclo.-ibiden.*
609. Toda dilaci6n que exceda del plazo legal, y que con mediana diligencia hubiera podido evitarse, impondri al tutor o curador la responsabilicdad de los perjuicios que se siguieren de so retardo en encargarse de la tutela o curaduria; y harA, ademis, inadmisibles sus excusas voluntarias. a no ser que par el interds del pupilo convenga aceptarlas.
610. Los motives de excusa, que durante la tutela sobrevengan, no prescriben par ninguna demora en alegarlos.
611. Si el tutor o curado nombrado esti en pals extranjero, y se ignora cuAndo ha de vlver, o si no se sabe su paradero, podra el juez o pre. f~eto, segiin las circunstancias, sefialar tm plazo dentro del cual se presente el tutor o curador a encargarse de la tUtela o curaduria, o a excusarse; y expirado el plazo podri, segliu las circunstancias, ampliarlo o declarar invAlido el nombramiento el cual no convaleceri, aunque despuds se presente el tutor o curador.














612. El juqobr las inapa o dador, deberi seguirse con at ep oJ L. 105 de 1890, 287.
613. Si ef juez o preteio an l men causas de incpacidad alegadao as, y si el guadador o apelare, o t firmare e fals i del juez o prefecto a qu de cualesqnliera perjoicio que, de su reardo an enasrg d hayan resultado al pupilo.
No tendr lugar esta reponsabulidas si lirtor o curad nerarse de ella, afreciere encargarse interinaete de la tutel ria.-465, 1028.

TITULO 34
De la remuneraei6n de los tutores V eurad
614. El tutor y curador tender, en general, en recom] trabajo, ]a d6cima parte de los frutos de aquelos bienes de si administra.
Si hubiere varios tutores o curadores qua ad co se dividirfi entre ellos a dcima por prtaes i guardadores ejerce funciones a que no estA anexa la deduciri el juez o prefecto de Is d6cima de lsotros la remuf crea justo asignarle.
Podri tambien eumentar Ia ddcima de n g dador, dedi aumento de Ia d6cima de los otros, cuando is una ma proporci6n entre los trabajos y Ios emolumentosespectios.
Se dictarin estas dos providencias por el juez a � cesario, a petici6n del respectivo guardador, y con audiencia 714, ss.-C. J., 1448.
615. La distribuci6n de Ia d~cima se harA segdin las regi del articulo pcecedente y de su inciso x.0, mientras ea confo: incisos 2.0 y 3.0 no se altere por acuerdo de Ias partes o pot juez o prefecto; ni regiri la nueva distribuci6n sino desde 1 acuerdo o del decreto.
616. Los gastos necesarios ocurridos a los tutores o cur, desempefio de su cargo se le (sic) abonarfin separadamente, putarin a la dicima.-bidem.
617. Toda asignaci6n quc expresamente se haga al tut( testamentario en recompensa de sn trabajo, se imputari aI ddcima de los frutos hubiere decaber a dicho tutor o curadot menos, tendrA derecho a que se I- complete su remunerac valiere mis, no serA obligado a pagar el exceso mientras 6s la cuota de bienes de que ei testador pudo disponer a su at a 1242.
618. Las excusas aceptadas privan al tutor a curador h de Ia asignaci6n que se le hays hecha en remuneraci6n de st
Pero las excusas sobrevinientes le privarin solamente d proporcional.--6o2, as,, xo08, 1128.










t~s ncaaciadesprexisenas qssitan al guardador todo dereSi sin becho o culpa del guardador, o si
Sl arda, no habri lugar a la restituci6ro de la cosa
wdaentoo e prte-597, 1128.
S o curador interino releva de todas sus funciones at
i trnderA su d6cima itntegra al primero por todo el
durare su cargo; pero si el propietario retiene alguna parte
noiones, retendrd tambi6n una parte proporcionada de so

Si la resuneraci6n consistiere en una cuota hereditaria o legado, y el ropietado hubiere heciho necesario el nombramiento del interino por ria casasa iicab, como ]a de un encargo pfiblico o la de evitar algfin r I lns intereses conervard s herencia o legado integraty n retibir& la d6cima de los frutos de lo que administer. c1Ettor c curador que administra fraudulentamente o que cona dlsposici6n del inciso 12, articulo 140 (1), pierde so derecho la m, y estarA obligado a la restituci6n de todo lo que hubiere 4o en renuneraci6n de so cargo. Siiuiisistra dCsCuLdadainente, iso cobrari la d~cima de los frutos en j pa de Jos blenes quo por su negligencia hubiere sufrido detri. niperimentso una considerable disminuci6a de productos.. En unotocaso queda, ademds, salva al pupilo ]a indemnizaci61i p .-6 3 1613-L. 57 de 1887, 14.
6 Si os frutos del patrimonio del pupilo ueren tan escasos que )enas basten para so precisa subsistencia, el tutor o curador seri obliido a servir so cargo gratuitamente; si el pupilo Ilegare a adquirir mis nes,. sea durant la guarda o despu6s, nada podri exigir el guardador esa6n de la d&imna correspondiente al tiempo anterior. -74, s. 623. El gaardador cobrar, su d6cima a medida que se realicen los'
Pars determinar el valor de la dicima, se tomarfin en cuenta, no s6lo s epesas invertidas en ia producci6n de los frutos, sino todas las penGs y css-gas usutructuarias a que est6 suieto el patrimonio.-lbid,,m.
6 Respecto de los frutos pendientes a tiempo de priucipiar o cpiar a tutel, se sujetart Ia ddcima del tutor o curador a las mismas ;Aqe esti sujoto el usufructo. -715, 717, 840. 625. En general, no se contaria entre los frutos de que debe dedurse ia decima, las materias que separadas no renacen, ni aquelas cuya paracion deteriora el fundo o disminuye st valor. Por consigiente, no se contarA entre los frutos la lefia o madera que vsnde, cutando el Corte no so hace con la regularidad necosaria para e se cnservon en Un ser los bosques y arbolados. LA ddcima se extenderi, sin embargo, al producto de las canteras y ias8-823, 843.
626. Los curadores de bienes de ausentes, los curadores de los dereios eveutuales de on p6stutoo, los curadores de una herencia yacente, y s curadores especiales, no tienen derecho a la ddcima. Se les asignari ir @1 eez o prefecto uana remuneraci6n equitativa sobre los frutos do los sues clue administran, o una cautidad determinada, en recompensa de trabajo-433 a 435-C. J., 304 a 307-L. ioo de 1892, 23.

(j) Subrogado por el a. 14 de Ia Ley 57 de 1887, ineorporado, p. 36, 8spra.











D~ela remiucw de iosttroycro
627. Los tutores o curadores serAz,
2.o pot fraude o culpa grave en el ejerc las sefialadas en los articulos 468 y 523- 3. por actos repetidos de administraci6o descuid5f ral de que pueda resultar dafho a las costumbres
Por la cuarta de las excusas (sic) anteriores no p tutor o curador qne fuere ascendiente, o dese steo d pilo; pero se le asociarA otro tutor o curador en la ! 434-L. 105 de 189o, ?87-C. J., 1443, ss.
628. Se presrorira descuido habitual en ]a administraci6n hecho de deteriorarse los bienes, o disminuirse considerablemer fruto3; y el tutor o curador que no desvanezca eata presuncin, explicaci6n satisfactoria del deterioro o disminucin, serA rmoi 66-C. J., 578.
629, El que ejerce varies tutelas o curadurasa y es de elias por fraude o culpa grave, serA por el mismo hecho remov las otras, a petici6n del respectivo defensor o de cuaIquiera perso pueblo, o de ofiio.-63-L. 1o5 de 18go, 287-C. J., 1443, ss.
630. La remoci6n podri ser provocada por cualquiera de 4 sanguineos del pupilo, y por su c6nyuge, y act por cualquiera p del pueblo.
Podri provocarla el pupilo mismo que haya Iegado a ]a pul recurriendo al respectivo defensor.
El juez o prefecto podrA tambi6n promoerla de ofi&jo.
Serin siempre oidos los parientes y el Ministerio PNbliso.-- Me 631. Se nombrari tutor o curador interino para mnientras pa juicio de remoci6n. El interino excluir, al propietario que no fuere diente, descendiente o c6nyuge; y ser agraga al que Io ft 461, 588.
632. El tutor o curador removido deberl iodemnizar cuapli& al pupilo.
SernA, asimismo, perseguido criminalmente por los delitos qu cometido en el ejercicio de su cargo.-e613-C. P., 507, 836 a 839.

TITULO 38
De las personas juridicas
633. Se llama persona juridica, una persona ficticia, capa7 de derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser rel3resentada juc extrajudicialmente.
Las personas juridicas son de dos especies: corporaciones y clones de beneficencia pfibliea.
Hay personas juridicas que participan de uno y otro cariclei Const., 36, 47, 49, 53-L. ioo de t888.
,00 L. .53 de 1887, a. 8o. La naci6n, los departamento, Io cipios. los establecimientos de beneficencia y los de instrucci6n p las corporaciones creadas a reconocidas por la ley, son pers. rildicas.
* * L. 57 de 1887, a. 24. Son personas juridicas las iglesias y clones religiosas de Ia religion cat6lica.-Const., 53.









Zs ]as fundaciones o corporaciones que
f hqn esableidoon vrtuddesna ley ( Y).
Xlales no est~n comprendidas en las diss erechos y obligaciones son reglados, segin los de este C6digo, y por el C6digo de Coe den las disposiciones de este titul6 a ios corporaode derecho p6blico, como los establecimientos que t a condos del tesoro nacional.-2079, s.-C. Co., 463, s.-C. de

I,:as reglamentos n estatutos de las corporaciones, que fueren doe por ellas mismas, serfn sometidos a la aprobaci6n del Poder utivo ric la Uni6n, quien se ]a concederi si no tuviere nada contraI l p a ]a ]eyes o a las buenas costumnbres. a J tautos de la corporaci6n irrogaren perjuirio, idrjectivo- ya citado, para que en Io que perju.
- r s, se corrijan, y ann despu6s de aprobados les quedari n recurso a Is justicia contra toda Iesi6n o perjuicio que de la aci6n de dichos estatutos les haya resultado o pueda resultarles. 137. L quae pertene4e a a corporaci6n no pertenece ni en todo t a iinguno do lWindividuos que la componen; y reciprocaeasissdas de una oorporaci6n no dan a nadie derecho pars deI4alaa, e o m parte, a ninguno de Ios individuos qee compoa corporcliss, ni dan acci6n sobre los bienes- propios de elos, sino Isabienes de ]a corporaci6n.
in embargo, los miembros pueden, expresindolo, obligarse en parti. , a]nismo tiempo que ]a corporaci6n se obliga colectivamente; y ]a onsabilidad de los miembros seri entonces polidaria si se estipula "sacwnte la solidaridad.
r esponsabilidad no se extiende a los herederos, sino cuando imros de ]a corporaci6n los hayan obligado expresamente.-155, 2079, 2322.
38. La mayorfa de los niembros de una corporaci6n, que tengan i sus estatutos %oto deliberativo, seri considerada como una sale o in legal de la corporaci6n entera.
a voluntd do la mayoria de la sala es la voluntad de la corporaci6n. o lo cual se entiende sin perjrriciQ de las modificaciones que los os de laerporaci6n prescribieren a este respecto. 39. Las corporaciones son representadas por las personas autoriza)mr las leyes o las ordenanzas respectivas, y a falta de unas y otras, in acuerdo de a corporaci6n que confiera ese cari.cter.-62-L. ion

'.-L.57 de 1887, a. 25. La Iglesia cat6lica y las particulares corresientes a la misma Iglesia, como personas juridicas, ser.n represenen rada Di6cesis por los respectivos legitimos prelados, o por las as a funcionarios que estos designen.-Const., 53. . Ibidem a 26. Las asociaciones religiosas, cuya existencia est6 izada por la respectiva snperiqridad eclesifistica, serfn representaonforine a sas constituciones o reglas. La misma superioridad ecleia determinari la persona a quien, conforme a los estatutos, corres. e repre5sentar a determinada asociaci6n religiosa.-Ibidem.
EBte artieulo es incompatible con el 47 de Is Constituei6n. 0digo Civil 7













bre ella, y sus miembros est n obligados a obedecerals b& ) que los mismos estatutos impongari.
642. Toda corpOraci6n tio n sobre sus membroa'l derecho po cia correccional que sus estatutos le confieran, y e y4 en conformidad a eulos.
643, 644 y 645. Derogados - (L.
* 4* L. 57 do z887, a. 27. Las personas nee de todas clases, por cualquier titulo, con el ca bles (i).-Const., 37.
*** L. T53 do �887, a. 8r. En Colombia los Gobierns extranjerosi tienen representaci6n juridica para adquirir bienes raices.-L. 2 s886-L. 39 de 1918.
646. Los acreedores de las corporaciones tienen accido contra s bienes como contra los de una persona natural, quse sean 1 tut4a 431.
647. Derogado. ** (L. 57 de 1887, a. 45)
648. Si por muerte u otros accidentes quedan reducidos los miei bros de una corporaci6n a tan corto nmo ero que no puedan ya cunplir los objetos para que foe instituida, o si faltan todos elba y los eatatot no hubieren prevenido el modo de integrarla o renovarla en estos case corresponded a la autoridad que legitim6 su existencia dictar la forr en que haya de efectuarse la integracion o renovaci6n. -Const., 36.

* Art. 643. Las corporaciones pneden adquirir bioues de todas claws a cu quier titulo, pero no pueden conservar Ia poaesndn de los bienes rafces que adqu ran, sin permiso especial del Congreso de la Union.
Sin este permiso especial, estarAn obligados a enajenar dichas bienes rafo dentro de Ins cinco agos sub siguientes al dia en que hayan adqnirdo la posesi6n ellea; y si no lo hiejeren, caerin en coniso Ins referids bienea.
Esta prohibicion no se extiende a Ina derechos de usufructo, aso a habitaoj otros asegurados sobre bienes raices.
Art. 644. Las comunidades, corporaciones, asociaciones y tntidades religion son absolutamente iucapaeces para adquirir bienes raices, aunque tales cornsain des, corporaciones, asociaciones o entidades tengan el carficter de personaje dicas.
Art. 645. Los bienes raises que las corporaciones posean, eon permiso del Cc greso, estda sujetos a las reglas siguientes:
'. No puedea enojenarse ni gravarse con hipoteca, usufructo o servidumb ni arrendarse por mds do ocho anos, si fueren predios rfsticos, ni par mais del[ ca, si fueren urbanos, sin previo decreto dejuez o de prefecto, con conocinciento causa, y par razon de necesidad a utilidad manifiesta.
2.- Enajenadas, puede adquirirls otra vez Ia corporsoi6, y conservarlosi especial permiso, si vuelven a ella par la resolaci6n de Is enajenacion yo par nuevo titulo; par ejemplo, cuaodo el que los ha adqunrido con ciertas obligaoior deja de cumplirlas, y es obligado a la restituci6n, o cuando ella los ha vendido, servndose el derecho de volver a comprarlos dentro de cierta tiempo, y e@o'r este derecho.
(i) V. L. 153 de 1887, a. 84, incorporado despus, del articulo 1ns del C6dij inf.
Las coryoraciones pueden ser disueltas a pesar de Is voluntad dasas tis bras, si legan a comprometer la seguridad o los interests de Is Unidocono cor ponden el objeto de an instituci6n.







D 9urfa9

. f orporad6n, se dispondrk de sus propiedades, en L hubieren prescrito sus estatutos; y si en ellos acaso, pertenecerin dichas propiedades a la cde emplearlas en objetos an~logos a los de la
[Congreso de Ia Uni6n sefialarlos.-Ibidem.
lanes de benefcencia que hayan de administrarse ode individus, se regirin por los estatutos que el fun.
. re dictado; y si el fundador no hubiere manifestado su A este respecto, o s6o ta hubiere manifestado incompletamente, Aido este defecto par el Presidente de la Uni6n.- i13-Const., 36. L. Derogado. * (L. 57 de x887, a. 45). I Las fundaciones perecen par Ia destrucci6n de los bienes destisu manutenici6n.-822, 866, z126, 2431.

lg aos7 a sts 649 s dispone acerca de las corporaeioque ]as c=1pon, so aplicark a las fundaciones de benefia ndividuos que las a inistran.



















De los bieoes y de su- 5Id@ @,
uso y goce


TITULO V.:
De las varias clases de bienae
653. Los bienes consisten en cosas corporales o incorpora s.
Corporales son las que tienen un sr real y pueden ser percibidas po los sentidos, coma una casa, un libro.
Incorporales las que consisten en meros derechos, coma los cr6ditog y las servidumbres activas.-669, 67o.

CAPITULO 0.
De las cosas corporales

654. Las cosas corporales se dividen en muebles e inmuebles.
655. Muebla son las que pueden transportarse de un lugar a otro, sea movi~ndose ellas a si mismas, comao los animales (qne par eso se llaman semovientes), sea que s6lo se muevan par una fuerza externa, conmoias cosas inanimadas.
Except~anse las que siendo muebles par naturaleza se reputan inmusebles par so destino, segdn el articulo 658.
656. lnmuebles, o lincas o bienes raicea son las cosas que no pueden transportarse de un lugar a otro; coma las tierras y minas, y lasque adhieren permanentemente a ellas, coma los edificios, Ins 4rboles.
Las casas y heredades se Ilaman predios o fundos.
657. Las plantas son inmuebles, mientras adhieren al suelo par sus raices, a menos que esten en macetas o cajones que puedan transpartar. se de on lugar a otro.
658. Se reputan inmuebles, aunqug par so naturaleza no Io sea, ]as cosas que estin permanentemeste destinadas al usa, cultivo y beneficio de un inmueble, sin embargo de que puedan separarse sin detrimento. Tales son, por ejemplo:
Las losas de un pavimento;
Los tubas de las cafierias;
Los utensilios de labranza o mineria, y los animales actualmente des. tinados al cultivo a beneficio de una finca, con tal que hayan sido puestos en ella par el dueho de Ia finca;
Los abonos existentes en ella y destinados par el duerio de l fna mejorarla;











L eqas, alambiques, toneles y msquinas que fordesito industrial adherente al suelo y perteneaenc se guardan en conejeras, pajareras, estanques, coly ra otros vivares con tal que 6stos adhieran al suelo,
o t d suelo mismo o de un edificio.-672, 962, 1163, 1x79,
6J59. Los productos de los inmuebles, y las cosas accesorias a ellas, comw las yerbas de un campo, la madera y fruto de los rboles, los animsales de on vivar, se reputan mpeblesaun antes de so separaci6n, para el lacto de constituir on derecho sobre dichos productos o cosas a otra pesona qe el duefio.
ia aa tierra o arena de on suelo, a los metales de
ie de iaa cantera.-75, s., 1857, 2245.
0 aosas de comodidad u ornato que so clavan o fi)an en las palas casas y pueden removerse ficiimente sindetrimento de las SParedes, come estufas, espejos, cuadros, tapicerias, se reputan ebls Si los cuadros o espejos estin embutidos en las pare des de snea que formen on mismo cuerpo con ellas, se considerarin parte de
eaaq puedan separarse sin detrimento.-i 63, 1179, 1886.
61Lsosas que par ser accesorias a bienes races se reputan inmuebles, no dejan de serlo por sn separaci6n momentinea; par ejemplo, los baa r)eebollas que se arrancan para volverlos as plantar, y las losas PiedrsI ue se desencajan de so lugar, para hacer alguna construcci6n
* reparacion y con Animo de volverlas a 61. Pero desde que se separan conel objeto de darles diferente destino, dejan de ser inmuebles.-IbideM 2445.
6:z.o ndo par ia ley o el hombre se usa de la expresidn bienes mueb sin otra calificaci6n, se comprenderi en ella todo lo que se entiende pr osas muebles segin el articulo 655.
Eni los assiebles de una case no se comprenderA el dinero, Jos documsntos y papeles, las colecciones cientificas o artisticas, los libros o sus
s, las medallasy las armas, los instrumentos de artes u oficios, las
4]a ropa de vestir y de cama, los carruajes o caballerias o sus arreos,
nos, caldos, mercancias, ni en general otras cosas que las que forel ajuar de uni casa.-x179.
O6 . Las eosas muebles se dividen en fungibles y no fungibles. A las pimeras pertenecen aquellas de que no puede hacerse el usa conveniente a sonaturaleza sin que se destruyan.
Las especies monetarias en cuanto perecen para el que las emplea coma tales, son cosas fungibles.-22oo, 2221.
CAPITULO 2.'
De las cosas incorporates
664. Las cosas incorporales son derechos reales o porsonales.-653. 776.
665. Derecho real es el que tenemos sobre una cosa sin respecto a determinada persona.
Son derechos reales el de dominio, el de herencia, los de usufrocto, usa o habitaciou, los de servidumbres activas, el de prenda y el de hipoteca. De estas derechos nacen las acciones reales.-946, 948-C. J. x61.
666. Derechos personaleso cridilos son ,los que s61o pueden reclamarse de ciertas personas que, par on hecho suyo o la sola disposici6n de la




Full Text

PAGE 1

,5 t1 a .º+wrswýwýºYýt!rMMfyrywý ýÍMýMýr¡{rý.ºý"' ýý ow a 1 a{ .y .,. r . l , á CD02G0 CIYIi. CUtý7ýH'ýMýJ I ý! .1.1 l ý, t I t" 1J , , 1 , ,.' , .l; , .ý .., ..,.. .aýM RIe{r,1 TYM".ý.ý4n-t.ti.ýntiM..,tMN+ýM hi{tIý'ý ý ý -T ýý ' I ý ' " ,.° ,tm , ',. ý! f I"'a; i ;ljiL 7 1. ý Y{{ I 1 Ii t i ,'il C 1 ý Eiýtý,i '.ýI "ýýý"""ýi 't ,E. ,liý ý 1 Í S¡ "f ýý1 ýý1i'74-ýM .1 'ýiý{ý 1 ¡ t, i, 41 I,,iýItº!Eýýý#;Izli,1(;;Iý,ý;ýý'ý(iýý=. iý.; .ýfý.; +ýi; t ý ,1 ýl > 'I"( i ! ' ( ýý a ,,.ý Et 7 , ý;' ýýr, n!ýylj . 'li ý; i IºE1ý(;ýý''ý?ýýýý ý1ý' (!i''! ! 'i EE' ;{ ý ºýÍýý ý"' ýt, II' ti ;ý:ii ýýiý'!,'tiE!'' =1º "1ý ' ,1ýý1 fl3ýýs.7;, ;jý i, ,ý ýý i, ;ý ýr;' Iý;' ,!f'ý:ý, , ,.,, .r ýill ü; Ic1'ü ¡ý;; (; .; f;=1I 11?!ý i"#ýiýý ý}; lý:l,ý;tý ...I iiý a c ; !; Í!; ,º.¡; i1ýi f iý(11ý ;"ýýý i, !;I ý{; ?ýi;;Sý ~ý,ai i fý i# ;ýý' Iý : il:a ý{ýi !.' ýEý' Ilrýý ;lt;;t: N!ý' , ;ý+ ; ,,x;613 ýýý: ?ý ,}ýý { ýý :iýi;ýEýi ii' ý ý ý ý !i , ' ,°iiý1!ý ;i,ý" ý s ý!'' ýý ija,;;ý º;,,ý;111 ý; II , ý a. ,, rs ,ral. 1ý,_ , t. a ,.i,.laý1:ý( ,ý ;ý ,, ý I. !. E 1 ." ( .ýý' tý., fý;fý .' 11i",1 ý," "ý' ,, ý;j ýý' ý ýý } t ýa'S I ' ý (' iý ,I 'ý:ýýi',ý° !ý'.ýýýýý;! :ý lil liýi'' l 11 i ,; , Iý ý;,ý'ý'ýE,1ý iý'ýý;i ýýiiýE;ýiý 11ý '",iý1'E6 ý ý; ý"'ýýý ýý '}''"' , i'; i c;iiýýI i ;' % ( iii; ý;ý Ellf < "ýý iý; !ý ý. ' ,ýý i,17ýl1ýý ý,, I I iý' a" , , ý Iý, ý¡; ýýý !I,?ý, º ý!i', lr i; ý;, ýý, ,;;!ýjii i;i1ý +., l.. ý (,i, ý. G ;ýýlý, ý ,, ,i i!Í",, , , ;ýý iý ý ý, ,ý .ý o 1ý,, i"(i; I , " a 1 ',i, i f, .1 !ý., l 'I I! iiý .. , ý , .ý, iý , i i , jis ý ý il ý.ý ý ,1;ý ý. ,1.111 lý. !. º ,º,ý ., , ! ,J !,ý ,ý ýiý' ýý-ýý.ý, ýý,11;. ?,ýill, "" Ilý,)'ý, .t ' ., ,ý ý, i"; ý 1. l(1":;iý ýý i ý,, ~ L",; ý , , 1 i,,,, (ai "1a fý;iý~hai. Il,"ýý¡ !, i l i6ý!l i1 ,ý1 i ; ?1ý;, ,1";1ý,!,ý,,Íl1.1ý,1;,)."i,,it , ý ý ý 1!x",111 ,1 r(., li, ýlli ,il" ý. 11 ý ý ! 1c 11 t1ll 1 !Ii,ºýI;'¡ (,e , ('16a ; ., ,! , , ,11111,1 i' 11 1 f1 {{í1. ,¡!7ý,º ,;.1,ý , !I 'lºl1+161111 1''11' ( 'll'ý jý 1,(',+ ý 1ý1 ý 111 ýý i{ý11 i}'1'ý11'{ ! lid! li!;ýýý1º' { "1ý'(1ý11 1 P1j'i! 'i: ý'1' !r{ al 1ý1 ,},1 ü '1 1 .1 !1!' 1lil ýý 1! II ',1 11 lli'ý,( 1l7 {ý (t1 ili 1!1 .1 a,ýý, ,ý,71,ý( 1'11 !7,117{71!{~liiE 1fý1, 11 ;'l}l i(1,1 ý, tri,(i, 7,(1(1, !Ilill 17!,.{j((f ý, t,,1{;!¡ 1,,ý 11f' ,r r ), ):ýý f f f;,, 'i ýr

PAGE 2

{ S Y 1 *-~ 7 ~. \'*; . S Colombiarno Y LEYES VIGENTES QUE LO ADICIONAN Y REFORMAN -nflfl flflfl QUINT^ EDICION Dirigida por EDUARDO RODRIGUEZ PIÑERES Expresidente de la Academia Colombiana de Jurisprudencia, Miembro Correspondiente de las Nacionales de Historia de Colombia y Venezuela, y Honorario de la de Jurisprudencia y Legislación de Madrid, Delegado oficial de Colombia al Segundo Congreso Científico Panamericano, Miembro de la Corte Permanente de La Haya TUPI j Iý ýHA'i1. le BOGOTA Librería Americana CALLE 12, NUMERO ISI 1928

PAGE 3

4l 1 " .1 r' 1 =k ' R l i!s 4 e s Es permitido a todos reproducir las leyes, reglamentos y demás actos públicos, con la obligación de conformarse puntualmente con la edición oficial. . Pueden también los particulares publicar con notas y comentarios los códigos y colecciones legislativas, siendo cada autor dueño de su propio comentario. (Ley 32 de 1886, art. 54). e, ó mas w~-. e') ': IMPRENTA DE «LA LUZ»--BOGOTÁ-CARRERA *a, NÚM. 590 1

PAGE 4

4. ADVERTENCIA En vista del éxito obtenido con la publicación de las cuatro primeras ediciones del Código Civil, hechas bajo nuestra dirección, la Imprenta de La Luz ofrece hoy al público la quinta, cuidadosamente revisada, puesta al orden del día y aumentada con nuevas concordancias. Al hacer éstas hemos tratado de proceder con la mayor cautela a intento de que no sean inconducentes ni deficientes, de manera que el que use el libro no se pierda en un dédalo al verificarlas, y no deje de encontrar las que necesite. Advertimos que sólo por excepción concordamos un artículo con otro u otros pertenecientes al mism5 capítulo, y jamás con los mismos que cita el propio texto. La citas se han hecho en el orden de la numeración del código o ley a que pertanecen los textos concordados, en orden a facilitar la consulta. Confiamos en que el público dispensará a esta edición del Código Civil la misma benévola acogida con que ha correspondido al esfuerzo tesonero que hemos hecho de años atrás de suministrarle los códigos nacionales ajustados a las ediciones oficiales, exornados con notas oportunas, y completados con las leyes reformatorias, en nítidas ediciones que faciliten su estudio y eviten el trabajo de consultar las colecciones de leyes correspondientes a diversos años. DUARDO fODRiGUEZ fIÑERES -. st.. --~5~.

PAGE 5

,.Y " r ;.y ~ f ABREVIATURAS Constitución. Acto legislativo. Código Civil. de Comercio. de Minas. Penal. Político y Municipal. Fiscal. » Judicial. Ley. Decreto. Diario Ofcial. artículo. artículos. número. números. página. páginas. siguiente. siguientes. Véase. Const. A. L. C. C. C. Co. C. de \I. C. P. C. P. y M. C. F. C. J. L. D. D. O. a. aa. n. nn. p. pP. s. ss. V. i Cuando se citen artículos sin designación del código o ley a que pertenecen, se entiende que son del Código Civil. Las expresiones latinas infra y supra, signifcan, respectivamente, adelante o abajo, atrds o arriba, refiriéndose a un pasaje que se cita. e'

PAGE 6

CODIGO CIVIL ,* L. 57 de 1887, a 1.° Regirán en la República, noventa días después de la publicación de esta ley, con las adiciones y reformas de que ella trata, los códigos siguientes: 7 El Civil de la Nación, sancionado el 26 de mayo de 1873. (1) *, Ibídem, a 2.0 Los términos Territorio, Prefecto, Unión, Estados Unidos de Colombia, Presidente del Estado, que se emplean en el Código Civil, se entenderán dichos con referencia a las nuevas entidades o funcionarios constitucionales, según el caso lo requiera. ." L. 153 de 1887, a 324. En los códigos adoptados las denominaciones de corporaciones y funcionarios, como Estados Unidos de Colombia, Estado, Territorio. Prefecto, Corregidor, y las demás que a virtud del cambio de instituciones requieran en algunos casos una sustitución técnica, se aplicarán a quienes paralela y lógicamente correspondan. ro, TITULO PRELIMINAR ** L. 57 de 1887, a 4.° Con arreglo al articulo 52 de la Constitución de la República, declárase incorporado en el Código Civil el Título III (arts. 19-52) de la misma Constitución. Título III de la Constitución DE LOS DERECHOS CIVILES Y GARANTIAS SOCIALES **, Art. Ig. Las autoridades de la República están instituidas pra proteger a todas las personas residentes en Colombia, en sus vidas, honra y bienes, y asegurar el respeto reciproco de los derechos naturales, previniendo y castigando los delitos.-Const. aa. to y i r-C. P. M., 57. .*% Art. 20. Los particulares no son responsables ante las autoridades sino por infracción de la Constitución o de las leyes. Los funcionarios públicos lo son por la misma cansa y por extralimitación de funcio. (1) La L. 57 de 1887 fue promulgada en el D. O. n. 7.016 a 7.021, de 20,21 y 22 de abril de dicho a8o.

PAGE 7

8 Título preliminar " ......... ." .I./......" ".r.r...#* ..I .... ."....r ...a ."..'. .*t. ."0* * .J"..4j ..,j*.*.. ..". .J ..IllU V y ./ nes, o por omisión en el ejercicio de éstas.-Const., 51, 57, 63-C. P y M., 235, 236, 328-C. J., 195. *, Art. 21. En caso de infracción manifiesta de un precepto constitucional en detrimento de alguna persona, el manrlato superior no exime de responsabilidad al agente que lo ejecuta. Los militares en servicio quedan exceptuados de esta disposición. Respecto de ellos, la responsabilidad recaerá únicamerne que da la orden.-Const., 168-C. P. y M, 328. **, Art. 22. No habrá esclavcs en Colombia. en el superior El que siendo esclavo, pise el territorio de la libre. **, Art. 23. Nadie podrá ser molestado en su República, quedará persona o familia ni reducido a prisión o arresto, ni detenido, ni su domicilio registrad, sino a virtud de mandamiento escrito de autoridad competente, con las formalidades legales y por motivo previamente definido en las leyes. En ningún caso podrá haber detención, prisión ni arresto por deudas u obligaciones puramente civiles, salvo el arraigo judicial.-A. L. n. 3 de 1910, 21-C. J., 802, s., 1526, i SRI. ,*, Art. 24. El delincuente cogido in fragranti, podrá ser aprehendido y llevado ante el Juez por cualquiera persona. Si los agentes de la aítoridad lo persiguieren, y se refugiare en su propio domicilio, podrán pedomicilio netrar en él para el acto de la aprehensión; y si se acogiere a ajeno, deberá preceder s., 1526. requerimiento al dueño o morador.-C. J., 802, e*. Art. 25. Nadie podrá ser obligado, en asunto criminal, correccional o de policía, a declarar contra sí mismo o contra sus parientes dentro del cuarto grado civil de consanguinidad o segundo de afinidad.-C. J., 1673. * * Art. 26. Nadie podrá ser juzgado sino conforme a leyes preexis,* tentes al acto que se impute, ante tribunal competente y observando la plenitud de las formas propias de cada juicio. En materia criminal, la ley permisiva o favorable , aun cuando sea desfavorable.-L. posterior, se aplicará de preferencia a la restrictiva o 153 de 1887, 43 a 47. * , Art. 27. La anterior disposición no obsta , para que puedan castigar, sin juicio previo, en los casos y dentro de señale la ley: los precisos términos que 1.° Los funcionarios podrán penar con les falte al respeto que ejercen autoridad o jurisdicción, los cuales multas o arresto a en el acto en que cualquiera que los injurie o estén desempeñando las funclones de su cargo. 2.0 Los jefes militares, los cuales podrán imponer pepas incontinenti para contener una insubordinación o motín militar, o ~I para mantener el orden hallándose en frente del enemigo; 0 Los capitanes de 3. buque, que tienen , no estando en puerto, la misma facultad para reprimir delitos cometidos a bordo. c facto, Art. 28. Aun en tiempo de , nadie podrá ser guerra penado ex-post sino con arreglo a la ley, orden o decreto en que previamente se ' haya prohitido el hecho y deterrinádose la pena correspondiente Esta disposición no impide que aun en tiempo de paz, pero habiendo graves motivos para temer perturbación 4% del orden público, sean hendidas y apreretenidas de orden del Gobierno y previo dictamen de los Ministros, las personas contr a quienes haya graves L. n. 3 de 1910, 5.'-L. indicios de que atentan 153 de 1887, 43 a 47. contra la paz pública.-A.

PAGE 8

ti 1 F-" C.:tY , áý ., .} :lit . el De los derechos civiles y garantías sociales 9 • ,'* Arts. 29 y 30. Subrogados.' (A. L. n. 3 de 19Io, a. 3.°) *, A. L. n. 3 de 1gro, a. 3.° El legislador no podrá imponer la pena de muerte en ningun cas. Art. 31. Los derechos adquiridos con justo titulo con arreglo a 0*, por personas naturales o jurídicas, no pueden ser descolas leyes civiles n
PAGE 9

a ýW * ~-' ,g* r A li"ý " íC: Título preliminar 'o .. greso, las Asambleas departamentales y los Consejos municipales podrán imponer contribuciones. ** A. L. n. 3 de 19ro, a. 7.0 Queda prohibida en absoluto toda nueva emisión de papel moneda de curso forzoso. Articulo 35. Será protegida la propiedad literaria y artística como *, transferible, por el tiempo de la vida del autor y ochenta años propiedad más, mediante las formalidades que prescriba la ley. Ofrécese la misma garantía a los propietarios de obras pub'icacas en -j de lengua española, siempre que la nación respectiva consigne en países fý" f, el principio de reciprocidad, y sin que haya necesidad de .a su legislación celebrar al efecto convenios internacionales.L. 32 de 1886. * Art. 36. El destino de las donaciones intervivos o testamentarias, hechas conforme a las leyes para objetos de beneficencia ó de instrucción pública, no podrá ser variado ni modificado por el legislador.-Const., 31, 120, ord. 21.0 ,** Art. 37. No habrá en Colombia bienes raíces que no sean rmalidades que establezca la ley, y con el único objeto de buscar prueba+s judiciales. Podrá gravarse, pero nu''ca prnhibirse en tiempo de paz, la circulación de impresos por los correos.L. 40 de 1907, 62, ordinal 8.0 ,* Art. 44 Subrogado. * (A. L. n. .° de ¡918, a. 1.°) =s ar c 7. ~3 t * Toda persona podráabrazar cualquier oficio u ocupación honesta sio necesidad de pertenecer a gremio de maestros o doctores. í Las autoridades inspeccionarán las industrias y profesidnes en lo relativo a la moralidad, la seguridad y la salubridad publicas. La ley podrá exigir titulos de idoneidad para el ejercicio de las profesiones mé dicas y de sus auxiliares. ~-'0 r

PAGE 10

J Z, tal Y ,. A,"F1 MN'c iE ,. De los derechos civiles y garantías sociales II .-....... .. ... .. ...... ... .. .... .. .. *, A. L. n. 1.0 de 92r, a. único. Toda persona podrá abrazar cualquier oficio u ocupación honesta sin necesidad de pertenecer a gremio de maestros o doctores. Las autoridades inspeccionarán las industrias y profesiones en lo relativo a la moralidad, la seguridad y la salubridad públicas. La ley podrá restringir la producción y el consumo de los licores y de las bebidas fermentadas. También podrá la ley ordenar la revisión y fiscalización (le las tarifas y reglamentos de las empresas públicas de transporte o conducciones y exigir títulos de idoneidad para el ejercicio de las profesiones médicas y de sus similares y de la de abogado. * * Art. 45. Toda persona tiene derecho de presentar peticiones respetuosas a las autoridades, ya sea por motivos de interés general, ya de interés particular, y el de obtener pronta resolución. *,* Art. 46. Toda parte del pueblo puede reunirse o congregarse pacíicamente. La autoridad podrá disolver toda reunión que degenere en asonada o tumulto, o que obstruya las vías públicas.-C. P., 217, 219. .* Art. 47. Es permitido formar compañías o asociaciones públicas o privadas que no sean contrarias a la moralidad ni al orden legal. Son prohibidas las juntas políticas populares de carácter permanente. Las asociaciones religiosas deberán presentar a la autoridad civil, para que puedan quedar bajo la protección de las leyes, autorización expedida por la respectiva superioridad eclesiástica.-Const., 14, 53. * Art. 48. Sólo el Gobierno puede introducir, fabricar o poseer armas y municiones (le guerra. Nadie podrá, dentro de poblado, llevar armas consigo sin permiso de la autoridad. Este permiso no podrá extenderse a los casos de concurrencia a reuniones políticas, a elecciones o a sesiones de asambleas o corporaciones públicas, ya sea para actuar en ellas o para presenciarlas. L. 85 de 1916, ¡o8. *,* Art. 49. Las corporaciones legítimas y públicas tienen derecho a ser reconocidas como personas jurídicas, y a ejecutar en tal virtud actos civiles y gozar de las garantías aseguradas por este Titulo, con las limitaciones generales que establezcan las leyes, por razones de utilidad co, mún.-Const., 14, 53-C. C.. 633, ss.-L 57 de 1887, 24 a 27-L. 153 de 1887, 8o, 81. * * Art. 50. Las leyes determinarán lo relativo al estado civil de las personas, y los consiguientes derechos y deberes.--.° *, Art. 51. Las leyes determinarán la responsabilidad a que quedan sometidos los funcionarios públicos de todas clases que atenten contra los derechos garantizados en este Título. * * Art. 52. Las disposiciones del presente Título se incorporaran en el Código Civil como Título preliminar, y no podrán ser alteradas sino por acto reformatorio de la Constitución. **, A. L. n 3 de 1910, a. 40. En todo caso de incompatibilidad entre la Constitución y la ley, se aplicarán de preferencia las disposiciones constitucionales.-A. L. n. 3 de ¡910, 41. á?, F.' CAPITULO .° Objeto y fuerza de este Código Art. 1. El Código Civil comprende las disposiciones legales sustantivas que determinan especialmente los derechos de los particulares, por razón del estado de las personas, de sus bienes, obligaciones, contratos y acciones civiles.-C. P. y M., 35, 41. E-11,1~ ."... a"

PAGE 11

-" -y +vn1'li! 3 tý Título preliminar, Cap. 2.0 12 "..........."".".."......"..".."..".,"..n...,.......".....".,..,..,....".n........................................................................... ."...".....an 2. En el presente Código Civil de la Unión-se reúnen las disposiciones de la naturaleza expresada en el articulo anterior, que son aplicables en los asuntos de la competencia del Gobierno general con arreglo a la Constitución, y en los civiles comunes de los habitantes de los Terrtorios que él administra.-L. 57 de 1887. 2.°-L. 153 de 1887, 324. 3. Considerado este Código en su conjunto y en cada uno de los títulos, capítulos y artículos de que se compone, forma la regla establecida por el legislador colornbi.mno, a la cual es un deber de los particulares ajustarse en sus asuntos civiles, que es lo que constituye la ley o el derecho civil nacional. CAPITULO 2.0 De la ley 4. Ley es una declaración de la voluntad soberana manifestada en la forma prevenida en la Constitución nacional. El carácter general de la ley es mandar, prohibir, permitir o castigar.-Const., 79, ss.-C. P. y M., 35, ss. 5. Pero no es necesario que la ley que manda, prohibe o permita, contenga o exprese en si misma la pena o castigo en que se incurre por delitos y les señala su violación. El Código Penal es el que define los penas. 6. La sanción legal no es sólo la pena sino también la recompensa: es el bien o el mal que se deriva como consecuencia del sus mandatos o de la trasgresión de sus prohibiciones. cumplimiento de En materia civil son nulos los actos ejecutados contra expresa prohiEsta nulidad, bición de la ley, si en ella misma no se dispone otra cosa. así como la validez y firmeza de los que se arreglan a la ley, constituyen suficientes penas y recompensas, aparte de las que se estipulan en los contratos.-16, 1526, 1740, ss.-L. 95 de 1890, 15. 7. La sanción constilucional que el Poder Ejecutivo de la Unión cía a " los proyectos acordados por el Congreso, para elevarlos a la categoría de leyes, es cosa distinta de la sanción legal de Const. 81, 86 a 90. que habla el artículo anterior. 8. La costumbre en ningún caso tiene fuerza contra la ley. No podrá alegarse el desuso para su inokservancia, ni práctica alguna, por invete2.0 a 4.°-C. J., 739. C. P. y M., 56. rada y general que sea. -L. 153 de 1887, 13-C. Co., sirve de excusa.9. La ignorancia de las leyes no 10. Derogado. ' (L. 57 de * * L. 153 de 1887, a. 1.° 1887, a. 45). Siempre que se advierta incongruencia en las leyes, u ocurra oposición establecerse el tránsito legal autoridades de la República, entre ley anterior y ley posterior, o trate de de derecho antiguo a derecho nuevo, las y especialuente las judiciales, observarán las reglas contenidas en los artículos siguientes. * * Ibídem, a. 2.0 La ley posterior prevalece sobre la ley anterior. En caso de que una ley posterior sea contraria a otra anterior , y ambas preexistentes al hecho que se juzga, se aplicará la ley M., 58. posterior.-C. P. y 1 * El orden en que deben observarse los códigos nacionales, cuando ocurran entre ellos incompatibilidades o contradicciones , será el siguiente: .° En sus respectivas especialidades: el Código Administrativo, el Fiscal, el Militar, el de Fomento; , a saber: El 2. Los sustantivos Código Civil, el de Comercio y el Penal; 3. El adjetivo Judicial. yé

PAGE 12

ý1A De la ley 13 -............... .*................. a. 3. Estimase insubsistente una disposición legal **, L. 153 de r887, del legislador, o por incompatibilidad con dispopor declaración expresa o por existir una ley nueva que regule ínsiciones especiales posteriores, tegramente la materia a que la anterior disposición se refería haya incompatibilidad entre una dispreferirá aquélla. *, L. 57 de 1887, a 5.° Cuando posición constitucional y una legal, se hallaren algunas disposiciones Si en los códigos que se adoptan su aplicación las reglas siguientes: inconmnatib'es entre sí, se observarán en j.a La disposición relativa a un asunto especial prefiere a la que tenga carácter general. 2.a Cuando las disp(siciones tengan una misma especialidad o generalidad, y se hallen en un mismo código. preferira la disposición en artículo posterior; y si estuvieren en diversos coconsignada por razón de éstos en el orden siguiente: Civil, digos preferirán, Judicial, Administrativo, Fiscal, de Elecciode Comercio, Penal, nes, Militar, de Policía, de Fomento, de Minas, de Beneficencia y de Instrucción Pública.-A. L. n. 3 de 1910, 40, 41. natural y las IL. 153 de 1887, a. 4.0 Los principios de derecho , e. servirán para ilustrar la Constitución en casos reglas de la jurisprudencia es, a su vez, norma para interpretar dudosos. lLa doctrina constitucional las leyes. Ibídem, a. 5.° Dentro de la equidad natural y la doctrina constitu* cional, la crítica y la hermenéutica servirán para fijar el pensamiento del legislador y aclarar o armonizar disposici(nes legales oscuras o incongruentes. ... ) scivlIbídem, a. 7.° El Título III de la Constitución sobre
PAGE 13

1.3. ;. ^,s'~ R+: Y i Título preliminar, Cap. 2.° 14 .............................. r ~ ... ............ .. gatoria, y serán aplicados mientras no sean contrarios a la Constitución, a las leyes ni a doctrina legal más probable. -Const., 120, ord. 2.° * * L. 153 de 1887, a. 13. La costumbre siendo general y conforme con la moral cristiana, constituye derecho, a falta de legislación positiva. -80.-C. Co., 2.° a 4.-C. J., 739. ¿l *** Ibídem, a. 14.Una ley derogada no revivirá por solas las referencias que a ella se hagan, ni por haber sido ab'lida la ley que la derogó. Una disposición derogada sólo recobrará su fuerza en la forma en que aparezca reproducida en una ley nueva.-L. 153 de 1887, 3.0 * * C. P. y Al., a. 45. Los yerros caligráhcos o tipograticos en las citas o referencias de unas leyes a otras no perjudicarán, y deberán ser rectificados por los respectivos funcionarios, cuando no quede duda en cuanto a la voluntad del legislador. *, L. 153 de 1887, a. 15. [odas las leyes españolas están abolidas. 2683. *, Ibídem, a. 16. La legislación canónica es independiente de la civil, y no forma parte de ésta; pero será solemnemente respetada por las autcridades de la Repúhlica.-L. 35 de _888, 3° e*, Ibídem, a. 17. Las meras expectativas no constituyen derecho contra la ley nueva que las anule o cercene.-Const., 31. * Ibídem, a. 18. Las leves que por motivos de moralidad, salubridad o utilidad pública restrinjan derechos amparados por la ley anterior, tienen efecto general inmediato. Si la ley determinare expropiaciones, su cumplimiento requiere previa indemnización, que se hará con arreglo a las leyes preexistentes. Si la ley estableciere nuevas condiciones para el ejercicio de una industria, s° concederá a los interesados el término que la ley señale, y si no lo señala, el de seis meses.-Const., 31-A. L. n. 3 de i918-LL. 56 y 119 de 189oL. 104 de 1892, 16 a 24. ** Ibídem, a. 19. Las leyes que establecen para la administración de un estado civil condiciones distintas de las que exigía una ley anterior, tienen fuerza obligatoria desde la fecha en que empiece a regir. personas, adquirido conforme ,** Ibídem, a 20. El estado civil de las a la ley vigente en la fecha de su constitución, subsistirá aunque aquella ley fuere abolida; pero los derechos y obligaciones anexos al mismo estado, las consiguientes relaciones recíprocas de autoridad o dependencia entre los cónyuges, entre los padres e hijos, entre guardadores y pupilos y los derechos de usufructo y administración de bienes ajenos, se regirán por la ley nueva. sin perjuicio de que los actos y contratos válidamente celebrados bajo el imperio de la ley anterior tengan cumplido efecto.-23. e * Ibídem, a. 21. El celebrado desde época de un hecho sancionado ¡natrimonio podrá, por ley posterior, declararse pretérita, y válido en sus efectos civiles, a partir por la costumbre religiosa y general del país, en cuanto este beneficio retroactivo no vulnere derechos adquiridos bajo el imperio de la anterior legislación.-L. 5o-L. 30 de 1888, 31. 57 de [887, 12, 19-L. 153 de 1887, * Ibídem, a. 22. Las pruebas del estado civil pretérita por la ley posterior, se subordinarán al legitimado desde época mismo principio que se aquel estado.-L. 57 cíe a determinante de la legitimidad de reconoce como 1887, 22-L. 153 de 1887, 79. *, Ibídem, a. 23. La capacidad de la mujer para administrar sus bienes se regirá inmediatamente por la ley posterior. Pero si ésta restringe dicha capacidad, no se hará efectiva la restricción sino cumplido el termino de un año, salvo que la ley misma disponga otra cosa-181., ss.

PAGE 14

i De la ley 15 . ...... ...... ...... ... ..r.......... .............."...,.",..,.,.....,..."..",.".... ....................... .. ........... ......... ......~ 4* L. 153 de 1887, a. 24. Los hijos declarados legitimos bajo el imperio de una ley, no perderán su carácter por virtud de ley posterior. *, Ibídem, a. 25. Los derechos de los hijos ilegitimos o naturales se sujetan a la ley posterior en cuanto su aplicación no perjudique a la su1 cesion legitima.-52-L. 95 de 1890. 7.° * Ib¡dem, a. 26. El que bajo el imperio de una ley tenga la administración de bienes ajenos, o el que ejerza válidamente el cargo de guardador, c nservará el título que adquirió antes, aunque una ley nueva exija, para su adquisición, nuevas condiciones; pero el ejercicio de funciones, remuneración que corresponde al guardador, incapacidad y excusas supervinientes, se regirán por la ley nueva. e*, Ibídem, a. 27. La existencia de los derechas de las personas jurídicas están sujetos a las reglas establecidas en los articules 19 y 20, respecto al estado civil de las personas. -L. too de 1888, 1.° a 4.<. f* Ibídem, a. 28. Todo derecho real adquirid) bajo una ley y en contormidad con ella, subsiste bajo el imperio de otra; pero en cuant9 a su ejercicio y cirgas, y en lo tocante a su extinción, prevalecerán las disposicioues de la nueva ley.-665. , Ibidem, a. 29. La posesión, constituida bajo una ley anterior, no se retiene, pierde o recupera bajo el imperio de una ley posterior, sino por los medios o con los requisitos señalados en la nueva ley.-762, s. **. Ibídem, a. 30. Los derechos deferidos baje una condición que, atendidas las disposiciones de una ley posterior, debe reputarse fallida si no se realiza dentro de cierto plazo, subsistirán bajo el imperio de la ley nueva y por el tiempo que señalare la precedente, a menos que este tiempo. en la parte de su extensión que corriere después de la expedición de la ley nueva, exceda del plazo íntegro que ésta señala, pues en tal caso, si dentro del plazo así contado no se cumpliere la condición, se mirará como fallida. 19 ,l bidem, a. 31. Siempre que una nueva ley prohiba la constitución cle varas usufructos sucesivos, y expirado el primero antes de que ella empiece a regir, hubiere empezado a disfrutar la cosa alguno de los usufructuarios subsiguientes, continuará éste disfrutándola bajo el imperio de la nueva ley por todo el tiempo a que le autorizare su tituio; pero caducará el derecho de usufructuarios posteriores, si los hubiere. La misma regla se ap!icará a los derechos de uso y habitación sucesivos y a los fideicomisos.-828. **, Ibídem, a. 32. Las servidumbres naturales y voluntarias constituídas validamente bajo el imperio de una antigua ley, se sujetarán en su ejercicio y conservación a las reglas que establecieren leyes nuevas.-89r, s., 937, «. e * Ibídem, a. 33. Cualquiera tendrá derecho a aprovecharse de las servidumbres naturales que autorizare a imponer una nueva ley; pero para hacerlo tendrá que abonar al dueño del predio sirviente los perjuicios que la constitución de la servidumbre le irrogare, renunciando éste por su parte las utilidades que de la reciprocidad de la servidumbre pudieran resultarle; pero podrá recobrar su derecho a tales utilidades siempre que pague la indemnización antedicha.-89í, s. e94 Ibídem, a. 34. Las solemnidades externas de los testamentos se regirán p(r la ley coetánea a su otorgamiento; pero las disposiciones contenidas en ellas estarán subordinadas a la ley vigente en la época en que fallezca el testador. En consecuencia, prevalecerán sobre las leyes anteriores a la muerte del testador las que al tiempo en que murió regulaban la incapacidad o 4:-'

PAGE 15

ý4e1:' ýýým z3;ýá -j Titulo preliminar, Cap. 2.° 16 indignidad de los herederos o asignatarios, las legítimas, mejoras, porción conyugal y desheredaciones.--o20, s., 1055, SS., [23), ss., 1239. ss., 1265. ss.-L. 153 de 1887, 84. t* L. 153 de 1887, a. 35. Si el testamento contuviere clisposiciones que según la ley bajo la cual se otorgó no debían llevarse a efecto, lo tendrán, sin embargo, siempre que ellas no se hallen en oposición con la ley vigente al tiempo ríe morir el testador. ,*, Ibídem, a. 36. En las sucesiones forzosas o intestadas el derecho de representación de los llamados a ellas se regirá por la ley bajo la cual se hubiere verificado su apertura. Pero si la sucesión se abre bajo el imperio de una ley, y en testamento de otra se hubiere llamado voluntariamente a otorgado bajo el imperio faltando el asignatario directo, haya de suceindeterminada persona que, der en todo o parte de la herencia por derecho propio o de representación, se determinará esta persona ponc las reglas a que estaba sujeto aquel derecho según la ley bajo la cual se otorgó el testamento. -¡041. En la adjudicación y partición de una herencia o le* Ibidem, a. 37. las reglas que regían al tiempo de su delación. gado se observarán 1013. ý Ibídem, a. 38. En todo contrato se entenderán incorporadas las leyes vigentes al tiempo de su celebración. Exceptúanse de esta disposición : I.0 Las leyes concernientes al modo de reclamar en juicio los derechos que resultaren del contrato; y 2.° Las que señalan penas para el caso de infracción de lo estipulado; la cual infracción será castigada con arreglo a la ley bajo la cual se hubiere cometido. * lbidem, a. 39. Los actos o contratos válidamente celebrados bajo el imperio de una ley podrán probarse bajo el imperio de otra por los medios que aquélla establecía para su justificación; pero la forma en que debe rendirse la prueba estará subordinada a la ley vigente al tiempo en que se rindiere.-21. ,* Ibídem, a. 40. Las leyes concernientes a la sustanciación y ritualidad de los juicios prevalecen sobre las anteriores desde el momento en que deben empezar a regir. Pero los términos que hubieren empezado a correr, y las actuaciones y diligencias que ya estuvieren iniciadas, se regirán por la ley vigente al tiempo de su iniciación. * ¶ Ibdem, a. 41, La prescripción iniciada bajo el imperio de una ley, y que no se hubiere completado aún al tiempo de promulgarse otra que la modifinque, podrá ser regida por la primera o la segunda, a voluntad del prescribiente; pero eligiéndose la última, la prescripción no empezará a contarse sino desde la fecha en que la ley nueva hubiere empezado a regir.-2512, s. * lbídem, a. 42. Lo que una ley posterior declara absolutamente imprescriptible, no podrá ganarse por tiempo bajo el imperio de ella, aunque el prescribiente hubiere principiado a poseerla conforme a tina ley anterior que autorizaba la prescripción.-2579. ,% Ibidem, a. 43. La ley preexistente prefiere a la ley ex-pos-facto en materia penal. Nadie podrá ser juzgado o penado sino por ley que haya sido promulgada antes del hecho que da lugar al juicio. Esta regla sólo se refiere a las leyes que definen y castigan los delitos, pero no a aquellas que establecen los tribunales y determinan el procedimiento, las cuales se aplicarán con arreglo al artículo 4o-Const., 28. *' Ibídem, a. 44. En materia penal la ley favorable permisiva preji k

PAGE 16

Efecos de la ley 17 fiere en los juicios a la odiosa o restrictiva, aun cuando aquélla sea posterior al tiempo en que se cometió el delito. Esta regla favorece a los reos condenados que estén sufriendo su condena.-Const., 26-C. P., ¡a. ~* L. r5; de 1887, a. 45. La precedente disposición tiene las siguientes aplicaciones : La nueva ley que quita explícita o inplícitamente el carácter de delito a un hecho que antes lo tenía, envuelve indulto y rehabilitación. Si la ley nueva minora de tu modo fijo la pena que antes era también fija, se declarará la correspondiente rebaja de pena. Si la ley nueva reduce el máximum de la pena y aumenta el mínimum, se aplicará de las ríos leyes la que invoque el interesado. Si laley nueva disminnye la pena corporal y aumenta la pecuniaria, prevalecerá sobre la ley antigua. Los casos dudosons se resolverán por interpretación benigna. Å* Ibídem, a. 46. La providencia que hace cesar o rebaja, con arreglo a una nueva ley, la penalidad de los que sufren la condena será administrativa y no judicial.C. P., 107 a i14. .% Ibidc, a. 47. La facultad que los reos condenados hayan adquirido a obtener por derecho, y no comto gracia, rebaja de pena, conforme a la ley vigente en la época en que se dio la sentencia condenatoria, subsistirá bajo una nueva ley en cuanto a las condiciones morales que determinan el derecho y a Ia parte de la condena a que el derecho se refiere ; pero se regirán por la ley nueva en cuanto a las auto, idades que deban conceder la rebaja y a las formalidadesque han de observarse para pedirla. ¡, Ibíde, a. 48. Los jueces o magistrados que rehusaren juzgar pretextando silencio, osctridad i insuficiencia de la ley, incurrirán en responsabilidlad por denegación de justicia. 4% Ibiden, a. 49. Queda reformado en los términos de las precedentes clisposiciones el articulo 5.° de la Ley 57 de 1887, y derogado el 13 del Código Civil. CAPITULO 30 Efectos de la ley 11 y 12. Subrogados. * (C. P. y Al., aa. 52 a 56). *% C. P. y 5f., a. 52. La ley no obliga sino en virtud de su promulgación, y su observancia principia dos mees después de promulgada. La promulgación consiste en insertar laley en el periódico oficial, y se entiende consutnada en la fecha del número cu que termine la inserción. -Const.. 85, 86, 89. * Art. ri. La ley es obl igatoria y surte sus efectos desde el dia que en ella misma se designa, y en todo caso después de su promulgación. Art. r. La promulgación de la ley se liará insertándola en el Diario Oficial, y eniándola en esta forma a los Estados y a los Territorios. En la capital de la Unión se entenderá promulgada el dia mismo de la inserción de la ley en el periódico oficial; en los Estados y en los Territorios, tres dias en la capital y quince dias en los distritos y poblaciones de que se compongan, después recibo de dicho periódico por el del Presidentie o Gobernador del Estado, o por el Prefecto del Territorio respectivo; a uyo efecto estos funcionarios harán llevar por su Secretario un registro especial en que se anote el dia del recibo de cada número del Diario O/icial, dando aviso de ello por el inmediato correo a la Secretaria de lo Interior y Relaciones Exteriores. Código Civil o e .a-ra.--

PAGE 17

~wnrrrq~r-~~ u Título preliminar, Cap. 3.° 18 , C. P. y Al., a. 53. Se exceptú ui cle lo dispuesto en el artículo anterior los casos sigientes : 1.o Cuando la ley lije el día en que deba principiar a regir, o autorice al Gobierno para fijarlo, en cuyo caso principiará a regir la ley el da señalado. 2.° Cuando por causa de guerra u otra inevitable estén itterrumpicdas las comunicaciones ríe alguno o algunos municipios con la capital y suspendido el curso ordinario de lo. correos, en cuyo cas, los dos meses se cantarán desde que cese la incomunicación y se restablezcan los corr a's. r 5. t % Ibídem, a. 54. Ss procurará que las leyes se publiquen e inserten en el periocdico oficial dentro de h's diez dias de sancionaría% Cuando haya para el efecto un inconveniente insuperable, se insertarán a la mayor brevedad. a. .En cada municipio se publicarsn por bando las *" Ibídem, leyes, a medida que llegaren a conocimiento del alcalde, bien porque estén en el periódico oficial o porque se le comuniquen oficialmente. Este acto se anotará en un registro especial, y cada anotación se firmará por el alcalde y su secretario. La omisión (le esta formalidad hace responsables a los que incurran en ella, pero no obsta para la vigencia y observancia de la ley. '. Ibídem, a. 56. N podrá alegarse ignorancia de la ley para excusarse de cumplirla, después de que esté en observancia, según los artículos anteriores--.° 13. Derogado. * (L. 153 de 1887, a. 49). 14. Las leyes que se limitan a declarar el sentido de otras leyes, se entenderán incorporarlas en éstas ; pero no afectarán en manera alguna los efectos de las sentencias ejecutoriadas en el tiempo intermedio. 1 i_ *, C. P. y Al., a 58. Cuando una ley se limite a declarar el sentido de otra, se entenderá incorporada en ella para todos sus efectos ; pero no alterará lo que se haya dispuesto en decisiones ejecutoriadas antes de que éntre a regir. 15. Podrán renunciarse los derechos conferidos por las leyes, con tal que sólo miren al interés individual del renunciante, y que no esté prohibida la renuncia.-6.o, 199, 424, 426, 1522, 1526, 1673, 1773, 1950. 16. No podrán derogarse por convenios particulares las leyes en cuya observancia están interesados el orden y las buenas costumbres.-Ibídem. 17. Las sentencias judiciales no tienen fuerza obligatoria, sino respecto de las causas en que fueron pronunciadas. Es, por tanto, prohibido a los jueces proveer en los negocios cíe su competencia por vía de disposición general o reglamentaria..-26, 401, 1748-C. J., 846 a 858. 18. La ley es obligatoria tanto a los nacionales como a los extranjeros residentes en C>>lombia.-Const., to a 13-L. 145 de í888-DD. LL. 2 y 37 de 1go6-C. F., 42, 43. .** C. P. y M., a. 57. Las leyes obligan a todos los habitantes del país. inclusive los extranjeros, sean domiciliadios o transeúntes ; salvo respecto de éstos, los derechos concedidos por los tratados públicos.-Ibídem. 19. Los colombianos residentes o domiciliados en país extranjero permanecerán sujetos a las disposiciones de este Código y demás leyes nacionales que reglan los derechos y obligaciones civiles * La ley no tiene efecto retroactivo. No hay otra excepción a esta regla que la que admite el articulo 24 de la Constitución nacional, para el caso de que la ley posterior, en materia criminal, imponga menor pena.

PAGE 18

Interprelación de la ley 19 1.' En lo relativo al estado de las personas y su capacidad para efectuar ciertos actos que hayan dle tener efecto en alguno de los terrila torios administrados por el Gobierno general, o en asuntos de competencia de la Unión. 2.° En las obligaciones y derechos que nacen ríe las relaciones de familia, pero sólo respecto de sus cónyuges y parientes en los casos indicados en el inciso anterior.-IbíIdem. 20. Los bienes situados en los territorios, y aquellos que se encuen. tren en los Estados, en cuya pr piedad tenga interés o derecho la Nación, están sujetos a las disposiciones de este Código, aun cuando sus dueños sean extranjeras y residan fuéra de Colombia. Esta disposición se entenderá sin perjuicio de las estipulaciones contenidas en los contratos celebrados válidamente en país extraño. Pero los efectos de dichos contratos, para cumplirse en algún Territorio, o en los casos que afecten a los derechos e intereses de la Nación, se arreglaran a este Código y demás leyes civiles de la Unión.-¡biídem, 1012-C. Co., 191, 193, 202. 21. La forma de los instrumentos públicos se determina por la ley del país en que hayan sido otorgadlos. Su autenticidad se probará según las reglas establecidas en el Código Judicial de la Unión. La forma se refiere a las solemnidades externas, a (sic) la autenticidad, al hecho de haberse realmente otorgado y autorizado por las personas y de la inauera que en tales instrumentos se exprese.-1o84 a 1o86-C. J., 337, 711. 14o8-L. 124 de 189o, 13. 22. En los casos en que los códigos o las leyes de la Unión exigieren instrumentos públicos para pruebas que han de rendirse y producir efecto en asuntos de la competencia de la Unión, no valdrán las escrituras privadas, cualquiera que sea la fuerza de éstas en el pais en que hubieren sido otorgalas.-1760, 1772, 2292, 2577-C. Co., 405. 472, 551, 598. 23. El estado civil adquirido conforme a la ley vigente a la fecha de su constitución, subsistirá aunque esa ley pierda después su fuerza.-Const31-L. 153 de 1887, 19 y 20. 24. Derogado. * (L. 37 de 1887, a. 45). CAPITULO 4. Interpretación de la ley 25. La interpretación que se hace con autoridad para fijar el sentido de una ley oscura, de una manera general, sólo corresponde al legislador.-17. 26. Los jueces y los funcionarios públicas, eh la aplicación de las leyes a los casos particulares y en los neg.acios administrativos, las interpretan por Hia de doctrina, en busca de su verdadero sentido, así comt los particulares emplean su propio criterio para aconodar las determinacio. nes generales de la ley a sus hechos e intereses peculiares. * Los actos o contratos válidamente celebrados bajo el imperio de la ley de algún Estado, podrán probarse por los medios que dicha ley establece para la justifieación de ellos; pero la forma en que debe rendirse la prueba estará subordinada a lo que disponga el Código Judicial de la Unión; y la fuerza obligatoria de dichos actos y contratos, su validez y la prelación de los derechos que ellos confieran en los casos de sucesión o de concurso de acreedores en que sea interesada la Unión, o es los que ocurran en los Territorios, se resolverán aplicándose las leyes sustantivas de ésta.

PAGE 19

.1 Titula preliminar, Cap. 50° 20 fijan en los artículos siguientes deben servir para Las reglas que se 17, 26, 401, 1748-C. J., 846 a 858la interpretación ßor vía de doctrina. L. 153 de 1887, 1.° a 49 y 322. L. 57 de 1887, 5°no se desatenderá su tenor 27. Cuando el sentido de la ley sea claro, literal a pretexto de consultar su espiritu. Pero bien se puede, para interpretar una expresión oscura de la ley, recurrir a su intención o espíritu, claramente manifestado en ella misma o en la historia fidedigna de su establecimiento. 28. Las palabras de la ley se entenderán en su sentido natural y obvio, según el uso general de las mismas palabras ; pero cuando el legislador las haya definido expresamente para ciertas materias, se les dará en éstas su significado legal.-33 a 36.-L. 95 de 189o, ¡.°-C. Co., 9. 29. Las palabras técnicas de toda ciencia o arte se tomarán en el sen. tido que les den los que profesan la misma ciencia o arte, a menos que aparezca claramente que se han tornado en sentido diverso.-C. Ci.. 4.0 30. El contexto de la ley servirá para ilustrar el sentido de cada una de sus partes, de manera que haya entre todas ellas la debida correspondencia y armonía. Los pasajes oscuros de una ley pueden ser ilustrados por medio de otras leyes, particularmente si versan sobre el mismo asunto.-1618a 1624. 31. Lo favorable u odioso de una disposición no se tomará en cuenta para ampliar o restringir su interpretación. La extensión que deba darse a toda ley se determinará por su genuino sentido, y según las reglas de interpretación precedentes. 32. En los casos a que no pudieren aplicarse las reglas de interpretación anteriores, se interpretarán los pasajes oscuros o contradictorios del modo que más conforme parezca al espíritu general de la legislación y a la equidad natural.-161S a 1624. CAPITULO 5 Definición de varias palabras de uso frecuente en las leyes 33. Las palabras hombre, persona, niño, adullo, y otras semejantes que en su sentido general se aplican a individuos de la especie humana, sin distinción de sexo, se entenderán que comprenden ambos sexos, en las disposiciones de las leyes, a menos que por la naturaleza de la disposición o el contexto se limiten manifiestamente a uno solo. Por el contrario, las palabras mujer, niña, vitída. y otras semejantes, que designan el sexo femenino, no se aplicarán a otro sexo, a menos que expresamente se extienda la ley a él. 34. Llámase infante o niño, todo el que no ha cumplido siete años ; impúber, el varón que no ha cumplido catorce años y la mujer que no ha cumplido doce ; adullo, el que ha dejado de ser impúber ; íavor de edad, o simplemente mayor, el que ha cumplido veintiún años ; y menor de edad, o simplemente menor, el que no ha llegado a cumplirlos. Las expresiones maíor de edad o mayor, empleadas en las leyes, comprenden a los menores que han obtenido habilitación de edad, en todas las cosas y casos en que las leyes no hayan exceptíado expresamente a éstos.-345, 525, 585, 1329. 35. Parentesco de consanguidad es la relación o conexión que existe entre las personas que descienden de un mismo tronco o raíz, o que están unidas por los vínculos de la sangre, 11

PAGE 20

l W11~ Definiciones 21 36. Es parentesco de consanguinidad es legílimo o ilegítimo. 37. Los grados de consanguinidad entre dos personas se cuentan por el numero de generaciones. Así, el nieto está en segundo grado de consanguinidad con el abuelo, y dos primos hermanos en cuarto grado de consanguinidad entre sí. 38. Parentesco legítimo de consanguinidad es aquel en que todas las generaciones de que resulta han sido autorizadas por la ley ; como el que existe entre dos primos hermanos, hijos legítimos de dos hermanos, que han sido tambier: hijos legítimos del abuelo común. 39. La consan;uinidad ilegítima es aquella en que una o más do las generaciones de que resulta, no han sido autorizadas por la ley ; como entre cíos primos hermanos hijos legítimos de dos hermanos, uno de los cuales ha sido hijo ilegítimo del abuelo común. 40. La lega 'nidad confererida a los hijos por matrimonio posterior de los padres, p iduce los mismos efectos civiles que la legitimidad nativa. Así, dos prin.)s hermanos, hijos legíti~n s de dos hermanos que fueron legitimados por el matrimonio de sus padres, se hallan entre sí en el cuarto grado de consanguinidad transversal legítima.--45-L. 57 de 1887, .°-L. 153 de 1887, 132. 41. En el parentesco de consangninidad hay líneas y grados. Por línea se entiende la serie y orden de las personas que descienden de una raíz o tronco coniun. 42. La línea se divide en directa o recta y en colateral, tansversal u oblicua, y la recta se subdivide en descendientc y ascendiente. Línea recta o directa es la que forman las personas que descienden unas de otras, o que sólo comprende personas generantes y personas engendradas. 43. Cuando en la línea recta se cuenta bajando del tronco a los otros miembros, se llama descendiente, por ejemplo : padre, hijo, nieto, biznieto, tataranieto, etc.; y cuando se cuenta subiendo de uno de los miembros al tronco, se llama ascendiente, por ejemplo: hijo, padre, abuelo, bizabuelo, tatarabuelo, etc. 44. La línea colateral transversal u oblicua, es la que forman las personas que, aunque no procedan las unas de las otras, sí descienden de un tronco común, por ejemplo : hermano y hermana, hijos del mismo padre o madre ; sobrino y tío, que proceden del mismo tronco, el abuelo. 45. Por línea paterna se entiende la que abraza los parientes por parte de padre ; y por línea mualerna, la que comprende los parientes por parte de madre. 46. En la línea transversal se cuentan los grados por el número de generaciones desde el uno de los parientes hasta la raíz común, y desde éste hasta el otro pariente. Así, dos hermanos están en segundo grado ; el tio y el sobrino en tercero, etc. 47. Afinidad legítima es la que existe entre una persona que está o ha estado casada y los consanguines legítimos ríe su marido o mujer. La línea o grado de afinidad legítima de una persona con un consanguneo de su marido o mujer, se calilica por la línea o grado de consanguinidad legítima tie dicho marido o mujer con el dicho consanguíneo. Así, un varón está en primer grado de alnidad legítima en linea recta, con los hijos habidos por su mujer en anterior matrimonio ; y en segundo grado de afinidad legitima, en la línea transversal, con los hermanos legítimos de su mujer. 48. Es afinidad ilegílima la que existe entre una de las personas que no han contraído matrimonio y se han conocido aarnalmente, y los con-

PAGE 21

%7*. flt Titulo preliminar, Cap. 5"1 22 sangíneos legítimos o ilegítimos de la otra, o entre una de don personas que están o han estado casadas y los consanguíneos ilegítimos de la otra. ilegítima se califican 49. En la afinidad las líneas y grados de la mis. ma manera que en la afinidad legítima. 50. Parentesco civil es el que resalta de la adopción, mediante la cual la ley estima que el adoptante, su mujer y el adoptivo, se encuentran entre sí, respectivamente, en las relaciones de padre, de madre, de hijo Este parentesto no pasa de las respectivas personas.-269. 51. Derogado. * (L."57 de x887, a. 45). .* L. 57 de 1887, a. 6. Se llaman hijos legítimos los concebidos durante el matrimonio verdadero o putativo de sus padres, que produce efectos civiles, y los legitimados por el matrimonio cle los mismos, posterior a la concepción. Todos los demás son ilegítimos. -213 a 224, 236 a 249-L. 153 de 1887, 66 a 78. 52. Los hijos ilegítimos son naturales, o de dallado y punible ayuntamiento. o simplemente ilegítimos. Derogado. ** (Ibideur, a. 45). Se llaman de dañado y punible avuntamiento los adulterinos y los incestuosos. Es adulterino el concebido en adulterio ; esto es, entre dos personas de las cuales una, a lo menos, estaba casarla al tiempo de la concepción con otra ; salvo que dichas personas hayan contraído matrimonio putati vo que respecto de ellas produzca efectos civiles. Es incestuoso, para dichos efectos, el hijo habido entre dos personas que no pueden casarse por relaciones de parentesco natural o civil, y por las cuales sería nulo el matrimonio.-L. 57 de 1887, 7.°, 8.°-L. 153 de 1887, 54, ss.-L. 95 de 1890, 7.° ** L. 57 de 1887, a. 7.° Se llaman naturales los hijos habidos fuéra de matrimonio, de personas que podían casarse entre sí al tiempo de la concepción, cuyos hijos han obtenido el reconocimiento de su padre, madre o ambos, otorgado por escritura pública o por acto testamentario, o de conformidad ccn el artículo 368 del Código. No obstante lo dispuesto en el aparte que precede, se reputarán hijos naturales, respecto de la madre, y para todos los efectos civiles, los habidos por una mujer que podía casarse libremente al tiempo de la concepción.-L. i53 de 1887. 54 a 58.-L 95 de 1890, 7.° 53. Las denominacione; de legítimos, ilegítimos y naturales que se dan a los hijos, se aplican correlativamente a los padres. 54. Los hermano= pueden serlo por parte de padre y de madre, y se llaman entonces hermanos carnales; o sólo por parte de padre, y se lla man entonces herrrauos galernos; o sólo por parte de medre, y se llaman entonces hermanos mialernos o uterinos. 55. Son entre sí hermanos naturales 1os hijos naturales de un mismo padre o madre, y tendráin igual relación los hijos legítimos con los naturales del mismo padre o madre. 56. Se llama purariente alimentario, respecto del padre, al hijo ilegítimo, sea natural o espurio, reconocido por aquél para el solo efecto de i * Se llaman hijos legítimos los concebidos durante el matrimonio verdadero o putativo de sus padres, que produzca efectos civiles, y los legitimados por el matrimonio de los mismos, posterior a la concepción. * Se. llaman naturales a los hijos habidos fara de matrimonio de personas que podían casarse entre si al tiempo de la concepción, ecyos hijos han obtenido el reconocimiento de su padre o madre, o ambos, otorgado por escritura publica o ea 0,1 testamento. EVY fn Umt

PAGE 22

Definiciones 23 que pueda reclamar alimentos; y respecto
PAGE 23

a'¡-ín ~Mi*~LVUU 24 Tido preliminar, Cap. 5.1 El que debe administrar un negocio como un buen padre defamilia, es responsable de esta especie de culpa. Culpa o descuido levísimo es la falta de aquella esmerada diligencia que un hombre juicioso emplea en la administración de sus negocios importantes. Esta especie de culpa se opone a la síma diligcncía o cuidado. El dolo consiste en la intensión positiva de inferir injuria a la persona o propiedad de otro.-16o4, 64. Subrogado. * (L. 95 de 1890, a. 1.°) ,L. 95 de r89o, a. .° Se llamafuerza mayor o caso forluilo, el imprevisto a que ni es posible resistir, como un naufragio, un terremoto, el r apresamiento de enemigos, los autcs (sic) de autoridad ejercidos por un funcinnario público, etc.-6o4, inc. 2.0 Caución significa generalmente cualquiera obligación que se con65. trae para la seguridad de otra obligación propia o ajena. Son especies de caució la hasza, la hipoteca y la prenda.-2458. C6. Se dice presumirse el hecho que se deduce de ciertos antecedentes o circunstancias conocidas. i St estos antecedentes o circunstancias que dan motivo a la presunción son determinados por la ley, la presinción se llama legal. Se permitirá probar la no existencia del hecho que legalmente se pre sume, aunque sean ciertos los antecedentes o circunstancias de que lo infiere la ley, a menos que la ley misma rechace expresamente esta prueba, supuestos los antecedentes o circunstancias. Si una cosa, según la expresión de la ley, se prestuíe de derecho, se entiende que es inadmisible la prneba contraria, supuestos lbs antecedentes o circunstancias.-9a, 214, 762, 1768-C. J., 578 a 586, 597, 1072, 1705. *** U. P.y Al., a 59. Todos los plazos de días, meses o años, de que se haga mencion legal, se entenderá que terminan a la media noche del último dia del plazo. Por año y por mes se entienden los del calendario común; y por día el espacio de veinticuatro horas; pero en la ejecución de las penas se estará a lo que disponga la ley.penal.-C. P., 43, 44-C. J., 1494 67. Subrogado el primer inciso. ** (e. P. y N., a. 59). El primero y el último día de ¡n plazo de meses o años deberán tener un mismo número en los respectivos meses. El nlazo de un mes podrá ser, por consiguiente, de 28, 29 30 o 3t días, 0 366 dias, según los casos. y el plazo de un año de 365 Si el mes en que ha de principiar un plazo de meses o años constare de más días que el mes en que ha de terminar el plazo, y si el plazo corriere desde alguno de los dias en que el primero de dichos meses excede al segundo, el íltiíio dia del plazo será el último dia de este segundo mes. Se aplicarán estas reglas a las prescripciones, a las cailihcaciones de edad, y en general a cualesquiera plazos o términos prescritos en las leyes o en los actos de las autoridades nacionales, salvo que en las mismas leyes o actos se disponga expresamente otra cosa.-t 138, 1551, 1555-C. J, 515, 1494-C. Co., 771. * Se llamafuerza mayor o casofortuito el imprevisto o que no es posible resistir, como un naufragio, un terremoto, el apresamiento de enemigos, los actos de autoridad ejercidos por un funcionario público, etc. *0 Todos los plazos de días, meses o años de que se haga mención en las leyes o en los decretos del Presidente de la Unión, de los Tribunales o Juzgados, se entenderá que han de ser completos, y correrán, además, hasta la media noche del último dia del plazo.

PAGE 24

,y, ,. 1~ .1 Derogación de las leyes 25 68. Subrogado. " (C. P. y M., a. do). "** C. P.y Al., a. 60. Cuando se dice que un acto debe ejecutarse en o dentro de cierto plazo, se entenderá que vale si se ejecuta antes de la media noche en que termina el último día del plazo. Cuando se exige que haya transcurrido un espacio de tiempo para que nazcan o expiren ciertos derechos, se entenderá que estís derechos nacen o expirau a la me dia noche del día en que termine el respectivo espacio de tiempo. Si la computación se hace por horas, la expresión dentro de laulas horas. u otra semejante, designa un tienmpo que se extiende hasta el últi. mo minuto de la última hora inclusive; y la expresión después de laulas horas, u otra semejante, designa un tiempo que principia en el primer minuto de la hora que sigue a la última del plazo.-C. Co., 771, 772-C. J., 515, 1494. *,* Ib¡de +, a. 61. Cuando se dice que una cosa debe observarse desde tal dia, se enende que ha de observarse desde el momento siguiente a la media noche del dia anterior; y cuando se dice que debe observarse hasta tal día, se entiende que ha de observarse hasta la media noche del dicho dia.-C. Co., 772. 69. Las medidas de extensión, peso, las pesas y las monedas de que se haga mención en las leyes, en los decretos del Poder Ejecutivo y en las sentencias de la Corte Suprema y de los Juzgados nacionales, se entenderán siempre según las definiciones del Código administrativo y el Fiscal de la Unión.-C. F.. 127, 130. 70. Subrogado. ** (Ibídem, a. 62). ,*, Ibidern, a. 62. En los plazos de días que se señalen en las leyes y actos oficiales, se entienden suprimidos los feriados y de vacantes, a menos de expresarse lo contrario. Los de meses y años se computan según el calendario; pero si el último día fuere feriado o de vacante, se extenderá el plazo hasta el primer día hábil.-L. 105 de 1890, 64-L. ioo de 1892, 14-C. P. y M., 283, 29o-L. 128 de 1913, 16. CAPITULO 6.° Derogación de las leyes 71. La derogación de las leyes podrá ser expresa o tácita. Es capresa cuando la nueva ley dice expresamente que deroga la antigua. Es lácita cuando la nueva ley contiene disposiciones que no pueden conciliarse con las de la ley anterior. 1 La derogación de una ley puede ser total o parcial.-L. 153 de 1887, 30, 14-C. P. y M., 42, inc. final. 72. La derogación tácita deja vigente en las leyes anteriores, aunque versen sobre la misma materia, todo aquello que no pugna con las disposiciones de la nueva ley.-Ibídem. / * Cuando se dice que un acto debe ejecutarse en o dentro de cierto plazo, se entenderá que vale si se ejecuta antes de la media noche en que termina el último dia del plhzo; y cuando se exige que haya transcurrido un espacio de tiempo para que nazcan o expiren ciertos derechos, se entenderá que estos derechos no nacen o expiran, sino después de la media noche en que termine el último día de dicho espacio de tiem po. ** En los plazos que se señalaren en las leyes o en los decretos del Poder Ejecutivo o de los Tribunales o Juzgados se comprenderán los dias feriados; a menos que el plazo señalado sea de dias útiles expresándose así, pues en tal caso, y cuando el Código Judicial no disponga lo contrario, no se contarán los días feriados.

PAGE 25

N~,, ,~a¶T ~ 1 " LIBRO PRIP\ERO De las personas TITULO 1 De las personas en cuanto a su nacionalidad y domicilio CAPITULO r.° f División de las personas 73. Las personas son naturales o jurídicas. De la personalidad jurídica y de las reglas especiales relativas a ella se trata en el título inal de este libro. Const., r.}. 47, 49, 53-C. C., 633 a 652-L. 57 (le 1887, 24 a 27-L. 153 de 1887, 8o y 8r-L. roo
PAGE 26

Del />rincipio y fin de las Personas 27 81. El domicilio civil no se muda por el hecho de recidir el individuo larlo tiempo en otra parte, voluntaria o forzadamente, conservando su familia Y asiento principal de sus negocios en el domicilio anterior. Así, confinado por decreto judicial a un paraje determinado, o desterrado de la misma manera fnéra del territorio nacional, retendrá el domicilio anterior, mientras conserve en él su familia y el principal asiento de sus negocios. 82. Presúmese también el domicilio de la manifestación que se haga ante el respectivo prefecto o corregidor, del ánimo de avecindarse en un determinado distrito.-6. 83. Cuando ocurran en varias secciones territoriales, con respecto a un mismo individuo, circunstancias constitutivas de cmtonicilio civil, se entenderá que en todas ellas lo tiene; pero si se trata de cosas que dicen relación especial a una de dichas secciones exclusivamente, ella sola será para tales casos el domicilio civil del individuo.-L. 8 de tgr6, s9 84. La mera residencia hará las veces de domicilio civil respecto de las person.s que no tuvieren domicilio civil en otra parte. 85. Se podrá en un contrato establecer, de común acuerdo, un domicilio civil especial para los actos judiciales o extrajudiciales a que diere lugar el mismo contrato.-tmñ4 a 1647. 80. El domticilio de los establecimientos, corporaciones y asociaciones reconocidas por la ley, es el lugar donde está situada sit administración o dirección, salvo lo que dispusieren sus estatutos o leyes especiales. C. Co, 467, 470-L. 42 de 1898, i°-DD. LL. 2 y 37 de ign6. CAPITULO 3.° Del domicilio en cuanto depende de la condición o estado civil de la persona 87. La mjer casada sigue el domicilio del marido.-178. 88. El que vive bajo patria potestad sigue el domicilio paterno, y el que se halla bajo tutela o curaduría, el de su tutor o curador.L. 153 de 1887, 53. 89. El domicilio de una persona será también el de sus criados y dependientes que residan en la misma casa que ella; sin perjuicio
PAGE 27

r-r Lib. .°, 7z1. 2.', Caes. 2.' y 3.° 28 nacido, siempre que crea que de algún mod peligra.-225, 232, 573-C" P., 638 a 643. 92. De la época del nacimiento se colige la de la concepción, segun la regla siguiente : Se presume de derecho que la concepción ha precedido al nacimiento no menos que ciento ochenta días cabales, y no más que trescientos, con. la media noche en que principie el día del tados hacia atrás, desde naetmiento.-66, 214, 220, 234, 237. 93. Los derechos que se deferirían a la criatura que está en el vientre materno, si hubiese nacido y viviese, estarán suspensos basta que el nacimiento se efectúe. Y si el nacimiento constituye un principio de existencia, entrará el recién nacido en el goce de dichos derechos, como si hubiese existido al tiempo en que se deirieron. En el caso del inciso del artículo 90 pasarán estos derechos a otras personas, como si la criatura no hubiese existido jamás. CAPITULO 2.° Del fin de la existencia de las personas 94. Derogado. * (L. 57 de 1887, a. 45). termina con la a** L. 57 de 1887, a, 9.° La existencia de la personas muerte. 95. Si por haber perecido dos o más personas en un mismo acontecimiento, como un naufragio, incendio, ruina o batalla, o por otra causa cualquiera, no pudiere saberse el orden en que han ocurrido sus fallecimientos, se procederá en todos los casos como si dichas personas hubiesen perecido en un mismo mom.ento y ninguna de ellas hubiese sobrevivido a las otras.-iot5. CAPITULO 3.° De la presunción de muerte por desaparecimiento 96. Cuando una persona desaparezca del lugar de su domicilio, ignorándose su paradero, se mirará el desaparecimiento como mera ausencia, y la representarán y cuidarán de sus intereses sus apoderados o representantes legales.-66, 76 a 84, 433, 56t, 2142. 97. Si pasaren dos años sin haberse tenido noticia del ausente, se presumirá haber muerto éste, si además se llenan las condiciones siguientes : 1a La presunción de muerte debe declararse por el juez del último domicilio que el desaparecido haya tenido en el territorio de la nación, justificándose previamente que se ignora el paradero del desaparecido, que se han hecho las posibles diligencias para averiguarlo, y que desde la lecha de las últimas noticias que se tuvieron ríe su existencia, han transcurrido, a lo menos, dos años. 2.a La declaratoria de que habla el artículo anterior no podrá hacerse sin que preceda la citación del desaparecido, por medio de edictos publicados en el periódico oficial de la Nación, tres veces por lo menos, debiendo correr mas de cuatro meses entre cada dos citaciones. 3.' La declaración podrá ser provocada por cualquiera persona que 1 * La persona termina en la muerte natural.

PAGE 28

w~.' r r" w-. --Ir De la presunción de muerte por desaparecimiento 29 tenga interés en ella; pero no podrá hacerse sino después que hayan transcurrido cuatro meses, a lo menos, desde la última citación. 4.' Será oído, para proceder a la declaración y en todos los trámites judiciales posteriores, el defensor que se nombrará al ausente desde que se provoque tal declaración; y el juez, a petición del defensor, o de cualquiera persona que tenga interés en ello, o de oficio, podrá exigir, además de las pruebas que se le presentaren del desaparecimiento, si no las estimare satisfactorias, las otras, que según las circunstancias convengan. 5." Toctas las sentencias, tanto definitivas como interlocutorias, se pu blicarán en el periódico oficial. 6.' El juez lijará comr dia presuntivo de la muerte el último del primer bienio contado desde la fecha de las últimas noticias; y transcurridos dos uñes más desde la misma fecha, concederá la posesión provisoria de los bienes del desaparecido. 7.0 Con todo, si después que una persona recibió una herida grave en la guerra, o naufragó la embarcación en que navegaba, o le sobrevino otro peligro semejante, no se ha sabido más de ella, y han transcurrido desde entonces cuatro años y practicádose la justificación y citaciones prevenidas en los números precedentes, lijará el juez como día presuntivo de la muerte el de la acción de guerra, naufragio o peligro, o no siendo determinado ese día, adoptará un término medio entre el principio y el fin de la época, en que pudo ocurrir el suceso; y concederá inmediatamente la posesión definitiva de los bienes del desaparecido.-66, 76, ss., 561 a 568. 98. El juez concederá la posesión definitiva en lugar de la proviso. ria, si cumplidos dos años desde el día presuntivo de la muerte, se probare que han transcurrido setenta desde el nacimiento del desaparecido. Podrá asimismo concederla transcurridos que sean quince años desde la fecha de las últimas noticias, cualquiera que fuese, a la expiración de este término, la edad del desaparecido, si viviese. 99. En virtud del decreto de posesión provisoria, quedará disuelta la sociedad conyugal, si la hubiere, con el desaparecido; se procederá a la apertura y publicación del testamento, si el desaparecido hubiere dejado alguno; y se dará la posesión provisoria a los herederos presuntivos. No presentándose herederos se procederá en conformidad a lo prevenido para igual caso en el Libro 3.0, Título 7.0, De la apertura de la suceción-182o. 100. Se entienden por herederos presuntivos del desaparecido los testamentarios o legítimos que lo eran a la fecha de la muerte presunta. El patrimonio en que se presume que suceden, comprenderá los bienes, derechos y acciones del desaparecido, cuales eran a la fecha de la muerte presunta.-66, long, 1012, 1037, ss., 113, ss. 101. Los poseedores provisorios formarán ante todo un inventario solemue de los bienes, o revisarán y rectificarán con la misma solemnidad el inventario que exista.-471 a 478, 575. 102. Lis poseedores provisorios representarán a la sucesión en las acciomes y defensas contra terceros.578. 103. Los poseed res provisorios podrán desde luégo vender una parte de los muebles o todos ellos, si el juez lo creyere conveniente, oído el defensor de ausentes. Los bienes raíces del desaparecido, no podrán enajenarse ni hipote-

PAGE 29

Lib. ¡.°, Ti'. 2.0, Cap. 3.° 30 carse antes de la posesión definitiva, sino por causa necesaria o de utilidad evidente, declarada por el juez con conocimiento de causa, y con audiencia del defensor. La venta cle cualquiera parte de los bienes del desaparecido se hará en pública subasta.-575 a 577-C. J., 1461, ss. 101. Cada uno de los poseedores provisorios prestará caución de conservación y restitución, y hará suyos los respectivos frutos e intereses. 65, 714. 717, 2376. 105. Si pasados cuatro años después de decretada la posesión provisoria, no se hubiere presentado el desaparecido, o no se tuvieren noti. cias que motivaren la distribución de sus bienes según las reglas generales, se decretará la posesión definitiva, y se cancelarán las cauciones. Derogado, ( (L. 57 de 1887, a. 45). Si no hubiere precedido posesión provisoria, por el decreto de posesión definitiva se abrirá la sucesión del desaparecido según las reglas generales.-1012. 45 a. io. En virtud de la posesióldefinitiva de que ,* L. 57 de 1887, í habla el articulo 105 del Código, cesan las restricciones impuestas por el articulo 103. 106. Decretada la posesión definitiva, los propietarios y los fideicomisarios de bienes usufructuad s poseídos fiduciariamente por el desaparecido, los legatarios, y en general todos aquellos que tengan derechos subordinados a la conrlición de muerte del desaparecido, podrán hacerlos valer camo en el caso de verdadera muerte.-314, ord. 4.0 107. El que reclama un derecho para cuya existencia se suponga que el desaparecido ha muerto en la fecha de la muerte presunta, no estará obligado a probar que el desaparecido ha muerto verdaderamente en esa fecha; y mientras no se presente prueba en contrario, podrá usar de su derecho en los términos de los artículos precedentes. Y, por el contrrio, todo el que reclame un derecho para cuya existencia se requiera que el desaparecido haya muerto, antes o después de esa fecha, estará obligado a probarlo; y sin esa prueba no podrá impedir que el derecho reclamado pase a otros, ni exigirles responsabilidad alguna.66-C. J., 578. 108. El decreto ríe posesión definitiva podrá rescindirse a favor del desaparecicí> si reapareciere, o de sus legitimarios habidos durante el desaparecimiento, o de su cónyuge, por matrimonio contraído en la misma época.-579. 109. En la rescisión del decreto de posesión definitiva se observarán las reglas que siguen: 13 El desaparecido podrá pedir la rescisión en cualquier tiempo que se presente, o que haga constar su existencia. 2.1 Las demás personas no podrán pedirla, sino dentro de los respectivos plazos de prescripción contados desde la fecha de la verdadera muerte. ¡s i4 i 3., Este beneficio aprovechará solamente a las persnas que por sentencia judicial lo obtuvieren. 40 En virtud de este beneficio se recobrarán los bienes en el estado en que se hallaren, subsistiendo las enajenaciones, las hipotecas y demás derechos reales. constituídos legalmente en ellos. * En virtud de la posesión definitiva, cesan las restituciones impuestas por el articulo rog. 11 L

PAGE 30

4 Del matrimonio 31 5.a Para toda restitución serán considerados los demandados como poseedores de buena fe, a menos de prueba contraria. 6.1 El hlber sabido y ocultado la verdadera mnerte del desparecido, o su existencia, constituye mala fe.-66, 769-C. J., 578. TITULO 3.° De los esponsales 110. ros esponsales o desposorios, o sea la promesa de matrimonio mutuamente aceptada, es un hecho privado que las leyes someten enteramente al honor y conciencia del individuo, y que no produce obligación alguna ante la ley civil. No se podrá alegar esta promesa ni para pedir que se lleve a efecto el matrimonio, ni para demandar indemnización de perjuicios.-1527, 2314-C. P., 724. 111. Tampoco podrá pedirse la multa que por parte de uno de los esposos se hubiere estipulado a favor del otro para el caso de no cumplirse lo prometido. Pero si hubiere pagado la multa, no podrá pedirse su devolución. Ibídein. 11?. Lo dicho no se opone a que se demande la restitución de las cosas donadas y entregadas bajo la condición de un matrimonio que no se ha efectuado.-t5o, 1844 y 1845. TITULO 4.' Del matrimonio 113 El matrimonio es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen con el fisn de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente (1). 111 Derogado. * (IL 57 de 1887, a. 45). *, L. 57 de 1887, a. 1r. Puede contraerse el matrimonio no sólo es. tando presentes ambos contrayentes sino también por apoderado especial constituído ante notario público por el varón, hallándose éste ausente, debiendo mencionarse en el poder la mujer con quien ha de verificarse el matrimonio. El poder es revocable, pero la revocación no surtirá efecto si no es notificada a la mujer contrayente antes de celebrar el matrimoni. 115. El contrato de ntrimonio se constituye y perfecciona por el libre y mutuo cosentimiento de los contrayentes, expresando ante el funcinario competente, en la forma y con las solemnidades y requisitos establecidos en este Código, y no producirá efectos civiles y políticos, si en su celebración se contraviniere a tales formas, solemnidades y requisitos.-126. 135 a 138-L. 57 de 1887. 16. 116. El varn mayor de veintiún años y la mujer mayor de dieciocho pueden contraer matrimonio libremente. 117. Los menores de la edad expresada no pueden contraer matrimonio sin el permiso expreso, por escrito, de sus padres legítimos o naturales. Si alguno de ellos hubiere muerto, o se hallare impedido para conce(lí Las disposiciones relativas a la validez del matrimonio católico se hallan incorporadas al fin de este titulo. * Este contrato puede celebrarse por apoderado legalmente constituido.

PAGE 31

Lib. i.°, Tít. 4.° 32 der este permiso, bastará el consentimiento del otro; y estando discordrs, prevalecerá en todo caso la voluntad del padre. En los mismos términos de este artículo, se necesita del consentimiento del padre y de la madre adoptantes para el matrimonio del hijo adoptivo, menor de veintiún años, o de la hija adoptiva menor de dieciocho. 140, 2. 310. 118. Se entenderá faltar el padre o la madre n otro ascendiente, no sólo por haber fallecido, sino por estar demente o fatuo; o por hallarse ausente del territorio nacional y no esperarse su pronto regreso; o par ignorarse el lugar de su residencia. 119. Se entenderá faltar asimismo el padre que ha sido privado de la patria potestad, y la madre que por su mala conducta ha sido inhabilitada para intervenir en la educación de sus hijos.-267, 310 y 311-L. 153 de 1887, 53. 120. A falta de los dichos padre, madre o ascendientes, será necesario al que no haya cumplido la edad, el consentimiento de su curador general, o en su defecto, el de un curador especial.-435, 583. 121. De las personas a quienes según este Código debe pedirse permiso para contraer matrimonio, sólo el curador que niega su consentimiento está obligado a expresar la causa. 122. Las razones que justifiquen el disenso del curador no podrán ser otras que éstas: 1.' La existencia de cualquier impedimento legal. 2.a El no haberse practicado algunas de las diligencias prescritas en el Título 8.0 De las segundas nupcias, en su caso. 3.' Grave peligro para la salud del menor a quien se niega la licencia o de la prole. 4.' Vida licenciosa, pasión inmoderada al juego, embriaguez habitual de la persona con quien el menor desea casarse. 5. Estar sufriendo esa persona la pena de reclusión. 6? No tener ninguno de los esposos medios actuales para el competente desempeño de las obligacioues del matrimonio. 123. No podrá procederse a la celebración del matrimonio sin el ascenso de la persona o personas cuyo consentimiento sea necesario, según los artículos precedentes, o sin que conste que el respectivo contrayente puede casarse libremente.-264. 124. El que no habiendo cumplido la edad, se casare sin el consenti. miento de un ascendiente, estando obligado a obtenerlo, podrá ser desheredado no sólo por aquél o aquéllos cuyo cnsentimiento le fue necesario, sino por todos los otros ascendientes. Si alguno de éstos muriere sin hacer testamento, no tendrá el descendiente más que la mitad de la porción de bienes que le hubiera correspondido en la sucesión del difunto.-1266 a 1268. 125. El ascendiente, sin cuyo necesario consentimiento se hubiere r a F casado el descendiente. podrá revocar por esta causa las donaciones que antes del matrimonio le hava hecho. El matrimonio contraido sin el necesario consentimiento de la persona de quien haya obligación de obtenerlo, nm priva del derecho de alimentos.-o36, 1194 y ss., 1268. 126. El matrimonio se celebrará ante el juez del distrito de la vecindad de la mujer, con la presencia y autorización de dos testigos hábiles, 1 previamente juramentados.-L. 57 de 1887, 12, 19-L. 153 de 1887, So-L. 30 de 1888, 34-L. 35 de 1888, 17-L. 95 de 1890, 2.° N 1

PAGE 32

e u Del matrimonio 33 127. No podrán ser testigos para presenciar y autorizar un matrimonio: 1.° Derogado. * (L. 8.' de 1922, a. .°) 2.° Los menores de dieciocho años. 3.° Los que se hallaren en interdicción por causa de demencia. ..° Todos los que actualmente se hallaren privados de la razón. 5.0 Los ciegos. 6.° Los sordos. 7.° Los mdos. 8.° Los condenados a la pena de recltuión por más de cuatro años, y en general los que por sentencia ejecutoriada estuvieren inhabilitados para ser testigos. 9.° Los extranjeros no domiciliados en la República. 1o. Las personas que no entiendan el idioma de los contrayentes. *** L. 8.' de 1922, a. .. Con los mismos requisitos y excepciones que los hombres, las mujeres pueden ser testigos en todos lis actos de la vida civil. 128. Los que quieran contraer matrimonio ocurrirán al juez compe. tente verbalmente o por escrito, manifestando su propósito. En este acto o en el nemiorial respectivo expresarán los nombres de sus padres o curadores, según el caso, y los de los testigos que deban declarar sobre las cualidades necesarias de los contrayentes para p derse unir en matrimonio, debiendo en todo caso dar a conocer el lugar de la vecindad cíe todas aquellas personas.-77, s-L. 35 de 1888, 17. 129. El juez procederá inmediatamente, cíe oicio, a practicar todas las di igencias necesarias para obtener el permiso de que trata el artículo 117 de este Códigi, si fuere el caso, y a recibir declaración a los testigos indicadas por los solicitantes. 130. El juez interrogará a los testigos, con las formalidades legiles, y los examinará sobre las cualidades requeridas en los contrayentes para unirse en matrimonio, a cuyo efecto les leerá el articulo i4n de este Código; los examinará también sobre los demás hechos que crea necesarios para ilustrar su juicio. En vista de est:i j.stiticaciones hará fijar nn edicto por quince días, en la puerta de su despacho, anunciando en él la solicitud que se le ha hecho, los nombres y apellidos de los contrayentes y el lugar de su nacimiento, para que dentro del término del edicto ocurra el que se crea con derecho a impedir el matrimonio, o para que se denuncien los imipedlimentos que existan entre los contrayentes, por el que tenga derecho a ello.-174, 175, 599-C. J., 632, SS. 131. Si los contrayentes con vecinos de distintos distritos parroquiales, o si alguno de ellos no tiene seis meses de residencia en el distrito en que se halla, el juez de la vecindad de la mujer requerirá al juez de la vecindad del varón para que lije el edicto de que habla el artícuil anterior, y concluído el término se le envie con nota de haber permanecido fijado quince días seguidos. Hasta que esto no se haya verinicado, no se procederá a practicar ninguna de las diligencias ulteriores.-76, ss. 1.32. Si hubiere oposición, y la causa de éta fuere capaz de impedir la celebración del matrimonio, el juez dispondrá que en el término siguiente, de ocho das, los interesados presenten las pruetas de la oposición; concluídos los cuales, señalará diía para la celebración del juicio, y citadas las partes, se resolverá la oposición dentro ute tres dias después de haberse practicado esta diligencia.-67. * Las mujeres. Código Civil 3 4. 1-1^:.

PAGE 33

r -~ ~w ~y~r -1 e • Lib. i.°, Tít. 4.° 34 133. Las resoluciones que se dicten en estos juicios son apelables inmediato superior, quien procederá en estos asuntos como para ante el cuantíia; y de la sentencia que se en las demandas ordinarias de mayor 11 pronuncie en segunda instancia, no queda otro recurso que el (le queja. L. 105 de iS9o, 151, ss. 134. Practicadas las diligencias indicadas en el articulo 130, y si no Í1 se procederá o si hacióndose se declara infundada, se hiciere opoSicion, ación del matrimonio, que será dentro a señalar cía y hora para la celebr 11 de los ocho días siguientes; esta resolución se hará saber inmediamente a los interesados.-67. 135. El matrimonio se celebrará presentándose los contrayentes en el despacho del juez, ante éste, su secretario y dos testigos. El juez explorará de los esposos si de su libre y espontánea voluntad se unen en matrimonio; les hará conocer la naturaleza del contrato y ios deberes recíprocos que van a contraer, instruyéndolos al efecto en las disposiciones de los artículos 152, 153, 170 y siguientes de este Código. En seguida se extenderá una acta de todo lo ocurrido, que firmarán los contrayentes, los testigos, el juez y su secretario; coi. lo cual se declarará perfeccionado el matrimonio. 136. Cuando alguno de los contrayentes o ambos estuvieren en inminente peligro de muerte, y no hubiere por esto tiempo de practicar las diligencias de que habla el artículo 130, podrá procederse a la celebración del matrimonio sin tales formalidades, siempre que los contrayentes justifiquen que no se hallan en ninguno de los casos del artículo 140. Pero si pasados cuarenta días, uo hubiere acontecido la muerte que se temía, el matrimonio no surtirá efectos, si no se revalida observándose las formalidades legales. 137. El acta contendrá, además, el lugar, el dia, mes y año de la celebración del matrimonio, los nombres y apellidos de los casados, los del juez, testigos y secretario. Registrada esta acta, se enviará inmediatamente al notario respectivo para que la protocolice y compuise una copia a los interesados'. Por estos actos no se cobrarán derechos.-364, s. 138. El consentimiento de los esposos debe pronunciarse en voz perceptible, sin equivocación, y por las mismas partes, o manifestarse por señales que no dejan duda. 139. Derogado. * (L. 57 de 1887, a. 45). * L. 57 de 1887, a. 12. Son válidos para todos los efectos civiles y politicos, los matrimonios que se celebren conforme al rito católico. *, bidem, a. 19. La disposición contenida en el artículo 12 tendrá efecto retroactivo. Los matrimonios católicos, celebrados en cualquier tiempo, surtirán tods los efectos civiles y poliico desde la promulgación de la presente ley. ...... ...... ...... ... ... ..... ... ... ...... ...... ...... ..(u Zl ta W f a*, L. 153 de 1887, a 50. Los matrimonios celebrados en la República en cualquier tiempo, conforme al rito católico, se reputan legítimos, y surten, desde que se administró el sacramento, los efectos civiles y políticos que la ley señala al matrimonio, en cuanto este beneficio no afecte derechos adquiridos por actos o contratos realizados por ambos cónyuges * El matrimonio que se celebre por apoderado, será válido siempre que se exprese con toda claridad el nombre de los esposos, y no se revoque el poder antes de efectuarse el matrimonio. 1. El notario por ante quien se extienda la revocación mencionará precisamente la hora en que tenga lugar el acto. (t) El segundo inciso tenía carácter transitorio. Véase en el Apéndice, infra. 0 i;

PAGE 34

De la nulidad del matrimonio y sus efectos 35 o por uno de ellos, con terceros, con arreglo a las leyes civiks que rigieron en el respectivo Estado o Territorio antes del i5 de abril de 1887. Queda asi explicado el articulo 19 de la Ley 57 de 1887 con arreglo al 21 de la presente. * L. 30 de 1888, a. 34. El matrimonio contraido conforme a los ritos de la religión católica anula ipso jure el matrimonio puramente civil, celebrarlo antes por los contrayentes con otra persona. *% L. 15 de 1888, a. 17. El matrimonio que deberán celebrar todos los que profesan la religión católica producirá efectos civiles respecto a las personas y bienes de los cónyuges y sus descendientes sólo cuando se celebre de conformidad con las disposiciones del Concilio de Trento. El acto de la celebración será presenciado por el funcionario que la ley determine con el sólo objeto de verificar la inscripción del matrimonio en el registro civil, a no ser que se trate de matrimonio in articulo moris, caso en el cual podrá prescindirse de esta formalidad si no fuere fácil llenarla y remplazarse por pruebas supletorias. Es de cargo de los contrayentes practicar las diligencias relativas a la intervención del funcionario civil para el registro, limitándose la acción del párroco a hacerles oportunamente presente la obligación que la ley civil les impone.-395, ss. (I). ,", L. 95 de 1890, a. 2.0 Para el efecto del artículo 17 del convenio con la Santa Sede, aprobado por la Ley 35 de 1888. señálase el notario público, en los lugares en que lo hubiere, y en los demás el secretario del Consejo Municipal, como el empleado que debe verificar la inscripción del matrimonio en el registro civil de que allí se trata. El G )bierno acordará con la autopríad eclesiástica la manera de llevar a efecto esta disposición (2). TITULO 5.° De la nulidad del matrimonio y sus efectos 140. El matrimonio (3) es nulo y sin efecto en los casos siguientes: r.° Cuando ha habido error acerca de las personas de ambos contrayentes o de la de uno de ellos.-15o8, 1512. 2.° Cuando se ha contraído entre un varón menor de catorce años, y una mujer menor de doce, o cuando cualquiera de los dos sea respectivamente menor de aquella edad. 34. 3.0 Cuando para celebrarlo haya faltado el consentimiento de alguno de los contrayentes o de ambos. La ley presume falta de consentimiento en los furiosos locos, mientras permanecieren en la locura y en los mentecatos a quienes se haya impuesto interdicción judicial para el manejo de sus bienes. Pero los sordomudos, si pueden expresar con claridad su consentimiento por signos manifiestos contraerán válidamente matrimonio.-66, 553, 560, 578. 1504-C. J. 4.0 Derogado. * (L. 57 de 1887, a. 45). 5.° Cuando se ha contraido por fuerza o miedo que sean suficientes para obligar a alguno a obrar sin libertad; bien sea que la fuerza (1) V. Resolución del Ministerio de Gobierno (D. O. 0. 17.005, de 26 de diciembre de 1g9g). (a) Este artículo se ha quedado escrito. (31 Se entiende el civil, según lo dispuesto en la L. 153 de 1887, a-i 3, que se incorpora en seguida, el cual subroga también a los ordinales 4., y o del presente. * Cuando no se ha celebrado ante el juez y los testigos competentes. 11 ~

PAGE 35

Lib. 1.°, TI. g.° 36 se cause por el que quiere contraer matrimonio o por otra person i. La fuerza o miedo no será causa de nulidid del matrimoni, si después de disipada la fuerza, se ratifica el matrimonio con palabras expresas o por la sola cohabitación de los consortes.-15o8, 1513 y 1514. 6.° Cuando no ha habido libertad en el consentimiento de la mujer, por haber sido ésta robada violentamente, a senos que consienta en él. estando fuéra del poder del raptor.-Ibídem. 7.0 Cuando se ta celebrado entre la mujer adúltera y su cómplice, siempre que antes de efectuarse el matrimonio se hubiere declarado, en juicio, probado el adulterio. -L. 57 de 1887, 15.-C. P., 712, 713. 8.° Cuando uno de los contrayentes ha matado o hecho matar al cónyuge con quien estaba unido en un matrimonio anterior L. 57 de 1887, 15-C. P., 593· 9.° Cuando los contrayentes están en la misma línea de ascendientes o descendientes o son hermanos.-L. 57 de 1887, 15. lo. Derogado. * (L. 57 de 1887, n" 45). 11. Cuando se ha contraído entre el padre adoptante y la hija adoptiva, o entre el hijo adoptivo y la madre adoptante, o la mujer que fue esposa del adoptante.-269, ss-L. 57 de ¡887, 15. ¡2. Cuando, respecto del hombreo de la mujer, o de ambos, estuviere subsistente el vínculo de un matrimonio anterior.-153. L.-57 de 1887. 15. 13 y 14 Derngados. " (L. 57 de 1887, a. 45). * , L. 57 de 1887, a 13. El matrimonio civil es nulo: 1.° Cuando no se ha celebrado ante el juez y los testigos competentes. -115, 126. 2.° Cuando se ha contraido por personas que están entre sí en el primer grado de la línea recta de afinidad legítima.-47.-L 30 de 1888 34. *, Ibídem, a. 14. Mientras que una mujer no hubiere cumplido dieciocho años, no será lícito al tutor o curador que haya administrado o administre sus bienes, casarse con ella sin que la cuenta de la administración haya sido aprobada por el juez con las formalidades legales. Igual prohibición habrá para el.matrimonio entre los descendientes del tutor o curador y el pupilo o pupila. En consecuencia, los jueces no autorizarán los matrimonios en que se contravenga a lo dispuesto en este artículo. El hombre que se case católicamente, mediando el impedimento expresado en este articulo, quedará privado de la administración de los bienes de la mnjer.-5o4, s. 621-C. J., 1448. * Cuando se ha contraido entre el padrastro y la entenada o el entenado y la madrastra. " Cuando se celebre entre una mujer menor de veintiún afios, aunque haya obtenido habilitación de edad. y el tutor o curador que haya administrado o administre los bienes de aquélla, siempre que la cuenta de la administración no haya sido aprobada por el juez; y Cuando se ha contraido entre los descendientes del tutor o curador de un menor y el respectivo pupilo o pupila; aunque el pupilo o pupila haya obtenido habilitacion de edad. El matrimonio celebrado en contravención a lo dispuesto en este inciso o en el anterior, sujetará al tutor o curador que lo haya contraído o permitido, a la pérdida de. toda remuneración que por su cargo le corresponda, sin perjuicio de las otras penas que las leyes le impongan. 1i

PAGE 36

ýe De la nulidad del uatrimonio y sus efectos 37 141. No habrá lugar a las disposiciones de los incisos 13 y 14 del artículo anterior, si el matrimonio es autorizarlo por el ascendiente o ascendientes cuyo consentimiento fuere necesario para contraerlo (1). 14¿. La nulidad a que se contrae el número 1.o del artículo 140 no podrá alegarse sino por el contrayente que haya padecido el error. No habrá lugar a la nulidad del matrimonio por error, si el que lo ha padecido hubiere continuado en la cohabitación después de haber conocido el error. 143. La nulidad a que se contrae el número 2.° del mismo artículo 14u, puede ser intentada por el padre o tutor del menor o menores; o por éstos cíen asistencia de un cuador para la litis; más si se intenta cuando hayan pasado tres meses después de haber llegado los menores a la pubertad, o cuando la mujer, aunque sea impúber, haya concebido, no habrá lugar a la nulidad del matrimonio. 144. La nulidad a que se contraen los números.° y 4.0 no podrá alegarse sino por los contrayentes o por sus padres o guardadores. 145. Las nulidades a que se contraen los números 5.° y 6.° no podrán declararse sino a petición de la persona a quien se hubiere inferido la fuerza, causado el miedo u obligado a consentir. No habrá lugar a nulidad por las causas expresadas en dichos incisos, si después de que los cónyuges quedaron en libertad han vivido juntos por el espacio de tres meses, sin reclamar. 146 y 147. Derogados. * (L. s7 de 1887, a 45). .% L. 57 de 1887, a. 15. Las nutidades a que se contraen los números 7.0, 8.0, 9.°, 11 y 12 del artículo 140 del Código y el número 2.° del artículo 13 de esta ley, no son subsanables, y el juez deberá declarar, aun de oficio, nulos los matrimonios que se hayan celebrado en contravención a aquellas disposiciones prohibitivas. *% Ibidem, a. 16. Fuéra de las causas de nulidad de matrimonios ci. viles enumeradas en el artículo 140 del Código y en el 13 de esta ley, no hay otras que invalidenel contrato matrimonial. Las demásfaltas que ensu celebración se coníetan, someterán a los culpables a las penas que el Código Penal establezca. -C. P., 439 a 450. 148. Anulado un matrimonio, cesan desde el mismo día entre los consortes separados todos los derechos y obligaciones recíprocas que resultan del contrato del uratrimonio; pero si hubo mala fe en algunos de los contrayentes, tendrá éste obligación de indemnizar al otro todos los perjuicios que le haya ocasionado, estimados con juramento.-225, 1846-L. 57 de 1887, 17. 149. Los hijos procreados en un matrimonio que se declara nulo son legítimos, quedan bajo la potestad del padre y serán alimentados y educados a expensas de él y de la madre, a cuyo efecto contribuirán (a ) Derogados los incisos citados, estimarnos que también lo está el articulo 141, pero lo conservamos en el texto, en defecto de una derogación expresa. Art. 146.Las demás nulidades de que habla el articulo r4s, son absolutas; el juez debe declararlas aun de oficio y no pueden sanearse por la ratificación de las partes ni por un lapso de tiempo raenor de veinte afos. Las nulidades de que tratan los incisos '3 y r4 no se declaran de oficio, y admiten ratificaciós del acto después de pasados cinco anos. La nulidad en el caso de bigamia no admite ratificación mientras subsista el vinculo anterior. Art. m47.Fuéra de las causas enumeradas en el artículo a, no hay otras invaliden el contrato matrimonial; las demás faltas que en su celebración se que cometan, sujetarán a los culpables a las penas que el Código Penalestablezca. s [k

PAGE 37

rr .I r-eqev~ .w-¿r-'~ 11 Lib. 1.%, rs. 6.° y 7.° 38 con la porción determinada de sus bienes que designe el juez; pero si el matrimonio se anuló por culpa de uno de los cónyuges, serán de cargo de éste los gastos de alimentos y educación de los hijos, si tuviere medios para ello, y de no, serán del que los tenga.-52, 205, 213, 225, ss-L. 57 de 1887, 6.1-L. 153 de 1887, 52-L. 30 de 1888,35. 150. Las donaciones y promesas que, por causa de mítrimonio, se hayan hecho por el otro cónyuge al que casó de buena fe, subsistirán, no obstante la declaración de la nulidad del matrimonio.-1846. 151. En la sentencia misma en que se declare la nulidad de un matrimonio se ordenará lo concerniente al enjuiciamiento y pronto castigo .Y y se determinarán con toda precisión los de los que resulten culpados, en los biecontribuir derechos que correspondan al cónyuge inocente y a sus hijos, nes del otro consorte, la cuota con que cada cónyuge debe para la educación y alimentos de los hijos, la restitución de los bienes traídos al matrirm-nio; y se decidirá sobre los demás incidentes que se hayan ventilado por las partes. .% L.57 de 1887, a. 17. La nulidad de los matrimonios católicos se 1t, rige por las leyes de la Iglesia, y de las demandas de esta especie corresponde conocer a la autoridad eclesiástica. Dictada sentencia firme de nulidad por el tribunal eclesiástico, surtirá todos los efectos civiles y políticos, previa inscripción en el correspondiente libro de registro de ins trumentos públicos. y, ** Ibídein, a. 18. Lo dispuesto en el articulo anterior sobre causas de nulidad se aplica igualmente a los juicios de divorcio. * L. 153 de 1887, a. 51. De los juicios de nulidad y de divorcio de matrimonios católicos celebrados en cualquier tiempo, conocerán, exclusivamente, los tribunales eclesiásticos, con arreglo a las leyes canónicas, y la sentencia lirme que recaiga producirá todos los efectos civiles con arreglo a lo dispueátu en la Lay 57, artículos 17 y 18. TITULO 6.° De la disolución del matrimonio 152. El matrimonio se disuelve por la muerte de uno de los cónyuges 182o. *s L. 3o de 1888, a. 34. El matrimonio contraído conforme a los. ritos de la religión católica, anula ipso jure el matrimonio puramente civil celebrado antes por los contrayentes con otra persona (1). 1 r I. TITULO 7.° K^ Del divorcio, sus causas y efectos PARÁGRA 1.° Del divorcio 153. El divorcio no disuelve el matrimonio, pero suspende la vida común de los casados-178. Vz ý i Aun -uanío el texto habla de que el matrimonio católico anula el civil, en realidad lo disuelve. r w i a

PAGE 38

e Del divorcio, sus causas y efectos 39 " PARAGRAFO 2. Cansas del divorcio 154. Son causas de divorcio: 1. El adulterio de la mujer. 2.'El amancebamiento del marido Li embriaguez habitual ríe uno de los cónyuges. 3 esposa y de la mujer de los deberes de 4.° El absoluto abandono en en el cumplimiento utí abanlito del marido madre, y el absol de los deberes de esposo y de padre. 5. Ls ultrajes, el trato cruel y los ¡taltratamientos de obra, si con ellos peligra la vida de los cónyiges o se hacen imposibles la paz y el sosiego domésticos.-L. 95 de 189n, 5.0 155. La demencia, la enfermedad contagiosa, y cualquiera otra desgracia semejante en alguní de los cónyuges no autoriza el divorcio, pero podrá el juez, con conocimiento de causa, y a instancia del otro cónyuge, suspender breve y sumariamente en cualquiera de dichos casos, la obligación de cohabitar, quedando sin embargo subsistentes las demás obligaciones conyugales para con el esposo desgraciado.-76 a 179. 16. El divorcio solo puede ser demandado por el cónyuge que no haya ilddo lugar a él. y en el juicio que se siga son partes únicamente los mismoscónyuges o sus paJres; pero se oirá siempre la voz del Ministerin público, p, r el interés de los hijos t por el de la mujer, a falta de sucesión.-L. 57 de 1887, i8-L. 153 de 1887, 51 157. Al admitirse la demanda (le divorcio, o antes si hubiere urgencia se adoptarán pr-visionalmente por el juez, y sólo mientras dure el juicio, las providencias siguientes: 1.Separar los cónyuges en todo caso. 2.3 Depositar la mujer en casa de sus padres o de sus parientes más irmediatos, y por falta o excusa de éstos, en la que determine el juez. 3.' Poner los hijos al cuidado de tno de los cónyuges, o de los dos, o de otra persona, observándose lo dispuesto en los artículos ióo y 161. 4.a Siilar la cantida-l con que el marido debe contribuír a la mujer para habitación, alimentos suyos y de los hijos que queden en su poder y para expensas ríe la litis; y 5. Decretar, en caso de que la mujer este embarazada, las precauciones necesarias, si el títarido lo solicitare, para evitar una suposición de parío, cbservánd-se Lo dispuesta en el capítulo 2.0, titulo ío, libro 1.0 de este Co ligo. -225, ss-L. 57 de 1887, 20-L. g5 de 18go, 4.° 1.58. Durante el juicio el sep uración, la a Iministración de los-bienes coiiunes a los cónyuges continuará a cargo del mariclo, con la obligación a que se contrae el incio 4.° del artículo anterior.-201. Subrogado. * (L. 9s de iS9o. a. 3.0). .* L 95 de 1890, a. 3.o Podrá el juez dictar, a petición ile la mujer, las medidas provisionales que estime csnvenicntes para que el marido, como administrador de los bienes de la mujer, no cause perjuici a ésta en dichos bienes, ni en It que le corresponda en los gananciales de la sociedad conyugal.-4u1, ss. 4 * Podrá el juez dictar, a petición de la mujer, las medidas provisorias que estime conducentes, para que el marido, como administrador de los bienes de la mujer, no cause perjuieio a ésta. -..

PAGE 39

Lib. i.í, Tít. 7.° 40 a. 4.o En las eausas le civorcio de matrimonio los jueces de circuito cíe la residencia de la .% L. 95 de 1890. catóhico corresponde a mujer o de la vecindad del marido, a prevención, ad ptar las providencias de que tratan lios articulos 157 y 158 del Código Civil. Para el cumplimicito de lo que aquí se dispone deberá presentarse al itoridad eclesiástica, en que conste juez un certificado de la respectiva a -C. ji 143. que ha sido admitida la demanda de divorcio. y deja sin no al juicio de divorcio, 159. La reconciliación pone termi pero los cónyuges deberán poefecto ulterior la ejecutoria dictada en él o del xerla en conocimiento del juez o tribunl que conozca del negocio, juez de la primera instancia, si el juicio estuviere fenecido.-167-L. 57 de 1887, 18 y 20. PARÁGRAFO 3." Efeclos del divorcio 1i 160. Ejecutoriada la sentencia en que se decreta el divorcio, los hijos menores de siete años y las mujeres, especialmente, quedarán en poder de la madre.-149. 161. Si el divorcio se hubiere decretado psr haberse comprobado alguna de las causas señaladas en los incisos y.° y 4.c del articulo 154, todís los hijos mayores de tres años, sin distinción de sexo, pasarán a poder del cónyuge inocente, siendo de cargo de ambos consortes los gastos para sus alimentos y educación, que serán regulados por el juez.-L. 95 de 189", 5-0 162. Los bienes de la mujer le serán restituídos y se le entregará su tý t conmo en el caso de disolución del matrimonio, sin parte de gananciales, a expresarse.--S2a, 1826 a 1830, perjuicio de las excepciones que van 1837. 163. Subrogado * (L. 8. de 1922. i. 5.°) .L. 8.' de 1922, a. 5.° Si la mujer hubiere dado causa al divorcio por adulterio, conservará su derecho a los gananciales; pero el marido tendrá la administración de los bienes de ella cuando haya habido sucesión en el matrimonio, excepto de aquellos que la mujer administre como cosa separada de bienes, de los de su uso personal y de los que adquiera a cualquier titulo después del divorcio. El usufructo de los bienes de la mujer divorciada pertenecerá a ésta, salvo la cuota parte con que debera concurrir para el sostenimiento de sus hijos legtimos, cuota parte que determinará el juez. El marido asegurará siempre a satisfacción del juez, el valor de los bienes que administre y del usufructo de dichos bienes que corresponda a la mujer civorciada. 164. El cónyuge inocente podrá revocar las dítnaciones que hubiere hecho al culpable.-1846. 165. La mujer divorciada administra con independencia del marido los bienes que ha sacado del poder de éste o que después del divorcio ha adquirido. -189, 204, 1810. a a fi t ' Si la mujer hubiere dado causa al divorcio por adulterio. perderá todo derecho a los gananciales, y el marido tendrá la administración y el usufructo de los bienes de ella, excepto aquellos que la mujer administre como cosa separada de bienes y los que adquiera a cualquier título después del divorcio. En este caso el marido asegurará siempre a satisfacción del juez, el valor de los bienes que administre. Esta administración no tendrá lugar cuando no haya habido sucesin en el matrimonio. '1 ~~~1

PAGE 40

-w31t: ii , W De las segundas nupcias ,11 166. El marido que ha dado causa al divorcio conserva la obligación de contribuír a la congrua y decente sustentación de su mujer divorciada, y el juez lijará la cantidad y fornia de la contribución, atendidas las circnnsta,"cias de ambos.-411, 413, 414. 167. Si los divorciados se reconciliaren, se restituirán las cosas, por lo tocante a la sociedad conyugal y a la administración de bienes, al estado que tenían antes del divorcio, como si éste no hubiera existido. Esta restitución se decretará por el juez, a petición de ambos cónyuges, y producirá los mismos efectos que el restablecimiento de la administración del marido, en el caso del a ticulo ato de este Código.-L. 57 de 1887, 2o. 168. Los efectos del divorcio en cuanto a los hijos legítimos de los divorciados se reglarán por las respectivas disposiciones contenidas en el libiO 1.°, titulo 12, De los derechos y obligaciones entre los padres y los hijos legítimos.-Ibídem. TITULO 8.° De las segundas nupcias 169. El varón viudo que teniendo hijos de precedente mitrimonio bajo su patria potestad, o bajo su tutela o curaduría, quisiere volver a casarse, deberá proceder al inventario solemne de los bienes que esté administrando y les pertenezcan como herederos de su mujer difunta o con cua!quier otro titulo. Para la confección de este inventario se dará a dichos hijos un curador especial -297, 435. 456, 457,471, 583-C. J., 1439. 170. H abrá lugar al nombramiento de curador aunque los hijos no tengan bienes propios de ninguna clase en poder del padre. Cuando así fuere, deberá el curador especial testificarlo. 171. La autoridad civil no permitirá el matrimonio del viudo que trata de volver a casarse, sin que se le presente certificado auténtico del nombramiento de curador especial para los objetos antedichos, o sin que preceda información sumaria de que el viudo no tiene hijos de precedente matrimonio, que estén bajo su patria potestad o bajo su tutela o curaduría.-13o-L. 57 de 1887, 5o-L. 35 de 1888, 17. 172. El viudo p~r cuya negligencia hubiere dejado de hacerse en tiempo oportuno el inveitario prevenido en el artícul, 169 perderá el derecho de suceder como legitimario o como heredero abintestato al hijo cuyos bienes ha administrado.-1o27, 1240-L. 153 de 1887, 85. 173. Cuando un maii tionio haya sido disuelto o declarado nulo, la mujer que está embarazada no podrá pasar a otras nupcias antes del parto, o (no habiendo señales de preñez) antes de cumplirse los doscientos setenta dias subsiguientes a la disolución o declaración de nulidad. Pero se podrá rebajar de este plazo todos los días que hayan precedido inmediatamente a dicha disolución o declaración, y en los cuales haya sido absolutamente imposible el acceso del marido a la mujer.-92, 225, 234, 235. 174. La autoridad civil no permitirá el malrimon o de la mujer sin que por parte de ésta se justihque tío estar comprendida en el impediment del articulo precedente.-í3o-.L. 57 de 1887, 12-L. 153 de 50-L. 35 de 1888, 17. 175. La viuda que teniendo hijos de precedente matrimonio 1887, que se hallen bajo su tutela o curaduria, tratare de volver a casarse, deberá sujetarse a lo prevenido en el articulo 599-1331-L. 153 de 1887, 53. 1 IVMS

PAGE 41

Lib. z.°, Tít. 9.°, Cap. 1.0 42 TITULO 90° Obligaciones y derechos entre los cónyuges CAPITULO 1.° f Reglas generales 176. Los cónyuges están obligados a guardarse fe, a-socorrerse y ayudarse mutuamente en todas las circunstancias de la vida. El marid debe protección a la mujer, y la mujer obadiencia al marido.-i6o a 168. 1805. 177. La poteslad iarial es el conjunto de derechos que las leyes conceden al marido sobre la persona y bienes de la mujer. 178. El marido tiene derecho para obligar a su mujer a vivir con él r, y seguirle a dondequiera que traslade su residencia. Cesa eÁte derecho cuando su ejecución acarrea peligro inminente a la vida de la mujer. La mujer, por su parte, tiene derecho a que cl marido la reciba en su casa.-153, 155, 157, 16o a 168. 179. El marido debe suministrar a la mujer lo necesario según sus facultades, y la mujer tendrá igual obligación respecto del marido, si éste careciere de bienes.-4i 1, 413, 414, 1796-C. J ; 1423, ss. 180. Por el hecho del uanrimonio se contrae sociedad de bienes en. tre los cónyuges, y toma el marido la administración de los de la mujer, según las reglas que se expondrán en el titulo 22, libro 4.° De las capilulaciones malrimoniales y de la soccudad conyugal. Los que se hayan casado fuéra de un Territorio, y pasaren a domiciliarse en él, se mirarán como separados de bienes, siempre que en coriformidad a las leyes, bajo cuyo imperio se casaron, no haya habido entre ellos sociedad de bienes.-76, ss., 197, ss., 1774-C. Co., 12 a i4-L. 57 de 1887, 2.°-L. 153 de 1887, 324. 181. Sin autorizaciún escrita del marido, no puede la mujer casada parecer en juicio, por sí, ni por procurador, sea demandando o defendiéndose. Pero no es necesaria la autorización del marido en causa crimjnal o de policía en que se proceda contra la mujer, ni en los litigios de la lmajer cuntra el marido, o del marido contra la mujer. El marido, sin embargo, será siempre obligado a suministrar a la mujer los auxilios que necesite para sus acciones o defensas judiciales.157, 1282, 1293, 1330, 2347-C. J., 309 a 312. 182. La mujer no puede, sin autorización del marido, celebrar contrato alguno, ni desistir de un contrato anterior, ni remitir una deuda, ni aceptar o repudiar una donación, herencia o legado, ni adquirir a titulo alguno oneroso o lucrativo, ni enajenar, hipotecar o empeñar.-191, 192, 242, 277, 784, 1282, 1293, 1307, 1504, 1747, 1807, 18o8-L. 153 de1887, 57. 1S3. La autorización del marido deberá ser otorgada por escrito, o interviendo él mismo, expresa y directamente, en el acto. No podrá presumirse la autorización del marido sino en los casos que la ley ha previsto.-192, 195-C. Co., 12 a 14. 184. La mujer nu necesita de la autorización del marido para dispo. 1 t. ti 111 ner de haya de obrar efectos después o suyo por acto testamentariu que de la unterte.-309, 1061. 1 iS ri -'Ii

PAGE 42

.vfl~----p Obligaciones y derechos entre los cónyuges 43 185 La autorización del marido puede ser general para todos los actos en que la mujer 1t necesite. o especial para una clase de negocios o para on negocio determinado.-í8o7. 186. El marido podrá revocar a su arbitrio, sin efecto retroactivo, la autrrie ición general o especial que haya concedido a la mujer. 187. El marido puede ratificar los actos para los cuales no haya autorizado a su mujer, y l ratificación podrá también ser general o especial. La ratificación podrá ser tácita, por hechos del marido que manitiesten inequivocamente su aquiescencia.-767, 2186. 188. La autorización del marida podra ser suplida por la del juez con conocimiento de casa, cuando el marido se la negare sin justo motivo y de ello se siga perjuicio a la mujer. Podrá asimismo ser suplida por el juez en caso de algún impedimento dei marido, como el de ausencia real o aparente, cuando de 11 demora se siguiere perjuicio. 1í9). Ni la mujer ni el marido, ni amb ,s juntos podran enajenar o hipotecar los bienes raíces de la mujer, sino en los casos y con las fornali. dades que se dirán en el título De la sociedad conyugal.-204, 749, 18o a í812-C. Co., r2 a 14-L. 100 de 1893, 48. 190. Si por impedimento de larga e indefinida duración, como el de interdicción, el de prolongada ausencia, o des aparecimiento, se suspende el ejercicio de la porestar4 mirital, se observará lo dispríesto en el capítulo 4.o rel título De la sociedad conyugal. 191. La autorización judicial representa la del marido y produce los mismos efectos, con la diferencia qre va a expresarse. La mujer que procede con autorización del marido, obliga al marido en sus bienes de la misma manera que si el acto fuera del marido; y obliga además sus bienes propios hasta concurrencia del beneficio particular que ella reportare del acto; y lo mismo será si la mujer ha sido autorizada judicialmente por impedivento accidental del marido en casos urgentes, an tal que haya podidlo presumirse el consentimiento de éste. Pero si la mujer ha sido autorizada por el juez contra la voluntad del marido, obligará solamente sus bienes propios; mas no obligará el haber social, ni los bienes del marido, sino hasta concurrencia del beneficio que la sociedad o el marido, hubieren reportado del acto. Además, si el juez autorizare a la mujer para aceptar una herencia, deberá ella aceptarla con beneficio de inventario; y sin este requisito obligará solamente sus propios bienes a las resultas de la aceptación. 206, 211, regla 4.', 1282, 1293, 13t4, 1307, 1807, 181ó-C. Co. 13. 192. Se p;esne li autorización del mari)> en la compra da cosas muebles que la mujer hace al contado. Se presume también la autorización del marido en las compras al liado, de objetos naturalmente destinados al consumo orditario de la familia. Pero no se presume en la compra al liado de gílas, joyas, muebles preciosos, aun de los naturalmente destinados al vestido y menaje, a menos de probarse que se han comprado o se han empleado en el uso de la mujer o de la familia, con conocimiento y sin reclamación del marido.-66, 195, 1807. 193. El marido menor de diez y ocho aios necesita de curador para la administración de la sociedad conyugal. -340, 432-C. Co., 12. 194. Las reglas de los artículos precedentes sufren excepciones o modificaciones por las causas siguientes: i.' El ejercitar la mujer una profesión, industria u oficio. 2.a La separación de bienes. riii "i

PAGE 43

r Lib. z.°, Tít. 9.°, Caps. 2.0 y 3.0 44 a CAPITULO 2.0 Excepciones relativas a la profesión u oficio de la mujer 11 195. Si la mujer casada ejerce públicanente una profesión 0 industria enalquiera (como la de directora de eslegio, maestra de escuela, actriz, obstetriz, posadera, nodriza), se presume la autorización general del marido para todos los act y contratos concernientes a su profesión o industria, mientras no intervenga reclamación o protesta de su marido, notificada de antemano al público, o especialmente al que contratare con la mujer.-6O, 212, 1776, 1817. 196. La mujer casarla mercadera está sujeta a las reglas especiales dictadas en el Código de Comercio.-C. Co, 12 a 14. ,' rY Nl CAPITULO 3.0 Excepciones relativas a la simple separación de bienes 19't Simple separación de bienes ela que se efectúa sin divorcio, en virtud de decreto judicial, o por disposición de la ley.-99, 539, 551, 1776-L. 57 de 1887. 14. 198. La mujer no podrá renunciar en las capitulaciones matrimoniales la facultad de pedir la separación de bienes a que le dan derecho las leyes.15, 16, 1773. 199. Para que la mujer menor pueda pedir separación de bienes, deberá ser autorizada por un curador especial.-435, 583. 200. El juez decretará la separación de bienes en el caso de insolvencia o administración fraudulenta del marido. Si los negocios del marido se hallan en mal estado, por consecuencia de especulaciones aventuradas, o de una administración errónea o descuidada, podrá oponerse a la separación, prestando fianzas o hipotecas que aseguren suficientemente los intereses de la mujer.-163, 209, 210, 539, 559, 2376. * L. 8.' de 1922, a. 2.° Son también causales de separación de bienes las que autorizan el divorcio por hechos imputables al marido de acuerdo con el articulo 154 del Código Civil, y la disipación y el juego habitual de que trata el articulo 534 del mismo Código. I II i¡ Jf 201. Demandada la separación de bienes, podrá el juez, a petición de la mujer, tomar las providencias que estime conducentes a la segnridad de los intereses de ésta mientras dure el juicio.-L. 95 de 1890, 3.° .'. L. 8.' de 1922, a. 3.° El juez competente dictará las medidas preventivas de que trata el artículo 201 del Código Civil, a petición de cualquiera de las personas que pueden demandar la separación de bienes, de plano, sis exigir prueba alguna y en eljérmino de veinticuatro (24) horas, ain antes de propuesta la demanda dicha de separación de bienes. En este último caso se propondrá, ante el mismo juez, la demanda de separación de bienes dentro de los diez (to) dias siguientes al en que se hayan cumplido las medidas preventivas decretadas por el juez. Si la demanda no se propusiere dentro del término indicado de diez (o) tiías, ij por este solo hecho caducarn las medirlas preventivas. 202. En el juicio de separación de bienes por el mal estado de los 1r negocios del marido, la confesión de éste noaace C. J. 555, sS. prueba.-1795, 2505203. Decretada la separación de bienes, se entregarán a la mujer los suyos, y en cuanto a la división de los gananciales se seguirán las mismas reglas que en el caso de la disolución del matrimonio. u

PAGE 44

rv'* ~ rr*rr w Excepciones relativas a la simple separación de bienes 45 La rftj r no tendrá desde entonces parte alguna en los gananciales que provengan de la administración del marido; y el marido a su vez no teí it parte alguna i los g.mcial ; que provengan de la administraciíii (le la iijer.162, 1809, 182o a 1836. 201L La mujer separada de bienes no necesita de la autorización del marido p.¡ra los actis y contrato; relativos a la administración y goce de lo qre separadamente administra. rimpoc neceýiti de la astorización del marido para enajenar, a cualquier titulo, lo; bienes muebles que separadmenste administra. Pero necesita de esta autorización, o la del juez en subsidio, para es. tar en jicio, ¡o m e; c Sos concernientes a su administración separada, salvo i los ctss excepcionales del artículo 181.-165, 182, 184, 188, 208, 439, 539. 21i5. En el estado de separación, ambos cónyiges deben proveer a las necsidades de la familia comán a proporción de sus facultades. El juez, en caso necesario, reglará la contribvción.-161, 257, 411, 414. 206. Los acreedores de la mujer separada de bienes por actos o contratos que legítimamente han podido celebrarse por ella, tendrán acción sobre los bienes de la mujer. El marido no será responsable con sus bienes, sino cuando hubiere accedido crnío Nadir, o de otro molo, a lis obligaciones contraidas por la mujer. Será asimism> respossab e, a prorrata del beneticio que hubiere reportado de las obligaciones c rtraidas por la mujer; comprend iendo en este beneficio el de la failia e unós, en la parte en que de derecho haya él debido proveer a las necesidades de ésta. La simple autorización no le constituye responsable. 207. Si la mujer separada de bienes confiere al o rida la administración de alguna parte de lo; suyo;, será obligid el marido a la mujer como simple mandatario. -2142 a 2192. 205. A la mujer separada ríe bienes se dará curador para la administración ríe los suyos, en todos los casas en que siendo soltera necesitataría de curador para administrarlos. Ni cesará por esta curaduría el derecho concedi o al marido en el artículo 204.-432, 439. 201. La sepiración de bienes, pronunciada jrílicial mente por el mal estado de los nregcios del marida, podrá terminar por decreto de juez, a petición de amb >s cónyuges; y sin este requisito coítinuará legalmenz la separación. 210. Fl restablecimiento legal ce la ad ninistración del m irido restituya lis cosas al estado anterior, c ni si la separación de sinaes rs hbiese existid). Pero saldrán todos lís actos e jecutados legí:imamente por la mujer, durante la separación de bienes, como si los hubiese autorizado la justicia. El marido, para poner a cubierto su responsabilidíd, hará constar por inventario solemne Irs bienes de la mujer que entren de nuevo bajo su administración.-167 ¡91, 471. 211. Si a la mujer casada se hiciere una donación, o se dejare una herencia o legado con la condición precisa de qne en las cosas donadas, heredadas o legadas no tenga la adm¡inisración el marido, y si dicha donación, herencia o legado fuere aceptado por la mujer con la autorización del marido o del juez en subsidio, se observarán las reglas signientes: 1.3 El marido exigirá que la herencia se acepte con benelicio de inventario, so pena de constituirse responsable en sus bienes a las resultas de la aceptación. a~Á&. -

PAGE 45

~7 4 Lib. ¡.°, Tít. ro, Cap. .° i 46 2. Con respecto a las cosas donadas, heredadas o legadas, se observarán las disposiciones de los artículos 204 a 207. 3.Los contratos de la mujer en que no aparezca la autorización del marido, y que hayan podido celebrarse por ella sin esta autorización, la obligarán en los bienes que separadamente administra. 4.3 Los contratos autorizarlos por el marido, o por el juez en subsidio, se sujetarán a lo dispuesto en el artículo igí. 5.3 Serán exclusivamente de la mujer los frutos de las cosas que administra y todo lo que con ellos adquiera.-s9s, 1304, 1307, 1809. 212. Si en las capitulaciones matrimoniales se hubiere estipulado que la mujer administre separadamente alguna parte de sus bienes, se aplicarán a esta separación parcial las reglas del artículo precedente.-1776. n. TITULO 10 De los hijos legítimos concebidos en matrimonio CAPITULO L. 1:1 rs lA lis. Reglas generales 213. El hijo concebido durante el matrimonio de sus padres es hijo legítim.-149, 236 a 239, 245, 246-L. 57 de 1887, 6.°-L. 153 de 1887, 52. ** L. 3o de 1888, a. 35. Para los efectos meramente civiles, la ley reconoce la legitimidad de los hijos concebidos antes de que se anule un matrimonio civil a virtud de lo dispuesto en el artículo anterior (1). .L. 57 de 1887, a 20. No se reputará hijo del marido el conceII bido durante el divorcio o la separación legal de los cónyuges, a menos de probarse que el marido, por actos positivos le reconoció como suyo, o que durante el divorcio hubo reconciliación privada entre los cónyuges. 214. El hijo que nace después de expirados los ciento ochenta días subsiguientes al matrimonio, se reputa concebido en él y tiene por padre al marido. El marido, con todo, podrá no reconocer al hijo como suyo, si prueba que durante todo el tiempo que, según el artículo 92, pudiera presumirse la concepción, estuvo en absoluta imposibilidad física de tener acceso a la mujer.-230, 237. iIf !I .% L. 95 de 1890, a. 6.o En cualquier tiempo podrá el marido reclamar contra la legitirmidad del hijo concebido por su mujer durante el matrimoni,,, cuando el nacimiento se haya verificado después del décimo mes siguiente al día en que la mujer abandonó definitivamente el hogar conyugal, en tanto que el marido no la haya recibido nuevamente en él. Este derecho no podrá ejercitarse sino por el marido mismo.-g2. 215. El adulterio de la mujer, aun cometido durante la época en que pudo efetuarse la concepción, no autoriza por sí solo al marido para no reconocer al hijo como suyo. Pero probado el adulterio en esa época, se le adritirá la prueba de cualesquiera otros hechos conducentes a justificar que él no es el padre.--ga, 225 a 231. 216. Mientras viva el marido, nadie podrá reclamar contra la legitimidad del hijo concebido durante el matrimonio, sino el marido mismo. -335 a 338. 217. Toda reclamación del marido contra la legitimidad del hijo concebido por su mujer durante el matrimonio, deberá hacerse dentro (r) El 34 de la Ley 3s de 1888, incorporado en el título 4,° de este Libro, pág. 35, supra. II 1' 1li

PAGE 46

a. De los hijos legítimos concebidos en matrimonio 47 de los sesenta días contados desde aquel en que tuvo conocimiento del parto. La residencia del marido en el lugar del nacimiento del hijo hará pre sumir que lo supo inmediatamente, a menos de probarse que por parte de la mujer ha habido ocultación del parto.-225 a 231, 237. ,,",L. 95 de 1890, a. 5.0 En caso de divorcio declarado por causa de adulterio, el marido podrá en cualquier tiemp reclamar contra la legitimidad del hijo concebido por su mujer durante el matrimonio, siempre que pruebe que durante la época en que pudo tener lugar la concepción no hacia vida conyugal con su mujer. Este derecho no puede ejercitarse sino por el marido mismo. Queda así adicionado el artículo 217 del Código Ci'cil.-lbindem. X18. Si al tiempo del nacimiento se hallaba el marido ausente, se presumirá que lo supo inmediatamente después de su vuella a la residencia de la mujer, salvo el caso de ocultación mencionado en el inciso precedente. 219. Si el marido muere antes de vencido el término que le conceden las leyes para declarar que no reconoce al hijo como suyo. podrán hacerlo en los mions términos los herederos del marido, y en general toda persona a quien la pretendida legitimidad del hijo irrogare perjuicio actual. Cesará este derecho, si el padre hubiere reconocido al hijo como suyo en su testamento o en otro instrumento público.-335 a 338, 1758-C. J., 677 y o78. 220. A petición de cualquiera persona que tenga interés actual en ello, declarará el jtez la ilegitimidad del hijo nacido después de expirados los trescientos días subsiguientes a la disolución del matrimonio. Si el marido estuvo en absoluta imposibilidad física de tener acceso a la mujer desde antes de la disolución del matrimonio, se contarán los trescientos dias desde la fecha en que empezó esta imposibilidad. Lo dicho acerca de la disolución se aplica al caso de la separación de los cónyuges por declaración de nulidad del matrimonio.-92. 221. Los herederos y demás personas actualmente interesadas tendrán para provocar el juicio de ilegitimidad, sesenta días de plazo, desde aquel en que supieron la muerte del padre, en el caso del artículo 219, o en que supieron el nacimiento del hijo, en el caso del articulo 220. Si los interesados hubieren entrado en posesión efectiva de los bienes sin contradicción del pretendido hijo legítimo, podrán oponerle la excepcion de ilegitimidad en cualquier tiempo que él o sus herederos le dispu. taren sus derechos. Si el marido hubiere desaparecido, el primero de los plazos señalados en este articulo se contará desde el primer decreto de posesión concedida a sus herederos presuntivos. -99. 222. Los ascendientes legítimos del marido tendrán derecho para provocar el juicio de ilegitimidad, aunque no tengan parte alguna en la sucesión d5l marido; pero deberán hacerlo dentro de los plazos señalados en el artículo precedente. 223. Ninguna reclamación contra la legitimidad del hijo, ora sea hecha por el marido, o por otra persona, tendrá valor alguno, si no se interpusiere en tiempo hábil ante el juez, el cual nombrará curador al hijo que lo necesitare para que le defienda en él. La madre será citada, pero no obligada a parecer en el juicio. No se admitirá el testimonio de la madre que en el juicio de legitimidad del hijo declare haberlo concebido en adulterio. -435, 462, 583.

PAGE 47

r , ---1 k Sr Lib. .°, Tú, ro, Cap. 2.° 48 224. Durante el juicio se presumirá la legitimidad del hijo, mantenido y tratado como legítimo; pero declarada judicialnen y sera te la ilegitimidad, tendrá derecho el marido, y cualquier otro reclamante, a que la madre le indemnuice de todo perjuicio que la pretendida legitimidad le haya irrogado. CAPITULO 2.° 1 Reglas especiales para los casos de divorcio y nulidad del matrimonio 225. La mujer recién divorciada, o que, pendiente el juicio de divorcio, estuviere actualmente separada de su marido, y que se creyere encinta, lo denunciará al marido dentro de los primeros treinta días de la separación actual. Igual denunciación hará la mujer que durante el juicio sobre nulidad II del matrimonio, o recién declarada la nulidad, se creyere encinta. hiciere estas denunciaciones después de dichos treinta Si la mujer días, valdrán siempre que el juez, con conocimiento de causa, declare que 57 de ¡887, ha sido justificable o disculpable el retardo.-gi, 157-L. L. 95 de 1890, 3.° y 4? 20. ti 226. El marido podrá, a consecuencia de esta denunciación, o aun sin ella, enviar a la mujer una compañera de buena razón que le sirva de guarda, y además una matrona que inspeccione el parto; y la mujer que se crea preñada, estará obligada a recibirlas, salvo que el juez, encontrando fundadas las objeciones de la mujer contra las personas que el marido haya enviado, elija otras para dicha guarda e inspección. La guarda y la inspección serán a costa del marido; pero si se probare que la mujer ha procedido de mala fe, pretendiéndose embarazada sin Ifý será indemnizado el marido. estarlo, o que el hijo es adulterino, para que no haya duda Una y otra podrán durar el tiempo necesario sobre el hecho y circunstancias del parto, o sobre la identidad del recién nacido .-Ibídem. 227. Tendrá también derecho el marido para que la mujer sea colocada en el seno de una familia honesta y de su confianza; y la mujer que se crea preñada deberá trasladarse a ella; salvo que el juez oídas las razones de la mujer y del marido, tenga a bien designar otra.--Ibiden. 228. Si no se realizaren la guarda e inspección porque la mujer no ha hecho saber la preñez al marid,, o porque sin justa causa ha rehusado mudar de habitación, pidiéndolo el marido, o porque se ha sustraído al cuidado de la familia o personas elegidas para la guarda e inspección, o porque de cualquier modo ha eludido su vigilancia, no será obligado al marido a reconocer el hecho y circunstancias del parto, sino en cuanto se probaren inequivocamente por parte de la mujer o del hijo, en juicio contradictorio-C. J., 929. 229. Si el marido, después de la denunciación antedicha, no usare de su derecho de enviar la guarda y la matrona, o de colocar a la mujer en una casa honrada y de c ,iianza, será ibligado a aceptar la declaración de la mujer acerca del hecho y circunstancias del parto. 230. Aunque el marido tome todas las precauciones qne le permiten los artículos precedentes, o sin ellas se pruebe satisfactoriamente el hecho y circunstancias del parto, le queda a salvo su derecho para ni reconocer al hijo como suyo, con arreglo a los artículos 213 y 214, provocando el jaicio de ilegitimidad en tiempo hábil. 231. No pudiendo ser hecha al marido la denunciación prevenida en el artículo 225, podrí hacerse a cualquiera de sus consanguíneos dentro (.1 I'b r' u1 ji' it IL i

PAGE 48

pyý. "rr be'>,.. De los hijos legitimados 49 del cuarto grado, mayores de veintiún años, prefiriendo a los ascendientes legítimos; y aqpel a quien se hiciere la dennuciación podrá tomar las mcdid.as inI.cadas en los artículos 226 y 227. CAPITULO 3° Reglas relativas al hijo póstumo 232. Muerto el marido, la mujer que se creyere embarazada podrá denunciarlo a los que, nn existiendo el póstumo, serían llamados a suceder al difunto. La denunciación deberá hacerse dentro de los treinta días subsignientei a su conocimiento de la muerte del marido, pero podrá justificarse o disculparse el retardo, como en el caso del articulo 225, inciso 3.° Los interesados tendrán los derechos que por los artículos anteriores se conceden al marido en el caso ríe la mujer recién divorciada, pero sujetos a las mismas restricciones y cargas.-91. 233. La madre tendrá derecho para que de los bienes que han de corresponder al póstumo, si nace vivo y en el tiempo debido, se le asigne lo necesario para su sub>istencia y para el parto; y aunque el hijo no nazca vivo, n resulte no haber habido preiez, no será obligada a restituir lo que se le hubiere asignado; a menos de probarse que ha procedido de mala fe, pretendiéndose embarazada, o que el hijo es ilegítimo.-417, 418. CAPITULO 4.° Reglas relativas al caso de pasar la mujer a otras nupcias 234. Cuando por haber pasado la madre a otras nupcias se dudare a cuál de los dos matrimonios pertenece un hijo, y se invocare una decisión judicial, el jtez decidirá tomando en consi-leración las circi nstancías, y oyendo además el dictamen de facultativos, si lo creyere convement..--2, 173-C. J., 65x. 235. Serán obligados solidariamente a la indemnización de todos los perlclos y costas ocasionados a terceros por la incertidumbre de la paternidad, la mujer que antes del tiempo debido hubiere pasado a otras nupcias, y su nuevo marido. TITULO 11 De los hijos legitimados 236. Son también hnjos le;ítiunos los concebidos fuéra de matrimonio y legitimados pr el que posteriormente contraen sus padres, según las -L. 57 de 1887, 6.° reglas y bajo las condiciones que van a expresarse. 237. El matrimonno posterior legitima ipso jure a los hijos concebidos antes y nacidos en él. El marido, col, todo, podrá reclamar contra la legitimidad del hijo que nace antes de expirar los ciento ochenta días subsiguientes al matrimonio, si prueba que estuvo en absoluta imnposibilidad física de tener acceso a la madre, durante todo el tiempo en que pudo presumirse la concepción según las reglas legales. Pero aun sin esta prueba, podrá reclamar contra la legitimidad del Código Civil 4

PAGE 49

'y!: '~VW~ Lib. ., Tít. ir 50 i hijo, si no tuvo conocimiento de la preñez al tiempo de casarse, actos positivos no ha manifestado reconocer al hijo después de y si por nacid. Para que valga la reclamación por parte del marido será necesario que se haga en el plaza y forma que se expresan en el capítulo precedente (1). 149, 214, 217 a 224. 92, a. 52. El subsiguiente matrimonio legitima ipso L. 153 de 1887, excepto en los casos hijos concebidos antes y nacidos en él, jure a los siguientes: 1.0 Si el hijo fue concebido en adulterio: el ignorar uno de los padres concepción, o el de que el otro estaba casado, en la época de la subsistia, haber el otro creído de buena fe que su matrimonio no son circunstancias que no invalidan esta excepción. 2.° Si tl subsiguiente matrimonio es presunto o putativo. 3.0 Si dicho matrimonio carece de las condiciones legales necesarias para producir efectos civiles. Queda asi reformado el artículo 237 del Código Civil.-Ibídem. 238. El matrimonio de los padres legitima también ipso jure a los que ml uno y otro hayan reconocido como hijos naturales de ambos, con los re1887, 54 a 58L. o5 quisitos legales. -368-L. 57 de 1887, 7.°-L. 153 de de 1890, 7.° 239. Fuéra de los casos de los dos artículos anteriores, el matrimonio posterior no produce ipso jure la legitimidad de los hijos. Para que ella se produzca es necesario que los padres designen en el acta de matrimonio, o en escritura pública, los hijos a quienes confieren este beneficio, ya .esten vivos o muertos~-366, 1758, 1760. 240. Cuando la legitimación to se produce ipso jure, el instrumento público de legitimación deberá notificarse a la persona que se trate de legitimar. Y si ésta vive bajo potestad marital, o es de aquellas que necesitan de tutor o curador para la administración de sus bienes, se hará la notificación a su marido o a su tutor o curador general, o en defecto de éste a un curador especial.-432, 435, 583. 241. La persona que no necesite de tutor o curador para la administración de sus bienes o que no vive bajo potestad marital, podrá aceptar o repudiar la legitimación libremente. 242. El que necesite de tutor o curador para la administracion de sus bienes no podrá aceptar ni repudiar la legitimación sino por el ministerio o con el consentimiento de su tutor o curador general o de un curador especial, y previo decreto judicial, con conocimiento de causa. La mujer que vive bajo potestad marital necesita del consentimiento de su marido, o de la justicia en subsidio, para aceptar o repudiar la legitimación.-881 a 188, 432, 435, 583. 243. La persona que acepte o repudie, deberá declararlo por instrumento público dentro de los noventa días subsiguientes a la notificación. Transcurrido este plazo, se entenderá que acepta, a menos de probarse que estuvo imposibilitada de hacer la declaración en tiempo hábil. 244. La legitimación aprovecha a la posteridad legítima de los hijos legitimados. Si es muerto el hijo que se legitima, se hará la notificación a sus descendientes legítimos, los cuales podrán aceptarla o repudiarla con arreglo a 1 s artículos precedentes.-to14 245. Los legitimados por matrimonio posterior son iguales en todo a los legítimos concebidos en matrimonio. FI' 1' D, tI 111. () Tiulo y no capliulo debió de2irse en este articulo que se reforma por el que se incorpora en seguida uylý It, -ji iý:.

PAGE 50

.1 1. 11 Derechos y obligaciones entre los padres y los hijos legítimos 51 Pero el beneficio de la legitimación no se retrotrae a una fecha anterior al matrimonio que la produce.-4o-L. 153 de 1887, 132. _46. La designación de hijos legitimos, aun con la calificación de legítino matrimonio, se entenderá comprender a los legitimados tanto en las leyes y decretos como en los actos testamentarios y en los contratos, salvo que se exceptúe señalada y expresamente a los legitimados.-L. 57 de 1887, 6.°-L. 153 de 1887, 132. 247. La legitimación del que ha nacido después de celebrado el matrimonio, no podrá ser impugnada sino por las mismas personas y de la misma manera que la legitimidad del concebido en matrimonio.-2t4 a 224. 248. En los demás casos podrá impugnarse la legitimación, probando alguna de las causas siguientes: 1. Que el legitimado no ha podido tener por padre al legitimante. 2." Que el legitimado no ha tenido por madre a la legitimante; sujetándose esta alegación a lo dispuesto en el Titulo 18, De la malernidad disputada. No serán oidos contra la legitimación sino los que prueben un interés actual en ello, y los ascendientes legitimos del padre o madre legitiman. tes; éstos en sesenta días, contados desde que tuvieron conocimiento de la legitimación; aquéllos, en los trescientos días subsiguientes a la fecha en que tuvieron interés actual, y pudieron hacer valer su derecho.-92, 219 a 224. 249. Sólo el supuesto legitimado, y en el caso del articulo 244, sus descendientes legítimos llamados inmediatamente al beneficio de la legitimación, tendrán derecho para impugnarla, por haberse omitido la notificación o la aceptación prevenidas en los artículos 240, 243 y 244. TITULO 12 De los derechos y obligaciones entre los padres y los hijos legítimos 250. Los hijos legítimos deben respeto y obediencia a su padre y su madre; pero estarán especialmente sometidos a su padre.-149-L. 57 de 1887, 6.1-L. 153 de 1887, 53. 251. Aunque la emancipación dé al hijo el derecho de obrar independientemente, queda siempre obligado a cuidar de los padres en su ancianidad, en el estado cle demencia, y en todas las circunstancias de la vida en que necesitaren sus auxilios.-411, 413, 414, 1025, ord. 3.0 252. Tienen derecho al mismo socorro todos los demás ascendientes legítimos, en caso de inexistencia o de insuficiencia de los inmediatos descendientes.-lbídem. 253. Toca de consuno a los padres, o al padre o madre sobreviviente, el cuidado personal de la crianza y educación de sus hijos legitimos. 149, r6o, 161, 165, 517. 254. Podrá el juez, en el caso de inhabilidad física o moral de ambos padres, confiar el cuidado personal de los hijos a otra persona, o personas competentes. En la elección de estas personas se preferirá a los consanguíneos más próximos, y sobre todo a los ascendientes legítimos. 255. El juez procederá para todas estas resolucioues breve y sumariameute, oyendo a los parientes--61. 256. Al padre o madre de cuyo cuidado personal se sacaren los

PAGE 51

Fp52 Lib. i.°, TU!. 12 hijos, no por eso se prohibirá visitarlos con la frecuencia y libertad que el juez juzgare convenientes. 257. Los gastos de crianza, educación y establecimiento de los hijos legítimos pertenecen a la sociedad conyugal, según las reglas que tratando de ella, se dirán. Si la mujer está separada de bienes, correrán dichos gastos por cuenta del marido, contribuyendo la mujer en la proporción que el juez designare: y estará obligada a contribuir aun la mujer divorciada que no, haya dado causa al divorcio. Pero si un hijo tuviere bienes propios, los gastos de su establecimienlos de su crianza y educación, podrán salir de tu, y, en caso necesario, sea posible.-149, ellos, conservándose íntegros los capitales en cuanto 16o, s., 165. 517, 1796-L. 30 de 1888, 36. 258. Muerto uno de los padres, los gastos de la crianza, educación y establecimiento de los hijos, tocarán al sobreviviente en los términos del inciso inal del precedente artículo. 259. Las resoluciones del juez, bajo los respectos indicados en los artículos anteriores, se revocarán por la cesación de la causa que haya dado motivo a ellas; y podrán también modificarse o revocarse por el juez en todo caso y tiempo si sobreviene motivo justo. 260. La obligación de alimentar y educar al hijo que carece de bienes, pasa, por falta o insuficiencia de los padres, a los abuelos legítimos por una y otra línea conjuntamente. El juez reglará la contribución, tomadas en consideración las faculta. des de los contribuyentes, y podrá de tiempo en tiempo modificarla, según las circunstancias que sobrevengan.-411, 413, 414, 416, 1025, ord. 3.1 261. Si el hijo menor de edad, ausente de la casa paterna, se halla en urgente necesidad, en qne no puede ser asistido por el padre, se presumirá la autorización de éste para las suministraciones que se le hagan, por cualquiera persona, en razón de alimentos, en consideración a la fortuna y rango social del padre. Pero si ese hijo fuere de mala conducta, o si hubiere motivo de creer que anda ausente sin consentimiento del padre, no valdrán contra el padre esas suministraciones, sino en cuanto fueren absolutamente necesarias para la física subsistencia personal del hijo. El que haga las suministraciones deberá dar noticia de ellas al padre, lo más pronto que fuere posible. Toda omisión voluntaria en este punto, hará cesar la responsabilidad del padre. Lo dicho del padre en los incisos precedentes, se extiende en su caso a la madre, o la persona a quien, por muerte o inhabilidad de los padres, toque la sustentación del hijo.-66, 301, 1504, 1747. 262. El padre tendrá la facultad de corregir y castigar moderadamente a sus hijos, y cuando esto no alcanzare, podrá imponerles la pena de detención, hasta por un mes, en un establecimiento correccional. Bastará al efecto la demanda del padre, y el juez en virtud de ella, expedirá la orden de arresto. Pero si el hijo hubiere cumplido dieciséis añas, no ordenará el juez el arresto, sino después de califcar los motivos, y podrá extenderlo hasta por seis meses a lo más. El padre podrá, a su arbitrio, hacer cesar el arresto.-35 L.-153 de 1ý"S7, 53-C. P., 31. 263. Los derechos concedidos al padre en el artículo precedente, se extienden, en ausencia, inhabilidad o muerte del padre, a la madre o a cualquiera otra perso 1m a quien corres¡,onda el cuidado personal del hijo; 4 , 1 1' 11 .11ý ,a LC

PAGE 52

1 R De la adopción 53 pero nunca se ejercerán contra el hijo mayor de veintiún años, o habilitado de edad.-Ibidem. 264. El padre, y en su defecto la madre, tendrán el derecho de elegir el estado o profesión futura del hijo, y de dirigir su educación del modo que crean más conveniente para él. Pero no podrán obligarle a que se case contra su voluntad. Ni, llegado el hijo a la edad de veintiún años, podrán oponerse a que abrace una carrera honesta, más de su gusto que la elegida para él por su padre o madre. -116, 117. 265. El derecho que por el articulo anterior se concede al padre o madre, cesará respecto de los hijos que, por la mala conducta del padre o madre, hayan sido sacados de su poder y confiados a otra persona, la cual ejercerá ese derecho con anuencia del tutor o curador, si ella misma no lo fuere.-161, 315-L. 153 de 1887, 53-C. P., 31. 266. Los derechos concedidos a los padres legítimos en los artículos precedentes, no podrán reclamarse sobre el hijo que haya sido llevado por ellos a la casa de expósitos, o abandonado de otra manera.-315. 267. En la misma privación de derechos incurrirán los padres que por su mala conducta hayan dado motivo a la providencia de separar a los hijos de su lado, a menos que ésta haya sido después revocada-161, 315. 268. Si el hijo abandonado por sus padres hubiere sido alimentado y criarlo por otra persona, y quisieren sus padres sacarle del poder de ella, deberán pagarle los costos de su crianza y educación, tasados por el juez. TITULO 13 De la adopción 269. La adopción es el prohijamiento de una persona, o la admisión en lugar del (sic) hijo, del que no lo es por naturaleza. El que hace la adopción se llama padre o madre adoptante, o simplemente adoptante; y aquel en cuyo favor se hace, hijo adoptivo, o simplemente adoplivo o adeptado.-5o. 270. Para adoptar se requiere que el adoptante no esté bajo el poder o dependencia de otra persona; pero la mujer casada sí podrá adoptar como lo permite este Código.-177, 432-L. 153 de 1887, 53. 271. Requiérese también para adoptar que el adoptante haya cumplido veintiún años, y que sea quince mayor que el adoptivo. 272. No podrán adoptar los que tengan descendientes legítimos. 273. La adopción no puede tener lugar sino entre personas del mismo sexo; el padre adoptante debe serlo de un varón, y la madre adoptante de una mujer. 274. El que esté casado no puede adoptar sin el consentimiento de su conyuge. 275. Los cónyuges pueden adoptar conjuntamente, y en este único caso podrá hacerse la adopción indistintamente en uno y otro sexo. favor de personas de Fuéra del caso a que este artículo se contrae, nadie puede ser adoptado por más de una persona. 276. El tutor o curador no puede adoptar al que tiene o ha tenido en guarda, hasta que éste haya cumplido la edad de dieciocho años, ya aquel le hayan sido definitivamente aprobadas las cuentas de la tutela o curacluria, y quedado a paz y salvo en su administración. 277. Para la adopción de un mayor de edad que tenga la libre admi-

PAGE 53

iw4 r w $• Lib. 1.°, Tít. 13 54 nistración de sus bienes, se necesita su expreso consentimiento; para la de un menor, o la de persona sujeta al poder de otro, necesítase, además, el consentimiento de las personas que respectivamente deben prestarlo o el de la persona bajo cuyo poder o para que pueda el menor casarse, -117, 120, 177, 432-L. 153 de guarda esté el que se pretende adoptar. 1887, 53. 278. En caso de que la persona a quien se pretenda adoptar tenga otro motivo esté bajo o que por cualquier bienes y sea menor de edad, no pxlrá tener lugar la adopción el poder o la guarda de Atra persona. a satisfacción del padre, tutor, dependa, en responsabilidad de , ser aprobada por el juez, y desin que por el adoptante se dé caución, curador o persona de quien el adoptado dichos bienes; la caución deberá, además berán también recibirse los bienes con inventario solemne o judicial, protocolizándose este último-471-C. J., 1262, s-L. 105 de 1890, 250, 251. 279. Para la adopción es necesario que preceda en todo caso el permiso del juez o del prefecto del domicilio del adoptado. Si el adoptado fuere menor de edad, o persona reputada como menor de edad, tomará el juez, además de la providencia a que se contrae el artículo anterior, las otras que estime necesarias en beneficio de la persona del adoptado, y en seguridad de sus bienes. 280. Obtenido el permiso judicial, se otorgará por ante el respectivo notario la correspondiente escritura, sin la cual no tendrá efecto la adopción. Esta escritura será firmada por el juez que concede el permiso, el adoptante, el adoptado y, en su caso también, por la persona que haya prestado el consentimiento para la adopción, autorizándola el notario y dos testigos.-1758, 1760. 281. Después de otorgada legalmente la escritura de adopción, adquieren respectivamente el adoptante y el adoptado los derechos y obligaciones de padre o madre e hijos legítimos. Si el adoptado estuviere bajo el poder de tutor o de curador, saldrá de él y quedará bajo la patria potestad del padre adoptante, o bajo la tutela o curaduría de la madre adoptante, en su caso.-250, s., 289, s.L. 153 de 1887, 53. 282. El hijo adoptivo puede heredar al padre por testamento, en caso que no haya ascendientes legítimos, y si los hubiere, solo tendrá derecho a una décima parte de los bienes; pero el adoptante ea ningún caso podrá ser heredero del adoptado.-1240. 283. El padre y la madre adoptantes pueden nombrar tutor o curadsr por testamento o por acto entre vivos, al adoptado, conforme a lo dispuesto en el artículo 450. 284. La adopción no es revocable sin causa. Son causas para revocar la adopción las mismas que sirven (íe fundamento para el desheredamiento de un legitimario.-1265, s. 285. Si el adoptado no conviniere en la certeza de la causa en que se apoya la revocación de la adopción, no valdrá tal revocación si no se probare judicialmente. 286. Revocada válidamente la adopción, volverán la persona y los bienes del adoptivo al poder o a la guarda de la persona de quien dependía el adoptivo antes de la adopción, si dicho adoptivo no tuviere la libre administración de sus bienes. 287. La adopción fenece por muerte del adoptante o del adoptivo. También fenece por el hecho de tener el padre o madre adoptante descendencia legitima. 4 -4

PAGE 54

un 1> e De la patria potestad 55 TITULO 14 De la patria potestad 288. Subrogado. * (L. 153 de 1887, a 53). ** L. 153 de 1887, a 53. La patria potestad es el conjunto de derechos que la ley reconoce al padre legítimosabresus hijos no emancipados. Mt-rto el padre, ejercerá estos derechos la madre legítima mientras guarde buenas costumbres y no pase a otras nupcias. Los hijos de cualquiera edad no emancipados serán hijos de familia, y padre o madre de familiacon relación a ellos, -250, s. el padre o madre, La legitimación pone fin a la guarda et que se hallare el legiti289. patria potestad sobre el menor de mado, y da al padre legitimamente la veintiún años no habilitado de edad.-236, s. 290. La patria potestad no se extiende al hijo que ejerce un empleo o cargo público, en los actos que ejecuta en razún sle su empleo o cargo. Los empleados públicos, menores de edad, son considerados como mayores en lo concerniente a sus empleos. 291. El padre goza del usufructo de todos los bienes del hijo de familia, exceptados los siguientes: t.° Los bienes adquiridos por el hijo en el ejercicio de todo empleo, de toda profesión liberal, de toda industria, de todo oficio mecánico. 2.0 Los bienes adquiridos por el hijo a título de donación, herencia o legado, cuando el donante o testador ha dispuesta expresamente que tenga el usufructo de estas bienes el hijo, y no el padre. 3,° Las hlrencias o legados que hayan pasado al hijo por incapacidad o indignidad del padre, o por haber sida, éste desheredado. Los bienes comprendidos bajo el número i.° forman el peculio profesional o industrial del hijo; aquellos en que el hijo tiene la propiedad y el padre el derecho de usufructo, forman el peculio adventicio ordinario; los comprendidos bajo los números 2 y 3, el peculio advenlicio e.rtraordinario. Se llama usufruclo legal del padre de familia el que le concede la ley.316, 823 a 825, 2489, 2502. 292. El padre no g 'za del usifructo legal sino hasta la emancipación del 1¡jo.-312, s. 293. El padre de familia no es obligado, en razón de su usufructo legal, a la fianza o caución qué generalmente deben dar los usufructuarios para la conservación y restitución de la cosa fructuaria -834 a 836. 294. El hijo ele familia se mirará como emancipado y habilitado de edad para la administración y goce de su peculio profesional o industrial -312, 339, 345. 295. El padre administra los bienes del hijo, en que la ley le concede el usufructo. No tiene esta administración en las cosas donadas, heredadas o legadas bajo la condición de que no las administre el padre. (*) La patria potestad es el conjunto de derechos que la ley da al padre legítimo sobre sus hijos no emancipados. Estos derechos no pertenecen a la madre. Los hijos de cualquiera edad no emancipados, se llaman hijaos de familia, y el padre, con relación a ellos, padre de familia.

PAGE 55

-'E ruPwvw x' 1~ Lib. r.°, Tít. z4 56 Ni en las herencias o legados que hayan pasado al hijo por incapacidad o indignidad del padre, o por haber sido éste desheredado.-316, 434, 442, 1265, s. 1637. padre, imnpuesta por el doLa condición de no administrar el 296. nante o testador, no se entiende que le priva del usufructo, ni la que le se entiende que le quita la administración, a menos priva del usufructo y lo otro por el donante o testador.-316, 442. de expresarse lo uno 297. El padre de familia que, como tál, administra bienes del hijo, no es obligado a hacer inventario solemne de ellos, mientras no pasare a otras nupcias; pero si no hace inventario solemne, deberá llevar una descripción circunstanciada de dichos bienes desde que empiece a administrarlos.-169, 471. 298. El padre de familia es responsable, en la administración de los bienes del hijo, hasta de la culpa leve. La responsabilidad del padre para con el hijo se extiende a la propiedad y a los frutos, en aquellos bienes del hijo en que tiene la administración, pero no el usufructo, y se limita a la propiedad en los bienes de que es administrador y usufructuariu.-63, 1604. 299. Habrá derecho para quitar al padre de familia la administración de los bienes del hijo, cuando se haya hecho culpable de dolo o de grave negligencia habitual. Perderá el padre la administración de los bienes del hijo siempre que se suspenda la patria potestad por decreto judicial.-63, 315, 434, 438, 447, 456. 300. No teniendo el padre la administración del todo o parte del peculio adventicio ordinario o extraordinario, se dará al hijo un curador para esta administración. Pero quitada al padre la administración de aquellos bienes del hijo en que la ley le da el usufructo, no dejará por esto de tener deredco a los frutos liquidos, deducidos los gastos de administración.-434, 438, 447, 456, 714, s. 301. Los actos y contratos del hijo de familia no autorizados por el padre, o pnr el curador adjunto, en el caso del articulo precedente, le obligarán exclusivamente en su peculio profesional o industrial. Pero no podrá tomar dinero a interés, ni comprar al iado (excepto en el giro ordinario de dicho peculio) sin autorización escrita del padre. Y si lo hiciere no será obligado por estos contratos, sino hasta concurrencia del beneficio que haya reportado de ellos.-261, 1504, 2262. 302. Los actos y contratos que el hijo de familia celebre fuéra de su peculio profesional o industrial, y que el padre autorice o ratifique por escrito, obligan directamente al padre y subsidiariamente al hijo, hasta concurrencia del benéficio que éste hubiere reportado de dichos actos o contratrs. 303. No se podrán enajenar ni hipotecar en caso alguno los bienes raíces del hijo, aun pertenecientes a su peculio profesional, sin autorización del juez, con conocimiento de causa.-483-L. son de 1892, 47. 304. No podrá el padre hacer donación de ninguna parte de los bienes rIel hijo, ni darlos en arriendo por largo tiempo, ni aceptar o repudiar una herencia deferida al hijo, sino en la forma y con las limitaciones impuestas a los tutores y curadores.-486, 487, 491, 492, 496, 1307. 305. Siempre que el hijo de familia tenga que litigar como actor contra su padre, le será necesario obtener la venia del juez, y éste, al ot,rgarla, le dará un curador para la litis.-435, 583-L. uoo de 1892, 23. 306. El hijo de familia no puede parecer en juicio, como actor, contra un tercero, sino autorizado o representado por el padre. --ji ic:-

PAGE 56

-~ Yero snprw De la enzanciación 57 Si el padre de familia niega su consentimiento al hijo para la acción civil que el hijo quiere intentar contra un tercero, o si está inhabilitado para prestarlo, podrá el juez suplirlo, y al hacerlo así dará al hi)o un curadar para la litis. --435, 583-C. J., 301 a 305. 307. En las acciones civiles contra el hijo de familia deberá el actor dirigirse al padre, para que autorice o represente al hijo en la litis. Si el padre no pudiere o no quisiere prestar su autorización o representación, podrá el juez suplirla, y dará al hijo un curador para la litis.435, 583-C. J , 306, 307. 308. No será necesaria la intervención paterna para proceder criminalmente contra el hijo; pero el padre será obligado a suministrarle los auxilios que necesite para su defensa. 309. El hijo de familia no necesita de la autorización paterna para disponer de sus bienes por acto testamentario que haya de tener efecto después de su muerte.-184, 1061. 310. La patria potestad se suspende por la prolongada demencia del padre, por estar el padre en entredicho de administrar sus propios bienes, y por larga ausencia del padre, de la cual se siga perjuicio grave en los intereses del hijo, a que el padre ausente no provee.-435, 438, 531-L. 95 de 1890, 8.° 311. La suspensión de la patria potestad deberá ser decretada por el Juez con conocimiento de causa y después de oídos sobre ello los parientes del hijo y el defensor de menores.-6t, 315, 456-C. J., 170, 1416. TITULO 15 De la emancipación 312. La emancipación es un hecho que pone fin a la patria potestad. Puede ser voluntaria, legal o judicial.L. 153 de 1887, 53. 313. La esancipación voluntaria se efectúa por instrumento público, en que el padre declara emancipar al hijo adulto, y el hijo consiente en ello. No valdrá la emancipación si no es autorizada por el juez con conocimiento de causa.-1758, 1760. 314. La emancipación legal se efectúa: 1.° Por la muerte natural (1) del padre. 2.' Por el watrimonio del hijo. 3.° Por haber cumplido el hijo la edad de veintiún años. 4.° Por el decreto que da la posesión de los bienes del padre desaparecido.-99-L. s7 de 1887, q.°-L. 153 de 1887, 53315. La emancipación judicial se efectúa por decreto de juez: 1.° Cuando el padre maltrata habitualmente al hijo, en términos de poner en peligro su vida o de causarle grave daño. 2.° Cuando el padre ha abandonado al hijo. 3.° Cuando la depravación del padre le hace incapaz de ejercer la patria potestad. 4." Cuando por una sentencia, pasada en autoridad de cosa juzgada, se ha declarado al padre culpable de un delito a que se aplique la pena de cuatro años de reclusión, u otra de igual o mayor gravedad. En los cuatro casos anteriores podrá el juez proceder a petición! de cualquiera consaguineo del hijo, y aun de oficio. (i) Sobra el vocablo natural, pues el Código no reconoce la muerte civil.

PAGE 57

r 1^r wr Lib. r., Tt.16 58 La emancipación tendrá efecto sin embargo de cualquier indulto que recaiga sobre la pena, a menns que en el indulto se comprenda expresamente la conservación de la patria potestad.-262 a 266, 31 , 311-C. P., 429, 432-C. J., 1416. 316. Cuando se hace al hijo una donación, o se le deja una herencia o legado bajo condición de obtener la emancipación, no tendrá el padre el usufructo de estos bienes y se entenderá cumplir así la condición. Tampoco tendrá la administración de estos bienes si ast lo exige expresamente el donante u testador.-29, 296, 435, 442. 583. 317. Toda emancipación, una vez efectuada, es irrevocable, aun por causa de ingratitud. TITULO 16 De los hijos naturales 318 a 332. Derogados. * (L. 153 de r887, a. 65). f ' Art 318. Los hijos nacidos fuéra de matrimonio podrán ser reconocidos por sus padres o por uno de ellos, y tendrán la calidad legal de /ijos naturales, respecto del padre o madre que los haya reconocido. Este reconocimiento deberá hacerse por instrumento público entre vivos, o por acto testamentario. Art. 31g. El hijo que no ha sido reconocido voluntariamente con las formalidades legales, podrá pedir que su padre o madre le reconozca' Art. a2. Podrá entablar la demanda a nombre de un impúber cualquiera persona que probare haber cuidado de su crianza. Los menores de veintiún años serán asistidos en esta demanda por su tutor o curador general, o por su curador especial. Art. 321. Por parte del hijo habrá derecho a que el supuesto padre sea citado ante el juez a declarar, bajo juramento, si cree serlo, expresándose en la citación el objeto de ella. Art. 322. Si el demandado no compareciere pudiendo, y se hubiere repetido una vez la citación, expresándose el objeto, se mirará como reconocida la paternidad. t Art. 323. Son comunes a la comprobación de maternidad las disposiciones de los articulas 321 y 322. Art. 324. Si la demandada negare ser sVp el hijo, será admitido el demandante a probarlo con testimonios fehacientes que establezcan el hecho del parto y la identidad del hija. La partida de nacimiento no servirá de prueba para establecer la maternidad. Art. 325. Si es uno solo de los padres el que reconoce no será obligado a expresar la persona en quien o de quien hubo el hija. Art. 326. El reconocimiento del hijo natural, hecho espontáneamente por su padre, madre o ambos, o sin necesidad de demanda del hijo o de otra persona de las que pueden hacerlo en su nombre, debe ser noticado y aceptado o repudiado de la misma manera que lo seria la legitimación, según el capitulo De los legitimados por malramomo posterior a la concepción. Art. 327. El reconocimiento podrá ser impugnado por toda persona que pruebe interés actual en ello. En la impugnación deberá probarse alguna de las causas por que puede impugnarse la legitimación, según los incisos ¡.A y 2.° del articulo 248. Ar. 328. Los hijos de la concubina de un hombre serán tenidos como hijos de este, a menos que compruebe que durante el tiempo en que debió verificarse la concepción estuvo imposibilitad.. para tener acceso a la mujer. Art. 329. Para los efectos del articulo anterior no se tendrá como concubina de un hombre sino la mujer que vive públicamente con él, como si fuPran cas'ados, siempre que uno y otro sean soteros o viudos. Art. 30. Si por cualesquiera medios fehacientes se probare rapto, y hubiere sido posible la concep ión mientras estuvo la robada en poder del raptor, se tendrá a éste como padre del hijo. LaaI

PAGE 58

De los hIos naturales 59 , L. 153 de 1887, a. 54. Los hijos nacidos fuéra del matrimonio, no siendo de dañado ayuntamiento, podrán ser reconocidos por sus padres naturales respecto o por uno de ellos, y tendrán la calidad legal de hijos del padre o de la madre que los haya reconocido.-52-L. 57 de 1887, 7.'-L. 95 de 1890, 7.0 **. Ibídem, a. 55. El reconocimiento es un acto libre y voluntario del la madre que reconoce. padre o de a. 56. El reconocimiento deberá hacerse por instrumento * * Ibídem, público entre vivos, o por acto testamentario. Si es uno solo de los padres el que reconoce, no será obligado a expresar la persona en qien o de quien hubo el hijo natural. .*, L. 95 de 1890, a. 7.° No obstante lo dispuesto en el inciso 1.0 del articulo 56 de la Ley 153 de 1887, se presume el reconocimiento por parte de la madre respecto de los hijos concebidos por ella siendo soltera o viada; en consecuencia tales hijos tendrán el carácter de naturales con rklación a su madre, como si hubieran sido reconocidos por instrumento público. -L. 57 de 1837, 7.o .% L. 153 (le 1887, a. 57. El reconocimiento del hijo natural debe ser notificado y aceptado o repudiado de la misma manera que lo sería la legitimación según el título 11 del Código Civil por toda El reconocimiento podrá ser impugnado * Ibídem, a. 58. persona que pruebe tener interés actual en ello. En la impugnación deberá probarse alguna de las causas que en seguida se expresan: 1. y 2.1 La primera y segunda de las que se señalan para impugnar la legitimación en el articulo 248 del Código Civil. 3 a Haber sido concebid> según el articulo 92 del mismo Código, cuando estaba casado el padre o la madre. 40 Haber sido concebido en d túsdo ayuntamiento calificado de tál por sentencia ejecutoriada. 5.0 Nor haberse otorgado reconoci.nientt en la forma prescrita en el articulo 56 de esta Ley. En este caso el raptor será obligado, además, a suministrar a la madre los alimentos que competan a su rango social. El hecho de seducir á una menor, haciéndole dejar la casa de la persona a cuyo cuidado está, es rapto, auaque no se emplee la fuerza. La acción que por este articulo se concede, expira en diez ayos contados desde la fecha en que pudo intentarse. Art. 331. No es admisible la indagación o presunción de paternidad por otros medios que los expresados es los articulos precedentes. Art. 332. Los hijos reconocidos a virtud de demanda judicial, en conformidad a lo dispuesto en este título, y los que prueben hallarse en alguno de los casos de los articulos 328 a 330, adquieren la calidad legal de hijos naturales, como los reconocidos por instrumento público o por acto testamentario. F°.

PAGE 59

.11 " Lib. rs, Tít. 17 6o TITULO 17 De las obligaciones y derechos entre los padres y los hijos naturales 333 y 334. Derogados. h (L. 153 de 1887, a. 65). **. L. 153 de 1887, a. 59. Los hijos naturales no tienen, respecto del padre o de la madre que los ha reconocido con las solemnidades legales, otros derechos que los que expre amente les concedan las leyes. Con respecto al padre o a la madre que no los ha reconocido de este modo, se considerarán simplemente como ilegítinsos.-o46 a 105o-L. 57 de 1887, 7.0-L. 153 de 1887, 86, 87-L. 95 de 189o, 7.o .*, Ibídem, a. 60. Las obligaciones de los hijos legítimos para con sus padres, expresadas en los artículos 250 y 251 del Código, se extienden al hijo natural con respecto al padre o a la madre que le hayan recono cido con las formalidades legales, y si ambos le han reconocido de este modo, estará especialmente sometido al padre.-L. 57 de 1887, 7.°-L. 95 de 1890, 7-o *** Ibídem, a. 61. Es obligado a cuidar personalmente de los hijos naturales el padre o la madre que los haya reconocido, en los mismos términos que lo sería el padre o la madre legítimos, según el artículo 253 del Código. Pero la persona casada no podrá tener a un hijo natural en su casa sin el consentimiento de su mujer o marido.-Ibídem. *** Ibídem, a. 62. Incumbe al padre o la madre que ha reconocido al hijo natural, los gastos de su crianza y alimentación. Se incluirá en ésta, por lo menos, la enseñanza primaria y el aprendí. zaje de una profesión u oficio. Si ambos padres le han reconocido, reglará el juez en caso necesario, lo que cada uno de ellos, según sus facultades y circunstancias, deba contribuir para la crianza y educación del hijo. El inciso 2.0 del artículo 257 del Código es aplicable a los bienes de los hijos naturales. Son igualmente aplicables a los padres o hijos naturales las disposi ciones de los artículos 258, 259 y 261 a 268,ýinclusive, del Código. .Ibídem, a. 63. Toca a la madre el cuidar personalmente de los hijos menores de cinco años, sin distinción de sexo, y de las hijas de toda edad. * Art. 333. Los hijos naturales tienen para con sus padres las-mismas obligaciones que para con los suyos tienen los legitimos, conforme a los articulos 250 Y 25a, y los padres naturales están obligados a cuidar personalmente de sus hijos, en los mismos términos que lo estarían los legitimos según el articulo 253. Pero la persona casada no podrá tener a un hijo natural en su casa, sin el consentimiento de su mujer o marido. Art. 334. Incumben a los padres naturales los gastos de crianza y educación de sus hijos. Se incluirán en ésta, por lo menos, la enseñianza primaria, y el aprendizaje de una profesion u oficio. En caso necesario, el juez reglará lo que cada uno de los padres, según sus facultades y circunstancias, deba contribuir para la crianza y educación del hijo. El inciso 2.° del articulo 257 es aplicable a los bienes de los hitos naturales. Son igualmente aplicables a los padres e hijos naturales las disposiciones de los artículos 258, 259, y 261 a 267. L

PAGE 60

O6/igaciones y derechos entre los padres y los hijos naturales 6 Sin embargo, no se le confiará el cuidado de los hijos de cualquiera edad o sexo cuando por la depravación de la madre sea de temer que se pierviertan. En este caso, o en el de hallarse inhabilitada por otra causa, podrá confiarse el cuidado personal de todos los hijos al padre que los haya reconocido en la forma legal. *,* L. r53 de 1887, a. 64. Toca al padre el cuidado personal de los hijos varones mayores de cinco años que haya reconocido conforme a la ley, salvo que por la depravación de aquél, o por otras cansas de inhabilidad, preliera el juez conlíarlos a la madre.-263. r Hijos ilegítimos no reconocidos solemnemente ,* L. 153 de 1887, a. 66. El hijo ilegítimo que no ha sido reconocido voluntariamente con las formalidades legales, no podrá pedir que su padre o madre le reconozca, sino con el solo objeto de exigir alimentos.7.°-L. 95 de 1890, 7,0 157 de 1886, L. *, Ibídem, a. 67. Podrá entablar la demanda a nombre de un impúber cualquiera persona que probare haber cuidado de su crianza. Los menores de veintiún años, no habilitados de edad, serán asistidos en esta demanda por su tutor o curador general o por un curador especial.-339. 432, 435, 583. .*, Ibidem, a. 68. Por parte del hijo ilegítimo habrá derecho a que ante el juez a declarar bajo el supuesto padre sea citado personalmente juramento si cree serlo, expresándose en la citación el objeto de ella. pudiendo, y se Ibídem, a. 69. Si el demandado no compareciere, w , . el objeto, se mirará hubiere repetido una vez la citación, expresándose como reconocida la paternidad. Ibideín, a 70. Nt es admisible la indagación o presunción de * , paternidad por otros medios que los expresados en los artículos antecedentes. *, Ibídem, a. 71. Si el demandado confesare que se cree padre, o, según lo dispuesto en el articulo 70 de esta Ley, se mirare como reconocida la paternidad, será obligado a suministrar alimentos al hijo, pero sólo en cuanto fueren ncesarios para su precisa subsistencia. No se dará lugar a esta restricción en el caso del artículo 73 de esta Ley.-413. **. biídem, a. 72. Ningún varón ilegítimn que hubiere cumplido vein tiún años, y no tuviere imposibilidad fisica para dedicarse a un trabajo de que pueda subsistir, será admitido a pedir que su padre o madre le reconozca o le alimente; pero revivirá la acción si el hijo se imposibilitare posteriormente para subsistir de su trabajo.-L. 57 de 1887, 7.°-L. 95 de 1890, 7.° ,* Ibiden, a. 73. Si por cuales.uiera medios fehacientes se probare rapto y hubiere sido psible la concepción mientras estuvo la robada en poder del raptor; será condenado éste a suministrar al hijo, no solamente los alimentos necesarios para su precisa subsistencia, sino en cuanto fuere posible, los que competan al rango social de la madre. El hecho de seducir a una menor, haciéndola dejar la casa de la persona a cayo cuidado está, es rapto, aunque no se emplee la fuerza. La acción que por este artículo se concede expira en diez años, contados desde la fecha en que pudo intentarse.-413-C. P., 676, s., 724. i:s.

PAGE 61

rr~ u Lib. c., Tt,. 8 62 * * L. 153 de 1887, a. 74. El hijo ilegítimo tendrá derecho a que su madre le asista con los alimentos necesarios si no pudiere obtenerlos del padre. No p Eirá intentarse esta acción contra ninguna mujer casala. , Ibidein, a. 75. Si la demandada negare ser suyo el hijo, será admitido el demandante a probarlo con testimonios fehacientes que establezcan el hecho del parto y la identidad del hijo. La partida o acto de nacimiento no servirá de pruebi para establecer la maternidad.-335, s. *** Ibidemn, a. 76. Los alimentos suministrados por el padre o la madre correrán desde la primera demanda, y no se podrán pedir los correspondientes al tiempo anterior, salvo que la demanda se dirija contra el padre y se interponga durante el año subsiguiente al parto. En este caso se concederán los alimentos corresp.indiantes a todo ese año, incluyendo las expensas del parto, reguladas, si necesario fuere, por el juez.-C. J., 1423, s. .* Ibídem, a. 77. No será oído el padre ilegitimo que demande alimentos con este carácter. Pero será oída la madre que pida alimentos al hijo ilegítim), a menos que éste haya sido abandonado por ella en la infancia. *¡Ibiden, a. 78. Los procedimientos judiciales a que diere lugar la demanda del hijo ilegítimo, serán verbales, y si el juez lo estimare conveniente, secretos. En el caso del artículo 73 dJ4sta Ley, el procedimiento sera por escrito en vía ordinaria.-C. J., 498, 929. TITULO 18 De la maternidad disputada 335. La muternidad, esto es, el hecho de ser una mujer la verdadera madre del hijo que pasa por suyo, podrá ser impugnada, probándose falso parto, o suplantación del pretendido hijo al verdadero. Tienen el derecho de impugnarla: 1.° El marido de la supuesta madre y la misma madre supuesta, para desconocer la legitimidad del hijo. 2.° Los verdaderos padre y madre legítimos del hijo, para conferirle a él, o a sus descendientes legítimos, los derechos de familia en la suya. 3.° La verdadera madre para exigir alimentos al hijo.-216, a 224, } 248, 411, 413, 414-L' 153 de 1887, 58, 75-L. 95 de 1890, 5,' 336. Las personas designadas en el artículo precedente no podrán impugnar la maternidad, después de transcurridos diez años, contados desde la fecha del parto. Con todo, en el caso de salir inopinadamente a luz algún hecho incompatible con la maternidad putativa, podrá subsistir o revivir la acción anterior por un bienio contado desde la revelación justificada del hecho. F 217 a 224, 398-L. 95 de 18go, 5.0 337. Se concederá también esta acción a toda otra persona a quien derechos sobre la la maternidad putativa perjudique actualmente en ¡sus sucesión testamentaria o abintestato, de los supuestos padre o madre. Esta acción expirará a los sesenta días, contados desde aquel en que el actor haya sabido el fallecimiento de dicho padre o madre. Transcurridos dos años, no podrá alegarse ignorancia del fallecimiento.-219 a 224. -

PAGE 62

63 De las prueas del estado civil 338. A ninguno de los que hayan tenido parte en el fraude (le falso parto o de suplantación, aprovechará en manera alguna el descubrimiento del fraude, ni aun para ejercer sobre el hijo los derechos de patria potestad, o para exigirle alimentos, o para suceder en sus bienes por causa de muerte.-411, 48-L. 153 de 1887, 53. TITULO 19 De la habilitación de edad 339. La habililacióu de edad es un privilegio concedido a un menor para que pueda ejecutar todos los actos y contraer todas las obligaciones de que son capaces los mayores de veintiún años, excepto aquellos actos u obligaciones de que una ley expresa le declare incapaz.-34, 117, 289, 588. 1329, 1777. 340. Los varones casados que han cumplido diez y ocho años, obtienen habilitación de edad por el ministerio de la ley. En los demás casos la habilitación de edad es otorgada por el competente magistrado, a petición del menor.-C. J., 1417 a 1422. 341. No pueden obtener habilitación de edad por el magistrado las mujeres que viven bajo potestad marital, aunque estén separadas de bienes; ni los hijos de familia; ni los menores de diez ocho años, aunque hayan sido emancipados.-177, 312 a 317-L. 153 de 1887, 53. 342. No podrá el magistrado conceder la habilitación de edad sin haber oído sobre ello a los parientes del menor que la solicita, a su curador y al defensor
PAGE 63

w r r '1 u Lib. 1.°, Tít. 20, Cab. 2.0 64 ti:. 349. En dicho registro se asentarán: 1.° Los nacimientos. 2.° Las defunciones. 3.° Los matr inos. 4.o El reconocimiento de hijos naturales; y tt-4 5.° Las adopciones. ** L. 57 de r887, a. 22. Se tendrán y admitirán cono pruebas principales del estado civil, respecto de nacimientos, o matrimonios, o defunciones de personas bautizadas, o casadas, o muertas en el seno de la Iglesia católica, las certificaciones que con las formalidades legales ex. pidan los respectivos sacerdotes párrocos, insertando las actas o partidas existentes en los libros parroquiales. Tales pruebas quedan sujetas a ser rechazadas o redargüidas y suplirías en los mismos casos y términos que aquellas a qne se contrae este titulo, a las cuales se las asimila. La ley señala a los referidos párrocos, por derechos rie las certificaciones que expidieren conforme a este artículo, ochenta centavos por cada certitiación, sin iícluír el valor del papel sellado, que será de cargo de los interesados. Los libros parroquiales no podrán ser examinados por orden de la autoridad civil sino a virtud de mandamiento judicial, para verificar determinado punto sometido a controversia, en los mismos casos en que las leyes facultan a los jueces para decretar la inspección parcial de los libros de las notarías póblicas.-L. 34 de 1892, 22. ** L. 153 de 1887, a. 79. Respecto de matrimonios católicos celebrados en cualquier tiempo y que deban surtir efectos civiles conforme a la presente Ley y a la 57 de 1887, se tendrán como pruebas principales las de origen eclesiástico, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 22 de la misma Ley 57.-Ibídem. CAPITULO 2.° :1 fl. i Registro de nacimientos 350. En los Territorios todo padre de familia, en cuya casa se verifique un nacimiento, está obligad, a hacerlo presente al notar¡o corregidor respectivo, a más tardar a los ocho días siguientes al del nacimiento de la persona.-385 a 387-L. 57 de 1887, 22-L. 153 de 1887, 79, 324. 351. Debe indicar al notario, en presencia de dos test]os: 1.0 Qué día tuvo lugar el nacimiento; 2.° El sexo y nombre del recién nacido; 3.° Quién es la madre y su estado, si la madre puede aparecer; 4.0 Q lién es el padre, si fuere conocido o pudiere aparecer, y lo mismo quiénes son los abuelos, así paternos como maternos. 352. La persona en cuya casa se exponga un recién nacido, está obligada a cumplir, en cuanto pueda, lo prescrito en los artículos anteriores.-385 a 387. 353. El notario extenderá el acta de nacimiento, la leerá a los interesados y testigos, y la firmarán todos. De dicha acta el notario dará gratis un certificado, si se le pidiere-374. 380. 354. La muerte del recién nacidu antes de hacerse la muíifestación del nacimiento, no exime de la obligación de hacer poner las actas correspondientes en los registros de nacimiento y de defunción.-356, ss. 355. Si el nacimiento tiene lugar en un viaje o en un lugar en don, de la madre no tiene su domicilio, extendida el acta de nacimiento, deberá el notario ante quien se extienda pasar una copia al prefecto o corregidor respectivo, para que por su conducto se dirija al notario del dornicilio de la madre, a fin de que se copie en el registro de nacimiento y se archive el acta remitida.-382-L. 153 de 1887, 324. ji fi ü. t!4 a ej

PAGE 64

65 Registro de defunciones CAPITULO a° Registro de defunciones 356. En los Territorios el padre de familia en cuya casa muera alguna persona, lo participará al notario dentro de treinta días.-385 a 387. 357. E notario extenderá en el respectivo registro, y en presencia de dos testigos, un acta en que se expresará: 1.o El nombre y el apeIlido del mnerto; 2.° el día y la hora en que hnbiere acaecido la muerte, y si ésta ha sido natural o violenta; 3.° La edad, el domicilio y el estado del muerto, expresándose el nombre del cónyuge, si hubiere sido casado; 47 El nombre y apellido del padre y de la madre del muerto, si fueren conrcidos; 5.° Si testó, o no, cómo y ante quién. La parientes o vecinos, o las personas que conciernan al finado, servirán de testigos con preferencia,~372, ss. 358. Cualquiera persona que encuentre un cadáver fuéra de habitación, o en una casa que no tenga habitantes ni vecinos, tiene la obligación de dar el aviso de que trata el artículo 356, ya sea al notario, jueznotario, o a cualquiera agente de policía, para que éste lo haga al notario respectivo -385 a 387-L. 153 de 1887, 324. 359. En cl caso de muerte de alguna persona, en una comunidad, hospital, cuartel, cárcel u otro establecimiento semejante, dará cuenta de ella al notario, para que se extienda el acta de la defunción, el jefe, director o administrador del establecimientr,.-Ibíden. 360. En caso de muerte a bordo de un buque que navegue en aguas que corresponden a la Unión, será obligación del que mande el buque dar aviso a la autoridad política del primer puerto ríe la Unión a dende el buque llegue, a fin de que por dicha autoridad política se prevenga al registrador existente en el lugar en que la misma antoridad resida, que proceda a extender el acta de defunción en el correspondiente registro. 382, S85, 587. 361. Respecto de los que murieren en campañla o en algún combate o encuentro, es obligación del general, jefe u oficial que mande en jefe o de cualquiera que tenga el mando de la tropa, si el jefe, comandante u oficial estuviere al servicio de la Unión, dar noticia al notario respectivo de las muertes ocurridas en las fuerzas qie mande algrno de ellos, para que este funcionario pueda asentar las actas correspondientes en el registro de defunciones.--Ibidem. 362. Los notarios y prefectos o corregidores-notarios darán a los interesados una boleta en que conste que se ha hecho la inscripción de la partida de defunción de que se trata, para que aquéllos la presenten al director o portero del cementerio donde deba hacerse la inhumación del cadáver.-L. 153 cíe 1887, 324. 363. En ningón cementerio, sea público o privado, se dará sepultura a ningún cadáver sin que se haya presentado al partero o sepulturero la boleta de que habla el artículo arrerior. Los que contravengan a esta cisposición serán penados por el corregidor o prefecto respectivo un-, a tres días. con multas cíe uno a diez pesos, o arresto de Código Civil 6

PAGE 65

r,, Lib. r.°, Tít. 20, Caps. 4.j'y5.° 66 CAPITULO 4. Registro de matrimonios 364. El corregidor en los Territorios ante quien se celebre un matri. monio, tiene obligación de pasar al notario respectivo el expediente creado para celebrar el contrato, y el notario, antes de protocoiizarlo, como se previene en el articulo 137 de este Código, extenderá en el registro de matrimonios el acta correspordiente, en la cual se expresará: 1.° La fecha del contrato. 2.0 El nombre del funcionario que lo autorizó. 3.0 El de los contrayentes, su vecindad, edad; y 4.0 El nombre de los testigos que presenciaron el contrato. Esta acta será firmada solamente por el notario. Si el mismo corregidor hiciere las veces de notario, allí mismo, en su oficina, se registrará el acta del matrimonio y se protocolizará el expediente.-126, 137, 372, 374-L. 153 de 1887, 324. 365. Las actas de matrimonios celebrados por colombianos en alguno de los Estados de la Unión, o en país extranjero, se copiarán íntegra. mente en el registro, y se autorizarán con la firma del notario, las de los contrayentes y dos testigos.-372, 374, 382. 366. Luégo que se celebre el matrimonio de personas que antes o al tiempo de casarse hubieren reconocidlo un hijo, se pondrá nota marginal de la legitimación de éste en el acta' de su nacimiento; pero no podrá oponerse a su calidad de legitimado la falta de dicho requisito.-238, 369. 375, 408. 367. Cuando de un juicio civil o criminal resulte la celebración legal de un matrimoni, que no se hallare inserto en el registro, o lo hubiere sido con inexactitud, se pondrá en él copia de la ejecutoria que servirá de prueba del tmatrimonio.-407-L. 57 de 1887, 22-L. 153 de 1887, 79. c, .Y j, CAPITULO 5. Registro de reconocimiento de hijos naturales 368. Cuando el padre reconozca un hijo natural en el acto del nacimiento, bastará que firme el acta de registro respectivo, en prueba del recjnocimiento.-L. 57 de 1887, 7.°--L. 153 de 1887, 54 a 58-L. 95 de 1890, 7.° 369. El notario y corregidor ante quien se otorgue una escritura de reconocimiento de un hijo natural, extenderá y firmará una acta en el registro, en que se exprese: la fecha le la escritura, el nombre de los otor. gantes, el del hijo reconocido, su edad, el lugar donde nació y el nombre de los testigos instrumentaies de la escritura. A la margen de la partida de nacimiento del rijo reconocido se pon. drá una nota, citando la escritura de reconocimiento. Si el nacimiento fue inscrito en otra notaría o corregimiento diferente, el notario que autoriza el reconocimiento dará aviso a aquel en donde está registrado el nacimiento, para que se anote tal partida en los términos del inciso anterior.-366, 372 a 375, 407, 4o8, 1758, 1760. 370. Cuando el reconocimiento fuere hecho a virtud de demanda judicial, el prefecto que conozca en el asunto lo avisará al notario respectiso para que extienda el acta en el registro.-L. 153 ríe 1887, 55, 66. L,.

PAGE 66

'9.. 1W Disposiciones generales 67 CAPITULO 6.° Registro de adopciones 371. El notario ante quien se otorgue una escritura de adopción, extenderá y firmará una acta en el registro, en los mismos términos esta blecidos, para el caso de reconocimiento, en el artículo 369.--372, 374. CAPITULO 7.° Disposiciones generales 377. Las actas del registro del estado civil se extenderán el mismo día en que se dé el aviso o se tenga noticia del acontecimiento; se pondrán seguidas, sin dejar blancos entre ellas, sin apreviaturas ni números, y sin insertar nada que les sea extraño. 373. Al frente de cada partida inscrita en los registros se pondrá, en caracteres notables, el nombre y apellido del recién nacido, muerto, contrayente o legitimado, según el caso. 374. Extendida el acta en el registro, se leerá por el notario a los interesados o a sus representantes y a los testigos; se salvarán al pie del acta los errores, si los hubiere, y in seguida firmarán todos.-353, 364, 365, 369, 407. 375. Cuando se extienda una nueva acta que tenga relación con otra, se hará en el día de la fecha de la nueva acta, y no a la margen de la anterior.-366, 369, 381, 407, 408. 376. Al fin de cada libro se apartarán las fojas que se consideren suficientes para formar un indice alfabético de los nombres de las personas a que se refieren las partidas de cada registro con referencia a la página en que se encuentra inscrita. Este indice se llevará a la vez con el registro.-2573, 2643. 377. Cuando se pretenda el registro de an nacimiento o de una muerte que se han verificado un año antes, es preciso que los interesados comprueben el hecho con dos testigos, que lo afirmen ante el notario, bajo juramento, y que den noticia exacta de la fecha, o por lo menos del mes y ano en que aconteció. 378. Al fin de cada mes se pondrá una nota en los respectivos registros. expresiva del número de actas registradas. Esta nota será suscrita por el prefecto y notario respectivo.-L. 57 de 1887, 37. 379. Los poderes y demás documentos que deben estar unidos a las actas, se firmarán por el notario y los testigos, y se archivarán junto con los registros. 380. Cualquiera persona puede pedir certificaciones de dichas actas, a los notarios, pagando veinte centavos por todo derecho.--353, 362, 363. 381. En el caso de haberse omitido alguna partida en los registros, se admitirán las pruebas que sobre ello se dieren, y declaradas bastantes por el juez, se procederá a reparar la omisión, poniendo el acta en el lugar correspondiente a la fecha en que se extiende, y anotando su referencia a la margen del lugar en que fue omitida. 382. Las actas de registro del estado civil, extendidas en otro de los Estados de la Unión, o en país extranjero, son válidas si se han llenado las formalidadés requeridas en el Estado ¿ país donne se extendieren , o si se han extendido observando las disposiciones del Código un agente diplomático o consular de la Unión.-355, 360, 365 1887, 324-L. 124 de 189o, 13-L. 23 de 1866, 8.0, 66. Civil, ante -L. 153 de Ia_

PAGE 67

'5 0J' Lib. z.°, 7-Y. 20, Cap. 7.° 68 383. Todos los registros del estado civil de las personas se conservarán en las ofcinas de los notarios, a cuyo efecto los prefectos o corregidores remitirán en el mes de enero los que hayan formado y tengan a su cargo del año anterior. Los notarios, jueces o corregidores son responsables de toda altera-L. 153 (le 1887, 324. ción en los indicados registros. Toda alteración o falsificación de las actas del estado civil, todo 384. asiento de éstas, hecho en pliego suelto, o de otro modo que no sea en los registros destinados a este fin, ría derecho a los interesados para pedir la indemnización de los daños y perjuicios que sufran, sin perjuicio de la pena que contra el falsario se establece en el Código Penal.-C. P., 362 y 363. 385. Además de las personas indicadas en los artículos 350, 352, 356, 358, 359, 3o y 361, están también obligados a dar el aviso que en ellos se dispone los parientes inmediatos del recién nacido o del difunto en sacristanes, sepultureros su caso, las comadronas, los ministros del culto, y demás personas que, por razón de su oficio o profesión, hayan tenido conocimiento del nacimiento o defur ción de un individuo. 386. Los agentes de policía que por cualquier motivo tengan noticia una persona en el distrito o seccio en que de que haya nacido o muertí, o hacer que se dé su empleo, tienen el deber de dar por si, ellos ejercen o al prepor quien corresponda, el aviso indic0o al notario respectivo, fecto o corregidor. 387. Cuando se halle auseilte de la cabecera de la prefectura o coen ejercicio de las funciones de su empleo, se rregimiento el notario, los dos articulos que dará al prefecto o corregidor el aviso de que tratan una defunción, y la sepultura, si se tratare de preceden; quien hará dar caso y los pasará al notario a su regreso, tomará los apuntamientos del para que éste asiente la correspondiente partida en el registro respectivo. 388. El prefecto o corregidor vigilará en que se lleven fiel y cumplidamente los registros de nacimientos y defunciones, pudiendo con tal fin públicos obligados a dar los avicompeler a los individuos o empleados sos de que se trata en los precedentes artículos, con multas de uno a diez con el deber que pesos, o arresto hasta por tres días para que cumplan -L. 57 de 1887, 37. queda establecido. registros del estado civil de las personas deben estar folia389. Los dos y rubricados en cada foja por el prefecto, quien además pondrá al principio rle ellas una nota que exprese el número de fojas que contiene cada uno, y la autorizará con srs firma. 390. En los primeros seis días de cada mes remitirán los notarios y jueces-notarios al prefecto un cuadro en que se exprese el número de nacidos, muertos, casados y legitimados que se hayan inscrito en los registros del estado civil, en el mes inmediatamente anterior, con expresión de tantos varones, uanlas mujeres. 391. En todo el mes de enero de cada año formarán los prefectos o corregidores, y remitirán a la Secretaría de lo Interior y Relaciones Exteriores, para su publicación en el Diario Oficial, un cuadro que manifieste el movimiento de población que haya habida en cada uno de los Territorios en el año inmediatamente anterior, cinforme a los datos que han debido recibir, según lo establecido en el artículo anterior. 392. Se presumirá la autenticidad y pureza de los documentos antedichos, estando en la forma debida.-62-L. 124 de 1890, 13. 393. Podrán rechazarse los antedichos documentos, aun cuando conste su autenticidad y pureza, probando la no identidad personal, esto v f 6 14' 1 tF'ú

PAGE 68

f 11 Er Disposiciones generales 69 es, el hecho de no ser una misma la persona a que"él documento se refiere y la persona a quien se pretende aplicar. Los antedichos documentos atestiguan la declaración hecha por 394. los contrayentes de matrimonio, por los padres u otras personas en los respectivos casos; pero no garantizan la veracidad de esta declaración en ninguna de sus partes. Podrán pues impugnarse, haciendo constar que fue falsa la declaración en el punto de que se trata.-1759-L. 153 de 1887, 75. 395. La falta de los referidos documentos podrá suplirse en caso necestrio por otros documentos auténticos, por declaraciones de testigos, que hayan presenciado los hechos constitutivos del estado civil de que se trata, y en defecto de estas pruebas, por la notoria posesión de ese estado civil.-1758-C. J., 678. 396. La posesión notoria del estado de matrimonio consiste, principalmente, en haberse tratado los supuestos cónyuges como marido y mujer en sus relaciones domésticas sociales; y en haber sido la mujer recibida en ese carácter por los deudos y amigos de su marido, y por el vecindario de su domicilio, en general. 397. La posesión notoria del estado de hijo legítimo, consiste en que sus padres le hayan tratado como tál, proveyendo a su educación y establecimiento de un modo competente, y presentándole en ese carácter a sus deudos y amigos; y en que éstos y el vecindario de su domicilio, en general, le hayan reputado y reconocido como hijo legitimo de tales padres. 398. Para que la posesión notoria del estado civil se reciba como prueba del estado civil, deberá haber durado diez años continuos, por lo menos. -336. 399. La posesión notoria del estado civil se probará por un conjunto de testimonios fidedignos, que la establezcan de un modo irrefragable; particularmente en el caso de no explicarse y probarse satisfactoriamente la falta de la referida partida, o la pérdida o extravío del libro o registro en que debiera encontrarse. 400. Cuando fuere necesario calificar la edad de tn individuo, para la ejecución de actos o ejercicio de carg-s que requieran cierta edad, y no Iuere posible hacerlo por documentos o declaraciones que fijen la época de su nacimiento, se le atribuirá una edad media entre la mayor y la menor que parecieren compatibles con el desarrollo y aspecto físico del individuo. El prefecto o corregidor, para establecer la edad, oirá el dictamen de facultativos o de otras personas idóneas.-ro69. 401. El fallo judicial que declara verdadera o falsa la legitimirlad del hij, no sólo vale respecto de las personas que han intervenido en el juicio, sino respecto de todos, relatisamente a los efectos qire dicha legitimidad acarrea. La misma regla dberá aplicarse al fallo que declara ser verdadera o falsa una maternidad que se iimpugna.-17-C. J., 846. 402. Para que los fallos de que se trata en el articulo precedente produzcan los efectos que en él se designan, es necesario: ,.° Que hayan pasado en autoridad de cosa juzgada. 2.0 Que se hayan pronunciado contra legitimo contradictor. 3.0 Que no haya habido colusión en el juicio.C. J., 827 y 831. 403. Legítimo contradictor en la cuestión de paternidad es el padre contra el hijo, o el hijo contra el padre, y en la cuestión de maternidad el hijo contra la madre, o la madre contra el hijo. it,

PAGE 69

'4 51 ej i~t '1~ i~1l Lib. .°, Tít. 21 70 Siempre que en la cuestión esté comprometida la paternidad del hijo legítimo, deberá el padre intervenir forzosamente en el juicio, so pena de nulidad.-214, ss. 404. Los herederos representan al contradictor legítimo que ha fallecido antes de la sentencia; y el fallo pronunciado a favor o en contra de cualquiera de ellos, aprovecha o perjudica a los coherederos que, citados, no comparecieron--219-C. J., 846. 405. La prueba de colusión en el juicio no es admisible sino dentro de los cinco años subsiguientes a la sentencia. 406. Ni prescripción ni fallo alguno, entre cualesquiera otras personas que-se haya pronunciado, podrá oponerse a quien se presente como verdadero padre o madre del que pasa por hijo de otros, o como verdadero hijo del padre o madre que le desconoce.-17-C. J., 846. 407. Cuando en una acta se haya cometido alguna equivocación o algún error que no se salvó en los términos del articulo 374, se ocurrirá al juez, para que con audiencia de los interesados se corrija la equivocación o se subsane el error. Si recayere un fallo favorable, se insertará la ejecutoria de éste en el respectivo ligar del registro, atendiendo a la fecha de la inserción, la cual servirá de acta, debiendo además ponerse nota a la margen del acta reformada. La certificación sólo perjudicará a las partes que hubieren sido oídas en el juicio.-367. 408. El notario ante quien se otorgue una escritura de legitimación de un hijo, conforme al Código Civil, extenderá y firmará una acta en el registro de legitimaciones, en se que exprese: la fecha de la escritura, nombre de los otorgantes, nombre del hijo legitimado, su edad y lugar donde nació, y nombre de los testigos instrumentales de la escritura. A la margen de la partida de nacimiento del legitimado se pondrá una nota citando la escritura de legitimación. Si el nacimiento del legitimado fue inscrito en otra notaría diferente de la en que se otorga la legitimación, el notario que autoriza ésta dará aviso a aquél donde está registrado el nacimiento, para que se anote tal partida en los términos del inciso anterior.-239, 366, 369, 375. 409. Cuando para comprobar hechos referentes al estado civil de las personas, anteriores al t.0 de setiembre de 1853, se necesitare copia de las partidas de nacimiento o bautismo, defunción o matrimonio inscritos en los libros que llevaban al efecto los ministros del culto católico, antes de aquella fecha, los prefectos pueden disponer, a solicitud de parte, que se exhiban tales libros para compulsar el testimonio o copia que se soli cita, valiéndose, con este fin, de los apremios legales.-L. 57 de 1887, 22-L. 153 de 1887, 79-L. 34 de 1892, 22. 410. El registro del estado civil se llevará con arreglo a los modelos insertos a continuación de este Código. I ' '..1 M TITULO 21 De los alimentos que se deben por ley a ciertas personas 411. Se deben alimentos: 1.n Al cónyuge. 2.° A los descendientes legítimos. 3.° A los ascendientes legítimos. 4.0 A la mujer divorciada sin culpa suya. 5.0 A los hijos naturales y a su posteridad legítima. o.° A los padres naturales. 7.0 A los hijos adoptivos. Ni r Y†

PAGE 70

De los alimentos que se deben por ley 71 8.0 A los padres adoptantes. 9.° A los hermanos legitimos. jo. Al que hizo una donación cuantiosa si no hubiere sido rescindida o revocada. La acción del donante se dirigirá contra el donatorio. No se deben alimentos a las personas aquí designadas, en los casos en que una ley se los niegue-56, 151, 166, 233, 251 a 253, 257, 260, tiO, O226 a 1229, 1796-L. 153 de 1887, 62, 66, 71 a 78-C. J., t423, SS. * L, 3o de 1888, .36. El hombre que habiéndose casado civilmente se case Iségo con otra mujer con arreglo a los ritos de la religión católica es obligado a suministrar alimentos congruos a la primera mujer y a los hijas habidos en ella, mientras ésta no se case católicamente. L. 30 de 1888, 34412. Las reglas generales a que está sijeta la prestación de alimentos, son las siguientes, sin perjuicio de las disposiciones especiales que contiene este Código respecto de ciertas personas. 413 Los alimentos se dividen en congruos y necesarios. Congruos son los que habilitan al alimentado para subsistir modestamente de un modo correpondiente a su posición social. Necesarios los que le rían lo que basta para sustentar la vida. Los alimentos, sean congruos o necesarios, comprenden la obligación de proporcionar al alimentario, menor de veintiún años, la enseñanza pri. maria y la de alguna profesión u oiicio.-264-L. 153' de 1887. 62. 414. Se deben alimentos congruos a las personas designadas en los números .°, 2.0, 3.0, 4.0 y 1o del articulo 411, menos en los casos en que la ley los limite expresamente a lo necesario para la subsistencia; y generalmente en los casos en que el alimentario se haya hecho culpable de injuria grave contra la persona que le debía alimentos. Se deben asimismo alimentos congruos en el caso del articulo 330. En el caso de injuria atroz cesará enteramente la obligación de prestar alimentos. Para los efectos cíe este artículo, constituyen injuria atroz los delitos graves y aquellos delitos leves que entrañen ataque a la persona del que debe alimentos. Constituyen injuria grave los demás delitos leves contra cualquiera de los derechos individuales de la misma persona que debe alimentos.-i25, 1036, 1268. 415. Los incapaces de ejercer el derecho de propiedad no lo son para recibir alimentos. 416. El que para pedir alimentos reúna varios títulos de los expresados en el artículo 411, sólo podrá hacer uso de uno de ellos observando el siguiente orden de preferencia: En primer lugar, el que tenga según el inciso in. En segundo, el que tenga segán los incisos 1.0y 4.0 En tercero, el que tenga según las incisos 2.o y 5. En cuaro, En quinto, el que tenga según los incisos 3.0 y 6.0 el que tenga según los incisos 7.0 y 8.0 El del incso 9.o no tendrá lugar sino a falta de todos los otrss. Entre varios ascendientes o descendientes debe recurrirse a los de proximo grado. Sólo en el caso de insuficiencia en el titulo preferente podrá recurrirse a otro. 417. Mientras se ventila la obligación de prestar alimentos, podrá el juez o prefecto ordenar que se den provisionalmente, desde que en la secuela del juicio se le ofrezca fundamento plausible; sin perjuicio de la .,

PAGE 71

-.& * **~~* 4. Lib. ¡.-, Tít. 21 72 restitución, si la persona a quien se demandan obtiene sentencia absolutoria. Cesa este derecho a la restitución, contra el que, de buena, fe y con algún fundamento plausible, haya intentado la demanda.-157, 22q, 233. 418. En el caso de dolo para obtener alimentas, serán obligados solidariamente a la restitución y a la indemnización de perjuicios todos los que han participado en el dolo.-63, 233, 1515, 1516, 2343. 419. En la tasación de los alimentos se deberán tomar siempre en consideración las facultades tcM deudor y sus circunstancias domésticas. [192, 1796. 420. Los alimentos congruos o necesarios no se deben sino en la parte en que los medios de subsistencia del alimentario no le alcancen para subsistir de un modto correspondiente a su posición social o para sustentar la vida. 421. Los alimentos se deben desde la primera demanda, y se pagarán por mesadas anticipadas. No se podrá pedir la restitución de aquella parte cíe las anticipaciones que el alimentario no hubiere devengado por haber fallecido. -1418. 422. Los alimentos que se deben por ley, se entienden concedidos para toda la vida del alimentario, continuando las circunstancias que legitimaron la demanda. Con todo, ningán varón de aquellos a quienes sólo se deben alimentos necesarios, podrá pedirlos después que haya cumplido veintiún años, salvo que por algún impediniento corporal o mental, se halle inhabilitado para subsistir de su trabajo; pero si posteriormente se inhabilitare, revivirá la obligación de alimentarle.-1191-L. 153 de 1887, 72. 423. El juez reglará la forma y cuanntía en que hayan de prestarse los alimentos, y podrá disponer que se conviertan en los intereses de un capital que se consigne a este etecto en una caja de ahorros o en otro establecimiento análogo, y se restituya al alimentante o sus herederos luégo que cese la obligación. 424. El derecho de pedir alimentos no puede transmitirse por causa de muerte, ni venderse o cederse de modo aiguno, ni renunciarse.-15, 16, 1677, 9.0, 2474. 425. El que debe alimentos no puede oponer al demandante en compensación lo que el demancante le deba a él.-1721, 2474. 46. No obstante lI dispuesto en los dos articulos precetlentes, las pensiones alimenticias atrasadas podrán renunciarse o compensare; y el derecho de demandarlas, trasmitirse por causa de muerte, venderse o cederse; sin perjuicio de la prescripción que competa al deudor. 427. Las disposiciones de este título no rigen respecto de las asignaciones alimenticias hechas voluntariamente en testamento o por donación entre vivos; acerca de las cuales deberá estarse a la voluntad del testador o donante, en cuanto haya podido disponer libremente de lo suyo. sé., ~v. 4, re si ^l ii;J ' l Ii iuýt F. I'?C

PAGE 72

De las tutelas y curadurías ea general 73 TITULO 22 De las tutelas y curadurías en general CAPITULO .° Definiciones y reglas en general 428. Las tulelas y las curadurías o curatelas son cargos impuestos a ciertas personas a favor de aquellos que no pueden dirigirse a si mismos, o administrar coutpetentemente sus negocios, y que no se hallen bajo poi testad de padre o marido, que pueda darles la protección debida. Las personas que ejercen este caigo se llaman tutores o curadores, y generalmente guardadores. 429. Las disposiciones de este título y de los dos siguientes, están sujetas a las modificaciones y excepciones que se expresarán en los litu los especiales de la tutela y de cada especie de curaduría. 430. La tutela y las curadurías generales se extienden no sólo a los bienes sieo a la persona de los individuos sometidos a ellas. 431. Están sujetos a tutela los impúberes.-34, 1504. 432. Están sujetos a curaduría general los menores adultos que no han obtenido habilitación de edad, los que por prodigalidad o demencia han sido puestos en entredicho de administrar sus bienes; y los sordomudos que no pueden darse a entender por escrito.-34, 193, 294, 340, 343, 1504. 433. Se llaman curadores de bienes los que se dan a los bienes del ausente, a la herencia yacente y a los derechos eventuales del que está por nacer.-9, 93, 96, 561, ss., 1297. 434. Se llaman curadores adjuntos los que se dan en ciertos casos a las personas que están bajo potestad de padre o marido, o bajo tutela o curaduría general, para que ejerzan una administración separada.-62, 177, ss., 289, ss.-L. 153 de 1887, 53. 435. Curador especial es el que se nombra para un negocio particular.-199, 583-. J., 304-L. to5 de 1890, 251-L. roo de 1892, 23. 436. Los individuos sujetos a tutela o curaduría se llaman pupilos. 437. Podrán colocarse bajo una misma tutela o curaduría dos o más individuos, con tal de que haya entre ellos indivisión de patrimonios. Divididos los patrimonios se consideran tantas tutelas o curadurías como patrimonios clistintos, aunque las ejerza una misma persona. Una misma tutela o curadurla puede ser ejercida conjuntamente por dos o más tutores o curadores.-452. 438. No se puede dar tutor ni curader general al que está bajo la patria potestad, salvo que ésta se suspenda por decreto judicial, en alguno de tos casos enumerados en el artículo 315 (1). Se dará curador adjunto al hijo, cuando el padre es privado de la admisistración de los bienes del hijo, o de una parte de ellos, según el artículo 29.-L. loo de 1892, 23. 439. No se puede dar curador a la mujer casada, no divorciada ni separada de bienes, mientras los adninistra el marido. Se dará curador a la mujer divorciada en los mismos casos en que, si fuese soltera, necesitaría de curador para la administración de lo suyo. (i) Debió citarse el a. 310.

PAGE 73

Lib. ¡.°, Tít. 22, Cap. 2.° 74 }i La misma regla se aplicará a la mujer separada de bienes, respecto de aquellos a que se extienda la separación. La curaduría de que hablan los precedentes incisos no obstará a los derechos que conserva el marido de la mujer separada de bienes, según el artículo 204,-99, 208. 440. Generalmente no se puede dar tutor ni curador al que ya lo tiene: sólo podrá dársele curador ajunto, en los casos que la ley designa. 441. Si el tutor o curador, alegando la excesiva complicación de los negocios del pupilo, y su insuficiencia para administrarlos cumplidamente, pidiere que se le agregue un curador, podrá el juez o el prefecto acceder, habiendo oído sobre ello a los parientes del pupilo y al respectivo defensor. El juez o prefecto dividirá entonces la administración del modo que más conveniente le parezca.-"i, 508. 442. Si al que se halla bajo tutela o curaduría se hiciere una donación o se le dejare una herencia o legado con la precisa condición de que los bienes comprendidos en la donación, herencia o legado, se administren por una persona que el donante o testador designa, se accederá a los deseos de éstos; a menos que, oídos los parientes y el respectivo defensor, apareciere que conviene más al pupila repudiar la donación, herencia o legado, que aceptarlos en esos términos. Si se acepta la donación, herencia o legado, y el donante o testador no hubiere designado la persona, o la que ha sido designada no fuere idónea, hará el jiez la desiguació.-61. 296, 300, 316. 443. Las tutelas o curadurías pueden ser testamentarias, legitimas o dativas. Son leslanmenarias, las que se constituyen por acto testamentario. Legílimas, las que se confieren por la ley a los parientes o cónyuge del pupilo. Dativas, las que confiere el magistrado. Sigue las reglas cíe la tutela testamentaria la que se confiere por acto entre vivos, según el artículo 450. ii1 111* 1 lila 1e1 I!Í YIj CAPITULO 2. De la tutela o curaduría testamentaria 444. El padre legítimo puede n umbrar tutor, por testatento, no sólo a los hijos nacidos, sino al que se halla todavía en el vientre materno para el caso que nazca vivo -93, 574. 445. Puede asimismo nombrar curador, por testamento, a los meno. res adultos que no han obtenido habilitación para administrar sus bienes; y a las adultos de cualquiera edad que se hallen en estado de demencia, o son sordomudos, que no entienden ni se dan a entender por escrito.540, 574. 446. Puede asimismo nombrar curador, por testamento, para la de. fensa de los derechos ecentuales del hijo que está por nacer.-93, 574. 447. Carecerá de los derechos que se le confieren por los artículos precedentes, el padre que ha sido privado de la patria potestad por decreto jndicial, según el artículo 315, o que por mala administración haya sido removido judicialmente de la guarda del hijo.-299. 448. A falta del padre podrá ejercer los mismos derechos la madre con tal que no haya estado divorciada por adulterio, o que por su mala d,I ti 11 conducta no haya sido privada del cuidado personal del hij , o que no haya pasado a otras nupcias--599-L. 153 de 1887, 53. 1r

PAGE 74

De la tsrela o curaduría legíima 75 449. El padre o madre natural podrá ejercer los derechos concedidos por los artículos precedentes al padre legítimo.-L. 57 de 1887, 7.°L. 95 de 1890, 7.° 450 Los padres legítimos o naturales, no obstante lo dispuesto en los artículos 447 y 448 y cualquiera otra persona, podrán nombrar tutor o curador, por testamento o por acto entre vivos, con tal que donen o dejen al pupilo alguna parte de sus bienes, que no se le deba a título de legítima. Esta guarda se limitará a los bienes que se donan o dejan al pupilo. 283, 434, 438, 442 451. Podrán nombrarse por testamento dos o más tutores o curadores que ejerzan simultáneamente la guarda; y el testador tendrá la facultad de dividir entre ellos la administración.-50', 508. 452. Si hubiere varios pupilos, y los dividiere el testador entre los tutores o curadores nombrados, todos éstos ejercerán de consuno la tutela o curaduría, mientras el patrimonio permanezca indiviso, y dividido el patrimonio, se dividirá entre ellos por el mismo hecho la guarda, y serán independientes entre sí. Pero el cuidado de la persona de cada pupilo tocará exclusinamente a su respectivo tutor o curador, aun durante la indivisión del patrimonio.-437, 502, 508. 453. Si el testador nombra varios tutores o curadores que ejerzan de consuno la tutela o curaduría, y no dividiere entre ellos las funciones, podrá e juez o el prefecto, oídos los parientes del pupilo, confiarlas a uno de los nombrados o al número de ellos que estimare suficiente, y en este segundo caso, dividirlas como mejor convenga para la seguridad de los intereses del pupilo.-6t, 502 508. 454. Podrán asimismo tmabrarse por testamento varios tutores o curadores que se sustituyan o sucedan uno a otro; y establecida la sustituciin o sucesión para un caso particular, se aplicará a los demás en que falte el tutor o curador; a menos que manifiestamente aparezca que el testad r ha querido limitar la sustitución o sucesión al caso o casos designados. 455. Las tutelas o curadurías testamentarias admiten condición suspensiva y resolutoria y señalamiento de día cierto en que principien o expiren.-1139, 1536. CAPITULO 3.° De la tutela o curaduría legítima 436. Tiene lugar la guarda legitima cuando falta o expira la testamentaria. Tiene lugar especialmente cuando, viviendo el padre, es emancipado el menor, y cuando se suspende la patria potestad por decreto judicial.312, ss. 457. Los llamados a la tutela o curaduría legítima, son, en general: Primeramente el pad.re del pupilo; En segundo lugar, la madre; En tercer lugar, los demás ascendientes de uno y otro sexo; En cuarto lugar, los hermanos varones del pupilo, y los hermanos varones de los ascendientes del pupilo. Si r) hubiere lugar a la tutela o curaduría del padre o madre, el juez o prefecto, oídos los parientes del pupilo, elegirá entre los demás ascendientes, y a falta de ascendientes entre los colaterales aquí designados, la

PAGE 75

7er -~ tiri ypt 4!j Lib. 1.°, Tít. 23 76 persona que le pareciere más apta, y que mju res seguridades presentare; y podrá también, si lo estimare conveniente, elegir más de una, y dividir entre ellas las funciones. Los parentescos designados en este artículo, re entienden legítimos.38, 6, 502, 508, 537, 55o-L. 95 de 189o, 7.0 458. Es llamado a la guarda legítima del hijo natural, el padre o madre que primero le reconozca, o a quien primero se le asigne Fse carácter, y si ami)Os le reconocen o son declarados a un tiempo padres naturales del menor, es llamado a la guarda de éste, preferentemente, el padre. Este llamamiento pondrá fin a la guarda en que se hallareel menor, salvo el caso de inhabilidad o legitima excusa del que, según el inciso anterior, es llamado a ejercerla.-537, 550, 591-L. 153 de 1887, 61-L. 95 de 1890. 7.° 459. Si continuando el pupilaje cesare en su cargo el guardador legítimo, será reemplazado por otro de la misma especie. ' si 10 i CAPITULO 4.° De la tutela o curaduria dativa 460. A faita de otra tutela o curaduría, tiene lugar la dativa.-583. 461. Cuando se retarda por cualquiera causa el discernimiento de una tutela o de una curaduría, o durante ella sobreviene un embarazo que por algún tiempo impida al tutor o curador seguir ejerciéndola, se dará, por el magistrado, tutor o curador interino, para mientras dure el retardo o el impedimento. Pero si hubiere otro tutor o curador que pueda suplir la falta, o si se tratare de nombrar un tutor o curador que suceda al que actualmente desempeña la tutela o curaduría, y puede éste continuar en ella algún tiempo, no tendrá lugar el nombramiento del interino-588, 63r-C. J., 1441). 462. El magistrado para la elección del tutor o curador dativo, deberá oír a los parientes del pupilo; y podrá, en caso necesario, nombrar dos o más, y dividir entre ellos las funciones, como en el caso del artículo 453. Si hubiere curador adjunto, podrá el juez o prefecto preferirle para la tutela o curaduría dativa.-6t, 502, 508-C. J., i441. TITULO 23 De las diligencias y formalidades que deben preceder al ejercicio de la tutela o curaduría 463. Toda tutela o curaduría debe ser discernida. ~ii 4l¡ ý4l Se lamua discerniríenío el decreto judicial que autoriza al tutor o cura. dor -C. J., 113, 1434, oS. la tutela o curaduria s.rá necesario que preceda para ejercer su cargí 464. Para discernir i¡ýlo el otorgamiento cíe la fianza o caución a que el tutor o curador esté obligado. Ni se le dará la administración de los bienes sin que preceda inventa-584. 6)5, 1297, 2376. rio s 'remue. 465. Son obligados a presrar fianza todos los tutores o curadores , exceptuados solamente: 1.° El cónyuge y los ascendientes y descendientes legítimos. 2.° Los interinos, llamados por poco tiempo a servir el cargo. ~ll 1)1 'Cii .i

PAGE 76

'-e Formalidades que deben preceder al ejercicio de la tutela 77 3.° Los que se dan para un negocio particular, sin administración de bienes. Podri también ser relevado de la fianza, cuando el pupilo tuviere pocos bienes, el tutor o curador que fuere persona de conocida probidad y de bastantes facultades para responder de ellos.-584, 605, 1297, 2376. 466. En lagar de la fianza prevenida en el articulo anterior, podrá prestarse hipoteca suficiente--605, 2363. 467. Los actos del tutor o curador que aún no han sido autorizados por el decreto de discernimiento, son nulos; pero el decreto, una vez obtenido, validará los actos anteriores, de cuyo retardo hubiera podido resultar perjuicio al pupilo.-1741, 1743. 468. El tutor o curador es obligado a inventariar los bienes del pupilo en los noventa días subsiguientes al discernimiento, y antes de tomar parte alguna en la administración sino en cuanto fuere absolutamente necesarlo. El jaez o prefecto, según las circunstancias, podrá restringir o ampliar este plazo. Por la negligencia del guardador en proceder al inventario y por toda falta grave que se le pueda imputar en él, podrá ser removido de la tutela o curaduría como sospechoso, y será condenado al resarcimiento de toda pérdida o daño que de ello hubiere resultado al pupilo, de la manera que se dispone en el artículo 512.-584, 627, 2196. 469. El testador no puede eximir al tutor o curador de la obligación de hacer inventario.-5 4. 470. Si el tutor o curador probare que los bienes son demasiado ex¡guos para soportar el gasto de la confección de inventario, podrá el juez o prefecto, oídos los parientes del pupilo, y el defensor de menores, remitir la obligación de inventariar snlemnemente dichos bienes y exigir sólo un apunte privado, bajo las firmas del tutor o curador, y de tres de los más cercanos pariente, mayores de édad, o de otras personas respetables, a falta (le éstos.-61-C. J., 1446-L. 153 de 1887, 324. 171. El inventario deberá ser hecho ante notario y testigos, en la forma que en el Código de enjuiciamiento se prescribe. 472. El inventario hará relación de todos los bienes raíces y muebles de la persona cuya hacienda se inventaría, particularizándolos uno a uno, o señalando colectivamente los que consisten en número, peso o medida, con expresión de la cantidad y calidad; sin perjuicio de hacer las explicaciones necesarias para poner a cubierto la responsabilidad del guardador. Comprenderá asimismo los títulos de propiedad, las escrituras públicas y privadas, los créditos y deudas del pupilo de que hubiere comprobante o sólo noticia, los libros de comercio o de cuentas, y en general, todos los objetos presentes, exceptuados los que fueren conocidamente de ningún valor o utilidad, o que sea necesario destruír con algún fin moral. 473. Si después de hecho el inventario se encontraren bienes de que al hacerlo no se tuvo noticia, o por cualquier titulo acrecieren nuevos bienes a la hacienda inventariada, se hará un inventario solemne de ellos, y se agregará al anterior. 471. Debe comprender el inventario aun las cosas que no fueren propias de la persona cuya hacienda se inventaría, si se encontraren entre las que lo son; y la responsabilidad del tutor o curador se extenderá a las unas como a las otras. 475. La mera aserción que se haga en el inventario de pertenecer a

PAGE 77

'ir Lib. .°, Tít. 24 78 áí determinadas personas los objetos que se enumeran, no hace prueba en cuanto rl verdadero dominio de ellos.-1624, 1759, 1765. 476.' Si el tutor e curador alegare que por error se han relacionado en el inventario cosas que no existían, o se ha exagerado el número, peso o medida cle las existentes, o se le ha atribuído una materia o calidad de que carecían, no le valdrá esta excepción; salvo que pruebe no haberse podido evitar el error con el debido cuidado de su parte, o sin conocimiento u experimentos científicos.-624, 1759, 1765. 477. El tutor o curador que alegare haber puesto, a sabiendas en el inventario cosas que no le fueron entregadas realmente, no será oído aunque ofrezca probar que tuvo en ello algún fin provechoso al pupilo.Ibidemn. 478. Los pasajes oscuros o dudosos del inventario se interpretarán a favor del pupilo, a menos de prueba contraria.-66, 500, 1624. 479. El tutor o curador que sucede a otro, recibirá los bienes por el inventario anterior y anotará en él las diferencias. Esta operación se hará con las mismas solemnidades que el anterior inventario, el cual pasará a ser asi el inventario del sucesor. 5, e V4. TITULO 24 De la administración de los tutores y curadores relativamente a los bienes 1. 480. Toca al tutor o curador representar o autorizar al pupilo en todos los actos judiciales o extrajudiciales que le conciernan y puedan menoscabar sus derechos o imponerle obligaciones.-62, 784, 1637, 1777. C. C., 302, a 307-L. ¡oo de 1892, 23. 481. El tutor o curador administra los bienes del pupilo, y es obligado a la conservación de estos bienes y a su reparación y cultivo. Su responsabilidad se extiende hasta la culpa leve inclusive.-63, 430, 2502. 482. Si en el testamento se nombrare una persona a quien el guardador haya de consultar en el ejercicio de su cargo, no por eso será éste obligado a someterse al dictamen del consultor, ni haciéndolo, cesará su responsabilidad. Si en el testamento se ordenare expresamente que el guardador proceda de acuerdo con el consultor, tampoco cesará la responsabilidad del primero por acceder a la opinión del segundo; pero hatiendo discordia entre ellos, no procederá el guardador sino con autorización del jiez o prefecto, que deberá concederla con conocimiento de causa.-517. 483. No será lícito al tutor o curador, sin previo decreto judicial, enajenar los bienes raíces del pupilo, ni gravarlos con' hipoteca o servisf11 tJ, 3$' dumbre. ni enajenar o empeñar los muebles preciosos o que tengan valor afección: de ni podrá el juez o prefecto autorizar esos actos, sino por causa de utilidad o necesidad manifiesta. -521, 749-C. J., 1461, ss. 484. La venta de cualquiera parte de los bienes del pupilo, enumeNr rados en los articulos anteriores, N obstante la disposición del se hará en pública subasta articulo 483, si hubiere precedido decreto de ejecución y embargo sobre bienes raices del pupilo, no será neo nuevo decreto para su enajenación. cesar Tampoco será necesario decreto judicial para la constitución de una hipoteca o servidumbre, sobre bienes raíces que se han transferido al pupilo con la carga de constituir dicha hipoteca o servidumbre.-135 t-C. J., 1461, ss.-L. loo de 1892, 47. 1:. I2 í~í .:..ami .1

PAGE 78

rwnr De la administración de los tutores y curadores 79 485. Sin previo decreto judicial no podrá el tutor o curador proceder a la división de bienes raíces o hereditarios que el pupilo posea con otros proindiviso. Si el juez o prefecto, a petición de un comunero o coheredero, hubiere decretado la división, no será necesario nuevo decreto.-1374, 1279-C. J., *L. 40 1907, 145. 1471El tutor o curador no podrá repudiar ninguna herencia deferida 486. al pupilo sin decreto judicial, o con conocimiento de causa, ni aceptarla sin beneficio de inventario.-61, 394, 442, 1282, 1293, 1304, 1307. 487. Las donaciones o legados no podrán tampoco repudiarse sin decreto judicial; y si impusieren obligaciones o gravámenes al pupilo, no podrán aceptarse sin previa tasación de las cosas donadas o legadasIbidem. 488. Hecha la división de una herencia, o de bienes raíces que el pupilo posea con otros proindiviso, será necesario para que tenga efecto, nuevo decreto judicial, que con audiencia del respectivo defensor la apruebe y confirme.-1399-C. J., 1282, ss., 13o. 489. Se necesita asimismo previo decreto para proceder a transacciones o compromisos sobre derechos del pupilo, que se avalúen en más de mil pesos, y sobre sus bienes raíces; y en cada caso la transacción o el fallo del compromisario se someterá a la aprobación judicial, so pena de nulidad.-2107, 247o-L. 105 de 1890, 307. 490. El dinero que se ha dejado o donado al pupilo para la adquisición de bienes raíces, no podrá destinarse a ningún otro objeto que la impida o embarace; salvo que intervenga autorización judicial con conocimiento de causa.-C. J., 1471. 491. Es prohibida la donación de bienes raíces del pupilo, aun con previo decreto judicial. Sólo con previo decreto judicial podrán hacerse donaciones en dinero u otros bienes muebles del pupilo, y no las autorizará el juez, sino por causa grave, como la de socorrer a un consanguineo necesitado, contribuir a un objeto de beneficencia pública u otro semejante; y con tal que sean proporcionadas a las facultades dtel pupilo, y que por ellas no sufran un menoscabo notable los capitales productivos. Los gastos de poco valor para objetos de caridad, o de licita recreación, io están sujetos a la precedente prohibición.-304, 1445, 1449, 2165. 492. La remisión gratuita de un derecho se sujeta a las reglas de la donación.-1711 a 1713493. El pupilo es incapaz de ser obligado como fiador sin previo decreto judicial, que sólo autorizará esta fianza a favor de un cónyuge, de un ascendiente o descendiente legítimo o natural, y por causa urgente y grave504-C. J., 1471. 494. Los deudores del pupilo que pagan al tutor o curador, quedan libres de todo nuevo pago.-1634, 1637. 495. El tutor o curador deberá prestar el dinero ocioso del pupilo con las mejores seguridades, al interés corriente que se obtenga con ellas en la plaza. Podrá, si lr estimare preferible, emplearlo en la adquisición de bienes raíces. Por la omisión de esta materia será responsable del lucro cesante, en cuanto aparezca que el dinero ocioso del pupilo pudo emplearse con utilidad manifiesta y sin peligro.-2172, 2182, 2183. 496. No podrá el tutor o curador dar en arriendo ninguna parte de los predios rústicos del pupilo por más de ocho años, ni de los urbanos -.5..-.

PAGE 79

r Lib. r., DI. 24 80 por más de cinco, ni por más número de años que los que falten al pupilo para llegar a los veintiuno. Si lo hiciere, no será obligatorio el arrenríamiento para el pupilo, o f para el que le suceda en el dominio del predio, por el tiempo que excediere de tos limites aquí señalados.-304. 1813-C. F., 10. iý 497. Cuidará el tutor o curador de hacer pagar lo que se deba al pupilo, inmediatamente que sea exigible el pago, y de perseguir a los deudores por los medios legales.-2183. 498. El tutor o curador tendrá especial cuidado de interrumpir las prescripciones que pueden correr contra el pupilo.-2524, 2530, 2532, 2541, 2544, 2545. 499. El tutor o curador podrá cubrir con los dineros del pupilo las anticipacioses que haya hecho a beneficio de éste, llevando los intereses corrientes de plaza; mas para ello deberá ser autorizado por los otros tutores o curadores generales del mismo pupilo, si los hubiere, o por el juez e o prefecto en subsidio. Si el pupilo le fuere deudor de alguna especie, raíz o mueble, a título fideicomiso, o cualquiera otro, será preciso que la posesión de de legado, tutores o curadores generales, ella se dé al tutor o curador por los otros -2171-C. J., 1471-C. Co., 378. o por el juez o prefecto en subsidio.todos los actos y contratos que ejecute o celebre el tutor o 500. En curador en representación del pupilo, deberá expresar esta circunstancia en la escritura del mismo acto o contrato, so pena de que omitida esta exse repute ejecutado el acto o celebrado el contrato en represenpreston, a éste, y no de otro modo.-2177-C. Co., 356. tacion del pupilo, si fuere útil 501. Por regla general, ningún acto o contrato en que directa o indirectamente tenga interés el tutor o curador, o su cónyuge, o cualquiera de sus ascendientes o descendientes legítimos o de sus padres o hijos naturales, o de sus hermanos legítimos o naturales, o de sus consanguíneos o afines legítimos hasta el cuarto grado inclusive, o de su padre o madre adoptantes o hijo adoptivo, o de alguno de sus socios de comercio, podrá ejecutarse o celebrarse sino con autorización de los otros tutores o curadores generales que no estén implicados de la misma manera, o por el II 111 ii juez o prefecto en subsidio. Pero ni aun de este modo podrá el tutor o curador comprar bienes ralces del pupilo, o tomarlos en arriendo; y se extiende esta prohibición a su cónyuge y a sus ascendientes o descendientes legítimos o naturales, padres adoptantes o hijo adoptivo.1351, 1855, 1856, 2170-C. J., 1471. 502. Habiendo muchos tutores o curadores generales, todos ellos autorizarán de consuno los actos y contratos del pupilo; pero en materias que, por haberse dividido la administración, se hallan especialmente a cargo de uno de dichos tutores o curadores, bastará la intervención o autorización de éste sólo. Se entenderá que los tutores o curadores obran de consuno cuando uno de ellos lo hiciere a nombre de los otros, en virtud de un mandato en forma; pero subsistirá en este caso la responsabilidad solidaria de los mandantes. En caso de discordia entre ellos, decidirá el prefecto.-1 340, 2102, 215;-C. Co., 511, ss,-L. 153 de 1887, 324-C. J., 147r. 503. El tutor o curador tiene derecho a que se le abonen los gastos que haya hecho en ejercicio de su cargo: en caso de legítima reclamación, los hará tasar el prefecto.-2184-L. 153 de 1887, 324-C. J., 1471. 504. El tutor o curador es obligado a llevar cuenta fiel, exacta y en cuanto fuere dable, documentada, de todos sus actos administrativos, día ilt 1 or 1 JLL.

PAGE 80

p~¿~rnw~r~nrr¡ flurwunw * De la admníibstracin de los tutores y curadores 81 por día; a exhibirla luégo que termine su administración; a restituir los bienes a quien por derecho corresponda; y a pagar el saldo que resulte en su contra. Comprende esta obligación a todo tutor o curador, incluso el testamentario. sinembargo de que el testador le haya exonerado de rendir cuenta alguna, o le haya condonado anticipadamente el saldo; y aunque el pupilo no tenga otros bienes que los de la sucesión del testador, y aunqne se le dejen bajo la condición precisa de no exigir la cuenta o el saldo. Semejante condición se mirará como no escrita.-i, 16, 2181-C. Co., 337. 383-L 4o de 1907, 146. 505. Podrá el juez o prefecto mandar de oficio, cuando lo crea conveniente, que el tutor o curador, aun durante su cargo, exhiba las cuentas de su administración o manilieste las existencias a otro de los tutores o curadores del mismo pupilo, o a un curador especial, que el juez o prefecto designará al intento. Podrá provocar esta providencia, con causa grave, calificada por el juez verbalmente, cualquier otro tutor o curador del mismo pupilo, o cualquiera de los consanguíneos más próximos de éste, o su cónyuge, o el respectivo defensor.-C. J., 1448. 506. Expirado su cargo, procerlerá el guardador a la entrega de los bienes tan pronto como fuere posible; sin perjuici a de ejecutar en el tiempo intermedio aue1los actos que de otro modo se retardarían con perjuicio del pupilo.-C. Co., 383. 507. Habiendo muctirs guardadores que administren de consuno, todos ellos, a la expiración de su cargo, presentarán una sola cuenta; pero si se ha dividido entre ellos la administración, se presentará una cuenta por cada administración separada. 508. La responsabilídad de los tutores y curadores que administran conjuntamente es solidaria, pero dividida entre ellos la administración, sea por el testador, sea por disposición o con aprobación del juez o prefecto, no será responsable cada uno, sino directamente de sus propios actos, y subsidiariamente de los actos de los otros tutores o curadores, en cuanto ejerciendo el derecho que les concede el artículo 5o5, hubieran podido atajar la torcida administración de los otros tutores o curadores. Esta responsabilidad subsidiaria se extiende aun a los tutores o curadores generales que no adminirtratn. Los tutores o curadores generaies están sujetos a la misma responsabilidad subsidiaria por la torcida administración de los curadores adjuntos.-582, i338, 1568. 509. La responsabilidad subsidiaria que se prescribe en el articulo precedente, no se extiende a los tutores o curadores que, dividida la administración por disposición del testador o con autoridad del juez o prefecto, administren en diversos departamentos. 510. Es solidaria la responsabilidad de los tutores o curadores, cuando sólo por acuerdo privado dividieren la administración entre sí.-1568, 2102, 2153. 511. Presentada la cuenta por el tutor o curador, será discutida por la persona a quien pase la administración de los bienes. Si la administración se transfiere a otro tutor o curador, o al mismo pupilo habilitado de edad, no quedará cerrada la cuenta sino con aprobación judicial. (ido el respectivo defensor.-L. 40 de 1907, ¡46. 512. Contra el tutor o curador que no dé verdadera cuenta de su administración, exhibiendo a la vez el inventario y las existencias, o que en su administración fuere convencido de dolo o culpa grave, habrá por Código Civil 6 l:.

PAGE 81

82 Lib. .,o Tú. 25 j . parte del pupilo el derecho de apreciar y jurar la cuantía del perjuicio recibido comprendiendo el lucro cesante y se condenará al tutor o curador et la cuantía apreciada y jurada; salvo que el juez o prefecto haya tenido a bien moderarla.-63-C. P., 836 a 839. 513. El tutor o curador pagará los intereses corrientes del Li saldo que cerrada o resulte en su contra, desde el di: en que su cuenta quedare haya habido mora en exhibirla; y cobrará a su vez los del saldo que resulte a su favor desde el día en que, cerrada su cuenta, los pida.-1367, 2182, 2184-C. Co., 385 a 387. r 514. Toda acción del pupilo contra el tutor o curador en razón de la tutela o curaduría, prescribirá en cuatro años, contados desde el día en que el pupilo haya salido del pupilaje. Si el pupilo fallece antes de cumplirse el cuadrienio, prescribirá disí, cha acción en el tiempo que falte para cumplirlo. 2512, 2535, 2545. no siéndolo verdade515. El que ejerce el cargo de tutor o curador, it a.'., ~1~''~1 ramente, pero creyendo serlo, tiene todas las obligaciones y responsabilidades de tutor o curador verdadero, y sus actos no obligarán al pupilo, ~Ii sino en cuanto le hubieren reportado positiva ventaja. ¼. Si se le hubiere discernido la tutela o curaduría, y hubiere administrado rectamente. tendrá derecho a la retribución ordinaria, y podrá conferirsele el cargo, no presentándose persona de mejor derecho a ejercerlo. Pero si hubiere procedido de mala fe, fingiéndose tutor o curador, seri precisamente removido de la administración, y privado de todos los emolumentos de la tutela o curaduría. sin perjuicio de la pena a que haya lugar por la impostura.-6oo, 614, 2304. 516. El que en caso de necesidad, y por amparar al pupilo, toma la a Ui rý ýII} administración de los bienes de éste. ocurrirá al prefecto inmediatamente para que provea a la tutela o curaduria, y mientras tanto procederá como agente oficioso, y tendrá solamente las obligaciones derechos de tál. y Todo retardo voluntario en ocurrir al prefecto, le hará responsable hasta de la culpa levísima. -63, 2146, 2304. TITULO 25 Reglas especiales relativas a la tutela 517. En lo tocante a la crianza y educación del pupilo, es tit obligado el tutor a cnlormarse c u la voluntad de la persona o personas encargaHl.' dís de ellas, según lo ordenado en el título 22; sin perjuicio de ocurrir al prefecto o juez cuando lo crea conveniente. Pero el padre o madre que ejercen la tutela, no serán obligados a consultar sobre esta materia a persona alguna; salvo que el padre, encargando la tutela a la madre, le haya impuesto esa obligación: en este caso se observará lo prevenido en el artículo 482.-253, 254-L. 153 de 1887, 53, 61, 63. 64. ¡Uf 518. El tutor, en caso de negligencia de la persona'o personas encargadas de la crianza y educación del pupilo, se esforzará por todos los medios prudentes en hacerles cumplir su deber, y si fuere necesario ocurrirá al prefecto o juez.-Ibidem-C. J., 1448. 519. El pupilo no residirá en la habitación o bajo el cnidado persobienes. nal de ninguno de los que, si muriese, habrían de suceder en sus No están sujetos a esta exclusión los ascendientes legítinios, ni los padres naturales.-552. 520. Cuando los padres no hubieren provisto por testamento a la '1Í

PAGE 82

u sL. 83 Reglas especiales relativas a la curadzia del menor crianza y educación del pupilo, suministrará el tutor lo necesario para de estos objetos, según competa al rango social de la familia; sacándolo los bienes del pupilo, y en cuanto fuere posible de los frutos. El tutor será responsable de todo gasto inmoderado en la crianza y educación del pupilo, aunque se saque de los frutos. Para cubrir su responsabilidad, podrá pedir al juez que, en vista de las facultades del pupilo, lije el máximun ríe la suma que haya de invertirse en su crianza y educación.-C. J., 1448. 521. Si los frutos de los bienes del pupilo no alcanzaren para su moderada sustentación y la necesaria educación, podrá el tutor enajenar o gravar alguna parte de los bienes, no contrayendo empréstitos ni tocando los bienes raíces o los capitales productivos, sino por extrema necesidad y con la autorización debida.-483-C. J , 1461, ss. 522. En caso de indigencia del pupilo, recurrirá el tutor a las personas que por sus relaciones con el pupilo estén obligadas a prestarle alimentos, reconviniéndolas judicialmente, si necesario fuere, para que así lo hagan.-411, s.-C. J., 1423, ss. 523. La continuada negligencia del tutor en proveer a la congrua sustentación y educación del pupilo, es motivo suficiente para removerle de la tutela.-468, 627-L. ios de 1890, 287. TITULO 26 Reglas especiales relativas a la curaduría del menor 524. La curaduría del 'nenor, de que se trata en este título, es aquella a que sólo por razón de su edad está sujeto el adulto emancipado.-34, 312, 432. 525 Al menor que ha obtenido habilitación de edad no puede darse curador. Ninguna de las disposiciones de este título le comprende.-339. 526. El menor adulto que careciere de curador, debe pedirlo al juez o prefecto, designando la persona que lo sea. Si no lo pidiere el menor, podrán hacerlo los parientes; pero la designación de la persona corresponderá siempre al menor, o al juez o prefecto en subsidio. El juez o prefecto, oyendo al defensor de menores, aceptará la persona designarla por el menor, si fuere idónea.-34, 61, 1027-C. J., 113, ord. 13, 304, ss., 1436 a 1441-L. loo de 1892, 23. 527. Podrá el curador ejercer, en cuanto a la crianza y educación del menor, las facultades que en el titulo precedente se confieren al tutor respecto del impúber. 528. El menor que está bajo curaduría tendrá las mismas facultades administrativas que el hijo de familia, respecto de los bienes adquiridos por él en el ejercicio de una profesión o industria. Lo dispuesto en el artículo 301, relativamente al hijo de familia y al padre, se aplica al menor y al curador.-290, 291, 1504. 529. El curador representa al menor, de la misma manera que el tutor al impúber. Podrá el curador, no obstante, si lo juzgare conveniente, confiar al pupilo la administración de alguna parte de los bienes pupilares; pero deberá autorizar, bajo su responsabilidadl, los actos del pupilo en esta admmistración. Se presumirá la autorización para todos los actos ordinarios anexos a ella.-66, 303 a 307, 480, 2158-L. loo de 1892, 23.

PAGE 83

f'. Lib. r., 7Tt. 27 84 4*530. El pupilo tendrá derecho para solicitar la intervención del defensor de menores, cuando de alguno de los actos del curador le resulte manifiesto perjuicio; y el defensor, encontrando fundado el reclamo, ocurrirá al juez o prefecto. -C. J., 1448. ,1 TITULO 27 Reglas especiales relativas a la curaduría del disipador 531. A los que por pródigos o disipadores han sido puestos en entredicho de administrar sus bienes, se dará curador legítimo, y a falta de éste, curador dativo. Esta curaduría podrá ser testamentaria en el caso del artículo 54o. 443-C. J., 1436 a 1441. 532. El juicio de interdicción podrá ser provocado por el cónyuge no divorciado del supuesto disipador, por cualquiera de sus consanguíneos legítimos hasta en el cuarto grado, por sus padres, hijos y hermanos naturales, y por el Ministerio Público. El Ministerio Público será oído aun en los casos en que el juicio de interdicción no haya sido provocado por él. -C. J., 1449 a 1451, 146o. 533. Si el supuesto disipador fuere extranjero, podrá también ser provocado el juicio por el competente funcionario diplomático o consular.-570. 534. La disipación deberá probarse por hechos repetidos de dilapidación que manifiesten una falta total de prudencia. El juego habitual en que se arriesguen porciones considerables del patrimonio; donaciones cuantiosas sin causa adecuada; gastos ruinosos, autorizan la interdicción.-1676-C. Co., 125, ord. 2.0 535. Mientras se decide la causa, podrá el juez o prefecto, a virtud de los informes verbales de los parientes o de otras personas, y oídas las explicaciones del supuesto disipador, decretar la interdicción provisoria. 536. Los decretos de interdicción provisoria y definitiva deberán registrarse en la oficina de registro de instrumentos públicos, y notificarse al público por avisos que se insertarán una vez, por lo menos, en el Diario 0fcial o periódico de la nación, y por carteles que se fijarán en tres, a lo menos, de los parajes más frecuentes (sic) del Territorio. El registro y la notificación deberán reducirse a expresar que tal individuo, designado por su nombre, apellido y domicilio, no tiene la libre administración de sus bienes.--265, ords. 2.° y 12. 537. Se deferirá la curaduria: 1. Al marido no divorciado, si la mujer no estuviere totalmente separada de bienes. 2.° A los ascendientes legitimos o padres naturales: los padres naturales casados uno podran ejercer este cargo. 3.° A los colaterales legítimos hasta en el cuarto grado, o a los hermanos naturales. El juez o prefecto tendrá libertad para elegir en cada clase de las designadas en los números 2.0 y 3.°, la persona o personas que más a propósito le parecieren. A falta de las personas antedichas, tendrá lugar la curaduría dativa. 197, 539, 592-C. J., 1438. 538. El curador del marido administrará la sociedad conyugal en cuanto ésta subsista, y la tutela o curatela de los hijos menores del disipador.-1814. 1 : 1,* 1 I1k 1 III 14< IIý I xli! -11

PAGE 84

w r Reglas especiales relativas a la curaduría del demente 85 539. La mujer no puede ser curadora de su marido disipador. Pero si fuere mayor de ventiún años, o después de la interdicción los cumpliere, tendrá derecho para perlir separación de bienes. Separada de bienes, los administrará libremente ; mas para enajenar' o hipotecar los bienes raíces, necesitará de previo decreto judicial.-189, 20", 204, 551. 540. Si falleciere el padre o madre que ejerzan la curadiría del hijo disipador, podrá nombrar por testamento la persona que haya de sucederles en la guarda.-445. 541. El disipador tendrá derecho de ocurrir a la justicia, cuando los actos del curador le fueren vejatorios y perjudiciales' a fin de que se ponga el remedio legal conveniente.--630-C. J., 1448-L. uo5 de 1890, 287. 542. El disipador conservará siempre su libertad, y tendrá para sus gastos personales la libre disposición de una suma de clinero, proporcionada a sus facultades y señalada por el juez o prefecto. Sólo en casos extremos podrá ser autorizado el curador para proveer por si mismo a la susbsistencia del disipador, procurándole los objetos necesarios.-C. J., 1448. 543. El disipador será rehabilitado para la administración de lo suyo, si se juzgare que puede ejercerla sin inconveniente y rehabilitado, podrá renovarse la interdicción, si ocurriere motivo.-C. J., 1459, 1460. 544. Las disposiciones indicadas en el artículo precedente, serán decretadas por el juez o prefecto, con las mismas formalidades que para la interdicción primitiva ; y serán seguidas de la inscripción y notificación prevenidas en el articulo 536, que en el caso de rehabilitación se limitarán a expresar que tal individuo (designado por su nombre, apellido y domicilio) tiene la libre administración de sus bienes. -Ibidetn. TITULO 28 Reglas especiales relativas a la curaduría del demente 545. Subrogado el primer inciso. * (.. 95 de 1890, a. 8.0). La curaduria del demente puede ser testamentaria, legitima o dativa -443. "** L. 95 de 1890, a. 8. El adulto qne se halle en estado habitual de imbecilidad o idiotismo, de demencia o de locura furiosa, será privado de la administración de sus bienes. aunque tenga intervalos lúcidos.-1o61. C. J., 1449, 1452 a 1458-L. ros de 1890, 323-C. P., 46. 546. Cuando el niño demente haya llegado a la pubertad, podrá el padre de familia seguir cuidando ríe su persona y bienes hasta su mayor edad ; llegada la cual, deberá precisamente provocar el juicio de interdiccio.-1o27-C. J., 1449 547. El tutor del pupilo demente no podrá después ejercer la curaduria sin que preceda interdicción judicial, excepto por el tiempo que ture recesario para provocar la interdicción. Lo mismo será necesario cuando sobreviene la demencia al menor que está bajo curaduría-432. 548. Podrán provocar la interdicción del demente las mismas personas que pueden provocar la del disipador. * El adulto que se halla en un estado habitual de demencia, deberá ser privado de la admimistración de sus bieses, aunque tenga intervalos lúcidos.

PAGE 85

ji Lib. z.°, T7t. 28 86 Deberá provocarla el curador del menor a quien sobreviene la demencia durante la curaduría. Pero si la locura fuere furiosa, o si el loco causare notable incomdidad a los habitantes, podrá también el prefecto o cualquiera del pueblo, -532, 533, 1027-C. J., 1449. provocar la interdicción. informará de la vida anterior y condcnta El juez o prefecto 549. se de facultativos de su habitnal del supuesto demente, y oirá el dictamen Las disposicioconfianza sobre la existencia y naturaleza de la demencia. -C. J., nes de los artículos 535 y 536 se extienden al caso de demencia. L. tos de 1890, 323. 1452 a 1458j nl u 4Lý pppýP . ýI1t 'Id Se deferirá la curaduría del demente 550. i.0 A su cónyuge no divorciado ; pero si la mujer demente estuviere separada de bienes, según los artículos 2no y 211, se dará al marido curador adjunto para la administración de aquellos a que se extienda la separación. 2.0 A sus descendientes legítimos. 30 A sus ascendientes legítimos. 4,° A sus padres o hijos naturales ; los padres naturales casados no podrán ejercer este cargo. 5.0 A sus colaterales legítimos hasta en el cuarto grada ; o a sus hermanos naturales. en cada clase de las designadas en los núEl juez o prefecto elegirá que más idóneas le paremeros 2.0, 3.0, 4° y 5 n la persona o personas cieren. A falta de todas las personas antedichas tendrá lugar la curaduría da587-L. 153 de 1887, 61. 582, tava. -434, La mujer curadora de su marido demente, tendrá la administra551. ción de la sociedad conyugal y la guarda de sus hijos menores. u otro impedimento no se le defiriere la curaSi por su menor edad cese el impedoría de su marido demente, podrá a su arbitrio, luégo que dimento, pedir esta curaduría o la separación de bienes.-1go, 1814 a 1819. 552. Si se nombraren dos o más curadores al demente, podrá confarse el cuidado inmediato de la persona a uno de ellos, dejando a los otros la administración de los bienes. El cuidado inmediato de la persona del demente, no se encomendará a persona alguna que sea llamada a heredarle, a no ser su padre o madre, o su conyuge.-519. del demente, posteriores al decreta de 553 Los actos y contratos interdicción, serán nulos; aunque se alegme haberse ejecutado o celebra14 do en un intervalo lúcido. Y por el contraria, los actos y contratos ejecutados o celebrados sin a menos de probarse que el que los previa interdicción, serán válidos; -140, 598, 1504.1741. ejecutó o celeiró estaba entonces demente. sino en los 554. El demente no será privado de su libertad personal, casos en que sea de temer qme usando de ella se dañe a si mismo, o cause peligro o notable incomodidad a otros. Ni podrá ser trasladado a una casa de locos, ni encerrado, ni atado sino momentáneamente, mientras a solicitud del curador o de cualquiera persona del pueblo, se obtiene autorización judicial para cualquiera de estas medidas. 555. Los frutos de sus bienes, y en caso necesario y con autorización judicial, los capitales se emplearán principalmente en aliviar su condición y en procurar su restablecimiento.-529, 559. '$

PAGE 86

r~w ryý De las curadurías de bienes 87 556. El demente podrá ser rehabilitado para la administración de sus bienes si apareciere que ha recobrado permanentemente la razón; y podrá también ser inhabilitado de nuevo con justa causa. lo prevenido en los artículos 543 y 544. Se observará en estos caos C. J, 1459, s. TITULO 29 Reglas especiales relativas a la curaduría del sordomudo 557. La curaduría del sordomudo, que ha llegado a la pubertad, puede ser testamentaria, legitima o dativa.-443 558. Sutrogado. * (L. 57 de 1887, a. 23). * L. 57 de 1887, a. 23. Los artículos 546, 547, 548, 550, 551 y 552, se extenderán al sordomudo. 559. Los frutos de los bienes del sordomudo y, en caso necesario, y con autorización judicial, los capitales, se emplearán especialmente en aliviar su condición y en procurarle la educación conveniente.-529, 555. 560. Cesará la curaduría cuando el sordomudo se haya hecho capaz de entender y de ser entendido por escrito, si él mismo lo solicitare, y tuviere suticiente inteligencia para la administración de sus bienes; sobre lo cual tomará el juez o prefecto los informes competentes.-C. J., 1459, s. TITULO 30 De las curadurías de bienes 561. En general, habrá lugar al nombramiento de curador de los bienes de una persona ausente, cuando se reúnan las circunstancias siguientes: 1a Que no se sepa sn paradero, o que a lo menos haya dejado de estar en comunicación con los suyos, y a (sic) falta de comunicación se originen perjuicios graves al mismo ausente o a terceros. 2.Que no haya constituido procurador, o sólo le haya constituido para cosas o negocios es;eciales-97, 443. 1289-L. 1o5 de 1890, 25 a 29. 562. Podrán provocar este nombramiento las mismas personas que son admitidas a provocar la interdicción del demente. Además los acreedores del ausente tendrán derecho para pedir que se nombre curador a las bienes para responder a sus demandas. Se comprende entre los ausentes al deudor que se oculta.-97, 532, 533, 548-C. Co., 129-C. J., 1439 a 1441. 563. Pueden ser nombrados para la curaduría de bienes del ausente las mismas personas que para la curaduría del demente, en conformidad al artículo 537, y se observará el mismo orden de preferencia entre ellas (1). Podrá el juez o prefecto, con to lo, separarse de este orden, a petición de los herederos legítimos o de los acreedores, si lo estimare e nveniente. Podrá asimismo nombrar más de un curador, y divirlir entre ellos la administración en el caso de bienes cuantiosos situados en diferentes departamentos.-5o2, 508. "1 1 1 Los articulos 546, 547, 550, 55' y 552, se extienden al sordomudo. (p Debió citarse el artículo 550. A.. .

PAGE 87

{ .1 .rif t Lib. i.°, Tít. 30 88 Intervendrá en el nombramiento el defensor de ausentes.-C. 564. J., 1440. 565. Si el ausente ha dejado mujer no divorciada se observará lo prevenido para este caso en el título De la sociedad conyugal. no podrá ser curador el 566. Si la persona ausente es mujer casada, marido, sino en los términos del articulo 537, número 1.0 567. El procurador constituido pis (sic) ciertos actos u negocios del ausente, estará subordinado al curador; el cual, sin embargo, no podrá separarse ríe las instrucciones dadas por el ausente al procurador, sino con autorización rIel juez o prefecto.96. 568. Si no se supiere el paradero del ausente, será el primer deber del curador averiguarlo. Sabido el paradero del ausente, hará el curador cuanto esté de su parte para ponerse en comunicacion con él. 569. Se dará curador a la herencia yacente, esto es, a los bienes de un difunto cuya herencia no ha sido aceptada. La curaduría de la herencia yacente será datisa.-443, 1297-C. J., 1237, ss.-L. 124 de 1890. 570. Si el difunto a cuya herencia es necesario nombrar curador, tuviere herederos extranjeros, el cónsual de la nacióri de éstos tendrá derecho para proponer el curador o curadores que hayan de custodiar y administrar los bienes.-533-C. J., 1238-L. 124 de e89o. 571. El magistrado discernirá la curaduría al curador o curadores propuestos por el cónsul, si fueren personas idóneas; y a petición de los acreedores, o de otros interesados en la sucesión, podrá agregar a dichó curador o curadores otro u otros, según la cuantia y situación de los bienes que compongan la herencia.-Ibídem. 572. Después de transcurridos cuatro años desde el fallecimiento de la persona cuya herencia está en curaduría, el juez o prefecto, a petición del curador y con conocimiento de causa, podrá ordenar que se vendan todos los bienes hereditarios existentes y se ponga el producido a interés con las debidas seguridades, o si no las hubiere, se deposite en las arcas de la Nación.--tos, 483, s.-L. 124 de 1890. 573. Lis bienes que han de corresponder al hijo póstumo, si nace vivo, y en el tiempo debido, estarán-a cargo del curador que haya sido designado a este efecto por el testamento del padre, o de un curador nombrado por el juez o prefecto. a petición de la madre, o a petición de cualquiera de las personas que han de suceder en dichos bienes, si no sucede en ellos el póstumo. Podrán nombrarse dos o más curadores si así conviniere.-91, s., 232, s. 574. La persona designada por el testamento del padre para la tutela del hijo, se presumirá designada asimismo para la curaduria de los derechos eventuales de este hijo, si mientras él está en el vientre materno fallece el padre.-66, 91, 92, 232, 233, 444. 575. El curador de los bienes de una persona ausente, el curador de una herencia yacente, el curador de los derechos eventuales del que está por nacer, están sujetos en su administración a todas las trabas ríe los tutores o curadores y además se les prohibe ejecutar otros actos administrativos que los de mera custodia y enservación y los necesarios para el cobro de los créditos y pago de las deudas de sus respectivos representados.-48o, ss., 1297, 2158-L. 124 de 181,0. 576. Se les prohibe especialmente alterar la forma de los bienes, contraer empréstitos y enajenar aun los bienes muebles que no sean corrup1 1 i tF 1 w Í -tes II L

PAGE 88

'1-oit,., 4 M 89 De los curadores especiales pertenezca al giro ordinario de los tibles, a no ser que esta enajenacion deudas la requiera.-48o, ss. negocios del ausente, o que el pago de las 1297, 2158-L. 124 de 1890. 577. Sin embargo de lo dispuesto en los artículos precedentes, los actos prohibidos en ellos a los curadores de bienes, serán válidos, si justificada su necesidad o utilidad, los autorizare el juez o prefecto previamente. El dueño de los bienes tendrá derecho para que se declare la nulidad de cualquiera de tales actos, no autorizado por el juez o prefecto; y declarada la nulidad será responsable el curador de todo perjuicio que de ello se hubiere originado a dicha persona o a terceros.-1741, 1750. 578. Toca a los curadores de bienes el ejercicio de las acciones y defensas judiciales de sus respectivos representados; y las personas que tengan créditos contra los bienes podrán hacerlos valer contra los respectivos curadores.-1289-C. J., 315. 579. La curaduría de los derechos del ausente expira a su regreso; o por el hecho de hacerse cargo de sus negocios un procurador general debidamente crnstituído; o a consecuencia de su fallecimiento; o por el decreto que en el caso de desaparecimiento conceda la posesión 'provisoria. La curaduría de la herencia yacente cesa por la aceptación de la herencia, o en el caso del artículo 572, por el depósito del producto de la venta en las arcas de la Nación.-99, 108, 109. 580. La curaduría de los derechos eventuales del que está por nacer, cesa a consecuencia del parto. Trda curaduría de bienes cesa por la extinción o inversión completa de los mismos bienes.-93, 433. TITULO 31 De los curadores adjuntos 581. Los curadores adjuntos tienen sobre los bienes que se pongan a su cargo, las mismas facultades administrativas que los tutores, a menos que se agreguen a los curadores de bienes. En este caso no tendrán más facultades que las de curadores de bienes.-433, 434, 438, 575" 582. Los curadores adjuntos son independientes de los respectivos padíes, maridos o guardadores. La responsabilidad subsidiaria que por el artículo 508 se impone a los tutores o curadores que no administran, se extiende a los respectivos padres, maridos oguardadores respecto de los curadores adjuntos.453, 550. TITULO 32 De los curadores especiales 583. Las curadurías especiales son dativas. Los curadores para pleito o ad-litem son dados por la judicatura o prefectura que conoce en el pleito.-435, 443, 450, 550, inc. final-C. J., 304, s., 307-L. o de 1892, 23. 584. El curador especial no es obligado a la confección de inventario, sino sólo a otorgar recibo de los drocumentos, cantidades o efectos que se pongan a su disposición para el desempeño de su cargo y de que dará cuenta fiel y exacta.-464, 465. lo L

PAGE 89

Lib. r.°, Tít. 33, Cap. n.° 90 TITULO 33 De las incapacidades y excusas para la tutela o curaduría ser tutores o curadores, 585. Hay personas a quienes la ley prohibe la tutela o curaduría. y personas a quienes permite excusarse de servir CAPITULO 1° De las incapacidades PARÁGRAFO 1.° Reglas relativas a defectos físicos y morales 586. Son incapaces de ejercer tutela o curaduría: 1.° Los ciegos. 2.° Los mudos. 3.0 Los dementes, aunque no estén bajo interdicción. 4.0 Los fallidos, mientras no hayan satisfecho a sus acreedores. 5.0 Los que están privados de administrar sus propios bienes por disipación. 6.° Los que carecen de domicilio en la nación. 7.° Los que no saben leer ni escribir, con excepción del padre o madre llamados a ejercer la guarda legítima o testamentaria de sus hijos legítimos o naturales. 8.0 Los de mala conducta notoria. 9.0 Los condenados judicialmente a una pena de las designadas en el artículo 315, número 4.0, aunque se les haya indultado de ella. ío. La mujer que ha sido divorciada por adulterio. nu. El que ha sido privado de ejercer la patria potestad, según el artículo 310 (I). 12. Los que por torcida o descuidada administración han sido removidos de una guarda anterior, o en el juicio subsiguiente a ésta han sido condenados por fraude o culpa grave, a indemnizar al pupilo.--1061, 1068, 1329-C. Co., 121, 174, s. PARÁGRAFO 2.° Reglas relativas al sexo 587. Las mujeres son incapaces del ejercicio de la tutela o curaduría, salvas las excepciones siguientes: 1.' La mujer que no tiene marido vivo, puede ser guardadora de sus descendientes legítimos o de sus hijos naturales. 2a La mujer no divorciada puede ser curadora de su marido demente o sordomudo. 3.' La mujer, mientras vive su marido. puede ser guardadora de los hijos comunes, cuando en conformidad al capítulo 4.°, título De las capilulaciones matrimoniales y de la sociedad conyugal, se le confiere la administración de la sociedad conyugal. 4.' La madre adoptante puede ser guardadora de la hija adoptiva. Estas excepciones no excluyen las inhabilidades provenientes de otra causa que el sexo. -539, 550, 551, 599-L. 57 de 1887, 23-L. 153 de 1887, 53. I' íí Debió citar el a. 3'5. b J1

PAGE 90

]e las ór C,,, alses ,1 PARÁGRAFO 3.0 Reglas relativas a la edad 88. No pueden ser tutores o curadores los que no hayan cumplido veintin años, aunque hayan obtenido habilitación de edad. Si embargo, si es deferida una tutela o curaduría al ascendiente o descendiente que no ha cumplido veintiún años, se aguardará que los cumsla para conferirle el cargo, y se nombrará un interino para el tiempo intermedio. Se aguardará de la misma manera al tutor o curador testamentario, que no ha cumplido veintiún años. Pero será inválido el nombramieuto del t1or o curador menor, cuando llegando a los veintiún años sólo tendría que ejercer la tutela o curaduría por menos de dos años,-34, 339, 461, 1329, 1504 589. Cuando no hubiere certidumbre acerca de la edad, se juzgará de ella según el artículo 400, y si en consecuencia se discierne el cargo al tutor o curador nombrado, será válido y subsistirá, cualquiera que sea realmente la edad.-463. 0 PARAGRAFO 4. Reglas relativas a las relaciones de familia 590. El padrastro no puede ser tutor o curador de su entenado. 591. El marido no puede ser tutor o curador de sus hijos naturales, sin el consentimiento de su mujer.-537, 55o-L. 153 de 1887, 61, 592. El hijo no puede ser curador de su padre disipador. PARÁGRAFO 50o Reglas rel.livas a la oposición de intereses o diferencia de religión entre el guardador y el pupilo 593. No pudri ser tutor o curador de una persona el que le dispute su estado civil.-346. 594. No pueden ser solos tutores o curadores de una persona los acreedores o deudores de la misma, ni los que litiguen con ella, por intereses propios o ajenos. El juez o prefecto, según le pareciere más conveniente, le (sic) agregará otros tutores o curadores que administren conjuntamente, o los declarará incapaces del cargo. 1 Al cónyuge y a los ascendientes y descendientes del pupilo no se aplicará la disposición de este artículo.. -434, 508, 582. 595. Las disposiciones del precedente artículo no comprenden al tutor u curador testamentario, si se prueba que el testador tenía conocimiento del crédito, curador. deuda o litis, al tiempo de nobrar a dicho tutor o .4 Ni se extiende a los créditos, deudas o litis, que fueren de poca im. portancia en concepto del juez o prefecto. S 596. Los que profesan diversa religión de aquella en que debe ser o ha sido educado el pupilo, no pueden ser tutores o curadores de éste, excepto en el caso de ser aceptados por los ascendientes, y a falta de éstos por los consanguíneos más próximos.-35. 3 { ==

PAGE 91

-~ a Y, Lib. 1.°, Tít. 33, Cap. 2.° 92 I, y,. PARÁGRAFO 6.0 Reglas relativas a la incapacidad sobreviniente 597. Las causas antedichas de incapacidad que sobrevengan durante el ejercicio de la tutela o curaduría, pondrán fin a ella. 598. La clemencia del tutor o curador viciará de nulidad todos los actos que durante ella hubiere ejecutado, aunque no haya sido puesto en interdicción .-553. 599. Si la ascendiente legítima o madre natural o adoptiva, tutora o curadora, quisiere casarse, lo denunciará previamente al juez o prefecto, i 1 para que nombre la persona que ha de sucederle en el cargo; y de no hacerlo así, ella y su maridOquedarán solidariamente aesponsables de la administración, extendiéndose la responsabilidad del marido aun a los actos de la tutora o curadora anteriores al matrimonio.-169, 175, 448, 1331, 1568, 2502-L. 153 de 1887, a53. i'. r" PARÁGRAFO 7.° Reglas generales sobre las incapacidades 60). Los tutores o curadores que hayan ocultado las causas de incapacidad que existían en el tiempo de deferírseles el cargo o que después hubieren sobrevenido, además de estar sujetos a todas las responsabilidades de su administración, perderán los emolumentos corres odientes al tiempo eu que, conociendo la incapacidad, ejercieron el car . Las causas ignoradas de incapacidad no vician los actos del tutor o a ta f, r curador; pero, sabidas por él, pondrán fin a la tutela o curaduría.-55, 614, 1741, 1743. 601. El guardador que se creyere incapaz de ejercer la tutela o curatela que se le defiere, tendrá paro provocar el juicio sobre su incapacidad los mismos plazos que para el juicio sobre excusas se prescriben en el artículo 6o8. Sobreviniendo lai ncapacidad durante el ejercicio de la tutela o curáduría. deberá denunciarla al juez o prefecto dentro de los tres=días subsiguientes a aquel en que dicha incapacidad haya empezado a existir o hubiere llegado a su conocimiento; y se ampliará este plazo, de la misma manera que el de treinta días que en el artículo ooS se prescribe. La incapacidad del tutor o curador podrá también ser denunciada al r juez o prefecto por cualquiera de Í R os consanguineos del pupilo, por su conyuge y aun por cualquiera L. no5 de 1890, 287. persona del pueblo.-1332-C. J., 1448CAPITULO 2.' De las excusas 602. Pueden excusarse de la tutela o curaduria: 1.' Los empleados nacionales, el Presidente de la Unión y los que ejercen funciones judiciales. 2.° Los administradores y recaudadores de rentas nacionales. 3. Los que están obligados a servir por largo tiempo un empleo público, a considerable distancia del Territorio en que se ha de ejercer la guarda. 4.° Los que tienen su domicilio a considerable distancia de dicho Territorio. 1 1 *0

PAGE 92

ýR 111De las excusas 93 5.° Las mujeres. 6.° Los que adolecen de alguna grave enfermedad habitual, o han cumplido sesenta y cinco años. 7.' Los pobres que están precisados a vivir de su trabajo personal diario. 8.° Los que ejercen ya dos guardas, y los que estando casados o teniendo hijos, ejercen ya una guarda; pero no se tomarán en cuenta las curadurías especiales. Podrá el juez o prefecto contar como dos la tutela o curaduría que fuere demasiado complicada o gravosa. 9.g Los que tienen bajo su patria potestad cinco o más hijos vivos; contándoseles también los que han muerto en acción de guerra, bajo las banderas de la Unión.-585, 618, 108-C. J., 1448. 603. En el caso del artículo precedente núm¿ro 8.0, el que ejerciere dos o más guardas de personas que no son hijos suyos, tendrá derecho para pedir que se le exonere de una de ellas, a fn de encargarse de la guarda de un hijo suyo; pero no podrá excusarse de ésta. 604. La excusa del número 9.°, artículo 602, no pdrá alegarse para no servir la tutela o curaduría del hijo. 60.5. No se admitirá como excusa el no hallar fiadores, si el que la alega tiene bienes raíces; en este caso será obligado a constituir hipoteca sobre ellos hasta la cantidad que se estime suficiente para responder de su administración.-466, 2363. 606. El que por diez o más años continuos haya servido la guarda de un mismo pupilo, como tutor o curador, o como tutor o curador sucesivamente, podrá excusarse de continuar en el ejercicio de su cargo; pero no podrá alegar esta excusa el cónyuge, ni un ascendiente o descendiente legítimo, ni un padre o hijo natural. 607. Las excusas consignadas en los artículos precedentes deberán alegarse por el que quiera aprovecharse de ellas, al tiempo de deferirse la guarda; y serán admisibles, si durante ellas sobrevienen.-Q. J., 1448. 608. Las excusas para no aceptar la guarda alegarse dentro de los plazos siguientes: que se defiere, deben Si el tutor o curador nombrado se halla en el Territorio en que reside el juez o prefecto que ha de conocer de ellas, las alegará dentro de los treinta días subsiguientes a aquel en que se le ha hecho saber su nombramiento; y si no se halla en dicho Territorio, si no en cualquiera otra parte fuéra de él se ampliará este plazo de (sic) cuatro días por cada cincuenta kilómetros de distancia entre la ciudad cabecera de dicho Territorio y la residencia actual del tutor o curador nombrado.-Ibídem. 609. Toda dilación que exceda del plazo legal, y que con mediana diligencia hubiera podido evitarse, impondrá al tutor o curador la responsabilidad de los perjuicios que se siguieren de su retardo en encargarse de la tutela o curaduría; y hará, además, inadmisibles sus excusas voluntarias, a no ser que por el interés del pupilo convenga aceptarlas. 610. Los motivos de excusa. que durante la tutela sobrevengan, no prescriben por ninguna demora en alegarlos. 611. Si el tutor o curado nombrado está en país extranjero, y se igno. ra cuándo ha de volver, o si no se sabe su paradero, podrá el juez o prefecto, según las circunstancias, señalar un plazo dentro del cual se presente el tutor o curador a encargarse de la tutela o curaduría, o a excusarse; y expirado el plaz podra, según las circunstancias, ampliarlo o declarar inválido el nombramiento el cual no convalecerá, aunque después se presente el tutor o curador. 1., 4t,

PAGE 93

'a r r wrwr f. Lib. í.°, Tít. 34 94 CAPITULO 3.° Reglas comunes a las incapacidades y a las excusas 612. El juicio sobre las incapacidades o excusas alegadas por el guardador, deberá seguirse con el respectivo defensor.-C. J., 1443 a 1448L. 105 de 1890, 287. 613. Si el juez o prefecto en la primera instancia no reconociere las causas de incapacidad alegadas por el guardador, o no aceptare sus excusas, y si el guadador no apelare, o por el tribunal de apelación se con. firmare el fallo del juez o prefecto a quo, será el guardador responsable de cualesquiera perjuicios que, de su retardo en encargarse de la guarda, hayan resultado al pupilo. No tendrá lugar esta responsabilidad si el tutor o curador, para exonerarse de ella, ofreciere encargarse interinamente de la tutela o curaduría.-465, 1028. TITULO 34 De la remuneración de los tutores y curadores 614. El tutor y curador tendrá, en general, en recompensa de su trabajo, la décima parte de los frutos de aquellos bienes de su pupilo que administra. Si hubiere varios tutores o curadores que administren conjuntamente, se dividirá entre ellos la décima por partes iguales. Pero si uno de los guardadores ejerce funciones a que no está anexa la percepción de frutos, deducirá el juez o prefecto de la décima de los otros la remuneración que crea justo asignarle. Podrá también aumentar la décima de un guardador, deduciendo este aumento de la décima de los otros, cuando hubiere una manifiesta desproporción entre los trabajos y los emolumentos respectivos. Se dictarán estas dos providencias por el juez o prefecto, en caso necesario, a petición del respectivo guardador, y con audiencia de los otros. 714, ss.-C. J., 1448. 615. La distribución de la décima se hará según las reglas generales del artículo precedente y de su inciso 1.0, mientras en conformidad a los incisos 2.0 y 3.0 no se altere por acuerdo de las partes o per decreto del juez o prefecto; ni regirá la nueva distribución sino desde la fecha del acuerdo o del decreto. 616. Los gastos necesarios ocurridos a los tutores o curadores en el desempeño de su cargo se le (sic) abonarán separadamente, y no se imputarán a la décima.-Ibídem. 617. Toda asignación que expresamente se haga al tutor o curador testamentario en recompensa de su trabajo, ue imputará a lo que de la décima de los frutos hubiere de caber a dicho tutor o curador; y si valiere menos, tendrá derecho a que se le. complete su remuneración; pero si valiere más, no será obligado a pagar el exceso mientras éste quepa en la cuota de bienes de qne el testador pudo disponer a su arbitrio.-1239 a 1242. 618. Las excusas aceptadas privan al tutor o curador testamentario de la asignación que se le haya hecho en remuneración de su trabajo. Pero las excusas sobrevinientes le privarán solamente de una parte proporcional. -602, SS,, 1028, 1128. r L, ;.P .ýLs_

PAGE 94

r w --e-'*7w rrr wr -F De la remuneración de los rtores y curadores 95 619. Las incapacidades preexistentes quitan al guardador todo derecho a la asignación antedicha. Si la incapacidad sobreviene sin hecho o culpa del guardador, o si éste fallece durante la guarda, no habrá lugar a la restituciónr de la cosa asignada en t:do o en parte.-597, 1128. 620. Si un tutor o curador interino releva de todas sus funciones al propietario, corresponderá su décima integra al primero por todo el tiempo que durare su cargo; pero si el propietario retiene alguna parte de sus tunciones, retendrá también una parte proporcionada de sn décima. Si la remuneración consistiere en una cuota hereditaria o legado, y el propietario hubiere hecho necesario el nombramiento del interino por una causa justificable, como la de un encargo público o la de evitar algún grave perjuicio en sus intereses, conservará su herencia o legado íntegramente, y el interino recibirá la décima de los frutos de lo que administre. 621. El tutor o curador que administra fraudulentamente o que contraviene a la disposición del inciso 1 , artículo 140 (1), pierde su derecho a la décima, y estará obligado a la restitución de todo lo que hubiere percibido en remuneración de su cargo. Si administra descuidadamente, no cobrará la décima de los frutos en aquell parte de los bienes que por su negligencia hubiere sufrido detri. mento o experimentado una considerable disminución de productos. En uno y otro caso queda, además, salva al pupilo la indemnización de perjuicios.-63, 1613-L. 57 de 1887, 1]. 622. Si los frutos del patrimonio del pupilo fueren tan escasos que apenas basten para su precisa subsistencia, el tutor o curador será obligado a servir su cargo gratuitamente; si el pupilo llegare a adquirir más bienes, sea durante la guarda o después, nada podrá exigir el guardador en razón de la décima correspndiente al tiempo anterior.-714, s. 623. El guardador cobrará su décima a medida que se realicen los frutos. Para determinar el valor de la décima, se tomarán en cuenta, no sólo las expensa; invertidas en la producción de los frutos, sino todas las pensiones y cargas usufructuarias a que esté sujeto el patrimonio.-Ibdem. 624. Respecto de los frutos pendientes a tiempo de priícipiar o expirar la tutela. se sujetará la décima del tutor o curador a las mismas reglas a que está sujeto el usufructo. -715, 717, 840. 625. En general, no se contarán entre los frutos de que debe deducirse la décima, las materias que separadas no renacen, ni aquellas cuya separaci"n deteriora el fundo o disminuye su valor. Por consiguiente, no se contará entre los frutos la leña o madera que se vende, cuando el corte no se hace con la regularidad necesaria para que se cuserven en un sér los bosques y arbolados. La décima se extenderá, sin embargo, al producto de las canteras y minas.-8a3, 843. 626. Los curadores de bienes de ausentes, los curadores de los derecho. eventuales de un póstumuo, las curadores de una herencia yacente, y los curadores especiales, no tienen derecho a la décima. Se les asignará por el juez o prefecto una remuneración equitativa sobre los frutos de los bienes que administran, o una cantidad reterminarla, en recompensa de su trabaj).-433 a 435-C. J., 304 a 307-L. íoo de 1892, 23. ( ) Subrogado por el a. 14 de la Ley 57 de ¡887, incorporado, p. 36, supra.

PAGE 95

Lib. i.°, Tíls. 353y 36 96 TITULO 35 De la remoción de los tutores y curadores 627. Los tutores o curadores serán removidos: 1.° por incapacidad; 2.o por fraude o culpa grave en el ejercicio de su cargo y en especial por las señaladas en los artícul.,s 468 y 523; 3.0 por ineptitud manifiesta; 4.° por actos repetidos de administración descuidada; 5.° por conducta inmoral de que pueda resultar daño a las costumbres del pupilo. Por la cuarta de las excusas (sic) anteriores no podrá ser removido el tutor o curador que fuere ascenliente, o descendiente o cónyuge del pupilo; pero se le asociará otro tutor o curador en la administración.-63, 434-L. 105 de t89o, 287-C. J., 1443. ss. 628. Se presumirá descuido habitual en la administración por el hecho de deteriorarse los bienes, o disminuírse considerablemente los frutos; y el tutor o curador que no desvanezca esta presunción, dando explicación satisfactoria del deterioro o disminución, será removido.-63, 66-C. J., 578. 629. El que ejerce varias tutelas o curadurías y es removido de una de ellas por fraude o culpa grave, será por el mismo hecho removido de las otras, a petición del respectivo defensor o de cualquiera persona del pueblo, o de oficio.-63-L. ro5 de 1890, 287-C. J.. 1443, ss. 630. La remoción podrá ser provocada por cualquiera de los consanguíneos del pupilo, y por su cónyuge, y aun por cualquiera persona del pueblo. Podrá provocarla el pupilo mismo que haya llegado a la pubertad, recurriendo al respectivo defensor. El juez o prefecto podrá también promoverla de oficio. Serán siempre oídos los parientes y el Ministerio Público. -Ibídem. 631. Se nombrará tutor o curador interino para mientras penda el juicio de remoción. El interino excluirá al propietario que no fuere ascendiente, descendiente o cónyuge; y será agregado al que lo fuere.461, 588. 63'. El tutor o curador removido deberá indemnizar cumplidamente al pupilo. Será, asimismon, perseguido criminalmente por los delitos que haya cometido en el ejercicio de su carga.-1613-C. P., 5n7, 836 a 839. 1 F TITULO 36 De las personas jurídicas 633. Se llama persona jurídica, una persona ficticia, capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser representada judicial y extrajudicial mente. Las personas jurídicas son de dos especies: corporaciones y fundaciones de beneficencia pública. Hay personas juridicas que participan de uno y otro carácter.-73Const., 36, 47, 49, 53-L. loo de 1888. .% L. 153 de 1887, a. 80. La nación, los departamentos, los muniy.. cipios. los establecimientos de beneficencia y los de instrucción pública, las corporaciones creadas o reconocidas por la ley, son personas jurídicas. *. L. 57 de 1887, a. 24. Son personas jurídicas las iglesias y asociaciones religiosas de la religión católica.-Const., 53. r aý 0 M! 141ta: 1

PAGE 96

,1,_ -rin De las personas jurídicas 97 634. No son personas jurídicas las fundaciones o corporaciones que no se hayan establecido en virtud de una ley (í). 635. Las sociedades industriales no están comprendidas en las disposiciones de este título; sus derechos y obligaciones son reglados, según su naturaleza, por otros títulos de este Código, y por el Código de Comercio. Tampoco se extienden las disposiciones de este títuló a las corporaciones a fundaciones de derecho público, como los establecimientos que se costean con fondos del tesoro nacional.--2079, s.-C. Co., 463, s.-C. de M., 247, ss. 636. Los reglamentos o estatutos de las corporaciones, que fueren formados por ellas mismas, serán sometidos a la aprobación del Poder Ejecutivo de la Unión, quien se la concederá si no tuviere nada contrario al orden público, a las leyes o a las buenas costumbres. Todos a quienes los estatutos de la corporación irrogaren perjuicio, podrán recurrir al Poder Ejecutivo ya citado, para que en lo que perjudicaren a terceros, se corrijan, y aun después de aprobados les quedará expedito su recurso a la justicia contra toda lesión o perjuicio que de la aplicación de dichos estatutos les haya resultado o pueda resultarles. 637. Lo que pertenece a una corporación no pertenece ni en todo ni en parte a ninguno de los individuos que la componen; y recíprocamente las deudas de una corporación no dan a nadie derecho para demandarlas, en todo o en parte, a ninguno de los individuos que componen la corporación, ni dan acción sobre los bienes propios de ellos, sino sobre los bienes de la corporación. Sin embargo, los miembros pueden, expresándolo, obligarse en particular, al mismo tiempo que la corporación se obliga colectivamente; y la responsabilidad de los miembros será entonces solidaria si se estipula expresamente la solidaridad. Pero la responsabilidad no se extiende a los herederos, sino cuando los miembros de la corporación los hayan obligado expresamente.-ní55, 1568, 2079, 2322. 638. La mayoría de los miembros de una corporación, que tengan según sus estatutos voto deliberativo, será considerada como una sala o reunión legal de la corporación entera. La voluntad de la mayoría de la sala es la voluntad de la corporación. Todo lo cual se entiende sin perjuicio de las modificaciones que los estatutos de la corporación prescribieren a este respecto. 639. Las corporaciones son representadas por las personas autorizadas por las leyes o las ordenanzas respectivas, y a falta de unas y otras, por un acuerdo de la corporación que confiera ese carácter.-6a-L. roo de 1888, 3.0 ,*, L. 57 de 1887, a. 25. La Iglesia católica y las particulares corresjurídicas, serán represenpondientes a la misma Iglesia, como perscnas tadas en cada Diócesis por los respectivos legitimos prelados, o por las -Const., 53personas o funcionarios que éstos designen. * Ibídem a 26. Las asociaciones reagiosas, cuya existencia esté , , autorizada por la respectiva si iperioridad eclesiástica seran representadas conforme a sus constituciones o reglas. La misma superioridad ecleorme a los estatutos. corressiástica determinará la persona a quien, conf ponde representar a determinada asociación religiosa.-bídern. (j) Este artículo es incompatible con el 47 de la Constitución. Código Civil 7

PAGE 97

4i 1:A Lib. 1.°, Tít. 36 98 640. Los actos del representante dce la corporación, en cuanto no excedan de los límites del ministerio que se le ha confiado, son actos de la corporación; en cuanto excedan de estos limites sólo obligan personalmente al representante.-1505, 1637, 1853, 2104, s., 2,57. 641. Los estatutos de una corporación tienen fuerza obligatoria sobre elia, y sus miembros están obligados a obedecerlos bajo las penas que los mismos estatutos impongan. 642. Toda corporación tiene sobre sus miembros el derecho de policía correccional que sus estatutos le confieran, y ejercerá este derecho en conformidad a ellos. 643, 644 y 645. Derogados * (L. 57 de 1887, a. 45). ** L. 57 de 1887, a. 27. Las personas jurídicas pueden adquirir bienes de todas clases, por cualquier título, con el carácter de enajenables (1). -Const., 37. i' lis. 11 . i, *, L. 153 de 1887, a. 81. En Colombia los Gobiernos extranjeros no tienen representación jurídica para adquirir bienes raíces.-L. 2 de 1886-L. 39 de 1918646. Los acreedores de las corporaciones tienen acción contra sus bienes como contra los de una persona natural, que se halla bajo tutela.kk't. 43' 647. Derogado. " (L. 57 de 1887, a. 451 648. Si por muerte u otros accidentes quedan reducidos los miem" 1 bros de una corporación a tan corto número que no puedan ya cumplirse los objetos para que fue instituida, o si faltan todos ellos y los estatutos no hubieren prevenido el modo de integrarla o renovarla en estos casos, corresponderá a la autoridad que legitimó su existencia dictar la forma en que haya de efectuarse la integración o renovación. -Const., 36. j4 r Art. 643. Las corporaciones pueden adquirir bienes de todas clases a cualquier titulo, pero no pueden conservar la posesión de los bienes raíces que adquieran, sin permiso especial del Congreso de la Unión. obligados a enajenar dichos bienes ralces, 11 Sin este permiso especial, estarán dentro de los cinco años subsiguientes al día en que hayan adquirido la posesión de ellos; y si no lo hicieren, caerán en comiso los referidos bienes. Esta prohibición no se extiende a los derechos de usufructo, uso o habitación u otros asegurados sobre bienes raíces. Art. 644. Las comunidades, corporaciones, asociaciones y entidades religiosas son absolutamente incapaces para adquirir bienes raíces, aunque tales comunidades, corporaciones, asociaciones o entidades tengan el carácter de personasjuridicas. Art. 645. Los bienes raíces que las corporaciones posean, con permiso del Congreso, están sujetos a las reglas siguientes: 1.0 No pueden enajenarse ni gravarse con hipoteca, usufructo o servidumbre, ni arrendarse por más de ocho años, si fueren predios rústicos, ni por más de cinco, si fueren urbanos, sin previo decreto de juez o de prefecto, con conocimiento de causa, y por razón de necesidad o utilidad manifiesta. s2^ Enajenados, puede adquirirlos otra vez la corporación, y conservarlos sin especial permiso, si vuelven a ella por la resolución de la enajenación y no por un nuevo titulo; por ejemplo, cuando el que los ha adquirido con ciertas obligaciones deja de cumplirlas, y es obligado a la restitución, o cuando ella los ha vendido, reservándose el derecho de volver a comprarlos dentro de cierto tiempo, y ejercita este derecho. (t) V. L. 153 de 1887, a. 84, incorporado después del artículo íes, del Código, infra. Las corporaciones pueden ser disueltas a pesar de la voluntad de sus miembros, si llegan a comprometer la seguridad o los intereses de la Unión, o no corresponden al objeto de su institución. 1,1 r. 1 1 1.

PAGE 98

1 1~ De las personas jurídicas 99 649. Disuelta una corporación, se dispondrá de sus propiedades, en la forma que para este caso hubieren prescrito sus estatutos; y si en ellos no se hubiere previsto este caso, pertenecerán dichas propiedades a la nación, con la obligación de emplearlas en objetos análogos a los de la institución. Tocará al Congreso de la Unión señalarlos.-Ibídem. 650. Las fundaciones de beneficencia que hayan de administrarse por una colección de individuos, se regirán por los estatutos que el fundador les hubiere dictado; y si el fundador no hubiere manifestado su voluntad a este respecto, o sólo la hubiere manifestado incompletamente, será suplido este defecto por el Presidente de la Unión.u13-Const., 36. 651. Derogado. * (L. 57 de 1887, a. 45). 652. Las fundaciones perecen por la destrucción de los bienes destinados a su manutención.-822, 866, 2126, 2431. * Lo que en los articulos 637 hasta 649 se dispone acerca de las corporaciones y de los miembros que las componen, se aplicará a las fundaciones de beneficencia y a los individuos que las administran.

PAGE 99

,, LIBRO 5EGUNDO De los bienes y de su dominio, posesión, uso y goce E' TITULO 1.0 De las varias clases de bienes 653. Los bienes consisten en cosas corporales o incorporales. Corporales son las que tienen un sér real y pueden ser percibidas por los sentidos, como una casa, un libro. Incorporales las que consisten en meros derechos, como los créditos y las servidumbres activas.-669, 670. CAPITULO 1.° De las cosas corporales 654. Las cosas corporales se dividen en muebles e inmuebles. 655. Muebles son las que pueden transportarse de un lugar a otro, sea moviéndose ellas a sí mismas. como los animales (que por eso se llaman semovientes), sea que sólo se muevan por una fuerza externa, como las cosas inanimadas. Exceptúanse las que siendo muebles por naturaleza se reputan inmuebles por su destino, según el artículo 658. 656. Inmuebles, o fincas o bienes raíces son las cosas que no pueden transportarse de un lugar a otro; como las tierras y minas, y las que adhieren permanentemente a ellas. como los edificios. los árboles. Las casas y heredades se llaman predios o fundos. 657. Las plantas son inmuebles, mientras adhieren al suelo por sus 1 rasces. a menos que estén en macetas o cajones que puedan transportar. se de un lugar a otro. 658. Se reputan inmuehles, aunque por su naturaleza no lo sean, las cosas que están permanentemente destinadas al uso, cultivo y beneficio de un inmueble. sin embargo de que puedan separarse sin detrimento. Tales son. por ejemplo: Las losas (le un pavimento; Los tubos de las cañerías; Los utensilios de labranza o minería, y los animales actualmente destinados al cultivo o beneficio de una finca, con tal que hayan sido puestos en ella por el dueño de la finca; Los abonos existentes en ella y destinados por el dueño de la finca a mejorarla; j

PAGE 100

De las cosas incorporales 101 Las prensas, calderas, cubas, alambiques, toneles y máquinas que forman parte de un establecimiento industrial adherente al suelo y pertenecen al dueño de éste. Los animales que se guardan en conejeras, pajareras, estanques, colmenas y cualesquiera otros vivares con tal que éstos adhieran al suelo, o sean parte del suelo mismo o de 1n edificio.-672, 962, 1163, 1179, 1886, 2445. 659. Los productos de los inmuebles, y las cosas accesorias a ellos, como las yerbas de un campo, la madera y fruto de los árboles, los animales de un vivar, se reputan muebles, aun antes de su separación, para el efecto de constituir un derecho sobre dichos productos o cosas a otra persona que el dueño. Lo mismo se aplica a la tierra o arena de un suelo, a los metales de una mina y a las piedras de una cantera.-715, s., 1857, 2245. 660. Las cosas de comodidad u ornato que se clavan o fijan en las paredes de las casas y pueden removerse fácilmente sin detrimento de las mismas paredes, como estufas, espejos, cuadros, tapicerías, se reputan muebles. Si los cuadros o espejos están embutidos en las paredes de manera que formen un mismo cuerpo con ellas, se considerarán parte de ellas aunque puedan separarse sin detrimento.-1163, 1179, 1886. 661. Las cosas que por ser accesorias a bienes raíces se reputan inmuebles, no dejan de serlo por su separación momentánea; por ejemplo, los bulbos o cebollas que se arrancan para volverlos a plantar, y las losas o piedras que se desencajan de su lugar, para hacer alguna construcción o reparación y con ánimo de volverlas a él. Pero desde que se separan con el objeto de darles diferente destino, dein, 2445. dejan de ser inmuebles.-bi662. Cuando por la ley o el hombre se usa de la expresión bienes ímtebles sin otra calificación, se comprenderá en ella todo lo que se entiende por cosas muebles según el articulo 655" En los muebles de una casa no se comprenderá el dinero, los documentos y papeles, las colecciones científicas o artísticas, los libros o sus las medallas estantes, las armas, los instrumentos de artes u oficios, las joyas; la ropa de vestir y de cama, los carruajes o caballerías o sus arreos, los granos, caldos, mercancías, ni en general otras cosas que las que forman el ajuar de uná casa.-179. 663. Las cosas muebles se dividen en fungibles y no fungibles. A las primeras pertenecen aquellas de que no puede hacerse el uso conveniente a su naturaleza sin que se destruyan. Las especies monetarias en cuanto perecen para el que las emplea 2221. como tales, son cosas fungibles.-22oo, 1 CAPITULO 2.° De las cosas incorporales 664. Las cosas incorporales son derechos reales o porsonales.-653. 776. 665. Derecho real es el que tenemos sobre una cosa sin respecto a determnarla persona. Son derechos reales el de dominio, el de herencia, los de usufructo, uso o habitación, los de servidumbres activas, el de prenda y el de hipo. teca. De estos derechos nacen las acciones reales.-946, 948-C. J. 161. 666. Derechos personales o créditos son ,los que sólo pueden reclamarse de ciertas personas que, por un hecho suyo o la sola disposición de la

PAGE 101

Lib. 2.°, Tits. 2.o y 3.0 1'02 ley, han contraído las obligaciones correlativas; como el que tiene el prestamista contra su deudor por el dinero prestado, o el hijo contra el padre por alimentos. De estos derechos nacen las acciones personales.1494-C. J., 161. 667. Los derechos y acciones se reputan bienes muebles o inmuebles, según lo sea la cosa en que han de ejercerse o que se debe. Así, el derecho de usufructo sobre un inmueble, es inmueble. Así, la acción del comprador para que se le entregue"la finca comprada, es inmueble; y la acción del que ha prestado dinero para que se le pague, es mueble. 668. Los hechos que se deben se reputan muebles. La acción para que un artífice ejecute la obra convenida, o resarza los perjuicios causados por la inejecución del convenio, entra, por consiguiente, en la clase de los bienes muebles. TITULO 2° Del dominio 669. El dominio (que se llama también propiedad) es el derecho real en una cosa corporal, para gozar y disponer de ella arbitrariamente, no siendo contra ley o contra derecho ajeno. La propiedad separada del goce de la cosa, se llama mera o nuda propiedad.-824, 870. 670. Sobre las cosas incorporales hay también una especie de propiedad. Así el usufructuario tiene la propiedad de su derecho de usufructo.-775, s.. 950, 978. 671. Las producciones del talento o del ingenio son una propiedad de sus autores. Esta especie de propiedad se regirá por leyes especiales.-Const. 35. L. 32 de 1886-L. 153 de 1887, 83. 672. El uso y goce de las capillas y cementerios, situados en posesiones de particulares y accesorias a ellas, pasarán junto con ellas y junto con los ornamentos, vasos y demás objetos pertenecientes a dichas capillas o cementerios, a las personas que sucesivamente adquieran las posesiones en que están situados, a menos de disponerse otra cosa por testamento o por acto entre vivos.-658. 673. Los modos de adquirir el dominio son la ocupación, la accesión, la tradició,, la sucesión por causa de muerte y la prescripción. De la adquisición de dominio por estos dos últimos medios se tratará en el libro De la sucesión por causa de muerte, y al fin de este Código.-085, 713, 740 1oo8, s., 2512, s.-C. F., 65, ss.-C. de M., 2.0, Ss. w' 1 TITULO 3.° De los bienes de la Unión 674. Se llaman bienes de la Unión aquellos cuyo dominio pertenece a la República. Si además su uso pertenece a todos los habitantes de un territorio, como el de calles, plazas, puentes y caminos, se llaman bienes de la Unión de uso público o bienes públicos del lerrilorio. Los bienes de la Unión cuyo uso no pertenece generalmente a los habitantes, se llaman bie;nes de la Unión o bienes fiscales.-2519-Const., 202. C. F., 4° 675. Son bienes de la Unión todas las tierras que estando situadas dentro de los límites territoriales, carecen de otro dueño.-C. F., 44. I I< I L

PAGE 102

II. *0-. " De los bienes de la Unión 103 y caminos construídos a expensas de personas 616. Los puentes particulares, en tierras que les pertenecen, no son bienes de la Unión, aunque los dueños permitan su uso y goce a todos los habitantes de un Territorio. Lo mismo se extiende a cualesquiera otras construcciones hechas a expensas de particulares y en sus tierras, aun cuando su uso sea público, por permiso del dueño.-252o. 677. Los ríos y todas las aguas que corren por cauces naturales son bienes de la Unión, de uso público en los respectivos Territorios. Exceptúanse las vertientes que nacen y mueren dentro de una misma ribeheredad; su propiedad, uso y goce pertenecen a los dueños de las ras, y pasan con éstos a los herederos y demás sucesores de los dueños-894, s. 678. El uso y goce que para el tránsito, riego, navegación y cualesparticulares en las calles, quiera otros objetos lícitos, corresponden a los y generalmente en plazas, puentes y caninos públicas, en ros y lagos, todos los bienes de la Unión de uso público, estarán sujetos a las disposiciones de este Código y a las demás que sobre la materia contengan las leyes.-L. 24, mayo, 1856-L. 56 de í867-L. 84 de 187í-L. 35 de 1875. L. 5o de ¡876-L. 18 de 1907. 679. Nadie podrá construir, sino por permiso especial de autoridad competente, obra alguna sobre las calles, plazas, puentes, playas, terrenos fiscales, y demás lugares de propiedad de la Unión.-C. F., 4,0 680. Las columnas, pilastras, gradas, umbrales y cualesquiera otras construcciones que sirvan para la comodidad u ornato de los edificios, o hagan parte de ellos, no podrán ocupar ningún espacio, por pequeño que sea, de la superficie de las calles, plazas, puentes y caminos y demás lugares de propiedad de la Unión. Los edificios en que se ha tolerado la práctica contraria, estarán sujetos a las disposiciones de este artícu'o, si se reconstruyeren.-C. F., 4.C. P. y 1ul., 338. 681. En los edificios que se construyan a los costados de calles o plazas, no podrá haber, hasta la altura de tres metros, ventanas, balcones, miradores u otras obras que salgan más de medio decimetro fuera del plano vertical del lindero; ni podrá haberlos más arriba que salgan del dicho plano vertical sino hasta la distancia horizontal de tres decimetros. Las disposiciones de este articulo se aplicarán a las reconstrucciones de dichos edificios. 632. Sobre las obras que con permiso de la autoridad competente se construyan en sitios de propiedad de la Unión, no tienen los particulares que han obtenido este permiso, sino el uso y goce de ellas, y no la propiedad del suelo. Abandonadas las obras o terminado el tiempo por el cual se concedió el permiso, se restituyen ellas y el suelo, por el ministerio de la ley, al uso y goce privativo de la Unión, o al uso y goce general de los habitantes, según prescriba la autoridad soberana. Pero no se entiende lo dicho si la propiedad del suelo ha sido concedida expresamente por la Unión.-C. P. y M., 338. 683. No se podrán sacar canales de los ríos para ningún objeto industrial o doméstico, sino con arreglo a las leyes respectiva.-Sga, ss, 918. 684. No obstante lo prevenido en este capítulo y en el De la accesión, relativamente al dominio de la Unión sobre los ros, lagos e islas, subsistirán en ellos los derechos adquiridos por particulares, de acuerda con la legislación anterior a este Código. -C. F., 4.' EL.,

PAGE 103

K, Lib. 2.1, Tít 4.° 104 *1' TITULO 4.° De la ocupación 685. Por la ocupación se adquiere el dominio de las cosas que no pertenecen a nadie, y cuya adquisición no es prohibida por las leyes o por el derecho internacional.673, 2519. 686. La caza y pesca son especies de ocupación, por las cuales se adquiere el dominio de los animales bravíos. 687. Se llaman animales bravíos o salvajes los que viven naturalmente libres e independientes del hombre, como las fieras y los peces; domésticos los que pertenecen a especies que viven ordinariamente bajo la dependencia del honmbre, como las gallinas, lar ovejas; y domíeslicados los que, sin embargo de ser bravios por su naturaleza, se han acostumbrado a la domesticidad, y reconocen en cierto modo el imperio del hombre. Estos últimos, mientras conservan la costumbre de volver al amparo o dependencia del hombre, siguen la regla de los animales domésticos, y perdiendo esta costumbre vuelven a la clase de los animales bravíos. 688. No se puede cazar sino en tierras propias, o en las ajenas, con permiso del dueño. Pero no será necesario este permiso, si las tierras no estuvieren cercadas, ni plantadas o cultivadas, a menos que el dueñí haya prohibido expresamente cazar en ellas, y notificado la prohibición. 689. Si alguno cazare en tierras ajenas sin permiso del dueño, cuando por la ley estaba obligado a obtenerlo, lo que cace será para el dueño a quien además indemnizará de todo perjuicio.-i653. 690. Se podrá pescar libremente en los ríos y en los lagos de uso público.-674. 691. A los que pesquen en los ríos y lagos no será lícito hacer uso alguno de los edificios y terrenos cultivados en las riberas ni atravesar las cercas.-898. 692. La disposición del artículo 689 se extiende al que pesca en aguas ajenas. 693. Se entiende que el cazador o pescador se apodera del animal bravío y lo hace suyo desde el momento que lo ha herido gravemente, de manera que ya no le sea fácil escapar, y mientras persiste en perseguirlo; o desde el momento que el animal ha caído en sus trampas o redes, con tal que las haya armado o tendido en paraje donde le sea lícito cazar o pescar. Si el animal herido entra en tierras ajenas donde no es lícito cazar 1,1 lý sim-. ýá ,1 ¡ vý 4f .' 1rl 1 95 ,6 i r r ý R sin permiso del dueño, podrá éste hacerlo suyo. 694. No es licito a un cazador o pescador perseguir al animal bravio, que ya es perseguido por otro cazador o pescador; si lo hiciere sin su consentimiento, y se apoderare del animal, podrá el otro reclamarlo como suy9.-946, ss. 695. Los animales bravíos pertenecen al dueño de las jaulas, pajareconejeras, colmenas, estanques o corrales en que estuvieren encerraras, dos; pero luégo que recobran su libertad natural, puede cualquier persona apoderarse de ellos, y hacerlos suyos, con tal que actualmente no vaya el dueño en seguimiento de ellos, teniéndolos a la vista, y que por lo demas no se contravenga al articulo 688. 696. Las abejas que huyen de la colmena y posan en árbol que no sea del dueño de ésta, vuelven a su libertad natural, y cualquiera puede

PAGE 104

De la ocupación 05 los panales fabricados por ellas, con tal que no apoderarse de ellas y de tierras ajenas, cercarías o cultivadas o lo haga sin permiso del dueño en contra la prohibición del mismo en las otras; pero al dueño de la colmena no podrá prohibirse que persiga a las abejas fugitivas en tierras que no estén cercadas ni cultivadas. 697. Las palomas que abandonan un palomar y se fijan en otro, se entenderán ocupadas legítimamente por el dueño clel segundo, siempre que éste no se haya valido de alguna industria para atraerlas y aquerenciarlas. En tal caso estará obligado a la indemnización de todo perjuicio, inclusa la restitución de la especies, si el dueño la exigiere, y si no la exigiere, a pagarle su precio.-i613. 698. Los animales domésticos están sujetos a dominio. Conserva el dueño este dominio sobre los animales domésticos fugitivos, aun cuando hayan entrado en tierras ajenas; salvo en cuanto las leyes y disposiciones de policía rural o urbana establecieren lo contrario. 669, 946. 699. La inrcnción o hallazgo es una especie de ocupación por la cual el que encuentra una cosa inanimada, que no pertenece a nadie, adquiere su dominio apoderándose de ella. De este modo se adquiere el dominio de las piedras, conchas y otras sustancias que arroja el mar, y que no presentan señales de dominio anterior. Se adquieren del mismo modo las cosas cuya propiedad abandona su dueño, como las monedas que se arrojan para que las haga suyas el primer ocupante. No se presumen abandonadas por sus dueños las cosas que los navegantes arrojan al mar para alijar la nave. 700. El descubrimiento de un tesoro es una especie de invención o hallazgo. Se llama tesoro la moneda o joya u otros efectos preciosos que, elaborados por el hombre, han estado largo tiempo sepultados o esconclidos, sin que haya memoria ni indicio de su dueño. . 701. El tesoro encontrado en terreno ajeno se dividirá por partes iguales entre el dueño del terreno y la persona que haya hecho el descubrimiento. Pero esta última no tendrá derecho a su porción, sino cuando el descubrimiento sea fortuito, o cuando se haya buscado el tesoro con permiso del dueño del terreno. En los demás casos o cuando sean una misma persona el dueño del terreno y el descubridor, pertenecerá todo el tesoro al dueño del terreno. 845, 1787. 702. Al dueño de una heredad o de un edilicio podrá pedir cualquiera persona el permiso de cavar en el suelo para sacar dinero o alhajas que asegure pertenecerle y estar escondidos en él; y si señalare el paraje en que están escondidos y diere competente seguridad de que probará sus derechos sobre ellos, y de que abonará todo perjuicio al dueño 8e la heredad o edificio, no podrá éste negar el permiso, ni oponerse a la extracción de dichos dineros o alhajas. 703. No probándose el derecho sobre dichos dineros o alhajas, serán considerados o como bienes perdidos o como tesoro encontrada en suelo ajeno, según los antecedentes y señales. En este segundo caso, deducidos los costos, se dividirá el tesoro por partes iguales entre el denunciador y el dueño del suelo; per> no podrá éste pedir indemnización de perjuicios, a menos de renunciar su porción.-1613.

PAGE 105

Dr-me" -U. Lib. 2.0, Tít. 4,0 o6 704. El que halle o descubra alguna cosa que por su natnraleza manifieste haber estado en dominio anterior, o que por sus señales o vestigios indique haber estado en tal dominio anterior, deberá ponerla a disposición de su dueño si éste fuere conocido. Si el dueño de la cosa hallada o descubierta no fuere conocido o no pareciere, se reputará provisoriamente estar vacante o ser mostrenca la cosa.-C. P., 800. 705. La persona que en el caso del artículo anterior omitiere entregar al dueño, si fuere conocido, o si no lo fuere, a la autoridad competente, la especie mueble encontrada, dentro de los treinta días siguientes al hallazgo, será juzgada criminalmente, aparte de la responsabilidad a que haya lugar por los perjuicios que ocasione su omisión.-f6i3-C. P., 800. 706. Estímanse bienes vacantes los bienes inmuebles que se encuentran dentro del Territorio respectivo a cargo de la nación, sin dueño aparente o conocido; y mostrencos los bienes muebles que se hallen en el mismo caso.-C. F., 44. 707. Subrogado. * (L. r53 de x887, a. 82). ,w% L. 153 de 1887, a. 82. Pertenecen a los municipios los bienes mostrencos o vacantes que se hallen dentro de sus límites, salvo lo dispuesto en el artículo 129 de esta Ley (t).-C. J., 1390, ss. 708. Si aparece el dueño de una cosa que se ha considerado vacante o mostrenca, antes de que la Unión la haya enajenado, le será restituida pagando las expensas de aprehensión, conservación y demás que incidieren y lo que por la ley correspondiere al que encontró o denunció la cosa vacante. Si el dueño hubiere ofrecido recompensa por el hallazgo, el denunciante elegirá entre el premio fijado por la ley y la recompensa ofrecida. C. J., 1398. 709. Enajenada la cosa se mirará como irrevocablemente perdida para el dueño. 710. Las especies náufragas que se salvaren, serán restituidas por la autoridad a los interesados, mediante el pago de las expensas y la gratificación de salvamento. Si no aparecieren interesados dentro de los treinta días siguientes al naufragio, se procederá a declarar mostrencas las especies salvadas previo el juicio correspondiente.-C. J., 1390, ss. 711. La autoridad competente fijará, según las circunstancia, la gratificación de salvamento, que nunca pasará de la mitad del valor de las especies. Pero si el salvamento de las especies se hiciere bajo las órdenes y dirección de la autoridad pública, se restituirán a los interesados mediante el abono de las expensas, sin gratifcación de salvamento. 712. Los trámites para la declaratoria de la calidad de vacantes o mostrencas de los bienes, son objeto del Código Judicial de la Unión. C. J , 1390, ss. --e * Los bienes vacantes y los mostrencos de los Territorios pertenecen a la Unión. La enajenación y aplicación de tales bienes se arreglarán a lo que sobre la materia disponga el Código Fiscal. (1) El artículo rg que se cita se refiere a los censos vacantes que tengan algún gravamen a favor de un objeto pio, de educación o de beneficencia. El principio consignado en el articulo 82 que anotamos había sido antes establecido por el 14 de la Ley 48 de 1887. '4 .a~l .,

PAGE 106

.111 De las accesiones del suelo 107 TITULO 5"° De la accesión 713. LA accesión es un modo de adquirir por el cual el dueño de una cosa pasa a serlo cíe lo que ella produce o de lo que se junta a ella. Los productos de las cosas son frutos naturales o civiles.-673. CAPITULO 1.° De las accesiones de frutos 714. Se llaman frutos naturales los que da la naturaleza, ayudada o no de la industria humana. 715. Los frutos naturales se llaman pendientes mientras que adhieren todavía a la cosa que los produce, como las plantas que están arraigadas al suelo, o los productos de las plantas mientras no han sido separados de ellas. Frutos naturales percibidos son los que han sido separados de la cosa productiva. como las maderas cortadas, las frutas y granos cosechados, etc., y se dicen consumidos cuando se han consumido verdaderamente, o se han enajenado.-624, 840, 964, 1396, 1828. 716. Los frutos naturales de una cosa pertenecen al dueño de ella; sin perjuicio de los derechos constituídos por las leyes, o por un hecho del hombre, al poseedor de buena fe, al usufructuario, al arrendatario. Así, los vegetales que la tierra produce espontáneamente o por el cultivo, y las frutas, semillas y demás productos de los vegetales pertenecen al dueño de la tierra. Así también las pieles, lana, astas, leche, cría y demás productos de los animales, pertenecen al dueño de éstos.--840, 964, 1396, 1781, 2038, 2042. Se llaman frutos civiles los precios, pensiones o cánones de 717. arrendamiento o censo, y los intereses de capitales exigibles, o impuestos a fondo perdido. Los frutos civiles se llaman pendientes mientras se deben;' y percibidos desde que se cobran.-624, 840. 718.. Los frutos civiles pertenecen también al dueño de la cosa de que provienen, de la misma manera y con la misma limitación que los naturales.-84i, 964, 1781. CAPITULO 2.° De las accesiones del suelo 719. Se llama aluvión el aumento que recibe la ribera de un río o lago por el lento e imperceptible retiro de las aguas. 720. El terreno de altvión accede a las heredades riberanas dentro de sus respectivas líneas de demarcación, prolongadas directamente hasta el agua; pero en puertos habilitados pertenecerá a la Unión. El suelo que el agua ocupa y desocupa alternativamente en sus creces y bajas periódicas, forma parte de la ribera o del cauce, y no accede mientras tanto a las heredades contiguas.-C. F., 167. 721. Siempre que prolongadas las antedichas líneas de demarcación, se corten una a otra, antes de llegar al agua, el triángulo formado por ellas y por el borde del agua, accederá a las dos heredades laterales; una .5

PAGE 107

-rW'r. -'~~V 1W Irr Lib. 2.0, Tit. 5.0, Cap. 2.° 108 línea recta que lo divida en dos partes iguales tirada desde el punto de intersección hasta el agua, será la líinea divisoria entre las dos heredades. 722. Sobre la parte del suelo que, por una avenida o por otra fuerza natural violenta, es transportada de un sitio a otro, conserva el dueño su dominio, para el solo efecto de llevársela; pero si no la reclama dentro del subsiguiente año, la hará suya el dueño del sitio a que fue transportada. 723. Si una líeredad ha sido inundada, el terreno restituido por las aguas, dentro de los diez años subsiguientes, volverá a sus antiguos dueños.-867, 2522. 724. Si un río varía de curso, podrán los propietarios riberanos, con permiso de autoridad competente, hacer las obras necesarias para restituir las aguas a su acostumbrado cauce, y la parte de éste, que permanentemente quedare en seco, accederá a las heredades contiguas, como el terreno de aluvión en el caso del articulo 720. Concurriendo los riberanos de un lado con los del otro, una línea longitudinal dividirá el nuevo terreno en dos partes iguales, y cada una de éstas accederá a las heredades contiguas, como en el caso del mismo artículo. 725. Si un río se divide en dos brazos, que no vuelven después a juntarse, las partes del anterior cauce que el agua dejare descubiertas, accederán a las heredades contiguas, como en el caso del artículo precedente. 726. Acerca de las nuevas islas que no hayan de pertenecer a la Unión, se observarán las reglas siguientes: t.' La nueva isla se mirará como parte del cauce o lecho, mientras fuere ocupada y desocupada alternativamente por las aguas en sus creces y bajas periódicas, y mo accederá entretanto a las heredades riberanas. 2.' La nueva isla formada por un río que se abre en dos brazos que vuelven después a juntarse, no altera el anterior dominio de los terrenos comprendidos en ella; pero el nuevo terreno descubierto por el río accederá a las heredades contiguas, como en el caso del artículo 724. 3.' La nueva isla que se forme en el cauce de un río accederá a las heredades de aquella de las dos riberas a que estuviere más cercana toda la isla; correspondiendo a cada heredad la parte comprendida entre sus respectivas líneas de demarcación prolongadas directamente hasta la isla y sobre la superfcie de ella. Si toda la isla no estuviere más cercana a una de las dos riberas que a la otra, accederá a las heredades de ambas riberas; correspondiendo a cada heredad la parte comprendida entre sus respectivas líneas de demarcación prolongadas directamente hasta la isla y sobre la superficie de ella. Las partes de la isla que en virtud de estas disposiciones correspondieren a dos o más heredades, se dividirán en partes iguales entre las heredades comuneras. 4.' Para la distribución de una nueva isla,se prescindirá enteramente de la isla o islas que hayan preexistido a ella; y la nueva isla accederá a las heredades riberanas, como si ella sola existiese. 5.0 Los dueños de una isla formada por el río, adquieren el dominio de toda lo que por aluvión acceda a ella, cualquiera que sea la ribera de que diste, menos el nuevo terreno abandonado por las aguas. J bh?

PAGE 108

r,, " vDe la accesión de una cosa mueble a otra 109 6. A la nueva isla que se forme en un lago se aplicará el inciso 2.2 de la regla tercera precedente; pero no tendrán parte en la división del terreno formado por las aguas las heredades cuya menor distancia de la isla exceda a la mitad del diámetro de ésta, medido en la dirección de esa misma distancia.-C. F., 45, 107. CAPITULO 3.° De la accesión de una cosa mueble a otra 727. La ad¡udicación es una especie de accesión, y se verifica cuando dos cosas muebles pertenecientes a diferentes dueños, se juntan una a otra, pero de modo que puedan separarse y subsistir cada una después de separada; como cuando el diamante de una persona se engasta en el oro de otra, o en marco ajeno se pone un espejo propio. 728. En los casos de adjunción, no habiendo conocimiento del hecho porjuna parte, ni mala fe por otra, el dominio de lo accesorio accederá al dominio de lo principal, con el gravamen de pagar al dueño de la parte accesoria su valor. 729. Si de las dos cosas unidas, la una es de mucha más estimación que la otra, la primera se mirará como lo principal, y la segunda como lo accesorio. Se mirará como de más estimación la cosa que tuviere para su dueño un gran valor de afección. 730. Si no hubiere tánta diferencia en la estimación, aquella de las dos cosas que sirva para el uso, ornato o complemento de la otra, se tendrá por accesoria. 731. En lis casos a que no pudiere aplicarse ninguna de las reglas precedentes, se mirará como principal lo de más volumen. 732. Otra especie de accesión es la especificación que se verifica cuando de la materia perteneciente a una persona, hace otra persona una obra o artefacto cualquiera, como si de uvas ajenas se hace vino, o de plata ajena una copa, o de madera ajena una nave. No habiendo conocimiento del hecho por erta parte, ni mala fe por otra, el dueño de la materia tendrá derecho a reclamar la nueva especie, pagando la hechura. A menos que en la obra o artefacto, elhprecio de la nueva especie valga mucho más que el de la materia, como cuando se pinta en lienzo ajeno, o de mármol ajeno se hace una estatua; pues en este caso la nueva especie pertenecerá al especifcante. y el dueño de la materia tendrá solamente derecho a la indemnización de perjuicios. Si la materia del artefacto es, en parte ajena y en parte propia del que la hizo o mandó hacer, y las dos partes no pueden separarse sin inconveniente, la especie pertenecerá en común a los dos propietarios: al uno a prorrata del valor de su materia, y al otro a prorrata del valor de la suya y de la hechrra. -768. s., 5613. 733. Si se forma una cosa por mezcla de materias áridas o líquidas, no habiendo conocimiento del hecho pertenecientes a diferentes dueños pr una parte, ri mala fe por otra, el ít mini de la cosa pertenecerá a dichos dueños proindiviso, a prorrata del valor de la uno pertenezca. materia que a cada A menos que el valor de la materia perteneciente a uno de ellos fuere considerablemente superior, pues en tal caso el dueño de ella tendrá derecho para reclamar la cosa producida por la mezcla, pagando el precio de la materia restante.-768, s. í_w,_.

PAGE 109

11Lib. 2.°, Tít. 5.°, Cap. 4.° 110 r: 734. En todos los casos en que al dueño de una de las dos materias unidas no _ea fácil reemplazarla por otra de la misma calidad, valor y aptifud, y pueda la primera separarse sin deterioro de lo demás, el dueño de ella, sin cuyo conocimiento se haya hecho la unión, podrá pedir su separación y entrega, a costa del que hizo uso de ella. 735. En todos los casos en que el dueño de una materia de que se ha hecho uso sin su -conocimiento, tenga derecho a la propiedad de la cosa en que ha sido empleada, lo tendrá igualmente para pedir que en lugar de dicha materia, se le restituya otro tanto de la misma naturaleza, calidad y aptitud, o su valor en dinero. 736. El que haya tenido conocimiento del uso que de una materia suya se hacía por otra persona, se presumirá haberlo consentido y sólo tendrá derecho a su valor.-66-C. J., 578. 737. El que haya hecho uso de una materia sin conocimiento del dueño, y sin justa causa de error, estará sujeto en todos los casos a perder lo sayo, y a pagar lo que más de esto valieren los perjuicios irrogados al dueño; fuéra de la acción criminal a que haya lugar, cuando ha procedido a sabiendas. Si el valor de la obra excediere notablemente al de la materia, no tendrá lugar lo prevenido en este articulo; salvo que se haya procedido a sabiendas.-768, 769, 1613-C. P., 904, ss. r r i k' á Cý CAPITULO 4.0 De la accesión de las cosas muebles a inmuebles r 738. Si se edifica con materiales ajenos en suelo propio, el dueño del suelo se hará dueño de los materiales por el hecho de incorporarlos en la construcción; pero estará obligado a pagar al dueño de los materiales su justo precio u otro tanto de la-misma naturaleza, calidad y aptitud. Si por su parte no hubo justa causa de error, será obligado al resarcimiento de perjuicios, y si ha procedido a sabiendas, quedará también sujeto a la acción criminal competente; pero si el dueño de los materiales tuvo conocimiento del uso que se hacia de ellos, sólo habrá lugar a la disposición de este artículo. La misma regla se aplica al gue planta o siembra en suelo propio vegetales o semillas ajenas. Mientras los materiales no están incorporados en la construcción o los vegetales arraigados en el suelo, podrá reclamarlos el dueño.-Ibídem, 946, ss., 1557. 739. El dueño del terreno en que otra persona, sin su conocimiento hubiere edificado, plantado o sembrado, tendrá derecho a hacer suyo el edificio, plantación o sementera, mediante las indemnizaciones prescritas a favor de los poseedores de buena o mala fe en el título De la reivindicación, o de obligar al que edificó o plantó a pagarle el justo precio del terreno con los intereses legales por todo el tiempo que lo haya tenido en su poder, y al que sembró a pagarle la renta y a indemnizarle los perjuicios. Si se ha edificado, plantado o sembrado a ciencia y paciencia del dueño del terreno, será éste obligado, para recobrarlo, a pagar el valor del edificio, plantación o sementera.-961, ss., 1613, 1617, 2232. ,t .1 i -1 .. lEi V5 m

PAGE 110

De la tradición 1 1 I TITULO 6.° De la tradición CAPITULO 1.° Disposiciones generales 740. La tradición es un modo de adquirir el dominio de las cosas, y consiste en la entrega que el dueño hace de ellas a otro, habiendo por una parte la facultad e intención de trasferir el dominio, y por otra la capacidad e intención de adquirirlo. Lo que se dice del dominio se extiende a todos los otros derechos reales.-665, 669, 673, 754, 756. 741. Se llama tradente la persona que por la tradición trasfiere el dominio de la cosa entregada por él, y adquirente la persona que por la tradición adquiere el dominio de la cosa recibida por él o a su nombre. Pueden entregar y recibir a nombre del dueño sus mandatarios o sus representantes legales. En las ventas forzadas que se hacen por decreto judicial a petición de un acreedor, en pública subasta, la persona cuyo dominio se trasfiere es el tradente, y el juez su representante legal. La tradición hecha por o a un mandatario debidamente autorizado, se entiende hecha por o a el respectivo mandante.-62, 15o5, 1637, 2180, 2186. 742. Para que la tradición sea válida, debe ser hecha voluntariamente por el tradente o por su representante. Una tradición que al principio fue inválida por haberse hecho sin voluntad del tradente o de su representante, se valida retroactivamente por la ratificación del que tiene facultad de enajenar la cosa como dueño o como representante del dueño.-767, 1505 a 1507, 1874, 2186, 2305. 743. La tradición para que sea válida requiere también el consentimiento del adquirente o de su representante. Pero la tradición que en su principio fue inválida, por haber faltado este consentimiento, se valida retroactivamente por la ratificación.Ibídem. 744. Para que sea válida la tradición en que intervienen mandatarios o representantes legales, se requiere además que éstos obren dentro de los límites de su mandato o de su representación legal.-Ibtden. 745. Para que valga la tradición se requiere un título traslaticio de dominio, como el de venta, permuta, donación, etc. Se requiere, además, que el titulo sea válido respecto de la persona a quien se confere. Asi el título de donación irrevocable no trasfiere el dominio entre cónyuges.-759, 763, 765, s., 1196. 746. Se requiere también para la validez de la tradición que no se padezca error en cuanto a la identidad de la especie que debe entregarse, o de la persona a quien se hace la entrega, ni en cuanto al título. Si se yerra en el nombre solo, es válida la tradición.-1116 , 1508, s., 2480, 747. El error en el título invalida la tradición, sea cuando una sola de las partes supone un titulo traslaticio de dominio, como cuando por una parte se tiene el ánimo de entregar a título de comodato, y por otra se tiene el ánimo de recibir a título de donación , o sea cuando por las dos partes se suponen títulos traslaticios de dominio, pero diferentes, como sí por una parte se supone mutuo y por otra donación.-768. e

PAGE 111

Lib. 2.0, TI!. 6.°, Caps. 2.oy 3.° 112 748. Si la tradición se hace por medio de mandatarios o representantes legales, el error de éstos invalida la tradición.-62, 1508, SS., 2142. 749. Si la ley exige solemnidades especiales para la enajenación, no se trasfere el dominio sin ellas-756, 759, 1500, 1857, 1880. 750. La tradición puede trasferir el dominio bajo condición suspensiva o resolutoria, con tal que se exprese. Verificada la entrega por el vendedor, se trasfiere el dominio de la cosa vendida, aunque no se haya pagado el precio, a menos que el vendedor se haya reservado el dominio hasta el pago, o hasta el cumplimien. to de una condición.-1128, ss., 114 f, 1530, ss., 1931 a 1935. 1939. 751. Se puede pedir la tradición de todo aquello que se deba, desde que no haya plazo pendiente para su pago; salvo que intervenga decreto judicial en contrario.-16o5. 752. Si el tradente no es el verdadero dueño de la cosa que se entrega por él o a su nombre, no se adquieren por medio de la tradición otros derechos que los trasmisibles del mismo Stradente sobre la cosa entregada. Pero si el tradente adquiere después el dominio, se entenderá haberse éste trasferido desde el momento de la tradición.-767, 779, 1633, 1871, 1874, 2441. 753. La tradición da al adquirente, en los casos y del .modo que las leyes señalan, el derecho de ganar por la prescripción el dominio de que el tradente carecía, aunque el tradente no haya tenido ese derecho.-2518, ss. CAPITULO 2.0 De la tradición de las cosas corporales muebles 754. La tradición de una cosa corporal mueble deberá hacerse significando una de las partes a la otra que le trasfiere el dominio, y figurando esta trasferencia por uno de los medios siguientes: 1.° Permitiéndole la aprehensión material de una cosa presente. 2.0 Mostrándosela. 3.° Entregándole las llaves del granero, almacén, cofre o lugar cualquiera en que esté guardada la cosa. 4.° Encargándose el uno de poner la cosa a disposición del otro en el lugar convenido. 5.0 Por la venta, donación u otro título de enajenación conferido al que tiene la cosa mueble como usufructuario, arrendatario. comodatario, depositario, o a cualquier otro título no traslaticio de dominio; y reciprocamente por el mero contrato en'que el dueño se constituye usufructuario, comodatario, arrendatario, etc.--825, 1880, 1982-L. 32 de 1886, 32. 755. Cuando con permiso del dueño de un predio se toman en él piedras, frutos pendientes u otras cosas que forman parte del predio, la tradición se verifica en el momento de la separación de estos.bjetos. Aquel a quien se debieren los frutos de una sementera, riña o plantío, podrá entrar a cogerlos, fijándose el dia y la hora, de común acuerdo con el dueño.-714, ss. CAPITULO 3° De las otras especies de tradición 756 Se efectuará la tradición del dominio de los bienes raíces por la inscripción del título en la oficina de registro de instrumentos públicos. De la misma manera se efectuará la tradición de los derechos de usnfructo o de uso constituídos en bienes raíces y de los de habitación o hi_:al

PAGE 112

De la posesión 113 poteca,-673, 749, 764, 785, 789, 796, 826, 871, 1457, 1880, 2526, 2652, ss. L, 153 de 1887, 100. 757. En el momento de deferirse la herencia la posesión de ella se confiere por ministerio de la ley al heredero; pero esta posesión legal no lo habilita para disponer en manera alguna de un inmueble, mientras no preceda: 1.° El decreto judicial que da la posesión efectiva; y los títulos que confie2.° El registro del mismo decreto judicial y de ran el dominio.-783, 1013, 1401, ¡967. 758. Siempre que por una sentencia ejecutoriada se reconociere como adquirido por prescripción el dominio o cualquier otro de los dereservirá chos mencionados en los precedentes artículos de este capítulo, de titulo esta sentencia, después de su registro en la oficina u oficinas respectivas.-2534, 2652, ss. 759. Los títulos traslaticios de dominio que deben registrarse, no darán o trasferirán la posesión efectiva del respectivo derecho mientras no se haya verificado el registro en los términos que se dispone en el titulo Del registo de isirumnentos públicos.-2673, s. 760. La tradición de un derecho de servidumbre se efectuará por escritura pública, debidamente registrada, en que el tradente exprese constituirlo y el adquirente aceptarlo; podrá esta escritura ser la misrfia del acto o contrato principal a que acceda el de la constitución de la servidumbre.-1760-L. 95 de 1890, 9.0 761. La tradición de los derechos personales que un individuo cede a otro, se verifica por la entrega del titulo, hecha por el cedente al cesionario. -666, 196o, s.-L. 32 de 1886, 32-L. 57 de 1887, 33-C. Co., 275, 781, ss. 901. TITULO 7.° De la posesión CAPITULO 1.° De la posesión y sus diferentes calidades 762. La posesión es la tenencia de una cosa determinada con ánimo de señor o dueño, sea que el dueño o el que se da por tal, tenga la cosa por si mismo, o por otra persona que la tenga en lugar y a nombre de él. El poseedor es reputado dueño, mientras otra persona no justifique serlo-66, 669, 775. 785, s., 2518, ss.-C. J., 578. 763. Se puede poseer una cosa por varios títulos. 764. La posesión puede ser regular o irregular. Se llama posesión regular la que procede de justo título y ha sido adquirida de buena fe, aunque la buena fe no subsista después de adquirida la posesión. Se puede ser, por consiguiente, poseedor regular y poseedor de mala fe, como viceversa, el poseedor de buena fe puede ser poseedor irregular. Si el título es traslaticio de dominio, es también necesaria la tradición. La posesión de una cosa, a ciencia y paciencia del que se obligó a entregarla, liará presumir la tradición; a menos que ésta haya debido efectuarse por la inscripción del titulo.--66, 785, 2526, 2528-C. J., 578. Código Civil 8

PAGE 113

11 Lib. 2.°, Tít. 7.°, Cap. r.° 114 765. El justo título es constitutivo o traslaticio de dominio. Son constitutivos de dominio la ocupación, la accesión y la prescripción. Son traslaticios de dominio los que por su naturaleza sirven para trasferirlo, como la venta, la permuta, la donación entre vivos. Pertenezen a esta clase las sentencias de adjudicación en juicios divisorios y los actos legales de partición. Las sentencias judiciales sobre derechos litigiosos no forman nuevo título para legitimar la posesión. Las transacciones en cuanto se limitan a reconocer o declarar derechos preexistentes no forman nuevo título; pero en cuanto trasfieren la propiedad de un objeto no disputado, constituyen un título nuevo.-669, s., 745, 14n1. 766. No es justo título: 1.° El falsifcado, esto es, no otorgado realmente por la persona que se pretende. 2.° El conferido por una persona en calidad de mandatario o representante legal de otra, sin serlo. 3.° El que adolece de un vicio de nulidad, como la enajenación que debiendo ser autorizada por un representante legal o por decreto judicial, no lo ha sido. 4.° El meramente putativo, como el de heredero aparente que no es en realidad heredero; el del legatario cuyo legado ha sido revocado por un acto testamentario posterior, etc. Sin embargo, al heredero putativo a quien por decreto judicial se haya dado la posesión efectiva, servirá de justo título el decreto; como al legatario putativo el correspondiente acto testamentario, que haya sido judicialmente reconocido.-62, 744, 1507, 1326, 2186. 767. La validación del título que en su principio fue nulo, efectuada por la ratificación, o por otro medio legal, se retrotrae a la fecha en que fue conferido el título.-742, s., 752, 1874, 1931, 2186. 768. La buena fe es la conciencia de haberse adquirido el dominio de la cosa por medios legítimos, exentos de fraudes y de todo otro vicio. Así, en los títulos traslaticios de dominio, la buena fe supone la persuasión de haberse recibido la cosa de quien tenía la facultad de enajenarla y de no haber habido fraude ni otro vicio en el acto o contrato. Un justo error en materia de hecho no se opone a la buena fe. Pero el error, en materia de derecho, constituye una presunción de mala fe, que no admite prueba en contrario.-9.°, 66, 1508, ss., 2315, 2317-C. J.. 578-C. P. y M, 56. 769. La buena fe se presume excepto en los casos en que la ley establece la presunción contraria. En todos los otros, la mala fe deberá probarse.-66, iog, 1516, 2531C. P.. 2.°-C. j., 578. 770. Posesión irrezular es la que carece de uno o más de los requisitos señ lados en el artículo 764. 771. Sn posesiones viciosas la violenta y la clandestina. 77'L Posesión violenta es la que se adquiere por la fuerza. La fuerza puede ser actual o inminente.-789, s., 982, 984, 2526. 773. El qse en ausencia del dueño se apodera de la cota y volviendo el dueño le repele, es también poseedor violento.--biden. 774. Existe el vicio de violencia, sea que se haya empleado contra el verdadero dueñ i de la cosa, o contra el que la poseía sin serlo, o contra el que la tenía en lugar o a nombre de otro.

PAGE 114

ItZ De los modos de adquirir y perder la posesión 115 Lo mismo es que la violencia se ejecute por una persona o por sus agentes, y que se ejecute con su consentimiento, o que después de ejecutada se ratiiqnue expresa o tácitamente. Posesión clandestina es la que se ejerce ocultándola a los que tienen derecho para oponerse a ella.978, 984, 1988, 2342. 775. Se llama mera tencncia la que se ejerce sobre una cosa, no como dueño, sino en lugar o a nombre del dueño. El acreedor prendario, el secuestre, el usufructuario, el usuario, el que tiene derecho de habitación, son meros tenedores de la cosa empeñada, secuestrada o cuyo usufructo, uso o habitación les pertenece. Lo dicho se aplica generalmente a todo el que tiene una cosa reconociendo dominio ajeno.-669, 762. 776. La posesión de las cosas incorporales es susceptible de las mismas calidades y vicios que la posesión de una cosa corporal. -664, ss., 670. 777. El simple lapso de tiempo no muda la mera tenencia en posesión -791, 2531. 778. Sea que se suceda a título universal o singular, la posesión del sucesor principia en él; a menos que quiera añadir la de su antecesor a la suya: pero en tal caso se la apropia con sus calidades y vicios. Podrá agregatse, en los mismos términos, a la posesión propia la de una serie no interrumpida de antecesores.-752, 1oo8, 1034, 2521. 779. Cada uno de los partícipes de una cosa que se poseía proindiviso, se entenderá haber poseído exclusivamente la parte que por la división le cupiere, durante todo el tiempo que duró la indivisión. Podrá, pues, añadir este tiempo al de su posesión exclusiva y las enajenaciones que haya hecho por si solo de la cosa común, y los derechos reales con que la haya gravado, subsistirán sobre dicha parte si hubiere sido comprendida en la enajenación o gravamen. Pero si lo enajenado o gravado se extendiere a más, no subsistirá la enajenación o gravamen, contra la voluntad de los respectivos adjudicatarios.-752, 1401, 2442, 2521, 2525. 780. Si se ha empezado a poseer a nombre propio, se presume que posesión ha continuado hasta el momento en que se alega. esta Si se ha empezado a poseer a nombre ajeno, se presume igualmente la continuación del mismo orden de cosas. Si alguien prueba haber poseido anteriormente, y posee actualmente, se presume la posesión en el tiempo intermedio.-66, 791, 792, 2522 a -L. 95 de 1890, 29-C. J., 578. 2525, 253' 781. La posesión puede tomarse no sólo por el que trata de adquirirla para si, sino por su mandatario, o por sus representantes legales.-62, 782, SS., 1505 a 1507, 2142, ss. CAPITULO 2.° De los modos de adquirir y perder la posesión 782. Si una persona toma la posesión de una cosa, en iugar o a nombre de otra de quien es mandatario o represen (ante legal, la posesión del mandante o representante principia en el mismo acto, aun sin su conocimento. Si el que toma la posesión a nombre de otra persona, no es su mandatario n( representante, no poseerá ésta sino en virtud de su conocimiento y aceptación; pero se retrotraerá su posesión al momento en que fue tomada a su nombre.-62. 781. 1505 a 1507, 286, 2304, ss. 783. La posesión de 'a herencia se adquiere desde el momento en r que es deferida, aunque el heredero lo ignore. 1 ce a.

PAGE 115

t-r "T "", Wcr Lib. 2.°, T1. 8.° s i: ¡16 El que válidamente repudia una herencia, se entiende no haberla poseído jamás.-757, 1013, 1282, ss., 1967. 784. Los que no pueden administrar libremente lo suyo, no necesitan de autorización alguna para adquirir la posesión de una cosa mueble, con tal de que concurran en ello la voluntad y la aprehensión material o legal; pero no pueden ejercer los derechos de píseedores, sino con la autorización que competa. Los dementes y los infantes son incapaces de adquirir por su voluntad la posesión, sea para si mismos o para otros.-182, ss., 43, s., 1503, s. 785. Si la cosa es de aquellas cuya tradición deba hacerse por inscripción en el registro de instrumentos públicos, nadie podrá adquirir la posesión de ellas (sic) sino por este medio.-756. 786. El poseedor conserva la posesión, aunque trasfiera la tenencia de la cosa, dándola en arriendo, comodato, prenda, depósito, usufructo, o cualquiera otro título no traslaticio de dominio.-762, 775. 787. Se deja de poseer una cosa desde que otro se apodera de ella, con ánimo de hacerla suya; menos en los casos que las leyes expresa. mente exceptúan.--957, 2526. 788. La posesión de la cosa mueble no se entiende perdida mientras se halla bajo el poder del poseedor, aunque éste ignore accidentalmente su paradero. 789. Para que cese la posesión inscrita, es necesario que la inscrip. ción se cancele, sea por voluntad de las partes, o por una nueva inscripción en que el poseedor inscrito trasfiere su derecho a otro, o por decreto judicial. Mientras subsista la inscripción, el que se apodere de la cosa a que se refiere el titulo inscrito, no adquiere posesión de ella, ni pone fin a la posión existente.-756, 980, 2526. 790. Si alguien, pretendiéndose dueño, se apodera violenta o clandestinamente de un inmueble cuyo título no está inscrito, el que tenía la posesión la pierde.-756, 984. 791. Si el que tiene la cosa en lugar y a nombre de otro, la usurpa, dándose por dueño de ella, no se pierde, por una parte, la posesión ni se adquiere por otra, a menos que el usurpador enajene a su propio nombre la cosa. En este caso la persona a quieo se enajena adquiere la posesión de la cosa, y pone fin a la posesión anterior. Con todo, si el que tiene la cosa en lugar y a nombre de un poseedor inscrito, se da por dueño de ella y la enajena, no se pierde, por una parte, la posesión, ni se adquiere por otra, sin la competente inscripción. 1871. 2531. 792. El que recupera legalmente la posesión perdida, se entenderá haberla tenido durante todo el tiempo intermedio. -66, 864, 2523-C. J., 578. TITULO 8.° De las limitaciones del dominio y primeramente de la propiedad fiduciaria 793. El dominio puede ser limitado de varios modos: 1.° Por haber de pasar a otra persona en virtud de una condición. e .° Por el gravamen de un usufructo. uso o habitación a que una persona tenga derecho en las cosas que pertenecen a otra. 3° Por las servidumbres.-669, 823, 87o, 879, 1530, ss. ., b;..

PAGE 116

De la propiedad fiduciaria 117 794. Se llama propiedad fiduciaria la que está sujeta al gravamen de pasar a otra persona por el hecho de verificarse una condición. La constitución de la propiedad fiduciaria, se llama fideicomiso. Este nombre se da también a la cosa constituida en propiedad fiduciaria. La traslación de la propiedad a la persona en cuyo favor se ha constituído el fideicomiso, se llama restitución.-1530, ss., 1677, ord. 8.° 795. No puede constituirse fideicomiso sino sobre la totalidad de una herencia o sobre una cuota determinada de ella, o sobre uno o más cuerpos ciertos.-1124. 796. Los fideicomisos no pueden constituirse sino por acto entre vivos otorgado en instrumento póblico, o por acto testamentario. La constitución de todo fideicomiso que comprenda o afecte un inmueble, deberá inscribirse en el competente registro.-756, ro55, ss., 1308, 1500. 1758, 1760-C. J., 677. 797. Una misma propiedad puede constituirse a la vez en usufructo a favor de una persona, y en fideicomiso en favor de otra.-823. 798. El fideicomisario puede ser persona que al tiempo de deferirse la propiedad fiduciaria no existe, pero se espera que exista. -91, 93. 799. El fideicomiso supone siempre la condición expresa o tácita de existir el fideicomisario o su sustituto, a la época de la restitución. A esta condición de existencia, pueden agregarse otras copulativa o disyuntivamente.-82 1, 1099, 1143. 800. Toda condición de que penda la restitución de un fideicomiso, y que tarde más de treinta años en cumplirse, se tendrá por fallida a , menos que la muerte del fiduciario sea el evento de que penda la restitución. Estos treinta años se contarán desde la delación de la propiedad fiduciaría. -756, 829, 1013, 1145, 1539-L. 153 de 1887, 30. 801. Las disposiciones a día que no equivalgan a condición, según las reglas del título De las asignaciones leslanentarias, capítulo 3.°, no constituyen fideicomiso.-114& a 1145. 802. El que constituye un fideicomiso, puede nombrar no sflo uno sino dos o más fiduciarios. y dos o más fidecomisarios.-1470, s. 803. El constituyente puede dar al fideicomisario los sustitutos que quiera para el caso que deje de existir antes de la restitución, por fallecimiento u otra causa. Estas sustituciones pueden ser de diferentes grados, sustituyéndose una persona al fideicomisario nombrado en primer lugar, otra al primer sustituto, otra al segundo, etc.-1215, ss.' 804. No se reconocerán otros sustitutos que los designados expresamente en el respectivo acto entre vivos o testamento. lbídem. 805. Se prohibe constituír dos o más fideicomisos sucesivos, de manera que restituido el fideicomiso a una persona, lo adquiera ésta con el gravamen de restituirlo eventualmente a otra. Si de hecho se constituyeren, adquirido el fideicomiso por uno de los fideicomisarios nombrados, se extinguirá para siempre la expectativa de los otros.-6.°, 15, s., 828-L. 153 de 1887, 31. 806. Si se nombran uno o más fideicomisarios de primer grado, y cuya existencia haya de aguardarse en conformidad al artículo 798, se restituirá la totalidad del fideicomiso, en el debido tiempo, a los fideico. ni sarios que existan, y los otros entrarán al goce de él a medida que se cumpla, respecto de cada uno, la condición ipuesta. Pero expirado el plazo prefijado en el artículo 800, misario.-1224. no se dará lugar a ningún otro fideico-

PAGE 117

118 Lib. 2.0, Tít. 8.0 807. Cuando en la constitución del fideicomiso, no se designe expresamente el fiduciario, o cuando falte por cualquiera causa el fiduciario estando todavía pendiente la condición, gozará fiduciariamendesignado, herederos. la propiedad el mismo constittTente, si viviere, o sus te de Si se dispusiere que mientras pende la condición se reserven los 808. frutos para la persona que en virtud de cumplirse o de faltar la condición, adquiera la propiedad absoluta, el que haya de administrar los bienes será un tenedor fiduciario, que sólo tendrá las facultades de los curadores de bienes.-575, ss., 714, s. 809. Siendo dos o más los propietarios fiduciarios, habrá entre ellos derecho de acrecer, según lo dispuesto para el usufructo en el articulo 839. 810. La propiedad fiduciaria puede enajenarse entre vivos, y trasmiel cargo de mar.tirse por causa de muerte, pero en uno y otro caso con y sujeta al gravamen de restitución, bajo las mismas contenerla indivisa, diciones que antes. sin embargo, transmisible por testamento o abintestato, cuanNo será, la restitución es el de la muerte del fiduciario; y en do el día fijado para será siempre su muerte la este caso, si el fiduciario la enajena en vida, que determine el dia de la restitución.-832, 1142, 232', ss. 811. Cuando el cnstituyente haya dado la propiedad fiduciaria a dos o más personas, según el articulo 802, o cuando los derechos del fiduciario se transfieran a dos o más personas, según el artículo precedente, poconfiar la administración a drá el juez, a petición de cualquiera de ellas, -L. 95 de 189o, aquella que diere mejores seguridades de conservación. 16, SS. 812. Si una persona reuniere en sí el carácter de fiduciario de una ejercerá sobre ambas los derechos de cuota y dueño absoluto de otra, pero podrá pedir fiduciario, mientras la propiedad permanezca indivisa; la división. Intervendrán en ella las personas designadas en el artículo 820. 2322, ss. 1374, las especies que puede ser El propietario fiduciario tiene sobre 813. con las moss. obligado a restituir, los derechos y cargas del usufructuario, 834, dificaciones que en los siguientes artículos se expresan. 814. No es obligado a prestar caución de conservación y restitucion, sino en virtud de sentencia de juez, que así lo ordene como providencia conservatoria, impetrada de conformidad al artículo 820.-65, 2376. 815. Es obligado a todas las expensas extraordinarias, para la conservacién de la cosa, incluso el pago de las deudas y de las hipotecas a pero llegado el caso de la restitución, tendrá dereque estuviere afecta; el fideicomisario dichas excho a que previamente se le reembolsen por pensas, reducidas a lo que con mediana inteligencia y cuidado debieron costar y con las rebajas que van a expresarse: 1. Si se han invertido en obras materiales, como diques, puentes, paredes, no se le reembolsará, en razón de estas obras, sino lo que valgan al tiempo de la restitución. 2. Si se han invertido en objetos inmateriales, como el pago de una hipoteca o las costas de un pleito que no hubiera podido dejar de sostenerse sin comprometer los derechos del fideicomisario, se rebajará de lo que hayan costado estos objetos una vigésima parte, por cada año de los que desde entonces hubieren transcurrido hasta el dia de la restitución; y si hubieren transcurrido más de veinte, nada se deberá por esta causa.-965, 1429, 1993. ss. _

PAGE 118

~wr De la propiedad fiduciaria 119 816. En cuanto a la imposición de hipotecas, servidumbres o cualquiera otro gravamen, los bienes que fiduciariamente se posean se asimilarán a los bienes de la persona que vive bajo tutela o curaduría, y las facultades del fiduciario a las del tutor o curador. Impuestos dichos gravámenes sin previa autorización judicial, con conocimiento de causa y con audiencia de los que, según él artículo 820, tengan derecho para impetrar providencias conservatorias, no será obligado el fideicomisario a reconocerlos.-428, 483. 817. Por lo demás, el fiduciari> tiene la libre administración de las especies comprendidas en el fideicomiso, y podrá mudar su forma, per', conservando su integridad y valor. Será responsable de los menoscabos y "deterioros que provengan de su hecho o culpa.-2159, 2347. 818. El fiduciario no tendrá derecho a reclamar cosa alguna en razón de mejoras no necesarias, salvo en cuanto lo haya pactado con el fideicomisario a quien se haga la restitución; pero podrá oponer en compensación el aumento de salor que las mejoras hayan producido en las especies, hasta concurrencia de la indemnización que debiere. -86o, 1994. 819. Si p-r la constitución del fideicomiso se concede expresamente al fiduciario el derecho de gozar de la propiedad a su arbitrio, no será responsable de ningún deterioro. Si se le concede además, la libre disposición de la propiedad, el fideicomisario tendrá sólo el derecho de reclamar lo que exista al tiempo de la restitución. 820. El fideicomisario, mientras pende la condición, no tiene derecho ninguno sobre el fideicomiso, sino la simple expectativa de adquirirlo. Podrá. sin embargo, impetrar las providencias conservatorias que le deteriorarse en manos convengan, si la propiedad pareciere peligrar, o del fiduciario. Tendrán el mismo derecho los ascendientes legítimos del fideicomisario que todavía no existe y cuya existencia y los personeros o se espera, representantes de las corporaciones y fundaciones interesadas. -1128, ss., 14711, ¡549-L. 153 de 1887, 17. 1224, 135A, 821. El fideicomisario que fallece antes de la restitución, no trasmite por testamento o abintestato derecho alguno sobre el fideicomiso, ni aun la simple expectativa que pasa ipso jure al sustituto o sustitutos designados por el constituyente, si los hubiere. -799, i014, 1019. 822 .El fideicomiso se extingue: Por la restitución. ° 1. 2.® Por la resolución del derecho de su autor, como cuando se ha constituido el fideicomiso sobre una cosa se ha comprado que con pacto de retrovendendo, y se verifica la retroventa. Por la destrucción de la cosa en que está constituido, lo prevenido respecto al usufructo en el artículo 866. 3.° conforme a 0 Por la renuncia del fideicomisario antes del día de la restitución; sin perjuicio de los derechos de los sustitutos 4. 5.° Por faltar la condición o no haberse cumplido en o. Por confundirse la calidad de único fideicomisario tiempo hábil. con la de único fiduciario.-794, inc. final, 1536, 1724, 1729, ss., 1939, ss. b4 Li

PAGE 119

5V Lib. 2.o, Tít. 9. 120 TITULO 9.° Del derecho de usufructo 823. El derecho de usufßucto es un derecho real que consiste en la facultad de gozar de una cosa con cargo de conservar su forma y sustancia, y de restituirla a su dueño, si la cosa no es fungible; o con cargo de volver igual cantidad y calidad del mismo género, o de pagar su valor si la cosa es fungible. -663, 665, 786-L. 153 de ¡887, 28. 824. El usufructo supone necesariamente dos derechos coexistentes, el del nudo propieario, y el del usufructuario. Tiene, por consiguiente, una duración limitada, al cabo de la cual pasa al nudo propietario y se consolida con la propiedad.-669, ss.. 793, 950. 825. El derecho de usufructo se puede constituir de varios modos. 1.0 Por la ley, como el del padre de familia, sobre ciertos bienes del hijo. 4. 2.0 Por testamento. 3.0 Por donación, venta u otro acto entre vivos. 4.0 Se puede también adquirir un usufructo por prescripción.-1o4, 291, 1055, ss., 1781, 2.°, 2526. 826. El usufructo que haya de recaer sobre inmuebles por acto entre vivos, no valdrá si no se otorgare por instrumento público inscritO.-756, 1500, 1750, 176o-C. J., 677. 827. Se prohibe constituir usufructo alguno bajo una condición o a un plazo cualquiera que suspenda su ejercicio. Si de hecho se constituyere, no tendrá valor alguno. Con todo, si el usufructo se constituye por testamento, y la condición se hubiere cumplido, o el plazo hubiere expirado antes del fallecimiento del testador, valdrá el usufructo.---0.o, 16, 1530, s., 1551, SS. 828. Se prohibe constituír dos o mas usufructos sucesivos o alternativos. Si de hecho se constituyeren, los usufructuarios posteriores se considerarán como sustitutos, para el caso de faltar los anteriores, antes de deferirse el primer usufructo. El primer usufructo que tenga efecto hará caducar los otros; pero no durará sino por el tiempo que le estuviere designado.-6.0, 16, 8o5.-L. i i tf 153 de 1857, 31-L. 32 de 1918, 42. 829. El usufructo podrá constituirse por tiempo determinado o por toda la vida del usufructuario. Cuando en la constitución del usufructo no se fija tiempo alguno, para su duración, se entenderá constituido por toda la vida del usufructuario. El usufructo, constituido a favor de una corporación o fundación cualquiera, no podrá pasar de treinta años.153 de 1887, -633, ss. 8ooL. 30. 830. vida del Al usufructo constituído por tiempo determinado, o por toda la F usufructuario, según los artículos precedentes, podrá agregarse una condición, verificada la cual. se consolide con la propiedad. Si la condición no es cumplida antes de la expiración.de dicho tiempo o antes de la muerte del usufructuario, según los casos, se mirará como no escrita.-1128, ss., 1139. 831. Se puede constituir un usufructo a favor de dos o mas personas que lo tengan simultáneamente, por igual, o según das por el constituyente, y podrán en este caso los las cuotas determinausufructuarios dividir entre si el usufructo, de cualquier modo que de común acuerdo les pareciere.-15, s. 1 .gil

PAGE 120

Del derecho de usufructo 121 832. La nuda propiedad puede tranferirse por acto entre vivos, y trasmitirse por causa de muerte. El usufructo es intransmisible por testamento o abintestato.-81o, 865, 1213. 833. El usufructuario es obligado a recibir la cosa fructuaria en el estado en que al tiempo de la delación se encuentre, y tendrá derecho para ser indemnizado de todo menoscabo o deterioro que la cosa haya sufrido desde entonces, en poder y por culpa del propietario.-63, 851, 1013, 1176, 1607, ss. 834. El usufructuario no podrá tener la cosa fructuaria sin haber prestado caución suficiente de conservación y restitución, y sin previo inventario solemne a su costa, como el de los curadores de bienes. Pero tanto el que constituye el usufructo como el propietario podrán exonerar de la caución al usufructuario. Ni es obligado a ella el donante que se reserva el usufructo de la cosa donada. La caución del usufructuario de cosas fungibles se reducirá a la obligación de restituir otras tantas del mismo género y calidad, o el valor que tuvieren al tiempo de la restitución.-15, 65, 293, 297, 468, ss., 663, 814, 872, 2363, 2376. 835. Mientras el usufructuario no rinda la caución a que es obligado, y se termine el inventario, tendrá el propietario la administración con cargo cle dar el valor líquido de los frutos al usufructuario.-714, ss. 836. Si el usufructuario no rinde la caución a que es obligado, dentro de un plazo equitativo, señalado por el juez, a instancia del propietario, se adjudicará la administración a éste, con cargo de pagar al usufructuario el valor líquido de los frutos, deducida la suma que el juez prefijare por el trabajo y cuidado de la administración. Podrá en el mismo caso tomar en arriendo la cosa fructuaria o tomar prestados a interés los dineros fructuarios, de acuerdo con el usufructuario. Podrá también, de acuerdo con el usufructuario, arrendar la cosa fructuaria, y dar los dineros a interés. Podrá también, de acuerdo con el usufructuario, comprar o vender las cosas fungibles, y tomar o dar prestados a interés los dineros que de ello provengan. Los muebles. comprendidos en el usufructo, que fueren necesarios para el uso personal del usufructuario o de su familia, le serán entregados bajo juramento de restituir 'las especies o sus respectivos valores, tomándose en cnenta el deterioro proveniente del tiempo y del uso legítimo. El usufructuario podrá, en todo tiempo, reclamar la administración, prestando la çaución a que es obligado. -15, 714. SS. 837. El propietario cuidará de que se haga el inventario con la debida especificación, y no podrá después tacharlo de inexacto o de incompleto.-476, ss. 838. No es lícito al propietario hacer cosa alguna que perjudique al usufructuario en el ejercicio de sus miento formal del usufructuario. derechos; a no ser con el consentiSi quiere hacer reparaciones necesarias, podrá el usufructuario exigir que se hagan en un tiempo razonable y con el menor perjuicio posible del usufructo, Si trasfiere o trasmite la propiedad, será con la carga del usufructo constituido en ella, aunque no lo exprese.-752, 1986. 839. Siendo dos o más los usufructuarios, habrá entre ellos el derecho de acrecer, y durará la totalidad del usufructo hasta la expiración del derecho del último de los usufructuarios.

PAGE 121

Lib. 2., Tít 9.° 122 Lo cual se entiende si el constituyente no hubiere dispuesto que terminado un usufructo parcial, se consolide con la propiedad.-8o9, 1206, Ss. 840. El usufructuario de una cosa inmueble tiene el derecho de percibir todos los frutos naturales, incluso los pendientes al tiempo de deferirse el usufructo. Recíprocamente, los frutos que aún estén pendientes a la terminación del usufructo, pertenecerán al propietario.-624, 714, ss., 1828. 841. El usufructuario de una heredad gcr.a de todas las servidumbre activas constituídas a favor de ella y está sujeto a todas las servidumbres pasivas constituídas en ella.-879. 842. El goce del usufructuario de una heredad se extiende a los bosques y arbolados, pero con el cargo de conservarlos en su sér, reponiendo los árboles que derribe, y respondiendo de su menoscabo, en cuanto no dependa de causas naturales o accidentes fortuitos.-2038-L. 95 de 1890, 1.° 843. Si la cosa fructuaria comprende minas y canteras en actual laboreo, podra el usufructuario aprovecharse de ellas, y no será responsable de la disminución de productos que a consecuencia sobrevenga, con tal que la mina o cantera no se inutilice o desmejore por culpa suya.-63, 1604. 844. El usufructo de una heredad se extiende a los aumentos que ella reciba por aluvión o por otras accesiones naturales.--19. 845. El usufructuario no tiene sobre los tesoros que se descubran en el suelo que usufructúa, el derecho que la ley concede al propietario del suelo.-7oo, s. 846. El usufructuario de cosa mueble tiene el derecho de servirse de ella según su naturaleza y destino; y al fin del usufructo no es obligado a restituírla sino en el estado en que se halle, respondiendo solamente de aquéllas pérdidás o deterioros que provengan de su dolo o culpa.-63, 1604, 1996, 2203. 847. El usufructuario de ganados o rebaños es obligado a reponer los animales que mueren o se pierden, pero sólo con el incremento natural de los mismos ganados o rebaños, salvo que la muerte o pérdida fueren imputablés a su hecho o culpa, pues en este caso deberá indemnizar al propietario. Si el ganado o rebaño perece del todo o en gran parte por efecto de una epidemia u otro caso fortuito, el usufructuario no estará obligarlo a reponer los animales hayan podido salvarse perdidos, y cumplirá con entregar los despojos que --63, 1604, 2042. 848. Si el usufructo se constituye sobre cosas fungibles, el usufructuario se hace dueño de ellas. y el propietario se hace meramente acreedor a la entrega de otras especies de igual cantidad y calidád, o del valor que éstas tengan al tiempo de terminarse el usufructo.-663. 849. Los frutos civiles pertenecen al usufructuario día por día.-717. 850. Lo dicho en los artículos precedentes se entenderá sin perjuicio de las convenciones que sobre la materia intervengan entre el nudo propietario y el usufructuario, o de las ventajas que en la constitución del usufructo se hayan concedido expresamente al nudo propietario o al usufructuario.-15, s. 851. El usufructuario es obligado a respetar los arriendos de la cosa fructuaria, contratados por el propietario antes de constituirse el usufructo por acto entre vivos, testamento. Pero sucede en la o de fallecer la persona que lo ha constituido por percepción de la renta o pensión desde que principia el usufructo. -2020. i

PAGE 122

pqvwr Del derecho de usufructo 123 852. El usufructuario puede dar en arriendo el usufructo y cederlo a quien quiera, a título oneroso o gratuito. Cedido el usufructo a un tercero, el cedente permanece siempre directAmente responsable al propietario. Pero no podrá el usufructuario arrendar ni ceder su usufructo, si se lo hubiere prohibido el constituyente; a menos que el propietario le releve de la prohibición. El usufructuario que contraviniere a esta disposición, perderá el derecho de usufructo.-1546, 1602. 853. Aun cuando el usufructuario tenga la facultad de dar el usufructo en arriendo o cederlo a cualquier título, todos los contratos que al efecto haya celebrado se resolverán al fin del usufructo. El propietario, sin embargo, concederá al arrendatario o cesionario el tiempo que necesite para la próxima percepción de frutos; y por ese tiempo quedará sustituído al usufructuario en el contrato.2008, 2016. 854. Corresponden al usufructuario todas las expensas ordinarias de conservación y cultivo.-998. 855. Serán de cargo del usufructuario las pensiones, cánones, y en general, las cargas periódicas con que de antemano haya sido gravada la cosa fructuaria, y que durante el usufructo se devenguen. No es licito al nudo propietario imponer nuevas cargas sobre ella en perjuicio del usufructo. Corresponde, asimismo, al usufructuario el pago de los impuestos periódicos'tiscales y municipales, que la graven durante el usufructo, en cualquier tiempo que se hayan establecido. Si por no hacer el usufructuario estos pagos los hiciere el propietario, o se enajenare o embargare la cosa fructuaria, deberá el primero indemnizar de todo perjuicio al segundo.--1427, 1796, ord. 4.0 856. Las obras o refacciones mayores, necesarias para la conservación de la cosa fructuaria, serán de cargo del propietario, pagándole el usufructuario, mientras dure el usufructo, el interés legal de los dineros invertidos en ellas. El urufructuario hará saber al propietario las obras y refacciones mayores que exija la conservación de la cosa fructuaria. Si el propietario rehusa o retarda el desempeño de estas cargas, podrá el usufructuario, para libertar la cosa fructuaria y conservar su usu. fructo, hacerlas a su costa, y el propietario se las reembolsará sin interés. 1617, reglia 1., 2232. 857. Se entiende por obras o refacciones mayores las que ocurren por tina vez a largos intervalos de tiempo, y que conciernen a la conservación y permanente utilidad de la cosa fructuaria.-1998 853-Si un edifcio viene todo a tierra por vetustez o por caso fortuito, ni el propietario ni el usufructuario son obligados a reponerlo. -1729 SS. 851). El usufructuario podrá retener la cosa fructuaria hasta el pago de los reembolsos e indemnizaciones a que, según los artículos precedentes, es obligado el propietario.-959, 970, 1995, 2417. ., L. 95 de 1890, a. io: En los casos de los artículos 859, 970 y 1995 del Código Civil, se extingue el derecho de retención de la cosa cuando se verifica el pago o se asegura la deuda a satisfacción del juez, previo un juicio sumario, seguido de conformidad con lo establecido en el título xi del libro 2.e del Código Judicial. 860. El usufructuario no tiene derecho a pedir cosa alguna por las mejoras que voluntariamente haya hecho en la cosa fructuaria ; pero le será lícito alegarlas en compensación por el valor de los deterioros que se le 4

PAGE 123

Lib. 2.°, Tít. 9° 124 puedan imputar, o llevarse los materiales, si puede separarlos sin detrimento de la cosa fructuaria, y el propietario no le abona lo que después de separados valdrían. Lo cual se entiende sin perjuicio de las convenciones que hayan intervenido entre el usufructuario y el propietario, relativamente a mejoras, o de lo que sobre esta materia se haya previsto en la constitución del usufructo.-818, 965, ss., 1993, ss. 861. El usufructuario es responsable no sólo de sus propios hechos u omisiones, sino de los hechos ajenos a que su negligencia haya dado lugar. Por consiguiente, es responsable de las servidumbres que por su tolerancia haya dejado adquirir sobre el predio fructuario, y del perjuicio que las usurpaciones cometidas en la cosa fructuaria hayan inferido al dueño, si no las ha denunciado al propietario oportunamente, pudiendo. 1989, 2040, 2463. 862. Los acreedores del usufructuario pueden pedir que se le embargue el usufructo, y se les pague con él hasta concurrencia de sus créditos, prestando la competente caución de conservación y restitución a quien corresponda. Podrán, por consiguiente, oponerse a toda cesión o renuncia del usufructo hecha con fraude de sus derechos.-1295, 1451-C. Co., 162. 863. El usufructo se extingue generalmente por la llegada del día,o el evento de la condición prefijados para su terminación. Si el usufructo se ha constituido hasta que una pers:na distinta del usufructuario llegue a cierta edad, y esa persona fallece antes, durará, si embargo, el usufructo hasta el día en que esa persona hubiera cumplido esa edad, si hubiese vivido. 864. En la duración legal del usufructo se cuenta aun el tiempo en que el usufructuario no ha gozado de él, por ignorancia o despojo, o cualquiera otra causa.-792. 865. El usufructo se extingue también: Por la muerte natural del usufructuario, aunque ocurra antes del día o condición prefijados para su terminación. Por la resolución del derecho del constituyente, como cuando se ha constituído sobre una propiedad fiduciaria, y llega el caso de la restitución. Por consolidación del usufructo con la propiedad. Por prescripción. Por la renuncia del usufructuario. -15, 832, 1213-L. 57 de 1887, 9.0 866. El usufructo se extingue por la destrucción completa de la cosa fructuaria; si sólo se destruye una parte, subsiste el usufructo en lo restante. Si todo el usufructo está reducido a un edificio, cesará para siempre por la destrucción completa de éste, y el usufructuario no conservará derecho alguno sobre el suelo. Pero si el edificio destruído pertenece a una heredad, el usufructuario de ésta conservará su derecho sobre toda ella.-652, 822, ord. 3.0, 1729. ss.L. 153 de 1887, 124. 867. Si una heredad fructuaria es inundada, y se retiran después las aguas, revivirá el usufructo por el tiempo que falte para su terminación. 723, 792, 944, 2523. 868. El usufructo termina, en fin, por sentencia del juez que, a instancia del propietario. In declara extinguido por haber faltado el usufructuario a sus obligaciones en materia grave, o por haber causado daños o deterioros considerables a la cosa fructuaria.

PAGE 124

N_ De los derechos de uso y de habilación 125 El juez, según la gravedad del caso, podrá ordenar, o que cese absoluramente el usufructo, o que vuelva al propietario la cosa fructuaria, con cargo de pagar al fructuario (sic) una pensión anual determinada, hasta la terminación del usufructo. -758. 869. El usufructo legal del padre de familia sobre ciertos bienes del hijo, y el del marido, como administrador de la sociedad conyugal, en los bienas de la mujer, están sujetos a las reglas especiales del título De la patria potestad, y del título De la sociedad conyugal. TITULO 10 De los derechos de uso y de habitación S70. El derecho de uso es derecho real que consiste, generaliente, en la facultad de gozar de una parte limitada de las utilidades y productos de una cosa. Si se reliere a una casa, y a la utilidad de morar en ella, se llama de. recho de habitación.-665, 220o. 871. Los derechos de uso y habitación se constituyen y pierden de la mis:ua manera qte el usufructo.-756, 825, ss., 863, ss.-L. 153 de 1887, 31. 872. Ni el usuario ni el habitador estarán obligados a prestar caución. Pero el habitador es obligado a inventario; y la misma obligación se extenderá al usuario, si el uso se constituye sobre cosas que deban restituirse en especie-471, 814, 834. 873. La extensión en que se concede el derecho de uso o de habitación, se determina por el título que lo constituye, y a falta de esta determinación en el título, se regla por los artículos siguientes. 874. El uso y la habitación se limitan a las necesidades personales del usuario o del habitador. En las necesidades personales del usuario o del habitador se comprenden las de su familia. La familia comprende la mujer y los hijos; tanto los que (existen al momento de la constitución, como los que sobrevienen después, y esto 1 aun cuando el usuario o habitador no esté casado, ni haya reconocido hijo alguno a la fecha de la constitución. Comprende, asimismo, el número de sirvientes necesarios para la familia. Comprende, además, las personas que a la misma fecha vivan con el habitador o usuario, y a costa de éstos; y las personas a quienes éstos deben alimenos.-411, ss. 875. En las necesidades personales del usuario o del habitador no se comprenden las de la industria o tráfico en que se ocupa. Así, el usuario de animales no podrá emplearlos en el acarreo de los objetos en que trafica, ni el habitador servirse de la casa para tiendas o almacenes. A menos que la cosa en que se conceda el derecho por su naturaleza y uso ordinario y por su relación con la profesión o industria del que ha de ejercerlo, aparezca destinada a servirle en ellas. 876. El usuario de una heredad tiene solamente derecho a los objetos comunes de alimentación y combustible, no a los de una calidad su. perior; y está ,bl igado a recibirlosdel dueñn, o a tomarlos con su permiso. 877. El usuario y el habitador deben usar de los objetos comprendidos en sus respectivos derechos, con la moderación y cuidados propios de un buen padre de familia; y están obligados a contribuir a las expenLáli-

PAGE 125

-'ve S1~7~tt~45~ Lib. 2.°, Tít. Ir 1 26 sas ordinarias de conservación y cultivo, a prorrata del beneficio que reporten. Esta última obligación no se extiende al uso o la habitación que se dan caritativamente a las personas necesitadas.-63. 878. Los derechos de uso y habitación son intransmisibles a los herederos, y no pueden cederse a ningún título, prestarse ni arrendarse. Ni el usuario ni el habitador puede arrendar, prestar o enajenar objeto alguno de aquellos a que se extiende el ejercicio de su derecho. Pero bien pueden dar los frutos que les es lícito consumir en sus necesidades personales.-6.0, 714, ss., 819, 852, ¡677, ord. 9.°, 1974. TITULO 11 De las servidumbres 871. Servidumbre predial o simple servidumbre, es un gravamen impuesto sobre un predio, en utilidad de otro predio de distinto dueño.665. 880. Se llama predio sirviente el que sufre el gravamen, y predio dominante el que reporta la utilidad. Con respecto al predio dominante, la servidumbre se llama activa, y con respecto al predio sirviente, se llama pasiva. 881. Servidumbre continua es la que se ejerce o se puede ejercer continuamente, sin necesidad de un hecho actual del hombre, como la servidumbre de acueducto por un canal artificial que pertenece al predio dominante; y servidumbre discontinua la que se ejerce a intervalos más o menos largos de tiempo y supone un hecho actual del hombre, como la servidumbre de tránsito.-973-L. 95 de 1890, 90 882. Servidumbre positiva es, en general, la que sólo impone al dueño del predio sirviente la obligación de dejar hacer, como cualquiera de las dos anteriores; y negativa, la que impone al dueño del predio sirviente la prohibición de hacer algo, que sin la servidumbre le sería lícito, como la de no poder elevar sus paredes sino a cierta altura. Las servidumbres positivas imponen a veces al dueño del predio sirviente la obligación de hacer algo, como la del articulo 900. Servidumbre aparente es la que está continuamente a la vista, como la del tránsito, cuando se hace por una senda o por una puerta especialmente destinada a él; e inaparente la que no se conoce por una señal exterior, como la misma de tránsito, cuando carece de estas dos circunstancias y de otras análogas.-Ibidem. 883. Las servidumbres son inseparables del predio a que activa o pasivamente pertenecen.-665. 884. Dividido el predio sirviente no varia la servidumbre que estaba constituída en él, y deben sufrirla aquel o aquellos a quienes toque la parte en que se ejercía. Así, los nuevos dueños del predio que goza de una servidumbre de tránsito, no pueden exigir que se altere la dirección, forma, calidad o anchura de la senda o camino destinado a ella (1). 885. El que tiene derecho a una servidumbre, lo tiene igualmente a los medios necesarios para ejercer la. Así, el que tiene derecho de sacar agua de una fuente, situada en la heredad vecina, tiene el derecho de tránsito para ir a ella, aunque no se haya establecido expresamente en el =titulo.-924, 986. ,í (r) El inciss«2.0 del articulo 884 corresponde en realidad al articulo 890, el cual debería quedar en seguida del referido artículo 884. 1

PAGE 126

C744"le" De las servidumbres naturales 127 886. El que goza de una servidumbre puede hacer las obras indis. pensables para ejercerla; pero serán a su costa, si no se ha establecido lo contrario; y aun cuando el dueño del predio sirviente se haya obligado a hacerlas o repararla, le será lícito exonerarse de la obligación, abandonando la parte del predio en que deban hacerse o conservarse las obras. 916, 924, 986. 887. El dueño del predio sirviente no puede alterar, disminuir, ni hacer más incómoda para el predio dominante la servidumbre con que está gravado el suyo. Con todo si por el trascurso del tiempo llegare a ser más oneroso el modo primitivo de la servidumbre, podrá proponer que se vare a su costa; y si las variaciones no perjudican al predio dominante, deberán ser aceptadas. 888. Las servidumbres, o son naturales, que provienen de la natural situación de los lugares, o legales, que son impuestas por la ley, o voluntarias, que son constituídas por un hecho del hombre. 889. Las disposiciones de este titulo se entenderán sin perjuicio de lo estatuido sobre servidumbres en el Código de Policía o en otras leyes. 890. Dividido el predio dominante, cada uno de los nuevos dueños gozará de la servidumbre, pero sin aumentar el gravamen del predio sirviente (i). Q CAPITULO n°. De las servidumbres naturales 891. El predio inferior está sujeto a recibir las aguas que descienden del predio superior naturalmente, es decir, sin que la mano del hombre contribuya a ello. No se puede, por consiguiente, dirigir un albañal o acequia sobre el predio vecino, si no se ha constituído esta servidumbre especial. En el predio servil (sic) no se puede hacer cosa alguna que estorbe la servidumbre natural, ni (sic) el predio dominante, que la grave.-887. 919. 936. 892. El dueño de una heredad puede hacer, de las aguas que corren naturalmente por ella, aunque no sean de su dominio privado, el uso conveniente para los menesteres domésticos, para el riego de la misma heredad, para dar mdóvimiento a sus molinos u otras máquinas, y abrevar sus animales. Pero aunque el dueño pueda servirse de dichas aguan, deberá hacer volver el sobrante al acostumbrado cauce a la salida del fundo. -677. C. F., 45, ord. d-L. 59 de 1876, adicional al C. Co. 893. El uso que el dueño de una heredad puede que corren por ella, se limita: hacer de las aguas r.° En cuanto el dueñ ) de la heredad inferior haya adquirido por prescripción u otro titulo, el derecho de servirse de las mismas aguas; la prescripción en este caso, será de ocho años, contados como para la adgnisición del dominio, y correrá desde que se hayan constrído obras aparentes, destinadas a facilitar o dirigir el descenso de las aguas en inferior la heredad 2.0 En cuanto contraviniere a las leyes beneficio de la navegación o f lte, y ordenanzas que provean al o reglen la distribución de las aguas entre los propietarios riberanos. i El inciso a.° del articulo 884 corresponde en realidad al articulo 890, el cual deberla quedar en seguida del referido articulo 884.

PAGE 127

Lib. 2.°, T-7. Ir, Cap. 2.° 128 3.° Cuando las aguas fueren necesarias para los menesteres domésticos de los habitantes de un pueblo vecino; pero en este caso se dejará una parte a la heredad, y se la indemnizará de todo perjuicio inmediato. Si la indemnización no se ajusta de común acuerdo, podrá el pueblo pedir la expropiación del uso de las aguas en la parte que corresponda.Ibidem. 894. El uso de las aguas que corren por entre dos heredades corresponde en común a los riberanos, con las mismas limitaciones, y será reglado en caso de disputa, por la autoridad competente, tomándose en consideración los derechos adquiridos por prescripción u otro título, como en el caso del articulo precedente, número t.-Ibídem. 895. Las aguas que corren por un cauce artificial, construido a expensa ajena, pertenecen exclusivamente al que, con los requisitos legales, haya construido el cauce. 896. El dueño de un predio puede servirse, como quiera, de las aguas lluvias que corren por un camino público y torcer su curso para servirse de ellas. Ninguna prescripción puede privarle de este uso. CAPITULO 2.° De las servidumbres legales 897. Las servidumbres legales son relativas al uso público, o a la utilidad de los particulares. Las servidumbres legales, relativas al uso público, son: El uso de las riberas en cuanto sea necesario para la navegación o flote; Y las demás determinadas por las leyes respectivas.-677, 691-C. F., 45, ord. d, 54-C. de M., 174 ss.-L. 59 de 1876, adicional al C. Co. 898. Los dueños de las riberas serán obligados a dejar libre el espacio necesario para la navegación o flote a la sirga, y tolerarán que los navegantes saquen sus barcas y balsas a tierra, las aseguren a los árboles, las carenen, sequen sus velas, compren los efectos que libremente quieran vendérseles, y vendan a los riberanos los suyos; pero sin permiso del respectivo riberano y de la autoridad local no podrán establecer ventas públicas. El propietario riberano no podrá cortar el árbol a que actualmente estuviere atada una nave, barca n balsa.-Ibídem. 899. tas servidumbres legales de la segunda especie, son asimismo determinadas por las leyes sobre policía rural, con excepción de lo que aquí se dispone respecto de algunas de tales servidumbres. 900. Todo dueño de un predio tiene derecho a que se fijen los límites que lo separan de los predios colindantes, y podrá exigir a los respectivos dueños que concurran a ello, haciéndose la demarcación a expensas comunes.-882, 916.-C, J., 1304. 901. Si se ha quitado de su lugar alguno de los mojones que deslindan predios comunes, el dueño del predio perjudicado tiene derecho para pedir cine el que lo ha quitado lo reponga a su costa, y le indemnice de los daños que dgla remoción se le hubieren originado, sin perjuicio de las penas con que las leyes castiguen el delito.-1613, ss.-C. P., 908, s. 902. El dueño de un predio tiene derecho para cerrarlo o cercarlo por todas partes, sin perjuicio de las servidumbres constituídas a favor de otros predios. El cerramiento podrá consistir en paredes, fosos, cercas vivas o muertas. 1 t k k.. J Lb,

PAGE 128

De Zas svervidnmbres /egar'es 129 903-Si el diseño hace el cerramiento del predio a su costa y en su propio terreno, podrá hacerlo de la calidad y dimensiones que quiera. Y el propietario colindante no podrá servirse de la pared, foso o cerca para ningún objeto, a no ser que haya adquirido este derecho por. título o por prescripción de ocho años contados como para la adquisición del dominio.-s29, ss.-L. 95 ríe 1890, 90 904. El aueño de un predio podrá obligar a los dueños de los predios colindantes a que concurran a la construcción y reparación de cercas divisorias comunes. El juez, en caso necesario, reglará el modo y forma de la concurrencia; de manera que no se imponga a ningún propietario un gravamen ruinoso. La cerca divisoria construida a expensas comunes, estará sujeta a la servidumbre de redianeria,-882. :?05--Si un predio se halla destituido de toda comunicación con el camino público, por interposición de otros predios, el dueño del primero tendrá derecho para imponer a los otros la servidumbre de tránsito en cuanto fuere indispensable para el uso y beneficio de su predio, pagando el valor del terreno necesario para la servidumbre, y resarciendo todo otro perjuicio.--1394, ord, 5.°-C. F., 54-C. de M., 177, ss. 906. Si las partes no se convienen, se reglará por peritos tanto el im. porte de la indemnización como el ejercicio de la servidumbre.-C. de M., 194. 901. Si concedida la servidumbre de tránsito, en conformidad a los artículos precedentes, llega a no ser indispensable para el predio dominante, por la adquisición de terrenos que le dan un acceso cómodo al camino, o por otro medio, el dueño del predio sirviente tendrá derecho para pedir que se le exonere de la servidumbre, restituyendo lo que al establecerse ésta se le hubiere pagado por el valor del terreno.-929. , 908. Si se vende o permuta alguna parte de un predio,o si es adjudicada a cualquiera de los que lo poseían proindiviso, y en consecuencia, esta parte viene a quedar separada del camino, se entenderá concedida a favor de ella una servidumbre de tránsito, sin indemnización alguna. 1178, 1391 regla 5. 909. La mediancria es una servidumbre legal, en virtud de la cual, los dueños de los predios vecinos que tienen paredes, fosos o cercas divisorias comunes, están sujetos a las obligaciones recíprocas que van a expresarse. 910. Existe el derecho de medianería para cada uno de los dos dueños colindantes, cuando consta, o por alguna señal aparece que han hecho el cerramiento de acuerdo y a expensas comunes. 911. Toda pared de separación entre dos edificios, se presume medianera, pero sólo en la parte en que fuere común a los edificios mismos. Se presume medianero todo cerramiento entre corrales. jardines y campos, cuando cada una de las superficies contiguas esté cerrada por todus lados; si una sola está cerrada de este modo, se presume que el cerramiento le pertenece exclusivamente.-66-C. 1., 578. 912. En todos los casos, y aun cuando conste que una cerca o pared divisoria pertenece exclusivamente a uno de los predios contiguos, el dueño del otro predio tendrá el derecho de hacerla medianera en todo o aun sin el consentimiento de su vecino, pagándole la mitad del en parte, valor del terreno en que está hecho el cerramiento, la mitad del valor y actual de la porción del cerramiento cuya medianería pretende. Código Civil 9

PAGE 129

i Lib. 2.°, Tít. n, Cap. 2.° 130 913. Cualquiera de los dos condueños que quiera servirse de pared medianera para edificar sobre ella, o hacerla sostener el peso de una construcción nueva, debe primero solicitar el consentimiento de su vecino, y si éste lo rehusa, provocará un juicio práctico en que se dicten las medidas necesarias para que la nueva construcción no dañe al vecino. En circunstancias ordinarias se entenderá que cualquiera de los condueños de una pared medianera puede edificar sobre ella, introduciendo maderos hasta la distancia de un decimetro de la superficie opuesta; y que si el vecino quisiere, por su parte, introducir maderos en el mismo paraje, o hacer una chimenea, tendrá el derecho de recortar los maderos de su vecino, hasta el medio de la pared, sin dislocarlos. 914 Si se trata de pozos, letrinas, caballerizas, chimeneas, hogares, fraguas, hornos u otras obras de que puedan resultar daño aJlos edificios o heredades vecinas, deberán observarse las reglas prescritas por las leyes de policía, ora sea medianera, o no, la pared divisoria. Lo mismo se aplica a los depósitos de pólvora, de materias húmedas o infectas y de todo lo que pueda dañar a la solidez, seguridad y salubridad de los edificios. -998. 915. Cualquiera de los condueños tiene el derecho de elevar la pared medianera, en cuanto lo permitan las leyes de policía; sujetándose a las reglas siguientes: i. La nueva obra será enteramente a su costa. 2? Pagará al vecino a título de indemnización, por el aumento de peso que va a cargar sobre la pared medianera, la sexta parte de lo que valga la obra nueva. 3? Pagará la misma indemnización todas las veces que se trate de reconstruír la pared medianera. 4. Será obligado a elevar a su costa las chimeneas del vecino, situadas en la pared medianera. 5? Si la pared medianera no es bastante sólida para soportar el aumento de peso, la reconstruirá a su costa, indemnizando al vecino por la remoción y reposición de todo lo que por el lado de éste cargaba sobre la pared o estaba pegado a ella. 6? Si reconstruyendo la pared medianera, fuere necesario aumentar su espesor, se tomará este aumento sobre el terreno del que construya la obra nueva. 7? El vecino podrá, en todo tiempo, adquirir la medianería de la parte nuevamente levantada, pagando la mitad del costo total de ésta, y el valor de la mitad del terrena sobre que se haya extendido la pared medianera, según el inciso anterior. 916. Las expensas de construcción, conservación y reparación del cerramiento serán a cargo de todos los tengan derecho de propiedad que en él, a prorrata de los respectivos derechos. Sin embargo, podrá cualquiera deellos exonerarse de este cargo abandonando su derecho de medianería pera sólo cuando el cerramiento no consista en una pared que sostenga un edificio de su pertenencia.-886L. 153 de 1887, 13. 917. Los árboles que se encuentran en la cerca medianera, son igualmente medianeros; y lo mismo se extiende a los árboles cuyo tronco está en la linea divisoria de dos heredades, aunque no haya cerramiento intermedio. Cualquiera de los dos condueños puede exigir que se derriben dichos árboles. probando que de algún modo le dañan; y si por algún accidente se destruyen, no se repondrán sin su consentimiento. .sl

PAGE 130

De las servidumbres legales '3' r 918. Las mercedes de aguas que se conceden por autoridad competente se entenderán sin perjuicio de derechos aíteri rmente adquiridos en ellas.-683, 892, ss., oos-Const., 31-A. L. n. 3 de 19to, 5.°-L. 153 de 1887, 32, 322. 919. Toda heredad está sujeta a la servidumbre de acueducto en favor de otra heredad que carezca de las aguas necesarias para el cultivo de sementeras, plantaciones o pastos, o en favor de un pueblo que las haya menester para el servicio doméstico de los habitantes o en favor de un establecimiento industrial que las necesite para el movimiento de sus máquinas. Esta servidumbre consiste en que puedan conducirse las aguas por la heredad sirviente, a expensas del interesado; y está sujeta a las reglas que van a expresarse.-89, 986, on1. 920. Las casas y los corrales, patios, huertas y jardines que de ellas dependan, no están sujetos a la servidumbre de acueducto.-L. antioqueña 292 de 1879, sobre minas, 28. 921. Se hará la conducción de las aguas por un acueducto que no permita derrames; en que no se deje estancar el agua ni acumular basuras; y que tenga de trecho en trecho los puentes necesarios para la cómoda aduminitración y cultivo de las heredades sirvientes.-C. de \l., 183, ¡90. 922. El derecho de acueducto comprende el de llevarlo por un rumbo que permita el libre descenso de las aguas y que por la naturaleza del suelo no haga excesivamente dispendiosa la obra. Verificadas estas condiciones, se llevará el acueducto por el rumbo que menos perjuicio ocasione a los terrenos cultivados. El rumbo más corto se mirará como el menos oerjudicial a la heredad sirviente, y el menos costoso al interesado, si no se probare lo contrario. El juez conciliará en lo posible los intereses de las partes, y en los puntos dudosos decidirá a favor de las heredades sirvientes.-C. de M., 184, s. 923. El dueño del predio sirviente tendrá derecho para que se le pague él precio de todo el terreno que fuere ocupado por el acueducto; el de un espacio a cada uno de los costados, que no b0jará de un metro de anchura en toda la extensión de su curso, y podrá ser mayor por convei nio de las partes, o por dispoición del juez, cuando las circustancias lo exigieren; y un diez por ciento mas sobre la suma tctal Tendrá, además, derecho para que se le indemnice de todo perjuicio ocasionado por la construcción del acueducto y por sus filtraciones y ledefectos de construcción.-163, ss.rrames que puedan imputarse a C. de Nl , 196, 22. .5 924. El dueño del predio sirviente es obligado a permitir la entrada de trabajadores para la limpia y reparación del acueducto, con tal que se dé aviso previo al administrador del predio. Es obligado asimismo a permitir, con este aviso previo, la entrada de un inspector o cuidador; pero sólo de tiempo en tiempo. o con la frecuen.2 cla que el juez, en caso de discordia y atendidas las circunstancias, determinare.-885.s., 986-C. de NI.. u86, ss. 925. El dueño del acueducto podrá impedir toda plantación u obra nueva en el espacio lateral de que habla el artículo 923.-895-C. J 1337, 55 926. El que tiene a beneficio suyo un acueducto en su heredad, puede oponerse a que se construya otro en ella, ofreciendo a las aguas de que otra persona quiera servirse; con tal paso por el suyo que de ello no se siga un perjmuicio notable al que quiera abrir un nuevo acueducto.

PAGE 131

r t. Lib. 2.°, Tú ix, Cap. 2.0 t 132 Aceptada esta oferta, se pagará al dueño de la heredad sirviente el valor del suelo ocupado, por el antiguo acueducto (incluso el espacio lateral de que habla el artículo 923), a prorrata del nuevo volumen de agua introducida en él, y se le reembolsará, además, en la misma proporción lo que valiere la obra en toda la longitud que aprovechare al interesado. en caso necesario, ensanchará el acueducto a su costa y pagará Este, el nuevo terreno ocupado por él, y por el espacio lateral, y todo otro perpero sin el diez por ciento de recargo. juicio: Si el que tiene un acueducto en heredad ajena quisiere introdu927. cir mayor volumen de agua en él, podrá hacerlo, indemnizando de todo perjuicio a la heredad sirviente. Y si para ello fueren necesarias nuevas obra:, se observará respecto a éstas lo dispuesto en el articulo 923.-C. de M., 189. 928. Las reglas establecidas para la servidumbre de acueducto se extienden a los que se construyan para dar salida y dirección a las aguas sobrantes, y para desecar pantanos y fltraciones naturales por medio de zanjas y canales de desagüe.-L. antioqueña, 292 de 1875, sobre minas, 46, ss. 929. Abandonado un acueducto, vuelve el terreno a la propiedad y uso exclusivo del dueño de la heredad sirviente, que sólo será obligmdo a restituir lo que se le pagó por el valor del suelo.-go7. 930. Siempre que las aguas que corren a beneficia de particulares impidan o dificulten la comunicación con los predios vecinos, o embaracen los riegos o desagües, el particular beneficiado deberá construir los puentes, canales y otras obras necesarias para evitar este inconveniente. C. de M., 190. 931. La servidumbre legal de luz tiene por objeto dar luz a un espacio cualquiera, cerrado y techado; pero no se dirige a darle vista sobre el predio vecino, esté cerrado o no. 932-No se puede abrir ventana o tronera de ninguna clase en una pared medianera, sino con el consentimiento del condueño. El dueño de una pared no medianera puede abrirlas en ella en el número y las dimensiones que quiera. Si la pared no es medianera sino en una parte de su altura, el dueño de la parte no medianera goza de igual derecho en ésta. No se opone al ejercicio de la servidumbre de iuz la contigüidad de la pared al predio vecino. 933. La servidumbre legal míe luz está sujeta a las condiciones que van a expresarse: L. La ventana estará guarnecida de rejas de hierro, y de una red de alambre, cuyas mallas tengan tres centímetros de abertura o menos. 2.a La parte inferior de la ventana distará del suelo de la vivienda a que da luz tres metros a lo menos. 934. El que goza de la servidumbre de luz, no tendrá derecho para impedir que en el suelo vecino se levante una pared que le quite la luz. Si la pared divisoria llega a ser medianera, cesa la servidumbre legal de luz, y sólo tiene cabida la voluntaria, determinada por mutuo consentimiento de ambos dueños. 935. No se pueden tener ventanas, balcones, miradores o azoteas, que den vista a las habitaciones, patios o corrales de un predio vecino, cerrado o no; a menos que intervenga a una distancia de tres metros. La distancia se medirá entre el plano vertical de la línea más sobresaliente de la ventana, balcón, etc., y el plano vertical de la lhnea divisoria de los predios, siendo ambos planos paralelos. ÑILI-

PAGE 132

r~r 133 De la extinción de las servidumbres No siendo paralelos los dos planos, se aplicará la misma medida a la menor distancia entre ellos. Los techos de todo No hay servidumbre legal de aguas lluvias. 936. lluvias sobre el predio a que pertenecen, edificio deben verter sus aguas y no sobre otro predio, sino o sobre la calle o camino público o vecinal con voluntad de su dueño.-891 987. CAPITULO 3.° De las servidumbres voluntarias 937. Cada cual podrá sujetar su predio a las servidumbres que quiera y adquirirlas sobre los predios vecinos, con la voluntad de sus dueños, con tal que no se dañe con ellas el orden público, ni se contravenga a las leyes. Las servidumbres de esta especie pueden también adquirirse por sentencia de juez, en los casos previstos por las leyes--16, 888-L. 153 de 1887, 32. 938. Si el dueño de un predio establece un servicio continuo y apay enajena después rente a favor de otro predio que también le pertenece, por partición, subsistirá el uno de ell s, o pasan a ser de diversos dueños entre los dos predios, a mismo servicio con el carácter de servidumbre la enajenación o de la partición se menos que en el título constitutivo de -1178-C. F., 54. 9.°) haya establecido expresamente otra cosa. 939. Subrogado. * (L. 95 de 1890, discontinuas de todas claL. 95 de 1890, a. 9.0 Las serviclumbres ,*, continuas inaparentes sólo pueden adquirirse por medio de un ses y las ni aun el goce inmemorial bastará para constituirlas. titulo; Las servidumbres continuas y aparentes pueden constituirse por titulo o por prescripción de diez años, contados como para la adquisición del dominio de fundos.-76o, 881, s., 973, 2518, 2520, 2529-C. F., 54. 940. El titulo constitutivo de servidumbre puede suplirse por el reconocimiento expreso del dueño del predio sirviente. La destinación anterior, según el artículo 938, puede servir también de título. 941. El título o la posesión de la servidumbre por el tiempo señalado en el artículo 939, determina los derechos del predio dominante y las obligaciones del predio sirviente. CAPITULO 4.0 De la extinción de las servidumbres 942. Las servidumbres se extinguen: i.0 Por la resolución del derecho del que las ha constituído. 2.° Por la llegada del día o de la condición, si se ha establecido de uno de estos modos. 3.° Por la confusión, o sea la reunión perfecta e irrevocable de ambos predios en manos de un mismo dueño. * Las servidumbres discotinsas de todas clases, y las servidumbres continuas inaparentessólo pueden adquirirse por medio de un titulo; ni aun el goce inmemorial bastará para constituírlas. Las servidumbres continuas y aparentes pueden adquirirse por título, o por prescripción de ocho años contados comopara la adquisición del dominio de fundos. 1 C&ey ... --_

PAGE 133

Prr~wPwrrr.! ¶5Lib. 2.°, Tít. 12, Caps. I. y 2.° 134 Así, cuando el dueño de uno de ellos compra el otro, perece la servidumbre, y si por una venia se separan no revive; salvo el caso del artículo 938; por el contrario, si la sociedad conyugal adquiere una heredad que debe servidumbre a otra heredad del uno de los dos cónyuges, no habrá confusión sino cuando, disuelta la sociedad, se adjudiquen ambas heredades a una misma persona. 4° Por la renuncia del dueño del predio dominante. 5.° Por haberse dejado de gozar durante veinte años. En las ýervidu ubres discontinuas corre el tiempo desde que han dejado de gozarse; en las continuas, desde quese haya ejecutado un acto contrario a la servidumbre.-881, 1530, ss., 1551, ss., 1711, 1724, 2535, ss. 943. Si el predio dominante pertenece a muchos proindiviso, el goce de un.o de ellos interrumpe la prescripción respecto de todos; y si contra uno de ellos no puede correr la prescripción, no puede correr contra ningno.-í586, 2322, 2525, 2540. 944. Si cesa la servidumbre por hallarse las cosas en tal estado que no sea posible usar de ellas, revivirá desde que deje de existir la imposibilidad, con tal que esto suceda antes de haber transcurrido veinte años. 792, 867, 2523. 945. Se puede adquirir y perder por la prescripción un modo particular de ejercer la servidumbre, de la misma manera que podría adquirirse o perderse la servidumbre misma. 14 r,: cýr f TITULO 12 De la reivindicación 946. La reivindicación o acción de doninio es la que tiene el dueño de una cosa singular, de que no está en posesión, para que el poseedor de ella sea condenado a restituírla.-665, 69, s., 762-L. 105 de 1890, 217. CAPITULO 1.0 Qué cosas pueden reivindicarse 944 Pueden reivindicarse las cosas corporales, raíces y muebles. Exceptúnse las cosas muebles, cuyo poseedor las haya comprado en una feria, tienda, almacén u otro establecimiento industrial en que se vendan cosas muebles de la misma clase. Justificada esta circunstancia, no estará el poseedor obligado a restituir la cosa, si no se le reembolsa lo que haya dado por ella y lo que haya gastado en repararla y mejorarla.-654, ss., 1547, 2321. 948. Los otros derechos reales pueden reivindicarse como el dominio, excepto el derecho de herencia. Este derecho produce la acción de petición de herencia, de que se trata en el libro 3.°-665, 1321, ss. 949. Se puede reivindicar una cuota determinada proindiviso de una cosa singular.-2322. CAPITULO 2.° II Quién puede reivindicar 950. La acción reivindicatoria o de douinio corresponde al que tiene la propiedad plena o nuda, absoluta o fiduciaria de la cosa.-669, ss., 1748-L. ío5 de 1890, 213. 1 i3

PAGE 134

Contra quién se puede reivindicar 135 951. Se concede la misma acción aunque no se pruebe dominio, al que ha perdido la posesión regular de la cosa, y se halla en el caso de poderla ganar por prescripción. Pero no valdrá ni contra el verdadero dueño, ni contra el que posea con igual o mejor derecho.-764, 789, 2512. CAPITULO 3-0 Contra quién se puede reivindicar 95'. La acción de dominio se dirige contra el actual poseedor.762-C. J., 16 r, casos 2.° y 3.0, 276, ss. 953 El mero tenedor de la cosa que se reivindica es obligado a declarar el nombre y residencia de la persona a cuyo nombre la tiene.775, 1989-C. J., 276, 279. 954. Si alguien, de mala fe, se da por poseedor de la cosa que se reivindica sin serlo, será condenado a la indemnización de todo perjuicio que de este engaño haya resultado al actor.-biem-768, s. 955. La acción de dominio tendrá lugar contra el que enajenó la cosa para la restitución de lo que haya recibido por ella. siempre que por haberla enajenado se haya hecho imposible o difícil su persecución; y si la enajenó a sabiendas perjuicio. de que era ajena, para la indemnización de todo El reivindicador que recibe del enajenador lo que se ha dado a éste confirma por el mismo hecho la enajenación.-1874, 2320por la cosa, C. J., 278. 956,. La acción de dominio no se dirige contra un heredero sino por la parte que posea en la cosa; pero las prestaciones a que estaba obligado el poseedor por razón de los frutos o de los deterioros que le eran imputables, pasan a los herederos de éste, a prorrata de sus cuotas hereditarias. -961, ss., 558o. 957. Contra el que poseía de mala fe y por hecho o culpa suya ha dejado de poseer, podrá intentarse la acción de dominio, como si actualmente poseyese. De cualquier modo que haya dejado de poseer, y aunque el reivindicador prefiera dirigirse contra el actual poseedor, respecto del tiempo que ha estado la cosa en su poder, tendrá las obligaciones y derechos que según este título corresponden a los poseedores de mala fe, en razón de frutos, deterioros y expensas. Si paga el valor de la cosa, y el reivindicador lo acepta, sucederá en los derechos del reivindicador sobre ella. El reivindicador, en los casos de los dos incisos precedentes, no será obligado al saneamiento.-768, s., 963, ss.. 1893, ss., 2320. 958. Si reiviudicándose una cosa corporal mueble, hubiere motivo de temer que se pierda o deteriore en manos del poseedor, podrá el actor pedir su secuestro; y el poseedor será obligado a consentir en él o a dar seguridad suficiente de restitución para el caso de ser condenado a restituír.-L. 4o de 1907, 8.°, ss. 959. Si se demanda el dominio u otro derecho real constituído sobre un inmueble, el poseedor seguirá gozando de él hasta la sentencia definitiva, pasada en autoridad de cosa juzgada. Pero el actor tendrá derecho de provocar las providencias necesarias para evitar todo deterioro de la cosa y de los muebles y semovientes anexos a ella y comprendidos en la reivindicación, si hubierejusto motivo

PAGE 135

Y 136 Lib. 2.°, Tít. 12, Cap. 4. de temerlo, o las facultades del demandado no ofrecieren suficiente garanL. 169 de 1896, 28-L. 40 de 1907, 14. 831-L. 57 de 1887, 42-C. J., 281, tia.en manos de La acción reivindicatoria se extiende al embargo, 960. por éste se deba como precio o permuta al poseedor tercero, de lo que -1521, ord., 3 °, 1720-C. J., 1027, ord., 7.1-L. 4o de que enajenó la cosa. 1907, 8.°, ss. CAPITULO 4° Prestaciones mutuas 961. Si es vencido el poseedor, restituirá la cosa en el plazo fijado y si la cosa fue secuestrada, por la ley o por el juez, de acuerdo con ella; pagará el actor al secuestre los gastos de custodia y conservación, y tendrá mala fe se los reembolse. -1551, 1746, derecho para que el poseedor de J., 87 >-L. 105 de 1890, s1í4-L. 40 de 1907, 29. 2277-C. En la restitución de una heredad se comprenden las cosas que 962. forman parte de ella, o que se reputan como inmuebles, por la conexión con ella, según lo dicho en el títl , De las varias clases de bienes. Las otras no serán comprendidas en la restitución, si no lo hubieren sido en la depero podrán reivindicarse separadamente. marda y sentencia; En la restitución de un edificio se comprende la de sus llaves. En la restitución de toda cosa, se comprende la de los títulos que conciernen a ella, si se hallan en manos del poseedor.-658, 660. 963. El poseedor de mala fe es responsable de los deterioros que por su hecho o culpa ha sufrido la cosa. El poseedor de buena fe, mientras permanece en ella, no es responsable de los deterioros, sino en cuanto se hubiere aprovechado de ellos; por ejemplo, destruyendo un bosque o arbolada y vendiendo la madera o la leña, o empleándola en beneficio suyo.-63, 1768, s. 964. El poseedor de mala fe es obligado a restituir los frutos natuno solamente los percibidos sino los que el rales y civiles de la cosa, y con mediana inteligencia y actividad, te; dueño hubiera podido percibir niendo la cosa en su poder. Si no existen los frutos, deberá el valor que tenían o hubieran tenido al tiempo de la percepción: se considerarán como no existentes los que se hayan deteriorado en su poder. El poseedor de buena fe no es obligado a la restitución de los frutos percibidos antes de la contestación de la demanda: e) cuanto a los percibidos después, estará sujeto a las reglas de los dos incisos anteriores. En toda restitución de frutos se abonarán al que la hace los gastos ordinarios que ha invertido en producirlos.-714, ss., 768, s. 965. El poseedor vencido tiene derecho a que se le abonen las expensas necesarias invertidas en la conservación de la cosa, según las reglas siguientes: Si estas expensas se invirtieren en obras permanentes, como una cerca, para impedir las depredaciones, o un dique para atajar las avenidas, o las reparaciones de un edificio arruinado por un terremoto, se abonarán al poseedor dichas expensas, en cuanto hubieren sido realmente necesarias; pero reducidas a lo que valgan las obras al tiempo de la restitución. Y si las expensas se invirtieron en cosas que por su naturaleza no dejan un resultado material permanente, como la defensa judicial de la finca, serán abonadas al poseedor en cuanto aprovecharen al reivindicador y se hubieren ejecutado con mediana inteligencia y economía.-815, 856, s., 1746, 1802, 1993. 1 L_

PAGE 136

--y -~ -11 De las acciones posesorias 137 966. El poseedor de buena fe, vencido, tiene asimismo derecho a que se le abonen las mejoras útiles, hechas antes de contestarse la demanda. Sólo se entenderán por mejoras útiles las que hayan aumentado el valor venal de la cosa. El reivindicador elegirá entre el pago de lo que valgan, al tiempo de la restitución, las obras en que consisten-las mejoras, o el pago de lo que en virtud de dichas mejoras valiere más la cosa en dicho tiempo. En cuanto a las obras hechas después de contestada la demanda, el poseedor de buena fe tendrá solamente los derechos que por el inciso último de este artículo se conceden al poseedor de mala fe. El poseedor de mala fe no tendrá derecho a que se le abonen las mejoras útiles de que habla este artículo. Pero podrá llevarse los materiales de dichas mejoras, siempre que pueda separarlos sin detrimento de la cosa reivindicada, y el propietario rehuse pagarle el precio que tendrían dichos materiales después de separados.-1746, 1802, 1994. 967. En cuanto a las mejoras voluntuarias, el propietario no será obligado a pagarlas al poseedor de mala ni de buena fe, que sólo tendrán con respecto a ellas el derecho que por el artículo precedente se concede al poseedor de mala fe, respecto de las mejoras útiles. Se entiende por mejoras voluptuarias las que sólo consisten en objetos de lujo y recreo, como jardines, miradores, fuentes, cascadas artificiales, y generalmente aquellas que no aumentan el valor venal de la cosa, en el mercado general, o sólo lo aumentan en una proporción insignificante. 968. Se entenderá que la separación de los materiales permitida por los artículos precedentes, es en detrimento de la cosa reivindicada, cuando hubiere de dejarla en peor estado que antes de ejecutarse las mejoras; salvo en cuanto el poseedor vencido pudiere reponerla inmediatamente en su estado anterior, y se allanare a ello. 969. La buena o mala fe del poseedor se refiere, relativamente a los frutos. al tiempo de la percepción, y relativamente a las expensas y mejoras, al tiempo en que fueron hechas. -715, 768, s. 970. Cuando el poseedor vencido tuviere un saldo que reclamar en razón de expensas y mejoras, podrá retener la cosa hasta que se verifique el pago, o se le asegure a su satisfacción.-859, 970, 1995, 2417-L. 95 de 1890, 10. 971. Las reglas de este título se aplicarán contra el que, poseyendo a nombre ajeno, retenga indebidamente una cosa raíz o mueble, aunque lo haga sin ánimo de señor.-775-L. 10o de 1892, 4o-L. 46 de 1903, 7" TITULO 13 De las acciones posesorias 972. Las acciones posesorias tienen por objeto conservar o recuperar la posesión de bienes raíces. o de derechos reales constituídos en ellos. C. ríe M., 320-C. J., 1322, ss.-L. roo de 1892, 40-L. 46 cíe 1903, 7.0 973. Sobre las cosas que no pueden ganarse por prescrpcon, como las servidumbres inaparentes o discontinuas, no puede haber acción po2519-L. 95 de r890, 9.°-C. F., 61, 78, s. sesoria.974. No podrá instaurar una acción posesoria sino el que ha estado -762-C. de M., en posesión tranquila y no interrumpida un año completo. 321, 323, a 325.

PAGE 137

00..? ý .n, ýl ý s° Lib. 2.°, 7ít. 13 138 975. El heredero tiene y está sujeto a las mismas acciones posesorias que tendria y a que estaría sujeto su autor, si viviese.--oo8, 1155-C. de M., 322. 976. Las acciones que tienen por objeto conservar la posesión prescriben al cabo de un año completo, contado desde el acto de molestia o embarazo inferido a ella. Las que tienen por objeto recuperarla expiran al cabo de un año completo, contado desde que el poseedor anterior la ha perdido. Si la nueva posesión ha sido violenta o clandestina, se contará este año desde el último acto de violencia, o clesde que haya cesado la clandestinidad. Las reglas que sobre la continuación de la posesión se dan en los artículos 778, 779 y 781 se aplican a las acciones posesorias.--007, 2545C. de M., 327. 977. El poseedor tiene derecho pata pedir que no se le turbe o embarace su posesión o se le despoje de ella, que se le indemnice del perjuicio que ha recibido, y que se le dé seguridad contra el que fundadamente teme.-C. de M., 328-C. J., 1322, SS. 978. El usufructuario, el usuario y el que tiene derecho de habitación son hábiles para ejercer por sí las acciones y excepciones posesorias dirigidas a conservar o recuperar el goce de sus respectivos derechos, aun contra el propietario mismo. El propietario es obligado a auxiliarlos contra todo turbador o usurpador extraños siendo requerido al efecto. Las sentencias obtenidas contra el $sufructuario, el usuario o el que tiene derecho de habitación, obligan al propietario; menos si se tratare de la posesión del dominio de la finca o de derechos anexos a él: en este caso no valdrá la sentencia contra el propietario que no haya intervenido -670, 2342C. de M., 329, s. en juicio. 979. En los juicios posesorios no se tomará en cuenta el dominio que por una o por otra parte se alegue. Podrán, con todo, exhibirse títulos de dominio para comprobar la posesión, pero sólo aquellos cuya existencia pueda probarse sumariamente ni valdrá objetar contra ellos otros vicios o defectos que probarse de la misma maneta.-669, 765. los que puedan 980. La posesión de los derechos inscritos se prueba por la inscripción, y mientras ésta subsista y con tal que haya durado un año comple. to, o rs admisible ninguna prueba de posesión con que se pretenda impugnarla756, 785, 789, 2526. 981. Se deberá probar la posesión del suelo por hechos positivos de aquellos a que sólo da derecho el dominio, como el corte de maderas, la construcción de edifcios, la de cerramientos, las plantaciones o sementeras, y otros de igual signiicación, ejecutados sin el consentimiento del que disputa la posesión.--66, 682, 739, 938-C. J., 578. 982. El que injustamente ha sido privado de la posesión, tendrá derecho para pedir que se le restituya con incemnización de perjuicios. 1613, ss.-C. de M., 331-C. J., 1322. 983. La acción para la restitución puede dirigirse no solamente contra el usurpador, sino contra toda persona cuya posesión se derive de la del usurpador por cualquier titulo. Pero no serán obligados a la indemnización de perjuicios, sino el usurpador mismo, o el tercero de mala fe. y habiendo varias personas obligadas todas lc serán in solidum. -768, s., 957, 1568, 2343, s. 984. Todo el que violentamente ha sido despojado, sea de la poseposeer a nombre de otro, o por sión, sea de la mera tenencia, y que por

PAGE 138

-, -r rEDe algunas acfones posesorias especiales '39 no haber poseído bastante tiempo, o por otra causa cualquiera, no pudiere instaurar acción posesoria, tendrá, sin embargo, derecho para que se restablezcan las cosas en el estado en que antes se hallaban, sin que para esto necesite probar más que el despojo violento, ni se le pueda objetar clandestinidad o despojo anterior. Este derecho prescribe en seis meses. Restablecidas las cosas y asegurado el resarcimiento de daños, podrán intentarse por una y otra parte las acciones posesorias que correspondan. 762, 77 a 775, 1613, s.-C. de M., 331. 985. Los actos de violencia, cometidos con armas o sin ellas, serán además castigados con las penas que por el Código respectivo correspondan.-C. P., 900, ss. TITULO 14 De algunas acciones posesorias especiales 986. El poseedor tiene derecho para pedir que se prohiba toda obra nueva que se trate de construir sobre el suelo de que está en posesión. Pero no tendrá el derecho de denunciar con este in las obras necesarias psra precaver la ruina de un edilicio, acueducto, canal, puente, acequia, etc., con tal que en lo que puedan incomodarle se reduzcan a lo estrictamente necesario, y que, terminadas, se restituyan las cosas al estalo anterior a costa del dueño de las obras. Tampoco tendrá derecho para embarazar los trabajos conducentes a mantener la debida limpieza en los caminos, cañerias,,acequias, etc.-885. s., 924-C. de M., 333-C. J, 1337, ss. 957. Son obras nuevas denunciables las que, construidas en el predio sirviente, embarazan el goce de una servidumbre constituida en él. Son igualmente denunciables las construcciones que se trata de sustentar en edilicio ajeno que no esté sujeto a tal servidumbre. Se declara especialmente denunciable toda obra voladiza que atraviesa el plano vertical de la línea divisoria de los prediis, aunque no se apoye sobre el pre:mo ajeno, ni dé vista, ni vierla aguas lluvias sobre él.-915, e 936-C. de M., 334-C, J. 1337, ss. la ruina de n edificio vecino le pare perjuicio, 93. El que tema que tiene derecho a querellarse al juez para que se mande al dueño de tal edilicio derribarlo, si estuviere tan deteriorado que no admita reparación; o para que si la admite, se le ordene hacerla inmediatamente; y si el querellado no procediere a cumplir el tallo judicial, se derribará el edificio o se hará la reparación a su costa. Si el daño que se teme del edificio no fuere grave, bastará que el querellado rinda caución de resarcir todo perjuicio que por el mal estado del edilicio sobrevenga.-2350, 2355-C. de M., 335-C. J. 1348, ss. 989. En el caso de hacerse por otro que el querellado la reparación de que habla el artículo precedente, el que se encargue de hacerla conservará la forma y dimensiones del antiguo edificio en todas sus partes, salvo si fuere necesario alterarlas para precaver el peligro. Las alteraciones se ejecutarána voluntad del dueño del edificio, en cuanto sea compatible con el-objeto de la querella.-C. de M., 336-C. J., 1357. 990. Si notiicada la querella, cayere el edificio por defecto de su mala condición, se indemnizará de todo perjuicio a los vecinos; pero si cayere por caso fortuito, como avenida, rayo o terremoto, no habrá lugar a indemnización; a menos de probarse que el caso fortuito, sin el mal a -¾.: -

PAGE 139

> .._ 140 Lib. 2.°, t rg re estado del estado del edificio, no lo hubiera derribado.-16o8, 2359-C. de M., 337, inc. 1.0 991. No habrá lugar a indemnizáción, si no hubiere precedido noti ficación de la querella.-16o8-C. de M., 337, inc. 2.o-C. J., 421. 992. Las disposiciones precedentes se extenderán al peligro que se tema de cualesquiera construcciones; o de árboles mal arraigados, o expuestos a ser derribados por casos de ordinaria ocurrencia.-C. de M., 338. 993. Si se hicieren estacadas, paredes u otras labores que tuerzan la dirección de las aguas corrientes, de manera que se derramen sobre el suelo ajeno, o estancándose lo humedezcan, o priven de su beneficio a los predios que tienen derecho de aprovecharse de ellas, mandará el juez a petición de los interesados, que las tales obras se deshagan o modifiquen y se resarzan los perjuicios.-892, 924, s. ir, se anlica no sólo a las 994. Lo dispuesto en el artículo precedente obras nuevas, sino a las ya hechas, mientras no haya transcurrido tiempo bastante para constituir un derecho de servidumbre. Pero ninguna prescripción se admitirá contra las obras que corrompan el aire y lo hagan conocidamente dañoso.-L. 95 de 189,, 9.° 995. El que hace obras para impedir la entrada de aguas que no es obligado a recibir, no es responsable de los daños que, atajadas de esa manera, y sin intención de ocasionarlos, puedan causar en las tierras o edificios ajenos.-891. 996. Si corriendo el agua por una heredad se estancare o torciere su curso, embarazada por el cieno, piedras, palos u otras materias que acarrea y deposita, los dueños de las heredades en que esta alteración del curso del agua cause perjuicio, tendrán derecho para obligar al dueño de la heredad en que ha sobrevenido el embarazo, a removerlo, o les permita a ellos hacerlo, de manera que se restituyan las cosas al estado anterior. El costo de la limpia o desembarazo se repartirá entre los dueños de todos los predios, a prorrata del beneficio que reporten del agua.-924, s. í a t i Siempre que de las aguas de que sirve un predio, por negli997. gencia del dueño en darles salida sin daño de sus vecinos, se derramen 1'~ sobre otro predio. el dueño de éste tendrá derech:> para que se le resarza el perjuicio sufrido, y para que en cso de reincidencia se le pague el doble de lo que el perjuicio importare.-16r3, sS. 998. El dueño ríe una casa tiene derecho para impedir que cerca de sus paredes haya depósitos o corrientes de agua o materias hú nedas que puedan diñarla. Tiene asimismo derecho para impedir que se planten árboles a nenos distancia que la de quince decímetros, ni hortalizas o flores a menos distancia que la de cinco decímetros. Si los árbolos fueren de aquellos que extienden a gran distancia sus raíces, podrá el juez nrdenar que se planten a la que convenga para que no dañen a los edificios vecinos: el máximum de la distancia señalada par el juez será de cinco metros. Los derechos concedidos en este artículo subsistirán contra los árboles, flores u hortalizas plantadas, a menos que la plantación haya precedido a la construcción de las paredes.-914. 939. Si un árbol extiende sus ramas sobre suelo ajeno, o penetra en él sus raíces, portrá el dueño del suelo exigir que se corte la parte excedente de las ramas, y cortar él mismo las raíces. Lo cual se extiende aun cuando el árbol estó plantado a la distancia debida. 1000. Los frutos que dan las ramas tendidas sobre terreno ajeno, "e P, -' a" rm e+ .ýrýW

PAGE 140

De algunas acciones posesorias especiales 141 pertenecen al duefo del árbol; el cual, sin embargo, no podrá entrar a cogelos sino con permiso del dueño del suelo estando cerrado el terreno. I dueño del terreno será obligado a otorgar este permiso; pero sólo en días y horas oportunas, de modo que no le resulte daño.-716. 1001. El que quisiere construir un ingenio o molino, o una obra cualquiera, aprovechándose de las aguas que van a otras heredades o a otro ingenio, molino o establecimiento industrial y que no corren por un cauce artificial construido a expensa ajena, podrá hacerlo en su propio suelo o en suelo ajeno con permiso del dueño; con tal que no tuerza o menoscabe las aguas en perjuicio de aquellos que ya han levantado obras aparentes cot el objeto de servirse de dichas agias, o que de cualquier otro modo hayan adquirido el derecho de aprovecharse de elas.-892, SS., 918. 1002. Cualquiera puede cavar en suelo propio un pozo, aunque de ello resulte menoscabarse el agua de que se alimenta otro pozo; pero si de ello no reportare utilidad alguna, o no tanta que pueda compararse con el perjuicio ajeno, será obligado a cegarlo. 1003. Siempre que haya de prohibirse, destruírse o enmendarse una obra perteneciente a muchos, puede intentarse la denuncia o querelia contra todos juntos o contra cualquiera de ellos; pero la indemnización a que por los daños recibidos hubiere lugar, se repartirá entre todos por igual, sin perjuicio de que los gravados con esta indemnización la dividan entre sí, a prorrata de la parte que tenga cada uno en la obra. Y si el daño sufrido o temido perteneciere a muchos, cada uno tendrá derecho para intentar la denuncia o querella por sí solo, en cuanto se dirija a la prohibición, destrucción o enmienda de la obra; pero ninguno podrá pedir indemnización sino por el daño que él mismo haya sufrido, a menos que legitime su personeria respectivamente a los otros.-1581, ss., 2325, 255u-C. de M., 339. 1004. Las acciones concedidas en este título no tendrán lugar contra el ejercicio de servidumbre legítimamente constituída.-879, ss. 1005. La municipalidad y cualquiera persona del pueblo tendrá en favor de los caminor, plazas u otros lugares de uso público, y para la seguridad de los que transitan por ellos, los derechos concedidos a los dueños de heredades o edificios privados. Y siempre que a consecuencia de una acción popular haya de demolerse o enmendarse una construcción. o de resarcirse un daño sufrido, se recompensara el actor, a costa del querellado, de la décima, ni exceda de la tercera parte de con una suma que no baje lo que cueste la demolicion o enuienda, o el resarcimiento del daño ; sin perjuicio de que si se castiga el delito o negligencia con una pena pecuniaria, se adjudique al actor la mitad. --a359, 5. 1006. juicio de 1 Las acciones municipales o populares se entenderán sin peras que competan a los inmediatos interesados -lbide,ñ,. 1001. Las acciones concedidas en este título para la indemnización de un daño sufrido, prescriben para siempre al cabo de un año completo. Las dirigidas a precaver un daño no prescriben mientras haya justo motivo de temerlo. Si las dirigidas contra una obra nueva no se instauraren dentro del año, los denunciados o querellados serán amparados en el juicio posesorio, y el denunciante o querellante podrá solamente perseguir su derecho por la via ordinaria. Pero ni aun *a acción tendrá lugar, cuando, según las reglas dadas -2535, 2545-C. de M., para las servidumbres, 340. haya prescrito el derecho.. ...

PAGE 141

--TIes-'r. e LIBRO TERCERO De la sucesión por causa de muerte, y de las donacionts entre vivos TITULO 1.° Definiciones y reglas generales 1008. Se sucede a una persona difunta a título universal o a título singular. El título es universal cuando se sucede al difunto en todos sus bienes, derechos y obligaciones trasmisibles o en una cuota de ellos, como la mitad, tercio quinto. El título es singular cuando se sucede en una o más especies o cuerpos ciertos, comu tal caballo, tal casa; o en una o más especies indeterminadas de cierto género, como un caballo, tres vacas, seiscientos pesos, cuarenta hectolitros de trigo.. -1124, 1155, SS., 1162, SS., 1199 a 1201. la sucesión se llama 1009. Si se sucede en virtud de un testamento. ¡estamnenlaria, y si en virtud de la ley, inleslada o abintestado. La sucesión en los bienes de una persona difunta puede ser parte testamentaria y parte intestada.-o52. 1010. Se llaman asignaciones por causa de muerte las que hace la ley o el testamento de una persona difunta, para suceder en sus bienes. Con la palabra asignaciones se significan en este libro las asignaciones por causa de muerle, ya las haga el hombre o la ley. .Asignatario es la persona a quien se hace la asignación. 1011. Las asignaciones a titulo universal se llaman herencias, y las asignaciones a título singular legados. El asignatario de herencia se llama heredero, y el asignatario de legado, legalario.-155, ss., 1162, ss., 1199 a 12 1. 1012. La sucesión en los bienes de una persona se abre al momento de su muerte en su último domicilio, salvo los casos expresamente exceptuados. La sucesión se regla por la ley del domicilio cu que se abre, salvas las excepciones legales.-2, 76, SS., 99, 065-C. J., 162-L.153 de 1887, 34 a 37. 1013. La delación de una asignación es el actual; llamamiento de la ley a aceptarla o repudiarla. La herencia o legado se defiere al heredero o legatario en el momento de fallecer la persona de cuya sucesión se trata. si el heredero o legatario no es llamado condicionalmente; o en el dición, si el llamamiento es condicional. momento de cumplirse la con(k

PAGE 142

Definiciones y reglas especiales 1 43 Salvo si la condición es de no hacer algo que dependa de la sola voluntail del asignatario; pues en este caso la asignación se defiere en el nmrnento cíe la iuerte del testador, dándose por el asignatario caución suliciente de restituir la cosa aignada con sus accesiones y frutos, en caso de contravenirse a la condición. L1 cual, sin embargo, no tendrá lngir cuando el testador hubiere dispuesto que mientras penda la condición de no hacer algo, pertenezca a otro asignatario la cosa asignada.-757, 765, inc., 4.0, 783, 1128, ss., 1395, 1542. 1(114. Si el heredero o legatario cuyos d¿rechos a la sucesión no han prescrito, fallece antes de haber aceptado o repudiado la herencia o legado que se le ha deferido, trasmite a sus herederos el derecho de aceptar dicha herencia o legado o repudiarlos, aun cuando fallezca sin saber que se le ha deferido. No se puede ejercer este derecho sir, aceptar la herencia de la persona que lo trasmite.-82r, 1222, 1224, 1282, 1285, 1472. 1015. Si dos o más personas, llamadas a suceder una a otra, se hallan en el caso del articulo 95, ninguna de ellas sucederá en los bienes de las otras. 1016. En toda sucesión por causa de muerte, para llevar a efecto las disposiciones del difunto o de la ley, se deducirán del acervo o masa de bienes que el difunto ha dejado, incluso los créditos hereditarios: 1.0 Las costas de la publicación del testamento, si lo hubiere, y las demás anexas a la apertura de la sucesión. 2.0 Las deudas hereditarias. 3.° Los impuestos fiscales que gravaren toda la masa hereditaria. 4.0 Las asignaciones alimenticias forzosas. 5.5 La p ución conyugsl a que hubiere lugar, en todos los órdenes de sucesk n, menos en el de los descendientes legitimos. El resto es el acervo liquido de que dispone el testador o la ley.-411, 1230, 86-L. SS., 1281. 1411, 2495. ords. 2.0 y 6.°, 2496-L. 153 de 1887, «u de 1904, 1.°, ord. b-L. 170 de 189h-L. 30 de 1918, 30, ss. 1017. Los impuestos fiscales que gravan toda la masa, se extienden a las donaciones revocables que se confirman por la muerte. Los imsuestris fiscales sobre ciertas cuotas o legados, se cargarán a los respectivos asignatarios. -L. 170 de 1896-L. 30 de 1918, 30, ss. 101u. Será capaz y digna de suceder toda perona a quien la ley no haya declararlo incapaz o indigna.-ss 19. 101 /. Para ser capaz de suceder es necesario existir naturalmente al tiempo de abrirse la sucesión; salvo que suceda por derecho de trasmisión, segán el artículo 1014, pues entonces bastará existir al abrirse la sucesión ríe la persona por quien se trasmite la herencia o legado. Si la herencia o legado se deja bajo condición suspensiva, será también preciso existir en el momento de cumplirse la condición. Con todo, las asignaciones a personas que al tiempo de abrirse la sucesion n existen, pero se espera que existan, no se invalidarán por esta caos. si existieren dichas personas antes de expirar los treinta años sub. sigmuientes a la Apertura de la sucesión. Valdrán con la mism.í limitación las asignaciones ofrecidas en premin a los que presten un servicio importante auine el que lo presta no haya exigtido al momento de la muerte del testador.-9r, 93, 799, s., 821, 113 1, 1447-L. 57 ríe 1887, 9.°-L. 153 de 1887, 30. 1020. Son incapaces de toda herencia o legada las cofradías, gremios o establecimientos csalesquiera que no sean personas jurídicas. Lw5 c. --

PAGE 143

t Lib. 2., TY. 1.° 144 Pero si la asignación tuviere por objeto la fundación de una nueva corporación o establecimiento, podrá solicitarse la aprobación legal,. y obtenida ésta valdrá la asignación.-633, s., 1448. 1021. Son incapaces de toda herencia o legado las comunidades, corporaciones, asociaciones y entidades religiosas, aunque tengan el carácter de personas jurídicas (t).-Ibidem. 1022. Subrogado. * (L. 153 de 1887, a. 84). L. 153 de 1887, a. 84. Por testamento otorgado en la última enrecibir herencia o legado alguno, ni aun como albafermedad no puede cea fiduciario, el eclesiástico que hubiere confesado al testador en la misma enfermedad, o habitualmente en los últimos dos años anteriores al testamento; ni la orden, convento o cofradia de que sea miembro el eclesiástico, ni sus deudos por consanguinidad o afinidad dentro del tercer grado. Tal incapacidad no comprende a la iglesia parroquial del testador, ni recaerá sobre la porción de bienes que al dicho eclesiástico o sus deudos habrian correspondido en sucesión intestada. Quedan asi reformados el artículo 1022 (2) del Código Civil y 27 de la Ley 57 de 1887. 1023. Será nula la disposición a favor de un incapaz, aunque se disfrace bajo la forma de un contrato oneroso, o por interposición de persona.-1029, 1120, 1191, 1502, 1524-Ley 95 de 1890, 15. 1024. El incapaz no adquiere la herencia o legado, mientras no pres. criban las acciones que contra él puedan intentarse :por los que tengan interés en ello.-1326. 1025. Son indignos de suceder al difunto c.mo herederos o legatarios: .° El que ha cometido el crimen de homicidio en la persona del difunto o ha intervenido en este crimen por obra o consejo, o la dejó perecer pudiendo salvarla. 2.° El que cometió atentado grave contra la vida, el hopor o los bienes de la persona de cuya sucesión se trata, o de su cónyuge o de cualquiera de sus ascendientes o descendientes legítimos, con tal que dicho atentado se pruebe por sentencia ejecutoriada. 3.° El consanguíneo dentro del sexto grado inclusive que en el estado de demencia o destitución de la persona de cuya sucesión se trata, no la socorrió pudiendo. 4.0 El que por fuerza o dolo obtuvo alguna disposición testamentaria del difunto o le impidió testar. 5.0 El que dolosamente ha detenido u ocultado un testamento del difunto; presumiéndose dolo por el mero hecho de la detención u ocultación.-63, inc. final, 1266, ss. varón y mayor de edad, 1026. Es indigno de suceder el que siendo cometido en la persona del no hubiere acusado a la justicia el homicidio difunto, tan presto cono le hubiere sido posible. Cesará esta indignidad, si la justicia hubiere empezado a proceder sobre el caso. Pero esta causa de indignidad no podrá alegarse sino cuando constare que el heredero o legatario no es marido cíe la persona por cuya obra (1) Derogado tácitamente por la L. 57 de 1887, a. 27, incorporado p. 98, supra. ' Los sacerdotes o ministros de cualquiera religión o culto no pueden recibir por testamento a título de herencia o legado, ni aun como albaceas fiduciarios, sino lo que, si no hubiese habido testamento, habrian heredado abintestato. En la misma prohibición quedan comprendidos los parientes, por consanguinidad o afinidad, dentro del tercer grado, del sacerdote que hubiere sido confesor del testador durante la última enfermedad, o habitualmente en los últinfos dos años. (2) Este artículo más bien que reformado está subrogado por el que ano amos. 111~

PAGE 144

Definiciones y reglas generales '45 1 o consejo se ejecutó el homicidio, ni es del número de sns ascendientes o descendientes, ni hay entre ellos deudos de consanguinidad o afinidad hasta el tercer grado inclusiue.-Const., 25-C. J·, 1673-C. P., 299. 1027. Es indigno de suceder al impúber, demente o sordomudo, el ascendiente o descendiente que siendo llamado a sucederle abintestato, no pidió que se le nombrara un tutor o curador, y permaneció en esta omisión un año entero: a menos qne aparezca haberle sido imposible hacerlo por si o por procurador. Si fueren muchos los llamados a la sucesión, la diligencia de uno de ellos aprovechará a los demás. Transcurrido el año recaerá la obligación antedicha en los llamados, en segundo grado, a la sucesión intestada. La obligación no se extiende a lus menores, ni en general a los que viven bajo tutela o curaduría o bajo potestad marital. Esta causa de indignidad desaparece desde que el impúber llega a la pubertad, o el demente o sordomudo toman la administración de sus bienes.-172, 546102,. Son indignos de suceder el tutor o curador que nombrados por el testador se excusaren sin causa legítima. El albacea que nombrado por el testador se excusare sin probar inconveniente grave, se hace igualmente indigno de sucederle. No se extenderá esta causa de indignidad a los asignatarios forzosos en la cuantía que lo son, ni a los que desechada por el Juez la excusa, entren a servir el cargo.-602, SS., 1250, 1334, 1357, 1384. 1029. Finalmente, es indigno de suceder el que, a sabiendas de la incapacidad, haya prometido al difunto hacer pasar sus bienes o parte de ellos, bajo cualquier forma, a una persona incapaz. Esta causa de indignidad no podrá alegarse contra ninguna persona de las que por temor reverencial hubieren podido ser inducidas a hacer la promesa al difunto; a menos que hayan procedido a la ejecución de la promesa.-1023, 1371, 1502, 1523, 1741-L. 94 de 1890, 15. 1030. Las causas de indignidad mencionadas en los artículos precedentes nm podrán alegarse contra disposiciones testamentarias posteriores a los hechos que la producen, aun cuando se ofreciere probar que el difunto no tuvo conocimiento ríe esos hechos al tiempo de testar ni después. 1031. La indignidad no produce efecto alguno, si no es declarada en juicio, a instancia de cualquiera de los interesados en la exclusión del heredero o legatario indigno. Declarada judicialmente, es obligado el indigno a la restitución de la herencia o legado con sus accesiones y frutos.-713, ss., 1746-C. J., 162. 1032 La indignidad se purga en diez años de posesión de la herenj 5 e .1 cia o legado. 1033. 768, s., 1748. -762, 1326, 2535, SS. La acción de indignidad no pasa contra terceros de buena fe. 1034. A los herederos se transmite la herencia o legado de que su autor se hizo indigno, pero con el mismo vicio de indignidad de su autor, por todo el tiempo que falte para completar los diez años.-778, 1014, 1044, 2521. 1035. Los deudores hereditarios o testamentarios no podrán oponer al demandante la excepción de incapacidad o indignidad.--1411, ss. 1036. La incapacidad o indignidad no priva al heredero o legatario excluído, de los alimentos que la ley le señale; pero en los casos del articulo 025, no tendrá ningún derecho a alimentos.-125, 411, ss., 1268. L. 30 de 1888, 36. L. 153 de 1887, 66, ss Código Civil 10 rte.

PAGE 145

~0~5~' a1ýa Lib. 3 Tít. 2.° 146 TITULO 2.° Reglas relativas a la sucesión intestada 1037. Las leves reglan la sucesión en los bienes de que el difunto no ha dispuesto, o si dispuso, no lo hizo conforme a derecho, o no han tenido L. 153 de 1887, 126, ss. efecto sus disposiciones.-1122, 11581038. La ley no atiende al origen de los bienes para reglar la suceh sión intestada o gravarla con restituciones o reservas. 1039. En la sucesión intestada no seatiende el sexo ni a la primogenitura.-L. 153 de 1887, 128. 1040. Subrogado * (L. 153 de 1887, a. 85). r. L. r53 de 1887, a 85. Sn llamados a la sucesión intestada los * , , sus legítimos ascendientes, sus coladescendientes legítimos del difunto, sus padres naturales, sus hermanos terales legítimos, sus hijos naturales, municipio de la venaturales, el cónyuge supérstite, y en último lugar, el cindad del finado. el 1o5t del Código P. y M., 195. Queda así reformado el artículo 1040 y derogado gs de 1890, 7.°-C 57 de 1887, 6.", s.-L. Civil (1).1041. L Se sucede abintestato, ya por derecho personal, ya por derecho de representación. La representación es una ficción legal en que se supone que una perdeel grado de parentesco y los sona tiene el lugar y por consiguiente rechos hereditarios que tendría su padre o madre si ésta o aquél no quisiese o no pudiese suceder. Se puede representar a un padre o una madre que, si hubiese podido habría sucedido por derecho de representación.-1014, o querido suceder, L. 153 de 1887, 36. 1206, 1215, 12221042. Los que suceden por representación heredan en todos casos es decir, que cualquiera que sea el número de los hijos que rePor estirpes, partes la entre todos y por iguales presentan al padre o madre, toman porción que hubiere cabido al padre o madre representado. Los que no suceden por representación suceden por cabezas, esto es, porción a que la ley los llama, toman entre todos y por iguales partes la a menos que la misma ley establezca otra división diferente. la descendencia 1043.Hay siempre lugar a la representación en 4en la descendencia legítima de sus hermanos legítilegtima del difunto, mos y en la descendencia legítima de sus hijos o hermanos naturales. Fuera de estas descendencias no hay lugar a la representacion. 1014, m6, 1215, 1222-L. 153 de 1897, 36. 1044. Se puede representar al ascendiente cuya herencia se ha repudiacto. Se puede asimismo representar al incapaz, al indigno, al desheredado y al que repudió la herencia del difunto.-1018, ss., 1248, 1265, ss., 1282, so. * Son llamados a la sucesión intestada los descendientes legitimos del difunto; sus ascendientes legitimos; sus colaterales legítimos; sus hijos naturales; sus padres naturales; sus hermanos naturales; el cónyuge sobreviente y el fisco. ti) Este artículo en realidad subroga, no reforma el 0o4o del Código. El articulo 1051 ya había sido derogado por el 45 de la Ley 57 de 1887. El a. 27 de la L. 28 de 1903 llamaba al Lazareto a suceder conjuntamente y en el mismo grado con el Municipio; pero tal articulo quedó derogado tácitamente por el 195 del C. P. y M., L. 4.^ de 1913. J?: nM

PAGE 146

Reglas relativas a la sucesión intestada 147 1045. Derogado. * (L. 57 de 1887, a. 45). I y 153 de 1887, a. 86. Los hijos legítimos excluyen a todos los "RR Os, sin perjuicio de la porción conyugal que corresponde al otros hereder marido o mujer sobreviviente (1).-rozó, o;d. 5, 1236. 1046. Si el difuonto no ha dejado posteridad legítima, le sucederán sus ascendientes legítimos de grado más próximo, su cónyuge y sus hijos naturales. La herencia se dividirá en cinco partes,tres para los ascendientes legítimos, una para el cónyuge y otra para los hijos naturales. No habiendo cónyuge snbreviviente y no habiendo hijos naturales, se dividirá la herencia en cuatro partes -tres para los ascendientes legítimos y otra para los hijos naturales o para el cónyuge. No habiendo cónyuge ni hijos naturales, pertenecerá toda la herencia a los ascendientes legítimos. Habiendo un solo ascendiente en el grado mas próximo, sucederá éste en todos los bienes o en toda la porción hereditaria de los ascendientes.-37 ss -L. 57 de 1887, 6.°, s.-L. ó5 de 1890, 7.° 1047. Si el difunto no hubiere clejado descendientes ni ascendientes legítimos, le sucederán sus hermanos legítimos, su cónyuge y sus hijos naturales; la herencia se dividirá en tres partes, una para los hermanos legítimos, otra para el cónyuge y otra para los hijos naturales. No habiendo cónyuge, o no habiendo hijos naturales, sucederán en la e 4 mitad de los bienes los hermanos legitimos, y en la otra mitad los hijís naturales o el cónyuge. No habiendo hijos nturales, ni cónyuge sobreviviente, llevarán toda la herencia los hermanos. Entre los hermanos legítimos de que habla este artículo se comprenderán aun los que solamente lo sean por parte de padre o por parte de madre. pero la porción del hermano paterno o materno será la mitad de la porción del hermano carnal. No habiendo hermanos carnales, los hermanos legítimos, paternos o maternos, llevarán toda la herencia o toda la porción hereditaria de los hermanos. 53, s.-L. 57 de 1887, 6.0 s.-L. 95 de r89o, ° 7. 1048. Si el difunto no ha dejado descendientes, ascendientes ni hermanos legítimos, llevará la mitad de los bienes el cónyuge sobreviviente y la otra mitad los hijos naturales. A falta de éstos llevará todos los bienes el cónyuge, y a falta de cónyuge los hijos naturales. -53, s.-L. 57 de 1887, 6.°, ;.-L. 95 de 1890, 7.0 * Los hijos legitimos excluyen a todos los otros herederos, excepto a los hijos naturales cuando el finado haya dejado hijos legiítimos y naturales; la herencia se dividirá en cinco partes, cuatro para los hijos legítimos ex, lusivamente y una para todos los naturales. Estos út imos pueden optar libremente por la herencia o por los alimentos a que tengan derecho, según la ley. Lo dispuesto en este arículo se entenderá sin perjuicio de la porción c que corresponde al cónyuge sobreviviente. nyugal (t Este artículo subroga al 28ie la L. 57 de 1887 que, a su turno, subrogó al ro45 del C. C. derogado por el 45 de la misma L. 57 y vuelto a derogar por el 88 de la '53 de '887.

PAGE 147

' "w o Libro 3.", Tít. 2.° 148 1049. Derogado * (L.153 de 1887, a. 88). L. 153 de 1887, a. 87. A falta de descendientes, ascendientes y k hijos naturales, sucehermanos legítimos, de cónyuge sobreviviente y de derán al difunto los otros colaterales legítimo',según las reglas siguientes: í.a El colateral o las colaterales del grado más próximo excluirán siempre a los otros. 2.o Los derechos de sucesión de los colaterales no se extienden más allá del décimo grado. dé ý 3.a Los colaterales de simple conjunción, esto es, los que sólo son parientes del difunto por parte de padre o por parte de madre, gozan de los mismos derechos que los colaterales de doble conjunción, esto es, los que sólo son parientes del difundo por parte del padre y por parte de madre.-37. ss. fil 1050. Muerto un hijo natural que no deje descendientes legítimos, se deferirá su herencia, en el orden y según las reglas siguientes Primeramente a sus hijos naturales. En segundo lugar a sus padres. Si solamente uno de ellos tuviere la calidad legal de padre o madre natural, a éste solo se deferirá la herencia. En tercer lugar a aquellos de los hermanos que fueren hijos legítimos o naturales del mismo padre, de la misma madre o de ambos. Todos ellos sucederán simultáneamente; pero el hermano carnal llevará doble porción que el paterno o materno. La calidad de hijo legítimo no dará derecho a mayor porción que la del que sólo es hijo natural del mismo padre o madre. Habiendo cónyuge sobreviviente concurrirá con los padres o hermanos naturales: en concurrencia de los primeros o de uno de ellos le cabrá la cuarta parte de los bienes, y en concurrencia de uno o más de los segundos. la mitad.-L. 57 de 1887, 6.°, s.-L. 95 de 1890, 7.° 1051. Derogado ** (L. 57 de 1887, a, 45). 1052. Cuando en un mismo patrimonio se ha de suceder por testamento y abintestato se cumplirán las disposiciones testamentarias, y el remanente se adjudicará a los herederos abintestato según las reglas generales. Pero los que suceden a la vez por testamento y abintestato imputarán a la porción que les corresponda abintestato lo que recibieren por testamento, sin perjuicio de retener toda la porción testamentaria, si excediere a la otra. Prevalecerá sobre todo ello la voluntad expresa del testador en lo que de derecho corresponda.-1oo9, 1055, ss. 1053. Los extranjeros son llamados a las sucesiones abintestato 11) j lý. 4, A falta de descendientes, ascendientes y hermanos legitimos, de cónyue sobreviviente y de hijos naturales sucederán al difunto los otros colatera les legitimos, según las reglas siguientes: 1. El colateral o los colaterales del grado más próximo, excluirán siempre a los otros. .' Los derechos de sucesión de los colaterales no se extienden más allá del octavo grado. 3.^ Los colaterales de simple conjunción, esto es, los que sólo son parientes del difunto por parte de padre o por parte de madre, gozan de los mismos derechos que los colaterales de doble conjunción, esto es, los que a la vez son parientes del difunto por parte de padre y por parte de madre. fi5 ** A falta de todos los herederos abintestato, designados en los articulos precedentes, sucederá el fisco. 1

PAGE 148

De la ordenación del testamento 149 Territorio, de la misma manera y según las mismas reglas abiertas en el 10I2-Const., ri-L. 124 de 189o. que los miembros de él. -19, un extranjero que fallezca denEn la sucesión abintestato de 1054. tendrán los miembros de él, a título de herentro o fuéra del Territorio, mismos derechos que según de porción conyugal o de alimentos, los cia, les corresponderían sobre la sucesion las leyes vigentes en el Territorio intestada de un miembro del Territorio. Los miembros del Territorio interesados podrán pedir que se les adjudique en los bienes del extranjero existentes en el Territorio todo lo que les corresponda en la sucesión del extranjero. Esto mismo se aplicará, en caso necesario, a la sucesión de un miembro del Terril rio que deja bienes en uT país extranjero.-Ibident. TITULO 3.° De la ordenación del testamento CAPITULO 1.° Del testamento en general 1055. El lcs(amenlo es un acto más o menos solemne, en que una persona dispone del todo o de una p irte de sus bienes pra que tenga pleno efecto después de sus días, conservando la facultad de revocar las disposiciones contenidas en él mientras viva.-444, ss., 5009, s.-L. 153 de 1887, 56. 1056. Toda donación o promesa que no se haga perfecta e irrevocable sino por la muerte del donante o promisor, es un testamento, y debe sujetarse a las mismas solemnidades que el testamento. Exceptúanse las donaciones o promesas entre marido y mujer, las cuales, aunque revocables, podrán hacerse :bajo la forma de los contratos entre vivos.-1 194, ss., 1842, ss. 1057. Todas las disposiciones testamentarias son esencialmente revocables, sin embargo de que el testador exprese en el testamento la determinación de no revocarlas. Las cláusulas derogatorias-de sus disposi. ciones futuras se tendrán por no escritas, aunque se confirmen con juramento. Si en un testamento anterior se hubiere ordenado que no valga su revocación si no se hiciere con ciertas palabras o señales, se mirará esta disposición como no escrita.--Ibídem. 1058. Las cédulas o papeles a que se refiera el testador en el testamento no se mirarán com parte de éste, aunque el testador lo orden-,; ni valdrán más de lo que sin esta circunstancia valdrían.-1120, 1191, 1368, ss. 1059. El testamento es un acto de una sola oersona. Serán nulas todas las disposiciones contenidas en el testamento otorgado por dos o más personas a 1n tiempo, ya sean en beneficio recíproco de los otorgantes o de una tercera persona.--6.°L. 95 de 1891, 15. -Ibídem. 1060. La facultad de testar es indelegable. No son hábiles para testar: 1061. 1.° El impúber. 2.0 El que se hallare bajo interdicción por cansa de demencia. 3.0 El que actualmente no estuviere en su sano juicio por ebriedad u otra causa. 4° Todo el que de palabra o por escrito no pudiere expresar su voluntad claramente.

PAGE 149

r Lib. 3.0, Tít. 3.0, Cap. 2.' 150 Las personas no comprendidas en esta enumeración son hábiles para testar.-184, 319, 1118, 1504. 1062. El testamento otorgado durante la existencia de cualquiera de las causas de inhabilidad expresadas en el artículo precedente es nulo, aunque posteriormente deje de existir la causa. Y por el contrario, el testamento válido no deja de serlo por el hecho FI -Ibídem. de sobrevenir después alguna de estas causas de inhabilidad. 1063. El testamento en que de cualquier modo haya intervenido la fuerza, es nulo en todas sus partes.-140, ord. 5.°, 1508, 1513, s. 1064. El testamento es solemne y menos solemne. Testamento soen que se han observado todas las solemnidades que la letne es aquel El ¡nenos solemne o privilegiado es aquel en ley ordinariamente requiere. estas solemnidades, por consideración a omitirse algunas de que pueden determinadas expresamente por la ley. circunstancias particulares, r El testamento solemne es abierto o cerrado. Testamento abierto, nuncupativo o público es aquel en que el testador hace sabedores de sus disposiciones a los testigos, y al notario cuando cerrado o secreto, es aquel en que no es necesario concurre; y testamento tengan conocimiento de ellas.-150o-L. 153 que los testigos y el notario q5 de 18go, 11 de 1887, 34-L. testamento se hará ante el juez La apertura y publicación del Ñ. 1065. del último domicilio del testador; pero si no fueren hallados allí el iotafirmas, aquellos actos tendrán procedimiento.--o82, 1084, rio y los testigos que deben reconocer sin lugar ante el juez que designen las leyes de ss.-C. J., 1ab, ss.-L. roo de 1892, 44-L. 84 de 191, t.° apertura y publi. proceder a la 1066 Siempre que el juez haya de cación de un testamento, se cerciorará previamente de la muerte del testador. Exceptúanse los casos en que, según la ley, debe presumirse la muerte.-99-C. J., 1217, ss. CAPITULO 2.' Del testamento solemne y primeramente del otorgado en los Territorios 1067. El testamento solemne es siempre escrito. 1068. No podrán ser testigos en un testamento solemne otorgado en los Territorios: 1.0 Derogado * (L. 8.' de 1922, a. 40). 2.' Los menores de dieciocho años. l 3.0 Los que se hallaren en interdicción por causa de demencia. Todos los que actualmente se hallaren privados de la razón. 4. 5.0 Los ciegos. 6.0 Los sordos. 7.' Los mudos. 8° Los condenados a alguna de las penas designadas en el artículo los que por sentencia ejecutoriada estuvie315, número 4.0, y en general, sj 4,. ren inhabilitados para ser testigos. 9. Los amanuenses del notario que autorizare el testamento. 1. Los extranjeros no domiciliados en el Territorio. 1. Las personas que no entiendan el idioma del testador, sin perjui. cio de lo dispuesto en el artículo 1o8í. 12. Los ascendientes, descendientes y parientes dentro del tercer grado de consanguinidad, o segundo de afinidad del otorgante o del fuícionario público que autorice el testamento. * Las mujeres. M i

PAGE 150

Del testamenlo solemne 151 13. El marido de la testadora (1). 14. Los dependientes o domésticos del testador, de su consorte, del funcionario que autorice el testamento y de las otras personas comprendidas en los números 12 y 17. 15. Los que tengan con otro de los testigos el parentesco o las relaciones de que se habla en los números 12 y 14. 16. El sacerdote que haya sido el e 'fesor habitual del testador, y el que haya confesado a éste en la última enfermedad. 17. Los herederos y legatarios, y en general, todos aquellos a quienes resulte un provecho directo del testamento. Dos, a lo menos, de los testigos deberán estar domiciliados en el lugir en que se otorga el testamento, y uno, a lo menos, deberá saber leer y escribir, cuando sólo concurran tres testigos, y dos cuando concurrieren cinco.-127, 2586 a 2588. 1069. Si alguna de las causas de inhabilidad, expresadas en el articulo precedente, no se manifestare en el aspecto o comportación de un testigo, y se ignorare generalmente en el lugar donde el testamento se otorga, fundándose la opinión contraria en hechos positivos y públicos, no se invalidará el testamento por la inhabilidad real del testigo. Pero la habilidad putativa no podrá servir sino a uno solo de los testigos. 1070. El testamento solemne y abierto debe otorgarse ante el respectivo notario o su suplente y tres testigos. Tdo lo que en el presente Código se diga acerca del notario, se entenderá respecto del suplente de éste en ejercicio, en su caso.-2550 s. 1071. En los lugares en que no hubiere notario o en que faltare este funcionario, podrá otorgarse el testamento solemne, nuncupativo, ante cinco testigos que reúnan las cualidades exigidas en este Código. 1072. Lo que constituye esencialmente el testamento abierto, es el acto en que el testador hace sabedor de sus disposiciones al notario, si lo hubiere, y a los testigos. El testamento será presenciado en todas sus partes por el testador, por un mismo notario, si lo hubiere, y por unos mismos testigos. 1073. En el testamento se expresará el nombre y apellido del testador; el lugar de su nacimiénto; la nación a que pertenece; si está o no avecindado en el Territorio, y si lo está, el lugar en que tuviere su domicilio; su edad; la circunstancia de hallarse en su entero juicio; los nombres de las personas con quienes hubiere contraído matrimonio, de los hijos habidos o legitimados en cada matrimonio, y de los hijos naturales del testador, con distinción de vivos y muertos; y el nombre, apellido y domicilio de cada uno de los testigos. Se ajustarán estas designaciones a lo que respectivamente declaren el testador y testigos. Se expresarán, asimismo, el lugar, día, mes y año del otorgamiento; y el nombre y apellido del notario, si asistiere alguno. L. 95 ce ¡89o, 15. 1074. El testamento abierto podrá haberse escrito previamente. Pero sea que el testador lo tenga escrito, o que se escriba en uno o más actos, será todo él leído en alta voz por el notario, si lo hubiere, o, a falta de notario, efecto. por uno de los testigos designados por el testador a este Mientras el testamento se lee, estará el testador a la vista, y las personas cuya presencia es necesaria oirán todo el tenor de sus disposiciones. L. 95 de 1890, 11. (i) Y aforiori la mujer del testador.

PAGE 151

.-,-7 m Lib. 3 ., Tt. 3., Cap. 2.0 152 1075. Termina el acto por las firmas del testador y testigos, y por la del notario si lo hubiere. Si el testador no supiere o no pudiere firmar, se mencionará en el testamento esta circunstancia, expresando la causa. Si se hallare alguno de los testigos en el mismo caso, otro de ellos firmará por él, y a ruego suyo, expresándolo así.-Ibldem. 1076. El ciego podrá sólo testar nuncupativamente y ante notario o funcionario que haga veces de tál. Su testamento será leído en alta voz dos veces: la primera por el notario o funcionario, y la segunda por uno de los testigos, elegido al efecto por el testador. Se hará mención especial de esta solemnidad en el testamento.-Ibídem. 1077. Si el testamento no ha sido otorgado ante notario, sino ante cinco testigos, será necesario que se proceda a su publicación, en la forma siguiente: El juez competente hará comparecer los testigos para que reconoz. can sus firmas y la del testador. Si uno o más de ellos no compareciere por ausencia u otro impedi. mento, bastará que los testigos instrumentales presentes reconozcan la firma del testador, las suyas propias y las de los testigos ausentes. En caso necesario, y siempre que el juez lo estimare conveniente, podrán ser abonadas las firmas del testador y de bs testigos ausentes, por declaraciones juradas de otras personas fidedignas. En seguida pondrán el juez y su secretario sus rúbricas en cada página del testamento, y después de haberlo el juez declarado testamento nuncupativo, expresando su fecha, lo mandará pasar con lo actuado, al respectivo notario, previo el correspondiente registro. -C. J., n223-L. noo de 1892, 44. 1078. El testamento solemne cerrado debe otorgarse ante un notario y cinco testigos.-L. 95 de 1890, 1n. 1079. El que no sepa leer y escribir no podrá otorgar testamento cerrado.-Ibídem. 1080. Lo que constituye esencialmente el testamento cerrado es el acto en que el testador presenta al notario y los testigos una escritura cerrada, declarando de viva voz, y de manera que el notario y los testigos lo vean, oigan y entiendan (salvo el caso del artículo siguiente), que en aquella escritura se contiene su testamento. Los mudos podrán hacer esta declaración, escribiéndola a presencia del notario y los testigos. El testamento deberá estar firmado por el testador. La cubierta del testamento estará cerrada o se cerrará exteriormente, de manera que no pueda extraerse el testamento sin romper la cubierta. Queda al arbitrio del testador estampar un sello o marca, o emplear cualquier otro medio para la seguridad de la cubierta. El notario expresará sobre la cubierta, bajo el epígrafe testamento, la circunstancia de hallarse el testador en su sano juicio; el nombre, apellido y domicilio del testador y de cada uno de los testigos, y el lugar, día, mes y año del otorgamiento. Termina el otorgamiento por las firmas del testador, de los testigos y del notario, sobre la cubierta. Si el testador no pudiere firmar al tiempo del otorgamiento, firmará por él otra persona diferente de los testigos instrumentales, y si alguno o algunos de los testigos no supiere o no padiere firmar, lo harán otros por los que no snpieren o no pudieren hacerlo, de manera que en la cubierta aparezcan siempre siete firmas; la del testador, las de los cinco testigos y la del notario. Durante el otorgamiento estarán presentes, además del testador, un I i i i-ýý

PAGE 152

Del testamento solemne 153 mismo notario y unos mismos testigos, y no habrá interrupción alguna sino en los breves intervalos en que algún accidente lo exigiere.-L. 95 de 18o, 1. 1081. Cuando el testador no pudiere entender o ser entendido de viva voz, sólo podrá otorgar testamento cerrado. El testador escribirá, de su letra, sobre la cubierta la palabra testamento, o la equivalente en el idioma que prefiera, y hará del mismo modo la designación de su persona, expresando a la menos, su nombre, apellido y domicilio, y la nación a que pertenece; y en lo demás, se observará lo prevenido en el articulo precedente.-Ley 95 de 189o, ir. 1082. El testamento cerrado, antes de recibir su ejecución, será presentado al juez. No se abrirá el testamento sino después que el notario y testigos reconozran ante el juez su firma y la del testador, declarando, además, si en su concepto está cerrado, sellado o marcado, como en el acto de la entrega. Si no pueden comparecer todos los testigos, bastará que el notario y los testigos instrumentales presentes, reconozcan sus firmas y la del testador, y abonen las de los ausentes. No pudiendo comparecer el notario o funcionario que autorizó el les. tamento, será reemplazado para la diligencia de la apertura por el notario que el juez elija. En caso necesario, y siempre que el juez lo estimare conveniente, podrán ser abonadas las firmas del notario y testigos ausentes, como en el caso del inciso 3.o del artículo 1077.-1065, s.-C. J., 1217, ss. L. uoo de 1892, 44. 1083. Subrogada. * (L. 95 de 1890, a. il). Y *, L. 95 de 1890, a. i. El testamento solemne, abierto o cerrado, en que se omitiere cualquiera de las formalidades a que debe respectivamente sujetarse, según los artículos precedentes, no tendrá valor alguno. Con todo, cuando se omitiere una o ruás de las designaciones prescritas en el artículo 1073, en el inciso 4.0 del uo8o y en el inciso s.? del 1081, .3 no será por eso nulo el testamento, siempre que no haya duda acerca de la identidad personal del testador, notario o testigo. El presente artículo reemplaza al 1083 del Código Civil. CAPITULO 3.0 Del testamento solemne otorgado en los Estados o en país extranjero 1084. Valdrá en los Territorios el testamento escrito, otorgado en cualquiera de los Estados o en país extranjero, si por lo tocante a las solemnidades, se hiciere constar su conforuidad ashsyes del país o Estado en que se otorgó, y si además se probare la auteMicidad del instrumnento respectivo en la forma ordinaria.-21-L 153 de 1887, 324-L. u24 de 18go, 13-L. 84 de 1910. * El testamento solemne, abierto o cerrado, en que se omitiere cualquiera de las formalidades a que debe respectivamente sujetarse, según los articulos precedentes, no tendrá valor alguno. Con todo, cuando se omitiere una o más de las designaciones artículo 1073, en el inciso 5.o del Io8o y en el inciso 2.° del ,s8m, nulo el testamento, siempre que no haya duda acerca de la identidad testador, notario o testigo. prescritas en el so sera por eso personal del a

PAGE 153

7 t Lib. 3.°, Tit. 3.°, Cap. 4.° 154 lo, 1085. Valdrí, asimismo, en los Territorios el testamento otorgado en cualquiera de los Estados o en país extranjero, con tal que concurran los requisitos que van a expresarte. testador sea colombiano, o que si es extranjero, tenga do¡.O Que el micilio en el Territorio. 2.° Que sea autorizado por un ministro diplomático cíe los Estados Unidos de Colombia o de una nación amiga, por um secretario de legación que tenga titulo de tál, expedido por el Presidente de la República, o por un cónsul que tenga patente del mismo; pero no valdrá si el que lo autoriza es un viceconsul. En el testamento se hará mención expresa del cargo, y de los referidos titulo y patente. 3.0 Que los testigos sean colombianos o extranjeros domiciliados en la ciudad donde se otorgue el testamento. 4.° Que se observe en Jo demás las reglas del testamento solemne, otorgado en los Territorios. 5.° Que el instrumento lleve el sello de la legación o consulado. 6.° Que el testamento que no haya sido otorgado ante un jefe de legación, lleve el visto bueno de este jefe, si lo hubiere; si el testamento fuere abierto, al pie; y si fuere cerrado sobre la carátula; y que dicho jefe ponga su rúbrica al principio y al fin de cada página cuando el testamento fuere abierto. 7,° Que en seguida se remita por el jefe de legación, si la hubiere, y si no directamente por el cónsul, una copia del testamento abierto, o de la carátula del cerrado, al Secretario de Relaciones Exteriores de la República, y que abonando éste la firma del jefe de la legación, o la del cónsul en su caso, pase la copia al prefecto del Territorio respectivo.--Ibídem. 1086. Siempre que se proceda conforme a lo dispuesto en el anterior artículo, el jefe del Territorio pasará la copia al juez del circuito del último domicilio que el difunto tuviera en el Territorio, a fin de que dicha copia se incorpore en los protocolos de un notario del mismo domicilio. No conociéndose al testador ningún domicilio en el Territorio, el testamento será remitido al prefecto o juez del circuito de la capital del Territorio para su incorporación en los protocolos de la notaría que el mismo juez designe.-Ibídem. CAPITULO 4.0 11 AS 4< ýx oc 01 .1 De los testamentos privilegiados 1087. Son testamentos privilegiados: .° El testamento verbal. 2.0 El testamento militar. 3.0 El testamej. maritimo.-ro64. 1088. En 0restamentos privilegiados podrá servir de testigo toda persona de sano juicio, hombre o mujer, mayor de diez y ocho años, que vea, oiga y entienda al testador, y que no tenga la inhabilidad designada en el número 8.° del articnlo ¡o68. Se requerirá, además, para los testamentos privilegiados escritos, que los testigos sepan leer y escribir. Bastará la habilidad putativa con arreglo a lo prevenido en el artículo 1069. 1089. En los testamentos privilegiados el testador declarará expresamente que su intención es testar: las personas cuya presencia es necesaria serán unas mismas desde el principio hasta el fin; y el acto será e 14,5 ~to 'M V M' Á. .A

PAGE 154

De los testamentos privilegiados 155 continuo, o sólo interrumpido en los breves intervalos que algún accidente lo exigiere. No serán necesarias otras solemnidades que éstas, y las que en los artículos siguientes se expresan. 1090. El testamento verbal será presenciado por tres testigos, a lo meno;. 1091. En el testamento verbal el testador hace de viva voz sus declaraciotes y disposiciones, de manera que todos le vean, oigan y entiendan. 1092. El testamento verbal no tendrá lugar sino en los casos de peligro tan inminente de la vida del testador, que parezca rí-haber modo o tiempo de otorgar testamento solemne. 1093. El testamento verbal no tendrá valor alguno si el testador falleciere después de los treinta dias subsiguientes al otorganiento; o si habiendo fallecido antes no se hubiere puesto por escrito el testamento, con las formalidades que van a expresarse, dentro de los treinta días subsiguientes al de la muerte.-127o. 1094. Para poner el testamento verbal por escrito, el juez del circuito en que se hubiere otorgado, a instancia de cualquiera persona que pueda tener interés en la sucesión, y con citación de los demás interesados, residentes en el mismo circuito, tomará declaraciones juradas a los individuos que lo presenciaron como testigos instrumentales, y a todas las otras personas cuyo testimonio le pareciere conducente a esclarecer los puntos siguientes: 1.0 El nombre, apellido y domicilio del testador, el lugar le su nacimiento, la nación a que pertenecía, su edad y las circunstancias que hicieron creer que su vida se hallaba en peligro inminente. 2.° El nombre y apellido de los testigos instrumentales, y el lugar de su domicilio. 3.° El Lugar, día, mes y año del otorgamiento.-C. J., 632, ss. 1095. Los testigos instrumentales depondrán sobre los puntos siguientes: 1.° Si el testador aparecía estar en su sano juicio. 2.° Si manifestó la intención de testar ante ellos. 3.0 Sus declaraciones y disposiciones testamentarias. 1096. La información de que hablan los artículos precedentes, será remitida al juez del último domicilio, si no lo fúere el que ha recibido la información; y el juez, si encontrare que se han observado las solemnidades prescritas, y que en la información aparece claramente la última voluntad del testador, fallará que, según dicha información, el testador ha hecho las declaraciones y disposiciones siguientes (expresándolas); y mandará qne valgan dichas declaraciones y disposiciones como testamento del difunto, y que se protocolice como tál su decreto. No se mirarán como declaraciones y disposiciones testamentarias sino aquellas en que los testigos que asistieron por vía de solemnidad estuvieren conformes.-C. J., 162. 1097. El testamento consignado en el decreto judicial, protocolizado, podrá ser impugnado de la misma manera que cualquier otro testamento auténtico. 1098. En tiempo de guerra, el testamento de los militares, y de los demás individuos empleados en un cuerpo de tropas del Territorio o de la República, y asimismo el de los voluntarios, rehenes y prisioneros que pertenecieren a dicho cuerpo, y el de las personas que van acompañando y sirviendo a cualquiera de los antedichos, podrá ser recibido por un ca-1 -1

PAGE 155

2v; Lib. 3.°, Tit. 3.°, Cap. 4.° 156 pitón, o por un oficial de grado superior al de capitán, o por un inten dente de ejército, comisario o auditor de guerra. Si el que desea testar estuviere enfermo o herido, podrá ser recibido su testamento por el capellán, médico o cirujano que lo asista; y si se hallare en un destacamento, por el oficial que lo mande, aunque sea de grado inferior al de capitán. 1009. El testamento será firmado por el testador, si supiere y pudiere escribir, por el funcionario que lo ha recibido, y por los testigos. Si el testador no supiere o no pudiere firmar, se expresará asi en el testamento. 1100. Para testar militarmente será preciso hallarse en una expedición de guerra, que esté actualmente en marcha o campaña contra el enemigo, o en la guarnición de una plaza actualmente sitiada. 1101. Si el testador falleciere antes de expirar los noventa días subsiguientes a aquel en que hubieren cesado, con respecto a él, las circunstancias que habilitan para testar militarmente, valdrá su testamento como si hubiere stdo otorgado en la forma ordinaria. Si el testador sobreviviere a este plazo, caducará el testamento.-1270. 1102. Para que valga el testamento militar es nëcesario que lleve al pie el visto bueno del jefe superior de la experlición o del comandante de la plaza, si no hubiere sido otorgado ante el mismo jefe o comandante, que vaya rubricado al principio y fin de cada página por dicho jefe o comandante, y que la firma de éste sea abonada por el Secretario de Guerra y Marina de la República, si el cuerpo de tropas estuviere al servicio de la nación o por el secretario del prefecto del Territorio, si dicho cuerpo obrare solamente en dicho Territorio. Para que este testamento sea incorporado en el protocolo de instrumentos públicos, el secretario del prefecto lo remitirá, una vez cumplidas las formalidades legales, al notari del úllimo domicilio del testador, y si éste se ignorare o no fuere conocido, al notario de la capital del Territorio. La remisión se hará por conducto del juez superior respectivo. 1103. Cuando una persona que puede testar militarmente se hallare en inminente peligro, podrá otorgar testamento verbal en la forma arriba prescrita; pero este testamento caducará por el hecho ríe sobrevivir el testador al peligro. La información de que hablan los artículos [094 y 1095 será evacuada lo más pronto posible ante el auditor de guerra o la persona que haga veces de tál. Para remitir la información al juez del último domicilio se cumplirá lo prescrita en el articulo precedente. 1104. Si el que puede testar militarmente prefiere hacer testamento cerrado, deberán observarse las formalidades prescritas en el articulo so8o, actuando como ministro de fe cualquiera de las personas designadas al fin del inciso 1.° del articulo 1098. La carátula será ivisada, como el testamento, en el caso del artículo 1102; y para su remisión se procederá según el mismo articulo. 1105. Se podrá otorgar testamento marítimo a bordo de un buque colombiano de guerra en alta mar. Será recibido por el comanudante o por su segundo a presencia de tres testigos. Si el testador no supiere o no pudiere firmar, se expresará esta circustancia en el testamento. Se extenderá un duplicado del testamento con las mismas firmas que el original. é:. r ci ahL

PAGE 156

-mr ý 11 ir De las asignaciones testamentarias 157 1106. El testamento se guardará entre los papeles más importantes de la nave, y se dará noticia de su otorgamiento en el diario de la nave. 1107. Si el buque autes de volver a los Estados Unidos de Colombia, arribare a un puerto extranjero, en que haya un agente diplomático o consular colombiano, el comandante entregará a este agente un ejemplar del testamento, exigiendo recibo, y poniendo nota de ello en el diario, a fin de que puedan sdrtirse los efectos y requisitos de que se trata en los incisos 5., 6.° y 7.° del artículo 1085 y en el articulo 1o86. Si el buque llegare antes a Colombia, se enviará dicho ejemplar con las debidas seguridades al Poder Ejecutivo nacional para que puedan surtirse los mismos efectos expresados en el inciso anterior. 1108. P drán testar en la forma prescrita por el artículo i r5 no sólo los individuos de la oficialidad y tripulación, sino cualesquiera otros que se bailaren a bordo del buqt 4 ie colombiano de guerra, en alta mar. 1109. El testamento marítimo no valdrá, sino cuando el testador hubiere fallecido antes de desembarcar, o antes de expirar los noventa días subsiguientes al desembarco. No se entenderá por desembarque el pasar a tierra por corto tiempo para reembarcarse en el mismo buque.-1a70. xa 1110. En caso de pel gro inminente podrá otorgarse testamento verbat a bordo de un buque de guerra en alta mar, observándose lo prevenido en el artículo 1103; y el testamento caducará si el testador sobrevive al peligro. La información de que hablan los artículos 1094 y 1095 será recibida por el comandante o su segundo, y para su remisión al juez por conducto del Secretario de Estado, se aplicará lo prevenido en el artículo 1103. 1111. Si tl que puede otorgar testamento marítimo prefiere hacerlo cerrado, se observarán las soleníidades prescritas en el artículo moho actuando como ministro de fe el comandante de la nave o su segundo. Se observará, además, lo dispuesto en el artículo 116, y se remitirá copia de la carátula al Secretario de Estado para que se protocolice, como el testamento. según el artículo 1107. 11 1112. En los buques mercantes bajo bandera colombiana, podrá solo testarse en la forma prescrita por el artículo 11o5, recibiéndose el testamento por el capitán o su segundo o el piloto, y observándose además lo prevenido en el artículo 1107. TITULO 4.° De las asignaciones testamentarias CAPITULO 1.° -u Reglas generales 1113. Todo asignatario testamentario deberá ser una persona cierta y determinada, natural o jurídica, ya sea que se determine por su nombre o por indicaciones claras del testamento. De otra manera la asignación se tendrá por no escrita. Valdrán, con todo, las asignaciones destinadas a objetos de beneficencia, aunque no sean para determinadas personas. Las asignaciones que se hicieren a un establecimiento de beneficencia sin designarlo, se darán al establecimiento de beneficencia que el jefe del Territorio designe, prefiriendo alguno de los de la vecindad o residencia del testador.

PAGE 157

,~ Lib. 3, Til. 4.°, Cap. 1.° 158 Lo que se deja al alma del testador, sin especificar de otro modo su inversión, se entenderá dejado a un establecimiento de beneficencia, y se sujetará a la disposición del inciso anterior. Lo que en general se dejare a los pobres, sin determinar el modo de distribuirlo, se aplicará al establecimiento público de beneficencia o caridad que exista en el lugar del domicilio del testador, si en dicho lugar hubiere tal establecimiento, y si no lo hubiere, se aplicará al establecimiento público de beneficencia o caridad más inmediato a dicho domicilio, salvo los casos siguientes: 1.° Cuando el testador lo prohiba expresamente. 2.° Cuando haya manifestado su voluntad de dejarlo a los pobres de determinado lugar, en donde no exista establecimiento público de beneficencia o caridad.--73, s.-L. 153 de 1887, 129, s,, 324. 1114. Las cantidades que se recauden por consecuencia de la disposición contenida en el anterior artículo se capitalizarán sea cual fuere su cuantía, y los réditos se invertirán en los gastos de los establecimientos a que correspondan.-717. 1115. Lo que conforme al artículo 1113 deba ser repartido entre los pobres de determinado lugar lo será a presencia del alcalde y personero municipal del distrito. Del repartimiento que se haga en observancia de lo dispuesto en el artículo que antecede, se extenderá una diligencia expresiva de la fecha en que se hace el repartimiento, de la cantidad repartida, y de los nombres y apellidos de los agraciados. Esta diligencia, que será suscrita por los funcionarios que hayan intervenido en la distribución, por los albaceas, herederos o legatarios distribuidores, y por aquellos de los agraciados que supieren firmar, se agregará a los inventarios, sin cuyo requisito no serán éstos aprobados por el juez. 1116. El error en el nombre o calidad del asignatario no vicia la disposición, si no hubiere duda acerca de 4 persona.-1512. 1117. La asignación que pareciere motivada por un error de hecho, de manera que sea claro que sin este error no hubiera tenido lugar, se tendrá por no escrita. Las disposiciones captatorias no valdrán. Se entenderá pr tales aquellas en que el testador asigna alguna parte de sus bienes a condición que el asignatario le deje por testamento alguna parte de los suyos.-1 go, 1510. 1118. No vale disposición alguna testamentaria que el testador no haya dado a conocer de otro modo que por sí o no, o por una señal de afirmación o negación. contestando a una pregunta.-1073. 1119. No vale disposición alguna testamentaria a favor del notario que autorizare el testamento o del funcionario que haga veces de tál, o del cónyuge de dicho notario o funcionario, o de cualquiera de los ascendientes, descendientes, hermanos, cuñados o sirvientes asalariados del mnimo. Lo mismo se aplica a las disposiciones en favor de cualquiera de los testigos.-I024. 1120. El acreedor cuyo crédito no conste sino por el testamento será considerado como legatario para las disposiciones d°l artículo precedentei,58 1191. 1121. La elección de un asignatario, sea absolutamente, sea de entre cierto númuro de personas, no dependerá del puro arbitrio ajeno. -1865. 1122. Lo que se deje indeterminadamente a los parientes se entenderá dejado a los consanguíneos del grado más próximo según el orden If i' r i: 1 R ,j. íF iý ü' it o-: eý .11 T II: 4g, rw

PAGE 158

De las asignaciones testamentarias '59 de la sucesión abintestato, teniendo lugar el derecho de representación, en conformidad con las reglas legales; salvo que a la fecha del testamento haya habido uno solo en este grado, pues entonces se entenderán llamados al mismo tiempo los del grado inmediato.-35, ss., 1037, ss. 1123. Si la asignación estuviere concebida o escrita en tales términos, que no se sepa a cuál de dos o más personas ha querido designar el testador, ninguna de dichas personas tendrá derecho a ella.-1532, 1537. 1124. Toda asignación deberá ser, o a título universal o de especies determinadas, o que por las indicaciones del testamento puedan claramente determinarse o de géneros o cantidades que igualmente lo sean o puedan serlo. De otra manera se tendrá por no escrita. Sin embargo, si la asignación se destinare a un objeto de beneficencia expresado en el testamento, sin determinar la cuota, cantidad a especies que hayan de invertirse en él, valdrá la asignación y se determinará la cuta, cantidad o especies, habida consideración a la naturaleza del objeto, a las otras disposiciones del testador y a las fuerzas del patrimonio, en la parte de que el testador pudo disponer libremente. El juez hará la determinación, oyendo al personero municipal y a los herederos, y conformándose en cuanto fuere posible a la intención del testador-795, 1008, 117o, 1369. 1125. Si el cumplimiento de una asignación se dejare al arbitrio de un heredero o legatario, a quien aprovechare rehusarla, será el heredero o legatario obligado a llevarla a efecto, a menos que pruebe justo motivo para no hacerlo así. Si de rehusar la asignación u i resultare utilidad al heredero o legatario, no será obligado a justificar su resolución, cualquiera que sea. El provecho de un ascendiente o descendiente, de un cónyuge o de un hermano o cuñado, se reputará, para el efecto de esta disposición, provecho de dicho heredero o legatario.-1538. 1126. La.asignación que por faltar el asignatario se transfiere a distinta persona, por acrecimiento, sustitución u otra causa llevará consigo todas las obligaciones y cargas transferibles, y el derecho de aceptarla o repudiarla separadamente. La asignación que por demasiado gravada hubieren repudiado todas las personas sucesivamente llamadas a ella por el testamento o la ley, se deferirá en último lugar a las personas a cuyo favor se hubieren constituido los gravámenes.-a2o6, s<., 1215, ss., 1282. 1127. Sobre las reglas dadas en este titulo acerca de la inteligencia y efecto de las disposiciones testamentarias, prevalecerá la voluntad del testador claramente manifestada, con tal que no se oponga a los requisitos o prohibiciones legales. Para conocer la voluntad del testador se estará más a la sustancia de las disposiciones que a las palabras deque se haya servido,-6.°, 15, 1418, ie. final, 1618. 1 CAPITULO a.° De las asignaciones testamentarias condicionales 1128. Las asignaciones testamentarias pueden ser condicionales. Asignación condicional es, en el testamento, aquella que depende de una condicion, esto es, de un suceso futuro e incierto, de manera que según las intenciones del testador no valga la asignación si el suceso positivo no acaece, o si acaece el negativo. Las asignaciones testamentarias condicionales se sujetan a las reglas

PAGE 159

g: Lib. 3.°, 7it. 4.1 Cap. r.° 160 dadas en el título de las obligaciones condicionales, con las excepciones y moctificaciones que van a expresarse.-1530, ss. 1129. La condición que consiste en un hecho presente o pasado no suspende el cumplimiento de la disposición. Si existe o ha existido se mira como no escrita; si no existe o no ha existido, no vale la disposición. Lo pasado, presente y futuro se entenderá con relación al momento de testar, a menos que se exprese otra cosa. 1130. Si la condición que se impone como para tiempo futuro, consiste en un hecho que se ha realizado en vida del testador, y el testador al tiempo de testar lo supo, y el hecho es de los que pueden repetirse, se presumirá que el testador exige su repetición; si el testador a tiempo de testar lo supo, y el hecho es de aquellos cuya repetición es imposible, se mirará la condición como cumplida; y si el testador no lo supo, se mirará la condición cuino cumplida, cualquiera que sea la naturaleza del hecho. 114, 1538. 1131. La condición de no impugnar el testamento impuesta a un asignatario, no se extiende a las demandas de nulidad, por algún defecto, en su forma.-1748-L. 95 de 189, 15. 1132. Subrogado * (L. 95 de 18g9, a. 12). ,* L. 95 de 1890, a. 12. La condición impuesta al heredero o legatario de no contraer matrimonio , se tendrá por no escrita, salvo que se limite a no contraerlo antes de la edad de veintiún años o menos, o con determinada persona.--6.o 1133. Se tendrá, asimismo, por no puesta la condición de permanecer en estado de viudedad; a menos que el asignatario tenga uno o más hijos del anterior matrimonio, al tiempo de deferírsele la asignación.-6.° 1134. Los artículos precedentes no se oponen a que se provea a la subsistencia de una mujer mientras permanezca soltera o viuda, dejándole por este tiempo un derecho de usufructo, de uso o de habitación, o una pensión periódica. 1135. La condición de casarse o no casarse con una persona determinada, y la de abrazar un estado o profesión cualquiera, permitida por las leyes, aunque sea incompatible con el estado de matrimonio, valdrán. L. 95 de 189% 12. 1136. Las asignaciones testamentarias bajo condición suspensiva, no conieren al asignatario derecho alguno, mientras pende la condición, sino el de implorar las providencias conservativas necesarias. Si el asignatario muere antes de cumplirse la condición, no transmite derecho alguno. Cuisplida la condición, no tendrá derécho a los frutos percibidos en el tiempo intermedio, si el testador no se los hubiere expresamante concedido.-82o, 1014, 1019, 1549. 1137. Las disposiciones condicionales que establecen fideicomisos, y conceden una propiedad fiduciaria, se reglan por el título De la propiedad ]iclíiiaria. o. L&: enýj r' ,I Gy llýY UJ * La condición impuesta al heredero o legatario de no contraer matrimonio, se tendrá por no escrita, salvo que se limite a no contraerlo antes de veinticinco ailos o menos. liii ý1" SA

PAGE 160

161 Dé las acciones testamentarias a día CAPITULO 3.° De las asignaciopes testamentarias a dia 113S. Las asignaciones testamentarias pueden estar limitadas a plazos o dias, de que dependa el goce actual o la extinción de un derecho; y se las reglas dadas en el título De las obligaciones a plasujetarán entonces a zo, con las explicaciones que siguen.-8or, r55s, ss. 1139. El día es cie 'a y determinýado, si necesariamente ha de llegar, o tantos días, mey se sabe cuándo, como el día tantos de tal mes y año, fallecimiento del tesses o años después de la fecha del testamento o del tador. Es cierto pero indelermninado, si necesarian.ente ha de llegar, pero no se sabe cuándo, como el día de la muerte de una persona. Es incierto pero determinado si puede llegar o nó; pero suponiendo que haya de llegar se sabe cuándo, como el día en que una persona cumpla veinticinco años. Finalmente es incierto e indeterminado, si no se sabe si ha de lleg ir,ni cuándo, como el día en que una persona se case.28. 1140. Lo que se asigna desde un día qne llega, antes ríe la muerte del testador, se entenderá asignado para después de sus días, y sólo se deberá desde que se abra la sucesiOn.-e ¡30. 1141. El día incierto e indeterminado es siempre una verdadera condición, y se sujeta a las reglas de las condiciones.-1128, ss. 1142. La asignación desde día cierto y determinado, da al asignatario desde el momento de la muerte del testador, la propiedad de la cosa asignada, y el derecho de enajenarla y transmitirla; pero no el de reclamarla antes que llegue el día. Si el testador impone expresamente la condición de existir el asignatario en ese día, se sujetará a las reglas de las asignaciones condicionales.-81o, 1128, SS. 1143. La asignación desde día cierto pero inderminado, es condicional, y envuelve la condición de existir el asignatario en ese día. Si se sabe que ha de existir el asignatario en ese día (como cuando la asignación es a favor de un establecimiento permanente), tendrá lugar lo prevenido en el inciso r.° del articulo precedente.-799, 1019, 1128, ss. 1144. La asignación desde día incierto, sea determinado o nó, es siempre condicional.-rr28, ss. 1145. La asignación hasta éia cierto, sea determinado o no, constituye un usufructo a favor del asigatario. La asignación de prestaciones periódicas es intrasmisible por causa de muerte, y termina, como el usufructo, por la llegada del día, y por la muerte natural del pensionario. Si es a favor de una corporación o fundación no podrá durar más de treinta años.-793, 8oo, 825, 829, 863, 865-L. 57 de 1887, 9.0 1146. La asignación hasta día incierto. pero determinado, unido a la existencia del asignatario, constituye usufructo: salvo que consista en prestaciones periódicas. Si el día está unido a la existencia de otra persona que el asignatario, se entenderá concedido el usufructo hasta la fecha en que, viviendo la otra persona, llegaría para ella el día.-Ibídem, 2297. Código Civil 11 k-ý

PAGE 161

Lib. 3.0, Tit. 4.0, Caps. 4-Y 5-° 162 CAPITULO 4.0 De las asignacione" modales 1147. Si se asigna algo a alguna persona para que lo tenga por suyo, con la obligación de aplicarlo a un fin especial, como el de hacer ciertas obras o sujetarse a ciertas cargas, esta aplicación es un modo y no una condición suspensiva. El modo, por consiguiente, no suspende la adquisición de la cosa asignada. 1148. En las asignaciones modales, se llama cláusula resoluloria la que impone la obligación de restituír la cosa y los frutos, si no se cumple el modo. No se entenderá que envuelve cláusula resolutoria cuando el testador no la expresa.-714, ss., 1336. 1149. Para que la cosa asignada modalmente se adquiera, no es necesario prestar fianza o canción de restitución para el caso de no cumplirse el modo.-834, s. 1150. Si el nodo es en teneicio del asignatario exclusivamente, no impone obligación alguna, salvo que lleve cláusula resolutoria.-1336. 1151. Si el modo es por su naturaleza imposible, o inductivo a hecho ilegal o inmoral, o concebido en términos ininteligibles, no valdrá la disposición. Si el modo, sin hecho o culpa del asignatario, es solamente imposible en la;forma especial prescrita por el testador, podrá cumplirse en otra análoga que no altere la sustancia de la disposición, y que en este concepto sea aprobarla por el juez, con citación de los interesados. Si el modo, sin hecho o culpa del asignatario, se hace enteramente imposible, subsistirá la asignación sin el gravamen. -1518, 1537 1152. Si el testador no determinare suficientemente el tiempo o la forma especial en que ha de cumplirse el modo, podrá el juez determinarlos, consultando en lo posible la voluntad de aquél, y dejando al asignatario morlal un beneficio que ascienda, por lo menos, a la quinta parte del valor (le la cosa asignada.---127. 1153. Si el modo consiste en un hecho tal que para el fin que el testador se haya propuesto, sea indiferente la persona que lo ejecute, es trasmisible a los herederos del asignatario.-1o14. 1154. Siempre que haya de llevarse a efecto la cláusula resolutoria, se entregará a la persona en cuyo favor se ha constituido el modo, una suma proporcionada al objeto, y el resto del valor de la cosa asignada acrecerá a la herencia, si el testador no hubiere ordenado otra cosa. El asignatario a quien se ha impuest, el modo no gozará del beneficio que pudiera resultarle de la disposición precedente. e G f 1 , k t CAPITULO 5.° De las asignaciones a titulo universal 1155. Lis asignatarios a título universal, con cualesquiera palabras que se les llame, y aunque en el testamento se les califique de legatarios, son herederos: representan la persona del testador para sucederle en todos sus derechos y obligaciones trasmisibles. Los herederos sn también obligados a las cargas testamentarias, esto es, a las que se canstituyen por el testamento mismo, y que no se imponen a determinadas personas, -637, in fine, roo8, toí¿, 1227, 1347, 1395, ords. 3,0 y 4.0, 141 1, 1417, 1475' aL I 11.

PAGE 162

-i 163 De las asignaciones a ti/ito singular 1156. El asignatario que ha sido llamado a la sucesión, en términos generales, que no designan cuotas, como «sea Fulano ni1 heredero», o udein mis bienes a Fulano», es heredero universal. Pero si concurriere con herederos de cuota se entenderá heredero de aquella cuota que, con las designadas en el testamento, complete la unidad o entero. Si fueren muchos los herederos instituidos, sin designación de cuota, o la parte de ella que dividiri entre sí, por partes iguales, la herencia, les toque.-o8. 1157. Si hechas Iris asignaciones se dispone del remanente de los bienes, y todas las asignaciones, excepto la del remanente, son a tíuln singular, el asignatario del remanente es heredero universal; si algunas de las otras asignaciones son de cuotas, el asignatario del remanente es heredero de la cuota que resta para completar la unidad.--ooS1158. Si no hubiere herederos universales, sino de cuota, y las designadas en el testamento no comuponen todas juntas unidad entera, los herederos abintestato se entienden llamados como herederos del re nanente. Si en el testamento no hubiere asignación alguna a tiítulo universal, los herederos abintestato son herederos universales.--inO8, s. el testamente completan o exce1159. Si las cuotas designadas en se entenderá institído den la unidad, en tal caso el heredero universal en una cuota cuyo numerador sea la unidad, y el denominador el número total de herederos; a menos que sea instituido como heredero del remanente, pues entonces nada tendrá. 1160. Reducidas las cuotas a un común denominador, inclusas las se representará la herencia por computadas según el articulo precedente, y la cuta efectiva de cada herederolpor su la suma de los numeradores, numerador respectivo. sin perjuicio de 1161. Las disposiciones de este título se entienden la acción de reforma que la ley concede a los legitimarios y al cónyuge sobreviviente.-1 23, ss., 1239, ss., 1274, ss. CAPITULO 6.» De las asignaciones a título singular 1162. Los asignatarios a título singular, con cualesqniera palabras les llame, y aunque en el testamento se les califique de herederos, que se no representan al testador; no tienen más derechos ni son legalarlos: cargas que las que expresamente se les confieran o impongan. Lo cual, sin embargo, se entenderá sin perjuicio de su responsabilidad en subsidio de los herederos. y de la que pueda sobrevenirles en el caso de la acción de reforma.-oo8, 1011, 1199, 1274, ss. 1163. No vale el legado sle cosas que al tiempo del testamento sean de propiedad pública y uso común, o formen parte de un edificio, de manera que no puedan separarse sin deteriorarlo; a menos que la causa cese antes de deferirse el legado.-658, 66o, 672. 1164. Podrá ordenar el testador que se adquiera una especie ajena para darla a alguna persona o para emplearla en algún objeto de beneficencia; y si el asignatario a quien se impone esta obligación no pudiere especie rehusa enajenarla, o 17ida por cumplirla, porque el dueño de la será sólo obligado a dar en ella un precio excesivo, el dicho asignatario dinero el justo precio de la especie. Y si la especie ajena legada hubiere sido antes adquirida por el lega-

PAGE 163

~w. y oÑ ¿ vs Lib. 3.0, Tít. 4.°, Cap. 6.0 L 164 taro O lara el objeto de beneficencia, no se deberá su precio sino en cuanto la adquisición hubiere sido a título oneroso y a precio equitativo. 1165. El legado de especie que no es del testador, o del asignatario a quien se impone la obligación de darla, es nulo; a menos que en el test:e que la cosa no era suya o del disabía tamento aparezca que el testador cho asignatario; o a menos de legarse la cosa ajena a un descendiente o V ascendiente legitimo del testador, o a su cónyuge; pues en estos casos se procederá coto en el del inciso 1.° del artículo precedente. muerte del testador Si la cosa ajena legada pasó, antes de la 1166. , al dominio de éste o del asignatario a quien se había impuesto la obligación de darla, se deberá el legado. 1167. El asignatario obligado a prestar el legado de cosa ajena, que después de la muerte del testador la adquiere, la deberá al legatario; el cual, sin embargo, no podrá reclamaria, sino restituyendo lo que hubiere recibido por ella, según el artículo 1164. 1168. Si el testador no ha tenido en la cosa legada más que una parte, cuota o derecho, se presumirá que no ha querido legar más que esa parte, cuota o derecho. Lo mismo se aplica a la cosa que un asignatario es obligligado a dar, y en que sólo tiene una parte, cuota o derecho.-66, 1799-C. J., 578, 1169. Si al legar una especie se designa el lugar en que está guardada, y no se encuentra allí, pero se encuentra en otra parte, se deberá la especie: si no se encuentra en parte alguna se deberá una especie de me diana calidad del mismo género, pero sólo a las personas designadas en el artículo 1165. 1170. El legado de cosa fungible, cuya cantidad no se determine de algún modo, no vale. it, W t. ti 2» 1r. 14 señalando el lugar en que ha de encontrarSi se lega la cosa fungible, se, se deberá la cantidad que allí se encuentre al tiempo de la muerte del testador, dado caso que el testador no haya determinado la cantidad, o hasta concurrencia de la cantidad determinada por el testador, y no más. Si la cantidad existente fuere menor que la cantidad designada, sólo se deberá la cantidad existente; y si no existe allí cantidad alguna de dicha cosa fungible, nada se deberá. Lo cual, sin embargo, se entenderá con estas limitaciones: 1.> Valdrá siempre el legado de la cosa fungible cuya cantidad se determine por el testador a favor de las personas designadas en el artículo u¡65. a.0 No importará que la cosa legada no se encuentre en el lugar señalado por el testador, cuando el legado y señalamiento del lugar no forman una cláusula indivisible. Así, el lrgado de «treinta hectolitros de trigo, que se hallan en tal parte», vale, aunque no se encuentre allí trigo alguno; pero el legado de «los treinta hectolitros de trigo, que se hallarán en tal parte», no vale, sino respecto del trigo que allí se encontrare, y que no pase de treinta hectolitros-633, 1124. 1171. El legado de una cosa futura vale. cotí tal que llegue a existir. 1518. 1172, Si de muchas especies que existen en el patrimonio del testador, se legare una, sin decir cuál, se deberá una especie de mediana cantidad (sic) o valor, entre las comprendidas en el legado-566. 1173.7 Los legados de género que no se limitan a lo que existe en elpatrimonio del testador, como una vaca, un caballo, imponen la obligación de dar una cosa de mediana calidad o valor del mismo género.1566. rf ý" 1 .i F

PAGE 164

'w, -11 -w 165 De las asignaciones a título singular 1174. Si se legó una cosa entre varias que el testador creyó tener y no ha dejado más que una, se deberá la que haya dejado. Si no ha dejarlo ninguna no valdrá el legado sino en favor de las personas designadas en el articulo 1165; que sólo tendrán derecho a pedir una cosa mediana del mismo género, aunne el testador les haya concedido la elección. Pero si se lega una cosa de aquellas cuyo valor no tiene límites, como una casa, una hacienda de campo, y no existe ninguna del mismo género entre los bienes del testador, nada se deberá, ni aun a las personas designadas en el artículo 1165. ,1 L 57 dc 1887, a. 29. Si la elección de una cosa entre muchas se diere expresamente a la persona obigada o al legatario, podrá respectivamente aquélla o éste ofrecer o elegir a su arbitrio (r). 1175. Derogado el primer inciso. * (L. 57 de 1887, a, 45). Si el testador cometiere la elección a tercera persona, podrá ésta elegir a su arbitrio; y si no cumpliere su encargo dentro del tiempo seña. lado por el testador, o en su defecto por el juz, tendrá lugar la regla del artinlo 1172. Hecha una vez la elección no habrá lugar a hacerla de nuevo sino por causa de engaño o dolo.-63, inc. final, 1515. 1176. La especie legada se debe en el estado en que existiere al tiempo de la muerte del testador, comprendiendo los utensilios necesarios "ti r y que existan con ella.-833 para su uso, 11 1177. Si la cosa legada es un predio, los terrenos y los nuevos edificios que el testador le haya agregado después del testamento, no se comprenderán en el legado; y si lo nuevamente agregado formare con lo demás, al tiempo de abrirse la sucesión, un todo que no pueda divi irtse sin grave pérdida, y las agregaciones valieren más que el predio en su estado anterior, sólo se deberá este segundo valor al legatario; si valiere menos , t se dc lerá todo ello al legatario, con el cargo de pagar el valor de las agregaciones. Pero el legado de una medida de tierra, como unl ic/ros cuadrados, no crecerá en ningún cano por la adquisición cíe tierras contiguas, y si la no pudiere separarse de éstas, aquel sólo se deberá lo que valga. sólo se deberá Si se lega un solar, y después el testador edifica en él, el valor del solar. 1178. Si se deja parte de un predio, se entenderán '17 legadas las ser-883, 938. viduarus qtue para su goce y cultivo le sean necesarias. Mý. 1179. Si se lega una casa, con sus muebles o con todo lo que se encuentre en ella. no se entenderán comprendidas en el legado las cosas las que forman el la misma manera enumeradas en el inciso 2° del artículo 662, sino sólo ajuar de la casa, y se encuentran en el. a; y si se lega dc una hacienda de camp , no se entenderá que el legado comprende otras cn cosas que las que sirven para el cukivt y beneficio de l. hacienda, y se encuentran en ella. En uno y otro caso ni se deberán de los demás objetas contenido ei la casa o ha-iencda, sino los que el testidor expresamtente designare. 1180. Si se lega un carruaie de cualquier clase, se entenderán legados los arneses y ias bestias de que el testador solia servirse para usarlo, y que al tiempo de su muerte existan con él. 1 ) Este articulo subroga el primer inciso del artículo ¡¡75 del Código, cuyos dos incisos fuales van a contiuación en el texto. ' Si la elección de una cosa entre muchas se diere expresamente a la perna obligada, podrá respectivamente aquélla o éste ofrecer o elegir a su arbitrio.

PAGE 165

r 1 a. Lib. 3.', Tít. 4.0, Cap. 6.° 166 1181. Si se lega un rebaño, se deberán los animales de que se componga al tiempo de la muerte del testador, y no más. 1182. Derogado. ' (L. 57 de 1887, a, 45). 14 1. L. 57 de r887, a. 30. Si a varias personas se legan distintas cuotas de una misma cosa, se seguirán para la división de éstas las reglas del cap5u!0 q.°, titulo 4.°, libro 3.° dcl Córligo. 1183. La especie legada pasa al legatario con 1 servidumbres, censos y drumás cargas reales.-65, 883. 1184. Si se lega una cosa con calidad de no enajenarla, y la enajenación o cormpr¡metiere ningún derecho de tercero, la cláusula de no en jenar se tendrá por ir, escrita.-15, s., 244o-Const., 37-L. 153 de 18iS, ,09. 1185. Pueden legarse no sólo las cosas corporales sino los derechos y acciones. Por el hecho de legarse el título de un crédito se entenderá que se lega el crédito. ßI legado de un crédito comprende el de los intereses devengados; pero no subsiste sino en la parte del crédito a de los intereses que no hubiere recibido el testador.-653, 664, ss. 1186. Si la cosa que fue empeñada al testador, se lega al deudor, no se extingue por es, la deuda sino el derecho de prenda; a menos que aparezca claramente que la voluntad del testador, fue extinguir la deuda. 1713, 2409, ss. 1181. Si el testador condona en el testamento una deuda, y después demanda judicialmente al deudor, o acepta el pago que se le ofrece, no podrá el deudor aprovecharse ¡le la condonación; pero si se pagó sin noticia o consentimienio del testador, podrá el legatario reclamar lo pagado.-1711, ss., 2313. 1188. Si se condona a una persona lo que debe, sin determinar suma, no se comprenderán en la condonación sino las deudas existentes a la fecha del testamento.-1711, ss. 1189. Lo que se lega a un acreedor no se entenderá que es a cuenta de si crédito, si no se expresa, o si por las circunstancias no apareciere claramente que la intención del testador es pagar la deuda con el legado. Si así se expresare o apareciere, se deberá reconocer la deuda en los términos que la haya hecho el testador, o que se justifique haberse contraido la obligación; y el acreedor podrá a su arbitrio, exigir el pago en los términos a que estaba obligado el deudor, o en los que expresa el testamento. 1190. Si el testador manda pagar lo que cree deber y no debe, la disposición se tendrá por no escrita. Si ei razón de una deuda determinada se manda pagar más de lo que ella importa, no se deberá el exceso, a siesos qie aparezca la intención ríe dOnarlo.-1117, 1510, s., 2313. 1191. Las deudas confesadas en el testamento, y ile que por otra parte u, hubiere un principio de prueba por e
PAGE 166

Y . 167 De las donaciones revocables braba suministrarlos a la misma persona; y a falta de esta determinación, consideración la necesidad del legatario, sus se regularán tomando en la fuerza del patrimonio en la parte de que relaciones con el testador, y el testador ha podido disponet libremente. Si el testador no fija el tiempo que haya de durar la contribución de alimentos, se entenderá que debe durar por toda la vida del legatat io. Si se legare una pensión anual para la educación del legatario, durará hasta que cumpla veintiún añ ,s, y cesará si muere antes de cumplir esa edad.-413, 411, 1418. 1193. Por la destrucción de la especie legada se extingue la obligación de pagar el legado. La enajenación de las especies legadas, en todo o parte, por acto entre vivs, en vuelve la revocación del legado en todo o parte, y no subsistirá , revivirá el legado, aunque la enajenación haya sido nula, y aunque las especies legadas vuelvan a poder del testador. La prenda, hipoteca o censo constituidó sobre la cosa legada so extingue el legado, pero la grava con dicha prenda, hipoteca o censo. Si el test idor altera sustancialmente la cosa legada mueble, como si de la madera hace construir un carro, o de la lana telas, se entenderá que revoca el legado.-1543, 1561, 1604 a 1607, 1729, SS. CAPITULO 7° De las donaciones revocables 1194. Donación revocable es aquella que el donante puede revocar a su :u bitrio. Donación por causa de unuerle es lo mismo donación entre vivos, lo mismo que donación que donación revocable; y irrevocable.-12, 125, 150, 164, 1056, s., 1243, ss., 1258, s., 1842, 1443, SS. 1195. No valdrá como donación revocable sino aquella que se hubiere otorgado con las solemnidades que la ley prescribe para las de su clase, ~ aquella -que la ley da expresamente este carácter. Si el otorgamiento de una donación se hiciere con las solemnidades de las entre vivos, y el donante en el instrumento se reservare la facultad de revocara, sera necesario, para que subsista después de la muerte del donante. que éste la haya confirmado expresamente en un acto testamenta. rio; salvo que la donación sea del uno de los cónyuges al otro. Las donaciones de que no se otorgare instrumento alguno, valdrán como d naciones entre vivos, en lo que fuere de derecho; menos las que se hi ieen entre cónyuges, que podrán siempre revocarse.-745, 1056, 1196 1457 1842, ss.-L. 57 de 1887, 31. 1196. Son nulas las rionaciones revocables de personas que no pueden testar o donar entre vivos. Son nulas, asírismo, las entre personas que no pueden recibir asignaciones testamentarias o donaciones entre vivos una de otra. Sin embargo, las donaciones entre cónyuges valen revocables. 745, 1018, ss., 1061, 1119, 1444 a 1446, 1197. Derogado. * (L. 57 de 887, a. 451. r'~ L. 57 de 1887, a. 31. El otorgamiento de las bles se sujeta a las reglas del artículo 1056. 1198. Por la donación revocable, seguirla de la como donaciones 1844. '449, donaciones revoca tradición de las co El otorgamiento de las donaciones revocables se sujetará a las reglas del articulo 1050.

PAGE 167

Lib. 3.0, Tit. 4., Cap. 8.0 168 sas donadas, adquiere el donatario los derechos y contrae las obligaciones de usufructuario. Sin embargo, no estará sujeta rendir la caución de conservación y restitución a que son obligados los usufructuarios, a no ser que lo exija el donante~-745, 756, 834. 1199. Las donaciones revocables a título singular son legados anticipados, y se sujetan a las mismas reglas que los legados. Recíprocamente, si el testador da en vida al legatario el goce de la cosa legada, el legado es una donación revocable.-oo8, [r01, 1162, ss., 1243, 1419, ss. 1200. Las donaciones revocables, inclusos los legados, en el caso del inciso precedente, preferirán a los legados de que no se ha dado el goce a los legatarios en vida del testador, cuando los bienes que éste deja a su muerte no alcanzan a cubrirlos todos. 1201. La donación revocab' e de todos los bienes o de una cuota de ellos se mirará como una institución de heredero, que sólo tendrá efecto desde la muerte del donante. Sin embargo, podrá el donatario de todos los bienes o de una cuota de ellos ejercer los derechos de usufructuario sobre las especies que se le hubieren entregado.-oo8, ¡oir, ¡155. 1202. Las donaciones revocables caducan por el niero hecha de mo. rir el donatario antes que el donante. 1203. Las donaciones revocables se contirman y dan la propiedad del objeto donado, por el mero hecho de morir el donante sin haberlas revocado, y sin que haya sobrevenido en el donatario alguna causa de incapacidad o indignidad, bastante para invalidar una herencia o legado; salvo el caso del articulo 1195, inciso 2.°-1258, s. 1201. Su revocación puede ser expresa o tácita, de la misma manera que la revocación de las here icias o legados.-1193, 1270, ss. 1205. Las disposiciones de este párrafo, en cuanto conciernan :rlos asignatarios forzosos, están sujetas a las excepciones y modificaciones que se dirán en el título De las asiguaciones forzosas. CAPITULO 8.0 Del derecho de acrecer 1206. Destinado un mismo objeto a dos o más asignatarios, la porción de uno de ellos, que por falta de éste se junta a las porciones dle los otros, se dice acrecer a ellas.-1126, 1222. 1207. Este acrecimiento no tendrá lugar entre los asignatarios de distintas partes o cintas en que el testador haya dividido el objeto asignado: cada parte o cuota se considerará en tal caso, como rn objeto se. parado; y no habrá derecho de acrecer sino entre los coasignatarios de una misma parte u cuota. Si se asigna un objeto a dos o más personas por iguales parles habrá derecho de acrecer.-1841. 1208. Habrá derecho de acrecer, sea que se llame a los coasignatarios en una misma cláusula o en cláusulas separadas de un mismo instrumento testamentario. Si el llamamiento se hace en dos instrumentos distintos, el llamamiento anterior se presumirá revocado en toda la parte que no le fuere común con el llamamiento posterior.-66, 1273-C. J., 578. 1209. Los coasignatarios conjuntos se reputarán por una sola persona para concurrir con otros coasignatarios; y la persona colectivas forAL

PAGE 168

rwn' 169 De las sustituciones mada por los primeros, no se entenderá faltar, sino cuando todos éstos faltaren. asociados por una expreSe tendrán por conjuntos los coasignatariís una denominasión copulativa. como Pedro y Juan, o comprendidos en ción colectiva, como los hjos de Pedro. 1210. El coasignatario podrá conservar su propia porción y repudiar la que se le defiere por acrecimiento; pero no podrá repudiar la primera y aceptar la segunda.-¡¡"6, 1282, ss. 1211. La porción que acrece lleva todos sus gravámenes consigo, excesto los que suponen una calidad o aptitud personal del coasignatario que falt.-1126. 1212. El derecho de trasmisión establecido por el articulo 1014, excluye el derecho de acrecer.-1222. 1213 Los asignatariýus de usufructo, de uso, de habitación o de una pensión periódica, conservan el derecho de acrecer, mientras gozan de dicho usufructo, uso, habitación o pensión; y ninguno de estos derechos se extingue hasta que falte el último coasignatario. 1214 El testador podrá, en todo caso, prohibir el acrecimiento.1127. CAPITULO 9.° De las sustituciones 1215. La sustitución es vulgar o fideicomisaria. La sustitución vulgar es aquella en que se nombra un asignatario para que o:upe el lugar de otro que no acepte, o que, antes de deferírsele la asignación, llegue a faltar por fallecimiento, o por otra causa que extinga su derecho eventual. No se entiende faltar el asignatario que una vez aceptó, salv que se invalide la aceptación.-794, ss. 1216. La sustitución que se hiciere expresamente pnr u algunos de los casos en que pueda faltar el asignatario, se entenderá hecha para cualquiera de los otros en que llegare a faltar; salvo que el testador haya expresado voluntad contraria.-1127. 1217. La sustitución puede ser de varios grados, como cuando se nombra un sustituto al asignatario directo, y otro al primer sustituto. 1218 Se puede sustituir uno a muchos y muchon a uno. 1219. Si se sustituyen reciprocamente tres o más asig.satarios, y falta uno de ellos la porción de éste se dividirá entre los otros a prorrata de los valores de sus respectivas asignaciones. 1220. El sustituto de un sustituto que llega a faltar, se entiende llamado en lis mismos casos, y con las mi.ynas cargas que éste, sin perjuicio de lo que el testador haya ordenado a este respecto. 1221. Si el asignatario fuere descendiente legitimo del testador, los descendientes legítimos del asignatario no por eso se entenderán sustituidos a éste; salvo que el testader haya expresado voluntad contraria .-38. 1222. El derecho de trasmisión excluye al de sustitución, y el de sustitución al de acrecimiento-14, 1206, 1s1a. 1223. Sustitucin fideicomisaria es aquella en qne se llama a un lidecomisario, que en el evento de una condición se hace dueño absoluto de lo que otra persona poseía en propiedad fiduciaria. La sustitución fideicomisaria se regla por lo dispuesto en el título De la propiedad fiduciaria. 1221. Si para el caso de faltar el fideicomisario antes de cumplirse la

PAGE 169

mr w Lib. 3.o, Tít. 5., Caps. í.° y 2.o 170 condición, se le cocbrar un o m iii sustiíutas, estas sustituciones se entenderán vulgares, y se sujeltaOLu alas reglas de los artículos precedentes. Ni el fideicomisario cíe primer gracio, ni sustituto alguno llamado a ocupar su lugar, trasmiten su expectativa si faltan.-8o , 1012, ioi9-L. 153 de 1887, 17. 1225. La sustitución no debe presumirse fideicomisaria, sino cuando el tecor de la disposición excluye manifiestamente la vulgar.-794, SS. s TITULO 5.° De las asignaciones forzosas 1226. Asignaciones forzosas son las que el testador es obligado a hacer, y que se suplen cuando n las ha hecho, aun con perjuicio de sus disposiciones testamentarias expresas. Asignaciones forzosas son: i.° Los alimentos que se deben por la ley a ciertas personas. 2.° La porción conyugal. 3.0 Las legitimas. * 4.0 La cuarta de mejoras en la sucesión de los descendientes legitimos.-411, SS., 1230, ss., 1239, ss.-L. 153 de 1887, 34, ss.-L. 30 de 1888, 36. CAPITULO 1.° t De las asignaciones alimenticias que se deben a ciertas personas 1227. Los alimentos que el difunto ha debido por ley a ciertas personas, gravan la masa hereditaria, menos cuando el testador haya impuesto esa obligación a uno o más participes de la sucesin.-o16, 1155, 1343. 1393. 1228. Los asignatarios de alimentos no estarán obligados a devolución alguna, en razón de las deudas o cargas que gravaren el patrimonio de, lifunto; pero podrán rebajarse los alimentos futuros que parezcan desprotsorcionadis a las fuerzas del patrimonio efectivo.-419, 1418. 1229. Las asignaciones alimenticias en favor de personas que por ley no tengan derecho a alimentos, se imputarán a la porción cte bienes de que el difunto ha podido disponer a su arbitrio. Y si las que se hacen a alimentarios forzosos, fueren más cuantiosas de lo que en las circunstancias corresponda, el exceso se imputará a la misma porción de bienes. CAPITULO 2.0 Lit, De la porción conyugal 1230. La porción conyugal es aquella parte del patr imonio de una persona difunta que la ley asigna al cónyuge sobreviviente que carece de. lo necesario para su congrua subsistencia. 1231. Tendrá derecho a la porción conyugal aun el cónyuge divorciado, a menos que por culpa suya haya dado ocasión al divorcio.-166, 1278-L. 30 de 1888, 36. 1232. El derecho se entenderá exi0iir al tiempo del fallecimiento del otro cónyuge, y no caducará en todo o parte por la adquisición de bienes que posteriormente hiciere el cónyuge sobreviviente.-1012-L. 153 de 1887, 34, ss. os aJE 1;:

PAGE 170

rqw 'w'nrr De las legítimas y mejoras 171 1233. El cónyuge sobreviviente que al tiempo de fallecer el otro cónyuge no tuve derecho a porción conyugal, no lo adquirirá después por el hecho de caer en pobreza. 1234. Sí el cónyuge sobreviviente tuviere bienes, pero no de tánto valor como la porción regular, sólo tendrá derecho al complemento, a título de porción conyugal. Se imputará por tanto a la porción conyugal todo lo que el cónyuge sobreviviente tuviere derecho a percibir a cualquier otro título en la sucesión del difunto, iuclusasu mitad de gananciales, si no la'renunciare.-1826, 1831, 183. 1235. El cónynge sobreviviente podrá, a su arbitrio, retener lo que posea o se le deba, renunciando la porción conyugal o pedir la porción conyugal, abandonando sus otros bienes y derechos.-Ibidem. 1236-La porción conyugal es la cuarta parte de los bienes de la persona difunta, en todos los órdenes de suucesióu, menos en el de los descendientes legítimos. Habiendo tales descendientes, el viudo o viuda será contado entre los hijos, y recibirá como porción conyugal la legitima rigurosa de un hijo.-1oí6, 1442, 1249, 1278-L. 153 de 1887, 86. 123'. Si el cónyuge sobreviviente hubiere de percibir en la sucesión del difunto, a titulo de donación, herencia o legado, más de lo que le corresponde a título de porción conyugal, el sobrante se imputará a la parte de los bienes de que el difunto pudo disponer a su arbitrio.1242, ss. 1238. -El cónyuge a quien por cuenta de su porción conyugal haya cabido a titulo universal alguna parte en la sucesión del difunto, será responsable a prorrata de esta parte, como los herederos %n sus respectivas cuotas. Si se imputare a dicha porción la mitad de gananciales, subsistirá el ésta la responsabilidad especial que le es propia, según lo prevenido en el título De la sociedad conyugal. En lo demás que el viudo o viuda perciba, a título de porción conyus gal, só!o tendrá la responsabilidad subÍdiaria de los legatarios.-1155, 1162, 1411, ss., 1833. CAPITULO 3.0 De las legítimas y mejoras 1239. Le;ítiia es aquella cuota de los bienes de un difunto que la ley asigna a ciertas personas llamadas legilisíarios. Los legitimarios son, por consiguiente, herederos. 1240. Son legitimarinos: 1.0 Los hijos legitimos personalmente, o representados por su descendencia legítima. 2.0 Lns ascendientes legítimos. 3.o Los hijos naturales personalmente, o representados por su descendencia legítima. 4.0 Los padres naturales. ss., 172, 1041 a 1044-L. 57 de 1887, -124. 6.°, s.-L 153 de 1887, 34, 36-L. 95 de 1890, 7.0 1241. Los legitimarios concurren son excluídos y representados y orden y reglas de la sucesión intestada. segun ei 1040, ss.-L. 153 de 1887, 34, 36, 85, s. 1242. La mitad de los bienes, previas las deducciones y agregaciones indicadas en el artículo 1016, y en las que en seguida se expresan, se dividirá por cabezas o estirpes entre los respectivos legitimarios, según las reglas de la sucesión intestada; lo que cupiere a cada uno en esa división será su legítimia rigorosa. No habiendo descendientes legítimos con derecho de suceder, la ¡nii

PAGE 171

5I~5 -~ -~w.. 1 Lib. 3.°, Tít. 4.° Cap. 3.° 172 kv 1tad restante es la porción de bienes de que el difunto ha podido disponer a su arbitrio. Habiendo tales descendientes, la masa de bienes, previas las referidas deducciones y agregaciones, se dividirá en cuatro pautes: dos de ellas, o sea la mitad del acervo, para las legitimas rigorosas; otra cuarta, para las mejoras con que el difunto haya querido favor, -er a uno o más cíe sus descendientes legítimos, sean o ni legitimarios; y otra cuarta de que ha podido disponer a su arbitrio.-í04o, ss., 1277, 1370-1.. 153 de 1887, 34, 36, 85, s. 1243. Para computar las cuartas de que habla el artículo precedente, se acumularán imaginariamente al acervo líquido todas las donaciones revocables e irrevocables hechas en razón de legítimas o de mejoras, según el valor que hayan t-nido las cosas donadas al tiempo de la entrega, y las deducciones que, según el articulo 1234, se hagan a la porción conyugal. Las cuartas antedichas s: refieren a este acervo imaginario.-Io16, 1194, s., 1443, ss. 1244. Si el que tenía, a la sazón, legitimarios, hubiere hecho donaciones entre vivos a extraños, y el valar de todas ellas juntas excediere a la cuarta parte de la suma formada por este valor y al del acervo imaginario, tendrán derecho los legitimarios para que este exceso se agregue también imaginariamente al acervo, para la computación de las legítimas y mejoras.-1443, ss. 1245. Si fuere tal el exceso, que no sólo absorba la parte de bienes de que el difunto ha podido disponer a su arbitrio, sino que menoscabe las legítimas rigorosas, o la cuarta de mejoras, tendrán derecho los legitimarios para la réStitución de lo excesivamente donado, procediendo contra los donatarios en un orden inverso al de las fechas de las donaciones, esto es, principiando por las más recientes. La insolvencia de un donatario no gravará a los otros.-t482. 1246. No se tendrá por donación sino lo que reste, deducido el gravamen pecuuiaria que la asignación estuviere afectada. Ni se tomarán en cuenta los regalos moderados, autorizados por la costumbre, en ciertos días y casos, ni los dones manuales de poco valor. Ley 153 de 1887, 13. 1241. Si la suma de lo que se ha dado en razón de legítima no alcanzare a la mitad del acervo imaginario, el déficit se sacará de los bienes, can preferencia a toda otra inversión. 1248. Si no legitimari' no ileva el todo o parte de su legí ima por inca'pacidad, indignidad o exheredación, o porgne la ha repudiado, y no tiene descendencia con derecho de representarle, dicho todo o parte se agregará a la mitad legitimaria. y contribuirá a formar las legitimas rigorosas de los otros, y la porción conyugal, en el caso del artículo 1236, inciso 2.0 Volverán de la misma manera a la mitad legitimaria las delucciones que según el articulo 1234 se hagan a la porciónc cnyugal, en el caso antedicho -1018, ss., 1041. 1044, 1265, sS. 1241. Acrece a las legítimas rigorosas toda aquella porcisn de los bienes cte que el testador ha podido disponer a título de mejoras, o con absoluta libertad, y no ha dispuesto y si lo ha hecho ha quedado sin efecto la disposición. Aumentadas así las legítinos rigorosas, se llaman legdciuas jedias. ,Este acrecimiento ni aprovecha al cónyuge sobreviviente, en el caso del articílo 1236, inciso 2°-1052. 1250. La legitima rigcrosa no es susceptible de condición, plazo, modo o gravamen alguno. i o,u, ts i! +I' St Iý OL

PAGE 172

} 173 De las legfinas y, mejoras Sobre lo demás que se haya dejado o se deje a los legitimarios, ex cepto bajo la forma de donaciones entre vivos, puede imponer el testador los grav.menes que quiera, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo -1128 1262. 125 . da en razón de legítimas, excediere Si lo que se ha dado o se 625. se imputará a la cuarta cíe mejoras, sin a ,a mitad del acervo imaginario, perjuicio de dividirse por partes iguales entre los legitimarios; pero con exclusión del cónyuge sobreviviente, en el caso del artículo 1236, inciso 2.0 1252. Si las mejoras (comprendiendí el exceso de que habla el aren !a cuarta parte del acervo tículo precedente en su caso), no cupieren restante, con prefeimaginario, este exceso se imputará a la cuarta parte rencia a cualquicr objeto de libre disposición, a que el difunto la haya destinada 1253. D: la cuarta de mejoras puede hacer el donante o testador la distribución que quiera entre sus descendientes legítimos; podrá, pues, asignar a uno o más de sus descendientes legítimos, toda la dicha cuarta, con exclusión de los otros. Lis gravámenes impuestos a los partícip rs cte la cuarta de mejoras, serán siempre en favor de uno o más de lo, tros descendientes legítimos. 1251. Si no hubiere cómo completar l:s legítimas y mejoras, calculadas en e.ofomiiidad con los artículos precedentes, se rebajarán unas y otras :a prorrata. 1255. El que deba una legítima podrá, en todo caso, señalar las especies en que hay.s de hacerse su pago; pero no podrá delegar esta facultad a persona alguna, ni tasar los valores de dichas especies.-i375. 1256. Todos los legados, torlas las donaciones, sean revocables o irrevocabl, ;, hechas a un legitimario que tenía entonces la calidad de tál, se imputarán a su legítima, a menos que en el testamento o en la respectiva escritura o en acto posterior auténtica, aparezca que el legado o la donación ha sido a título ce mejora. Sin embargo, los gastos hechos para la educación de un descendiente no se tomarán en cuenta para la computación de las legítimas, ni de la cuarta de mejoras, ni de la cuarta de libre disposición, aunque se hayan hecha con la calidad de imputables. Tampoco se tomarán en cuenta para dichas imputaciones, los preseítehechos a un descendiente con ocasión de su matrimonio, ni otros regalos cle costumbre.-i8oo-L. 153 de 1t87, 13. 1257. La acumulación de lo que se ha cIado irrevocablemente en razón de legítimas o mejoras para el cómputo prevenido por el artículo 1a42 y s entes no aprovecha a los acree.iores hereditarios ni a los asignatarias que lo sean a otro título que el de legítima o mejora. 125'^. Si se hiciere una donación revocable o irrevocable, a título de legitima, a una persona que no fuere entonces legitimaria del donante, y el donatario no adquiriere después la calidad de legitimario, s@ resolverá la donación. Lo mismo se observará si se hubiere hécho la donación a título de legítima, al que era entonces legitimario, pero después dejó de serlo, por incapacidad, indignidad, desheredación o repudiación, o por haber sobrevenido rro legitimario de mejor derecho. Si el donatario descendiente legítimo, ha llegado a faltar de cualquiera de esos modos, las donaciones imputables a su legítima se imputarán a la de sus descendientes legítimos.-o18, ss., 1203, 1265, ss., 1282, SS. 1259. Si se hiciere una donación revocable o irrevocable a titulo de mejora, a una persona que se creia descendiente legitimo del donante y no lo era, se resolverá la donación. mbwb ~

PAGE 173

a Lib. 3.1, Tít. 5.1, Cap. 4. 174 Lo mismo sucederá si el donatario, descendiente legitimo, ha llegado a faltar por incapacidad, indignidad, desheredación o repudiación.-toi8, ss., 1203, 1265, SS., 1282, ss. 1260. N, se imputarán a la legítima de una persona las donaciones o las asignaciones testamentarias que el difunto haya hecho a otra, salvo el caso del artículo 1258, inciso 3.0 1261. Los desembolsos hechos para el pago de las deudas de un legitimario, descendiente legítimo, se imputarán a su legitima, pero sólo en cuanto hayan sido útiles para el pago de dichas deudas. Si el difunto hubiere declarado expresamente, por acto entre vivos o testamento, ser su ánimo que no se imputen dichos gastos a la legítima, en este caso se considerarán como una mejora. Si el difunto, en el caso del inciso anterior, hubiere asignado al mismo legitimario, a título de mejora, alguna cuota de la herencia o alguna cantidad dte dinero, se imputarán a dicha cuota o cantidad; sin perjuicio de valer en lo que excediere a ella, como mejora, o come el difunto expresamente haya ordenado.-1414. 1262. Si el difunto hubiere prometido por escritura pública entre vivos, a un descendiente legítimo, que a la sazón era íegitimari, no donar ni asignar por testamento parte alguna de la cuarta de mejoras, y despues contraviniere a su promesa, el dicho descendiente legítimo tendrá derecho a que lossignatarios de esa cuarta le enteren lo que le habría valido el cumplimiento de la promesa, a prorrata de lo que su infracción les aprovechare. Cualesquiera otras estipulaciones.sobre la sucesión futura, entre un legitimario y el que le debe la legítima, serán nulas y de ningún valor. 6.°, 15. s., 1250, 1283, 1520, 1526. 1263. Los frutos de las cosas donadas revocable o irrevocablemente a titulo de legitima o de mejora, durante la vida del donante, pertenecerán al donatario desde la entrega de ellas, y no figurarán en el acervo; y si las cosas donadas no se han entregado al donatario, no le pertenecerán los frutos sino desde la muerte del donante, a menos que éste le haya do-. nado irrevocablemente, y de un modo auténtico, no sólo la popiedad sino el usufructo de las cosas donadas.-716, 718. 1264Si al denatario de especies, que deban imputarse a su legitima o mejora, le cupiere definitivamente una cantidad no inferior a la que valgan las mismas especies, tendrá derecho a conservarlas y exigir el saldo, y no podrá obligar a los demás asignatarios a que le cambien las especies, o le den su valor en dinero. Y si le cupiere definitivamente una cantidad inferior al valer de las mismas especies, y estuviere obligado a pagar un saldo, podrá, a su arbitrio, hacer este pago en dinero, o restituir una o más de dichas especies, . y exigir la debicla compensación pecuniaria, por lo que el valor actual de las especies que restituya excediere al saldo que debe. CAPITULO 4< De los desheredamientos 1265. Deshercdamienlo es una disposición testamentaria en que se ordena que un legitimario sea privado del todo o parte de su legítima. No valdrá el desheredamiento que no se conformare a las reglas que en este título se expresan.-291, ord. 3', 1044. 1266. Un descendiente no puede ser desheredado sino por alguna de las causas siguientes: 1? Por haber cometido injuria grave contra el testador en su perso. 1 ti r l F?ý aý e ¡r

PAGE 174

De la revocación y reforma del testamento 175 na, honor o bienes, o en la persona, honor o bienes (le su cónyuge, o de cualquiera de sus ascendientes n descendientes legitimos. no haberle socorrido en el estado de clemencia o destitución, 2.a Por pudiendo. 3n Por haberse valido de fuerza o dolo para impedirle testar. consentimiento de un ascendiente o sin 4? Por haberse casado sin el estando obligado a obtenerlo (i). el de la justicia en subsidio 5.2 Por haber cometido in delito a que se haya aplicado alguna de las penas designadas en el número 4.° del artículo 315, o por haberse abandonado a los vicios o ejercido granjorías infames, a msaos que se pruebe que el testador no cuidó de la educación del desheredado. Los ascendientes podrán ser desheredados por cualquiera de las tres primeras causas -124 s., Ya72, 1485-L. 95 de 1890, 14. 1267. No valdrá ninguna de las causas de desheredamiento, mencionadas en el artículo anterior, si no se expresa en el testamento específicamente, y si además no se hubiere probado judicialmente en vida del testador; t las personas a quienes interesare el desheredamiento no lo probaren después de su muerte. Sin embargo, no será necesaria la prueba, cuando el desheredado no reclamare su legitima dentro de los cuatro años subsiguientes a la apertura de la sucesión; o dentro de los cuatro años contados desde el día en que haya cesado su incapacidad de administrar, si al tiempo de abrir-Ibíidem, 1274. se la sucesron era tícapaz. 1268. Los efectos del desheredamiento si el desheredador no los las legítimas, sino a todas limitare expresamente, se extienden no sólo a las asignaciones por causa de muerte, haya hecho el desheredador. y a todas las donaciones que le Pero no se extienden a los alimentos necesarios, excepto en los casos de injuria atroz-125, 414, 1036. 1269. El desheredamiento podrá revocarse, como las otras disposiciones testamentarias, y la revocación podrá ser total o parcial; pero no se entenderá revocado tácitamente por haber intervenido reconciliación, ni el desheredado será admitido a probar que hubo intención de revocarlo. TITULO 6,° De la revocación y reforma del testamento CAPITULO 1.° De la revocación del testamento 1270. El testamento que ha sido otorgado válidamente no puede invalidarse sino por la revocación del testador. Sin embargo, los testamento. privilegiados caducan sin necesidad de en los casos previstos por la ley. revocación. La revocación puede ser total o parcal,-1o55, 1093, 1101, 119o, S. 1271. El testamento solemne puede ser revocado expresamente en todo o parte, por un testamento solemne o privilegiado. Pero la revocación que se hiciere en un testamento privilegiado caducará con el testamento que a contiene, y subsistirá el anterior.-bider. (í) En parte alguna autoriza el Código a la justicia para dar autorización subsidiaria.

PAGE 175

W'. '"WJ "' > 7flV¡ '1r"errvPwr~t Libro 30, Tít. 7.*, Cap. .° 176 1272. Si el testamento que revoca un testamento anterior es revodo a su vez, no revive por esta revocación el primer testamento, a menos que el testador manifieste voluntad contraria.-L. 153 cte 1887, 14. 1273. Un testamento no se revoca tácitamente en todas sus partes por la existencia de otros u otros posteriores. Los testamentos posteriores que expresamente no revoquen los anteriores, dejarán subsistentes en éstos las disposiciones que no sean icompatibles con las posteriores o contrarias a ellas.-72, 1202-L. 153 de 1887, 2.0, s., ¡4. CAPITULO 2.° De la reforma del testamento 1274. Los legitimarios a quienes el testador no haya dejado lo que por ley les corresponde, tendrán derecho a que se reforme a su favor el testamento, y podrán intentar la acción de reforma (ellos o las personas a quienes se hubieren transmitido sus derechos), dentro de los cuatro años contados desde el día en que tuvieron conocimiento del testamento y de su calidad de legitimarios. Si el legitimario a la apertura de la sucesión no tenía la administración de sus bienes, no prescribirá en él la acción de reforma antes de la expiración de cuatro años contados desde el día en que tomare esa administración.-1014, 1240, 1267, 1372. 1275. En general, lo que por ley corresponde a los legitimarios, y lo que tienen derecho a reclamar por la acción de reforma, es su legítima rigorosa o la efectiva en su caso. El legitimario que ha sido indebidamente desheredado tendrá, además, derecho para que subsistan las donaciones entre vivos comprendidas en la desheredación.-1242, 1249, 1262, 1283. 1276. El haber sido pasado en silencio un legitimario, deberá entenderse como una institución de heredero en su legitima. Conservará, además, las donaciones revocables que el testador no hubiere revocado.-1194, ss. 1277. Contribuirán a formar o integrar lo que en razón de su legítima se debe al demandante, los legitimarios del mismo orden y grado. Si el que tiene descendientes legítimos dispusiere de cualquiera parte de la cuarta de mejoras, a favor de otras personas, tendrán también derecho los legitimarios para que en esto se reforme el testamento y se. les adjudique dicha parte.-37, 1241, s. 1278. El cónyuge sobreviviente tendrá acción de reforma para la integración de su porción conyugal, según las reglas precedentes.-1236. TITULO 7,° De la apertura de la sucesión y de su aceptación, repudiación e inventario CAPITULO 1.° Reglas generales 1279. Desde el momento de abrirse una sucesión, todo el que tenga interés en ella, o se presuma que pueda tenerlo, podrá pedir que los muebles y papeles de la sucesión se guarden bajo llave y sello hasta que se proceda al inventario solemne de los bienes y efectos hereditarios. No se guardarán bajo llave y sello los muebles domésticos de uso cotidiano; pero se formará lista de ellos. á 1.

PAGE 176

177 De la apertura de la saucesión La guarda y aposición de sellos deberá hacerse por el ministerio del juez, con las formalidades legales.-1012, 1341-C. J.. 1237, ss. 1280. Si los bienes de la sucesión estuvieren en diversos lugares, el juez por ante quien se hubiere abierto la sucesión dirigirá a instancia de cualquiera de los herederos o acreedores, órdenes o exhortos a los jueces de los lugares en que se encontraren los bienes, para que por su parte procedan a la'gtrida y selladura, hasta el correspondiente inventario, en su caso. 1281. El costo de la guarda y aposición de sellos y de los i'ventarios, determinadamengravará los bienes todos de la sucesión, a menos te recaigan sobre una parte de ellos, e cuyo caso que gravarán esa sola parte.-i16. Todo asignatario puede aceptar o repudiar libremente. 1282. Exceptúanse las personas que no tuvieren la libre administración de sus bienes, lis cuales no podrán aceptar o repudiar, sino por medio o con el consentimiento de sus representantes legales. Se les prohibe aceptar por sí solas, aun con el beneficio de inventario. La mujer casada, sin embargo, podrá aceptar o repudiar con autorización judicial, en defecto de la del marido; conformándose a lo prevenido en el inciso final del artículo 19.-62, 182, s., 304, 431, s., 486, s., 1307-L. 153 de 1887, 53. 1283. No se pínde aceptar asignación alguna sino después que se ha deferido. Pero después de la muerte de la persona de cuya sucesión se trata, se podrá repodiar toda asignación, aunque sea condicional y esté pendiente la condición. Se mirará como repudiación intempestiva, y no tendrá valor alguno, un legitimario, al que 'e debe la 1 gítima para eración a ella.-1013, 1250, 1262, 1470. el permiso concedido por que pueda testar sin consir No se puede aceptar o repudiar condicionalmente, ni hasta o 1281. desde cierto dia. -6.°, 15, s. 1285. No se puede aceptar una parte o cuota de la asignación y repudiar el ¡esto. Pero si la asignación hecha a una persona se trasmite a sus herederos, según cl artículo 1014, puede cada uno de éstos aceptar o repudiar su cuota-6.0, 15, s. 1286. Se puede aceptar una asignación y repudiar otra; pero no se podrá repudiar la asignación gravada y aceptar las otras, a menos que se detiera separadamente, por derecho de aciecimiento o de trasmisión o de sustitución vulgar o fideicomisaria, o a menos que se haya concedido al asignalario la facultad de repudiarla separadamente.-1o14, 126, s, 1215, ss-L. 153 de 1887, e35. 1287. Si un asignatario vende, dona o transfiere, de cualquier modo, a otra persona el objeto que se le ha deferido, o el derecho de suceder en é!, se entiende que por el mismo hecho acepta.-66, 1298, ss., 1309-C. 1, 578. 1288. Ei heredero que ha sustraído efectos pertenecientes a una sucesión, pierde la facultad de repudiar la herencia, y no obstante su repudiación permanecerá heredero; pero no tendrá parte alguna en los objetos sustraidos. PL legatario que ha sustraído objetos pertenecientes a una sucesión, pierde los derechos que como legatario pudiera tener sobre dichos objeCódigo Civil 12 l ~

PAGE 177

-'uO Lib. 3.°, Tít. 7°, Cap. '. 178 tos, y no teniendo el dominio de ellos, será obligado a restituír el duplo. Uno y otro quedarán, además, sujetos criminalmente a las penas que por el delito cor respondan.-1313, 1357, 1824. 1289. Todo asignatario será obligado, en virtud de demanda de cualquiera persona interesada en ello, a declarar si acepta o repudia; y hará esta declaración dentro de los cuarenta días siguientes al de la demanda. En caso de ausencia del asignatario, o de estar situados los bienes en lugares distantes, o de otro grave motivo, podrá el jaez prorrogar este plazo; pero nunca por más de un año. Durante este plazo tendrá todo asignatario la facultad de inspeccionar el objeto asignado; podrá implorar las providencias conservativas que le conciernan; y no será obligado al pago de ninguna deuda hereditaria o testamentaria; pero podrá serlo el albacea o curador de la herencia yacente en su caso. El heredero, durante el plazo podrá también inspeccionar las cuentas y papeles de la sucesión. Si el asignatario ausente no compareciere, por si o por legítimo representante, en tiempo oportuno, se le nombrará curador de bienes que le represente, y acepte por él con beneficio de inventario.-1551. 1290. El asignatario constituido en mora de declarar si acepta o repudia, se entenderá que repudia.-66, 1298, ss., 1608-C. J., 290, 578. 1291. La aceptación, una vez hecha con los requisitos legales, no podrá rescindirse, sino en el caso de haber sido obtenida por fuerza o dolo, o en el de lesión grave, a virtud de disposiciones testamentarias de que ns se tenia noticia al tiempo de aceptarla. Esta regla se extiende aun a los asignatarios que no tienen la libre administración de sus bienes. Se entiende por lesión grave la que disminuye el valor total de la asignación en más de la mitad. -63, inc. final., 1508, 1513 a 1516, 1750, 1947 1292. La repudiación no se presume de derecho sino en los casos previstos por la ley.-66, inc. final-C. J., 578. 1293. Los que no tienen la libre administración de sus bienes no pueden repudiar una asignación a título universal, ni una asignación de bienes raíces o de bienes muebles que valgan más de mil pesos, sin autorización judicial, con conocimiento de causa. El marido no puede repudiar una asignación deferida a su mujer sino con el consentimiento de ésta, si fuere capaz de prestarlo, o con autorización de la justicia en subsidio. Repudiando de otra manera, la repudiación será nula, y la mujer tendrá derecho para ser indemnizada de todo perjuicio por el marido; quedándole a salvo el derecho que contra terceros hubiere.-182, 486. 1294. Ninguna persona tendrá derecho para que se rescinda su repudiación, a menos que la misma persona o su legitimo representante hayan sido induciclos por fuerza o dolo a repudiar.-63, inc. final, 1508, 1513 a 1516. 1750. 1295. Los acreedores del que repudia en perjuicio de los derechos de ellos, podrán hacerse autorizar por el juez para aceptar por el deudor. En este caso la repudiación no se rescinde sino en favor de los acreedores, y hasta concurrencia de sus créditos; y en el sobrante subsiste.-862, 1441. 1451, 2491-C. Co., 161. 1296. Los efectos de la aceptación o repudiación de una herencia se retrotraen al momento en que ésta haya sido deferida. Otro tanto se aplica a los legados de especies.-1o13. 1

PAGE 178

"y i -r Reglas particulares relativas a las herencias 179 CAPITULO 2.° Reglas particulares relativas a las herencias 1297. Si dentro de quince días de abrirse la sucesión no se hubiere aceptado lh herencia o una cuota de ella, ni hubiere albacea a quien el testador haya conferido la tenencia de los bienes, y que haya aceptado su encargo, el juez, a instancias del cónyuge sobreviriente, o de cualquiera de los parientes o dependientes del difunto, o de otra persona interesada en ello, o de oficio, declarará yacente la herencia; se insertará esta declaración en el periódico oficial del Territorio, si lo hubiere, y en carteles que se fijarán en tres de los parajes más frecuentados del distrito en que se hallen la mayor parte de los bienes hereditarios, y en el último domicilio del difunto; y se procederá al nombramiento de enradrr de la herencia yacente. Si hubiere dos o más herederos, y aceptare uno de ellos, tendrá la administración de todos los bienes hereditarios proindiviso, previo inventario solemne; y aceptando sucesivamente sus coherederos, y suscribiendo el inventario, tmarán parte en la administración. Mientras no hayan aceptado todos, las facittarles del hererlero o herederos que administren serán las mismas de los curadores de la herencia yacente; pero no serán obligados a prestar caución, salvo que haya motivo de temer que bajo su administración peligren los bienes.-433, 465, 569, 575, 1012-C, J., 1237, ss.-L. 105 de 1890, 247-L. 124 de 1890, 1.° a 5.° 1298. La aceptación de una herencia puede ser expresa o tácita. Es expresa cuando se toma el títulí de heredero: y es tácita cuando el herederu ejecuta tn acto que supone necesariamente su intención de aceptar, y que no hubiere tenido derecho de ejecutar sino en su calidad de heredero.1287, 1290, 1309. 1299. Se entiende que alguien toma el título de heredero, cuando lo hace en escritura pública o privada, obligándose como tal heredero, o en un acto de tramitación judicial.-Ibideln. 1300. Los actos puramente conservativos, los de inspección y administración provisoria urgente, no son actos aceptación. que suponen por sí solos la 1301. La enajenación de cualquier efecto hereditario, aun para objeto de administración urgente, es acto de heredero , si no ha sido autorizada por el juez, a petición del heredero , protestando éste que no es su 1309. ánimo obligarse en calidad de tál.--128, 1302. El que hace lemne, sucede en todas acto al (sic) heredero, sin previo inventario so. las obligaciones transmisibles del difunto, a prorrata de sn cuota hereditaria, aunque da al valor de los bienes que hereda. te impongan un gravamen que exceHabiendo precedido inventario solemne, gozará del beneficio de in251i7, ventario.-1304, ss., 1682, 1303. El que a instancia de un acreedor hereditario o testamentario ha sido judicialmente declarado heredero , o condenado como tál, se entenderá serlo respecto juicio. de los demás acreedores, sin necesidad de nuevo La misma regla se aplica a la declaración judicial de haber aceptado pura y simplemente, o con beneficio de inventario. d

PAGE 179

cm .rr r9 y, ..,4 Lib. 3.0, Tit. 7., Cap. 3. 180 CAPITULO 3.° Del beneficio de inventario 1304. El beneficio de inventario consiste en no hacer a los herederos que aceptan, responsables de las obligaciones hereditarias o testamentaconcurrenciaí del valor total de los bienes que han hererías, sino hasta dado.-1302, 111, 1435, 1728 25"71305. Si de muchos coherede
PAGE 180

-wqLfl. .4; rry.u~ 181 De la petición de herencia El que acepta con beneficio de inventario se hace responsable, 1314. reciba. sino de no sólo del valor de los bienes que entonces efectivamente: aquellos que posteriormente sobrevengan a la herencia sobre que recaiga el inveabio. Se agregará la relación y tasación de estos bienes al inventario existente con las formaiidades que para hacerlo se observr-en. 1315. Se hará asimismo :esponsable de todos los créditos como si los hubiere efectivamente cobrado; sin perjuicio de que, para su descargo, en el tiemupo debido justifique lo que, sin culpa suya, haya dejado de cobrar, poniendo a disposición de los intersados las acciones y títulos insolu ts.-63, to4, 2183. 1316. Las deudas y créditos del heredero beneficiario, no se confundirán con las deudas y créditos de la sucesión.-1414, 1728. 1317. El heredero beneficiario será responsable hasta por culpa leve, de la conservación de las especies o cuerpos ciertos que se deban. Es de su cargo el peligro de los otros bienes de la sucesión, y sólo será responsab!e de los valores en que hubieren sido tasados.-63, 1604. 1381. El heredero beneticiario podrá en todo tiempo exonerarse de sus obligaciones, abandonando a los acreedores los bienes de la sucesión que deba entregar en especie, y el saldo que reste de los otros, y obteniendo de ellos o del juez la aprobación de la cuenta que de su adminis tración deberá presentarles. .1 a j 1319. Consumidos los bienes de la sucesión o la parte que de ellos hubiere cabido al he-edero beneficiario, en el pago de la= deudas y cargas, deberá el juez, a petición del heredero benefciario, citar por edictos a hayan sido cubierlos acreedores hereditarios y testamentarios, que no tos, para que reciban de dicho heredero la cuenta exacta, y en lo posible documentada de todas las inversiones que haya hecho; y aprobada la cuenta por ellos, o en cso de discordia por el juez, el heredero benefciario será declarado libre de toda responsabilidad ulterior. -504 2t8t-L o5 de 1891, 25. 1320. El heredero beneficiario que opusiere a una demanda la ex cepción de estar ya consumidos en el pago de deudas y cargas los bienes hereditarios o la porción de ellos qúe le hubiere cabido, deberá probarlo presentando a los demandantes una cuenta exacta y en lo posible docu mentada cíe todas las inversiones que haya hecho.-1757-C. J., 543. CAPITULO 4. De la petición de herencia, y de otras acciones del heredero 1321. El que probare su derecho i una hers., ia, ocupada por otra persona en calidad de heredera, tendrá acción para que se le adjudique la herei, y se le restituyan las cosas hereditarias, tanto corporales como incorporales; y aun aquellas de que el difunto era mero tenedor, como depnsitori í, comodatario, prendario, arrendatario, etc., y que no hubieren vuelto legitimamente a susdurños.-665, 948-C. J., 1246, ss.-L. xos de '890, 24 1322. Se extiende la misma acción no sólo a las cosas que al tiempo de la muerte pertenecían al dJfínto, sino a los aumentos que posteriormente híaya tenido la herencia.-713, ss., 964. 1323. P. la restitución de los frutos y al abono de mejoras en la pe ición de herencia, se aplicarán las mismís reglas que en la acción reivsidicatoria.--9ó, ss.

PAGE 181

-e -. -a rr " --r! Dr-' Lib. 3.°, Tít. 8.° 182 1324. El que de buena fe hubiere ocupado la herencia no será responsable'de las enajenaciones o deterioros de las cosas hereditarias, sino en cuanto le hayan hecho más rico; pero habiéndola ocupado de mala fe, lo será de todo el importe de las enajenaciones o deterioros. -768, ss. 1325. El heredero podrá también hacer uso de la acción reivindicatoria sobre cosas hereditarias reivindicables que hayan pasado a terceros y no hayan sido prescritas por ellos. Si prefiere usar de esta acción, conservará sin embargo su derecho, para que el que ocupó de mala fe la herencia le complete lo que por el recurs ícontra terceros poseedores no hubiere podido obtener, y le deje i. enteramente indemne; y tendrá igual derecho contra el que ocupó de buena fe la herencia, en cn n:o por el articulo precedente se hallare obligado.-768, ss., 946, ss. 1326. El derecho de petición de herencia expira en treinta años. Pero el heredero putativo, en el caso del incito final del artículo 766, podrá oponer a esta acción la prescripción de diez años, contados como para la adquisición del dominio.--ro32, 2533. TITULO 8.° De los ejecutores testamentarios 1327. Ejecutores testamentarios o albaceas son aquellos a quienes el testador da el cargo de hacer ejecutar sus disposiciones. 132S. No habiendo el testador nombrado albacea, o faltando el nombrado, el encargo de hacer ejecutar las disposiciones del testador pertenece a los herederos.-1297-L. eos de 189o, 256. 1329. No puede ser albacea el menor, aun habilitado de edad. Ni las personas designadas en el artículo 585. -34, 339, 588. 1330. La mujer casada no puede ejercer el albaceazgo sin autorización de su marido o de la justicia en subsidio. De cualquiera de estos dos todos que lo ejerza, obliga solamente sus bienes propios.-191, 1782, ss. 1331. La viuda que fuere albacea de su marido difunto, deja de serlo por el hecho de pasar a otras nupcias.1332. La incapacidad sobreviviente 599. pone fin al albaceazgo--6o1. era de los interesados en la su1333. El juez, a instancia de caalqui cesíin señalará ua plazo razonable, dentro del cual comparezca el albacea a ejercer su cargo, o a excusarse de servirlo, y podrá el juez, en caso necesario, ampliar por una sola vez el plazo. Si el albacea estuviere en mora de comparecer caducará su nombramiento.-16o8-C. J., 290. 1334. El albacea nombrado puede rechazar libremente este cargo. Si ls rechazare sin probar inconveniente grave se hará indigno de suceder al testador, con arreglo al artíc, lo 1028, inciso 2.°-1384. 1335. Aceptando expresa o tácitamente el cargo, está obligado a evacuarlo, excepto en los casos en que es lícito al mandatario exonerarse del suyo. La dimisión del cargo, con causa legítima, le priva sólo de una parte proporcionada-de la asignación que se le haya hecho en recompensa del servicia-2150-C. Co., 346. 1336. El albaceazgo no es transmisible a los herederos del albacea. 1337. El albaceazgo es indelegable, a menos que el testador haya concedido expresamente la facultad de delegarlo. le

PAGE 182

x83 De los ejecdores testamentarios El albacea, sin embargo, podrá constituir mandatarios que obren a sus órdenes; pero será responsable de las operaciones de éstos.-2161C. Co. a 363. 1338. Siendo muchos los albaceas, todos son solidariamente responsables, a menos que el testador los haya exonerado de la solidaridad, o que el mismr testador o el juez haya dividido sus atribuciones, y cada uno se ciña a las que le incumban.-So8, 1568. 1339. El juez podrá dividir las atribuciones, en ventaja de la administración, y a pedimento de cualquiera de los albaceas, o de cualquiera de los interesa' s en la sucesión -so8. 1340. Habiendo dos o más albaceas con atribuciones comunes, todos ellos obrarán. de consuno, de la misma manera que se previene para los tutores en el artículo 502. El juez dirimirá las discordias que puedan ocurrir entre ellos. El testador podrá autorizarlos para obrar separadamente, pero por esta sola autorización no se entenderá que los exonera de su responsabilidad solidaria.-1568. 1341. Toca al albacea velar sobre la seguridad de los bienes; hacer que se guarde bajo llave y sello el dinero, muebles y papeles, mientras no haya inventario solemne, y cuidar de que se proceda a este inventario con citación de los herederos y de los demás interesados en la sucesión; salvo que siendo todos los herederos capaces de administrar sus bienes , determinen unánimemente que no se haga inventario solemne. -471, 1822-C. J., r26, ss.-L. 05 de 1890, 249, ss. 1342. Todo albacea será obligado a dar noticia de la apertura de la sucesión por avisos publicados por la imprenta, en periódico que circule en el Territorio, y por carteles que se fijarán públicos del lugar en que se abra la sucesión, en tres de los parajes más y cuidará de que se cite a los acreedores, por edictos que se publicarán de la misma manera.-2196C. J, 2161, ss.-L. to5 de 8go, 25. 1343. Sea que el testador haya encomendado o no al albacea el pago de sus deudas, será éste obligado a exigir que en la partición de los bienes se señale un lote o hijuela suficiente para cubrir las deudas conocidas.-1303-L. 105 de 1890, 254. 1344. La omisión de las diligencias prevenidas en los dos artículos anteriores, hará responsable al albacea de todo perjuicio que ella irrogue a los acreedores. Las mismas obligaciones y responsabilidad recaerán sobre los herederos presentes que tengan la libre administración de sus biL es, o sobre los respectivos tutores o curadores, y el marido de la mujer Iredera que no está separada de bienes.-1393, 1412. 1345. El albacea encargado de pagar deudas hereditarias , lo hará precisamente con intervención de los herederos presentes o del curador de la herencia yacente en su caso. 1411, SS. 1346. Aunque el testador haya encomendado al albacea el pago de sus deudas, los acreedores tendrán siempre expedita su acción contra los herederos, si el albacea estuviere en mora de pagarles.-16o8-C. J., 295L. no5 rde 1890, 254. 1347. Pagará los legados que no se hayan impuesto a determinado heredero o legatario; para lo cual exigirá a los herederos o al curador de la hereucia yacente, el dinero que sea menester, y las especies muebles o inmuebles en que consistan los legados, si el testador no le hubiere dejado la tenencia del dinero o de las especies. Los herederos, sin embargo, podrán hacer el pago de los dichos lega-

PAGE 183

-W-41 4.mr Libro 3.°, T. 8.0 184 dos por sí mismos, y satisfacer al albacea con las respectivas cartas de pago, a menos que el legado consista en una obra o hecho particularmente encomendado al albacea, y sometido a su juicio.--155. 1348. Si hubiere legados para objetos de beneficencia pública, d-.rá conocimiento de ello^, con inserción de las respectivas cláusuias testýmentarias, al personero, síndico o representante rIel establecimiento a que se hayan destinado o deban destinarse tales legados, o al personero municipal, si fuere el caso de! artículo 1115, o si los legados fueren para objetos de utilidad pública; y asimismo les deiunciará la negligencia de los herederos o legatarios obligados a ellos, o del curador de la herencia ya cente, en su caso, a fin de que puedan promover lo conveniente para que se cump!au dichos legados.í13. 1349. Si no hubiere de hacerse inmediatamente el pago de especies pierdan o deterioren por nelegadas, y se temiere fundadamente qne se a quien incumba hacer gligencia de los obligados a darlas, el albacea cumplir los legados, podrá exigirles caución.-65, 2376. 1350. Con anuencia de los herederos presentes procederá a la venta de los muebles y subsidiariamente de los innuebles, si no hubiere dinero su'iciente para e! pago de las deudas o de los legados: y podrán los herederos op',nerse a la venta entregando al albacea el dinero que necesite al efecto.-1637-C. J., 1292. 1351 Lo dispuesto en los artículos 484 y 5s se extenderá a los albaceas. 1352. El albacea no podrá parecer en juicio en calidad de tál, sino para defender la validez del testamento, o cuando le fuere necesario para incumban; llevar a efecto las disposiciones testamentarias que le y en todo caco lo hará con intervención de los herederos presentes o del curador de la herencia yacente.-L. 115 de 1890, 14. 1353. El testador podrá clac al albacea la tenencia de cualquiera parte de los bienes o de todos ellos. El albacea tendrá, en este caso, las mismas facultades y obligaciones que el curador de la herencia yacente; pero no será obligado a rendir caución sino en el caso del articulo sig.iente. Sin embargo de esta tenencia, habrá lugar a las disposiciones de los artículos precedentes.-575, ss., 1637. 1351. Los herederos, legatarios o lideicomisarios, en el caso de justo fuere tenedor el albanea temor sobre la seguridad de los enes dz que recho actual o eventual, podrán pedir y a que respectivamente tuviere de que se le ex jan las debidas seguridades.-65, 820, 2376. 1355. il testador no podrá amoliar las facultades dei albacea ni exonerarle de sus obligaciones, según se hallan unas y otras definidas, en este título. -6.°. 1380, s. 1356. El albacea es responsable hasta de la culpa leve en el desempeño de su ama.go.-63. 1357. Será removido por culpa grave o dolo, a petición de los herederos o del ciiador de la herencia yacente, y en caso de dolo se hará indigno de Tener en la sucesión parte alguna, y además de indemnizar de cualquier perjuicio a los interesados, ietiirá todo lo que haya recibido a título de retribución.-63, s -3, 1386. 1358. Se prohibe al albacea llevar a efecto ninguna disposición del de nulidad, y de testador, en lo que fuere contrario a la!eyes, so pena considerársele culpable de dolo.-6.', fi. señalado el 1359. La remuneración del albacea será la que le haya testadir L..

PAGE 184

.5 De los albaceas fiduciarios 1 85 Si el testador no hubiere señalado ninguna tocará al juez regularla, tomando en coasideración el caudal, y lo más o menos laborioso del cargo. 1360. E' albaceazgo durará el tiempo cierto y determinado que se haya prefijado por el testador. 1361. Si el testador no hub ere prefijado tiempo para la duración del en que el albacea haya albaceazgo, durará un año contado desde el día comenzado a ejercer su cargo. 1362. El juez podrá prorrogar el plazo señalado por el testador o la ley, si ocurrieren al albacea dificultades graves para evacuar su cargo en él. 1363. El o ampliado por el plazo prefijado por el testador o la ley, de los bienes y de sn disjuez, se entenderá sin perjuicio de la partición tribuciós entre los partícipes.-1389. 1826. pe( ir la terminación rIel albaceazgo, 1364. Los herederos podrán aunque no haya expirado desde que el albacea haya evacuado su cargo, el plazo señalado por el testador o la ley, o ampliado por el juez para su desempedo. 1365. No será nri; ni para la prolongación del plazo, ni para que no termine el albaceazgo, la existencia de legados o fideicomisos cuyo día o crdición estuviere pendiente; a menos que el testador haya dado expresamente al albacea la tenencia de las respectivas especies, o de la parte de bienes destinadas a cumplirlos; en cuyo caso se limitará el albaceazgo a esta sola tenencia. Lo dicho se extiende a las deudas cuyo pago se hubiere encomendado al albacea, y cuyo día, condición o liquidación estuviere pendiente; y se entenderá sin perjuicio de los derechos conferidos a los herederos por los artículos precedentes. 1366. El albacea, luégo que cese en el ejercicio de su cargo, dará cuenta de su administración, justificándola. No podrá el testador relevarle de esta obligación.-ío4, 1319, 1373, 2181-C. Co., 383, 540, ord. 8.--C. J., 1369, ss.-L. 40 de 1907, 196 a48. 1367. El albacea, examinadas las cuentas por los respectivos interesados, y deducidas las expensas legítimas, pagará o cotrará el saldo que en su contra o a su favor resultare, según lo prevenido para los tutores o curadores en iguales casos.-513-C. Co., 383. TITULO 9.° De los albaceas fiduciarios 1368. El téstador puede hacer encargos secretos .confidenciales al heredero, al albacea y a cualquiera otra persona para qne se invierta en uno o más objetos lícitos una cuantía de bienes de que pueda disponer libremente. El encargado de ejecutarlos se llama albacea fiduciario.-226 1369. Los encargos que el testador hace secreta y confidencialmente y en que ha de emplearse alguna parte de sus bienes se sujetarán a las reglas siguientes: 1.i Deberá designarse en el testaúnento la persona del albacea fiduciario. 2. El albacea fiduciario tendrá las calidades necesarias para ser albacea y legatario del testador; pero no obstará la calidad de eclesiástico secular, con tal que no se halle en el caso del artículo' 1022. i

PAGE 185

-t Lib. 3.°, Tit. ro r86 30 Deberán expresarse en el testamento las especies o la determinada suma que ha de entregársele para el cumplimiento de su cargo. Faltando cualquiera de estos requisitos no valdrá la disposición.on8, o18, ss., 1329. 1370. Ns se podrá destinar a dichos encargos secretos, más que la mitad de la porción de bienes de que el testador haya podido disponer a su a hitrin.-t226. 1371. El albacea flduciari deberá jurar ante el juez que el encargo no tiene por objeto hacer pasar parte alguna de los bienes del testador a una persona incapaz o invertirla en un objeto ilícito. Jurará al mismo tiemon, desempeñar fiel y legalmente su cargo, snjetándose a la voluntad del testador. La presentación del juramento deberá preceder a la entrega o abono de especies o dineros asignados al encargo. Si el albacea fiduciario se negare a prestar el juramento a que es obligado, caducará por el mismo hecho el encargo.-1o20, 5o29. de un 1372. El albacea fiduciario podrá ser obligado, a instancias o de un curador de la herencia yacenalbacea general o de un heredro. o a afianzarla cuarta te, y con algúr justo motivo, a dejar en depósito, parte de lo que por razón del encargo se le entregue, para responder con los esta suma a ta acci¿n de reforma o a las deudas hereditarias, en casos prevenidos por la ley. Podrá aumentarse esta suma, si el juez lo creyere necesario para la seguridad de los interesados. Expirados los cuatro años subsiguientes a la apertura de la sucesión, se devolverá al albacea fiduciario la parte que reste, o se cancelará la caucton. -5274, ss. 1373. El albacea fiduciario no estará obligado, en ningón caso, a revelar el objeto del encargo secreto, ni a dar cuenta de su administraclon. TITULO 10 De la partición de los bienes 1374. Ninguno de los coasignatarios de una cosa universal o singular será obligado a permanecer en la indivisión; la partición del objeto asignado podrá siempre pedirse, con tal que los coasignatarios no hayan estipulado lo contrario. i No puede estipularse proindivisón por más de cinco años, pero cumplido este término podrá renovarse ej pacto. Las disposiciones precedentes no se extienden a los lagos de dominio privado, ni a los derechos de servidumbre, ni a las cosas que la ley manda mantener indivisas, como la propiedad fiduciaria,-5, s., 82-C. J., 1272, ss., 1295, ,.-L. 153 de 1887, 37-L. So de 1888, 37, ss.-L. 40 de 1907, 145. 1375. Si el difunto ha hecho la partición por acto entre vivos o por testamento, se pasará por ella, en cuanto no fuere contraria a derecho ajeno.-1226, ss. 1376. Si alguno de los coasignatarios lo fuere bajo condición suspensiva, no tendrá derecho para pedir la partición mientras penda la con dición. Pero los otros coasignatarios podrán proceder a ella, asegurando completamente al asignatario condicional lo qte, cumplida la condición, i le corresponda. Si el objeto asignado fuere un fideicomiso, se observará lo prevenido en el titulo De la propiedad fiduciaria.-1536. a r_.-,

PAGE 186

wrr* '~-~'~*rq 187 De la Partición de los bienes 1377 Si un coasignatario vende o cede su cuota a un extraño, tendrá éste igual derecho que el vendedor o cedente para pedir la partición e intervenir en ella.-752. 137 .Si falleciere uno de varios coasignatarios después de habérsele herederos de éste podrá pedir deferido la asignación, cualquiera de los persona, y no podrán obrar pero formarán en ella una sola la particion; -1155-CJ, 320. sino todns juntos o por medio de un procurador común. 1379. Los tutores y curadores, y en general los que administren bienes ajenos, por disposición de la ley, no podrán proceder a la partición de lss herencias o de los bienes raíces en que tengan parte sus pupilis sin autorización judicial. Per el marido no habrá menester de esta autorización para provocar la partición de los bienes en que tenga parte su mujer; le bastará el consentiulient, de su mujer, si ésta fuere mayor de edad, y no estuviere imposibilitada de prestarlo, o el de la justicia en subsidio.-189, 485-L. 40 de 1007, 143. 1380. No podrá ser partidor, sino en los casos expresamente exceptuados, el qie fuere albacea o coasignatario de la cosa de cuya partición se trata.--1355-L. 40 de 19(7, 143. 13 41. Valdrá el nombramiento de partidor que el difutto haya hecho por instrumento público entre vivos o por testamento, aunque la persona nombrada sea de las inhabilitadas por el precedente artículo.-1o55, s., 1758, 1761-C. J., 677. 1382. Si todos los coasignatarios tuvieren la libre disposición de sus bienes, y concurrieren al acto, podrán hacer la partición por sí mismos o nombrar de común acuerdo un partidor; y no perjudicarán en este caso las inhabilidades indicadas en el antedicho articulo. Si no se acordaren en el nombramiento, el juez, a petición de cualquiera de ellos, nombrará un partidor a su arbitrio, con tal de que no sea de los propuestos por las partes, ni albacea, ni coasignatario.-C. J., 1272, 1278, 1298. 1383. Si alguno de los coasignatarios no tuviere la libre disposición de sus bienes, el nombramiento de partidor, que no haya sido hecho por el jsez deberá ser aprobado por éste. Se exceptúa de esta disposición la mujer casada, cuyos bienes administra el marido; bastará en tal caso, el consentimiento de la mujer, o el 1 1 de la justicia en subsidio. El curador de bienes del ausente, nombracfo en conformidad al artículo ¡289, inciso final, le representará en la partición, y administrará los que en ella se le adjudiquen, según las reglas de la curaduría de bienes.575-L. 40 de >907, 143. 13 -4. El partidor no es obligado a aceptar este cargo contra sí voluntad; pero si nombrado en testamento, no acepta el cargo, se observará lo prevenido respecto del albacea en igual caso.-ro28, 1334,.is. 1385. El partidor que acepta el encargo deberá declararlo así, y jaa-' rará desempeñarlo con la debida fdelidad y en el menor tiempo posible.-C. J., 1279, 1299. 1386. La responsabilidad del partidor se extiende hasta la culpa leve, y en el caso de prevaricación, declarada por luez competente, además de estar sujeto a la indemnización de perjuicios y a las penas legales que correspondan al delito, se constituirá indigno conforme a lo dispues. lo para los ejecutores de últimas voluntades en el articulo 1357.-63-C. P., 485, ord. 5.°, 486. 1387. Antes de proceder a la partición se decidirán por la justicia

PAGE 187

cytr*.s' ws'.i .55 ýr. Lib. 3.°, Tít. ¿o 188 ordinaria las controversias sobre derechos a la sucesión por testamento o abintestato, desheredamiento, incapacidad n indignidad de los asignatarios.-C. J., 929. 1388. Las cuestiones sobre la propiedad de objetos en que alguien alegue un derecho exclusivo, y que en consecuencia no deban entrar en la masa partible, serán decididas poi la justicia ordinaria, y no se retardará la partición por ellas. Decididas a favor de la masa partible se pro. cederá como en el caso del artículo 1406. Sin embargo, cuando recayeren sobre una parte considerable de la masa partible, podrá la partición suspenderse hasta que se decidan; si el juez, a petición de los asignatarios a quienes corresponda más de la mitad de la masa partible, lo ordenare así.--C. J., 929. 1389. La ley señala al partidor, para efectuar la partición, el término de un aio, contado desde le aceptación de su cargo. El testador no podrá ampliar este plazo. Los coasignatarios podrán ampliarlo o restringirlo como mejor les parezca, aun contra la voluntad del testador. 1390. Las costas comunes de la partición serán de cuenta de los interesados en ella, a prorrata.-oin6. 1391. El partidor se conformará en la adjudicación de los bienes a las reglas de este título; salvo que los coasignatarios acuerden legitima y unánimemente otra cosa.-15, s., 188. 1392. El valor de tasación por peritos será la base sobre que prpcederá el p.rtidor para la adjudicación de las especies; salvo 0ue los coasignatarios hayan legítima y unánimemente convenido en otra, o en que se liciten las especies, en los casos previstos por la ley.-Ibderi. 1393. El parfido. aun en el caso del artículo 1375, y aunque no sea requerido a ello por el albacea o los herederos, estará obligado a formar el lote e hijuela que se expresa en el artículo 1343, y la omisión de este deber le hará responsable de todo perjuicio respecto de los acreedores. -1344. 1394. El partidor liquidará lo que a cada uno de los coasignatarios se deba, y procederá a la distribución de los efectos hereditaris, teniendo presentes las reglas que siguen: I¡ Entre los coasignatarios de una especie que no admita división, o cuya división la haga desmerecer, tendrá mejor derecho a la especie el que más ofrezca por ella, siendo base de oferta o postura el valor dado por peritos, nomLrados por los interesados, cualquiera de los consignatarios tendrá derecho a pedir la admisión de licitadores extreños y el precio se dividirá entre iodos tos coasignatarios a prorrata. 2.' No habiendo quien ofrezca más que el valor de tasación o el convencinnal mencionado en el articulo 1392, y compitiendo dos o más asignatarins sobre la adiudicación de una especie, el legitimario será preferido al que no lo sea. 3a Las porciones da uno o más fundos que se adjudiquen a un solo individuo, serán, si posible f-ere, contineas, a menos que el adju dicatario consienta en recibir porciones separadas, e qne de la continuidad resulte mayor perjuicio a los dei i interesados, que de la separación al adjudicatario. 4,a Se procurará la misma continuidad entre el fundo que se adjudique a un asignatario, y otro fundo de que el mismo asignatario sea dueño. 5.3 En la división de funrs se estableceran las servidumbres necesarias para su cómoda administración y goce. Y. á.i --M

PAGE 188

189 De la partición de los bienes ' :s de un predio, podrá 6 Si dos o más personas fueren coasignatcr con el legítimo consentimiento de los interesados, seel partidor, para darlos parar de la propiedad el usufructo, habitación o uso, por cuenta de la asígnacion. de lo que de ella restare, desuna herencia o 7. En la partición de de especies mencionadas en los núpués de las adjudicaciones la posible igualdad, adjudimeros anteriores, se ha de guardar cancio a cada uno de los coasignatarios cosas de la misma naturaleza y calidad que a los otros, o haciendo hijuela o lotes de la masa partible. 8P En la fcrmación de los lotes se procurará no sólo la equivalencia sino la semejanza de todos ellos; pero se iendrá cuidado de no dividir o separar los objetos que no admitan cómoda división o de cuya separación resulte perjuicio; salvo que convengan en ello unánime y legítimamente los interesados. 9.3 Cada uno de los interesados podrá reclamar contra el modo de composición de los lotes. ¡o. Cumpliéndose con lo prevenido en los artículos 1379 y 1383, no será necesaria la aprobación judicial para llevar a efecto lo dispuesto en cualquiera de los números precedentes, aun cuando algunos o todos los coasignatarios sean menores, u otras personas que no tengan la libre administración de sus bienes.-905, go8, 1504. 1395. Los frutos percibidos después de la muerte del testador, y durante la indivisión, se dividirán del modo siguiente: i.0 Los asignatarios de especies tendrán derecho a los frutos y accesiones de ellas desde el momento de abrirse la sucesión; salvo que la asignación haya sido desde día cierto, o bajo condición suspensiva, pues en estos casos no se deberán íos frutos, sino desde ese día o desde el cumplimiento de la condición; a menos que el testador haya expresamente ordenado otra cosa. 2.0 Los legatarios de cantidades o géneros no tendrán derecho a ningunos frutos, sino desde el momento en que la persona obligada a prestar dichas cantidades o géneros se hubiere constituído en mora; y este abono de frutos se hará a costa del heredero o legatario moroso. 33 Los heredetos tendrán derecho a todos los frutos y accesiones de la masa hereditaria indivisa, a prorrata de sus cuotas; deducidos, empero, los frutos y accesiones pertenecientes a los asignatarios de especies. 4.0 Recaetá sobre los frutos y accesiones de toda la masa la deducción de que habla el inciso anterior, siempre que no haya una persona directamente gravada para la prestación del legado; habiéndose impuesto por el testador este gravamen a alguno de sus '1 it asignatarios, este sólo sufrirá la deducción.-716, 718, 1012, s., 1128, su., 113S, 1155, 1176, 1542, s., 1608-C. J., 290. 1396. Los frutos pendientes al tiempo de la adjudicación de las especies a los asignatarios de cuotas, cantidades o géneros. se miraran como parte de las respectivas especies, y se tomarán en cuenta para la estima. ción del valor de ellas.-715, 717. 1397 Si alguno de los herederos quisiere tomar a su cargo mayor cuota cíe las deudas, que la correspondiente a prorrata, bajo alguna con. dición que los otros herederos acepten, se accederá a ello. Los ¡acreedores hereditarios o testamentarios no serán obligados a

PAGE 189

Lib. 3.°, Tit. io i90 conformarse con este arreglo de los herederos para intentar sus demandas.-862, 1295, 1383, ord. 40, 1415, 1416, 1430. 1398. Si el patrimonio del difunto estuviere confundido con bienes pertenecientes a otras personas por razón de bienes propios o gananciales del cónyuge, contratos de sociedad, sucesiones anteriores indivisas, u otro motivo cualquiera, se procederá en primer lugar a la separación de patrimonios, dividiendo las especies comunes según las reglas precedentes.-1821, 2141.-C. Co., 535, 590, 631. 1399. Siempre que en la partición de la masa de bienes, o de una porción de la masa, tengan interés personas ausentes que no hayan nombrado apoderados, o personas bajo tutela o curaduría, o personas jurídi. cas, será necesario someterla, terminada que sea, a la aprobación judicial.-488-C. J., 1282, ss. 1400. Efectuada la partición, se entregarán a los participes los títulos particulares de los abjetos que les hubieren cabido. Los títulos de cualquier objeto que hubieren sufrido división, pertenecerán a la persona designada al efecto por el testador, o en defecto de esta designación, a la persona a quien hubiere cabido la mayor parte; con cargo de exhibirlo (sic) a favor de los otros participes, y de permitirles que tengan traslado de ellos cuando lo pidan. En caso de igualdad se decidirá la competencia por sorteo.-757. 1401. Cada asignatario se reputará haber sucedido inmediata y ex. clusivamente al difunto, en todes los efectos que le hubieren cabido, y no haber tenido jamás parte alguna en los otros efectos de la sucesión. Por consiguiente, si alguno de los coasignatarios ha enajenado una cosa que en la partición se adjudica a otro de ellos, se podrá proceder como en el caso de la venta de cosa ajena.-757, 765, inc. 4.°, 779, 1799, 1868, 1871, 1967, 2335, 2442. 1402. El participe que sea molestado en la posesión del objeto que le cupo en la partición, o que haya sufrido evicción de él, lo denunciará a los otros participes para que concurran a hacer cesar la molestia, y tendrá derecho para-que le saneen la evicción. Esta acción prescribirá en cuatro años, contados desde el día de la evicción.-1893, 1913. 1403. No há lugar a esta acción: 1.0 Si la evicción o la molestia procediere de causa sobreviviente a la partición. 2.° Si la acción de saneamiento se hubiere expresamente renunciado. 3.° Si el partícipe ha sufrido la molestia o la evicción por su culpa.1895. 1898, 1909. 1404. El pago del saneamiento se divide entre los partícipes a prorrata de sus cuotas. La porción del insolvente grava a todos a prorrata de sus cuotas, incluso el que ha de ser indemnizado.-1412, 1422, 2329. 1405. Las particiones se anulan o se rescinden de la misma manera y según las mismas reglas que los contratos. La rescisión por causa de lesión se concede al que ha sido perjudica. do en más de la mitad de su cuota.-1740, ss., 1947. 1406. El haber omitido involuntariamente algunos objetos no será motivo para rescindir la partición. Aquella en que se hubiere omitido, se continuará después, dividiéndolos entre los partícipes con arreglo a sus respectivos derechos.-C. J., 1287. 1407. Podrán los otros partícipes atajar la acción rescisoria cíe uno de ellos, ofreciéndole y asegurándole el suplemento de su porción en nunmerario.-C. J., 1288.

PAGE 190

* ~ --Del pago de las deudas hereditarias y testamentarias 191 1408. No podrá intentar la acción de nulidad o rescisión el participe que haya enajenado su porción en todo o parte, salvo que la partición haya arlolecido de error, fuerza o dolo, de que le resulte perjnicio.-63, inc. inal, 1508, ss.-C. J., 1289. respecto de las 1409. La acción de nulidad o de rascisión prescribe la duración de esta espe2545-L. 95 de 1890, 15. según las reglas generales que fija particiones, 1750, 2535. s., 2538 a 2541, cie de acciones. 1l10. El participe que no quisiere o no pudiere intentar la acción de nulidad o rescisión, conservará los otros recursos legales que para ser indemnjiodo le correspondan.---C. J., 1290. TITULO 11 Del pago de las deudas hereditarias y testamentarias 1411. Las deudas hereditarias se dividen entre los herederos a proriata de sus cuotas. Así, el heredero del tercio no es obligado a pagar sino el tercio de las deudas hereditarias. Pero el heredero beneficiario no es obligado al pago de ninguna cuota de las deudas hereditarias sino hasta concurrencia de lo que valga lo qne hereda. .Lo dicho se entiende sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 1413 y 1583.-1o16, 1155, 1238, 13'04, 1343, 1393, 1420, 1580, 1585. 1412. La insolvencia de uno de los herederos no grava a los otros; excepto en los casos del artículo 1344, inciso 2,--1404, 1422, 2329. 1413. Los herederos usufructuarios o fiduciarios, dividen las deudas con los herederos propietarios o fideicomisarios, según lo prevenido en los artículos 1425 y 1429, y los acreedores hereditarios tienen el derecho de dirigir contra ellos sus acciones, en conformidad a los referidos articulos. 1414. Si uno de los herederos fuere acreedor o deudor del difunto, sólo se confundirá con su porción hereditaria la cuota que en este crédito o deuda le quepa, y tendrá acción contra sus coherederos, a prorrata por el resto de su crédito, y les estará obligado a prorrata deuda.-1261, 1316, 1726. por el resto de su 1415. Si el testador dividiere entre los herederos las deudas heredide diferente modo que el que en los artículos precedentes se prestadas. cribe, los acreedores hereditarios podrán ejercer sus acciones, o en conformirlarí con dichos artículos, o en confora idad con las disposiciones del testador, según mejor les pareciere. Mas, en el primer caso, los herederos que sufrieren mayor gravamen que el que por el testador se les ha impuesto, tendrán derecho a ser indemnizados por sus coherederos. 1397. 1583, ord. 40 1416. La regla del articulo anterior se aplica al caso en que, por la partición o por convenio de los herederos, se distribuyan entre ellos las deudas rte diferente modo ticulos.-Ibidem. que como se expresa en los referidos ar1417-Las cargas testamentarias no se mirarán como cargas de los herederos en común, sino cuando el testador no hubiere gravado con ellas a alguno o algunos de los herederos o legatarios en particular. 1 Las que tocaren a los herederos en común, se dividirán entre ellos como el testador lo hubiere dispuesto, y si nada ha dicho sobre la división, a prorrata de sus cuotas, o en la forma prescrita por los referidos artículos.-1155, 1162, 1227.

PAGE 191

Lié. 3.°, Tit. 11 192 1418. Los legados de pensiones periód4cas se deben día llr día, desde aquél en que se defieran; pero no podrár. pedirse sino a la expiración de los respectivos período:, que se presumirán mensuales. Sin embargo, si las pensiones fueren alimenticias, podrá exigirse cada pago desde el principio del respectivo período, y no habrá obligación de restituir parte alguna, aunque el legatario fallezca antes de la expiración del período. Si el legado de pensión alimenticia fuere una continuación de la que el testador pagaba en vida, seguirá prestándose como si no hubiese falle. cido el testador. Sobre todas estas reglas. prevalecerá la voluntad expresa del testador. 421, t 127, 1192, 1228, 2299, 1419. Los legatarios no son obligades a concurrir al pag¿ de las legítimas o de las deudas hereditarias, sino cuando el testador destine a legados alguna parte de la porción de los bienes que la ley reserva a los legitimarios, o cuando al tiempo de abrirse la sucesión no haya habido en ella lo bastante para pagar las deudas hereditarias. La acción de los acreedores hereditarios contra los legatarios es en subsidio de la que tienen contra los herederos.-1162, 1199, 1.9, ss. 1420. Los legatarios que deban contribuir al pago de las legitimas o de las deudas hereditarias, lo harán a prorrata de los val >res de sus respectivos legados, y la porción del legatario insolvente no gravará a los otros. No contribuirán, sin embargo, con los otros legatarios aquellos a quienes el testador hubiere expresamente exonerado de hacerlo. Pero si agotadas las contribuciones de los demás legatarios, quedare incompleta una legitima o insoluta una deuda, serán obligados al pago aun los legatarios exonerados por el testador. Los legados de obras pías o de beneficencia pública se entenderán exonerados por el testador, sin necesidad de disposición expresa, y entrarán a contribución después c_ los legados expresamente exonerados; pero los legados estrictamente alimenticios, a que el testador es obligado por ley, no entrarán a contribución sino después de todos los otros.-Ibídem, 1583. El legatario obligado a pagar un legado, lo será sólo hasta con1421. currencia del provecho que reporte de la sucesión; pero deberá hacer constar la cantidad en que el gravamen exceda al provecho.-1262, 1757. 1422. Si varios inmuebles de la sucesión están sujetos a una hipoteca, el acreedor hipotecario tend,á acción solidaria sobre cada uno de dichos inmuebles, sin perjuicio de recurso del heredero a quien pertenezca el inmueble contra sus coherederos, por la cuota que a ellos toque de la deuda. Aun cuando el acreedor haya subrogado ~l dueño del inmueble en sus acciones contra sus-coherederos, no será cada uno de éstos responsable sino de la parte que le quepa en la deuda. Pero la porción del insolveite se repartirá entre todos los herederos a prorrata.-1404, 1568, 1668, 2325, 2433-L. 95 de 1890, 28. 1423. El legatario que en virtud de una hipoteca o prenda sobre la especie legada, ha pagado una deuda hereditaria con que el testador no haya expresamente querido gravarle, es subrogado por la ley en la acción del acreedor contra los herederos. Si la hipoteca o prenda ha sido accesoria a la obligación de otra persona que el testador mismo, el legatario no tendrá acción contra los herederos-1668.

PAGE 192

Del pago de las deudas hereditarias y testamentarias 193 estimarse en dineLos legados con causa onerosa, que pueda 1£24. gravamen, y concurriendo las no contribuyen sino con deducción del ro, circunstancias que van a expresarse: 1.a Que se haya efectuado el objeto. 2. Que no haya podido efectuarse sino cantidad determinada de dinero. mediante la inversión de una w por el legatario, y sólo se probarse Una y otra circunstancia deberan deducirá por razón del gravamen la vertido,-757. cantidad que constare haberse io parte de sus bienes o deja el usufructo de una 1425. °i el testador de todos ellos a una persona, y la desnuda propiedad a otra, el propietael usufructuario se considerarán como una sola persona para la dis1-n y editarias y testamentarias que cupieren a tribución de las obligaciones hela cosa fructuaria; y las obligaciones que unidamente les quepan, se dividirán entre ellos conforme a las reglas que siguen: ,.a Será de cargo del propietario el pago de las deudas que recayere sobre la cosa fructuaria; quedando obligado el usufructuario a satisfacerle los intereses corrientes de la cantidad pagada, durante todo el tiempo que continuare el usufructo. 2.' Si el propietario no se allanare a este pago, podrá el usufructuario hacerlo, y a la expiración del usufructo tendrá derecho a que el propietario le reintegre el capital sin interés alguno. 3 3.a Si se vende la cosa fructuaria para cubrir una hipoteca o prenda constituída en ella por el difunto, se aplicará al usufructuario la disposición del artículo 1423.-669, 856. 1426. La cargas testamentarias que recayeren sobre el usufructuario, o sobre el propietario, serán satisfechas por aquel de los dos a quien el testamento las imponga,y del modo que en éste se ordenare; sin que por el hecho de satisfacerlas de ese modo le corresponda indemnización o interés alguno. 1427. Cuando imponiéndose cargas tertamentarias sobre una cosa que está en usufructo, no determinare e! testadorsi es el propietario o el usufructuario el;que debe sufrirlas, se procederá con arreglo a lo dispuesto en el articulo 1425. Pero si las cargas consistieren en pensiones periódicas, y el testador no hubiere ordenado otra cosa, serán cubiertas por el usufructuario durante todo el tiempo del usufructo, y no tendrá derecho a que le indemnice de este desembolso el propietario.-855. 1428. El usufructo constituído en la partición de una herencia está sujero a las reglas ¡el artículo 1425, si los interesados no hubieren acordado otra cosa.-i5. 1429. El propietario fiduciario y el fideicomisario se considerarán en todo caso como una sola persona, respecto de los demás asignatarios, para la distribución de las deudas y cargas hereditaras y testamentarias, y la división de las deudas y cargas se hará entre los dos del modo siguiente: El fiduciario sufrirá dichas cargas, con calidad de que a su tiempo se las reintegre el fideicomisario sin interés alguno. Si las cargas fueren periód:cas, las sufrirá el fiduciario, sin derecho a indemnización alguna-813, ss., 855" 1430. Los acreedores testamentarios no podrán ejercer las acciones a que les da derecho el testamento, sino conforme al artículo 1417. yya 1 -1 1 á Código Civil 13

PAGE 193

-tecrS0.e~Y,~~ Lib. 3., Tit. 12 194 Si en la partición de una herencia se distribuyeren los legados de diferente modo, entre los herederos, podrán los legatarios entablar sus acciones, o en conforridad a esta distribución, o en conformidad al artículo 1417, o en conformidad al convenio de los herederos.-1397, 1415, 1583, ord. 4.° 1431. No habiendo concurso de acreedores, ni tercera oposición, se pagará a los acreedores hereditarios a medida que se presenten, y pagados los acreedores hereditarios, se satisfarán lo legados. Pero cuando la herencia no apareciere exces amente gravada, podrá satisfacerse inmediatamente a los legatarios que ofrezcan caución de cubrir lo que les quepa a la contribución a las deudas. No será exigible esta caución cuando la herencia está manifiestamente exenta de cargas que puedan comprometer a los legatarios.-65-L. 505 de 1890, 215, ss.-L. 40 de 1907, 57, ss. 1432. Los gastos necesarios para la entrega de las cosas legadas se mirarán como una parte de los mismos legados. 1433. No habiendo en la sucesión lo bastante para el pago de todos los legados, se rebajarán a prorrata. 1434. Los títulos ejecutivos contra el difunto lo serán igualmente contra los herederos: pero los acreedores no podrán entablar o llevar adelante la ejecución, sino pasados ocho días después de la notificación judicial de sus títulos.-L. 40 de 1907, 46. TITULO 12 Del beneficio de separación 1435. Los acreedores hereditarios y los acreedores testamentarios podrán pedir que no se contundan los biene, del difunto con los bienes del heredero; y en virtud de este beneficio de separación tendrán derecho a que de los bienes del difunto se les cumplan las obligaciones hereditarias o testamentarias, con preferencia a las deudas propias del heredero.-1155, 1304, ss., 2507-L. 105 de 1890, 255-L. 40 de 1907, 142. 1436. Para que pueda impetrarse el beneficio de separación no es necesario que lo que se deba sea inmediatamente exigible; basta que se deba a día cierto o bajo condición.-153o, ss., 1551, ss. 1437. El derecho de cada acreedor a pedir el beneficio de separación subsiste mientras no haya prescrito su crédito; pero no tiene lugar en dos casos: í. Cuando el acreedor ha reconocido al heredero por deudor, aceptando un pagaré, prenda, hipoteca o fianza del dicho heredero, o un pago parcial de la deuda. 2.° Cuando los bienes de la sucesión han salido ya de manos del heredero o se han confundido con los bienes de éste, de manera que no sea posible reconocerlos. 1438. Los acreedores del heredero no tendrán derecho a pedir, a benetcia de sus créditos, la separación de bienes de que hablan los artículos precedentes. 1439. Obtenida la separación de patrimonios por alguno de los acreedores de la sucesión, aprovechará a los demás acreedores de la misma que la invoquen, y cuyos créditos no hayan prescrito, o que no se hallen en el caso del número 1.0, artículo 1437. El sobrante, si lo hubiere, se agregará a los bienes del heredero para satisfacer a sus acreedores propios, con los cuales concurrirán los acreedores de la sucesión, que no gocen de beneficio.2488, ss. 6.._;.

PAGE 194

.1p-vn-~.De las donaciones entre vivos 195 1440. L ,s acreedores hereditarios o testamentarios que hayan obtenido la .epat ación o aprovechándose de ella, en conformirlad al inciso 1.° clel artícolo precedente, no tendrán acción contra los bienes del heredero, sino después que se hayan agotado los bienes a que dicho ben-ficio les dio un derecho preferente; más aun entonces podrán oponerse a esta acción los otros acreedores del heredero hasta que se les satisfaga en el total de sus créditos. 1441. Las enajenaciones de bienes del difunto, hechas por el heredero, dentro de los seis meses subsignientes a la apertura de la sucesión, y que no hayan tenido por objeto el pago de créditos hereditarios o testamentarios, podrán rescindirse a instancia de cualquiera de los acreedores hereditarios o testamentarios que gocen del beneficio de separación. Lo mismo se extiende a la constitución da hipotecas especiales.-2491-C. Co., 16 r. 1442. Si hubiere bienes raíces en Lt sucesión, el decreto en que se concede el beneficio de separación se inscribirá en el registro o registros que por la situación de dichos bienes corresponda, con expresión de las fincas a que el beneficio se extienda.-2637, 2652. TITULO 13 De las donaciones entre vivos 1443. La donación entre vivos es un acto por el cual una persona 1 transfiere, gratuita e irrevocablemente, una parte de sus bienes a otra persona que la acepta. -492. 1444. Es hánil para donar entre vivos toda persona que la ley no haya declarado inhábil.--15o .s. 1445. Son inhábiles para donar los que no tienen la libre administración de sus bienes; salvo en los casos y con los requisitos que las leyes prescriben. -304, 491. s , 1844. .5 1446. Es capaz de recibir entre vivos toda persona que la ley no ha declarado incapaz.-o21, 1844-L. 153 de 1887, 84. 1447. No uede hacerse una donación entre vivos a una persona que no existe en elFffomento de la donación. Si se dona bajo condición suspensiva será también necesario existir al tiempo de cumplirse la condición, salvas las excepciones indicadas en los 1 1 incis-, 3 ° y 4.0 del artículo 1020 (í). -93. 1448. Las incapacidades de recibir herencias y legados, según el articulo ro2r, se extienden a las donaciones entre vivos.-L. 57 de 1887, 27-L 153 de 1887, 84, . 1449. Es nula, asimismo, la donación hecha al curador del donante, antes de que el curador haya exhibido las cuentas de la curaduría, y pagado el saldo, si lo hubiere, en su contra. 1450. La donación entre vivos no se presume sino en los casos que expresamente hayan previsto las leyes.1451. No dona el que repudia una 66, 1713, 2317. a herencia, legado o donación, o deja de cumplir la condición a que está subirdinado un derecho eventual, aunque así lo haga con el objeto de beneficiar a un tercero. Los acreedores. con todo, podrán ser autorizados por el juez para sustituirse a un deudor que asi lo hace, hasta concurrencia de sus crédi(1¡ Debió citarseel articulo o19. -e

PAGE 195

Lib. 3., Tít. 13 ig6 tos; y del sobrante, si lo hubiere, se aprovechará el tercero.-862, 1295, 2491-C. Co., 161. 1452. Ne hay donación en el comodato de un objeto cualquiera, aunque su uso o goce acostumbre a (sic) darse en arriendo. Tampoco lo hay en el mutuo sin interés. Pero lo hay en la remisión o cesión del derecho de percibir los réditos de un capital colocado a interés o a censo.-492, 1712. 1453. Los servicios personales gratuitos no constituyen donación, aunque sean de aquellos que ordinariamente se pagan. 1454. No hace donación a un tercero el que a favor de éste se constituye fiador, o constituye una prenda o hipoteca; ni el que exonera de sus obligaciones al fiador, o remite una prenda o hipoteca mientras está solvente el deudor; paro hace donación el que remite una deuda, o el que paga a sabiendas lo que en realidad no debe.-1711, ss., 2317. 1455. No hay donación si habiendo por una parte disminución de patrimonio, no hay por otra aumento; como cuando se da para un objeto que consume rl importe de la cosa donada, y de que el donatario no reporta ninguna ventaja apreciable en dinero. 1456. No hay donación en dejar de interrumpir la prescripción.2522, SS. 1457. No valdrá la donación entre vivos, de cualquiera especie de bienes raíces, si no es otorgada por escritura pública, inscrita en el competente registro de instrumentos públicos. Tampoco valdrá sin este requisito la remisión de una deuda de la misma especie de bienes.-6.°, 756, 1758, 1760, 2637, 2677-L. 32 de 1918, 28. 1158. La donación entre vivos que no se insinuare, sólo tendrá efecto hasta el valor de dos mil pesos, y será nula en el exceso. Se entiende por insinuación la autorización de juez competente solicitada por el donante o donatario. El juez autorizará las donaciones en que no se contravenga a ninguna disposición legat.-6.', 304, 49r, s., 1712, 1844-L. 59 de 1905, 29. 1459. Cuando lo que se dona es el derecho de percibir una cantidad periódicamente, sr. í necesaria la insinuación, siempre que la suma de las cantidades que han de percibirse en un decenio excediere de dos mil pesos.-L. 59 de 1905, 29. 1460. La donación a plazo o bajo condición no producirá efecto alguno, si no constare por escritura privada o pública en que se exprese la cndición o pazo; y serán necesarias en ella la escritura pública y la insinuación e inscripción en los mismos términos que para las donaciones de presente.-6.%, 750, 1758, 1760, 1767, 2577, 2637. 1461. Las donaciones con causa onerosa, como para que una persona abrace una carrera o estado, o a título de dote, o por razón de.matrimonio, se otorgarán por escritura pública, expresando la causa; y no siendo así se considerarán como donaciones gratuitas. Las donaciones con causa onerosa, de que se habla en el inciso precedente, están sujetas a insinuación en los términos de los artículos 1458, 1459 y 1460.-Ibídem, 1524. 1462. Las donaciones en que se impone al donatario un gravamen pecuniario, o que puede apreciarse en una suma determinada de dinero, no están sujetas a insinuación sino con descuento del gravamen. 1463. Las donaciones que, con los requisitos debidos, se hagan los esposos uno a otro en las capitulaciones matrimoniales, no requieren insinuación ni otra escritura pública que las mismas capitulaciones, cualquiera que sea la clase o valor de las cosas donadas.-1771, 1843, S. 1 1 i' °-----

PAGE 196

-s,-Y~ ~e 197 De las donaciones entre vivos 1464. Las donaciones a título universal, sean de la totalidad o de de la insinuación y del otorgauna cuota de los bienes, exigen además un inventario miento de escritura pública, y de la inscripción en su caso, solemne de los bienes, so pena de nulidad. Si se omitiere alguna parte de los bienes en este in"entario, se entenderá que el donante se los reserva, y no tendrá el donatario ningún derecho de reclamarlos.-íoo8. 1465. El que hace una donación de todos sus bienes deberá resery si omitiere hacerlo varse lo necesario para su congrua subsistencia podrá en todo tiempo obligar al donatario a que, de los bienes donados o propiedad o de de los suyos propios, le asigne a este efecto, a título de un usufructo vitalicio, lo que se estimare competente, habida proporción a la cuantía de los bienes donados.-413, 834, inc. 30° 1466. Las donaciones a título universal no se extenderán a los bienes futuros del donante, aunque éste disponga lo contrario.-6, íoo8. 146#. Lo dispuesto en el artículo 1458 cornprende a las donaciones fideicomisarias o con cargo de restituir a un tercero.-794. 1468. Nadie puede aceptar sino por si mismo, o por medio de una persona que tuviere poder especial suyo al intento, o poder general para la administración de sus bienes, o por medio de su representante legal. Pero bien podrá aceptar por el donatario, sin poder especial ni general, cualquier ascendiente o descendiente legítimo suyo, con tal que sea capaz de contratar y de obligarse. Las reglas Jadas sobre la validez de las aceptaciones y repudiaciones de herencias o legados, se extienden alas donaciones.-62, 1282, ss., 1298, ss., 1637, 2158. 1469. Mientras la donación entre vivos no ia sido aceptada, y notificada la aceptación al donante, podrá éste revocarla a su arbitrio. 1470. Las donaciones, con cargo de restituír a un tercero, se hacen irrevocables en virtud de la aceptación del tiduciaritr, con arreglo al articulo 1468. El fideicomisario no se halla en el caso de aceptar hasta el momento 1 de la restitución; pero podrá repudiar antes de ese momento. -1283. i 1471. Aceptada la donación por el fiduciario, y notificada la aceptación al donante, podrán los dos, de cómún acuerdo, hacer en el fideicomiso las alteraciones que quieran, sustituír un fideicomisario a otro, y aun revocar el fideicomiso enteramente. sin que pueda oponerse a ello el fideicomisario. Se procederá, para alterar en estos términos la donación, como si se tratase de un acto enteramente nuevo.-82o. A 1472. El derecho de trasmisión, establecido para la sucesión por causa de muerte en el artículo 1015 (I), no se extiende a las donaciones entre vivos. 14¡3. Las reglas concernientes a la nes testamentarias, al derecho de acrecer interpretación de las asignacio. y a las sustituciones, plazos, condiciones y modos relativos a ellas, vivos. se extienden a las donaciones entre En lo d.emás que no se oponga a las disposiciones de este titulo, se seguirán las reglas generales de los contratos.-1 113, ss., 1128, SS., 1147, ss., 206, ss., 1215, SS., 1618, ss., 1845, 1847. 1474. El donante de dni.iación gratuita goza del beneficio de comne tencia en las accione, qu contra él intente el donatario, sea para obli,.i d (1) Debió citarse'cl a. 1014

PAGE 197

0.. Lib. 3.°, Tit. 13 198 garle a cumplir una promesa o donación de futuro, sea demandando la entrega de las cosas que se le han donado de presente.-1684-L. 95 de 1890, 14. 1475. El donatario a título universal tendrá, respecto de los acreedores del donante, las mismas obligaciones que los herederos: pero sólo respecto de las deudas anteriores a la donación, o de las futuras que no excedan de una suma específica, determinada por el donante en la escritura de donación.-0oo8, 1155, 1411, 1476. La donación de todos los bienes de una c1ota de ellos, o de su onda propiedad o usufructo, no priva a los acreedores del donante de las acciones que conía él tuvieren; a menos que acepten como deudor al donatario expresamente, o en los términos del artículo 1437, número 1.° 1477. En la donación a título singular puede imponerse al donatario el gravamen de pagar las deuctas del donante, con tal que se exprese una suma determinada hasta la cual se extienda este gravamen. Los acreedores, sin embarg,, conservarán sus acciones contra el pri. mitivo deudor, como en el caso del articulo precedente-Ioo8. 1478. La responsabilidad del donatario respecto de los acreedores del donante, no se extenderá en ningún çaso sino hasta concurrencia de lo que al tiempo ríe la donación hayan valido las cosas donadas, constando este valor por inventario solemne o por otro instrumento auténtico. Lo mismo se extiende a la responsabilidad del donatario por los otros le hayan impuesto.-471, ss., 1822. gravámenes que en la donación se no tiene acción de sanea1479. El donatario de donación gratuita miento, aun cuando la donación haya principiado por una promesa. 1893, ss. 1480. Las donaciones con causa onerosa no dan acción de saneamiento por evicción, sino cuando el donante ha dado una cosa ajena a sabiendas. Con todo, si se han impuesto al donatario gravámenes pecuniarios, o apreciables en dinero, tendrá siempre derecho para que se le reintegre lo que haya invertido en cubrirlos, con los intereses corrientes. que no parecieren compensados por los frutos naturales y civiles de las cosas donadas. Cesa en lo tocante a este reintegro el beneficio de competencia del donante.-714, 717, 1684, 1893, ss. 1481. La donación entre vivas no es resoluble porque después de ella le haya nacido al donante uno o más hijos legítimos, a menos que esta condición resolutoria se haya expresarlo en escritura pública de la donación.-1536, 1544, ss. 1482. Son rescindibles las donaciones en el caso del artículo 1245. 1483. Si el donatario estuviere en mora de cumplir lo que en la donación se le ha impuesto, tendrá derecho el donante o para que se obligue al donatario a cumplirlo, o para que se rescinda la donación. En este segundo caso será considerado el donatario como poseedor de mala fe para la restitución de las cosas donadas y los frutos, siempre que sin causa grave hubiere dejado de cumplir la obligación impuesta. Se abonará al donatario lo que haya invertido hasta entonces en desempeño de su obligación y de que se aprovechare el donante.-963, ss., 1546, 1608. 1484. La acción rescisoria, concedida por el articulo precedente, terminará en cuatro años desde el día en que el donatario haya sido constituido en mora de cumplir la obligación impeesta.-16o8, 1750, 2545C. J., 290.

PAGE 198

T u..11-1 7~ -w 199 De las donaciones entre vIvos 1485. La donación entre vivos puede revocarse por ingratitud. Se entiende por acto de ingratitud cualquierbhecho ofensivo del donatario que le hiciera indigno de heredar al donante.-1025. 1486. En la restitución a que fuere obligado el donatario por causa de ingratitud, será considerado como poseedor de mala fe desde la perpetración del hecho ofensivo que ha dado lugar a la revocación.-964, ss. 1487. La acción ' vocatoria termina en cuatro -ss, contados desde donante tuvo conocimiento del hecho ofensivo, y se extingue por que e¡ sido intentada judicialmente durante su su muete, a menos que haya yi ducido la muerte del donante o vida, o que el hecho ofensivo haya prejecutádose después de ella. En e-dos casos la acción revocatoria se transmitirá a los herederos.2545. 1488. Cuando el donante por haber perdido el Wcio, o por otro impedimento, se hallare imposibilitado de intentar la a cción que se le v a concede por el articulo 1485, podrán ejercerla a su nombre iiertras viva, y drutro del plazo señalado en el artículo anterior, no sólo su guardador, legítimos o su consino cualq'iera de sus descendientes o ascendientes yuge. 1489. La resolución, rescisión y revocación de que hablan los artículos anteriores, no dará acción contra terceros poseedores, ni para la extinción te las hipotecas, servidumbres u otros derecos constituídos sobre *11 las cosas donadas, sino en los casos siguientes: r.° Cuando en escritura pública de la donación (inscrita en el cmpetente registro, si la calidad de las cosas donadas lo hubiere exigido), se ha prohibido al donatario enajenarlas, o se ha expresado la condición. 2.1 Cuando antes de las enajenaciones o de la ecnstitución de los referidos derechos, se-ha notificado a los terceros interesados que el donante u otra persona a su nombre se propone intentar la acción tesolutoria, rescisoria o revocatoria contra el donatario. 3:iCuando se ha procedido a enajenar los bienes donados o a constituir los referidos derechos, después de intentada la acción. El donante que no hiciere uso de dichafcción contra terceros, podrá exigir al donatario el precio de las cosas enajenadas; según el valor que hayan tenido a la fecha de la enajenación.-1548, 2637.. 1490. Se entenderán por donaciones remuneratorias las que expresamente se hicieren en remuneración de servicios específicos, siempre que éstos sean de los que suelen pagarse. Si no constare por escritura privada o pública, según 'os casos, que la donación ha sirio remuneratoria, o si en la escritura no se especificaren los servicios, la donación se entenderá gratuita. 14611. Las donaciones remuneratorias, en cuanto equivalgan al valor de los servicios re-íunerados, no son rescindibles ni revocables, y en cuanto excedan a este valor deberán insinuarse. 1492. El donatario que sufriere evicción de la cosa que le ha sido donada en remuneración tendrá derecho a exigir el pago de los servicios que el donante se propuso remunerarle con ella, en cuanto no aparecieren haberse compensado por los frutos.-894, ngo-L. nog de 1890, 147, ss. 1 y 1493. En lo demás las donaciones remuneratorias quedan sujetas a las reglas de este título

PAGE 199

~>1 -a@ x LIBRO CUARTO DE las obligaciones en general y de los contratos TITULO 1.° Definiciones 1494. Las obligaciones nacen, ya del concurso real de las voluntades de dos o más personas, como en los contratos o convenciones; ya de un hecho voluntario de la persona que se obliga, como en la aceptación de una herencia o legado y en todos los cuasicontratos; ya a consecuencia de un hecho que ha inferido injuria o daño a otra persona, como en como entre los padres y los hijos los delitos; ya por disposición de la ley, de familia.-L. 57 de 1887, 34. 1495. Contrato o convención es un acto por el cual una parte se obliga para con otra a dar, hacer o no ser de una o de muchas persona-. hacer alguaa cosa, Cada parte puede -73. 1496. El contrato es unilateral cuando una de las partes se obliga para con otra que no contrae obligación alguna; y bilateral cuando las partes contratantes se obligan recíprocamente.-1849, 2221. 1497. El contrato es gratuito o de beneficencia cuando sólo tiene por objeto la utilidad de unr.a de las partes, sufriendo la otra el gravamen; y oneroso cuando tiene por objeto la utilidad de ambos confratantes, gra1849. vándose cada uno a beneficio del otro.-1443, 1498. El contrato oneroso es coninulalivo, cuando cada una de las .' partes se obliga a dar o a hacer una cosa que se mira como equivalente a lo que la otra parte debe dar o hacer a su vez; y si el equivalente consiste en una contingencia 1849. 2282. incierta de ganancia o pérdida se llama aleatoria. 1499. El contrato es principal cuando subsiste por sí mismo sin oecesidad de otra convención, y accesorio cuando tiene por objeto asegurar el cumplimiento de una obligación subsistir sin ella.-1849, 2361. principal, de manera que no pueda 1500. El contrato es real cuando, para que sea perfecto, es necesaria la tradición de la cosa a que se refiere ; es solemne cuando está sujeto especiales, de manera que sin a la observancia de ciertas formalidades ellas no produce ningún efecto civil; y es consensual cuando se perfeccio2200. na por el solo consentimiento.-1857, 1501. Se distinguen en cada contrato las cosas que son de su esencia, las que son de su naturaleza, y las puramente accidentales. Son de la esencia de un contrato aquellas cosas sin las cuales, o no produce efecto . ~*. al

PAGE 200

e De los actos y declaraciones de voluntad 201 alguno, o degenera en otro contrato diferente; son de la naturaleza de un contrato las que no siendo esenciales en él, se entienden pertenecerle, sin necesidad de una cláusula especial; y son accidentales a un contrato aquellas que ni esencial ni naturalmente le pertenecen, y que se le agregan por medio de cláusulas especiales. TITULO 2.° De los actos y declaraciones de voluntad 1.502. Para que una persona se obligue a otra por un acto o declaración de voluntad, es necesario: 1.°, que sea legalmente capaz; 2.0, que consienta en dicho acto o declaración y su consentimiento no adolezca de vicio; 30, que recaiga sobre un objeto lícito; 4.°, que tenga una causa lícita. La capacidad legal de una persona consiste en poderse obligar por sí misma, y sin el ministerio o la autorización de otra.-174o, ss. 1503. Toda persona es legalmente capaz, excepto aquellas que la ley declara incapaces. 1504. Son absolutamente incapaces los dementes, los impúberes y sordomudos, que no pueden darse a entender por escrito. Sus actos no producen ni aun obligaciones naturales, y no admiten caución. Son también incapaces los menores adultos, que no han obtenido habilitación de edad; los disipadores que se hallan bajo interdicción de administrar lo suyo; las mujeres casadas, y las personas jurídicas. Pero la incapacidad de estas cuatro clases de personas no es absoluta, y sus actos pueden tener valor en ciertas circunstancias y bajo ciertos respectos determinados por las leyes. Además de estas incapacidades hay otras particulares que consisten en la prohibición que la ley ha impuesto a ciertas personas para ejecu,I .,a tar ciertos actos.-18, SS., 261, 290, 301, 431, s., 493, 528, 633, ss., 784, 1196, 1527, 1740, ss.-C. Co., su a 17-C. J., 301, SS. 1505. Lo que una persona ejecuta a nombre de otra, estando facultada por ella o por la ley para representarla, produce respecto del representado iguales efectos que si hubiese contratado él mismo. -62, 640, 741, ss., 782, 1633, 2186. 1506. Cualquiera puede estipular a favor de una tercera persona, aunque no tenga derecho para representarla; pero sólo esta tercera persona podrá demandar lo estipulado; y mientras no intervenga su aceptación expresa o tácita, es revocable el contrato por la sola voluntad de las partes que concurriern u a él. Constituyen aceptación tácita los actos que sólo hubieran podido ejecutarse en virtud del contrato. -767, 2186. 1507. Siempre que uno de los contratantes se compromete a'que por una tercera persona, de quien no es legítimo representante, tia de darse, hacerse o no hacerse alguna cosa, esta tercera persona no contraerá obligación alguna, sino en virtud de su ratificación;y'si ella no ratifica, el otro contratante tendrá acción de perjuicios contra el que hizo la promesa.-767, 1593, 2186. 1508. Los vicios de que puede adolecer el consentimiento, son error, fuerza y dolo. -63, final, 140. inc. 1509. El error sobre un punto de derecho no vicia el consentimien-to. -9P., 768, inc. final, 2315, 2317-C. P., 20-C. P. M., 56. M~ 'o

PAGE 201

e Lib. 4.° Tít. 2.' 202 1510. El error de hecho vicia el consentimiento cuando recae sobre la especie del acto o contrato que se ejecuta o celebra, como si tina de las partes entendiese empréstito y la otra donación; o sobre la identidad de la cosa específica de que se trata, como si en el contrato de venta el vendedor entendiese vender cierta cosa determinada, y el comprador entendiese comprar otra.-746, s., 768, 1117, 1190, 1769, 2480. 1511. El error de hecho vicia asimismo el consentimiento cuando la sustancia o calidad esencial del objeto sobre que versa el acto o contrato, es diversa de Io que se cree; como si por alguna de las partes se supone que el objeto .s una barra de plata, y realmente es una masa de algún otro metal semejante. El error acerca de otra cualquiera calidad de la cosa no vicia el consentimiento de los que contratan, sino cuando esa calidad es el principal motivo de tina de ellas para contratar, y este motivo ha sido conocido de la otra parte.Ibídem. 1512. El error acerca de la persona con. quien se tiene intención de contratar, no vicia el consentimiento, salvo que la consideración de esta persona sea la causa principal del contrato. Pero en este caso la persona con quien erradamente se h contratado tendrá derecho a ser indemnizada de los perjuicios en que de buena fe haya incurrido por la nulidad del contrato.-140, 746, 2241, 2479. 1517. La fuerza no vicia el consentimiento sino cuando es capaz de producir una impresión fuerte en una persona de sano juicio, tomando en cuenta su edad, sexo y condición. Se mira como una fuerza de este género todo acto que infunde a una persona un justo temor de verse expuesta ella, su consorte o alguno de sus ascendientes o descendientes a un mal irreparable y grave. El temor reverencal, esto es, el solo temor de desagradar a las personas a quienes se debe sumisión y-respeto, no basta para viciar el consentimiento.-140, 772, 2476. 1514. Para que la fuerza vicie el consentimiento no es necesario que la ejerza aquel que es beneficiado por ella; basta que se haya empleado la fuerza por cualquiera persona con el objeto de obtener el consentimiento. 1515. El dolo no vicia el consettitíiento sino cuanlo es obra de una de las partes, y cuando además aparece claramente que sin él no se hubiera contratado. E, los demás casos el dolo da lugar solamente a la acción de perjuicios contra la persona o personas que lo han fraguado, o que se han aprovechado de él; contra las primeras por el total valor de los perjuicios, y contra las segundas hasta concurrencia del provecho que han r-portado del d1lo.-63, inc. final, 418, 2343, 2476. 1516. El dolo no se presume sino en los casos especialmente previstos por la ley. En los demás debe probarse.-63, inc. final, 66, 769, 2284. 1517. Toda declaración de voluntad debe tener por objeto iua o más cosas qee se trata de dar, hacer o no hacer. El mero uso de la cosa o su tenencia puede ser objeto de la declaración.-775. 1518. No sólo las cosas que existen pueden ser objeto de una declaración de voluntad, sino las que se espera que existan; pero es menester que las unas y las otras sean comerciales y que estén determinadas, a lo menos, en cuanto a su género. La cantidad puede ser inJerta con tal que el acto o contrato fije reglas o contenga datos que sirvan para determinarla. Si el objeto es un hecho, es necesario que sea física y moralmente

PAGE 202

De las obligaciones civiles y de las meramente naturales 203 Es físicamente imposible el que es contrario a la naturaleza, y posible. moralmente imposible el prohibido por las leyes, o contrario a las buenas cstn.nbres o al orden público. -1151, 1532, 1864, 1809. 1519. Hay un objeto ilícito en todo lo que contraviene al derecho público de la nación. Así la promesa de someterse en la República a una jmrisdicción no reconocida por las leyes de ella, es nula por el vicio del objeto.-15. s. 1520. El derecho de suceder por causa de mn te a una persona viva no puede ser objeto de una donación o contrato, aun cuando intervenga el consiutimiento de la misma persona. Las convenciones entre la persona que debe una legitima y el legiti. mana, relativas a la misma legítima o a mejoras, están sujetas a las reglas especiales contenidas en el título De las asignacionesforzosas.-1 262, 1283. 1521. Hay un objeto ilícito en la enajenación 1.° De las cosas que no están en el comercio. 2.' De lis derechos o privilegios que no pueden trasferirse a otra persona. 3.° De las cosas embargadas por decreto judicial, a menos que el juez lo autorice o el acreedor consienta en ello. 4.° De especies cuya propiedad se litiga, sin permiso del juez que conoce en el litigio.-878, 1636, 1720, 1866, 1942, 2412, 2439 2l90-C. F., 48 a 53, 60-C. Co., 156, ss.-L. 2.' de 1886-L. 57 de 1887. 43-L. 95 de 1890, 42-L. 39 de 1918. 1522. El pacto de no pedir más en razón de una cuenta aprobada, no vale en cuanto al dolo contenido en ella, si no se ha condonado expresamente. La condonación del dolo futuro no vale. 1523. Hay asimismo objeto ilicito en todo -15, 1366, 2181. contrato prohibido por las leye.-. 6.°, 198, 1777, 18C7, 1942, 1950. 1524, No puede haber obligación sin 2235, 2473. una causa real y lícita; perno no es necesario expresarla. La pura liberalidad o beneficencia es causa suficiente. ~1 Se entiende por causa el motivo que induce al acto o contrato; y por Bausa ilícita la prohibida por la ley, o contraria a las buenas costumbres o al orden publico. Asi la promesa de dar algo en pago de una deuda que no existe, carece de causa; y la promesa de dar algo en recompensa de un crimen o de un hecho inmoral, tiene una causa ilcita.-23i3, ss.-L. 40 de 1907, 54. 1525. No podrá repetirse lo que se haya dado o pagado por un objeto o causa ilícita a sabiendas.-2313, ss.-L. 95 de 1890, 15. 1526. Los actos o contratos que la ley declara inválidos, no deja. se introduzcan y en que se rerán de serlo p ,r las cláusulas qne en ellos nuncie a la acciún de nulidad.-6., 1890, 15. 15, s., 1740, ss., 1950-L. 95 de TITULO 3° De las obligaciones civiles y de las meramente naturales 1527. Las obligaciones son civiles o meramente naturales. Civiles son aquellas que dan derecho para exigir su cumplimiento. Naturales las que no confieren derecho para exigir su cumplimiento, pero que cumplidas autorizan para retener lo que se ha dado o pagado, en razón de ellas. 4:1

PAGE 203

-0 Lib. 4.0, 7it. 4.° 204 Tales son: 1. Las contraídas por personas que, teniendo suficiente juicio y discernimiento son, sin embargo, incapaces de obligarse según ras leyes, como la mujer casada en los casos en que le es necesaria la autorización del marido, y los menores adultos no habilitados de edad. 2.3 Las obligaciones civiles extinguidas por la prescripción. 3? Las que proceden de actos a que faltan las solemnidades que la ley exige para que produzcan efectos civiles; como la de pagar un legado, impuesto por testamento, que'oo se ha otorgado en la forma debida. 4.o Las que no han sido reconocidas en juicio, por falta de prueba. Para que no pueda pedirse la restitución en virtud de estas cuatro clases de obligaciones, es necesario que el pago se haya hecho voluntariamente por el que tenía la libre administración de sus bienes.-o, ss. 1504, 2314, 2400. 1528. La sentencia judicial que rechaza la acción intentada contra el naturalmente obligado, no extingue la obligación natural. 1529. Las fianzas, hipotecas, prendas y cláusulas nenales constituídas en (sic) terceros para seguridad de estas obligaciones, valdrán.-2364. -TITULO 4.° De las obligaciones condicionales y modales 1530. Es obligación condicional la que depende de una condición, esto es, de un acontecimiento futuro, que puede suceder o no.-1 r28. 1531. La condición es positiva o negativa. La positiva consiste en acontecer una cosa; la negativa en que .na cosa no acontezca. 1532. La condición positiva debe ser física y moralmente poble. Esfsicamenle imposible la que es contraria a las leyes de la naturaleza física; y moralmente imposible la que consiste en un hecho prohi bido por las leyes, o es opuesta a las buenas costumbres o al orden público. Se mirarán también como imposibles las que están concebidas en tér. minos ininteligibles.-6., 1518, 1526. 1533. Si la condición es negativa de una cosa físicamente imposible, la obligación es pura y simple; si consiste en quq el acreedor se abstenga de un hecho inmoral o prohibido, vicia la disposición. 1534. Se llama condición polestaiva la que depende de la voluntad de la voluntad de un del acreedor o del deudor; casual la que depende mixla la qce en parte depende de la voluntad del tercero o de un acaso; acreedor y en parte de la voluntad de un tercero o de un acaso. 1535. Son nulas !as obligaciones contraídas bajo una condición potestativa que consista en la mera voluntad de la persona que se obliga. de cualquiera de las Si la condición consiste en un hecho voluntario partes, valdrá.-1526, 1741. 1536. La condición se llama suspensiva si, mientras no se cumple, suspende la adquisición de un derecho; y resolulorio, cuando por su cumplimiento se extingue un dereco.-1148. 1537. Si la condición suspensiva es o se hace imposible, se tendrá por fal lia. '

PAGE 204

~up~egu.rruz Y.' --. -"7 De las obligaciones condicionales y modales 205 A la misma regla se sujetan las condiciones cuyo sentido y el modo de cumplirlas son enteramente ininteligibles. Y las condiciones inductivas a hechos ilegales o inmorales. La condición resolutoria que es imposible por su naturaleza, o ininteligible, o inductiva a un hecho ilegal o inmoral, se tendrá por no escria.-1 151. 1538. La regla del artículo precedert, inciso i.o, se aplica aun a las disposiciones testamentarias. Así, cuando la condición es un hecho que depende de la voluntad del asignatario y de la voluntad de otra persona, y deja de cumplirse por algún accidente que la hace imposible, o porque la otra persona de cuya voluntad depenrle un puede o no quiere cumplirla, se tendrá por fallida, sin ess5 imgo de que el asignatario haya estado, por su parte, dispuesto a cumplirla. Con todo, si la persona que debe prestar la asignación se vale de medios ilicitos para que la condición no pueda cumplirse, o para que la otra persona, de coya voluntad depende en parte su cumplimiento, no coopere a él, se tendrá por compida.-í 25. 1539. Se reputa haber filado la condición positiva, o haberse cumplido la negativa, cuando ha llegado a ser cierto que no sucederá el acontecimiento contemplado en ela, o cuando ha expirado el tiempo dentro del cual el acontecimiento ha debido verificarse y no se ha verificado. 1540. La condición debe ser cumplida del modo que las partes han probablemente entendido que lo fuese, y se presumirá que el modo más racional de cumplirla es el que han entendido las partes. Cuando, por ejemplo, la condición consiste en pagar una suma de dinero a una persona que está bajo tutela o curaduría, no se tendrá por 14 :1 cumplida la condición, si se entrega a la misma persona, y ésta lo disipa. 66, 494 1618, s, 1634, ss.-C. J., 578. 1541. Las condiciones deben cumplirse literalmente en la forma convenida.-1618. 1512. No puede exigirse el cumplimiento de la obligación condicional sino verificada la condición totalmente. 1. Todo lo que se hubiere pagado antes de efectuarse la condición suspodrá repetirse mientras no se hubiere cumplido pensíva, -1376, 2313, SS. cosa prometida 1543. Si antes del cumplimiento de la condición la perece sin culpa del deudor, se extingue la obligación; y si por culpa del deudor, el deudor es obligado al precio, y a la indemnización de perjuicios. Si la cosa existe al tiempo de cumplirse la condición, se debe en el estado en que se encuentre, aprovechándose el acreedor de los aumentos -i o mejora; que haya recibido la cosa, sin estar obligado a dar rnás par ella, y sufnriendo sn detorioro o diminución, sin derecho alguno a que se le rebaje el precio; salvo que el detrioro o diminución proceda de culpa del deudor; en cuyo caso el acreedor podrá pedir o que se rescinda el contrato, o que se le entregue la cosa, y además de lo uno o lo otro, tendrá derecho a indemnización de, perjuicios. Todo lo que destruye 4 gún su naturaleza o según la cosa.-Og, 713, s., 1193, L. 95 de 1'90, 1.° a aptitud de la cosa para el objeto a que seta convención se destina, se entiende destruir 1604, 1606, s., 1729, ss., 1827, ss., 1876, 1941. 1544. Cumplida la condición resolutoria, deberá restituírse lo que se hubiere recibido bajo tal condición, a menos que ésta haya sido puesta en favor del acreedor exclusivamente, en cuyo caso podrá este, si quiere,

PAGE 205

l Lib. 4.°, Tít. 5.° 206 renunciarla; pero será obligado a declarar su determinación, si el deudor lo exigiere -15, s., 961, s. 1545. Verificada una condición resolutoria no se deberán los frutos percibidos en el tiempo intermedio, salvo que la ley, el testador, el donante o lo; contratantes según los varios casos, hayan dispuesto lo contrario.-063, ss 1746, ss. 1546. En los contratos bilaerales va envuelta la condición resolutoria en caso de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado. Pero en tal caso podrá el otro contratante pedir a su arbitrio, o ta resolución o el cumplimiento del contrato con ind mnización de perjnicios. 1483, 1609, 1613, s., 1878, 1930, s., 1935, ss., 2059, 2127, 2294-C. Co., 244, 248, 267, 496-C. J.. 269, s. 1547. Si el que debe una cosa mueble a plazo, o bajo condición suspensiva o resolutoria, la enajena, no habrá derecho de reivindicarla contra terceros poseedores de buena fe.-768, s., 947, 1933, s, 194o1548. Si el que debe un inmueble bajo condición lo enajena, o lo grava con hipoteca o seridumbre, no podrá resolverse la enajenación o gravamen, sino cuand la condición constaba en el título respectivo inscrito u otorgado por escritura pública.-750, 756, 1489, 1758, 1193, s., 1940, 2441, 2577,-2637. 1549 El derecho del acreedor que fallece en el intervalo entre el contrato condicional y el cumplimiento de la condición, se trasmite a sus herederos; y lo mismo sucede con la obligación del deudor. Esta regla no se aplica a las asignaciones testamentarias, ni a las donaciones entre vivos. El acreedor podrá impetrar durante dicho intervalo las providencias conservativas necesarias.-1014, 1136. 1550. Las dispasiciones del título 4.° del libro 3.° sobre las asignaciones testamentarias condicionales o modales, se aplican a las con 'enciones en lo que no pugne con lo dispuesto en los artículos precedentes. TITULO 5.° De las obligaciones a plazo 1551. El plazo es la época que se fija para el cumplimiento de la obligación; puede ser expreso o tácito. Es tácito, el indispensable para cumplirlo. No podrá el juez, sino en casos especiales que las leyes designen, señalar plazo para el cumplimiento de una obligación: sólo podrá interpretar el concebido en términos vagos u oscuros, sobre cuya inteligencia y aplicación discuerden las partes.-468, 961, 1289, 1333. 1587, 2225, 2309. C. Co., 929-L. 40 de 1907, 147. 1552. Lo que se paga antes de cumplirse el plazo, no está sujeto a restitución. Esta regla no se aplica a los plazos que tienen el valor de condici. nes.-1542, 2313. 15.-3. El pago de la obligación no puede exigirse antes de expirar el plazo, si no es: 1.° Al deudor constituído en quiebra o que se halle en notoria insolvencía. 2.0 Al detWor cuyas cauciones, por hecho o culpa suya, se han extinguido o han disminuído considerablemente de valor. Pero en este L

PAGE 206

De las oblgaciones alternativas 207 a caso el deudor podrá reclamar el beneficio del plazo, renovando o mejorando las cauciones.-65, 1594, 1882, inc. final, 2374, ss., 2416, 2431, 2451-C. Co., 121, SS. 1554. El deudor puede'renunciar el plazo, a menos que el testador haya dispuesto o las partes estipulado lo contrario, o que la anticipación del pago acarree al acreedor un perjuicio que por medio del plazo se pro. puso manifiestamente evitar. En el contrato de mutuo a interés se observará lo dispuesto en el articulo 2225 (i)., 1649, 1654, 1709, 2379. 1555. Lo dicho en el titulo 4.0 del ltbro 3.° sobre las asignaciones testamentarias a di, se aplica a las convenciones. TITULO 6.° De las obligaciones alternativas 1556. Obligación alternativa es aquella por la cual se deben varias cosas, de tal manera que la ejecución de una de ellas exonera de la ejecución de las otras.-1564, 1583,, ord. 6.0, 1781, ord. 6.° 1557. Para que el deudor quede libre, debe pagar o ejecutar en su totalidad una de las cosas que alternativamente deba; y no puede obligar al acreedor a que acepte parte de una y parte de otra. La elección es del deudor a menos que se haya pactado lo contrario. -l 15, 164Q. 1558.indo la elección del deudor, no puede el acreedor demandar l i i determinadamente una de las cosas debidas, sino bajo la alternativa en que se le deben. 1559. Si la elección es del deudor, está a su atbitrio enajenar o destruir cualquiera de las cosas que alternativamente debe mientras subsista una de ellas. Ji Pero si la elección es del acreedor, y alguna de las cosas que alternativamente se le deben perece por culpa del deudor, podrá el acreedor, a su arbitrio, pedir el precio de esta cosa y la indemnización de perjuicios, o cuálquiera de las cosas restantes.-63, 1729, Ss. 1510. Si una de las cosas alternativamente prometidas no podía ser objeto de la obligación o llega a destruirse, subsiste la obligación alternativa de las otras; y si una sola resta, el deudor es obligado a ella.-517, ss., 1729, ss. 1561. Si perecen todas las cosas comprendidas en la obligación alternativa, sin culpa del deudor, se extingue la obligación. 1 Si con culpa del deudor, estará obligado al las cosas que elija, cuando la elección es suya; precio de cualquiera de o al precio de las cosas que el acreedor elija, cuando es del acreedor la elección. -63, 1543, 1604, ss., 1729, ss.-L. 95 de 1890, 1.° (1) Debió citarse el a. 2229. '4

PAGE 207

Lib. 4., TíUs. 7.,8° y 9.0 TITULO 70' De las obligaciones facultativas 208 1562. Obligación facultativa es la que tiene por objeto una cosa determinada, pero concediéndose al deudor la facultad de pagar con esta cosa o con otra que se designa. 1563. En la obligación facultativa el acreedor no tiene derecho para pedi; otra cosa que aquella a que el deudor es directamente obligado, y si dicha cosa perece sin culpa del deudor y antes de haberse éste constituído en mora, no tiene derecho para pedir cosa alguna.--63, 1604, 16o8. C. J., 290. 1564. En caso de duda sobre si la obligación es alternativa o facul. tativa, se tendrá por alternativa.-1624. TITULO 8.' De las obligaciones de género 1565. Obligaciones de género son aquellas en que se debe indeterminadamente un individuo de una clase o género determinado. 1566. En la obligación de género, el acreedor no puede pedir determinadamente ningún individuo, y el deudor queda libre de ella, entregando cualquier individuo del género, con tal que sea de una calidad a lo menos mediana.-1172, S. 1567. La pérdida de algunas cosas del género no extingue la obligación, y el acreedor no puede oponerse a que el deudor las enajene o destruya mientras subsistan otras para el cumplimiento de lo que debe.C. J., 481. TITOLO 90° De las obligaciones solidarias 156t. En general cuando se ha contraído por muchas personas o para con muchas la obligación de una cosa divisible, cada uno de los deudores, en el primer caso, es obligado solamente a su parte o cuota en la deuda, y cada uno de los acreedores, en el segundo, sólo tiene derecho para-demandar su parte o cuota en el crédito. Pero en virtud de la convención del testamento o de la ley puede exi. girse a cada uno de los deudores o por cada uno de los acreedores el total de la deuda, y entonces la obligación es solidaria o in soliduin. La solidaridad debe ser expresamente declarada en todos los casos en que no la establece la ley.-235, 418, 5o8, 599. 637, 983, 1338, 1583, 1694, ¡896, 2121, 2214, 2344, 2384-C. Co., 472, 487, 567, 607, 790, 807, J., 850. 956-C. La cosa que se debe solidariamente por muchos o a muchos, 1569. ha de ser una misma, aunque se deba de diversos modos; por ejemplo, pura y simplemente respecto de unos, bajo condición o a plazo, respecto de otros.-1530, ss., 1551, ss. 1570. El deudor puede hacer el pago a cualquiera de los acreedores solidarios que elija, a nenos que haya sido demandado por uno de ellos, pues entonces deberá hacer el pago al dentandante.

PAGE 208

3G De las obligaciones solidarias 209 La condonación de la deuda, la compensación, la novación que intercualquiera de los acreedores solidarios, exvenga entre el deudor y uno " tingue la deuda con respecto a los otros, de la misma manera que el pago lo haría; con tal que uno de éstos no haya demandado ya al deudor.1634, 55. 1571, El acreedor podrá dirigirse contra todos los deudoles solidarios conjuntamente, o contra cualquiera ríe ellos a su arbitrio, sin que por J., 850. 2397-C. éste pueda oponérsele el beneficio de división.-1682, 1572. La demanda intentada por el acreedor contra alguno de los deudores solidarios, no extingue la obligación solidaria de ninguno de ellos, sino en la parte que hubiere sido satisfecha por el demandado.C. J, 850. 1573. El acreedor puede renunciar expresa o tácitamente la solidaridad respecto de uno de los deudores solidarios o respecto de todos. La renuncia tácitamente en favor de uno de ellos, cuando le ha exi1 gido o reconocido el pago de su parte o cuota de la deuda, expresándolo sin la reserva especial de la sola demanda o en la carta de pago, as¡ en lidaridad, o sin la u serva general de sus derechos. Pero esta renuncia expresa o tácita no extingue la acción solidaria del acreedor contra los otros deudores, por toda la parte del crédito que no haya sido cubierta por el deudor a cuyo beneficio se renunció la solidaridad. Se renunci.\la solidaridad respecto de todos los deudores solidarios, cuando el acreedor consiente en la división de la denda.-s5. 1574. La renuncia expresa o tácita de la solidaridad de una pensión periódica se limita a los pagos devengados y sólo se extiende a los futuros cíando el acreedor lo expresa. 1575. Si el acreedor condona la deuda a cualquiera de los deudores solidarios, no podrá después ejercer la acción que se le concede por el artículo 1561, sino con rebaja de la cuota que correspondía al p¡imerq en la deuda (1). 1576. La novación entre el acreedor y uno cualquiera de los deudores solidarios, liberta a los otros, a menos que éstos accedan a la obligación nuevamente constituída.-62;, 1704. 1577. El deudor demandado puede oponer a la demanda todas las excepciones que resulten de la naturaleza de la obligación, y además todas las personales suyas. Pero no puede oponer, por vía de compensación, el crédito de un codeudor solidario contra el demandante, si el codeudor solidario no le ha cedido su derecho.1082, 1716. 2380. 1578. Si la cosa perece por culpa o durante la mora de uno de los deudores solidarios, todos ellos quedan obligados solidariamente al precio, salvo la acción de los codeudores contra el culpable o moroso. Pero la acción de perjuicios a que diere lugar la culpa o mora, no podrá intentarla el acreedor sino contra el deudor culpable o moroso.-63, 1583, ord. 3.°, 16o, 1613-C. J., 290. 1579. El deudor solidario que ha pagado la deuda o la ha extinguido por alguno de los medios equivalentes al pago, queda subrogado en la acción del acreedor con todos sus privilegios y seguridades, pero limitada respecto de cada uno de los codeudores a la parte o cuota que tenga este codeudor en la deuda. ,a j í) Debió citarse el articulo 1571. Código Civil 14

PAGE 209

Lib. 4.°, Tít. ro 210 Si el negocio para el cual ha sido contraída la obligación solidaria, concernía solamente a alguno o algunos de los deudores solidarios, serán éstos responsables entre sí, según las partes o cuotas que le corres. pondan en la deuda, y los otros codeudores serán considerados como fiadores. o cuota del codeudor insolvente se reparte entre todos los La parle prorrata de las suyas, comprendidos aun aquellos a quienes el otros a acreedor haya exonerado de la solidaridad.-1583, ord. 2.°, 1668, ord. 3.0, 17 27. 1580. Los herederos de cada uno de los deudores solidarios son, entre todos, obligados al total de la deuda; pero cada heredero será solamente responsable de aquella cuota de la deuda que corresponda a su porción hereditaria.-956, 1155, 1411. TITULO 10 De las obligaciones divisibles e indivisibles 1581. La obligación es divisible o indivisible, según tenga o no tenga por objeto una cosa susceptible de división, sea física, sea intelectual o de cuota. Así, la obligación de conceder una servidumbre de tránsito, o la de hacer construir una casa, son indivisibles; la de pagar un*suma de dinero, divisible.-1896. 15'2. -El ser solidaria una obligación no le da el carácter de indivisible.-1568. 1583. Si la obligación no es solidaria ni indivisible, cada uno de los acreedores puede sólo exigir su cuota, y cada uno de los codeudores es solamente obligado al pago de la suya; y la cuota del deudor insolvente no gravará a sus codeudores. Exceptúanse los casos siguientes: 1.° La acción hipotecaria o prendaria se dirige contra aquel de los codeudores que posea, en todo o parte, la cosa hipotecada o empeñada. El codeudor que ha pagado su parte de la deuda no puede recobrar la prenda u obtener la cancelación de la hipoteca, ni aun en parte, mientras no se extinga el total de la deuda; y el acreedor a quien se ha satisfecho su parte del crédito, no puede remitir la prenda o cancelar la hipoteca, ni aun en parte, mientras no hayan sido enteramente satisfechos sus coacreedores. 2.° Si la deuda es de una especie o cuerpo cierto, aquel de los codeudores que lo posee es obligado a entregarlo. 3.° Aquel de los codeudores por cuyo hecho o culpa se ha hecho imposible el cumplimiento de la obligación, es exclusiva y solidariamente responsable de todo perjuicio al acreedor. 4.° Cuando por testamento o por convención entre los herederos, o por partición dela herencia, se ha impuesto a uno de los herederos la obligación de pagar el total de la deuda, el acreedor podrá dirigirse o contra este heredero por el total de la deuda, o contra cada uno de los herederos por la -parte que le corresponda a prorrata. Si expresamente se hubiere estipulado con el difunto, que el pago no pudiere hacerse por partes, ni aun por los herederos del deudor, cada uno de éstos podrá ser obligado a entenderse con sus coherederos para pagar el total de la deuda, o a pagarla él mismo, salvo su acción de saneamiento. 11

PAGE 210

'7 De las obligaciones divisibles e indivisibles 211 Pero los herederos del acreedor, si no entablan conjuntamente su acción, no podrán exigir el pago de la deuda, sino a prorrata de sus cuotas. 5.° Si se debe un terreno o cualquiera otra cosa indeterminada, cuya división ocasionare grave perjuicio al acreedor, cada uno de los codendores podrá ser obligado a entenderse con los otros para ei pago de la cosa entera, o pagarla él mismo, salvo su acción para ser indemnizado por los otros. Pero los herederos del acreedor no podrán exigir el pago de la cosa entera, sino intentando conjuntamente su acción. 6.. Cuando la obligación es alternativa, si la elección es de los acreedores, deben hacerla todos de consuno; y si de los deudores, deben hacerla de consuno todos éstos.952, 1397, 1412, 1415, s., 1430, 1556, 1568, 1579-C. J., 276, ss.-L. 95 de i89o, 28. 1584. Cada uno de los que han contraído unidamente una obligación indivisible, es obligado a satisfacerla en todo, aunque no se haya estipulado la solidaridad, y cada uno de los acreedores de una obligación indivisible tiene igualmente derecho a exigir el total.-568. -. 1585. Cada uno de los herederos del que ha contraído una obligación indivisible es obligado a satisfacerla en el todo, y cada uno de los herederos del acreedor puede exigir su ejecución total. -i58o. 15 6. La prescripción interrumpida respecto de uno de los deudo. res de la obligación indivisible, lo es igualmente respecto de los otros. 943, 2540. 15x7. Demandado uno de los deudores de la obligación indivisible podrá pedir un plazo para cumplirla entre todos; a entenderse con los demás deudores, a fn de que la obligación sea de tal naturaleza menos que él sólo pueda cumplirla, pues en tal caso podrá ser condenado desde luégo al total cumplimiento, quedándole a salvo su acción contra los demás deudores, para la indemnización que fe deban.-1551, 1630. 158 4. El cumplimiento de la obligación indivisible por cualquiera de -1579. 1 los obligados, la extingue respecto de todos. 1589. Siendo dos o más ninguno de ellos puede, sin los acreedores de la obligación indivisible, el consentimiento de los otros, remitir la deuda o recibir el precio de la cosa debida. Si alguno de los acreedores remite la deuda o recibe el todavia demandar la cosa precio de la cosa, sus coacreedores podrán abonando al deudor la parte o cuota deuda o recibido el precio de la cosa. misma del acreedor que haya remitido la -1570. s i 1590. Es divisible la acción de perjuicios que resulta de no haberse cumplido o de haberse retardado la obligación indivisible: ninguno de los acreedores puede intentarla, y ninguno de los deudores está sujeto a ella, sino en la parte que le quepa. Si por el hecho o culpa de uno de los deudores de la obligación indivisible, se ha hecho imposible el cumplimiento de ella, ese sólo será responsable de todos los perjuicios.-1578, 1597, 1h13, ss., 1896. 1591. Si de dos codeudores de un hecho que rleba ejecutarse en común, el uno está pronto a cumplirlo y el otro lo rehusa o retarda, éste solo será responsable de los perjuicios que de la inejecución o retardo del hecho resultaren al acreedor.-Ibídem. :w:.

PAGE 211

Lib. 4.1, Tit. 1i 212 TITULO iI De las obligaciones con cláusula penal 1592. La cláusula penal es aquella en que una persona, para asegu. rar el cumplimiento de una obligación, se sujeta a una pena, que consiste en dar o hacer algo en caso de no ejecutar o retardar tobligación principal11, 1859, ss.-C. Co., 194, ss. 1593. La nulidad de la obligación principal acarrea la de la cláusula penal, pero la nulidad de ésta no acarrea la de la obligación principal. Con todo, cuando uno promete por otra persona, imponiéndose una pena para el caso de no cumplirse por ésta lo prometido, valdrá la pena, aunque la obligación principal no tenga efecto por falta del consentimiento de dicha persona. Lo mismo sucederá cuando uno estipula con otro a favor de un terce ro, y la persona con quien se estipula se sujeta a una pena para el caso de no cumplir lo prometido.-15o7. 1594. Antes de constituirse el deudor en mora, no puede el acreedor dergandac a su arbitrio la obligación principal o la pena, sino sólo la obligación principal; ni constituído el deudor en mora, puecle el acreedor pedir a un tiempo el cumplimiento de la obligaciót principal y la pena, sino cualquiera de las dos cosas a su arbitrio; a menos que aparezca haberse estipulado la pena por el simple retardo, o a menos qne se haya estipularlo que por el pago de la pena no se entienda extinguida la obligación principal.-16oo, 1608, 2486-C. J., 290. 1595. Háyase o no estipulado un término dentro del cual deba cumplirse la obligación principal, el deudor no incurre en la pena sino cuando se ha constituído en mora, si la obligación es positiva. Si la obligación es negativa, se incurre en la pena desde que se ejecu ta el hecho de que el deudor se ha obligado a abstenerse.-Ibídem. 15úG. Si el deudor cumple solamente una parte de la obligación principal y el acreedor acepta esta parte, tendrá derecho para que se rebaje proporcionalmente la pena estipulada por falta de cumplimiento de la obligación principal.-1649, 1597. Cuando la obligación contraída con cláusula penal es de cosa divisible, la pena, del mismo modo que la obligación principal, se diide entre los herederos del deudor a prorrata de sus cuotas hereditarias. El hererlero que contraviene a la obligación, incurre, pues, en aq -1a parte de la pena que corresponde a su cuota hereditaria; y el acreedor no tendrá acción alguna contra los coherederos que no han contravenido a la obligación. Exceptúase el caso en que habiéndose puesto la cláusula penal con intención expresa cíe -que no pudiera ejecutarse parcialmente el pago, uno de los herederos ha impedido el pago total: podrá entonces exigirse a este heredero toda la pena, o a cada uno su respectiva cuota, queclándole a salvo su recurso contra el her edero infractor. Lo mismo se observará cuando la obligación contraída con cláusula penal es de cosa indiviible.-i58í, 1583, ord. 4.°, 1590, s. un inmueble. 1598. Si a la pena estuviere afecto hipotecariamente toda la pena en él, salvo el recurso de indentización podrá perseguirse -1583, ords. 1.° y 30, 2433-L. 95 de 1890, 28. contra quien hubiere lugar. 1549. Habrá lugar a exigir la pena en todos los casos en que se hubiere estipulado, sin que pueda alegarse por el deudor que la inejecu,

PAGE 212

--q. -I ~r 213 Del efecto de las obligaciones ción de lo pactado no ha inferido perjuicio al acreedor o le ha producido beneicio.-6o2, u. pena y la indemnización de perNo podrá pedirse a la vez la 11600. estipulado así expresamnte; pero siempre cios, a menos de haberse Ir pedir la indemnización o la pena-15, al arbitrio del acreedor estará 1613, ss. 1601. Cuando por el pacto las partes se obligó a principal, una de la otra equivalente a la que por determinada, como pagar una cantidad , y la pena consiste asimismo en el pago de una canpodrá pedirse que se rebaje de la segunda todo lo parte debe prestarse tidad determinada, ésta en el. incluyéndose que exceda al duplo de la primera, mutuo ni a las obligaciones de La disposición anterior no se aplica al 1 inapreciable o indeterminado. valor exceda al máxirebajar la pena en lo que En el primero se podrá F a mum del interés que es permitido estipular. cuando deja a la prudencia del juez moderarla, En las segundas se L. 40 Co., 219enorme.-2231-C. atendidas las circunstancias pareciere de 1917 173, s. TITULO 12 Del efecto de las obligaciones 1602. Todo contrato legalmente celelrado es una ley para los contratantes, y no puede ser invalidado sino por el consentimiento mutuo o por causas legales.-1495, 1625. 1603. Los contratos deben ejecutarse de buena fe, y por consiguienno sólo a lo que en ellos se expresa, sino a todas las cosas te, obligan la obligación, o que por la que emanan precisamente de la naturaleza de ley pertenecen a ella.-15oi, 1618, ss. 1604. El deudor no es responsable sino de la culpa lata en los contratos que por su naturaleza sólo son útiles al acreedor; es responsable de la leve en los contratos que se hacen para beneficio recíproco de las partes; y de la levisima en los contratos en que el deudor es el único que reporta beneficio. El deudor no es responsable del caso fortuito, a menos que se haya constituido en mora (siendo el caso fortuito de aquellos que no hubieran dañado a la cosa debida, si hubiese sido entregada al acreedor), o que el caso fortuito haya sobrevenido por su culpa. La prueba de la diligencia o cuidado incumbe al que ha debido emplearlo; la prueba del caso fortuito al que lo alega. Todo lo cual, sin embargo, se entiende sin perjuicio de las disposiciones especiales de las leyes, y de las estipulaciones expresas de las partes.-15, 63, 298, 1317, 1386, r561, 1563, 1616, 1729, ss., 1757, 1827, 1932, 1983. 2155, 2176, 2178, s., 2203, s., 2247, 2254, 2306, 2377-C. Co., 232, s., 243, 245, 283, ss., 3"6, 349-C. J., 542, s. 1605. La obligación de dar contiene la de entregar la cosa; y si ésta es una especie o cuerpo cierto, contiene, además, la de conservara hasta la entregí, so pena de pagar los perjuicios al acreedor que no se ha constituído en mora de recibir.-751, 1739, 1880, ss.-C, Co., 234, ss.-C. J., 290. 1606. La obligación de conservar la cosa exige que se emplee en su costudia el debido cuidado.-1997, 2203, 2248-C. Co., 240. 1607. El riesgo del cuerpo cierto cuya entrega se deba, es siempre a cargo del acreedor; salvo que el deudor se constituya en mora de efectuarla, o qu:e se haya comprometido a entregar una misma cosa a dos o '1 11 ,1 1

PAGE 213

Libro 4.0, Tt. 12 214 más personas por obligaciones distintas; en cualquiera de estos casos será a cargo del deudor el riesgo de la cosa hasta su entrega.1193, 1543, 1561, 1648, 1729, ss., 1876-C. Co., 240-C. J., 481. El deudor está en mora: 1608. 1. Cuando no ha cumplido la obligación dentro del término estipulado; salvo que la ley, en casos especiales, exija que se requiera al deudor para constitoirlo en mora. 2.0 Cuando la cosa no ha podido ser dada o ejecutada sino dentro de cierto tiempo y el deudor lo ha dejado pasar sin darla;o ejecutarla. 3.0 En los demás casos, cuando el deudor ha sido judicialmente reconvenido por el acreedor.--1542, 1551, 2007-C. J., 290. 1609. En los contratos bilaterales ninguno de los contratantes está en mora dejando de cumplir lo pactado, mientras el otro no lo cumpla por su parte, o no se allane a cumplirlo en la forna y tiempo debidos.-1496, 1546-C. Co., 496-C. J., 290. 1610. Si la obligación es de hacer, y el deudor se constituye en mora, podrá pedir el acreedor, junto con la indemnización de la mora, cualquiera de estas tres cosas, a eiección suya: ¡.a Q 1e se apremie al deudor para la ejecución del hecho convenido. 2.a Que se le autorice a él mismo para hacerlo ejecutar por un tercero a expensas del deudor. 30 Que el deudor le indemnice de los perjuicios resultantes de la infracción del contrato.-1630-C. J., 269, s., 290. 1611. Derogado. * (L. 153 de 1887, a. 89). .* L. 153 de 1887, a. 89. La promesa de celebrar un contrato no produce obligación alguna, salvo que concurran las circunstancias siguientes: 1.3 Que la promesa conste por escrito. 2.a Que el contrato a que la promesa se refiere no sea de aquellos que las leyes declaran ineficaces por no concurrir los requisitos que establece el articulo 1511 del Código Civil (j). 30 Que la promesa contenga un plazo o condición que fije la época en que ha de celebrarse el contrato. 4? Que se determine de tal suerte el contrato, que para perfeccionarlo sólo falte la tradición de la cosa o las formalidades legales. Los términos de un contrato prometido, sólo se aplicarán a la materia sobre que se ha contratado. Queda derogado el articulo 1611 del Código Civil.-i500-C. J., 682. .*, L. 5v de 1918, a. 23. La opción impone al que la concede la obligación de cumplir su compromiso. Si la opción no estuviere sometida a un término o a una condición será ineficaz. La condición se tendrá por fallida si tardare más de un año en cumplirse. Las partes pueden ampliar o restringir este plazo. 1612. Toda obligación de no hacer una cosa se resuelve en la de indemnizar los perjuicios, si el deudor contraviene y no puede deshacerse lo hecho. Pudiendo destruirse la cosa hecha, y siendo su destrucción necesaria para el objeto que se tuvo en mira al tiempo de celebrar el contrato, será La promesa de celebrar un contrato no produce en ningún caso obligación alguna. (i) Debió citarse el artículo 1502.

PAGE 214

De la interpretación de los contaatos 215 el deudor obligado a ella, o autorizado el acreedor para que la lleve a efec a expensas del deudor. Si dicho objeto puede obtenerse cumplidamente por otros medios, en este caso será oído el deudor que se allane a prestarlos. El acreedor quedará de todos modos indemne. el daño emercomprende La indemnización de perjuicios 1613. gente y luc o cesante, ya provenga de no haberse cumplido la obligación, o de haberse cumplido imperfectamente, o de haberse retardado el cumplitsiento. Exceptúanse los casos en que la ley la limita expresamente al daño emergente.-1262. 1614. Entiéndese por daño emergente el perjuicio o la pérdida que la obligación o de haberse cumplido cumplido pr.viene de no haberse j retardado su cumplimiento; y por lucro o de haberse imperfectamente, la ganancia o provecho que deja de reportarse a consecuencia de cesante, cumplíHola .imperfectamente, no haberse cumplido la obligación, o o retardado su cumplimiento. 1615. Se debe la indemnización de perjuicios desde que el deudor se ha constituído en mora, o, si la obligación es de no hacer, desde el momento de la contravención.-C. J., 290. 1616. Si no se puede imputar doto al deudor, sólo es responsable de los perjuicios que se previeron o pudieron preverse al tiempo del con trato; pero si hay dolo, es responsable de todos los perjuicios que fueron consecuencia inmediata o Jirecta de no haberse cumplido la obligación o de haberse demorado su cumplimiento. La mora oducida por fuerza mayor o caso fortuito, no da lugar a indemnizaciói de perjuicios. Las estipulaciones de los contratantes podrán modificar estas reglas. 15, 63-L. 95 de 1890, 1. 1611. Si la obligación es de pagar una cantidad de dinero, la indemnización de perjuicios por la mora está sujeta a las reglas siguientes: 1. Se siguen debiendo los intereses convencionales, si se ha pactado un interés superior al legal, o empiezan a deberse los intereses legales, en el caso contrario; quedando, sin embargo, en su fuerza las disposiciones especiales que autoricen el cobro de los interescs corrientes en ciertos casos. El interés legal se fija en seis por ciento anual. 2.1 Ei acreedor no tiene necesidad de justificar perjuicios cuando sólo cobra intereses; basta el hecho de retardo. 3. Los intereses atrasados no producen interés. 4. La regla anteriorjse aplica a toda especie de rentas, cánones y pensiones periódicas.-2231, s., 2235-C. Co., 212, 219, 743, 931, 937, L. 40 de 1907, 173, s. j 1 y i TITULO 13 De la interpretación de los contratos 1618. Conocida claramente la intención de los contratantes, debe estarse a ella más que a lo literal de las palabras.-27, ss., 1127, 1540, 1603-C. Co., 40 1619. Por generales que sean los términos de un contrato, sólo se aplicarán a la materia sobre que se ha contratado.

PAGE 215

Tý Lib. g.°, pi, r4 216 1620. El sentido en que una cláusula puede producir algún efecto, deberá preferirse a aquel en que no sea capaz de producir efecto alguno.-31, s. 1621. En aquellos casos en que no apareciere voluntad contraria, deberá estarse a la interpretación que mejor cuadre con la naturaleza del contrato. Las cláusulas de uso común, se presumen aunque no se expresen.32, 66, í5oi, 16o3-C. J., 578. 1622. Las cláusulas de un contrato so interpretarán unas por otras, dándosele a cada una el sentido que mejor convenga al contrato en su totalidad. Podrán también interpretarse por las de otro contrato entre las mismas partes y sobre la misma materia; O por la aplicación práctica que hayan hecho de ellas ambas partes, o una de las partes con aprobación de la otra parte.-30-C. Co., 4. 1623. Cuando en un contrato se ha expresado un caso para explicar la obligación, no se entenderá por sólo eso haberse querido restringir la convención a ese caso, excluyendo los otros a que naturalmente se extienda. 1624. No pudiendo aplicarse ninguna de las reglas precedentes de interpretación, se interpretarán las cláusulas ambiguas a favor del deudor. Pero las cláusulas ambiguas que hayan sido extendidas o dictadas por una de las partes, sea acreedora o deudora, se interpretarán contra ella, siempre que la ambigüedad provenga de la falta de una explicación que haya debido darse por ella. -28, s., 32, 478, 500-C. Co., 4.°-C. J., 3;1. TITULO 14 De los modos de extinguirse las obligaciones, y primeramente de la solución o pago efectivo 1625. Toda obligación puede extinguirse por una convención en que las partes interesadas, siendo capaces de disponer libremente de lo suyo, consientan en darla por nula. Las obligaciones se extinguen además en todo o parte: 1.' Por la solución o pago efectivo; 2.0 Por la novación; 3.0 Por la transacción; 4.0 Por la remisión; 5.' Por la compensación; 6.0 Por la confusión; 7.' Por la pérdida de la cosa que se debe; 8.' Por la declaración de nulidad o por la rescisión; g.' Por el evento de la condición resolutoria; to. Por la prescripción. De la transacción y la prescripción se tratará al fin de este libro: de la condición resolutoria se ha tratado en el título De las obligaciones condicionales.-15, 1503, 1602-C. Co., 182. 1 11 11

PAGE 216

11 Por quién puede hacerse el pago 217 CAPITULO .° Del pago efectivo en general El pago efectivo es la prestación de lo que se debe. 1626. 1627. conformidad al tenor El pago se hará bajo todos respectos en sin perjuicio de lo que en los casos especiales dispongan de la obligación; las leyes. El acreedor so podrá ser obligado a recibir otra cosa que lo que se le deba, ni aun a pretexto de ser de igual o mayor valor la ofrecida.1603, 1648, 2407-C. Co., 209, s. 162 S. En los pagos periódicos la carta de pago de tres períodos determinados y consecutivos hará presumir los pagos de los anteriores períodos, siempre que hayan debido efectuarse entre los mismos acreedor y deudor.-66, 1653, 2234-C. Co., 211, 936-C. J., 578. 1629. Los gastos que ocasionare el pago serán de cuenta del deudor; sin perjuicio de lo estipulado y de lo que el juez ordenare acerca de las costas judiciales.-1662-C. J., 864, ss.-L. 40 de 1907, 43. CAPITULO 2.° Por quién puede hacerse el pago 1630. Puede pagar por el deudor cualquiera persona a nombre de él, aun sin su conocimiento o contra su voluntad, y aun a pesar del acreedor. Peto si la obligación es de hacer, y si para la obra de que se trata se ha tomado en consideración la actitud o talento del deudor, no podrá ejecutarse la obra por otra persona contra la voluntad del acreedor.161o-C. Co., 871, ss. 1631. El que paga sin el conocimiento del deudor no tendrá acción sino para que éste le reemb )se lo pagado; y no se entenderá subrogado por la ley en el lugar y derechos del acreedor, ni podrá compeler al acreedor a que le subrogue.-1668, ord. 5.0, 1669, 2313. 1632. El que paga contra la voluntad del deudor, no tiene derecho para que el deudor le reembolse lo pagado; a no ser que el acreedor le ceda voluntariamente su acción.-Ibídem, 1960, s5., 2371, 24oo-L. 57 de 1887. 33. 1633. El pag, en que se debe transferir la propiedad, no es válido, sino en cuanto el que paga es dueño de la cosa pagada o la paga con el consentimiento del dueño. Tampoco es válido el pago en que se debe transferir la propiedad, sino en cuanto el que paga tiene facultad de enajenar. Sin embargo, cuando la cosa pagada es fungible, y el acreedor la ha :5 .1 consumido de buena fe, se valida el pago, aunque haya sido hecho por el que no era iueño o no tuvo facultad de enajenar.-663, 752, 1504, s., ¡871, 2490.

PAGE 217

Lib. 4.°, Tít. z4, Cap 3.0 218 CAPITULO 3.° A quién debe hacerce el pago 1634. Para que el pago sea válido, debe hacerse o asl acreedor mismo (bajo cuyo nombre se entienden todos los que le hayan sucedido en el crédito aun a título singular), o a la persona que la ley o el juez autoricen a recibir por él, o a la persona diputada por el acreedor para el cobro. El pago hecho de buena fe a la persona que estaba entonces en posesión del crédito, es válido, aunque después aparezca que el crédito no le pertenecía.-62, 494, 762, 1540, 1640, 1960, ss.-L. 57 de 1887, 33-L. ío5 de 1890, 181-L. 4n de 1907, 68, 82. 1635. El pago hecho a una persona diversa de las expresadas en el artículo precedente, es válido, si el acreedor lo ratifica de un modo expreso o tácito, pudiendo legítimamente hacerlo; o si el que ha recibido el pago sucede en el crédito, como heredero del acreedor, o bajo otro título cualquiera. Cuando el pago hecho a persona incompetente es ratificado por el acreedor, se mirará como válido desde el principio.-2186. 1636. El pago hecho al acreedor es nulo en los casos siguientes: 1.0 Si el acreedor no tiene la administración de sus bienes; salvo en cuanto se probare que la cosa pagada se ha empleado en provecho del acreedor, y en cuanto este provecho se justifque con arreglo al artículo 1747. 2.° Si por el juez se ha embargado la deuda o mandado retener el pago. 3.0 Si se paga al deudor insolvente en fraude de los acreedores a cuyo favor se ha abierto concurso.-1504, 1521, 1741-C. Co., 155, ss.-C. J., 1033-L. 40 de 1907, 62. 1637. Reciben legítimamente los tutores y curadores por sus respectivos representados; los albaceas que tuvieren este encargo especial o la tenencia de les bienes del difunto; los maridos por sus mujeres en cuanto tengan la administración de los bienes de éstas; los padres de familia por sus hijos, en iguales términos; los recaudadores fiscales o de comunidades o establecimientos públicos, por el fisco o las respectivas comunidades o establecimientos; y las demás personas que por ley especial o decreto judicial estén autorizadas para ello. -62, 295, 494, 639, s., 741, 1353, 1805, 2097, ss.-C. F., 240, 247-C. Co., 454, 461, 510, ss.-L. 95 de 1890, 13, ord. 2.° 1638. La diputación para recibir el pago puede conferirse por poder general para la libre administración de todos los negocios del acreedor, o por poder especial para la libre administración del negocio o negocios en que está comprendido el pago, o por un simple mandato comunicado al deudor.-2147, 2149, 2158-C. Co., 418, 454, 461. 1639. Puede ser diputado para el cobro y recibir válidamente el pago, cualquiera persona a quien el acreedor cometa el encargo, aunque al tiempo de conferirsele no tenga la administración de sus bienes ni sea capaz de tenerla.-2154. 1640. El pocer conferido por el acreedor a una persona para demandar en juire al deudor, no le faculta por sí solo para recibirel pago de la deuda.-1158-C. J., 338. 1641. La facultad de recibir por el acreedor no se transmite a los -Aú

PAGE 218

R-57-..:
PAGE 219

rte..: w i Lib. 4., Tít. 14, Cap. 6.° y 7.° 220 1649. El deudor no puede obligar al acreedor a que reciba por partes lo que se le deba, salvo el caso de convención contraria; y sin perjuicio de lo que dispongan las leyes en casos especiales. El pago total de la deuda comprende el de los intereses e indemnizaciones que se deban. -15, 1554, 1602-C. Co., 207. 1650. Si hay controversia sobre la cantidad de la deuda, o sobre sus accesorios, podrá el juez ordenar, mientras se decide la cuestión, el pago de la cantidad no disputada. 1651. Si la obligación es de pagar a plazos, se entenderá dividido el pago en partes iguales; a menos que en el contrato se haya determinado la parte o cuota que haya de pagarse a cada plazo.-Ibidem. 1652. Cuando concurran entre unos mismos acreedor y deudor diferentes deudas, cada una de ellas podrá ser satisfecha separadamente; y por consiguiente, el deudor de muchos años de una pensión, renta o canon, podrá obligar al acreedor a recibir el pago de un año, aunque no le pague al mismo tiempo los otros.-1628-C. Co, 211. 1 CAPITULO 6.0 De la imputación del pago 1653. Si se deben capital e intereses, el pago se imputará primeramente a los intereses, salvo que el acreedor consienta expresamente que se impute al capital. Si el acreedor otorga carta de pago del capital sin mencionar los intereses, se presumen.éstos pagados.-15, 66, 1628, 2234, 2427, 2465-C. Co., 936-C. J., 578. 1654. Si hay diferentes deudas, puede el deudor imputar el pago a la que elija; pero sin el consentimiento del acreedor no podrá preferir la deudor no imputa el pago deuda no devengada a la que lo está; y si el a ninguna en particular, el acreedor-podrá hacer la imputación en la carta de pago; y si el deudor lo acepta, no le será lícito reclamar después.1554, 1557. 2118-C. Co., 213. 1655. Si ninguna de las partes ha imputado el pago, se preferirá la deuda que al tiempo del pago estaba devengada a la que no lo estaba; y no habiendo diferencia bajo este respecto, la deuda que el deudor eligiere.-Ibídem. CAPITULO 7.° Del pago por consignación 1656. Para que el pago sea válido no es menester que se haga con el consentimiento del acreedor; el pago es válido aun contra la voluntad del acreedor, mediante la consignación. hecho a La consignación es el depósito de la cosa que se debe, 1657. del acreedor a recibirla, y virtud de la repugnancia o no comparecencia con las formalidades necesaria-, en manos de una tercera persona. La consignación debe ser precedida de oferL. 95 de 189u, a. 13. requiere el ta, y para que ésta sea válida, reunirá las circunstancias que articulo 1658 del Código Civil. 1658. Subrogado el primer inciso. * (L. 95 de r89, a, 13). * La consignación debe ser precedida de oferta, y para que sea válida, reunirá las circunstancias que siguen: __A

PAGE 220

Del pago por consrgnacón 221 j. Que sea hecha por una persona capaz de pagar. capaz de recibir el pago a Que sea hecha al acreedor, siendo éste a su legítimo representante. Que si la obligación es a plazo, o bajo condición suspensiva, haya J expirado el plazo o se haya cumplido la condición. ge Que se ofrezca ejecutar el pago en el lugar debido. 5.' Que el deudor dirija al juez competente un memorial manifestando la oferta que ha hecho al acreedor, y expresando, además, lo que el mismo deudor debe, con inclusión de los intereses vencido;, si los hubiere, y los demás cargos líquidos; y si la oferta de consignación fuere de cosa, una descripción individual de la cosa ofrecida. 6. Que del memorial de oferta se confiera traslado al acreedor o a su representante.-1504, 1530, ss., 1551, ss.k 637-C. Co, 237C. J., 201. 1659. El juez, a petición de parte, autorizará la consignación y designará la persona en cuyo poder deba hacerse.-C. J., 291. 1660. La consignación se hará con citación del acreedor o su legitimo representante, y se extenderá acta o diligencia de ellipor ante el mismo juez que hubiere autorizado la consignación. Si el acreedor o si representante no hubieren concurrido a este acto se les notifcará el depósito con intimación de recibir la cosa consignada.-lbdei. 1661. Si el acreedor se hallare ausente del lugar en que deba hacerse el pago, y no toviere allí legítimo representante, tendrán lugar las disposicioties de los números 1.0, 3.°, 4.° y 5.° del artículo 1658. La oferta se hará ante el juez; el cual, recibida la información de la ausencia del acreedor, y de la'falta de persona que lo represcute, autorizará la consignación, y designará la persona a la cual debe hacerse. En este caso se extenderá también acta ríe la consignación y se no1 j tificará el depósito al defensor que debe nombrársele al ausente.--L. 105 deAi89o, 25 a 29. Nt 1662. Las expensas de toda oferta y consignación válidas serán a cargo del acreedor. 1663. El efecto de la consignación válida es extinguir la obligación, hacer cesar, en consecuencia, los intereses y eximir del peligro de la cosa al deudor; todo ello desde el día de la consignación. 1664. Mientras la consiguación no haya sido aceptada por el acreedor, o el pago declarado suiciente ;por sentencia que tenga la fuerza de cosa juzgada, puede el deudor retirar la consignación: y retirada, se mirará cenno de ningún valsr ni efecto respecto del consignante y ele sus codeudores y fiadores. 1665 Cuando la obligación ha sido irrevocablemente extinguida, podrá todavía retirarse la consignación, si el acreedor consiente en ello. Pero en este caso la obligación se mirará como del todo nueva; los codeudores y fiadores permanecerán exentos de ella, y el acreedor no conservará los privilegios o hipotecas de su crédito primitivo. Si por voluncare¡ las hipotecas pr-cedntes, se inýcribirán tad de las partes se ren de nuucuo, y 1703, 2]99. -cha sera la el dia de la iii, iis-riij-ti

PAGE 221

Lib. 4., Tit. 14, Cap. 8.y 9.' 222 CAPITULO 8. Del pago con subrogación 1666. La subrogación es la trasmisión de los derechos del acreedor a un tercero, que le paga. 1667. Se subroga un tercero en los derechos del acreedor, o en virtud de la ley o en virtud de una 'convención del acreedor.-1632-L. 57 de 1887, 33. 1668. Se efectúa la subrogación por el ministerio de la ley, y aun contra la voluntad del acreedor, en todos los casos señalados por las leyes y especialmente a beneficio: 1.0 Del acreedor que paga a otro acreedor de mejor derecho en razón de un privilegio o hipoteca. 2.° Del que habiendo comprado un inmueble, es obligado a pagar a los acreedores a quienes el inmueble está hipotecado. 3.° Del que paga una deuda a que se halla obligado solidaria o subsidiariamente. 4.' Del heredero beneficiario que paga con su propio dinero las deudas de la herencia. 5.0 Del que paga una deuda ajena, consintiéndolo expresa o tácitamente el deudor. 6.0 Del que ha prestado dinero al deudor para el pago, constando así en escritura pública del préstamo, y constando además en escritura pública del pago haberse satisfecho la deuda con el mismo dinero.-957, ord. 3.°, 1295, 1423, 1579, 1736, 2026, 2212, 2255, 2395, 2397, 2403, 2453, 2489-C. Co., 876. 1669. Se efectúa la subrogación en virtud de una convención del acreedor, cuando éste, recibiendo de un tercero el pago de la deuda, le subroga voluntariamente en todos los derechos y acciones que le corresponde como tal acreedor; la subrogación en este caso está sujeta a la regla de la cesión de derechos, y debe hacerse en la carta de pago.-1632, 5960, ss.-L. 57 de 1887, 33. 1670. La subrogación, tanto legal como convencional, traspasa al nuevo acreedor todos los derechos, acciones y privilegios, prendas e hipotecas del antiguo, así contra el deudor principal, como contra cualesquiera terceros, obligados solidaria y subsidiariamente a la deuda. Si el acreedor ha sido solamente pagado en parte, podrá ejercer sus derechos relativamente a lo que se le reste debiendo, con preferencia al que sólo ha pagado una parte del crédito.-16g, ¡964, 2943, ss. 1671. Si varias personas han prestado dinero al deudor para el pago de una deuda, no habrá preferencia entre ellas, cualesquiera que hayan sido las fechas de los diferentes préstamos y subrogaciones. 2493, ss. CAPITULO 9.0 Del pago por cesión de bienes o por acción ejecutiva del acreedor o acreedores 1672. La cesión de bienes es el abandono voluntario que el deudor hace de todos los suyos a su acreedor o acreedores, cuando a consecuencia de accidentes inevitables, no se halla en estado de pagar sus deudas.-2492, ss.-C. Co., 134-L. 40 de 1907, 57, ss. 1673. Esta cesión de bienes será admitida por el juez con conoct-

PAGE 222

Del pago por cesión de bienes 223 miento de causa, y el deudor podrá implorarla, no obstante cualquiera -15, s., 1526-C. Co., 136, ss. estipulación en contrario. probar su inculpaincumbe al deudor 1E74. Para obtener la cesión, bilidad en el mal estado de sus negocios, siempre que alguno de los acree-C. Co., 136, ss., 168, ss.-L. 4n de 19n7, 57, Ss. dores lo exija. la cesión excepto en 167.5. Los acreedores serán obligados a aceptar los siguientes casos: ¡.o Si el deudor lía enajenado, empeñado o hipotecado como propios los bienes ajenos a sabiendas. 2.° Si ha sido condenado por hurto o robo, falsificación o quiebra fraudulenta. 3 0 Si ha obtenido quitas o esperas de sus acreedores. 4.P Si ha dilapidado sus bienes. 5.° Si no ha hecho una exposición circunstanciada y verídica del estado de sus negocios, o se ha valido de cualquier otro media fraudulento para perjudicar a sus acreedores.-C. Co., 125 a 129, 168. 1679. Cuando el deudor hubiere aventurado en el juego una cantidad mayor que la que un prudente padre de familia arriesga por via de entretenimiento en dicho juego, es un caso en que se presume haber habido dilapidación.-534-C. Co., 125. 1677. La cesión comprenderá todos los bienes, derechos y acciones del deudor, excepto los no embargables. No son embargables: 1.0 Las dos terceras partes del sueldo, renta o pensióo, que por su empleo, oficio, profesión, o por cualquier otro motivo goce el deudor. 2.° El lecho del deudor, el de su mujer, los de los hijos que viven con él y a sus expensas, y la ropa necesaria para el abrigo de todas estas personas. 3.0 Los libros relativos a la profesión del deudor, hasta el valor de doscientos pesos y a elección del mismo deudor. 4.0 Las máquinas e instrumentos de que se sirve el deudor para la enseñanza de alguna ciencia o arte, hasta dicho valor y sujetos a la misna elección. 5.0 Los uniformes y equipos de los militares, según su arma y grado. o.° Los utensilios del deudor, artesano o trabajador del campo, necesarios para su trabajo individual. 7.° Los artículos de alimento y combustible que existan en poder del deudor, hasta concurrencia de lo necesario para el consumo de la familia, durante un mes. 8.° La propiedad de los objetos que el deudor posee fiduciariamente. 9.g Los derechos cuyo ejercicio es enteramente personal, como los ti 1 de uso y habitación.-794,862, 878, 2488, 2489, inc. 3.0-L. 149 de 1896, 48-L. 32 de 1918, 52. 1678. La cesión de bienes produce los efectos siguientes: 1.° Las deudas se extinguen hasta la chas con los bienes cedidos. 2.° Si los bienes cedidos no hubieren cantidad en que sean satisfebastado para la completa solu ción de las deudas. y el deudor adquiere después otros bienes, es obligado a completar el pago con éstos. La cesión no transfiere la propiedad de los bienes del deudor a los acreedores, sino sólo la facultad de disponer de ellos o de sus frutos hasta pagarse de sus créditos.-1684, 2490, s.-C. Co., 155, ss., 167-L. 95 de 1890, 14, ord. 6.0

PAGE 223

Lib. 4.°, Tít. 14, Cap. ¡o 224 1679. Podrá el deudor arrepentirse de la cesión antes de la venta de los bienes o de cualquiera parte de ellos, y recobrar los que existan, pagando a sus acreedores. 1680. Hecha la cesión de bienes, podránlos acreedores dejar al deudor la administración de ellos, y hacer con él los arreglos que estimaren convenientes, siempre que en ello consienta la mayoría de los acreedores concurrentes.L. 4n de 1907, 74 a 79, 10a. 1681. El acuerdo de la mayoría obtenido en la forma prescrita por las leyes de procedimiento, será obligatorio para todos los acreedores que hayan sido citados en la forma debida. Pero los acreedores privilegiados, prendarios o hipotecarios, no serán perjudicados por el acuerdo de la mayoría si se hubieren abstenido de votar.-L. 40 de 1907, 74 a 79, 102. 1682. La cesión de bienes no aprovecha a los codeudores solidarios o subsidiarios, ni al que aceptó la herencia del deudor sin beneficio de inventario.-1302, 1304, ss., 1571, 1583, s., 2380. 1683. Lo dispuesto acerca de la cesión en los artículos 1677 y siguientes, se aplica al embargo de ros bienes por acción ejecutiva de acreedor o acreedores.C. J., 1008, ss. CAPITULO 10 Del pago con beneficio de competencia 1684. Beneficio de compelencia es el que se concede a ciertos deudores para no ser obligados a pagar más de lo que buenamente puedan, dejándoseles, en consecuencia, lo indispensable para una modesta subsistencia, según su clase y circunstancias, y con cargo de devolución, cuando mejoren de fortuna.-413, 1678-C. Co., 167. 1685. Subrogado. * (L. 95 de 1890, a. r4). ,*; L. 95 de 1890, a. 14. El acreedor es obligado a conceder el bene6cio de competencia: 1.° A sus descendientes o ascendientes, no habiendo éstos irrogado al acreedor ofensa alguna de las clasificadas entre las causas de des. hereclación. 2.° A su cónyuge no estando divorciado por su culpa. 3.° A sus hermanos, con tal que no se hayan hechoculpables para con el acreedor de una ofensa igualmente grave que las indicadas como causa de desheredación respecto de los descendientes o ascendientes. 4.0 A sus consocios en el mismo caso; pero sólo en las acciones recí procas que nazcan del contrato de sociedad. * El acreedor es obligado a conceder este beneficio : i.° A sus descendientes o ascendientes. 2.° A su cónyuge, no estando divorciado por su culpa. 3.° A sus hermanos con tal que no se hayan hecho culpables para con el acree dor de una ofensa igualmente grave que las indicadas como causa de desheredación respecto de los descendientes o ascendientes. 4.° A sus consocios en el mismo caso; pero sólo en las acciones recíprocas que nazcan del contrato de sociedad. g.° Al donante; pero sólo en cuanto se trata de hacerle cumplir la donación prometida. 6.° Al deudor de buena fe, que hizo cesión de sus bienes y es perseguido en los que después ha adquirido para el pago completo de las deudas anteriores a la cesión; pero sólo le deben este beneficio los acreedores a cuyo favor se hizo. .S

PAGE 224

rrw.rurwT9 -r De la novación 225 5"° Al donante; pero sólo en cuanto se trate de hacerle cumplir la donación prometida; y 6.0 A deudor de buena fe, que hizo cesión de sus bienes y es perselos que después ha adquirido para el pago completo de guido en pero sólo le deben este benetilas deudas anteriores a la cesión; cio los acreedores a cuyo favor ,e hizo. -1266, ss., 1474, 1480, 1678, 2380. 1686. No se pueden pedir alimentos y beneficio 2 un mismo tiempo. El deudor elegirá.-411, ss. x TITULO ,5 De la novación 1687. La iovaciónu es la sustitución de una nueva obligación a otra anterior, la cual queda por tanto extinguida., 1625. 1688. El procurador o mandatario no puede novar si no tiene especil facultad para ello, o no tiene la libre administración de los negocios del comitente o de! negocir a que pertenece la deuda.-u55, 2157, ss. 1689. Para que sea válida la novación es necesario que tanto la obligación priimitica como el contrato de novación sean válidos, a lo menos na'-ralmente.-1527. 1690. La novación puede efectuarse de tres modos: 1.0 Sustituyéndosc una nueva obligación a otra, sin que intervenga nuevo acreedor o deudor. 2.° Contrayendo el deudor una nueva obligación respecto de un tercero, y declarándole en consecuencia libre de la obligación prinuitive; el primer acreedor. 3.0 Sustituyóndose un nuevo deudor al antiguo, que en consecuencia queda libre. Esta tercera especie de novación puede efectuarse sin el consentimiento del pi imer dendor. Cuando se efectúa con su consentimiento, el -4 e segundo deudor se llama delegado del primero. --1665, 1960, s.. 24(7-C. Co., 215, ss -L. 57 de 188.7, 33. 1691. Si el deudor no hace más que diputar una persona que haya de pagar por él, o el acreedor una persona que haya de recibir por él, no hay novación. Tampoco la hay cuando un tercero es subrogado en los derechos del acreedor.-666, ss. 1692. Si la antigua obligación es pura y la nueva pencle de una con cdición susíensivaro -por el contrario, la antigua pende de una condición suspensiva y la nueva es pura, no hay novación, nmientras está pendiente la condición; y si la condición llega a falar o si antes de su cumplimiento se extingue la obligación antigua, no habrá novación. Con todo, si las partes al celebrar el segundo contrato, convienen en que el piínero 0oede desde luégo abolido, sin aguardar el cumplimiento de la condición pendiente, se estará a la voluntad de las partes.-1530. 1693. Para que haya novación es necesario que lo declaren las partes, o que aparezca indudablemente que su intención ha sido novar, porque la nueva obligación envuelve la extinción de la antigua. Si no aparece la intención de novar, se miraráe las dos obligaciones como coexistentes, y valdrá la obligación primitiva en todo aquello en que .5 la 1 Código Civil 16

PAGE 225

' Lib. 4.°, Tt. 15 226 la posterior no se opusiere a ella, subsistiendo en esa parte los privilegios y cauciones de la primera. -65, 1602. 1618. ss., 2494. 1694. La sustitución cíe un nuevo deudor a otro no produsce nova. ción, si el acreedor no expresa su voluntad de dar por libre al primitivó deudor. A falta de esta expresión se entenderá que el tercero es solamente diputado por el deudor para hacer el pago, o que dicho tercero se obliga con él solidaria o subsidiariamente, según parezca deducirse del tenor o espíritu del acto.1573, inc. final. 1695. Si el delegado es sustituído contra su voluntad al delegante, ¡no hay novación sino solamente cesión de acciones del delegante a su acreedor; y los efectos de este acto se sujetan a las reglas cíe la cesión de acciones.-1668, s., 196o, ss.L. 57 de 1887, 33. 1696. El acreedor que ha dado por libre al deudor primitivo, no tiene después acción contra él, aunque el nuevo deud:r caiga en inslvencia; a menos que en el contrato de novación se haya reservado este caso expresamente, o que la insol-encia haya sido anterior y pública o conocida del deudor primitivo.-C. Co., 121, ss. 1697. El que delegado por alguien de quien creía ser deudor y no lo era, promete al acreedor de éste pagarle para librarse de la falsa deuda, es obligado al cumplimiento de su promesa; pero le quedará a salvo su derecho contra el delegante para que pague por él o le reembolse lo pagado. 1698. El que fue delegado por alguien que se creía deudor y no lo era, no es obligado al acreedor, y si paga en el concepto de ser ver ladera la deuda, se halla para con el delegante en el mismo caso que si la deuda hubiera sido verdadera, quedando a salvo su derecho al delegante para la restitución de lo indebidamente pagado.-2313. 1699. De cualquier modo que se haga la novación, quedan por ella extinguidos los intereses de la primera deuda, si no se expresa lo contrario. 1700. Sea que la novación se opere por la sustitución de un nuevo deudor o sin ella, los privilegios de la primera deuda se extinguen por la novacion.-2494. 1701. Aunque la novación se opere sin la sustitución cle un nuevo deudor, las prendas e hipotecas de la obligación primitiva no pasan a la obligación posterior, a menos que el acreedor y el deudor convengan expresamente en la reserva. Pero la reserva de las prendas e hipotecas de la obligación primitiva no valen, cuando las cosas empeñadas e hipotecadas pertenecen a terce. ros que no acceden expresamente a la segunda obligación. Tampoco vale la reserva en lo que la segunda obligación tenga de más que la primera. Si, por ejemplo, la primera deuda no producía intereses, y la segunda los produjere, la hipoteca de la primera-no se exteíderá a los intereses. 1702. Si la novación se opera por la sustitución de un nuevo deudor, la reserva no puede tener efecto sobre los bienes del nuevo deudor, ni aun con su consentimiento. Y si la novación se opera con el acreedor y uno de sus deudores so. lirlarios, la reserva no puede tener efecto sino relativamente a éste. Las prendas e hipotecas constituidas por sus codeudores solidarios se extinguen a pesar de toda estipulación contraria; salvo que éstos accedan expresamente a la segunda obligación. 1703 En los casos y cuantías en que no puede tener efecto la reserva, podrán renovarse las prendas e hipotecas; pero con las mismas for-

PAGE 226

'a De la remisión 227 malidades que si se constituyen por primera vez. y su fecha será la que corresponda a la renovación.-2499. 1704. La novación liberta a los codendsros solidarios o subsidiario, que no han accedido a ella.-1576, 2484. 1705. Cuando la segunda obligación consiste simplemente en añadir o quitar una especie, género o cantidad a la primera, lis codeudores subsidiarios y solidarios podrán ser obligados hasta concurrencia de aquelo que en ambas obligaciones convienen. 1706. Si la nueva obligación se limita a imponer una pena para en caso de no cumplirse la primera, y son exigibles juntamente la primera obligación y la pena, los privilegios, fianzas, prendas e hipotecas subsistirán hasta concurrencia de la deuda principal sin la pena. Mas, si en el caso de infracción es exigible solamente la pena, se entenderá novación desde que el acreedor exige sólo la pena, y quedarán por el mismo hecho extinguidos los privilegios, prendas e hipotecás de la obligación primitiva, y exonerados los que solidaria o subsidiariamente accedieron a la obligación primitiva y no a la estipulación peíal.-1594. 1707. La simple mutación de lugar para el pago dejará subsistentes los privilegios, prendas e hipotecas de la obligación y la responsabilidad de lis codeudores solidarios y subsidiarios, pero sin nueo gravamen. 170". La mera ampliación del plazo de una deuda no constituye pero pone fin a la responsabilidad de los fiadores y extingue las novacion s prendas e hipotecas constituidas sobre otros bienes que los del deudor; salvo que los fiadores o los dueños de las cosas empeñadas o hipotecadas accedan expresamente a la ampliación. -2124, 2454. del plazo 1709. Tampoco la mera reducción constituye novacion; pero no podrá reconvenirse a los codeudores solidarios o subsidiarios, sino cuando expire el plazo verdaderamente estipulado.-1554. 1710. Si el acreedor ha consentido en la nueva obligación bajocondición de que accediesen a ello los codeudores solidarios o subsidiarios, y si los codeudores solidarios o subsidiarios no accedieren, la novación se • tendrá por no hecha.-1576. TITULO 16 De la remisión 1711. La remisión o condonación de una deuda no tiene valor. sino en cuanto el acreedor es hábil para disponer de la cosa que es objeto de ella.--'5n4. 1712. La remisión que procede de mera liberalidad, está en todo sujeta a las reglas de la donación entre vivos, y necesita de insinuación en los casos en que la donación entre vivos la necesita.-492, 1443, 1452, 1458. 1713. Hay remisión tácita cuando el acreedor entrega voluntariamente al deudor el titulo de la obligación, o lo destruye o cancela con ánimo de extinguir la deuda. El acreedor es admitido a probar que la entrega destrucción o cancelación rIel título no fue v luntaria o no fue hecha con ánimo ríe remitir la deuda. Pero a falta de esta prueba, se entenderá que hubo ánimo de condonarla. '-u al La remisión de la prenda o de la hipoteca no basta para que se pre. suma remisión de la deuda. -66, iS86, 5450-C J , 578. s

PAGE 227

Lib. g.°, TLi. 17 228 TITULO 17 De la compensación 1714. Cuando dos personas son deudoras una de otra, se opera entre ellas una compensación qne extingue ambas deudas, del modo y en los casos que van a explicarse.-1625. 1715. La compensac,"n so opera por el solo ministe io de la ley y aun sin conocimiento (le los deudores; y ambas deudas se extinguen recíla concurrencia de sus valores, desde el momento que las calidades siguientes: procamente hasta una y otra reúnen fungibles o indeterminadas r.? Que sean ambas de dinero o de cosas de igual género y calidad. 2.a Que ambas deudas sean líquidas; y 3,' Que arrias sean actualmente exigibles. impiden la compensación; pero Las esperas concedidas al deudor é a disposición no se aplica al Mazo de gracia concedido por un acreedor a deudor.C. Co., 20t-L. 4o de 1907, 47, inc. final. 1716. Para que haya lugar a la compensación es preciso que las dos partes sean reciprocamente deudoras. a su acreedor, por vía de cipal no puede oponer Así, el deudor pro lo que el acreedor deba al fiador. ccmp(uusacon. deudor de un pupilo por el tutor o curador, puede Ni requerido el oponerle por vía de compensaci5n lo que el tutor o curador le deba a él. deudores solidarios pueden compensar de Ni requerirlo uno vara's derdores contra el mismo acreedor; .-1577. su deuda con los créditos de sus c salvo que éslos se los hayan cedido al acreedor del mandante. 0, 1717. Ei mandatario puede oponer sólo los créditos díe éste, sino sus propio crditos contra el mismo acreedot, prestando caución de que el mandante dará por firme la comnpensacién. Pero no puede compensar con lo que el mismo mandatario debe a un tercer> lo que éste debe al mandante, sino c>n voluntad del mismo mandante. 05, 2i58. 1718. El deudor que acepta sin reserva alguna la cesión que el acreetercero, no podrá oponer en com itor haya hecho de sus derechos a un de la aceptación hubiere peosación al cesiorario los eréditos que antes ai cedente. podido oponur podrá el deudor oponer al cesionaSi la cesiér, no ha sido aceptada, rio todos los créditos que antes de notificársele la cesión haya adquirido contra el cedente, aun cuando no hubieren llegado a ser exigibles sino después de la notificación.sitú, ss. 1719. Sin embargo de efectuarse la compensación por ministerio el deudor que no la alegre, ignorando un crédito que puede de la ley, oponer a l deuda, conservará junto con el cédití mismo las fianzas, priistituídas para su seguridad. vilegins, prendas e hipotecas coG perjuicio oc los de1720. La compensación no puede tener lugar en rechos de tercero. podrá el deudor compensarlo en pererr-'argado un crédito, no Asi. juicio del embargante por ningún crédito suyo adquirido después del cm95 de 1890, 42. barg.-r521-L. 57 de 1887, 43-L. la demanda de restitu1721. No puede oponerse compensacron a despojado, ni a ción de una cosa de que su dueño ha sido injustamente

PAGE 228

e---.'De la perdida de la cosa que se debe 2 29 la demanda de restitución de un depósito, o de un comodato, aun cuan do perdida la cosa, sólo subsista la obligación de pagarla en dinero. Tampoco podrá op'eerse compensación a la demanda de indemnización por un acto de violencia o fraude, ni a la demanda de alimentos no embargables-24, ss., 1677, 2207, 2258. compensables, deben seguirse 1722. Cuando hay muchas deudas para la compensación las mismas reglas que para la imputación d l pago. 1653, ss.-C Co., 2t3. 1723, Cuando astbas deudas no son pagader s en un mismo lugar, ninguna de las partes puede oponer la compensación, a menos que una y otra deadas sean de dinero, y que el que opone la compensación tsome en cuesta los costos de la remesa. TITULO 18 De la confusión 1724. Crando concurren en una misma persona las calidades de acreedor y deudor, se verifica de derecho una coiífusióu que extingue la densa s produre iguales efectos que el pago.-1625. 1725. La confusión que extingue la obligación principal extingue la fianza; pera la confusión que extingue la ttanza, no extingue la obligación principal.--2408. 1726. Si el concurso'de las dos calidades se verifica solamente en una parte de la deuda, no hay lugar a la confusión, ni se extingue la deuda, sino en esa parte. 1727. Si hay confusión entre uno de varios deudores solidarios y el acreedor, podrá el primero repetir contra cada uno de sus codendores por la parte o cuota que respectivamente le corresponda en 'a deuda. Si por cl contrario, hay confusion entre uno de varios acreedores solidarios y el deudor, será obligado el primero a cada uno de sus coacreedores pcr la parte o cuota que respectivamente le corresponda en-el crédito.1579. '54 1 1728. Los créditos y deudas del heredero que aceptó con beneficio de inventario no se confunden con las deudas y créditos hereditarios 1316. TITULO 19 De la pérdida de la cosa que se debe 172J. Cuando el cuerpo cierto que debe perece, o porque se destruye, o porque deja de estar en el comercio, o porque desaparece y se Ignora si existe, se extingue la obligación; salvas empero las excepciones de los articulos subsiguientes. -193, t561, 563, 1625, 1827, 1876, 2179o C. Co., 283, s.-C. J 481. 1730. Siempre que la cosa perece en poder del deudor, se presumue que ha sido por hechoo por culpa suya.--G3, 66, 1604-C. J, 578 1731. Si el cuerpo cierto perece por culpa o durante la mora del deudor, la obligación de éste subsiste, pero varia de objeto; el deudor es obligado al precio de la cosa v a indemnizar al acreedor. Sin embargo. si Cl deudor está en mora, y el cuerpo cierto que sa debe perece por caso fortuito, que habría sobrevenido igualmente a dicho cuerpo, en poder del perjuicios de la mora. acreedor, sólo se deberá la indemnización de los Pero si el caso fortuito pudo no hasaer sucedido

PAGE 229

Lib. 4.O, Tít. 20 230 igualmente en poder del acreedor, se debe el precio de la cosa, y los per1890 ° juicios de la mora.--Ibidein, 1608-C. J., 29o-L. 95 de , 1. 1732. Si el deudor se ha constituido responsable de todo caso fortuito, o de alguno en particular, se observará lo pactado.-15, ¡602, 1604, 2178. 1733. El deudor es obligado a probar el caso fortuito que alega. Si estando en mora pretende que el cuerpo cierto habría perecido igualmente en poder del acreedor, será también obligado a probarlo.1604, 1757-C. J , 543. 1734. Si reaparece la cosa perdida, cuya existencia se ignoraba, podrá reclamarla el acreedor, restituyendo lo que hubiere recibido en razón de su precio. 1735. Al que ha hurtado o robad> un cuerpo cierta, n le será permitido alegir que la c>sa ha perecido por caso fortuito, aun de aquellos que habrian producido la destrucción o pérdida del cuerpo cierto en poder tíel acreedor. 1736. Aunque por haber perecido la cosa se extinga la obligación del deudor, podrá exigir el acreedor que se le cedan los derechos o ac. ciones que tenga el deudor contra aquellos por cuyo hecho o culpa haya perecido la cosa.-196o, ss.-L. 57 de 1887, 33. 1737. Si la cosa debida se destruye por un hecho voluntario del deu. dor, que inculpablemente ignoraba la obligación, se deberá solamente el precio sin otra indemnización de perjuicios. 1738. En el hecho o culpa del deudor se comprende el hecho o culpa de las personas por quienes fuere responsable.63, 2347, ss. 1739. La destrucción de la' cosa en poder del deudor, después que ha sido ofrecida al acreedor, y durante el retardo de éste en recibirla, no hace responsable al deudor sino por culpa grave o dolo.-63, 1608, 1663L. 95 de 1890, 1.°-C. J , 29o, 481. TITULO 20 De la nulidad y la rescisión 1740. Es nulo todo acto o contrato a que falta alguno de los requisitos que la ley prescribe para el valor del mismo acto o contrato según su especie y la calidad o estado de las partes. La nulidad puede ser absoluta o relativa.-6,o, t6, 1500, ss. 1741. La nulidad producida por un objeto o cansa ilícita, y la nulidad producida por la omisión de algún requisito o formalidad que las leyes prescriben para el valor de ciertos actos o contratos en consideración a la naturaleza de ellos, y no a la calidad o estado de las personas que los ejecutan o acuerdan, son nulidades absolutas. Hay asimismo nulidad absoluta en los actos y contratos de personas absolutamente incapaces. Cualquiera otra especie de vicio produce nulidad relaliva y ría derecho a la rescisión del acto o contrato.-6. , 16, 1S04, 1519, ss.-C. Co., 472. 1742. Subrogado. * (L. 95 de 1890, a. 15). * La nulidad absoluta puede y debe ser declarada por el juez o prefecto, aun sin petición de parte, cuando aparece de manifiesto en el acto o contrato; puede alegarse por todo el que tenga interés en ello, excepto el que ha ejecutado el acto o celebrado el contrato, sabiendo o debiendo saber el vicio que lo invalidaba; puede asimismo pedirse su declaración por el Ministerio Público en el interés de fa moral o de la ley; y no puede sancarse por la ratificación de las partes, ni por un lapso de tiempo que no pase de treinta años.

PAGE 230

1 231 De la nulidad y la rescisión M L. 95 de 1890, a. 15. Li nulidad absoluta puede y debe ser declarada por el juez, aun sin petición de parte, cuando aparece de manifiesto en el acto o contrato; puede alegarse por todo el que tenga interés er. ello, excepto el que ha ejecutado el acto o celebrado el contrato, sabiendo o debiendo saber el vicio que lo invalidaba; puede asimismo pedirse su declaración por el Ministerio público en el interés de la moral o de la ley; y no puede sanearse por la ratificación de las partes ni por un lapso de tieinp que no pase de 30 añios. -6., 143, 1525, S., 2532, 2541. inc. tinal-C. Co., 473, 476-L. 57 de 1887, 15. 1743. La nulidad relativa no puede ser declarada por el juez o prefecto sino a pedimento sIe parte; ni puede pedirse su declaración por el Ministerio público en el solo interés de la ley; ni puede alegarse sino por aquellos en cuyo beneficio la han establecido las leyes, o por sus herede. ros o cesionarios; y puede sanearse por el lapso de tiempo o por la ratificación de las partes. que ha obrado sin autorización La incapacidad de la mujer casada habiendo debido obtenerla, del marido o del juez o prefecto en subsidio, y del marido. se entiende establecida en beneficio de la misma mujer 1487, 1750, 1838, 1954, 1484, 2545. dolo para inducir al acto o Si de parte del incapaz ha habido 1744. alegar nulidad. ni sus herederos o cesionarios podrán contrato, ni el mayor edcd, o de no existir la interdicSin embargo, la aserción de no inhabilitará al incapaz pára obtener ción, n otra causa de incapacidad, el pronunciamiento de nulidad.-63, inc. final, 1515. ha falta<,s actos y contratos de ls incapaces, en que no se 1715. podrán declararse nulos do a las formalidades y requisito; necesarios, no este beneficio las ni rescindirse, sino por las causas en que gozarían de personas que administran libremente sus bienes. Lascorporaciones de derecho público y las personas jurídicas son asimiladas en cuanto a la nulidad de sus actos o contratos a las personas que están bajo tutela o curaduría.-633, 2079, inc. a.°-L, 57 de 1887, 24L. 153 de 1887, 8. 1746. La nulidad pronunciada en sentencia que tiene la fuerza de cosa juzgada, da a las partes derecho para ser restituídas al mismo estado en que se hallarían si no hubiese existido el acto o contrato nulo; sin perjuicio de lo prevenido sobre el objeto o causa ilicita. En las restituciones mutuas que hayan de hacerse los contratantes en virtud de este pronunciamiento, será cada cual responsable de la pérdida de las especies o de su deterioro, de los intereses y frutos, y del abono de las mejoras necesarias, útiles o voluptuarias, tomándose en consideración los casos fortuitos, y la posesión de buena o mala fe de las partes; todo ello según las reglas generales y sin perjuicio de lo dispuesto en el siguiente artículo.-15o, 961, ss., 1525. i747. Si se declara nulo el contrato celebrado con una persona incapaz sin los requisitos que la ley exige, el que contrató con ella no puede pedir restitución o reembolso de lo que gastó o pagó en virtud del contrato, sino en cuanto probare saberse hecho más rica con ello la persona incapaz. Se entenderá haberse hecho ésta más rica, en cuanto las c-_sas pagadas o las adquiridas pur medio de ellas le hubieren sido necesarias; o en cuanto las cosas pagadas o las adquiridas por medio de ellas, que no le hubieren sido necesarias, subsistan y se quisiere retenerlas. -261, 963, s., 1504. 1636, 2243, 2309. 1748.¿La nulidad judicialmente pronunciada da acción reivindicato1

PAGE 231

~.-r 5' t ý,7 f_ 11 Lib. 4.1 Tít. 21 232 ria contra terceros poseedores, sin perjurio de las excepciones legales.17. 947, inc. 2.°, 1933, s.-C. J., 846. 1749. Cuando dos o más personas han contratado con un tercero, la nulidad declarada a favor de una de ellas no aprovechará a las otras.17, 2484-C. .,846. 1750. El plazo para pedir la rescisión durará cuatro años. Este cuatrienio se contará, en el caso de violencia, desde el día en que ésta hubiere cesado; en el caso de error o de dolo, desde el día de la celebración del acto o contrato. Cuando la nulidad proviene de una incapacidad legal, se contará el cuatrienio desde el día en que haya cesado esta incapacidad. A las personas jurídicas que por asimil-ción a los menores tengan derecho para pedir la declaración de nulidad, se les duplicará el cuatrienio y se contará desde la fecha del contrato. Tcdo lo cual se entiende en los casos en que las leyes especiales no hubieren designado otro pÑazn.-1484, 1487, 1838, 1954, 2545. 1751. Los herederos mayores de edad gozarán del cuatrienic entero si no hubiere principiado a correr; y gozarán del residuo, en caso contrario. A los herederos menores empieza a correr el cuatrienio o su residuo desde que hubieren llegado a edad mayor. Pero en este caso no se podrá pedir la declaración de nulidad, pasados treinta años desde la celebración del acto o contrato.-1487, 2541, inc. final, 2545. 1752. La ratificación necesaria para sanear la nulidad cuando el vicio del contrato es susceptible de este remedio, puede ser expresa o tácita. 1753. Para que la ratificación expresa sea válida, deberá hacerse con las solemnidades a que por la ey está sujeto el acto o contrato que se ratifica.-187. 1754. La ratificación tácita es la ejecución voluntaria de la obligación contratada.-187. 1755. Ni la ratificación expresa ni la tácita serán válidas si no eaman de la parte o partes que tienen derecho de alegar la nulidad. 1756. No vale la ratificación expresa o tácita del qub no es capaz de contratar.-1504. TITULO 21 Le la prueba de las cbligacicnes 1757. Incumbe probar las obligaciones o su extinción al que alega aquéllas o ésta. Las pruebas consisten en instrumentos públhcos o privados, testigos, presunciones, confesión de parte, juramento deferido e sonal del juez o prefecto.-512, 1604, inc. 3"', 1733, 2242 Co., 43, s5,. 276, 320.-C. J., 536 a 740. 1758. Instrumento público o auíéntico es el autorizado nspeccon per 2249, 2316.-C con las solem nidades legales por el c.mpetente funcionario. Otorgado ante el notario o el que haga sus veces, e incorporado en ,1 -2577-C. J., 5-, ss. el respectivo protocolo, se llama escritura públic 1759. El instrumento público hace plena fe en cuanto al ocho de pero no en cuanto a la verdad de ías decIahaberse otorgado y su fecha, interesados En esta parte no hace raciones que en él hayan hecho los plea fe sino contra los declarantes. él hacen plena prueba Las obligaciones y descargos contenidos en 52 0 5 ;,.,

PAGE 232

De la prueba de las obligaciones 2333 respecto de los otorgantes y de las personas a quienes se transfieran dichas obligaciones y descargos por título universal o s:ngular.-2, 394, 1oo8, 1934, 2590. 1760. La falta de instrumento público no puede saplirse por otra prueba en los actos y contratos en que la ley requiere esa solemnidad; y se mirarán como no ejecutados o celebrados aun cuando en ello. e prometa reducirlos a instrumento público, dentro de cierto plazo, bajo una cláusula penal: esta cláusula no tendrá efecto alguno. Fuéra de los casos indicados en este artículo, el instrumento defectuoso por incompetencia del funcionario o por ota falta en la forma, valdrá como instrumento privado si estuviere firmado por las partes.f, 22, 239, 280, 760. ro7o, s., 1078, 1457, 1460, s , n526, 1772, 1843, 1846, 1857, 2292, 2434, 2457.-C. J., 681.-C. Co., 465, ss., 59, 638.-L. 153 de 1887, 56. 1761. El instrumento privado, reconocido por la parte a quien s; opone, o que se ha mandado tener por reconocido en los casos y con los requisitos prevenidos por la ley, tiene el valor de escritura pública respecto de los que aparecen o se reputan haberlos suscrito, y de las personas a quienes se han trasferido las obligaciones y derechos de éstos. C. J., 69i, ss.-L. 115 de 1914, .s.-D. n° 894 de 1915, 7.' 1762. La fecha de un instrumento privado no se cuenta respecto de terceros, sino desde el fallecimiento de alguno de los que han firmado, o desde el día en que ha sido copiado en un registro público, o en que conste haberse presentado en juicio, o en que haya tomado razón de él, o le haya inventariado un funcionario competente en el carácter de tal.2509. 1763. Los asientos, registros y papeles domésticos únicamente hacen fe contra el que los ha escrito o firmado, pero sólo en aquello que aparezca con toda claridad, y cotí tal que el que quiera aprovecharse de ellos no los rechace en la parte que le fuere desfavorable. 1764. La nota escrita o firmada por el acreedor a continmación, al margen o al dorso de una escritmra que siempre ha estado en su poder, hace fe en todo lo favorable al deudor. Lo mismo se extenderá a la nota escrita o firmada por el acreedor, a continuación, al margen o al dorso del duplicado de una escritura, encontrítldose dicho duplicado en poder del deudor. Pero el deudor que quisiere aprovecharse de lo que en la nota le favorezca, deberá aceptar tambien lo que en ella le fuere desfavorable. 1765. El iustrumento público o privado hace fe entre las partes aun en lo meran), ate enunciativo, con tal que tenga relación directa con lo dispositivo del acto e contrato. . 1766. Las escrituras privadas. hechas por los contratantes para alterar lo pactado en escritura pública, no producirán efectos contra terceros. Tampoco io producirán las contraescrituras públicas, cuando no se ha tomado razón de su contenido al margen de la esc-itura matriz, cuyas disposiciones se alteran en la contraescritura, y del traslado en cuya virtud ha obrado el tercero.-1779, 1934. 1767. No se admitirá prueba de testigos respecto de una obligación que haya debido consignarse por escrito.-C. J., 682. ' L. 153 de 1887, a. 91. Deberán constar por escrito los actos o contratos que contienen la entrega o promesa de una cosa que valga más de quinientos pesos. No será admisible la prueba de testigos en cuanto adicione o altere 1 1 Ya.

PAGE 233

~,r ~r. ~ Lib. 4.°, 7it. 22, Cap. J.234 de modo alguno lo que se exprese en el acto o contrato, ni sobre lo que se alegue haberse dicho antes, o al tiempo o después de su otorgamiento, aun cuando en alguna de estas adiciones o modiicaciones se trate de una cosa cuyo valor no alcance a l la sOma (te quinieiitoSsos Para el cómputo de la referida suma de quinientos pesos no se incluirá el valor dle los frutos, intereses u otros accesorios de laespecie o can tidad debida.-15oo, s.-C. J., 682-L. *,* L. 153 de 1887, a. 92. Al que 59 de 1905, 29 demanda una cosa de más de quinientos pesos de valor no se le mite a ese valor la demanda. admitirá la prueba de testigos aunque tiTampoco es admisible la prueba de testigos en las demandas de ssenos de quinientos pesos cuando se declara que lo que se demanda es parte o resto de un crédito que debió ser consignado por escrito y no lo fue.-5oo, s.-C. J., 682-L. 59 de 1905, 29. ,*, Ibídem, a. 93. Exceptúanse de lo dispuesto en los artículos precedentes los casos en que haya un principio de prueba por escrito, es decir, un acto escrito del demandado o de su representante, que haga verosímil el hecho litigioso. Así, un pagaré de más de quinientos pesos en que se ha comprado una cosa que ha de entregarse al deudor, no hará plena prueba de la deuda porque no significa la en:rega; pero es un principio de prueba para que por medio de testigos se supla esta circunstancia. Exceptúanse también los casos en que haya sido imposible obtener una prueba escrita y los demás expresamente exceptuados por la ley. C. Co., 43, ss., 64-C. J., 735, ss. 1768. Las presunciones son legales o judiciales. Las legales se reglan por articulo 66. Las que deduce el juez deberán ser graves, precisas y concordantes. C. J., 578, ss., 587, , 727, ss. 1769. La confesión que alguno hiciere en juicio por sí o por medio de apoderado, relativa a un hecho personal de la misma parte, produce plena fe contra ella, y no se admitirá prueba contra tai confesión, sino en el caso de que se 'justifique debidamente que a parte que la rindió sufrió ur error de hecho, o que no estaba en completo uso de sus sentidos al tiempo de rendirla.-2o2, 1191, 1510, s., 1795. 2505-C. J., 439, SS., 555, ss.-L. ro5 de 1890, 41, 46, ss., 73-L. 169 de 1896, 34. por una 1770. Sobre el juramento deferido por el juez o prefecto o de las partes a ls otra y sobre la inspección personal del juez o prefecto, se estará a lo dispuesto en el Código Judicial.-C. J., 727. TITULO 22 De las capitulaciones matrimoniales y de la sociedad conyugal CAPITULO t.° Reglas generales 1771. Se-conoce con el nombre de capitulaciones uuatrimoniales, las convenciones que celebran los esposos antes de contraer matrimonio, relativas a los bienes que aportan a él, y a las donaciones y concesiones que se quieran hacer el uno al otro, de presente o futuro. 1772. Las capitulaciones matrimoniales se otorgarán por escritura pública; pero cuando no asciendas a más de mil pesos los bienes aporta-

PAGE 234

Efl~í.~ítrrrrrr~. -qn 'nr ý 11, e De las capitulaciones matrimoniales y de la sociedad conyugal 235 dos al matrimonio por ambos esposos juntamente, y en las capitulaciones matrimoniales no se constituyen derechos sobre bienes raíces, bastará que conuse en escritura privada, firmada por las partes y por tres testigos domiciliados en el Territorio. Ue otra manera no valdrán.-756, 1758,,1760, 2577-C. J., 677-L. 59 de 2905, 29. 1773. Las capitulaciones matrimoniales no contendrán estipulaciones contrarias a las buenas costumbres ni a las leyes. No serán, pues, en de. las leyes señalan a cada contrimento de los derechos y obligaciones que comunes. -15, l., 198, yuge respecto del otro o de los descendientes 1526, 1239, ss., 1518, 1524, 1532. por el mero becho del pacto escrito se entenderá, 1774. A falta de ,narimosio, contraída la sociedad conyugal con arreglo a las disposiciones de este títlo.-180. no obstante la sociedad conyugal, podrá renunciar 1775. La mujerresulten de la administración del marsu derecho a los gananciales que del matrimonio o después de la do, con ta que haga esta renuncia antes disoluciýrn de la sociedad. Lo dicho se entiende sin perjuicio de los efectos legales de la separa-162, ss., 197, ss., 1809, 1837, ss. ción de bieres y del divorcio.capitulaciones matrimoniales que la 1776. Se puede estipular en las mujer administríiá una parte de sus bienes propios con independencia del marido; v en este caso se seguirán las reglas dadas en el título 9., capítulo 3.0 del libro 1.° Se podrá también estipular que la mujer dispondrá libremente de una determinada suma de dinero o de una determinada pensión periódica y este pacto surtirá los mismos efectos que la separación parcial de bienes; pero no será lícito a la mujer tomar prestado o comprar al lado sobre dicha suma o pensión.-212, 301, 1796, inc. final-C. Ca., 13, s. 1777. El menor hábil para contraer matrimonio podrá hacer en las capitulaciones matrimoniales, con aprobación de la persona o personas cuyo consentimiento le haya sido necesario para el matrimonio, todas las estipulaciones de que sería capaz si fuese mayor; menos las que tengan por objeto renunciar los gananciales, o enajenar bienes raíces, o gravarlos con hipotecas o servidumbres. Para las estipulaciones de estas clases será siempre necesario que la justicia autorice al menor. El que se halle bajo curaduria por otra causa que la menor edad, necesitará de la autorización de su curador para las capitulaciones matrimoniales, y en lo demás estará sujeto a las mismas reglas que el menor. No se podrá pactar que la sociedad conyugal tenga principio antes o después de contraerse el matrimonio; toda estipulación en contrario es nula -6.°, 116, ss., 303, 483, 1837C. J., 1470, s. 1778. Las capitulaciones matrimoniales no se entenderán irrevocablemente otorgadas, sino desde el día de la celebración del matrimonio; ni celebrado, podrán alterarse, aun con el consentimiento de todas las personas que intervinieron en ellas.-6.0, 15, s., 1602. 1779. No se admitirán en juicio escrituras que alteren o adicionen las capitulaciones matrimoniales, a no ser que se haya (sic) otorgado antes del matrimonio y con las mismas solemnidades que las capitulaciones prinmitivas. Ni valdrán contra terceros las adiciones o alteraciones que se hagan en ellas, aun cuando se hayan otorgado en el tiempo y con los requisitos debidos; a menos que se ponga un extracto o minuta de las escrituras posteriores, al margen del protocolo de la primera escritura.-1766.

PAGE 235

e Lib. 4. Tít. 22, Cap. 2.0 236 1780. Las capitulaciones matrimoniales designarán los bienes que los esposos aportan al matrimonio, con expresión de su valor y una razón circunstanciada de las deudas de cada uno. Las omisiones o inexactitudes en que bajo este respecto se incurra, no anularán las capitulaciones; pero el notario ante quien se otorgaren, hará saber a las partes la disposición precedente y lo mencionará en la escritura, bajo la pena que nor su negligencia le impongan las leyes.47?, 2590, ss. CAPITULO 2.° Del haber de la sociedad conyugal y de sus cargas 1781. El haber de la sociedad conyugal se compone: 1.0 De los salarios y emolumentos de todo género de empleos y oficios devengados durante el matrimonio. 2.° De todos los frutos, réditos, pensiones, intereses y lucros de cualquiera naturaleza que provengan, sea de loq bienes sociales, sea de los bienes propios de cada uno de los cónyuges y que se devenguen durante el matrimonio. 3.1 Del dinero que cualquiera de los cónyuges aportare al matrimonio, o durante él adquiriere, obligándose la sociedad a la restitución de igual suma. 4.° De las cosas fungibles y especies muebles que cualquiera de los cónyuges aportare al matrimonio, o durante él adquiere (sic); quedando obligada la sociedad a restituír su valor según el que tu. vieron a tiempo del aporte o de la adquisición. Pero podrán los cónyuges eximir de la comunión cualquiera parte de sus especies muebles, designándolas en las capitulaciones, o en una lista firmada por ambos y por tres testigos domiciliados en el Territorio. 5.0 De todos los bienes que cualquiera de los cónyuges adquiera durante el matrimonio a títule oneroso. 6.° De los bienes raíces que la mujer apota al matrimonio, apreciados para que la socielnd le restituya su valor en dinero. Se expresará así en las capitulaciones matrimoniales o en otro instrumento público otorgado al tiempo del aporte, designándose el valor, y se procederá en lo demás como en el contrato ríe renta de