<%BANNER%>

El Poder Subversivo De La Nueva Novela Historica Femenina Sobre La Conquista Y La Colonizacion

Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UFE0024691/00001

Material Information

Title: El Poder Subversivo De La Nueva Novela Historica Femenina Sobre La Conquista Y La Colonizacion La Centralizacion De La Periferia
Physical Description: 1 online resource (202 p.)
Language: english
Creator: Biasetti, Giada
Publisher: University of Florida
Place of Publication: Gainesville, Fla.
Publication Date: 2009

Subjects

Subjects / Keywords: colonizacion, conquista, femenina, historica, latinoamericana, literatura, novela, subversion
Romance Languages and Literatures -- Dissertations, Academic -- UF
Genre: Romance Languages thesis, Ph.D.
bibliography   ( marcgt )
theses   ( marcgt )
government publication (state, provincial, terriorial, dependent)   ( marcgt )
born-digital   ( sobekcm )
Electronic Thesis or Dissertation

Notes

Abstract: El siguiente estudio tiene como propo acutesito poner en evidencia la importancia de la novela histo acuterica escrita por mujeres (sobre mujeres) y co acutemo e acutesta se relaciona a algunos aspectos del feminismo contribuyendo a la elaboracio acuten de una nueva subjetividad femenina y subvirtiendo tanto el discurso histo acuterico oficial como el sistema patriarcal. Se han seleccionado obras pertenecientes a la de acutecada de los noventa y principios del siglo veintiuno pertenecientes a diferentes pai acuteses latinoamericanos: Malinche (2005) de la mexicana Laura Esquivel, Amor y Conquista (1999) de la mexicana Marisol Marti acuten del Campo, La casa de la laguna (1997) de la puertorriquen tildea Rosario Ferre acute, El a acuterbol de la gitana (1997) de la argentina Alicia Dujovne Ortiz, Duerme (1994) de la mexicana Carmen Boullosa, La nin tildea blanca y los pa acutejaros sin pies (1992) de la nicaragu umlautense Rosario Aguilar, Maldita yo entre las mujeres (1991) de la chilena Mercedes Valdivieso. Todas estas son obras escritas en anticipacio acuten de o despue acutes del quinto centenario del encuentro entre dos mundos donde se manifiesta una proliferacio acuten de este subge acutenero de novelas. En base a esta seleccio acuten, el objetivo del siguiente estudio es examinar co acutemo las siete novelas analizadas subvierten y deconstruyen no solamente el discurso oficial histo acuterico sino tambie acuten el discurso patriarcal en sus respectivos contextos histo acuterico-sociales. Estas novelas coinciden en hacerlo por medio de la desestabilizacio acuten de un tipo de oposicio acuten binaria que se utilizara acute como principio de generalizacio acuten para el ana acutelisis: centro y periferia. Esta pareja de opuestos es deconstruida por medio del empleo de varias te acutecnicas narrativas como por ejemplo el enfoque en la intrahistoria, la polifoni acutea o la incorporacio acuten de textos y personajes marginales. La razo acuten por la que se decidio acute escoger a escritoras mujeres que escriben sobre personajes femeninos es para subrayar el hecho de que en estos particulares casos ocurre una doble colonizacio acuten, tanto en el contexto, es decir la realidad poli acutetica y social que informa al texto, como en el cotexto, es decir todo lo que rodea e interactu acutea con el texto. En ambos casos se intenta subvertir esta doble colonizacio acuten incorporando a protagonistas femeninos que van en contra de los modelos establecidos por el discurso patriarcal, y tambie acuten enfoca acutendose en perspectivas histo acutericas marginales y no lineares.
General Note: In the series University of Florida Digital Collections.
General Note: Includes vita.
Bibliography: Includes bibliographical references.
Source of Description: Description based on online resource; title from PDF title page.
Source of Description: This bibliographic record is available under the Creative Commons CC0 public domain dedication. The University of Florida Libraries, as creator of this bibliographic record, has waived all rights to it worldwide under copyright law, including all related and neighboring rights, to the extent allowed by law.
Statement of Responsibility: by Giada Biasetti.
Thesis: Thesis (Ph.D.)--University of Florida, 2009.
Local: Adviser: Avellaneda, Andres O.
Electronic Access: RESTRICTED TO UF STUDENTS, STAFF, FACULTY, AND ON-CAMPUS USE UNTIL 2010-08-31

Record Information

Source Institution: UFRGP
Rights Management: Applicable rights reserved.
Classification: lcc - LD1780 2009
System ID: UFE0024691:00001

Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UFE0024691/00001

Material Information

Title: El Poder Subversivo De La Nueva Novela Historica Femenina Sobre La Conquista Y La Colonizacion La Centralizacion De La Periferia
Physical Description: 1 online resource (202 p.)
Language: english
Creator: Biasetti, Giada
Publisher: University of Florida
Place of Publication: Gainesville, Fla.
Publication Date: 2009

Subjects

Subjects / Keywords: colonizacion, conquista, femenina, historica, latinoamericana, literatura, novela, subversion
Romance Languages and Literatures -- Dissertations, Academic -- UF
Genre: Romance Languages thesis, Ph.D.
bibliography   ( marcgt )
theses   ( marcgt )
government publication (state, provincial, terriorial, dependent)   ( marcgt )
born-digital   ( sobekcm )
Electronic Thesis or Dissertation

Notes

Abstract: El siguiente estudio tiene como propo acutesito poner en evidencia la importancia de la novela histo acuterica escrita por mujeres (sobre mujeres) y co acutemo e acutesta se relaciona a algunos aspectos del feminismo contribuyendo a la elaboracio acuten de una nueva subjetividad femenina y subvirtiendo tanto el discurso histo acuterico oficial como el sistema patriarcal. Se han seleccionado obras pertenecientes a la de acutecada de los noventa y principios del siglo veintiuno pertenecientes a diferentes pai acuteses latinoamericanos: Malinche (2005) de la mexicana Laura Esquivel, Amor y Conquista (1999) de la mexicana Marisol Marti acuten del Campo, La casa de la laguna (1997) de la puertorriquen tildea Rosario Ferre acute, El a acuterbol de la gitana (1997) de la argentina Alicia Dujovne Ortiz, Duerme (1994) de la mexicana Carmen Boullosa, La nin tildea blanca y los pa acutejaros sin pies (1992) de la nicaragu umlautense Rosario Aguilar, Maldita yo entre las mujeres (1991) de la chilena Mercedes Valdivieso. Todas estas son obras escritas en anticipacio acuten de o despue acutes del quinto centenario del encuentro entre dos mundos donde se manifiesta una proliferacio acuten de este subge acutenero de novelas. En base a esta seleccio acuten, el objetivo del siguiente estudio es examinar co acutemo las siete novelas analizadas subvierten y deconstruyen no solamente el discurso oficial histo acuterico sino tambie acuten el discurso patriarcal en sus respectivos contextos histo acuterico-sociales. Estas novelas coinciden en hacerlo por medio de la desestabilizacio acuten de un tipo de oposicio acuten binaria que se utilizara acute como principio de generalizacio acuten para el ana acutelisis: centro y periferia. Esta pareja de opuestos es deconstruida por medio del empleo de varias te acutecnicas narrativas como por ejemplo el enfoque en la intrahistoria, la polifoni acutea o la incorporacio acuten de textos y personajes marginales. La razo acuten por la que se decidio acute escoger a escritoras mujeres que escriben sobre personajes femeninos es para subrayar el hecho de que en estos particulares casos ocurre una doble colonizacio acuten, tanto en el contexto, es decir la realidad poli acutetica y social que informa al texto, como en el cotexto, es decir todo lo que rodea e interactu acutea con el texto. En ambos casos se intenta subvertir esta doble colonizacio acuten incorporando a protagonistas femeninos que van en contra de los modelos establecidos por el discurso patriarcal, y tambie acuten enfoca acutendose en perspectivas histo acutericas marginales y no lineares.
General Note: In the series University of Florida Digital Collections.
General Note: Includes vita.
Bibliography: Includes bibliographical references.
Source of Description: Description based on online resource; title from PDF title page.
Source of Description: This bibliographic record is available under the Creative Commons CC0 public domain dedication. The University of Florida Libraries, as creator of this bibliographic record, has waived all rights to it worldwide under copyright law, including all related and neighboring rights, to the extent allowed by law.
Statement of Responsibility: by Giada Biasetti.
Thesis: Thesis (Ph.D.)--University of Florida, 2009.
Local: Adviser: Avellaneda, Andres O.
Electronic Access: RESTRICTED TO UF STUDENTS, STAFF, FACULTY, AND ON-CAMPUS USE UNTIL 2010-08-31

Record Information

Source Institution: UFRGP
Rights Management: Applicable rights reserved.
Classification: lcc - LD1780 2009
System ID: UFE0024691:00001


This item has the following downloads:


Full Text





EL PODER SUBVERSIVO DE LA NUEVA NOVELA HISTORIC FEMENINA SOBRE LA
CONQUISTA Y LA COLONIZACION: LA CENTRALIZACION DE LA PERIFERIA


















By

GIADA BIASETTI


A DISSERTATION PRESENTED TO THE GRADUATE SCHOOL
OF THE UNIVERSITY OF FLORIDA IN PARTIAL FULFILLMENT
OF THE REQUIREMENTS FOR THE DEGREE OF
DOCTOR OF PHILOSOPHY

UNIVERSITY OF FLORIDA

2009


































2009 Giada Biasetti


































To Dr. Alvaro Felix Bolahos and Roberto Biasetti









ACKNOWLEDGMENTS

I would like to express my gratitude to Dr. Andres Avellaneda for his guidance and his

dedication to the improvement of my dissertation, as well as Dr. Efrain Barradas, Dr. Reynaldo

Jimenez, and Dr. Raul Sanchez for all their continuous help and support. I would also like to give

my sincere thanks to my fiance, my family, and my friends for all their love and support

throughout this arduous but very rewarding process.









TABLE OF CONTENTS

page

A C K N O W L E D G M E N T S ......... ................. .................................................................................... 4

LIST OF TABLES .......... ..... .... ............. .......................................... 7

L IST O F FIG U R E S ................................................................. 8

A B S T R A C T .......................................................................................................................................... 9

CHAPTER

1 EL DISCURSO HEGEMONICO, EL SISTEMA DE OPOSICIONES BINARIAS Y
LA NUEVA NOVELA HISTORIC FEMENINA: UNA INTRODUCTION ..................... 11

Occidentalism o y eurocentrism o ............................................................. .................. 15
Descubrimiento, encubrimiento, encuentro, invenci6n o invasion? ..................................... 17
C ivilizaci6n y barbarie ................................................................... ....................................... 19
La mujer como ser m arginal en la historic ................................................... ...............25
L a nu eva n ov ela historic .............................................................. ........................................ 2 9
,Existe una escritura fem enina de la historic? .......................... .......... ....................... 45
Relaci6n literatura-sociedad en las nuevas novelas hist6ricas en cuesti6n: el problema
del "reflej o" .................................. ...................................... ................. 57

2 POLIFONIA, MARGEN E INTRAHISTORIA: REPRESENTACIONES DEL "YO"
FEM ENINO EN LA M ETAFICCION .......... ................ ................................. ............... 69

L a in trah istoria ........................ ............................................................................................... 7 3
P o lifo n ia .......................... ..................................................................................... ........... ....... 8 3
Incorporaci6n de generos m arginales ................................................. ........................... 99

3 POLIFONIA, MARGEN E INTRAHISTORIA: MUJERES AL RESCATE DE
FIGURAS FEMENINAS MITIFICADAS ................................ 104

La intrahistoria .. ................................. ........ ................. 120
P olifo n ia .......... .............................................................................................. ........ ....... 13 6
Incorporaci6n de generous m arginales ......................... ....... .................................... 150

4 NUEVAS NOVELAS HISTORICAL DE LA CONQUISTA Y LA COLONIZACION
ESCRITAS POR MUJERES SOBRE MUJERES: CONCLUSIONES............... 160

R esum en del an lisis de las novels ................................................. ........................... 161
Semejanzas entire todas las novelas del studio ............................... 178
Futuros proyectos y ampliaci6n del tema ....................... ........... 181









B IB LIO GR AF A ................................................................................................... ..................... 190

B IO G R APH IC AL SK ETCH .......................... .............................................. ...............................202









LIST OF TABLES

Table page

2-1 Historia Oficial de Puerto Rico, Personajes y Datos Hist6ricos ........................................74

2-2 Sucesos hist6ricos y rasgos socioculturales de Puerto Rico tal como se presentan en
el re la to ................ ...................................................................................................................7 6

2-3 D atos y personajes hist6ricos en la novela .................................... ..................... ............ 78

2-4 Personajes y acontecimientos hist6ricos en la novela ....................................................... 82

2-5 Isabel y Quintin ...... .................................... ........ ......... 86

3-1 Discursos y detalles intim os enAmory conquista ........................................................... 123

3-2 Personajes, lugares y datos hist6ricos enMalinche ............................................ 125

3-3 Personaj es y datos hist6ricos en Malditayo entire las mujeres. ............... ....... ........ 129

3-4 Personajes, lugares y datos hist6ricos enDuerme .................................. ............... 132

3-5 Discursos y detalles intimos enDuerme........................... ............ ............... 133

4-1 Subversi6n en La casa de la laguna ............................................ .................... ....... 162

4-2 Subversi6n en La niha blancay los pjaros sin pies.............................................. 163

4-3 Subversi6n en E l drbol de la gitana............................................................... ............... 164









LIST OF FIGURES

Figure page

1-1 Centro y periferia .................................................. 52









Abstract of Dissertation Presented to the Graduate School
of the University of Florida in Partial Fulfillment of the
Requirements for the Degree of Doctor of Philosophy

EL PODER SUBVERSIVO DE LA NUEVA NOVELA HISTORIC FEMENINA SOBRE LA
CONQUISTA Y LA COLONIZACION: LA CENTRALIZACION DE LA PERIFERIA

By

Giada Biasetti

August 2009

Chair: Andres Avellaneda
Major: Romance Languages

El siguiente studio tiene como prop6sito poner en evidencia la importancia de la novela

hist6rica escrita por mujeres (sobre mujeres) y c6mo esta se relaciona a algunos aspects del

feminismo contribuyendo a la elaboraci6n de una nueva subjetividad femenina y subvirtiendo

tanto el discurso hist6rico official como el sistema patriarcal. Se han seleccionado obras

pertenecientes a la decada de los noventa y principios del siglo veintiuno pertenecientes a

diferentes paises latinoamericanos: Malinche (2005) de la mexicana Laura Esquivel, Amory

Conquista (1999) de la mexicana Marisol Martin del Campo, La casa de la laguna (1997) de la

puertorriquefia Rosario Ferre, El rbolde la gitana (1997) de la argentina Alicia Dujovne Ortiz,

Duerme (1994) de la mexicana Carmen Boullosa, La niha blancay lospdjaros sin pies (1992) de

la nicaraguense Rosario Aguilar, Malditayo entire las mujeres (1991) de la chilena Mercedes

Valdivieso. Todas estas son obras escritas en anticipaci6n de o despues del quinto centenario del

encuentro entire dos mundos donde se manifiesta una proliferaci6n de este subgenero de novelas.

En base a esta selecci6n, el objetivo del siguiente studio es examiner c6mo las siete

novelas analizadas subvierten y deconstruyen no solamente el discurso official hist6rico sino

tambien el discurso patriarcal en sus respectivos contextos hist6rico-sociales. Estas novelas

coinciden en hacerlo por medio de la desestabilizaci6n de un tipo de oposici6n binaria que se









utilizara como principio de generalizaci6n para el analisis: centro y periferia. Esta pareja de

opuestos es deconstruida por medio del empleo de varias tecnicas narrativas como por ejemplo el

enfoque en la intrahistoria, la polifonia o la incorporaci6n de textos y personajes marginales. La

raz6n por la que se decidi6 escoger a escritoras mujeres que escriben sobre personajes femeninos

es para subrayar el hecho de que en estos particulares casos ocurre una double colonizaci6n, tanto

en el context, es decir la realidad political y social que informa al texto, como en el cotexto, es

decir todo lo que rodea e interactua con el texto. En ambos casos se intent subvertir esta double

colonizaci6n incorporando a protagonistas femeninos que van en contra de los models

establecidos por el discurso patriarcal, y tambien enfocandose en perspectives hist6ricas

marginales y no lineares.









CAPITULO 1
EL DISCURSO HEGEMONICO, EL SISTEMA DE OPOSICIONES BINARIAS Y LA
NUEVA NOVELA HISTORIC FEMENINA: UNA INTRODUCTION

La mayoria de las nuevas novelas hist6ricas sobre la conquista y la colonizaci6n se enfocan

en hombres europeos como protagonistas (L6pez 9). No obstante, aunque habia pocas mujeres en

America durante los primeros ahos de ese period, se ha verificado un creciente interest literario

que opta por recuperar la memorial de muchas figures femeninas importantes (9). Otras novelas

tambien se han enfocado en figures an6nimas o no europeas. Por lo tanto, ha habido un creciente

interest en incluir la perspective de personajes femeninos europeos y no europeos que comportan

diferencias dentro del orden hegem6nico de las estructuras sociales y de los models culturales

del patriarcado. Aun asi, el predominio de novelas con personajes masculinos ha llevado a un

numero limitado de studios sobre las obras que se enfocan en personajes femeninos. Ademas, el

dominio de autores masculinos, tambien ha llevado a un numero limitado de studios sobre la

nueva novela hist6rica escrita por mujeres. De hecho, la obra de Seymour Menton, LaNueva

Novela Hist6rica de la America Latina 1979-1992, se enfoca en su gran mayoria en obras de

autores masculinos y menciona a muy pocas mujeres. Su studio tambien consta de una nota que

sefiala las pr6ximas publicaciones de nuevas novelas hist6ricas despues de 1992 donde no se

menciona a ninguna mujer. Por ejemplo, Menton no nombra a Rosario Aguilar quien public su

obra La niha blanca y los pdjaros sin pies en 1992.

Menton limita su studio y la clasificaci6n de "nueva novela hist6rica" a obras "cuya

acci6n se ubica total o por lo menos predominantemente en el pasado, es decir, un pasado no

experimentado directamente por el autor" (32). Bajo esta definici6n, excluye tambien a algunas

novelas que tienen narradores o protagonistas "anclados en el present o en el pasado reciente

pero cuyo tema principal es la re-creaci6n de la vida y los tiempos de un personaje hist6rico

lejano" (34). Quizas esta sea la raz6n por su exclusion de la novela de Aguilar, donde la









protagonista es una mujer de la epoca contemporanea que describe una novela sobre mujeres que

enfrentaron el choque de dos cultures durante la conquista y la epoca colonial. Si se tomara en

cuenta la perspective de Menton, su definici6n excluiria a muchas de las novelas incluidas en

este studio. Es por esta raz6n que se tomara como base para esta investigaci6n la definici6n de

Alexis Marquez Rodriguez que postula que "los hechos que el novelist narra, aunque acaben de

ocurrir y hayan sido vividos o presenciados por el, siempre seran pasado, y que lo sea reciente o

remote es irrelevant" (40).

Por lo tanto, el siguiente studio tiene como prop6sito poner en evidencia un aspect de la

nueva novela hist6rica que no se incluye en el studio de Seymour Menton y que tiene que ver

tambien con la importancia de la novela hist6rica escrita por mujeres (sobre mujeres) y c6mo

esta se relaciona a algunos aspects del feminismo contribuyendo a la elaboraci6n de una nueva

subjetividad femenina y subvirtiendo no solamente el discurso hist6rico official sino tambien el

sistema patriarcal. Para describir dicha caracteristica, se han seleccionado obras pertenecientes a

la decada de los noventa y principios del siglo veintiuno pertenecientes a diferentes paises

latinoamericanos, incluyendo el Centro America y el Caribe, para dar una vision mas amplia de

todo el conjunto de paises de America que en el pasado han sido territories coloniales de Espafia

etc. Las novelas incluidas en este studio son: Malinche (2005) de la mexicana Laura Esquivel,

Amory Conquista (1999) de la mexicana Marisol Martin del Campo, La casa de la laguna

(1997) de la puertorriquefia Rosario Ferre, El arbolde lagitana (1997) de la argentina Alicia

Dujovne Ortiz, Duerme (1994) de la mexicana Carmen Boullosa, La niha blancay lospdtjaros

sin pies (1992) de la nicaraguense Rosario Aguilar, Malditayo entire las mujeres (1991) de la

chilena Mercedes Valdivieso. Todas estas son novelas escritas en anticipaci6n de o despues del

quinto centenario del encuentro entire dos mundos. Se escogi6 esta epoca ya que en 1992 se









celebra este hecho. Dado que en esta epoca se manifiesta una proliferaci6n de este subgenero de

novelas, el objetivo de la inclusion de dichos textos es para poner de relieve c6mo este tema ha

ido evolucionando entrando en el nuevo siglo.

En base a esta selecci6n, el objetivo del siguiente studio es examiner c6mo las siete

novelas analizadas subvierten y deconstruyen no solamente el discurso official hist6rico sino

tambien el discurso patriarcal en sus respectivos contextos hist6rico-sociales. Estas novelas

coinciden en hacerlo por medio de la desestabilizaci6n de un tipo de oposici6n binaria que se

utilizara como principio de generalizacion para el analisis: centro y periferia.1 Esta pareja de

opuestos es deconstruida por medio del empleo de varias tecnicas narrativas como, por ejemplo,

el enfoque en la intrahistoria, la polifonia o la incorporaci6n de textos y personajes marginales.

La raz6n por la que se decidi6 escoger a escritoras que escriben sobre personajes femeninos es

para subrayar el hecho de que en estos particulares casos ocurre una double colonizacion,2 tanto

en el context, es decir, la realidad political y social que informa al texto, como en el cotexto, es

decir, todo lo que rodea e interactua con el texto.3 En ambos casos se intent subvertir esta double

colonizaci6n incorporando a protagonistas femeninos que van en contra de los models

establecidos por el discurso patriarcal, y tambien enfocandose en perspectives hist6ricas

marginales y no lineares. Aunque existan novelas escritas por hombres con protagonistas




1 Se escogi6 este principio de generalizaci6n por ser una oposici6n mns universal que incluye otras dicotomias mis
especificas concernientes alas novelas que incluyo en mi studio: por ejemplo, historia/intrahistoria, hombre/mujer,
yo/otro, civilizaci6n/barbarie.
2 Doble colonizaci6n entendida como lo que afirma Robert J.C. Young basindose en la teoria de Spivak: "[native
subaltern] women were subject to what is today often called a 'double colonization' that is, in the first instance in
the domestic sphere, the patriarchy of men, and then, in the public sphere, the patriarchy of the colonial power"
(162). Debido a esta double colonizaci6n, existe una inevitable conexi6n entire patriarcado y colonialismo, ambas
vistas como entidades de opresi6n (162).
3 Basado en el argument de No6 Jitrik sobre la cuesti6n del cotexto y context al igual que el referente y el referido
en su studio Historia e imaginaci6n literaria: Las posibilidades de un genero.









femeninos que desafian la version official de la historic, en este tipo de novela no se present

dicha double colonizaci6n.

Por lo que concierne al context, en la epoca de la conquista y la colonia existe una double

colonizaci6n para la mujer en campos public y privado. En el public se ejerce la opresi6n del

sistema colonial caracterizado por estructurasjerarquicas: la esclavitud, la marginalizaci6n o

exclusion de la mujer en el discurso hist6rico, y hasta la marginalizaci6n de los espafioles que se

van a vivir al Nuevo Mundo. En la esfera privada se manifiesta la opresi6n del patriarcado y la

marginalizaci6n de la mujer como esposa, madre o hija. Se les prohibe la participaci6n en esferas

publicas y laborales.

Tambien en el cotexto existe una double marginalizaci6n en la esfera public y privada. Las

autoras examinadas en este studio estan marginadas en la public porque existe una

predominancia de autores masculinos tanto en la literature como en los studios sobre la nueva

novela hist6rica latinoamericana. Se pone en evidencia entonces la tendencia de los miembros

masculinos de la sociedad a predominar en posiciones de poder. Ademas, la literature

latinoamericana aun no ha logrado entrar por complete en la corriente dominant del

pensamiento occidental y a veces es aun considerada como una literature del Tercer Mundo. Por

lo tanto, esta literature queda marginada. Ademas, el mundo globalizado ha tendido a agravar la

relaci6n entire centro y periferia y ha expuesto a las zonas tercermundistas a una mayor presi6n

econ6mica y political por parte de los grandes poderes centrales, como los Estados Unidos y las

potencias europeas occidentales.

En cuanto a la esfera privada, existe todavia lajerarquizaci6n y subordinaci6n de los roles

familiares y las actitudes discriminatorias contra las mujeres. El hecho de que estas autoras

escriban estas novelas hist6ricas revisionistas es una muestra de la aspiraci6n y la necesidad de









critical la sociedad del present, de cuestionar y resemantizar los imaginarios nacionales, de

incluir a la mujer en el discurso historiografico, y de desestabilizar el discurso hegemonico.

Todas las novelas de este studio subvierten esta doublee colonizaci6n", poniendo enfasis en la

imposibilidad de separar y distinguir lo public de lo privado.

Para entender mejor c6mo estas novelas deconstruyen tanto el discurso hist6rico official

como el sistema patriarcal por medio de la desestabilizaci6n de la pareja binaria centro versus

periferia, es necesario incluir una explicaci6n detallada del marco te6rico que encuadra la

investigaci6n. Este ofrece un panorama general de concepts que explican el desarrollo y las

consecuencias de un discurso hegem6nico predominante donde se clasifican y definen diferentes

elements en base a un sistema de oposiciones binarias.

Occidentalismo y eurocentrismo

Segun Antonio Nufiez Jimenez, durante la epoca de los grandes descubrimientos

geograficos, Europa ocupaba el primer lugar en el mundo en cuanto a fuerza military, desarrollo

productive y civilizaci6n (76). Los europeos pensaban tener el derecho de conquistar y analizar

el mundo utilizando los parametros de la propia cultural (76). De hecho, los documents sobre el

descubrimiento de America fueron products por su mayoria europeos. La vision del mundo

occidental que influy6 sobre la idea de America, se bas6 sobre la ideologia de la conquista;

ideologia elaborada por los primeros cronistas de la epoca y expresada por la Iglesia Cat6lica y

sus estrategias de promulgaci6n de la fe (Subirats 29). Por medio de esa ideologia, la iglesia y el

estado cat6lico se nombraron como entidades electas para imponer de manera forzosa su sistema

de valores en todo el mundo (29). Se cre6 de esta manera un nexo providencial entire Espafia y

America. Segun Eduardo Subirats:

Such a providential link between Spain and America crystalized politically in the form of
colonial domination, and spiritually as theological and linguistic subordination. America
was defined, according to this principle, as vassal. [...] American subjugation to the









Spanish crown was elevated, in the light of the Christian principles of vassalage and
Western rationalism, to the status of redemptive precept. (29-30)

De esta manera se contribuy6 a la invenci6n de America definiendo al continent nuevo como

vasallo y estableciendo la dicotomia entire amo y siervo. Desde entonces, se manifest una

superimposici6n de la cultural occidental sobre la cultural indigena.

Segun Walter D. Mignolo, la "idea" de America se origin desde el concept de

"occidentalismo" (34). La teoria de Edmundo O'Gorman sobre la "invenci6n de America"4 y el

"universalismo de la cultural occidental" afirma que la idea del descubrimiento de este continent

es una interpretaci6n imperial. Segun este historiador mexicano, el "occidentalismo" sirvi6 para

situar el espacio geol6gico e hist6rico de la cultural occidental y fijar el lugar de enunciaci6n

privilegiado (35). El concept de civilizaci6n occidental se transform en punto de referencia

para el resto del mundo y la idea de America fue un product y una consecuencia de esta

ideologia occidental (35). Antes que en un sector geografico, el occidente se convirti6 en un

lugar de epistemologia hegem6nica (37). El "occidentalismo" fue resultado de la revoluci6n

colonial y lo que llev6 a la invenci6n del "orientalismo"5 tres siglos mas tarde (34-35).

Europa occidental lleg6 a ocupar el centro en la conciencia cristiana europea tras la

aparici6n de America, continent antes llamado las "Indias occidentales". La invenci6n de

America y el surgimiento del llamado "eurocentrismo"6 ocurrieron al mismo tiempo durante ese

precise moment hist6rico. Segun Mignolo:


4 En el libro La invenci6n de Amrica (1958; 1977), el historiador mexicano Edmundo O'Gorman afirma que
Am6rica no fue descubierta sino inventada (Rabasa 3). Para O'Gorman, la idea de descubrimiento de Am6rica es
parte del process de invenci6n (4).
5 Relacionado a la antropologia, el orientalismo es un studio de las sociedades del oriented desde el punto de vista
occidental. Este t6rmino se asocia ahora por su mayoria al studio de Edward Said Orientalism (1978) y ha
adquirido connotaciones negatives porque implica interpretaciones prejuiciosas de la cultural del Oriente (Carrier 1-
2).
6 Eurocentrismo es equivalent al t6rmino occidentalismo porque los dos se refieren a una centralizaci6n y
hegemonia de principios de comprensi6n y conocimiento (Mignolo 43).









From that moment on, the Indias Occidentales defined the confines of the West and, as its
periphery, were part of the West nonetheless. Those confines were traced from a locus of
observation that placed itself at the center of the world being observed, described, and
classified. This allowed Western Europe to become the center of economic and political
organization, a model of social life, an example of human achievement, and, above all, the
point of observation and classification of the rest of the world. Thus the idea of "West" as
"center" became dominant in European political theory, political economy, philosophy,
arts, and literature, in the process by which Europe was conquering the world and
classifying the world being conquered. (35-36)

El problema que surgi6 tras la aparici6n de este sistema de clasificaci6n fue el constant y

limitante empleo de categories europeas para definir y describir al mundo. Al colocar a Europa

en el centro se desarroll6 la tendencia de categorizar a todo lo no-europeo como marginal. Las

clasificaciones establecidas por medio de este sistema, se transformaron en jerarquias e

instituciones. Con el tiempo, los sistemas de creencias las justificaron y legitimizaron,

incorporandolas en la vida de cada dia y trasformandolas en sentido comun (Dhruvarajan IX). En

otras palabras, dichas diferencias y clasificaciones se establecieron como parte del discurso

hegem6nico eurocentrista.

Segun Jose Rabasa, "the production of America is coterminous with the formation of the

'Europe and its Others' cultural complex in the early modern period" (6). Por medio de la

hegemonia colonial se empez6 a construir y a establecer la existencia de un "Otro". Esta

construcci6n se consolid6 desde el moment en el que el viaje de Crist6bal Col6n a las Americas

se estableci6 como un "descubrimiento". Con el pasar del tiempo, este termino y sus

implicaciones sufrieron varias modificaciones que reflejan el intent de subvertir esta idea

eurocentri sta.

ZDescubrimiento, encubrimiento, encuentro, invenci6n o invasion?

Segun Jose Maria Muria, en el cuarto centenario del descubrimiento de America, la figure

de Crist6bal Col6n se estableci6 como "simbolo mayor de la presencia europea en el continent

americano" (122). En esa epoca hubo una manipulaci6n ideol6gica de Col6n en base a las









intenciones political del afio 1892. Esta vision de Col6n como heroe fue muy diferente a las

perspectives y visions que surgieron en el quinto centenario. Durante esta epoca various critics

e historiadores empezaron a preguntarse lo que significa ahora esa fecha del llamado

"descubrimiento" de America y sus implicaciones eurocentristas. Se empieza a cuestionar el

derecho de Europa al predominio del mundo y se cuestionan asi tambien las ideas generadas por

el eurocentrismo (Nufiez Jimenez 76).

Como consecuencia de tal cuestionamiento, en el afio del quinto centenario, se empezaron

a establecer various debates sobre el termino mas apropiado para definir el viaje de Crist6bal

Col6n. Segun Jose Rabasa:

Indian leaders have preferred the term invasion over discovery, which clearly reduces the
indigenous peoples of the Americas to objects whose reality depends on the European
gaze, and over encounter, which suggests a symmetrical relation of power in exchanges
between Europeans and Amerindians. The objection to the latter would be obviously not
over its valorization of native cultures, but rather over a tendency to ignore the Europeans'
opportunistic exploitation of conditions favoring a military and political occupation. On
the other hand, invention would be opposed by the proponents of discovery and encounter
on the grounds that it negates an ontological primacy to the New World. (7)

Como se puede constatar, existen muchas opinions diferentes en cuanto a la definici6n del

choque entire estos dos mundos. Cada una de ellas tiene una implicaci6n diferente que se asocia,

por un lado, a la vision eurocentrista, y por el otro, a la deconstrucci6n de la misma.

Como se ha mencionado antes, al llegar a un continent nuevo y encontrarse con

civilizaciones diferentes, en la mentalidad europea surgi6 un sentimiento de supremacia y se

estableci6 un metodo de clasificaci6n basado en oposiciones binarias donde la cultural europea se

consideraba superior. De hecho, el encuentro de estos dos mundos llev6 a que las costumbres

indigenas fueran juzgadas desde el punto de vista europeo y por lo tanto consideradas inferiores.

Este sistema llev6 a que los cristianos occidentales empezaran a categorizar a los series humans

segun lo que ellos creian ser la pura e incuestionable verdad. Esta practice llev6 a una matriz









colonial de poder que result en provocar la exclusion de ciertas personas de la historic para

poderjustificar la violencia llevada a cabo en nombre del cristianismo y la civilizaci6n (Mignolo

4).

La idea de superioridad de la cultural espafiola llev6 a la consideraci6n de todo lo

relacionado a lo europeo como modelo de la humanidad y de la cultural (Zea 197). Este encuentro

tambien llev6 a un mestizaje racial y cultural que contribuy6 a los problems de identidad (196).

Por medio del encubrimiento impuesto por los conquistadores, algunas personas quedaron

silenciadas y marginadas de la historic. Con el pasar del tiempo, se inici6 a definir la historic

humana segun categories como civilizaci6n y barbarie (Young 34-35). Dicha dicotomia

enfatizaria para siempre la incompatibilidad de estos dos mundos y la constant imposici6n de

uno sobre el otro (Zea 198).

Civilizaci6n y barbarie

La antitesis "civilizaci6n y barbarie" ha sido la base de un conflict existente desde la

colonizaci6n de America y tambien ha sido implementada como tema principal en la literature

latinoamericana. La concepci6n de la sociedad latinoamericana se bas6 en la polaridad

"civilizaci6n y barbarie", que es un reflejo del intent de definirse a si mismo por medio de

opuestos. Segun Hayden White, "one way of establishing the 'meaning' of [one's] own life [is]

to deny meaning to anything radically different from it, except as antitype or negative instance"

(151). Como afirma J.S. Mill en su ensayo "Civilization", se puede definir lo que es

"civilizaci6n" por medio de la afirmaci6n de lo que no es (Young 35). En otras palabras, la

oposici6n binaria que se establece como base del conflict, es una manera de definir el concept

de "civilizaci6n" por medio de su negaci6n.

Segun Hayden White:









In time of sociocultural stress, when the need for positive self-definition asserts itself but
no compelling criterion of self-identification appears, it is always possible to [...] simply
point to something in the landscape that is manifestly different from oneself. This might be
called the technique of ostensive self-definition by negation, and it is certainly much more
generally practiced in cultural polemic than any other form of definition, except perhaps a
priori stipulations. It appears as a kind of reflex action in conflicts between nations,
classes, and political parties and it is not unknown among scholars and intellectuals
seeking to establish their claims to elite status against the vulgus mobile. (151-152)

En moments de "estres sociocultural", como los llama Hayden White, muchos intelectuales

latinoamericanos recurrieron a auto definirse por medio de negaciones, estableciendo tropos en

sus obras critics o literarias que reflejaban la antitesis de "civilizaci6n versus barbarie". Muchos

intelectuales tambien intentaron desestabilizar esta oposici6n binaria invirtiendo la clasificaci6n

e intentando incluir al indigena en la categoria de civilizacion.

Dicha dicotomia surgi6 como una idea etnocentrista donde la "civilizaci6n" representaba la

forma humana y la "barbarie" la forma bestial e insuficientemente humana (Retamar 99). Esta

clasificaci6n fue una manera de rechazar, degradar y llevar al margen todo lo que no pertenecia a

la definici6n de civilizaci6n, convirtiendose tambien en una cuesti6n racial (99). De hecho, para

el Occidente, la diferencia entire estos dos concepts opuestos no estaba simplemente relacionada

a la cultural sino sobre todo a la cuesti6n de raza (107). El prejuicio racial llev6 a la justificaci6n

de la explotaci6n y la destrucci6n de la cultural que se consideraba inferior. Dicho prejuicio

tambien llev6 a la exclusion del punto de vista de estos individuos en los tratados hist6ricos. De

hecho, muchos critics como, por ej emplo, Walter Rodney, han afirmado que ser colonizados

significa ser excluidos de la historic (Gugelberger 582).

Tras la conquista y la colonizaci6n de las Americas, las colonies de la autonombrada

"civilizaci6n", llegan a ser consideradas como la "barbarie" (Retamar 107). La victoria de un

grupo sobre otro llev6 a la opinion que los barbaros, es decir los que perdieron, eran capacitados

solo a la esclavitud (101). Aunque esta convicci6n fue muy pronunciada durante la epoca









colonial, existieron tambien intelectuales que lucharon por los derechos de la llamada "barbarie".

Dicha intenci6n de defense, siempre tuvo como base el intent de desestabilizar la oposici6n

binaria cuyo prop6sito era el de establecer una excusa para poder dominar a la cultural

considerada inferior. La primera vez que se present una defense del indigena, es en 1511 por

medio de un sermon Ilevado a cabo por Fray Antonio de Montesinos (Lavrin 325). En este

sermon se present por primera vez una recriminaci6n hacia los espafioles y el tratamiento

injusto hacia los indigenas (325). En dicha platica, se puso enfasis en el hecho de que el indigena

tambien tenia un alma y era capaz de razonar, acercandolo mas al concept de civilizacion.

Las opinions contrastantes de la epoca, tambien se pusieron en evidencia por medio de un

debate entire Fray Bartolome de Las Casas y Juan Gines de Sepulveda en 1550. Por un lado,

Gines de Sepulveda arguia que los espafioles ejercian su dominio con perfect derecho porque

los indigenas eran inferiores y siervos por naturaleza (Retamar 112-114). Segun este fraile

dominico, estar sometidos a los espafioles era una ventaja para los indigenas (112). Ademas

justificaba la guerra para lograr la conversion religiosa (Lavrin 322). Por otro lado, Fray

Bartolome de Las Casas sostenia que los indigenas eran series humans y por lo tanto tenian el

derecho a la libertad. Las Casas intent desestabilizar la dicotomia entire "civilizaci6n y barbarie"

para lograr obtenerjusticia para los indigenas. Sigui6 luchando a favor de los mismos

contribuyendo a la "leyenda negra" en contra de las atrocidades de los espafioles y la brutalidad

de una conquista violent (Ross 140). Lo hizo con la publicaci6n de una de sus obras mas

polemicas, Brevisima relaci6n de la destrucci6n de las Indias (1552), donde propag6 en

diferentes formas ret6ricas una imagen del indigena como ser pacifico, bondadoso y rational y a

los espafioles como series malos y sedientos de dinero (140).









A lo largo del tiempo, la dicotomia "civilizaci6n y barbarie" sigue presentandose de

diferentes maneras en la literature y los pensamientos de algunos intelectuales latinoamericanos.

Durante el romanticismo hispanoamericano, se presentan proyectos de un future de unidad

national y una actitud liberal proveniente de las ideas de la ilustraci6n francesa donde se

promovia la "libertad", la "igualdad", la "fraternidad", la "civilizaci6n" y la "naturaleza"

(Benitez-Roj o 446). Con el pasar del tiempo, esta etapa romantica va centrandose en Buenos

Aires y la literature argentina empieza a incorporar la antitesis de "civilizaci6n y barbarie" como

uno de los temas principles y como una manera de combatir y condenar la dictadura de Juan

Manuel de Rosas.7 La concepci6n de la sociedad argentina empieza a fundamentarse en la

polaridad entire "civilizaci6n y barbarie".

Es possible constatar que dicha dicotomia en la mentalidad argentina fue caracterizada por

la existencia de dos grupos divergentes. El primer grupo identificaba lo foraneo como sin6nimo

de progress y consideraba la tradici6n equivalent a la barbarie, es decir, fuente del atraso de un

pais. El segundo grupo, consideraba lo foraneo (o todo lo que proviene del Occidente) como

impuro, corrupt, y enemigo de la naci6n, mientras que lo traditional era sin6nimo de pureza y

superioridad. Como consecuencia, se estableci6 un conflict interno que empez6 a variar en

cuanto a la determinaci6n del lugar que ocupaba la figure del gaucho. En muchas ocasiones, la

ciudad se veia como simbolo de la civilizaci6n mientras que la pampa, residencia de los gauchos,

como simbolo de la barbarie.

Por lo tanto, en la literature argentina, el gaucho se transform en un simbolo de gran

importancia por lo que concierne a la posici6n del autor frente a lo que se consideraba

civilizaci6n o barbarie. Es possible afirmar que la imagen de este individuo se utilize para poner


7 Juan Manuel de Rosas: politico argentino y gobernador de Buenos Aires en los periods 1829-1832 y 1835-1852.









en evidencia dicha dicotomia. En el siglo XIX, la corriente ideol6gica opuesta al europeismo

estaba caracterizada por la reivindicaci6n del gaucho como representante de la argentinidad,

mientras que, los que sostenian las ideas progresistas consideraban a este individuo como un

obstaculo para el future del pais. La imagen del gaucho tambien continue a presentarse en epocas

posteriores como manera de establecer o ilustrar la dicotomia entire "civilizaci6n y barbarie".

Algunos ejemplos de textos literarios de epocas diferentes que reflejan la ideologia political del

moment por medio de su retrato del gaucho son: "El matadero" (1871) de Esteban Echeverria,

Facundo: Civilizacin y barbarie (1845) de Domingo Faustino Sarmiento, Martin Fierro (1872-

1879) de Jose Hernmndez y "El sur" (1944) de Jorge Luis Borges.

Tomando a Facundo: Civilizaci6n y barbarie de Domingo Faustino Sarmiento y a Martin

Fierro de Jose Hernandez como ejemplos, se puede identificar c6mo estos dos autores utilizan la

antitesis discutida hasta ahora poniendo en evidencia las diferentes ideologias presents en la

mentalidad argentina. En Facundo: Civilizaci6n y barbarie, Sarmiento describe la vida del

caudillo Facundo Quiroga y traza los males del pais bajo el regimen de este dictador federal. Por

ser una critical hacia Facundo Quiroga, este texto se ha podido interpreter como un ataque

dirigido a Rosas, simbolo de la barbarie. El gaucho, por ser partidario de Rosas, es descrito como

obstaculo al progress: "[...] de las condiciones de la vida pastoril, tal como la ha constituido la

colonizaci6n y la incuria, nacen graves dificultades para una organizaci6n political cualquiera y

muchas mas para el triunfo de la civilizaci6n europea [... ]" (77). La vida pastoril del gaucho, por

lo tanto, se ve como representative de la barbarie. El prop6sito del texto de Sarmiento,

categorizado como tratado socio-politico e hist6rico de una naci6n, es poner en evidencia el

conflict interno entire "civilizaci6n y barbarie" poniendo enfasis en lo que se entiende como

barbarie. Por ser los caudillos y los gauchos opuestos a la educaci6n, la alta cultural y la









estabilidad civica, este tratado es un Ilamado a considerar lo que no se debe hacer para gobernar

una nacion.

Aunque de la vida del gaucho nazca un cierto interest, en Sarmiento este individuo nunca se

desarrolla en un personaje principal y sigue siendo animalizado y relacionado con la barbarie. No

obstante, en otros autores de la epoca, como por ej emplo Jose Hernandez, el gaucho se

humaniza, se describe como victim de los problems politicos y sociales del pais, se transform

en mito national y llega a ser considerado como representante de la naci6n. En la obra de Jose

Hernandez, el gaucho es un personaje principal cuya descripci6n refleja una parte de la ideologia

political del pais. Por medio de Martin Fierro, Hernandez subvierte el discurso de Sarmiento y

transform al gaucho en representante de la "argentinidad" en contraposici6n a lo europeo. En

otras palabras, la imagen idealizada del gaucho se utiliza como justificaci6n para la rebeli6n en

contra de la civilizaci6n occidental.8 No cabe duda que la figure del gaucho tiene un contenido

politico.

Tras el enfoque en la literature argentina, se ha podido constatar c6mo la oposici6n binaria

entire "civilizaci6n y barbarie" ha sido tema de much interest entire various intelectuales. Ademas,

por medio de un particular enfoque en la dicotomia "civilizaci6n y barbarie", se ha logrado poner

en evidencia c6mo, desde la epoca de la conquista y la colonizaci6n, se ha manifestado la

tentative de subvertir e ir en contra del sistema de clasificaci6n basado en oposiciones binarias.

Ahora bien, es important mencionar tambien c6mo otros series subalternos quedaron marginados





8 Esta caracteristica lo relaciona a la imagen del "Hombre Feroz" discutida en el libro de Hayden White Tropics of
Discourse. Segfin White, "the Wild Man became gradually transformed from object of loathing and fear (and only
secret envy) into an object of open envy and even admiration. It is not surprising that, in an age of general cultural
revolution, the popular antitype of the officially defined 'normal' humanity, the Wild Man, should be transformed
into the ideal or model of free humanity, his presumed attributes made the essence of a lost humanity, and his
idealized image used as justification for rebellion against civilization itself' (168).









a partir de un sistema de representaciones basado en oposiciones binarias del tipo

masculino/femenino, cultura/naturaleza y civilizaci6n/barbarie.

Hoy en dia sigue verificandose el intent de desestabilizar el sistema de oposiciones

binarias por medio de la deconstrucci6n o inversion del mismo. Dicho intent se manifiesta

tambien en las obras que forman parte de este studio. Es oportuno destacar que en el analisis

que se llevare a cabo en los siguientes capitulos, una de las oposiciones que se intent

desestabilizar es la dicotomia entire hombre y mujer donde el element femenino es el que se

consider inferior.

Regresando al debate entire Juan Gines de Sepulveda y Fray Bartolome de Las Casas, es

important poner hincapie en la siguiente afirmaci6n de Sepulveda:

Que con perfect derecho los espafioles ejercen su dominio sobre esos barbaros del Nuevo
Mundo e islas adyacentes, los cuales en prudencia, ingenio y todo genero de virtudes y
humans sentimientos son tan inferiores a los espafioles como los nifios a los adults, las
mujeres a los varones, los crueles e inhumanos a los extremadamente mansos, los
exageradamente intemperantes a los continents y moderados, finalmente estoy por decir
los monos a los hombres. (33)

Esta afirmaci6n, cargada de oposiciones binarias, coloca automaticamente a la mujer en una

posici6n inferior y de desventaja en relaci6n al hombre; posici6n a la que ha sido sometida por

siglos. Al comparar a la mujer con el indigena y su condici6n de esclavo, Sepulveda coloca a

esta en la categoria de la barbarie. Este sistema de clasificaci6n lleva a la "colonizaci6n" de la

mujer y a la idea de que esta no pertenece a la historic. Como consecuencia de dicha

clasificaci6n, se han verificado en la literature y en la critical literaria various intentos de

incorporar a la mujer en el discurso hist6rico official y subvertir su posici6n de desventaja.

La mujer como ser marginal en la historic

El vinculo entire la mujer y la irracionalidad, al igual que la descripci6n de esta como ser

inferior, no es cosa nueva sino ha existido hace ya muchos afios y ha llevado al intent de









prohibir a la mujer de intervenir o former parte de las estructuras de poder (Cisternas Jara 433).

Segin Jose Joaquin Fernmandez de Lizardi, escritor y periodista mexicano de principios del siglo

diecinueve, lo que el llamaba "furor uterino" era una condici6n biol6gica present en las mujeres

que les impedia participar en la esfera public porque les hacia cometer excesso" incompatible

para una persona "recatada" y honestt" (432-33).9 Tales descripciones y clasificaciones llevaron

a la marginalizaci6n de la mujer que la excluyeron de cualquier posici6n de poder o de cualquier

actividad considerada de importancia hi st6rica. Segin Lucia Guerra-Cunningham:

El hecho de que el hombre haya poseido el rol active en las esferas publicas de la
producci6n y la cultural ha determinado un lugar secundario y pasivo para la mujer quien
tradicionalmente ha cumplido los roles primaries de madre y esposa. Esta dicotomia
observada en la base econ6mica ha sido reforzada al nivel de la superestructura por una
caracterologia especifica, un modo de conduct y un diferente tipo de existencia para cada
sexo. (31)

La mujer fue obligada a estar recluida en el espacio domestic y a evitar de participar en

cualquier espacio public y laboral. Ademas de esto, se le atribuyeron caracteristicas

sociol6gicas como la suavidad, la fragilidad, el sentimentalismo y la intuici6n (31). Se describi6

como un ser de caracter dependiente y pasivo en contraposici6n al hombre rudo, frio, intellectual,

rational, independiente y active (31). 10 Todas estas caracteristicas asociadas a la mujer

contribuyeron a su exclusion en las estructuras de poder.

Como se ha mencionado en las paginas anteriores, la concepci6n de la sociedad

latinoamericana y la relaci6n entire hombre y mujer ha sido basada en la polaridad "civilizaci6n y

barbarie". La elaboraci6n del concept de naci6n comport6 operaciones que implicaron la



9 Tomado de la obra de Jos6 Joaquin Fernndez de Lizardi La Quijotita y su prima (1818-1819): "furor uterino, el
cual es un delirio o frenesi que las hace cometer, por obra o por palabra, mil excess vergonzosos y repugnantes a
toda persona honest y recatada" (75). Natalia Cistemas Jara toma esta informaci6n del ensayo de Jean Franco
"G6nero y sexo en la transici6n hacia la modernidad" incluido en Nomadias.
10 Los rasgos sociol6gicos de la mujer en contraposici6n a los del hombre se tomaron del ensayo de Jorge Gissi
Bustos "Mitologia sobre la mujer".









caracterizaci6n de individuos que construirian la naci6n y de lo que Ilegaria a former parte del

imaginario colectivo. La operaci6n llev6 a la articulaci6n de la identidad pero tambien llev6 a la

exclusion de los individuos que no entraban en el modelo ideol6gico (Cisternas Jara 431-32).

Aunque el proyecto de construcci6n de la naci6n promovia igualdad para todos, quedaron

inevitablemente excluidos los individuos que no entraban en los parametros del concept de

ciudadano y se encontraban aun en lo que se Ilamaba un estado primitive o natural (432-33). De

esta manera, quedaron excluidas, junto a los negros y los indigenas, las mujeres por ser

"incapaces de diferenciarse de su entorno natural" (433).

Por lo tanto, durante la creaci6n de la naci6n, la mujer termin6 siendo asociada a la

barbarie mientras que el hombre se transform en simbolo del ciudadano modern y, por ende,

representante de la civilizaci6n. Segun Natalia Cisternas Jara:

Observamos tras esto el plano de exclusiones e inclusiones que teji6 el concept de naci6n
y en donde las mujeres quedaron marginadas a partir de un sistema de representaciones
basada en oposiciones binarias: masculino/femenino, cultura/naturaleza, alma/cuerpo,
civilizaci6n/ barbarie, en las cuales "el termino superior pertenece al logos y supone una
presencia superior; el termino inferior sefiala la caida" (Culler 86). Es asi como tales
oposiciones se constituyen jerarquicamente en la imposici6n de un polo sobre otro.
Imposici6n que, si bien obedece a la ingenieria epistemica de una epoca, siempre ha sido
configurada a partir de una caracteristica comun a lo largo de la historic de occidente: el
termino elaborado como superior necesita de su opuesto, de aquel "otro" para constituirse
en significant de poder (88). (433)

Tras la comprensi6n de los problems que este sistema de clasificaci6n comporta, el objetivo hoy

en dia es el de tratar de deconstruir las oposiciones binarias o evitar que terminos como hombre y

mujer aparezcan polarizados y jerarquizados. Se vuelve tambien necesario entonces evitar que la

mujer permanezca ignorada o excluida de la historic present y pasada.

En las ultimas decadas, por medio de los movimientos sociales y feministas en America

Latina, la voz de la mujer ha empezado a oirse mis. Los movimientos de mujeres, en particular

los de la decada de los sesenta en Europa y Estados Unidos, contribuyeron a la elaboraci6n de









political de cambio social para el reconocimiento de la mujer en la historic (Palacios 31-32).

Para este reconocimiento no bast6 enfocarse en la experiencia individual o colectiva del present

sino tambien en la del pasado, llegando a la conclusion que se necesitaba una nueva perspective

en el analisis hist6rico (32). En otras palabras, las mujeres empezaron a buscar discursos ajenos y

alternatives a la historic official para poder encontrar la vocalizaci6n que siempre se les habia

negado.

Los cambios en la historiografia introducidos por lo que Maria Julia Palacios llama la

"Historia social", tambien contribuyeron al reconocimiento de nuevos sujetos colectivos y

marginales y a la implementaci6n de nuevos marcos conceptuales y te6ricos al igual que nuevas

perspectives de analisis relacionadas a otras disciplines como la sociologia, la antropologia, la

linguistica etc. (33). Con estas nuevas perspectives y nuevos marcos te6ricos se empezaron a

analizar y a redefinir los problems de representaci6n de la mujer (33). Segun Violeta Carrique:

Asi como no puede entenderse la evoluci6n de la discipline hist6rica sin tener en cuenta los
cambios en la estructura social que la hacen possible, que le proporcionan sus nuevos
materials empiricos y le permiten efectuar nuevas preguntas acerca del pasado, no puede
comprenderse la emergencia de una historica de las mujeres" sin los movimientos de
mujeres, que desde los comienzos de este siglo y de la mano con otros marginados u
oprimidos de la historic, problematiza de manera evidence la situaci6n de exclusion de la
mitad de la humanidad. (64)

Por lo tanto, como afirma tambien Maria Julia Palacios, el desarrollo de los movimientos

feministas junto a la renovaci6n historiografica promulgada por la "Historia social", abrieron el

camino a la posibilidad de inscribir a la mujer, junto a otros series subalternos, en la historic.

Son various los intentos de incluir a la mujer en el discurso official historiografico. Para este

studio es de particular importancia lo que se intent hacer por medio de la nueva novela

hist6rica. Por medio de este genero se intent incorporar a la mujer en el discurso historiografico

a traves de tecnicas como la inclusion de la misma en la esfera public y la utilizaci6n de la

esfera privada para historiar o, en otras palabras, para hacer historic desde lo privado (Franco,









Critical Passions 53). La tactica es de convertir ese espacio privado en un espacio hist6rico,

subvirtiendo la idea anticuada de que la esfera femenina privada es ahist6rica y por ende la raiz

de la invisibilidad de la mujer en la historic (Cano y Radkau 424) Por lo tanto, la nueva novela

hist6rica tiene como objetivo actuar como un discurso ajeno y alternative a la historic official,

como una manera de dar voz y poder a los sectors silenciados y marginados y como un intent

de recuperar la historic por medio del discurso ficcional. El desarrollo de dicho genero es

resultado del cuestionamiento del derecho de Europa al predominio del mundo y por lo tanto

tambien del sistema de representaciones basado en oposiciones binarias. En el caso de la

representaci6n de la mujer en este tipo de novela, lo femenino no se present simplemente como

condici6n de mujer sino como lo que Jean Franco llama culturala de la resistencia" y lo que Nelly

Richard llama una alteridad perturbadora de sistemas (Coltters Illescas 40).

La divulgaci6n y la popularidad de la nueva novela hist6rica implican una perdida de

validez del discurso hegem6nico. Para entender mejor este concept, es important incluir c6mo

se lleg6 a este cuestionamiento del discurso hist6rico official y c6mo la novela hist6rica

traditional ha ido evolucionando y transformandose en nueva novela hist6rica. Tambien es

important discutir sobre la importancia de las novelas cuyo enfoque es la mujer y cuyo objetivo

es precisamente incluirla en la historic y subvertir el sistema de orden patriarcal.

La nueva novela hist6rica

Segun Seymour Menton, la nueva novela hist6rica naci6 en anticipaci6n a la celebraci6n

del quinto centenario del primer contact con la civilizaci6n occidental (L6pez 3). Este

fen6meno se manifiesta principalmente en una subcategoria (subcorpus) de novelas que

rescriben las cr6nicas del descubrimiento, la conquista, y la colonizaci6n de las Americas (3).

Como consecuencia se genera un cuestionamiento de la historic official, un aumento de la

conciencia latinoamericana de descolonizaci6n y un cuestionamiento del papel de Latinoamerica









en el mundo despues de 500 afios de contact con la cultural occidental. La nueva novela

hist6rica tiene caracteristicas que la distinguen de la novela hist6rica traditional debido a lo que

Viviana Plotnik identifica como un cambio de perspective al igual que una falta de fe en las

grandes narrativas, caracteristica tipica de la sensibilidad postmoderna (36).

La novela hist6rica del siglo XIX, Ilena de heroes al igual que villanos, describia un pasado

pre-colonial y colonial para poder exaltar las raices culturales de una nueva naci6n

hispanoamericana independiente y ayudar a consolidar una conciencia national (36). Segun

Menton, la novela hist6rica traditional comienza con Xicotencatl publicada en 1826. Este genero

se relaciona con el Romanticismo que da origen a la novela national en la cual hay una creaci6n

de una conciencia national, una recreaci6n de personal es y acontecimientos del pasado, y un

respaldo de la causa liberal. En comparaci6n con la nueva novela hist6rica, segun muchos

critics contemporaneos la novela hist6rica del siglo XIX se consider demasiado fiel a la

historiografia (Plotnik 36).

Georg Lukacs es considerado el te6rico mas reconocido de la novela hist6rica (Alvarez

64). La teoria que elabor6 sobre este tipo de novela implicaba que las obras pertenecientes a este

genero debian representar la realidad de la manera mas fiel y transparent. Por lo tanto, en estas

novelas no se incorporaba una critical de la realidad sino simplemente se reflejaba esa realidad.

Dicha caracteristica la aleja de la nueva novela hist6rica donde se incorpora el cuestionamiento

de una unica verdad y se exalta la opacidad de lo real (64). Segun Francisco R. Alvarez:

La opacidad de lo real, acentuada por la no inmediatez del pasado y por tener que recurrir
por lo tanto a otros textos o vi siones ya condicionadas y fragmentadas del event hist6rico,
ha sido afirmada por las critics esteticas posmodernistas y por la critical posestructuralista
del discurso historiografico (y de la ficci6n), los cuales la han asumido como punto clave
de un cuestionamiento epistemol6gico de todo discurso narrative. (64)

La nueva novela hist6rica se identifica con la estetica posmodernista y por lo tanto rompe con

esa supuesta "fidelidad al event, document o texto hist6rico" (64). Estas novelas logran este









cuestionamiento y quiebre por medio de la incorporaci6n de ciertas tecnicas narrativas. Los

rasgos principles son la mezcla de historicidad e imaginaci6n; la recreaci6n del pasado que

puede general critics del present; la incorporaci6n del genero policiaco o la novela

detectivesca; la distorsi6n consciente de la historic; la ficcionalizaci6n de personajes hist6ricos;

la metaficci6n; la intertextualidad; el dialogismo; el carnaval; la parodia; la heteroglosia; y la

polifonia (Menton 42-45).

Todos estos elements se usan para poner en evidencia la falta de fe en la historiografia y

la manipulaci6n que el autor de la novela hist6rica puede Ilevar a cabo. Estas caracteristicas se

incorporan en la nueva novela hi st6rica para poder dar una perspective descentralizada de los

hechos. Las novelas logran dicho objetivo por medio de la subversion de lo que Plotnik identifica

como "traditional notions of centrality and marginality regarding characters as well as historical

facts" (37). Este genero tambien incorpora a otras formas narrativas: literature de viajes,

cr6nicas, satiras, autobiografias, biografias, literature picaresca, narrative epistolar y aspects de

la historiografia. (38). Muchas de estas formas narrativas se han considerado marginales. Segun

Luz Marina Rivas, la inclusion de estos diferentes textos "da al hablante implicito, organizador

de esta estructura, una conciencia hist6rica a partir de textos marginales" (135).

Antes de llegar a tal definici6n de la nueva novela hist6rica, la novela hist6rica mas

traditional fue evolucionando a lo largo del tiempo y su definici6n fue cambiando segun el

critic especializado en dicho campo. Se dice que Walter Scott fue el iniciador de la novela

hist6rica y que estableci6 un particular modelo para la misma a principios del siglo XIX

(Marquez Rodriguez 32-33). Este modelo, que refleja las teorias de Lukacs, se utilize por various

afios pero tambien sirvi6 como base para varias revisiones del genero. Por ejemplo, en el pr6logo

de su novela Cinq Mars (1826), Alfred de Vigny descarta el modelo establecido por Walter









Scout, quien sostiene que la novela hist6rica deberia incluir unos personajes y sucesos ficticios

en primer piano y un tel6n de fondo hist6rico y personajes hist6ricos en segundo piano (34). En

la novela de Vigny, los personajes y acontecimientos hist6ricos estan en primer piano y lo

ficticio queda en segundo piano (34). Aunque la novela de Vigny Ileve a un cambio de direcci6n

important, el modelo de Scott se sigue utilizando por varias decadas del siglo XIX y aparece en

novelas de grandes autores como, por ej emplo, Flaubert, Manzoni y Tolstoi (35). No obstante, a

partir de Vigny, se van elaborando otras definiciones del genero en relaci6n tambien con la

influencia de las corrientes literarias del moment.

Otros critics como Enrique Anderson Imbert y Amado Alonso, por ejemplo, sostienen

que para que una novela se pueda considerar hist6rica, la epoca en la que se enfoca la trama debe

ser anterior al autor. Tambien existen critics que van en contra de esta afirmaci6n. Por un lado,

Anderson Imbert afirma que "una novela es hist6rica, no porque present una epoca pasada para

nosotros, lectores, sino una epoca que ya era pasada para el novelist" (40). Por otro, Alexis

Marquez Rodriguez, en contraposici6n con la definici6n de Anderson Imbert, afirma que:

Lo que le da character hist6rico a una novela es la presencia de personajes y episodios
hist6ricos, tratados de un modo tal que sufran un process de ficcionamiento. Y no que
relate hechos de un tiempo que ya era pasado para el autor. El que determinados sucesos y
personajes sean hist6ricos no puede defender de que quien los narra haya sido actuante o
testigo de ellos, o de que, contrariamente, correspondan a tiempos mas o menos remotos
con respect a el. Lo que hace hist6ricos a ciertos hechos es que hayan tenido una
determinada trascendencia, que hayan influido en el desarrollo posterior de los
acontecimientos. (40)

La definici6n de Marquez Rodriguez permit incluir a muchas mas obras en la categoria de

novela hist6rica.

Hasta ahora se han ilustrado simplemente algunos ejemplos de las definiciones divergentes

que existen sobre la novela hist6rica. En Latinoamerica, el modelo de Scott tambien tuvo much

influencia y llev6 a various debates y varias discusiones sobre la definici6n y la legitimidad de









este genero (Marquez Rodriguez 35). Algunos autores admiraban el genero de la novela hist6rica

y otros lo acusaban de falso (35). Algunas novelas, 1 como Amalia (1844) de Jose Marmol,

seguian el modelo de Scott mientras otras, como Xicotencatl, seguian, por coincidencia, las ideas

de Vigny. Como se ha mencionado antes, la novela Xicotencatl, publicada en 1826 por un autor

an6nimo, se consider precursora de la novela hist6rica traditional. Este autor an6nimo

mexicano, junto a Jesus Galvan, subvirtieron el modelo de Walter Scott en sus respectivas

novelasXii it/;ii///i1y Enriquillo (primera parte publicada en 1879 y segunda parte en 1882). En

las dos los autores ponen a los personajes hist6ricos en primer piano contribuyendo de esta forma

a la evoluci6n de la novela hist6rica (Marquez Rodriguez 39). Ambas son de tema indigena con

referencia a la conquista y dan inicio a un particular subgenero de la novela hist6rica que se

enfoca precisamente en la epoca de la conquista y la colonizaci6n.

Dos decadas despues de la publicaci6n de Xicotencatl, la novela hist6rica dio origen a la

novela nacionall12 (Menton 35). Segun el studio de Menton, aunque las novelas romanticas se

reemplazan en Europa con las novelas realistas de Dickens y Balzac y en Latinoamerica con las

novelas realistas de Alberto Blest Gana, las novelas hist6ricas romanticas siguieron hasta la

primera decada del siglo XX (36). Entrado el siglo XX, la novela hist6rica evolucion6 dentro de

la estetica del modernismo, el criollismo y el existencialismo (35). Por un lado, la mayoria de las

novelas de corte romantico tenian como objetivo contribuir a la elaboraci6n de una conciencia

national (36). En las novelas de corte modernista, por otro lado, el objetivo fue "la re-creaci6n

fidedigna a la vez que embellecida de ciertas epocas del pasado, en plan de escapismo" (37). En


1 Algunos ejemplos de novelas hispanoamericanas que reflejan el modelo de Walter Scott son: Cumandd de Juan
Le6n Mera, Elfistol del diablo de Manuel Payno y La gloria de Don Ramiro de Enrique Larreta.
12 Algunos ejemplos de este tipo de novela son: La hija deljudio (1848-1850) de Justo Sierra; La novia del hereje
(1845-1850) de Vicente Fidel L6pez; Ingermina (1844) de Juan Jos6 Nieto; El oidor Cortes deMeza (1845) de Juan
Francisco Ortiz; y Guatimozin (1846) de Gertrudis G6mez de Avellaneda (Menton 35).









las novelas publicadas durante las tres decadas de predomino criollista, el objetivo regres6 a la

busqueda de la identidad national pero con un enfoque en los problems contemporaneos que

tenian que ver con la lucha entire la civilizaci6n y la barbarie, y el racism y la explotaci6n

socioecon6mica (37).

Tras este breve resume se ha podido constatar la evoluci6n de la novela hist6rica en

relaci6n tambien con la influencia de las corrientes literarias del moment. Mientras las novelas

hist6ricas tradicionales tenian como objetivo principal la construcci6n de una conciencia

national, la nueva novela hist6rica se destacajustamente por ser lo contrario a la edificaci6n

positive de proyectos nacionales. De hecho, segun Carlos Pacheco:

La energia de obras c6mo estas y de muchas otras que les seguiran se vuelca ahora no a
legitimar sino a cuestionar, no a edificar sino a deconstruir, a poner en tela dejuicio esos
simbolos arcos del triunfo de la ideologia nacionalista. (9)

Por lo tanto, se subraya nuevamente el caracter subversive de la nueva novela hist6rica y su

intent de cuestionar y desautorizar el discurso hist6rico official.

Como se ha mencionado antes, segun Menton el afio 1979 es el period en el que la nueva

novela hist6rica empieza a ser una tendencia dominant en la literature latinoamericana; el

critic tambien afirma que este genero nace en anticipaci6n a la celebraci6n del quinto centenario

del primer contact con la civilizaci6n occidental (L6pez 3). Como consecuencia se desarrolla

una subcategoria (subcorpus) de novelas que rescriben las cr6nicas del descubrimiento, la

conquista, y la colonizaci6n de las Americas (3). Entre estas novelas, aparecen varias escritas

sobre personajes marginales cuya voz se intent incorporar en el discurso historiografico official.

Entre estos personajes marginales, la mujer ocupa un lugar muy important. Su exclusion del

discurso historiografico ha llevado a un silenciamiento del rol de la mujer como agent hist6rico.

Por lo tanto, muchas de estas novelas se enfocan o en personajes femeninos de cierta importancia









hist6rica que de alguna manera participaron en algunos acontecimientos hist6ricos o en otros

personajes an6nimos femeninos que logran dar su version de los hechos.

A pesar de que el auge de las novelas hist6ricas sobre la conquista y la colonizaci6n haya

sido solamente algunos afios antes de 1992 y que este studio se centre solamente en la epoca de

los 90 y el siglo XXI, es necesario mencionar que tambien en afios anteriores se publicaron obras

que examinan y tratan el mismo tema. Por ejemplo, la novela Xicotencatl se enfoca en la epoca

de la conquista de Mexico. La obra relata las vidas de los Xicotencatl, padre e hijo que

pertenecen al empero tlaxcalteca, y el encuentro con Hernan Cortes acompafiado por la

Malinche. El tema principal es la vision opuesta que tienen los dos protagonistas en cuanto a los

espafioles: el hijo se opone a ellos y el padre los favorece. Es important mencionar que en esta

novela se represent a la Malinche como traidora, contribuyendo a las connotaciones negatives

en tomo a esta figure.

A partir de esta novela, en Latinoamerica empiezan a aparecer mas obras que examinan los

acontecimientos de esa epoca. Por ejemplo, otras novelas sobre el descubrimiento, la conquista y

la colonizaci6n de America son: 13 Guatimozin (1846) y El cacique de Turmequd (1871) de

Gertrudis Gomez de Avellaneda, Amor y suplicio (1873) y Doia Marina (1883) de Ireneo Paz;

Enriquillo (1879-1882) de Jesus Galvan que se enfoca en la denuncia de Fray Bartolome de Las

Casas hacia las atrocidades de los espafioles en La Espafiola y la rebeli6n indigena bajo el lider

Guarocuya, llamado Enriquillo; El camino de elDorado (1948) de Arturo Uslar Pietri; Zama

(1956) de Antonio di Benedetto sobre la burocracia de la colonia; Elmundo alucinante (1966) de

Reinaldo Arenas sobre la figure de Fray Servando Teresa de Mier; Malandr6n (1969) de Miguel


13 Para esta lista de obras que se enfocan en el descubrimiento de Amdrica o la conquista y la colonizaci6n se
utilizaron los trabajos de Seymour MentonLa nueva novela hist6rica de laAmdrica Latina, 1979-1992 (1993),
Kimberle S. L6pez Latin American Novels of the Conquest: P,.i,. n,,,,. the New World (2002) y Juan Jos6
Barrientos Ficci6n-historia: La nueva novela hist6rica hispanoamericana (2001).









Angel Asturias sobre el contact entire los europeos y los indigenas durante la conquista; El

conquistador conquistado: Juan de Garay (1973) de Josefina Cruz; Lope de Aguirre, principle de

la libertad (1979) de Miguel Otero Silva; El mar de las lentejas (1979) de Antonio Benitez Rojo;

Cr6nica del descubrimiento (1980) de Alejandro Paternain; Gonzalo Guerrero: Novela hist6rica

(1980) de Eugenio Aguirre; Losperros delparaiso (1983) de Abel Posse y No serdn las indias

(1988) de Luisa L6pez de Vergara donde se described las peripecias de Crist6bal Col6n. Otras

novelas como Terra Nostra (1975) de Carlos Fuentes, Elotofo delpatriarca (1975) de Gabriel

Garcia Marquez, Elarpay la sombra (1979) de Alejo Carpentier, Las andariegas (1983) de

Albalucia Angel, Lo impenetrable (1984) de Griselda Gambaro y Sindrome de naufragios (1984)

de Margo Glantz, no se enfocan exclusivamente en la conquista pero presentan intertextualidad

con las cr6nicas de la conquista y la colonizacion.

Las novelas como Diario maldito de Nuho Guzmdn (1990) de Herminio Martinez, C6mo

conquistd a los aztecas (1990) de Armando Ayala Anguiano, Lafuerza del mestizaje, o, el

cacique de Turmequd (1991) de Maria Luz Arrieta de Noguera, Colombo de Terrarrubra (1994)

de Mary Cruz, Nen, la inmtil (1994) de Ignacio Solares y Un amor inmortal: Gonzalo Guerrero

(1994) de Otilia Meza, son obras cuya publicaci6n se acerca mas a la epoca de celebraci6n del

quinto centenario, impresos despues o en anticipaci6n de este event. Aunque las fechas de

publicaci6n de estas ultimas serian suficiente raz6n para incorporarlas en este studio, no se

incluiran porque no entran en los otros parametros establecidos en esta investigaci6n. De hecho,

algunas de estas novelas estan escritas por hombres y otras se enfocan en protagonistas

masculinos. Por lo tanto, no se manifiesta el concept de doublee colonizaci6n" en tanto el

cotexto como en el context.









Dado que el objetivo de este studio es analizar novelas de la conquista y la colonizaci6n

escritas por mujeres sobre protagonistas mujeres, tambien es important mencionar y dar un

panorama general de las novelas que presentan las mismas caracteristicas de las obras incluidas

en este studio pero que se publicaron much antes del quinto centenario y antes de la decada de

1990. Algunos ejemplos de estas novelas son Lucia Miranda (1860) de Rosa Guerra, Lucia

Miranda: Novela hist6rica (1882) de Eduarda Mansilla de Garcia, La Quintrala (1932) de

Magdalena Petit, DohAa Mencia, la Adelantada (1960) y La Condoresa (1968) de Josefina Cruz

de Caprile, Rio de las congojas (1981) de Libertad Demitr6pulos y La Malinche: La gran

calumniada (1985) de Otilia Meza.

Todas estas novelas se centran en figures hist6ricas femeninas que de alguna manera

llegaron a tener una importancia simb6lica en el context social y en la literature. Para una de

ellas se ha puesto en duda su verdadera existencia: el mito de la cautiva blanca, Lucia Miranda,14

y su martirio en la destrucci6n del fuerte Sancti Spiritus se ha relatado por algunos historiadores

como verdadero y por otros como falso. Esta figure apareci6 por primera vez en el libro I,

capitulo VII, de la obra de Ruy Diaz de Guzman La Argentina manuscrita o Anales del

descubrimiento, poblaci6n y conquista de las Provincias del Rio de la Planta publicada en 1612

(Rodas 1). De alli en adelante, otros historiadores incorporaron y relataron la historic de esta

mujer como verdadera hasta que, a finales del siglo XIX, Eduardo Madero, el autor de la

Historia del Puerto de Buenos Aires (1902), present la primera duda sobre la existencia de esta

mujer y lo que se habia contado sobre ella en los siglos anteriores (1). La leyenda de esta mujer,

segun Giselle Rodas, cuenta que, durante la expedici6n de Sebastian Caboto, dos caciques

timbues hermanos luchan en contra de un espahol para obtener el amor de la bella espafiola

14 Algunos autores masculinos que escribieron novelas y obras teatrales enfocadas en esta mujer son: Miguel Ortega
(1864), Alejandro R6mulo Caneph (1918) y Hugo Wast (1929) (L6pez 182).









Lucia Miranda, casada con Sebastian Hurtado. Uno de los caciques, Mangore, planea una

traici6n a los espafioles para conseguir a Lucia. Pide ayuda a su hermano, Siripo, quien rehusa

hacerlo porque, segun el, los espafioles siempre habian sido amables con ellos y porque el

tambien estaba enamorado de Lucia. Mangore Ileva a cabo la traici6n, destruye el fuerte matando

a la mayoria de los espafioles pero tambien muere durante el ataque. Siripo toma entonces a

Lucia como mujer y a su marido como esclavo. Lucia y su esposo empiezan a encontrarse a

escondidas y cuando Siripo se entera de esto, manda a matar a los dos: Lucia quemada en la

hoguera y su marido matado a flechazos.

Aunque la existencia de Lucia Miranda se haya puesto en duda, segun Giselle Rodas, esta

mujer tuvo una importancia simb6lica porque recrea el "mito de origen" donde se pone en

evidencia la discordia entire los espafioles y los indigenas, la posibilidad o no de integraci6n

etnica y el papel de la mujer en la fundaci6n de una nueva sociedad (1). En las novelas de Rosa

Guerra y Eduarda Mansilla se reescribe la vida y la leyenda de esta mujer para redefinir las

implicaciones political e ideol6gicas de las mujeres y los indigenas y para revisar el pasado y el

present nacionales (2). Maria Rosa Lojo, quien reedita la obra de Eduarda Mansilla en el 2007,

provee un panorama general de c6mo ha sido utilizada la leyenda sobre Lucia Miranda a lo largo

del tiempo. Segun Lojo:

La version de Ruy Diaz explica la violencia interetnica y legitima la conquista, a la vez que
crea un espacio de ambiguedad que posibilita la aparici6n de sucesivas reelaboraciones: el
drama El charrfua de Pedro Bermudez (escrito en 1842 y publicado en 1853), las
refundiciones que realizan los historiadoresjesuitas entire los siglos XVII y XVIII (Del
Techo, Lozano, Charveloix, Guevara), las versions decimon6nicas de los espafioles Felix
de Azara y del dean Gregorio Funes y el drama perdido de Lavarden, Siripo, de fines del
siglo XVIII. Ademas, Lojo prueba la presencia de la saga en lengua inglesa: supone que
Shakespeare debi6 conocer el mito de Lucia Miranda y que lo present en La tempestad
(1611). Tambien Sir Thomas Moore lo introduce en la tragedia Mangora, King of the
Timbusians, or The Faithful Couple (1718). Sin embargo, la singularidad de la obra de
Mansilla frente a todas las variantes reside en la construcci6n de la protagonista ya que, al









proporcionarle un pasado y una genealogia, recrea una "novela de formaci6n femenina".
(Rodas 1-2)

A diferencia de las otras versions, la novela de Rosa Guerra y, en particular, la de Eduarda

Mansilla rescatan el valor human de los indigenas (2). Segun Rodas, "en ambas novelas se

destaca el cuerpo femenino que, en tanto objeto de dispute, provoca violencia pero que, en

terminos simb6licos, opera como lugar de mediaci6n y, en la Argentina del XIX, expresa el

protagonismo de la mujer como mediadora entire los opuestos entiree Naturaleza y Cultura), como

educadora y transmisora de valores morales" (2). Por lo tanto, estas novelas contribuyen a la

busqueda de unificaci6n y construcci6n de una identidad y una conciencia national,

caracteristica tipica de las novelas hist6ricas decimon6nicas mas tradicionales.

Es important subrayar tambien que la Lucia Miranda de Guerra present la capacidad de

sufrimiento y sumisi6n mientras que la de Mansilla se present como una mujer active, astuta,

inteligente y heroica (Rodas 2). Es por esta raz6n que Maria Rosa Lojo decide reeditar la obra de

Mansilla en el 2007. Por medio de la reedici6n, mas que rescatar a la figure de Lucia Miranda,

Lojo rescata a la autora, considerada una figurea femenina que transgrede los canones sociales y

literarios de la epoca" (2).

Por lo que concierne a una de las novelas de Josefina Cruz de Caprile, La Condoresa

(1968), esta obra se consider una biografia novelada de Ines de Suarez. Esta fue una mujer

conquistador que particip6 en la invasion de Chile; fue amante de Pedro de Valdivia, defendi6 a

Santiago en contra del ataque de los mapuches en 1514 y mas tarde se cas6 con Rodrigo de

Quiroga, gobernador de Chile. Por lo tanto, al participar en la conquista de Chile, Suarez fue una

mujer que comport6 diferencias dentro del orden hegem6nico de las estructuras sociales y los

models culturales del patriarcado. Como consecuencia, es un personaje simb6lico important









que se ha torado como enfoque para la elaboraci6n de otras novelas hist6ricas. Un ejemplo de

dicha novela es Ay mama Ines -Cr6nica Testimonial (1993) de Jorge Guzman.

En la otra novela de Josefina Cruz de Caprile, Doha Mencia, la Adelantada (1960), el

personal e femenino hist6rico es Dofia Mencia de Calder6n quien llev6 a Asunci6n las primeras

mujeres espafiolas. El objetivo de Ilevar a estas mujeres en la expedici6n era para poder casarlas

con los espafioles en Asunci6n y, de esta manera, purificar la raza al igual que poblar y fundar

ciudades en el Nuevo Mundo. Durante la expedici6n hacia Asunci6n, la tripulaci6n y los viajeros

sufrieron varias penurias: tempestas, naufragios, ataques de corsarios franceses etc. Si no fuera

por la valentia de Dofia Mencia y la ayuda de las otras mujeres que cosieron velas, cocinaron,

juntaron madera y participaron en otras actividades, la expedici6n hubiera fracasado.

La novela de Libertad Demitr6pulos, Rio de las congojas (1981), tambien present a un

personal e basado en la figure hist6rica de Dofia Mencia. Aunque este personaje no es principal y

no es uno de los narradores, la inclusion de esta figure hist6rica pone enfasis en la importancia

de la mujer en la historic. La novela tiene a un narrador hombre (un soldado mestizo) y a dos

narradoras criollas; caracteristica que le confiere polifonia al texto. El relato esta situado en el

moment de la conquista y fundaci6n de Santa Fe en 1573 y de Buenos Aires en 1580 por Juan

de Garay, quien baj6 desde Asunci6n (Paraguay) a lo largo del rio Parana. La mayoria de la

narraci6n se lleva a cabo por medio del punto de vista del soldado mestizo Blas de Acufia, pero

esta intercalada con el punto de vista de mujeres como Maria Muratore, quien lucha vestida de

soldado espahol, e Isabel Descalzo, quien da a luz a los hijos de Blas de Acufia, los cria y les

cuenta la historic de la legendaria Maria Muratore y su possible muerte junto a Garay en 1583 o

durante la defense de un asentamiento asediado. Blas, Maria e Isabel son hijos de la violaci6n o









la seducci6n; son hijos huerfanos de la conquista y los primeros verdaderos hispanoamericanos

(Berg 2).

Al incluir el punto de vista de las dos mujeres criollas y su participaci6n en la conquista y

fundaci6n de Santa Fe y Buenos Aires, la novela present una mirada critical del heroismo de los

conquistadores y un rescate de la mujer y su rol active en un mundo que la margin. Por medio

de un personal e como Maria Muratore que "manej aba las armas como un hombre" (21), en esta

novela tambien se present a una figure femenina que transgrede los ejemplos de conduct

establecidos por el discurso hegem6nico vigente en ese moment. Su figure puede ser

relacionada al personaje hist6rico Catalina de Erauso, llamada la monja Alferez, quien se escapa

de un convento disfrazada de hombre y se convierte en soldado espahol luchando en la Guerra de

Arauco, contra los mapuches en el actual Chile.

Por lo que concierne a La Malinche: La gran calumniada (1985) de Otilia Meza, esta

novela se centra en una de las pocas figures femeninas indigenas de las que se tiene alguna

informaci6n hist6rica: la interprete de Hemrnn Cortes llamada la Malinche, Malinalli, Malintzin o

Dofia Marina. A lo largo de los afos, y en particular a partir del siglo XIX, se han escrito varias

obras enfocadas en este important personaje hist6rico. 15 En la novela de Meza, se intent dar

una imagen positive de esta mujer y rescatarla de la connotaci6n negative que se le ha otorgado a

lo largo del tiempo. Este personaje tambien es central en dos de las novelas de este studio: Amor

y conquista de Marisol Martin del Campo y Malinche de Laura Esquivel. Es evidence que dicho

personaje hist6rico es important no solamente por el constant esfuerzo de redimirlo sino



15 Algunos autores masculinos que tienen como enfoque principal en sus obras a esta mujer son: Ram6n Valdiosera
(1982), Carlos Laredo Verdejo (1999), Delfino Carro Mufioz (2000) (L6pez 183). En el teatro encontramos a
nombres como: Alejo Carpentier (1956), Jesuis Sotelo Inclin (1957), Celestino Gorostiza (1958), Sergio Magafia
(1967), Willebaldo L6pez (1980), Carlos Fuentes (1991) y Victor Hugo Rasc6n Banda (estrenada en 1998 y
publicada en el 2000) (L6pez 183).









tambien porque, por medio de este, se logra dar una perspective femenina de la conquista e

incluir a la mujer en el discurso hist6rico official.

Asimismo, Catalina de los Rios y Lisperguer, tambien Ilamada la Quintrala, es otro

personal e hist6rico que se ha utilizado como enfoque principal en algunas obras.16 Un ejemplo

de una novela escrita por una mujer sobre este personaje es La Quintrala (1932) de Magdalena

Petit. Es pertinente sefialar que Petit se inspire en la obra de Benjamin Vicufia Mackenna, Los

Lisperguery la Quintrala (1877), para escribir su novela. La obra de Vicufia Mackenna otorga

una imagen muy negative a esta muj er describiendola como representante de la decadencia de la

sociedad colonial. Segun Juan Gabriel Araya G.:

Pese a que la Petit, en La Quintrala, retoma las consabidas ideas prejuiciosas acerca de la
mujer: diabolismo, irreverencia pecadora, instinto criminal, atavismo, originadas-
manteniendo las proporciones correspondientes con el estatuto de la leyenda y la sociedad
patriarcal-, en el texto de Vicufia Mackenna, su papel de "devoradora de hombres" se
encuentre reducido, y, hastajustificado implicitamente, por la pasi6n que siente por el
padre Figueroa, quien, al mismo tiempo, lucha desesperadamente por quitar de su alma los
ojos verdes de Catalina, la Quintrala. (26)

Aunque esta obra no se pueda considerar como texto cuyo prop6sito es subvertir el modelo

patriarcal, al reducir el papel de "devoradora de hombres" yjustificarlo, Petit provee las bases

para el enriquecimiento del tema bajo distintos puntos de vista y la posibilidad de redimir a este

personaje. El texto implica una liviana critical hacia los prejuicios feudales que impiden la

expresi6n libre de la pasi6n amorosa, raz6n por la cual Catalina opta por la violencia hacia las

instituciones que la aprisionan (26).

En este studio tambien se incluye una obra que tiene como personaje principal a esta

mujer mestiza llamada Catalina de los Rios y Lisperguer. En Malditayo entire las mujeres de


16 Algunos autores masculinos que incorporaron a esta mujer en sus novelas, ensayos o piezas teatrales son:
Domingo Izquierdo (1885), Antonio B6rquez y Solar (1914), Carlos Barella (1938), Guillermo Guzmin Valenzuela
(1948), Rail Montenegro Lillo (1955), Armando Arriaza (1963), Lautaro Yankas (1974), Benjamin Morgado (1985)
y Jos6 M. Minguez (1995) (L6pez 183).









Mercedes Valdivieso, se intent rescatar a la imagen calumniada de esta mujer. Al comparar la

construcci6n del personaje en la novela de Valdivieso con la de Petit, Juan Gabriel Araya G.

afirma que esta "la construye mas persona que personaje, otorgandole una dimension erotica mas

natural al relacionarla con un mestizo igual a ella" (26). El prop6sito de la novela de Valdivieso

es, por ende, el de redimir a esta mujer humanizandola e inscribiendola en el discurso

historiografico por medio de la construcci6n de un relato que se enfoca en su vida personal.

Hasta ahora se han mencionado algunas de las novelas publicadas antes de los noventa y

escritas por mujeres sobre protagonistas mujeres para dar un panorama general de las obras que

tienen como enfoque la epoca de la conquista y la colonizaci6n. Cabe mencionar que Gloria

Duran public tres novelas que, en base al tema y la fecha de publicaci6n, podrian entrar en los

parametros de esta investigaci6n. La primera, Malinche, princess de Cortes publicada en 1993,

se enfoca en la vida de Malinalli y su contribuci6n en la conquista de Mexico. La segunda

novela, Maria de Estrada publicada en 1999, cuenta la historic de una mujer de origen judio, su

fuga de la Inquisici6n espafiola y su viaje al nuevo mundo para luchar junto a Cortes en la

colonizaci6n de Mexico (Alemany Bay 9). La tercera novela, Catalina, mi padre publicada en el

2004, present a Juana de Asbaje, conocida posteriormente como Sor Juana Ines de la Cruz, y su

busqueda de un viejo conquistador del Peru que cree que es su padre natural. Este hombre result

ser Catalina de Erauso "la Monja Alferez". A lo largo del relato, la novela pone en evidencia la

frivolidad de la corte de los virreyes (9). Aunque las novelas entren en los parametros de la

investigaci6n, dado que la autora es estadounidense de origen mexicano, este element

biografico comportaria un enfoque en otros arguments te6ricos relacionados a los studios de

latinos/latinas en los Estados Unidos. Por lo tanto, estas novelas no se incluiran en este studio.

Aun asi es important mencionarlas.









Asimismo, cabe destacar que hay various otros generos literarios que tambien se enfocan en

o representan la conquista y la colonizaci6n. Los diferentes generos literarios incluyen poemas,

cuentos, ensayos y piezas teatrales. Algunos de estos tambien presentan los mismos personajes

hist6ricos de las novelas mencionadas anteriormente. Por ejemplo, por lo que concierne a Dofia

Marina, el poema de Rosario Castellanos "La Malinche" (1972) y el cuento de Elena Garro "La

culpa es de los tlaxcaltecas" (1964), contribuyeron a la transformaci6n de la imagen de esta

mujer. Las piezas teatrales El eternofemenino (1975) de Rosario Castellanos y Malinche (1985)

de Margarita Urueta, tambien ponen particular atenci6n a esta figure hist6rica. El eterno

femenino tambien incorpora a various otros personajes femeninos de importancia hist6rica y

simb6lica. En esta obra dramatica, una mujer de la epoca contemporanea se dirige a una

peluqueria donde cae baj o un hechizo de la secadora de pelo y empieza a encontrarse con varias

figures femeninas conocidas por sus espiritus independientes. Entre estas se encuentran Eva, Sor

Juana Ines de la Cruz, la Malinche y Adelita.

Tambien hay various ensayos que analizan la figure de la Malinche. Muchos de estos

ensayos se reunieron en una colecci6n llamada LaMalinche: Suspadresy sus hijos (2001)

editada por Margo Glantz. Algunos nombres de autoras chicanas que exploran este tema son:

Adelaide del Castillo, Norma Alarc6n y Cherrie Moraga (L6pez 183). Por lo que concierne a la

Quintrala, el ensayo de Olga Arratia La tragedia sexual de la Quintrala (1966), contribuy6 a la

transformaci6n de la imagen de Catalina de los Rios y Lisperguer.

Es important mencionar que tambien hay obras literarias cuya narraci6n no ocurre durante

el period de la conquista y la colonizaci6n pero que de algin modo tratan con temas

relacionados a esta epoca. Por ejemplo, el cuento "El baul de Miss Florence: Fragmentos para un

novel6n romantico" (1991) de Ana Lydia Vega e incluido en su novela Falsas cr6nicas delsur,









present la historic de Puerto Rico desde el punto de vista de una mujer del siglo XIX con un

enfoque en temas que reflejan las consecuencias de la colonizaci6n: la marginalizaci6n y la

esclavitud.

Como se ha podido constatar, existen varias novelas y otros generos literarios cuyo

objetivo es contar la historic desde el punto de vista femenino. El panorama general de las obras

escritas por mujeres con protagonistas mujeres sirvi6 para dar una idea de la evoluci6n del tema

de la conquista y la colonizaci6n en los siglos XIX y XX. En los pr6ximos capitulos se llevara a

cabo el analisis de siete novelas publicadas a partir de los noventa hasta la epoca contemporanea

para poner enfasis en la proliferaci6n de este subgenero (nueva novela hist6rica de la conquista y

la colonizaci6n) en la epoca alrededor del afio 1992 y la celebraci6n del quinto centenario de la

conquista. Desde luego, Antes de continuar con el analisis de las siete novelas incluidas en esta

investigaci6n, es important analizar dos posibles problems que se enfrentan al analizar novelas

hist6ricas escritas por mujeres sobre mujeres: la cuesti6n de la "escritura femenina de la historic"

y la relaci6n entire literature y sociedad. En el primer caso se entablara una exploraci6n critical del

enunciado "escritura femenina" para evitar caer en "esencialismos" sobre la mujer o la escritura

de mujer, noci6n contra la cual ha(n) luchado el/los feminismo(s) a traves de los afios. Ademas,

al analizar la nueva novela hist6rica escrita por mujer en Hispanoamerica, es necesario emplear

un acercamiento te6rico-critico generalmente considerado dentro de los parametros de la

sociologia de la literature. Por lo tanto, en el segundo caso se desarrollara la problematica que

plantea este tipo de acercamiento.

LExiste una escritura femenina de la historic?

El objetivo principal de las nuevas novelas hist6ricas es el de rescribir el pasado desde un

punto de vista marginal y de esta manera desestabilizar el discurso hegem6nico. Las novelas de

este studio se pueden leer como "estrategias de resistencia" (Plotnik 43) porque estan en









oposici6n a los efectos del poder. Por ser textos escritos por mujeres sobre mujeres, la necesidad

de releer el pasado lleva a la incorporaci6n de varias herramientas te6ricas asociadas al

feminism7 para poder rescatar a la mujer del olvido y encontrar una forma de incorporarla en el

discurso historiografico de manera no androcentrica y no institucionalizada. En otras palabras, la

nueva novela hist6rica de mujeres sobre mujeres es una manera de explorer el silencio previo y

mostrar que la mujer tenia lugar en la sociedad tambien en el pasado aunque pasara

desapercibida (Ciplijauskaite 123). Las mujeres escriben sobre el silencio femenino (Ludmer 52)

y su prop6sito es incluir, aclarar y rectificar.

Por lo tanto, dado que el objetivo de la nueva novela hist6rica es dar voz a lo que se

consider subaltemo, muchas de las novelas escritas por mujeres sobre mujeres incluyen en sus

textos el intent de subvertir no s6lo la historic official sino tambien el discurso patriarcal. Como

lo afirma Robert J.C. Young basandose en la teoria de Spivak: "[native subaltern] women were

subject to what is today often called a 'double colonization' that is, in the first instance in the

domestic sphere, the patriarchy of men, and then, in the public sphere, the patriarchy of the

colonial power" (162). Debido a esta double colonizaci6n, existe una inevitable conexi6n entire

patriarcado y colonialismo, ambas vistas como entidades de opresi6n (162). Para ir en contra de

estas entidades de opresi6n, las novelas de este studio toman un referente18 y construyen una

narraci6n alternative a las l6gicas de la sociedad del moment y al discurso hegem6nico

masculine monopolizador del sujeto femenino. Como afirma Sara Castro Klaren, "la lucha de la

mujer latinoamericana sigue cifrada en una double negatividad: porque es mujer y porque es

mestiza" (43).

17 Es important mencionar que la incorporaci6n de various discursos y teorias feministas aumenta la polifonia y la
intertextualidad que es una caracteristica tipica de la nueva novela hist6rica.
18 El t6rmino ha sido tornado de No6 Jitrik en su studio de la novela hist6rica. El referente es lo que se retoma de un
discurso establecido (53).









Para poner en evidencia la opresi6n que ocurre en la esfera public y tambien la privada,

las novelas escogidas se centran en los espacios domesticos y la vida intima de las protagonistas

que viven durante o escriben sobre la epoca de la conquista y la colonia. Por lo tanto, estas obras

no cuentan los grandes acontecimientos y no se centran en las figures destacadas, como se solia

hacer en los siglos anteriores, sino en la intrahistoria.

Segun Luz Marina Rivas, la intrahistoria "narra la historic colectiva desde lo an6nimo y lo

privado, desde los mirgenes del poder; es una via para la busqueda de la identidad individual y

colectiva a traves de la revision de la historic desde una perspective cargada de components

afectivos" (67). Lo cotidiano, lo ritual, lo domestic, la vida interior y la cultural popular son tan

historiables como la political, la economic y las guerras (67). Por lo tanto, subvierte la historic

official porque propone nuevas formas de entender el pasado desde los mirgenes proporcionando

una perspective subalterna (67). Segun Rivas:

Hacer la historic desde los discursos de la intimidad propone otra manera de mirar lo
hist6rico, reconoce que hay una diferencia de perspective entire situar la mirada desde el
centro o desde los mirgenes, desde los hombres o desde las mujeres. (114)

Esto es precisamente lo que hacen las siete novelas en cuesti6n, es decir, narran la intrahistoria.

En otras palabras, se manifiesta el discurso intimo como discurso historiogrifico y se pone en

evidencia c6mo las autoras buscan lenguajes alterativos19 al discurso androcentrico (Rivas 114).

Al enfocarse sobre "las pequefias y cotidianas hazafias" (da-Cunha Giabbai 18) de personajes

femeninos, las novelas subvierten la pareja hombre/muj er.

Tras la definici6n de intrahistoria, tendencia en la cual se inscriben una mayoria de las

obras escritas por mujeres, surge una pregunta que ha sido discutida exhaustivamente por la

critical: iExiste una "escritura femenina"? Aunque esta investigaci6n no pretend encontrar una


19 Esta caracteristica se podria relacionar al discurso de Rosi Braidotti donde la autora aboga por el desarrollo de un
nuevo lenguaje, por parte de la mujer, que se aleja de la vision faloc6ntrica.









respuesta o una resoluci6n definitive a este interrogante, es important proporcionar una

exploraci6n critical sobre el enunciado "escritura femenina".

El concept de "escritura femenina", vinculado a la problematica de genero, ha cambiado

segun los distintos moments hist6ricos y ha pasado por varias transformaciones en direct

correlaci6n con la situaci6n social de la mujer en ese moment (Ciplijauskaite 30). En algunas

ocasiones se manifestaron innovaciones esteticas que iban en contra de las tendencies del

moment. Por ejemplo, segun Birute Ciplijauskaite, la poca organizaci6n y la naturalidad del

estilo femenino de las cartas fue una "innovaci6n estetica en el siglo en el que predomina el

orden, la discipline, la raz6n" (14).

Algunas de las caracteristicas que se han utilizado como possible definici6n de una

"escritura femenina" incluyen: las apropiaciones de generos considerados marginales

relacionados al discurso de la intimidad como el genero epistolar, la confesi6n intima, el

testimonio, el diario y el relato autobiografico; la poca organizaci6n y naturalidad del relato; la

capacidad de las mujeres de fijarse en detalles pequefios; la utilizaci6n del cuerpo femenino

como tema principal; las apropiaciones de la cultural popular; y el enfoque en la intrahistoria

(Rivas 14). Cristina Peri Rossi afirma que con frecuencia se ha querido categorizar la "escritura

femenina" como "menos simb6lica, mas apegada a lo anecd6tico [y] menos elaborada que la de

los hombres" (Rivas 72-73).

Las diferentes caracteristicas que se definen como ejemplos de una "escritura femenina" y

la constant transformaci6n y heterogeneidad de este concept han llevado a la dificultad de

definirla de manera concrete y consolidar su verdadera existencia. En muchas ocasiones, algunas

de las definiciones de "escritura femenina" terminaron apoyando y reforzando las ideas del









patriarcado. De hecho, muchas escritoras categorizaron la posibilidad de que el sexo determine la

escritura como otra forma de discriminaci6n (72).

Para evitar caer en un reduccionismo esencializante, escritoras como Mariella Sala han

optado por evitar ser empujadas hacia lo que se ha llamado "ghetto de lo femenino": un lugar

donde se ubica a todas las mujeres que escriben en esa zona de la literature que se contrapone a

la universal, es decir, a la de los hombres (Sala 36). Por lo tanto, la narrative femenina se

encuentra frente a un dilema: "c6mo escribir desde las mujeres y al mismo tiempo ser reconocida

por la literature official como literature seria, no light, universal" (36-37). Muchas de las

propuestas proven soluciones contradictorias que representan justamente lo que la critical

desconoce como universal y aisla en la "escritura femenina" (37).

Con el advenimiento del postmodernismo y la deconstrucci6n, la narrative de genero y las

categories de "identidad" y "diferencia" se sometieron a rigurosos cuestionamientos que llevaron

a la "crisis del sujeto" y la inestabilidad del ser (Richard, "Genero" 99). La posmodernidad se

caracteriza por su preferencia a miradas plurales, la heteroglosia, las estructuras fragmentadas y

los pequefios relates en vez de las grandes narrativas (Rivas 72). Debido a esto, la critical

feminist renunci6 a pensar en el "yo" femenino como sustancia homogenea y empez6 a

oponerse a las limitaciones de las oposiciones binarias abriendo la subjetividad a una

"constelaci6n multiple de rasgos segmentables y articulables (de genero, pero tambien de clase,

raza, etcetera)" (Richard, "Genero" 100). Por lo tanto, se empieza a manifestar, en generos como

la nueva novela hist6rica que tiene caracteristicas posmodemistas, una incorporaci6n de puntos

de vista de diferentes mujeres que ponen en relieve el hecho de que la idea de "mujer" no es "an

essence defined once and for all but rather the site of multiple, complex, and potentially

contradictory sets of experience" (Braidotti 199). En base a estos concepts y al hecho de que las









novelas de este studio presentan various puntos de vista de mujeres en posiciones marginales

diferentes (clase social, raza, cultural, edad, etcetera), surgeon otros interrogantes: iRepresentar el

"yo" femenino como una sustancia heterogenea podria ser vista como una caracteristica de

"escritura femenina"? Por lo que concierne a la nueva novela hist6rica de mujeres, se puede

decir que existe una "escritura femenina de la historic"?

La verdad es que no es recomendable pensar que exista una unica respuesta a esta

pregunta. La intenci6n de este studio no es limitar a estas autoras y empujarlas hacia el "ghetto

de lo femenino" afirmando la existencia de una "escritura femenina". Tampoco quiere descartar

por complete la idea de que puedan existir caracteristicas que se asocian mas a la escritura de

mujer que a la del hombre. No obstante, es important mencionar que por medio de la

incorporaci6n de las mismas tecnicas narrativas que utilizan las novelistas de este studio,

tambien un hombre podria lograr el mismo objetivo de deconstrucci6n del discurso

androcentrico. Cabe mencionar tambien que existen obras escritas por mujeres que narran "desde

arriba", es decir, desde una perspective androcentrica/masculina.20 Por lo tanto, la definici6n de

"escritura femenina" se vuelve muy problematica y contradictoria.

En cuanto a una possible "escritura femenina de la historic" es necesario mencionar que

muchas novelistas, cuyo objetivo es incluir a la mujer como agent hist6rico y subvertir el

discurso historiografico, han utilizado tecnicas semejantes como, por ejemplo, el favorecimiento

de subjetividades femeninas, la incorporaci6n de una multiplicidad de discursos relacionados al

feminismo y un enfoque en un lugar de enunciaci6n relacionado a lo an6nimo y lo privado.21 No

obstante, esto no significa que el estilo de estas autoras y la manera en que incorporan estas



20 Uno de estos ejemplos es Mercedes Franco y su obra La capa roja (1992) (Rivas 69-79).
21 Mas adelante se hablard de estas caracteristicas en relaci6n con algunas de las obras del studio.









caracteristicas se puedajuntar bajo una sola denominaci6n de "escritura femenina de la historic".

Aunque estas escritoras tengan el mismo objetivo en mente no significa que el tipo de escritura

sea el mismo. Simplemente recurren a metodologias comparable que tambien se presentan en

otras nuevas novelas hist6ricas cuyo prop6sito es la incorporaci6n del punto de vista de cualquier

ser marginado desde un lugar an6nimo y privado. Cabe destacar tambien que existe una

diferencia entire "escritura femenina" en si, que implica "yo mujer" pienso y siento diferente y

por eso escribo femeninamente, y "escritura femenina de la historic", que implica "yo mujer"

hice parte de la historic como subalterna y ahora quiero una voz. Desafortunadamente en ambas

denominaciones sigue existiendo un problema contradictorio en el enunciado "escritura

femenina" y sus implicaciones.

Llegados a este punto, conviene hacer una distinci6n entire "escritura femenina" y

literaturea escrita por mujeres". Debido al hecho que el concept de "escritura femenina" implica

ciertas generalizaciones, contradicciones, estereotipos y limitaciones, el objetivo de esta

investigaci6n sera el de evitar caer en un reduccionismo esencializante, o lo que Josefina Ludmer

llama "generalizaciones universalizantes" (47), y analizar las obras como ejemplos de nuevas

novelas hist6ricas escritas por mujeres cuyo prop6sito no es comprobar o establecer la existencia

de una "escritura femenina" sino utilizar tecnicas narrativas innovadoras para descentralizar

oposiciones binarias como centro/periferia,22 historia/intrahistoria, realidad/ficci6n y

hombre/mujer. Este studio pretend mostrar c6mo se manifiesta la interpenetraci6n de los dos

polos y la transformaci6n de lo periferico en protagonista central. El diagrama en la siguiente

pagina resume las ideas que se presentaran en este studio:

22 Existe un principio de generalizaci6n en todas las obras escogidas para este studio. Este principio universal se
basa en una oposici6n binaria que las nuevas novelas hist6ricas intentan deconstruir: centro y periferia. Esta
oposici6n es el principio structural de las obras y pone en evidencia tambidn la confluencia entire historic y ficci6n
tipica de las novelas hist6ricas. Este argument se basa en las ideas presentadas por Antonio Candido en su obra
"Dialectic of Malandroism".









PRINCIPIO DE GENERALIZACION


A C A'








B P B'

AB: Es el referente, es decir, algo que existe aut6nomamente en el discurso hist6rico (Jitrik 55). En
el caso de las novelas de este studio, son moments particulares de la conquista y la colonia.
A'B': Es el referido. Es lo que se retoma del referente, es decir, es lo que se obtiene despues de haber
pasado por los mecanismos de representaci6n (55).
CP centroo y periferia): Es el principio de generalizaci6n que organize AB al igual que A'B'. Es una
dimension en comun donde AB y A'B' se encuentran (Candido, "Dialectic of Malandroism" 96). Es
el principio mediador que estructura la novela y crea una coherencia entire lo real y lo ficticio (96).

Oposiciones Binarias que se desestabilizan en la novela.
CENTRO PERIFERIA
Historia: Discurso hegem6nico, Contexto Intrahistoria: lo intimo, lo popular, la vida
hist6rico, aspects sociol6gicos, personal, los mitos, las leyendas
documents y personajes hist6ricos.
Realidad Ficci6n
Hombre Mujer
Discurso hegem6nico masculine Discurso intimo femenino
Yo El otro

En el analisis de Antonio Candido23, el principio de generalizaci6n que estructura la obra es
el orden y el desorden. Este principio mediador crea una coherencia entire lo real y lo ficticio.
En este studio, el principio de generalizaci6n es el centro y la periferia.
El centro y la periferia correspondent a la manera en que la sociedad del pasado y la de hoy
esta estructurada. Pero en la construcci6n del referido en la nueva novela hist6rica, este
principio de generalizaci6n se invierte. La delimitaci6n entire el uno y el otro no es tan clara.
De hecho, en las novelas analizadas en este studio, el centro se transform en periferia y la
periferia se transform en el centro.

Diagrama 1-124 Centro y periferia


23 En su andlisis de Memorias de un sargento de milicias, Candido pone en evidencia un principio de generalizaci6n
(orden y desorden) como representante de la duplicidad de la sociedad brasilefia. Este principio estructura la obra y
crea una coherencia entire lo real y lo ficticio ("Dialectic of Malandroism" 96). El establecimiento y el andlisis de
este principio es lo que le permit llevar a cabo un studio critic y no puramente sociol6gico (Candido, "Criticism
and Sociology" 145).


REFERIDO


REFERENTE









Como se analizara en las siguientes paginas, en las siete novelas incluidas en esta

investigaci6n se manifiestan ciertas caracteristicas que se han utilizado como ej emplos para

definir una possible "escritura femenina": el enfoque en la intrahistoria y la apropiaci6n del

discurso intimo o del discurso del "yo" que forma parte de diferentes generos como el diario, el

genero epistolar, la autobiografia y el testimonio. Todos estos generos son vistos como

marginales pero comienzan a tener importancia especialmente en la literature escrita por

mujeres. Segun Josefina Ludmer, estos "generos menores (cartas, autobiografias, diaries)" son

escrituras en el limited entire lo literario y lo no literario, son considerados tambien generos de la

realidad y son un campo preferido por la literature femenina (54). Es necesario hacer enfasis en

el hecho que es un Campoo preferido" por la literature escrita por mujeres y no necesariamente

una definici6n de su escritura. Las autoras incluidas en este studio no optaron por utilizar estas

caracteristicas simplemente porque son aspects de la "escritura femenina", sino que escogieron

incorporar estos generos marginales por ser ejemplos de uno de los prop6sitos principles de la

nueva novela hist6rica y de las tendencies posmodemistas: la preferencia hacia las apropiaciones

de los discursos marginales y el obj etivo de poner el margen en el centro. De hecho, hay novelas

hist6ricas masculinas que tambien incorporan estas caracteristicas.25

Tambien es important mencionar que en las novelas en cuesti6n se presentan ciertos tipos

de discursos que favorecen la construcci6n de subjetividades femeninas. Por ejemplo, se

favorece un lugar de enunciaci6n que privilegia a las mujeres e involucra tambien cuestiones de

raza, clase social y cultural; se privilegian las elecciones de temas relacionados a problems y

especificidades de las mujeres; se incluye la presencia invisible o marginal de la autoridad


24 Diagrama basado en el de Antonio Candido en su obra "Dialectic of Malandroism" (96).
25 Algunos ejemplos de nombres masculinos que escriben novelas intrahist6ricas son Gabriel Garcia Marquez,
Napole6n Baccino, Oscar Hijuelos, Orlando Chirinos y Carlos Noguera (Rivas 69).









patriarcal contra la cual reacciona la mujer; y prevalece la deconstrucci6n de estereotipos26

asociados al concept de centro y periferia.27 En otras palabras, la caracteristica principal que se

encuentra en las siete novelas es la decision de escoger personajes y metodos para ir en contra de

la asimilaci6n de maneras dominantes de representar el "yo", lo cual se puede asociar al

concept de "nomadic consciousness": "a form of political resistance to hegemonic and

exclusionary views of subjectivity" (Braidotti 23).

Por medio de tecnicas de deconstrucci6n definidas por Derrida, estas novelas derrumban la

barra oblicua que separa los concepts de centro y periferia y los convierte en algo inestable

poniendo en evidencia las inconsistencies de esta construccion.28 Las parejas antiteticas

correspondent al tipo de construcci6n present en un sistema colonial y un patriarcado. Lo

"femenino" siempre se relaciona con el termino "debil" de oposiciones como: normal/anormal,

serio/no serio, literal/no literal, lo central/lo marginado (Franco, "Apuntes" 33). Pero en la

construcci6n del referido de estas novelas, este principio se invierte y se borra la delimitaci6n

entire los dos hemisferios. En vez de seguir el sistema dejerarquizaci6n, el mundo descrito en las

novelas es una subversion de este sistema donde la mujer toma la palabra y describe o cuenta su

version de la historic. De hecho, el centro se convierte en la periferia y la periferia se convierte

en el centro. Utilizando esta tecnica, las obras eliminan el concept de discriminaci6n por medio








26 Estos concepts se basan en el studio de Luz Marina Rivas (107-110).
27 Se escogi6 este principio de generalizaci6n por ser una oposici6n mis universal que incluye otras dicotomias mis
especificas concernientes las novelas del studio: historia/intrahistoria, hombre/mujer, yo/otro.
28 Argumento basado en las ideas presentadas en "Structure, Sign, and Play in the Discourse of the Human
Sciences" de Derrida.









de la deconstrucci6n e intercambian las oposiciones binarias, historia/intrahistoria,

hombre/muj er, yo/el otro, para poder desplazar el sistema.29

Segun Francine Masiello, "para todos los grupos sociales marginados, la periferia ofrece

tanto un espacio de exilio como un espacio de liberaci6n en potencia" (57). Las novelas que se

incluiran en este analisis ponen en relieve, por medio de una formulaci6n estetica de

significativas circunstancias sociales, la desestabilizaci6n del patriarcado y de la historic

androcentrica al igual que la deconstrucci6n de la idea que "the West was, and still is, the only

geo-historical location that is both part of the classification of the world and the only perspective

that has the privilege of possessing dominant categories of thoughts from which and where the

rest of the world can be described, classified, understood, and 'improved'" (Mignolo 36). Es

important mencionar que la critical deconstructivista de Derrida contribute a un analisis que se

podria categorizar como feminist porque pone en evidencia la influencia de lo binario en el

pensamiento occidental y las oposiciones que produce (Franco 33).

Aunque las novelas de este studio presentan caracteristicas tipicas de cualquier nueva

novela hist6rica, es important mencionar que estos textos se diferencian de otros y se deberian

estudiar como una categoria aparte por tener unos niveles mas de marginalizaci6n. Esta

marginalizaci6n no se limita a las protagonistas de las novelas sino tambien afecta a las mismas

autoras simplemente por ser muj eres. En todos estos textos, se intent subvertir no solo el

discurso hegem6nico historiografico sino tambien el discurso androcentrico utilizando ciertas

tecnicas narrativas que se mencionaron previamente. Lo que estas novelas intentan resaltar es el

poder de la voz y de la escritura en general como instrument para eliminar el silencio. Por

medio de la escritura y el poder de la palabra, la mujer logra comunicar su experiencia y su punto

29 Argumento basado en las ideas presentadas en "Structure, Sign, and Play in the Discourse of the Human
Sciences" de Derrida.









de vista. Cada novela pone de relieve la importancia y el poder de la comunicaci6n entire mujeres

y la fuerza de expresi6n, sea ella escrita, oral o por medios de simbolos.

Las autoras de las novelas que se analizaran logran descentralizar el discurso patriarcal

desde un lugar de enunciaci6n que se ha relacionado varias veces a la mujer, es decir, el espacio

privado. Esta es una estrategia que se puede relacionar a lo que Josefina Ludmer llama "las tretas

del debil". Estas tretas consistent en tomar un lugar asignado, en este caso la esfera privada o la

intrahistoria, y desde ese lugar cambiar "no solo el sentido de ese lugar sino el sentido mismo de

lo que se instaura en el" (53). Es una manera de hacer historic desde espacios privados, una

manera de convertir el discurso intimo y marginal en historizable. Segun Ludmer:

Alli se exhibe un dato fundamental: que los espacios regionales que la cultural dominant
ha extraido de lo cotidiano y personal y ha constituido como reinos separados political ,
ciencia, filosofia) se constituyen en la mujer a partir precisamente de lo considerado
personal y son indisociables de el. Y si lo personal, privado y cotidiano se incluyen como
punto de partida y perspective de los otros discursos y practices, desaparecen como
personal, privado y cotidiano: ese es uno de los resultados posibles de las tretas del debil.
(54)

El objetivo de esta estrategia es reconocer el lugar de enunciaci6n y hablar desde esa posici6n

sobre arguments supuestamente fuera de ese lugar. En otras palabras, argumentar desde la

esfera privada, lugar de enunciaci6n de la mujer, y crear historic.

Otra estrategia que utilizan las novelistas latinoamericanas de este studio es la

incorporaci6n de various discursos relacionados a las teorias feministas. La inclusion de estos

discursos sirve para aumentar la polifonia de las obras que es un aspect tipico de las nuevas

novelas hist6ricas. El prop6sito del feminismo es el reconocimiento de las voces de otras mujeres

y se puede relacionar al objetivo de estas nuevas novelas hist6ricas. De hecho, las obras en

cuesti6n intentan dejar que se escuche la multiplicidad de voces por medio del texto, presentan a

las mujeres como agents hist6ricos y ponen en evidencia la no-centralidad del "yo". Esta es una









estrategia utilizada para la representaci6n hist6rica del "yo" femenino y para resaltar su

heterogeneidad.

En fin, las novelas hist6ricas analizadas en las siguientes secciones no son documentales

sino instruments construidos en base a la condici6n posmoderna de la sociedad y el objetivo

que esta intent lograr. En otras palabras, no son descripciones de la sociedad y las costumbres

de la epoca sino manifestaciones del juego dialectico entire centro y periferia. El mero hecho de

poner a la mujer como protagonista y agent hist6rico, de enfocarse en la intrahistoria, de

incorporar generos considerados marginales (autobiografia, biografia, genero epistolar, etc.) y de

utilizar tecnicas narrativas que desestabilizan la idea de un sistema linear y una unica verdad,

pone en evidencia que estas novelas son construcciones artisticas. En la literature, escribir es, en

terminos generals, una construcci6n. No obstante, cuando se trata de una novela hist6rica, la

construcci6n tambien tiene que ver con la selecci6n del material que sirve para obtener el

objetivo perseguido (Jitrik 72). La nueva novela hist6rica, que tiene como objetivo el

cuestionamiento de la historic official, no provee panoramas y aspects simplemente ilustrativos

de epocas y tendencies. Por lo tanto, no es recomendable interpreter este genero simplemente

como un reflejo transparent de la realidad y sin tomar en cuenta los mecanismos de la conexi6n

entire literature y sociologia.

Relaci6n literatura-sociedad en las nuevas novelas hist6ricas en cuesti6n: el problema del
"reflejo"

Cuando se habla de la relaci6n entire sociedad y literature, entran en juego varias cuestiones

que han sido de interest para various critics como Raymond Williams, Antonio Candido, Fredric

Jameson y Georg Lukacs. Con el pasar del tiempo, se han verificado notables cambios en lo que

se consider el prop6sito y la indole del arte y su relaci6n con la sociedad y otras actividades

(Williams xvi). Segun Maria Elisa Cevasco, surgeon dos problems cuando se intent discutir la









relaci6n entire literature y sociologia: ,C6mo puede existir un vinculo entire algo tan prestigioso

como la literature y algo tan prosaico como la realidad de la vida? Y ,C6mo se puede aplicar la

categoria cientifica de sociologia a algo tan "maravilloso" como la literature? (161).

Para algunos, la cultural y la literature son independientes de las formas sociales (161). No

obstante, hay que tener en cuenta que la literature es una estructuraci6n formal de los valores de

una sociedad que usa como medio de expresi6n la lengua, considerada una practice social (161).

Por lo tanto, la literature no puede separarse de la sociologia cuyo prop6sito es comprender e

interpreter la acci6n social (161). Esta interrelaci6n se ha denominado la "sociologia de la

literature" que pretend estudiar las maneras por medio de las cuales la literature refleja la

sociedad que le otorga los medios de contenido (162). Es important enfatizar que solamente

formalistas radicales pueden career entender obras literarias sin recurrir al analisis del context

social y que solamente soci6logos radicales pueden career entender esas obras simplemente

analizando las condiciones de su existencia (Becker ix).

Existen varias metodologias que numerables soci6logos y critics literarios han utilizado

en el intent de analizar la conexi6n entire literature y sociedad. No obstante, la problematica de

algunas de estas formulaciones ha sido, en primer lugar, el verbo que se utiliza para hablar de

esta conexi6n: reflejar (x). Este verbo implica que la literature simplemente refleja aspects de la

sociedad sin tomar en cuenta los mecanismos de esta conexi6n (x). Aunque reconocieron esta

falta, muchos critics han simplemente recurrido a la busqueda de congruencias entire el

fen6meno social y los aspects de la obra literaria sin demostrar una verdadera conexi6n y

poniendo solamente en relieve las semejanzas (xi).

Cada una de las diferentes metodologias utilizadas para resaltar la conexi6n entire literature

y sociedad pueden presentar algunos problems en cuanto al equilibrio entire el analisis literario y









el analisis sociol6gico. Por esta raz6n, hay que reconocer que critics como Antonio Candido

han contribuido a la elaboraci6n de una metodologia que difiere de las mencionadas previamente

y que incorpora, de una manera mas equilibrada, caracteristicas de la critical literaria con aspects

sociol6gicos en la interpretaci6n de una obra (ix). Segin Howard S. Becker, la calidad que

distingue la posici6n analitica de Antonio Candido es "his insistence on the importance of the

details of the work's structure as well as the details of the structure of the society for

understanding the relations between the two" (xii). Candido analiza c6mo los autores usan la

observaci6n y el analisis de la sociedad como base para la estructura de la obra mas que para el

contenido (xii).

Tomando en consideraci6n la definici6n de "sociologia de la literature" y la posici6n

analitica de Antonio Candido, es necesario preguntarse c6mo se pone en evidencia la relaci6n

entire literature y sociologia en la nueva novela hist6rica. Es important tener en cuenta la

"sociologia de la literature" en el analisis de un genero como la novela hist6rica que implica una

edificaci6n, por parte del escritor, de una estructura narrative en base a las epocas, los estilos y

los prop6sitos individuals (Marquez Rodriguez 33). Dado que la sociologia es una ciencia que

estudia las relaciones entire individuos y sus leyes en las sociedades humans, no es

recomendable separar esta discipline de un genero como la novela hist6rica que pretend

describir la sociedad de una epoca en el pasado a la luz de la situaci6n de la sociedad en el

present y los valores individuals del novelist (33).

De hecho, segin el studio de Noe Jitrik, cuando se analiza una novela hist6rica es

important tener en cuenta la relaci6n entire el context y el cotexto, es decir, la distancia que se

crea entire la manera en que la realidad political y social informa al texto contextt) y todo lo que

rodea e interactua con el texto (cotexto). En otras palabras, los acontecimientos hist6ricos









relatados en las novelas y los acontecimientos que rodean al escritor en el moment de la

escritura son importantes durante el analisis de una obra y tambien sirven para aclarar el

prop6sito de la nueva novela hist6rica. Esta caracteristica implica el conocimiento de la sociedad

que el autor intent retratar y la influencia del mundo que lo rodea. Por lo tanto, existe una

indudable conexi6n entire literature y sociedad en la novela hist6rica. No obstante, es important

escoger la manera equilibrada de analizar la correlaci6n entire la vision externa (cotexto) e intema

contextt) de la obra.

Existen varias maneras de discutir sobre la relaci6n entire literature y sociologia. Una de

ellas es la que Antonio Candido ha llamado "paralelistica", es decir, donde la sociedad se refleja

en la literature y esta a su vez es la expresi6n de la sociedad (Cevasco 161). Existen dos

tendencies en la vision paralelistica: la que consider las relaciones internal de las obras y la que

consider las relaciones externas. La internalizaci6n se puede asociar con el concept de

context y la tendencia externa con el concept de cotexto. Estas dos visions contribuyen mas al

aspect sociol6gico de la "sociologia de la literature" (163) y buscan el reflejo y la homologia en

vez de la interacci6n entire lo externo y lo interno. Debido a esto y como se ha mencionado antes,

la metodologia paralelistica present problems que tienen que ver justamente con el concept de

"reflejo". Si se aplica esta tecnica para abordar la relaci6n entire literature y sociedad en la nueva

novela hist6rica, se pueden poner de relieve los problems que podrian resultar de este tipo de

analisis.

El problema principal que puede resultar de la vision paralelistica es la aplicaci6n de

principios cientificos al analisis literario dando panoramas y aspects simplemente ilustrativos de

epocas y tendencies, dejando de lado c6mo la sociedad se internaliza en el texto (162). Como se

ha mencionado antes, si se aborda el tema de internalizaci6n desde la tendencia paralelistica, el









problema que puede desarrollarse tiene que ver con el "reflejo". La internalizaci6n implica una

evoluci6n de la obra en base a la fidelidad con la que reproduce la realidad sociohist6rica (162).

El pensar que existe una transparencia en cuanto a la realidad sociohist6rica y el considerar como

falsa y distorsiva una obra que no refleja esa noci6n pre-existente de lo real, es un problema

especialmente si se aplica a la nueva novela hist6rica. En un analisis de este tipo, la nueva novela

hist6rica no s6lo se descartaria como falsa y distorsionada sino que tambien iria en contra del

objetivo de este tipo de obra, es decir, desestabilizar la idea que la realidad sociohist6rica es

transparent y obediente a leyes cientificas.

Existe una segunda tendencia dentro de la vision paralelistica que examine las relaciones

externas de la obra, como por ejemplo, "el estatuto social e ideol6gico del escritor, los modos de

difusi6n, las condiciones de consume [y] las sanciones de la critical" (Cevasco 162) o lo que

Bourdieu llama habitus30 que se aplica tanto al escritor como al lector (163). Como se ha

mencionado antes, esta caracteristica se puede relacionar con lo que Jitrik denomina el "cotexto".

Es evidence que, en la construcci6n del referido en una novela hist6rica, lo que rodea al autor en

el moment de la escritura tiene importancia al igual que lo que rodea al lector en el moment de

la lectura. De hecho, segun Jitrik el auge de la iniciativa de la novela hist6rica tiene algo que ver

con lo que require el public que acepta la postura ficcional (Jitrik 64). La exigencia del public

se basa no s6lo en la necesidad ideal de identificaci6n sino tambien en base a los gustos y

determinados estimulos que caracterizan la sociedad del moment (64). No obstante, la

consideraci6n simplemente paralelistica de las relaciones externas a la obra se asocia mas al

aspect sociol6gico de la "sociologia de la literature" y deja las formas literarias en segundo

30 Habitus es "el conjunto de disposiciones que son adquiridas socialmente y estin inscriptas en la subj etividad de
los miembros de un grupo o clase. No se trata de la ideologia o de un discurso consciente, sino de un esquema de
percepci6n, que seria la marca de lo social en lo individual" (Cevasco 163).









piano provocando un desequilibrio. De hecho, es important tener en cuenta que el referido no es

simplemente un studio de los usos y las practices que dictan lo que se describe en una sociedad

particular (162), sino que es una construcci6n, por parte del novelist, del referente con el intent

de darle "su propia fuerza, que podemos Ilamar critical' lo que implica introducir nuevas

intenciones, nuevos modos de lectura" (Jitrik 73) que son resultado de la influencia de lo que

rodea al autor en el moment de la escritura. En el referido se manifiesta lo intemo al igual que

lo externo y es necesario examiner la interacci6n entire el uno y el otro.

Como se ha podido constatar, un abordaje paralelistico intemo o externo puede resultar

problematico en un analisis de un genero como la nueva novela hist6rica. Hay que tener en

cuenta tambien otro problema relacionado al studio de la conexi6n entire sociologia y literature:

la novela hist6rica es una construcci6n de una construcci6n. Este genero se basa en documents

hist6ricos que proven el referente para elaborar el referido. Pero el context de estos

documents a su vez ha sido escrito en base al cotexto de la epoca. En otras palabras, han pasado

por un process de construcci6n influido por factors externos que rodeaban al historiador en el

moment de la escritura. De hecho, como afirma Hayden White, durante la elaboraci6n de una

historic los hechos son creados por medio de la supresi6n de ciertos acontecimientos y el enfasis

que se pone en otros (Tropics of Discourse 84). La secuencia de hechos hist6ricos se puede

organizer en formas diferentes para poder dar varias interpretaciones y darle diferentes

significados (85). Por lo tanto, su teoria implica que durante la elaboraci6n de una narraci6n

hist6rica existe una manipulaci6n de los hechos por parte de los historiadores mismos. Las

representaciones de acontecimientos que ocurren en el mundo son provisionales y susceptibles a

nuevas y continues revisiones que dependent de la ideologia del moment. Estas caracteristicas

permiten relacionar las estrategias utilizadas para escribir documents hist6ricos con las que se









utilizan para escribir novelas hist6ricas. Si el autor de la nueva novela hist6rica no es testigo

director de los acontecimientos hist6ricos, en la construcci6n de este genero hay mas de un

referente y una cantidad innumerable de cotextos (incluyendo el del mismo novelist) que

dependent de cuantos documents hi st6ricos ha querido utilizar el autor como base para su

novela. Por lo tanto, una simple vision paralelistica resultaria problematica por tener demasiados

niveles de "reflejo". El analisis de estos reflejos llevaria a un studio puramente sociol6gico

demasiado extenso.

Llegados a este punto, es important mencionar los beneficios de otra tendencia que se

diferencia de la paralelistica: la tendencia dialectica. Esta version contribute mas a los studios

literarios y se concentra en la correlaci6n entire las formas literarias y las formas sociales

(Cevasco 163). Por medio de ella, se pone de relieve la ambiguedad de una obra de arte que

puede ser al mismo tiempo un hecho social y algo que se distingue de la realidad, como lo es la

novela hist6rica. La obra de Georg Lukacs, The HistoricalNovel, subraya la correlaci6n que

existe entire los elements externos e interns que caracterizan la tendencia dialectica (Cevasco

163). Lukacs relaciona la novela hist6rica traditional, en particular la de Walter Scott, con

aspects de la sociedad. De hecho, en su obra Lukacs analiza autores cuyas novelas hist6ricas se

enfocan en cambios en la estructura de los estratos sociales y afirma que este genero tiene como

objetivo dar forma a la totalidad de la vida national (49) y percibir la armonia del espiritu

popular por medio de una vasta comprensi6n de la autenticidad hist6rica (50). Aunque la obra de

Lukacs sea un ejemplo de la critical mas productive que intent derrumbar la disyunci6n entire

sociologia y literature, no hay que olvidar que este critic literario hungaro pasa por alto el

cuestionamiento de la opacidad de lo real y asume una transparencia del pasado hist6rico

(Alvarez 64).









Esta perspective se diferencia de las esteticas posmodernistas y de la critical

posestructuralista del discurso historiografico. Efectivamente, Seymour Menton afirma que se ha

establecido una ruptura estilistica y epistemol6gica en el genero de novela hist6rica en la que se

puede verificar un subgenero que difiere de los textos ajustados al modelo de Walter Scott del

siglo XIX y la primera mitad del XX (65). De hecho, la denominada nueva novela hist6rica

rompe con la idea de una total fidelidad al event, document o texto hist6rico. Las nociones

critics de la historiografia se han desarrollado no s6lo como discursos de la posmodernidad sino

que tambien han sido constitutivas de la conciencia modern (65).

Dado que la novela hist6rica es "un artefacto [que] persigue 'determinados fines"' y "no es

[una] reproducci6n direct sino mediada imaginariamente" (Jitrik 65), no conviene simplemente

examiner las relaciones externas de la obra, dando solamente un analisis sociol6gico, sino

adoptar la tendencia dialectica y poner en evidencia c6mo se manifiesta una interconstituci6n

entire lo externo y lo intemo. Segun Raymond Williams, las relaciones entire arte y sociedad

tienen que ser consideradas elements estructurales para evitar el desequilibrio entire un analisis

literario y uno sociol6gico (Cevasco 162). Analizar solamente si una obra refleja un aspect de la

realidad, o dar importancia unicamente a los aspects formales del texto son visions disociadas

que se deberian evitar. De hecho, segun Antonio Candido:

[...] we can only understand the work by mixing text with context in a dialectically
integrated interpretation, in which the old point of view that explained it by external
factors, as much as the other, guided by a conviction that the structure is practically
independent, are combined, when necessary, in the interpretative process. ("Criticism and
Sociology" 142)

Este planteamiento sirve para analizar lo social y lo literario como interconstitutivos y presentar,

de esta forma, un analisis literario mas productive (Cevasco 165).

Como se ha mencionado antes, la nueva novela hist6rica es un ejemplo del cambio de

conciencia hist6rica contemporanea (Alvarez 64). Las nociones critics de la historiografia se









han desarrollado no s61o como discursos de la posmodernidad sino tambien han sido

constitutivas de la conciencia modern (65). Como consecuencia de esta caracteristica y en base

al studio de Jameson en su obra The Political Unconscious, se puede decir que la nueva novela

hist6rica es un acto social simb6lico y, por lo tanto, se debe estudiar en su dimension

sociohist6rica (Cevasco 165). Tal como lo hace Candido, Jameson aboga por un equilibrio entire

el analisis sociol6gico y el analisis literario. De hecho, Jameson afirma que es necesario evitar la

ideologia del estructuralismo al igual que la del materialismo vulgar31 (82). Para lograr esto,

Candido analiza c6mo los autores usan la observaci6n y el analisis de la sociedad como base para

la estructura de la obra mas que para el contenido (Becker xii).

De hecho, en su analisis de Memorias de un sargento de milicias, Candido pone en

evidencia un principio de generalizaci6n que estructura la obra y que crea una coherencia entire

lo real y lo ficticio ("Dialectic ofMalandroism" 96). Establece la pareja binaria orden/desorden

como principio representative de la duplicidad de la sociedad brasilefia de la epoca (Becker xiv).

Las oposiciones estan representadas por dos personajes y su constant movimiento desde el

orden al desorden (xiv). Ese movimiento tambien forma parte de la estructura del texto32 y

enfatiza "the interdependence of upper and lower strata of a stratified society" (xiv) poniendo de

relieve el hecho de que las parejas no son fijas sino intercambiables (Candido, "Dialectic of

Malandroism" 97). Candido lleva a cabo un anilisis33 equilibrado que combine la critical literaria


31 La version mis conocida de la vertiente paralelistica es la del materialismo vulgar (Cevasco 162). En palabras de
Maria Elisa Cevasco, el materialismo vulgar implica que "el arte refleja lo que se sabe por otras fuentes, que son las
leyes cientificas del desarrollo del process de reproducci6n material de la sociedad" (162).
32 La estructura se present en dos direcciones narrativas que estin dinimicamente interrelacionadas (Candido,
"Dialectic of Malandroism" 97). Una se enfoca en lo popular y la otra en la representaci6n de lo concrete (97). Cada
una present el movimiento desde lo alto a lo bajo.
33 Un acercamiento puramente structural se consideraria un anilisis formalista mientras que un andlisis de
contenido se acercaria mis a un studio sociol6gico. Segin Howard S. Becker, "only extreme formalists expect to
understand works of art fully without referring to the organized social context they exist in. Only extreme
sociologizers expect to understand those works completely by analyzing the conditions of their existence" (ix).









y la sociologia. El establecimiento y el analisis de este principio es lo que le permit Ilevar a

cabo un studio critic y no puramente sociol6gico (Candido, "Criticism and Sociology" 145).

En sus palabras:

When we make an analysis of this type, we can say that we take the social into account, not
externally, as a reference that permits us to identify in the substance of the book the
expression of a certain epoch or a specific society, nor as a scaffold that permits us to
situate it historically, but as a factor of artistic construction itself, studied at the explicative,
and not the illustrative, level. ("Criticism and Sociology" 144-45)

En otras palabras, es important tomar en cuenta el papel constituyente de los elements

externos, es decir de lo social (Cevasco 165).

Llegados a este punto, es important mencionar c6mo se aplicaria la metodologia de

Candido a las siete nuevas novelas hist6ricas de este studio: Malditayo entire las mujeres

(1991), de Mercedes Valdivieso; La niha blancay los pjaros sin pies (1992), de Rosario

Aguilar; Duerme (1994), de Carmen Boullosa; La casa de la laguna (1997), de Rosario Ferre; El

drbolde la gitana (1997), de Alicia Dujovne Ortiz; Amor y conquista (1999), de Marisol Martin

del Campo; y Malinche (2005), de Laura Esquivel. En estas novelas es possible establecer un

principio de generalizaci6n para poder llevar a cabo el tipo de analisis que Candido propone.

Este principio universal se basa en una oposici6n binaria que las nuevas novelas hist6ricas

intentan deconstruir: centro y periferia (Ver Diagrama 1-1). Esta oposici6n es el principio

structural de las obras y pone en evidencia tambien la confluencia entire historic y ficci6n tipica

de las novelas hist6ricas. En estas novelas se manifiesta una interpenetraci6n de dos polos y una

transformaci6n de lo periferico en protagonista central.

En los dos siguientes capitulos se analizaran las siete novelas de este studio en base a este

principio de generalizaci6n y con un enfoque en las tecnicas narrativas utilizadas para subvertir

no solo el discurso official hist6rico sino tambien el sistema patriarcal. Las novelas se dividiran

en dos grupos diferentes en base a la metodologia narrative utilizada. En el primer grupo, y por









ende en el capitulo dos, se incluiran La casa de la laguna (1997) de Rosario Ferre, Eldrbolde la

gitana (1997) de Alicia Dujovne Ortiz y La niha blancay los pjaros sin pies (1992) de Rosario

Aguilar. Todas estas novelas se pueden colocar bajo lo que Carlos Pacheco llama una opci6n

discursiva particular que logra ir en contra de los paradigmas tradicionales de representaci6n del

pasado: el empleo de la metaficci6n y la metahistoria ficcional (9-10). De hecho, dichas novelas:

Pueden ser asi consideradas, [...] porque su trama, a traves de una practice muy consciente
de la autorreferencialidad, al narrar el narrar, al colocar en el centro de la acci6n narrative
la producci6n misma del discurso novelistico o historiografico, se convierten en propuestas
problematizadoras de las modalidades tradicionales de acceso al conocimiento y a la
representaci6n del pasado. (10)

Las narradoras/protagonistas de las novelas de Rosario Ferre, Alicia Dujovne Ortiz y Rosario

Aguilar, emprenden la tarea de escribir una novela del pasado desde el punto de vista del

present. La producci6n del discurso literario/historiografico se pone al centro de la narraci6n,

deconstruyendo, de esta manera, la forma traditional de escribir la historic official.

En el segundo grupo, y por ende en el capitulo tres, se incluiran Malinche (2005) de Laura

Esquivel, Amory conquista (1999) de Marisol Martin del Campo, Duerme (1994) de Carmen

Boullosa y Malditayo entire las mujeres (1991) de Mercedes Valdivieso. Dichas novelas:

Focalizan su interest representacional en una figure protag6nica del pasado, pero no para
contribuir a la consolidaci6n de una imagen cultural positive o negative ya establecida,
sino precisamente para invertir de manera diametral esa valoraci6n, obedeciendo a un
impulse, que los historiadores llamarian revisionista, de reivindicar, de "hacerjusticia
hist6rica". (7)

Esta modalidad permit llevar a cabo una desestabilizaci6n y un cuestionamiento de las

imagenes de ciertas figures cuyo significado ha sido culturalmente preestablecido. En el caso de

las novelas de Laura Esquivel, Marisol Martin del Campo, Mercedes Valdivieso y Carmen

Boullosa, la narraci6n se enfoca en la imagen de una mujer en particular e intent rescatarla de

los prejuicios y desmitificarla, subvirtiendo, de esta manera, el discurso hegem6nico en el que se

describe a esta mujer de manera negative. En otras palabras, las novelas ofrecen una vision de la









intimidad de personajes femeninos reconocidos por la historic official pero que aun se consideran

subalternos por ser mujeres y por haber sido retratadas en muchas ocasiones como perversas,

sinverguenzas, traidoras o figures diab6licas.

Aunque las novelas presented modalidades diferentes de contar el pasado, no hay que

olvidar que todas tienen el mismo objetivo. En los dos siguientes capitulos se pondra en

evidencia el intent de subvertir y deconstruir no solamente el discurso official hist6rico sino

tambien el discurso patriarcal en sus respectivos contextos hist6rico-sociales. Como se ha

mencionado antes, estas novelas coinciden en hacerlo por medio de la desestabilizaci6n de un

tipo de oposici6n binaria que sirve como principio de generalizaci6n para el analisis: centro y

periferia. Esta pareja de opuestos es deconstruida por medio del uso de varias tecnicas narrativas

como por ejemplo el enfoque en la intrahistoria, la polifonia o la incorporaci6n de textos y

personajes marginales. Todas las novelas de este studio subvierten la doublee colonizaci6n" de la

que se habl6 en las paginas anteriores, poniendo enfasis en la imposibilidad de separar y

distinguir la vida public de la privada.









CAPITULO 2
POLIFONIA, MARGEN E INTRAHISTORIA: REPRESENTACIONES DEL "YO"
FEMENINO EN LA METAFICCION

Como se ha mencionado en las paginas anteriores, el analysis de las siete novelas de este

studio se va a llevar a cabo en dos capitulos diferentes. En este primer capitulo se incluiran las

primeras tres novelas: La niha blancay los pjaros sin pies (1992), de Rosario Aguilar; La casa

de la laguna (1997), de Rosario Ferre; y El rbol de la gitana (1997), de Alicia Dujovne Ortiz.

Todas ellas son ejemplos de metaficci6n donde la escritora (es decir, la narradora/protagonista)

vive en el present y describe una novela del pasado. Por lo tanto, el hilo conductor de esta

secci6n sera la interpretaci6n y actualizaci6n del pasado para critical e investigar el present. La

metaficci6n es la estrategia central porque las tres novelas son todas ejemplos de un trabajo de

ficci6n realizado dentro de un trabajo de ficci6n. Por lo tanto, se acercan mas la una a la otra en

cuanto al enfoque narrative. Las tres novelas se estructuran sobre dos models fictivos

principles: la heteroglosia, que implica un dialogo con las diversas versions de la historic

official, y la metaficci6n, que contribute a la posibilidad de mostrar y comentar sobre las

diferentes interpretaciones de la historic. Ambos models sejuntan para dar una vision

polif6nica de la conquista y la colonizaci6n. Cada una de estas obras muestra la importancia de

la novela hist6rica escrita por mujeres (sobre mujeres) y c6mo esta incluye una tendencia

feminist contribuyendo a la elaboraci6n de una nueva subjetividad de mujer.

Las tres obras incluidas en este capitulo tambien se pueden considerar ejemplos de la

novela intrahist6rica entendida esta como relato que alude "a hechos hist6ricos que no son objeto

director del relato, pero que repercuten en la vida de los personajes ficcionales" (Bobes Naves

45). Los personajes principles, Isabel Monfort, Alicia y una periodista nicaraguiense, son

socialmente an6nimos y poco relevantes (45). Estos textos tambien reflejan una de las

definiciones de Luz Marina Rivas, quien afirma que las novelas intrahist6ricas son una









"construcci6n de personal es ficcionales subalternos (frecuente la narraci6n en primera persona) a

traves de los cuales se ficcionaliza la historic de lo cotidiano" (68). Desde luego, es important

mencionar que en estas novelas tambien aparecen various personajes hist6ricos entrelazados con

los ficticios para proporcionar diferentes perspectives y para poner la novela y la historic en el

mismo nivel. No obstante, estos personajes con referentes hist6ricos concretos no son el enfoque

principal de la narraci6n.

La novela de Rosario Aguilar, La niha blancay los pjaros sin pies, es una descripci6n

direct de la epoca de la conquista, mientras que la de Rosario Ferre, La casa de la laguna,

present este tema de manera mas indirecta y es representative de los acontecimientos y las

consecuencias que caracterizaron la conquista. Esta ultima no se desarrolla en la epoca del

choque entire dos mundos, sino en una epoca contemporanea a la de la verdadera autora. No

obstante, la casa de los Buenaventura se present como entidad a la que se le puede asignar un

determinado significado: en este caso, la historic national de Puerto Rico que incluye los efectos

de la colonizaci6n. De hecho, la casa de los Buenaventura, en la que se desarrolla la mayoria del

relato, se ha visto muchas veces como un microcosmo de Puerto Rico. En otras palabras, el texto

describe la situaci6n political y social por medio del relato de las families y la casa de la laguna

como microcosmo de la naci6n. Por lo tanto, lo que se present como memorial national se logra

a traves de una representaci6n simb6lica que empieza por los origenes espafioles de Puerto Rico

y llega hasta su compleja realidad actual. El valor de este simbolo se puede determinar segun el

reconocimiento y la memorial de la mente public del pais.

El 15 dejunio de 1982, Isabel Monfort, la protagonista y personaje de La casa de la

laguna que no esta basado en una figure hist6rica real, empieza a escribir una novela de su

familiar, la familiar de su esposo Quintin Mendizabal y la familiar de la criada de los Mendizabal,









Petra Aviles. La novela abarca cinco generaciones de los Mendizabal y los Aviles al igual que

cuatro generaciones de los Monfort. Empieza con la llegada de Buenaventura Mendizabal a San

Juan, el 4 dejulio de 1917. Mientras Isabel describe su novela, Quintin interrumpe y reclama el

derecho de dar su propia version de los acontecimientos. Se establecen, de esta manera, dos

versions de la historic y por lo tanto queda fuertemente sugerida la imposibilidad de una verdad

unica.

En cuanto a La niha blanca y los pdjaros sin pies, la protagonista, una reporter

nicaraguense, tiene dos objetivos: cubrir las elecciones presidenciales de 1990 y escribir una

novela en visperas del quinto centenario del descubrimiento de America. Ante la ausencia de la

voz femenina en las cr6nicas de G6mara, de Fernandez de Oviedo y de otros escritores, la

protagonista intent rescatar del olvido a mujeres que enfrentaron el choque de dos cultures

durante la conquista y la epoca colonial. Incluye en su novela various personajes femeninos

poniendo enfasis en el intent de incorporar a la mujer en el discurso historiografico. Ademas de

las continues referencias al process de escritura, la novela provee una nueva perspective de la

conquista. La periodista recrea la historic oponiendose a la vision masculina de su novio espanfol

(Palacios Vivas 205). Como menciona Nydia Palacios Vivas, por medio de la elaboraci6n de esta

nueva vision de personajes femeninos "Aguilar ofrece perfiles de mujeres, quienes desde su

posici6n de marginadas, subvierten calladamente la autoridad y se valoran positivamente en una

evoluci6n que las situa como ser beligerante y sujeto de su propio destino" (205).

En las obras de Rosario Ferre y Rosario Aguilar, las dos narradoras/protagonistas escriben

novelas del pasado desde la perspective del present. Por medio de multiples voces, ambas obras

plantean una interdiscursividad que provee la posibilidad de variadas interpretaciones. Se

textualizan debates entire las protagonistas y se incorporan various puntos de vista de personajes









de razas diferentes: mestiza, indigena y blanca. En estas dos obras tambien es important

destacar la importancia de la interferencia, en la elaboraci6n de la escritura, de dos personajes

masculinos representantes del discurso hegem6nico.

En el caso de El rbolde la gitana, la novela que describe la protagonista es una ficci6n

autobiografica que alterna la epoca contemporanea con el pasado. Present la genealogia de la

narradora, una periodista argentina en exilio que describe una novela sobre antepasados reales y

fantasticos. En muchas ocasiones, un gran numero de escritores latinoamericanos no se han

ocupado de analizar sus antepasados europeos por estar intentando reivindicar sus raices

culturales aut6ctonas, pero en la novela de Alicia Dujovne Ortiz la narradora present

constantemente la contradicci6n de ser descendiente de un inquisidor y un judio (L6pez 13).

Aunque la protagonista se identifica mas con las victims, reconoce la ambivalencia de ser la

descendiente de ambos, el conquistador y el conquistado (13). El drbolde la gitana represent

otra manera de incorporar la marginalidad en novelas hist6ricas que (re)escriben la conquista. La

ficcionalizaci6n de los antepasados de la periodista argentina demuestra el poder de la

imaginaci6n en la reinvenci6n de un nuevo linaje cultural para Latinoamerica (13).

Estas tres novelas utilizan various metodos para narrar y a la vez desestabilizar el discurso

hegem6nico. La historic, investigada, escrita y compilada desde la perspective de tres mujeres

contemporaneas, tiene el poder de oponerse al discurso falocentrico: resalta la cuesti6n del

genero como construcci6n social, incluye a la mujer como agent hist6rico y contribute al

process de evoluci6n literaria dando voz a mujeres en una posici6n de desventaja. Las autoras

ficticias de las novelas utilizan esta tecnica para dejar de confinar a la mujer a la eterna imagen

del "otro" y otorgarle el poder de hablar (Braidotti 242). Por lo tanto, el objetivo de estas obras

no es s6lo cuestionar la historic official, sino tambien subvertir el discurso patriarcal poniendo









enfasis en el poder de la escritura y la inclusion de datos marginales. El objetivo de la siguiente

secci6n es analizar c6mo estas tres novelas cuestionan la historic official y subvierten la oposici6n

binaria entire centro y periferia por medio de la primera caracteristica narrative: el enfoque en la

intrahistoria.

La intrahistoria

Como se ha mencionado antes, el principio de generalizaci6n que caracteriza a todas las

novelas de este studio es el centro y la periferia. Por medio de este principio, el contenido de

estas novelas muestra aspects de la sociedad de la epoca: la opresi6n del sistema colonial y el

patriarcado. No obstante, estas obras no reflejan simplemente este aspect sino que lo desplazan

por medio de la inversion de parejas opuestas. Obtienen esta inversion gracias a la inclusion de la

perspective de varias mujeres, el uso de tecnicas narrativas consideradas marginales y la

incorporaci6n de estructuras que van en contra de un sistema linear. La mujer, la intrahistoria y

los generos considerados marginales se convierten en elements centrales. Esto demuestra que

las oposiciones binarias (como por ejemplo historia/intrahistoria y realidad/ficci6n) no son

mutuamente exclusivas y la separaci6n entire ellas no es tan clara. Esta secci6n se ocupara de

discutir la dicotomia historia/intrahistoria y c6mo se subvierte en las novelas de Rosario Ferre,

Rosario Aguilar y Alicia Dujovne Ortiz.

Retomando la definici6n de Luz Marina Rivas, se ha afirmado a veces que la intrahistoria

consiste en una narraci6n de la historic colectiva desde lo privado, intimo, marginal y an6nimo.

Cada una de las tres novelas que se analizan en esta secci6n demuestra que lo cotidiano, lo ritual,

lo domestic, la vida privada y la cultural popular son tan historiables como la political, la guerra

y la economic. Aunque la intrahistoria se centre en personajes subalternos que se encuentran en

los margenes del poder, es necesario recorder que dichos personajes no son agents pasivos









(Rivas 58). El objetivo de estas novelas parece ser, precisamente, resaltar este concept dando

voz e importancia a quien se encuentra en una posici6n de desventaja.

Por lo que concierne a La casa de la laguna, es possible constatar que el relato se centra

muy poco en la historic official y opta por una recuperaci6n de la memorial national por medio de

la historic individual y privada. Es muy important precisar que el relato individual se elabora

por medio del punto de vista de una mujer, lo cual contribute a la idea de hacer historic desde lo

an6nimo. Los datos oficiales se mencionan a lo largo del relato pero quedan en segundo plano,

tanto los acontecimientos como los nombres de personajes que, por aparecer en los libros de

historic, han sido clasificados y pensados como autenticos y legitimos. Es precise mencionar

algunas de estas referencias en el orden en que aparecen en la novela para poner en evidencia

c6mo se mezcla la historicidad y la imaginaci6n y c6mo no se sigue un orden cronol6gico. En la

siguiente tabla 2-1 se encuentran algunos de los principles datos y personajes de la historic

official que estan presents en la novela:

Tabla 2-1. Historia Oficial de Puerto Rico, Personajes y Datos Hist6ricos
* 1763: Final de la Guerra de los Siete Afios

* 1917: Entrega de la ciudadania estadounidense y alistamiento como voluntarios en
el ej rcito americano.

* Ley seca (Marineros arrojando barricas de ron cumpliendo con las ordenanzas de la
ley seca).

* Prohibici6n de las peleas de gallos por la Sociedad Protectora de Animales.

* Alfred von Tirpitz (1849-1930): Almirante aleman, ministry y Comandante de la
Kaiserliche Marine (Marina Imperial alemana) durante la Primera Guerra Mundial,
desde 1914 a 1916.

* Puerto Rico pasa a ser territorio de los Estados Unidos.

* Modernismo y vanguardia (corrientes literarias del momento.

* Luis Pales Matos describe en 1929 un libro de poemas negristas.









Tabla 2-1. Continuaci6n
* 1873: abolici6n de la esclavitud.

* 1936: Guerra Civil Espafiola.

* Partidos Politicos: Estadistas, Independentistas y el Estado Libre Asociado.

* 1926: derrumbe de la industrial del azucar.

* National Labor Relations Act (NLRA)

* AK47 (Avtomat Kalashnikov modelo 1947): Fusil sovietico disefiado en 1947 por
Mijail Kalashnikov.

Gobernador Rodrigo Escalante.

Plebiscito del 7 de noviembre de 1982.

Estos datos y personajes aparecen diseminados en el relato y el enfoque cae en la construcci6n de

personajes subaltemos imaginarios por medio de los cuales se ficcionaliza la historic de lo

cotidiano (Rivas 68).

De hecho, el relato se centra en la vida privada de las families Mendizabal, Monfort y

Aviles. En la elaboraci6n de esta saga familiar se muestra la situaci6n political y social de Puerto

Rico. Los datos que forman parte de la memorial national son presentados por medio de una

representaci6n simb6lica empezando por los origenes espafioles de Puerto Rico hasta la compleja

realidad actual islefia a la fecha de la redacci6n del texto. Ciertos sucesos de la historic del pais y

ciertos rasgos socioculturales de la epoca se presentan en el relato por medio de situaciones y

acontecimientos familiares. Algunas de estas realidades y c6mo se presentan en el relato se

pueden resumir en la siguiente tabla 2-2:









Tabla 2-2. Sucesos hist6ricos y rasgos socioculturales de Puerto Rico tal como se presentan en el
relato.
* Colonizaci6n: Llegada de Buenaventura Mendizabal a San Juan el 4 dejulio de 1917 desde
un pueblo pequefio de Espafia. Asentamiento en la isla y construcci6n de la casa de la
laguna. Influencia estadounidense en la isla.

* Influencia estadounidense: Thanksgiving (131), Sears (195), Halloween (363).

* Influencia extranj era: Milan Pavel desarrollo arquitect6nico

* Jerarquia: s6tano (criados), puerta de entrada (los criados no pueden entrar por ella)

* Racismo: Carmelina Aviles pintada de blanco, Limpieza de sangre (rechazo de Esmeralda
por ser mulata)

* Mestizaje: Varios hijos ilegitimos de Buenaventura y Willie (hijo ilegitimo de Quintin).

* Diferencias political y los problems que comportan: Quintin vs. Manuel = Estadistas vs.
Independentistas.

* Machismo (p. 266)

* Violencia: Violencia fisica de Quintin hacia Isabel.

* Sincretismo (Petra p. 344): Petra cuelga a la cadenilla de oro de Willie un pufiito de
azabache junto al crucifijo diminuto para protegerlo del mal de ojo.

* Regreso a los origenes: Fuente o manantial en la casa de la laguna. Muerte de
Buenaventura bafiado por el agua del manantial.

Aunque esta novela se concentre en experiencias personales y hechos locales, los

acontecimientos que pasan en la casa de la laguna sirven para dar indicios sobre la situaci6n

political y social del pais. Lajerarquia que existe en la isla, por ejemplo, se pone en evidencia en

la obra por medio de ese artefacto narrative, la casa de la laguna. Los criados viven en el s6tano

y no le es permitido ingresar a la casa por la puerta de entrada. Esta caracteristica pone en

evidencia la existencia de la estratificaci6n y la disposici6n de personas en orden segun criterios

de clase, valor, poder, autoridad, etc. El machismo se pone en evidencia con various comentarios

de los personajes, como por ejemplo en la siguiente utilizaci6n de la necesidad biol6gica

masculina parajustificar el no ser mon6gamo: "El hombre le dice a su mujer 'Siempre te querre',









pero nunca le dira: 'Soy tuyo para siempre'. No estaria a tono con su masculinidad" (266). Por lo

que concierne al racism, la discriminaci6n debido al color de la piel se pone en evidencia en la

relaci6n entire Ignacio Mendizabal y Esmeralda Marquez. Quintin comenta a su hermano

Ignacio: "No debes seguir cortejando a Esmeralda Marquez porque es mulata, Ignacio. Papa y

mama ya lo saben, y nunca la aceptaran como nuera. Pero no hay mal que por bien no venga.

Piensa c6mo te hubieras sentido, sentado a la mesa a la hora de la cena, rodeado por tus hijitos

grifos" (248-49). Lajerarquia, el machismo y el racism son algunos de los problems que la

novela revela como situaciones que afectan a una parte de la sociedad puertorriquefia. Estas

situaciones se ponen en evidencia por medio del relato de las families. Rosario Ferre decide

retratar estos aspects de la sociedad por medio de la historic de hombres y mujeres cuyas vidas

no tuvieron suficiente influencia como para ser incluidas en la historic official del pais. De esta

manera Rosario Ferre intent subvertir la forma en que se hace historic official.

En palabras de Luz Marina Rivas, La casa de la laguna puede ser resumida como una:

Revision de la historic desde lo inmediato, lo local y lo familiar para situar el present
como resultado del pasado hist6rico, en la historic del pais golpeando la historic pequefia,
la historic de la comunidad mas palpable que es la familiar o la region, comprendiendose
esa historic desde una perspective particular, con frecuencia individual, pero con un
sentido de pertenencia a un colectivo victim de los acontecimientos narrados, con
frecuencia sumido en un devenir ciclico de situaciones, fracasos, sentimientos, histories
que se repiten. (66-67)

El "colectivo victim de los acontecimientos narrados" que caracteriza la novela de Rosario

Ferre es la mujer. Gracias a la historic de las families Mendizabal, Monfort y Aviles, relatada por

Isabel, se puede verificar una reconsideraci6n historiografica que toma en cuenta la version de

las mujeres antes que ninguna otra cosa. El relato toma en consideraci6n el punto de vista de

muj eres como Rebeca, Ermelinda y Petra y describe c6mo estas se aprovechan de las practices

coloniales para modificarlas y subvertirlas con el objetivo de obtener mas poder (Henao 74). Por

ejemplo, Petra Aviles se aprovecha de la naturaleza supersticiosa de Buenaventura y utiliza la









magia africana para controlarlo y tener un cierto tipo de autoridad (74). Estas particularidades

tambien contribuyen a la desmitificaci6n del tipo de autoridad que caracteriza la historic official.

El relato tambien present un devenir ciclico de situaciones que represent la historic de

Puerto Rico como una circularidad. La historic que se repite es puesta en evidencia por medio de

la constant destrucci6n y construcci6n de la casa de la laguna y los paralelos entire

Buenaventura y Quintin. Ambos se dejan Ilevar por la tentaci6n y cometen adulterio, llevandolos

a tener hijos ilegitimos. Se le present asi al lector una sugerente version de la historic y la

contemporaneidad puertorriquefia por medio de un relato personal y simb6lico que pone

nuevamente enfasis en la importancia de la intrahistoria.

En cuanto a La niha blancay los pjaros sin pies, la novela cubre dos espacios temporales:

la epoca contemporanea de la protagonista (1992) y la conquista y colonizaci6n (siglo XVI). A lo

largo del relato se incorporan muy pocos datos hist6ricos oficiales y se mencionan s6lo algunos

personajes de relevancia hist6rica. A diferencia de los personajes en la novela de Rosario Ferre,

las seis mujeres que protagonizan el relato de la periodista nicaragiiense no son todas fruto de la

imaginaci6n de la autora sino se basan en personajes hist6ricos. Estas mujeres existieron en

realidad pero se sabe muy poco sobre ellas precisamente por ser mujeres. Por lo tanto, el relato

se enfoca en la intrahistoria y rescata a estas mujeres del olvido. La mayoria de los datos de la

novela son las vidas personales de estas mujeres, sus pensamientos y sus sentimientos. Los

hechos hist6ricos se quedan en un segundo piano y pueden ser resumidos como aparecen en la

siguiente tabla 2-3:











Tabla 2-3. Datos y personajes hist6ricos en la novela
Epoca contemporanea:
* Elecciones presidenciales de 1900
* Derrota del Frente Sandinista
* Violeta Barrios de Chamorro
* FSLN y UNO
Conquista y colonizaci6n:
* Batallas durante la conquista
* Moctezuma, Gran ciudad de Tenochtitlan, Cholula, Quetzalc6atl
* Alianza de los espafioles con los Mexicas en contra de los aztecas
* La conquista de Mexico y Guatemala
* La destrucci6n de Tenochitlin
* El exterminio de los indigenas
* El trifico de indigenas hacia Peru como esclavos
* Carlos V
* Hernin Cortes
* Fray Bartolome de las Casas
* Pedrarias Davila
* Vasco Nufiez de Balboa
* Mandato de decapitar a Francisco Hernandez de C6rdoba
* Decapitaci6n de Vasco Nufiez de Balboa
* Xicotenga
* Pedro de Alvarado
* Licenciado Francisco de Castafieda
* Dofia Ana y su padre el cacique Taugema de los pueblos de macatega y tecolotega
* Dofia Maria de Pefialosa: mujer de Pedrarias.
* Los hijos de Dofia Maria de Pefialosa y Pedrarias
* Rey Don Fernando y la Reina Dofia Juana
* Fundaci6n de la ciudad de Le6n en 1524 por Hernandez de C6rdoba
* La rivalidad entire Pedrarias y Vasco Nufiez de Balboa
* El asesinato del Obispo Valdivieso por los hermanos Contreras.
* Muerte de Pedrarias
* Papa Paulo III

Los detalles hist6ricos entretejidos en el relato no cobran la importancia que tendrian en un texto

hist6rico. Curiosamente, las secciones dedicadas a las espafiolas Dofia Beatriz de la Cueva, Dofia

Isabel de Bobadilla y su hija Dofia Maria Pefialosa son las que tienen mis datos hist6ricos y

fragments de citas provenientes de las cr6nicas. La historic se entremezcla tan bien con la









ficci6n que result dificil percibir la diferencia. Ademas, al cuestionar y mezclar los fragments

de citas con comentarios ir6nicos, se trastoca y se pierde la autoridad hist6rica.

La perdida de autoridad que experimental los datos oficiales resalta la importancia del

enfoque en la intrahistoria. El relato present las experiencias contemporaneas de la periodista

nicaraguense y de seis mujeres del siglo XVI que de alguna manera desafian la autoridad.

Aunque estas mujeres coloniales tuvieron relaciones con figures hist6ricas destacadas,

permanecieron desconocidas. Sus acciones nunca lograron destacarse como para incluirlas en el

discurso historiografico. No obstante, el prop6sito de Rosario Aguilar es precisamente enfocarse

sobre estos aspects "no historiables" para poder incluir a estas mujeres como agents hist6ricos

y cuestionar las verdaderas razones de la conquista. Cada secci6n incluye una incorporaci6n de

datos hist6ricos pero vistos desde una perspective cargada de components afectivos.

Un ejemplo de esta caracteristica es la secci6n dedicada a Dofia Luisa. En la novela, esta

mujer indigena es escogida por su familiar como "estrategia de guerra disfrazada de hospitalidad"

(49). El enfoque en esta secci6n esta en sus sentimientos: "estoy asustada pero al mismo tiempo

ansiosa y expectante" (49). Este personaje femenino no esta presentado simplemente como

objeto de intercambio sino como un ser human con compasi6n y raciocinio. La secci6n tambien

enfatiza la importancia de las mujeres y su rol como agents hist6ricos:

Las cinco doncellas habiamos sido escogidas para penetrar en la intimidad de los invasores
y asi conocerlos a fondo, y dilucidar de una vez por todas si eran dioses u hombres. [...] Se
nos instruy6 y recomend6 conquistarlos por amor...Dejar la guerra para nuestros hombres
[...] si tienen sangre como la de los mortales en las venas, que sean dominados por las que
hemos sido escogidas y preparadas, instruidas, para conquistarlos por amor. (50-51)

Que estas mujeres sean ofrecidas a los conquistadores espafioles pone de relieve el hecho de que

su rol no es pasivo. Esta cita pone enfasis en que el rol de las mujeres se desarrolla en los

espacios intimos mas que en los espacios publicos (como lo son las guerras). Aunque las mujeres

no estaban presents durante las guerras, esto no significa que sus roles no tuvieron su influencia.









El rol de Dofia Luisa puede parecer pasivo y no historiable. Sin embargo, la mujer indigena

repite con frecuencia que el hacerse la sumisa y enamorada es parte de una estrategia y el

prop6sito de su misi6n. Por medio de la intrahistoria, es decir la vida privada de Dofia Luisa y

sus pensamientos, el objetivo del relato es precisamente rescatar del olvido y del anonimato a las

mujeres que contribuyeron de alguna manera al resultado de ciertos acontecimientos hist6ricos.

Es important tambien mencionar que en la cita del parrafo anterior se introduce un dato

hist6rico presentado en las cr6nicas escritas por los espafioles: los indigenas creian que los

conquistadores espafioles eran dioses. Este dato, documentado "oficialmente" en las cr6nicas

espafiolas, se expone de manera diseminada en un discurso personal. Otro ejemplo de esta

tecnica surge en la siguiente cita: "Ya percibo la silueta alta y fuerte acercandose...Y el me

observa a su vez, desde lo alto de su animal no descrito en nuestros c6dices antiguos" (55). El

dato hist6rico es el hecho que los caballos no existian en esa zona antes de la llegada de los

espafioles. Estos dos ejemplos analizados son una manera de presentar comentarios que forman

parte del di scurso hi storiografico por medio de voces marginales y di scursos personales.

Por lo que concierne El drbol de la gitana, la novela autobiografica tiene como objetivo

trazar una genealogia de los descendientes de la autora protagonista que tiene el mismo nombre

de la verdadera escritora Alicia Dujovne Ortiz. Una caracteristica important de esta novela es la

decision por parte de la autora de inventar su linaje para incluir a una indigena y ajudio quemado

en la hoguera. Por lo tanto, la narraci6n se caracteriza por un entretejimiento de antepasados

reales y ficticios. A lo largo del relato se presentan tambien algunos personajes y

acontecimientos hist6ricos que se pueden resumir en la siguiente tabla 2-4:









Tabla 2-4. Personajes y acontecimientos hist6ricos en la novela
Present:
* 1932: Golpe de Estado en Santiago de Chile (Marmaduke Grove)
* Juan Domingo Per6n y Partido Comunista.
* Revoluci6n military del 4 dejulio de 1943.
Pasado:
* Crist6bal Col6n
* Carta del Banco di San Giorgio destinada a Col6n.
* Limpieza de sangre
* La Santa Inquisici6n
* El Virreinato del Rio de Plata
* Reyes Cat6licos.
* La toma de Granada (1482-1492)
* Quema dejudios

El relato incluye estos datos, pero la narraci6n se centra en los aspects personales de los

personajes y los acontecimientos que serian considerados "no historiables" por el discurso

traditional hi storiografico.

Una vez mas es important mencionar la importancia del enfoque en la intrahistoria y el

intent de (re)escribir la historic desde una perspective personal. El haber escogido escribir una

genealogia de la propia familiar para ilustrar ciertos acontecimientos hist6ricos es raz6n suficiente

para constatar que la novela represent una manera de incorporar la marginalidad en el di scurso

historiografico. Cada capitulo reconstruye la vida y las aventuras de los lejanos inmigrantes y

antepasados de la autora: judios de Rusia, genoveses que conocen a Col6n, espafioles de Toledo

y conquistadores portugueses. La autora tambien decide incorporar la historic de dos antepasados

ficticios que ponen de relieve la paradoja que existe en Latinoamerica en cuanto a la double

herencia. Uno de los capitulos, "Limpieza de sangre", se centra en el matrimonio de Maria

Teodora de Vera y Mujica y L6pez Pintado con Don Francisco Javier de la Torre. Por medio de

este relato se incorporan algunos datos hist6ricos y realidades que afectan a toda Latinoamerica.

Maria Teodora es una mujer que sufre de alucinaciones. El delirio la lleva a revivir

moments del pasado que tienen que ver con las atrocidades cometidas hacia los indigenas. En la









primera noche de matrimonio, Maria Teodora confunde a su marido con el Capitin Manuel

Lobo, su bisabuelo, y menciona la posibilidad de un antepasadojudio quemado en la hoguera.

Tambien revive la toma de Granada enfocindose en el afio 1490, la lucha en contra de los

guanches y la matanza de los charruas de 1749. Durante su delirio, su esposo terminal

acostindose con la criada indigena Patrocinio. Maria Teodora se da cuenta de la aventura

amorosa y decide rechazar cualquier intimidad con su marido. No obstante, el marido obliga a su

mujer a tener relaciones sexuales. Como resultado de esa noche, la esposa y la criada indigena

quedan embarazadas. Uno de los bebes muere y queda un solo heredero. El relato parece insinuar

que el niho que sobrevive es el mestizo: "El heredero [...] un militarote de piel canela y oj os

negros, brillantes, con pestafias derechas, que solian mirar aindiadamente al bies" (106). Por

medio de este relato personal donde se described las experiencias de una mujer, se ponen en

evidencia el mestizaje y la imposibilidad de una indudable limpieza de sangre. La decision de

incorporar estos dos posibles antecedentes marginales e identificarse con una herencia etnica es

una manera de contradecir la historic official del parentesco y, por lo tanto, una manera indirecta

de cuestionar el di scurso hi storiogrifico.

Tras el enfoque en la intrahistoria, las autoras de las tres novelas que se han analizado

utilizaron ciertas tecnicas narrativas que van en contra de la historiografia traditional y que

renuncian a la posibilidad de una verdad unica. Esta caracteristica pone enfasis en la diferencia

que se obtiene tras situar la mirada desde la perspective de multiples voces subalternas. La

pr6xima secci6n se encargara de analizar las tecnicas narrativas que se utilizan para subvertir el

discurso linear historiogrifico y la vision universal androcentrica.

Polifonia

En su ensayo "Structure, Sign, and Play in the Discourse of the Human Sciences", Jacques

Derrida enuncia la ruptura del concept de estructura y deconstruye la idea de centroo," que se









consider como parte crucial de cada estructura (Klages). Segun Mary Klages, Derrida afirma

que el centro es una construcci6n, en vez de algo que pueda ser entendido como incuestionable

verdad. El prop6sito de las tres novelas aqui analizadas es, precisamente, deconstruir la idea de la

historiografia como centro y unica verdad. Los tres textos incorporan ciertas tecnicas narrativas

cuyo resultado final es precisamente desestabilizar esa idea central poniendo enfasis en las

inconsistencies del sistema de oposiciones binarias. Tras la incorporaci6n de puntos de vista de

varias mujeres y el dialogo entire una voz femenina y una masculina, las tres novelas de esta

secci6n plantean la interdiscursividad y una polifonia que son elements caracteristicos de las

nuevas novelas hist6ricas (Menton 44). Esta particularidad contribute a la subversion del

discurso traditional historiografico e, inevitablemente, de la pareja opuesta hombre/mujer que

represent el discurso androcentrico dominant y el discurso femenino marginal. Esta

caracteristica refleja los concepts bajtinianos de lo dial6gico y la polifonia. Segun Seymour

Menton y de acuerdo con el concept borgeano de que es impossible conocer la verdad y la

realidad hist6rica, "varias de las nuevas novelas hist6ricas proyectan visions dial6gicas al estilo

de Dostoievski (tal como lo interpreta Bakhtin), es decir, que proyectan dos interpretaciones o

mas de los sucesos, los personajes y la vision del mundo" (44).

La gran multiplicidad de formas narrativas y puntos de vista ponen en evidencia la

inexistencia de un contenido y una estructura especifica en las nuevas novelas hist6ricas. De

hecho, dado que los dos concepts estan constantemente enjuego,1 la pareja binaria se

desestabiliza dando paso a la existencia de multiples interacciones entire los elements que la



1 Basado en los concepts presentados por Derrida en "Structure, Sign, and Play in the Discourse of the Human
Sciences". Derrida insisted que todas las estructuras tienen un centro que mantiene junta toda la estructura pero limita
el movimiento de los elements que la componen. Este movimiento es lo que Derrida llama "play" (juego). Cuando
la estabilidad de la estructura depend de las oposiciones binarias, al desestabilizar y deconstruir estas oposiciones
es possible poner los elements de la estructura en "juego".









componen. Las novelas utilizan las diferencias te6ricas y critics tradicionales2 entire forma y

contenido mezclindolas e incorporindolas de manera no traditional.

Por lo que concierne a La casa de la laguna, se establece un didlogo en la novela por

medio de dos perspectives narrativas: Isabel, protagonista y autora de la novela, y Quintin, su

esposo. A traves de las dicotomias establecidas por la narraci6n de Isabel y Quintin, al igual que

las diferencias en su percepci6n de la historic de Puerto Rico y las families Mendizibal y

Monfort, la autora pone en evidencia la teoria de Hayden White que postula una manipulaci6n de

los hechos durante la elaboraci6n de una narraci6n, sea ella hist6rica o ficticia. Segun White,

"the encodation of events in terms of such plot structures is one of the ways that a culture has of

making sense of both personal and public pasts" (Tropics of Discourse 85). Ambos personajes

estan creando ficci6n desde puntos de vista diferentes. Quintin, siendo historiador, esta al

corriente de hechos pertenecientes a la historic official, pero esto no significa que su vision de la

vida, sea ella public o privada, no este influida por su subjetividad.

Isabel represent la ficci6n/literatura mientras que Quintin represent la historic. Esta

oposici6n binaria entire los dos personajes comporta una series de otras dicotomias que se

relacionan con lo que cada uno represent. Para entender mejor este concept, la division entire

Isabel y Quintin, junto a lo que cada uno represent, se ha resumido en la siguiente tabla 2-5:









2 Se refiere a "the structuralist analysis that argues that each narrative has two parts: a story (histoire), the content or
chain of events (actions, happenings), plus what may be called the existents (characters, items of setting); and a
discourse (discours), that is, the expression, the means by which the content is communicated. [...] This kind of
distinction has of course been recognized since the Poetics. For Aristotle, the limitation of actions in the real world,
praxis, was seen as forming an argument, logos, from which were selected (and possibly rearranged) the units that
formed the plot, mythos" (Chatman 106-07).









Tabla 2-5. Isabel y Quintin
Quintin Isabel
Historiador Tradicional (88) Escritora Postmoderna (120-21)
El Bien y el Mal L6gica basada en Hibridez No hay di stinci6n exacta
oposiciones binarias (120)
Separaci6n historic y ficcion Historia y ficcion se entremezclan.(120-21)
Historia / Ficci6n (La barra oblicua separa) Historia Ficci6n (El gui6n une)

Como consecuencia de esta division, las opinions de ambos personajes acerca de ciertos

discursos te6ricos, Ilevan a un debate. Las ideas de Isabel y lo que este personaje represent,

reflejan las ideas te6ricas de Hayden White, donde las fronteras entire hi storia y ficci6n se

derrumban para dejar paso a un genero hibrido. De hecho, las opinions de Isabel en cuanto a la

escritura, reflejan las de critics como Alexis Marquez Rodriguez, Seymour Menton y Murray

Krieger. Segun Marquez Rodriguez, "lo que diferencia la novel hist6rica de la historic es,

precisamente, que los hechos no son vistos con ojos de historiador sino de novelist" (41).Segun

Krieger, "el historiador siempre es un interprete y por lo tanto esta mas cerca de la ficci6n que de

la ciencia" (339). Estas opinions reflejan la de Isabel en una conversaci6n con Quintin:

La historic no tiene que ver mas con la verdad que la literature. Desde el moment que el
historiador escoge un tema en lugar de otro, ya esta ejerciendo un criterio subjetivo, esta
manipulando los hechos. El historiador, como el novelist, observa el mundo a traves de
sus propios lentes y cuenta lo que le da la gana. Pero es s6lo una parte de la verdad. La
imaginaci6n, lo que tu llamas la mentira, no es menos real porque no puede verse. (333)

Por lo tanto, Isabel coloca al historiador y al novelist en el mismo plano, haciendo del

historiador un interprete de la vida.

Otro moment en el cual Isabel expresa las mismas ideas te6ricas que los ya mencionados

critics de la nueva novela hist6rica es cuando habla del lector. Segun Isabel "cada pliego es una

carta dirigida al lector; su significado no estara complete hasta que alguien lo lea" (332). Para

Alexis Marquez Rodriguez, "[el] lector, [...] es en ultima instancia el que ha de percibir el









character hist6rico de la novela" (41). Ambos ponen hincapie en la importancia del lector para

subrayar el hecho de que la verdad siempre es subjetiva.

La intertextualidad que se present por medio de la inclusion de todos estos discursos

te6ricos, pone en evidencia c6mo la escritora cuestiona el discurso patriarcal representado por las

opinions tradicionalistas de Quintin. Seg6n el narrador en tercera persona, Quintin:

[C]reia que la verdad y la mentira, el bien y el mal, existian de veras en el mundo. Isabel
no pensaba igual que el. cristal con que se mira>>, era uno de sus refranes favorites, que habia leido en un libro de un
famoso escritor espahol. Esa era la diferencia fundamental entire ellos, entire el historiador y
el escritor. (121)

Inevitablemente Quintin represent lo traditional de una estructura patriarcal y va en contra de la

libertad que expresa su mujer en la manipulaci6n de la historic. Quintin la contradice y trata de

silenciar el poder y la fuerza que ha encontrado por medio de la escritura.

La violencia, la critical y el abuso verbal que Isabel recibe por parte de Quintin, se

manifiestan por el hecho de haber cuestionado, alterado, borrado o reescrito las historiess

oficiales" (Erro-Peralta 179). Este abuso verbal que ejerce Quintin se present en diferentes

formas. Seg6n Quintin, "Isabel lo habia trastocado todo. Estaba manipulando la historic para

darle mas efectividad a su manuscrito, y lo que era peor, hasta le adjudicaba (a el, Quintin)

palabras que jams habia pronunciado" (87). Ademas, seg6n el narrador en tercera persona:

Quintin preferia la historic a la literature. La literature no era lo suficientemente etica para
su gusto. Los escritores interpretaban siempre la realidad a su manera, pero aunque los
bordes de la realidad fuesen difusos, la interpretaci6n tenia sus limits. El bien y el mal
existian. La verdad estaba ahi, y era inmoral tratar de cambiarla. Por eso, la literature no
era un quehacer serio, como lo eran la ciencia o la historic. (88)

La constant critical de Quintin hacia las decisions emprendidas por Isabel en cuanto a la

escritura, reflejan la critical hacia una mujer que intent cuestionar y subvertir la historic. La

vision falocentrica de la historic por parte de Quintin, que represent la historic official, se









contrapone a la historic personal de una mujer (Erro-Peralta 180). No obstante, aunque haya una

constant critical, en este caso la mujer logra encontrar su voz por medio de la escritura (180).

Otra manera en que se present el abuso verbal y el intent de silenciar a Isabel es a traves

de las correcciones hist6ricas de Quintin. Quintin critical dos hechos en particular que califica

como manipulaci6n de la historic. Isabel menciona la existencia de hot dogs en Puerto Rico en

1917 (89). Segun Quintin, los perros calientes aparecieron despues de la Segunda Guerra

Mundial (89). Otro error que cometi6 Isabel fue el de "afirmar que los submarines alemanes

sitiaron la isla durante la primera guerra mundial, cuando en verdad sucedi6 durante la segunda"

(89). Todas estas correcciones llevan a Quintin a la conclusion que Isabel "habia alterado -

conscientemente- los hechos para hacer mas interesante su historic" (89).

Por lo que concierne el contenido y la elaboraci6n de la novela de Isabel, la protagonista

nunca incorpora los comentarios, las correcciones y las sugerencias de su esposo. No obstante,

en el product final, se presentan todos los discursos; incluyendo el de Quintin y el del narrador

en tercera persona. Es necesario precisar que aunque Isabel este en una posici6n subordinada en

relaci6n con su esposo y en cuanto a las decisions econ6micas y administrativas, al final la

protagonista logra liberarse de la opresi6n patriarcal. Por lo que concierne la estructura, la

narraci6n es capaz de subvertir el poder androcentrico y hegem6nico poniendo a la mujer como

focalizaci6n principal y, por ende, lo marginal como centro.

Isabel cuenta el pasado desde un punto de vista del present en el cual esta escribiendo la

novela. Esta caracteristica lleva a dividir a Isabel en dos tipos de narradores: el "yo" narrador

(Narrating "I") y el "yo" que vive la experiencia (Experiencing "I") (Jahn). Entre estos dos tipos

de narradores hay una diferencia temporal. El "yo" narrador es el que nos ubica en el present.

Isabel establece que describe la novela muchos afios despues de los acontecimientos y revela su









prop6sito: "Muchos afios despues, cuando ya viviamos en la casa de la laguna, comence a

escribir algunas de aquellas histories. Mi prop6sito original fue tejer, a los recuerdos de Quintin,

las memories de mi propia familiar, pero lo que escribi finalmente fue algo muy distinto" (18). En

fin, la Isabel que va narrando su historic desde el punto de vista del present es el "yo" narrador.

Por otro lado, el "yo" que vive la experiencia nos ubica en el pasado y nos da la vision de Isabel

como personaje de lo que se esta narrando. Algunos ejemplos de este concept son los capitulos

16 y 17 ("La Escuela de Ballet Kerenski" y "El pajaro de fuego"). En estos dos capitulos, Isabel

relata su experiencia pasada como bailarina, basandose en la memorial.

Por lo que concierne a Quintin como narrador, es evidence que este personaje represent el

otro lado de la moneda y el catalizador del debate. Las opinions opuestas son las que crean el

dialogo entire Quintin e Isabel al igual que el planteamiento de la interdiscursividad entire historic

y literature. El dialogo que se establece entire los narradores, que tambien son personajes, es lo

que pone en evidencia las dicotomias presents en la novela y permiten analizarla como un

ejemplo de heteroglosia.

Por lo que concierne el narrador en tercera persona, este element de la narraci6n existe

para aclarar algunos hechos que no fueron, o no pudieron, ser explicados por Quintin o Isabel.

Este narrador constitute el marco en donde se desenvuelven las narraciones y los diferentes

puntos de vista de ambos personajes. Los titulos de algunas de las secciones del libro dan los

indicios necesarios para entender que alguien afuera de la historic esta organizando la narraci6n.

De hecho, el titulo de una secci6n de la novela es "El pacto entire Isabel y Quintin."

Considerando que la narraci6n se lleva a cabo en primera persona, si Isabel hubiese sido la unica

en organizer la novela, el titulo hubiera sido "El pacto entire Quintin y yo". Por lo tanto, alguien









mas esta interfiriendo en la narraci6n de Isabel. Sin embargo, este punto de vista de la narraci6n

no instiga el debate sino lo aclara.

Al interior de este marco establecido por el narrador en tercera persona, hay dos

focalizaciones diferentes. Segun Gerard Genette, "in internal focalization, the focus coincides

with a character, who then becomes the fictive 'subject' of all the perceptions, including those

that concern himself as object" ("Focalizations" 74). Con base en esta observaci6n, es possible

afirmar que Isabel es el focalizador intemo del relato (74). Sin embargo, la focalizaci6n cambia

cuando Quintin interfere y da su version de la historic. Como consecuencia, en ciertos

moments cambia el focalizador de la historic y por lo tanto se obtiene una version diferente de

los hechos. Ambos focalizadores, Quintin e Isabel, estan siendo focalizados por el narrador en

tercera persona. Estas multiples focalizaciones aumentan la polifonia del texto. Es necesario

recorder que Isabel es el focalizador principal, subvirtiendo de esta manera el modelo patriarcal y

reforzando la version marginal por medio de la escritura.

El debate entire Quintin e Isabel se present como un conflict entire una voz femenina, que

represent la subversion y el cuestionamiento, y una voz masculina, que represent la tradici6n

patriarcal. Por medio de este debate, se ha podido destacar c6mo esta novela cuestiona el

discurso patriarcal y subvierte la pareja opuesta centro y periferia. Mientras Isabel, que

represent la literature, describe su novela, Quintin, representante de la historiografia y el discurso

androcentrico, va incorporando notas en los margenes del manuscrito de su esposa. Como

resultado, el discurso historiografico se queda simb6licamente en los margenes y nunca logra

afectar al discurso central de Isabel que se enfoca en la intrahistoria y represent una

recuperaci6n de la memorial national por medio de la historic individual.









La casa de la laguna present, por medio del contenido, un debate entire dos personal es

que representan parejas opuestas. Como consecuencia de esto, la estructura1 de la narraci6n

result polif6nica y fragmentada debido a la constant oscilaci6n de perspectives. El discurso de

Isabel es constantemente interrumpido por Quintin y no sigue un orden cronol6gico. La

narraci6n tambien present un punto de vista de un narrador en tercera persona que aumenta la

desestabilizaci6n de un sistema linear y ordenado. Todas estas tecnicas se utilizan para

cuestionar el discurso historiografico. El concept de "contenido" y "estructura" se ponen en

juego y se utilizan para llegar a una cierta meta. De hecho, la estructura apoya y confirm lo que

se ha presentado como contenido.

Ademas de establecer esta pluralidad de discursos y puntos de vista narratives, la novela

tambien incluye el empleo de models o generos tradicionales, como por ejemplo la epistola, con

un nuevo objetivo. Isabel decide incluir en su relato una carta de Quintin fechada el 20 de agosto

de 1960. Este tipo de correspondencia privada, confidencial e intima remite a escritores

medievales de novelas sentimentales que incorporaban la carta como element muy important

de la estructura narrative (Baquero Escudero 48). Al describir la carta de Quintin como "tierna"

(298), se pone en evidencia la alusi6n a las epistolas amorosas que han caracterizado la ficci6n

literaria en el transcurso del tiempo. En fin, la incorporaci6n de la carta de Quintin en la novela

es una manera mas de aumentar el aspect polif6nico porque incluye otro genero narrative y otra

manera de expresar un punto de vista.



1 Por estructura se entiende la definici6n de Umberto Eco: "[...] if the work of art is form, the way of giving form
involves more than just 1exis or syntax (as c an happen in what i s called stylistics), and includes every s emiotic
strategy deployed both on the surface and in the depth of a text's nervous system. To the real of style (as a way of
giving form) belongs not only the use of language (or of colors, or of sounds, according to the semiotic systems or
universes used) but also the way of deploying narrative structures, portraying characters, and articulating points of
view" (On Literature 162-163).









Por lo que concierne la novela de Rosario Aguilar, La niha blancay lospdjaros sinpies,

en la elaboraci6n del relato la protagonista present una construcci6n de varias voces marginales,

ir6nicas y par6dicas. La focalizaci6n de la narrative cambia constantemente para poder dar la

oportunidad de hablar a muchos personajes diferentes. Esta caracteristica remite al concept de

polifonia. En su definici6n de la novela, Bakhtin afirma que:

The novel orchestrates all its themes, the totality of the world of objects and ideas depicted
and expressed in it, by means of the social diversity of speech types and by differing
individual voices that flourish under such conditions. Authorial speech, the speeches of
narrators, inserted genres, the speech of characters are merely those fundamental
compositional unities with whose help heteroglossia can enter the novel; each of them
permits a multiplicity of social voices and a wide variety of their links and
interrelationships (always more or less dialogized). These distinctive links and
interrelationships between utterances and languages, this movement of the theme through
different languages and speech types, its dispersion into the rivulets and droplets of social
heteroglossia, its dialogization--this is the basic distinguishing feature of the stylistics of
the novel. (263)

Las voces que se escuchan en la novela de Rosario Aguilar son de muj eres de raza y clase social

diferente: mestizas, indigenas y blancas. Este aspect lleva a un contenido heterogeneo y pone

enfasis en el hecho que no existe una verdad o interpretaci6n unica. Dado que las voces son de

mujeres, esta caracteristica tambien deconstruye la idea de una unica subjetividad femenina

subrayando el concept de que la "mujer" no es "an essence defined once and for all but rather

the site of multiple, complex, and potentially contradictory sets of experience" (Braidotti 199).

Es important mencionar en esta secci6n c6mo esta novela logra incluir "a decentered

perspective and a predominance of marginality or eccentricity regarding events, class, race,

religion, gender, or ethnicity" (Plotnik 37).

La narradora del mundo ficticio, y a la vez escritora del texto, decide incorporar a varias

mujeres y sus experiencias como madres, hijas y esposas en la epoca de la conquista y

colonizaci6n (Palacios Vivas 204). La protagonista incluye las experiencias de Dofia Isabel,









mujer espafiola, hija del Comendador de la Orden de Calatrava y esposa de Pedrarias Davila;2

Dofia Luisa, mujer indigena y unica hija hembra del cacique Xicotenga prometida a Pedro de

Alvarado;3 Dofia Beatriz, mujer espafiola y segunda esposa de Pedro de Alvarado; Dofia Leonor,

mestiza e hija ilegitima de Pedro de Alvarado y Dofia Luisa; Dofia Ana, mujer indigena obligada

a permanecer en un convento en Espafia; y Dofia Maria, hija de Dofia Isabel, prometida a Vasco

Nufiez4 antes de su muerte y, en fin, esposa de Don Rodrigo de Contreras, gobernador de la

provincia de Nicaragua.

Dado que no se sabe much sobre estas mujeres, la protagonista supone cuales eran sus

pensamientos y reconstruye otra vision de la conquista. Todas estas mujeres estan relacionadas

de alguna manera, sea ello por vinculos familiares o simplemente por estar viviendo en la misma

epoca de tumulto y choque cultural. Aunque cada una represent un sujeto colectivo, es decir

"mujer" en la epoca de la conquista y colonia, cada una de ellas trae valores diferentes y aumenta

la polifonia del texto. Con excepci6n de Dofia Ana, todas enfrentan un dilema existencial y su

vida personal pone enfasis en los problems de la epoca: el mestizaje, la transculturaci6n, la

barbarie de la conquista, la religion y la lengua (Palacios Vivas 213). La inclusion de los puntos

de vista de estas mujeres y su rol como agents hist6ricos descentraliza el discurso hegem6nico

que privilegia la vision masculina. En otras palabras, las multiples narradoras marginales sirven

para deconstruir la ret6rica univoca de la conquista.

Los comentarios que se incorporan por medio de seis mujeres que representan varias voces

subalternas y marginales ponen de relieve la critical hacia los metodos que los conquistadores

utilizaron para someter a los indigenas:

2 (1440-1531) Administrador colonial y conquistador espafiol de Panamni y Nicaragua.

3 (1485 o 1495-1541) Conquistador espafiol que particip6 en la invasion de M6xico dirigida por Hemrn Cort6s.
4(1475-1519) Explorador, gobernante y conquistador espafiol.









Dos enormes perros estaban echados a la orilla de su cama [...] Ahora eran sus guardianes,
sus favorites. A pesar de ser excelentes cuidadores...nunca se habian cebado en sangre
indigena como lajauria que ella habia ordenado mantuvieran encerrada en la caballeriza:
feroces, entrenados a atacar a una serial. (150)

Por medio de diferentes focalizaciones y various niveles narratives, el relato incorpora

perspectives en primera y tercera persona. En la mayoria de las secciones dedicadas a uno de los

personajes y su experiencia, existe una constant alternaci6n de la narraci6n en primera y tercera

persona que introduce mas de una perspective del personaje. Segun Umberto Eco, la teoria

narratologica existe para ayudarnos entender como la totalidad de nuestras experiencias se

estructuran y nos muestra "how we organize our approach to the world in narrative sequences"

(On Literature 170). El hecho de que esta novela structure su argument por medio de

diferentes puntos de vista, narraciones fragmentadas y anacronismos, subraya la tendencia

posmoderna de very organizer el mundo.5 Todas estas caracteristicas contribuyen a la

construcci6n de una vision polif6nica de la Conquista y la Colonizacion.

Es important tener en cuenta que la protagonista contemporanea que describe la novela y

los comentarios que incorpora en las secciones tituladas "Intermedio", tambien contribuyen a la

polifonia del texto. Se establece asimismo un discurso entire ella y su novio espahol. Aunque el

debate entire ellos no es tan intense y elaborado como el que se establece en la novela de Rosario

Ferre, la interacci6n entire los dos subraya la existencia de la interferencia de una voz masculina

representante del discurso hegem6nico. En la siguiente cita se pone en evidencia la oposici6n de

la protagonista a la vision masculina de su novio espafiol:

Regrese muy content del viaje a Mexico y Guatemala. Habia logrado dos capitulos bien
importantes. [...] Discutiamos...El me sugeria una protagonista sin mezcla de cultures.
Una india pura, autentica. Me decia que dofia Luisa habia quedado absorbida, mezclada
por la cultural de los espafioles al unirse a ellos. Yo no lo veia asi y no lograbamos


5 Seghn Luz Marina Rivas, la posmoderidad esta caracterizada por su preferencia hacia mfiltiples puntos de vista, la
heteroglosia, estructuras fragmentadas y formas narrativas marginales (72).









ponernos de acuerdo. [...] Extrafiamente, el insistia en que ese personaje deberia odiar a
muerte los espafioles -lo que me parecia un poso masoquista de su parte. Pensaba, y se lo
decia, que yo misma, aunque el me hiciera dafio, no podria odiarle. Que geneticamente
nuestra raza americana no estaba hecha para el odio. No podia figurarme a la protagonista
que el me sugeria con ese rencor, esa enemistad. (84)

En este pasaje represent simb6licamente las diferentes perspectives que resaltan las dicotomias

hombre / mujer, Europa / America y discurso patriarcal dominant / discurso femenino marginal.

El cronista espahol, como hombre y europeo, sugiere la opinion tradicionalista que refleja el

discurso patriarcal. Por otro lado, la periodista nicaraguense, como mujer y mestiza, provee la

vision marginal que va en contra de la opinion del novio y, por lo tanto, represent la subversi6n

y el cuestionamiento del discurso androcentrico. Las sugerencias del novio espahol permanecen

al margen por lo tanto subvirtiendo la pareja centro y periferia.

Esta discusi6n entire la protagonista y su novio espahol tambien pone de relieve la

desaparici6n de la presencia femenina en la historic:

No podia figurarme la protagonista que el me sugeria con ese rencor, esa enemistad. Acaso
debido a mis propios sentimientos. Quizas no tenia acceso a ella porque la habian
sometido. Habia muerto por culpa de los Pedrarias, los Pedro de Alvarado. O habia pasado
tanto tiempo que habia sido borrada su huella. (84)

Lo que afirma la protagonista en este pasaje subraya la critical hacia la exclusion de la mujer del

discurso hist6rico official. Representa, segun Laura Barbas-Rhoden, la frustraci6n que

experimentan las mujeres que intentan elaborar una historic coherente de sus antecedentes (116).

La incorporaci6n de la critical hacia el silenciamiento de la mujer y el debate entire la protagonista

y su novio espahol aumenta la polifonia del texto.

Otra caracteristica que aumenta la polifonia textual de la novela es el caracter

cinematografico de los diferentes relates y la incorporaci6n de epigrafes que presentan versos de

Ruben Dario dedicados a Col6n, de San Juan de la Cruz, de Gonzalo Fernandez de Oviedo y

Valdes y de las cr6nicas indigenas de Guatemala al igual que otras citas de, por ej emplo, cartas









del Rey Cat6lico Don Fernando (Palacios Vivas 136). Tambien se presentan frases de la cr6nica6

de donde viene el titulo de la novela, las expresiones de los mismos personajes de la novela,

cartas, canciones y textos liturgicos en latin (137). Esta intertextualidad de citas aumenta la

multiplicidad de contextos y puntos de vista. Tambien permit a la autora incorporar comentarios

ir6nicos que ponen enfasis en el cuestionamiento del discurso official y las verdaderas razones de

la conquista.7 Los comentarios ir6nicos se ponen en evidencia en pasajes como este:

Por gestiones del Rey Cat6lico Don Fernando, que en carta al Romano Pontifice, en 1513,
solicit la autoridad para que: "ellos sean convertidos a nuestra santa fe cat6lica y
doctrinados y ensefiados en ella y puesto en camino de salvaci6n y no se pierda tanto
numero de animas como hasta aqui ha perecido...". Pero con los eclesiasticos tenia que ser
enviada, 'una gruesa armada proveida de todas las cosas necesarias.' Y para mantener la
armada, habia que obtener primero el oro. Y los poderosisimos sefiores, se mortificaban
mas... Que peso para las Reales Conciencias! (127)

Ademas de aumentar la polifonia, este intercalar de citas hist6ricas con comentarios ir6nicos de

la voz narrative deconstruye la autoridad del discurso historiografico desplazandolo hacia el

margen.

Es oportuno mencionar tambien un aspect muy important de la novela de Rosario

Aguilar analizado con mas detalle en el libro de Nydia Palacios Vivas Vocesfemeninas en la

narrative de Rosario Aguilar. En este studio se pone particular atenci6n al titulo8 de la novela

que evoca un fragmento de las cr6nicas indigenas de Guatemala (Palacios Vivas 134). Al

seleccionar esta frase, Rosario Aguilar alude a una de las caracteristicas mas importantes de la

6 "A media noche fueron los indios y el capitin hecho aguila de los indios lleg6 a querer matar al Adelantado
Tonatiuh, y no pudo matarlo porque lo defendia una nifia muy blanca; ellos harto querian entrar, y asi que veian a
esta nifia luego caian en tierra y no se podian levantar del suelo, y luego venian muchos pijaros sin pies, y estos
pajaros tenian rodeada a esta nifia, y querian los indios matar a la nifia y estos pijaros sin pies la defendian y les
quitaba la vista. No podian matar a Tonatiuh que tenia la nifia con los pijaros sin pies" (112).

7 Este anilisis refleja las ideas presentadas por Nydia Palacios Vivas en su libro Vocesfemeninas en la narrative de
Rosario Aguilar.
8 La nina blanca y los pajaros sin pies: el titulo se refiere a la percepci6n indigena de los simbolos religiosos
Cat6licos durante la conquista. La "nifia blanca" es la Virgen Maria; los pijaros sin pies son las palomas del Espiritu
Santo representadas en la iconografh religiosa donde no se les pueden ver los pies (Barbas-Rhoden 182).









literature latinoamericana: lo real maravilloso (Palacios Vivas 134-35). La autora de la novela

establece asi un enlace entire las cr6nicas y la novela por medio de un element fantastico (135).

Segun Palacios Vivas, "la absolute creencia de los indios de la metamorfosis de Tecum Uman,

de los pajaros sin pies que protegen a Dofia Leonor, la nifia blanca, es una realidad 'per se'

maravillosa" (136). Esta caracteristica pone en evidencia la tesis de Alejo Carpentier de que lo

real maravilloso se puede encontrar en la realidad cotidiana latinoamericana (135). Incluir

elements de este c6digo estetico, o referencias al mismo, aumenta la polifonia de la novela y

sirve para abolir la fijeza de la realidad conventional. Tambien ofrece una vision marginal para

poder dar al lector un punto de vista diferente al occidental pero igualmente valido. La

incorporaci6n de lo real maravilloso aparece tambien en Malditayo entire las mujeres y Duerme

que se analizaran con mas detalles en el siguiente capitulo.

En cuanto a la novela de Alicia Dujovne Ortiz, el relato se present como una alternancia

entire una narraci6n en primera persona que se enfoca en la vida de la protagonista y el process

de la escritura y una narraci6n en tercera persona que se centra en las experiencias de los

antepasados de la autora. El enfoque en los various descendientes de nacionalidades, edades,

generous, religiones, classes sociales y razas diferentes confiere al relato una polifonia comparable

a las dos novelas analizadas anteriormente. No obstante, la novela de Alicia Dujovne Ortiz

incorpora otra voz subalterna ficticia que rinde la multiplicidad de perspectives aun mas

interesante y compleja.

En su novela, Alicia Dujovne decide contar una parte de los acontecimientos desde el alter

ego de la protagonista que result ser una mujer con un grado mas de marginalizaci6n: una

gitana. Se entiende que este personaje es el alter ego de la protagonista por comentarios como

este: "la cortina del alma se levant de pronto para dejar pasar un personaje mas real que yo









misma: el resto de la vida me la pasaria preguntandome quien era copia de quien" (21). El rol de

la Gitana en la novela de Dujovne represent lo que Josefina Ludmer llamaria las "tretas del

debil," es decir, una manera de hablar para los subalternos y eliminar el silencio, un artificio que

se utiliza para hablar de los debiles y los marginados. La Gitana es una fuente ficticia, una voz

subalterna que nunca hubiera podido hablar si no fuera por medio de la misma

autora/protagonista, una persona en posici6n de desventaja debido a su genero pero escritora de

clase alta y, por lo tanto, de posici6n privilegiada. Por esta raz6n escoge inventar un personaje

subalterno que cuenta la historic de sus antepasados. Es una manera de desasociarse de los

propios discursos de poder y hablar por los que estan en una posici6n de desventaja (excentricos)

(D'haen 195). Como consecuencia, los capitulos dedicados a los antepasados de la autora se

cuentan por medio de la Gitana en tercera persona.

La Gitana represent la "otredad" de Alicia y enfatiza la dualidad que existe al interior de

la autora. Esta dualidad se asocia al linaje de la protagonista que incluye a conquistadores y

conquistados: "Unos por perseguidos, otros para perseguir. Quizas por ser el resultado de unos y

otros me haya quedado el balance. No siempre soy la victima" (110). De esta manera se

plantea el problema de identidad que afecta no solamente a la protagonista sino a todo el

continent latinoamericano. Es important mencionar tambien que se establece un dialogo entire

la Gitana y la protagonista, es decir, el "yo" y el "otro". Esta caracteristica aumenta la polifonia y

el dialogismo. La autora misma se refiere a esta multiplicidad de perspectives: "claro que entire la

Vocecita, la Gitana, El Que Nos Suefia y yo, mas los antepasados, mas la column de soldados

vencidos, en la reducida habitaci6n ibamos siendo muchos. [...] Aislar uno por uno a los

multiples personajes que nos componen es un vasto proyecto que nos llena la vida" (156).









Es interesante el hecho de que la autora/protagonista decide escoger a una gitana,

representante de su vida en constant movimiento, como su alter ego. De hecho, este personaje

present caracteristicas de una n6mada, una persona en constant movimiento que no tiene una

residencia permanent. Esta particularidad se asocia al concept que Rosi Braidotti llama

"nomadic consciousness," es decir, "a form of political resistance to hegemonic and exclusionary

views of subjectivity" (23). Segin Robert J.C. Young, nomadismm works as a form of indirect

opposition to the state; [...] the idea of movement involves forms of lateral resistance to any

assertion of hegemonic control through strategies of multiplicity, [...] nomadism involves any

activity that transgresses contemporary social codes through the dissolution of cultural and

territorial boundaries" (172-73). La incorporaci6n de este tipo de personaje es otra manera de

poner el margen en el centro y deconstruir el discurso hegem6nico, caracteristica que se present

en todas las novelas que se analizaron en esta secci6n.

Incorporaci6n de g6neros marginales

Hasta ahora se ha hablado de tecnicas como la intrahistoria y la polifonia que deconstruyen

la oposici6n binaria centro y periferia oponiendose a los efectos del poder por medio de la

incorporaci6n de lo marginal como enfoque central de la narraci6n. En las novelas se present

otra tecnica que pone enfasis nuevamente en la multiplicidad de discursos, desestabiliza la idea

de una verdad unica y cuestiona el discurso traditional historiogrifico. La inclusion de formas

narrativas consideradas marginales (autobiografia, biografia, genero epistolar, testimonio, etc.)

aumenta las calidades heterogeneas del texto y contribute hacia la realizaci6n del objetivo de

estas novelas: el cuestionamiento de la historic official y el discurso patriarcal.

Por ser un relato de las families Mendizibal, Monfort y Aviles, La casa de la laguna es

una novela (auto)biografica. Utilizando la memorial, Isabel describe el relato de su familiar, su vida

personal, lo que ella observe y lo que ha elaborado de las observaciones de otros, dindole un









aspect biogrifico y a la vez autobiogrifico a la novela. Ambos pertenecen a la categoria de

"narrativas de vida" y se han definido como generos comparable pero diferentes a la

historiografia:

Although it can be read as a history of the writing/speaking subject, however, life narrative
cannot be reduced to or understood only as historical record. While autobiographical
narratives may contain "facts," they are not factual history about a particular time, person,
or event. Rather they offer subjective "truth" rather than "fact." When life narrators write
to chronicle an event, to explore a certain time period, or to enshrine a community, they are
making "history" in a sense. But they are also performing several rhetorical acts: justifying
their own perceptions, upholding their reputations, disputing the accounts of others,
settling scores, conveying cultural information, and inventing desirable futures among
others. (Smith y Watson 10)

En la elaboraci6n de su novela hist6rica, Rosario Ferre escoge precisamente este genero para

poder disputet] the accounts of others" (cuestionar la version de otros). Al plantear un didlogo

entire literature e historic, se deconstruye la supuesta diferencia entire las dos disciplines y se

subraya la imposibilidad de una vision objetiva. Este genero marginal sirve para plantear la idea

de que existe una manipulaci6n de la "verdad" en la historiografia debido a la influencia de la

ideologia del historiador.

En La niha blancay lospdjaros sin pies, la autora incorpora cr6nicas, elements

autobiogrificos y la narrative epistolar. Segun Hayden White, la cr6nica es un element

primitive en un informed hist6rico y un document desorganizado ("Introduction to Metahistory"

341). Segun Josefina Ludmer, "estos generos menores (cartas, autobiografias, diaries), [son]

escrituras limited entire lo literario y lo no literario" (54). En la novela de Rosario Aguilar, Dofia

Luisa, una muj er indigena que narra su experiencia en primera persona, incorpora la cr6nica de

la lucha entire los espafioles y los diez mil indios que el capitan Tecum trajo consigo (71).

Despues de incluir una cita proveniente del document afirma que "asi qued6 escrito en las

cr6nicas indigenas" (73). Este capitulo no solo incluye una selecci6n de un document

considerado marginal sino que tambien present elements autobiogrificos por medio de la









narraci6n en primera persona. La novela tambien incorpora el genero epistolar por medio de la

inclusion de varias cartas de Dofia Ana y del Rey y la Reina de Espafia.

En cuanto a El drbol de la gitana, la autora tambien incorpora generos marginales como la

(auto)biografia y el genero epistolar. Por medio de la genealogia de la propia familiar, Alicia traza

moments hist6ricos importantes en America Latina y pone de relieve uno de los problems mas

comunes de todo el pais: la identidad. Utiliza los archives de la memorial como fuente principal y

pone en evidencia la possible manipulaci6n del pasado. Alicia decide inventar parte de su linaje

para incluir un indigena y unjudio quemado en la hoguera. Cuando Alicia se pregunta si en

realidad es possible tener un antepasado indigena la Gitana responded:

Elegi tu respuesta y tu sangre. iDe quien queries descender? ,De Inquisidores, de marranos,
de charruas, de todos ellos a la vez? Servite de lo que gustes y no temas errar. El Que Nos
Suefia no avanza en linea recta: sefiala hacia el costado con su sonrisa ambigua. En toda
historic hay un impulse de amor que s6lo en apariencia yerra el blanco. (106)

Este pasaje y la implicaci6n que se puede inventar y elegir el propio pasado sefialan la

manipulaci6n de los hechos que ocurre en la elaboraci6n del relato. Esta caracteristica remite a la

idea que esta fabricaci6n tambien puede ocurrir en la historiografia. De hecho, muchos critics

han cuestionado las pretensiones cientificas de los historiadores y han hecho hincapie en su

caracter ficticio (Menton 55). El historiador siempre es un interprete y por ende esta mas cerca

de la ficci6n que de la ciencia (55). Por lo tanto, se borra la distinci6n entire historic y ficci6n.

Otra manera en que Alicia Dujovne Ortiz desestabiliza esta dicotomia es por medio de la

incorporaci6n del intercambio de cartas datadas y firmadas entire Col6n y Micer Nicol6 Oderigo.

No es facil para el lector discernir si las cartas son realidad o ficci6n.

Por lo tanto, la incorporaci6n de estas formas narrativas marginales pone en evidencia,

nuevamente, el intent de descentralizar la historic official y dar voz a individuos subaltemos.

Segun Derrida, esta estrategia narrative puede ser vista como un ejemplo de lo que Levi Strauss









define como bricolagee". "Bricolage" es una reelaboraci6n basada en materials heterogeneos

pero limitados que se utilizan y combinan en nuevas maneras (Derrida). Efectivamente, segun

Viviana Plotnik, la nueva novela hist6rica "incorporates and combines as bricolagee' elements of

travel literature, Menippean satire, and chronicles of discovery and conquest, as well as aspects

of historiographic, picaresque, autobiographicala, and epistolary narrative" (38).

En teoria, en la historiografia "the form of the discourse, the narrative, adds nothing to

content of the representation; rather it is a simulacrum of the structure and processes of real

events" (White, The Content of the Form 27). Esto no sucede en las nuevas novelas hist6ricas

que, de hecho, cuestionan la posibilidad de ver la historiografia como un reflejo inalterado de la

realidad. El novelist pone en cuesti6n la idea de "simulacrum" o "representaci6n" y opta por la

idea de que la historic es una construcci6n (Jitrik 56). En efecto, como menciona Laurence

Lerner:

[...] it has become commonplace to argue that history cannot give us direct access to
objective facts, since the ideology and the verbal strategies of the historian will determine
what he chooses to notice and how he describes it, to say nothing of the connections
between events that he then establishes. [...] History is simply the result of the writing and
(even more) the ideology of the historian. (334)

Este concept es precisamente lo que se pone en evidencia en las tres novelas analizadas en este

capitulo. Por ser todas metaficciones que se refieren al process de escritura de novelas hist6ricas,

las obras ponen hincapie en la possible manipulaci6n y vision subjetiva de los acontecimientos

hist6ricos. En otras palabras, es otra manera de enfatizar la falta de confianza hacia la

historiografia.

En fin, en este capitulo se analizaron las primeras tres novelas incluidas en este studio. El

siguiente capitulo se ocupara de las restantes cuatro novelas: Amory conquista de Marisol

Martin del Campo, Malditayo entire las mujeres de Mercedes Valdivieso, Malinche de Laura

Esquivel y Duerme de Carmen Boullosa. Estas novelas se centran en la imagen de una mujer en









particular e intentan rescatarla de los prejuicios y desmitificarla, subvirtiendo, de esta manera, el

discurso hegem6nico en el que se describe a esta mujer de manera negative. El hilo conductor de

esta secci6n sera la reescritura del pasado por medio de tecnicas narrativas como la memorial y la

autobiografia y el rescate de figures femeninas mitificadas. Todas estas mujeres que viven

durante la epoca de la Conquista y la Colonizaci6n desafian la version official de la historic y su

prop6sito es ir en contra de las reglas y limitaciones pre-establecidas por el patriarcado. El

comportamiento de cada personaje principal no es concordante a los ejemplos establecidos por el

orden hegem6nico de la sociedad de la epoca en la que se centran. Es important mencionar que

tambien estas novelas que se analizaran en el siguiente capitulo proporcionan una critical al

sistema de clasificaci6n cultural contemporaneo al desestabilizar las construcciones coloniales y

deconstruir el discurso hist6rico official. No obstante, lo hacen por medio de un enfoque diferente

a las metaficciones que se analizaron en este capitulo.









CAPITULO 3
POLIFONIA, MARGEN E INTRAHISTORIA: MUJERES AL RESCATE DE FIGURES
FEMENINAS MITIFICADAS

El siguiente capitulo tiene como obj etivo examiner la segunda categoria de novelas, en la

que se ubican Amory conquista de Marisol Martin del Campo, Malditayo entire las mujeres de

Mercedes Valdivieso, Malinche de Laura Esquivel y Duerme de Carmen Boullosa. Esta

categoria incluye cuatro obras que se centran en la reescritura del pasado por medio de tecnicas

narrativas como la memorial y la autobiografia y el rescate de figures femeninas mitificadas.

Todas ellas se enfocan en contar la historic de tres mujeres1 cuyas vidas sirvieron como base

para variadas leyendas, diferentes relates y numerosas "re-simbolizaciones" (Cypess, "'Mother'

Malinche and Allegories" 14). Las versions de las leyendas o los relates sobre estas tres

mujeres, Malinalli, Claire2 y Catalina de los Rios y Lisperguer se caracterizan por el numero de

variaciones de contenido y de tratamiento que poseen. Es important destacar el hecho de que las

leyendas cambiaron segun las circunstancias hist6ricas y culturales en las que se escribieron. En

varias de estas versions, incluyendo cr6nicas y tratados hist6ricos, estas tres mujeres aparecen

como perversas, sinverguenzas, traidoras o figures diab6licas. Dichas versions ponen en

evidencia la construcci6n de la imagen negative de la mujer, la trasformaci6n del concept de

subjetividad en algo mas rigido y la marginalizaci6n de la otredad (Dangler 6). La imagen de la

mujer refleja la ideologia del moment y una variedad de opinions influidas y mediadas por

prejuicios etnicos y culturales, intereses personales y consideraciones political (Schwartz v-vi).





SAmory conquista yMalinche se enfocan en el mismo personaje hist6rico femenino: Malinalli, int6rprete de Cortes
tambidn conocida como Dofia Marina, Malintzin y Malinche.
2 Uno de los posibles antecedentes de este personaje es Catalina de Erauso (1592-1650), llamada la Monja Alf6rez.
Fue un monja que al escaparse del convento disfrazada de hombre se convirti6 en soldado espafiol y luch6 en la
Guerra de Arauco, contra los mapuches en el actual Chile.









Ya que Catalina de Erauso es uno de los posibles antecedentes del personaje ficticio

llamado Claire (Clara Flor) en Duerme, es important ilustrar c6mo esta figure hist6rica ha sido

retratada de diferentes maneras a lo largo del tiempo. Catalina de Erauso se convirti6 en leyenda

y cautiv6 la imaginaci6n popular del Nuevo Mundo y de Europa. Pedro de Valle Peregrino

describe la historic de Catalina de Erauso en una carta fechada el 11 dejulio de 1626. En esta

carta, basada en lo que Catalina le cuenta tratando de ganar su aprobaci6n, el clerigo asegura que

esta mujer asumi6 la identidad masculina no para prop6sitos nocivos -como por ejemplo

subvertir el orden social- sino debido a su natural inclinaci6n hacia el servicio military (Perry 89).

Sin embargo, en la obra teatral La monja alferez (1625), comedia famosa de Juan Perez de

Montalvan, la imagen de Catalina terminal siendo muy diferente. En esta obra se pone enfasis en

su atracci6n hacia las mujeres y su inclinaci6n hacia el juego y las peleas (90). Estas

caracteristicas no aparecen en los documents hist6ricos pero si aparecen en tres presuntas

"autobiografias" donde se described por lo menos quince homicidios y se mencionan a varias

muj eres que se enamoraron de Catalina (90). En la version que Catalina cuenta al clerigo Pedro

de Valle Peregrino y en las peticiones que describe para ganar la aprobaci6n del Papa y del rey

Felipe IV, esta mujer no menciona dichos detalles probablemente para evitar ser categorizada

como impura y muy poco seria (90). Las diferentes versions sobre la vida de Catalina sugieren

c6mo la imagen de un individuo puede cambiar segun las circunstancias hist6ricas y culturales

en la que se escriben y los intereses personales de quien describe.

En base a estas diferentes versions de la vida y la imagen de Catalina, Mary Elizabeth

Perry concluye:

Facts alone, then, cannot explain the historical significance of Catalina de Erauso. Like so
many female individuals noted in historical documents, she can be analyzed more
effectively as a symbol than as a person. (90)










En Duerme, Claire puede verse c6mo representante de todas las muj eres que en la epoca colonial

decidieron disfrazarse de hombre para poder tener acceso a espacios fisicos y laborales

injustamente prohibidos a las mujeres (Gutierrez 20). Esta caracteristica la asocia a la figure de

"mujer varonil"3 present en las obras dramaticas del Siglo de Oro. No obstante, es necesario

tener cuidado al utilizar esta asignaci6n. Al clasificar todos los papeles que adoptan estas

mujeres como masculinos, se contribute inevitablemente a la construcci6n de genero.

En los siglos XVI y XVII, las llamadas "mujeres varoniles" terminaban siendo o elogiadas

o ridiculizadas.4 En ambos casos, sus ejemplos servian para establecer las normas de genero

contribuyendo a la idea de feminidad versus masculinidad y definiendo la diferencia entire los

models de conduct para los hombres y para las mujeres. De hecho, Mary Elizabeth Perry

afirma que:

As a manly woman, the female warrior combined virtues believed to be "natural" to men
with the physical body of a woman. Superficially, the female warrior might seem to
represent a third gender and the freedom to break away from rigidly dichotomized gender
order. Close examination, however, shows that this symbol actually functioned to reinforce
the gender order. (92)

Tras esta afirmaci6n, cabe destacar que aunque Catalina de Erauso sea un possible antecedente

para la elaboraci6n del personaje ficticio "Claire", existe una diferencia muy important entire las

dos. Ambas decide disfrazarse de hombres para lograr tener libertades usualmente prohibidas a


3 En base a la definici6n de Melveena McKendrick, "by mujer varonil is meant here the woman who departs in any
significant way from the feminine norm of the sixteenth and seventeenth centuries. She can take the form of the
mujer esquiva who shuns love and marriage, the learned woman, the career woman, the female bandit, the female
leader and warrior, the usurper of man's social role, the woman who wears masculine dress or the one who indulges
in masculine pursuits" (ix).

4 Segun Mary Elizabeth Perry, las mujeres que se elogiaban por haberse disfrazado de hombres eran las que al final
reforzaban la construcci6n de g6nero y la separaci6n de roles (91). Algunas de estas mujeres usualmente se
disfrazaban para seguir la persona amada en lugares donde s6lo los hombres podian participar y luego abandonaban
su identidad masculina para casarse con el hombre perseguido (91). Feliciana Enriquez es un ejemplo de este tipo de
mujer elogiada por su "mente masculina" (91). Sigui6 a su amado en la Universidad de Salamanca donde gan6
various premios acad6micos (91). Al casarse con el hombre amado y volver a su identidad femenina esta mujer
acept6 su sometimiento al hombre (91). Catalina de Erauso tambidn se trasform6 en mujer elogiada porque gan6 la
protecci6n eclesihstica al afirmar que era virgen; calidad que otorgaba much importancia a una mujer (95).









las mujeres, pero Catalina nunca vuelve a su identidad femenina. De hecho, ella represent lo

que afirma Perry en la cita anterior; su rol como "mujer varonil" contribute a la construcci6n de

genero. Aunque Catalina reconozca las desigualdades entire hombres y mujeres, nunca lucha

contra ellas sino se adapta y cambia su identidad para sacar beneficio.

En el caso de Claire, el objetivo de este personaje de la novela de Carmen Boullosa no es

el de reforzar la construcci6n de genero sino deconstruirlo y subvertirlo. Su identidad oscila no

solamente entire hombre y mujer sino tambien entire razas y clase social. Por lo tanto, en la novela

se pone enfasis en la pluralidad de esta mujer y las dificultades que se enfrentan cuando se

intent definir algo utilizando el sistema de oposiciones binarias. El travestismo la acerca y a la

vez la aleja de la imagen de "muj er varonil" que se les otorga a personajes como Catalina de

Erauso. De hecho, segun Laura Pirott-Quintero:

In Duerme, the highly theorized contemporary figure of the transvestite dovetails with the
Golden Age topos of the "mujer varonil." Indeed, sixteenth and seventeenth century
Spanish literature, especially drama, formalized "the manly woman" through memorable
figures such as Rosaura, from La vida es \we/i)' by Calder6n, and the Monja Alferez,
among others. Melveena McKendrick in Woman and Society in Golden Age Spanish
Drama: A Study of the 'Mujer Varonil' argues that the "mujer varonil" was generally not
deployed to praise the figure of the strong or independent woman; rather, she was a figure
which served to presage "the world turned upside down." Once patriarchal and political
order was restored in the narrative, the cross-dressed woman once again took her rightful
"place," donning the appropriate clothing of their sex (McKendrick, 322-23). (3) Duerme,
however, undercuts the organizing principle of social "order" and presents a "world turned
upside down" that resists reorganizing.

Por un lado, aunque Catalina de Erauso logre seguir vistiendose de hombre y mantener su

identidad masculina tras el conseguimiento de un permiso por parte del rey Felipe IV y el Papa,

el mero hecho de haber ganado la aprobaci6n de poderes tan autoritativos implica un regreso a

un orden social, politico y patriarcal. Por otro lado, Claire continue desafiando y ridiculizando a

las instituciones de orden social no conformandose a las reglas y hasta retando las leyes naturales









de la vida. El objetivo de un personaje como Claire parece ser el de oponerse a cualquier orden

pre-establecido por el sistema hegem6nico y romper con los habitos socialmente aceptados.

El espiritu trasgresor de Claire se pone en evidencia varias veces a lo largo del relato en

situaciones que la distinguen de la llamada Monja Alferez. Mientras Catalina de Erauso siempre

lucha disfrazada de hombre defendiendo su honor masculine, Claire lo hace tambien en su

condici6n de mujer y ademas como indigena. Tras la amenaza de un soldado que quiere abusar

de ella, Claire decide retarlo a duelo para defender su honor femenino y, de esta manera, el honor

de todas las mujeres. La protagonista no tiene miedo a retar e instigar el soldado hiriendo su

orgullo como hombre:

--Y seras un cobarde si no aceptas que tu eres hombre, soldado, fuerte, y yo no soy sino
india y mujer. -Tu no eres india, a mi no me engafias. Pero si se que eres mujer, ic6mo
voy a aceptar tu reto? -Aceptalo si no me tienes miedo... iEs tu espada virgen? --iQue
miedo te voy a tener! De un gesto me separa de el y me avienta una espada. Pide otra a
voces a sus amigos, que a pocos pasos observan la escena: --iMe reta a duelo! iPrestenme
una buena espada, que le he dado la mia! --iC6mo vas a pelear con una india! Yo ya me
arremangue mis enaguas de algod6n y present la espada. Los soldados me hacen ronda. --
,No lo van a dejar pelear? -les digo alzando much la voz--i son ustedes sus nanas o que
son? iNodrizas? iMal les queda el traje de soldados! (83-84)

Por medio de la narraci6n de este episodio, se incorpora una burla hacia los soldados espafioles y

un desafio hacia la dominaci6n masculina. En el duelo, Claire logra herir al soldado demostrando

su fuerza, su autonomia femenina y su dedicaci6n a luchar en contra de las injusticias hacia las

mujeres y los series marginales. Ir6nico es el hecho de que este acontecimiento suceda en el

capitulo que lleva el titulo "Vida domestica. En este capitulo se pone en evidencia el rechazo de

la asignaci6n y separaci6n de roles. De hecho, Claire afirma que no naci6 para cocinar, lavar la

ropa, border, o limpiar. Se rehusa a ser sometida a la rutina de las mujeres o a cualquier otra

rutina, "sea esta de hombre o de mujer" (75).

Por lo que concierne a Malinalli y Catalina de los Rios y Lisperguer, las dos son victims

de una construcci6n social que lleva a que se les otorgue una imagen simb6lica y un apodo con










connotaciones negatives o que con el tiempo llegaria a ser sin6nimo de algo perjudicial: "la

Malinche"5 o "la Chingada"6 para Malinalli y "la Quintrala"7 para Catalina de los Rios y

Lisperguer. Las variadas versions de la vida de la Quintrala y la Malinche son ejemplos de la

creaci6n de un mito, en este caso con implicaciones negatives, que sirve para la construcci6n de

una naci6n o la propagaci6n de un proyecto de modernizaci6n. Segun Eric Hobsbawn varias

innovaciones contribuyen a la elaboraci6n de una naci6n, que implica un intent de unir various

aspects diferentes de una sociedad (77). Por ejemplo, se necesitan mitos, es decir, se intent

construir un pais por medio de un relato que desfigura la realidad ("Mito," def. 2). Por lo tanto,

existen elements de ficci6n en el process de construcci6n de lo que Eric Hobsbawn llama

"comunidad inventada", donde se idea la tradici6n (76). El intent de tratar de unir a una naci6n

se pone en evidencia por medio de figures publicas que contribuyen en la exaltaci6n de una

naci6n imaginada y la elaboraci6n de identidades locales. En otras palabras, las ideologias y los

pensamientos de figures publicas sirven como fundamento para desarrollar una conciencia

nacionalista y por ende sirven como llamados a la identidad national.

La imagen de Catalina de los Rios se asocia a la Colonia, epoca caracterizada por el caos y

la irracionalidad (Cisternas 429). La Quintrala, una mujer mestiza e instintiva, es el ejemplo

perfect de un moment hist6rico que fue considerado por la clase political liberal y algunos



5 Para muchos "malinche" lleg6 a ser sin6nimo de "traidora". Los mexicanos tambidn usan el adjetivo despectivo
"malinchista" para referirse a alguien que prefiere las cosas forineas, se abre a los extranjeros y es, por ende, traidor.
(Paz 78).
6 En palabras de Octavio Paz, "la Chingada" se define como "la Madre abierta, violada o burlada por la fuerza. El
'hijo de la Chingada' es el engendro de la violaci6n, del rapto o de la burla" (72). Paz asocia la palabra "Chingada" a
la Malinche describidndola como Madre violada (77); es una mujer que representa las indias, fascinadas, violadas o
seducidas por los espafioles. Y del mismo modo que el nifio no perdona a su madre que lo abandon para ir en busca
de su padre, el pueblo mexicano no perdona su traici6n a la Malinche" (78).
7 Le dieron este apodo por el quintral que mata al arbol que lo sostiene (Valdivieso 16). Es una especie parisita,
originaria de Chile, que se encuentra entire la zona central y sur. Esta plant se encuentra sobre arboles tales como el
maqui o el alamo.









historiadores nacionales como un moment de estancamiento que debia dar paso a la

modernizaci6n del estado (429). Parte del proyecto modemizador fue precisamente el de

representar a la Quintrala de una manera negative, acentuando asi su asociaci6n con su pasado

colonial espahol al cual se queria rechazar (431). Para Benjamin Vicufia Mackenna,8 la Quintrala

encarnaba una epoca que debia desaparecer (431).

La Malinche, figure clave de la Conquista cuya informaci6n ha variado en varias cartas de

relaci6n o cr6nicas, es un ejemplo de la vision parcial que caracteriza algunos escritos. De hecho,

la asesora e interprete de Hernmn Cortes ha sidojuzgada de manera diferente por various

historiadores y cronistas. Segun Jose Antonio Flores Farfan:

En la Malinche se ha vertido una series de miradas, de ideologias en pugna, de prejuicios,
sesgos e intereses propios, todas volcadas en la figure mas enigmatica y emblematica de la
conquista de Mexico. Por ej emplo las feministas, sobre todo chicanas, la reivindican como
una mujer que supo emanciparse ante un sistema doblemente patriarcal en el que,
efectivamente, se desarroll6 como una suerte de proto feminist; los forjadores de la
identidad national mexicana la esgrimen como el arquetipo de la traici6n a la patria, como
la apatrida mas recalcitrant, a traves de la Malinche los hispan6filos por el contrario se
enfrentan a los indigenistas. (117)

Esta mujer empez6 siendo una figure hist6rica de la Conquista incluida de manera limitada en las

cr6nicas escritas durante esa epoca y se convirti6 luego en un mito national que fue

representando diversos concepts. Segun Tere Romo, existen cinco metaforas que described las

varias construcciones de la imagen de la Malinche: la Malinche como lengua/interprete, como

representante de lo indigena, como traidora seductora, como simbolo del mestizaje y como

Chicana (140). Entre estas imagenes, la de la traidora ha sido la mas comun. De hecho, segun

Sandra Messenger Cypess, "from the Spanish chronicles to the post-independence texts to

twentieth century Mexican and Chicano/a works, she has been portrayed more often as the

Mexican Eve, a traitorous woman who sold out to the conquerors" ("'Mother' Malinche and

8 Destacado politico e historiador del siglo XIX. Public su ensayo hist6rico Los Lisperguer y la Quintrala en 1877.









Allegories" 14).Para el mexicano medio la actitud hacia la Malinche sigue siendo de rechazo y se

sigue considerando traidora, arquetipo consagrado por el nacionalismo mexicano (Flores Farfan

133). No obstante, cabe destacar que la imagen de la Malinche no ha sido unicamente la de

traidora. En algunas ocasiones, la Malinche ha sido representada como victim poniendo enfasis

en el hecho de que fue una mujer que tuvo que soportar las peores adversidades: el pasar de la

condici6n de noble a esclava, el haber sido vendida como esclava de nifia y rechazada por sus

padres, el haber sido abusada por los poderosos y, en fin, el haber sido sometida (130). Segun

Svetlana V. Tyutina, muchos se olvidaron de la verdadera posici6n de la Malinche en el ej rcito

de Cortes como esclava violada y vendida (65). Esta representaci6n ha llevado al debate que

intent responder a la pregunta de que si esta mujer fue victima o traidora? ,Prostituta o

heroina? La existencia de documents reprobatorios al igual que laudatorios pone en evidencia la

ambivalencia de opinions que existe sobre esta mujer (131). No obstante, cabe destacar que la

Malinche ha sido retratada por su gran mayoria de manera negative. Es por esta raz6n que el

objetivo de muchos escritores hoy en dia es el de reivindicarla.

En sintesis, aunque no exista un relato escrito directamente por la Malinche, esta mujer ha

sido objeto de interpretaciones biograficas, ficticias, artisticas y simb6licas (Cypess, La Malinche

in Mexican Literature 2). Hoy en dia, la Malinche ha trascendido el ambito de la historic y se ha

convertido en un mito omnipresente en la sociedad mexicana (Gonzalez Hernandez 11). Estos

relates y documents han contribuido a la elaboraci6n de la leyenda que divide la imagen de la

Malinche en una interesante dualidad: paradigma del mestizaje (12) y simbolo de la traici6n a la

patria (14).

Debido a las implicaciones negatives que se les atribuyeron a estas tres mujeres, Duerme,

Amor y conquista, Malinche y Maldita yo entire las mujeres, tienen como prop6sito rescatar a un









personaje hist6rico femenino o a un personaje basado en una figure hist6rica, humanizandolo e

inscribiendolo en el discurso historiografico por medio de la construcci6n de un relato que se

enfoca en la vida personal de estas mujeres. Aunque el objetivo es el mismo, las autoras emplean

tecnicas narrativas diferentes que contribuyen al intent de poner el margen en el centro.

En Amory conquista, una de las narradoras, una muj er azteca llamada Ozlaxiuchitl, cuenta

a su hija la historic de la Malinche tal como la misma Malinche se la relate antes de morir. La

tecnica utilizada es la de narrar el pasado en su pasaje desde una generaci6n a otra. Por lo tanto,

la memorial tiene un papel muy important en la elaboraci6n de la historic. En este tipo de texto,

que tiene como caracteristica principal el ej ercicio consciente de la memorial, cabe destacar la

importancia de la mezcla entire la escritura y la oralidad, lo mitico y lo ficticio, y lo consagrado y

lo cotidiano. La memorial sirve como vehiculo de informaci6n y como instrument de

comunicaci6n entire diferentes personas, grupos y generaciones. El dialogo se plantea de una

generaci6n a la otra y, por lo tanto, le otorga polifonia. Como consecuencia, se establece en este

texto literario una pluralidad de voces que se correspondent con multiples y di stintivas

conciencias independientes.

En Malinche el relato se present en tercera persona y se enfoca en la vida de Malinalli. La

destrucci6n del imperio de Moctezuma se narra a traves de los ojos de esta mujer. Sin embargo, a

lo largo del relato tambien se insertan muy brevemente focalizaciones en personajes masculinos

como Hernan Cortes y Moctezuma. La narraci6n tambien viene acompaiada por un c6dice

pictografico elaborado por Jordi Castells, el sobrino de la autora, tras una extensa investigaci6n

de los c6dices prehispanicos. Todos estos aspects confieren polifonia al relato y subrayan la

importancia de la incorporaci6n de generos marginales que tienen como objetivo subvertir el

discurso hist6rico official. Cabe destacar tambien que a lo largo de la novela, Laura Esquivel









siempre se refiere al personaje principal como Malinalli en lugar del apodo peyorativo,

probablemente como intent de deconstruir el mito de la Malinche. La narraci6n es fragmentada

con saltos en el pasado y en el present, huecos de informaci6n y un "orden" no linear. Por

medio de la intrahistoria, Malinalli se describe como mujer muy inteligente y fuerte al igual que

como un agent hist6rico muy important. Todos estos aspects contribuyen a la deconstrucci6n

no s6lo del discurso hist6rico official sino tambien del sistema patriarcal.

En la novela de Laura Esquivel, el papel y la importancia del personaje femenino en la

conquista de Mexico se vuelve central. Por lo tanto, la presencia de Malinalli en la historic se

narra de una forma muy diferente a la que aparece en otros documents hist6ricos. Tomando en

consideraci6n documents de relevancia hist6rica como las Cartas de relaci6n de Hernan Cortes,

se puede constatar c6mo Malinalli queda desapercibida. En las cartas de Cortes, Malinalli

aparece solamente dos veces. En la segunda carta, el conquistador se refiere a ella como "la

lengua que yo tengo, que es una india de esta tierra, que hube en Potonchan" (109). En este caso

no se menciona el nombre, sin embargo, aparece en la quinta carta: "para que creyese ser verdad,

que se informase de aquella lengua que con el hablaba, que es Marina, la que siempre conmigo

he traido, porque alli me la habian dado con otras veinte mujeres" (368). Aunque en este caso se

mencione su nombre, al omitir el tratamiento de respeto que se expresa con la palabra "dofia",

Cortes aminora la importancia de Malinalli. Ademas, durante el dialogo entire Hernan Cortes y

Moctezuma, se desfigura la realidad al silenciar la presencia de la intermediaria. El conquistador

parece presentar la realidad de forma parcial para favorecer ciertas tendencies.

Esta inexactitud voluntaria sugiere el intent, por parte de Hernan Cortes, de presentarse

como heroe y protagonista de la historic y categorizarse indirectamente como unico

intermediario entire Moctezuma y Carlos V. La supresi6n de la presencia de Malinalli durante un









acontecimiento de gran importancia, lo eleva a un mayor status y delinea la categoria imponente

de lo masculine (Glantz 130). En la novela de Esquivel, como en la de Marisol Martin del

Campo, esta supresi6n se subvierte poniendo a Malinalli como enfoque principal de la historic y

dejando a Hernan Cortes en segundo piano. La historic se cuenta desde un punto de vista

marginal femenino, subvirtiendo de esta manera el discurso hist6rico official y el sistema de

opresi6n patriarcal.

En Maldita yo entire las mujeres, Mercedes Valdivieso deconstruye el mito de Catalina de

los Rios y Lisperguer9 y realize una nueva relectura del pasado. Al igual que en las otras novelas,

esta obra provee una vision contemporanea de un personaje que vivi6 en una epoca en la que la

mujer no tenia voz. Varios historiadores, como, por ejemplo, Benjamin Vicufia Mackenna, han

intentado relatar objetivamente la historic de Catalina de los Rios y Lisperguer. No obstante, no

han podido lograr el objetivo de ser imparciales, contribuyendo de esa manera a la construcci6n

del mito de La Quintrala y otorgandole al mismo una imagen demoniaca. En su novela,

Mercedes Valdivieso no toma la imagen ya deformada del personaje hist6rico sino que recrea la

vida de esta mujer, que a la vez refleja la vida de una epoca. Con la incorporaci6n de datos

hist6ricos junto a elements ficticios, la autora logra dar otra perspective de la imagen negative y

estereotipada de este personaje hist6rico femenino. La Quintrala es una mujer mestiza y

aut6noma que se resisted al orden patriarcal colonial y es product de la dinamica de un sistema

de poder (Coltters 40). Las transgresiones que compete desde su condici6n mestiza implican una

amenaza hacia el orden ya imperante al igual que la posibilidad de desestabilizar tal sistema y

hacer visible su caducidad y sus limitaciones (40). Esta trasgresi6n es precisamente lo que las


9 Catalina de los Rios y Lisperguer (1604-1665) era hija de una familiar poderosa de comienzos del period colonial.
Es conocida en el pueblo chileno como La Quintrala, figure poderosamente mitificada que cometi6 multiples
asesinatos sin piedad, mat6 a su padre, a sus amantes y esclavos. Se transform en un icono del abuso y la opresi6n
pre-colonial.









nueves novelas hist6ricas aqui estudiadas intentan lograr. El objetivo de este genero parece

reflejarse en el personaje de la novela de Valdivieso porque represent la deconstrucci6n de un

sistema central.

EnDuerme, Carmen Boullosa escoge enfocarse en una mujer cuyo travestismo subvierte

tres categories: genero, raza y clase social. En palabras de Pirott-Quintero, por medio de la

hibridez de este personaje que adapta su cuerpo, su identidad y el uso de los pronombres de

genero, la novela va mas alla de la ruptura entire los limits de genero y deconstruye tambien

models binarios raciales, hist6ricos y de clase social. Segun Pirott-Quintero, al lector se le

sugiere tener que cuestionar y reconsiderar las clasificaciones tradicionales e institucionalizadas

como por ejemplo "hombre", "mujer", "indigena" y "mestizo". La novela desestabiliza tanto las

construcciones coloniales del siglo dieciseis como el sistema de clasificaci6n cultural

contemporaneo. Al vestirse como pirata frances, conde espahol, mujer indigena, soldado espahol

y mujer espafiola bien educada, esta mujer se convierte en simbolo de la heterogeneidad da la

cultural colonial y la imposibilidad de categorizar entidades por medio de oposiciones binarias. A

Claire nunca se le caracteriza como mujer perverse e impura sino como representante del desafio

hacia la historic official y el discurso patriarcal. Tanto la heterogeneidad de este personaje, como

la incorporaci6n de su punto de vista y los comentarios de un personaje masculine y de un

narrador en segunda persona, confieren pluralidad a la narraci6n. Es esta una caracteristica

perteneciente al genero de la nueva novela hist6rica que se analizara de manera mas detallada en

la secci6n dedicada a la polifonia.

Es important mencionar que las cuatro obras presentan de alguna forma el poder de la

palabra, expresada de manera escrita, oral o por medio de simbolos. Por un lado, Amory

conquista de Marisol Martin del Campo resalta el intent de algunas muj eres de eliminar el









silencio por medio de la comunicaci6n oral y la escritura. El relato que describe la hija de

Ozlaxiuchitl, Miahuaxochitl, fue transmitido oralmente de generaci6n en generaci6n: Malinalli

cuenta la historic de su vida a Ozlaxiuchitl que a su vez la cuenta a su hija antes de morir. El

prop6sito del relato es narrar "la verdadera historic" (13) de Malinalli y "hablar s6lo de los

vencidos con su voz, su lengua y su memorial" (11). Dado que segun Ozlaxiuchitl "la sefiora

Malinalli es mencionada entire los nuestros con rabia, los espafioles ni la nombran" (13-14), el

objetivo parece ser el de rescatarla del olvido y redimirla.

En la novela de Marisol Martin del Campo, la importancia de la oralidad se pone de relieve

por medio de tecnicas narrativas que confieren al relato caracteristicas del lenguaje hablado. Por

ejemplo, la narraci6n de Ozlaxiuchitl se caracteriza por una constant referencia a su hija que es

su interlocutor:

-- Sucedi6 alla en el otro tiempo. [...] Usted lo conoci6, hija, sabe de su rudeza y de sus
ataques de c6lera. [...] Los hombres, hija, los hombres como don Hernando provocan
males terrible creyendo hacer un bien. [...] En fin, hija, que ese matrimonio concertado en
Coatzacoalcos, de prisa, result un desastre. (15)

Al incluir un gui6n que introduce la voz del personaje e intercalar la palabra "hij a" en la

narraci6n, el relato adquiere las caracteristicas del estilo director y la transmisi6n oral. De esta

manera, se exalta el quiebre del silencio femenino y la importancia de la comunicaci6n entire

muj eres.

Mientras que en la novela de Marisol Martin del Campo se resalta la importancia de la

transmisi6n oral de generaci6n en generaci6n para que la historic de mujeres como Malinalli no

queden en el olvido, en la novela de Laura Esquivel la importancia de la palabra es puesta en

evidencia por various pasaj es que subrayan el valor y el significado del rol influyente de Malinalli

como interprete durante la conquista de Mexico. En algunas ocasiones, la novela de Esquivel

tambien enfatiza c6mo la palabra trasciende el tiempo y viaja de generaci6n en generaci6n:









Ser era una enorme responsabilidad. No queria equivocarse y no veia como
hacerlo, pues era muy dificil traducir de una lengua a otra concepts complicados. Ella
sentia que cada vez que pronunciaba una palabra uno viajaba en la memorial cientos de
generaciones atras. Cuando uno nombraba a Ometeotl, el creador de la dualidad
Ometecihtli y Omecihuatl, el principio masculine y femenino, uno se instalaba en el
moment mi smo de la Creaci6n. Ese era el poder de la palabra hablada. (68)

En este pasaje es important destacar el nexo entire el poder de la palabra y la creaci6n. Unos

cuantos parrafos antes del pasaje citado, Malinalli afirma que necesita el silencio para poder

crear "nuevas y sonoras palabras" (67). Esta afirmaci6n se pone en relaci6n con el Popol Vuh,

libro sagrado de sus mayores donde se establece que es necesario el silencio y la calma para que

surja la creaci6n (67). De esta manera, se pone de relieve nuevamente la fuerza predominante de

la palabra como poder fundador y progenitor. Por lo tanto, la palabra es mas fuerte que cualquier

arma o cualquier otro poder, sea ello politico, military, econ6mico o spiritual. Ese conjunto de

sonidos es lo que posibilita la comunicaci6n, lo que puede herir como un arma, lo que moldea la

realidad y lo que puede cambiar el future. En una ocasi6n, el padre de Malinalli preve la

importancia de su hija y el poder de su palabra en el tiempo:

--Hija mia, vienes del agua, y el agua habla. Vienes del tiempo y estaras en el tiempo, y tu
palabra estara en el viento y sera sembrada en la tierra. Tu palabra sera el fuego que
transform todas las cosas. Tu palabra estara en el agua y sera espejo de la lengua. Tu
palabra tendra ojos y mirara, tendra oidos y escuchara, tendra tacto para mentir con la
verdad y dira verdades que pareceran mentiras. Y con tu palabra podras regresar a la
quietud, al principio donde nada es, donde nada esta, todo lo creado vuelve al silencio,
pero tu palabra lo despertara y habras de nombrar a los dioses y habras de darle voces a los
arboles, y haras que la naturaleza tenga lengua y hablara por ti lo invisible y se volvera
visible en tu palabra. Y tu lengua sera palabra de luz y tu palabra, pincel de flores, palabra
de colors que con tu voz pintara nuevos c6dices. (16)

Este pasaje resalta el significado de esta mujer y la potencia que su voz tendra para cambiar el

future; su rol como intermediaria entire los dos mundos sera indispensable. Este principio

represent simb6licamente la importancia de la palabra en general y la cadena de efectos que se

pueden verificar tras la abolici6n del silencio. La aparente autoridad de Malinalli la coloca en el

centro; sin ella quizas un hecho hist6rico tan fundamental como la Conquista del Nuevo Mundo









no hubiera ocurrido. Aunque este acontecimiento hist6rico tenga connotaciones negatives, aun

asi se pone en evidencia la importancia de una mujer como agent hist6rico.

A lo largo del relato, tambien se otorga un valor simb6lico a la lengua de Malinalli. Este

6rgano m6vil es tan significativo que se usa como nombre para designer a la interprete indigena

como . En un moment de la obra, la protagonista, sintiendose sucia y pecadora,

contempla perforarse la lengua como castigo. Malinalli reconoce que no lo puede hacer y que

Cortes nunca lo aprobaria, poniendo enfasis en el valor de su capacidad de hablar y comunicar.

Advierte que su rol como intermediaria es demasiado relevant, dando como ejemplo el papel

que emprendi6 en el primer encuentro entire Moctezuma y Cortes:

Consideraba como el mas grande honor que habia tenido en la vida transmitir las palabras
de Moctezuma. Lo que nunca esper6 fue que Moctezuma depusiera su trono a favor de
Cortes y que ella, por ser la traductora, fuera quien practicamente le hubiera dado el reino a
Cortes. Tampoco se imagine que al hacerlo experimentaria un dolor tan profundo. (124)

Al poner a Malinalli como figure que es central para el relato y fundamental para la

comunicaci6n entire Cortes y Moctezuma, la narraci6n inevitablemente desmitifica y desvaloriza

la figure de Hernan Cortes. El enfoque durante un hecho tan important como el encuentro entire

Cortes y Moctezuma cae en ella, y no en el Conquistador.

Por otro lado, Malditayo entire las mujeres de Mercedes Valdivieso enfatiza el poder de la

comunicaci6n entire mujeres por medio de simbolos. Las hermanas Catalina y Agueda se

comunican por medio de animalitos de barro cocido que s6lo las dos pueden reconocer. Aunque

la novela de Mercedes Valdivieso no es una metaficci6n, existe una referencia al poder de la

escritura y la comunicaci6n entire mujeres por medio de la relaci6n entire Catalina y su hermana.

Agueda de los Rios y Lisperguer regala a su hermana menor una cuerda a la que van atados

dichos animalitos de barro cocido. Dichas figuritas parecen simbolos carentes de significado para

las lectures masculinas. No obstante, las hermanas logran comunicar y mandar mensajes de









auxilio por medio de estas figures que representan el habla muda de las mujeres. La referencia al

poder de la escritura esta en el hecho que Catalina y Agueda construyen y aplican un lenguaje

silencioso capaz de burlar las autoridades y las instituciones. Por lo tanto, en esta novela tambien

se manifiesta la subversion del discurso patriarcal.

En Duerme, la importancia de la escritura se menciona a lo largo del relato con

comentarios que ponen en relieve la inclinaci6n de Claire hacia la necesidad de contar su vida:

"Y no consigo dejar este gesto de poner en palabras cuanto me va sucediendo" (21). Aunque la

protagonista se pregunte el porque de esta vocaci6n con comentarios como ",Para que lo hago?

,Para que narrarme a mi lo que va sucediendo?" (21), el mero hecho de que este narrando su

vida impide que su voz caiga en el olvido. Pese a que Claire implique que esta contando la

historic a si misma y por ende no tenga un lector implicito, esta mujer va formulando los hechos

en palabras, sonidos, imagenes y concepts, materializando sus pensamientos para que no

queden ocultos. Este artefacto narrative puede verse como una forma de evitar que un personal e

marginal como Claire desaparezca de la historic. Si bien Pedro de Ocejo afirma que "nada sabra

nadie de ti nunca sino nosotros" (127), el hecho de que el lector este leyendo su historic supone

que las aventuras, el punto de vista y el significado de esta mujer no desapareceran. Por lo tanto,

se subraya de esta manera la importancia de la escritura y la difusi6n del cuento, las aventuras y

el ambiente que rodea a una mujer cuya historic de otra manera no hubiera sido incluida en el

discurso hist6rico official.

Claire tambien se ocupa de narrar lo que le cuenta, por ejemplo, Pedro de Ocejo:

Yo no tengo su gracia. No para narrar las histories que el cuenta, yo no soy ese hombre
hermoso, lleno de encanto, sino una mujer india que como tal puede ser usada y sin pago,
por quien lo quiera, en cuanto le de la gana. Pero puedo intentar repetirme a mi misma
fragments de las histories que me ha narrado Pedro de Ocejo y que el dejara ir para
siempre en el olvido, por considerar vulgar la factura de escribirlas. (78)









Con esta afirmaci6n, Claire continue apoyando su vocaci6n de narrarse a si misma lo que le

sucede y lo que la rodea, afiadiendo a la vez comentarios sobre el maltrato y las injusticias hacia

los indigenas. Se subraya de esta forma la importancia de transmitir los propios pensamientos y

puntos de vista, enfatizando indirectamente el valor de la escritura. No obstante, se menciona

tambien el lado negative de la escritura, en este caso la trascripci6n historiografica. Esta critical

se hace por medio de un personaje masculine, Pedro de Ocejo: "
digo que no, pero sirve demasiado, es una manera de conquistar y veneer, y yo no tengo por que

conquistar mundo. [... ]>" (77). Esta afirmaci6n pone enfasis en el poder manipulador y el

potential peligro del discurso historiografico. La historic official se describe desde el punto de

vista del conquistador que recurre a la inclusion de algunos datos y la exclusion de otros en base

a intereses politicos o personales.

En fin, en las cuatro novelas que se analizan en este capitulo se pone enfasis en la

importancia de la escritura en general, se subrayan las subj etividades femeninas y se favorece el

enfoque en un lugar de enunciaci6n que privilegia a las mujeres involucrando al mismo tiempo

cuestiones de raza, clase social y cultural. En estas novelas tambien se incluye la presencia

invisible o marginal de la autoridad patriarcal contra la cual reacciona la mujer, y se refuerza la

deconstrucci6n de estereotipos asociados al concept de centro y periferia por medio del enfoque

en la intrahistoria, la polifonia y la incorporaci6n de generos marginales.

La intrahistoria

La escritura del "yo", que muchas veces se ha asociado a la escritura de mujeres, es una de

las tecnicas narrativas mas relevantes en la elaboraci6n de las novelas intrahist6ricas (Rivas

111). A excepci6n deMalinche y algunos capitulos deAmor y conquista, las novelas analizadas

en esta secci6n se relatan en primera persona desde la perspective del personaje principal.

Aunque Malinche se narre en tercera persona, la historic se centra en la vida intima de esta mujer









y sus pensamientos mas profundos. Por lo tanto, las cuatro novelas se pueden considerar todas

como intrahist6ricas porque ofrecen una vision de los espacios intimos y privados de personajes

femeninos, reconocidos por la historic official, pero que aun se consideran subalternos por ser

mujeres y por haber sido retratadas en muchas ocasiones como perversas, sinverguenzas,

traidoras o figures diab6licas. Cabe destacar que Amory conquista, Malinche, Malditayo entire

las mujeres y Duerme, no se enfocan en la perdida de poder o ridiculizaci6n de un personaje para

desestabilizar la figure hist6rica sino rescatan a una figure femenina ignorada por la historic y la

colocan en el centro. Logran este objetivo por medio del enfoque en la intrahistoria y la uni6n

entire la esfera public y privada. En otras palabras, ponen enfasis en la posibilidad de hacer

historic desde los espacios intimos de la vida privada.

A diferencia de las otras tres novelas analizadas en el capitulo anterior, Amor y conquista

incluye muchos datos hist6ricos a lo largo del relato y al final de la novela en una series de

appendices que incluyen: una cronologia (desde 1505 hasta 1530), unos arboles geneal6gicos,

unos mapas de los afios 1519 y 1521, una lista de dioses mexicas y mayas, un glosario de

palabras en maya y nahuatl y una extensa bibliografia. Por medio de estos appendices el lector

puede verificar los datos hist6ricos presentados a lo largo del relato. La amplia bibliografia

incluye nombres de historiadores y antrop6logos como William H. Prescott, 10 Manuel Orozco y

Berra, George C. Vaillant,12 Diego Mufioz Camargo13 y Eric Wolf14 entire otros. Tambien



l'Historiador norteamericano (1796-1859).
11 Historiador mexicano, considerado como un pionero de la historiografia de su pais (1816-1881).
12 Antrop6logo norteamericano (1901-1945).

13 Autor de Historia de Tlaxcala, un c6dice ilustrado que pone 6nfasis en los aspects culturales, religiosos y
militares de los Tlaxcaltecas (1529-1599).
14 Antrop6logo conocido por sus trabajos sobre Amdrica Latina y sobre los campesinos y por haber introducido una
metodologia marxista dentro del studio de la antropologia (1923-1999).









consta de la inclusion de un libro escrito por various autores del Centro de Estudios Hist6ricos de

El Colegio de Mexico y c6dices y documents sobre Mexico. No podian faltar, y tambien son

incluidas, la Historia de la Nueva Espaha de Hernan Cortes, la Brevisima relaci6n de la

destrucci6n de las Indias de Fray Bartolome de las Casas, Naufragiosy comentarios de Alvar

Nufiez Cabeza de Vaca y la Historia de la conquista de Mexico de Francisco L6pez de G6mara.

En la narraci6n se incluyen asimismo referencias en forma de notas a pie de pagina que

mencionan los textos que Marisol Martin del Campo utilize como fuente de informaci6n. Uno de

los textos utilizados para este prop6sito es la Historia verdadera de la conquista de la Nueva

Espaha de Bernal Diaz del Castillo. La autora utiliza este texto como base de su descripci6n de

Xicotencatl "el mozo" y la visit de Cortes al palacio de Motecuhzoma. El prop6sito de la

inclusion de estos datos y referencias parece ser el de dar al relato mas veracidad. No obstante, al

enfocarse en los datos personales de Malinalli y contar la historic desde un punto de vista de la

mujer, esta novela subvierte el discurso historiografico incluyendo a la mujer como agent

hist6rico.

Efectivamente, la novela de Marisol Martin del Campo present como context la

conquista de Mexico pero el enfoque cae en la vida de Malinalli y su desamparo, su soledad, sus

sentimientos, sus confusiones y su condici6n de dos veces esclava odiada por ambas cultures.

Los acontecimientos que se considerarian dignos de ser incluidos en un texto hist6rico, aunque

son numerosos e imposibles de resumir en una tabla, quedan en segundo plano y prevalece la

intrahistoria. El enfoque en la intrahistoria tiene como resultado la humanizaci6n de Malinalli,

figure mitificada y rodeada de prejuicios. Tal desmitificaci6n se obtiene por medio del enfoque

en su estado de confusion:

[...] empiezo por lo que me hiere, por Chollolan, porque ahi me di cuenta de que ya no se
que soy, ves, se me abrieron los ojos de adentro, y me duele saber, me duele pensar: soy









Xochiquetzal, soy Malinalli, soy Marina y no soy ninguna de ellas; soy tuya y tu no estas,
soy del nacom pero no quiero serlo; soy mexica y odio a los mexicas, no soy maya y me
siento maya, no soy espafiola y los ayudo. [...] No tengo techo, ni siquiera se que va a ser
de mi. (119)

El possible problema de identidad y el conflict interno que enfrenta Malinalli no aparecen en los

libros de historic. El abordaje de este tema en la novela subvierte la historic official porque

present nuevas maneras de entender el pasado desde los margenes, proporcionando una

perspective desde los espacios intimos y an6nimos.

El privilegio de las histories subalternas de las mujeres lleva a la presentaci6n de various

discursos y detalles intimos que se pueden resumir en la siguiente tabla 3-1:

Tabla 3-1. Discursos y detalles intimos en Amory conquista
* Relaci6n amorosa entire Malinalli y Alonso Hernandez de Portocarrero.
* Relaci6n entire Malinalli y su familiar.
* Relaci6n entire Malinalli y su amiga Techi.
* Relaci6n entire Malinalli y Hernan Cortes.
* Vida de Ozlaxiuchitl en el tecpan del huey taltoani.
* Relaci6n entire Ozlaxiuchitl y Malinalli.
* Vida matrimonial de Ozlaxiuchitl y sus deberes como esposa.
* Ozlaxiuchitl y la relaci6n con sus hijos y con su suegra

Al elaborar la intrahistoria en un context hist6rico, la novela provee un nuevo acercamiento a

los documents oficiales enfocandose en la vida cotidiana de estas muj eres y su rol no solo como

madres y esposas sino como agents activos en la construcci6n de la sociedad. El prop6sito

parece ser el de mostrar que tambien habia mujeres en el scenario de la historic.

Es important mencionar tambien que en la narraci6n se usa el pretexto de estar contando y

explicando algo a una interlocutora, en este caso la hija de Ozlaxiuchitl, para incorporar

informaci6n cultural y tradiciones de la epoca. En un ejemplo de esta caracteristica, se incorpora

informaci6n sobre las fiestas de la comunidad azteca mientras Ozlaxiuchitl cuenta la historic de

la princess Tecuichpotzin y la boda con su tio:









Al enterarse Tecuichpotzin de su pr6xima boda con su tio, salt, como la nifia que era,
alrededor de su madre. El dia propicio fue el 4 de octubre, en el que se celebraba la primera
fiesta de Tezcatilpoca, la llegada de los dioses. Mire hija, para que comprenda nuestras
fiestas imagine tres periods principles en el afio. El primero pertenecia a los dioses
celestes, los cuatro creadores Tezcatlipocas, junto con el Sol y su sequito de muj eres y de
guerreros. El segundo period era de los dioses de Tlalocan, dioses de la lluvia, del agua.
El tercero, a las deidades del inframundo, al dios del Fuego y do los mercaderes. (171)

El relato continue con una extensa descripci6n de estas fiestas. De esta manera, se incluyen

detalles de la vida y la cultural de los vencidos, es decir, de la historic marginal.

Poco despues de la extensa explicaci6n de sus creencias y costumbres, se incorpora

tambien una critical hacia la cultural y las tradiciones espafiolas:

Ahora los espafioles nos tildan de "crueles" por hacer sacrificios humans. Comprenda
hija, para que nunca se averguence de su sangre mexica, [...]. Los sacrificios humans
eran una necesidad vital y no un ejercicio de crueldad. [...] Los cat6licos si son crueles,
basta con asistir a los autos de fe que celebra la Santa Inquisici6n: queman a los hombres
porque no piensan como ellos. Las torturas que le infligen le quitan al ser human su
dignidad y lo erguido de sus espaldas. (173)

Con esta tecnica se invierte el discurso historiografico dado que la connotaci6n negative cae en

los espafioles. La pareja opuesta, civilizaci6n y barbarie, se deconstruye y consecuentemente se

vuelve dificil establecer una separaci6n tan clara entire la cultural "civilizada" y la "barbara". En

el discurso historiografico se ha descrito a las cultures indigenas de las Americas como barbaras

y canibales. No obstante, la novela de Marisol Martin del Campo provee el punto de vista de las

cultures vencidas para incluir el otro lado de la historic. Dicha particularidad aumenta tambien

las caracteristicas polif6nicas de la novela que se analizaran en la pr6xima secci6n.

Por lo que concierne a Malinche, esta obra se puede describir como una agrupaci6n de

elements de ficci6n entretejidos con datos hist6ricos que tienen muchas semejanzas, al igual

que diferencias, con los que se mencionan en la novela de Marisol Martin del Campo. En la

novela de Laura Esquivel, tambien se presentan various datos hist6ricos apoyados por una

bibliografia. Esta lista de obras citadas no es tan extensa como la de Amory conquista pero si









incluye algunos de los mismos textos y la novela misma de Marisol Martin del Campo. La

bibliografia incluye a historiadores y antrop6logos como William H. Prescott, Hugh Thomas15 y

Miguel Le6n Portilla. 16 Tambien se incluyen various libros sobre la Malinche y sobre la cultural, el

pensamiento, la astrologia y la religion azteca.

Dado que no hay muchos datos biograficos sobre la Malinche, la autora de esta nueva

novela hist6rica vajuntando piezas del rompecabezas entretejiendolos con elements de ficci6n

y llenando los huecos de informaci6n sobre la vida de Malinalli. De hecho, mientras que la vida

de Malinalli queda bastante ficcionalizada, en el relato hay una predominancia de datos relatives

a acontecimientos hist6ricos, personajes hist6ricos y la cultural y las tradiciones aztecas. Los

datos reconocidos por la historic official incluidos en el relato se pueden resumir de la siguiente

manera:

Tabla 3-2. Personaj es, lugares y datos hist6ricos en Malinche
* Juan Diego y la aparici6n de la Virgen de Guadalupe en 1531.

* Hernan Cortes.

* Moctezuma.

* 1504: Hernmn Cortes pisa la isla La Espafiola (isla que actualmente comprende Republica
Dominicana y Haiti).

* Ger6nimo de Aguilar: Otro interprete de Hernan Cortes. Hablaba espahol y maya.
Malinalli traducia del nahual al maya y Aguilar del maya al espahol.

* Popol Vuh.

* Cholula, Tlatelolco, Tenochtitlan.






15 Historiador ingl6s autor, entire otros trabajos, del libro Conquest: Montezuma, Cortes and the Fall of Old Mexico.

16 Antrop6logo e historiador mexicano especializado en literature y filosofia nahuatl.









Tabla 3-2. Continuaci6n
* Veracruz: Cortes bautiz6 al pueblo totonaca de Chalchicueyecan como Veracruz ya que
habia llegado a ese lugar el 22 de abril de 1519, un Viernes Santo, es decir, dia de la
Verdadera Cruz: Vera Cruz.

* Diego de Ordaz.

* Bernal Diaz del Castillo.

* Catalina Xuarez: esposa de Hernan Cortes.

* Itzcc6atl, Axayacatl, Moctezuma el Viejo, Tiz6c y Ahuizotl: emperadores antes de
Moctezuma.

* Diego Velazquez, Panfilo de Narvaez y Pedro de Alvarado. Describe la situaci6n political:
"Panfilo llegaba en mal moment, la situaci6n political era muy delicada. Sin embargo,
Cortes no tenia otra alternative que detenerlo, atajarlo, impedir que lo apresara y lo colgara
acusado de insurrecci6n por haber desobedecido a Diego Velazquez, gobernador de Cuba,
quien habia enviado a Cortes en un viaje de exploraci6n y no de conquista. Antes de irse a
combatir a Narvaez, Cortes dej6 a Pedro de Alvarado."

* Cuitlahuac: (1476 1520) fue el penultimo tlatoani mexica, senior de Iztapalapa y hermano
de Moctezuma Xocoyotzin.

* Cuauhtemoc (hijo de Ahuizotl): (1495 1524/1525) fue el ultimo tlatoani mexica de
Mexico-Tenochtitlan. Asumi6 el poder en 1520, el afio anterior a la ocupaci6n de
Tenochtitlan por Cortes.

* Juan Jaramillo: esposo de Malinalli.

* La Noche Triste.

* Martin: hijo ilegitimo de Malinalli y Cortes. Simbolo del mestizaje.

* Sincretismo.

* La caida de Tenochtitlan el 13 de agosto de 1521.

* Datos encontrados en la relaci6n de Bernal Diaz del Castillo e incorporados en la
narraci6n: 19 mujeres esclavas junto a Malinalli (20 en total), apodo "Malinche" se da a
Hernan Cortes por tener a Malinalli siempre a su lado (Malinche: amo de Malinalli) y
reglas de comportamiento hacia el emperador Moctezuma.

* Caballos: nunca se habian visto antes de la llegada de los espafioles.

* Mal olor de los espafioles.









Como se puede verificar en la tabla anterior, en la novela de Laura Esquivel se incorporan various

datos hist6ricos. Algunos de estos datos se presentan como parte de un dialogo entire personajes o

como parte de las digresiones y pensamientos de Malinalli. Por ejemplo, el sincretismo cultural y

religioso que ocurre tras la uni6n del Viejo y el Nuevo Mundo se pone en evidencia en la novela

por medio de una conversaci6n entire Malinalli y Tonantzin, la deidad femenina:

< distinta nuestra comunicaci6n>>, le dijo Tonantzin, inamovibles, los del cerca y del junto, los que no tienen principio ni fin, no cambiarian mas
que de forma>>. (185)

La fusion y la asimilaci6n de elements diferentes entire dos cultures, se present por medio de

un element de ficci6n que implica la possible presencia de lo real maravilloso. La conversaci6n

con la deidad femenina se incorpora en la narraci6n como si fuera algo natural. Esta

caracteristica sugiere una possible fusion entire historic y ficci6n.

Otros datos y acontecimientos hist6ricos que se incorporan en la novela provienen de

documents pertenecientes a los cronistas de la epoca y considerados fuentes muy importantes

de informaci6n sobre la epoca de la conquista. Un ejemplo de este tipo de texto es la Historia

verdadera de la conquista de la Nueva Espaia17 de Bernal Diaz del Castillo. La intertextualidad

con este document hist6rico, al igual que con otros, aumenta el aspect polif6nico de la novela,

element que se analizara mas profundamente en la secci6n dedicada a esta caracteristica

literaria.

Se han ilustrado hasta ahora las fuentes de informaci6n y las tecnicas narrativas que Laura

Esquivel emple6 para construir el trasfondo hist6rico present en su novela. Cabe mencionar

tambien c6mo la autora lleg6 a la elaboraci6n de la vida de Malinalli, de la que se tienen muy

pocos datos. En una nota de agradecimientos al final de la novela, Laura Esquivel afirma que su

17 Volumen de memories que consta de 214 capitulos. El afio 1568 fue la fecha de conclusion del manuscrito.









libro es el resultado de su "busqueda de respuestas a las preguntas: iC6mo era la Malinche?

iQue pensaba? iQue sabia? iQue ideas la acompafiaban?" (197). Comenta que las respuestas a

esta series de interrogantes le Ilegaron por medio de las conversaciones con sus amigos y su

contacto con lo invisible, donde el tiempo se desvanece y es possible tener encuentros

afortunados con el pasado" (197). En base a esta afirmaci6n, es possible concluir que Laura

Esquivel busc6 en los archives de su imaginaci6n la soluci6n a sus preguntas, por lo tanto,

elaborando una historic de ficci6n sobre la vida de Malinalli en base a los pocos datos

proporcionados por las cr6nicas de la epoca y en base a la fantasia. Laura Esquivel parece haber

juntado la historic y las creencias religiosas, biol6gicas, astron6micas y cosmol6gicas del

moment para elaborar la vida de Malinalli y el ambiente que la rodea.

Dado que el enfoque cae en los aspects de la vida intima de esta mujer, se puede afirmar

que Malinche es una novela intrahist6rica basada en la definici6n establecida por Luz Marina

Rivas. En otras palabras, en dicha obra se crea la historic desde espacios intimos. La narraci6n

describe el nacimiento de Malinalli, su relaci6n con su abuela, los rituales y las ceremonies

indigenas, la infancia de Malinalli y de Hernan Cortes, los suefios y las pesadillas de Moctezuma,

las leyendas populares, la relaci6n amorosa entire Cortes y Malinalli, los actos intimos sexuales,

el embarazo y el parto, la relaci6n con su hijo Martin y el matrimonio con Jaramillo. Todos estos

detalles personales se narran entrelazados con el context hist6rico de la Conquista. Tal tecnica

narrative indica que lo cotidiano, lo ritual, lo domestic, la vida privada y la cultural popular son

tan historiables como la political, la guerra y la economic.

A lo largo del relato, various pasajes exponen el entrelazamiento entire la descripci6n de un

acontecimiento hist6rico y el enfoque en un detalle intimo. Mientras se describe el moment en

que Hernan Cortes sale de Tenochtitlan rumbo a Cempoallan para detener a Panfilo de Narvaez y









evitar que este lo apresara y colgara por haber desobedecido al gobernador de cuba Diego

Velazquez, se incorpora un dato intimo femenino:

Panfilo llegaba en mal moment, la situaci6n political era muy delicada. [...] Cortes sali6
de Tenochtitlan rumbo a Cempoallan, donde Narvaez se habia establecido. Al llegar, se
enter de que Narvaez se encontraba parapetado en el temple mayor del lugar. Como
Cortes conocia bien la zona, decidi6 atacar por la noche, cuando menos lo esperaran. [...]
Para Malinalli, aquella fue una noche tormentosa en todos los sentidos. Ese dia habia
comenzado a menstruar, los caballos lo sentian y se mostraban inquietos. Se tuvo que
alejar de ellos y de los hombres para limpiar sus ropas manchadas de sangre y evitar que
los caballos se alebrestaran. (135)

Se narra de esta manera la precaria situaci6n political entretejida con detalles intimos femeninos,

convirtiendo ambos en historiables. El enfoque en el ciclo menstrual de Malinalli durante un

important acontecimiento hist6rico present al lector la subversion del discurso historiografico

official.

Por lo que concierne a la novela de Mercedes Valdivieso, Malditayo entire las mujeres, la

incorporaci6n de datos oficiales se present de manera diferente a la que se analiz6 en Amory

conquista. La novela esta desprovista de una cronologia, un glosario y una bibliografia. La

incorporaci6n de datos hist6ricos concretos se present como se hizo en las otras tres novelas que

se analizaron en el capitulo anterior: de manera esporadica y entretejida en la narrative que tiene

como enfoque la intrahistoria. Algunos de estos datos y personajes hist6ricos conocidos

incluyen:

Tabla 3-3. Personajes y datos hist6ricos en Malditayo entire las mujeres.
* Bias de Torres Altamirano.
* Pirata Hawkins y el desembarco en Llolleo.
* La Real Audiencia del Peri.
* La flota del holandes Georg Spilberg.
* Alonso de Ercilla.

El relato tambien incluye al final una nota escrita por la autora que tiene como prop6sito

aumentar la veracidad y poner enfasis en la investigaci6n que se llev6 a cabo:









Un atrevimiento fue meters con dofia Catalina de los Rios y Lisperguer, Quintrala de la
leyenda, esa unica mujer que la historic del siglo XVII menta y que menta para mal, para
que las Catalinas no se repitan. En tal atrevimiento participaron amigos con quienes hable
de la dofia y quienes me ayudaron a recuperarla a nuestro tiempo, desde un pasado de tres
siglos. [...] Las mujeres son una ausencia en nuestra historic, introducirse en ella fue una
provocaci6n apasionante en mis classes de literature y de cultural hispanoamericana [...].
(143)

Esta aclaraci6n pone en evidencia que el relato se basa en hechos y personajes verdaderos. No

obstante, es necesario recorder que el objetivo de la novela no es simplemente presentar

panoramas y aspects simplemente ilustrativos de epocas y tendencies, sino elaborar un relato

alrededor de estos "hechos" para cuestionar la historic official y descentralizar oposiciones

binarias.

Mas que una incorporaci6n de datos hist6ricos oficiales, en esta novela se presentan, por

medio de la intrahistoria, una recreaci6n del ambiente cortesano de la epoca colonial, los

problems que se enfrentan en una sociedad colonial (por ejemplo, el mestizaje) y la opresi6n

patriarcal ejercida sobre la mujer. Efectivamente, el relato tiene como enfoque la relaci6n entire

Catalina de los Rios y Lisperguer y su familiar, la boda de su hermana, la relaci6n con sus

amantes y el envenenamiento de su padre. Por medio de la compleja relaci6n entire Catalina y su

padre, Don Gonzalo, la novela present el clima opresivo de la epoca ejercido por la autoridad

central masculina. La rebeli6n y el odio de Catalina hacia su padre demuestra el poder de esta

mujer que no acept6 tener una posici6n de subordinaci6n e impuso su voluntad: "me enfurecia

escucharles disponer de mi vida y una tarde grite a mis parientes que nadie a mi me casaba

mientras a mi cuerpo no le diera la gana" (18) y "ella hizo con los hombres lo que le pint6 la

gana" (136). Por medio del trato que recibe Catalina y los comentarios incorporados a lo largo de

la novela, se puede captar la situaci6n de la mujer de esa epoca: "[ij] llora tu condici6n de

pecadora! Eva fue causa del pecado original y ejemplo funesto que le sigue>>" (115); "del abuelo

Lisperguer me camina la ausencia en la sangre. Camina hasta mi piel, que yo no pude como el









largarme de velas y mares por los limits cerrados que fijaban mis faldas" (49); y "
a Dios-Genechen, los cristianos le contaron la mitad de su entero, su mitad hembra, y lo dejaron

a tamafio hombre como ellos. De ahi la igualdad que nos quitaron, y en esa diferencia andan

todas las mujeres, tambien las blancas. [...]>" (41).

Ademas de la discriminaci6n que sufre Catalina por ser mujer, es important subrayar el

hecho de que es mestiza y de descendencia espafiola, alemana y mapuche. En el relato hay una

constant referencia a su double identidad: "me acepte en mitades, barbara y blanca" (58) y

"pregunt6 a su madre sobre eso de ser mestiza, una palabra que se quedaba en la piel y ella

queria saber c6mo ese decir le andaba por dentro. Dofia Agueda contest que eso era ser mujer

primero y tambien, mujer cruzada por dos destinos, lo que era ser mujer dos veces" (37). La

double negatividad que caracteriza la identidad de Catalina, es decir el ser mujer y mestiza, pone

enfasis en el concept de double colonizaci6n ejercida por dos entidades de opresi6n: el

patriarcado y el colonialismo. Por medio de la vida personal de Catalina y la descripci6n de sus

experiencias y su forma de ser se construye una narraci6n alternative al discurso hegem6nico

masculine monopolizador del sujeto femenino.

Como Malditayo entire las mujeres, la novela Duerme de Carmen Boullosa present pocos

datos y personajes hist6ricos y se enfoca mas en la recreaci6n de la sociedad colonial de Nueva

Espafia en el siglo XVI. La novela tambien present la division en castas, las categories raciales

y de genero, las reglas coloniales establecidas por el virreinato y la opresi6n de la mujer por

medio del sistema patriarcal. Todas estas caracteristicas se ponen en evidencia por medio de la

intrahistoria y el enfoque en la vida de Claire, mujer de origen francesa e hija de una prostitute.

Claire vive en Honfleur por un tiempo dedicandose a la misma profesi6n de la madre antes de

mudarse al Nuevo Mundo d6nde emprende sus nuevas aventuras y transformaciones en una series









de identidades diferentes. Antes de entrar en los detalles de la vida privada de esta mujer y sus

aventuras, es important mencionar algunos de los datos, de los lugares y de los personajes

hist6ricos que se incorporan a lo largo del relato:

Tabla 3-4. Personajes, lugares y datos hist6ricos en Duerme
* Menci6n del Virrey y los Oidores: se present la existencia de este sistema
administrative en la epoca colonial. Se presentan tambien las reglas implementadas
por este representante del rey.

* Fechashist6ricas 1571, 1572, 1597.

* Felipe II, rey de Espafia.

* Temixtitan (Tenochtitlan).

* Honfleur: Comuna francesa portuaria dentro del departamento normando de
Calvados.

* Nueva Espafia

* Los bucaneros: habitantes de la parte occidental de la isla de La Espafiola (actual
Haiti y Republica Dominicana), que cazaban vacas y cerdos salvajes para
"bucanear" (ahumar) la care y venderla a los navios que navegaban por las aguas
del mar Caribe.

* Cervantes de Salazar (1514?-1575): Letrado espahol que se mud6 a Mexico en
1550. Fund6 la Universidad de Mexico.

* Reyes Cat6licos: Fernando e Isabel I de Castilla.

* Pirata Hawkins: Sir John Hawkins (1532-1595).


Como se puede verificar, no se incorporan una cantidad muy grande de datos o hechos hist6ricos

en la obra. Sin embargo, por medio del Virrey y otras descripciones a lo largo de la novela, el

lector se familiariza con la estructura colonial de la epoca incluyendo el sistema de clasificaci6n,

lajerarquia, la discriminaci6n, las luchas armadas, la violencia, las injusticias, y la vestimenta de

la epoca. De hecho, cuando Claire repite lo que Pedro de Ocejo le cuenta sobre el Virrey, se

ponen en evidencia varias caracteristicas de la estructura y las reglas coloniales:









<... el Virrey ha pensado la disposici6n de prohibir carros de mas de cuatro mulas en
Mexico. Se ha dicho en Palacio que todo aquello que distinga al indio del espahol debe
permitirse, y que en cambio el escandalo de las indias con guantes y vestidos castellanos
debiera impedirse, y el Virrey ha contestado que la prohibici6n sera usar las calzadas y
calls de la ciudad con carros jalados por mas de cuatro mulas, siempre y cuando el carro
no sea de Virrey, Oidor, de quien tenga algun cargo de importancia en Palacio o posea
dispensa especial [...]>>. (78)

La informaci6n sobre el ambiente politico y social de Nueva Espafia en el siglo dieciseis se

present en parte por medio de los comentarios de Pedro de Ocejo despues de sus visits al

Palacio del Virrey. Al igual que en Malditayo entire las mujeres, la incorporaci6n de datos

hist6ricos concretos o caracteristicas de la sociedad colonial se presentan de manera esporadica y

entretejida en la narrative que tiene como enfoque la intrahistoria.

Como se ha mencionado previamente, la novela de Carmen Boullosa se centra en la vida

de Claire que al llegar al Nuevo Mundo se va disfrazando de pirata frances, conde espahol, mujer

indigena, mujer espafiola bien educada y soldado espahol. De esta manera, Claire logra vivir la

experiencia de various individuos, por la mayoria series marginales, otorgando al lector una idea

de la sociedad colonial por medio de sus diferentes experiencias. Claire logra dar su punto de

vista subjetivo desde cada identidad diferente logrando de esta manera dar voz a series

subalternos. A lo largo de la novela, se presentan various discursos y detalles intimos que se

pueden resumir en la siguiente tabla 3-5:

Tabla 3-5. Discursos y detalles intimos en Duerme
* Recuerdos de Honfleur y su madre.
* Relaci6n con la india de las manos tibias.
* Amistad con Pedro de Ocejo y la italiana.
* Relaci6n con Pedro de Ocejo.
* Acontecimientos traumaticos: Violaci6n como acto mas representative de la
conquista, la colonizaci6n y el mestizaje.
* Experiencias personales y aventuras de sus varias identidades.
* Relaci6n con Cosme.
* Relaci6n con el Virrey.
* Rituales indigenas.
* Capitulo titulado: "Vida domestica"









Por medio de los detalles intimos, la novela confiere indicios sobre la situaci6n political y social

de la colonia. Como en las otras novelas, la intrahistoria se elabora en un context hist6rico. Es

important recorder que la novela, en su aparente "reflejo" de la sociedad del siglo dieciseis, se

esfuerza constantemente en subvertir las parejas binarias pertenecientes al principio de

generalizaci6n centro y periferia.

A diferencia de Amory conquista, Malinche y Malditayo entire las mujeres, el personaje

principal de Duerme es ficticio pero esta basado en personajes que realmente existieron en la

historic. Como se ha mencionado antes, uno de los posibles antecedentes de este personaje es

Catalina de Erauso. Tambien existieron otras mujeres18 que recurrieron al travestismo para

intentar penetrar en los espacios publicos normalmente prohibidos a las mujeres. Aunque el

personaje de Claire tenga como antecedentes a estas mujeres que aparecieron en documents

hist6ricos, el relato de su vida se centra en lo que tambien se ha llamado la historic vista o "desde

abajo" o microhistoria (Rivas 39). De hecho, la novela se enfoca en la historic desde la

perspective de los subaltemos. Es important recorder que Claire sale de Honfleur hacia el

Caribe para escapar de la prostituci6n. Por lo tanto, aunque sea europea, es un ser doblemente

marginal, por ser mujer y por ser prostitute. A lo largo de la novela, Claire relata el mundo de la

pirateria, la sociedad novohispana y el rol de los indigenas en esa sociedad (Alemany Bay 9). El

enfasis cae en el hibridismo cultural y el mestizaje, tratando de demostrar que la historic es

versatil y que el mundo esta compuesto por un cruce de centros y periferias (Rivas 54). Los

personajes que encarna Claire no son reconocidos por la historic official. La prostitute, el pirata,

el indigena, el condenado a muerte, y la mujer son series al margen de la sociedad. Claire

18 En su ensayo "The Manly Woman: A Historical Case Study," Mary Elizabeth Perry afirma que en documents
hist6ricos y obras literarias del siglo diecisiete se mencionan muchas mujeres que se disfrazaban de hombres. En su
studio menciona a Feliciana Enriquez Guzmin y a mujeres indigenas (Tupinamba) en Brasil. Es important
mencionar tambidn que en su "Respuesta de la poetisa a la muy ilustre sor Filotea de la Cruz," Sor Juana Inds de la
Cruz menciona haber querido disfrazarse de hombre para poder asistir a la universidad.









experiment y vive la vida de various personajes que se encuentran en los margenes del poder, sea

como mujer que como hombre.

Si bien Claire se encuentra supuestamente en una posici6n de ventaja cuando se hace pasar

por el conde Urquiza, se hace pasar por este individuo en un moment en el que tambien el

mismo esta, como condenado a muerte, en una posici6n marginal. Es important resaltar tambien

que Claire se funde completamente con los personajes que imita, especialmente la mujer

indigena: "y yo, ,no soy acaso tambien hija de la raza? La unica francesa que lleva agua en las

venas, la mujer de la vida artificial, la que s6lo puede vivir en la tierra de Mexico" (125). Tras

una herida, su sangre francesa es remplazada por agua de las tierras antiguas mexicanas. Por lo

tanto, se empieza a identificar con esta raza y vivir las experiencias como verdadera mujer

indigena:

Las aguas de los lagos me han salvado. Creo oir adentro de mi sus timidos oleajes. Aspiro
su limpieza y su variedad, no la fetidez que estancada solloza bajo las barcas y las canoas,
como si fuera pastura infectada y ellas ganado enfermo. Veo en mis ojos cerrados la ciudad
antigua, con templos blancos cubiertos de frescos, relieves y esculturas. (33)

Junto a la sensaci6n de sentirse pura y fuerte, desafortunadamente, Claire tambien sufre el abuso

y la discriminaci6n. De hecho, Claire es violada por el verdadero conde Urquiza mientras esta

disfrazada de mujer indigena. En otra ocasi6n, Claire cuenta un acontecimiento donde "pasa un

carrojalado con seis mulas, con gente de propiedad. Para indicar a los indios que han de hacerse

a un lado, azotan su latigo de un lado al otro, sin cuidarse de golpearnos como a reses. Ni a sus

caballos golpean asi" (56). Claire vive en su propia piel el tratamiento injusto e inhuman hacia

los indigenas y de vez en cuando aiade critics hacia los espaholes describiendolos como

monstruos. Por medio de la historic personal de Claire en su posici6n marginal, la novela

proporciona una "narraci6n fictional de la historic desde la perspective de los subaltemos









sociales" (Rivas 58). De esta manera, se subvierte la historic official poniendo el margen, o lo

periferico, en el centro.

Polifonia

En Amory conquista se resalta la no centralidad del "yo" por medio de la incorporaci6n de

varias voces narrativas y el constant cambio de focalizaci6n que confiere heterogeneidad al

relato. La novela se enfoca primariamente en la vida de Malinalli pero tambien se presentan

puntos de vista y experiencias de otros personajes femeninos. La multiplicidad de voces se

establece por medio de la perspective de tres mujeres diferentes que presentan sus experiencias y

comentarios en distintos estilos narratives.

La narraci6n empieza con una nota escrita por la hija de Ozlaxiuchitl quien tiene como

objetivo cumplir con una promesa que le hizo a su madre, es decir, contar la verdadera historic

de Malinalli. En el primer capitulo, la hija describe lo que su madre le cont6 en una narraci6n en

primera persona, refiriendose a Ozlaxiuchitl en tercera persona. A lo largo de la narraci6n se

incorpora el dialogo de la madre con su hija utilizando el estilo director introducido por guiones.

El dialogo esta escrito en primera persona, se refiere a Malinalli en tercera persona y se dirige a

la hija. Tener a la hija como interlocutora confiere al relato la apariencia de que la narraci6n se

este transmitiendo oralmente.

Los siguientes capitulos presentan una series de transiciones que cambian la focalizaci6n de

la voz narrative. En el segundo capitulo, la narraci6n es en tercera persona y no se present como

dialogo entire madre e hija. El capitulo se centra en Malinalli y su amistad con Techi pero la

identidad del narrador o la narradora no queda clara. En el tercer capitulo Malinalli aparece como

narradora en primera persona pero la voz narrative cambia nuevamente en el cuarto capitulo y

vuelve a un narrador an6nimo en tercera persona. Los capitulos V y VI se centran en la narraci6n









de Malinalli que se dirige a Alonso y, como consecuencia, se present una alternancia entire la

primera y la segunda persona:

,Me piensas? Debo creerlo para poder respirar por las mafianas y soportar el peso de las
horas. Alonso, i si supieras! Desde que te marchaste soy verguenza, te Ilevaste mis ojos y
con ellos a mi. Tu mirada desvaneci6 pudores esa primera vez, jrecuerdas? Te Ilevaste
contigo el calor de la luna y los rayos del sol. Estoy entumecida, se me olvida vivir,
Alonso, aun el mar me desconsuela. (109)

Estos dos capitulos parecerian ser un conjunto de cartas escritas por Malinalli y dirigidas a

Alonso si no fuera por el hecho de que al comienzo del relato Malinalli admite no saber escribir:

"Alonso, si supiera escribir [...]" (109). En estos dos capitulos Malinalli parece establecer un

didlogo imaginario con su amado pero sin respuesta. Dado que la voz de Alonso nunca se

present, esta narraci6n es un mon6logo mas que un didlogo. La voz masculina no tiene

importancia, no se escucha y permanece en los margenes. No obstante, en algunas ocasiones

aparece la voz masculina, generalmente la de Hernan Cortes, con comentarios de indole machista

como el siguiente: "mi experiencia me dice que a mujer altiva mano dura, la sometere a fuetazos

si es necesario, voy a romperle el orgullo en la cama" (111). Aunque se incorporen estos

comentarios falocentricos, en el relato tambien se incorpora una critical hacia el hombre

conquistador. Esta voz critical aumenta la polifonia del relato.

Uno de los ejemplos de la critical incorporada en la novela es la aplicaci6n del apodo

"Malinche" a Hernan Cortes. La aplicaci6n de este apodo se apoya por medio de una explicaci6n

incorporada en el relato y una nota a pie de pagina que aclara el origen de esta informaci6n. En el

relato Malinalli explica por que llaman a Cortes "el capitan Malinche": "asi han dado por decirle

al nacom, porque siempre estoy con el; traduciendole, lo ven como Mi capitan, por eso lo llaman

"el capitan de Malinalli" y para acortar en nahuatl le nombran Malinche [...]" (139). Esta

informaci6n aparece entire parentesis y se incorpora tambien una nota a pie de pagina que afirma:

"En 1519, "Malinche" era Cortes, Malinalli nunca fue "la Malinche". Bernal Diaz del Castillo









[...] lo aclara perfectamente" (419). De esta manera las implicaciones negatives que la palabra

tiene hoy en dia se adjudican a Cortes y no a Malinalli. Se subvierte de esta manera el discurso

historiografico y la imagen negative se otorga a lo europeo y lo masculine. Al llamar a Cortes

"Malinche", la connotaci6n negative cae en el hombre, el europeo, el conquistador. Utilizando

esta tecnica la novela aclarece que Malinalli en realidad nunca fue Ilamada "la Malinche". De

esta manera, se corrige el discurso historiografico y las varias versions donde se le otorga a esta

mujer el apodo cargado de todas las implicaciones negatives. Es una forma de deconstruir el mito

de la Malinche, possible objetivo de la novela que se pone de relieve tambien por medio del

subtitulo: "La novela de Malinalli, mal llamada la Malinche".

Otro ejemplo de la critical incorporada en la novela es la que se dirige a las tradiciones

espafiolas. A lo largo del relato aparecen unas comparaciones entire la cultural indigena y la

espafiola. Las connotaciones negatives caen en la cultural espafiola mientras que se justifican las

tradiciones indigenas. Esta voz critical aumenta la polifonia del relato que tiene como prop6sito

deconstruir la idea de que existe una sola y unica verdad. Se incorporan tambien various epigrafes

que aumentan la polifonia del relato. Al final de la novela aparece tambien la voz de la autora

misma, en una secci6n que lleva el titulo de "Aclaraci6n" y en la cual se menciona el motivo de

la incorporaci6n de palabras en nahuatl y en maya que Marisol Martin del Campo toma del

Diccionario de la lengua ndhuatl o mexicana de Remi Sime6n (417). La autora afirma que la

inclusion de estas palabras "se debe a la intenci6n de rescatar el punto de vista de los vencidos"

(417). Estas dos caracteristicas, la voz critical y la aclaraci6n de la autora, contribuyen a la

heterogeneidad de la novela.

En Malinche la polifonia de la novela se pone en evidencia por varias caracteristicas

narrativas y contextuales. En cuanto a la narraci6n, la focalizaci6n principal se dirige hacia









Malinalli pero tambien se bifurca en un enfoque secundario en Hernan Cortes y Moctezuma,

presentando de esta manera tres narraciones en tercera persona. Esta caracteristica, que se

manifiesta primariamente al comienzo de la novela, Ileva a una fragmentaci6n de la fluidez

narrative al igual que a una separaci6n de puntos de vista diferentes. Uno de los posibles

prop6sitos de esta caracteristica narrative podria ser el intent de establecer un contrapunteo

entire Malinalli y Hernan Cortes como el que se estableci6 entire Isabel y Quintin en la novela de

Rosario Ferre.

Las caracteristicas personales de estos dos personajes presentadas a lo largo del relato se

pueden dividir en imagenes opuestas. En la narraci6n hay una tendencia a describir las

caracteristicas personales y fisicas de Hernan Cortes de manera negative. De hecho, durante la

narraci6n de su infancia, se pone enfasis en su "salud de nifio enfermizo" y en "su corta estatura,

su debilidad fisica y su condici6n de hijo unico" (54). En otras ocasiones, Cortes se compare a un

animal:

Por ejemplo, los ojos de Cortes la desconcertaban: por un lado la atraian y por el otro le
daban desconfianza. A veces, su mirada era mas parecida a la de los perros que a la de los
caballos. Su mismo fisico era como el de un animal salvaje, rudo y fuerte. La cantidad de
vello que le cubria los brazos, el pecho, la barba asi lo indicaba. Los indigenas eran mas
bien lampifios, nunca en su vida habia visto un hombre con tanto pelo. (60)

Ademas de su apariencia fisica, su comportamiento tambien se puede relacionar a caracteristicas

bestiales, como por ejemplo, durante el acto sexual con Malinalli. El acto sexual se describe

como algo que hace para satisfacer su voluntad, tan furiosamente ambiciosa que casi parte a

Malinalli en dos (128). La violencia de este acto pone a Cortes en relaci6n con una bestia,

invirtiendo de esta manera la oposici6n binaria entire civilizaci6n y barbarie. El hombre espahol

se describe como peludo y animalesco, por ende asociandolo a la barbarie. Se puede decir

entonces que la inclusion de las caracteristicas de Cortes y el enfoque en este personaje sirve









para dar un punto de vista diferente al occidental y al mito que se cre6 en torno a la figure del

Conquistador.

Por lo que concierne a Malinalli, la descripci6n de su estado de confusion, su miedo, su

arrepentimiento, su tristeza, y su sentimiento de culpa son todos aspects que la humanizan y la

alejan de la imagen negative que se le ha otorgado en el tiempo. De hecho, son various los

ej emplos donde se describe a Malinalli como un ser amable, caritativo y afable. Por ej emplo,

aunque Malinalli describe a Cortes como "hombre terrible y obsesivo" (153), "ser irrefrenable y

frenetico" (160) y "pequefio hombre que queria ser tan inmenso como el mar" (166), esta mujer

siente lastima y compasi6n por el. Dicha caracteristica, junto a su oposici6n por los sacrificios

humans y su arrepentimiento en haber contribuido a la destrucci6n del imperio azteca, la

humanizan de tal modo que el lector puede sentir compasi6n por ella. La humanizaci6n de

Malinalli se contrapone a la animalizaci6n de Cortes. Las diferentes imagenes que se establecen

sirven para desestabilizar las oposiciones binarias como civilizaci6n y barbarie y rescatar a

Malinalli de las connotaciones negatives que le han sido otorgadas en la historic.

Malinalli se present, entonces, como una muj er con sentimientos muy profundos, que

experiment un dolor muy intense al ser regalada por su familiar a mercaderes de Xicalanco

cuando era nifia. Este acontecimiento la lleva a sentirse abandonada y traicionada por su familiar

y explica el rencor hacia su madre al igual que su estado de confusion. Es important destacar

que esta caracteristica de los sentimientos de Malinalli lleva a una intertextualidad con Amory

conquista donde tambien se present este aspect personal de la protagonista. Por lo tanto, se

establece una interdiscursividad entire los dos textos, aumentando el aspect polif6nico de la

novela. De hecho, en Amory conquista, Malinalli se pregunta "iPor que me habran vendido? Me

lo pregunto y dentro de mi crece una rabia en contra de ellos, iyo nunca venderia a una hijita!"









(209). En Malinche, durante una conversaci6n con su madre, Malinalli reprocha la conduct de

esta afirmando que "ni un mundo de protecci6n me brindaste el dia que con una crueldad tan

exacta y puntual me regalaste. El dia que decidiste que fuera esclava y me quitaste la libertad del

coraz6n y la imaginaci6n del pensamiento" (154). En ambos casos se pone en evidencia el rencor

de Malinalli hacia su familiar. La intertextualidad con la novela de Marisol Martin del Campo,

incluida en la bibliografia, al igual que con otros documents hist6ricos, aumenta la cantidad de

discursos y puntos de vista que se presentan en la novela.

Llegados a este punto, cabe destacar la importancia de la intertextualidad que se present

tambien por medio de la incorporaci6n de documents hist6ricos como la Historia verdadera de

la conquista de la Nueva Espaia19 de Bernal Diaz del Castillo. Algunos de los datos

mencionados en este libro de memories, escrito en 1568, aparecen en la novela de Laura

Esquivel entretejidos con la narraci6n de ficci6n. Por ejemplo, el dato de que habian otras

diecinueve mujeres esclavasjunto a Malinalli el dia que fueron regaladas al Conquistador

despues de la batalla de Centla a principios de 1519, aparece en la narraci6n de Laura Esquivel

de esta manera: "Nunca se habia sentido amenazada o insegura. Claro que no habia llegado sola,

y no precisamente por venir acompafiada por otras diecinueve mujeres esclavas, sino porque

habia llegado arropada de su pasado" (65). En el libro de Bernal Diaz del Castillo, este dato se

menciona de la siguiente manera: "y no fue nada todo este present en comparaci6n de veinte



19 El libro de Bernal Diaz del Castillo es el que provee mhs detalles en cuanto al significado de la Malinche durante
la Conquista. Mientras en las Cartas de relaci6n la intenci6n de Cort6s es la de resaltar su propio papel de
conquistador, justificar su desobediencia en relaci6n con el gobernador Velasquez y rehabilitar su fama de rebelde a
buen vasallo, la de Bernal Diaz del Castillo, soldado en el ejercito de Cort6s, es la de convertir a la Malinche en
heroina y poner en evidencia su colaboraci6n indispensable. Por un lado, se pone en evidencia en el interns de
Bernal Diaz hacia la Malinche al dedicarle un capitulo entero: Capitulo XXXVII; "Como dofia Marina era cacica, e
hija de grandes sefiores, y sefiora de pueblos y vasallos, y de la manera que fue traida a Tabasco." Por otro lado, este
soldado tambien tiene otro prop6sito: el de dar una perspective colectiva de lo sucedido para que reconozcan su
contribuci6n y la de otros soldados (Ramirez Cabafia xiii). El verdadero m6vil fue el de nunca sentirse bien
retribuido en encomiendas y recompensas a sus muiltiples virtudes.









mujeres, y entire ellas una muy excelente mujer que se dijo dofia Marina" (58). Dicha

informaci6n aparece tambien en otros documents hist6ricos de cronistas de la epoca, como

Andres de Tapia y el mismo Hernan Cortes. La referencia a las veinte esclavas que aparece en

various documents hist6ricos sirve para comprobar que este es un dato que se puede considerar

"autentico" o official" Andres de Tapia menciona que:

El marques habie repartido algunas de las veinte indias que dijimos que le dieron, entire
ciertos caballeros, e dos de ellas estaban en la compafiia do estaba el que esto describe; e
pasando ciertos indios, una de ellas les habl6, por manera que sabe dos lenguas, y nuestro
espahol interprete la entendie, y supimos de ella que siendo nifia la hebien hurtado unos
mercaderes e llevandola a vender a aquella tierra donde se habia criado. (36)

En este pasaje tambien se present una parte del pasado de Malinalli y su capacidad de hablar

dos lenguas. Este tipo de intertextualidad tambien se present en la novela de Marisol Martin del

Campo.

Otro dato que se incorpora en la novela es el hecho de que el apodo "Malinche" se refiere a

Hernan Cortes: "[Malinalli] habl6 en nombre de Malinche, apodo que le habian adjudicado a

Hernan Cortes, por estar siempre a su lado. Malinche de algun modo significaba el amo de

Malinalli>>" (98). La constant presencia de dofia Marina altera la identidad de Hernan Cortes

hasta el punto que la gente empieza a llamarlo Malinche (Glantz 131). Bernal Diaz describe esta

transformaci6n por medio del siguiente pasaje:

Antes que mas pase adelante quiero decir c6mo en todos los pueblos por donde pasamos y
en otros en donde pasamos y en otros en donde tenian noticia de nosotros, llamaban a
Cortes Malinche, y asi lo nombrare de aqui adelante, Malinche, en todas las platicas que
tuvieramos con cualesquier indios, asi de esta provincia como de la ciudad de Mexico, y no
le nombrare Cortes sino en parte que convenga. Y la causa de haberle puesto este nombre
es que como dofia Marina nuestra lengua, estaba siempre en su compafiia, especial cuando
venian embajadores o platicas de caciques, y ella lo declaraba en la lengua mexicana, por
esta causa le llamaban a Cortes el capitan de Marina y para mas breve le llamaron
Malinche. (129)

Incorporando a esta informaci6n, que tambien aparece en Amory conquista, la novela aclarece

que Malinalli en realidad nunca fue llamada "la Malinche". De esta manera, se corrige el









discurso historiograficoy lasvarias versions donde se le otorga a esta mujer el apodo cargado

de todas las implicaciones negatives. Es oportuno notar que Hernan Cortes no menciona esta

particularidad en sus Cartas de relaci6n. Una de las razones podria ser porque ser identificado

con el nombre de una muj er indigena result degradante. De hecho, la transformaci6n del

nombre de Hernan Cortes acorta las distancias irreductibles entire hombre y mujer; el

conquistador y el conquistado (Glantz 131).

Otro dato que aparece en la novela y que se puede verificar en dos documents hist6ricos,

es el comportamiento que los indigenas debian tener frente al emperador Moctezuma. En las

cartas de relaci6n de Hernan Cortes y el libro de memories de Bernal Diaz del Castillo, ambos

cronistas mencionan que, al enfrentarse con Moctezuma, nadie debia mirar al emperador en la

cara. Por ejemplo, Hernmn Cortes menciona que todos los que entraban en la casa de Moctezuma

"no entraban calzados, y cuando iban delante de el algunos que el enviaba a llamar, llevaban la

cabeza y los ojos inclinados y el cuerpo humillado, y hablando con el no le miraban a la cara, lo

cual hacian por much acatamiento y reverencia" (147). En la novela, durante el encuentro entire

Moctezuma y Cortes, este dato se present por medio de Malinalli:

Ella sabia perfectamente que estaba prohibido mirar a la cara a Moctezuma y que aquel
que lo hacia era condenado a muerte, y sin embargo, lo hizo. La mirada que obtuvo de
vuelta le indic6 que a Moctezuma no le pareci6 en absolute su actitud, pero lejos de
mostrar su molestia, permiti6 que siguiera traduciendo su discurso de bienvenida. Malinalli
lo hizo respetuosamente. (124)

El hecho de que a Malinalli se le permit mirar al emperador en la cara, pone enfasis en la

importancia de esta mujer. El dato hist6rico se personalize y se entreteje con los elements de

ficci6n.

En fin, todos estos elements intertextuales presents en la novela incrementan el aspect

polif6nico de la narraci6n. Al mezclar una trama ficticia con el trasfondo hist6rico basado en los

datos presentados en documents que se han aprobado como fuentes de informaci6n autentica, se









subraya el intent de desestabilizar el discurso hist6rico official. Esta subversion tambien se Ileva

a cabo por el simple hecho de que la informaci6n hist6rica se present por medio del enfoque en

la vida privada de una mujer. Dicha caracteristica lleva a una uni6n entire lo public y lo privado.

En cuanto aMalditayo entire las mujeres, la polifonia de la novela tambien se present por

medio de la inclusion de diferentes voces narrativas. Parte de la narraci6n esta presentada por

Catalina de los Rios y Lisperguer en primera persona, lo cual confiere al relato caracteristicas

autobiograficas. El punto de vista de Catalina se altema con una narraci6n en tercera persona de

un narrador omnisciente. Las secciones en tercera persona empiezan con el enunciado "Dicen

que" (Ver paginas 27, 73, 108 y 135). Es important mencionar que esta frase tiene un

significado particular en cuanto a las implicaciones que la tercera persona plural podria tener.

Las preguntas que pueden surgir son: iquienes son ellos? iQuienes "dicen"? Esta frase inicial se

podria utilizar para poner enfasis en las distintas leyendas e interpretaciones que existen sobre

esta mujer. Por medio de esta tecnica narrative, se ponen en comparaci6n la version de lo que

dicen "ellos" con la version de la misma Catalina. Al alternar esta voz con la de Catalina se

deconstruye la supuesta version official al incluir la version de la persona en una posici6n de

desventaja que nunca pudo dar su version de los hechos.

Por lo que concierne a Duerme, uno de los aspects mas importantes que confiere la

caracteristica polif6nica a la novela es la hibridez del personaje principal, caracteristica que la

distingue de las otras protagonistas de las novelas analizadas en este studio. Las

transformaciones de Claire en various personajes le permiten narrar experiencias por medio de

puntos de vista diferentes. El pluralismo de Claire se pone en evidencia por el hecho de que no

puede ser clasificada con una sola identidad: "Usted que no eres hombre ni mujer, que no eres

nahua ni espahol ni mestizo, ni Conde ni Encomendado, no mereces la muerte" (28). Al definir









lo que Claire no es, se subraya la no centralidad del yo y la capacidad de cruzar los limits del

genero, de la raza y de la clase social. La falta de definici6n de su identidad represent una

posibilidad de transformaci6n del sistema social de la epoca colonial. Claire no acepta ser

colocada en ninguna categoria, subvirtiendo el sistema de clasificaci6n binaria y otorgando a la

novela una pluralidad de perspectives. En otras palabras, su heterogeneidad pone enfasis en el

hecho de que no existe una verdad o interpretaci6n unica.

En la novela se incorpora tambien una critical direct hacia el sistema de oposiciones

binarias por medio de los comentarios de Claire:

El mundo se divide en dos: el viejo y las tierras nuevas. La luz y la oscuridad. El silencio y
los sonidos, lo blanco y lo negro. El agua y la tierra. El bien y el mal. Los hombres las
mujeres. [...] Reto a cualquiera que vista como yo ropa de india luego me dira en cuanto se
dividen los series. , me contestara, . [...] Hay blancos
imbeciles que opinaran que asi hemos dividido siempre, que esta es nuestra costumbre.
[...] Ven mi porte de blanca, mi cuerpo de blanca, mi ropa de india, y dicen es mestiza>>.
[...] Para ellos tres es dos, no les cabe duda. Por este error, yo digo, nuestras calls> digo
atrapada en un tres que no debiera existir. (58)

Esta se rebela contra el reduccionismo del sistema de oposiciones binarias y decide identificarse

con lo que se consider "el Otro" (Pirott-Quintero). De esta manera, el personaje sale de los

sistemas binarios y subraya el hecho de que no existe una unidad y coherencia en el sistema

hegem6nico.

Por lo que concierne a la narraci6n, Claire no es la unica voz present en la novela. Se

incorporan tambien otras voces narrativas como la de Pedro de Ocejo y una en segunda persona.

La mayor parte de la narraci6n se lleva a cabo en primera persona y se centra en la vida de Claire

que toma la iniciativa de incluir lo que le cuenta Pedro de Ocejo. En otras palabras, se establece

en la novela la intercalaci6n de una voz hibrida en primera persona y una voz masculina en

primera persona: Claire, protagonista principal, y Pedro de Ocejo, amigo y amante de Claire. Por

lo tanto, en la novela hay dos focalizaciones diferentes. Claire es el focalizador principal y es ella









quien decide incorporar en su narraci6n los comentarios de Pedro de Ocejo. La incorporaci6n de

las observaciones de Pedro de Ocejo sefialadas por medio de comillas completes (<<>>), le atribuye

a la narraci6n una semblanza fragmentada. Esta caracteristica puede ser vista como un

mecanismo de desarticulaci6n de la historic donde los acontecimientos no se presentan de

manera linear y estan con frecuencia interrumpidos (Pulgarin 141). En algunos casos, los

cuentos o comentarios de Pedro de Ocejo que Claire incluye en su narraci6n se interrumpen por

otros personal es:

visto de cerca... Asi que la fiesta se dispuso para el dia de hoy. Levantaron una arcada de
ramas de las ventanas de la casa del Marques a la Iglesia de San Juan... >
--La vimos-lo interrumpe la de las manos tibias.
--Pero dejenme contarla, que en eso estamos [...]. (67-68)

Los ultimos puntos de suspension al final del fragmento entire comillas completes muestran que

el discurso de Pedro de Ocejo se interrumpi6 cuando aun tenia algo que afiadir. Inmediatamente

despues, dicha interrupci6n se pone en evidencia por la clarificaci6n "lo interrumpe la de las

manos tibias". Por lo tanto, la narraci6n es fragmentada no solamente porque no sigue un orden

linear de los acontecimientos sino tambien porque se interrumpe el fluir del argument con la

incorporaci6n de narraciones llevadas a cabo por otros personajes que a la vez tambien se

interrumpen. Esta multiplicidad de voces fragmentadas confiere polifonia al argument y es

debida a una oscilaci6n entire perspectives.

Es important mencionar que hay dos capitulos enteros al final narrados por Pedro de

Ocejo ("Pedro de Ocejo" y "
Potosi>>"). En estos dos capitulos se present el punto de vista masculine sin la interferencia de

Claire. En este moment, la protagonista duerme y Pedro de Ocejo decide contar el final de la

historic de c6mo Claire hubiera terminado su vida de haber regresado a Mexico. Emprende este

proyecto para que la historic de esta mujer no quede incomplete, otorgando a la novela aspects









relacionados a la metaficci6n. El capitulo 8 consiste en la confesi6n de Pedro, quien se siente

culpable por no haber podido regresar a la ciudad donde Claire recobraria su vida. Pedro afirma

que su objetivo va a ser el de escribir y completar la historic de esta mujer en base a lo que

hubiera pasado si hubiera regresado a Mexico. Como consecuencia de esta confesi6n y este

objetivo, el capitulo 9 es entonces lo que Pedro de Ocejo describe sobre Claire en base a lo que le

convenga a su "seso y conjetura" (134). Por lo tanto, al lector se le recuerda que esta

presenciando un trabajo de ficci6n realizado dentro de un trabajo de ficci6n. La narraci6n se

lleva a cabo en tercera persona y Pedro se incluye a si mismo como personaje. A lo largo de su

relato, Pedro incluye comentarios entire parentesis en primera persona donde en algunos casos

hace observaciones sobre el process de producci6n. Todas estas caracteristicas se pueden asociar

a la literature autorreferencial y, por lo tanto, a la metaficci6n. La incorporaci6n de diferentes

formas y generos narratives aumentan la polifonia de la novela.

Cabe destacar tambien la presencia inesperada de un narrador en segunda persona durante

la narraci6n de Pedro de Ocejo en el capitulo 9. El comentario, el unico efectuado durante toda la

narraci6n, aparece entire parentesis:

(iPobre Pedro de Ocejo, cuanto te has envilecido que das este final a la mujer que amaste,
tu, quien lo interrumpiste con tu voluntad equivocada! iSeria porque la vista de su cuerpo
joven era lo unico real que te quedaba de la vida? Despues de la intriga de la sangre de
Cristo, del par de afios de prisi6n que viviste en la horrenda del Santo Oficio y que no
confiesas nunca, como asi pudieras borrarla, isabias que lo unico que te restaba de ti
mismo, de lo que tu fuiste, era la contemplaci6n del cuerpo inm6vil de Claire? Por eso
retrasaste su devoluci6n hasta el moment en que ya no la pudiste hacer, porque ya no te
obedecian tus piernas, ni te daban aire suficiente tus pulmones como para resistir el trote de
la montura). (142).

Tras el analisis de este pasaje, una de las posibles interpretaciones podria ser que alguien -no se

sabe quien- esta criticando el poder opresivo del hombre y el control que tiene sobre el cuerpo

inerte de Claire. La contemplaci6n del cuerpo de Claire por parte de Pedro de Ocejo expone a la

mujer como objeto. Al querer quedarse con ella aunque este dormida y no regresarla a Mexico,









Pedro de Ocejo provoca la perdida de la voz de Claire y el poder de actuar por si misma: uno de

los peores sometimientos posibles. No obstante, este final puede tambien ser visto simplemente

como una manera mas de enfatizar la pluralidad de las formas narrativas que se incorporan en la

novela.

A lo largo de la novela se presentan otros ejemplos de la posibilidad de variadas

interpretaciones poniendo enfasis en la inexistencia de una unica verdad y una unica version de

los hechos. Hay un ejemplo en particular que subraya esta caracteristica. En el capitulo 3, Claire

afirma que le suceden tres cosas a la misma vez y que las palabras que les pertenecen para

contarlas no son iguales. Como consecuencia, cuenta el mismo espacio temporal tres veces. La

primera y segunda version tienen muchas semejanzas y empiezan con la misma frase: "Miramos

la extension del lago, en su mayor parte seco, en silencio [...]" (51 y 52). No obstante, en la

primera version se excluye la violaci6n de Claire por parte del conde Urquiza. Esto obliga al

lector a preguntarse cual es la version verdadera y pone enfasis en la possible omisi6n de datos en

la elaboraci6n de una historic. La tercera version incorpora un acontecimiento que se podria

categorizar como ej emplo de lo real maravilloso. El element magico de esta version es Cosme y

su capacidad de comunicarse con las aguas del lago. Este incident esta relacionado a las otras

dos versions porque se hace referencia a la sequedad del lago y porque tiene el mismo final:

Claire no puede dormir y se acuesta al amanecer cuando los criados se estan levantando. La

ambiguiedad de este acontecimiento subraya la imposibilidad de hacer una distinci6n tan neta

entire la realidad y la ficci6n.

Las tres diferentes versions del mismo hecho aumentan la caracteristica polif6nica de la

novela y se ponen en contraposici6n con la linearidad de una narraci6n hist6rica. En otras

palabras, trasgrediendo el orden narrative y temporal, Claire subvierte la narraci6n cronol6gica









del discurso historiografico. Cabe destacar tambien que las versions son tres y no dos,

deconstruyendo de esta manera el sistema de clasificaci6n basado en parejas binarias.

Asimismo, es oportuno mencionar que la importancia del acto de violaci6n y su

ambiguedad se present nuevamente en el quinto capitulo. Al hablar con Pedro de Ocejo y

contarle lo que habia acaecido el dia que escape del ataud despues de haber suplido al conde

Urquiza, Claire descubre que hay incoherencias entire lo que ella recuerda y lo que Pedro le dice:

--El dia que te enterraron el debi6 estar mas alli de Puebla, que ya llevaria dos
cabalgando... Si abus6 de tu persona fue por suplir al Caballero Fleurcy. Don Enrique, por
algo es amigo mio, es hombre de honor y de palabra, jams hubiera podido faltar a quien el
debe. Tu cabeza estaria confundida, que estar encerrada en caja para difuntos creo que
trastorna a cualquiera... (88)

Pedro de Ocejo desmiente lo que dice Claire y le echa la culpa al delirio causado por el entierro.

Lo hace tambien tras escuchar la historic acerca del moment en que a Cosme le obedecieron las

aguas del lago: "iquien iba a verlo hacer nada siquiera parecido a un maleficio que contraviniera

ley alguna de la naturaleza? S6lo alguien recien salido del ataid, llena de tierra del cementerio la

cabeza" (89). De esta manera, se plantea una interdiscursividad entire lo real y lo ficticio y el

intent por parte de Pedro de silenciar y corregir todo lo que no pertenece a la l6gica temporal y

a las leyes de la naturaleza. Asimismo, se subraya nuevamente el hecho de que un solo

acontecimiento pueda tener mas de una interpretaci6n o explicaci6n. La interferencia de la voz

masculina en oposici6n al intent de Claire de oponerse al reduccionismo de la l6gica binaria

sirve para aumentar la polifonia de la narraci6n.

Otra manera de aumentar la caracteristica polif6nica del relato se logra por medio de las

referencias a otros textos literarios, hechas de manera direct o alusiva. En la novela se

incorporan fragments de algunas obras de Sor Juana Ines de la Cruz y de Cervantes de Salazar.

Ademas, hay alusiones al cuento de hadas "La bella durmiente en el bosque" que se pone en

evidencia en el capitulo 9: "<








Potosi>>." La novela tambien menciona personajes mitol6gicos y canciones populares que

aumentan la interextualidad. Algunos de estos textos o generos literarios, ademas de aumentar la

pluralidad de voces, reflejan tambien la importancia de la incorporaci6n de elements

marginales. El significado y objetivo de la incorporaci6n de textos o generos marginales se

analizara en las siguientes paginas.

Incorporaci6n de g6neros marginales

La utilizaci6n de formas narrativas marginales subraya el intent de subvertir la historic

official y dar voz a individuos subalternos por medio de la elaboraci6n de un relato que incorpora

materials heterogeneos combinandolos en diferentes maneras. Esta tecnica resalta nuevamente

la importancia de la incorporaci6n de una multiplicidad de discursos que cuestionan el discurso

historiografico y el discurso patriarcal. Lo que se entiende como genero marginal, puede ser

asociado con lo que Bernard Mouralis llama "contraliteraturas". Segun Mouralis, "todo texto que

no se perciba y transmita -en un moment dado de la historia-como formando parte de la

literaturea', es susceptible de entrar en el campo de las contraliteraturas" (19).

En Amory conquista, se incluyen fragments narratives que se considerarian marginales.

Algunos de estos ejemplos son los poemas de la ciuatlatoani, una dama indigena de alto rango, y

las oraciones de sacerdotes indigenas. La obra incluye tanto elements y descripciones de

cultures marginales como un vasto numero de palabras en nahuatl y en maya. La definici6n de

estas palabras se incluye en un glosario al final del libro junto a una aclaraci6n de Marisol Martin

del Campo donde se explica que la inclusion de estas palabras se hizo para permitir que el lector

pueda adentrarse en el mundo de estas personas marginadas (417). Ademas, la inserci6n de estos

idiomas subalternos se hace para aumentar la autenticidad del punto de vista de los vencidos

(147).









La novela tambien present tecnicas narrativas que confieren al relato caracteristicas del

lenguaje hablado. De hecho, el objetivo de la novela es poner la historic oral de las mujeres en

papel. La transmisi6n oral, considerada un metodo narrative marginal, es un discurso de la

intimidad porque se narra la historic de un "yo" en tono confesional. Al incluir esta tecnica

donde la oralidad se traslada al texto escrito, se deconstruye la seriedad de los discursos

hist6ricos de los poderosos.

En Malinche, como en Amory conquista, la narraci6n incorpora elements marginales,

como palabras en nahuatl cuya traducci6n se incluye entire parentesis y no en un glosario al final

del libro. En la novela tambien se incorporan leyendas populares como la Llorona20 que tiene sus

origenes en la mitologia de los antiguos mexicanos. Segun Fray Bernadino de Sahagun y su libro

Historia general de las cosas de la Nueva Espaha, incluido en la bibliografia de la novela, el

sexto pron6stico que anunci6 la llegada de la conquista fue el advenimiento de la diosa

Cihuac6atl. La tradici6n dice que esta mujer aparecia frecuentemente en la noche llorando por

sus hijos perdidos. Esta informaci6n se incorpora en la novela tras la descripci6n de un miedo

que sentia Malinalli y un "miedo que se escapaba del palacio de Moctezuma" (29). El miedo

estaba provocado por various presagios que pronosticaban la caida del imperio: "El sexto presagio

fue la aparici6n de Cihuac6atl, la mujer que se oia llorar por las noches diciendo: fjHijitos mios!

iAd6nde los llevare? iTenemos que irnos lejos!>>" (29). Despues de esta afirmaci6n, Malinalli

jura oir los lamentos y los llantos de Cihuac6atl en el silencio del amanecer (30).

Ademas de servir como metodo para incluir caracteristicas de la mitologia indigena, la

incorporaci6n de este element marginal, es decir la leyenda de la diosa Cihuac6atl, sugiere la



20 Se dice que la Llorona aparece cerca de arroyos, rios, acequias y canales donde pueden estar vagando nifios (Gish
113). Vaga por alli buscando a sus hijos y llorando no solamente porque los ha perdido sino tambidn porque se
siente culpable por haberlos matado y luego haber desechado sus cuerpos (113).









existencia de un possible prop6sito secundario. La menci6n de esta leyenda esta seguida por la

descripci6n del dia en el que Malinalli fue regalada como esclava por su familiar. Al sentirse

abandonada por su madre, Malinalli Ilora a lo largo de todo el camino dejando "regadas sus

lagrimas por las veredas que recorria como si fuera marcando el camino que afios mas tarde

habria de seguir de regreso, esta vez en compafiia de Cortes" (31). Junto a esta narraci6n se

incorpora un c6dice donde aparece la imagen de Malinalli Ilorando y derramando sus lagrimas

por el camino. Esta descripci6n la pone en possible relaci6n con la diosa Cihuac6atl y, por lo

tanto, con la leyenda de la Llorona.21 La Llorona se ha descrito muchas veces como una

presencia ambigua donde se mezcla lo real con lo irreal, lo hist6rico con lo ficticio y lo bueno

con lo malo. Segun Robert Franklin Gish en su capitulo dedicado a esta figure legendaria, "her

ambivalent bad/good identity and her portrayal as sinner and martyred 'saint,' especially in the

seemingly contradictory worlds of the frontier and magic realism, suggest that good and evil

seldom exist in pure, undiluted states" (112). Si comparamos esta afirmaci6n con la imagen

mitificada de la Malinche, se puede establecer una possible conexi6n entire estas dos figures. La

imagen de la Malinche se ha dividido en una interesante dualidad: paradigma del mestizaje y

simbolo de la traici6n a la patria (Gonzalez Hernandez, Doha Marina 12-14). La primera tiene

una connotaci6n positive mientras que la segunda, y la mas comun, esta cargada de

implicaciones negatives. Esta dualidad permit que el lector pueda establecer una possible

asociaci6n con la imagen de la Llorona. Ambas figures legendarias y sus respectivas presencias

ambiguas, aluden a la desaparici6n de los limits entire lo real y lo irreal, lo hist6rico y lo ficticio

y lo bueno y lo malo, deconstruyendo asi estas parejas binarias.

21 Otros studios donde la Malinche se pone en relaci6n con la Llorona son "The Malinche-Llorona Dichotomy: The
Evolution of a Myth" (2005) por Luis Leal; "Dofia Marina and the Legend of La Llorona" (1973) por George A.
Agogino, Dominique E. Stevens y Lynda Carlotta; el libro de Sandra Messinger Cypess La Malinche in Mexican
Literature: From History to Myth (1991); y el articulo de Shirleen A. Soto "Tres models culturales: La Virgen de
Guadalupe, La Malinche y La Llorona" (1986).









Otro aspect muy important que se present en la novela de Laura Esquivel es la

incorporaci6n de c6dices ilustrativos que son un reflejo director de lo que se esta narrando. Estos

c6dices son resultado de un trabajo de investigaci6n sobre c6dices prehispinicos y la labor

ilustrativa de Jordi Castells, sobrino de la autora. Es important resaltar que la mayoria de las

imigenes que se incorporan no documentan los acontecimientos hist6ricos sino los aspects

intimos de la vida de Malinalli. Entre estos se incluyen el parto, el bautismo, las emociones de

Malinalli, la conversaci6n con los dioses, los moments pasados con su abuela, los suefios de

Moctezuma, la conversaci6n mantenida con Haciuhque, la vida intima con Cortes y Jaramillo, la

uni6n entire dos religiones y la conversaci6n con un fraile. Se pone particular atenci6n a las

conversaciones y las palabras de Malinalli representadas por lines curvas. Todas estas imigenes

de la vida personal de la protagonista se contraponen, por ejemplo, a las imigenes retratadas en

el Lienzo de Tlaxcala, document jeroglifico de gran importancia que represent los principles

sucesos de la Conquista pintados por los mismos indios (Chavero iii). Dicho document contiene

una series de pinturas en tela hechas en el siglo XVI para celebrar la alianza con los espafioles

(Schwartz 123). Fue mandado hacer por las autoridades indigenas de Tlaxcala durante el

virreinato de Luis de Velasco (1550-1564) y esta compuesto por 86 escenas (Gonzalez

Hernandez, Dona Marina 222). Este manuscrito ilustrado subraya la historic military, cultural y

religiosa de los tlaxcaltecas con un enfoque particular en la Conquista. En otras palabras, el

c6dice retrata acontecimientos que se consideran dignos de estar documentados en la historic. En

cambio, el c6dice de la novela de Laura Esquivel tiene como prop6sito subvertir el discurso

hist6rico official al centrarse mas bien en aspects intimos usualmente considerados no

historiables. De hecho, al incorporar este element marginal enfocado en lo privado en lugar de

lo public, la novela logra esta subversion.









En Malditayo entire las mujeres algunas de las formas narrativas marginales que se

incluyen en el relato son la narraci6n autobiografica y el genero epistolar. Los elements

autobiograficos se presentan en las secciones narradas en primera persona por Catalina de los

Rios y Lisperguer mientras que el genero epistolar se present por medio de la carta al

ilustrisimo senior Virrey don Luis de Velasco datada enjunio de 1604 y escrita por Alonso de

Ribera. Esta novela tambien incorpora lo real maravilloso, c6digo estetico que ofrece una vision

marginal para poder otorgar un punto de vista diferente al occidental, pero igualmente valido.

Este metodo narrative intent persuadir al lector a aceptar una vision altema a la suya (Camayd-

Freixas 91) y abolir la fijeza de la realidad conventional. Lo real maravilloso es una aceptaci6n

tolerante y naturalizante de lo extrafio y, por lo tanto, lleva a la asociaci6n de lo real con lo

sobrenatural (Llarena 26). Esta estetica va en contra de la racionalidad cientifica europea

(Camayd-Freixas 104) y se utiliza para resaltar lo "maravilloso" de America y la decadencia del

mundo de Occidente. En otras palabras, es un intent de encontrar una forma original de narrar

America y subvertir el discurso hegem6nico.

El discurso de lo real maravilloso, como el de la poscolonialidad, es un discurso sobre la

otredad (Jimenez, Discusi6n en clase). Ha adquirido un "prestigio" como lo marginal,

minoritario y excentrico. Mercedes Valdivieso, al igual que otros autores de novelas hist6ricas,

escriben desde una posici6n privilegiada y, por lo tanto, buscan maneras de desasociarse de los

propios discursos de poder y hablar por los que estan en una posici6n de desventaja (excentricos)

(D'haen 195). Debido a esta caracteristica, a veces estos autores pueden serjuzgados como

"paternalistas" por algunos critics o por parte de los que intentan representar (195). Por medio

de lo real maravilloso se intent incorporar lo marginal en la historic, por ejemplo el vudu, las

leyendas populares, el misticismo y la cultural popular. Estas caracteristicas se incorporan y se









definen como parte de la realidad americana. Por un lado, este process tiene su aspect positive.

Por ejemplo, al mezclar la realidad y la ficci6n, lo popular y lo marginal cobra importancia. Lo

sobrenatural se narra con naturalidad desestabilizando de esta manera las dicotomias establecidas

por el discurso hegem6nico. Por medio de lo real maravilloso tambien se da importancia al

sincretismo que result del encuentro entire dos cultures. Por otro lado, este c6digo estetico da

origen a una paradoja que ha sido discutida extensivamente por la critical literaria. El intent de

resaltar de manera positive lo "maravilloso" de America es una possible contribuci6n al exotismo

de tal cultural y a la ulterior construcci6n de la otredad. Se revela en el fondo una l6gica que hoy

se llamaria colonizada.

Aunque este c6digo estetico puede contribuir a la exotizaci6n de una cultural, es important

precisar que las intenciones de una estetica como lo real maravilloso, al igual que el propio

prop6sito de la nueva novela hist6rica, es borrar las delimitaciones que existen entire, por

ejemplo, la historic y la ficci6n, la historic y la intrahistoria o lo europeo y lo americano. Por

medio de esta tecnica, que present una constant oscilaci6n entire estos antagonismos, se

cuestiona la posibilidad de poder crear dicotomias tan separables y se ponen en evidencia las

inconsistencies de estas oposiciones binarias. Lo real maravilloso implica que America se retira

en si misma en oposici6n a las ideas centrales del "primer mundo" precisamente para deconstruir

esa idea del centro.22 Por medio de la creaci6n de un mundo alternative que corrige la realidad

existente, este c6digo estetico subvierte el canon de representaci6n etnografica (D'haen 195). En

otras palabras, lo real maravilloso invade y subvierte los di scursos dominantes hablando desde

los margenes, desde un lugar lejos del centro. (194). Como afirma Amaryll Chanady, hay que

22 Como afirma Walter Mignolo, "the idea of 'West' as 'center' became dominant in European political theory,
political economy, philosophy, arts, and literature, in the process by which Europe was conquering the world and
classifying the world being conquered" (36).









tener en cuenta que el desarrollo de tecnicas narrativas como lo real maravilloso y el realismo

magico no se debe a un argument esencialista ingenuo, sino que esta condicionado por various

arguments: una posici6n critical frente a lo can6nico racional y a los paradigmas positivistas, el

intent de subvertir models hegem6nicos, la critical hacia el conocimiento empirico restrictive y

la valorizaci6n de mentalidades no-europeas y la deslegitimaci6n de valores y estructuras

conceptuales (140).

En Malditayo entire las mujeres, el objetivo de la novela no es simplemente representar

pasivamente la sociedad colonial y, por ende, dar una imagen ex6tica de la comunidad, sino

subvertir los models hegem6nicos y desestabilizar dicotomias como, por ejemplo, lo real / lo

irreal o lo ex6tico / lo civilizado. En esta novela se cultiva la tradici6n indigena por medio de la

inclusion del rito, la magia y la oralidad (Coltters 40). Esta caracteristica sirve como acto de

resistencia a la cultural patriarcal (40). Una de las caracteristicas que se asocia a lo real

maravilloso es la descripci6n de actos de brujeria y vudu por medio de personajes como la

Tatami y Dofia Elvira. Estas dos sirvientas presentan caracteristicas que se pueden asociar a este

c6digo estetico. Por ejemplo, en algunos pasajes de la novela, la Tatami present aspects

"maravillosos" que se pueden asociar a la descripci6n de los poderes atribuidos a Mackandal en

El reino de este mundo, la celebre novela de Alejo Carpentier publicada en 1949 y considerada

como el primer ejemplo de una nueva novela hist6rica donde lo real maravilloso se utiliza como

praxis narrative para poder llevar a cabo un analisis social, politico e hist6rico, interpretando con

el la realidad latinoamericana (Camayd-Freixas 8-9). El "milagro" de la huida de Mackandal el

dia de su ej ecuci6n23 se puede asociar a este pasaje de la novela de Valdivieso: "la Tatami se



23 La huida de Mackandal se narra de esta manera: "Mackandal estaba ya adosado al poste de torturas. [...] En ese
moment, Mackandal agit6 su mufi6n que no habian podido atar, en un gesto conminatorio que no por menguado
era menos terrible, aullando conjures desconocidos y echando violentamente el torso hacia delante. Sus ataduras









retorcia como los indios cuando los herran. Se alej6 despues hacia el fondo y vol6 del cuarto sin

respetar las paredes, pas6 rozindome la cara y fue haciendose un chonch6n mientras se perdia

entire los arboles" (42). La incorporaci6n de este c6digo estetico no sirve para contribuir a la

exotizaci6n del otro sino simplemente sirve como manifestaci6n de lo que Josefina Ludmer

llama las "tretas del debil". La estrategia (o "treta") que utilizan la Tatami y Dofia Elvira es la de

reforzar, aceptar y manipular los estereotipos que se les asigna para obtener algun tipo de

reconocimiento y poder (Henao 13).

Las formas narrativas marginales que se incluyen en Duerme incluyen fragments de una

carta, una narraci6n autobiogrifica, algunas canciones y algunas frases de un libro indigena, por

la mayoria dibujado y que relata las hazafias de Claire. Los elements autobiogrificos se

presentan en las secciones narradas en primera persona por Claire, mientras que el genero

epistolar se present por medio de fragments de una carta de parte del Virrey, dirigida al Conde

de Urquiza y fechada el 19 de agosto de 1571. Una de las formas marginales mas representatives

que se incorpora en la obra es la alusi6n al cuento de hadas "La bella durmiente". El cuento de

hadas es considerado un subgenero del cuento que nace de la tradici6n oral e incorpora

elements fantasticos. El hecho de que Claire se quede dormida al salir de Mexico y que no

pueda despertar hasta que regrese, confiere a la obra aspects sobrenaturales que son tipicos de

los cuentos de hadas.

Tambien se presentan otros acontecimientos que ponen de relieve el aspect migico de la

novela. Al igual que Malditayo entire las mujeres, Duerme incorpora lo real maravilloso para

otorgar una vision marginal diferente a la occidental pero igualmente vilida. Es una manera de

borrar los limits entire la realidad y la ficci6n. Para ofrecer resistencia hacia la cultural patriarcal

cayeron, y el cuerpo del negro se espig6 en el aire, volando por sobre las cabezas, antes de hundirse en las ondas
negras de la masa de esclavos" (Carpentier, El reino de este mundo 40).









y el discurso official hist6rico, la novela incluye rituales indigenas y aspects de la cultural

popular.

El ejemplo principal donde se puede encontrar el uso de lo real maravilloso es la

purificaci6n de Claire con el agua de las tierras antiguas mexicanas. Tras una herida profunda, la

india de las manos tibias remplaza la sangre europea de Claire con agua limpia de los lagos de

los tiempos antiguos antes de que llegaran los espafioles. Esta agua tiene poderes magicos porque

protege a Claire de la muerte: "Dos cantaros enteros protegeran tu sangre de la muerte" (28).

Otra consecuencia de la purificaci6n es que Claire no sangra: "No sangro. ,En que me han

convertido las aguas que viajan por mis venas?" (72). El process de purificaci6n se lleva a cabo

por medio de un ritual que remite a tradiciones como los bafios rituales y los bautismos al igual

que rituales que consistent en el derramamiento de sangre. La ceremonia es llevada a cabo por la

india con las manos tibias: "Con su piedra filuda abre una pequefia herida en la frente, se pone en

cuclillas y con gestos me indica que acomode la cara en su regazo. Ahi vacia el poco de agua que

resta en el pocillo, mientras me repite: (29). Este rito tiene

un valor simb6lico y se incorpora para enfatizar la transformaci6n de Claire en alguien que se

puede identificar con la poblaci6n indigena. Tambien sirve para critical a la cultural espafiola y

exaltar la pureza de la cultural indigena. El element magico y la integraci6n de la tradici6n

indigena sirve para subvertir los models hegem6nicos y desestabilizar dicotomias como, por

ejemplo, lo real versus lo irreal, o lo ex6tico versus lo civilizado.

En fin, la incorporaci6n de formas narrativas que se consideran marginales, al igual que el

enfoque en la intrahistoria y la inclusion de multiples voces subalternas, ayuda a borrar las

fronteras entire la historic y la ficci6n y deconstruir las versions de los hechos impuestas y

sostenidas por los process coloniales y neocoloniales. En estas novelas se llev6 a cabo una









reescritura del pasado rescatando a figures femeninas mitificadas cuya imagen, importancia o

reputaci6n fue contaminada o ignorada a lo largo del tiempo segin las circunstancias hist6ricas o

culturales y los intereses personales de los hi storiadores. Al poner el punto de vista de estos

personajes hist6ricos femeninos como enfoque principal, las cuatro novelas analizadas en este

capitulo lograron incorporar a la mujer como agent hist6rico e inscribirla en el discurso

historiografico official. En otras palabras, lograron poner todo lo marginal en el centro. Aunque

estas novelas presented oposiciones binarias, no las utilizan para establecer prejuicios y la idea

de superioridad de la cultural occidental. Por el contrario, las cuestionan y las deconstruyen. De

hecho, simplemente por medio de la utilizaci6n de las tres caracteristicas narrativas que se han

analizado, las cuatro novelas logran desestabilizar la dicotomia entire la sociedad primitivea" y la

"civilizaci6n" occidental.

El pr6ximo capitulo tendra como objetivo resumir los puntos claves del analisis llevado a

cabo en los capitulos dos y tres de este studio y elaborar las conclusions. Se reuniran todas las

siete novelas para poner enfasis en las semejanzas y diferencias en cuanto a los metodos

narratives empleados en el intent de deconstruir no solamente el discurso official hist6rico sino

tambien el discurso patriarcal en sus respectivos contextos hist6rico-sociales. Se pondra enfasis

tambien en c6mo estas obras lograron subvertir la doublee colonizaci6n" present tanto en el

context, es decir la realidad political y social que informa al texto, como en el cotexto, es decir

todo lo que rodea e interactua con el texto.









CAPITULO 4
NUEVAS NOVELAS HISTORICAL DE LA CONQUISTA Y LA COLONIZACION
ESCRITAS POR MUJERES SOBRE MUJERES: CONCLUSIONS

En el analisis Ilevado a cabo en los capitulos anteriores, logramos poner en evidencia c6mo

las siete nuevas novelas hist6ricas de la conquista y la colonizaci6n escritas por mujeres sobre

mujeres incluidas en este studio se relacionan con algunos aspects del feminismo y

contribuyen a la elaboraci6n de una nueva subjetividad femenina por medio tanto de la

subversion e inclusion de la mujer en el discurso historiografico official, como por la

desestabilizaci6n del sistema patriarcal basado en oposiciones binarias donde la mujer queda

marginada. Tras una breve presentaci6n de un panorama general de las novelas hist6ricas mas

tradicionales publicadas much antes de la celebraci6n del quinto centenario del encuentro entire

dos mundos, este trabajo de investigaci6n se enfoc6 en siete novelas que se publicaron en los

afios noventa y principios del siglo veintiuno. El studio tuvo como enfoque novelas publicadas

en diversas areas de America Latina. Como consecuencia, la inclusion de Malinche (2005) de

Laura Esquivel (Mexico), Amory conquista (1999) de Marisol Martin del Campo (Mexico), La

casa de la laguna (1997) de Rosario Ferre (Puerto Rico), El rbolde lagitana (1997) de Alicia

Dujovne Ortiz (Argentina), Duerme (1994) de Carmen Boullosa (Mexico), La niha blancay los

pdjaros sin pies (1992) de Rosario Aguilar (Nicaragua), Malditayo entire las mujeres (1991) de

Mercedes Valdivieso (Chile), logr6 dar una vision mas globalizada de las nuevas novelas

hist6ricas de la conquista y la colonizaci6n caracterizadas por una double colonizaci6n tanto en el

context como en el cotexto.

La deconstrucci6n del discurso official hist6rico y del discurso patriarcal se llev6 a cabo por

medio de la desestabilizaci6n de la oposici6n binaria, centro y periferia, que utilizamos como

principio de generalizaci6n para el analisis. A lo largo del argument analitico se puso en

evidencia c6mo esta pareja de opuestos fue deconstruida por medio del empleo de varias tecnicas









narrativas, como, por ejemplo, el enfoque en la intrahistoria, la polifonia o la incorporaci6n de

textos y personajes marginales. En otras palabras, mostramos la manera en que estas tecnicas

narrativas influyeron en la desestabilizaci6n de dicha pareja binaria, definida como oposici6n

mas universal que incluye a otras dicotomias mas especificas como por ejemplo:

historia/intrahistoria, hombre/mujer, yo/otro, esfera publica/esfera privada y

civilizaci6n/barbarie. Por ejemplo, por medio de la intrahistoria, es decir el enfoque en los

aspects intimos y la vida privada de personajes femeninos que narran desde los margenes del

poder, las novelas lograron deconstruir la oposici6n binaria historia/intrahistoria y esfera

publica/esfera privada. En todas las novelas del studio demostramos la existencia de una

interpenetraci6n de los dos polos.

Resumen del anAlisis de las novelas

La novela de Rosario Ferre que aqui se analiz6, La casa de la laguna, se diferenci6 de

todas las otras por no ser una descripci6n direct de la conquista y la colonizaci6n sino una

representaci6n simb6lica de los acontecimientos y las consecuencias de esa epoca. Establecimos

que dicha novela recupera la memorial national de un pais por medio de la historic individual

desde el punto de vista de una mujer an6nima. Por lo tanto, por medio de esta caracteristica se

puso enfasis en el hecho de que se puede contar la historic desde lo an6nimo y lo privado

enfocandose en el relato de los hombres y las mujeres cuyas vidas no tuvieron suficiente

influencia como para ser incluidas en la historic official. Por medio de la saga familiar de los

Mendizabal, los Monfort y los Aviles, la novela muestra la situaci6n political y social de Puerto

Rico. En otras palabras, ciertos sucesos de la historic del pais y algunos rasgos socioculturales se

relatan a traves de situaciones y acontecimientos familiares. Como resultado, establecimos que lo

intrahist6rico se vuelve central al relato mientras que los datos oficiales hist6ricos se relegan a

los margenes, subvirtiendo asi la manera de contar el pasado y la pareja binaria centro y









periferia. No hay que olvidar que en esta novela la mayoria de la historica" es contada a traves de

los ojos de una mujer que confiere un sentido de pertenencia a un colectivo victim de los

acontecimientos que se relatan (Rivas 67).

El referente para esta novela es la historic de Puerto Rico, la situaci6n political y econ6mica

del pais, los efectos de la colonizaci6n espafiola y estadounidense y el sistema hegem6nico y

patriarcal vigente. Rosario Ferre toma ese referente y construye un relato ficticio alrededor de

tres families puertorriquefias y el punto de vista de una mujer. Al poner a la mujer y a la

intrahistoria en el centro, pudimos poner enfasis en la desestabilizaci6n del principio de

generalizaci6n en el que se enfoca este studio. El referido terminal siendo una subversion de lo

que normalmente considerariamos central, superior y parte del sentido comun. En la siguiente

tabla 4-1, elaborada en base al Diagrama 1-1 incluido en la introducci6n de este studio, se

present c6mo se manifiesta tal subversion en la novela:

Tabla 4-1. Subversi6n en La casa de la laguna
Centro Periferia
Lo intrahist6rico: Acontecimientos y Historia: Los grandes acontecimientos
situaciones de las families Monfort, hist6ricos de Puerto Rico y su situaci6n
Mendizabal y Aviles. political y social.
Discurso intimo femenino: la historic a traves Discurso hegem6nico masculine: Versi6n de
de los ojos de Isabel Monfort con Quintin Mendizabal permanece en los
caracteristicas biograficas y autobiograficas. margenes.
Mujer: como enfoque central y organizadora de Hombre: como voz marginal que no logra
la historic. afectar la version de la muj er.

Esta tabla 4-1 pone en evidencia de manera resumida la transformaci6n del centro en periferia y

la transformaci6n de la periferia en centro.

Por lo que concierne a La niha blancay lospdjaros sin pies de Rosario Aguilar, por medio

del andlisis de esta novela y su enfoque en la intrahistoria, pudimos poner en evidencia c6mo se

intent incorporar a la mujer en el discurso historiografico y dar una nueva perspective de la

conquista. La protagonista, una reporter nicaraguense de los afios noventa, describe una novela









del pasado desde la perspective del present, como lo hace Isabel Monfort. A diferencia de la

novela de Ferre, esta obra se enfoca en la epoca de la conquista y la colonizaci6n otorgando al

lector la perspective de seis personajes femeninos, algunos inventados y otros basados en

personajes hist6ricos reales, que viven durante esos ahos. El referente de la novela es, por ende,

la conquista, el sistema colonial y las estructuras hegem6nicas y patriarcales vigentes en la

epoca. En el referido, construido desde el referente, se invierten las caracteristicas de esta epoca

por medio del enfoque en la intrahistoria. El texto otorga a la mujer una importancia active e

incorpora comentarios ir6nicos y critics.

En fin, en el analisis de la novela de Rosario Aguilar, pusimos en evidencia que el relato se

enfoca tanto en la vida personal de estas seis mujeres que viven durante la epoca de la conquista

y la colonizaci6n como en la de la protagonista que vive en la epoca contemporanea. Ademas,

resaltamos que la novela se centra en detalles que usualmente no se considerarian historiables,

trastocando la autoridad hist6rica por medio tambien de comentarios ir6nicos y par6dicos. La

siguiente tabla 4-2 muestra un resume de la inversion y desestabilizaci6n que ocurre en la

novela tras el empleo de la tecnica narrative que se ha discutido hasta ahora:

Tabla 4-2. Subversi6n en La niha blanca y los pajaros sin pies
Centro Periferia
Lo intrahist6rico: Enfoque en la vida personal Historia: Acontecimientos hist6ricos del
de la protagonista, su relaci6n con su novio, su present (elecciones presidenciales en
accident y el process de escritura de la Nicaragua) y del pasado durante la epoca de la
novela. Enfoque en la vida personal de seis conquista y colonizaci6n. Todos estos datos
personajes femeninos hist6ricos y fricci6nales. quedan en segundo plano.
Discurso intimo femenino: la novela de la Discurso hegem6nico masculine: El novio
protagonista y su enfoque en la vida personal espahol de la protagonista intent interferir en
de las seis mujeres con elements el process de escritura pero queda marginado.
autobiograficos y la incorporaci6n del genero
epistolar.
Muier: Protagonista central. Hombre: protagonista marginal.









Como en la novela de Rosario Ferre, la novela de Rosario Aguilar present la interferencia de

una voz masculina que queda marginada, enfatizando aun mas la transformaci6n del centro en

periferia y la periferia en centro.

En El drbol de la gitana de Alicia Duj ovne Ortiz, pusimos de relieve c6mo, tambien por

medio de la intrahistoria, esta novela subvierte el discurso official historiografico. La autora

protagonista traza una genealogia de sus descendientes inventando parte de su linaje para incluir

a una indigena y a un judio quemado en la hoguera. Alicia Dujovne Ortiz toma como referente

para la novela algunos acontecimientos hist6ricos y la situaci6n social, political y econ6mica del

pasado y del present. De alli elabora un relato ficticio sobre la propia familiar para ilustrar

ciertos acontecimientos o caracteristicas hist6ricas, como el mestizaje y la limpieza de sangre,

desde perspectives an6nimas y marginales. Por medio del analisis de este relato tambien pudimos

poner en evidencia la paradoja que existe en Latinoamerica relacionada a la double herencia y al

mestizaj e.

Al incorporar dos posibles antecedentes marginales e identificarlos con una herencia

etnica, la autora contradice la historic official del parentesco y, por ende, cuestiona indirectamente

el discurso historiografico. Por medio de la intrahistoria y la incorporaci6n de datos ficticios, la

obra subvierte el centro y la periferia de esta manera:

Tabla 4-3. Subversi6n en El drbol de la gitana
Centro Periferia
Lo intrahist6rico: Elaboraci6n del linaje Historia: Acontecimientos hist6ricos del
familiar de la protagonista, invenci6n de parte present y del pasado, la situaci6n political y
de su linaje para incluir a una indigena y a un social del present y del pasado y los
judio quemado en la hoguera y el enfoque en la personajes hist6ricos como Crist6bal Col6n.
vida personal y domestic de algunos de estos Todo queda en segundo piano.
antepasados.









Tambien en esta novela el centro se transform en periferia y todo lo periferico se vuelve central.

A diferencia de las otras dos novelas anteriores, esta obra no present la interferencia de una

presencia o una voz masculina. De hecho, en las parties dedicadas a la narraci6n del present

donde ubicamos a la autora protagonista, nunca se present una figure masculina. Se describe

solamente la relaci6n de la protagonista con su hija y nunca se menciona el padre. La falta de

interferencia del hombre pone enfasis en la marginalizaci6n de la voz masculina y por lo tanto la

subversion del sistema central patriarcal.

Por lo que concierne a la polifonia, en estas tres novelas pudimos constatar que todas

situan la mirada desde la perspective de multiples voces subalternas de diferentes epocas,

llevando a una polifonia no solamente narrative sino tambien temporal. Pudimos determinar que

por medio de esta tecnica las obras logran subrayar la imposibilidad de una verdad unica y

desestabilizar la vision universal androcentrica. Con el empleo de las caracteristicas que reflejan

los concepts bajtinianos, dichas novelas consiguen subvertir el discurso hist6rico traditional y

la pareja de opuestos "hombre y mujer" que representan respectivamente el discurso

androcentrico dominant y el discurso femenino marginal.

En el analisis de La casa de la laguna, fue possible verificar c6mo las diferentes versions

de la historic y el dialogo que se establece entire los personajes Isabel y Quintin, subrayan la

manipulaci6n de los hechos durante la elaboraci6n de una narraci6n, sea ella hist6rica o ficticia.

Se puso en evidencia la manera en que la oposici6n binaria entire los dos personajes y lo que

representan establece un debate entire una estructura patriarcal traditional y una voz femenina

innovadora que intent desestabilizarla y cuestionarla. El debate confiere interdiscursividad e

intertextualidad con diferentes opinions te6ricas. La polifonia del texto se puso tambien en

evidencia por medio de un analisis narratol6gico de la obra y la importancia de cada narrador al









igual que las diferentes focalizaciones. Debido a la constant oscilaci6n de perspectives, la

novela se defini6 como fragmentada; caracteristica que subvierte la idea de un sistema linear y

ordenado. Por lo tanto, esta tecnica narrative coloca lo marginal en el centro y lo central en la

periferia.

En cuanto a La niha blancay losppdjaros sin pies, el analysis de esta obra llev6 a la

conclusion que el cambio de focalizaci6n en varias voces marginales, ir6nicas y par6dicas no

sirvi6 solamente para dar la oportunidad a muchos individuos de hablar sino tambien para poner

de relieve el contenido heterogeneo y la inexistencia de una interpretaci6n unica de la historic. Se

ha podido constatar que las multiples narradoras marginales y sus comentarios sirven para

deconstruir la ret6rica univoca de la conquista. Esta deconstrucci6n se lleva a cabo no solo por

medio de la incorporaci6n de comentarios y puntos de vista de las seis mujeres que viven durante

la epoca de la conquista y la colonizaci6n, sino tambien por medio de la misma protagonista

contemporanea. Al igual que en la novela de Ferre, pero de manera much mas limitada, se

establece un debate entire la reporter nicaragtiense y su novio espahol, representante del

conflict entire el discurso marginal femenino y el discurso androcentrico y eurocentrista. Otras

caracteristicas que se establecieron como ejemplos de polifonia son el character cinematografico

de los diferentes relates, la incorporaci6n de epigrafes, la intertextualidad con varias citas y la

inclusion de elements de lo real maravilloso.

En cuanto al analisis de El rbol de la gitana, fue possible verificar que la polifonia se pone

en evidencia por medio de una altemancia entire una narraci6n en primera persona y una en

tercera persona. La narraci6n en primera persona se enfoca en la vida de la protagonista y el

process de escritura, mientras que la narraci6n en tercera persona (llevada a cabo por la Gitana)

se centra en la vida y las aventuras de los antepasados de la autora. Establecimos que las









diferentes experiencias de estos personajes de diferentes generos, razas, classes sociales,

religiones, nacionalidades y edades, al igual que la presencia de la voz subalterna de la Gitana

(alter ego de la protagonista), confieren polifonia al texto. Llegamos a la conclusion que, de esta

manera, se le otorga la posibilidad de hablar a various series marginales eliminando el silencio.

En fin, fue possible verificar que las tecnicas narrativas empleadas en esta obra junto al

didlogo que se establece entire la Gitana y la protagonista, presentan una multiplicidad de

perspectives diferentes que tambien desestabilizan la linealidad traditional del di scurso

historiogrifico y la idea de una verdad unica. Se encuentra de esta manera una forma alternative

de narrar la historic desde lo an6nimo, subvirtiendo la pareja binaria centro y periferia.

En cuanto a la incorporaci6n de generos marginales, constatamos que esta tecnica narrative

tuvo como resultado la contribuci6n a la multiplicidad de discursos, la desestabilizaci6n de la

idea de una verdad unica y el cuestionamiento del discurso traditional historiogrifico. Por medio

de el andlisis de estas tres novelas, se mostr6 c6mo la inclusion de formas narrativas

consideradas marginales (autobiografia, biografia, genero epistolar, testimonio, etc.) aumenta las

calidades heterogeneas del texto y contribute al cuestionamiento de la historic official y del

discurso patriarcal, obj etivo de estas novelas.

La casa de la laguna se puede considerar una novela autobiogrifica y biogrifica si se toma

en consideraci6n el hecho de que Isabel esta escribiendo en primera persona un relato de su

familiar, la de su marido y la de Petra Aviles, incluyendose a si misma como personaje. En el

andlisis de esta tecnica narrative establecimos que este genero marginal sirve para cuestionar la

version de la historic de otros, deconstruir la supuesta diferencia entire literature e historic y

plantear la idea de que existe una manipulaci6n de la "verdad" en la historiografia debido a la

influencia de la ideologia del historiador.









En cuanto a La niha blancay los pjaros sinpies, pusimos en evidencia la inclusion de

generous marginales por medio de la menci6n de ejemplos como la incorporaci6n de cr6nicas, la

presencia de elements autobiograficos y el empleo de la narraci6n epistolar. La inclusion de

estos generos marginales, que transforman la manera de narrar el pasado, sirven para obtener el

objetivo principal: el cuestionamiento de la historic official y el sistema imperante patriarcal. En

cuanto a El drbol de la gitana, establecimos que en esta novela tambien se incorporan generous

marginales como la (auto)biografia y el genero epistolar para cuestionar el discurso

historiografico. Se estableci6 tambien que los archives de la memorial son la fuente principal para

la elaboraci6n de la genealogia de la familiar de la protagonista que Ileva a la sefialaci6n de una

manipulaci6n del pasado. Estas caracteristicas provocan la descentralizaci6n de la historic official

y la posibilidad de dar voz a individuos subalternos.

Por ser todas metaficciones que se refieren al process de escritura de novelas hist6ricas, las

tres novelas analizadas en el capitulo 2 ponen hincapie en la possible manipulaci6n y vision

subjetiva de los acontecimientos hist6ricos. Por medio del analisis, establecimos que los textos

logran subvertir el discurso hegem6nico y el sistema patriarcal utilizando tecnicas narrativas

como el enfoque en la intrahistoria, la polifonia y la incorporaci6n de generos marginales. Al

desestabilizar las construcciones coloniales y deconstruir el discurso hist6rico official, estas

novelas proporcionan tambien una critical al sistema de clasificaci6n cultural contemporaneo. Las

otras cuatro novelas del studio tambien logran este objetivo por medio del empleo de las tres

mismas principles tecnicas narrativas pero a traves de un enfoque diferente. En el analisis de

Amor y conquista de Marisol Martin del Campo, Malditayo entire las mujeres de Mercedes

Valdivieso, Malinche de Laura Esquivel y Duerme de Carmen Boullosa, establecimos que las

novelas se centran en la imagen de una mujer en particular e intentan rescatarla de los prejuicios









y desmitificarla, subvirtiendo, de esta manera, el discurso hegem6nico en el que se describe a

esta mujer de manera negative.

Estas cuatro novelas se enfocan todas en la epoca de la conquista y la colonizaci6n y no

tienen a una protagonista contemporanea que cuenta el pasado. Es important destacar que

aunque en Amory conquista la mujer azteca llamada Ozlaxiuchitl este contando el pasado, la

epoca en que narra y en que vive no es contemporanea. Aun asi, se estableci6 que tambien todas

estas novelas critical el sistema hegem6nico y patriarcal vigente hoy en dia por medio de la

desestabilizaci6n de las construcciones coloniales y por medio del enfoque en mujeres cuyo

comportamiento no es concordante a los ej emplos establecidos por el orden hegem6nico de la

sociedad de la epoca en la que se centran. En el analisis tambien pusimos hincapie en la

importancia de la palabra en general, expresada de manera escrita, oral o por medio de simbolos,

que contribuy6 a resaltar la importancia del quiebre del silencio y la inscripci6n de la mujer

como agent active en la historic.

Por medio del analisis del aspect intrahist6rico de la narraci6n, pudimos poner en

evidencia que estas obras ofrecen una vision de los espacios intimos y privados de personajes

femeninos, reconocidos por la historic official, pero que aun se consideran subalternos por ser

mujeres y por haber sido retratadas en muchas ocasiones como perversas, sinverguenzas,

traidoras o figures diab6licas. Se mostr6 c6mo, por medio de la intrahistoria, dichas novelas

lograron rescatar a una figure femenina ignorada por la historic y colocarla en el centro.

En Amory conquista se logra rescatar a Malinalli, mal llamada la Malinche, y subvertir el

discurso hist6rico official y el sistema patriarcal por medio de la inclusion de muchos datos

hist6ricos pero presentados a traves del punto de vista de una mujer y el enfoque en su vida

personal al igual que sus sentimientos, su desamparo, su soledad, sus confusiones y su condici6n









de dos veces esclava odiada por ambas cultures. El enfoque en la intrahistoria tiene como

resultado la humanizaci6n de Malinalli, el privilegio de las histories subalternas de las mujeres,

un nuevo acercamiento a los documents oficiales, la inscripci6n de la mujer y su rol en la

historic, la incorporaci6n de informaci6n cultural y las tradiciones de un pueblo vencido y

marginado, la inversion del discurso historiografico y la deconstrucci6n de la pareja binaria

civilizaci6n y barbarie.

En cuanto aMalinche, esta novela se describi6 como una agrupaci6n de elements de

ficci6n entretejidos con datos hist6ricos que tienen muchas semejanzas, al igual que diferencias,

con los que se mencionan en la novela de Marisol Martin del Campo. Aunque tambien en esta

novela se presentan various datos hist6ricos, pusimos hincapie en el hecho de que se enfoca por su

gran mayoria en la vida personal de Malinalli. Establecimos que una de las tecnicas principles

que utiliza la autora es el entrelazamiento entire la descripci6n de un acontecimiento hist6rico y el

enfoque en un detalle intimo. Algunos ejemplos de dicho entrelazamiento que subrayamos en el

analisis de la novela, se enfocaron en el moment en que la narraci6n present a los datos

hist6ricos como parte de un dialogo entire personajes o como parte de las digresiones y

pensamientos de Malinalli. Ademas, la fusion y la asimilaci6n de elements diferentes entire dos

cultures se presentan por medio de un element de ficci6n que implica la possible presencia de lo

real maravilloso. Estas caracteristicas, junto al entrelazamiento del context hist6rico de la

Conquista con las descripciones como el nacimiento y la infancia de Malinalli, su relaci6n con su

abuela, los rituales y las ceremonies indigenas, la infancia de Hernan Cortes, los suefios y las

pesadillas de Moctezuma, las leyendas populares, la relaci6n amorosa entire Cortes y Malinalli,

los actos intimos sexuales, el embarazo y el parto, la relaci6n con su hijo Martin y el matrimonio

con Jaramillo, llevan a la conclusion que lo cotidiano, lo ritual, lo domestic, la vida privada y la









cultural popular son tan historiables como la political, la guerra y la economic. De esta manera, la

novela de Laura Esquivel logra convertir lo periferico en centro y, por lo tanto, deconstruir el

discurso hist6rico official y la manera traditional de contar el pasado.

Por lo que concierne a Malditayo entire las mujeres, afirmamos que la incorporaci6n de

datos oficiales se present de manera diferente a la que analizamos en Amor y conquista. La

incorporaci6n de datos hist6ricos concretos se present de manera esporadica y entretejida en la

narrative que tiene como enfoque la intrahistoria. Se estableci6 que el objetivo de la novela no es

simplemente presentar panoramas y aspects simplemente ilustrativos de epocas y tendencies,

sino elaborar un relato alrededor de estos "hechos" para cuestionar la historic official y

descentralizar las oposiciones binarias. Por medio del enfoque en la intrahistoria, es decir la vida

personal de Catalina de los Rios y Lisperguer y su relaci6n con su familiar y sus amantes, se

recrea el ambiente cortesano de la epoca colonial, los problems que se enfrentan en una

sociedad colonial (por ejemplo el mestizaje) y la opresi6n patriarcal ejercida sobre la mujer. En

el analisis establecimos c6mo, por medio de la vida personal de Catalina y la descripci6n de sus

experiencias y su forma de ser, se construye una narraci6n alternative al discurso hegem6nico

masculine monopolizador del sujeto femenino.

Como Malditayo entire las mujeres, la obra Duerme de Carmen Boullosa se analiz6 como

ejemplo de una nueva novela hist6rica donde se incorporan pocos datos y personajes hist6ricos y

se verifica un mayor enfoque en la recreaci6n de la sociedad colonial de Nueva Espafia en el

siglo dieciseis. Establecimos que las caracteristicas como la division en castas, las categories

raciales y de genero, las reglas coloniales establecidas por el virreinato y la opresi6n de la mujer

por medio del sistema patriarcal, se ponen en evidencia por medio de la intrahistoria y el enfoque

en la vida de Claire, personaje cuyo possible antecedente es Catalina de Erauso. En otras palabras,









Ilegamos a la conclusion que la narraci6n se elabora en un context hist6rico y provee detalles

intimos que confieren indicios sobre la situaci6n political y social de la colonia. La novela es un

aparente "reflejo" de la sociedad del siglo dieciseis, pero en realidad, se esfuerza constantemente

en subvertir las parejas binarias pertenecientes al principio de generalizaci6n centro y periferia.

Claire encarna a various personajes que no son reconocidos por la historic official: una prostitute,

un pirata, una indigena, un condenado a muerte y una mujer espafiola. Al relatar la vida y las

experiencias desde estas diferentes identidades que se encuentran en los margenes del poder, se

subvierte la historic official poniendo el margen, o lo periferico, en el centro. El enfasis cae en el

hibridismo cultural y el mestizaje, tratando de demostrar que la historic es versatil y que el

mundo esta compuesto por un cruce de centros y periferias (Rivas 54).

Por lo que concierne al analisis de los aspects polif6nicos de las novelas, se resalta en

cada una de ellas la no centralidad del "yo" por medio de la incorporaci6n de varias voces

narrativas. En el analisis de la novela Amory conquista, lleagmos a la conclusion que las varias

perspectives narrativas y el cambio de focalizaci6n confieren heterogeneidad al relato. Las voces

narrativas cambian de primera persona a tercera persona y a segunda persona a lo largo del

relato. Se analiz6 tambien la incorporaci6n de comentarios machistas por medio de la voz

masculina de personajes como Hernan Cortes cuya presencia e importancia siempre queda en

segundo plano. Se subray6 tambien la inclusion de una critical hacia el hombre conquistador y las

tradiciones espafiolas justificando las tradiciones indigenas. Se mencionaron tambien la inclusion

de various epigrafes, la incorporaci6n de varias palabras nahuatl y maya y la presencia de la voz

de la misma autora, Marisol Martin del Campo, en una nota con el titulo "Aclaraci6n".

Establecimos a todas estas caracteristicas como ejemplos de polifonia y, por lo tanto, como









tecnica narrative que sirve para dar voz a los subalternos, desestabilizar la idea de una unica

verdad y deconstruir el discurso hist6rico official al igual que el sistema patriarcal.

En cuanto aMalinche, los aspects polif6nicos de la novela se analizaron tomando en

cuenta las caracteristicas narrativas y contextuales. Por lo que concierne a la narraci6n, pusimos

en evidencia el caracter fragmentado de esta caracterizado por una focalizaci6n principal dirigida

hacia Malinalli pero tambien dividida en un enfoque secundario en Hemrn Cortes y Moctezuma,

presentando de esta manera tres narraciones en tercera persona. Esta caracteristica se analiz6

como una tecnica para incluir various puntos de vista diferentes y como possible contrapunteo

entire Malinalli y Hernan Cortes como el que se estableci6 entire Isabel y Quintin en la novela de

Rosario Ferre. Por lo que concierne a las caracteristicas contextuales, las descripciones

personales de Malinalli y Hernan Cortes se establecieron como binarismos a la inversa que

llevaron a la descripci6n del hombre como ser inferior, animalesco y relacionado a la barbarie, y

a la mujer como ser superior, humanizado y caritativo, subvirtiendo de esta manera la pareja

binaria civilizaci6n y barbarie, deconstruyendo el punto de vista occidental al igual que el mito

que se cre6 en torno a la figure del Conquistador y rescatando a Malinalli de las connotaciones

negatives que se le han otorgado en la historic.

Por lo que concierne a algunos aspects personales de Malinalli, establecimos y

analizamos la presencia de una intertextualidad e interdiscursividad con el texto de Marisol

Martin del Campo, Amor y conquista. Tambien examinamos la intertextualidad con documents

hist6ricos como la Historia verdadera de la conquista de la Nueva Espaha de Bernal Diaz del

Castillo, las Cartas de relaci6n de Heman Cortes y la "Relaci6n de algunas cosas de las que

acaecieron al Muy Ilustre Sefior Don Hemando Cortes Marques del Valle" de Andres de Tapia.

Se mostr6 c6mo los datos hist6ricos presents en estos documents estan entretejidos con la









narraci6n de ficci6n. El analisis de los elements intertextuales presents en la novela, junto a los

otros aspects que rinden polifonia al texto, sirvieron para subrayar el intent de desestabilizar el

discurso hist6rico official. Reiteramos que esta subversion tambien se Ileva a cabo por el simple

hecho de que la informaci6n hist6rica se present por medio del enfoque en la vida privada de

una mujer y la uni6n entire lo public y lo privado.

En el examen deMalditayo entire las mujeres, establecimos que la polifonia de la novela

tambien se present por medio de la inclusion de diferentes voces narrativas. El punto de vista de

Catalina de los Rios y Lisperguer, narrado en primera persona, se alterna con una narraci6n en

tercera persona de un narrador omnisciente. El enunciado "Dicen que" que introduce la narraci6n

en tercera persona se analiz6 como possible manera de poner enfasis en las distintas leyendas e

interpretaciones que existen sobre Catalina. Llegamos a la conclusion que al alternar esta voz

con la de Catalina se deconstruye la supuesta version official al incluir la version de la persona

en una posici6n de desventaja que nunca pudo dar su version de los hechos.

En el analisis de los aspects polif6nicos deDuerme, estudiamos la hibridez del personaje

principal, Claire, y analizamos su pluralidad de identidades como caracteristica que la distingue

de las protagonistas de las otras novelas del studio y como ejemplo de la no centralidad del yo y

la capacidad de cruzar los limits del genero, de la raza y de la clase social. Se lleg6 a la

conclusion que las transformaciones de Claire en various personajes le permiten narrar

experiencias por medio de puntos de vista diferentes, poniendo enfasis en el hecho de que no

existe una verdad o interpretaci6n unica. Claire se analiz6 como representante de la

transformaci6n del sistema social de la epoca colonial, como mujer transgresora del orden

patriarcal y como mujer que subvierte el sistema de clasificaci6n binaria y otorga a la novela una

pluralidad de perspectives. Analizamos tambien la critical hacia el sistema de oposiciones









binarias por medio de los comentarios de Claire que subrayan el hecho de que no existe

coherencia en el sistema hegem6nico.

En cuanto a la narrative, los aspects polif6nicos se pusieron de relieve por medio del

analisis de la inclusion de multiples voces como las de Pedro de Ocejo y un/a narrador/a en

segunda persona, y por medio del studio de la intercalaci6n de una voz femenina/hibrida y una

voz masculina. La narrative se present como fragmentada y deconstructora de la linealidad del

discurso historiografico. Pusimos particular enfasis tambien en los dos capitulos finales narrados

por Pedro de Ocejo y los aspects metaficcionales que resultaron conferir mas polifonia al relato.

Tambien prestamos particular atenci6n al narrador en segunda persona cuya identidad no queda

clara y cuya intervenci6n sirve como possible critical al poder opresivo del hombre y al control

que tiene sobre el cuerpo inerte de Claire.

Pusimos tambien hincapie en las diferentes posibles interpretaciones del final de la novela

al igual que un episodio en particular donde se narra el mismo espacio temporal de tres maneras

diferentes, omitiendo informaci6n en algunas e incluyendo informaci6n en otras. Ademas de

aumentar la polifonia, estas caracteristicas se analizaron para poner enfasis nuevamente en la

inexistencia de una verdad unica y la possible manipulaci6n de los hechos por parte del escritor.

Otras maneras de aumentar la polifonia del texto que pusimos de relieve en el analisis, son la

incorporaci6n de aspects de lo real maravilloso, las referencias a otros textos literarios, las

alusiones al cuento de hadas "La bella durmiente en el bosque" y la menci6n de personajes

mitol6gicos y canciones populares. En fin, la incorporaci6n de todos estos detalles junto a las

diferentes identidades de Claire y su trasgresi6n narrative y temporal, confieren polifonia al texto

y subvierten la narraci6n cronol6gica del discurso historiografico y el sistema de clasificaci6n en

oposiciones binarias.









En cuanto a la incorporaci6n de generos marginales, establecimos que las novelas

analizadas presentan esta tecnica narrative para subvertir la historic official y dar voz a individuos

subalternos. Este material heterogeneo subraya nuevamente la importancia de la incorporaci6n

de una multiplicidad de discursos que cuestionan el discurso historiografico y el discurso

patriarcal. En el analisis de Amory conquista, se pusieron de relieve los fragments narratives

que se consideraron marginales como, por ejemplo, los poemas de la ciuatlatoani, una dama

indigena de alto rango, las oraciones de sacerdotes indigenas, las descripciones de cultures

marginales, un vasto numero de palabras en nahuatl y en maya y la definici6n de estas palabras

en un glosario al final de la novela. Mencionamos tambien las tecnicas narrativas que confieren

al relato caracteristicas del lenguaje hablado o la transmisi6n oral, considerada un metodo

narrative marginal y un discurso de la intimidad. Afimamos que al incluir esta tecnica donde la

oralidad se traslada al texto escrito, se deconstruye la seriedad de los discursos hist6ricos de los

poderosos.

En cuanto al analisis de la incorporaci6n de elements marginales enMalinche, pusimos en

evidencia la inclusion de palabras en nahuatl con una definici6n entire parentesis, la menci6n de

leyendas populares como la Llorona, la evocaci6n de caracteristicas de la mitologia indigena y la

inserci6n de c6dices ilustrativos que son un reflejo director de los detalles intimos que se estan

narrando y son resultado de un trabajo de investigaci6n sobre c6dices prehispanicos. Los c6dices

ilustrativos guardian semejanza con el Lienzo de Tlaxcala, manuscrito ilustrado que subraya la

historic military, cultural y religiosa de los tlaxcaltecas con un enfoque particular en la conquista.

Se estableci6 que aunque los c6dices en la novela se puedan comparar al lienzo, estos subvierten

el discurso hist6rico official al centrarse mas bien en aspects intimos usualmente considerados

no historiables. Entre las muchas cosas que se logra obtener por medio de la incorporaci6n de









elements y generos marginales, pusimos de relieve tambien la desaparici6n de los limits entire

lo real y lo irreal, lo hist6rico y lo ficticio y lo bueno y lo malo; deconstruyendo de esta manera

el principio de generalizaci6n centro y periferia.

Por lo que concierne al analisis deMalditayo entire las mujeres, establecimos que en la

novela se incorporan formas narrativas marginales como la autobiografia y el genero epistolar.

La novela tambien incorpora lo real maravilloso y, por lo tanto, llevamos a cabo un analisis de

los efectos y los prop6sitos de la incorporaci6n de este c6digo estetico. Se lleg6 a la conclusion

que el empleo de lo real maravilloso es una manera de encontrar una forma original de narrar

America subvirtiendo el discurso hegem6nicoy borrando las delimitaciones que existen entire,

por ejemplo, la historic y la ficci6n, la historic y la intrahistoria o lo europeo y lo americano. Por

medio de esta tecnica, que present una constant oscilaci6n entire estos antagonismos, pusimos

enfasis en el hecho de que tal tecnica cuestiona la posibilidad de poder crear dicotomias tan

separables, poniendo en evidencia las inconsistencies de estas oposiciones binarias. En la novela

de Mercedes Valdivieso la inclusion del rito, la magia y la oralidad, la descripci6n de actos de

brujeria y de vudu y la relaci6n de algunas caracteristicas del relato con El reino de este mundo

de Alejo Carpentier, subrayaron la presencia de este c6digo estetico cuya inclusion termin6

siendo analizada como un acto de resistencia a la cultural patriarcal y como una manifestaci6n de

lo que Josefina Ludmer llama las "tretas del debil". Por ser una tecnica narrative que invade y

subvierte los discursos dominantes hablando desde los margenes, lo real maravilloso logra el

objetivo que se ha discutido hasta ahora: poner el margen en el centro y lo central en la periferia.

Las formas narrativas marginales que se presentaron y analizaron en Duerme son la

narraci6n autobiografica, los fragments de una carta, la inclusion de algunas canciones y frases

de un libro indigena, la alusi6n al cuento de hadas "La bella durmiente", y la incorporaci6n de lo









real maravilloso. El analisis se enfoc6 primariamente en poner en evidencia las caracteristicas

que asemejan la novela al cuento de hadas al igual que presentar los ejemplos de los

acontecimientos donde se manifiesta lo real maravilloso: el ritual de purificaci6n de Claire y la

habilidad de Cosme de comunicar con las aguas del lago. Establecimos al final del analisis que

algunos de los ejemplos de incorporaci6n de elements marginales sirvieron tambien para

incorporar una critical hacia la cultural espafiola y exaltar la pureza de la cultural indigena,

poniendo, de esta manera, lo marginal en el centro y vice-versa.

Tras este resume del analisis que se llev6 a cabo en los capitulos 2 y 3 de este studio,

pudimos ilustrar nuevamente c6mo las novelas lograron llegar al obj etivo establecido como tesis

de esta investigaci6n. Aunque las novelas se separaron en dos grupos diferentes por razones que

explicamos en la introducci6n, es important subrayar nuevamente que dichas novelas tienen

muchas semejanzas en cuanto al obj etivo que se intent alcanzar. La pr6xima secci6n se ocupara

de trazar estas semejanzas.

Semejanzas entire todas las novelas del studio

La creciente demand de novelas hist6ricas escritas por mujeres sobre mujeres se puede

asociar al feminismo de los principios de siglo veinte. Segun Anthea Trodd, esta corriente

literaria "created a demand for information about the lives of women in history, and a need to

understand how they lived" (110). Es cierto que estas novelas tienen como uno de los prop6sitos

principles inscribir a la mujer en la historic. Sin embargo, el objetivo no es solamente describir

como vivian en la epoca sino tienen un prop6sito mas especifico. Por medio de la descripci6n del

sistema colonial del pasado se intent critical el present. De hecho, el present es resultado del

pasado hist6rico y, por lo tanto, al intentar subvertir el discurso hegem6nico y el sistema

patriarcal del pasado, se subvierte tambien el del present.









Para lograr esta subversion, algunas de las novelas se enfocan o mencionan a personajes

femeninos socialmente an6nimos, mientras que otras se centran en figures hist6ricas cuyo rol en

la historic y cuya presencia en documents hist6ricos ha sido o muy limitada o inevitablemente

negative. Todas las obras de este studio ficcionalizan la historic de lo cotidiano incorporando a

datos hist6ricos como trasfondo del relato o simplemente partiendo de ellos. En algunos casos,

esta ficcionalizaci6n de la vida cotidiana se Ileva a cabo por medio del enfoque en personajes

subalternos irreales y en otros casos en personajes hist6ricos reales que tambien se consideran

series marginales. En algunos casos se mezclan los dos aspects para aumentar la multiplicidad

de las perspectives. La inclusion de diferentes personajes y varias perspectives sirve para

establecer un dialogo entire las diferentes versions de la historic official y desestabilizar la idea

de que existe una unica verdad y una sola manera de interpreter la realidad.

Otra caracteristica que las pone en comun y que se analiz6 en detalle a lo largo de la

investigaci6n es la apropiaci6n de los generos marginales de la intimidad y de lenguajes y formas

de la cultural popular como la oralidad, el mito, las canciones, los rituales, la jerga, las

ilustraciones y los modismos. Las novelas combinan y mezclan los diferentes generos para

producer efectos desestabilizantes y hacen historic no solo desde la perspective de personajes

marginales sino tambien desde textos marginales.

Todas las novelas incluidas en este studio son ejemplos de textos que son concientes de la

historic y tambien de la necesidad de historizar lo intrahist6rico. Es possible categorizarlas como

ejemplos de metahistoria porque deconstruyen la idea de que esta discipline se pueda narrar de

manera objetiva, reflejando, de esta manera, la teoria de Hayden White presentada en su obra

Metahistory (1974). Todas rompen con el pacto de la historiografia e intentan construir un









discurso historiografico alternative, caracteristica que las pone en relaci6n entire si y que las

coloca en la definici6n de las nuevas novelas hist6ricas.

Ademas de textualizar la conciencia de la historic, las novelas tambien tienen en comun el

hecho de que muestran la necesidad de la mujer de trascender los limits entire el espacio privado

domesticc) y el espacio public. Intentan Ilevar a una manera diferente de pensar y acabar con

las categorizaciones binarias donde se define a todo lo que uno observa como blanco o negro,

ignorando la existencia de lo que queda en medio; de lo gris, lo hibrido, lo mestizo. Por lo tanto,

todas intentan deconstruir la necesidad structural de oprimir a la mujer en el process de

construcci6n de la identidad masculina al igual que la necesidad structural de definir como

inferior o como "Otro" a todo lo no occidental o opuesto al "Ser" (Braidotti 235).

Todas estas novelas reflejan el pensamiento latinoamericano hibrido y mestizo. Se enfocan

en diferentes razas y classes sociales y presentan un interest en personajes femeninos europeos y

no europeos. De hecho, en las novelas se presentan mujeres indigenas, mestizas, europeas,

criollas o que adoptan las caracteristicas de otras razas o classes sociales. Esta caracteristica pone

enfasis en la cultural hibrida que existe en Latinoamerica y la importancia del fen6meno del

mestizaje y sus implicaciones.

En sintesis, las siete novelas de este trabajo de investigaci6n dan importancia a la

experiencia de lo femenino, subrayan las injusticias sociales, destruyen el silencio de los

individuos marginados, subvierten la manera de hacer historic e intentan afectar la estructura de

poder existente tanto durante la colonia como hoy en dia. Ademas, cuestionan el caracter

conciliador que la version official de la historic atribuy6 al pasado colonial. Los personajes

femeninos salen de los sistemas binarios y enfatizan que no existe unidad y coherencia en el

sistema patriarcal. Todas son mujeres que no aceptan el rol pasivo de objeto sexual y rompen con









el orden social. Dichas caracteristicas permiten agruparlas todas en un studio especifico. No

obstante, el numero de nuevas novelas hist6ricas, al igual que el tema en el que se enfocan, son

tan extensos que permiten Ilevar a cabo otros tipos de investigaciones interesantes que podrian

ser fruto de un proyecto future.

Futuros proyectos y ampliaci6n del tema

Dado que el analisis se enfoc6 solamente en novelas de un particular period de

publicaci6n y escritas por mujeres sobre mujeres protagonistas, dicho trabajo de investigaci6n no

pretendi6 ser un studio exhaustive de todas las obras de la conquista y la colonizaci6n. Existen

varias posibilidades de desarrollo de este tema que permitirian incluir a otras nuevas novelas

hist6ricas de la conquista y la colonizaci6n incluyendo a escritores hombres y protagonistas tanto

femeninos como masculinos. En estos casos no se verificaria la double colonizaci6n de la que se

habl6 en este studio pero seria una manera de comparar y contrastar las diferentes tecnicas que

se emplean en la narraci6n para llegar a los obj etivos establecidos por este tipo de genero o

establecer la possible existencia de diferencias y semejanzas entire las autoras y textos femeninos

y los autores y textos masculinos consagrados por Seymour Menton dentro de la categoria de

nueva novela hist6rica. Claro esta que la investigaci6n tambien se podria ampliar a novelas que

se centran en otros periods hist6ricos importantes como la Revoluci6n Mexicana, la Revoluci6n

Cubana, la dictadura de Trujillo, la dictadura de Pinochet, los desaparecidos, etc.

Otro future proyecto o expansion del studio seria incluir unas cuantas novelas de los afios

noventa y el siglo veintiuno que entrarian en los parametros establecidos en este studio pero que

no se incluyeron por ser ejemplos de novelas hist6ricas con un estilo mas traditional, como por

ej emplo Ines del alma mia (2006) de Isabel Allende, o por tener como enfoque a la misma muj er

protagonista que aparece ya en dos diferentes novelas del trabajo de investigaci6n. En el primer

caso, la novela de Isabel Allende se enfoca en la vida de Ines Suarez (1507-1580), una mujer de









Plasencia en Espafia que viaj6 al Nuevo Mundo en 1537 y colabor6 en la conquista de Chile y la

fundaci6n de Santiago. La novela tiene como objetivo rescatar a esta mujer e inscribirla en la

historic pero no parece subvertir el discurso historiogrifico sino emularlo lo mis possible. En una

nota titulada "Advertencia necesaria", la autora afirma que:

Las hazafias de Ines Suarez, mencionadas por los cronistas de su epoca, fueron casi
olvidadas por los historiadores durante mis de cuatrocientos afos. En estas piginas narro
los hechos tal como fueron documentados. Me limited a hilarlos con un ej ercicio minimo de
imaginaci6n. Esta es una obra de intuici6n, pero cualquier similitud con hechos y
personajes de la conquista de Chile no es casual. Asimismo me he torado la libertad de
modernizar el castellano del siglo XVI para evitar el pinico entire mis posibles lectores. (7)

El hecho de que la autora narre los acontecimientos tal como fueron documentados pone enfasis

en el hecho de que la novela es mas fiel a la historiografia. Ademis, los capitulos de la novela

tambien siguen un orden cronol6gico: capitulo uno "Europa 1500-1537"; capitulo dos "America,

1537-1540"; capitulo tres "Viaje a Chile, 1540-1541"; capitulo cuatro "Santiago de la Nueva

Extremadura, 1541-1543"; capitulo cinco "Los afios trigicos, 1543-1549"; y capitulo seis "La

guerra de Chile, 1549-1553". Esta caracteristica subraya nuevamente el estilo mis traditional de

esta novela hist6rica que permanece muy fiel a la historiografia.

En el segundo caso de novelas que no se incluyeron en la investigaci6n, Malintzin, la

princess regalada (1999) de la colombiana Flor Romero y La Malinche: el derrumbe de un mito

de la mexicana Eugenia Imandt (1998) son novelas que relatan la vida de Malinalli y por lo tanto

son ejemplos de textos que tienen como enfoque a la misma mujer protagonista que aparece ya

en dos diferentes obras del trabajo de investigaci6n: Amory conquista y Malinche. La novela de

Flor Romero se centra en la historic de amor entire Malintzin y Hernan Cortes y crea una uni6n

entire el present y el pasado, humanizando a la interprete indigena y otorgindole el prestigio de

ser una mujer inteligente y sensible. Es important resaltar que en esta novela la autora resucita a

Malintzin y la hace caminar por Mexico de la epoca contemporanea cuestionando la historic









official. En la novela de Eugenia Imandt, el titulo mismo implica la deconstrucci6n del mito de la

Malinche. Estas dos novelas cabrian en los parametros establecidos en esta investigaci6n pero

llevarian a un desequilibrio en el analisis por tener demasiados ejemplos del rescate y la

desmitificaci6n del mismo personaje femenino.

Los trabajos literarios sobre la Malinche son tan extensos que merecerian un studio aparte

con un enfoque en la manera en que se retrata a esta figure, incluyendo a autores masculinos y

femeninos. En este tipo de studio se podrian incluir a novelas hist6ricas o a otros generos

literarios que se publicaron en epocas anteriores a los noventa como los que se mencionaron en

la introducci6n de este trabajo de investigaci6n. Esta inclusion tendria como prop6sito analizar la

evoluci6n de la representaci6n de este personaje a lo largo del tiempo.

El studio sobre la Malinche se podria enfocar solamente en autores mexicanos o tambien

en autores de otros paises incluyendo a Espafia y a los Estados Unidos. En el caso de Espafia, por

ej emplo, se podria incluir a la novela de Carlos Laredo Verdej o El regalo de Centla: Memorias

de la interprete de Herndn Cortes (1999). Esta novela es contada en primera persona desde el

punto de vista de la Malinche, descrita como mujer inteligente y atrevida. Utilizando a la

conquista de Mexico como trasfondo hist6rico, esta obra se centra en la relaci6n de amor entire la

Malinche y Hernan Cortes. En el caso de los Estados Unidos, se podria incluir a la novela de

Jane Lewis Brandt La Chingada (1979) narrada segun un contrapunteo entire Arturo Mondrag6n,

unjoven soldado espahol, y la Malinche. En esta categoria se podria incluir a Gloria Duran,

escritora estadounidense de origen mexicano, y su novel Malinche, Princesa de Cortes (1993)

de la que se habl6 en la introducci6n del studio. Se podrian incluir tambien a otros/as

autores/ras chicanos/as e introducir aspects y arguments te6ricos relacionados a los studios de

los latinos/latinas en los Estados Unidos.









Otro ejemplo de un possible proyecto future seria un studio comparado entire la literature

latinoamericana y la literature peninsular. En este studio se incluirian figures femeninas de la

historic peninsular que han sido mitificadas, marginadas y descritas de manera negative,

poniendolas en relaci6n con la Malinche y la Quintrala. Un ejemplo de tal personaje podria ser

Florinda "La Cava".

Segun una variedad de romances populares, Florinda "La Cava", hija del conde don Julian,

es considerada la culpable y responsible de la perdida de Espafia (Maura, "Leyenda y

nacionalismo"). Segun Juan Francisco Maura, como consecuencia de la violaci6n cometida por

el ultimo rey visigodo don Rodrigo, Florinda decide vengarse avisando a su padre de la afrenta

cometida. Este, responsible de la protecci6n de la frontera con los arabes, decide abrir las puertas

de la Peninsula a la invasion musulmana para vengarse contra los cristianos. Como afirma

Maura, esta cadena de sucesos provoc6 la "perdida" de Espafia. En varias versions de la leyenda

de Florinda "La Cava", incluyendo a cr6nicas y tratados hist6ricos de la peninsula, esta mujer se

retrata como prostitute, traidora y culpable de la invasion arabe. De hecho, "La Cava" es un

epiteto despreciativo que se le impuso a Florinda y que proviene de una palabra arabe que

significa prostitute. Este epiteto se puede relacionar a los apodos "Malinche" y "Quintrala" que

tambien estan cargados de connotaciones negatives.

La imagen negative de Florinda se podria comparar a la de la Malinche y la Quintrala con

un enfoque en c6mo estas han sido representadas en algunos documents hist6ricos o fuentes de

critical literaria o social al igual que con un enfoque en c6mo han sido rescatadas y desmitificadas

por medio de algunas novelas hist6ricas. Los Lisperguery la Quintrala (1877) de Benjamin

Vicufia Mackenna y El laberinto de la soledad (1959) de Octavio Paz, se podrian emplear como

ejemplos de documents hist6ricos o ensayos de critical sociol6gica donde la imagen de la









Quintrala en el primero y la Malinche en el segundo se retrata de manera negative. Por lo que

concierne a Florinda "La Cava", se podria tomar como ejemplo el texto de semblanza hist6rica

que describe la caida del reino visigodo a causa de la invasion musulmana: Cr6nica delRey Don

Rodrigo Postrimero Rey de los Godos (cr6nica sarracina) de Pedro de Corral.

Aunque la Cr6nica delRey Don Rodrigo de Pedro de Corral se base en acontecimientos y

personajes hist6ricos, el relato ha afiadido elements que han contribuido a la construcci6n de

una naci6n y a la transformaci6n de la imagen de la mujer. Por haber aumentado la connotaci6n

negative de Florinda "La Cava", asociindola a Eva y al Diablo, esta obra se puede considerar un

ej emplo de un texto que sirvi6, en la temprana epoca modern, como instrument para cambiar

los principios de alteridad. Segun Jean Dangler y su obra Making Difference la construcci6n de

la imagen de la mujer como traidora aumenta o es una consecuencia del process de

diferenciaci6n que se lleva a cabo en la transici6n desde la epoca medieval a la epoca modern.

Segun Maura, muchos historiadores han afirmado que Florinda "La Cava" es vista por muchos

espanoles como "la mujer traidora que junto con su padre el conde Julian entregarin a Espafia a

sus enemigos". Como afirma Menendez Pidal1 en el volume IV de su Historia de Espana:2

Sobre la desgraciada muchacha debia pesar para siempre la responsabilidad de los males
que abrumaron a Espafia desde el dia que este pais cay6 en manos de los musulmanes.
Toda la literature iba a inspirarse en la hija del conde Julian: relates de epoca muy tardia, e
incluso el Romancero, cuentan como, al bafiarse en el Tajo, en Toledo, fue vista por
Rodrigo, y le dan caprichosamente el nombre de Florinda y el infamante apodo de "la
Cava" (de una palabra drabe que significa prostitutea") (Pidal 4: 9-10).

Por lo tanto, con el pasar de los afios la imagen negative de Florinda se continue propaganda.

Debido a todos los textos que se escribieron sobre esta leyenda, se puede subrayar el hecho que


1 Men6ndez Pidal public su Historia de Espaia en 1957. Es important mencionar que su retrato de "La Cava"
pone 6nfasis en el hecho que el mito aun existe en el present.
2 Cita tomada del articulo de Juan Francisco Maura "Leyenda y nacionalismo: alegorias de la derrota en La
Malinche y Florinda 'La Cava"'.









la imagen de esta mujer fue basada sobre una variedad de opinions influidas y mediadas por

intereses personales, prejuicios etnicos y culturales, consideraciones political y otros factors

(Schwartz v-vi).

Todas estas caracteristicas la ponen en relaci6n con la Malinche y la Quintrala. Ahora bien,

como en el caso de las dos mujeres analizadas en este studio por medio de las novelas de

Marisol Martin del Campo, Laura Esquivel y Mercedes Valdivieso, la imagen de Florinda

tambien ha sido rescatada por medio de algunas novelas hist6ricas. Dos ejemplos de tal novelas

que se podrian incorporan en un future proyecto de comparaci6n entire figures hist6ricas

peninsulares y latinoamericanas son: El baio de la Cava (2000) de Alfonso Ruiz de Aguirre y

Florinda (1977) de Dana Broccoli.3 El objetivo seria ver si tambien estas novelas logran

subvertir la imagen negative de esta mujer y desmitificarla por medio de tecnicas narrativas

especificas.

Para continuar la idea de un studio comparado, se podria tambien ampliar esta

investigaci6n e incorporar una comparaci6n entire las novelas de la conquista y la colonizaci6n y

algunos de los temas que caracterizan la escritura de la epoca post-franquista en Espafia. Es

decir, en ambos casos se analizarian ficciones historiograficas que pretenden indagar el present

y el pasado de la naci6n, rescatar realidades borradas y revisar versions incompletas de la

historic. Las novelas de la epoca post-franquista tienen como prop6sito recuperar la memorial de

un pasado mas reciente de la dictadura franquista (Rodriguez, Vidas im/propias 246). El afio

1936 determine el punto de transici6n a un estilo de vida caracterizado por la represi6n, la

censura y los sintomas de la amnesia hist6rica del franquismo al igual que "el trauma hist6rico

colectivo" (Colmeiro, "La crisis de la memorial" 19). La dictadura franquista utilize la epoca de


3 Esta novela se adapt6 a un musical en Inglaterra llamado La Cava enjunio del 2000.









Isabel la Cat6lica y el afio 1492 como construcci6n historiografica parajustificar y dar

legitimidad moral a la "cruzada contra los elements extrafios que habian contaminado el pais"

(Rodriguez, Vidas im/propias 247). La Guerra Civil fue vista como liberaci6n de Espafia de estos

elements impuros y corruptos (247). Si nos fijamos en el camino de la memorial colectiva en el

espacio de tiempo a partir de la posguerra hasta el posdesencanto del fin del siglo en Espafia, se

puede decir que el franquismo fue causa de una amnesia y un "olvido pactado de los fantasmas

de la guerra civil" (Colmeiro, "La crisis de la memorial" 18). Esta amnesia hist6rica silenci6 las

atrocidades cometidas durante la guerra y la llamada "cruzada contra los elements extrafios que

habian contaminado el pais" (Rodriguez, Vidas im/propias 247). Estos elements extrafios

incluyen diferencias no solo raciales, sexuales, culturales o religiosas sino mayormente

ideol6gicas. De hecho, se manifest una persecuci6n por parte del gobiemo franquista de

personas con distintas ideologias.

Por lo tanto, el prop6sito de las novelas hist6ricas post-franquistas es el de recuperar la

memorial de las atrocidades cometidas y silenciadas para poder identificar a los culpables y

reconocer a las victims. Segun Aryeh Neier:

By knowing what happened, a nation is able to debate honestly why and how dreadful
crimes came to be committed. To identify those responsible, and to show what they did, is
to mark them with a public stigma that is a punishment in itself, and to identify the victims,
and recall how they were tortured and killed, is a way of acknowledging their worth and
dignity. (51)

Aunque los recuerdos permanezcan escondidos en un estado de desmemoria, o mas bien "una

falta de memorial hist6rica voluntaria", aun estan presents (Colmeiro, "Memoria Hist6rica e

identidad cultural" 158). Lo que se debe llevar a cabo es el rescate de estos hechos recordandolos

y por ende evitando que se cometan nuevamente los mismos errors del pasado. Todas estas

caracteristicas se pueden asociar a las atrocidades cometidas durante la conquista y a la









necesidad de recuperar la vision de los que fueron victims de estas atrocidades y del

silenciamiento hist6rico.

En otras palabras, se estableceria una conexi6n entire el intent de re-crear el Nuevo

Mundo y la vision de los vencidos, concept que caracteriza las novelas hist6ricas

latinoamericanas, y la necesidad de recuperar la memorial hist6rica de la epoca de la dictadura de

Franco que caracteriza a la literature peninsular del siglo veinte. Se incluirian novelas donde se

present un quiebre del silencio, se cuenta el pasado desde el punto de vista del present, se pone

hincapie en la importancia de la recuperaci6n de la memorial y se rescatan los acontecimientos y

las personas olvidadas o forzosamente silenciadas. El studio se podria centrar en autores

masculinos y femeninos o enfocarse solamente en novelas escritas por mujeres como, por

ej emplo, El cuarto de atrds (1978) de Carmen Martin Gaite, El mismo mar de todos los veranos

(1978) de Esther Tusquets, En el ultimo azul (1994) de Carme Riera y La voz dormida (2002) de

Dulce Chac6n entire otras.

Ademas de todas estas posibilidades para futures proyectos, cabe destacar la existencia de

novelas que en vez de buscar a voces marginales y dar el punto de vista de los vencidos, optan

por re-crear y re-escribir el Nuevo Mundo mirando hacia Europa y creando voces marginales

desde el poder imperial (L6pez 12). Una novela de particular interest es Colombina descubierta

(1991) de la venezolana Alicia Freilich. En esta obra, Crist6bal Col6n es marginado en base al

genero, al origen etnico, a la clase social, a la edad y al estado mental porque es presentado como

una vieja mujer judia con multiples identidades que muere en un hospital psiquiatrico en 1992

despues de haber sido testigo de cinco centenarios de historic (12). Este interesante giro

inesperado lleva a que esta novela sea una possible adici6n para una future ampliaci6n de este









studio que incluiria tambien la transformaci6n de figures importantes hist6ricas provenientes de

Europa en identidades y puntos de vista marginales.

Aunque las posibilidades de otros trabajos de investigaci6n con otros enfoques son

muchas, no hay que olvidar la importancia del studio de nuevas novelas hist6ricas sobre la

conquista y la colonizaci6n escritas por mujeres sobre mujeres. Recientemente, muchos studios

innovadores han alterado radicalmente nuestro entendimiento de America antes de la llegada de

los europeos en 1492. Antrop6logos y arque6logos han estado re-escribiendo la historic en los

ultimos treinta afios basandose en nuevos descubrimientos llevados a cabo gracias a nuevas

tecnicas cientificas. La escritura de novelas que deconstruyen el discurso hegem6nico y dan una

perspective nueva de cultures antiguas, ha ayudado a desafiar las ideas convencionales del

Nuevo Mundo y a aumentar el numero de investigaciones innovadoras sobre este tema. Ademas,

estudiar estos tipos de novelas desde el punto de vista femenino ha ayudado a reinscribir a la

mujer en la historic y contribuir a la desestabilizaci6n del sistema patriarcal aun vigente hoy en

dia.









BIBLIOGRAFIA

Aguilar, Rosario. La niha blancay lospajaros sin pies. Managua: Editorial Nueva Nicaragua,
1992.

Ainsa, Fernando. "La nueva novela hist6rica latinoamericana". Plural 240 (Septiembre 1991):
82-85.

---. "Invenci6n literaria y 'reconstrucci6n' hist6rica en la nueva narrative latinoamericana". La
invenci6n delpasado: La novel hist6rica en el marco de la posmodernidad. Ed. Karl
Kohut. Frankfurt: AEY, 1997. 111-21.

Alemany Bay, Carmen. "Recuento de las aportaciones de las narradoras latinoamericanas a la
historic colonial". America sin nombre 9-10. (2007): 7-11.

Alvarez, Francisco R. "La (nueva) novela hist6rica mexicana, 1988-93: La escritura del pasado
como discurso de la modernidad". Tradici6n y actualidad de la literature iberoamericana.
Ed. Pamela Bacarisse. Pittsburgh: U of Pittsburgh P, 1995. 62-73.

Anderson Imbert, Enrique. Estudios sobre escritores de America. Buenos Aires, Raigal, 1954.

Araya G., Juan Gabriel. "Aproximaciones a la narrative de Magdalena Petit". Cauce (Chillmn) 69
(1995): 25-27.

Bakhtin, Mijail M. The Dialogic Imagination: Four Essays. Austin: University of Texas P,
1981.

Bal, Mieke. Narratology: Introduction to the Theory of Narrative. Buffalo: U of Toronto P,
1997.

Baquero Escudero, Ana L. La vozfemenina en la narrative epistolar. Cadiz: Universidad de
Cadiz, 2003.

Barbas-Rhoden, Laura. Writing Women in Central America: Gender and Fictionalization of
History. Latin American Series 41. Athens: Ohio UP, 2003.

Barei, Silvia N. "Pensar la H(istoria): Mujeres y escritura en la Argentina contemporanea".
Revista de la Universidad Veracruzana 132 (2004): 133-48.

Barrientos, Juan Jose. Ficci6n-historia: La nueva novel hist6rica hispanoamericana. Mexico,
D.F.: UNAM, 2001.

Becker, Howard S. Introduction. On literature and Society. By Antonio Candido. Trans. Howard
S. Becker. New Jersey: Princeton U P, 1995. ix-xxiv.









Benitez-Rojo, Antonio. "La novela hispanoamericana del siglo XIX". Historia de la literature
hispanoamericana: del descubrimiento al modernismo. Ed. Roberto Gonzalez Echevarria y
Enrique Pupo-Walker. Trad. Ana Santoja Querol y Consuelo Triviho Anzola. 2 vols.
Madrid: Gredos, 2006. 431-98.

Berg, Mary G. Translator's Preface. River of Sorrows. By Libertad Demitr6pulos. Trans. Mary
G. Berg. Buffalo: White Pine P, 2000. 1-2.

Boullosa, Carmen. Duerme. Madrid: Alfaguara, 1994.

Bobes Naves, Maria del Carmen. "Novela hist6rica femenina". La novela hist6rica afinales del
siglo XX. Comp. Jose Romera Castillo, Francisco Gutierrez Carbaj o y Mario Garcia Page.
Madrid: Visor, 1996. 39-54.

Braidotti, Rosi. Nomadic Subjects: Embodiment and Sexual Difference in Contemporary
Feminist Theory. New York: Columbia U P, 1994.

Casique, Iraida. "La mirada femenina de una historic si heroes". Revista dellnstituto de
Investigaciones Linguiiitii i-Literarias de la Universidad de Veracruzana 10 (2002): 75-
88.

Candido, Antonio. "Criticism and Sociology (An Attempt at Clarification)". On literature and
Society. Trans. and Ed. Howard S. Becker. New Jersey: Princeton UP, 1995. 142-51.

--. "Dialectic of Malandroism". On literature and Society. Trans. and Ed. Howard S. Becker.
New Jersey: Princeton U P, 1995. 79-103.

Camayd-Freixas, Erik. Realismo mdgico y primitivismo: Relecturas de Carpentier, Asturias,
Rulfo y Garcia Marquez. New York: U P of America, 1998.

Cano, Gabriela y Verena Radkau. "Lo privado y lo public o la mutaci6n de los espacios
historica de mujeres, 1920-1940)". Textos y pre-textos. Once studios sobre la mujer.
Mexico, D.F.: El Colegio de Mexico, 1994. 417-462.

Carpentier, Alejo. Pr6logo. El reino de este mundo. Por Carpentier. 1994. San Juan: EDUPR,
1998. 1-8.

--. Elreino de este mundo. 1994. San Juan: EDUPR, 1998.

Carrier, James G. Introduction. Occidentalism: Images of the West. Ed. James G. Carrier.
Oxford: Clarendon P, 1995.

Carrique, Violeta. "Un desafio del present: La historic de las mujeres". Historia de las mujeres
o historic no androcentrica? Comp. Maria Julia Palacios, Violeta Carrique, Lilia Fanny
Perez, Alicia R. Dib y Sergio Cafiazares. Salta: Secretaria Academica UniversidadNacional
de Salta, 1997. 63-97.









Castro-Klaren, Sara. "La critical literaria feminist y la escritora en America Latina". La sartMn
por el mango: encuentro de escritoras latinoamericanas. Ed. Patricia Elena Gonzalez y
Eliana Ortega. Rio Piedras: Ediciones Huracan, 1985. 27-46.

Cevasco, Maria Elisa. "Literatura, sociologia de la". T;i rinlin critics de sociologia de la
cultural. Dir. Carlos Altamirano. Buenos Aires: Paid6s, 2002. 161-67.

Chanady, Amaryll. "The Territorialization of the Imaginary in Latin America: Self-Affirmation
and Resistance to Metropolitan Paradigms". Magic Realism: Theory, History, Community.
Ed. Lois Parkinson Zamora and Wendy B. Faris. Durham: Duke U P, 1995. 125-44.

Chatman, Seymour. "Story and Narrative". Literature in the Modern World: Critical Essays and
Documents. Ed. Dennis Walder. Oxford: Oxford U P, 1990. 105-115.

Chavero, Alfredo. Explicaci6n delLienzo de Tlaxcala. Mexico: Artes de Mexico, 1964.

Ciplijauskaite, Birute. La novelafemenina contempordnea (19 70-1985): Hacia una tipologia de
la narraci6n en primera persona. Barcelona: Anthropos, 1988.

Cistemas Jara, Natalia. "La Quintrala como construcci6n discursiva: andlisis al disefio
historiografico de Catalina de los Rios Lisperguer de Benjamin Vicufia Mackenna".
Anuario de Postgrado (2001): 429-38.

Colmeiro, Jose F. "Conjurando los fantasmas del pasado en El cuarto de atrds". Memorial
hist6rica e identidad cultural: De lapostguerra a lapostmodernidad. Barcelona:
Anthropos, 2005.156-76.

--. "La crisis de la memorial Memoria hist6rica e identidad cultural: De lapostguerra a la
postmodernidad. Barcelona: Anthropos, 2005. 13-46.

--. "Memoria hist6rica e identidad cultural: Del cuarto de atras a la primera plana". Revista de
studios hispdnicos 35.1 (2001): 151-63.

Coltters Illescas, Cathereen. "Oralidad y escritura o femineidades y masculinidades en dos
cronistas de indias y en dos nuevas novelas hist6ricas". Anuario de Postgrado (2001): 25-
45.

Corral, Pedro de. Cr6nica del Rey Rodrigo: Postrimero Rey de los Godos (cr6nica sarracina).
Ed. James Donald Fogelquist. Vol. I. Madrid: Editorial Castalia, 2001.

--. Cr6nica del Rey Rodrigo: Postrimero Rey de los Godos (cr6nica sarracina). Ed. James
Donald Fogelquist. Vol. II. Madrid: Editorial Castalia, 2001.

Cortes, Hernmn. Cartas de Relaci6n. Ed. Mario Hernandez Sanchez-Barba. Madrid: Dastin,
2000.

Cuadra, Ivonne. La Quintrala en la literature chilena. Madrid: Editorial Pliegos, 1999.









Culler, Jonathan. Sobre la deconstrucci6n. Madrid: Catedra, 1984.

da Cunha Giabbai, Gloria. Mujer e historic: la narrative de Ana Teresa Torres. El Tigre, Centro
de Actividades Literarias El Tigre, 1994.

Cypess, Sandra Messinger. La Malinche in Mexican Literature: From History to Myth. Austin: U
of Texas P, 1991.

--. "'Mother' Malinche and Allegories of Gender, Ethnicity and National Identity in Mexico".
Feminism, Nation and Myth: La Malinche. Ed. Rolando Romero and Amanda Nolacea
Harris. Houston: Arte Publica P, 2005. 14-27.

Dangler, Jean. Making Difference: In Medieval and Early Modern Iberia. Notre Dame: U of
Notre Dame P, 2005.

De Lauretis, Teresa. Figures of resistance: essays in feminist theory. Ed. Patricia White. Urbana:
U of Illinois P, 2007.

--. "Technologies of Gender". Technologies of Gender. Bloomington: Indiana U P, 1987. 1-30.

Demitr6pulos, Libertad. Rio de las congojas. Buenos Aires: Editorial Sudamericana, 1981.

Derrida, Jacques. "Structure, Sign, and Play in the Discourse of the Human Sciences". Writing
andDifference. Trans. Alan Bass. Chicago: U of Chicago P, 1978. 278-94. 2003. 27
October 2007. .

De Tapia, Andres. "Relaci6n de algunas cosas de las que acaecieron al Muy Ilustre Sefior Don
Hernando Cortes Marques del Valle". Cr6nicas de la Conquista. Comp. Agustin Yafiez.
Mexico: U Nacional Aut6noma de Mexico, 1987. 25-78.

D'haen, Theo L. "Magical Realism and Postmodernism: Decentering Privileged Centers". Magic
Realism: Theory, History, Community. Ed. Lois Parkinson Zamora and Wendy B. Faris.
Durham: Duke U P, 1995. 191-208.

Dhruvarajan, Vanaja. Preface. Gender, Race, and Nation: A Global Perspective. Ed.
Dhruvarajan, Vanaja and Jill Vickers. Toronto: U of Toronto P, 2002. IX-X.

Diaz del Castillo, Bemal. Historia verdadera de la conquista de la Nueva Espaha. Mexico:
Editorial Porrua, 1980.

Diaz, Oscar A. El ensayo hispanoamericano del Siglo XIX: Discurso hegem6nico masculine.
Madrid: Editorial Pliegos, 2001.

Dujovne Ortiz, Alicia. El drbol de la gitana. Montevideo: Alfaguara, 1997.

Duyfhuizen, Bernard. Narratives of Transmission. Rutherford: Fairleigh Dickinson U P, 1992.

Eco, Umberto. "Intentio Lectoris: The State of the Art". Differentia: Review of talian Thought 2
(1988): 147-68.









---. On Literature. Trans. Martin McLaughlin. Orlando: Harcourt, 2004.

Erro-Peralta, Nora. "Identidad y creaci6n en The House on the Lagoon" La seducci6n de la
escritura: Los discursos de la cultural hoy, 1996. Mexico City: (no publisher), 1997. 176-
81.

Esquivel, Laura. Malinche. Mexico, D.F.: Suma, 2005.

Ferre, Rosario. La casa de la laguna. Barcelona: Emece Editores, 1997.

--. "La cocina de la escritura". Antologia del ensayo. Ed. Jose Luis G6mez-Martinez. 24 de
abril, 2006. .

Flores Farfan, Jose Antonio. "La Malinche, portavoz de dos mundos". Estudios de cultural
ndhuat 37 (2006): 117-37.

Fogelquist, James Donald. Introducci6n. Cr6nica delRey Rodrigo: Postrimero Rey de los Godos
(cr6nica sarracina). By Pedro de Corral. Ed. James Donald Fogelquist. Vol. I. Madrid:
Editorial Castalia, 2001.

Franco, Jean. "Apuntes sobre la critical feminist y la literature hispanoamericana". Hispamerica.
45 (1986): 31-43.

--. Critical Passions: Selected Essays. Ed. Mary Louise Pratt and Kathleen Newman. Durham:
Duke UP, 1999.

Genette, Gerard. "Focalizations". Trans. Jane E. Lewin. Narrative Discourse Revisited (1988):
72-8.

--. "Implied Author, Implied Reader?" Trans. Jane E. Lewin. Narrative Discourse Revisited
(1988): 135-54.

Gish, Robert Franklin. Beyond Bounds: Cross-Cultural Essays on Anglo, American Indian, &
Chicano Literature. Albuquerque: U of New Mexico P, 1996.

Gissi Bustos, Jorge. "Mitologia sobre la mujer". La mujer en Latinoamerica. Comp. Maria del
Carmen Elu de Lefiero. Mexico, Secretaria de Educaci6n Publica, 1975. 85-107.

Glantz, Margo. "Dofia Marina y el Capitan Malinche". La Malinche, suspadresy sus hijos.
Comp. Margo Glantz. Mexico: Taurus, 2001. 116-133.

Gonzalez Hernandez, Cristina. Doha Marina (La Malinche) y laformaci6n de la identidad
mexicana. Madrid: Ediciones Encuentro, 2002.

Gonzalez Hernandez, Miriam. "La figure femenina y su antag6nico masculine en Este ojo que
me mira". Horizontes 77 (1997): 109-114.

Gutierrez, Jose Ismael. "Metamorfosis de la subjetividad femenina y veleidades intergenericas en
Hija de la fortune, de Isabel Allende". LetrasHispanas 5.1 (2008): 20-31.


194









Guerra-Cunningham, Lucia. "Algunas reflexiones te6ricas sobre la novela femenina".
Hispamnrica: Revista de literature 28 (1981): 29-40.

Gugelberger, Georg M. "Postcolonial Cultural Studies". The Johns Hopkins Guide to Literary
Theory andn Criticism. Ed. Michael Groden and Martin Kreiswirth. Baltimore: The Johns
Hopkins UP, 1994. 581-85.

Henao, Eda B. The Colonial Subject's Search for Nation, Culture, and Identity in the Works of
Julia Alvarez, Rosario Ferrd, andAna Lydia Vega. Lewiston: The Edwin Mellen P, 2003.

Hobsbawn, Eric. "The Nation as Invented Tradition". Nationalism. Ed. John Hutchinson and
Anthony D. Smith (1994): 76-83.

Hooks, Bell. Feminist Theory: From Margin to Center. Massachusetts: South End P, 1984.

Jahn, Manfred. Narratology: A Guide to the Theory ofNarrative. 17 de octubre 1999. English
Department, University of Cologne. 14 de marzo 2006. koeln. de/-ame02/pppn.htm>.

Jameson, Frederic. The Political Unconscious. Cornell: Cornell U P, 1981.

Jimenez, Reynaldo L. Discusi6n en clase. "Historia y ficci6n en la narrative caribefia
contemporanea". SPW 6934. University of Florida, Gainesville. Primavera 2006.

Jitrik, Noe. Historia e imaginaci6n literaria: Las posibilidades de un genero. Buenos Aires:
Biblios, 1995.

Juan-Navarro, Santiago and Theodore Robert Young, ed. A Twice-Told Tale: Reinventing the
Encounter in Iberian/Iberian American Literature and Film. Newark: U of Delaware P,
2001.

Julia, Mercedes. "Feminismo, historic, y postmodernidad: La novela Urraca de Lourdes Ortiz".
Revista Hispdnica Moderna LI (1998):376-90.

Klages, Mary. "'Structure, Sign, and Play in the Discourse of the Human Sciences:' A Reading
Guide". Sept. 2001. University of Colorado. 27 October 2007. Engli sh/courses/ENGL2012Klages/l 997derri daB. html>.

Krieger, Murray. The Aims ofRepresentation: Subject, Text, History. New York: Columbia UP,
1987.

Lavrin, Asunci6n. "Cultura Virreinal". Historia de la literature hispanoamericana: del
descubrimiento al modernismo. Ed. Roberto Gonzalez Echevarria y Enrique Pupo-Walker.
Trad. Ana Santoja Querol y Consuelo Trivifio Anzola. 2 vols. Madrid: Gredos, 2006. 305-
53.









Leal, Luis. "The Malinche-Llorona Dichotomy: The Evolution of a Myth". Feminism, Nation
andMyth: La Malinche. Ed. Rolando Romero and Amanda Nolacea Harris. Houston: Arte
Publica P, 2005. 134-38.

Lehman, Kathryn. "Women, Subaltemity and the Historical Novel of Maria Rosa Lojo: An
Interview". ST&TCL 29.1 (2005): 79-94.

Leonard, Irving Albert. Ensayos y semblanzas: bosquejos hist6ricos y literarios de la America
Latina colonial. Trad. Juan Jose Utrilla. Mexico: Fondo de cultural econ6mica, 1990.

Lerner, Laurence. "History and Fiction". Literature in the Modern World: Critical Essays and
Documents. Ed. Dennis Walder. Oxford: Oxford U P, 1990. 334-41.

Levi-Strauss, Claude. The Savage Mind. Chicago: The U of Chicago P, 1962.

Lizardi, Joaquin Fernandez de. La educaci6n de las mujeres; 6 La Quijotita y su prima; historic
muy cierta con apriencias de novela. Mexico, D.F.: Camara mexicana del libro, 1942.

Llarena, Alicia. Realismo Mdgico y Lo RealMaravilloso: una cuesti6n de verosimilitud.
Gaithersburg: Hispamerica, 1997.

Loj o, Maria Rosa. Introducci6n. Lucia Miranda (1860). De Eduarda Mansilla. Ed. Maria Rosa
Lojo. Madrid: Iberoamericana, 2007. 11-87.

L6pez, Kimberle S. Latin American Novels of the Conquest: Reinventing the New World.
Columbia: U of Missouri P, 2002.

Ludmer, Josefina. "Tretas del debil". La sartn por el mango: encuentro de escritoras
latinoamericanas. Ed. Patricia Elena Gonzalez y Eliana Ortega. Rio Piedras: Ediciones
Huracan, 1985. 47-54.

Luiselli, Alessandra. "Carmen Boullosa: Son vacas, somospuercos, inscripci6n pirata del cuerpo
y el deseo". Revista de Literatura Mexicana Contempordnea 3.7 (1998): 69-72.

Lukacs, Georg. The Historical Novel. Trans. Hannah and Stanley Mitchell. London: Merlin P,
1962.

Lyotard, Jean-Francois. The Postmodern Condition: A Report on Knowledge. Trans. Geoff
Bennington and Brian Massumi. Minneapolis: U of Minneapolis P, 1984.

Manzor-Coats, Lillian. "The Reconstructed Subject: Women's Testimonials as Voices of
Resistance". Splintering Darkness: Latin American Women Writers in Search of
Themselves. Ed. Lucia Guerra Cunningham. Pittsburgh: Lat. Amer. Lit. Rev. P, 1990. 157-
71.

Marquez Rodriguez, Alexis. "Raices de la novela hist6rica". Cuadernos americanos nueva epoca
28.4 (1991): 32-49.









Martin del Campo, Marisol. Amory conquista: La novel de Malinalli mal llamada laMalinche.
Mexico: Editorial Planeta Mexicana, 1999.

Masiello, Freancine. "Discurso de mujeres, lenguaje del poder: Reflexiones sobre la critical
feminist a mediados de la decada del 80". Hispamnrica 45 (1986): 53-60.

--. Entre civilizaci6n y barbarie: Mujeres, Naci6n y Cultura literaria en la Argentina modern.
Rosario: Beatrix Viterbo Editora, 1997.

Maura, Juan Francisco. "Leyenda y nacionalismo: alegorias de la derrota en La Malinche y
Florinda 'La Cava.'" Espiculo. 2003. 24 de marzo, 2007. especulo/numero23/malinche.html>.

McKendrick, Melveena. Woman and Society in the Spanish Drama of the Golden Age: A Study
of the 'mujer varonil.' New York-London: Cambridge U P, 1974.

Menendez Pidal, Ram6n. Historia de Espaha. 2da ed. Vol. 4. Madrid: Espasa-Calpe, 1957. 40
vols.

Menton, Seymour. La Nueva Novela Hist6rica de la Amnrica Latina 19 79-1992. Mexico: Fondo
de Cultura Economica, 1993.

Mignolo, Walter. The Idea of Latin America. Malden: Blackwell Publishing, 2005.

Mill, J.S. "Civilization". Dissertations and Discussions, Political, Philosophical, and Historical,
reprinted chiefly from the Edinburgh and Westminster Reviews. 4 vols. London: 1859-75.

"Mito". Diccionario de la lengua espahola. Vigesima primera ed. Tomo II. Madrid: Real
Academia, 1992.

Montes Garces, Elizabeth. "La escritura con el cuerpo en Son vacas, somospuercos y Duerme de
Carmen Boullosa". De margenes y adiciones: Novelistas latinoamericanos de los 90. Ed.
Jorge Chen Sham y Isela Chiu-Olivares. San Jose, Ediciones Perro Azul, 2004. 47-72.

Morson, Gary Saul and Caryl Emerson. "Bakhtin". The Johns Hopkins Guide to Literary Theory
and Criticism. Ed. Michael Groden and Martin Kreiswirth. Baltimore: The Johns Hopkins
UP, 1994.63-68.

Mouralis, Bernard. Las contraliteraturas. Trad. Eddy Montaldo. Buenos Aires: El Ateneo, 1978.

Muria, Jose Maria. "El cuarto centenario del descubrimiento de America". El descubrimiento de
Amnricay su sentido actual. Comp. Leopoldo Zea. Mexico City: Fondo de Cultura
Economico, 1989. 121-130.

Neier, Aryeh. "What should be done about the guilty?" New York Review of Books
(1990): 32-35.









Nfiiez Jimenez, Antonio. "Eurocentrismo versus americanismo. Consideraciones en torno al V
Centenario del Descubrimiento de America. Encuentro de dos mundos". Revista Islas 86
(1987): 16-28.

O'Gorman, Edmundo. The Invention of America: An Inquiry into the Historical Nature of the
New World and the Meaning of its History. Bloomington: Indiana U P, 1961.

--. La idea del descubrimiento de America: Historia de esa interpretaci6n y critical de sus
fundamentos. Mexico, D.F.: Centro de Estudios Filos6ficos, 1951.

Oropesa, Salvador. "Cross-Dressing and the Birth of a Nation: Duerme by Carmen Boullosa".
The Other Mirror: Women's Narrative in Mexico, 1980-1995. Ed. Kristine Ibsen.
Westport: Greenwood P, 1997. 99-110.

Pacheco, Carlos. "Textos en la frontera: autobiografia, ficci6n y escritura de mujeres". Literature
venezolana hoy: Historia national y present urbano. Ed. Karl Kohut. Frankfurt: Vervuert,
1999.3-14.

Palacios, Maria Julia. "iEs la historic de las mujeres una 'nueva historic'?" gHistoria de las
mujeres o historic no androcentrica? Comp. Maria Julia Palacios, Violeta Carrique, Lilia
Fanny Perez, Alicia R. Dib y Sergio Cafiazares. Salta: Secretaria Academica Universidad
Nacional de Salta, 1997. 29-61.

Palacios Vivas, Nydia. Vocesfemeninas en la narrative de Rosario Aguilar. Managua: Editorial
Ciencias Sociales, 1998.

Paz, Octavio. El laberinto de la soledad. Mexico D.F.: Fondo de Cultura Econ6mica, 1959.

Perry, Mary Elizabeth. "The Manly Woman: A Historical Case Study". The American
Behavioral Scientist 31.1 (1987): 86-100.

Pierce, Charles Sanders. "What is a Sign?" Philosophical Writings ofPeirce. New York: Dover,
1955.98-104.

Pirott-Quintero, Laura. "Strategic Hybridity in Carmen Boullosa's Duerme". College of Staten
Island, CUNY. 15 February, 2009. .

Plotnik, Viviana. "Postmodernity, Orphanhood, and the Contemporary Spanish American
Historical Novel". A Twice-Told Tale: Reinventing the Encounter in Iberian/Iberian
American Literatura and Film. Ed. Santiago Juan-Navarro and Theodore Robert Young.
Newark: U of Delaware P, 2001. 36-46.

Pulgarin, Amalia. Metaficci6n historiogrdfica: la novela hist6rica en la narrative hispdnica
posmodernista. Madrid: Editorial Fundamentos, 1995.

Rabasa, Jose. Inventing America: Spanish Historiography and the Formation ofEurocentrism.
Norman: U of Oklahoma P, 1993.









Ramirez Cabafia, Joaquin. Introducci6n. Historia verdadera de la conquista de la Nueva Espaha.
By Bernal Diaz del Castillo. Mexico: Editorial Porrua, 1980. IX-XXXI.

Ray, Sangeeta. "The Discourse of Silence: Narrative Interruption and Female Speech in Woolf s
Between the Acts". Works and Days: Essays in the Socio-Historical Dimensions of
Literature and the Arts 8.1 (1990): 37-50.

Reisz, Susana. Voces sexuadas: Genero ypoesia en Hispanoamerica. Lleida: Serie America,
1996.

Retamar, Roberto Fernandez. Algunos usos de civilizaci6n y barbarie. Bogota: Letras Cubanas,
2003.

Richard, Nelly. La estratificaci6n de los mdrgenes. Ed. Francisco Zegers. Santiago: Atenea
Impresores Ltda., 1989.

--. "Genero". T;i inlin critics de sociologia de la cultural. Dir. Carlos Altamirano. Buenos
Aires: Paid6s, 2002. 95-101.

Rivas, Luz Marina. La novel intrahist6rica: Tres miradas femeninas de la historic venezolana.
Valencia: Universidad de Carabobo, 2000.

Rodas, Giselle. "Eduarda Mansilla, Lucia Miranda (1860). Edici6n, introducci6n y notas de
Maria Rosa Lojo". Orbis Tertius XIII (14) (2008): 1-2.

Rodriguez, Linda Maria. "La novela hist6rica y la mujer caribefia". A TENEA 1-2 (1994): 77-83.

Rodriguez, Maria Pilar. Vidas im/propias: transformaciones del sujetofemenino en la narrative
espahola contempordnea. Purdue Studies in Romance Literaturas 19. West Lafayette:
Purdue U P, 2000.

Romo, Tere. "La Malinche as Metaphor". Feminism, Nation and Myth: La Malinche. Ed.
Rolando Romero and Amanda Nolacea Harris. Houston: Arte Publica P, 2005. 139-52.

Ross, Kathleen. "Historiadores de la conquista y colonizaci6n del Nuevo Mundo: 1550-1620".
Historia de la literature hispanoamericana: del descubrimiento al modernismo. Ed.
Roberto Gonzalez Echevarria y Enrique Pupo-Walker. Trad. Ana Santoja Querol y
Consuelo Trivifio Anzola. 2 vols. Madrid: Gredos, 2006. 127-68.

Saint-Andre, Estela et al. Leer la novela hispanoamericana del siglo XX. San Juan: EFFHA,
2002.

Sala, Mariella. "Genero y literature en America Latina". Didlogos sobre escrituray mujeres:
Memorial. Comp. y Ed. Ana Rebeca Prada, Virginia Ayll6n y Pilar Contreras. La Paz:
Sierpe Publicaciones, 1999. 33-41.

Sarmiento, Domingo Faustino. Facundo: Civilizaci6n y barbarie. Madrid: Alianza Editorial,
1988.









Schwartz, Stuart B., ed. Victors and Vanquished: Spanish andNahua Views of the Conquest of
Mexico. New York: Bedford/St. Martin's, 2000.

Sepulveda, Juan Gines de. Dem6crates segundo o de lasjustas causes de la guerra contra los
indios. Ed. Angel Losada. Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas,
Institute Francisco de Vitoria, 1951.

Seydel, Ute. Narrar historians): Laficcionalizaci6n de temas hist6ricospor las escritoras
mexicanas Elena Garro, Rosa Beltrdn y Carmen Boullosa. Teoria y critical de la cultural y
literature 37. Iberoamericana: Vervuert, 2007.

Showalter, Elaine. "Feminist Criticism in the Wilderness". Writing and SexualDifference. Ed.
Elizabeth Abel. Chicago: U of Chicago P, 1982. 9-35.

Skinner, Lee. "Gender and History in Nineteenth-Century Latin America: The Didactic
Discourses of Soledad Acosta de Samper". Revista de Literatura Hispdnica 49-50 (1999):
71-90.

Smith, Sidonie and Julia Watson. Reading Autobiography: A Guide for Interpreting Life
Narratives. Minneapolis: U of Minnesota P, 2001.

Spitta, Silvia. Between Two Waters: Narratives of Transculturation in Latin America. Houston:
Rice UP, 1995.

Spivak, Gayatri Chakravorty. "Can the Subaltern Speak?" Marxism and the Interpretation of
Culture. Ed. Cary Nelson and Lawrence Grossberg. Urbana: U of Illinois P, 1995. 271-
313.

--. "Subaltern Studies: Deconstructing Historiography". Selected Subaltern Studies. Ed. Ranajit
Guha and Gayatri Chakravorty Spivak. New York: Oxford U P, 1988. 3-32.

Subirats, Eduardo. "Three Visions of America". A Twice-Told Tale: Reinventing the Encounter
in Iberian/Iberian American Literature and Film. Ed. Santiago Juan-Navarro and
Theodore Robert Young. Newark: U of Delaware P, 2001. 29-35.

Traba, Marta. "Hip6tesis de una escritura diferente". La sartenpor el mango: encuentro de
escritoras latinoamericanas. Ed. Patricia Elena Gonzalez y Eliana Ortega. Rio Piedras:
Ediciones Huracan, 1985. 21-26.

Trodd, Anthea. Women's Writing In English: Britain 1900-1945. New York: Longman, 1998.

Tyutina, Svetlana V. "La reivindicaci6n de La Malinche y el concept de la nueva mestiza en la
obra de Lucha Corpi". The Latin Americanist 53.1 (2009): 65-74.

Valdivieso, Mercedes. Malditayo entire las mujeres. Santiago: Planeta Biblioteca del Sur, 1991.

White, Hayden. The Content of the Form: Narrative Discourse and Historical Representation.
Baltimore: The Johns Hopkins U P, 1987.


200









---. "Introduction to Metahistory". Literature in the Modern World: Critical Essays and
Documents. Ed. Dennis Walder. Oxford: Oxford UP, 1990. 341-46.

--. Tropics ofDiscourse: Essays in Cultural Criticism. London: The Johns Hopkins U P, 1978.

Williams, Raymond. The Sociology of Culture. Chicago: The U of Chicago P, 1995.

Young, Robert J.C. Colonial Desire: Hibridity in Theory, Culture, and Race. London:
Routledge, 1995.

Zea, Leopoldo. "12 de octubre de 1492 ,Descubrimiento o encubrimiento?" Eldescubrimiento
de Amdricay su sentido actual. Comp. Leopoldo Zea. Mexico City: Fondo de Cultura
Econ6mico, 1989. 193-204.









BIOGRAPHICAL SKETCH

Giada Biasetti was awarded an Alumni Fellowship for her graduate studies in 2005 and

was given the opportunity to teach both Spanish and Italian for two years at the University of

Florida. In August 2009 she obtained her Ph.D. in romance languages and literatures. Her area of

interest is 20th century Latin American literature. She holds a master's degree in comparative

literature from Florida Atlantic University where she taught Italian for 2 years and was

president/editor of FACS (Florida Atlantic Comparative Studies Journal). She has a bachelor's

degree in foreign languages and linguistics and a degree as a professional translator and

interpreter from the Scuola Superiore per Interpreti e Traduttori in Milan, Italy.


202





PAGE 7

Amor y conquista Malinche Maldita yo entre las mujeres Duerme Duerme La casa de la laguna La nia blanca y los pjaros sin pies El rbol de la gitana

PAGE 9

Malinche Amor y Conquista La casa de la laguna El rbol de la gitana Duerme La nia blanca y los pjaros sin pies Maldita yo entre las mujeres

PAGE 11

La Nueva Novela Histrica de la Amrica Latina 1979-1992 La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 12

Malinche Amor y Conquista La casa de la laguna El rbol de la gitana Duerme La nia blanca y los pjaros sin pies Maldita yo entre las mujeres

PAGE 13

Historia e imaginacin literaria: Las posibilidades de un gnero

PAGE 15

Occidentalismo y eurocentrismo

PAGE 16

La invencin de Amrica Orientalism

PAGE 17

Descubrimiento, encubrimiento, encuentro, invencin o invasin?

PAGE 18

invasion discovery encounter invention discovery encounter

PAGE 19

Civilizacin y barbarie

PAGE 20

a priori vulgus mobile

PAGE 21

Brevsima relacin de la destruccin de las Indias

PAGE 23

Facundo: Civilizacin y barbarie Martn Fierro Facundo: Civilizacin y barbarie Martn Fierro Facundo: Civilizacin y barbarie

PAGE 24

Tropics of Discourse

PAGE 25

La mujer como ser marginal en la historia

PAGE 26

La Quijotita y su prima Nomadas

PAGE 29

Critical Passions La nueva novela histrica

PAGE 30

Xicotncatl

PAGE 31

Cinq Mars

PAGE 33

Amalia Xicotncatl Xicotncatl Xicotncatl Enriquillo Xicotncatl Cumand El fistol del diablo La gloria de Don Ramiro La hija del judoLa novia del hereje IngerminaEl oi dor Corts de Meza Guatimozn

PAGE 35

Xicotncatl Guatimozn El cacique de Turmequ Amor y suplicio Doa M arina Enriquillo El camino de el Dorado Zama El mundo alucinante Malandrn La nueva novela histrica de la Amrica Latina, 1979-1992 Latin American Novels of the Conquest: Reinventing the New World Ficcin -historia: La nueva novela histrica hispanoamericana

PAGE 36

El conquistador conquistado: Juan de Garay Lope de Aguirre, prncipe de la libertad El mar de las lentejas Crnica del descubrimiento Gonzalo Guerrero: Novela histrica Los perros del paraso No sern las indias Terra Nostra El otoo del patriarca El arpa y la sombra Las andariegas Lo impenetrable Sndrome de naufragios Diario maldito de Nuo Guzmn C mo conquist a los aztecas La fuerza del mestizaje, o, el cacique de Turmequ Colombo de Terrarrubra Nen, la intil Un amor inmortal: Gonzalo Guerrero

PAGE 37

Luca Miranda Luca Miranda: Novela histrica La Quintrala Doa Menca, la Adelantada La Condoresa Ro de las congojas La Malinche: La gran calumniada La Argentina manuscrita o Anales del descubrimiento, poblacin y conquista de las Provincias del Ro de la Planta Historia del Puerto de Buenos Aires

PAGE 38

El charra Siripo La tempestad Mangora, King of the Timbusians, or The Faithful Couple

PAGE 39

La Condoresa

PAGE 40

Ay mam Ins Crnica Testimonial Doa Menca, la Adelantada Ro de las co ngojas

PAGE 41

La Malinche: La gran calumniada Amor y conquista Malinche

PAGE 42

La Quintrala Los Lisperguer y la Quintrala La Quintrala Maldita yo entre las mujeres

PAGE 43

Malinche princesa de Corts Mara de Estrada Catalina, mi padre

PAGE 44

El eterno femenino Malinche El eterno femenino La Malinche : Sus padres y sus hijos La tragedia sexual de la Quintrala Falsas crnicas del sur

PAGE 45

Existe una escritura femenina de la historia?

PAGE 49

light

PAGE 50

La capa roja

PAGE 52

Memorias de un sargento de milicias A B A B C P

PAGE 57

Relacin literatura -sociedad en las nuevas novelas histricas en cuestin: el problema del reflejo

PAGE 61

habitus Habitus

PAGE 62

Tropics of Discourse

PAGE 63

The Historical Novel

PAGE 65

The Political Unconscious Memorias de un sargento de milicias

PAGE 66

Maldita yo entre las mujeres La nia blanca y los pjaros sin pies Duerme La casa de la laguna El rbol de la gitana Amor y conquista Malinche

PAGE 67

La casa de la laguna El rbol de la gitana La nia blanca y los pjaros sin pies Malinche Amor y conquista Duerme Maldita yo entre las mujeres

PAGE 69

La nia blanca y los pjaros sin pies La casa de la laguna El rbol de la gitana

PAGE 70

La nia blanca y los pjaros sin pies La casa de la laguna La casa de la laguna

PAGE 71

La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 72

El rbol de la gitana El rbol de la gitana

PAGE 73

La i ntrahistoria

PAGE 74

La casa de la laguna

PAGE 77

La casa de la laguna

PAGE 78

La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 81

El rbol de la gitana

PAGE 83

Polifona

PAGE 85

La casa de la laguna Tropics of Discourse histoire discour Poetics praxis logos mythos

PAGE 86

/ novela histrica

PAGE 87

histrico

PAGE 88

hot dogs

PAGE 91

La casa de la laguna On Literature

PAGE 92

La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 94

On Literature

PAGE 96

Voces femeninas en la narrativa de Rosario Aguilar Voces femeninas en la narrativa de Rosario Aguilar La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 97

Maldita yo entre las mujeres Duerme

PAGE 99

Incorporacin de gneros marginales La casa de la laguna

PAGE 100

La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 101

El rbol de la gitana

PAGE 102

The Content of the Form Amor y conquista Maldita yo entre las mujeres Malinche Duerme

PAGE 104

Amor y conquista Maldita yo entre las mujeres Malinche Duerme Amor y conquista Malinche

PAGE 105

Duerme La monja alfrez

PAGE 106

Duerme mujer varonil mujer esquiva

PAGE 107

Duerme La vida es sueo Woman and Society in Golden Age Spanish Drama: A Study of the 'Mujer Varonil' Duerme

PAGE 110

Los Lisperguer y la Quintrala

PAGE 111

La Malinche in Mexican Literature Duerme Amor y conquista Malinche Maldita yo entre las mujeres

PAGE 112

Amor y conquista Malinche

PAGE 113

Cartas de relacin

PAGE 114

Maldita yo entre las mujeres

PAGE 115

Duerme Amor y conquista

PAGE 117

Popol Vuh

PAGE 118

Maldita yo entre las mujeres

PAGE 119

Duerme

PAGE 120

. La i ntrahistoria Malinche Amor y conquista Malinche

PAGE 121

Amor y conquista Malinche Maldita yo entre las mujeres Duerme Amor y conquista Historia de Tlaxcala

PAGE 122

Historia de la Nueva Espaa Brevsima relacin de la destruccin de las Indias Naufragios y comentarios Historia de la conquista de Mxico Historia verdadera de la conquista de la Nueva Espaa

PAGE 123

nacom Amor y conquista tecpan

PAGE 124

Malinche Amor y conquista

PAGE 125

Malinche Popol Vuh Conquest: Montezuma, Corts and the Fall of Old Mexico

PAGE 127

Historia verdadera de la conquista de la Nueva Espaa

PAGE 128

Malinche

PAGE 129

Maldita yo entre las mujeres Amor y conquista Maldita yo entre las mujeres

PAGE 131

Maldita yo entre las mujeres Duerme

PAGE 132

Duerme

PAGE 133

Maldita yo entre las mujer es

PAGE 134

Amor y conquista Malinche Maldita yo entre las mujeres Duerme

PAGE 136

Polifona Amor y conquista

PAGE 137

nacom

PAGE 138

Diccionario de la lengua nhuatl o m exicana Malinche

PAGE 140

Amor y conquista Amor y conquista

PAGE 141

Malinche Historia ve rdadera de la conquista de la Nueva Espaa Cartas de relacin

PAGE 142

Amor y conquista

PAGE 143

Cartas de relacin

PAGE 144

Maldita yo entre las mujeres Duerme

PAGE 150

Incorporacin de gneros marginales Amor y conquista

PAGE 151

Malinche Amor y conquista Historia general de las cosas de la Nueva Espaa

PAGE 152

Doa Marina La Malinche inMexican Literature: From History to Myth

PAGE 153

Lienzo de Tlaxcala Doa Marina

PAGE 154

Maldita yo entre las mujeres

PAGE 156

Maldita yo entre las mujeres El reino de este mundo

PAGE 157

Duerme Maldita yo entre las mujeres Duerme El reino de este mundo

PAGE 160

Malinche Amor y conquista La casa de la laguna El rbol de la gitana Duerme La nia blanca y los pjaros sin pies Maldita yo entre las mujeres

PAGE 161

Resumen del anlisis de las novelas La casa de la laguna

PAGE 162

La casa de la laguna La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 163

La nia blanca y los pjaros sin pies

PAGE 164

El rbol de la gitana El rbol de la gitana

PAGE 165

La casa de la laguna

PAGE 166

La nia blanca y los pjaros sin pies El rbol de la gitana

PAGE 167

La casa de la laguna

PAGE 168

La nia blanca y los pjaros sin pies El rbol de la gitana Amor y conquista Maldita yo entre las mujeres Malinche Duerme

PAGE 169

Amor y conquista A mor y conquista

PAGE 170

Malinche

PAGE 171

Maldita yo entre las mujeres Amor y conquista Maldita yo entre las mujeres Duerme

PAGE 172

Amor y conquista

PAGE 173

Malinche Amor y conquista Historia verdadera de la conquista de la Nueva Es paa Cartas de relacin

PAGE 174

Maldi ta yo entre las mujeres Duerme

PAGE 176

Amor y conquista ciuatlatoani Malinche Lienzo de Tlaxcala

PAGE 177

Maldita yo entre las mujeres El reino de este mundo Duerme

PAGE 178

Semejanzas entre todas las novelas del estudio

PAGE 179

Metahistory

PAGE 181

Futuros proyectos y ampliacin del tema Ins del alma ma

PAGE 182

Malintzin, la princesa regalada La Malinche : el derrumbe de un mito Amor y conquista Malinche

PAGE 183

El regalo de Centla: Memorias de la intrprete de Hernn Corts La Chingada Malinche Princesa de Corts

PAGE 184

Los Lisperguer y la Quintrala El laberinto de la soledad

PAGE 185

Crnica del Rey Don Rodrigo Postrimero Rey de los Godos (crnica sarracina) Crnica del Rey Don Rodrigo Making Difference Historia de Espaa Romancero Historia de Espaa

PAGE 186

El bao de la Cava Florinda Vidas im/propias La Cava

PAGE 187

Vidas im/propias Vidas im/propias

PAGE 188

El cuarto de atrs El mismo mar de todos los veranos En el ltimo azul La voz dormida Colombina descubierta

PAGE 190

La nia blanca y los pjaros sin pies Plural La invencin del pasado: La novela histrica en el marco de la posmodernidad Amrica sin nombre Tradicin y actualidad de la literatura iberoamericana Estudios sobre escritores de Amrica Cauce (Chilln) The Dialogic Imagination: Four Essays Narratology: Introduction to the Theory of Narrative La voz femenina en la narrativa epistolar Writing W omen in Central America: Gender and Fictionalization of History Revista de la Universidad Veracruzana Ficcin -historia: La nueva novela histrica hispanoamericana On literature and Society

PAGE 191

Historia de la literatura hispanoamericana: del descubrimiento al modernismo River of Sorrows Duerme La novela histrica a finales del siglo XX Nomadic Subjects: Embodiment and Sexual Difference in Contemporary Feminist Theory Revista del Instituto de Investigaciones Lingstico -Literarias de la Universidad de Veracruzana On literature and Society On literature and Society Realismo mgico y primitivismo: Relecturas de Carpentier, Asturias, Rulfo y Garca Mrquez Textos y pre-textos. Once estudios sobre la mujer El reino de este mundo El reino de este mundo Occidentalism: Images of the West Historia de las mujeres o historia no androcntrica?

PAGE 192

La sartn por el mango: encuentro de escritoras latinoamericanas T rminos crticos de sociologa de la cultura Magic Realism : Theory, History, Community Literature in the Modern World: Critical Essays and Documents Explicacin del Lienzo de Tlaxcala La novela femenina contempornea (1970-1985): Hacia una tipologa de la narracin en primera persona Anuario de Postgrado El cuarto de atrs Memoria histrica e identidad cultural: De la postguerra a la postmodernidad Memoria histrica e identidad cultural: De la postguerra a la postmodernidad Revista de estudios hispnicos Anuario de Postgrado Crnica del Rey Rodrigo: Postrimero Rey de los Godos (crnica sarracina) Crnica del Rey Rodrigo: Postrimero Rey de los Godos (crnica sarracina) Cartas de Relacin La Quintrala en la literatura chilena

PAGE 193

Sobre la deconstruccin Mujer e historia: la narrativa de Ana Teresa Torres La Malinche in Mexican Literature: From History to Myth Feminism, Nation and Myth: La Malinche Making Difference: In Medieval and Early Modern Iberia Figures of resistance: essay s in feminist theory Technologies of Gender Ro de las congojas Writing and Difference Crnicas de la Conquista Magic Realism: Theory, History, Community Gender, Race, and Nation: A Global Perspective Historia verdadera de la conquista de la Nueva Espaa El ensayo hispanoamericano del Siglo XIX: Discurso hegemnico masculino El rbol de la gitana Narratives of Transmission Differentia: Review of Italian Thought

PAGE 194

On Literature The House on the Lagoon La seduccin de la escritura: Los discursos de la cultura hoy, 1996 Malinche La casa de la laguna Antologa del ensayo Estudios de cultura nhuatl Crnica del Rey Rodrigo: Postrimero Rey de los Godos (crnica sarracina) Hispamrica Critical Passions: Selected Essays Narrative Discourse Revisited Narrative Discourse Revisited Beyond Bounds: Cross -Cultural Essays on Anglo, American Indian, & Chicano Literature La mujer en Latinoamrica La Malinche, sus padres y sus hijos Doa Marina (La Malinche) y la formacin de la i dentidad mexicana Este ojo que me mira Horizontes Letras Hispanas

PAGE 195

Hispamrica: Revista de literatura The Johns Hopkins Guide to Literary Theory andn Criticism The Colonial Subjects Search for Nation, Culture, and Identity in the Works of Julia lvarez, Rosario Ferr, and Ana Lydia Vega Nationalism Feminist Theo ry: From Margin to Center Narratology: A Guide to the Theory of Narrative The Political Unconscious Historia e imaginacin literaria: Las posibilidades de un gnero A Twice -Told Tale: Reinventing the Encounter in Iberian/Iberian American Literature and Film Urraca Revista Hispnica Moderna The Aims of Representation: Subject, Text, History Historia de la literatura hispanoamericana: del descubrimiento al modernismo

PAGE 196

Feminism, Nation and Myth: La Malinche ST&TCL Ensayos y semblanzas: bosquejos histricos y literari os de la Amrica Latina colonial Literature in the Modern World: Critical Essays and Documents The Savage Mind La educacin de las mujeres; La Quijotita y su prima; historia muy cierta con apriencas de novela Realismo Mgico y Lo Real Maravilloso: una cuestin de verosimilitud Luca Miranda (1860) Latin American Novels of the Conquest: Reinventing the New World La sartn por el mango: encuentro de escritoras latinoamericanas Son vacas, somos puercos Revista de Literatura Mexicana Contempornea The Historical Novel The Postmodern Condition: A Report on Knowledge Splintering Darkness: Latin American Women Writers in Search of Themselves Cuadernos americanos nueva poca

PAGE 197

Amor y conquista: La novela de Malinalli mal llamada la Malinche Hispamrica Entre civilizacin y barbarie: Mujeres, Nacin y Cultura literaria en la Argentina moderna Espculo Woman and Society in the Spanish Drama of the Golden Age: A Study of the mujer varonil Historia de Espaa La Nueva Novela Histrica de la Amrica Latina 1979-1992 The Idea of Latin America Diccionario de la lengua espaola Son vacas, somos puercos Duerme De mrgenes y adiciones: Novelistas latinoamericanos de los 90 The Johns Hopkins Guide to Literary Theory and Criticism Las contraliteraturas El descubrimiento de Amrica y su sentido actual New York Review of Books

PAGE 198

Revista Islas The Invention of America: An Inquiry into the Historical Nature of the New World and the Meaning of its History La idea del descubrimiento de Amrica: Historia de esa interpretacin y crtica de sus fundamentos Duerme The Other Mirror: Womens Narrative in Mexico, 1980-1995 Literatura venezolana hoy: Historia nacional y presente urbano Historia de las mujeres o historia no androcntrica? Voces femeninas en la narrativa de Rosario Aguilar El laberinto de la soledad The American Behavioral Scientist Philosophical Writings of Peirce Duerme A Twice Told Tale: Reinventing the Encounter in Iberian/Iberian American Literatura and Film Metaficcin historiogrfica: la novela histrica en la narrativa hispnica posmodernista Inventing America: Spanish Historiography and the Formation of Eurocentrism

PAGE 199

Historia verdadera de la conquista de la Nueva Espaa Between the Acts Works and Days: Essays in the Socio-Historical Dimensions of Literature and the Arts Voces sexuadas: Gnero y poesa en Hispanoamrica Algunos usos de civilizacin y barbari e La estratificacin de los mrgenes Trminos crticos de sociologa de la cultura La novela intrahistrica: Tres miradas femeninas de la historia venezolana Luca Miranda (1860) Orbis Tertius ATENEA Vidas im/propias: transformaciones del sujeto femenino en la narrativa espaola contempornea Feminism, Nation and Myth: La Malinche Historia de la literatura hispanoamericana: del descubrimiento al modernismo Leer la novela hispanoamericana del siglo XX Dilogos sobre escritura y mujeres: Memoria Facundo: Civilizacin y barbarie

PAGE 200

Victors and Vanquished: Spanish and Nahua Views of the Conquest of Mexico Demcrates segundo o de las justas causas de la guerra contra los indios Narrar historia(s): La ficcionalizacin de temas histricos por las escritoras mexicanas Elena Garro, Rosa Beltrn y Carmen Boullosa Writing and Sexual Difference Revista de Literatura Hispnica Reading Autobiography: A Guide for Interpreting Life Narratives Between Two Waters: Narratives of Transc ulturation in Latin America Marxism and the Interpretation of Culture Selected Subaltern Studies A Twice Told Tale: Reinventing the Encounter in Iberian/Iberian American Literature and Film La sartn por el mango: encuentro de escritoras latinoamericanas Womens Writing In English: Britain 1900-1945 nueva mestiza The Latin Americanist Maldita yo entre las mujeres The Content of the Form: Narrative Discourse and Historical Representation

PAGE 201

Literature in the Modern World: Critical Essays and Documents Tropics of Discourse: Essays in Cultural Criticism The Sociology of Culture Colonial Desire: Hibridity in Theory, Culture, and Race El descubrimiento de Amrica y su sentido actual


xml version 1.0 encoding UTF-8
REPORT xmlns http:www.fcla.edudlsmddaitss xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.fcla.edudlsmddaitssdaitssReport.xsd
INGEST IEID E20110216_AAAAIS INGEST_TIME 2011-02-17T03:06:56Z PACKAGE UFE0024691_00001
AGREEMENT_INFO ACCOUNT UF PROJECT UFDC
FILES
FILE SIZE 9086 DFID F20110216_AACCXB ORIGIN DEPOSITOR PATH biasetti_g_Page_134thm.jpg GLOBAL false PRESERVATION BIT MESSAGE_DIGEST ALGORITHM MD5
28f79acb33df24a8de1cf976a4f18a75
SHA-1
9c05dbde00ec67ca3314a051400d0552b18f83de
9283 F20110216_AACCWM biasetti_g_Page_108thm.jpg
3cb5a3eb390ff789243db387b19e8762
b77e50dc11017b6d27b56ab26f1aff44fb1ed3b7
8147 F20110216_AACCVY biasetti_g_Page_090thm.jpg
10b96083bd15c55b30c7ae00a965f0a2
8186de2c126603ca619461ce54a990841ca8556d
1053954 F20110216_AACBSW biasetti_g_Page_129.tif
84581e3c7d4544f00ceba2727681de30
1165da633aff5f21ecc999b755428e12fdacd36c
F20110216_AACBTK biasetti_g_Page_153.tif
d7660e6fb4754f9ef0ed47b7fa2e43ef
31aed5a3735a642d7644cc112bfb78c524dfc786
8622 F20110216_AACCXC biasetti_g_Page_136thm.jpg
9c1ead51d281f5785fbd601e19d4b03d
5588088b5bea96c46fdef0653478320ecf543877
8973 F20110216_AACCWN biasetti_g_Page_110thm.jpg
9d8442e9bee56bfb9439751a7065dff5
4ed309227014a841ece025ac5699e32104a29d26
8298 F20110216_AACCVZ biasetti_g_Page_091thm.jpg
434f553467049d22b53dc15aa280de16
fc402ebaa8d987bb34d8e2d4a4c4c8486d246a1a
F20110216_AACBSX biasetti_g_Page_130.tif
2b303a896ebe358b08a6a23a01fdb0cf
61b82145dde2d211deba75742425570731ae49fd
F20110216_AACBUA biasetti_g_Page_177.tif
fc677d85b92e83970336206d64f646fe
df1fcae4c041f1a69bac956fe3050f29a38d4a5b
F20110216_AACBTL biasetti_g_Page_154.tif
5dddf24623b5a50cd208a761fb838899
a8929acf3a94cb7042420c0f6f26128405e4c783
9013 F20110216_AACCWO biasetti_g_Page_113thm.jpg
b744f47a439c2243f3fed9ddb58fa14e
2c4a450d0d22a51e8b18e283b5c1da87cc2c6e96
F20110216_AACBSY biasetti_g_Page_132.tif
6afda4c7f719fe5ae46df4e25779f389
34bab40d8e3a7a78e333982dc798ce3bde92b23b
F20110216_AACBTM biasetti_g_Page_155.tif
e1e5a411bbaab975dda73b5bdde6e4e3
9caf039bb4ccadca24212c31d5d4d9264fd5388b
9048 F20110216_AACCXD biasetti_g_Page_137thm.jpg
007075e516f4cdb15d27578d04e19a92
e11e004b9fd2bd3ae7cdcb2b2fd87cbe6470c901
8910 F20110216_AACCWP biasetti_g_Page_114thm.jpg
4b99f6bc6a22247bd9b93e551ed1a7c6
f86dd5383c5f0185414c6569490e2505d97f9eb4
F20110216_AACBSZ biasetti_g_Page_133.tif
ab161e22f385c8baad1fd313cc4a1155
ea3d52594b6597b38e10da33bbd9e1fa2e3ec385
F20110216_AACBUB biasetti_g_Page_178.tif
1286ea35f3cb0fba0a015e3dec71f12b
65388ef75d2033506093511bb77db4a10ac86b11
F20110216_AACBTN biasetti_g_Page_156.tif
1c234f852f85beb1c48a373311eb4796
974cb6bf8916d8351046f94c0a92c66fcab67cc9
8865 F20110216_AACCXE biasetti_g_Page_138thm.jpg
cf0c3d45b558c6f426dc38eb2ecab6e0
22eb32a4b47e63cd67f6ee58205d9bcc3c21960d
8767 F20110216_AACCWQ biasetti_g_Page_115thm.jpg
84cefa9f1410036d94851224dc278320
09ef5c2f00c206678cbcc861f363567766d31bd2
F20110216_AACBUC biasetti_g_Page_180.tif
9005d61eb1fd6fe43f6b59d5c21af1dc
787d5e6e771b805dafc4632d8789ee1850b1ac34
F20110216_AACBTO biasetti_g_Page_158.tif
bfa4cd513ceb67f700920e8717b83721
0524850b69361da7d9a2fc3a0a2623e6a080890d
8378 F20110216_AACCXF biasetti_g_Page_139thm.jpg
41652b4679d85bb1ff85ff44cc8e27d6
4e8afccd6b2edd162d2eec6dafe03832e276106e
8538 F20110216_AACCWR biasetti_g_Page_116thm.jpg
e97b8ad106143b308d92d27ed50e910c
8bdfb82a49fd745d55f298b4a1c91196164735db
F20110216_AACBUD biasetti_g_Page_181.tif
d4cdb498f4ec3ef2262b8555c45f247e
0115668e475f30566ec6cbbbae47357758b0bd05
F20110216_AACBTP biasetti_g_Page_159.tif
1c1b3b6a2f97caa8a7d96907c4c09596
a5e64118b88a8dbd69c716bee946d64a5dc28e64
8954 F20110216_AACCXG biasetti_g_Page_141thm.jpg
6b9eeb4be0df7da1c4011ece2380fff6
3082b7c2d5fb77e030beaf50cdab1262ac0b9e75
8870 F20110216_AACCWS biasetti_g_Page_120thm.jpg
1609a0dca3fbb1c6b6132387c5426d5e
07fb9c531e3b538e81026a4478c5e144b2b6849f
F20110216_AACBUE biasetti_g_Page_182.tif
dc2186ea9c9ca06524ab686bd201d07b
0b153b4e435e4252860911daaacebbe78753e133
F20110216_AACBTQ biasetti_g_Page_160.tif
5eb18cd2bc8b4e52b8f7ace04e0f997b
db650d6ca6f2dc61dd80198d06eb76197d51d254
9111 F20110216_AACCXH biasetti_g_Page_142thm.jpg
bbca4533b2b1406d0cfa9b77a3b243b3
7bcac02b2d27018f40323c01708ba9b21fda9b58
8619 F20110216_AACCWT biasetti_g_Page_121thm.jpg
1e8a45af06e23532efe01258969f6ffb
90ca8ac41f88d28fffc7514ceec0eb028c40ce68
F20110216_AACBUF biasetti_g_Page_183.tif
0fa0cdd5e904a096336f214c9cf37f67
0bd61b48d562fc3ea9b1f2b4d7ec94257df7c25a
F20110216_AACBTR biasetti_g_Page_164.tif
4633ae8e9bdbede7e29a1e34b6389716
3be092c7d489eab8f4570ccbcc5fdc96be8eb066
64191 F20110216_AACCAA biasetti_g_Page_016.pro
9aa0ff23ab9ab1d8f645bc7966fd2e1f
24ea659b54764f145e9c16ccc3dbb820586f4cb8
8589 F20110216_AACCXI biasetti_g_Page_145thm.jpg
d9fa42e9ba10b0eaa19283f9e76da74e
7c213810128c721677de05d694e3b52402d7e1b4
8723 F20110216_AACCWU biasetti_g_Page_122thm.jpg
491b606e4232b29f0bc98b7f368a670a
cf9ab740720d2718e3a109ded033984b2f8e1a25
F20110216_AACBUG biasetti_g_Page_184.tif
05c651ee1b59878549ade0f39f846e59
b3d3602c0ab121350842611ea83f4956eac439b3
F20110216_AACBTS biasetti_g_Page_166.tif
0c3173db1cdcdb4495b2a823b6102ebf
f7d65f862149ecdc655ee4fd0f334c84885e902c
61608 F20110216_AACCAB biasetti_g_Page_017.pro
f2fe0fb417ecbc303ffd68a869554b7f
eebd1f3f330219f45631da9207008d292145df07
8654 F20110216_AACCXJ biasetti_g_Page_146thm.jpg
f84703c9b5a4677659d5e73072279813
d0eb8b074ef190a86cd4492bec03febe43a0e29b
8888 F20110216_AACCWV biasetti_g_Page_124thm.jpg
3e4ad911bd9db05b3dc259b6123324ac
8fb64a842952f2289b4d6ffc7ca4c7debb880105
F20110216_AACBUH biasetti_g_Page_185.tif
9f88c2d8e85a09f50011cd5c912fbc01
7426acbddcc021bae9b18c547af625d8fc0ee973
F20110216_AACBTT biasetti_g_Page_167.tif
50bfa5daf6609713f1018ed5d5c79913
0aa73a1cd49948b5f5dcbcd8f4ce09f78b801c5a
61974 F20110216_AACCAC biasetti_g_Page_018.pro
643189f2ada32880336800b3f084248c
a6dfa6e56429359eacc74cdcb5eb4b11f60dafb5
9008 F20110216_AACCXK biasetti_g_Page_147thm.jpg
4dc46e3e1683bc7aee57606ea3f8835b
d886e3cc286461f45c2789f6d64b2625cbb5bfdb
8943 F20110216_AACCWW biasetti_g_Page_128thm.jpg
1f9f045ebef57451d6325a10142564ed
acd212e21072179024d61f3b72a464278838fb94
F20110216_AACBUI biasetti_g_Page_187.tif
944734912e30a7f6a4b90cfa73785ba0
aa47cf18872adb0a73511dbf6894ac75b8229fda
F20110216_AACBTU biasetti_g_Page_168.tif
39e08bec7a36377c39ae1d3687a69ef4
74272ede55c30fdf06108098759a4317f75a7515
47269 F20110216_AACCAD biasetti_g_Page_019.pro
eea5259f8d06deb47d38710790ccf578
f6cc7db810c3edc8a92d558f7a1ddb7f38c9e7cc
8710 F20110216_AACCYA biasetti_g_Page_172thm.jpg
d32d96d0c420593a200e0b8356f0816d
31f75a734b603552c9abe2ba03b4aa22bbb9ead7
8396 F20110216_AACCXL biasetti_g_Page_150thm.jpg
097f71454fee16bde46ac968466ebc23
b343ebfd6be1ba090777e72b3ae728373550b991
7862 F20110216_AACCWX biasetti_g_Page_129thm.jpg
773c790d0b9cb5434cbba96e56ffe013
a7b9fb3d7bde0c9ce5f2234613536bb516e7a811
F20110216_AACBUJ biasetti_g_Page_188.tif
c7b6ca2bd34acdbff7b89728c99c58ea
5c16fee7e78ce5ca6847289126bd1f6bdfd315b9
F20110216_AACBTV biasetti_g_Page_169.tif
345082712648e0374f1e7b1388707f29
2aaca2783f1f969cfd3e72f815dce3c135a9e8e5
65528 F20110216_AACCAE biasetti_g_Page_020.pro
cdc7f8a19765f5d3bee77b43c9e0b24b
30a4754b4e1a4a81ef9934a9182ffca35aedbe71
8945 F20110216_AACCYB biasetti_g_Page_174thm.jpg
1c28b2f629bc2fd9c4c15b81841ab39a
51c3381c344570401c2f07b91cbe1810d85a1e21
8651 F20110216_AACCXM biasetti_g_Page_151thm.jpg
1da583f37ede330a2f25ed62efd28bae
e2b3d587c1e655b7c71cfa6a42d18fd6c5e208f2
9176 F20110216_AACCWY biasetti_g_Page_130thm.jpg
5aae25c7f35ed18fb82248d6208f2366
18d53ac0f65530599d3dd01e1b2475672aff63aa
F20110216_AACBUK biasetti_g_Page_190.tif
14cc0afb5795537c030f80a4109a1c4b
a4c00c54803fd789bdde64b1cc74972da65cceb1
F20110216_AACBTW biasetti_g_Page_170.tif
50cd56baf552bf9e9488b72a89ccf4fc
61b7452fa10d64c32d63c645e488f861ba184854
52989 F20110216_AACCAF biasetti_g_Page_021.pro
4014a24d05b80624833090f2ae13562b
2ea0faff5e1f8de03ba97e6129a8be03fb04e759
8507 F20110216_AACCYC biasetti_g_Page_175thm.jpg
ad251a976dda72ec071e797e121a2a0c
f3fa5b1ba1c26829bd2956341334720e277cc2f1
8832 F20110216_AACCXN biasetti_g_Page_153thm.jpg
a2a77a68ce808e3f4cd7c497675963f5
dcebfca34d6ceb6bb52716ac4007481aa8df4223
9034 F20110216_AACCWZ biasetti_g_Page_131thm.jpg
a16a90783b0711e378387520ad040707
7a86fb8b37807b93b6aef7fe3564bf74812388d5
2180 F20110216_AACBVA biasetti_g_Page_012.txt
e2a7f86e163a5a98a3289f03ba6c9caf
30ee0b04697dae0e7933f1ca884fd8b51d94299f
F20110216_AACBUL biasetti_g_Page_191.tif
56bf03285870411e1739ada24dbd339c
c411e92756e96f0deb658bc9e30883d0d43d1142
F20110216_AACBTX biasetti_g_Page_171.tif
cb5d8d2e4a9b89ab9b9e2f3c40432b75
d3ce4170ab3bd2b2f8f93607e196c696319c42d7
54204 F20110216_AACCAG biasetti_g_Page_022.pro
4794ae010e6f58fa360e8b73ef13414d
607064468bef5c430066224ec72e74872f567175
9077 F20110216_AACCYD biasetti_g_Page_177thm.jpg
7a9f59fedabadc2ff53b5c42a8510e9e
5074babce1962f301b0972ef2532642d5f90e72a
8808 F20110216_AACCXO biasetti_g_Page_155thm.jpg
0b859c995328e4bc461f9d5e0a65f24b
fe723f6a7eb7c5eb21fcf7bc73730a4b41d6be96
2601 F20110216_AACBVB biasetti_g_Page_013.txt
086d48a0f5bebeac4c01cd8f3a2ac25b
eba932713ded1d6093315dc9b45cb3804655384e
F20110216_AACBUM biasetti_g_Page_192.tif
d5624b11c51ec688bf60528e3f962174
7e1649a5692afb8e20c30a01727c65a800d5d731
F20110216_AACBTY biasetti_g_Page_175.tif
bb0787c1df1c76f48e6af613869f2d0d
59c32173c61dedcf4fab197be34aa8d78ec444d9
56901 F20110216_AACCAH biasetti_g_Page_023.pro
5ef45c218f44cc25876550020716b697
21d15f109affd44047161ecd7ad42e7f2161005d
8562 F20110216_AACCXP biasetti_g_Page_156thm.jpg
e48d8af98bd91747fe30869508eb963c
8f754aac75df0f2e2a0b8dc2a61e24bb4c89b692
25271604 F20110216_AACBUN biasetti_g_Page_194.tif
6a26df0c3453298b45f6e7bbb6e846b5
823a50aa9bd84a91afbfd05e5d926ec0b404aa04
F20110216_AACBTZ biasetti_g_Page_176.tif
647e84b4ce14801f7ea427b06dc095a7
7015769658579260c0a6adc685cb1c5c38c454fe
56141 F20110216_AACCAI biasetti_g_Page_025.pro
8d7c8235df087bdd546dc8f38483f052
46f3468b383b0af541a32bccae6a48881dc67b8b
8233 F20110216_AACCYE biasetti_g_Page_178thm.jpg
53a943c97db0a2333b70dc86a286d7ad
11077da3242fde86e29d0a5a41ee7635e4ebd4eb
7106 F20110216_AACCXQ biasetti_g_Page_159thm.jpg
0ea6ebc57e11aa58bed0b67832fc2804
c31ed82d1032e930f229c9d92e803d9408f9fe36
2497 F20110216_AACBVC biasetti_g_Page_016.txt
bbba4fc182a89b935b7224733897bad2
cae116cc12d1315d623232580756defc39129fe7
F20110216_AACBUO biasetti_g_Page_195.tif
cc10946960aa0ccb436b86caa61068b1
ab1efd20dbf929f72d48bf93967fca5ab9e1e57b
56705 F20110216_AACCAJ biasetti_g_Page_029.pro
9efcbf3dc7c3684db6a6eb1d97dbac89
0338757ea06a8ec0e990cfde0fcef4f7c5c4a6d6
8778 F20110216_AACCYF biasetti_g_Page_180thm.jpg
b013d4e7a8cb6e6176b497e064a514d8
69505822d82d1ba3ee71647ff171cc2b5277fac8
8696 F20110216_AACCXR biasetti_g_Page_160thm.jpg
5d5b95c0d69e3c42fffebe3cb0a4738c
367420a62241b2fd34d547ab1935c12bcacf8416
62121 F20110216_AACCAK biasetti_g_Page_030.pro
1c81ab877d98ae00f41bd39b9288d599
e8437165f310e7a55dd1c07ba1050b8dee72ee8c
2473 F20110216_AACBVD biasetti_g_Page_017.txt
c3b1da1c7092cb0977b49b919164bc1a
7fed3c07bd4abcd6e4ec1bc54ab49783578a57e2
F20110216_AACBUP biasetti_g_Page_196.tif
3b542831a9044242c444da25b494ec6b
e59ec3b98adb23f576c93aeb672e3adb015bca5d
9263 F20110216_AACCYG biasetti_g_Page_182thm.jpg
d42a05f01d40a410f53dedda8f33c6d9
2e980a9fbb74552eee2e1996654424b17aca98c7
8791 F20110216_AACCXS biasetti_g_Page_161thm.jpg
76eae1ca610added576561694a255186
bf0178c7ec61e05c9ad128d2d5de4bed63fe304d
63295 F20110216_AACCAL biasetti_g_Page_033.pro
c1a9b75f3b73887c758bdd8bd33b9f7b
17481065731b5c2bb47ee474d423cff5b8820d2e
1911 F20110216_AACBVE biasetti_g_Page_019.txt
01e0bb46d0bf00b9b771469b9468a601
303da075099f87d03622d75124b3a154273daa64
F20110216_AACBUQ biasetti_g_Page_197.tif
747d23a2401c2a7b75a4c91547bddf69
7b2fc18d1cb1775239b8fbaeedad6623f3f346bb
8864 F20110216_AACCYH biasetti_g_Page_183thm.jpg
28beac348cfd0666d30ab9bfa8d681f2
5e44b7f91fbaeeba499613cc29bf829272795da5
8478 F20110216_AACCXT biasetti_g_Page_163thm.jpg
77a32b6e14ca8f9176f27a14917f87bc
d500cdb3e2a683432933ca40007b4e605745257a
52670 F20110216_AACCBA biasetti_g_Page_054.pro
2f8857f7f7698d8fca2a33c248c69a9c
bc3193edce54995cf825fc245aaf2c2a4e994594
2607 F20110216_AACBVF biasetti_g_Page_020.txt
a8cf2637c41e3024f14512ebe817bed5
cf4a7116c6e0522ee8f0cacfbe4c510a3694c573
F20110216_AACBUR biasetti_g_Page_198.tif
bb3b0ef94a3948da1f82a21b0308fa0a
ac0725f408f575e1a7fca9634c230ec3b419eec1
9033 F20110216_AACCYI biasetti_g_Page_185thm.jpg
3980cade28eb1f9af9582b5e43887517
c21facdd943ec18fc5021229acc24c2610bfaeee
8003 F20110216_AACCXU biasetti_g_Page_164thm.jpg
8d8c20c57a8507fd71c24b934ce1d604
b5b545007cf3fa73d26618cbaacefa752535a655
56602 F20110216_AACCBB biasetti_g_Page_055.pro
ea40e8343583a916e4fdeeefc0e801cc
f675a7719abacf073be594ebe5f9b53e40ce9445
55385 F20110216_AACCAM biasetti_g_Page_034.pro
941c6a2b9338f4989d60b9cfc4d5b80d
940055dd2b8ce9efd5498728072e9b7f4dadcc24
2083 F20110216_AACBVG biasetti_g_Page_021.txt
85f81f8d2599ac5eec04bf438f741cf9
6988ed06207bcc64c19f51f8010304ac69bbe947
F20110216_AACBUS biasetti_g_Page_199.tif
be5af1568989789647430b9c0a406000
c4e0a37c7fffbafbf0c5c1857023ed34a14d6cb5
7874 F20110216_AACCYJ biasetti_g_Page_190thm.jpg
5ad533a740321408fff0d8d13cc0b182
ac3411f31d38e170de568b06cfc32cac35a54363
8855 F20110216_AACCXV biasetti_g_Page_166thm.jpg
658b0abe7fa504938850255d0ac7c9db
66053bfb991b737d793dc047ab1fe40dfdc6a83a
54195 F20110216_AACCBC biasetti_g_Page_057.pro
2f3f70758c342d63c8a8702b3cf4d7db
630ed30f5ff93bf114ad3c451c350f1dd05ced40
60495 F20110216_AACCAN biasetti_g_Page_035.pro
be847219428c9655051ac89bc4818485
1fb379ecabcc41c0f4a78fe150e0db2e722da90b
2135 F20110216_AACBVH biasetti_g_Page_022.txt
e68462e915caced075e4fa892807700f
ff0b34ffdae3b689d48cfec39c3e995fa8bc5491
F20110216_AACBUT biasetti_g_Page_200.tif
af1e0004dd2c7d8f7a136486a5eae933
04735045041f2b85b8f73b8007d91daeba5c25a1
8653 F20110216_AACCYK biasetti_g_Page_191thm.jpg
fa0ef1c4b9a539ba82b0c2ca4bad0068
c03f1fd9f3e29a42d497d2ab5141a4a549de1abc
8706 F20110216_AACCXW biasetti_g_Page_167thm.jpg
5722bf8c352bb9a266459f447ae64970
d05441472e8c90cc1421790b209291605b92b221
54185 F20110216_AACCBD biasetti_g_Page_059.pro
327e7fd427df85c8220ff6adfe1c9c6f
73e811c86cb81725045d0feca685ac2c2b4d3060
50671 F20110216_AACCAO biasetti_g_Page_036.pro
324202f056e59238de90eb69f5695c12
e22ae0ee442fea945cef0a4e9f92ef35e39d30d7
2570 F20110216_AACBVI biasetti_g_Page_026.txt
33670041f52e20dd8b91f19436cf6f71
6a32feabff14060f3c95d2b54b5d6b7b2a32062f
515 F20110216_AACBUU biasetti_g_Page_001.txt
4ceb755c24af2919311ee8a5de6c10ba
522ee78300392689b0862a804918381102287637
9517 F20110216_AACCYL biasetti_g_Page_193thm.jpg
e4411ce68e92f4ba7dc446a9260fee7d
b938be87cfe0d697aff69cd43bf0ab6841941a7c
9030 F20110216_AACCXX biasetti_g_Page_168thm.jpg
b2eb0e0cf4f7361fba0991957a9a445e
dfcefc0fef42df06f40280624792024bb295baaf
54395 F20110216_AACCBE biasetti_g_Page_060.pro
4c0ce945747f1a4e3f22389f8ea3a4ff
ce8fa49ab771143380862dd3319e0ca737b58338
57468 F20110216_AACCAP biasetti_g_Page_037.pro
ba9f5286806a9a2320dcbc679fffdec6
c514d4ce9a1101913143b139445f9b45aed301bc
2502 F20110216_AACBVJ biasetti_g_Page_028.txt
ec49d88d33e56c21efb6c8de511865a1
ffcba5c7ab34a6f606a4228eff5bc76479b590a8
90 F20110216_AACBUV biasetti_g_Page_002.txt
8f703afe82ba4f57d8fadd7288774061
29725ba97a7990d18953579f01166153662de4b4
F20110216_AACCYM biasetti_g_Page_194thm.jpg
5ce30e74572942271fdcab53957981ff
34d94ff96526c26abb8c7d3fe9f6f02de4fe25a3
8770 F20110216_AACCXY biasetti_g_Page_170thm.jpg
8a4a19e71b6df8d1a141bfd670e1a4bf
638887fc2cac1b8c87b711f0751b0a41e52524ad
53264 F20110216_AACCBF biasetti_g_Page_063.pro
5851dd27711c67bf9bbf8802f1098033
a13d09c5fcf5d4c8577dddf06a8c5f1c6a338fa7
64706 F20110216_AACCAQ biasetti_g_Page_038.pro
2de580688514f1220fcc9d788ac02f15
fdff843c9316e274f672f8673a20c5ba07f069c7
2254 F20110216_AACBVK biasetti_g_Page_029.txt
35aec7d80addc09153a95ef47ad381fe
597d35062614b31c4b8df5602ae356ad339146e6
3403 F20110216_AACBUW biasetti_g_Page_005.txt
8338278ec22f2829ed6f20592f1acfec
a2860f2faa4743ec404a683a6534e62899c3c192
8722 F20110216_AACCYN biasetti_g_Page_195thm.jpg
085a7af90d2e0a55545762d6b4b6f276
d1ff11bc5267cadb06412beb9dad55c53850d3a1
9053 F20110216_AACCXZ biasetti_g_Page_171thm.jpg
c8b0a6067596e36d6f97f534fd64c04e
8282e6f7bcad8745b87131de954ce130e4f429e5
59514 F20110216_AACCBG biasetti_g_Page_064.pro
35aaff41a8514e2ba0222d06cab03849
f9fd96c9fadb550b1f6c9c20621e788cc0caea44
58920 F20110216_AACCAR biasetti_g_Page_041.pro
38c969a9c04dc9bf3a5cdb7d539d63ab
2e250fd4fa3c400f496f1507a107b5fc97d60fe9
2442 F20110216_AACBVL biasetti_g_Page_030.txt
2972777967ac725a618b0e62711926ee
ad4f8c290a7b2be46d58d2a574c9cbbb95f2cb37
298 F20110216_AACBUX biasetti_g_Page_006.txt
8eeaf17fb841bf4a4c22f902ef612117
18ae4481c3fb1b43191ab13bb4ff2036836f2ae5
1966 F20110216_AACBWA biasetti_g_Page_048.txt
d8d94d28804c9d0053f69bc4d5cad856
15beeeec51c635a8c41c2f94f8cc7e620d324acc
9173 F20110216_AACCYO biasetti_g_Page_197thm.jpg
69771cbb9819502c5e601ef37d24d9a0
ade4c3a217d45451f17859440910c6c936757b35
72714 F20110216_AACCBH biasetti_g_Page_065.pro
985de06b855d2d3d9d6dada7eaa24639
729f2e156f494df2965156655c6e62c7a5f37ae5
63414 F20110216_AACCAS biasetti_g_Page_042.pro
33be118313055abdf2835cd3f28dec2b
e992e1b9c45139a74ffc670fa4b0b67d256a7d1d
2184 F20110216_AACBVM biasetti_g_Page_031.txt
0abcb2051bbae13fca4e6f96cf39337e
3e660e7b75e7ca21d0927050eeadfce1425a6882
1816 F20110216_AACBUY biasetti_g_Page_007.txt
c4efe91f59920085b04dd9e978fc7702
86c05303c92843e95f330ea8e10e87a02b4a155a
2168 F20110216_AACBWB biasetti_g_Page_050.txt
7bdb2aada583288cce106d34347f5a34
d9704c91f226a52717a96a3e6e90a57ba9c6fb29
9292 F20110216_AACCYP biasetti_g_Page_198thm.jpg
9d68751fdb6bcfe56b07b0ad970f2b06
c7c86a397a32f8edb5c56c7931f91d0e9eb1b597
64890 F20110216_AACCBI biasetti_g_Page_067.pro
cc5247056c874a615b19ce5bd4c562b4
23e5ebdff75eedbb05c390424e7eb430378ff3d8
55437 F20110216_AACCAT biasetti_g_Page_043.pro
56f996a1901f6f01b9beee6541d5c660
e65c0d187694cfcd9fdff7a4ed5924239d24879f
2420 F20110216_AACBVN biasetti_g_Page_032.txt
025b288e1c57a8d6ae5c5c10d96c750d
64a2c7490919b002f836d17da077ebb7391fed2d
2267 F20110216_AACBUZ biasetti_g_Page_011.txt
bcf6bb8f6dbaffa9c8705a8365ad6f35
717bdcf7b90e4c6a790bc87044f23e7c706f3734
2681 F20110216_AACBWC biasetti_g_Page_052.txt
03c903d7b0881f3c1126bbba72c91103
a06fe48752bb7c7c6fab13bcd99a9ca8810cbd3b
9407 F20110216_AACCYQ biasetti_g_Page_200thm.jpg
3ec3f4c1a5918adc30cedd54dc6e78ea
3eb1fb99e2ec5e09dcc2619f10b48e657f085868
55199 F20110216_AACCBJ biasetti_g_Page_070.pro
ed1c68fe0cc2569c277ace0a4dac85b2
a902750aa76bdff87e65dae0cecbd906805ac4e1
56003 F20110216_AACCAU biasetti_g_Page_045.pro
d9e2001cf1dc74301a2b5f56c1ca0a3e
53e6c6c6660121e93f63749992d2247997efa89b
2453 F20110216_AACBVO biasetti_g_Page_033.txt
3bee7523c1a881f7bc139d6e2f7b8cbf
67da255148c82d2ebbcc6a9a9b267c5a2b016256
2934 F20110216_AACCYR biasetti_g_Page_201thm.jpg
b53073c8b171da1f1dc6f19dd8975853
b227a18f4aa5fb670410a11b9ace3ee6f9af646a
54705 F20110216_AACCBK biasetti_g_Page_071.pro
16d8ec9ece41ee42df20bf934b0b6247
6da82194499ee3e3ce6d50e590ba63a857da5da8
59656 F20110216_AACCAV biasetti_g_Page_047.pro
b97937bd85a8aefcddf47ba7125c4c54
346ab0b1d57c7ca910032920bd2efe8b75ec3c21
2189 F20110216_AACBVP biasetti_g_Page_034.txt
3e8e9ff4fb82bad656c662f8b7f1d540
5c01b2bc67212e671d992958547dcc95bdfc23d4
2063 F20110216_AACBWD biasetti_g_Page_054.txt
287644a6c986164343072b81b1d9ead9
313e1fff7d9d34607ae91244dfba990c5c9cc0c2
238845 F20110216_AACCYS UFE0024691_00001.mets FULL
2b4a2e0936c6e857dca3f5afab7f83af
539fd9c2e5709167e58376ae24fb37c49c559965
55781 F20110216_AACCBL biasetti_g_Page_072.pro
6ac4da34348109232f42d658e61b6ee9
ec21804929025b8c2f36d43a07b99283641d286f
49706 F20110216_AACCAW biasetti_g_Page_048.pro
c9e923ad71e42d8e496168a1a29535b5
afdc28e439163afacf809963927f4b28d88658ce
2358 F20110216_AACBVQ biasetti_g_Page_035.txt
2ecbed0556c9cd9f4b77fbc14e837878
fde8c2e5fb87d8a44bd25c6ad6666096ee9ab246
2217 F20110216_AACBWE biasetti_g_Page_055.txt
e160974b2dc6c991a6851ae5734659ed
1f9f273d270f4ac62138911b701c6981b9996f55
57249 F20110216_AACCCA biasetti_g_Page_099.pro
6f82908c4d28777220d648019ca29d57
4bb7f49587847a2e94b2460c8422a9e71c34dc57
53111 F20110216_AACCBM biasetti_g_Page_073.pro
ac9a9caa3741fd1a484808c3ded97481
d65a0d5562d19ccb1cbebda8974c68e15d783a9d
55550 F20110216_AACCAX biasetti_g_Page_049.pro
39fd63d52aa534259b267e1dee6f4b80
d72c62315c2d3eede2aac64201b0e51f0c11aa5f
2247 F20110216_AACBVR biasetti_g_Page_037.txt
efacb7ebf1466340c2b4a43c9210d66f
1b19c077fce397c8415d7877f7fc177597534ca8
2169 F20110216_AACBWF biasetti_g_Page_057.txt
5ffe9d72c9b2f84c3c7581469e3d98dc
badc0a3f1b4420ac007bf31ad3df9af5b342f45d
63074 F20110216_AACCCB biasetti_g_Page_100.pro
93c083a4105e011dec56b833c3841e7b
90463e9ab89e6d13efdba6708b4783504673f7a6
65147 F20110216_AACCAY biasetti_g_Page_052.pro
e29479b327f46d16f54557bd1ca36599
1409648452a75afa1a77e45766fe2370de3dc0b6
2555 F20110216_AACBVS biasetti_g_Page_038.txt
04f5a2594fb2f5e2b4217dab91fb7c68
0737c863ca7ad84e80a4d75b802665156d20cd31
F20110216_AACBWG biasetti_g_Page_060.txt
566f9fa0d2139fbc95a1d1c5f6d74483
273960e478a5b547019014f9df62126de7d0e231
57033 F20110216_AACCCC biasetti_g_Page_104.pro
8acc4fbd0793e3551f8bed859d56d0a0
1d916af2024e30e25e877c08bbdc44ea79f9e225
35995 F20110216_AACCBN biasetti_g_Page_075.pro
c9e9859998efb4037829d0c7ed24e376
9002c5e9716857e4bbe4ed82312afcdac4a9a25b
59418 F20110216_AACCAZ biasetti_g_Page_053.pro
e3a3d614add821c8dd53f4c77a22e487
af17f7256423006a97a184199510c7266c01ef71
2056 F20110216_AACBVT biasetti_g_Page_039.txt
e33e526d6dca43d87125dc8bdc10e116
279b339daf46d2539d408a637502efe4174015ba
2356 F20110216_AACBWH biasetti_g_Page_061.txt
50b8532a3470926f859440b70854ef95
c6ae162d9e9a95691147d1b40fdbe78c26efee7e
55001 F20110216_AACCCD biasetti_g_Page_105.pro
65cde7971f3e2a69c363be6941c64017
9e14387269f5946725efc84cb946edf04428e9b9
55993 F20110216_AACCBO biasetti_g_Page_076.pro
c4358c020ae47439367fc35b3a969ac4
15804f36851e77be9b1c89f6f9dcea0dbd27ae42
2145 F20110216_AACBVU biasetti_g_Page_040.txt
44efb9c341555301d71b88f81c36a99f
a88c74fd2509a2a24ac58fa3357dcfd2539db228
2227 F20110216_AACBWI biasetti_g_Page_062.txt
d8004ea94066d3027171b2c91e691092
dff45d5af91fb56440f83b8476ef79689713018a
64829 F20110216_AACCCE biasetti_g_Page_108.pro
d6e0f05d0c950d15060907edd7cabf48
1d1fd977c7a18128b2d3cebf19a3810196e87ca2
64344 F20110216_AACCBP biasetti_g_Page_077.pro
09e6d25bdbdc536795b6f3789246951c
6fd1ac1c615756ad59ab2a143cc3f25a80f19bcd
2296 F20110216_AACBVV biasetti_g_Page_041.txt
dcf8255b39cc896e375001c3193cd399
87dc59b458f2f1154ddfb3db2926013e42bccb3d
2368 F20110216_AACBWJ biasetti_g_Page_064.txt
bcc27628b22b46fcf8fc58fae5e85947
2383ef37890f8587107ac1a4e76e8264e84f2914
54585 F20110216_AACCCF biasetti_g_Page_111.pro
b4975d44a5ab0b9f90a270e065d7f80a
df6b7441bf31216fd1c53ede4f9663b74ac5e6d6
46813 F20110216_AACCBQ biasetti_g_Page_078.pro
fdd4dff23666bd28dc63f979726f6d5f
49ec8e4482df88ad1fd26e3abaa17ad25a532fae
2509 F20110216_AACBVW biasetti_g_Page_042.txt
1e96e40a5dab6b13f932c31caa4f23b7
e3e5347d19e2f33aea2d398a1aaf829212fef7ed
2791 F20110216_AACBWK biasetti_g_Page_065.txt
c7989f546b94280e1132f1f33cc29e40
4b761c193161d064ea0bb84dbbaa7b342feb31c2
55957 F20110216_AACCCG biasetti_g_Page_112.pro
98556db01454333e580693387228654e
b5c0c8cfa5f3ec95d7a0b72b11c103151345fee8
45292 F20110216_AACCBR biasetti_g_Page_079.pro
105b7e3867e207479037bd6708ae6026
a2733cb13bd7c39ec2a0f40e593a17512f07995b
2367 F20110216_AACBXA biasetti_g_Page_091.txt
55e8f3ad12e4a450204ddc03124a7f4e
165993f742c2092737b0b05c4a5d5b54c16e34f3
2366 F20110216_AACBWL biasetti_g_Page_066.txt
38b0ddcaf10b40c8842025414ea533d5
1f3076c5a8e2b23798d145639f714598d0108497
2138 F20110216_AACBVX biasetti_g_Page_044.txt
b11c15cb3959d114bd8e303bb8738b2b
1a9b334e04430d7ff4c7504bf36d69d78ca676cc
56217 F20110216_AACCCH biasetti_g_Page_113.pro
eff4d1805f124302bbcb4c5f3ff3c683
b98a0dd2850b330115043df81798e0aeb3921a8d
55553 F20110216_AACCBS biasetti_g_Page_083.pro
fd28b2b786cf2fd1656565a0d792c1f2
556b7e87361f7781e44c9f9169984bfa66539892
2162 F20110216_AACBXB biasetti_g_Page_093.txt
413485289b53f0aca63ee9e0705531da
b0d06dd666bb0c64b435865ab5f71b770f745132
2584 F20110216_AACBWM biasetti_g_Page_067.txt
257b1558650785805df239cac6570006
a7ec83ab3e10f1d83031978886d20d4e2e8b0b3d
2223 F20110216_AACBVY biasetti_g_Page_045.txt
cddfbf52b10a751470c13ce98bab9331
3121ac31716915eb976965e634cdcedc5856ff4d
60077 F20110216_AACCCI biasetti_g_Page_114.pro
6a1bcb524eb3c2605797439ef1018c56
5586055e9850cfa37c7b2ca6735b9b2e2d9e7f84
62879 F20110216_AACCBT biasetti_g_Page_084.pro
c94c3fe3ac007d50aa54e9dfe4da4658
46cd356d77a5f6f368ecf2465c0a1297544f9d3f
2945 F20110216_AACBXC biasetti_g_Page_096.txt
111fc5b94cb6baa3540418fd8547f853
95ca2f40bfd81c9ff4f1f5d270603160cd27afba
F20110216_AACBWN biasetti_g_Page_069.txt
cd9392d0f0adb95e954c6b530afcf227
2af57bd84728e2419bd47efd640dc382d58d12a3
2355 F20110216_AACBVZ biasetti_g_Page_047.txt
45849cd65cd5b68495ceaf15819ab74c
1ac8448c2b8e54a5ca90e293af2c699cb211ab3e
73148 F20110216_AACCCJ biasetti_g_Page_117.pro
bec6792dc4cae91ff8ea5572d6bb57c3
ab2609e89c7fecce70c3c528e5d90f2b469224e7
58034 F20110216_AACCBU biasetti_g_Page_086.pro
5607dee0a6bf19edd7e5e570b08b7789
cf5aeb107e9e7f9063017f4cedd48b1593fcce3d
F20110216_AACBXD biasetti_g_Page_097.txt
ca125a1541787a6b64c6aac0260e8779
19c636c0d38bc4d09efbb05a0359c8c74ab407d9
2187 F20110216_AACBWO biasetti_g_Page_072.txt
755251ec4b4444de34db5e9a8acc22e3
24ad9d60db62aec8fcdcd0e932ebc25fe276808c
58702 F20110216_AACCCK biasetti_g_Page_118.pro
67179def79a62a3138a1a13dc5411df5
26365ff6315919c75f25f63732b0d12009d4a11b
56492 F20110216_AACCBV biasetti_g_Page_088.pro
2c19be90978a299ff2bc6dd1e8867472
c9236e67d02553ad609f839e484778e68515bb9c
2123 F20110216_AACBWP biasetti_g_Page_073.txt
09929df6f17a5448e05f2dc6a9752b9e
9e2f561c837ad4dfb2c24534f15e2316e83918d6
58559 F20110216_AACCCL biasetti_g_Page_119.pro
9d40e5faa24b23d2270ee9a46484b18a
dc60c9b86e75d8112d51fffc30e38f103f2a7793
51640 F20110216_AACCBW biasetti_g_Page_090.pro
5e4f64d4dd4e7a231af0813e0dd05fbf
4730710aaac636efae923d3c2a965315bc866945
2102 F20110216_AACBXE biasetti_g_Page_098.txt
c060f046f5100e7482a59dfec3993c61
e029fb8f5598d8a7368a35a772994573e4ba9478
F20110216_AACBWQ biasetti_g_Page_074.txt
06881e70cc308d943d74ac1c0a404c0b
b2f1c35943debc375eda130e70b7c9ec4e9c072c
57219 F20110216_AACCDA biasetti_g_Page_139.pro
d7f514a22bf285973043b8661c64ab8b
ed30e1e69e78f11c0f093c0c455e0968b2609462
56884 F20110216_AACCCM biasetti_g_Page_120.pro
1acf141591d27f2792608c90e3bea455
1e2ca3445efe8956adc8cfdc2dbcfeb2bea7dc96
63500 F20110216_AACCBX biasetti_g_Page_092.pro
01c3ac88cdd701975e0f3d8d3f09e128
69ef008fad0eced784f3778b05e6b94beb8435eb
2507 F20110216_AACBXF biasetti_g_Page_100.txt
4e21d121856cee58c0bdc18f78c985c0
06c029d886cf9cf227838018fa7403eee630db57
2544 F20110216_AACBWR biasetti_g_Page_077.txt
9ebc6c6289a70c267db9ad50b68f31e7
992dbbfefa0e4827d1e80fa23e32c87c78e62312
54894 F20110216_AACCDB biasetti_g_Page_140.pro
2eff3ef0c34b3150b79ed2cc0818e528
9e1c1d7aa4d1f7993a09fa20f4397f5b48cdc759
58055 F20110216_AACCCN biasetti_g_Page_121.pro
7fb45e8e9a9e5ad44a4f764d9856fbd4
4b7652d2cfbe8e86a9beda1f40b3dd74b7ede744
63612 F20110216_AACCBY biasetti_g_Page_094.pro
63c9b2aa9610048a817232ff0b163e20
02bec86bce7e13531971eb492b4fbdc417d428a3
2392 F20110216_AACBXG biasetti_g_Page_101.txt
ddd7e2e1f47a9685c8a2e25650306762
ee7f28e68957847ed8b5060dd5143f33a756cb9a
1863 F20110216_AACBWS biasetti_g_Page_078.txt
06485c7ed1505410a017ecfdf6fb9e26
b86b4004d2605e845741870cc91729298700e9b5
73610 F20110216_AACCDC biasetti_g_Page_141.pro
589047ba0126e66e92c69135fe1a1eb7
e74d2177a483d452d1fda00b8ba1d40b23c27eea
54636 F20110216_AACCBZ biasetti_g_Page_097.pro
a7a24fc9d08005e5d4fe79dd80e33515
7b2927bb9e5725b5865b4b9b2f8776df0331a8aa
1169 F20110216_AACBXH biasetti_g_Page_103.txt
242a5ec8f0dff87fd8047f40d1fc01f8
efe196ac15abc051f17a91e79c97df45ea697dd4
1787 F20110216_AACBWT biasetti_g_Page_079.txt
9b4099ca8e070aee8607bf5166a7a7e7
583b511e62afba2dbc4e703a95502ef505da8163
118301 F20110216_AACBAA biasetti_g_Page_165.jp2
866ffa473b87cb637e5d201e163998bf
8590d62211dbb8a022e89b4dd731b6a7d6012e86
65840 F20110216_AACCDD biasetti_g_Page_142.pro
93940040294a0672840c529ac1943af6
f0299186c0e735d6f22356fb15084a5e3771d218
54984 F20110216_AACCCO biasetti_g_Page_123.pro
b2a24c2decb4b5616ed3be1d26dea6c2
bb99b8ef9ff8a7d6882dea442ed13e36a4ab93f5
2302 F20110216_AACBXI biasetti_g_Page_104.txt
85c98aa32c94bd64bb094855d802a347
edfcdf88d82f38c0463ee9c3d2af5b1996b0148c
2504 F20110216_AACBWU biasetti_g_Page_080.txt
d36e548371bd07ecd02125361a89935e
e29d3a79ba43dbd42883391ff3f27827ecbe7fca
127763 F20110216_AACBAB biasetti_g_Page_196.jpg
2834077d818e747dff23eae47223b4ce
abb80faa84417397a375cfea1203d1780e7b0125
57697 F20110216_AACCDE biasetti_g_Page_143.pro
c91f80c90051d8d45b1aa7d01b448dc2
eab042a1fd75bbec07854fa1264da4bf2f134ab6
68212 F20110216_AACCCP biasetti_g_Page_124.pro
27979ef2e8920f7d39f5c9a673aaf9b9
477faa5ea6d906bd5c1bdd09596e265c3964cbd6
2179 F20110216_AACBXJ biasetti_g_Page_105.txt
a079704c41ce783500e020a3365a9d15
49ef3eee48785f0d60bcd8d1755603f619515405
2034 F20110216_AACBWV biasetti_g_Page_081.txt
e555da8fffe631181d3943d49019724e
df97423bc44272c0228b7a1538c677313ac3c1c9
37714 F20110216_AACBAC biasetti_g_Page_026.QC.jpg
0c8e2757bad6ed510d177fcc1ae53948
d6da94cf21fe8a3c20ba47b5724a51f78686ca4e
56660 F20110216_AACCDF biasetti_g_Page_144.pro
4a61a99b3799318e74bc94652bd22399
a6c25c4cee0804cd7d5e6a2aab8c777c683913bc
49734 F20110216_AACCCQ biasetti_g_Page_126.pro
37608cda50575431e9197cce3aabbc6c
ab983f6ba7d2553f9b7aea0dd140b9bdc90d4fb0
3065 F20110216_AACBXK biasetti_g_Page_106.txt
6089d6c1eb9a535b248e9020f31ab164
462b83a4ff23be6897c2a24d98e09c05941cfe34
2017 F20110216_AACBWW biasetti_g_Page_082.txt
966271d609fe659405f9dd976c28511c
ff186de1dafcedd78e627c2bad57836f57e96d69
84574 F20110216_AACBAD biasetti_g_Page_005.pro
67269f3fc13760ff89f621d80137008a
69471e6d02132ad299ca1fdb320b0cf7b88a431b
62148 F20110216_AACCDG biasetti_g_Page_145.pro
067be4569e36758a3a64f857728bb507
4a7d1343a3e1c5f47e55dd99073dfd9b54845d3b
57405 F20110216_AACCCR biasetti_g_Page_127.pro
b6a939f0337aab9988fba0053a8d24f7
7d3e9609bc4097e53940336738bc2e72100e00d7
2603 F20110216_AACBXL biasetti_g_Page_107.txt
312f9a7f25eed16785ed5b0d5c010970
cca96616d6eaafd42aab32de7509646a09e2e314
2336 F20110216_AACBWX biasetti_g_Page_086.txt
99594181567dbf3feeecb54451833b3e
57114f41701574eb803ec630fb83a3ef1fc6bf6c
36260 F20110216_AACBAE biasetti_g_Page_195.QC.jpg
e1504078be3f8492636d8a7e47852d38
f7702c2500ed74ae62a43e226d0f55a502627c88
1879 F20110216_AACBYA biasetti_g_Page_132.txt
941f3193879916fe581407efc6942317
11adcf9254f4307da8c5c5681b73e88bb1a725a0
53385 F20110216_AACCDH biasetti_g_Page_148.pro
019a534103e20bdbc39d2d6dceb46b29
87fb921691be6cb6ff329706c2f195d74db5e163
55027 F20110216_AACCCS biasetti_g_Page_129.pro
f83cd832c7c60350c22a43b81d7c2172
e16abb8e0d33a381f60c44790507979fc96d65d5
2581 F20110216_AACBXM biasetti_g_Page_108.txt
bfe691ac77ba491f1b541f8f26f60ec0
af40ceed8fd7a7ddf7bbd2a752d2fd761c74f2a9
2221 F20110216_AACBWY biasetti_g_Page_088.txt
e68af2b715356d3a227a9b147d531377
16743ccf34ad350b0b5b126001320dd71ce0ee12
28259 F20110216_AACBAF biasetti_g_Page_004.jpg
0a10f8ce2d4c1fe844dd2f662f18e5c0
f15ff9c3dbe6757b3c167d4943bad9603cda6d60
2182 F20110216_AACBYB biasetti_g_Page_135.txt
784ca572105cba6a536c8eab3e66cb30
be6ad6b9199352be6827eab8a6656be2cfccffb7
60890 F20110216_AACCDI biasetti_g_Page_149.pro
1e9fd8137c9deac116987c13f24ef850
c09dd7ee584a748ee865a67aaf93439a15e72e90
55025 F20110216_AACCCT biasetti_g_Page_131.pro
77ef6f620a6540395b5fb68d391a157e
96497992b7186a9b7022ee00b887f91abb127140
2685 F20110216_AACBXN biasetti_g_Page_109.txt
94597ec520b78a525c1883ddc5f1441b
76ce0f1211914d71ee8bc72429ae48ce8944cd6d
2036 F20110216_AACBWZ biasetti_g_Page_090.txt
4d8efab9436665b1c8e89a3a50951b9f
862c1e9e5431343cef9656e2e5eaf55ddc4b4553
122498 F20110216_AACBAG biasetti_g_Page_005.jpg
fb2eb9a2b846ba291751a998cf7c74f8
d7b828fc294646b473952fa6614800f299ff2312
2064 F20110216_AACBYC biasetti_g_Page_136.txt
47d52b4a0f9de08f0b61215b50da4a69
03753bba83e3791f84d8b97ac26bf90d02d7c57a
64731 F20110216_AACCDJ biasetti_g_Page_152.pro
3dca338bb91ac7ef79658178582c5d5f
d5c8458cbc4ca1623672d47989c8c4b59767e0f1
46762 F20110216_AACCCU biasetti_g_Page_132.pro
6e95956df8c244a099ff781149e8436f
c17baea6372cf76b7dd2099c1cff23b7749f8757
2195 F20110216_AACBXO biasetti_g_Page_112.txt
e7e65eea43717374449ff32f328b2330
b03714ae5a8973dd3412bb726ffbcacfddf1a6ed
56616 F20110216_AACBAH biasetti_g_Page_157.pro
eac1e05a9807d07c491e9ec2adc7790f
413114953dfdfa33d803f3d68a82f81a747cc98f
2380 F20110216_AACBYD biasetti_g_Page_137.txt
98adf374077c78c9625c0506e366f37e
30aec7c607cf05c850c19ba2e0d9fb7379f3e80c
56097 F20110216_AACCDK biasetti_g_Page_154.pro
d97ec3e0e1095168f22fc6cb103e2de4
8615c9cf6be07e91fe4cb1f182c9ce4802b36871
58865 F20110216_AACCCV biasetti_g_Page_133.pro
2c4af459b1ff1bee2ad88e9b7cc3e0b6
55501caefd0a5a36c4b8dfc3bd86076d17841d79
2207 F20110216_AACBXP biasetti_g_Page_113.txt
76956d265b6f979b3efc89f5785c3369
835a17f03a6e4f71a23441c5ba86ff4d2d92d0c1
8664 F20110216_AACBAI biasetti_g_Page_016thm.jpg
c8148af43073377be792a62fd8253c06
ad930e569fa808bec4f95d17eccb0f33a49a383d
F20110216_AACBYE biasetti_g_Page_138.txt
bbac5f9fc0ccb37031a84be9daa6afd3
59fc93efa12de1b70021f3b3797c85cfda272e58
58743 F20110216_AACCDL biasetti_g_Page_155.pro
84f79fa202ebaa96923db6c0b1e3d811
a8b540063397f573a748cc10ad6b3b0207ec0eac
65599 F20110216_AACCCW biasetti_g_Page_134.pro
73ef56d2d2b6141e3d52b3041e7a62d6
2be0a860056d7ce1d81ba01da118ada49eee758b
2103 F20110216_AACBXQ biasetti_g_Page_115.txt
e1587e17738a5f466f3837741cb40148
cd46ae7dc4253b13b9ea1c569b1350e8ea6d7b0e
105868 F20110216_AACBAJ biasetti_g_Page_148.jpg
4c0f31e0b630436d5e3c6c0be8693e0a
af87faa8d993851ff0dd8326147fd9296d41567b
57282 F20110216_AACCEA biasetti_g_Page_177.pro
36640f19ddcf18255aee938e7a605df1
0366aab787b400bb6ab735d83c0c183011cb82f2
59984 F20110216_AACCDM biasetti_g_Page_156.pro
56396b0b6318b522014cec74457af771
ffcc850384c061e2efd3b88bc9e71da8dfec7a93
55149 F20110216_AACCCX biasetti_g_Page_135.pro
9907da0e5b2dd419bab0a3e98d7932e5
c1c2fe12b19a0f592adc096c88891a906304f27a
2927 F20110216_AACBXR biasetti_g_Page_117.txt
83f53da86973a22ac388b14c1e54ed58
da8c1b1afcf05d94aae6939a8b7e40b1e2c9f21a
F20110216_AACBAK biasetti_g_Page_026.tif
7b9566c34ac7adf04d0e6cd24cad9a53
80946ce9fe3def9ee510b2db96178f8f54341473
2265 F20110216_AACBYF biasetti_g_Page_139.txt
c8400f28cd475f24284df4a521de981a
c6b20afd93d21e498116c73d86f6a25ade948029
53327 F20110216_AACCEB biasetti_g_Page_179.pro
8eec85371ff1d96081b234c2ab7e06cd
ef3e0b36d596aabce98457439ea27d8f33e1f745
55217 F20110216_AACCDN biasetti_g_Page_158.pro
892ba3ed9a9f4448a718614f59e55373
976315a374598f5896a14b220b56b3849b00e1bf
51329 F20110216_AACCCY biasetti_g_Page_136.pro
0417971714672f2396ad5db8d3b1cddf
3869ecbea12fe84d65d6042b91e3d225864a2668
2317 F20110216_AACBXS biasetti_g_Page_118.txt
4c9fb9c3a3e0ee5591e1501513ec4ead
6b353ad11cf41a61ea2b816fdeb6e58c1ae50069
115464 F20110216_AACBAL biasetti_g_Page_162.jpg
3ab891d59f4692b6eef77a2de0393a80
1e9ecfe5b055876f80c941b5d187cbb4e9ab22fb
2815 F20110216_AACBYG biasetti_g_Page_141.txt
8ba5b85a63ff71edf0be603c5864075c
e8632bd8aff6960558d6acf413793e29e86b88ac
54654 F20110216_AACCEC biasetti_g_Page_180.pro
a45eecf98fe80e5c427059f7644d6d63
7317a561eb412a74d0355b961e95d721d36ae198
44811 F20110216_AACCDO biasetti_g_Page_159.pro
9652e063be6c67fa643290a79cbce20a
a9b87567064f90fdb6924b6305b04cea89e6c8df
60368 F20110216_AACCCZ biasetti_g_Page_137.pro
d3696bb426fa9f0f8e8df6c306c84a46
1caad5dc1cbae4026c1c7c009bb01f7da78625cd
2172 F20110216_AACBXT biasetti_g_Page_122.txt
f541a56067dbc5e8bd461d6ec5021541
fbf47f8f286603fafed255c42fdbb3472831313f
8756 F20110216_AACBBA biasetti_g_Page_111thm.jpg
07cc761bcc0294d81051e0bbb315755e
50e465ddf27981df252dfa7074affed009e297e8
505 F20110216_AACBAM biasetti_g_Page_004.txt
d3501ea002d0f9609ff3ac73dd4ec588
f82383b899d5c40aae748d56a5c78ec469eb34b5
2286 F20110216_AACBYH biasetti_g_Page_143.txt
2273f9ec789c2a4ee92c0bc5c2bf454c
22416f7107296ea644f2da432449a57d97d44ca7
62687 F20110216_AACCED biasetti_g_Page_182.pro
bdd904888538124f6d2ddb349f967f47
e938423e1b1c960d05a873a7a63fd8cd6e3730e3
2200 F20110216_AACBXU biasetti_g_Page_123.txt
262fd003afbddf6164547f1c889bdcdc
a14c4be7b0b0321ea160aab61df3483da8c0ecbc
8841 F20110216_AACBBB biasetti_g_Page_112thm.jpg
9ee8bc6c5a93e371cd5e218a009aa70e
ef6c6589f951e32da4de0b9d1aaab23261410ec7
2222 F20110216_AACBYI biasetti_g_Page_144.txt
eaa6972d9283d13cd0113337456c05c5
3425ae49cbb2e0a4f17820f65fa842947d833c06
54147 F20110216_AACCEE biasetti_g_Page_183.pro
13ec0b523d450dfcea4a6575ac1ac758
c508f4c55b2b2f382f1d30ce79256f4d9975ef96
55719 F20110216_AACCDP biasetti_g_Page_160.pro
6629c3adadc9fdbc91d70708705f67d1
66f0034fed3bae5e0fc1203fa2ae53f2b661743e
2737 F20110216_AACBXV biasetti_g_Page_124.txt
09ed4118357e5b076b827e490b885622
a736a5797ea992d0561aeefbe8749cdb7c4ca771
9091 F20110216_AACBBC biasetti_g_Page_199thm.jpg
54469392fad74792da8e07cd027fe357
7a575ce3a627dca758d38c5cdea3375613215eac
8495 F20110216_AACBAN biasetti_g_Page_179thm.jpg
69c4423d7a8c5b2b175b0c07a7776112
7d130e0bbaf9060a72da27fd13cc858c926aa72c
2479 F20110216_AACBYJ biasetti_g_Page_145.txt
a43dea57fcb57c45d4ad31c2a23ddf83
efcdf375826f5111840106b07e07596d927ccb59
53859 F20110216_AACCEF biasetti_g_Page_184.pro
e9896983d2d029be7be48aeefb60c3fa
2b7f43cac91989d3d5a495cee754a2c297454c84
59271 F20110216_AACCDQ biasetti_g_Page_162.pro
d9b72f2025615d141ec1ee2ebfc32576
a3440e4e6e09c77d16e08deb69c8f97c8008be34
2028 F20110216_AACBXW biasetti_g_Page_126.txt
3aca7d87024593b73cd001eaa9e36688
42fc7438528dcf829ec7a6cd3f22cb4b3473db8e
2213 F20110216_AACBBD biasetti_g_Page_157.txt
38509af2cd089fdf331efa6399d35573
c934f9114020941110c484edc56c6900bc671af0
55423 F20110216_AACBAO biasetti_g_Page_138.pro
f7e442ebdc9d3cad73da05cc5ebdabb2
a2affced36bc5e9ffa59427c04e53d6b42304333
2101 F20110216_AACBYK biasetti_g_Page_148.txt
88e16d7f554fcaad9ce5723872b0fdd2
5a092504b9df5e459861e0f185c9a78e2ba80f6d
52403 F20110216_AACCEG biasetti_g_Page_186.pro
38ff2f3cb5645105886ac4d854c5d9ab
d590d76ab58b7b110f4a91eca4ee1f9f95aaad41
60127 F20110216_AACCDR biasetti_g_Page_163.pro
14530383e535a6ae294ef9c7af0b2bae
ac8de7263759c662f726eb0e41831ab6348d459c
2272 F20110216_AACBXX biasetti_g_Page_127.txt
4b42cdf095c611a54224578a292ad335
3199cac41df30d31f90520e0b0b962367252bb38
60577 F20110216_AACBBE biasetti_g_Page_061.pro
f5bf9598169fc54aba109ce0ddcdea51
9d5ff6391f437b195bd92e1a34d93078c370335f
2121 F20110216_AACBAP biasetti_g_Page_184.txt
9f57cfaa4349202a58b53d6ede3690fa
54c0eb220d63f8558ed255c926df0693a16fee37
2158 F20110216_AACBZA biasetti_g_Page_172.txt
1730a252ce5265eb704fad9e9636ce56
a62b2bda5452984d38edaceb03c0fcfed7d30686
2408 F20110216_AACBYL biasetti_g_Page_149.txt
c318f63a1e45a26c2393d1d1237fc300
cfbb41b14b1f2a3cc5da7435a1bfabaadef9c5f1
30956 F20110216_AACCEH biasetti_g_Page_189.pro
b7d79c78d4014d4cbb9319c24d8253c7
5ccfcb67813eb6ef8085c091af8feda5e767a3b4
55344 F20110216_AACCDS biasetti_g_Page_165.pro
c256e7d2a4c77c6f97ca66ed28075bf6
032595907450967935fcf5dc8257e61d49a057c6
2467 F20110216_AACBXY biasetti_g_Page_130.txt
601de9a87d08172f8f10d72ae35b05db
ef7eb9ba3397362fb5f2974634edde3e7ca3dad6
2364 F20110216_AACBBF biasetti_g_Page_133.txt
5a49458ca57ea9d95b1a2ceadb9ab983
82018207a3b6eb20df3c33544c9cb14e030835c1
8488 F20110216_AACBAQ biasetti_g_Page_060thm.jpg
8d20208b3230dfafd1c73d96409b9b3e
282471ddb9321c5b5d6d2046541c816f03f5e8eb
2204 F20110216_AACBZB biasetti_g_Page_174.txt
52d2515b314158ea4b16c7c7078d4abd
7b9b43aba8f1b620488bd273ff7e0685c177b562
2047 F20110216_AACBYM biasetti_g_Page_150.txt
de7d7e084acab71c30165832931d1613
b6e6dbc9621060df26be8e031ca99d2693ee6392
49700 F20110216_AACCEI biasetti_g_Page_190.pro
74c0550784be40486f1d863ce4c477fd
ed6e7803b64af5a31170e0227fa3c10a40856b7e
54264 F20110216_AACCDT biasetti_g_Page_166.pro
3f94102a7b5ba287f3b5ef202774f6ac
bc820dc9ce5e6be42cbd107695207b0ee7c6e57e
2159 F20110216_AACBXZ biasetti_g_Page_131.txt
38da951167192f712488d991ccb02b4d
ba4e6b7c1fce15894276002338a3d92e04486160
127325 F20110216_AACBBG biasetti_g_Page_193.jpg
2c00873c16da23120241a0379c8795d4
433e0130b1c16cf02154516e914f4b1e51e9631d
121233 F20110216_AACBAR biasetti_g_Page_127.jp2
f3843fb48f848f5778ff40ac658c2b0a
de295a14fc21cf12992ff078b98b002ce798b4a6
2196 F20110216_AACBZC biasetti_g_Page_176.txt
0845f25b9bba35875e2dcdc08eb0153e
c7e7caf960e76762107fd62060df9e06b579e08b
2295 F20110216_AACBYN biasetti_g_Page_151.txt
4a8187848693ec729168bbe9e4de4ab8
10dbbde1845d2734ec50a574c1759b02906c0b82
59810 F20110216_AACCEJ biasetti_g_Page_191.pro
099563125252ece220666efd14ff7121
e0a6197792754b0dbdd6743d715bf74c11013338
55279 F20110216_AACCDU biasetti_g_Page_167.pro
ded668b6245819d4693fe6149ad8bc94
ab9c35584d1d6d379dc3ae04b89b1e47d4d7ca5a
124154 F20110216_AACBBH biasetti_g_Page_061.jp2
5c864da3356866e702bd55623bad77b0
1591ce3d33f965f225fb72fd3dbd49512617962f
75582 F20110216_AACBAS biasetti_g_Page_096.pro
9c6027a5d9d9d040de94a3aac723df70
eb467fe7d470bc2301948fc48c9110bfab47e372
2246 F20110216_AACBZD biasetti_g_Page_177.txt
ac59c11a5f2632a54a0397a550a08ccf
d359bed1262596ee37ef9276f72aa82d668e1852
2499 F20110216_AACBYO biasetti_g_Page_152.txt
b57d27452f54a278788d927fe88d1177
fbbf304620ae6065a20a2b72a188ff41f6704f1c
61268 F20110216_AACCEK biasetti_g_Page_193.pro
b9a27bdd82fddffd14c321feafc2e2d4
1a1147fbda7c1bc0c549c54c60ab90d2763af3d7
53293 F20110216_AACCDV biasetti_g_Page_169.pro
6860c75612ea65811f92afd7cba1eedc
ad149d80c9a84664232fec30e0269ea3938a3f27
8961 F20110216_AACBBI biasetti_g_Page_181thm.jpg
748fd1c24a920b9c1c2f625dd82c1302
109eea56f3c78e03c9caa4f5e054897087ec1c85
1051984 F20110216_AACBAT biasetti_g_Page_198.jp2
6b5df59bda7e33f9429fc7e70ee00919
74e13c6a2f00633c4eb8a0d7aa146906ce710d83
2094 F20110216_AACBZE biasetti_g_Page_178.txt
d2163efa58665cc69f75214394510a3c
e89c93f72ad8675ef3e1cb1204aad7f1aa7da3f4
1779 F20110216_AACBYP biasetti_g_Page_159.txt
7e98fb9b36685b45c89051920b010d89
82e608fd48fc8384c0029854cb269e3d8e1d92da
58393 F20110216_AACCEL biasetti_g_Page_194.pro
629015c9c51baa66fcc4cd740bb8957f
95153fd8aa09f03602ad31f95fa8e2315b49659f
56063 F20110216_AACCDW biasetti_g_Page_170.pro
63ead406937eb3356f9540d492d77a1e
7958cc7fef2ce0ba830e9a91475d8285f1b3b406
60952 F20110216_AACBBJ biasetti_g_Page_091.pro
7381288cadec62b004eb148cedc18076
94e13fe3430071fea8dae8cb8264aae64b2a690a
111266 F20110216_AACBAU biasetti_g_Page_127.jpg
bdc83bc12a16ecc1ba17450dec3e864a
8932afd542bfbeb0955cd6c8840eb1bb55bc14e4
2105 F20110216_AACBZF biasetti_g_Page_179.txt
e50c0bf03ee8e4f88efb9bf5bf0e9a4a
1ab8a610083d5f848cf17992963e58473c48e382
2239 F20110216_AACBYQ biasetti_g_Page_160.txt
8074f9fdf78fb7ccbacc9f55338f1567
3997ad36453a614fa2108a53cedfebd09d0671e0
18884 F20110216_AACCFA biasetti_g_Page_007.QC.jpg
e5bd211bcfe46e74a64af1935a2b8c60
4499f2ae4c13519224027ea7852c83fe5429f1ad
57781 F20110216_AACCEM biasetti_g_Page_195.pro
0daeaff512cbc6edef5d5b5aebec9097
14fd0d1980cc990ace71ea7b0bd9b007f9fd88aa
55010 F20110216_AACCDX biasetti_g_Page_172.pro
8608ef749e2a0a452fbac73bec3801e1
1475d44e15d1b96f723b8441348d35989dc7b7b2
2226 F20110216_AACBBK biasetti_g_Page_023.txt
d487528a2dd04b11be34ec4585bad35f
be973899882ce804e347b6a7c6778a1b65a36890
F20110216_AACBAV biasetti_g_Page_094.tif
95dca9e8248dc536877f1687bb54f490
94ab0b76ba9adb72c6ffdf2e1d8f8d8fb1735fde
2230 F20110216_AACBYR biasetti_g_Page_161.txt
ceacead3af650f00766d6c3a44fcfff7
06a5bf8fe6ab295f77ff50e40dc3305dc4adedf1
3008 F20110216_AACCFB biasetti_g_Page_008.QC.jpg
71386bb016dc9143ed6adca9157f1c8c
f17c0ae671a3ece3f833ddeae96f5e1ab54a1c3d
60342 F20110216_AACCEN biasetti_g_Page_196.pro
8c2c23f9680c9747f4e6392a1d665936
50f8245ca9720ad62855d00705eef2a304b62d83
56167 F20110216_AACCDY biasetti_g_Page_174.pro
d0112257dcdc495376f0b9a669973f81
6bd1fbe5be600ed5860cc2f6027620b6bc700a52
F20110216_AACBBL biasetti_g_Page_173.tif
0e7ac64e409597580ff8b4dbf8270dc3
daacb8b5024d63bae9863d9a68ebde8f4a66b229
36078 F20110216_AACAWE biasetti_g_Page_072.QC.jpg
e6f09478164beb3046b7d645623fef0b
ba40d8d1b3e8da028e8199e0bb55b88189e68ba1
110510 F20110216_AACBAW biasetti_g_Page_040.jpg
f30167ad1423ecd60af802e26d8b0eab
f52b5806f2f40d5a988496ba207e300cc3d51da9
2277 F20110216_AACBZG biasetti_g_Page_181.txt
fc640cdecb832886e665d1eea0ec08c1
aeb507f0a9f06d50f6b02f8b15e2ada191518b7a
F20110216_AACBYS biasetti_g_Page_162.txt
191c7354a3c7078383315feacb6a17a4
63455631917e9f348057f1b891ece8ede0aa0c23
117749 F20110216_AACCFC biasetti_g_Page_011.jpg
8f2418181b3c0c0a0786b5ab89a984c6
25455fdb2a9b09a95cfa12ebb247ac8115da45a8
58799 F20110216_AACCEO biasetti_g_Page_197.pro
4875f957d0433290ae6d9fe56a0e0394
120802b7c76e154a6eb2d46386339bb5c92e6428
56005 F20110216_AACCDZ biasetti_g_Page_176.pro
ef5b900f51ab76e0f622f48831410fb0
34ca126f1430c1509a667bd57cc4e0d0a0791c38
8738 F20110216_AACBBM biasetti_g_Page_119thm.jpg
6153f6b9e8d55b249f314927f57cfcab
be46c2eaf4ad7bf2deaa9357300820472cc3f76e
61688 F20110216_AACAWF biasetti_g_Page_024.pro
3b925bb22f452320090ef893757f0a93
12299107ce766c8d6c317110fcfc4c0ba8039e4f
F20110216_AACBAX biasetti_g_Page_157.tif
a4bd68e5068648bb20065859d873e91f
cc459943e6477cb55a165765cee803479202be5c
2130 F20110216_AACBZH biasetti_g_Page_183.txt
08efba58a0d0a823d47c4d1d0d5bc42e
d28941364abc40821c24dbc78113950fba65e63e
F20110216_AACBYT biasetti_g_Page_163.txt
12ac569def0a4edc413cc06adbd135c4
33b655b80b13a62d13f7f4d26372292951580a4c
F20110216_AACBCA biasetti_g_Page_096.tif
28af4001c992cb925c2c3dc2ad53145f
01b161c4fa903897c19f0658b4f4b0bd89335061
36438 F20110216_AACCFD biasetti_g_Page_012.QC.jpg
13fb26c2230dcf2387eed54a0d4e9d1d
d781b941cf3eb818064ae07d18b1b6885d532c89
63569 F20110216_AACCEP biasetti_g_Page_198.pro
efa78b3098c962a5ee2664255a0fb98a
ff68c4452e9d02055ce7286ce444742befb0cc25
F20110216_AACBBN biasetti_g_Page_152.tif
58d5bceaee67d93fa337ef6a08c2575a
07d9bb7d0e9b07b1719333f3a39a3a892746521a
8881 F20110216_AACAWG biasetti_g_Page_107thm.jpg
a143b0c9d3fcdec647df664959aecf34
05cc80ef6e75328ff62be89730ee48459f684f1f
9162 F20110216_AACBAY biasetti_g_Page_080thm.jpg
38e71c12e89da37f3d58e3961e834423
37c48c1c5047a35bff2c7ce5a5e27bc195ab1dee
2233 F20110216_AACBZI biasetti_g_Page_187.txt
e3f3bfd5ce299570b73ddd0e9e177514
9af43b441bf9f8c5b8202744c1200d5625e530c0
2171 F20110216_AACBYU biasetti_g_Page_165.txt
eb377376f6933276460a68d5be66ad22
40a23398d2cc3e0407a1c69149fdf91c24f18d82
F20110216_AACBCB biasetti_g_Page_079.tif
f62b3e440afdc1cbf34a1328fbbfaa98
0f8295207bce947d0a45db1ab3bbe24ef92738c8
117845 F20110216_AACCFE biasetti_g_Page_013.jpg
fb6c5c7ca4f2274513626c9083b9afda
b3338bdb3ab3f4f760ba3200d27a41d9660f7578
110692 F20110216_AACAWH biasetti_g_Page_176.jpg
834de421305fda668e4879891f9987fb
325d93fed527b368c138d3796a6e5154620411b9
9109 F20110216_AACBAZ biasetti_g_Page_109thm.jpg
d9096d53d478a3d6b5c5fcdd4e7a9adb
9d4d2b2f95e101c7d6d529df15b9df2e3b8292eb
2002 F20110216_AACBZJ biasetti_g_Page_188.txt
de305391edf6b508b347990287a2e759
85b5df86f83d425abd8aa5c162c379b5aeb80358
F20110216_AACBYV biasetti_g_Page_166.txt
947cd257625479ace9cdd1fe9ab7e5bb
64cf3d97950e9a22a8f3f1f08ab01e995059a6cb
2416 F20110216_AACBCC biasetti_g_Page_056.txt
9a2246c04396c88486bb6920ae794240
7aa2892fe967d9cafd5ee89493b274021e63acd3
102439 F20110216_AACCFF biasetti_g_Page_014.jpg
33f26132adbdaa51bbbce9da006e8af1
57aef157b0d4b4a0493517d929d63dc19fdea687
60201 F20110216_AACCEQ biasetti_g_Page_199.pro
4dbbb82c6e897ae622ae3584b929389f
5264eaa9daa28e4801eaf7aa8a8229665899ea29
F20110216_AACBBO biasetti_g_Page_193.tif
308d59ebccc99d40f819eb2ed5c0c6e9
b3a9f650ed3a4748c0a1698cc69d13b4af7859c8
100390 F20110216_AACAWI biasetti_g_Page_008.jp2
73e6fa48c7faee619d580469a5b48d3d
8787273e9f14c383948dbc637333e84928c1eaee
2059 F20110216_AACBZK biasetti_g_Page_190.txt
12253f48108d5d15527178a444dfc564
3edaef7197769dd541c84e77005d0860ce6322f3
2232 F20110216_AACBYW biasetti_g_Page_168.txt
1407ef5c37e0eda13a207a53c097072a
fe9d937661259d1da806d9825681625e13762a14
2516 F20110216_AACBCD biasetti_g_Page_094.txt
24e2c99479e4b198e3f4444ea7b17525
03c33dd2e5437fd09e07d3dda134adb80467d384
33159 F20110216_AACCFG biasetti_g_Page_014.QC.jpg
909b7a63bbb6c1fc72c857e3bf0aab30
d0442738d2eae32cd718c423c0565f1c153a8259
16502 F20110216_AACCER biasetti_g_Page_201.pro
73e37fba81a001fb441705d876e0b975
43800b80110742099519c94a4c94e6bf1482740c
F20110216_AACBBP biasetti_g_Page_043.tif
85efcc15cb5f792576317dba4abba692
74d529f4363f184b2b7c125bf04c14b6da83cafd
12267 F20110216_AACAWJ biasetti_g_Page_006.jpg
0cb8bd985cb7356dde65c15117d2c577
3ce78969d2da9384d48fb8a89f8c4f6c7f02e4c4
2418 F20110216_AACBZL biasetti_g_Page_191.txt
e7258b6588012d57bd320a256ca184d1
46e1059bbf07c9a672c66b8c4d858a60698944fe
2099 F20110216_AACBYX biasetti_g_Page_169.txt
eedcc856bf94a875f072c7d03407703d
2dc6305950b9a5e9e91c58d79c3ace78e8789a83
56904 F20110216_AACBCE biasetti_g_Page_168.pro
9d246ca078e8116e7992fdb423391785
81bad664c879121f981d3dadc53fb5813174138a
114107 F20110216_AACCFH biasetti_g_Page_015.jpg
7c0b8792abccb32ce11899f3e7cbca89
5e8cb09527b6c8a0706dcac1196b9355cac87610
20022 F20110216_AACCES biasetti_g_Page_202.pro
f592a4fb8ef7b7dc068e37dcafa3f7c2
5412e95b02dd4f9ad95e1341ea94a5d1274d86dd
8606 F20110216_AACBBQ biasetti_g_Page_135thm.jpg
7d66ebedc2915fb433cd270dcccf441c
437105f65fe0b412561e5238643e4f058653d874
111781 F20110216_AACAWK biasetti_g_Page_139.jpg
de51f9e85af225311d5929e25fdd0920
cce57f3d2ce09ea04d02b910788f05d776901fb4
2585 F20110216_AACBZM biasetti_g_Page_192.txt
d6ba1b089ad178f72710b8db14e8f868
931bb58083eb5905d2b11c53cf20913153b2b194
2192 F20110216_AACBYY biasetti_g_Page_170.txt
d40ff807c87d5cc047dea2bad94865da
1a8b56b7e0b05a30c025a95523b4670b14dea64e
69739 F20110216_AACBCF biasetti_g_Page_109.pro
d10f79781f2ecbece07b1cc9a60413bd
da6cc4ca9e727b45f6e500b4b05cbcd50fe15724
36510 F20110216_AACCFI biasetti_g_Page_015.QC.jpg
1afaa6b08f525cb907e1350916b3c7ba
9250de63fef0e8cd63847623555bcf383bbed5a4
30785 F20110216_AACCET biasetti_g_Page_001.jpg
266498f3edaca183625bcbd6ce10cde4
e19c8a5d3993993f2ad22167db0c4503f5b24f24
9497 F20110216_AACAXA biasetti_g_Page_008.jpg
999a08f646d5b190bd145dc80be1eb56
55f21c1d26643f0360b683297dcc5ea499b9b854
2480 F20110216_AACBBR biasetti_g_Page_182.txt
ab8174e03bb072bfc382d7aab4fe3c38
508c62f8e5e5fef9ea9c3fdbb8864cdb8186bedf
F20110216_AACAWL biasetti_g_Page_021.tif
9f9bc22d165dbec18c5b81115c8dabee
635f41d06b926777a025d3b8ef5ef958e2253640
2457 F20110216_AACBZN biasetti_g_Page_193.txt
cdb37cc70299d2af6ed8b61bcefb9a2b
76ddaf104c6a5cf56880e25afbdcb38754f32bfd
2209 F20110216_AACBYZ biasetti_g_Page_171.txt
14564e65b9d7898904e4c95868ce01dd
1080d5bd57ba9583516e0bde40224eb7f77838dc
F20110216_AACBCG biasetti_g_Page_114.txt
ec4b342a8615a03cf4aaac34295ef99d
b0dd89c784da831adecdd75b54cf53bbe01bc55b
119094 F20110216_AACCFJ biasetti_g_Page_016.jpg
1774251556df4640673387fe90dc2008
b271d80eeb56c26279234c19c0a93634229b4447
3838 F20110216_AACCEU biasetti_g_Page_002.jpg
9da872f54463f251c507fc327163d08d
9c0cde09d990ba988aaafcdda12577dd72199c38
F20110216_AACAXB biasetti_g_Page_147.tif
b36d04b4838a0c6aed739cb1e77cb3ec
c4dc29f8a805d5e81d1a49c2be956920cb7fc115
117915 F20110216_AACBBS biasetti_g_Page_135.jp2
84c7920aa51cc53b321f94984e6744b2
20178b1a262705da9516b1a4f41565cc29ec0df4
F20110216_AACAWM biasetti_g_Page_141.tif
2d0b545ff79dc83dd27adec078d8b873
836a6b6d3a03ce920d62633c28873cad4d616e2c
2430 F20110216_AACBZO biasetti_g_Page_196.txt
1a13d7c9a7fa4c5f7617fea3c09e90b2
d015cd9834b1e7ac1e7316b84317dd1605c41676
57584 F20110216_AACBCH biasetti_g_Page_181.pro
04a66d98cf967f9b633a7fdd0be70387
f3e6556fb3db73189dfa021ee57a3a43e1171eb0
36315 F20110216_AACCFK biasetti_g_Page_016.QC.jpg
b3e43fa564471fc3173ffa152e07dc73
6196439b0aa50fc8324fdbe98e5d7916a46daa71
5512 F20110216_AACCEV biasetti_g_Page_003.jpg
fb0153b193f3afe0c2816cd60b2ae5c0
1dad8c39e183bd969c3239230811f7a8b4d7f9b5
2289 F20110216_AACAXC biasetti_g_Page_155.txt
f687c9d808b9a4ca11d42ccd69559c5a
f8162e867d68a60b64cbdcc77463ffa09913d37d
110498 F20110216_AACBBT biasetti_g_Page_072.jpg
e29892ead92bc0fbc3419a311ba2bc23
e29a38edcdfdd2c0d348cffc8d6c0e1ebb5bc110
111927 F20110216_AACAWN biasetti_g_Page_046.jpg
60caaec8db58989aa5f0a685dadc8ae0
090b63792ac2189686416396edbe8b8e631ffbcb
2567 F20110216_AACBZP biasetti_g_Page_198.txt
5e52906341705ddac9293fe8d5c58528
0d7a65aa5e0e88e30bc27a7a721b3211c8f57849
2306 F20110216_AACBCI biasetti_g_Page_146.txt
a1e038e200ab4aa4b15f6b756188867c
74f4dcef6116a66cfb6c066cf28fca6e31693d92
121110 F20110216_AACCFL biasetti_g_Page_017.jpg
519a787e6fdc157a3c11806bf6612e0d
c55892e0d47135c03a9829e78bc3b64ad4b5d860
1550 F20110216_AACCEW biasetti_g_Page_003.QC.jpg
72e434f7ef43f2c840efdd09111f497d
117ddca6a097840c01d7f1e97fff5ebe7e940ba5
2396 F20110216_AACAXD biasetti_g_Page_024.txt
ab0f2d230a64e5e8d17857033c40cd18
2db1d6ab84df24ef439296ceacae8850b33847f2
928 F20110216_AACBBU biasetti_g_Page_010.txt
d8130ebeb05585d82d5b73c7d8a03faa
6752e4ed224ee2fba1463dc707db395bcb7dbf5b
37846 F20110216_AACAWO biasetti_g_Page_107.QC.jpg
f55f0f08bf8a1b617d641a280398bbc3
6a11388cf6d6395a931c774576deaed2f74b999c
F20110216_AACBZQ biasetti_g_Page_200.txt
2c277da5e3a58bdbd45969c263a00b67
15a54c2248cccf1d82f432bec00b624e0e10dcea
51463 F20110216_AACBCJ biasetti_g_Page_081.pro
cd1fea685bf3e724fae248e08b8a7e1c
4b29c7e65fa60d2d4430817ba66d055f0efeb406
126200 F20110216_AACCGA biasetti_g_Page_027.jpg
39fc0f1038f0a3caaefc43ae65eeb70f
78a14e267ede10ecd12e13961bf38093a11da640
37428 F20110216_AACCFM biasetti_g_Page_017.QC.jpg
3f37c72b83ff7d5fcb16bf4134941bc9
b162403e92d13c020dd9f96d0cc369f2d2a2c4dc
F20110216_AACCEX biasetti_g_Page_004.QC.jpg
417ff5ae1990435397a3cf3607cf7129
099df647868223faf1dacb051bec4acf81cca0f6
F20110216_AACAXE biasetti_g_Page_116.tif
bace9cb9048f464117c5e09ad826c215
e6a0a379d7ec27f827387392e0823cc2f5699341
F20110216_AACBBV biasetti_g_Page_019.tif
9f5326e0bce5345e44f3cc35ec2f6151
fccb631d0fa243f9e88f1ee7529290e65b1157bc
8919 F20110216_AACAWP biasetti_g_Page_056thm.jpg
01fb2a5f8e6fd6c37d40bc7cb7a6fca4
bc0a1faaedc83bc9a9c6c0a300b7c80c7ab64918
672 F20110216_AACBZR biasetti_g_Page_201.txt
389957b78a2a76f2c02ed4d95f1420f8
6bb394c060558502886389c4a195177988ea7e96
1145 F20110216_AACBCK biasetti_g_Page_006thm.jpg
5731335f7241c4dd42590c955aaa0eb9
042d1e01a8f492d28299679b55a41ca863510de9
38760 F20110216_AACCGB biasetti_g_Page_027.QC.jpg
4c4d7e1076fed10434780b3086140afd
d3ca5a8a7df0567a258b587f83e57542dca0f1f5
37457 F20110216_AACCFN biasetti_g_Page_018.QC.jpg
17d3adf79da6003535286594f77b0578
6e19a136aaea8c354adbdb952b27df60968f882d
29459 F20110216_AACCEY biasetti_g_Page_005.QC.jpg
ee77c2eabc76ea46b0a734989d9f2e24
7c9ab89fd77bfcb3ad01ea916a0987eb222808b6
2270 F20110216_AACBBW biasetti_g_Page_015.txt
398cda7c5a58149e9ac007ec20a4cb84
888cb3f19aac17b9285311f7bd928ed12bb562b9
F20110216_AACAWQ biasetti_g_Page_009.tif
feb03e7f7e7bb6c9288e69f4103fa092
d316632f33b4ca56d3c917d24d33aeb38640228c
835 F20110216_AACBZS biasetti_g_Page_202.txt
3115ef8613ef2ea5c2a4bd3e6072f475
ed28d4f795ed93a605ac883b0beb3ea72c3288e6
2198 F20110216_AACBCL biasetti_g_Page_128.txt
a931876b443d5bd4b7c28f15519fa07b
dbebe7792b98fe1d6117ec129c4dd1c6fb8b80a3
122361 F20110216_AACCGC biasetti_g_Page_028.jpg
c25104c0167f8a30bde9e340fccbcc2f
9eba9031a8078d849d11b1617f1c69ed71759806
96677 F20110216_AACCFO biasetti_g_Page_019.jpg
23a6f8642c392b4ace76ba00d51ef3be
0ac7d193dc278c65d3f76f096a4194f9c7c9682e
3450 F20110216_AACCEZ biasetti_g_Page_006.QC.jpg
d2aebcecf34227d1e33a8ae09d8ea28d
868e7361e65c40909c6ae0b72c96b01267300e61
119971 F20110216_AACAXF biasetti_g_Page_088.jp2
57428b27b9813079319e2db6e772389f
cf5e766e8f0384fcd4933904bc98f6965c3157fc
8716 F20110216_AACBBX biasetti_g_Page_099thm.jpg
76ff3b6136f0981970c7a621accfad4a
e8f0f58b22a87b8d0d45f6194a23634b37038039
55545 F20110216_AACAWR biasetti_g_Page_153.pro
d54c081bbf2c67e797cf6031c2291859
12642a311c944cecdd76783efae718a530025328
9492 F20110216_AACBZT biasetti_g_Page_001.pro
f0ecb72cff8f84e3becea32e3231822f
8ca0c7bd5bc418014c5b76d68d50db2e4cecdb36
38699 F20110216_AACBDA biasetti_g_Page_020.QC.jpg
def189237c085cbab33db4cc64169deb
1e35cdc4b039cb4c6b04100eb7801744ede6ec17
115 F20110216_AACBCM biasetti_g_Page_003.txt
6e6646120bdfe4b503d36c3c1cf4bb90
a1385d0f1f5f62606120f0b0ab100e94d1dd677c
38290 F20110216_AACCGD biasetti_g_Page_028.QC.jpg
333b4de64420a0ff3499cd246b8e85d4
663900f29d3b33f5f4315c661ded2575ca3df3d6
32090 F20110216_AACCFP biasetti_g_Page_019.QC.jpg
ec524a426afa6b2734c9066ee514466d
fca4354f3f339a8973b4619fab6d64625bfe9d2c
38195 F20110216_AACAXG biasetti_g_Page_099.QC.jpg
e81bd9fccd73c2881b8432d51565faba
0d90b2356a9f09b0e1f37347b11f2551ec368482
58666 F20110216_AACBBY biasetti_g_Page_085.pro
78703d43a2260e1f4a5aa98b9a2a1f8c
7ff50e675bee623c9027c769499b66745c51dc89
110337 F20110216_AACAWS biasetti_g_Page_074.jp2
39b75701fcc8a9ea1eb1143a9b9fa1e5
33bb19e06a8bee138b9b71644df8a7eaaf87c64d
836 F20110216_AACBZU biasetti_g_Page_002.pro
9268985e37d1d52c536dde6dc1ba6b4d
b6d3e653c78de77131eb903f7573ad23c89b6c71
52691 F20110216_AACBDB biasetti_g_Page_178.pro
161aadd8b68f71a8247c63bac84f00e4
3921823657a4f91482e7b80f66b473bf54717061
F20110216_AACBCN biasetti_g_Page_087.txt
08901f2282de1be78b837a83dae7a2ed
7134349b99abb43bff9a4e33a9ba5eed93c31bee
113366 F20110216_AACCGE biasetti_g_Page_029.jpg
4b49c42b01f036544703aa244440d95c
16b1e655eb611c65b9b2ac2d4d76363b20f8e995
129510 F20110216_AACCFQ biasetti_g_Page_020.jpg
32a8b910a825cfc9adfeae96b0d3c433
68be838901229320591986cf30a3cc9df9b62743
F20110216_AACAXH biasetti_g_Page_074.tif
b780773c550e371f568d1b139cc4938e
8a826213eaa7d10ce87c953dc8849678c64a75f2
F20110216_AACBBZ biasetti_g_Page_163.tif
ccdb463108af1f14be7062698d1a40e7
88b12aadec0ffc7efc5a4ef38b80cfd4b9b8497d
F20110216_AACAWT biasetti_g_Page_011.tif
1dd315860a19fc59da29ae88fed0b74f
c2a4dd97c9a6f5076ac37affd140b79e561bff4a
11725 F20110216_AACBZV biasetti_g_Page_004.pro
4590bfd94603029a9f4fc37621cc1555
dbaae1b870073eee38ed3308acb196b3ab9e4dd2
113677 F20110216_AACBDC biasetti_g_Page_047.jpg
4e91f2a10d1f690bc97122c1bbb7b590
115005fb8742cae2928689e93a3ff335e42fff65
9172 F20110216_AACBCO biasetti_g_Page_077thm.jpg
edd16cf716e1967be0ec7b840d18808e
d5ddad52799ad1ffd590bc13f149f1213890dd41
121145 F20110216_AACCGF biasetti_g_Page_030.jpg
bf110e7ba3dce2e2bfb2c8f772b5828d
69711108afb8b5ba662dc31ba16782f9d0094b02
35675 F20110216_AACAXI biasetti_g_Page_042.QC.jpg
a67fa9f27fa67d07f75c040a4817859b
dfbe0877c6eb5284de8defcde08c341be4a3a8a4
37273 F20110216_AACAWU biasetti_g_Page_053.QC.jpg
1bd4f59f85d23a1d4a0a8157946b9d67
d99b2542fe1753963aacbe2046aade0e021fee2c
23408 F20110216_AACBZW biasetti_g_Page_010.pro
274da911d329494a0fcfde920623fb31
76a19c26f3a886ddeb4fe6a64b4961faec49d666
38268 F20110216_AACBDD biasetti_g_Page_011.QC.jpg
0615853422e0d50fa069d97b30e51306
6e6e0d547811180e2990d7ec9bb4afca8dbcf137
110697 F20110216_AACCGG biasetti_g_Page_031.jpg
c694ec84a2182f8cb536fd9fe9e9267a
d52522c35c7dfb67a19128bbc4e5aa6f2fdbbbe8
108045 F20110216_AACCFR biasetti_g_Page_021.jpg
5372cfa06e5ce003918dd82b6475f82d
b99186a6a611d57f66523115f5df46d0c3787e65
111130 F20110216_AACAWV biasetti_g_Page_041.jpg
6ddf7ca8150e694dfc78e62699f39389
aa3b29ee54a845d53ed884a827553390c884ea5c
56681 F20110216_AACBZX biasetti_g_Page_011.pro
7b48c1489c280a86149af8b3b9e1f83a
33c197158f93efb667906b29de80601680b1aaf6
2279 F20110216_AACBDE biasetti_g_Page_046.txt
2d265a4ae17c4f0f2bf2acfa0393020b
70be7b61058b21c3c82c62bde6fd12db9e5e1d5e
64300 F20110216_AACBCP biasetti_g_Page_192.pro
b00e53c0f63ed5716fa63a2e5eec90dc
e0cbbc1496201b2e8aeaa70a8e145962729236d1
118851 F20110216_AACAXJ biasetti_g_Page_145.jpg
c19a195e5d1d68f3d855d3b214e3a338
f30a7218f691fca3a9c9f49337c42f16f366ea1d
37825 F20110216_AACCGH biasetti_g_Page_032.QC.jpg
71f56c24f2a55c1bc1ccc0aa28856c51
784a23de717bae9b1fb142e77dbe94abb368d7ec
35367 F20110216_AACCFS biasetti_g_Page_021.QC.jpg
5d54975b4b05f2823a19768fcdded646
89e042bd42fef16c0b3f486fcb02208465f844c5
97562 F20110216_AACAWW biasetti_g_Page_190.jpg
d99a9fef0c23169ff69859fc67b3c330
44826169eaf018adf063172d0bdabfd464dc2bf3
55699 F20110216_AACBZY biasetti_g_Page_012.pro
734925fe3028d0f0d3a83f52e327c208
dc6dcfce92eec191c073ae8509bec642fc9e0519
108823 F20110216_AACBDF biasetti_g_Page_058.jpg
cd9d8f5ed1a789c745c5b0b46cdfcca5
11c8e1de7f81ea559fcf7b7e28fea27bc9cf97da
F20110216_AACBCQ biasetti_g_Page_036.tif
2aaea9d83743a60f285ee998ad850a12
67aa76cdc6043289caa59f82d97fa6b7e71326f4
8972 F20110216_AACAXK biasetti_g_Page_196thm.jpg
fa8f8e7a753199fc38ea4aa948de4899
699edf0f5436661843c3d0ca6e1ada2ac832e599
119084 F20110216_AACCGI biasetti_g_Page_033.jpg
92718569f576dc5b5603cb4cebe6be6b
a1aca35e60abe12cf249fc378a89024056cff9df
107441 F20110216_AACCFT biasetti_g_Page_022.jpg
944855bacd86cbe7d2dcd51e23ca2f3a
20422ad7b48e68df3f6997768106ab9993620bf1
2434 F20110216_AACAWX biasetti_g_Page_051.txt
4f4c81c558a935454b51919e27976997
391bd898093647f3bce2dc91ce20294aaf3f5713
56912 F20110216_AACBZZ biasetti_g_Page_015.pro
25df239f2118df1a0c27747aa318a5a8
fee229e3bfdccb9814bde6b177934de1abf1d8ea
F20110216_AACBDG biasetti_g_Page_049.tif
dc46e177a3f76c43f37af40706a1c099
45fefce90d53bbef284322fef0fb58f468dba12e
2322 F20110216_AACAYA biasetti_g_Page_053.txt
615b75c8c8b318e69442ebacff4d4226
80bb80754f92db5e76234b50c07ec6a89188ba04
8997 F20110216_AACBCR biasetti_g_Page_127thm.jpg
e177cbdd0dec856a2d4409b3c0ab78b8
287f1491cf4760c5dbbdc6b9ddb17ea324883f6c
108479 F20110216_AACAXL biasetti_g_Page_158.jpg
7e0c8a296877a2b98368aab3dc5c1ac9
651f41144b36d10c23d1d9363b8b8e430649b5cf
116650 F20110216_AACCGJ biasetti_g_Page_035.jpg
46d8082ea682497dd66b6aa7bded67dd
3562b103b413158e14a5809b6aadcfc117d3aff3
34523 F20110216_AACCFU biasetti_g_Page_022.QC.jpg
056cdb54080e89c3a8a5af213e1aac44
b2ffefcaa276be8f0c149dd35f33d6b414db0ddc
108919 F20110216_AACAWY biasetti_g_Page_048.jp2
ad75f04ec3f326d3e76e55c9325d465c
25ab5243a77a8c2453eb3eddd629ef3d2481a88d
7994 F20110216_AACBDH biasetti_g_Page_082thm.jpg
e67fee363dc25d999221294206063193
1aeb0e536702866a620a2ceac2f3cfe30e799222
121601 F20110216_AACAYB biasetti_g_Page_018.jpg
5adb296aa0ec0e7aaaeac0fc6e152b9a
1016560afeb0144f797efd5ba19de3a934476fd6
35594 F20110216_AACBCS biasetti_g_Page_034.QC.jpg
0ec4e52fc8641c7e5bef58480ead4986
ae89f7491e42b86d79e867f0e53a2d846b248c2c
61994 F20110216_AACAXM biasetti_g_Page_110.pro
755186b42df9766c01dc57225408b8ea
47d2f43d89bd10eb22e62ea0a15bef52fd358b68
106781 F20110216_AACCGK biasetti_g_Page_036.jpg
dce8f1407a145ac5c5def5ffc687862a
c60cbbf171407f7c78495d5c3ab5c53722496c59
37262 F20110216_AACCFV biasetti_g_Page_023.QC.jpg
373a5d6d45015b0e1e232d75439d492b
c889cdbe5b14d40c642e9aeabda4e57bd6619cd5
58466 F20110216_AACAWZ biasetti_g_Page_046.pro
3e9056d09db9030f6d66af643e154ad5
b373e3c83f483a794e582bc0145d441c2447b48d
8773 F20110216_AACBDI biasetti_g_Page_047thm.jpg
31ba58d80a8a8419a63c29e54f90db3a
8a791a40fc74fe8551383aa35868bce9dc158937
2087 F20110216_AACAYC biasetti_g_Page_175.txt
25f43ab33a3eb6936aad7a1b43735616
9b62a58f36c6929a340912c5e2f4298bdf95fd1b
F20110216_AACBCT biasetti_g_Page_162.tif
5f5565a8560f5c0d3e287d091a6222c7
41ebb9e6480663c89ce830e428c4ee01d9083093
F20110216_AACAXN biasetti_g_Page_202.tif
eb3eeb7cee84d31c1febdd3cdbedb5d7
e95d9dec31577fefe70ec49c6e23e4f4ab376828
114981 F20110216_AACCGL biasetti_g_Page_037.jpg
805fb4b110174bee852b850b83408b9f
c9aa079963611703189f0216394934b999bdd0de
34362 F20110216_AACCFW biasetti_g_Page_024.QC.jpg
1456e1b43968629154a6a7123d4ccd9d
4e179c3b04f33ba7033d8976ef9674742ff94b96
102730 F20110216_AACBDJ biasetti_g_Page_074.jpg
2b5adacfe2fa65971c66883f57a33f86
29157e74331f63b9490aaac229d4a0bd9ae963d8
33457 F20110216_AACAYD biasetti_g_Page_188.QC.jpg
2484af72276a09ad00d4a30a818b9395
0130d046c8816f508579ecfe701cdc7c91c8b490
126399 F20110216_AACBCU biasetti_g_Page_118.jp2
657f267071c06d5be3b427ef4296c165
d4557124abe8917dc1087b3af2442c80ef820d46
F20110216_AACAXO biasetti_g_Page_049.txt
fc3b082e5176afab35fd2a49042b2db7
c3e71d67fce3c3f2fa79f7c78eca5b8a4dcf64e9
116117 F20110216_AACCHA biasetti_g_Page_051.jpg
876055a92b55b10af2132ba7ce84490b
00f4250575a184a0b7637a54aef8f99655f33ca8
36668 F20110216_AACCGM biasetti_g_Page_037.QC.jpg
0a9fee10c9be16b43350731b95e44cd8
73766c26b570e27ad417124c1e3759d029a8d1be
112335 F20110216_AACCFX biasetti_g_Page_025.jpg
50e49b290751a9ed2a5baed301ddd4a6
f5def596a8144a0a06ef4a5f54ea3c512e6d951b
8437 F20110216_AACBDK biasetti_g_Page_133thm.jpg
856c44ba2a547475856ad13c65a8c4fe
71327c3e31bb362e4fccf1bf2fe5e664f652b0c9
106641 F20110216_AACAYE biasetti_g_Page_039.jpg
b21a660cd48cd701cc1f08f2f3a25289
bfe52f267c45920043869d983742cff3d66fcbef
55656 F20110216_AACBCV biasetti_g_Page_031.pro
8df083a8c92381f98f45184db3f9b2aa
7fdddb401c5ae26faba4bac8c87a24f8cebb4f5b
F20110216_AACAXP biasetti_g_Page_047.tif
673756f03c0c78d4a07565b310fbbb5a
4c6c92605b255b922daa3eb5effa89cb05d2c235
36541 F20110216_AACCHB biasetti_g_Page_051.QC.jpg
71db82bc813304cbae7f7c6afa07c776
98ef0faa6178f40af652ae0918d0f1484a0fd35d
124132 F20110216_AACCGN biasetti_g_Page_038.jpg
d25af922a512bf3e413e727411a5c575
f36c498aea8839c450fe7723ae98eec64e39d7e3
35705 F20110216_AACCFY biasetti_g_Page_025.QC.jpg
0671e67b0d1d4436ad93645ec2806106
5b926df37c0a010c9a1c36b0f8891fb06435caf2
125618 F20110216_AACBDL biasetti_g_Page_011.jp2
ecdbdd89c1d6931d5ab11815b37cfc49
69f2e22450c138ca6ab82108d4d59a8c49444cbb
115547 F20110216_AACAYF biasetti_g_Page_169.jp2
e1fe20a909cb14269b6d2202b965435f
2f31e9545c6420f9408b24e108b0a70f23422d38
29430 F20110216_AACBCW biasetti_g_Page_132.QC.jpg
478e89b1fe6adca0297ee1ed242d9ded
e418836d8bb75bbb068dd247c56d0a3925ed14b7
1751593 F20110216_AACAXQ biasetti_g.pdf
418728c06bb4d109a59301c99d4b5cf3
2e05891b95fbf625ff3b2e814268e69ba8c6338f
119723 F20110216_AACCHC biasetti_g_Page_052.jpg
4942382e53c2ad900e336bbc0b24ac39
837d51c0ae99bf9c16de17c8ba4f8f97911d9529
38173 F20110216_AACCGO biasetti_g_Page_038.QC.jpg
c9765a5e879fc3a6dd28ad8633d54494
c4ac6aa5030bdb3c7c64a72733292d5674d5f5b7
121094 F20110216_AACCFZ biasetti_g_Page_026.jpg
4b125edb6b66a8ace71786197df6c502
dc37112d44626130ebb46807aab41f2f7bfa1eaa
35647 F20110216_AACBEA biasetti_g_Page_116.QC.jpg
48f25edac5e776190a0bd0f317d497a7
a5f6635f12259c872cb02645e1005ad89b925504
8866 F20110216_AACBDM biasetti_g_Page_064thm.jpg
b942f6119eb3c703361944ea63776bee
e1032589260a6120acbcda9d2196e106a6c2f29a
60534 F20110216_AACBCX biasetti_g_Page_032.pro
953fb8adcb273bd2addb17c6f0306fcc
a246dc1d146b992de7b337d3b25cd981ee837ad0
F20110216_AACAXR biasetti_g_Page_018.tif
a21c48d294803911d60ec5732e03e92d
5be02fe7521f6771ae1ea6fce84ae9a300974a07
115195 F20110216_AACCHD biasetti_g_Page_053.jpg
63af91d2a69b39a701e869057e793159
48dc7b682fb1eba6817ff9cb12085460367978ca
33964 F20110216_AACCGP biasetti_g_Page_039.QC.jpg
13de9906af1c191f676e6a93211aaf4b
d3c72590d7b7e8f0068be5015a3dfd0e1bb3d29e
35161 F20110216_AACBEB biasetti_g_Page_139.QC.jpg
a64ac9d31a4e0a69a158dd79444c854f
3931678079cc0784beea73fb17a4384f18339abd
F20110216_AACBDN biasetti_g_Page_069.tif
159a0516c34bfcf5c4aee2e19cd2823b
3305327e4a0b9281cb4ca1536c72ee9cb0f0b93c
8720 F20110216_AACAYG biasetti_g_Page_044thm.jpg
594af68f3196c4f357319bc9a99caa90
07dc04b68d499c2356dd5d05342482d8415f59f5
37736 F20110216_AACBCY biasetti_g_Page_101.QC.jpg
7855f56e807ff362a08546228f873e78
4f24b26a21a284c4105c08d3345a144b82f47432
35171 F20110216_AACAXS biasetti_g_Page_199.QC.jpg
416d447b78faa778acc767d0d0b875ca
5cf049920c36c2e9b0612de33c9422988e4e03be
99522 F20110216_AACCHE biasetti_g_Page_054.jpg
6b1130565c359f3776e817df761ef354
713a316e731818cf2313dfb1d6c7451ddced262b
35613 F20110216_AACCGQ biasetti_g_Page_040.QC.jpg
3ebc614db27520caa5b4b7f2c6671ffc
6dadfacbf2b11728f537c769affa3092398704a6
F20110216_AACBEC biasetti_g_Page_058.txt
9b56da801e1970266f9fa557c6e4fe8b
234fb48131646fff3369dbb302b5dad53198b413
56216 F20110216_AACBDO biasetti_g_Page_116.pro
b8843dc3fcd6a2170ea3e67b8a3c23fc
742ffe18f9d5059c576572a7d0aaa05331ca7245
121918 F20110216_AACAYH biasetti_g_Page_110.jpg
8204370eec4a920a5127ddf578b6a7f7
f6c55df316843dbdca6e350ba13173448340ccb1
119132 F20110216_AACBCZ biasetti_g_Page_034.jp2
c61cc001a5ce8f8b098996ecf05a2d9c
f82bac8140071bae54a6cf36a00fb781e3c3182f
120546 F20110216_AACAXT biasetti_g_Page_031.jp2
422f6b98e674459fd26408ef8d925e3d
802115815a2362f2ed8967f7e7db0efefdd0cd71
31741 F20110216_AACCHF biasetti_g_Page_054.QC.jpg
fdd5c9818681888e06fc5d586b198b64
cb1bcab5ae7f31abcfcccdc43192a30b9bafb1e9
120245 F20110216_AACCGR biasetti_g_Page_042.jpg
228eba668674e724509cb113e383c69c
b32cf842500b3d39b5f242e75e92b659988d3f2c
2533 F20110216_AACBED biasetti_g_Page_134.txt
12824b5d570e1d5aea481da9835241b9
05bbb8304c2ef52cc126d8306e1f2173d46c0e85
2595 F20110216_AACBDP biasetti_g_Page_147.txt
2bca16341d7c7f0f4105bf3cd23b3a7a
d5bfc8b8592dbb288e99a937c700dcbb630191ee
67448 F20110216_AACAYI biasetti_g_Page_013.pro
d4288740d5fbd180c371116aca13bd1c
15f854ab4df69a602721bfc024f44bb7db83365e
54535 F20110216_AACAXU biasetti_g_Page_040.pro
42062ed68782990537be0133ba7bad8b
69349d91cc993712ff10bf8e6f01a3c2d3af172d
111610 F20110216_AACCHG biasetti_g_Page_055.jpg
90ea4e65fde49234cc35f2b5832969e7
6e9df1552ba858e4384c168ed20aad4bfda2f67c
133356 F20110216_AACBEE biasetti_g_Page_196.jp2
5fef79202ea8b0a5a514fa5d44379cc1
b06e491ea1dfcf69201ca094bffaca24c7e99875
113889 F20110216_AACAYJ biasetti_g_Page_181.jpg
330a70c7bbffd6eaf2d82cc9af5e8b14
6b259b946f26cda5e3530f6dc73e84a509f16198
32636 F20110216_AACAXV biasetti_g_Page_048.QC.jpg
3e0d74c47e06873e15543a05bbbb31f6
71af4bcaf82576c54d6a5691721c48100f604bf4
117151 F20110216_AACCHH biasetti_g_Page_056.jpg
9c0e7a184e138e50ac5fc6b9ab9d9b6d
313cc1abdadac7b10038178e10ef8c2cf9e32032
36492 F20110216_AACCGS biasetti_g_Page_043.QC.jpg
c2348e92e053d75efa82ac61a7897d54
8c351a16e85178e916ae47bb744af6519867d1da
8766 F20110216_AACBEF biasetti_g_Page_158thm.jpg
ba4be038c70ffb732407c3a4a28036fe
d2966ae266b10276162bde9e2c7adc79f64bc025
128992 F20110216_AACBDQ biasetti_g_Page_035.jp2
abb304e7feb7519ffae261420ec1e8e0
730e6bd29e1a176619dfb57c34eca3519e902d02
3605 F20110216_AACAYK biasetti_g_Page_202thm.jpg
7fb072b604f1f12a9d63fc084e4e8a21
48f5c7819e1866537b36355c385519ceab1f63ca
8998 F20110216_AACAXW biasetti_g_Page_118thm.jpg
f8ad876d2fde6c606ea2dca056943201
501b3a9e318a54dbd08816ef9734abf2a149b288
107239 F20110216_AACCHI biasetti_g_Page_057.jpg
398baa2cd5f51e93891948490b763dae
4ed99703ca79f64da2228b77e5c087326fb87bcb
110358 F20110216_AACCGT biasetti_g_Page_044.jpg
8aed2b0f5727108ff16a1b6c566d4c9c
3a67ee7dc5a755ea3c9e35fec56e8ec9e62bba2a
109430 F20110216_AACBEG biasetti_g_Page_071.jpg
e9af501a7a592f7c8c480f427fa11b36
2de7ce2241aafa0f97a8e17aea3ebbddc85c7ac2
2264 F20110216_AACAZA biasetti_g_Page_120.txt
5cf13f4185f46064c3970cbc3eeb1818
8aef5df8ca6d1bcd6ee6a2e0f764ab1b94f8585c
36130 F20110216_AACBDR biasetti_g_Page_093.QC.jpg
3cf42e419d2170326aaf66bbda83cedb
d48f535bc1ab9bac013981e8c6fb9eebd95715e9
114658 F20110216_AACAYL biasetti_g_Page_119.jpg
7c33fd5ce52208cbb80819567b9e6c65
b3fe40c544b12dd940c25f156d88968e36a70eb5
F20110216_AACAXX biasetti_g_Page_088.tif
39d756c8148fe8a64f56c8b402fc594e
7c019098bd093eade9620bf5c0f66ea8008f9a9c
35004 F20110216_AACCHJ biasetti_g_Page_057.QC.jpg
c8893221c5bfd0ea21c4ab0a368b5b48
23ff809d607d4ab395ac911d43f107105c31e80d
111912 F20110216_AACCGU biasetti_g_Page_045.jpg
d5ec1f32630ae5157f5fd97121175305
029dfb386be501c31f4d4e8d18821048d6df5ee1
63418 F20110216_AACAZB biasetti_g_Page_080.pro
d525ccfa0a1ecfdaa9bb7a23ac9282ed
9f8c3e51efedcfa5c937b1ea69117ddc141320ef
62338 F20110216_AACBDS biasetti_g_Page_130.pro
f56b62cd129c71f6164c1c2718e27243
100217cbe2701e4c96c69ed17dcc5eb80a3247e8
2274 F20110216_AACAYM biasetti_g_Page_099.txt
ee102381b8d3ee48c260e94956380ee3
64b7ccbade86e5a0bfa4364e3ee19f0265aa1f8b
1131 F20110216_AACAXY biasetti_g_Page_002.QC.jpg
4e0bb9ccb1c3020325061900e14dd8f7
bf5572901d55d46e49e49c1aa22900fe0599ea2d
54291 F20110216_AACBEH biasetti_g_Page_044.pro
4517d6c2b6f120149db20b46320d27b5
057bde7c09c0ea7e2e2b064576b180572adfe44c
36120 F20110216_AACCHK biasetti_g_Page_058.QC.jpg
0d23e80b7c4aef9474db2ed162d7ee5b
592206abdedc976f170f99865c4fcc7e9809bc75
37452 F20110216_AACCGV biasetti_g_Page_045.QC.jpg
b644c8cb53cb4d7f34f83a405e728c56
51da94637ba927b60fd272aad7c31570cfa8a1ce
34545 F20110216_AACAZC biasetti_g_Page_135.QC.jpg
416a563258c40eaf8a5e26452ef5cf3a
51b7e084be306a0cb1860887f4488a9e5d8d53c2
2151 F20110216_AACBDT biasetti_g_Page_180.txt
531f955699cf79a63758b7fa81729a6e
bcbd82c68c20f37858d455a8ee194cb5f179f99e
9253 F20110216_AACAYN biasetti_g_Page_033thm.jpg
a1a500f2dc114af27cb5517d0bf98857
683d6ddd3a636f0bce3dd88891205fece4df9f84
116511 F20110216_AACAXZ biasetti_g_Page_146.jpg
0aebebeebf51822aedc718a4c04f6dd9
74b57c767a292b6f4e52bf9c06d6fb337d603e91
31840 F20110216_AACBEI biasetti_g_Page_068.pro
47d495f919381ee99a6d05471a6c55ad
9b04ad5afca1341946c3239f3cf8efb0c1050ff8
106776 F20110216_AACCHL biasetti_g_Page_059.jpg
7bd33239ba58012c518def57647b8154
e6e041f3ee0b3d313685f65583f3c1ef0f1e2d48
36364 F20110216_AACCGW biasetti_g_Page_046.QC.jpg
a16a17204e6b8b4d2027eb9c3279ba29
196e2cde45a4208ff37d111019867fc15fde050f
F20110216_AACAZD biasetti_g_Page_149.tif
d0cd1f098a3530d6b07b7f47fee9b53c
8a3d313072e03f88d9bf527814092b47293835aa
120701 F20110216_AACBDU biasetti_g_Page_134.jpg
64f798ae27d42e4614be80e487827813
0f020c5e35a54cb3f5241e3d85afd0639bd5c4dc
8631 F20110216_AACAYO biasetti_g_Page_084thm.jpg
7862dcf9ac2b674b50d37921e77c7bbd
92ccdc6a3c5cdc314e199d3d8ded83d8476e3610
7769 F20110216_AACBEJ biasetti_g_Page_054thm.jpg
c27517c4fad44350b9cc79c367236312
44cb9bcccfa766d8e73b6401d7caef2ee2253f28
109405 F20110216_AACCIA biasetti_g_Page_070.jpg
82aad9c84996b85b936c47189638a33b
a9bd38bbe6c52702dde2e549da5d9afd8b36cddf
34848 F20110216_AACCHM biasetti_g_Page_059.QC.jpg
9bc4d308c2339ca32fcbd81556389c93
da86947a88fdd2dea7f97bdbda8fefa5570ee27f
36121 F20110216_AACCGX biasetti_g_Page_047.QC.jpg
95552d4af3ff9f87aedf680715a22504
062bf13fa24bdecc906b72b8a7b02adf2f0e8f35
F20110216_AACAZE biasetti_g_Page_042thm.jpg
25b158dacf01c36ed6cd5dc7be9638b8
606f6761437f1fb4231fd71a559eb8b2cdd48036
34514 F20110216_AACBDV biasetti_g_Page_191.QC.jpg
58af949a7e5f321085d5f551b741de3d
8bdd7af27d6fd801b3b9de87178c8564023e5e98
37545 F20110216_AACAYP biasetti_g_Page_118.QC.jpg
ada22cb9cbb54bc9a310eecdf015ef36
eacf8174d7600077f53ba9ed1f5bed7f9ceb8cb5
33658 F20110216_AACBEK biasetti_g_Page_082.QC.jpg
f32ff85b13679eafb6329c385afd3e60
9ff644583e628db73618174459d6271ad36085f6
35506 F20110216_AACCIB biasetti_g_Page_070.QC.jpg
3a5afbced97b6530e8e2e08af6c35970
7e6b8a599c4a8f81d117fed49afe5d9bf31c73ad
107902 F20110216_AACCHN biasetti_g_Page_060.jpg
25ecd1693a9d59b04ddfa33c27fa2ae8
550e35056e090dcd403255b53983f306cc550755
107920 F20110216_AACCGY biasetti_g_Page_050.jpg
ac6bd5f9f1150120c7ed4c9c86a139d4
73b9d3137c559792ee380365900cfdb4d8d21c36
38217 F20110216_AACAZF biasetti_g_Page_141.QC.jpg
971ba9dfe432f86c635fbea19f171e15
7a382c35b66c61bccdcd267795d194c297a7ced6
123428 F20110216_AACBDW biasetti_g_Page_109.jpg
96c22ea7589785733cbe1d3fc48a37b0
e1d45e1f1ca01c1535e7bd0dd21eea613a7f1d55
55224 F20110216_AACAYQ biasetti_g_Page_122.pro
6122658c7226401f73f9dece7937c5f7
5135179856a4c78b86f7689045a2f901049a06a3
50800 F20110216_AACBEL biasetti_g_Page_188.pro
5ddc25e773e4005dc24f57c755fa6100
886ee6f3e4df03fd1d0878592e97232e38557460
103437 F20110216_AACCIC biasetti_g_Page_073.jpg
ff06d32a7edcccf070056196f9d95451
da74dc607dea11724b20e5ee448b443d14dbbd98
34604 F20110216_AACCHO biasetti_g_Page_060.QC.jpg
9526397dd68dc7d94330465a6dcb598b
2ae670d16a325cc854ea3f6c3cf0bdc5ea5a60c3
35624 F20110216_AACCGZ biasetti_g_Page_050.QC.jpg
da7c44f01fc1d1bdec262d9765b46c33
871b1b38d6b56d3131085426685dbf26f935c67b
32332 F20110216_AACAZG biasetti_g_Page_129.QC.jpg
22a587adce6bf18efb6932e61c7bfad9
8e6d8f5d418ba9607fa169a9baf73fc1acc89b82
131011 F20110216_AACBDX biasetti_g_Page_042.jp2
063e7e8cd394fe153460d554bbdd462b
ad5ca7ca51bd1d22120d13e6905a1f9c4cc3e0a5
64320 F20110216_AACAYR biasetti_g_Page_200.pro
85ec52234a187b75268968591d28d79c
1000c32432c989c6d0b6bb62005ce16170c2db94
10213 F20110216_AACBFA biasetti_g_Page_006.pro
61b5d5f2636bf7800eded4944980a879
dbe64ed6445c4b7bd41618e3a85b60727bb8d9bd
39685 F20110216_AACBEM biasetti_g_Page_201.jp2
9fcf150466b78ccae9b057009a3a9d24
61b4df35b1ea691e9e3f8b620307e93273d77af4
34599 F20110216_AACCID biasetti_g_Page_073.QC.jpg
f4d21e754161fa3cea93fe19c6c9776b
8eb8211e56444a414191597c2a877e38ee1f2bcf
114835 F20110216_AACCHP biasetti_g_Page_061.jpg
dcf8d102759344beb3287149c49cd576
8926d122a23de42969ad706229e0ea719501b47b
2147 F20110216_AACBDY biasetti_g_Page_071.txt
72d60df132cba138a49f8c120f8075cf
cdec5aec3508064923ea53c66d140a42059c543d
109244 F20110216_AACAYS biasetti_g_Page_136.jp2
80e2f07472b05d29e285978d8d8d6ceb
d5fa577af106f27c087470cc4be4e4f7b8258f41
8055 F20110216_AACBFB biasetti_g_Page_081thm.jpg
5416ceb75fc2e8c23b528112d66a76ab
d0f8f51e85ad7d5acd73490c29626b4324244b4e
2250 F20110216_AACBEN biasetti_g_Page_076.txt
3e5896895b509ecd15cc642163db74d0
35abe2dbc4f071949deb4fa11a447030ae0a89c3
34238 F20110216_AACCIE biasetti_g_Page_074.QC.jpg
804cd417f9b80d539a95b3f06932d8e1
19e4705fe1076f2bc825df3d5f339c9b7a9a33af
37234 F20110216_AACCHQ biasetti_g_Page_061.QC.jpg
39ba3f9a48ae9e86195c397e6ba7fd51
1c387aeb45e8ae8049be451abfc771c96a880408
F20110216_AACAZH biasetti_g_Page_051.tif
3cfb42d61ca9d51895562c255444a8b8
6c00a8dc5139a73cdd47200415fe979534c68584
9099 F20110216_AACBDZ biasetti_g_Page_152thm.jpg
198ef8dac1032fff7304ab4cd3227a83
37d8c0b1c15db9f538212e13df7e27a13bca7a3d
140586 F20110216_AACAYT biasetti_g_Page_141.jp2
ebb531286fbba277ed9011684702dd5a
572588ce8573d6115a8285b6ba69a109bf99000c
61262 F20110216_AACBFC biasetti_g_Page_095.pro
71a3f2d3b818d42668bfc05eac981b22
c4b70f3272c966a15ae193ffa33020617ecda37f
8580 F20110216_AACBEO biasetti_g_Page_143thm.jpg
02401702ffbaf9d74f0b9c1e2224e6e9
f77afd8e566f26e52ddf03df44e90aadf946aa1c
26157 F20110216_AACCIF biasetti_g_Page_075.QC.jpg
8847f2fdad7d7b9e9a8a6bdc4d9c192e
d0fcc80e2ab74de03c2c15bf609ea0a78de8ab50
36895 F20110216_AACCHR biasetti_g_Page_062.QC.jpg
fc295f642942d3cfa261ba5636df4ab6
398b7e44aa5622d7e0c691699b524a21eab8161f
116605 F20110216_AACAZI biasetti_g_Page_116.jp2
688bc660a42ffb877028fe68d6c96642
f9fe3979868eee3d94074120b16f1f2c6f619816
37145 F20110216_AACAYU biasetti_g_Page_094.QC.jpg
905069072ed6985f68246b1687ed0717
35eb8fc84681bdd80a8ee9c75015c96fed9aa10c
51962 F20110216_AACBFD biasetti_g_Page_039.pro
8fff8c09acf7629c7b050956432f329d
6bb1857b8daff11b75bb42386433ccc8c55c243c
38186 F20110216_AACBEP biasetti_g_Page_185.QC.jpg
ddafab58459b07b556b5cb408cce1f17
0bf03ecaf6878a0e14f69dbbdf7dec08ece24c81
115054 F20110216_AACCIG biasetti_g_Page_076.jpg
49f7738b64c379906279d29d7723f14a
b5cfc868d01c8bde47750652bac7e772bdbaf581
117910 F20110216_AACCHS biasetti_g_Page_064.jpg
f31d8598838a49969bc20c79cf986964
6ce0e5d815fbe383bd6ea69118e0060c5dee110c
8543 F20110216_AACAZJ biasetti_g_Page_014thm.jpg
37d9f6c60335f23aa32edd2ddf8d9908
3a5b8822dcd7b21c9656e0b196a82366b9e5cfc6
8650 F20110216_AACAYV biasetti_g_Page_046thm.jpg
558a500c64e4daa022bc768745752db7
40b8caf9f5a60715b1667b71da3c4c4a4922e11c
35123 F20110216_AACBFE biasetti_g_Page_071.QC.jpg
01c01c3f1a7d1e1fd3a869bf3a293162
756e4c97ca429fa9b9807f4d9b2baa5a5b5518b8
110103 F20110216_AACBEQ biasetti_g_Page_024.jpg
3e0d8ba6d069c51a9dfddfb0e853011f
6bde79beb05e5d5caebf9dd5f2d4ff74016811f6
35929 F20110216_AACCIH biasetti_g_Page_076.QC.jpg
027443defbd5d2973e89f1dfad646792
28d579a6875ac103c34c54a67a71ead6dd3b512f
124082 F20110216_AACAZK biasetti_g_Page_133.jp2
33ea400540b8aab2b6f1e4c93578be7d
b9d13a4bc9a50632167d0fff39a7c38eb66d9653
8000 F20110216_AACAYW biasetti_g_Page_123thm.jpg
c1de7d83d98097d28b9722f92998e774
7b319a39fedfa5877973b0f0a1f0aff203c981db
55031 F20110216_AACBFF biasetti_g_Page_093.pro
27e64ffa4a4f80f272874378b6bd1279
be2e534743dc4ca0a3bd10ed98d45ae4a0d7896b
125289 F20110216_AACCII biasetti_g_Page_077.jpg
3406d7eda2327abca81a75c422a140d4
1aed42ca9b5f0f935f6e9c588e877221809750f0
37920 F20110216_AACCHT biasetti_g_Page_064.QC.jpg
a5715a5b5b9b6a2c71fb95c5f049bb3a
5ca547df26694cbaed164e9ebc940d22d9cfd197
116386 F20110216_AACAZL biasetti_g_Page_180.jp2
171d719155a584cee30bdb938057fc53
ce4d010da95edc7817aaf2e07a82fa7833925a98
1536 F20110216_AACAYX biasetti_g_Page_003.pro
fe1df2b46725c73ee545fa4765a98328
01ece371545b48b84d937ccdfc820c5ce086bf1b
9073 F20110216_AACBFG biasetti_g_Page_088thm.jpg
695d5d9674adca5731e0662da50b7680
3e12396e37c2f2d3c60b04defa7dc187c49068c7
141581 F20110216_AACBER biasetti_g_Page_200.jp2
429e24bec27fc5004d3301d951df4e8e
d32dc468a7f4b4eb9c16c3c62d1de5bc8e4d9ebe
94226 F20110216_AACCIJ biasetti_g_Page_078.jpg
6d188f29780adbc3cb989bb3928b4a36
95608d7e305c884e4b88b59ff5807efb01399c0d
37423 F20110216_AACCHU biasetti_g_Page_066.QC.jpg
9f845b85716aed5b8749f7d7f236f367
d967424b3e5fdeecaa5687a70ff254481bbc443b
27909 F20110216_AACAZM biasetti_g_Page_125.QC.jpg
e0888f426b276b96c428b9cd10ee1f9c
56895d0712406eb901d45587cc6d3cedf65c8ee1
1163 F20110216_AACAYY biasetti_g_Page_008thm.jpg
7f5792b011a17273489513d048e68108
1fa42700c1b6898afe27111c8e29af718c34a8ab
49061 F20110216_AACBFH biasetti_g_Page_010.jpg
381cb6eb09390ea1c514d5075c73ddef
5ef4b3c41333ee958e1f926741057ae6de1cf9f5
31821 F20110216_AACBES biasetti_g_Page_052.QC.jpg
970c519e8ce303ab327f5cb87755a9ae
18010b23629921a8f32012f88bf43582c69f77ba
31166 F20110216_AACCIK biasetti_g_Page_078.QC.jpg
1dc55892f60c334ab3a0977d3d2a5129
09905aaddb1d0ff9c488640cf10bbd572c3cdba8
126177 F20110216_AACCHV biasetti_g_Page_067.jpg
e19a90b016dd06b6b16e746d7eb3acc4
fbdb2bff02dde73dc23c71ec1ce312e508835dd4
38953 F20110216_AACAZN biasetti_g_Page_124.QC.jpg
224245bf4c00f2ed3110b493dfbd8ad0
2d451064ae6406d91ce9f571048ae1c173732a88
33435 F20110216_AACAYZ biasetti_g_Page_123.QC.jpg
37dc9ed07b0658c3ffcb91ab05a37518
bdb43fc726d280677192dbfd0d63d79edfa5187c
F20110216_AACBFI biasetti_g_Page_142.tif
89f8492c0677d9f35f20588ee6c66ca7
d14ced8b3ee5ce64eb1c85912cc9a27d3702ee62
F20110216_AACBET biasetti_g_Page_124.tif
469cf9e3a57bd46b2936ee6cf59ad191
51e9e7189f2e7e574cae6ca38d920f345512b0ce
87857 F20110216_AACCIL biasetti_g_Page_079.jpg
b7ee64a76b6dd812c5d3470c2398c9cc
8ce5dec4c127e1d9632b1dd96efd714ec7a0d3ba
39960 F20110216_AACCHW biasetti_g_Page_067.QC.jpg
b5a16ffdf567c85ff717f382ca8a0813
8ea5e6bc3276969de6e4fc120ffd4ca4faf234f8
36163 F20110216_AACAZO biasetti_g_Page_173.QC.jpg
96a1de40c3f922cc03bd63037d707401
0bba509714984ef323fd3fee54d133034fe97716
F20110216_AACBFJ biasetti_g_Page_136.tif
a92c0b996b77d7d2480f7bc9db6ac939
ed25f150b6e6ed88c7c82a344563c1b6965a416b
1051955 F20110216_AACBEU biasetti_g_Page_194.jp2
1aa273d2dc4cf12cf51b8317503e6328
19450bfee7735555dc43bcd5054eae7fe0f8cac4
102757 F20110216_AACCJA biasetti_g_Page_090.jpg
08c8ed104f3a90d7376870de42257e2e
c557f1e8db7d586fab85521dfb60b6b35502fc0a
124633 F20110216_AACCIM biasetti_g_Page_080.jpg
788888e58f0a841596f8f637d1b8d0cc
aa27891a2802afdf3cf5d658d221786598250876
67047 F20110216_AACCHX biasetti_g_Page_068.jpg
7871c2724d6e38a5b71b99308ee0f75b
b50f07851037a1a4d3f3b13142491a4f4a26ea00
F20110216_AACAZP biasetti_g_Page_020.tif
4a19b1dadff1fed56a0633f83b33f9eb
46c80abee41d6393f18fb65c2efc895965981f5b
51872 F20110216_AACBFK biasetti_g_Page_014.pro
edb59dd243999b8e220d86a2d5b6b63a
01afa46453addb384ae344a1cb2eb8536d3ea3f3
F20110216_AACBEV biasetti_g_Page_176thm.jpg
6eea6cfcae65bef75943d8fc608516b5
289ff821b09c92337e5947a0b9e7416c0ae44408
33576 F20110216_AACCJB biasetti_g_Page_090.QC.jpg
58997738f971a17c3c1e2286d7d2258a
46cead2b05e2a1e4b1a597434dd20bc95cebf3fe
39253 F20110216_AACCIN biasetti_g_Page_080.QC.jpg
b02357d5a65f38551f231e097e74ec02
717e2ba9d5ffc615bd8ffd091bcc5558c2ec545c
115516 F20110216_AACCHY biasetti_g_Page_069.jpg
fdeacd7184263b6bcd6c6b2571aacbae
f464983960ba94e5966dc1fd024e072a36b80f4d
135598 F20110216_AACAZQ biasetti_g_Page_147.jp2
ae3a25a42cd0c44c452d5e562035c477
f2009790dfc477b3bfdc0eb2060c009d69eea807
8876 F20110216_AACBFL biasetti_g_Page_083thm.jpg
f5f1baebe713ab1c270550509c3a7fd6
d5477c3a1660ee566d457a99f66b4b85e78957ba
F20110216_AACBEW biasetti_g_Page_123.tif
48fdb9d7293860f55e6f80e4bcbcf816
50351cad5a5655c31cb44afbd8fa495b6b737030
109595 F20110216_AACCJC biasetti_g_Page_091.jpg
7192b2995116d14db95b514cce2f2d4f
fba9c983bc70412ad4d0b97cb81064dfdb78037c
102910 F20110216_AACCIO biasetti_g_Page_081.jpg
5928b84650727064955d2950ede4febb
c52cf87303a1e9ad66a62445f64850f46e6734a6
37616 F20110216_AACCHZ biasetti_g_Page_069.QC.jpg
54cc26fdb292a3863013b7e686e64405
cbb3649e052c83f723f737f733396d6fb2d42f4a
F20110216_AACAZR biasetti_g_Page_108.tif
d7eb0dcf9fceda5d19c308e5c8ffc991
e417c0288bcd5e85833492a1b258ba4ef99f676d
65276 F20110216_AACBGA biasetti_g_Page_147.pro
dc3cca7e92f7a0f8f6d6d17a29af8367
68a7ad2f3362c0475d5fbeb29ea71bc367d99cc4
110997 F20110216_AACBFM biasetti_g_Page_173.jpg
ff753fd741ceab4000c6812f3d3731ed
4b84f0ad936b1c221b7266809ccd187e1d51c026
5089 F20110216_AACBEX biasetti_g_Page_189thm.jpg
e1eb83ecdcc0e1cd050fb53eb6a625ea
1f680583e3f14e71869d261127143013a1c0512f
34764 F20110216_AACCJD biasetti_g_Page_091.QC.jpg
bc9d97a4676dfa1d47dbe6c3748f5a19
3b510782bbc954126368459ea72fe1b0656581bc
103609 F20110216_AACCIP biasetti_g_Page_082.jpg
bc6a43b8449590ead9ff16fb21148a81
7ee756cefa626d0bcdee375f2e985dfd2f247834
56436 F20110216_AACAZS biasetti_g_Page_161.pro
19ed933391d76d1056d4dd9c89be9194
0fce578079fe05e7d1f7aecde621f2a741f8651c
118259 F20110216_AACBGB biasetti_g_Page_184.jp2
26620d4647fb804c37bc17b28e894cac
957ecdff3a481b18bdffef1ee43e8b120e8ae501
35982 F20110216_AACBFN biasetti_g_Page_013.QC.jpg
6b4ce7fb80f3273c26c55fa44dbdff0f
4211d1456753483613e4e44dbd4baf35ce5d7bd9
F20110216_AACBEY biasetti_g_Page_186.tif
f317b3f5b2c5c118aa0eff21e09e7cd0
f42c23c548e25adbee62111a312b5c5641b78636
124454 F20110216_AACCJE biasetti_g_Page_092.jpg
f00a04e728b465c09fa3ff0b1307f960
17a5423b254fcc397087bbac2e5056af7fcf062f
110657 F20110216_AACCIQ biasetti_g_Page_083.jpg
2888b21f498286de815e7e767a858616
e842c02dce5d453714873dee50b33e8f97ab39c7
124536 F20110216_AACAZT biasetti_g_Page_102.jp2
1b1c858576bbb96601e862fa6ddeea71
0bb7892bfaa7add76569fc71b63d164be1807fbb
35755 F20110216_AACBGC biasetti_g_Page_055.QC.jpg
113da1dd7258c3bbbd503b4d5baa7b95
015762d0e654f1bc5806c378c2854899b6372abf
F20110216_AACBFO biasetti_g_Page_098.jp2
941fabdeed1802cda5ef4e9214aeea7e
d3c38ad0508ccc832c1021f5ceb1ec638173ce73
8980 F20110216_AACBEZ biasetti_g_Page_192thm.jpg
c4c8101787d2fa8bb6ddb86c86e3365e
62a5f2afc999d03d021a6facd678b6ca1b3a6770
109533 F20110216_AACCJF biasetti_g_Page_093.jpg
4cd5ed90ea3ff67b6c4afc7cde6cde99
5753f719404b631ef7dc91d05250873803a3f0ab
36880 F20110216_AACCIR biasetti_g_Page_083.QC.jpg
a3a0a7873c727351a5da8514c093a05e
3ba5f3cc589a0d2ac6bf0b82fbf5bdbc366d3148
38938 F20110216_AACAZU biasetti_g_Page_065.QC.jpg
2e0145b01df74c44c50e6073e30229da
70ffd6412fcc295e4442ccf411fa754c7c8399ff
F20110216_AACBGD biasetti_g_Page_174.tif
a021994298fb88eacdb66dabe99a111e
51306e4a40b5762001f5e9c7611c05f9bc0e063f
8435 F20110216_AACBFP biasetti_g_Page_169thm.jpg
8e71a4c0ae071bb88ed1486eac426812
3ca9726bf6956d2cf092192ab12751a6346bad7f
123230 F20110216_AACCJG biasetti_g_Page_094.jpg
972f0428075d8464346f58cbca981a5c
b2fefb5d7ec61be55e40a2150b7dc410988fee26
116298 F20110216_AACCIS biasetti_g_Page_084.jpg
c62ea717e582d409a26e1ab0ac767f27
604c34867732de5410bf236c505d230841fe0fc5
118833 F20110216_AACAZV biasetti_g_Page_058.jp2
68614f6b3af01cde3c0811c7fb4fba33
23169a1c61dbaca3ccd40e28c656be2440a66a1a
8136 F20110216_AACBGE biasetti_g_Page_188thm.jpg
a4283981ac06367b91c56aee67ecff08
fd47cd6a3f1fbbeb093a8c232fd1e348766984f6
F20110216_AACBFQ biasetti_g_Page_121.tif
a462fa80446c33935ade94226c31712a
4eff40a8624c7f834a0e63544a923c9ceacc082e
119489 F20110216_AACCJH biasetti_g_Page_095.jpg
659e7d99aefe0f131c0a298577259608
5de9d88e585c1299be5099c8a1b3a8b7c3ae5532
104521 F20110216_AACCIT biasetti_g_Page_085.jpg
6314da6c6ae0d03a25e4cd647be9e475
f2c8688dff26083e05666887e7b7fb3cc97429d2
511 F20110216_AACAZW biasetti_g_Page_002thm.jpg
84c1406ee7f767cd49fbf51be4ff417e
7a9cca2a83fe5eaa6e461c50cd9c254486f5e10f
118627 F20110216_AACBGF biasetti_g_Page_118.jpg
2c4b8d73a34fb16ab363f1796d4314d9
39f5ac5add06b7f1113d7fc2d09a43a07fbbb593
124417 F20110216_AACBFR biasetti_g_Page_047.jp2
6117a6662b073fe0d809d7ed43ad4c2b
b9a58a99503fae073ac3e98f7468c91fc575ba74
36632 F20110216_AACCJI biasetti_g_Page_095.QC.jpg
8c24a1c1f0b03ff481b87d8b23cd64d2
579154edde41f84a23098ef1d22870d811b6eda9
8672 F20110216_AACAZX biasetti_g_Page_059thm.jpg
804b4a1ab27d4f5054c8971072e6eb5e
eba4e5a1a35f7ea93ad6813bf982839ffafad623
25754 F20110216_AACBGG biasetti_g_Page_079.QC.jpg
1e6a60ed97e67a6ddca9b2dee81d05ca
4a1977ed04f045c5066632bfb49a5702c23f25a0
127620 F20110216_AACCJJ biasetti_g_Page_096.jpg
ca86abd6c786d3a756887e40c779c131
1bf608c8a08a46a116252196f52d51198ade52d8
32405 F20110216_AACCIU biasetti_g_Page_085.QC.jpg
731cc7b2614fc5c704cf4b74280ba498
c692107bcdfd7f7d5378b0ed89f23a2ca9a03a06
F20110216_AACAZY biasetti_g_Page_172.tif
0785c28aa9abbaf611b972c1cc088f83
de254895e919e71bd5bee74450ac0bd9abc32ddb
6699 F20110216_AACBGH biasetti_g_Page_079thm.jpg
b62686d8b7bfc663cfad5221d037963a
972482a4ac03f6ae1c1f46b97e05a3785b233688
35946 F20110216_AACBFS biasetti_g_Page_184.QC.jpg
b6fdcabcddf00717a4e2aeee34059b41
052b89f35cb17d0f72bd12f30826ba9c8aac5782
38102 F20110216_AACCJK biasetti_g_Page_096.QC.jpg
690c9fdcce1de69dd43fab1d3e2f2829
839c20d65292d9a63e5fa32996d82ba956bf3be4
34762 F20110216_AACCIV biasetti_g_Page_086.QC.jpg
579476574078a55e02cd1775adc415f6
e0381ee19ae4384b9b9f6d0cf923c46c7acc011e
106712 F20110216_AACAZZ biasetti_g_Page_179.jpg
f0f4eed4958aa58f43b8b70626def0fd
d65cc2771ddead6df1901a6ae8eaae9a618ba0e2
34891 F20110216_AACBGI biasetti_g_Page_179.QC.jpg
fc040bfdc59baab065b755a1d7f60f90
479a2c88fb97860b072309ac45ab10d84e86d72a
2332 F20110216_AACBFT biasetti_g_Page_102.txt
d44ed3c6f81b9ff0fe3b5f7fce887105
82096f7f41c92deb7a856f0e62d642cedaffc6ec
107634 F20110216_AACCJL biasetti_g_Page_097.jpg
19078c0b6f4e7d6acf0f29cc5d624970
2eec1d2a1edc959ed262c7a2607a15c3130632eb
119226 F20110216_AACCIW biasetti_g_Page_087.jpg
28e121a524c53dae8da67d471c87777d
3f23399b8c5074d20a1a7c3dd95f57fb192e830e
51230 F20110216_AACBGJ biasetti_g_Page_150.pro
c22788f04381582c4fa9a5686c6af895
eaa57dd913e092b592131acc4c374a0429c3d329
F20110216_AACBFU biasetti_g_Page_119.tif
f98bbb4a809f2e253492213e1b8bcc42
f89cfb4c0d3c39a379a6fdf3cf1a2bb255f67efe
126048 F20110216_AACCKA biasetti_g_Page_108.jpg
88bf1c5ec73d76a5694c9b182d70c941
f94fbe2519119e60426fad5405ef6a5f00ae2aa6
34716 F20110216_AACCJM biasetti_g_Page_097.QC.jpg
c8fad30ded6cfc7a258deed5e1b0f832
51b2f7ff5ba98027cd4db1239111e8f43a7e3fe9
F20110216_AACCIX biasetti_g_Page_088.QC.jpg
24b1b263221054e64fd9db58f49b867f
46861862bfdc83e4959c70059a583edd50d16731
F20110216_AACBGK biasetti_g_Page_032.tif
188fdc7563b8a4f7e4a7f88a8fad93b0
7133fc191b54ad80c7b95dc3f66d96c58487d1d4
34562 F20110216_AACBFV biasetti_g_Page_121.QC.jpg
bf46851f25e2b7f9dd480a05d5247e0f
13d3691f8dbe6456c9d5b616f5d75728089925ac
39273 F20110216_AACCKB biasetti_g_Page_108.QC.jpg
db1d107dcb92a9b672f3766ad1df254f
25f4c1b7d3fc9e575d9432e901d764612bdecf56
107820 F20110216_AACCJN biasetti_g_Page_098.jpg
4c8c8e955a646ca8c8e584827757d618
e45a3f15ece9cc93e22a1fbe290eefe2030102cc
107155 F20110216_AACCIY biasetti_g_Page_089.jpg
191e94e77c7f20ba4fb66939f7932906
5bcac02d89d5fd06859e528c0a7a384dd98643ce
110659 F20110216_AACBGL biasetti_g_Page_034.jpg
26b341161944fed5ffa2adba66b9c6e5
84324b5a0659ecfd603cce19703b5d1b9ed6f632
35782 F20110216_AACBFW biasetti_g_Page_131.QC.jpg
9dde768b7ddc5d72195dd855c9b50271
a0720a59a41fd112f04a2c6e8c5faf22e1fff34a
37093 F20110216_AACCKC biasetti_g_Page_109.QC.jpg
8f40e8f0a63d9a103a9eaf77b7d55dc9
4fffa135a894d6fdbbc04527d9f6d69cab78ee8e
34633 F20110216_AACCJO biasetti_g_Page_098.QC.jpg
207c46a8db205b0fa103eb5541dc1665
808b81d54789c99d890daa447408f75f253d7074
34815 F20110216_AACCIZ biasetti_g_Page_089.QC.jpg
a4da0b6faa772df3d40861c04a7ae99d
5a0af8e5737b842a41681911db29e728c9154fb8
2061 F20110216_AACBGM biasetti_g_Page_186.txt
3b041df3aed44f44c88d3157a9378fe7
4582f0f4ac9580f8770b5686c4e52ab7ad29536f
36482 F20110216_AACBFX biasetti_g_Page_163.QC.jpg
650e1da28b5187352d0ef39304673f13
3d7579a9fd15e455fba0729a6efb8e6a2c058903
76135 F20110216_AACBHA biasetti_g_Page_075.jpg
686f5af571386290e3d02daaf32de6fb
e9b20bb39b698669282ed7dad045f75855eacc22
37142 F20110216_AACCKD biasetti_g_Page_110.QC.jpg
4061d9607af7ea1e384ab46f80751ca3
a30090b102c65e754603d771a8fad06df27715a6
113191 F20110216_AACCJP biasetti_g_Page_099.jpg
872505721faf60c33d5546d4df4b9aa3
755d980e92df5778fdcbdafc7c1d82242b23caee
2630 F20110216_AACBGN biasetti_g_Page_142.txt
c01e69b803f708264c166697bfacb323
c6ada49537a9ce68852b1037fd3403c2c962b291
8820 F20110216_AACBFY biasetti_g_Page_157thm.jpg
4fa60c4ec68fcca5b4d9afb89940d43d
1f1288a78108dcebf78c9a09a8ea77ab3a5c4f40
8679 F20110216_AACBHB biasetti_g_Page_058thm.jpg
a70566935c89e876263312fd4599cbc0
177b5ad9d6d24628955ed89b09b9676a96312f88
110837 F20110216_AACCKE biasetti_g_Page_111.jpg
bcbee7c8f8f7add8727762732b2b40b1
9ee97f76185a7f091ed419d02764d314de968d5e
121718 F20110216_AACCJQ biasetti_g_Page_100.jpg
e624635305c68cc6e8ddf3137512e810
9d7eff62cd9753c52ffb27b8aea30fdb86c119e2
112166 F20110216_AACBGO biasetti_g_Page_043.jpg
d29ee03a406c091ea756489b83bc88dc
9c598b8fc0185b8214dbd9e8827bbea9e0f19612
2127 F20110216_AACBFZ biasetti_g_Page_059.txt
d5ea72d53e7d7e315eef4ecac26d9d87
236c8cbd38f058e79e26aed8ae43370ac39fe89b
125458 F20110216_AACBHC biasetti_g_Page_160.jp2
3bff1e4edadc00ec1eb1d96689b912db
e5cdc13ecdd5014dc06eaff0fd259a23d47114e1
110590 F20110216_AACCKF biasetti_g_Page_112.jpg
193e4dd6b1f9e8514b4da9b26b5a410a
3b1a9a3cdbd68e0b880fb7601ab7ac6475e79964
37498 F20110216_AACCJR biasetti_g_Page_100.QC.jpg
db0b8808b13d1693e92e9b5f35630968
281ed1f4ea53ae4daa69fbc27eec66201eb914f4
121995 F20110216_AACBGP biasetti_g_Page_024.jp2
a29e174cd4c69e52da82462502c48108
0dd87a9b68516ae2e2e9dede21c1cbbcd9e38c93
F20110216_AACBHD biasetti_g_Page_012.tif
25e80c8a07b8fa75ef3fba2083023034
31e6f8601a7df70a5171896d74fdd50bce1e7820
35841 F20110216_AACCKG biasetti_g_Page_112.QC.jpg
34e06cbe2d325136d712611e43db1b2c
dc96b5b6c1dc43f9fd2fa9f5d101b56d598996a5
119047 F20110216_AACCJS biasetti_g_Page_101.jpg
d6351a416e6b0b9464c02b5da06f1ed8
1620117016e846f0ebfccca6b1ffddc1d35dc237
2548 F20110216_AACBGQ biasetti_g_Page_092.txt
0cdfd5b57428539003838274f08b6589
2291cf4f5023fb433c919150c8c8347996a7cc9c
F20110216_AACBHE biasetti_g_Page_070.txt
32d28848ab8c650e6d89847ff9ecfe89
32d7561f3aac3efb3ef8ed21d407df1e3abd08e8
112175 F20110216_AACCKH biasetti_g_Page_113.jpg
bcf11e51d6ca3178e66b708ae8ddd2f2
29eb21e4730bff5afe7a7f33ff9ec7f90a472398
115991 F20110216_AACCJT biasetti_g_Page_102.jpg
798be753444bcb35328852a47678f252
ae228cdf12c072da5bcba56e548e8fdc13318e4d
60458 F20110216_AACBGR biasetti_g_Page_101.pro
a2d2ba201195a6c6ae1333f6dbdedf06
6e62bf6672332bfa24056b2e1220fa0c74ffdb5f
6370 F20110216_AACBHF biasetti_g_Page_075thm.jpg
64324465f7ca412bf498141e5f88ee86
ee733d067278e507199c258918d0a88ed33147d1
36538 F20110216_AACCKI biasetti_g_Page_113.QC.jpg
e06fcc7feba700a529f58157643ab0cc
99651a627276edc5d59bb49db6f98ccaffcdcb50
36884 F20110216_AACCJU biasetti_g_Page_102.QC.jpg
3db1b72450f92cedc29e791716de6d85
d26c1982b6ca819bee38ab9e4f76acd6626a2c72
115122 F20110216_AACBGS biasetti_g_Page_114.jpg
44af5d77c95f626cf045b3ae6e207d30
be1bcaf1c531d75a0cd4236308c1775b4a357ce4
58777 F20110216_AACBHG biasetti_g_Page_102.pro
305dee9a08dd22b5286c7d74adfe1c03
fc188b9f95249eb856132eca13c28448642297cc
36737 F20110216_AACCKJ biasetti_g_Page_114.QC.jpg
876bdeee6ebbd732cc3c9da94d65da9d
8d2744f640b6559a8cc20f89c6a5d246affa29bd
2149 F20110216_AACBHH biasetti_g_Page_111.txt
1760dc7a3acdc2d90c45861bc82f99e4
59a2a19574a3dbf035d6133816c1f9c5595ca1af
35114 F20110216_AACCKK biasetti_g_Page_115.QC.jpg
3d1bea1590ce81575d3087db3c199f2c
fe9b20b2bcea540379b2edaf6c631f152e75023d
109127 F20110216_AACCJV biasetti_g_Page_105.jpg
afe270ee9a5c60f153de47a4bfdc425b
7661b08677284777b32aba24dbc3e40a903436f9
53282 F20110216_AACBGT biasetti_g_Page_089.pro
20cb37c30d1df8f2f2938d34228501a5
c6a482d370ace085336fe4fbc486416ff9613a0f
107746 F20110216_AACBHI biasetti_g_Page_115.jpg
85c7b923bb2f91607fc46007155611a4
1bbbdc2e93f4cf9d517654360b8db1b02db1f74a
111757 F20110216_AACCKL biasetti_g_Page_116.jpg
ba6628811ec9029b4218ae4a869e0dad
ecb2d3fb25de71f76c6be6cfd61d2301d6e29312
35807 F20110216_AACCJW biasetti_g_Page_105.QC.jpg
873b7e599497e47526268df3f9dc2093
938bb914dcad14471f6f8b4541fad04c7f022d81
6685 F20110216_AACBGU biasetti_g_Page_003.jp2
e1cd75670918e22b958b0e1e129d2cd2
f07a4373e430003300144e0e13a44c9c204d2898
2389 F20110216_AACBHJ biasetti_g_Page_194.txt
e16a1ae02133bcd89973fe01cf03c1b8
b166952f1e3438d7bb6e962c69a8a51573a1571a
111118 F20110216_AACCLA biasetti_g_Page_128.jpg
8a8ea5b673ac22d661cbdef6851484d5
535f5f3248465408358adb74080a051802647bb7
139342 F20110216_AACCKM biasetti_g_Page_117.jpg
39efe1d334a9e5c621572e3fe3da3232
ebda23ad2805331aeb2aac407dcc5f9d334e57c9
135592 F20110216_AACCJX biasetti_g_Page_106.jpg
6fd108d82630955599a58791d489635e
5c9034bd262ef0ea0f89ac15a091ff754b4116e9
104945 F20110216_AACBGV biasetti_g_Page_009.jpg
f34a61d2c0ad875e0c301f87aa2c5a2c
1900c244feec682db47b50f88b72abf85f5561fb
55202 F20110216_AACBHK biasetti_g_Page_050.pro
00c9139c608f19380a51445526bd563f
2f819a34b8a2bacc4e2e55edcf4046e90cd96faa
122215 F20110216_AACCLB biasetti_g_Page_130.jpg
3afe0ef3aa9ff41dccd9291ac7915079
526477b278a0c457f01bdf80807cfe7fb6f6a270
40590 F20110216_AACCKN biasetti_g_Page_117.QC.jpg
09cd2620e62ba5be0368a257af3b702a
210c9a046dfa7a9e80c8127c3dc0eadedc89b3bf
38557 F20110216_AACCJY biasetti_g_Page_106.QC.jpg
804c4d13bde0086a717bea63cd56bb28
a7908367d8afd14dc09bd85a854a6aaf89303831
64121 F20110216_AACBGW biasetti_g_Page_027.pro
187115eff5c9c57336901d0e24032098
a01adde99fce13ea66f7692e346a116cd9258812
115994 F20110216_AACBHL biasetti_g_Page_021.jp2
039cdda4cc9e389647d2d5439d3e4416
9e5800175214577002799f358f815f276611b7f4
38284 F20110216_AACCLC biasetti_g_Page_130.QC.jpg
4a7d7beaeaebbd39a0104ba6e4a37084
f006a6f549c97583096c086dc1188bda04be5aa1
36904 F20110216_AACCKO biasetti_g_Page_119.QC.jpg
3ce8516b22ca56d5891051200f9cd048
601785df37f91a9e2042a7989dc3aeb7de464fd6
126960 F20110216_AACCJZ biasetti_g_Page_107.jpg
19ace9d492b7b8e15e4b7db8b73915a7
3e3e8dbd3cea9e512abf3e472324a78e88960c50
39709 F20110216_AACBGX biasetti_g_Page_077.QC.jpg
ebe28b14e79da7fa93517aaec7f74197
ad749661ed04d8977f645e70ffee605d056b451e
2154 F20110216_AACBIA biasetti_g_Page_140.txt
ae8e1fc11951535db2fc2e0017c89e39
ed34ce6b3b705ddce2e6fae158ffedae35b58b17
36835 F20110216_AACBHM biasetti_g_Page_056.QC.jpg
77fc67059b87a6382bcd99783d36d2c4
ad387debed6a5a5936cfda7ad91cef77dff7f8e5
F20110216_AACCLD biasetti_g_Page_131.jpg
08006559af993f65f93052dfeb8674d3
7f245f3843336b3b5adb96a662c9aa6f1c98ba61
110594 F20110216_AACCKP biasetti_g_Page_120.jpg
b9fa467828fe5c2a41c8df2a3a272b21
1ec4062f1bedaeeefb0c65173bfd24d05c2801d2
F20110216_AACBGY biasetti_g_Page_173.txt
52cd59ae0c267ab75959e09d097dbef3
39d71a5f88f9d1e668b6d767b75288bbd575f13f
F20110216_AACBIB biasetti_g_Page_009.txt
b042183f7bb93f37ab1c434afab5b64c
e7de8f7195d98697c8eff46186321a0566c1bb59
124549 F20110216_AACBHN biasetti_g_Page_114.jp2
c353bbf76c0f21fe3dc046b3e79beac5
d9e4271c4dcbf93187b7494263b4d9c99fdc6b6f
116242 F20110216_AACCLE biasetti_g_Page_133.jpg
d4a366c6268b3cc8b7d5ee30468b55b8
b9f7da316be9579ed947bde96d1a37afd4379954
36589 F20110216_AACCKQ biasetti_g_Page_120.QC.jpg
6c801741e79b823535707ace9e4e0005
0472d61e51caafc68ca19dc4f0b3f7d4607ab38e
33223 F20110216_AACBGZ biasetti_g_Page_150.QC.jpg
58a5c00e76b75545f9bf4e4f0c0e64b4
147f0a9a9be39a73186da6e4fc03e78f4fc8584d
38305 F20110216_AACBIC biasetti_g_Page_033.QC.jpg
14957312864c0d62043f6b0cecf26752
7d6b9a679ac58e966caac6af2faf9fccdc68e62d
140718 F20110216_AACBHO biasetti_g_Page_192.jp2
525d665ed5e7aba0192d8910b8b6e27a
e0521565749fb75b9927b74d04185e44cd888a88
35036 F20110216_AACCLF biasetti_g_Page_133.QC.jpg
80e7e688c4b2d3eb8f7b9bcbe3f1be95
99dfaa957e3ba993b5d39ffc2f4f22be204029bb
108851 F20110216_AACCKR biasetti_g_Page_121.jpg
918fa3da5929a7da81750ed270e7d216
98181bf85e642525fd2c9619a9c5b6e62c44aa4e
8084 F20110216_AACBID biasetti_g_Page_085thm.jpg
77b2275bfe946be852d1efa9e1b5c674
70fe8c51c40e9971d4214a434836a63259582d0f
F20110216_AACBHP biasetti_g_Page_116.txt
f0f6ae491dd157b23215284e29fe6641
f48941e82e6abeb5fa4163248037d5940a21c969
38137 F20110216_AACCLG biasetti_g_Page_134.QC.jpg
0d6beefb0d8ed9877770833ab6798ddf
c6d5c303e032f75083fff13ce885cd01a7424736
111908 F20110216_AACCKS biasetti_g_Page_122.jpg
3ce811032fee3509985c651569289399
e8b2ea488c2ce4e8fb0bb32457276ae887620437
2097 F20110216_AACBIE biasetti_g_Page_089.txt
1f1c6bc1a9ffe019594619592da8c74b
a10755325dce6db8845ffed9c51c33fd39c98909
116747 F20110216_AACBHQ biasetti_g_Page_158.jp2
cb4af1e48188673ba05849c3c9ee190e
cd121fbde04d51e8260a50c11ce408b97d2e324f
111364 F20110216_AACCLH biasetti_g_Page_135.jpg
f4658d8aacc486dc2af2b735a2d993e5
fa723671cd94a80e6af82706f10e25a3788b10b7
36281 F20110216_AACCKT biasetti_g_Page_122.QC.jpg
79d66a8aeef6952f60de2a6e9a0654f3
aa3b5000da0a94af143d61bdfde838508dd55470
2092 F20110216_AACBIF biasetti_g_Page_063.txt
cbe4583e0ef36edca241847b4e34e6d4
0de310800b0f80a2f2f76b99d26f135ab73a7256
21821 F20110216_AACBHR biasetti_g_Page_068.QC.jpg
f104bbf5e3122b240ffed89162e930fb
00d443307d89a8f68373f2b93b251f33b5cd4eda
101217 F20110216_AACCLI biasetti_g_Page_136.jpg
6627eb0ffa0848ba6798523b65e22304
37e3fbdfa73a350706f29947bb9d5155fd1e825e
110514 F20110216_AACCKU biasetti_g_Page_123.jpg
8c89d5376644d26412bc742e02dac4fb
90b505ea600aae37678e8c4c72316bb6676a7026
56864 F20110216_AACBIG biasetti_g_Page_069.pro
40102ba4dad7f5f95c862046c7302f6d
49927be0ac7e086db3992df7a0b7d654a6a33520
52224 F20110216_AACBHS biasetti_g_Page_164.pro
73602f0a7b0457c84cb5ad0c62de1b86
186206ccf9761c34df825d5bb06c5cef2c6e0785
33607 F20110216_AACCLJ biasetti_g_Page_136.QC.jpg
b55c4e37b9792b47dd7e9a7cca7f974a
f4af0c3f95c8811d442b4c89cf27730b75db2197
131229 F20110216_AACCKV biasetti_g_Page_124.jpg
0bfafff9e4753a1cedb95dc1d47a6ec1
830632dc7b25f3aba7e606cca8ee1f118430b84e
122514 F20110216_AACBIH biasetti_g_Page_015.jp2
8ce1ff8b561df663f0c28c3d6fbfefda
b553c71a26ddddb287f5dca566e2b3353ea82569
51438 F20110216_AACBHT biasetti_g_Page_074.pro
9214a56ac71795a62bbea001376f4c0b
a7794c2c9a1d9d349762682756d611a700ad55d6
118546 F20110216_AACCLK biasetti_g_Page_137.jpg
e03a46779b2cac5c75ddf4ca63717159
564e6c6e0f4a60c5f032547193c16226b511843a
33473 F20110216_AACBII biasetti_g_Page_164.QC.jpg
e8e8458bf912d1b3bf91d0f81d35cc12
8102f268ec892e82e8f9cda41fc47c4a4b9d77b8
109159 F20110216_AACCLL biasetti_g_Page_138.jpg
ca4606d0d347495bcbcd323ddc6623e8
28491700d8020353ff6d61e812bb2ff4b79d65bd
84859 F20110216_AACCKW biasetti_g_Page_125.jpg
fe484c30b57600717146c2d101245938
2a5215c7605d7bae68939643d41749e52f86fc01
120056 F20110216_AACBIJ biasetti_g_Page_174.jp2
0ea59a210641345b4a778e74cadde1b2
55911f8a50483c604dd4326b9a9490efc78725b2
8698 F20110216_AACBHU biasetti_g_Page_187thm.jpg
9c2baff8a3ff58d55c407fe97ce74620
ec5ce9d570cab12ab99f2f00c6502f4614758ca2
119551 F20110216_AACCMA biasetti_g_Page_149.jpg
1616be21658aadba0b0606f6d9a4f221
15d0b57dc88270a75bd0e05b007f778334eb2398
36391 F20110216_AACCLM biasetti_g_Page_138.QC.jpg
ff16fe0c3fea5a7d15bd46183b22dc51
973de1ccbf1b013f07e762a66fda83e2b18abcba
98964 F20110216_AACCKX biasetti_g_Page_126.jpg
d7b3ca265eac0a2b36f6ff5420d258db
e4548eeafcec6d7c799e8457d7c8bb51deba0037
109650 F20110216_AACBIK biasetti_g_Page_167.jpg
001ef2ec60ca36d693e53d1c3dd50388
7f7d2f52a86ee0c5c832d060707eda66e2142cc2
28953 F20110216_AACBHV biasetti_g_Page_159.QC.jpg
8e06b50709eb9406577bb50ed908a369
60a355aef9d47d64fa0145ab8aaded8308b7ebaa
38862 F20110216_AACCMB biasetti_g_Page_149.QC.jpg
5439679f72dac123d13567751dca0190
99f3f625a5130d0c46d055acb962aa41b0b57457
109367 F20110216_AACCLN biasetti_g_Page_140.jpg
f23e2305ac589b1b196db95b55fced9b
7150aa45ba6e3ff693bc6125e4a0c9720bf5cf18
28648 F20110216_AACCKY biasetti_g_Page_126.QC.jpg
c34e7011cc2f7dcd017ef0ab5b019b69
c221ec5a7eb66484fcbc041c3c43064751a16fc2
35200 F20110216_AACBIL biasetti_g_Page_041.QC.jpg
ad0e0d1bd184db7bf517bc058aad544d
8510ac7b70732237fbbbce084350f3b9e6e79076
37163 F20110216_AACBHW biasetti_g_Page_035.QC.jpg
feaa228cc4f30ab4f5b069b77dd4746b
eb43240b3e2adb0becacc4bbac0cda9cc6b9651b
102611 F20110216_AACCMC biasetti_g_Page_150.jpg
2504a46f7cfd8065677b0cddf4a9e83c
80177a086de0cbb973b7eacda1fbc0a4f6aaacfd
35086 F20110216_AACCLO biasetti_g_Page_140.QC.jpg
ef5fa8b469664ec76d5bd8d6727cfbdc
a4ba927813816687f94c936b4eca289e77cc8145
35044 F20110216_AACCKZ biasetti_g_Page_127.QC.jpg
ae7a182e375845b243f83ae6ebc59c0a
b0f6c9a2a423cb83a42dff5ce13570f251c41170
9054 F20110216_AACBJA biasetti_g_Page_067thm.jpg
c1694b76850597ada3d807f71d89bd48
0449663162560df6b3868ae7103710f4ffabab57
67905 F20110216_AACBIM biasetti_g_Page_007.jpg
b4bc48e1bc8387827927be572d96e23f
98b9d0f51c6c013d19e222a2dfe9829eae8f9a2c
106941 F20110216_AACBHX biasetti_g_Page_063.jpg
fb9c042f4c1445e220627006f1ca71b3
139689d47de594f3c33ed722ab9c41cda4471597
111307 F20110216_AACCMD biasetti_g_Page_151.jpg
10d570100a457df99fa2fa434c1df23c
77324fa0d3b2a890f3e8b330a06312323207df01
125705 F20110216_AACCLP biasetti_g_Page_141.jpg
5704a0ff7168f8708fce81209ee56cbc
f9100913605239849519034bbd6bb849a8ea7278
F20110216_AACBJB biasetti_g_Page_052.tif
be9d81c9e021a0ef21b7c020b1666387
3a44ff4633211bc292a2148739eedd599c2507eb
116808 F20110216_AACBIN biasetti_g_Page_066.jpg
83370fbc5edd3e72ba46057f315be3f3
4e67285ee87aee707fb761c2e347d5c5e941c333
136193 F20110216_AACBHY biasetti_g_Page_107.jp2
0880a9c763b0c6508d947d992fa14c08
718d00481f3fa3a4cb706ce4049d77a21eced62e
36075 F20110216_AACCME biasetti_g_Page_151.QC.jpg
c141e228c93b2ea95f0fa928f5de22f5
4306d9e87b338ca84b09fb9034c3343b48869b0e
129089 F20110216_AACCLQ biasetti_g_Page_142.jpg
2ef8d77107765d941f131aeb2e1b9053
cee63917455e10bcf837c88efd2d3346f9398ba2
F20110216_AACBJC biasetti_g_Page_037.tif
b73f64c49ea0e240ff6832e461355307
4b4ccb3b5041a837ddc1a34347e1d06ad50266c3
2373 F20110216_AACBIO biasetti_g_Page_197.txt
fed99c3a1f64b81a02dd99dc4f56f1b5
accd8aa115ec9a68fa76765f3b4ea86c20e81390
1995 F20110216_AACBHZ biasetti_g_Page_036.txt
1f259f99d6fbc527d6e005ab9480a34b
7fff480d9edb7190179537a50463f955c9ce8c75
120855 F20110216_AACCMF biasetti_g_Page_152.jpg
3a98969c17ae08e9a5c3b51d4df1c589
9b32dae997547fdaf6361e685613cec033a652b9
37701 F20110216_AACCLR biasetti_g_Page_142.QC.jpg
81b3a6dfeab8c9aff227b7d3d57624a3
d62fe495ad25cc1d8c2cb6548b1dadebd689157e
61327 F20110216_AACBJD biasetti_g_Page_103.jpg
7d61c22bad40e1e508889b2ce5d47c05
9589aa8870a5e7d5eb9839f7cd8f9f1a83d2621f
111898 F20110216_AACBIP biasetti_g_Page_104.jpg
21662b82813337302ccb4e022e8b5a00
ec3378419837a8a0ae24262f68e98785d29d8184
38431 F20110216_AACCMG biasetti_g_Page_152.QC.jpg
1f6d788538cb9f2401dbb08de840c677
9d8fe1788a17cec28fcc597704c57e5de2dffce3
114050 F20110216_AACCLS biasetti_g_Page_143.jpg
c131cde03db5dbbf54fd40234e452042
267ccf477207bb1acf10134fe1043015c5dd894e
2469 F20110216_AACBIQ biasetti_g_Page_018.txt
f40dfced9c20d83c83933f941162dc7c
540998276f1417aa210f9f15d3106f8c97744f08
64962 F20110216_AACBJE biasetti_g_Page_107.pro
15b55081281315205ea88a579f0270b8
b043a6e7dea1c9e31d1d26555e52dc0a208f4bbf
36275 F20110216_AACCMH biasetti_g_Page_153.QC.jpg
af6b963116fe199be1ac3af79d461312
e62a40b03a33fc2530048958cb0d5ace062bb2fc
37441 F20110216_AACCLT biasetti_g_Page_143.QC.jpg
706ab3448267e053524603598d4a8336
f18a425c734877a37c22de05bdaa941c5e51e66f
36373 F20110216_AACBIR biasetti_g_Page_111.QC.jpg
aa578e3160783ef1ad0050f316444407
e7f3861e97041956acf211759724bf60c753cdd0
116657 F20110216_AACBJF biasetti_g_Page_057.jp2
b73d39d3a2912bd327a5f3cfdb042df8
b72684c7bcbb85221f7a8a771f2632cb076a47e5
111992 F20110216_AACCMI biasetti_g_Page_154.jpg
f8f28f59b2c5548b5c3c44181f72f969
8309a5991492ae04850b135752f3becd5773bbf0
112284 F20110216_AACCLU biasetti_g_Page_144.jpg
16c5de98092047f645fb962eca8b01ed
8d9a461e0f998519b6d95559e4ba8079abb8289c
9258 F20110216_AACBIS biasetti_g_Page_117thm.jpg
e7ef624e6499f447346c747f772571cd
ea0f4043c0e4a528c14b8a7044b292af341d7f3a
F20110216_AACBJG biasetti_g_Page_189.tif
e4cee4900ea219b577aff65e59713d58
c30cc50abb016476251cb2ac9e641fa350f4ab6d
36268 F20110216_AACCMJ biasetti_g_Page_154.QC.jpg
b5017ef5f572219e3a9cfecdf37e55d0
0670d9fda70cf3d0cdfc9ca61ac2af9a8c950c91
36900 F20110216_AACCLV biasetti_g_Page_144.QC.jpg
c0d2a0aed1aae8e3468c550f8ac652c5
4e92777177958bc1377e94e142aa3264994175ad
59783 F20110216_AACBIT biasetti_g_Page_066.pro
d51f9a9af0cab3fb1ed2faf6972f2c5f
39ec2ae0f14fb9390ad5cdb609bd688e0b65d476
65401 F20110216_AACBJH biasetti_g_Page_026.pro
c165f749bbd401db6e5d9506183f9f7f
27d2b210472f54cc043e32727e4fbe40146007cf
111743 F20110216_AACCMK biasetti_g_Page_155.jpg
02054d437cc9eeb535668331f4a35197
e088c226729736af8051a9645700e97db623b443
37398 F20110216_AACCLW biasetti_g_Page_145.QC.jpg
73623717e4f936b80d74c462a347c475
4c36b88cccf1066c9f567853f6572333757681ee
F20110216_AACBIU biasetti_g_Page_140.tif
97638d763b1b8383afeceecc216ac482
e5369f503fb880128ffecb33e59725d0f3e5b6d6
2464 F20110216_AACBJI biasetti_g_Page_110.txt
770655e1b6fd9236ccd5581525026d2b
5e6752ef5de0d2fa7bc7846426c29390342fc877
114317 F20110216_AACCML biasetti_g_Page_156.jpg
a5e4dfa8ca1c5c06a7e2964062794cb4
f0de2f5fdc354f98aa5317f1431ec0d0a2b5032a
11296 F20110216_AACBJJ biasetti_g_Page_201.QC.jpg
984d98d67ebb5ab0d8e08237420d2212
f2615c369be90b41bce1ab9090329645d5cf695b
35195 F20110216_AACCNA biasetti_g_Page_167.QC.jpg
2139b30369ea574ab2e2db1e3f7932bd
37de583093c7b53ace43e72a4703d5f0de2fe8c7
36459 F20110216_AACCMM biasetti_g_Page_156.QC.jpg
e750828fdccc6673b11d1057809023a4
31b767edd78ccfc2a6e9c6fe5905280c22249f33
F20110216_AACCLX biasetti_g_Page_146.QC.jpg
fe767940244ae1b4b25be8366ea8fd00
577b143857f0fb7c9f6d43bc97e6c8ed874c9164
8858 F20110216_AACBIV biasetti_g_Page_035thm.jpg
696b5dbfcf68e956bfaa856b9b040ae9
b61ba4030adf8e6afb10559712eebf567995b8e8
126295 F20110216_AACBJK biasetti_g_Page_065.jpg
fe54f82d5f3b4345f818ff8482e0e42a
c67e8c24bbee8f7a8da3529f243652fa0867a305
113629 F20110216_AACCNB biasetti_g_Page_168.jpg
38cb8b2a4adb6505cfd06ff5dc695aa4
082f726e2e1f990f9da8e742b50c62ffa28b4e4b
112738 F20110216_AACCMN biasetti_g_Page_157.jpg
41a9b1c5f03d45897124cc569c693543
30344270354433d0ac5ddc4efc859607856858c0
126983 F20110216_AACCLY biasetti_g_Page_147.jpg
a05e36c115c1c53994dc838d52963839
189f77bb193ad66ee18e39b7f84a40f92b2c9403
65668 F20110216_AACBIW biasetti_g_Page_189.jpg
eb09f0d6f8fc4525e2699581fe0e4e97
0b53c44021a8795001575f7a2a9dcd802ad5296e
36264 F20110216_AACBJL biasetti_g_Page_087.QC.jpg
17038ef130edf6cbb29caa946ec49d8a
ab8f6a65c6e549cbbc7ff5284aca15e59d23430b
36575 F20110216_AACCNC biasetti_g_Page_168.QC.jpg
afa7e29ba3b945145acc7b2206975244
41a3ee6408059e3bae9c40f3d4ad070b4fac0dab
36286 F20110216_AACCMO biasetti_g_Page_157.QC.jpg
9818590821737cc54005df32fd838b34
4c2537deb430a51173762cf75b6613347d1f0d6a
34944 F20110216_AACCLZ biasetti_g_Page_148.QC.jpg
78c3cb13a582c559fb65f81313ad3881
8a312ae443d3cfcd38b9a8f098bc9f775137f0a0
2048 F20110216_AACBIX biasetti_g_Page_014.txt
0739029390c5bf0d90f9cddda6c4a21c
e466ba2dbb4f4e1cef679f6cd098258e8d51ab37
36940 F20110216_AACBKA biasetti_g_Page_084.QC.jpg
c998b3709ac97c6ac927c1e7e6639fbb
da8dcb66ebb6bc5c6789a258efad6195692d5e76
111960 F20110216_AACBJM biasetti_g_Page_153.jpg
1f8a7e2ea84dcb1fe1450d642d548bae
b202ed602fc8d3eb45aae2d7c1ca95216e74223e
105618 F20110216_AACCND biasetti_g_Page_169.jpg
b327cb4bad13441d79e208e98350d0f9
f202aa5a1dfd509cc8bea6766eb570dad210f5c9
35225 F20110216_AACCMP biasetti_g_Page_158.QC.jpg
4ae8aaec3a6bafde45fca830ac454afd
59920bfd705e428772d5a62058950207225c038c
117128 F20110216_AACBIY biasetti_g_Page_086.jpg
d773b7f0dddad645cb25611f18cfdc9a
82fca9789b49ac062c22cde7a310b9719c4dc5f3
1268 F20110216_AACBKB biasetti_g_Page_068.txt
76f35dd5318b9102f569613d4b180235
3522767ddb63bb8bd77675bc2c39c0af2f1ad871
110823 F20110216_AACBJN biasetti_g_Page_129.jpg
fbffc1d791c609ae6b4c00774de4efd0
0df7f0132735f39d8ca232f9da8218174bb56c11
34706 F20110216_AACCNE biasetti_g_Page_169.QC.jpg
1b8d27a22a0ed6becc220944b18ee64c
5f04ae310f3ec291dc14a6e6eba708ac69eed277
88911 F20110216_AACCMQ biasetti_g_Page_159.jpg
84b66c93200589456004be2c89417710
ecb5339be388066c4880faa2f7fa84b1d2ad7189
63027 F20110216_AACBIZ biasetti_g_Page_185.pro
e144b31ae98ea3f99416760f6474ac94
fac54dd06e60a308b4c8f8300eb85473f2050df0
8928 F20110216_AACBKC biasetti_g_Page_162thm.jpg
c8aa2d114ca9c49c51a3c0acebb75afc
b9fadeace9960503de5f5b5097cc0f82d3bc7176
F20110216_AACBJO biasetti_g_Page_173thm.jpg
c4264aa57022d735e0ca27d35a1ac35e
857219c9a4e236d71f4037d23d1ed577e79223eb
35795 F20110216_AACCNF biasetti_g_Page_170.QC.jpg
969741dbdfedca3ed26195682e6601e0
d7323f913c98760acb88abf12cce0f3f21df8cff
117220 F20110216_AACCMR biasetti_g_Page_160.jpg
d98e94d46c962a2f869f6634d89c7a1a
b2bdf797b46dc537171464985d1887c13a92ee59
F20110216_AACBKD biasetti_g_Page_029.tif
c17f9bc4d02e377b081097764cc914c4
ae7516c0f6bcbaef6162080f863dc4ea1938f85e
2565 F20110216_AACBJP biasetti_g_Page_027.txt
708383ae4f6e6e3480f168445412eece
76727c87c708343290315717322af36957995776
36553 F20110216_AACCNG biasetti_g_Page_171.QC.jpg
9e11140fc7746471d6db4f3be283c7a8
d7a9c59bc71d267e46845b57c826216c8fb3f5e6
37935 F20110216_AACCMS biasetti_g_Page_160.QC.jpg
274ed337c9b49136c7a98c07e79b6d14
42acd6875a24588f216408472e06d37eeb1f049d
8624 F20110216_AACBKE biasetti_g_Page_165thm.jpg
1b3906bc653133e4ec06c5b990209655
a23db3f20b053940940d499f982b73bb0dbfee0c
8934 F20110216_AACBJQ biasetti_g_Page_062thm.jpg
03cbb0efdda747e069c90a1a6cd73c36
32143dfa978dc614d52f39a99121578dddb57174
109362 F20110216_AACCNH biasetti_g_Page_172.jpg
29dc4df89e72f1f518b86dc1808375eb
3caaa547e88997811dbcd05200932db646020fc6
112427 F20110216_AACCMT biasetti_g_Page_161.jpg
3b68baee59770395ed0b842006046f2e
4b7622bdaa0301584e24aba3f57cb78bd3b0058b
35543 F20110216_AACBKF biasetti_g_Page_104.QC.jpg
c3322b67719a75fbd12aef8391d6ee03
63d7b92bf2e3b24711ce6be8e8b97240820a2fb8
56941 F20110216_AACBJR biasetti_g_Page_062.pro
0b6dce674b6c79f0918a1079db828027
db2b9e98f11ac3e0f1021e6b312575f13fd8c9d0
35253 F20110216_AACCNI biasetti_g_Page_172.QC.jpg
ab97a1df07fc05d225b3cf3706d642fe
22175a2826709aebe9bc92ee8dcc046836adb46f
36828 F20110216_AACCMU biasetti_g_Page_161.QC.jpg
6f7b3f0ab5a1bb5429dd4ad4c2394e31
d973e37ab17679a085792fb677585fe51a19bc78
F20110216_AACBKG biasetti_g_Page_063.QC.jpg
2df6957382035b44efede3631fd47212
fa663eb2b1ce1b8dceef4d87c2a0e957bcc9b735
109115 F20110216_AACBJS biasetti_g_Page_049.jpg
d9b9d2501576c9430ee9e92930d04563
3259a0129e359a059075c70209f3419f9e81be18
111820 F20110216_AACCNJ biasetti_g_Page_174.jpg
06ff24cf96149572a6db257958ef464d
382a86c6eb824fb010f3bfd1630e2ab3fe7f06cd
36015 F20110216_AACCMV biasetti_g_Page_162.QC.jpg
b1c4fe31bbd9f31e0cafb0ec4b115fe0
513615c6deed94ff395be9c6e8276364426b664a
8894 F20110216_AACBKH biasetti_g_Page_012thm.jpg
8bcf37fcfa750095bc33adbac836dd1f
e2897d0c7a336aaaff864ddbc4297ff792a94fb2
132666 F20110216_AACBJT biasetti_g_Page_185.jp2
13cd04c3383fb69795b35e113e65162c
16471e063752997654d1d756e3787a3fcf4b5714
36390 F20110216_AACCNK biasetti_g_Page_174.QC.jpg
a4057d0cc32ed280581dfba7b4cbc1c4
73a69fa6bb69ce6d537e19285c0336c3c4b6039e
119255 F20110216_AACCMW biasetti_g_Page_163.jpg
04d128887311ad5b77cc1137ce4740ac
e6d316681443eb40993f699f9bea4f1d2be12ab2
2438 F20110216_AACBKI biasetti_g_Page_084.txt
5e3f382550e9dc0da60d0509b36af3d8
37bfb7ecc2ecc4dd5823f7d6db9fcd4a153e34d7
F20110216_AACBJU biasetti_g_Page_201.tif
fed03a1f373bf06c003220d3cafc80bf
cfa93792354c77b0ab83fbe372f4680256a02505
106045 F20110216_AACCNL biasetti_g_Page_175.jpg
d4602bf539a7654e8fe978751cfd46ea
4f950a3ebb4c5c31a2aff537e90158c758fd715c
104584 F20110216_AACCMX biasetti_g_Page_164.jpg
75c70d163eb4aff3d967afebe64dfd25
021d86aba3a1daaa7bbbf9ea0415d68ba8561a5b
119905 F20110216_AACBKJ biasetti_g_Page_032.jpg
da1d373e10e60ea9d38ab85790c28c68
124ea84c48f5b4cb0b9ef37009d0a37ae8b88556
8652 F20110216_AACBJV biasetti_g_Page_186thm.jpg
aa10a9ee8317b08eb85754b24d03bc00
f129bcbb4b2e97169fef329a2b386958f0d57cdb
34353 F20110216_AACCOA biasetti_g_Page_186.QC.jpg
bef65a28d0a3238dbfa98b57175d08e0
150fd3284ba1e37e50465ea26524b6dbc9c109a1
33901 F20110216_AACCNM biasetti_g_Page_175.QC.jpg
c0279e887d91a895b868be55a517efe2
36804700c83ed806fc13b17d675d3157385061c6
38066 F20110216_AACBKK biasetti_g_Page_137.QC.jpg
13d7cdc9f72f8fbbe12550dbb2372e8f
1a622c3e744b34be74e7531be41f520257b44880
112390 F20110216_AACCOB biasetti_g_Page_187.jpg
360aa0b74dbf80d76200fa67e8866f6f
0cf9e8107122e13643e2325cd8ffd74d587b1c5b
36302 F20110216_AACCNN biasetti_g_Page_176.QC.jpg
470c78d271912d812691b0fc9ae5a4a0
a4e7de85f70dc8d5671489fc1987e70504d26fd2
35127 F20110216_AACCMY biasetti_g_Page_165.QC.jpg
d0e3422044d75fe2e1da4b5232b332d4
b9b77cd82aa2646a70c4d805392c3db7ab49c7bd
39442 F20110216_AACBKL biasetti_g_Page_147.QC.jpg
6a05ea400de4706ebb6614ecf8da9fc6
67df2afb626e9da2571171cbdb91ef132749cac6
63092 F20110216_AACBJW biasetti_g_Page_028.pro
236341173e12d08d157817080bd80099
44c0086052dc476ae2d6a6c205f098de07d6fff6
35814 F20110216_AACCOC biasetti_g_Page_187.QC.jpg
ebf2ccff7149525c8a5cc467e6c93541
22344c8f40abcee51200921ce24f1bb98d2cbe5e
37420 F20110216_AACCNO biasetti_g_Page_177.QC.jpg
37675e139425639871a7de868ad159c1
57fdbc3404b97f6632f6784a3f0e6d9ca6cdb2ef
35579 F20110216_AACCMZ biasetti_g_Page_166.QC.jpg
e4f63117626112fe79e2012e46b18e8f
7a1cb6ffc306fd22b054f9b4c317ae41897530de
8921 F20110216_AACBLA biasetti_g_Page_043thm.jpg
f55b6ff65bfa33563e74fa47beb45bb6
2b0cb33dda9063eaeceb4a313c86554bc282c49d
2167 F20110216_AACBKM biasetti_g_Page_158.txt
bc648c387209e994148a8f1204608ed3
c837a5ddea2d4f1d7505c950106adb572d5928db
F20110216_AACBJX biasetti_g_Page_165.tif
2142a103385dea65da4b15c4c2ec7b9c
ccbc24674d460d157bf502e5adad9e4b1a937a0f
102405 F20110216_AACCOD biasetti_g_Page_188.jpg
aa5cf5511b6fef2002571b614b8c1a8a
0da3daf1fe0b3e16346cf114d0def21fab523a26
104491 F20110216_AACCNP biasetti_g_Page_178.jpg
af35f18f75e032de35d63fadcdfb2181
0e3a474870d9bb351661b10356d5dccceec4eea5
F20110216_AACBLB biasetti_g_Page_115.tif
991a6f3fedb90add8b776f3c5490ed96
9b6f694fea8daee009f6a106094d4e7a025a3e78
101579 F20110216_AACBKN biasetti_g_Page_048.jpg
6b88631d4bf9327f78726faa23f634e6
505a70f875fa32bab064e0e5b21918f5685057fa
2312 F20110216_AACBJY biasetti_g_Page_119.txt
3b0245fb24ecb147ce05bf39372f7772
107fcf8492389d869c9dad4315d823cddcd15c2c
21017 F20110216_AACCOE biasetti_g_Page_189.QC.jpg
b8d87d7957183658842c672680d71047
71ae1ef66dc4d75323e8a28ea25a34c79d53f37f
34506 F20110216_AACCNQ biasetti_g_Page_178.QC.jpg
d3043a16ebb5a387e20a8ccd3b876254
468275ded90ccccb0e22c9e6b7aa4ac12bed1ae3
119176 F20110216_AACBLC biasetti_g_Page_049.jp2
efef4ee7f48208bc5860fa8c528cdaf1
e0c2afcdb98e9c1981bc2c4e09174ad43ff4767b
F20110216_AACBKO biasetti_g_Page_156.txt
33bd850dee861996cf571bee6af2f3f0
74c227819a8952d06cab344a631f1f978e436cf0
20785 F20110216_AACBJZ biasetti_g_Page_103.QC.jpg
6b44fbdbe272aec514e20108032cdfb8
6d21faadfff9b908f91770cbfa1e45fef8a6d90e
30066 F20110216_AACCOF biasetti_g_Page_190.QC.jpg
04d95e36017d41611be08e5d2dfbb624
310499adbc6c559c04d5da31315168ef46e319e3
34670 F20110216_AACCNR biasetti_g_Page_180.QC.jpg
f72792fe71771dff974c3e45799b5253
5adada09d82e084402efccd22d0bf846fe3c29c0
120258 F20110216_AACBLD biasetti_g_Page_072.jp2
af664a87eed11b141f8ddd050036622a
40a8c9420f6eb4714ace9c659b4b13c588c5eb6a
122418 F20110216_AACBKP biasetti_g_Page_162.jp2
25905426fd29d8fdf5027a9f6e811e8d
c2bc0648da228c3517fc8b1457bdbc4c2c885bda
121716 F20110216_AACCOG biasetti_g_Page_191.jpg
d0f8c96001813c5f835651b2eb62fa37
d9246532c6dba5a43601ab6fa1aad646ee60e7e1
38187 F20110216_AACCNS biasetti_g_Page_181.QC.jpg
b9e513e8643eb0a36c39229e9fcb4409
1a82271af79e763ac6dc6f4bc20eb86ea25b541b
F20110216_AACBLE biasetti_g_Page_113.tif
00b9eeb90e1a6aaffe2cea59c13b547e
a597a7ff2777f9ca36bf18d3a9b0c87a2908c9d7
F20110216_AACBKQ biasetti_g_Page_134.tif
b356fb0470e0f873485965262698defd
16317a9830978ed05530d1951bd43335c3114b66
127148 F20110216_AACCOH biasetti_g_Page_192.jpg
a3cc117d206931df2ad1b9a97af8d761
4b1eb360ce5394abba5b1656458ea277b995ecf2
123694 F20110216_AACCNT biasetti_g_Page_182.jpg
0990a3b2000d75f08181ed3f72cda061
6ee2e595c6bfb34a96a413d81331944971e60c66
32911 F20110216_AACBLF biasetti_g_Page_009.QC.jpg
813a918df8a9c79b3bbd209fe4e34e5c
af72f2f3ba930a747589bf84e4c86cca55df2559
F20110216_AACBKR biasetti_g_Page_070.tif
e6f97f8668ce11ad9a0d50186caaaff1
ffff5655caa37d3606c9cf924bc321af4cdcce5c
36885 F20110216_AACCOI biasetti_g_Page_192.QC.jpg
28a3d037874211d09c5966a434c573ed
267e40e6ed35e60fc453c14e6e3d6782b8578671
38364 F20110216_AACCNU biasetti_g_Page_182.QC.jpg
189b5c6eca1aa26adc75316f1cc7409c
b9a58f690eab8adb70100c73828108e7827271d0
123483 F20110216_AACBLG biasetti_g_Page_195.jpg
b2f8770985546330b25e5f94b285d5c9
8ec5c546fe792de642ce1f9cc5661ad4e730c940
55972 F20110216_AACBKS biasetti_g_Page_128.pro
75251b51c7c1f4e2ace6c0ff4b80c999
ead0e4f8971af48542294f4e1970a64f1053542f
119166 F20110216_AACCOJ biasetti_g_Page_194.jpg
0b90de83cd65f2c65449da145c06b333
a22f4ff315023591659f236a5851867ca892e815
108860 F20110216_AACCNV biasetti_g_Page_183.jpg
04fcc538ef7d11e964bde31b8aeef191
c6206c83e0e16b856084db5e53e2440e7b68c898
2338 F20110216_AACBLH biasetti_g_Page_195.txt
f1a311115a204535a2e72bbe4f4ec7b2
1e36ed60b56f8e5a7c74c443e0ebcee305bc361b
111618 F20110216_AACBKT biasetti_g_Page_190.jp2
b0c1ce71b4a2ad224fbe13edec1a8324
c5656fe54b22c69e4fd977ed5f05980fda658f25
36468 F20110216_AACCOK biasetti_g_Page_194.QC.jpg
89f8b2081267a42571eb383412a1d8b5
65b3c29cb17694534ab3ac87b597d47cfff34d28
35712 F20110216_AACCNW biasetti_g_Page_183.QC.jpg
5d3fdd2682ecc52cb434ab3ebc8bccd8
ad6ba50b1a96b117b087309b6ac792e68e7efe8f
36859 F20110216_AACBLI biasetti_g_Page_197.QC.jpg
74234764ec97615df390356065568918
3308b0d4cae3cd379f8c2bb056456e70029e815b
112243 F20110216_AACBKU biasetti_g_Page_171.jpg
f8bb44cdd109affa1ba6e6eab207a18f
097a9cfaf3f2ed3e031c6f4a7a7d28e5ab6fd06b
36197 F20110216_AACCOL biasetti_g_Page_196.QC.jpg
e0c0c84efd4ed7ab717686991bbee24a
627fdec4fc90f3c275c58e5286cad7c1d7e1f45d
110141 F20110216_AACCNX biasetti_g_Page_184.jpg
4449d45dba9589489eeba85c9b68926d
d9b3babd93c2813396dec93b5e19c98facce4294
33621 F20110216_AACBLJ biasetti_g_Page_081.QC.jpg
ca983848ea0783c24b5b157219d786a8
03681ec31999d7e9739c940f4f61a79bc3c1fdfc
2285 F20110216_AACBKV biasetti_g_Page_085.txt
6289646b75f32008fbb27b1f0e9f01d9
b95578a23e0bdf73ffba3d28dfb578abfab003c9
53404 F20110216_AACCPA biasetti_g_Page_010.jp2
e150ccde74ee61c7817bd259a0bc1d9a
410626f4b1b555839f0d0efa79b4ff3d85e5638b
124724 F20110216_AACCOM biasetti_g_Page_197.jpg
d47561e46f9b9b4af926164df33da641
99e34b44176e21bbc67a106e2f7f23ce3edfe84b
122762 F20110216_AACCNY biasetti_g_Page_185.jpg
24cce48c8bebc6f7a758fff27ac8a75c
4f3b22f72952b55556e755d49cfe553e0a07e6ff
136885 F20110216_AACBLK biasetti_g_Page_038.jp2
853c7f20462869416f58329107e98f9a
0adc5220fccefd2592a1f48df6ee654a1e7f2a21
130090 F20110216_AACBKW biasetti_g_Page_130.jp2
c5bf610e89623ee74fd920f3d09e3634
c1600db234753dd51c0a44ad5768d41993e539b4
122382 F20110216_AACCPB biasetti_g_Page_012.jp2
2f0362373a57c10c071bb067fcafebfa
0eab2e5bcadf6176f54aaa20e7ef3d7e45a1b0f4
136425 F20110216_AACCON biasetti_g_Page_198.jpg
d4e406529d1099bae33b66ce29edaf56
2b8dce2321f98fa7dcac163f368de68e3b2fc768
8444 F20110216_AACBLL biasetti_g_Page_105thm.jpg
cc25025f7d4d6a854fb637739fcb51e6
d057de72933cb4e53f5e20884ab29167c46400fa
131312 F20110216_AACCPC biasetti_g_Page_013.jp2
ba6f526891d8904d5895e33488ac1536
b1d2e9aef48260d8452cc6cff1340a10f0c6d09f
38002 F20110216_AACCOO biasetti_g_Page_198.QC.jpg
bc839f7480ccdd999196c5a29dd7ad57
235161d0cd42b85cfa49ea9a0ac91ed25835ca59
103824 F20110216_AACCNZ biasetti_g_Page_186.jpg
be267c25f9e60c25131af9c16074da60
2e709c789829c1efaa07ae0ec0c59f67e7e5e725
34687 F20110216_AACBLM biasetti_g_Page_036.QC.jpg
8acbdfa794c8c2c9d96b545c96423927
eb1265fcf478776836a2b59b23d05b618166e6f8
111472 F20110216_AACBKX biasetti_g_Page_088.jpg
f7a8de0cc17d1ef170d586f59641755a
e99ccbe613cc26f76e86e7b423f6786d488f2e63
36527 F20110216_AACBMA biasetti_g_Page_155.QC.jpg
cb4ec6fae70cda3309c1b2afaf6eea32
91cf829d4008a8b9f98f2033d921b331f6be2f81
112607 F20110216_AACCPD biasetti_g_Page_014.jp2
ad6ab85e2709a06e2471e80acc67d944
23eea0fed4febd20d900cd22cf0228d8d972ee79
120825 F20110216_AACCOP biasetti_g_Page_199.jpg
ece307404b6fd09d869f532d4e9a1536
6d63a823dd0473ec24733ea380065b2667b81f90
2260 F20110216_AACBLN biasetti_g_Page_121.txt
0ab5178da7c7ed15b9fbb5672524b4e9
e0e6afa2a11cfccae50f38b6fdee1541fd85cae1
91004 F20110216_AACBKY biasetti_g_Page_125.jp2
08437c4b5652054958881ece92a5bdc4
3a7b718a5f07879785257055d9a2d1f9ebf3f52d
116109 F20110216_AACBMB biasetti_g_Page_059.jp2
ffe95afe1acb820dd28370cb4dadfaa8
5937bba58110e2a35c20f10c6b22af6553ed2bfe
128672 F20110216_AACCPE biasetti_g_Page_016.jp2
72dbfd111360a7561b1f39b8e99d2ba8
275ec168a5b79388b5fe97795199cc560be214a4
134042 F20110216_AACCOQ biasetti_g_Page_200.jpg
437607806b2bfa5752fd0da1018ae6f1
9e35f24e2724008a183ec6508df52057d3ffcdb5
109556 F20110216_AACBLO biasetti_g_Page_165.jpg
c3f0221e8cea10c956522e7e09aa3a69
f9f9440d12d1f3a52e53ec20c0cff213ad90705b
2490 F20110216_AACBKZ biasetti_g_Page_185.txt
4dc8234317c1f1f3e7e446c07c3471df
6dc8a98f7cfb4d12f64359f48c0978aa9550da24
1051959 F20110216_AACBMC biasetti_g_Page_193.jp2
9ab1237a2bc8999a6083f74c34ec3702
a599cf220ea61ea3b425055171aec09d6d66b367
130749 F20110216_AACCPF biasetti_g_Page_017.jp2
61f98c01c9f770f9f807830e8ffcc786
1ff743b32d5d781f3d08c3a5d0258b3466e01d42
38947 F20110216_AACCOR biasetti_g_Page_201.jpg
17c2331ee0b4a18bb757458b9c833de9
0b627cb829ee58822e6177967dafb28af22c5ca2
2212 F20110216_AACBLP biasetti_g_Page_129.txt
2958f406f2cae8bc4b5b4486608ce601
559b4e4d258944572bf3e9672855e2db959a0c92
50982 F20110216_AACBMD biasetti_g_Page_082.pro
955d615e8e9851bb67209e74d4421332
6b04c65370e4d09c98cc41714b0b1e30fe15a4ef
132003 F20110216_AACCPG biasetti_g_Page_018.jp2
f30d49d1609835ad9577cbd2ea8ca383
d3719904c3a78adbc69a0a4fc22e55ea823a11b9
44494 F20110216_AACCOS biasetti_g_Page_202.jpg
d92d777add7c8bf0d289696770bda9b7
9e1e12fd5f5ed3afed360e36f87f58a1f3563bd5
9089 F20110216_AACBLQ biasetti_g_Page_184thm.jpg
e951fb71dfa6f1e3e27a0db7e928d539
b103851f4933d4e22c22df69e8ad240891107d6c
F20110216_AACBME biasetti_g_Page_161.tif
58aa719446f0a3e5f76350da97b82010
bee93df1db3c48b54f51cc35f1330b7affda33a2
103447 F20110216_AACCPH biasetti_g_Page_019.jp2
1bc5b01024695e2c7937b31870a4f1a2
16f1471c88db48a12652914e1cd0ccbf4d2d49e2
13912 F20110216_AACCOT biasetti_g_Page_202.QC.jpg
251948627346b768800a77139e2f0d4f
ef3b82a38ed8d8198c62bcda4991cc8f09a4b76c
119784 F20110216_AACBLR biasetti_g_Page_025.jp2
28401a82bcfa3e845f0c4f863de4dc35
be4f04eee797b3281f58b54013c285301be6c499
110563 F20110216_AACBMF biasetti_g_Page_170.jpg
299b3aca37dc6aecc063e1ca4bdecb27
b64682cf5450bd0441a327e57c1518c83162794e
135773 F20110216_AACCPI biasetti_g_Page_020.jp2
e53dfbc52044bb4c2bbc5e251ace75d0
b1bf92abe3ebc9485d639a3e850cbb4866fe5c89
27774 F20110216_AACCOU biasetti_g_Page_001.jp2
10200a2b3a88bdbc2ac328557d503027
34294a2cd9364927cfc8bfce4783a3403618cad6
53029 F20110216_AACBLS biasetti_g_Page_175.pro
f5ca02b8716ddf1a6b53f7dd395ae80a
ad47b01f7377d19d2452279f576134e89f0a13e2
F20110216_AACBMG biasetti_g_Page_090.tif
406d4bfe2ca74baa4a940d870e685cf6
5f35353bf212dae19257a61877aed35e2fe9d31d
116348 F20110216_AACCPJ biasetti_g_Page_022.jp2
899e33582c15dcf858331e6813e23b76
9f725046a172f8517ff072d69d08e969e302f27f
5102 F20110216_AACCOV biasetti_g_Page_002.jp2
2390c0c1a2d6b111bc31a819dd3b7f29
b6ad5e103fb0ce47d11f0fda0cb90244a2c9e2a1
2178 F20110216_AACBLT biasetti_g_Page_153.txt
5358c16530a24b78dfb4126319266342
e0c6c2e79902987d0e2875f9d82332ff41f66bc4
112820 F20110216_AACBMH biasetti_g_Page_062.jpg
584034b7b893340c692c86cd8853b28f
91aa85078b626828db475eb3c333ec3178dab95b
132861 F20110216_AACCPK biasetti_g_Page_026.jp2
e9c4c3cacc6f3762cae6caa70292a753
95e38b76a6a401e79491c5451ac34f77dcc12440
28687 F20110216_AACCOW biasetti_g_Page_004.jp2
4c8aba3613b976db24e640e7d2702bf6
548cf0a08033f0bb40618652e70e47521cb4b119
58558 F20110216_AACBLU biasetti_g_Page_151.pro
00495767519f00acb621c11f3c123988
2a4bbafa4aa803178284db481e7829b819b51cb9
112261 F20110216_AACBMI biasetti_g_Page_150.jp2
e4401949e307232748966fa5295f3df2
5045ff47fa64d46e5991aaca5a3012e2d93c3433
135442 F20110216_AACCPL biasetti_g_Page_027.jp2
5c13d3f13e024f48453cbbb4f67aa679
568310701ea467a67905a905a78df2e44e30ad90
1051975 F20110216_AACCOX biasetti_g_Page_005.jp2
5eeca56979dc11f5d798815992c518cc
44b79caf830b4aecad69ed379335e3c609b0f7e8
F20110216_AACBLV biasetti_g_Page_061.tif
47b73d1cbc9cc2573a1a87262973a897
6d2088308939160d45b48f2f05cddcfa0622d4b4
F20110216_AACBMJ biasetti_g_Page_154.txt
4bcbf68982dc7f89cd9243f276fc482e
b40aa5564a311b9d7c7d0878cd29a7960361c332
127644 F20110216_AACCQA biasetti_g_Page_051.jp2
c4184794d5456ad63ad4cad9c39c5914
e7bfefecef54a855c914da475f7e07bd7165b931
132088 F20110216_AACCPM biasetti_g_Page_028.jp2
170cbab32f571ef1d057b3bf46936159
d3d61978cdfc4fe513aa9b7b325ca840979d71ea
154467 F20110216_AACCOY biasetti_g_Page_006.jp2
dc3cc271b0b20d2366e0887598b57f40
3a358f046b0002d0b088c0f8997dafaaa14c4820
121078 F20110216_AACBLW biasetti_g_Page_171.jp2
f01e412495f81ac41ad3ec2e7f252916
45c289b9faf4c8edd782aa1f1bb907e216f6e724
91676 F20110216_AACBMK biasetti_g_Page_132.jpg
d28a2ee0f04fadd072d46efadd2af34d
88d84b7433412c70db62d49d020ba7c36542aab0
1051936 F20110216_AACCQB biasetti_g_Page_052.jp2
27521b3c45c266e6a230240e620d3b2e
f0607c4740ea4fb6dae4ae7ec2bd1bab104bce48
121701 F20110216_AACCPN biasetti_g_Page_029.jp2
e626dd6e3907c96eab896ee6a9731f8d
5ac61a3b65daa9eaf0d7e5e02e5c12e3def4bd9c
111641 F20110216_AACCOZ biasetti_g_Page_009.jp2
6d46e373ef8acd6b706035a425a3e8ce
ac8e737f5b07c20fd3f530d5462fe374b64b7877
49729 F20110216_AACBLX biasetti_g_Page_009.pro
11191dcb3de73f0f556060653641a4bf
80976c8af038b8ed414549ebb04fc8138c739189
F20110216_AACBML biasetti_g_Page_050.tif
34a020e0861aaf918dadb7db1c944706
5c1edd29b1e87e8c66aae2c717b6c93cd2f14fbc
124796 F20110216_AACCQC biasetti_g_Page_053.jp2
edabc5fcbc7777a2308cb424eab9fa73
9d5fc531452ad75f9fec314b8eba670880fa9939
131430 F20110216_AACCPO biasetti_g_Page_030.jp2
3b536bcf1358045e85956f896a32457d
4547ee5518e329121406b788bcc39a6455f5c0e4
F20110216_AACBNA biasetti_g_Page_059.tif
925a4580c34d3cd03a10427460c18d95
a125de1ee495e51c8638b32406a82e3d65fd0dfc
2449 F20110216_AACBMM biasetti_g_Page_095.txt
643f27620f9e0e9b5d288c28b4bd02cd
3840d1b79cf08f27edf079fba3475ba32902889f
108987 F20110216_AACCQD biasetti_g_Page_054.jp2
aac8d7ce1da372184dfa626334efb8a0
cb66d92af138eae268f4fd5dff8a7dcac3817e36
129041 F20110216_AACCPP biasetti_g_Page_032.jp2
82ac63b0648604176c300c0fbf1d551b
fc059e2789af467bd192b1214159addeeb77ad24
108068 F20110216_AACBLY biasetti_g_Page_180.jpg
bfd041003a07421ee04dc246ef926e18
22333e175aed5c3d998beb037ef7c15c9dbc9420
62869 F20110216_AACBNB biasetti_g_Page_051.pro
1d429e8bf5c7e0d64620d6990f11978d
cb148ab45b0015d1d1b98492318cbe8c4d468010
43852 F20110216_AACBMN biasetti_g_Page_007.pro
cc7c03dbfdbc558c6d3400e0290ae27a
95416371a10320f345eeb6931e1f15d708f4b3d8
119821 F20110216_AACCQE biasetti_g_Page_055.jp2
e1cb0bdd998ed0a6626b574bb3e144ff
a0e91ea48fe1451b14d31f005a7bc26b9cf67114
117506 F20110216_AACCPQ biasetti_g_Page_036.jp2
2a8c9fa86aef6b3e173e1005cad15cd4
a1ee7d623a2a736bc16f56f7313190d040305069
237 F20110216_AACBLZ biasetti_g_Page_008.txt
5b367217e34c029b0c251a3e25692ca3
eb6ac79680b45935613367e740bdacea40507332
F20110216_AACBNC biasetti_g_Page_179.tif
0c58d1904a20df3e97bd1e1204cd69cf
cbd18200356d3d37c673afc1557fffe1520c9fb6
F20110216_AACBMO biasetti_g_Page_131.tif
b5fd9729c2fe2dd4b745ce3e16661cfa
7e7625d62486aa8af6a4a84f3d3448991784eeea
127661 F20110216_AACCQF biasetti_g_Page_056.jp2
ffb62b72e1c83bc2d02532fd9e856b24
0673c389d0835cb9cab554f151c555cd100d324d
125795 F20110216_AACCPR biasetti_g_Page_037.jp2
e9ec612db11ae37b0219c8ac73de756e
abf0823f673cd7eab0b50d89fbe77a49567c2033
F20110216_AACBND biasetti_g_Page_035.tif
a569a05947b8eae2afdd338cc83ac91e
40549700bfaf7ba86d8474b8bc3fa642d51ff39c
120691 F20110216_AACBMP biasetti_g_Page_120.jp2
0d67356b549638777dce5e11d7126201
3ed181e89ac26ef2ce5427f6c211b4224d339b2b
121444 F20110216_AACCQG biasetti_g_Page_062.jp2
35a9b56776dbb04feddd46de9101aab9
98ddbc6851b3eadd827cdcfeefa8d06328b068f0
114432 F20110216_AACCPS biasetti_g_Page_039.jp2
3b8dcd0f6e6b5005760cd2c86eb65cc2
24b8c99225934b23d43de2507b9a7362e04290eb
112692 F20110216_AACBNE biasetti_g_Page_012.jpg
6ecb055e5665d78b5794de4e153bb50c
f9d7a0f4c5198ac005c08e607d0bf7c95b3629e8
9016 F20110216_AACBMQ biasetti_g_Page_144thm.jpg
ec7b2a19404ad189cac8fcf261da6ae3
f2700b3d27e3bc856c3bf153dbc5511e480019f4
114497 F20110216_AACCQH biasetti_g_Page_063.jp2
21b7c968a7d15daef8c11b8ea940d82a
aa434c10e45d337652a2140e6cb9b85fde97a8aa
118396 F20110216_AACCPT biasetti_g_Page_040.jp2
3bd3b00ac8f4d7010d18879b0fe926d9
a02fc9225049454c1e3fc4eb1ed1e72d0d20fcba
56373 F20110216_AACBNF biasetti_g_Page_187.pro
bed1977e3a2363a82469e7b58aaac53a
cbb483cd5a22c640553369d41d3362cbc8f5c22b
F20110216_AACBMR biasetti_g_Page_048.tif
576c6939e5fa3c0098850a00f7965096
3e41216837d38abce5ace8d14e0e9940326b292b
140209 F20110216_AACCQI biasetti_g_Page_065.jp2
94207f5487c82c82cce180b1d79a5f09
4f2b783d418f5e72a0ab2b894dc2c3965cbb87ee
122434 F20110216_AACCPU biasetti_g_Page_041.jp2
7a91caea871a2464fdd264a8d94eda9a
b2dabe48a6cd16613505aae5f63bc2f31c80c47f
F20110216_AACBNG biasetti_g_Page_058.tif
e89741303da464e42e6e3d96638782fc
8d73fc55b9034dd6452d2047e865cf6a7056687d
36417 F20110216_AACBMS biasetti_g_Page_044.QC.jpg
5c9b92fd86a184f4ea94919ee63ed654
47d5c65c9b562d8300d2a71df03f3ef2182632d3
127132 F20110216_AACCQJ biasetti_g_Page_066.jp2
4c973141c75911b44c23ae47e112d69b
b5250e6aaea1bafcd5c924a4695fcdbe8fac9cff
120281 F20110216_AACCPV biasetti_g_Page_043.jp2
f9f874681cb3cfead28f8fbee101effb
506b69bf86820f5b4e0f1e249638f6b9d66ed1b2
4884 F20110216_AACBNH biasetti_g_Page_008.pro
41d3013291cff236f475a07871db59c9
863b4650a5c1a26e6e554edca13542570cc13f2c
37512 F20110216_AACBMT biasetti_g_Page_029.QC.jpg
11cfd919b8cdd41ac8603b2d5e2dd490
577d3c503c54e29a9bdfbb11c666596fd8ffe364
138541 F20110216_AACCQK biasetti_g_Page_067.jp2
28d942eb1c18d89a61b44769518cee0f
fdc64b166a1036230a46da38304d7295dc275ccd
119994 F20110216_AACCPW biasetti_g_Page_044.jp2
db83ddb77691aeb375a200317e2a4162
e4480a5fcf1178887393de4c0de16a9d9181acc7
113443 F20110216_AACBNI biasetti_g_Page_178.jp2
fffe73a256ff24e7bf515bc0c56c86b8
fd811d4d525660789e14796ce9da27d2bb7172d9
8817 F20110216_AACBMU biasetti_g_Page_030thm.jpg
99d271323dc37ccf472bb46873d47559
74e9d82ce9e76562db58762fc51fccf34f202952
71612 F20110216_AACCQL biasetti_g_Page_068.jp2
a299256fb499fa4b7e16997c41b964ad
2861b01f116f3a802c779cc86ab7b88d69c8b1fd
119747 F20110216_AACCPX biasetti_g_Page_045.jp2
1937965e36133b582d8bed7ecfb77030
d0a70b1a19d086f40b8a6ac60ebd517578c20fae
150229 F20110216_AACBNJ biasetti_g_Page_106.jp2
14e52c41e9dfde8ad1c4a8bd6f28068d
71b4f4773cf089720eb107dd081700397f720647
1471 F20110216_AACBMV biasetti_g_Page_075.txt
4b1e1e778d4f1a1242d55dc5c77f33e0
90a0dd3fc9fa042242ae21cdfd9d451c5359216f
120578 F20110216_AACCRA biasetti_g_Page_086.jp2
e18777e372cbd3ec97d80ceeec3f1224
bb07f82cca234dda2d43e5cf47728d03c22ffc03
123714 F20110216_AACCQM biasetti_g_Page_069.jp2
4feb6f89260e52186e4e6ec745207080
ff4ea9aaa28b7d8fa7d8508f5a59da4a7ab6e961
120369 F20110216_AACCPY biasetti_g_Page_046.jp2
c9191eecf7c9801f0f38fc27c152a973
312ac075ffa2cef28ec6ad4697d54e4f0dcc511f
F20110216_AACBNK biasetti_g_Page_149thm.jpg
cc6dd943f82b0141c4b69a878b8cd5f4
9cd8a267679f089c7b93154c9526eab2517214e9
F20110216_AACBMW biasetti_g_Page_104.tif
e03c400541134acab87c68eacecba2b8
ce7a79d1c1f51e2c31f9cf82fddc6012f1d8b9db
128261 F20110216_AACCRB biasetti_g_Page_087.jp2
8d8a6f33d098e3ce3c4c19a25affe3e7
12e8b1084451b030e88bdcbd5aa794800d4470ea
118986 F20110216_AACCQN biasetti_g_Page_070.jp2
b7fb44e465f2bf328d6276373edfae2d
e8da52947794fe1ec24842b5acc6c21dc9ed9123
117249 F20110216_AACCPZ biasetti_g_Page_050.jp2
fe94802e25444bc78c4672491f319f38
154222518d928b2ce01c9e94d0a4b5fc33447762
8795 F20110216_AACBNL biasetti_g_Page_140thm.jpg
55740a3f8b6b460942c3207d4c1f7079
32b21b5bdd87742b25a00ad7dc5456bf5294a13e
132651 F20110216_AACBMX biasetti_g_Page_033.jp2
981c7bc70625b369f75f51734a9f25ad
e09feb496c3f0215733d4417d81fab33337606e3
113367 F20110216_AACCRC biasetti_g_Page_089.jp2
fdddb64f1cbab8ad25cc3f938da4a9c3
5c03e845702ee19e3904263ab9ad2d098ae5e95b
119409 F20110216_AACCQO biasetti_g_Page_071.jp2
e00ad925c81f6dabfc3a36810cb35220
4ee86d4f28c46f376d2636c5529af0880db05736
F20110216_AACBOA biasetti_g_Page_117.tif
0fc8003aec734e2b45fe0461240a0604
5e4f5c92b51370442906e1c9158a30057cc026c2
F20110216_AACBNM biasetti_g_Page_023.tif
fc134b5fc1d2801f91fbb7d4555213a8
1d8a2b5678b7e49671cc31942e7fa61d6f927d76
F20110216_AACBMY biasetti_g_Page_089.tif
2daeb85af46b3b68c67f751ea84cd9db
bd2684c649c89a3ac9be26508e5c153b0c04b6fd
110577 F20110216_AACCRD biasetti_g_Page_090.jp2
d6591b759a7b76ee9df22854963ddb17
23567ba7ccb484f405eda8625d98e8be559ceda1
114170 F20110216_AACCQP biasetti_g_Page_073.jp2
004314d01bc15b401ec0e4b7f5a406dc
5e5843ed8eed10c352190147133eac69ce762fe1
55523 F20110216_AACBNN biasetti_g_Page_173.pro
c283af53bf8095f0b18bf486907eb518
d7e141c6575833228d6eae1004a0c989c32849ed
53414 F20110216_AACBOB biasetti_g_Page_115.pro
b79d1bb9eb582900cb98616eec834356
ea6ea3add4925826b1bb4afc84bc7dd6c505fb0a
121826 F20110216_AACCRE biasetti_g_Page_091.jp2
ea1d4cf694a4ef4b2a5a05924eb430eb
faba6b3d4aba4cbae562c48bfe4c93617801a4fc
79948 F20110216_AACCQQ biasetti_g_Page_075.jp2
0a7e2768b6f96ef56c7d3ec7ae9c302f
2eb3508e620d40588418809f5fa21deaee4c52c6
F20110216_AACBNO biasetti_g_Page_167.txt
d4e8440eeed90e6857dc79552d1aa91a
3cad845afe400b270a914c3b56123a59b3fb53df
F20110216_AACBMZ biasetti_g_Page_041.tif
b23495717feeaa2a1cae63f7772697c7
97fb660d2ca49c0d1711ab1ccfa0ea5d2454e8cf
F20110216_AACBOC biasetti_g_Page_082.tif
d9bd47328e4e6faedfb7cf4d8c5d231b
9705698b5f47c8800011aa08f0c90ba6a77fcfbe
133628 F20110216_AACCRF biasetti_g_Page_092.jp2
87e6bdef13bd3161a1e0f712f47fce51
fe8bc70fdea642a8c9898ab0f6858733b0a9ef7a
118566 F20110216_AACCQR biasetti_g_Page_076.jp2
405ee17afc856d0c02d2756f8405590a
f11f25a4ebfc481ed91161b277e034b9385b818c
7365 F20110216_AACBNP biasetti_g_Page_126thm.jpg
86be6aaaa95dd43101807a97deab8a0b
9f0c474bfe5410e36e00cf03577265e084be68b0
60738 F20110216_AACBOD biasetti_g_Page_056.pro
007d2145300586c05a39493f4166c491
0151f46f9f79945ef6e920dc03ecfd7658bfcda9
117404 F20110216_AACCRG biasetti_g_Page_093.jp2
9ca2287a670a79dbb0967a700dfe625d
44e2827188e2d7d83d0bb1d100f45d700e4b776e
135009 F20110216_AACCQS biasetti_g_Page_077.jp2
da389e8facc51f6569b1fb85d78f36f3
a524351f4acc008d2745505ba2f7c146f2bdd9f9
2173 F20110216_AACBNQ biasetti_g_Page_043.txt
ed3dcb68bb9ebb08f0aaed1864ecd8d8
4194bc921ca43c7d83375b35abab9f92e84d835c
7620 F20110216_AACBOE biasetti_g_Page_125thm.jpg
1ba3fe0247c195cc874b6a9f2fff7210
b40b34f73f161f03f81f8343c7bb0cc1a4526a0d
132646 F20110216_AACCRH biasetti_g_Page_094.jp2
be291c9b734ea43ac1a910a7748bf0a7
116659823019eeead8d89a40e3f04e8fc2453db6
102353 F20110216_AACCQT biasetti_g_Page_078.jp2
aeb99abbc94372f0a18b8058db309e8c
c3509ccd41b113fd675fd9509997ce2034cb0218
F20110216_AACBNR biasetti_g_Page_023.jpg
b0f54935a866a97f3d57baa2df04c9f6
234adcb2d991d6795dcd5427d38fb9086a3bdbef
F20110216_AACBOF biasetti_g_Page_007.jp2
2813ef400a4a9409cbf6709fb1466da2
db8a3926a0e575a267a41a11e495314998aa9b23
130250 F20110216_AACCRI biasetti_g_Page_095.jp2
03b2ec3fd9d6e8b7b12f9359b318f737
598b36eb9c0f06212693518d6647372b1260d0e9
94946 F20110216_AACCQU biasetti_g_Page_079.jp2
dcd5bc96a964d4968fce18db791034fd
838c714a7ecf4534183b08e0ddf2843adc2af39f
79141 F20110216_AACBNS biasetti_g_Page_106.pro
7f3b6cd95408efd02fd11adc4c639f1b
aad4f93823d189d77418194a3150c23158e5b1c7
8732 F20110216_AACBOG biasetti_g_Page_076thm.jpg
576e6327bdf5f2dabfd4b67b027088ce
7911fd6b7008b2e9056277605cc1310e40839928
146197 F20110216_AACCRJ biasetti_g_Page_096.jp2
ae291a84b2d8d69c52665886d32c40d0
c18c086d94fb89e183bd18fa92624fc275ccb597
135427 F20110216_AACCQV biasetti_g_Page_080.jp2
393eed8c64d34283376bd582caf60943
0d550d7f0b0a12e78423d74c522eda31a890a06c
111403 F20110216_AACBNT biasetti_g_Page_188.jp2
2e286e7d1394404637a4de5229684c0f
ae3e6cfcf1835b3c612f3de4d90cb8af02dc4b9e
56357 F20110216_AACBOH biasetti_g_Page_171.pro
8c1004387360c0edcc921d39bbc7d062
ad82d8ecf5256b9f6107808a8d18315a571b81eb
117073 F20110216_AACCRK biasetti_g_Page_097.jp2
1e64e2f85f0430c5ad8a8e6dc959b4cd
11acdcd93576bd1a6cedd445833c7425b7d313de
111028 F20110216_AACCQW biasetti_g_Page_081.jp2
0af85401025f2c09114540d3844938f9
a6859e5932ae49c01c8916c191120325e9a6eaba
1234 F20110216_AACBNU biasetti_g_Page_189.txt
edca44c1bae479cc7dc4cb83b787cbd0
1845fe0bfb48ab60e4908588acaeabf4421fd1b6
16176 F20110216_AACBOI biasetti_g_Page_010.QC.jpg
da49e45b722ff54c1f1755458f11b2e6
a69977fadfc429d40f4ff175a57edf71eeb79fac
122674 F20110216_AACCRL biasetti_g_Page_099.jp2
1d7b78a0c09f57c163b32d2f3d61cf48
ca371f0586ac460b275ef13958fa48cde0b8f821
108809 F20110216_AACCQX biasetti_g_Page_082.jp2
9d87ee0dbff40dec6d6d97a6fe7d04eb
972767cea8134a5a6ccd246a1c262edadab15fac
35974 F20110216_AACBNV biasetti_g_Page_031.QC.jpg
c97d46e3db49f3694e39673599892b7e
0c5a94397c7dad05580c83f50f479f92c66e4af7
F20110216_AACBOJ biasetti_g_Page_143.tif
76a0d8965b46cd9151f0f4901fb36a54
e7483f10d2f4132ecbf5ee4bc493e9adffa74390
120046 F20110216_AACCSA biasetti_g_Page_121.jp2
bfda6b7d85d42f716014a29163003e7e
460a1905ec8a39ef501e1c97a6dd66ae4f6f837f
132050 F20110216_AACCRM biasetti_g_Page_100.jp2
883c3a4e94554ba7e2cdff3c93ece977
0224cf24a37c4b77e4d20a999f2102dd623db21c
118236 F20110216_AACCQY biasetti_g_Page_083.jp2
5b444f46241e61936278ee941d4412d5
b604f9485ef120fdc7aae73bf2b3262aa9f71948
F20110216_AACBNW biasetti_g_Page_070thm.jpg
1e4ab577f2c141c649366684f4ac32f5
b65dd114196bc6d9183b43ef793c39847d25a70a
8600 F20110216_AACBOK biasetti_g_Page_034thm.jpg
6e10b67f793b47fa9bb6fddeb561c689
059bd1e50060109a15a037f4581777cb43224bea
119848 F20110216_AACCSB biasetti_g_Page_122.jp2
86e7bf43c10c72e1ee535f229899c65c
2c6e2a4e58cb47e1a26cc67ccf25d6bf24c4e88c
127703 F20110216_AACCRN biasetti_g_Page_101.jp2
1f09053a30574ccb46d72418df7c88b8
a4f303d2b98e176ba042de18581a1e6c5162bbac
127987 F20110216_AACCQZ biasetti_g_Page_084.jp2
9efbec3e07754440ef1b4f0a960d1a25
d5b690470a7c321e9d4c6a46f3f2fa2f0598077c
F20110216_AACBNX biasetti_g_Page_054.tif
0264cb77f7fab484d845f7b322122f1c
2d253bba9a58d04568fd9b010ce32f24db42c481
35261 F20110216_AACBOL biasetti_g_Page_049.QC.jpg
f3424438b125d28d4aa15b3a4cfa4d66
01fa797329a2cd03bd74b05884911a2ba6955825
115298 F20110216_AACCSC biasetti_g_Page_123.jp2
460b3d6617615f2925dd4c5b687ff9d1
d5637442cb7f09e2c8c3710f1b54d4936feec059
66074 F20110216_AACCRO biasetti_g_Page_103.jp2
6abd7b0308f55b6acc4188b9e3e0a22a
197daa58f6f1ef7761f2a41ab88c85cd02f48ab4
122980 F20110216_AACBNY biasetti_g_Page_023.jp2
0fa96788a25cbb8c4da7bf67944c7117
4c370898390f784f781f7443a1aa9603d39e6c16
37844 F20110216_AACBPA biasetti_g_Page_200.QC.jpg
146cf6567fa52eea193e161f51bd7d32
54b48b28b56027aaa25c054db3ca1bc2dbd173bf
107053 F20110216_AACBOM biasetti_g_Page_166.jpg
a00100a44c56d02e62b98199dff12edf
ec3a30508ec94e38d6ceb8a0dbab744d7d3b9c9c
141004 F20110216_AACCSD biasetti_g_Page_124.jp2
79bffdcf4c28736177a87d183dbe1119
9ebfc1fec004f67ca0fb96c9efa83f9395d33196
122197 F20110216_AACCRP biasetti_g_Page_104.jp2
919aa2736d5b142a642a522db1454696
e6ed0fed2ac1ae9989a14c86a23e04cb9de0115f
120350 F20110216_AACBNZ biasetti_g_Page_173.jp2
e08d4c6aafee54480e7a709a02313546
1b1f4359e069930950a330f779d309fc3d922dd0
1711 F20110216_AACBPB biasetti_g_Page_125.txt
8f85799f9ad9fcc02cc0ef79e57d986a
81555b6d773fb4b4ff94bd6ebd189788609bedd2
2072 F20110216_AACBON biasetti_g_Page_164.txt
ba739b2b354d14e9478af0cee80283ac
aed081b54ec862a7d8cff7d21af0a22062830111
104223 F20110216_AACCSE biasetti_g_Page_126.jp2
88724e9bf86c3b5b015320f5de402b75
5eba3c34a4aae1835e12508fab48e96b84af3aaa
118607 F20110216_AACCRQ biasetti_g_Page_105.jp2
2290b42a2b27ff6a7e353cb8be51f5c6
dc9815fc9446f1c7324ec73a40029d43ac84cfce
42373 F20110216_AACBPC biasetti_g_Page_125.pro
6fa45990cd6c75c35495498c0dd550e2
0683b18fd602c0efd538d83a36c501dbdbd7f2c7
29548 F20110216_AACBOO biasetti_g_Page_103.pro
e8a07c1cd0b95555c7ac0b62f34de06a
325948f46579b6b87489532c8f0d06ac9f8341dc
119506 F20110216_AACCSF biasetti_g_Page_128.jp2
de72329ba8ad5089cf64c2b45b10e8be
b6aa1c32cc3b57bf0090782ecb901ab1b6182d12
134888 F20110216_AACCRR biasetti_g_Page_108.jp2
270dc03d5b3020bd70302c036e0413ee
ad79003bf44dfdbc5e4a62e857c02d68b64d272f
37724 F20110216_AACBPD biasetti_g_Page_193.QC.jpg
21eb4f3a1d0146a86ac584373edcfae7
31e337d9c6ff5527819bfac8ccb2e56a415d6c9d
55562 F20110216_AACBOP biasetti_g_Page_058.pro
6340e70bc676c1888faed187434c0f64
37d191bcd31206cdb8fcc5bd4149fc6ce7bed405
116498 F20110216_AACCSG biasetti_g_Page_129.jp2
882924857611969abf91b8045cb322d9
eb88541857c59f055917f4db55c4b1bacac832a0
134896 F20110216_AACCRS biasetti_g_Page_109.jp2
a8f05ec4512f7e620a2994cb38cb7e8d
65a4cdf86ef865b59db011b3c347efbdd2aaf765
128140 F20110216_AACBPE biasetti_g_Page_149.jp2
3235a212c4eda1fddbb0c9b587725dcf
5a504d41df643335931e0bc33b0ab5b4943820ef
F20110216_AACBOQ biasetti_g_Page_038thm.jpg
6bbfea94eec549a812ac4875a9db9f17
17634649dfd9c611efc727f1acc9d03a1166565e
F20110216_AACCSH biasetti_g_Page_131.jp2
cc8643bd0410c0665fe1a598004d4872
c301e252904dc7e60d1c9a624d2df514bf35e07e
132458 F20110216_AACCRT biasetti_g_Page_110.jp2
afe2c9b259adf3816e2d987fd1263b7b
9dbae6ad5de3865c97201a3baf8fa8b56f6ef73c
2269 F20110216_AACBPF biasetti_g_Page_025.txt
9b436955fc9e981f5134607afec11623
cdfe162bdfb8641a870eb597604d8a028d7a491d
F20110216_AACBOR biasetti_g_Page_016.tif
b42ce63d4b1894f7f33bf2a429700548
6bb2b7da020253b590af0071cecdc79e90045373
100400 F20110216_AACCSI biasetti_g_Page_132.jp2
72bf934686881c2db013df8990bfbd9b
e9ce57b29e2c51369ce0780f93383c5d7ae54bd4
119692 F20110216_AACCRU biasetti_g_Page_111.jp2
21d80a51f2b3944d994bd98521ec96bf
992a6372ee5953a0e3f96443815602d2fc7889f6
8844 F20110216_AACBPG biasetti_g_Page_154thm.jpg
368f07fb45b4297fe85732763734050e
1165091218c59302c19ddfadedf65f4a944b65f4
2224 F20110216_AACBOS biasetti_g_Page_083.txt
a1f6648507c090c239dad9fef8275145
a40abb32628964db20b31ba9cb599511572744e3
131373 F20110216_AACCSJ biasetti_g_Page_134.jp2
8ffea5cc274fba8af735d74d2736dcb4
14cbaf73eeebb608cd4b067ac9ce3d3492bbb852
119233 F20110216_AACCRV biasetti_g_Page_112.jp2
1b68c8b375235335e0848bd796f0afc4
d689893ee0a6d011959fb2128b0b73a2a69e7035
127248 F20110216_AACBPH biasetti_g_Page_064.jp2
257898f1d4adc4bb05a6562699aaf4a7
d598c0ebd92fa7878095c42eb8c373c66c4a3c5b
39251 F20110216_AACBOT biasetti_g_Page_030.QC.jpg
43cdb3b4d6a12274304513916ddecca3
3b60ee8c90f434e614677bfe4f24117067cc396f
126793 F20110216_AACCSK biasetti_g_Page_137.jp2
80e46377dd16fdcc65aba3b994118bf7
f25e13b18ab98b2fd177930e71dfaa015acf1cbe
120464 F20110216_AACCRW biasetti_g_Page_113.jp2
9ab215a0560e6c5f40849e9962a38852
9301e8049d1a2866b250386c11ff7e7b262c510e
58440 F20110216_AACBPI biasetti_g_Page_146.pro
f67a400b1da8e7fd204f6940bb9ee0fc
5a42592eb00d2d1d6996330929647b89261bc8a1
8882 F20110216_AACBOU biasetti_g_Page_092thm.jpg
ebdec4600624f6c2e4a763ecf33ed6c0
5fa508c44d1e37a7f4fc754133866b08cc868162
118056 F20110216_AACCSL biasetti_g_Page_138.jp2
38cb0a446df0e58dd421740dfb21b33e
6576e135516dd2bc32cc8cdfe3ab0e4cb7047535
116166 F20110216_AACCRX biasetti_g_Page_115.jp2
c0a4cf9f2184cf8c7e4fc8c756b5d3c2
855983b30e20ac18b7d5dee03faca53ee7aa9815
F20110216_AACBPJ biasetti_g_Page_087.tif
2cf8f07174f03402872f06bdbeea6d6d
28214b5945c8110e4c0f3dd078b60bd6309628f5
2436 F20110216_AACBOV biasetti_g_Page_199.txt
7ea48f32fc99856aeb27067bb7bae4b2
390146dd3e61a408224fc9adcb796baa0daab96a
120471 F20110216_AACCTA biasetti_g_Page_157.jp2
89393adcd173a70670183da2c735456c
33b080cd31d3c7cfe2419daa99c1c96d90fa78f2
121072 F20110216_AACCSM biasetti_g_Page_139.jp2
79de1761be433f4501fe2159011bf724
9f10eb2a52d4d1d06f164b2384188f86c857c3e8
149094 F20110216_AACCRY biasetti_g_Page_117.jp2
53071b3ed8ebac18d2009925aa4e4046
f1a9dfb89edb091919455c31a6aca8ad8623d61b
115783 F20110216_AACBPK biasetti_g_Page_085.jp2
30fd3f5d382a60484b6ed7eef35772e4
5e0c197bc423675add4f557cbd28cb9ff3b6fc11
53540 F20110216_AACBOW biasetti_g_Page_098.pro
9d4e71d4f544ebbff8248ab51f32f20d
ff40d36e7e492ccdf69b840cdece41b8bfb69d97
97519 F20110216_AACCTB biasetti_g_Page_159.jp2
dc6650cda7d5eba4db04996eaff90c44
a9b06e1f2a2865e8ed06befade46d887d03e1d00
117097 F20110216_AACCSN biasetti_g_Page_140.jp2
e270e02e90f15631b7ac21b0a75244dc
81b59f80dd02dbc7c188bb4faac54e05838d190d
122478 F20110216_AACCRZ biasetti_g_Page_119.jp2
7048c7d2fa3d37f3c50373d5fa8582d0
bdc6f9cad94a5d5f4828a25d66fd5c7097db4b7b
F20110216_AACBPL biasetti_g_Page_148thm.jpg
fe4f044006aedc8ef9abc982a3693671
af768e2166245e97f9d5f3789fc6da8c0c8ea819
115872 F20110216_AACBOX biasetti_g_Page_060.jp2
5fe654d1b5e18b9ea77b367e756ff409
11dc742795e9167be4f5ff34bf99aaafe76c9a17
120192 F20110216_AACCTC biasetti_g_Page_161.jp2
5d59162045fae4d42964efb8ba26f864
6fbf4c7abf0cfcba6ce49adb94f11ddca35d64f6
138500 F20110216_AACCSO biasetti_g_Page_142.jp2
9d3f268da5c5142aad8f0bc65d5d26e1
4ba83ce5f73783e92c73d21bbb761655be9b75e7
F20110216_AACBQA biasetti_g_Page_007.tif
0f19a1bace77f2a185380aa209151456
55704dbccf7f9e156aec71b33a18accb8119d1ec
114290 F20110216_AACBPM biasetti_g_Page_177.jpg
274234df3c0fd2fb37cc5268a4caf2c5
d16161d8584b9b049be5449772899bb87375af3d
8644 F20110216_AACBOY biasetti_g_Page_073thm.jpg
151bbe60827f7dc766d474a186140dfd
3724d312399cf62cb7ff7a73918f24c36d18ee31
126114 F20110216_AACCTD biasetti_g_Page_163.jp2
6f01fb48c909715252b743889d748974
8a8529021f86973118cd0523b37b5f4fe62d7eb5
123529 F20110216_AACCSP biasetti_g_Page_143.jp2
190534c8e1c0753030ac8ce4c74ed59e
675c608a82ae846ad046e73beff0e236d0a42035
F20110216_AACBQB biasetti_g_Page_008.tif
24846ef5dc427bae1ffd677d9a154421
6742dcd4f7610f12f854ceba3e931d4d4abaef87
62535 F20110216_AACBPN biasetti_g_Page_087.pro
bbf0f63f7c128d1135ffe8804bea13a6
3dbe7f04fe5cd9bcb613e0f92d3c212b900c82ea
70644 F20110216_AACBOZ biasetti_g_Page_189.jp2
16c459a6d15dde0c505d5b65e3f63c58
94dcfaa5b0d64dd28e2996106fdf42617ed1a5fe
111095 F20110216_AACCTE biasetti_g_Page_164.jp2
fe6b08e8fb3449afb8873b651bbe20ef
4c38988d466c03a2cf5249ce6a4299608069e2e0
120343 F20110216_AACCSQ biasetti_g_Page_144.jp2
f2589e43c549460407a15192edeff5c0
813184afefb2e3a2c4935530dec70a773e5d4d30
F20110216_AACBQC biasetti_g_Page_010.tif
6348d8d2a5ed4aa09de51d65e01a7946
bde159c86e7282b23f7dbacfd8e68a4b11cc30ce
9353 F20110216_AACBPO biasetti_g_Page_001.QC.jpg
17c285bc82fcd1ac6bc9b0d56e32a9f7
8f24e5c40223abf3d1e561996e1a4da44cfbce3a
116690 F20110216_AACCTF biasetti_g_Page_166.jp2
262ed812c2c5e04691323aaf91302384
0711dbc0262e18efa30a0fb317f0ea5396942895
128125 F20110216_AACCSR biasetti_g_Page_145.jp2
ae449ec51fbd38af728201d3afbe1658
57a940f0a19fc7b51119a4693e702216b640da80
F20110216_AACBQD biasetti_g_Page_013.tif
b7dace42e024be4ac80d0040e16cd837
3f2bd5306245914853bc854e1b7b52631f9cb285
36294 F20110216_AACBPP biasetti_g_Page_128.QC.jpg
538f06a16039797d7a9555da03e51cc2
79dca4758262f94661ab5620ae73f840f4026edc
117717 F20110216_AACCTG biasetti_g_Page_167.jp2
5a6a20b8a3175ca645634976a1672427
98ce6aaabafc1a94dcf74924b536e5b86b3e0501
124012 F20110216_AACCSS biasetti_g_Page_146.jp2
9195dca1d232d4403c87d6d6fda7f768
57877547dac925865b131a0b45d19328382cfafc
F20110216_AACBQE biasetti_g_Page_014.tif
9ab89f0f23a16d5ecef901173373681d
03b8a74ba41f3a4e40532c7649192966cb85e26d
36755 F20110216_AACBPQ biasetti_g_Page_092.QC.jpg
97f753aeca88bb66d69ddb95cc71f5ee
1a951b86fb8b97cc6ace0d574ec927d2828ec343
123239 F20110216_AACCTH biasetti_g_Page_168.jp2
0ac97e545ebeaa4ab29aa1422f29d9ac
37d88cdcdca6e95843b6bdcb6c7af2acdddb7bce
115116 F20110216_AACCST biasetti_g_Page_148.jp2
221877e60d6af246e2de5f594225fe16
39872dd001607e88b86d4e84d6817b9229e64bf6
F20110216_AACBQF biasetti_g_Page_015.tif
796f28fe911f4ac3862552c120737c9e
5a88c03c2f15f827e22aaa91f556b2265983f068
328177 F20110216_AACBPR UFE0024691_00001.xml
1b6db249463738797d475ff7819041f5
1515e81f9ccf78b4e2a9bb2890dab7a42d66dbc1
119315 F20110216_AACCTI biasetti_g_Page_170.jp2
29e84f1f3d714c7c20a87a666c81f817
091f2be1bf47b42bcbe3290b26d639f63d7b3b31
122155 F20110216_AACCSU biasetti_g_Page_151.jp2
026f987deb1483b78ab27c4da48a8e48
e21a89974a753c0537b7bab05d21dccc1160ddc0
F20110216_AACBQG biasetti_g_Page_017.tif
04d863a74f280484c67fb21fd1d36186
c22ffd56db6f14fc817104a92e6a1ab764c88e6c
117572 F20110216_AACCTJ biasetti_g_Page_172.jp2
4029fc316d8c8f55b163f41e459d0bed
a0fccd3039e52718c7f6bce7654fe5e6c5aea261
131565 F20110216_AACCSV biasetti_g_Page_152.jp2
8a6f331888749420b1a5968cffe1285b
d871addaa9177b88253f486281310850ca563db4
F20110216_AACBQH biasetti_g_Page_022.tif
74fec943bf41bf4cad6c4b11b5bd6e3e
1a2392af952737e75d19f6e842b887d5a2abe094
113878 F20110216_AACCTK biasetti_g_Page_175.jp2
32bf04837bf1040b5bb923f07c3ab03c
5efdefe5135a6e743c22102669f9132009256d5b
120397 F20110216_AACCSW biasetti_g_Page_153.jp2
d83cb5f99c82c6facdee8ac4602ccbb9
c37c405cbcf54c8e8a7bfed2b322c05340d4a6e0
F20110216_AACBQI biasetti_g_Page_024.tif
7b56b31f7d3768dd71d355f5f68f7d28
707d65d4d4dc89c804328479c0dd434a418f46e0
F20110216_AACBPU biasetti_g_Page_001.tif
abfedf05f5d2ae5b58c79e98b88351ad
b66e005d441bdadf3223e7151ad941d87c63f332
120848 F20110216_AACCTL biasetti_g_Page_176.jp2
b378b6c8407e979f135cd0b0a39c4331
67d8f61495514ccf065aaac446f594d936cd549b
120282 F20110216_AACCSX biasetti_g_Page_154.jp2
2db3099b51d42d98cb3dd227173a17da
c20b4d1c2cdc7317c1b692638bd58906a0a521b9
F20110216_AACBQJ biasetti_g_Page_025.tif
fab9f94616906ce327eeb9e9f4bf8cda
e671cc86f2460832590f84b0746c45202a7d3069
F20110216_AACBPV biasetti_g_Page_002.tif
8b32b30ec449a91fe016938b603e7957
19868a8eb45c2eb116c789364e85dcd369d0057d
2237 F20110216_AACCUA biasetti_g_Page_004thm.jpg
0bd18d8a03e49e02d719cc5675550f79
23319ec66faabecea7ff90798a0a908b4f0bbe4f
121895 F20110216_AACCTM biasetti_g_Page_177.jp2
75ef73d16988de419c8d6a30b5119623
66cde04daed99018af8af1c536f76b65c25b8d4e
121112 F20110216_AACCSY biasetti_g_Page_155.jp2
dc51101c7e462f93a54634dc155409b3
7d0b641526311a793b30a988cacdde42dd5b2432
F20110216_AACBQK biasetti_g_Page_027.tif
a85c41af6fd5534d85b1a07b2e971128
194ef5139753a1c945f6ac6ebcd4a5545332c71c
F20110216_AACBPW biasetti_g_Page_003.tif
1821e15634e55dcb6f61b85a77fc38cf
d5eeab78a8922b8a6e9dd80ec8c370190484efb2
7599 F20110216_AACCUB biasetti_g_Page_005thm.jpg
1b008fd2d736eb0cea93b4784657c03f
a6c4c40d2915b89b16fa17fbbad5b8ccc7e89b52
115478 F20110216_AACCTN biasetti_g_Page_179.jp2
57f87e1a032a131a266548d56e1f13d6
6dd533eb99ed2384dbdeb1b626cc948ca3ef422e
125334 F20110216_AACCSZ biasetti_g_Page_156.jp2
f35d35ad66b163522909f6ab59ce15ff
613872e04e9e6736ec97804ef8cb78cac1cb30dd
F20110216_AACBQL biasetti_g_Page_028.tif
ea5f1814be15438ca66a2b47413458b5
1033fd03b3e377fb869ccf3d5caa72fab074b1c5
F20110216_AACBPX biasetti_g_Page_004.tif
f6cf15fc2f45718a93991dcf11f54512
d9ec125b4895ac3d8a51e0f14e8426c2fa69c514
5065 F20110216_AACCUC biasetti_g_Page_007thm.jpg
3ae0b1cc9badad740da6c3a7ce7c0c0d
6f771d3cbf7117eb0ba16829ff2f25f21920d651
124093 F20110216_AACCTO biasetti_g_Page_181.jp2
04d534c994438ecc437154acb5bd18bf
0cd283ff94989e2736fee20eb0ea77a238856205
F20110216_AACBQM biasetti_g_Page_030.tif
a2fce23eff35135d3d2a3bbd0200d811
d1e809a78716c781ba0c8339ffd5265b8cc819f6
F20110216_AACBPY biasetti_g_Page_005.tif
cbe0f53f40aaac6d94cac15d28064784
0a1a2803238d8ed6eaf4b88f3f6645cb33c2a3f0
F20110216_AACBRA biasetti_g_Page_057.tif
8259ace3264668f69d50c2826b46f676
79f89708fe9e9a3850bf1026dfa38052488a4f52
7776 F20110216_AACCUD biasetti_g_Page_009thm.jpg
877c12a16fb72c28518cf72b57a9d07f
edc04c47abd96a1adcf23d7ac003359071860bd4
132669 F20110216_AACCTP biasetti_g_Page_182.jp2
7817b0f143dda8eb075490fd1b0cff72
3f2c3e26f974abe57db7f3121a678a0f329bfb19
F20110216_AACBQN biasetti_g_Page_031.tif
6c48bb216129f3cee5ac5deb07a8f424
90170fc8e0b382cdb8f4548f772912efd4bd0d1d
F20110216_AACBPZ biasetti_g_Page_006.tif
3deb2ef760c5eda0e8e0a4ec08c68495
aa66a1307e9961bd35e15933be43c8ebec0c67a4
F20110216_AACBRB biasetti_g_Page_060.tif
8eefffed87aeea9cfaa6526f812f7be2
8b73bdae6b35a449cff12246b560745bc8d79453
4049 F20110216_AACCUE biasetti_g_Page_010thm.jpg
8dd78c5e6c3eadebb8c31659b90996ec
f525d22db11070ad3d7ec402181908b6c396fcc2
117527 F20110216_AACCTQ biasetti_g_Page_183.jp2
b666ae4bdb3c146b9a2d5802d83508fa
929a81b50ab7d64b4ae0ea6845a3e3b41ffc434b
F20110216_AACBQO biasetti_g_Page_033.tif
ae2e7e6aedaa02d10d2a84fdf77e9c00
6f907e6167079d1c4590de3c95e693a766d6c7bf
F20110216_AACBRC biasetti_g_Page_062.tif
c3f5755d83b20ac5584c3372b61df1d6
fa7ceda736ab535a095a48a60a04ee58af880436
8974 F20110216_AACCUF biasetti_g_Page_011thm.jpg
8c50b47e90c45d4ec11061bb416ba275
13cc75895b48e35381c103605f5a7f4434a697d4
113952 F20110216_AACCTR biasetti_g_Page_186.jp2
8005ff437450b17112c9ef3f9ce5b1a9
94a1c814852787cfc94c520e2c44b2ed50dc27d8
F20110216_AACBQP biasetti_g_Page_034.tif
28ab9ec9adb072b80db4d5adb901bad1
e4a5acf03e92b79b159d9d3c2000e80a215adda2
F20110216_AACBRD biasetti_g_Page_063.tif
bb4efffc1a5e65f3dccff07719bcab25
fe7c671ddc3bdf7d71e248625345dd54d5aa40ff
8912 F20110216_AACCUG biasetti_g_Page_013thm.jpg
3a11f93393d7934307b1ff6df58e6966
43735dd4ae4f5883d8075d2183bf3bb7bd46e4e8
121688 F20110216_AACCTS biasetti_g_Page_187.jp2
7af1de4f7c29a44afe73afc3387e3d6f
882b7147f87f52c8aac454a6c00ff8c8029f082d
F20110216_AACBQQ biasetti_g_Page_038.tif
be853e139f57866f71052993d5a729f1
6a0e1c5dcf0fddd50c2d076b5c993244378fe854
F20110216_AACBRE biasetti_g_Page_064.tif
7501a23bbfda816bdc95162d794c4aa3
eb0c3677a8d00669aef87caebfc664a7a2714781
8777 F20110216_AACCUH biasetti_g_Page_015thm.jpg
7ab18e551dbdbed87e65be93cbccbc5c
d06afc48dfcc1af982ed4ac72be8d8c4f14d3e52
130877 F20110216_AACCTT biasetti_g_Page_191.jp2
71c16fe653d7c039f726a7c6d7475e78
bc8c4304626ccd47eb6b2d687e5034f524ddb2e2
F20110216_AACBQR biasetti_g_Page_039.tif
56c384252bf6083bf1b92059aa5e3b61
786f31a6c17884cb0049e6e965b42587b326ac23
F20110216_AACBRF biasetti_g_Page_065.tif
ef8557eb4454b287a1bec53db3f59b26
c03cc5a37662e637ee364605ae57011cb5b270d4
8446 F20110216_AACCUI biasetti_g_Page_017thm.jpg
30267ddc1051c229dc902a1a411454db
84edb665586ccbefd3d2770abf1f309d38cac772
F20110216_AACCTU biasetti_g_Page_195.jp2
de2e8a440b97a7d56d3dbf8fa3908c29
624984d182cb8c391ad42b19907126825bee0818
F20110216_AACBQS biasetti_g_Page_040.tif
5b7a9c28537e37c6b5e989a51b2bcda7
a20b9b7c5dd87a9e665d04bcfa2b38ff24049ee4
F20110216_AACBRG biasetti_g_Page_066.tif
bebfb5d0225eff0abe5e1976a79ccdc1
8d883487c8f2be43c83b4f992dcb32dfe1390c62
8752 F20110216_AACCUJ biasetti_g_Page_018thm.jpg
413107fd8fc75b382fdbe1dce0cd83bf
48e51f3da493a094a9392ade10dbeb5dae984be8
1051976 F20110216_AACCTV biasetti_g_Page_197.jp2
f76ed89db0ab8655a5ac91b3f7140fff
ec09666f51d288e5ded3707725d42fd85b7a6522
F20110216_AACBQT biasetti_g_Page_042.tif
745dd6d555f5b9599778819a83db22fc
ac786b385a1962af9d2e9f45e67dfe491f913474
F20110216_AACBRH biasetti_g_Page_067.tif
60e0d1180d568b92a3c8eefde0b05322
8a4332f432e22ba541b530fc5d644a29b47bb049
8110 F20110216_AACCUK biasetti_g_Page_019thm.jpg
3d3c341acafb163f07f43b1bb22fa868
bf899d0790af7ec3adeafe0d1066d70a57f87df2
134438 F20110216_AACCTW biasetti_g_Page_199.jp2
8b85dd762814b0d6cd8e773a8569a54c
9066689b0f89bfb6402c973a27ad6d4433adf347
F20110216_AACBQU biasetti_g_Page_044.tif
74ebd7676925af1a5c61bd145f115b28
d415fd7a940995b905ae5b6f5786873e9211b700
F20110216_AACBRI biasetti_g_Page_068.tif
ebaf2671a721f9dae5162539bfe1bc3e
dbf420dc6e405d357b0e1f106ade4366957df3bd
8821 F20110216_AACCVA biasetti_g_Page_040thm.jpg
26fcbbd3cefcfa9c594e4878a4939638
0a31f2920fde85cb2ee277bd0974fd907bac8bab
9040 F20110216_AACCUL biasetti_g_Page_020thm.jpg
d7f1a9cbb27e51bf0c69c9153a1f353d
42be8f73b8c79ce62eae38bf3c743cecbcaad264
46300 F20110216_AACCTX biasetti_g_Page_202.jp2
322484f7ef298699ced4da413e996b5e
53742a41a56268af7babb6e80d15839e6e02a00d
F20110216_AACBQV biasetti_g_Page_045.tif
24404659a39cd4e3a4b61cc97f90ad78
d288a601947519bd61b065c3544e5221236e7c2e
F20110216_AACBRJ biasetti_g_Page_071.tif
3a71a70f012d4589c7a97ca150836456
4a01f75e460ca2c4671f2d20a48e399257846e08
8496 F20110216_AACCUM biasetti_g_Page_021thm.jpg
f3ec35f5fe0b595de22ca75ca811d3d6
567d54b9b29d8b15d48ca88962dc629c51b89e9e
2186 F20110216_AACCTY biasetti_g_Page_001thm.jpg
73bf48c2fa32c23b975f6e0209ebc318
7032659ace3b7299869c1499cf7fdc2b233ef89c
F20110216_AACBQW biasetti_g_Page_046.tif
17243c4555f4676c334b7366518d9635
3868a747b85d7a7c2b3cc5c54efc88ade513a954
F20110216_AACBRK biasetti_g_Page_072.tif
5097adfcd6558d66c8db18191323a8c1
6987c7abe295f2fb49ba386ae8712e0a1ca385bf
8623 F20110216_AACCVB biasetti_g_Page_041thm.jpg
4b4660f79570813f87df939a46a8fc2d
295adfa6f141c98a256345d97fe193c661f83637
F20110216_AACCUN biasetti_g_Page_022thm.jpg
4671da8883fe19665753acfa2c8fb979
c493c5ac441aab6b5565c83c974f4a55b5a3edba
660 F20110216_AACCTZ biasetti_g_Page_003thm.jpg
e968fc82f281d61e3faa205ff9fd3dc5
9f9dc88eafee00aa7caa979a48f406afb9418951
F20110216_AACBQX biasetti_g_Page_053.tif
a53a480c579bbd53c70dd12eecc23234
671c289bbf4a0545a7bd885fa49abf0601c36cc5
F20110216_AACBRL biasetti_g_Page_073.tif
d9a36d014b444ecc5eb14e9faf5bbaa4
0c7ec3ecf0feafa870f1e72644ba751ac00374be
8797 F20110216_AACCVC biasetti_g_Page_045thm.jpg
93715cb5164f14433d3fd33d630d9f51
e82e3bf2615ddf2430f8d33f309852a2c1438a78
9062 F20110216_AACCUO biasetti_g_Page_023thm.jpg
d40956bc842816587cf9f383c3e2df8e
665a75e306540fd151f7d84f2e182b1fedbea41f
F20110216_AACBQY biasetti_g_Page_055.tif
92f70af78f134991abb2db7ff24ee486
a9e67f851c13bc034892cfce17c566bbaeb41bab
F20110216_AACBSA biasetti_g_Page_097.tif
984135c74d8e4fdede93fa0b47042044
fcb3d3e241efb08a8bc24aac698a9a04382c6107
F20110216_AACBRM biasetti_g_Page_075.tif
cedf8041857f51fcef534e04b9cd6a76
19902c4e4799c1d8512e6445eb1dc3e85370b9f5
8250 F20110216_AACCVD biasetti_g_Page_048thm.jpg
440bf84674a8a9c5bf785b55ecb4a3e8
9dbeb36a27aedfcbd0ac7d7c27aba7321461c972
8351 F20110216_AACCUP biasetti_g_Page_024thm.jpg
3aa892b47110201ee2852b0cdf34dce6
93b83a413fb4298ee346eda6f56b2ab0cdaa6335
F20110216_AACBQZ biasetti_g_Page_056.tif
1447d275063ecdee34ca1128d2e59a9a
30866a283da3c60f15c9fe0647337c2ba8fb305e
F20110216_AACBSB biasetti_g_Page_098.tif
2235d04a7bc46da1a1d7ac026aa8b8db
6780f7c7919876cb87f8c95b9f58c9e8274f3a25
F20110216_AACBRN biasetti_g_Page_076.tif
c898bf740a63303c481816d0d6d00a77
404e34251aa6ed712857c45981854eed15c9678e
8957 F20110216_AACCVE biasetti_g_Page_049thm.jpg
5a860f36f89e1bd4196b250b5953e625
1f7ba856fcd4b70b0cd5c96e2f99601f22e028ae
8252 F20110216_AACCUQ biasetti_g_Page_025thm.jpg
9a7f256ec65dbabfcea4114f967d07e2
48764bd37db7805e8535095c147fc6702ddd9461
F20110216_AACBSC biasetti_g_Page_099.tif
2b4456799ca3473038d0c4565c54453d
01c8ec8f3a35c31e92c91bea84e7dc0f310e1fa4
F20110216_AACBRO biasetti_g_Page_077.tif
332653dedc00073cdc48c05dad976acb
ab0a8332074b42213ddedb166b30d1431c8b58c8
8669 F20110216_AACCVF biasetti_g_Page_050thm.jpg
5f9dbe377dbcf28a0533ccd96c2e21f7
5268bd3bef3211a1f65ea3b50e284da2f3e165f6
8893 F20110216_AACCUR biasetti_g_Page_026thm.jpg
d122eb058c869ef5f7b0de803cc3769d
ee4a848cfe5c12f44ff2c14c2fd4db983a9f753a
F20110216_AACBSD biasetti_g_Page_100.tif
3ed638a7b04903b094c4b340ae0dbd7c
fe6f30f7728bc8bc6be6f64d229faaae5ee182f6
F20110216_AACBRP biasetti_g_Page_078.tif
746e765194746b4a37927ad411eae74a
0cbc5d84d1a49b06f66fc9121b3b628d83dc558a
8825 F20110216_AACCVG biasetti_g_Page_051thm.jpg
81e7fe0209a9584952be089c5c12992b
62b6e45197986e7c67351bfcd8addeab0f3c5c77
8897 F20110216_AACCUS biasetti_g_Page_027thm.jpg
4722c881c7b41f53c38b3e6cbd58c378
4528b31980bef52d5557e1f05aaafaefa86c0d0f
F20110216_AACBSE biasetti_g_Page_101.tif
70a41dbfa3f1b30c4226c33475f0d67d
f21fd46065f4b94b6f7239b5bf40d3db304b7749
F20110216_AACBRQ biasetti_g_Page_080.tif
82f68e70580fa899ff4120f0eeb758b8
88724bdf3d8ca6896379776822d4d4e22d18c6d2
7639 F20110216_AACCVH biasetti_g_Page_052thm.jpg
3a6a6c038058e3b9aaeabf801aaf89a0
8c283ba5b13571c2680a43e21a1d1245090f8d3b
8796 F20110216_AACCUT biasetti_g_Page_028thm.jpg
13abdad2789914a9faef273271df919d
801a71c4705ef80c58021e2ffdcba99313d65eee
F20110216_AACBSF biasetti_g_Page_102.tif
09daf5fe4542923e9c37495526b56e91
e8cfda5a21256eee08695d8a40feda74995b32d1
F20110216_AACBRR biasetti_g_Page_081.tif
1ea52015aac07505fbafb4a4066cd652
d328a1ba3ccc9966a4c792fb71b279e3eb42489b
9010 F20110216_AACCVI biasetti_g_Page_053thm.jpg
730f992de1d4951f2b47398aa152412c
21385f96dffafbd49a25599532435e051f300f84
8867 F20110216_AACCUU biasetti_g_Page_029thm.jpg
b7ce7e09ff9f7815e46043df058ce905
48f3acf986e2c37137458c855d248ee046b4c9a6
F20110216_AACBSG biasetti_g_Page_103.tif
df6b52b5070583363cbf943d68a1e6b8
c14e112b5234dea53643652929b11656d2c0b7eb
F20110216_AACBRS biasetti_g_Page_083.tif
20a707afeeb381bf8456077a1f23dcb6
3a672f24c16a5b92552c61fcb01b6bb2f6c2bd5e
8755 F20110216_AACCVJ biasetti_g_Page_055thm.jpg
01950d585fa6d1664336dbf4d2bc9cb7
b27305cb4bdd1fbf77d554791f11c836b4d93316
8834 F20110216_AACCUV biasetti_g_Page_031thm.jpg
9b46f09216660bb904839ac20b9114bf
e0b473cd78d04d44a89b0f000aa00e2e5fa42b0d
F20110216_AACBSH biasetti_g_Page_105.tif
9a0cf97244b395735a69fec5e69a7574
53628364017b69fcfa98de95ce51a22db5930c25
F20110216_AACBRT biasetti_g_Page_084.tif
e42a0a8fb7978a45145297864224454c
d6a8afdae6f8c07912f7379f33b877fc58ae9388
F20110216_AACCVK biasetti_g_Page_057thm.jpg
8bfa2dab9ebf11d938ff2106a8b40f15
202be05b0316c710ceddc8a81e241681c408177f
8930 F20110216_AACCUW biasetti_g_Page_032thm.jpg
cfce475055a8024a1a6cbc18313ac439
f7f333e05e2540d23d76b19825faf59def36fc2d
F20110216_AACBSI biasetti_g_Page_106.tif
a1e2bac2a67f1d13c284962cbe8d4a30
6046e30279d2756e9d00a009c943a8deab254269
F20110216_AACBRU biasetti_g_Page_085.tif
e8ca559ee91fddceacc9ac4d9d74945b
905d90d833bad583f9934188885e233eb76d3c89
8455 F20110216_AACCWA biasetti_g_Page_093thm.jpg
b332de2ac88ec8b4a9f5657dcd9b4d1b
854372f63269f49fb26443b70a151a5a02a07ae2
8695 F20110216_AACCVL biasetti_g_Page_061thm.jpg
d7e5009844252e1630150034c103ad5f
5836c01fba3f9cc3dea5614ae63dfc0326c5c329
8362 F20110216_AACCUX biasetti_g_Page_036thm.jpg
d464ef9514619ca44ec7bdd7a0ff95a8
c2d0451030236e612027a3e78c112b27bb996dc3
F20110216_AACBSJ biasetti_g_Page_107.tif
d05aae1ce65f663f69d2e60d6d926493
c4b641c711beb56efee5c8acf38c6fdb7d37e3ae
F20110216_AACBRV biasetti_g_Page_086.tif
ad430922a9a06c9ff96e88a2068afac1
1e82b940de1a6264bc4883018cab9e56a30cd9c7
F20110216_AACCWB biasetti_g_Page_094thm.jpg
ab8063f618d40752c62677ef0b990cae
54016f38cc869b4deb13592865341dc2bd8474d7
8285 F20110216_AACCVM biasetti_g_Page_063thm.jpg
2b4e1da397bb924da52d7f5e4e90cc72
c09b688d3b2bff4b6af28ca55c97dd6e9c1ed97e
9024 F20110216_AACCUY biasetti_g_Page_037thm.jpg
99d125a3558846abf2f467d559e47d2f
6c3e11a64b784c7b67e5abb6d801c1f95e88ad29
F20110216_AACBSK biasetti_g_Page_109.tif
0bd9108ca0be31d773faf19028b1f9cc
3e7708edfcb3ed1bbd362114d87416e2849cead5
F20110216_AACBRW biasetti_g_Page_091.tif
091390d298b5ebc8fa4402612a041492
c5ea7ab402afeead2dc52c01ba48982abe2d00c4
9224 F20110216_AACCVN biasetti_g_Page_065thm.jpg
fe8efac16d828969aee8dab060de6ad4
62e294b9e082640564ce581c8bfc674659dbcb65
8241 F20110216_AACCUZ biasetti_g_Page_039thm.jpg
6d13a5d5816c5947b5481e4e8c0c0d28
e2de8d5dff5f531e6bf739c1ed97143a93e78e11
F20110216_AACBSL biasetti_g_Page_110.tif
1d5c25dd221c78287031463ff97dfdd4
934738f9406278e001b11ba6e9e06cc8b7e135bb
F20110216_AACBRX biasetti_g_Page_092.tif
2e31062ef11ca4904935fbcdfbf2ec66
27cad1221b6e9e45458bbbe74ad3c9efa232a996
8966 F20110216_AACCWC biasetti_g_Page_095thm.jpg
59a7c8796c18c64d38e919c02cec1da2
792dd59112c4be7d417c2a9112747a169bd89547
8819 F20110216_AACCVO biasetti_g_Page_066thm.jpg
8057508040ca868e6ace5551714024b7
07d5854b32ce9514041e6538da2e7eebc88dd9dd
F20110216_AACBSM biasetti_g_Page_111.tif
9ed8448a39bcd22e346fd65e649f47bf
4ba24374ced0024aff50bd5a58b3cc052891ecd6
F20110216_AACBRY biasetti_g_Page_093.tif
ee1379deb54838ec400df50c1a01cdfe
6719600252ab7f67139325aaa94e2c13758867bc
F20110216_AACBTA biasetti_g_Page_135.tif
30748a0388def83c160e02bdaadf511f
ceabdb070c5c75714092a93044104bbfbf9bc973
F20110216_AACCWD biasetti_g_Page_096thm.jpg
9c7698a0a8a9a4e79113f6e0768f1283
20ef5384b09acf1940da642c26b68145d38487c7
5312 F20110216_AACCVP biasetti_g_Page_068thm.jpg
50bdd04a32b30cbdd9cd2f2a27fd3567
1cfb43c2702b105c73516d971b330ed65029a90c
F20110216_AACBSN biasetti_g_Page_112.tif
8502c24611e20d2327e314a9b63c07e6
723f574c31ab856e65c982255e284299af643919
F20110216_AACBRZ biasetti_g_Page_095.tif
731fb313bbd928fb1c00a48eec86bedb
51838c606dfc8b5539a3981e67cb9890a1706df5
F20110216_AACBTB biasetti_g_Page_137.tif
647e5f80a84166124479e0aca06b7671
e6de20641643544469412d5bb27a5c98c8238fe8
8678 F20110216_AACCWE biasetti_g_Page_097thm.jpg
70210c97aba27b42d29d0629e6e0971f
a015c40da5096cea539edb99c55b8932799c602e
F20110216_AACCVQ biasetti_g_Page_069thm.jpg
bfe29bacec089bb95e0234f7e9721054
ceba3219b0cdc8cfc4b4b6a12d5efc145377b436
F20110216_AACBSO biasetti_g_Page_114.tif
0f0f7fc7218b1989ef2e421da07b40b9
187fa3732256d221c26bf3d883218d714da9f29b
F20110216_AACBTC biasetti_g_Page_138.tif
d78ff3b450e5dfef639203c7b980b8ec
f7d2d2e879d50e111dbc5a7f704b13eab03e9d72
8814 F20110216_AACCWF biasetti_g_Page_098thm.jpg
c42df16154ac9c967b4f6316b9e0f6ea
c531262f2430ea777e9eae909549d014e4fe42ab
8660 F20110216_AACCVR biasetti_g_Page_071thm.jpg
30695de4df81319d5e1688be65910a86
5dc032ba63a19d33916b66e5156de8727248d2fd
F20110216_AACBSP biasetti_g_Page_118.tif
707a39192ffabd0ea2ac849d054fa298
81f2aade7e2ff90db7473c23c0c4233c1559172a
F20110216_AACBTD biasetti_g_Page_139.tif
9c4c0a080251b7a19010d3f646641eed
938502b8af4cafdf59bc6273a2c1eecd1d38a8d8
8804 F20110216_AACCWG biasetti_g_Page_100thm.jpg
801c65c23a2a67741d87845176048c6e
140aa19aeb8811badfef2cf5d976233eefce3284
8863 F20110216_AACCVS biasetti_g_Page_072thm.jpg
26b6eee99edba2f3a39b8625bcd6a868
6d55987b811ca4a3251df6ca621ad13248934637
F20110216_AACBSQ biasetti_g_Page_120.tif
b40da283070e0644a61eba264f3229ae
86700d44fbcd73476ba10728e245634443780b01
F20110216_AACBTE biasetti_g_Page_144.tif
fe4a9ef9af82a66e44c4f722aed4e7b3
403eada5437e5d1710440f01b8cb2cda2a218e25
9115 F20110216_AACCWH biasetti_g_Page_101thm.jpg
2165407538b7f449d689286e1b13827e
75e638a917a4d823ff8a2b5469bb59f73668bb2e
8255 F20110216_AACCVT biasetti_g_Page_074thm.jpg
96bebd8a2c0ce3d3252b67958b317985
fa2d2f931613c959e6c8419e85edcb7fb7eae29d
F20110216_AACBSR biasetti_g_Page_122.tif
f88dccc99fbee52cd176ceaaf7b3ccdc
79c2041833864871e1e30ea40143a0ad06c0d32c
F20110216_AACBTF biasetti_g_Page_145.tif
b602e3312129725d17ce125767178b61
fa1a6edf8888b86c67a7ebe3ef9f2b4c460bd23b
8503 F20110216_AACCWI biasetti_g_Page_102thm.jpg
c3db722011bd60ffd1bf09c42567a304
9c7d4657bd094e9819c4ee944a47cae67db6130a
7535 F20110216_AACCVU biasetti_g_Page_078thm.jpg
0d7a3f8de9d0b2bf0e7b357d5efc3544
34d108e08ea96ffcd776bcb720178d83c9e3668a
F20110216_AACBSS biasetti_g_Page_125.tif
1d8ded46ad5d4cce0f6690d2b230b692
3c52da480df554c135cf93c0e4ba8cff678f4ebb
F20110216_AACBTG biasetti_g_Page_146.tif
13268e3d79cb93753b5882d792a81d29
1269e17b8e13e5dc51ae15342e58adeba6fc3def
4814 F20110216_AACCWJ biasetti_g_Page_103thm.jpg
9b620ead258b901341aeab9a4dcded1c
970b101495a1479eb06263612437f4accb6eb7ad
8486 F20110216_AACCVV biasetti_g_Page_086thm.jpg
19854b6872f7c055dcdcb2b917430ebc
d89717c21c9259e6eb11cd3fc762700063ca9116
F20110216_AACBST biasetti_g_Page_126.tif
8525818fe9968d5db6af000d7b6f187c
4b6d35b502508047009c615555bc39b8c3b4f890
F20110216_AACBTH biasetti_g_Page_148.tif
906196d7798922f39f5ba00ad675b44c
4ccc9375ad3735f4abae4f7856cafdfc3ed8b716
8537 F20110216_AACCWK biasetti_g_Page_104thm.jpg
ce602d3b364ccd957332e5e78d2f543f
95b0f21af1bd6a55f18ffe014e4e75fa50725992
8647 F20110216_AACCVW biasetti_g_Page_087thm.jpg
8872c3739e836fcb5fdbe2a114ec2535
442b46fb76a8027c3ff20880c500a050054dc0f1
F20110216_AACBSU biasetti_g_Page_127.tif
55c92f85fb3a3e1ab2c44f9b9e509ce4
57eb740c90b69fa14020841cc8209ae35bc6c534
F20110216_AACBTI biasetti_g_Page_150.tif
a282e8046dea2c2c3300fb24a7494293
2ad7fcce8c7cf38968f8d162976c8a19c2dc3ded
7489 F20110216_AACCXA biasetti_g_Page_132thm.jpg
343a413c0859d1b8b4e9cb8006b07a9a
08b1264d43f8c702d44fdb722c6cfa3af9d7b313
9094 F20110216_AACCWL biasetti_g_Page_106thm.jpg
adc4c209e92e252da20dcf6ebd6eb3bd
60b1582d4ffcd2ac98e355a82246ab9da6fb9d7f
8341 F20110216_AACCVX biasetti_g_Page_089thm.jpg
c2e39a0f5304d48fe56b67140707a2ef
e2ccfed5ff269746a17c2ddfc1d8a4f2c257ec13
F20110216_AACBSV biasetti_g_Page_128.tif
a88b802816958f885a26ffcea662f9c0
f445df0a593d587b50773ded19b440428af68af3
F20110216_AACBTJ biasetti_g_Page_151.tif
b6ef0243c7ac830e4e58d659ce8f50df
6b9f02b0f5941fae7eefd2a7eb861e19779f79e7