<%BANNER%>

USF



Qubit
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00103497/00054
 Material Information
Title: Qubit
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Publisher: Havana, Cuba
Place of Publication: Cubit
 Subjects
Genre: serial   ( sobekcm )
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
System ID: UF00103497:00054

Downloads

This item is only available as the following downloads:

qubit_08_2011_no61 ( PDF )


Full Text

PAGE 2

ndice: Ciencia y Literatura. Un relato histrico. Miguel de Asa En las constelaciones. Ama tu ritmo. Rubn Daro Super-Ciencia. Geogrfica. Vicente Huidobro Oda al tomo. Pablo Neruda El principio de Arqumedes. Sigmund Freud. Nicanor Parra Padre Homero. Mario Vargas Llosa Gozos cibernticos. Nueva teora sobre el Big Bang. Gioconda Belli Cosmogona. La suma. Jorge Luis Borges Cntico cuntico. El Big Bang. Ernesto Cardenal Universo. Windows 98. Mario Benedetti El astronauta prepara el descenso. William Ospina Sobre la inutilidad de la semiologa. Jorge Enrique Adoum Microfilm del abismo. Gonzalo Rojas Teora de fractales. Teora cuntica. Alberto Blanco El corazn. La energa. El tnel. Andrs Neuman Historia del cine ciberpunk. 1996. La isla del Dr. Moreau Para descargar nmeros anteriores de Qubit, visitar http://www.eldiletante.co.nr

PAGE 3

Ciencia y literatura. Un relato histrico Miguel de Asa En el momento de la constitucin de la ciencia moderna exista el concepto de un "libro de la naturaleza", redactado, tal vez, en oposicin a un libro de la Revelacin (y tambin no). Ese primer libro se supona escrito en un lenguaje matemtico. Para Michael Robert lo comn a la ciencia y las humanidades es la pasin por el conocimiento. Para Huxley, la ciencia sirve para investigar, ordenar y comunicar las ms pblicas experiencias humanas, y la literatura, (aunqu e trata tambin de dichas expe riencias pblicas), toca las experiencias privadas del hombre. Esto tendra paralelo con los respectivos discursos: el lenguaje de la ciencia es instrumental, se ajusta a un marco de referencia existente (o busca uno nuevo). El lenguaje literario no es un medio, como en la ciencia, sino un fin en s mismo. La diferenciacin de estos dos tipos de discursos, a partir de la cual la literatura sera considerada una empresa esttica, llega en el siglo XIX. Tanto hombres de letras como hombres de ciencia, tenan, en un principio, un educacin comn que comparta un lenguaje comn, sirva de ejemplo, James Clerk Maxwell, que comienza su artculo sobre el ter en la Enciclopedia Britnica (ed. novena) citando el Cratilo de Platn. La palabra ciencia en el sentido de "ciencia" natural data del siglo XVI, popularizada por Francis Bacon. La palabra "cientfico" es de origen ingls, acuada por William Whewell, a mediados del siglo XIX. Para el educador Matthew Arnol d (1880), inspirado por el poeta Wordsworth, ciencia y poesa no estaban alejadas, la poesa se alberga en el semblante de toda ciencia. Gillian Beer, de la Universidad de Cambridge, clasifica en tres lo s estudios sobre ciencia y literatura: primero, aquellas obras que explican la obra literaria a tr avs de su base cien tfica (all, la ciencia proporcionara la "clave" de su significado); segundo, los textos literarios que habran propuesto ideas luego demostradas por la ciencia; y por lti mo, las obras que analizan la interaccin entre ciencia y literatura. Beer, autor de Las tramas de Darwin afirma all que Darwin debi trabajar contra el lenguaje debido a que este encarnaba de suyo y para su poca ideas de diseo y creacin. En este libro de Miguel de Asa se ven relaciones entre ciencia y literatura desde la perspectiva de la historia de la ciencia, es to es, la ciencia en la literatura. El saber mesopotmico sobre la naturaleza estaba ligado a las formas de expresin, as, la astronoma estaba ligada a la astrologa y la ad ivinacin. La primera coleccin de augurios data de 1750 a. C. Un cambio al respecto se puede advertir a partir de dos textos: el Enuma Anu Enlil y el Mal Apin ya que este ltimo catalogaba los fenmenos celestes sin su relacin con la

PAGE 4

adivinacin. La astronoma babilnica llegara a ser predictiva, poda establecer efemrides de fenmenos celestes pero no buscaba una explic acin geomtrica de los fenmenos (causas) como s lo haran los griegos. Esta disciplin a sera la cosmologa, que en Mesopotamia, era patrimonio de las cosmogonas sagradas: el Enuma Elish (1800 a. C.) era un poema que relataba la creacin del mundo en relacin a la gener acin de los dioses. Se enfrenta un pareja primordial, Apsu (agua dulce) y Timat (agua salada) y originan luego otros dioses hasta llegar a Marduk, que lucha con Tiamat (que es adems el caos primordial y representa lo demonaco). Marduk, dios formador, establece el cielo y la Tierra con los despojos de Tiamat. Vemos as como no carece de sentido -aunque s de pertinencia histricadecir que en Mesopotamia la cosmologa era ciencia y literatura. La Teogona de Hesodo es tambin una cosmologa ligada a las cosmogonas. La imagen del universo propuesta por Homero sera sta (VIII a. C.). Al principio reina el Caos y de l surge Gea y Eros. Gea da a luz a Urano (el cielo), por lo tanto el universo es una esfera dividida por la tierra en dos: arriba el cielo y debajo el Trtaro (a ste lo riega Estigia, hija mayor de Ocano), y ste rodea -para Homerola Tierra como un anillo. Sobre la Tierra, en el ter, se desplazan los astros que ascienden desde Ocano y se hunden en l. Los trabajos y los das especie de almanaque agrario, contiene observaciones astronmicas ligadas a las estaciones con la finalidad prctica de las tareas del campo y adems, contiene un calendario de navegacin. El comienzo de la filosofa de la naturaleza se ub icara en el siglo VI a. C. en Anatolia, con los presocrticos, que buscaban el arj, o principio de la naturaleza, y consideraban al cosmos como un sistema ordenado, de regularidades fsicas. Me tn y Euctemn idearn un ciclo de 19 aos con 235 meses en el que algunos aos tenan 354 das y otros 384. En este marco aparece Aristfanes, poeta conservador que satiriz es tas novedades intelectuales y sociales. En Las aves se burla de Tales y el conocimiento matem tico. All aparece Metn, quien quiere trazar las calles de la ciudad que las aves construirn en el cielo. En Las nubes el blanco sern los sofistas, uno de stos es all Scrates que ensea doctrinas presocrticas y ridiculiza las explicaciones de los dioses; as, enseaba que el trueno no es causado por los dioses sino por el choque de las nubes. En la poesa didctica destaca la Phaenomena de Arato de Soli (II a. C.) que versifica un tratado del astrnomo Eudoxo. Describe las estrellas fijas, la aparicin de estrellas en el cielo y signos meteorolgicos. Cicern la llev al latn con el nombre Aretea Nicandro de Colofn (II a. C.) escribi dos poemas sobre antdotos y venenos citados hasta el Renacimiento. De rerum natura de Lucrecio ensea la filosofa natural de Ep icuro. En ella, la teora antigua atmica que introduce el parenklisis o clinamen (viraje) para eliminar la objecin de determinismo (los tomos cuando caen en el vaco se desvan). Estas especulaciones no tienen parentesco alguno con el modelo Rutherford-Bohr. No es anacrnico decir que Los trabajos y los das y los Elementos de Euclides son gneros distintos (pertenecen a esferas distintas). S es anacrnico en cambio hacerlo con Naturalis historia de Plinio (24-79), puesto que es un museo de todo lo que el mundo conocido tena de descriptible (geogr afa, costumbres, minerales, plantas, artes, economa, etc.) Este gnero se inaugura con P linio y reaparecer recin en el siglo XVIII con Buffon. Pero a diferencia de la pr imera, la historia natural de Buffon es todava apreciada. Plinio qued como depsito de curiosidades: tal es que del elefante llega a decir que era capaz de escribir en griego y que adoraba los astros. La "scientia" en la Edad Media fue ante todo un programa de transmisin, elucidacin e interpretacin de textos. El nucleo son las universidades, el instrumento la lgica y la ciencia aristotlica. El llamado "renacimiento del siglo X II", fueron estudios humansticos en las nuevas escuelas catedralicias (su epicentro fue las de Chartres, Orleans, Rheims, etc.) Caracterstico de este momento es el Megalogican (1159) que promova un estudio de la lgica exclusivo y en desmedro de los autores clsicos. La "nueva lgi ca" estaba representada por las obras de lgica de Aristteles que en el siglo XII fu eron traducidas al latn, como ser, Primeros y segundos

PAGE 5

analticos La aplicacin de la lgica para resolv er sentencias contradictorias de textos anteriores de autoridades dio origen a la escolstica. Segua siendo una empresa puramente textual (lgica puramente abstracta). El ms famoso de los poemas didcticos mdicos se remonta al Corpus Hipocrtico (IV a. C.) sobre dieta y modo de vida. Fundada por Hipcrates y Galeno, la misin del mdico era mantener la comp lexio, el equilibro de la cualidades asociadas a los humores. Se buscaba restaurar el organismo con alimentos o drogas "calientes y secas" en afecciones "hmedas y fras". Includa en esta tradicin est el Rgimen de la salud de Salerno (XI) que posee aforismos y una parte sobre flebotoma o sangra (est en el marco de la teora humoral) y prescriba cosas como que dormir despus de comer en los meses con "r" enfermaba. En el siglo XIII se produce un giro hacia el realismo, un alejamiento del enfoque simblico platnico; este giro est asociado a las nuevas obras aristotlicas recuperadas y se ve en el surgimiento de las enciclopedias de la natura leza (su impronta era organizar los saberes del mundo natural y por otro lado los del mundo sobrenatural). La astronoma fue uno de los saberes exactos ms difundidos en la antigedad y Edad Media latina. La astronoma medieval descansaba en el Almagesto ptolomeico y era para predecir las posiciones de los astros. Estas era las ideas cosmolgicas de Dante: la Comedia alberga algunos conocimientos tcnicos de astronoma (una alusin al movimiento del so l que engendra los equinoccios, por ejemplo). Un siglo ms tarde, Chaucer despliega en sus ob ras bastantes conocimientos sobre medicina, astronoma, etc. Realiz el primer tratado ingls sobre el astrolabio. El humanismo como programa de restitucin de posiciones clsicas favorecera el futuro desarrollo del conocimiento exacto por la puesta en circulacin de obras de Arqumedes y obras perdidas de Galeno. Bacon (XVI) lanza su proclama de torturar la naturaleza hasta hacerle decir sus secretos. En el humanismo de Petrarca vemos una crtica a los mdicos de la poca en tanto que "leen todo, Aristteles, Sneca, Virgilio, retrica, y lo que es peor, alquimia y slo dejan de lado la medicina". El renacimiento no fue un momento de florecimento cientfico, estas revoluciones fueron conservadoras (el trabaj de Coprnico no rompa del todo con el pensar aceptado): Coprnico postul el heliocentrismo pero dentro del marco epistemolgico de Ptolomeo. En ciudades del norte de Italia, no obstante, hubo algunos avances en mecnica y lgebra. Esta revolucin fue ms filolgica que empirista. As , Gesner, estaba interesado tanto en el conocimiento de la naturaleza como en la filologa y as lo demuestra su erudita Historia animalium que recupera todo cuanto se haba dicho al respecto. Estas inmensas obras del Humanismo usaban cualquier fuente de informaci n sin separar lo cientfico de lo literario. Es destacable Syphilis sive de morbo gallico de Girolamo Fracastoro, poema sobre la sfilis, mal francs as llamado puesto que su diseminacin estuvo vinculada a una invasin francesa conformada por mercenarios de toda europa a la pennsula (1494). Importa en esta obra la doctrina de la infeccin expuesta basada en el concepto de "semilla de enfermedad" de Lucrecio segn la cual "hay simientes de cosas que andan volando y causan enfermedad". En cuanto a los alquimistas, Robert Greene, pone un personaje histrico en una obra de teatro como un mago que fabricaba maravillas (se trat a del personaje histrico Roger Bacon que fuera tambin estudioso de ptica, filosofa natura l y defensor del mtodo experimental). Hay paralelos de esta obra con una contempornea, La trgica historia del Dr. Fausto de Marlowe. Otro alquimista es el de La Tempestad de Shakespeare, Prspero, duque de Miln cuyo gobierno le fuera arrebatado por su hermano Antonio y que refugiado en una isla domina con su magia a la criatura subhumana Calibn. Esto muestra que en el Renacimiento la magia era parte de la filosofa natural (los ingenios tcnicos, la mecnica, se vean como magia "natural"). La alquimia estuvo ligada a las doctrinas mdicas de Paracelso, quien propugnaba la abolicin de la medicina basada en la terape tica herborista de Galeno, y propugnaba una mineral. Ben Jonson satiriz en El alquimista a stos como estafadores de clientes estpidos y codiciosos. El protagonista, Subtle, expone la fabricacin de la piedra filosofal combinando la teora aristotlica de la materia y la teora alqumica de Paracelso: una exhalacin lquida y aceitosa se une a una tierra viscosa, si la abandona la humeda d y se seca, se forma la piedra, si mantiene la humedad aceitosa se vuelve mercurio y azufre (padres de todos los metales).

PAGE 6

El siglo de la revolucin cientfica se atribuy al XVII; sus actores, Galileo, Descartes, Boyle, Newton, etc. Recordemos que Newton se interes por la cronologa bblica. Surgen en este siglo instituciones de cuerpos colegiados como Royal So ciety (Inglaterra) y la Academia de ciencias (Francia). Toma cuerpo la idea de que el lengua je de la ciencia es un lenguaje especial. La Ilustracin es el paladn de la ciencia, sta es su modelo de saber. Volta ire, DAlambert, Diderot eran matemticos o al menos aficionados a las ciencias exactas. Import la claridad de ideas de la prosa de Voltaire para la difusin de Newton Lavoisier constituy la qumica sobre la base de una lengua artificial y precisa. John Donne en su poema Una anatoma del mundo se escandaliza del heliocentrismo. Henry More s adopta la poesa como vehculo para difundir el copernicanismo. No sucede lo mismo con Milton quien hace decir en su Paraso perdido al arcngel Rafael que el hombre no debe escuadriar cosas ocultas que interesan a Dios. A pesar del geocentrismo de este poema "se exhala el sentimiento del abismo csmico" y adems hay observaciones de Galileo tales como la referencia a los satlites de Jpiter. Pascal, quien se extasiaba ante la infinitud del cosmos, en sus Pensamientos alude al tema de los dos infinitos, el celeste y el atmico. Ya cerca del siglo de Oro espaol se ve la incorporacin a los textos de contenidos mdicos o del mundo natural. El caso, Rabelais, que mdico y editor de textos mdicos, en su Garganta hace desfilar datos mdicos. La crtica a la medicina de Galeno se canoniza en las stir as de Molire. En el final de El enfermo imaginari o se responde que el opio hacer dormir porque posee una "f uerza dormitiva" (falacia del crculo vicioso). Quevedo despleg una impiadosa crtica a todos los mdicos, alquimistas, y astrlogos. En sus Sueos y Discursos el boticario, por ejemplo, es condenado. En un soneto satiriza la alquimia: "Ser la tierra adltera a los soles / por concebir de un horno siempre ardiente?" ("adltera porque segn Aristteles el sol engendra los mine rales de la Tierra). Gngora se burla de la uroscopa en sus letrillas, es decir, del diagnst ico a travs de la orina. Tirso de Molina en El amor mdico utiliza un enredo amoroso para burlarse de la teora galnica de los humores (abundan discursos tachonados de frases latinas y tecnicismos para impresionar a los pacientes). Newton en los Principia reformul la mecnica de Galileo y en su Optiks sent las bases de lo que sera la fsica de la luz, el calor y la el ectricidad, etc. Surgi pues en el siglo XVIII una tradicin de poesa newtoniana. Esta tradicin se extendi hasta el siglo XIX pero en Wordsworth ya no muestra a Newton como genial ordenador del universo sino como un solitario y melanclico filsofo naturalista del pensamiento infinito. En el siglo XVIII se extiende en Inglaterra el argumento del diseo. Esta nocin sumada a la ciencia newtoniana dio lugar a la literatura Hexameral cu yo tema fue el relato de maravillas naturales resultado de los seis das de creacin divina. El poema satrico de Samuel Butler El elefante en la luna habla de dos observadores con telescopio que creen ver un el efante en la luna cuando ven una mosca en el extremo del tubo. Tambin para Butler los secr etos de la naturaleza eran insondables y su inquisicin provena de la soberbia humana. Po pe critica los afanes de la ciencia porque desviaran el conocimiento del hombre mismo y deca que Newton visto desde la mirada de los ngeles no era ms que un mono. El ataque ms fuerte a los miembros de la Royal Society se debe a Jonathan Swift en el marco de la "Querella entre antiguos y modernos". William Temple se deca que los ltimos estudios de Gresham College o academias de Pars no haban eclipsado para nada al Liceo de Platn y la Academia de Aristteles. Temple fue jefe de Swift y William Wotton critic al primero por lo cual Swift contratac con Batalla de los libros Los viajes de Gulliver tiene su parte crtica al conocimiento exacto. La isla de Laputa, construida sobre diamante, tiene en el centro un imn gracias al cual se desplaza por el aire y est habitada por estudiosos de matemtica, msica y astronoma. Al describir el imn Swift utiliza, pa rodindolo, el estilo del peridico de la Royal

PAGE 7

Society. Gulliver describe una mquina que produce frases al azar las cuales eran compiladas en libros. La vctima de esta burla era John Wilkins, creador de un idioma artificial que impuls a John Ray a reformular la clasificacin del reino animal. En la escuela de lenguajes, Gulliver, se entera de dos proyectos: el primero, reducir las palabras a una sla slaba y sacar los verbos y los participios, y segundo, eliminar el lenguaje puesto que hablar corroera los pulmones. Esto es stira a las ideas de Thomas Sprat, impulsor e historiador de la Royal Society, quien quera reformar el lenguaje para que se adapte a la nueva ciencia y adems se quejaba de la proliferacin de tropos y figur as que provocaban niebla e incertidumbre en el entendimiento. Descartes sostuvo una idea mecanicista de los seres vivos (animales como mquinas) y as el cartesiano Malenbranche pateaba a los perros y en Port Royal se los castiga con igual indiferencia. La insititucin social del saln pe rmiti expresar ideas cientficas en formas literarias; esto responda al programa ilustrado de difusin. George Louis Leclerc, conde de Buffon, traduce la obra matemtica de Newton y es autor del Discurso sobre el estilo donde establece un paralelo entre discurso, mtodo y accin de la naturaleza y analoga entre procesos de produccin orgnica y el estilo. Voltaire in troduce a Newton en su pas; en sus cartas newtonianas (la nmero 14) sostiene mordazme nte que al cruzar el canal de la Mancha cambiaban las leyes del universo (Descartes vs. Newton). En su Venus fsica Moreau de Maupertuis expone su teora de que el individu o se genera de la mezcla seminal de los dos progenitores. Rousseau encarna la crtica romntica a la ciencia a la que vea corruptora de lo natural. Fue cultor de la botnica y esto est ligado al ap ego desengaado que senta por los hombres y a una concepcin de que la botnica era de las ms nobles disciplinas exactas. Como se sugiri, Lavoisier fij una nomenclatura qumica usando el lenguaje. Para l, el origen de toda idea estaba en los sentidos. Crea, con Condillac, que las lenguas era mtodos analticos, un lgebra simple y exacta. Durante el romanticismo en Inglaterra se critica la ciencia y la tecnologa asocindolas a la Revolucin Industrial. Del romantic ismo alemn la fsica y la geologa fueron las ciencias preferidas. Humboldt describi la naturaleza extica producto de sus viajes. Dos instituciones cientficas alcanzaron prestigio en Francia: El museo de historia natural y la Escuela politcnica que alberg a matemticos, fsicos y qumicos tales como Laplace, Lagrage, Monge. En la Francia napolonica se cultiv la poesa didctica con temas cientficos, trataban por ejemplo, de la medicin de la luz a partir de l mtodo astronmico de los satlites de Jpiter, la geometra euclidiana, el principio del barme tro, la reflexin de la luz, la expedicin a Laponia de Maupertuis para verificar el achat amiento de los polos. DAdoust cant a la composicin del agua por Lavoisier quien descubri que el agua era un compuesto estimulado por la ascensin en globo de Jacques Charles (globo de hidrgeno). Lamartine recapitulaba el tema de los dos infinitos de Pascal. Hugo narra el viaje al espacio de un navo (aeroscaphe). En Alemania el romanticismo gener la "ciencia romntica". La ciencia no era entendida como conocimiento emprico sino como algo ms abarcativo, como todo tipo de conocimiento sistematizado. Goethe hizo estudios morfolgicos de las plantas y animales, sobre ptica, donde discuta la composicin de la luz segn Newton. En su novela Las afinidades electivas usa metforas tomadas de las teoras qumicas de las afinidades, teora de la atraccin de las sustancias en sus combinaciones (basada en la te ora de atraccin newtoniana); esas metforas las lleva a las relaciones entre los personajes. En Fausto Goethe pone en boca de Tales y Anax goras la discusin geolgica entre neptunianos y vulcanistas. Los primeros, lider ados por Abrham Gottlob Werner sostenan la teora de que la Tierra estuvo cubierta por un ocano (y luego surgieron los estratos rocosos); los segundos, liderados por James Hutton atribuan las transformaciones de la corteza al fuego interior (a travs de los volcanes). Al igual que el Fausto de Marlowe, el hroe manifiesta la desilusin del conocimiento de la ciencias (a pesar de saber filosofa, derecho, teologa, medicina, ser magister). En una escena Mefistf eles profiere el verso famoso "Gris, querido amigo, es toda teora / y verde el do rado rbol de la vida". Se ve en Fausto la inutilidad del

PAGE 8

conocimiento escolstico, la alquimia, etc. y Goet he recuerda que la ciencia se origina y vuelve a la poesa. Idea que comparta Schlegel quien pensaba que toda ciencia deba hacerse arte, y viceversa. Novalis comparte estas ideas, para l es en la poesa donde mejor se revela el espritu de la naturaleza. l haba trabajado en ingeniera de minas de sal y en prospectiva geolgica. Humboldt con su perspectiva romntica despleg en Kosmos la perspectiva analtica y la precisin emprica. Misioneros del Virreinato de l Ro de la Plata escribieron obras donde se habla de los habitantes indgenas, la historia na tural del territorio, asociado a la historia civil y eclesistica. Uno destaca, el je suta Martin Dobrizhoffer con su Sobre los abipones donde desarrolla el relato histrico y geogrfico del Paraguay y el Ro de la Plata, los abipones, animales y plantas. Esta obra se diferencia de la de naturalistas profesionales patrocinados tales como Darwin o DOrbigny, en cuyos textos aparece la dimensin subjetiva del yo viajero que narra objetivamente. DOrbigny protagoniza un rela to de aventuras: escapa de piratas, pasa noches enteras bajo lluvias torrenciales, se enfrenta con sus manos a un jaguar, organiza la defensa contra la invasin de indios en la Patago nia, atraviesa desiertos, siempre est a punto de naufragar y tiene un fiel compaero (su perro Ca chirulo). A diferencia de la historia natural romntica de Humboldt, aquella es especializada y positivista. En la tradicin de Goethe (y no de Newton) Wordsworth afirma la supremaca de la poesa en la vida de los humanos y ve a la ciencia como un derivado. William Blake consideraba la ciencia o tena una visin de ella como espiritualmente degradante. Blake tambin se opona a la Revoluc in Francesa a la que vea encaminada a una racionalizacin represiva y a la Revolucin Indu strial por su maquinismo que asociaba a Bacon y Newton. En un poema alegrico-proftico imagina a Bacon y a Newton enfundados en mortajas de acero cirnindose sobre Inglaterra. John Keats, que fue aprendiz de farmacutico y practic la medicina, en su poema Lamia presenta bajo este nombre un monstruo que cobra la apariencia de una bella joven y representa a la ciencia cuya univocidad de lenguaje tendra consecuencias catastrficas. En la segunda mitad del siglo XI X asistimos a la segunda Revolucin Industrial en la que se transfiere la ciencia a la tecnologa y esta a la industria. Flaubert pensaba que el arte se hara ms cientfico y la ciencia ms artstica. En Madame Bovary se describe con precisin clnica la gangrena provocada por el aparato ortopdico que prueba en un joven el dr. Bovary. En Bouvard y Pcuchet se revisan las ideas y prcticas de la poca. Dos copistas mediocres se retiran a una villa a cultivar las ramas del sa ber y el hacer. Discuten, por ejemplo, el neptunianismo y el plutonianismo, tambin la controversia de Cuvier, quien defenda la fijeza de las especies contra Lamarck. mile Zola in spirado por el fisilogo Claude Bernard intentaba fundamentar una teora literaria qu e asimilara la literatura a la ciencia. Bregaba por estudiar las modificaciones del medio y las circunstancias no apartandose de los hechos de la naturaleza. El lenguaje de Zola est calcado del de Bernard ("observador", "experimentador", "hechos", "fenmenos", "leyes naturales", son ejemplos). En su saga sobre la familia Rougon-Macquart (20 novelas) ilustra la teora psiquatrica de la de generacin. La teora afirmaba la herencia de la enfermedad mental y la acumulacin de rasgos patolgicos a medida que se bajaba en el rbol genealgico. Zola aspiraba a ser un cientfico social con sus novelas, cada una considerada como un experimento. En la cultura victoriana se suceda entonces el conflicto entre evolucionismo y creacionismo. Browning retoma Jenfanes para decir que los humanos imaginan sus dioses antropomorficamente. Las novela de la novelista George Eliot Middlemarch acusa prstamos darwinistas. Ah se ven dos personajes con in tereses cientficos, un clrigo, Farebrother, aficionado a la historia natural y un mdico joven, Lydgate. A este le interesaba el mundo microscpico, inspirado por Bichat y su teora tisular segn la cual los rganos estaban compuestos por un nmero definido de tejidos, aspiraba a dar con el tejido primordial. Farebrother era lejano a la pasi n analtica del joven y su inter s era naturalista, contemplativo.

PAGE 9

Hardy tambin acusa darwinismo. En Un par de ojos azule s logra un paralelo entre la escala de la vida humana con el patrn de la vida en la Ti erra. A punto de morir, el protagonista evoca el tiempo geolgico, cuando est por caer de un acantilado. El inters de Hardy hacia la astronoma se ve en Dos en la torre sobre la relacin entre un astrnomo de veinte aos y una mujer ms grande. Contemplando en la torre con un telescopio el joven astrnomo se abisma emocionalmente y dice que ms que cosas monstruosas por su forma las hay por su magnitud. Tambin en este personaje estn las ideas de Willi am Thonson, quien postul la disipasin de la energa mecnica que generaliza la segunda ley de la termodinmica. Tambin la idea de entropa de Clausius. Hardy apuntaba a que en esta novela la ciencia fuera el vehculo del romance y no al revs. La historia natural ingles a de este perodo finisecular era ambivalente: trataba hechos de la ciencia pero intentaba despertar respuestas emocionales en el lector. En Argentina, en el Facundo de Sarmiento, la ciencia es referi da directamente: cuando se habla de fluidos elctricos (el nervioso) el cual est ligado a las pasiones, Sarmiento se refiere a ideas derivadas del mesmerismo. Cuando describe a Quirog a, hace pie en la frenologa y la fisionoma (relacin entre la fisonoma y las disposiciones morales). En un discurso sobre la embriaguez y la locura Sarmiento deca que los extranjeros era una causa de la demencia en el pas debido a que eran emigrantes pobres y el elemento ms degenerado del viejo continente. Sarmiento insina una deuda con el mayor Joseph Andrews en la prosa de sus descripciones, tales como la que hace de Tucumn, deudora por ello de la historia natural inglesa del siglo XIX. En Facundo hay un desplazamiento de significado desde el mbito cientfico natural al cientfico social (Sarmiento usa metforas de la ciencia para el anlisis social, por ej.: la llegada de Rosas al poder como un meteorito cayendo en la Tierra : teora del catastrofismo de Cuvier). La paleontologa, dice Sarmiento, empequeece las creaciones de la fantasa humana. Es difcil saber si Sarmiento era catastrofista o evolucioni sta en tanto menciona tanto a Darwin como a Burmeister (creacionista y antievolucionista). Amig o de ste ltimo, lo pa trocin y lo trajo a la Argentina. A veces Sarmiento supo defender m s el evolucionismo de Spencer (filosfico) del de Darwin. La recepcin de ideas cientficas estuvo ligada a la literatura: la primera muestra de las ideas de la evolucin estn en un nouv elle de Eduardo Holmberg ( Dos partidos en lucha ) stira que muestra una discusin entre antievolucionista s y un darwinista. Las doctrinas mdicocriminalistas de Lombroso llegan a travs de la narrativa de Manuel Podest. A principios del siglo XX El ingls de los gesos de Benito Lynch muuestra a un antroplogo que busca esqueletos en un cementerio indgena en una laguna. El antroplogo es considerado un animal estrafalario por la gente del lugar. Se enamora de la hija del puestero donde para. Lynch se habra inspirado en Diario de un naturalista de Darwin. A fines del siglo XIX ya la ciencia era claramente visible, los cientficos ya eran slo cientficos y no filsofos de la naturaleza. En la poesa estadounidense (siglo XIX) hay un tradicin sobre temas astronmicos. Longfellow tiene poemas con ttulos sugestivos (v. gr. La galaxia ) pero el contenido astronmico es slo alusivo. Whitman contrasta la visin del cielo de un astrnomo con la mera contemplacin (de comunin, pantesta si se quiere). Robert Frost tiene un poema narrativo sobre un telescopio, The Star-Splitter cuyo protagonista incendia su casa pa ra comprar un telescopio con el dinero del seguro. El carcter antiintutivo de la f sica fue expresada por Auden (XX): en un poema proclama que la escala humana es "mejor" que la escala microscpica y la la macrocsmica de la materia. Se pregunta que mejor sera saber para qu se quiere el conocimiento. John Updike es, tal vez, de los poetas contemporneos, uno de los que ms incorpor la ciencia. Dedic poemas a la evaporacin, la cris talizacin, la entropa, entre otros muchos temas. Un poema a los neutrinos, partculas subatmicas, de scribe su falta de masa y de carga. La novela policial se relaciona con el mtodo ci entfico a pesar de que busca explicar un evento en particular en tanto que la ciencia hacer patente una ley general que d cuenta de todas las cosas. Ambos infieren a partir de los eventos y circunstancias una explicacin causal pero a

PAGE 10

veces pueden existir varias explicaciones alternativas. En la ciencia fue gran tema de reflexin sobre su mtodo (XVII) relacionando la ciencia terica que postula procesos no observables tales como la teora corpuscular de la materia de Boyle y la ptica de Newton. Sherlock Holmes dice que hace deduccin analogamente a Newton que dice que sus leyes son deducidas de los fenmenos. Holmes no formula leyes. Holmes dice tener un mtodo de "razonar hacia atrs" semejante al mtodo cientfico como un arco: pa so de los fenmenos observados a principios y descenso de los principios a los fenmenos (demostracin). Holmes aborrece las hiptesis, como Newton, su lema sera "hypotheses non fingo" (esto es, su mtodo nada tiene que ver con hiptesis). Para Dupin, el detective de Poe, la ve rdad surge de lo irreleva nte, de lo colateral, asocia el anlisis a la imaginacin, es por ende, distinto de Holmes en tanto va ms all de lo emprico. Holmes afirma que sus conclusiones son tan rigurosas como las de Euclides. Dupin cree que los axiomas de las matemticas no son universales pero si defiende el clculo de probabilidades para resolver los casos detectivescos. Teoras fsico-cosmolgicas (relatividad y cuntica), descubrimientos a nivel celular y molecular, electrnica, astronutica, robtica, alcanzan expresin en el gnero ciencia-ficcin. El comienzo estara en Frankenstein o El extrao caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde Los creadores originales son Verne que pertenece algo ms al ideario del positivismo optimista y Wells quien enmarc su ficcin cientfica en una crtica social, ms cercana a las utopas negativas. Corriente recuperada Aldous Huxley en Un mundo feliz que contempla una crtica a la racionalidad cientfica. La frase "dos culturas" fue acuada por Snow. A fines del siglo XIX, en Inglaterra sucedi la polmica entre el bilogo evolucionista Thomas Huxley y Matthew Arnold, uno de los principales hombres de letras adems de funci onario de la administracin educativa. Huxley critic la educacin trad icional basada en los clsicos. Ar nold contest sosteniendo que la literatura abarcaba obras como los Principia y Origin ; para l, la ciencia era todo conocimiento sistematizado abarcando historia e idiomas. La idea de "las dos culturas" implicaba que los cientficos eran ignorantes de la cultura litera ria lo cual empobrecera la imaginacin y los intelectuales no saban, sirva el caso, qu er a la segunda ley de termodinmica. Adems criticaba a la clase dirigente de que slo posea un educacin literaria y propona una alfabetizacin cientfica de la clase poltica. Leav is, critico literario, contest a Snow atacando la "vulgaridad" de su estilo. El fsico Steven We inberg expuso ideas en relacin al libro de Alan Sokal y Jean Bricmont Imposturas intelectuales El libro critica la apropiacin y desfiguracin de conceptos cientficos por parte de humanistas y la sociologa que sostiene que las teoras cientficas estn determinadas por factores sociales Weinberg es entusiasta de estas crticas y su idea es que los descubrimientos de la fsica slo pueden tener relevancia para la filosofa cuando sean ltimos. Adems, que la filosofa es intil pa ra la ciencia. Una crtica a Weinberg sostiene que la mecnica cuntica est cargada de implicaciones culturales. Sinclair Lewis, novelista es tadounidense, Nobel, escribe Arrowsmith con asistencia tcnica de Paul de Kruif, un bacterilogo que se fue con Lewis a un crucero al Caribe a discutir el argumento. La novela trata de la vocacin de m dico cientfico enfrentada a la prctica clnica mercantilista. Un profesor de bacteriologa siembra en el protagonista Arrowsmith la semilla de la investigacin; este personaje (Gottlieb) dice que el verdadero ci entfico es religioso, no acepta medias verdades, quiere que todo est sujeto a leyes y mira con malos ojos a antroplogos e historiadores que slo "hacen estimaciones". Incl uso, pontificaba, que cuando fuera necesario la destruccin de los fenmenos observados as de ba hacerse. El instituto donde Gottlieb lleva al protagonista es una versin literaria y crtica del Rockefeller. La persona que est detrs de Gottlieb es Jacques Loeb, un cientfico cuyo trabaj o ms conocido es la partenognesis artificial (experimentando activar el huevo de erizo de mar sin fecundar mediante estmulos qumicos). ltimamente han aparecido enorme cantidad de obr as de teatro en ingls con temas cientficos

PAGE 11

puesto que la Sloan Fundation invirti en promoc ionar que la ciencia lle gu al pblico. Heinar Kipphardt es autor de Sobre el asunto Oppenheimer que recrea el proceso al lder del proyecto Manhattan por su oposicin al programa acelerado de construccin de la bomba de hidrgeno y por supuestos vnculos con comunistas. Tom Stoppard, conocido por Rosencrantz y Guildestern estn muertos escribi dos obras con temas fsico-matemticos. Hapgood es sobre espionaje durante la Guerra Fra: un fsico y agente hace una entrega que es observada por sus contrarios lo cual influye en los eventos posteriores (as, la obra aspira representar "macroscpicamente" algunos principios de la cuntica. Las biografas de matemticos estn de moda, as el libro de Sylvia Nasar Una mente bella que relata la historia de John Nash, Nobel de economa. Bohr y Heisenberg, contados entre los padres de la cuntica, adems de estar involucrados en los programas de fabricacin de las bombas at micas, el primero con los aliados y el segundo con los alemanes, son los protagonistas del caso Copenhage. Heisenberg fue discpulo de Bohr, fueron amigos. En 1941, Heisenberg viaja a Copenhague a ver a Bohr. Lo que sucedi en esa entrevista es el motivo de la obra Copenhagen de Michael Frayn, que trata de la responsabilidad moral de los cientficos ante las bombas. El punto ms cabal de esta cuestin es que nadie sabra que ocurri realmente en la entrevista. Se supone que Heisenberg obtuvo evidencias de la multiplicacin de neutrones que para hacer la reaccin en cadena deban bombardear los ncleos de uranio (fisin). Para Paul Lawrence Rose, historiador de la ciencia, Heisenberg estaba comprometido con los nazis y si no hizo la bomba fue porque calcul mal la "masa crtica". Para Thomas Powers Heis enberg no hizo la bomba para que no ganaran los nazis. Rose sostena que el viaje de Heisenberg era una misi n de espionaje. De Asa est de acuerdo con la interpretacin de Finn Aaserud quien propug na sobre la base de documentos y registros "interpretar". Para l, aspirar a la objetividad sobre la base de una historia documental es positivismo histrico, historiografa propia del si glo XIX. Frayn, en su obra, utiliza nociones de indeterminacin y complementarie dad de la mecnica cuntica para expresar los motivos de accin y los juicios sobre estos motivos. Una obra de John Banville, Doctor Copernicus (histrico-biogrfica) muestra que De revolutioibus tuvo un prlogo que agrego un tal Osiander en el cual deca que el heliocentrismo era slo una hiptesis matemtica para salvar los fenmenos. Esto lleva a la teora segn la cual las teoras pueden dar cuenta del mundo ficcionalmente y esto tiene estrecha relacin con el nominalismo, tema desarrollado por Umberto Eco en El Nombre de la Rosa Segn el nominalismo, como es sabido, los universales expresan conjuntos de cosas reales que son lo nico que existe. La novela de Eco concluye con un hexmetro del benedictino Bernardo Morliacense: "slo tenemos los nombres". Todo confluye en la idea de renunciar a una teora verdadera y aceptar que slo podemos tener imgenes alternativas para predecir el comportamiento de las cosas. Las memorias La doble hlice de James Watson quien junto a Francis Crick descubri la estruc tura de la molcula de ADN, describe las trampas a las que ellos dos recurrieron para llegar donde llegaron (los medios cuestionables para obtener informacin de los grupos competidores); la obra, por ende, demitifica el llamado credo del cientfico, y muestra la instancia de la ambicin como un pasaje alternativo y real por el que transitan los prodigios cientficos. Tomado de http://cultivoox.blogspot.com/2011/04 /miguel-de-asua-ciencia-y-literatura-un.html

PAGE 12

Rubn Daro (Nicaragua) EN LAS CONSTELACIONES En las constelaciones Pitgoras lea, yo en las constelaciones pitagricas leo; pero se han confundido dentro del alma ma el alma de Pitgoras con el alma de Orfeo. S que soy, desde el tiempo del Parso, reo; s que he robado el fuego y rob la armona; que es abismo mi alma y huracn mi deseo; que sorbo el infinito y quiero todava... Pero qu voy a hacer, si estoy atado al potro en que, ganado el premio, siempre quiero ser otro, y en que, dos en m mismo, triunfa uno de los dos? En la arena me ensea la tortuga de oro hacia dnde conduce de las musas el coro y en dnde triunfa, augusta, la voluntad de Dios. AMA TU RITMO Ama tu ritmo, y rima tus acciones bajo tu ley, as como tus versos; eres un universo de universos y tu alma una fuente de canciones. La celeste unidad que presupones har brotar en ti mundos diversos, y al resonar tus nmeros dispersos pitagoriza en tus constelaciones. Escucha la retrica divina del pjaro del aire y la nocturna irradiacin geomtrica adivina; mata la indiferencia taciturna y engarza perla y perla cristalina en donde la verdad vuelca su urna. Flix Rubn Garca Sarmiento conocido como Rubn Daro (Metapa, hoy Ciudad Daro, Matagalpa, 18 de enero de 1867 Len, 6 de febrero de 1916), fue un poeta nicaragense, mximo representante del Modernismo literario en lengua espaola. Es posiblemente el poeta que ha tenido una mayor y ms duradera influencia en la poesa del siglo XX en el mbito hispnico. Es llamado prncipe de las letras castellanas

PAGE 13

Vicente Huidobro (Chile) SUPER-CIENCIA Por medio de los microscopios los microbios observan a los sabios GEOGRFICA Mi alma -¡Aeroplano!vol serenamente por encima de la tierra. Los ocanos navegaban hacia las costas remotas. Pero luego suspendieron el rumbo y bajo la curva de sus lomos azules se durmi el eterno mineral. Las estrellas giran en el viento. Europa es un escorpin Espaa la cabeza y la Pennsula Escandinava la ponzoa. La Amrica del Sur es un inmenso corazn botado en el mar por una mujer celeste. La bota de Italia apareci a mis ojos de dormido y me la calc rpidamente y pas a grandes saltos como un gigante cojo por sobre las manchas de los pases. Y despus… ¡Oh! el puerto. Pequeo. ¡El puerto de rosa de tu boca! Vicente Garca-Huidobro Fernndez (n. Santiago, Chile; 10 de enero de 1893 f. Cartagena, Chile; 2 de enero de 1948), ms conocido como Vicente Huidobro fue un poeta. Creador y exponente del creacionismo, es considerado uno de los cuatro grandes de la poesa chilena, junto con Neruda, De Rokha y Mistral.

PAGE 14

Pablo Neruda ODA AL TOMO Pequesima estrella, parecas para siempre enterrada en el metal: oculto, t diablico fuego. Un da golpearon en la puerta minscula: era el hombre. Con una descarga te desencadenaron, viste el mundo, saliste por el da, recorriste ciudades, tu gran fulgor llegaba a iluminar las vidas, eras una fruta terrible, de elctrica hermosura, venas a apresurar las llamas del esto, y entonces lleg armado con anteojos de tigre y armadura, con camisa cuadrada, sulfricos bigotes, cola de puerco espn, lleg el guerrero y te sedujo: duerme, te dijo, enrllate, tomo, te pareces a un dios griego, a una primaveral modista de Pars, acustate en mi ua, entra en esta cajita, y entonces el guerrero te guard en su chaleco como si fueras slo pldora norteamericana, y viaj por el mundo dejndote caer en Hiroshima. Despertamos. La aurora se haba consumido. Todos los pjaros cayeron calcinados. Un olor de atud, gas de las tumbas, tron por los espacios. Subi horrenda

PAGE 15

la forma del castigo sobrehumano, hongo sangriento, cpula, humareda, espada del infierno. Subi quemante el aire y se esparci la muerte en ondas paralelas, alcanzando a la madre dormida con su nio, al pescador del ro y a los peces, a la panadera y a los panes, al ingeniero y a sus edificios, todo fue polvo que morda, aire asesino. La ciudad desmoron sus ltimos alvolos, cay, cay de pronto, derribada, podrida, los hombres fueron sbitos leprosos, tomaban la mano de sus hijos y la pequea mano se quedaba en sus manos. As, de tu refugio, del secreto manto de piedra en que el fuego dorma te sacaron, chispa enceguecedora, luz rabiosa, a destruir las vidas, a perseguir lejanas existencias, bajo el mar, en el aire, en las arenas, en el ltimo recodo de los puertos, a borrar las semillas, a asesinar los grmenes, a impedir la corola, te destinaron, tomo, a dejar arrasadas las naciones, a convertir el amor en negra pstula, a quemar amontonados corazones y aniquilar la sangre. Oh chispa loca, vuelve a tu mortaja, entirrate en tus manos minerales, vuelve a ser piedra ciega, desoye a los bandidos, colabora t, con la vida, con la agricultura, suplanta los motores, eleva la energa, fecunda los planetas. Ya no tienes secreto, camina entre los hombres sin mscara terrible, apresurando el paso y extendiendo los pasos de los frutos, separando montaas, enderezando ros, fecundando, tomo, desbordada copa csmica, vuelve a la paz del racimo, a la velocidad de la alegra, vuelve al recinto de la naturaleza, ponte a nuestro servicio y en vez de las cenizas mortales de tu mscara, en vez de los infiernos desatados de tu clera, en vez de la amenaza de tu terrible claridad, entrganos tu sobrecogedora rebelda para los cereales, tu magnetismo desencadenado para fundar la paz entre los hombres,

PAGE 16

y as no ser infierno tu luz deslumbradora, sino felicidad, matutina esperanza, contribucin terrestre. Neftal Ricardo Reyes Basoalto Pablo Neruda (Parral (Chile) 12 de julio de 1904 Santiago de Chile 23 de septiembre 1973), fue un poeta y militante comunista chileno, considerado entre los mejores y ms influyentes de su siglo, siendo llamado por el novelista Gabriel Garca Mrquez el ms grande poeta del siglo XX en cualquier idioma .1 Tambin fue un destacado activista poltico, siendo senador de la Repblica, integrante del Comit Central del Partido Comunista y precandidato a la presidencia de su pas. Entre sus mltiples reconocimientos destacan el Premio Nobel de Literatura en 1971 y un Doctorado Honoris Causa por la Universidad de Oxford. En palabras del crtico literario Harold Bloom, ningn poeta del hemisferio occidental de nuestro siglo admite comparacin con l considerndolo uno de los veintisis autores centrales del canon de la literatura occidental de todos los tiempos.

PAGE 17

Nicanor Parra (Chile) EL PRINCIPIO DE ARQUMEDES Un rey en viaje cae a un pozo profundo nadie tiene la menor idea de cmo salvarlo hasta que un paje llamado Arqumedes recomienda comunicar el abismo con una laguna de la vecindad y el rey subi con el nivel del agua. SIGMUND FREUD Pjaro con las plumas en la boca Ya no se puede ms con el psiquiatra: Tolo lo relaciona con el sexo. En las obras de Freud es donde vienen Las afirmaciones ms peregrinas. Segn este seor Los objetos de forma triangular Plumas fuente, pistolas, arcabuces, Lpices, caeras, guaripolasRepresentan el sexo masculino; Los objetos de forma circular Representan el sexo femenino. Pero el psiquiatra va ms adelante: No solamente conos y cilindros Casi todos los cuerpos geomtricos Son para l instrumentos sexuales A saber las Pirmides de Egipto. ...... Sntoma principal: Todo lo relaciona con el acto Ya no distingue la luna del sol Todo lo relaciona con el acto Los pistones son rganos sexuales Los cilindros son rganos sexuales Las tornamesas rganos sexuales Las manivelas rganos sexuales, Los altos hornos rganos sexuales Tuercas y pernos rganos sexuales Locomotoras rganos sexuales Embarcaciones rganos sexuales. El laberinto no tiene salida. El Occidente es una gran pirmide Que termina y empieza en un psiquiatra: La pirmide est por derrumbarse. Nicanor Parra Sandoval (San Fabin de Alico, 5 de septiembre de 1914) es un poeta chileno cuya obra ha tenido una profunda influencia en la literatura hispanoamericana. Es adems considerado el creador de la antipoesa. En 1954 aparece Poemas y Antipoemas su segundo libro, que produjo un corte radical en la poesa chilena e hispanoamericana, y marc la irrupcin del modelo antipotico. El sistema antipotico incluye entre sus elementos un personaje antiherico, humor, irona, sarcasmo y un verso cuyo lxico y sintaxis no obedecen al modelo literario clsico, sino al lenguaje cotidiano.

PAGE 18

Mario Vargas Llosa (Per) PADRE HOMERO No sabemos si era uno o muchos. Ni siquiera sabemos si existi o lo inventamos para dar un dueo y una leyenda a los poemas que fundaron el mundo en que vivimos. Las cuencas vacas de sus ojos iluminan como dos soles las aguas, las islas y las playas del Mediterrneo. Tampoco sabemos si las historias que cant tuvieron races en la historia real o fueron fantaseadas por su imaginacin incandescente. Yo lo adivino como un viejecito bondadoso y excntrico divirtiendo a nios y ancianos con fabulosas aventuras de guerreros y monstruos en una poca inusitada en que hombres y dioses andaban entreverados y las batallas se ganaban con caballos de madera, elxires y magias. Lo diviso entre sombras y chisporroteo de fogatas, en aldeas con olor a vino y aceite, pulsando su lira acompaado por el murmullo del mar y la resaca, rodeado de caras expectantes. Su fantasa y su verba embellecan las ancdotas que traan los marineros de sus viajes: las canciones voluptuosas de las sirenas, los mordiscos de Escila y los soplidos de Caribdis que hundan a los veleros y los nufragos que se tragaba Polifemo. En el corazn de sus mitos palpitaban las chismografas de los ancianos, las endechas de las viudas y las letanas de las madres cuyos hijos raptaron los piratas para convertirlos en remeros. Imagino su cabeza como un volcn que crepita no lava ni fuego sino historias, una sinfona de herosmos, apariciones, pesadillas, bravatas, amores, hechiceras y fastuosas celebraciones de dioses y diosas con hombres y demonios.

PAGE 19

Nadie saba de dnde vena ni adnde iba. Sus barbas eran blancas y sus ojos, antes de vaciarse, haban sido azules. Su tnica tena mil remiendos y sus sandalias tan gastadas haban dado la vuelta al mundo y al trasmundo. El encanto de su voz la suavidad de sus palabras el color y la fosforescencia con que narraba daban a sus historias la fuerza contagiosa de la danza y la msica, esa estela que persegua a sus oyentes en el sueo y los incitaba a aprender sus versos de memoria a repetirlos de padres a hijos de pueblo en pueblo y de siglo en siglo, hasta nosotros. Gracias, abuelo, inventor del Occidente. Qu pobre sera nuestra historia sin tus historias, qu mediocres nuestros sueos sin tus sueos. San Pedro de Atacama, 22 de febrero de 2008 Jorge Mario Pedro Vargas Llosa (Arequipa, Per, 28 de marzo de 1936), marqus de Vargas Llosa, ms conocido como Mario Vargas Llosa es un escritor en lengua espaola, uno de los ms importantes novelistas y ensayistas contemporneos. Peruano de nacimiento, cuenta tambin con la nacionalidad espaola, que obtuvo en 1993. Su obra ha cosechado numerosos premios, entre los que destacan el Nobel de Literatura en 2010, por su cartografa de las estructuras del poder y sus imgenes mordaces de la resistencia del individuo, su rebelin y su derrota; el Premio Cervantes (1994) y el Premio Prncipe de Asturias de las Letras (1986), entre otros. Vargas Llosa alcanz la fama en la dcada de 1960 con novelas, tales como La ciudad y los perros (1962), La casa verde (1965) y Conversacin en La Catedral (1969). Contina escribiendo prolficamente en una serie de gneros literarios, incluyendo la crtica literaria y el periodismo. Entre sus novelas se cuentan comedias, novelas policiacas, novelas histricas y polticas. Varias de ellas, como Pantalen y las visitadoras (1973) y La Fiesta del Chivo (2000), han sido adaptadas y llevadas al cine. Muchas de las obras de Vargas Llosa estn influidas por la percepcin del escritor sobre la sociedad peruana y por sus propias experiencias como peruano; sin embargo, de forma creciente ha tratado temas de otras partes del mundo. Ha residido en Europa (entre Espaa, Gran Bretaa, Suiza y Francia) la mayor parte del tiempo desde 1958, cuando inici su carrera literaria, de modo que en su obra se percibe tambin una cierta influencia europea.

PAGE 20

Gioconda Belli (Nicaragua) NUEVA TEORA SO BRE EL BIG BANG El Big Bang fue el orgasmo primigenio: Orgasmo de los Dioses amndose en la nada. Cada vez que te amo repito la gnesis universal protones y neutrones, neutrinos y fotones saltan de m encendidos a crear nuevos mundos centellas y meteoros se cruzan con mis gritos te amo mientras mis pulmones crean la Va Lctea de nuevo y el sol vuelve a nacer redondo y amarillo de mi boca la luna se me suelta de los dedos Marte, Plutn, Neptuno, Venus, Saturno y sus anillos Las novas, super novas, los agujeros negros anillos concntricos de galaxias innombrables se desgajan de mis contorsiones. Soy Gala, soy todas las Diosas explotando. Entre luz de centellas tu planeta de fuego prende mis luces todas brotan mundos cometas me teoros se hacen trizas lluvias de estrellas danzan en el arco del ter nace por fin la tierra sus edades de magma y cataclismos la primera partcula de vida movindose en la hierba su cilicio y luego es el silencio velocidad de materia que se dispersa en crculos tus soles y mis soles se asientan en su espacio es el fro la grandeza del tiempo la eternidad el azul y el rojo

PAGE 21

los sonidos, la esttica el amor insondable tu amor tierno tus manos en mi frente las campanas a lo lejos bing bang bing bang bing bang bing bang Big Bang. GOZOS CIBERNTICOS Aqu estoy: venada sobre el pasto azul. Los horizontes son planos luminosos por los que cursan ros secretos arroyuelos por donde corren inquietas descargas elctricas -cifras digitales preadas de cotidianos pensamientos. Podemos hablar. Zambullirnos en formas geomtricas. Traspasar a conductores minsculos el gesto de la risa, acariciar las ideas en su incesante movimiento. En el misterio interior de la mquina imagino una ciudad donde soy orculo y diosa, principio y fin. Donde la electricidad fluye con mi deseo de vivir y el ordenador es el puerto hacia un espacio donde mi cuerpo es el palpitar del cursor que se agita imitando la frecuencia de mi aliento. Nunca antes sobre el pasto azul han podido ser los venados tan juguetones, dctiles, ubicuos. Y nunca fue tan cierta la misteriosa frase de la creacin: En el principio era el Verbo. Mi palabra te lleva y te trae. En el misterio del uno y del cero, danzo para vos este canto de gozo ciberntico. Gioconda Belli (Managua, Nicaragua, 9 de diciembre de 1948), escritora. Es una de las ms populares escritoras nicaragenses Entre sus obras destacan "Lnea de fuego" y "La mujer habitada", entre otras muchas. Comenz a escribir poesa, siendo premiada por sus poemas en 1970. Se opuso a la dictadura del general Somoza. Esto le vali verse obligada a emprender el exilio rumbo a Mxico y Costa Rica. Fue durante aos refugiada poltica. El rgimen de Somoza la haba condenado a prisin. Desde 1970 fue militante revolucionaria del Frente Sandinista de Liberacin Nacional FSLN, organizacon clandestina y perseguida cuyo objeto era la eliminacin del rgimen de Somoza. Tras su final ocup cargos en el nuevo gobierno revolucionario. Destaca como autora de poesa y de novela. Primero con obras poticas como Lnea de Fuego Truenos y Arco Iris y De la costilla de Eva Ms tarde, en 1988, public una exitosa novela, titulada La mujer habitada

PAGE 22

Jorge Luis Borges (Argentina) COSMOGONA Ni tiniebla ni caos. La tiniebla Requiere ojos que ven, como el sonido Y el silencio requieren el odo, Y el espejo, la forma que lo puebla. Ni el espacio ni el tiempo. Ni siquiera Una divinidad que premedita El silencio anterior a la primera Noche del tiempo, que ser infinita. El gran ro de Herclito el Oscuro Su irrevocable curso no ha emprendido, Que del pasado fluye hacia el futuro, Que del olvido fluye hacia el olvido. Algo que ya padece. Algo que implora. Despus la historia universal. Ahora. LA SUMA Ante la cal de una pared que nada nos veda imaginar como infinita un hombre se ha sentado y premedita trazar con rigurosa pincelada en la blanca pared el mundo entero: puertas, balanzas, trtaros, jacintos, ngeles, bibliotecas, laberintos, anclas, Uxmal, el infinito, el cero. Puebla de formas la pared. La suerte, que de curiosos dones no es avara, le permite dar fin a su porfa. En el preciso instante de la muerte descubre que esa vasta algaraba de lneas es la imagen de su cara. Jorge Francisco Isidoro Luis Borges (Buenos Aires, 24 de agosto de 1899 – Ginebra, 14 de junio de 1986) fue un escritor argentino, uno de los autores ms destacados de la literatura del siglo XX. Public ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento humano, ha sido objeto de minuciosos anlisis y de mltiples interpretaciones, trasciende cualquier clasificacin y excluye cualquier tipo de dogmatismo. Es considerado como uno de los eruditos ms grandes del siglo XX, lo cual no impide que la lectura de sus escritos suscite momentos de viva emocin o de simple distraccin. Ontologas fantsticas, genealogas sincrnicas, gramticas utpicas, geografas novelescas, mltiples historias universales, bestiarios lgicos, silogismos ornitolgicos, ticas narrativas, matemticas imaginarias, thrillers teolgicos, nostlgicas geometras y recuerdos inventados son parte del inmenso paisaje que las obras de Borges ofrece tanto a los estudiosos como al lector casual. Y sobre todas las cosas, la filosofa, concebida como perplejidad, el pensamiento como conjetura, y la poesa, la forma suprema de la racionalidad. Siendo un literato puro pero, paradjicamente, preferido por los semiticos, matemticos, fillogos, filsofos y mitlogos, Borges ofrece —a travs de la perfeccin de su lenguaje, de sus conocimientos, del universalismo de sus ideas, de la originalidad de sus ficciones y de la belleza de su poesa— una obra que hace honor a la lengua espaola y la mente universal.

PAGE 23

Ernesto Cardenal (Nicaragua) CNTICO CUNTICO Acrcate a esta roca junto al mar y mira: es casi enteramente espacio vaco (mrala electrnicamente) es evanescente espuma toda ella como la espuma de mar que de las rocas nace y en las rocas se deshace. Efmeras partculas que no estn ni aqu ni all, yendo y viniendo al azar de las olas de un mar vaco. Partculas que surgen de la nada y vuelven al olvido. Viajan del vaco al vaco. La palabra realidad no es ut ilizable para las partculas? En principio no hay el vaco absoluto. O un vaco absoluto en todos sentidos. El electrn puede no haber salido de ninguna parte pero dej algo en la nada de donde sali, una especie de hueco en el vaco, o invisible burbuja de nada. La posicin de una partcula en el espacio es dependiente de su posicin en el tiempo? La gravedad es el espacio-tiempo curvado, enrevesado. Y al mismo tiempo el espacio-tiempo tiene estructura de espuma y se desvanece como la espuma sobre la arena. ¡Catico mar donde aun la nocin comn de lugar desaparece! Y donde el mismo espacio puede cambiar y moverse (y hacerse espuma). Vivimos sobre un mundo de electrones indeterminados, intercambiando fotones de posicin confusa, fotones perdidos en la niebla de la incertidumbre cuntica. Que son como la casi invisible bola de tenis que caprichosamente hace moverse a dos jugadores con movimientos indeterminados pero tambin bien determinados. Un mundo que no es sino una nada estructurada. Las fantasmales semiformas del vaco en el agitado mar de cuantos virtuales que son todo el espacio. Partculas elementales que no parecen poseer estructura interna y juntas constituyen todas las formas conocidas de la materia. Partculas fantasmas yendo y viniendo, apareciendo y desapareciendo. Partculas que bailan loco rock en un saln de engalanada nada. No son exactamente electrones fantasmas los de las ecuaciones cunticas sino realidades fantasmas, mundos fantasmas que slo existen cuando son observados. Einstein no lo acept en toda su vida. La incertidumbre como propiedad inherente a la materia. Esta intangible cualidad de las partculas cunticas? ?Nadie entiende la fsica cuntica dijo Feynman. As los cuantos: como no hay orden en estos cantos.

PAGE 24

EL BIG BANG En el principio no haba nada ni espacio ni tiempo El Universo entero concentrado en el espacio del ncleo de un tomo, y antes aun menos, mucho menor que un protn, y aun menos todava, un infinitamente denso punto matemtico. Y fue el Big Bang. La Gran Explosin. El universo sometido a relaciones de incertidumbre, su radio de curvatura indeterminado, su geometra imprecisa con el principio de incertidum bre de la Mecnica Cuntica, geometra esfrica en su conjunto pero no en su detalle, como cualquier patata o pa pa indecisamente redonda, imprecisa y cambiando adems constantemente de imprecisin todo en una loca agitacin, era la era cuntica del universo, perodo en el que nada era seguro: aun las "constantes" de la natura leza fluctuantes indeterminadas, esto es verdaderas conjeturas del dominio de lo posible. Protones, neutrones y electrones eran completamente banales. Estaba justificado decir que en el principio la materia se encontraba completamente desintegrada. Todo oscuro en el cosmos, Buscando, (segn el misterioso canto de la Polinesia) ansiosamente buscando en las tinieblas, buscando all en la costa que divide la noche del da, buscando en la noche, la noche concibi la semilla de la noche, el corazn de la noche exista all desde siempre aun en las tinieblas, crece en las tinieblas la pulpa palpitante de la vida, de las sombras sale aun el ms tenue rayo de luz, el poder procreador, el primer xtasis conocido de la vida, con el gozo de pasar del silencio al sonido, y as la progenie del Gran Expandidor llen la expansin de los cielos, el coro de la vida se alz y brot en xtasis y despus repos en una delicia de calma. (El poema llegado a Nueva Zelanda de la Polinesia). Todo era oscuro en el cosmos, El espacio lleno de electrones que no dejaban pasar la luz. Hasta que los electrones se unieron con los protones y el espacio se volvi transparente y corri la luz. Y el universo se inici

PAGE 25

como en el oratorio de Haydn. Antes de la gran explosin no haba ni siquiera espacio vaco, pues espacio y tiempo, y materia y energa, salieron de la explosin, ni haba ningn "afuera" adonde el universo explotara pues el universo lo contena todo, aun todo espacio vaco. Antes del comienzo slo Awonawilona exista, nadie ms con l en el vasto espacio del tiempo sino la negra oscuridad por dondequiera y la desolacin vaca dondequiera en el espacio del tiempo. Y sac su pensamiento afuera en el espacio... No exista nada, ni exista la nada. Entre da y noche no haba lmite. Todo al principio estaba velado... O como lo cuentan en las Islas Gilbert: Na Arean sentado en el espacio como una nube flotando sobre la nada... La expansin del universo es las velocidades provenientes de la gran explosin. Y un difuso trasfondo de esttica de radio ha quedado flotando, un vago rumor de radio disperso en el universo como un eco lejano del Big Bang, no obstante el "efecto dialctrico" de unas cagadas de palomas en la antena (una pareja de palomas) esa esttica es la ms antigua seal captada por los astrnomos (antes de la luz de las galaxias ms distantes). Ernesto Cardenal Martnez (Granada, Nicaragua, 20 de enero de 1925) es un sacerdote catlico (uno de los ms destacados religiosos de la teologa de la liberacin), poltico, escultor y escritor nicaragense, famoso, ante todo, por su obra potica, que le ha merecido varios premios internacionales. Fue nominado en mayo de 2005 a recibir el Premio Nobel de literatura. En 2009 obtuvo el Premio Iberoamericano de Poesa Pablo Neruda, que recibi el 27 de julio de manos de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet. En abril de 2010, fue elegido miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua

PAGE 26

Mario Benedetti (Uruguay) UNIVERSO El universo cabe en tres palabras digamos piojo pulga o gusarapo es la verdad silvestre / projimos / vos y yo somos sus reflejos plidos quin sabe qu bacterias trae el aire o si la patria es gleba de mentira tan slo el mar tiene un sabor extrao que ahoga las tristezas y alegras el mundo es ancho para los que estamos en un centmetro de primavera pero es angosto para los inermes en redes invisibles que se suean el universo es un abrazo intil un cerco que al final nos estrangula y a pesar de que, todos lo respetan es una nada sucia. WINDOWS 98 Antes del fax del model y el e-mail la vergenza era slo artesanal la mecha se encenda con un fsforo y uno escriba cartas como bulas antes los besos iban a tu boca hoy obedecen a una tecla send mi corazn se acurruca en su software y el mouse sale a buscar el disparate cuando me enamoraba de una venus mis sentimientos no eran informticos pero ahora debo pedir permiso hasta para escribir con el news gothic te urjo amor que cambies de formato prefiero recibirte en times new roman mas nada es comparable a aquel desnudo que era tu signo en tiempos de la remington Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia1 (Paso de los Toros, Uruguay, 14 de septiembre de 1920 – Montevideo, Uruguay, 17 de mayo de 2009), ms conocido como Mario Benedetti fue un escritor y poeta uruguayo integrante de la Generacin del 45, a la que pertenecen tambin Idea Vilario y Juan Carlos Onetti, entre otros. Su extensa obra abarc los gneros narrativos, dramticos y poticos. Asimismo fue autor de ensayos y su voz recitando sus poemas fue grabada en varios casetes y cds en compaa de Daniel Viglietti o en solitario. Joan Manuel Serrat musicaliz varios de sus poemas en el disco El sur tambin existe Su prolfica produccin literaria incluy ms de 80 libros, algunos de los cuales fueron traducidos a ms de 20 idiomas.

PAGE 27

William Ospina (Colombia) EL ASTRONAUTA PR EPARA EL DESCENSO La enorme luna blanca est tan cerca y an no puedo creer que soy yo el elegido para dejar mi huella en sus desiertos. Todo es ya la blancura. Miro entre olas de sombra a la ballena blanca del cielo. Hijo de turbias razas que temieron la noche, las ideas oscuras, los dioses, las pieles oscuras, ahora soy el pice del arpn antiqusimo que codicia la carne de este planeta blanco. Alguien sabe en lo alto que estoy girando en tomo de la luna. No puedo recordar en este instante si l habl de la luna en sus parbolas. No s si aprobar que un hombre hecho de polvo, de polvo y de pecado, pise los peldaos del cielo. Para saber quin soy, s que debo contar con la ltima estrella, sentir que en m se cruzan infinitas distancias, que soy el ojo que titila de profundidades incandescentes, la mano que moldea como cera las masas de hierro, la que traza las nfimas parbolas y levanta en neblina la geometra de las aguas.

PAGE 28

Nunca estuve tan lejos de m mismo (porque soy el planeta, porque el aire es mi sangre, porque verdes criaturas silenciosas sin cesar se convierten en carne ma porque sangrantes animales sacrificados se convierten sin fin en mi fuerza y en mi pensamiento) pero s que no sueo, s que estoy ascendiendo a otro tiempo. Vengo aqu a visitar los reinos de mi infancia, un pas de espectrales caones de polvo, un pas de nostlgicos crteres como lagunas secas, un pas de opresivo y submarino silencio. S que esta soledad tiene su precio, pues todo explorador de jams visitados abismos algo profana con su carne mortal, algo perturba con su mente atestada de recuerdos. Qu pensar este ser de imposible blancura cuando sienta en sus valles el peso de un ser vivo? Nunca nadie toc sus plateadas polvaredas inmviles, nunca el dolor humano ni la esperanza humana agitaron su atmsfera, nunca sinti su piedra eterna la tremolacin de la vida. Si se soltara una paloma a volar como flecha en este espacio dcil, se soltara un tigre de duros y giles msculos y piel de nocturnos incendios, si se soltara un saltamontes nevado, a saltar de verdad sobre los montes lunares, no sera tan extrao el instante. Traigo los dones y las maldiciones que fueron acuados para el hombre, la memoria y sus hijos asombrosos, el tiempo y la muerte, y los tres estn llenos de criaturas que ya no abandonarn este suelo. Durar en una huella sobre la piel ceniza del mundo blanco el peso de los siglos, la reverberacin de los rostros de las entretejidas generacion es que me hicieron posible, y acaso en la memoria de las estrellas no se hablar de un hombre, se cantar que un mundo mgicamente toc las mejillas de otro y volvi lleno de un impalpable horror, de una maravilla imperceptible, una sola certeza que se adicion en oro al caudal de su sangre y sus sueos. William Ospina (Padua, Tolima, 2 de marzo de 1954) es un poeta, ensayista y novelista colombiano. William Ospina est considerado como uno de los poetas y ensayistas ms destacados de las ltimas generaciones y sus obras son mapas eruditos de sus amores literarios, acompaados de declaraciones ideolgicas sobre la historia y el mundo moderno. Actualmente escribe una columna semanal en el diario El Espectador Gan con su novela El pas de la canela el Premio Rmulo Gallegos, galardn que otorga el Gobierno venezolano desde 1967. Lo recibi en Caracas, el domingo 2 de agosto de 2009. Con esta segunda novela contina con la triloga sobre los viajes al Amazonas durante el siglo XVI. Luego vendr la tercera titulada como La serpiente sin ojos la cual estar lista para el ao 2011

PAGE 29

Jorge Enrique Adoum (Ecuador) SOBRE LA INUTILIDAD DE LA SEMIOLOGA Domingo. Tan agosto que me cuesta imaginar que a veces me ha dolido literal y metafricamente el corazn. Estuve tratando de conciliar la semntica con el verano y su cerveza adyacente y la gnoseologa con la nostalgia de un pas donde a esta hora el medioda se echa al mar arrastrando adolescentes en racimos, tratando de comprender por qu "en la relacin con la lgica de la palabr a es donde adqu iere su valor significante la reunin no sinttica que acta en el significado potico" pero no pude, pese a mis sogas cartesianas: en el balcn de la casa de enfrente una muchacha desnuda, hembra hasta abajo, se ha puesto a mirar desolndose el vecindario de chimeneas y de antenas, mstiles sucesivos de un puerto sin mar donde alguien tomara fotografas despidindose, trata de cerrar las persianas (c on la cabeza baja llora rubia bajo el cabello hasta los hombros) y puesto que ya pas el sol, cartero de los domingos por la tarde, y que nadie recuerda cmo ir a ser de azul el temblor de la brisa de septiembre, pienso que anticipa la noche, antojadiza, ambigua entre la incontinencia y el desnimo, porque cuando esto sucede a esta hora y ella est ya

PAGE 30

desvestida suele haber adentro un hombre dispuesto a rehacer unavezmentems esa historia que ms que las otras comenz en el Gnesis y a probar cada vez que le sea dable los frutos del bien y del mal (he visto desde aqu tambin las piernas y el tronco del conocimiento) ya sin temor a la fingida curiosidad del Seor con sus preguntas, el mismo que antes de darle mujer al hombre haba dicho del hombre "No es bueno que est solo" (y la relacin con la lgica de las palabras?), sin avergonzarse ninguno de los dos de estar desnudos, ms bien orgullosos ambos de la perfeccin estatuaria de los cuerpos comunicantes, "la permutacin de los dos significantes por un significado", agradecidos de no estar ms en el Paraso, tan aburrido como un domingo de tarde en las Galpagos, pero en tal caso no se llora, a menos que se trate de esa frecuente cpula disyuntiva (donde adquiere su valor significante la reunin no sinttica) o que no haya nadie esperando que ella vuelva del balcn a la cama para envaginarse y nadar en mujer en la penumbra... Jorge Enrique Adoum (naci en Ambato, 29 de junio de 1926 muri en Quito, 3 de julio de 2009) fue un escritor, poltico, ensayista y diplomtico ecuatoriano. Hijo del tambin escritor de temas ocultistas y esotricos Jorge Adoum (Mago Jefa), nacido en el Lbano y emigrado a Amrica Latina. Entr e sus mayores y ms conocidos xitos se encuentra la novela Entre Marx y una mujer desnuda publicada en 1976. Dicha novela fue llevada al cine en 1996 por el realizador ecuatoriano Camilo Luzuriaga. Su obra siempre ha tratado temas sociales y por ella fue nominado al Premio Cervantes.

PAGE 31

Gonzalo Rojas (Chile) MICROFILM DEL ABISMO Como rer es adems de rer purificar sabidura, me estoy yendo desafinado de esta envoltura lujuriosa de uas y meses a otro nmero del que empiezo a ser parte, un nmero dijramos menos abusivo sin tanta farsa de inmortalidad, fresco el olor abstracto a seso velocsimo, exactamente como el ro cuya figura no es el agua; el engao es el agua pero l no es el agua; lo ilusorio es la palabra agua. Exactamente como el ro, y no voy a embotellarme en la vieja fsica disparatada con sus trescientos mil millones de estrellas irreconciliables descontando las nebulosas que andan por ah sin haber sido nunca, con lo que cuesta no pensar, lo caro que se paga. Ayuden al pobre ciego a hacer bien el clculo, cunto en minutos, y nada de aos-luz, o ptalos escasos? Hoyo negro, y a eso llaman constelacin de vivir?, a esa ciencia del desperdicio?, a ese escurrimiento de un viernes a las 3 a otro viernes idntico colgando como Dios, del mismo palo? Rosas, estoy hablando de rosas. Porque lo irrisorio es el dato crudo, el pronstico cruel que uno por consuelo llama instante por hablar conforme a lo geomtrico del ojo de los egipcios, hipoptamo cortado por la lnea del agua cuando el animal saca la cabeza del agua para dar el gran vistazo de Einstein alrededor y parpadeando vuelve al fondo. Gonzalo Rojas Pizarro (Lebu, 20 de diciembre de 1917 – Santiago, 25 de abril de 2011) fue un profesor y poeta chileno perteneciente a la llamada Generacin de 1938. Su obra se enmarca en la tradicin continuadora de las vanguardias literarias latinoamericanas del siglo XX. Ampliamente reconocido a nivel Hispanoamericano, fue galardonado, entre otros, con el Premio Reina Sofa de Poesa Iberoamericana 1992, el Premio Nacional de Literatura de Chile 1992 y el Premio Cervantes 2003.

PAGE 32

Alberto Blanco (Mxico) TEORA DE FRACTALES En la naturaleza slo existen dos tipos de seres: los grandes y los pequeos. Los grandes son siempre lo que son. Los pequeos son smbolos. Claro que hace falta saber grandes con respecto a qu... y chicos con respecto a qu... Todos los seres son grandes con respecto a algo y todos son pequeos con respecto a otra cosa. En otras palabras: todos los seres son grandes y pequeos a la vez. Son lo que son -somos lo que somosy a la vez y siempre, smbolos TEORA CUNTICA El calor irradiado -lo mismo por una fogata campestre que por las explosiones atmicas al centro del solno forma un flujo continuo: se parece ms al latir del corazn que al pausado trnsito de un ro, porque la radiacin procede por saltos cunticos. Tal vez nuestro conocimiento

PAGE 33

proceda de la misma forma. Que en el campo de la fsica se haya asignado nmeros enteros a cada uno de estos saltos, y que en las distintas tradiciones existan rituales de iniciacin para cada pasaje, en nada altera el fenmeno fundamental. Los crculos en el agua clara se desplazan a partir de la piedra que cae pero la profundidad del estanque permanece inalterada. El corazn pulsa por saltos pero la circulacin de la sangre es una sola y continua realidad. En un tiempo se pens que los electrones eran como planetas girando alrededor de un ncleo -un sol centraly que a su movimiento y a su velocidad corresponda una rbita, naturalmente. Sin embargo -para nuestra gran sorpresala teora cuntica propuso que los electrones -a pesar de tener movimiento, velocidad, etc.¡no tienen rbita! Cmo es esto posible? Si observamos al microscopio electrnico un tomo de hidrgeno (el ms sencillo de todos veremos que la luz misma del instrumento provoca que su nico electrn absorba energa, se excite, y se salga de su rbita... y esa otra rbita nunca la conoceremos. La teora cuntica nos propone -a diferencia de la mecnica clsicaque puede existir movimiento sin trayectoria, sin recorrido y sin rbita. Al menos, sin un camino conocido, y -lo que es ms importantesin un camino que se pueda conocer. No es esto la poesa? Alberto Blanco es un poeta mexicano, nacido el 18 de febrero de 1951 en la Ciudad de Mexico. Su produccin literaria es muy variada y abundante, y abarca tres gneros: en primer lugar la poesa, seguida del ensayo y luego del trabajo de traduccin. Hasta la fecha ha publicado veintisis libros de poesa en Mxico y algunos ms fuera del pas; diez libros y cuadernos con sus traducciones del trabajo de otros poetas y doce libros de cuentos y poemas para nios, varios. Tiene ms de 60 libros publicados, y ms de 20 traducidos, antologados o ilustrados, as como unas 800 publicaciones en revistas, catlogos, peridicos y suplementos literarios.. Sus poemas se encuentran incluidos en 70 antologas.

PAGE 34

Andrs Neuman (Argentina) (EL CORAZ"N) Existe en matemticas una curva distinta a la que algunos, los que nunca han dudado, llaman curva de Koch. Los perplejos en cambio han preferido denominarla as: Copo de Nieve Se comporta esta curva fascinante multiplicando siempre su tamao por cuatro tercios y hacia el interior, llegando, de tan densa, al infinito sin rebasar su rea diminuta. Artesana, tambin as te creces muy adentro: habitndome lenta, quedndote con todo, sin forzarlo, este pequeo corazn hermtico. (LA ENERGA) “Con el razonamiento puro nos formamos una imagen sublime de este mundo”; eso escribi Max Planck, genio inocente. Pero acaso hay razones sin afecto, pureza sin caprichos, imagen sin temblores? Lo curioso es que el fsico en su ensayo la primera palabra que pronuncia no es evidencia ley ni hecho : la primera palabra es entusiasmo

PAGE 35

(Cuando nombro tu cuerpo no es la urdimbre de msculos radiantes, de sangre revoltosa y de nervios veloces lo que digo, artesana; aunque tambin la fsica intervenga en la manera que tenemos de hablarnos al odo: la energa del nombre se transmite, el tacto cobra fuerza y aumenta lo probable.) Y a ti, Max Planck, que amabas la entropa, qu misterioso impulso de poleas te empuj a cruzar cartas con un tal seor Sommerfeld y a intercambiar poemitas como aquel de la flor que corona tu libro sobre ciencia? (EL TNEL) Lo dicen los maestros de energa: hay traviesas partculas capaces de atravesar una barrera slida, ¡la fuerza se disgrega como el agua! Los cientficos clsicos lo niegan. Los presentes predi can lo increble y lo bautizan el Efecto Tnel El impulso del alma no quiere respetar al seor Newton, se postula invadiendo las fronteras. Artesana, en el trnsito urgente de tocarte apoyar este peso luminoso y mover mi asombro al otro lado de la barrera tensa de tu piel, en el punto pensante que alumbra tras la boca de los tneles ( Tomado de http://5poemas.b logspot.com/2006/08/andrs-neuman-y-sus-5-poemas-sobre.html) Andrs Neuman (Buenos Aires, Argentina 1977) en la actualidad esta radicado en Espaa. En 1991 se traslad a Granada, donde obtuvo la licenciatura en Filologa Hispnica. Ha impartido clases de literatura hispanoamericana y colaborado como columnista y guionista de tiras cmicas en el diario Ideal de Granada. Desde que en 1995 se da a conocer en el Certamen Nacional de relatos de Alfaguara, ha cosechado una importante cantidad de reconocimientos y premios literarios, tanto en el gnero de la poesa como en el de la narrativa y el cuento. Algunos de los ms importantes son el XVII Premio Hiperin de poesa, por su libro El tobogn o el Premio Primavera de novela, del que fue finalista en 2002 con su novela La vida en las ventanas. Su poesa ha sido incluida en varias antologas de poesa joven espaola como La generacin del 99 de Jos Luis Garca Martn; La lgica de Orfeo de Luis Antonio de Villena; Yo es otro Autorretratos de la nueva poesa de Josep Mara Rodrguez; o Veinticinco poetas espaoles jvenes de la editorial Hiperin..

PAGE 36

La isla del doctor Moreau Diecisiete aos despus de la realizacin de "La isla del dr.Moreau con Burt Lancaster y Michael York al frente del repa rto, se estren esta mediocre pelcula dirigida por el desaparecido Frankenheimer, (El hombre de Alcatraz), y que cont con la presencia del interesante Val Kilmer, (aqu perdido en me dio de un guin horrible), y del delirante Marlon Brando. Este remake comienza bien, planteando una intrigante historia donde la manipulacin gentica y el jugar a ser Dios abre un cam ino hacia la polmica por un lado y por otro hacia lo macabro. Si bien el objetivo del filme pasa por trazar una semejanza con la sociedad real donde el hombre bien pare ce ser una bestia, tal como los mutantes surgidos de la locura del Dr Moreau. Crtica aguda hacia lo instintivo del ser humano que lo convierte en un animal ms o en el mejor de los casos en una combinacin inestable de ambos. Con muchos paralelismos religiosos, donde el doctor (en una suerte de Dios que da vida y la norma) les trata de brindar la perfeccin y a cambio quiere la idolatra de sus criaturas y que se respete su ley. La isla es un escenario sugestivo, la temtica -originalmente tomada de una novela de H.G. Wellscolabora a que se espere una

PAGE 37

opcin bien equilibrada de ficcin-terror, pero lamentablemente terminamos asistiendo un mamarracho barato donde veremos a mutantes ametrallndose al mejor estilo de mercenarios, a Marlon Brando absolutamente terminado como actor en una de sus ltimas apariciones en la pantalla grande y pasando el ridculo, efectos especiales cutres, sumado a muchos mamotretos bizarros y toscos diseados para hacerlos pasar por mutantes. La premisa de la pelcula sigue siendo la misma, si bien esta se apoya en las nuevas tecnologas digitales, consiguiendo unos monstruos muy poco crebles, a la vez que ridculos. Marlon Brando interpreta aqu uno de los peores papeles de su carrera, al dar vida al terrible Moreau, rodeado de guardias de corps y un gran vehculo blindado, (al ms puro estilo del desapa recido Juan Pablo II). Incluso David Thewlis, un correcto actor britnico flaquea aqu al dar vida a un muy poco creble Prendick.Todo un decepcionante "remake" de un clsico. En fin, la cinta se diluye en sobriedad y termina siendo un espectculo dantesco donde su resolucin y su calidad deja mucho que desear desde lo artstico. En la novela se trata de mostrar como la barrera que separa al hombre del animal se hace a veces tan fina que no se sabe cuando es traspasada. Los animales, o mejor dicho, "humanimales" muestran cmo se comportan los hombres en realidad. Algunos de forma vandlica e irrepresiva, otros pacifistas y temerosos, pero todos en ltima instancia slo intentan sobrevivir. Ficha Tcnica The Island of Dr. Moreau Ttulo La isla del doctor Moreau Ficha tcnica Direccin John Frankenheimer Produccin Claire Rudnick Polstein, Edward R. Pressman, Tim Zinnemann Guion Richard Stanley, Ron Hutchinson Msica Gary Chang

PAGE 38

Reparto Marlon Brando, Val Kilmer, David Thewlis Fairuza Balk, Ron Perlman, Temuera Morrison, Nelson de la Rosa Datos y cifras Pas(es) Estados Unidos Ao 1996 Gnero Ciencia ficcin/Terror Duracin 100 minutos Idioma(s) ingls Compaas Distribucin New Line Cinema