• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Front Matter
 Half Title
 Copyright
 Table of Contents
 Presentación
 PRIMERA PARTE. Compartimos una...
 SEGUNDA PARTE. Hacia la construcción...
 Back Cover














Title: Vivencias de un proceso : por la construcción de una nueva ciudadanía en el nivel básico
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00103369/00001
 Material Information
Title: Vivencias de un proceso : por la construcción de una nueva ciudadanía en el nivel básico
Physical Description: Book
Language: Spanish
Creator: Mu-Kien Sang ... et. al.
Publisher: Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra
Place of Publication: República Dominicana
Publication Date: 2003
 Record Information
Bibliographic ID: UF00103369
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Cover
    Front Matter
        Cover 2
    Half Title
        Page 1
    Copyright
        Page 2
    Table of Contents
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Presentación
        Page 7
        Page 8
    PRIMERA PARTE. Compartimos una experiencia
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
    SEGUNDA PARTE. Hacia la construcción de un Marco Teórico de la Educación Cívica
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
    Back Cover
        Page 161
        Page 162
Full Text









?vencas
P uun
Process


Por la construccin de una Nueva Ciudadana en el Nivel Bsico







Primera Parte
Compartimos una
experiencia

Realizado por:
Mu-Kien Sang
Director Ejecutiva del
Proyecto

Susana Do
Coordinadora

Graciela Garca
Coordinadora del Equipo de
Redaccin Bibliotec
Libros de Texto Po a Uni
Pontificia Univers
Sergio Humberto Faa Catlica Madre y h
Encargado de Seguimiento y
Monitoreo

Acompaantes Donado por
BIBLIOT]
Adolfina Leger R.S.T.A
Sarah Jorge
Csar Ballenilla
Sara Gilamo
Genara Jimnez
Carlos Gonzles
Luis Bernabel
ngela Rosario
Ania Coln

Segunda Parte
Hacia la construccin de
un Marco Terico
de la Educacin Cvica

Dignora Garca Romero
Marcos Villamn
Dr. Basilio Florentino Morillo
Dr. Leopoldo Artiles
Silvia L. Conde


idad
laestra


ECA
.




























"Vivencias
diesun

TProceso


Por la construccin de una Nueva Ciudadana en el Nivel Bsico,


il :I
III I
I:


---,':''::' iii,::::~:~; :~~;:~~:
:.;.::
Zi;r

















Ttulo
Vivencias de un process
Por la construccin de Una Nueva Ciudadana en el Nivel Bsico

Proyecto
Por Una Nueva Ciudadana! Nivel Bsico

Coordinadora
Susana Do Corporn

Instituciones Responsables:
Secretara de Estado de Educacin
Direccin General de Currculo
Direccin General de Educacin Bsica
Departamento de Orientacin y Psicologa
Institute Nacional de Formacin y Capacitacin del Magisterio
Oficina de Cooperacin Internacional

Pontificia Universidad Catlica Madre y Maestra
Departamento de Educacin Cvica

Consorcio de Educcin Cvica
Pontificia Universidad Catlica Madre y Maestra K ^
Fundacin Falconbrige
Colegio Babeque
Colegio Lux Mundi ., "
Centro de Estudio Profesor Miguel ngel Garcia "
Fundacin para Integracin Social y Educativa
Fundacin Mximo Gmez
Red de Educadores Cvicos
Centro Cultural Poveda
Oficina Tcnica de Salcedo
Institute de Desarrollo Integral Leonardo Da Vinci
EDUCA
Institute de la Familia

Auspicio
Centro Franklin
Embajada de los Estados Unidos

Diseo de la portada
Cristiam Hernndez

Diagramacin e impresin
Mediabyte, S.A.











VIVENCIAS DE UN PROCESS








INDICE





P resen tacin .................................... .............................................. .... ................. .............. ........... ....... 7


PRIMERA PART


Compartimos una experiencia
Proyecto Por Una Nueva Ciudadana! .......................................................................... 11
Antecedentes ........................................... ....................... 13
D escripcin del proyecto ........................................................................................................ 14
C o m p o n en tes .......................................... ............................................... ......... .............. .......... ... 15
Perfil de los centros involucrados en el proyecto ................................................ ....................... 16
Instancias de coordinacin: Un esfuerzo colectivo..................... .............. ...... ......... 18
Proceso de intervencin ..................................................................... ........................... ... 23
Componente de formacin ................................ ................................. ......... ............. 23
M eto d ologa ................................................................ .................................................... ...... 26
F acilitado res/as ........................................................... ........................................ ........... ............. 27
Empoderamiento o participation de los actors: Un reto . ........................... ............ .. 28
Acompaamiento reflexivo: Una prctica humanizante ............................ ...................... 29
L ogro s ........................................................................................................................................ .... 31
D ificultades ...................................... ........................................ ................... ............ 32
Lecciones aprendidas ....................... .................................................................................... 32


Vivevencias de los actors ............................................................................................. 35


Director
Direccin General de Bsica ...................................... ..................... 37












VIVENCIAS DE UN PROCESS


Luisa Snchez
Tcnica Nacional Enlace
D epartam ento de O rientacin y Psicologa.............................. ............... .............. ........ 38


Rufino Durn Tapia
Tcnico deL rea de Ciencia Sociales
D istrito 15-01 Santo D om ingo ....................................................................................................... 40


Lic. Luis Prez Bueno
D director Escuela M anuel U baldo G m ez ........................................................... .................... 41


Prof. M ari Stella Cristina Sosa Snchez ................................................................. 43


Lic. Froiln A. Mercedes
Tcnico del rea de Ciencia Sociales
D istrito 06-0 1 ...................... ..................... .......................................................................... 46


Accin Comunitaria por el Progreso
A C O P R O ............................................................................................... ................................. 4 8


SEGUNDA PARTE

Hacia la construccin de un Marco Terico de la Educacin Civica


Retos de la Educacin Cvica en la Repblica Dominicana ............... ....................... .......... 51
Dignora Garca Romero
I. La educacin cvica en el marco de la globalizacin ................................ .......................... 54
II. Educacin cvica: Discurso y realidad ......................... .... ........ ............ 57
III. Reaprender la educacin cvica ......................... .......... ..................... ............................. 61
IV. Retos para una agenda alternative de Educacin cvica ................... ...... ....... .. 62
V Precisiones sin fronteras ............ .... ....... ................................................................... ... 68
V I. L ecturas bsicas .................................................................................................. .............. 69











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Construir ciudadania, esperanza y fundamentos ............................................................ 73
Marcos Villaman
A m anera de introduccin .................................................. ....................... ............ .............. 75
1.- Construyamos series humans: El para qu de la educacin ........................................ ........... 75
2.- El context: Sueos, dureza, cansancio y desaliento...una aproximacin fenomenolgica. 77
3.- Construir ciudadana: educacin cvica y sujetos destrozados .............................................. 78
4.- Por una Etica de la vida: valores y destrezas para una vida comn en democracia ............... 79
En conclusion ...................................................... 80


La Educacin Cvica en los process de construccin de la ciudadana,
desde la escuela: una educacin en valores democrticos............................................. 81
Basilio Florentino Morillo
Civismo y acceso a las tecnologas de la informacin ................................................ ........... .. 84
Ciudadana, Estado de Bienestar y Educacin Cvica. ............................ ........................ ... 85
Educacin Cvica para una ciudadana global. ........................................ ................................. 88


Ciudadana y democracia .................................................................................................. 93
Leopoldo Artiles
Cm o definir la ciudadana? .................................................. ............................................95
Los derechos y la dem ocracia hoy ............................... ...... .. ......... .......................... 97


La Educacin Ciudadana basada en el desarrollo de competencias cvicas y ticas:
desafos y apuntes sobre un modelo educativo en construccin ....................................... 100
Silvia Conde
Introduccin ........................................ ................................. ............................. 103
Contexto sociopoltico ........................................................................... ............................ 104
La cultural poltica de la ciudadana ............................................................................................ 105
Desafos atribuibles a las estructuras polticas y Gubernamentales........................................... 113
Inercias institucionales ......................................................................... .............................. 113
Apuntes para una respuesta educativa ............................ ............... ........................... 114
Concepcin pedaggica ......................................................... ........................... 121
Las com petencias cvicas y ticas ............................................................ ............................ 137











6 VIrciAS DE UN PROCESO

Desarrollo de Competencias Ciudadanas en el Nivel Bsico .................................... 143
Dignora Garca Romero
Introduccin .............................. ....... .................................................... ........................ 145
1. Construccin de ciudadana en el nivel bsico: Un process de transformacin y cambio ... 146
2. Desarrollo de competencias ciudadanas ................................................ ........... 148
3. Estrategias para el desarrollo de convicciones, actitudes y destrezas
ciudadanas com prom etidas. ................................................................. ........ ....................153
4. Consideraciones finales ............................................................... ............. ................ 154
5. Referencias bibliogrficas .................................................................. ......................... 155
















Presentacin




Vivencia de un process es el fruto de la experiencia en el Proyecto Por Una Nueva
Ciudadana! Nivel Bsico, coordinado por la Secretara de Estado de Educacin, la Pontificia
Universidad Catlica Madre y Maestra y el Consorcio de Educacin Cvica. Se recogen las
reflexiones, impresiones y experiencias generadas por el proyecto, desarrollado en 500
escuelas, ubicadas en las 17 regionales de educacin y 53 distritos educativos.
Escribir nuestras vivencias permit compartirlas con los docentes que no pudieron
ser parte active de este proyecto; tomar distancia y reflexionar acerca de lo que se hizo
y cmo se hizo; y reinterpretar la prctica para superar los obstculos en otras experien-
cias similares.
El contenido de este material est organizado en tres moments: primero presentar
un resume del desarrollo de este process y las lecciones aprendidas ; segundo, conocer
algunas experiencias de los diferentes actors, y tercero, presentar el marco terico -
conceptual en el cual se inscribe el proyecto, al presenter las ponencias de reconocidos
intelectuales nacionales e internacionales que participaron en las diferentes actividades del
proyecto.
Esperamos que este aporte sirva a la comunidad educativa national para fortalecer el
desarrollo de una cultural democrtica al interior de los centros educativos a travs de la
promocin y el desarrollo de los valores cvicos que trascienda el mbito escolar.
Gracias a todas las personas e instituciones que hicieron possible la realizacin de este
proyecto.

Secretara de Estado de Educacin
Direccin General de Currculo
Direccin General de Educacin Bsica
Departamento de Orientacin y Psicologa
Institute Nacional de Formacin y Capacitacin del Magisterio
Oficina de Cooperacin Internacional

Pontificia Universidad Catlica Madre y Maestra
Departamento de Educacin Cvica


Consorcio de Educcin Cvica























PRIMERA PARTE
Compartimos una experiencia





















Compartimos una experiencia

Proyecto Por Una Nueva Ciudadana!



Realizado por:
Mu-Kien Sang
Director Ejecutiva del Proyecto

Susana Do
Coordinadora

Graciela Garca
Coordinadora del Equipo de Redaccin
Libros de Texto

Sergio Humberto Faa
Encargado de Seguimiento y Monitoreo

Acompaantes

Adolfina Leger
Sarah Jorge
Csar Ballenilla
Sara Gilamo
Genara Jimnez
Carlos Gonzles
Luis Bernabel
ngela Rosario
Ania Coln















VIVENCIAS DE UN PROCESS


ANTECEDENTES

En el marco del Proyecto de Apoyo a las Iniciativas Democrticas (PID), coordinado
por la Pontificia Universidad Catlica Madre y Maestra, se cre el Consorcio de Educacin
Cvica, el cual est conformado por un grupo de instituciones de la educacin formal y
no formal, preocupadas por fortalecer la cultural democrtica a travs de los centros
educativos.
El Consorcio desde 1997, ha realizado, seminarios nacionales e internacionales, que
promueven la reflexin en la comunidad educativa en torno a la Educacin Cvica. Con
este horizonte, el Consorcio realize en el mismo ao otras actividades de formacin que
contemplaron adaptacin de textos como: Educacin para la Democracia, Aprendo a
Convivir y Proyecto Ciudadano, y la creacin del texto "Formacin Ciudadana" para
Educacin Media con el propsito de reflexionar sobre los valores esenciales en el
fortalecimiento de la democracia dominicana.
En el ao 1999, se apoy la creacin del Programa Oficial de la Asignatura de
Educacin Moral Cvica, y a partir de ese moment se vislumbr la necesidad de impulsar
una vision ms amplia para el desarrollo de esta rea que de alguna forma respond a las
necesidades recogida en la Ordenanza No. 3'99 que establece la reincorporacin de la
Asignatura en el Currculo.
En agosto de 2002 se realizaron 34 jornadas en las 17 regionales de educacin, dirigidas
a la Educacin Bsica y Media para motivar la aplicacin del program y al mismo
tiempo realizar un diagnstico sobre la situacin de esta asignatura, obteniendo como
resultados principles lo siguiente:

El 70%, es decir 621 de los y las participants asegur no conocer la Ordenanza
No. 3'99. Slo el 30%, es decir, 269 de los y las participants afirm que s
conoca.










VIVENCIAS DE UN PROCESS


el 32% de los/as tcnicos no conocan la Ordenanza No. 3'99. Observndose
que la proporcin de tcnicos que conoce de la Ordenanza(68%) super
doblemente el nivel de conocimiento que tenan los profesores(30%.
Con relacin al conocimiento del Programa para la Asignatura de Educacin
Moral y Cvica el 82. %, es decir 583, de los y las participants no conocan el
Program de la asignatura..
127 (37.1%) de los y las participants planifican sus classes de manera informal.
74 docentes (21.6%) elaboran su planificacin a partir de libros de texto.
Slo 48 (14%) de los y las participants utilizan el Programa de la Asignatura
Educacin Moral y Cvica.
38 (11.1%) aseguran que planifican por unidad y bloques de contenidos.
32 (9.3%) de los y las participants planifican la Asignatura Educacin Moral y
Cvica integrada en la Asignatura de Sociales a travs del eje transversal Democracia
y Participacin Ciudadana.

En septiembre del 2002 inici el Proyecto Por Una Nueva Ciudadana! en el Nivel
Bsico para apoyar la aplicacin de Programa de la Asignatura y la promocin de
valores democrticos en 500 escuelas, ubicadas en 17 regionales y 53 distritos del sistema
educativo.


DESCRIPCIN DEL PROYECTO

PROPSITO GENERAL

Desarrollar un program integral en Educacin Moral y Cvica que permit
former a la poblacin escolar en sujetos transformadores de la herencia autoritaria,
y a su vez creadores de una nueva cultural democrtica.

PROPSITOS ESPECIFICOS

Apoyar la aplicacin de la Ordenanza No. 3'99 y el Programa de la Asignatura
de Educacin Moral y Cvica que permit el aprendizaje de concepts, actitudes
y procedimientos propios de una ciudadana consciente.
Formar a los/as docentes del Nivel Bsico en principios y valores democrticos
que posibiliten educar a los/as estudiantes como sujetos responsables de su
propia educacin y promocin humana.
Formar a los directors / as de las escuelas en gestin democrtica y participativa











VIVENCIAS DE UN PROCESS


COMPONENTS

COMPONENT I:
ELABORACIN DE LOS TEXTOS DE EDUCACIN CVICA

El propsito de este component era elaborar los 8 textos de Educacin Cvica, uno
para cada grado del Nivel Bsico.

COMPONENT II.
LA FORMACIN CONTINUE EN EDUCACIN CVICA

Este component pretend former a los profesores del Segundo Ciclo de Bsica
del rea de Educacin Cvica, utilizndo la estrategia ECA: Exploracin,
Conceptualizacin y Aplicacin, para que junto con los estudiantes puedan construir
los concepts y valores esenciales de una ciudadana responsible. Para lograrlo, se hizo
necesario aplicar una estrategia integral, que concibe la escuela y el acto educativo como
una obra comunitaria, para lo cual se dise una amplia estrategia, que incluy:

Ochenta talleres de Educacin Cvica para docentes, padres y madres
Un Seminario Internacional
Dos foros Regionales de Educacin Cvica

El process de formacin continue y sistemtica culmin con un Certificado en
Educacin Ciudadana, en el que participaron los/as profesores/as, directores/as y
tcnicos/as, y lderes de Asociaciones de Padres y Madres.

COMPONENT III.
ACOMPAAMIENTO

Como todo proyecto educativo se cont con un sistema de seguimiento y
acompaamiento. Este seguimiento se contempl como un process sistemtico de
formacin a median y largo plazo, intra y extra centro escolar, que estimulara el aprendizaje
de los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales. Este seguimiento se planted
como un espacio auto reflexivo, en el cual, l y la docente pudieron asumir nuevos
paradigmas que enriquecieran cualitativamente el desempeo en su prctica.
Por la cantidad de escuelas involucradas, no era possible hacer un acompaamiento
pedaggico intensive. Sin embargo, utilizamos algunos elements de la acompaamiento
reflexivo, para lo cual se realizaron 81 talleres de seguimiento, y se crearon las Unidades
de Socializacin por distrito educativo, con el propsito de retroalimentar la experiencia
vivida en las aulas durante el process de aplicacin del Programa de la Asignatura de










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Moral y Cvica. Adems, en este espacio los profesores tuvieron la opcin de reflexionar
sobre temas que permitan al maestro adquirir habilidades para mejorar el process de
enseanza-aprendizaje. Se reunieron de manera peridica, por lo menos una vez al mes.

POBLACIN META

ACTORS CANTIDAD
DIRECTORS 500
DOCENTES(Maestros de Segundo Ciclo de Bsica) 3000
Padres y Madres 500


PERFIL DE LOS CENTROS INVOLUCRADOS EN EL PROYECTO

Un total de 500 escuelas fueron seleccionadas por la Secretara de Estados de
Educacin con la participacin de las Regionales, atendiendo a los siguientes criterios:

70% urbanas,
20% semi-urbanas,
10% rurales
Del Segundo Ciclo de Bsica (5to. 8vo.),
Con instancias de participacin escolares conformadas (Consejos de Curso y
Consejos Estudiantiles)

A travs de un formulario se determine que las escuelas involucradas tenan
conformadas las siguientes instancias de participacin:

Instancias Cantidad Porcentaje
Equipos doceni-s 267 66" o
Consejos de Curso 362 90%
Consejo Estudiantil 253 62%
Asociaciones de Padres y Madres 379 94%
Consejo Escolar 213 53%

Un element que result relevant en este proyecto es que de las escuelas participants,
el 87% trabajaban con dos tandas: matutina y vespertina.
Aunque el proyecto planteaba trabajar slo con escuelas del Segundo Ciclo de Bsica
(5to. -8vo), 86 % de la muestra imparta docencia en los dos Ciclos de Bsica y slo un
2% imparta docencia nicamente en el Primer Ciclo de Bsica. Esto significa que el
proyecto incidi directamente en un 88% en el Primer Ciclo de Bsica.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


1% 5% 11%1%


OPrimer ciclo 2%

*Segundo ciclo 1%

QBasica complete 86%

EHasta 5to. 1%

MHasta 7mo. 5%

*7mo. Y 8vo. 1%

*3ro., 7mo. Y 8vo. 1%


TANDAS

HORARIO CANTIDAD CANTIDAD


MATUTINA 20 5%


VESPERTINA 11 3%


MATUTINA/ VESPERTINA 348 87%


MATUTINA/ NOCTURNA 3 1%


VESPERTINA/ NOCTURNA


MATUTINA/ VESPERTINA/ 15 4%
NOCTURNA


NO ESPECIFICA 3 1%











VIVENCIAS DE UN PROCESO


E Matutina 5%

9 Vespertina 3%

O Matutina/ Ve spe rtina
87%
O Matutina/ Nocturna 1%

Matutina/ Vespertina/
Nocturna 4%
No especifica 1%



De las escuelas que completaron el formulario haban 15,918 cursos por grados de
los cuales 8, 163 correspondent a los grados de 5to. a 8vo, equivalent a un 51%. De igual
modo en estas escuelas labor un total de 8,413 maestros y maestras. La poblacin
estudiantil de estos centros es de 358,058 (50% masculino y 50 % femenino) La poblacin
de estudiantes de 5to. a 8vo grado corresponde al 47%; es decir 165,906 estudiantes.
De las escuelas involucradas, un 81% ha participado en otros programs de formacin
en valores: 65% en los Programas "Yo tengo Valor" y "Yo tengo Control", 4% en "Aventura
de la vida", y 31% en otros programs no especificados,


INSTANCIAS DE COORDINACIN: UN ESFUERZO COLECTIVO

El proyecto Por Una Nueva Ciudadana! Nivel Bsico ha tenido una cobertura en 24
provincias del territorio national, las 17 regionales de Educacin y 53 distritos educativos.
Esto genera una gestin compleja y con muchos interlocutores que demandaban sistemas de
informacin eficientes y participativos. Por eso, uno de los desafos de la gestin del proyecto
era desarrollar un process participativo y descentralizado que respondiera a la complejidad
planteada. En este sentido se establecieron varias instancias de coordinacin:

Comit interinstitucional
Instituciones coordinadoras
Equipo de acompaamiento
Unidad operative del proyecto











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Equipo de redactoras de libros de texto
Equipo de facilitadores/as
Equipo tcnico enlace SEE-PROYECTO
Unidades de Socializacin

Cada una de las instancias contaba con encuentros peridicos de coordinacin y
evaluacin de process, en la que se promova la toma de decisions en todos los niveles.
Este tipo de gestin permiti que se mantuviera una informacin constant en el process,
con diferentes niveles de participacin. Estos equipos realizaban encuentros de manera
independiente.

1) Comit interinstitucional: Integrado por la Secretara de Estado de Educacin a
travs de la Sub-Secretara de Educacin responsible de la Oficina de Cooperacin
International, las Direcciones Generales de Educacin Bsica, Orientacin y Sicologa,
Currculo y el Instituto Nacional de Formacin y Capacitacin del Magisterio
(INAFOCAM), la Pontificia Universidad Catlica Madre y Maestra a travs del la
Direccin del Departamento de Educacin; y el Consorcio de Educacin Cvica,
conformado por instituciones de la Sociedad Civil y Centros Educativos Privados de
diferentes parties del pas. Funcionaba como instancia para la toma de decisions generals
del proyecto; velaba por las ejecutorias y aprobaban los presupuestos.
2) Unidad operative del proyecto: Conformada por una director ejecutiva, una
coordinadora general, una coordinadora de redaccin de textos, un encargado de
supervision y una director Administrativa. Esta Unidad disea la planificacin y las
ejecutorias del proyecto, dar seguimiento al process en trmino de monitoreo y
evaluacin, rinde informes a las instancias de direccin superior y operativizar las
polticas emanadas de las instancias superiores y velar por el cumplimiento de las
directrices del comit interinstitucional.
3) Equipo de acompaamiento: Conformado por un Encargado de Seguimiento y
Monitoreo y 9 Acompaantes, todos con formacin superior en las reas de educacin,
sicologa, orientacin y filosofa. Tena bajo su responsabilidad los siguientes aspects:
1) Conformar las Unidades de Socializacin; 2) Realizar reuniones peridicas de
evaluacin del process con las Unidades de Socializacin; 3) Realizar acompaamientos
reflexivos, 4) Dar seguimiento general al process en su regional asignada, y 5) Rendir
informes a las instancias correspondientes.
4) Equipo de redaccin de los libros de texto: Conformado por un grupo de 10
educadores/as que tenan bajo su responsabilidad la elaboracin de los textos en un
process que combine el trabajo individual con la construccin colectiva.
5) Equipo de facilitadores/as: Multidisciplinario, comformado por 48 educadores/as
con experiencias en el rea de Educacin Ciudadana y que provenan de las instituciones
involucradas en el proyecto, y que en su gran mayora fueron capacitados/as a travs











VIVENCIAS DE UN PROCESS


del Consorcio de Educacin Cvica. Tenan bajo su responsabilidad facilitar las jornadas
de formacin y retroalimentar el process.
6) Equipo tcnico enlace SEE-PROYECTO: Conformado por tcnicas de la SEE
posiblitaban la comunicacin y enlace entire la SEE y la unidad operative del Proyecto.
Sus responsabilidades eran validar la programacin, las capacitaciones y evaluar el
process junto al equipo operativo a travs de visits de sondeo, consultas y entrevistas.
7) Las instituciones coordinadoras: Organizaciones de la sociedad civil que tena la
responsabilidad de: 1) coordinar con las instancias educativas locales las jornadas de
formacin diseadas dentro de las ejecutorias del Proyecto; 2) promocionar, motivar,
convocar y garantizar la participacin de las escuelas seleccionadas; 3) elaborar los
informes correspondientes en donde se detallaban los logros y las incidencias ms
trascendentales del process de formacin. De igual modo, coordinaron encuentros
de presentacin del Proyecto a las autoridades locales de educacin.

Estas instituciones tienen su accionar en todo el mbito national y tienen amplia
experiencia en trabajo de desarrollo comunitario, educacin, gnero y promocin de valores
democrticos.
Su participacin fue active en todo el process, sus aportes y sugerencias fueron insertados
en las documentaciones elaboradas para las capacitaciones. Se realizaron dos encuentros
previous a las jornadas de formacin en donde se discuti ampliamente todo el process a
desarrollar en cuanto a estrategia de convocatoria, estructura del program para los
talleres de formacin, distribucin de talleres por regionales y acuerdos para presentar
informes.
Las instituciones coordinadoras del Proyecto Por una Nueva Ciudadana! fueron las
que se detallan a continuacin:



INSTITUTION DESCRIPTION GENERAL AMBITO DE ACCION ALCANCE TERRITORIAL

Red de Educadores Movimiento ciudadano que Desarrollo La Regin Sur
Civicos promueve la consolidacin local,descentralizacin
de instituciones democrticas

Institucinsinfinesdelucro, Educacin Nacional
EDUCA auspicadaporelempresariado
nacional,quepromueve
polfticaseducatvasparael
mejoramientodelacoberturay
calidade la Educacin Bsica

Unin de Vecinos Unidos Institucin noguberamental, Municipalidad, Capacitacin Santo Domingo
(UVA) local, que promueve el tcnicay gnero












VIVENCIAS DE UN PROCESS


INSTITUTION DESCRIPTION GENERAL AMBITODE ACCION ALCANCETERRITORIAL

desarrollo comunitario y la
democracia

EDUCARE Colegio privado, con xito Educacin y formacin Provincia Espaillat
en la ejecutoria de proyectos docente
de formacin docente.

Fundacin Fundacin Educacin Provincias Espaillat, La
FALCONBRIDGE, INC. FALCONBRIDGE, Vega, Snchez Ramrez
que fomenta la participacin
estudiantil en los gobiernos
escolares, y la educacin en
democracia.

Oficina Tcnica Provincial rgano de planificacin Infraestructura, Provincia Salcedo
provincial descentralizado fortalecimiento institutional,
que formula, planifica y promocin de valores
ejecuta proyectos de democrticos
desarrollo comunitaro.

Fundacin Mujer Iglesia Institucin que contribute a Educacin y gnero Santiago, Puerto Plata y
la autogestin social y Moca
econmica de la mujer rural.

Fundacin para la Organizacin No Educacin Santo Domingo
integracin social y Gubernamental que
educativa (FISOE) desarrolla acciones para el
fortalecimiento de los
espacios democrticos y
participativos de los barrios
marginados, especialmente
en lo referente a la mujer y
juventud.

FundacinAccin Organizacin que promueve Educacin, formacin de Provincia Mara Trinidad
Comunitara Mximo y fomenta el desarrollo jvenes lderes y Snchez
Gmez mediante el fortalecimiento organizaciones de base,
de organizaciones sociales capacitacin en manejo y
y democrticas de cuidado de proyectos
autogestin comunitaria e comunitarios, polticas
individual municipales

CEAJURI Organizacin No Asistencia legal diverse Barahona y San Juan
Gubemamental que ofrece
asistencia legal a los












VIVENCIAS DE UN PROCESS


INSTITUTION DESCRIPCION GENERAL AMBITODE ACCION ALCANCETERRITORIAL
moradores de su rea de
accin

Equipo de Educacin Organizacin no Saneamiento ambiental, San Cristbal y Haina
Popular y Comunicacin Gubernamental que municipalidad, conservacin
Alternative (EPCA) desarrolla acciones de medioambiente.
comunitarias diversas con
ayuda de cooperacin
intemacional.

Fundacin Solidaridad Organizacin no Municipalidad, juventud. Santiago
gubernamental

Accin Comunitaria por el Institucin que realize Salud, educacin Santo Domingo
Progreso (ACOPRO) programs de Desarrollo
comunitaro

Ce-Mujer Organizacin que Educacin, produccin, LosMinas,SabanaPerdida,
desempea un trabajo organizacin, salud Guera, San Josde Los anos
exclusive de promocin de comunitaria y trabajo tcnico Hato Mayor, San Rafael del
servicio hacia la mujer. no traditional. Yuna, Higey y Bayaguana.

Radio Marin Emisora radial privada Programas educativos Dajabn

Comunidad Cosecha Organizacin no Educacin Cotu
gubemamental que
desarrolla acciones a favor
De organizaciones de base
urbanas y rurales

Centro Zona de Pastoral Organizacin no Educacin, SaludDesarrollo Monte Plata
Social(CEZOPAS) gubernamental que ejecuta Comunitario
acciones de desarrollo

La participacin de instituciones con liderazgo y credibilidad en sus reas territoriales,
con vocacin de servicio y una identificacin real con el Programa permiti que las
acciones de capacitacin desarrolladas se realizaran en el tiempo propuesto y con un pro-
medio de asistencia general de un 102%.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


PROCESS DE INTERVENCIN

COMPONENT DE FORAMCION

La Educacin Cvica tiene un papel important en el anlisis crtico de la realidad en
que vivimos, las normas sociales, etc., para que los estudiantes puedan crear formas de
convivencia basadas en procedimientos y comportamientos coherentes con principios y
valores democrticos.
Los talleres constituyeron el eje fundamental de la formacin, ya que a este compo-
nente se dedic el mayor tiempo; y a travs de esta experiencia los educadores sintieron el
impulso y la necesidad de institucionalizar la Educacin Cvica como una asignatura en las
escuelas. Se desarrollaron 186 talleres con los diferentes actors involucrados.
La mstica que impregn la realizacin de los talleres permiti que los docentes se
sintieran valorados e identificados con el process. Sobre todo, estn abiertos a aprender
de lo que hacen, de sus propios alumnos/as y de sus compaeros/as.
Los contenidos de los talleres han sido muy oportunos para la formacin, permitien-
do a los docentes familiarizarse y poner en prctica metodologas constructivistas; lo que
enriqueci su practice; no solo con la Educacin Cvica, sino en otras reas que imparten.
En la segunda fase de los talleres se elaboraron contenidos especficos para cada uno
de los actors, realizando talleres por separado para padres, madres, maestros/as y direc-
tores/as.
Es important sealar que el proyecto ha tenido una demand mayor de docentes,
integrndose 49 escuelas no contempladas en la muestra, a las cuales se les han entregado
materials didcticos.
En el mes de Noviembre se celebr un seminario international, que fue abierto a la
comunidad educativa national y participaron alrededor de 800 docentes. De igual forma
en el mes de junio fue celebrado un foro regional, con ocho regionales del Cibao, para dar
a conocer los resultados del proyecto. En esta actividad se presentaron las diferentes expe-
riencias vividas durante la ejecucin del Proyecto en las diferentes escuelas involucradas.
Participaron 649 personas entire maestros/as, alumnos/as, padres, madres, directores/as,
funcionarios regionales, distritales y nacionales de la SEE.
Como factor de trascendencia hay que sealar el aporte y entusiasmo de muchos
tcnicos distritales y regionales que estn involucrados en la consecucin de los objetivos
del proyecto.












VIVENCIAS DE UN PROCESS


ACTIVIDAD ACTORS CONTENIDOS

82 talleres de 15 horas Directores/asMaestros/asTcnicos Anlisis de la Ordenanza 3'99
Estrategias de Aprendizaje en Regionales y DistritalesPadres El Programa de la
Educacin Moral y Cvica Madres asignaturaReflexionar sobre los
valores esenciales para construir
ciudadana responsable.La
Educacin Cvica y la Construccin
de CiudadanaEl acompaamiento
reflexivo como herramienta de
socializacin y eficientizacin de la
prctica pedaggica

17 talleres de seguimiento de 5 Directores de Centros Gestin Democrtica de Centros
horas Educativos

59 talleres de seguimiento de cinco Maestros/as Tcnicos / as Regionales Planificacin docente
horas y Distritales

53 talleres de 5 horas Lderes de las APMAE Reflexionar sobre los valores
esenciales para construir
ciudadana responsible
(Autoridad, Justicia y
Responsabilidad)

Encuentros formativos mensuales Maestros enlaces Autoestima
Mapa Conceptual
Modelaje de lecciones interactivas
Resolucin de conflicts en la
escuela
Rol del Orientador escolar
Elaboracin de recursos didcticos
Acompaamiento reflexivo
Metodologa interactive
Cuarta carta de Pablo Freire

Como resultado de la evaluacin externa realizada en al finalizar el process de forma-
cin, la evaluadora externa plantea:
Los y las participants en los talleres valoran como un aporte important los
conocimientos y metodologa aprendidos, con lo cual han dejado sentado el com-
promiso de mejorar su practice. Al finalizar el ciclo de los talleres se realize una
evaluacin externa para conocer las opinions y aprendizajes significativos de los/
as docentes a partir de la realizacin de los mismos. Entre los resultados ms
relevantes podemos encontrar:










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Los temas abordados, contenidos en el libro Educacin para la Democracia,
son muy interesantes, novedosos, innovadores y se adaptan a una metodologa
constructivista. Estos han impactado a los docentes, quienes asumieron con much
entusiasmo, disponibilidad, y en algunos casos les provoc un compromise social y
la inquietud de compartirlos en las comunidades con los grupos organizados.
La importancia de la formacin en valores es considerada como un element
destacado que los maestros y maestras valoran en la construccin de una nueva
ciudadana a partir de la equidad, la democracia, la justicia, la responsabilidad,
dejando de lado el autoritarismo que matizan las relaciones de poder en todos los
mbitos, el estado, la sociedad, la familiar y la escuela.

En mi escuela desde que lleg el Proyecto se ha maniado mayor el concept de Educacin
en valores, porque se cuenta con herramientas practices.
Sondeo de Opinin Regional 11

Los educadores y educadoras manifestaron su deseo de asumir un compro-
miso social y personal desde la escuela para con las comunidades, esto a partir de
su participacin en los talleres, adems, continuar profundizando en los conteni-
dos tratados y ampliarlos con otras fuentes.
En los talleres de formacin participaron al mismo nivel maestros-as, direc-
tores-as, padres y madres, de forma tal, que el mismo contenido fue asumido por
cada participate, sin distincin de ninguna especie. Los padres y madres partici-
paron de forma tan active como los maestros-as involucrados.
El 99% de los participants en los consider que los contenidos desarrollados
fortalecen la prctica pedaggica, no slo para la Asignatura de Cvica, sino tam-
bin para las otras asignaturas que imparten.


m EXCELENTE 86% U BUENO 13% I OTROS 1%









VIVENCIAS DE UN PROCESS


METODOLOGA

La metodologa didctica utilizada se fundamental en estrategias constructivistas,
aplicando la secuencia de Exploracin Conceptualizacin Aplicacin (ECA). Esta
metodologa ha sido una oportunidad para integrar nuevas tcnicas de aprendizaje, as
como para mejorar la prctica docente, en todas las reas del currculo. Ha sido asumida
como un mecanismo de aprender haciendo. El 85% de los participants valor la
metodologa como excelente y un 14% como buena, as que casi todos los participants
manifestaron estar satisfechos con la metodologa.


METODOLOGA FUE DINMICA












SMEXCELENTE 85% E BUENO 14% 0 OTROS 1%


Bueno, algunas son nuevas, nosotras las entendemos como
nuevas porque no sabamos en s el nombre, pero siempre se
han usado esos mtodos. Con el nuevo program la ECA, a
apoyado ms la enseanza, porque ya no nos vamos de lleno a
clase, sino que primero exploramos. Esto nos ha ayudado a
profundizar ms con los alumnos/as y a aprender nosotros
mismos y de nuestros alumnos.
Grupo focal de la regional 5, San Pedro de Macors.

El Maestro tiene un enfoque distinto de la temtica que est
tratando. Aprendi nueva metodologa. Los Estudiantes reciban
classes de su realidad misma. Se integraban al tratar temas de
Autoridad y Justicia. S vea un estudiantado preocupado por
conocer su realidad.
Grupo focal de Santiago










VIVENCIAS DE UN PROCESS


FACILITADORES/AS

Dentro de la ejecucin del proyecto, un element fundamental lo constituy los/as
profesionales de la educacin que fungieron como facilitadores/as. En ese sentido se
seleccion un determinado nmero de personas, que respondan a ciertos criterios, para
conformar el equipo.
En total el proyecto involucr a unos 70 facilitadores/as, mayora del rea de educacin,
otros en educacin popular y de otras reas profesionales afines. Los mismos pasaron por
un process de capacitacin que incluy los contenidos que desarrollaran en los talleres.
Durante el mes de julio del 2002 se desarrollaron encuentros, talleres y reuniones con
los/as Facilitadores/as, los cuales recibieron la preparacin para apropiarse del diseo del
proyecto, de la metodologa, as como del process a seguir para la ejecucin del mismo.
En cada taller, los participants evaluaban el contenido del mismo, as como a los/as
facilitadores/as, siguiendo un formulario preparado para tales fines. En los resultados se
destaca lo siguiente:

La mayora de los/as participants consideraban que los/as facilitadores/as eran
muy capacitados/as, con habilidades y destrezas pedaggicas adecuadas para el
ejercicio de su rol.
El 89% de los/as participants en los talleres consider que los/as facilitadores/as
eran excelentes, el 10% buenos; al sumar estos dos porcentajes nos muestra que el
99% qued altamente satisfecho de la actuacin de los/as facilitadores/as.


CAMBIOS DE ACTITUDES

Los cambios que se propiciaron tienen que ver con la prctica pedaggica, por
eso se evidencia una motivacin en los docentes por fomentar en su prctica, la
democracia, as como un compromise de aplicar y multiplicar lo aprendido.
Cambios de conduct en los estudiantes con una mayor participacin en el process
enseanza aprendizaje.
Los y las participants muestran una actitud para asumir un compromise social
de promover valores en la escuela, la comunidad y la familiar.
Se evidencia tambin un cambio de actitud en directores-as y tcnicos distritales,
quienes en principio estuvieron un poco recelosos, pero luego asumieron el proyecto
y dieron su apoyo a las actividades del proyecto.
Mayor dinamismo para impartir la Asignatura de Educacin Moral y Cvica.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


EMPODERAMIENTO Y PARTICIPATION DE LOS ACTORS: UN RETO

El 99% de los/as participants en los talleres esta altamente satisfechos del
desempeo de los facilitadores/as.
La mayora de las escuelas involucradas han asumido la aplicacin de la Ordenanza
No. 3'99 y el Programa de la Asignatura Educacin Moral y Cvica
Educadores y educadoras de algunas regionales han multiplicado los temas de
acompaamiento reflexivo y desarrollo de lecciones interactivas en los Centros de
Construccin de Conocimiento (CCC)
La integracin de 549 escuelas, excediendo en un 10% la meta de incorporar 500
escuelas.
Tcnicos Distritales asumieron el acompaamiento reflexivo como parte de su
practice de seguimiento pedaggico.
En los 80 talleres de Estrategias de Aprendizajes se convocaron 4,030 personas
entire maestros, directors, padres y madres en las 17 Regionales; y participaron
3,705 personas, es decir el 94% de los convocados.

Los alumnos/as se han motivado bastante con la metodologa ECA que se ha implementado.
Sondeo Opinin Regional 8


Cuadro resume de participacin por actors en los talleres

ACTORS CONVOCADOS ASISTENTES PORCENTAJE

Directores/as 500 458 92%
Docentes 3000 3043 101%
Padres/Madres 500 566 113%

TOTAL 4000 4067 102%












VIVENCIAS DE UN PROCESS


REGIONALES
Regional 01
Regional 2
Regional 3
Regional 04
Regional 05
Regional 06
Regional 07
Regional 08
Regional 09
Regional 10
Regional 11
Regional 12
Regional 13
Regional 14
Regional 15
Regional 16
Regional 17
Total


CONVOCADOS
272
240
240
216
160
320
240
400
160
400
160
160
200
232
400
80
120
4.000


ACOMPAAMIENTO REFLEXIVO:


UNA PRCTICA HUMANIZANTE


Un component de much impact fue el acompaamiento reflexivo dentro del
proyecto, ya que desde el taller de motivacin en Agosto del 2002, los docentes y directors/
as sienten que tienen la facilidad para la profesionalizacin, en todos los niveles ya sea
human intellectual.
Se constituyeron 53 Unidades de Socializacin en cada distrito, con el propsito de
intercambiar experiencias durante el process de acompaamiento. Al finalizar los talleres
los participants de las escuelas se reunan para deliberar y elegir representantes en esas
unidades. La persona elegida deba tener una series de cualidades personales y tcnicas que
les permitiera ser portavoz de su grupo en dichas unidades. Entre las funciones del maestro
enlace, destacamos:

Reunirse con sus compaeros de centro para discutir de manera reflexiva el
formulario Evaluacin Profesional en compaa del director/a del centro.
Socializar en las unidades la discusin del document, firmado por los/as maestros/as
del centro.
Pontificia '.*, :.-:. .: Madre y Maestra
!, :-;,:O^^ A,


ASISTENCIA
244
287
223
179
129
276
240
304
154
422
142
129
202
240
361
81
116
3.738


ASISTENCIA
90%
120%
93%
83%
81%
83%
100%
75%
96%
106%
89%
81%
101%
103%
90%
101%
97%
94%










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Recoger y exteriorizar inquietudes, dificultades y crticas que surjan de los/as
maestros/as de su centro en la ejecucin del Programa de Educacin Cvica.
Apoyar en la convocatoria de su distrito para las Unidades programadas
Apoyar al maestro de su centro en la aplicacin de la metodologa en las classes de
Educacin Cvica
Solicitar materials y actividades que crean necesarios para el centro y este proyecto,
partiendo de la consult con sus compaeros
Aportar sugerencias que mejoren la march del process en su escuela
Conocer y apoyar en las visits programadas del acompaante que se realicen en
su centro.
Programar actividades con los maestros/as de su centro en beneficio de los
estudiantes en lo que respect a la Educacin Cvica.
Comunicarse directamente con la acompaante cuando as lo requieran, para
enriquecer el process.

El foco del acompaamiento reflexivo estuvo dirigido a lograr la toma de conciencia
de los/as docentes, para que fueran ms crticos sobre lo qu hacen, y descubrieran las
propias fortalezas y debilidades. El acompaamiento reflexivo vino a responder la necesidad
de las y los docentes de ser responsables principles de su crecimiento professional, hacindose
compromisarios/as principles del cambio personal y social que debe promover la
educacin. Ya sea a travs del Dilogo Reflexivo haciendo uso de la bitcora53 siempre
se mantuvo el hecho de que es l la docente quien asume el anlisis de su prctica.

"A partir del acompaamiento reflexivo tenemos la
disposicin de estar pendiente de lo que hacemos, tomando en
cuenta que soy yo misma quien debe procurar cambiar".
Grupo Focal Regionales 4, 10 y 15

"Estamos creando la confianza en nuestro trabajo, es la
primera vez que se toma la docencia como element principal
de supervision (acompaamiento), ya que en la escuela todo, o
casi todo, gira alrededor de la administracin, incluso en el aula la
supervision o acompaamiento se quedaba en el registro, pase
de listas etc. Era muy poco el tiempo dedicado a enfrentar al
docente con su practice.

"A m me gust much la parte del acompaamiento porque
despus que ella acompaaba a uno en el aula, entonces te llevaba
a un lugar, entablaba una conversacin donde t llegabas a decir
como te sentas, si lograste lo que buscabas, que no lograste, o











VIVENCIAS DE UN PROCESS


sea, te pona a reflexionar para mejorar lo que no se pudo alcanzar;
O resaltar lo que crees que alcanzaste, y te ayudaba a destacar lo
que hacas. ."
Grupo Focal Regional San Pedro de Macors

Por eso el centro de las actividades en el acompaamiento reflexivo se realize a travs
del registro de la observacin durante la clase y el dilogo reflexivo. El foco" se centr
en garantizar:

1. El rigor constructivita de las padres de las lecciones y su orden de presentacin.
2. El manejo adecuado de los procedimientos y el orden en las classes.
3. Uso adecuado del tiempo para garantizar el rendimiento de los/as estudiantes.
4. El advance professional del maestro, siendo capaz de corregir y melorar su
desempeo.
5. La relacin de las actividades de la asignatura con el Proyecto Currcular de
Centro y la vinculacin con la comunidad.


LOGROS

Se elaboraron libros de texto para los ocho grados de Educacin Bsica.
Se ha establecido horario fijo para dedicarlo a impartir la asignatura, tomando en
cuenta que ha sido por decision de docentes, y directores/as de las escuelas.
Cambio de vision en torno a la supervision escolar, los/as maestros demandan
acompaamiento de parte de tcnicos/as y directores/as y ocasiones de sus propios
compaeros, creando una cultural de trabajo cooperative y en equipo.
El 99% de los y las docentes consider que los contenidos desarrollados fortalecen
la prctica pedaggica, no slo para la Asignatura de Educacin Cvica, sino
tambin para otras que imparten.
Los maestros y maestras han asumido la metodologa como un mecanismo de
aprender haciendo: el 85% lo valor como excelente y el 4% como buena, sumando
estas dos categoras se establece que el 99% est satisfecho con la metodologa.
Participacin masiva en los Eventos abiertos del Proyecto (Seminario Internacional
y Foro Regional de Santiago).
Los docentes se han motivado e involucrado en el proyecto, evidenciado
receptividad y con actitud reflexiva de su practice a partir del acompaamiento
reflexivo. Durante las visits de acompaamiento, pudimos constatar que la mayora
hicieron esfuerzos para su aplicacin, as como el uso de los materials entregados,
su adaptacin y adecuacin.
Se crearon 53 Unidades de Socializacin.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


La forma de asumir la multiplicacin de los conocimientos; llegando incluso a
trascender a su centro, llevndolos a otros y/o a los Comit de Construccin del
Conocimiento (C.C.C.).
El conseguir que los/as maestros/as programaron en sus horarios el tiempo a
dedicar a la asignatura; y adems para el acompaamiento reflexivo, ningn
acompaante ha expresado resistencia de los/as maestros/as para la observacin
y el posterior dialogo reflexivo: Lo han interpretado como una forma novedosa
de acompaamiento para el crecimiento personal y professional.
Se ha promovido una actitud de participacin active por parte de los/as estudiantes.
Se resaltan valores como la solidaridad, la toma de decision deliberada y la asuncin
del vocabulario propio del proyecto en su vida escolar cotidiana.


DIFICULTADES GENERALS

La no-disponibilidad de materials al inicio del proyecto (Programas, Ordenanza,
libros, etc.)
Cada acompaante tena asignada muchas escuelas, a esto se une el poco tiempo de
que disponan para realizar las actividades previstas en el proyecto o para compartir
lo tratado con sus compaeros y completar los formularios requeridos.
Los mltiples temas transversales que surgieron en esta asignatura, demandaron
ms tiempo para abordar estas temticas por su importancia para la sociedad
dominicana. Entre los tems estan: abuso intra-familiar, desarrollo moral, identidad
cultural, delincuencia, etc.
El corto tiempo de duracin del proyecto, que implica hacer de manera intensive
la capacitacin y adems el proyecto terminal cuando realmente se han creado las
condiciones para iniciar un process.
La asignatura no tiene espacio para su evaluacin en el registro de grado.


LECCIONES APRENDIDAS

Queremos enunciar los aprendizajes obtenidos en este proyecto, a fin de que
contribuya con otros proyectos con caractersticas similares, y as lograr mejores aportes y
resultados para la sociedad dominicana.

Tensiones y contradicciones al inicio del proyecto. Tenamos que integrarnos en un
ambiente distinto para la mayora del equipo. Esto implicaba sensibilizar y crear empatia
con cada uno de los sujetos participants. Algunos aspects que podan favorecer o
dificultar el trabajo:











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Los intereses politicos divergentes claramente identificados.
Las experiencias positivas o negatives que tenan de proyectos anteriores.
Diferencias individuals de la personalidad de acompaantes y acompaados
que en determinado moment podran causar fricciones, por lo que hubo que
manejarse con much tacto.
Otro aspect que generaba much tension era el poco tiempo para la deliberacin
y las tomas de decisions debido a lo intenso de las actividades.

Para mantener un alcance national, la logstica y convocatoria eficiente, es
necesario articular con las instituciones locales. En el proyecto la articulacin
con 15 instituciones de la sociedad civil facility convocar a 4000 beneficiaries para la
capacitacin intensive, realizando 186 talleres en tiempo record y logrando una
participacin de 102% de la poblacin meta.
La coordinacin con las instituciones permiti realizar una gestin horizontal, que
promueve la toma de decisions en todos los niveles (local, regional y national).
Para mantener un nivel de informacin adecuada, es necesario promover una gestin
descentralizada y democrtica, a travs de instancias de participacin; contar con un
equip que sistematice y d curso a las informaciones a tiempo, y una comunicacin
fluida y personalizada con todos los actors.
Recursos financieros: un desafi a la eficientizacin. La Secretara de Estado de Educacin,
a travs de los Fondos de Compensacin Social, financi la ejecucin de este proyecto.
Una caracterstica de la ejecucin financiera del mismo ha sido la incertidumbre vivida
por el largo tiempo que tardaba hacer los reembolsos del fondo rotatorio.
La poca correspondencia de los tiempos del proyecto con el tiempo que tardaba
tramitar y aprobar las solicitudes de reembolso con la SEE, afect la eficiencia. En
este sentido, es necesario crear mecanismos para realizar los reembolsos en armona
con la ejecucin tcnica del proyecto.
.A pesar de esta dificultad, se realizaron todas las actividades previstas, except el
Foro Regional de Santo Domingo, actividad que tena cmo propsito socializar los
aprendizajes y experiencias vividas durante la ejecucin del proyecto. Este se realize
con fondos externos.
A pesar de que la ejecucin financiera limit grandemente la eficiencia tcnica del
proyecto. El equipo con su entrega garantiz el desarrollo de las actividades.
La interaccin, participacin y focalizacin son elements claves de un proyecto
con tantos beneficiaries. En la gestin del proyecto la promocin de la interaccin
hace possible que en el ciclo de capacitacin, entire un taller y otro, los actors
involucrados realicen actividades no necesariamente contempladas en el proyecto ni
secuenciadas, sino que respondan a sus necesidades pedaggicas. Tambin, mantener
un process de acompaamiento, socializacin y coordinacin a travs de la accin
colectiva desarrollada en cada regional.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


La participacin vista como un element fundamental y en donde los actors
asumieron un rol important en las tomas de decisions. Las actividades eran
coordinadas con las instancias educativas locales, (SEE, Regionales y Distritos), los
actors involucrados y las instituciones coordinadoras.
La Focalizacin permiti organizer actividades tomando en cuenta el rol de cada
uno de los actors (directores/as, maestros/as, tcnicos/as, padres y madres),
asumiendo que la Educacin Cvica como una de las Asignaturas interdisciplinaria.
Es imprescindible contar con un equipo con vision humana del process. La vision
humana del process nos permiti un mejor acercamiento con los actors, tener empata
y estar en la capacidad de proponer acciones que verdaderamente apoyen la prctica
pedaggica.
Un voluntariado no planificado. El proyecto conllev a que todos/as los responsables
de la ejecucin garantizaran el xito del mismo, venciendo todos los obstculos a
travs de la cooperacin; ya que una simple actividad del proyecto generaba una
gestin compleja y much tiempo para la implementacin, cuestin no contemplada.
Marco conceptual, el horizonte del proyecto: Contar con un marco conceptual definido
nos permit hacer una ejecucin coherente con los principios establecidos en el proyecto.
Seguir profundizando en torno al status de la asignatura de Educacin Cvica.
Existe cierta indefinicin en el tratamiento como asignatura, no cuenta con espacios
para evaluacin en el registro de rendimiento escolar y de notas.; lo que parece restarle
importancia frente a las dems asignaturas del currculo, de cara a la evaluacin.
Los maestros y las maestras estn dispuestos/as a responder cuando se les
acompaa. Para que estos puedan promover los conocimientos adquiridos es
necesario acompaarlos en su prctica pedaggica. En las escuelas donde hubo una
mayor integracin de los directors los logros fueron ms evidentes.
Es possible impulsar valores democrticos que trascienda la escuela. Los/as
educadores/as manifestaron que los estudiantes transferan los aprendizajes de esta
asignatura en sus hogares y las relaciones fuera del aula. Lo que permiti que los
padres se interesaran en estos temas.

















Vivevencias de los actors





Ancell Scheker

Luisa Snchez

Rufino Durn Tapia

Lic. Luis Prez Bueno

Mari Stella Cristina Sosa Snchez

Froiln A. Mercedes

ACOPRO
Institucin Coordinadora talleres














VIVENCIAS DE UN PROCESS


Ancell Scheker
Director
Direccin General de Bsica





El proyecto ha cumplido las metas y acciones previstas. Ha sido un excelente aporte,
pues ha proporcionado la capacitacin y los materials necesarios para trabajar la Educacin
Cvica en las escuelas.
El proyecto ha posibilitado cambios en las practices de aula y en la formacin del
estudiantado. Especialmente en la metodologa de trabajo a partir de situaciones reales.
Sus fortalezas han sido sealadas:

SLa participacin de distintas instituciones ha sido la caracterstica ms novedosa
que ha permitido el logro de los objetivos.
SExcelente coordinacin.
SEl process de elaboracin de libros de texto.
La experiencia compartida de los docentes.

No podra sealar debilidades en cuanto al proyecto en s, pero consider necesario
toma e cuenta:

La superposicin de estructuras de reflexin: CCC, Unidad de Socializacin o
Ncleo de Cvicos tanto para docente como estudiantes. Debera pensarse la
integracin en la estructura existente.
La articulacin y difusin del proyecto entire el personal de la sede central y otros.
SLa definicin del status en Educacin Bsica de la "asignatura" Educacin Moral
y Cvica.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Luisa Snchez
Tcnica Nacional Enlace
Departamento de Orientacin y Psicologa




La experiencia que ha sido para nosotros participar como tcnica enlace del rea di
Orientacin y Psicologa en el desarrollo del proyecto Por una Nueva Ciudadana! si
puede resumir con una palabra "motivadora".
"Motivadora", porque slo sintindose as, motivados y motivadas se puede asumi
esta experiencia fuera de series para el quehacer docente, lo que impulsa a involucrarse '
comprometerse para que la Educacin Cvica no sea una asignatura ms en el currcul<
escolar, sino que se constituya en un espacio de crecimiento y desarrollo human en el qu,
se haga possible la construccin de una nueva ciudadana; la ciudadana que necesita el pa
para su crecimiento, el ciudadano/a que necesita el Caribe para su desarrollo y el ciudadano,
a para Latinoamrica y el mundo.
Se debe destacar las innovaciones que desde este proyecto ha recibido la educacil
dominicana, as, vemos como, los/as maestros/as de los niveles bsicos y medio recibei
un acompaamiento continue con el establecimiento de un sistema de asesora como es e
"acompaamiento reflexivo", la incorporacin de la estrategia ECA ( Exploracin
Conceptuelizacin y Aplicacin) a otros programs de la Secretara de Estado de Educacil
como son Educacin Afectivo Sexual, y Prevencin contra el Abuso y la Explotacii
sexual Comercial a Nios, Nias y Adolescentes.
La coordinacin efectiva que en todo moment se da entire la Secretara de Estado d
Educacin, La pontificia Universidad Catlica Madre y Maestra y el Consorcio de Educacij
Cvica. Por el trabajo multidisciplinario que implica la concrecin de la asignatura, pue
intervienen Tcnicos Nacionales, Regionales, Distritales, los/as profesores / as, lo
orientadores / as, los/as directortes/as de los centros educativos y la familiar, tod,
encaminado a la formacin de los/as estudiantes.
Porque estn involucrados la mayora de los estamentos que conforman el system
educativo: Los Centros, distritos educativos, las regionales, el Departamento de Orientaci
y Psicologa, las Direcciones Generales de Currculo y de Educacin Bsica.


__











VIVENCIAS DE UN PROCESS 39

Otros aportes de este program son:

La elaboracin de los libros de texto que se les entregaran a los estudiantes, hechos
por maestras dominicanas y con un enfoque actualizado.
Est basado en el desarrollo de valores
El apoyo que la sociedad civil le presta a la aplicacin de esta asignatura.
La participacin de las organizaciones No Gubernamentales a travs del Consorcio
de Educacin Cvica.
Los talleres de capitacin a los actors del process educativo donde se estimula la
creatividad, la participacin, el compromise y la responsabilidad, entire otros valores.
El trabajo que se hace con los/as estudiantes trasciende los lmites de la escuela y
se refleja en la comunidad a la que pertenece.

Cabe destacar el magistral trabajo que desde la Pontificia Universidad Catlica de
Santo Domingo y desde el Consorcio de Educacin Cvica se ha venido realizando.










VIVENCIAS DE UN PROCESO


Rufino Durn Tapia
Tcnico deL rea de Ciencia Sociales
Distrito 15-01 Santo Domingo.




Al principio de este proyecto haba resistencia de los/as maestros/as, directores/as y
tcnicos porque eso implicaba una mayor carga de trabajo. Esta negative se fue
desvaneciendo cundo vieron los beneficios que ofreca el proyecto, especialmente con el
acompaamiento reflexivo.
El acompaamiento reflexivo ha sido un process novedoso y til para los/as
maestros/as y tcnicos/as participants en el proyecto. Este process a fortalecido la auto
evaluacin de la prctica educativa y ha permitido compartir experiencias y a la vez ir
reflexionando sobre las tcnicas a implementar en el process de enseanza de esta asignatura.
Entre los/as portes de este process de acompaamiento reflexivo estn:

Se propici el crecimiento professional del docente y aumento del autoestima.
Se logro mejorar los niveles de comunicacin entire docente, estudiantes, directors
y acompaantes.
Los instruments y la ayuda que ha ofrecido el acompaamiento reflexivo a
todos / as los/as involucrados / as en el proyecto (Bitcora y dilogo reflexivo)
Ha facilitado acompaar al docente sin que se sienta perseguidos / as, logrando
un cambio de actitud y una nueva vision de acompaamiento.
Ha permitido mayor participacin e involucramiento.
Se adquiri mayor conocimiento para descubrir las fortalezas y debilidades.
No ayuda a crecer en libertad y sin afn de la prctica fiscalizadora traditional.










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Lic. Luis Prez Bueno
Director
Escuela Manuel Ubaldo Gmez




Es para m de grato placer poder representar en estos moments a los dems directors
de la regional de la vega y en especial a los de las escuelas apadrinadas por la fundacin
falconbrigde de Jarabacoa, que tambin participan de este extraordinario program piloto
por una Nueva Ciudadana.
Este program de educacin Moral y Cvica viene a llenar un gran vaco tanto en las
escuelas como en la sociedad en general; pero en el caso de nuestros centros educativos
debemos hacer nuestro este proyecto, mediante un seguimiento continue y sistemtico que
nos conduzca al xito del mismo, ya que es un largo camino que debemos recorrer y
necesitamos de la voluntad firme de todos los involucrados en los process educativos.
En nuestro caso deseo referirme a las observaciones hechas sobre los logros,
experiencias y dificultades o limitaciones que tambin hemos encontrado.
En el caso de los estudiantes como actors principles del process debemos reconocer:

Se sienten consciente de la participacin que tienen en la sociedad y en su familiar.
Han presentado un mayor nivel de conocimiento sobre los temas tratados y en
caso sobre el ejercicio de la autoridad.
Al mismo tiempo nos damos cuenta de una mayor capacidad de anlisis para
critical muchas acciones.
Muestran inters por dramatizar situaciones familiares con un alto sentido crtico
de la realidad.

En el caso de los maestros estos manifiestan que:

Este program le ha permitido conocer de manera ms direct la realidad de sus
alumnos/as.
Conocer habilidades y destrezas de sus alumnos que en otros moments haban
pasado por alto.










VIENCIAS DE UNPROCESO


Entender que los alumnos pueden actuar libremente, sin que el maestro tenga que
presionar.

Como todo proyecto no todas present algunos desafos; pues hay limitaciones que
impiden realizar una labor como la que deseamos, entire las cuales mencionamos como
sugerencias para mejorar.

Debe hacer un mayor seguimiento; pero no-solo de los coordinadores generals
sino de nosotros los directors de centro para que se sientan ms apoyados.
Distribucin de material didctico adaptado a cada nivel.
Los talleres, que se organicen para tratar de implementar cosas nuevas, e intercambiar
experiencias que sirvan para crear nuevos models, nuevas estrategias.
Las escuelas deben involucrar a los padres y madres de familiar as como la
comunidad en general para que participen de dicho program.
Adecuacin de los registros de cada grado para tomar en cuenta el esfuerzo de
los estudiantes aunque esto no sea imprescindible pero si facility que los alumnos
se sientan ms motivados.

Formar en valores no es una tarea fcil cuando en nuestra sociedad lo que se promueve
en muchos casos son los antivalores; pero ese es nuestro reto como escuela para general
cambios de nuestra sociedad, en beneficio de un mejor pas y por tanto de una nueva
ciudadana educada en valores y principio morales.










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Prof. Mari Stella Cristina

Sosa Snchez





Es un honor para m, poder compartir una pequea muestra de lo que ha significado
la ejecutoria del proyecto Por Una Nueva Ciudadana! para la aplicacin del Programa de
la Asignatura de Educacin Moral y Cvica.
La ejecutoria ha tenido como eje central la motivacin al docente, para que retomemos
la Asignatura Moral y Cvica, as como la realizacin de un diagnstico que permitiera
determinar si se estaba impartiendo, como se imparta esta asignatura, el tiempo que se le
dedicaba, el material o recursos que se usan, ente otros.
Vistas las necesidades de la ciudadana en rescatar una series de valores ticos y morales
que todos y todas ya sabemos se han ido perdiendo, es precioso enfocar la Moral y Cvica
no como eje transversal; sino como asignatura; porque sabemos lo que sucede cuando la
integramos a otras asignaturas, el docente tiende a priorizar los contenidos de la asignatura
bsica como se le llama y solo dedica algn tiempo y de manera terica o de una manera
rutinaria la enseanza de esos valores que son la esencia de la vida, sobretodo, el eje para
desarrollar una vida en democracia.
En mi recuento que no puede ser breve, porque hay much que decir, les hablar de
lo que han sido los principles moments experimentados por nosotros, los docentes que
tenemos la responsabilidad de aplicar este program en las aulas.
Estos moments lo identifico en cuatro moments:

Motivacin y diagnostic
Capacitacin
Encuentros
Seguimiento

Hay un moment muy significativo que no he contemplado dentro de los anteriores,
porque se dio despus de todo el process antes mencionado. Me refiero a la entrega de
los libros de texto para los y las estudiantes separatess).










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Los docentes estbamos y estamos tan motivados que no hicieron tanta falta para la
aplicacin del program, pues contbamos con le mejor de los recursos que disponemos
los docentes, que es el compromise y la vocacin de transformar las actitudes de nuestros
estudiantes, en actitudes ms ticas, ms morales, ms cvicas, ms formales sobretodo
guiarlos en el process, para que tomen conciencia de lo que hacen, su relacin de respeto
hacia los dems, incluyendo al medio ambiente.
Sin la ejecucin de los cuatro moments que mencion anteriormente, la entrega del
libro de texto no habra tenido la valoracin y un impact muy significativo en nuestros
estudiantes. O sea, sin el equipo human que nos motivo, sin la capacitacin, sin el seguimiento
que nos han dado, los encuentros permanentes que se realizan entire el equipo y los docentes,
sin la experiencia que hemos adquirido durante el process de enseanza de la Asignatura
Moral y Cvica los resultados no fueran tan significativos como los que evidenciamos en
nuestros alumnos /as.
Con los textos para los/as alumnos/as, hemos concretizado los conocimientos que se
ha discutido sobre a base de las experiencias de ellos/as, transformando aquello que es
necesario transformar y valorando los esfuerzos de cambio, as como dando meritos a los
aspects positivos que existen dentro de ellos y ellas.
Nuestros alumnos y alumnas han respondido, no solo la participacin en classes de
manera atenta, sino que han asumido el compromise de colaborar con su ejemplo a vivir
en un ambiente armnico donde prevalece el respeto a las opinions de los temas.
La aplicacin del program en las escuelas como y los cambios que se estn
experimentando en nuestros alumnos (as) tanto en la escuela como en la comunidad donde
aplican los conocimientos adquiridos que discutimos en las aulas o viceversa, trayendo al
aula el drama de la realidad de sus comunidades para dar respuestas a esa situacin con el
consenso de todos y todas.
Pienso que no seria hoy una realidad sin:

La motivacin oportuna
La capacitacin
Los encuentros para socializar las experiencias del grupo de docente a cargo de la
asignatura y.
El seguimiento dado por las facilitadoras y los facilitadores/as del program, nos han
motivado en el uso de una forma metodolgica basada en estrategias contructivistas
que nos permiten hacer un process pedaggico ms dinmico y coherent.

La secuencia lgica que hay que seguir en la elaboracin de los planes, sin dejar a un
lado la creatividad del docente como la del alumno y alumna, as como las necesidades del
grupo, nos permit definir bien claro las fases de Exploracin, Conceptualizacin y
Aplicacin que debemos tomar muy en cuenta a la hora de realizar los planes de clase y en
el desarrollo del process.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Hoy, podemos ver los frutos que compartimos con todos y todas.
Los elements que he mencionado, hacen del process de enseanza y aprendizaje de
la Asignatura de Moral y Cvica una experiencia enriquecedora siendo estos 45 minutes
ms disfrutados por los y las alumnos/as y por ende los que ms rpido se van.
En mi experiencia, los nios se esmeran en presentar un drama, una exposicin u otra
estrategia que se adecue al contenido de la leccin y es maravilloso observer con que
entusiasmo participan, las discusiones que se experimentan, sobretodo or los concepts
que dominant y que queremos que expresen de manera espontnea.
Gracias a todos aquellas personas e instituciones que han hecho el esfuerzo para que la
enseanza de la Moral y Cvica sea una realidad.
Por habernos dado las herramientas que facilitan el aprendizaje en nuestros nios y
nias; por motivarnos a continuar en esta ardua tarea de forma ciudadanos (as) respetuoso
de normas en una sociedad como la que tenemos hoy da.
Sigamos sembrando esperanzas durante el prximo ao escolar, podemos seguir
forjando desde la escuela una patria como lo soaron nuestros hroes, nos comprometemos
seguir impulsando este program y cumplir con el rol que nos toca desempear.


Que Dios los bendiga.










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Lic. Froiln A. Mercedes
Tc ni:o del rea de Ciencia Sociales
Distrito 06-01




La implementacin nuevamente como asignatura de la moral y cvica, mediante la
Ordenanza 3'99, constitute un important paso para lograr de una sana convivencia de
todos los series humans que habitamos y convivimos en la Repblica Dominicana y que
a la vez conformamos la clula ms pequea de la sociedad que es la familiar. Este proyecto
ha venido a fortalecer la motivacin en la participacin socio educativa de los alumnos
y alumnas, maestros y maestras y padres y madres.
En el ao escolar que terminal se ha logrado que los nios, nias, jvenes y adolescents
sientan gran motivacin en cuanto a la participacin democrtica que debe reinar en el
ambiente escolar y en la sociedad en sentido general.
En cada tema expuesto, nuestros estudiantes demostraron gran inters por intercambiar
ideas y experiencias sobre hechos sucedidos en su comunidad, la nacin o el mundo.
Es important sealar, que la ausencia de fuentes bibliogrficas preparadas
especficamente para la implementacin de este program, constituy una dificultad para
el logro de los propsitos, puesto que por la ausencia de estos materials no se pudieron
llevar a cabo todas las actividades innovadoras contempladas en el program de Educacin
Cvica, tales como dramatizaciones, exposiciones, panels, debates, entire otras actividades
que le dara vida a este proyecto.
De los cuatro grandes temas que nos present este program que es: responsabilidad,
solidaridad, autoridad y justicia solo pudimos trabajar con eficacia los dos ltimos (autoridad
y justicia) debido a que el program no se aplic desde el principio del ao escolar, pero
como la enseanza de hoy debe llevarla a cabo de manera constructive e integral, hicimos
un gran esfuerzo para tratar de integrar todos los valores con cada leccin, lo cual al final,
nos permiti que pudiramos alcanzar los propsitos.
Finalmente, y esto es lo que nos llena de satisfaccin, debemos presentar a ustedes los
principles logros alcanzados en la implementacin de este proyecto de Educacin Cvica
"Por una Nueva Ciudadana" que son los siguientes:










VIVENCIAS DE UN PROCESS


1. Seguimiento total a los maestros y maestras enlace que ha permitido el logro de
los propsitos de manera cabal.
2. La implementacin de nuevas estrategias didcticas a travs de las orientaciones
dadas en los distintos talleres facilitados por el program.
3. El desarrollo de importantes process de socializacin con los y las estudiantes y
los dems actors de la comunidad educativa.
4. El desarrollo de habilidades y actitudes que han permitido que nuestros estudiantes
asuman un compromise con el desarrollo de su localidad.
5. El fortalecimiento de las relaciones escuela comunidad, lo cual constitute un
process trascendental para que la escuela se convierta en un espacio de construccin
democrtica identificada con los fines de la educacin dominicana.
6. La formacin de ciudadanos y ciudadanas comprometidos con la idea de una
nueva sociedad.
7. Intercambio de experiencias de los docentes.

Por ultimo aprovechamos la ocasin para pedirle a la Pontificia Universidad Catlica
Madre y Maestra, al consorcio de Educacin Cvica y a la Secretaria de Estado de Educacin
que multipliquen el esfuerzo que hasta ahora han realizado con este plan piloto, para que el
mismo pueda ser extendido, sino a todos, a la mayora de los centros educativos de
Repblica Dominicana como nica forma de lograr que la escuela contribuya a la formacin
del ciudadano.










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Accin Comunitaria por el Progreso

ACOPRO





Accin Comunitaria por el Progreso ACOPRO, es una organizacin sin fines de lucro,
con una experiencia de trabajo en los sectors populares con nfasis en Educacin y
desarrollo de capacidades de lderes comunitarios.
En el ao 2002 el Consorcio de Educacin Cvica, la PUCMM, ACOPRO y la
Secretaria de Estado de Educacin, SEE, iniciamos un process de capacitacin y
sensibilizacin, dentro del marco del proyecto "Por un Nueva Ciudadana". para impulsar
el desarrollo de la Asignatura de Educacin Moral y Cvica
Este process fue coordinado por ACOPRO con la Regional 10 de la SEE y sus cinco
Distritos Educativos, involucrando al personal docente de las escuelas y sociedades de
padres, madres y amigos y lideres comunitarios.
El primer desafi era lograr involucrar a los participants en el process tomando en
cuenta que se trataba de un sector distinto al nuestro, con enfoque diferente de la realidad.
En ese sentido el equipo se trazo como estrategia iniciar un process de sensibilizacin,
dndoles a los actors una active y real participacin, planificando de manera conjunta
cmo y cundo se realizaran las actividades.
Esta metodologa funcion dando como resultado el desarrollo de 10 talleres con la
participacin de 614 personas entire tcnicos regionales y distritales, maestros y lderes de
las Asociaciones de Padres, Madres y Amigos de las escuelas involucradas
Es una satisfaccin double que se est logrando el objetivo de la SEE y la PUCMM en
coordinacin con otras organizaciones comunitarias que tuvimos al frente de dicho proyecto.


















SEGUNDA PART
Hacia la construccin de un Marco Terico
de la Educacin Cvica



















Retos de la Educacin Cvica

en la Repblica Dominicana

Dignora Garca Romero
Coordinadora General del
Centro Cultural Poveda
Seminario Internacional Por Una Nueva Ciudadana!
7 y 8 de noviembre de 2002
Santo Domingo, Repblica Dominicana















VIVENCIAS DE UN PROCESS


INTRODUCCIN

La educacin cvica, actualmente est en debate. La discusin es intense, unas veces
razonada y propositiva, otras veces, apasionada y con visos reduccionistas. Estas posicio-
nes encontradas son las que van a posibilitar la construccin de nuevas alternatives en el
mbito de la formacin ciudadana..
Desde esta perspective, la diversidad de reflexiones, arguments y contra argumen-
tos me parecen interesantes y necesarios. Esto confirm la necesidad de romper la lgica
del pensamiento nico y construir la verdad desde la pluralidad de opinions, experiencias
y conflicts cognitivos, sociales, poltico econmicos, culturales y planetarios.
En el fondo de los cuestionamientos a la educacin cvica respecto a sentido, enfo-
ques, actualizacin, contenidos, metodologas, process y resultados), existe un marcado
inters por el fortalecimiento de la formacin para una participacin active en la construc-
cin de lo pblico. En este sentido es preciso articularla con otras dimensions de la
formacin humana y sobre todo, urge reinventarla para lograr un mayor impact en el
desarrollo politico y social de los individuos, de las instituciones y de la sociedad en
general.
Pretendemos intervenir en el foro de la educacin cvica poniendo sobre la mesa,
reflexiones que surgeon a partir de la propia experiencia social y educativa, que han sido
confrontadas con los aportes de otras/os analistas e investigadoras/es de la problemti-
ca. Me animo a compartir estas reflexiones para colocar elements que junto a los ya
aportados por otras y otros, nos ayuden a perfilar horizontes nuevos y transformadores
en el espectro de la formacin ciudadana.
Nuestra Conferencia presta atencin a la educacin cvica en el context de la
globalizacin. En este campo se destacan algunas contradicciones de la lgica globalizadora
y su incidencia en la formacin ciudadana y se presentan elements de anlisis para ubicar
la educacin cvica en el discurso y realidad de la legislacin educativa vigente. Del










VIVENCIAS DE UN PROCESS


mismo modo, se expresan algunas razones que nos parecen vlidas para reaprender la
educacin cvica. Reaprendizaje necesario en los diferentes espacios socioeducativos. Ms
adelante se described con fuerza singular, los retos de la educacin cvica que considera-
mos nucleares en la Repblica Dominicana.
Finalmente, presentamos a Ustedes, precisiones sin fronteras, necesarias para disear
una ciudadana crtica, innovadora y comprometida con el cambio personal, social y
natural.
En sntesis, son reflexiones que se completan con la prctica, que adquieren lucidez
con la sabidura y alcanzan impact con opciones sustantivas, no tangenciales.


I. LA EDUCACIN CVICA EN EL MARCO DE LA GLOBALIZACIN

UNA TAREA PREOCUPANTE

El aprendizaje de la educacin cvica ha despertado mltiples preocupaciones en los
ltimos aos. Estas preocupaciones se acentan cada vez ms en diferentes sectors de la
vida national, comprometidos con la construccin de una sociedad en la que el Estado y
las personas trabajen y asuman corresponsable, y humanamente, una estrategia de desa-
rrollo pleno de los individuos y de las colectividades.
Esta tarea es difcil y compleja en el context national y mundial en que vivimos.
Mltiples factors han influido para transformar estas preocupaciones en verdaderos
problems. Problems, que vertebran la vida cotidiana e interpelan la voluntad poltica
del Estado, que demandan atencin y accin compartida de las instituciones, que tejen
una cultural caracterizada por el comportamiento dual y fragmentado de los sujetos res-
pecto a los valores, que elevan el crecimiento incontrolable de la violencia structural, y
personal. Asimismo, provocan el recrudecimiento de una indigencia econmica y cultural,
que convierte en vulnerable, cualquier accin educativa orientada a former para una ciu-
dadana active y solidaria.
Formamos parte de una sociedad segn Roa, (Roa, 1998: 56) con una democracia
light en la que al ser human que la habitat, no slo le faltan los recursos morales, sino que
le falla, el entramado ideolgico, y la solidez del pensamiento. De ah la importancia de
intervenir innovadoramente esta problemtica. Slo as puede una sociedad democrtica
contar con un tipo de ciudadano como afirma el mismo autor, de "una talla humana que
le haga acreedor a tener en sus manos la responsabilidad del juego poltico".

LA GLOBALIZACIN IMPONE NUDOS, CRISIS, CAMBIOS

Esta problemtica en torno a la formacin y el aprendizaje de la educacin cvica, es
fruto en gran parte, de los nudos, crisis y cambios que impone la era de la globalizacin,











VIVENCIAS DE UN PROCESS


la sociedad de la informacin y del conocimiento. Por ello, intentar transformar esta
situacin implica confrontar abiertamente los dispositivos, las formas, los lenguajes, los
smbolos, contenidos y lgicas del lado perverso de la globalizacin; lado que pone
nfasis segn Garca, (Garca, 2001:49) en processs de homogeneizacin y, a la vez de
fraccionamiento articulado del mundo, que reordenan las diferencias y las desigualdades
sin suprimirlas".
En este context es que urge recuperar el valor de una educacin cvica que
pretend former desde claves de equidad y justicia; desde claves que asumen y respetan
los derechos y las responsabilidades de cada persona y de cada realidad social. Esta
pretensin tendr que articularse, con una acentuada resistencia creative a las tesis de la
globalizacin. Tesis, que tienen una lgica desigual, que no incorporan a todo el mundo y
son altamente jerrquicas. Sus transacciones econmicas, polticas y sociales toman en
cuenta de modo selectivo a los pases y a las regions; marginan o excluyen radicalmente
a los sectors que encuentran poco rentables o sobrantes.
En esta direccin Hinkelammert, (Hinkelammert, 1999: 14) afirma que el mundo
globalizado se encuentra amenazado de manera global por la estrategia de la globalizacin,
cuya eficiencia y racionalidad revelan, al mismo tiempo, ineficiencia e irracionalidad.

PROCESS QUE GENERAL COSTO HUMAN Y SOCIAL

Estos process de globalizacin estn generando un costo human y social que en
ocasiones pretend pasar desapercibido, pero en ningn mbito, incluyendo el sector
socioeducativo es impossible obviar u ocultar sus efectos. En diferentes entornos se ha
profundizado la desigualdad y se experiment la exclusion. Es desde esta perspective que
Aguirre, (Aguirre, 1995: 82 ) consider que uno de los mayores desafos (...) es cmo
armonizar este modelo planetario con la satisfaccin de las necesidades bsicas de millo-
nes de personas, y de qu manera corregir las disfunciones y problems que se original,
si es que result possible y no se ha alcanzado (...) "el punto de no retorno" de una situa-
cin.
Desde esta complejidad, pensar, proponer y actuar, para propiciar process y pol-
ticas orientados a promover, una perspective transformadora de la educacin cvica, se
convierte en una tarea inquietante, porque demand no slo claridad de horizonte,
sino polticas sociales y educativas efectivas para alcanzar resultados duraderos que afec-
ten la conciencia y las decisions de las personas y de las instituciones.
Trabajar la educacin cvica desde esta lgica es una aventura llena de riesgos, y por
ello, nos recuerda Brisson, (Brisson, 1999:55) que "la globalizacin provoca espejismos
que desvan las utopas, pervirtiendo el alma y agotando los esfuerzos (...); prefiere las
ganancias a la vida de cada persona y de toda la colectividad. Pero no es tiempo de
mirar atrs, ni de replegarse por temor al fracaso. Hablemos entonces, de una educacin
cvica possible que no est cercada en la escuela, que no se deja apresar por una educacin










VIVENCIAS DE UN PROCESS


mercanca, que tiende a emancipar los sujetos a partir de su propia libertad. Y opta por
una propuesta, en la direccin que plantea Amn, (Amn, 1999:19) "un proyecto alternati-
vo y humanista de globalizacin que implica construir un sistema poltico global que no
est al servicio del mercado global".

REDEFINICIN DE CONCEPCIONES, DISCURSOS Y PRACTICES

Para afrontar con sentido y efectividad, la construccin de process educativos que
den cuenta de OTRA educacin cvica, conviene redefinir las concepciones, el discurso
y las prcticas que tenemos acerca de este eje tan important en la educacin de las perso-
nas y de la sociedad. Esta redefinicin hay que realizarla sin olvidar, como afirma Garri-
do, (Garrido, 1996: 8) que "las polticas de globalizacin constituyen un desafo colectivo
porque lo que est en juego por ellas es el future de la humanidad, de ah que urja
intensificar el dilogo y estrechar los vnculos entire la teora y la accin".
Para ello es necesario un Estado con mayor legitimidad y credibilidad, capaz de
aportar respuestas efectivas a las necesidades fundamentals de la poblacin, particular-
mente, aquellas relacionadas con las condiciones que posibilitan la educabilidad de las
personas y de las comunidades. Desde ah, urge actuar para darle un vuelco a la lgica de
la globalizacin, la cual a juicio de Artiles, (Artiles, 1999:23) representa la acentuacin de
las asimetras y desigualdades entire y dentro de las sociedades, dndole otra dimension a
los conflicts de classes, nacionalidades y etnias".
El xtasis globalizador que viven sectors diversos del pas y de la region, ms que
disminuir nuestras aspiraciones respect a la educacin cvica, tiene que provocar una
irrupcin mayor de creatividad, de vision analtica y anticipadora, de voluntad fuerte
y de pensamiento libre, para plantear preguntas insospechadas y trasnfomadoras de la
rutina, para asumir posturas que deconstruyen lo anquilosado y adelantan el cambio, para
motivar la participacin en esferas pblicas y privadas capaces de general process de
innovacin socioeducativa, poltica y econmica, de innovacin en el modo de pensar,
sentir, actuar y relacionarse.
Este tipo de irrupcin sirve de plataforma para la construccin de una nueva manera
de ser y convivir en el entramado social del nuevo siglo, propsito fundamental de la
educacin cvica. Asimismo, nos mantiene en estado de vigilancia para que como afirma
Meja, (Meja, 2001:78) podamos ver "las fisuras, las grietas que tienen las instituciones, y
todo aparato de saber y poder y de las personas que lo ejercen", en aras de construir
nuevos sentidos y nuevos horizontes personales, institucionales, sociales y culturales.










VIVENCIAS DE UN PROCESS


II. EDUCACIN CVICA: DISCURSO Y REALIDAD

DISCURSO LEGISLATIVE Y CURRICULAR

Al auditar el context problemtico en que se inscriben nuestras preocupaciones
respect a la educacin cvica, constatamos tambin, que la escuela dominicana, desde
sus orgenes, ha intentado con mayor o menor xito, promover process formativos y
experiencias de aprendizaje de educacin ciudadana. No podemos ocultar, que en el
mbito escolar se proponen: valores, actitudes, formas de hacer y lgicas para
entender y asumir las relaciones entire las personas, entire los grupos sociales y de todos
estos con la naturaleza. Se proponen, an con limitaciones, modos de participacin para
un desarrollo social e individual incluyente, que tenga en cuenta solidariamente a las
personas y a las colectividades.
Estos esfuerzos no slo se han desplegado en la escuela. Muchas families, y organiza-
ciones de la sociedad civil, de la sociedad poltica y del mbito religioso se han preocupa-
do con diferentes intenciones e intensidades, por estas enseanzas y aprendizajes especfi-
cos. Pero estos mismos sectors, al abordar la educacin cvica reconocen hoy, la nece-
sidad de recomponer el sentido, la estrategia y las acciones. Slo as puede consti-
tuirse en un principio transformador de la dimension humana, poltica y social de los
sujetos, de las instituciones y de las comunidades que aprenden. Slo as puede revolucio-
nar la mentalidad de los representantes estatales y las polticas educativas que se formula
y ejecutan para regular la formacin y la actuacin de las/os ciudadanas/os.

APORTES DE LA LEY DE EDUCACIN, 66'97 Y DE LA PROPUESTA CURRICULAR VIGENTES

La Ley de educacin 66'97 y la propuesta curricular, que deriv del PLAN
DECENAL, explicitan con claridad el tipo de sujeto que debe formarse desde el Nivel
Inicial hasta el Nivel Medio. La sntesis de todos los enunciados hace relacin a la forma-
cin de sujetos con unos rasgos muy definidos y comprometidos en el discurso legislative
y en el curricular.
El Ttulo II en el captulo II y artculo 34, literales g y j de la pginal3, respectivamen-
te, destaca entire otras funciones, que el Nivel Inicial es responsible de: "Desarrollar el
inicio de valores y actitudes como la responsabilidad, la cooperacin, la iniciativa y la
conservacin del medio ambiente. As como, "promover una organizacin comunitaria
que estimule el desarrollo de actitudes morales y esquemas de comportamientos posi-
tivos".
En el artculo 36, literales b, c y g pgina 14, del mismo Ttulo y Captulo antes
mencionado, se destaca el papel que juega el Nivel Bsico en la formacin de los estudian-
tes al indicar que este nivel tiene entire otras funciones, la de "proporcionar a todos los
educandos la formacin indispensable para desenvolverse satisfactoriamente en la socie-











IVENCIAS DE UN PROCESS


dad y ejercer una ciudadana consciente, responsible y participativa en el marco de
una dimension tica". "Propiciar una educacin comprometida en la formacin de
sujetos con identidad personal y social, que construyen sus conocimientos en las diferen-
tes reas de la ciencia, el arte y la tecnologa". Propiciar la creacin de una cultural
democrtica, donde los estudiantes compartan un estilo de ejercicio participativo.".
Asimismo, el Ttulo y captulo ya indicados destacan en el artculo 41, literales, a, b y c
pgina 16, las funciones del Nivel Medio. Estas funciones: Social, Formativa y Orientadora
explicitan con expresiones diferentes la intencin de former respectivamente para "que
los estudiantes se conviertan en sujetos activos, reflexivos y comprometidos con la
construccin y el desarrollo de una sociedad basada en la solidaridad, justicia, equidad,
democracia, libertad, trabajo, y el bien comn..." "Desarrollo de experiencias tendentes al
razonamiento, a la solucin de problems, al juicio crtico y a la toma de decisions que los
prepare como entes activos y productivos de la sociedad (...) Formacin que le per-
mita ejercer plenamente sus derechos y cumplir con sus deberes en una sociedad
democrtica, pluralista y participativa". "Desarrollar en el estudiante sus potenciali-
dades y autoestima (...) De esta manera puede responder de forma apropiada al mundo
familiar, social, y laboral e interactuar crtica y creativamente con su entorno".
Esta misma intencionalidad se puede detectar en la Ley 66'97 y en la Propuesta curricular
vigente al referirse a la formacin de los estudiantes de los Subsistemas de Educacin
Especial y de Educacin de personas adults.
Sin duda, tanto la Ley como el Currculo definido plantean la necesidad de optar por
una formacin en la vida, y sobre todo, til para cada uno de los actors del process de
formacin y de aprendizaje. Pero una vida compartida, que se cualifica y fortalece en la
media que somos con las otras y los otros, en la media que los intereses individuals
son congruentes con las necesidades y los intereses de las colectividades.

DESENCUENTROS ENTIRE DISCURSO Y REALIDAD

En los diferentes esfuerzos realizados, se experiment al mismo tiempo la dificultad
de motivar, de crear progresiva identificacin con este tipo de formacin, se descubre la
falta de un proyecto educativo national que article y le otorgue organicidad a la
diversidad de programs, proyectos y acciones que con buena voluntad y gran sentido
cvico se ponen en march. El PLAN DECENAL DE EDUCACIN, pretendi darle
direccionalidad a la educacin dominicana. Esto se logr en gran parte en la formulacin
y en el diseo terico. Todo esto se ha visto seriamente en el devenir histrico, por la
debilidad de las polticas pblicas, especialmente, las educativas, por la disociacin
intersectorial, y por el vaco de otras polticas necesarias para impulsar reales process de
aprendizaje y de ejercicio de una ciudadana comprometida con el desarrollo personal,
comunitario y global.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Las potencialidades de la propuesta curricular vigente, todava esperan decisions
capaces de alterar el inmovilismo educativo que reflejan las aulas y la indigencia cultural
que exhibe la escuela, a pesar de los process de reforms, a pesar de las constantes
negociaciones, de los acuerdos y prstamos nacionales e internacionales, bilaterales y
multilaterales, para introducir mejoras significativas en el sistema educativo y en las condi-
ciones en que los actors desarrollan esos process educativos.
En los moments actuales se formula en el pas, EL PLAN DE DESARROLLLO
EDUCATIVO que tambin surge a partir de los acuerdos convenidos en la conferencia
international de Jomtiem, (Tailandia), 1990 y el Foro mundial de Dakar (Senegal), abril de
2000. Estos events mundiales, tambin le dan centralidad a la educacin cvica.
Este PLAN, ya en su fase diagnstica present la necesidad de apuntar a una educa-
cin ciudadana en consonancia con las demands de los process de modernizacin que
plantea el desarrollo actual de la informacin, la comunicacin y del conocimiento. Apor-
tar nuevos enfoques y procedimientos para una intervencin socioeducativa capaz de
acoger e interpreter de forma innovadora y creative, la educacin de los sujetos y la
formacin de los formadores del nuevo siglo. Si es as, el desafo estar en saber aterrizar
estos aportes y contar con una voluntad poltica por parte del Estado, que sea
definida, transparent y efectiva.
Muchas organizaciones de la sociedad civil, han propiciado tambin, el desarrollo de
acciones orientadas a favorecer una formacin ciudadana ms consciente y sobre todo, a
mantenerse vigilante para que haya coherencia entire, la ciudadana present en el discurso,
y la ciudadana que verdaderamente se ejercita en la prctica. Estas organizaciones debate
y proponen formas nuevas para reducir o eliminar el desencuentro existente entire discur-
so y realidad.
Este noble empeo de las organizaciones tambin se ve afectado por el trabajo des-
articulado que conlleva duplicidades, dispersin de fuerzas y la carencia de un proyecto
que provoque la cohesin social, la demand permanent de educacin y un ejercicio
ciudadano responsible, crtico y abierto a la diversidad.

UN ESPACIO SOMBRO

Todo lo planteado incide significativamente en los aprendizajes que se construyen en
el aula. En la mayora de las aulas del pas, la educacin cvica ha pasado a ser algo
tangencial, algo occasional. Se trabaja desvinculada de los dems saberes, de las dems
reas del conocimiento, y de las acciones de la escuela, de la comunidad y de la realidad
del pas.
Generalmente, se asume como una asignatura, que fcilmente puede ser sustituida
por otras de las llamadas bsicas; todava se concibe como un conjunto parcelado de
informaciones que no siempre se convierte en conocimiento; se asume como tiempo
ideal para organizer acciones urgentes de la escuela y por ello, el tiempo que se le asigna es











VIVENCIAS DE UN PROCESS


precario y poco efectivo. En muchos centros educativos es clase de los viernes, pero los
viernes son das "sociales" o tiempo ideal para responder a "otros compromises escola-
res" que obligan a postergar y a colocar en tercera categora, los process de aprendizaje
en torno a la educacin cvica.
Es obvio que la educacin cvica ha estado afectada por la falta de un proyec-
to institutional definido en los centros educativos. Esto lleva a la aplicacin de polticas
que desvirtan los fines de la educacin misma y desarticulan el proyecto curricular del
centro. An ms, el modo de trabajar la educacin cvica, en diversas ocasiones, acenta el
protagonismo y la centralizacin, al darle prioridad al tema que la profesora o el professor
consider interesante en cada coyuntura, sin la participacin active de las/os estudiantes.
Se trabaja con procedimientos uniforms e irreflexivos; se propone un pensa-
miento recortado y nico, por tanto, se gesta en los sujetos de la educacin, un rechazo
natural y un desconocimiento radical de los principios y valores que sustentan el ejercicio
de la ciudadana y de las implicaciones de este ejercicio en su vida personal y social.
El modo de entender y trabajar la educacin cvica, en muchas instituciones educati-
vas pblicas y privadas, convierte el aula en un espacio sombro, el cual ms que iluminar
y forjar nuevas conciencias y sujetos sociales, genera confusion, limita la vision y desgasta
la capacidad de compromise. Las experiencias educativas que dan cuenta de una perspec-
tiva transformadora en su prctica, constituyen una minora y una reserve de esperanza
educativa. En este Seminario ya han podido disfrutar esfuerzos exitosos que iluminan y
remuevan la pasin por la educacin cvica.

MAESTRAS Y MAESTROS INTERPELADAS/OS

Los process de educacin cvica han sido afectados por las polticas educativas
estatales, por las polticas de las instituciones educativas y por las concepciones, prcticas y
condiciones de muchas/os educadoras/es, responsables de orientar en este mbito.
La precariedad socioeconmica y cultural en que viven, la negacin cotidiana, de su
condicin de persona y de profesionales tiles a la sociedad, los lleva, muchas veces, a
trivializar su rol, a considerar ilusas, las tareas que demandan una postura humana y acad-
mica ms comprometida con el desarrollo sociopoltico, econmico, natural, y cultural
del pas, y con los adelantos de las nuevas tecnologas y del conocimiento.
Esta situacin coloca a las/os maestras/os en una posicin dificil ante s mismos.
Coexiste en muchos, el desencanto educativo y las demands permanentes, para que asu-
man una cultural de innovacin y cambio, con resultados educativos que reflejen alta compe-
tencia professional. Se espera tambin, que su misma experiencia ciudadana, constituya una
propuesta capaz de entusiasmar y propiciar el compromise en las/os estudiantes.
La educacin cvica, confront e interpela abiertamente la prctica de aquellos maes-
tros y maestras, que tienen una agenda disminuida y no ponen sus talents al servicio de
un desarrollo global que incluya su propio desarrollo personal.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


III. REAPRENDER LA EDUCACIN CVICA

El estado de situacin de la educacin cvica pone en evidencia la necesidad de desa-
rrollar mayores y nuevos esfuerzos desde el Estado, la familiar, la escuela, las comunidades
y los dems sectors de la sociedad civil, que permitan un reaprendizaje permanent
de esta dimension de la cultural y del conocimiento.
La recuperacin de su valor en la vida cotidiana y en los mltiples escenarios
en que interactuamos, supone rupturas que obligan a descartar mitos, visions,
lenguajes, rutinas y prcticas, que podran estar asidos a lgicas, tiempos y cultures
inmovilistas.

POR QU REAPRENDER?

Reaprender la educacin ciudadana constitute una ocasin oportuna para despertar
capacidades dormidas, descubrir y activar nuevos talents que conviertan los saberes y
conocimientos en dispositivos de transformacin personal y colectiva. Es una oportuni-
dad important para activar el sentido de pertenencia y la cohesin social, as como la
incorporacin, de una vision y perspective multicultural, que haga possible una relacin
planetaria solidaria. Es una mediacin que permit construir sentidos educativos y socia-
les que forman para una ciudadana ms sensible y comprometida, capaz de interve-
nir significativamente en la prevencin y solucin de los problems que afectan a la
nacin, a la familiar, y a la comunidad.
Este reaprendizaje en el context de la evolucin de la economa, de la informacin
y del conocimiento, demand un sujeto capaz de pensar modos ms integrales y sostenibles
de vivir, de hacer, y de reinventar la propia prctica. Para ello, es imprescindible tomar
distancia crtica de lo que hemos estado haciendo y de la tarea que tenemos pendiente.
As, nos dejamos permear por la inteligencia y sabidura de los actors o autores de los
process socioeducativos.
El fomento de este tipo de experiencia constitute una estrategia permanent de
empoderamiento de los sujetos, al abrirle espacio a la duda, a la reflexin y a la propues-
ta sistemtica. Desde esta perspective, adquieren especial relevancia, los mecanismos de
negociacin cultural entire los actors en los diferentes contextos y en la diversidad de
circunstancias que tienen que afrontar.
Reaprender la educacin cvica es una tarea nuclear. Es necesario ponerle la aten-
cin requerida para fortalecer el desarrollo de la democracia dominicana y la madu-
rez poltica de las/os ciudadanas/os. Los sectors con mayor responsabilidad en esta
tarea como son el Estado, la familiar y la escuela, tienen que decidir con valenta, su
propia re educacin, para poder entender y asumir los retos que este reaprendizaje
implica.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


CAPACIDADES ABIERTAS A PROBLEMTICAS COMPLEJAS

El reaprendizaje de la educacin cvica, demand el desarrollo de capacidades abier-
tas a problemticas complejas de la vida cotidiana. Estas problemticas reordenan la
prctica, replantean la vision y posibilitan una formacin til para la vida active. Punto de
entrada de esta formacin es el desarrollo de una conciencia y un pensamiento reflexivo
- crtico que adquiere solidez a travs de la pregunta, la propuesta, la accin comprome-
tida en los espacios locales y globales. Pensamiento que se actualiza de modo permanent
para relativizar y acoger los nuevos process y experiencias de aprendizajes.
Desde ah, la necesidad de focalizar la educacin en derechos humans como refe-
rente sustancial del ejercicio de la ciudadana, la educacin en valores cvicos como me-
diacin para garantizar una actuacin ciudadana apegada a principios ticos. Educacin
que pone atencin particular a la libertad, la igualdad, y la equidad desde una perspective
multicultural.
En este mismo sentido, se profundiza la reflexin y se construyen experiencias de
organizacin democrtica y participativa, como una va idnea para el fortalecimiento de
la democracia.
Los ejes currculo democracia desarrollo, y educacin en derechos humanos-
proyectos educativos, conducen a una formacin ciudadana e institutional, capaz de
hacer dialogar la escuela con el poder politico, el poder local y el poder que la misma
escuela posee.
La interaccin familiar, escuela y sociedad se convierte en tema obligado para garanti-
zar la formacin de ciudadanas/os en perspective democrtica. Del mismo modo, el
tema relative a la formacin de educadoras/es reflexivos es un eje medular para una
educacin ciudadana abierta y responsible socialmente. Estos temas crticos, por su rele-
vancia y pertinencia, apuntan intencionalmente a la constitucin de sujetos sociales, a la
constitucin de un tejido social democrtico e incluyente.


IV. RETOS PARA UNA AGENDA ALTERNATIVE DE
EDUCACIN CVICA

Todas y todos tenemos la certeza de que los retos de la educacin cvica en la Rep-
blica Dominicana son muchos y difciles de alcanzar en lo inmediato porque implican
cambios de fondo en el Estado, en la sociedad, en la escuela y en los actors de estos
process. Cambios, en las actitudes, y sentimientos, en las decisions y en las prcticas, en
las polticas, y en los process socioeducativos cotidianos.
Consider, que para afectar de modo significativo el estado de situacin de la educa-
cin cvica, nuestra sociedad tendr que asumir el emplazamiento de los retos propios de
una agenda alternative de educacin ciudadana. Agenda, que por su mismo carcter tiene











VIVENCIAS DE UN PROCESS


que superar la inamovilidad, y general cursos de accin en las diferentes dimensions de
la persona y en los distintos mbitos de la sociedad.
Estos retos en s mismos no tienen potencialidad para transformar, para recuperar
sentidos, valores y sujetos. Exigen estructuras, flexibles y sostenibles que permitan su
concrecin prctica, el acompaamiento sistemtico y la evaluacin permanent. Exigen
sobre todo, capacidad y espacios para analizar, debatir, proponer, experimentar y nego-
ciar no slo temas, sino decisions de polticas y acciones que transformen de modo
radical la realidad cvica que nos preocupa.
Consideramos que una agenda alternative de educacin cvica no es suficiente. Por
ello, es necesario apelar a la definicin y aplicacin de polticas, de lneas estratgicas, de
dispositivos de participacin y control social que contribuyan a la elaboracin e
implementacin de un Proyecto histrico social que d primaca al desarrollo integral de
las/os ciudadanas/os, al fortalecimiento de las instituciones y asuma la educacin como
una inversin necesaria e impostergable.
Estos retos tendrn que despertar, creciente adhesin afectiva y efectiva a los proce-
sos necesarios para forjar una ciudadana, verdaderamente educada y comprometida con
una sociedad que funciona desde una nueva cultural ciudadana.
Los retos propios de esta agenda, desde nuestro punto de vista, constituyen cuatro
focos imprescindibles en el context local y mundial en que vivimos: Retos globales,
paradigmticos, estratgicos y cotidianos. Existe interdependencia entire ellos; se reclaman;
y se fortalecen o debilitan en reciprocidad. Son retos dinmicos que reconstruyen el pre-
sente y preparan para afrontar el future.

RETOS DE ALCANCE GLOBAL

Las respuestas a los tiempos que vivimos no resisten simplicidad, son complejas y
mltiples. Es desde este entramado que consideramos de vital importancia trabajar inten-
sa y activamente para desarrollar process sociales, politicos, econmicos y culturales que
formen a los individuos y a las comunidades para actuar en tiempos globalizados. El
reto nuclear est en posibilitar que las/os ciudadanas/os se apropien de una nue-
va comprensin y humanizacin de la cultural de la globalizacin.
Este reto demand atencin al desarrollo de las capacidades y competencias de los
sujetos. Exige la activacin del pensamiento crtico y la reflexin creative de las/os ciudada-
nas/os, para que reestructuren su manera de entender, de vivir y de asumir los aportes y las
perversidades de la globalizacin. Se precisa una actuacin ciudadana democrtica, dialgica
y propositiva. Desde ah, una ciudadana ms compartida, que se asume en process, por
tanto, inacabada y perfectible. Esta nueva comprensin tiene como centro, a la persona
integralmente: su vida, sus valores y conflicts, su context y sus proyectos. Asume como
transformable todo aquello que segrega, discrimina y quiebra la dignidad de la persona en la
familiar, en la sociedad, y la escuela y otros espacios de interaccin socioeducativa.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Las lneas directrices de esta nueva comprensin ponen atencin prioritaria a los
principios de justicia y solidaridad educativos, de participacin social y reconstitucin de
las subjetividades, de respeto y reconocimiento de los derechos y corresponsabilidad de
las personas, de aprender a aprender con otras y otros, desde y en la vida.
La humanizacin de la cultural de la globalizacin implica al mismo tiempo la
resignificacin de la convivencia dando fuerza a la comunicacin, interdependencia y
complementariedad.
Este reto implica la Reconceptualizacin del sentido y del ejercicio de la ciu-
dadana. En tiempos de globalizacin ya no es possible continuar con una concepcin y
una prctica ciudadana esttica. Urge abrirnos a una redefinicin dinmica y permeable a
las nuevas experiencias y demands del desarrollo social, personal y global. Esta
reconceptualizacin supone considerar la ciudadana como un proyecto cultural
que se construye socialmente.
Desde esta perspective no se puede reducir a smbolos, marchas y canciones patriots.
Es important la forma de vida que privilegia una actuacin articulada intencionadamente
con otras y otros, para producer transformaciones cualitativas en los process sociales,
polticos y personales. Concebida como proyecto cultural, la ciudadana implica tambin,
una articulacin con incidencia political y pblica en la sociedad para crear estructu-
ras y respuestas pertinentes a la realidad y a los cambios que emergen del context de las
comunidades y del tejido social en general.
Esta redefinicin subraya la interaccin social como red de relaciones
emancipadoras, igualitarias, innovadoras y respetuosas de las personas, de las insti-
tuciones y de la naturaleza. Acenta no slo el reconocimiento y el ejercicio de los dere-
chos sociales, polticos, econmicos, ecolgicos y culturales de las/os ciudadanas/os, sino
la posibilidad de elaborar y proponer colectivamente, nuevos derechos y responsabilida-
des que reafirmen la condicin de sujetos o autores sociales, que fortalezcan las identida-
des y reconstituyan la vinculacin entire proyecto de sociedad y proyecto educativo.
Asimismo, implica una educacin en perspective multicultural que pone nfasis
en la coexistencia de tradiciones culturales y de colectivos humans diversos, en la que el
pluralismo, la diferencia y el consenso tienen acogida sin erosionar los derechos individua-
les, polticos y sociales de los individuos. Se valora la construccin participativa desde la
complejidad que implica tener en cuenta distintos estilos de vida, ideologas y proyectos.
Una educacin ciudadana que asume este perspective, establece nexos entire lo universal y
lo particular en el marco de una tolerancia active abierta a las situaciones cambiantes.

RETOS PARADIGMTICOS

Los Retos paradigmticos promueven una educacin ciudadana orientada a la
constitucin de sujetos sociales democrticos. Estos retos enfatizan
prioritariamente, process de innovacin y cambio que tienen como base de











VIVENCIAS DE UN PROCESS


sustentacin la fuerza transformadora del conocimiento. Conocimiento incluyente
y creador de lazos de solidaridad y de igualdad; que transform la manera de ser y hacer
para una accin ms productive y humana. Conocimiento que permit estructurar y cua-
lificar las prcticas individuals y colectivas. El papel que juega el conocimiento en este
context entra en contradiccin con mentalidades y lgicas que discriminan y segregan.
El conocimiento entonces se convierte en un bien pblico que posibilita el desa-
rrollo intellectual, social y politico de los individuos y de las comunidades. Por esto es
important avanzar hacia una educacin cvica que sea asumida como un enfoque trans-
versal de todas nuestras acciones, de todos nuestros programs, y proyectos. Es preciso
avanzar para que esa transversalidad permee nuestra vision, nuestras relaciones y actua-
cin en todos los mbitos. Esta nueva manera de entender y asumir el conocimiento, base
sustantiva de los process de innovacin y cambio adquiere sentido y organicidad a travs
de un proyecto de sociedad y de un proyecto institutional que integre, el horizonte
utpico, la diversidad y la complejidad especficos de la estructura institutional y la estruc-
tura social.
El proyecto institutional, aporta al proyecto de sociedad, sobre todo, cuando
su preocupacin central es former sujetos desde los principios de la justicia, libertad e
identidad cultural social. Estos proyectos si aspiran a la formacin de ciudadanas/os
conscientes y corresponsables, tendrn que desarrollar virtudes y sentimientos sociales e
institucionales; nuevas mentalidades y capacidades para ponerlas sin restriccin, al servicio
del bien comn.
El proyecto curricular es un cauce privilegiado para producer conocimiento en
las instituciones educativas. Proyecto que aglutina los intereses, las necesidades sentidas, las
problemticas, los sueos educativos de los sujetos del process educativo. Este proyecto
curricular construido de modo participativo es por tanto expresin de la voz y de la
decision del conjunto institutional. Ms que ofrecer un conocimiento parcial y trivial,
aporta referentes que permiten un abordaje de la educacin cvica desde mltiples pers-
pectivas y en estrecha articulacin con las condiciones de los sujetos y de los contextos en
que estos se sitan.
Los retos paradigmticos vinculan estrechamente el aprendizaje de una nueva ciuda-
dana con los aportes de los avances de las ciencias y de las tecnologas. Es preciso extraer
de estos recursos, el lado ms human y fortalecedor del ejercicio de una ciudadana
autnoma y racional.

RETOS ESTRATGICOS

Estos retos dan centralidad a la escuela y la conciben como un tejido social
micro capaz de leer e interpreter en clave de future, los cambios del entorno,
para pensar y producer creativamente, experiencias de formacin personal y so-
cial, que fortalezcan la calidad de la participacin en la vida pblica.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


En este sentido, general process de aprendizaje permanentes y nuevos es una tarea
prioritaria de la escuela que desarrolla su capacidad estratgica. Cada vez ms, urge centrar
estos process en los sujetos de la educacin. Para ello, es necesario que la escuela organic
las experiencias de aprendizaje a partir de espacios, de actividades, y de estrategias de par-
ticipacin, que les exijan a los estudiantes, observer, preguntar, analizar, interpreter y
debatir problems de su propia experiencia ciudadana, disear y proponer solucio-
nes, ponerlas en prctica, evaluarlas y volver a una prctica renovada.
La escuela es un micro universe en el que se gestan muchos de los process sociales
y politicos que los estudiantes experimentan en otros espacios. Estas situaciones constitu-
yen un gran potential de aprendizaje. Le permit a los sujetos de la educacin, superar las
dificultades y reinventar las formas de resolver las situaciones problemticas y contradic-
torias que la misma escuela y la sociedad presentan. La escuela que asume la cultural de la
participacin como lgica educativa, desarrolla un fuerte liderazgo politico y tico en los
autores (especialmente, estudiantes y profesores) de los process educativos.
Posibilita que las/os estudiantes aprendan a tomar decisions desde la propia expe-
riencia y de acuerdo a su nivel de desarrollo. Influye para que la participacin se ample y
vaya ms all de las instancias organizativas escolares y comunitarias (asambleas estudian-
tiles, consejos de curso, consejo escolar, equipos de trabajo, asambleas comunitarias y
proyectos escuela comunidad, etc) permitindole aprender desde una postura active en
otros contextos distintos al escolar( la calle, la ciudad, el campo, el cine, la internet, el
barrio, el club, el mercado, el colmado, la organizacin popular o partidaria, etc)
Estos retos ponen especial atencin en la dimension poltica y pedaggica de los
contextos informales de aprendizaje. Constituyen oportunidades valiosas para descu-
brir nuevos motivos para aprender, para descubrir los valores y las posibilidades que
tienen las personas con que nos relacionamos. Desde esta perspective, se recupera la
dimension educativa de la amistad, de la recreacin, del tiempo libre. Aportan nuevas
explicaciones respect al aprendizaje que implica el manejo racional y equilibrado de la
autonoma, de lo imprevisto, de las diferencias y de los cambios continues en sentido
general.
Estos contextos informales activan la formacin del pensamiento estratgico
institutional y personal, al impregnar lo politico de un claro sentido pedaggico,
y al fortalecer las alianzas con otras fuerzas sociales interesadas en elevar la calidad
de la vida pblica. Rompen con la actuacin aislada y tratan de conectar propuestas y
acciones que convergen hacia la construccin de relaciones nuevas entire los individuos y la
sociedad.
En esta direccin, se puede avanzar hacia lo que Giroux (1993: 63) expresa respect
a la educacin cvica. Para este pensador, la educacin ciudadana tiene que fundamentarse
en una filosofa pblica que se ocupe de descubrir fuentes de opresin, a la vez que
legitime aquellas prcticas sociales que defienden los principios de sociabilidad y comuni-
dad orientados al mejoramiento de la vida humana.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Consideramos que los retos estratgicos tienen como eje este horizonte y para ello
exigen de los diferentes espacios socioeducativos:

Adopcin de una filosofa pblica que comprometa a participar en la construc-
cin de una democracia real cuyo ncleo sean las relaciones de equidad y la vida
humana y natural.
Construccin de una cultural abierta a las constantes transformaciones de la vida
social, escolar y comunitaria, as como de la realidad national e international.
Flexibilidad y optimizacin de los recursos institucionales: humans, culturales,
econmico politicos, tecnolgicos, y simblicos.
Establecimiento de sistemas de informacin y formacin que eleven la calidad
de los process y decisions educativos que se general en su interior.
Diseo y ejecucin de polticas de gestin del conocimiento individual e institutional
que posibiliten el desarrollo de una inteligencia y sabidura institutional con senti-
do transformador en la sociedad.
Investigacin para posibilitar la innovacin de la vida de los diferentes espacios
socioeducativos, del conocimiento y de las prcticas que se produce en ellos.
Utilizacin del "aprendizaje en lnea" como herramienta oportuna para articular
la educacin ciudadana con la diversidad de situaciones educativas a que pode-
mos acceder a travs de las nuevas tecnologas de la informacin y comunica-
cin.

RETOS COTIDIANOS

Estos retos ponen el acento en aquellos factors capaces de garantizar la calidad de la
vida personal, institutional, social y natural en el discurrir diario. Hacer del da a da, una
oportunidad para recrear la experiencia ciudadana.
Dar pasos para aproximarnos a estos retos constitute una tarea apremiante. Apre-
miante, por dos razones fundamentals: En primer trmino, porque est en juego la
felicidad y el desarrollo de los sujetos, de las instituciones y de la sociedad globalmente
considerada. Asimismo est en juego nuestra relacin con la naturaleza y por tanto, nues-
tra supervivencia como ciudadanas/os.
Una segunda razn es que aunque el principal responsible es el Estado, nos toca
introducir, corresponsablemente, cambios radicales en el modo de entender y asumir la
convivencia, en el modo de entender y asumir el auto desarrollo y el desarrollo de los
otros.
En este marco un reto prioritario es la recuperacin crtica de la dimension afectiva
como un component important del aprendizaje ciudadano. Afectividad que rompe la
filosofa de la sospecha y arraiga la confianza en todos los espacios, que eleva la autoestima
y desarrolla cercana. Asimismo, se nos impele a crear models alternatives de convi-










VIVENCIAS DE UN PROCESS


vencia humana que permitan retomar el valor de la interaccin social gratuita, produc-
tora de libertad y de un desarrollo a escala humana.
Los retos cotidianos demandan una educacin ciudadana que preste atencin a la
formacin del pensamiento. Un pensamiento que nos permit razonar y disear con
lucidez, modos de producer subjetividades coherentes con estos retos. Que nos aporte
dispositivos tericos metodolgicos efectivos para la construccin de alternatives pol-
ticas, sociales y educativas inclusivas y ms humans.
En esta misma direccin la cotidianeidad exige una mirada sostenida a la pedagoga
del poder que aplica el Estado y la que ponemos en prctica en la familiar, en la escuela, en
la comunidad y en los diferentes espacios socioeducativos.
La pedagoga del poder a que hacen relacin estos retos valora process ciudadanos
y educativos que fortalezcan las potencialidades de las personas y de las colectividades,
que afirmen las identidades, y profundicen el sentido de pertenencia a la nacin, y a los
ncleos naturales de los cuales procedemos. Pedagoga que se concrete en el ejercicio
participativo y en la capacidad de intervencin en la construccin de lo pblico.
Estos retos cotidianos demandan que asumamos los espacios en que habitamos
(ciudad, campo, municipio, region, escuela, familiar, vecindario, etc) como un proyecto
socioeducativo en el cual se experiment colaboracin solidaria, cohesin social, polti-
ca, territorial, trabajo en equipo y experiencias ldicas.
Nos toca hacer dialogar el poder estatal y el poder local con los diferentes sectors de
la vida national. La conversion de los espacios que habitamos en un proyecto
socioeducativo es asunto de todas y todos. Desde ah es possible revitalizar la vida misma
en todas sus dimensions.


V. PRECISIONES SIN FRONTERAS

Las precisiones nos permiten hacer memorial de aquellos planteamientos que consi-
deramos programticos para transformar la vision, los modos de entender y asumir la
educacin cvica y las lgicas para llevarla a la prctica. En sntesis estas precisiones nos
indican que.
La educacin cvica va ms all de una asignatura, va ms all de la escuela. Incide
transversalmente en todas nuestras acciones. Constituye una dimension sustantiva de nues-
tra vida cotidiana que no admite cerca, que se ejercita en el mbito local e incide en el
ejercicio del poder estatal.
La construccin de una nueva ciudadana exige atencin prioritaria a la participacin
en el diseo y ejecucin de planes, programs y polticas pblicas, especialmente educati-
vas que le aporten credibilidad a la democracia, que posibiliten el reconocimiento y el
respeto a los derechos de las/os ciudadanas/os as como la formulacin de nuevos
derechos.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Es imprescindible, la formacin e investigacin continue, rigurosa y situada, que abra
nuevos horizontes educativos y ticos. Punto de entrada y de partida de esta formacin e
investigacin, son los problems, las preguntas y las iniciativas de las personas, de los
grupos. Desde ah es possible crear nuevos ejes de reflexin y accin, es possible reconvertir
actitudes, sentimientos, valores, relaciones y prcticas.
Articulacin de la educacin cvica con el "aprendizaje en lnea" desde models edu-
cativos que posibiliten la autoconstitucin de sujetos sociales y la construccin de concep-
ciones culturales abiertas e integradoras de la diversidad y complejidad como factors que
favorecen el desarrollo personal y social.
Tejer alianzas estratgicas con la diversidad de sectors de la vida national para apurar entire
todas y todos, estructuras y relaciones capaces de construir alternatives que constituyan una espe-
ranza educativa, reflexiva e innovadora para la familiar, la escuela y la sociedad en general.
Reconocimiento y acogida, social y profesionalmente, a las/os educadoras/es. Acom-
paarlos y animarlos confiando en sus potencialidades, dignificando las condiciones
en que intervienen, interpelando propositivamente la calidad de su prctica y sobre todo,
incorporndolo de modo real no imaginariamente, en el diseo, ejecucin y evalua-
cin de las polticas pblicas, particularmente las educativas.


VI. LECTURES BSICAS

AGUIRRE, Mariano (1995) Los das del future. Barcelona: Icaria.
AMIN, Gamir (1999) El capitalism en la era de la globalizacin. Barcelona: Paids.
ARTILES, Leopoldo (1999) "Globalizacin, signo de los tiempos? En: Anuario
Pedaggico no.2.pp.?
BRCERRA, Fernando; MLICH, Joan-Carles (2000) La educacin como aconteci-
miento tico : natalidad, narracin y hospitalidad. Barcelona : Paids.
BRISSON, Maryse (1999) "La globalizacin capitalista...una exigencia de las ga-
nancias. En: El huracn de la globalizacin. San Jos, C.R. : DEI.
Seminario (1997) "Educacin, Ciudadana y Derechos Humanos". Santo Domingo
: Centro Cultural Poveda.
Participacin, descentralizacin y desarrollo (1998) Anuario Pedaggico No 2. Santo
Domingo : Centro Cultural Poveda.
DELVAL, Juan (2000) Aprender en la vida y en la escuela. Madrid : Morata.
DIETERICH, Heinz (1996) "Globalizacin, Educacin y Democracia en Amrica
Latina. Santiago de Chile : LOM.
DUARTE, Isis; BREA, Ramonina (2001) Hacia dnde va la democracia dominica-
na? Santo Domingo : Buho.
FONT, Joan ... [et.al] (1984) La educacin cvica en la escuela. Barcelona: Paids.
Formacin de educadoras/es....Revista La Piragua, no.17, 2000.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


FRED Schnitman, Dora (1998) Nuevos Paradigmas, Cultura y Subjetividad. Bar-
celona : Paids.
GARABITO, Noris; HERNNDEZ, Ana Jess (2001) Ciencias de la Naturaleza y
Derechos Humanos : Anlisis y perspectives. Santo Domingo, Centro Cultural
Poveda. (Cuaderno de Sociedad y Educacin; No 14).
GARCA Canclini, Nstor (2001) La globalizacin imaginada. Buenos Aires: Paids.
GARCA Romero, Dignora (1999). La gestin estratgica, una propuesta de trans-
formacin del modelo organizativo y de gestin de los recursos humans del
Centro Poveda de la Repblica Dominicana. Madrid: Instituto Universitario de
Desarrollo y Cooperacin de la Universidad Complutense.
GARCA Romero, Dignora (2002) Cmo comprender y asumir el currculo vigente
desde este marco? En: Convivio de la Corriente MagisterialJuan Pablo Duarte. "La
Regorma Curricular y el Proyecto Nacional" (Higey, Rep. Dom.).
GARRIDO, Luis (1996) "La crtica del neoliberalismo realmente existente". En:
La Sociedad Global, Educacin, Mercado y Democracia. Santiago de Chile: LOM.
GIROUX, Henry (1993) La escuela y la lucha por la ciudadania. Mxico: Siglo XXI.
GIROUX, Henry (2001) Cultura, political y prctica educativa. Barcelona: Gra.
GMEZ-GRANELL, Carmen y [et.al] (2001) La ciudad como proyecto educativo.
Barcelona : Ediciones Octaedro.
HINKELAMMERT, Franz (1999) El huracn de la globalizacin. San Jos, C.R. :
DEI.
Repblica Dominicana. Secretara de Estado de Educacin y Cultura. (2000) Ley Gene-
ral de Educacin 66-97. Santo Domingo : SEEC.
Los ejes temticos transversales en educacin popular. La Piragua, no. 15, 1999.
MEJA, Marco Ral (2001) "En bsqueda de una cultural de la paz : desde una
pedagoga del conflict y la negociacin cultural. Contexto & Educain, no.61:
pp.61-92.
OVIEDO Spreuli, Mara... [et.al] (2000) Transformando la prctica de maestras y
maestros desde la deconstruccin. La Paz : Ediciones Cebial.
POZO, Juna Ignacio; Monereo, Carles (2000). El aprendizaje estratgico. Madrid:
Santillana.
ROA, Vicente (1998) El secuestro de la democracia. Madrid : Ediciones Internaciona-
les Universitaria.
SACRISTN, Gimeno (2001) Educar y convivir en la cultural global. Madrid: Morata.
Repblica Dominicana. Secretara de Estado de Educacin (2000). Propuesta Curricular
del Nivel Inicial. Santo Domingo : SEE.
Repblica Dominicana. Secretara de Estado de Educacin (2000) Propuesta Curricular
del Nivel Bsico. Santo Domingo: SEE.
Repblica Dominicana. Secretara de Estado de Educacin (2000) Propuesta Curricular
del Nivel Medio, Modalidad General. Santo Domingo. SEE.











VIVENCIAS DE UN PROCESS 71

TEDESCO, Juan Carlos (2001) La educacin y la construccin de la democracia en
la sociedad del conocimiento. Santo Domingo : Mimeo.
VILLAMN, Marcos; Gonzlez, Raymundo (1996) Educacin, democracia y
ciudadanizacin y construccin de identidades nacionales. Santo Domingo :
Amigo del Hogar.

















Construir ciudadania,
esperanza y fundamentos
Marcos Villamn
Seminario Internacional Cvitas Amrica Latina
PUCMM/RSTA
Santo Domingo, 22-5-2003















VIVENCIAS DE UN PROCESS


A MANERA DE INTRODUCCIN

Agradezco a los organizadores y las organizadoras la gentileza de su invitacin a
participar en este espacio.
A propsito del ttulo: Cuando tuve el tiempo y la tecnologa disponible para pensar en estas
reflexiones, se me ocurri llamarles: "Construir ciudadana, esperanza y fundamentos". En ese ttulo
estn contenidas las pocas ideas que compartir con ustedes. Se trata de proponer algunas ideas
acerca del aporte de la educacin a la construccin de ciudadana para lo cual, en una situacin como
la present, implica una apelacin que cooper con la reconstruccin de la esperanza y coloque
fundamentos slidos ("aunque todo lo slido se desvanezca en el aire" en el tiempo present) para
enrrumbarse en esta empresa. Al mismo tiempo con estas ideas, expresadas en el ttulo, pretend
responder a la cuestin planteada por los/as organizadores/as, acerca de: La funcin de la educa-
cin cvica en el context socio-poltico de Amrica Latina". Espero haberlo conseguido.
A mi juicio, en un context como el actual, esto es parte de lo que creo se le plantea
como desafo a los sectors que pretenden ser socialmente responsables.
Har mi presentacin en cuatro pequeos apartados: el primero, est dedicado a
algunas refelxiones acerca de la funcin de la educacin en general; en el segundo, se
abordan algunos aspects relatives a la situacin de Amrica Latina hoy, como context
de la accin educativa, y en los dos ltimos se abordan especficamente algunos aspects
o desafos a la educacin cvica en la actualidad en la region latinoamericana y caribea.


1.- Construyamos series humans: El para qu de la educacin.

1.1 La educacin en general slo se justifica como una accin de los series humans, una
accin de la colectividad humana para construirse como series humans y como
sociedad de la mejor manera possible.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


1.2 Construirse como series humans capaces de establecer relaciones ricas consigo
mismo, con los dems series humans, con el entorno natural y social y, para los y las
creyentes, con la trascendencia. Y, la construccin tambin de estructura sociales que
permitan y favorezcan la riqueza de estas relaciones.
1.3 En la accin educativa, en por lo menos una buena parte de las teoras educativas y
sociales, se entiende que, en buena media, la "calidad" de los series humans que se
produce est condicionada de manera important por la calidad de las relaciones
que stos y stas establecen. A su vez, la calidad de las relaciones que se establecen
est condicionada por la calidad de los series humans que las realizan.
1.4 As las cosas, los series humans conocidos parecen desarrollar la tendencia a espe-
rar y desear que, a travs de estas relaciones, ellos y ellas puedan desarrollar, en el
tiempo que les toca vivir, una vida histrica placentera, agradable, digna de ser
vivida. Los series humans, dicho de otra manera, parece que quieren, desean ser
felices.
1.5 La educacin es un instrument para: a travs de la transmisin de la memorial de
los antepasados, el desarrollo de conocimientos, destrezas y habilidades para el
trabajo y para las relaciones antes indicadas, cooperar en la construccin de perso-
nas felices en sociedades que lo hagan possible.
1.6 Ahora bien, la educacin realize esta funcin social, la nica que la legitima, cons-
cientemente ubicada en el tiempo y context en que desarrolla su accin. Y ella es,
casi inevitablemente, una propuesta de modificacin de ese present hacia condicio-
nes mejores -econmicas, sociales, polticas, ambientales- en el future que propi-
cien y hagan possible relaciones de mayor calidad, como hemos indicado antes.
1.7 La educacin es, en este sentido, una apuesta por el future, una prctica de la espe-
ranza y la confianza en la capacidad de los series humans de construirse como
"buenos series humans" que viajan acompaados por compaeros y compaeras
de viaje con iguales derechos, deberes y deseos. Y de confianza en la capacidad de
los series humans para cambiar las cosas de "peor a mejor". LA EDUCACION
ES SIEMPRE, EN ESTE SENTIDO, UNA CONVOCACION A LA TRANS-
FORMACION DEL PRESENT, PERSONAL Y SOCIAL, HACIA UN PRE-
SENTE-FUTURO SUPERIOR A ESTE PRESENT.
1.8 Consecuentemente, la funcin de la EDUCACION CIVICA no puede ser otra
cosa que propiciar, cooperar a hacer possible que la vida de la polis (de la ciudad), la
vida de quienes viven en la polis, los ciudadanos y las ciudadanas, valga la pena, sea
humana, permit a los series humans ser razonablemente felices. Y, en consecuencia
ayudar a remover los obstculos, personales y sociales, que impiden este tipo de
vida.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


2.- El context: Sueos, dureza, cansancio y desaliento...una aproximacin
fenomenolgica.

A mi juicio, estas palabras (y otras) permiten caracterizar, desde cierto punto de vista,
el present social que nos corresponde vivir. No abundar demasiado en l pues creo que
much gente lo est haciendo correct y ampliamente en estos moments.

2.1 Cules sueos? La DEMOCRACIA, que segn la encuesta DEMOS se express
mayoritariamente en el pas recurriendo a tres palabras: Libertad, Participacin,
Justicia Social. Y...cada vez ms recurriendo tambin al reclamo de la vigencia de
los Derechos Humanos, y en especfico los Derechos Econmicos, Sociales y Cul-
turales (DESC). Esto as, porque de lo que se trata es justamente de que, por la va
de los procedimientos democrticos, accedamos como sociedad a la creacin de
las condiciones que hagan possible el respeto, la vigencia de los derechos para todos
y todas.
2.2 Sin embargo, los esfuerzos por realizar, ampliar la democracia parecen chocar con
una realidad socio-econmica, con models, que impiden la distribucin equitativa
de las riquezas, propician la concentracin de las mismas, reproducen y amplan la
pobreza, incentivan y soportan la corrupcin y convierten a la DUREZA en el
rasgo distintivo de la cotidianidad de las mayoras.
2.3 As, para estas generaciones menos jvenes, pero transmitido tambin inevitable-
mente a los y las ms jvenes, despus de tanto tiempo de pelea y de esperanzas, el
CANSANCIO, la DESESPERANZA y el DESALIENTO parecen estarse apo-
derando del nimo social.
2.4 La llamada CRISIS DE LA POLITICA es, entire otras muchas cosas, causa y
expresin de esta realidad. Es la respuesta de la poblacin a un largo process de
promesas incumplidas por parte de las mediaciones polticas, sobre todo de las que
han ejercido el poder.
2.5 Las promesas incumplidas, una modernizacin siempre incomplete (por falta de
industries, o de educacin, o de lo que sea pero siempre por alguna carencia); la
corrupcin aliada a la impunidad y la desvalorizacin que ello provoca, estn propi-
ciando una situacin ANOMICA en donde la SOCIABILIDAD no parece tener ya
fundamento.
2.6 As pues, vivimos una gran CRISIS DE LA POLITICA y sus mediaciones cuando,
a mi juicio, ms necesitamos de ELLA para reconstruir sociedades que sean habita-
bles para todos, todas y todo. Hablo de la poltica en sentido amplio, y no de la
politiquera.
2.7 Y esto ocurre, a su vez, en un context de prepotencia de lo que se ha llamado "el
pensamiento nico" que se afirma como nica forma legtima de pensamiento y
sataniza a todo pensamiento diferente por la va de la descalificacin en sus preten-











VIVENCIAS DE UN PROCESS


siones de validez cientfica. Por esta va, segn la lgica de este tipo de discurso, slo
el present y el pensamiento que se ajusta a l tiene consistencia, pues todo "otro
pensamiento" sera por definicin equivocado, errado.
2.8 Finalmente, hay que mencionar para completar el panorama, aunque sin extender-
nos, el ambiente llamado por algunos "postmoderno" que se express como clima
cultural que mira con sospecha las propuestas de transformacin del present, duda
de las utopas y se afirma en un presentismo frreo.


3.- Construir ciudadana: educacin cvica y sujetos destrozados

De lo que se trata es, a mi modo de ver, en este context desafiante de la imaginacin,
con sujetos muchas veces postrados, plantearse cmo avanzar desde una CIUDADA-
NIA RESTRINGIDA a una CIUDADANIA PLENA, lo ms plena possible. Entendida
sta ciudadana plena como vigencia real de los Derechos Humanos que otorgan conte-
nido veraz a la DEMOCRACIA. En este sentido:

3.1 La primera funcin de toda educacin hoy, incluida la educacin cvica es: permitir
la reconstruccin de los sujetos a travs de la acogida y la escucha.
3.2 Pero, esa reconstruccin debe arribar a la CONSTRUCCION CIUDADANA en-
tendida como conformacin de personas que superan la lgica del FAVOR/LEAL-
TAD y se instalan en la de DERECHOS/DEBERES. Pasan as del clientelismo a la
ciudadana, de la ddiva a la justicia.
3.3 Para esto es necesario educar en el Derecho a tener Derechos y la Obligacin de
cumplir Deberes para hacer possible que la polis funcione. De lo contrario slo la
selva es possible.
3.4 Es preciso anclar en los Derechos Humanos como camino possible de reconstruc-
cin social. Hoy, el discurso de los Derechos, con insistencia en los llamados DESC
y en la PAZ, parecen ser vas anchas que permiten la convocatoria de sectors
sociales amplios y diversos en un moment de quiebre de las grandes ideologas.
As, LA EDUCACION CIVICA debe tener, a mi juicio, como parte de sus con-
tenidos, LA EDUCATION EN DERECHOS HUMANS.
3.5 Se trata as de la construccin de CIUDADANIA, lo que muchos llaman
ciudadanizacin, Y RECONSTRUCTION DE LA SOCIABILIDAD. Propician-
do el deseo y el convencimiento de la posibilidad y conveniencia de la vida colecti-
va, en sociedad. Naturalmente un lmite important de este convencimiento se en-
cuentra en el funcionamiento de las instituciones sociales.
3.6 La permanencia de la exclusion social es uno de los principles atentados contra la sociabi-
lidad y la convivencialidad, por que para qu y cmo ser sociable y convivir pacficamente
en una sociedad que exduye de las posibilidades de realizacin personal y colectiva?










VIVENCIAS DE UN PROCESS


3.7 Se hace necesario ayudar a recuperar el valor de lo pblico como espacio de cons-
truccin del BIEN COMUN. Desarrollando en los sujetos la dinmica de la espe-
ranza.
3.8 Es urgente entonces, recuperar los sueos actuales de Bien Comn y la lgica dife-
rente en la que ella se expresa. Para ello es preciso descubrir una nueva articulacin
entire el par INDIVIDUAL/COLECTIVO. Los jvenes de hoy siguen soando,
pero suean otras cosas y lo hacen diferente, y en esos sueos parece existir una
manera diferente de resolver esta articulacin. Es necesario conocerla y trabajarla.


4.- Por una Etica de la vida: valores y destrezas para una vida comn
en democracia.

4.1 I. Ellacura, sacerdote jesuita asesinado en el Salvador, deca provocadoramente: "Si
yo tengo hambre es un problema biolgico, pero si TU tienes hambre entonces es
un problema tico." La tica nace con los series humans y su ser relacional, su
existencia en el mundo con los dems series en general, los humans en particular y
la conciencia de esta relacin.
4.2 Desde el punto de vista de la EDUCACIN CIVICA de lo que trata es ayudar a
construir VALORES Y DESTREZAS en las personas, colectivos e instituciones
que propicien "naturalmente" actitudes democrticas que se expresen en PRACTI-
CAS DEMOCRATICAS. En esta secuencia tan querida y decidora para los educa-
dores y las educadoras: valores, actitudes, prcticas.
4.3 La vuelta a la tica que hoy se observa en plans muy diversos de la vida social es
una INDICACION de la profundidad de los desafos que tenemos entire manos.
En muchos moments difciles, de crisis para algunos, las sociedades o colectivos
humans ha encontrado en la Etica una oportunidad de reconstruccin de sus iden-
tidades y, por esta va, han ensayado ms o menos exitosamente, respuestas novedosas
a las crisis en cuestin .
4.4 Como se sabe las transformaciones son siempre CULTURALES E
INSTITUCIONALES, y una y otra se implican mutuamente. La vuelta a la Etica
indica probablemente nuestra intuicin acerca de la profundidad del cambio cultu-
ral al cual se aspira y de la necesidad de que este cambio se exprese institucionalmente.
4.5 Se trata justamente de reconstruir el Ethos de nuestra vida social actual. Es decir, esa
manera de pensar, de hacer y de querer, esa manera de ser. Y, fundamentarla en
valores que basamenten otra manera de ser aunque evidentemente en conexin con
el present.
4.6 En este sentido, Equidad, Participacin, Inclusin, Justicia, Respeto y SOLIDARI-
DAD son palabras que ayudan a construir un perfil valorativo del ser human y la
sociedad que queremos.











80 VIVENCIAS DE UN PROCESO

4.7 Este perfil valorativo debe expresarse o ser acompaado por destrezas que hagan
possible su concretizacin: capacidad de dilogo, de argumentacin, de negociacin,
de convivencia, de tolerancia y de brega con la diferencia asumida como riqueza y
no como problema.


EN CONCLUSION

Caminando en esta direccin quizs la Educacin Cvica cooper a una reconstruc-
cin de la Esperanza y, consecuentemente, de las posibilidades de construir un future
inmediato mejor que este present, AYUDANDO A RECONSTRUIR LA VIDA PU-
BLICA Y LA POLITICAL. MUCHAS GRACIAS















La Educacin Cvica en los

process de construccin de la

ciudadana, desde la escuela:

una educacin en valores democrticos

Dr. Basilio Florentino Morillo*

II Foro Regional de Educacin Cvica
PUCMM/ Santiago
Santiago, 18-6-2003















SBasilio Florentino Morillo es ciudadano dominicano. Doctor en Filosofia Ciencias de la Educatin, por la Universidad
de Barcelona, Programa Educacin Moral y Democracia. Actualmente es Tutor del Postgrado Educacin en
Valores en Contextos Educativos, que implement la OEI, en coordinacin con la Universidad de Barcelona.
Colabora con el Grupo de Investigacin en Educacin Moral (GREM) de la Universidad de Barcelona, y es
responsible del Sistema de Consulta de la Organizacin de Estados Iberoamericanos para la Educacin, la Ciencia
y la Cultura (OEI).










































































































































































































































































































































































































































































































































































































































.................










VIVENCIAS DE UN PROCESS


INTRODUCTION

Distinguidos colegas, amigos y amigas; durante estos ltimos aos, el sector educativo
dominicano, ha experimentado una series de cambios importantes. Con el apoyo de las autori-
dades educativas y del magisterio national, se ha realizado y se sigue realizando un trabajo
esperanzador en aras de tener una ciudadana mejor formada, ms democrtica y, por tanto,
ms libre. Esos esfuerzos se han puesto de manifiesto en sendos planes decenales propuestos
en algo ms de diez aos. Este compromise ha sido compartido por el sector pblico y el
sector privado. Son notables los esfuerzos que conjuntamente llevan a cabo la Secretara de
Estado de Educacin y la Pontificia Universidad Catlica Madre y Maestra a travs de su
Program Iniciativas Democrticas y de instituciones como el Consorcio de Educacin Cvi-
ca. Somos conscientes de que muchas otras instituciones, tanto nacionales como interaciona-
les, estn involucradas en esta gratificante y humana tarea, a las cuales damos nuestro reconoci-
miento ms profundo y exhortamos a seguir trillando este dificil pero esperanzador camino.
Los esfuerzos nacionales, evidentemente, no podemos desvincularlos de otros pro-
cesos ms globales, como son las cumbres de educacin celebradas por las Naciones
Unidas y sus organismos afines en Jontiem y ms recientemente en Dakar en el ao 2000.
A penas diez aos separan a estos dos grandes acontecimientos. En cada uno de ellos, la
comunidad international ha realizado importantes declaraciones a favor de la convivencia
democrtica y la igualdad de oportunidades manifestada en trminos de equidad. Estas
declaraciones han sido acuadas con decision por pases en va de desarrollo, como el
nuestro. La agenda 2000 est escrita. En el mbito de la educacin, el compromise adqui-
rido es la matriculacin de toda la niez en la educacin primaria al 2015. Es una de las
metas de la comunidad international. El espritu national, en cambio, es much ms
ambicioso y eso nos reconforta, tal como observamos actualmente en el plan national de
desarrollo educativo. Nuestras metas toman en cuenta la calidad, la gestin y el financia-
miento de la educacin, entire otros aspects esenciales para la construccin de una ciuda-











VIVENCIAS DE UN PRKOESO


dana competent en tiempos de globalizacin. Contexto global y context local se con-
jugan y ponen en comn sus ms genuinos ideales para la construccin de una sociedad
planetaria que pretend ser ms just, ms solidaria y ms humana.


Civismo y acceso a las tecnologas de la informacin

El desarrollo galopante de las tecnologas de la informacin y de la comunicacin
plantea un horizonte por trillar en los process de construccin cvica de la ciudadana.
Los acontecimientos globalizadores que se suceden cada da hacen de este fenmeno un
process permanent y cotidiano en nuestras vidas. La ciudadana y la escuela han de ser
conscientes de ello. Hace apenas una dcada, hablar de globalizacin o hablar de tecnolo-
ga de la comunicacin era slo asunto de experts; sin embargo, en el da de hoy, este
process ha impregnado tanto nuestro hacer diario que se ha ido convirtiendo en un
asunto de dominio pblico. Actualmente, la mayora de las acciones institucionales, en
diferentes campos profesionales y de la vida productive, pasan necesariamente por pro-
cesos de globalizacin. Cada da leemos o escuchamos sobre diferentes fusiones que van
desde pequeas empresas, como supermercados o tiendas de muebles, hasta grandes
empresas nacionales e internacionales. Podemos citar el trasporte areo y martimo, la
banca, las telecomunicaciones y un sin fin de ejemplos parecidos. Hoy somos protagonis-
tas de una gran revolucin, una revolucin en la que, en principio, tenamos una series de
incertidumbres y, aunque an seguimos teniendo innumerables dudas, lo cierto es que los
studios y las opinions en pro y en contra de este fenmeno, nos han permitido ir
conociendo esta compleja revolucin, sus intereses y al mismo tiempo, irnos posicionando
ya sea en su defense o en sus crticas.
Hoy es incuestionable la aceleracin tecnolgica que vivimos. Los avances y el desa-
rrollo de la microelectrnica en su version de tecnologa digital est revolucionando el
mundo, nuestros hbitos, nuestros gustos y nuestras formas de vida. El computador por
ejemplo, ha pasado de ser slo una herramienta de trabajo. Ahora es tambin nuestro
lugar de ocio, integrando la television, el video, el equipo de msica, la cmara, el mvil y,
entire muchos ms, se ha convertido en un medio de relaciones sociales. Nos referimos
nada menos, al uso cotidiano del computador como element bsico e indispensable
para acceder a las fuentes esenciales de la era informacional. No hablaremos de la multi-
plicidad de uso de esta potente herramienta de comunicacin y trabajo en el uso profesio-
nal del mismo. Slo nos limitamos a decir que el campo professional o actividad produc-
tiva que hoy se desarrolle al margen de estas tecnologas tienen una important asignatura
pendiente que superar, si an hay tiempo para superarla.
Aunque parezca una simpleza decirlo, el que no cuenta con un computador y una
conexin a Internet, es una persona excluida de la sociedad informacional y de las tecno-
logas de la comunicacin. De acuerdo a las estadsticas mundiales', una de cada veinte











VIVENCIAS DE UN PROCESS


personas tiene acceso a Internet y es de suponerse que los excluidos correspondent princi-
palmente a pases en va de desarrollo. Muchos pases en el mundo han depositado cifra-
das esperanzas en los process globalizadores como una forma de mermar la pobreza y
contribuir al desarrollo equitativo, pero, en su primera fase, la globalizacin se ha centrado
en variables econmicas dejando al margen las variables sociales. Estudios del Banco
Mundial indican que el promedio del PIB per cpita de los veinte pases ms rico del
mundo era 15 veces mayor que el de los veinte pases ms pobre a principio de los
sesenta. En la actualidad, en plena globalizacin, esa brecha ha aumentado en un cien por
ciento2. Evidentemente, las investigaciones demuestran que la globalizacin aumenta la
desigualdad entire pases ricos y pobres, aunque los experts sostienen que no es la nica
causa. Parece ser que las formas de cmo las personas se relacionan, la participacin de la
ciudadana en los process tecnolgicos y en los process de toma de decisions afecta a
los process de desarrollo. La participacin es un element social que cada da va tenien-
do mayor importancia como candidate a former parte de los indicadores de desarrollo
human. La educacin cvica no puede ser indiferente a estos fenmenos. Es una respon-
sabilidad estatal que descansa en los centros educativos, la formacin de una ciudadana
con competencias sociales e individuals que le permitan transformar la sociedad de la
informacin y de la diversidad, en la sociedad del conocimiento y de la convivencia. Para
este ideal de desarrollo, debemos pasar de sujetos espectadores a ser sujetos actors;
sujetos comprometidos con el desarrollo, con el bien comn, con la justicia como legado
histrico de la humanidad.


Ciudadana, Estado de Bienestar y Educacin Cvica.

En los process de formacin, es difcil hablar de educacin cvica sin hacer referen-
cia a la condicin de ciudadana. La literature universal nos recuerda que los cimientos de
ciudadana, as como toda la cultural del mundo occidental, encuentran su punto de parti-
da en el pueblo griego. Ser ciudadano se limitaba a participar en los process de toma de
decisions en el gobierno de la polis, la ciudad. Pero no todos tenan esa condicin. Las
mujeres, los soldados y los esclavos eran excluidos. As se configur la ciudadana poltica,
cuyo sujeto histrico es la comunidad y la organizacin social estaba fundamentada en la
democracia participativa. Pero los griegos fueron conquistados y sometidos por los ro-
manos cuya concepcin de ciudadana era diferente. Para stos, el ciudadano era un sujeto
portador de derechos y preferencias; que elega a sus representantes para el gobierno. As
nace una ciudadana de fundamento jurdico cuyo sujeto histrico es el individuo y su


1 Charny, B. (2000). World Net Population Nears 300 Million. En http://zdnet.com.com/2100-11
523729.html?legacy=zdnn&chkpt=zdnnstop [Mayo 08,2003].
2 Banco Mundial (2003). Anlisis de la globalizacin. En http://lnwebl8.worldbank.org/External/lac/lac.nsf/
265a7fff47916d7d852567e4004cel91/8987ce7ffd9b76585256918006af37c?OpenDocument [Mayo 13,2003].










VIVENCIAS DE UN PROCESS


organizacin social democrtica representantiva o liberal. Como era de esperarse, dado
que los griegos eran los ms avanzados en el conocimiento, la ciencia y la cultural, los
romanos asimilaron aquellos components del desarrollo que les parecieron superiores y
la ciudadana poltica fue uno de ellos, aunque con las respectivas variantes. Es as como
Habermas3 nos dice que durante muchos siglos, el lenguaje de la ciudadana ha sido
definido desde la justicia y la poltica, conciliando comunidad e individuo. El concept ha
sido expandido cobrando la condicin de ciudadanos unos fundamentos definidos en
trminos de derechos civiles. Esto significa que la condicin de ciudadana, adems de
indicar la pertenencia a un Estado o nacin, es un status definido a nivel jurdico, por los
derechos civiles: libertad individual en todas sus manifestaciones, justicia y derechos de
propiedad. As se configuraron los derechos humans de primera generacin.
Ms cercano a nuestros tiempos, son de referencia obligatoria las aportaciones de
Marshall4 sobre ciudadana y clase social a mediados del siglo pasado. El studio que hizo
este autor puso entire dicho el concept de ciudadana con fundamento jurdico y politico
existente hasta ese moment. Pues, el individualism se aleja de las peculiaridades cultura-
les de la comunidad, mientras que la comunidad por su parte, tiene sus limites muy
cercanos5, y los ciudadanos que en ella participan parecen interesarse por las cuestiones
sociales que a nivel geogrfico se encuentran dentro de los contornos o fronteras de la
comunidad. Adems, no todos los ciudadanos contaban con unos niveles bsicos econ-
micos que les permitieran tener una verdadera igualdad de participacin en otros sectors
sociales y culturales, ni se beneficiaban de igual manera del legado cultural de la humani-
dad. Dadas esas limitaciones, el concept de ciudadana sigui evolucionando dando
paso a la conformacin de una nueva concepcin: la ciudadana social, la cual enfatiza los
derechos econmicos y seguridad social.
El mximo ideal de esta concepcin de ciudadana es lograr la mxima igualdad en el
disfrute de los derechos sociales y econmicos, compatibles con las diferencias biolgicas
de los series humans. Asegurar los derechos bsicos que necesita la persona para el desarro-
llo de su dignidad, constitua el principal objetivo de este tipo de ciudadana. Con su aplica-
cin y defense se configur el modern Estado del Bienestar desarrollado en Europa Oc-
cidental6. Con el reconocimiento de la ciudadana social, cuyo principal valor es el derecho al
trabajo y a unas condiciones econmicas bsicas que le permitan al ciudadano acceder a un
estilo de vida satisfactorio para su desarrollo, quedaron reconocidos los derechos humans
de segunda generacin que enfatizan los derechos econmicos. Se reconoca as el derecho
de la clase trabajadora a beneficiarse del patrimonio econmico y cultural del Estado al que
contribua como obrero en el desarrollo de su economa y bienes materials.
Marshall pensaba que la ciudadana social configurada en todo lo largo del Siglo XX,

3 Habermas, J. (1994). Citizenship and National Identty; in Steebergen, B. V. (Ed.)(1994). The Condtion of Citizenship. London: SAGE
Publications, Ltd., pag. 24.
4 Marshall, T. H.; Bottomore, T. (1998). Ciudadana y clase social. Madrid: Alianza Editorial, pg 25 y ss.
5 Es de especial inters la obra de Thiebaut, C. (1992). Los limites de la comunidad. Madrid: Centro de Estudios Constitucionales.
6 Cortina, A. (1997). Ciudadanos delmundo. Madrid: Alianza Editorial, pg. 36.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


constitua el mximo refinamiento del alcance de una idea de participacin total del indi-
viduo en los asuntos de la comunidad, y que la misma constituira el final de la historic de
la ciudadana. Sin embargo, las tensions a que ha sido sometida, tanto por los principios
de la sociedad liberal, basada en los derechos civiles y politicos, y los problems diagnos-
ticados a la sociedad del Estado del Bienestar, en trminos de la viabilidad del mismo, en
un espacio geogrfico donde la natalidad disminuye notablemente al tiempo que la po-
blacin de jubilados aumenta, han puesto en entire dicho la permanencia de esta ciudada-
na y el final de la historic con ella.
Adems, medio siglo despus que Marshall configurara este concept, hoy result
prcticamente insuficiente y limitado ante la consideracin de nuevas variables sociales y
ambientales que reclaman atencin inmediata. La ciudadana social que se ha desarrollado
en el espacio geogrfico del Estado-nacin, hoy result incomplete para darle respuestas
a la internacionalizacin de una series de problems, dentro de los cuales se encuentran la
pobreza, marginacin, deterioro del medio ambiente, la crisis del Estado-nacin y entire
otros, la discriminacin negative de grupos humans. La ciudadana social al no tener
respuestas satisfactorias para estos problems ha quedado limitada, al tiempo que se
fraguan otros senderos que puedan tener ms aciertos en la construccin de series huma-
nos para el mantenimiento de un medio ambiente saludable y una sociedad ms just. En
esta ltima direccin son interesantes los trabajos que se presentan en torno a la construc-
cin de la Ciudadana Europea (Habermas, 1994), Ciudadana Global (Falk, 1994), Ciu-
dadana Ecolgica (Steenbergen, 1994), Ciudadana Multicultural (Kymlicka, 1995), y en-
tre otras, ciudadana cosmopolita (Cortin47a, 1997).
La literature existente muestra una variedad de proyectos de ciudadana que preten-
den trascender las fronteras del Estado-nacin como una forma de afrontar los proble-
mas y los mltiples desafos de un mundo en constantes process de globalizacin. Exis-
ten razones para pensar que es possible la construccin de una ciudadana global multicultural,
pues como sostiene Falk7, la lgica de integracin ha ido de la ciudad al Estado-nacin,
y de ste, a la regionalizacin (la Comunidad Europea, es un buen ejemplo de ello), por lo
que el siguiente paso en la lgica de la construccin ser la internacionalizacin o globalizacin
de ciudadana. Simultneamente, Kymlicka8 sostiene que una diferenciacin de la ciudada-
na se aleja del sentimiento de comunidad y de la experiencia compartida y, en consecuen-
cia, se convertira en otro mecanismo de desunin, distancindose de la unidad frente a la
progresiva diversidad social. Este autor consider que la ciudadana debe ser un foro en
donde las personas pensaran en el bien comn de todos, superando as sus diferencias.
Hoy el discurso politico ha tomado las modalidades del discurso econmico expre-
sado por las entidades crediticias internacionales. Actualmente, se pretend que todo lo
veamos a escala global. Evidentemente, este es un punto de vista que nos permit tener

7 Falk, R. (1994). TheMaking ofGlobaCitizenship; in Steenbergen, op. cit., pg. 137.
8 Kymlicka, W. (1995). Interculturaldtenzishp. A liberaltheoy of minority rights. Oxford: Clarendon Press. (Trad. castellana de C. Castells Auleda,
Ciudadana multicultural Barcelona: Paids, pg. 241).










VIVENCIAS DE UN PROCESS


una macrovisin de lo que acontece en el mundo y la respective comparacin con los
acontecimientos locales. Hoy se nos invita a ser ciudadanos del mundo, ciudadanos cos-
mopolitas; pero no olvidemos que tal mensaje va en una double clave. A ese sujeto que se
le invita a ser ciudadano global es un sujeto econmico y, como los pases desarrollados
marcan las pautas econmicas globales, entonces, los ciudadanos de esos pases s pueden
ser ciudadanos a nivel planetario. Nos parece que este es un paso important en la cons-
truccin de una nueva ciudadana, pero como siempre, un concept excluyente, que favo-
rece a los grandes capitals. La otra clave y que es muy prctica en los process de
construccin globales es que a media que el process ha ido avanzando, los pases desa-
rrollados han ido cerrando las fronteras a los ciudadanos y ciudadanas de pases en desa-
rrollo. Las fronteras americanas y europeas se hermetizan y se fortifican en perjuicio de
los ciudadanos y ciudadanas que desean rehacer sus vidas en esos pases. La double moral
entonces, se muestra en el moment que se pretend que seamos ciudadanos del mundo,
pero al mismo tiempo se cierran las puertas a los sueos de progress y realizacin perso-
nal en otras tierras. Es que sentirse ciudadano del mundo en la actualidad, est reservado
para los ciudadanos econmicamente competentes. A pesar de los esfuerzos que hacen
importantes intelectuales y organizaciones para que la cosa cambie, camino que es necesa-
rio seguir, pues, si la condicin de ciudadana, histricamente ha sido considerada como
una condicin complementaria desde elements jurdicos y desde sentimientos de perte-
nencia, entonces es dignidad exigir el reconocimiento global de una ciudadana sin fronte-
ras, independientemente de variables econmicas.


Educacin cvica para una ciudadana global.

En la actualidad, existen propuestas educativas para la construccin de una ciudada-
na global, ya sea en la version multicultural, ecolgica, cosmopolita o como desee llamrsele,
cuyo objetivo ltimo es la construccin de una ciudadana intercultural. Al respect con-
sideraremos algunos proyectos educativos, los elements que aportan y los valores huma-
nos que promueven. Por ejemplo, las aportaciones de Banks' sobre las dimensions que
han de tomarse en cuenta desde las instituciones educativas, para una adecuada e intencio-
nada educacin multicultural ciudadana, nos parecen muy atinadas, por lo que, adems de
compartirlas, las enriquecemos y las hacemos nuestra. Tales dimensions enfatizan la
integracin de contenidos, desde la perspective de las diferentes cultures que interactan;
los process de construccin del conocimiento, a partir de las experiencias previas sobre
la cultural receptora y la acogida; la reduccin de los prejuicios recprocos entire las cultu-
ras; la utilizacin de una pedagoga procesual culturalmente equitativa, y finalmente, la
aprehensin de la intracultura escolar como la estructura social.


9 Banks,J. A. (1997). Educating Ciizens in a MulticulturalSocity. New York: Teachers College, Columbia University, pgs. 69-70.











VIVENCIAS DE UN PROCESS


Consideramos, adems, las recomendaciones de Kymlicka sobre la educacin para la
ciudadana multicultural en estados politnicos y multinacionales. Pues, la misma debe
fundamentarse en valores compartidos por la ciudadana. Este autor hace referencia a una
series de valores compartidos en los que se fundamental la educacin ciudadana de Cana-
d10, los cuales nos parecen que pueden ser tomados en cuenta en otros contextos sociales.
Estos valores se refieren al fortalecimiento de la identidad en base a la apreciacin y
sentimiento por la diversidad; al respeto y valoracin de las diferentes formas de identi-
dad national, regional, tnicas o religiosa que coexisten en la sociedad; a la potenciacin de
la capacidad de trabajar y compartir con personas de diferentes orgenes y cultures; al
reforzamiento del deseo de todos los ciudadanos de participar en process polticos para
promover el bien pblico y de apoyar las autoridades polticas responsables; a propiciar
el sentido de justicia y el compromise con una distribucin equitativa de los recursos; y
finalmente, a auspiciar la voluntad de demostrar comedimiento en las elecciones persona-
les que afecten contra la salud y al entorno.
As las cosas, la configuracin de una ciudadana global a partir de los process
educativos, tambin ha de tomar en cuenta los lineamientos sugeridos por organismos de
mbitos globales; ya que stos son los que ejecutan acciones que nos permiten tener una
descripcin global de los contextos sociales, econmicos y ambientales que acontecen, as
como los desafos para superar los niveles de injusticia existentes que constantemente
amenazan la estabilidad de la convivencia en mbitos locales, nacionales, regionales o
incluso, globales como es el caso de los problems ambientales. Al respect, la UNESCO1
ha elaborado cinco ejes que deben orientar una nueva tica global y, por tanto, favorece-
doras de la construccin de una ciudadana sin fronteras. Tales ejes, que deben ser asumi-
dos por los sistemas educativos, se refieren a los derechos humans y las responsabilida-
des, la democracia y la sociedad civil, la proteccin de las minoras, el compromise con
la resolucin pacfica de los conflicts y, finalmente, la equidad intra e intergeneracional.
Una educacin dirigida a propiciar la construccin ciudadana en esos cinco ejes, por
lo menos, propiciara el reconocimiento ciudadano a unas condiciones mnimas que ga-
ranticen una vida digna y just, manteniendo niveles esperados de deberes y responsabili-
dades para el mantenimiento de esta condicin. Se potenciara el compromise con el
sostenimiento de una organizacin social compatible con el orden international, la pro-
teccin de los derechos humans y el fomento de la participacin ciudadana en asuntos
pblicos y sociales. Se asumira la tolerancia cultural, ideolgica y comunicativa como una
virtud humana que facility la convivencia en la diversidad. Se potenciara el dilogo
intercultural como un procedimiento ptimo para resolver los conflicts de forma pac-
fica propiciando la negociacin just en todos aquellos acontecimientos en los que el
marco legal carezca de la suficiente claridad, como es el caso de la distribucin de los
costs para la solucin de los problems ambientales ocasionados por el desarrollo y

10 Kymlicka, W., op. cit., pg. 256.
11 UNESCO (1997). Nuestra diversidad c4ativa. Informe de la comisin mundial de cultural desarnllo. Madrid: Fundacin Santa Maria, pgs. 23-34.










VIVENCIAS DE UN PROCESS


otras cuestiones universales que implican situaciones ticas. Adems, se adquirira concien-
cia de nuestras relaciones con la naturaleza y sus recursos, as como la asuncin de nuestra
responsabilidad con respect a las generaciones futuras en cuanto a la contaminacin del
planet y los potenciales riesgos globales que esa situacin comporta. En definitive, se
trata de que la sociedad global y multicultural cimente, a travs de sus sistemas educativos,
unos principios morales necesarios para su control y autorregulacin, teniendo en cuenta
que tales principios trascienden los lmites de las fronteras de lo local, lo national y, por
tanto, encierran una nueva forma de pensar y de concebir la vida en sociedades comple-
jas, diversas y globalizadas.
Una educacin para una ciudadana como la que proponemos, ha de fundamentarse
en la creacin de condiciones que afectan a los process educativos, al context, a las
estructuras educativas, a los recursos de aprendizaje y a los actors mismos. Evidentemen-
te, como la ciudadana es un concept en constant construccin, los contenidos y estra-
tegias educativas han de revisarse continuamente, de manera que los mismos se corres-
pondan con el ser human que deseamos former, en funcin del desarrollo social. En-
tonces, los contenidos relatives a hechos, concepts y sistemas conceptuales han de estar
en armona con los procedimientos a utilizar y con los valores y actitudes humans que
pretendemos sean aprehendidas en los process de configuracin de la ciudadana emer-
gente y que potenciamos. Es todo una labor de educacin moral.
Al respeto, M. Martnez12 propone algunas consideraciones pedaggicas que com-
partimos. Sostiene que es necesario promover una educacin en y para los derechos
humans; el fomento de la autocrtica de la propia cultural y el aprendizaje de otras me-
diante la utilizacin de habilidades dialgicas y actitudes que favorezcan el consenso;
educar para el bien comn y los intereses colectivos; desarrollo de programs de educa-
cin en valores y, finalmente, facilitar la implicacin de las personas en proyectos colecti-
vos que supongan la mejora de las condiciones econmicas y polticas que favorecen o
perjudican el libre disfrute de los derechos humans.
Las propuestas educativas que acabamos de comentar, aportan ilusin y esperanzas al
reto social de construir una condicin de ciudadana global, con la que todos/as nos
identifiquemos y seamos beneficiaries de su disfrute. Pero, tambin es una responsabili-
dad que tenemos de general las condiciones para el pleno desarrollo de la dignidad
humana, desde el aprecio a la diversidad, el reconocimiento y defense de los derechos
humans y el amor a nuestro planet, nuestro comfortable hogar.
Sin olvidar que civilizacin y barbarie son trminos antagnicos desde que fueron
introducidos por Sarmiento en 1845, lo cierto es que ambos, a menudo, estn presents
en nuestro context. Las sociedades desarrolladas cuentan con un orden jurdico estable-
cido y slido que les hace denominarse "Estados de derecho" en contra posicin a los
pases "bananeros" por utilizar un trmino de la literature universal, en los que las leyes se

12 Martnez, M. (2001). Compromise moraldelprofesorada Condicionespara un project de educaren la ciudadana. En Cortina, A.; Conill,J. (eds.) (2001).
Educaren la ciudadana. Valencia: Instituci Alfons el Magnnim, pg 147 y ss.










VIVENCIAS DE UN PROCESS 91

personalizan y las personas se toman la justicia en sus manos. Es necesario erradicar ese
salvajismo que nos hace descender a estados primitivos de barbarie. Es necesario evolu-
cionar hacia formas de vida ms civilizadas, en donde el Estado garantice, respete y
promueva los derechos humans, esos derechos que tanta lucha y sangre le han constado
a la humanidad.
Los pases que se consideran civilizados, son pases cuyas administraciones garantizan
los derechos humans a su ciudadana, poseen una institucionalidad democrtica, utilizan
el dilogo como un instrument de civilizacin, fomentan la participacin ciudadana en
los asuntos pblicos, garantizan el bien comn, el bien de todos y asumen la responsabi-
lidad tanto personal como poltica cuando sus actuaciones se alejan de las actuaciones
ticas. Eso es civilizacin, eso es desarrollo, esa ha de ser la finalidad de una educacin
cvica: la construccin de una ciudadana postconvencional, una ciudadana autnoma de
principios morales, crtica, respetuosa, responsible y solidaria.


















Ciudadana y democracia

Dr. Leopoldo Artiles
III Foro regional de Educacin Cvica
PUCMM/RSTA
21 de noviembre de 2003















VIVENCIAS DE UN PROCESS


INTRODUCTION

Desde que emergi la idea de la democracia en la antigua Grecia, estuvo claro que su
significado estaba atado a los derechos y obligaciones de quienes la constituan tanto en su
rol de gobernantes como de gobernados. Y siendo la democracia un sistema de gobier-
no, de representacin y de toma de decisions political basado en la soberana de los
gobernados y de los representados, tambin estuvo claro que la democracia no puede
estar desligada del concept de ciudadana.


Cmo definir la ciudadana?

En principio, la ciudadana es el conjunto de derechos y obligaciones que asisten a una
persona por el hecho de pertenecer a una comunidad poltica. La palabra comunidad no
es aqu definida en trminos sociolgicos, por lo que lo mismo dara decir sociedad
poltica. El trmino comunidad poltica sin embargo se mantiene no slo por su uso ms
regular en el argot de las ciencias sociales, sino por el hecho de que la palabra comunidad
guard, en comn con definicin sociolgica, el rasgo del reconocimiento de la persona
por otras personas u otras instituciones en determinada calidad, en este caso, la calidad de
ciudadano/a, y en consecuencia, la reciprocidad y complementariedad de las personas en
tanto que ciudadano/as.
Una vez que introducimos el asunto del reconocimiento recproco de los mentados
ciudadanos/as, y su reconocimiento en el orden jurdico y estatal, que ser el orden que
garantizars las reglas con las cuales se organizan las relaciones ciudadanas as como la
relacin entire ciudadanos/as con instancias de autoridad como el Estado, Gobierno,
representantes, etctera, es difcil ignorar el concept de democracia, pues aunque la pala-
bra ciudadano se usa comnmente en regmenes diferentes al democrtico, es en la de-










VIVENCIAS DE UN PROCESS


mocracia que el concept y la prctica de la ciudadana cobran su mayor dimension, pues
la democracia es el sistema que constitute el horizonte "natural" de la expansion de los
derechos ciudadanos.
No es casual pues que T. H. Marshall, cuando formula su ya famosa distincin entire
las tres oleadas de los tipos de derechos, a saber, derechos civiles, derechos politicos y
derechos sociales, haya hecho coincidir su periodizacin con las etapas de desarrollo de la
democracia liberal republican. As tenemos que en el primer moment tenemos la afir-
macin de los derechos civiles (derecho de propiedad, derecho de expresin y religion,
derecho a los debidos process de ley), derechos polticos (derecho al voto, derecho a la
asociacin poltica, derecho a ser elegido en un cargo pblico electivo sin tender a con-
diciones de clase, raza o gnero) y derechos sociales (derecho a la educacin, a los servi-
cios de salud, y de seguridad social, a un salario mnimo). Aunque el desarrollo de estos
derechos no obedece a una necesaria lgica lineal, pues su desarrollo histrico est sujeto
a muchas variaciones (Suiza, por ejemplo, que se toma como paradigma de democracia
es uno de los ltimos pases occidentales que consagr el voto femenino), y hay socieda-
des que pueden manifestar mayor desarrollo del goce de un tipo de derechos que otros
(Europa, por ejemplo, muestra mayor desarrollo de los derechos sociales que los Esta-
dos Unidos, pas donde todava no existe ni parece que existir por much tiempo el
seguro universal de salud), el esquema de Marshall no ha perdido su atractivo en el
orden analtico e ilustrativo a pesar de las crticas que bien puede merecer. Es evidence
que el modelo nos ofrece plano en el cual enmarcar hechos histricos significativos en
el desarrollo de la democracia y de los derechos ciudadanos, como lo son la Revolu-
cin Norteamericana, la Revolucin Francesa, las Revoluciones Latinoamericanas y la
Revolucin Socialista. Pero si algo nos queda claro del esquema de Marshall, al margen
de si el socilogo ingls pretendiera o no que este representara un modelo evolutivo de
los derechos ciudadanos, es que la democracia y la ciudadana son dos realidades que
caminan juntas, y el desmedro de una represent el desmedro automtico de la otra,
pues siempre que se pone en discusin la democracia, sea para profundizarla o para
restringirla, el tema que se toca es la profundidad y extension de los derechos ciudada-
nos.
Supongamos que se discuta una proyecto para garantizar el voto "maduro", cons-
ciente y responsible, para perfeccionar la democracia, y alguien sugiriera que la ciudadana
poltica, adems del requisito de la mayora de edad, requiriera someterse a un examen de
tipo acadmico que necesitara ser aprobado por un mnimo de puntos, y se acepte discu-
tir ese proyecto como algo viable, no estaramos ah discutiendo en realidad el derecho
ciudadano al sufragio universal? no estaramos implcitamente poniendo sobre el tapete
y, de paso, legitimando situaciones de exclusion pasadas, como las de los sistemas de voto
censitario, en los cuales haba que cumplir requisitos de renta, propiedad, de gnero y
educacin -en muchos casos, hasta ser de una determinada raza- para ejercer el derecho
a elegir representantes?










VIVENCIAS DE UN PROCESS


Este caso hipottico nos revela que la discusin de la democracia es a la vez una
discusin sobre los derechos, y siempre que discutimos sobre los derechos ciudadanos
estamos discutiendo sobre la democracia. Es as como la consagracin de un cdigo
labor que reconoce el derecho de asociacin en sindicatos de los obreros represent una
ampliacin-profundizacin de la democracia, pues le est permitiendo a un segment
important de la poblacin ciudadana ejercer el derecho de asociacin en el mbito labo-
ral.


Los derechos y la democracia hoy

Si observamos el fenmeno del desarrollo de los derechos ciudadanos en el tiempo,
y por ende de la democracia, llegamos a la conclusion de que los derechos ciudadanos
estn histricamente y socialmente construidos, y que por ello los derechos que disfruta-
mos hoy son el product de una historic marcada por conflicts profundos que han
costado much a la humanidad. Tambin llegamos a la conclusion de que la construccin
de los derechos ciudadanos y de la democracia nunca constituyen objetos terminados,
sino que constituyen realidades en process de constant transformacin, sea sta positive
o negative, y que lo ya ganado en trminos de los derechos que la ciudadana ejerce y
disfruta no puede darse por definitivamente ganado, y que en la media en que los cam-
bios sociales e histricos van modificando el tejido de las sociedades y concitando nuevos
problems, as mismo el campo de los derechos debe expandirse y diferenciarse.
Como se sabe, los process de la globalizacin representan para las naciones-estados
fuertes riesgos de ingobernabilidad en el plano econmico debido a las aperturas de las
economas nacionales al mercado mundial, a la vez que representan nuevos problems
para el manejo de la integracin cultural en un mundo cada vez ms multicultural como
efecto de las migraciones, as como nuevos problems en el orden jurdico en lo atinente
al reconocimiento de los derechos ciudadanos de los nacionales y de los extranjeros que
por el fenmeno migratorio presentan la cara del "otro" en las sociedades nacionales.
Por un lado los derechos ciudadanos de los nacionales se ven afectados en la media
en que la globalizacin econmica obliga a adoptar criterios de competitividad que no
necesariamente son compatibles con los derechos sociales adquiridos. Hoy da, hasta los
pases desarrollados estn experimentando fuertes presiones para recortar los derechos
adquiridos de sus ciudadanos en la media en que el "costo" de dichos derechos atentan
contra la competitividad que una economa national necesita adquirir para sobrevivir en
un mercado abierto cada vez ms competitive. Esto a su vez presiona en las estructuras
de representacin poltica de la democracia, provocando process lentos pero persisten-
tes de la exclusion de una buena parte de los ciudadanos de los process de decision
poltica que afectan sus vidas. El process politico tiende a convertirse en un process ajeno
y lejano al ciudadano y a la vida cotidiana de los ciudadanos, imponiendo una lgica










VIVENCIAS DE UN PROCESS


instrumental tcnico burocrtica cada vez ms renuente a someter sus decisions a la
consult popular.
Obsrvese que este es un process que con sus diferencias de grado es comn a los
pases desarrollados y subdesarrollados. Una evidencia de que esto es as la tendramos
aqu si preguntramos: quin de nosotros conoce bien este asunto de los tratados de
libre comercio con Centroamrica y los Estados Unidos? a cuntos de los aqu presents
se nos ha consultado en alguna forma de escrutinio pblico sobre la conveniencia o no de
estos tratados? Una vez respondidas estas preguntas, si las respondemos, debiramos
tambin contestar la siguiente pregunta: qu responsabilidad nos compete satisfacer con
respect a los efectos de dichos tratados?
Como estoy suponiendo que los aqu presents comparten mi situacin, me tomar
la libertad de decir que, para los efectos, en lo que a estos tratados de libre comercio se
refiere, nuestros derechos de ciudadana no han sido tomados en cuenta, por lo tanto, si
hubiere alguna responsabilidad atada a los efectos de dichos tratados, algn tipo de obli-
gacin, pues o no nos compete o simplemente nos ser impuesta por una suerte de fuerza
de las circunstancias. En otras palabras, este hecho no encuadra en lo que se asume como
ciudadana y como democracia. Falta much camino que recorrer para la ciudadana y la
democracia en ese terreno.
Otro punto de vital importancia en el da de hoy para el tema de la ciudadana y la
democracia es el reconocimiento de los derechos ciudadanos del migrant. En nuestro
pas hemos sido testigos de una fuerte aunque no muy productive discusin sobre el
status de los trabajadores haitianos ilegales, especficamente sobre la nacionalidad -que
funge aqu en trminos jurdicos como pasaporte de entrada al disfrute y ejercicio de
derechos ciudadanos- de los hijos/as de estos trabajadores. Como no puedo abundar en
los aspects jurdicos de la material, y tampoco soy un expert en esta material, slo tocar
algunos puntos en el orden social y politico de inters que son comunes al caso de la
Repblica Dominicana y otras naciones en desarrollo o desarrolladas.
Observemos que el haitiano illegal en la Repblica Dominicana equivale al dominica-
no illegal en Puerto Rico y Estados Unidos, al mexicano illegal en los Estados Unidos, al
marroqu illegal en Espaa, al nicaragense, hondureo illegal en Costa Rica, y otros tantos
casos ms. Obsrvese tambin que independientemente de las variantes constitucionales
que norman el reconocimiento de los derechos ciudadanos del extranjero en diferentes
pases, en un mundo globalizado como el de hoy en el cual no slo los capitals tienden a
circular libremente por el mundo buscando los nichos ms favorables para su reproduc-
cin, sino tambin la gente necesitada de una ocupacin productive satisfactoria para sus
expectativas que en su tierra de origen no encuentran, emergen preocupaciones basadas
,en un concept de nacin "cultural", que proyecta una nocin de identidad intransferible
e incomunicable. Vale la pena preguntarse lo siguiente: acaso no estamos reduciendo el
universe conceptual de la ciudadana a un estrecho campo de lo national configurado
segn notas culturales particulares que, en virtud del carcter hbrido de toda cultural, son




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - Version 2.9.9 - mvs