• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Main














Apuntes sobre los proyectos de abolición de la esclavitud en las islas de Cuba y Puerto Rico.
CITATION SEARCH THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00103333/00001
 Material Information
Title: Apuntes sobre los proyectos de abolición de la esclavitud en las islas de Cuba y Puerto Rico.
Physical Description: 68 p. 17 cm.
Language: Spanish
Creator: Alonso y Sanjurjo, Eugenio
Publisher: Madrid, Impr. de la Biblioteca de Instrucción y Recreo 1874?
 Subjects
Genre:
Spatial Coverage:
 Record Information
Source Institution: Added automatically ( SOBEK page | external link )
Holding Location: Florida International University ( SOBEK page | external link )
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: HT 1078 A46 1874
System ID: UF00103333:00001

Table of Contents
    Front Cover
        Front cover
        Front cover
    Main
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
Full Text





ALONSO Y SANLIUBJO
gr, ..i




N4,; 1. 51P is
................. .......
~~;.:APUNTE




DELLESCLAVITUD..
!.. l . .
iI.A LOS.Y PUE O RC.






C. -. .....
,...: r.


8A DE' CUBAYI PUURTRI.CO .:

.. it ...










F.Al
... ....



Tri: "E I ,


N i.: .j .. .
II I












,i:: A-M l' .i :::i 5!. ,-: ..! .I':,:. ... . .. :,. ., .. t, .: #
:.. s .... j *. E, ., ;
..... .. . . .

F For


iI~,. <.... ,... .... .








,."11 1!:1 A ., .1 4.-
A.:,





~; IA I
,. .r o :." :', '.:% :". " " '' : "' ....~ .. '",!" ,



~dsb. ,a. 111 11 I i'l ,p l;





",, i *:,'. ''" ''" ':,.: 1 :" : j' ; ";, -' i .. ,:,'". :. '. L' '. .' .-l
:.i a,:- .. .. . l . ... .. . .. ..
,;.v ". .: . . .. : : :. : . ....u '." :,." 7"::..".,.'. ...Y ,"'':, : ": : ". '' ',, , .: 3
,!: .... ." .' -,g :) ',:' ,2 :.-. :, ..,' :. '4 :. ,-:' ".' .,..-':+., ,.: ? :.'
,:=: :: .ii. ': .: : i .," J...:,.,;;~ ".;," i, ... .. .,, ."..,,, .,, L ''. .... .,......














I .













!ii
'*.. .















s



:: : .' j *
t~ *

I .'




t










*'' -

















I- *_ .


















I.















^Q







t** **

^ ^





E.^ i ^y & ^ ..




























La publication de estos apuntes tiene el ob-
jeto de dar a conocer, en una breve relation, los
proyectos formados hasta el dia para abolir la
esclavitud en las islas de Cuba y Puerto Rico,
omitiendo la comparacion y examen de ellos,
que ha de ser el asunto de un trabajo mis serio y
meditado.
Conviene intes advertir que la esclavitud tiene
en aquellas protincias un carfcter que la distin-
gue esencialmente de la establecida en otras na-
ciones. cLa imposibilidad en que estaban los in-
dios,, dice la Real C6dula de 1817,. de ocupar-
se en diferentes trabajos Atiles, aunque penosos,
nacida del ningun conocimiento que tenian de las
comodidades de la vida, y de los cortisimos pro-
gresos que entire ellos habia hecho la sooiedad






...;mLL


~1









6
civil, exigi6, poco tiempo despues de la conquis-
Sta, que el beneflcio de las minas y el rompimiento
y cultivo de las tierras se entregaran A brazos
Smas robustos y'activos. Aprovech6se ent6nces
la esclavitud que existia en las regions de Afri-
I ca, y se 4i6 principio al execrable traflco de ne-
gros, que, consentido por el Gobierno, aunque
S" con repugnancia siempre y con recelo, y por me-
dio de permisos de introduction, limitados y ex-
Scepcionales, fue sometiendo al trabajo t aquellos
Sdesgraciados. Su numero considerable constituy6
Spronto una situation que las leyes tuvieron ne-
Scesidad de regular, y de aqui se origin el an6-
malo y singular caricter con que aparece la es-
clavitud en las Antillas; porque las pragmfticas
y reglamentos que se dictaron, aceptando por una
4. part las costumbres de antiguo observadas, y
ateni6ndose por otra a las Leyes de Partida, des-
conocierbn muchas veces la personalidad de los
Sesclavos; pero al mismo tiempo, no s61o les otor-
garon, aunque mermados, sus derechos civiles,
sino que eonsideraron en ellos la esclavitdd como
una obligacion de respeto, de obediencia y de
trabajo para con sus amos, derivida del sustento
y de la education que de ellos recibian.
La coartacion, autorizada ya en alguna Cedula
del siglo XVII, Antes de las de 1708 y 1768 que
se citan sobre el caso, da derecho al esclavo para
redimirse parcial y sucesivamente, comprando
Ssa emancipacion a -plazo, mediante la entrega
de 50 pesos, y modifca de tal manera la esclavi-

.


L' 'a;4




p w 'n~


tud, que en realidad s6lo otorga al duefio, como
derecho dominico, el de aprovecharse del trabajo
forzoso delsiervo. El coartado no puede ser ven-
dido en mis precio que el fljado en su primer
coartacion; cambia de amo siempre que lo solici-
ta; trabaja, si asi lo desea, fuera de Ia casa del
amo, con la sola obligacion de pagarle una cuota
fija, equivalent A 12 centavos de peso por cada
100 de su valor, haciendo suyo lo demas que
produzca su trabajo; y adquiere la libertad desde
que entrega la cantidad restante de su esti- i
macion.
Por esto sostienen algunos escritores que la
coartacion establece una especie de condominio
en que el duefo represent el precio no pagado
del esclavo, y 6ste la part de su tasacion ya sa-
tisfecha; y por esto tambien, decia D. Pedro Ce-
ballos, primer secretario de Estado, al contestar
en 1815 A una reclamacion de Inglaterra sobre el
triflco: 4No es culpa de la Espaiia el que la suer-
te de sus negros se haya confundido con la de los
ingleses y franceses, cuando es esencialmente
diverse; aunque unos y otros se llaman esclavos,
esto precede de la pobreza de la lengua, que
carece de otra palabra para sefalar todas las mo-
dificaciones de la servidumbre 6 dependencia de
unos hombres para con otros.
Estas circunstancias con que existed la esclavi-
tud en las Antillas han impedido que los pro-
yectos formados para su abolicion se acomoden 6a
los diversos sistemas de emancipacion admitidos









8
Spot otras naclones, y fuerzan a que la clasifca-
cilon, de ellos ae erdene en dos grupos, compren-
Ssio, elt:n delos de origin official, esto es, de os
Sbehcame e las C6rtes, en las dependencias del
Gobeetno, 6 en las Corporaciones consultivas del
SEstado, y reference el otro' los de origen extra-
oflcial, debidos al studio de personas entendidas
en la material.
S' De las C6rtes de; 1810 a 1813 procede el mis
antiguo de los proyeetos de abolition, de origen.
ofleial. Presentbse por el Sr. Guridi y Alcocer,
L- diputado americano, al mismo tiempo que otra
motion del Sr. Argielles, relative A la supresion
de la trata.
i Alcocer, partiendo de la base de que la esclavi-
tud repugnaba al derecho natural y a las maxi-
mas liberals del Gobierno, a la salon establecido
en Espala, y haciendo ver que estaba proscrita
. por las leyes civiles de las maciones cultas, que
l _era impolitica y desastrosa, y que no prestaba la
utilidad que se decia al servicio de la agricultu-
ra, propuso su complete abolicion; mas para no
perjudicar en. sus interests A los duefios de esela-
vos, subordinaba su proyecto a varias disposicio-
nes que le hacian mas fAcil y acceptable.
Prohibia en 61, para lo sucesivo, el comercio de
esclavos, declaranda nula su conipra y venta bajo
: 1 pena de pdrdida del precio y libertad deLsiervo.
Los esclavos existentes debian permanecer, al
Slado de sus duefios en su condition servil; pero
tratados del mismo modo que los criados libres











y ganando un salario proporcionado a su trabajo
y aptitud, bien que mentor del Ine ganarian sien-
do ing6nuos 6 libertos, y'cuya tasa quedaba al
juicio prudentede la justicia del territorio. Esta
permanencia de los eselavos en el servicio tenia
por objeto el compensar a los. amos de los gastos
que aquellos les hubieren ocasionado.
Los hijos de los esclavos no nacerian esclavos.
Cuando l eslclavo, por ahorro de sus salaries 6
por otro diferente'concepto, exhibiese a sa amo lo
que le habia costado, no podia 6ste resistirse A
darle libertad; entendi6ndose, sin embargo, que
si el siervo, por inutilidad 6 vejez, hubiese desme-
recido, la nueva estimacion que de 61 se hiciese,
bastaba para adquirir su libertad, sin que en el
caso contrario los amos pudieran reclamar mayor
precio que el primitive.
El esclavo inutilizada por enfermedad 6 vejez
no ganaria salario; pere el amo quedaba en obli-
gacion de mantenerle durante su inhabilidad, ya
fuse temporal 6 perpetua.
Este proyecto del Sr. Alcocer no lleg6 A. ser
aprobado, acaso porque las C6rtes vacilaran ante
el gran nimero de escritos y reclamaciones que
contra e1 se recibieron de las provincial ameri-
canas.
Ya Antes, en aquel mismo Congreso, A princi-
pios de, 1811, y con occasion de discutirse las pro-
Sposiciones suscritas- por los diputados de America
y Asia, de las cuales la primer se referia A la
forma de la representation national de las pro-


iY~~PBf ~ 77~









10
Svincias y pueblos de Ultramar, que se itentaba
ftise la inisma qhe la de Espafia, el diputado
Quiitana propuso, como adicion a dicho proyecto:
quoe :e peasara, niediante planes juiciosos que
evitasen perjuicios, en desterrar para siempre
hasta la memorial de Ia esclavitud, cafrentosa
infinitamente mas al que la causa que al que la
nufren; y que, mientras esto se verificase, los qs-
clavos tqviesen un apoderado on el Congreso que
en sus negoclos privativos hablase por ellos fen
derechura A la soberania,i a.cuyo efeeto se junta-
rian para 6eegir el que debiera representarles de
entire los diputados europeos.,Tampoeo di6 reaul-
tado esta mocion; yp6nnas anunciada, mereei6
la censura de algunos diputados, que la rechaza-
ron como impolitica.
Desde las Constituyentes de 1810 no" aparece
que, s& hya formado proyecto alguno, de origen
ofioial, de abolicion de Ia esclavitud en las pose-
siones americanas, hasta que se-conatituy6 la
Jowta informativa de Ultramar, y present sus
dietfmenes en los aios de 1866 y 1867.,En. _eo~t
espacia de tiempo se ajustaron entire Espaia 6
oIglaterra los Tratados de 1817 y 1885 para la
abolition del traflco de esclavos, y se dictaron la
ley de ? de Marzo de 1845 y el decreto de 29 de
Setiembre de 1866, que dispuso la observyncia
del proyecto de ley, ya votado en les Cuerpos Co-
legisladores, para la represion del mismo.trAflco;
ppeo todas estas disposiciones y las reglamenta-
rias que las sirvigeon decomplemento, se dirigian







S... *K 0-









^*. .11
Iinicamente la persecution y castigo de li trata,
y no pueden ser comprendidas entire las que se
refleren A la abolicion de la esclavitud, por raa
que, atacando 6sta en an origen, preparaban
lentaniente su extincion.
Por igual motive debe prescindirse de incluir
entire los proyectos de aquella clase la proposi-
cion de ley sometida a las C6rtes de 1855 por don
Nicolas Maria Rivero y otros diputados, acerca
del planteaniento 'en Ultramar de las reforms
political hechas ent6nces en la Peninsula.
SLas medidas adoptadas en material de esclavi-
tud por los seffores Seijas Lozano y Cinovas del
Casbillo, durante el breve tiempo que desempena-
ron el ministerio de Ultramar, fueron tambien re-
lativas, en su ,mayor, part, la trata; y sf de
algunas de ellas puede decirse que tendian direc-
tamente A la abolition, los terminos en que se ha-
llan redactadas parecen como excuse de tal in-
tento y como renovacion de las seguridades que
en otros decretos y 6rdenes dieron ambos minis-
tros a los propietarios de las Antillas de respetar
la esclavitud existence. Y sin embargo de tantas
precaueiones tomardas para no despertar alarms
en los hacendados de Cuba.y Puerto Rico, asi el
Sr. Seijas como el Sr. Chnovas, excitaban a las -
autoridades de aquellas islas al studio de los
medios mis acertados para preparar la abolicion;
y una media del ultimo, la creation de dicha
Junta informativa de Ultramar, di6 motive t los
nuevos proyectos de que se ha hecho indication


/f
~I//









12
y detefmin6 el eartcter abolicionista que desde
ent6nees feviste la political de todos los Gobier-
noede I epafia,, cualquiera que sea el partido a
q' uopertenezcan. Pdsose especial cuidado en la
rBdaecion del interrogatorio sobre la manera de
- regiamentar el trabajo de la poblacion de color
y asihtica, asi al menos lo demuestran las clau-
sulas de este document, de partir de la base de
la conservation de la esclavitud existente; pero
bien piodito l s discusiones de la Junta salvaron
los lfmites del interrogatorio, y, merced : la am-
plia libertad que el ministry de ultramar, senor
Castro, habia concedido en las deliberaciones,
los comisionados trataron directamente la aboli-
eion de la esclavitud y algunos de ellos presenta-
ron un proyecto para Puerto Rico y otro para
Cuba.
En el de Puerto Rico,.expuesto Ampliamente en
un largo escrito que se public con los demas de
la Information, proponian lossefiores Ruiz Bel-
vis, Acosta y Quifones, comisionados de la isla,
dla abolition inmediata; con indemnizacion, 6 sin
ella, si no fuere otra cosa possible; sin reglamen-
tacion del trabajo libre, 6 con ella, si se estimare
de absolute necesidad.i
'A de Cuba, presentado por los sefiores Ogea,
Echevarriai Azcrate, Castellanos, Morales Le-
mus, Angulo, Pozos Dulees, Ortega, Bernal y
Camejo, y aceptado por los comisionados de
Puerto Rico que suseribieron el relative & su
provincial, precedian siete bases que sus autores


IIP'qw
,.. iy c77









13
creian indispensable que el Gobierno aceptase do
antemano para el buen resultado de sus disposi-
clones. Eran las bases: la supresion positiv'a de
la trata africana: la declaracion de libertad de los
nacidos de eselava desde la fecha en que la ley
fuese publicada: la prohibicion de reclamar como
siervo al que no apareciese anotado como tal en
el censo 6 registro: la decision de que no se de-
cretaria plan alguno para emancipar sin pr6via
indemnizacion A los poseedores de esclavos: la de
que tampoco se resolveria en este asunto sin au-
diencia de las corporaciones insulares, del modo
mis lato possible: el establecimiento en la Habana
de un JBanco de dep6sito, pr6stamos y descuen-
tos, y de credit hipqtecario y agricola, facultado
para emitir billetes y bonos con plazo 6 interest al
portador y para crear sucursales en los pueblos
de la isla que se estimate convenient: y, por ul-
timo, la aplicaeion a las Antillas, con las mbdifi-
caciones necesarias, de la ley hipotecaria de la
Peninsula.
El proyecto declaraba libres, sin indemnizacion,
ademas de los que en lo sucesivo nacieren de mu-
jer esclava, A los mayors de sesenta aflos que
solicitasen su libertad y- los menores de site,
quedando estos hasta los diez y ocho 6 veintiuno,
segun fueren, hembras 6, varones, bajo el patro-
* nato y en el servicio de sus duefios. Creaba un
fondo de emancipacion con 50 millones de pesos,
consignados por quince affos en el presupuesto de
la isla, y con el product de los jornales que de-









..- 14
vengarian los negros durante su redencion. Una
loteria, can sorteos anuales, se destinaba para la
coaftaefon primero, pdr s6timas parties, y la
libertad despues, dedlos esclavos mayors de site
- yjmnneres suerte por 6rden de mayor A menor edad. Los
duefios reoibirian come indenaizacion 350 pesos
por cada esclavo, pagaderos en site afios, y 100
mfs eomo premio, si al pasar de la clase de coar-
tado la de liberto, no estuviese el esclavo inuti-
lizado per mal trato 6 exceso de fatiga. Final-
mente, se imponia i los duefios la obligation de
pagar por separad6 a los negros agraciados con la
suerte un journal de un peso al mes en el primer
afio, dos en el segundo, y asi sucesivamente
hasta los site en que aquellos adquirian su com-
pleta libertad; ingresando los jornales corres-
poadientes & los seis primeros afios en el fondo
'de emancipation y adjudicindose el de la Al-
,timua part al siervo que pasaba de coartado A
libre.
Queda dicho que las discusiones de la Junta
informative determinaron, come era de esperar,
una naeva direction de la politic& del Gobierno en
lo que concierge a los asuntos de esclavitud. En
efecto, D. Alejandro de Castro, ministry ent6nces
de Ultramar, emprendi6, i poco de terminadas
las conferencias de aquella, importantes trabajos
preparatorios para la abolicion, trabajos que han
continuado los que le sucedieron en aquel de-
partamnento, i contar desde Setiembre del 1868,






....









15
segun results de sus actos y de los discursos pro-
nunciados en las Camaras. Arreciaron tambien
por aquel tiempo las reclamaciones en sentido
abolicionista de algunos gabinetes extranjeros, y,
a juzgar por las Notas publicadas, el citado mi-
nistro se vi6 en. la precision de hacer sobre el caso
deolaraciones mas liberals y explicitas que sus
antecesores, si bien protestando que las haciaes-
pontAneamente y no movido por las exigencias de
los comisionados de Cuba y Puerto Rico, sobre
cuyos poderes, respect B la abolicion, dudaba
algun tanto, porque entendia que no traian at
efecto representation bastante de los plantadores
de dichas provincial.
Dedidese de las Notas, que el Sr. Castro tenia
el prop6sito de Ilevar i cabo, dentro del plazo mis
breve possible, la total abolicion de la esclavitud
Sen las Antillas; pero juzgaba que un cambio
social de tanta: magnitude no era realizable sin la
preparation convenient. En las circunstancias
Secon6micas de la isla de Cuba, decia, el declarar
Slibre sencillamente, por medio de un decreto, la
poblacion negra, causaria una perturbacion tan
profunda en las bases de la propiedad, que los
hacendados se verian en la imposibilidad, de
cumplir las obligaciones para con sus conciuda-
danos y para con el Estado, y se produciria una
confusion y miseria en que todas las cases
de la poblacion, libres 6 esclavas, se verian en-
vueltas.
Los proyeetos presentados para obviar estas di-





,,/-
^ ..

1'
I.

a*t:. .
?










~:
Tb **~~

Is? "


ficultades, algunos de ellos impracticables, en-
volvian todos grades 6 inmediatos sacriflcios
por part A la vez de las Antilas y de la madre
patria; y lo que un gobierno podia hacer bajo
tales circunstancias, era procurar, con medidas
previsoras y justas, que la carga. se soportase sin
causar la rhina de aquellos que se viesen obliga-
dos i.llevarla.
Opinaba el Sr. Castro que el golpe caeria pri-
mero y m-s pesadamente sobre los propietarios
de esclavos de Cuba. La complete libertad de sus
negros les privaria de una part de su propiedad,
d6 la cual esjaban en legitima posesion; -y esto,
ademis de ser una injusticia, les imposibilitaria
repentinamente para el oumplimiento de aquellas
funciones que en la vida social y econ6mica de la
isla son necesarias para su existencia. La cues-
tion se reducia, pues, a saber c6mo las llevarian
A cabo; y la respuesta obvia era, que el propieta-
rio recibiese compensation por el Estado de la
p6rdida sufrida & consecuenoia de una media de
interest' general. Esta compensation no podia
buscarse en, el resarcimiento director pecuniario,
tal como le concedi6 i sus colonias el gobierno de
Inglaterra, porque Espafia no. tenia medios para
ello, y ademis, los hibitos y el caricter de los
colonos espailoles estorbaban el buen exito de la
media. El plantador en Cuba, en general, al
recibir una cantidad en dinero por indemnizacion,
la consideraria como el hecho de liquidar forzo-
samente sus negocios, y pesaroso de tener que


-b4


A


9 ,


16





-lil

PC
;i
Sr
6u
Si~+
r;; .


17


llevarlos en las nuevas circunstancias an que
S seria colocado, se retiraria para siempre do la
Antilla, dejando sus intereses & otros que'no ten-
drian medics de hacerlos ptoductivos.
Era necesario, en consecuencia, buscar medios
S mas fhciles de poner al propietario cubano en po-
sicion de hacer frente al nuevo estado de cosas en
que se encontraria despues de la abolicion de la
esclavitud, librAndole de las cargas extraordina-
rias a que-se hallaba sujeto, y que le daban el de-
recho de reclamar del Gobierno la continuation
de un sistema social, que era el Anico bajo el que
podia soportarlas. Estas cargas consistian en
S exorbitantes contribuciones de caricter local y
general sobre la production y exportacOib de los
prineipales articulos; en los derechos 6 impuestos
que gravitaban ms- partioularmente sobre los
propietarios de iegros, yen los que tamblen se sa-
tisfacian por la importacion de gran part de los
articulos necesarios en las plantaciones.
SRemovidas todas estas diflcultades, y facilitado
el desarrollo del cultivo y de Ia industrial comer-
cial, el plantador de Cuba, puesto en una per-
fecta igualdad con el productor en cualquiera otra
pacion, no podria quejarse con just motivo del
abandon de un sistema que la civilization con&
dena, y no tendria aliciente ni pretexto para dejar
su ocupacion, sino que mas bien contraeria el de.
ber de continuarla con vigor, y el Gobierno espa-
fbo habria procedido eon toda la equidad possible,
respect de los interests econ6micos de las parties
2


; ;:
i'l
1
'

1~







1.

~:1.

jj~r
5':
I




r.



Ij.
c.~~
,;.
.*:
r. .
iii;
:~.-
3


interesadas, al paso que efectuaba. un grande
cambio social.
Las disposiciones que el Sr. Castro adopt en
todos los ramos 'de la administration ultrama-
rina, demuestran la constancia con que so dedic6
a la ejecucion de sus-prop6sitos en material de es-
elavitud. Prieba son tambien de ella las palabras
qum prontnci6 at declarar terminadas las confe-
rencias de la Junta ipformatia, cPuesto que los
seilores comisionados, les dijo, van r retirarseli
aquellas provincial, y al volver k su pais han de
dar cuenta, aunque aabiistosa;, sus- colitentaes
de sum actos en el desenpefo del encargo Wa
que-fieron honrados, debo ser france y expliotto
respect ao iertas cuestionds de uh interest eapi-
tal Ruego A todos los comisionados que asegu-
ren en el pais, quie nadie hay mfs interesado que
el Gobierno en resolver una que domina a todas;
no hay que emrbozar ni eseamotear la palabra; la
esclavitud. Los estimulos que a ella-impulsan no
son s6lo"ios sentirieintbs de hutianidad, razohes
econ6micas y-el' interest del E tado, shio tamblen
la necesidad de evitar deomplicadiones extetri.
res. El Gobierno tiene, el deber de hacer-algo en
aste sentido, y sobre esto soy intdrprete de sue
deseos al maonifestarolo W.Pero S. conocen que
'la resolucion es grave, y de ejecucion dificil; no
per eso hay medlo de aplazarla; sufrirAn con ella
algunos interests, pero la question ha llegado ya
A san madurez y no puede abandonaree. Citar6 6
este prop6sito las palabras, aun4ue vulgares, de


S


t
L
I .
c;
;
i~-I

~i;.


Q1 ; h.
I -.. t-..Q


J~lls, ,e 'B


18









19
un grande hombre:- aunca he visto, haer torti-
llas sin romper hueos. a
A pesarc:det, 8do, el Sr. Castro salib del Mi-
nisterio sin haber' podido realizar sas inteios
abolicionistas.: -
Al Sr. Becerra cupole lp suerte de ser el primer
ministry que someti6& la aprobacion del Coneejo
un proyecto de Ley de abolition de la eselavitud.
,-A poco de entrar en eldesempeflo de an cargo,
dispusola creacion de una Junta encargadao entire
otros particulars, de. discutir las bases de una
Ley que tuviese aquel objeto, reftri6ndose a61o
la isla de Puerto Rico, porque en la de Cuba Pl
estaio dela insurreccion no consentia que alli se
kiciese tan important novedad; y sin contradecir
las indicaclonie que en Circular deo 27 de Octubre
de 1868 habia hecho el Sr. Ayala, con la circunsr,.
peccion que la gravedad 4e aquellos. tiempos exi-
gia, al anunciar sus prop6sitos de reform, en la
gobernwaiou de. las Antillas, y animado por los
informes y proyectos de la Junta, de los que se
hablar& mns adelante, favorables a la pronta abo-
licion', decidi6se a. presentar 6 aus companierps
de gabinete el indicado proyecto, relative no mais
SPuerto Rico. ,
DeTfva 6ste el fundimento de susadisposiioi c
nes del carAeter que las leyes. de Indis dieron,
segun va dicho, ala esclaritud en los dominios es-
pafioles de America; y por eso, evitando today de-
claracion explicita de libertad de los esclarvo, la;
realize ean su articulo primero, reconoei ndolep


f









20
derechos civiles, con la obligation de permanecer
al lado de sus patrons, y prestarles como A tales
los servicios que antes les-prestaban como A due-
inos, con las ventajas que en esta situation les
concedian las costumbres y reglamentos,
SLa obligacion al trabajo de los esclavos que el
pioyecto de Ley declaraba contratados, cesaria,
no s6lo por los modos que el mismo.preceptuaba,
sino tamblen por todos los generals del derecho
que extinguen las obligaciones y extinguia la
esclavitud. Los contratos 4 obligaciones de ser-
vicios, no deberian exceder del termino de sela
afos.
Para la ejecucion de -laLey se disponia una
apreciacion individual de los que se hallasen en
estado llamado deecslavitud; entendiindose que
quedaria exento de la obligaelon que se le impo-
nia para con su patron aquel que, hallindose en'
powder de 6ste, no hubiese sido apreciado Antes de
cuatro meses, contados decade la publication de
la Ley. Trascurrido el plazd, los contratadow
tendrian derecho A un journal, important cada
afio el'10 por 100 de la estimacion individual,
ademas de su manutencion y vestido, segun pr-c-
tica establecida. Los que renunciasen por com-
pleto A percibir el journal expresado, indemnitando
de este modo A su patron en cinco alos el 50
por 100 de su estimacion, obtendrian desde en-
t6nces el derecho al journal de costumbre para
los trabajadores libres de su clase, debiendo es-
tipular previamente con aqudl, en un contrato









21 .
especial, los t6rminos y el modo de reontegrarle
el imported restante de la estimacion, ya fuese
permaneciendo en su servicio, ya en el de otro pa-
trono garante de esta obligation. Los que no re-
nunciasen & la totalidad de sus jornales, queda-
rian obligados A dejar la mitad, al mInos, en po-
der de sus patrons, j, enando con ella, en el
Speriodo mAximo de diez abios, cubriesen el 50
poer100 de su estimacion, adquiririan derecho &
los jornales de los trabajadores libres de su cla-
:se, debieiido tambien estipular con sus patro-
nos, en la forma indicada, el complete reintegro
de la estimacion. De toda cantidad no renun-
ciada en favor de la liberation en los dos pe-
rio4os que comprendia el complete abono del
precio individual, y hun de la totalidad renunciada
de los jornales del segundo periodo, se reservaria
la ddcima part para la constitution 6 aumento
del-peculio de cada liberto.
Los coartados imputarian las cantidades que
tuvieren entregadas al patrono, al pago de la pri-
mer mitad.de su estimacion, y si no bastasen, la .
completarian con -el auxilio de la renuncia total 6
parcial de sus jornales, adquiriendo ent6nces losi los
derechos de todos los demas, segun queda expre-
sado.
La nueva estimacion que debia hacerse de los
coartados, s6lo serviria para el c6mputo de los
jornales, cuando.fuese igual 6 menor que el precio
de la coartacion.
Los que con fecha posterior a la publication de




r)


22
la ley, naciesen de mujeres que aquella declaraba
contratadas, y los que en dicha 6poca no hubiesen
cumplido siete afios, no serian objeto de aprecla-
ciln y deberian seguir a sus madres, asi en la li-
beracion, como en el cambio de patron. A falta
de madre se entendia lo mismo respect del pa-
dre, si fuere conocido; y, i falta de ambos, se
reconocia igual derecho a los abuelos maternos, y
6un 6 los paternos que se justifleare serlo.
Los patrons de las madres 6 ascendienteS de
estos ni0os, podian utilizar los servicios de ellos,
mi6ntras permaneciesen a. su cuidado, hata los
doce afios en las hiembras y catorce en los viro-
nes, en compensation de las obligaciones que se
les imponia de mantenerles, vestirles y educarles
conform i reglamento. Los menores, hu6rfadnos
de madre y sin ascendientes conocidos, quedarian
en poder y al- servicio de sus patrons, hasta la
Sedad de doce afios las hembras y catorce los varo-
Snes, sin devengar journal; pero con dereoho 6 su
mantenimiento, vestido y education. A1 cumplir
dichas edades, percibirian la mitad del journal de
costumbre en la localidad para los trabajadores
libres, con reserve de la dbeima part para su pe-
Sculio; a los diez y ocho afios los varones y diez y
seis las hembras alcanzarian la facultad de con-
tratarse libremente.
Contiene este plan algunas disposiciones quo
amplian las que van enumeradas respect de los
menores que A la publication de la ley hubiesen
entrado en el s6timo afno ae su edad, y otras diri-






iF : ., .


-4







a0l









23
gidas & impedir la separacion, bajo diferentes pa-
tronos, de los libertos unidos por el vinculo del
matrimonio; Ir limitar las faenas de los menores
en proportion & su capacidad fisica, y A precaver
6 impedir el abandon por los patrons de los
mayoree de sesenta afios y de los inutilizados, y
el empleo de aquellos en trabajos no adecuados A
S sus fuerzas y aptitud.
Tal es el proyeeto del Sr. Beeerra que, por su
tendencia A transformar la esclavitud en una
mera obligation al trabajo, sin producer pertur-
baciones eii las Antillas, acomodAndose A las cos-
tumbres y prActicas de antiguo establecidas, sir-
vi6 mis tarde de base A otros proyectos y de prin-
cipal fundamento A varlas elimiendas formuladas
pot los diputados que en la Asamblea national de
1873 discutieron la ley de abolicion total en
Puerto Rico. Las ivicisitudes politicas en la Pe-
ninsula impidieron su presentation a las Cortes,
como estorbaron la aprobacion de otras dos dis-
posiciones de aquel ministry, exigidas fuerte-
mente por la prensa y Aun por la autoridad su-
perior de la isla de Cuba, relativess: una a la de-
claracion de libertad de todos los esclavos que en
dicha provincial hubiesen servido, 6 en lo sucesivo
sirviesen en las filas'del ej6rcito, 6 que por cual-
quier concept prestasen servicios imnportantes
i la causa de Espafia, y cuyos daefios uiabieset to-
mado part en la insurreccion; y reference la-otra
la declaration del goce de los derechos civiles 6
los individuos de ambos sexos nacidos de mnujeres


gi~i~P.~:i:,









24
esclavas en la misma isla desde el 29 de Setiem-
bre de 1868, los cuales debian quedar hasta la
edad de diez y oeho affos, 6 hasta qud la madre 6
el padre legitimo adquiriesen su-libertad, al ser-
vieio y bajo la defense y patronato de les amos de
aquella, con derecho 4 exigir de ellos el alimen-
to, la instruction priinaria y la education 5 ense-
fianza de alguna profession 6 oflelo.
Cuatro son los proyectos presentados en la ci-
tada Junta 6 Conision de refbrmas de Puerto Ri*
co, con anterioridad al del Sr. Beeerra. El prime
ro, de Octubre de 1869, redactado en Aneve bases
por los Sres. Labra y Padial, y precedido de uin
breve preombulo en el que se reccrdaba la frase
de la Junta superior revolucionaria de Madrid ei
1868, cla esclavitud es un ultraje a la naturaleza
humana, y una afrenta para la nacion que, inica
en el mundo civilizado, la eonservaen today su in-
tegridad; proponia la abolicion en la isla a partir
del 1 de IFero de 1870. Los libertos entrarian in-
mediatamente, despues de promulgada la ley, en
el pleno goce de lo sderechos civiles y de los politi-
Sos que la Constitucion les reconociese, Tendrian
el derecho de permanecer on las casas, ingenious y
fabricas donde ent6nces,se hallasen trabajando
como esqlavps, durante el plazo maximo de no-
venta dias; y entire tanto los amos deberian aten-
der a su subsisteneia y cuidado, segun los anti-
guos reglamentos, exigiendo, en cambio, de ellos
un trabajo que no excediese de cinco dias por se-
mana. Los libertos mayores de sesenta aios y los


~....;_... 1.
'~l"'~-,-,re :'""-'7t~i
~









25
inutilizados de cualquiera edad, permanecerian un
afio en las casas de sus amos, sostenidos por 6s-
tos, mi6ntras la Diputacion de la isla t eordase lo
convenient respect de su destino difinitivo.
S Quedaria suprimida today, clase de castigos corpo-
rales durante los periods expresados, y las dife-
renciasque surgieren entire amos y libertos se re-
solverian por los jueces de' paz. Los Ayuntamien-
tos se harian cargo .de la tutela de los libertos
hu6rfanos, menores de edadr los menores no huer-
fanos seguirian a sus padres. El Estado indem-
nizaria k los poseedores de esclavos del. valor de
Estos, y para proceder A la indemnizacion se ta-
saria individualmente & todos los esclavos por
peritos nombrados al efecto. No se pagaria -in-
demnizacion porlos mayores de sesenta afios, los
inutilizados de cualquiera edad-y los nacidos des-
pues del 17 de Setiembre del 68. La Diputacion
insular arbitraria la manern de hacer efectiva la
indemnizacion, contando :con la parte de los
ingresos de la isla que hubiesen de destinar-
se al pagd de las atenciones generals, de la na- :
cton.
El segundo, correspond a los Sres. Pastor y
Prieto y Caules, y lleva por titulo: a Bases de un
proyecto de ley para la abolition simultinea de la
esclavitud en la isla de Puerto Rico con la Indem-
nizacion de su valor, por el sistema de la coarta-
bion legal, y en el plazo de tres afios y seis me-
ses.. Su fecha es de Octubre del 69. Declara la
Slibertad de todos los esclavos existentes en Puerto




A.:.


75
*'R
7ff -7 " 7: 7






Lrl
'

""
i
w

~


I77


1
J;
t


26
Rico el 1.* de Julio de 1873. iLa DI)putacion pro-
vincial, los Ayuntamientos y las autoridades ci-
viles, militaries y eclesiasticas, quedan encarga-.
dos de-la proclamation de la libertad de los es-
clavos con la mayor solemnidad possible, y rcon
el 6rden mas perfecto, La misma Diputacion
provee lo convenient para satisfacer las nuevas
necesidades que se originen de aquella media,
aumentando las escublas de instruction primaria,
dando maypr extension al serviclo de beneflcen-
cia pfiblica, y promoviendo obras 6 institutes de
famento, y la liquidacion del pago de los atrasos
del Tesoro pitblico; todo con el fin de aumentar
el bienestar general durante el period de la abo-
licibn. Los amos de los esclavos reciben por ellos
indemnizacion. Al efecto, dispone el proyecto que
la poblaciop esclava anotada en registro en 1.
de Enero del 70, se divida en dos grupos, pot
edades, comprensivos, el uno de log que cuenten
site t quince y cicuenta y uno cincuenta y
nueve afios, y el otro 'de los de diez y-seis0
cincuenta, y que se tase ixidividualmente, sin
que los precious excedan de 400 escudos para
el printer grupo, y 600 para el segundo. Los
.menores de site aios y los mayors de sesenta,
no se tasan ni se comprenden en la indemni-
zacion.
,Los amos reciben en dinero efectivo el 50, por
'100 del valor de sus esclavos, quedando 6stos
coartados con arreglo a las disposiciones vigen-
tes y con la obligation de satisfacer, por medio









72
de sus jornales, al tipo.de costumbre, el 50 por
100 restante. Los coartados ganan por este me-
? dio la libertad en el plazo maxino de dos afios y
ocho meses, despues del dia de la coartacion;
pero con el objeto de que puedan proveer & las
necesidades de su nuevo estado y la adquisicion
de bohios y utensilios que 6ste require, permi- .
necen por otros cuatro meses en calidad de joma--
leros y al servicio de fos patrons. Los que acre-
diten tener habitacion y-trabajo, no se hallan
obligados a construir casa piopia. Los Ayunta-
mientos deben proveer de solares a los libertos
v., de su jurisdiction que los necesiten, ya en los
ejidos del pueblo, ya en lugares convenientes de
los barrios del campo, procurando evitar la aglo-
meracion de muchas families en un mismo pun-
to, y favorecer. en cuanto fuere necesario i los
libertos, especialmente a los huerfanos, ancianos
e initiles para el trabajo.
Los esclavos coartados a la publication de ]a
Sproyeetada ley, reciben su libertad el d dia de la
nueva coartacion, abonindose al amo la diferen-
cia hasta el precio sefalado al grupo de edad a
que pertenezcan. Los coartados, con arreg&o al
proyecto, pueden libertarse con su propio pecu-
lio, segun la tasacion prescrita. s
Los libertos gozan de los iismos derechos po-
liticos que los demas trabajadores de la pro-
vincia.
Por otras disposiciOnes del proyeeto se. prohi-
ben los castigos autorizados por reglamento, y'


M i a f l 9 __ ... ...





,
b
J':' '
''
*"':
r:.


,,


4A&44S2


777, V,'Sb~?t ?~ii?


28


Ias ventas parciales de los individuos de una
misma familiar; A no constar el consentimiento de
ellos; y se faculty 6 la Diputacion de la provincial
para arbitrar los recursos que el planteamiento
de la ley hace neeesarios.
Rn el citado mes de Octubre del 69, los sefores
Olivares, y Cortes Llanos sometieron a la Comi-
sien de reform de Puerto Rico un prbyecto, el
tercero de los presentados & la Corporacion, para
extinguir la esclavitud en la isla. Prescribia la ma-
numision por los duefos, de los esclavos varohes
mayors de sesenta y cincoafios, de las hembras
mayores de sesentf y de os-hijos de esclava ta-
cidos desde el 17 de Setiembre del 68. Los prime-
ros deberian continuar, si asi lo deseaban, bajo el
patronato y en el servicio de sus antiguos dueffos,
que proveerian & todas sus necesidades, sin que
pudiera eximirles de esta obligacion la inutilidad
por vejez 6 enfermedtdes de los manumitidos.
Los nacidos .desde Setiembre del 68 quedarian
bajo la tutela de sus patrons y obligadoes tra-
bajar para 6stos, los'varones hasta los veinte
afos cumplidos y hasta diez y seis las hembras.
Los patrons mantendrian A los libertos y retri-
buitian su trabajo, desde doce & diez y seis afios
con la cuarta parte y de diez y site A veinte con
la mitad de lo que A cada uno corresponderia por
un journal libre.
Los demas esclavos inscriptos en censo obten-
drian su libertad por los medios existentes y en
especial la coartacion iniciada por ellos y auxi-








29
iII liada en sus ultimos grades por el Gobleno. El
sr:, r pago de una sexta parte del valor correspondiente
Sd cadaedad, que el proyeeto clasiflca',aunque no
estima, de dos A once afios, de doce a veinte, de
veintiuno a cuarenta, de cuardnta y uno. A cin-
S cuenta y cifco y de cincuenta y seis A sesenta y
cinco, bastaria, en 2ualquier tiempo, para inidar
s la coartacion con todos los derechos que A ella
p1. correspondent.
: ~ Los esclavos serian duefios de lo que adquirie-
sen por todos los medios legales, y dispondrian
de sus bienes como los ingenuos. Los de esclavbs
fallecidos abintestato sin herederos legitimos pa-
sarian A un fondo comun que deberia formarse
para auxiliary las coartaciones.
SLa Diputacion provincial refbrmaria los regla-
mentos del trabajo esclhvo, designando uno 6 dos
dias de cada semana 6 algunas horas del dia para
que los siertos trabajasen por su cuenta, 6 me-
diante retribution, para sus dudios, los cuales
serian preferidos en este caso a cualquier otra
persona.
El Gobierno y la Diputacion, cada uno en jsu
respective esfera y valiendose del impuesto, de
prestamos sucesivos y de suscriciones volunta-
Srias, arbitrarian recursos para el indicado fobdo
de auxilio de la coartacion, y los aplicarian cada
seis meses' redimir los esclavos que hubiesen
pagado la mitad del valor de aquella, prefiriendo
lot que mayor cantidad tuviesen satisfecha a sUS
duefnos.









30
Por los esclavos que al tiempo de obtener asu
libertad llevasen dos afos formando part de una
familiar unida por el matrimonio 6 por vinculos de
parentesco y en habitacion separada, sesabonaria
i los dueflos un 5 por 100 sobre el valor total de la
coartaciQn. -
SLos deliots de sevicia yde prostitution de los
esolavos lievarian consigo la libertad de 6stos,
ademAs oe las penas sefaladas por las leyes.
Determinaba tambien el project, que si en 1.'
de Enero de 1886 existieseti aun eselavos en la,
isla, el Gobiernp deberia adoptar las medidas coan
venientes para concederles la-libertad y todos los
derechos qlie en aquellafecha disfrutasen log ne-
gros libres.
El iultimo de los proyectos preSentados A la
comision, de los seoores Vazquez, Phig, y Yald6s
Linares, dispone la libertad de los hijos de esclava
que en adelante nazoan en Puerto Rico, sin in-
demnizar ppr ello a sus duellos y dejandoles su-
jetos, hasta veinte afos los varones y diez y seia
las hembras, al patronato de los amos de las ma-
dres, trasmisible por los medios conocidos en de-
recho: la libertad, tambien sin indemnizacion, de
los mayors de sesenta y cinco anos, los cuales,
si se hallasen en la imposibilidad de tender a su
sostenimiento, serian alimentados y asistidos.par
sus amos, reservindose A estos el derecho de
ocuparleEf en trabajos adecuados a sus fuerzas: la
obligation del patronao de dir alimento, vestido y
asistencia en sus enfermedades al liberty, habi-


a-- .. ,..s4. aiMT








81
tuAndole al tra&ajo en la industrial, en la agricul-
tura 6 en, el servicio dom6stico, ejerciendo en
cambio gobre 61 los derechos de patria potestad, y
S utilizandao asrservicios gratuitos hasta fa termi-
nacion del patronato: la reivindicacion por los pa-
dres 6 prietntes naturales 6 legitimos del liberto
de los derechps concedidos al patrono, si asi lo
solicitaren,,resereiendo A 6ste priviamente de los
gast os hechos, la adjudicacion al liberto en pleo
dominion, de ois peculios castrense cuasi castren-
se, adventicio y profecticio, y de los products de
S su industrial, ejercida fuera de las horas en que
le ocupe el patron, debiendo sucederle, si falle-
ciere bajo el. patronato. con testamento 6 intes-
Stado,, su descendientes, ascendientes 6 colatera-
les, segun el derecho corhun; y la termination
S del patronato por muerte del liberto, pdr mat-i
monio de este, euando lo verifiquen las hembras
Sdespues de los catorce afos y los varones despues
de los diez y ocho, por falta del patrono A sus de-
S beres 6 exceso en sus castigos, y por Ilegar el li-
berto A las edades ya mareadas.
La libertad del rest de los esclavos.de quince
A sesenta y cuatro asios inclusive, dispone el pro
yeoto que Be haka gradualmente y pr6via indem-
nizacion, per el preeio mAximo de 700 escudos,
del cual tampoco -debera exceder el de .la; coar-
taciones.
Los coartados son preferidos para- la emani-
pacion. Los no ooartadosq entran en suertetanual-
mente en un mimo dia'en cada cabeza de dis*










trito judicial, debiendo designarse de antemano
el nmmero de los agraciados en proportion just i
los demas distritoS, segun la suma destinada al
objeto.' Aprobado el sorteo por el Gobierno supe-
rior, pr6vio aouardo de la Diputacion, se procede
por los ayuntamientos al pago y i la expedicton
de cartas de libertad a los esolavos, con los mis-
mos deberes de la clase jornalera libre.
El Gobierno de la provincial y la Diputacion de
la misma, quedan encargados de formar,e e el
t6rmino de dos meses, el padron general de la
esclivitud, en el que deberan anotarse las altera'
ciones que sufra en lo sucesivo.
Para tender a los gastos de indemnizacion,~s.
destina en el presupuesto de la isla hl suma
annual de 600.000 escudos, renunciando la nacion
i los sobrantes de aquellas cajas, mientras no se
extinga la esclavitud, y con el propio objeto se
ordena la consignacion de Igual suma en el pre-
supuesto general del Estado.
Dispone, por iltimo, el proyecto la libertad del
siervo por 4elito 4e sevicia del amo, y por los
motives que determinan los antiguhs reglamen-
tos, y deblara la libertad de los eselvos que ani
puedan existir en 1. de Enero de 1890, indemni-
zando despues a sus amos, segun ent6nces se es-
time convenient.
Sucedi6 al Sr. Becerra D. Segismundo Moret
en la direction de los asuntos ultramarinos, y
muy pronto, en 28 de Mayo del 70, someti6 i las
C6rtes un proyecto de abolicion de la esclavitud






S.
'!. .. ** ^ tl .. .









33
en las islas de Cuba y Puerto Rico, despues de -
haber oido la opinion de las autoridades superio-
res de aquelias provincias, y de acuerd6, decia,
con los mismos propietarios de esclavos. Tuvo la
fortune deoque el proyecto, aprobado sin grandbs
modificaciones por la Camara Constituyente, Ule-
gase seer promulgado en 4 de Julio, como Ley;
la primera que decret6 la abolicion de la esclavi-
tud en las Antillas. Es de todos conocida, y por
esto se omite la explicacion de sus disposiciones.
Fue acogida con frialdad por los Gobiernos ex-
tranjeros1 y en Inglaterra las sociedades anti-
esclavistas la criticaron acerbamente, motejin-
dola de ineflcaz, limitada 6 injusta y calculada,
no para la.abolicion, sino para asegurar la conti-
S nuaoion de la esclavitud. Las prescripciones de
S ella que mayor censura tuvieron, son las relatives
al patronato y tUitela de los libertos, a la declara-
i, ion, que se crey6 an6mala, de libertad de los
emaneipados, y la ]iberacion de los mayors de
sesenta anos, que se decia eran pocos, consumi-
dos 6 inutilizados para el trabajo y de valor Ipu-
ramente nominal para sus duenos.
El fltimo articulo del proyeoto del Sr. Moret
autorizaba al Ministerio para tomar cuantas me-
didas creyese necesarias a fin de ir realizando la
emancipacion de los que permaneciesen en la es-
clavitud. La Ley vari6 este articulo, ordenando al
Gobierno la presentation & las C6rtes, cuando en
ellas fueren adinitidos los diputados de Cuba, da
uu proyecto de emancipation, indemnizada de los
S3




/K."


34
que quedasen en servidumbre despues del plan.
-teamiento desus disposiciones.
Enaconsecuencia, el Sr. Moret,'al mismo tiempo
que remi.tM 6 las -Antillas las bases para la for-
macion del Reglamento de la Ley, en 13 de Agosto
de 1870, autoriz& la reunion que solicitaron los
bhaeendados, propietarios y comerciantes de Cuba,
eeonel objeto de que formasen un nuevo proyecto
de abolition total que deberia tenerse. la vista
para redactar el definitive que hacia refereneia
dicho precept, y dispuso loo mismo para Puexrto
Rico. Los hacendaded aelebraron- -iaria jutias;
dditscutiero a mpliamente muehos proyeetes, y
co DeSn su encargo; pero Bo se tiene 'oati-
ci l^ta tado de sus trabajos. .
tW a43"na ley de emancipacion indemr., -.4*
'sn aujets a la asistencia en las C6r. .
-te do lpuads de Cuba, dir6 luga p .;ia p-
peoe aite:.donto segun -as alternatvas as :4
la polti!ei& on .i prensa y en Its Chmaras ?
se reolamara fuertemente del Goblerno'su. nmer-
diata realizacion, y A que se presentaran r:wepv
proyetos. .
U .de ellos, referente & Puerto Rico, asserito
como proposition de Ley por el Sr. Alcala Za-
mora y otrosdiputados, se ley6 en las C6rtes /
Constituyentes en 18 de Mayo de 1870. Es el mis-
mo de los seiores Labra y Padial en la Cinomision
de reformas dela-citada isla, con las inicas va+
riaciones de fljar para el 17 de Setiembre la abo&-
licion, de aumeatr, diez afios en laedad sefialada




S. -
.,









85
A los mayores per los quie no se pagase indemni-
zacion, y de suprimifr de entire los arbitrios que
se dedicaban A-a'6ta, la part de los ingresos de
la isla destnados al pago de las atenciones geneo-
rales del Estad(
Otro,-en form tambien de proposition de Ley,
sepresent6 ep las C6rtes ordinarias del 71 por el
diputado.Sr. Quifiones. Declara abolida la escla-
vitud en PaertoRlie con indemnizacian A los
poseedores de esclavos, y quedando sujetos los
libertos A los reglamentos de policia de los jorna-
eros libres. Los Ayuntamientos y la Diputacion
provincial iroveerian -los invilidos que no pa-
diesen permanecer eon .sus antiguos duenfos, de
1os.socorros que, en casos anAlogos, reciben los
- demas trabajadores de la isla, y establecerian es-
Seelas para los menores de edad de ambos sexos.
S A lalindemnizacion deberfa preceder la tasa indi-
Sv dual de los esclavos comprendidos e el iltimo
padron, hecha A~lavvez en today la provincial por
S peritos nombrados por el amoy el esclavo, y un
teero.e en discordia de la Diputacion insular. El
t6rmino medio de la tasacion no excederia de
200 pesos por individuo, y si en alguna localidad
resultase mayor el promedio, se reducirian las
tasaciones A prorata; Los coarta4os no recibirian
mayor precio que el dela eoartacion. El goberna-
dor y la Diputacion de tlaprovincia, A fn de acu-
dir A loa gastos que la Ley originaba, contrata-
rian un empr6stito de slete millones de.pesos, 6
emitirian bonos, con la garantia de la' nacoio,









36
al 6 por 100 de interest. El pago de los intereses y
la amortization se haria con cargo a una partida
de 600.000, pesos, consignados anualmente en el
"presupuesto de la isla, y se amortizaria ademis
por medio de arbitrios sobre la loteria, abintes-
tatos y herencias colaterales y otros semejantes.
El Gobierno cumpliria la Ley de form que, 6 los
se8is meses de su fecha, quedasen realizados la
abolicion y el resarcimiento los propietarios.
Ninguno de eltps dos proyeetos lleg6 & ser ley,
y el segundo fu. reproducido, tambieno sin resul-
tado, por el diputado Sr.. Sanrom& en las prime-
ras y segundas C6rtes ordinarias de 1872.
En el mismo afio el diputado Cisa y Cisa pre-
sent6 el 6 de Noviembre una proposition de Ley,
relative. i la aplicacion & Ultramar de las leyes de
la Peninsula, que coptiene un proyecto de aboli-
cion de la esclavitud en las dos Antillas.
Los propietariow de esclavos que los poseen de
fecha anterior a la Ley de abolicion de la trata,
serian indemnizados de todos ellos, A tenor de lo
prevenido.en las leyes de expropiacion forzosa.
Respecto de los poseedores-de fecha posterior, el
proyecto, no s61o les niega la indemnizacion, sino
que dispone su castigo como reos de sustraccion
y detencpon arbitraria de personas, segun el C6-
digo penal. Exime, no obstante, del process y de
las penas.& los propietarios que declared la liber-
tad de los esclavos que poseen.
Por los dos. iltimos articulos de este proyecto
se permit la entrada en todos los dominios de






*jr




tr ww'. * *-


87
Espafia de gente de color que se destine al trabajo
manual, y se previene la formation de ana ley
para obligar los negros i buscar ocupacion, si
no tuiviesen nmedlo de subsistir sin ella.
Un proyecto mAs sepresent6 a las C6rtes en No-
viembre del 72, por el diputado Navarrete, rela-
tivo A la abolicion de la esclavitud, asi en Culia
Scomo en Pderto Rico.
Declara libres todas las hembras, todos los va-
rones menores de catorce afos y mayors de se-
senta, y los varones de edad intermedia que quie-
ran abindonar por diez y ocho meses las citadas
provincias; y ordena la formacion, en el termino
. de un mes, del padron general de los esclavos de
catorce a sesenta afios que perinanezcan en-las is-
lgs, clasificandolos en tres grtpos, por edades de
mrs A menos, para que los comprendidos en el
primer grupo sean libres seis meses despues de la
publicacidn del proyecto como Ley, yen otros dos
plazos de seis meses cada uno lo sean tambien los
del segundo y tercer grupo respectivamente; de
suerte que A los diez y ocho meses de la promul-
gacion no quede un s6lo esclavo en los dominios
espafioles. I
El Sr. Gasset, Ministro de Ultramardeseoso de
hallar una soluclon, no perturbadora, al problema
de la esclavitud en la isla de Puerto Rico, esqui-
vando las discusiones W que daba lugar ia inter-
pretacion del articulo 21 de la Ley de 4 de Julio
de 1810, presqnt6 a sus compafieros de Gabinete
un proyecto fundado exclusivamente en las Leyes






41









S.88
que regulaban la esclavitud, en laslprictioas de
r aitiguo observadas y on las respueitas que res-
pecto de la coartacion dieron, east Mnanies, al
Sinterrogatorio official lop comisionadoa de la Junta
informative de Ultramar.
-Con arreglo a.este proyector formado en Di-
oiembre de 1872, la esclavitud debia terminar en
Sla citada isla el 31 del-propio mes de 1878. .
SAl efeito e, declartba coartado a los esclavos,
que yano lo esttviesefi, exiabentes en la provinoia
veriflcindose la coartaoion por el Estado, medtan-
te. laentrega los dueflosdel .20 porr 0 del-valor
Sde aquellos y privia su tasacion individual, con-
forme & reglamentos, sin exceder de I.500 pesetae
SLa .-oartaceon, que de.beria determinar, no. s61o
Suna limitacion del precio del esclavo, sino tamr
,bien una fraction de la unidad representative de
su estado. de esclavitid, le adjudicaba, por consi-
Sguiente upsa parte deljornal que repredentaba su
trabajo, igual la que porasu nueva situacion re-
dimia; y esta part, percibida por el dueno, a,e
aplicaba, en el ctrminb de seis aflos,, i la reden-
cion del siervo y & la formation de as peculiar del
modo siguiente: Coartado -en el 20 por 100 de es
valor, se destinaba i su redencion en el primer
Sano el 15 por 100 del journal que representaba su
trabajo, y el.5 por 100 del mismo a la formacion
del peculio: en el segundo a-o so destinaba a di-
S' chos objetos, respectivataente, el 20,718 (21) y el
i5 ppor 100: en el tercero el 28,617 (29) y el 5 por
100: en el cuarto el 89,527 (40) y el 5 por 100: en







*\ ,1 . .*"/ .
89
el quinto el 54,597 (55) y el.5 por 100, y en el
sexto el 75,4m (75) y el 5 por 100.
La. redencion y'formacion del peeulio de los
menores de doce fios, aptos para el trabajo, se
hacia tambien A cargo del Est.hdb. .
SPara la aplicacion dejas anteriores dispositio-
nes se debia entender, que los coartados antes de
la fecha del proy6cto no lo easaban por,mis pre-
cio que el maximo'establedido: deblendo suplir el
Estado la diferetcia, si la hubiere; y que e1 duefio
go podia txigir del esclavo coartao4 mis de un
real fuerte por cada 500 pesetas de su valor, con
arreglo k lo determinado por costumbre y regla- i:
mentosi
El coartado podia destinar a su redencion, ade-
Sms alas cantidades dichas, las que adquiriese
por enualquierotro concept, cuyo fin so e ldecla-
raba dueno de sus bienes come los ing6nuose
Libres ya loe.coartados, quedaban bajo la pro-
teccion del Gobierno y sujetos 6 los reglamentos
del trabajo.
Contenia el .royecto otras disposiciones de
minos importancia y un ejemplo que lemostraba
lasrelativas b la redencion.
Sali6 del Ministerio el Sr; GasCet sin laber pre-
sentado &, las C6rtes sua proyecto, y le reemplazb
el Sr. Mosquera, que inmediatamente sometiG6 a
la Camara nun nuevd plan de abolicion total de la
esclavitud. eni Perto Rico ...
Declaraba-la libertad a los cuatro meses de pd-
blicada la.t y en la tGacet. Qfcidl de dioha pro-






,:,.:,!i. ..--.:.:, : :........ " ".. .









40
Sincia, indeninizando k los duaeo de eAslavos
hasta donda alcanzAse el 80 popi 100 de la indem-
nizaefon total, que fijaria el Gobierno & propuesta
de unaa comision compuesta'del Gobernador su-
Sperior la isla, del Jeje ecin6mieo, del s fiscal de la
Adiencia, de trees endividuos nombrados por la
: Dipputacion y de otros trees designados ,ppr los
Schio propletarios rgoseodores, de mayor w1imero
de esclavos El 20 por 1o00 restazkte de la oantidad
quiesea fijase por indemnizacionqnedaria I eargo
I de los misamq dbefoa; y del. 8 pori100 la mitad
so satisfaria a euenta d -el stadoy la otra uitad
cuenta de isla L ,
SLa comision que di6 an la Cimara dictbamen
sobre e.eo proyecto, introdujo en 61 algunas mo-
S difclacionesdi'igidas A hacker efectiva la libertad
del esclavo, sin que en manera alguna pudiera su-
bordinarse la indemnizacion al poseedor, y
dar seguridad & ~ata realizahdo s- imported por
medio de un emprestito de 0,IQOO.000 de pesetas,
para enyoa interests y amortizaciont debia eonQ
sigiarse anualmente en el-preaupuesto de -l isia
Sla cantidad que fuese necesaria. Tambien modi-
flc6'la comiaion el Altimo articulo del proyecto
con el objeto de que' de ningun modo se coartase
la libertad de trabajo por medio de reglamentos.
y Interesante y may Amplia fu6 la discussion de la
e e Ley en la 0Omara, convertida ya en Asamblea Na-
cional desde el 11 de Fe11 ero de J8'73. Complic6la
en extreme el cainbif de Gobierno ent6nces ocur-
Srido, y tantas fueroln enmiendas presentadas



4 *. *


" .. ...... ; ",' :-" "* .""--"' -"













i.
:I







a










r
r
I
~xi
'K
i
a

*

r
i

I
r
..


M,. '4


41 .
sencilla 6intendionahnente a cada amio de los ar-
ticulos del proyecto, que la Asamblea hubiera
terminado sus sesiones sin, dietary as abolicion
propuesta, no hiber. liegad6 &un nacuerdo de
concordia los partidos en ella representados.
Muchas de las enmiendas It dirigen & mahteher
en 1lo libertos la obligation al trabaje, ya smaje-
tindoles por mis 6 am6os tiempo al patronsto de
sus antiguos amos, ya reprimiendo duramente la
vagancia, ya sustftuyendo A la kndemnizacion A
los poseedorses elderecho de conservar A los liber-
tos como adacritos al trabajo en las respectivas
fincas durante un determinado'numero de aflos.
Otras tienen por objeto abreviar el plazo sefialado
en elproyecto para la emancipation; y alganai n-
troduce la novedad, qiue merece ser notada, de
disposer la entrega de 25 pesetas a cada liberto
para que pueda acudir i sus primeras necesida-
des, cubriendosesieae gasto de un cr6dito conslg- "1
qado'para ello en'el presupuesto de la isla.
Tres hay que forman por si solas verdaderos
proyectos de abolicion, y como tales, convene
dar A conocer. La plrimera es del Sr. Gareia
Ruiz. Al declarar abolida la esclavitud en Puerto- ,
Rico, mantiene pbr sets asios A los .libertos en
aprendizaje con sua amos, ganando el sueldo que
determinar- uhna junta nombrada al efecto; con-
cede A aquellos 61 uapleno de los derechos civi-
les -sin gozar de los politics hasta trascurridos
otros seis afios; fja en ocho horas el trabajo de
aprendizaje en cad&a dia no festive; prohibe los





.,










42
castigos corporales, y obliga 6 los almos a pro-
porionar oflcio A los libertos, que considers come
oriados, y darles la education moral y religiosa,
necesaria para que ileguen a ser buenos ciudada-
nos libres.
La segunda fue presentada por el diputado Ga-
mizo, y copia casi exaetamenteoelproyecto de abo-
lieIon, ya examinado del' minstro. de Ultramar, P
Sr. Becerra. I ; *- .
La tercera, del diputado Di Pedro Salaverria,
obliga Aloa libertos a celebrar contratos con- .sui
poseedores, conotras personuas enoel Estado,
por el tiempomninimo de tries alios, bajo Isa .in
tervencion de trees fanoionario especiales. edn
earicter de curadores y el nombre de uProtecto-
res. de los libertosn. Declara el derecho en favor
de 'los poseedores de ser indemnizados en el ter-
mino de ses meses, del valor de sus. esclavos; y
concede un beneflciode 25-por 100 sobre la indem-
nizacion A aquelos con quienes a quieraen oe-
lebrar contratos 'aus antiguos eselavo. La ijn-
demnizacion se fija en la cantidad de 35.000.0000
de pesetas, que realizaria el Gobierno mediante
un emprestito, con la excusiva garantia de las
rentas- de sla- is de Puerto Rico, comprendiendo
en los presupuestos de la misna atualmente
3.500000 pesetas para intereses y amortizacion de
dioho empr6stito. i8 6ste no pudiera .sercolocado,
el Gobierno entregaria los tituslos A los poseedo-
res de esclavos. Los libertoo entrarian A los cinco
alose en el pleno goce de los derechos politicos..


--' -; -1. -*- IPLC~ -LT. __I.









43 -
Al mismp tempo que las enmiendas deque se
ha tritado, se preosent6 & la Asambea Naceonal
una proposition de Ley sobre aboliclon de la es-
clavitud en la isIa de Cuba. Su aUtor, el condfe de
S Villamar, creyendo convenient, acordada la abo-
licion inmediata en Puert' Rcoo, no diferir yapara
Cuba otras dispo iciones analogas, atomodadas
la distinta organization material de esta Isla,
proponia la termination en ella de la esclavitud
dentro de diez ifios, contados desde la aprobacion
de la Ley que se dictase. Al efecto se formaria in-
mediatamente el padron general de los eselavos
exisigites, y con arreglo al mismo se proveeria a
cada esclavo de una cedula, eti a que constase su
libertad, 6 el inmero de saios que le restaba de
servidumbre en la form siguieote: los de cin-
cuenta y dinco as6s cuamplidos quedarian librea
S en el actor; los de. cinduenta tambien tumplidos
continuarian en servidutmbre dos afios mAs, 6 el
tiempo que les fkltase para cumplir los cincuenta
y cinco; los de cuarenta y cinco a cincuenta se-
guirian tres afios enaquel estado; los de ciarenta
a cuarenta y cinco, cnatro .los de treinta y cinco
a cuarenta, cinco; les de treinta f treintaty cinco,
seis; los- de veintieinco A treinta, site; los de
veinte fa veinticinco, ocho;:los de quince aveinte,
nueve; y flnalmente, los de cinva-. quince, din.
Este proyecto no lleg6 & ser discutido.
Por el cacuerud. de concordiax de que ya se ha
hablado, fueronreltiradas en los Altimosi.dias de
la Asamblea Nacional las enmiendai que pendian






, ;': , . ^. :, .. '. .'..'. '. .... ;, ."^:'' ..*.;. : Z"-_, ^... y--'









44 -
de discussion, prevaleciendo la del Sr. Salaver-
ria que,' ap6nas discutida y coa la sola adicion
del articulo 1.' del primitio .proyecto presen-
tado la COmara, fu6 aprobada por 6sta una-
ninemente, y deCretada y sancionada como Ley
eA 22 de Marzo de 1873.
Esta ley cierra el namero de los trabajos sobre
abolicion nacidos en las regions oflciales; resta,
pues, la-enumeraclon de los estudios 6 proyectos
hechos' por particulars entendidos en la ma-
teria.
Antes, sin embargo, es oportuno dar A conocer
las disppsiciones sobre esolavitud de los jd ea de
la insurreccion en Cuba, para que, comparadas
con las leyes hechas por el Gobierno de Espafia,
se haga evident el franco y noble proceder de
a6te, y aparezca al mismo tiempo que aquellas
medidas de los insurrectos son, como 4ijo un elo-
cuente diputado en las Constituyentes de 1870,
dleyes de' guerra, no leyes de libertad; pretenden
hacer daio; pero no buscan la abolition de la ea-
clavitud.
En efecto, el primer manifesto de la juntat re-
voliucionaria, presidida per C6spedes, publicado
en 10 de Octubre del 68, i raiz de la Revolucion,
y que. por lo mismo puede ser considerado como
su program mas aut6ntico, s6lo dice respect al
caso: cdeseamos la emancipacion gradual, y bajo
indemnizacion, de.la eielavitud.i En su segunda
proclama, firmada en Barrancas en 18 del mismo
mes, para nada se acuerda de los esclavos aquel


AWMWMINRNM '' , 1 :" I I _1,,---_,_7777777 ;777 - - e- f 11 , ;,, - I "", _%__,;,:$ a
7 y I I I I I : _









45
caudillo; y si en 27 de Diciembreusiguiente, desde
Bayamo, simul6 Un decreto de abolicion reoono-
ciendo que al proclamar Cuba su libertad, y con
ella todas las libertades, no podia acepta. la
grande inconsecuencia de limitarlas & una solar
parte de la 'pblaolon del pais,, poique Cuba libre
era incompatible Con Cuba esolavlita, sus mismas
palabras, sin embargo, maniflestan cuin a dis-
gusto legislaba sobre atan trascendental, asunto
S y con que recelo decretaba- la emancipacion de
algunos esclavos. Protestaoque s6lo al pais com-
pete realizar como media general la abolicion,
ouando, en pleno use de sus derechos, pueda, por
medio del libre sufragio, acordar la mejor manera
S de ilevarla a cabo scon verdadero provecho, asi
para los antiguos como para los nuevos ciudada-
nosiD y que sus disposiciones no signialcaban la
abiogacion de U dereeho que no tenia, sino la
imposibilidad en que seo vea de oponerse al iso
del derecho, reconocido per las leyes, que desea-
ban ejeroer numer6sos poseedores de esclavos, de
emanqipar a 6stos desde luego, y la conveniencia ,
de utilizar en servicio de la patria Ios libeios,
- conjurando asi los males que a ellos y al pais po-
drian resultar de la falta de empleo inmediato.
Con tales antecedents no debe parecer extrfino
S que Cspedes declarase libres los esclavos cque
S sus duefios presentasen con este objeto,' reser-
vando el derecho a indemnizacion a un tipo ma-
yor que el que se fljase para los que emancipasen
ms tarde; que declarase tambien que, respect





..TA'
2 .a -A .a
Bk i ^ :.'. : i .- 'i "^.U . "l^a ^ :'*. ^'v <.,', *^ .* "*. ".* .*: . .... ... *t f~fa^ l l









46
de los eselavos de los cubanos leales a su causa
y de los espafoles y extranjeros neutrales, obra-
ria; ade acuerdo con el principio de respeto iala
propiedad, proclamado por la revolucion;a que
conservase ten a propiedad de sus eselavos, mi6n-
tras no se resolviese sobre la esclavitud en gene-
al, a los propietarios que los facilitasen para el
servicio de la insurreccioa, sin declararls libres
por entOnces; que no aceptase on las fills rebel-
des I los esolavos pr6fugos 6 presentados sin el .
consentimiento de sus.dueflos; y que en realidad
limitaeo la emateipacionri los negros cimarrones
y a 1ps que coonfiscasae con los demas bieneas p
las personas abiertamente contrarias 4 la insur-
reccion.
Le mismo puede decirsoe del decreto expedido
en 26 de Febrero del 69 per la titulada aAsamblea
de representantes del Centro.a Suprime la esela-
vitud, con indemnizacion. los dueflos de esela-
'vos; pero agrega al ejerito insurreeto los libertos
aptos para els ervicio military, y dispone quoe lc
restantes permanezcan en los mismos trabajos en.
que se ocupen "para conservar en production las,
propiedades y subvenir asi al sustento de los que
ofrecen su sangre por la libertad comun. .


Al tratar (4e los proyectos de abolition extra-
oflciales, ocarre desde luego la necesidad de redu-
cir cuanto sea possible la relation de ellos; porque
unos se refleren soal a Puerto Rico, en cuya isla










S esta k question definitivamente resuelta; otres
pertenecen -. 6poca en que la esclavittid no habia
~ a fri4o.lss modiflcacioies que introdujeron des-
pie laas.keyes de Julio de 1870 y Marzo de 73, y
algulos reptten las ideas de los anteriores, doeda
iuendo de ellas, con leves variactones, las misaas
S.ons.eeisei.as.iBastarA, pues, la exposition delos
a,:. m importontes,
,-A esta. case cozresponde, sin duda, el publicado
o on 1863 por ts yropietario cuatio. Eija e pe-
rido de o20 aios para lleyar A cabo Ia abolition
.p -. oplet,y oestgblece el principle de que han- de
..o niderarse lir.es los que ea lo aucesivo nazean
Sdnniadrea esolav%,bien que la libertad no haya
de tener efecto t ,sta que cump an veinte afieos de
9 ^Saph itymid qadi e.os us pa-
tIRopoa, 4w ubIUtiaeoa 4 cies eu etilbueian
daelasistpaets 4tstotl qge les pretaran, y do
Sa E triosccn morU al y religion, No concede in-
oiq por los eselaoQs introdacidos frau-
S. #o eat, ,que calule. en numero de 88.400,
p por les.28$.000 restates; y suponi6ndoles
4. t dos on odhocatw.goriis, segun que cuenten
w anes. de mun apoy04ouno A site, de ocho a quin-
S ce, de dies y sesis n cuarenta doeuarenta y aun i
cneuelta, de cincuernta y uno A .sesenta, de ,se
semnta y uao 4 setenta, y de setenta y uno a oehen-
taapcan.,el, valor respectivamente de 100 pesos,
80%AQOQ,, .000, 500, 800, 100 y 34, deduce quell -e
asste Oe la indemnizacion seria de 180.800.000
pagi.tprximamenite. Para su pago reparte eata



. . . . .




~i~see~aaa,~lar i-~;-- :-ICj~ ~~~
C ''

::~:i

~! ;~
I~*~
8,'
':"'
'" '
ii;

r

.r





..
u









5
I


'~~
'''''
r.


k.!:
















,
.r
rj
;'



1:;
d
:'?* "

*~C,

::
1;







i


.I .IZePFi:si.**lrm 'ii


suma entire 917.000 personas blancas y libres de
color que puedan contribuir, resultando la capi-

tacion & 138,28 pesos por contribuyente en los
veihite afios, 6 sea 6 8,91 pesos anuales. Para

obviar inconvenientes propone ademis la imposi-

cion de 2 por 100 sobre los products de la ri-

queza de la isla, la cual daria 2.700.000 pesos al

aio y 54.000.000 en los 20, y otra contribution

igual sobre la riquea de la Peninsula, cuyos pro-
ductos equipara & los de Cuba para el caso, vi-

niendo por este medto & dejar reducida la capita-
cion 6 79,37 pesos en los veinte afios; 6 -,9?f

anualmente. Dispone, por iltimo, que la inder-u
nizagion se veriltthe p p plazos de uno A dos

anos.

En Agosto de 1865 el peri6dice La Bpoca, que
trata muchas veces, y con gran inteligencia,-de

los asuntos ultramarinos, public otro proyecto

con arreglo al cual deblan quedar en la situacion
de emancipades y sujetos al aprendizaje, por ocho

aids; todot los negros esclavos comprendidos en el

censo general que se former&. Parttendo de la base

de que ent6nees existian 860.000 esclavos, con
la! tasacion individual, por t6rmino medio de 500

pesos, proponia la creation de una deuda local de
180.000.000 de pesos, enyos interests al 5 por 100,

importantes 9 millones, se pagarian de los llama-

dos sobrantes de Ultramar y de las cantidades
que pudieraji economiiarse en los presupuestos de

gastos.' ,
Ayudarian & la ejecucion del proyecto varias re-


.,
.. .


-- - - - - - - I-m,r -M-


r


48




r ;fl


S 49
formas. einzeT-6imfen fiscal de las antillas, y Un
tratado dedofiOrifoo con los Estados-Unidos, que
permitiese anscar con ventaja su mercado natu-
ral a lo spdtcetos de aquellas provincial.'
En el nmismnoiafio de 1805 el ccoronel y distin-
guidoe.eacritor 1. Francisco lMontaos y Rovillard
public, nto ain gr an alarma de los poseedores de
eselavos, un proyeato que merece muy especial
consideracioi n.
Tiepe por objeto el emancipar la esclavitud en
las antillas espafiolas, tomando por base las or-
denanzas que. autorizan la cbartacion y favorecen .
el rescate de a libertad de los eselavos, sin intro-
ducir grades perturbaciones en la organizacion
del trabajo, sin que sobrevenga la repentina baja
de losevaloresen todas las esferas de la propie-
dad y sin que el GObierno vea disminuidos nbta-
blemente loq reoursos con que cuenta para eubrie
con holgara las dbligacioei del Tesoro. De aque-
Hulo dos principios fundamentals deduce los me-
dIos de Ilevar a efecto la emancipacion gradual,
adquirida por el precio del trabajo de los escla-
vos, retribuido.por sus mismos sefiores, sin que
el sacrificio que a e stos imponga tal obligacion.
pueda afectar de un modo demasiado sensible losj
recursos de que disponen.
Divide al efecto los eselavos en cinco series, por
edades Ie uno a veintiun aios, de veintiuno 6
cuarenta, de cuarenta a sesenta, de sesenta a se-o
tenta y de setenta en adelante. Los comprendi-
dos en la ;., 3.' y 4." series son coartados para
4






aw,..., .'.


14S




S S W I


50
los fines de la emancipacion en 600, '400 y 200
pesos respeetivamente. Los de -la i." no entran
en el goee de este beneficio hasta que cumplan
veintiun aios, a fin de resarcir con su trabajo los
dispendios que ocasionaron a sus dueoos en la
6poca de su nifiez; y los de la 5.' s~eexcluyen de
la coartacion, porque en sa avanzada edad, lejos
de prestar utilidad, son una earga que deben so-
portar los duefios, como justisimo tribute a sus
servictos anteriore.
El duefil del esclavo puede justipreciarlo' al. ha'
cer el traspaso de su propiedad7, exfgiondo abbre
la cantidad coartada la prima que tenga por eon-
veniente, salvo los casos de tasacion que las leyes
determinan. De este modo el valor del esclavo
para su coartacion, en nada altera su valor en
venta, y pueden estimarse las circunstancias de
au estado fisico y moral.
Los eselavos de la 2.1, 3. y 4. series disfrutan,
A contar desde el dia de la publicaciQn de -la ley,
ademfs de la manutencion, vestido y asistenota,
un salario mensual de tres pesos, cuya mitad,
acreditada en una libreta aegun correspond, se
les retiene con el objeto de ir reduciendo gradual-
mente el imported de la cantidad-en que sean
coartados. De la mitad restante disponen con en-
tera libertad, ya para proveer a sus necesidades,
ya para destinarla al fondo de su rescate, al cual
tambien pueden allegar otras cantidades que ad-
quieran por diferente concept. Los coartados
en 600 pesos pueden asi obteher intes de los





* '. .. *





51
diez y seis aflos su Jibertad; los de 400 en. mnos
de doee;y los de- 200, en cinco pr6ximamente;
plazo adecuado Alas edades comprendidas en cada
serfe, y que lo na s industriosos reducir6A con el
fruto de su laboriosidad en ventaja propia yde-sus
duefos.
Los. hijos nacidos de madreesclava son libres
intes de los Veintiun affos.y tanto dtoos como
os que, habiendo vencido su rescate, no tengan
un patrono A quien alquilar su trabajo, conti-
uaan empleados en los de'la flnca que perte-
negqan, en virtud de un contrato, cuya duracion
puede variar de uno A cinco afios, con los mismos
beneflcios y salario que disfrutan los colonds asia-
tieos, A no ser que el duefio convenga en otro
ajuste mas ventajoso para el liberty;
Loseeclavos que al tiempo de veneer su resea
hayan eumplido sesenta afios y deseen permanr-
cer eo la finca, 6 no tengan donde ocuparse, con-
int an con sue antiguos'sefores dedicados A las
*cupaciones en que puedan ser empleados, y re-
eiben la misma asistencia que los demas, perp
sin devengar journal.
Combo' compensation de los sacrificios que el
proyecto impbnq A los dueoos de esclavos, st-
prime Ia contribucion del diezmo y faculty al
Gobierno para imponer i las empress de ixmi-
graeepn un cduon sobre cada boleta de desembar-
que. El author del proyecto, despues de asegurar
que aquella contribution es mAs onerosa que pro-
ductiva, y tan ocasionada A abuisos que sus pro-







a ^ &, ..^, ::,.. :... .. -,. : '. .. ,-- .:.,A.u..


7









52
ductos pata el Erario nunca han Ilegado A un
million de pesos, confia en que el Gobierno reci-
bira bastante conpensacion de ella con el mayor'
desarrollo de la agriculture y el aumento de la
poblaclon blanea..
Para hacer imposiblela continuacion de la tra-
ta, que a tantas complicaciones y abuses daria
lugar adoptado queese eI: proyecto, autoriza
6ste la libre introduction de colonos africanos,
que deberb hacer~ke poi' empress particulars,
bajo las mismas copdictones y formalidades p~r k
critas & los importadores de coTonosa siaticos 6de
i ,' otra procedencia.
SFinalmente,-si trasiurridbs 25 afios despues de
promulgada la ley de emancipation, no so hubiere
extinguido del todo la-esclavitud, el gobierno po-
iL. adoptar una media genieral.con este deter-
aginado fin, resarciendo los perjuicios que oca-
sione ...
En opinion del Sr. Montaos, las eitadas dispo-
siciones preparan insenstblemente al esciavo al
cambio de sitinacion, sin que pierda los hAbitos
de discipline y de respeto, y estableien la retribu-
cion del trabajo por -los amos, sin que tal deber
aumentedemasiado los gastos de la production,
ni sirva de obstaculo a su desarrollo. Por el con-
trario, la remuneracion del esclavo hace desapa-
recer los IncOnvenientes que sB oponen A la Inmi-
gracion africano, llamada A. sustituir A la asiitica
con ventafa del agricultor y de la moral public,
pues es incuestionable la mayor aptitude de los


1


10i


'-'-.. .o- ,









S* 53
hombres de squel origen para los trabajos agri-
colasi asCieomo su mejor indole y mas iobusta
constitution .n. r..
Con la publicacilo en la Habana del proyecto
del Sr,.iorttaos easi coincidi6 la hecha en 1; Pe-
ninlta de unos finteresantes escritos de D: OCa-
-lixteo Bernal, enlos que, al tratar de la Ley cons-
titutiv; paral kantillas, se hace notar Pespecto
de la abolioion de la esclavitud, que los habitan-
tee de aquellasiprovincias no son apegados i tan
fatal institution, y que, por lo mismo, la propen-
iion que alli se maniflesta a las emancipaciones
voluntarias, bastaria, acompaiada -de una me- i
-dida, comp la libertad de los- nacidos do esclava, ,
,jara extinguir la esclavitud en .algun tiempo, sin
necesidad del ridemniszaio y sin peligro alguno
t perturbacion en los elements del trabajo, que
de esasmanera se iriatambien trarisformand4 gra-
dual y necesariamente por el interest de todos, que
es l- m6vilmmis seuro. ,
Apareci6 asimismo, por ent6nces, un folleto
del Sr. Lopez deLetona, conocedor de los asun-
.Jos de Ultramar, coq el titulo de Isla de wba,
reftesiones sabre su estido social, politico y econd-
-mico, en el que se propone, como medio dee.xtin-
guir la. esciavitud, la revision y refdrma en un
-sentido ben6volo y humanitario de las disposicio-
nnes que regulan el trabajo de los esclavoes y su
tratamiento por part de los duefios, la declara-
don de libertad de los que en lo sucesivo nacie-
ren-.en Ia. servidumbre y la fljacion de dn. breve









56
comercio contra el instanthneo entorpQcimiento
de una de las mis copiosas fuentesde la produc-
dion; y today la comunidad, ine iso la poblacion
esclava, contra la disolucion del vliaulo social
quej todos une, 6 contra la destiuccion del 6rden
natural.),
Indica el autor varias medidas oportubas para
el fin a que se aspira, y entire ellas, la iOpcion
del sistema de areas 6 classes; el sefialasiento de
salaria, no -mezquino ni ij)sorio, de cuatro peso
mensuales al escla o del priers ease, de selae s
de-segundi, de ocho al detercera, y un aumento
de 50 centavos a4 coartado porecada 50 pesos en -
tregados de su. valor, ademas del .alimento, ves-,
tido y asistencia en casd de enfermedad 6 senec-
tud; la ampliacion de los'derechos de quie disfru-
tan los coartados; el aumento de los medios que el
esctavo tiene de adquirir par .si y de extender su
propiedad y los products de an iudustria; y fleB-
mente la reduction asiete de las horas deotrabajo,
6 cuarenta y dos a.la semana, con aumento inaxi-
.mo hasta cuarenta yp cho, pot via de disciplin
y correction. Demos.al esolavo, dice el senior
Armas, todoe los derechos de:que puedegozar sin
inconveniente. education, espiritu de industrial;
elevdmosle, sin que Q1 mismo se apereiba de ello,
A la eategoria de hombre intes dehacerle hombre
libre; franqueemosle las puertas para que silga,
si lo merece, de la limitadaservidumbre en que
por corto tiempo habra de permaneeer; pero, por
ahora, dejemosle el nombre de esclavo, que es











,57
una garantia efcaz do que no se perturbarA tra..'
b ajando y de que llegar6 6 adquirir moralidad y
hibitos deilndustria. I
Ademfs de las -medidas indicadas, reelama el
Sr. Arinas otras como de suma utilidad para pre-
parar la extincion de la esclavitud, 6 saber: la re-
S prsiaon de -la trata; el registro 6 empradrona-
miento de los eselavos; la modiflcaeion del r6gi-
men fiscal de Caba de modo que favorezca la
S production y.el cultivo; la reform en el mismo
sentido de las leyes econ6micjs de la Peninsula
en lo que Alos products de Cuba se reflere, y el
i cambio convenient del sistema politico de la isla.
La obra E$studios sobre la isla de Cub: la cues-
S tion social,- que public en 1866 b. Fermin ri-
guera, contiene un proyecto de abeliclon de la
esclavitud, basido en-razones morales y econ6mi-
cas y en consideraciones politics de importan-
cia. El author flja en veinticinco afios el, t6rmino
para lievar A oaibo la emancipacion, y calcula en
220 millones de pesos, en' nmeros redondos, la
indemnizacion a los poseedores de los 365.900 es-
clavos existentes; menores de ochenta afios, los
1 cuales divide para el caso en classes de uno 6 diez
-aios, de once a quince, de diez y seis 6 cuarenta,
de cuarenta y. wo B sesenta, y de sesenta y uno
a ochenta, con los. valore's respectivamente de
300, 500, 8 500, 8 500 y 800 pesos. A los mayors de
ochenta afios les censidera sin valor alguno.
Suponiend& que sea de 2,0 por 100 al afio, del
capital que representan los esclavose la captidad








.7I7UP


I
},
'
* -
/


\


lil~rT


RAIR 9


:d


-
I:..










58
qae debe destinarse a su amortizacion, 6 de 62,50
por 100 en los veinticinco anos, important una y
otra 5.500.000 6 137.500.000 pesos, resultari que
al llegar el plazo de la abolicion, los negros exis-
tentes en Cuba no deberan tener de coste para
ous duefos mis que 82.500.000 pesos.
Suponiendo tambien un exeeso de 5.000.000 de
peeos anualmente en las rentas de la isla, destina
de esta suma million y inedio a la formacion de un
fondo para la indemnizacion. Invirtiendolos enti.
tuloa de la Deuda consolidada de 3 por 100 espa-
fiol y calculando que la adquisicion de estos valo.
res se hiciese en t6rminos que asegurasen & los
capitals invertidos en ellos un interest de 6 por
100, Ia suma de capitals 6 interests ascenderia
en los 25 aflos f 82.169.000 pesos; y continuando
la suposicion de que.los titulos sd adquiriesen al
tipo medio de 50 por 100, resultaria que con la re-
ferida suma se habrian comprado 3.291.829.000
reales nominales, 6 sea mis de la sexta part de la
totalidad de nuestra Deuda. Aun cuando en los
primeros afios sufrieran alguna disminucion las
cantidades con que el Tesoro de la isla auxiliaba
al de la Peninsula, muy pronto se veria compen-
sada esta falta con la rebaja que tendrian las su-
mas consignadas en nuestro presupuesto para el
pago de los interests de la Deuda, puesto que por
las Cajas de la Habana deberia atenderse al ser-
vicio de los interqses de los titulos que se fuesen
adquiriendo, hasta wl limited que lo permitiesen
los products de sus rentas.


-4.


I


i:




t;
- --I---- - --




r .


~;


I?
1. :

;:c;
.i
,..,.



bIII
";
": iv
ri''



;:


r~,. .
:il.
i
!3
~





n




c
I
~

:J
.".;,.
*~;i'r
'r`
i?;r.
E3Lr
;:j:~?
pi:r~:*i*
:tS~



1;j.


;i
r
:i.
.ir
I. :



cv,


"I


59

El Sr. Figuera no s61o da a los habitantes de

las Antillas la intervention, sino la gestion com-

pleta del plan, & cuyo efecto se creaba un Con-

sejo de Adnininstracion presidido por el Goberna-

dor capitan general. Localizando asi en las Cajas

de Cuba el pago de los intereses de 3.291.828.800

titulos del.3 per 100, que ascienden a 98.754.371

reales, el Tesoro de la Peninsula se compensaria

de los sobrantes que hubiere de recibir de la isla

y Aun de los 74.601.896 rs. que debia suplir, se-
gun el estado demostrativo que acompaia al pro-

yecto.

El conde de Vegamar, al presenter en 1867 a la

Junta informative su dictimen acerca del inter-

rogatorio referente A la esclavitud, ptoponia, ade- *

mas de la represion de la trata declarindola pi-

rateria y confiscando los bienes de los armadores,

la libertad de los nacidos de madre esclava, la

coartacion y abono de salario, el aprendizaje de

los menores de quince aflos, la indemnizacion A

los poseedores y el sefialamiento del termino de

diez afios para la abolicion definitive; yen Octubre

del aio sigtuiente public la Memoria que habia

dirigido al ministry de Ultramar, con el caracter

de diputado permanent del ayuntarfiento de la

Habana y de propietario y hacendado en la isla de

Cuba. Reflriendose al citado dictamen, se mani-

fiesta conform con la declaracion, entonces muy

solicitada, de libertad de los nacidos en la esclavi-

tud, ~ contar desde el 30 de 6Setiembre; pero pro-

pone que se les mantenga A cargo delos dueffos de








*- .




9< '


60
las madres, con el carfcter deaprendibes, ocupin-
dose exclusivamente de las operaciones agricolas
hasta la edad de diezy ocho aflos-y recibiendo, des-
de la de doce una retribution progrestva 6 salario
adecuado a los trabajos quedesempeffen. Cumpli-
dos los diez y ocho afios, tendrian libertad para
continuaren las fincas de sus antiguos amos, 6 en
la de cualquier otro, mediante an salario conven-
cional; y -de no conformarse ello, deberian pasar
a la Peninsula para ser destinados al servicio de
las armas, en batallones negros, como los que a
la sazon existia n eel vecino imperio, 6 en el ser-
vicio de la marina de guerra, a estilo de lo que.
suceae en Franeia y en Inglaterra. Respecto de
S los demas esclavos'establecia la emancipacion en
beneflcio de ellos mismos y de los hacendados,
fljando una escala gradual de su valor desde uno
Squince aios, de diez y seis a treinta, de treinta
y uno' k cincuenta, y de cincuenta y uno r sesenta
y cinco para los varones, y sesenta para las herh-
bras, con los valores respectivamente de 300,
600, 700 y 500 por los primeros, y 250, 500, 400
y 800 por las segundas. El tOrmino medio del va-
lor fljado A los esclavos, se abonaria & Ids duefios
por anualidades en el period de quincea diez y
Socbo afios; y su vez los dueffos abonarian anual-
mente, durante el mismo plazo, un salario remu-
neratorio por el capital que peroibieran del valor
dado al esclavo, distribuyenda su imported, mitad
A 6ste, mitad A un foado general de emancipacion.
Los siervos mayors de sesenta y cinco afios, 6





- ... ,.- ..^ ... l


9









61
de sesenta si fueren hembras, deberian adquirir
tambien su libertad desde la indicada fechar, per-
maneciendo, A voluntad de ellos y de los amos,
en las mismas fincas 6 pasando A los asilos pibli-
cos, que al efecto debian construirse en el campo,
mantenidos por mitad A expenses de los duenfos y
del fondo de emancipacion.
S A mediados de 1870 public D. Jos6 Suarez
Argudin un ebscrito, con el titulo de Cuestion so-.
cial, que examine may extensamente la material
S de quese va tratando. Opina que puede conse-
guirse la extincion total de la esclavitud sin pe-.
S ligro alguno, antes bien con gran utilidad y pro -
veclio de los intereses de la isla de Cuba, refor-
mando el reglamento de 1842, con la concurrencia
S de los poseedores de esclavos. La ley, auxiliada de
las costumbres, ordenando en un sistema com-
pleto las disposiciones vigentes, beneficiosas para
el siervo, deduciendo de ellas ottas complementa-
rias y adicionindolas en lo que fuere precise,
llegara A conseguir que aquel por su propio im-
pulso y por su propia fuerza utilice los medios
M econ6micos que se le ofrezcan, y se redima y edu-
que para el empleo de la libertad que conquiste
por sun trabajo.
La instruction moral y religiosa del esclavo,
tan Amplia cuanto oea possible, parece al Sr. Ar-
,gudin que debe ser la primera de las reforms de
la legislation que rige la esclavitud. Con respect
al trabajo en el cultivo de la cai'a, pues en .otros
ramos no se hace necesaria modiflcacion alguna,
T:'


lb




F 457"*


62
cree convenient que, ocupadas por el duefio las
ocho horas que senala el reglamento, se concedan
al esclavo las demas que pueda emplear en pro-
vecho propio, y que con esto coincida el aumento
de los conueds, esto es, de las porciones de tierra
correspondientes al esclavo, en las cuales cultiva
filmes, yucas, tabaco y otras plants, y cria aves
domesticas y reses vacunas y de cerda; lo cual es
ficil realizar en Cuba por la cesion de los terrenoa
incultos que alli abundant.
Esta concession, que dara origen a multitud de
pequefias industries, elevart A la raza negra,
acostumbrandola A las' inquietudes y cuidados de
la vida y A los calculos del agricultor y del indus-
trial, y ef vez de in trabajo mecinico, siempre
el mismo, que hoy desempefia por rutina, le ofre-
cera variedad de ocupaciones y de faenas, desper-
tando su inteligencia y su destreza.
Demostrada para el esclavo la excelenoia del
trabajo y conseguido por medio de este su resca-
te, naceran muy pronto la organization de la pro-
piedad, los colonos, la aparceria y un la division
del trabajo en los ingenios, que permit en su dia
distinguir la part del cultivo de la part de la in-
dustria, dejando encomendado aquel al gran cul-
tivador, que es el brazo negro.
La constitution de la familiar es otra de las re-
formas convenientes, porque A favor de ella con-
curren al trabajo la mujer y los hijos del esclavo.
Para esto se hace necesario prohibir absoluta-
mente la separacion de los c6nyuges, conservando


^i




w' r- *. r.w 'u* w r


P. 63
& los hijos.unidos sus padres hasta la adad de
diezy seis afios y declararles herederos de los bi-
nes deoell~ s y Aun de las sumas entregadas al due-
i n' io apor tausa de coartacion, de suerte que les sean
de Abono, asi como t la madre, y les produzcan el
interest correspondiente; y ampliarles la facultad
de adqxuirir,-reconoci6ndoles al propio tiempo los
demas derechos.que t ella son anKxos.
En euantoi la coartacion, propane Argudin que
se .amplien sus beneficios de forma que, segun
ereaca la cantidad entregada por razon de ella,
asmnenten en proportion las horas de trabajo que
el esclavo haga suyas; pero continuando 6ste
siempre. en la fnca hasta conseguir suarescate, sin
libertad de ocuparse eh diferentes faenas ijornal,
porque de otro modo no es possible evitar los abu-
J:,. sos de los propjetarlos para atraerse los mejores
stervos.
Respeeto de castigos, dice que el cepo es inattil
S y Oruel,(pero no excluye: los azotes, si bien desea
que se aumente la penalidad para castigar los de-
litos de sevicia, y que de las multas que por tal
delito spe impongan se dB una part al eselavo
eastigado.
Poco despues del libro del Sr. Argudin exainin6
el Sr. Rodriguez San Pedro, en 1871, La cuestion
social do las antills sespa~olas, sosteniendo que,
una vez promulgada la ley de 1870, bastan para
la abolition de la esclavitud la convenient cons-
titueion de colonies y los poderosos elements de
liberation que existen en las antiguas leyes de In-







I :.. '. . .


"-'4.










dias, co: su coartacion, sus peculios, sU patria
potestad, sus derechps de sucesion, sus preceptos
para la tnstruccion y buen trato de los negros; el
cambio de duefos y la intervention de los sindi-
cos protectors; y tambieir en el mismo afio Don
Mariano Diaz eJ]v6 A las regions oflciales una
Memorial exponiendo como 16 mas jpsto, racional
y convenient .para realizar la abolicion de ma-
Snera que produzea un verdadero bien al negro y
Sel. m6nos mal possible al dueio y : la nacion, el
decretarla completay deflnitiva, pero dejando 6
los esclavos con sue mismos, poseedore, e en cal,
dad de eolonos y con. un salario m6dico, .regla'
mentandoa al propio tiempo, sobre bases justas y
equitativas el trabajo y'loa derechos consiguien-
tes: a & nueva situation de los libertos. Como la
indemnizacion de los perjuicios que sufririan los
duenos serial una carga muy pesada para el Teso-
roy proponia el Sr. Diaz la importacion a las an-
S"tillas -de negros de Africa, on condiciones seme-
jantes A las que, se han establecido para la coloni-
zacion china. .
Otro proyecto de ley de abolicion se public eof
* el diario politico EI Gobiero, por el mes de Di-
ciembre de 1872.
Declara abolida la esclavitud en los dominios
espatioles, y deja & los esclavos, con el nombre de
emancipados, durante diez afios, bajo la depen-
dencia de sus duefos, cuya denominacion cam-
bia tambien por la de patrons. El emancipado
percibe de su patrono dos pesos fuertes mensua-


,.









65
les, durante cinco afnos, y, cumplidos 6stos, pass
i la sitfacion de colono y aumeata .euatfrb pe-
sos'sUihaber mensual. A los diez ailos obtbieno. s
complete libertad. Desde la publication doe laey
en. las gacetas de Cuba y Puerto Rico, 's consider
& todos los esclavos, con arreglo al proyecto,, coar-
tados en 500 pesos, y en cada ano se rebajan 50
pesos de este precio; do manera qu6 al terminal
los diez aios fljados, el esclavo redime por si pro-
pio su entero valor. Los ya coartados en m6nos
ctntidad continian redimi6ndose, de la propia
suerte, hasta completar el pago de lo que adeudan
& sus patrons.
'Las cantidades que, apart. de dicha, anuali-
dad, pnedan entregar los emancipados, son admi-
sibles como part de su pago para aspirar & l Ia
manumision. .
El iltimo de los proyeotos formadoa para la
aboliciond.iene Is fecha de Octubre de 1878, y pro-
cede de personas del partido republican en la isla.
: En veinticineo bases propose la emancipacion, sin
Sintdemnizar A los poseedores del valor de los es-
Ilvos, y dejandd e stos, durante cinco aois,
l3 el patronato de sus amos, con el salario de 4
:iess: mensuales los de dose a quince aieos de
iedad, y de 8 pesos los de diez y seis a sesenta. El
."alario de los menores de diez y seis ailos 10 debeni
]pereibir sus padres, si fueren conocidos, y en otro,
iraso un tutor de la misma raza, nombrade por.
a. autoridad.
El patroho abonara ademas,-como ,dereeho de
5
5 .



- r c .:' -. ''
,:,. o lip






OF.


patrqnatom, medio peso noensual por los libertos
de: 1a primer edad, y an pieo por ,los restantes,
con destino inics y exclusivamente al pagoade los
interests y amortizacion de la Deuda de Cuba.
La manntencidn y cuidadol d .lbs menores de
doce ajos sert obligacion de los amos, que po-
dtAn ocupar a los libertos en trabajos proporcio-
imdbiio asu edadL Tambien debein. mahtener A los
mayjres do sesenta ailos, que no biaieren uso de
la libertad que qles concede la ley de. 18. 80.
El patronito no prita a los libertoe masyords deo
veinticinco aias, de susdereehois civiles, :con at,-
reglo a las disposiciones del proyecto. TerminadM
qite sea,. ls libertos podran 'contratiare. con la
persona y port la. eatidad que les convenga,y por
periods anuales' que no excedan do tres ailos,
siempre bajo la intervention de la autoridad cor-
respondiente. .Estas contrataass eeectuaran por
los menores de veintioihco aios las personas que,
durante el. pationato, les hayan rreresentado
Somo padres 6 tutores. Al que contrate ell trabajo
corresponded satisfaeer el ,iderecho de patronato.'
Trasourridos Los ochoafios de traba:o inspeceio-
nado, los libertos mayors ds veinticineo afios
entraran en el goce de los derechos politicos, y
tambten los que en los trees vltimos afos de tra-
bajo lleguen a los veinticinco de edad y justifl-
quen saber leery escribir. Los menores de edad
tendrAn tutor y cnrador con arreglo A derecho.
Los coartados que trabajen por su cuenta que-
daran bajo el patronato del Gobiern6, que peroi-


4' I.


a6


L__ l~l-_ b --Ll--ill- I~ll~l-aL h---l---~LI% ~EL~l"p`" 77,~dJ~


.,: .. ., .M - t q . . .. .


I
1
I









:67
bir& el derecho establecido para el fn ya dicho;iy.
ei prestaren sus servieios A los duefos podrnii ~b
tat on el t6rmino de tree mess aI pitMonatq del
BEstado. De no hacerlo, segufirbn id: snertpgd ls
demas libertos. ';
Las juntas protectoras intervendrin 'en favor
de aquellos, -en todo lods eaeos de aplicacitn 'de
la ley, con la asistencia de un individuo iibr de
Sla raza negra, legido por los interesados, asi asi
lo pidiesen.
Los contratos de trabajo tendrin que ser he-
ehoe precisa y directamente entire el liberto y la6
persona que haya de oeuparle en flnca 6 estable-
cimiento agricola 6 industrial que explote per su
.uenta, con exclusion de todo agent intermedia-
rio, aun cuando tome el caricter de contratista
por ajuste alzado, bajo las penas que sefiala para
la estafa el C6digo Penal de la Peninsula,


De la relacion que precede, aunque brevisima y
sin otro comentario que el indispensable para el
complete conocimiento del asunto, se puede infe-
rir que la solution del temeroso problema de la
esclavitud no es hoy tan dificil como general-
mente se cree. Publicadas las leyes de Julio de
1870 y Marzo de 1873, la opinion se ha forniado
con fljeza bastante para que la mayo;ia de los pa-
receres coincide en las bases esenciales de la fu-
S tura abolicion; y como los poseedores de escla-
vos, persuadidos de la necesidad de extinguir

4 pe,.,s' g-












*68

(Mpasiempre!unai servidunitre. querepUgna la
Sifiliaacion modern, maniufestan an decidido
- "fprop-sitG-deO ooperar & este noble objeto -con, ar-

'dieB patriothimo, y estudian la. presentacton de
Srunra pyeto que, legado el tBrminowde la guer-
;co irtaie colonos los actuzles edolasos,
:- bzoael patronato de los amos, pdtocho 6
iI top;' p i con obligacion de pagar al liberty el
salarid adecuadoQ& an u- abajo y eVite el pago
de una cuantiosl indemnizacion, no es temerari6
esperar que en betve de.apaiecerala Iaeascl-tud en
SCuba, srn que por ello se lattimen' Wo i tere&*.i
de la isla, ni sufran dafio de grand consideracio4
los derechos creados al ampato de las leyes.
i .


a-b


d, + 18

~" i ,. -
~ ~ ~ ~ ~ .+: , ; .


'.4


:
r i r
I ~iil
r 1"i
?
I. t
'
I'
'I ) 1
I -

'C
II





*r

S' :
1 3~
-


fi:





C




"" "in,


6
kl'j
'`iT
~
"2'' i."
r"ll.''.:.rl r


1j




.. A '."











, ', :


. +-. +_.+. +:0 +


I
*. .1
". +' .-+ .+










:



*
i..

!1 .


. k*


i. I
r I!;




In




  Home | About dLOC | Collections | Reports | Digitization | Outreach | Contact  
  Powered by SobekCM / University of Florida Digital Collections
Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement  
©2011, All rights reserved