Crisol

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Crisol revista de ciencia y tecnología de la UCR
Uniform Title:
Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Running title:
Revista crisol
Physical Description:
v. : col. ill. ; 28 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgación e Información
Publisher:
Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n, Universidad de Costa Rica
Oficina de Divulgación e Información, Universidad de Costa Rica
Place of Publication:
San Jose´, Costa Rica
San José, Costa Rica
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Science -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Technology -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Costa Rica

Notes

Additional Physical Form:
Also issued online and on CD-ROM.
Dates or Sequential Designation:
Began in 1996.
General Note:
Description based on: No. 13 (año 2005).
General Note:
Monthly supplements are published between issues.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 61264193
lccn - 2005240822
issn - 1409-150X
System ID:
UF00101375:00111


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

1 En un futuro no muy lejano, la obtencin de un medicamento especfico para cada persona, creado segn su perfil gentico, podra dejar de ser una imagen de ciencia ficcin para convertirse en una prctica comn.Katzy Oneal Coto katzy.oneal@ucr.ac.cr Con el avance de la gentica, desde la construccin del primer genoma humano, los investigadores generan cada vez ms informacin, para lo cual se requieren herramientas computacionales que permitan procesar enormes cantidades de datos biolgicos. La bioinformtica surge as para dar respuesta a problemas especficos de las ciencias biolgicas, especialmente en reas como la medicina gentica, la biologa molecular, la farmacologa, la microbiologa y la agronoma. Esta rea cientca emer gente se especializa en obtener, almacenar, analizar y gestionar informacin de carcter biolgico-molecular. En Costa Rica, un grupo de 20 profesionales de varias especialidades estn abriendo brecha en esta nueva ciencia. Desde el 2012 este grupo cursa la Maestra de Bioinformtica y Biologa de Sistemas del Programa de Ciencias Biomdicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Costa Rica (UCR). Esta primera generacin de bioin formticos est creando herramientas computacionales novedosas que podrn utilizarse en campos de investigacin como los estudios sobre cncer, biotoxinas, frmacos y hasta en el desarrollo de biocombustibles. Todo lo que tiene el ADN es objeto de estudio de la bioinformtica, asegur el profesor y cofundador de esta Maestra, Dr. Allan Orozco Solano, quien considera que este es un campo muy prometedor, pues el futuro de la medicina va a tener que ver con la caracterizacin funcional de las secuencias genmicas. Orozco explic que la computacin y los recursos informticos son necesarios, no solamente para estudiar el ADN, sino tambin para estudiar las protenas, su estabilidad e interaccin como sistema dinmico, especialmente cuando se trata del estudio de enfermedades mediante la medicina genmica.Desarrollos Actualmente los investigadores utilizan unas pequeas placas llamadas microarrays, en las cuales es posible contener la informacin de expresin de un gen o incluso de un genoma completo (transcriptoma). Estas placas estn divididas en miles de microceldas o spots, donde se depositan y se ponen a reaccionar sondas de ADN (conjuntos de genes), protenas o metabolitos. Esta herramienta se usa para estudiar la funcin de los genes a partir de la similitud de patrones de expresin, mediante la comparacin de genes de clulas enfermas y sanas, tratadas y no tratadas, entre otros tipos de estudios. Los microarrays se escanean y en las imgenes pueden observarse los patrones de genes que se han expresado de forma diferencial. El informtico Yuri Porras es uno de los estudiantes de la Maestra en Bioinformtica que dise un programa para traducir las imgenes de los microarrays a datos numricos que pueden leerse en programas comunes, como Excel, y permiten hacer anlisis para medir la produccin de ARN mensajero; es decir, la expresin de los genes en las clulas sanas y en las enfermas. La biloga Aranza Sanz desarroll una herramienta de visualizacin para determinar, a partir de la secuencia gentica de algunas protenas (citocromos) que participan en el transporte de los medicamentos, qu tipo de metabolizador es el paciente y cmo deberan dosicarse las drogas que estn metabolizadas por esa protena. Ella explic que no todas las personas experimentan los mismos efectos hacia una droga, hay quienes debido a variantes genticas las asimilan de forma muy acelerada y por el contrario, otros muy lentamente. Con las nuevas tecnologas es posible secuenciar genes especcos y prescribir las drogas a cada paciente de manera personalizada. Para Porras, este tipo de tecnologas van a revolucionar la forma en que se estudian las diferentes enfermedades. Con la gentica y el entendimiento de cmo funcionan las clulas a su nivel mnimo, cmo generan las protenas y cules son todos los factores que inciden en el funcionamiento de las clulas, el tratamiento de diferentes enfermedades es totalmente distinto, arm. Hecho en Costa RicaLos estudiantes de la Maestra en Bioinformtica de la UCR han realizado otros proyectos que aportan soluciones a problemas complejos que presenta la investigacin en gentica, como un software de alineamiento de secuencias genticas (Algoritmo SmithWaterman), que desarroll Man Sai Acn y un sistema automtico de trasferencia de datos (API) genmicos, desarrollado por scar Valverde. En todos estos proyectos el cluster bioinformtico o red de computadoras Nelly, ubicado en el Centro de Informtica de la UCR, es una pieza clave para el procesamiento de datos biocomputacionales. El cluster fue adquirido en 2012 e integra cuatro sistemas: de clculo paralelo, de memoria compartida, de visualizacin para procesar imgenes de alta resolucin y un sistema de almacenamiento de gran capacidad. Entre los trabajos desarrollados con el cluster Nelly est un alineador de secuencias mediante transferencia de cdigos de barras, creado por Federico Matarrita; un clasificador de variantes genmicas con MongoDB, realizado por Kenneth Brenes; y ms de 350 servicios web Galaxy en la nube, especialmente para Next Generation Secuencing (NGS), que present Luis Ruiz. Con trabajos como estos, la primera generacin de bioinformticos de la UCR aporta diseos nicos para problemas especcos que darn impulso al estudio de la medicina genmica en el pas. N 282 agosto 2014 Bioinformticos disean herramientas innovadoras para estudio de enfermedades La bioinformtica se especializa en obtener, almacenar, analizar y gestionar informacin de carcter biolgico-molecular (ilustracin Luca Gonzlez). Primera generacin de investigadores en la UCR:

PAGE 2

2N 282 agosto 2014 En su libro Masculinidades femeninas (2008), el profesor ingls Judith (Jack) Halberstam un hombre transexual utiliza el concepto masculinidad femenina para referirse a las personas transexuales y transgneros de mujer a hombre. Ese concepto comprende una variedad de maneras en las que las mujeres y los cuerpos hembriles adoptan apariencia, roles y sentimientos masculinos. lvaro Carvajal Villaplana Director Programa de Posgrado en Filosofa alvaro.carvajal@ucr.ac.cr l habla de un continuo de las masculinidades femeninas, que van desde las mujeres heterosexuales hombrunas, pasando por las lesbianas masculinizadas, y naliza en los transgneros y los transexuales. Este artculo se centra en los transgneros y los transexuales de mujer a hombre (hombres trans). Ellos son una minora sexual invisibilizada que cuenta con pocas voces. En Costa Rica es ms que evidente. Es comn confundir la transexualidad y el transgnero con la homosexualidad, a pesar de que estos fenmenos son diferentes. Mientras que la homosexualidad marca una atraccin por personas del mismo sexo, en la transexualidad y el transgnero las personas se sienten o son de la identidad contraria a su sexo. Por lo general, no son homosexuales, como en el caso de Brandon, en la pelcula Boys Dont Cry (1999), de Kimberly Peirce. Sin embargo, tambin existen casos de hombres trans homosexuales, como el personaje del lme Romeos (2011), de Sabine Bernardi. Brandon es un joven que asume una identidad masculina agresiva: busca la confrontacin violenta en los bares, se adhiere a los juegos bravucones, hurta, violenta la ley en pequeos detalles y ha estado en prisin. Es un personaje que gusta de la aventura y el riesgo. El protagonista es un hombre que intenta mostrar una virilidad enrgica, pero no es un muchacho tan viril, pues se ve dbil, poco fornido y de facciones nas. Brandon atribuye esta situacin a un problema de nacimiento, algo que no puede controlar. l naci en un cuerpo femenino, pero tiene una mente masculina. Cuando Lana, su novia, pregunta si l antes era ella, Brandon responde que al principio era femenina, luego fue como una chica marimacho y despus se volvi un estpido. Para justificar ante Lana por qu se encuentra en la prisin de mujeres, Brandon afirma que es un hermafrodita, pues cuenta con los dos rganos genitales: masculino y femenino; pero esto no es cierto. Esta narracin presenta un Brandon en desdoblamiento, escindido; es decir, una identidad que no logra armonizarse y en la cual existen dos seres. l dice a Lana que Brandon es en realidad Teena, que Brandon no es del todo l. Brandon ms bien es ella. Otro asunto sugestivo de este lme es que recurre a un manual que explica la condicin transexual: travestismo y transexualidad, el dilema no deseado. Esto es comprensible, ya que para la mayora de las personas, la transexualidad, el transgnero y la intersexualidad no resultan comprensibles desde el sentido comn.El cambio de sexoEl transexual es quien ha comenzado a cambiar su cuerpo por medio de la tecnologa hormonal o la ciruga, junto con el cambio de la vestimenta y la apariencia fsica. Mientras que el transgnero no ha iniciado el cambio de cuerpo o sexo. El lme expresa la necesidad de realizar un cambio de sexo. En una conversacin con su primo Lonny, Brandon cuenta dicho proceso: Mi vida es una locura. Tendra que ir a un matasanos e inyectarme hormonas en el culo. Cuesta una fortuna. Me har viejo antes de juntar todo ese dinero. En Boys Dont Cry la ciencia y la tecnologa son las vas para resolver el dilema no deseado. La cinta acepta que la identidad masculina de Brandon es una construccin identitaria condicionada por la biologa y el proceso psicolgico por el que transitan los transexuales. Por lo general, lo hombres trans se los confunde con las lesbianas que asumen roles y vestimenta masculinos, a las que comnmente se las considera marimachas. Sin embargo, esto ha creado un estereotipo y una imagen falsa de lo que signica ser lesbiana. Por otra parte, tal confusin ha contribuido a invisibilizar a los hombres trans. Estos estereotipos no recogen la riqueza de la realidad de las lesbianas ni la de los hombres trans. Los hombres trans son discriminados y excluidos por la sociedad, la que concibe solo dos sexos bien denidos: hombre y mujer. A pesar de esto, ellos pasan ms inadvertidos que las mujeres trans (transexuales de hombre a mujer), quienes son ms visibles. As, los hombres trans tienen ms acceso a una ocupacin remunerada, mientras que las mujeres trans no lo tienen, por eso se dedican en su mayora al trabajo sexual. No obstante, fuera del mundo heterosexual, estos cuerpos hembriles que asumen el sexo y la identidad masculina son rechazados debido a que se adjudican el gnero del patriarcado o porque intentan imitar la cultura del macho. No todos los hombres trans se comportan como el tpico hombre machista, pues algunos intentan asumir masculinidades alternativas al patrn dominante. Segn Halberstam, este rechazo proviene de ciertos enfoques feministas y algunas veces desde el movimiento gay y lesbiano.Diversos enfoquesPara algunas investigadoras, esta identicacin transgnero de mujer a hombre se debe a la ausencia de un contexto femenino. Incluso, ser un transgnero o transexual masculino es caer en la trampa del patriarcado, ya que este interviene en las mentes de dichas mujeres y por ello reproducen la misoginia de los hombres. Otras veces se los ve como traidores, porque adoptan la identidad y el sexo de la opresin. Para Halberstam, estas crticas se basan en un prejuicio. Por esto, el autor se reere a estas personas desde un enfoque terico que denomina queer (raro), palabra inglesa que se utiliz para insultar a las minoras sexuales. En relacin con las crticas a las mujeres masculinas y a los hombres trans, l testica: Durante la mayor parte de mi vida, las crticas a mi ambigedad de gnero han convertido mi masculinidad en algo vergonzoso. Sin embargo, en los ltimos diez aos he sido capaz de convertir mi estigma en algo que me fortalece. Asegura que existe una transitividad del transgnero a la transexualidad, y de aqu al cuerpo del sexo contrario en el que naci. Esta transitividad consiste en una adecuacin de su cuerpo a la identidad; es decir, un viaje que aparentemente llega a su n. Segn explica el socilogo espaol Gerard Coll Planas, en Gnero desor denado (2010), es posible entender la transexualidad como una etapa, un estado o un proceso que acaba con la operacin de reasignacin de sexo. Sin embargo, no hay un n, pues la transexualidad es un estado que siempre estar presente a lo largo de la vida; por esto, Coll no habla de transitividad, sino de nufragos del gnero, ya que nunca se llegar a una completa armona entre el sexo y la identidad. No cabe duda de que el transgnero y la transexualidad tienen causas biolgicas. Comparto con Coll la idea de que no se escoge ser homosexual, transgnero o transexual; tampoco se decide a voluntad sobre los sentimientos. Si bien existe un margen cultural y sociolgico para manejar la identidad, la transexualidad parece ser ms una condicin biolgica, gestionada por las personas en un contextov cultural. La transexualidad y el transgnero no son enfermedades y tampoco son un problema mental. En algunas personas transexuales, el sentirse con una identidad de gnero distinta a la de su cuerpo, les causa sufrimiento o malestar hasta llegar a odiar sus genitales. Otras personas trans pueden vivir en armona con su cuerpo, y por eso no requieren de la transformacin corporal. Pero, tal parece que existe un hecho objetivo: el cuerpo y la identidad no coinciden. Transexuales de mujer a hombre: Nufragos del gneroLa transexualidad y el transgnero no son enfermedades y tampoco son un problema mental (Ilustracin: Luca Gonzlez).

PAGE 3

3N 282 agosto 2014 Con un poder de procesamiento de 2500 computadoras, la Universidad de Costa Rica (UCR) contar en el 2015 con su propia nube acadmica para fortalecer el servicio que se brinda a la docencia, la investigacin y la accin social. La idea es administrar y aprovechar mejor los recursos informticos disponibles en la institucin y que los usuarios puedan acceder a ellos de forma gil y en el momento oportuno.Elizabeth Rojas Arias elizabeth.rojas@ucr.ac.cr Actualmente, los servidores virtuales del Centro de Informtica (CI) de la UCR ofrecen la posibilidad de almacenar informacin en un centro de datos con gran capacidad y seguridad. Pero esta plataforma ya est llegando al lmite de su capacidad, segn inform el director de esta unidad, M.Sc. Alonso Castro Mattei. Por ello, cuando se pens en ampliar el poder de procesamiento, comunicacin y almacena miento de datos fuimos ms all, ya que las posibilidades cientficas y tcnicas eran sucientes para crear nuestra propia nube, arm Castro. Para poder lograrlo se estableci a nales de 2012 un proyecto de investigacin con el Centro de Investigaciones en Tecnologas de la Informacin y Comunicacin (Citic), la Escuela de Ciencias de la Computacin e Informtica (ECCI), y en conjunto con investigadores y docentes especializados en el tema, como el Dr. Ricardo Villaln Fonseca y el M.Sc. Francisco Arroyo Mora. Tambin participan en el proyecto los magister Luis Lora Chavarra, Sergio Blanco Zeledn y un equipo de aproximadamente 20 profesionales en el rea de las tecnologas de la informacin, miembros de dichas unidades acadmicas. Blanco arm que el proyecto propone un cambio de paradigma, este cambio va a revolucionar internamente la manera de trabajar de la gente, es un cambio cultural, por eso se requieren campaas y educacin para que los usuarios y los funcionarios encargados de la plataforma tecnolgica (Recursos Informticos Desconcentrados, RID) se adapten al nuevo sistema. Este es un proyecto muy ambicioso expres Castro, estamos dando los primeros pasos para el reforzamiento de la red de bra ptica institucional, la habilitacin de 1200 puntos en la red inalmbrica, que la convertira en la ms grande de Centro Amrica y la capacitacin del personal tcnico para apoyar el proyecto de la nube y que funcione de manera eciente, agreg.Investigacin de puntaLa sinergia que se ha dado entre el recurso humano de alto nivel de las unidades participantes y la disponibilidad de recursos tcnicos e infraestructura es lo que ha facilitado que esta investigacin se convierta en realidad. Es un proyecto hecho en casa porque en el mercado no existe un producto que se adapte a las necesidades de la Universidad, explic el director del CI. Algo interesante es que la madurez en el mercado mundial est debajo de lo que nosotros necesitamos, estamos llegando a un nivel de innovacin que vamos a poder empujar hacia donde la tecnologa se debera de mover en esta lnea, arm con orgullo. Para la implementacin de la nube se est utilizando gran cantidad de software libre, en combinacin con algunos productos de licenciamiento cerrado, para as atender los requerimientos acadmicos, de investigacin y administrativos de la UCR. Con esta nueva plataforma se atendern servicios cotidianos como el correo electrnico, las videoconferencias, un canal multimedia, las transmisiones en directo y muchas aplicaciones ms. Pero lo que colocar de nuevo a la UCR a la vanguardia en tecnologa informtica y las comunicaciones es que tendr un enfoque hacia la docencia, porque esta gran bolsa de poder que es la nube permite apoyar las actividades asociadas a tecnologas de la informacin en todos los niveles, desde el abastecimiento de infraestructura bsica para usuarios nales hasta la operacin de sistemas complejos, que requieren tecnologa de alto rendimiento para la investigacin. Lora expres que el reto para ellos como profesionales en Informtica es la implementacin de los servicios de la nube; por ejemplo, la instalacin de paquetes de software provistos como un servicio y no como un activo, en los cuales el usuario utiliza solamente los componentes que necesita; o la infraestructura tecnolgica provista como un servicio, en la que el usuario reserva recursos computacionales, de red, de espacio e instala las aplicaciones segn sus requerimientos. Sin dejar de lado el reto para el equipo de gestin y soporte de la virtualizacin de laboratorios, para actividades docentes e investigacin. Esto hara posible, segn aadi Castro, que se puedan usar diferentes sistemas operativos que usualmente son incompatibles entre s, en los mismos laboratorios. Lora detall que con los servicios de la nube ya no ser necesario que en una unidad acadmica o en un centro de investigacin inviertan en un cluster de alto rendimiento para tener ms capacidad de procesamiento de cmputo al realizar un proyecto, pues lo podrn ejecutar en la nube. Clculos muy poderosos, que en una computadora tardan semanas o incluso meses en resolverse, se podran hacer en la nube de forma ms eciente.Nube acadmica privadaUna caracterstica que distingue este servicio informtico de la UCR es que funcionar como una nube privada; es decir, no es pblica, como son las de Google o Amazon, en donde se alquilan recursos y en algunos casos se utilizan de forma gratuita. En este caso, la comunidad universitaria es la que tendr acceso a la nube. Para ello se est trabajando -explic Sergio Blancoen la identicacin apropiada de los usuarios (estudiantes, personal docente y administrativo), y por ello se estn moder nizando los sistemas de autenticacin y autorizacin de la plataforma tecnolgica. Este es un proyecto para toda la U, conrm Castro, debido a que por su capacidad tambin incluir a las sedes regionales. Pero tambin se espera incor porar a otras universidades pblicas, lo que permite que algunos sistemas propios de cada universidad sean replicados en la nube, de forma que al presentarse fallos en su infraestructura puedan trabajar apoyadas por la nube de la UCR. De igual forma, mencion el especialista, se pueden levantar mquinas virtuales y hacer procesamiento desde la casa, sin tener que depender de un laboratorio fsico. Este sera el caso estudiantes matriculados en un curso se les solicite hacer un trabajo que requiera algn software disponible en la nube. Adems, hay muchos servicios que se podran trabajar va web para ampliar el acceso, especialmente a sedes regionales. Al respecto, Lora explic que al ser el software de servicio independiente del hardware, se podra, por ejemplo, agrupar varios servidores como uno solo con este nuevo software para brindar el servicio a una sede. Investigadores en Informtica trabajan en este proyecto: UCR convertir su centro de datos en una nube acadmica Ochenta servidores tipo blade, cada uno con recursos de procesamiento, comunicacin y conectados al almacenamiento de la nube, permitirn que cada universitario tenga su propia particin de almacenamiento con la opcin de compartir esos contenidos y acceso a recursos de red y procesamiento (Ilistracin: Luca Gonzlez).

PAGE 4

4 Crisol, publicacin mensual de la Ocina de Divulgacin e Informacin (ODI) de la Universidad de Costa Rica. Semanario Universidad, edicin No. 2052 Editora: Patricia Blanco Picado. patricia.blancopicado@ucr.ac.cr Diseo: Jos Pablo Porta, ODI / Diagramacin: Luca Gonzlez, ODI. N 282 agosto 2014 Hacia 1900 un ciudadano de apellido Carranza de Cartago trae al pas el primer automvil, marca Trbol, que alcanza los 20 kilmetros por hora. A partir de la dcada de los 50 de ese siglo se produce un cambio de modelo econmico y el auge del Estado Benefactor, lo que incrementa el nmero de carros y con ello los accidentes de trnsito.Roco Marn Gonzlez rocio.marin@ucr.ac.cr As lo determin una investigacin realizada durante dos aos por el estudiante Randall Vinicio Mndez Mora, para optar al grado de Licenciatura en Historia en la Universidad de Costa Rica, la cual es pionera porque hasta ahora no exista ningn estudio histrico al respecto. Me pareci importante hacer una investigacin histrica sobre los accidentes de trnsito en Costa Rica, porque a partir de una exploracin de este tipo, es posible estudiar ms de cerca un fenmeno que afect y sigue afectando el modo de vida de la poblacin. Asimismo, porque si bien desde la historia se han analizado pestes y enfermedades, nunca se haba trabajado sobre los accidentes de trnsito como un problema de salud pblica, dijo Mndez. Su tesis, denominada Accidentes de trnsito y campaas de prevencin en Costa Rica 1950 1970, tuvo la particularidad de que arranc prcticamente de cero en la construccin de las bases de datos sobre accidentes de trnsito, inexistentes para el perodo de estudio. Mediante el anlisis de fuentes ociales de informacin como los denominados Anuarios Estadsticos de Costa Rica, publicados por el Instituto Nacional de Estadstica y Censos, y noticias del peridico La Nacin de ese perodo, Mndez realiz un anlisis cuantitativo de los datos obtenidos, con el n de jar las tendencias generales de los accidentes de trnsito. Adems, analiz los discursos y signicados sociales generados en torno a las campaas de prevencin de los accidentes, una problemtica que creci y gener preocupacin entre los actores sociales ms diversos. Por ello ya en ese perodo se dan intensas campaas de prevencin de los accidentes de trnsito, impulsadas por instituciones pblicas como el Ministerio de Obras Pblicas y Transportes y el Instituto Nacional de Seguros, y por entidades privadas y transnacionales de la poca, entre ellas el Motoclub de Costa Rica y la compaa Esso Standard Oil. Dichas campaas estaban dirigidas a segmentos especcos de la poblacin: Boy Scouts, ciclistas, choferes de autobs y de automviles, maestros, motociclistas, padres de familia, peatones y sacerdotes, con el n de disminuir la incidencia de accidentes. Para ello se utilizaron principalmente caricaturas, novedosas entonces por la ventaja que ofrecen en la acentuacin del objeto, persona o situacin repre sentada y en detalles. Las campaas se incrementaron luego de que en la dcada de los 60 la Organizacin Mundial de la Salud declar los accidentes de trnsito un problema de salud pblica.TendenciasEn su investigacin, Mndez encontr que en esa poca ya exista una tendencia muy marcada en cuanto al tipo de accidentes de trnsito ms comunes, ya que ms del 80 % son atropellos y choques, lo cual supera en ms del doble o el triple las muertes por enfermedades, como la tuberculosis y la difteria, consideradas pestes en otros tiempos. Asimismo, el mayor nmero de accidentes se concentra en las horas pico y en los das ms cercanos al n de semana, al igual que ocurre en la actualidad. A juicio de Mndez, ese incremento en los accidentes de trnsito se genera por una convergencia de factores, entre ellos el impulso favorable en la economa del pas, que se dio sobre todo luego de los acontecimientos polticos acaecidos en la dcada de 1940, que permitieron un cambio en el modelo de desarrollo econmico. El Estado cambia, pasa a ser un Estado benefactor, a tener ms importancia en la economa y como Costa Rica empieza a tener tambin ms socios comerciales en Estados Unidos, Inglaterra y Francia, se necesita un aparato interno vial que pueda sostener ese fenmeno, explic. Esto determin un incremento considerable en el nmero de vehculos y, por ende, una inversin importante en materia de infraestructura vial con miras a sacar del campo los productos de exportacin. El crecimiento de la poblacin, indic el investigador, es otro de esos elementos, que se dio gracias al descenso de la mortalidad y al aumento de la natalidad. Tambin influy la concentracin de ciudadanos en las zonas urbanas como consecuencia de factores de empuje de las reas rurales, como el desempleo y el acceso que proporcionaba la ciudad a mejores servicios, empleo y diversin. Ambos factores fomentaron en gran medida que el transporte automotor se convirtiera en un medio muy importante para trasladar personas y mercancas. Los automviles, camiones de carga y autobuses fueron cada vez ms comunes en las calles, lo mismo que la cantidad de peatones, expres. Los datos extrados le permitieron a Mndez percibir comportamientos de los accidentes de trnsito y una propensin hacia el aumento en la cantidad de accidentes y vctimas, de la mano con el crecimiento proporcional de la poblacin y del nmero de vehculos en el territorio nacional. En trminos generales, salvo el tipo de accidente ms comn que en los Anuarios Estadsticos son los choques y en el peridico La Nacin los atropellos, el resto de cifras concuerdan entre ambas fuentes consultadas, lo que comprueba la existencia de tendencias bien marcadas en el fenmeno de los accidentes de trnsito en Costa Rica, que desde entonces se convierte en un problema de trascendencia social, concluy. Las caricaturas eran usadas en las campaas de prevencin de los accidentes de trnsito, como esta publicada en el peridico La Nacin, en 1965. Desde 1950 pas experimenta este problema: Con el cambio econmico, llegaron los accidentes de trnsito