Crisol

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Crisol revista de ciencia y tecnología de la UCR
Uniform Title:
Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Running title:
Revista crisol
Physical Description:
v. : col. ill. ; 28 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgación e Información
Publisher:
Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n, Universidad de Costa Rica
Oficina de Divulgación e Información, Universidad de Costa Rica
Place of Publication:
San Jose´, Costa Rica
San José, Costa Rica
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Science -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Technology -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Costa Rica

Notes

Additional Physical Form:
Also issued online and on CD-ROM.
Dates or Sequential Designation:
Began in 1996.
General Note:
Description based on: No. 13 (año 2005).
General Note:
Monthly supplements are published between issues.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 61264193
lccn - 2005240822
issn - 1409-150X
System ID:
UF00101375:00108


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

1N 279 mayo 2014 Sabemos que la mayora de las frutas, legumbres y verduras que consumimos diariamente llegan a nuestra mesa gracias a la accin polinizadora de los insectos. Lo que todava no imaginamos es llevar a nuestros platos a los propios insectos como suplemento alimenticio.Roco Marn Gonzlez rocio.marin@ucr.ac.cr Un proyecto del Museo de Insectos de la Universidad de Costa Rica (UCR) busca acercar a los costarricenses a la posibilidad de ingerir platillos a base de estos pequeos organismos con miras a complementar su nutricin, como ya lo hacen cerca de 2000 millones de personas en diversas latitudes del planeta. Como parte de esos esfuerzos, recientemente estuvo en la UCR el Dr. Jos Manuel Pino Moreno, del Instituto de Biologa de la Universidad Autnoma de Mxico (UNAM), quien dict un curso sobre etnoentomologa y una conferencia acerca del tema. La antropoentomofagia, que es el consumo de insectos como alimento por los seres humanos, es un hbito que ha estado presente en la conducta alimentaria de las personas desde hace miles de aos, indic Pino. Mencionados como plaga en libros antiguos, el tiempo ha demostrado que no ha sido posible exterminar a los insectos, a pesar de todos los productos qumicos que se desarrollan. De all que es necesario buscar una alternativa racional de uso, que de paso puede ayudar a complementar la dieta sobre todo en regiones donde los alimentos escasean. Se calcula que existe ms de un milln de insectos diferentes, de los cuales 1900 especies son comestibles. La mayora de estas se colectan directamente en bosques, manglares y en tulares a orillas de lagos o lagunas, y se pueden secar, almacenar, moler y transformar en alimentos que sean atractivos a la vista y al paladar. Tambin se pueden usar para la alimentacin de otros animales. Entre los insectos ms consumidos por los humanos destacan escarabajos, orugas, abejas, avispas y hormigas. Les siguen los saltamontes, grillos, cigarras, chinches, termitas, liblulas y moscas, entre otros.Bondades de los insectosPara Pino, una de las principales ventajas que ofrecen los insectos es la posibilidad de convertirse en un factor que benecie la seguridad alimentaria. Datos de la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin (FAO, por sus siglas en ingls) revelan que en el 2030 habr 9000 millones de personas que alimentar, por lo que es necesario buscar alternativas para producir ms alimentos a menor costo. Una opcin es el cultivo de insectos, que adems producen un reducido impacto ambiental durante su ciclo de vida: requieren menos espacio y consumo de agua, producen menos emisiones de gases de efecto invernadero y su produccin requiere un menor uso de combustibles fsiles. Otra ventaja, dijo Pino, es que los insectos estn en todas partes, son los monarcas del planeta y algunos, como las cucarachas o las liblulas, existen desde el perodo carbonfero, hace cerca de 300 millones de aos. Se reproducen rpidamente, porque poseen elevadas tasas de crecimiento y de conversin alimenticia, y pueden criarse con residuos orgnicos alimenticios caseros. De cara al crecimiento demogrco y a la demanda de alimentos, los insectos ofrecen protenas, vitaminas y aminocidos de alta calidad, en comparacin con la carne y el pescado. Son especialmente importantes en la alimentacin de personas desnutridas, porque contienen niveles elevados de cidos grasos y son ricos en bra y micronutrientes como cobre, hierro, magnesio, fsforo, manganeso, selenio y cinc, dijo. Por eso no es casual insisti que la FAO desarrolle actualmente un proyecto piloto de cra de insectos con nes alimenticios en Laos, en el sudeste asitico, donde el 40 % de los nios menores de cinco aos estn desnutridos.Platillos nutritivosEl Dr. Hugo Aguilar Piedra, director del Museo de Insectos, explic que el inters de esa entidad en las especies de insectos comestibles es propiciar la investigacin de estos en el pas, dado el papel que desempean como complemento de la dieta en el futuro. No se trata de una curiosidad o de algo extico, sino de una realidad que actualmente es apoyada por la FAO y las Naciones Unidas, coment. Por esa razn, la visita del Dr. Pino abri la posibilidad de entrar en cooperacin con el Laboratorio de Entomologa de la UNAM, para realizar estudios en torno al uso humano de los insectos en los campos de la medicina, gastronoma, apicultura, meliponicultura y en la produccin de tintes naturales, en los que los especialistas mexicanos tienen amplia experiencia. El proyecto gastronmico del Museo de Insectos est a cargo del bilogo Federico Paniagua Rodrguez, quien cultiva grillos, larvas de escarabajo y cucarachones, para uso comestible. Los grillos ac los cultivamos con maz, avena integral y otros granos, y regularmente los hacemos fritos con curry y con sal. Pero se le puede dar el sabor que la persona quiera, ya sean salados o dulces. Los hemos hecho en turrones y baados en chocolate, arm. Para platos ms elaborados se cuenta con el apoyo del chef Ignacio Barrantes Jimnez, especialista en el desarrollo de recetas a base de insectos comestibles. Insectos a la mesa? Los tomates rellenos con queso crema, larvas de escarabajo y grillos y saltamontes de Oaxaca fueron uno de los atractivos en la ms reciente degustacin organizada por el Museo de Insectos (foto Rafael Len). Aunque muchas personas han probado los novedosos platillos de Ignacio Barrantes, pocas son realmente conscientes de la calidad nutritiva de los insectos (foto Rafael Len).

PAGE 2

2N 279 mayo 2014 Cules son las caractersticas de los periodistas que trabajan en una sala de redaccin?, cmo han afectado los cambios tecnolgicos el quehacer del personal periodstico? y hacia dnde se dirige la labor de las salas de redaccin? son algunas de las interrogantes que se analizan en el proyecto de investigacin Periodistas y salas de redaccin en Costa Rica frente a los retos del siglo XXI.Andrea Marn Castro andrea.marincastro@ucr.ac.cr La M.Sc. Carolina Carazo Barrantes, investigadora del Centro de Investigacin en Comunicacin (Cicom) de la Universidad de Costa Rica, realiz en 2013 una radiografa de los periodistas que trabajan en medios de comunicacin tradicionales y un anlisis general del quehacer periodstico en Costa Rica. Me propuse como objetivos conocer el perfil del personal periodstico que trabaja en medios de comunicacin tradicionales y cmo el desarrollo de las nuevas tecnologas ha afectado el trabajo de los medios, indic Carazo. Para obtener los datos, la investigadora analiz distintos estudios, realiz entrevistas a directores y directoras de los principales medios de comunicacin y aplic un cuestionario a 391 periodistas de 18 empresas de comunicacin consideradas en el estudio. El anlisis nal lo realiz con 142 instrumentos que respondieron de forma completa las personas consultadas, y que representan un 36,3 % de la poblacin. En televisin, se analiz al personal de Telenoticias, Noticias Repretel, Hoy, NC Once, RTN Noticias y Extra TV 42. En prensa escrita, los medios estudiados fueron La Nacin, La Teja, El Financiero, Diario Extra, La Prensa Libre, La Repblica y Semanario Universidad; en radio se escogi Noticias Monumental, ADN, Sistema Radiofnico de la Universidad de Costa Rica y Noticias Columbia; y en la categora de medios digitales, al portal de noticias crhoy.com.Cambios que requieren cambiosLas transformaciones del contexto meditico costarricense, enmarcadas en el desarrollo de la tecnologa digital, forman parte de la investigacin. La disminucin de la pauta publicitaria, el aumento de la audiencia en Internet y la proliferacin del uso de telfonos inteligentes son algunos de los cambios a los que se han tenido que enfrentar los medios en el mundo, y en particular, en Costa Rica. La investigadora seal algunos datos que conrman esta tendencia. Entre enero de 2011 y setiembre de 2012, la lectura de peridicos disminuy un 10 %, al pasar del 88 % al 78 % de la audiencia, mientras que el consumo de Internet creci de 43 % a 50 %. Tambin incluy informacin sobre la inversin publicitaria en medios impresos. Segn datos de la empresa Media Gur, en 2007 los diarios tuvieron 27 % de pauta en publicidad y para el primer semestre de 2013 sta disminuy a un 22 %. En el caso de los telenoticiarios que transmiten en horario estelar (franja horaria de mayor audiencia), el promedio anual del rating entre 2010 y 2012 cay un 26 %. As lo estableci el informe de 2013 que gener Ibope Media y que utiliz Carazo en su estudio. Por otro lado, el consumo de Internet y el uso de telfonos inteligentes siguen en constante crecimiento. La encuesta Consumidor digital centroamericano del 2013 indic que el 60 % de la poblacin costarricense utiliza Internet por medio de telfono celular. En cuanto al uso de redes sociales, la investigacin seal que Facebook es la plataforma ms usada por personas entre 12 y 75 aos de edad, que viven en el Gran rea Metropolitana. En 2012, un total de 849 000 personas decan que esa era su red principal.Radiografa de las salas de redaccinAnte este panorama, el perl del periodista y las salas de redaccin han tenido que adaptarse a los cambios. De los 142 periodistas que entrevist Carazo, 45 % son mujeres y 55 % son hombres. El 45 % tiene 30 aos o menos, ms del 60 % tiene 35 aos o menos y un 23 % es mayor de 40 aos. Comparado con la fuerza laboral del pas, el personal periodstico que trabaja en salas de redaccin de medios tradicionales es ms joven, recalc Carazo. El 50 % de los participantes tena ms de diez aos de laborar y solo el 22 % menos de tres aos de experiencia laboral. Una de las tendencias a nivel mundial, que tambin se est comenzando a notar en el pas, es la integracin y convergencia de las salas de redaccin. Algunas caractersticas de este fenmeno se visualizan con la unin de redacciones tradicionales y digitales, la creacin de productos multimedia y una labor periodstica orientada a la produccin de materiales para plataformas tradicionales, digitales y mviles. Asimismo, el periodista todo terreno es el capaz de producir para diversos formatos y el que gana espacio en este tipo de dinmicas. El presente estudio conrma que si bien la convergencia no es todava omnipresente en las salas de redaccin de los medios tradicionales costarricenses, el avance ha sido importante y est bastante generalizada, coment la investigadora. Ante la pregunta de cmo calicaba el grado de convergencia de la sala de redaccin del medio en donde trabaja, el 52 % de quienes contestaron lo calicaron como alto, lo cual muestra que su rutina incluye trabajar en varios lenguajes tales Periodismo enfrenta cambios en el siglo XXI El estudio del Cicom aborda el desarrollo de las nuevas tecnologas en Costa Rica y cmo estas han afectado el trabajo que los periodistas realizan en los medios de comunicacin tradicionales (ilustracin Pablo Porta).

PAGE 3

3N 279 mayo 2014como video, audio y web. Un 30 % opin que el grado de convergencia es medio y un 15 % la valor como bajo. La transformacin en el trabajo diario del periodista debido a la digitalizacin se evidencia en el uso de nuevas herramientas y en la disminucin de algunas prcticas consideradas como tradicionales. Para hacer su trabajo diario, predomina el uso del correo electrnico y de redes sociales como medios para recoger la informacin. Al mismo tiempo, las conferencias de prensa y las visitas peridicas a las fuentes de informacin se utilizan cada vez menos. La censura, autocensura, independencia editorial y tica tambin fueron de inters para la investigadora. El 73 % de los periodistas consultados manifest que nunca ha sufrido censura por parte de sus jefes. Aunque el porcentaje es muy alto, la investigadora expres que no deja de ser alarmante que casi un 22 % contestara que s haba sufrido censura por parte de las jefaturas. Aunque no exista censura en los medios, los periodistas pueden rechazar o evitar temas que no se apeguen a la lnea editorial del medio, a lo que se le conoce como autocensura. Ante la pregunta se ha autocensurado usted porque sabe que en el medio para el que trabaja no le publicara su trabajo periodstico con determinado enfoque, fuentes, titular, etc?, el 68 % contest que no y un 27,5 % dijo que s. De quienes respondieron armativamente, el 82 % (39 personas) aclar que lo ha hecho en pocas ocasiones y un 8 % (3 personas) con mucha frecuencia.Cmo piensan los periodistas?Otro aspecto que investig Carazo fue la opinin de los periodistas en relacin con temas ideolgicos y sociales, con el n de identicar su posicin con respecto a la que tiene el resto de la poblacin costarricense. Se les consult adnde consideran que estn ubicados ideolgicamente. El 39 % se ubic en el centro, un 34 % se considera de centro-izquierda, un 5 % de izquierda y un 10% de derecha. Nadie eligi la opcin muy hacia la derecha y 12 % no contest. El estudio indica que el grupo de entrevistados se asemeja a la poblacin costarricense en general, que se ubica al centro del espectro ideolgico. No obstante, mientras un 39,4 % de los periodistas se orienta hacia el centroizquierda o la izquierda, slo el 14.4 % de los costarricenses simpatiza con esta opcin. En el lado opuesto, la ciudadana tiende a preferir el centro-derecha o la derecha en un 29,3 % y solo el 9,8 % de los periodistas se identic como de centro-derecha. Para este anlisis, Carazo compar los datos de su estudio con los de una encuesta de Borges y Asociados, que se public en 2013. Se consult sobre la posicin de los comunicadores frente al reconocimiento de derechos de las parejas del mismo sexo. El 80 % respondi que est de acuerdo con el reconocimiento de derechos legales, mientras que, una encuesta nacional revel que el 60,9 % de los costarricenses no lo estn. Los periodistas parecieran ser ms progresistas, pues estn en mayor medida de acuerdo con las uniones civiles entre parejas del mismo sexo y se colocan ms hacia la izquierda en el espectro ideolgico que la poblacin en general, segn indic el anlisis. En otras profesiones, estas marcadas diferencias entre el gremio y la poblacin en general son consideradas sin inters ni relevancia; sin embargo, en el caso de los periodistas que trabajan en los medios, este no es el caso, pues puede asumirse que estas caractersticas y perspectivas se ven reejadas en la cobertura periodstica, subray la comunicadora. Esta fotografa de los periodistas y de las salas de redaccin en tiempos de cambio permite observar datos sobre quines son y cmo piensan estos profesionales, establecer un panorama general de las transformaciones a las que se han enfrentado y el camino por el que transitarn en el futuro, concluye el estudio. redaccin de los medios tradicionales costarricenses (foto ilustrativa Laura Rodrguez). 52% 82% 30% 8% 15% 5% 3% 5%ALTO.Es parte de la rutina de trabajar en varios lenguajes (video, audio, escrito, web) y todos los periodistas lo hacen. Solo en muy pocas ocasionesMEDIO.La redaccin va hacia eso, aunque todava no es algo que est integrado plenamente en las rutinas cotidianas. Con mucha frecuenciaBAJO.El trabajo est enfocado exclusivamente en el medio tradicional o principal. Una nica vez NS / NRConvergencia Autocensura Este frecuencia con que el personal autocensurado (fuente M.Sc. Carolina Carazo). corresponde a la percepcin de los periodistas en relacin con el grado de convergencia de la sala de redaccin en la que trabaja (fuente M.Sc. Carolina Carazo).

PAGE 4

4 Crisol, publicacin mensual de la Ocina de Divulgacin e Informacin (ODI) de la Universidad de Costa Rica. Semanario Universidad, edicin No. 203 Editora: Patricia Blanco Picado. patricia.blancopicado@ucr.ac.cr Diseo y diagramacin: Jos Pablo Porta, ODI. N 279 mayo 2014 Algunas de las enfermedades que afectan a centenares de familias en el distrito San Gabriel de Aserr estn ligadas al consumo de agua proveniente del sistema de distribucin local, segn un estudio de la Universidad de Costa Rica (UCR), en el que se proponen formas para mejorar el tratamiento del recurso hdrico.Otto Salas Murillo otto.salasmurillo@ucr.ac.cr La investigacin fue realizada por la Licda. Cinthya Hernndez Gmez, Licda. Emilia Martn Araya y Lic. Jos Francisco Fallas Williams para optar al grado de licenciatura en la Escuela de Tecnologas en Salud, perteneciente a la Facultad de Medicina. El estudio tena como objetivo identicar el riesgo para la salud humana de la contaminacin del agua abastecida por la Asociacin Administradora de Acueductos y Alcantarillados (Asada) de San Gabriel de Aserr, con el n de plantear estrategias para el mejoramiento de la calidad del servicio. Este distrito tiene un rea de 1177 Km y est habitado por 6000 personas, dedicadas principalmente a labores agrcolas y domsticas. El sistema de abastecimiento de agua de esta comunidad es alimentado a su vez por dos sistemas: Tigre, que aprovecha el caudal del ro del mismo nombre, y Tarbaca, que usa el agua de la quebrada homnima. Martn explic que para el anlisis de la calidad del agua utilizaron el equipo de monitoreo de campo Oxfam y los anlisis del Laboratorio Nacional de Agua, y aplicaron un cuestionario epidemiolgico en 257 viviendas abastecidas por el sistema Tigre y 67 viviendas del sistema Tarbaca. La investigadora explic que los resultados de los anlisis de campo y de laboratorio arrojaron la presencia de hasta 1100 coliformes fecales por mililitro de agua en algunas partes del sistema de abastecimiento, lo que contraviene el reglamento nacional sobre la calidad del agua y evidencia algunas deciencias. Agreg que los datos obtenidos en las entrevistas con las familias se procesaron mediante programas informticos para obtener informacin sobre el riesgo y entender cul es la asociacin entre el agua que toman y las probabilidades de padecer enfermedades como diarreas agudas, vmitos y dermatitis. Un poblador que se abasteca del sistema Tigre tena 1,6 mayor probabilidades de padecer diarrea que si se abasteca del sistema Tarbaca; en el caso de dermatitis lleg a ser cuatro veces ms, advirti Martn. En cuanto al impacto asociado al sexo, los investigadores identificaron que las mujeres son el grupo ms vulnerable, con 1,8 veces ms probabilidades de padecer vmito por asociacin con el agua que consumen en comparacin con los hombres.La evaluacinAlgunos de los aspectos identicados en el estudio y que inciden en la calidad del agua y en la salud de la poblacin son la presencia de residuos slidos en los cauces, deforestacin, deslizamientos y uso de agroqumicos. Hicimos una evaluacin del sistema en cuanto a almacenamiento, red de distribucin y administracin del recurso en el hogar. Encontramos, por ejemplo, que los tanques disipadores de energa (quiebra gradientes) no tenan seguridad en sus tapas, lo que los vuelve vulnerables al vandalismo, coment Cinthya Hernndez. La investigadora aadi que como parte de la evaluacin administrativa encontraron carencia de planos actualizados, bitcoras de labores con poco detalle, falta de capacitacin para la operacin de equipos tecnolgicos y el uso de tcnicas para procedimientos manuales, la mayora de las actividades se realizan de forma emprica y se subutiliza el equipamiento de anlisis de agua.Salud ambientalCon el n de mejorar el recurso hdrico que llega a los hogares y evitar el padecimiento de las enfermedades citadas, la investigacin incluye la elaboracin de un Plan de Salud Ambiental para fortalecer la vigilancia y la proteccin de las cuencas, as como mejorar la operacin de los sistemas. Las propuestas hechas por las investigadoras priorizan la recuperacin de la cobertura vegetal en las reas deforestadas, crear un sistema de sedimentacin para el pretratamiento del agua captada, recolectar los residuos slidos presentes en los cauces, promover una solucin a largo plazo sobre la presencia de agroqumicos, vericar peridicamente la calidad del agua, colocar medidas de proteccin en las instalaciones (candados y cercas) y brindar mantenimiento a las obras de infraestructura. A pesar de que el 30 % de la poblacin nacional es abastecida por ms de 2000 sistemas operados por Asadas, las desigualdades con respecto a la prestacin del servicio pblico de acueductos y alcantarillados son altamente considera bles, declar Hernndez. De ah que este tipo de investigaciones son fundamentales para reforzar la gestin y proteger el agua, concluy. Consumo de agua se asocia a enfermedades diarreicas en Aserr hechas en el estudio (foto ilustrativa archivo ODI). agua que consumen los vecinos de San Gabriel de Aserr, lo que se asocia a la prevalencia de enfermedades diarreicas (foto ilustrativa archivo ODI).