Crisol

Material Information

Title:
Crisol revista de ciencia y tecnología de la UCR
Uniform Title:
Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Running title:
Revista crisol
Physical Description:
v. : col. ill. ; 28 cm.
Language:
Spanish
Creator:
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgación e Información
Publisher:
Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n, Universidad de Costa Rica
Oficina de Divulgación e Información, Universidad de Costa Rica
Place of Publication:
San Jose´, Costa Rica
San José, Costa Rica
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Science -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Technology -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre:
serial   ( sobekcm )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage:
Costa Rica

Notes

Additional Physical Form:
Also issued online and on CD-ROM.
Dates or Sequential Designation:
Began in 1996.
General Note:
Description based on: No. 13 (año 2005).
General Note:
Monthly supplements are published between issues.

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 61264193
lccn - 2005240822
issn - 1409-150X
System ID:
UF00101375:00106


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

1N 278 abril 2014 Conocer los sitios en donde hay ms accidentes de trnsito con personas muertas o heridas y prdidas materiales permite a los ingenieros viales intervenir la infraestructura existente para reducir las colisiones fatales. Elizabeth Rojas Arias elizabeth.rojas@ucr.ac.cr Una metodologa basada en el anlisis estadstico logr detectar los cantones ms peligrosos y facilitar as la toma de decisiones al Consejo de Seguridad Vial (Cosevi). El Dr. Jonathan Agero Valverde, profesor universitario e ingeniero del Programa de Investigacin en Desarrollo Urbano Sostenible (Produs), determin dichos cantones con el anlisis de los datos de choques que ocurrieron en el perodo entre el 2001 y el 2006. Agero fue galardonado con el premio al mejor artculo sobre este tema, que present en el 2013 ante la Conferencia de la Junta de Investigaciones en Transportes, la ms grande del mundo en este campo, que pertenece a la Academia de las Ciencias de Estados Unidos. A pesar de los obstculos que encontr el especialista para determinar los sitios donde ocurren ms accidentes, logr establecer que San Jos, Desamparados, Alajuela, Limn, Alajuelita, Pococ, Cartago, Prez Zeledn, Goicoechea y Santa Ana son los cantones con cifras ms elevadas de choques viales del pas, y que se requiere una intervencin inmediata en estas reas para reducir las colisiones. Medir es esencial para administrar y mejorar dijo Agero; en este caso, para poder contabilizar el nmero de choques y los lugares donde ocurrieron fue necesario digitalizar miles de partes elaborados en papel, debido a que solo la mitad de los ociales de trnsito utilizan el o computadora manual con GPS para hacer las infracciones. Las estadsticas y los cruces de variables de este estudio pionero en el pas demostraron que si se intervienen los cantones que se detectan como ms peligrosos desde el punto de vista vial, se pueden disminuir las muertes en carretera, que en promedio ascienden a 600 al ao.Accidentes fatalesAunque la causa de muerte por accidentes de trnsito en el pas sigue siendo una de las ms altas en comparacin con los fallecimientos debidos a causas naturales entre personas de 0 a 45 aos, el investigador considera que este nmero se ha estabilizado a lo largo del tiempo, debido al uso del cinturn de seguridad, a que la tecnologa de los vehculos protege cada vez ms a sus ocupantes y a que los sistemas de salud han mejorado. No es porque hemos mejorado la seguridad vial, aclar Agero. Otro aspecto preocupante es que las muertes en carreteras se concentran ms en la poblacin econmicamente activa, aunque tambin es frecuente en jvenes entre los 15 y 25 aos, ya sean conductores novatos, acompaantes, ciclistas o peatones, y en personas mayores de 65 aos debido a la reduccin de sus habilidades cognitivas y a la fragilidad de su cuerpo. De acuerdo con el estudio denominado que utiliz el modelo estadstico multivariado con errores espaciales y no espaciales, las cifras de accidentes se concentran ms que todo en la Gran rea Metropolitana. El nmero de choques fatales aumenta con la cantidad de kilmetros-vehculo a una tasa decreciente; es decir, se estabiliza. El exceso de este tipo de accidentes con consecuencias mortales muestra valores altos y signicativos en los cantones de Pococ, en Limn; Barva, San Rafael y Santo Domingo, en Heredia; y Montes de Oro y Garabito, en Puntarenas. Los cantones con valores ms impor tantes de exceso de choques mortales y, por tanto, con mayor potencial para reducir vctimas si se aplican medidas de ingeniera vial son Pococ, Limn y Barva. En cuanto a choques con heridos, San Jos se encuentra en el primer lugar. Le siguen en orden con valores signicativos o con potencial para la reduccin con intervencin de la infraestructura: Desamparados, Alajuela, Limn, Alajuelita, Pococ, Cartago y Prez Zeledn. Para los choques con solo daos materiales y heridos encabezan la lista: San Jos, Desamparados y Alajuela. Adems, Alajuelita, Limn, Pococ, Barva, Prez Zeledn y San Rafael son cantones que tambin sobresalen en este aspecto.Los datos pueden salvar vidas El Ing. Agero expres que es vital determinar los lugares precisos donde se producen ms accidentes; sin embargo, para lograr esta informacin es importante montar un sistema de recoleccin de datos apropiados, darles seguimiento y mantenimiento para poder efectuar una mejora continua de la seguridad vial. Hay que poner ms estudio, ms anlisis e ingeniera vial al problema para poder resolverlo, agreg. Otro aspecto importante es continuar con investigaciones relacionadas con la accesibilidad de cada carretera a los servicios de emergencia. El tiempo que tarda la Cruz Roja en trasladar un herido a un hospital es vital para su supervivencia a un choque, dijo Agero. En el Valle Central no es tan complejo, pero en zonas alejadas o fronterizas las distancias inuyen en que un herido tarde ms de una hora para llegar a un centro mdico y eso puede marcar la diferencia. Con mejor diseo de carreteras disminuyen choques y muertes San Jos, Desamparados, Alajuela y Limn son los primeros cuatro cantones en donde ocurren ms accidentes, segn un estudio del Programa de Investigacin en Desarrollo Urbano Sostenible (Produs), de la UCR (foto archivo ODI).

PAGE 2

2N 278 abril 2014 La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pblica ms graves del siglo XXI. El problema es mundial y est afectando progresivamente a muchos pases de bajos y medianos ingresos, sobre todo en el medio urbano. Dra. Xinia Fernndez, profesora e investigadora de la Escuela de Nutricin. xinia.fernandezrojas@ucr.ac.cr La prevalencia ha aumentado a un ritmo alarmante. Se calcula que en 2010 haba 42 millones de nios con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones vivan en pases en desarrollo. El problema est afectando de manera signicativa a los menores de cinco aos, lo cual alerta sobre la impor tancia de iniciar la prevencin en estadios tempranos de la vida. A pesar de que la prevalencia del sobrepeso en los nios es el doble en pases de alto ingreso, alrededor del 75 % del incremento global de este problema se presenta en pases de medianos y bajos ingresos. Esto determina la necesidad de valorar de forma contextual las circunstancias asociadas al periodo prenatal, nacimiento, lactancia materna e introduccin de alimentos distintos a la leche materna en los primeros dos aos de vida. El ambiente intrauterino tiene un papel dominante sobre la programacin genotpica, lo cual determina la salud posterior. De esta forma, la desnutricin durante el embarazo y su efecto sobre el crecimiento fetal y en los primeros dos aos de vida es el principal determinante tanto del retraso de crecimiento como de la obesidad, y est asociada de manera signicativa a las enfermedades no transmisibles en la edad adulta.Factores de riesgoLa obesidad en la infancia est tambin relacionada con crecer en un ambiente obeso gnico, en el cual cambios en la dieta y en la actividad fsica son los propulsores ms importantes. Los principales factores de riesgo de la obesidad infantil que son modicables son la diabetes gestacional materna, el nmero de horas de televisin y bajos niveles de actividad fsica de los nios, inactividad fsica de los padres, consumo de grasa, carbohidratos y bebidas endulzadas. Estas tendencias son una conse cuencia de los cambios en los patrones de alimentacin y actividad fsica que han sucedido en los ltimos aos, relacionados con factores ambientales, incluyendo los interpersonales, la comunidad y las polticas gubernamentales. La publicidad y otras formas de mercadotecnia de alimentos y bebidas dirigidas a los nios tienen un gran alcance y se centran principalmente en productos ricos en grasas, azcar o sal. Muchos datos muestran que la publicidad televisiva inuye en las preferencias alimenticias y las pautas de consumo de la poblacin infantil. Adems, las familias viven en espacios ms reducidos y en comunidades con mnimos o ningn espacio para actividades recreativas o deportivas. Por lo tanto, la recreacin en muchos casos se realiza en la casa de manera esttica, lo cual aumenta el sedentarismo.Obesidad infantil en Costa RicaCosta Rica ha experimentado un incremento de incidencia y prevalencia de sobrepeso y obesidad, especialmente en nios y adolescentes. Los resultados de la Encuesta Nacional de Nutricin, realizada en los aos 2008 y 2009, muestra que el 21,4 % de los nios y nias entre los cinco y los 12 aos de edad presenta sobrepeso y obesidad. Esta cifra representa un aumento de 6,5 puntos porcentuales en comparacin con los resultados de la Encuesta Nacional de Nutricin que se realiz en 1996. Este problema afecta por igual a las zonas rurales y urbanas, pero ha recibido mucho menos atencin en el espacio rural. En escenarios rurales, donde el problema de la obesidad se mezcla con la inseguridad alimentaria de las familias, la tarea es doblemente difcil, pues hay que vencer la pobreza, el sobrepeso y la obesidad. Para contribuir a la prevencin del problema de obesidad infantil en Costa Rica, a inicios de 2009, la Escuela de Nutricin de la Universidad de Costa Rica desarroll el Modelo de Prevencin de la Obesidad infantil El modelo desarrollado tiene la particu laridad de que integra de forma transversal los contenidos de una alimentacin saludable y la actividad fsica, al currculo, sin aadir un compromiso que involucre tiempo adicional para los estudiantes y los docentes. El objetivo del Modelo es promover estilos de vida saludables para la prevencin de obesidad infantil en los nios y nias preescolares y escolares de Costa Rica, por ser este el perodo crucial para la implantacin y conrmacin de estilos de vida saludables. En el 2012 se desarroll el en dos zonas rurales del pas, Turrialba y la zona de Los Santos. En el 2013, se desarroll en el nivel de preescolar, primero y segundo ciclos en tres escuelas de Turrialba y 27 aulas de preescolar. Para el 2014 se seleccion una escuela modelo en Turrialba para realizar un segundo ao de intervencin, de forma que se pueda consolidar y fortalecer el modelo de intervencin. El Modelo incluye el desarrollo de estrategias en los escenarios que inuyen en el desarrollo integral de los nios y nias: el aula, la escuela, la familia y la comunidad. La premisa bsica de este modelo es que se debe trabajar en fortalecer la capacidad de tomar decisiones saludables en los nios, las nias y sus familias. En la escuela se desarrollan las estrategias de 15 minutos activos, y el recreo activo para la promocin de la actividad fsica. Con las familias se trabaja en talleres para apoyar la seleccin y compra adecuada de alimentos y se agregan los domingos familiares que involucra la participacin de lderes comunitarios para organizar eventos gratuitos y abiertos a todos, en los que se promueve la alimentacin saludable y la actividad fsica como pilares de la prevencin de la obesidad infantil. Este es un tema que requiere atencin inmediata. Para ello es necesario concebir a los nios y las nias como ciudadanos que deben crecer en ambientes saludables y que ms all de aprender las abundantes materias que se ofrecen en el currculo, el escenario educativo debe ser el mejor lugar para el fortalecimiento o la modicacin de conductas que se asocian con salud y bienestar. Es urgente que las instituciones del estado prioricen la educacin en salud y menos al tratamiento, que al final no resuelve el problema y ms bien provoca colapsos en el sistema de salud. Prevencin de la obesidad infantil, una prioridad de la salud pblica Desde el 2009, la Escuela de Nutricin de la UCR desarrolla el Modelo de Prevencin de la Obesidad infantil Pngale vida en zonas rurales y urbanas del pas (fotos archivo ODI).

PAGE 3

3N 278 abril 2014 Todo es reciclable: las lminas, la fuente de poder, las prensas y hasta el recipiente. Sin embargo, el resultado final es una verdadera obra de arte.Mara Eugenia Fonseca Calvo maria.fonsecacalvo@ucr.ac.cr La dedicacin, el conocimiento, el deseo de buscar nuevas opciones y de reutilizar los materiales de desecho llevaron al microbilogo y artista, Dr. Francisco Hernndez Chavarra, a ahondar en los caminos del grabado hasta obtener un sistema que facilite su realizacin. El resultado nal es una serie de procedimientos que lo hacen ms simple, ms fcil, ms barato, y sobre todo, menos txico. El Dr. Hernndez present la tesis de licenciatura en Artes Plsticas con nfasis en Grabado, denominada que pretende convertirse en un texto para uso de docentes y estudiantes de esta disciplina en el pas y en Amrica Latina. Segn indic el artista, orient su trabajo al grabado en metal porque este est catalogado como muy txico y hay una tendencia mundial de utilizar sustancias menos nocivas. Adems, se pueden mejorar los mtodos y hacer cosas nuevas, lo cual l lo ha logrado por medio de procesos muy prcticos y funcionales. Cuando Hernndez llev su primer curso de grabado, se estaba acabando el barniz y haba que prepararlo de nuevo. Para ello se tomaba gasolina blanca, que se mezclaba con asfalto, cera de abejas y resina de colofona y todo eso se llevaba al fuego, lo que haca el procedimiento muy peligroso. De modo que l se propuso buscar nuevas opciones. Comenz con una frmula muy parecida a la original, aunque sustituy la fuente de asfalto por pasta de tapar goteras, que dilua en varsol y la ltraba. As obtena una solucin de asfalto a la que le agregaba en un principio cera de abejas, que luego sustituy por crayolas. Estas funcionan igual y son ms baratas. Posteriormente, hizo otras versiones con cera en gel para pisos, cera de abejas, crayolas y betn para zapatos. Sin embargo, el barniz que ms le gusta y que utiliza es cera lquida para pisos, por ser ms econmica y fcil de emplear.Maestro de dibujoDesde que Hernndez ingres a la Escuela Joaqun Lizano, en Heredia, su sueo era estudiar dibujo y llegar a ser maestro de dibujo, como se deca en esa poca. No obstante, en el camino surgieron otros intereses: maestro de Ciencias, bilogo y, nalmente, microbilogo, pues quera dedicarse a algo ms relacionado con la gente. Su trabajo en esa disciplina fue muy variado, pero centrado en la epidemiologa y la ultraestructura de agentes infecciosos. Su constante siempre fue la bsqueda de mtodos que facilitaran la labor. Cuando se jubil retom su vocacin inicial e ingres a la Escuela de Artes Plsticas, en donde se trataba de cambiar el mtodo de hacer el grabado por uno menos txico. De modo que encontr que poda ayudar y termin haciendo lo que siempre he hecho: tomando mtodos, adaptndolos y tratando de facilitar las cosas. Y me ha dado resultado, dijo el artista. As que primero fueron los barnices y luego el proceso de electrlisis. En favor de la nobleza En cuanto al segundo mtodo, el Dr. Hernndez explic que el sistema de electrlisis normal implicaba que haba que tener dos lminas del mismo material en el que se iba a trabajar: la lmina de grabado y otra receptora, y como electrolito se usaba una solucin de sales que tuvieran iones del mismo metal. No obstante, encontr otro proceso que facilitaba las cosas. Para ello inici con un mtodo que denomina sacricio metlico, que equivale a que los metales menos nobles se oxidan y protegen a los ms nobles. De modo que si se tiene un metal ms noble como cobre y otro menos noble como aluminio, se oxida el segundo. Mientras trabajaba con el informtico y profesor de la Universidad Nacional, Jos Pablo Carvajal, en la medicin del amperaje de la fuente de poder para este proceso, not que el amperaje se vena abajo cuando utilizaba cobre. Esto lo llev a modicar la concentracin de sal y encontr que cuando esta era de un 25 % funcionaba para cualquier metal. Con este sistema se puede grabar cualquiera de los metales disponibles, desde el cobre hasta el acero inoxidable que se supone no se oxida. Adems de que es muy barato, porque ya no hay que buscar sales especcas, sino que se emplea la sal comn y se ajusta la concentracin al 25 %, lo que es muy sencillo de hacer. Para ello se coloca un paquete de sal de 500 gramos en una botella de dos litros de agua, se mezcla y se obtienen los dos litros al 25 %. El gato gourmetPara probar este procedimiento, el artista hizo un dibujo en una placa de aluminio, en este caso de un gato comindose a un ratn, luego le aplic tres capas de cera lquida que acta como barniz y de seguido ray con una punta metlica algunas lneas del dibujo para remover la cera. El resto de la placa qued protegida por el barniz, de forma que el proceso de electrlisis acta solo donde se marcaron las lneas. Luego coloc la lmina barnizada y rayada en una caja vaca de leche y frente a ella la lmina opositora, y llen la caja de agua con sal al 25 %. Despus hizo un puente entre el cable verde y el negro de la fuente de poder para su encendido, uni el electrodo positivo a la lmina grabada y el negativo a la de aluminio y procedi a conectar la fuente a la corriente directa durante un lapso de 10 minutos. Al nal, los trazos de las lneas sobre el barniz prcticamente transparente se convirtieron en surcos, dieron vida al dibujo del gato gourmet. Esto es lo que se denomina aguafuerte, que es nada ms las lneas. Sin embargo, la idea es aplicarle una serie de tonalidades para engrandecerlo ms y darle profundidad, lo que equivale a la aguatinta, que se hace tambin con electrlisis. Para ello utiliza el barniz solo para las partes que quiere queden blancas y las oscuras las deja descubiertas para que se quemen, ya no las lneas, sino la supercie. Hernndez enfatiz en que, segn mediciones hechas, el grabado es ms seguro de lo que se pensaba. Basta con una ventana abierta en el sitio donde se trabaja para que el aire circule. Grabado no txico, del desecho a la obra de arte El Dr. Francisco Hernndez Chavarra introduce la lmina dibujada en la caja reciclable. Junto a l la cera lquida, la sal y la botella de agua con sal utilizada en el proceso de electrlisis (foto Laura Rodrguez). El artista junto a dos de las obras expuestas en el Decanato de la Facultad de Bellas Artes de la UCR (foto Laura Rodrguez).

PAGE 4

4 Crisol, publicacin mensual de la Ocina de Divulgacin e Informacin (ODI) de la Universidad de Costa Rica. Semanario Universidad, edicin No. 2036 Editora: Patricia Blanco Picado. patricia.blancopicado@ucr.ac.cr Diseo y diagramacin: Jos Pablo Porta, ODI. N 278 abril 2014 Con una visin crtica la exposicin Ciudadanas en movimiento. La conquista del sufragio 1888-1953 se plante el reto de exhibir un tema que cuestiona las bases de lo que un sector poltico ha denominado la democracia centenaria, la suiza centroamericana y ms recientemente, el pas ms feliz del mundo.Eduardo Muoz Sequeira eduardo.munoz@ucr.ac.cr La exposicin organizada por el Centro de Investigacin en Identidad y Cultura Latinoamericanas (Ciicla), de la Universidad de Costa Rica (UCR), con motivo de su vigsimo aniversario, es un nuevo aporte a la recuperacin de la memoria histrica de la lucha dada por las mujeres de la primera mitad del siglo XX. Laura Raabe Cercone, curadora de artes visuales del Museo + UCR, explic que el objetivo es contextualizar la lucha sufragista, de cmo se pas de los mbitos domsticos a los pblicos y destacar la activa participacin poltica de las mujeres en la vida nacional. El montaje est basado en la investigacin de la historiadora Dra. Eugenia Rodrguez Senz, que durante los ltimos aos ha realizado un conjunto de indagaciones sobre la movilidad poltica y la visibilizacin de las sufragistas. La exposicin combina la tradicional muestra histrica con la expresin artstica, con las ideas creadoras de Rosella Matamoros. La artista irrumpi la sala multiuso de la Escuela de Estudios Generales con una instalacin que lleva a los visitantes por un recorrido marcado por los pasos que representan a decenas de mujeres, y textos que recogen las demandas de miles que exigieron sus derechos a ser tratadas como ciudadanas, sin condicionamientos ni limitaciones. Al nal, tras concluir el laberinto creado por Matamoros, el espejo confronta al visitante consigo mismo. Sujetas de derechoLa lucha sufragista estuvo marcada por la misoginia ms recalcitrante. Polticos y periodistas hicieron sealamientos directos que cuestionaban la moralidad de las sufragistas, su orientacin sexual o su intelecto. Gran parte de los artculos de opinin esgriman que las mujeres estaban destinadas a la maternidad y a atender sus hogares. Por eso, argumentaban, su participacin en la poltica pona en riesgo los roles de gnero y perderan su feminidad por ser una actividad grosera y vulgar. Las piezas publicitarias de la exposicin mitican la maternidad, la buena educacin y qu signica ser buena esposa y ama de casa. La historiadora Rodrguez asegur que el cambio empez con la apertura del Colegio Superior de Seoritas en 1888, cuna de las sufragistas. Tambin, ese ao se expandieron los tribunales civiles y hubo reformas legales para regular el castigo fsico que sufran las mujeres por parte de sus maridos. Si bien no se elimin, la nueva normativa indicaba que dicha correccin fsica no poda ser excesiva. Cada vez ms mujeres se atrevieron a denunciar y empezaron a verse como poseedoras de derechos, explic la historiadora. De escobas y comalesLa educacin femenina surgi en medio de un intenso debate del objetivo de su formacin, y fue clave en el surgimiento de una clase trabajadora de maestras, enfermeras y secretarias. Otras salieron de sus casas para trabajar como empleadas domsticas, cocineras, lavanderas, aplan chadoras o costureras. Con el nuevo siglo, y tras conocer las experiencias de las luchas femeninas de otros pases, unas pocas iniciaron la lucha por el sufragio y fundaron la Liga Feminista Costarricense, el 12 de octubre de 1923, bajo la direccin de la abogada ngela Acua Braun. La agrupacin impuls proyectos de ley que provocaban el enojo de un sector poltico masculino que no aprobaba las intenciones de las liguistas. Por ejemplo, en 1920 una ley prohiba expresamente el voto para incapacitados mentales, criminales y mujeres. Entre los aos 1890 y 1949 se presentaron 14 proyectos de ley para aprobar el voto femenino, solamente cuatro se discutieron y el nico aprobado fue en la Constituyente de 1949. Las mujeres fueron protagonistas de hechos histricos relevantes. Ellas provocaron la cada de la dictadura de Federico Tinoco Granados, que concluy con la quema del diario ste ltimo acto fue dirigido por Andrea Venegas Mora, acompaada por Carmen Lyra, Ana Rosa Chacn, Ester Silva, Lilia Gonzlez, Esther De Mezerville, Vitalia y Victoria Madrigal, Mara y Teodora Ortiz, Matilde Carranza y muchas otras maestras, que aos despus seran parte de la Liga Feminista Costarricense. Adems, tuvieron intensa participacin en los partidos Unin Nacional, Reformista y Comunista. Estuvieron en las jornadas cvicas de 1943, en defensa de las garantas electorales, y en 1947 lo hicieron nuevamente para exigir que los poderes Ejecutivo y Legislativo no intervinieran en la voluntad del electorado. Posterior al conicto de 1948, se tiraron a las calles para defender las reformas sociales, en un acto de materialismo de accin poltica, explic Rodrguez. Asegur que el derecho al sufragio no fue una concesin poltica de parte de los diputados constituyentes de 1949, antes de ser reconocidas eran ciudadanas en movimiento. Ellas redenieron el espacio pblico, modicaron el escenario poltico y nalmente el sistema poltico se acerc ms a lo que podra llamarse una sociedad democrtica. Ellas cambiaron la historia. An est pendiente mejorar la represen tacin femenina. La ley de paridad no es suciente, porque an no hay sucientes mujeres en puestos verdaderamente elegibles, expres la historiadora. La exposicin Ciudadanas en movimiento. La conquista del sufragio 1888-1953 permanecer abierta hasta el 7 de mayo. Las sufragistas cambiaron la poltica nacional El 2 de agosto de 1947 un grupo de mujeres encabez una marcha durante la Huelga de brazos cados. Mara Teresa Obregn Zamora junto a la Bandera Nacional, lidera la marcha. La actividad concluy con un grupo de seguidores del Partido Comunista, aliados de Teodoro Picado y Rafael Caldern Guardia (foto cortesa familia Dengo Obregn). La oposicin a los proyectos por el voto femenino tuvo muchos detractores, cuyos argumentos sexistas advertan del peligro de la participacin de las mujeres en los procesos polticos y en la toma de decisiones (foto Laura Rodrguez).