<%BANNER%>

DLOC



Crisol
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00101375/00082
 Material Information
Title: Crisol revista de ciencia y tecnología de la UCR
Uniform Title: Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Running title: Revista crisol
Physical Description: v. : col. ill. ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgación e Información
Publisher: Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n, Universidad de Costa Rica
Oficina de Divulgación e Información, Universidad de Costa Rica
Place of Publication: San Jose´, Costa Rica
San José, Costa Rica
Creation Date: 2012
Publication Date: 04-2012
Frequency: semiannual
regular
 Subjects
Subjects / Keywords: Science -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Technology -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )
Spatial Coverage: Costa Rica
 Notes
Additional Physical Form: Also issued online and on CD-ROM.
Dates or Sequential Designation: Began in 1996.
General Note: Description based on: No. 13 (año 2005).
General Note: Monthly supplements are published between issues.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 61264193
lccn - 2005240822
issn - 1409-150X
System ID: UF00101375:00082

Downloads

This item is only available as the following downloads:

( PDF )


Full Text

PAGE 1

1 Cientficos revelan misterio de cmo las araas escapan de sus propias redesLas telas en forma de espiral son utilizadas por algunas araas para atrapar a su presa. Este mtodo efectivo de capturar alimento ha sido a lo largo del tiempo objeto de investigacin de araas evitan ser atrapadas por los hilos fuertes y la capacidad adhesiva de sus propias sedas. Impulsados por el deseo de resolver las hiptesis planteadas desde hace un siglo por el francs Henri Fabre y el irlands R. W. G. Hingston, y tras ao y medio de experimentacin, los cientficos Dr. Daniel Briceo Lobo, de la Escuela de Biologa de la Universidad de Costa Rica (UCR) y el Dr. William Eberhard Cabtree, del Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales, alemana Naturwissenschaften, estos dos Mediante la observacin directa y a partir de combina un microscopio de diseccin y una en detalle el trabajo de las araas. De esta forma Nephila clavipes y Gasteracantha cancriformis, sus movimientos y la orientacin de las setas de sus red. araas utilizaban el mecanismo de recubrir sus patas con un aceite para escapar de sus telas, sus descripciones eran incompletas y poco claras. De esta manera, el nuevo mtodo de observacin e investigacin de Briceo y Eberhard, especialistas en arcnidos, se convierte en la primera tcnica Fabre y Hingston y en una herramienta de suma importancia para futuros estudios. evitan contactar los hilos pegajosos y se trasladan de un lugar a otro por otros hilos no pegajosos. construccin de la tela y tambin a la hora de acercarse a la presa tocaban los hilos viscosos, pero el animal no se pegaba. Fue as como nos propusimos la tarea de dar respuesta a una pregunta tan comn mediante tcnicas muy sencillas, explic Briceo. El experimento a prueba la hiptesis mencionada fue medir la fuerza de adhesin de la tela. Para ello tomaron la pata del animal y la pusieron en contacto con un hilo pegajoso de la seda y despus la retiraron. As reduce la fuerza de adhesin. la pata de la araa se retira, las gotas de la sustancia adhesiva resbalan hacia los puntos de los pelos. Briceo compar este proceso con la trayectoria de una gota de agua sobre la punta aguda de una hoja. adherencia a la tela, los bilogos rasuraron las patas de una araa y tambin las lavaron con hexano (un disolvente orgnico) y agua. De esta manera, recubrimiento antiadherente ni setas, se pegan a la tela con mayor tenacidad. Los araneidos de su investigacin pertenecen a un grupo de familias compuesto por cerca de 4 600 especies. Se caracterizan por construir sus telas de forma circular y son fciles de encontrar en los jardines. de un mundo formado por alrededor de 42 000 especies de araas y todas producen seda, material muy variados funciones: cazar presas y envolverlas en ella y como adhesivo de otros materiales de construccin de tneles, trampillas y coberturas para masas de huevos, entre otras muchas utilidades, expres Briceo. Los investigadores planean estudiar en el futuro redes otro tipo de seda pegajosa.Una sustancia qumica antiadhesiva, pelos en las patas y finos movimientos son los aliados del animal para evitar quedar atrapado en su propia tela.Jessica Tatiana Carmona Rizo / jessica.carmona@ucr.ac.cr Suplemento de Ciencia y Tecnologa N 256 Abril 2012P1 Cmo las araas escapan de sus propias redes P2 Nuevo Atlas Cartogrfico Histrico P3 Impulsan manejo integrado de pesca de langosta P4 Derechos de la niez y la adolescencia Los cientficos Briceo y Eberhard descubrieron que las araas mueven sus patas de manera rpida pero con mucho cuidado, y tambin utilizan pelos finos y una sustancia antiadhesiva para desprenderse fcilmente de los hilos pegajosos de sus propias telas (foto Kenji Nishida). En los cuadros 1 y 2 se aprecia que cuando una araa toca un hilo pegajoso, las gotas de la sustancia adhesiva se deslizan por los pelos y caen (foto cortesa Daniel Briceo).

PAGE 2

2 El proyecto est a cargo de los gegrafos Lic. Hubert Vargas Picado y Lic. Ramn Mass Campos, quienes desde hace tres aos han recopilado 220 mapas desde la poca colonial hasta el presente. Como parte del proceso, se digitaliz la informacin con la nalidad de que los estudiantes puedan acceder al material a un menor costo. Este libro en formato digital est dirigido a profesionales y estudiantes de las reas de Geografa, Historia, Antropologa y en general, de las Ciencias Sociales. El Dr. Juan Jos Marn Hernndez, director del Cihac, destac que esta investigacin es muy valiosa, ya que se rescat un volumen importante de mapas de Costa Rica y de Centroamrica y el trabajo se logr sintetizar en un tiempo rcord. Aadi que quiz en otras condiciones se hubiera tardado entre 20 a 25 aos. Recuerdo que la Escuela de Geografa y la Escuela de Historia estaban unidas hace unos aos y trabajaban de forma colectiva. Este Atlas nos devuelve esa tradicin de poner a dialogar el espacio y el tiempo y traducirlo en productos, expres el historiador. El proyecto fue inscrito ante la Vicerrectora de Investigacin a principios del 2011 y se proyecta su nalizacin en dos meses.Origen del proyectoA partir de una serie de documentos localizados en el Cihac, surgi el inters de mejorar los productos cartogrcos que haban sido usados para otras publicaciones. El legado de la Dra. Carolyn Hall con sus trabajos cartogrcos histricos fue muy valioso para este proyecto, al igual que el aporte del Dr. Hctor Prez Brignoli y del Lic. Eduardo Bedoya Bentez, entre otros especialistas, explic el Lic. Vargas, coordinador del proyecto e investigador en geografa ambiental y en cartografa regional. Los mapas y los planos fueron la materia prima para la construccin, con diferentes temas, de productos histricos y geogrcos. Hay materiales en formato digital, incluso antes de la poca de la Colonia, y se obtuvieron de las colecciones del Cihac, de colecciones privadas, de Internet y del Archivo Nacional. A juicio de Vargas, fue necesario hacer una interpretacin de esa documentacin con el n de aproximarse a la situacin actual de los ros, caminos y ciudades. Para digitalizar la informacin que se encuentra en un mapa, la tecnologa empleada por los gegrafos les proporciona vectores, polgonos, lneas y puntos. De tal manera que un camino se representa con una lnea, una ciudad con un punto y para delimitarla, se representa con un polgono. Los vectores constituyen un sistema utilizado para representar en forma digital los elementos espaciales. El gegrafo indic que este proceso involucr la edicin de imgenes, adems de realizar cambios en el sistema de coordenadas para poder transformar parte de la antigua documentacin con base en el nuevo sistema que se utiliza en el pas. Este modelo se cre en el 2007 mediante un decreto ejecutivo que declara el sistema de coordenadas horizontales para Costa Rica, con el acrnimo CRTM05, como el nuevo marco de referencia para todos los trabajos cartogrcos, topogrcos, geodsicos y catastrales ociales. En el proyecto se abarca la escala nacional y en algunos casos el istmo centroamericano. Su coordinador explic que hubo un continuo juego con las escalas para representar los fenmenos que los historiadores consideran se deben mostrar en los mapas.Mtodo propioSegn el Dr. Marn, el Atlas Cartogrco Histrico fue elaborado con una metodologa creada en Costa Rica, especcamente en el Cihac, denominada Cartografa Histrica Georreferenciada. Este mtodo sirve para relacionar en forma ms precisa elementos y escenarios del pasado con su posicin geogrca. As por ejemplo, un mapa del ao 1800, en el que hay caminos, ros y ciudades, se puede digitalizar para ubicar en la actualidad estos elementos. De acuerdo con los investigadores, dicha metodologa puede ser una herramienta muy til para expertos en Historia, Geografa y otras reas de las Ciencias Sociales, ya que permite observar nuevas relaciones entre las dimensiones espaciales y los procesos histricos. Ha sido una experiencia muy interesante, porque estamos reinterpretando, mediante estas herramientas, la economa, la destruccin ecolgica y las regiones productivas asociadas al cabotaje, seal Marn.Historia narrada en seis captulosEl Atlas Cartogrco Histrico consta de seis secciones: Apropiacin del espacio; Historia ambiental; Historia colonial; Transporte, poder comunicacin y mercados; Evolucin del legado indgena hasta la actualidad y Centroamrica, espacio de conuencia. Cada apartado cuenta con un orden lineal y temporal para que exista mayor claridad sobre cmo se registraron los hechos. En el captulo sobre la Apropiacin del espacio se menciona el territorio, las relaciones sociales y las dicotomas con el espacio. Un mapa importante para esta seccin fue interpretado por el M.Sc. Orlando Castillo Castillo y trata sobre la evolucin de la zona urbanizada de San Isidro del General, con base en la dcada de los aos 70, en el cual se describen los cambios ocurridos desde 1935 hasta 1970. En la seccin Historia ambiental se abordan las posibles soluciones para el futuro de los problemas ambientales actuales. Esta fue desarrollada con la colaboracin de los investigadores Dr. Ronny Viales Hurtado, Dr. Juan Jos Marn, M.Sc. Marisol Morera Jimnez y la estudiante de Maestra en Historia Andrea Montero, entre otros. En ella se describen, por ejemplo, los tipos de suelos y las zonas productivas durante el siglo XIX y el impacto ambiental del cultivo del banano en el Caribe de Costa Rica (1870-1930). Como parte de la Historia colonial se tratan los temas acerca de las regiones y la delimitacin del desarrollo urbano, la tipologa de la infraestructura, cmo se distribuan los indgenas, las ciudades principales, los caminos y los ros. Transporte, poder, comunicacin y mercados explica el cabotaje y cmo varias regiones y ciudades se fueron construyendo por medio de esta prctica. Tambin incluye mapas de Guanacaste, del Pacco Central y del Pacco Sur y la ruta de los exploradores en los siglos XIX y XX, con el n de sealar zdnde se ubican esos trayectos. Para su elaboracin se cont con el trabajo del Lic. Rodolfo Nez Arias y el Dr. Marn, como compiladores, y del M.Sc. Fernando Zeledn Torres. Costa Rica, puertos de cabotajes, espacios econmicos y reas vacas en 1825-1890 pone en evidencia la idea de espacios vacos, donde no existan relaciones econmicas entre Talamanca y la zona central de Costa Rica. La Licda. Patricia Rojas Hernndez, la Dra. Margarita Bolaos y el Dr. Marn trabajaron junto con los gegrafos en el apartado Evolucin del legado indgena hasta la actualidad, en el cual describen rutas y comparan sitios arqueolgicos. Por ltimo, en la seccin Centroamrica, espacio de conuencia se describen importantes procesos histrico-geogrcos ocurridos en el istmo y se destacan sus vnculos sociales, culturales y econmicos, indispensables para estudiar la regin. Especialistas de la UCR producen nuevo Atlas Cartogrfico Histrico Mara del Mar Izaguirre Cedeo / maria.izaguirre@ucr.ac.cr El Lic. Huberth Vargas, coordinador del proyecto, explic que en la elaboracin del nuevo Atlas se incorporaron tcnicas modernas de georreferenciacin(foto Laura Rodrguez).Especialistas del Centro de Investigaciones Histricas de Amrica Central (Cihac) de la Universidad de Costa Rica (UCR), en conjunto con investigadores de las Sedes Regionales, elaboraron el nuevo Atlas Cartogrfico Histrico de Costa Rica. Segn los investigadores, el Atlas Cartogrfico Histrico ser un apoyo muy importante para estudiantes y profesionales de diversas disciplinas de Ciencias Sociales (foto Laura Rodrguez).

PAGE 3

3 Uno de los objetivos es determinar el impacto y el deterioro en el ambiente a causa de la sobreexplotacin durante los ltimos 40 aos de este recurso marino, en el litoral entre Cahuita y Punta Mona, en la provincia de Limn. La iniciativa, que favorece a 70 pescadores de langosta y a unos 400 beneciarios indirectos, pretende tambin contribuir a restaurar el entorno ambiental y a buscar una gestin responsable, en la cual este sector social y las instituciones del Estado logren llegar a acuerdos. El estudio se enfoca en la especie Panulirus argus, reconocida como migratoria, con desplazamientos de langostas adultas en gran parte de las costas de Mesoamrica. No obstante, parte de la comunidad cientca opina que las langostas presentes en los arrecifes son en realidad poblaciones residentes, sin migraciones observables.Aporte investigativoEl proyecto incluye un componente de investigacin, que est dirigido a la gestin integral de los recursos naturales y a la bsqueda del mejoramiento de la calidad de vida de los pescadores y sus familias. Una de las primeras acciones que se efectu fue estimar la cantidad de langostas por rea y sus densidades y las tasas de mortalidad natural y de pesca. El estudio revel una elevada tasa de explotacin de langosta que supera los parmetros que el medio puede soportar. Los datos obtenidos durante los dos ltimos aos mostraron que la tendencia de explotacin actual no se podr mantener en el mediano o largo plazo, pues la abundancia de langostas disminuye y la tasa de mortalidad por pesca es alta. Acerca de este aspecto, los investigadores armaron que el proyecto contempla concienciar y motivar a los pescadores para que se involucren en la gestin del recurso, mediante su organizacin y participacin en la toma de decisiones. Otro factor analizado es que una proporcin considerable de langostas y de otros productos marinos que consume la poblacin limonense no procede de la zona, sino que se compra en el Pacco costarricense. Esto signica que se da una mayor explotacin de langostas ovgeras y de talla juvenil, es decir, que se capturan langostas hembras que portan huevos maduros con capacidad de ser fecundados o que ya fueron fecundados, as como individuos que todava no han alcanzado la talla mnima de su primera madurez sexual.Recuperacin y explotacin controladaSegn explic el M.Sc. Rojas, el estudio evala el uso de arrecifes articiales construidos con bloques de concreto, como una herramienta para la recuperacin y explotacin controlada de la poblacin de langostas en el Caribe sur. Para ello, se espera instalar al menos 25 refugios articiales distribuidos en reas aledaas a Cahuita, Puerto Viejo, Punta Uva y Manzanillo. Con estos refugios se trata de imitar aquellos que las langostas encontraran en los arrecifes naturales y en los cuales buscan proteccin, para ver si esto aumenta la supervivencia de juveniles y de adultos jvenes recin llegados desde reas ms profundas, expres. Sin embargo, el factor de la reproduccin dentro de estos refugios no es un aspecto que se espera observar como parte de la investigacin, aclar el bilogo. Existe una controversia en la comunidad cientca en torno a si este tipo de refugios articiales pueden o no ser usados como sitios de captura de langostas, sin constituir una amenaza para el recurso. A juicio de Rojas, aunque los cientcos ofrecen argumentos amplios sobre la base de algunas observaciones de campo, ninguna de las posiciones se sustenta en una evidencia experimental diseada especcamente para responder a esa interrogante. Por lo tanto, el proyecto incluye un experimento que consiste en el marcaje y la recaptura de langostas, tanto en los arrecifes naturales como en los articiales, para indagar si los arrecifes articiales atraen porciones nuevas de la poblacin de langostas, o si por el contrario, la roban de la poblacin ya establecida en el medio natural. Con la observacin de los desplazamientos locales de las langostas marcadas se podr conocer que si hay un mayor desplazamiento de langostas desde los refugios articiales hacia los arrecifes naturales, los refugios permitiran su uso activo en la pesca. En cambio, si el desplazamiento mayoritario es en sentido contrario, los refugios no serviran para la pesca. En este caso, se hara la recomendacin a los pescadores de no realizar inversiones futuras en dichas estructuras, salvo con nes de monitoreo y recuperacin de hbitats. Para vericar si las langostas marcadas que llegan a los arrecifes articiales son permanentes o estacionales, Rojas subray que si se logra demostrar la hiptesis de que las langostas marcadas en medios articiales se trasladan a los arrecifes naturales e incrementan la cantidad de individuos, esta sera una forma de aumentar la poblacin de langostas y la pesca comercial con un adecuado plan de manejo. Durante el proceso investigativo se evala adems la relacin entre la captura y el esfuerzo de pesca, as como algunos indicadores econmicos, entre estos la rentabilidad de la actividad. Por medio de entrevistas y encuestas, tambin se recopilan datos sobre la cantidad de personas que viven de esta pesca, los medios utilizados para pescar, las caractersticas de las embarcaciones y las artes de pesca usadas, aspectos socioeconmicos de la poblacin beneciada y la visin de los pescadores en cuanto a los retos futuros en torno al uso del recurso. Otra interrogante es saber de qu manera incide el consumo local en el precio pagado al pescador y en la cadena de comercializacin. Esta fase de la investigacin esta todava en ejecucinImpacto social En el proyecto concurren tanto saberes del rea social como de las ciencias biolgicas, con miras a hacer sostenible y rentable tanto la produccin como el mercadeo de la langosta. En su componente social se cuenta con el apoyo de la Vicerrectora de Accin Social de la UCR, especialmente para motivar a los pescadores e integrarlos en organizaciones con personera jurdica y con capacidad de decisin. Segn el M.Sc. Brenes, tambin se pretende sensibilizar al comercio, a hoteles y a restaurantes, con el propsito de que compren solamente langostas adultas y sin huevos y bajo un sistema de comercio justo. Se impulsa un comercio de langostas con certicacin de responsabilidad ambiental, en el que no haya sobreexplotacin y en el que los pescadores tengan su visin y gestin de este recurso, dijo el socilogo. Agreg que una de las ideas es establecer algunas normas bsicas de conducta responsable en la pesca, cuya discusin, negociacin y aceptacin como un acuerdo entre los distintos actores y usuarios del recurso sera la meta nal del proyecto. Desde julio del 2009, el bilogo M.Sc. Ral Rojas Figueroa y el socilogo M.Sc. Julio Brenes Arroyo, investigadores de la Sede de Limn de la Universidad de Costa Rica (UCR), trabajan en un proyecto sobre la gestin integral del recurso langosta en el Caribe sur del pas.Impulsan modelo de gestin integrada de pesca de langosta La investigacin analiza indicadores econmicos, cantidad de personas que viven de la pesca, medios utilizados y tipos de embarcaciones, entre otros factores (foto Ral Rojas). El socilogo Julio Brenes destac que el proyecto pretende impulsar un sistema de comercio justo de langostas y su certificacin ambiental (foto Ral Rojas). Alfredo Villalobos Jimnez / alfredo.villalobos@ucr.ac.cr

PAGE 4

4 Inscrito en la Escuela de Estudios Generales y adscrito a la Vicerrectora de Accin Social, el EDNA forma parte, a su vez, de la cartera de proyectos del Programa Interdisciplinario de Estudios y Accin Social de los Derechos de la Niez y la Adolescencia (Pridena), esfuerzo institucional que este ao cumple diez aos. Su objetivo central es la coordinacin acadmica de la elaboracin y la divulgacin de un informe sobre el curso del cumplimiento de los derechos de la niez y la adolescencia en Costa Rica. Asimismo, desde esta iniciativa se desarrollan acciones puntuales de investigacin y accin social sobre aspectos importantes para los cuales no se cuenta con suciente informacin, con el n de complementar la realidad del pas en relacin con temticas de dicho grupo de poblacin. El informe Estado de los derechos de la niez y la adolescencia se ha desarrollado desde el ao 2000 (siete ediciones), de forma concertada con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). A esta tarea se suman el Consejo Nacional de la Niez y la Adolescencia, las organizaciones de la sociedad civil representadas en este y el Patronato Nacional de la Infancia, as como la Defensora de los Habitantes como observadora del proceso. Un equipo interdisciplinario de investigadoras e investigadores de distintas unidades acadmicas de la UCR robustecen esta accin.ltimo InformeEl VII EDNA, publicado el 17 de noviembre de 2011, se enmarca en los seis ejes de la Poltica Nacional de Niez y Adolescencia (PNNA 2009-2021) y analiza, de forma interdisciplinaria, temas estratgicos acotados, a la vez, por el enfoque de derechos y los Objetivos de desarrollo del milenio. El documento est compuesto por seis captulos y un anexo estadstico elaborado por el proyecto Sistema de Informacin Estadstica en Derechos de la Niez y la Adolescencia. El primer captulo est dedicado a la institucionalidad democrtica y en este se analizan las polticas nacionales para la niez y la adolescencia en Costa Rica; los informes internacionales, en particular el Cuarto Informe Pas presentado al Comit de los Derechos del Nio; el estado de avance en la ejecucin de los Subsistemas Locales de Proteccin y el rol determinante de los gobiernos locales en su implementacin. Finalmente, la propuesta de creacin del Observatorio de los Derechos de la Niez y la Adolescencia y la PNNA se abordan como proyectos de inters institucional. En el segundo captulo, titulado Persona, familia y comunidad, se evalan los alcances en el cumplimiento de los derechos vinculados al desarrollo psicosocial temprano. Este anlisis se realiza a partir de dos temas: primero, los patrones de crianza dentro del hogar y su relacin con el castigo fsico tema poco investigado en el nivel nacional y, segundo, el cuido y desarrollo infantil fuera del hogar, los recursos y las condiciones existentes para proveer de cuido y desarrollo infantil de calidad a aquellos nios y nias que lo requieren, tanto por razones de carcter laboral y econmico de sus familias, como por la estimulacin, socializacin y promocin del propio desarrollo a que tienen derecho. El captulo tercero sobre salud integral analiza el tema de las drogas dentro de un marco conceptual sobre la salud integral de las personas adolescentes. Esta problemtica se aborda en funcin de tres aspectos: la prevencin del consumo, el tratamiento de las drogodependencias y la prevencin del delito. Adems, se puntualiza en la drogodependencia como un problema de salud pblica y enfermedad crnica y se hace una revisin crtica de las acciones y de la oferta institucional, pblica y privada. Educacin, cultura y proteccin especialEl cuarto captulo trata sobre la educacin desde una perspectiva conceptual desarrollada por la Relatora Especial de la Organizacin de las Naciones Unidas sobre el Derecho a la Educacin, con el aporte del Comit de los Derechos del Nio. En ese sentido, se resaltan las obligaciones estatales en torno a la realizacin del derecho humano a la educacin en trminos de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y adaptabilidad, obligaciones consagradas en la Constitucin Poltica y a las que los gobiernos deben responder con altsima prioridad. El captulo quinto se reere al derecho a la cultura, juego y recreacin. Este se aborda como uno de los pilares centrales del paradigma de la proteccin integral y como factor de desarrollo no prescindible ante la urgencia de otros derechos y necesidades, pues ampla las capacidades personales, comunitarias y sociales de la niez y la adolescencia. Con particular inters por los entornos seguros, enfatiza la necesidad imperiosa de que la institucionalidad, los gobiernos locales y la comunidad adopten estrategias que utilicen y tengan en cuenta el derecho a la cultura. Finalmente, el captulo sexto acerca de la proteccin especial, expone la situacin en cuanto al cumplimiento de los derechos de la poblacin adolescente, la cual se encuentra en conicto con la Ley de Justicia Penal Juvenil. Al mismo tiempo, examina la poltica pblica y el marco jurdico institucional en materia penal juvenil, a partir de una comprensin del problema de la delincuencia juvenil que considera las complejas causas sociales, econmicas y polticas implicadas y aspectos de tipo psicolgico correspondientes a un grupo etario con caractersticas particulares propias de la poblacin adolescente. El VII Informe EDNA puede localizarse ensu versin completa en los siguientes sitios web: www.pridena.ucr.ac.cr www.pani.go.cr www.unicef.org/costarica Estado de los derechos de la niez y la adolescenciaEl proyecto Estado de los Derechos de la Niez y la Adolescencia (EDNA) de la Universidad de Costa Rica (UCR) expresa el compromiso de una universidad pblica y humanista con los derechos humanos.Dra. Marisol Gutirrez Rojas Coordinadora proyecto EDNA La portada del VII Estado de los derechos de la niez y la adolescencia (EDNA 20092011) est dedicada a las personas afrodescendientes (foto Priscilla Mora). La situacin en relacin con el cumplimiento de los derechos de la poblacin adolescente es otro de los ejes temticos del EDNA 2011 (foto Priscilla Mora).