<%BANNER%>

DLOC



Crisol
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00101375/00081
 Material Information
Title: Crisol revista de ciencia y tecnología de la UCR
Uniform Title: Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Running title: Revista crisol
Physical Description: v. : col. ill. ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgación e Información
Publisher: Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n, Universidad de Costa Rica
Oficina de Divulgación e Información, Universidad de Costa Rica
Place of Publication: San Jose´, Costa Rica
San José, Costa Rica
Creation Date: 2012
Publication Date: 03-2012
Frequency: semiannual
regular
 Subjects
Subjects / Keywords: Science -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Technology -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )
Spatial Coverage: Costa Rica
 Notes
Additional Physical Form: Also issued online and on CD-ROM.
Dates or Sequential Designation: Began in 1996.
General Note: Description based on: No. 13 (año 2005).
General Note: Monthly supplements are published between issues.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 61264193
lccn - 2005240822
issn - 1409-150X
System ID: UF00101375:00081

Downloads

This item is only available as the following downloads:

( PDF )


Full Text

PAGE 1

1 -CrisolMarzo 2012 UCR asume compromiso de ser carbono neutralLa reduccin de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) complementa los esfuerzos de mitigacin y adaptacin ante la amenaza del cambio climtico, opinan los expertos, razn por la cual la UCR traz las primeras lneas de lo que ser una estrategia integral que contribuya al control del calentamiento global. Ser carbono neutro implica para la UCR equiparar sus emisiones de dixido de carbono (CO2) con cantidades iguales de oxgeno. Para ello, este centro de educacin superior deber tomar medidas internamente que implican cambios de cultura y mentalidad para hacer un De acuerdo con el Dr. Rafael Gonzlez Ballar, miembro del Consejo Universitario y catedrtico de la Facultad de Derecho, esta institucin ya ha venido haciendo esfuerzos importantes en ese sentido. Gonzlez present al Consejo Universitario, en mayo del 2011, una propuesta para crear una comisin especial sobre carbono neutralidad medir la huella de carbono de la UCR y coordinar los esfuerzos institucionales que promuevan actividades y proyectos encaminados a reducir las emisiones internas y en todo el pas. El problema del cambio climtico se est haciendo cada vez ms grave en todos los pases del mundo. Adems, Costa Rica hizo una promesa ante el resto del mundo de ser carbono neutral en el 2021 y estamos muy lejos de alcanzar esta meta, asegur el especialista en derecho ambiental. Gonzlez manifest que el pas est haciendo muy poco en esa direccin y no cuenta con iniciativas integradas e integrales que arrojen resultados positivos a corto, mediano y largo plazo. Informe del Estado de la Regin respecto a la situacin ambiental -resalt el acadmico-, el cual revela que la huella ecolgica del pas es negativa y en lugar de ir avanzando en este punto, ms bien se ha ido retrocediendo. La Dra. Isa Torrealba, profesora y funcionaria del Programa Institucional de Gestin Ambiental Integral (Progai), el cual trabaja desde el 2007 en acciones de mitigacin, agreg que internacional de que el planeta se est calentando y en este cambio los seres humanos tenemos algn tipo de injerencia. Por lo tanto, es necesario adquirir conciencia de que se debe disminuir el impacto al ambiente. La premisa es reducir las emisiones de CO2, asegur. Los datos indican que las reas que causan ms emisiones en las universidades en todo el mundo son: energa, transporte, manejo de los residuos y uso de la tierra. No obstante, en esta ltima rea no solo se generan emisiones, sino que tambin hay captura de CO2 por medio de la cobertura vegetal. En este punto la UCR tiene mucho a su favor, observ el Dr. Gonzlez, ya que la institucin posee reas de bosque con las que se puede equilibrar la huella de carbono. A su juicio, esta Universidad tiene otras ventajas que le permitirn avanzar en su objetivo de ser carbono neutral, tales como polticas y programas sobre proteccin ambiental. Sin embargo, estas iniciativas funcionan de manera desarticulada.Tareas inmediatasLa Comisin Institucional sobre Carbono Neutralidad estableci dos prioridades inmediatas: realizar un estudio durante el 2012 para estimar el balance de carbono equivalente en toda la Universidad y disear una estrategia de comunicacin para informar y sensibilizar a la comunidad universitaria. Su coordinadora, la M.Sc. Olga Corrales, funcionaria de la Rectora, explic que adems plazos de corto, mediano y largo plazo para el cumplimiento de los objetivos. Esta instancia est integrada por acadmicos y profesionales de las vicerrectoras de Investigacin y de Administracin; los Programas de Gestin Ambiental Integral (Progai), de Desarrollo Urbano Sostenible (Produs) y de Fuentes Alternativas de Energa (Prifae); la Escuela de Arquitectura y los centros de Investigaciones en Contaminacin Ambiental (CICA) y de Investigaciones en Granos y Semillas (Cigras). El inventario sobre la huella de carbono incluir la medicin, por un lado, de la capacidad de absorcin de las reas verdes de la Universidad y, por el otro, de las emisiones causadas por los vehculos y por el uso de otras fuentes de energa, detall Corrales. La Comisin aspira a que la estrategia sobre carbono neutral se extienda a todos los mbitos del quehacer universitario: docencia, investigacin y accin social, y que incluya a todas las sedes y unidades acadmicas. El documento establece los principios rectores de la estrategia, adoptados en su mayora de la norma nacional Sistema de gestin para demostrar la C-neutralidad, del Instituto de Normas Tcnicas de Costa Rica (Inteco). Entre estos, se contempla la responsabilidad de la Universidad de priorizar estrategias de reduccin, reconocer la necesidad de mitigacin y captura de GEI y considerar la mitigacin y compensacin con recursos internos. Al respecto se establece que no se comprarn bonos de carbono.La Universidad de Costa Rica (UCR) decidi emprender el reto de convertirse en carbono neutral, consciente de que lograrlo ser una meta difcil de alcanzar. Pero como institucin de educacin superior est llamada a dar el ejemplo y a pasar de la teora a la prctica.Patricia Blanco Picado / patricia.blancopicado@ucr.ac.cr Suplemento de Ciencia y Tecnologa N 255 Marzo 2012P1 El reto de la UCR de ser carbono neutral P2 Nuevos hallazgos sobre gangrena gaseosaP3 Relacin de los ngbes con la naturalezaP4 El Medio Oriente y el norte de frica N 255 Marzo 2012 Encuentre ms informacin en: www.facebook.com/CarbonoNeutroUCR y carbononeutroucr.wordpress.com 78% 8% 6%La huella de carbono en la UCRTransporte EnergaTransporteSegn un estudio del Centro de Investigaciones en Contaminacin Ambiental (CICA), en el 2007 la Universidad de Costa Rica produjo 40 mil toneladas de dixido de carbono equivalente. Los principales sectores que generaron esas emisiones son:Vehculos de la UCR Electricidad Vehculos particulares que ingresan a la UCR El estudio recomend considerar otras fuentes de gases de Gases de Efecto Invernadero (GEI), tales como los desechos slidos y los aires acondicionados.Infografa Vctor Valverde

PAGE 2

2 -CrisolMarzo 2012 El Dr. Alberto Alape Girn, director del Ciemic, expuso los resultados del estudio (un modelo experimental de gangrena gaseosa en ratones) y coment que esos hallazgos abren la posibilidad de iniciar investigaciones clnicas en humanos en otros pases, en aras de buscar una solucin teraputica para quienes sufren gangrena. En Costa Rica no es posible hacer esos anlisis, porque no existe una ley que los regule. La gangrena gaseosa es una infeccin aguda provocada por la bacteria Clostridium perfringens, que evoluciona en forma muy rpida, si no tiene tratamiento adecuado puede llevar al shock y a la muerte del paciente. Ocurre ms frecuentemente en personas con ciertos factores que predisponen, como el haber sufrido un trauma severo, padecer diabetes, cncer, problemas circulatorios o alteraciones del sistema inmunolgico. Se le conoce popularmente como bacteria come carne, est ampliamente diseminada en el ambiente y ha sido muy estudiada, incluso se conoce su genoma completo desde hace diez aos. No obstante, segn explic el Dr. Alape, no se trata de una bacteria fcil de mantener en el laboratorio, porque es anaerobia (solo se desarrolla en ambientes carentes de oxgeno) y para esto se necesita un equipo especial. Esta bacteria vive en el intestino de humanos y animales domsticos, como pollos, vacas, ovejas y cerdos y bajo ciertas circunstancias penetra a los tejidos y produce diversas enfermedades, dependiendo del tipo de toxina que produzca la cepa. Una de las ms importantes es la fosfolipasa c, la cual se caracteriza por ocasionar un dao severo en el tejido muscular. Sin embargo, su mecanismo de accin no se conoca totalmente y con esta investigacin se demostr que produce estrs oxidativo, lo cual es una importante contribucin cientca. En este proyecto participaron tambin la Dra. Marietta Flores Daz y las estudiantes de posgrado Laura Monturiol Gross, Mara Jos Pineda Padilla y Cindy Araya Castillo.Evitar el estrs oxidativoLas conclusiones del trabajo sealan la importancia de evitar el estrs oxidativo que daa las bras musculares. Este tipo de estrs surge por el desequilibrio entre oxidantes (radicales libres) y antioxidantes en el organismo, producido por la fosfolipasa c en los tejidos infectados. El investigador reconoce que es difcil evitar el estrs oxidativo, porque el organismo produce diariamente radicales libres, a partir del oxgeno que emplea en la respiracin y que es el que dota al cuerpo de la energa necesaria para vivir, por lo que los radicales libres son inherentes a la vida aerobia, arm. Lo que sucede es que en la cadena de transporte de electrones, en las mitocondrias, se forma el anin superxido, el perxido de hidrgeno y el radical hidroxilo, los cuales conforman las Especies Reactivas de Oxgeno (ROS) y, en especial, el radical hidroxilo, al que se le considera potencialmente peligroso, porque afecta las molculas celulares, puede causar mutaciones y muerte celular. Esos procesos de produccin de radicales contribuyen tambin al dao en los tejidos, en enfermedades como la diabetes, en los infartos al miocardio y en los infartos cerebrales. Tambin estn estrechamente ligados al envejecimiento, razn por la cual se promocionan tanto en el mercado los suplementos alimenticios y las cremas con accin antioxidante y se insta a la poblacin al consumo de frutas, vegetales y en general a mantener una dieta saludable. El organismo humano dispone de defensas naturales contra los radicales libres. Entre ellas estn: las enzimas antioxidantes, como el superxido dismutasa que elimina el anin superxido, las catalasas y las peroxidasas que reaccionan con el perxido de hidrgeno, para evitar la produccin del radical hidroxilo. En este sentido contribuyen tambin los antioxidantes de bajo peso molecular, como el glutatin, la histidina y la carnitina. El estrs oxidativo no es malo en s mismo, porque ocurre incluso como parte de los procesos fisiolgicos, el problema es cuando es muy intenso o muy prolongado, como sucede en la gangrena, porque puede producir dao a los tejidos, explic Alape. Estudio de toxina Los investigadores completaron una serie de anlisis de laboratorio a partir de los cuales concluyeron que las lneas celulares con bajos niveles de ganglisidos, como las clulas de los msculos, son extremadamente sensibles a la fosfolipasa c. Con esas lneas celulares probaron la capacidad que tiene esa toxina de producir radicales libres y de causar estrs oxidativo. Midieron y confirmaron que los niveles del antioxidante glutatin reducido disminuyen luego de que las clulas son expuestas a la toxina. Finalmente, confirmaron que es posible prevenir el efecto citotxico de la fosfolipasa c con un producto llamado Glutatin permeable, que sustituy al glutatin reducido que se consumi. Esto nos conrm que la toxina genera estrs oxidativo, asever el Dr. Alape. Asimismo, probaron la capacidad de diferentes antioxidantes, como la acetilcisteina (un precursor del glutatin) y el tirn, para inhibir la produccin del anin superxido y de prevenir el estrs oxidativo inducido por la fosfolipasa c en clulas en cultivo. Luego, probaron la Edaravona, que result un barredor del radical hidroxilo. Motivados por esos resultados hicieron pruebas en ratones de laboratorio, a los que les inyectaron la fosfolipasa c en el msculo para producirles necrosis. Midieron los niveles de creatina kinasa (una enzima intracelular que se libera cuando se rompe la membrana de las clulas musculares) conforme pasaba el tiempo y conrmaron el dao producido en el msculo. En otro grupo de ratones, adems de la toxina, aplicaron Edaravona y notaron la reduccin signicativa en el dao muscular. Adems, encontraron que casi la mitad de los ratones tratados con ese antioxidante sobrevivieron a la infeccin experimental con la bacteria, lo que demostr que el estrs oxidativo juega un papel crucial en esta enfermedad. Antioxidantes protegen contra bacteria que causa gangrena gaseosa Lidiette Guerrero Portilla / lidiette.guerrero@ucr.ac.cr La gangrena causa mucho dolor, inflamacin local, produccin de gas, muerte del tejido y disfuncin vascular (foto cortesa del Dr. Anesti, Piderfield General Hospital, Wakefield, Reino Unido).Un equipo de investigadores de la Universidad de Costa Rica (UCR), entre ellos del Instituto Clodomiro Picado y del Centro de Investigacin en Estructuras Microscpicas (Ciemic), descubri que la Edaravona, un antioxidante que se usa clnicamente en Japn para tratar a los pacientes con infarto al miocardio, protege contra los daos que ocasiona la bacteria Clostridium perfringens en casos de gangrena gaseosa en humanos. La microbiloga Laura Monturiol trabaj la toxina fosfolipasa c en la cmara de anaerobios del Instituto Clodomiro Picado (foto archivo ODI).

PAGE 3

3 -CrisolMarzo 2012 El proyecto de investigacin Diversidad Biocultural en el Pacfico Sur de Costa Rica promueve la integracin de los esfuerzos para conservar el medio ambiente de dos instituciones acadmicas y el fortalecimiento de las comunidades indgenas ngbes en su participacin en las estrategias y planes de conservacin. Con el objetivo de mediar entre el enfoque cientfico occidental en el rea de la conservacin y el uso sostenible de la naturaleza y las prioridades y percepciones de los pueblos indgenas en la regin del golfo Dulce, el proyecto se centr en la integracin de las comunidades indgenas y de las instituciones acadmicas para la conservacin ambiental y en el establecimiento de una red para la investigacin interinstitucional e interdisciplinaria. Este trabajo cont con la coordinacin del Dr. Felipe Montoya Greenheck, investigador y docente de la Escuela de Antropologa de la UCR y del Dr. Georg Grnberg, del LAI. Adems participaron el Mag. Christoph Campregher, antroplogo social, y Pamela Campos Chavarra, como asistente de investigacin. Aparte de los investigadores principales, tambin colaboraron estudiantes de la UCR y de la Universidad de Viena que fueron becados y quienes aprovecharon este proyecto para elaborar estudios relacionados con la tradicin oral, el uso del cacao y las particularidades del agua en el pueblo ngbe. Se escogi el territorio de Alto Laguna de Osa como comunidad base, dada la importancia que presenta por su ubicacin estratgica, ya que forma parte del corredor biolgico que conecta la Pennsula de Osa con el Parque Nacional Piedras Blancas. Mediante una metodologa participativa, los investigadores plantearon tres fases distintas. Segn detall el Dr. Montoya, durante la primera etapa se estableci el contacto con las comunidades ngbes para consolidar una relacin de respeto y confianza mutua. La segunda fase consisti en realizar talleres y entrevistas para elaborar en forma conjunta los insumos de conocimiento intercultural. Toda la informacin recabada que se utiliz para producir distintos materiales se llev a las comunidades para su validacin.Productos de la investigacinEl trabajo en el rea de etnocartografa se centr en elaborar mapas en conjunto con miembros de la comunidad ngbe para determinar su percepcin del medio ambiente. Por medio de talleres y caminatas, se definieron los elementos que se iban a representar, se recogieron los datos en GPS y se procesaron para crear los distintos mapas que muestran los usos del suelo, segn las categoras de bosque que definen los habitantes de este territorio. Tambin se realiz una investigacin etnobotnica sobre el uso de plantas en Alto Laguna de Osa a cargo del Mag. Campregher. En este trabajo se lograron identificar 242 plantas y sus usos para la vida diaria de los indgenas ngbes, entre estos construccin, artesana, comestibles o medicinales. Mediante un anlisis estadstico se lleg a la conclusin que se est dando un cambio cultural y se est perdiendo el conocimiento en este campo por parte de las nuevas generaciones. Como parte de los objetivos, se plante la produccin de material educativo intercultural para distribuirlo en las escuelas locales. Campos, junto con Dimedes Estanly, profesor de lengua y cultura de Alto Laguna, determinaron la inexistencia de material grfico de apoyo en los centros educativos, por lo que trabajaron en la elaboracin de un silabario y un abecedario ngbere. Los nios y nias participaron haciendo los dibujos que ilustran estos dos productos y cada letra o slaba, as como los trminos que se describen, fueron sometidos a una validacin por parte de la comunidad. Adems, este material rescata la diversidad biocultural, pues las lminas hacen referencia al uso de las plantas, animales de la zona y usos de la tierra para que los nios los aprendan en sus clases. Este material se repartir en las escuelas de los cinco territorios indgenas ngbe que se encuentran en Costa Rica. El informe final de esta investigacin cuenta adems con el aporte de tres trabajos realizados por estudiantes becarios. Acercamiento a los conocimientos orales de los ngbes de La Casona y Alto Laguna es el ttulo del trabajo que realiz el estudiante de Antropologa, Bach. Csar Moya Aburto. El proyecto busca conocer y acercarse, desde la perspectiva de los interlocutores, al tema de la tradicin oral sobre animales en dos territorios indgenas ngbes de la zona sur de Costa Rica. Moya recopil algunas historias como la del tigre, la guatusa, la rana y el cusuco, entre otros. Por su parte, la Bach. Sugey Arias centr su investigacin en las particularidades del agua en el pueblo ngbe. Ella analiz la relacin que tienen los indgenas con el agua, ya sea para recreacin, alimentacin o en la cosmovisin. Tambin, la estudiante austriaca Beate Grber realiz un proyecto acerca del significado del cacao en la cultura ngbe, su importancia como parte de la cosmovisin y su utilizacin como bebida ritual.Los resultadosEntre los resultados del estudio, el Dr. Grnberg explic que se ampliaron los conocimientos etnogrficos y etnohistricos sobre la dispora de los ngbes en territorio costarricense. Se determin que provienen de otro hbitat, por lo que no existe un cuerpo de conocimiento tradicional que est vinculado con el medio ambiente. Forman parte del paisaje nacional, pero no se trata de una poblacin ancestral, lo que no disminuye su importancia para seguir estudiando su relacin con el medio ambiente. Otro resultado que se obtuvo con dicho proyecto es la apertura de un dilogo de saberes y prcticas en torno al uso y conservacin de los ecosistemas naturales por parte de las comunidades indgenas y el establecimiento de un dilogo entre disciplinas, como la Antropologa social y la Biologa, desde distintas perspectivas. Adems, se experiment en el uso de nuevos mtodos para estudios transdisciplinarios alrededor de grandes temas ambientales y se logr vincular conocimientos, conceptos y estrategias entre investigadores y estudiantes. Los conocimientos y prcticas tradicionales de las poblaciones indgenas sobre el uso de los recursos naturales y su adaptacin y relacin con las realidades locales llev a un grupo de investigadores de la Universidad de Costa Rica (UCR) y del Instituto Austriaco para Amrica Latina (LAI), de la Universidad de Viena, a tratar de apoyar la sistematizacin de estos procesos.Relacin del pueblo ngbe con su entorno est cambiando Los nios y nias de Alto Laguna, comunidad ngbe, fueron los encargados de ilustrar el silabario y el abecedario (foto: Felipe Montoya). Esta es una de las pginas correspondientes al silabario que se edit. El investigador de la UCR, Dr. Felipe Montoya, y Dimedes Estanly, indgena ngbe, trabajan en uno de los mapas producidos (foto: Felipe Montoya). Andrea Marn Castro / andrea.marincastro@ucr.ac.cr

PAGE 4

4 -CrisolMarzo 2012 No es por casualidad que las potencias mundiales, por medio de la Organizacin del Tratado Atlntico Norte (OTAN), intervinieron militarmente en Libia y tienen gran preocupacin por lo que puede ocurrir en los otros pases de estas reas. En los medios de comunicacin hemos sido testigos desde diciembre de 2010 hasta el presente de las protestas populares masivas y de las demandas de los pueblos del Medio Oriente y del norte de frica, de Marruecos, Argelia y Tnez a Jordania, Bahrayn e Irn, que claman por la democratizacin de sus sociedades, por una mayor representacin popular, por la existencia de elecciones libres y por el n de la represin. Tambin exigen reformas socioeconmicas que son urgentes, como acabar con el desempleo, el alto a la corrupcin, mejorar los salarios, llevar a cabo reformas educativas, mejorar la seguridad social para todos y ofrecer vivienda digna y medicamentos para controlar y curar las enfermedades. En el libro El Medio Oriente y el norte de frica en el silgo XXI. Ensayo sobre las dicotomas y las protestas populares se analizan estos asuntos, se hace un balance general y se enfatiza en las causas que han llevado a las manifestaciones populares, a su organizacin y al xito que han tenido en algunos de los pases de estas reas, como en Tnez y en Egipto. Perspectiva histricaEstos procesos se estudian desde una perspectiva histrica y por ello en el libro hay constantes anlisis histricos de la poltica, la represin, la corrupcin, los problemas sociales y las crisis econmicas. Sin embargo, debido a que la situacin es tan cambiante en estas regiones geogrcas, mientras el libro se encontraba en prensa, cay Qada en Libia, Saleh acept retirarse del poder en Yemen y se agrav la situacin poltica y socio-econmica en Siria. En el texto tambin se analizan las manifestaciones y las rebeliones contra Qada en Libia, contra al-Asad en Siria y contra Saleh en Yemen, pero no contiene lo ltimo que ocurri en estos tres pases por las razones antes sealadas. Se indica adems que no debemos engaarnos y creer que las protestas contra distintos gobiernos del norte de frica y del Medio Oriente empezaron a nales del 2010. En todos estos pases ha habido oposicin poltica, luchas y manifestaciones en contra de los gobiernos existentes desde hace muchas dcadas. Al respecto, se puede mencionar el caso de los Hermanos Musulmanes, en Egipto, y su lucha constante contra los distintos regmenes desde nales de la dcada de 1920 hasta el presente. En Egipto tambin han participado activamente contra los gobiernos de Sadat primero y luego de Mubarak, otros grupos islamistas, o los llamados neo-fundamentalistas. Los gobiernos egipcios fueron muy represivos contra todos los opositores. Encarcelaron a muchos, torturaron a muchos otros e inclusive despus de un juicio rpido ajusticiaron a Sayyid Qutb. La oposicin poltica ha sido asimismo activa por dcadas en otros sitios, como por ejemplo en Tnez, donde la represin fue muy severa en la poca de Ben Ali. En Libia la represin contra los opositores lleg al extremo de que Qada estableci la ley de crcel para el opositor al gobierno y pena de muerte para el que se levantara en armas contra el Gua de la Revolucin. Lo mismo ha ocurrido en Marruecos, donde la represin poltica contra los opositores al gobierno y a la dinasta ha sido muy severa y ha violado constantemente los derechos humanos. En el Mashirq, de igual forma la oposicin contra los regmenes polticos ha sido activa por dcadas, como en Siria, en especial contra la dictadura de Haz al-Asad; en Iraq contra la dictadura de Saddam Hussayn; en Yemen contra Saleh; en Bahrayn contra la dinasta al-Khalifa, considerada retrgrada y represiva, entre muchos otros casos. Las alianzasOtro asunto que ha enardecido a los pueblos de estas regiones geogrcas ha sido la relacin, alianza y componendas de las lites locales con las potencias occidentales. Tnez con Ben Ali mantuvo una estrecha relacin y colaboracin mutuas con Francia. Lo mismo se puede decir de Marruecos y de Argelia que, por haber sido colonias o protectorados franceses, las lites locales han estado en alianza con Francia. Egipto, por otra parte, desde la poca de Sadat y durante todo el largo mandato de Mubarak, se ha mantenido en riguroso contacto y alianza con Estados Unidos. Yemen con Saleh se ali a Estados Unidos para la lucha contra el terrorismo y en especial contra al-Qaida. De igual forma, Kuwait y Bahrayn se han aliado a Estados Unidos. Bahrayn ha mantenido su posicin siempre muy a favor de los intereses de esta superpotencia en la zona. Recordemos que Estados Unidos tiene en Bahrayn su V Flota en el Golfo Prsico, lo cual signica la presencia de instalaciones militares que Bahrayn le ha permitido en sus aguas territoriales. Hay que aadir tambin las inversiones, los emprstitos, las asesoras militares y la venta de equipos blicos estadounidenses a distintos pases del Medio Oriente y del norte de frica. Irn, durante la dinasta Pahlavi y en especial durante el reinado de Muhammad Reza Pahlavi, se ali estrechamente a Estados Unidos. Venda el petrleo a este pas e importaba de este los armamentos ms modernos. Lo que ms ha molestado a los habitantes locales de estas regiones es que todos esos armamentos los utilizan los lderes para reprimir a sus poblaciones. Durante los aos de la Guerra Fra, Estados Unidos y Gran Bretaa establecieron el Pacto de Baghdad (1955) para detener el avance del comunismo en la zona. La Doctrina Eisenhower (1957) era parte del mismo proceso de contencin de los soviticos en el Medio Oriente y se hizo efectiva en 1958 con la invasin estadounidense en Lbano. No debemos creer que los medios utilizados y las demandas sean iguales en todos estos pases, como tampoco los resultados sern los mismos. Las condiciones son diferentes en cada regin, las lealtades tribales y de clanes juegan distintos papeles, con mayor o menor inuencia en las diversas sociedades. De igual forma, la pobreza o la riqueza, el petrleo, la minera, la agricultura, los sistemas polticos, el papel del ejrcito, la burocracia, las instituciones pblicas, las distintas formas de lograr la legitimidad, etc., dan a cada pas su especicidad y trayectoria histrica. Tampoco hay un modelo a seguir ni hay recetas para lograr los cambios y menos an para la organizacin poltica que vendr despus de la cada de algunas de las dictaduras que se han mantenido en el poder por dcadas. El libro estudia todos estos asuntos y aclara los procesos que estn ocurriendo en el Medio Oriente y en el norte de frica, lo cual puede ser de gran utilidad para el lector. Dicotomas y protestas populares en el Medio Oriente y el norte de fricaEl Medio Oriente y el norte de frica son regiones geogrficas de una enorme importancia estratgica, poltica, econmica y sobre todo por el petrleo. Contienen el 66% de las reservas mundiales de este hidrocarburo. Como la economa del mundo depende de l, podemos entender la relevancia de los pases que conforman estas zonas. M.Sc. Roberto Marn Guzmn Catedrtico de la Escuela de Estudios Generales El libro escrito por el M.Sc. Roberto Martn Guzmn se encuentra de venta en la Librera Universitaria y en el primer piso de la Facultad de Ciencias Sociales (foto Anel Kenjekeeva).