<%BANNER%>

DLOC



Crisol
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00101375/00080
 Material Information
Title: Crisol revista de ciencia y tecnología de la UCR
Uniform Title: Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Running title: Revista crisol
Physical Description: v. : col. ill. ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgación e Información
Publisher: Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n, Universidad de Costa Rica
Oficina de Divulgación e Información, Universidad de Costa Rica
Place of Publication: San Jose´, Costa Rica
San José, Costa Rica
Creation Date: 2012
Frequency: semiannual
regular
 Subjects
Subjects / Keywords: Science -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Technology -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )
Spatial Coverage: Costa Rica
 Notes
Additional Physical Form: Also issued online and on CD-ROM.
Dates or Sequential Designation: Began in 1996.
General Note: Description based on: No. 13 (año 2005).
General Note: Monthly supplements are published between issues.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 61264193
lccn - 2005240822
issn - 1409-150X
System ID: UF00101375:00080

Downloads

This item is only available as the following downloads:

( PDF )


Full Text

PAGE 1

1 -CrisolFebrero 2012 Maracuy, una alternativa productiva en zonas vulnerablesE l proyecto es coordinado por los ingenieros Carlos Saboro Vquez y Carlos Luis Lora Quirs, de la Estacin Experimental Agrcola Fabio Baudrit Moreno (EEFBM). Se desarrolla desde el 2011 en San Pablo y San Francisco de Turrubares, San Mateo de Alajuela y La Esperanza de Cbano en Puntarenas, con recursos del Fondo Concursable para el Fortalecimiento de la Relacin Universidad-Sociedad de la Vicerrectora de Accin Social (VAS). Segn lo explic el M.Sc. Saboro, coordinador del Programa de Transferencia de dicha Estacin, en las parcelas demostrativas se ha desarrollado un paquete tecnolgico para el cultivo adecuado del maracuy, que contempla desde los viveros y la siembra del fruto, hasta la poda de las plantas, la polinizacin el mercadeo y la organizacin de los productores. El paquete tecnolgico, que est en pleno desarrollo, busca elevar el nivel de la calidad del fruto, pues en el mbito nacional no es muy bueno. A la vez, pretende ser una alternativa productiva para gran cantidad de parceleros del aledaas al golfo de Nicoya, quienes tienen terrenos ociosos, muchos de ellos con el rtulo de Se vende, o viven de pequeos hatos ganaderos y podran desarrollar una actividad complementaria.PolinizacinUna de las ventajas que ya se ha observado en las parcelas demostrativas es la cantidad de mano de obra que se requiere para garantizar la polinizacin de todas las La polinizacin manual es necesaria por cuanto la planta del maracuy no es autocompatible o autopolinizable, por lo que se debe cruzar el polen de una planta con el de otra para obtener la mayor cantidad posible de frutos, indic el investigador. Adems, los agricultores no pueden atenerse a la polinizacin por medios naturales, porque las abejas que normalmente llegan son de dos tipos: las productoras de miel, que por su tamao y de las cuales el fruto resultante va a ser tambin pequeo, y las aragres o trigonas, Los insectos ideales por su gran tamao para chiquis o bombus; sin embargo, estos no aparecen siempre, por lo que se obtienen mejores resultados si los productores aprenden a polinizar y de esa manera se garantiza una buena produccin. As, mediante una metodologa de participacin popular se les ha enseado a los agricultores la tcnica de la polinizacin, procedimiento que es preferible realizarlo deben protegerse con una cobertura para dar paso al crecimiento del fruto. Si se lograra extender el cultivo en esas zonas, la polinizacin manual podra constituirse en una excelente fuente de trabajo para mujeres y jvenes , asegur Saboro.Resultados prelimilaresLuego de un proceso de capacitacin en las instalaciones de la EEFBM, se inici el trabajo con miras a cultivar 2 500 plantas por hectrea. En esta oportunidad participaron campesinos de Atenas, Turrcares, Turrubares, Puriscal, San Mateo, Jicaral, Cbano, Lepanto y Paquera, lugares que Al aprovechar las condiciones climticas de las zonas en mencin y hacer uso del fertirriego, que combina la aplicacin de agua con fertilizantes, el tiempo de en Turrubares y San Mateo y de diez a cuatro meses en La Esperanza de Cbano, localidad que cuenta con la cantidad ideal de luz solar para que haya una buena La ventaja del fertirriego, que en las parcelas demostrativas se realiz mediante la instalacin de mangueras a lo largo del cultivo, es que con su uso se incrementa la y se obtienen mayores rendimientos y mejor calidad de los frutos, con una mnima polucin para el medio ambiente. Aunque la etapa de investigacin an no concluye, Saboro espera que a futuro este cultivo con caractersticas tan nobles alcance en el pas un desarrollo similar al del cultivo de pia para exportacin. Por esa razn, en octubre del 2011 se constituy la Asociacin de Productores de Maracuy (Aproma) y se iniciaron conversaciones con la empresa RIHAde las bebidas en el norte de Alemania, exportacin. Adems, se trabaja con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y con el Ministerio continuar la transferencia de la tecnologa a otros grupos organizados de productores y productoras.Con miras a que agricultores y agricultoras de zonas econmicamente vulnerables tengan una buena alternativa productiva, la Universidad de Costa Rica (UCR) promueve el cultivo del maracuy mediante el desarrollo de parcelas demostrativas. El maracuy es una pasiflora cuyo jugo es muy apetecido en el mbito mundial para la produccin de bebidas naturales y concentrados (foto Cristian Araya).Roco Marn Gonzlez / rocio.marin@ucr.ac.cr Suplemento de Ciencia y Tecnologa N 254 Febrero 2012P1 Maracuy, una alternativa productiva P2 El tango como terapiaP3 Reciclan bolsas plsticas para uso en asfaltos P4 Esperar o prepararse para un sismo Los investigadores Carlos Saboro y Carlos Lora han tenido a su cargo la capacitacin en las parcelas demostrativas (foto Cristian Araya). Para asegurar la eficiencia de la produccin por hectrea, es necesario polinizar manualmente las flores (foto Cristian Araya). Se han contemplado comunidades de esas zonas del pas, por cuanto para obtener flores grandes y, por ende, frutos de calidad, el maracuy requiere de 11 horas de luz fotosintticamente activa, por lo que no es apto en regiones con alta nubosidad como el Atlntico o la zona norte, afirm Saboro. N 254 Febrero 2012

PAGE 2

2 -CrisolFebrero 2012 Con su msica y sus letras que impregnan el alma de distintos sentimientos, el tango ha traspasado las fronteras y ha permanecido en el tiempo, fusionndose con otros ritmos. En los ltimos aos se traslad de los salones de baile a las salas de terapia, con el propsito de ayudar a personas con diversos padecimientos, como el alzheimer y el parkinson. La Licda. Ginette Snchez Gutirrez, bailarina, profesora de la Escuela de Psicologa y estudiante de la Maestra en Ciencias del Movimiento Humano de la Universidad de Costa Rica (UCR), investig acerca del Efecto agudo de una sola clase en dos intensidades diferentes de tango en el estado de nimo y el esfuerzo percibido en adultos mayores. Los resultados de este estudio se dieron a conocer en el XVIII Simposio Internacional en Ciencias del Deporte, el Ejercicio y la Salud, celebrado recientemente en la Escuela de Educacin Fsica y Deportes de la UCR. La Licda. Snchez ha trabajado desde hace varios aos con personas adultas mayores en actividades relacionadas con el movimiento y la relajacin. Tambin ha comprobado los resultados de estas terapias en poblacin adulta mayor como bailarina e instructora de tango. Adems, es integrante de la Asociacin de Maestros, Bailarines y Coregrafos de Tango Argentinos y de la Academia de Tango Fantasa. Segn dijo la investigadora, la literatura cientfica registra numerosos estudios sobre los beneficios psicolgicos y fsicos del ejercicio en personas adultas mayores. No obstante, hay muy pocos estudios relacionados con el tango, por lo cual considera que el suyo es pionero en este campo. Agreg que en algunos de estos trabajos se utiliza una escala denominada POMPS ( Prole of Moods States), que mide cinco estados de nimo: tensin, depresin, clera, vigor y fatiga. En otras investigaciones se ha medido la autoecacia, un indicador de bienestar general, y los afectos positivos y negativos. El ejercicio en moderada intensidad benecia ms el estado de nimo, que uno de baja intensidad, indic la psicloga.Al comps del tango y la milongaEl propsito de la investigacin de Snchez fue determinar si existan diferencias signicativas en el estado de nimo y en el esfuerzo percibido en adultos mayores, en una clase de tango de baja y otra de mediana intensidad. Para ello trabaj con poblacin de tres centros diurnos de atencin, ubicados en Cartago, Tibs y Heredia, con una muestra de 40 personas, entre hombres y mujeres, con una edad promedio de 78 aos. En la clase de tango de baja intensidad participaron 21 mujeres y un hombre y en la de moderada intensidad 13 mujeres y cinco hombres. En la clase de baja intensidad utiliz msica de tango clsico, que en trminos musicales es un comps de cuatro por cuatro, un poco ms lento, y en la de moderada intensidad el ritmo de milonga, que es ms rpido y tiene una mtrica de dos por cuatro, muy similar a la del merengue. La actividad consisti en una sola clase de 25 minutos de duracin, en la que se hizo prctica individual y en parejas. Las instrucciones estuvieron a cargo de Snchez, quien ejecut todos los movimientos junto con las personas participantes. Los instrumentos de medicin utilizados fueron la escala de estados anmicos POMPS y la escala de esfuerzo percibido de Borg, los cuales se administraron antes y despus de la clase. Tambin hubo un espacio de dilogo, en el que la investigadora convers con los participantes en torno a la experiencia y a aspectos culturales relacionados con el tango.Resultados similaresDe acuerdo con la investigadora, al inicio de la clase el esfuerzo percibido arroj puntajes bajos en ambos grupos, pues se encontraban en estado de reposo. Posterior a la clase hubo un aumento signicativo en la percepcin del esfuerzo fsico de forma similar en ambos grupos, no a causa de las intensidades de la clase, sino por el hecho de realizar ejercicio. Los estados de nimo de tensin, depresin, clera y fatiga, que son los negativos, se mantuvieron bajos, mientras que el vigor, que se asocia con la alegra y la energa, se mantuvo alto, lo cual es un resultado positivo. Este estudio adems permiti conocer otros aspectos que van ms all del tango y que son importantes de tomar en cuenta en futuras investigaciones, en las que se trabaje con poblacin adulta mayor. Al respecto, Snchez expres que si bien no encontr diferencias signicativas entre los grupos de baile segn la intensidad, las personas participantes experimentaron un pequeo aumento de tensin al nal de la clase, que s fue estadsticamente signicativo. En su criterio, esto se debi al uso de los instrumentos de medicin, que les result difcil de comprender, a pesar de que se utiliz una escala reducida y se modic el tamao de la letra para facilitar la lectura. Por lo tanto, lo ideal es utilizar la entrevista semiestructurada cuando se trabajan aspectos psicolgicos con esta poblacin. Otro factor que afect las intensidades de la clase fue la dicultad y novedad que present el baile de tango, lo que oblig a deternerse y repetirlo una y otra vez. De all que lo conveniente podra ser realizar varias sesiones y no una sola clase, pues se observ que a ms prctica mayor es el disfrute de lo que hace. Un inconveniente ms es la carencia de estudios sobre los efectos psicolgicos y siolgicos del baile del tango para apoyarse, a excepcin de unos pocos realizados con personas que padecen parkinson y alzheimer, en los que se han visto los resultados positivos obtenidos en estos pacientes. En este sentido, la Licda. Snchez plante la necesidad de realizar ms investigaciones acerca de los efectos del baile del tango en personas adultas mayores. Considera, segn su propia experiencia en la enseanza del tango, que este baile podra aportar mltiples benecios para esta poblacin, lo cual tambin se ha podido comprobar cientcamente en los estudios de efecto crnico (varias sesiones), pues han contribuido a aumentar el nivel de autoconanza, bienestar psicolgico, equilibrio y la marcha en esta poblacin. Tambin por la gran inuencia que ha tenido esta msica en el pas, que se reeja en las numerosas canciones que fueron compuestas a ritmo de tango, como Caa dulce y el Huelln de la carreta, y en las obras de compositores tan reconocidos como Julio Fonseca y Hctor Ziga, entre otros. Tango, una terapia para el cuerpo y para el alma Al evocarte, tango querido, siento que tiemblan las baldosas de un bailongo y oigo el rezongo de mi pasado... cuando tu canto nace al son de un bandonen.(El Choclo, Enrique Santos Discpolo)Mara Eugenia Fonseca Calvo / maria.fonsecacalvo@ucr.ac.cr En el baile de tango se trabaja mucho la interaccin de las personas, quienes sin hablarse, se comunican nicamente con el movimiento del cuerpo (foto Anel Kenjekeeva). El estudio cont con la participacin de 40 personas adultas mayores de centros diurnos de atencin de Cartago, Tibs y Heredia (foto Centro Diurno de Tibs). La clase de tango incluy la prctica individual y en parejas (foto Centro Diurno de Tibs).

PAGE 3

3 -CrisolFebrero 2012 El Dr. Luis Guillermo Lora Salazar, del Programa de Ingeniera en Infraestructura del Transporte (Pitra) del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) de la UCR, y el tcnico qumico Rafael Ernesto Villegas Villegas, desarrollaron la investigacin denominada Reciclado de bolsas para produccin de banano en bitmenes: una alternativa verde. Con este trabajo se pretende aprovechar el polmero, nombre de la composicin qumica que constituye el plstico de las bolsas, para mejorar el asfalto o bitumen y, al mismo tiempo, contribuir con una alternativa de desecho ecolgicamente viable. Segn datos de la investigacin, en el 2010 existan 43 031 hectreas sembradas con banano en el pas, un 1,02% ms que en el 2009, que generaron 1,5 toneladas de material no biodegradable por cada hectrea sembrada. Esta cifra transforma la manipulacin nal de las bolsas de plstico en un tema de importancia ambiental. Las bolsas se utilizan para envolver el racimo de banano y crear dentro una especie de microclima, que le permitir al fruto crecer en ptimas condiciones, protegido contra insectos y la luz solar. No obstante, la bolsa queda impregnada de agroqumicos y por consiguiente es mayor la dicultad para reciclarla mediante mtodos tradicionales; de ah que las propuestas de reciclaje son bienvenidas. Mejorar el asfaltoLa labor en el Pitra tiene alrededor de ocho meses de estar activa y se basa en un proyecto de tesis de licenciatura llevado a cabo hace 13 aos en el Lanamme. El Dr. Lora Salazar coment que en dicha investigacin se propona la modificacin del asfalto con partes de bolsas de banano, pero se realiz con tecnologa de la poca y, por lo tanto, no se logr avanzar de manera significativa. Nuestro objetivo principal fue identificar qu cosas se le podan aadir al asfalto para mejorar su desempeo y lo primero que nos planteamos fue utilizar las bolsas del banano gracias a ese precedente, afirm Lora. Entre los componentes de una mezcla asfltica estn el asfalto y la piedra, explic el especialista, y al asfalto se le pueden aplicar polmeros para mejorarlo; no obstante, estos son caros y por ende el costo total de la mezcla asfltica es alto. A la hora de hacer la huella digital qumica a la bolsa, se corrobor que es un polietileno de alta densidad, o sea, un polmero; luego, se inici la caracterizacin avanzada del material, se modific y se realizaron ensayos. Estos experimentos permitieron observar situaciones especficas, tales como si la bolsa se mezcla con el asfalto o no, cul es la temperatura ideal para que eso suceda e identificar la composicin qumica de los gases resultantes. Al respecto, los investigadores identicaron que haba ciertos materiales que se volatilizaban en la atmsfera. Para evitar este efecto secundario, Villegas explic que el plstico se somete a un lavado previo con solventes a n de separar los restos del insecticida de la bolsa. Las posibles trazas residuales se desnaturalizan durante el proceso de mezclado con el asfalto, pues est diseado para alcanzar 160 grados centgrados, temperatura a la cual el asfalto se descompone. Con la ayuda del Centro de Investigacin en Electroqumica y Energa Qumica (Celeq), de la UCR, desarrollarn un mtodo para encapsular el insecticida y evitar que vaya a la atmsfera o ver la posibilidad de reutilizarlo.Anlisis qumicoEn el anlisis qumico de lo que ocurre a escala molecular, los investigadores encontraron que hay una sustitucin de los anillos alifticos al aadirle el polmero a las resinas y los asfaltenos, lo cual mejora la resistencia del asfalto a la deformacin. Lora destac que el asfalto no lo es todo, hay que aadirle piedra para que se convierta en la mezcla asfltica. Hicimos los ensayos respectivos y nos dimos cuenta que en cuanto a la capacidad de resistencia a la deformacin, la mezcla asfltica result mucho ms resistente que una mezcla sin modicar.Una de las dicultades que enfrentaron es que el tipo de bolsa utilizada en las plantaciones bananeras es una pelcula muy delgada y al someterse a altas temperaturas se crea una concha o cscara que no deja que la parte interna se mezcle con el asfalto.La solucin encontrada fue cortar las bolsas en pedazos muy pequeos. En los anlisis qumicos del asfalto modicado se ve que ciertas partes de los alfatenos reaccionan con el polietileno de alta densidad y eso hace que las caractersticas viscoelsticas del material mejoren, explic Villegas.Precedente metodolgicoEn la investigacin se utiliz una tecnologa pionera en el campo, como es la microscopa de fuerza atmica para saber cmo est insertado el polietileno de la bolsa en la matriz asfltica; el infrarrojo de gases para conocer cules gases se liberaban en el proceso de produccin; otra tcnica conocida como DCS (Dierential Calorimeter Scanning) para ver los puntos de fusin que ayudan a mezclar a menor temperatura con el consiguiente ahorro energtico y un anlisis termogravimtrico para identicar si hay descomposicin del material durante el proceso de produccin. Hablamos de tecnologa que en Costa Rica, Latinoamrica y otras partes del mundo no se ha utilizado para anlisis de asfalto, enfatiz el tcnico qumico. La metodologa cientca empleada se compar con otros ensayos hechos con polmeros comerciales y, segn Lora, la bolsa de banano se posiciona muy bien, porque es un material de desecho prcticamente gratuito y tiene un desempeo ideal frente a otros polmeros o aditivos comerciales. La siguiente prueba del proyecto ser un tramo experimental a escala natural con un equipo sosticado, denominado Simulador pesado de vehculos, que es bsicamente un triler que entre seis a 12 semanas deteriora la carretera como si tuviera 15 aos de uso. Vamos a procurar una coordinacin con el Ministerio de Obras Pblicas y Transportes para analizar la posibilidad de implementar la mezcla asfltica en sus plantas de asfalto para los municipios y as evaluar su desempeo en proyectos pequeos. Si el resultado es el esperado, se podra pensar en proyectos grandes, puntualiz Lora. El Lanamme tiene mucho tiempo de trabajar con reciclados, particularmente los pavimentos, ya que una carretera entera se puede reciclar y as se contribuye a disminuir el consumo de combustibles, el uso de materiales y al aumento del valor estructural, al aportar mayor capacidad de resistencia a las vas de asfalto. Miles de bolsas plsticas son utilizadas en sembrados de banano en pases productores como Costa Rica, lo que significa un enorme problema ambiental, pues dicho material no es biodegradable. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Costa Rica (UCR) las aprovechan en la elaboracin de mezcla asfltica.Bolsas de banano son recicladas en produccin de asfalto La bolsa no puede mezclarse entera con el asfalto, debe ser descuartizada en una guillotina para evitar que se forme una capa dura que no permite una fusin ptima (foto Jorge Carvajal). Las bolsas que cubren los racimos de banano son muy difciles de reciclar debido a que quedan impregnadas de una gran cantidad de agroqumicos (foto cortesa Pitra-Lanamme). Otto Salas Murillo / otto.salasmurillo@ucr.ac.cr

PAGE 4

4 -CrisolFebrero 2012 Las indicaciones que las autoridades dieron a la poblacin era que tena que estar preparada, pues no se saba si el enjambre desencadenara en algo ms grande. Esta respuesta es muy acertada para un pas como el nuestro, donde podemos esperar un terremoto en cualquier lugar y en cualquier momento. Nos ubicamos en una de las zonas ssmicas ms activas del planeta: el Cinturn de Fuego del Pacco. Eso signica que el estar siempre preparados es algo que tenemos que tener presente, aun cuando dicho enjambre haya mermado. En Costa Rica siempre va a temblar. La actividad ssmica a veces se presenta en forma de grandes terremotos, como el de Cinchona, otras veces como una multitud de pequeos sismos, como en Tobosi. Lo que sabemos de los terremotos es lo que podemos interpretar del paso de las ondas ssmicas. De ellos solo percibimos sus efectos y a partir de estos tratamos de reconstruirlos para estudiarlos. Es decir, aprendemos de ellos de una manera indirecta, porque se trata de un fenmeno que no se puede ver ni tocar, ni mucho menos llevar a un laboratorio para someterlo a pruebas. Aprendemos de ellos cada vez que un sismo sucede y cuando son muy destructivos entonces tratamos de buscar algn indicio, una seal de comportamiento anmalo en el nivel de los pozos de agua, ondas electromagnticas, liberacin de gas radn y hasta seales en el cielo y en el comportamiento de los animales, con el n de que algo nos indique que un evento importante est prximo a suceder. Prediccin de un sismo Nos gustara poder predecir los sismos, pese a que la historia haya demostrado muchas veces que estos fenmenos sorprenden incluso a los pases que se creen mejor preparados. Para que una prediccin ssmica sea exitosa, esta debe de contemplar al menos el lugar, la fecha y la magnitud del sismo. Es muy importante que tambin se indique el nivel de conanza de tal pronstico. Una prediccin que se reera a que hay posibilidad de que ocurra un sismo en Costa Rica no es conable, ya que esa posibilidad siempre existir. Se esperara que en Costa Rica los fenmenos ms fuertes ocurran a lo largo de la costa Pacca, por tratarse de la zona de subduccin. Pero el hecho de que sean ms comunes en esos sitios, no necesariamente quiere decir que el prximo evento fuerte vaya a ocurrir all. Esto fue lo que sucedi con el terremoto del 22 de abril de 1991 en el valle de la Estrella. Este terremoto es conocido como el terremoto de Limn debido al enorme impacto que tuvo en toda la provincia en materia de daos materiales y prdida de vidas humanas. Ocurri en un lugar poco probable, un lugar que ms bien estuvo acumulando energa. Preparacin y respuesta Si por alguna razn la ciencia pudiera el da de maana predecir los terremotos fuertes, me pregunto si cambiara nuestra actitud en alguna medida. Pensemos por un momento en los huracanes. La tecnologa nos permite informarnos con muchos das de anticipacin de la cercana de estos. An as, todos los aos leemos que ocurren graves daos a la propiedad por donde pasan y, peor an, que mucha gente pierde la vida. Por qu sucede esto si todo el mundo es alertado con suciente tiempo? Los avisos son importantes y salvan vidas en la medida en que nosotros los acatemos y sepamos responder. Nuestra respuesta ante los sismos debe ser la de construir de la mejor manera en vez de esperar a que nos digan que un terremoto es inminente o pensar que quizs nunca va a suceder. Qu se lograra si seguimos sin tomar en cuenta las recomendaciones del Cdigo Ssmico o damos permisos de construccin en zonas que son de alto riesgo a los deslizamientos, la licuefaccin o en las cercanas de una falla activa? Y si furamos alertados de un sismo, estamos preparados para la ocurrencia de otro que podra llegar sin ningn tipo de aviso? Como parte de la prevencin, deberamos contar siempre con un plan como lo sugiere la Comisin Nacional de Emergencias, pero adems estudiar el comportamiento de los suelos y de las estructuras para predecir su respuesta con el paso de las ondas ssmicas. Esto es algo completamente viable en nuestros das y existe la tecnologa y los recursos humanos para hacerlo. En la medida en que logremos disminuir la vulnerabilidad, mediante este y otros estudios, lograremos un entorno seguro independientemente de si la ciencia logra algn da predecir los terremotos o no. Esperar o prepararse para un sismo?Durante la actividad ssmica que se present a finales del 2011 en la zona de Tobosi de Cartago, una de las primeras preguntas que la gente haca era si estaba por ocurrir un evento importante. Para muchas personas, las imgenes del terremoto de Cinchona del 2009 todava estaban muy frescas y, adems, el enjambre se presentaba cerca de la falla de Agua Caliente, la cual gener el terremoto de Cartago en 1910. La respuesta ante los sismos debe ser construir de la mejor manera en vez de esperar a que nos digan que un terremoto es inminente o pensar que quizs nunca va a suceder (foto archivo ODI).Dr. Aarn Moya Fernndez aaron.moya@ucr.ac.cr Coordinador Laboratorio de Ingeniera Ssmica (LIS), Instituto de Investigaciones en Ingeniera (INII) Sismos registrados por la red de acelergrafos del LIS del 25 de julio del 2011 al 6 de enero del 2012 entre San Jos y Cartago. La actividad se increment a finales de diciembre del 2011, lo cual es una muestra de que en el pas los sismos son muy comunes y pueden o no desencadenar en eventos mayores que son difciles de pronosticar (fuente LIS).