Group Title: Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Title: Crisol
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00101375/00035
 Material Information
Title: Crisol revista de ciencia y tecnología de la UCR
Uniform Title: Crisol (San José, Costa Rica : 1996)
Alternate Title: Revista crisol
Physical Description: v. : col. ill. ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n
Universidad de Costa Rica -- Oficina de Divulgación e Información
Publisher: Oficina de Divulgacio´n e Informacio´n, Universidad de Costa Rica
Oficina de Divulgación e Información, Universidad de Costa Rica
Place of Publication: San Jose´, Costa Rica
San José, Costa Rica
Publication Date: June 2008
Frequency: semiannual
regular
 Subjects
Subject: Science -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Technology -- Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Periodicals -- Costa Rica   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Costa Rica
 Notes
Additional Physical Form: Also issued online and on CD-ROM.
Dates or Sequential Designation: Began in 1996.
General Note: Description based on: No. 13 (año 2005).
General Note: Monthly supplements are published between issues.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00101375
Volume ID: VID00035
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 61264193
lccn - 2005240822
issn - 1409-150X

Downloads

This item has the following downloads:

PDF ( PDF )


Full Text



* Soberanfa alimentaria en Costa Rica P1 Finca agroecol6gica innova P2 0 El boyeo y la carreta: tradici6n patrimonial P3 0 Nuevas tecnologfas moldean a niez P4


Sulmet e iniayTcnlga.01 jun o ;20


S..i.;




'--

ea:


Debemos apostar por la


soberania alimentaria

Dr. Luis Felipe Arauz C., Director del Instituto de Investigaciones Agricolas de la Universidad de Costa Rica



Dice la FAO que "existe seguridad alimentaria
cuando todas las personas tienen en todo mo-
mento acceso fisico y econ6mico a suficientes
alimentos, inocuos y nutritivos, para satisfacer
sus necesidades alimentarias y sus preferencias
en cuanto a los alimentos a fin de Ilevar una
vida active y sana".
on base en esta definici6n, gobiernos y organismos in-
ternacionales han hecho una distinci6n entire seguridad
-es decir, acceso sin importar el origen- y soberania ali-
mentaria -producir lo que el pais necesita-, y en consecuencia
han concluido que no es necesaria la soberania alimentaria
para que se di la seguridad alimentaria y que es preferible pro-
ducir localmente lo que es mas rentable e importar alimentos
mas baratos de otros paises.
Esta postura ha dado como consecuencia el abandon de
la producci6n national de arroz, frijol y maiz y su impact so-
cial en el agro y la disminuci6n de la capacidad instalada del
pais para responder a una escasez y encarecimiento de los ali-
mentos en el mercado mundial, que no es una crisis pasajera
que se deba abordar con medidas paliativas.
China no va a disminuir su consume de arroz, Estados
Unidos no va a dejar de producer biocombustibles con base en
maiz, ni los precious del petr6leo van a bajar. Esto evidencia la
fragilidad de desligar la seguridad alimentaria de la soberania
alimentaria, que es la que le da solidez y sentido.

Ambito national
Datos de la FAO indican que alrededor de un 18% de las
calories que se consume en Costa Rica proviene del trigo o
del aceite de soya, y no tenemos las condiciones ecol6gicas
para su producci6n.
Por otra parte, aunque si somos autosuficientes en la
producci6n de lIcteos y carnes de polio y cerdo, el alimento
concentrado para estos animals se basa en soya y maiz
amarillo, que no se produce localmente. Tampoco somos
autosuficientes en alimentos que si podemos producer, como el
arroz, los frijoles y el maiz blanco.


Si partimos de que la alimentaci6n es un derecho huma-
no, consagrado en acuerdos internacionales de cumplimiento
obligatorio por parte de los estados signatarios, como el Pacto
International de Derechos Econ6micos, Sociales y Culturales
del que Costa Rica es firmante, el Estado esta obligado a pro-
curar que este derecho sea efectivo.
La situaci6n actual nos muestra que dejar la seguridad ali-
mentaria a las fuerzas del libre mercado no garantiza este de-
recho. Debe haber una political intervencionista del Estado en
esta material, como en los casos del suministro de agua, salud
y educaci6n, que incluya el fomento de la producci6n, la inter-
venci6n en el mercado o una combinaci6n de ambos.


SegKn los sistemas de produc-
ci6n de los biocombustibles, la
emisi6n neta de di6xido de car-
bono a la atm6sfera varfa de 4
Kg. por Megajoule de energfa
producida si se dan a partir de
cara de azicar y a 85 si se dan
a partir de mafz, comparado con
94 Kg. que se produce con la
gasoline. (Foto Omar Mena)


Cualquiera que sea el ca-
mino a seguir, es necesario
un sector productive agroali-
mentario eficiente y capaz de
enfrentar las amenazas del
entorno y aprovechar las for-
talezas internal, como el he-
cho de que somos un pueblo
con un alto nivel educativo,
lo cual facility la adopci6n de
tecnologias agricolas comple-
jas. Otra fortaleza es nuestra
biodiversidad, fuente de genes
de resistencia a plagas y de
microorganisms con poten-
cial de aplicaciones agricolas
insospechadas.

Biocombustibles

y propiedad
intellectual
Dos de las amenazas sobre
las que menos se ha discuti-
do en el pais son la paradoja
de los biocombustibles y la
legislaci6n en torno a la pro-
piedad intellectual, que hoy es
un arma de double filo.


Alrededor de los biocombustibles, que han sido vistos como
la soluci6n al problema de la escasez de petr6leo, se han esgri-
mido dos critics: que dependiendo de los cultivos involucrados
y de los sistemas de producci6n, la emisi6n neta de gases de
invernadero puede Ilegar a ser tan elevada como en el caso de
la gasoline, y que su producci6n compite con la de alimentos.
En Costa Rica, done el etanol carburante proviene de la
cana de azOcar, esta iltima critical es la mas relevant, sobre
todo en tiempos de crisis de alimentos; tambien es valida para
la producci6n de biodiesel a partir de palma aceitera.
En cuanto a la propiedad intellectual se dice que en material
de investigaci6n el reconocimiento de derechos de propiedad
intellectual, por medio de process de patentamiento y meca-
nismos similares, estimula la creatividad y la innovaci6n, y por
tanto promueve el advance de la ciencia y la tecnologia.
En el caso de la investigaci6n privada esto es cierto, pero en
la investigaci6n pOblica su utilidad es debatible, ya que quien
investiga en este ambito tiene otro tipo de motivaciones y re-
conocimientos a su trabajo y su obligaci6n principal es con la
sociedad que paga su salario.
En material de seguridad alimentaria, las reglas de propie-
dad intellectual sobre microorganisms y variedades vegetables
que Costa Rica acept6 contienen mecanismos encubiertos para
el patentamiento de los descubrimientos cientificos mas allay
del just reconocimiento a los process inventivos, permitiendo
la apropiaci6n de elements de nuestra biodiversidad, sin mo-
dificarlos de su estado natural.
Una political de propiedad intellectual que limited el acceso a
nuestra propia biodiversidad pondria en peligro una de nuestras
principles fortalezas y podria resultar en un encarecimiento de
insumos vitales para el desarrollo agricola future.

Papel de la Universidad
Si partimos de que seguridad alimentaria es el acceso fisico
y econ6mico a suficientes alimentos, inocuos y nutritivos, la
investigaci6n academica contribute por medio del desarrollo de
variedades de mayor productividad, tecnicas agricolas y pecua-
rias mas productivas, de menor costo, que garanticen la inocui-
dad del product final y disminuyan la dependencia de insumos
importados y las perdidas poscosecha, asi como la industriali-
zaci6n y el desarrollo de products de alto valor nutricional.
En todos estos aspects la Facultad de Ciencias
Agroalimentarias de la UCR desarrolla investigaciones.
Basta con mencionar que mas del 95% de la investigaci6n
con species vegetables se da en relaci6n con el desarrollo de
nuevas variedades, tecnicas de producci6n mas eficientes o
menos contaminants, adaptabilidad, limpieza de material de
propagaci6n, manejo poscosecha, industrializaci6n, comercia-
lizaci6n y utilizaci6n de subproductos, todo en el area de pro-
ductos alimenticios.
En species animals se busca el mejoramiento y nutrici6n
animal, incluyendo alternatives a los concentrados importados,
mejoramiento genetico y nutricional de pasturas y evaluaci6n de
species menores.
Es urgente que la Universidad no solo article mas la inves-
tigaci6n alrededor de encadenamientos claros, sino que procure
poner la tecnologia modern al servicio del desarrollo de sis-
temas sostenibles de producci6n de alimentos, reduzca la de-
pendencia de insumos importados producidos con combustibles
f6siles y desarrolle fuentes de bioenergia que no compitan con la
producci6n de alimentos, como el biodiesel a partir de algas.


Crisol 1


I









Finca Agroecol6gica

de la mano con los



productores del Atlintico


Alfredo Villalobos Jim6nez
*- -. fY Thh A...


El trabajador de la FAM, Orlando Barboza, realize una supervision de las variedades de pejibaye que se cultivan con la idea de crear un banco
El trabajaclor de la FAM, Orlando Barboza, realize una supervision de las variedades de pejibaye que se cultivan con la idea de crear un banco


de germoplasma que beneficie a los agricultores. (Foto M6nica Bolanos)


Con investigaciones novedosas en el campo sil-
vopastoril, la Finca Agroecol6gica Modelo (FAM)
de la Sede del Atlantico, contribute con los agri-
cultores de la zona a general conocimientos sobre
el manejo sostenible de los recursos.
a FAM posee una extension de 36 hectareas, de las cuales
22 correspondent a bosque secundario de diez anos de cre-
cimiento dedicado a la reforestaci6n y el resto son suelos
con limitaciones de fertilidad, empleados para la ganaderia y el
cultivo de banano, pina, pejibaye y mani con fines investigativos.
Ubicada en Turrialba, esta finca fue creada en 1999 gracias
a un convenio entire la Universidad de Costa Rica (UCR) y el
Institute Costarricense de Electricidad (ICE).
Se inici6 con un capital de 0450.000, con los cuales se
compraron cuatro animals de ganado vacuno, pero product
de su venta con el tiempo se logr6 aumentar el hato.
Ademas, este proyecto agroecol6gico obtiene algunos recur-
sos con la venta de las cosechas, de lena y de semillas.
Para el Lic. Luis Mora, investigator y coordinator de la
FAM, los objetivos de esta finca modelo son beneficiary a los
agroproductores de la zona, mejorar las tecnicas de cultivo de
bajo impact ambiental, introducir nuevas siembras y obtener
experiencia y desarrollo de tecnologia para la reducci6n de cos-
tos de la ganaderia sostenible.

Estudios sobre pastos
Mora explic6 que una de las areas de investigaci6n en la
finca es la actividad silvopastoril y de transferencia tecnol6gica
a los agricultores.
En esta linea se han impulsado alternatives de pastos con el
fin de incrementar la utilidad de los fertilizantes organicos y re-
ducir en un 50% la dependencia de los fertilizantes quimicos.
Ello ha permitido la generaci6n de conocimientos sobre los re-
cursos geneticos en la producci6n de variedades de pastos como


Brachiarias, Taiwan y Camerin, entire otros, que soportan hume-
dad, se adaptan a suelos pobres y son apetecibles para el ganado.
Desde hace cinco anos, estudiantes de la Escuela de
Agronomia de la UCR participan en estas investigaciones, ana-
lizando el rendimiento de la biomasa y la cantidad de abono
organico utilizado en cada parcela.
Ademas, alternan variedades de forrajes para evaluar la
adaptaci6n en la zona en cuanto a crecimiento, porcentaje de
producci6n por area, proteinas y gustos del ganado vacuno.

Investigaciones en musaceas
Otro aporte de la FAM es la investigaci6n sobre nuevas va-
riedades de musaceas. En este campo se desarrolla un proyec-
to, inscrito en las vicerrectorias de Investigaci6n y de Acci6n
Social, bajo la coordinaci6n del Ing. Sail Brenes.
Este studio consiste en la introducci6n de 38 variedades
de musaceas comestibles para efectos experimentales, con el
objetivo de evaluar tiempos de floraci6n, tamano y sabor.
Los investigadores elaboran mediciones sobre rendimiento,
s6lidos solubles, sanidad y textura de la fruta, asi como moni-
torean las parcelas y realizan analisis de factibilidad tecnica y
econ6mica para la comercializaci6n de estos products.
SegOn el Lic. Mora, se efectian ensayos sobre tipos de ba-
nano como Coco, Gran enano y Williams, con el prop6sito de
analizar variables relacionadas con la velocidad de crecimiento
de la mata, calidad y dulzura de la fruta.
La variedad de banano Coco, que se cree es originaria de
Turrialba, se dej6 de cultivar, pero es muy apetecida por el mer-
cado national debido a su sabor.

Experimentaci6n con pifa,

pejibaye y mania
En la finca experimental tambien se Ilevan a cabo studios
con dos variedades de pina: la MD-2 y la Champaka. En esta


iltima, la fruta logra un peso de hasta tres kilos y se obtiene
una cosecha annual.
El prop6sito de la FAM es proporcionar a los productores de
Turrialba semillas adaptadas a la zona.
Asimismo, se ha introducido el cultivo del pejibaye en el area
boscosa de las zonas no aprovechables para la agriculture. Cada
plant se siembra a cinco metros de distancia una de la otra.
En los iltimos tres anos se han efectuado experiments con
variedades de pejibaye sin espinas, con la intenci6n de producer
palmito o fruta. La idea es crear un banco de germoplasma que
beneficie a los agricultores y, a la vez, se aproveche el bosque
para reproducir semilla y controlar la polinizaci6n natural sin el
uso de agroquimicos.
Ademas, se ha incursionado en la siembra de mani, tam-
bien con fines experimentales. Estudiantes de la carrera de
Agronomia simulan las condiciones reales que enfrenta un agri-
cultor para combatir las enfermedades y plagas que atacan a
este product.
De esta manera, se produce semilla aclimatada a las con-
diciones de la zona Atlantica, que los agricultores interesados
pueden obtener y sembrar en sus fincas.

Vivero forestal
La FAM posee terrenos no aptos para la agriculture, debido
a que en los anos 90 en ese lugar se install el plantel del ICE
durante la construcci6n de la Planta Hidroelectrica Angostura.
Dicha area hoy es un invernadero done se produce plnn-
tulas de arboles maderables y frutales, entire estos eucalipto,
pil6n, cedro, chancho, cas, chirimoya y cacao.
Este es un proyecto product del convenio UCR-ICE (Unidad
de la Cuenca del Rio Reventaz6n), que provee recursos gen6-
ticos a los productores y promueve iniciativas forestales para
proteger dicha cuenca, en done funcionan cinco plants gene-
radoras de electricidad.


La FAM desarrolla investigaciones sobre tiempos de floraci6n, rendi-
miento, s6lidos solubles, sanidad y sabor en 38 variedades de mus-
ceas comestibles. (Foto M6nica Bolanos)


2 Crisol


















^^M_ s ':f.- as.





un bastion de la racion a id ;-


costarticer P


Maria Eugenia Fonseca



"Cuando el dia ya no es dia
y la noche aQn no Ilega,
-perfiles desdibujados,
cielo azul de luces tr6mulas-
por las rutas del ensue~o
van rodando las carretas".
Romance de las carretas, Julian Marchena.
El sonido se hace cada vez mas perceptible. Poco a poco
el canto de sus maderas y sus hierros envuelve el ambien-
te y transport a un paseo a Puntarenas, al inicio de un
romance, a una boda, a una fiesta patronal y hasta recuerda el
aroma de un trapiche.
Su musicalidad, su colorido y su andar recio y cansino acom-
panaron a nuestros antepasados y continian abriendo surcos y
marcando nuestro ser costarricense.
El boyeoy la carreta en Costa Rica no son una simple prkcti-
ca ni un medio de transport, sino que constituyen una tradici6n
patrimonial Onica y distintiva, que retne un conjunto de saberes,
conocimientos, sentidos y valores simb6licos y est6ticos.
Esta tradici6n fue proclamada por la Unesco como Obra
Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad el 25
de noviembre del 2005.
Dicho acontecimiento fue el resultado de una iniciativa ges-
tada por el Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes, para
postular la tradici6n del boyeo y la carreta como una expresi6n
cultural Onica en el mundo, merecedora de reconocimiento y
salvaguarda.
La investigaci6n incluida en el expediente de candidatu-
ra presentado ante la Unesco estuvo a cargo de las antrop6-
logas sociales Cecilia Dobles Trejos, investigadora del Centro
de Investigaci6n y Docencia en Educaci6n de la Universidad


Aunque el boyeo es una actividad tradicionalmente realizada por hom-
bres, tambi6n las mujeres participan en ella. (Foto tomada del libro Boyeros,
bueyes y carretas. Por la senda del patrimonio intangible)


Nacional; Giselle Chang Vargas, catedratica de la Escuela de
Antropologia de la Universidad de Costa Rica (UCR) y Carmen
Murillo Chaverri, catedratica jubilada de esta universidad.
El trabajo realizado por ellas, con el apoyo de la exvicemi-
nistra de Cultura, Amalia Chaverri Fonseca, se recoge en la obra
Boyeros, bueyes y carretas. Por la senda del patrimonio intangi-
ble, publicada recientemente por la Editorial de la UCR.
Segin las investigadoras, "por patrimonio cultural intangible
se entiende el entramado de c6digos culturales, prkcticas y usos,
conocimientos y t6cnicas, sentidos simb6licos y valores, que son
gestados, reconocidos y apropiados por una colectividad, como
parte de su memorial hist6rica, la cual es transmitida principal-
mente mediante la oralidad".
Asi, el boyeo y la carreta tienen un hondo significado identi-
tario en la sociedad costarricense, por la calidad y variedad de
expresiones culturales que se cultivan en torno a su prkctica, y
por el aprecio y la alta estima que despiertan en sus practicantes
y en la mayoria de costarricenses.

Hurgando sus races
La carreta -jalada por bueyes- fue traida a Costa Rica por
los espanoles y su empleo se generaliz6 en el period colonial,
en el cual desempen6 importantes funciones productivas; sin
embargo, poco a poco se fue modificando con el fin de adaptarla
al clima, topografia, ambiente y usos que se le iban dando, por
lo que se le consider una tradici6n mestiza.
Al respect, las autoras senalan que el siglo XIX fue la 6poca
de oro de la carreta por el auge del cultivo del caf6, y mayormen-
te utilizada en el Valle Central, Guanacaste y en la zona norte,
y en menor grado en el Atlantico, por el tipo de cultivo de esta
region y su escasa poblaci6n.
Agregaron que su uso empez6 a disminuir en la segunda
d6cada del siglo XX como consecuencia de la industrializaci6n,
el decrecimiento del sector agricola y el auge del turismo. No
obstante, en los iltimos tiempos surgieron nuevos usos, lo cual
ha estimulado a personas de todas las edades a revivir esta
tradici6n.
El boyeo y la carreta tienen una enorme importancia hist6rica
por su contribuci6n al desarrollo econ6mico, social y cultural del
pais. Estan asociados prkcticamente a todas las actividades: al
traslado del caf6 a Puntarenas; al acarreo de la madera, la piedra
y la arena para la construcci6n de las iglesias; al traslado de la
lena a la casa de la familiar campesina y hasta a la celebraci6n
de un funeral.


En qu6 radica su particularidad?
Segin Giselle Chang, la carreta y los bueyes son empleados
en numerosos paises del mundo, lo cual no es ninguna novedad.
Sin embargo, en Costa Rica gracias a la creatividad y adaptaci6n
de diversos elements reinen ciertas singularidades, Onicas a
escala mundial, que los convierten en patrimonio intangible de
la humanidad.
La primera de ellas es la confecci6n traditional realizada
por diligentes artesanos y la funcionalidad de yugos, aperos


El boyeo y la carreta han servido de inspiraci6n a poetas, musicos y
pintores nacionales. (Foto Lidilia Arias)

y carretas. Ellos les introdujeron una series de modificaciones y
adquirieron conocimientos para tratar la material prima y dominar
las t6cnicas empleadas.
La segunda es el canto de la carreta, ocasionado por el gol-
peteo de las ruedas de cunas contra el eje de hierro, en el mo-
mento de ponerse en movimiento. El secret de este canto esta
en el tipo de maderas utilizadas y en el aro de hierro con que se
enllanta la rueda, lo que supone un gran dominio de esta t6cni-
ca. Por eso se dice que las carretas son cantarinas y ese canto
identifica al dueno o duena de esa carreta.
La tercera es el diseho y colorido con que se decoran las rue-
das y el exterior de la carreta, lo mismo que el yugo con que se
unce a los bueyes, lo que expresa el dominio de un arte original,
reconocido por propios y extranos.
La cuarta singularidad es el conjunto de saberes, prkcticas y
creencias desarrolladas por el boyero para adiestrar, conducir y
tender a sus animals, lo cual implica saber c6mo seleccionar
un buey, c6mo y cuando castrarlo, c6mo amansarlo, los cuidados
que require, c6mo guiarlo y hasta c6mo adornarlo.
En este sentido, Chang senal6 que entire el buey y el boye-
ro o la boyera se stable una empatia tal que casi Ilega a un
enamoramiento.
La quinta caracteristica es la diversidad lingOistica propia
de boyeros, fabricantes de carretas, yugos y aperos, artesanos
y demos personas vinculadas a esta tradici6n, present en unos
600 costarriquenismos, utilizados para nombrar las parties de la
carreta, las actividades afines al boyeo, asi como para identificar
sitios geograficos, el pelaje del buey, la forma de los cachos, las
caracteristicas del animal y las de su propietario.
Para Chang, otorgarle a esta tradici6n la categoria de
Patrimonio de la Humanidad es reconocer que la mayoria de los
costarricenses ha estado vinculada a ella, con races profundas,
por lo que se ha configurado como un referente identitario, como
soporte de nuestro pais, que ha permitido ser lo que somos hoy.


Crisol = 3




















I U





Liite urer otiH lidiBB Suerrouc^B~r


La poblaci6n infantil que no tiene computadora en sus hogares
en ocasiones tiene acceso a esa tecnologfa en las escuelas. (Foto Luis
Alvarado).


Daniel Mendez y Daniel Johanning hacen uso en sus casas de las
nuevas tecnologfas de la comunicaci6n y el entretenimiento.


Los viejos medios de comunicaci6n, como
la radio y la television, son parte integral de la
cotidianidad de las nihas y los nihos en Costa
Rica, pero sus infancias se estan moldeando con
el ingreso al hogar de las nuevas tecnologias,
como la computadora, internet y los aparatos de
entretenimiento.
esta conclusion lleg6 un studio elaborado por el Dr.
Rolando Perez y el Lic. David Viquez, del Instituto de
Investigaciones Psicol6gicas de la Universidad de Costa
Rica (UCR), denominado "ilnfancias mediaticas?: Aspectos
psicol6gicos del uso de medios en nihos y ninas escolares".
Por medio de un cuestionario, los investigadores recopilaron
informaci6n de abril a julio del 2007, de 463 ninas y nihos de
nueve a 11 anos, que asistian a diez escuelas privadas y pObli-
cas, de las zonas urbana y rural del pais.
El objetivo del trabajo era indagar en la forma en que actian
los medios de comunicaci6n y de entretenimiento en la pobla-
ci6n infantil y c6mo estos incident en la autoevaluaci6n que ha-
cen los nihos de su desempeno escolar, social y fisico.
El Dr. Perez opin6 que ya no se pueden pensar las infancias
sin los medios electr6nicos, porque su uso trasciende el piano
individual y se convierte y se concibe como un acto social, que
esta marcando diferencias entire quienes tienen acceso a ellos
y quienes no.
Coment6 que la investigaci6n les permiti6 reconocer el surgi-
miento en el pais de una "infancia mediatica o multimediatica"
a la par de un modelo de "infancia traditional". El investigator
aclar6 que esos models de infancia "aparecen desde sus ini-
cios diferenciados y definidos por las condiciones de desigual-
dad social existentes", y entrelazados con las condiciones de
uso de las nuevas tecnologias.

Uso mediatico
Los datos sobre la tenencia y el uso de los diferentes medios
electr6nicos revelan que la poblaci6n consultada recurre mas
a la television, la radio y la computadora en su tiempo libre, y
menos a revistas y peri6dicos.
Un 92,7% de los hogares de esos escolares disponen de
televisor, un 84,3% de telefono y un 73,9% de equipos de soni-
do. Los aparatos menos citados fueron el reproductor de mOsi-
ca digital, seguido de la consola de videojuegos y de internet.
El televisor ocupa el primer lugar tambien entire la poblaci6n
escolar que dijo tener a disposici6n algunos medios electr6nicos
en sus dormitories, seguido de la consola de videojuegos, la ra-
diograbadora y los reproductores de mOsica digital. La camara
digital, el VHS e internet son los que obtuvieron los menores
porcentajes en esa poblaci6n.
En cuanto al uso de la computadora, los resultados revelan
que la utilizan para labores de entretenimiento y comunicaci6n,
bOsqueda de informaci6n para sus trabajos escolares y para la
diversion y los juegos, raz6n por la cual los sitios que "visitan"
son los que tienen relaci6n con mOsica, farandula, juegos y
chateo o comunicaci6n con sus amigos y amigas.


Tamarah y Eitan Knudsen disfrutan de una infancia multimedidtica. Los
juegos electr6nicos les permit entretenerse y hacer ejercicio ffsico.


El studio muestra diferencias entire las ninas y los ninos,
pues ellas expresaron su predilecci6n por las tecnologias aso-
ciadas a la misica y los hombres por los juegos electr6nicos.
Los datos obtenidos segin centro educativo p0blico o pri-
vado indicaron diferencias significativas, ya que los que asisten
a escuelas p0blicas y rurales recurren mas a libros y a la radio,
mientras que quienes asisten a la escuela privada en la zona
urbana disponen de mas tecnologias, tanto en sus casas, como
en sus dormitories.
Al referirse a las preferencias de sus padres, los escolares
reportaron que la madre prefiere los libros, mientras el padre
tiende mas a inclinarse por la computadora, aunque ambos, al
igual que sus hijos, tienen preferencias ante todo por la televi-
si6n y la radio.

Autoevaluaci6n infantil
El studio incluy6 una autoevaluaci6n de las percepciones
que tienen de su desempeno escolar, sus habilidades para las
relaciones interpersonales y para las actividades fisicas.
Quienes perciben un buen desempeno escolar son los que
provienen de zonas urbanas y que hacen uso intensive de medios
escritos, como los libros, dato que llam6 much la atenci6n de
los investigadores, porque se trata de un medio de poco uso en
el grupo estudiado.
Perez explic6 que esos resultados podrian deberse a la exis-
tencia de un grupo infantil que orienta su actividad cotidiana
alrededor de la lectura y que se diferencia de otras culturess
mediaticas infantiles".
En cuanto a la percepci6n positive de las habilidades perso-
nales para las relaciones interpersonales, el studio senala una
asociaci6n con el uso divers de los medios en general y en es-
pecifico con el de la computadora, en actividades mediadas por
internet y dirigidas al entretenimiento y la comunicaci6n.
Este resultado contrast con lo que han dicho los detractors
de las nuevas tecnologias, que estas colaboran "con el aislamien-
to o el empobrecimiento en las relaciones sociales", pues mas
bien funcionan como medio de integraci6n social.
De igual forma, el uso de los medios parece incidir positiva-
mente en la percepci6n de las habilidades para los deportes y
los juegos al aire libre, aspecto que parece contradecir algunas
aseveraciones en el sentido de que el uso mediatico disminuye
la actividad fisica".
Perez consider que es possible que la actividad deportiva
est6 asociada con integraci6n social y participaci6n en diferentes
grupos sociales, y en "ese sentido engarza con los usos mediati-
cos diversos, pues tiene la misma funci6n".
Los investigadores concluyen que todos los medios desem-
penan un papel important en los diferentes grupos de ninos
consultados, y que no es possible hablar o career que alguno de los
medios va a dejar de existir, sino que la tendencia es mas hacia
la diferenciaci6n y especializaci6n del uso.


Crisol Junio 2008, No 214. Publicaci6n mensual de la Oficina de Divulgaci6n e Informaci6n (ODI) de la Universidad de Costa Rica. Editora: Patricia Blanco Picado.
Colaboraron en este nimero: Maria Eugenia Fonseca Calvo, Lidiette Guerrero Portilla y Alfredo Villalobos Jim4nez, Periodistas de la ODI.
Dr. Luis Felipe Arauz C., director del Instituto de Investigaciones Agrfcolas de la Universidad de Costa Rica.
Fotografia: Luis Alvarado Castro, M6nica Bolanos Mojica y Omar Mena Valverde. Edici6n fotografica: Jos4 Salazar Ferrer. Disefio y Diagramaci6n: Thelma J. Carrera Castro.
E-mail: patricia.blancopicado@ucr.ac.cr Sitio Web: http://www.odi.ucr.ac.cr Telefono: 2207-4796 Fax: 2207-5152


4 =Crisol


rl'li




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs