Title: Neotropical raptor network newsletter= Boletín de la red de rapaces neotropicales= boletim a rede de aves de rapina neotropicales
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00099464/00016
 Material Information
Title: Neotropical raptor network newsletter= Boletín de la red de rapaces neotropicales= boletim a rede de aves de rapina neotropicales
Physical Description: Serial
Language: English
Publisher: Peregrine Fund
Place of Publication: Boise, Idaho
Publication Date: December 2009
 Record Information
Bibliographic ID: UF00099464
Volume ID: VID00016
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Downloads

This item has the following downloads:

no_08-_12-2009-_Espanol ( PDF )


Full Text












Datado del Spizaetus melanoleucus: Primera
Documentaci6n Fotografica Fotos y texto por Ryan Phillips,
Belize Raptor Research Institute, harpiabz@yahoo.com; Yeray Seminario, The
Peregrine Fund, yerasdy@gmail.com


El Aguila Blanquinegra (Spivaetus melanoleucus) tiene una
amplia, aunque discontinua distribuci6n a lo largo de
Centro y Sudamerica, y es considerada rara en la mayoria
de localizaciones (Ferguson-Lees y Christie 2001). De las
tres especies neotropicales pertenecientes al genero Spi-
zaetus, el Aguila Blanquinegra posee el rango de distri-
buci6n mas reducido y es considerada la mas escasa
(Birdlife International 2009). Entre 1988 y 2000, Birdlife
International y la IUCN consideraban al Aguila Blanqui-
negra como Casi Amenazada, pero se redujo su estatus al
de "Preocupaddn Menor' en el afio 2000 debido a datos
insuficientes sobre la especie (Birdlife International
2009). Se han descrito cinco nidos a lo largo de su distri-


TEMAS
BOLETIN #8:



Datado del Spizaetus melanoleucus
en B elice .......................... 1


Educaci6n Apoya a las Liber-
clones de Harpia harpyja en Be-
lice ............................. 6


Nuevas Investigaciones sobre
Buteo ventralis en Chile ........... 8


Occurrencia de Strix huhula en
B rasil ............................ 10

Nueva Literatura ...............12

Pr6ximas Conferencias ........13


buci6n (Strauch 1975, Anderson 2004, Canuto 2008,
Phillips 2009), solo habiendo sido uno descrito en detalle
(Canuto 2008), de tal manera que el descubrimiento de
cualquier nuevo nido es una fuente de informaci6n extre-
madamente valiosa para conocer mas a esta especie.
Ser capaz de datar correctamente las especies de rapaces
es importante cuando se esta cuantificando la productivi-
dad de una poblaci6n y tambien puede ayudar a localizar
un territorio con un nido activo, asumiendo que todavia
la dispersion juvenil no haya ocurrido (Steenhof and
Newton 2007). Hasta la fecha, solo unas pocas guias y
articulos describen las diferentes edades del Aguila Blan-
quinegra, pero solo hacen referencia a unas pocas carac-









teristicas en el plumaje y no incluyen una descripci6n
completa que incluya otros rasgos (Howell and Webb
1995, Ferguson-Lees and Christie 2001, Canuto 2008,
Stiles and Skutch 1989). A traves de nuestra revision
bibliogrifica solo fuimos capaces de encontrar foto-
grafias de adultos y pollos (Canuto, Observ. personal),


bigura 1. Apanencia general ce un aculto (lzq.) y un oven (cer.).
pero ninguna de j6venes volantones.
En este articulo presentamos una descripci6n exhausti-
va de las diferencias entre juveniles y adultos, mediante
fotografias de un juvenil, un pollo y cinco adultos, y
observaciones de campo. Cuando nos referimos a ju-
veniles estamos hablando de plumaje juvenil de primer
afio (Basic I, de acuerdo con Howell et. al. 2003) y no a
plumajes juveniles de segundo afio y posteriores. Una
de las pocas referencias sobre el proceso de muda en el
Aguila Blanquinegra afirma que: "obtienen el plumaje
adulto al termino de la primera muda con un afio de
edad" (Howell and Webb 1995) pero se necesitan de
mis estudios ya que otras especies de tamafio parecido
de la familia Accipitridae necesitan de 3-4 afios para
reemplazar todas sus plumas juveniles (Pyle 2009).
Poder diferenciar un juvenil de un adulto de Aguila
Blanquinegra puede ser complicado, ya que las carac-
teristicas del plumaje y de las regiones no emplumadas
son muy similares, pero hay algunas claves diagn6sticas
sutiles para poder distinguir entre edades. En el Moun-
tain Pine Ridge de Belice, entre julio y septiembre del
2009 pudimos observar en multiples ocasiones, en la


misma localizaci6n, tanto un juvenil (plumaje juvenil de
primer afio) como un adulto de Aguila Blanquinegra,
que inspiraron este articulo. Esto ocurri6 a 740 metros
de altura en la zona de transici6n entre pinar de montafia
y bosque lluvioso sobre un profundo valle.
Asumimos que el juvenil era la cria del adulto, ya que
interactuaban frecuentemente con vocalizaciones y hubo
un intercambio de presa entre ellos. Esto sugiere que
puede haber un nido cercano, ya que los juveniles de
otras rapaces similares son dependientes de los adultos
por el minimo de un afio de vida, no movi6ndose lejos
del nido durante este periodo (Madrid et al. 1991).
La apariencia general tanto del adulto como del juvenil
es muy similar (Fig. 1), especialmente si se observan en
vuelo o desde una gran distancia. Las diferencias no son
obvias y necesitan de una observaci6n cuidadosa, con
atenci6n en los detalles. Las caracteristicas en las que
nos debemos fijar son la cresta negra, color del dorso,
cantidad de blanco en el borde anterior del ala, ancho y
numero de bandas en la cola, tamafio de la cola, patron
alar, color del iris y estructura general de las plumas.
La caracteristica mis facil y fiable es el patron de la cres-
ta, que puede ser completamente negra o ribeteada de
blanco (Fig. 2). En los adultos la cresta negra cubrirA por
completo lo alto de la cabeza, dando la apariencia de una
corona o capirote, mientras que en los j6venes habri
una cresta incompleta con solo una porci6n de las plu-
mas negras y punteadas con blanco. Es posible que en
j6venes de mayor edad, el punteado blanco de la cresta
desaparezca por el desgaste de las plumas. Si no pode-
mos ver la cresta, la siguiente caracteristica mis fiable es


Figura 2. Diferencias en la corona del adulto (izq.) y juvenil (der.).
Notese el tamanio y numero de las plumas de la corona, asi como
el punteado blanco en el juvenil.









-S den a terminar en forma de cufia, mientras que las plu-
mas basicas son mis anchas y con la punta mis redon-
deada (Pyle 2009). Esto se puede observar en las cinco
primarias mas externas (P6-10) cuando los individuos
estin en vuelo (Fig. 4). Como resultado, los j6venes tie-
nen una proyecci6n primaria mayor. Si observamos
cuando el individuo esti posado, la proyecci6n primaria
es casi el doble en juveniles, extendi6ndose las primarias
casi a lo largo de toda la cola (Fig. 5). Los juveniles de
primer afio tienen el plumaje nuevo y sin limites de muda
lo cual hace que sus plumas parezcan limpias, bien deli-
Figura 3. Diferencia entre las coberteras pequefias entre adulto
(izq.) y juvenil (der.). N6tese el color y el punteado blanco (colores mitadas, uniformes, mientras en los adultos pueden mos-
no alterados). trar diferentes grados de color y disefio si estin reci6n

mudadas o si estin desgastadas o destefiidas.
El patron infraalar puede ayudar a la hora de determinar
la edad, pero no es diagn6stico, ya que puede haber una
alta variaci6n en el numero de bandas en las plumas de









Figura 4. Diferencias en la estructura de las plumas en adultos
(izq.) y juveniles (der.). N6tese la punta en forma de cunia y lo
estrechas que son las primarias mis externas en el juvenil, compa-
rado con las plumas mis anchas y redondeadas en el adulto.
la coloraci6n del obispillo, dorso, escapulares y coberte-
ras pequefias. En adultos toda esta Area es de color negro
azabache sin ningon borde blanco, mientras que en los Figura 5. Vista dorsal del patron de las bandas de la cola, diferen-
cias entre adulto (izq.) y juvenil (der.). N6tese el ancho de las ban-
juveniles las coberteras pequefias son de coloraci6n das, especialmente de la banda subterminal
marr6n, con su extremo de color blanco de blanco
haciendo que los hombros parezcan punteados de blan-
co. Sin embargo, en condiciones de luz deficientes, el
juvenil puede parecer mucho mis oscuro, asi que se debe
tener precauci6n a la hora de juzgar el color. En los juve-
niles el borde anterior del ala posee mis blanco, sobresa-
liendo por la cara dorsal del ala (Fig. 3).
Una caracteristica importante cuando se intenta datar a
las rapaces o cualquier ave y que a menudo no se tiene en
cuenta, es la estructura de las plumas (Pyle 2009). Estruc- Figura 6. Vista ventral del patron de la cola, diferencias entre adul-
turalmente, las plumas de juveniles y adultos son muy to (izq.) y juvenil (der.). N6tese el ancho de la banda subterminal,
el n6mero de bandas y hasta donde lRegan las coberteras infracau-
diferentes. Las plumas juveniles son mis estrechas y tien- dales.









vuelo entre diterentes incdvidu
Todos los adultos que hemo
bandas tanto en las primarias c
adultos tienen de 2 a 4 banda
tienen de 4 a 6. La banda sub-
terminal es mas gruesa y mas
oscura en los adultos (Fig. 4).
Una caracteristica que puede
que muestren solo los juveni-
les, es la presencia de unas
motas negras en las grandes
coberteras infraalares, pero se
necesitan mas estudios para
eliminar una posible variacion
intraespecifica. Sin embargo,
este rasgo no estaba presente
en ninguno de los adultos que
hemos observado.
La edad puede ser determina-
da observando la cara ventral
de la cola tanto en vuelo co-
mo posado. Los juveniles pa-
recen tener una cola mas larga
que los adultos y tienen de 5 a
6 bandas, mientras que los
adultos normalmente tienen
4. Tambien es importante
observar hasta que banda lle-
gan las coberteras infracauda-
les. En los juveniles las cober-
teras infracaudales alcanzan la
tercera banda, mientras que
en los adultos alcanza la se-
gunda banda, sobrepasando la
tercera banda, si consideramos
mo la primera banda (Fig. 6). (
son el grueso de las bandas de
color de la cera.
En adultos la banda subtermir
mis gruesa que en los j6venes,
entre diferentes edades (Fig.
vuelo y podemos ver la cara ve


os y citerentes poblaciones. las bancas es clrticil de apreclar, a no ser que nos en-
s observado tienen menos contremos muy cerca (Fig. 6).
omo en las secundarias. Los El color del iris cambia en la mayoria de las rapaces a
s mientras que los juveniles lo largo de su primer o sus dos primeros afios de vi-
da, lo cual nos puede ayudar en
el datado, sin embargo debemos
ser precavidos ya que el color
del iris puede cambiar geogrifi-
camente o entre sexos
(Bortolotti et al. 2003). Parece
que el color del iris en el Aguila
i Blanquinegra cambia bastante
Srpido, aunque se necesita un
tamafio muestral mis amplio
para llegar a una conclusi6n de-
finitiva. En los pollos, el iris es
de un color gris claro, mientras
que en juveniles es de un amari-
Ilo claro, considerablemente me-
nos intenso que el brillante ama-
rillo del adulto (Fig. 7). En el
campo, el color del iris puede
cambiar en apariencia con con-
diciones de luz variables y con
respecto a la distancia al obser-
vador, haciendo que este rasgo
no sea fiable a no ser que se tra-
te de un volant6n muy joven
que a6n posea un color gris cla-
ro en el iris.
El color de la cera puede variar
con la salud al igual que con la
Figura 7. Diferencias en la cabeza de un adulto (izq.) y edad, asi que no es un rasgo fia-
un juvenil (der.). Notese el color del iris y de la cera. ble a la hora del datado de aves
a la banda subterminal co- (Casagrande et al. 2007). Aunque los adultos de Agui-
Dtras diferencias mis sutiles la Blanquinegra tiene un color naranja mis intenso en
la cola, el color del iris y el los adultos, la diferencia es pequefia, por lo tanto no
se debe tener en cuenta esta caracteristica por si sola
ial de la cola es ligeramente (Fig. 2,7).
pero es dificil de distinguir Como hemos visto, distinguir entre un juvenil y un
5). Cuando se observa en adulto de Aguila Blanquinegra puede ser complicado,
ntral de la cola, el ancho de pero el uso de estas claves puede ayudar a realizar una









PISTAS TILES PARA DATAR AGUILAS BLANOUINEGRAS
En Vuelo
Color del dorso, escapulares, obispillo; color y punteado blanco en coberteras pequefias
-_Estructura de las plumas de vuelo
-_Patr6n infraalar: bandeado, motas en grandes coberteras infraalares
Ndmero y ancho de bandas de la cola
Coberteras infracaudales en relaci6n a bandas de la cola

Posado
Cresta: buscar corona completamente negra o punteado blanco
Color del dorso, escapulares, obispillo; color y punteado blanco en coberteras pequefias
N6mero de bandas en la cola
-_Proyeccidn de primarias
Color de la cera, iris (no fiable, usar junto con otros rasgos)


dataci6n correcta. En el campo, las aves del genero Spi-
Zaetus son normalmente observadas planeando alto o
posadas a distancias considerables con pobres condicio-
nes de luz, asi que una buena porci6n de las caracteristi-
cas descritas serAn dificiles de establecer. Si se observa
en vuelo, se debe prestar atenci6n al patron infraalar,
estructura de las plumas de vuelo, color del dorso,
numero y ancho de las bandas de la cola, y extension de
las coberteras infracaudales. En caso de estar posado,
hay que intentar ver la corona y el color del dorso, si
hay cualquier moteado blanco en las coberteras peque-
fias, numero y ancho de las bandas de la cola y longitud
de la proyecci6n primaria. En el futuro se deberian con-
ducir estudios sobre el patron de muda y sobre los dife-
rentes plumajes post-juveniles, de tal manera que se
puedan identificar todas las edades hasta alcanzar el plu-
maje adulto definitivo.


Referencias


Anderson, D. L., D. A. Wiedenfeld, M.J. Bechard, & S. J. No-
vak. 2004. Avian diversity in the Moskitia region of Honduras.
Ornitologia Neotropical 15: 447-482
BirdLife International (2009) Species factsheet: Spizaetus mela-
noleucus. Downloaded from http://www.birdlife.org on
13/10/2009


Bortolotti, G. R., J. E. Smits & D. M. Bird. 2003. Iris colour
of American Kestrels varies with age, sex, and exposure to
PCBs. Physiol and Biochemical Zoology 76: 99-104.


Canuto, M. 2008. First description of the nest of the Black-


and-white Hawk Eagle (Spizaetus melanoleucus) in the Brazilian
Atlantic rainforest, southeast Brazil. Ornitologia Neotropical
19:607-610.
Casagrande, S., D. Costantini, A. Fanfani, J. Tagliavini & G.
Dell'Orno. 2007. Patterns of serum carotenoid accumulation
and skin color variation in kestrel nestlings in relation to bree-
ding conditions and different terms of carotenoid supplemen-
tation. J Comp Physiol B 177: 237-245.


Ferguson-Lees, J. and D.A. Christie. 2001. Raptors of the
world. Houghton Mifflin Company, Boston, Massachusetts,
USA.


Howell, S.N.G., C. Corben, P. Pyle & D. I. Rogers. 2003. The
first basic problem: a review of molt and plumage homolo-
gies. Condor 105: 635-653.


Howell, S. N. G. & S. Webb. 1995. A guide to the birds of
Mexico and northern Central America. Oxford University
Press, New York, USA.


Phillips, R. 2009. Studying Hawk-Eagles in Belize. Neotropi-
cal Raptor Network Newsletter 7: 1-11.


Pyle, P. 2009. Identification guide to North American birds:
Part II. Slate Creek Press, Point Reyes, California, USA.


Steenhof, K. & Newton, I. 2007. Assessing nesting success
and productivity. Raptor research and management techni-
ques. Pages: 181-192 Bird, David M.; Bildstein, Keith L.
(Eds.). Hancock House; Surrey, Canada & Blaine.


Stiles, G. F. & A. F. Skutch. 1989. A guide to the birds of
Costa Rica. Cornell University Press, Ithaca, New York, USA.


Strauch, J.G., Jr. 1975. Observations at a nest of the Black-
and-white Hawk-eagle. Condor 77:512.









Sensibilizaci6n Publica Apoya las Liberaciones de Aguila Arpia

(Harpia harpyja) en Belice por Sharon Matola, Programa de Restauraci6n del Aguila Arpia en
Belice y el Zool6gico de Belice y el Centro de Educaci6n Tropical, info@belizezoo.org


Antecedentes
El Programa de Recuperaci6n del Aguila Arpia
(BHERP, por sus siglas en ingles) comenz6 en 2003
con el objetivo de proveer de asistencia local y apoyar al
Programa de Conservaci6n del Aguila Arpia (Harpia
harpyja) del Fondo Peregrino (The Peregrine Fund). Las
Aguilas Arpia, criadas en cautiverio y liberadas inicial-
mente en Panama, son traidas a Belice y liberadas final-
mente en un bosque mis remoto una vez han alcanzado
la independencia y cazan por si solas. La liberaci6n mis
reciente un macho nacido en 2005, se suma a un total
de quince aves liberadas en Belice. Esta Aguila Arpia
junto con las otras catorce, estableceri su nuevo hogar
en los bosques del noroeste de Belice, en el Area de


Conservaci6n de Rio Bravo (RBCMA, por sus siglas en
ingles), administrado por el Programa para Belice
(Programme for Belize).
Esta Area de bosque tropical donde las Aguilas Arpia
son liberadas forma parte de un irea mis grande, la
Selva Maya, el Area mis grande de bosque tropical con-
tinuo al norte de la Cuenca del Amazonas. Con una
extensi6n de aproximadamente 22,000 km2, se extien-
de desde Belice hasta Mexico y Guatemala, e incluye la
region de Peten un rico y biodiverso sistema bosco-
so, hogar de algunas de las mis famosas y mis estudia-
das ruinas Mayas. Se ha podido comprobar que las
Aguilas Arpia liberadas en el RBCMA utilizan el bos-
que de los tres paises.


Aguila Arpia liberada en el Area de Conservacidn de Rio Bravo (Programa para Belice)







g 7


Sensibilizaci6n Comunitaria
La principal amenaza a corto plazo para el Aguila Arpia
son las personas con armas. De las quince Aguilas libera-
das, se sabe que nueve han sobrevivido y se ha confir-
mado que cuatro han muerto disparadas por personas.
Por consiguiente, la educaci6n al p6blico se considera
un componente vital en los esfuerzos de conservaci6n
del BHERP. AdemAs de visitar escuelas locales, crear
carteles y libretos educativos o programar actividades de
educaci6n ambiental en el Zool6gico de Belice, es de
vital importancia incluir a los miembros de las comuni-
dades en el mayor n6mero de aspectos de la conserva-
ci6n del Aguila Arpia como sea posible.


Nifios asisten a una celebracion sobre el Aguila Arpia en el Zo-
ologico de Belice (The Belize Zoo).


Con este objetivo, el BHERP celebr6 una ceremonia
para conmemorar la liberaci6n en el Area de la quincea-
va Aguila Arpia. La ceremonia se llev6 a cabo en la pista
de la Comunidad Blue Creek, un pueblo adyacente al
sitio de liberaci6n. El Aguila Arpia, llamada
"Esperanza", fue llevada en avioneta a la pequefia pista
del pueblo poco despues de su entrada en Belice. Justo
antes de hacer el viaje por carretera hacia el lugar defini-
tivo para la liberaci6n, se llevo a cabo esta importante
ceremonia de presentaci6n. Dos paracaidistas que salta-
ron de un avi6n a 8,000 pies de altura, entregaron
"desde el cielo" una placa al Alcalde y a los miembros
del consejo comunal. La placa, que muestra al Aguila
Arpia, mencionaba el compromiso de la comunidad con


el "Cuidado de la Creaci6n". Los nifios de la escuela de
esta comunidad han estado involucrados en programas
de sensibilizaci6n sobre el Aguila Arpia por un tiempo, y
han puesto los nombres a las dos ultimas Aguilas libera-
das.


Un niio leyendo sobre la importancia del Aguila Arpia.

La raz6n de concentrarse en esta comunidad en particu-
lar se debe a un incidente sucedido en el pasado, en el
cual una de las Aguilas Arpia liberadas fue disparada y
mutilada dentro de sus tierras. Involucrar a estos ciuda-
danos en la estrategia de conservaci6n se considera un
componente imprescindible para asegurar el 6xito del
programa.

A pesar de que todas las liberaciones son importantes,
esta liberaci6n en particular recibi6 mucha atenci6n y
cobertura por parte de la prensa debido a que la reintro-
ducci6n del Aguila se relacion6 con el omnipresente tema
del Cambio ClimAtico. La investigaci6n cientifica ha re-
calcado la necesidad de proteger los hAbitats boscosos
para reducir los impactos negativos del cambio climAtico.
Proteger el bosque tambien es clave en la supervivencia
del Aguila Arpia.









Nuevas Investigaciones Sobre el Aguilucho de Cola Rojiza (Buteo

ventralis) en el Sur de Chile Por: Tomis Rivas 1, Heraldo Norambuena 2,1, Victor Raimilla 2,2
1 Escuela de Ciencias, Universidad Austral de Chile, e-mail: peucomapu@gmail.com. 2 Escuela de Ciencias
Ambientales Universidad Cat6lica de Temuco. E-mail: 1 buteonis@gmail.com & 2 phalcoboenus@gmail.com


El Aguilucho de cola rojiza (Buteo ventralis) es una rapaz
endemica de los Bosques Templados de Sudamerica
Austral, presente entre los 36-550S en Chile y Argenti-
na. Se ha sugerido a este aguilucho como especialista de
hAbitat (Trejo et al. 2006), escenario que amenaza su
conservacion ante el progresivo aumento en la sustitu-
ci6n del bosque por plantaciones de especies ex6ticas
(pino y eucalipto) y habilitaci6n para suelos de uso agri-
cola, antecedentes considerados por la IUCN que la ha
catalogado como NT (Near Threatened, Casi Amenaza-
do). En Argentina, uno de los paises de distribuci6n de
esta especie, no se han reportado nidos, ni se han reali-
zado estudios concernientes a su historia natural (Trejo
2007). En Chile, la situaci6n ha cambiado solo durante
la l6tima decada, comenzando con un estudio sobre di-
eta (Figueroa et al. 2000) y actualmente con estudios en
biologia reproductiva. Sobre esto l6timo, desde la pri-
mavera de 2007 el primer autor, con el apoyo de Ricar-
do Figueroa, comenz6 a trabajar en prospecciones de
territorios reproductivos de B. ventralis en la Cordillera
de Nahuelbuta (entre la Regi6n del Bio-bio y la Arau-
cania), encontrando 11 territorios de anidamiento
(observaci6n de adultos junto a volantones), dentro de
los cuales se hallaron tres nidos activos. Continuando en
el periodo reproductivo de 2008-09, el Area de estudio
se expandi6 a la depresi6n intermedia de la Regi6n de la
Araucania y de los Rios. Con la participaci6n de Javier
Medel, se prospectaron ademAs Areas en la Cordillera de
la Costa de la regi6n de los Rios. Asi entre 2008-09 se
encontraron 11 territorios mis, dentro de los cuales se
sumarian dos nidos activos, completando un total de
cinco nidos nuevos. La mayor parte de las parejas se
encontraron en bosque primario continuo o fragmenta-
do (>80ha) de tipo laurifolio. Durante las temporadas
2007-08 y 2008-09, en la Regi6n de la Araucania, el pri-
mer autor recolect6 cientos de restos de presas y
egagr6pilas las cuales se encuentran en anAlisis.


Buteo ventralis (hembra inmmadura), costa de Valdivia, Sur de Chile


Nido con tres polluelos, costa de Valdivia, Sur de Chile
Un segundo equipo de trabajo, compuesto por el segun-
do y tercer autor durante dos periodos reproductivos
(2008-10), ha monitoreado en forma permanente una
pareja nidificante en el Monumento Natural Cerro Nie-
lol, sumando hasta la fecha mAs de 350 horas de obser-
vaci6n, con el objetivo de caracterizar el cuidado paren-
tal y las interacciones de esta pareja con otras aves rapa-
ces simpAtricas. Actualmente se evalda el grado de so-
breposici6n en dieta y uso del hAbitat de esta especie
con su congenere, el aguilucho com6n (B. polyosoma), en
este pequefio fragmento de 89,5ha.
Los seis nidos estudiados, aportan cinco nuevos a los ya
descritos hist6ricamente en la decada de 1940 (Housse
1945, Goodall et al. 1951, Behn 1947, Figueroa et al
2000).







ginis .


Como primera aproximaci6n a los requerimientos de
hAbitat para nidificar, podemos decir que es una espe-
cie que requiere de una estructura vegetacional bosco-
sa multietanea y pluriestratificada, con Arboles domi-
nantes de gran altura para percharse y nidificar. Sin
embargo, puede utilizar fragmentos de bosque alterna-
dos con Areas abiertas de matorral-pradera y zonas
humedas.
Como resultado de estos estudios en desarrollo hemos
logrado informaci6n importante acerca de: i) Biologia
reproductiva, ii) Comportamiento reproductivo iii)
Uso de hAbitat, iv) Comportamiento de caza, v) Eco-
logia tr6fica, vi) Estructura y morfometria del nido,
viii) interacciones con otras rapaces y ix) estados de
residencia.
Durante la actual temporada reproductiva y las si-
guientes, pretendemos intensificar la bisqueda de te-
rritorios reproductivos y nidos, incrementando el co-
nocimiento acerca de los aspectos tratados anterior-
mente, e iniciando estudios a largo plazo sobre sus
poblaciones.
Grupos de estudio:
TomAs Rivas, Ricardo Figueroa y Javier Medel Re-
giones del Bio-bio, Araucania y Los Rios, Chile.
Heraldo Norambuena y Victor Raimilla Monumen-
to Natural Cerro Nielol, Regi6n de la Araucania,
Chile.


Referencias


Behn, F. (1947) Contribuci6n al estudio de Buteo ventralis.
Boletin Sociedad Biologia de Concepci6n 22: 3-5.


Figueroa, R. A., J. E. Jim6nez, C. A. Bravo, & E. S.
Corales (2000) The diet of the Rufous-tailed Hawk (Buteo
ventralis) during the breeding season in southern Chile.
Ornitologia Neotropical 11:349-352.


Goodall, J. D., A. W. Johnson, & R. A. Philippi (1951)
Las aves de Chile. Vol.II. Establecimientos GrAficos Platt
SA, Buenos Aires, Argentina.


Housse, R. (1945) Las aves de Chile y su clasificaci6n
modera: su vida y sus costumbres. Santiago, Chile. Edi-
ciones Universidad de Chile.


Trejo, A. (2007) Identificaci6n de especies y Areas priori-
tarias para el estudio de la reproducci6n de aves rapaces
de Argentina. Hornero 22(2): 85-96.


Trejo, A., R. A. Figueroa & S. Alvarado (2006) Forest-
specialist raptors of the temperate forests of southern
South. Revista Brasileira de Ornitologia 14: 317-330.


Buteo ventralis (macho), Monumento Natural Cerro Nielol, Temuco, Sur de Chile







Pdiii 10

Ocurrencia del carabo negro Strix huhula (STRIGIDAE, AVES), en

area urbana de Niteroi, Estado de Rio de Janeiro, Brasil por M6sar Lemos,
ABFPAR Associag~o Brasileira de Falcoeiros e Preservagio de Aves de Rapina, lemosmosar(@hotmail.com
y Andrea de Andrade Rangel de Freitas, Faculdade de VeterinAria. Universidade Federal Fluminense, andreaarfrei-
tas(hotmail.com


Strix huhula es un b6ho endemico de America del Sur,
siendo descritas dos subesp&cies: S. huhula huhula en la
porci6n oeste-septentrional de la regi6n cisandina de
America del Sur, desde el extremo norte (del oeste co-
lombiano a Guianas) hasta la amazonia brasileira y este
septentrional
adyacente
(norte de los
estados de
Maranhio e
Piaui en Bra-
sil); y S. huhu-
la albomagina-
ta al este me-
ridional de
Brasil, desde
el Estado de
Rio de Janei-
ro hasta el de
Santa Catari-
na, y sureste
del Estado de
Minas Gerais,
esta 61tima
con distribu-
ci6n restringi-
da al bosque
atlAntico en el
sureste de
surest de Strix huhula
Brasil, este de
Paraguay y noreste de Argentina (Gonzaga e Castiglioni
2004). Este b6ho mide de 31 a 36 cm y tiene un disco
facial negro con lineas blancas concentricas. Utiliza el
estrato superior del bosque alto tropical y bosques
h6medos subtropicales (Duncan 2003). La especie fue
descrita por Daudin en 1800 y segun Alves et al. (2000)
es una especie poco abundante. Los datos existentes
para el Estado de Rio de Janeiro son insuficientes para


determinar su estado de conservaci6n. La mayoria de
los b6hos grandes son naturalmente raros, ocurrien en
bajas densidades y presentan Areas de vida relativamen-
te extensas. Nidifican principalmente en cavidades na-
turales (Sick 1997) las cuales estAn en baja disponibili-
dad y sufren
demandada por
varios animales.
Adicionalmente
la actividad
nocturna hace
que sea dificil
reconocer el
Area de ocu-
rrencia de la
e s p e c 1 e
(Antunes et al
2006). Gonzaga
y Castiglioni
(2004) relatan la
presencia de la
especie en el
bosque denso
de Tijuca, en la
ciudad de Rio
de Janeiro me-
diante registros
vocales de un
individuo.
Segdn estos autores, ha sido el primer registro docu-
mentado de S. huhula en la ciudad de Rio de Janeiro
descartando asi, dudas sobre la existencia de la especie
en la regi6n. La especie no consta en la lista de aves
rapaces observadas por Lemos (2000) en Niter6i. El
cuatro de agosto de 2007 un ave de gran silueta oscura
fue avistada por primera vez a las 22:30 intentando
capturar murci6lagos, los cuales se alimentaban del
(Continued on page 11)








nectar contenido en una botella colgada a unos 2.5 me-
tros de altura del suelo. Un tiempo despues, en un se-
gundo intento de captura, el ave cruz6 el garaje captu-
rando un murcielago y permitiendo la visualizaci6n de
un cArabo negro. A las 23:50 el ave se percho a seis me-
tros de altura en una rama de FlamboyAn rojo (Delonix
regia) en el patio de la casa manteniendo la atenci6n
hacia donde se concentraban los murcielagos. En esa
ocasi6n permaneci6 cerca de 10 minutos lo que permi-
ti6 su identificaci6n y realizar un registro fotogrAfico
con maquina digital. Strix huhula ha sido relatado princi-
palmente en localidades de bajas altitudes, hasta los 500
msnm, raramente alcanzando 1,400 metros. Habita Are-
as de bosque hdmedos con arboles altos (incluyendo
los bosques de Araucaria), pero en ocasiones es encon-
trada en ambientes antr6picos como bananales y cafe-
tales. La altitud y horario de actividad del ave observa-
da coincide con las informaciones proporcionadas por
Gonzaga y Castiglioni (2004) en el bosque denso de
Tijuca. Es sabido que las especies nocturnas desarrollan
una mayor actividad de caza durante el crepisculo y la
noche, hasta aproximadamente las 21 horas. Ha sido
sugerido una posible modificaci6n de este horario en
noches de luna llena, ya que la visibilidad mejora y hay
mayor producci6n de sombras como ocurri6 en la no-
che de nuestro relato. La alimentaci6n de los estrigidos
brasilefios es principalmente constituida por insectos,
sin embargo tambien capturan roedores, marsupiales,
murcielagos, lagartos e ranas. Y prefieren bosque con
sotobosques abiertos para cazar, utilizando bordes de
bosques (Sick 1997). Este es el primer registro fotogra-
fico de la especie en el Estado de Rio de Janeiro e con-
tribui para demostrar que fragmentos pequefios de bos-
que atlAntico son importantes para la manutenci6n de
la biodiversidad y deben ser preservados en los proyec-
tos de urbanizaci6n.

Referencias

Alves, M. A. S., J. F. Pachecho, L. A .P. Gonzaga, R. B.
Cavalcanti, M. A. Raposo, C. Yamashita, N. C. Maciel
& M. Castanheira (2000). Aves, p. 113-124. Em: Berga-
1lo, H. G., C. F. D. Rocha, M. A. S. Alves and M. Van


Sluys. A fauna ameacada de extingao do estado do Rio
de Janeiro. Rio de Janeiro: Editora UERJ.

Antunes, A.Z., M. R. Eston, A. S. R. Santos, G. V. Me-
nezes, & A. M. R. Santos (2006) Presenga de Coruja-
Listrada Strx hylophila Termmick, 1825 (Aves, Strigidae)
no Parque Estadual Carlos Botelho Sio Miguel Arcanjo,
Estado de Sio Paulo (Nota Cientiifica). Rev. Inst. Flor 18:
167-171.

Duncan, J.R. (2003). Owls of the World: their lives, behavior
and survival. New York, Firefly Books. P. 254-255.

Gonzaga, L. P. & G. D. A. Castiglioni (2004). Registros
recentes de Strix huhula no Estado de Rio de Janeiro
(Strigiformes: Strigidae). Ararajuba. 12 (2): 141-142.

Lemos, M. (2001) Ocorrencia e status de algumas aves
de rapina no municipio de Niter6i, Estado de Rio de
Janeiro. Boletim ABFPAR. 4 (2): 6-11.

Sick, H. (1997). Ornitologia brasileira. Rio de Janeiro:
Nova Fronteira. P. 403.









NUEVA LITERATURA
Compilado por Lloyd Kiff, The Peregrine Fund, lkiff@peregrinefund.org


MG. BIOTA es un boletin cientifico tecnico publicado por el Instituto Estadual de Florestas en Belo Horizonte,
Minas Gerais, Brasil. Recientemente, un ejemplar entero (vol. 1, no. 5; 2008) fue dedicado a los resultados de estu-
dios a largo plazo de las rapaces del Parque Estatal Rio Doce, hechos por el grupo S.O.S. Falconiformes, donde
pedazos del legendario Bosque AtlAntico de Brasil todavia existen. Esta atractiva publicaci6n en formato de revis-
ta contiene fotos excelentes y registros de especies con informaci6n factual de interest para todos los amantes de las
rapaces. AdemAs, provee un modelo excelente, lo cual podria ser replicado por otros grupos que trabajen con ra-
paces en otras partes del Neotr6pico. Los articulos incluyen especificamente :

Pp.4-43, Carvalho Filho, E.P.M., G. Zorzin, M. Canuto, C.E.A. Carvalho, and G.D.M. Carvalho. Aves do rapina
diurnas do Parque Estadual do Rio Doce, Minas Gerais, Brasil [Diurnal raptors of Rio Doce State Park, Minas Ge-
rais, Brazil].

Pp. 44-57, Zorzin, G., M. Canuto, E.P.M. Carvalho Filho, and C.E.A. Carvalho. Aves de rapina noturnas do Par-
que Estadual do Rio Doce, Minas Gerais, Brasil [Nocturnal raptors of Rio Doce State Park, Minas Gerais, Brazil],

Pp.58-59, Canuto, M. GaviAo-pombo-pequeno (Leucopteris lacernulatus) [White-necked Hawk [(Leucopteris lacerula-
tus)].

Fabio Raposo do Amaral, Frederick H. Sheldon, Anita Gamauf, Elisabeth Haring, Martin Riesing, Luis
F. Silveira, and Anita Wajntal. 2009. Patterns and processes of diversification in a widespread and ecolo-
gically diverse avian group, the buteonine hawks (Aves, Accipitridae) Molecular Phylogenetics and Evo-
lution 53(3):703-715. Entre muchos estudios importantes sobre la filogenetica molecular de rapaces publicados en
el 2009, este articulo fue probablemente el que gener6 mAs interest en los investigadores del Neotr6pico. Basado en
secuencias de marcadores mitocondriales y un intron nuclear de 54 especies, los autores concluyeron que el genero
Buteo se origin6 en Sur America durante el Mioceno y subsecuentemente expandi6 al Nearctico y luego al Viejo
Mundo El comportamiento migratorio de este grupo evoluciono varias veces, contribuyendo a la derivaci6n de
especies insulares y la dispersion al Holarctico. Particularmente interesante es la confirmaci6n adicional de las con-
clusiones hechas anteriormente por el primer autor (Amaral et al. 2006), que el ampliamente distribuido genero
Leucopteris no es monofiletico y que la especie tradicionalmente ubicado en el, realmente pertenece a 3 clases dife-
rentes. Este descubrimiento, que tambien fue confirmado por Heather Lerner de la Universidad de Michigan, to-
davia estA a la espera de que los comites de clasificaci6n tomen las acciones apropiadas. Es de interest que los auto-
res de este articulo son empleados de tres laboratorios en tres continentes diferentes, un testimonio de la tendencia
a la colaboraci6n international en la omitologia, particularmente en el campo de geneticos moleculares.


Investigadores de rapaces de Mexico y America Central deberian estar informados de la mina de informaci6n sobre
la distribuci6n de rapaces que ha sido incluida en la revista trimestral North American Birds, en sus apartados sobre
Mexico (editado por Hector G6mez de Silva) y America Central (editado por Lee Jones, en Belice, y Olivar Ko-
mar, en El Salvador). Para los que esten interesados en recientes y continuas expansiones de los rangos de distribu-
ci6n de rapaces en la regi6n de Centro America, este es el mejor sitio donde pueden encontrar registros actualiza-
dos al momento. Todos los registros de rapaces en las columnas de Centro America fueron recientemente inclui-
dos en las secciones de distribuci6n de GRIN (registro de especies) (en los resumenes por paises), y los de los esta-
dos y territorios de Mexico serin incorporados a GRIN en un futuro pr6ximo. North American Birds es actual-
mente publicada por American Birding Association y recientemente se incluyeron archivos electr6nicos de fascicu-
los desde 1973 en el sitio de web "SORA" en: http://elibrary.unm.edu/sora/NAB/index.php#.









PROXIMAS CONFERENCIAS
COS/AOU/SCO JOINT MEETING 7-11 Febrero 2010, San Diego, California, USA Para mis informaci6n visite:
http: //www.birdmeetings.org/cosaousco2010/default.htm

BIRD MIGRATION AND GLOBAL CHANGE 17-20 Marzo 2010, Estrecho de Gibraltar, Algeciras, Espaiia
Para mis informaci6n visite: http://www.fundacionmiges.org/congesos/globalchange/Presentation.html

25th INTERNATIONAL ORNITHOLOGICAL CONGRESS 22-28 Agosto 2010, Campos do Jordao, Sao Paolo,
Brasil. Para mis informaci6n visite: http://www.ib.usp.br/25ioc/

GYRFALCONS AND PTARMIGAN IN A CHANGING WORLD 1-3 Febrero 2011, Boise, Idaho, USA
Para mis informaci6n visite: http://www.pereginefund.org/Gyr conference/

IX NEOTROPICAL ORNITHOLOGICAL CONFERENCE 2012, Peru. Para mis informaci6n visite:
htt: / /www.neotropicalornithologv.org/


SRed de
Rapaces
Neo0tropicales



www.neotropicalraptors.org


THE PEREGRINE FUND Articu
Working to Conserve Birds ofPrey in Nature


La RRN es una organizaci6n basada en membresia. Su meta es
ayudar a la conservaci6n e investigaci6n de rapaces Neotropicales
promoviendo la comunicaci6n y colaboraci6n entre bi6logos, or-
nit6logos entusiastas de rapaces y otros conservacionistas que tra-
bajan en el Neotr6pico.
Para unirse a la RRN por favor envie un correo electr6nico a
mcurti@fondoperegrino.org presentandose y comunicando su
interest en investigaci6n y conservaci6n de rapaces.


los fueron editados y/o traducidos por Saskia Santamaria, Angel Muela, Yeray
Seminario, Edwin Campbell y Marta Curti
Coordinadora RRN: Marta Curti mcurti@fondoperegrino.org


*


I




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs