<%BANNER%>

PCANAL DLOC



El faro
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PDF VIEWER PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00099412/00215
 Material Information
Title: El faro
Uniform Title: Faro (Balboa, Panama)
Physical Description: v. : ill. ; 43 cm.
Language: Spanish
Creator: Autoridad del Canal de Panamá
Publisher: Autoridad del Canal de Panamá
Place of Publication: Balboa, Ancón, República de Panamá
Creation Date: April 2011
Frequency: biweekly
regular
 Subjects
Subjects / Keywords: Periodicals -- Panama Canal (Panama)   ( lcsh )
Periodicals -- Panama Canal Watershed (Panama)   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )
 Notes
Dates or Sequential Designation: Vol. 1, no. 1 (14 de enero de 2000)-
General Note: Title from caption.
General Note: Latest issue consulted: Vol. 5, no. 5 (del 5 al 18 de marzo de 2004).
Statement of Responsibility: ACP, Autoridad del Canal de Panamá.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 43628926
lccn - 00240269
Classification: lcc - HE538 .A23
System ID: UF00099412:00215
 Related Items
Preceded by: Panama Canal spillway

Downloads

This item has the following downloads:

( PDF )


Full Text


Para protegerte de las enfermedades lava tus manos con agua y jab�n.
Gobierno nacional
Rep�blica de Panam�
salud
Minis-ic-ri� Je �j ud
unicef


puente
traves�a
p�g, 5-6-
La nueva leyenda del Canal.
comp�s
p�g, 20-2"
Al frente de una nueva ola.
ampliaci�n
p�g, 8-9-10
Seguridad en primera l�nea.
trayectoria
p�g, 22-23
Primera promoci�n del Programa de Nivelaci�n Acad�mica.
puente
pag,
Contra la corriente.
p�g, 24-25
Noticias del Canal.
abordaje
p�g. 17-18-19
La ACP vive el valor de la �tica.
Un compromiso con la transparencia.
br�jula
p�g, 26
Medio pan y un libro.
EL FARO
Abril 2011 - No,37
JUNTA DIRECTIVA:
R�mulo Roux (Presidente) Adolfo Ahumada Marco A, Ameglio S, Rafael E, Barcenas P, Guillermo O, Chapman, Jr,
Nicol�s Corcione Ricardo De la Espriella Toral Norberto R, Delgado D, Eduardo A, Quir�s B, Alfredo Ram�rez, Jr, Jos� A, Sosa A,
Alberto Alem�n Zubieta Administrador
Jos� Barrios Ng Subadministrador
CANAL DE PANAM�
Fern�n Molinos D.
Vicepresidente de Comunicaci�n Corporativa
Nubia Aparicio
Gerente de Comunicaci�n
Vicente Barletta
Jefe de Redacci�n
Fot�grafos: Armando De Gracia Nicol�s Psomas Bernardino Freir� Lina Cossich Abdiel Julio Javier Cont� Edward Ortiz
Dise�o y diagramaci�n: Giancarlo Bianco Antonio Salado
elfaro@pancanal.com


REFORZAR EL MEDIOCAMPO
Quiz�s sea por escribir estas l�neas en medio de la emoci�n de ver a un grupo de j�venes paname�os clasificar a un Mundial de f�tbol. Lo cierto es que la llegada de la nueva draga Quibi�n I -nuestro tema de portada este mes- genera un entusiasmo parecido al que sienten los fan�ticos de ese deporte cuando su equipo favorito contrata como refuerzo a un gran jugador.
Y es que esta nueva draga es una pieza clave en el futuro del Canal. El dragado constituye una de las tareas m�s importantes en la operaci�n de la v�a interoce�nica, y se demuestra en el hecho de que estos trabajos empezaran hace m�s de 100 a�os, antes que la apertura de la propia ruta.
Quibi�n I, el origen de cuyo nombre se explica en un art�culo de esta edici�n, tendr� la capacidad de dragar a lo largo del Canal: en el Corte Culebra, el lago Gat�n, las entradas pac�fica y atl�ntica; es decir, si nos permiten la comparaci�n, ser� como un mediocampista que sube y baja en la cancha para apoyar a la defensa y a la delantera.
En t�rminos operativos, la nueva draga incrementar� la capacidad productiva de la flota de dragado del Canal de Panam�. Este aumento de productividad es necesario para afrontar los proyectos de mejoras y mantenimiento de la v�a interoce�nica, entre ellos el Programa de Ampliaci�n, el cual ser� una de las primeras misiones de la Quibi�n I durante los pr�ximos meses.
Esto explica la emoci�n de todos en el Canal de Panam� al contar con un jugador de primer nivel dentro de su alineaci�n.


en
LA NUEVA LEYENDA
DEL. CANAL
Hace m�s de 500 a�os un cacique defendi� las tierras de Veraguas al tiempo que lograba la uni�n de fuerzas de sus compatriotas. Hoy, su legado inspira el nombre de una embarcaci�n que escribir� su propia historia en el Canal de Panam�.
La leyenda de Quibi�n I comenz� en marzo de 2008 cuando la ACP adjudic� un contrato para el dise�o y fabricaci�n de una nueva draga de corte y succi�n. Esta decisi�n, aunque administrativa, tambi�n era hist�rica: por primera vez desde que Panam� asumi� las riendas del Canal se hac�a una inversi�n en un equipo de esta magnitud. En la actualidad el Canal cuenta con una draga similar, la Mindi, que fue construida en 1942 y ha operado desde entonces en la v�a interoce�nica. Tambi�n se cuenta con la Rialto M. Christensen, que data de 1977.
"Para esta generaci�n de paname�os que trabajamos en el Canal este es un momento �nico y memorable, es un orgullo y satisfacci�n ser testigos y part�cipes del recibimiento de este nuevo equipo flotante", asegur� Rogelio Gord�n, gerente de la Divisi�n de Dragado de la ACP.
La emoci�n fue evidente durante la llegada de Quibi�n I a Panam�. Despu�s de casi tres a�os de construcci�n en un astillero de Holanda, la nueva draga arrib� en marzo de este a�o al puerto de Crist�bal, en Col�n. Las primeras horas fueron dedicadas a descargar la 1 nave de la embarcaci�n que la trajo a trav�s del Atl�ntico. Luego, un momento memorable: su primer contacto con su futuro hogar. Las esclusas de Gat�n le dieron la bienvenida al Canal de Panam�. Desde all� sigui� su traves�a hasta Gamboa, la que ser� su nueva casa.
El Faro


En los pr�ximos meses Quibi�n I pondr� su fuerza a trabajar. Esta m�quina tendr� la capacidad de dragar a lo largo del Canal (Corte Culebra, Lago Gat�n, en entradas pac�fica y atl�ntica de la v�a interoce�nica), hasta una profundidad de 25 metros, incluso, despu�s de completarse la ampliaci�n.
Origen del nombre
Para escoger el nombre de la nueva draga, en la Divisi�n de Dragado de la ACP se condujo una encuesta entre los capitanes de equipos flotantes mayores, orientadas a nombres con trasfondo hist�rico y representativo. El capit�n responsable de la draga Mindi, Jay Gibson, hizo propuestas basadas en investigaciones que llev� a cabo en la Biblioteca Presidente Roberto F. Chiari, sobre temas referentes a los tiempos de la conquista de Panam� por la Corona Espa�ola.
Basado en ello, propuso tres nombres:
1. Conquistador. Los conquistadores llegaron de Europa a conquistar nuevas tierras, participar de incre�bles aventuras y explorar. Se pens� en ese
nombre porque la nueva draga, de igual manera, saldr�a de Europa hasta llegar al Atl�ntico para iniciar un viaje de exploraci�n y aventuras y conquistar las formaciones geol�gicas del Canal de Panam�.
2. Caza lia. Este nombre fue otorgado a una alameda, al igual que a un r�o en el �rea de Gamboa y que fluye a trav�s de un hotel en ese sector cerca del famoso pueblo de Cruces. �ste era usado originalmente por los conquistadores espa�oles para reunir insumos en su ruta a la antigua Ciudad de Panam� y Nombre de Dios.
3. Quibi�n. Este nombre evoca el legado de un gran l�der ind�gena en la historia de Panam�. Sabiamente y con determinaci�n, defendi� tierras de los invasores en el siglo 15. Entend�a el poder de unir a gente de diferentes regiones. Era igualmente respetado por europeos y paname�os. Su nombre, por lo tanto, significa uni�n y adaptabilidad ante las circunstancias. Historiadores lo describen como el Jefe de Jefes.
La antigua publicaci�n de donde se tom� la referencia sobre el indio Quibi�n fue O�d Panam� and Castilla del Oro, escrito por C.L.G Anderson, cuya �ltima edici�n data de 1911 y que fuera dedicada originalmente a los constructores del Canal de Panam�.


QUIBI�N: EL "SE�OR DE LA SIERRA"
Por Orlando Acosta
Quinientos a�os m�s tarde el nombre de Quibi�n sigue dando de qu� hablar. Referido desde el siglo XVI en los registros de nuestra historia como el Se�or de la Sierra o Rey de Veraguas. La memoria lo describe como hombre musculoso y de porte. Valiente, inteligente, carism�tico guerrero y defensor de las costas de Veraguas. Es recordado como quien toma y socava los cimientos de Santa Mar�a de Bel�n y destierra a los primeros visitantes extranjeros del territorio paname�o. Quibi�n se erige como el primer defensor de los recursos de la tierra. L�der y s�mbolo inspirador de la resistencia durante la conquista y colonizaci�n americana.
Las primeras cartas del Nuevo Mundo documentan el encuentro de Quibi�n con la expedici�n del Almirante Crist�bal Col�n el d�a de la Epifan�a de los Santos Reyes, el 6 de enero del a�o 1503 en las costas de Veraguas. Col�n llega a esa provincia y nombra al r�o Bel�n al arribo de sus playas.
En la expectativa de sellar alianzas entre invasores y residentes, se fragua un compromiso entre los visitantes de all� y los hombres de ac�. Quibi�n establece amistad con el reci�n llegado a las costas bajo su dominio y acepta la invitaci�n y visita la embarcaci�n del Almirante como muestra de compromiso y sello del pacto con los visitantes al Nuevo Mundo.
Teniendo como aliados y amigos las huestes ind�genas bajo el mando de Quibi�n, Col�n establece en la desembocadura del r�o Bel�n uno de los primeros poblados en tierra firme.
Santa Mar�a de Bel�n se transforma en un sitio estrat�gico para el avituallamiento de las flotas exploradoras y alojamiento de los nuevos visitantes a Am�rica. Col�n viaja a Espa�a a justificar m�s hombres y barcos para continuar con el ya iniciado saqueo y sometimiento de los recursos y los hombres de las Indias Orientales. Santa Mar�a de Bel�n queda bajo custodia
Estatua del Rey Quibi�n, ubicada en la poblaci�n de Bel�n, Col�n.
de 80 hombres bajo el mando de Bartolom� Col�n.
Conocido el plan de los conquistadores, Quibi�n, con apoyo de otros cacicazgos ind�genas paname�os, conspira para expulsar y arremeter contra los nuevos visitantes. Enterado Bartolom� de los planes le toma preso junto con algunos de sus colaboradores.
Quibi�n, atado de manos y pies, logra escapar de la nao que lo confinaba lanz�ndose al agua. Presuntamente muerto, Bartolom� y sus hombres remontan r�o abajo dejando solo y, sin protecci�n, al poblado de Santa Mar�a de Bel�n.
Desde las costas, Bartolom� Col�n y su tripulaci�n ven arder en fuego el poblado. Muchos de los hombres del hermano del Almirante fueron muertos en el ataque, otros se colgaron en las bodegas de la nao. Quibi�n y sus hombres queman y expulsan a los visitantes. Los conquistadores derrotados abandonan el poblado de Santa Mar�a de Bel�n y Quibi�n mantiene su se�or�o sobre las tierras del reino de Veraguas.
Historiadores de hoy y de ayer especulan sobre la identidad y la existencia de Quibi�n como Rey de Veraguas y sobre si Urraca y Quibi�n eran dos nombres para el mismo personaje. Fray Bartolom� de las Casas refiere en sus cr�nicas el contacto de Gaspar de Espinoza en Montijo en el a�o de 1520 con Urraca. Urraca es conocido y referido por el cacique C�baco como el Se�or de la Sierra y "due�o del oro de estas tierras".
Las primeras cr�nicas de la fundaci�n de Santa Mar�a de Bel�n llaman a Quibi�n como el Se�or de la Sierra y responsable de la destrucci�n del primer poblado en tierra firme de Veraguas. Es muy probable que Urraca y Quibi�n sean el mismo personaje, siendo que ambos son referidos por registros distintos bajo el mismo nombre que lo reconoce como el Se�or de la Sierra. Este es un asunto que falta por resolver y el cual requerir� investigaciones sobre las fuentes documentales en los archivos de la empresa colonizadora.
Quibi�n, Urraca o el Se�or de la Sierra lider� la m�s poderosa confederaci�n de pueblos ind�genas que enfrenta a Gaspar de Espinoza y a Pedrarias D�vila en la recordada batalla de las razas en Nata, en los llanos de Cocl�. La hip�tesis sobre la misma identidad de Urraca y Quibi�n no parece clara al no referir dicha batalla la participaci�n de Quibi�n.
Sin importar la identidad compartida de Quibi�n, �ste es indudablemente la imagen del l�der reconocido por el pueblo ind�gena y no menos recordado por los conquistadores por su lucha y resistencia a la empresa colonizadora.
Siglos m�s tarde la memoria indeleble de Quibi�n es evocada para asignar bajo el mismo nombre a uno de los elementos tecnol�gicos encargados de los trabajos de dragado del Canal de Panam�. Bajo el nombre de Quibi�n, la draga se transformar� en el nuevo Se�or de la Sierra que tendr� bajo su responsabilidad dragar la v�a acu�tica, e impondr� nuevamente en la historia la grandeza de su nombre y la proeza de su haza�a.


SEGURIDAD
EN PRIMERA L�NEA
Eduardo Antonio Quir�s, integrante de la Junta Directiva de la ACP.
Por Maricarmen Sarsanedas
Eduardo Antonio Quir�s B. forma parte de la Junta Directiva de la ACP desde febrero de 2004 y es su integrante m�s joven. Es licenciado en Derecho y Ciencias Pol�ticas y profesor de Derecho Constitucional. En 1999 fue electo legislador suplente de la Rep�blica y, m�s tarde, entre 2000 y 2003 fue viceministro de Finanzas y miembro de las juntas directivas de diversas entidades gubernamentales. Ha sido ministro de Obras P�blicas (2003-2004) y ministro encargado de Trabajo y Desarrollo Laboral, y de Comercio e Industrias.
Como parte de sus responsabilidades en la Junta Directiva de la ACP, particip� muy de cerca en el an�lisis de los estudios de la propuesta de ampliaci�n del Canal y en su divulgaci�n al pa�s. Hoy contin�a su labor para asegurarse que el proyecto se lleve a cabo de la forma m�s eficiente y conveniente para el pa�s, am�n de seguir de cerca el proceso diario de operaci�n del Canal.
Por estar al frente del Comit� de Modernizaci�n y Ampliaci�n, presidi� la presentaci�n del informe sobre seguridad ocupacional del Programa de Ampliaci�n del Canal, tema con el que la Junta Directiva est� especialmente comprometida, pues su inter�s es culminar el proyecto con el menor n�mero posible de accidentes.
8 El Faro
4475


El director Eduardo Quir�s durante una visita a los trabajos de ampliaci�n del Canal con el ex presidente de El Salvador, Francisco Flores (tercero de izq. a der.)
�Qu� importancia le da la Junta Directiva al tema de la seguridad ocupacional?
- Primero, es poco usual que la directiva tenga reuniones en el campo; eso ya es un mensaje muy claro que �ste es un tema con el que estamos altamente comprometidos. Cada uno de los directores se ha involucrado en la revisi�n del tema de salud y seguridad ocupacional, especialmente en cuanto a la metodolog�a de medici�n y al registro de estad�sticas; verificar si se est� avanzando, si se cumple con los est�ndares y con los contratos; es decir, el nivel al que la Junta Directiva est� llegando es de detalle. Eso me parece que es una demostraci�n de la importancia que le damos. En segundo lugar, sabemos que los contratos establecen que la responsabilidad en relaci�n con este tema es de los contratistas, es por ello que la ACP le exige a esos contratistas que cumplan con los mismos niveles que nosotros nos imponemos; no le pedimos al contratista m�s de lo que nos exigimos a nosotros.
Usted tiene acceso a informaci�n de primera mano. En base a lo que ha podido conocer �c�mo considera que estamos llevando el tema de la seguridad
ocupacional en el proyecto de ampliaci�n hasta este momento?
- Los est�ndares y las estad�sticas demuestran que estamos actuando como un pa�s de primer mundo, sin duda alguna. Nos hemos impuesto cumplir con los est�ndares, las exigencias o m�s que se cumplen en Estados Unidos y Europa, que son los m�s altos, y lo estamos haciendo a plenitud. Por otro lado, siento que hemos tomado el compromiso de mantenernos, de no bajar la guardia. La meta es tener un proyecto libre de accidentes, y observo a un equipo de la ACP muy profesional y decidido en esto.
Usted entr� a la Junta Directiva en 2004. Desde entonces estuvo muy ligado al tema de los estudios del proyecto de ampliaci�n y a su divulgaci�n. �C�mo siente que se ha llevado adelante el proyecto en comparaci�n al progreso actual de �ste?
- Ha sido una experiencia a nivel personal altamente exigente, porque me ha impuesto la tarea de dedicarle mucho tiempo de preparaci�n para cumplir con mi responsabilidad como director del Canal. Te cuento como an�cdota que desde el 2004
a la fecha no pasa un d�a en mi vida en que no lea algo sobre el Canal, que no est� al tanto de alguna informaci�n, ya sea un memorando t�cnico, un libro sobre historia, alg�n informe o gr�fica de finanzas, en fin, todos los d�as leo y estudio algo del Canal. Ha sido muy exigente desde ese punto de vista.
Respecto al progreso del proyecto me ha tocado ver a una empresa muy madura, llevando adelante un proyecto complejo, pero al mismo tiempo la enorme satisfacci�n de ver a los paname�os, en todos los niveles- porque a veces se destacan solo los niveles gerenciales- pero nos ha tocado ver c�mo los colaboradores a todo nivel de esta organizaci�n aportan un profesionalismo de primer orden. Y eso me impacta mucho, porque desde mi punto de vista, demuestra la capacidad que tenemos los paname�os de hacer las cosas muy bien y ojal� podamos replicarlo. Creo que un poco en el sector turismo se est� logrando, conf�o que en el Metro tambi�n y en otros sectores de la vida nacional, pero el Canal est� a la vanguardia.
El Faro 9


Quir�s preside una reciente reuni�n del Comit� de Modernizaci�n y Ampliaci�n de la Junta Directiva de la ACP.
Hablando de los paname�os: entre los paname�os hay muchas corrientes de pensamiento y el Canal siempre despierta muchas inquietudes y opiniones diversas. �C�mo cree que se ha manejado esta diversidad de opiniones en la Junta Directiva? - Muchos dicen que es la cultura norteamericana, sin embargo, yo creo que es lo mejor de la cultura paname�a aplicada al Canal. Cuando se enfrenta una enorme responsabilidad, uno se da cuenta que tiene que cumplir con ciertos par�metros. Yo creo que los paname�os tuvimos ese tiempo- por razones de la ejecuci�n del Tratado, por la aprobaci�n del T�tulo Constitucional y la Ley Org�nica en el a�o 97- con suficiente antelaci�n para asumir la responsabilidad de administrar el Canal, lo que nos permiti� ver la gigantesca responsabilidad que ten�amos. Eso ha creado una especie de nueva realidad para los paname�os, que pasan a tener un nivel de responsabilidad en el Canal; y aunque sea repetitivo, hay que decirlo, hubo grandes dudas y hoy el mundo entero reconoce que los paname�os administramos el Canal mejor que antes.
Sobre la diversidad de opiniones, bueno, es producto de la pluralidad de formaciones, experiencias y visiones; pero considero que es justamente lo que busca la norma constitucional, una Junta Directiva donde toda esa diversidad sea puesta al servicio del Canal y sabiendo que al final hay un n�cleo com�n muy fuerte que es Panam�.
10 El Faro
�Cu�l considera que ha sido su aporte a la Junta Directiva, y qu� m�s cree que puede generar?
- Bueno, mi aporte... eso ser�a demasiado pretencioso. Yo no creo que haya nada a nivel de aporte trascendental, tal vez lo osado, la osad�a. La juventud me permite en ocasiones hacer preguntas y cuestionamientos que podr�an considerarse un poco osados, o ser a veces un poco m�s inquisitivo sobre algunos temas, pero no me preocupa. Y, por otro lado, he contribuido con toda mi experiencia previa en lo que se refiere al perfeccionamiento de contratos, revisi�n de la parte jur�dica en los reglamentos, y revisi�n de cumplimiento de los aspectos contractuales.
Usted termina su per�odo en la Junta Directiva un a�o antes de que est� listo el Canal ampliado. �C�mo se visualiza en el a�o 2014 cuando la obra sea inaugurada?
- F�jate, de la misma forma en que me vi en el acto en que se transfiri� a manos paname�as el Canal de Panam� el 31 de diciembre de 1999. En ese momento hist�rico yo ten�a un cargo de legislador suplente as� que ten�a un puesto designado (entre los invitados), pero escog� estar en el llano de El Prado con todos los paname�os. Ah� mismo me visualizo, habiendo sido director del Canal, pero all� abajo, en el lugar que se designe para el evento, en la parte m�s llana con mi esposa e hijos, viendo c�mo los paname�os vamos a celebrar, estoy seguro, ese acto significativo que va a ser el haber construido el Canal de Panam� por paname�os, porque no va a haber dos canales, va a haber un solo Canal y va a ser el Canal hecho por los paname�os.


D&EL, ROMPIP A GATUN
Contra la corriente. As� puede calificarse, literalmente, la haza�a que Gary Saavedra logr� un s�bado de marzo en las aguas del Canal de Panam�.
A los 12 a�os de edad, Gary Saavedra pateaba conchas en las playa de El Rompi�, en Los Santos, cuando una tabla de surf le cambi� la vida. "Siempre estuve relacionado con el mar porque mis abuelos ten�an negocios de pesca, pero una vez que empec� a practicar este deporte, no par� m�s", record� este deportista que puso a Panam�, y al Canal, en el mapa mundial del surf.
M�s de 20 a�os despu�s de ese momento, y a 300 kil�metros de distancia, Gary estamp� su nombre en el firmamento del surf. En las aguas del Canal de Panam�, espec�ficamente en el lago Gat�n, Saavedra impuso dos nuevos r�cord Guinnes al recorrer la ola m�s larga jam�s surfeada y establecer el mayor tiempo sobre una ola no est�tica.
Ese s�bado de marzo, bajo un poco piadoso sol, Saavedra se desliz� en su tabla de manera continua durante tres horas 55 minutos y 22 segundos a lo largo del lago Gat�n, en una ola artificial creada por un bote. Con ese tiempo logr� batir el registro anterior de una hora y seis minutos que ten�a el brit�nico Steve King desde marzo de 2006.
El juez del Libro de Guinnes, Michael Janela, certifica las dos haza�as logradas por Gary Saavedra, en las aguas del Canal de Panam�.
El Faro


Despu�s de su haza�a, Gary Saavedra visit� las esclusas de Miraflores, donde rememor� la hist�rica proeza.
Su haza�a fue seguida por un juez del R�cord Mundial de Guinnes para certificar la nueva marca. Minutos despu�s del hist�rico registro, el nombre de Gary le dio la vuelta al planeta. La noticia apareci� por todas partes: Europa, Asia, Estados Unidos, portales de Internet; "de un evento peque�o pas� a algo masivo", relat� Saavedra, d�as despu�s del evento.
Los nuevos r�cords fueron certificados por el juez designado por la organizaci�n 'Guinness World Records', el estadounidense Michael Janela, quien permaneci� en la embarcaci�n durante toda la prueba.
Los nuevas marcas fueron logradas sin que se interrumpiera el tr�fico normal de barcos por el Canal de Panam�.
Con varios t�tulos de surf conquistados en Panam� y a nivel internacional, a Gary le naci� el sue�o de poner a su pa�s en los libros de r�cords de ese deporte. "Ten�a que ser en el Canal de Panam� porque es la insignia nuestra, y para que el evento tuviera la magnitud que ha tenido, ten�a que ser aqu�", explic�.
"Despu�s de muchos intentos, cuando present� la �dea en el Canal me dijeron que esto no era un parque de diversiones y que hab�a que cumplir muchas reglas", dijo Saavedra tras reconocer que seguir las medidas de seguridad de la v�a interoce�nica fue vital para lograr el permiso final.
Seg�n Saavedra, �l y su equipo manejaron algunas alternativas en caso de no obtener la autorizaci�n del Canal, pero siempre su objetivo fue hacerlo en tierra, o en este caso, en aguas paname�as.
Para el Canal de Panam� tambi�n fue un reto la haza�a de Gary. Se requiri� de una estrecha coordinaci�n y controles de seguridad para garantizar que la haza�a se completara sin afectar la operaci�n regular del tr�nsito de los buques por la v�a interoce�nica.
"Fue una locura, los barcos que pasaban me produc�an olas dif�ciles, pero yo estaba preparado f�sica y mentalmente. Ese d�a sent� la emoci�n y el compromiso con mi pa�s y el Canal", expres�.
"Hoy tengo que agradecer a todo el equipo del Canal porque s� que esto fue una excepci�n, pero cumplimos con todas las
reglas de seguridad. Espero que ahora no vuelvan a dar el permiso para que este r�cord dure por siempre", asegur� sonre�do y conciente de que muy probablemente su haza�a sea irrepetible.
12 El Faro


Escucha todos los s�bados
UENCA ,
AL
KW CONTINENTE:
FRECUENCIAS: 95.9 FM (PANAM�) 96.3 FM (CHIRIQU�)
96.1 FM (AZUERO Y PROVINCIAS CENTRALES) 94.1 FM y 710 AM (COL�N) Horario: S�BADO 8:00 a 8:30 A.M.
RADIO HOGAR:
FRECUENCIAS: 570 AM (PANAM�)
1250 AM (PROVINCIAS CENTRALES) Horario: S�BADO 12:00 a 12:30 MEDIOD�A
NACIONAL FM:
FRECUENCIAS:
101.9 FM (PANAM�, COL�N, KUNA YALA Y DARI�N) 100.3 FM (PROVINCIAS CENTRALES) 92.5 FM (BOCAS Y CHIRIQU�) Horario: S�BADO 7:00 a 7:30 A.M.
RADIO REFORMA:
FRECUENCIAS:
860 AM y 102.9 FM (INTERIOR DEL PA�S) Horario: S�BADO 6:30 a 7:00 A.M.
RADIO PODEROSA:
FRECUENCIAS:
1000 AM y 99.9 FM (INTERIOR DEL PA�S) Horario: S�BADO 6:00 a 6:30 A.M.
MI FAVORITA:
FRECUENCIAS:
1070 AM y 91.7 FM (INTERIOR DEL PA�S) Horario: S�BADO 9:00 a 9:30 A.M.
CANAL DE PANAM�






III Congreso de Salud, Seguridad y Prevenci�n de Riesgo
"El Impacto en la Capacidad Productiva de las Empresas"
Centro de Capacitaci�n Ascanio Arosemena Panam�, 28 al 30 de Abril de 2011
# OBJETIVO
Ofrecer una plataforma para el desarrollo de conocimientos, estrategias e ideas pr�cticas que puedan mejorar la productividad laboral.
# CONFERENCIAS: Expositores internacionales:
� La salud ocupacional en la cadena de valor de la empresa: Consejo Colombiano de Seguridad.
� Los riesgos psicosociales y su repercusi�n en la seguridad y productividad de las empresas: Natalia Guerrero, Colombia.
� Los programas de SSO como herramienta para el control de riesgos en megaproyectos de infraestructura: Experiencia en la construcci�n del Proyecto PROCE III: Claudio Manuel Arias, Colombia.
� C�mo afianzar una cultura de seguridad con ayuda de la seguridad basada en comportamiento (SBC): Nelson Guti�rrez, Colombia.
� Cambio cultural en seguridad - la experiencia de ExxonMobil a nivel mundial: Carlos Flores, Nicaragua.
� Impacto de la productividad por programas de higiene y seguridad: David Rodr�guez, M�xico.
� Respuesta a desastres: Seguridad, funci�n y acci�n: James Shultz, Universidad de Miami.
Expositores locales:
� Perspectivas de un asegurador en la prevenci�n de riesgo y su impacto en la capacidad productiva de las empresas incluyendo el Canal.
� Impacto del Control de los Riesgos sobre el ROI.
� OHSAS 18000.
� Actualizaci�n en Legislaci�n Nacional en Panam� que impactan el SSO.
� Reglamento general de prevenci�n de riesgos profesionales y de seguridad e higiene en el trabajo: Mitzi de V�squez, CSS.
# ACTIVIDADES
� Conferencias.talleres y actividades de campo: El s�bado 30 de abril habr� una actividad de campo que incluye una traves�a parcial por el Canal de Panam� (cupos limitados).
� �rea de exhibici�n de productos y servicios.
TARIFA
(Descuento para grupos)
$60.00 estudiantes
$90.00 Empleados del Gobierno
$120.00 P�blico en general
CONTACTO
Tel: (507)272-8306, 272-8049, Fax: 272-8891 CongresoPanama2011 @ pancanal.com http ://www.pancanal .com/esp/acp/eventos/


Una etapa cumplida de V�ctor Diamond
' i a\ A\r-:^ \\/K\
V�ctor Diamond y su sucesora, Elsa Jaramillo.
Nubia Aparicio S.
Despu�s de casi 15 a�os de comprometido servicio con la Autoridad del Canal, el Fiscalizador General, V�ctor Diamond, decidi� emprender nuevos retos profesionales en el sector privado.
"La labor de V�ctor Diamond como Fiscalizador General fue decisiva en la instrumentaci�n de los actuales est�ndares de transparencia en la gesti�n del Canal, que hoy son referentes locales e internacionales en materia de administraci�n p�blica", reconoci� la Junta Directiva del Canal al dar a conocer la noticia.
Se siente feliz y agradecido con Dios por la oportunidad de haber estado al frente de esta oficina en momentos hist�ricos.
V�ctor Diamond, de 65 a�os, est� casado y tiene 3 hijos y 3 nietos. Se ve bien y declara que "me siento bien", aunque le fue practicada una operaci�n de bypass del coraz�n que le recuerda "lo fr�gil de la vida y la gran responsabilidad de vivirla como un don invalorable".
Es contador p�blico autorizado, graduado en la Universidad de Panam� y egresado del Programa de Alta Gerencia del INCAE. Fue gerente de auditor�a en la firma de auditores Price Waterhouse; y gerente de finanzas en Gold Mills de Panam�.
Ha servido en las juntas directivas de la C�mara Paname�a de la Construcci�n (CAPAC) y de la Asociaci�n Paname�a de Ejecutivos de Empresa (APEDE), en
ambas como Tesorero. Ingres� a la antigua Comisi�n del Canal en 1996 y desde 1998 ocupaba cargo de Fiscalizador General. La Oficina cuenta con un equipo de 35 auditores e investigadores que se encargan de realizarauditor�as operativas, financieras e inform�ticas, adem�s de investigar delitos y violaciones administrativas. Rinde cuentas directamente a la Junta Directiva, principalmente a trav�s del Comit� de Auditor�a, y como tal no est� sujeto a supervisi�n por parte de la Administraci�n. Act�a como brazo fiscalizador de la Junta Directiva, velando por la transparencia y fortaleciendo los procesos de administraci�n de riesgos, control interno y gobierno corporativo.
El Faro
17


Entrevistar a V�ctor Diamond fue tan dif�cil como "ensillar a un gallote". "Por Dios, es que nunca me han gustado las entrevistas... prefiero estar detr�s de los reflectores", dice aunque despu�s de tanta insistencia acepta conversar con El Faro. "Est� bien, pero sin fotos". Pero una entrevista sin fotos, no es entrevista, le digo. Y V�ctor, con esa sonrisa suya que lo antecede y que no logra borrar de su rostro un rubor infantil, transa: "Est� bien, Nubia, pero que sea breve". Y yo, m�s r�pido que ligero empiezo a disparar.
-�C�mo nace la instancia del FG en la ACP, entonces Comisi�n del Canal del Panam�?
-Esta figura fue creada por el Gobierno de Estados Unidos mediante la ley del Inspector General que se hizo extensiva a la Comisi�n del Canal en 1988. Posteriormente, en 1997, el ministro Jorge Ritter acogi� la sugerencia del Inspector General de ese momento, de incluirla en la Ley Org�nica de la ACP.
-�Qu� papel tiene en una organizaci�n como la ACP el Fiscalizador General?
-Vela por el cumplimiento de la Ley, las reglamentaciones, pol�ticas y directrices, tanto de la Junta Directiva como de la administraci�n, para avalar la transparencia en todas las actividades de la ACP. Adicionalmente, en las auditor�as se revisa si los controles internos son adecuados y si est�n funcionando seg�n lo establecido, con el fin de aportar recomendaciones que mejoren tales controles y procesos. El hecho de que los gerentes acogen y valoran nuestras recomendaciones fortalece la gesti�n y la imagen de la entidad.
-�Cu�les son los mecanismos para que se inicie una investigaci�n en la Oficina del Fiscalizador?
-Hay auditor�as e investigaciones. Las primeras son producto, principalmente, de un plan de auditor�as que se prepara despu�s de que se hace una evaluaci�n de riesgos. Tambi�n se realizan auditor�as a petici�n de la Junta Directiva y del Administrador.
En cuanto a las investigaciones que realiza la Oficina del Fiscalizador, la mayor�a son
V�ctor Diamond se va satisfecho con la labor realizada en la ACP.
producto de denuncias que se interponen a trav�s de una l�nea caliente de forma an�nima.
La gente denuncia actos que, seg�n ellos, son violaciones a los reglamentos y a los procesos. Las denuncias pueden ser a los propios compa�eros de trabajo y a los supervisores. Ahora bien, tenemos que tener mucho cuidado porque tambi�n se presentan denuncias malintencionadas. Por ejemplo, si una persona denuncia a su supervisor o a un compa�ero, nuestra pol�tica es examinar con suma discreci�n si �sta tiene validez o m�rito, porque lo que evitamos a toda costa es da�arle la reputaci�n a alguien. Somos muy, muy cuidadosos en eso, porque estamos conscientes de que puede haber mala intenci�n en el camino.
Hay denuncias que ciertamente tienen m�rito, aunque el 80% no llega a mayores, lo que habla claramente de la cultura de �tica y de transparencia que impera en la organizaci�n.
-�Cu�les es la �ltima instancia a la que puede llegar un proceso que se inicia en la Oficina del Fiscalizador?
-Puede llegar hasta la Corte Suprema de Justicia, tanto un preceso que viene a trav�s de la esfera laboral, como el que viene de la penal.
-�Qu� ha representado para usted haber estado al frente de una oficina tan importante para la ACP?
-He sentido la gran responsabilidad que representa ocupar este cargo, pero considero que la he podido llevar adelante sin mayores dificultades por la cultura de �tica y de transparencia a la que me refer�a antes que prevalece en la ACP, y por la calidad y el nivel profesional del personal que me ha acompa�ado en esta labor. Tambi�n, me siento agradecido con Dios por la oportunidad de estar al frente de esta oficina en momentos hist�ricos y por haber contribuido seg�n mis capacidades desde el inicio de la que ha sido una exitosa administraci�n paname�a del Canal.
-Qu� tanto ha contribuido la Oficina del Fiscalizador General en la creaci�n de la cultura que en torno al valor de la �tica ha desarrollado el Canal de Panam�?
-Considero que ha tenido un rol importante ya que podemos decir que la ACP vive el valor de la �tica. Para darle sentido y vida a las reglas de �tica, parte de nuestro trabajo incluye investigar y denunciar violaciones de �tica, como, por ejemplo, favoritismo en contrataciones por conflicto de inter�s o amiguismo, nepotismo y uso del cargo p�blico para provecho personal. Adem�s, asesoramos a la Funcionar�a de �tica con iniciativas para fortalecer la cultura mencionada.
18 El Faro


La nueva Fiscalizadora General
UN COMPROMISO
CON LA TRANSPARENCIA
Nubia Aparicio S.
Elsa Jaramillo tiene desde el 15 de abril una gran responsabilidad: es la Fiscalizadora General( a.i.) de la Autoridad del Canal.
Se gradu� en contabilidad en Louisiana State University, tiene casi 35 a�os de laborar en el Canal de Panam�, de los cuales 18 han sido en posiciones gerenciales, hasta lograr el cargo de Fiscalizadora Adjunta para los temas de la ampliaci�n de la v�a.
Ingres� al Canal de Panam� en calidad de Ayudante Estudiantil, hace 35 a�os. Est� casada y tiene dos hijos. Su prioridad es ser mam�, aunque compartida con su carrera profesional. La devoci�n por sus hijos ha sido tal que durante el tiempo en que m�s la necesitaron trabaj� solo medio tiempo. "Cuando vi que pod�an medio que volar sin m�, entonces, decid� trabajar tiempo completo", expresa.
En sus tiempos libres, adem�s de dedicarse a su familia, siempre reserva horas a actividades relacionadas con la Iglesia Cat�lica. Por ejemplo, le encanta preparar a los j�venes para la confirmaci�n mediante la catequesis.
Indica que se siente muy agradecida de trabajar en una instituci�n "que me ha permitido ser mam� y a la vez profesional".
Hay gente que me dice 'oye, qu� aburrido trabajar siempre en la misma empresa y haciendo lo mismo'. Pero no -asegura- "mi experiencia en el Canal no ha sido para nada aburrida, al contrario, hay un dinamismo incre�ble, porque tenemos la oportunidad de ver todas las �reas de la corporaci�n".
-La Oficina del Fiscalizador General presta una atenci�n especial�sima a la ejecuci�n del programa de ampliaci�n del Canal, en correspondencia con la importancia que esto tiene en la vida del
Tengo un gran reto por delante: Elsa Jaramillo.
pa�s. Es m�s, usted ha tenido a su cargo esta responsabilidad. �Puede hablarnos de ello?
-La Junta Directiva y la administraci�n han enfatizado gran inter�s en que el proyecto final sea de la calidad esperada, y que se desarrolle dentro del costo estimado y el tiempo estipulado, y con transparencia. Nuestro aporte al logro de estos objetivos inici� con la formaci�n de un grupo especial de auditores compuesto de ingenieros civiles, industriales y contadores para dedicarse exclusivamente a la auditor�a de la ampliaci�n. Recibieron capacitaci�n en administraci�n de proyectos, auditor�as de obras de construcci�n, control de calidad, especialmente en temas de concreto, y en herramientas de inform�tica para administraci�n de obras.
Me sent� al frente de un enorme reto, pero acompa�ada de un tremendo equipo de
profesionales de esta oficina y de expertos externos, lo cual nos permitir�, estoy segura, cumplir este objetivo.
-H�blenos de su ingreso al Canal y a la Oficina del Fiscalizador...
-Toda mi carrera profesional ha sido en auditor�a, primero en una firma de auditor�a externa y luego casi 35 a�os en el Canal. Estoy muy agradecida a Dios por esta oportunidad de haber vivido la historia de la recuperaci�n de la soberan�a paname�a, y la historia de esta entidad desde adentro del Canal: toda una historia para contarla y que ha sido un cap�tulo muy importante de mi vida personal y profesional.
Ahora est� usted interinamente al frente de este importante despacho. �Tiene alguna reflexi�n especial sobre este hecho?
Siento una gran responsabilidad y un gran reto. Pero esto se aten�a porque conozco bien la calidad y el compromiso de la gente que compone la fuerza laboral de la ACP y del equipo de personas que me acompa�a. Me siento muy a gusto y compenetrada con ellos y con la misi�n que se me ha confiado. Adem�s, siento que las experiencias vividas en los 11 a�os de administraci�n paname�a, a�os muy din�micos, son lo principal que me ha preparado para este momento.
-Le ha correspondido ocupar la posici�n que desempe�aba el se�or V�ctor Diamond que, como sabemos, deja un gran legado en la organizaci�n. �C�mo se siente con relaci�n a esto?
-Me siento comprometida y privilegiada de tener la oportunidad de mantener vivo el legado de independencia, integridad y equidad que nos deja V�ctor.


AL FRENTE DE UN NUEVO RETO
La reconocida revista Journal of Commerce entrevist� al administrador, Alberto Alem�n Zubieta, sobre el impacto que la ampliaci�n del Canal tendr� en la industria mar�tima mundial. A continuaci�n un extracto de la publicaci�n.
Por Peter Leach
Alberto Alem�n Zubieta ni se imaginaba lo que enfrentar�a cuando presidi� la transferencia del Canal del control estadounidense al paname�o a finales de 1999. "Cuando asum� el control, sab�a que los cambios ser�an profundos", dijo el administradorde la ACP. "Tuvimos que hacer un cambio de 180 grados". Ciertamente ha estremecido muchas cosas.
Alem�n asumi� uno de los proyectos de ingenier�a m�s ambiciosos del mundo en d�cadas, un plan audaz que est� enviando olas de cambio por todo el mundo mar�timo y compite en alcance con la construcci�n del mismo Canal de Panam� hace m�s de un siglo atr�s. Se refiere a la ampliaci�n de esa valiente creaci�n inicial como un "cambio de juego" para el comercio mundial. Visto desde el sitio de la construcci�n, el extenso trabajo semeja mucho la hechura de un Canal totalmente nuevo al lado del antiguo.
Que los trabajos se est�n haciendo mientras que el Canal contin�a operando, transitando buques por el estrecho Istmo paname�o, entre los oc�anos Atl�ntico y Pac�fico, es de lo m�s admirable.
Desde sus oficinas revestidas de madera en el espl�ndido edificio en lo alto del cerro Anc�n, en Balboa, el cual fue construido por Estados Unidos (EU) en 1913 para albergar las oficinas principales del Canal, Alem�n es solamente la parte m�s visible del proyecto. "Primero, tuve que cambiar la cultura," expres�.
Luego de asumir el control del Canal como administrador despu�s de su traspaso, Alem�n sab�a que el Canal probablemente se quedar�a sin capacidad para manejar m�s tr�nsitos de buques. Trabaj� (desde 1995) para la agencia estadounidense, Comisi�n del Canal de Panam�, y encabez� el estudio de la capacidad del Canal que conducir�a al nuevo Plan Maestro para la Ampliaci�n en el a�o 2000.
Estados Unidos oper� el Canal desde el punto de vista militar desde que el presidente Theodore Roosevelt nombr� al coronel George Goethals, del Cuerpo de Ingenieros del Ej�rcito de EU, para que se encargara de la construcci�n del Canal original en 1907. Esa disciplina ayud� a los constructores a abrir paso para el Canal a trav�s de la selva tropical de Centroam�rica el siglo pasado, pero un Canal m�s grande tendr�a que construirse en un mundo diferente.


"Fue una organizaci�n muy militarizada, justo como el Ej�rcito de EU", dijo Alem�n. "Funcion� muy eficientemente bajo el sistema antiguo, pero ten�amos mucha gente joven deseosa de cambiar las cosas, y tuvimos que cambiar de gestionar el presupuesto a gestionar el cambio".
Comenz� simplificando procedimientos y empoderando a sus empleados a tomar decisiones y ser m�s creativos. "El cambio ten�a que ser la norma", dijo. Alem�n.
Aquellas naves comerciales peque�as no tendr�an problema alguno en transitar las esclusas que Goethals construy�, pero a medida que las l�neas navieras construyen naves pospanamax muy grandes para transitar por el Canal antiguo, Alem�n supo que perder�a m�s negocios del Asia para otras rutas.
Encontrar una forma de pagar por la ampliaci�n del Canal se convirti� en una prueba tan grande como el trabajo de ingenier�a para el Canal administrado por Panam�, y es justo all� donde Alem�n necesitaba destreza organizativa y pol�tica para que la ingenier�a se viera simple. La �nica fuente de ingresos del Canal eran los peajes. Pero bajo el antiguo sistema estadounidense cada buque pagaba igual: sobre la base de su tonelaje, ya sea que fuera un granelero, tanquero o un buque portacontenedor.
Alem�n no abord� la estructura de peajes justo despu�s que asumi� el mando, debido a que el Canal ten�a "malas relaciones" con los agentes de l�neas navieras. En vez de eso, trat� de probar que el Canal pod�a brindar un servicio mucho mejor bajo la administraci�n paname�a y mejorar las relaciones con las l�neas navieras.
La ACP lanz� este esfuerzo modificando el sistema de reservaciones para servir mejor a las l�neas navieras, pero el d�a que plane� probar el nuevo sistema, un remolcador se hundi� en una de las esclusas, cerrando una de las dos v�as de las esclusas de Mira flores. Muchos sugirieron que se pospusiera la prueba. Alem�n sigui� adelante diciendo, "Prob�mosla bajo estr�s". Eso demostr� a la industria que la ACP pod�a mantener sus reservaciones programadas a�n bajo circunstancias dif�ciles.
Al mismo tiempo, Alem�n emprendi� una
THE JOURNAL
OF COMMERCE
campa�a para mejorar la imagen del Canal en Panam�, donde se le consideraba desde hace mucho como un activo de los EU. "Aunque estaba en Panam�, no se le consideraba paname�o", dijo. "Necesit�bamos ense�ar a las personas el valor de este activo y hacer que lo sintieran propio".
El esfuerzo educativo result� en un refer�ndum nacional en el a�o 2006 para aprobar el gigantesco proyecto. "Ten�amos que explicar a las personas el beneficio del Canal y cu�l ser�a el costo si no se ampliaba", dijo Alem�n. El proyecto obtuvo una aprobaci�n del 78% en el refer�ndum de octubre de 2006.
Acontecimientos al otro lado del mundo presionaron a�n m�s el esfuerzo. El comercio de China con EU se dispar� despu�s del ingreso del gigante asi�tico a la Organizaci�n Mundial del Comercio a finales del 2001. Luego, en el 2002, vino el cierre de los puertos de la costa Oeste de EU, que desvi� m�s embarques asi�ticos hacia la costa Este a trav�s del Canal de Panam�. A�n despu�s que termin� el cierre, el creciente comercio chino invadi� los puertos de la costa Oeste y la carga desviada a la costa Este a trav�s del Canal comenz� a afianzarse.
"No �ramos una isla en el mundo. �ramos parte de un sistema de transporte mundial, y necesit�bamos hacer que ese sistema funcionara", dijo Alem�n.
En el 2004, la ACP propuso una nueva forma de calcular los peajes. En el caso de los buques portacontenedores, quer�a calcular los peajes sobre la capacidad del buque y la cantidad de contenedores con carga que transportaban. "Me dijeron que estaba matando la vaca, pero dije que la ley de oferta y demanda prevalecer�a y que el d�a que Panam� estableciera peajes muy altos ser� el d�a que empezaremos a perder negocio", dijo Alem�n.
Cuando en el 2006 la ACP propuso su plan de ampliaci�n de la capacidad del Canal por medio de la construcci�n de un tercer juego de esclusas para acomodar buques del doble del tama�o que las esclusas actuales y con hasta tres veces m�s contenedores, los ejecutivos navieros comprendieron que el proyecto de B/.5,250 millones tendr�a que ser financiado por medio de peajes m�s altos que nunca.
Muchos ejecutivos de buques portacontenedores advirtieron que los peajes los llevar�an a buscar alternativas.
Insiste en que los peajes del Canal compensan el atajo y representan una fracci�n de los costos de embarque. Cuando cuatro embajadores en Panam� se quejaron ante �l acerca del aumento en los peajes que sus embarcadores tendr�an que pagar por la ampliaci�n, les dijo: "Los peajes sumar�an B/.3 porTEU, pero los transportistas estaban aumentando las tasas a B/. 750 por TEU. As� que les pregunt�: �D�nde est�n las cartas que est�n enviando a estas l�neas?"
Alem�n se refiere a Panam� como "el �nico puerto en el mundo con dos oc�anos". Dijo que el Canal de 50 millas que conecta Balboa, en el Pac�fico, con la ciudad de Col�n, en el Caribe, tiene la misma extensi�n que el Puerto de Amberes de terminales a un extremo del puerto del r�o Scheldt al otro. Piensa que la ampliaci�n del Canal convertir� a Panam� en el centro de trasbordo para el hemisferio, con puertos en ambos oc�anos que transborden hacia y desde las costas Este y Oeste de Norte y Suram�rica, as� como del Caribe.
Piensa que la ampliaci�n atraer� tantos nuevos negocios y talento que el pa�s comenzar� a exportar conocimiento, como lo hace Singapur. "Tenemos que invertir fuertemente en la educaci�n. Nos prepara para un nuevo progreso", dijo.


El Maestro en Casa'
PRIMERA GRADUACION
DEL PROGRAMA DE NIVELACI�N ACAD�MICA
1 U�j
De pie (de izq. a de.) Jaime Nu�ez, Fidel Vargas, Victor Calder�n, Federico Euson, Jos� Aparicio (tutor), Armando Castro, Alvaro Rivera, Ing.Alberto Alem�n Zubieta (Administrador), Celia Mart�nez (tutora), Marco Batista, Eduardo Magall�n, Ricardo Prado, Padre Fernando Guardia (Director Em�rito de IPER), Daniel Vaughan y Agust�n Brewster. En primer plano (de izq. A der): Sra. Ana Mar�a Chiquilani (Vicepresidenta de Gesti�n Corporativa), Esteban Marchena, Ferm�n Nieto y Conrado Reyes.
Por Nubia Aparicio S.
Daniel Vaughan, de 56 a�os, se siente realizado y feliz. El trabaja como inspector de aseo en la Autoridad del Canal, y forma parte de un grupo de 25 colaboradores que recibieron su certificado en Educaci�n B�sica General (noveno grado) a trav�s del Programa de Nivelaci�n Acad�mica impulsado por el la Oficina de Gesti�n Corporativa y el Departamento de Recursos Humanos. .
El programa forma parte de una oferta acad�mica "extracurricular" de la ACP para sus colaboradores, el cual incluye diferentes cursos: ingl�s (b�sico, intermedio y avanzado), lectura de planos, matem�ticas, introducci�n a la industria mar�tima, y el Programa de Nivelaci�n Acad�mica: "El Maestro en Casa".
El Faro
"El Maestro en Casa", bajo la direcci�n del Instituto Paname�o de Educaci�n por Radio (IPER) est� debidamente reconocido por el Ministerio de Educaci�n. Su gestor y director em�rito es el sacerdote Fernando Guardia.
Consiste en m�dulos dictados a trav�s de programas radiales en diferentes horarios y una reuni�n semanal con un tutor.
Elequipode Responsabilidad Socialde Gesti�n Corporativa, conjuntamente con el IPER y el Ministerio de Educaci�n adecuaron la metodolog�a del programa para hacerlo accesible a los colaboradores que laboran en jornadas rotativas y se incorpor� el uso de discos compactos para escuchar las clases. Adicionalmente, el programa se desarrolla con el apoyo de colaboradores de la Red de Voluntarios de la ACP, quienes, a t�tulo personal, participan como tutores o gu�as de los participantes. Los tutores de la ACP fueron entrenados por
personal de IPER y ellos comparten generosamente su tiempo y sus conocimientos con los participantes y los incentivan para que completen sus estudios.
Cerca de mil trabajadores de distintas �reas de la ACP tienen pendiente la culminaci�n de sus estudios primarios o secundarios.
"No pienso parar y espero llegar hasta la universidad", dijo Vaughan luego de recibir su certificado de Educaci�n B�sica General. Al igual que Vaughan, los otros colaboradores graduados tambi�n manifestaron su gran satisfacci�n por haber cumplido parte de sus sue�os postergados por muchos a�os y por distintas razones. Todos coinciden en que el programa debe continuar, pues solo se sentir�n plenamente satisfechos con ellos mismos cuando obtengan un t�tulo universitario o cuando completen estudios formales para alg�n oficio artesanal o t�cnico.


Daniel Vaughan
El padre Guardia, gestor del programa, dijo en su discurso en el acto de graduaci�n: "este es un momento muy importante, ya que vamos a hacer entrega del diploma de terminaci�n de estudios de B�sica General, reconocido por el Ministerio de Educaci�n".
Es un momento muy especial, para ustedes, en la ACP, y para nosotros, que formamos parte el IPER, expres� el sacerdote, e indic� que el m�todo del maestro en casa "lo ofrecemos al pa�s con toda modestia como algo innovador, que puede ser una esperanza para miles de paname�os que han quedado rezagados en la educaci�n".
Al dirigirse a los graduados, el Director Em�rito de IPER apunt�: "ustedes son los que escuchan al maestro en casa porque quieren, porque quisieron aprender; porque quieren seguir aprendiendo, porque quieren ser m�s; es decir, conocerse mejor, ser personas due�as de su propio destino".
"El maestro en casa nos dice a todos: �Animo� �Nunca es tarde para aprenden", exclam� el padre Guardia.
En tanto, el administrador del Canal, Alberto Alem�n Zubieta, felicit� a los graduados por su esfuerzo y su perseverancia y los inst� a que "seguir adelante, porque ustedes son el ejemplo m�s vivo de lo que se logra con la perseverancia".
El administrador expres� su gran admiraci�n por la labor que ha venido realizando el Padre Guardia con el Programa "El Maestro
Joseph St. Hi
en Casa" a nivel nacional y se�al� que este es uno de los programas m�s innovadores y de mayor impacto a nivel individual. Como una buena noticia, el administrador anunci� el inicio del "Programa Tecnoed�came", mediante el cual a partir de este mismo a�o, la ACP ofrecer� los cursos del d�cimo al duod�cimo grado, lo que permitir� a los colaboradores obtener un diploma de Bachiller Integral otorgado por el Ministerio de Educaci�n.
A �xa de Quintero, secretaria general del Ministerio de Educaci�n, mostr� gran admiraci�n por la iniciativa de la ACP, la oportunidad que le ofrece �sta a sus colaboradores, al igual que por los resultados del programa y se comprometi�, a responder de forma positiva cada vez que la ACP solicite su apoyo para programas de educaci�n.
Por su parte, la vicepresidenta de Gesti�n Corporativa, Ana Mar�a de Chiquilani, se refiri� a los inicios del programa como parte de las iniciativas del Responsabilidad Social de la empresa, al se�alar el compromiso de la ACP de velar por el desarrollo integral de sus colaboradores y de facilitarles la oportunidad de superarse, cumpliendo adem�s con sus responsabilidades laborales y familiares.
Elogi� a los participantes del programa y a sus familiares y resalt� la labor del equipo de tutores voluntarios, al calificar su gesti�n como "un valioso aporte, caracterizado por una gran entrega, dedicaci�n y esmero, lo
cual fue clave para el �xito del programa", e invit� a los graduados a seguir esforz�ndose y estudiando para cosechar nuevos triunfos.
Al acto de graduaci�n tambi�n asistieron 34 colaboradores a quienes se les hizo un reconocimiento especial por haber repasado los cursos de noveno grado, para ingresar al d�cimo, debido a que ten�an m�s de 15 a�os de haber realizado esos estudios. El prop�sito fue actualizar sus conocimientos, y retomar su aprendizaje acad�mico. Ellos fueron reconocidos por el entusiasmo demostrado en su af�n de superaci�n.
Para Rub�n P�rez, gerente de Capacitaci�n, el hecho de que se haya dado la primera graduaci�n del programa, constituye un logro muy grande de todo un equipo cuyos integrantes han trabajado muy fuerte durante los dos �ltimos a�os para alcanzar esta meta tan importante.
"El equipo de Responsabilidad Social de Gesti�n Corporativa y personal de Recursos Humanos, junto con los tutores voluntarios, emprendimos este proyecto que muchos no cre�an posible", indic� P�rez.
Agreg� que gracias al impulso y apoyo de los vicepresidentes de Gesti�n Corporativa y de Recursos Humanos , Ana Mar�a de Chiquilani y Francisco Loaiza, respectivamente, logramos promover el programa en toda la organizaci�n, sumando a muchos supervisores y gerentes, quienes nos apoyaron.
Joseph St. Hill, de 48 a�os, quien se desempe�a como pintor, dijo: "tengo ganas de celebrar, de bailar.. .estoy tan agradecido porque se me ha dado la oportunidad de seguir estudiando".
Hill envi� un mensaje a todos los colaboradores que necesitan completar sus estudios primarios y secundarios: "los exhortamos a continuar super�ndose, sabemos que no se van a arrepentir, porque esto es algo fabuloso".
El IPER fue fundado en mayo del 2001 y hasta diciembre del 2010 hab�a beneficiado a un total de 7784 estudiantes.
Con la colaboraci�n de Evelyn L�pez


Presidente se re�ne con Junta Asesora
De �zq. a der.: El presidente Ricardo Martinelli; Gerhard Kurz, Asesor de Avista Capital Partners y Director de SPADAC; Francis Rooney, presidente de Rooney Holding; Joe Reeder, Abogado-socio de Greenberg Trauring y expresidente de la Directiva de la Comisi�n del Canal; Guillermo Chapman, integrante de la Directiva de la ACP; y Philip Embiricos, de Embiricos Shipbrokers.
El presidente Ricardo Martinelli recibi� en el Palacio de Las Garzas a la Junta Asesora de la Autoridad del Canal de Panam�, y destac� la importancia de ese organismo consultor en la gesti�n de la v�a acu�tica, en especial, en el Programa de Ampliaci�n.
El madatario tambi�n anunci� que se proyecta convertir al pa�s en un "hub" mar�timo para el comercio internacional. La Junta Asesora, por su lado, felicit� al pa�s por los avances en la Ampliaci�n del Canal, proyecto que tendr� un impacto significativo en el desarrollo de Panam� y en el transporte mar�timo mundial.
El pronunciamiento tuvo lugar durante la XIX Reuni�n de las juntas Directiva y Asesora de la ACP, celebrada en esta capital entre el 11 y 12 de abril bajo la presidencia del ministro para Asuntos del Canal y presidente de la Junta Directiva de la ACP, R�mulo Roux, y William A. O'Neil,
presidente de la Junta Asesora, de manera respectiva. En el encuentro, establecido como instancia peri�dica para actualizar a la ACP sobre el desenvolvimiento del sector mar�timo y de las actividades conexas a nivel mundial, se analiz� las expectativas internacionales acerca de la Ampliaci�n del Canal de Panam�. Durante la reuni�n, el administrador de la ACP, Alberto Alem�n Zubieta, inform� de los avances de este programa. A su vez, la Junta Asesora present� diversas recomendaciones a la Directiva de la ACP, la cual har� un an�lisis detallado para determinar la conveniencia de su aplicaci�n, de acuerdo con los mejores intereses del pa�s y de la v�a acu�tica. Las juntas Directiva y Asesora de la ACP se re�nen dos veces al a�o.
En la foto el presidente Ricardo Martinelli, en compa��a de algunos miembros de la Junta Asesora.
Otorgan el m�s alto galard�n del Canal
La Junta Directiva de la ACP otorg� el Galard�n Canal de Panam�, el m�s alto que entrega la instituci�n, a los ingenieros que integraron el Comit� Especial de Ingenieros Peritos para auditar la calidad operativa de la v�a, antes de la reversi�n a Panam�. El comit�, que trabaj� ad honorem, estuvo integrado por los ingenieros Roberto Roy, Ernesto Ng Jord�n, Alvaro Palacios, Carlos Moreno y Mois�s Castillo De Le�n, a quien se le otorg� el premio de forma postuma. El presidente del Comit� de Modernizaci�n y Ampliaci�n de la Junta Directiva de la ACP, Eduardo Quir�s, destac� la dif�cil labor realizada por estos paname�os que debieron enfrentar las reticencias de la contraparte estadounidense. Su labor consisti� en evaluar el estado del Canal en coordinaci�n con el cuerpo de ingenieros de Estados Unidos, a la luz de los intereses paname�os.
En la foto (de izq. a der.) Lourdes Castillo, hija de Mois�s Castillo; Roberto Roy; R�mulo Roux, Ministro del Canal; Alberto Alem�n Z., Administrador; Alvaro Palacios y Ernesto NG.


La Hora del Planel
El Edificio de Administraci�n del Canal de Panam� fue una de las infraestructuras emblem�ticas a nivel mundial que se uni� a La Hora del Planeta al apagar sus luces durante una hora la noche del s�bado 26 de
marzo.
La iniciativa form� parte del esfuerzo global liderado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en ingl�s) para cuidar el ambiente y contrarrestar el
calentamiento global. Esa noche, cientos de personas se reunieron adem�s en las escalinatas del Edificio de la Administraci�n para disfrutar de un concierto, iluminado con velas, y reafirmar su compromiso con la protecci�n del
ambiente.
i ? �
esencia en Expocomer
El Canal de Panam� particip� en la feria Expocomer 2011 con dos pabellones. Uno que mostraba los avances del Programa de Ampliaci�n, donde la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla (en la foto), oradora principal de la exposici�n, oper� el simulador de una retroexcavadora, ante la mirada del mandatario paname�o, Ricardo Martinelli, y el administrador del Canal, Alberto Alem�n Zubieta. El otro pabell�n present� a la v�a interoce�nica entre las ventajas de Panam� como centro log�stico y de transporte del continente americano, lo cual ser� potenciado con la expansi�n del Canal, los puertos, el centro de trasbordo a�reo, las telecomunicaciones y el centro financiero y comercial.
"Yo soy aqu�l" que visit� el Canal
T
Con 50 a�os de carrera art�stica, Miguel Rafael Marios S�nchez, mejor conocido como Raphael, lleg� a Panam� para ofrecer uno de sus conciertos. En medio de una apretada agenda de entrevistas y apariciones en los medios de comunicaci�n, el espa�ol pidi� que le hicieran tiempo para visitar la v�a interoce�nica, donde recibi� una detallada explicaci�n
sobre su funcionamiento. El int�rprete de �xitos como "Yo soy aqu�l" y "En carne viva", fue atendido en el Centro de Visitantes de Miraflores por Judith R�os, una de las gu�as del Canal
de Panam�.


MEDIO PAN
Y UN LIBRO
Abril es el mes para celebrar la herencia com�n de nuestra lengua. El idioma que hermana a pueblos y naciones a un lado y otro del Atl�ntico. El idioma que nos trajeron los conquistadores y que aqu� prendi� silvestre acunado por voces de estos rumbos. "Todo est� en la palabra, canta Neruda, una idea entera cambia porque una palabra se traslad� de sitio, o porque otra se sent� como una reinita adentro de una frase que no la esperaba y que la obedeci�". Maravillosa lengua esta en la que hablaron, escribieron y viven Cervantes y Lope de Vega, Manrique, Santa Teresa, Miguel Hern�ndez, Octavio Paz y Jorge Luis Borges. Abril es el mes de la palabra.
Y en ocasi�n tal, El Faro trae a sus p�ginas este texto de Federico Garc�a Lorca en el cual el gran poeta andaluz exalta el libro como valor tangible de la sociedad humana.
Locuci�n de Federico Garc�a Lorca al Pueblo de Fuente de Vaqueros (Granada). Septiembre 1931.
"Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier �ndole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que �l quiere no se encuentren all�. 'Lo que le gustar�a esto a mi hermana, a mi padre', piensa, y no goza ya del espect�culo sino a trav�s de una leve melancol�a. �sta es la melancol�a que yo siento, no por la gente de mi casa, que ser�a peque�o y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasi�n.
Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aqu� honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.
No s�lo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pedir�a un pan; sino que pedir�a medio pan y un libro. Y yo ataco desde aqu� violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones econ�micas sin nombrar jam�s las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien est� que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del esp�ritu humano porque lo contrario es convertirlos en m�quinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organizaci�n social.
Yo tengo mucha m�s l�stima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre f�cilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agon�a porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y �d�nde est�n esos libros?
�Libros! �Libros! Hace aqu� una palabra m�gica que equivale a decir: 'amor, amor', y que deb�an los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras. Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revoluci�n rusa mucho m�s que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y ped�a socorro en carta a su lejana familia, s�lo dec�a: '�Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!'. Ten�a fr�o y no ped�a fuego, ten�a terrible sed y no ped�a agua: ped�a libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del esp�ritu y del coraz�n. Porque la agon�a f�sica, biol�gica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o fr�o, dura poco, muy poco, pero la agon�a del alma insatisfecha dura toda la vida.
Ya ha dicho el gran Men�ndez Pidal, uno de los sabios m�s verdaderos de Europa, que el lema de la Rep�blica debe ser: 'Cultura'. Cultura porque s�lo a trav�s de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz."
26
El Faro


i i�mi^i iii km hifiwiiniH nrr


Conoce el Centro de Visitantes de Miraflores, y disfruta en familia de sus divertidas e interesantes exhibiciones.
Horarios:
Lunes a domingo (incluyendo d�as feriados) Boleter�a de 9:00 a.m. a 4:30 p.m. Sala de exhibici�n, refresquer�a y tienda de recuerdos de 9:00 a.m. a 4:30p.m. Restaurante de 12:00 p.m. a 11:30 p.m. / Cont�ctanos al 276-8325
CANAL DE PANAM�