Alma mater

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Alma mater
Physical Description:
v. : ill. ; 57 cm.
Language:
Spanish
Publisher:
J.C. Fernandez
Place of Publication:
Habana i.e. Havana, Cuba
Publication Date:

Subjects

Genre:
newspaper   ( marcgt )
newspaper   ( sobekcm )
Spatial Coverage:
Cuba -- Habana
Cuba -- Havana

Notes

General Note:
Description based on: Año 6, no. 1 (30 de sept. de 1933).
General Note:
"la voz de los universitarios."

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 20802575
lccn - sn 89048340
issn - 0864-0572
Classification:
lcc - Newspaper 660
System ID:
UF00098943:00098


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

La Editora nuestro credoUn nuevo aniversario. Y, como dira Whitman, nos celebramos, porque esta, nuestra revista es nuestra idea, la de los que fuimos, somos y seremos siempre universitarios cubanos, los que la sentimos dentro, los que la creamos mes a mes con el amor a la juventud que SIEMPRE, SIEMPRE, ha sido gua y empuje para grandes proyectos de la nacin. Nuestras pginas se llenan hoy en la coincidencia de dos celebraciones. Es tambin el aniversario de la ciudad de La Habana, el 495, por eso hay nfasis en lo que a ella atae, a Mella fundar esta revista, a la juventud por la que entreg su valiossima vida de hombre que amaba a la humanidad. Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, (Unin de escritores y artistas de Cuba) nos concedi una entrevista, aqu essitarios. Roberto Pelln, profesor de Mrito del ISA (Instituto Superior de Arte), cont sobre sus vivencias, ancdotas de AM y junto a jvenes como Echeverra y Manolito Carbonell. Traemos adems una simptica vieta de Emilio Roig de Leushenring, publicada en la revista Carteles all por los aos 20 del pasado siglo, de las temperaturas del momenUna nueva seccin se inicia en este nmero: Asimetra. Se trata de un espacio de creacin desde y para los universitarios. Las propuestas de cuentos, poesas y otras La integracin de las universidades e instituciones como Labiofam y su hacer estn en este nmero de aniversario, as como la presencia de William Vivanco en una entrevista. La crnica no se deja extraar y esta vez viene de la mano de Oday Enrquez, entrenada y estrenada en nuestra revista como redactora de prensa y Yuris Nrido, asiduo colaborador, con una entrega sobre la urbanizacin y los equvocos Tambin el Dtodo un poco, en el que hablamos, como casi siempre, de temas serios un poco en broma y de lo que de celebridades de nuestra ciudad de La Habana. Ah!, claro, no poda faltar el comentario sobre deportes, el amigo Joel Garca Len, profesor universitario, periodista y presidente para la prensa escrita en la UPEC, analiza certeramente un 539 de Alma Mater, qu la disfrutes!

PAGE 3

Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Correccin Oday Enrquez Cabrera Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Neida Lis Falcn Costa Director artstico Alejandro Fernndez Pea Diseo y realizacin Alejandro Fernndez Pea Vctor Carralero Snchez Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Transportacin Enrique Garca Hernndez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 noviembre 2014 PortadaALEJ&RO Carralero Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels LA HISTORIA NO CONTADA DE YASMANI TOMS p.30

PAGE 4

Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Correccin Oday Enrquez Cabrera Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Neida Lis Falcn Costa Director artstico Alejandro Fernndez Pea Diseo y realizacin Alejandro Fernndez Pea Vctor Carralero Snchez Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Transportacin Enrique Garca Hernndez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 noviembre 2014 PortadaALEJ&RO Carralero Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels yo quiero ser un eterno acionado p.4Por Neida Lis Falcn Costa de todo un poco p.8 quin le pone el cascabel al ltigo? p.9 poesa p.10 lecturas p.11 voces p.12 ciencia, tecnologa y sociedad p.28sudar la tinta p.32 ASIMETRA p.14Por Daniel Liens Farias CON ALMA MATER EN LA SANGRE p.20Por Neida Lis Falcn CostaDnde est el autista? p.23Por Oday Enrquez CabreraWilliam Vivanco De verdad p.24Por Oday Enrquez CabreraFresco y frescura p.26Por Emilio Roig NUEVA SECCINPARA TI

PAGE 5

la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539u obra, Biografa de un Cimarrn las ms demandadas durante las Ferias Universitarias del Libro y la Literatura. Para el Dr. Miguel Barnet, Premio Nacional de Literatura, y tantas veces laureado dentro y fuera del pas, la preferencia de los jvenes lectores por su texto se convierte en uno de los ms grandes y conmovedores reconocimientos. Sin embargo, al presidente de la Unin de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), an le aguardaba otra sorpresa: Su poema Sean Jvenes inspira una campaa de la Federacin Estudiantil Universitaria (FEU), que ha hecho suyos los versos y se propone multiplicarlos para satisfac cin del poeta, narrador, etnlogo y ensayista. Con el rostro alegre por la iniciativa juvenil convers Barnet con Alma Mater revela desde las miradas de Mart, Che y Lezama la especial sensibilidad del hombre que la habita. Actualmente cules son los vnculos entre la UNEAC y las univer sidades? La UNEAC es una organizacin social, pero en ella est la vanguardia de los artistas e intelectuales ms notables del pas. Muchos han cursado estudios superiores y a partir de ah nuestros vnculos con todas las universidades son muy estrechos. En mi caso, por ejemplo, tengo un ttulo de Dr. en Ciencias Histricas y presido la Fundacin Fernando Ortiz, que est indisolublemente ligada a los departamentos de Historia, Filosofa y Sociologa de la Universidad de La Habana (UH). Nuestra organizacin tambin se relaciona con los centros de estudio superior a travs de proyectos nacionales e internacionales. Entre ellos, los congresos de la Asociacin de Estudios Latinoamericanos que se hacen en distintas partes del mundo. Casi siemPor Neida Lis Falcn Foto: Elio Mirand pre, los que se desarrollan en Estados Unidos, son coordinados por la UH. Varios miembros de la UNEAC impartimos conferencias en centros de educacin superior. De hecho, Abel Prieto y yo hemos disertado sobre los orgenes de la cultura cubana y la poltica cultural en algunas de estas instituciones, tanto en la capital como en otras provincias. En muchos casos es estimulante; en otros nos deja cierta perplejidad. Nos hemos percatado, yo as lo siento, de que la formacin de estudios cubanos es an pobre desde el ngulo humanista. Es vital robustecerla no solo en las facultades de Historia y MIGUEL BARNETYo quiero ser un eterno acionado

PAGE 6

Es fundamental que los alumnos conozcan cmo se form la nacin verdadero del cubano de hoy, por qu somos como somos. En esto los intelectuales y artistas tenemos mucho que aportar. Si bien nuestros vnculos con la universidad son fuertes, deben vigorizarse an ms. La UNEAC tiene el compromiso de mantener una dinmica de intercambio permanente con el estudiantado cubano, sobre todo con los universitarios, porque son el futuro. Qu papel corresponde a las univer sidades en la formacin de estudiantes capaces de contrarrestar los efectos de la seudocultura en la Cuba de hoy? La universidad tiene que ser un verdadero templo de la cultura. Fidel que hay que salvar y si lo dijo as fue porque sin una formacin integral el ser humano queda debilitado. Cuando una persona culta llega a un lugar dentro o fuera de su pas y tiene las referencias, sabe por dnde andar, va con puede integrarse, disfruta mucho ms lo que ve y lo que siente. La cultura nos da informacin, nos estimula y brinda placeres estticos, pero adems de todo eso, nos da seguridad. Esa palabra es muy fuerte pero es as. Es importante leer mucho y de todo, no solo de Geografa e Historia, sino leer a los pensadores, a los antroplogos, a los socilogos, a los escritores. Hay obras literarias que son ms profundas en su calado histrico o historicista que los propios libros de esas asignaturas. Y lo mismo pasa con la Filosofa. La obra de Balzac, de Carpentier o de Garca Mrquez, por ejemplo, nos dice ms de la sociedad francesa, cubana, colombiana y latinoamericana que muchos textos sociolgicos y tratados polticos. Hay valores que son categoras de la inteligencia y se deben salvaguardar: categoras que son de la educacin, del en lo ms profundo de su ser, no puede ser violenta, ni vulgar. Lo bello entonces es una categora fundamental, con sus variantes, con sus multiplicidades. Hay personas que tienen criterios diversos respecto a la belleza, y eso se respeta. No podemos olvidar que todas las categoras estticas son subjetivas. En este sentido, vale reconocer la importancia del programa que llevan adelante la Sociedad Cultural Jos Mart y los Clubes Martianos, porque nuestro Apstol fue un maestro de la educacin, del equilibrio, del respeto. Sufri grandes desgarramientos. Muchas veces recibi como recompensa la indiferencia y la ingratitud de algunas personas. l lo dijo, saba que podra ser as. Sin embargo, muri con un poema de Mallarm en el bolsillo y escribi, con una vibracin sensible extraordinaria, sus ltimas palabras: Hay afectos de tan delicada honesdelicada y honestidad! Ah se qued, mont su caballo y muri por Cuba en Dos Ros. No hay nada ms estimulante que sentirse til, independientemente del cario y el amor que recibamos de otras personas. Y debe ser as para los jvenes. Como deca el mismo Mart: la utilidad de la virtud. Si te sientes til en cualquier tarea, en cualquier misin, te mantienes joven. El que no experimenta esa sensacin envejece, aunque no tenga edad para hacerlo. Esa es otra de las importancias de la universidad. Despus de haber pasado por esas dos escuelas que son la familia y la sociedad, cuando uno recibe un ttulo universitario, no debe dejar el conocimiento colgado en la pared. Debe ejercer y compartir lo que ha aprendido, si no de qu vale la vida. Por eso deca que la cultura es seguridad. Asimilar un hecho cultural, un pensamiento, una historia, es ganar un tesoro que no pesa en el bolsillo y que se lleva siempre. Eso permite vivir con ms felicidad. En ese inters de multiplicar saberes y cultura, msicos, creadores e intelectuales han retomado las giras por centros de Educacin Superior. otras iniciativas podran propiciar el acercamiento entre los jvenes y los mejores exponentes de la cultura nacional? Esa es una de nuestras prioridades: favorecer la promocin e interaccin de los creadores y el pblico joven. La poltica cultural del pas tiene entre sus primeros desafos arrasar cacharrera que hay en los medios y alcanzar un nivel que niegue todos esos subproductos culturales. Pero hay que tomar en cuenta que el ser humano tiene un gusto muy diverso y a m no me gusta hacer tabla rasa de nada. Hay gneros que nacen y mueren como nacieron, y otros que quedan, que permanecen. Yo no estigmatizo nada. Pienso que si determinado gnero est enraizado es porque no hemos podido suplantarlo por otro de ms valor, de ms calidad, de ms altura, que nos lleve a otra dimensin. Hay personas a las que no les gusta la A m, por ejemplo, me gustan las dos se lo debo a mi primera universidad, el hogar. Yo viva muy cerca del teatro Auditrium y fui a los conciertos

PAGE 7

la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539en los aos 50. Iba tambin al ballet sin que nadie me impulsara. Estaba en mi entorno, era un ambiente propio, esa magia. A los jvenes hay que inclinarlos hacia lo mejor del arte y la literatura. Pero no se les puede obligar y decirles: esto a poco en ese gusto. Sin negativas ni imposiciones, porque estas provocan en ellos una reaccin contraria. Yo no quiero hablar de ningn gnero en particular, sabemos cules son los gneros podridos, mancos, los que no llegan siquiera a ser gneros y por eso sucumben al paso del tiempo. En el caso de la literatura, y las letras en general, como mejor se aprende es descubriendo a los autores, sin imposiciones. Aunque no tengas una metodologa, una orientacin; cuando descubres a un autor, no tienes que leerte toda su obra, basta con que leas uno o dos de sus libros y sientes que te llenas de l. Insisto en que la universidad ha de ser un templo de la cultura. Tenemos que aprovechar todos los recursos en esa intencin por su alto contenido educativo, y es urgente, porque aunque duela reconocerlo, predomina lo barato. Eso es triste, pues dentro de lo banal a veces hay cosas que entretienen y pasan sin dejar huella, pero lo barato deja una cicatriz profunda. Y eso est en los medios, est en la calle, lamentablemente. Yo no creo que en nuestra sociedad se hayan perdido los valores esenciales. Este es un pueblo profundo y sentimientos patriticos, responde. Lo que se ha perdido es la urbanidad, aquello de Perdone, pase usted, buenos incluso en lugares pblicos. Cuando uno ve todo eso se pregunta qu pas, cmo es posible despus de tantos Se ha cuidado mucho la formacin poltico-ideolgica, pero la urbanidad, las cuestiones morales y cvicas se han descuidado. El resultado inmediato es la presencia de actitudes que evidencian prdidas de valores ticos, de respeto hacia quien comparte con uno el diario vivir. Si no hay respeto, emergen la violencia y la vulgaridad, dos rasgos muy nocivos para la sociedad y que abundan hoy. Cada da la universidad es ms importante para tratar de encauzar por otros derroteros esta situacin. Es imprescindible, como deca Benito Jurez, el respeto al derecho ajeno para garantizar sosiego, paz en las relaciones de las personas. De lo contrario, aparecen fricciones que terminan en actos violentos. Considera que los jvenes cubanos y en particular los universitarios asumen como suya la salvaguarda de la cultura e identidad nacionales? Qu protagonismo tiene o ha de conquistar la FEU en esa batalla por el alma de la Patria? Yo quisiera que los jvenes de hoy recordaran un poco ms a los que lo fuimos en los aos 50 y ms all, de los que lo fueron en los 40 y en los 30 del pasado siglo. Muchos de a Rafael Trejo, a los mrtires de Humboldt 7, a Jos Antonio Echeverra, y a otros como Frank Pas, el Capitn San Luis, los hermanos Saz. El propio Juan Abrahantes, cuyo nombre lleva hoy el estadio de la Universidad de La Habana, era casi un nio cuando fue a luchar para la Sierra. Y como l, tantos otros. Esto a veces se olvida. Hay quienes hacen una apologa de los aos 50. Hacen una arqueologa edulcorada, matizada de recursos decorativos y balades de esos aos. Pero los 50 fueron glamorosos para los que tenan mucho dinero e iban a hoteles y casinos de lujo. Para los que sufran los efectos del hambre y la discriminacin racial de entonHay que hacer ms pelculas, documentales, libros sobre esa etapa para que los jvenes sean conscientes de todo lo que ha hecho la Revolucin y cunto se hace todava. Ahora hablamos de los Lineamientos y del impulso a la economa, pero tambin de asumir la vida desde posiciones ms abiertas, ms plenas. Toda esa campaa que lleva adelante el Centro Nacional de Educacin Sexual (Cenesex) y Mariela Castro, por el respeto a la diversidad sexual, es tan imporTenemos que vivir en armona excepto con los bandidos y los malhechores. Con todos los dems tenemos y podemos vivir cordialmente. Incluso, con personas que no piensen como nosotros pero que actan con respeto y con decencia hacia nosotros, tenemos que aprender a vivir. Yenis Pea, miembro del secretariado nacional de la FEU muestra a Barnet imgenes de la campaa Sean jvenes.

PAGE 8

La universidad tiene tambin en esto un gran papel y yo respeto mucho a los jvenes. No voy a hacer una apologa absoluta de ellos, ni tampoco de los viejos, porque no me gusta la demagogia. Creo que s debe prevalecer siempre el dilogo entre estas generaciones para que se conozcan mejor. Ese intercambio respetuoso permitir compartir experiencias, mostrar nuestras vidas, las historias de unos y otros, que no han sido siempre fciles, ni campos de rosas, que estn llenas de contradicciones. De de eso se trata tambin: de aprender a vivir con nuestras contradicciones y con las de los dems, sin pretender que tenemos la verdad absoluta. Yo soy incapaz de dar consejo alguno a los jvenes, sera una arrogancia de mi parte, excepto, que podran ser? Ya suman 22 las ediciones del Festival Qu importancia concede usted a un evento de esta naturaleza? Creo que son muy importantes. Les doy mucho valor. Yo mismo fui profesor de los instructores de arte en los inicios de ese programa. Tuve alumnos que hasta me superaban la edad, pero como siempre fui muy estudioso, me form bien para darles Metodologa de la Investigacin Folclrica. Respeto mucho al movimiento y los festodos lo somos. El que se sienta un profesional, que ya lo logr todo, est perdido. Cuando viajo y presento mi pasaporte que dice Escritor, me da vergenza. las universidades lo que nos impulsa a crear poesa, la msica, la pintura, por las artes en general. Entonces, no entiendo al escritor profesional, lo respeto muchsimo, pero no lo entiendo honestamente. He sido profesor en las escuelas de arte, investigador, proSEAN JVENES Sean jvenes pero profundos Sean jvenes pero tiles Sean jvenes pero iconoclastas Sean jvenes pero diferentes Sean jvenes pero inconformes Sean jvenes pero maduros Sean jvenes y no se crean viejos jams Sean jvenes y no dejen que nada los convenza de lo contrario Sean jvenes y hagan hablar a las piedras Sean jvenes y enfrenten a la juvenilia banal, a la medriocridad y al muro sordo del inmovilismo Sean jvenes y aunque un da se vuelvan viejos sepan que solo por la magia del arte nos quedaremos jvenes para siempre aunque nos nazcan luengas barbas o nos quedemos sin un pelo en la cabeza Sean jvenes no como un deber, una consigna o una profesin sino con la voluntad incansable de ser Sean jvenes y dichosos para que como escribiera Lezama Lima podamos contemplar el movimiento como imagen de la eternidad Sean jvenes con la pupila insomne y el prpado abierto Sean jvenes y dejen la apata y la desidia para los que vengan detrs Sean jvenes como el rechinar de la corneta china o el repique de los tambores bat Sean jvenes y no se miren al espejo Sean jvenes como aquellos que asaltaron al cielo para quedarse jvenes eternamente Sean jvenes y sepan que el tiempo pasado no necesariamente fue mejor como escribiera Jorge Manrique a la muerte de su padre Sean jvenes porque ser jvenes es la nica razn de ser Sean jvenes porque sino que otra cosa podran ser. Miguel Barnet

PAGE 9

de todo un poco la voz de los universitarios Por Miriam Anczar Alpzar Foto: ArchivoAlma Mater / noviembre 2014 / No. 539LA HABANA DE MIS AMORES Hablar de todos los hombres y mujeres famosos de La Habana, sera imposible. De una lista interminable solo citar algunos ejemplos. En esta ciudad mgica los hay en todas las esferas de la vida: grandes de la msica, la danza, la plstica, la arquitectura, los patriotas, los estudiantes, los historiadores, los En la msica nombraremos solo dos a Ignacio Cervantes y Leo Brouwer, en literatura a las hermanas Loynaz, Dulce y Flor, en la danza a nuestra Alicia Alonso, de la plstica Portocarrero y Nelson Domnguez, de la arquitectura... pues Joaqun Weis, de los patriotas al Maestro, Jos Mart y por supuesto Varela, Claro tambin en esta lista de los famosos los hay que han alcanzado esta denominacin por otros camiEstos merecen prrafo aparte, porque no fueron ni sus luces, ni sus talentos los que hacen que los recordrelos y su capa suelta al aire, as lo plasm para siempre Villa Sobern en la puerta del templo donde descansan sus restos, es un habanero que hay que nombrar. Ni qu hablar del Chori, su nombre, que le naci en las orquestas de la Playa, que eran famosas en la poca de la primera mitad del pasado siglo, su nombre estaba estampado en cualquier lugar donde se pudiera escribir, recreado por los medios, pas a libros, mire usted como se puede pasar a la posteridad por tantos caminos! Pero hay alguien a quien no podemos dejar de rendir honores merecidsimos en este aniversario 495 de la ciudad de La Habana, a ese historiador que preseran, gracias a su empeo, perseverande las mejores, si no la mejor de las emisoras radiales cubanas, Habana Radio, los derechos de autor de conferencias, libros que son donados para la restauracin, larga vida a Eusebio Leal Spengler, historiador de nuestra Muy ilustre y estbamos en la facultad cuando nos decidimos a conocer a fondo la opinin de la gente sobre un tema que despertaba nuestro inters. Salimos para la calle y empezamos a preguntar. He aqu, en orden, las respuestas que recibimos. Muchacha 1: Yo creo que es una fantasa muy comn, ms en hombres que en mujeres. La mayora de los novios que he tenido me lo han propuesto en varias ocasiones pero nunca lo he aceptado. Siempre quieren que seamos dos muchachas, para as ellos disfrutar de lo lindo. Y por qu no pueden ser dos varones conmigo?, me pregunto. Ah enseguida cambian el tema. Esta es una sociedad muy machista. Muchacho 1: Pues de m que digan lo que quieran: que soy cheo, anticuado. Pero yo no entiendo esos deseos en una mujer, mucho menos en mi novia. O son lesbianas o heterosexuales, pero esa mezcla, no s. De verdad que yo, con mis 26 aos, no entiendo ese tipo de relajo. Las parejas deben ser de dos. O acaso estoy equivocado? Muchacha 2: A m no me gusta la idea de hacerlo con dos hombres. Si lo hago algn da, sera con un hombre y una mujer. Claro, nunca con mi novio. Por ejemplo, yo tengo una pareja de amigos con los que s. l trabaj en una investigacin conmigo y ella pertenece al mismo proyecto que yo; si un da me lo proponen, imagino que aceptar segundo, no me pondra celosa de nadie. De hecho, una vez se lo dije a ese amigo, que es con el que tengo novio, los celos me mataran. Profesora 1: Yo creo que eso est de moda ahora y responde a una

PAGE 10

la voz de los universitarios 9 quin le pone el cascabel al ltigo?Por Nemo Ilustracin: YaimelAlma Mater / noviembre 2014 / No. 539Qu opinas de los tros?situacin social concreta. Los tiempos actuales son muy pasivos y las nuevas generaciones siempre han sido rebeldes. Como no vivimos tiempos de manifestaciones, ni siquiera de salir del closet porque ya todo el mundo sali, es la poca de ser rebeldes en ese espacio que nunca nadie nos podr quitar: la intimidad. Los tros son, en tanto, una expresin de rebelda ntima de una pareja o de un grupo de amigos que quieren rebelarse contra el orden establecido. Muchacha 3: Yo no soy lesbiana. Pero una vez lo hice. Fue algo muy forma inesperada. Mi amiga lo bes a l, l a m y yo a mi amiga. De ah adeuna noche lindsima, espectacular. Muchacho 2: Yo lo hice una vez con un amigo y una jevita ah, que era tremendo can. A los dos nos gustaba, y ella adems era un poco loquita, hay que admitirlo. Nos fuimos para mi casa y estuvimos los tres. Claro, que mi amigo y yo no nos tocamos, nosotros somos hombres a todas. Solamente le dimos placer a ella. Profesor 1: Yo doy clases en la Facultad de Comunicacin y una vez hice una encuesta. Result que la mitad del aula lo deseaba y tres de ellos, ya lo haban hecho. Ninguno se consideraba bisexual; digamos que, en su opinin, era solo algo experimental. Muchacho 3: En Cuba proliferaron los tros, probablemente recibiendo darias como Los Panchos. Entre los ms famosos se ubican el Tro Pensamiento, la ms antigua de las agrupaciones corales yayaberas, dirigido por el maestro Miguel Companioni, y otros como Los Mart, Los Cancilleres, Voces de Oro, Los Titanes, Los Embajadores y el tro Servando Daz, por solo citar algunos. Despus de esta respuesta, que era en realidad la que buscbamos desde un inicio para la tarea de la asignatura Apreciacin musical, desistimos de continuar la encuesta. Con esa imaginacin tan frtil de los cubanos y las cubanas, temimos que, al preguntar por lo cuartetos, terminramos todos protagonizando una ardiente y profana orga.

PAGE 11

poesaIlustracin: Hanna Chomenko GERARDO ALFONSO (La Habana, 1 de noviembre de 1958) Destacado cantautor cubano, integrante de la Nueva Trova de la dcada de los ochense encuentran: Volando hacia la luna (1990), Sbanas blancas (1995), El ilustrado Caballero de Pars (2001) y Momentos (2002). Fue merecedor de la Distincin por la Cultura, la Medalla 23 de agosto, la rplica del machete de Antonio Maceo, el Premio Abril de la UJC y la Casa Editora Abril, entre otros. la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539SBANAS BLANCAS Habana, mi vieja Habana seora de historia de conquistadores y gente con sus religiones, hermosa dama... Habana, si mis ojos te abandonaran... si la vida me desterrara a un rincn de la tierra yo te juro que voy a morirme de amor y de ganas de andar tus calles, tus barrios y tus lugares... Cuatro Caminos, Virgen de Regla, Puerto de mar Lugares, destinos... el largo muro del litoral, el Capitolio y Prado con sus leones, sus visiones Sbanas blancas colgadas en los balcones Sbanas blancas colgadas en los balcones Habana, mi gran Habana Costumbre de darle una vuelta a la ceiba de noche de gente noble... Habana, si mis ojos te abandonaran... si la vida me desterrara a un rincn de la tierra yo te juro que voy a morirme de amor y de ganas de andar tus calles, tus barrios y tus lugares... Virgen del Camino, Nuevo Vedado residencial lugares, destinos... Faro del Morro y la Catedral Barrios pequeos y llenos de tradiciones y emociones... Sbanas blancas colgadas en los balcones Sbanas blancas colgadas en los balcones.

PAGE 12

ALBERT CAMUS (Argelia, 7 de noviembre de 1913-Francia, 4 de enero de desarroll un humanismo fundado en la conciencia del absurdo de la condicin humana. En 1957 recibi el Premio Nobel de Literatura. Destacan en su que hacer las novelas El extranjero (1942) y La peste (1947), las obras de teatro Calgula (1944) y Los justos (1950), adems de los ensayos El mito de Ssifo (1942) y El hombre rebelde (1951).lecturasAlma Mater / noviembre 2014 / No. 539De su ms conocida novela, El extranjero, es este fragmento: Me haba explicado que tena que ir a casa de su ta. Pens que era domingo y me fastidi: no me gusta el domingo. Me di vuelta en la cama, busqu en la almohada el olor a sal que haban dejado all los cabellos de Mara, y dorm hasta las diez. Luego estuve fumando cigarrillos hasta medioda, siempre acostado. No quera almorzar en el restaurante de Celeste como de costumbre, porque indudablemente me hubieran formulado preguntas, cosa que no me gusta. Coc unos huevos y los com solos, sin pan, porque no tena ms y no quera bajar a comprarlo. Despus del almuerzo me aburr un poco y err por el departamento. Resultaba cmodo cuando mam estaba all. Ahora es demasiado grande para m, y he debido trasladar a mi cuarto la mesa del comedor. No vivo ms que en esta habitacin, entre sillas de paja un poco hundidas, el ropero cuyo espejo est amarillento, el tocador y la cama de bronce. El resto est abandonado. Un poco ms tarde, por hacer algo, cog un peridico viejo y lo le. Recort un aviso de las sales Kruschen y lo pegu en un cuaderno viejo donde pongo las cosas que me divierten en los peridicos. Tambin me lav las manos y, para concluir, me asom al balcn. Mi cuarto da sobre la calle principal del barrio. Era una hermosa tarde. Sin embargo, el pavimento estaba grasiento; haba poca gente y apurada. Pas primero una familia que iba de paseo: dos nios de traje marinero, los pantalones sobre las rodillas, un tanto trabados dentro de las ropas rgidas, y una nia con un gran lazo color de rosa y zapatos de charol. Detrs de ellos, una madre enorme vestida de seda castaa, y el padre, un hombrecillo bastante endeble que conoca de vista. Llevaba sombrero de paja, corbata de lazo, y un bastn en la mano. Al verle con su mujer comprend por qu en el barrio se deca de l que era distinguido. Un poco ms tarde pasaron los jvenes del arrabal, de pelo lustroso y corbata roja, chaqueta muy ajustada, bolsillo bordado y zapatos de punta cuadrada. Pens que iban a los cines del centro porque partan muy temprano y se apresuraban a tomar el tranva, riendo estrepitosamente. Despus que ellos pasaron, la calle qued poco a poco desierta. Creo que en todas partes haban comenzado los espectculos. En la calle slo quedaban los tenderos y los gatos. Sobre las higueras que bordeaban la calle el cielo estaba lmpido, pero sin brillo. En la acera de enfrente el cigarrero sac la silla, la instal delante de la puerta, y mont sobre ella, apoyando los dos brazos en el respaldo. Los tranvas, un momento antes cargados de gente, estaban casi vacos. En el cafetn Chez Pierrot, contiguo a la cigarrera, el mozo barra aserrn en el saln desierto. Era realmente domingo. Volv a la silla y la coloqu como la del cigarrero porque me pareci que era ms cmodo. Fum dos cigarrillos, entr a buscar un trozo de chocolate, y volv a la ventana a comerlo. Poco despus el cielo se oscureci y cre que bamos a tener una tormenta de verano. Se despej poco a poco, sin embargo. Pero el paso de las nubes haba dejado en la calle una promesa de lluvia

PAGE 13

vocesPor Jorge Sariol Ilustracin: Yaimel 12Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539a integracin de los centros de educacin superior cubanos anda a todo trapo. La fundamentacin terica de la decisin decisin poltica, sin dudas, asegura que, nica e integrada vieja concepcin desde Bolonia,1 la academia ayudara a un mayor desarrollo econmico social de los territorios, a partir de las poque supone la conjuncin de todas las ciencias, con efecto multiplicador del caudal de conocimientos que se genere y puesto en funcin del desarrollo local. Los conceptos clave son: calidad, sostenible. Pero todos sabemos que no es tan sencillo. La experiencia comenz con las jvenes provincias de Mayabeque, Artemisa y el municipio especial Isla de la Juventud, accin llena de audacia porque han sido territorios sin tradicin universitaria y todo lo que ello supone. Admito que la idea es acertada y solo porfo que debi haber comenzado antes. Soy de la generacin de los institutos superiores, propios de la concepcin sovitica, para nada censurable y adaptada felizmente al UNIVERSIDAD CUBANAPertinencia, pertinencia! pensamiento de la pedagoga cubana, que de Agustn Caballero a Flix Varela y de ah a Jos Mart, tuvo una larga lista de pensadores que pensaron la universidad con concepciones de alto calibre. Solo que la idea se estandariz por todo el territorio nacional y como los doceplantas en los 80 y ahora los bulevares provinciales, en la pretensin ms pompa que progreso real. En la Cuba contempornea hay universidades, incluyendo 123 centros universitarios municipales; la matrcula total preliminar supera los 172 mil estudiantes. Tres cuartas partes, 132 mil estudia en el curso diurno y de ellos, el 40%, disfruta gratuitamente de los Existe un claustro a tiempo completo conformado por 17 mil profesores, de los cuales ms de la tercera parte ostenta las categoras docentes superiores de profesor titular y profesor auxiliar, cerca de la cuarta parte son doctores y la mitad son msteres.

PAGE 14

la voz de los universitarios13Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539 UNIVERSIDAD CUBANAPertinencia, pertinencia!Es decir, tres cuartas partes del claustro son doctores o msteres! Adicionalmen te, existen 5 mil profesores a tiempo parcial. 2 Son datos ofrecidos por autoridades competentes y en verdad resultan impresionantes. Para nada expresan falta de realismo de una isla de apenas 11 millones de habitantes, de condicin econmica precaria y perspectiva de desarrollo remota. Aunque en verdad la educacin superior cubana sea un bien pblico, cuesta dineros, que no alcanzan para mantener residencias, transporte y equipamiento informtico, tres de los ms urgentes reclamos de casi todos los campus. Siendo la institucin supuestamente mejor preparada para gestionar el conocimiento y aplicarlo en la solucin de necesidades sociales, culturales, econmicas y ambientales, la cuestin sigue siendo, en teora, la pertinencia. Para qu habr de servir la academia? En la proyectada integracin hay verdades defendibles: mejor aproveen el uso de las aulas, los laboratorios y la residencia estudiantil. Hay postulados estudios, para responder mejor a las exigencias profesionales del entorno y a las propias problemticas del proceso docente educativo. Y los hay que costar lo suyo demostrarlos: podr facilitar la relacin con el gobierno, los organismos y las entidades provinciales, que permita abordar ms integralmente los problemas del desarrollo local, regional y nacional. Eso pudo haberlo logrado la universidad integrada o (sper) especializada, llmense institutos superiores, centros universitarios, sedes o aulas cautivas.3 No se trata de la preparacin de sus estudiantes o de la dispersin-concentracin de recursos y la verticalidad de sus fundamentos. No es la casa de altos estudios quien instrumenta decisiones ni voluntades polticas locales. Un viejo proverbio advierte que no hay buen viento para quien no sabe a dnde va. La generacin de nuevos conocimientos y la gestin de conectarlos con la sociedad es uno de los pilares principales del cumplimento de la misin social de la enseanza superior. Y si a pesar de ello, una universidad crea y desarrolla un potente participar de su produccin ni de sus y cosmecuticos una facultad ensaya nuevas materias primas, pero normas, resoluciones y decretosleyes vigentes impiden su gestin, no habr universidad pertinente, con posible, ni participacin en desarrollo sostenible alguno.1. Bolonia: universidad italiana fundada Mater Studiorum, es la ms antigua del mundo occidental. Sus estatutos datan de 1317. Desde el siglo XIV, a las escuelas de juristas se suman las de los llamados artistas, los estudiosos de la medicina, lgica, la retrica y la gramtica. 2. Declaraciones del Dr. Rodolfo Alarcn, ministro de Educacin Superior. http://www. cubadebate.cu/especiales/2014/09/11/ la-universidad-cubana-es-un-bien-publicosocial-de-calidad/ 3. Aulas cautivas: denominacin dada a la experiencia desarrollada en algunas empresas mineras de Moa, que asuman en sus propios predios, en la concreta productiva,la responsabilidad de ayudar a formar estudiantes del ISMN, con la esperanza varias veces fallidas de que luego, en la reparticin de graduados, algunos se quedaran laborando all.

PAGE 15

la voz de los universitarios la voz de los universitarios La Revista Alma Mater convoca a todos los estudiantes universitarios del pas a enviar trabajos para ser publicados en su nueva seccin: Asimetras, que comenzar a circular a partir del mes de noviembre del presente curso. Ser un espacio para que todos aquellos que cultiven la literatura en cualquiera de sus gneros puedan publicar sus trabajos en la revista de los universitarios cubanos. Tambin sern recibidos ensayos cortos que aborden el tema literario en general. La muestra no deber superar las 100 lneas de Word (no podr exceder las 100 lneas). En el caso de las novelas u obras de teatro pueden enviarse fragmentos representativos de la obra siempre y cuando no excedan estos parmetros. Debe incluirse adems un breve currculum que enfatice aspectos literarios y aclare ao de estudio, carrera y universidad. Los trabajos sern evaluados por el Consejo Editorial de la revista y por escritores para decidir la pertinencia de su publicacin, en aras de garantizar la calidad literaria y el espritu de vanguardia artstica de los universitarios cubanos. Para ms informacin contactar a Antonio Herrada Hidalgo. Coordinador de Asimetras. antonio.herrada@geo.uh.cuAlma Mater / noviembre 2014 / No. 539Ilustracin: Carralero

PAGE 16

DANIEL LIENS FARIAS (Santiago de Cuba, 25 de noviembre de 1989) Poeta, editor y corrector. Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente en 2013. Ha merecido, entre otros, los premios de poesa Luisa Prez de Zambrana (2007) y Juegos Florales (2008). Textos suyos aparecen publicados en boletines, revistas, sitios webs y en el plaquette Otros aprenden a morir (Coleccin Tbanos Fieros, Ediciones Puentes-UO, 2012). Pertenece al taller literario Aula de Poesa y a la Asociacin Hermanos Saz. la voz de los universitarios15Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539

PAGE 17

la voz de los universitarios la voz de los universitarios16Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539 COMPLICID AD DE LA T ARDEEl cielo se ha teido de sangre. A travs del recuadro luminoso una lengua de asfalto lame el torso de los autos. Alguien duerme sobre la va del tren le enfundan una navaja en el bolsillo izquierdo del pecho o como un reloj se detiene. Lo difcil es renunciar a soar. La vida es la nica competencia donde no importa la meta. Un da cualquiera asmate a la ventana observa la cada del sol te parecer hermosa.

PAGE 18

No estar, dejarse ir nio que no cabalga la ola permanece en la playa y recuerda: De una esquina a otra, pap golpea a mam sangre hacia el suelo con una botella de vino espuma hacia la arena golpea en la cabeza mam grita golpea con puos y pies en espalda y vientre. Como un ltigo atraviesa la casa hacia los ojos de mi hermano sin pasado ni futuro y las paredes y el techo se van haciendo pequeos mientras nos abandona. Mi padre tuvo siete hijos y a todos hizo lo mismo cuando se cans de contar nos ech a un lado. La verdad es que fue bastante daino lo que le pareca mal lo solucionaba a su modo.DEFECT OS DE F BRICA Mi hermano juega, pero no es feliz su recuerdo es pequeo, no as mi recuerdo el da que pap muri, l llor y yo re y mam me peg porque algo dentro de ella tambin haba muerto pero no fue la dcima parte de como lo haca pap por eso re y ni las paredes ni el techo se hicieron pequeos. No estar no quiero para mam, y mi hermano que graba sus sueos junto al sepulcro de su padre, que tambin es mo, aunque no quiera, que se olvid de crecer y tuve que crecer por ambos. No s si sobrevendremos esta cuaresma en que, como las velas, mam tiembla y se apaga cada vez ms a la sombra de una imagen dolo(ro)sa. La muerte de pap fue oportuna me hizo mirar al sol. l tuvo buenas ideas y mtodos terribles era como esos equipos de marca con defectos de fbrica.

PAGE 19

fotorreportajeFotos: Frank Baltodano la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539La Habana de BaltodanoGraduado del Instituto Superior de Diseo (ISDi) en 2010. Miembro del Laboratorio Artstico de San Agustn (LASA) de 2008 a 2011. Colaborador como ilustrador en la revista cultural La Jiribilla. Graduado en 2012 del curso Fotgrafo de cine y audiovisuales del ICAIC. Su obra est presente en publicaciones de la dad y la Federacin Filatlica Cubana, entre otras.

PAGE 20

la voz de los universitarios19Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539

PAGE 21

la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539onversar con el profesor Roberto Pelln Montalvo es recibir una dosis extra del entusiasmo que, como l mismo asegura, permite mantener sin arrugas el corazn. A sus 86 aos, este hombre vital y profundo, que por ms de medio siglo se ha consagrado a la labor pedaggica, insiste en el hacer gozoso que nos da la felicidad. Por eso cada da va hasta el Instituto Superior de Arte (ISA) para trasladar all, a estudiantes y profesores, sus conocimientos de Filosofa. Les ofrece tambin una permanente leccin de valores, de tica personal y profesional que lo hicieron merecedor del ttulo de Profesor de Mrito de la prestigiosa institucin de enseanza artstica. Muchas historias podra contar el Dr. Pelln: de cuando sus nimos fundacionales acompaaron el nacimiento de la Escuela para Instructores de Arte, de la Escuela Nacional de Arte y del propio ISA. De cmo abandon la carrera de abogado para adentrase en las lides del magisterio y la Filosofa. De sus prcticas de Thai Chi porque la vida empieza y termina con un soplo de aire y hay que saber respirar para estar saludables. Hasta de una reciente demostracin de baile que Por Neida Lis Falcn Fotos: Cortesa del entrevistado dej boquiabiertos a sus alumnos, al verlo ejecutar los pasos del Tap, con Sin embargo, su memoria desafa al tiempo para posarse en los aos juveniles en la Universidad de La Habana. Yo haba matriculado en 1948 en la Escuela de Derecho dice Pelln. ganizaciones, entre ellas el Partido siempre con el inters de aportar a la lucha contra las injusticias que se cometan en el pas. Pero fue en la Federacin Estudiantil Universitaria (FEU) y en el Directorio Revoluciona-

PAGE 22

rio 13 de Marzo, al que me un posteriormente, donde tuve una participacin ms activa. No tena cargos. Era simplemente un estudiante ms, convencido de que las cosas tenan que cambiar para Cuba. Cuando se produce el golpe militar del 10 de marzo de 1952 dirigido por Fulgencio Batista, acudimos de inmediato al llamado de la FEU para enfrentarlo, recuerda Pelln. Centenares de alumnos y trabajadores se concentraron en la Universidad. Se instalaron micrfonos para condenar aquella ignominia. En el Rectorado colocaron una bandera cubana con un crespn de luto y en la escalinata, una enorme tela que deca: La Universidad ni se rinde, ni se vende. Los dirigentes de la FEU fueron de que, si se iba a organizar la resistencia, se le entregaran las armas a los estudiantes. En la Universidad, esperaron las armas prometidas por Pro: Nunca llegaron. Al rememorar tamaa traicin, no puede disimular los vestigios del dolor. Poco despus, se produce la primera accin brutal contra los estudiantes universitarios, tras el golpe de estado encabezado por Batista: El 4 de mayo de 1952, el programa radial Universidad del Aire, dirigido por Jorge Maach, fue interrumpido por un grupo del Partido Accin Unitaria (PAU), el del tirano, y de elementos del Servicio de Inteligencia Militar (SIM). Al igual que muchos estudiantes de la Colina, y como cada domingo, yo me encontraba presente en la transmisin del programa que centro (Hoy ICRT). Las fuerzas batistianas queran impedir la realizacin del programa pues en este se hablaba con sentido patritico y los universitarios al intervenir emitamos nuestras ideas revolucionarias. De pronto, los militares irrumpen violentamente en el local y comienzan a repartir golpes entre el pblico. Muchas personas fueron atropelladas y lesionadas. Los entonces estudiantes Armando Hart y Faustino Prez fueron brutalmente golpeados, tambin recibieron lesiones otros jvenes universitarios, entre ellos Andrs Silva y yo. Al evocar los trajines de aquellos tiempos, el rostro de Pelln se ilumina. Una de mis misiones era la de nuclear jvenes para la lucha contra la tirana de Batista, en la Escuela de Derecho. Esto lo haca bajo la direccin de Andrs (Cheo) Silva y Orlando Prez, dos compaeros muy valientes, inolvidables. Tambin estuve en los primeros entrenamientos de armas en la Universidad, que se hacan en el Saln de los Mrtires y otros locales. Eran prcticas de tiro en seco, o sea sin balas, con los que aprendamos a manejar las armas y a ganar puntera. Fueron momentos de mucha efervescencia y protagonismo de la vanguardia juvenil revolucionaria. Esa vorgine absorbi por completo al entonces universitario Roberto Pelln. Particip activamente en las manifestaciones estudiantiles y en los actos de repulsa contra la tirana de Batista. Recuerdo de manera especial la conocida como entierro simblico de la Constitucin de 1940; la Marcha de las Antorchas, el 28 de enero de 1953, para rendir tributo a Mart en su centenario y la protesta estudiantil, cuando el busto de Mella fue profanado, manchado con chapapote negro. Asist a otras manifestaciones como las del 30 de septiembre en recordacin de Rafael Trejo, las del 27 de noviembre en homenaje a los estudiantes de Medicina fusilados en 1879 y el 8 de mayo en conmemoracin de la cada de Antonio Guiteras y Carlos Aponte. Paralelamente realizaba acciones de sabotaje y propaganda contra la tirana y otras

PAGE 23

la voz de los universitarios la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539actividades propias de la lucha clandestina. Pelln como cualquier joven revolucionario de entonces tuvo que enfrentar la persecucin de la polica batistiana: En una ocasin fui detenido en el Bur de Investigaciones junto al compaero Octavio Lamar. Y en otra, el compaero Andrs Silva y yo fuimos acusados por conspirar contra Batista, ante el Tribunal de Urgencia, en la causa 997-56. Los riesgos eran inevitables, pero las manifestaciones estudiantiles en esa etapa tuvieron un valor fundamental: Fueron la chispa que fortaleci al movimiento revolucionario, con sus actos de calle, conmoviendo la conciencia del pueblo. Y al frente de ellas iba Jos Antonio Echeverra, un hombre de destaca Pelln. ALMA MATER CIAL EN LA MEMORIA Tengo sobre todo dos recuerdos muy fuertes relacionados con el peridico Alma Mater en su etapa clandestina, cuando era su director Manolito Carbonell, un revolucionario de verdad, un patriota, cuenta Pelln mientras las remembranzas parecen tocar ms hondo su sensibilidad. que se transmita por radio el programa La Universidad del Aire, Andrs Silva y Radiocentro vendiendo el peridico Alma Mater. Sin que lo notramos, lleg un carro del SIM de la tirana, del cual se bajaron hombres armados con ametralladoras. Como nos sorprendieron con los peridicos en las manos, nos empujaron y apuntaron con las armas. Decan que estbamos detenidos y que tenamos que acompaarlos. Fue ah que apareci Jos Antonio con otros estudiantes y nos dijo: Ustedes se dejan detener por esos tipos que son unos traidores, unos cobardes?. Y de inmediato, nos orden: Vengan conmigo. Silva y yo lo seguimos. Los miembros del SIM, desconcertados se fueron, llevndose tan solo los peridicos. As era de valiente Jos Antonio!. Y en este punto, al profesor Roberto Pelln, el hombre casi nonagenario que ha merecido honores, medallas y distinciones de todo tipo, por una vida de servicio y utilidad virtuosa, se le quiebra la voz. Una vivencia dolorosa y bella a la vez le atrapa el recuerdo: En 1953 fui detenido por la Polica en la esquina de J y 23, en el Vedado, solo porque estaba vendiendo el peridico Alma Mater. Me condujeron a la Novena Estacin. All fui golpeado y vejado por el Teniente Coronel de la dictadura Martn Prez, al extremo de hacerme tragar unas hojas del peridico a fuerza de golpes y patadas Ya en libertad, mientras conversaba un da con Manolito Carbonell, este se me queda mirando y dice con su caracterstico sentido del humor: Ahora llevas a Alma Mater en la sangre. Y tena razn. Frente a la Fragua Martiana, en el entierro simblico de la Constitucin de 1940, organizado por la FEU el 6 de abril de 1952.

PAGE 24

la voz de los universitarios23Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539 Luego de despedir a una amiga, entre tristes y felices, mi novio y yo decidimos disfrutar del placentero aire puro y del tradicionalsimo muro del Malecn. Sentados ya mirbamos lo tpico de esta zona habanera. Los pescadores ocupaban sus lugares estratgicos. Me sorprendi que ya no se pesca solo con el anzuelo. Algunos sarta con pepinos de agua de dos litros Verdad que el cubano es creativo! Estbamos seducidos por las tranquilas olas en esa noche que llegaba y se anunciaba despejada. Buen ejercicio que hoy alumbran esa parte del litoral casi poda verse el fondo marino desde el muro. Se escuch el caonazo y ms de uno(a) salt sorprendido. Los vendedores aderezaban el ambiente con sus pregolos trovadores que, guitarra en mano, hacen performticos Todo apostaba porque fuera una velada tranquila, de esas que se necesitan. Pero cul no sera mi sorpresa y la de muchos estoy segura al escuchar y luego ver en el diente de perro enormes ratas que husmeaban por los arrecifes buscando comida entre los restos y desperdicios arrojados a esta parte de la ciudad?Dnde est el autista?Por Oday Enrquez Cabrera Ilustracin: ALEJ&RO Como Pedro por su casa se les vea muy ajetreadas, de aqu para all y ms de una se las dio de nadadora para cruzar de un extremo a otro de las piedras. En principio nos dio risa, luego se volvi mueca. Hasta qu punto de negligencia y suciedad hemos llegado que, incluso en la orilla del mar existen criaderos de estos animales? En la historia de la humanidad, las ratas son consideradas responsables de la peste negra que durante la Edad Media mat a miles de personas. Hoy se sabe que pueden transmitir ms de 70 enfermedades, desde la peste bubnica al tifus y el hantavirus. Algunos pensarn que exagero, no saben que el peligro es inminente. No se trata solo de la posibilidad de que uno de estos roedores muerda a un humano. Las vas de transmisin de las enfermedades van desde la propagacin de pulgas, animales apenas perceptibles que portan las mismas infecciones, hasta la orina de rata, que transmite la conocida leptospirosis. Hasta qu punto es conocimiento de las instancias encargadas de la higiene y la salud en este municipio? Incluso pensando en la imagen que ofrecemos al turismo. El cuadro es preocupante. frecuentes, pensemos en las consecuencias que trae ser negligentes y arrojar basura al suelo, peor an, en este espacio. Cuidemos la naturaleza, la vida humana, el entorno social de esta ciudad, capital de todos los cubanos, y tal vez

PAGE 25

la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539Por Dainerys Mesa Padrn Fotos: Cortesa del entrevistadoWILLIAM VIVANCOde VER DAD Lo tengo t pensao, como la cancin, es el nombre del ltimo documental de Lupe una gira promocional de William Vivanco en el ao 2010. En 54 minutos la realizadora propone un producto creativo rtmico, en el que no solo seducen las melodas del cantautor, sino revelaciones de su vida, contadas en su propia voz.

PAGE 26

de testimonio al convertirse en una indiscutible muestra del impacto del arte musical de Vivanco entre los mercadotecnia, al mostramos tal y cual es a uno de los pilares decisivos en la evolucin de la msica cubana As se nos descubre un hombre esquivo, pero carismtico. Santiaguero que aora su ciudad natal, sin desprenderse del agradecimiento a una Habana que lo acogi cuando solo llevaba msica en las maletas. Con respecto a la banda sonora, para cada provincia Alfonso seleccion un tema que adereza la historia, hilvanada mediante un elocuente off. este periplo se pliega o expande segn los lugares y las canciones. Por eso el pblico no dejar de estremecerse al ver la secuencia de Santa Clara, con el inolvidable Azucenas, girasoles, promocionado con Interactivo. Como la poesa ms lograda por Vivanco en sus composiciones, Lupe nos retrata una sociedad pintoresca, una juventud espontnea, entregada al pegajoso ritmo del Piln, del Cimaa la edicin que no decaiga el ritmo. A modo de video clip este viaje nos seduce hasta formar parte de l. Nos sentimos universitarios, instruc tores de arte, familiares o amigos del cantante, mientras no dejamos de uno, como la otra, lo tenan t pensao. WILLIAM VIVANCOde VER DAD a msica de William Vivanco no requiere ni presentaciones, ni despedidas. De la complicidad que proyectan sus sonidos y su imagen resulta todo un espectculo. Esto no escap de la realizadora audiovisual Lupe Alfonso, quien advirti en ese hbrido un motivo especial para otro proyecto. Tres aos marcaron entonces el cuerpo de un documental hecho, como decimos en buen cubano (y bien lo cantara Vivanco), con sangre, sudor y lgrimas. Trabajar con escasos recursos lacera siempre la prontitud del trabajo. Las carencias marcaron el desarrollo de este material: usamos solo una cmara, un saba el tiempo y no terminbamos. Pero parti Lupe tras la premier en distintos centros culturales del pas. Lo tengo topensao es el nombre del primer disco del cantautor, de su gira promocional (febrero de 2010) y por acierto sin la menor redundancia del audiovisual. presentaciones, as como la evidente limitacin de recursos (boom, luces, ccarcter intimista y una naturalidad que grado con tanta certeza. El dueto entre la improvisacin de las presentaciones y la excelente posproduccin, apuestan por un estilo de cine contemporneo y coherente con nuestra realidad. Gracias a una fotografa instintiva, desde los planos generales hasta los primersimos, se dibuja el rostro de cada palabra cantada. Tanto los paisajes rurales como los citadinos, los parques y los monumentos nos contextualizan, cada vez, en una regin diferente de Cuba. Tambin los dos extremos del artista: la timidez y su soltura en los escenarios, estn ah, en la pantalla. En contra de todas las presunciones, y gracias a la agudeza de quien operara la lente y la perspicacia de la directora, disfrutamos de un hombre verstil, que no se permite cohibir la autenticidad. Lo resalta el investigador Guille Vilar, comunicativo alcanza la categora Hasta el momento, el documental ha sido proyectado en distintos espacios culturales como el Pabelln Cuba, la Fbrica de Arte, El Mejunje, entre otros.En una de sus realizaciones anteriores, Havana Glue, Lupe Alfonso tambin us msica de William Vivanco.

PAGE 27

26Alma Mater / febrero 2014 / No. 531 26la voz de los universitarios Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539San Diego, Madruga, Santa Mara del Rosario, Cojimar, Mariano, Varadero, son los lugares ms concurridos. Pero a ninguno de estos sitios acude nunca el obrero: que l, todo el ao, toda la vida debe consagrarla al trabajo, al intenso bregar. Bueno sera que del mismo modo que existen entre nosotros, como leyes obligatorias, el cierre a las seis y el descanso dominical, existiese tambin una ley general de veraneo. El descanso es tan necesario al hombre como el trabajo. Y en Cuba solo descansan los brujas soperas o los chiquitos de casa rica. De ah que el veranear sea un lujo que muy pocos, unos cuantos escogidos, pueden permitirse. Todo ello es residuo de la psima, detestable educacin colonial. Nos acostumbraron a trabajar desde por la maana hasta altas horas de la noche, como bestias de carga, inconscientes y sufridas. Poco a poco hemos ido rompiendo con estos hbitos funestos, no sin or las protestas, torpes y necias, de de la Plaza de Armas reside un Capitn General. Y es curioso que la Intervencin y la Repblica ateas hayan sido las que convirtieran en ley del Estado el el Catecismo cuando aqu gobernaba felices tiempos S. M. Catlica. En Inglaterra y en los Estados Unidos, descansan y veranean los ricos y los pobres. Y no puede tacharse a esos pueblos de poco trabajador es ni laboriosos. Por qu nosotros no hemos de procurar hacer lo mismo? Debe facilitarse la comunicacin entre La Habana y las poblaciones inmediatas, procurar las particulares existan, debidamente organizadas, vacaciones de verano; hacer que el obrero tenga, cerca de la capital, por mdico precio, sitios donde la vida, durante el esto, sea cmoda, Lasciate ogni speranza voi che. En efecto; rome yo de los sufrimientos y dolores que padecen los sbditos de Pedro Botero. Somos nosotros, los mseros mortales que nos vemos obligados a permanecer en La Habana durante el esto, los que debemos renunciar para siempre a la esperanza. Y, sin embargo, observando el espec tculo realmente curioso e inexplicable que en verano ofrece nuestra capital, parte de los habaneros les agrada el calor, pues, en vez de pasarse, terminado el trabajo del da, las horas de la tarde y de la noche al aire libre, se encierran en sus viviendas, esas tpicas casas que tanto abundan en esta ciudad: pequeas, estrechas, ahogadas e insalubres. Tan solo una o dos veces a la semana, el sbado y el domingo, abandonan sus moradas, para dar entonces, algunos, dos o tres vueltas por el Prado achicharrarse un par de horas en esos verdaderos hornos que han dado en llamar teatros y cines. A qu se debe esto? A que La Habana es todava una aldea grande. Sus habitantes hacen vida de labriegos; se recogen temprano: a las once de la noche solo quedan en la calle los trasnochadores empedernidos; a toque de campana, como rebao los rigores de la estacin, antes que cambiar su norma de vida, montona, metdica y rutinaria. Aunque el veranear es para nosotros una imperiosa necesidad, no se ha convertido an en costumbre. Al extranjero solo emigran las familias pudientes o los afortunados que viajan a costa del Estado. A nuestras playas y pueblos del interior van muy pocos temporadistas. sin embargo, observando el espectculo realmente curioso e inexplicable que en verano ofrece nuestra capital, he parte de los habaneros les agrada el calor. Escribo con permiso de Uds. table, desesperante, el calor que reiciudad de La Habana. Simum del Sahara, lava ardiente del Vesubio, el Etna, el Cotopaxi, el Kamchatka, fuego de Sodoma y Gomorra, benditos seis! sino en lo ms alto de la Farola del Morro, donde deba grabarse aquella pavorosa inscripcin de que nos habla el Dante en su poema inmortal.

PAGE 28

la voz de los universitarios27Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537saludable; necesitamos grandes parques, paseos y jardines. Permanecer en La Habana durante los meses de verano es uno de los ms atroces suplicios que puede sufrir el hombre en la tierra. Los das se deslizan lentos, montonos, aburridos, encuentran cerrados, y aquellos que permanecen abiertos, nos obsequian con pelculas de largo metraje, capaces de poner, por lo sangrientas, los pelos de punta al ms empedernido criminal. Se levanta uno todas las maanas casi siempre al acostarse no ha podido encontrar todava una respuesta satisfactoria. Despus del indispensable y delicioso bao matutino, nos lanzamos, bajo un sol de fuego, a la calle. Pero, a dngimos no hay otro sitio a la Playa de Marianao; y all, al fresco, arrullados por el murmullo de las ondas, entretenidos con la charla de encantadoras muchachas, se olvida uno durante dos o tres horas, que vive bajo el reinado de la cancula. Pero llega la tarde. En vano se recorren Prado y Malecn nuestros nicos paseos. Ni un alma. Nos sentamos en la tentativa de parque del Malecn. Ya que no otra cosa, siquiera hay fresco. Dos o tres extranjeros hablan ruidosamente en jerga ininteligible: son alemanes. Una seora, joven y hermosa, acompaada de una nia y una criada, pone, con su traje de colores llamativos y su original sombrero napolenico, una pincelada fuerte, rara, impresionista, en aquel cuadro de pesados tonos. De un automvil se bajan discutiendo acaloradamente, varios polticos; el sol, rojo, como una bola de fuego, se va sepultando lentamente, all en el horizonte. Por la noche, volvemos a recorrer sentamos en el Inglaterra. Damos ms tarde una vuelta en automvil por los nuevos repartos. Los sbados, la moda y el calor nos llevan a la Playa de Marianao. Entramos en el muelle del Yacht Club. Aristocrticas damas y correctos caballeros vestidos de blanco discurren por doquier, amables y sonrientes las unas, galantes y conquistadores los otros. De un grupo nos llama una encantadora chiquilla de ojos picarescos, enigmticos y provocativos, y con ella nos enfrascamos en charla deliciosa, mientras una banda militar deja or alegres melodas y piezas bailables. Es el verano, el tema principal de nuestra conversacin. No me explico, dgole yo a mi bella compaera, cmo hay pueblos que adoran al Sol. Solo debe rendirse culto al Agua. Gracias a ella podemos vivir muriendo durante el esto. Ella nos consuela, nos conforta, nos da la vida, nos salva. Bendita sea! Y pensar que en muchos pases apenas se conoce el bao! Todava en cierto pueblo europeo existe como nico sistema higinico el zahumerio. Y en esa misma nacin vi la luz, hace poco, una novela que lleva por ttulo: El demonio de la voluptuosidad. Ese demonio que provoca el asombro, las murmuraciones y las iras de toda una poblacin, no es otro que un cuarto de bao que en su casa tiene una mujer, cuidadosa de su cuerpo y de su belleza. En Cuba, antes de la Primera Intervencin, era largo y penoso el procedimiento hidroterpico que tenamos. En medio del cuarto, se colocaba una baera de latn que a cubos van llenando los criados. Despus, era indispensable templar el agua. Todo esto, como se comprende, solo poda hacerse una o dos veces a la semana. Hoy, aunque existen an personas que llegan en su sibaritismo a tener la biblioteca en el bao... porque no utilizan ste, no puede negarse que La Habana es una de las poblaciones ms limpias del mundo. No hay casa que no tenga su ducha, y es la ducha el invento del siglo. Lo que parece increble es que no se haya generalizado ya entre nuestras damas, la costumbre de baarse en la playa. Eso estara mal visto, nos dice nuestra linda amiga. Por qu?,le contestamos. No es ms encubridor un traje de bao que muchos de esos trajes areos, vaporosos, ms que traslcidos, transparentes, que para suplicio y condenacin de los hombres ha impuesto esa moderna serpiente infernal que se llama La Moda?... Los rayos del sol, no son siempre otros tenemos que ver, impasibles, tantas cosas! . Y no es solo el calor, entonces, lo que nos ahoga, nos Acudan, pues, Uds. sin temor a la playa. Entrguense a la caricia verte, lo nico que har es lamentar no ser agua. y que en mis olas, que en mis olas vinieras a baarte, para poder, como lo sueo a solas, al mismo tiempo por doquier besarte. (Artculo de costumbres tomado de Carteles, 5 de julio 1925) Emilio Roig de Leuchsenring Historiador de la Ciudad desde 1935 hasta su deceso en 1964.

PAGE 29

la voz de los universitarios Por Jorge Sariol Ilustracin Carralerociencia, tecnologa y sociedad + que un juego de palabrasAlma Mater / noviembre 2014 / No. 539a tierra necesita de nitrgeno, fsforo y potasio, tres elementos imprescindibles para la fertilidad, la produccin y el rendimiento en la agricultura. A su vez, el aumento de la poblacin mundial urge de alimentos de forma extendida y en la sucesin causa y efecto, dos aspec tos cobran particular relevancia: por un lado el manejo de la produccin agrcola a gran escala, con el empleo de plaguicidas cada vez ms potentes y por otro la necesidad de gestionar con sentido ecolgico toda la cadena alimentaria. En el juego dos tendencias entran en pugna: la ya posesionada industria agroqumica y la pujante concepcin del desarrollo de bioproductos. La primera lidera los mercados, ha estandarizado las tecnologas y sobre todo ha creado una cultura ensamblada en la rapidez de los resultados, aunque con ello la tierra se agote, los ecosistemas se invaliden y los mismos engendros industriales constituyan riesgos y hayan sido, de hecho, orgenes de desastres. La creacin, desarrollo, produccin y uso de bioproductos enfrenta un dilema difcil de resolver: necesitan manejar con concepciones sociotec nolgicas, las contradicciones con los agroqumicos, agudizadas cuando se establecen comparaciones a partir de iguales paradigmas. El primer presupuesto es no considerarlos sustitutos de los agroqumicos, sino como una opcin. A juicio de los defensores de los bioproductos destinados a la agricultura, los qumicos se aplican, mientras que los biolgicos se gestionan, a partir de estudios complejos y diferenciados en el terreno. Esto los hace todava poco competitivos, porque no actan con la misma rapidez que los agroqumicos. BIOPRODUCTOS VS AGROQUMICOS

PAGE 30

la voz de los universitarios29 + que un juego de palabras Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539 1. Doctora en Ciencias Biolgicas, profesora de la Universidad de La Habana y especialista en Microbiologa aplicada al desarrollo de tecnologas para la produc cin de microorganismos para el control biolgico de plagas.Miembro del Comit de Expertos del PNCT Biotecnologa Agrcola y el PR de Control Biolgico. Labora en el grupo empresarial LABIOFAM. Al precisar de ms operaciones en su tecnologa procesos fermentativos, de concentracin, de secado y de formulacin, los costos del ms del mercadeo. UNO EN TRES Tres tipos de bioproductos fundamentales pueden emplearse en la agricultura: los biofertilizantes, destinados a la preparacin de suelos y capaces de movilizar los tres elementos bsicos nitrgeno, fsforo y potasio, mediante el empleo de microorganismos. Le siguen los bioestimulantes, para el fortalecimiento los bioplaguicidas, encargados del control de plagas y enfermedades. En su gestin no producen residuos qumico-txicos en las cosechas y por consiguiente no contaminan los alimentos para consumo humano y animal. Mantienen su actividad en el campo por tiempos determinados, lo que implica no tener que aplicarlo de forma consecutiva. Favorecen el restablecimiento de la entomofauna bilidades de aparicin de resistencia de las plagas, un mal producido con frecuencia por los agroqumicos, convertido en ciclo interminable cada vez ms agresivo. Las aplicaciones de los qumicos se producen, muchas veces, ante la urgencia de una plaga; los biolgicos, en cambio se administran en ndices ms bajos. A pesar de usarse con amplias miras desde los aos sesenta, buena parte de los dispositivos artefactuales para manejar los bioproductos son prototipos realizados por encargo, lo que obliga a que un gran porciento de productores desarrollen las acciones en forma artesanal. Aun cuando gran medida, la mano humana sigue siendo la protagonista de la historia. Tal vez dos aspectos tengan en ascuas a la humanidad, ya acostumbrada No pocos detractores esgrimen el hecho de que siendo productos que utilizan organismos vivos empleados en procesos a largo plazo, un error en el manejo de estas tcnicasdonde quiera hay margen al error!, pudieran acarrear desastres solo resueltos a muy largo plazo. Orietta Fernndez-Larrea Vega,1 investigadora cubana, autora de estudios sobre control microbiolgico de plagas y defensora de los bioproductos es categrica en sus consideraciones. Es cierto que se emplean organismos vivos, pero estos se obtienen de la propia diversidad biolgica y son devueltos a mayor concentracin, despus de reproducirlos por diferentes mtodos. naturaleza, y esto es fcil de comprobar, cuando tiempo despus de aplicados, se monitorean y nunca estn por encima de las concentraciones de las que, habitualmente, aparecen en la naturaleza; adems la mayora viven en un hospedante, que es la plaga, y cuando esta baja, disminuye la concentracin del entomopatgeno, de modo que la mantiene bajo control, porque si sube y persiste, casi siempre en el suelo, vuelven a activarse y as se mantiene un equilibrio. Por tanto, si bien es cierto que pudiera haber riesgos, siempre los hay!, este surgira solo si ocurriera un desastre ecolgico, como sucede a consecuencia del uso y abuso de los qumicos. Otro de los grandes lances contra los bioproductos como ocurre con las tecnologas que obtienen energas de fuentes renovables es verlos solo como alternativas muy locales y limitadas, nunca a gran escala, ante un mundo que precisa de produccin alimentaria, urgente y a progresin planetaria. La doctora Fernandez-Larrea riposta: puede pensarse que con los bioproductos no se van a resolver todos los problemas en las grandes producciones, por su limitada posibilidad de producirlos a niveles mundiales, en algunos casos, pero si pudiramos reducir el 50% de los qumicos a nivel mundial, qu gran cosa lograramos! Cunto se desintoxicara el ambiente! Adems la suma de pocos hace mucho Y de esos se trata!, de multiplicar su vez pueden producirse mejores productos biolgicos, lo cual, sin dudas, apoya la extensin de su empleo. S que hay quien no comparte mis opiniones, pero la gestin a largo plazo se traduce en menos costos, en iguales o ms rendimientos por hectrea y sobre todo ms salud ambiental.

PAGE 31

la voz de los universitarios pesos mensuales (400 CUC al cambio de vida, alimentacin y alojamiento mejoran en un pas que tiene al bisbol como pasin nacional, pero es subdesarrollado y con decenas de carencias econmicas. Pero la historia bien contada de Yasmani Toms es casi idntica a la Raicel Iglesias, Yasel Puig, Jos Dariel Abreu, Yoennis Cspedes y quizs otro que pueda olvidar ahora mismo. A pesar de las seales de cambio, del esfuerzo por un mayor LA HISTORIA NO CONTADA DE YASMANI TOMS el 20 de junio muchos pensaron: otro ms a la lista, se haba demorado mucho, hasta cundo va a seguir este populares. Lo cierto es que el industrialista Yasmani Toms no jugar ms pelota en Cuba porque decidi apostar su rumbo a las Grandes Ligas de Estados Unidos (MLB), aunque pocos cuentan la verdadera historia de esta partida. Durante mucho tiempo, al bisbol cubano se le acus de cerrar a sus jugadores en un crculo vicioso: series nacionales y equipo Cuba; no enfrentarlos ni cederlos a otras ligas profesionales del mundo y baja remuneracin por su rendimiento, por solo citar tres razones bien enconadas, las cuales, poco a poco, y a partir de los propios cambios de la sociedad no por imposicin de nado, sin que sea la panacea deseada. Ya es posible aspirar a contratarse en el exterior preferiblemente y con mayor apoyo de la Federacin Cubana si es esta la que ejerce como intermediaria, se les aument el salario a todos los peloteros que juegan en el principal espectculo deportivo del pas Yulieski Gourriel, por ejemplo, gana hoy ms de 10 mil Por Joel Garca Len Fotos: Archivodeporte Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539

PAGE 32

DEFENSA G: Juegos jugados (68) INN: Entradas a la defensa (519,1) PO: Outs (124) A: Asistencias (9) E: Errores (3) TL: Total de lances (136) AVE: Promedio de ldeo (978) DP: Dobles jugadas (5) TP: Triples jugadas (0) PB: Passed balls (0) SB: Cogidos robando (0) CS: Bases robadas (0) la voz de los universitarios31 Alma Mater / noviembre 2014 / No. 539reconocimiento econmico y social a nuestros peloteros, la tentacin del mercado ms grande y millonario queda a solo 90 millas. Y lo que nadie dice, sin que suene a teque, lo traspasa un bloqueo absurdo y real que establece leyes hasta para el deporte. La ley federal de Estados Unidos les prohbe a los equipos y subsidiarias estadounidenses pagarles a los cubanos con dinero contante y sonante porque es comercio con el enemigo. De ah que Toms y compaa tienen que, contrario a lo que hacen el resto de los jugadores latinos, establecer residencia legal en un pas en el que no tiene intencin alguna de vivir para alcanzar la condicin de agente libre y considerar todas las propuestas que se les acercan. Otra verdad que hay que decir, sin tapujos, es que la va para llegar a la MLB no queda solo en abandonar o cantes de personas y drogas para que trasladen a esos talentosos jugadores a Hait-Dominicana o Mxico, donde los papeles salen fciles, con alrededor del 20% de las ganancias de sus contratos posteriores para quienes pusieron el capital inicial para sacarlos de Cuba y otro tanto, entre el 5 y 10% para sus representantes legales. Una investigacin bien profunda ms all de la pelcula que pretenden hacer est levantando en la MLB el caso de Puig, a quien una banda de contrabandistas lo tuvo secuestrado por varias semanas en Isla Mujeres, uno de los lugares por excelencia del cartel mexicano; y todo por tajada que pagaran por el polmico cienfueguero. Es posible detener de una vez y por todas el desangramiento de nuestros mejores peloteros e incluso de los ms jvenes? Habr que renunciar siempre a vivir en Cuba para poder probarse y jugar en el llamado mejor bisbol del mundo? La culpa es de nuestras autoridades? Por qu comienzan a aparecer seales de torpedear y bloquear inserciones en ligas como la mexicana? Las respuestas a esas preguntas y a otras que pudiramos sumar pasan por normalizar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos ms claro, levantar el bloqueo, por romper los privilegios polticos que tienen los peloteros cubanos por encima de los latinos y por asumir que la pelota debe seguir siendo un juego de bolas y strikes, no trampas o ruletas rusas a la vida, en las que Yasmani Toms u otros son vctimas que pudieran quedar en el camino antes de dar un jonrn o disfrutar los millones. Hay ms telas por donde cortar, pero esta es una parte de la verdad. Alguien puede negarla? BATEO G: Juegos jugados (68) AB: Veces al bate (241) R: Carreras anotadas (28) H: Hits (69) AVE: Promedio de bateo (286) 2B: Dobles (16) 3B: Triples (2) HR: Jonrones (6) TB: Total de Bases (107) OBP: Promedio de embasado (343) SLU: Promedio de slugging (444) SB: Cogidos robando (6) CS: Bases robadas (6) OPS: OBP + SLU (787) RBI: Carreras impulsadas (36) HBP: Golpeado por lanzamiento (1) BB: Bases por bolas (22) IBB: Bases intencionales (8) SO: Ponches (49) GDP: Bateo para doble jugada (5)ESTADSTICAS DE YASMANI TOMS EN LA SERIE 53

PAGE 33

los propietarios consulten sus planes de reforma de fachadas y jardines? O ms importante: existen formas concretas de asesoramiento para los que pretenden hacerlo? La prohibicin monda y lironda no puede ser el camino. Hay que escuchar a los especialistas en arquitectura, decoracin y urbanismo. No se le puede negar a ninguna persona la posibilidad de mejorar su espacio vital. Eso sera absurdo. Pero es preciso respetar determinadas normas. Numerosas son ya las construcciones de escassimos valores arquitectnicos, fruto de una poca de contingencias. No afeemos ms nuestro patrimonio, la visin de nuestras ciudades. La casa puede ser propiedad privada. Pero la ciudad es de todos. sudar la tintaTexto y foto: Yuris Nrido la voz de los universitarios sudar la tintaPor Yuris Nrido Foto: ArchivoAlma Mater / septiembre 2014 / No. 537 MAL GUSTO Hace unos das, el Noticiero Estelar de la Televisin Cubana transmiti un reportaje de un taller que fabricaba elementos de decoracin para exteriores e interiores de construcciones. Hasta ah, ningn problema. Pero en el reportaje se deca que esos adornos eran obras de arte. Francamente, las piezas mostradas no eran obras de arte, ni tampoco tendran que serlo. A esos elementos de ornamentacin, en ltima instancia, habra que pedirles buena factura, buen gusto, coherencia estilstica. Pero al caminar por algunas de nuestras ciudades, somos testigos de las francas agresiones al buen gusto de muchos propietarios, que usan indiscriminadamente algunas de estas piezas en la decoracin, quizs debamos decir: en el intento de decoracin de sus viviendas. Horror al vaco, regodeo en el kitsch ms desangelado, desconocimiento de estilos arquitec algunas de las constantes. Balaustradas en formas de sarcestatuas bastante burdas de ninfas y amorcillos, rejas de un barroquismo abrumador, jaaparecen aqu y all, cada vez con ms frecuencia. En ciudades como Crdenas, el panorama es particularmente abrumador. Y ah est una de las claves de ese fenmeno: suele estar relacionado con prsperas formas de ingreso, como el recursos para renovar, ampliar, con buen tino, respetando la concepcin urbanstica de las poblaciones. Falta, a todas luces, orientacin. Por qu las autoridades no exigen que