Alma mater

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Alma mater
Physical Description:
v. : ill. ; 57 cm.
Language:
Spanish
Publisher:
J.C. Fernandez
Place of Publication:
Habana i.e. Havana, Cuba
Publication Date:

Subjects

Genre:
newspaper   ( marcgt )
newspaper   ( sobekcm )
Spatial Coverage:
Cuba -- Habana
Cuba -- Havana

Notes

General Note:
Description based on: Año 6, no. 1 (30 de sept. de 1933).
General Note:
"la voz de los universitarios."

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 20802575
lccn - sn 89048340
issn - 0864-0572
Classification:
lcc - Newspaper 660
System ID:
UF00098943:00096


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

La Editora nuestro credo Despus de unas merecidsimas vacaciones, al aire libre y el verde del campo o en los centros de computacin, o en las aguas azules del Caribe cuidndonos del sol por supuesto! sabemos que estn esperando el nmero de septiembre de Alma Mater, la revista joven ms antigua de Cuba y la voz de ustedes, los universitarios y jvenes de hoy. Nuevo comienzo de curso en la universidad y montones de expectativas pero van cambiando los tiempos y nos preguntamos: Hasta qu punto los iniciados y quienes culminan estudios este ao, tendrn como presupuesto de vida graduarse y contribuir al desarrollo del pas? Eso es lo esperado, aunque algunos piensan en buscar otras opciones para su economa, aqu o fuera de nuestras fronteras eso y ms, sobre la universidad De asuntos tan lgidos como el consumo de drogas (blandas o duras, como quieran llamarles, nos habla una de nuestras ms avezadas y avisadas especialistas, la doctora Mara Esther Ortiz, presidenta de la Seccin de Conductas Adictivas de la Sociedad Cubana de Psicologa, responsable tambin de una seccin de consejera en la revista digital Salud-Vida y profesora de la universidad, labores todas que comparte con la consulta especializada. Tambin de San Gernimo, ese ejemplo de lo que debe ser una Casa de Altos Estudios, que se alza en el mismsimo corazn del Casco Histrico de La Habana, nos hablan sus docentes y alumnos, quienes desarrollan la idea primigenia de refundar la sede. Del arte con la obra de Kcho, creador de embarcaciones con su pincel y de proyectos con el alma una resea acerca de la nueva compilacin de artculos de Fernando Ortiz sobre la raza y el racismo, escritos entre la primera y la cuarta dcadas el siglo pasado y que nos convendra mucho releer, el fenmeno, quiz con otras vestiduras sigue vigente. Por supuesto, tambin del amor y de la mentira entre los que dicen amar. De los lmites entre la mentira y las parcelas ntimas de la individualidad. S, tambin de la importancia de la ciencia de medir, sobre todo en los tiempos que corren. As, hablando claro, hay que comenzar el nuevo curso, porque renovando, contando y evaluando lo que tenemos y reconociendo lo que nos falta, material o no, seremos capaces de saber qu hemos de buscarnos dentro. Partir de esta meta es para el colectivo de la revista de los universitarios y, por qu no?, de los jvenes cubanos, gua en la forja del camino. Juntos, ustedes y nosotros sin perder la brjula

PAGE 3

Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Correccin Oday Enrquez Cabrera Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Neida Lis Falcn Costa Director artstico Alejandro Fernndez Pea Diseo y realizacin Alejandro Fernndez Pea Vctor Carralero Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Transportacin Enrique Garca Hernndez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 septiembre 2014 PortadaALEJ&RO Foto: Luis Prez Borrero Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels El amor por el deporte podra tener un origen genticop.30

PAGE 4

Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Correccin Oday Enrquez Cabrera Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Neida Lis Falcn Costa Director artstico Alejandro Fernndez Pea Diseo y realizacin Alejandro Fernndez Pea Vctor Carralero Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Transportacin Enrique Garca Hernndez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 septiembre 2014 PortadaALEJ&RO Foto: Luis Prez Borrero Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels Que no haya una primera vez p.4Por Neida Lis FalcnEl Mejunje en sus 30... p.7Por Eileen Sosin Martnez Kcho y los 5 p.14Por Jorge SariolEl sueo realizado p.20Por Neida Lis FalcnLa cultura de las razas p.24Por Oday Enrquez Cabrera Mentir en pareja p.26Por Jos Mara Jimnez Ruiz de todo un poco p.8 quin le pone el cascabel al ltigo? p.9 poesa p.10 lecturas p.11 voces p.12 ciencia, tecnologa y sociedad p.28sudar la tinta p.32

PAGE 5

la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537Las adicciones pueden llevar a cualquier ser humano a la nada. Con la misma franqueza que muestra cada mircoles en su programa televisivo En lnea directa, convers con Alma Mater la licenciada Mara Esther Ortiz Quesada. La presidenta de la Seccin de Conductas Adictivas de la Sociedad Cubana de Psicologa, es responsable tambin de una seccin de consejera en la revista digital Salud-Vida, imparte docencia en la Universidad de La Habana y atiende inexcusablemente su consulta. Siempre rodeada de estudiantes, aprovecha cada minuto para educar, orientar, aconsejar cmo evitar o alejarse del consumo de drogas. Su vasta experiencia como una de las profesionales cubanas que ms aos ha dedicado al tratamiento de las adicciones la convierten en voz autorizada sobre el tema. Qu es una adiccin? El trmino se asocia a la dependencia a una o varias sustancias, sin embargo se puede ser adicto a muchas cosas: a hacer ejercicios fsicos, a comer, al sexo, al trabajo, a una relacin con alguien por quien se siente una atraccin irracional En todos los casos hablamos de una enfermedad emocional, que termina implicando necesidad incontrolable de algo que, supuestamente, dar satisfaccin a la persona. Nadie se convierte en adicto de la noche a la maana; la adiccin es Y cmo empieza? En el caso de las sustancias, el inicio puede estar marcado por la curiosidad, el querer probar solo una vez, de forma ingenua. A veces el consumidor es instado por otros, que no siempre tienen una mala intencin, pues quieren compartir aquello que les parece bueno. Ellos mismos no siempre son conscientes de su problema. Hay personas que pueden tener una primera experiencia o incluso repetirla alguna vez. No podemos hablar ah de adiccin. Esta llega con la continuidad. Y aqu es importante aclarar que hay un perodo de tolerancia donde el organismo se protege, y pareciera que esas sustancias no tienen un efecto tonces que no sinti nada y as puede ocurrir varias veces. Luego, en busca de las sensaciones esperadas, aumenta la frecuencia, la cantidad, o ambas cosas. El organismo ya no logra defenderse. La necesidad crece. Se ha desarrollado una dependencia. gicos se producen los psicolgicos, que se traducen en cambios de conducta. Las personas comienzan a desviar pardas para usos de prioridad, equiparan su necesidad de consumir drogas con el cuidado y atencin de la familia y de ellos mismos. Otros, ni siquiera se Deja de importarles todo lo que no sea satisfacer su mayor anhelo. Estamos hablando ya de una conducta adictiva establecida, donde la preferencia est en el consumo cada vez mayor y ms frecuente. Podramos notar los cambios? Cules seran las alertas? Es difcil percibir las fases por las que transita el proceso adictivo. Si uno no conoce mucho a la persona no se da cuenta de las variaciones en su salud, conducta, costumbres y procederes. Incluso, si se trata de alguien allegado, muchas veces sus seres queridos se percatan, lamentablemente, cuando ya es un adicto. DROGAS Que no haya una primera vez Foto: Luis Prez Borrero Por Neida Lis Falcn Ilustracin: Carralero

PAGE 6

Por ejemplo, la marihuana deja evidencias: la risa inmotivada, el enrojecimiento del tejido conjuntival, el deseo intenso de comer algo dulce, afectaciones de la atencin, la concentracin y la memoria. Pero no siempre concurren a la vez, ni se asocian a ella. En el caso de los estudiantes pueden que no es bueno, estoy haciendo muchas cosas y no me concentro bien en los estudios Incluso, hasta los padres buscan excusas en lo externo. Y como estos eventos acontecen en un periodo largo, la mayora no los relaciona al consumo de drogas Ah est el peligro! El proceso puede ser ms largo o ms corto segn la persona. Si tiene una afeccin cerebral mnima, (ms frecuente en la poblacin de lo que se cree) y no lo sabe, si tiene algn trastorno de personalidad o malas condiciones de vida y de alimentacin, el efecto daino es evidente a menor plazo. Una aclaracin necesaria: los consumidores que han tenido muy buena calidad de vida pueden demorar para dar muestras de sus afectaciones y es por eso que se revelan cuando el dao es inevitable. Este proceso es igual para todas las sustancias? Todas tienen efectos nocivos sobre igual modo. Cuando se inicia una relacin estable con una droga se est abriendo la oportunidad de probar con otras. Aparece as el policonsumo y con ello aumentan los riesgos. Algunas, como el crack, causan efec tos devastadores desde el punto de vista de la moral, de los valores, porque crea adiccin con rapidez. La demanda y los deseos son intensos, de ah que el consumidor viole patrones que tena establecidos. Hace cosas que antes le hubieran resultado inaceptables: robar a desconocidos, vecinos, y hasta a la propia familia. Esto es algo que ocurre con casi todas las drogas y uno se pregunta hasta dnde queda afectada la conducta de esa persona que es capaz de delinquir y de escamotear el patrimonio familiar comn, de ir contra su propia naturaleza. Tambin existen falsos mitos. Por ejemplo, de modo errneo algunos le atribuyen cierta distincin a la cocana. Su consumo es considerado chic, como estar a la moda. Recuerdo a un paciente cocainmano que grupo que atendamos me dijo: Yo no soy esa clase de consumidor. Yo soy un consumidor de clase. Sin embargo, perdi su puesto de trabajo, destruy su matrimonio por maltratar a la esposa, tena una restriccin legal para visitar a su nio, y l segua creyendo que se ubicaba en un plano superior con respecto a los dems consumidores. Y es que para algunos la cocana es la droga del ejecutivo, cuando en realidad se trata de la droga del ejecutado. Cuando hablamos de adicciones, en que se desenvuelve el individuo? El entorno condiciona el desarrollo o la interrupcin del proceso adictivo. Puede ser que el lugar donde se inicie la persona (llmese familia, comunidad, centro de trabajo, estudio o institucin cualquiera donde el individuo se desenvuelve) censure el consumo y los comportamientos que genera. En ese sitio, quiz, sea alto el sentido de autoproteccin y de autocontrol. Si por el contrario se trata de un espacio tolerante y permisivo, la persona puede transitar ms rpido hasta el establecimiento de la adiccin y sus daos. No soy de las que cree que prohibir, estimula. Es necesario poner lmites ante aquellos elementos que daan al ser humano y a quienes lo rodean. La indisciplina social coquetea con el delito y es posible que en nuestra comunidad aparezca el vendedor y el consumidor de drogas con cierta condescendencia. En ocasiones hasta con el encubrimiento de quienes los ven actuar. En los ltimos tiempos personas inescrupulosas han logrado introducir al pas cannabinoides sintticos o marihuana sinttica simulados como inciensos, condimentos, t que luego se comercializan con nombres llamativos y envolturas pintorescas. Qu daos producen estos qumicos? Las consecuencias son terribles. Hablamos de sustancias de composiciones qumicas muy variadas y altos niveles de toxicidad. Generalmente son alucingenas y pueden tener tanto efectos depresores como ac tivadores. Producen taquicardia y dolores precordiales. La persona cree que el corazn le da un vuelco. Durante varios das tiene reacciones de pnico ante la sensacin de muerte inminente. Siente temor a la oscuridad. Incluso llega a asumir actitudes errticas, inexplicables. En consulta atend a una muchacha que haba consumido uno de estos productos sintticos y durante un examen de conocimientos se alter muchsimo, actu como si estuviese loca. Otro paciente se comport muy errtico. Su hermanito crea que estaba hacindole payasadas, rompiendo cosas para que l se riera. Poco a poco el joven pas de la incoherencia a una agresividad desenfrenada. Fue necesario someterlo a la fuerza para llevarlo a recibir atencin mdica de emergencia.

PAGE 7

la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537 son causantes de un alto nmero de muertes a nivel mundial y en nuestro pas. Adems constituyen drogas porteras para el consumo de otras alcohol, su abuso genera la mayor cantidad de trastornos mentales severos, de enfermedades como la cirrosis heptica, la polineuropata y la epilepsia alcohlicas. El quebranto de la calidad de vida fsica y mental del consumidor se extiende adems al plano familiar y social. Hay quienes plantean que recurren a las drogas para aliviar el estrs o la depresin, para poder enfrentar deter minados desafos... Quienes as piensan cometen un error colosal, pues estas sustancias no alivian ni curan nada, muy por el contrario, generan enfermedades y problemas mayores. Ms all de buscar un supuesto efecto compensador a determinado trastorno, estas personas Lo ms triste de esta situacin es que a pesar de todos los esfuerzos y controles sabemos que aparecen nuevas sustancias cada vez ms raras y agresivas al organismo. A ello se suma la incidencia de ciertos individuos que estimulan y convocan al consumo. Muchas veces se habla de drogas blandas y duras. Es correcto hacer esa diferenciacin? Yo me declaro contraria y considero una gran irresponsabilidad dividir las drogas en blandas o duras. Ellas son legales o ilegales, pueden ser naturales o sintticas pero de como duras o blandas por sus efectos. Este es un error que suele en la percepcin de riesgo de la poblacin. El alcohol y el tabaco, consideradas por algunos drogas blandas, pretenden enajenarse, alejarse de la realidad, a toda costa; reniegan de los vnculos consigo mismos y Intentan sustituir con sustancias el adecuado tratamiento de un especialista. Tras muchos aos atendiendo adictos, no conozco a ninguno que por serlo haya obtenido xitos, riquezas, relaciones afectivas o dicha alguna. Al contrario, he visto a muchos que lo perdieron todo. Hablo de personas nobles, talentosas, de estudiantes o graduados universitarios, con un gran porvenir, que terminan convertidos en verdaderos guiapos humanos. Es muy triste. Claro que es posible interrumpir el proceso y dejar atrs las adicciones, pero se requiere de mucha voluntad personal y atencin especializada. Por eso lo mejor es prevenir, no acercarse a las drogas. Que no haya una primera vez.

PAGE 8

uien llegue a Santa Clara, no puede irse sin haber estado en El Mejunje. En esta suerte de templo bohemio hay espacio para todos y todas, es una plaza del amor, la cultura y el respeto, una casa donde nunca se cierran las puertas. Ramn Silverio, actor y promotor que eso, un duende, un mago que los siete das de la semana recibe al pblico, diversos pblicos, gente de todos los colores. Aun sin conocerlo uno lo admira, porque esta es su obra, la que ha creado a pedacitos, uniendo muchas manos, desde 1984; y como tal el resultado dice mucho de l, sus sueos, sus causas y azares. Los Viernes de la buena suerte atraen desde el nombre, y se pone mejor cuando tocan Los Fakires y, ya en la madrugada, surge la ronda cantando dame la mano y danzaremos. El jueves La Trovuntivitis toma la pista en su pea habitual, desde 1997. Para los nios est el domingo, que disfrutan de lo lindo con las funciones del Guiol. Ninguna jornada se parece a otra, no importa la cartelera, porque invariablemente se va a pasarla bien, compartir con los amigos, descargar. Sin ms lujos que rboles de framboyn, viejos neumticos y gradas de madera, el patio resulta un escenario la voz de los universitarios 7Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537en sus 30Por Eileen Sosin Martnez y poemas en las paredes completan la atmsfera de autenticidad y buena onda. Hay un bar, claro, pues como dicen los que saben, la trova sin trago se traba. Y tambin boleros, rock, disco si algo jams falta aqu es buena msica, tanto en vivo como grabada. La sala techada acoge obras de teaFueron reclusos quienes participaron en su construccin, y cuando qued terminada recibieron una tarjeta que de manera que despus ellos con su familia pudieran asistir gratuitamente a los espectculos. Sin embargo la casa de Silverio no naci con esa buena fama. En tanto un sitio inclusivo por excelencia, fue uno de los primeros donde se realizaron presentaciones de transformistas, y donde la diversidad sexual era vista sin tabes ni discriminacin. Con los aos quedaron atrs algunos prejuicios y concepciones estrechas, pero El Mejunje siempre da de qu hablar, es polmico por naturaleza. Si no sera muy aburrido, como ha confesado el propio director, que no olvida el apoyo de las autoridades provinciales. Esta es la sede del Festival de Teatro de Pequeo Formato, adems de la compaa del mismo nombre y el Encuentro Nacional de Trovadores Longina. Sui generis hasta en los precios, la entrada cuesta a lo sumo 5 pesos (solo 5 pesos!). Conviven la Pea de los Danzones y el Guateque, la galera de artes plsticas, junto a pasarelas y un concurso de tatuajes. Mejunje, literalmente, como una alegora al ajiaco de Don Fernando Ortiz. Aunque tambin tiene su metfora, porque segn cuenta Silverio, no ha hecho ms que interpretar el alma del cubano. El nombre proviene de aquellos primeros das, cuando el proyecto cultural no tena donde posarse, y l llev la tertulia a su vivienda. All ofreca una infusin de hierbas, a la que alguien llam el mejunje de Silverio, y as se qued. Estuvieron dando tumbos, gitanamente, sin enero de 1991 se inaugura en la calle Marta Abreu no. 12, prximo al parque Vidal. De las ruinas del antiguo Hotel Oriente naci un lugar alegre, espontneo, con personalidad muy suya. Un ejemplo de autogestin y labor comunitaria. La verdad es que yo nunca he estado en El Mejunje, ni en Santa Clara. Esta es la historia que me han contado amigos y viajeros, de las fotos vistas con aoranza y sana envidia, de lo que he ledo y, tal vez, un poco, imaginado. Pero all voy. Si no hay pasaje, no importa, all voy, aunque sea en botella, y seguro habr cmplices para la aventura. Quin se embulla?

PAGE 9

de todo un poco la voz de los universitarios Por Miriam Anczar Alpzar Foto: ArchivoAlma Mater / septiembre 2014 / No. 537DE LO MS POPULAR ? Los cubanos siempre tenemos una historia que contar, pero hoy no se trata de historias ajenas vamos a vernos por dentro. Somos sonrientes y amigables, aunque a veces, agresivos, as, porque andamos de prisa o porque nos espera una jornada de esas que nadie quiere y terminamos siendo desagradables con quien menos lo merece. Pero hay que conocernos poco para decir que somos pesados, en general somos de esa gente que toma a risa hasta lo ms serio. Y, ni decir de nuestro lenguaje, ese, el popular, el de casi todos. Porque por culto que sea un cubano con el que conversen despus de un saludo y quiz vayan en una charla interesante, si es mujer, una le dir a la otra, vamos caminando, total, conversando se nos hace camino, Respuesta? No, amiga vamos a coger la guagua (quiz diga el camello, ese mnibus articulado que antes pareca un camlido por sus jorobas. S, porque lo de camello, aunque ya casi no formen parte del transporte urbano sigue llamndose as) que el sol estaaaaaaa que arde!!! Por lo dems, si es un hombre, aunque sea instruido, no importa, se dira: el indio esta que no cree en su madre! Es que somos capaces de cambiar o nombrar las cosas como nos parece, si no lea: para un habanero, cualquier artefacto con pedales y que sirva para cargar algo le llamamos riquimbili, cualquier negocio de comidas es una paladar, (eso lo tomamos prestado de una telenovela brasilea de la que ni siquiera recuerdo el nombre), un establecimiento de barrio en que hubiera un expendio de bebidas alcohlicas era hasta hace poco una Piloto ?, no me pregunten que no s el porqu, y la cerveza un indio sudao le llamaban, ahora una fra que est que parta, y yo me pregunto que parta qu? Imagnense un extranjero de habla hispana, acabadito de llegar que oiga este parlamento: Vamo acere a bajar un par de fras pa refrescar! Y el interlocutor le responda: no, hoy no mi socio, que voy volao a ver qu raspo, estoy desde por la maana en la lucha, no he buscao na y a esta hora ya la jeva debe estar en candela. Qu?, les parece que exagero?, permanezca ms de 20 minutos en la cola del P14, (a eso de las 4, que as decimos nosotros), cerca de las 4 de la tarde y ver que ni usted va a entender en ocasiones aunque le parezca que su vocabulario, el del habanero reyoyo, se lo sabe todito. Y si estas un poquito atravesao en la guagua: si eres joven y varn te dirn oye chama, dame un chance que me quedo en la otra, si eres viejo y hombre ser arriba, arriba, abuelo, que hay que moverse; pero si eres una mujer madura, anda feliz si te dicen ta, cuando no sea abuela, deje pasar que est en el mismo medio. Dirn ustedes que me falt la joven, no, lo hice con todo propsito. En realidad no quiero repetir lo que dicen a una chica joven y hermosa s que ya se lo imaginan. n los preuniversitarios y escuelas vocacionales uno de los ritos que todo estudiante debe protagonizar es el de la fuga. Salirse del control estricto de los profesores, violar lo que est establecido en el reglamento y subvertir el orden mundial, son provocaciones que te hacen desprender gran cantidad de adrenalina. Es por eso que las personas huyen, se escapan, ms all de lo que puedan encontrar del otro lado de la cerca. En mi escuela vocacional La Lenin, aunque algunos dirn que ramos nios buenos y todo eso las personas acostumbraban a fugarse. La mayora de los escapes tenan como destino El Vaquerito, un bar restaurante que estaba justo frente a la garita principal. Otros, ms aventureros, nos bamos para el Parque Lenin, el Jardn Botnico, Expocuba o Las Majaguas. Y por supuesto, siempre estaban los que se fugaban del parte fsico para lugares bien cercanos pero prohibidos de noche, como el campo de futbol, el trampoln, el Bosque de la amistad o el laboratorio de Pancho, el profesor de Fsica, que se poda abrir con una tarjeta de pase. En cada uno de estos escenarios como alumnos y graduaciones han pasado por la escuela. Hoy contar solo cuatro de ellos, muy breves y algunos graciosos. El primero le sucedi a mi amigo Licen. Segn me cont: Un da nos fugamos para El Vaquerito y salieron a buscarnos los profesores de la unidad, entre ellos Odalys, la secretaria. Cuando los vimos venir, nos desprendimos a correr y nos escondimos primero en los matorrales, y luego fuimos hasta la piscina para que nos

PAGE 10

la voz de los universitarios 9 quin le pone el cascabel al ltigo?Por Nemo Ilustracin: YaimelAlma Mater / septiembre 2014 / No. 537vieran all: era mejor un reporte por baarse de noche en la piscina que por estar fuera de la escuela. Nos vieron pero no nos alcanzaron. Al da siguiente llamaron a todos los que habamos estado ausentes al parte fsico, para ver quienes estaban en plan tomadera en El Vaquerito que, saban, ramos los mismos borrachos de la piscina. Nos hicieron la prueba de alcoholemia en la Direccin de la Unidad. Cuando michini me oli, me acus de estar en la cumbancha, y le expliqu que no, que ese olor era del Imefasma por supuesto, no me creyeron. En estos casos lo mejor es que no te cojan, pero si lo hacen, debes la manga, nunca nada como el Imefasma ese, todava no s de donde saqu Este cuento del Licen me hizo recordar la vez que Riuri, para no ir a una de las Marchas del Pueblo Combatiente, a las 2 am cuando dieron el de pie, sali para el campo de ftbol con sbana y con almohada y se tir a dormir en la hierba hasta las 8 de la maana cuando la luz del sol lo despert. Yo tambin tuve mis escapaditas, una de ellas fue cuando para celebrar el cumpleaos de Jorgito, el de Guanabacoa, nos fuimos para el campo de ftbol a tomar, hacer cuentos y pasar un rato todo el piquete. Regresamos a escondidas y nos fuimos a dormir. Cinco minutos despus subi el profesor de guardia y fue cama por cama a decirnos: Ya termin la te. l lo supo todo, pero por suerte no tom medidas disciplinarias con nosotros. Pero, de todas estas escapadas, hay una que encierra la ms cmica de las ancdotas. Un muchacho del grupo 6 estaba teniendo relaciones sexuales con su novia en pleno campo de ftbol. De pronto, descubren que viene el profesor de guardia con una linterna. Rpido se visten y se disponen a huir, pero se percatan que a unos 15 metros de all, haba otra parejita en menesteres similares. El muchacho, analizando todas las variables, decidi correr hacia ellos. Se acerc al otro alumno que estaba con el pantaln por las rodillas y con su novia delante totalmente desnuda, en pleno acto sexual; lo toc por la espalda, y les dijo: Caballero, disculpen que los interrumpa, pero por ah viene Roberto Paz con una linterna. Y se ech a correr dejando atrs a la pareja sorprendida. El arte de fugarseTodos los caminos conducen a El Vaquerito, o al campo de ftbol. Aketea Punto Randori

PAGE 11

poesaIlustracin: Hanna Chomenko THOMAS STEARNS ELIOT conocido como T. S. Eliot (St. Louis, Missouri, 26 de septiembre de 1888 Londres, 4 de enero de 1965). Poeta, dramaturgo y crtico literario angloestadounidense. Represent una de las cumbres de la poesa en lengua inglesa del siglo XX. De su obra destacan Prufrock y otras observaciones (1917), La tierra balda (1922), Mircoles de ceniza (1930) y Asesinato en la catedral (1935). Fue galardonado con la Orden de Mrito de Reino Unido en 1948, el Premio Goethe, 1955; trece doctorados honoris causa (Oxford, Cambridge, La Sorbona y Harvard), y el Premio Nobel de Literatura, en 1948. la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537LA MUERTE DE SAN NARCISO Ven bajo la sombra de esta roca gris Entra bajo la sombra de esta roca gris, Y te mostrar algo distinto, lo mismo de Tu sombra extendindose sobre la arena al alba, o Tu sombra saltando tras el fuego contra la piedra carmes: Te mostrar su ropa y miembros manchados de sangre Y la sombra gris sobre sus labios. Una vez caminaba entre el mar y los acantilados Cuando el viento le hizo consciente de sus miembros sucedindose suavemente Y de sus brazos cruzados sobre el pecho. Al caminar por la pradera Estaba ahogado y sosegado por su propio ritmo. En el ro Sus ojos se percataron de los ngulos agudos de sus ojos Y sus manos, de las puntas agudas de sus dedos. Sobrecogido por tal conocimiento No pudo vivir al modo de los hombres, y se convirti en un danzante ante Dios Si caminaba en las calles citadinas Pareca pisotear los rostros, convulsos muslos y rodillas. As que surgi del fondo de la roca. Al principio estaba seguro que haba sido un rbol, Entreverando sus ramas una con otra Y trenzando sus races una con otra. Luego supo que haba sido un pez Con el vientre blanco y resbaladizo atrapado entre sus dedos, Retorcindose en su propio puo, su antigua belleza Fija por un instante en las puntas rosceas de su nueva belleza. Despus haba sido una muchacha Acorralada en los bosques por un viejo borracho El horror de su propia tersura, Y se sinti borracho y viejo. Se convirti entonces en un danzante ante Dios. Danz en la arena ardiente Mientras las abrazaba, su carne blanca se rindi a lo rojo de su sangre, y hall satisfaccin. Ahora l es verde, seco y manchado Con la sombra en los labios. (Traduccin: Alberto Blanco)

PAGE 12

lecturas ADOLFO BIOY CASARES (Buenos Aires, Argentina; 15 de septiembre de 19148 de marzo de 1999) Tiene una vasta obra que vara entre lo encuentran: La invencin de Morel (1940), Plan de evasin (1945), La trampa celeste (1948) y Una mueca rusa (1990). Ha merecido premios y distinciones como la membresa a la Legin de Honor francesa en 1981, el nombramiento como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires en 1986, el Premio Internacional Alfonso Reyes en 1990 y el Premio Cervantes en 1991.Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537POSTRIMERAS subir. Encontrarlas era difcil. Preguntaba por ellas, y algunos le contestaban: No hay. Otros le daban la espalda. Acababa siempre por encontrarlas y por subir otro piso. La circunstancia de que muchas veces las escaleras fueran endebles, arduas y estrechas, aumentaba su fe. En un piso haba una ciudad, con plazas y calles bien trazadas. Nevaba, caa la noche. Algunas casas eran todas de tamao reducido estaban iluminadas vivamente. Por las ventanas vea a hombres y mujeres de dos pies de estatura. No poda quedarse entre esos enanos. Descubri una amplia escalinata de piedra, que lo llev a otro piso. ste era un antecomedor, donde mozos, con chaqueta blanca y modales psimos, limpiaban juegos de t. Sin volverse, le dijeron que haba ms pisos y que poda subir. Lleg a una terraza con vastos parques crepusculares, hermosos, pero un poco tristes. Una mujer, con vestido de terciopelo rojo, lo mir espantada y huy por el enorme paisaje, mecindose la cabellera, gimiendo. l entendi que cuantos vivan all estaban locos. Pudo subir otro piso. En una arquitectura propia del interior de un buque, en la que abundaban maderas y hierros pintados de blanco, hall una escalera de caracol. Subi por ella a un altillo donde estaban los peroles que daban el agua caliente a los pisos de abajo. Dijo: Sobre el fuego est el cielo y, seguro de su destino, se agarr de un cao, para subir ms. El cao se dobl; hubo un escape de vapor, que le roz el brazo. Esto lo disuadi de seguir subiendo. Pens: En el cielo me quemar. Se pregunt a cul de los horribles pisos inferiores debera descender. En todos l se haba sentido fuera de lugar. Esto no probaba que no fuese la morada un sitio donde uno se cree fuera de lugar.

PAGE 13

vocesPor Dainerys Mesa Padrn Ilustracin: Yaimel 12Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537esde chiquita Ana so con entrar a la universidad. Y lo logr. Sera la primera licenciada joven en la familia. Algo as les explicaba a todos. Su padre alcanz el ttulo (hasta hoy en una pared de la sala), mediante el curso para trabajadores, cuando ella tena cinco aos. Su madre, en tanto, acaba de graduarse de un proyecto que brinda opciones de tecnologas para la Salud. Eso la enorgullece. Ana se considera especial a pesar de lo que algunos compaeros del pre le han planteado sobre el sueo de su vida. Qu te va a dar un ttulo? Lo que da resultado es la gastronoma, el turismo, los negocios particulares... Ana asiente con la cabeza ante los discursos de ellas y de ellos, con quienes ha compartido tres aos de juventud, ideales, futuro. En el fondo, estn tan desorientados como cualquier muchacho o muchacha de su edad... Como ella no! piensa y frunce el ceo. Sabe que muchos universitarios ni llegan a ejercer sus profesiones. Guardan sus diplomas a la espera de una oportunidad laboral que cumpla, sobre todo, con sus expectativas materiales. As lo hizo su primo, y ya lleva cuatro aos de parqueador. Por dnde le entra el agua al coco... UNIVERSIDAD Y UNIVERSITARIOS

PAGE 14

la voz de los universitarios13Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537Mrame, seis aos, contando el que repet, estudiando Ingeniera Civil en la carros todo el da. Eso no es nada indecente caballero, y adems, deja ms que el salario promedio; pero para eso no hay que estudiar chica... Quin sabe, cuando mi hijo est un poco ms grande tengo esperanzas de trabajar en lo mo. Lo mo. Siempre le gusta mirarlo cuando dice esa frase. Lo hace con todo el cuerpo, como si tuviera la boca llena. Pero ese no es el nico, o el peor de da a aquella prima de su mam que desde los quince quera irse del pas. No sin antes estudiar! Aqu la universidad es gratis, y eso hay que aprovecharlo. A Ana nunca le gust su manera de pensar. Sin embargo, reconoce que tal jvenes que pretenden emigrar con el ttulo a cuestas. Ah descubre el mrito. Se le hace agua la boca imaginando las conferencias magistrales, las prcticas laborales, las investigaciones, las bibliotecas... Y no presume de ingenua. El hecho de que se haya pasado 18 aos ansiando este momento implica que se ha preparado para l. Conoce que en cualquier parte del mundo los estudiantes universitarios tienen privilegios. De informacin, documentacin, actualidad, cultura, pensamiento... Por algo los mejores profesionales alternan sus procesos creativos, de exploracin o prctica, con la docencia. Eso sucede en todas las especialidades. Lo ha comprobado. Desde el ISA, las escuelas de Deportes, la CUJAE, las facultades de Letras, de Medicina... Y no quiere perderse el honor. Tampoco le es ajeno el hecho de que muchos egresados incluso con ttulos de oro, demuestran luego menos preparacin que otros con niveles de escolaridad inferiores. Asimismo admite que la verdad, el intelecto, la cultura, el anlisis, no son exclusivos para quienes acceden a estudios superiores. Y ha escuchado que determinados centros de ubicacin laboral subutilizan las capacidades de sus muchachos, cuando otros explotan todo su potencial en funcin del desarrollo. Ana no persigue un papel como aunque sabe que tambin lo ahorcarn de un clavo en la pared, como al de su padre. Ansa llenarse de conocimientos. No porque s. Porque los entienda y sea capaz de aplicarlos y explicarlos. Crecer junto a ellos. Madurar mientras los aprehende. Y cambiarlos de vez en cuando por la playa, el baile, la risa, o un amor. Ella ya no piensa en la universidad de antes, cuando solo era un privilegio para los ricos. Tampoco en la de ahora, a la mano de todas y de todos los interesados y capaces. Piensa en un Alma Mater multiplicada que abraza a toda una sociedad. Es consciente de su papel en el proceso educativo al que aspira. Revolucionario, interactivo, cambiante. Le han llegado rumores de poca bibliografa, escasas mquinas, baja conectividad a Internet; mas, esto no la amilana. Otros runrunes tambin advierten una red de documentos digitales de consulta, ejemplares nicos y novedosos resultados impresos en tesis de grado, maestra y doctorado. Y sobre todo, a Ana se le antoja ser universitaria. Estar ah, en medio de todo. Aunque para otros no valga la pena. Hoy, mientras sube los escalones, sonre. Acaba de recordar a su abuela. Esta nia llegar lejos, ya descubri por dnde le entra el agua al coco.

PAGE 15

la voz de los universitarios la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537Por Jorge Sariol Fotos: Ismael Almeida Alumbrando el camino de la fcil conquista La Libertad levanta su antorcha en Nueva York. Rubn Daro. Oda a RooseveltHombres, os he amado. Estad alertas. Julius Fucik. Reportaje al pie de la Horca.a experiencia despert curiosidad. Nunca antes hubo una performance tan ex traordinariamente participativa en el Museo Nacional de Bellas Artes. Su creador, el artista de la plstica Kcho, tambin conocido como Alexis Leiva Machado, ha recreado El Hueco, una celda de castigo1 a lo american way of Yale supermax, les llaman algunos, donde cinco hombres meses. No agradezcan el silencio se ha titulado la accin cultural; motivaciones y causales llevaron a esta expresin esttica de carga difcil y amarga, que ni el arte puede soslayar porque la realidad suele superar a la fantasa. piso de cemento, cama metlica, colchn mnimo y cucarachas. Accionar de rgimen de alta seguridad carcelaria uniforme naranja abra la boca cadenas en manos y pies saque la lengua empujones ms humillantes que violentos sacdase el pelo las orejas vrese de espaldas. En la instalacin artstica, al igual que en la verdadera, hay sin embargo una pequea puerta de escape: un juego de ajedrez de cartn y un pequeo lpiz. Los cuerpos padecen. Las almas resisten. Cunto tiempo puede padecer un cuerpo, cuanto puede resistir el alma? Cunto puede ponerse uno en el lugar del otro? Todo puede durar una eternidad. Pero no es sencillo. Todo puede durar una eternidad

PAGE 16

Entrar al lugar, vestirse, encadenarse y encerrarse por unos minutos es un acto performtico y hasta chic. Te dar paz saber que minutos despus vers a tus hijos, andars tal vez por las salas del propio museo, pararte frente al cuadro de Coln encadenado y distanciarte de la obra en tiempo y espacio. Podrs pasear luego por las ruinas de La Maestranza. Si tienes dio volvers a casa, para hacer mandados o darte al amor segn tus apremios ganarse el pan o hacer poesa sirven tal vez tendras que regresar con prisa para darle de comer a quien, anciano y desvalido, necesita de ti. Pero vestirse, encadenarse, encerrarse por unos minutos y sentir que el mundo puede ser eso durante una vida, que el sol ser a partir de entonces un horario reglamentario o que el mar, batiendo el Malecn, registrar no las horas pasadas, sino las que faltan por venir, puede asustar. Imaginar que es cierto y ests en El Hueco verdadero; que lejos, del otro lado del mundo, hay alguien como t, en un oscuro rincn del mundo, destinado a expiar en soledad y en peligro, culpas verdaderas y falsas. Y en cambio muy cerca de tu celda, casi en la misma ciudad, se pasea quien, entre confort y las propias y las ajenas, acunado por los que idearon el Hueco como redencin. HOMBRES LIBRES EN UN AGUJERO NEGRO Las almas de cinco hombres ntegros sufren castigo. Castigo de 17 meses enterrados en El Hueco, a donde van algunos prisioneros, considerados peligrosos, cada vez que se pone nervioso el sistema.2 Y el sistema est enfermo; padece de esquizofrenia. La causa no empez un 9-11; es consecuencia. Consecuencia del temor de tener que rendir cuenta por ms de un siglo de rapia de andar al decir de un prcer de Nuestra Amrica plagando al mundo de infortunios en nombre de la libertad. Libertad que un poeta presiente alumbrando por medio mundo, la senda gloriosa de marines, de la Task Force y tambin de los perros de la guerra. Los Cinco caen en la maraa judicial norteamericana. Las reglas han sido rotas. Reglas que hablan de papeles falsos, identidad suplantada y acciones encubiertas no declaradas de antemano. Pero el cinismo es mayor. Y la hipocresa regatea con la soberbia. Los cargos escalan la pared de lo inslito y por ms que se acuda al principio universal del Derecho toda persona es inocente salvo que se demuestre lo contrario es obligacin del acusador presentar las pruebas o evidencias necesarias para demostrar la culpabilidad del acusado el proceso se desboca y de la nada o peor, del odio brotan culpabilidades extravagantes. Las penas impuestas son descomunales.3 Una sobre todo es risible, si no fuera porque la estupidez humana obra milagros, pero al revs. LA OBRA HUMANA: LOS HROES Y LOS MISERABLES. Me inspiran todos los cubanos que, aun residiendo fuera del pas, no se montan en el carro del odio ni se prestan para el jueguito de denigrar y agredir a su patria ha dicho uno de los tres que quedan por salir

PAGE 17

la voz de los universitarios la voz de los universitarios16Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537del horror. Me inspira dice el viejito que hoy a lo mejor tiene que pasar trabajo vendiendo man en una esquina porque su pensin no le alcanza, pero sigue apoyando la Revolucin, porque ve el vaso medio lleno, y no medio vaco. Este es Gerardo, el de las dos cadenas perpetuas. Ren, el primero en salir, mira la obra de Kcho y habla de dismiles emociones, pero nunca amargura. Lo que ms nos duele declara es que tenemos tres hermanos que todava pueden sufrir esto una y otra vez, cuando se les ocurra arbitrariamente a las autoridades norteamericanas. Debemos seguir luchando por ellos. Las crceles estn hechas para castigar las faltas de los humanos.4 Tal vez sean muchos los mandamientos violados. Tal vez sean demasiadas las interpretaciones de los mandamientos. En el siglo americano y en la misma usamrica sobran ejemplos: Sacco y Vanzetti, sern los primeros en protagonizar una de las tragedias ms azarosas. Los independentistas puertorriqueos, fueron los ms audaces. Leonard Peltier, el aborigen Nishinaabe Lakota, lder del Movimiento Indgena Estadounidense, est encarcelado desde 1976 por razones oscuras; Mumua Abu-Jamal es uno de los ltimos ejemplos de mayor resistencia. Solo hay que saber orgenes y destinos, asumir que vivimos en un mundo confuso en una realidad paradjica. Nada que no se haya vivido antes, pero que muchos olvidan continuamente, mientras el ciclo se repite una y otra vez. Y de eso se trata. Es cuestin de tomar partido. Es cuestin de asumir compromisos polticos y cnones ideolgicos. Resulta ineludible ponerte en una parte. No emplazarte en ninguna es lo ms parecido al Hueco de la deshonestidad. Para Cuba hay demasiada rabia en los enemigos. Mucho desacierto hay en los adversarios. Y estn los perros de la guerra, los que desprecian la obra de los hroes y se burlan, cnicos, del autor y su obra. EL AUTOR Y SU OBRA No agradezcan el silencio, segn su autor, se hizo para mostrarle al mundo un espacio del arte contra la injusticia, te sobre el hecho. Kcho no necesita publicidad. Hace aos una obra suya lleg al MOMA de Nueva York. Lam y l son hasta ahora los nicos en logarlo. Ha llegado tambin al Vaticano, reservorio de clsicos. No necesita hacer guios a poder alguno, ni vender su alma al diablo. Kcho es contestario de su propia realidad, en la que vive, padece y suea, Desde su enorme humanidad asume que su obra, como toda manifestacin del arte, es comunicacin y es ideologa. Y ha decidido que as ser tambin su compromiso.

PAGE 18

En el catlogo deja una declaracin explcita: Con esta instalacin acumularemos las experiencias individuales y construiremos un mensay denuncia; en una accin del arte contra la injusticia. La muestra Yo me muero como viv, es parte de la instalacin: se exponen 15 acuarelas de Antonio Guerrero, el segundo de los que an sufre prisin, quien junto a Ramn, el tercero, corre la misma suerte en el riesgo perenne de ser llevados nuevamente a El Hueco. Antonio le hizo saber que entre sus trabajos con la misma tcnica va a pintar el juicio as que tienes que hacer un tribunal, dijo. Vamos a hacerlo, respondi Kcho. Albergamiento Especial (Special House Unit), en condiciones de reclusin, crueles e inusuales, que viola la VIII Enmienda de la Constitucin de los Estados Unidos. Segn el reglamento, el tiempo mximo para mantener a un detenido en estas condiciones es de 60 das, cuando es culpable de los casos ms graves como el de asesinato. 2. David Fathi, director del Proyecto de Prisiones de la Unin de Libertades Civiles miento solitario se haba convertido en un elemento normal dentro del sistema Ningn otro pas democrtico se acerca en en la duracin del aislamiento. 3. El 7 de Mayo de 1999 la Fiscala presenta un segundo informe de acusacin ante la corte con 26 cargos para abrir el proceso. 4. Creada en 1994, Florence ADX es una de estas crceles norteamericanas de mxima seguridad. Aloja a varios prisioneros clebres y sus mtodos de aislamiento desataron un debate en el mismo Congreso norteamericano.

PAGE 19

Teln AbiertoJORGE RICARDO (La Habana, 1990) estudia 3er ao de Direccin de Fotografa en la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicacin Audiovisual del ISA (FAMCA). Sus fotografas han sido publicadas en sitios digitales como La Jiribilla, Cubarte y Cubadebate, e impresos como El Caimn Barbudo. Es ganador del Primer Premio (Un Gran Sabor) Jameson en la XI Muestra Joven de La Habana en 2012. Ha participado en diez exposiciones colectivas. Las piezas de inaugurada el 9 de agosto pasado en la Galera Mariano Rodrguez de la Villa Panamericana. Las 28 piezas que la componen son imgenes que hablan del trabajo con el cuerpo, la expresividad de las escenografas teatrales y los colores. Estos son sus puntos de enfoque. fotorreportajeFotos: Jorge Ricardo la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537

PAGE 20

la voz de los universitarios19Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537

PAGE 21

la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537al inmueble. All, la casi tricentenaria Universidad de La Habana (UH), tiene su ms joven facultad, diseada para impartir conocimientos con un estilo y nivel de integracin sin precedentes en los esquemas convencionales de la educacin superior en el pas. UNA UNIVERSIDAD SUI GNERIS El Colegio, aunque tiene una sede extracampus, se subordina desde el e investigativo a la UH y reconoce la autoridad de su rector. As lo explica el Dr. Flix Julio Alfonso Lpez, coordinador asistente del instituto de San Gernimo. La diferencia fundamental con respecto a las dems facultades es que administrativamente somos una de la Ciudad. Esta paga los salarios, la infraestructura y todos los gastos de la institucin. Nuestra estructura directiva la encabeza el Maestro Mayor, nombre singular que recibe el decano, en este caso el Dr. Eusebio Leal. Tambin contamos con dos vicedecanatos: uno docente que atiende todo lo relacionado con la formacin de pregrado y otro de Investigacin, Postgrado y Colaboracin Internacional, que dirige los grupos investigativos, el intercambio con centros de Educacin Superior de otras naciones y una amplia cartera de cursos de superacin, que se imparten a lo largo patrimonio y la cultura en general. El primer curso de la Licenciatura en Preservacin y Gestin del Patrimonio Histrico-Cultural se inici en octubre de 2007, como una experiencia indita en la historia de la educacin cubana, acota el Dr. Flix Julio. La carrera tiene una duracin de seis aos. Los primeros diantes reciben asignaturas y materias diversas relacionadas como la historia, la literatura, la arquitectura, estudios patrimoniales, etc. Luego, ya en 5to y 6to aos, entran en un periodo de esbsicos: Arqueologa, Museologa, Gestin Urbana y Gestin Sociocultural. a formacin de un profesional mir los innumerables retos en el trabajo de preservacin y gestin del patrimonio, fue por aos el anhelo de muchos. Pero el Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana se entreg a ese proyecto de manera especial. l entenda, y por eso defendi, con absoluta vehemencia, la necesidad de completar la instruccin, el adiestramiento y la superacin de quienes conservan los referentes materiales e inmateriales de la historia y la cultura. Varias propuestas acadmicas y nobles iniciativas antecedieron la creacin del centro, signado para hacer realidad aquel empeo. El 5 de tas. Retom el nombre, sitio y fecha fundacionales de la que en 1728 se erigiera, por obra de los dominicos, como primera Casa de Altos Estudios dad de San Gernimo de La Habana. Enclavado en la manzana de Mercaderes, O' Reilly, San Ignacio y Obispo, en la zona ms aeja de la ciudad, Su antigua portada y su torre campanario coexisten en armona con los novedosos elementos incorporados EL S UEO REALIZADO C OLEGIO UNIVERSIT ARIO SAN GER NIMO DE LA HABANA Por Neida Lis Falcn Foto: Luis Prez Borrero

PAGE 22

El surgimiento de la carrera respondi a una demanda de los trabajadores y directivos de las diversas institucioriador. Haba una experiencia prctica gigantesca, acumulada a travs de dcadas de trabajo con el patrimonio. Sin embargo, sus bases eran empricas, no sustentadas en una formacin acadmica desde el punto de vista de los estudios superiores. El colegio viene ese vaco de conocimiento acadmico, que se da la mano con el conocimiento personas que vienen de la prctica a la teora, cuando debiera ser a la inversa. En nuestro pas nunca haba existido una carrera de esta naturaleza. Por eso necesariamente estamos transitando por un camino indito, y hasta cierto punto experimental, sobre la marcha, destaca el coordinador asistente del Colegio de San Gernimo. Se trata de una propuesta de alto nivel de transdisciplinariedad. Hablamos de la unin de saberes que vienen de diversos mbitos del conocimiento: de la arquitectura, la historia, la sociologa, la museologa, la historia del arte, la arqueologa y la economa, por solo mencionar algunos. Y todos deben ponerse en funcin de los estudios sobre el patrimonio que es muy amplio, que se puede y debe abordar desde muchos ngulos, perspectivas y sensibilidades diferentes. Esto es lo que le da a la carrera una gran integralidad en su plan de estudios y a la vez un alto Los estudiantes (todos trabajadores) tienen que vencer un riguroso plan temtico, con un nmero de horas superior al que tiene este tipo de cursos. Por tal motivo la semipresencialidad es mucho mayor que la que distingue estas modalidades. De martes a viernes, reciben clases desde las cinco y treinta de la tarde hasta cerca de las nueve de la noche. Y los lunes siempre se les ocupan con diversas actividades dentro o fuera del plantel. Para ese da de la semana agrega el Dr. Flix Julio se reserva el espacio de cine-debate por la diversidad cultural, Equiltero. Tambin se realizan actividades organizadas por la ctedra perteneciente a la institucin. Otras llegan por la va de la Academia Cubana de la Lengua, la Academia de la Historia de Cuba, el Gabinete de Msica Antigua Esteban Salas o la biblioteca, archivo y fototeca de la Direccin de Historiador, con las cuales compartide hacer por el crecimiento espiritual de los alumnos. San Gernimo cuenta adems con el Museo Histrico Universitario, la Galera de Arte Jos Nicols de la Escalera, dos cinematgrafos, varios laboratorios: de biologa, de computacin, de restauracin de papel, de madera, de metales y otro de arquiometra, una novedosa y til para los trabajos del patrimonio. Asimismo varios de los museos que conforman la red del Centro Histrico funcionan como unidades docentes del Colegio. Cuando se ensea, por ejemplo, sobre la conservacin de bienes muebles es imprescindible acudir a estas instalaciones, ver como se realiza el montaje correcto de una exposicin o cualquier otro elemento de la museologa, de la museografa Participamos tambin en los mltiples eventos culturales que tienen lugar en La Habana Vieja. Nuestros estudiantes se involucran en el Festival de Msica Antigua, en el de Piano o en las variadas exposiciones de arte que se realizan aqu. Todo eso se incluye en su currculo, digamos de extensin de la carrera hace parte del cotidiano de vida de quienes la cursan. MATRCULA: ACCESO Y PERSPECTIVAS mes de diciembre, el Colegio Universitario de San Gernimo realiza una jornada de Puertas Abiertas. Es una convocatoria para que los interesados visiten la institucin y se informen sobre las caractersticas de la carrera que all se oferta. Esta se diferencia de los dems cursos para trabajadores por ser de tipo cautiva. Quiere decir, que a ella solo pueden acceder quienes laboran en la ciudad de La Habana, ya Historiador o vinculados a la cultura y al patrimonio en sus acepciones ms amplias. Puede tratarse de un trabajador de una emisora de radio, de una biblioteca, galera de arte, museo o cualquier otra institucin de la capital que brinde servicios culturales o patrimoniales, esclarece el Dr. Flix Julio. Luego, en el mes de marzo, los aspirantes realizan una entrevista. La idea es conocer sus intereses y aptitudes, sondear un poco cul es su verdadera vocacin. Posteriormente tienen que someterse a los exmenes de ingreso a la educacin superior, en las asignaturas de Historia, Matemtica y Espaol. Sobrepasar estas pruebas que se realiDr. Flix Julio Alfonso LpezFoto: Sureidy Rodrguez

PAGE 23

la voz de los universitarios la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537zan en los meses de mayo y junio es lo que equilibra, hasta cierto punto, el nivel de quienes solicitan la carrera. La Escuela-Taller Gaspar Melchor de Jovellanos es una de sus fuentes principales de ingreso. All se forma a los educandos en dos niveles: obrero timo, es el que nosotros aceptamos. Es decir que despus de dos aos, cuando el estudiante recibe una ten: albailera, carpintera, yesera, electricidad, cantera, herrera, etc., si desea continuar estudios superiores y cumple todo el proceso y los requisitos para ingresar al Colegio, puede hacerlo. Lo ideal sera que en otras ciudades de las dems provincias del pas donde se imparta la licenciatura en Preservacin y Gestin del Patrimonio HistricoCultural. Espero que en el futuro esta iniciativa se haga realidad en importantes centros histricos de la Isla como Baracoa, Trinidad y Remedios. De ser as, nosotros con mucho gusto podramos asesorarlos a partir de la experiencia acumulada. La Facultad de San Gernimo tiene el objetivo y las condiciones para convertirse en el centro de referencia nacional sobre los estudios de preservacin, conservacin, rehabilitacin, gestin y manejo del patrimonio histrico cultural de Cuba, asegura el Dr. Flix Julio Alfonso. DE ESFUERZ OS, LOGROS Y PERFECCIONAMIENTOS POSIBLES Otra de las singularidades del Colegio es contar con un claustro propio muy reducido, integrado por 16 profesores. El grueso de la docencia es asumida entonces por profesionales contratados, que vienen de otros centros o reas siempre vinculadas al patrimonio. Esto es algo que quizs en el futuro haya que revisar: la necesidad de contar con un claustro no solo mayor en el sentido numrico sino profesional, aunque vale destacar que el 50% de estos docentes son doctores, msteres o profesores titulares seala el Dr. Flix Julio. Pero en verdad necesitamos ser menos dependientes de las contrataciones de profesionales que, si bien han tenido un desempeo meritorio, vienen a nosotros para asumir una funcin adicional. A ese criterio se suscribe el Dr. Miguel Valds Prez, vicedecano docente del Colegio quien tiene a su cargo tambin las asignaturas relacionadas con la Comunicacin. Como somos tan pocos, todos los que conformamos el claustro bsico del centro tenemos que alternar docencia y responsabilidades diversas. Ello nos obliga a realizar un esfuerzo mucho mayor para mantener los niveles de autosuperacin que nuestra labor exige. Para este pedagogo la carrera, como todo proceso dialctico, est llamada a perfeccionarse. El plan de estudio que hoy tenemos se concibi con la grandeza del proyecto: hablo de 107 asignaturas y seis aos curriculares obligatorios. El modelo actual la divide aos que concentran las asignaturas bsicas y dos para las disciplinas de especialidad. Es realmente un currculo muy ambicioso, y honestamente, muy cargado para una carrera de trabajadores. La revisin y adecuacin de los planes de estudio no es algo nuevo dentro de los procesos de la Educacin Superior. Es parte misma de la labor de acreditacin y del perfeccionamiento de las carreras. Hay una comisin responsabilizada con la tarea de examinar la carga docente y ajustar los contenidos, sin dejar de impartir aquellos que originalmente fueron propuestos. Hay carreras que por sus propias caractersticas no son de convocatoria masiva. Teniendo en cuenta los requisitos de accesibilidad que como carrera cautiva tiene, podramos temer su en que ya no haya una demanda de estudios de la misma en la ciudad. Sin embargo, los estudiantes que pasaron para el segundo ao superan los 30 y una cifra cercana a esa se inicia este curso. En total la matrcula para el curso 2014-2015 es cercana a los 200 alumnos entre nuevos ingresos y los que transitan desde 2do hasta 6to aos. Lo cierto es que ya hemos tenido dos graduaciones de la licenciatura. El curso pasado tuvimos la primera con 30 egresados que en su totalidad Historiador. Este ao sern 12 los graduados, de ellos ocho ya realizaron su trabajo de diploma y cuatro fueron diferidos para presentarlo en diciembre. Tambin contamos dos graduaciones del Diplomado en Patrimonio Musical Hispano que coordina la Dra. Miriam Escudero, directora del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas. Adems est activa en su primera edicin, y en febrero inicia la segunda, una maestra en Preservacin y Gestin del Dr. Miguel V alds PrezFoto: Sureidy Rodrguez

PAGE 24

Patrimonio, sin contar los diversos cursos que el colegio ha ofrecido desde su apertura para dar salida a la enseanza de postgrado. Y es que en la actualidad las universidades no se sustentan en el pregrado. Internacionalmente, este se considera un primer escaln. Las personas muy jvenes terminan maestras y doctorados porque en el postgrado es donde est el perfeccionamiento y la licenciatura lo que da el ttulo para comenzar a andar. El aporte fundamental del colegio es que da respuesta a esa intencin de continuidad en la preparacin de quienes tienen en sus manos la misin de preservar el patrimonio y la cultura patrios. De ello depende algo sustancial que es la identidad, la nacionalidad, sentencia el Dr. Miguel Valds. F ORMADOS Y TRANSFORMADOS Nyades Blanco Jorrn es estudiante de 5to ao en la Universidad de San Gernimo donde se especializa en Gestin Sociocultural. Hasta all lleg proveniente del Centro de Msica de Concierto. El paso por este centro ha sido superar mis aspiraciones, porque yo parto de una formacin tcnica. Me gradu, a los 20 aos, de tcnico en Geologa, pero la vida me puso en el camino de la cultura. Actualmente, soy representante de coros infantiles de la Schola Cantorum Coralina. En lo particular, tener estas dos ex periencias: primero la tcnica, a partir de mis estudios anteriores y ahora la de la gestin sociocultural me han permitido mirar el patrimonio desde dos aristas. Ahora imbrico todo lo natural que ya conoca y lo histrico cultural. Veo las cosas desde una mirada holstica, y me esfuerzo para que la labor de gestin socio-cultural que realizo armonice, se integre y enriquezca gracias al entorno, al medio ambiente en que se desarrolla. La carrera me lo ha permitido. Aprovecho mejor las herramientas cognitivas que tena e incorporo otras que ni sospechaba existieran. San Gernimo me ha abierto las puertas y los ojos sobre todo lo que es posible hacer desde mi trabajo. Laura Garca Mndez, la graduada ms destacada en docencia del curso 2013-2014, habla con sencillez y modestia de aprendizajes, de logros compartidos con sus compaeros de aula. La gratitud emana de esta joven que reconoce cunto se lleva con ella de sus profesores, de los directivos y del personal de apoyo. Cada uno nos dej sus enseanzas, didcticas o espirituales. Tras seis aos de estudio, la academia nos ha transformado: entramos unos y salimos otros, mejorados en todos los mbitos. Esta es una carrera tudiante recibe mucha informacin y lo ms valioso es que nos ensearon cmo procesar, articular e integrar ese conocimiento tan heterogneo a partir de un estilo de anlisis que nos acompaar siempre. El hecho de que la curssemos ya en condicin de trabajadores nos ha dado la oportunidad de valorar y aplicar in situ, desde nuestra prctica laboral, lo que aprendimos en el Colegio. O sea, combinar a diario teora y prctica Esa es una experiencia invaluable. Comprometido con el legado y la memoria de su mentor y predecesor el Dr Emilio Roig de Leuchsenring, Eusebio Leal no descans hasta ver realizado el sueo de una universidad que permitiera proyectar el futuro desde el pasado. En este colegio que no descuida tradiciones, que hace cotidianas y multiplicables las reglas de urbanidad, la bsqueda y el disfrute de la belleza como expresara su Maestro Mayor El patrimonio no es algo muerto. Convoca San Gernimo a los que son capaces de soplar vida sobre las cosas, convertirlas en conceptos, en pensamientos, en ideas. Porque bien lo dice el Historiador de La Habana El patrimonio es eso, es guiar, es saber tocar, es saber percibir, es ensear, como nosotros aprendimos, a las generaciones futuras. Desde el punto de vista tcnico, magisterio son quienes llevan adelante la rehabilitacin y restauracin del Centro Histrico de la capital cubana. Pero, sin dudas, en la salvaguarda de la identidad individual y colectiva, en la defensa de la nacin est su resultado ms valioso. Estudiante Nyades B. JorrnFoto: Neida Lis FalcnGraduada Laura Garca MndezFoto: Sureidy Rodrguez

PAGE 25

la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537on Fernando Ortiz es el ms grande de los antroplogos cubanos. Su obra, enfocada en la bsqueda de la igualdad entre los hombres y la eliminacin de las barreras raciales, destaca como referencia primera de investigadores posteriores, ms an por la vigencia de sus palabras. Quiz por eso se realizan constantemente compilaciones de sus trabajos, y se dan a conocer investigaciones inditas.De reciente publicacin es esta que traemos hoy a la consideracin y valoracin de los lectores: Fernando Ortiz contra la raza y los racismos. Los doctores Jess Guanche y Jos Antonio Matos seleccionaron diez textos poco divulgados, de entre los mltiples formas en que se evidencia el racismo y los mitos de la raza. Del cierre y de la raza es un artculo publicado en 1910 en la Revista Bimestre Cubana, en respuesta a las conferencias impartidas por el profesor Rafael Altamira y Crevea, reconocido investigador, humanista e historiador espaol. Este profesor defenda conceptos panhispanistas, cacin para una reconquista de Amrica, luego de sus viajes por el continente. Las concepciones fueron rebatidas por el entonces joven La cultura de las razasOrtiz, quien se lament de tales apreciaciones y expres su conocimiento acerca de la situacin en la que se encontraban muchos espaoles inmigrados, quienes eran explotados ahora por sus coterrneos. El estudioso advierte la estrecha relacin que guardan el racismo y el colonialismo, o su velado intento. Analiza del trasfondo imperialista del panhispanismo y sus connotaciones racistas. Denuncia los intentos de rehispanizacin tranquila o de neoimperialismo manso, como dos estrategias para penetrar en el continente y en Cuba. Defensa cubana contra el racismo antisemita fue inicialmente el Manilas Discriminaciones Racistas, creada en 1937. Vio la luz el 14 de junio de 1939 y ms tarde fue publicado en la Revista Bimestre Cubana. Su principal mensaje es la denuncia a las manifestaciones racistas que sufra la comunidad hebrea asentada en la Isla. Aboga por hacer desaparecer cualquier expresin de racismo y as mantener la igualdad y la paz. Censura las desigualdades sociales y econmicas como causas principales del racismo. Valora los aportes que, en materia de economa, cultura y desarrollo, han logrado los hebreos desde su llegada a Cuba. Revela adems las intenciones polticas ocultas detrs del antisemitismo y por ltimo se alza en pos de esa diversidad cultural que caracteriza a nuestra tierra. Del fenmeno social de la transculturacin y su importancia en Cuba (Revista Bimestre Cubana en 1940) posteriormente forma parte de Contrapunteo cubano del tabaco y el azcar, conocido texto del antroplogo. Resulta vital a la hora de comprender los cambios culturales y sus aportes a lo cubano. Su principal contribucin es la introduccin del trmino transculturacin, para explicar todo el proceso de mezcla producido en Cuba por la interaccin de varias culturas. Este trmino, segn Ortiz, guarda tambin un fuerte contenido antirracista, pues se contrapone a aculturacin, concepto manejado con variadas acepciones mo caus grandes polmicas, sobre todo por parte de investigadores norteamericanos. Este aporte se convirti en un nuevo punto de partida para investigaciones y permiti un grado de complejidad mayor que el concepto de aculturacin asumido hasta entonces, con lo que se eliminaban lecturas discriminatorias a la los pueblos y sus culturas. Mart y las razas apareci por primera vez como parte de un ciclo de conferencias en homenaje al Apstol, en julio de 1941. El texto entrelaza experiencias vividas durante la etapa republicana con elementos histricos de la guerra independenPor Oday Enrquez Cabrera Fotos: Archivo

PAGE 26

tista que incluyen la participacin de grupos tnicos, las secuelas racistas del darwinismo y el evolucionismo. Ortiz toma ideas de varios textos martianos para desmentir los mitos sobre las razas humanas. Se apoya sobre todo en su reconocida sentencia: No hay odio de razas porque no hay encuentra la explicacin, la esencia misma del racismo, basado ms en la desigualdad social que en la diferencia de la piel. Destaca la vigencia del pensamiento e ideario del Maestro en cuanto a la raza y los racismos. Por la integracin cubana de la motivacin por el estudio de la cultura cubana y sus componentes tnicos. Aqu Ortiz desarrolla la idea de la integracin como un trnsito por varias fases: hostil, transigente, adaptativa, reivindicadora e integrativa. En la explicacin de cada fase analiza el porqu de cada una y la necesaria evolucin a partir de los cambios sicosociales que han llevado a cabo desde la etapa colonial hasta nuestros das. De igual forma se dirige al lector en una valoracin del presente, buscando el mejor cauce e interpretacin para sus palabras. Otros textos de la coleccin, la mayora discursos o trabajos publicados en revistas de la poca, debaten y analizan desde distintos puntos de vista todo lo concerniente al racismo compiladores, durante ms de medio siglo Fernando Ortiz se dedic a la investigacin, propaganda y accin en contra de cualquier tipo de racismo. Se hizo valer de la ciencia como herramienta para rebatir las arcaicas concepciones sobre la raza, al tiempo de sus investigaciones. Los doctores Jess Guanche y Jos Antonio Matos ofrecen con este volumen pensado y armnico, una muestra de la gran obra de Fernando contracubierta, constatar la amplia labor de Ortiz en la socializacin del conocimiento en diversos sectores sociales para contribuir a eliminar un profundo lastre colonial que pervive hasta el presente.

PAGE 27

26Alma Mater / febrero 2014 / No. 531 26la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537a gravedad de la mentira radica en el hecho de que mina la fe que habamos mantenido en el otro. Lo expres muy bien Nietzsche es que me hayas mentido, sino que de ahora en adelante ya no podr creer en ti. La presencia de algn pequeo embuste es inevitable en una vida compartida a lo largo de muchos aos. A veces puede alguien considerar que una informacin no va a ser correctamente entendida. Matrimonios que mantienen relaciones funcionales y satisfactorias se hurtan pequeas informaciones con respecto a cuestiones como gastos personales, relacin con parientes polticos o espordicos encuentros con la propia familia de origen. Aun MENTIR EN PAREJ A dando por bueno el ideal de alcanzar acuerdos tambin en lo referente a esas parcelas de su vida en comn, cuando la experiencia les ha mostrado que tal ideal no es posible, tratan de pudiera llevarles al enfrentamiento. No creo que esto pueda ser considerado como una falta grave contra la verdad. Lo interpreto, ms bien, como una forma inteligente de aceptar las limitaciones que son inevitables incluso en los modelos de convivencia ms ejemplares. No faltan ocasiones en que se es consciente de haber incurrido en uno u otro error que despierta amargos sentimientos de confusin y autocensura. Sin embargo, considera innecesario revelrselo a la pareja, no con nimo doloso de mantenerlo al margen de la propia vida, sino con el propsito honesto y la determinacin sincera de evitarle sufrimientos o ahorrarle dolores para los que no dispone de analgsico adecuado. Un principio bsico en el que suelen coincidir los terapeutas es en lo inconveniente de abrir heridas cuando no se dispone del blsamo que pueda contribuir a sanarlas. Importa que las parejas lo sepan y que aprendan a valorar qu es lo que cada uno puede o no puede asimilar. Algunos sufrimientos innecesarios e intiles podrn ser evitados. Pues no convendra olvidar que el silencio sobre conductas de las que no nos sentimos nada satisfechos, puede convertirse en un formidable tributo de respeto hacia la persona que amamos. Naturalmente, siempre que se mantenga el com-

PAGE 28

MENTIR EN PAREJ A promiso de aprender de los errores repetirlos. La sinceridad, pues, no nos obliga a compartirlo absolutamente todo. Los seres humanos tenemos derecho a preservar algunas parcelas de nuestro mundo ntimo. No parece sensato, desde ningn punto de vista, hacer partcipe al otro de algo que no va a entender, puede ser mal interpretado y, en consecuencia, convertirse en fuente de dolorosos desencuentros. Lo fundamental es mantener en relacin a nuestro compaero o compaera una lealtad. Nada tiene que ver lo dicho con hacer de la falsedad un estilo y de la mentira un hbito o un instrumento de manipulacin. Ni con la situacin de quien se adentra por los vericuetos de una doble vida que instala a aquel con quien se comparte la vida en la inestabilidad, la confusin y la amarga vivencia de que algo sucio est sucediendo a su alrededor. La mentira sistemtica en cuestiones centrales de la vida de una pareja es un cncer silencioso que, acampado en el corazn de una relacin, produce efectos letales. Siembra los campos de la convivencia de peligrossimas minas con temporizador incorporado que ms pronto o ms tarde harn volar en comn. A largo de aos de trabajar con parejas he podido comprobar los efectos corrosivos del engao. Las heridas que este deja en el alma no son fciles de sanar. Por eso no es infrecuente que en ocasiones, no darse por aludido y tienda a refugiarse en una burbuja tan doloroso y daa tanto su propia autoestima el descubrimiento de que ha sido traicionada su natural ingenuidad y su buena fe que opta por vivir como si eso no fuera cierto aunque, tenga que pagar el alto precio de no poder eludir la conciencia de su propia estupidez. As parecen ser las cosas. No es un objetivo irrelevante cimentar las relaciones de pareja sobre la base de la creo que estas sean posibles en su ausencia. Jos Mara Jimnez Ruiz (Centro de Colaboraciones Solidarias)

PAGE 29

la voz de los universitarios Por Jorge Sariol Fotos: Archivociencia, tecnologa y sociedad EN LA JUSTA MEDID A Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537os humanos lo calculamos todo. Algunas tanteadas adquieren trascendencia tan desmesurada que en el amor, por ejemplo, ciertos tamaos hacen a las personas felices o infelices. Se olvida que la habilidad, que tambin es medible, es ms importante. Pero, ciertamente, la vida sera complicada sin mensurar. Al describir a Natura lo hacemos mediante sus magnitudes y la relacin entre ellas termina por componer las Leyes de la Naturaleza. Son imprescindibles las mediciones igual para armar una ventana que para la control del tiempo a las reglas creadas para estandarizar el transcurrir y que el mundo conoce como Norma ISO. Sin embargo, de todas las ex presiones de la ciencia la menos visible tal vez sea, por cotidiana, la Metrologa,2 nada ms y nada menos que la ciencia que estudia y promueve la exactitud, aunque en teora esto resulte imposible. En el afn de conseguir la precisin, los humanos hemos desarrollado un complejo sistema de patrones, estructuras, mtodos y procedimientos que intentan la quimera de esa perfeccin. La jurisprudencia se representa con una dama de ojos vendados que como atributos en una mano sostiene una espada el poder y en la otra una balanza, smbolo por excelencia de las mediciones. Cuando este trabajo andaba en preparacin tres noticias ofrecan los siguientes titulares: Junio registra las temperaturas ms clidas desde 1880; Cuba introduce tecnologas para medir agua en cuencas hidrogrchina para la fabricacin de biosensores de glucosa. Gneros tales aparecen constantemente en los medios, pero solo percibimos el resultado y pocas veces la base. CUBA MIDE En 1925 el Dr. Manuel Francisco Gran Guilledo (La Habana 1893-1962) obtena su doctorado en Ciencias Fsico-Qumicas, en el que demostraba con precisin el valor de la aceleracin de la gravedad en La Habana.3 Fue este uno de los primeros y ms serios estudios metrolgicos realizados en Cuba, en el que se presentaba no solo la descripcin del procedimiento aplicado sino el resultado correspondiente. De entonces a ac ha llovido, pero la metrologa no avanz mucho. En su dimensin ms pagana la preocupacin nacional gira hoy en torno a los bandidos que adulteran las balanzas en los agromercados. Sin embargo la sociedad cubana se actualiza. Dos tems de los Lineamientos abogan por el aseguramiento metrolgico y la normalizacin. En el 216 dice tex tualmente Mejorar la infraestructura tcnica de normalizacin, metrologa y calidad, en correspondencia con los objetivos priorizados de la exportacin y la sustitucin de importaciones. Muchos creen que debiera tener ms peso en la enseanza superior. As, la Resolucin Rectoral No. 76 diciembre del 2003 creaba la Ctedra de Metrologa con el propsito de promover el desarrollo acadmico en las reas vinculadas a las Ciencias Metrolgicas e incentivar proyectos de investigacin y la superacin profesional de especialistas, funcionarios y otros profesionales. La ciencia comienza cuando las personas comienzan a medirDimitri Ivnovich Mendeliev1

PAGE 30

la voz de los universitarios29 Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537En el mbito curricular, la carrera de Ingeniera Industrial tiene la disciplina Calidad con dos asignaturas: Ingeniera de la Calidad y Gestin de la Calidad. En el Curso Regular Diurno se imparte en 4to y 5to aos de la carrera h/c cada ao y en los cursos semipresenciales, se imparten en 5to y 6to MANUEL F. GRAN fue Profesor de Fsica Superior, Ingeniero Civil y Arquitecto. Figura dominante de la Fsica en Cuba en la primera mitad del Siglo XX). En 1959 fue nombrado por la Revolucin triunfante como embajador de la Repblica de Cuba en Francia. Poco despus sostena una entrevista con el Sr. Director del Bureau International des Poids et Mesures (BIPM) para sumar a Cuba a dicha organizacin y la implantacin en el pas del Sistema Mtrico Decimal. Entonces escribi a su jefe, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba nada menos que Dr. Ral Roa para ponerlo al corriente: en la Universidad de La Habana existe un laboratorio de Fsica, cuya formacin ha sido dirigida por el que suscribe y en el que se encuentra una copia del metro prototipo de Seccin M, graduado en cinta de plata, con su soporte. Adems, en ese laboratorio se encuentra un comparador vertical y horizontal, una mquina de dividir de la Socit Genevoise, as como algunas balanzas de precisin, interferimetro de Fabry y Prot y el de escalones de Michelson. Estoy seguro de que todo el personal del laboratorio de la Universidad, muy competente en estas cuestiones, puede colaborar por lo menos en el inicio de estos trabajos. (24 de Agosto de 1959 Ao de la Liberacin). aos de la carrera h/c y 32 h/c, respectivamente. Todo indica que no. La sociedad sostenible precisa de racionalidades, precitiene la Metrologa. Saber es poder. Cosas que deberamos saber.Taxmetro: instrumento para dedicado a medir la distancia recorrida y la duracin de un viaje y calcular acorde a una tarifa el monto del cobro del viaje segn la distancia y la duracin. La OIML establece para los taxmetros en su Recomendacin R-021/2007 que el Error Mximo Permisible (EMP) en la determinacin de la distancia recorrida no debe ser mayor a 2%, (En 1 km, el EMP=20 m). As que, ojo con los taxistas. ruso, uno de los ms grandes sabios qumicos de la humanidad (8 de febrero 1834, Tobolsk, Siberia de febrero de 1907, San Petersburgo). Formulador de la Tabla Peridica de los Elementos. En 1955 se nombr mendelevio (Md) al elemento qumico de nmero atmico 101. 2.Del gr. metron, medida + logo, ciencia. 3.La velocidad de los cuerpos al caer por en 9.8m/s2, pero puede variar segn el lugar.

PAGE 31

deporte la voz de los universitarios Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537Por qu algunas personas aman entrenar y otras lo detestan? Es una cuestin de actitud o podra tener que ver con nuestra constitucin gentica? Esto es lo que se propuso investigar un equipo liderado por Frank W. Booth, cuyo trabajo fue publicado recientemente en el Journal de Fisiologa. Los humanos podran tener genes de motivacin para ejercitar y otros genes que motivan sentarse en el silln, sostuvo Booth, quien agreg que a lo largo de las generaciones, un set de esos genes podra empezar a predominar en cada familia. Si bien cada uno puede decidir si ejercitarse o no, ms all de la herencia gentica, este nuevo estudio realizado en roedores sugiere que la respuesta podra encontrarse en el ncleo accumbens del cerebro: la cantidad de neuronas maduras all podran determinar el gusto por el ejercicio. de Missouri, donde fue realizado el estudio, decidieron cruzar aquellos roedores machos con hembras que voluntariamente corran ms en la rueda del laboratorio y as lo El amor por el deporte podra tener un origen genticohicieron tambin entre los que menos se acercaban a realizar ejercicio. El entrecruzamiento continu por varias generaciones hasta que los investigadores se encontraron con dos grupos: uno que pasaba horas corriendo y otro que solo por casualidad se acercaba a la rueda a ejercitarse. La diferencia que se encontr entre el grupo siempre dispuesto a correr y el que no lo estaba fue en la actividad de ciertos genes. El ncleo accumbens pertenece al circuito de recompensa y se activa cuando se realizan acciones que se disfrutan. La actividad gentica en esta porcin del cerebro en el grupo no corredor estaba disminuida, en comparacin al otro grupo. Sucede que en ellos no se estaban desarrollando las protenas necesarias para hacer crecer clulas jvenes que se unieran a las neuronas trabajadoras. Estas clulas quedaban en un estadio inmaduro y no podan contribuir a la actividad cerebral. La conclusin a partir de esto fue que los roedores corredores tenan ms neuronas maduras en el ncleo accumbens en su juventud que el segundo grupo. En la prctica, los investigadores concluyeron que todas esas neuronas maduras en el centro de recompensa del cerebro podran estar muy activas en respuesta al ejercicio. Sin embargo, el resultado no es tambin reclutaron miembros de la familia sedentaria a correr y sus cerebros comenzaron a responder al ejercicio, estimulando la maduracin de neuronas en el circuito de recompensa. Por lo cual, si bien pueden existir factores genticos, los investigadores tambin destacaron que an hay que ahondar en los resultados de este estudio para ver si los mismos efectos se cumplen en los humanos.

PAGE 32

la voz de los universitarios31Alma Mater / septiembre 2014 / No. 537Las personas puede elegir ejercitarse, sostuvo el coordinador del estudio Dr. Booth, ms all de su herencia. As que a no desalentarse, los genes son solo una porcin del asunto. No tienes que llegar a los lmites ex tremos de la Vigorexia, pero puedes proponerte objetivos cortos para comenzar a entrenar. Tomado de internet

PAGE 33

la voz de los universitarios sudar la tintaPor Yuris Nrido Foto: ArchivoAlma Mater / septiembre 2014 / No. 537 HISTORIAS MNIMAS No quise caminar desde mi casa a la avenida Monumental (ms de un kilmetro bajo el sol rabioso de las dos de la tarde) y me sent a esperar la 58, pacientemente (esa es la nica manera en que uno puede esperar una 58). Abr un libro y en la primera lnea apareci un seor: Buenas tardes, disculpe que lo interrumpa. Pudiera pedirle un favor muy importante? Lo mir. Unos sesenta aos, quizs ms. Ropa modesta pero limpia. Rostro abatido. Le dije que s. Mire, necesito que me d un peso. Tengo que completar el dinero para comprar una medicina. En realidad necesito ms de un peso para completarlo, pero me atrevo solo a pedir uno. Ya me lo imaginaba. Pasa muchas veces. Pero esta vez me conmovi. Busqu en mis bolsillos: un billete de 20 pesos y tres pesos en menudo. Reserv uno para la guagua y le di los otros dos. Muchas gracias, todava queda gente buena. Y dobl la esquina. Una seora que lo haba presenciado todo mene la cabeza: No debiste haberle dado nada. Lo conozco muy bien, no quiere el dinero para medicina. La hija lo atiende muy bien. Quiere los dos pesos para comprarse un trago de ron. La hija dice que no le paga borracheras y mira lo que hace l. Me qued pensando: Ojal que, cuando tenga esa edad, no me falten dos pesosPublicado en Oncuba