Alma mater ( 01-2014 )

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Alma mater
Physical Description:
v. : ill. ; 57 cm.
Language:
Spanish
Publisher:
J.C. Fernandez
Place of Publication:
Habana i.e. Havana, Cuba
Publication Date:

Subjects

Genre:
newspaper   ( marcgt )
newspaper   ( sobekcm )
Spatial Coverage:
Cuba -- Habana
Cuba -- Havana

Notes

General Note:
Description based on: Año 6, no. 1 (30 de sept. de 1933).
General Note:
"la voz de los universitarios."

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 20802575
lccn - sn 89048340
issn - 0864-0572
Classification:
lcc - Newspaper 660
System ID:
UF00098943:00090


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

nuestro credo El Director En este primer escrito del 2014, comparto con los lectores fragmentos de entrevistas realizadas por el periodista Pedro de la Hoz en su libro Como el primer da. Dialogan con l 23 destacados escritores y artistas, el punto de encuentro es el triunfo de la Revolucin Cubana, hace, exactamente, 55 aos. He aqu la opinin de algunos de ellos sobre cmo recibieron aquel enero luminoso: Alicia Alonso, prima ballerina assoluta: El mismo 1ro de enero de 1959, en Chicago, me haba comprometido con los compaeros del movimiento revolucionario en acudir a un estudio de televisin para hacer un llamado a la opinin pblica acerca del peligro que entraaba para la juventud cubana el aumento de la represin por parte de los esbirros de Fulgencio Batista. () Ya estaba lista bien temprano en la maana cuando alguien me dijo: Batista huy, los rebeldes estn en Santiago, se acab la tirana. Algo muy grande sent por dentro, como si Cuba entera estuviera en mi pecho. Miguel Barnet, poeta, novelista, etnlogo: Al amanecer del 1ro de enero llam a mi casa, con mucha alteracin, Miss Prieto, profesora de una academia norteamericana que viva mi padre respondi la llamada. Yo, que tengo un odo de tuberculoso, lo escuch todo sobre una noticia sensacional. Batista haba huido. Mi padre se dio cuenta de que yo estaba despierto y me dijo: No salgas a la calle. Hice todo lo contrario. Me encontr con De la Nuez, un dentista que era del 26 gente salimos en caravana hacia el Focsa. Por supuesto, mis padres estaban temblando. Silvio Rodrguez, trovador: Mi madre, mi hermana y yo que quedaba en el barrio de La Loma, en la calle Caridad 12, a unos metros del placer de pelota de San Antonio de los Baos. () Se peda a los ciudadanos que se mantuvieran en sus casas, pero el jbilo era incontrolable. Los que no se lanzaron a la calle, cosa que para m estaba vedada por la edad, pasamos el da pegados a la radio. Por la tarde mi abuelo decidi que no regresramos a La Habana hasta tanto se ms de lo previsto en el pueblo. Aquellos das agregados a hizo la Revolucin. Graziella Pogolotti, ensayista, pedagoga, crtica de arte: Cuando supe la gran noticia, el derrocamiento de la dictadura, algo que se presentaba como inminente en los ltimos das del ao, lo que se nos ocurri a cada una de las personas que vivamos en Roma, gente que incluso no conocamos, fue aparecernos en la sede de la Embajada a ocuparla. Fue lo que aconteci en casi todos los pases donde haba concentraciones de cubanos. En realidad no hubo oposicin alguna. Llegamos sin armas, nicamente nuestra presencia bast para tomar el lugar en nombre de la Revolucin. Juan Formell, compositor, director de orquesta de baile: El 1 de enero yo estaba en mi casa. Viva en La Lisa, mi ao me acost tarde, como a las dos de la madrugada, pero no dorma, por eso escuch, mientras iba aclarando, a los vecinos comentar primero en voz baja y despus a pleno pulmn: Se fue Batista!, Viva el 26!, Viva Fidel! Juan Padrn, cineasta, historietista: En el batey y otras localidades colindantes con el valle, el 1ro de enero fue como la representacin de una pelcula. Los soldados del cuartel de Crdenas se desplegaron temprano en la maana por las calles. Cada cierto nmero de cuadras de la calle Real emplazaron armas largas. Pero como a las dos o tres de la tarde desmontaron todo aquello y comenzaron a regresar al cuartel. La gente camin detrs de ellos a ver cul era el problema () Se encerraron. Fue una ltima e intil guapera. El ejrcito de la tirana estaba derrotado. La Revolucin haba triunfado.

PAGE 3

Director Yoerky Snchez Cullar Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Correccin Oday Enrquez Cabrera Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Neida Lis Falcn Costa Director artstico Alejandro Fernndez Pea Diseo y realizacin Leonel Lpez Remuan Alejandro Fernndez Pea Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Transportacin Enrique Garca Hernndez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 enero 2014 Portada Remuan Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels Junkies del msculo p30 Por Carlos Migulez Monroy

PAGE 4

Director Yoerky Snchez Cullar Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Correccin Oday Enrquez Cabrera Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Neida Lis Falcn Costa Director artstico Alejandro Fernndez Pea Diseo y realizacin Leonel Lpez Remuan Alejandro Fernndez Pea Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Transportacin Enrique Garca Hernndez Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 enero 2014 Portada Remuan Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels La FEU recuento y perspectiva p.4 Por Jorge Sariol Perea Julio Antonio Mella p.18Por Tristan MarofUn libro que debe escribirse p.20Por Julio Antonio MellaDe la Base y sus demonios p.22Por Yisell Rodrguez MilnLa nueva travesa de Magallanes p.24Por Enrique Moreno GimeranezNios robotizados p.26Por Frei Betto ENTRE COPIA Y VENT A, LA CREA CIN p.12 Por Dainerys Mesa Padrnvoces p.6 de todo un poco p.8 quin le pone el cascabel al ltigo? p.9 poesa p.10 cuento p.11 ciencia, tecnologa y sociedad p.28 sudar la tinta p.32

PAGE 5

la voz de los universitarios Alma Mater / enero 2014 / No. 530 a vida de la FEU ha tenido bastante movimiento en los ltimos tiempos. Cul ha sido el pvot fundamental de la etapa? No podramos hablar del trabajo en el 2013 si no partiramos de la preparacin de las celebraciones por el aniversario 90 de su fundacin. Y el trabajo deba comenzar por el acercamiento a la brigada, para movilizar a los jvenes en el diseo y realizacin de todas las actividades en torno a la fecha. Por la misma razn resulta inevitable referirnos al levantamiento de algunas deudas en materia de funcionamiento, para acercarnos a la base. Como no es cuestin de unos pocos y en su desarrollo debe involucrarse la universidad en pleno, movilizamos no solo a estudiantes sino tambin a profesores, trabajadores, instituciones y autoridades de diferentes organizaciones con protagonismo dentro de los centros de educacin superior. Esa fue la plataforma al lanzar la convocatoria el 20 de diciembre del 2012 al VIII Congreso, el hecho luego, en enero de 2013, con el 160 aniversario del natalicio Jos Mart y el mensaje de Ral a los universitarios, diera paso a todas las previsiones y metas. A partir de ah se conform el trabajo de todo el ao, parte sustancial del balance para la realizacin del Congreso. Todo este proceso permiti el levantamiento de ms de 17 498 planteamientos, dirigidos fundamentalmente a pensar cmo deba funcionar la FEU; de ellos, ms del 47% estaban enfocados al diseo de las acciones, y de manera crtica, a los modos de actuacin de los dirigentes. Resultaron menos de lo esperado sobre un tema tan medular? No, al contrario. Si vemos el balance fundamental de cmo se distribuyeron, el referido al funcionamiento fue el de ms inters para todos. Se haba previsto dar importancia a lo relacionado con las instituciones, por la incidencia en la formacin profesional, y tambin lo referido al mbito poltico, porque permita analizar la percepcin de los universitarios sobre las transformaciones iniciadas en la vida nacional. Sin embargo, contradictoriamente en este ltimo aspecto si hubo menos de los esperados, pues en los meses previos se haba realizado un ciclo de discusin, conocido como Nuestro Credo, otra de las acciones importantes de los ltimos tiempos, donde se dio, muy fuerte, el debate crtico sobre la participacin de los universitarios en esa actualizacin econmica poltica y social. Buena parte de ese 47% de los planteamientos sobre el aspecto organizativo, se referan al papel de sus dirigentes y a la forma de convocar y organizar las actividades. Igual sucedi con la necesidad de transformar normas y reglamentos, de evitar las cuestiones burocrticas y acercarse ms a la realidad cotidiana. Tienes percepciones en concreto de avances? Estoy persuadido de ello. El anlisis generado ha ido calando en la membresa. A poco de comenzado este curso, y durante todo el primer semestre, se realiz un recorrido por universidades de las 66 del pas y el ambiente es otro. La evolucin an est en ciernes; no hablamos de solucin de los problemas, pero es posible ver cambios en la forma de convocar La FEU: recuento y perspectivaPor J.S. Elcano Fotos: Elio Mirand Conversacin con Yosvani Alberto Montano Garrido, presidente del Secretariado Nacional de la Federacin Estudiantil Universitaria (FEU), sobre lo que dej el 2013 y trae el 2014.

PAGE 6

y participar; puedo poner el ejemplo del Instituto Superior de Arte (ISA), o en centros de ciencias mdicas o pedaggicas. En algunas carreras de solo cinco estudiantes de quinto ao, todos andan imbuidos en actividades de impacto en las transformaciones actuales. Es posible apreciar el cambio por el hecho de que hay mucha exigencia en el cumplimiento de lo acordado. El VIII Congreso de la FEU lleg a una membresa sin experiencia parecida. Por lo tanto, todo era nuevo. Y lo dejado por el sptimo necesitaba de actualizacin mayor, ante un escenario muy distinto, con otras exigencias. Histricamente se ha hablado de la falta de trabajo en la brigada, como un cuento de nunca acabar Por lo que s, en casi todos los congresos el trabajo con la brigada ha sido casi un slogan. Por ello, en los 145 acuerdos se logr defender lo discutido en la brigada, de modo que sus miembros vean arte y parte. Hoy podemos hablar de un grupo de acuerdos concluidos, resultados del Congreso. Ms de 54 de los 145, estn teniendo un tratamiento por parte de las instituciones, dgase ministerios y organismos, tanto los formadores como de la direccin central del estado, con responsabilidades en las respuestas. Entre los puntos de anlisis est el de la asistencia libre a clases, bastante discutido, hoy con un nuevo documentres artculos 37 y 38, de la mencionada resolucin, al derogar el veces falseada, del 20 % de asistencia. El perfeccionamiento, en mi opinin, otorga amplitud al concepto de la responsabilidad individual. Hoy existen transformaciones importantes en lo referido a la imparticin de los turnos de debates histricocontemporneos, sobre la prctica profesional, acerca de los centros de investigacin adscritos y su relacin con los estudiantes, as como la creacin de grupos de anlisis para repensar programas de estudio de Historia de Cuba, de Metodologa de la Investigacin, de la disciplina Preparacin para Defensa y de Educacin Fsica. 2013 al 2014? Hay ms de 36 proyectos de impacto social activados, relacionados con lo anterior, no solo la formacin de valores y la inclusin de la lucha contra el consumo de drogas, la educacin sexual y la formacin jurdica, sino con el desarrollo econmico de los territorios, a partir de ver cmo poner en funcin el potencial acadmico los estudiantes universitarios. Siempre he credo que la FEU de las facultades de humanidades deba tener a su cargo buena parte en la celebracin del Festival de Libro y la Lectura, por ejemplo. Con el inicio del curso se comenz la estructuracin de las acciones, con la celebracin del aniversario 90 de la Universidad Popular Jos Mart y como objetivo fundamental, el de darle a la organizacin la relevancia de siempre en la sociedad. Hemos reiniciado el llamado Dilogo de Generaciones, que presupone debates con personalidades de muchos mbitos de la vida nacional profesores, lderes polticos, deporde los cuales han mostrado receptividad. Algunos, es cierto, se muestran menos inclinados al encuentro, tal vez porque los estudiantes universitarios suelen ser muy incisivos en la polmica; y tambin porque falta mucho para alcanzar una cultura del dilogo, cuestin a resolver primero entre nosotros los estudiantes. Si el 2013 fue para nosotros el ao pues nos hizo pensar en la necesidad de transformar, el 2014, en cambio, ser de mucho trabajo. El segundo semestre ser etapa de validacin de los acuerdos del Congreso, de discusin de los documentos normativos de la vida de la federacin, con la reactualizacin de estatutos y reglamentos, es decir, el ABC de los universitarios. Se prev concluir en agosto. En febrero ser la reunin del Secretariado General de la Organizacin Continental Latinoamericana y Caribea de Estudiantes (OCLAE), en La Habana, con el objetivo de preparar su congreso, previsto para agosto, y establecer las principales temticas a discutir, en su tarea de respaldar las luchas de los movimientos de izquierda y sobre todo rescatar el concepto de la unidad. Por otra parte tenemos como tarea primordial para este ao la celebracin del Festival de Artistas tiago de Cuba. Muchas veces se dice, casi como una consigna, que el primer deber de un universitario es estudiar, sin embargo a mi juicio hoy el primer deber ser la teora del baloncesto: alguien lanza el baln al rea y all otros se encarguen de encestar. Es momento de responder al reclamo de qu es ser un ciudadano pleno, de ejercer crtica social permanente, pero con la responsabilidad de involucrarse en la solucin de los problemas ms urgentes del pas, en una sociedad ms inclusiva en un momento de necesidad de refundacin.

PAGE 7

la voz de los universitarios vocesPor Yasel Toledo Garnache (estudiante de la Universidad de Holgun) PanekeAlma Mater / enero 2014 / No. 530icardo estaba all. Escuchaba lo de tantas veces. Le daba vueltas al anillo en su dedo ndice. Miraba hacia cualquier parte. Bajaba la cabeza. Alguna que otra palabra lo motivaba. Prestaba atencin. Ahora lee apuntes en su agenda: Comedor-FEU-Comida (que no gravitan desde hace bastante tiempo por estos lares. Ese ser mi pretexto para no extenderme. Adems, todo el mundo lo sabe, hasta los pobladores de Alaska, Canberra, El Cairo, Damasco aunque a ellos no les debemos Lo de nosotros es como un estornudo, un pisotn o una mordida Compararlo con fenmenos de otras dimensiones es irrisorio. A uno le puede gustar ese tipo de cosas, lo ridculo. Quiz suee con lograr lo que Virgilio, solo en la literatura y no ms. Carlos Manuel, sin libros ni premios, tambin impulsa. COMEDOR-FEU-COMIDA La creacin de una comisin buen funcionamiento en la cocinacomedor me parece bien, aunque no existen uniformes. C omida C rtica Una universidad?

PAGE 8

C omida C rtica Una universidad? Quiz todos debiramos formarla, sin necesidad de rotacin, porque acaso la exigencia de que nos elaboren los alimentos con calidad es cuestin de turnos? Aplaudo la iniciativa, pues los primeros pasos son los ms difciles. Ricardo ha sido testigo de escenas lamentables. Su fama de criticn crece. Hasta otros estudiantes se le han enfrentado para defender a las vctimas de sus exigencias que para l son nobles y necesarias. La pasividad conduce a la muerte, a la muerte del deseo de mejora. Queremos eso? CRTICA-RESPETO: ESPADA Y PAUELOLAS FMINAS PUEDEN PREFERIR ABANICOS (EST PERMITIDO) Andemos con espadas para pinchar burbujas y cortar malezas. Quiz bastara con agujas o machetes. Pero periodismo: Lo otro sera til en la suciedad del realismo de Bukowsqui y los dems. Cualquier actitud de reclamo debe incluir respeto. Comprendamos que todos somos del mismo equipo, o al menos debiramos serlo. Eso es as? Ricardo piensa que s Porque aqu jams existiran escaramuzas para llevarse boberas: salchichas, posticas de pollo Eso sera quitarle parte de su comida a los estudiantes, crimen de lesa humanidad. FEU-PROTAGONISTA de Ricar. Los alumnos deberan levantarla en sus hombros, arroparla y llevarla a la punta de los icebergs personales, que forman el colectivo, admirable y avasallador contra lo que ensucie al Alma Mater, que no se reduce a la escultura en la Universidad de La Habana. No tiro cscaras a dirigentes. Ellos no son los nicos responsables. Alumnos casi sentimos el calor de la hoguera, y no podemos molestarnos por eso, tampoco correr hacia cualquier direccin: Solo existe una: Protagonismo y conciencia para revertir la situacin. DOS SEDES-UNA UNIVERSIDAD? Ricardo convers con la profe Marcia varias veces sobre el tema. Pocos lamentan la situacin tanto como ella. Ms aulas, laboratorios de computacin, empero desunin entre los estudiantes de ambas sedes, y otros fenmenos conocidos por casi todos, pretexto para no mencionarlos otra vez. La solucin? Es difcil encontrar una. Ms actividades colectivas y protagonismo para la podra ser el inicio. la comunicacin institucional. Eso merece varias cuartillas. Les prometo un prximo acercamiento al asunto. Ya dejo de teclear. Sus comentarios sern ms importantes que mis prrafos. La opinin de muchos en un mismo espacio llega ms lejos. Ricar lo sabe. Yo tambin.

PAGE 9

de todo un poco la voz de los universitarios Por Miriam Anczar Alpzar Foto: ArchivoAlma Mater / enero 2014 / No. 530LA HISTORIA DEL TELGRAFO Miren que ha llovido desde entonces!!! El primer telgrafo fue inventado por Claude Chappe en 1794. Utilizaba una bandera basada en el alfabeto y dependa de una lnea de visin para la comunicacin. En 1809 un nuevo telgrafo fue inventado en Baviera por Samuel Soemmering, quien recurri a 35 cables con electrodos de oro en agua, Qu caro ese telgrafo! nexin de internet en Cuba, y eso ya distancia de 2 000 pies, y se detectaba por la cantidad de gas generado en la electrlisis. En 1828, Harrison Dyar invent el primero de los EE.UU. que enviaba chispas elctricas a travs de una cinta de papel para grabar puntos y guiones. Pero las bases de la evolucin a gran escala de las comunicaciones electrnicas quedaron sentadas en 1825, con la creacin del El susodicho muestra el poder de este mediante el levantamiento de nueve libras con un trozo de hierro de solo siete onzas, envuelto en cables, por los que circulaba la corriente de una batera. Sin embargo, el verdadero poder del electroimn es su papel en la creacin de innumerables inventos en el futuro. En 1830, un americano, Joseph Henry, demostr su potencial para las comunicaciones a larga distancia, cuando envi una comunicacin electrnica a travs de una milla de cable que haca sonar una campana. Sin embargo, fue Samuel Morse quien desarroll con xito el electroimn y mejor el invento de Joseph Henry, pues hizo bocetos de el trabajo de Henry. Invent un sistema de telgrafo y demostr que las seales podan ser transmitidas por cable. Utiliz pulsos de corriente para desviar un electroimn, el cual mova un marcador para producir cdigos escritos en una tira de papel el cdigo Morse! Al ao siguiente, el dispositivo tos y guiones. Hizo una demostracin pblica en 1838, pero no fue hasta cinco aos despus que el Congreso distancia de 40 millas. Morse y sus colaboradores obtuvieron fondos priy Nueva York, y se empez a utilizar el telgrafo en pequeas empresas. El cdigo Morse original se imprima en una cinta. Sin embargo, en EE.UU. se desarroll la operacin en clave de odo. Un operador capacitado poda transmitir entre 40 y 50 palabras por minuto y cuntos mensajes son enviados y recibidos en segundos con los actuales facebook, twitter, yahoo!, porque es abrumadora la diferencia ra el ao 1999, quizs el 2000 o mejor, 2001. Con el nimo imberbe, el riesgo de la adolescencia y el ambiente natural que se respira en las calles de Guanabacoa, estos cinco amigos salan semana tras semana a buscar materia prima para ganar el chequeo de emulacin. La escuela secundaria podra llamarse por ejemplo, Vctor Muoz. S, porque no siempre las escuelas se llaman como los mrtires ms populares. Y ellos, que quizs solo saban que l haba tenido la iniciativa de celebrar el da de las madres en Cuba, sentan un orgullo muy grande por pertenecer a aquel cenDigamos que el chequeo de emulacin era solo un pretexto para ganar ms puntos y hacer que aquel 9no 14 fuese el mejor grupo de la escuela. Digamos tambin que cin para salir todos en bicicleta, con sacos vacos en las manos, por abajo y pasar la tarde visitando los rumbos, el CUPET o cualquiera de las cerveceras del municipio, en cuyos cestos de basura pudieran encontrar laticas de cerveza, pomos plsticos o botellas de cristal. Con sus 14 o 15 aos recin cumplidos, aquel grupo de amigos, pioneros todos, no reparaban en lo mal visto que poda resultar para los transentes ver a un grupo de nios registrando la basura. Lo importante era la emulacin, la rivalidad, las latas y desandar Guanabacoa en bicicleta. Pero un da en el que apenas encontraron latas, las bicicletas estaban ponchadas y los nimos andaban por el suelo; los cinco amigos decidieron buscar un nuevo sendero para sus aventuras ado-

PAGE 10

la voz de los universitarios 9 quin le pone el cascabel al ltigo?Por Nemo : YaimelAlma Mater / enero 2014 / No. 530Suspense en la lnea del trenlescentes y marcharon rumbo a la lnea del tren, donde alguno de ellos augur encontrar grandes depsitos de materias primas. Despus de caminar unos 200 metros y tras llenar un saco y medio de latas, uno de los nios encontr un pomito lleno de refresco de Cola. Tras anunciar el hallazgo los otros muchachos se acercaron, dudosos. El ms atrevido abri la pequea tapa y todos escucharon el potente pssssss, que produce el gas de la refrescante bebida. Qu haca un pomo de refresco gaseado en medio del ferrocarril? Seguramente algn nio lo haba lanzado por accidente desde la ventanilla de un tren. Sin pensarlo dos veces, premio de aquella jornada pioneril. Con las fuerzas renovadas siguieron camino. De repente otro de los muchachos se lanz a correr y tres metros ms adelante alz su mano en seal de triunfo. En ella apretaba otro pomo, tambin de Cola. Los adolescentes saltaban de alegra y compartan el lquido, sorbo a sorbo. Ahora, adems de las latas, los nios tenan otra motivacin, ya que en cualquier lugar aparecera de un momento a otro el preciado lquido que calmara su sed. Entonces, el ms alto de los muchachos divis entre la yerba, el tercero y ltimo pomo de refresco de aquella jornada vespertina. Esta vez, era de naranja. Corri ms que el resto de sus compaeros, quizs porque era su sabor preferido. Abri la tapa, alz el pomo y ech un inmenso buche de lquido en su boca. Pas el pomo, como quien pasa el baln, a su compaero ms cercano. Este ltimo intent llevrselo a la boca, cuando un grito lo hizo detener su impulso: -Esto es meao, coo!!! Dijo el primero escupiendo el lquido que, por fortuna, no haba tragado del todo. Los dems estuvieron dos horas desternillados de la risa. Aquel pomo pobre desdichado, a quien el chucho acompaara incluso en los aos que estudi en la CUJAE. Aunque l pidi que nunca se contase tal incidente, tuvo la mala suerte de que uno de aquellos amigos estudi periodismo, y un da de esos en que no bajaban las musas y se acercaba la fecha de entrega, escribi aquella historia para la seccin de una revista estudiantil. Pero su amigo lo perdon. De todas formas, ya haban pasado 12 aos y el suceso no haba dejado traumas o consecuencias, con excepcin de un detalle: cada vez que ese amigo necesita una bebida para acompaar el almuerzo, pide limn o cola porque, segn l, el refresco de naranja le deja un sabor raro en la boca.

PAGE 11

poesa: Hanna Chomenko la voz de los universitariosMARA ZAMBRANO (Mlaga, 1904-Madrid, 1991) Pensadora, ensayista y poeta espaola. Estudi Filosofa y Letras. Vivi en Mxico, La Habana y Roma, donde escribi algunas de sus obras ms importantes: Los sueos y el tiempo, Persona y democracia, El hombre y lo divino y Pensamiento y Poesa. Entabl amistad con importantes poetas y pensadores de los aos 30 como Luis Cernuda, Jorge Guilln, Emilio Prados y Miguel Hernndez. Despus de 45 aos de exilio regres a Madrid en 1984. En 1988 le fue reconocida su obra con el Premio Prncipe de Asturias y el Premio Cervantes.Alma Mater / enero 2014 / No. 530DELIRIO DEL INCRDULO bajo la estrella, el viento. Y ms all? Ms all, no recuerdas? solo la nada. La nada, yelo bien, mi alma: durmete, adurmete en la nada. (Si pudiera, pero hundirme...) Ceniza de aquel fuego, oquedad, agua espesa y amarga: el llanto hecho sudor; la sangre que, en su huida, se lleva la palabra. Y la carga vaca de un corazn sin marcha. De verdad es que no hay nada? Hay la nada. Y que no lo recuerdes. (Era tu gloria). Ms all del recuerdo, en el olvido, escucha en el soplo de tu aliento. Mira en tu pupila misma dentro, en ese fuego que te abrasa, luz y agua. Mas no puedo. Ojos y odos son ventanas. Perdido entre m mismo, no puedo buscar nada; no llego hasta la nada.

PAGE 12

cuento (Pars, 19 de mayo de 1933) Escritora, activista y periodista mexicana cuya obra literaria ha sido muy distinguida, entre otros, con el Premio Mazatln de Literatura, 1971, Premio Nacional de Periodismo de Mxico, 1978, Premio Alfaguara de novela, 2001, diversos doctorados Honoris Causa, otorgados por la Universidad de Mxico, Premio Nacional de Ciencias y Arte de Lingstica y Literatura, 2002. Recientemente recibi el Premio Cervantes 2013.Alma Mater / enero 2014 / No. 530Yo vena cansado. Mis botas estaban cubiertas de lodo y las arrastraba como si fueran fretros. La mochila se me encajaba en la espalda, pesada. Haba caminado mucho, tanto que lo haca como un animal que se deMe dijo que subiera. Con trabajos me sent a su lado. Calaba fro. Tena la boca seca, agrietada en la comisura de los labios; la saliva se me haba hecho pastosa. Las ruedas se hundan en la tierra dando vueltas lentamente. Pens que deba hacer el esfuerzo de girar como las ruedas y empec a balbucear unas cuantas palabras. Pocas. l contestaba por no dejar y seguimos con una gran paciencia, con la misma paciencia de la mula que nos jalaba por los derrumbaderos, con la paciencia del mismo camino, seco y vencido, polvoso y viejo, hilvanando palabras cerradas como semillas, mientras el aire se enrareca porque bamos de subida casi siempre se va de subida, hablamos, no s, del hambre, de la sed, de la montaa, del tiempo, sin mirarnos siquiera. Y de pronto, en medio de la tosquedad de nuestras ropas sucias, malolientes, el uno junto al otro, algo nos atraves blanco y dulce, una tregua transparente. Y nos comunicamos cosas inesperadas, cosas sencillas, como cuando aparece a lo largo de una jornada gris un espacio tierno y verde, como cuando se llega a un claro en el bosque. Yo era forastero y slo pronunci unas cuantas palabras que saqu de mi mochila, pero eran como las suyas y nada ms las cambiamos unas por otras. l se La identidadentusiasm, me miraba a los ojos, y bruscamente los rboles rompieron el silencio. Sabe, pronto saldr el Lo malo es bajar al pueblo a echarse un trago porque luego all andan las viejas calientes. Despus es ms diDijimos que se iba a quitar el fro, que all lejos estaban los nubarrones empujndolo y que la cosecha poda ser buena. Caan nuestras palabras como gruesos terrones, como varas resecas, pero nos entendamos. Llegamos al pueblo donde estaba el nico mesn. Cuando baj de la carreta empez a buscarse en todos los bolsillos, a vaciarlos, a voltearlos al revs, inquieto, ansioso, retenindome con los ojos: Qu le regalar? su alrededor, esperanzado, mirando el cielo, mirando el campo. Hurgone de nuevo en su vestido de miseria, en su pantaln tieso, jaspeado de mugre, en su saco usado, amoldado ya a su cuerpo, para encontrar el regalo. Vio hacia arriba, con una mirada circular que quera abarcar el universo entero. El mundo permaneca remoto, lejano, indiferente. Y de pronto, todas las arrugas de su rostro ennegrecido, todos esos surcos escarbados de sol a sol, me sonrieron. Todos los gallos del mundo haban pisoteado su cara llenndola de patas. Extrajo avergonzado un papelito de no s dnde, se sent nuevamente en la carreta y apoyando su gruesa mano sobre las rodillas tartamude: Ya s, le voy a regalar mi nombre.

PAGE 13

12Alma Mater / enero 2014 / No. 530o s he comprado discos. Con sas. Sin letras impresas, pero manoseo en las tiendas de msica, sin atreverme a voltear y ver la cifra aterradora en la etiqueta de precio. Discos que complacen mi alma tanto como a mi bolsillo y que encuentro, con tan buena suerte en cualquier esquina de cualquier ciudad de este pas. Tambin he copiado de una memoria, un disco duro o cualquier otro soporte electrnico las canciones de mis autores preferidos. Y nunca me he sentido culpable. En mi vida he comprado un disco. Bueno, un disco original, de los que tienen un diseo bonito y a veces hasta traen las letras de las canciones. Pero eso no interesa. Mira mi almacn: 50 gigas de msica. Seores, aqu ustedes pueden encontrar lo que quieran. Hasta para un programa de radio tengo material DIME QU ESCUCHAS La msica constituye una de las prcticas culturales ms relevantes de la poblacin cubana. Se destaca por sus altos niveles de seleccin, con independencia de factores como sexo, edad, ocupacin o nivel escolar. De hecho, el al menos una vez al da (71,6%) o una vez por semana (18,6%) sin que esta respecto a las caractersticas sociodemenores de 30 aos son los que se destacan en su consumo, y se observa un ligero descenso de este comporta1Entre copia y venta, la creacin Por Dainerys Mesa Padrn Remun

PAGE 14

El mencionado estudio del Instituto Cubano de Investigacin Juan Marinello declara adems que los soportes fundamentales para disfrutar del arte musical resultan el radio y el televisor, luego el video/DVD/VCD, la computadora, y en ltimo lugar, los reproductores digitales. delatara ingenuidad de nuestra parte; sin embargo, realmente maravilla salir a la calle y tropezar con tantos conec tados a sus auriculares, aunque solo sea para evitar el ambiente. Cada da los mp3 van relegando a los medios pblicos como la radio. En parte es responsabilidad de los crculos intelectuales que hemos vuelto, algunos, espacios artsticos de legitimacin, demasiado elitistas, aburridos Rojas, director de Buena Fe. La evolucin de los componentes tecnolgicos ha volteado los procesos creativos y de consumo de los produc tos musicales. Con la entrada de internet y los USB, IPOD, IPHONE, reproductores digitales y otros, la msica deja de estar presa en el soporte de los CD y pasa a ser contenido transmisible en todos estos medios; de modo que los consumidores necesitados y con otras prioridades de gasto, adquieren lo buscado de la manera menos Abreu, Doctor en Ciencias Econmicas y especialista en industrias del arte. Quizs el asunto, visto desde la pupila particular, no se ha virado tanto como para quedar patas arriba. Ahora, cuando lo personal se comparte tanto hasta ser grupal, las cosas dan un giro ms de 180 grados. Para el Guille Vilar, realizador de radio y televisin, la tecnologa va muy rpido en lo que a soportes digitales las quejas de los msicos cubanos porque les piratean sus discos sin ganancia alguna... Pero, cmo accedo a un lbum de Benny Mor de la EGREM.2 Si alguien me lo vende a muchsimo menor precio lo compro CORSARIOS Y PIRATAS Los senderos del uso personal de la msica, tanto nacional como fornea, se han ensanchado en Cuba desde que se abriera la brecha del trabajo por cuenta propia. Actividades que hasta entonces se solapaban ante los ojos de como legtimas. nuestro contexto nuevas acepciones. Segn lo planteado en la edicin extraordinaria especial, nmero 012 de la Gaceta de la Repblica de Cuba en noviembre de 2010, los conocidos vendedores zados a comprar y vender discos con un En nuestro contexto se ha hecho regular la prctica de la piratera, lo cual adems de afectar la integridad moral de los derechos de los creadores, los ingresos de los productores y artistas, genera espacios de difusin que se hacen eco de valores, smbolos e imgenes El joven Yankel Orozco Caballero, comprador y vendedor de discos, refuerza esta tesis explicando que determinadas personas conocidas como DJ, resultan el primer eslabn de la cadena. Son ellos quienes confeccionan los variados en MP3, las selecciones, e Desde diversas posiciones, la visin del tema se hace una. Para Israel Rojas, por ejemplo, el criterio de seleccin se relaciona con lo divertido, lo simple, lo rtmico o epidrmico. Se hace difcil encontrar propuestas de mayor calado cultural en estos espacios. Hay quienes hablan de invasin culral (o suicidio). Son ms los jvenes Mederos Corrales, estudiante de primer ao de Ingeniera Hidrulica en la CUJAE. Escucho a Buena Fe, Leoni Torres, Adrin Berazan, Diana Fuentes, Polito contina, y no oigo ms, por lo difcil que se me hace conseguirla. La venta de discos solo alivia un poco la sed. En las tiendas donde s hay productos nacionales los precios son imposibles. La va ms factible para obtener lo que me interesa es copiar Conseguir, adquirir, alcanzar Todas estas palabras redundan en dos caminos: comprar y compartir; copiar y pegar. EN MEDIO DE LA TEMPESTAD Agua dulce. Agua salada. Precisamente entre estas se baan el consumo y la comercializacin de msica en Cuba. El tema de la venta legal de discos que realizan algunos miles de cuentapropistas en el pas no se debe analizar como un mecanismo probable a utilizar como parte de un esquema de comercializacin y distribucin, toda vez que es una accin aprobada por el Estado, pero en franca violacin de lo establecido en relacin con los derechos de autor, documentos de los cuales Cuba sanciona Rafael de la Osa, director de Cubarte. la voz de los universitarios13Alma Mater / enero 2014 / No. 530

PAGE 15

la voz de los universitarios la voz de los universitarios Alma Mater / enero 2014 / No. 530Israel Rojas, en tanto, lo asume como un asunto contradictorio. Por un lado, la piratera s viola toda norma internacional en materia de derechos universalmente reconocidos. Por el otro, tenemos a un pueblo que no puede vivir sin msica y que lamentablemente posee talentos de sobra, pero una industria nacional demasiado cara. Es una cadena que rompe siempre por el eslabn menos fuerte jurdicamente: los creadores. Para quienes somos compositores e intrpretes no es tan serio el problema, pues podemos usar la piratera a nuestro favor. No ganas por la venta; mas, al circular casi libremente la obra, puedes suplir un poco el golpe econmico con las En el ro tenemos lo establecido y lo bueno. En el mar, baados de sal, lo alternativo y lo de menos calidad. En nuestra tabla salvavidas no se monta lo que decidamos; sobrevive, como en la seleccin natural, lo mejor plantado para tiempos de cicln. Las vas menos reconocidas han llegado a la orilla y han sembrado bandera en territorio de oferta musical. Mientras, los gustos se ven expuestos a batallas campales de investigacin, bsqueda y captura. Es en el horizonte donde emergen las esperanzas vestidas de discos, o electrnicos. Y ah vuelve el Guille a la carga: Para mis programas de radio y TV he conseguido buenos temas gracias a ese mercado alternativo, no necesariamente negativo. Pueden encontrarse muchas cosas de gran valor artstico a las que no tenemos otro acceso. El derecho a la cultura es tan importante como a la alimentacin o a la salud. Si no tenemos presente que los discos piratas son consecuencia directa del bloqueo, mirndolo fuera de contexto, pudiramos ser muy injustos con el pueblo y sera otra manifestacin de nuestra capacidad para autobloEXIT Ampliar las propuestas de calidad. Insertar ms opciones nacionales en la preferencia de los oyentes. Satisfacer a pblicos y creadores. Bajar los precios de las ofertas tradicionales. Todas son puertas que se cierran y abren indistintamente en la subjetividad compartida; mas, ninguna se postula como salida. Debemos aprovechar las nuevas tecnologas, en especial internet y todas las herramientas que ofrece como facebook y twitter para poder competir a nivel mundial. () Hay que buscar nuevas maneras de promover la msica cubana, potenciando polticas consensuadas con todas las partes que intervienen en el proceso: las disqueras, las agencias de representaciones el destacado Juan Formell, en una entrevista publicada recientemente en el sitio www.oncubamagazine.com Para Johannes esta propuesta deviene anillo en el dedo desnudo. Sin embargo, enriquece la necesidad con la realidad ms cruda. En nuestro contexto la comercializacin de msica a travs de internet tiene un enfoque hacia la exportacin. En el mercado nacional no contamos con la infraestructura de conexin de alta velocidad ni de banca electrnica para el desarrollo de esta Con la intervencin de la tecnologa la creacin musical se ha abaratado, en tanto los artistas asumen mltiples roles para hacer, promocionar sus obras, dependiendo menos de terceras personas e instituciones. Pero tambin sus ganancias han menguado. Ante la drstica disminucin de las ventas de discos fsicos y la apertura hacia el mundo digital, para el cual no estamos preparados ni tenemos un mercado nacional estructurado que permita probar y potenciar los produc tos, la afectacin a nuestros autores Rafael. Pienso que hay que trabajar de forma intensa para incorporarse al mundo digital de cara al mercado internacional, en lo que el Gobierno cubano crea las condiciones de conectividad necesarias consumir en digital a partir de mecanisNo quedarnos en la inercia. No esperar a que la fruta est madura. No permanecer en la inmovilidad mientras el tiempo pasa y sucede aquello y cambia lo otro. Esa es la traduccin de EXIT que han dado nuestros entrevistados. La salida que lricamente, como acostumbra a hacer, nos regala Israel Rojas: Ante esta realidad, la pelea cada da es ms compleja para los artistas del patio, el trabajo es la nica vacuna. Hay 1. Consumo cultural y adolescencia en Cuba. cional; Instituto Cubano de Investigacin Cultural Juan Marinello, 2011. 2. Un lbum de dos discos de boleros de Benny Mor cuesta 8,80 cuc en una tienda de Artex.

PAGE 16

la voz de los universitarios15Alma Mater / enero 2014 / No. 530 SPER OFERTA

PAGE 19

la voz de los universitarios Alma Mater / enero 2014 / No. 530 JULIO ANTONIO MELLA (artculo publicado por Alma Mater en agosto de 1929)Por Tristan Marof uando llegu a Mxico el ao pasado, recuerdo que uno de los que vinieron a la estacin a estrecharme la mano fue Julio Antonio Mella. Yo no conoca a Mella, pero lo saba viril, luchador, dinmico. Me haban hablado de l con mucho calor en La Habana donde, estudiantes y obreros, no dejaban de pensar un solo minuto que Julio Antonio Mella sera el salvador de la isla, como en otro tiempo fuera Mart. En efecto, Julio Antonio Mella me dio la impresin de un lder nuevo, uno de esos hombres que empieza a nacer en nuestra Amrica y saben ser sencillos y grandes a la vez. No haba en l ninguna aparente reserva, ni se esforzaba por demostrar complejidades intelectuales. Cuidaba con modestia excesiva e intachable todos sus conocimientos y experiencias. Saba ser bueno y humano al mismo tiempo, cultivando un humorismo sano, sin frmulas, dentro de la alegra y el optimismo de la vida. No era meticuloso ni mstico. Fuerte, hombruno, no s por qu, me daba la impresin de un Euno. Apasionado y emotivo, tena los destellos de un Ralmond Lefebre. Como l, muri joven, cuando las fuerzas del mundo reclamaban sus msculos y sus alas. Nos dimos las manos con afecto; nos abrazamos fraternalmente y desde ese da, sin que hubiera un convenio tcito de intimidad, resolvimos tutearnos. l me llamaba por mi nombre con un dejo msculo y yo pronunciaba el suyo, como si nuestra amistad partiera de aos. Luego volv a encontrar casi diariamente a Julio Antonio Mella en diferentes crculos obreros y estudiantiles. Era lo que yo me haba imaginado: el hombre incansable, el agitador inteligente, el maestro de la teora revolucionaria, el elucubrador de ideas cuando se trataba de resolver o de plantear un problema. De ah su fuerza y su mpetu. De aquella cabeza erguida siempre, tenaz y gil, surgan los pensamientos en tropel, se atropellaban a veces, y al salirse sus labios recobraban el ritmo y la armona. Era Julio Antonio Mella uno de esos productos felices de las razas nrdicas de Europa en su abrazo amoroso con el trpico. Su madre irlandesa Mae Fharland le haba comunicado esa suprema inquietud y esa tenacidad para la lucha, y su padre antillano brotaba en sus movimientos sutiles, en sus observaciones graciosas y en su clido concepto de la vida. Haba que ver a Julio Antonio Mella para saber lo que era. Una llama siempre encendida y relampagueante. Hombre arrebatado por un torbellino de pensamientos brillantes que no guardaba para s, sino que los distenda al pblico. Cultivaba un gnero de oratoria clara, precisa, elocuente y razonadora. Haba suprimido por disciplina toda frase lrica que menguase el concepto y anulase su fuerza. Hablaba convencido, sin desgajar una sola idea que no estuviese respaldada por su honradez. Quera que a todas horas se le explicase al pueblo la suprema verdad.

PAGE 20

Alguna vez lo felicit con entusiasmo y le dije: flgidos y de frases bellas. Est cansado de todo esto. Hasta ahora se ha distrado su hambre con literatura reNada hay que haga ms dao al pueblo que la mentira Saba Mella a dnde iba. Caudillo sin quererlo; ms bien, antes que caudillo, lder revolucionario de la nueun desafo violento contra el pasado reaccionario y el presente cmplice. Lo deban emular los polticos de su tierra, vacos y mediocres, oradores huecos y hurfanos de ideas. A los veinticinco aos, Julio Antonio Mella era el vrtice del tringulo de la poltica de su pas. Era ms contornos precisos y armoniosos. Era el verbo de batalla antimperialista, despiadado, rebelde e irreverente. El gobierno de Cuba saba perfectamente que, tarde o temprano, se le ira de las manos, el poder le tema, como se teme a un cometa de amplia y luminosa cauda. Desacreditados los polticos profesionales de Cuba: desacreditada la oposicin caudillista; aplanado el ambiente general y, de un lado a otro de la isla era sumisin servil, el nico que quedaba en pie, erguido como una promesa de triunfo, joven y adalid con todas sus armas era Julio Antonio Mella. Por eso el destino decret su muerte. Julio Antonio Mella ha cado como tienen que caer los revolucionarios de esta Amrica cndida y torpe. Pero ni nos aterrorizamos por ello ni nos detenemos en el camino. Piadosamente ocultamos una sonrisa. La tierra de Amrica es grande y por cada Mella cado surgirn cientos. ANIVERS ARIO 85 DE LA MUERTE DE MELLA

PAGE 21

la voz de los universitarios Alma Mater / enero 2014 / No. 530 Por Julio Antonio Mella ace mucho tiempo que llevo en el pensamiento un libro sobre Jos Mart, libro que anhelara poner en letras de imprenta. Puedo decir que ya est ese libro en mi memoria. Tanto lo he pensado, tanto lo he amado, que me parece un viejo libro ledo en la adolescencia. Dos cosas han impedido realizar el ensueo. Primero: la falta de tiempo para las cosas del pensamiento. Se vive una poca que hace considerar todo el tiempo corto para HACER. Todos los das parece que maana ser el da... el da ansiado de las transformaciones sociales. Segunda razn: tengo temores de no hacer lo que la memoria del Apstol y la necesidad imponen. Bien lejos de todo patriotismo, cuando hablo de Jos Mart, siento la misma emocin, el mismo temor, que se siente ante las cosas sobrenaturales. Bien lejos de todo patriotismo, digo, porque es la misma emocin que siento ante otras Pero, de todas maneras, ese libro se har. Es una necesidad, no ya un deber para con la poca. Lo har esta pluma en una prisin, sobre el puente de un barco, en el vagn de tercera de un ferrocarril o en la cama de un hospital, convaleciente de cualquier enfermedad. Son los momentos de descanso que ms incitan a trabajar con el pensamiento. U otro har el libro, cualquiera de mis compaeros, hermanos en ideales, ms hecho para el estudio que para la accin. Pero, hay que se har... Es necesario que se haga. Es imprescindible que una voz de la nueva generacin, libre de prejuicios y compenetrada con la clase revolucionaria de hoy, escriba ese libro. Es necesario dar un alto, y, si no quieren obedecer, un bofetn, a tanto canalla, aduln, tanto hipcrita... que escribe o habla sobre Jos Mart. Ora es el poltico crapuloso y tirano crapuloso con los fuertes, tirano con el pueblo quien habla de Mart. Ora es el literato barato, el orador de piedras falsas y cascabeles de circo, el que utiliza a Jos Mart para llenar simultneamente el estmago de su vanidad y el de su cuerpo. Ora es, tambin, el de la resurreccin de la vieja dominacin espaola, el agente intelectual de los que buscan nuevamente los mercados de la India, el que acomete la obra Ya da nuseas tanto asco intelectual. Basta! Mart su obra necesita un crtico serio, desvinculado de los intereses de la burguesa cubana, ya retardataria, que diga el valor de su obra revolucionaria considerndola en el momento histrico en que actu. Mas hay que decirlo, no con el fetichismo de quien gusta adorar el pasado estrilmente, sino de quien sabe apreciar los hechos histricos y su importancia para el porvenir, es decir, para hoy. Hay dos tendencias para aquilatar los acontecimientos histricos. Una, que Blasco Ibez noveliza en Los

PAGE 22

sienten sobre s el peso de todas las generaciones pasadas. Para estos, el acontecimiento de ayer, es el acontecimiento supremo. Son los que en poltica aman, como nica panacea, la Revolucin Francesa del 89. Las tumbas de las generaciones pasadas pesan sobre sus espaldas como el cadver del equilibrista sobre las de Zaratustra. Estos son los conservadores, los patriotas emuladores de la mujer de Lot. Hay otra tendencia. Es fantstica y ridcula. Gusta de militar en las extremas izquierdas de las izquierdas revolucionarias. Estos pedazos de lava ambulantes no nacieron de madre alguna. Ellos son ultrademocrtico del Partido Revolucionario; el milagro as parece hoy de la cooperacin estrecha entre el elemento proletario de los talleres de la Florida y la burguesa nacional; la razn de la existencia de del Partido Revolucionario. etc. etc. Aqu no estara terminada la obra. Habra que ver los antagonismos recientes de las fuerzas sociales de ayer. La lucha de clases de hoy. El fracaso del programa del Partido Montecristi, en la Cuba republicana; El estudio debe terminar con un anlisis de los principios generales revolucionarios de Mart, a la luz de los hechos de hoy. l, orgnicamente revolucionario, fue siempre el intrprete de una necesidad social de transformacin en un momento dado. Hoy, igualmente revolucionario, habra sido, quizs, el intrprete de la necesidad social del momento. Cul es esta necesidad social? Preguntas tontas no se contestan, a menos de hacernos tontos. Mart comprendi bien el papel de la Repblica cuando dijo a uno de sus camaradas de lucha Balio que era entonces socialista y que muri Partido Comunista: La Revolucin? La Revolucin no es la que vamos a iniciar en las maniguas, sino la que *(Fragmentos de Glosas al pensamientoda la historia. Su accin que rara vez sobresale de su cuarto de soar tenden ignorar, todo el pasado. No hay valores de ayer. Son los disolventes, los intiles, los egostas, los antisociales. Hay una tercera forma de interpretacin histrica. Debe ser la cierta. Lo es, sin duda alguna. Consiste, en el caso de Mart y de la Revolucin, tomados nicamente como ejemplos, en ver el al Apstol, sus poemas de rebelda, su accin continental y revolucionaria; estudiar el juego fatal de las fuerzas histricas; el rompimiento de un antiguo equilibrio de fuerzas sociales; desentraar el misterio del programa ANIVERS ARIO 85 DE LA MUERTE DE MELLA

PAGE 23

la voz de los universitarios la voz de los universitarios Alma Mater / enero 2014 / No. 530uien viva en lo ms oriental de Cuba y haya crecido escuchando ancdotas sobre la Base Naval estadounidense que ocupa alrededor de 117 kilmetros cuadrados, o de las fechoras de los marines, o de aquella llamada de 1959, las mujeres del pueblo terqu escribo hoy. Escribo sobre una provincia marcada, desde hace ms de un siglo, por etiquetas absolutistas que, desde los titulares de prensa y buscadores donde debe leerse emplazamiento poblacin de 515 mil 428 cubanos residentes en esa provincia en el mismo saco que a un grupo de militares estadounidenses. Ahora mismo recuerdo, por ejemplo, cuando comenz a circular por internet el siguiente titular: A usted no le gusta la verdad, 4 das en de prensa, publicada por el Clarn.es, acerca del documental de los realizadores Patricio Henrquez y Luc Ct. Ambos llevaron a la gran pantalla el testimonio del adolescente Omar be acusado de asesinar a un soldado norteamericano en Afganistn y retenido durante ms de seis aos en la Base Naval emplazada en Guantnamo. una cmara de vigilancia ubicada en su asumida por Canad, pas que, a pesar de las reiteradas exhortaciones de Amnista Internacional y la UNICEF, se niega a pedir la extradicin o repatriacin del joven. La historia es terrible y mereca atencin meditica, sin embargo, horas despus de su publicacin, Elena, una cibernauta que ley el titular de la noticia, replic desde su cuenta en facebook: Guantnamo es mucho ms No pude estar ms de acuerdo con ella. Sin dudas, las horas de tortura padecidas por este joven de 15 aos deban visibilizarse. Pero, una cosa es Texto y fotos: Yisell Rodrguez MilnDE LA B ASE Y SUS DEMONIOSGUANTNAMO Hatibonico 680 hab.N iceto Prez CAIMANERAMUNICIPIO DA T OS GENERALES E 361,0 km2P oblacin: 11 170 habitantes

PAGE 24

la voz de los universitarios23Alma Mater / enero 2014 / No. 530exigir justicia ante la impunidad con que Estados Unidos viola la Convencin de Ginebra que regula el tratamiento a los prisioneros de guerra y la Convencin Internacional sobre los Derechos del nio, y otra bien distinta es confundir a la opinin internacional con frases absolutistas Desde el titular, pareciera que nicado y torturado en la ciudad y no en el emplazamiento militar. se sienten luego cuando a ti, que vives en Guantnamo y jams has estado ni cerca de la Base Naval, la gente principalmente extranjeros te preguntan cmo es eso all, si ya fuiste a la Base Naval, si no tienes miedo de vivir tan cerca de uno de los centros de tortura ms famosos del mundo. Y entonces tiene uno que explicarles siempre lo mismo, que no hay miedo porque de la Base solo sabes lo que te ensean en la escuela, que est entre los lmites de la provincia donde naciste, que estn los guardafronteras cubanos all, y que en esa zona hay crceles y campos minados pero tambin aeropuertos, casas, pizzeras, medios Aunque hay gente en mi provincia, muchachos con los que compart aulas y becas, colegas de trabajo, vecinos de barrio, amigos incluso, para quienes la Base, ms que un ente lejano, centro de discursos polticos, titular de peridicos es su historia familiar. El abuelo jubilado, las cercanas de su casa y la razn del sinfn de limitaciones convierten, sobre todo, al municipio de Caimanera zona ms cercana al emplazamiento estadounidense Recientemente concluy en Guantnamo el III Seminario Internacional de Paz en contra de las bases militares extranjeras y este asunto sobre el que siempre giran las conversaciones all donde nac ha ocupado otra vez los titulares. Delegados de 22 pases se convocaron ante el llamado del Consejo Mundial por la Paz, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberana de los Pueblos y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos. Denunciaron las polticas agresivas e injerencistas del gobierno de Estados Unidos y la OTAN, y exigieron la devolucin de la Base Naval ilegalmente ocupada desde 1903. Cayamo 974 hab. Caimanera 7528 hab. Glorieta 603 hab. Mrtires de la Frontera 1295 hab.GuantnamoManuel T amesS an Antonio del S ur MAR C ARIBE MAPA DE CAIMANERA CAIMANERA LEYEND A Ncleo urbano Ncleo rural Lmite de la Base Naval de los Estados Unidos DA T OS GENERALES E 361,0 km2P oblacin: 11 170 habitantes

PAGE 25

la voz de los universitarios Por Enrique Moreno Gimeranez RemunAlma Mater / enero 2014 / No. 530ernando de Magallanes inici un nuevo viaje por el mundo. l y la tripulacin humana escapan de la contaminacin y el cambio climtico. Los navegantes no encuentran sitio seguro para asentarse en el planeta del siglo XXI. Abandonan Europa debido a las potentes olas de calor y Amrica por los incendios, inundaciones y huracanes. Levan anclas de frica ante el avance de la sequa y la dea los terremotos y tsunamis. Oceana tampoco representa un puerto de desaparecer por el aumento del nivel del mar. Desde la Antrtida recibe a diario varios SOS por el derretimiento de los glaciares. Magallanes perdi la esperanza. La tripulacin humana corre el riesgo de desaparecer. El explorador portugus divisar tierra segura. Nada escapa de la catstrofe. Sus ojos observan asombrados la destruccin ecolgica. hombre asciende a millones de hectreas ao tras ao. La regin amaznica, pulmn verde del planeta, retrocede varios metros a causa de la demanda industrial. Con el mantenimiento de este ritmo de consumo a nivel global, cerca del 10% de todas las especies de rboles desaparecern para siempre de la Tierra, segn el Fondo Mundial para la Naturaleza. Los bosques no solo refugian a la la absorcin del dixido de carbono (CO2) y abonan los suelos. La destruccin de los sistemas ecolgicos y el exterminio de diversas especies de plantas y animales adquirieron en este siglo proporciones alarmantes. La contaminacin de los ocanos por las actividades de las trasnacionales energticas se increment a niveles preocupantes. El derrame ocasionado por la compaa British Petroleum en La nueva travesa de Magallanes

PAGE 26

abril de 2010 frente a las costas de Estados Unidos amenaz cerca de 400 especies en un rea de 6 mil 500 km2 de extensin. El accidente ocurrido en la Central nuclear Fukushima el 11 de marzo de 2011 en Japn, esparci material radiactivo al mar con grave peligro para las plantas, animales y seres humanos. La explotacin desmedida de la multinacional Texaco-Chevrn en la Amazona ecuatoriana da con severidad el aire, agua y la salud de 30 mil miembros de cinco nacionalidades indgenas y de campesinos de las provincias de Sucumbos y Orellana resultaron afectados. En regiones africanas y asiticas, los desiertos se extendieron en las ltimas dcadas. Por su parte, el Mar Muerto podra quedarse sin una gota de agua en el 2050, segn los pronsticos de reconocidos especialistas. El modelo de consumo de las sociedades capitalistas agrede a la naturaleza. La pobreza, el hambre y las enfermedades se extienden por la geografa planetaria. Decenas de millones de seres humanos una cifra superior a la de las guerras mundiales mueren cada ao en los pases subdesarrollados por estas razones. Potentes terremotos estremecen elevadas en diferentes pocas del ao. Los movimientos telricos ocurridos en Hait, Chile, Irn y Paquistn internacional. Apenas media hora despus del terremoto de Paquistn el 24 de septiembre de 2013, una nueva isla emergi a un kilmetro de la costa del poblado de Gwadar. El Caribe, Centroamrica y las naciones asiticas sufren el impacto de fuertes huracanes y tifones. Alguuna triste huella en islas caribeas y el territorio norteamericano. Las secuelas de estos an permanecen visibles. El tifn Haiyan caus daos nitaria en Filipinas en el 2013. Los tsunamis en Indonesia en 2004 y Japn en 2011, indican el peligro del cambio climtico. La humanidad no debe permanecer indiferente concluy el navegante Magallanes. Sin embargo, la mayora de los pases industrializados, principales responsables de la catstrofe ambiental, hacen caso omiso de los quejidos de la Pachamama. Con solo el 20% de la poblacin mundial, consumen las 2/3 partes de los metales y las 3/4 partes de la energa producida. Sus polticas neoliberales promueven el envenenamiento del aire, el deterioro blicos. A pesar de su cuota de responsabilidad, Estados Unidos rechaza estrategias internacionales para la proteccin del Medio Ambiente La humanidad debe decir: Basta ya! As escribi ayer en la Carta de Navegacin Don Fernando de Magallanes, su ltima arenga a los hombres del siglo XXI. Maana ser demasiado tarde para la tripulacin humana. Es tiempo de salvar el planeta.

PAGE 27

Por Frei Betto Foto: ArchivoNios robotizados odos hemos visto cmo una nia da de beber a una mueca, aunque ella sepa perfectamente que las muecas no beben; igual que los nios conversan con los perros, como si estos fueran capaces de responder en el mismo lenguaje. Es imprescindible para nuestra salud squica disfrutar al mximo, en la infancia, nuestro universo onrico. Aunque las muecas no beban el jugo que les ofrecemos, ni los perros puedan entablar dilogo con una persona, esta atribuye a la mueca y al animal estados emocionales propios de los seres humanos. Todo nio es un actor/actriz capaz de desempear mltiples papeles. La nia es madre, hermana, abuela, profesora y mdica de la mueca. Se da interaccin entre las dos. La mueca, gracias a la proyeccin onrica de la nia, responde, llora, come, bebe y defeca. La fantasa es el recurso mimtico que permite al nio trasladar, a su manera, el universo de los adultos a su mundo y, al mismo tiempo, es el complemento de la sabidura infantil, proveedora de sentido y animacin al que, para los ojos adultos, carece de sentido y permanece inanimado. El nio, montado en la punta de una escoba, se siente intrpido en su caballo. Dele un caballo de juguete, con arreos y melena, y es probable que a los pocos das abandone el regalo para volver a su escoba, que dialoga con su imaginacin. Vaciar la infancia de todo cuanto tiene de propio, como actividades ldicas, jugar al aro, al escondite, y reunirse con sus amiguitos, es esencial para un futuro saludable cuando sea adulto. Sin embargo hoy da esa exigencia se vuelve ms difcil. La calle se ha vuelto peligrosa, amenazada por la violencia y dedicados a los juegos electrnicos, la TV e internet. En la misa del domingo vi a dos nios compartiendo un smartphone, mientras sus padres participaban en la liturgia. Estuvieron todo el tiempo atentos al hombre araa arrasando a sus adversarios. Qu se va a esperar de un adulto que de nio se diverta con la violencia virtual y pasaba horas practicando asesinatos mediante los muequitos elec trnicos? Y de una nia que a los cuatro o cinco aos se maquilla como una mujer adulta, habla como adulta, mala esquizofrenia de ser biolgicamente La pubertad, momento crtico para todos nosotros, es ms angustiante para esta generacin que no exprimi su potencial de fantasas. El miedo a lo real es ms acentuado, igual que la dependencia familiar en que viven muchos jvenes de entre 25 y 30 aos, al abrigo del hogar paterno. Esa inseguridad frente a lo real es la puerta de entrada para la vulneramerced a una perversa intuicin profesional, ofrece gratis su mercanca a los adolescentes, como si les advirtiese: T ya no puedes soar con tu propia cabeza. Pero no temas, hay otro modo de huir de la realidad y de viajar legalmente. Slo que ahora dependes de Me preocupan tambin los nios robotizados que, adems de la escuela, tienen la agenda llena, con cursos de idiomas, natacin, etc., sin tiempo para jugar con otros nios y de ese modo sin posibilidad de educarse en los cdigos de sociabilidad, como saber reconocer sus propios lmites y respetar el derecho de los otros. Quizs esa robotizacin explique un fenmeno tan comn en las grandes ciudades: adolescentes y jvenes que, en el bus o en el metro, se hacen los ciegos al ver de pie a personas de barazadas, y permanezcan sentados tranquilamente, burlndose de la ms elemental educacin. la voz de los universitarios26Alma Mater / enero 2014 / No. 530

PAGE 29

la voz de los universitarios n la pelcula cubana Nada, Juan Carlos Cremata nos ofrece, entre otros mensajes, una alabanza degradado entre generaciones y sociedades. La arista las formas ms antiguas de comunicarnos con nuestros semejantes, la epistolar. Decidir, pensar, hilvanar las palabras que conformen la frase perfecta. Envolverlas en la blancura de un sobre y arrojarlas al incierto abismo de un buzn. Luego, esperar As se comport durante aos el intercambio postal. Y cierto es que las alegras y tristezas siempre llegaron, y an llegan, marcadas por el tiempo pasado. Hoy todo se hace ms simple ante los ojos y las palabras de la gente. Redactar, escribir y enviar. Revisar, responder y enviar. Como un crculo vicioso que la compleja y complaciente tecnologa nos regala para comunicarnos con el mundo. Recuerdo una historia en la que el rey enva una nota: Matadlo, no dejadlo vivo. Y el presunto acusado, cambiando solo la coma, convirti la sentencia original en esta: Matadlo no, dejadlo vivo. As el protagonista se salv en tablitas de la muerte, sin necesidad de cambiar una sola letra Contextualizndome en la contemporaneidad me asalta una duda: y si la orden hubiese venido por SMS? Ah s el condenado habra quedado desprovisto de astucia, pues la inmediatez de la comunicacin electrnica atenta contra la inventiva hasta de los ms pillos. Y devienen estos mensajes mviles formas ms populares y baratas de comunicacin electrnica. LENG UA ESP AOLA Y NUE V AS TECNOLOGAS En 2013 se cumplieron 20 aos del nacimiento de esta tecnologa simple, cotidiana y barata, empleada por ms de 4 mil millones de personas en todo el mundo. Resulta esta una herramienta disponible en todos los telfonos celulares. Permite enviar y recibir mensajes a sus usuarios de manera rpida y directa. En comparacin con otras formas de comunicacin las llamadas telefnicas y los correos electrnicos la mensajera mvil lleva cierta ventaja. Por ejemplo, las conversaciones quedan guardadas en el telfono hasta que el usuario decida borrarlas. Se puede acceder a una conversacin va mvil incluso en medio de una reunin. Tambin anotar informacin importante cuando carecemos de otros medios. El uso de signos de puntuacin para representar emociones, o el empleo de caritas es tan natural e inherente a la comunicacin electrnica, como el pan nuestro de cada da. Los SMS, mensajes de correo electrnico, foros y chats de internet devienen escenarios populares para usar los emoticones. En los Estados Unidos se comenz a documentar el uso de estos a partir de abreviaturas provenientes del cdigo morse. Se empleaba, por ejemplo, el nmero 73 para indicar amor y besos. Ms tarde, sera el 88. As, se introdujeron los signos de puntuacin y sus combinaciones para advertir un chiste, un mensaje irnico o de disgusto. La economa de espacio y de tiempo al emplear los emoticones es obvia, asimismo, destacan la originalidad de reinPor Damepaciencia, tecnologa y sociedad Alma Mater / enero 2014 / No. 530AHORA ALMA MATER TAMBI N EST EN LAS REDES SOCIALES

PAGE 30

ventarse e imaginarse miles de expresiones de un rostro y sentimientos ante determinada circunstancia. El argot internet, surgido con el siglo XXI, intenta ampliar este sistema de signos comprendido en los emoticones. Incluye abreviaturas ya existentes en la cosmovisin de los internautas, y propone otras muy bien aceptadas por las comunidades de diferentes hablas. Llega as el muy usado A pesar de modelos, generaciones, tamaos y posibilidad de caracteres de los celulares para escribir un mensaje, las abreviaturas se han instalado en el lenguaje escrito de la mayora de las personas con acceso a esta tecnologa. Tales cdigos cobran fuerza tambin en las redes sociales, foros, chats, y hasta mails. La explicacin ms cmoda para su aparicin y permanencia se sostiene en la agilidad de la redaccin y, por supuesto, la economa de espacio y de tiempo en este mundo agitado. UNA ESPECIALISTA DE LA LENGUA ESPAOLA PROFUNDIZA EN EL TEMA Y NOS OFRECE SUS CONSIDERACIONES. contrario, vemos el fenmeno como una experiencia venque perfeccionan al sujeto lector. Y es que realmente las formas que adopta el espaol en los chats no son expresiones caticas; por el contrario, (todo pasa por la economa en nuestras vidas, en nuestra lengua), la inmediatez Pero pensemos que todas las lenguas romnicas, como el espaol, desde que existe documentacin escrita de ellas, han ensayado soluciones econmicas parecidas a las de los SMS. Letras de la Universidad de La Habana opina: No son las nuevas tecnologas las responsables de las innovaciones que se estn produciendo en los espacios virtuales de intercambio verbal. Somos los usuarios de la lengua, seres de sangre y carne, los que elegimos los nuevos cdigos que han agitado al mundo acadmico internacional. in profundis las consecuencias que pueden acarrear para la salud actual del idioma, o para su evolucin futura, estas nuevas formas de expresin. Ya existen intentos ms o menos efectivos de normalizar la prctica, la cual es oportuno anunciar como indetenible. Algunos de estos esfuerzos de normalizacin del ejercicio ciberlingstico puede ser la publicacin, por ejemplo, de los diccionarios SMS, desde 2009 a disposicin, en lnea, de cualquier hablante-usuario de los medios. Pero es innegable que s, se producen grandes alteraciones de las formas tradicionales de nuestra lengua en los textos que se intercambian al chatear o al enviarse un mensaje por el mvil. Las consecuencias de esta transformacin preocupan a muchos puristas en Cuba y fuera de estas tierras. La mayora de ellos prevn, apocalpticos, un deterioro del idioma, sobre todo en las nuevas generaciones. Pero otros especialistas, entre los que me cuento, por el ALGUNAS DE LAS ABREVIATURAS MS USADAS EN SMS, CHATS, FOROS Y REDES SOCIALES: CU2MORO: Te veo maana D.I: da igual GG: buen juego LE: lo entiendo Vip: persona muy importante Vit: tiempo muy importante XOXO: besos y abrazos Aunque en muchos pases esta mensajera goza de preferencia por los usuarios, gracias a sus bondades econmicas Argentina deviene uno de los pases donde ms mensajes de este tipo se registran hoy.

PAGE 31

deporte Por Carlos Migulez Monroy (Periodista y coordinador del Centro de Colaboraciones Solidarias) Fotos: Archivo xisten diversas causas para la vigorexia, una adiccin al muchas personas confunden con millaciones en la infancia y juventud, la falta de armona de la familia, el perfeccionismo y la tensin. Como ocurre con la anorexia y la bulimia, la vigorexia se produce por una imagen distorsionada de uno mismo. La persona se ve pequea y enclenque ante el espejo. los medios que publicitan los cuerpos de David Beckham, Rafa Nadal, Fernando Verdasco o Brad Pitt, como si fueran el comn denominador cuando dedican gran parte de su vida a la imagen, adems de contar con el favor de un buen Photoshop. La sociedad de la imagen vinculada al triunfo y a la bsqueda de resultados rpidos produce comportamientos compulsivos en el ejercicio. Esto se ha manifestado en el boom de los gimnasios y en modas como el spinning, que consiste en una serie de ejercicios en una bicicleta esttica a un ritmo elevado. Al cabo de 45 minutos, lo que dura en promedio una clase, hay personas que parecen sacadas de una piscina, pero empapadas de sudor. La mayor Junkies del msculo parte de la gente se apunta por pensar que es la forma ms rpida para quemar grasa. Las salas se abarrotan con hombres y mujeres de todas las edades y de distintas complexiones, lo que desemboca muchas veces en bajadas de tensin e incluso en desmayos. Pero los instructores no lo desaconsejan porque el gimnasio no dejaba de cobrar y porque era responsabilidad de cada Ahora est de moda el Cross Fit, que desarroll el estadounidense Greg Glassman para entrenar a policas y, ms tarde, por sus resultados, a bomberos y militares norteamericanos. De ah salt a los gimnasios esta serie de ejercicios anaerbicos de gran intensidad, con muchas repeticiones y poco tiempo ado para personas con un alto nivel de forma fsica y con una musculatura determinada, puede suponer un riesgo para la salud de muchas personas que a la maana, sin haber tenido hbito de hacer deporte en su infancia y juventud. Correr a lo Forrest Gump tambin se ha puesto de moda. Muchos domingos se corta el trnsito en las principales calles de Madrid porque se celebra alguna carrera de 10 km. Por algo bancos y grandes empresas invierten dinero en patrocinar estos eventos. Consiguen que su marca se asocie al deporte. Hay personas fuera de forma que, en una noche de copas, apuestan con un amigo en el mismo estado etlico a que terminarn una maratn en los prximos meses. As, sin preparacin se lanza a la aventura, telfono celular en mano para hacer fotos del recorrido y colgarlo en su blog, su facebook o su twitter. Hoy cualquiera se cree runner no corredor, porque queda ms chic la palabra anglosajona. Se sorprenden luego cuando llegan las tendinitis y los problemas musculares. Se empieza a normalizar este culto al cuerpo llevado al extremo con personas que siguen hasta la exageracin repeticiones de ejercicios que realizan de forma compulsiva, muchas veces acompaados de sustancias para quemar grasa aumentar el voluUna fotografa comn en los baos de los gimnasios consiste en personas que mezclan polvitos de un bote en un termo de agua. No todas las personas poseen la carga gentica para tener determinado tipo de cuerpo. Sin embargo, la mejora en los hbitos de comida y de actividad fsica puede contribuir a que cada persona, con sus particularidades, tenga un aspecto saludable y armnico. La salud entendida como un estado general de bienestar comienza por la aceptacin de uno mismo y el cuidado de nuestro cuerpo, nuestro primer hogar. la voz de los universitarios Alma Mater / enero 2014 / No. 530

PAGE 33

la voz de los universitarios MUCHO GUSTO! Yo s que mi amigo Liomn no me va a creer ni una sola lnea de esta crnica, ni aunque la acompae con esta foto reveladora, pero la verdad es que Liomn nunca cree mis crnicas, dice que a m no me pueden pasar tantas cosas extraordinarias. Yo les juro a ustedes (a Liomn estoy cansado de jurarle) que esto pas tal y como lo contar, no le pondr aunque s tendr que quitarle en aras del espacio. El otro da fui al teatro. La puesta, hay que decirlo, no era gran cosa. De hecho, haba muy poco pblico. Estaba muy sentado cuando a mitad de la funcin un empleado me pasa el papelito que encabeza este texto. Lo le y me extra. Tem que el actor quisiera reprocharme por algo que hubiera escrito y publicado, alguna crtica negativa, no s Me puse a pensar y no recordaba nada. Me dije: no esperar, apenas termine la funcin me ir corriendo. Del diablo son las cosas, y si resultaba que el actor era un asesino en serie. La verdad que esa era una posibilidad muy remota, pero de todas maneras era una posiuna aventura y esperar. Se acab la funcin y me sent en la entrada de la sala. A los pocos minutos apareci el actor. Era un muchacho delgado, desgarbado, algo nervioso Me pareci inofensivo y me relaj. Mucho gusto, me llamo A. me dijo extendindome la mano. El gusto es mo, me llamo Yuris respond estrechndosela. Yo lo s. Yo te conozco muy bien. Puedo incluso hacer historias de tu vida. Deb haberme sobresaltado un poco, porque enseguida acot: No te preocupes, yo no soy un acosador. Yo soy tu lector, un lector muy en la revista Alma Mater y en el peridico. De hecho, te descubr un da en Alma Mater y desde entonces colecciono la revista. En el Festival de Teatro te vi sentado en esta sala y me dije: lo voy a conocer personalmente. Pero no pude salir a tiempo, te fuiste rpido. Y ahora, cuando te volv a ver, decid que hoy te conocera. Estoy muy nervioso, no creas que hago esto a menudo. Pero no todos los das uno tiene la posibilidad de hablar con alguien al que lee y admira. Me sent halagado. No supe que decir. A. s supo: Te invito a tomar un caf. Y a tomar un caf nos fuimos. Sentados en la terraza de una pizzera del Vedado, A. me cont parte de su vida. Tiene una vida de novela, la verdad. Estudi informtica pero no sabe nada de informtica. Cuando era adolescente se fue con su padre a vivir a Espaa. Era un muchacho muy introvertido, pero se propuso cambiar. Se cans de estar en Espaa, dice que extraaba el ruido y la suciedad de La Habana. Le gustaban mucho las pelculas y acept un trabajo de conserje de limpieza en el cine Chaplin. Antes de empezar la cinta ya tena los baos relucientes. Vi a custodio del Yara y ah ley muchos libros. Un da vio una convocatoria para un taller de teatro y se apunt. Termin trabajando en una sala de teatro, como tramoyista. Un da falt un actor al ensayo y le pidieron que leyera sus dieron el papel. Ya ha participado en ms de una puesta y est dispuesto a participar en ms. Dice que el teatro es su vida. Aunque lo que ms me gusta es escribir. Escribo mucho y una amiga me insta a que escriba ms. He empezado unas cuantas novelas y las he quemado. Pero tengo unos cuantos cuentos. De hecho, suelo tomar a mis amigos como personajes de mis cuentos. T vas a ser el protagonista de un Pues t vas a ser el protagonista de una de mis crnicas. De verdad? No me lo puedo creer! De verdad, ya est escrita. sudar la tintaTexto y foto:Yuris NridoAlma Mater / enero 2014 / No. 530