<%BANNER%>

Alma mater ( March 2012 )

Digital Library of the Caribbean
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00098943/00071

Material Information

Title: Alma mater
Physical Description: v. : ill. ; 57 cm.
Language: Spanish
Publisher: J.C. Fernandez
Place of Publication: Habana i.e. Havana, Cuba
Creation Date: March 2012
Publication Date: 04-2012
Frequency: daily
regular

Subjects

Genre: newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Habana
Cuba -- Havana

Notes

General Note: Description based on: Año 6, no. 1 (30 de sept. de 1933).
General Note: "la voz de los universitarios."

Record Information

Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 20802575
lccn - sn 89048340
issn - 0864-0572
Classification: lcc - Newspaper 660
System ID: UF00098943:00071

Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00098943/00071

Material Information

Title: Alma mater
Physical Description: v. : ill. ; 57 cm.
Language: Spanish
Publisher: J.C. Fernandez
Place of Publication: Habana i.e. Havana, Cuba
Creation Date: March 2012
Publication Date: 04-2012
Frequency: daily
regular

Subjects

Genre: newspaper   ( sobekcm )
newspaper   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Habana
Cuba -- Havana

Notes

General Note: Description based on: Año 6, no. 1 (30 de sept. de 1933).
General Note: "la voz de los universitarios."

Record Information

Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 20802575
lccn - sn 89048340
issn - 0864-0572
Classification: lcc - Newspaper 660
System ID: UF00098943:00071


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

nuestro credo El Director El Director El Director Cualquiera que cuente hoy con el acceso a Internet puede crear un blog, plataforma que algunos tambin llaman bitcora. Lo difcil es mantenerlo, porque exige constancia, dedicacin, estar conectado gran parte del tiempo. En los ltimos aos la blogosfera cubana ha ido llenndose de amantes de las tecnologas, quienes producen contenidos y los expanden por las redes sociales. Hace exactamente un ao, el cantautor cubano Silvio Rodrguez cre el suyo, al que acceden miles de usuarios que dejan sus comentarios, impresiones, sugerencias. Compartimos con ustedes el primer post escrito por l en ese espacio: Puede que me arrepienta de no haber meditado lo que pongo esta primera vez del blog, pero el entusiasmo de escribir y verlo puesto aventaja a la cautela, al menos hoy. No s ni para qu lo hago. Cecilia Todd me mand un link que deca varias versiones de Pequea Serenata Diurna, con el comentario de que era todo amor. As entr a La Taguara donde aparece un muequito parecido a m pero con ms pelo (mis gracias a su autor). Darvin Romero se llama este periodista-trovador-bloguero que cita a Al Primera (hombre rebosante de amor incendiario del que guardo un cuatro que tuve que soltar, porque quemaba). Despus de ver que entre las preferidas de Darvin est compuesto una cancin con Hugo Chvez y me digo: Ojal esto no sea una usurpacin de funciones, porque recuerdo que el propio Chvez cierta vez anunci que l y yo formbamos el do Silvio y Hugo (Hugo y Silvio para m). Pero enseguida me doy cuenta de que hace aos que no voy por Venezuela y lgicamente Hugo ha tenido que buscarse un compaero ms estable. As que no hay otro reclamo que aquello que deca el Principito: para siempre eres responsable de lo que siembras. Pensando en eso miro arriba y descubro en luces de nen: Crear un blog. Y me digo: bueno, tampoco ser teclear y cantar, e incrdulo me pongo a seguir los dos, tres pasitos y heme aqu, de pronto con blog propio, madre ma (segundo domingo de mayo, da de las madres en toda Cuba), el que adems se llama como sptimo se me ocurri: Segunda cita Hola, pues, todo el mundo. Me siento inaugurado. Como Silvio, quien se adentra a este mundo del intercambio on line vive esa presencia como un renacer, una inauguracin. Existen blogs de literatura, deporte, gramtica, videojuegos, cine, cocina, de cuanto asunto humano pueda someterse al debate pblico. En las pginas de este nmero encontrars la experiencia del blog La Joven Cuba una idea de estudiantes y profesores de la Universidad de Matanzas que han logrado colocar en el ciberespacio la verdad del archipilago, de manera crtica, objetiva y coherente con los tiempos que corren. Demuestran as su capacidad para estimular el debate, cultivar el pensamiento y viajar a la semilla de Jos Mart, como cantara el propio Silvio.

PAGE 3

Director Yoerky Snchez Cullar Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Iras Fdez-Rubio Carbonell Pavel Lpez Guerra Analista Neida Lis Falcn Costa Alexander Carcedo Alejandro Fernndez Realizacin Rosario Cabrales Tortosa Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 abril 2012 Portada ALEJ&RO Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels X Alfonso al Reverse por Cuba p.23 Por Diosmel Galano Oliver, estudiante de Periodismo

PAGE 4

Director Yoerky Snchez Cullar Jefa de redaccin Miriam Anczar Alpzar Redactores Jorge Sariol Perea Dainerys Mesa Padrn Iras Fdez-Rubio Carbonell Pavel Lpez Guerra Analista Neida Lis Falcn Costa Alexander Carcedo Alejandro Fernndez Realizacin Rosario Cabrales Tortosa Fotgrafo Elio Mirand Editora Web Marta L. Cruz Snchez Web master Maricela Facenda Prez Secretaria de redaccin Mairelys Gonzlez Reyes Prado 553 esq. a Tte. Rey, La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. Telf.: 862 9875 / 866 5491 862 5031-39 ext. 122 Fax: 862 4330 e-mail: almamater@editoraabril.co.cu http://www.almamater.cu ISSN 0864-0572 abril 2012 Portada ALEJ&RO Casa Editora Abril. La Habana Vieja, La Habana, Cuba. CP 10200. e-mail: editora@editoraabril.co.cu http://www.editoraabril.cu Imprenta: Federico Engels voces p.7 sudar la tinta p.8 quin le pone el cascabel al ltigo? p.9 poesa p.10 cuento p.11 de todo un poco p.12 SUCESOS DE HUMBOLDT 7 p.27 ciencia, tecnologa y sociedad p.28 deporte p.30 noveleta p.32 fotorreportaje p.18 Por Elio Mirand La Joven Cuba: un blog contra todos los esquemas p.4 Por Harold Crdenas Lema X Alfonso A dnde vamos a parar?! p.13 Por Pavel Lpez Guerra p.9 Universidad e insercin social p. 20 La honradez en los demas p.21

PAGE 5

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 sta es la historia de un blog cubano, hecho por jve nes universitarios con muy pocos recursos y desde una provincia del pas. Es tambin una historia de luchas contra todos los fuegos, la contrarrevolucin externa, el que lucha por echar adelante su proyecto poltico. Deca Jos Ingenieros que no se nace joven sino que debemos ganr noslo con un ideal. El nuestro lo tomamos de Guiteras; se llama La Joven Cuba La Joven Cuba: un blog contra todos los esquemas Por Harold Crdenas Lema Nunca pongas en duda que un pequeo grupo de ciudadanos preocupados y com prometidos pueden cambiar el mundo; de hecho, es lo nico que lo ha cambiado. Margaret Mead

PAGE 6

El blog naci en abril de 2010; lo crearon tres jvenes de la Universi dad de Matanzas para compartir opi niones sobre temas diversos y poder hacerlo regularmente, sin sufrir la censura que existe de modo habitual en la red de redes cuando se habla de Cuba. Con una formacin muy di versa y un pensamiento muy variado por parte de los creadores, naci el proyecto. As, guiado solo por la intui cin y de manera artesanal comenz el blog, con la expectativa de que al guien lo visitara adems de nosotros mismos. Nos planteamos dos objetivos principales: primero defender la Re volucin y sus logros en una arena tan agresiva como lo puede ser Inter net, y segundo, mejorar lo alcanzado hasta ahora. Lo primero lo logramos fcilmente, con solo decir la verdad basta, son tantas las falsedades que pululan en el ciberespacio sobre nues ciente. Pero, cmo lograr lo segundo? Aprendimos a hacerlo mediante la cr tica de errores actuales, reconociendo faltas pasadas y llenando los silencios y tabes informativos que an existen en Cuba, todo esto de una forma res ponsable pero sin hacer nunca conce siones. El tiempo nos fue enseando que muchas veces en la blogosfera impera el discurso sordo, que no reconoce la opinin del otro, que no tolera matices y trata de explicarse al pas en blanco y negro, una nacin que se caracte riza precisamente por su diversidad. Entonces nosotros nos concentramos ms en dialogar que en convencer, en buscar los puntos comunes siempre que existan, y de no ser as, discrepar respetuosamente. La Joven Cuba es uno de los pocos en la blogosfera que no censura los comentarios de sus vi sitantes, un logro que ha sido posi ble gracias al consenso alcanzado en aras de una comunicacin educada y lo ms respetuosa posible, en un me dio que se distingue por un lenguaje muy agresivo, sobre todo cuando del tema cubano se trata. Ms de 600 mil visitantes en tan poco tiempo y 75 mil comentarios hasta la fecha avalan la posibilidad de que los jvenes cubanos compartan su visin sobre nuestro pas, de una manera fresca y desprejuiciada. Con la transparencia como divisa, publi camos con nuestros nombres reales y a menudo con fotos que acompaen

PAGE 7

Alma Mater /abril 2012 / No. 510 la voz de los universitarios los artculos. Aceptamos en nuestra membresa a todos aquellos que quieran colaborar con nosotros, no en calidad de colaboradores sino como plenos integrantes de nues tro proyecto en otros lugares. En la actualidad tenemos miembros en la Universidad de La Habana, la Univer sidad Central de Las Villas y la Uni versidad de Holgun; jvenes estu diantes de Periodismo y profesores que se interesan por comentar la realidad cubana en Internet. Adems contamos con colaboradores de la talla de Max Lesnik, Salim Lamrani o Lzaro Farias, que nos envan direc tamente sus ltimos trabajos para ser reproducidos en el blog. Tambin tenemos nuestras anc dotas: un corresponsal de uno de los peridicos ms importantes de Am rica Latina nos pidi colaboracin para un artculo que preparaba sobre la juventud cubana, contrastando la posicin nuestra con la expresada por la bloguera contrarrevolucionaria Yoani Snchez. Colaboramos en todo y espe ramos pacientemente a que el artculo fuera publicado, pero a los pocos das recibimos un correo del periodista, quien muy apenado nos contaba que sus editores le censuraron cientos de caracteres, precisamente los que se re feran a nosotros y nuestra posicin. El vista de la contrarrevolucionaria. Fue la primera vez que chocamos con la mani pulacin meditica, han ocurrido otras. En la actualidad La Joven Cuba bus ca alternativas para llegar al resto de las universidades cubanas, a los que an no nos visitan y desconocen que existe un espacio de discusin con estas caractersticas y donde su La evolucin que experimentemos depender mucho de la calidad y cantidad (en ese orden) de los ar tculos que publiquemos, por ello seguimos a la bsqueda de perso nas comprometidas con su pueblo y que estn dispuestas a marcar la diferencia. Einstein deca que hay dos maneras de vivir la vida, como si nada fuera un milagro o como si todo lo fuera. Nosotros abogamos por lo segundo, y en ese sentido creamos el nuestro. Solo queda in vitarlos a visitarnos y participar en La Joven Cuba quizs la blogosfera les sorprenda tanto como a nosotros, quizs te animes a comentar los artculos, y quizs, quin sabe? t tambin puedas ser un bloguero. Profesor de la Universidad de Matanzas y uno de los autores del blog La Joven Cuba Logo de La Joven Cuba, hecho a mano por Gerardo Hernndez Nordelo desde una crcel norteamericana.

PAGE 8

Alma Mater /abril 2012 / No. 510 la voz de los universitarios voces El sentido de las cosas Por Jorge Sariol ay entre nosotros, los cubanos, palabras y frases que cambian de manos sin que se pueda ha cer nada. La conjugacin de alternativas y circunstancias muchas veces decide sin derecho a rplica el destino que van a adoptar, aunque en esencia, el sentido de las cosas siga intacto. Guerrillero era el nombre dado a los malos cubanos, que en el siglo XIX, en plena lucha emancipadora, se po nan al servicio del integrismo espaol ms rabioso. El vocablo mamb fue creado por ese mismo integrismo para expresar de modo despectivo el odio a los cubanos que se iban a la manigua, a la guerra de independencia. Ambas palabras se volvieron con el mas de lucha e ndoles libertarias. El concepto fue entonces contrario, pero las palabras son las mismas y tampoco cambiaron las gentes y sus atributos: los miserables siguen siendo los mis mos miserables de siempre y los dig nos que se les oponen, siguen siendo decentes, en medio de los aconteci mientos o los codazos de la vida. Sucede igual con algunas palabras y frases cubanas contemporneas. Quienes se buscaban la vida en la pre cariedad, mediante el trabajo efmero pero honrado y en cuanta tarea le proporcionara el sustento, tenan el espritu combativo de los luchadores de la calle que deban pulirla para subsistir. Con el tiempo la frase ha deri vado en marcha atrs: si alguien en su bene ficio individual roba, desvalija, medra, desva o malbarata bienes ajenos, sobre todo si son colectivos, algunos le llaman luchador. Por otro lado que yo recuerde vive y deja vivir se refera a quienes estaban de masiado al tanto de la vida de los dems, y ms all del espritu curioso o ya brincando francamente el muro malsano del chisme, se inmiscuan creyendo incluso que se ac tuaba de buena fe, en la vida de los otros. La actitud reprobable mereca el bo cinazo de vive y deja vivir! para advertir el trasfondo de mala onda que tiene ser metiche, sea cual sea la intencin. Sin embargo la expresin ha adopta do otras pretensiones menos inocentes, gorda para las malas acciones. Vive y deja vivir ha venido a signi pasar mira para otra parte que cada quien resuelva como pueda. Lo curioso es que la mayora de los de fensores de esta ltima interpretacin la reses no se ven afectados ellos. Entonces ponen el grito en el cielo. La frase vive y deja vivir se vuelve casi un estandarte del cinismo, como frmula de hacer que se adormezca el sentido del compromiso en el encargo social y el ojo crtico de la responsabi lidad individual. Se encauza con otra frase conocida: No cojas lucha que suave no te alteres deja el be rrinche y que hoy adquiere patente de pase lo que pase, si no te afecta en lo tuyo, no hagas nada. Son unas de las tantas formas de justificar la ausencia o cam bio de valores universales de la humanidad, muchos de los cua les vienen propalndose desde el surgimiento mismo del cristianis mo, y que dos mil aos despus no parecen ser muy observados por muchos igual romanos que brbaros en este mundo cada vez ms pequeo y cada vez ms conflictivo. En la negacin/aceptacin de ser ladrones, egostas o deshonestos, las palabras puede que no sean inocentes, pero no actan solas; ni tampoco los conceptos. Solo las personas en sus circunstan cias pierden el sentido de las cosas.

PAGE 9

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 sudar la tinta Por Yuris Nrido DOS MAESTROS uno empiezan a morrsele los maestros y se da cuenta de que los aos estn pesando, de que ya no es el jovencillo que lleg a La Habana, ansioso por vivir intensamen te todo lo nuevo que la ciudad propona. Uno ya ha vivido lo suyo. La muerte de tus maestros, insisto, te da el indicio de que t mismo muy bien que podras comen zar a ser maestro de otros que estn em pezando. El eterno ciclo de la vida, del que somos apenas un minsculo pasaje En El caso es que a principios de este ao murieron, con muy pocos das de di mucho en mi formacin profesional, y tambin en mi crecimiento perso nal: Julio Garca Luis y Nancy Robinson Calvet. Amigos ellos dos que fueron, por cierto, recuerdo a Nancy hace ms de 10 aos en la redaccin de Trabajadores preguntndome si Julio era mi profesor, cuando le dije que s, sonro y me dijo: dale mis saludos, dile que lo recuerdo mucho; ese ha sido unos de los mejores periodistas que he conocido, y al mismo tiempo, uno de los mejores hombres. Nancy tena razn, Julio (o El Decano, como lo conocan promociones com pletas de estudiantes de Periodismo) fue un profesional de primera lnea, un re con un estilo muy suyo, algo que, como todos sabemos, no todos los periodistas alcanzan en su vida. Pero lo ms impor tante era que adems de todo eso, tena un extraordinario sentido de la tica. He conocido cientos de colegas y a ningu no, absolutamente a ninguno, he escu chado hablar mal de Julio. No negarn que en un mundillo tan singular como el de la creacin, esa es una circunstancia no muy comn. Julio Garca Luis tena una gran virtud: saba escuchar. Y por consiguiente, tambin saba hablar en el momento preciso, decir justo lo que la Facultad de Comunicacin siempre estuvo abierta para que los estudian tes fueran all a contarle problemas que iban desde el mbito acadmico hasta el personal. Siempre lo encontramos igual de tranquilo, receptivo indepen dientemente de los problemas que l mismo pudiera tener. Lament mucho su muerte, porque, debo confesarlo, me dio algunos consejos que me precio de haber seguido al pie de la letra. Y no me ha ido mal. Consejos tambin, y muchos, me dio Nancy Robinson, desde aquellos aos en que comenc a hacer prcticas en el peridico Trabajadores. Pero mi re lacin con Nancy era ms estrecha en el mbito personal. Nancy fue, adems de mi maestra, mi amiga. Una buena amiga. Era una mujer de un extraordinario sen tido del humor, con salero tan cubano que podas estar horas completas escu chndole ancdotas simpatiqusimas, dichas con inigualable gracia. Muchas de las ancdotas, francamente, son impubli vivas y muy activas y Nancy no tena pelos en la lengua. Pero para m Nancy siempre tuvo palabras de aliento, me amadrin desde el principio, me abri puertas y me anim siempre. Crea que todos tenemos la posibilidad de ser artis tas, pero todos deberamos intentarlo. En eso he estado todo este tiempo. o la conoca desde haca al gunos aos. Era muy popu lar por aquel entonces y to dava lo sigue siendo (es como esas mujeres que cada ao que pasa se ponen mucho mejor). Al principio debo reconocer que no me gustaba, de hecho le haca cierto rechazo. Quizs porque la vea algo creda, dominante, inalcanzable? Algunos amigos empezaron a pasar mucho tiempo en su compa a y por ellos saba de sus ltimas andadas. Con cada cuento que me hacan comenc lentamente, y apenas sin darme cuenta, a intere la conoc. Despus de las primeras im presiones result que poco a poco empec a encontrar en ella cosas que no hallaba en la escuela, en los libros, en mi casa ni tampoco en las charlas ntimas que sostena con mis amigas. Estar a su lado era como beber de una enciclopedia. Y no crean que sus atributos se resuman a cuestiones intelectua les. Tena tambin otros encantos: atractiva, divertida, alegre Fue as que me fui volviendo dependiente y acompaarla se torn una nece sidad para m. Yo creo que ella tambin empez a ver en m un amigo, pero un amigo que la miraba con ojos desorbitados, nerviosos y desesperados. Mientras ms tiempo pasaba a su lado ms difcil se me haca entregarme con plenitud. Incluso debo admitir que parencia, que no se cansaba de pregonar. Ella siempre estaba ocu pada y yo, en mi afn de hacer lo imposible por impresionarla, decid hacerme notar y logr en unos me ses que lo nuestro fuese algo ms

PAGE 10

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 quin le pone el cascabel al ltigo? Por Nemo Ilustracin : ALEJ&RO Mi primera vez que lo que ocurre entre simples amigos. Comenzamos una relacin muy dinmica e interactiva. Ella tena las propuestas ms creativas, el ltimo de talle realmente empezamos a cons encantador. Pero con el tiempo lleg la hora de profundizar en las cosas, porque hay sensaciones que uno debe y quiere vivir. Entonces surgi el momento. Para ella no era la primera vez (des pus supe que yo haba sido uno ms entre tantos otros). Yo, sin embargo, me estrenaba como amante (y es que realmente a esa edad y con mis otros proyectos nunca me haba entregado a nada as, en cuerpo y alma). No quera que nada me saliera mal. talles. El lugar escogido dependa de ella, necesitaba un local donde se sin tiera al mximo de su potencial. Llegu y abr la puerta de lo que pareca una bocinas atadas a la PC, se escuchaba una cancin que hablaba de amores imposibles y que fue creando una ms tica inequvoca que presagiaba los in mediatos acontecimientos. Me sent en una silla de rueditas que estaba frente a la computadora. mi mano sobre el mouse y mar qu con un clic la pgina de inicio del navegador. En cuestiones de mi lsimas de segundos tuve a Google ante m. Abr tres pestaas: puse a reproducir un videoclip de Shakira, a descargar el ltimo captulo de la serie El barco y entr a Facebook y abr 10 ventanas de mi chat. Fue una sensacin increble, me senta en el clmax, mi relacin con la red de redes haba llegado a uno de sus puntos ms cumbres. Por primera vez me conectaba a Internet desde Cuba con banda ancha.

PAGE 11

la voz de los universitarios poesa Ilustracin : Hanna Chomenko DNDE? Detrs de las sonrisas? En la duda? En el rezo? En medio de la herrumbre? Asomado a la angustia, al engao, a lo verde?... No estaba junto al llanto, junto a lo despiadado, por encima del asco, adherido a la ausencia, mezclado a la ceniza, al horror, al delirio. No estaba con mi sombra, no estaba con mis gestos, ms all de las normas, ms all del misterio, en el fondo del sueo, del eco, del olvido. No estaba. Estoy seguro! No estaba. VISITA No estoy. No la conozco. No quiero conocerla. Me repugna lo hueco, el culto a la ceniza, a cuanto se disgrega. Jams he mantenido contacto con lo inerte. Si de algo he renegado es de la indiferencia. No aspiro a transmutarme, ni me tienta el reposo. Todava me intrigan el absurdo, la gracia. No estoy para lo inmvil, para lo inhabitado. Cuando venga a buscarme, dganle: se ha mudado. OLIVERIO GIRONDO Poeta argentino nacido en Buenos Aires en 1891. Estudi Derecho, y muy pronto, a raz de sus contactos con los poetas exponentes de la vanguardia europea, public en 1922 su primer libro de poemas, Veinte poemas para ser ledos en el tranva seguidos luego por Calcomanas en 1925, Espantapja ros en 1932, Persuasin de los das en 1942, Campo nuestro en 1946 y En la masmdula en 1954, obra que constituye su trabajo ms audaz en el campo de la poesa. Alma Mater /abril 2012 / No. 510

PAGE 12

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 Ocurriseme, una de estas ltimas noches, interrogar a mi bastn con respecto a su pasado. Las cosas sin alma estn ms cerca de la naturale za que nosotros, los perpetuamente aturdidos con la barbulla mundanal, y tienen la ruda sinceridad de los seres primitivos no encadenados a la infa me forma social; antifaz hipcrita de todos los propsitos nefandos, de to dos los intentos torcidos. Mi bastn sabe mucho. Fue rama de una encina milenaria que el rayo jams pudo abatir. dio del selvtico silencio, las picas lides de aquellos hombres de bronce que esgriman la pesada hacha de s lex con pasmoso desenfado; de aque llos otros que combatan con espadas cortas, embrazando escudos de cue ro de buey, y de los que, forrados en bien templada armadura, no se daban tregua en el bandidaje o el combate por la conquista de minsculo terru o y de macizo castillo empotrado en el salvaje repliegue de una montaa. Presenci la maravillosa hazaa de aquel paladn, denominado Machuca porque, rota ya su lanza en la batalla, desgaj una poderosa rama de una encina que creca frente a aqulla, y con tan tosca arma machuc enemi gos a granel. MI BASTN Pero el recuerdo ms vivo que con servaba el recio rbol de que vengo hablando, fue el de cierta druidesa enamorada de un guerrero, batallador como pocos. Los amantes, en vspera de que el varn partiese a lidiar con huestes ro manas, despidironse, con transportes de ternura, bajo su sombra, prome tindose mutua fe. La druidesa, con los dorados cabellos al viento, divinamente trgica como Velleda, vag muchos das por el bos que sagrado, sin reposo ni consuelo, y al saber que su guerrero haba pereci do en la lucha, sin percatarse ya de los afectos que en el mundo le quedaban, dise la muerte bajo la propia ramazn de aquella encina, cuyas races limita ron su fosa. Qu porcin de la savia virgen de esa mujer enamorada guardar mi bas tn? No lo sabe l ni lo s yo, mas pre sumo que porcin magna es porque lo siento palpitar entre mis manos. Oh!, si yo hubiese visto lo que esta d bil rama que me sirve de apoyo visto ha! A ella la templ el rayo, a m el infor tunio; mas ella an puede servir de b culo a mis psteros, y si la hincasen en la tierra hmeda se cubrira de brotes sino a condicin de disolverme entre los brazos de la madre Naturaleza! Septiembre 28, 1895 Amado Nervo

PAGE 13

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 de todo un poco El Grito Por Sofa D. Iglesias Ilustracin : Internet Quin no siente el alarido te meroso saliendo de cada uno de los msculos de ese rostro espantado? Quin no es capaz de experimentar un escalofro, como si estuviera all, a su lado, salido tam bin del pincel de Edvard Munch? Resulta que El Grito no solamente gener desasosiego en su creador o sus contemporneos, sino en cada espectador que se le ha acercado. Precisamente se le conoce como el gesto ms expresivo y atormentado del arte. Munch, pintor noruego nacido en las frustraciones y angustias de su vida personal. No nos extrae enton ces encontrar en la composicin una desaliento de hombres y mujeres mo dernos ante la entrada del siglo XX. El protagonista, desde el primer plano, se sustenta en el simbolismo de la imagen, ofreciendo una agitada calavera que se aprieta el crneo con las manos como buscando alivio. Los colores, arqueados en agresi vas bandas, intentan transmitir al es pectador el convulso estado de nimo de este protagonista-autor. A lo lejos, dos testigos mudos y annimos se El cuadro fue expuesto por prime ra vez en 1893, formando parte de un conjunto de seis piezas titulado Amor Contrariamente a lo que sucede hoy, la obra no fue bien acogida por la crtica. Uno de los especialistas con sider El Grito tan perturbador, que recomend no fuera observado por mujeres embarazadas. Tres versiones de esta creacin fueron realizadas por el artista en un periodo no tan extenso: otras dos pin turas y una litografa. La pieza a la cual nos referimos en esta oportunidad, se encuentra en la Galera Nacional de Noruega. En tanto, otras dos pertenecen al Museo Munch, y la cuarta integra una coleccin particular. En febrero de 1994 la ms recono cida de ellas fue robada de la Galera Nacional, y recuperada ocho semanas ms tarde en un operativo policial. En 2004, una de las exhibidas en el Museo Munch desapareci, sien do recobrada, en buen estado, en 2006. Concluida la Segunda Guerra Mun dial, El Grito pas a convertirse en icono cultural. Diversos medios de comunicacin y artistas lo asumieron para representar complejos de culpa, ansiedad y otra clase de trastornos, tal cual lo hiciera la revista Time, en 1961. Mientras, entre 1983 y 1984, el ar tista pop Andy Warhol ide una serie de estampaciones en seda sobre las obras de Munch, donde se inclua El Grito Gracias a esta muestra la pin tura adquiri un nuevo concepto de reproduccin en masa. Toda clase de productos la han al bergado y dado a conocer al mundo: camisetas, tazas de cermica, ps ters, llaveros El Grito original fue realizado en 1893, con 91 centme tros de largo por 73,5 de ancho, estuvo basado en leo y pastel sobre cartn.

PAGE 14

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 Por Pavel Lpez Guerra Foto: Elio Mirand y ALEJ&RO A dnde vamos a parar?! Emigracin y contexto universitario Partir o permanecer: an cestral dicotoma instalada por derecho propio en las dinmicas de la vida social cubana, muestra una parti cular incidencia en el pre sente insular al interior de los predios acadmicos. an aeja como la existencia humana, al extremo de que eso que ahora mismo llama mos migracin, tuvo para muchos su motor propulsor en la clebre c pula de Eva y Adn. Su bblico destie rro del gensico Edn dej sentado que la movilidad espacial represen ta acto inherente a nuestra especie, aunque hoy da la multicausalidad y prominencia de sus efectos al cen tro de cualquier sociedad garantizan enfoques que viajan sin recato, de la perspectiva exclusivamente apolog tica, a la abiertamente apocalptica. Si por un lado, en tiempos de globalizacin, con inditas redes de intercambio entre naciones, de bie nes, personas e informacin, emigrar muta en andamiaje perfecto para aquello que los especialistas bautizan como comunidades transnaciona les; asimismo, los desplazamientos no exento de contradicciones dadas los pases emisores (por lo general, in sertos en la mal nombrada periferia tercermundista), y la incidencia en sus precarios planes de desarrollo. La Mayor de las Antillas no escapa a tamaas paradojas: Estudios recientes 1 develan que apenas entre 1995 y 2003 emigraron 34 202 cubanos con nivel su perior, aproximadamente el 20% del po tencial profesional universitario de dicho periodo. Entretanto, la parafernalia cuantita tiva ilustra apenas la complejidad de un fenmeno condicionado por pelia gudas variables de subjetiva naturaleza en un contexto, sospechamos, donde comienzan a germinar discordancias en el dibujo de la realidad localizable entre los imaginarios populares, el dis curso artstico, acadmico y en los me dios de comunicacin. meta irrevocable; alternativa legti ma o asociada para siempre con el estigma? Para abordar cualquier punto relacionado con el tema tienes que dejar clara la diferencia entre la mo vilidad a travs de espacios fronte rizos y lo entendido como emigra cin, rompe el hielo, en exclusiva para Alma Mater la Doctora Ileana Sorolla Fernndez, Profesora Titular, Investigadora Titular y directora del Centro de Estudios de las Migracio nes Internacionales de la Universidad de La Habana (CEMI). La primera involucra viajes de negocio, por asuntos oficiales, peregrinaciones religiosas, inter cambios acadmicos, turismo; la segunda acontece cuando el indi viduo, por decisin propia o impul

PAGE 15

Hoy da en la emigracin profe sional cubana, los que predominan no son los proyectos exitosos. Pese cin, muchos no logran una insercin o un status social, profesional similar al que tenan en Cuba. Entonces es una situacin de vulnerabilidad muy grande. la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 sado por factores externos, decide trasladar el escenario donde de sarrolla sus relaciones sociales y su vida cotidiana hacia otra zona geo estable y largo. Son conceptos dife rentes, pero existen regulaciones re lacionadas con el cruce de las fronte ras que involucran a ambos. Actualizar las nociones sobre la opcin migratoria en el contexto cubano implicara hablar de sus condicionantes en los ltimos 50 aos. Resultan contradictorios, por citar solo un ejemplo, los discursos forneos o locales que la entienden como fenmeno estrictamente po ltico o exclusivamente econmico. Lucidez o ingenuidad al segmentar tales instancias? Inevitablemente la actitud del Estado y de la sociedad cubana en la etapa aludida ha estado marcada dos Unidos. Eso es incuestionable. Sin embargo, tal enfoque se ha rei terado tanto que los jvenes, sobre todo, lo asocian con algo manido y extravan as las esencias. Siempre ha pesado la doctrina estadounidense, su posicin hegemnica con respecto a la Isla. Ahora bien, esa relacin ha evo lucionado en funcin de determinados contextos histricos. El triunfo de la Revolucin y la pos terior proclama de su carcter socia cioclasista y la orientacin de aquella emigracin inicial, adversa al proceso que se estaba viviendo. Desde ese momento las regulaciones migrato rias se convirtieron, para ambas par tes, en un instrumento poltico. Y esas proceso: leyes surgidas en medio de momento de mayor enfrentamiento, aunque se perciban variaciones con el paso del tiempo. Dicha lectura respalda muchas de las informaciones que llegan desde en pugna con esa otra que localiza mviles migratorios absolutamente econmicos en la actualidad, confor mndose en la mente de muchos, in cluso, una hiptesis de migracin cu bana contempornea apoltica Hay que marcar que al principio de la Revolucin eran motivaciones de carcter poltico pero por una afecta cin econmica. Lo econmico ha es tado presente siempre, pero de dife rente manera. Eso lo sabemos desde el Materialismo Histrico: la estrecha relacin entre los dos campos. el Mariel, se combinaron ml tiples variables. La diversidad del Mariel demuestra la diversidad de la sociedad cubana de aquellos aos y lo que impera entonces no es, pre cisamente, la composicin poltica, aunque tal nocin se distorsiona si consideramos que, aunque fueras ex presidiario, te legitimaba ampararte en el discurso anticubano con lo cual obtenas ventajas para tu insercin en el territorio extranjero. A partir de esa etapa la emigracin cubana deviene predominantemen te econmica. Y el predominante mente sobra, porque el fenmeno resulta tan complejo que nunca pri ma una sola variable o motivacin. Ms cercana en el tiempo tene mos la explosin del 94. Despus no han habido otras y me pregunto: por qu?, si la situacin ha estado igual de difcil. De hecho, ni siquiera el 94 constituy el peor ao de aquel periodo. No caben dudas del incremento de las expectativas en torno al tema suscitadas en el presente desde los imaginarios sociales. Algunos estu dios dan espacio al papel de las re des familiares en la estimulacin, o no, de la opcin migratoria Tendramos que arrancar por el anlisis de Cuba como pas emisor de emigrantes desde la dcada del 30, desde la primera gran crisis mundial del siglo XX. No puedes obviar que el tema migratorio est insertado en Dra. Ileana S. Fernndez

PAGE 16

la raz misma de la conformacin de la nacin. Cuba es un pas insular, que fue colonizado precisamente por un proceso de poblamiento. Pensemos ticos, intelectuales, artistas aprendie ron, se nutrieron o produjeron par te de su obra desde otros espacios impronta en la perspectiva nacional sobre el asunto. Paralelamente, habra que pon derar el papel de los vnculos fami liares o las redes profesionales en la visin sobre la emigracin. Sin embargo, esas percepciones no son inmutables. En la dcada del 60 se conso lid una imagen del emigrante como el contrarrevolucionario, el polticamente desafecto, que pre valece en ciertos sectores en la actualidad. Claro que hacia los 80 varan sustan cialmente estas percepciones a tono con los cambios del contexto nacional y la situacin econmica, aunque an tes haba cristalizado el Dialogo del 78: vinieron los primeros emigrados y se empez a conciliar una poltica en funcin del rescate de aquellos que dentro de esa comunidad tenan una actitud favorable y queran relaciones normales. Ahora mismo no pocos advierten otra naturaleza: me atrevera a su gerir la sobrevaloracin de la ima gen del emigrante y el extranjero, curiosamente, a contrapelo de lo que ocurre en otros pases En tales procesos ha pesado de de los destinos a partir de los 80. Por otro lado, en los 90 se incrementa el turismo, los convenios con empresas forneas. Tambin se hace comn la posibilidad de viajar regularmente a otro pas, cierta circularidad migrato ria. Aumentan los vnculos y los ma trimonios con extranjeros y cambian, entonces, las representaciones socia les, hasta llegar al presente, cuando el aumento de visitas de cubanos, con carcter temporal, a sus familiares en el exterior exhibe los puntos ms altos de la historia. Asimismo, comienzan a aparecer generaciones de inmigrados que no tienen ningn inters de participa cin poltica, y si lo tienen es a favor de nuestro proceso. Es por eso que han ido transformndose las visio nes del fenmeno, el punto de vista desde la vida cotidiana, la familia, as como el oficial. De hecho nos encontramos en un escenario indito. El presidente Ral Castro ya ha anunciado una nueva evaluacin de la poltica migratoria para adecuarla a nuestros intereses, al las transformaciones, en general, den tro de la emigracin. La idealizacin de estos agentes que mencionas nace muchas veces de la ignorancia, aunque no podemos ser absolutos. Existen elementos en la representacin positiva del extranje ro sustentados por nuestra cultura y tradicin hospitalaria, a diferencia de otras sociedades. Como parte de los mitos que signan el presente tambin sobresale la idea lizacin excesiva, a nivel informal, del espacio exterior, aunque en los medios el discurso se coloca, paradjicamen te, en las antpodas Todo tab genera expectativas ml tiples, porque hay otro factor muy importante que es el econmico. Una cosa es el deseo y otra la posibilidad econmica de enfrentar una experien cia de este tipo. Entretanto, el sistema de colabo raciones a nivel mundial nunca ha sido tan desarrollado. En Cuba se vie ne percibiendo en muchos grupos el deseo de asumir la emigracin como un acto de carcter temporal y que las personas puedan mantener su movilidad. Hacia all debe ir el pas. Por otra parte, al emigrado siem pre le resultar difcil admitir que no le ha ido bien. Despus que haces recursos personales, familiares, eco nmicos, emocionales, resulta muy difcil aceptarlo. No pasa solo con la emigracin cubana, sino con todas. Estoy de acuerdo en que se obser va una polarizacin en la represen tacin del espacio interior y exterior pero hay que tener en cuenta que por los impactos diversos que tiene la emigracin, estimularla sera im gracin, no a la movilidad. tades econmicas, sociales, actitudes xenfobas que prevalecen hoy en el mundo, pasan casi siempre desaper cibidas para aquellos que inician un proyecto migratorio. Entonces resulta lgico, en parte, que en los medios se obre as. Es na tural y estar bien, siempre y cuando fomenten una actitud racional ante el fenmeno, pero lo que difunden pierde credibilidad si se presenta en blanco y negro; as no se educa. Todo tiene matices y lo importante es in centivar la responsabilidad, porque son decisiones de vida, y la vida es un proceso muy largo, continuo, en el que cambian las circunstancias da tras da. Si los medios no lo logran se debe a que dentro de ellos existe fal ta de educacin e informacin. Dicha informacin, con sus ml tiples formas de concretarse, tendr

PAGE 17

Alma Mater /abril 2012 / No. 510 la voz de los universitarios una incidencia mayor en los jvenes, para algunos, el potencial migrato rio por antonomasia de cualquier sociedad Pero ah radica otro mito. No solo ellos emigran, sino personas de todas las edades, aunque la juventud cons tituya la mayora. Tambin depende del concepto que se maneje. Emigra gente ya adulta, en edad avanzada, incluso, exponentes de la tercera edad, pero el hecho de emigrar tiene riesgos, cambios de todo el sistema de relaciones de tu entorno, proceso altamente traumtico. Las edades marcan la diferencia, no ya en la disposicin, sino en la capacidad para emigrar. Sern poco propensos a convertirse en emigran tes quienes tengan familia consoli dada, un sistema de compromisos, personas menos competitivas en el mercado laboral y que desde el punto de vista fsico y psicolgico no cuenten con aptitudes para asumir ese riesgo. Es por eso que internacionalmen te se reconoce como un fenmeno, principalmente, de la juventud hasta 35, 40 aos. Son los ms competiti vos, productivos, saludables. Es un mito que sea una particularidad de Cuba. Porque es un rasgo mundial. Se insertan aqu los debates so bre los movimientos de fuerza de Por lgica los jvenes preparados se movilizarn ms. Son los ms ambiciosos, quienes buscan nuevos escenarios, posibilidades de avanzar. Es una tendencia tan vieja como la historia humana. Dnde empieza el tema a complicarse? Cuando esas condiciones no son espontneas, cuando esa movilidad es estimula da desde afuera con programas de atraccin que tienen un componen te poltico orientado, como en el caso de Cuba, o responde a estrategias de desarrollo de los pases receptores. Canad y la Unin Europea, por ejemplo, han reconocido en sus do cumentos programticos la necesidad de lanzar una estrategia de captacin y retencin de recursos humanos alta pierden en la competencia transoce nica con Estados Unidos. Se mueven ms a Canad, EE.UU., Australia, Nueva Zelanda, Irlanda, esta ltima, uno de los principales polos de atraccin de rama de la ciencia informtica. Han ar mado toda una industria sobre la base de profesionales inmigrantes, ofre cindoles ventajas para la insercin, mejores salarios, esquema tributario quiere decir que sea una emigracin permanente. Es una emigracin laboral que por los efectos que producen en los pases emisores se ve como robo de cerebros. Econmicamente es un fenmeno que se explica desde muchas teoras. La teora de los sistemas mundiales, de los mercados laborales segmentados. redistribucin de la fuerza de tra bajo asociado a la redistribucin del capital a nivel global. Resultan enfoques que, de algn modo, legitiman esa movilidad. En otra cuerda, las miradas peyorati vas tambin prevalecen en algunos que vinculan dicha opcin con la fractura o extravo de ciertos valo res en la sociedad cubana contem pornea Los valores en la emigracin no tienen que ver solo con el compro miso con la institucin de la cual pro cedes o con el pas que invirti en tu formacin, sino con la manera en que la gente emigra, las vas que utiliza. Por ah pasan, no solo los valores pa trios, compromisos polticos, socia les, organizacionales, sino tu sistema de valores como individuo, pero esa es una discusin eterna, porque est relacionada con la tica. capital humano, y ese es un punto del que no se habla. No resulta fre cuente esa manera de abordar el

PAGE 18

tema. El plan de plazas en la Univer sidad est en relacin con las deman das para el desarrollo econmico. Si se perpeta una fuerza externa que las condiciones de desarrollo del pas. De esto parte la necesidad de com promiso con la institucin. En la medida en que la sociedad cubana gane en cultura econmica, entienda las relaciones de obligacio nes y contratos, quedar ms claro. El Estado est realizando una inversin y cuenta con uno para su proyecto de desarrollo, con la particularidad de que, en nuestro caso, este se revierte Constituye, en ese sentido, un plan de desarrollo autntico. No obstante, existen estudios don de se fundamenta la opcin migrato ria en universitarios desde argumen salarial para profesionales, hasta los obstculos para su activa participa cin en espacios sociopolticos Cierto, pero nada de eso es nuevo, ni exclusivo de Cuba. La nica nove dad es que ahora hay gente que lo dice. Los que se montaron con Coln en el barco quiz tuvieron motivacio nes similares. Son las razones que im pulsan a emigrar a todo aquel que no abandona su tierra porque se est muriendo de hambre. Y no es el caso de nuestro pas. Tenemos una emi gracin por mviles econmicos sig por miseria, como en tantos pases de Amrica Latina. Es una emigracin El nivel cultural de la poblacin es mucho ms alto y, por supuesto, mientras ms preparado ests, ma yores son tus expectativas de parti cipacin, de lograr la realizacin eco nmica, profesional, social y poltica en la vida de tu pas. Esas razones son tpicas, exceptuando las naciones que estn en la extrema ala de pobreza y desigualdad, que no es nuestro caso. En un balance de saldos positivos y negativos de la emigracin en este momento y lugar, cules destacara? Dentro de los aspectos favorables estara la experiencia. Cuando men cionamos que la emigracin est in sertada en la raz de la nacionalidad cubana queda implcito que desde ella pueden realizarse aportes importantes a la cultura de un proyecto de nacin, porque inevitablemente hay un acceso a nuevas tecnologas, conocimientos, al cabo, nuevas formas que adquiere la identidad cultural. En otra cuerda aparecen las reme sas, pero, al menos a m, no me pare pues esa persona que est remesan do aportara ms al pas si estuviera aqu. Considero de mayor vala que el ser humano genere valores materiales y espirituales desde su lugar de origen y tribute de paso al crecimiento demo lo contrario no tendra sentido ni tico, ni acadmico, aunque, a lo mejor, en trminos estrictamente econmicos s. Desde esa instancia puede ser factible el acto; desde lo humano, lo poltico, lo familiar, resulta, al menos, cuestiona ble. No olvidar que Cuba ya hoy est entre los 11 pases ms envejecidos de Amrica Latina y en 2050 estar entre los del mundo. Frente a tan contradictorio pano rama, quiz no todos establezcan se mejantes perspectivas Pudieran ser muchas, pero la expe riencia acadmica e investigativa con vida a priorizar la humanizacin de los discursos sobre el tema. Para que dichos mensajes se entiendan de for ma cabal y generen una actitud res ponsable en la poblacin, tienen que pasar por un lenguaje humano, y eso ha faltado. Ha existido mucho argumento poltico, de Estado, pero inevitable mente se requiere otro discurso para llegar a sectores amplios de la socie dad afectados por lo migratorio. Hay mucha historia, poltica. Incluso, pienso que muy poca gente se mues tra ajena a la dimensin de seguridad, preservacin, independencia y sobe rana vinculada a los debates sobre la emigracin, pero les falta escuchar la historia de la vida misma. Es la pieza del juego de la cual carecemos. Rescatarla puede ser una senda muy lcida por la cual transitar. 1 Casaa. A. Informe de in vestigacin. CEMI. Universidad de La Habana, 2004, citado en: Ponce Del gado, Abel. La juventud universitaria en Cuba como sujeto del proceso migratorio. Una mirada desde su representacin social En publica graciones y modelos de desarrollo en Amrica Latina y el Caribe. Pro grama Regional de Becas CLACSO, Buenos Aires, Argentina. 2006.

PAGE 19

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 fotorreportaje Texto y fotos : Elio Mirand AR TE Y MONTE SOY Hasta la Comunidad 23 y La Ceiba, dos lugares del Escambray trinitario, lleg la brigada artstica del Ins tituto Superior de Arte (ISA), rescatando una iniciativa de los aos 80. Experiencia enriquecedora, de mucho valor tanto para estudiantes como para campesinos. Este grupo, formado por alumnos de casi todo el pas, de diferentes carreras y variadas manifestaciones ar tsticas, guiados por la vicerrectora Norma, pretenden repetir la expedicin en otros rincones de la Isla.

PAGE 20

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510

PAGE 21

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 Por qu decimos universidad y no pluridiversidad? Se trata de una institucin que aglutina diversas disciplinas. Multicultural, en ella cohabita la diversidad de sabe res. El ttulo de universidad simboliza la sinergia que debiera existir entre los diversos campos del saber. Pero hoy, lamentablemente, la ca racterstica de nuestras universida des es la falta de sinergia. Carecen de un proyecto pedaggico estratgico. No se preguntan sobre qu categora de profesionales quieren formar, con qu objetivos, de acuerdo con qu parmetros ticos. Y cuando no se hace tal indagacin es el sistema neoliberal, centrado en el paradigma del mercado, quien im pone la respuesta. No hay neutrali dad. Si el limbo ha sido abolido re cientemente de la doctrina catlica, en el campo de los saberes l nunca tuvo un lugar. Un cristiano cree los dogmas de su iglesia. Pero es por lo menos ingenuo, Hilton Japiassu, que un maestro o in vestigador acadmico crea en el publi citado dogma de la inmaculada con En qu medida nuestras institu ciones de enseanza superior son verdaderamente universidades, o sea, se rigen por una direccin, un enfoque dialgico, un proyecto pe daggico estratgico? O se limitan a provistos de espritu crtico, volcados a propagar el sistema de apropiacin privada de riquezas en detrimento de los derechos colectivos, e indiferentes ante la exclusin social? La universidad, como toda escuela, es un laboratorio poltico, aunque mu chos lo ignoren. Y la poltica, como la religin, tiene un aspecto opresor y un aspecto liberador. Como dira Fernan Uno de los factores de desalienacin de la universidad reside en la extensin universitaria, que es el puente entre la universidad y la sociedad, la escuela y la comunidad. Las universidades nacieron a la som bra de los monasterios. stos antigua mente eran erigidos distantes de las ciu dades, lo que inspir la idea de campus, centro escolar que no se mezcla con las inquietudes diarias, donde alumnos y profesores, monjes del saber, vivan enclaustrados en una especie de cielo epistemolgico. Como sealaba Marx, desde all contemplaban la realidad, tranquilos, arrullados por las musas, encerrados en el confortable recinto de una erudicin especializada que poco o Esa crtica a la universidad data del siglo XIX, cuando se inici la extensin universitaria. En 1867 la universidad de Cambridge, Inglaterra, promovi un ci clo de conferencias abierto al pblico. Por primera vez la academia abra sus puertas a quien no estaba matriculado, lo que dio origen a la creacin de uni versidades populares. Antonio Gramsci estudi en una universidad popular en Italia. Esa expe riencia le hizo despertar al concepto de universidad como aparato hegemni co que se relaciona con la sociedad de modo legitimador o cuestionador. Para l una institucin crtica debera pro ducir, a travs de los mecanismos de extensin universitaria, conocimientos accesibles al pueblo. En Amrica Latina, antes de Gramsci ya se dio el pionerismo de la reforma de la universidad de Crdoba, en 1918. La clase media se moviliz para que las universidades, controladas por los hijos de los latifundistas y por el clero, se abrieran a otros segmentos socia les. Y se origin una fuerte protesta Universidad e insercin social Por Frei Betto

PAGE 22

Alma Mater /abril 2012 / No. 510 la voz de los universitarios contra la enajenacin olmpica de la universidad, su senil inmovilidad, su desprecio hacia las creencias de la comunidad que la rodea. La propuesta de abrir la uni versidad a la sociedad alcanz su madurez, en Amrica Latina, en el primer Congreso de Universidades Latinoamericanas, reunido en la universidad de San Carlos, de Gua temala, en 1949. En el documento una institucin al servicio directo de la comunidad, cuya existencia se accin continua de carcter social, educativo y cultural, alindose a todas las fuerzas vivas de la nacin para analizar sus problemas, ayudar a solucionarlos y orientar adecua damente a las fuerzas colectivas. La universidad no puede permanecer ajena a la vida cvica de los pueblos, pues tiene la misin fundamental de formar generaciones creadoras, ple nas de energa y de fe, consciente de sus altos destinos y de su inde clinable papel histrico al servicio de la democracia, de la libertad y de la dignidad de los hombres. Sesenta y dos aos despus de esta alerta de la San Carlos, en este mundo hegemonizado por transna cionales de los medios, ms intere sadas en formar consumistas que ciudadanos, nuestras universidades todava no priorizan el cultivo de los valores propios de nuestras culturas ni participan activamente en el es fuerzo de resistencia y sobrevivencia de nuestra identidad cultural. Lo cual debiera traducirse en mayor empe o por erradicar la miseria, el analfa betismo, la degradacin ambiental, la superacin de prejuicios y discri minaciones de orden racial, social y religioso. (Tomado de Cubadebate con traduccin de J.L.Burguet) ierto da, mientras la reunin ordinaria de la Juventud to maba elevados grados de temperatura, un compaero de gru po me escribi, en una pequea hoja, arrancada de su cuaderno de estu diante: Para qu seguir este deba te, si sabemos que en Cuba todo el mundo roba. Precisamente, analizbamos el tema de la corrupcin y las ilega lidades, y las formas ms adecua das para enfrentar esos males que carcomen las entraas mismas de la Revolucin. Le respond con un pensamiento del Apstol, que lle vo siempre conmigo: solo dejan de LA HONRADEZ EN LOS DEMS Por Yoerky Snchez Cullar entender la honradez en los de ms, los que han dejado de ser honrados. Conocemos la existencia de pe queos seres que viven del afn de lucro y a costa del sudor del prjimo. Pero constan ms los ejemplos de personas que asumen la vida bajo el fundamento martiano de ser bue no. En uno de sus Versos sencillos Mart expres: No me pongan en lo oscuro/ a morir como un traidor: / yo soy bueno, y como bueno/ mo rir de cara al Sol! Convencido de todo, dej claro que los buenos son los que ganan a la larga.

PAGE 23

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 En 1993, ante las infelices espe ranzas del enemigo, que esperaba tier redact un memorable artculo: Mart, en la hora actual de Cuba. En aquel texto proclam: La Revolucin, por muy masiva que sea, tiene que ver en cada joven desmoralizado, escptico poltico, marginal o antisocial, un innegable y doloroso fracaso. La Revolucin no se puede resignar a este tipo de fracaso, por relativo que sea. La Re volucin no puede conformarse con decir que los que se lanzan al mar en embarcaciones frgiles y arries gan la vida de sus nios y ancianos: son delincuentes, son irresponsa bles, son antisociales. En todo caso son nuestros delincuentes, nuestros irresponsables, nuestros antisocia les. La Revolucin tambin se hizo y se hace para ellos, no puede ad mitir que sigan siendo subproductos suyos. Hagamos nuestro mximo esfuerzo porque la palabra de Mar t llegue a ellos con algo ms que pueriles juegos de manos en la te levisin. Cintio, entonces, se preguntaba: contra esos venenos ambientales? No es Mart capaz de hacer de cada cubano, por humilde e iletrado que sea, un patriota? No es capaz de inspirarle resguardo tico, amor pro fundo a su pas, resistencia frente a la adversidad, limpieza de vida? Pienso que hoy contamos con cer de cada cubano un verdadero mar tiano, un hombre pleno por sus valores y su sentido del deber. Los incorregi blemente reaccionarios siempre sern sietemesinos, y nunca oirn el llama do de la justicia y la solidaridad. Pero si formamos una conciencia colectiva, muchas personas podrn salvarse de caer en el abismo de la descortesa y el inters individual. El aqu todo el mundo roba es una frase que le conviene al ladrn in corregible. En su pensamiento ronda la idea de que si hago creer que el mal est generalizado, nadie notar que yo soy el responsable. Fro, ingrato y cal culador, envilece su alma con bienes materiales y se siente superior a los dems. Mentiroso por excelencia, pronto inventar un motivo para que los dems sospechen del que no co meti la fechora. Duros han sido los aos transcu rridos, luego de que la Unin Sovi tica cambiara de casaca y aceptara el modo de vida capitalista. El hecho de que Cuba sobreviviera ante la aguda crisis se debe a que, a diferencia de la URSS, acudi a su historia para encontrar en ella las explicaciones necesarias a los problemas acumu lados. Y el pensamiento de Mart constituy una fuente espiritual, necesaria en momentos de incerti dumbres y agonas. Ahora nos toca trasladar las en seanzas del Maestro y actuar en consecuencia. Debemos educarnos todos en la cultura de servir y ayudar a los ms necesitados, conscientes de lo que l nos seal: La nica gloria verdadera de hombre si un poco de fama fuera cosa alguna en la com posicin de obra tan vasta como el mundo estara en la suma de servi cios que hubiese, por sobre su propia persona, prestado a los dems.

PAGE 24

Alfonso hace varios aos viene dando de qu hablar en la escena musical de la Isla. Desde sus primeras incursiones en esta manifestacin con los gru pos Sntesis, Estado de nimo o Ha bana, el artista dej claro que vena con una onda nueva. Despus de formar su propia agrupacin, la mezcla de ritmos cubanos con otras sonoridades fo rneas, acompaada de textos de gran contenido social, ha caracteri zado la obra del verstil compositor y realizador. Su discografa, integrada por Mundo Real (2000), X Mor (2001), Civilizacin (2005) y Revoluxion (2007) recogen una amplia gama de melodas, que ahora con Reverse su ms reciente produccin, muestran realidad, que segn su decir es la de todos los cubanos. A propsito de este ltimo CD, X Alfonso junto a su grupo recorri el pas ofreciendo sus canciones. X Alfonso AL REVER SE P OR Cuba Por Diosmel Galano Oliver, estudiante de Periodismo Fotos : Archivo

PAGE 25

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 Cul fue el objetivo de la gira? El mayor propsito de este periplo por la Isla es saber como est la tem peratura de los jvenes, qu piensan hacer en nuestro pas, qu ideas tie nen. Tambin es una buena ocasin para conocer un poco ms a las per sonas, para compartir con ellos otras experiencias, que no sea solo durante el concierto; all, en sus universida des, dialogando. Cmo result el encuentro? Todo el grupo est muy sorpren dido, no sabamos que la acogida iba a ser tan buena. Estoy muy contento con lo que he visto desde que sal de Guantnamo. Los contactos consti tuyeron la base de la gira, al punto de que preferamos suspender una presentacin antes que dejar de ver y departir con los estudiantes. Durante todo el trayecto hemos visto una se milla, que ya comienza a germinar, de una generacin que piensa cosas nue vas. Las conversaciones que sostuvi mos fueron bastante reconfortantes. Hechos como esos son los que me motivan a continuar trabajando. Qu pueden encontrar en Reverse los seguidores de tu msica? El CD est integrado por doce te mas, en los que estn presentes mis ideas y mensajes para el pblico. Es producto de ver a la sociedad, que nace de ella. Los discos mos son bastante dis tintos uno del otro. Reverse guarda similitud con mis primeros pasos en el mbito musical, con el grupo Habana, con el rock y tambin con Habana Blues Cmo sabes, mi dis cografa es bastante diferente, y esto me permite fusionar la sonoridad cu bana con otros gneros como el funk, el reggue y el rock and roll. Cunto hay de la sociedad cubana actual en las canciones de X Alfonso? Yo soy un espejo de la sociedad; pues como tengo esa facilidad de po der expresarme con los videos, con la msica y mis textos, el hoy es el espejo que ves en m. Es imposible en esta conversacin dejar de hablar de Habana Blues Habana Blues tuvo gran importancia para Cuba a nivel internacional, porque fue una llave para que se conociera la msica joven que se haca, los distintos estilos; que no eran solamente la salsa o el Buena Vista Social Club. Fue una llave para que Amrica La tina, Europa, e incluso Estados Unidos, miraran hacia nuestra pequea isla y vieran que aqu se estaba haciendo otro tipo de msica.

PAGE 26

la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510

PAGE 27

Msico o realizador? Me considero una persona que tiene esa facilidad de haber apren mis sentimientos a travs del arte. No me siento realizador ni artista ni msico, me siento una persona lo que ve y todo lo que siente a travs del arte. Has dado otros pasos en la realizacin audiovisual aparte de los videoclips? Hice un documental que habla de la creacin en el pas, de que no importa la necesidad que se ten ga, las carencias, porque cuando se quiere hacer arte lo importante es dedicarse a ello con todas las ganas. Sin ttulo es para que los creadores hablen lo que sienten. Sueos? Mi sueo es poder hacer la Fbrica de Arte Cubano en cada provincia, para tender puentes entre los territorios a travs del arte. Este proyecto puede resultar el medio ideal para que se co nozca ms lo que hacen los jvenes en materia artstica. Ese es mi sueo aho ra, poder hacer una Fbrica gigante. Te tendremos nuevamente en nues tras casas de altos estudios? Tengo el inters de realizar en sep tiembre una gira por las universidades, pero esta vez con ms tiempo, y cantar junto a ustedes. Antes de despedirse X nos quiso dejar algo ms que sus canciones y este es el consejo que les dej a los futuros profe sionales del pas: Todo cambiar, para bien, entre no sotros y para nosotros. Concentren todas las energas en arreglar el pas para uste des mismos, nase en pos del bien y res ptense. Miren los errores que tuvimos las pasadas generaciones y construyan una mejor sociedad y un mejor pas. Alma Mater /abril 2012 / No. 510 la voz de los universitarios

PAGE 28

una visita. Cuando tocaron la puerta, Joe tranquiliz a la mujer y serena mente se levant y abri. Los esbirros saltaron sobre l, la vecina pidi que no le hicieran dao, pero fue intil. Cuando apenas ha ba caminado un metro por el pasillo abrieron fuego. La rfaga de ametra lladora lo desplom y muri instant neamente. Tena poco ms de veinte aos de edad. Los otros jvenes se deslizaron por el tragante del aire de la cocina y lle garon a otro apartamento de los ba jos. Desconocan que estaban rodea y salieron en distintas direcciones. Carb trat de llegar al elevador, los soldados lo reconocieron y le dis pararon criminalmente. Por una ventana, Fructuoso y Ma chadito saltaron hacia el pasillo de los bajos. La altura era muy grande. Cuando cayeron al suelo, Fructuoso qued inconsciente y Machadito se fractur ambos tobillos. Cuando este ltimo trataba de incorporarse, uno de los asesinos dispar su ametralla dora por entre los barrotes de la verja que cerraba el pasillo. Despus de violentar la verja y llegar a ellos, los esbirros remataron framente a am bos revolucionarios. Los cuerpos de los cuatro valero sos dirigentes del Directorio fueron arrastrados por la acera hasta la es quina siguiente, ante la indignacin del pueblo, que desde los balcones de sus casas les gritaba: Asesinos, asesinos!, cada vez que cesaban las rfagas de las ametralladoras que disparaban los soldados batistianos para tratar intilmente de silenciar la justa ira popular. (Tomado del libro Medallas de sangre Editora Poltica. La Habana, 1990) la voz de los universitarios Alma Mater /abril 2012 / No. 510 espus del asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957, los esbirros ba tistianos trataban de localizar a los asaltantes, para lo cual efectuaban registros sorpresivos en las viviendas, detenan a ciudadanos, que tortura que los condujera adonde estaban los revolucionarios: Fructuoso Rodrguez, Jos Machado, Joe Westbrook y Juan Pedro Carb Servi. A partir del 13 de Marzo pasaron a la clandestinidad y se ocultaban de casa en casa para no ser localizados. Fueron muchas las horas de insom nio y tensin. Machadito estaba in quieto, fue en mnibus a hacer una gestin de asilo con un periodista de El Pas, la cual fracas. Se trasladaron nuevamente, esta vez para una casa en la calle 30 entre 35 y Avenida Kohly, Nuevo Vedado, posteriormente Machadito, Fructuoso y Juan Pedro se fueron a un albergue en el local del Colegio Farmacutico, que estaba situado en Malecn entre Galiano y San Nicols, y all permane cieron hasta la noche del da 19. Julio Garca Oliveras logr tras varias gestiones que Machadito se pudiera asilar en una embajada el lunes 22. Joe, SUCESOS DE HUMBOLDT 7 en tanto, consigui el apartamento de Humboldt 7, para donde fueron sus tres compaeros en la medianoche del 19. La maana del 20 pareca normal, nada presagiaba lo que acontecera esa tarde, Oliveras haba quedado en recoger a Joe en casa de su novia esa tarde, y llevarlo para Humboldt 7 pero se demor ms de lo previsto y Joe, impaciente por reunirse con sus her manos de lucha, le pidi a su novia que lo Ilevara. A esa hora, y debido a un delator (ejemplarmente castigado despus del triunfo de la Revolucin), la polica batistiana conoci el lugar donde se ocultaban los cuatro dirigentes del Di rectorio. Aproximadamente a las cinco y treinta de la tarde, el sanguinario Es teban Ventura Novo y un grupo de sus Con las culatas de sus armas, los esbirros, golpearon violentamente la puerta del apartamento 201, saltaron las astillas de madera, lograron rom perla y penetrar en el inmueble, se dientos de sangre. Los tres jvenes trataron de esca par con escasas ropas y las armas en la mano. Joe lleg al apartamento de los bajos y con el permiso de la vecina, se sent en un sof de la sala y simul ser

PAGE 29

la voz de los universitarios ciencia, tecnologa y sociedad Texto y foto : Jorge Sariol El Dr. en Ciencias Eduardo Lpez Bastida, Profesor Titular de la Facultad de Ciencias Econmicas y Empresariales de la Universidad de Cienfuegos, posee una oralidad peculiar: la rapidez con que elabora sus ideas desborda su locucin. Y no tiene pelos en la lengua. Por algo su investigacin Una mirada a Amrica Latina desde la economa ecolgica fue premio del Concurso Internacional Pensar a Contracorriente 2012. Link imprescindible La economa tradicional advierte Lpez Basti da se ocupa de leyes regulado ras de la produccin, distribucin y consumo de las riquezas. Sin em bargo, ante el deterioro del medio ambiente y la creciente desigualdad social, el sentido comn aconseja promover crecimiento econmico, con equidad social y sustentabili dad ambiental. Eso es desarrollo sostenible. Ser que economa y ecolgica resultan mbitos mal conectados? Sucede que en nuestras faculta des de Economa, desgraciadamente todo el contenido es netamente em presarial. A lo que ms se llega es a cursitos optativos para la educacin ambiental. Desde el punto de vista acadmi co, internacionalmente existen dos formas de enfrentar el dilema. Una prepara ingenieros ambientales, a los que se les da un barniz de todo, mientras al resto de las especialida crear contaminadores y des contaminadores. En Cuba, por el contrario, compartimos la idea de dar a cada carrera fundamentos para entender el problema ambien tal. Desde luego, eso implica que el 100% de los profesores debe tener una slida formacin ambientalista y solo el 50% del claustro cubano entiende su importancia. Yo soy un ingeniero qumico que decidi dedi carse a entender y hacer entender la necesidad de nuevos paradigmas. En nuestra facultad de Cienfuegos es propsito y s de buenas experiencias en Pinar del Ro. Se admite ya la necesidad de una economa ecolgica? Seguro. Es una ciencia muy nueva empeada en conectar lo ambiental, lo social y lo ecolgico. Te advierto: no se trata de renunciar a los recur sos naturales. Hay que hacer minera, pero sustentable. Conozco experien cias en Centroamrica donde empre sas mineras solo entregan el 1% de regalas para la proteccin del medio ambiente. No estoy en contra de los biocombustibles; estoy en contra de que predominen sobre la produccin de alimentos. Qu tan complicado puede ser el caso Cuba/desarrollo sostenible? Es muy controvertido. Si compa ramos los ndices internacionales, tenemos los mejores indicadores en equidad y en sostenibilidad ambiental, pero son tantos y dismiles los ele mentos para evaluar la sustentabili dad! Si partimos de un parmetro es tablecido por la Universidad de Yale, que titularon ndice de Desempeo Ambiental muy riguroso, en el 2010 tenamos el noveno lugar. En el 2006, otro parmetro llamado Rela cin Huella Ecolgica/ndice de De sarrollo Humano y que mide salud, esperanza de vida y Producto Interno Bruto, situaba a Cuba entre los 51 pases con alto desarrollo humano, y por suerte con una huella ecolgica inferior a nuestra biocapacidad de carga. El resto de los 51 pases tenan ndice de Desarrollo Humano usando ms de un planeta para conseguirlo! Traduzcamos: qu es biocapa cidad de carga? Biocapacidad de carga es la tierra que nos toca; huella ecolgica es la tierra que utilizamos para reciclar desechos y para la vivienda; para producir alimentos de origen animal y vegetal; espacio de mar para pesca; cantidad de CO2 que gene ramos; consumo de combustible fsil y dems recursos naturales. Todo eso es huella ecolgica. Si es superior a la biocapacidad de carga, las cosas irn mal. Los pases del Pri mer Mundo se exceden y la de Estados Unidos, por ejemplo, es cinco veces ms grande que la biocapacidad pro Alma Mater /abril 2012 / No. 510

PAGE 30

medio del planeta!, lo que simboliza polticas totalmente insostenibles. Ahora, la experiencia nuestra dice que cada cubano necesita 1.9 hec treas para vivir. Pero ese nmero que compararlo con la biocapacidad del archipilago, es decir, el rea que tiene Cuba, entre sus habitantes. Cuando comparamos nuestra huella ecolgica con nuestra biocapacidad, ambas estn en equilibrio. El problema es que no somos Bra sil, Argentina o Venezuela, territorios inmensos, que pueden darse lujo de tener tierras ociosas; aqu importan porque no cuentan en la biocapaci dad: Ni podemos tener tampoco baja productividad, porque la biocapacidad depende de lo obtenido de la tierra. Si Cuba posee un milln de hectreas de tierras ociosas; si la productividad de la caa es de 30 toneladas por hectrea en Guatemala es de 85 toneladas por hectrea; si el rendimiento de la yuca es ms bajo que el de Hait, significa que la biocapacidad ha bajado a la mitad en 10 aos. El primer reto ecolgico de Cuba es, entonces, aprovechar la tierra. El segundo es que la huella eco lgica no contempla los recursos hidrulicos, por lo tanto hay que pensar en otro concepto ms: la huella hdrica, es decir, el consu mo de agua por persona. En este punto Cuba es el pas de Amrica Latina que deja mayor huella hdri ca, casi igual a la Estados Unidos, entre otras cosas porque el 53% del agua se despilfarra por mal es tado de las redes y de ello el 23% se bota en las casas. La cuestin es que no existe una poltica estatal para evitarlo, por que reparar y comprar lo necesario cuesta ms de la mitad de un sueldo promedio. Si a esto le agregas que por cada metro cbico de agua desperdiciada, se gastan 40 centavos de dlar porque el agua hay que bombearla con maqui naria que usa combustible fsil hay que buscar una solucin urgente por que la cuenta dara miles de millones de pesos perdidos. Escandaloso! Ni hay econo ma ni hay ecologa. La solucin ser subvencionar los materiales como concepcin de la economa ecolgica? Todo lo anterior es escandaloso insoluble? La economa ecolgica est en total concordancia con los Linea mientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin; sin embargo, en ellos se habla poco de sostenibilidad, y en el fondo estoy de acuerdo, porque nuestros problemas econmicos son ms graves que los problemas de sustentabilidad. Si no resuelves unos no llegas a enfrentar los otros. Mi temor es que cuando resolva mos nuestros problemas econmicos y estoy convencido de que vamos a resolverlos seremos un pas consu mista? Temo que el modelo de muchos jvenes cubanos sea el de EE.UU. Que hayan premiado su investiga cin es un paso de avance... O no? Y est a disposicin de quien sea. Es pensar nada ms y nada menos que en la unin de la economa y la ecolo ga. Espero que se publique en forma de libro y todos lo puedan debatir. 1. El jurado, presidido por la argentina Estela Calloni, la venezolana Alicia Herre ra y la cubana Mara Elena lvarez Acosta, destac la calidad y la variedad temtica que caracterizaron a las 180 obras con cursantes, de 20 pases. Clculo de la Huella Ecolgica Huella Ecolgica = subhuella energa + subhuella alimentacin + (Hect/hab.) subhuella pastos + subhuella mar + subhuella bosque + subhuella sup. construida

PAGE 31

la voz de los universitarios la voz de los universitarios deporte Por Gretta Espinosa Clemente Puedes enviar tus trabajos y opiniones a nuestro correo: almamater@editoraabril.co.cu Alma Mater /abril 2012 / No. 510 ste artculo pudiera comenzar a modo de noticia de ltima hora, signado por el lead que engloba la reedicin del clsico Barcelona-Real Madrid en la vuelta de los Cuartos de Final de la Copa del Rey. Sin embargo, ms bien la idea es sopesar algunas cuestiones, alejadas un tanto del maremgnum meditico, e inherentes a la subjetividad de aque llos que hacen llamarse fanticos del deporte ms hermoso del mundo. concienzuda y reposada, qu sucede con el ftbol, un deporte que suma y multiplica adeptos en cada jornada. Qu hacen esas camisetas azul grana, albicelestes, o verde-amarellas, para colmar estadios y conducir esta dos de nimo? Por qu aunque parecido no sucede igual con el nado sincronizado, la lucha libre o el triatln? Qu tipo de magia envuelve a las gradas de un partido entre clubes le gendarios como el Barcelona y el Real Madrid? Qu conduce a un joven asitico a seguir fanticamente la complicidad mediterrnea que se establece entre Andresito Inhiesta y el baln o Iker Casillas y su solitaria portera? Ser una subliminal similitud en tre aquellos circos de gladiadores y espadas que matizaban las tardes de la antigua Roma, y el deseo de show que an pervive en la esencia huma na del mundo contemporneo? mente por la sentencia del periodista uruguayo Eduardo Galeano, cuando en un artculo relativo al tema ma nifest que la historia del ftbol es un triste viaje del placer al deber. A medida que el deporte se ha hecho industria, ha ido desterrando la be lleza que nace de la alegra de jugar porque s. Contina el escritor aseverando que el juego se ha convertido en es pectculo, con pocos protagonistas y muchos espectadores, ftbol para mirar, y el espectculo se ha converti do en uno de los negocios ms lucra tivos del mundo, que no se organiza para jugar sino para impedir que se juegue. Qu sucede incluso en Cuba, un pas eminentemente beisbolero, para que las jvenes generaciones dejen Qu pasin!

PAGE 32

de ser industrialistas, san tiagueras o del Villa Clara, y se conviertan en barcelonistas y madridistas. Ser que la enajenante ma quinaria esa que hace de Lio nel Messi o de Cristiano Ronaldo productos comerciales expuestos tras las vidrieras del Santiago Ber nabeu la que atrap a nuestros Ser la insaciable necesidad de vender camisetas, shorts y dems atributos que recuerden el tacataca del Bara o la zamba de la se leccin brasilea, la que conduce a una multitudinaria y global mimti ca de los trajeados y hasta las ma nas de los jugadores. Por qu los conceptos Ftbol y Patria, enunciados por Galeano en su texto El ftbol a sol y sombra, lejos de hermanarse se distancian como Ronaldinho Gacho jueguen mejor en un partido de la liga espa ola que en representacin de su terruo durante su incursin en la seleccin verde-amarella. Repensar estos asuntos siempre resulta vlido, mucho ms ante el fenmeno que hoy percibimos en todos o casi todos los parajes de nuestra geografa nacional, cuan do y enuncio a priori la estads tica uno de cada tres jvenes Espaa, que el campeonato nacio nal de Bisbol. Interesante cuestin, insertada en una polmica que no empieza ni la voz de los universitarios noveleta Por Yuris Nrido CAPTULO XXII UNOS RAROS ACONTECIMIENTOS EN EL CAPTULO ANTERIOR: Para satisfaccin de Titina y su padre, Sebastin renuncia a su trono y se queda junto a Raquel. La noche en que Sebastin renunci a su trono para quedarse junto a Ra cantero del balcn. Sebastin y Raquel, que esperaban rayos y centellas, te rremotos y huracanes, no pas nada encontr por la maana, y acostumbra da a acontecimientos extraordinarios, sencillamente decidi cuidarla. Los prximos meses fueron relativamente tranquilos. Raquel y Sebastin iban a la facultad por la maana, y las tardes y las noches las dedicaban a noviar. A veces, Sebastin amaneca un poco abatido, un poco ausente, distante Raquel aprendi a respetar su silencio. Normalmente, al otro da, Sebastin ya era el mismo de siempre: un muchacho carioso, enamorado. Los Amigos de Raquel Pero un da Raquel comenz a sen tir nauseas y mareos. Fueron al mdi co y result que estaba embarazada. A Raquel la noticia la dej un poco estupefacta, pues desde el principio haba tenido especial cuidado. Pero Sebastin no pareci sorprenderse. Hablaron con la abuela, hicieron un plan, y decidieron tenerlo. Raquel tomara una licencia en sus estudios y continuara cuando el nio hubiera nacido. Todo iba sobre ruedas, en este lado del espejo. Una maana, sin embargo, todo se trastorn. Sebastin se estaba afei tando en el bao y en el espejo apa reci la cara del tutor. Pero, qu haces aqu? No se supona que los espejos haban que dado incomunicados? Alma Mater /abril 2012 / No. 510

PAGE 33

la voz de los universitarios Se supona, Alteza, pero ha sucedido lo que nadie haba previsto. El heredero est por nacer. Qu dices? Yo ya no soy el prncipe, yo no soy rey del Otro lado. Mi hijo, por tanto, ser un muchacho normal. Parece que no ser as. Nadie lo esperaba, pero el acontecimiento ha encontrado ecos en este lado. Ya todos lo saben. Es obvio: su renuncia no ha bastado. Ese nio, cuando nazca, tendr derecho al trono. Qu tontera! Ese nio no cruzar nunca ningn espejo. Alteza, escuche. Esos meses que usted ha pasado tan tranquilamente, han sido de pesadillas en este lado del espejo. Titina y el Duque han impuesto una autntica tirana, un reino del terror. vidos de poder y reconocimiento, no han tardado en perseguir a los que se les oponen. Yo mismo vivo escondido. Pero es obvio que no han logrado transformar el orden primigenio, el impulso original. El da que Raquel result embarazada, la misma noche en que usted Era la seal, aunque en ese momento no todos lo supieron. Pero ya es una verdad a voces, aunque los sicarios intenten acallarla. El reinado del duque y su hija no es legtimo. Usted, despus de todo, mantiene sus derechos. Su hijo tambin los tendr. El duque y Titina temen que el nacimiento de su hijo ponga en una crisis mayor a su desgobierno Me agobias. Yo decid dejarlo todo Lo cree posible, Alteza? Su pueblo lo espera. Necesitan un lder. Y con las seales que hemos recibido, sabemos que usted no ha perdido el derecho a serlo. En ese mismo instante, la imagen del tutor comenz a desvanecerse. Alteza, el espejo se cierra, pero solo por el momento. Llegar el momento en que volver a abrirse. La lucha deber comenzar entonces Le avisar. Tengo un plan el cristal. Qued en silencio, sin saber muy bien qu hacer. Raquel lo sac de su ensimismamiento con un beso: Pon tu mano en mi vientre. Creo que el nio se ha movido. Doa Brbara no tena paz en el Otro lado. Todos los das de su vida lamentaba haber cruzado el espejo. Titina y el duque la ignoraron por completo, y la pobre profesora malviva en los rincones del castillo, alimentndose de las sobras de la corte. Para colmo, tena constantes pesadillas, hasta el punto de que ya no saba cul era la vida real y cul el mal sueo. Un da soaba que las estatuas del castillo la perseguan, despertaba asustada y cuando recuperaba un poco el aliento, una estatua se le paraba delante y le pellizcaba la mejilla. A punto estaba de enloquecer cuando Titina se le apareci delante. Preprate! Tengo trabajo para ti. Doa Brbara solo atin a preguntar: Eres sueo o realidad? Titina le dio una sonora bofetada. Pronto cruzaremos el espejo. Tenemos cosas que hacer en el otro lado. EN EL PRXIMO CAPTULO: Sebastin decide cruzar el espejo. Pero en direccin opuesta cruzan Titina y Doa Brbara. Alma Mater /abril 2012 / No. 510