Ahora!

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Ahora!
Uniform Title:
Ahora! (Holguín, Cuba)
Physical Description:
v. : ill. ; 50 cm.
Language:
Spanish
Publisher:
s.n.
Place of Publication:
Holguín, Cuba
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Newspapers -- Holquin (Cuba)   ( lcsh )
Genre:
newspaper   ( marcgt )
newspaper   ( sobekcm )
Spatial Coverage:
Cuba -- Holguín

Notes

General Note:
Description based on: Año 12, no. 202 (2 sept. 1975).

Record Information

Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
oclc - 12199619
lccn - sn 85023908
issn - 0864-1641
Classification:
lcc - Newspaper
System ID:
UF00098942:00662


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Holgun, 23 de octubre de 2014 No. 668 ¡@hora! www.ahora.cu https://www.facebook.com/pages/wwwahoracu Sguenos en: https://twitter.com/ahoracu Muchos presumen de afirmar que la economa nada tiene que ver con la poltica.Insisten en explicar la economa como una ciencia exacta,ingenieril,en la que un conjunto de herramientas tcnicas,casi por arte de magia,y a veces por inexplicables carambolas neutrales,acaban definiendo el modo ms eficaz de organizar una sociedad.Hablar de poltica cuando se discute de economa parece una blasfemia para esos acrrimos defensores del paradigma hegemnico.As la economa la presentan como una cuestin de expertos en la que el pueblo,y por tanto la poltica,poco tiene que opinar. El tiempo de la pos poltica,como dice Chantal Mouffe,se pretende imponer desde aquellos que procuran evadir la disputa poltica cada vez que toca discutir en torno a asuntos sociales de mxima importancia.Menos mal que luego la realidad refuta esta absurda tesis y siempre se acaba demostrando que la poltica atraviesa a la economa.Como no puede ser de otra forma,no hay debate econmico si ste no se hace desde la confrontacin poltica. Han pasado ya unos das y ahora ya se puede contar sin estrs electoral.El rdago de la Coca Cola contra el gobierno de Evo Morales,justo antes de las elecciones del pasado domingo 12 de Octubre,es un buen ejemplo para explicar cmo la poltica se convierte en una variable clave para entender qu sucede en trminos econmicos.De manera muy "curiosa" (las comillas son comillas irnicas),Coca Cola a pocos das de la gran cita democrtica,decide subir el precio de todos los productos de su marca en un pas donde el control del precios es una religin muy efectiva y apoyada por la mayora de la poblacin. As,de repente,la ms trasnacional de las transnacionales considera que los costes de sus productos han aumentado y es justamente en plena jornada de reflexin electoral el momento ms oportuno para provocar un aumento de los precios en productos que son ampliamente consumidos por el pueblo boliviano. En el gobierno del MAS,la lucha contra la inflacin es objetivo prioritario y as se demuestra en su efectiva poltica de control de precios,de monitoreo diario sobre muchsimos productos de la cesta bsica para los bolivianos.Este proceso de cambio entiende que la inflacin es literalmente una cuestin de puja distributiva,de lucha entre el poder de mercado de unos pocos (que busca la mxima tasa de ganancia) y el poder popular de la mayora social (que no desea perder poder adquisitivo). La inflacin es una ecuacin poltica y no un valor salido de una coctelera de variables tcnicas.As es como Evo Morales y los suyos concibe esta arma de destruccin masiva del siglo XXI.Y por ello su gobierno puede presumir de una economa en continuo crecimiento,con fuerte protagonismo de las polticas sociales redistributivas,con una inflacin controlada y compensada sobradamente por la mejora de las condiciones de vida salariales de la ciudadana. Este xito en poltica econmica no es casual,sino que se deriva de concebir que la lucha contra la inflacin solo se puede realizar desde la recuperacin de la soberana en poltica econmica.Coca Cola se confundi de poca,y crey que an estaba en la era neoliberal,pensando que poda incrementar los precios como si la libertad de mercado fuera ms importante que la justicia social para los bolivianos.Y no. El gobierno boliviano dio una leccin magistral de economa poltica impidiendo que Coca Cola abusara de su posicin de mercado para afectar a la vida cotidiana de los bolivianos,y ms si esto se produca a tan poco tiempo de votar en unas elecciones.La ministra de Desarrollo Productivo,Teresa Morales,no dej lugar a dudas en su reaccin:"esto es un acto poltico"; "Coca-Cola no encontr la mejor manera de lastimar este momento iniciando un proceso de incremento de precios";"la compaa cae en un acto abiertamente poltico y de atentado contra el bolsillo de los bolivianos,ya que lanza esta medida dos das antes de las elecciones". Tan contundente como eficaz la posicin de la ministra y del Presidente que no permitieron este intento de golpe de mercado que pretenda contaminar el ambiente para que la oposicin pescara electoralmente en ro revuelto.El ejecutivo emple sus facultades legales y polticas para suspender este incremento de precios;oblig a los directivos de Coca Cola a dar explicaciones;les hizo retroceder;y adems declar que a partir de entonces las gaseosas tambin estarn dentro del monitoreo diario de precios.As la inflacin,para este gobierno,nunca podr ser concebida como un ser paranormal que tiene vida propia pero sin nombres ni apellidos.No.En esta Bolivia,la inflacin se controla con medidas acertadas econmicas pero siempre desde la poltica,identificando quin es quin,y qu tipo de intereses tiene cada uno. Recuperar la soberana en poltica econmica es entender precisamente que slo puede haber otra economa justa y humanista si sta se implementa desde una posicin poltica independiente.El gobierno de Evo Morales lo ha demostrado,y la victoria frente a la Coca Cola es una muestra ms de este camino arduo pero fructuoso. As es como se explica que Evo Morales tenga el apoyo que tiene en las urnas porque no promete lo que no cumple;porque la soberana no es eufemismo de nada,sino realmente constituye el principio poltico bsico para llevar a cabo una poltica econmica muy acertada.Coca Cola antes de querer usar su poder de mercado,se lo pensar dos veces porque enfrente tiene un proceso liderado por un Presidente que sabe perfectamente usar su poder poltico,electoral,social y popular. Tomado de CubadebateBolivia 1 Vs Coca Cola 0

PAGE 2

2 ¡@hora! Hay telenovela para rato,pero si se quiere aprovechar su potencial meditico es necesario descartar mtodos didcticos y enfocarse en mantener cdigos atractivos para la audiencia,acotan especialistas en la I Convencin de Radio y Televisin, celebrada en la capital cubana. El evento,magna cita de los realizadores y directivos de las televisoras y radioemisoras de toda Cuba,propici el intercambio atendiendo al alcance y la necesidad de renovar las miradas sobre este gnero,infaltable en las parrillas de programacin de canales de todo el globo. La investigadora y profesora cubana Mayra Cu,insisti en que este fenmeno,propagado desde Cuba hacia Amrica Latina hace ms de seis dcadas,ha sido sin embargo vilipendiado y discriminado al verse slo su aspecto comercial,pero que no puede negarse su estabilidad y resistencia al paso de los aos. Este es uno de los mayores ejemplos de mecanismos de apropiacin cultural, que adems se sigue adaptando a medida que pasan los tiempos,pues en l vemos todas las corrientes actuales del audiovisual,desde lenguaje documental hasta de videoclip,dijo. Es necesario mantener ciertos ejes temticos,cdigos que se ajustan a lo que ha sido una telenovela siempre,pero podemos educar,mostrar realidades,marcar compromisos sociales desde ese punto de vista y as garantizar audiencia,que al final es lo que queremos,precis Cu. Fernando Carvache,especialista de la Fundacin Puntos de Encuentro de Nicaragua,coment las experiencias de la organizacin al producir Contracorriente,una serie dramatizada que aborda temas hasta ahora no tratados en ese pas como el aborto -ilegal all-,la homosexualidad,la explotacin sexual. Descubrimos que si podamos aprovechar el enorme rating que tenan las novelas,entonces se nos hara ms fcil hacer llegar un mensaje y poco a poco ir cambiando la mentalidad,en trminos que nos pueda entender el pblico al que queremos llegar,que es muy amplio,advirti. Para Mauro Alencar,especialista y asesor de la Cadena O Globo de Brasil,la identificacin con la historia,los escenarios y los conflictos son esenciales a la hora de determinar el xito de una telenovela,y tambin el rigor tcnico y la calidad de produccin,si se logra esto ltimo,se garantiza un resultado ptimo, apunt. Hasta maana viernes 24 se reunirn en el Palacio de Conv enciones de La Habana unos 600 participantes de 27 pases para cumplir un programa que incluye talleres y paneles,expo ferias de productos. Hay telenovela para ratoPor Agencia Cubana de Noticias El costo de activacin de la lnea para telefona celular en la modalidad de prepago no ha variado,por lo que los rumores sobre su aumento son contrarios a la poltica de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba de disminuir en la medida de lo posible las tarifas de sus servicios. El precio de la lnea se mantendr a 30.00 cuc,ms 10.00 cuc de recarga inicial y se prev la apertura de nuevos servicios que en este momento se encuentran en fase de pruebas,segn informacin recibida de la Direccin de Comunicacin Institucional de Etecsa en Holgun. La oficina para la instalacin de lneas,ubicada en el Centro de Negocios,en esta ciudad,posee ahora un nuevo local,en la planta baja de este edificio,ms amplio y con mayor personal disponible para esta prestacin,por lo que los interesados no deben someterse a los timos de quienes actualmente se dedican all a la venta de turnos. Etecsa informa tambin que con el objetivo de mejorar la informacin a la poblacin a travs de los directorios telefnicos, el pasado da 13 inici el proceso de inscripcin gratuita en las Pginas Amarillas para la edicin 2015,proceso que se extender hasta el 13 de noviembre del presente ao. A esta facilidad pueden acogerse las personas naturales,trabajadores por cuenta propia,los miembros de los Registros Nacionales de Diseo y del Creador de Obras de Artes Plsticas y Aplicadas,as como los taxistas asociados a Cubataxi. Los interesados tendrn la posibilidad de publicar sus datos de contacto,como nombre de la persona o del negocio,hasta dos nmeros telefnicos y la direccin de ubicacin,esta ltima ser opcional. Para formalizar la inscripcin,se deber acudir a las oficinas comerciales de Etecsa con la licencia,el registro de la Onat, carn de identidad,telfono y direccin de contacto.Si no es el titular del servicio deber presentar,adems,una carta de autorizo firmada por el titular con los datos personales de ambos y la autorizacin explcita que contenga el nmero telefnico a publicar. Etecsa fijar un convenio que recoge todas las condiciones de garanta para las partes.Pginas Amarillas posee una tirada nacional de ms de 993 000 ejemplares y es un importante soporte para la promocin al alcance de sus clientes de manera gratuita durante todo el ao. El precio de las lneas telefnicas no ha variadoPor Maribel Flamand Snchez / mflamand@enet.cu

PAGE 3

"Quizs nos parezca una segunda oportunidad,pero no nos dejemos engaar,los nietos nunca sern tus propios hijos,y tus hijos nunca dejarn que sean los padres". La educacin es ya una tarea lo bastante compleja como para adems tener que repetir cuando se es ya un abuelo.Atrs quedaron los das en que cambiabas los paales de tu beb o lo alimentabas con tu pecho.No recuerdas demasiado bien cmo lo hiciste para sacar a tu hijo adelante,pero lo hiciste,y,adems, bien.Hoy en da eres ya una queridsima abuela por parte de tus nietos,merecedora de plena confianza por parte de tu hijo o hija,quien te otorga el cuidado constante y diario de su pequeo. En los tiempos actuales que vivimos,las "mams" dejaron de ser mams para convertirse en ejecutivas dispuestas a arrancar el papel de "cabezas de familia" a los hombres.Las mujeres seguimos "pariendo" pero,ahora ms que antes contamos con la ayuda de otros para cuidar de nuestros bebs ya que nosotras necesitamos seguir en la brecha del poder intelectual.Por suerte,aunque no siempre lo describamos de ese modo,tenemos "abuelas" dispuestas a encargarse de nuestros pequeos mientras nosotras escalamos puestos en la jerarqua de poder.Para las abuelas el cuidado de nuestros bebs sirve para rememorar aquellos momentos en los que todava se sentan tiles.Al menos,pueden decir,“para alguna cosa sirvo todava,ya que muchas veces esta sociedad en la que vivimos parece olvidar que existimos”. La mayora de mams que traspasan el cuidado de sus nios a sus progenitores critican como stos lo hacen.Los abuelos tienen una cosa a su favor:la experiencia;aunque a veces est olvidada slo hay que engrasarla para recordarla de nuevo.Y una cosa en contra:suelen ser demasiado blandos porque disfrutan al mximo con ese nuevo ser y esa rica experiencia les hace perder el juicio en determinados momentos.No los culpo por ello,al contrario,culpo a quin otorga,exige y critica,es decir,a los padres que pretenden educar y dirigir a la vez. Muchos abuelos entristeceran si no tuvieran a su cargo el cuidado de sus nietos pero estoy segura que a menudo se sienten inseguros con ello,y eso es principalmente debido a los hijos,quienes suelen recriminar algunos incidentes acaecidos en el contacto diario con el beb. La autoestima es algo que toda nuestra vida debemos alimentar,que no tiene un inicio y un fin ni que es estable sino que las circunstancias que vamos viviendo y como nosotros nos las explicamos,la van a ir moldeando.Habr perodos de nuestra vida en que nos sentiremos confiados porque las cosas han ido sucediendo de forma exitosa y nuestro lenguaje interior es positivo.Habr,por el contrario,otros perodos en los que todo parece ir en contra y nuestro valor cae por los suelos apoyndose no solo en los hechos sino tambin en un lenguaje interior negativo.Al llegar a la vejez nos sentimos al borde de un camino ya andado,intentando absorber los ltimos pasos,meditando cmo andamos los anteriores y qu sentiremos en el paso hacia la otra vida.Sentimos acercarnos la "temida" muerte,esa desconocida con la que todava no hemos aprendido a convivir.Necesitamos ms que nunca el apoyo de aquellos por los que entregamos parte de nuestra vida,es decir,nuestros hijos.Cuando ellos eran pequeos el papel principal era el nuestro y ellos eran parte del decorado;nos sentamos viviendo nuestra vida.Ahora,llegada la vejez,hemos pasado a formar parte del decorado y muchas veces,apenas perceptible.Esos sentimientos favorecen una disminucin de la autoestima y ahora necesitamos ms que nunca la ayuda de nuestros hijos y nietos.Necesitamos sentirnos necesarios y amados.Sentir que podemos ensearles algo y que ese largo camino,a veces tortuoso,ha servido al final para algo. Los hijos que confian el cuidado de los bebs a sus abuelos deben ser conscientes del mal que pueden hacerles cuando simplemente les utilizan sin valorar para nada su esfuerzo y su experiencia,cuando aprovechan su melancola para ahorrar la guardera o el despido laboral.Ser madres es una experiencia enriquecedora no slo por haber llevado a un beb en las entraas sino por sentir su evolucin paso a paso,cosa que muchas se pierden al mantenerse a toda costa en los puestos de trabajo.Es saludable dejar que las abuelas se sientan madres de nuevo con total confianza porque mejor que ellas slo podemos hacerlo nosotras mismas.Elegir bien pero atendiendo las consecuencias.Si los abuelos cuidan,la parcela de poder les pertenece.No intentemos "ensear" ni "establecer normas" en ese cuidado porque con ello les estamos diciendo "no confiamos en ustedes" y ello tambin se traduce en que a nosotras no nos educaron bien.En definitiva,con ese tipo de mensaje favorecemos la tristeza de un viejo quien al final se da cuenta que no ha sabido hacer nada bien en sus das de existencia.Es una larga vida de esfuerzos sin recompensa. La otra cara de la moneda son los abuelos quienes tambin debern escoger porque en ellos estar la ltima decisin: "acepto ayudarte o no en la educacin y cuidado de tu beb". Cada cual como ser independiente con total libertad de eleccin tomar esa decisin como una ms entre todas aquellas que la vida le fue mostrando.En esa decisin tendrn que barajarse varios aspectos:carcter de nuestro hijo-hija-nuera-yerno,tiempo del que disponemos,deseo o no de hacerlo,etc. Ahora,abuelos no se crean en la obligacin de tener que cuidar a sus nietos;ya tuvieron a su cargo a sus hijos y nadie puede obligarlos ahora en esta nueva etapa de la vida a que cuiden de los nietos.No se sientan mal si rechazan la invitacin de su cuidado.Pueden elegir y con ello no pierden el encanto de ser abuelos y mecer en el regazo ese nuevo ser./ Tomado de www.psicoactiva.com LOS ABUELOS Y SUS NIETOS A cargo de Ana Maid Hernndezanamaideh@gmail.com ¡@hora! 3Variedades

PAGE 4

Ms all del nombre 4 ¡@hora! Por Rouslyn Navia Jordn / Tomado de SoyCuba Sabas que el uso de nombretes puede ocasionar daos graves a la autoestima?.De los apodos ofensivos y sus consecuencias conversamos en esta ocasin… En mi preuniversitario casi todos respondamos a dos nombres:el que eligieron nuestros padres y el que luego nos impusimos mutuamente. As,tenamos que Vaca,la gordita del grupo,era la mejor amiga de Pollito, la ms delgada.La siempre risuea era Quinqui o Quincalla,debido a su pasin por pulsos y collares,mientras que Guasasa destacaba como la ms inteligente,a pesar de su baja estatura.A la cabezona de piernas delgadas la bautizamos como Chupi,por los caramelos con palito conocidos como chupa-chupa .Y al Gordo lo seguamos llamando as por pura costumbre,aunque haca ms de cinco aos que haba dejado de serlo. No faltaban los clsicos:Cuatro Ojos, la China,el Bestia… Pero estaban tambin el Cucarachn,Mufasa,la Palma, Shazn,el Rojo,entre muchos ms,en un despliegue de creatividad que a nuestra edad pareca no conocer lmites.Tampoco escaparon a tal suerte algunos profesores,entre ellos la Jicotea y el Virus,quienes nos impartan Biologa,aunque nunca supimos si alguna vez se enteraron de semejantes apelativos. Mis amigos del pre no hacan nada de extraordinario o fuera de lo comn.Desde tiempos inmemoriales las personas se han estado llamando mediante apodos,ya sea para describir una cualidad fsica o del carcter,como diminutivo de un nombre comn e,incluso,por tradicin familiar. A inicios de este ao Soy Cuba realiz una encuesta para conocer qu pensaban los jvenes sobre este tema. De los 201 participantes,el 41 por ciento seal que,entre los cubanos,son muestra de cario o broma,mientras que el 14 por ciento reconoci su uso entre familiares y amigos. Encuesta realizada por Soy Cuba Un 3 por ciento los marc como insultantes,el 15 por ciento los detesta y el 18 por ciento afirm que los soportaba siempre y cuando no fueran racistas o sexuales. Si bien estos resultados representan solo el criterio de una muestra -las personas que votaron y consultaron nuestro sitio-,s resultan evidencia de la opinin de varios jvenes sobre el tema. Sin daos a terceros? Vlido es destacar que existen dos tipos de apodos:los que ofenden y molestan,y los que no.Con estos ltimos puede una persona convivir.Sin embargo,los primeros devienen pesada carga para sus destinatarios.En aras de profundizar ms sobre el fenmeno de los apodos ofensivos en Cuba y sus posibles consecuencias,dialogamos con la mster en Psicologa Educativa Annia Almeyda Vzquez,profesora de la Facultad de Psicologa de la Universidad de la Habana. "Se trata de un fenmeno que suele ocurrir a cualquier edad.Podemos encontrar a quienes se les adjudica un apodo en la niez y lo llevan a lo largo de su vida,y otros que lo reciben en un momento determinado.Pero la infancia,adolescencia y juventud,esta ltima en menor medida,son las etapas o periodos en los que resulta ms comn debido a las caractersticas propias de estos grupos etreos,en los que la relacin entre individuos posee un carcter ms informal". Debemos tener en cuenta que,aunque estamos hablando sobre los tambin llamados nombretes,"estos generalmente van asociados a otras conductas,actitudes y comportamientos que pueden trascender el mero hecho

PAGE 5

de llamarte de una manera particular,sino que tambin implican rechazo,burla y chistes que pasan luego al plano fsico a travs de las travesuras o maldades". "En estas edades tempranas,especialmente en la adolescencia,el grupo de amigos constituye una fuente primaria que nutre el desarrollo del individuo cuando su personalidad est en pleno proceso de formacin,en tanto acta como una suerte de espejo que nos devuelve la imagen que tienen los dems sobre nosotros mismos.Y esto al joven le preocupa ms que lo que piensen o digan sus padres o familiares",explica. "En las dinmicas de un grupo se desarrollan muchos roles,que son asignados y asumidos".De tal modo,una persona que posea caractersticas fsicas socialmente asociadas a lo feo,o que no cumpla con el canon de belleza ms aceptado,se le etiqueta de manera negativa y resulta,por ello,muy maltratada psicolgicamente. "Una vez asignado este rol,le resulta al individuo muy difcil escapar de l,pues se convierte en blanco de todas las burlas y pretexto de diversin para un grupo que no es totalmente consciente de cun daina puede ser esta violencia psicolgica para el desarrollo y la salud psicolgica del abusado. "La persona que de manera continuada est siendo ultrajada,daada frente a otras,y su imagen est siendo desvalorizada recibe daos,fundamentalmente en su autoestima,que no es ms que el proceso que le permite valorarse,quererse y sentirse a gusto consigo misma.Este amor propio no nace con uno,sino que se va formando en la relacin con los otros.Y si estos,constantemente, estn devolvindole una imagen negativa,obviamente puede incidir",agrega la joven psicloga. Burla o acoso? El uso de motes ofensivos se cataloga tambin como bullying o acoso escolar.De ah la importancia de que los adultos identifiquen este tipo de comportamiento a tiempo y traten de evitarlos. "En ocasiones el maestro no se percata -aunque es muy raro porque llega a resultar muy evidenteo no le da la importancia que reviste.Entonces los nios lo asumen como algo natural,como un juego,y piensan que existe una impunidad,en especial cuando se trata de una actitud grupal". Las consecuencias para el afectado pueden ser mltiples,desde el rechazo escolar y bajo rendimiento acadmico,hasta dificultades en las relaciones interpersonales en su adultez. Acota Almeida Vzquez que "cuando la persona se siente menos atractiva que las dems,esto le genera una inseguridad a veces asociada a los celos.De modo que a pesar de tener un vnculo amoroso,no es capaz de disfrutarlo con tranquilidad sin sentirse amenazado por terceras personas.Incluso,se afectan los mbitos laborales, porque la autoestima no solo se reduce a lo fsico,sino que tiene que ver con su vala como ser humano en sentido general". Durante la adultez somos capaces de valorar y medir mejor las consecuencias de nuestros actos.Por eso,lo pensamos dos veces antes de endilgarle un apodo a alguien,ms an si se trata de uno ofensivo pues la nocin del respeto y de los lmites de lo permisible entre dos personas es mucho mayor que el existente en la infancia y juventud. De todos modos,el impacto de recibir sobrenombres ofensivos resulta diferente,pues poseemos "una personalidad ya consolidada que permite establecer diferencias entre la imagen que el otro me devuelve y la que tengo de mi mismo,a diferencia de lo que ocurre en la adolescencia cuando existe una especie de fusin entre ambas", concluy la especialista. A estas alturas quizs sientan curiosidad,pues que no les dije cul sola ser mi apodo en el Pre.Pero si ya devel los de mis compaeros,no sera justo callar en lo personal.Ac les va mi confesin:me decan Tibu,un recorte carioso de "tiburona".Supongo que pagu con creces mi pasin por la comida,as como el hecho de no guardar bien el secreto sobre aquellos aparatos de ortodoncia que us durante la secundaria. Ahora es tu turno.Qu nombrete te impusieron tus amigos? Te molestaba que te dijeran as? 5 ¡@hora! Director:Jorge Luis Cruz Bermdez.Subdirectora:Ania Fernndez Torres.Editor:Nelson Alejandro Rodrguez Roque. Coordinador:Reinaldo Cruz Daz.Diseo y realizacin:Ana Maid Hernndez Almarales.Correccin:Gloria Parra Barcel. Redaccin:46-1918.Calle Mximo Gmez No.312 Altos,entre Mart y Luz y Caballero.Apartado 316.Cdigo Postal 80100. ISNN 0864-1641.Internet:www.ahora.cu / Correo electrnico:ciberdiarioahora@gmail.com