<%BANNER%>
Zeledonia
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00098801/00017
 Material Information
Title: Zeledonia
Physical Description: Serial
Language: English
Spanish
Publisher: Asociacion Ornitologica de Costa Rica
Place of Publication: San Jose, Costa Rica
Publication Date: 08-1998
 Subjects
Genre: serial   ( sobekcm )
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
System ID: UF00098801:00017

Downloads

This item is only available as the following downloads:

( PDF )


Full Text

PAGE 1

Volumen 2, Nmero 1 Agosto, 1998 CONTENIDOS -------------------------------------------------------------------------------------- Noticias de nuestra Asociacin Novedades Ornitolgicas Tpicos especiales: Comportamiento de una pareja de Guacos El significado de los nombres cientificos de las avesAunque no es el mismo formato, esta es una reproduccin del contenido del boletn original. EDITORIAL Gilbert Barrantes La historia de la ornitologa en Costa Rica puede dividirse en tres perodos. El primero de ellos tuvo su origen a finales del siglo pasado, con el esfuerzo de Jos Cstulo Zeledn, quien tuvo la visin futurista de iniciar la primera coleccin sistematizada de aves en nuestro pas. En el mismo perodo, Melbourne Carriker public, en 1910, un trabajo pionero para la poca. El trabajo de Carriker consisti principalmente de un listado de especies (713) en el cual report varias especies nuevas para el pas. La informacin ut ilizada por Carriker al i gual que Austin Paul Smith entre 1920 y los primeros aos de la dcada de los 30, estuvo sustentada en colectas extensivas a travs de todo el pas. En este primer perodo la ornitologa en Costa Rica estuvo enfocada principalmente en conocer y describir las especies de aves presentes en el pas. Desde 1940 en adelante, Alexander Skutch ha contribuido enormemente al conocimiento de la historia natural de un gran nmero de especies, en especial su comportamiento reproductivo. Skutch marca, aunque no separado cronolgicamente del siguiente perodo, la que yo defino como el segundo perodo en la historia ornitolgica costarricense, en el cual, como ya mencion, la historia natural de nuestra avifauna se dio a conocer al mundo a travs de sus escritos. El ltimo perodo de nuestra historia ornitolgica lo definen principalmente los trabajos de Paul Stud, quien trabaj en Costa Rica entre 1950 y 1962 y F. Gary Stiles, quien estudi la avifauna costarricense entre 1973 y 1986. La investigacin durante este perodo fue principalmente enfocada a la ecologa y en menor grado a la evolucin de las aves en el pas. Los trabajos de Stud puede decirse que marcan la transicin entre un perodo enfocado mas a la historia natural y el enfoque ecolgico del siguiente perodo (si es que se puede hacer tal distincin entre historia natural y ecologa). Mientras que por otro lado, F G. Stiles impuls enormemente el conocimiento de la ecologa y evolucin de nuestra avifauna. En el presente una nueva generacin de ornitlogos tiene en sus manos la difcil tarea de continuar la senda que trazaron tantos ilustres ornitlogos en el pasado. El reto es doblemente difcil porque tenemos la responsab ilidad de continuar generando informacin acerca de historia natural, ecologa y evolucin de nuestra avifauna, y adems tenemos la obligacin de enfocar nuestro esfuerzo en pro de la conservacin de nuestra avifauna. Es aqu donde se hace necesario un esfuerzo conjunto de ornitlogos y todos aquellos que de una u otra manera apreciamos las aves para luchar como un solo frente en contra de la amenaza de extincin que acecha nuestra avifauna. ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------NOTICIAS DE NUESTRA ASOCIACI"N Se comunica a todos los asociados que la AOCR cuenta con una oficina localizada en:Avenida 6, Calles 21 y 25, telfono 256-9587 y fax 256-9104; apartado 2289-1002, San Jos. Adems, se recuerda que la AOCR ofrece una charla mensual cada segundo lunes de mes y se organiza una gira mensual el da domingo despus de cada charla. Al final de cada charla se definen todos los detalles de la gira. ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------NOVEDADES ORNITOLOGICAS1/11/2011Boletn Zeledonia 2.1 C:/Users/Janet/Documents/…/zele_2.html 1/5

PAGE 2

Cooperacin interespecfica Dos individuos de la piapia (Cianocorax morio) fueron observados acompaando a una oropndola (Psarocolius montezuma) mientras volaban desde un rea abierta a un rbol de Ficus. Una vez en el rbol de Ficus las piapias procedieron a alimentar la oropndola. Este comportamiento cooperativo entre especies fue observado por varios segundos antes de ser perdidos de vista. Estas observaciones fueron registradas en Monterverde, provincia de Puntarenas, Costa Rica. Susan Hillhouse ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------T"PICOS ESPECIALES COMPORTAMIENTO DE UNA PAREJA DE GUACOS Alexander F. Skutch 8000 San Isidro de El General Costa Rica ABSTRACT. For three years, a pair of L aughing Falcon, Herpetotheres cachinnans, nested among the bases of African oil palm in a garden in El General, Costa Rica. The nests were inaccessible and invisible from the ground, but I observed the behavior of the parents and their relations with the Black Vultures and White-faced Monkeys attracted to the palm by its fruits. Arriving with a snake, the male called his mate and passed it to her. While she held it beneath a foot, they duetted for 2-10 minutes. In the three years I counted 62 snakes, I lizard, and I frog, but probably other items were brought. The snakes, 30-90 cm long and mostly dark in color, were apparently caught amid low vegetation or on the ground. Occasionally a falcon chased a vulture or a monkey, but mostly they dwelt in peace. The female deserted the half-grown nestling, apparently because the nest was infected with ants or other stinging invertebrates. While the nestling was dying and after its death, the male continued for four days to bring snakes but failed to take them into the nest. Less aggressive than most raptors, the Laughing Falcon appear never to attack birds but benefits them by diminishing the number of snakes that take their eggs and nestlings. Al principio del ao 1991, una pareja de Guacos (Herpetotheres cachinnans) pasaban mucho tiempo posndose sobre ramas altas de algunos rboles secos de gallinazo (Jacaranda copaia) cerca de nuestra casa en el Valle de El General en el pacfico sur de Costa Rica. Durante este tiempo los guacos cantaban con voces fuertes, solos o en duetos. De vez en cuando uno de ellos traa una culebra que entregaba al otro. Vistos en silueta, estas aves rechonchas eran figuras impresionantes con sus grandes cabezas blancas con una mscara facial ancha y negra, y largas colas negruzcas barreteadas con blanco. Las partes superiores eran de color pardo oscuro y las partes inferiores blancas. El nido Pareca que estos Guacos estaban preparndose para anidar. El nico nido de este halcn que yo haba visto, hace muchos aos, estaba en un hueco grande a gran altura en el tronco macizo de un rbol en el bosque. Desde una pendiente frente al nido yo poda ver la hembra cobijando un pichn, vestido de plumones anteado plido y con una mscara semejante a la de los adultos. En la maana y en la tarde, el padre traa una culebra y la entregaba a la madre en un rbol vecino. Despus de juntar sus voces en un dueto prolongado, ella coma parte de la culebra y comparta el resto con su prole. Mientras yo vigilaba, un tolomuco (Eira barbara) sali del monte y empez a trepar el tronco dirigindose hacia el nido. Yo esperaba que la madre, que estaba vigilando el nido desde un rbol cercano, defendiera su prole. Sin embargo, la hembra vol hacia el tolomuco pero dio vuelta cuando el mamfero mostr sus dientes. Al ver la incapacidad de la hembra guaco de defender su cra yo espant el tolomuco pero ya este haba matado el pichn. Despus de un largo perodo de espera la hembra, que haba estado posada en un rbol cercano, retorn al nido y comi su pichn muerto. Este comportamiento es frecuente en otros raptores. De acuerdo a la informacin publicada, parece que el Guaco usualmente anida en una cavidad natural en un rbol, donde pone, sobre un fondo no forrado, un solo huevo blancuzco, densamente manchado de pardo chocolate oscuro. A falta de un hueco en un rbol suficientemente amplio, la hembra puede depositar su huevo en un rincn en una pea rocosa, un nido abierto de algn ave grande, o en el espacio entre ramas gruesas y ascendentes (Wolfe 1954, Wetmore 1965, Mader 1981, Robbins and Wiedenfield 1982). Sin embargo, al principio de febrero, la pareja bajo1/11/2011Boletn Zeledonia 2.1 C:/Users/Janet/Documents/…/zele_2.html 2/5

PAGE 3

observacin, haba escogido construir su nido en una gran palma africana (Elaeis guineensis). La palma alcanza 30 m de alto y esta coronada por grandes frondas. Uno o los dos guacos se paraban por intervalos largos sobre sus anchas bases. De vez en cuando desaparecan entre las bases de las frondas viejas, en la parte inferior de la corona, sitio que aparentemente haban escogido para construir su nido. El perodo de anidacin coincidi con la fructificacin de la palma escogida. Estos frutos son muy apetecidos por zopilotes (Coragyps atratus) los cuales llegaban cada maana en bandadas para comer frutos. Muchas veces una tropa de monos cariblanco (Cebus capucinus) llegaba del bosque para ahuyentar los zopilotes y alimentarse de los frutos de palma. Tambin pjaros canoros, carpinteros y ardillas colirufas (Sciurus granatensis) eran atrados por estos frutos. Adems, entre las basuras que se amontonaban entre las bases de las frondas viejas de la palma viven hormigas y otros invertebrados. Entre los vertebrados e invertebrados mencionados, el huevo y el pichn (si naciera) del guaco descansaran precariamente. El 14 de febrero, despus de estar posada entre las hojas de palma por varias horas, el guaco hembra (reconocida por la depresin entre las plumas de su abdomen donde tena el parche de incubacin) desapareci entre las bases de las frondas. Aparentemente, el da siguiente ella comenz a incubar all. El nido estaba fuera del alcance visual por lo tanto no se supo cuntos huevos contena. Mientras incubaba, la hembra estaba completamente invisible en su profundo rincn. En las siguientes seis semanas vi poco de ella excepto cuando su compaero llegaba con una culebra y la llamaba desde una rama seca de un gallinazo cercano. El dueto Despus de recibir del macho la culebra, ya sin cabeza, la hembra la sostena con una pata contra una rama y ambos juntaban sus voces en un dueto. Despus de algunas notas (wac wac wac) introductorias, el macho gritaba con voz fuerte, gua-co gua-co gua-co, mientras la hembra lo acompaaba con ca-o, ca-o, cao. Este dueto poda durar de dos a diez minutos. Por lo general los dos compaeros se posaban a pocos metros uno del otro mientras cantaban, aunque una vez estuvieron separados por unos 40 m. Ocasionalmente cantaban en dueto sin tener presa. Al terminar el dueto, el macho volaba lejos o a veces se quedaba mientras la hembra se ocupaba de la culebra. Las culebras y otras presas En los tres aos que los guacos anidaron en las palmas, yo (y otros) vimos al macho traer 62 culebras, una rana y una lagartija, los que posiblemente no fueron todas las presas que l entreg a la hembra. El tamao de las serpientes variaba entre 30 y 90 cm y el grueso entre 1 a 2.5 cm. Con la excepcin de una coral o mmico de ella, todas eran de color oscuro. Las mas largas y delgadas eran culebras bejuquillo (Oxybelis ae neus), que son levemente venenosas. Las dems serpientes no pudieron ser identificadas. Todas las culebras fueron aparentemente, decapitadas antes de ser entregadas a la hembra. Esto sugiere que el primer acto del macho, despus de capturar la serpiente, es arrancarle la cabeza. Probablemente la mayora de estas culebras fueron capturadas en o cerca del suelo; el guaco caza desde una rama alta y expuesta desde donde escudria la vegetacin baja y el suelo. Cuando observa un presa se lanza sobre ella. Si la culebra es demasiado grande o poderosa para ser dominada el guaco se aleja abruptamente. El guaco hembra trataba las presas de diferente manera. Algunas culebras, especialmente las largas y delgadas, fueron tragadas enteras. Las culebras gruesas eran comidas a pedazos mientras sostena el cuerpo contra una rama. Algunas culebras aun se retorcan mientras eran devoradas. Despus de consumir una parte de la serpiente a veces dejaba el resto colgando sobre una rama y regresaba a su nido. Hasta el nacimiento del pichn la hembra no llevo comida al nido. El pichn En los ltimos das de marzo, la hembra llamaba frecuentemente desde el nido con voz quejumbrosa. El 1 de abril, por primera vez, vi la hembra llevar una culebra al nido, una muy pequea. Esto indicaba que el huevo haba eclosionado, despus de aproximadamente seis semanas de incubacin. Ahora la entrega de una culebra no siempre era seguida por un dueto. Sin embargo, mientras creca el pichn, la pareja daba algunos duetos largos cuando no tena presa.1/11/2011Boletn Zeledonia 2.1 C:/Users/Janet/Documents/…/zele_2.html 3/5

PAGE 4

Cuando el pichn tena pocos das, su madre pasaba mas tiempo descansando sobre las frondas de la palma. Despus de unos pocos das, ella vigilaba desde una rama seca de ga llinazo a unos 30 m, desde donde poda observar claramente el nido. Durante la noche ella volva al nido y la pasaba con la cra hasta que esta tuvo unos 25 das. A partir de este tiempo, la hembra no permaneca en el nido cuando traa las culebras al pichn, como lo haba hecho hasta ese momento, sino que probablemente depositaba la culebra entera donde el pichn pudiera alcanzarla y comerla solo y luego abandonaba el nido. Relaciones con vecinos en la palma Los guacos prcticamente no interactuaron con los otros animales que visitaban la palma, excepto cuando los zopilotes se acercaban demasiado al nido en cuyo caso eran ahuyentados. Sin embargo los zopilotes no eran molestados cuando se alimentaban de frutos en otra parte de la ancha corona de la palma. La agresividad en contra de los monos tambin fue mnima. Una tropa de monos cariblanco visit varias veces la palma para alimentarse de frutos pero solamente en una ocasin, durante el proceso de incubacin, la hembra del guaco abandon el nido para perseguir uno de los monos aunque sin picarlo. Los monos no mostraron inters por el nido, aun cuando el pichn permaneca solo en l. La cantidad de insectos y otros artrpodos que probablemente habitaban entre la basura acumulada entre las bases de las frondas viejas posiblemente aumentaba en la medida que la suciedad se acumulaba en un nido, el cul nunca fue limpiado. El efecto de los artrpodos sobre la hembra o pichn (si ocurri) no fue posible observarlo. No obstante, estos animales pudieron haber atacado a la hembra y pichn. Muerte del pichn Durante la mayor parte de abril, el pichn pareca que creca normalmente. Cuando tena alrededor de diez das, omos la primera vez su voz infantil. Mientras creca, sus llamadas cuando tena hambre sonaban mas fuertes. En la maana del 27 de abril, el padre trajo un culebra al gallinazo desde donde emiti su llamada sin recibir ninguna respuesta de su compaera. Despus de un rato, llev la presa a la palma y pareci que la comi en frente del nido. Despus vol. Posiblemente los guacos machos son como los de Gampsonyx swainsonii y el gaviln pajarero (Accipiter striatus) los cuales nunca alimentan los pichones directamente sino siempre por medio de las hembras (Ffrench 1980, Delnnoy y Cruz 1988). La maana siguiente, el macho llego al gallinazo con una culebra de 60 cm de largo. Despus de llamar por varios minutos y no recibir respuesta de la hembra, llev la culebra a una fronda de la palma. Mientras el macho estuvo posado all, aun con la culebra en el pico, el pichn llamaba con voz dbil pero en vez de alimentarlo, el macho vol dejando la culebra colgando de la fronda. El 29 de abril, l trajo otra culebra al gallinazo y llam la hembra. Cuando despus de una hora ella no lleg, el macho se comi la presa. La maana siguiente, el macho nuevamente vino con otra culebra y llam por menos tiempo antes de llevrsela hacia el bosque. En estos dos das l no se acerc al nido. Pareca que el guaco joven haba muerto. Esa misma tarde, la hembra cant en dueto con el macho. Despus la pareja abandon el rea. Las causas de la muerte del joven guaco son oscuras, aunque tal evento pudo haberse debido a la infestacin del nido de hormigas u otros artrpodos y al ataque de estos a la hembra. Nidos posteriores En la segunda mitad de Diciembre, 1991, los guacos dieron seal de que iban a anidar otra vez. Antes del fin del ao, la hembra empez a incubar en la misma palma. Por el 5 de febrero, 1992, haba nacido un pichn que desapareci antes de finalizar el mes. Puesto que en estos meses la palma, sin frutos, no atraa zopilotes ni monos, ellos no fueron responsables de la prdida del pichn descrita anteriormente. En esta ocasin no hubo indicios de que la hembra empollara algn huevo. En enero de 1993, la pareja empez a anidar otra vez en la palma sealada y abandon este nido. En suma, esta pareja de guacos anid cinco veces, aparentemente sin criar un solo joven hasta la edad de volar. Carcter del guaco El guaco, por su carcter apacible, es un raptor muy diferente a la mayora. Por ejemplo, una maana mientras la pareja cantaba en dueto en un rbol de guarumo, un balcn de monte collarejo (Mierastur semitorquatus) joven se1/11/2011Boletn Zeledonia 2.1 C:/Users/Janet/Documents/…/zele_2.html 4/5

PAGE 5

par muy cerca de ellos. En vez de amenazar al intruso, un poco mas pequeo que ellos, ambos volaron a otro rbol donde acabaron su dueto. Literatura citada Delannoy C. R. and A. Cruz. 1988. Breeding biology of the Puerto Rican Sharp-shinned Hawk (Accipiter striatus venator). Auk 105:649-662. French R. P. 1980. The breeding (if the Pearl Kite in Trinidad. Living Bird 19:121-131. Mader W. J. 1981. Notes on nesting raptors in the llanos of Venezuela. Condor 83:48-51. Robbins M. D. and D. A. Wiedenfield. 1982. Observations at a Laughing Falcon nest. Wilson Bull. 94:83-84. Skutch A. F 1971. A naturalist in Costa Rica. University of Florida Press, Gainesville. Wetmore A. 1965. The birds of the Republic of Panama. Part I. Smithsonian Misc. Coll. Vol. 150. Wolfe L. R. 1954. Nesting of the Laughing Falcon. Condor 56:161-162. ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------EL SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES CIENTFICOS DE LAS AVES (Continuacin del mmero anterior) Tyrannus dominicencis: Tyrannus del latn tirano, refirindose al comportamiento agresivo; dominicensis se refiere a las especies de plumaje blanco y negro en alusin al hbito de los Dominicos o Jacobinos. Tyrannus verticalis: verticalis del latn verticalis, se refiere a su color gris contrastante de la corona. Legatus leucophaius: Legatus del latn comandante o jefe, por su comportamiento agresivo al robarle el nido a otras aves; leucophaius, del griego leukus, blanco, phaius, negruzco o caf. Coryphotriccus albovittatus: Coryphotrieccus del griego, Koruphe, corona, la cual es muy evidente, triccus se refiere a mosqueros de la fam ilia Tyrannidae; albovittatus del latn, albus, blanco y vittatus, bandeado que se refiere a la banda blanca en la cabeza. Megarhynchus pitangua: Megarhynchus, megas del griego grande, rhunkos, pico y se refiere al pico grande de esta especie; pitangua de pitangua guasu, nombre que dan los indios Tupi a los mosqueros grandes. Attila spadiceus: Attila se refiere a Attila, rey de los Hunos, por el comportamiento agresivo; spadiceus del latn caf br illante en alusin al color castao del dorso. Myodynastes luteiventris: Myodynastes del griego muia, mosca, y dunastes gobernador, seor indicando sus hbitos alimenticios, atrapador de insectos; luteiventris, luteus del latn amarillo, ventris vientre, se refiere al color del abdomen, vientre. Myodynastes maculatus: Maculatus del latn manchado, se refiere a las rayas parduzcas o negras que son ms evidentes en el abdomen y pecho. Myodynastes hemicbrysus: Hemichrysus del griego hemikhrusos, se refiere al color amarillo brillante (casi dorado).1/11/2011Boletn Zeledonia 2.1 C:/Users/Janet/Documents/…/zele_2.html 5/5