Title: Zeledonia
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00098801/00010
 Material Information
Title: Zeledonia
Physical Description: Serial
Language: English
Spanish
Creator: Asociacion Ornitologica de Costa Rica
Publisher: Asociacion Ornitologica de Costa Rica
Place of Publication: San Jose, Costa Rica
Publication Date: June 2008
 Record Information
Bibliographic ID: UF00098801
Volume ID: VID00010
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Downloads

This item has the following downloads:

zele_12_1_Color ( PDF )


Full Text



ISSN: 1659-0732



SZELEDONIA

Cs-rT Boletn de la Asociacin Ornitolgica de Costa Rica

Volumen 12, nmero 1 Junio 2008

ARTCULOS
Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar la observacin
de aves "hormigueras"
Gerardo Obando Caldern y Johel Chaves-Campo .................. 1
Conocimiento Popular de la Paloma de Castilla (Columba livia) en
el Parque Central de Alajuela
Oscar Ramrez, Marisol Amador, Laura Camacho, Ismael J. Carranza,
Esteban Chaves, Alejandro Moya, Melissa Vega, Jahana Verdesia y
W agner Q uiros ............... .................... ........ 14
NOTAS
Contribuciones a la biologa de la Pava negra (Penelopina nigra)
en El Salvador
Luis Pineda, Nstor Herrera y Ricardo Ibarra Portillo ................ 20
Primer Reporte del hbrido intergenrico Vermivora chrysoptera X
Vermivora pinus ("Brewster's Warbler") en Nicaragua
Wayne J. Arendt y Marvin A. Trrez .............................. 25
Redescubrimiento de Dendroica chrysoparia en Nicaragua
S. Morales, A. Martnez-Salinas, W. J. Arendt y M. A. Trrez .......... 30
COMUNICACIONES
Avistamiento de la Garza del Sol (Eurypyga helias Aves: Eurypygidae)
en el Ro Grande de San Ramn, Costa Rica
Cindy Rodrguez Arias e Ismael Guido Granados ................... 34
Avistamientos de Vanellus chilensis en Esterillos
W alter C oto ...................... ... ........ ............ 36
Continuada en la pgina 42








Presentacin


Como las aves no conocen de fronteras
nacionales, este nmero de Zeledonia
da la bienvenida a investigadores desde
fuera de Costa Rica, en este caso, de El
Salvadory Nicaragua. Aunque el enfoque
de Zeledonia es Costa Rica, mientras
no exista una revista ornitolgica que
respond a la region centroamericana,
nos complace recibir artculos que
tratan la avifauna de pases vecinos. En
algunos casos, los studios son de las
mismas species de aves, en otros son
diferentes, pero en todo caso somos una
region ornitolgica con muchos intereses
en comn, especialmente la conservacin
de la avifauna. Lamentablemente
no tenemos espacios de encuentro
regionales, ni tampoco una vision y
proyecto ornitolgicos y conservacionista
comn. No podemos hacer frente a esta
situacin en forma aislada; tendremos
que unir nuestros esfuerzos. Un paso
important es compartir investigaciones
y experiencias. Nos gustara pensar que
Zeledonia puede ser un instrument muy
til.
Roy H. May


Grallaricula flavirostris Ochre-breasted
Antpitta, Foto por Jos Calvo


Dibujo de la Zeledonia coronata por WillyAlfaro
ZELEDONIA
Boletn de la Asociacin Ornitolgica
de Costa Rica
Comit editorial: Roy H. May, Editor;
Mara Emilia Chaves, Revisin editorial;
Willy Alfaro, Revisin cientfica; Johel
Chaves Campos, Revisin cientfica; Janet
Woodward, Diagramacin.
Consejo Editorial
Ghisselle Alvarado, Museo Nacional de
Costa Rica
George R. Angehr, Instituto Smithsonian
de Investigacin Tropical, Sociedad
Audubon de Panam
Gilbert Barrantes, Universidad de Costa
Rica
Jos Manuel Zolotoff, Compaeros de
Vuelo-Amrica Central/Nicaragua

El Boletn Zeledonia es una publicacin
de la Asociacin Ornitolgica de Costa
Rica. Su propsito es la divulgacin de
informacin e investigacin cientfica sobre
la avifauna costarricense y centroamericana
y su conservacin. Se publican artculos
de inters cientfico, informacin acerca de
observaciones, la conservacin de aves y
otros relevantes sobre la avifauna regional.
Todos los artculos se revisan en cuanto
a su contenido cientfico y su redaccin
literaria.

Las instrucciones para autores se
encuentra en: avesdecostarica.org/
revista/autores.html Enve artculos a:
roymay@momotidae.net.








ARTCULOS

Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar
la observacin de aves "hormigueras"

Gerardo Obando Caldern
Comit Cientfico AOCR
gobando@zeledonia.org
Johel Chaves-Campos
Departamento de Ciencias Biolgicas
Universidad de Purdue, US
jchavesc@costarricense.cr

Resumen
Presentamos una descripcin concisa y actual sobre el comportamiento de las
hormigas arrieras y las aves que las siguen. Nuestro objetivo es proveer un conocimiento
bsico sobre este fenmeno, relevant para aumentar las probabilidades de observer
aves "hormigueras" y a la vez minimizar potenciales impacts negativos en las aves y en
las hormigas. Iniciamos con un resume del comportamiento de forrajeo de las hormigas
arrieras, especialmente de Eciton burchellii, la especie ms seguida por las aves.
Posteriormente describimos el comportamiento de seguir hormigas arrieras que algunas
aves presentan, enfocndonos en las species de aves que siguen estas hormigas con
mayor regularidad. Finalizamos con recomendaciones para que los observadores de aves
e investigadores incrementen la cantidad de observaciones de las aves que generalmente
siguen hormigas arrieras.
Palabras claves: aves hormigueras, Eciton burchellii, hormigas arrieras, Thamnophilidae,
vivaque.
Abstract
We present a succinct updated description of the behavior of army ants and ant-following
birds. Our aim is to provide basic knowledge on this phenomenon, relevant to increasing the
chances of observing the birds that regularly follow these ants while minimizing potential
negative impacts on the birds and the ants. We start with a summary of army-ant-foraging
behavior focused on Eciton burchellii, the army ant species most often followed by birds.
We proceed to describe the behavior of following these ants, focusing on the avian species
that follow army ants more regularly. We conclude with recommendations for birdwatchers
and researchers that could increase the number of observations of regular army-ant-
following birds.
Key words: army ants, antbirds, ant-following birds, bivouac, Eciton burchellii,
Thamnophilidae


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Gerardo Obando Caldern y Johel Chaves-Campos


Introduccin
Uno de los fenmenos ms
espectaculares para los observadores
de aves en los trpicos americanos es
encontrarse con hormigas arrieras y con las
avesquelassiguen. Prcticamente cualquier
ave que consuma insects acompaa estas
hormigas, y es possible observer hasta 60
species de aves alimentndose en un solo
enjambre (Chaves-Campos 2005). Muchas
species ms se pueden encontrar si el
observado rlocaliza various enjambres (Vallely
2001, Kumar y O'Donnell 2007). Algunas
de las aves que se observan regularmente
con estas hormigas son difciles de ver
en ausencia de ellas (Chaves-Campos
2003), por lo que es convenient conocer
su comportamiento para poder maximizar
la cantidad de species que se pueden
encontrar alimentndose en sus enjambres.
Nuestra meta es proveer informacin bsica
sobre el comportamiento de forrajeo de las
hormigas arrieras para que las personas
interesadas en las aves que las siguen
puedan incrementar sus observaciones
de estas aves "hormigueras". Nuestros
objetivos especficos en este articulo son
1) resumir la informacin existente sobre
el comportamiento de las hormigas que
sea relevant para los interesados en
observer las aves hormigueras; 2) resumir
la informacin general existente sobre el
comportamiento de las aves hormigueras;
y 3) utilizar esta informacin para proveer
recomendaciones a los observadores
aves que les permitan maximizar sus
observaciones. Lo anterior sin dejar de lado
recomendaciones para minimizar el impact
sobre las aves hormigueras y sobre las


hormigas. Procedemos ahora al resume
sobre las hormigas.

1. Las hormigas arrieras
Estas hormigas reciben various nombres,
entire los que se encuentran guerreras,
marabuntas, de ejrcito, ronchadoras,
y arrieras. El nombre arriera viene del
comportamiento de "arriar" insects y
otros artrpodos en el piso del bosque
(sotobosque), en forma similar a como los
arrieros hacen con el ganado. Las aves
solamente se alimentan en los enjambres
de dos species de hormiga en las reas
tropicales y subtropicales del continent
americano, Eciton burchellii y Labidus
praedator, aunque espordicamente
pueden visitar los enjambres de unas pocas
species ms (Willis y Oniki 1978, Willson
2004). Las aves no comen directamente
las hormigas; sino los artrpodos que las
hormigas "arrean" y estn huyendo de
ellas, robndoles as a las hormigas los
artrpodos que estn tratando de capturar
(Willis y Oniki 1978, Otis et al. 1986). La
razn por la que solamente se alimentan
en los enjambres de estas dos species
es simple: nicamente estas species
produce enjambres lo suficientemente
grandes para "arriar" una cantidad de
artrpodos suficiente para ser atractivas
para las aves (Willis y Oniki 1978). De
estas dos species, E. burchellii es much
ms important; muchas veces la nica
que las aves siguen, como en La Estacin
Biolgica La Selva (Chaves-Campos y
DeWoody 2008). Por otro lado, L. praedator
aumenta su importancia para las aves
cuando E. burchellii es menos abundante,


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar la observacin de aves "hormigueras"


lo cual generalmente ocurre en tierras
altas, como en Monteverde (O'Donnell y
Kumar 2006, Kumar y O'Donnell 2007) o
en zonas inundadas de tierras bajas, como
en la Amazonia Peruana (Willson 2004).
Por estas razones, nuestro resume se
centra en E. burchellii, que es la especie
ms estudiada. Al final de esta seccin
proveemos una breve resea de lo poco
que se conoce del comportamiento de
forrajeo de L. praedator.

Comportamiento de forrajeo la hormiga
arriera Eciton burchellii
Estas hormigas son ms o menos del
tamao de las hormigas cortadoras de hojas
(las llamadas zompopas). Segn nuestra
experiencia, estas hormigas tienden a
tener el abdomen rojizo o amarillento bajo
de los 1000 metros sobre el nivel del mar,
mientras que en tierras altas pueden tener
el abdomen completamente negro (arriba
de los 1000 metros). Los soldados de E.
burchellii tienen las cabeza amarillenta y
mandbulas curvas enormes que asemejan
garfios. Para observer fotografias de E.
burchellii y L. praedator le recomendamos
la siguiente direccin en internet: http://
www.myrmecos.net/ants/armyants.html.
Todas las hormigas que se pueden
llamar arrieras tienen enjambres, y muchas
forman nidos tipo "vivaque" (masa grande
de hormigas vivas entrelazadas que forman
el nido); pero solo E. burchelliitiene los dos
ingredients necesarios para atraer aves:
vivaques visible y enjambres grandes y
predecibles. La conexin entire el vivaque y
el enjambre es la clave para poder predecir
donde estarn los enjambres cada da;


esto es lo que las aves -y los pajareros-
necesitan ser capaces de predecir.
E. burchellii es una especie depredadora
que caza press para alimentara sus larvas,
las cuales se encuentran en el centro del
vivaque junto con la hormiga reina, que es la
nica que pone huevos en la colonia. Durante
la madrugada toda la colonia se encuentra
formando el vivaque. Cuando el da aclara,
una gruesa column de hormigas sale del
vivaque y se expand en forma de abanico
para barrer el suelo del bosque en busca de
insects, araas, alacranes, huevos y larvas
de otras hormigas y avispas, y cuanto otro
artrpodo puedan capturar. Este abanico es
como una alfombra de hormigas que cubre
un rea de alrededor de 10 x 3 metros, y
es a lo que se llama enjambre. El enjambre
avanza ms o menos en la misma direccin
durante el da, a una velocidad de 15-20
metros por hora, pero siempre hay una
column (un sendero formado por varias
filas) de hormigas conectando el vivaque
con el enjambre (Franks y Fletcher 1983).
Un enjambre se desplaza alrededor de 100
metros desde el vivaque porda, pero puede
llegar a desplazarse hasta casi 300 metros
(Willis 1967). Las hormigas en el enjambre
matan a sus press por medio de picaduras
con sus aguijones, y luego las cortan en
pedazos con sus mandbulas para llevarlos
al vivaque. En la maana y temprano en la
tarde siempre se ven hormigas movindose
en dos direcciones en la column: unas
llevan los pedazos de press al vivaque,
mientras que las otras regresan al frente
del enjambre despus de dejar las press
en el vivaque (Schneirla 1971). Por esta
razn, si un ave o un human encuentran


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Gerardo Obando Caldern y Johel Chaves-Campos


una column de E. burchellii durante el
da, lo nico que necesitan hacer para
poder encontrar el enjambre es seguir a las
hormigas que no estn cargando press.
Esta regla, sin embargo, podra no funcionar
despus de las 3 de la tarde.
Las colonies de E. burchellii son
nmadas, lo que significa que mueven
el vivaque de un sitio a otro (migracin),
generalmente despus de las 3-4 pm.
Durante la migracin que tarda varias horas,
el vivaque se desvanece por complete
lentamente. Las hormigas empiezan a
moverse en una sola direccin a lo largo del
sendero del forrajeo (en direccin contraria
al vivaque) hasta que forman una column
gruesa en la que las hormigas cargan sus
press y sus propios huevos y larvas, desde
el sitio donde est el vivaque, hacia el sitio
donde el vivaque amanecer el siguiente
da. La distancia entire el sitio anterior y el
nuevo sitio est determinada por la longitud
del sendero de forrajeo de ese da. Como
indicamos en el prrafo anterior, el frente
del enjambre puede llegar a desplazarse
hasta casi 300 metros durante el da, por
lo que esta es tambin la mxima distancia
que las hormigas pueden mover el vivaque
en la noche. Generalmente el vivaque
es colocado en algn punto intermedio a
lo largo de la column de forrajeo, por lo
que la distancia promedio es alrededor de
100 metros (Willis 1967). La migracin no
ocurre todos los das, se present en ciclos
cada varias semanas. Al inicio del ciclo las
hormigas migran todas las tardes-noches
(fase nmada) por dos semanas continues,
luego pasan tres semanas en un solo sitio
(fase estacionaria) (Willis 1967, Schneirla


1971, Franks y Fletcher 1983). Este ciclo se
repite indefinidamente y cada colonia migra
independientemente de otras colonies (no
estn sincronizadas). El ciclo de la colonia
afecta en gran media las species de
aves que se alimentan en los enjambres,
as como su abundancia. Cuando la reina
est poniendo huevos (fase estacionaria)
las hormigas mantienen el vivaque en
un mismo sitio protegido, como un tronco
hueco, por tres semanas. Las aves no
pueden ver el vivaque pero probablemente
siguen a las hormigas que llevan press
hacia el tronco hueco y memorizan donde
se encuentra el tronco para encontrar
las hormigas al da siguiente. En la tarde
todas las hormigas regresan al vivaque,
y el da siguiente el enjambre forrajea en
una direccin diferente desde el tronco,
presumiblemente para no pasar por el sitio
donde cazaron el da anterior (Franks y
Fletcher 1983). Por el contrario, el vivaque
generalmente est expuesto en el suelo o
cerca del suelo durante la fase nmada, por
lo que es fcil para las aves verlo.
Es beneficioso para las aves hormigueras
saber dnde esta el vivaque, pero el
period estacionario de la colonia no es
muy atractivo para ellas, porque la colonia
no forma el enjambre todos los das; si lo
forma, es pequeo y a veces solamente
ocurre durante la tarde. La causa de forrajeo
discontinuo durante la fase estacionaria es
que las hormigas no tienen muchas larvas
que alimentar en esta fase, pues la mayora
de las larvas del ciclo migratorio ya se han
desarrollado, as que no hay necesidad de
capturar press. Esto cambia al final de las
tres semanas estacionarias, cuando las


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar la observacin de aves "hormigueras"


nuevas larvas hambrientas emergen de los
huevos que la reina empez a poner desde
el principio de esta fase. Cuando esto
sucede la colonia migra cada tarde-noche y
forma enjambres grandes desde temprano
en la maana todos los das. Esto es bueno
para las aves; sin embargo hay un nuevo
problema que las aves deben de enfrentar,
y es que en esta fase las hormigas mueven
el vivaque en la noche, mientras las aves
duermen. No obstante, el nuevo vivaque es
colocado en algn sitio por donde estuvo la
column de hormigas durante ese da, as
que es predecible dnde va a estar.

Comportamiento de la hormiga arriera
Labidus praedator
Esta hormiga es ms pequea que E.
burchellii, negra y brillante, y los soldados
no tienen mandbulas gigantes en forma de
gancho. Su distribucin altitudinal parece
sersimilara la de E. burchellii. Poco se sabe
del comportamiento de esta especie por ser
subterrnea. Sin embargo, se sabe que sus
colonies no exhiben el ciclo de E. burchellii.
Las colonies pueden permanecer bajo tierra
por hasta cinco meses y sus enjambres son
pequeos, adems, los events de forrajeo
en la superficie son impredecibles y parecen
estar determinados por inundaciones de
las cavidades subterrneas en las que
habitan. Cuando los enjambres ocurren
en la superficie no se mueven en una sola
direccin,ypuedendesapareceren cualquier
moment (Schneirla 1971, Willson 2004). Si
la formacin de enjambres es impredecible
las aves no las pueden seguir; sin embargo,
esta especie es comn en algunos sitios,
como en algunas tierras altas y algunos


bosques inundables, por lo que las aves las
encuentran en forma oportunista con cierta
frecuencia en estos sitios (Willson 2004,
Kumar y O'Donnell 2007).

2. Aves seguidoras de hormigas
arrieras
Cuando los enjambres de hormigas
"arrean" atraen prcticamente a cualquier
ave que consuma artrpodos, an aves
que generalmente no se alimentan en el
sotobosque bajan a los enjambres, como
ha sido reportado en reinitas migratorias,
tucanes (Kumar y O'Donnell 2007),
gavilanes como Micrastur ruficollis (Willis
y Oniki 1978) y hasta pjaros sombrilla
(Chaves-Campos 2005). De hecho, estos
enjambres pueden atraer cualquier animal
que coma artrpodos, como monos y
lagartijas (Willis y Oniki 1978, Rylands et al.
1989). En general, entire ms grande sea el
enjambre, ms aves se pueden observer en
l (Willson 2004), sin olvidar que algunos
sitios tienen mas species de aves que
otros. Las colonies de arrieras, y por lo
tanto sus enjambres, tienden a ser ms
grandes en el centro de la distribucin de las
hormigas, o sea en alturas bajas y medias
(a menos de 1000 metros sobre el nivel del
mar) en reas tropicales. Las aves tienden
a ser ms diversas en los pies de montaa,
entire 500 y 1000 metros sobre el nivel del
mar de las zonas tropicales. Por lo tanto,
los enjambres donde se puede esperar
observer ms aves ocurren alrededor
de los 500 metros de elevacin sobre el
nivel del mar en reas tropicales. Aunque
la cantidad de species que se pueden
observer en cualquier enjambre es variable,


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Gerardo Obando Caldern y Johel Chaves-Campos


hay species que casi siempre se pueden
encontrar acompaando los enjambres. Las
species mas frecuentes de observer se
llaman seguidoras regulars, mientras que
las que solo se observan ocasionalmente
son llamadas oportunistas.

Seguidores obligatorios, regulars y
oportunistas
En las tierras bajas y pies de monte de
Costa Rica y Panama, los enjambres de
arrieras por lo general incluyen algunos
trepadores de los gneros Dendrocincla
y Dendrocolaptes (ahora en la familiar
Furnariidae), pjaros bobo (Momotidae),
algunos mosqueros (e.g. Atilla spadiceus),
algunas tangaras o "viudas" (e.g. Eucometis
penicillata) y various pjaros "hormigueros"
de la familiar Thamnophilidae (Phaenostictus
mcleannani, Gymnopithys leucaspis,
Hylophylax naevioides) (Willis y Oniki
1978, Swartz 2001, Chaves-Campos 2003,


Dendrocincla fuliginosa Plain-brown Woodcreeper,
Foto por Carlos Raabe


2005). Ocasionalmente se pueden observer
tororois (Pittasoma), sobre todo en pies de
montaa donde son ms comunes, y el
cuco hormiguero Neomorphus geoffroyique
es raro en Costa Rica pero ms comn en
Panam (Willis y Oniki 1978, Stiles y Skutch
1989, Wrege et al. 2005). Estas aves son
capaces de encontrar los hormigueros con
much regularidad, lo cual no es fcil. Como
mencionamos anteriormente, las colonies
de E. burchelliitienen una fase nmada, en
la cual se mueve todas las noches por dos
semanas, y una fase estacionaria en que
permanece en un solo sitio portres semanas
sin forrajear todos los das. Los seguidores
regulars son capaces de encontrar y seguir
las colonies nmadas frecuentemente, y por
lo tanto se alimentan regularmente en los
enjambres. Solamente unas 50 species
parecen tener esta capacidad en todo el
Neotrpico (Willis y Oniki 1978, Willis 1983,
Willis y Oniki 1992). La gran mayora de
species de aves no tienen esta capacidad
y no son capaces de seguir los enjambres
nmadas, y por lo tanto se alimentan en
los enjambres nicamente cuando las
hormigas atraviesan sus territories. En otras
palabras, solo se alimentan en enjambres
cuando tienen la oportunidad, y por esto
son llamadas species oportunistas (Willis
y Oniki 1978). En ocaciones, individuos de
species oportunistas tienen la suerte de
que una colonia de arrieras se estacione
en sus territories por tres semanas, pero
esto es probablemente poco frecuente.
Lo que s es frecuente es que algunas
de las species regulars encuentren los
hormigueros todos los das, al punto que
estas species obtienen la mayora de su
alimento de los enjambres. Algunas de ellas


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar la observacin de aves "hormigueras"


son tan especializadas que solamente se
alimentan en presencia de hormigas. Estos
son llamadas seguidores "profesionales"
u obligatorios de hormigas arrieras (Willis
1973, Willson 2004).
Swartz (2001) propuso una definicin
prctica para distinguir seguidores
obligatorios de oportunistas en el campo.
Segn esta autora, los seguidores
obligatorios de las hormigas arrieras son
aves que inspeccionan los vivaques para
determinar si las hormigas han salido a
forrajear o si han migrado. Aparentemente
slo las species obligatorias manifiestan
este comportamiento (Swartz 2001).
Como indicamos en la seccin de
hormigas arrieras, ninguna colonia de
E. burchellii forrajea todos los das, pero
como las colonies no estn sincronizadas
siempre es possible encontrar una colonia
forrajeando cuando otras no lo estn. De
ah que un pjaro hormiguero obligatorio
no puede defender de una sola colonia
como su nica fuente de alimento, y por
lo tanto debe memorizar la localizacin y
monitorear mltiples colonies en tiempo y
espacio (Swartz 2001). Esta hiptesis no ha
sido demostrada hasta el moment, pero
Swartz (2001) propone que ocurre de la
siguiente manera: cada maana, las aves
obligatorias visitan un vivaque que haban
visitado el da anterior. Las aves perchan
en las ramas ms cercanas al vivaque, a
veces a solo centmetros de las hormigas
y observan al vivaque y el suelo alrededor
de l. Si las hormigas estn forrajeando, las
aves siguen la column hacia el frente del
enjambre para alimentarse. Si las hormigas
estn inactivas (o sea, el vivaque esta en el


mismo sitio pero las hormigas no han salido
a forrajear), vuelan al prximo vivaque
que recuerden y continan revisando los
vivaques secuencialmente hasta encontrar
un vivaque con una column forrajeando.
Si un vivaque se movi durante la noche
anterior es muy probable que se encuentre
en fase nmada y forrajeando, por lo que
el ave cuidadosamente examine el sitio
y busca el nuevo vivaque a lo largo del
sendero de forrajeo del da anterior, donde
probablemente se encuentra (Willis 1967,
Franks y Fletcher 1983). Aparte de esta
hiptesis, otros studios sugieren que estas
aves tambin siguen los cantos de la misma
especie o de otras species obligatorias
para ayudarse a encontrar los enjambres
(Willis 1967, 1972b, 1973, Chaves-Campos
2003). Probablemente las aves seguidoras
obligatorias utilizan ambos mecanismos
para encontrar las hormigas.
El estudiode Swartz(2001)se realize en el
Pacfico Surde Costa Rica, especficamente
el Parque Nacional Corcovado. Ella identific
claramente cuatro species que revisan
frecuentemente vivaques y regularmente
se alimentan en enjambres de E. burchellii:
Dendrocincla anabatina, Gymnopithys
leucaspis, Eucometis penicillata, y
Dendrocolaptes sanctithomae. Chaves-
Campos (2003) registry observaciones
similares en las tierras bajas de la vertiente
Caribe de Costa Rica, especficamente en
La Estacin Biolgica La Selva, y report
revision de vivaques y presencia regular en
enjambres de E. burchellii en las siguientes
species: Phaenostictus mcleannani,
Gymnopithys leucaspis, Dendrocincla
fuliginosa, y Dendrocolaptes sanctithomae.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Gerardo Obando Caldern y Johel Chaves-Campos


Todas estas species clasifican como
seguidores obligatorios segn la definicin
de Swartz (2001); sin embargo, en
nuestra experiencia no es completamente
acertado llamar seguidores obligatorios a
species que se observan alimentndose
en ausencia de hormigas gran parte del
tiempo, como es el caso de los trepadores
de la familiar Furnariidae (Willis 1972a,
Willis y Oniki 1992, Chaves-Campos
2003). La nica especie a la fecha que no
se ha observado alimentarse en ausencia
de hormigas en Costa Rica y Panam es
Phaenostictus mcleannani (Willis 1973,
Chaves-Campos y DeWoody 2008). Esta
quiz sea la nica especie verdaderamente
obligatoria, pero en cualquier caso es claro
que las otras species obtienen la mayora
de su alimento de los enjambres y que por
lo tanto es muy probable observarlos en los
enjambres. Estas son las species que se
puede predecir estarn presents en los
enjambres con gran probabilidad en estas
reas de Costa Rica. Para informacin
sobre species panameas ver Willis
(1974) y Wrege et al. (2005). Para species
suramericanas ver Willson (2004).

Aspectos importantes de los
seguidores obligatorios en los
enjambres
Hay dos aspects importantes de los
seguidores "obligatorios" de hormigas
arrieras que deben ser tomados en cuenta
por los interesados en observarlos y
estudiarlos. Primero, son generalmente
species muy dependientes del bosque
no alterado y sensibles a la deforestacin
y fragmentacin, que evitan seguir a las


hormigas hasta reas abiertas (Willis 1974,
Stouffer y Bierregaard 1995, Sekercioglu et
al. 2002). Hay otras species, sin embargo,
que siguen a las hormigas regularmente
en reas abiertas, alteradas, o en bosque
secundario, como las tangaras del gnero
Habia y los hormigueros Gymnocichla
nudiceps y Taraba major (Stiles y Skutch
1989, Levey y Stiles 1994). Segundo, estas
species son muy silenciosas mientras se
alimentan. La comunicacin en el enjambre
ocurre por medio de vocalizaciones de corta
duracin y bajo volume, y los cantos de alto
volume y duracin generalmente ocurren
solamente cuando los individuos estn a
punto de dejar el enjambre (Willis 1967,
1972a, 1973). Las aves tambin tienen
vocalizaciones de alarma o "chirpidos" que
emiten en presencia de mamferos grandes,
incluyendo humans. Estos aspects
ecolgicos y de comportamiento son de
gran ayuda para encontrar estas species.

3. Recomendaciones para observer
aves en hormigueros
Con la informacin anteriormente
descrita, usted podr comprender mejor lo
que est ocurriendo la prxima vezque tenga
un encuentro con las hormigas arrieras.
Como ya usted lo pudo notar, las species
seguidoras "obligatorias" son las nicas
predecibles de encontrar en los enjambres,
y son species muy difciles de observer en
ausencia de hormigas. Esperamos que con
la informacin presentada en este artculo
aumenten las observaciones y studios
de aves como los tororois (Pittasoma),
hormigueros (Phaenostictus, Gymnopithys,
Hylophylax) y trepadores (Dendrocolaptes
y Dendrocincla). A continuacin sugerimos


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar la observacin de aves "hormigueras"


como utilizar ese conocimiento para
maximizar las observaciones de estas aves
en enjambres de hormigas arrieras.
La clave para observer aves en
enjambres es obviamente encontrar los
enjambresde la especie de hormiga correct
en el sitio correct. Cualquier fragmento de
bosque neotropical de ms de 80 hectreas
probablemente contiene colonies de E.
burchellii (Partridge et al. 1996, Britton et al.
1999), pero solamente los fragments ms
grandes pueden mantener las poblaciones
de los seguidores regulars y obligatorios
de estas hormigas (Laurance et al. 2002).
Lo mejor para maximizar la cantidad de
species de aves que se pueden observer
es visitar un rea boscosa de various cientos
de hectreas, localizada a menos de 1000
metros de elevacin sobre el nivel del mar.
Si le es possible, busque un sitio que incluya
muchos senderos, pues la probabilidad de
encontrar arrieras cruzando senderos es
buena cuando se camina much (Vidal-
Riggs y Chaves-Campos 2008), y es
obviamente mas fcil, rpido y seguro
caminar por senderos. Cuando encuentre
hormigas arrieras cruzando un sendero
debe asegurarse que es la especie correct
antes de seguirlas hacia el frente del
enjambre. Hay varias species de hormigas
arrieras, y por lo tanto se debe aprender a
identificar a la hormiga E. burchellii.
Le aconsejamos observer con cuidado
las fotografas en el sitio de la red que
le indicamos anteriormente, y luego
aplicar la siguiente gua para asegurar su
identificacin en el campo:
1. Las hormigas deben former una column
o sendero compuesto por varias filas de


hormigas localizadas unas junto a las
otras. Hay otras species de arrieras
que forman una sola fila; E. burchellii
siempre forma una column compuesta
de varias filas.
2. Las hormigas deben ser observadas
cargando pedazos de artrpodos,
larvas, o huevos y debe haber hormigas
movindose en dos direcciones a lo
largo de la column.
Es important recorder que durante
la maana y temprano en la tarde las
hormigas que llevan press se mueven
hacia el vivaque mientras que las que no
llevan presa se mueven hacia el enjambre.
3. Debe haber al menos tres tipos de
hormigas en la column: las pequeas
con cabeza oscura, las grandes
con cabeza amarillenta o rojiza con
mandbulas pequeas, y las grandes
con cabeza amarillenta-rojiza con
mandbulas gigantes ganchudas.
Varias species de arrieras tienen
hormigas pequeas y hormigas grandes con
mandbulas gigantes ganchudas, pero solo
E. burchellii present individuos grandes
con mandbulas normales. La presencia de
este tipo intermedio de hormiga es nico
entire las arrieras similares a E. burchellii
(Powell y Franks 2005) y por lo tanto es la
clave para identificarlas en el campo.
4. Recuerde tambin que E. burchellii
tiene el abdomen rojizo-amarillento a
alturas menos de 1000 metros y negro
a alturas mayores (J. Chaves-Campos,
observacin personal).
Cuando est seguro sobre la
identificacin de las hormigas, proceda


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Gerardo Obando Caldern y Johel Chaves-Campos


Phaenostictus mcleannani Ocellated Antbird
Foto por Noel Urea
a seguir a las hormigas que no llevan
press hasta encontrar el enjambre.
Nunca trate de encontrar un enjambre de
hormigas despus de las 3 de la tarde.
Siga la column de hormigas despacio y
en silencio hasta que observe las aves o
escuche sus vocalizaciones de contact.
En ese moment debe estar casi en el
enjambre, el cual se puede ver como una
alfombra de hormigas movindose rpido
sobre el suelo del bosque y ocasionalmente
subiendo a algunos rboles. Recuerde que
estas hormigas pican como avispas, as
que evite tocarlas. Trate de evitar pararse
sobre ellas para no perturbar su forrajeo,
ya que la observacin de las aves depend
del forrajeo de las hormigas. Por lo general
las hormigas no lo/la molestarn si usted
no se mueve. Simplemente explorarn
sus zapatos, se darn cuenta que no hay
press para capturar en ellos y seguirn su
camino. Si por el contrario usted las pisotea
o se mueve, puede contar con que subirn
hasta sus pantalones para picarlo(a). Lo
mejor es evitar este tipo de problems, as


que recomendamos ubicarse a unos 10
metros de la column y del enjambre para
evitar a las hormigas mientras observa las
aves. Por otro lado, debe estar muy atento
a que usted y los ruedos de sus pantalones
probablemente se pueden convertir en
refugio de alacranes (y otros artrpodos)
que huyen de las hormigas; revsese
constantemente para evitar una picadura
de otro tipo.
Si usted encontr un enjambre, el
siguiente paso es ubicar el vivaque para
observer ms aves al da siguiente. Para
regresar al sendero simplemente siga a
las hormigas que llevan press hacia el
vivaque. Por precaucin recomendamos
que lleve consigo una linterna y una
brjula antes de salirse del sendero y que
revise la direccin a la que se encuentra
el sendero antes de salirse del mismo.
Una vez en el sendero continue siguiendo
a las hormigas que llevan press hasta
encontrar el vivaque. Si el vivaque es muy
visible es probable que se encuentre en
fase nmada, si las hormigas desaparecen
dentro de un tronco hueco donde usted no
puede ver el vivaque, es probable que se
encuentre en fase estacionaria (la linterna
le puede ayudar a determinar si el vivaque
se encuentra dentro del tronco). Regrese
al vivaque por la tarde, alrededor de las 5
pm para comprobar el estado de la colonia
(nmada o estacionaria) y as poder predecir
donde estarn las aves y las hormigas al da
siguiente. Si estn migrando hacia afuera
del vivaque siga la column de hormigas
que llevan press, huevos y larvas hasta
que encuentre el nuevo vivaque. Las
hormigas son muy agresivas durante la


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar la observacin de aves "hormigueras"


fase migratoria as que evite pararse cerca
de ellas. Si no hay hormigas migrando
a las 5 pm y si el vivaque se encuentra
adentro de un tronco donde es difcil verlo,
entonces es probable que se encuentre en
fase estacionaria, por lo que no se mover
durante la noche. Nunca olvide sus botas,
foco, ni su brjula; es fcil pederse en el
bosque, especialmente de noche, y es
cuando las serpientes venenosas estn
ms activas.
Si usted logr localizar un vivaque,
entonces tiene la opcin de regresar al da
siguiente para observer ms aves. Tome
los datos necesarios y seas (coordenadas,
marcas en el sendero) que le permitan ubicar
el vivaque nuevamente por la maana. Las
hormigas inician el forrajeo desde el vivaque
temprano en la maana, sobre todo durante
la fase nmada, y las aves seguidoras
obligatorias inician su rutina de inspeccionar
colonies de arrieras temprano en la maana
tambin. Si usted quiere presenciar la
revision de vivaques entonces debe estar
camuflado a 5-10 metros del vivaque desde
antes del amanecer. Si lo que le interest
es observer la mayor cantidad de aves
possible, entonces le recomendamos visitar
el sitio del vivaque alrededor de las 7 de la
maana, cuando las hormigas llevan poco
tiempo de forrajeo y por lo tanto el enjambre
se encuentra muy compact y an cerca
del vivaque. Recuerde que las colonies en
fase estacionaria no necesariamente salen
del vivaque para forrajear todos los das.
Si a las 7 am las hormigas no han salido a
forrajear es mejor ir a buscar otra colonia,
al igual que lo hacen las aves seguidoras
obligatorias. Regrese al sendero y camine


por el sendero tratando de encontrar
otra column de hormigas o escuchar
hormigueros.
Finalmente, queremos recordarle que se
debe de mantener un mximo respeto por
las aves y por las hormigas arrieras durante
su observacin. No perturbe a las hormigas
y no permanezca por much tiempo en
el enjambre. Recuerde que algunas de
estas aves dependent completamente de
las hormigas y no tienen muchas opciones
donde alimentarse porque la cantidad de
enjambres es muy limitada: alrededor de
3-5 enjambres por cada 100 hectreas
(Vidal-Riggs y Chaves-Campos 2008).
Por esta razn, si las aves se asustan
y abandonan el enjambre debido a su
presencia es probable que no tengan otras
opciones donde alimentarse durante ese
da, sobre todo si las otras colonies ms
cercanas no estn activas. Este efecto
puede ser muy serio durante la poca
reproductive, entire marzo-julio (Stiles y
Skutch 1989, Levey y Stiles 1994), cuando
las aves necesitan llevar alimento desde
los enjambre a los pichones en el nido.
Nuestra recomendacin es por lo tanto,
evitar observer aves por largos periods de
tiempo, sobre todo si las escucha producer
sus vocalizaciones de alarma ("chirpeos").
Si ve alguna de las species obligatorias
abandonar el enjambre es mejor que
usted lo abandon tambin para dejarlas
alimentarse con tranquilidad. Si viaja en un
grupo grande de observadores, dividanse
en grupos de dos o tres personas para
visitar el enjambre, pero no se desplaze
todo el grupo complete hacia el enjambre
o el vivaque. Adems, tome en cuenta que


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Gerardo Obando Caldern y Johel Chaves-Campos


debe respetar las normas establecidas y de
manejo de visitantes en el rea en donde
usted se encuentre. Es possible que tenga
que solicitar permiso a la administracin
para salirse del sendero.

Referencias
Britton, N. F., L. W. Partridge, y N. R.
Franks. 1999. A model of survival times
for predator populations: The case of
the army ants. Bulletin of Mathematical
Biology 61:469-482.
Chaves-Campos, J. 2003. Localization of
army-ant swarms by ant-following birds
on the Caribbean slope of Costa Rica:
following the vocalization of antbirds to
find the swarms. Ornitologa Neotropical
14:289-294.
Chaves-Campos, J. 2005. Bare-
necked Umbrellabird (Cephalopterus
glabricollis) foraging at an unusually
large assemblage of army ant-following
birds. Wilson Bulletin 117:418-420.
Chaves-Campos, J., yJ. A. DeWoody. 2008.
The spatial distribution of avian relatives:
do obligate army-ant-following birds
roost and feed near family members?
Molecular Ecology: En prensa.
Franks, N. R., y C. R. Fletcher. 1983.
Spatial patterns in army ant foraging
and migration: Eciton burchelli on Barro
Colorado Island, Panama. Behavioral
Ecology and Sociobiology 12:261-270.
Kumar, A., y S. O'Donnell. 2007.
Fragmentation and elevation effects on
bird-army ant interactions in neotropical
montane forest of Costa Rica. Journal of
Tropical Ecology 23:581-590.


Laurance, W. F., T. E. Lovejoy, H. L.
Vasconcelos, E. M. Bruna, R. K.
Didham, P. C. Stouffer, C. Gascon, R.
O. Bierregaard, S. G. Laurance, y E.
Sampaio. 2002. Ecosystem decay of
Amazonian forest fragments: A 22-year
investigation. Conservation Biology
16:605-618.
Levey, D. J., y F. G. Stiles. 1994. Birds:
Ecology, behavior, and taxonomic
affinities. Pgs. 217-228 en L. A.
McDade, K. S. Bawa, H.A. Hespenheide,
and H. G. S, editors. La Selva. Ecology
and natural history of a Neotropical rain
forest. University of Chicago Press,
Chicago, Illinois.
O'Donnell, S., y A. Kumar. 2006.
Microclimatic factors associated with
elevational changes in army ant density
in tropical montane forest. Ecological
Entomology 31:491-498.
Otis, G. W., E. Santana, D. L. Crawford, y M.
L. Higgins. 1986. The effect of foraging
army ants on leaf-litter arthropods.
Biotropica 18:56-61.
Partridge, L. W., N. F. Britton, y N. R. Franks.
1996. Army ant population dynamics:
The effects of habitat quality and
reserve size on population size and time
to extinction. Proceedings of the Royal
Society of London Series B-Biological
Sciences 263:735-741.
Powell, S., y N. R. Franks. 2005. Caste
evolution and ecology: a special worker
for novel prey. Proceedings of the Royal
Society of London Series B-Biological
Sciences 272:2173-2180.
Rylands, A. B., M. Dacruz, y S. F. Ferrari.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Hormigas arrieras: Cmo encontrarlas y aumentar la observacin de aves "hormigueras"


1989. An Association between
Marmosets and Army Ants in Brazil.
Joumal of Tropical Ecology 5:113-116.
Schneirla, T. C. 1971. Army ants, a study in
social organization. San Francisco, W.
H. Freeman.
Sekercioglu, C. H., P. R. Ehrlich, G. C. Daily,
D. Aygen, D. Goehring, y R. F. Sandi.
2002. Disappearance of insectivorous
birds from tropical forest fragments.
Proceedings of the National Academy
of Sciences of the United States of
America 99:263-267.
Stiles, F. G., y A. F. Skutch. 1989. A guide
to the birds of Costa Rica. Ithaca, New
York, Cornell University Press.
Stouffer, P. C., y R. O. Bierregaard. 1995.
Use of Amazonian forest fragments by
understory insectivorous birds. Ecology
76:2429-2445.
Swartz, M. B. 2001. Bivouac checking, a
novel behavior distinguishing obligate
from opportunistic species of army-ant-
following birds. Condor 103:629-633.
Vallely, A. C. 2001. Foraging at army ant
swarms by fifty bird species in the
highlands of Costa Rica. Ornitologia
Neotropical 12:271-275.
Vidal-Riggs, J. M., y J. Chaves-Campos.
2008. Method review: Estimation of
colony densities of the army ant Eciton
burchellii in Costa Rica. Biotropica
40:259-262.
Willis, E. O. 1967. The behaviorof Bicolored
Antbirds. University of California
Publications in Zoology 79:1-132.


Willis, E. O. 1972a. Behavior of Plain-Brown
Woodcreepers, Dendrocincla fuliginosa.
Wilson Bulletin 84:377-420.
Willis, E. O. 1972b. The behavior of Spotted
Antbirds. Ornithological Monographs
10:1-162.
Willis, E. O. 1973. The behavior of Ocellated
Antbirds. Smithsonian Contributions to
Zoology 144:1-57.
Willis, E. O. 1974. Populations and local
extinctions of birds on Barro Colorado
Island, Panama. Ecological Monographs
44:153-169.
Willis, E. O. 1983. Antbirds. Pgs. 546-547
en D. H. Janzen, editor. Costa Rican
natural history. Chicago, Illinois,
University of Chicago Press.
Willis, E. O., y Y. Oniki. 1978. Birds and
army ants. Annual Review of Ecology
and Systematics 9:243-263.
Willis, E. O., y Y. Oniki. 1992.
Comportamiento e ecologia do arapacu-
barrado Dendrocolaptes certhia (Aves:
Dendrocolaptidae). Boletim do Museo
Paraense Emilio Goeldi, series Zoologia
8:151-216.
Willson, S. K. 2004. Obligate army-ant-
following birds: A study of ecology,
spatial movement patterns, and behavior
in Amazonian Peru. Ornithological
Monographs 55:1-67.
Wrege, P. H., M. Wikelski, J. T. Mandel,
T. Rassweiler, y I. D. Couzin. 2005.
Antbirds parasitize foraging army ants.
Ecology 86:555-559.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008











Conocimiento popular de la Paloma de Castilla (Columba livia)
en el Parque Central de Alajuela

Oscar Ramrez, Marisol Amador, Laura Camacho
Ismael J. Carranza, Esteban Chaves, Alejandro Moya
Melissa Vega, Jahana Verdesia, y Wagner Quiros
Escuela de Ciencias Biolgicas
Universidad Nacional, Heredia, Costa Rica
osoramirez@gmail.com

RESUME
Hoy en da el incremento de las poblaciones de palomas de castilla (Columba livia)
en sitios pblicos, como parques y plazas es notoria, lo cual conlleva en cierta manera
a un mayor contact con las personas. Mediante una entrevista (n=61) recopilamos
informacin sobre el conocimiento popular de esta especie. El 65.6% de los entrevistados
consideran important la presencia de estas aves en el parque, otras las rechazan por
los daos que causan a infraestructuras. Un 66% de las personas creen que las palomas
son trasmisoras de enfermedades; y de existir un riesgo en la salud el medio de contagio
podra estar relacionado con el contact director. Se concluye que las personas s son
conocedoras del hecho de que la C. livia es un agent transmisor de enfermedade y an
as las personas no toman las medidas pertinentes para evitar contagios y controlar el
aumento de las poblaciones de estas aves.
Palabras clave: Columba livia, conocimiento popular, Paloma de Castilla, parque de


Alajuela, zoonosis
INTRODUCCIN
La paloma de Castilla (Columba livia,
Columbiformes: Columbidae) result ser
una especie comn en plazas, parques
y edificios, principalmente en la gran
rea metropolitan de nuestro pas, lo
que conlleva a importantes interacciones
con las personas, sobre todo en sitios
pblicos (parques) concurridos por la
familiar constarricense. El Parque Central
de Alajuela, al igual que muchos otros del
Valle Central, representan lugares de paso,
visitacin y permanencia de personas,
donde es comn encontrar diversas


interacciones con palomas.
La paloma de Castilla puede alcanzar
los 30 cm y pesar 300 g. Es de plumaje
variable y es comn en ciudades y pueblos
(Stiles y Skutch 1989), encontrndose
principalmente en zonas con infraestructura
creada por el ser human, como parques,
iglesias, plazas, mercados y plants de
procesamiento de granos (Stiles y Skutch
1989; Ramrez 2003). Se ha documentado
una important distribucin espacial para
esta especie, con individuos o grupos desde
el hemisferio norte hasta el hemisferio
sur (Del Hoyo et al. 1997). Mientras


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Conocimiento popular de la Paloma de Castilla (Columba livia)
en el Parque Central de Alajuela


encuentren sitios donde tengan acceso a
granos, que es su principal alimento, no
necesitan moverse largas distancias y se
pueden reproducir durante casi todo el ao
incubando hasta dos huevos portemporada
de reproduccin (Stiles y Skutch 1989).
Efectivamente, la C. livia es considerada
como plaga cuando su presencia provoca
daos a infraestructuras (Ramrez 2003),
o especie zoontica cuando es agent
vector o transmisor de enfermedades. Se
han catalogado hasta 30 enfermedades
transmisibles por las palomas al ser human
(Weber et al. 1995, Jimnez et al. 2002). La
mayora de las personas que visitan estos
parques suelen presentar algn grado de
interaccin con estas aves, desconociendo
que el contact con las mismas podra
llegar a ocasionarles algn problema de
salud; a pesar de ello existe una gran
controversial respect a las enfermedades
que las palomas puden transmitir. De las
enfermedades documentadas destacan la
salmonelosis, aspergilosis, estafilococosis,
listeriosis, colibacilosis e histoplasmosis
(Gonzles-Acua et al. 2007).
La forma de contagio puede ser
a travs del contact director con los
excrementos o por la inhalacin de los
mismos en forma de polvo microscpico.
El conocimiento popular sobre zoonosis
con palomas en zonas urbanas parece
ausente a nivel national. Debido a la gran
cantidad de avistamiento de las mismas
en sitios donde interactan cientos de
personas, es necesario realizar studios
que permitan obtener informacin sobre
estas poblaciones. Por lo tanto, nuestro
objetivo fue aportar informacin acerca


del conocimiento popular de la paloma
de Castilla como agent zoontico en el
Parque Central de Alajuela.

Materiales y mtodos

rea de Estudio
Seleccionamos el Parque Central de
la ciudad de Alajuela, ubicado frente a
la cathedral del cantn central de dicha
provincial (10 27' 46" N; 84 48' 25" 0)
por ser un sitio concurrido, con interaccin
persona-paloma en diferentes horas del
da.

Entrevista
Utilizamos una entrevista semi-
estructurada de 26 preguntas que
recopilaba informacin sobre el tiempo
de permanencia de las personas en el
parque, las actividades realizadas durante
su visit, as como el conocimiento popular
referente a C. livia y su papel como agent


Columba livia Rock pigeon -
Foto por Russ Kumai


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Oscar Ramrez y otros


zoontica. Esta investigacin forma parte
del curso de Bioestadstica General (NRC
42513), Escuela de Ciencias Biolgicas de
la Universidad Nacional. La entrevista fue
aplicada el 5 de abril del 2008, entire las
10:00am y las 11:30am.
Se entrevist a un total de 61 personas
que se encontraban en el parque, de las
cuales el 86,9% vive en Alajuela desde
hace ms de 20 aos, en su mayora
hombres representando un 67,2% del total.
De las personas que fueron entrevistadas
el 16,4% fueron jvenes.

Resultados y Discusin
Un 65.6% de los entrevistados express
que la presencia de palomas en el parque
y sus alrededores es important debido
a que son un tipo de entretenimiento o
pasatiempo para la familiar, en especial
para los nios; son un medio de atraccin
turstica, dan un adorno paisajista al parque
\ ii itnrnnn; nnrrmn+


econmico director, ya que la presencia
de palomas en el parque les permit tener
trabajo con la venta de maz, copos y
golosinas, entire otros alimentos.
Existe una visit frecuente por parte
de los entrevistados de al menos dos
veces por semana, permaneciendo en
promedio menos de una hora (42.6 %);
el resto asegur permanecer entire una a
ms de dos horas; slo una de las persona
entrevistadas confes evitar pasar por el
parque para no toparse con las palomas.
Una tercera parte de los consultados
(34.4%) consider innecesaria la presencia
de palomas en el parque; algunas de las
razones mencionadas fueron la transmisin
de enfermedades, problems higinicos,
contaminacin y daos a la infraestructura
(estatuas, asientos, zonas verdes), incluso
algunos se expresaron de ellas como "ratas
voladoras". La presencia de C. livia en el


y ou pi r3 i iseca p ;rlll e 70,
un mayor contact con
la naturaleza. Muchos 6o,
las consideran species
dcilesynocausantesde 5o,
molestias o daos al ser
human, y ms bien se Z 40
encuentran a expenses
del maltrato por parte 30
de las personas, de
animals domsticos 20
como perros y gatos
y del padecimiento 10
de enfermedades. Es o
important mencionar sNo
que algunas personas
ven un beneficio Figura 1. Conocimiento popular de C. livia como transmisores de
enfermedades, Alajuela, 2008.
Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Conocimiento popular de la Paloma de Castilla (Columba livia)
en el Parque Central de Alajuela


parque se debate entire la aceptacin de
los visitantes no residents del cantn y el
rechazo de aquellos que pertenecen a ste.
Un 18% de los entrevistados est a favor de
la reduccin, eliminacin o bien el traslado
de la especie a otro sitio debido a que no se
sienten atrados por su presencia.

Daos a la infraestructura e interaccin

Se identifica a las palomas como
agents causantes de daos (80,3% de las
personas) a la infraestructura del parque
y sus alrededores (daos a los asientos,
estatuas, bustos, fuente y zonas verdes,
as como a canoas, ventanas y techos de
edificios aledaos). El resto de las personas
(19,7%) express que no ocasionan dao
alguno.

Transmisin de enfermedades

Un 60.7% de las personas creen que las
palomassontransmisorasde enfermedades,
afectando las vas respiratorias y
la piel; sin embargo un 14% dijo
no tener conocimiento al respect;
y el 34 % express que no son
transmisoras de enfermedades N
No sabe
(Fig. 1). 344%
El 60.8% no conoce a nadie
que haya sido contagiado por
alguna enfermedad transmitida
por las palomas y slo un 12,4%
afirma haber conocido a alguien
infectado por algn tipo de Excre-Contai
enfermedad transmitida por las 13.1
palomas.


agents de transmisores de enfermedades
de las palomas; excremento y contact
director es considerado el factor que
podran incidir sobre las transmisiones de
enfermedades (Fig.2)
Se menciona (43.3%) en alguna ocasin
haber observado palomas enfermas en el
parque. An as, el 45% de las personas
consume alimentos de manera indiferente
durante su permanencia en el parque e
interacta con otros animals presents
como las ardillas (Sciurus variegatoides).
Un 22% visit el parque acompaado de
adults, y slo el 7,8% lo hace acompaado
de nios. En cuanto a la interaccin con las
palomas, un 45% expresaron mantener
cierta interaccin con las mismas a pesar
de que se menciona que alimentarlas no
es un comportamiento comn del visitante
(1.3%). Sin embargo, observamos que
esta actividad s es comn por parte del
visitante.


Excrementc
11.5%
Vientc
6.6A

Contacto director
11.5%


Un 34.4% menciona que B6.
desconoce cules podran ser los
Figura 2. Medio por el cual se transmiten las enfermedades,
segn los entrevistados, Alajuela, 2008.
Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Oscar Ramrez y otros


Estado de la Poblacin de C. livia
En los ltimos dos aos, un 42,6 % de
las personas que visitan el parque han
observado un incremento en la poblacin
de las palomas, un 32,8 % express que
esta se mantiene stable, mientras que un
19,7 % dijo que ha disminuido y el 4,9 %
de las personas desconocan su estado.
Es possible establecer una relacin entire la
perspective de los visitantes acerca de la
conservacin de la paloma y su peligro de
extincin, en donde slo cuatro personas
mencionaron que estas se encontraban
en riesgo, mientras que un 78,7% de las
personas entrevistadas dijo que se deben
seguir manteniendo las palomas en el
parque.

Historia popular
Como parte de la informacin
recolectada, se obtuvo un relato referente a
la migracin de palomas dentro del cantn
central de la provincia: "Hace cerca de
treinta aos las palomas frecuentaban el
mercado de Alajuela, debido a que en este
punto se encontraba la venta de granos y
la gente acostumbraba darles de comer.
Pero esta tendencia fue disminuyendo
con el tiempo, debido a que la compra de
los granos bsicos (arroz, frijoles, maz)
se fue descentralizando del mercado,
trasladndose hacia otros sitios. Entonces,
al ser el mercado un sitio poco atractivo para
las palomas (en el mbito alimenticio estas
fueron migrando hacia otros sitios, como la
estacin de buses de Atenas. Actualmente
es el Parque Central de Alajuela el sitio
donde permanece la mayora de la poblacin
de palomas de la ciudad, ubicndose en


mayor concentracin en el costado sur del
parque, debido a que en este sector las
personas suelen alimentarlas."

CONCLUSIONS
Las personas que visitan el parque
de Alajuela expresaron que las palomas
son una fuerte atraccin para los turistas,
adornan el paisaje de la ciudad y permiten
un mayor contact con la naturaleza. No
obstante, tambin se reconoce que es una
especie que daa las estatuas, asientos,
reas verdes y edificios aledaos al
parque.
Existe cierto grupo de la poblacin que
mantiene un rechazo a la presencia de
esta especie por considerarlas agents
zoonticos y de mltiples problems
higinicos. A pesar de que la mayora de los
entrevistados consideran que la presencia
de las palomas es important para los

-b M -


Palomas del Parque la Merced
Foto por Kerry Lex, La Nacin, 7-12-2001


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Conocimiento popular de la Paloma de Castilla (Columba livia)
en el Parque Central de Alajuela


nios, slo un 7,8% se hace acompaar
de infants, por lo que se deduce que los
adults visitan el parque solo o en compaa
de otras personas adults.
Las interacciones comunes que se
dan con estas species son observarlas,
alimentarlas, jugar y tocarlas. El hecho
de consumer alimentos dentro del parque
aumenta el riesgo potential de contagio
de alguna enfermedad y casi la mitad de la
poblacin (45%) express que s consume
alimentos durante su permanencia en el
parque.
En los ltimos dos aos la mayora de los
consultados han observado un incremento
en la poblacin de las palomas en el Parque
Central de Alajuela. Se reconoce que la
paloma de Castilla est muy lejos de ser
una especie en peligro de extincin.
La mayora de la poblacin express que
las palomas del Parque Central de Alajuela
se deben seguir conservando, y en caso de
requerir un control sugieren la instalacin
de lechuzas o bhos mecnicos para
ahuyentarlas. Sin embargo, consideramos
que debe educarse a la poblacin y
mantener studio sobre zoonosis como
control de calidad a la poblacin, sobre todo
porque el costarricense est acostumbrado
a mantener interaccin con esta especie en
lugares pblicos.

REFERENCIAS
Blechman, A.D. 2006. Pigeons. The
Fascinating Saga of the World's Most
Revered and Reviled Bird. New York:
Grove Press.


Del Hoyo. J., A. Elliot, y J. Sargatal. 1997.
Handbook of the Birds of the World.
Volume 4. Sandgrouse to Cuckoos.
Barcelona: Lynx Edicions.
Gonzles-Acua, D., F. Silva L. Moreno, F.
Cerda, S. Donoso, J. Cabello, y J. Lpez.
2007. Deteccin de algunos agents
zoonticos en la paloma domstica
(Columba livia) en la ciudad de Chilln,
Chile. Rev. Chil. Infect. 24 (3) 199-1203.
Jimnez, A., J. Waring, J. Hernndez, M.
Di Mare J. Villareal, Y. Cedeo y O.
Ramrez. 2002. Parsitos en palomas
silvestres: Collareja y Aliblanca (I parte).
Boletn de Parasitologa. V3 (2).
Ramrez A. O. 2003. Ante la plaga (?) de la
paloma de Castilla. Ambientico 119: 18.
Stiles, G. y A. F. Skutch. 1998. Gua de
Aves de Costa Rica. 2a ed. Tr. de
Loreta Roselli; il. por Dana Gardner.
Santo Domingo de Heredia, Costa Rica:
INBio.
Toro, H. 2000. Palomas: Historia,
presencia en Chile y riesgos asociados.
Departamento de Patologa Animal
Facultad de Ciencias Veterinarias y
Pecuarias, Universidad de Chile. Tecno.
Vet .6(2).
Weber A, J. Popel, R. Schafer-Schmidt.
1995. Untersuchungen zum Vorkommen
von Listeria monocytogenes in Kotproben
von Tauben. BerlinerMnchener Tierarztl
Wschr 108: 26-7.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








NOTAS

Contribuciones a la biologa de la Pava negra
(Penelopina nigra) en El Salvador

Luis Pineda Nstor Herrera y Ricardo Ibarra Portillo3
1Universidad de El Salvador
Facultad Multidisciplinaria de Occidente
new_insayaman@yahoo.com
2Fundacin Zoolgica de El Salvador
Colonia Buenos Aires, Av. 4 de mayo, casa 105
San Salvador, El Salvador. noherrera@funzelsv.org
3Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales
El Salvador
ribarra@marn.gob.sv.

Resumen
Penelopina nigra se ha clasificado como una especie vulnerable a nivel global. Durante
marzo a julio del 2005 estudiamos aspects bsicos de su biologa reproductive en el
Parque Nacional Montecristo, El Salvador. Se realize muestreo estratificado, utilizando
transectos en franjas sin lmite de tiempo, realizando bsquedas intensivas a travs de un
gradiente altitudinal y de habitats. Los resultados indican que P nigra podra estar utilizando
el 46% del rea total en el Parque y que existen diferencias significativas respect al tipo
de habitat que utiliza (P=0. 053). Se estim un promedio de 0.37 aves por hora. La especie
se alimenta de al menos 16 species vegetables, seis de ellas son nuevas como fuente de
alimento de la especie.

Abstract
The Highland Guan has been classified as vulnerable at global level. During March-July
of 2005 we studied basic aspects of its reproductive biology in Montecristo National Park,
El Salvador. Stratified sampling, using transects in strips without time limits, and intensive
searches through an altitudinal gradient and of habitats, were made. The results indicate
that the Highland Guan could be using 46% of the total area in the park, showing significant
differences with respect to the type of habitat the species uses (P=0.053). We estimate an
average of 0.37 birds per hour. The specie feeds on 16 vegetal species in the park, six of
which are new for this species.
Palabras clave: Cracidae, Penelopina nigra, pino-roble, anidacin, El Salvador


Zeledonia 12: 1 Junio 2008







Contribuciones a la biologa de la Pava negra
(Penelopina nigra) en El Salvador


Introduccin
La Pava negra (Penelopina nigra) es
una especie medianamente conocida como
habitante de los bosques de tierras altas
de pino-roble y bosque nuboso de Amrica
Central. Esta especie se distribuye desde el
sureste de Mxico (Oaxaca) hasta el norte-
centro de Nicaragua y se ha clasificado
como vulnerable a nivel regional (Eisermann
et al. 2006). En El Salvador est legalmente
protegido (MARN 2004).
Se han sido descritos datos de su biologa
sobre el cortejo (Gonzlez et al. 2001),
anidacin (Rowley 1984), cuidado parental
(Dickey y van Rossem 1938, lvarez del
Toro, 1980, 1981, Pullen 1983, Rowley
1984), alimentacin (Pullen 1978, Gonzlez
2000, Gonzlez et al. 2001), depredacin
(Gonzlez 2000), comportamiento social
(del Hoyo et al. 1994), densidad (Pullen
1983, Komar 2002, Eisermann et al. 2006)
y distribucin (Renner 2005, Eisermann et
al. 2006).
El objetivo de la present nota es
presentar informacin generada sobre la


Nido


biologa y distribucin de Penelopina nigra
en el Parque Nacional Montecristo, El
Salvador.

Mtodos
El Parque Nacional Montecristo est
ubicado en el cantn San Jos Ingenio,
jurisdiccin de Metapn, Departamento de
Santa Ana. Posee una superficie de 1973
ha, present una gradiente altitudinal de
800-2418 msnm, que permit un mosaico
de habitat que incluye bosque deciduo,
ripario, pino-roble y bosque nuboso;
adicionalmente, al interior del parque
existe una plantacin de ciprs (Cupressus
lusitanica) y caf (Komar 2002).
El studio de campo se realize de
marzo a julio de 2005, por un total de 52
das de observaciones. Se emple el
muestreo estratificado mediante cuatro
transectos en franjas sin lmite de tiempo
definido, realizando bsquedas intensivas
a lo largo del gradiente altitudinal y de
habitat, realizndose tres repeticiones
por transecto, en un total de 9 das por
transecto. Los recorridos en cada transecto
se iniciaron a las 06:30 h hasta las 19:00 h.
Se observ la conduct social, reproductive
y alimenticia mediante observaciones en
nidos, sitios de exhibicin, comederos,
dormideros y baaderos, con rango de 10
min a 3 h, utilizndose escondites (n = 5). El
esfuerzo se focaliz en observer individuos
para documentary y describir su conduct
diaria. De las species vegetables que se
alimentaba se recolectaron ejemplares,
que se identificaron y depositaron en la
coleccin del Jardn Botnico La Laguna,
San Salvador.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Luis Pineda, Nstor Herrera y Ricardo Ibarra Portillo


Huevo en nido

Resultados y discusin
Los resultados obtenidos fueron 69
detecciones en 624 h de esfuerzo total,
en las cuales se observo el 27% de los
individuos en conduct pre-reproductiva y
reproductive. En los transectos se obtuvo
un promedio de 0.37 ave por hora.
Conducta pre-reproductiva: en los
primeros das de marzo las actividades de P.
nigra son silenciosas (n = 6). A mediados del
mes empiezan a escucharse vocalizaciones,
vuelos y avistamientos; a finales del mes se
incrementan (n = 25). Adems, se observan
grupos de machos inmaduros y adults
comiendo juntos (1 o 2 por grupo) y algunas
hembras (1 por grupo). El incremento de
vocalizaciones acompaadas de vuelos
denotan las primeras manifestaciones del
period reproductive.
Se denomina vuelo a la conduct
manifestada en tres sonidos: un silbido
('suuuiiiiiiiiiiiiii'), un estruendo ('chuu'.
'chuu') y posteriormente un sonido similar
al desgarramiento de una rama ('thruu'.....).
La mayora de veces solo se escucha el
estruendo realizado por la especie (n = 53);
dicho sonido casi siempre es precedido por


el silbido ('suuuiiiiiiiiiiiiii'). La realizacin de
esta actividad se vuelve comn en la poca
de reproduccin e incluye desplazamientos
por tierra, corriendo o saltando entire las
ramas de los rboles y arbustos (n =10).
Conducta reproductive: se observaron
vocalizaciones, cortejo, territorialidad y
anidacin. En el caso de las vocalizaciones,
estas fueron ms frecuentes entire las
5:30 6:00 h, y de 17 19 h. El silbido
aproximadamente dura tres segundos y
por lo general se repite al minuto. Se pude
escuchar a una distancia de ms de 20 m y
slo es emitido por los machos. Es utilizado
tambin como medio de alarma contra el
peligro y para delimitar territorio.
Las observaciones de cortejo incluyeron
bailes nupciales de machos de espaldas
con la cabeza baja agitando su cuerpo y
con las alas pegadas al cuerpo, sacudiendo
sus plumas primaries; luego saltan entire
los rboles y comen de ellos. La hembra
lentamente se acerca al macho con la
mirada fija y ambos comen del rbol (n=7).
No fue possible observer copulas.
Se registraron tres anidaciones: dos en
rboles de ciprs (3 m) y una en un helecho
arborescente (Cyathea sp), (5 m). A dos
nidos se les adjudico fracaso reproductive
por depredacin y otro por asfixia de un
polluelo, cuyo peso fue 101.6 gr, el cual al
parecer se asfixi con el alimento (Fam.
Myrtaceae y otras trituradas sin identificar).
Comparado con Pullen (1978), se obtuvieron
resultados semejantes ya que registry cuatro
anidaciones en helechos arborescentes
(Gleichenia bancrotti y Dicksonia gigantea,
Cyatheaceae).


Zeledonia 12: 1 Junio 2008







Contribuciones a la biologa de la Pava negra
(Penelopina nigra) en El Salvador


Huevo de P nigra


Uso de habitat: La especie se distribuye
regularmente en rangos altitudinales dentro
del Parque, desde 1290 hasta 2250 msnm.
En los transectos se encontr un promedio
de 2.75 individuos en bosque nuboso, 9.75
individuos en cipresal-pino-roble, 1.75
individuos en pino-roble y 0.75 individuos
en pino-roble-cafetal-bosque de galera. En
cafetal con sombra, hasta 1290 msnm, no
se obtuvo ninguna observacin. El mayor
nmero de detecciones de la especie fue a
mediados del mes de marzo (n=31).
Existendiferenciassignificativas respect
al tipo de habitat que utiliza (P=0.053,
Kruskall Wallis = 12.718) lo cual podra
estar influenciado por el tipo de muestreo,
la poca del studio y la abundancia
del alimento, ya que la ocurrencia fue
determinada por la disponibilidad, fenologa
y preferencia de las species vegetables de
las cuales se alimenta. Con base en los
resultados obtenidos, P nigra podra estar
utilizando aproximadamente el 46% del
rea total del Parque Nacional Montecristo,
o sea, aproximadamente 907 ha.
En los transectos se estim un promedio


de 0.37 ave por hora. Este promedio de
deteccin es cercano a Pullen (1978), 0.27
aves por hora, y a Komar (2002), 0.25 aves
por hora. Las diferencias pueden deberse a
los cambios que ha tenido el parque desde
1981, la realizacin de los conteos en
poca reproductive y una mayor cobertura
de habitats y del gradiente altitudinal.
Alimentacin: P nigra se alimenta
generalmente de bayas, de las cuales se
identificaron 16 species. Myrsine coriacea
(Myrsinaceae) y Ardisia compressa
(Myrsinaceae) constituyen la dieta principal
observada entire marzo a julio. Los gneros
Rhamnus, Saurauia, Ardisia, Miconia
y Rubs coinciden con las observadas
por Pullen (1978) y Gonzlez (2000).
Adicionalmente se incluyen seis nuevas
species que son fuente de alimento:
Parathesis vulgata (Myrsinaceae), Cestrum
aurantiacum (Solanaceae), Symplocos
vernicosa (Symplocaceae), Vitis tiliifolia
(Vitaceae), Ardisia paschalis (Myrsinaceae)
y Chiococca sp (Myrtaceae). P nigra podra
estar relacionada con la conservacin de
P vulgata, ya que esta especie ha sido
clasificada en peligro de extincin (UICN
2006). Con este resultado se conocen al


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Luis Pineda, Nstor Herrera y Ricardo Ibarra Portillo


menos 31 species vegetables que son
fuente de alimento de P nigra.

Agradecimientos
AJ. Barahona, E. Fajardo, H. Henrquez,
N. Portillo e I. Vega, por su apoyo en la
toma de datos. A R. Gutirrez, J. Latn, A.
Sermeo del Ministerio de Medio Ambiente
y Recursos Naturales por el apoyo logstico
y la obtencin del permiso de investigacin
y a J. Monterrosa del Jardn Botnico por la
identificacin de species vegetables.

Referencias
lvarez del Toro, M. 1980. Las aves de
Chiapas. Tuxtla Gutirrez: Univ. Aut.
Chiapas, Mxico.
del Hoyo, J. 1994. Family Cracidae (guans
and curassows). En: del Hoyo J.,A Elliott,
J Sargatal, eds. Handbook of the birds of
the World. Barcelona: Lynx Edic.
Dickey, D. R. yA. J. van Rossem. 1938. The
birds of El Salvador. Chicago: Field Mus.
Nat. Hist., Zool. Ser.
Eisermann, K., N. Herrera y O. Komar.
2006. Pava Pajuil (Penelopina nigra).
En: L. Cansino y D. M. Brooks eds.
Conservando Cracidos, la familiar de
aves ms amenazada de las Amricas.
Houston: Misc. Publ. Houston Mus. Nat.
Sci., No. 6.
Gonzlez-Garca, F. 2000. Pajuil
(Penelopina nigra). En: G Ceballos &
L. Mrquez Valderman. Las aves de
Mxico en peligro de extincin. Mxico
D. F. UNAM.


Gonzlez-Garca, F., D. M. Brooks y S. D.
Strahl. 2001. Estado de conservacin de
los Crcidos en Mxico y Centroamrica.
En: D. B. Brooks y F. Gonzalez-Garcia,
eds. Cracid Ecology and Conservation in
the New Millenium. Houston: Misc. Publ.
Houson Mus. Nat. Sci., No. 2.
IUCN 2006. 2006 IUCN Red List of
Threatened Species. org>. Consultado 21 Junio de 2007.
Komar, O. 2002. Birds of Montecristo
National Park, El Salvador. Ornitol.
Neotropl. 13:167-193.
Ministerio de Medio Ambiente y Recursos
Naturales. 2004. Listado official de
species de fauna silvestre amenazada
o en peligro de extincin en El Salvador,
Diario Oficial 363 (78). San Salvador.
Pullen, T. J. R. 1978. A Field Study of the
Black Guan (Penelopina nigra Fraser)
in El Salvador. Unidad de Parques
Nacionales y Vida Silvestre Ministerio de
Agriculture y Ganadera, San Salvador
(Informe no publicado).
Pullen, T. J. R. 1983. Sound production and
reproductive biology of the Highland
Guan (Penelopina nigra) in El Salvador's
Montecristo Cloud Forest. Am. Birds.
37:948-950.
Renner, S. C. 2005. The Mountain Guan
(Penelopina nigra) in the Sierra Yalijux,
Guatemala. Ornitol. Neotropl. 16:
419-426.
Rowley, J. S. 1984. Breeding records of land
birds in Oaxaca, Mexico. Proc. West.
Found. Vert. Zool. 2:74-224.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008











Primer report del hbrido intergenrico Vermivora chrysoptera X
Vermivora pinus ("Brewster's Warbler") en Nicaragua

Wayne J. Arendt y Marvin A. Trrez
Servicio Forestal Federal de los Estados Unidos
y el Instituto Internacional de Dasonoma Tropical
San Juan, Puerto Rico
(warendt@fs.fed.us) (marvtorrez@ yahoo.com)
Estacin de Investigaciones, Sabana,
HC 2, Buzn 6205, Luquillo, PR 00773; y
(MAT); Barrio La Fuente, Escuela Normal
4 cuadras al Este, cuadra al Sur
*Cumpliendo con el consejo de la Sociedad Ecolgica de Amrica (Weltzin et l.
2006) de clarificar la autora, o sea, las contribuciones y responsabilidades de cada autor,
ofrecemos la siguiente nota aclaratoria: WJA escribi las parties correspondientes al
resume, introduccin, y discusin, y edit todos los borradores en su totalidad, siguiendo
el process de publicacin; adems busc la mayora de las referencias y documentaciones
previas sobre el hbrido en Mesoamrica (y es responsible si alguna(s) faltaran). MAT
capture, fotografi, process y midi el hbrido, y adems escribi la informacin acerca del
rea, capture, procesamiento y descripcin del ave; tambin edit various borradores.

Resumen
Durante un inventario para evaluar la biodiversidad aviar dentro de las cuencas
hidrolgicas crticas de la vertiente del Pacfico de Nicaragua, se capture un hbrido de
Vermivora chrysoptera ("Golden-winged Warbler") con V pinus ("Blue-winged Warbler")
conocido como "Brewster's Warbler" ("V leucobronchialis"). La capture ocurri el 30 de
noviembre del 2007 en bosque seco (elev. c. 500 msnm), a unos 25 km de la ciudad
capital de Managua. Segn nuestro conocimiento, este el primer report para el pas
documentado con foto y datos morfomtricos.
Palabras claves: Brewster's, chrysoptera, hbrido, leucobronchialis, pinus, Vermivora

Investigacin "Brewster's Warbler" (a veces reconocido
Al pensar que haba descubierto una como "V leucobronchialis" o "chipe
especie de ave nueva, Brewster (1874) gargantablanca", Scott 1905, 273-279)
nombr y describi Helminthophaga es un hbrido de Vermivora chrysoptera
leucobronchialis, designndola en ingls ("Golden-winged Warbler") con V pinus
con el nombre de "Brewster's Warbler". Ms ("Blue-winged Warbler"). Los hallazgos de
tarde, Faxon (1911, 1913) demostr que Faxon fueron confirmados y ampliados por


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Wayne J. Arendt y Marvin A. Trrez


T. Donald Carter, quien describi parejas
mixtas y proles de un ejemplarde"Brewster's
Warbler" anillado, y de una longevidad
prolongada, en el norte de Nueva Jersey
(Carter 1944). Ms recientemente hay un
registro de longevidad de seis aos para
Vermivora leucobronchialis (Klimkiewicz et
al. 1983).
El 30 de noviembre del 2007 capturamos
un hbrido de V leucobronchialis en una
red de niebla tamao estndar (12x2.5 m,
luz de malla 30 mm) dentro la Reserva
Silvestre Privada Montibelli, en el municipio
de Ticuantepe, Nicaragua (12 0.1.390' N,
86 0.14.241' O). La capture ocurri durante
un inventario aviar realizado entire el 9
de abril del 2007 y el 9 de abril del 2009
como parte del proyecto "Conservacin y
Turismo en Cuencas Crticas", el cual fue
auspiciado por USAID/Nicaragua y USDA-
FS/IITF (Bauer y Arendt 2007). El ave fue
identificada en campo como "Brewster's
Warbler", una especie que inverna a lo
largo de la costa caribea de Mesoamrica
(National Geographic Society 2001, 367).
Luego, fue confirmada como el hbrido
dominant (fenotipo F1 de Gill 2004) y
de primera generacin (sensu National
Audubon Society 2006, 428), siguiendo los


criterios de Gill et l. (2001) y Curson et al.
(1994, 22). La hora de capture fue entire
1320 y 1400 h. Se le coloc un anillo del
USGS ("U.S. Geological Survey's National
Bird Banding Laboratory, Patuxent Wildlife
Research Center, Laurel, Maryland"),
tamao OA, nmero 2470-55568. El
individuo tena una masa de 9 gramos y
una cuerda alar de 62 mm (vase Cuadro
1 para medidas mensurales adicionales).
El individuo corresponda a un macho del
present ao ("HY"), debido a su plumaje
opaco (y no definido), y un lmite de muda
entire las coberteras primaries y secundarias
(Pyle 1997). Las primaries eran delgadas y
puntiagudas, borde gastado, y el color en
general era relativamente transparent.
Se presume que el individuo formaba
parte de una banda mixta de aves, dada la
presencia en la misma red, de individuos
de las siguientes species: Piranga rubra,
Mniotilta varia, Vermivora peregrina y
Empidonax flaviventris. Las tres primeras
species las hemos observado en la reserve
anteriormente, en bandas mixtas.
El rea de capture corresponde a la zona
de vida de bosque tropical seco (sensu
Holdridge 1967). La especie fue capturada
en un rea de aproximadamente un cuarto
de hectrea en el que predominaban las
herbceas leosas, sin rboles. Dicha rea
se encuentra en el fondo de un desfiladero
de pendientes de aproximadamente 45-50
grados. La red estaba ubicada en el borde
del rea de herbceas con el bosque
secundario. La elevacin aproximada es de
500 msnm.
Aunque el "Brewster's Warbler" ha
sido consistentemente reportado en


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Primer report del hbrido intergenrico Vermivora chrysoptera X Vermivora pinus
("Brewster's Warbler") en Nicaragua


Norteamrica desde su "descubrimiento"
en 1847 (Gill 1980 y las referencias citadas
ah), las observaciones en el Caribe,
Mesoamrica y Sudamrica son escasas.
Stiles y Skutch (1989) documentan
"Brewster's Warbler" como un ave
migratoria rara en Costa Rica. En adicin a
esta crnica, solamente pudimos encontrar
reports de dos individuos en Venezuela
(Swales 1923), tres en Cuba (Wallace et l.
1996), uno en Hispaniola (Latta 1996), y uno
en Honduras (Glowinski Matamoros 2006).
Tres observaciones ms han sido reportadas
en Costa Rica (Orians y Paulson 1969,
Tropical Audubon 2006) y al menos dos de
los tres individuos de "Brewster's Warbler"
fueron observados al este, o al centro, de
Costa Rica. Por el contrario, el individuo
reportado en este artculo fue capturado
en la vertiente del Pacfico de Nicaragua.
Segn nuestro conocimiento, este el primer
report para Nicaragua, documentado con
foto y datos morfomtricos. Claramente se
necesitarn muchas ms observaciones de
este interesante hbrido antes
de poder aclarar con certeza Cuadro 1.
sus movimientos y perodos chrysoptera
Reserva Silv
de estada dentro del pas. Ncaraga.
Nicaragua.
Agradecimientos Carcter Mo
Carcter Mo,
Argradecemos el personal
dela ReservaSilvestrePrivada Culmen (me
Montibelli, especialmente -Largo
por su trabajo de campo a Profundid
-Ancho 3.1
Pomares Salmern, Osman Anc
Primaria no.
Picado y en especial a Juan Cola
Rodrguez. Un especial Tarso
agradecimento a la familiar
Belli Montiel, por permitirnos Medidas
precisionn: I


las facilidades que hacen possible el
anillamiento continue en la reserve. Este
trabajo fue auspiciado por el Instituto
International de Dasonoma Tropical del
Servicio Forestal Federal de los Estados
Unidos de Amrica y USAID/Nicaragua
PASA No. 524-P-00-07-00007-00,
Conservacin y Turismo en Cencas Crticas.
Finalmente, expresamos nuestro gratitud
a Jerry Bauer por su fuerte compromise
y conviccin de conservar los recursos
naturales en Mesoamrica y el Caribe,
capacitando las comunidades locales en
su desarrollo, especialmente en el rea de
turismo sostenible.

Referencias
Brewster, W. 1874. A new species of North
American warbler. American Sportsman
5:33.
Bauer, G. P. y W. J. Arendt. 2007.
Conservacin y Turismo en Cuencas
Criticas ("Conservation and Sustainable

Datos morfomtricos del hbrido Vermivora
X Vermivora pinus capturada en bosque seco,
'estre Privada Montibelli, municipio de Ticuantepe,
4edidas* segn Pyle (1997).

rfolgico Medida (mm)

dido del nares)
9.16
ad 3.36
4
8 51.20
48.50
18.76

Tomadas con calibrador digital marca Mitutoyo
0.02 mm)


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Wayne J. Arendt y Marvin A. Trrez


Tourism in Critical Watersheds").
Participating Agency Service
Agreement, USAID/Nicaragua and
US Forest Service, USAID-PASA No.
524-P-00-00-07-00007-00. Unpl. Fact
Sheet. (2 pp.)
Carter, T. D. 1944. Sixyearswith a Brewster's
Warbler. Auk 61:48-61.
Curson, J., D. Quinn y D. Beadle.
1994. Warblers of the Americas: An
Identification Guide. New York, New
York: Houghton Mifflin Company.
Faxon, W. 1911. Brewster's Warbler.
Memoirs of the Museum of Comparative
Zoology 40:57-78.
--- -. 1913. Brewster's Warbler
(Helminthophaga leucobronchialis),
a hybrid between the Golden-winged
Warbler (Helminthophaga chrysoptera)
and the Blue-winged Warbler
(Helminthophaga pinus). Memoirs of
the Museum of Comparative Zoology
40:311-316.
Gill, F. B. 1980. Historical aspects of
hybridization between Blue-winged and
Golden-winged warblers. Auk 97:1-18.
Gill, F. B. 2004. Overview: Blue-
winged Warblers (Vermivora pinus)
versus Golden-winged Warblers (V.
chrysoptera). Auk 121:1014-1018.
Gill, F. B., R. A. Canterbury y J. L. Confer.
2001. Blue-winged Warbler (Vermivora
pinus), The Birds of North America
Online (A. Poole, ed.). Ithaca, New York:
Cornell Lab of Ornithology; retrieved from
the Birds of North America Online: http://
bna.birds.cornell.edu/bna/species/584
(doi:bna.584).


Glowinski Matamoros, S. L. 2006. An
inventory of the avifauna of Utila, Bay
Islands, Honduras. Final Report, USAID-
MIRA/Honduras. 24 pp.
Holdridge, L. R. 1967. Life Zone Ecology.
Rev. ed. San Jos, Costa Rica: Tropical
Science Center.
Klimkiewicz, M. K., R. B. Clapp, y A. G.
Futcher, 1983. Longevity records of
NorthAmerican birds: Remizidaethrough
Parulinae. Journal of Field Ornithology
54:287-294.
Latta, S. C. 1996. First report of "Brewster's
Warbler" in Hispaniola. El Pitirre 9:2-3.
NationalAudubon Society. 2006. The Sibley
Guide to Birds, Eighth Edition. New York,
New York: Alfred A. Knopf, Inc.
National Geographic Society. 2001. Field
Guide to the Birds of North America,
Third Edition. Washington, DC: National
Geographic Society.
Pyle, P. 1997. Identification Guide to
North American Birds. Part I. Bolinas,
California: Slate Creek Press.
Orians, G. H. y D. R. Paulson. 1969.
Notes on Costa Rican birds. Condor
71:426-431.
Scott, W. E. D. 1905. SpecialArticles: On the
probable origin of certain birds. Science
22, no. 557:271-282.
Stiles, F. G. y A. F. Skutch. 1989. A guide
to the birds of Costa Rica. Ithaca, NY:
Cornell University Press.
Swales, B. H. 1923. Vermivora
leucobonchialis in Venezuela. Auk:
XL:132-133.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Primer report del hbrido intergenrico Vermivora chrysoptera X Vermivora pinus
("Brewster's Warbler") en Nicaragua


Tropical Audubon. 2006. Costa Rica
Trip, April 7-17, 2006. http://www.
tropicalaudubon.org /CR.html (visitado
lo mas reciente: 10 de diciembre de
2007).
Wallace, G. E., H. Gonzlez Alonso, M.
K. McNicholl, D. Rodrguez Batista,
R. Oviedo Prieto, A. Llanes Sosa, B.
Snchez Oria y E. A. H. Wallace. 1996.
Winter Surveys of Forest-Dwelling
Neotropical Migrant and Resident Birds
in Three Regions of Cuba. Condor
98:745-768.


Weltzin, J. F., R. T. Belote, L. T. Williams, J.
K. Keller y E. C. Engel. 2006. Authorship
in ecology: attribution, accountability,
and responsibility. Frontiers in Ecology
and the Environment 4:435-441.


Dendroica chrysoparia Golden-cheeked Warbler
Foto por el Texas Department of Parks and Wldlife


Zeledonia 12: 1 Junio 2008











Redescubrimiento de Dendroica chrysoparia en Nicaragua

S. Morales1, A. Martnez-Salinas2, W J. Arendt3, y M. A. Trrez3
1Fauna y Flora International-Programa Nicaragua
(salvadora.morales@fauna-flora.org)
Reparto San Juan Casa 567
Managua. Nicaragua
2
CATIE Escuela de postgrado
(amartinez@catie.ac.cr.)
Enitel Central 1/ cuadra al norte
Casa # 518, Masaya, Nicaragua
3Servicio Forestal Federal de los Estados Unidos
y el Instituto Internacional de Dasonoma Tropical
San Juan, Puerto Rico
(warendt@fs.fed.us) (marvtorrez@ yahoo.com);
Estacin de Investigaciones,
Sabana, HC 2, Buzn 6205, Luquillo, PR 00773;
y (MAT);
Barrio La Fuente, Escuela Normal
4 cuadras al Este, cuadra al Sur
*Cumpliendo con el consejo de la Sociedad Ecolgica de Amrica (Weltzin et l. 2006)
de clarificar la autora, es decir, las contribuciones y responsabilidades de cada autor,
ofrecemos la siguiente nota aclaratoria: Adems de ser una de las dos primeras personas
en observer dicha especie en Nicaragua despus de ms de un siglo, SM escribi el
primer borrador y edit various de los siguientes borradores. AM-S fue la otra persona que
observ dicha especie por primera vez despus del largo intervalo; tambin, edit various
borradores. WJA observ la especie dos veces, escribi el primer resume y aadi/quit
texto a todas las secciones en el primer borrador, edit en totalidad todos los borradores,
y sigui el process de publicacin. MAT ha visto la especie dos veces, y edit various de
los borradores.

RESUME
Despus de un lapso de ms de 100 aos, se redescubri Dendroica chrysoparia en
Nicaragua. El 3 de abril del ao 2002 un macho, quien formaba parte de una bandada
mixta, fue observado en el cafetal orgnico de la Reserva Silvestre Privada de Nebliselva
el Jaguar (1313'43.32" / 8603'08.88"). Posteriormente se han llevado a cabo varias
observaciones de esta especie en la misma reserve y en otras reas del pas. La mayora
de nuestras observaciones fueron realizadas en bosques latifoliados con presencia de


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Redescubrimiento de Dendroica chrysoparia en Nicaragua


roble, lo que coincide con las caractersticas de esta especie en el neotrpico. Cabe
mencionar que los sitios de observacin se encuentran relativamente cerca de bosques
de pino-encino, descrito como el principal habitat de esta especie durante su perodo de
migracin.
La Dendroica chrysoparia es una de las species migratorias ms amenazadas de la
region (Ladd et l. 1999). Se reproduce en un rea bien pequea y fragmentada de Texas e
inverna principalmente en la eco-regin del bosque de pino-encino que se extiende desde
el Sur de Chiapas hasta el norte de Nicaragua (Rappole et l. 2000). El primer registro de
D. chrysoparia en Nicaragua se report en 1891, cuando dos individuos fueron colectados
(Salvin y Godman 1892). An se desconoce la localidad especfica, pero se cree que fue
en el Departamento de Matagalpa. Desde entonces no haba nuevas observaciones de
esta especie en Nicaragua, lo que llev a diferentes studios y publicaciones recientes
en pases vecinos a sugerir un cambio en la distribucin de D. chrysoparia, y donde
se limitaba su rango desde el sur de Chiapas hasta Honduras, y se mencionaba una
densidad pobre para la zona correspondiente al norte de Nicaragua (Rappole et l. 1999,
2000). Sin embargo desde el 2002 hasta la fecha se han realizado diversas observaciones
casuales; incluso, existen registros recientes de observaciones de esta especie en Costa
Rica (AOCR 2008). Estas observaciones indican la presencia constant de esta especie
en el pas y la necesidad de investigaciones sobre el uso de habitat de invierno por esta
especie y definir acciones que conlleven a la conservacin del bosque de pino-encino y
por ende de esta especie en peligro de extincin.
Palabras claves: Dendroica chrysoparia, Nicaragua, pino-encino, redescubrimiento


Observaciones en la Reserva
Silvestre Privada de Nebliselva el
Jaguar
La Reserva Silvestre Privada de
Nebliselva El Jaguar forma parte del bioma
de las tierras altas de Centroamrica (Stotz
et l. 1996), clasificado como bosque
hmedo premontano (Holdridge 1967).
Es un bosque latifoliado con presencia de
rboles del gnero Quercus, principalmente
en el estrato emergente. Dentro de los
lmites de la reserve se encuentran reas
de cultivo de caf orgnico, manejados sin
sombra, pero bordeados de remanentes de
franjas de rboles del bosque nuboso de la
reserve.


La primera observacin despus de
111 aos, se realize el 3 de Abril del ao
2002, fecha en que Salvadora Morales
(SM) y Alejandra Martnez (AM) observaron
un individuo con plumaje de macho en el
Jaguar, Jinotega, Nicaragua (1313'43.32"/
86003'08.88"). Este individuo se encontraba
en una bandada mixta compuesta por
Wilsonia pusilla, Dendroica virens, D. fusca,
D. pensylvanica, Mniotilta varia, Vermivora
peregrina, Habia fuscicauda, entire otras
species. La bandada se mova entire los
rboles dispersos del cafetal y formaban
parte de una bandada migratoria de paso
hacia el norte.
El 4 de abril SM y AM observaron un


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








S. Morales, A. Martnez-Salinas, W J. Arendt, y M. A. Trrez


individuo solitario con plumaje de hembra
forrajeando en la parte baja del dosel de un
rbol del gnero Quercus. La observacin se
realize en un ecotono entire el bosque nuboso
y el cafetal orgnico, donde predominan
los gneros Quercus y Ficus. Observaron
al individuo por aproximadamente 10
minutes, diferencindose de D. virens por
la ausencia de amarillo en la parte baja del
abdomen cercana a la cloaca y la banda del
ojo menos ancha.
La siguiente observacin dentro de la
reserve se realize el 21 de diciembre del
2004 por Marvin Trrez e Iris Gonzlez, en
el borde del cafetal y la ribera del riachuelo.
Observaron una hembra forrajeando
entire una bandada mixta que se mova
principalmente en el borde del caf. Se
observ en un rbol de Inga a unos 7 m
de altura. Entre las species que formaban
la bandada mixta se encontraban Piranga
rubra, Myiarchus tuberculifer, Dendroica
pensylvanica, Wilsonia pusilla, Dendroica
virens, Mniotilta varia, Vireo solitarius y
Parula pitiayumi.
El 24 de enero del ao 2006, WJA
observ un individuo con plumaje de macho
en un ecotono entire el bosque nuboso y el
cafetal orgnico, en la parte media del dosel
de un rbol de hojas anchas. El individuo
forrajeaba en las parties distales de las
ramas a 6-7 m de altura, y formaba parte de
una bandada mixta, acompaada de Parula
pitiayumi, Mniotilta varia y Dendroica virens.
El 8 de marzo del ao 2006, WJA observ
un individuo con plumaje de macho en el
borde de un sendero y rboles latifoliados
a 300 metros de la estacin de anillamiento
dentro del bosque nuboso. El individuo


estuvo a metro y medio de dos machos de
Wilsoniapusilla en el dosel medio a 5 metros
de altura. En ambos casos estos individuos
se identificaron por su flanco blanco con
manchas oscuras, el vientre y rea cloacal
blanca, garganta negra, una lnea fina
negra que extenda desde los lores hasta
la nuca y la aurcula amarilla inmaculada,
sin ninguna traza de verde oliva (u oscura),
obvia en otras especias de este complejo
de "superespecies" (Rising 1988).

Otras observaciones en el norte del
pas
En noviembre del 2002, J. P. Kjeldsen
observ dos individuos en "bosque de
altura", uno por da, el 23 y el 26 del mes en
una zona de bosque latifoliado en Dipilto,
Nueva Segovia (Kjeldsen 2003). El 15 de
Noviembre del 2006, cerca de Mozonte,
Departamento de Nueva Segovia, Marvin
Trrez, David King y Sandra Hernndez
observaron un macho en el borde del camino
de bosques de pino-encino. El ave estuvo
forrajeando entire una bandada mixta en un
rbol de roble-encino. Entre las species
que conformaban la bandada se encuentran
Piranga rubra, Myiarchus tuberculifer,
Dendroica pensylvanica, Wilsonia pusilla,
Dendroica virens, Vireo solitarius, Parula
pitiayumi, Certhia americana, Carduelis
notata, Dendroica occidentalis y Myioborus
pictus.
Las observaciones realizadas tanto en
Dipilto como en Jaguar fueron en bosques
latifoliados, con la presencia de rboles
dispersos de roble. Las observaciones de
D. chrysoparia han sido registros casuales
en el caso del Jaguar. Por lo general, se


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Redescubrimiento de Dendroica chrysoparia en Nicaragua


han logrado observer individuos solitarios,
registrndose dos individuos como mximo,
lo que coincide con las caractersticas de
esta especie en el geotrpico (Rappole
et l. 1999). El habitat preferencial de
Dendroica chrysoparia son los bosques de
pino-encino (Rappole et l. loc. cit., 2000).
Jaguar est ubicado entire 5 y 8 kilmetros
de distancia de bosques de este tipo, lo cual
hace possible observarles eventualmente en
los bosques nubosos.
Es de notarse que los registros realizados
en el mes de abril del ao 2002 correspondent
a las fechas cuando la mayora de las aves
migratorias se encuentran de paso por la
Reserva en su viaje hacia el norte. En el
caso de las observaciones de J. P. Kjeldsen,
tambin se realizaron en bosque nuboso,
que se encuentra relativamente cercano
a la cordillera Dipilto-Jalapa, donde se
encuentra concentrado un buen remanente
del habitat potential de D. chrysoparia en
la zona norte de Nicaragua. Consideramos
que la falta de registros de D. chrysoparia
se debe principalmente a la ausencia de
investigaciones en los habitats potenciales
y estos registros son una clara evidencia de
ello.
Sugerimos que en el future se enfoquen
los esfuerzos en monitorear las reas
potenciales para la estada internal de
la especie, al igual que la ejecucin de
programs de monitoreo peridicos que
arrojen mayor informacin sobre el uso del
habitat por parte de la especie. Por otro lado,
tambin es important realizar studios en
torno al habitat potential de la especie en
la zona norte de Nicaragua, de tal manera
que se logre obtener informacin sobre el


estado de conservacin de este habitat,
amenazas presents y potenciales y
futuras medidas de mitigacin y proteccin
que puedan permitir la conservacin de la
especie a largo plazo.

Agradecimientos
Agradecemosalprogramade Importancia
para las Aves de la Fundacin Cocibolca,
que brind la oportunidad de realizar la fase
de campo del primer report. A la familiar
Durriaux-Chavarra, por las faciliades
de hospedaje y alimentacin brindadas
en estos aos de trabajo de campo en la
Reserva Privada El Jaguar. Este trabajo
fue auspiciado por el Instituto Internacional
de Dasonoma Tropical del Servicio
Forestal Federal de los Estados Unidos
de Amrica, y USAID/Nicaragua PASA No.
524-P-00-07-00007-00, Conservacin y
Turismo en Cuencas Crticas.

Referencias
AOCR. 2008. Lista Oficial de las Aves de
Costa Rica. Asociacin Ornitolgica de
Costa Rica. www.avesdecostarica.org
Holdridge, L. R. 1967. Life Zone Ecology.
Rev. ed. San Jos, Costa Rica: Tropical
Science Center.
Kjeldsen, J. P. 2003. Estudio sobre la
diversidad de aves en fincas de caf bajo
sombra en Nueva Segovia. Informe para
UNAG-Nueva Segovia. Consultado en
lnea: http://www.bio-nica.info/Biblioteca/
Kjeldsen2003.pdf. 7 Diciembre 2007.
Ladd, C., y L. Gass. 1999. Golden-cheeked
Warbler (Dendroica chrysoparia), The
Birds of North America Online (A. Poole,


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








S. Morales, A. Martnez-Salinas, W J. Arendt, y M. A. Trrez

ed.). Ithaca: Cornell Lab of Ornithology; Retrieved from the Birds of North America
Online: http://bna.birds.cornell.edu/bna/
Rappole J. H., D. I. King, y W. C. Barrow, Jr. 1999. Winter ecology of the endangered
Golden-cheeked Warbler. Condor 101:762-770.
Rappole J. H., D. I. King, y P. Leimgruber. 2000. Winter habitat and distribution of the
endangered Golden-cheeked Warbler (Dendroica chrysoparia). Animal Conservation
2:45-59.
Rising, J. D. 1988. Phenetic relationships among the warblers in the Dendroica virens
complex and a record of D. virens from Sonora, Mexico. Wilson Bulletin 100:312-316.
Salvin, O. y F. D. Godman. 1892. On a collection of birds from Central Nicaragua. Ibis
4:324-328.
Stotz, D. F., J. W Fitzpatrick, T. A. Parker, y D. K. Moskovits. 1996. Neotropical birds:
ecology and conservation: Chicago: Chicago University Press.
Weltzin, J. F., R. T. Belote, L. T. Williams, J. K. Keller y E. C. Engel. 2006. Authorship
in ecology: attribution, accountability, and responsibility. Frontiers in Ecology and the
Environment 4:435-441.


Avistamiento de la Garza del Sol (Eurypyga helias
Aves: Eurypygidae) en el Ro Grande de San Ramn, Costa Rica

Cindy Rodrguez Arias
Ismael Guido Granados
Seccin de Biologa, Sede de Occidente
Universidad de Costa Rica
cindyelena@gmail.com
ismaelguido@gmail.com
La garza del sol es una especie que prefiere quebradas rocosas de curso rpido, aunque
a veces se encuentra en bancos arenosos de ros, quebradas de curso lento o pozos en
los pantanos, generalmente en reas boscosas, donde se alimenta de ranas pequeas,
camarones de agua dulce, cangrejos e insects del agua (Stiles y Skutch 2007).
Es una especie resident poco comn, cuyo nmero est disminuyendo debido a la
prdida de su habitat por la deforestacin, razn por la cual est considerada dentro del
Reglamento de la Ley de Conservacin de la Vida Silvestre (MINAE 2005) como una
especie en peligro de extincin, por lo que est protegida por esta ley y la Ley Orgnica
del Ambiente.
Segn Stiles y Skutch (2007) y Garrigues y Dean (2007), la distribucin de esta


Zeledonia 12: 1 Junio 2008







Avistamiento de la Garza del Sol (Eurypyga helias
Aves: Eurypygidae) en el Ro Grande de San Ramn, Costa Rica


especie en Costa Rica incluye las faldas de
montaas y bajuras aledaas de la vertiente
del Caribe y del sur de la vertiente Pacfica
hasta Quepos. Por otro lado, Alvarado et
al. (2001) amplan su rango de distribucin
hasta la Angostura de San Ramn de
Alajuela a una altura de 450 m.s.n.m.
Ms recientemente, el 15 de diciembre
de 2007, a las 17:30, los autores observaron
un individuo adulto de Eurypyga helias a
orillas de ro Grande, en San Ramn de
Alajuela (100 4' 50" N y 840 27' 30" 0, 1015
msnm), cien metros ro abajo del puente
de la carretera Interamericana tambin
conocida como Calle Vieja. La observacin
fue por un lapso de 15 minutes, en el cual
se le observ desplazndose entire las
rocas en busca de alimento y finalmente
se le vio alzar vuelo ro abajo. Esta result
ser una observacin no esperada para la
zona, ya que no est dentro del rango de
distribucin reportado en la literature y en
ms de un ao de monitoreo de aves en
San Ramn por parte de los autores, esta


Eurypyga helias Sunbittern Foto por Elidier
Vargas


fue la primera y nica ocasin que se ha
visto esta especie.
Es important resaltar que, aunque
Garrigues y Dean (2007) indican que esta
especie slo se encuentra en bosques de
galera, en ros de corrientes lentas en
zonas bajas y pantanos, en esta ocasin se
le observ en una zona con poca vegetacin
riparia y rodeada de tacotales.
Segn Alvarado et al. (2001), dado el
estatusdeconservacinyeldesconocimiento
acerca del tamao poblacional y el nmero
de parejas existentes en la actualidad, este
tipo de avistamientos son importantes para
process de conservacin y monitoreo,
especialmente considerando los altos
niveles de contaminacin del Ro Grande
debido a la presencia de dos beneficios
de caf en sus mrgenes y el creciente
desarrollo urbanstico.

Referencias
Alvarado, G., G. Herrera y S. Hidalgo.
2001. Ampliacin del mbito de
distribucin de la garza del sol Eurypyga
helias (Aves: Eurypygidae) en
Costa Rica. Brenesia. 55-56: 147
Garrigues, R. y R. Dean. 2007. The Birds of
Costa Rica: a Field Guide. Zona Tropical.
China. 387 pp.
Ministerio del Ambiente y Energa
(MINAE). 2005. Reglamento a la Ley de
Conservacin de la Vida Silvestre. Diario
Official La Gaceta. 180: 6-25.
Stiles G. y A. Skutch 2007. Gua de aves de
Costa Rica. Cuarta edicin. InBio. Santo
Domingo de Heredia, Costa Rica. 680
PP.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008










COMUNICACIONES


Avistamientos de Vanellus chilensis en Esterillos


Walter Coto

La presencia del Vanellus chilensis en las costas del Pacfico costarricense no es nueva.
De hecho, en mi primera gira con la AOCR a Carara hace various aos, fuimos a Playa
Hermosa para ver esta ave, que recientemente haba sido avistada all. No hace much lo


vimos de nuevo en una gira de la AOCR a
los manglares del Trcoles, y me comenta
Ghisselle Alvarado, del Museo Nacional,
que hay reports en los alrededores del
-*M Ro Tuln, en Esterillos Oeste un poco al
noroeste de Punta Judas.

- : A pesar de lo antes dicho, nunca haba
-encontrado al V. chilensis en Esterillos
- Centro, lugar que visit con bastante
-3 frecuencia. El 1 de marzo del 2008 hice una
visit al Estero Tigre (GPS N 09.31.770 W
' 84.28.557) y vi a un individuo en un playn


Vanellus chilensis Southern Lapwing
Fotos por Walter Coto


Zeledonia 12: 1 Junio 2008


~;;~"
.......;;ilL1i*F~I
"~-~~"rlck""l~IL*I*i~~
""'~'
.'~i~ ;ir,,~rrl*~ii ;;; := ...
'''I?~'
1~
--------1iClir
;;;~
-I

";~ie
TI
il--
-L 1
i. J'








Avistamientos de Vanellus chilensis en Esterillos

del estero. Estuvo caminando por ah L .
por algunos minutes y luego vol a un
potrero que colinda con el estero. All lo -,. .:
pude ver por various minutes ms, antes
de que alejara. Mostr las fotografas .
que le tom a algunos pobladores,
que en otras ocasiones han mostrado
inters y capacidad de observacin
de las aves del lugar, y ninguno indic
haber visto esa ave en la zona.
Ese mismo da por la tarde fuimos
a unas lagunas ubicadas cerca del ,
kilmetro 83 de la Costanera Sur t '
(GPS N 09.32.185 W 84.27.150), que.,
usualmente reciben a una cantidad i
de aves de playa, y que nos agrada
revisar cuando vamos a Esterillos. En
esta ocasin pudimos observer a dos
individuos de Vanellus chilensis, caminando en la orilla y alimentndose,junto con una buena
cantidad de otras aves: Ardea alba, Platalea ajaja, Egretta thula, Himantopus mexicanus,
Dendrocygna automnalis, actitis macularia, Egretta caerulea y Jacana spinosa.
Al da siguiente, 2 de marzo, por la maana caminamos mi esposa Ruth y yo por la
playa, y al regresar fuimos a revisar nuevamente los playones del Estero Tigre, donde es
frecuente avistar una interesante variedad de aves de litoral. Nuevamente encontramos
a un individuo del Vanellus chilensis, exactamente en el mismo lugar en que haba visto
uno la tarde anterior. Su comportamiento fue muy similar, buscando alimento en la orilla
del estero por un rato y luego vol al potrero colindante, donde se le vio caminando por un
rato antes de volar fuera de la vista.
Me pareci interesante reporter estos tres avistamientos porque no he tenido informes
de su presencia en este lugar antes, tal vez por no ser una playa visitada por grupos de
turistas, en que los guas podran reporter avistamientos, ya que est entire dos polos
tursticos: Jac y Manuel Antonio.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008











Piapia depredadora

Felipe Lpez
felio@yahoo.com
Quiero comentar una situacin que observ el 23 de marzo en el Bajo de Cervantes
de Cartago como a las 8:30 de la maana. Volva de la pajareada de rigor y de repente
vi pasar una Piapia (Cyanocorax morio, Brown Jay) con algo en el pico. Lo primero que
pens fue que llevaba material para nido. Cuando la pude observer mejor, me di cuenta
que lo que llevaba era un pichn, posiblemente de Zenaida asitica segn Csar Snchez.
Vi comer durante unos minutes y luego vol fuera de mi alcance. Stiles y Skutch (2003,
391) menciona que "ocasionalmente saquean nidos de aves ms pequeas", pero nunca
lo haba observado.

Referencia
Stiles, G. y A. F. Skutch. 2003. Gua de Aves de Costa Rica. Santo Domingo de Heredia:
INBio.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008









Piapia depredadora


Zeledonia 12: 1 Junio 2008











Artculos recientes de miembros de la AOCR y otros,
acerca de la avifauna costarricense

Beadle, D.W. 2008. Depscription of nest and parental behavior of the Bar-crowned Antbird
(Gymnochichla nudiceps). Ornitologa Neotropical 19:153-156.
Boyle, W. A. 2008. Can variation in risk of nest predation explain altitudinal migration in
tropical birds? Oecologia 155:397-403.
Cornelius, C., K. Cockle, N. Politi, I. Berkunsky, L. Sandoval, V. Ojeda, L. Rivera, M. Hunter
Jr., y K. Martin. 2008. Cavity nesting birds in neotropical forests: cavities as a potentially
limiting resource. Ornitologa Neotropical 19: 253-268
Chassot, O., G. Monge-Arias, L. Sandoval, J. E. Sanchz, J. Criado-Hernandez, O. Vargas-
Ramirez, D. McClearn, J. Rojas, R. Arguedas-Porras, J. Rodrguez-Matamoros y Y.
Matamoros. 2007. Evaluacin rpida del estado de conservacin de los psittacidos de
Costa Rica. Mesoamericana 11(2):70-77.
Escalante, I. y L. Sandoval. 2007. Primeros registros de Sula sula (Pelecaniformes:
Sulidae) cerca de la costa del Pacfico Norte y el Caribe de Costa Rica. Boletn SAO
17:138-140.
Matuzak, G.D., M. B. Bezy y D.J. Brightsmith. 2008. Foraging ecology of parrots in a
modified landscape: seasonal trends and introduced species. The Wilson Journal of
Ornithology 120 (2):353-365.
Oostra,V., L.G.L. Gomes y V. Nijman. 2008. Effects of deforestation on the abundance
of restricted-range bird species in a Costa Rican cloud forest. Bird Conservation
International 18:11-19.
Riehl, C. 2008. Communal calling and prospecting by Black-headed Trogons (Trogon
melanocephalus). The Wilson Journal of Ornithology 120 (2):248-255.
Sandoval, L. 2007. Nueva localidad para Mionectes oleagineus (Tyrannidae: Aves) en
Costa Rica. Brenesia 67:77.
Sandoval, L., E. Biamonte yA. Solano-Ugalde. 2008. Previously unknown food items in the
diet of six neotropical bird species. The Wilson Journal of Ornithology 120:214-217.
Wilson, S., K. A. Hobson, D.M. Collister y A.G. Wilson. 2008. Breeding destinations and
spring migration patterns of Swainson's Thrush (Catharus ustulatus) at a Costa Rican
Stopover Site. The Auk 125 (1): 95-104.


Zeledonia 12: 1 Junio 2008


























































Thamnophilus doliatus Barred Antshrike
Foto por Randall Ortega


Zeledonia 12: 1 Junio 2008








Contenido (continuacin de la portada)


Piapia depredadora
Felipe Lpez ................................... ......... 38
Artculos recientes de miembros de la AOCR y otros, acerca de la
avifauna costarricense ................. ................... 40


El contenido de los artculos es la responsabilidad de cada author
y no necesariamente represent la posicin de la AOCR.


Eurypyga helias Sunbittern Foto por Juan Pablo Elizondo


Zeledonia 12: 1 Junio 2008









La AOCR es una organizacin abierta a todo pblico. El perfil del
asociado/a es muy simple: ser amante de la naturaleza y tener deseos de
aprender sobre las aves.
Cuota annual (enero-diciembre):
Socio regular c 6000
Socio estudiante c 3000
Puede cancelar personalmente en una charla de la AOCR o puede depositar la cuota en
la cuenta de la asociacin en el Banco Nacional de Costa Rica, segn la informacin en el
cuadro. Despus, enve por fax al nmero 278-1564 el comprobante del depsito, adems
de los datos personales: nombre, apellidos, direccin electrnica y postal, telfono y
nmero de cdula.


Tipo de cuenta
Corriente


Moneda
Colones


Oficina
061


Cuenta
000492


Dgito
5


Junta Directiva
Dr. Alexander F. Skutch, Presidente Asociacin Ornitolgica de Costa Rica
honoraria, n memoram APDO 2289-1002, San Jos, Costa Rica
honorario, In memorial
Roy H. May, Presidente http://www.zeledonia.org
http://BirdsofCostaRica.org
Walter Coto C., Vicepresidente http://www.avesdecostarica.org


Paola Caldern, Secretaria
Heriberto Cedeo C., Tesorero
Juan Pablo Elizondo, Primer Vocal
Nancy Orias, Segundo Vocal
Michel Montoya, Tercer Vocal
Diego Baudrit C., Fiscal







El Boletn Zeledonia se public
semestralmente: junio y noviembre. Se
distribuye a la membresa de la AOCR y
por solicitud a bibliotecas y organizaciones
afines.


La Asociacin Ornitolgica de Costa
Rica (AOCR) fue fundada en 1993 para
investigar, divulgar y promover diversas
actividades que difundan el conocimiento de
la avifauna costarricense, y contribuyen a la
conservacin de las poblaciones silvestres
y sus respectivos habitats.
La AOCR ofrece una charla a las 6:30
p.m. de cada segundo martes en el Museo
Nacional y una gira el domingo siguiente.


Los artculos de Zeledonia estn
indexados por OWL (Ornithological
Worldwide Literature) birdlit.org.


Impreso en San Jos, Costa Rica

















































o
00






cm
410
U,





Co

U0
ur
<1<0




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs