• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Copyright
 Main














Title: Cubile
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00098690/00001
 Material Information
Title: Cubile
Physical Description: Serial
Publisher: Grupo Musarana
Place of Publication: Coro, Venezuela
Publication Date: July-August 2007
Copyright Date: 2009
 Record Information
Bibliographic ID: UF00098690
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Downloads

This item has the following downloads:

Cubile01 ( PDF )


Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Copyright
        Copyright
    Main
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
Full Text

Afio 1 N 1
Julio-Agosto
2007


ENSAYO: (Pig. 1)
"PSIQUE-SUCCIO6
E IMPLANTS EN
EL CUERP.O'k '
DESHABITADO" "
Dra. Yolanda Ng Lee i,


LA REVISTA

CUENTOS:
L"Las.hormigas de
r ^mi patio"
Neida Gonzdlez
(P ag. 6)

"Ya no le describes
cartasta Osiris"
Nestor Ran'gel
J (Pag. 19)


f"V7 I -contra la mala hora,
n el martillo dando compaiiero
3 a compartir las sombras.
..- A/ Primera

I1OOOBSI


-Jenny


MDEPENOENIE







C.ubile-cubilis: Sustantivo
neutro. Lecho, cama; dormitorio; mo-
rada; nido; guarida, madriguera.
---------------------------------------------------
Bien hecho en Santa Ana de Coro,
Falc6n-Venezuela

Anio 1, no 01,
Julio-Agosto 2007
Dep6sito legal: pp200702FA2591


Directorio:

Director: Ennio Tucci
Editora: Jenifeer Gugliotta

Consejo editor:
- Jenifeer Gugliotta
- N6stor Andr6s Rangel
- Mariana Chirino
- Jos6 Salvador Aldama
- Marina Lugo
- Ennio Tucci

Disefio, diagramaci6n y montaje:
- Mariana Chirino
- Ennio Tucci

Participaron en este nfmero:
-Dra. Yolanda Ng Lee (Pag.1)
-Neida Gonzalez (Pag.6)
-N6stor Rangel (Pag.9)
-Ennio Tucci (Pag.io; Img. Pag.2y3)
-Marina Lugo (Pag.12)
-Jenifeer Gugliotta (Pag.13)
-Emilio Peniche (Pag. 11; Img.
Pag.5)
-Mariana Chirino (Img. Portada,
Pag. 7 y 8)

Impresi6n: ODARNOC Producci6n
Independiente-Editores

Direcci6n:
Barrio Chimpire, calle Purureche,
casa no 87 <>. Coro.
Falc6n. Venezuela.
Telf.: 0414-0589717
Correo electr6nico:
edicionesmadriguera@yahoo.es
P&gina Web: http://odarnoc.ya.st

HECHO EL DEPOSIT DE LEY


Editorial
Debe quedar claro: < intento....
Para nadie es un secret que la
mayoria de las propuestas editoriales
surgidas en el pais a finales del Siglo
XX, han sido auspiciadas por el
estado. Sin embargo, existe una
distancia creciente entire la masa
popular y las piginas de dichas
publicaciones, tal vez causado por el
nivel cultural de nuestro pueblo, el
analfabetismo (hoy, medianamente
superado), y los factors
correspondientes al mercado (la
oferta y la demand) de products de
este tipo. Asi llegamos a tener una
Revista Nacional de Cultura
empolvindose en las librerias y
bibliotecas de todo el pais; y un
aparato editorial en manos de algunas
Mlites a quienes se les asignaba el uso
exclusive de los recursos (igual,
medianamente superada).
En nuestro caso, ya hemos
experimentado con Lugar de encuentro literario, que
tard6 un afio para lograr que nuestros
conciudadanos se entusiasmaran a
enviar sus textos y participar. Textos
e im~genes de todo tipo, que
provienen de la masa popular y
demuestran los deseos de participar
en estos nuevos espacios. Espacios
que hemos defendido durante much
tiempo a pufio limpio.
Esta vez, la propuesta viene del
otro lado, de esa sociedad que se
neg6 a ser civil: del barrio.
No venimos a pedir la palabra, LA
ESTAMOS TOMANDO POR ASALTO.
Esta es una Revista de la masa
para la masa.
m nnio T-ucci





Ensayo


F51Q0 _E-5UCCION E_
IMPLANTEL5 ElN EL
CUIRKFO DL5HMA51TADO

ror Dra. Yolanda Ng Lee
Correo: qnglee@fisica.ciens.ucv.ve


Una de las dimensions del ser que
hoy en dia ha sido mis profanada,
ignorada o rechazada es el cuerpo.
El cuerpo human se trata como
una "cosa mirs", donde se consider
que puede ser moldeado a "imagen y
semejanza" de lo que dicta el filtimo
grito de la moda. Los medios de co-
municaci6n nos presentan una enor-
me cantidad de centros dedicados a
transformar "los patitos feos en cis-
nes": Se induce a desear cuerpos de
determinados tamafios, con una cier-
ta forma o estatura o que encajen con
un determinado estereotipo. Los
cuerpos son sometidos a numerosas
intervenciones quirfirgicas,
liposucciones, implants, tratamien-
tos, etc. En los gimnasios los cuerpos
se sobre-ejercitan para que se deli-
neen los mrnsculos del cuerpo, mien-
tras que los mfisculos psiquicos se de-
bilitan y atrofian por la angustia y
la ansiedad, porque la sensaci6n de


rechazo y
vergiienza
viene acorn- ....
pafiada de un inmenso dolor psiqui-
co: el cuerpo deshabitado, el cuerpo
no reconocido y no aceptado, lo que
corresponde a la imposibilidad de ins-
talarse en la propia existencia como
algo irreductiblemente personal, lo que
significa estar continuamente empu-
jado al limited del no ser1.
A los alumnos en la escuela, se les
ensefianza como si fueran mentes
desencarnadas, es una ensefianza
racional, lleno de palabras y
concepts pero ignora, ademis del
cuerpo, sociedad, naturaleza,
imagen o emoci6n. Ademirs, si en la
ensefianza lo mis important no es
c6mo former, sino c6mo sentir, debe
haber un cambio de paradigma del
"Pienso, luego existo" a "Siento,
experiment conscientemente,
imagine, deseo, luego existo".


En los cuerpos no hay ningun "tiene que ser".
Lo important no es el tamahio, la forma o los afios y ni siquiera el
hecho de tener un par de cada cosa, pues algunos no lo tienen. Lo
important desde el punto de vista salvaje es si el cuerpo siente, si
tiene una buena conexi6n con el placer, con el coraz6n, con el alma,
con lo salvaje. dEsfeliz y estd alegre? Puede moverse a su manera,
bailar, menearse, oscilar, empujar?
Es lo Pnico que importa.
Clarissa Pinkola Est6s2





Ensayo


Una de las dimensions del ser que hoy en dia ha
sido mis profanada, ignorada o rechazada es el cuer-
po. El cuerpo human no s6lo es rebajado al nivel de
cuerpo animal, ni siquiera al de "miquina", el cuerpo
se trata como una "cosa mdis", podriamos decir que
ha sido "cosificado", donde se consider que puede
/ j ser moldeado a "imagen y semejanza" de lo que dicta
/ J el 61timo grito de la moda. Se induce a desear
cuerpos de determinados tamafios, con una cierta
forma o estatura o que encajen con un determinado
estereotipo. La cultural exalta a copiar el "cuerpo es-
belto" de models en las pasarelas, el de hombres
"metrosexuales", a mantener expresiones y postu-
ras "acorde con".
La publicidad a trav6s de la prensa y revistas nos
present una enorme cantidad de centros dedica-

Numerosos programs de television muestran,
con lujos de detalles, los procedimientos para trans-
formar y "rejuvenecer" a las personas. Las j6venes
quinceafieras piden como regalo de cumpleafios im-
plantes, en lugar de fiestas o viajes. Cada dia mis
personas, mujeres y hombres, j6venes y no tan
j6venes, se someten a estos tratamientos que asegu-
ran la corporeidad deseada, la fuente de la juventud
eterna y con ello, la felicidad buscada.
De manera que, los cuerpos son sometidos a nu-
merosas intervenciones quirfirgicas, liposucciones,
implants, tratamientos antiarrugas, en "centros de
belleza" que muchas veces no estin acondicionados para afrontar las
complicaciones de una operaci6n quirirgica. En los gimnasios los
cuerpos se someten a intensas jornadas de ejercitaci6n y sobre-
ejercitaci6n para que se delineen los misculos del cuerpo, mientras
que los misculos psiquicos se debilitan y atrofian por la angustia y la
ansiedad, porque la sensaci6n de rechazo y vergiienza viene acom-
pafiada de un inmenso dolor psiquico.
Se ensefia a odiar nuestros propios cuerpos, rostros o edad, y con
ello, se nos esti privando del deseo, de la vida creative, la alegria del
poder del cuerpo. Se ensefia que se tiene el cuerpo desagradable,
Aldo Carotenuto' en su libro "Amar traicionar" sefiala : "el cuerpo
deshabitado, el cuerpo no reconocido y no aceptado, lo que corres-
ponde a la imposibilidad de instalarse en la propia existencia como





o'fsique-succi6n e implants ... >


algo irreductiblemente personal, lo que sig-
nifica estar continuamente empujado al limited
del no ser".
Ya Descartes (y antes que 61, Plat6n), habia
establecido una distinci6n rigurosa entire cuerpo
y espiritu, definiendo al hombre con la afirma-
ci6n del "pienso, luego existo", y esta concepci6n
sigue vigente: a los alumnos en la escuela, se les
ensefianza como si fueran mentes desencarnadas,
ignorando el cuerpo, es una ensefianza racional
cuyo saber esti lleno de palabras y concepts pero
ignora, ademis del cuerpo, sociedad, naturaleza,
imagen o emoci6n. C. A. Byington3 sefiala: "...la
pedagogia predominantemente racional estd li-
mitada y aprisionada. Alumnos con su cuerpo
generalmente inmovilizado en sillas, escuchan-
do hablar de cosas que no pueden ver, tocar, oler,
oir, degustar, amar u odiar. Alumnos oyendofra-
ses exclusivamente 16gicas, despojadas de la
emoci6n, el placer, de lo hldico y de la dramati-
zaci6n existencial".
De esta manera se puede former un "Activista
del intelecto", que se olvida del cuerpo, que es
por donde fluye espontinea y naturalmente el
afecto, y suele compensar la desconexi6n del
cuerpo mediante una actividad intellectual
compulsive.
Se ensefia a ignorar la profunda y antigua "sa-
biduria del cuerpo", el enlace del cuerpo con la
naturaleza y su sometimiento a ella. Asi el rechazo a la naturaleza que
caracteriza la cultural modern va asociado a un rechazo al cuerpo
que genera no s6lo la enfermedad en el hombre contemporineo, sino
tambi6n una crisis mundial4.
ZTenemos un cuerpo o somos un cuerpo? MTiene sentido hablar de
un "yo" sin tomar en cuenta al cuerpo? ZSe puede cambiar esta actitud
respect al cuerpo, estas ensefianzas culturales a nivel personal? 4A
nivel colectivo?
Se propone una vuelta hacia la "sabiduria del cuerpo". En este pen-
samiento oriental, las concepciones personales estin basadas en la
conciencia de las sensaciones corporales, de modo que las concep-
ciones enraizadas en el cuerpo facilitan a su vez, la conciencia clara y
sostenida de las leyes naturales que actflan en el cuerpo. Esta clase de





Ensayo


conciencia es cualitativamente diferente de la comprensi6n inte-
lectual de la naturaleza.
El maestro zen Taisen Deshimaru4, llam6 pensamiento del cuerpo
a todo lo que estimula la aparici6n de la sabiduria del cuerpo, esto es,
la toma de conciencia del psiquismo ligada al cuerpo, la percepci6n
de las sensaciones, lo que da lugar a una profunda transformaci6n de
si mismo. Dice el maestro Deshimaru: "No debris ser conscientes con
vuestro cerebro, sino con vuestro cuerpo. El cuerpo va actuar en las
situaciones de la vida cotidiana respondiendo instintiva y espontd-
neamente para plantar cara a la situacidn". En japones el aprendiza-
je por el cuerpo se llama "Taitoku".
El trabajo psiquico orientado hacia una dinimica de auto acepta-
ci6n y autoestima individual, ayudaria a hacer possible el cambio de
actitud de la cultural. Clarissa Pinkola Est6s, sefiala que: "La alfombra
mdgica es un espl6ndido simbolo de valor sensorial y psiquico del
cuerpo natural...El cuerpo, por medio de su estado de excitaci6n, de
su conciencia y sus experiencias sensoriales % como, por ejemplo,
escuchar misica, oir la voz de un ser querido o aspirar los efluvios
de un aroma determinado % tiene el poder de trasladarnos a otro
lugar".
Por otra parte, si en la ensefianza lo mis important no es c6mo
former, sino c6mo sentir, debe haber un cambio de paradigma del
"Pienso, luego existo" a "Siento, experiment conscientemente, ima-
gino, deseo, luego existo".

Aldo Carotenuto, Amar, Traicionar
2 Clarissa Pinkola Est6s, Mujeres que corren con los lobos.
C. A. Byington. La construcci6n amorosa del saber.
4T.Deshimaruy Y. Ikemi, Zeny Autocontrol





o'ksique-succi6n e implanted ... >


Yolanda Ng Lee: Naci6 en Valencia, Estado Carabobo en 1954. Es
profesora de Fisica, jubilada de la Universidad Central de Venezuela,
Facultad de Ciencias, Escuela de Fisica. Coordin6 el Laboratorio de
Caracterizaci6n de Muestras Policristalinas. Durante 27 afios de servi-
cio continue, dict6 materials obligatorias del pregrado de la Licencia-
tura de Fisica y materials del postgrado. < tes en el cuerpo deshabitado>>: Ponencia presentada en el ler Co-
loquio de psicologia analitica < Junio 2006.




Cuento


"Las Mormigas de mi Patio"
For Necida GonzIez

Cuando contaba la edad de seis o siete afios me gustaba mu-
cho sentarme en el patio trasero de la casa, alli a la sombra del
arbol de naranjas veia el cielo, porque en 61 encontraba gran di-
versi6n... Si, en el cielo, porque a trav6s de 61 veia pasar con suma
rapidez innumerables imigenes que con blancos copos forma-
ban las nubes: caballos, sirenas, barcos, en fin, el cielo estaba
lleno de una inagotable fuente de aventuras de todo tipo.
Sin embargo no fue el cielo quien me obsequi6 el recuerdo
mis bonito que tengo de esa edad, sino que 6ste surgi6 miran-
do... al suelo...
Como ya dije contaba con seis o siete anfos y cuando mama se
sentia agobiada por los trabajos de la casa y por mis juegos in-
controlables en la sala de la misma, solia mandarme al patio
trasero, sinti6ndose tranquila porque sabia que ese sitio ejercia
un magnetismo especial en mi. Asi que me estaria tranquilo un
buen rato; el rato que ella necesitaba para organizer la casa y
todo lo que estuviera fuera de lugar.
En una de esas ocasiones que comparti en el patio trasero con
el naranjo, despu6s de much rato de contemplar el cielo senti
que el cuello me dolia much, entonces, me puse a flexionar un
poco. Mi cuello cansado giraba de un lado a otro y luego de arri-
ba abajo.
En un moment que bajaba el cuello por no se cuanta vez me
fij6 en una pequefia hormiga que paseaba cerca de mis pies y se
me ocurri6 una brillante idea iseguiria los pasos de la diminuta
criatura...!
Y asi lo hice, total mi cuello estaba cansado de tanto mirar
hacia arriba.
La hormiga en cuesti6n me fue llevando de un lado a otro en
el patio y sin darme cuenta ya no s61lo seguia los pasos del peque-
fio insecto, sino que por mi mente comenzaron a cruzar ideas de
lo que estaba haciendo o buscando el animalito.
iDe pronto! La hormiguita choc6 con una moneda que al-
guien habia tirado en el piso; una moneda de median tamafio...
La hormiga se qued6 asombrada ZQu6 podria hacer una hor-




o'Las hormigas de mi patio>>


MarianaChirino

miga con una moneda?
i Ya s6 comprar una casa... pero... en el mundo de las
hormigas no se compra con monedas... aunque... si podria cons-
truirla, una casa muy bonita y lujosa que las demis hormigas
envidiarian porque tendria piso de plata... Pero no. La moneda
estaba muy alejada de su aldea.
Quiso empujarla y no pudo -era muy pesada-. Quiso mor-
derla y estaba muy dura, miraba a los lados, la rodeaba pero al
parecer no se le ocurria alguna idea que le permitiera sacar pro-
vecho a la brillante moneda.
Tal vez (pens6) si no fuera egoista y la compartiera...
...recorri6 un trecho de regreso al naranjo, no sin dudar un
poco, hasta que encontr6 a otra hormiga, juntaron sus antenas y
ambas recorrieron un poco mis del camino, donde encontraron
otra hormiga y asi siguieron hasta que fueron muchas las hor-
migas en el camino.
Las hormigas chocaban, unian sus antenas, estaban alboro-
tadas... Y juntas caminaban en direcci6n al sitio donde un rayo
de sol, se reflejaba en la moneda.
Hacia rato que las hormigas rodeaban la moneda, estaban
quietas pensando quizas, que podrian hacer con ella... El sol se
habia ocultado, mami habia terminado la faena, asi que me lla-
m6 adentro de la casa, quise quedarme un rato mis con las hor-
migas pero mama insisti6 en que tenia que entrar.
Esa noche, ya en mi cama, listo para dormir me preguntaba




Cuento


S -- ZEQue habrin hecho las
hormigas con la moneda?
En mis suefios vi hormigas
bailando un vals sobre una
pista de iiplata!! ... que suefio
tan hermoso.
A la mafiana siguiente des-
pert6 muy emocionado y en
cuanto tuve oportunidad co-
Mariana Chirino rri al lugar donde estaba la
-f moneda. La moneda conti-
nuaba alli, pero ya no habian
hormigas.
Me senti algo desilusionado porque a las hormigas no se les
ocurri6 nada que hacer con ella, ni siquiera construir una pista
de baile. De repente pas6 por mi mente una nueva idea, tome la
moneda y fui a la bodega del pueblo. Me alcanz6 para dos cara-
melos; uno me lo comi, el otro lo tritur6 y lo arroj6 en el patio
trasero junto al arbol de naranjas donde ripidamente fueron apa-
reciendo las hormigas, que no tenian pista de baile, ni casa lujo-
sa, nada de esas cosas, pero estaban locas de felicidad mientras
cargaban cada una su pedacito
de caramelo... Y yo con mis seis
| o siete afiitos tuve muchas his-
torias que imaginar segfin el
rumbo y tamafio que tomaba
cada hormiga y su caramelo.
Historias que fueron dulces,
como el caramelo que me toc6
/I a mi.




Cuento


Ya no le Escribes Cartas a Osiris
Nestor Rangel
->>Ya no le describes cartas a Osiris>>...
La mujer dej6 caer la mirada sobre la figure de aquel hombre,
que bajo el sol inclemente continuaba en el mismo desierto de
afios anteriores.
Lejos se escrutaba un horizonte tardio de un medio dia caluro-
so mientras el viento arrastraba las palabras por sobre las can-
dentes arenas:
Ya no les describes cartas a Osiris..>> porque has encontrado
el norte que te guia fuera del desierto, pero debes de tomar en
cuenta que ain estis lejos del mar. Entre los juncos que bordean
el rio encontrards un barco en el que podris ir pero ten cuidado...
El hombre mir6 a su alrededor y lo vio todo envuelto en un
remolino de polvo.
Record en alg6n lugar distant del tiempo un amplio sal6n
donde various hombres estaban recostados en las paredes toman-
do cerveza, jugando bingo y oyendo m6sica de ranchera mien-
tras una muchacha de diecinueve afios, con el cabello largo y
negro, de piel blanca y figure esbelta, con los pies descalzos y un
vestido rojo; bailaba delante de todos.
cuando las horas en silencio pasaban,
las doce y media en un reloj se marcaban
mientras por ti mi alma agonizaba.>>
El hombre sigui6 caminando firme con la mirada puesta en el
horizonte mientras el eco de su voz repetia:
Ya no le describes cartas a Osiris...>>





N6stor Rangel: Nacido en Bocon6, Estado Tachira; falconiano
de coraz6n. Tiene much que contar y lo ha hecho, aunque la mayoria
de sus textos no hayan pasado el denso filtro que cubre la edici6n en
este pais. Ha vivido cada etapa de su vida y esti recopilado toda la
sabiduria que ha podido, a lo largo de su recorrido.





Poesia


Forque somos muu trigicos
Ior: .nnio Tucci

De nosotros se esperan los sonidos fuertes,
el sonar de la bacteria,
la resurrecci6n de los tambores,
el estruendo de lo electrico,
las llagas.
iLas flores dejaron de impresionar al mundo!
El hombre modern no se conmueve con lo majestuoso,
su latir se detiene ante la sangre,
lo visceral del poema es lo finico que puede llamarle a reflexi6n
El poema ha dejado de ser la rosa,
la mafiana en mi amada montafia,
el ocaso desde el puerto de La Vela.
Ahora se nos exige
socorro,
imigenes llenas del ocre,
vinos bien tintos,












Ennio Tucci: M6rida 1986. Reside en Coro desde Agosto de
2004. Integrante del Grupo Musarafia de Coro. Cursa la carrera de
Educaci6n menci6n Lengua, Literatura y Latin, en la UNEFM. Co-
editor de Madriguera Lugar de encuentro literario y co-autor
del libro artesanal > del Grupo Musarafia
(Noviembre de 2006).





Poesia


f'or: Lmilio Jrcnicbe


Cansado de caminos nunca andados
me detengo
mi sombra
me espera complaciente


Inmensidad que aterra
y sobrecoge mis ansias
de un por que
sin respuesta
un ave cruza un vacio
inexistente.


Emilio Peniche: Artista plastico falconiano. Docente de la Es-
cuela de Artes Plasticas < con mis de 40 afios en ejecicio
de su profesi6n.





Poesia


Emilto Penmche \ \

r r, Marina Lu.go
Aunque el cielo est6 de luto
y mi coraz6n arda en llamas,
mi pecho quiere gritarte
asi no pueda mirarte.
Mi respiraci6n se acelera,
la sangre que quema en las venas,
los pies ya no mantienen el equilibrio que llevan,
mis manos frias tiemblan,
pero todo mi ser se alegra,
de tenerte en frente,
de tenerte cerca,
pero aun asi no puedo hablarte,
mi voz ha quedado muda ante tu presencia,
yo s61lo sonrio,
y mis ojos brillan fuertes,
con la mirada dulce y tierna,
mientras mi coraz6n se devora en las llamas del fuego del
amor.


Marina Lugo: Valencia, Estado Carabobo, 1988. Integrante del
Grupo Musarafia de Coro, donde reside desde nifia. Ha publicado
en Madriguera Lugar de encuentro literario.
12





Poesia


for e n ife e r ugliotta

Mudo de piel cada veintiocho dias
al compis de la luna,
el destello de los m6danos en mi patio
alienta y conversa con mi alma.

Un dia antes me siento en sus piernas,
toco su rostro, le hablo
iquiero que me reconozca!
que no me olvide.

Le beso,
comunico a trav6s de una caricia
el significado del universe,
mafiana lo olvidaremos.

Mi esencia quedari.

iCada veintiocho dias mudo de piel!


NI I,\ 7 1P












Jenifeer Gugliotta: (Ocumare del Tuy, 1985). Coeditora de < driguera Lugar de Encuentro Literario>> y coautora del libro colecti-
vo > del Grupo Musarafia, al cual perte-
nece desde los inicios del mismo. Ha publicado en la revista < ciones>> de Barquisimeto y participado en mfiltiples recitales.










II PREMIO NATIONAL
UNIVERSITARIO DE
LITERATURE
Entre el 14 de mayo y el 28 de septiem-
bre los estudiantes de pregrado de las
universidades nacionales podrdn en-
viar a concurso sus obras literarias
Al igual que en el afio 2004, la Edi-
torial Equinoccio publicard bajo la
Colecci6n Papiros los titulos ganado-
res de este certamen.
Bases
- El premio comprendera tres rubros:
poesia, cuento y ensayo literario.
-La extenci6n para tres rubos serai
de 60 piginas como minimo y 150
como maximo.
-Los concursantes para el rubro en-
sayo literario deberin enviar una
selecci6n de ensayos breves de re-
flexi6n sobre la cultural en cual-
quiera de sus manifestaciones.
No se considerarin ensayos literarios
los trabajos vinculados a la investi-
gaci6n acad6mica y/o al ejercicio
professional (informes, tesis,
monografias, etc.). Para los rubros
poesia y cuento el tema sera libre.
-Los trabajos se presentarin por
cuadruplicado, escritos en una o en
ambas caras, a espacio y medio, en
tipo de 12 puntos, tamafio carta.
Junto con la version impresa se de-
bera entregar el archivo contentivo
de los textos, en format Word(.doc)
-Los trabajos se firmarin con seud6-
nimo. En sobre cerrado adjunto se
incluird la plica de identificaci6n del
autor, que incluya su nombre, do-
micilio, numero telef6nico, direcci6n
de correo electr6nico, universidad en
la que estudia, carrera y fotocopia
de credencial o constancia official
expedida en fecha posterior a la de la
publicaci6n de la present convoca-
toria, donde se certifique la condici6n
estudiantil del autor.
-Los estudiantes deberin remitir los
trabajos a la Direcci6n de Cultura de
la Universidad Sim6n Bolivar (Apdo.
89ooo-Caracas lo8o-A, Venezuela.


II Premio Nacional Universitario de
Literature. Tlfs: (0212) 9063160
al (0212) 9063164.
cultural@usb.ve) o a traves de la
Direcci6n de Cultura u oficina res-
ponsable del program de Cultura
de su respective universidad. En

t i ..i.. ... .. .. .. i- i ,i,;-i. i, ., I, .-
Esu,,ta td os nlos n .... -
SH ; nr .. .. l., !. ... t-l ., i .,I 2* 1 1-





S1, e i e, i .. l .... I- t
- s 1-,.[ n 1- ,ti < ., it i. i i -i -


n ,,,,, ,, r. lll. ,, .l ,. ... I. I i,, ,, r,. !,,,








-.Escucha todos l I, ,.osr.








Martes a las 7:00pm

<
Interactiva>>
por UNEFM 104.1fm


ENVIA TUS TEXTOS Y EVENTS
PARA LA EDICION DE
SEPTIEMBRE-OCTUBRE A
edicionesmadriguera@yahoo.es
O COMMUNICATE POR EL
0414-0589717.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs