Correo de Nicaragua

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Correo de Nicaragua
Physical Description:
Serial
Publisher:
Colectivo Sandino Vive
Place of Publication:
Managua, Nicaragua
Publication Date:

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
System ID:
UF00098604:00033


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Informacin, anlisis y debate N o 33, mayo-junio 2014

PAGE 2

Correo es una publicacin bimestral del colectivo de comunicadores Sandino Vive, del Instituto de Comunicacin Social. Los materiales publicados por Correo pueden ser reproducidos total o parcialmente por cualquier medio de informacin citando la fuente. Suscripcin militante : US$ 50.00 anual Precio unitario en Nicaragua: C$ 50.00 Telfono: 2250 5741 correodenicaragua@gmail.com sumarioao 6 nmero 33 mayo-junio 2014 Consejo de Direccin: Carlos Fonseca Tern Gustavo Porras Orlando Nez Scarlet Cuadra Waters William Grigsby Vado Articulistas: Aldo Daz Lacayo Equipo Tortilla con Sal Jorge Capeln Miguel DEscoto Brockman Rafael Correa Wilmor Lpez Produccin: Marialuisa Atienza Flix Surez Narvez Diseo y diagramacin: Heriberto Morales Sandoval Editorial: Con Sandino salud, patria y alegra La respuesta de una sociedad en revolucin a la emergencia nacional Sandino triunf hace 35 aos Los heroicos aos 90 Hitos histricos de la Revolucin Sandinista La rebelda de Monimb Chvez y el Reino de Dios en la Tierra Ver claro, sentir hondo, obrar recio Ofensiva contrarrevolucionaria en Venezuela boliviariana Experiencias que forjaron la conciencia de Sandino Los cantos al General Sandino 3 4 13 22 25 27 29 34 40 48 61

PAGE 3

3 editorialCon Sandino salud, patria y alegraSeguimos trabajando, seguimos construyendo, seguimos desarrollando nuestro pas, poco a poco, paso a paso. No es una burocracia decidiendo por el pueblo, sino que es el pueblo decidiendo y marcando la pauta para que los funcionarios pblicos le sirvan al pueblo, le trabajen al pueblo y trabajen, sobre todo, con la incorporacin, desde la base, de la juventud nicaragense. En Nicaragua tenemos un proceso de construccin democrtica que va hacia las verdaderas races de la democracia; es el protagonismo del pueblo: de los campesinos, de los trabajadores, de la juventud, de las mujeres; el protagonismo de todos los nicaragenses sin excepcin. Aqu todos los nicaragenses tienen el derecho conforme la Constitucin, las Leyes y las reglamentaciones derivadas de ocupar un lugar en este gobierno que es verdaderamente nacional, porque est integrado desde sus bases por el pueblo nicaragense, por las familias nicaragenses, y tenemos que seguir fortaleciendo esa direccin. El Gobierno ms poderoso es el que est garantizado por el protagonismo del pueblo, ese es el ms poderoso! Y, gracias a Dios, aqu hemos ido avanzando, hemos ido construyendo esa gran alianza de los trabajadores de las zonas francas, del sector privado y del sector pblico, los empresarios, productores pequeos, medianos y grandes del sector agropecuario, cooperativas y el Gobierno. Todos juntos, sin diferencias polticas, sin diferencias ideolgicas, sin diferencias religiosas; todos unidos por hacer de Nicaragua una patria mejor para todas las familias nicaragenses. Hemos realizado encuentros con el sector privado, con los trabajadores; hemos formado mltiples comisiones, hemos ido tomando acuerdos. Ahora estamos convencidos que en este mundo multipolar, con esta economa global, tenemos que trazarnos lgicamente, en dilogo con los trabajadores, con los empresarios una alianza de largo plazo, donde con ms salud, con ms viviendas para las familias nicaragenses. que tenemos y que trabajemos un plan de largo plazo donde comprometamos todas nuestras capacidades y combinemos la actividad del sector privado, del sector pblico, en otros casos pblico-privado, la inversin extranjera, y que eso nos permita a todos, a todas, sacar a Nicaragua de la pobreza y llevarla a un nuevo escaLos programas sociales los estamos multiplicando, sobre todo en estos momentos trgicos del terremoto, donde tenemos ms de 5,000 familias afectadas. Ya empezamos a construir viviendas para llevar all a las familias que perdieron sus casas, que estn todava en refugios en Nagarote, en La Paz Centro, en Mateare; los que estaban en los escombros de la vieja Managua, los de Ciudad Sandino. No hemos dudado en buscar recursos. Es cierto, no somos un pas boyante, no tenemos el montn de recursos, pero cuando se presentan situaciones como estas, le pedimos a Dios, le pedimos a Cristo que multiplique los panes, y de ah sacamos los recursos para construir esas viviendas y ya se estn construyendo, gracias a Dios! Estas son acciones que tienen que ver con el pensamiento vivo de Sandino. No estamos haciendo ms que convertir en realidad los deseos, los sueos que tena Sandino para que el pueblo nicaragense tuviese bienestar, tuviese dignidad, pudiese salir de la miseria. Eso es lo que estamos haciendo: todos ustedes, hermanos nicaragenses, con su trabajo, con su esfuerzo. Los que estn en el sector pblico, los que estn en el sector privado, todos juntos estamos trabajando para cumplir los sueos de Sandino. Y la disposicin de la juventud para trabajar sin horario. Este pueblo puede sentirse seguro de un futuro mejor, porque tiene una juventud entregada, con mstica, con amor para las familias nicaragenses. Dios nos d en todo momento salud, patria y alegra. Y salud, patria y alegra solamente se alcanzan lle vndoles bienestar a los ms pobres, a los campesinos, a todas las familias nicaragenses, y es lo que estamos haciendo.Extractos del discurso del Presidente Daniel Ortega Saavedra en Niquinohomo, el 18 de mayo de 2014, 119 aniversario del natalicio del General Augusto C. Sandino.

PAGE 4

4 actualidadColectivo Tortilla con SalAl caer la tarde del domingo 13 de abril, el inicio de la Semana Santa, el canal 4 de televisin interrumpi su programacin habitual para que Rosario Murillo hablara al pueblo nicaragense, especialmente al de Managua y zonas aledaas: tras un sismo de 2.8 en la escala de Richter, ocurrido a eso de las cinco de la tarde a dos kilmetros del Puerto Salvador Allende, haba que tomar precauciones ex tremas ante la posibilidad de un evento telrico mayor en las siguientes horas. Tres das antes, el jueves 10 de abril a las 5:29 de la tarde, haba ocurrido un terremoto de 6.2 Richter que durante 45 segundos sacudi gran parte del pas y destroz centenares de frgiles viviendas en Managua, Nagarote, Mateare, Ciudad Sandino, Tipitapa y el Puerto Momotombo, en el municipio de La Paz Centro. Personas de sitios tan lejanos como Cusmapa o Siuna, reportaron el fuerte sismo que sacudi toda gobierno orden la evacuacin de las personas que viven en los escombros del terremoto que destruy Managua en 1972 para ubicarlos en reas ms seguras. El epicentro del terremoto fue ubicado exactamente en el lago Xolotln, frente a las costas de Nagarote y a 10 kilmetros de profundidad. Media hora despus del terremoto del 10 de abril, el presidente Daniel Ortega decret alerta amarilla y orden la suspensin de las clases en los departamen tos de Managua y Len para que la poblacin tomara medidas de precaucin, ante la posibilidad de que continuaran los sismos. En las siguientes horas hubo ms de 350 rplicas, de las cuales al menos seis fueron superiores a 5 grados. Por la noche, entre las 9:15 y las 9:28 minutos, se sintieron otros tres potentes sismos de 4.1, de 3.2 y de 4.4 Richter, lo cual caus enorme preocupacin porque los tres fueron en epicentros distintos: frente a Corinto, al sur de Managua y en el Lago Xolotln.Daniel previene y tranquilizaLa poblacin estaba con miedo. Casi a la media noche, el Presidente Ortega compareci a travs de todos los medios sandinistas: nosotros queramos acompaar a nuestro pueblo como lo hemos estado acompaando a travs de la compaera Rosario a lo lar go del da, incluso a partir de los primeros eventos que se produjeron antes del que alcanz esta magnitud de 6.2. Ha habido un acompaamiento de parte del Gobier no, del pueblo de Nicaragua acompaando al Pueblo, y acompandolo con todas las diferentes expresiones que tenemos de solidaridad, partiendo de esos principios Cristianos, Socialistas y Solidarios, para acompaar, proteger y auxiliar a las familias, poniendo en alta disposicin toda la Defensa Civil del pas. Y no en balde se ha venido trabajando todos estos meses, todos estos aos en las labores de prevencin frente a los desastres. El terremoto ha provocado daos serios, se han visto afectadas miles de familias, o que han perdido la vivienda o se les ha daado seriamente la vivienda. Nosotros compartimos el dolor de las familias que han sido afectadas; porque una vivienda por muy humilde que sea cuando se destruye ese es un terrible golpe para esa familia que ve destruida su vivienda; y peor aun cuando tenemos algunos daos ya en las personas, algunas lesiones, algunas personas afectadas. Sabemos que frente a estos eventos de la Naturaleza, solo Dios, y lo primero que hacemos es pedirle a Dios. Y sabemos que el pueblo ha reaccionado muy bien el da de hoy frente al evento, durante las evacuaciones que se dieron en diferentes centros de trabajo, porque estaba laborando la poblacin cuando se produjo este terremoto.Sismos y solidaridadLa respuesta de una sociedad en revolucin a la emergencia nacional

PAGE 5

5 El terremoto gener un dao directo en propiedades y en personas, y provoc un dao tambin en todo el pueblo nicaragense, en tanto genera preocupacin, genera incertidumbre, nosotros lo entendemos y compartimos estas preocupaciones, esta incertidumbre, y vemos a la poblacin en las diferentes comunidades que a estas horas estn all acomodndose en los sitios ms seguros que pueda encontrar, y es bueno hacerlo. Tenemos que prevenir, porque son seales, seales que nos est dando la naturaleza, seales que nos est dando Dios para que nos protejamos, actuar con responsabilidad. Tampoco se trata de sembrar el miedo, sem brar el terror, simplemente llamarnos a la responsabili dad, para proteger a las familias. Como lo est haciendo la poblacin acompaada de todos los compaeros y compaeras que tienen responsabilidades en todas las comunidades, en todos los municipios, en todos los departamentos de nuestro pas, porque la preocupacin es generalizada, est en todo nuestro pas. Y llevarles a todos ustedes queridos hermanos nicaragenses, queridas familias nicaragenses, nuestro mensaje lleno de profunda fe cristiana, de profunda fe en Dios. Es cuando ms demandamos de Dios y de Cristo, para poder enfrentar estos fenmenos de la naturaleza que nos amenazan a todos. Aqu es fundamental la unidad, la compenetracin del pueblo con el gobierno y con todos los compaeros que tienen responsabilidades en el servicio a la poblacin. Eso es fundamental. Eso es lo que nos permite evitar muertes o reducir el nmero de muertes, el nmero de heridos, el nmero de lesionados. Lo primero frente a este tipo de amenazas, nuestra primera obligacin, es preservar las vidas en primer lugar. Porque a veces no se quiere dejar el lugar porque se pueden perder los bienes, es cierto! Pero los bienes se pueden perder, y se pueden luego recuperar, se pueden volver a conseguir. La vida si se pierde ya no se puede recuperar. Frente a esta situacin tenemos que pasar ya a de Alerta Amarilla a Alerta Roja. Por qu? Porque nos ha sacudido un terremoto y tiene una intensidad en la Esca la Richter igual a la del terremoto de 1972. O sea, a partir de este momento nosotros queremos comunicarles que Poner al mximo de atencin todas las capacidades que tiene el Estado nicaragense. Y como han continuado estas sacudidas con bastante fuerza, tenemos que manen todas las capacidades que nos da Dios para poder nos proteger; todo el conocimiento que hemos adquirido para podernos proteger con toda la familia. Nuestro cario, nuestro amor, familias nicaragenses, madres nicaragenses, jvenes nicaragenses, nios y nias de Nicaragua, ancianos, para todos, nuestro cario, nuestro amor, y nuestro acompaamiento en estos momentos donde sabemos que hay preocupacin. Y hay dolor, lgicamente, hay sufrimiento en las personas que han tenido prdidas de viviendas, o que han tenido familiares heridos que han estado expuestos a perder la vida por el efecto de este terremoto. Fue muy importante fue lo que dijo esa noche el Presidente Daniel. Pero no menos importante fue cmo lo dijo: con serenidad, con aplomo, con afecto.Un pueblo de batallasA las dos y media de la tarde del viernes 14 de abril hubo un terremoto ms poderoso: 6.7 en la escala de Richter, con epicentro localizado a 19 kilmetros al suroeste del volcn Mombacho, en el municipio de Nandaime, y con una profundidad de 113 kilmetros. Precisamente porque fue tan profundo no hubo daos, solo el susto. Y la preocupacin creca. Pero al mismo tiempo la gente no detena sus actividades nor males. Por ejemplo, la propia noche del primer terre moto, los centros recreativos estaban repletos, como si nada hubiera ocurrido. Ese es el espritu nuestro, ya se haba sentido el terremoto de Nandaime. Es una demostracin de cmo somos, en tanto que somos un pueblo que de una u otra forma ha venido acostumbrndose a todas estas emergencias. Se trata de mantener la normalidad, pero en alerta permanente, en vigilancia permanente y en contacto, en comunicacin desde los medios, estando al frente este gobierno de ustedes. Somos un pueblo de batalla y somos un pue blo de disfrute, y un pueblo de gran espritu. Y como decamos, vamos a mantener nuestras rutinas normales, declar aqul da Rosario. El tono de las intervenciones de Rosario, como Coordinadora del Consejo de Comunicacin y Ciuda dana, quien habl hasta tres veces diarias a travs de los medios durante la emergencia, informando al detalle lo que estaba ocurriendo, y las de Daniel, fue decisivo para lograr un resultado extraordinario: que la poblacin tomara medidas de precaucin, sin llegar al pnico. Por eso es que el efecto de las palabras de Rosario al atardecer del Domingo de Ramos, fue inmediato: la gente acat las orientaciones. Esa noche, cuando Rosario inform del sismo frente al puerto Salvador Allende, deca que este temblor, segn los expertos del INETER, puede querernos decir que se han activado las fallas que van debajo de la ciudad de Managua, par ticularmente la que se llama o se conoce como la Falla del Estadio. Entonces nosotros tenemos, compaeros y compaeras, con responsabilidad, que hacer un llama do a las familias a tomar medidas extras de precaucin, esta noche en particular. Entonces nosotros, dicen los

PAGE 6

6especialistas, debemos extremar las precauciones. Y a la par que continuamos con nuestras celebraciones religio sas, familiares, nuestras devociones, extremar las medidas, y particularmente en horas de la noche; es decir, dormir protegidos, dormir en los porches, dormir en los de salir y auxiliarnos inmediatamente; salir, evacuar las viviendas inmediatamente. No estamos llamndonos al pnico. No queremos que nadie pierda la calma. Lo que necesitamos es que tomemos conciencia de que estamos viviendo una situacin especial que tiene que convocar nos a cuidados especiales. Ese llamado de Rosario, en nombre del Presidente Daniel Ortega, caus un impacto extraordinario. A la primera reaccin de sorpresa y desconcierto, sucedi la de cautela y prevencin: la inmensa mayora de las familias de Managua acat la recomendacin, sali de sus casas y se ubic en los porches o patios, listas a pa sar la noche en vela y a buen recaudo.Acompaados e informadosA eso de las diez de la noche del 13 de abril hubo un fuerte temblor que termin de convencer a los escpticos de que haba que salir de sus viviendas. Minutos despus, habl Rosario a travs de todos los medios sandinistas: todos aqu en Managua al menos debemos haber sentido un sismo hace poco, que el Instituto Nicaragense de Estudios Territoriales reporta con una intensidad de 4.9 y, con una profundidad de 6 kilmetros; a 2 kilmetros al norte de Apoyeque. Nosotros, como sabemos que ustedes estn preocupados, que estn inquietos, queramos darles esta informa cin. No se reportan daos, pero s fue un sismo fuerte. Tenemos la obligacin, compaeras y compaeros, de extremar las medidas de precaucin; tomar muy en serio todas las recomendaciones que dieron esta noche los Expertos de INETER. Y sintmonos, hermanos y hermanas, en manos de un Gobierno responsable, comprometido con la vida, que precisamente por sentido de responsabilidad, por seriedad, ha venido trasladando todas las informa ciones, y estableciendo todos los niveles de alerta. De responsables, sepamos tomar, extremar incluso todas las medidas de proteccin de nuestras familias. Cada uno de nosotros en su hogar, en su comunidad, responde por la seguridad de los miembros de su familia, y es solidario con los miembros de su comunidad. Desde ese sentido de familia y comunidad que prevalece en nuestra Nicaragua, nos estamos convocando, nos estamos llamando a mantener la calma, pero a estar vigilantes. A cuidarnos, a protegernos. No bajar la guardia, no despreocuparnos. Est temblado, lo ms probable es que siga temblando, y entonces, tambin lo indicado es protegernos, respetar las orientaciones, las indica ciones; aplicar las medidas de seguridad orientadas. Acordmonos, hermanos y hermanas, de dormir en espacios abiertos cercanos a los patios, en los porches cercanos a la salida. Si por temor vamos a enllavar la puerta del porche, dejemos a mano la llave. Lo recomendable es no enllavar, tal vez tomar dos turnos para cuidar la puerta los miembros de la familia, pero no enllavar! Eso es lo ms recomendable. Dejar cerradas las llaves del gas. Tomar en cuenta que no debe haber nada que pueda caernos encima en ninguno de los espacios cercanos adonde estemos durmiendo. Tener agua, tener focos, tener bateras, pero sobre todo, tener mucha fe. Certeza de que son tiempos de prueba, tiempos que nos fortalecen... Porque las pruebas siempre fortalecen, los retos, los desafos siempre fortalecen. Como pueblo valiente sabemos enfrentarlos, y como pueblo creyente sabremos, estoy segura, estamos seguros, atravesarlos exitosamente. Tengamos la tranquilidad para dormir un poco, cuicreen ms unidad entre las familias. Incrementen el ca rio, incrementen la cercana, la comunicacin en la fa platica ms, se acerca ms. La comunicacin en la fa milia que es tan importante, el abrazo, la comunicacin; sentirnos cerca, sentirnos familia. Y con la comunidad sentirnos familia tambin, como hermanos y hermanas, como hemos dicho siempre, en esta nuestra Nicaragua de libertad, de fraternidad, de comunidad. A las 11 y 7 minutos de la noche, sobrevino un tem blor de 5.6 grados Richter. El miedo se apoder de la poblacin. Inmediatamente, compareci Daniel por segunda vez en todos los medios televisivos y radiales sandinistas:Seales para prevenirEl terremoto que nos ha sacudido hace poco, daba la impresin, por la fuerza con que lo sentimos que era un terremoto mucho mayor incluso del que nos sacudi el da jueves. Estamos obligados a elevar al mximo las medidas de seguridad como responsabilidad en primer lugar con nuestros hijos e hijas, por responsabilidad con nuestras familias, por responsabilidad con el pueblo nicaragense. Elevar al mximo las medidas de seguri dad. Y bueno, trasladarles tranquilidad a las Familias, en la medida que se puede trasladar tranquilidad en medio de una situacin tan difcil como esta, donde las reacciones generalmente son reacciones de intranquili dad, en ocasiones hay reacciones de pnico; y, frente a reacciones de pnico pues hay que buscar cmo trasla dar tranquilidad, para que el pnico no se vaya a multi plicar, sino que lo que se multiplique sea el mximo de seguridad, el mximo de tranquilidad de que podemos

PAGE 7

7 lidiar con estos Fenmenos de la Naturaleza, en tanto, Dios nos ha dado a todos la facultad, la inteligencia, las capacidades, el conocimiento, gracias a Dios, de poder lidiar frente a este tipo de acontecimientos. Estamos recibiendo seales. Desde el da jueves al medioda que se produjo el primer temblor, luego vino otro terremoto. Por esa razn nosotros hablamos con ustedes a la medianoche del da jueves, haciendo el lla mado a que estuviramos en alta disposicin, y pasamos a la Alerta Roja, porque la actividad ssmica continuaba. Y continu el da viernes con el terremoto de alta intensidad y, continu el da sbado, y ahora llegamos al da domingo, a estas horas de la noche con este terremoto de una gran intensidad. Las familias que con la tembladera que haba se encontraban afuera, o inmediatamente salieron de sus viviendas. Esto les permiti salvar la vida porque se derrumbaron las casas... tenemos casas derrumbadas aqu en Managua, ya se haban derrumbado algunas, otras estaban seriamente fracturadas por los terremotos anteriores; y ahora, nos encontramos con casas donde la familia se qued sin vivienda, pero la familia se qued con la vida. Gracias a Dios la familia est completa, que es lo ms importante en estas circunstancias. Por lo tanto, nuestro llamado es a que mantengamos al mximo, al mximo la alerta. Y es posible dormir, no se trata de no dormir, simplemente buscar el lugar que nos d mayor seguridad, tender los colchones y estar listos para salir apenas empieza el sismo. Esta es una noche en la que queramos comunicar nos con ustedes, queridas familias, queridos hermanos nicaragenses. La compaera Rosario les ha estado ya trasladando estos das informacin sobre todos los pa sos que venimos dando para dar respuesta a los daos que se han venido sufriendo ya en algunas comunida des, algunos municipios, como los hermanos all en Nagarote que han sido bien afectados; los hermanos en Mateare que han sido bien afectados, igualmente algunas familias aqu en Managua, algunas familias en Ciudad Sandino. Afectaciones que se han ido multiplicando en diferentes lugares, incluso lugares un tanto lejanos de los puntos donde se originan estos sismos, donde est el epicentro de los sismos. Entonces, estamos obligados, con todas estas sea les que se nos siguen dando y dmosle gracias a Dios que nos est dando seales, dmosle gracias a Dios que nos est diciendo: tomen medidas de seguridad, gra cias a Cristo que nos da la capacidad de prepararnos mejor ante una eventualidad de efectos mucho mayores, de mayor intensidad que estas que estamos sintiendo. Dmosle gracias a Dios, y trabajaremos en corresponden cia, es decir, a tomar las medidas de seguridad, queridos hermanos. Estoy seguro que ya la inmensa mayora de los managuas estn tomando las medidas de seguridad; igualmente en todo el departamento de Managua que est siendo afectado. Desde el da jueves al medioda estamos hablando de cuatro das ya de actividades altamente peligrosas para la seguridad, para la vida de la poblacin. No ha habi do un solo caso reportado hasta el momento, gracias a Dios, de persona que haya muerto. Hemos visto en la televisin los riesgos que han corrido las familias don de han cado las viviendas. Ellas mismas cuentan que que ha permitido salvar vidas.La gente en velaUn periodista extranjero reseaba as la noche de ese domingo: fue una noche calurosa, ventosa e insomne en Managua. Miles de sus habitantes salieron a las calles con sus colchones, agua y comida. Muchos ocuparon reas verdes con sus camas y enseres. Pero

PAGE 8

8si no durmieron, no fue por admirar el espectculo de la inmensa luna llena que iluminaba la ciudad, sino presas del miedo a los sismos: se sintieron dos de ms de 4 grados entre las 10 y 11 de la noche, seguidos de al menos 30 rplicas de menor intensidad que conti nuaron el lunes. La mayora de los capitalinos y de re sidentes en los municipios vecinos permanecieron en vela, durmieron en la calle o con las puertas de su casa abiertas, temerosos de un sismo de gran magnitud. Los ms adultos reviviendo el terremoto que destruy Managua en 1972 y dej ms de 10.000 muertos y mu chos desaparecidos. El gobierno despleg millares de hombres y muje res para actuar en caso de una emergencia, entre ellos sus medios, socorristas con sus ambulancias y policas con sus patrullas en lugares estratgicos de Managua. En el barrio Santa Ana, a pocas cuadras del Estado Nacional, exactamente por donde pasa la falla que en 1972 destruy totalmente la ciudad, 23 familias limpia ban la maana del lunes las afueras del local en donde pasaron la noche en vela. No hemos dormido nada, vimos cmo se cuarteaban las paredes y nadie tuvo que darnos la orden, salimos con nuestros colchones a la calle, dijo Ana Mara Echniz de 30 aos. Los nios lloraban, estaban muy nerviosos, agreg. Es un zozobra continua, viene y va y todo el tiempo, dijo Echniz mientras en la calle, los nios avisaban de una nueva rplica, suave, pero que acumula tensin tras cuatro das seguidos en los que la tierra no ha dejado de temblar. Daniela Artola, de 56 aos, vecina de la Managua vieja, chequeaba la estructura con grietas severas de un comercio de motocicletas establecido en uno de que colinda pared con pared con su casa. Se han cado pedacitos de concreto al piso, y lo estamos monitoreando, tenemos miedo, sobre todo por los recuerdos del pasado dijo. Dios manda una alerta y la compaera Rosario Murillo nos informa de ella, agreg.Seriedad y serenidadEl socilogo Orlando Nez Soto, se confes impresionado por la manera como el Presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, condujeron el pas durante la crisis. Lo que ms me impresion es cmo logr el gobierno, y hay que decirlo con nombre y apellido, el Comandante Ortega y Rosario, cmo lograron entregarle una informacin al pueblo nicaragense tan de tallada, con tanta seriedad e infundir al mismo tiempo tranquilidad. Porque no se ha escondido la seriedad. Con slo decir que es Alerta Roja extrema, que los nios no vayan a clases, nunca lo hemos tenido, nunca nos hemos preparado a ese nivel. Entonces cuando alguien dice eso, uno espera que la gente entre en p claridad, con tanta informacin, con tanto cario, con la seriedad con la serenidad. Estamos hablando que se entreg el mximo de seriedad de los acontecimientos y que produjo el mximo de serenidad. Eso me impre sion. Considero que ha sido impecable. Creo que es la experiencia de Daniel y Rosario, estn bien infor mados, tienen una lnea correcta y adems lo acompaaron con una movilizacin sin precedentes desde la Revolucin en los aos 80. Aqu estaba movilizado no solo el gobierno, sino todas las fuerzas polticas de la Revolucin: la Juventud Sandinista, todos los entes autnomos, las alcaldas, el Sistema Nacional de Prevencin (SINAPRED), el Ejrcito, la Polica... Una movilizacin de esa naturaleza en otro pas, cualquier ciudadano entra en zozobra, pero el pueblo nicaragense la asimil ms bien alimentndose de tranquilidad, se senta bien respaldado. Mientras que en el terremoto de 1972 (que destruy Managua), cuando sala la Guar dia Nacional a la calle, ms bien la gente le tena ms miedo a la Guardia que a los temblores. Creo que todo eso hay que estudiarlo y escribir lo, porque es un asunto de comunicacin, es una lnea correcta. Creo que cualquier asesor hubiera aconsejado que no haba que decir la cosa tan seria como es, pero se dijo, no se ocult la seriedad del fenmeno, pero no cre zozobra, no cre pnico, la gente se sin ti acompaada, alimentada y convencida que lo que estaba haciendo el gobierno y la misma gente, era lo correcto. Adems, con una gran oportunidad. Por ejemplo, inmediatamente el gobierno orden demo cuales 46 estaban habitados por 413 familias) desde

PAGE 9

9 1972 y todava habitados por familias empobrecidas, y la gente con una gran coincidencia entre la dirigen cia y el pueblo acept tranquilamente evacuar y sali seguro, con sus hijos, con sus familias y que les van a dar su casa, con una gran tranquilidad. Y adems, funcionarios de organismos inter nacionales y diplomticos extranjeros me dijeron lo mismo: nos extra que el gobierno ha pedido asesores internacionales para el fenmeno ssmico, pero no est pidiendo ayuda humanitaria. Con sus recursos est haciendo todo. Por ejemplo, el des pliegue de los hospitales de campaa que don Rusia y todo lo que estn haciendo las instituciones pblicas y la construccin de las casas. Antes, cualquier fenmeno de la naturaleza era sinnimo de no hacer nada y despus ir a pedir dinero para darle de comer a la gente. Quiere decir que el gobierno tiene algunos recursos y tiene la disponibilidad, me comentaron ellos. Eso a m me llen de orgullo, porque me parece digno porque nosotros somos todava un pas muy empobrecido, un pas muy pequeo. Sin embargo, que un organismo internacional te diga eso, que le ha extraado que el gobierno no pidiera ayuda, como que esperaba que le pidiera alimentos, agua, porque eso es lo que se ve en todos lados. Creo que Nicaragua est preparada para poder enfrentar acontecimientos como estos y tener la disponibilidad, la capacidad de movilizacin del sistema y de sus instrumentos. A veces no es con dinero que se hacen las cosas, sino con actividad, con entusiasmo, con organizacin, con disciplina. Fue todo un operativo. Ojal que todos los gobiernos aprendan y que nosotros aprendamos, porque eso es parte del Modelo del Gobierno, Cristiano, Socialista y Solidario.El xito del ModeloLa emergencia demostr la fortaleza del modelo creado por el Gobierno Sandinista. El trabajo impliGobierno central, las alcaldas, los equipos de trabajo especializados, el SINAPRED, la Defensa Civil, el Ejrcito de Nicaragua, la Polica Nacional, el Ministerio de Gobernacin, el MINSA, MARENA, ENATREL, INTUR, TELCOR, ENACAL, MIFIC, INIFOM, Ministerios de Educacn, de la Juventud y de la Mujer, todo el Gabinete de Seguridad Ciudadana y Humana, los movimientos sindicales y sociales, las estructuras partida rias del FSLN y la Promotora Solidaria de la Juventud Sandinista. De manera simultnea, el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio monitoreaba el abas permitir a las familias enfrentar la emergencia, como los alimentos, el agua embotellada y las bateras para las radios y los focos. La capacidad de respuesta nacional a la emergen cia incluy a la empresa privada del ramo de la cons truccin y de alimentos que ofrecieron donaciones viviendas, y de vveres para las familias ms afectadas. La respuesta solidaria de los gobiernos del ALBA se manifest a travs de Cuba, que envi a un grupo de sus mejores expertos en sismologa y geologa; Venezuela y Ecuador que enviaron alimentos y otros insumos para la poblacin afectada. De igual manera, a los especialistas nacionales y cubanos, se unieron tcnicos de Venezuela, Mxico, El Salvador, Estados Unidos, Alemania, Checoslovaquia y de otros pases, para investigar las causas del fenmeno y recomendar al Gobierno acciones inmediatas y a largo plazo. El pas vivi momentos de incertidumbre y angustia pero al mismo tiempo, el pueblo se supo acompaado, informado, guiado, orientado por sus mximos dirigentes, tanto a nivel nacional como local. Cada vez que Rosario hablaba a travs de los medios sandinis tas, la poblacin (de todas las tendencias polticas y porque saba que la informacin que le daba era veraz, orientaba qu hacer y cmo actuar. Se senta acompaada, saba que no estaba abandonada a su suerte y que el gobierno estaba pendiente de lo que sucediera a cada ciudadano; que las orientaciones que imparta Rosario buscaban evitar o minimizar los daos a las personas, y garantizar apoyo a los afectados en caso que los hubiera. En el mismo nivel, ha sido la respuesta

PAGE 10

10cacia del gobierno. Hubo temor pero la conduccin de Daniel y Rosario y la activacin de todo el gobierno de cara a la emergencia, con todos los equipos guberna mentales y territoriales activados, permiti a la gente administrar ese miedo. Cuando la tarde del 13 de abril Rosario advierte a los managuas de la posibilidad de un evento ssmico de mayor envergadura y le pide tomar las precauciones necesarias para salvar la vida, lo hizo sobre la expertos nacionales y extranjeros que haban llegado al pas a auxiliar en la emergencia. La sabidura acumulada por dcadas de lucha por el pueblo nicala decisin de proteger a la gente, explican la valenta del Presidente Ortega y de Rosario para pedir a la poblacin de Managua que no durmieran en el interior de sus casas por el peligro de un evento ssmico pueblo en sus lderes, y la de Daniel y Rosario en la con toda seguridad impidi que a causa de los terremotos de la noche del 13 de abril se perdieran vidas.Los expertosUn fenmeno muy inusual ocurri el 16 de abril cuando los vecinos de la zona de Xilo informaron que en un sitio ubicado a unos 2 kilmetros al Este de la comarca El Maraonal, haba una regresin de 16 me tros del Lago Xolotln en una longitud de 500 metros de playa. Tambin se reportaron cambios de la tem peratura tanto del aire y del agua. Ese movimiento en el lago implic una disminucin de su nivel de unos 40 centmetros. Dos das despus, el lago haba regresa do a sus niveles habituales. El equipo de expertos nacionales y extranjeros, coordinados por SINAPRED, trabaj intensamente du rante una semana y el 18 de abril emiti su primer informe, en el cual aclar qu haba causado la regresin del Xolotln. Estos son los puntos ms importantes: 1. El epicentro del sismo de 6.2 del 10 de Abril, se proy Mateare a 5 kilmetros al Oeste de la costa del Lago Xolotln. del sismo y se proyecta a lo largo de 20 kilmetros en direccin Noreste en el Lago Xolotln, atrave sando la isla Momotombito. En la misma alinea cin de esta falla, entre el volcn Momotombo y San Francisco Libre en trabajo de campo se detec t una importante falla que viaja a travs de un ro en direccin Noreste, pudiendo ser la continuacin de la falla principal. 3. Adicionalmente se han detectado tres fallas ms pequeas, paralelas en el fondo del Lago que viajan de Oeste al Noreste; una cercana al volcn Momotombo y dos ms al Sur, una de ellas atraviesa el volcn Apoyeque. 4. Mediante registros de GPS, se pudo comprobar que ocurrieron desplazamientos en el terreno de hasta 4cm en direccin Sureste y otros dos des plazamientos del Oeste hacia el Noreste de 1cm y otro de Sur a Norte frente al volcn Apoyeque, ge nerando una zona de relajamiento cercana al volcn Momotombo y una zona de compresin cercana al volcn Apoyeque. Esto explica la migracin de sismos del Volcn Momotombo hacia Apoyeque. 5. En cuanto a la actividad de los volcanes Momotombo y Apoyeque; a pesar de la sismicidad registrada, no ble erupcin volcnica. 6. Tambin existe un importante sistema de fallas ya conocidas en la ciudad de Managua, las cuales son independientes de los eventos actuales en curso, por lo cual un evento ssmico de importante mag nitud en el Lago Xolotln podra activar algunas de estas fallas produciendo daos en la ciudad. Estas fallas han generado en el pasado sismos mayores a 6 grados como en 1972. Igualmente en los ex tremos este y oeste de Managua se encuentra las fallas de Cofrada y la falla de Mateare, que por su longitud tienen capacidad de generar sismos por encima de 7 grados. 7. Se detect una deformacin paralela a la costa del Lago Xolotln en el sector noreste de la pennsula de Chiltepe ocasionando el levantamiento tempo ral del fondo, lo que ocasion el retiro de la lnea de costa del lago, efecto que puede ser secundario a la alta sismicidad registrada en la zona y cuyas causas se continan investigando. El 19 de abril emiti un informe complementario, esta vez sobre el terremoto de Nandaime: un anlisis detallado de los sismos ocurridos el da 11 de abril en los departamentos de Granada y Carazo, permiti conocer que los dos sismos ocurridos ese da, uno a las 2:29 de la tarde, con una magnitud de 6.7, a una profundidad de 113.6 kilmetros en un sector cercano al Volcn Mombacho y una rplica ocurrida a las 2:50 de la tarde con una magnitud de 4.9 a una profundidad de 114 kilmetros localizada en el departamento de Carazo, fueron ocasionados por el proceso de subduc cin de las Placas Coco-Caribe y no estn vinculados a los eventos que se han venido registrando en el Lago de Managua y sus proximidades. Cinco das despus, el 24 de abril, un segundo infor me del grupo de expertos hizo una advertencia relevante: Los eventos ssmicos de alta liberacin de energa

PAGE 11

11 (fuertes) que han ocurrido muy cercanos a la ciudad de Managua, inducen a que el sistema de fallas presente cambios y alteraciones, lo que se ha observado en sismos recientes ocurridos. Adems debe tenerse presente que la probabilidad de ocurrencia de un sismo en el sistema de fallas de Managua puede ser hoy mayor que antes de los eventos iniciados el da 10 de Abril.Los daosNagarote fue el municipio que ms daos sufri. Al da siguiente del terremoto, Alma Catalina Gonzlez Lpez todava estaba asustada. Lo que experimen tamos es que casi nos cayeron las paredes encima. Al rato la cosa se puso ms fuerte y la casa se me cay y salimos todos desesperados para afuera y prcticamente hemos quedado en el patio, sin casa, relat. Una sensacin parecida tena Patricia Palacios Prado, porque el temblor aqu fue horrible. Quizs indica que debemos de ser ms solidarios, ms unidos con los ve cinos. Quizs por eso el Seor nos mand esta expe riencia para que nos unamos. El Gobierno dispuso un numeroso contingente de estudiantes universitarios, miembros de Juventud Sandinista, ingenieros y otros profesionales, que hicieron un concienzudo censo de daos en todos los municipios afectados por los sismos, en estrecha coor dinacin con los Gabinetes de Familia y las alcaldas ofreci Rosario el 25 de abril: Total de viviendas afectadas: 4,805 con una poblacin de 24,025 habitantes. Total de viviendas colapsadas: 1,441, habitadas por 1,853 familias. Total de viviendas parcialmente daadas: 2,952 Nagarote: 538 colapsadas, 1,608 parcialmente daadas. La Paz Centro: 356 colapsadas, 450 parcialmente daadas. Mateare: 384 colapsadas, 744 parcialmente da adas. Ciudad Sandino: 16 colapsadas, 10 parcialmente daadas. Distritos de Managua: 134 colapsadas, 84 par cialmente daadas. Otros Municipios: 13 colapsadas, 56 parcialmen te daadas. 412 Familias evacuadas de los escombros de la vieja Managua que estn en siete albergues en las instalaciones del Instituto Nicaragense de Deportes (IND). Centros Escolares Afectados: 115. Aulas que deben ser reconstruidas totalmente: 52. Despus de un mes de emergencia, el 10 de mayo el Presidente Ortega levant la Alerta Roja y autoriz la reanudacin de las clases en los departamentos de Len y Managua. En total, 369 mil 178 estudiantes y 10 mil 70 educadores retornaron a las aulas de clase, con un nuevo calendario escolar que garantiza la recupera cin de las horas perdidas. Antes de reanudar el ciclo escolar, los ingenieros del Ministerio de Educacin, de las Alcaldas y del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), re visaron minuciosamente uno a uno los 398 centros escolares pblicos en los 6 municipios perjudicados y determinaron las obras necesarias para habilitar los espacios afectados en 101 instalaciones educativas.La reconstruccinEl gobierno respondi con celeridad. El 15 de mayo, treinticinco das despus del primer terremoto, Rosario inform: En Nagarote, La Paz Centro, Mateare, Managua, Ciudad Sandino y otros municipios tenemos 5,372 soluciones habitacionales. Son 4,441 en trminos de su ministros de materiales; 518 viviendas solidarias, y las 413 viviendas que se van a hacer para las familias que se Nagarote hemos cumplido con el 81.98%, entregn dose ya el material a 2,454 Familias. En La Paz Cen-

PAGE 12

12tro, de las 672 soluciones se ha entregado el 72.93%. En Mateare, de las 995 se ha entregado el 65%. En Managua, de las 104 se ha entregado el 25%. En Ciudad Sandino, de las 111 se ha entregado 34.48%; y en otros lugares, de 118 no hemos empezado todava la entrega. Llevamos ya una entrega global de 64%, queremos concluir las entregas de materiales en la ltima sema na del prximo mes de Junio. Nos atrasan los materia les, vemos que la capacidad de produccin en el pas es limitada y por eso vamos cumpliendo lentamente. Hemos iniciado ya el trabajo de campo para construir las 413 viviendas para las familias que fueron evacua das aqu en Managua. En Mateare y Nagarote son 600 Familias que van a recibir materiales diversos para construir una especie de refugio en su casa. Estamos hablando de plycem, madera, y el zinc, de manera que puedan pasar las primeras lluvias, protegidos, mien tras a la par est construyndose, o reconstruyndose sus viviendas. Un total de 569 viviendas sern construidas en el municipio de Nagarote, inform el vice ministro de Gobernacin Carlos Najar, quien en compaa de los jvenes de la Promotora Solidaria de Juventud Sandinista llegaron a cada una de las familias a entregar los materiales de construccin a bordo de camiones. El proceso de construccin se inici luego de la demo licin de los restos de las viviendas que haban queda do inhabitables. Un grupo de ingenieros y albailes lidades: viviendas solidarias, que consiste un solo am biente construido de perlines y plycem; de bloques de mampostera, hierro perlines; y de ladrillos de cuarte rn, hierro y perlines. En cada una de las viviendas que se estn construyendo hemos dispuesto de dos albailes con sus las normas de seguridad de construccin implementando las tcnicas de trazo y nivelacin, conformacin de terreno, lo cual permitir mayor rigidez para que sea una vivienda anti ssmica, destac el Ingeniero Vctor Mayorga. En el barrio El Manguito, de Nagarote, Abra Mara Salas, estren casa menos de un mes despus de per derla en el terremoto del 10 de abril. Estoy agradecida porque estuve durmiendo en el patio en los escombros de mi casa. Estoy sola y vieja. En la primera visita que el gobierno me hizo, me dieron comida y zinc. Luego me dieron el cemento, el ladrillo, la arena y el piedrn. El presidente no dej de luchar por nosotros. A todos los que han tenido sus casas cadas tienen ahora todos los materiales para levantar sus casas, relat Abra Mara. A sus 52 aos, Blanca Estela Medrano Prez jams imagin que vera cmo demolan los restos de su vivienda que con la venta de quesillos logr comprar hace 25 aos. A las tres de la maana ya estoy arriba (despierta), a las cinco de la maana ya estoy montada en el bus que va hacia Managua. Empec mi casa con plstico, despus con zinc, hasta que la vi levantada, relat a El 19 Digital. El terremoto tambin le destruy su televisor, su refrigeradora y otros electrodomsticos. Doa Blanca lloraba al ver cmo una pala mecnica demola las ruinas de lo que fue su humilde hogar. El para poder hacer mi casa y ahorita que veo esa cosa (la pala mecnica) me siento desbaratada, siento que toda mi vida y mi trabajo (se vino al suelo), dijo mien tras lloraba copiosamente. La tragedia de esta humilde mujer se multiplica por todos los barrios de Nagarote, pero todas y cada una de estas historias, han encontrado el consuelo y la solidaridad de las autoridades del Gobierno central, municipales y del FSLN que trabajan coordinadas para devolverles la tranquilidad y condiciones bsicas de vida. Mientras los jvenes de la Promotora Solidaria de Juventud Sandinista, descargaban las 50 bolsas de cemento, los 5 quintales de hierro, los ms de 400 ladrillos, perlines y otros materiales que le permitirn construir su nueva vivienda, doa Blanca no dejaba de llorar. Y tambin de agradecer: le agradezco al Presidente Daniel, a Rosario, porque s que nos han acompaado y me siento respaldada como mujer viuda que soy. Estoy sola con mis tres hijos que estudian y yo s que no nos han abandonado. Que Dios les siga dando sabidura para que puedan seguir ac tuando de esta manera, tal y como lo han hecho hasta el momento ayudndonos.

PAGE 13

13 Carlos Fonseca Tern _____________Treinta y cinco aos han transcurrido desde que las tropas guerrilleras del FSLN entraron victo riosas en Managua el 19 de julio de 1979. Era el triunfo de Sandino cuarenta y cinco aos despus de su muerte. Cuando los protagonistas de los hechos histricos permanecen largo tiempo en el escenario poltico, muchas cosas tienden a subestimarse. Es curioso: ha transcurrido prcticamente la misma can tidad de tiempo (53 aos) desde que comenz la lu cha del FSLN en 1961 hasta ahora, que el transcurrido desde el inicio de la lucha de Sandino en 1927 hasta el triunfo sandinista en 1979 (52 aos), con la diferencia de que una buena parte de los actores principales del hecho histrico de 1979, aun continan actuando en la vida pblica de nuestro pas. Daniel Ortega comenz su trayectoria dentro del FSLN en 1963, es decir casi desde su fundacin. De hecho, fue a partir de ese ao que el FSLN adopt su nombre actual, y para ser ms claros al respecto, fue a partir de entonces que asumi la denominacin de sandinista, paso fundamental promovido por su prinnitorio de la identidad del movimiento revolucionario en Nicaragua. La tenacidad y creatividad del sandinismo, pero tambin circunstancias ajenas a la voluntad de ste, parecen haberse confabulado para hacer de la Re volucin Sandinista un proceso que se ha caracterizado por situaciones inditas. Veamos slo algunos ejemplos: La Revolucin Sandinista fue la primera y nica triunfante mediante la lucha armada despus de la Revolucin Cubana, rompiendo esquemas ya en una poca en que se impona la tendencia a concebir el triunfo revolucionario cubano como una situacin histrica excepcional, idea que siempre fue rechazada por el Che, con argumentos bien fundamentados. El proyecto revolucionario en marcha durante los aos ochenta en Nicaragua atrajo de similar manera tanto al bloque del socialismo sovitico como a los sectores ms avanzados de la socialdemocracia europea, y tambin a sectores progresistas del mundo que no pertenecan a ninguna de estas dos grandes corrientes. Esto fue posible por la combinacin de los principios bsicos del socialismo, de la democracia occidental, as como del marxismo y los postulados de un cristianismo comprometido con las luchas sociales. Al perder el sandinismo el poder poltico con la de rrota electoral de 1990, Nicaragua se convirti en el primer y nico pas del mundo que vivi la experiencia de ser gobernado por la derecha y tener a la vez unas fuerzas armadas y de seguridad pblica con hegemo na ideolgica de la izquierda. Al recuperar el poder en 2007, tras su victoria elec toral de noviembre de 2006, el FSLN pas a ser la nica fuerza de izquierda en la historia que pierde el poder y despus lo recupera, y la nica que ha llegado al poder primero por las armas y despus por los votos; en cada caso en correspondencia con la forma de lu cha predominante en el movimiento revolucionario, a No deja de ser llamativo que los tres hechos histricos ms importantes en la historia revolucionaria de Amrica Latina, inscritos en la lucha de liberacin nacional de las naciones oprimidas en contra del imperialismo y a la vez en la lucha por el socialismo, hayan tenido lugar con veinte aos de diferencia entre uno y otro: en 1959, el triunfo de la Revolucin Cubana; en 1979, el triunfo de la Revolucin Sandinista en Nicaragua; y en 1999, la llegada al gobierno del movimiento revolucionario bolivariano en Venezuela. Estos hechos pue den compararse con otros cuatro por su importancia histrica revolucionaria a nivel mundial: El triunfo de la primera Revolucin Socialista de la historia con la llegada de los bolcheviques al poder en 1917 en Rusia (el ms importante de todos, sin duda), el triunfo de la Unin Sovitica (surgida del hecho anterior) frente a la Alemania nazi, en 1945; el triunfo de la Revolucin China, en 1949; y la derrota del imperialismo norteamericano en la Guerra de Viet Nam, en 1975.Sandino triunf hace 35 aos

PAGE 14

14Cuatro fases de luchaDe la lucha armada por el poder a la defensa arma da del poder, de ah a la lucha social, poltica y electoral poder en condiciones de paz. Desde la fundacin del FSLN hasta ahora, la historia del sandinismo se puede dividir en cuatro etapas: 1. La lucha armada antisomocista por la liberacin nacional (aos sesenta y setenta). 2. El ejercicio y defensa armada del poder revolucionario (aos ochenta). 3. La lucha popular en el mbito social contra el neoliberalismo, unida a la lucha poltica electoral (aos noventa y primeros aos del siglo XXI). 4. El ejercicio del poder poltico en condiciones de paz (desde la primera dcada del presente siglo). La etapa de la lucha armada antisomocista a su vez, se puede subdividir en dos fases: la primera, desde la fundacin del FSLN en 1961-1963 hasta la elaboracin del Programa Histrico y los primeros Estatutos, en 1969. La segunda, desde entonces hasta el triunfo re volucionario de 1979. Ricardo Morales Avils denomina la primera fase como emprico-tcnica, mientras considera la segunractersticas vinculadas con lo que se conoci como el foco guerrillero, tesis poltico-militar sistematizada por el intelectual francs (luego en la derecha) Regis extrapolando) la experiencia revolucionaria cubana de La idea bsica de este planteamiento es que un pe queo grupo armado revolucionario puede crear condiciones para que la lucha se propague como una especie importantes como para generar con ello el cambio reChe Guevara, pero a diferencia de Debray, el plantea miento guevarista est vinculado con la necesidad del trabajo poltico y organizativo sistemtico del movimiento revolucionario en diferentes mbitos de la realidad social. Desde el punto de vista militar, el Che retoma la experiencia de la lucha revolucionaria asitica, cuya principal expresin es la tesis de la Guerra Popular Prolongada. Esta tesis podra considerarse como ajena al rpido triunfo de la guerrilla cubana dirigida por Fidel Castro (en la que el Che tuvo una participacin protagnica). Pero resulta que no es as si se toma en cuenta que el triunfo revolucionario cubano no fue el de una lucha que comenzara con la guerrilla en con el asalto al Cuartel Moncada en 1953, sino con las guerras de independencia desde 1868 contra el colonialismo espaol, cuyo contenido poltico y social fue muchsimo mayor que el de las guerras de independencia en el resto de nuestro continente. Si sus principales lderes, Jos Mart y Antonio Maceo, no hubieran muerto prematuramente, su lucha se habra convertido en una guerra contra el imperialismo norteamericano en los ltimos aos del siglo XIX.Experiencia guerrillera singularLa lucha armada antisomocista organizada, ejecu tada y encabezada por el FSLN tuvo una caracterstica nica, que fue la de no ser una misma y continuada ex periencia guerrillera, sino incluir varias jornadas guerri lleras distintas entre s en muchos aspectos, habiendo sido incluso derrotado militarmente el sandinismo en las dos primeras de ellas: Rait-Bocay, en 1962-1963, y Pancasn en 1967, y sin alcanzar el objetivo planteado en la siguiente: Zinica en 1970. Entre Rait-Bocay y Pancasn hay una diferencia importante y es el carcter focalizado e invasionista de la primera guerrilla, situada en una zona despoblada y fronteriza con Honduras, y la ubicacin de la segunda en una zona montaosa ubicada en el propio centro del territorio nicaragense, estando por eso mismo mucho ms vinculada esta guerrilla con la poblacin habitante del territorio que constituy su zona de operaciones. La siguiente jornada guerrillera (y ltima de tipo ar tesanal) es la de la cordillera Isabelia en los aos setenta, que logr un efecto poltico en gran medida catalizador del triunfo revolucionario en esa misma dcada, como eje central de la estrategia poltico-militar de impulsar una nueva lnea de accin y la lucha armada slo pudo sobrevivir con el advenimiento del perodo insurreccional, cuyas primeras acciones ocurrieron a de Octubre (que Humberto Ortega denomina la ofensiva general ininterrumpida).

PAGE 15

15 Como parte de esa ofensiva, Daniel Ortega encabeza la fundacin del Frente Norte Carlos Fonseca, con el desarrollo de una guerrilla rural en una zona as segovianas) y por ello, ms directamente efectiva en comparacin con las guerrillas organizadas hasta entonces en las profundidades montaosas. No deja de ser interesante el hecho de que esta ex periencia de la guerrilla segoviana dirigida por Daniel dad no prevista por la tendencia insurreccional que l encabezaba. Y adems, el singular detalle de que esa guerrilla, sin proponrselo, fue la ms parecida de todas a la experiencia cubana de la Sierra Maestra, tanto militarmente como por la amplitud de las alianzas polticas que se tejieron en la fase organizativa con la cual se dio inicio a esa jornada. La Ofensiva de Octubre surreccional, iniciada en toda su plenitud en septiem bre de 1978 y que culmin con el triunfo revolucionario el 19 de julio de 1979, tras el desatar la Ofensiva Final en junio de ese mismo ao. La estrategia formulada en 1969 se llev a cabo en medio de grandes complejidades desde 1975, cuando en un esfuerzo de anlisis colectivo ante la necesidad de una reformulacin estratgica (promovido y encabezado por su Secretario General, Carlos Fonseca, primero en La Habana y luego desde territorio nacional). El desarrollo ulterior estuvo directamente vinculado a la divisin del FSLN en tres tendencias (Guerra Popular Prolongada, Proletaria e Insurreccional o Tercerista), La incorporacin de la tesis insurreccional a la estrategia de la Guerra Popular Prolongada, implic el paso a la ofensiva militar guerrillera, el traslado del eje central de la accin armada del campo a la ciudad y la ampliacin cualitativa de las alianzas. Tambin implic la potenciacin prctica del anlisis sociolgico vincu lado con las posibilidades polticas revolucionarias de la lucha de clases, puestas sobre el tapete a partir del comportamiento de la estructura social, sobre todo en el Occidente del pas. Cada una de las tres tendencias representaban una de esas caractersticas de la estratete: de la estrategia general, la Tendencia Guerra Popular Prolongada (GPP); de la tesis insurreccional, la tendencia Tercerista; y de la vinculacin con el fenmeno de la lucha de clases en Occidente, la Tendencia Proletaria. Los factores principales producto de los cuales se guientes: Una vanguardia poltica organizada con un progra ma revolucionario y una estrategia poltico-militar adecuada a la realidad histrica. La lucha armada guerrillera como referente fundamental del trabajo poltico y organizativo de las clulas sandinistas en el seno de los sectores populares urbanos y rurales, potenciado por la existencia de un combativo movimiento revolucionario universitario impulsado y organizado por el FSLN. Unidad del movimiento revolucionario alrededor de la vanguardia organizada, fenmeno histrica temente slido para no colapsar con la crisis de las tendencias, vindose ms bien dinamizado y enriquecido polticamente. Desencanto de los sectores populares antisomocistas con respecto a la oposicin de derecha al rgimen somocista. Tal desencanto se agudiz con el Pacto entre el lder opositor burgus Fernando Agero y el dictador Anastasio Somoza Debayle, lo cual gener una radicalizacin del antisomocismo, primero en lo poltico con la creciente simpata por la lucha armada y luego en lo ideolgico, asumiendo esos sectores de forma gradual la lucha antidictatorial como la lucha contra el rgimen de opresin capitalista en su conjunto, del que la dictadura somocista era una expre sin, instrumento ideal para la poca de los intereses del imperialismo en Nicaragua. Agudizacin de la represin militar somocista frente al avance de la lucha revolucionaria que converta en rebelda las crecientes muestras de descontento popular por la situacin econmica de pobreza de la gran mayora de la poblacin frente a la opulencia de las clases dominantes, la falta de libertad poltica y la ostentosa corrupcin del rgimen. Profundizacin sin precedentes de la opresin de clase a raz del auge algodonero y cafetalero, con el despojo masivo a los pequeos propietarios de las tierras ms frtiles en el Occidente del pas, producto de lo cual se da un proceso de proletariza entre otras cosas por tal motivo, se convirti en el principal bastin del movimiento revolucionario en Nicaragua y por tanto, del sandinismo como su ex presin poltica organizada. Ruptura con el somocismo por parte de la oposicin oligrquica conservadora, hasta entonces colaboracionista con el rgimen liberal somocista, que puede caracterizarse como la expresin poltica organizada de una burguesa nacional deformada por la frustracin de su surgimiento pleno a consecuencia de la intervencin imperialista; siendo tal ruptura ocasionada por la competencia econmica desleal del somocismo con la burguesa en general. Ostensible profundizacin de la corrupcin del somocismo y de la competencia econmica desleal con los dems sectores pudientes de la sociedad, a partir de las circunstancias creadas por el terremo to de Managua en 1972.

PAGE 16

16 Tambin hubo hechos detonantes de la rebelda popular y la voluntad creciente de la sociedad nicaragense de sacudirse el yugo del rgimen: Asesinato del lder opositor Pedro Joaqun Chamorro, perteneciente a la burguesa conservadora, propietario y director del peridico de mayor difu sin nacional. Acciones militares urbanas espectaculares y exitosas del FSLN en momentos de mxima tensin poltica y de crisis general de la dictadura, como el Asalto del 27 de diciembre de 1974 y el Asalto al Palacio Nacional en agosto de 1978, con captura de rehenes en ambos casos a cambio de la liber tad de los presos polticos, la difusin de comunicados y la obtencin de un rescate millonario. Bombardeo del rgimen a la poblacin civil en las ciudades insurreccionadas en 1978. La unidad de las tres tendencias con su integracin en una estructura poltico-militar nica. La acertada conduccin poltica y militar de la Ofensiva Final, en el marco de la unidad del FSLN.Primera etapa de la RevolucinAhora debemos entrar en las dos etapas de la historia del FSLN sobre las cuales est menos desarrolla do el anlisis histrico: los aos ochenta y la lucha del sandinismo desde la oposicin entre 1990 y 2006. Por cierto, hay un alarmante desconocimiento de la lucha desde la oposicin, a pesar de su importancia decisiva en el curso de los acontecimientos que llevaron hacia la recuperacin del poder poltico por el sandinismo. El triunfo de la Revolucin el 19 de julio de 1979 es, a nuestro juicio, el acontecimiento ms importante en la historia de Nicaragua. En los aos ochenta se desa rroll la primera etapa del proceso revolucionario sandinista, marcada por factores objetivos como el atraso poltico y el bajo nivel cultural general de la poblacin nicaragense al momento de darse el triunfo revolucionario, y una correlacin de fuerzas a nivel mundial relativamente favorable. Al principio de este perodo, mundial del movimiento revolucionario; luego evolucion hacia un equilibrio de fuerzas y posteriormente coincidiendo con el revs poltico estratgico de la Revolucin Sandinista en las urnas el colapso de la Unin Sovitica y del campo socialista europeo, que no solamente constituan el ncleo central del poder que haban llegado a alcanzar las fuerzas revolucionarias, sino tambin un factor de estabilidad y equilibrio a nivel mundial frente a la tendencia belicista y catasLa primera etapa tambin estuvo marcada por factores subjetivos como la existencia de una slida vanguardia poltica revolucionaria organizada hasta en el ltimo rincn del territorio nacional, construida con dedicacin por un pueblo que despertaba bruscamente para descubrir su propia realidad y descubrirse a s mismo, y del que haba surgido esa misma vanguardia y una conduccin revolucionaria con una astucia, audacia y solidez ideolgica que la distinguan. Otro factor subjetivo era la presencia dentro te y proveniente de una oligarqua en crisis, cuya ltima generacin se haba radicalizado polticamente primero e ideolgicamente despus. Producto de su propia radicalizacin y tambin como expresin de las alianzas polticas del FSLN, necesarias para el de rrocamiento de la dictadura, integraron el gabinete sionales y tcnicos de formacin revolucionaria, ne cesarios gobernar y administrar el pas. Detrs de ese hecho, sin embargo (adems de las carencias objetivas), haba en cierto modo un problema de autocondros revolucionarios, quienes acababan de realizar la proeza de derribar con armas de cacera y bombas caseras, una de las dictaduras ms temibles de Am rica Latina, que como todas, contaba con el apoyo de la potencia ms poderosa del mundo.Radicales transformacionesEn esas condiciones, y contando sin embargo con el vital apoyo de la Unin Sovitica y Cuba (que respald desde mucho antes del triunfo revolucionario), en su primera etapa la Revolucin Sandinista se carac teriz en el mbito socioeconmico por una reforma agraria y un proceso de nacionalizacin, estatizacin y socializacin de minas, tierras y empresas agropecua rias e industriales, as como del comercio exterior y la banca. No necesit proclamarse socialista, pues para los bienes de la familia Somoza y sus allegados, as

PAGE 17

17 como de los sectores de la burguesa que descapitali zaron la economa y/o colaboraron con la contrarrevolucin armada que muy pronto fue organizada por el imperialismo norteamericano. Estas transformaciones dieron sustento a las polticas sociales y de Estado que las acompaaron, orientadas hacia el acceso universal a la salud y la educa cin, mejorando sustantivamente el nivel de bienestar social, incluyendo una drstica disminucin del analfabetismo en tiempo rcord, el aumento sustancial en el nivel educativo y cultura general, la erradicacin de enfermedades que antes diezmaban a los sectores ms empobrecidos, la disminucin de la mortalidad infantil y el aumento en la expectativa de vida. Por su lado, la reforma agraria incluy el acceso al crdito bancario y la asistencia tecnolgica para los campesi te fue estatizada. Sin embargo, casi desde el comienzo de aquella dcada, la Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) ejecut una poltica de agresin de su gobierno, con el apoyo del congreso norteamericanos, en una accin sin precedentes entre dos pases que nunca rompieron sus relaciones diplomticas. As, la CIA organiz un formidable ejrcito contrarrevolucionario con una base de campesinos provenientes de los sectores ms atrasados y conservadores de las reas rurales, adonde an no lle g con toda su fuerza el despojo somocista. Si bien esos sectores agrarios s sufrieron la marginacin econmica y social, el atraso poltico les impidi percibir que esa situacin haba sido causada por el sistema contra el cual se haba hecho la Revolucin. Por el contrario, este sector fue colocado en contra de la Revolucin por varios factores entremezclados, como las inevitables expropiaciones de grandes propietarios que lejos de ser vistos como el enemigo de clase por estos campesinos, ejercan gran influencia en ellos; o los necesarios controles en los precios de los productos agrcolas para prote ger a los consumidores pobres de la ciudad; y la manipulacin de los sentimientos religiosos por parte de la jerarqua catlica. Hay que reconocer, sin embargo, la dirigencia revolucionaria de esa etapa no hizo gala de la habilidad que la caracteriz en casi todo lo dems, lo que no deja de ser sorprendente en un proceso revolucionario entre cuyas caractersticas distintivas siempre estuvo la apertura en el mbito de las creencias religiosas no solamente del pueblo en general, sino de sus propios militantes, muchos de los cuales provenan precisamente de una vivencia cristiana socialmente comprometida, aunque tambin debe reconocerse que abandonada luego, debido a la influencia del dogmatismo que en ese entonces asfixiaba al marxismo.La derrota de 1990Luego de haber ganado con aplastante mayora las primeras elecciones en 1984, llevadas a cabo en plena guerra, aunque boicoteadas por la no participacin de la extrema derecha, que segua los lineamientos norteamericanos en esto y en todo, en 1990 esas mismas fuer zas se alzaron con el triunfo. Esa victoria fue producto, entre otras cosas, de que una proporcin decisiva de votantes, a pesar de preferir al sandinismo, no estaba dispuesta a la continuacin de la guerra y del bloqueo econmico como precio a pagar para que el FSLN continuara gobernando. Se trata de un fenmeno tpico de la democracia burguesa, pero difcil de entender para quien cree en ella o lo que es igual, para quien compar te la ilusin de la democracia sin apellidos, ignorando u obviando que mientras existan los antagonismos de clase y con ellos el ejercicio del poder por una clase o grupo de ellas, la democracia ser un instrumento al servicio de las clases que ejerzan el poder. ese fenmeno estuvo lo que consideramos como la principal debilidad de la Revolucin Sandinista en su primera etapa: la ausencia de un modelo poltico que an sin prescindir de ciertas particularidades de la democracia representativa (idnea nicamente para legitimar el poder de clase de la burguesa), tuviera caractersticas que le permitieran institucionalizar y con ello legitimar el proceso revolucionario en marcha y con l, un poder poltico que por primera vez pertene ca a las clases populares. Esta debilidad estuvo marcada por dos factores. Uno de ellos fue la presin de la socialdemocracia europea, cuyo respaldo a la Revolucin era poltiuna intervencin militar directa del imperialismo norteamericano con el objetivo de aniquilar a sangre y fuego el proceso revolucionario. Sin embargo, pensamos que debido a la posibilidad y necesidad de mantener ciertas caractersticas de la democracia representativa al menos en lo formal, el margen de maniobra para la instauracin del nuevo modelo para hacerlo sin que el sector de la socialdemocracia que respaldaba a la Revolucin Sandinista pudiera te ner una excusa para retirar ese respaldo; y en ltima instancia, pensamos que era mayor la fortaleza que habra tenido la Revolucin legitimada por un modelo poltico adecuado para ello ante una eventual intervencin armada del imperialismo, que la protec cin proporcionada por el respaldo poltico de la soms decisivo para evitar la intervencin directa era la oposicin a ella por parte de la opinin pblica dentro de Estados Unidos, todava en ese entonces bajo los efectos del sndrome de Viet Nam.

PAGE 18

18El otro factor que incidi en la ausencia de institucionalizacin del poder revolucionario fue la inpara el triunfo revolucionario de 1979. Este sector (y medida, que eran los ms vinculados con el ejercicio del poder) fue el mismo que poco despus de la de rrota electoral sandinista de 1990 y del derrumbe de la Unin Sovitica, se pronunci por renunciar al antiimperialismo y por abandonar el socialismo como proyecto de sociedad y el marxismo como teora revolucionaria. Tambin pretendi deslegitimar moralmente la lucha armada en defensa de las conquistas revolucionarias y de la vida de los sandinistas en el campo, si bien todo el sandinismo coincida acertadamente, en la inconveniencia de esta forma de lu cha para volver al poder, al menos en las condiciones polticas planteadas en aquel momento.Daniel frente a los vacilantesFue as que surgi la corriente destinada a con vertirse en el autollamado Movimiento Renovador Sandinista (MRS), y que hasta mayo de 1994 tuvo una FSLN. La corriente opuesta, que defenda los principios histricos de la lucha revolucionaria (aun estando clara toda la dirigencia sandinista que dichos principios deban aplicarse de forma diferente en las nuevas circunstancias) fue encabezada, sorprendentemente para algunos, por Daniel Ortega, quien hasta ese momento apareca como uno de los dirigentes sandinistas menos apegados al fundamentalismo ideolgico y al dogmatismo y considerado, por el contrario, de los ms pragmticos dentro de la dirigencia revolucionaria. Tiempo despus, Daniel demostrara ser sin duda alguna, el estratega poltico y estadista con ma yor habilidad y con mejor manejo de la tctica en la historia de Nicaragua, lo cual ayuda a comprender el pragmatismo de sus posiciones en determinadas cir cunstancias y a la vez, su intransigencia ideolgica en circunstancias distintas. Efectivamente, en el contexto de una revolucin a punto de triunfar y luego triunfante, es explicable niobra poltica, mientras en momentos en que pe ligra nada menos que la propia identidad del movimiento revolucionario, es normal que la prioridad sea la defensa de la misma, si se tiene como referencia una posicin ideolgicamente consecuente con ella, lo cual no solamente es vlido para el segundo caso, sino que tambin es perfectamente admisible y legtimo en el primero. En los aos ochenta, los futuros renovadores no solamente asuman que la democracia burguesa era lo adecuado para institucionalizar el proceso revolucionario, sino que incluso, en el mejor de los casos la consideraban ms bien como un aporte genial del sandinismo al pensamiento revolucionario, en lo cual coincidan con sectores que tenan y tienen posiciones similares a las suyas en el mbito ideolgico. Es as como hoy vemos a muchos en Europa que se arrancan el cuero cabellu do si es que an lo tienen, preguntndose por qu los pueblos europeos optan por la extrema derecha en momentos de crisis sistmicas, cuando dicho sector poltico ha sido ms capaz que ellos para presentarse, si bien demaggicamente, como alternativa ante un sistema cuya esencia sencillamente es ignorada por esos votantes, mientras los que quedan calvos de tanto esfuer zo por comprender la situacin y que deberan ser los abanderados de la lucha contra el sistema, se presentan ms bien como mansas palomas incapaces de cambiar lo, porque en realidad ya estn comprometidos con el sistema y forman parte del mismo. A propsito de todo esto, cabe preguntarse: qu habra sucedido con los renovadores en el poder con una victoria electoral en 1990? Es cierto que el poder cohesiona y crea condiciones adecuadas para que ciertos individuos vacilantes y ms potencialmente detractores de la Revolucin que el promedio de los militantes revolucionarios se abstengan de dar la espalda al proyecto revolucionario y a las ideas correspondientes, pero estamos hablando de que en esas circunstancias ya no se contara con la presencia de la Unin Sovitica, lo cual fue junto con la derrota electoral del sandinismo, uno de los dos factores que motivaron la renuncia de este tipo de cuadros a la ideologa revolucionaria. El poder cohesiona, decamos, pero tambin debe sealarse que el poder surgi para oprimir y no para hacer la Revolucin, y aunque tambin es indispensapor lo primero hace que tienda a pervertir a los revolucionarios que lo ejercen, lo cual no sucede con los re accionarios debido a que stos se encuentran ideolgi camente a tono con el carcter reaccionario del poder; en otras palabras, no se puede pervertir lo que ya est pervertido.La democracia directaLa nica manera de neutralizar el efecto perverti dor que ejerce el poder sobre los revolucionarios, es evitar que el mismo sea ejercido individualmente por stos y por el contrario, que sea ejercido directamen te por las clases populares. Si el poder puede pervertir ideolgicamente a los revolucionarios que lo ejercen, por el contrario educa polticamente a las clases cuando stas lo ejercen directamente. Esto no es as para las clases econmicamente pudientes, debido a que el carcter del poder no se contradice con la esencia de las posiciones ideolgicas de dichas clases.

PAGE 19

19 He ah por qu el modelo poltico adecuado para la institucionalizacin y con ello para la legitimacin del poder revolucionario debe basarse en la democracia directa, y la razn por la cual en esta segunda etapa en que actualmente se encuentra la Revolucin Sandinista luego del regreso del sandinismo al poder en 2007, tiene en este tipo de democracia su referencia fundamental, en la cual se basa el modelo poltico en proceso de instauracin actualmente en Nicaragua. Al menos en este aspecto crucial, la Revolucin Sandinista est lejos de renunciar a sus principios como algunos plantean, ms bien se han profundizado en su actual etapa. Otra gran incgnita que asalta la mente de cualquier sandinista es, que si el sandinismo hubiera triunfado en 1990, con la contrarrevolucin an ar mada y movilizada, cmo se habra podido defender la Revolucin, no solo de una invasin militar norteamericana, sino de una simple ofensiva contrarrevolu cionaria con apoyo norteamericano, pues el sandinismo ya no contara con la Unin Sovitica, y con una Cuba econmicamente en estado de coma en aquel momento producto, precisamente, de la desaparicin del campo socialista europeo. Son cosas como estas las que llevan a pensar si realmente no era lo ms conveniente para los intereses de la Revolucin y por tanto, para los intereses del pueblo nicaragense, que el sandinismo perdiera las elecciones de 1990, por doloroso que sea en trmi nos de las conquistas sociales perdidas por el pueblo nicaragense. Al menos la manera en que se perdieron permiti que las conquistas se recuperaran posterior mente. En cambio, habra que preguntarse si eso hubiese sido posible si la causa de perder las conquistas hubiese sido una derrota militar del sandinismo. En cualquier caso, si en su primera etapa la Revolucin Sandinista se hubiera legitimado polticamente en la conciencia de la sociedad nicaragense mediante su institucionalizacin a travs de la instauracin de un modelo poltico apropiado (y aun suponiendo que esto no hubiese impedido la derrota de 1990), la prdida del gobierno por el sandinismo no a las conquistas revolucionarias durante los aos del neoliberalismo bajo los tres gobiernos sucesivos de de recha. En esas circunstancias, el poder de clase ejercido institucionalmente desde una autntica sociedad civil polticamente empoderada (que no es la misma sociedad civil meditica del modelo participativo promovido y dirigido por instrumentos internacionales diversos con criterios estratgicos militares desde Estados Unidos) habra impedido el desmontaje del proyecto revolucionario. No obstante, el sandinismo logr frenar parcialmente esa operacin retrgrada desde la lucha popular y desde los espacios dentro de la democracia burguesa que el propio FSLN instaur en los aos ochenta, asumiendo que con ello se estaba institucionalizando el proceso revolucionario. En cuanto a la oligarqua, es necesario aadir que su colapso poltico no le ha impedido continuar ejerciendo la hegemona ideolgica y cultural en Nicaragua e incluso, el poder poltico mismo en los aos ochenta mimetizada como un sector del sandinismo que controlaba casi todo el gabinete en aquella poca y luego, controlando an sin partido poltico que respaldara su proyecto dos de los tres gobiernos de derecha que manejaron el poder poltico en Nicaragua luego de la derrota sandinista de 1990 (el gobierno de Violeta Barrios y el de Enrique Bolaos). Tenemos pues, una oligarqua tan exper ta en sobrevivencia poltica como ha llegado a serlo tambin el sandinismo; ojo con esto.El Congreso de 1994Las corrientes del sandinismo despus de la derrota electoral de 1990 y el derrumbe de la Unin Sovitica, tuvieron una diferencia fundamental con el fenmeno de las tendencias durante la lucha contra la dictadu ra somocista. En los aos 90, las diferencias llegaron a ser ideolgicas, mientras que entre 197 y 1979, las distintas posiciones asumidas eran ideolgicamente iguales entre s. posicin revolucionaria ante la nueva situacin, fue el Congreso Extraordinario en mayo de 1994, convocado pecto, en vista del antagonismo entre las dos posicio nes fundamentales (la revolucionaria y la renovadora) y de la incoherencia en la coexistencia de ambas en el seno del FSLN. El resultado fue una victoria contundente de las posiciones revolucionarias encabezadas por nuevo liderazgo, que antes haba sido ejercido por una tendencias y luego del vaco creado por la ausencia del principal lder sandinista de entonces, Carlos Fonseca, muerto en combate en 1976, en plena crisis interna. En trminos histricos, el Congreso Extraordinario de 1994 fue el hecho poltico ms importante en la historia del FSLN despus del triunfo revolucionario de 1979, ms an que la victoria electoral de 2006, porque fue ms decisivo para el futuro del sandinisal poder poltico recin recuperado por la derecha, sino su nuevo modelo poltico, es decir la nueva alternativa socialista para Nicaragua en las condiciones internacionales, cuando en toda la izquierda a nivel mundial estall una gran crisis de identidad ante la desaparicin del referente prctico y concreto que era la existencia de una superpotencia socialista en la realidad geopoltica mundial.

PAGE 20

20La nueva estrategia consista en combinar la lucha popular en defensa de las conquistas revolucionarias sin escatimar mtodos y formas de lucha, con la lucha poltica desde los espacios institucionales en defensa de los intereses populares y la lucha electoral como nica manera viable para la reconquista del poder poltico. El nuevo modelo poltico consista en la democracia directa y el nuevo modelo socioeconmico en la priorizacin de la propiedad directamente ejercida por los trabajadores, sin abandonar la propiedad estatal, en la socializacin de la propiedad para la transformacin de las relaciones de produc cin como principio bsico para la sustitucin del capitalismo por el socialismo. Este modelo fue adoptado a partir de la experiencia prctica de la lucha de los trabajadores sandinistas, apoyados por Daniel y los dirigentes revolucionarios del FSLN, en defensa de su derecho a ejercer directamente la propiedad sobre los medios de produccin, ante la imposibilidad de defender en aquellas circunstancias la propiedad estatal. Orlando Nez quien ya desde los aos ochenta haba formulado una serie de planteamientos al respecto hizo una sistematizacin terica y programtica de las experiencias de los trabajadores en esos aos de lucha.Contra el neoliberalismoLa etapa del neoliberalismo se puede dividir en dos fases: entre 1990 y aproximadamente hasta el 2000, el FSLN prioriz la lucha popular. Una vez lograda la estabilidad de lo que hasta entonces haba logrado preservarse de las conquistas socioeconmicas favorables a los sectores populares, pas a priorizarse la defensa y ampliacin de los espacios institucionales dentro del modelo poltico democrtico-burgus, ideolgicamente adverso pero polticamente instaurado por el propio sandinismo en los aos ochenta. Esto no puede desvincularse del hecho de que debido a determinadas circunstancias histricas objetivas, la sociedad nicaragense no asume la posibilidad de que la situacin se pueda cambiar mediante la violencia poltica o las elecciones, lo cual las conquistas revolucionarias. El regreso del FSLN al gobierno en 2007 no fue un hecho casual o un golpe de suerte, y los grandes logros sociales alcanzados a raz de ese nuevo triunfo del sandinismo no han sido simples buenas obras aisladas y surgidas de la buena voluntad de un gobierno preocupado por mejorar la situacin del pueblo. El retorno del sandinismo al poder poltico a raz de su triunfo electoral en 2006 fue el resultado de la estraligencia poltica con que Daniel Ortega como lder del sandinismo manej cada coyuntura, resolvi cada encrucijada y aplic con una visin tctica insuperable esa estrategia. Los grandes avances que se han dado en el mejora miento de la vida del pueblo nicaragense desde que el sandinismo est gobernando nuevamente lo hare mos en otro artculo, pero valga decir que tales logros son la expresin concreta de un proyecto de transfor macin revolucionaria de la sociedad nicaragense, un modelo socialista adecuado a nuestra realidad como pas y a nuestra poca, un Programa Poltico en el cual se plasma ese proyecto y ese modelo, y que surgi tambin de la defensa de los principios revolucionarios en el debate que se desarroll dentro del sandinismo en los primeros aos noventa y cuyo desenlace se vio el Congreso Extraordinario. Por todo ello, 1994 puede considerarse como el ao de la refundacin del FSLN para los nuevos tiempos. Fue en esa coyuntura de vital importancia histri Ortega, quien se puso al frente de las posiciones re volucionarias tanto en las luchas populares como en la lucha ideolgica contra las posiciones claudicantes. El otro factor indispensable para el surgimiento de ese liderazgo ha sido el hecho de que Daniel Ortega ha ocupado un papel protagnico en las cuatro etapas de la historia del FSLN, asumiendo como dirigente principal en las dos ltimas etapas, producto de un proceso objetivo de desarrollo de sus cualidades como dirigen te frente a los desafos que la realidad ha impuesto. No es pues, un liderazgo improvisado ni impuesto, sino el producto necesario de un acumulado histrico, y el rol de Daniel Ortega en la conduccin del proceso revolucionario nicaragense es por tanto producto de una necesidad histrica.

PAGE 21

21 Ignacio Briones Torres* _____________En una de nuestras lenguas indgenas prehisp agua. En la historia de la lucha del pueblo nicaragense contra la dictadura de los Somoza, Monimb quiere decir ahora smbolo (...). El dictador Anastasio Somoza Debayle decret el 28 de febrero de 1978, el extermino de Monimb, en castigo por su rebelda heroica de ms de diez das durante los cuales los monimboseos proclamaron su barrio territorio libre de Nicaragua. El decreto fue cumplido con la caracterstica ferocidad de los fascistas, pero Monimb sobrevivi a su holocausto y hoy su sola men cin constituye una bandera, igual que el apellido Sandino o las siglas del Frente Sandinista de Liberacin Nacional. (...) El asesinato de Pedro Joaqun Chamorro, el 10 de enero de 1978, rebas todos los lmites de la indignacin popular y el pueblo se lanz a las calles a protestar, reclamar y manifestar su disposicin de acabar de una vez y para siempre con el somocismo. Trece das despus estall la huelga general que paraliz el 80% de las actividades del pas (...). El 2 de febrero, en un operativo extraordinario, escuadras sandinistas tomaron las importantes ciudades de Granada y Rivas, y el poblado fronterizo de Peas Blancas. Estos exitosos ataques, as como el creciente ascenso de la combatividad popular que se manifesta ba en todas las ciudades, alarm al representante de Estados Unidos, un aptrida de origen cubano, nacio nalizado norteamericano, llamado Mauricio Solaun, quien por el peso en los sectores empresariales, logr el cese de la huelga, dividiendo de ese modo la unidad nacional contra la dictadura. Con todo, el pueblo sigui en la lucha y en la vanguardia se colocaron los vecinos de Monimb. Un mes tenan los monimboseos de estar participando en las acciones antidictatoriales cuando el 10 de febrero dispusieron bautizar la antigua Plaza San Sebastin en el corazn de su barrio, con el nombre del periodista asesinado. El acto fue combinado con una misa a la que asistieron cerca de dos mil vecinos. Ese mismo da, a las cinco de la tarde, empezaron los enfrentamientos con la Guardia Nacional. Desde haca varios das las patrullas militares se haban propuesto impedir toda manifestacin popular en cualquier ciudad. Todo gru po, as fuera slo de tres personas, era disuelto con bombas lacrimgenas, azotes con cadenas y disparos de fusiles Garand. El procedimiento tambin fue aplicado contra los vecinos de Monimb, pero cuando stos se vieron atacados, respondieron con bombas de mecate y plvora. La Guardia tuvo que replegarse y los monimboseos quedaron dueos de su barrio. Levantaron barricadas en las principales vas de acceso y montaron guardia permanente en ellas. Por las noches, encendan fogatas e inventaron un curioso mtodo para comunicar, desde barrios alejados del suyo, la movilizacin de los efectivos militares de la dictadura. De repente, en la alta noche sonaba un raro silbido que no se poda precisar si era hecho con la boca o con algn aparato especial desconocido y ese silbido indicaba a los defensores del barrio, por dnde se mova una patrulla, cuntos vehculos la componan y cuntos hombres venan.El primer lanzamorteroLas tropas se acercaban hasta la frontera del barrio y desde ah hacan sus disparos. Monimb, en pie de guerra, contestaba el ataque. Durante noches enteras el tableteo de las armas de fuego se escuch en toda la zona. Al amanecer, los soldados se replegaban a sus cuarteles y por la noche volvan a su empeo. Los de Monimb no cedan una pulgada. Varios das haban pasado en aquellas desiguales contiendas, hasta que a las bombas de mecate y plvora les agregaron trozo de vidrio, capaces de perforar el cuerpo de una persona. Con hierros que lograron arrancar de un viejo camin abandonado e inservible, fabricaron una especie de bazuca, que retumbaba como las armas primitivas y que les result La noche que la estrenaron para los soldados fue como enfrentarse a otro ejrcito. Los monimboseos ganaron otras calles en otros barrios. Entonces, el pue blo prendi fuego a varias casas propiedad de personas fuertemente vinculadas al rgimen, como el pre sidente de la Cmara de Diputados, Cornelio Heck, un seor que haba arrebatado tradicionalmente sus tierras a los campesinos y que recin haba vendido el volcn Masaya, la laguna de Masaya y sus tierras ad yacentes, todas las cuales las obtuvo mediante sucias maniobras, despojando de sus derechos a una comunidad vecina. La resistencia de Monimb trascendi al mundo. A veces, en horas del da, permitan la visita de perio distas extranjeros y el barrio estuvo siempre abierto a los reporteros nacionales independientes. A todos, los monimboseos hacan iguales pedidos de armas. La rebelda de Monimb

PAGE 22

22Que vengan los compaeros del Frente Sandinista a combatir junto a nosotros, decan. Si alguien puede, comunquenle a los muchachos que los estamos necesitando y que los esperamos. En las paredes de sus casas estamparon tambin esos pedidos. De acuerdo a un comunicado dado a conocer por el FSLN, fue hasta poco antes del domingo 26 de febrero que esa organizacin mand a uno de sus cuadros, el joven Camilo Ortega Saavedra, de quien se asegura fue capturado herido por la GN y luego dado por muerto en combate. Las autoridades no entregaron el cadver a su madre, la que slo pudo verlo un instante antes de sepultarlo en el Cementerio General de Managua, ejecutado por la propia Guardia Nacional. Somoza celebr el fin de la huelga con una concentracin nacional de sus parciales el domingo 26 de febrero. (...) El pueblo interpret esa concentracin como un reto y desde la noche del sbado 25 coloc obstculos en las diversas carreteras que conducen a Managua, en abierto desafo al somocismo. En Monimb, en lugar de obstculos, los vecinos partieron las carreteras abrindoles grandes zanjas que hacan imposible el trnsito de todo tipo de vehculos.La masacreEl dictador se present ante la concentracin de sus amigos (en la antigua explanada de Tiscapa, en donde hoy es la Plaza Inter) y mientras haca un llamamiento a la conciliacin de la familia nicaragense, sus tropas, indudablemente obedeciendo rdenes de l, empezaron la masacre de Monimb. A las 12:15 del medioda del domingo 26 de febrero de 1978. En un terreno baldo de las orillas del barrio, a la salida de Monimb hacia Niquinohomo, varios jvenes monimboseos jugaban beisbol a esa hora, cuando se empezaron a or los primeros disparos. Al unsono, un helicptero descendi sobre el patio y bajaron varios militares, los cuales capturaron a los muchachos. La madre de uno de los detenidos, Rosario Cajina de Ruiz, ofreci el siguiente testimonio: Testigos presenciales, entre los cuales hay varios auxiliares de la Cruz Roja, me dijeron que a mi hijo, junto con otros compaeros, los capturaron all mismo donde al mismo tiempo se produjeron varios disparos y esce nas de violencia, cuyos detalles ignoro. S sin embargo que a mi hijo se lo llevaron vivo; pero al da siguiente vi su foto en Novedades (peridico de Somoza) ya muerto y dndose la informacin de que haba perecido en un combate en el empalme a Catarina. El cadver no me lo quisieron entregar y lo trajeron a Masaya el jueves 2 de marzo. Vino un camin militar custodiado. No me dejaron llevar el cadver de mi hijo a la casa sino que lo trasladaron inmediatamente al cementerio donde dejaron que los familiares lo viramos momentos antes de ser sepultado. Hago ver que tanto en la morgue como en Masaya, no dejaron verle ms que la cara. En todas las otras entradas de Monimb ocurrieron escenas similares. El operativo militar de la dictadura haba sido planeado hasta en sus ms mnimos detalles y estaba siendo ejecutado a sangre y fuego con aviones, tanques y efectivos de infantera. Pero sobre todo con crueldad y con ventaja. Una operacin de arrasamiento con el podero de fuego como para enfrentar un ejrcito enemigo fuertemente armado, lanzada contra una poblacin prcticamente desarmada. Se tronchaban los desesperadas buscando donde protegerse. En el interior de una humilde casa, los padres y los abuelos de un menor se guarecieron en una de las equinas del inmueble. El nio qued al otro lado de la sala. Cuando quiso cruzar hacia donde estaban sus pa dres, un soldado jug tiro al blanco con su cabecita, destapndole los sesos. Tena tres aos de edad. (*) Periodista, 1928-2009.

PAGE 23

23 1961 Carlos Fonseca, el Coronel Santos Lpez, German Pomares Ordoez, Tomas Borge Martnez, Francisco Buitrago, Jorge Navarro, Faustino Ruiz (El Cuje), Silvio Mayorga Delgado, Rigoberto Cruz (Pablo beda) y Jos Benito Escobar Prez, entre otros, fundan de 1963, a propuesta de Carlos Fonseca, adoptan el nombre de Frente Sandinista de Liberacin Nacional.1963, 28 de octubrePrimera accin guerrillera en RaitBocay. Caen en combate Mauricio Crdoba y Boanerges Santamara. Los fundadores del FSLN Jorge Navarro, Francisco Buitrago y Faustino Ruiz, junto a los combatientes Ivn Snchez y Modesto Duarte, son capturados vivos, torturados y luego fusilados. Todos ellos tienen menos de 25 aos.1967, 27 de agostoMovimiento guerrillero de Pancasn y Fila Grande. Caen en combate Silvio Mayorga y Rigoberto Cruz (Pablo beda), fundadores del FSLN, y tambin Francisco Moreno, Otto Casco, Fausto Garca, Oscar Danilo Rosales, Nicols Snchez El Tigre de Cerro Colorado, Carlos Reyna, Ernesto Fernndez y Carlos Tinoco. La Guardia Nacional tortura y asesina a los dirigentes campesinos Eufresino Dvila, Eucadio Picado, Moiss Picado, Felipe Gaitn, Fermn Daz y sus 5 hijos; Arriando Flores, combatiente sandinista, es despellejado vivo con una cuchilla de afeitar y rociado con sal.4 de noviembreEl dirigente estudiantil y miembro de la Direccin Nacional del FSLN, Casimiro Sotelo y los compaeros Hugo Medina, Edmundo Prez y Roberto Amaya son capturados por la GN en el barrio Monseor Lezcano. Luego son torturados y asesinados. 18 de noviembreEl compaero Daniel Ortega Saavedra es captura do por la GN en Managua. Despus de ser sometido a torturas, es enjuiciado y condenado. En la crcel, se une a otros prisioneros, entre ellos Jacinto Baca, dete nido en enero, y Jacinto Surez, capturado en agosto. Meses despus tambin son capturados Manuel Rivas Vallecillo, Lenn Cerna y Leopoldo Rivas, entre otros.1968, 5 de abril Ren Tejada, militantes del FSLN. David muere asesinado a golpes por el esbirro teniente Oscar Morales cios pblicos salvan la vida de Ren.1969 Enero-MarzoCarlos Fonseca escribe Proclamas del FSLN. El FSLN trabaja en la formulacin del programa, estatu tos y documentos sobre lnea y estrategia del FSLN. Se reorganiza la Direccin Nacional; Carlos Fonseca es nombrado Secretario General. Entre otros, son miem bros de la Direccin Nacional, Oscar Turcios, Toms Borge, Humberto Ortega y Julio Buitrago. 15 de julioCae en combate, Julio Buitrago Urroz, Jefe de la Resistencia Urbana del FSLN. La GN captura a Doris Tijerino Haslam. Horas ms tarde, caen combatiendo los militantes sandinistas Marco Antonio Rivera, Anbal Castrillo y Alesio Blandn.31 de AgostoCarlos Fonseca es capturado en una casa de Alajuela, Costa Rica.6 de noviembrePor primera vez en la historia, los estudiantes de la Universidad Nacional (UNAN), eligen como su presidente a un sandinista, el compaero Edgard La Gata Mungua lvarez, postulado por el Frente Estudiantil Revolucionario (FER).23 de diciembreCon el objetivo de rescatar de la prisin a Carlos Fonseca, Humberto Ortega, Rufo Marn, Germn Pomares, Julin Roque, Fabin Rodrguez y otros militantes sandinistas, asaltan el Cuartel de Alajuela, Costa Rica. La accin resulta infructuosa: caen presos y heridos de gravedad los compaeros Humberto Ortega y Rufo Marn; tambin cae presa la compaera Mara Haydee Tern de Fonseca.1970, 15 de eneroEn las inmediaciones del Cementerio Oriental, cae en combate el poeta y militante sandinista Leonel Rugama, junto a Roger Nez y Mauricio Hernndez.Hitos histricos de la Revolucin Edgard La Gata Mungua lvarez.

PAGE 24

24FebreroMarzoEn las montaas del norte, son asesinados decenas de campesinos sandinistas y son capturadas 20 muje res, acusadas de proporcionar alimentos a los guerri lleros, entre ellas Venancia Hernndez de 68 aos.20 de octubreUn comando del FSLN dirigido por Carlos Agero, secuestra un avin de la lnea area costarricense y logra por primera vez en la historia de la organizacin liberar a los prisioneros mediante canje. El 21 de octubre son liberados Carlos Fonscea, Humberto Ortega y Rufo Marn. Los envan a Mxico y pasan a Cuba.1971, 3 de septiembreCae asesinado en La Tronca, Matagalpa, junto a otros campesinos, el dirigente sandinista Bernardino Daz Ochoa.1973, 19 de septiembreLos Comandantes y miembros de la Direccin Nacional del FSLN, Ricardo Morales Avils y Oscar Turcios, adems de los militantes Juan Jos Quezada y Jonathan Gonzlez, son asesinados en Nandaime.1974, 27 de diciembreEl Comando Juan Jos Queza da asalta la casa de un somocista y retiene a decenas de funcionarios y familiares de la dictadura. Logra la libertad de Daniel Ortega Saavedra, Jos Benito Escobar, Manuel Rivas Vallecillo, Jacinto Surez Espinoza, Lenin Cerna, Carlos Jos Guadamuz, Julin Roque Cuadra, Jaime Cuadra, Daniel, Alfonso y Alberto Nez, Adrin Molina y Carlos Arguello Pravia. Con esta accin el FSLN rompe el perodo de acumulacin de fuerzas en silencio.1975, 2 de agostoArlen Si Bermdez, Mario Estrada, Gilberto Rostrn, Julia Herrera de Pomares, Mercedes Reyes, Juan y Lenidas Espinoza y Hugo Arvalo, caen en un enfrentamiento en el Sauce, departamento de Len.9 de septiembreCae el compaero Jacinto Hernndez en Kuskaws y el 13 de octubre, muere en combate Filemn Rivera, miembro de la Direccin Nacional, en Cerro Grande, Matagalpa.1976Carlos Fonseca escribe Notas sobre algunos problemas de hoy y Notas sobre la montaa y algunos FSLN en tres tendencias. 4 de febreroEs apresado en Managua el compaero Toms Borge, miembro de la Direccin Nacional y durante el enfrentamiento con la Guardia, cae en combate la compaera Mildred Abaunza en Managua.14 de septiembreCae en combate en Yaosca, Matagalpa, Edgard Mungua Alvarez, suplente de la Direccin Nacional.7 de noviembreCaen en distintas acciones, los compaeros Eduar do Contreras, miembro de la Direccin Nacional, Silvio Reazco, Rogelio Picado y Carlos Roberto Huembes, suplente de la Direccin Nacional.8 de noviembreCae en combate en Zinica, el Comandante en Jefe de la Revolucin Popular Sandinista Carlos Fonseca.1977, 7 de abrilEn ataque al cuartel del Ro Blanco, Matagalpa, cae en combate el compaero Carlos Agero Eheverra, miembro de la Direccin Nacional.OctubreInicia la ofensiva del FSLN. El 12 de octubre, el Frente Norte Carlos Fonseca ataca guarniciones de la GN en Ocotal, San Fabin y Mozonte, Nueva Segovia. Surge el grupo de Los 12, que reconoce al Frente Sandinista como fuerza beligerante. El 13, escuadras guerrilleras atacan el cuartel de la Guardia en San Carlos, y una Escuadra del Frente Sur se toma la poblacin de Crdenas, Rivas. El 17 de octubre, escuadras guerrilleras atacan el cuartel de Masaya. Ese mismo da, cae en un retn mi litar el compaero Pedro Aruz Palacios, Federico, Jefe de la Resistencia Urbana y miembro de la Direc cin Nacional. Osar Turcios. Pedro Aruz Palacios

PAGE 25

25 1978, 10 de eneroSicarios contratados por la Dictadura Somocista, asesinan en Managua al periodista Pedro Joaqun Chamorro.10 de febreroMonimb se subleva. 27 de febreroLa GN captura, tortura y asesina en Los Sabogales, Masaya, a los compaeros Camilo Ortega Saavedra, Arnoldo Quant y Moiss Rivera. El dictador enva miles de soldados, con tanques y aviones, que masacran a los indgenas de Monimb.Febrero-JunioLos prisioneros polticos realizan dos huelgas de hambre, respaldadas por una huelga nacional de estudiantes, que culmina con el cese del aislamiento de Toms Borge y Marcio Jaen.17 de julioSe funda el Movimiento Pueblo Unido, alianza de organizaciones populares contra la Dictadura.28 de agostoInicia la insurreccin en Matagalpa.9 de septiembreInsurreccin en Managua, Estel, Len, Chinandega, Jinotepe, Diriamba y Masaya. La dictadura bombardea las ciudades y masacra a la poblacin civil. Los guerrille ros se repliegan a las zonas montaosas.1979, 8 de marzoEn La Habana, Cuba, los dirigentes de las tres tenpara derrocar a la dictadura.7 de abrilEl comandante Francisco Rivera, El Zorro, y el comandante Julio Ramos, al frente de decenas de guerrille ros, dirigente la segunda insurreccin de la ciudad Estel, y luego se retiran a las zonas montaosas aledaas.24 de mayoCae en Jinotega, el compaero Germn Pomares Ordoez, fundador del FSLN.27 de mayoEl FSLN inicial la Ofensiva Final.9 de junio Popular Sandinista en todo el pas.16 de junioEl FSLN designa una Junta de Gobierno, encabeza da por el Comandante Daniel Ortega Saavedra.20 de junioCae el cuartel de la GN en Len, que es declarada primera ciudad liberada.27 de junioLos guerrilleros que ocupan los barrios orientales de Managua, acompaados por miles de civiles y encabezados por el Comandante Carlos Nez Tllez, inician El Repliegue a Masaya.17 de julioEl dictador Anastasio Somoza Debayle renuncia y huye a Miami; deja como presidente interino al senador Francisco Urcuyo Maliaos, quien se niega a entregar el poder.18 de julioLa Direccin Nacional ordena a todos los frentes guerrilleros iniciar el avance hacia Managua.19 de julioLa Guardia Nacional se rinde.20 de julioLos guerrilleros de todos los frentes entran en Managua. Toma posesin la Junta de Gobierno de Reconstruccin Nacional. Elas Noguera y Francisco Rivera El Zorro.

PAGE 26

26Daniel Ortega Saavedra _____________El pasado 30 de abril, durante el acto de homenaje a los trabajadores y al Comandante Toms Borge en el segundo aniversario de su fallecimiento, el Presidente Daniel Ortega hizo una remembranza histrica de las luchas libradas durante los 17 aos de oposicin al neo liberalismo, por los trabajadores y el FSLN en defensa de las conquistas de la Revolucin Popular Sandinista. A continuacin, parte de su discurso:En este acto estn muchos dirigentes sindicales que son una representacin de una genera cin a la que le toc combatir contra la tirana toc organizar los sindicatos en las ciudades y el campo al triunfo de la Revolucin. Los trabajadores defendieron la Revolucin con jornadas de trabajo extraordinarias y con salarios real mente simblicos. Esto es bueno que lo conozcan un poco los muchachos, los ms jvenes: salarios simblicos! Era ms bien como un vitico el que reciban, para cubrir lo bsico. Eso no daba ni para pagar el alquiler, simplemente para cubrir lo bsico! Tambin fue heroica esa etapa de 1979 a 1990, por que los trabajadores asumieron desde la ciudad y el campo la defensa armada de la Revolucin... Batallones de trabajadores! Muchos de ustedes estuvieron en los batallones de combate. Muchos hermanos cayeron tambin. Entonces eran muchachos. Los heroicos aos 90Luego, a partir del 25 de abril de 1990, dijimos: vamos a continuar esta batalla gobernando desde abajo. Y ah el Frente Sandinista tuvo en el Frente Nacional de los Trabajadores el principal instrumento de lucha, el principal instrumento de batalla; porque se vio la nece sidad de organizar ese frente de lucha de los trabajadores que estaban siendo lanzados a la calle. Porque no se puede olvidar la historia. No para guardar rencores, sino como lo que realmente ha sido y luego no debera ser. Del 25 de abril de 1990 en ade lante empez una persecucin en contra de los traba jadores. Fueron despedidos miles de trabajadores en el sistema de salud, en el sistema de educacin, en las diferentes empresas del Estado. Aquello fue tierra arrasada y se circularon listas de los dirigentes de los trabajadores para que no se les diese trabajo en ninguna institucin del estado. Esto vino acompaado de la destruccin de obras de arte aqu en Managua, donde se haban levantado muchos murales en los que los artistas nicaragenses y de otros pases, solidarios, haban dejado plasmado su arte, su amor por Nicaragua. Y qu hicieron? Mandar a destruir esas obras de arte. O sea, una actitud, un comportamiento de barbarie. Llegaron al extremo de irse contra las obras artsticas. Pareca aquello la inquisicin, en sus mejores tiempos. A pesar de que miles de trabajadores quedaron desempleados, otros siguieron resistiendo en las em presas que eran rea Propiedad del Pueblo, y que queran arrebatrselas. Ah libramos una gran batalla, me acuerdo, cuando el Gobierno electo en 1990 intent re gresarle todas esas propiedades, todas esas empresas yendo la familia Somoza. Esa era la voluntad de ellos. La intencin de ellos, por lo tanto, era arrebatarles las fbricas a los trabajadores que con tanta sangre las haban defendido, de 1979 a 1990. Arrebatarles em presas que no existan antes de 1979, que surgieron con la Revolucin empresas propiedad del Estado, es decir, del pueblo nicaragense, que se haban cons truido con la solidaridad internacional, con la sangre y el sudor de los trabajadores, y con las capacidades y la mstica de los tcnicos y profesionales comprometi dos con la Revolucin. Ah se plante la batalla y esa fue la bandera que entonces levantamos frente a una situacin tan difcil. Nosotros no bamos a plantearnos en ese momento derrocar al Gobierno que haba asumido el 25 de abril. Tenamos la fuerza para hacerlo, pero ese no era el

PAGE 27

27 caso. Ya se haban producido unas elecciones y sea como sea esas elecciones haban dado unos resultados que nos haban sido adversos, y haba que respetar la voluntad popular.Plan diablicoPodramos decir que, frente a los planes de destruc cin de las conquistas de la Revolucin que empezaron a desarrollarse, hubisemos tenido toda la autoridad y derrocar al gobierno. Y dijimos: no, no! Vamos a librar la batalla defendiendo las conquistas de los trabaja dores, defendiendo las conquistas sociales del pueblo nicaragense. Batalla que no era fcil, porque enfrente tenamos un poder establecido, con una mayora en la Asamblea Nacional, con un Poder Ejecutivo que tena la autoridad para tomar decisiones y ordenar represin, como no titubearon en hacerlo mltiples veces, lo que sigdecir, el plan diablico de la derecha fue buscar cmo confrontar a los mismos hermanos nicaragenses. Y dijimos recuerdo que nos reunamos en el kiosco de la Secretara del Frente Sandinista: vamos a librar esta batalla, con recursos limitados, recursos materiales limitados. Vamos a librar esta batalla con el coraje y con el derecho que nos asiste... Y empezamos a librar la batalla. Cuestionando las medidas que queran estable cer en nuestro pas, en primer lugar, arrebatando sus propiedades a los trabajadores, arrebatando las tierras a los campesinos y a las cooperativas; arrebatando al pueblo el derecho a la educacin, privatizndola; arrebatando al pueblo el derecho a la salud, privatizndola. Es decir, hicimos frente. Y lleg un momento en que la protesta popular tena una fuerza tan grande a nivel nacional, era tan grande la protesta nacional, que se haban levantado ya barricadas aqu en Managua, en los depar tamentos, pero sin fusiles! Y el gobierno decidi en ese momento utilizar al ejrcito para botar las barricadas. Les cuento todo esto, para que los mayores re cuerden y que los jvenes conozcan y vean el contraste de cmo hemos actuado nosotros desde 2007 hasta la fecha, frente a las continuas protestas que se han presentado, porque aqu hay libertad de protestar, y salen a protestar. La tolerancia que ha habido: ni una sola vez hemos sacado al Ejrcito. Ms bien la Polica ha sido vctima de los que se manifiestan de parte de una oposicin alimentada por el Imperio, y por el Somocismo. La Polica ha sido vctima, porque ms bien ellos llegan a provocar a la Polica, y andan buscando que la Polica les d un golpe para entonces sacar la noticia, y volverla una noticia internacional, mundial. Cuntas denuncias hicimos nosotros? Entonces ramos los malos que no dejbamos gobernar. Ah! Cuando ellos van a la calle a protestar, ellos son los buenos que s tienen derecho incluso a hablar de de rrocar al gobierno. Y como no han tenido la capacidad de ganarse el corazn del pueblo para ganar eleccio nes, entonces no les queda ms que, en la desespera cin, gritar que hay que derrocar al gobierno. Recuerdo que durante una de esas protestas, se llevaban a cabo siempre reuniones en el Centro de Convenciones Olof Palme, donde asista la dirigencia del Frente Nacional de los Trabajadores a una mesa con los delegados del Gobierno, y en otra mesa estbamos los dirigentes sandinistas con delegados del gobierno. Y nuestro planteamiento era: necesitamos que den una respuesta positiva, que se logre un acuerdo. Porque ellos queran imponer a la fuerza la demolicin de las bases de la Revolucin. Tenan entre sus objetivos desaparecer al Ejrcito, y reducir la Polica Nacional, para ir creando fuerzas paralelas. Incluso intentaron formar aqu en la Alcalda de Managua una fuerza militar, para luego reproducirla en todas las alcaldas que tenan en sus manos. Eran reuniones que duraban muchas horas y ama necamos reunidos. El pas estaba paralizado. En una de esas tantas reuniones lleg el delegado del gobier no y recuerdo que me dijo: Daniel, nosotros no pode mos seguir as. Nosotros les entregamos ya a ustedes las llaves del gobierno, y nos vamos a la casa, y ustedes asuman el gobierno. Yo le respond: nosotros no estamos asumiendo el gobierno en estas condiciones. Nuestra lucha no es para asumir el gobierno bajo la presin y bajo la fuer za; nuestro reto es volver a asumir el gobierno con el voto y el respaldo del pueblo nicaragense. Por lo tanto, ustedes qudense con las llaves de la Presidencia y los famosos Acuerdos de Concertacin entre los traba jadores y el gobierno, y el Frente Sandinista respaldan do, lgicamente, toda esa batalla.Espacios conquistadosEso nos permiti mantener algunos espacios; que se les asignara a los trabajadores del campo algunas propiedades; a los trabajadores de la ciudad, algunas empresas. Todava algunas de esas empresas siguen en manos de los trabajadores. Se les tuvieron que reconocer esos derechos a los trabajadores, porque dijimos: si se va a privatizar aqu, que se privatice a favor de los trabajadores, que es a quienes les ha costado sangre y sudor levantarlas y mantenerlas en tiempos de guerra.

PAGE 28

28Cuando veo estos rostros de los compaeros del Frente Nacional de los Trabajadores de los mayores, porque ahora tienen una generacin ms joven me viene a la mente inmediatamente aquellas batallas, y en esas batallas, all estaba Toms siempre acompa ando estas batallas, Hoy, en este II Aniversario de Toms, con Carlos, con el Coronel Santos Lpez, con Sandino, estamos viviendo una etapa de lo que podramos llamar un proceso, que permita fortalecer, darle una mayor estabilidad, una mayor seguridad al pas, para que este proceso democrtico, profundamente democrtico, siga abrindonos caminos para continuar librando la lucha por el empleo, la lucha por la salud, la lucha por Una lucha con todas las fuerzas econmicas de nuestro pas. Fortalecer esa gran alianza que viene caminando, y se viene consolidando entre los empresarios, los trabajadores de la ciudad y el campo, el pueblo nicaragense; todos juntos en esta gran alianza que nos Nosotros encontramos en 2007 un Estado totalmente diseado en funcin de los intereses de los que haban asumido el poder en el ao 1990. Eso pudieron hacerlo porque tenan los votos para hacer las refor mas a la ley y a la Constitucin. Ellos fueron los prime ros que dieron el ejemplo de que la Constitucin poda ser reformada, no fuimos nosotros. Nosotros dejamos una Constitucin intacta, la Constitucin que naci con la Revolucin despus de las elecciones de 1984 y que se forj en Asamblea con el Pueblo en 1985, hasta su promulgacin en Enero de 1987. Esa es la Constitucin que nosotros dejamos. Ellos lo primero que hicieron fue ir contra esa Constitucin, y la reformaron. No bamos a utilizar nosotros la fuerza para impedir que ellos reformaran la Constitucin; no bamos a alentar la formacin de grupos armados para evitar esa reforma, o para evitar todas las medidas que tomaron, sino que al contrario lo que hicimos fue seguir batallando, seguir luchando. En medio de esa lucha ellos instalando su esque ma, instalando su modelo; tuvieron el tiempo, tuvie ron las condiciones, porque despus de esas grandes remecidas, inmediatamente despus del 25 de abril hubo un perodo de calma, de mucho dilogo, mucho intercambio, reuniones para ver cmo se cumpla con los acuerdos, o los reclamos porque no estaban cumpliendo con los acuerdos; ellos atrasando los acuer dos, lo que todos sabemos. vieron para instalar su modelo, instalar un Estado de acuerdo a su visin, de acuerdo a sus intereses, donde lgicamente el pueblo se convierte en un factor totalmente secundario. Llegamos al gobierno en 2007 por los votos y apenas llevamos caminando un tramo de lo que ellos anduvieron para instalar sus modelos. Nosotros tenemos actualmente 7 aos. Ellos estuvieron 17 aos, y quin les dijo a ellos que se bajaran por que ya tenan 17 aos? Ellos queran continuar, y est bien, estn en su derecho. A final de cuentas decide el pueblo. Igual nosotros queremos continuar, estamos en nuestro derecho, y finalmente de cide el pueblo. Esa es la realidad.Un nuevo modeloHemos venido instalando un nuevo modelo que se ajusta a las circunstancias actuales del mundo, ya no era posible venir a reeditar el modelo de 1980. Esa fue parte de la historia que qued, all dej su herencia en conciencia, en valores; ahora tenamos que trabajar en funcin de este nuevo modelo donde la participacin ciudadana es el eje, es el corazn, es el alma. La participacin del pueblo en todas las tareas: la lucha contra la delincuencia, contra el narcotrmedioambiente y de nuestros recursos naturales, la participacin ciudadana en las tareas de salud, en las tareas educativas. Es decir, no solamente las instituciones, sino las instituciones con la juventud, con el pueblo, con las familias, con las comunidades, con los municipios, desarrollando todos estos programas. Hasta los caminos y carreteras discutidos con la poblacin, informando a la poblacin, para que se establezcan las coordinaciones correspondientes a la hora de construir un camino no vaya a haber problemas con la circulacin en la zona. Y la participacin de la juventud en todas estas tareas: as como la juventud fue determinante en todas las tareas del perodo 1979 a 1990, tambin lo est haciendo en esta nueva etapa, de 2007 hasta la fecha. La participacin de la juventud ha crecido, se ha mul tiplicado; y esto pone a prueba el compromiso de la juventud con su familia, con su pueblo, con su Patria, con la Revolucin. La Revolucin ahora la estamos librando de forma yendo alianzas. La Revolucin la estamos logrando atendiendo a las familias ms pobres. S! con el pa quetito de comida, s! Que eso es paternalismo...? Y qu! Mejor que se mueran de hambre? Porque estamos hablando de las familias que estn en extrema pobreza, que estn todava en la miseria; las familias que todava tienen techada su vivienda con pedazos de zinc, de plstico, y a las que hay que llevarles el Plan Techo. Que eso es paternalismo? Eso no es paterna lismo... eso se llama Cristianismo, se llama Solidari dad, se llama Socialismo!

PAGE 29

29 Miguel dEscoto Brockmann ________En su Carta a los Glatas (2:20) San Pablo nos dice, el que vive, sino que es Cristo el que vive en m. Esas palabras han constituido una gran inspiracin, e in-cluso, una meta u objetivo personal, toda mi vida y no solo ahora en mis postrimeras de anciano octogenario, enclenque y tembeleque. Pero ahora esas palabras de Pablo, y no poda ser de otra manera, tambin traen a mi mente las maravillo-sas palabras de Hugo Rafael Chvez Fras pronunciadas en la iglesia de Sabaneta de Barinas aquel Jueves Santo del ao 2012, al regresar a la Repblica Bolivariana de Venezuela despus de su tercera operacin en la siem-pre heroica y solidaria hermana Repblica de Cuba: Esta vida desde hace aos no ha sido fcil, no ha sido fcil!... Ahora, si lo que uno vivi y ha vivido no ha sido dame vida, Dios, aunque sea vida llameante, vida dolo-rosa. No me importa! Dame tu corona Cristo! Dme-la que yo sangro! No me lleves todava, dame tu cruz, dame tus espinas, dame tu sangre que yo estoy dispuesto a llevarlas, pero con vida. Cristo mi Seor! Amn. Estas grandiosas palabras fueron pronunciadas por el Gigante de Sabaneta antes de ser proclamado San-to por el Captulo nicaragense de En Defensa de la Humanidad Dios en esta Tierra. Hugo Rafael Chvez Fras no quera seguir sufriendo hasta lo inimaginable, porque quera -sible, del reino de Dios en Venezuela, en toda nuestra Patria Grande y en el mundo. Chvez estaba claro que el Reino que Jess vino a proclamar para este mundo, era la alternativa a la mane-ra de gobernar que se estaba imponiendo en el mundo desde unos 3,000 aos antes del nacimiento de Jess, y que podra hasta llegar a amenazar la continuacin de nuestra propia especie humana; gobernanza en que los poderosos atropellaban y aplastaban a los dbiles. A ese sistema de gobernanza, perverso e inhumano, Jess lla-ma el reino de este mundo, y nosotros llamamos impe-rialismo, el reino o manera de gobernar de los dspotas.Evolucin csmicaRepasemos un poquito la historia, a pasos gigantes-cos, del proceso evolutivo csmico desde el big bang, que marca el inicio de la creacin hace unos 13,700 millones de aos. Siguiendo la historia a grandsimos saltos podemos sealar que hace unos 3,8 mil de millones de aos, de un ocano primordial o de un pantano ancestral irrumpi la primera forma de vida, una bacteria llamada Aries. Hace surgieron los antepasados remotos de la humanidad, los simios. Eran pequeos mamferos, no ms grandes que un ratn. Vivan en lo alto de los rboles gigantes, alimenlos voraces dinosaurios. Solo con la desaparicin de los dinosaurios, hace se-senta y cinco millones de aos, pudieron esos pequeos simios evolucionar hasta el punto que hace ya treinta y cinco millones de aos aparecen los chimpancs y otros grandes simios. Ms de treinta millones de aos despus surgi el homo habilis que manejaba instrumentos rudi-mentarios como piedras y palos, luego, un milln de aos despus, aparece el homo erectus, caminaba ya sobre sus dos piernas. Y as el proceso de evolucin csmico con-tina hasta que hace apenas como ayer (cien mil aos) aparece el homo sapiens. La historia de estos ltimos se inicia, segn Gnesis, con Adn y Eva, el primer hombre y la primera mujer. Ms de 90 mil aos despus, probablemente no hace ms de unos 7 mil aos, se registra el primer fenmeno de fratricidio, un hombre mata a otro, motivado por la codicia y el materialismo, vicios que surgen despus de la revolucin neoltica, con el descubrimiento de la agri-cultura, la experiencia de la acumulacin de la riqueza y la aldeizacin, no hace ms de 10 mil aos. En el deseo de poseer cada vez ms, en la codicia, en lo que hoy lla-mamos espritu capitalista, se encuentran las races del imperialismo. Oponerse y corregir esta aberracin fue la misin de Jess que viene al mundo en pleno Imperio Romano, el quinto de los grandes que haban existido. El Comandante Eterno Chvez y el Reino de Dios en la Tierra

PAGE 30

30-lica, proclamando el Reino de Dios en la Tierra.La propuesta de Jess por antimperialista. Y que el perverso y mal oliente siste-ma de gobernanza imperialista contina con el imperio estadounidense que hoy amenaza con la extincin hasta de nuestra propia especie humana. Debemos estar claros, a como lo estaba San Chvez de Amrica, que la propuesta de Jess para salvar al mundo, para impedir que la humanidad terminara pro-vocando su propia extincin, era una propuesta 100% poltica. El mensaje de Jess era 100% poltico y el que no lo entiende as, pues simplemente no entiende qu Tierra. Reino es un concepto poltico que tiene que ver con el tipo de gobernanza de este mundo. Pero el men-saje de Jess era tambin, y al mismo tiempo, 100% re-ligioso pues se trataba de cmo es que Dios, el Creador, quera que fuera el tipo de gobernanza que nosotros de-bamos instalar en la Tierra. El primer elemento en el Reino que Jess proclama-ba con su ejemplo y su prdica era el de la igualdad. To-dos somos iguales en cuanto a dignidad. Para el reino de este mundo, como Jess llamaba al imperialismo, esta predica de igualdad era sumamente subversiva y peli-grosa pues, sin alguna forma de esclavitud, el imperia-lismo no es y nunca ha sido posible. Los otros elementos esenciales del Reino de Dios en la Tierra que Jess predicaba eran justicia, compa-sin, misericordia, perdn, amor a todos nuestros se-mejantes, sin exclusiones ni excepciones, incluso a los que como enemigos se comportan con nosotros, amor tambin a la Madre Tierra y a toda la creacin en gene-ral, no-violencia, solidaridad y paz. Nada ms contrario al sistema dominante, al imperialismo que Jess llama reino de este mundo, y por esa razn la aplicacin de la pena mxima por tal conducta antimperialista, la cruciJess pues era un antimperialista, como tambin lo era el 95% de los galileos. Pero Jess, adems, era, como Chvez nunca se cans de recordarnos, el primer gran revolucionario, es decir, no solo se opona al sis-tema imperialista -propona una alternativa, el Reino de Dios en la Tierra. Esto fue lo esencial del mensaje de Jess que lamentablemente Roma parece haber olvidado por unos 1.700 aos. Aunque siempre hubo seguidores de Jess que, a pesar de Roma, siempre se La traicin de RomaAl hablar de la terrible traicin (perdn, no se me ocu-rre otra palabra) de Roma a Jess y a su mensaje, vale la pena recordar al Papa Len Magno, Papa No. 45, desde 440 hasta 461, quien, ante el abandono del emperador Valentiniano III de la corte de Ravena por la invasin de Atila, asume el papel de emperador, impide la invasin a Roma y se apropia del ttulo pontifex maximus que los emperadores romanos ya haban abandonado desde el ao 382. Desde ese hecho la iglesia, y no el Imperio, queda situada como la principal fuerza poltica de Europa. Pero, claro, de la principal fuerza de una poltica mundana, de alianza con los poderosos y contra los legtimos intereses y derechos de los pobres, desposedos y excluidos. Fue as como la Santa Sede fue cayendo, poco a poco, en manos de las facciones de condes y prncipes (autnticos clanes nobiliarios). Con el tiempo qued sometida al tirnico dominio de estas familias, que loconocido en su historia). As, el Siglo X fue el Siglo de hierro o Siglo oscuro de la Iglesia. Durante siglo y medio, una muerte violenta, sin dejar apenas memoria de s. Gregorio VII, el Papa nmero 157, de 1073 a 1085, publica en 1075 el Dictatus Papae, veintisiete axiomas donde Gregorio expresa sus ideas sobre cul ha de ser el -porales, especialmente con el emperador del Sacro Im-perio. Estas ideas pueden resumirse en tres puntos: tambin de las Iglesias locales, regionales y nacio-nales, y por encima tambin de los concilios. -ben sometimiento incluido los prncipes, los reyes y el propio emperador. alguien imaginar una mayor mentira y arrogancia?) Son veintisiete los axiomas del Dictatus Papae y para muestra citar solo dos de ellos, el IX: Que todos los

PAGE 31

31 prncipes deben besar los pies solamente del Papa. Y el XII: Que le es lcito (al Papa) deponer a los emperadores. No fue fortuito, o sin premeditacin, que escogimos hablar de Len Magno, para ilustrar lo que arriba, con mucho dolor, caracterizamos como la terrible traicin de Roma a Jess y a su mensaje. No quisimos escoger como Gregorio VII son de los papas de que Roma ms se enorgullece y ambos fueron canonizados. San Len Magno en 1574 y su festividad se celebra el 10 de no-viembre, da de su muerte. Gregorio VII fue canonizado en 1726 y su festividad litrgica se celebra el 25 de mayo.Contrarios a JessSin embargo, cabe preguntarse, en qu manera pro-clamaron estos papas el mensaje de Jess? Sus vidas, ejemplos y enseanzas fueron totalmente contrarias a las de Jess. Son, por lo tanto, santos de Roma pero no del Reino de Dios en la Tierra. Chvez, por el contrario, no fue santo de Roma, ni de los mximos jerarcas de la iglesia catlica venezolana, pero para los que luchan in-cansablemente y arriesgan sus vidas por la consolidacin, profundizacin y extensin del Reino de Dios en la Tierra, Chvez es uno de los ms preclaros seguidores de Jess y autntico santo del Reino de Dios en la Tierra, a quien de-bemos todos seguir y emular para garantizar nuestra su-pervivencia. El Imperio lo detest siempre, como a Jess, cosa que jams iba a suceder con muchos santos catlicos como San Len Magno o San Gregorio VII que eran 100% imperialistas y, por lo tanto, radicalmente contrarios a lo que Jess nos ense. Esa es la triste realidad y gran irona en nuestra San-ta Madre Iglesia pecadora. Una persona puede ser totaly a Roma le conviene, aun sin tener vocacin, puede ser ordenado sacerdote, consagrado papa y hasta llegar a ser canonizado por la Iglesia Catlica Apostlica y Romana. Pero una mujer, por santa que fuera y aunque sintiera el llamado de Dios al sacerdocio, Roma jams permitira su ordenacin sacerdotal. Yo no sabra cmo defender eso si no fuese aceptando la implcita premisa de Roma de que las mujeres son indignas e inferiores a los hom-bres. Una mujer puede haber sido Madre de Jess, pero Roma excomulga a quienes dicen que creen que mujeres con vocacin sacerdotal deberan ser ordenadas. Por eso fue excomulgado mi amigo y compaero, el Padre Roy Bourgeois con quien yo, sin reserva alguna, me solidarizo totalmente. Los tristes antecedentes en la iglesia que se dice ser de Cristo, a que nos hemos referido arriba, explican cmo, desde el llamado primer mundo, el que se autollama cristiano, pudo haberse desarrollado una globali-zacin de la indiferencia, como dice el Papa Francisco, casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compa-decernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los dems, ni nos interesa cuidarlos. (Papa Francisco: Exhortacin No. 54) En una palabra, -manidad, impiedad y crueldad. Podemos considerar-nos todava civilizados, si por civilizacin entendemos la humanizacin del ser humano? En verdad, estamos regresando a formas primitivas de barbarie.Humanista y cristianoEn el programa No. 208 de Al Presidente del 17 oc-tubre 2004, en el Estado de Nueva Esparta, Chvez dijo: No naci Jess en un establo por casualidad. Por qu fue nio pobre? Por qu creci descalzo, carpin-tero su padre? Por qu Mara? Por qu esa mujer de los estratos bajos de la sociedad de entonces? Por qu Cristo se fue por esos caminos de Dios y por qu llam a la igualdad? Por qu se enfrent al poder del Imperio y por qu termin crucificado? Vino a aliarse con los po-bres, como Bolvar. Tenemos que abrir caminos a la perfeccin, aunque la prensa y la televisin de los oligarcas; miren la barrera meditica y la guerra sicolgica depredadoras del Imperio. Desarrollar nuestro proyecto humanstico y cristiano de-manda largo aliento pedaggico-educativo y nos llevar bastante tiempo, aunque sabemos que el sueo de un milln de aos no es mayor que el sueo de una hora! Sal-dremos adelante predicando con ejemplos, como deca el fundador de este pas! El comentario del General Jacinto Prez Arcay a es-tas maravillosas y reveladoras palabras, en su extraor-dinario libro Hugo Chvez, Alma de la Revolucin, en Cristo y en Bolvar, es el siguiente: Revolucionario autntico, el accionar de Hugo -cin. Defensor a ultranza de los abandonados de la Tie-rra, fue obligado en algunas oportunidades a combatir con las mismas armas diablicas de los anticristos: con-tra los canallas -deca parafraseando a Bolvardebemos usar las mismas armas que ellos usan. No ha sido, pues, inmaculado, porque los ideales se trastocan al entrar en contacto con la realidad: es de humanos el errar. No puede ser tan lineal la vida de un hombre a todas luces extraordinario, cuya conducta a favor de los escarneci-dos y olvidados de todas las horas lo ha llevado a consu-mirse. Comprobmoslo analizando su juramento como Presidente reelecto de la Repblica: Juro delante de la Constitucin bolivariana; juro por Dios, juro por el Dios de mis padres, juro por ellos, juro por mis hijos, juro por mi honor, juro por mi vida, juro por los mrtires, juro por los Libertadores, juro por mi pueblo, juro por mi Patria, que no dar descanso a mi brazo ni reposo a mi alma, que entregar mis das y mis noches y mi vida entera en la construccin del Socialis-mo venezolano, en la construccin de un nuevo sistema social, de un nuevo sistema econmico. Juro por Cristo, el ms grande socialista de la Historia, juro por todo

PAGE 32

32ello, juro por todos los dolores, juro por todos los amo-res, juro por todas las esperanzas, que har cumplir, que cumplir con los mandatos supremos de esta maravillo-sa Constitucin, con los mandatos supremos del pueblo venezolano, aun a costa de mi propia vida, aun a costa de mi propia tranquilidad. Patria Socialista o Muerte! Lo juro! Como lo hemos dicho muchsimas veces, y debemos siempre repetirlo, la misin de Jess en la Tierra no fue la de crear una nueva iglesia o una nueva religin. Ya haba Reino de Dios en la Tierra, es decir, la nica alternativa al injusto, asesino, guerrerista y depredador sistema de gobernanza suicida que se conoce como imperialismo. Como Jess no logr que su propuesta fuera acep-tada, con el tiempo, casi en el ao 100 de nuestra era, la corriente de seguidores de Jess dentro del judasmo se independiz de este y nace la religin que se conoci como cristianismo. Pero Jess era y muri siendo judo. La palabra iglesia es casi inexistente en los evange-lios. Marcos, Lucas y Juan ni siquiera la mencionan. El fenmeno de iglesia surge inevitablemente como con-secuencia tambin de lo imposible que result para Jess lograr que su propuesta de Reino de Dios en la Tierra fuese aceptada aun por sus seguidores. Para ellos parece haber sido una propuesta demasiado radical, especialmente en eso de amar a nuestros enemigos y, sobre todo, en el requisito de la no-violencia. Hasta en el ltimo momento, ya en el Monte de los Olivos, Pedro aun no lograba comprender este esencial requisito del Reino de Dios en la Tierra, saca su espada y le arranca una oreja nada menos que a Malco, el esclavo del jefe de los sacerdotes, Caifs.El vicio de CanEl fratricidio, el pecado de Can, repetido, solo Dios sabe cuntas veces, durante cuatro o cinco mil aos, lleg a arraigarse tan profundamente en el habitual comportamiento humano que se convirti en un vicio, adiccin, casi imposible de erradicar y alcanz su mxi-ma expresin imaginable: el imperialismo. En tiempos de Jess se estaba viviendo el quinto de los grandes im-perios, el peor y ms cruel pero, tambin, el que haba demostrado mayor capacidad de retencin y expansin de sus colonias: el Imperio romano. Daniel, en el captulo 3 de su libro, usa la palabra bestia para referirse a los cuatro grandes imperios que representaban un tipo de gobernanza cruel e inhuma-no, totalmente contrario a lo que Jess, poco despus, llamara el Reino de Dios en la Tierra. Pero en el Libro de Revelaciones, La Apocalipsis, el ltimo libro del Nuevo Testamento, Juan combina a los cuatro imperios (bes-tias) mencionados en Daniel (el de Babilonia, el de los Medos, el Persa y el Griego), con el de Roma, en una sola Bestia. Pensaban los judos, en tiempos de Jess, que esa Bestia, el Imperio Romano, sera el ltimo imperio y que sera aniquilado violentamente por el mesas que esperaban. Eso, ms que nada, explica su decepcin y rechazo a un mesas humilde y no-violento. Vino a su propia casa y los suyos no lo recibieron. Juan (1:11). Cun profundamente ha calado en mi alma esta terrible y dolorosa observacin desde los aos de mi ms tem-prana mocedad. La verdad es que toda la Biblia nos presenta una no resuelta ambigedad sobre la violencia o no-violencia divina. Por un lado se nos presenta a un Jess humilde-mente entrando a Jerusaln en un manso burrito, ha-ciendo una clara demostracin de no-violencia. Pero, por otro lado, se nos habla de una segunda venida de Jess montado en un brioso caballo de guerra encabe-zando un feroz y violento ataque. Es uno o lo otro, pero no ambas cosas.Los profetas contemporneosLos grandes profetas que Dios ha convocado en es-tos tiempos estn decididamente a favor del Dios radi-calmente no-violento. Y es a una lucha anticapitalista y antimperialista inclaudicable y no-violenta a la que a diario nos convocan. Sea Tolstoi, Gandhi, Dorothy Day, Martin Luther King, Fidel, Ral, Daniel, San Chvez de Amrica, Nicols, Evo, Rafael, nuestro querido Pepe Mujica y Luca Topolansky, Cristina, Dilma, Aleksandre Lukashenko, Hasn Rouhani, Bashar Hafez al-Asad, Xi Jinping y el gran Vladmir Putin que, por su vastsi-ma experiencia, inmenso amor, inteligencia, valenta, tica y espiritualidad merece ser el primer presidente de la ONU por un perodo de seis aos. (Claro, una vez que sta sea reinventada de conformidad con nuestra propuesta de Reinvencin de las Naciones Unidas que ya est en ocho idiomas, y que pronto, Dios mediante, empezar a ser discutida por los Presidentes y Jefes de Gobierno de los Pases Miembros de la ONU). Todos estos y estas grandes profetas arriba mencio-nados, consciente o inconscientemente, son seguidores de Jess, sin pretender, por el momento, negar la posibi-lidad de ejercer el derecho inmanente a la autodefensa individual o colectiva en caso de ser agredidos. Todos, sin embargo, se empean activamente en crear un mun-do en que la agresin sea algo del pasado y no se tenga jams que volver a combatir con las mismas armas dia-blicas de los anticristos, como dira y, de hecho, ha di-cho ese gran discpulo de Jess, de Bolvar y de Chvez, el General Jacinto Prez Arcay, a quien tanto queremos y admiramos. Resumiendo, Dios ha dado el Reino a Jess y todos, nosotros y nosotras, sin excepcin de nadie, estamos invitados a entrar. No obstante, eso implica seguir a Jess en su muerte y su resurreccin y vivir, aqu en la Tierra, en oposicin absoluta a la normalidad del im-perialismo. No se puede ser seguidor de Jess si no se es revolucionario y eso, inevitablemente, implica ser un recalcitrante antimperialista y anticapitalista. Eso, de

PAGE 33

33 haberlo dicho yo en otros tiempos, me hubiera podido llevar a la hoguera. Despus de todo, desde que en el ao 380 Teodola iglesia se convirti en una iglesia imperialista, no se-guidora de Jess de Nazaret el que, por antimperialisJess, es decir, el proceso de paganizacin de nuestra Santa Madre Iglesia pecadora (casta et meretrix, deca Agustn) tom varios siglos. Fue progresivo (ya nos refe-rimos al Papa Len Magno y al Dictatus Papae de San Gregorio VII) y solo ahora, con el Papa Francisco, parece haberse tomado conciencia de ello.Apoyar al Papa FranciscoEl resultado est por verse. Lo nico claro es que to-dos debemos apoyar al Papa Francisco con toda nuestra fuerza y conviccin, no solo por el bien de la iglesia sino, ms bien, y sobre todo, por el bien de la humanidad. Cuando empecemos a notar los primeros zarpazos del imperialismo contra el Papa Francisco (o atentados, oja-l siempre fallidos, contra su integridad fsica) nos senti-remos ms seguros de que efectivamente se trata de un nuevo gran profeta en ciernes. Caerle mal al imperialismo o a la burguesa pro-im-perial capitalista es la mejor garanta de que vamos en los caminos del Seor. Imperialismo y burguesa (siem-pre pro-imperialista y anti Cristo, por mucho que vayan a la iglesia) han siempre sido, son ahora y sern siempre incompatibles con el Dios de los pobres, con el Reino de Dios en la Tierra y con Jess. Estamos ciertamente viviendo una nueva manera de ver las cosas y tambin una nueva manera de decirlas. Es el Espritu Santo y no necesariamente, o siempre, la iglesia quien nos gua. Esto es lo que sucede cuando Roma toma rumbos muy contrarios a los del humilde Nazareno y bozalea a los profetas que realmente se in-teresan en la cosa poltica, en el tipo de gobernanza de este mundo y proclaman el Reino de Dios en la Tierra, cmo lo hizo Jess. Jess no se dejaba intimidar por lo que pensaran Caifs, el mximo de los sacerdotes, o Herodes, el Jefe del Estado, o el emperador. Por siglos, muchsimos siglos, Roma nunca predic el Reino de Dios en la Tierra. Por el contrario, predic lo que yo siempre he llamado una pecaminosa resigna-cin. Resignarse ante el mal que el ser humano ha crea-do en contra de los derechos e intereses de las grandes mayoras no es virtud, no es resignacin cristiana, es complicidad con el demonio burgus imperialista, es pe-cado por el hecho de ser una infraccin a la ley suprema del amor que no admite excepciones ni exclusiones por la razn que fuere. Pero incluso durante esos largos siglos, que an no han concluido, en que Roma ha, literalmente, persegui-do a los profetas que han pretendido reencarrilarnos en los caminos del Reino, el Espritu Santo se las ha inge-niado para proporcionarnos profetas que fueran recono-cidos como tal por los verdaderos seguidores de Jess, de Roma. Algunos de ellos han sido obispos, como el Cardenal Paulo Evaristo Arns, don Pedro Casaldliga, Monseor Oscar Arnulfo Romero, Federico Pagura (Obispo de la Iglesia Evanglica Metodista Argentina y uno de los vicepresidentes del Consejo Mundial de Iglesias), Sergio Mndez Arceo, Samuel Ruiz, Monseor Lenidas Proao, Monseor Enrique ngel Angelelli y parecido e, incluso, haya tratado de daar su imagen No obstante, el fenmeno nuevo en Amrica Latina, Europa oriental, Asia y el mundo, ha sido el hecho de que laicos, o simplemente hombres de buena fe y de compro-bado compromiso con la justicia, la igualdad, el amor, la solidaridad, la paz, el antimperialismo y el anticapitalis-mo, y de mucha credibilidad en sus pueblos, como Fidel, Ral, Daniel, San Chvez de Amrica, Nicols, heroi-co hijo de Chvez y valiente defensor de la Revolucin Bolivariana, Evo, Rafael, don Pepe Mujica, Xi Jinping y el gran Vladmir Putin, se han convertido, todos ellos y varios ms, en los grandes lderes morales y espirituales en sus pases y en el mundo entero. Ahora, con el Papa Francisco se vislumbra, por pri-mera vez para m, la posibilidad de cristianizar Roma. Lo que el Espritu Santo est tratando de lograr a travs de San Chvez de Amrica y de los otros grandes profetas del momento actual, podr seguir sin la oposicin acti-va y militante de Roma junto al Imperio. Con una Roma cristianizada, es decir, decididamente comprometida con la difusin del Reino de Dios en la Tierra, San Chvez y todos los grandes profetas laicos de hoy podrn guiar-nos hacia nuestra supervivencia. Ojal, el Papa Francisco logre zafar a Roma de las garras del Imperio. Lograr que Roma deje de ser pro-imperialista ser ciertamente un milagro. Pero para Dios todo es posible. No basta con prohibir que se siga usando el ttulo de Monseor. Todos los obispos pro-imperialistas, esos que han apoyado y avalado golpes de estado fraguados en Estados Unidos contra gobernantes constitucionales, progresistas y democrticamente electos por sus pue-blos, deberan ser destituidos. As mismo, los telogos empeados en difundir el mensaje de Jess, o sacerdo-tes comprometidos con seguir su conciencia sacerdotal, deberan poder seguir en la docencia y administrando los -ganizacin de nuestra iglesia. Apoyemos a Francisco con toda nuestra fuerza y entusiasmo como, sin duda alguna, lo estara haciendo San Chvez de Amrica por el fortale-cimiento del Reino de Dios en la Tierra.

PAGE 34

34Rafael Correa* __________________Siendo casi adolescente ya hace algn tiempo, le ped a un queridsimo amigo misionero jesuita, vasco, qu consejo me poda dar para la vida la vida sala al encuentro, yo sala al encuentro de la vida y me dio el mejor consejo que me hayan dado en mi vida, me dijo tan solo: ver claro, sentir hondo y obrar recio. Ver claro: Bolvar deca no nos dominarn por la fuerza, sino por la ignorancia. El voluntarismo incom petente ha hecho ms dao en Amrica Latina que la mala fe. Cuando algn da escriba la historia del tiem po que me toc vivir, tal vez ms grande adversario que la mala fe fue la mediocridad, el desconocimiento, la ignorancia arrogante de algunos. Ver claro, para entender dnde estn los problemas y cules son las soluciones. Es terrible ver las confusio nes y mediocridad en el debate pblico ecuatoriano, donde no es poco frecuente que al problema, incluso, se lo considere como la solucin, como por ejemplo el creer que la miseria es parte del folklor y el primitivis mo el buen vivir. Ver claro (y esto tnganlo siempre en cuenta) para entender, y esto por favor, que el desarrollo es un problema bsicamente poltico; no exclusivamente poltico, tambin es un problema tcnico; hay para alcanzar el desarrollo; pero, sobre todo en nuespor la inequidad, por la dominacin que hemos tenido de ciertas lites que acapararon todo para ellas, el problema del desarrollo es bsicamente un proble ma poltico, de cambio de las relaciones de poder en funcin de las grandes mayoras. Y esto se va a lograr por procesos polticos, buscando la justicia, no se va a lograr con caridad. gros de nuestra revolucin, que no vienen de la oposicin, de la partidocracia, recurrentemente derrotada y dispersa, sino de nuevos y ms sutiles instrumentos de desgaste y desestabilizacin, en lo que se llama las guerras de cuarta generacin, donde los protagonistas son los medios de comunicacin, el oenegecismo ms ilegtimo, todo en bellas envolturas como la palabra libertad, para as regresarnos al pasado y volver a tolerar lo intolerable. Permtanme citar a uno de los ms grandes pensadores latinoamericanos de nuestro tiempo, el Vicepresidente boliviano y querido amigo, lvaro Garca Lineras, cito: Si bien en los pases del primer mundo existen ONG como parte de la sociedad civil la ma cionales, en los pases del tercer mundo, como en el caso de Bolivia, varias ONG no son realmente Or ganizaciones No Gubernamentales, sino Organizacio nes de Otros Gobiernos en territorio boliviano; son un remplazo del Estado en las reas en que el neolibera lismo del pasado propici su salida. Y contino citando a Garca Lineras: Podramos decir que el sistema neoliberal peri capacidades y su poder de intervencin econmica y cultural, ONG que lo remplazaban en determinadas reas (social, cultural, lucha contra la pobreza, pue blos indgenas, medio ambiente, etctera), y un sector econmico privado extranjero, que se apropiaba de las riquezas pblicas, cierro cita. Por eso siempre he sostenido que el oenegecismo que vivimos no es otra cosa que la continuacin del neoliberalismo en la dimensin de los derechos y Ver claro, sentir hondo, obrar recio

PAGE 35

35 las polticas pblicas, es claro que todava no hemos logrado superar ese neoliberalismo. Es ms, cierta izquierda un poco desubicada cree en ese neolibera lismo y con eso refuerza, en la dimensin de los de rechos, en polticas pblicas, al neoliberalismo; para minimizar al Estado, para que nosotros ganemos elec ciones, tengamos responsabilidades, pero ellos sean los que gobiernen, para que puedan insultar, puedan someter a los actores polticos, sin ninguna legitimi dad democrtica la legitimidad que dan las urnas de parte de ellos.Mentir sin ruborVer claro el rol que juegan los medios de comunicacin, monopolios de la derecha, los mayores defen sores del status quo. Muchos de nuestros opositores existen solo por los medios de comunicacin. Tengan la certeza, nuevos Ministros de Estado, que van a invisibilizar lo bueno que hagan, a exagerar sus inevitables errores, y a inventarse no pocas cosas para tratar de daar al gobierno dandolos a ustedes. Solo la verdad nos har libres, pero nos esclavizan robndonos esa verdad y pretendiendo tolerar las ms groseras mentiras en nombre de supuestas libertades.Solo en los ltimos tiempos:El problema que sin ningn argumento se gene r por el nuevo Cdigo Orgnico Integral Penal (el COIP) No buscamos aplausos, pero tampoco irresponsables crticas destructivas frente a enormes esfuerzos: remplazar un cdigo que tena ms de 70 aos; pero, para hacerle dao al gobierno hasta publi caron mal los textos de un artculo legal y, en lugar de reconocer su error o mala fe, nos quisieron hacer creer que la conjuncin copulativa y es lo mismo que la conjuncin disyuntiva o. Otro ejemplo: dizque estamos contra el humor, una simple broma, como si no se pudiera mentir con dibujitos, [sostener] una grosera infamia, tomar par tido en un proceso judicial en el que se investigaba un delito muy grave y asumir sin equilibrio, sin resados: que todo era robar informacin sobre actos de corrupcin. Todava, dicho sea de paso, estamos esperando que presenten esas denuncias de corrupcin, que no amenacen tanto y ya las presenten; pero se nos quiere hacer creer que con dibujitos no se pue de difamar. (...) Hoy, una denuncia penal contra el Presidente de la Repblica, acusado falsamente de criminal de lesa humanidad, (por el intento de golpe) del 30 de septiembre de 2010 por haber montado un show, de haberme escapado del Hospital de la Polica con 25 puntos en mi rodilla porque vena de ser operado a una universidad cercana para preparar mi rescate y tigado el Presidente de la Repblica, poda haber pa rado en la crcel, ser destituido si hubiramos tenido justicia determin que esa denuncia era maliciosa y temeraria, lo cual aqu y en cualquier parte del mundo es penalizado. Nos defendimos con estricto apego a la ley, pero de fenderse de tamaa infamia es perseguir al que piensa distinto, de acuerdo a la prensa corrupta de siempre, es judicializar la poltica; cuando fui yo el enjuiciado y aquellos que hacan gala de su bravuconera, de su supuesta valenta, hoy supuestamente no estn huidos sino tan solo que no se los puede encontrar. Parafraseando a Stalin, (y antes de que sufran los sufridores, hablo de Stalin Gonzlez Niquinga, un querido cantautor, amigo, en su cancin Tragedia o Irona), dice as: Se desangra la sensatez, tragedia o irona, Malcolm X racista, Idi Amn defendiendo la vida. Se desangra la sensatez, tragedia o irona, Vctor temerario desprecio a la verdad, sabindose impunes. (...) Estas son las mentiras que, da a da, sin rubor, sin lmite ni escrpulos recibimos de pseudo analistas y cuando lo decimos es que estamos contra los que piensan distinto. No, estamos contra la falta de ver dad, contra la manipulacin, contra la ausencia de tica, de profesionalismo en el sagrado deber de informar y de opinar a travs de los medios de comunicacin. Ejemplos realmente escandalosos donde, por hacerle dao al gobierno, le hacen dao a la Patria. Lo que public (el diario britnico) The Guardian es con asesoramiento de expertos ha llevado a cabo Chevron, esa compaa corrupta y corruptora, para quedar impune frente a su responsabilidad por haber destrozado nuestra Amazona y, para ello, esa estrate gia pretenda destruir el prestigio del pas, destruir su sistema de justicia, destruir al presidente Correa por que no se someti a sus caprichos Y ah no dice nada la prensa mercantilista. Cuando The Guardian, un medio bastante crtico de nuestro gobierno, publica cosas cuestionando a la Revolucin Ciudadana, aparecen en las primeras pginas de los diarios. El 31 de marzo ese diario public la estrategia de Chevron, explcita, con asesoramiento internacional desde el 2008 para destruir al gobierno nacional, a nuestro sistema de justicia, al pas entero y no publica la prensa mercantilista media lnea sobre esta gravsima denuncia.

PAGE 36

36Seguramente porque esa tambin es la estrategia con la que ha posicionado la prensa nacional casualidad de casualidades todos estos aos: falta de independencia judicial, supuesta ausencia de libertad de expresin, falta de democracia y divisin de poderes, abuso de los derechos humanos, injerencia china, etctera. Todo est por escrito y casualmente es lo que hemos soportado de parte de ciertos medios todos estos actos. Y ahora la prensa corrupta tambin es ecologista. Todo lo que pueda hacer dao al Gobierno, bienvenido sea!Amor por la verdadNo permitamos, ciudadanas, ciudadanos, queridos jvenes, no permitamos que nos roben lo ms preciado: el amor por la verdad. Esto debe superar ideologas, se trata de tica, de principios. En el pas con demasiado cinismo se desprecia la verdad. Esa es una de las grandes luchas en lo que resta de nuestro gobierno, lucha en la que debemos vencer, y ser de los mejores legados para las futuras generaciones, para nuestros jvenes. Ver claro: saber asumir al enemigo, saber dnde estn los problemas, cules son las soluciones; ver claro, pero tambin sentir hondo: Ciencia sin conciencia es poco lo que puede aportar. El Che deca si tiemblas de indignacin ante cualquier injusticia entonces somos compaeros. Lo que hacemos lo debemos hacer con absoluto compromiso, entrega y conviccin. Juan XXIII deca: para ensear latn a Pedro no basta con saber latn, hay que amar a Pedro. Si no ama mos lo que hacemos, no lo haremos bien, mejor es no estar aqu. Esto debe ser tambin la revolucin de la esperanza y la alegra. Lo que hacemos lo vamos a haVer claro, sentir hondo y obrar recio. Actuar con Che: endurecernos sin jams perder la ternura. Sin sectarismos ni fundamentalismos ideolgicos, que frecuentemente se disfrazan de purismos, pero en realidad ocultan vanidades y el pretender satisfacer no las exigencias de nuestro pueblo sino nuestras Mientras la derecha nacional e internacional nos acusa de comunistas, una supuesta izquierda radical nacional nos acusa de estar tan solo modernizando el capitalismo. Que aquello no les preocupe. Hagan lo que tienen que hacer. Ese genial cmico, escritor, director, actor norteamericano, Woody Allen, una de sus tantas frases lapi darias dice: No conozco la frmula del xito, pero la del fracaso es querer contentar a todo el mundo. No busquemos contentar a todo el mundo, busquemos a nuestros principios, a nuestros valores, a nuestra Revolucin. La historia, con la serenidad que dan los aos, nos sabr juzgar, compaeros.Calidad y calidezVer claro, sentir hondo, obrar recio. No es solo saber qu hacer, es hacerlo con calidad y calidez. Por cmoda que sea una mansin, sin calor humano no es hogar. Debemos convertir a la Patria en un hogar para todas y para todos. Las ltimas elecciones (municipales, celebradas el 23 de febrero pasado) nos ensearon lo vulnerable que todava puede ser nuestro proceso. Tuvimos, pese a la dcima victoria electoral, importantes reveses, aqu por ejemplo, en Quito, en la capital. Esto que nos re cuerde da a da que es un proyecto poltico en el que estamos. Debemos ser polticos altamente tcnicos, y tcnicos altamente polticos. En esto hemos cometido graves errores y debemos hacernos una dura autocrtica, por ejemplo, el problema con los mdicos. Cmo es posible que despus de la Revolucin en Salud, de haber hecho lo que nadie ha hecho en la historia del pas, sobre todo por la salud pblica, tenga mos tan solo un frente organizado de crtica crtica malsana, falsa, absolutamente equivocada al gobier no y no hemos tenido un frente mil veces mayor de mdicos que reconozcan la histrica labor del gobier no en el plano de la salud? Tengan claro siempre que a nosotros no se nos per donan errores. Incluso si no los cometiramos (todos los cometemos) se los inventaran y se los inventan. tema, los que no agachamos la cabeza, los que no nos dejamos poner un collar y una campana en el cuello. Siempre supimos que el camino no est lleno de rosas, para aquellos que quieren Patria Nueva. Bastara recordar qu le decan a Alfaro por querer terminar con el estado feudal; qu le decan a Abraham Lincoln: bufn, tirano, usurpador, pirata terrestre, por buscar abolir la esclavitud. Qu le decan a Mandela hoy con mucho cinismo supuestamente reconocido por todos, pero hasta hace unos pocos aos en la lista de terrorismo de los Estados Unidos por querer acabar con el Apartheid? A actuar con la certeza de que estamos haciendo lo correcto si buscamos el bien comn, si actuamos en funcin de nuestros principios, de nuestros valores. Y lo que hacemos lo tenemos que hacer rpido y bien. Si nos seguimos demorando en algunas otras obras, probablemente tampoco las ver. Y aqu no estamos para buscar legtimas o ilegtimas satisfac ciones personales, pero s para hacer las cosas extraor dinariamente bien y extraordinariamente rpido. No tenemos tiempo que perder.

PAGE 37

37 Los ms exitosos procesos de desarrollo han tomado al menos 25 aos, muchas veces sin democracia, y sin restricciones externas sino con ilimitada ayuda externa por motivos geopolticos: sencillamente esos pases, algunos de ellos ciudades Estado, no podan fracasar frente al avance del comunismo.El Buen VivirNosotros enfrentamos condiciones mucho ms difciles. Para fuerzas internas y externas nuestro proceso tiene que fracasar, es demasiado peligroso que sea exitoso (otros pudieran querer copiarlo); en con secuencia, enfrentamos toda clase de oposiciones, boicots, obstruccionismos. Pese a ello, compaeras y compaeros ministros, tenemos que lograr el desarro llo, el Buen Vivir y hacerlo mucho ms rpido, mucho mejor, y en absoluta democracia. Lo decimos siempre: sin un buen sistema de justicia no hay Estado de Derecho, no hay democracia, no hay siquiera civilizacin. Ahora nos dicen que la justicia no es independiente. Ustedes saben que lo nico que ocurre es que, ahora s, todos somos iguales ante la ley, y nadie puede estar por encima de ella. Ningn gobierno ha protegido tanto los derechos humanos de los ecuatorianos, por eso incluso creamos el respectivo ministerio. Prohibido olvidar! Antes no exista Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, nosotros lo creamos. Ahora a los derechos humanos pretenden convertirlos en instrumentos para perse guir y desprestigiar a gobiernos progresistas. No per mitiremos que el oenegecismo sin ninguna legitimidad democrtica as como cierta burocracia internacional, se apropien y perviertan conceptos tan importantes como los derechos humanos. A los criminales, toda la fuerza de la ley; a las vctimas, todo el amor y el re sarcimiento de su Patria; y a todas y todos, la mayor proteccin de sus derechos humanos. Un conspicuo representante del viejo pas manifestaba hace poco, con la pedantera que caracteriza a nuestra oligarqua, que antes haba ilustres ministros, intentando con ello menospreciar a nuestro equi po de gobierno. Qu bueno! Qu bueno no tener los ilustres ministros de la sucretizacin (cambio de los ahorros en dlares a la moneda nacional Sucre, luego desaparecida), de los paquetazos, del neoliberalismo, de las terribles renegociaciones de nuestra deuda externa, verdade ras traiciones a la Patria, del saqueo de nuestro petrleo, de la crisis bancaria de 1999. Pero ms all de eso, qu pena! Esta gente ni en su vejez logra entender algo. No han entendido nada. A los revolucionarios no nos interesa ser ilustres, peor an en las categoras de los sepultureros de la Patria. Tan solo nos interesa ser tiles. En nuestra Revolucin Ciudadana, los cambios en el equipo de gobierno responden a otra lgica; aqu no hay troncha, aqu no hay representantes de grupos tas), aqu tan solo hay trabajo para repartir. Hemos sido el gobierno cuyos funcionarios han tenido los ms con la mayor participacin de jvenes, mujeres y mi noras tnicas en el gabinete gubernamental. Para la Revolucin Ciudadana, los cambios en el gabinete no son sino una oportunidad de seguir revolucionando la revolucin. Ay del da en que nos instalemos! Ay del da en que creamos que hemos hecho lo lucin, cada da a reinventarnos, cada da a despertar nos pensando que an no hemos hecho nada, que est todo por hacer! de esta Revolucin donde las utopas se cristalizan, los sueos dejan de ser quimeras, convertimos la rutina en asombro, la frontera en horizonte y cada tropiezo en un puente para volver a comenzar el da con ms fuerza y conviccin. Y siempre, en el gobierno o como simples ciudadanos, como deca Eloy Alfaro (Hroe Nacional de Ecuador): Nada para nosotros, todo para la Patria...Sociedad del conocimientoHoy (31 de marzo de 2014) es un da de mucha espus patrimonial de YACHAY e inicia la actividad acadmica de la Universidad con la apertura de los cursos de nivelacin. Pero tambin estamos inaugurando una nueva poca en la historia universitaria del pas, en el camino hacia la sociedad del conocimiento, para supe rar la pobreza, el imperativo moral de nuestro tiempo, para alcanzar el buen vivir.

PAGE 38

38Gandhi nos deca que la pobreza es la peor for ma de violencia y hace ms de 40 aos el Papa Paulo VI manifestaba que el desarrollo es el nuevo nombre de la paz. Siempre hemos dicho que el desarrollo, al menos en la realidad de Amrica Latina, es bsicamente un problema poltico, de relacin de poderes, quin manda en una sociedad: las lites o las grandes mayoras, el capital o los seres humanos, la sociedad o el mercado. El problema del desarrollo es que requiere muchas te. El poder puede estar en manos de las grandes mayoras, alcanzarse la mayor equidad, pero tan solo tener miseria para repartir. Por eso la ciencia, la tecnologa y la innovacin tambin son fundamentales para aquel nuevo nombre de la paz: el desarrollo, el Buen Vivir. ciencia y la tecnologa. Es ms, en este poder, en esa ciencia y tecnologa deposito gran parte de mi espe ranza en el futuro del planeta, en la sostenibilidad de nuestro modo de vida, en la posibilidad de alcanzar el Buen Vivir para toda la humanidad. Desde hace mucho tiempo considero que cualquier intento de sintetizar en principios y leyes simplistas llmense stas el ma terialismo dialctico o el egosmo racional procesos tan complejos como el avance de las sociedades humanas, est condenado al fracaso. Y tambin estoy gicos pueden generar mucho ms bienestar y ser ma yores motores de cambios sociales que cualquier lucha de clases o la bsqueda del lucro individual. El desarrollo de la agricultura convirti a la humani dad de nmada en sedentaria, la revolucin industrial la transform de rural en mayoritariamente urbana, y, mucho ms recientemente, el espectacular avance de las tecnologas de informacin transform a las sociedades industriales en sociedades del conocimiento. Considero que los sistemas polticos, econmicos y sociales que prevalecern en el futuro, sern aquellos co, pero tambin, y esto es muy importante, su mejor aplicacin para el bien comn.Sin extremosNo caemos en el absolutismo tecnicista donde toda la sociedad tiene que organizarse en funcin de las exigencias tecnolgicas. Albert Einstein deca que: el da en que la tecnologa sobrepase nuestra humani dad, el mundo tendr una generacin de idiotas. Pero tampoco creemos en el infantilismo primiti vista, donde supuestamente la premodernidad es el buen vivir y la miseria parte del folklore. No solo aque llo. Con estos fundamentalismos que ya rayan en la irresponsabilidad, se le hace el juego a la nueva e injusta divisin internacional del trabajo. Si antes esa divisin era nosotros produciendo materias primas y los pases hegemnicos produciendo bienes industriales de alto valor agregado, ahora la nueva e injusta divi sin internacional de trabajo es ellos generando cono cimiento que privatizan y nosotros bienes ambientales que se mantienen como bienes pblicos globales. Este es otro problema poltico. El conocimiento ge neralmente tambin es un bien pblico, es decir, tc nicamente sin capacidad de exclusin, ya que todos podemos acceder a ese conocimiento, y sin rivalidad en el consumo, ya que mi uso de ese conocimiento no impide que otra persona tambin lo utilice. Como dijo Bernard Shaw: si t tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, enton ces tanto t como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si t tienes una idea y yo tengo una idea, e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas. Mientras que son principalmente los pases ricos los que producen ciencia y tecnologa, pases como Ecuador producen bienes pblicos ambientales; pero, en este caso, por todo el aire puro que genera la selva amaznica, pulmn del planeta sin el cual la vida humana sufrira un grave deterioro, los pases de la cuenca amaznica no recibimos ninguna compensacin, mientras que, a su vez, los mayores contaminadores globales no pagan absolutamente nada por consumir nuestros bienes ambientales. Y se cree algunas veces que la produccin, la ge neracin de bienes ambientales no tiene costo. La realidad es que esa generacin puede ser muy costo sa, no en cuanto a costos directos, sino en lo que los economistas llamamos el costo de oportunidad. Hoy muchos exigen sin ninguna solvencia moral, dicho sea de paso, que no se explote el petrleo de la Amazonia. Pero eso implica un costo inmenso por los ingresos no recibidos y por cada da que transcurre con

PAGE 39

39 un nio sin escuela, una comunidad sin agua potable, o gente muriendo por enfermedades perfectamente evitables, verdaderas patologas de la miseria.Orden mundial inmoral es decir, de relaciones de poder, imagnense ustedes por un instante si la situacin fuera la inversa, y los generadores de bienes pblicos ambientales fueran los pases ricos, y nuestros pases fueran los contaminadores. Seguramente ya nos habran hasta invadido para obligarnos a pagar una justa compensacin Y todo en nombre de la civilizacin, derechos, etctera. El orden mundial no solo es injusto, es inmoral. Todo est en funcin del ms poderoso y los dobles estndares cunden por doquier: los bienes pblicos globales producidos por pases pobres, deben ser gra tuitos, como los bienes ambientales; los bienes pbli cos producidos por los pases hegemnicos, deben ser pagados, imponiendo barreras institucionales como las patentes. Lo ms triste es que muchas veces los mismos pases pobres participan con entusiasmo en mecanismos tan absurdos, y ni siquiera entendemos los instrumentos que se utilizan para mantenernos en el rol asignado por esta nueva divisin del trabajo. Que a nadie le quede duda, gran parte de nuestra en generadores de conocimiento y romper esa inmoral divisin internacional del trabajo a la que nos quieren someter. Est naciendo la Patria Nueva, el Ecuador que se proyecta hacia el futuro como un pas soberano que ha decidido fundamentar su desarrollo en la nica fuen te inagotable de riqueza, que es el talento humano, el conocimiento. Aqu y as, de esta manera, estamos superando la economa extractivista, de forma inteligente, humana, soberana, sin el absurdo de rechazar el aprovechamiento de nuestros recursos naturales y ser mendigos sentados en costales de oro. En estos aos son muchas las transformaciones que hemos vivido, tal vez lo ms importante es que nosotros mismos, pero pese a todas esas transformaciones que hemos vivido (vialidad, escuelas, hospitales), todo eso junto no se compara con el gran salto al futuro que empezamos hoy, con el inicio de clases en la Universidad Yachay. (...) No hay nada que agradecer. Al Presidente nada, a los ministros nada: esto no lo hacemos con nuestro dinero que es muy poco sino con el dinero del pueblo ecuatoriano, que tambin es poco, pero administrado por manos honestas, con capacidad, con inteligencia, ha servido para mucho ese dinero que antao se desperdiciaba, se perda, se robaba; pero si algo hay que agradecer es a sus familias, a sus comunidades, al pueblo ecuatoriano y la mejor manera de hacerlo es trabajando con excelencia, con integridad, con capacidad, con esfuerzo. Y recuerden que nada es imposible y que por capaces que sean, siempre en esto ms que inspiUstedes (los estudiantes que ingresan a la Univer sidad de Yachay) son 187 promesas para el futuro de la Patria, tendrn 500 horas de nivelacin en las materias de biologa, fsica y matemticas; dictadas por 40 docentes nacionales y extranjeros, todos con doctorado, es decir el mximo nivel acadmico, de las mejores universidades del mundo. Los que nos decan que era imposible se est demostrando que es perfectamente posible tener un ncleo de docentes de nivel mundial. Y para aquellos que para disfrazar su mediocridad invocan un falso nacionalismo, pierden su tiempo, no daremos marcha atrs. Si en algn nivel, alguna dimensin, la globalizacin es vlida, aquella dimensin es el conocimiento, la academia, la educacin compatriotas. Ah s tenemos que recurrir a los mejores ele mentos del mundo entero. Ustedes queridos maestros y estudiantes son los pioneros en esta aventura del saber; la Patria confa en sus talentos, en sus capacidades, y estamos seguros de que muy pronto la semilla que hoy plantamos, ger minar transformndose en un rbol vigoroso como un amanecer de luz. La esperanza de la Patria est puesta en los compatriotas talentosos que hoy mismo se preparan en las mejores universidades del mundo por miles gracias a la poltica de becas de la Revolucin Ciudadana. En el nuevo Ecuador, queridos compatriotas, nos hemos trazado como objetivo estratgico abrazar la cultura de la excelencia, hacer las cosas bien, desde las ms simples hasta las ms complejas. Yachay apunta a las ms complejas y no descansaremos en el empeo de convertirnos en una sociedad prspera y feliz, donde el amor, la poesa, la ciencia y la tec nologa se conjuguen para hacer realidad el sueo colectivo que le ofrecemos al mundo entero, y que llamamos Buen Vivir.(*) Presidente de Ecuador. Sntesis de dos discursos pronunciados el 31 de marzo de 2014, para juramentar a su nuevo gabinete y en la inauguracin del campus universitario Yachay, una institucin de y econmica, la investigacin, transferencia y desagrega cin de tecnologa e innovacin para contribuir al cambio de matriz productiva del Ecuador.

PAGE 40

40 actualidadJorge Capeln ___________________A medida que el imperio se cae, se redoblan las amenazas contra Venezuela. Estas amenazas no estn dirigidas solo contra la Revolucin Bolivariana, sino contra todo el proyecto de indepen dencia e integracin de nuestros pueblos. La respues ta a esta amenaza debe ser tanto domstica como latinoamericana e internacional. La inexorable cada del imperio y el surgimiento de un nuevo mundo multipolar estn demostrando ser un proceso mucho ms rpido de lo que se pensaba. En este contexto, la agresividad de los voraces mercade una salida grcil de la cspide de la hegemona mun dial. Lo que se viene son vientos de guerra. El ascenso de China como primera potencia econmica mundial podra darse mucho antes de lo prediario britnico Financial Times revel que segn el informe del Programa de Comparacin Internacional del Banco Mundial, el gigante asitico se convertira en la primer economa del mundo este mismo ao teriormente. El problema es que ese clculo estaba hecho en base a estadsticas que no haban sido ac tualizadas desde el ao 2005. Ahora, con datos ms frescos, el pronstico es ms dramtico. Dos indicadores polticos de este proceso de ascenso de un nuevo orden multipolar son: la rotunda vic toria de Rusia y Siria al lograr impedir un ataque de la OTAN instigado por los Estados Unidos el ao pasado, y el pattico espectculo de las sanciones occidentales contra Rusia a raz de la reciente crisis de Ucrania, que tuvieron como producto el fortalecimiento de la alianza estratgica en todos los planos entre Rusia y China. Por otro lado, todas las profecas optimistas sobre el resurgimiento de EEUU como gran productor de petrleo, capaz de dejar atrs su dependencia del crudo importado, se han venido abajo como un castillo de naipes. Recientemente, el diario estadounidense Los Angeles Times anunciaba que el petrleo tcnicamente recuperable del mayor yacimiento de esquisto bituminoso del pas (petrleo no convencional producido a partir de rocas arcillosas negruzcas), ubicado en Monterey, California, que representaba alrededor de dos tercios de las reservas de petrleo de esquisto de la nacin, haban sido sobreestimados en nada ms ni nada menos que un 96 %.El control del petrleoEs decir, que el discurso aquel de unos EEUU libres de la dependencia del petrleo extranjero y de una OPEP irrelevante en el plano geopoltico, no han re sultado ser ms que cuentos, fantasas estadsticas, probablemente mantenidas por aquellos interesados en meterse en el bolsillo los jugosos contratos de ex plotacin del quimrico esquisto (y otros intereses similares). Lo cierto es que el control del petrleo ajeno sigue siendo un factor de primer orden en la geopolti ca estadounidense. Un dato a tener en cuenta: Venezuela es el cuarto proveedor de petrleo a los Estados Unidos, equivalente al 9% del total que importa. Es cierto que los Estados Unidos han disminuido su dependencia del petrleo extranjero desde el 75% en 2008 al 40% en 2012 y a un estimado del 30% en la actualidad, todo ello gracias a cambios en la matriz de consumo, la introduccin de nuevas tecnologas, el uso del fracking (tcnica para posibilitar o aumentar la extraccin de gas y petrleo del subsuelo), etctera. Sin embargo, ofensiva contrarrevolucionaria

PAGE 41

41 sectores estratgicos para la economa estadounidense como el transporte, son casi tan totalmente dependientes del oro negro como lo eran hace 40 aos y una buena parte de ese petrleo debe ser importado. Alrededor de la mitad de ese petrleo vie ne de pases clientes de EEUU como Canad (28%), Arabia Saudita (13%) y Mxico (10%). Venezuela y Rusia solas responden por ms del 14% del crudo comprado por Estados Unidos. Si a todo esto le sumamos que el yacimiento de esquisto ms importante con el que contaban ha resulta cin para entender el peso del tema energtico en la poltica exterior de Estados Unidos. Y si no, pensemos en que no es ninguna casualidad el hecho de que el hijo del vicepresidente de Estados Unidos, Hunter Biden, fue designado hace unas semanas director del consejo de administracin de Burisma Holding, una petrolera con concesiones en la pennsula de Crimea y planes de inversin en las repblicas del este de Ucrania bom bardeadas en todo el mes de mayo por los tteres nazis de la OTAN en Kiev. su perodo de seis aos el 19 de abril de 2013, en un clima de tensin ocasionado por el llamado de la oposicin a desconocer los apretados resultados de las elec ciones del 14 de abril, que provoc la muerte violenta de 11 personas, entre ellos dos menores de edad. Desde entonces ha seguido un ao de dura batalla poltica entre las fuerzas bolivarianas y la oposicin fascista apoyada por Estados Unidos, la OTAN y la ultradere cha latinoamericana. Adems, el Gobierno Bolivariano ha debido enfrentar una guerra econmica (acapara que ha agudizado limitaciones en el abastecimiento y otros problemas ya existentes. Y todo esto, en medio de una agresiva campaa meditica internacional, as como de conspiraciones terroristas apoyadas e insti gadas desde EEUU. Los resultados de las elecciones municipales del 8 de diciembre pasado parecan ser suficientes para saldar la batalla en el terreno poltico a favor de la Revolucin, cuando los partidos del Gran Polo Patritico (GPP) obtuvieron una ventaja de casi 10 puntos porcentuales sobre la derechista Mesa de la Unidad Democrtica (MUD). El GPP conquist 242 de un total de 317 gobiernos municipales, mientras que la derecha alcanz 75, muchos de ellos (aunque no todos) reductos de las clases medias-altas y otros tradicionales feudos derechistas.Las guarimbas made in USASin embargo, la derecha estaba muy lejos de querer acogerse a un marco de convivencia democrtica con una opcin revolucionaria que sigue siendo ma yoritaria en Venezuela. No tardaron en saltar al primer plano las hordas fascistas de Leopoldo Lpez, y el 12 de febrero de 2014 se desat una reedicin de la violencia callejera (guarimbas) de los aos 2006 y 2007, posteriores al perodo del Paro Petrolero, contra el gobierno del Presidente Hugo Chvez. El resultado en vctimas de la violencia fascista hasta mayo de 2014 asciende a 42 muertos y 835 lesionados, tanto civiles como funcionarios policiales y militares. Esta nueva ofensiva (que ha sido caracterizada con un verdadero golpe en cmara lenta) ha estado acompaada por la campaa meditica internacional de rigor, as como por planes de golpe de estado, lle gando las fuerzas del imperio incluso a reclutar a algu (incluso, generales) para un frustrado intento golpista. En realidad, se trata de una operacin de acoso y derri bo contra la Revolucin Bolivariana que solo es de esaos en los que se juega su dominio del mundo. nocer los contactos entre cabecillas ultraderechistas, como la ex-diputada Mara Corina Machado, con banqueros prfugos de la justicia y bajo la coordinacin de nada menos que un alto funcionario del Departa mento de Estado de los Estados Unidos, el embajador designado en Colombia, Kevin Whittacker. El contenido de los contactos hechos pblicos por el gobierno bolivariano revela la verdadera trama golpista diseada por los Estados Unidos para derrocar al gobierno de Maduro: violencia callejera encabezada por jvenes contratados y disfrazados como supuestos estudiantes, pero con una mayoritaria participacin de mercenarios extranjeros y elementos delincuenciales y desclasados, seguida por un golpe militar y, por ltimo, coronada con el magnicidio del presidente Maduro, en la esperanza de que el clima de violencia resultante de esas ac

PAGE 42

42ciones cree las condiciones para una intervencin militar de los Estados Unidos. Hasta el momento, el golpe en cmara lenta impulsado por Washington, la ultraderecha latinoamericana y la derecha venezolana se ha venido estrellando contra un sinnmero de factores, entre ellos, la conciencia popular que sabe de la necesidad de unidad entre los sec tores que apoyan a la revolucin y la propia dirigencia bolivariana, que ha llevado adelante la heroica tarea de asegurar la continuidad de la Revolucin tras la muer te del Comandante Hugo Chvez. Otro factor muy importante ha sido la solidez de la poltica continental de alianzas e integracin (creada e impulsada por Chvez), especialmente la derrota de la OEA como trampoln para polticas injerencistas contra Venezuela, as como el papel de UNASUR que ha sido capaz de llevar ade lante un dilogo poltico entre el gobierno y un sector de la oposicin. A todo esto se debe aadir el hecho de que EEUU y sus aliados de la OTAN se encuentran inmersos en tos el Medio Oriente, Europa del Este, el sur de Asia o, como en el caso que nos ocupa, Amrica del Sur sin entrar en detalles de la crisis capitalista a lo interno de las sociedades occidentales, que limita el entusiasmo domstico por aventuras guerreristas y pone los temas econmicos en el centro del debate. En su ofensiva restauradora de la dominacin co lonial, el imperio ha utilizado cada debilidad de las polticas revolucionarias. Por ejemplo, los rasgos de una economa dependiente de las rentas del petrleo o haber mantenido por tantos aos unos subsidios tan altos a la gasolina que se vende a la poblacin que la convierten en un constante drenaje de divisas al ex tranjero. Otro ejemplo: las expresiones de corrupcin La gasolina en VenezuelaEl precio de la gasolina siempre ha sido un tema polticamente muy cargado en Venezuela. En casi todas las sociedades hay cuestiones cuya discusin va ms all de una argumentacin puramente econmica. Por ejemplo, en el caso de Nicaragua, se considera que se debe destinar el 6% del presupuesto para las universidades. No hay ninguna medida estrictamente econmica que indique que ese es el porcentaje que se debe destinar a la educacin superior, se trata de una cifra que tiene que ver con una lucha histrica de los estudiantes y que ha sido apoyada por todo el pueblo, especialmente desde los das de lucha contra la tirana somocista. En el caso de Venezuela, la gasolina barata ha sido para una gran cantidad de venezolanos y venezolanas una de las maneras de medir su nivel de vida, algo que era as ya en los aos 60 y 70 y que adems es un fe nmeno caracterstico de los pases petroleros. Fue precisamente el anuncio de aumentar el precio de la gasolina lo que en 1989 motiv las protestas contra el gobierno de Carlos Andrs Prez que fueron reprimi das de manera sangrienta en El Caracazo. La otra cara de la moneda de la gasolina subven para el Estado que no necesariamente se revierten ms bien en un drenaje constante de recursos hacia Colombia por medio del contrabando hormiga que tiene lugar a travs de la porosa frontera entre ambos un litro de gasolina en Colombia cuesta 78 veces ms que en Venezuela. De esta manera, no debera causar sorpresa que debido al contrabando cada da crucen la frontera de Venezuela a Colombia nada ms ni nada menos que el equivalente a 25 mil barriles de crudo. Obviamente, no es un problema que se pueda solucio nar poniendo ms tributos ante semejante incentivo como lo es el subsidio de un bien tan apetecible. Segn estimados de la Agencia Internacional de Energa, el Estado venezolano estara subsidiando hasta un 75.3% del costo de la gasolina, equivalente a 15,700 millones de dlares anuales, 6,9% del PIB de Venezuela y 689.2 dlares por persona. Los vene zolanos pagan una de las gasolinas ms baratas del mundo, sino la ms barata: menos de dos centavos de dlar el litro. En EEUU, Europa o Japn supera el dlar el litro. En el resto de Amrica Latina, el precio de la gasolina oscilaba en 2012 entre los 0,86 centavos (Mxico) y $1,46 (Argentina). Pero adems, como mecanismo destinado a promover la redistribucin de la renta petrolera, el sub se podra decir que es reaccionario y antipopular. En Venezuela hay 28 millones de habitantes y 3.6 millones de vehculos. El subsidio a la gasolina slo llega directamente a una parte bastante menor que 3.6 millones de personas, ya que mucha gente tiene ms de un vehculo. En realidad, es sobre todo un subsidio al comercio y a las actividades que consisten en importar y vender ms que en las que consisten en producir, con lo que se est reforzando el modelo econmico rentista que se pretende combatir. Este subsidio tambin promueve un patrn de con sumo de petrleo ecolgicamente daino, promueve el contrabando y la fuga de divisas y, por ltimo, es la dependencia del rentismo petrolero. El problema es que no es tan fcil salir de fenmenos como el del subsidio a la gasolina: requiere conciencia (entre la

PAGE 43

43 poblacin), conocimientos (acerca de la economa del pas y de los instrumentos con los que reemplazarlo) y organizacin (a nivel de las instituciones y de los movimientos populares para implementar una poltica que lo sustituya).Resolver en medio de la guerraEste tipo de problemas, que de por s son poltica, institucional y econmicamente complejos de solucionar, la dirigencia bolivariana debe resolverlos en medio de una poltica imperial que a estas alturas ya se sabe est explcitamente diseada con carcter de prioridad para subvertir el orden social del pas y de rrocar la Revolucin es decir, en medio de una gue del control de la especulacin, del control del sistema La propaganda imperial incansablemente machaca el eje de que la economa venezolana est en profunda crisis. Incluso, algunos organismos hablan de una re cesin y los tteres nicaragenses del imperio especu de la ayuda del ALBA. Deberan preocuparse ms por el colapso de las economas del imperio. Esos tteres ocultan que el PIB de Venezuela anda por los 382 mil millones de dlares, mientras que la cartera total del PETROCARIBE apenas llega a los 14 mil millones de dlares, de los cuales solamente 5.8 son en crditos a largo plazo. Sobre todo, olvidan el carcter estratgi co y solidario de este proyecto, comprometido con la construccin de una nueva Amrica Latina. Lo cierto es que Venezuela es un pas que ha alcanzado logros impresionantes en lo social y en lo que respecta a la justicia econmica. Por ejemplo, la desocupacin pas de 10% o ms antes de 1999 a 5.6% en diciembre de 2013, una cifra con la que la mayora de los pases europeos (por no hablar de EEUU) hoy en da solo suean. En ese mismo perodo, la pobreza baj del 28.9% al 19.6%, mientras que la indigencia lo hizo mucho ms, del 10.8 al 5.5%. Todo esto es producto de una poltica econmica que multiplic tanto la inversin social como los ingre sos. Durante 14 aos de Revolucin, los ingresos en divisas producto de la renta petrolera fueron de 972 mil 565 millones de dlares, de los cuales se invirtieron en el desarrollo social 623 mil 508 millones de dlares, es decir, la inversin fue 64,1% de los ingresos. La dirigencia bolivariana est consciente de los retos a los que se enfrenta, como tambin lo estaba el Comandante Chvez, lo que pasa es que, como dicen nuestros pueblos, una cosa es verla pasar de largo y otra platicar con ella o, como no hace mucho dijo la presidenta argentina Cristina Fernndez: la historia no se escribe nicamente con letra pareja y sobre el rengln.Gobierno de CalleAl asumir las riendas del gobierno, Maduro se aboc de lleno a la tarea de gobernar obedeciendo, dando inicio a la primera etapa del Gobierno de Calle, que se extendi a otras dos etapas, escuchando a las comunidades organizadas, elaborando proyectos y proponiendo soluciones concretas a los problemas planteados en centenares de asambleas y reuniones. Vamos a ir a la calle; vamos a construir la patria con el pueblo; vamos a encontrarnos con los proble mas que tiene la patria, en el barrio, en la calle, en la comunidad, en la universidad, en el liceo, en la escue la, en el hospital, deca el presidente el 22 de abril del ao pasado. La primera etapa de este Gobierno de Calle, que tena entre sus objetivos lograr un contacto directo con los problemas de la poblacin, saltndose las trabas de la burocracia y tratando tomar por sor presa a la corrupcin, termin tres meses ms tarde, el 23 de julio. Tras casi mil reuniones entre los miembros del gabinete de gobierno y las poblaciones locales, en las que participaron casi 3.5 millones de venezolanos, se logr aprobar proyectos por unos 16 mil 500 millones de dlacualquier falla, as como en la conformacin de un cuer po especial de funcionarios para atender e investigar las denuncias presentadas por la ciudadana. La segunda fase del Gobierno de Calle comenz en octubre de 2013. Maduro inspeccion el avance de algunas de las obras que se haban iniciado en la fase

PAGE 44

44so. La tercera fase arranc el 24 de enero de este ao, con el mismo estilo de la segunda, y se concentr en diversos ejes de trabajo: la realizacin del Plan de Paz y Convivencia para dar respuesta a la creciente polarizacin promovida por la derecha; la denominada Ofensiva Econmica, para hacerle frente a la desestabilizacin en ese terreno; dar respuesta a las necesidades ms sentidas de la poblacin (por ejemplo, la vivienda, la salud, el servicio de agua potable, fortalecimiento de los ser vicios pblicos en general). Adems, los esfuerzos se centraron en darle continuidad al proceso de Gobierno de Calle, as como en la reorganizacin y reimpulso del Poder Popular y la participacin del pueblo.Plan Patria SeguraOtro de los logros de la administracin bolivariana bajo el liderazgo de Maduro fue desarrollar una polmente el 13 de mayo de 2013, como continuacin de la Gran Misin A Toda Vida Venezuela, lanzada un ao antes por el Comandante Chvez. El plan no solamente est dirigido a enfrentar la violencia fascista de la derecha, sino sobre todo a enfrentar los altos niveles de inseguridad ciudadana producto de la criminalidad, uno de los temas sentidos de la poblacin. Para lograr ese objetivo, el plan se basa en la inte gracin y cooperacin activa, participativa y coordinada entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los cuer pos policiales y las comunidades organizadas. A casi un ao de su proclamacin, el programa ya logrado disminuir notablemente los ndices de delincuencia en los municipios priorizados, aumentando el nivel de articulacin entre los diferentes cuerpos de polica, as como modernizando y haciendo ms os de las televisoras privadas el problema de los contenidos violentos en su programacin, se promulg una Ley para el Desarme y Control de Armas y Municiones y se impuls el Movimiento por la Paz vencia ciudadana. En el terreno econmico, el gobierno bolivariano aument en 30% las pensiones y el salario mnimo (el ms alto de Amrica Latina), y fortaleci los derechos de los trabajadores al promulgar el 1 de mayo de 2013 el Reglamento de la Ley Orgnica del Trabajo de los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT). Maduro promulga la Ley para el Control de los Costos, Precios y Ganancias; y la Ley para la creacin del Centro Nacional de Comercio Exterior y la Corporacin de Comercio Exterior. Adems, cre la Corporacin Nacional para la Logstica y Servicio de Transporte del la distribucin de productos. El 1 de febrero de este ao, se inicia la aplicacin de la Ley Orgnica de Ganancias, Costos y Precios Justos, con lo cual arranc tambin la nueva etapa de la ofensiva contra la guerra econmica, y el 19 de febrero, se tracin de Divisas y los Ilcitos Cambiarios. El 21 de marzo, el Gobierno firma un conjunto de convenios con grandes cadenas farmacuticas y con empresas del sector calzado, para mejorar el abastecimiento de los respectivos productos, a precios accesibles. Ese mismo da se inaugura en el estado Gurico, la Empresa Socialista de Bloques, Tejas y Ladrillos Pedro Zaraza, la ms grande de Latinoamrica. Una tarea priorizada de la gestin de la administra cin de Maduro, y parte integrante del Plan de la Patria formulado por el Comandante Chvez, ha sido el desarrollo de las comunas socialistas, cuyo nmero se ha ms que triplicado en los ltimos meses, pasando de mayo de 2014. En un acto el 9 de marzo, Maduro A pesar de que por razones obvias, la administra cin de Maduro deba centrarse en los problemas domsticos, sta no se desentendi del frente internacio Bielorrusia, Bolivia, China, Colombia, Rusia, Guayana, Palestina, Panam y Portugal. Entre estos acuerdos

PAGE 45

45 destaca el alcanzado con Palestina para su incorporacin como observador al ALBA y a Petrocaribe, una clara seal en materia de poltica internacional revolucionaria.Violencia fascistaLa ola de violencia fascista este ao se desat el 12 de febrero, instigada por el ultraderechista Leopoldo Lpez y su partido extremista Voluntad Popular. Lpez y su banda desataron en varios estados de Venezuela una epidemia de hechos violentos con la intencin de desestabilizar al pas. Los ataques, supuestamente realizados por jvenes estudiantes, incluyeron asesinatos de militantes revolucionarios, ataques a instalaciones pblicas y medios de comunicacin, ataques a operarios del Metro de Caracas, incendios y destruccin de servicios pblicos como la quema de centrales elctricas y de 15 universidades. El 18 de febrero, el gobierno decide detener a Leopoldo Lpez, sindicado como responsable de la ola de violencia. Adems, un total de 252 personas, de las cuales solo 17 son estudiantes, estn privados de libertad por hechos violentos. Luisa Ortega Daz, inform que las acciones violentas de la derecha desde febrero pasado haban dejado 42 personas asesinadas y 835 lesionados, entre civiles y efectivos militares y policiales, adems de daos ma teriales a bienes pblicos y privados. Ortega seal que la Fiscala efecta 160 investigaciones por presunta violacin de los derechos huma nos. Dos de los casos son por homicidio consumado, dos por tortura y 156 por trato cruel. Por algunos de estos hechos 12 funcionarios de seguridad estn privados de libertad. A principios de mayo, el ministro de Relaciones Interiores, Miguel Rodrguez Torres, anunci la deten cin de 58 extranjeros por su implicacin en las accio nes terroristas. Revel que se trata de mercenarios, que en Estados Unidos llaman contratistas, que no tienen nada que perder. Detall que hay estadouniden ses y colombianos, y que casi todos estn implicados en el uso de armas. Entre los detenidos se encuentra el estadounidense Todd Michael Leininger, apresado en la ciudad suroc cidental de San Cristbal con dos pistolas, dos fusiles de asalto y uniformes militares, y a quien tambin se le incaut un pasaporte estadounidense y una insignia de la justicia norteamericana. Qu haca ese seor con esas armas en una guarimba en San Cristbal?, se pregunt Rodrguez Torres. participado de alguna manera en el golpe de Estado suave implementado por sectores de la derecha para crear caos y acus directamente a Estados Unidos de estar detrs de los actos terroristas. Son dos los objetivos que tiene el imperio de Estados Unidos sobre Venezuela: impedir la propagacin continental del ideal bolivariano, y apropiarse y controlar las reservas petrolferas ms grandes del planeta. Rodrguez mostr armas de fuego, armas blancas, bombas lacrimgenas y de fabricacin casera, explosivo C4, drogas, combustible, entre otros materiales para generar acciones criminales. Venezuela ha estado sometida a una modalidad de violencia que ha sido practicada en gobiernos, explic. La violencia en las calles se dio a travs de medidas tpicas de los golpes suaves, combinadas con el uso de francotiradores, asesinatos selectivos y niveles de organizacin y avituallamiento militar que recuerdan los hechos acontecidos recientemente en Ucrania. Aunque restringida a 30 municipios, con poblacin predominante de clase media y alta, la violencia abar c a un par de estados fronterizos con Colombia, des de donde podran actuar grupos paramilitares colombianos que sirven de retaguardia y que eventualmente podran ser instrumentalizados para impulsar acciones secesionistas. Segn el analista y escritor Luis Britto Garca, las se pueden dividir en tres categoras: cerca de la mitad eran bolivarianas (miembros de organizaciones revolucionarias, miembros de los rganos de seguridad pblica y del sistema judicial). Los muertos de la oposicin eran cerca de la tercera parte, y de estos, solo la mitad fueron muertos por la polica; el resto fueron vctimas de incidentes o peleas debidas a los cortes viales; o de sus propios actos: uno al operar explosivos, otro electrocutado y otro que se cay desde la azotea de su propia casa. Entre las vctimas chavistas no se incluyen incontables asesinatos contra militantes bolicin que se sospecha con fundadas razones que fueron asesinados por motivos polticos. A mediados de mayo, el periodista y ex vicepresidente del Comandante Chvez, Jos Vicente Rangel, difundi una encuesta de la empresa Hinterlaces segn la cual el 88% de los venezolanos est en desacuerdo con las guarimbas y las acciones violentas de la derecha. Slo un 10% las apoyaba. Al preguntarle a los ciudadanos si consideraban que el Gobierno nacional debe sancionar a los responsables de estos hechos violentos sea quien sea, el 88% dijo que s, mientras que un 9% dijo que no. Otro estudio divulgado por Rangel daba cuenta de que slo el 3% de un total de ms de 3 millones estu diantes universitarios haban participado en las guarimbas de los ltimos das. De ese 3% gran parte se

PAGE 46

46mostraba en desacuerdo con las acciones terroristas, que han causado la muerte de decenas de personas. En realidad, solo una minora de los guarimberos eran estudiantes. Segn lo inform la Fiscal Ortega Daz, de unas 800 personas detenidas a inicios de mayo -la mayora liberada a las pocas horasapenas 12 eran estudiantes, es decir, menos del 2%. En esos mismos das se detuvo a 243 personas, de las cuales no ms de un 20% eran estudiantes.Dilogo para frenar violenciaDurante todo febrero y marzo, el Presidente Maduro hizo llamados cotidianos al dilogo a la dirigencia de la MUD. Al final, la presin de UNASUR, con la ayuda del Vaticano, forz a un sector de la dirigencia derechista a sentarse a dialogar con el gobierno. Despus de un par de reuniones abiertas y televisadas para discutir la realidad nacional, el dilogo se ha paralizado a mediados de mayo. En realidad, la dirigencia de la derecha no es capaz de elaborar una agenda propia, al margen de Estados Unidos, que por el momento y hasta un futuro previsible ha decidido que sean los sectores ms violentos y fascistas los que jueguen el papel de vanguar dia de la contrarrevolucin. Acerca del dilogo entre el gobierno y la oposicin, hay que decir que se trata de una instancia ms de mu chas otras en las que se pelea por la hegemona entre revolucin y contrarrevolucin. El gobierno est inte resado en un dilogo que, aunque respete la existencia de visiones radicalmente diferentes del pas y la economa (socialismo vs capitalismo neoliberal), se mantenga dentro del marco de la Constitucin Bolivariana, aprobada por la ms amplia voluntad popular. La derecha, por otro lado, y aunque diga que respeta la Constitucin, en realidad est interesada en el dilogo para ganar tiempo y fortalecer su correlacin de fuerzas con respecto al gobierno. Mientras se mantenga en esos trminos, el dilogo no avanzar. Para que lo haga, har falta un cambio decisivo en la correlacin de fuerzas entre revolucin y contrarrevolucin en Venezuela. Si el cambio es favorable a la primera opcin, el socialismo se fortalece r, an con concesiones ms o menos importantes. Si consecuencias difciles de imaginar, pero s muy nega tivas, tanto para Venezuela como para el proceso de liberacin latinoamericano en su conjunto. La historia de los dilogos entre revolucin y con trarrevolucin en Venezuela no es nueva. Recordemos que tan solo dos semanas despus del golpe de abril de 2002, Chvez llam a un dilogo a los dirigentes de la oposicin. Hubo no solo uno, sino dos intentos de el paro petrolero, que le caus enorme dao al pueblo venezolano. Incluso despus de eso, se instalaron mesas de di logo con empresarios opositores y otra vez la respues ta opositora fue desatar las guarimbas. En 2010 se instala el Consejo Federal de Gobierno, una instancia en la que participan todos los gobernadores y alcaldes de todos los partidos para discutir los problemas del pas. Su destino ha sido el mismo: la oposicin participa slo si cree que tiene algo que ganar. Como ocurre con el baile, en el dilogo hay que tener una pareja, hace falta un interlocutor y, hasta ahora, no lo tenemos. El problema prctico es que hay un sector poltico, econmico y social que no comprende las bondades del dilogo, que est encerrado en una concepcin acerca de la lucha poltica que slo conci be salir de Chvez como sea, deca el periodista Jos Vicente Rangel a propsito del dilogo hace ya 4 aos.Mayoras y minorasEn Venezuela hay una mayora de revolucionarios y una importante minora que, en mayor o en menor medida, cree en el capitalismo o al menos siente aversin por el socialismo. Incluso, un importante grupo est a favor de Estados Unidos. Una gran mayora de la poblacin, a favor o no del socialismo, est totalmente en contra de la violencia para resolver esa contradiccin. Para hablar el lenguaje de las encuestadoras, a inicios de mayo, 52% de los venezolanos tenan una opinin positiva del gobierno de Maduro, mientras que 46% tenan una opinin ms rechazaba el bloqueo de calles y avenidas como medidas de protesta y solo 20% las aprobaba. Al mismo tiempo, y segn el mismo estudio, 64% rechazaba el injerencismo de la Casa Blanca en los asuntos internos de Venezuela, mientras que 34% lo aprobaba. Mientras Estados Unidos siga siendo imperio y crea que puede resolver su crisis invadiendo e inter viniendo, y mientras puedan seguir contando con narcouribismo colombiano, la ultraderecha venezolana seguir le permita incidir negativamente sobre la poltica venezolana y la contradiccin entre capitalismo y socialismo seguir sin dilucidarse. El golpe en cmara lenta seguir estando en la palestra. Mientras tanto, el gran reto de los revolucionarios venezolanos es el de seguir construyendo el socialismo y defendiendo la institucionalidad democrtica que el pueblo de Venezuela ha escogido para s. A nivel regional, una cosa ha evolucionado mucho con respecto a aquellos das de abril de 2002, cuando

PAGE 47

47 las fuerzas de la contrarrevolucin casi logran hacer dar marcha atrs al reloj de la historia: Amrica Latina hoy es otra. Tenemos el ALBA, la CELAC, UNASUR, MERCOSUR y toda otra serie de instancias controladas por latinoamericanos y no por estadounidenses, canadienses o europeos. El viejo ministerio de colonias de EEUU, la OEA, ha sido relegado a la ms absoluta irrelevancia. Hoy en da, Centroamrica se encamina hacia la iz quierda, o hacia la centroizquierda. Panam, el hasta hace poco perrito faldero de EEUU contra Venezuela, Cuba y el resto de pases del ALBA, est ahora gobernado por otras fuerzas no tan serviles. La derecha pinochetista ya no gobierna Chile y las relaciones a lo interno de nuestra regin se fortalecen. Una nota de advertencia es Colombia: una victoria en segunda vuelta del candidato uribista scar Ivn Zuluaga le dar viento en popa a la ultraderecha en Venezuela con consecuencias muy negativas para las fuerzas progresistas y revolucionarias de nuestro con tinente, aun cuando radicalice a la propia Colombia. La lucha en Venezuela ser larga porque tiene que ver con intereses muy poderosos: el petrleo. Es decir, la fuente de riqueza que parasit la voraz oligarqua venezolana hasta el ascenso de Chvez al poder, y la fuente de energa de un imperio que se niega a morir. Al mismo tiempo, hoy como hace 200 aos, las tierras ve nezolanas son el corazn del proyecto de liberacin de nuestro continente. Hoy ms que nunca debe quedar claro que esta lucha no se libra solamente en Venezue la, sino en cada uno de nuestros pases. Esto es fcil de entender hoy en da, cuando queda claro que ninguno de nuestros pases tomados aisladamente vale mucho. Slo construyendo la ms grande nacin del mundo, menos por su extensin y riquezas que por su libertad y gloria, como lo quera Bolvar, tendremos un futuro.

PAGE 48

48Aldo Daz Lacayo _______________Siempre he sido inclinado a leer todo lo que a mi juicio es moral e instructivo. Una de las cosas que he saca do en claro es que los hombre a quienes Dios ha dotado de gran mentalidad, se ensoberbecen () Tambin he logrado comprender que las buenas doctrinas son menospreciadas e invocadas por hombres sin escrpulos solo para alcanzar prebendas. En resumen, de los conocimientos por m adquiridos deduzco que el hombre no podr jams vivir con dignidad desviado de la sana razn y de las leyes que marca el honor. Augusto C. Sandino, carta a Froiln Turcios, 1 de abril de 1928Augusto Nicols Caldern no tuvo escolaridad formal, al menos continuada. No pudo haberla tenido. La suya fue una escolarizacin informal y por lo mismo precaria, solo aventajada Experiencias que forjaron la conciencia del General Sandinopor su propia inteligencia, potenciada a su vez por la necesidad de sobresalir en un mundo social adverso, potenciada esa formacin por el aprendizaje cotidiano en el negocio de su padre, por la frecuente relacin co mercial con vendedores y compradores de granos b sicos, que requera algo de lectura y escritura y mucho de operaciones aritmticas. Una desarrollada escolarizacin informal que le servira para dar el gran salto, a raz de la primera salida de su pueblo natal. Entonces se dara su primer cambio de identidad, y el primer gran salto en su formacin, mucho ms all de la escolar. Dara el salto a la universidad de la vida. Lo hara no en busca de conocimientos sino por la necesidad de hacer algunos ahorros, algn pequeo capital que tambin le permitiera saltar socialmente en la pequea sociedad de su pueblos natal. Por amor, para casarse con su prima hermana Marita.Travesa en buque mercanteEl mundo de Augusto Nicols estuvo marcado por acontecimientos que le dieron un vuelco a la historia universal y regional, as como un brutal retroceso a la de Nicaragua. De esto ltimo l s tuvo conciencia, pero no de lo que haba sucedido en Europa y Asia ni de lo que recin haba ocurrido y segua ocurriendo en Amrica Latina y El Caribe. Qu mejor escuela que un buque mercante? Qu mejor escuela que los puertos, que entonces reciban las noticias primero que nadie, precisamente a travs de los buques mercantes? Ambos, buques y puertos, eran abanderados de la infor macin actualizada y sobre todo de los anlisis polticos de aquellos grandes sucesos histricos. Los barcos mercantes llevaban informacin del mundo exterior y recogan la del pas en cada puerto visitado. Capitanes y marineros, autoridades portua rias y estibadores estaban conscientes de su posicin privilegiada. La prensa por lo mismo destacaba en los puertos a sus mejores reporteros. No por falta de informacin, que la reciban va telgrafo, sino porque era informacin de primera mano los buques tenan equipos inalmbricos actualizados, de ltima genera cin, como se dice hoy da. tantes, incluso Corinto, de Nicaragua. Pero San Francisco, California, era entonces el ms importante a nivel Continental, as como probablemente Valparaso, Chile, historia

PAGE 49

49 lo era de Amrica del Sur. Los puertos Coln y Panam ya haban adquirido rango de centros de operaciones mercantes de Occidente, de trasbordo de mercancas y pasajeros entre buques de una misma compaa o de compaas asociadas y sin duda tambin de marineros eventuales, como era el caso de Augusto Sandino. Qu puertos visit Augusto Sandino? Nadie lo sabe. l solo dijo que haba visitado muchos. Y sin duda as fue porque estuvo embarcado desde 1917 hasta 1919, y quizs hasta el ao veinte un punto pendiente de aclarar. l tambin dice que cambi de compaa mercante hizo trasbordo en Panam? Qu puertos del Atlntico y de las Antillas visit? Y cuando Augusto y ms ampliamente que estuvo en Estados Unidos por cul de las dos costas lleg a ese pas? Por San Francisco o por Nueva York? Estas preguntas indican solamente las amplias posibilidades de aprendizaje superior de esta prime ra etapa universitaria informal de Augusto Sandino. Inmensa en trminos de variedad de informacinco nocimiento acerca de los sucesos habidos en el mundo de Augusto Nicols. Lo primero que debe destacarse es que tan pronto Estados Unidos decide involucrarse en la Gran Gue rra, a principios de 1917 (despus llamada primera guerra mundial), presiona y logra rpidamente que todas las naciones de la regin pongan a su disposicin sus respectivos puertos en ambos mares para eventuales usos militares. Esa fue la primera gran enseanza de Augusto Sandino: Amrica Latina est el servicio de Estados Unidos, tuvo que haber asumido. Porque sin duda este tema fue objeto de rdenes precisas para los marineros y de orientaciones igualentonces Augusto Sandino no concienci esta ense anza, pero s entr a formar parte fundamental de su bagaje formativo informal. Menos de una dcada ciencia, hasta concienciarlas plenamente.Plticas entre marinerosLos porqus de esta primera gran enseanza tuvieron que haber sido parte de ese proceso de for macin superior. Por qu esta docilidad de la regin con Estados Unidos? Qu tiene que ver Europa con Amrica Latina y El Caribe? Qu vnculos tan profundos unen a ambos, de qu naturaleza? Respondan a estas preguntas las conversacionesdiscusiones cotidianas de los marineros entre s, o las que eventualmente tenan con los porteos de los puer tos que visitaban? Probablemente s. No a nivel acadmico obviamente, pero s con nimo de curiosidad, incluso de indagacin. En este contexto, jams debe olvidarse el espritu acucioso de Sandino y su elevada inteligencia natural. Otra enseanza obligada tuvo que haber sido el Canal de Panam. Su historia operativa era reciente, ape nas haca cuatro aos haba iniciado operaciones. Todava estaban vivas las secuelas de la independencia panamea en el establecimiento poltico colombiano. La relacin WashingtonColombia an era difcil, por decir lo menos. Estos eran temas inevitables en ambos puertos panameos, sin duda tocados por la embarca cin del improvisado marinero Augusto Sandino. Y en el supuesto negado de que estos temas no hubiesen sido considerados por la tripulacin del mercante, el brutal impacto de aquella obra maestra de ingeniera el General Augusto C. Sandino con relacin al canal por Nicaragua? La respuesta se antoja obvia. Y si Augusto atraves el Mar Caribe tuvo que darse cuenta de que estaba tomado por Estados Unidos. Y si lleg a Cuba tuvo que darse cuenta que la isla era un protectorado norteamericano de hecho. Otra vez: nada de esto lo concienci entonces, pero muy pronto caribeo. Finalmente el General Sandino recuerda que en ese periplo lleg a Estados Unidos, cunto de todo lo que aprendi en su travesa de marinero improvisado sobre Amrica Latina y El Caribe, y otras regiones del mundo, pudo relacionarlo con el imperio? Todos los temas mencionados de esta primera eta pa formativa superior, de su etapa de marinero impro visado, forman parte sustantiva de la Obra de Augusto C. Sandino y de sus acciones. Pensamiento y accin consecuentemente relacionados. Suponerlos enton ces como parte de su aprendizaje superior informal no es absurdo. Es obligado.La segunda etapaAugusto Sandino sali de La VictoriaNiquinohomo, su pueblo natal, en julio/agosto de 1921 para iniciar la segunda etapa de su vida privada. Sin duda en su mente una suerte de huida temporal. Su motivacin era su pronto regreso, para continuar su objetivo de conver tirse en un respetable pequeoburgus, socialmente estabilizado, formando una familia igualmente estable y respetable con su prima Marita. No fue as. La vida lo puso en un camino diferente. El destino le deparaba otro objetivo. Su salida sera prolongada, sin retorno en trminos de su objetivo original. Iniciando por el contrario un recorrido por distintos pases que le abrira la puerta al logro de ese nuevo e impensado objetivo vital. Un recorrido que sera prolongado. Cinco aos, incluyendo su regreso a Nicaragua, donde permaneci

PAGE 50

50alrededor de seis meses antes de dar el paso a su vida pblica integrndose a las luchas polticasmilitares nacionales histricas. La historia de la liberacin nacional lo esperaba. Haca falta su intervencin. As lo hara pocos meses despus. Primero integrndose a la Guerra Constitucionalista, y luego iniciando bajo su indiscutible liderazgo nico la Guerra de Liberacin Nacional contra la intervencin militar directa de lo colocara en el pedestal de los hroes de Nicaragua y de la regin. Excepto poqusimas cartas a su familia, no existe documentacin propia sobre ese perodo de su vida privada (1921), inaugurada con una nueva identidad como tantas veces se ha dicho. En esa etapa de Augusto C. Sandino se distingui por su apata por la escritura exactamente lo contrario de lo que hizo despus, durante la segunda etapa de su vida pblica. En ese lapso se da su recorrido laboral a lo largo de La Ceiba (Honduras), y luego de un breve trnsito por 3) Quirigu (Guatemala), concluye en 4) Mxico, en la frontera de los Estados de Tamaulipas y Veracruz. La parte centroamericana de El Caribe era entonces una zona caracterizada por frecuentes luchas sindicales contra compaas extranjeras norteameri canas principalmente bananeras. Una lucha no solamente de los obreros sino tambin de los cultivadores independientes de banano que forzosamente deban venderlos a las bananeras extranjeras sin ninguna nor ma, ms bien con la nica norma de la arbitrariedad. Monopolio puro. En algunas circunstancias los obreros hacan causa comn con cultivadores independientes, reivindicando ambos la Constitucin y las leyes que las compaas bananeras haban transformado en papel mojado. Ambas luchas (de obreros y de cultivadores independientes) impulsadas por un profundo sentimiento nacionalista subyacente, a un paso del antimperialismo de haber concienciado ese sentimiento. En la parte mexicana las luchas sindicales eran distintas. Mucho ms radicales que en Centroamrica por que se hacan en defensa de una profunda revolucin social que haba estallado en 1910, entonces acosada por compaas norteamericanas y europeas que an controlaban la industria petrolera. Gobiernos europeos y Washington defendiendo a sus propios inversionistas (con el apoyo obsecuente de la oligarqua local) contra las medidas del gobierno revolucionario y contra el pue blo que las apoyaba. Luchas nacionalistas y antiimpe rialistas con mayor grado de conciencia colectiva, con mayor activismo comprometido.An hoy da, a inicios de la segunda dcada del siglo veintiuno, el tiempo de estada en la ciudad de tradicciones cronolgicas con la nica referencia de prensa que existe y con otros testimonios. Diferencias de fechas entre los recuerdos del General Sandino y/o transcripciones de los datos recogidos por sus interlocutores con las de sus propios escritos, en sus etapas de Augusto Sandino y de Augusto C. Sandino. Todo esto ha complicado la vida a sus bigrafos. Para empezar, segn el relato del General Sandino al joven Jos Romn, un mes antes de contraer matrimonio con mi prima Me rcedes, en 1920... para evitar juicios y ulteriores consecuencias sal de inmediato a la costa del atlntico, agregando en el mismo relato que en la costa pas un mes usando otro nombre, sin precisar el duda sembrada con relacin al nombre que us, aunque convencionalmente se acepta que ah empez a usar la identidad social de Augusto C. Sandino. Es decir, agregndole la C a la identidad anterior de Augusto Sandino que haba usado desde de su primera salida de La fecha real del incidente con Dagoberto Rivas s se conoce, no corresponde al relato de Romn. La resea periodstica anteriormente transcrita, y hasdomingo de junio de 1921. Por otra parte, no pudo haber llegado inmediatamente existe una carta suya fechada en julio de 1921 (un mes despus del incidente vicisitudes que pas enseguida de su ria con Dagoberto Rivas. Una carta con tal profusin de detalles

PAGE 51

51 conocidos, que demuestra que tuvo que haber sido escrita mientras se encontraba en los alrededores de Niquinohomo. Es imposible determinar cunto tiempo pas merodeando en esos alrededores. Adems en su segunda carta fechada en 1922, sin indicar el sitio ni el mes, Augusto C. Sandino le dice a su padre que en la ciudad donde est residiendo existen miles de hombres que desean regresar a sus casas, pero no pueden; no tienen con qu, porque aunque ganen cienes de dlares, los derrochan; en esos lugares, por donde uno pase, oir msica de toda clase, grandes bailaderas, grandes guasas, hoy unos y maana otros, y de este modo los remendados son los dueos de las innumerables cantinas y casas de juego; esta vida no es para un hombre que desee distinguirse en algo y por eso hago cuanto est de mi parte por salir lo ms pronto posible. en esa ciudad solo un mes, aclarando al mismo tiempo que su estada all se prolong por un ao (19212). Esta es la tesis que se asume en este trabajo. cionarse la referencia de Sandino a Marita (estoy cumpliendo un ao de estar ausente de ti) hecha en carta fechada en junio de 1922, en papel membretado de la Honduras Sugar & Distailling Co., considerada la primera carta desde esa ciudad. En otras palabras, si sali de y le recuerda a su novia que estaba cumpliendo un ao de no verla en 1922 (fecha de su llegada a La Ceiba), no existe duda de que estuvo un ao en la primera ciudad. Haban pasado entonces doce aos de la llamada revolucin de la costa, de la entrega del pas a Washington, de la proscripcin del zelayismo por los Pactos Dawson, a raz de los cuales decidieron en consecuencia borrar el nombre del Departamennombre de la ciudad. Una enorme extensin territorial estimada en 50 mil kilmetros cuadrados con una poblacin de 44,726 habitantes misquitos y otras etnias indgenas, negra (creole), y algunos pocos mestizos segn el censo de 1920. La ciudad de segunda aduana ms importante del pas. Probablemente la mayor parte de la poblacin mestiza de la parte centro-norte del pas, estaba dedicada en esa poca a los cortes de madera y de matriz econmica de la ciudad y de sus alrededores: la explotacin del hule y del oro ceden en importancia a la madera y al banano. Una poblacin permanentemente en pugna con las compaas extranjeras por demandas sindicales pero siempre con el sustrato de nacionalidad, sentimiento arraigado entre la poblacin mestiza. Por ejemplo, en 1921, quizs cuando jadores de la Cuyamel en la zona de ro Escondido llevaron a cabo una huelga general por demanda de mejores salarios y condiciones de trabajo.La Costa era otro pasEntonces la Costa era otro pas, otra geografa y otra poblacin, adems multicultural, aunque empe zando a recibir importantes aportes de la poblacin ejemplo, en 1912 los costeos aceptaron la moneda nacional en ocasin de la conversin monetaria de esa fecha, que crea el Crdoba como nueva moneda nacional a la par del dlar. Adems, el mismo ao empie la dcada de 1910 del siglo pasado empiezan a llegar Cristianos. Todo esto sin duda consecuencia del salto econmico habido en la regin. Para esas fechas se instal la compaa bananera Cuyamel demandando mano de obra mestiza. resistencia hacia la poblacin del resto del pas, pero sin alcanzar a cubrir esta nueva actitud el profundo sentimiento de agravio conque los creoles asumieron la incorporacin de la Mosquitia, mucho menos la pre sentida nacionalidad inglesa tan arraigada alrededor de doscientos cincuenta aos. Y sin duda hubo fuertes agravios en ocasin de la reincorporacin. No en el legtimo hecho histrico de arrebatarle a la Corona inglesa esa importante porcin del territorio nacional (con independencia de la coin cidencia de intereses de Nicaragua y Estados Unidos, que incidieron en la reincorporacin), sino en el trato explcitamente discriminatorio de la poblacin cos tea de parte del mximo responsable de ponerla en marcha. negros y comerciantes contrabandistas; esto bastar para saber la atmsfera en que vivimos escribi enton ces nada menos que el Inspector General de la Costa y en la prctica Jefe militar de la llamada reincorporacin de la Mosquitia Rigoberto Cabezas. No est documentado qu hizo en la ciudad de relat, ms bien evit hacerlo. Pero s hay registros de la tradicin oral. George Bergen, por ejemplo, recuerda que trabajaron juntos en los aos 1920 en en Back Street. Y el mestizo Jos Romero recuerda

PAGE 52

52que Augusto C. Sandino trabaj para la Cuyamel en Schooner Cay, exactamente la compaa que enfrent la huelga de 1921. Para los llamados mestizos, el Departamento y la trabajo seguro y bien pagado, pero sin posibilidades de ahorro. Augusto C. Sandino le dice a su padre que aunque all se ganaban cienes de dlares nadie poda ahorrar debido al cuasi obligado derroche en el srdipor la sordidez del ambiente, tambin por el altsimo ciente. No estaba en capacidad de honrar las deudas que haba dejado en su pueblo natal, tal como su padre le sugera. Una situacin que lo incitaba a salir corriendo de ah, segn el relato a su padre.Estada en La CeibaHuyendo pues del srdido mundo bluefileo Augusto C. Sandino llega a La Ceiba un poco antes de junio de 1922, fecha de la carta a su novia escrita en papel membretado de la empresa Honduras Sugar & Distailling Co. Llega atrado por los comentarios de los obreros de las bananeras de la regin acerca del gran desarrollo que estaba teniendo en ese momento la Costa Norte de Honduras, en particular La Ceiba. Y esos comentarios eran acertados. Porque entre 1908 y 1919 se haba dado el mayor incremento de las inversiones extranjeras directas en Honduras por empresas bananeras norteamericanas. La mayora en la Costa Norte, siendo La Ceiba una de los lugares privilegiados. El auge econmico de la regin fue enorme. Por ejemplo, para 1916 la Cuyamel de Zemurray sembraba y transportaba la mayor cantidad de banano a Estados Unidos, y para 1922 empleaba 4 mil obreros una cantidad apreciable conforme a la poblacin total del pas. Igualmente a mediados de la dcada del 20 las exportaciones de banano representaban alrededor de 90% de las totales de Honduras. Ms provenan del banano y del licor, una contradiccin moral. Y adems dos empresas extranjeras relacionadas. Como resultado de ese incremento sustantivo en la inversin extranjera, haba una relacin perversa entre las empresas bananeras y el gobierno hondureo, agudizada por la competencia despiadada entre la Cuyamel y la United por el control del mercado bananero. Perversin que tambin incrementaba geomtricamente la sumisindependencia del gobierno y el poder poltico de las compaas sobre el pas. Por una parte las bananeras eran la mayor fuenpblica. Una deuda que ninguno de los sucesivos gobiernos hondureos estaba en capacidad de honrar. Este era el panorama que encontr y en el cual se desarroll Augusto C. Sandino en La Ceiba. Entre parntesis, segn el testimonio de un compaero de trabajo, Augusto C. Sandino tuvo una posicin laboral de alguna manera privilegiada en La Ceiba. Muchos aos despus aquel compaero de trabajo, Pablo Motio, entonces de noventa y un aos, lo recuerda como un hombre bastante parco y de hablar en la Cuyamel como timekeeper que le permita desarrollarse intelectualmente. En su otro de Vargas Vila. Incluso Motio recuerda que entonces Augusto C. Sandino ya tena conocimiento de la lucha histrica de Francisco Morazn, y que desde entonces se relacionaba por correspondencia con el poeta Froyln Turcios. Esto ltimo una exageracin. Traslapes de la edad. S es cierto sin embargo que entonces Sandino tuvo conocimiento del Poeta Turcios, cuando en 1923 ste llev a cabo una campaa contra fuerzas mercenarias norteamericanas que invadieron Tegucigalpa. Por aquel hecho de don Froiln quise considerarle maestro de la juventud centroamericana, relata ra despus el General Sandino.Luchas sindicalesTambin La Ceiba era un ambiente de permanen tes reclamos de los obreros por mejores condiciones de trabajo, y de los cosechadores independientes por mejores precios y tratamiento comercial digno. Por ejemplo, en 1920, mil obreros hicieron una protesta que aunque no lleg a huelga fue sentida en todo el pas. Siendo pues uno de los sitios de mayor poblacin obrera de Honduras, La Ceiba viva en permanente ebullicin polticaideolgica de proyeccin nacional.

PAGE 53

53 Una situacin que enriqueci el bagaje formativo de Augusto C. Sandino, con independencia del grado de conciencia que hubiese tenido. ros de la poca, en La Ceiba exista el ambiente srdiMotio: Los das de pago eran verdaderos carnavales, donde abundaban los juegos de azar, las putas, los buhoneros, los tahres profesionales () cususeros, curanderos, brujos y magos se encontraban a montones. Por supuesto, no haba da de pago que no terminara con algn espectculo de muertos. Sordidez que en este caso no afect los valores ni la economa de Augusto C. Sandino por su ya mencionada posicin privilegiada. Todo esto conformaba un ambiente nacional desesperante para las pocas fuerzas polticas nacionalistas con tesis de avanzada, pero que an no asuman el antiimperialismo. En este contexto no es de extraar que el Programa de relanzamiento del Partido Liberal (igualmente vctima del rejuego poltico impuesto por las bananeras) elaborado por el entonces joven poltico Jos ngel Ziga Huete en 1920, reivindicara la revolucin mexicana, as como algunos principios socialistas. As lo sealaba el establecimiento poltico imperante en Honduras. Un programa que se discuti ampliamente, mucho ms all de la fecha de su lanzamiento, alcanzando principalmente a los obreros de la Costa Norte, el centro poltico ms importante del pas. Porque entonces el pueblo hondureo estaba por entrar al proceso electoral de 1923. Unas elecciones que necesariamente se daban en el marco de las contradic ciones entre compaas (cada una apuntndose a favor de un candidato diferente), entre obreros y las banane ras, y desde luego entre la nacin y el imperio. Este programa de relanzamiento del liberalismo hondureo es sin duda el origen ms lejano del inters de Augusto C. Sandino por la revolucin mexicana, y de su motivacin para viajar a Mxico. Otra vez, con independencia del grado de conciencia. A Augusto C. Sandino le fue muy bien en La Ceiba. Tanto econmicamente como en trminos de for macin personal. Ah permaneci hasta 1923, un par de aos. Pero tuvo que abandonarla ineludiblemente. Existen varias versiones acerca de las causas de su salida. Por ejemplo Gustavo Alemn Bolaos dice que rcter. Herido de un balazo en el cuero cabelludo por un chofer del ingenio, a causa de un incidente donde Sandino defendi el almacn de un asalto de gasolina que se quiso perpetrar, va a quejarse a la autoridad del lugar ms cercano; pero el comandante no tiene con quien proceder a la captura del criminal, y entonces tituye en autoridad, va en busca del atacante, da con l y lo captura. Para mayor precisin diremos que el lugar de esa hazaa es el pueblo El Porvenir, que queda a una legua de distancia del ingenio Montecristo. Cito un testigo de esto, mi hermano Reinaldo Alemn Bolaos, Sin embargo, en sus recuerdos el General Sandino otra vez por asuntos de faldas tuve que irme de la Costa Norte de Honduras, haciendo reminiscencia de que haba salido de su pueblo natal por la misma razn (la atribuida relacin con la hermana de Dagoberto Rivas). Coincidieron los asuntos de faldas y el balazo del chofer del ingenio, como dos hechos independientes? O la disputa con el chofer fue conse cuencia de los asuntos de faldas? Son preguntas que an no tienen respuesta.Trnsito por QuiriguAs, dice el General Sandino, llegu a Guatemala en 1923 y all estuve trabajando de mecnico en los ta lleres que tiene en Quirigu la United Fruit Company. En realidad las plantaciones de banano se encontraban en los alrededores de esta acrpolis Maya, del Departamento de Izabal nombre ste cuyo origen tio arqueolgico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981, con un buen nmero de variadas estelas mayas, siendo la mayor de diez metros de altura y sesenta y cinco toneladas de peso. Un centro turstico importante de Guatemala. Guatemala tambin era entonces escenario de la represin. En 1919 se form el Comit Patritico de Obrera, antecedente del Partido Comunista Guatemalteco (PCG) fundado en 1922 o 23 en la misma lnea del Partido Comunista Mexicano. En amplia alianza promovida por la Liga, obreros, profesionales y pequeos empresarios urbanos derrocaron al dic tador Manuel Estrada Cabrera en abril de 1920, y con ello ensayaron la primera revolucin guatemalteca con objetivos democrticos del siglo XX. Fue una poca de activismo inusitado del Partido Comunista, con mumento el Partido discuti seriamente la necesidad de fundar el Partido Comunista de Centroamrica. Pronto vino la represin. La fuerte presin que el gobierno desat contra el recin fundado PCG en el ao 1923 probablemente tuvo como una de sus motivaciones la huelga de los estibadores bananeros del muelle de Puerto Barrios, llevada a cabo en enero y febrero de 1923, que fue una de los movimientos huelgusticos ms importantes de toda la dcada () Al tercer da de la huelga eran ms de dos mil trabajadores los que paraban, pero lo ms grave fue que la huelga se fue extendiendo a las plantaciones bananeras. Puerto Barrios era el punto de salida de las

PAGE 54

54exportaciones bananeras provenientes de Quirigu, y ese fue el ao en que lleg Sandino. En otras palabras, Augusto C. Sandino llega a Quirigu despus de las luchas polticas intensas que llevaron al derrocamiento de la feroz dictadura de Estrada Cabrera, pero tambin en el momento mismo de la represin obrera que desat como secuela el nuevo gobierno atado a la United Fruit, que se encarg de frustrar el proceso revolucionario. Luchas que no disminuyeron con la represin, ligadas ideolgicamente a Mxico desde la visin crtica del PCG como se dice ms arriba. Un ambiente mucho ms radicalizado entre los obreros bananeros de la Costa Caribe guatemalteca. Y lo ms importante para el caso de Augusto C. Sandino, que en ese momento trabaja en el enclave de la United Fruit, un ambiente que puso de manifiesto el peso especfico de la revolucin mexicana en las luchas polticas y sindicales en las bananeras de Guatemala. Algo semejante a lo que le sucedi en Honduras en 1920 en ocasin del Programa de relanzamiento del Partido Liberal. Nueva y ms especfica motivacin para que Augusto C. Sandino decidiera continuar su viaje a Mxico. con su identidad de Augusto C. Sandino permaneci en Quirigu. Sin mencionar las fechas de entrada y de salida. Tuvo que ser un perodo muy corto, porque lle g a Mxico el mismo ao 1923.Estada en MxicoTomando en cuenta el tiempo estimado de sus estaprobablemente Augusto C. Sandino llega a Mxico en el segundo semestre de 1923, para permanecer ah hasta mediados de mayo de 1926, tres aos. Sin documentos de ninguna especie como se estilaba en la poca y sin controles migratorios. Un perodo histrico relevante para la revolucin mexicana y para el propio Augusto C. Sandino, tomando en cuenta su sensibilidad y su limitada pero intensa formacin previa en El Caribe centroamericano. Una formacin polticoideolgica de oposicin, de lucha permanente y militante contra gobiernos y partidos polticos entregados a las bananeras y al imperio norteamericano, y en consecuencia subyacentemente contra Estados Unidos. Una lucha cimentada entonces en la defensa de la identidad grupal de los oprimidos reprimidos desposedos, pero tambin de la soberana nacional consignada en la Constitucin de cada pas. Todas en el espritu y la letra liberales proextranjeras en connivencia con los gobiernos. Luchas polticamente formativas per se. Y si bien Augusto C. Sandino no particip militantemente en ellas s fue privilegiado testigo de calidad, con vivencia institucional frecuentes, y a veces cotidiana por humana que se acrecentara constantemente a lo largo de su cortsima vida. Con ese espritu lleg a Mxico. Al solo llegar a su nuevo destino, Augusto C. Sandino se percat que Mxico viva una etapa his trica radicalmente diferente a la de Centroamrica. Ms all de todo lo que se haba imaginado por las discusiones habidas en La Ceiba del nuevo proyecto poltico liberal y por el ambiente postrevolucionario vivido en Quirigu. En Mxico la lucha era por defender al gobierno revolucionario de los poderes fcticos imperia les extranjeros y de la oligarqua interna de reminiscencia feudal. Ambos como siempre haciendo causa comn entre s. Resistindose a perder su posicin socioeconmica dominante, dependiente a su vez del control integral del imperio sobre el pas. Muy pronto Augusto C. Sandino empez a cobrar conciencia acerca de los fundamentos de la lucha re volucionaria contra el imperialismo norteamericano europeo y la oligarqua local. Ah s deliberadamente, abiertamente, participando en trminos de estudio de la realidad nacional que era la norma entre sindicatos y organizaciones populares. Entonces cobr conciencia de que esta lucha giraba alrededor de la permanencia histrica de la revolucin en el marco de la Constitucin de 1917, la Constitucin de Quertaro, expresin jurdicopoltica de todas las conquistas revolucionarias. Proyecto polticoideolgico de la revolucin.Ebullicin revolucionariaIgualmente, muy pronto Augusto C. Sandino asumi que esas conquistas eran inditas para Mxico y para la regin y para el mundo de inicios del siglo veinte, porque la revolucin mexicana es siete aos anterior a la rusa. Conquistas verdaderamente Obrero laborando en un taller en

PAGE 55

55 radicales plasmadas en una Constitucin que por primera vez en la historia poltica occidental consigna, adems de los derechos civiles y polticos, los derechos socioeconmicos de los ciudadanos, el derecho al trabajo y el derecho de los trabajadores. Reivindicando adems la propiedad del Estado sobre la tierra y sus recursos, y proclamando el dere cho a la educacin pblica gratuita absolutamente laica, hasta entonces mayormente diseada por la iglesia catlica. Un hallazgo polticoideolgico que lo arrobara para siempre, a pesar de la inmensa de cepcin que sufrira pocos aos despus. Pronto en efecto Augusto C. Sandino se aprendi de memoria los artculos 3, 27, y 123 constitucionales, y desde luego los argumentos revolucionarios en su defensa. Porque desde su llegada se dio cuenta que las luchas sindicales, gremiales y de todos los sectores sociales or ganizados giraban alrededor de la defensa vehemente de esos artculos. Atacados con la misma vehemencia por el imperio porque le arrebataba la propiedad del suelo y del subsuelo, por la oligarqua que perda la propiedad del latifundio y de la tierra en general, por los empresarios que deban someterse las nuevas leyes laborales, y por la iglesia que saba que le arrebataban el control ideolgico de las clases superiores. Es decir, por el establecimiento poltico desplazado. Cimiento de la superacin de la contradiccin social principal. Por cierto la reivindicacin del laicismo fue la primera reforma de la Reforma, como llaman en Mxico a la revolucin liberal presidida por Benito Jurez, primer presidente indgena de Amrica y Benemrito de las Amricas. Una reivindicacin radicalizada al extremo por la revolucin, sobre todo despus de la llamada Rebelin Cristera (1926) cuando el gobierno decret la expulsin de doscientos religiosos extranjeros y cerr colegios, capillas, y hospitales regenteados por clrigos, retirndoles a ms de dos mil sacerdotes el permiso para oficiar. Disposiciones que quedaron vigentes an despus de la amnista decretada por el gobierno revolucionario con la mediacin de algunos obispos y del embajador norteamericano. Porque entre los grandes temas polticoideolgicos en la agenda de la revolucin mexicana se encontraba en primer lugar la soberana nacional. El pueblo estaba harto de fuerzas imperiales externas y de oligarquas internas que las validaban, que incluan la iglesia catlica. Harto de los Hernn Corts, de los Iturbide, de los Maxieuropeos disfrazados de inversionistas, de Washington, que entonces haba sustituidos a los otros imperios ex tranjeros y los diriga. La revolucin mexicana erradic para siempre el culto a los invasores en la monumentaria nacional y en cualquier otra expresin cultural. Por el contrario, todas las expresiones culturales se volcaron a reivindicar la historia y la cultura originarias, a plasmar hasta cobrar conciencia del Esplendor de treinta siglos de la cultura mexicana. El segundo lugar de esa agenda lo ocupaba el de sarrollo econmico autnomo, fuera de los controles del imperio, basado en la tierra, los recursos naturales, la organizacin social. Todo lo dems no era secundario aunque lo pareciera, porque en una revolucin profunda lo secundario no puede desligarse jams de lo primario. Porque la revolucin mexicana recogi todas las demandas populares y las potenci para que el pueblo a su vez las asumiera como conquista y las repotenciara, y as sucesivamente. Un crculo virtuoso de toda revolucin social.Conciencia deslumbradaNo pudo, pues, Augusto C. Sandino dejar de comparar la situacin del Mxico que lo reciba con la Centroamrica que recin haba dejado atrs. En un abrir y cerrar de ojos pas de la lucha sin esperanzas por conquistar derechos fundamentales, violentamente conculcados, a lucha por preservar los ya conquista dos, enfrentando la violencia en todas sus formas y magnitudes. Un deslumbramiento de conciencia tan grande como el que lo asalt en Nicaragua en 1912 cuando presenci la vejacin imperial del cadver de Benjamn Zeledn, aunque con mayor madurez. Un gigantesco salto de calidad cvica que le permiti asumir con nitidez las diferencias entre las luchas centroamericanas y la de la revolucin mexicana: de Pancho Villa y Emiliano Zapata en el Palacio Presi dencial.

PAGE 56

56la lucha por el nacionalismo a ultranza encerrada en las fronteras de cada pas, al nacionalismo antimperialista, antesala inevitable del internacionalismo. De la lucha subversiva para reivindicar la ley a la lucha abierta en defensa de la ley, de la lucha aislada del resto del mundo a la lucha colmada por la solidaridad popular mundial, particularmente de los pueblos de la regin. Asumir en consecuencia que la lucha de los pueblos de Amrica Latina y el Caribe trasciende sus fronteras porque el objetivo fundamental de esa lucha es la liberacin del dominio imperialista. Pasar del vasallaje colonial a la autonoma de la nacinregin como tantas veces lo dira despus el General Sandino en cartas, entrevistasreportajes, en slidos documentos histricos. Porque, como toda revolucin la mexicana naci sitiada por el imperialismo y sus socios europeos. Fatalmente enfrentada al imperialismo. Ah nacieron los sistemas de agresin aplicados posteriormente contra los movimientos revolucionarios latinoamericanos y caribeos. Partiendo de la agresinpresin diplom tica directa y frente al resto del Mundo, de las campaas desinformativas (actualmente integradas a la guerra de cuarta generacin), y de los apoyos directos de toda naturaleza a las fuerzas contrarrevolucionarias, incluso en armas y logstica militar y poltica. La revolucin mexicana es la primera escuela de la con frontacin sin cuartel imperialismorevolucin en el Continente. Para ambas partes. Por primera vez en la historia regional, en Mxico se visibiliza plenamente la hipocresa y el cinismo de la poltica exterior de Washington hacia Amrica Latina y El Caribe, hasta entonces solamente presentida. Es cierto, Cuba y Puerto Rico ya haban sido vctimas de esa poltica. Y antes ms brutalmente Hait, y toda la Amrica en la etapa independentista aunque en menor proporcin. El imperio norteamericano apenas empezaba a ascender. La llamada Doctrina Monroe data de diciembre de 1823. Por otra parte la primera independencia luchaba por implantar el nuevo modelo de organizacin social basado en el liberalismo, el mismo que ya haba triunfado en Estados Unidos. En aquel momento entonces la contradiccin revolucinmonarqua favoreca al naciente imperio nor teamericano, esperando al acecho la independencia de Amrica para empezar a actuar sin confrontar a los reinos europeos excepto Inglaterra que tambin acechaba. Esperando el fracaso de Espaa y los imperios europeos pretendidamente restaurados, sin importarle el costo social de la guerra independentista contra Espaa.Desinformacin mediticaEn Mxico, pues, se visibiliza plenamente la contra rrevolucionaria poltica exterior imperialista basada en tiples sectores y gobiernos, desde Washington, y en el uso de los medios de comunicacin como poder funcional. La primera gran campaa de desinformacin meditica nace en Mxico. El embajador norteameri cano, dizque trabajando por su cuenta y hasta desa conspiracin que terminara con el asesinato del pre sidente Francisco I. Madero y su Vicepresidente Jos Mara Pino Surez, actuando en franca coordinacin con los embajadores de Alemania e Inglaterra, alegan do que solo acompaaba al ingls porque ste tena instrucciones precisas de su gobierno para contrarres tar el cambio revolucionario. Inmediatamente despus ese mismo embajador dirigi la conspiracin contra Venustiano Carranza (191520), casi diez aos de conspiracin por su cuenta. Acompaado adems por el director de la Unin Panamericana (antecedente de la OEA), quin pro puso la mediacin de los pases del ABC (Argentina Brasil Chile) entre los pases imperiales y la desplazada oligarqua nacional, y el gobierno revolucionario. Me diacin cnicamente desautorizada por Washington pero dejando en el aire la propuesta. Una idea esta ltima cuya discusin sin duda trascendi a la poca de

PAGE 57

57 la estada en Mxico de Augusto C. Sandino, pues la misma propuesta sera presentada aos despus para Nicaragua durante la guerra de liberacin, denunciada y repudiada pblicamente por el General Sandino cuando se enter de ese plan. Desde luego, a la conspiracin diplomtica seguan pasos concretos de aislamiento de la revolucin. El primer paso fue bloquear la compra de armas y muni ciones por parte de Mxico en Estados Unidos y en el resto del Mundo. No solo por las razones de Seguridad Nacional alegadas por Washington, porque muchas batallas revolucionarias tenan lugar en la frontera entre ambos pases, sino tambin para favorecer a las fuerzas contrarrevolucionarias, dndoles una ventaja militar apreciable las llamadas tropas federales para distinguirlas de las fuerzas revolucionarias, estigmati zadas y penalizadas por el imperio. Y el segundo paso, coordinando acciones contrarrevolucionarias polticas, armadas, mediticas con las compaas petrole ras extranjeras y con la oligarqua local. En otras palabras, el ambiente revolucionario mexicano era de radical confrontacin cotidiana con el imperialismo, determinante de la profundizacin de la revolucin y de la organizacinestudio de los sec tores populares, potenciado por las tambin inditas acciones contrarrevolucionarias, que se dieron justamente durante la estada de Augusto C. Sandino en Mxico (1923). El necesario ltigo contrarrevolucionario que menciona Trotsky. Por ejemplo, el asesinato del General Francisco Pancho Villa el 20 de julio de 1923, que conmocion al pas y repotenci la discusin pblica acerca del anterior magnicidio contra el General Emiliano Zapata el 10 de abril de 1919 una prctica contrarrevolucionaria iniciada con el asesinato de Francisco I. Madero. Zapata y Villa los dos lderes fundamentales de la re volucin mexicana, con reconocidas corrientes prozapatismo y villismo El primero, lder indiscutible de la revolucin agraria, recogida textualmente en la Constitucin de 1917, y el segundo actuando con marcada intencin antiimperialista, recogida solo en el espritu de esa Constitucin.Socialismo en YucatnTambin entonces se dio el primer gobierno socialista de Amrica encabezado por Felipe Carrillo Puerto, que gobern el Estado de Yucatn desde noviembre de 1921 hasta su asesinato en enero de 1924 otro magnicidio. Un gobierno rechazado y violentamente atacado por las fuerzas contrarrevolucionarias, e igualmente apoyado por las organizaciones revolucionarias, en ambos casos con amplia trascendencia nacional, principalmente en la zona de la quien tuvo que concienciar esa realidad. Carrillo Puerto fue fundador del Partido Socialista de Yucatn, pronto transformado en Partido Socialista del Sudeste, y con esa bandera gobern. Increment el reparto de tierras, virtualmente paralizado antes de su llegada al Gobierno del Estado, e instaur la educacin racionalista. Fue defensor de los indgenas, llevando esa defensa hasta traducir al idioma Maya la Constitu cin de 1917, idioma que l dominaba hasta el grado de pronunciar en esa lengua su discurso inaugural como Gobernador. En ese mismo perodo se dieron tambin las refor mas educativas de la revolucin mexicana propuestas e implantadas por Jos Vasconcelos, de enorme trascendencia regional, tanto que marcaron la orientacin y organizacin del sistema educativo en casi todos los pases de Amrica. Vasconcelos impuso la educacin popular, introdujo el muralismo en la cultura mexicana, apoyando a pintores desde entonces destacados como Diego Rivera, Jos Clemente Orozco, y David Alfaro Siqueiros, organiz la primera campaa de alfabetizacin, edit e impuso la lectura de los clsicos mexicanos y de la literatura universal, reorganiz la biblioteca nacional y cre muchas nue vas bibliotecas. Vasconcelos pues llev a cabo una trascendental revolucin educativa con nfasis nacionalistaoriginario, nacionalismo de arraigo originario. Es creador del lema de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico, por mi raza hablar el espritu, versidades pblicas regionales y que fue reivindicado por el General Sandino en su Plan de realizacin del supremo sueo de Bolvar (punto 43). Mxico viva entonces un ambiente revolucionario integral que impregnaba todos los mbitos naciona les, de ambos lados ideolgicos y la mayora de los regionales. Todas las instituciones. Todos los partidos polticos y organizaciones sindicales, gremiales, populares. Todos los sectores acadmicos y escolares. Un ambiente que era objeto de discusin pblica y de pero crticos a la revolucin as como en los partidos polticos y organizaciones regionales revolucionarias y progresistas. Un ambiente paradjicamente enrique cido por los ataques armados de la contrarrevolucin. Una escuela revolucionaria permanente. Augusto C. Sandino participaba en esos movimientos sindicales y en esos crculos de estudio, algo que deliberadamente evit en su periplo caribecentroamericano. Ni siquieY es que Augusto C. Sandino inicia su estada en Mxico radicndose en el lmite de los Estados de Tamaulipas y Veracruz donde se concentraba la mayor

PAGE 58

58parte de la industria petrolera en manos de compaas extranjeras (norteamericanas y europeas) que apoyaban y hasta dirigan la contrarrevolucin polticadiplomtica y armada, literalmente. Un sitio en consecuencia de alta concentracin obrera y por lo mismo de gran activismo revolucionario. Augusto C. Sandino llega all apenas nueve aos despus del alevoso ataque armado de la marina norteamericana al puerto de Veracruz el 21 de abril de 1914. Un hecho reciente en trminos revolucionarios, ya no se diga histricos, parte de la discusin ideolgica cotidiana. Motivacin permanente para la lucha antimperialista. Primer aldabonazo mexicano a la conciencia del joven obrero nicaragense.El anarquismo mexicanoUn sitio en consecuencia tambin propicio para la penetracin natural de todas las ideas revolucionarias Felipe Carrillo Puerto fue un revolucionario mexicano, electo gobernador de Yucatn en 1922, en nombre del Partido Socialista del Sures te. Su primer discurso como gobernador fue en lengua maya; prometi cumplir y hacer cumplir la Constitucin federal, la local y las resoluciones adoptadas en los Congresos Obreros de Motul e Izamal. La periodista norteamericana Alma Reed, con quien el Gobernador tena previsto casarse el 12 de enero del ao que fue asesinado, escribi que Carrillo Puerto no slo instituy el tipo de gobierno ms moderno, sino el sistema econmico y los mtodos educativos ms avanzados que hasta entonces se conocan en Mxico. Organiz y mantuvo la prime ra clnica de control natal en todo el Nuevo Mundo (bajo el auspicio del Estado); fund una universidad y pueblos prototipo con caminos para hacer que los campesinos pudieran trasladar fcilmente sus productos al mercado. Adems, su programa fue de gran importancia porque era de carcter internacional. Pretenda, por medio de un atajo educativo, elevar a los millones de la tierra a un punto en el que pudieran competir con una civilizacin compleja. Para empe zar descart la educacin victoriana y plane ense arle a esos millones a los que llamaba inarticulados gente sin peridicos ni radios lo esencial de la vida moderna: higiene, ciencia bsica, etc., para darles la oportunidad de vivir una vida plena y productiva. Durante su gestin, que dur veinte meses, Carrillo Puerto y su partido realizaron una intensa activila pertenencia al partido: declar de inters pblico la industria del henequn, redujo la produccin de la misma, organiz la Comisin Exportadora de Yucatn e impuls la Liga de Medianos y Pequeos Productores de Henequn; reactiv el reparto de tierras, fund la Comisin Local Agraria y socia liz la produccin de los ejidos. En lo poltico, otorg todos los derechos polticos a la mujer, para votar y ser votadas, gracias a lo cual dos yucatecas, Rosa Torres y Genoveva Prez, fueron las primeras mujeres en la historia de Mxico que ocuparon puestos de eleccin popular. Tambin estableci la revocacin de los funcionarios de eleccin popular, cuando fuera solicitada por el mismo pueblo. En lo social, promulg leyes de Previsin Social, del Trabajo, del Inquilinato, del Divor cio, de Expropiacin por causa de utilidad pblica. Cre ligas feministas, combati el alcoholismo y el fanatismo religioso; estableci servicios mdicos y un impuesto al culto catlico; estableci los bautizos socialistas y las bodas comunitarias, as como la prociudad de Mrida creando cooperativas de produc cin y consumo; e inici programas de socializacin de la riqueza pblica. Instaur la llamada educacin racionalista y con forme al proyecto de crear tres universidades nacionales: la del Norte, con sede en Monterrey; la del Poniente, en Guadalajara, y la del Sureste en Mrida, estableci la Universidad Nacional del Sureste, hoy conocida como la Universidad Autnoma de Yucaas como la Academia de la Lengua Maya; apoy la exploracin de las ruinas mayas; instituy los lunes culturales y tradujo al maya la Constitucin de 1917. En materia administrativa constituy la Provee del gobierno. Us la radio La Voz del Gran Partido Socialista para difundir sus ideas y la msica de la trova yucateca. La contrarrevolucin lo fusil la madrugada del 3 de enero de 1924, cuando tena 50 aos. El primer gobernador socialista

PAGE 59

59 la revolucin. Ideas que lograron posicionarse en distinta proporcin en el movimiento revolucionario, enriquecindose empricamente, ajustando la teora a la realidad. Desde el bolchevismo (despus comunismo) hasta el anarquismo, de donde proviene la bandera rojinegra del General Sandino, pasando por el libera lismo libertario. El anarquismo mexicano tuvo su mxima expresin en los hermanos Flores Magn, con un destacado lide razgo que se prolong por mucho tiempo. Por ejem plo, durante la primera convencin obrera mexicana (1921) participaron muchos sindicatos de orientacin Confederacin General de Trabajadores para que rompiera sus vnculos con la Internacional Sindical Roja, di rigida por Mosc, y con los comunistas mexicanos sin duda de ah viene el escrpulo del General Sandino de mantener distancia con el Partido Comunista, profundizado durante su estada en Mxico de junio de 1929 hasta el mismo mes de 1930. La llegada de Augusto C. Sandino a la Huasteca no fue casual. Fue una decisin que tom con base a lo que haba escuchado en Quirigu, y tal vez desde La Ceiba. Ese sitio fue literalmente la sede del movimiento obre ro petrolero. Hubo tres importantsimos movimientos previos a la organizacin del primer sindicato: en 1913, en 1915, y en 1918. Todos en Veracruz. As, entre persecuciones y asesinatos se gest el movimiento petrolero, primero en Minatitln, luego en Las Choapas, Cerro Azul, El bano, Mata Redonda, Poza Rica, y Tampico. Y tam bin obviamente en esa zona se iniciaron las huelgas petroleras: las primeras en Minatitln, Veracruz, y la ms grande y exitosa en Tampico, en 1923, que termisiguiente, en septiembre de 1924, hubo una huelga general de trabajadores (electricistas, ferrocarrileros, y obreros portuarios) en Tampico, gestada con anterioridad. Todos ellos en la regin y la poca de estada de Augusto C. Sandino. Cmo no asimilarlos. Parte fundamental de su educacin superior no formal, aunque ms sistematizada por los crculos de estudio. Pero hubo en Mxico un aspecto ideolgico que poco o casi nada se menciona y que por lo mismo es necesario subrayar. Francisco I. Madero, el asesinado primer presidente de la etapa revolucionaria, era maestro tesofo. Desde mucho antes de llegar a la Presidencia de Mxico Madero haca doctrina junto a otros maestros tesofos internacionales y probablemente diriga mento en que la teosofa se encontraba en auge en occidente, presente en Mxico a travs de distintas escuelas. Augusto C. Sandino participaba activamente en una de ellas, y es ms que probable que esa escuela las acciones del presidente Madero, incluso pudo haber sido de la misma escuela de Madero. Como se explicar ms adelante el General Sandino repetira en sus negociaciones de paz en Nicaragua (1933) los mismos patrones que guiaron a Madero al momento de negociar los Pactos de Ciudad Jurez del 21 de mayo de 1911, que En este contexto, hay otro elemento ideolgico que conviene destacar y al mismo tiempo aclarar. La revolucin liberal de Reforma en Mxico (1857) positivista, de largo aliento en los movimientos liberales de Amrica Latina, principalmente en aquellos pases donde triunf la revolucin liberal a mediados del siglo diecinueve. En Mxico el pensamiento positivista fue pues ideologa de Estado y termin con el triunfo de la revolucin en 1910, aunque ya haba na del primer presidente de la revolucin, de Francisco I. Madero, nunca fue fundamento ideolgico de la revolucin mexicana.Sntesis de ideologasComo ha quedado expuesto, la ideologa de la revolucin mexicana fue una mezcla sui generis de muchas corrientes ideolgicas con nfasis socialista. Fue, como se aclara al principio de este otro aporte a la biografa del General Sandino, la solucin propia que encontr el pueblo mexicano a la demanda mundial de cambios sociales que estall a caballo de los en la Constitucin de Quertaro de 1917. Cambios que casi simultneamente encontraran una forma

PAGE 60

60polticojurdica mucho ms avanzada en la revolucin rusa despus sta los superara con creces en la Constitucin Poltica de la URSS. La revolucin mexicana fue pues la verdadera universidad polticoideolgica de Augusto C. Sandino. Su vida mesoamericana le permiti a Augusto C. Sandino tomar algunos postgrados de hecho en casi todas las especialidades. Un desarrollo acadmicocultural jams imaginado por Augusto Nicols Caldern ni por ninguno de quienes le conocieron hasta 1920 o 1921. Fue la revolucin mexicana la que le permiti cobrar conciencia de la histrica lucha antimperialis ta del pueblo de Nicaragua. Un proceso sostenido. Ya en 1925, dos aos despus de su llegada a Mxico, cotidianos, por cierto de la escuela espiritualista a la que l perteneca, el tema de la sumisin de nuestros pueblos de la Amrica Latina ante el avance hipcrita, o por la fuerza, del asesino imperio yanki. de la brutalidad de su comportamiento con respecto a Mxico: el robo de la mitad del territorio nacional, la invasin de 1847, y desde luego el asesinato de Francisco I. Madero y todas las agresiones, incluso militares, a la revolucin mexicana, empezando por el ataque armamente incluan a Nicaragua y tambin a Centroamrica, encontrando a travs de ellas como factor comn, que los una, a William Walker, quien tambin haba pretendido hacer su propia repblica en el Estado mexicano de Sonora antes de lograrlo en Nicaragua. Augusto C. Sandino, en consecuencia, tena un bagaje particular acerca del comportamiento del imperialismo en la pus el General Sandino. Leiv motiv de la guerra de liberacin que condujo el General Sandino en Nicaragua. contertulios mexicanos, de manera natural, a la historia y a la cultura, sustrato de la discusin nacional en la poca de la revolucin mexicana en todos los mbitos principalmente en los primeros aos de la revolucin, que se extienden hasta el inicio de su institucionalizacin en 1929. Porque la historia y la cultura son los pilares de la identidad nacional y en consecuencia elementos sustantivos de toda revolu cin social. No existe revolucin que no haya partido de reivindicar profundamente la historia y la cultura propias (originaria en el caso de la Amrica anterior mente espaola), y tampoco existe una revolucin que subsista si se aleja de su propia identidad nacional. Entonces sucumbe y regresa la dominacin imperial con ropaje neocolonial. Esta es la razn por la cual la transculturizacin temprana y permanente es el objetivo imperial prioritario. Sin embargo, nunca una revolucin muere del todo, ni la propia ni la de la humanidad. Queda incrus tada en el inconsciente colectivo. Tarde o temprano volver a estallar. En su lucha por la liberacin huma na, el hombre avanza hasta cuando retrocede. O dicho de otra manera, con independencia de la duracin del timo avance revolucionario es el punto de partida de la nueva explosin social, del nuevo avance revolucionario, potenciado desde luego por los logros revolucionarios de otros pueblos que se dieron mientras el propio apareca adormecido. Por su cuenta entonces, primero inconsciente mente y cobrando conciencia a medida que el tiempo pasaba, Augusto C. Sandino fue asumiendo las similitudes y diferencias entre la historia y la cultura nicaragense con las de Mxico. Ambas muy ricas y en no pocos casos de origen comn, pero tambin con diferencias estructurales. Nicaragua es fronte ra tnicocultural, as como de la flora y la fauna, entre las poblaciones originarias del Norte y del Sur de Amrica fundacional, ambas incrustadas en el inconsciente colectivo nacional. Orientado por este inconsciente actu el General Sandino, sin trasplantes mecnicos de ninguna de las distintas realidades que vivi en su periplo mesoamericano, sin calco ni copia al decir de Maritegui. Es decir, a pesar del gran salto formativo mexicano, su formacin superior previa ligada al inconsciente colectivo nacional, lo convirtieron en paradigma nacional y regional.

PAGE 61

61 Wilmor Lpez* __________________A Doa Blanca Segovia Sandino AruzPermtame, amigo capitn Alguacil Mayor, sus pender en el campamento de los seores princi pales; los sones, los corridos y cantos parecidos, para que Don Forcico como Don Ambrosio, puedan divertir al Cabildo Real (El Gegense). Esa es una de las primeras menciones sobre ritmos musicales en literatura popular nicaragense. En el mbito artstico, el ritmo del corrido tiene fuerza y encanto, posee un valor vivo de mover multitudes, su lirica pica tradicioEl corrido es una expresin musical narrativa, producto de la tradicin oral, que lleg a nosotros a travs del Romance del Medioevo, que a su vez vino con los conquistadores espaoles y contaban hazaas de soldados, reyes, reinas, amores y traiciones y calaron fuer temente en la sensibilidad del pueblo. A partir de estos Romances nacern los corridos nacionales correspondientes a diferentes facetas de nuestra historia. El corrido mexicano salt a su plenitud en el ltimo cuarto del siglo XIX, en los tiempos del Gobierno ra su voz con el Movimiento de Emiliano Zapata en el sur, cuyo lema Tierra y Libertad tuvo una gran re percusin. Por otro lado, Pancho Villa con la Divisin del Norte haca lo suyo y sus hombres producan sus propios corridos cantando a la Revolucin Mexicana. As el corrido se convierte en denuncia, en aliento para los Juanes, como le llamaban a los soldados en el Mxico convulso. Durante el siglo pasado, el corrido represent fuente de informacin de hechos histricos relatndo los en versos octoslabos, entre los que se destacan los corridos patriticos dedicados al General Sandino. nuina del pueblo. Lo caracteriza la narracin en primera o en tercera persona. Mientras en el Romance existen dilogos con sus protagonistas, en el corrido son relatos: esa es la diferencia entre el corrido y el Romance. El corrido ha contribuido de alguna manera a fijar la personalidad del nicaragense. Las composiciones Viva Len y Nicaragua ma, de Tino Lpez Guerra a ritmo de corrido, han forjado una parte de nuestra nicaraguanidad y se han convertido en corridos patriticos. Para hacer este trabajo, recurr a colaboradores de la Brigada de Salvacin del Canto Nicaragense, organizacin integrada por entusiastas recopiladores del folklor nacional, que funcion de 1975 hasta 1982; entre los cantos recolectados figuran varios corridos patriticos. Tambin consult varios libros especializados en el tema y entrevist a trovadores populares e intelectuales que simpatizaban con la Gesta de Sandino contra el invasor norteamericano. Este poema epigramtico lo escribi Pablo Anto nio Cuadra a los 17 aos y lo public en su primer libro Canciones de Pjaro y Seora en 1929: Intervencin (Poema para pegarse en las paredes) Ya viene el yanqui patn Y la gringa pelo e miel. Al yanqui decile: Go jn Y a la gringuita: Veri gel culturaLos cantos al General Sandino

PAGE 62

62Somos Los LibertadoresLuego escribi otro poema contra la USMC (United States Marine Corps) y lo public en el mismo libro; ms como autor annimo, indicando que se podan cantar adaptndole la msica de La Casita, cancin mexicana, convirtindose por su popularidad en el himno del Ejercito Defensor de la Soberana Nacional titulado: Somos los libertadores. El General Sandino agradeci su aporte al joven poeta envindole una carta que Cuadra guard en su biblioteca personal hasta su muerte en 2002. El tema fue odo por primera vez en 1928 por Ildo Sol, seudnimo de Ildefonso Solrzano Ocn, en Estel, de labios de Andrs Artola, compaero de Sandino. Segn Ildo Sol, se cant con la msica de La Casita, cancin original de los mexicanos Felipe Llera y Manuel Jos Othon. Existe otra versin de este tema, titulada Yo soy de los defensores y es recordada en la inter pretacin del segoviano Heriberto Gadea Mantilla, en el lbum El Saber del pueblo, recopilaciones de Wilmor Lpez. Aqu dos estrofas de Somos los Libertadores, recogidas por Ildo Sol y publicada por Ernesto Meja Snchez en su libro Romances y Corridos nicaragenses : Somos los libertadores venimos a conquistar la segunda independencia que traidores sin conciencia han querido profanar. En la selva y la montaa por la fuerza o por la maa nos daremos libertad y al yanqui sacaremos o si no lo colgaremos de un alto guayacn. En el cerro El Malacate ya les dimos su penqueada a los perros de Moncada y a los yanquis de por ah. Y si vuelven adentrar onde estn los segovianos nos saldremos a los llanos a volverlos a penquear. Tenemos armas potentes para seguir el destino que Augusto Cesar Sandino nos ense a defender. Debemos soldados valientes preferir mejor la muerte y no dejarnos vencer! aos de lucha del General de Hombres libres (19271933). Los corridos se folklorizan al perder el nombre del autor; el pueblo los canta y hasta le agrega nombres que van de acuerdo al momento histrico, adap tndoles msica de canciones conocidas con nuevas letras. Por ejemplo, el trovador Pedro Joaqun Vado, de Santa Teresa, departamento de Carazo, escuch en 1928 en la ciudad de Len el siguiente corrido: Nicaragua a principios de febrero mand Culiche dos mil americanos, dos mil soldados trescientos aeroplanos que a Chinandega vinieron a incendiar. Aqu pasaron humildes y diciendo qu intereses venan a cuidar. En Tipitapa hallaron a Moncada y como a un nio lograron desarmar Qu pensarn estos americanos que nuestras tierras se piensan robar? No se dan cuenta que estn en Nicaragua y que las tropas tambin saben pelear. Dijo un da el General Sandino: toda mi vida la tengo que pasar combatiendo a estos gringos insolentes que a Nicaragua vinieron a matar Que viva Pedrn Altamirano, Que no se cansa ni deja de pelear! En nuestras manos caen los vende patria en una tumba fra irn a descansar. Yo me despido cantando este corrido con sentimiento y ganas de llorar, recordando que nunca fui vencido peleando junto a mi General. En este corrido hay una mencin a un tal Culiche. En realidad se trata del apellido Coolidge, de Calvin Coolidge, el Presidente nmero 30 de Estados Unidos y el responsable directo de enviar a Nicaragua las tropas interventoras. Su perodo de Gobierno abarc de 1923 hasta 1929. Muri en 1933, un ao antes del asesinato del General Sandino. Este corrido tiene varios elementos informativos: Espino Negro. Nicaragua. Sandino. Sobre este tema, en 1980 recopil en Len un co rrido similar en la voz del cantor campesino Santiago del Socorro Paiz Carvajal el indio Pan de Rosa . Tiene una variante en su tercera estrofa y una cuarteta ms: Qu pensarn estos americanos? que un San Jacinto no se pueda a repetir?

PAGE 63

63 As no se van cubiertos de vergenza, al Chipote tendrn que ir a morir. A pie ya no pueden caminar ni a caballo pueden ya montar. Sandino le pega a los gringos una derrota lo ms fenomenal. Los cantos patriticos mantenan la moral en alto en los campamentos sandinistas. As lo observaron varios periodistas que visitaron al General Sandino en Las Segovias, entre ellos el corresponsal norteame ricano Carleton Beals, que logr entrevistarlo y sus crnicas se publicaron en The Nation de Nueva York y en Universal Ilustrado de Mxico, en 1928. Escuch el tema Somos los libertadores con msica de La Casita. Otro periodista que lleg donde Sandino fue el vasco Ramn de Belausteguigoita que recopil cinco corridos y los public en su libro Con Sandino en Nicaragua, publicado en 1934 en Madrid, Espaa.La orquesta de SandinoUn tercer periodista que logr estar un tiempo en los campamentos guerrilleros fue Jos Romn, quien con deleite oy en el cerro El Chipote la cancin Yo soy de los defensores era considerado el himno del EDSN por la notoriedad y popularidad entre las tropas. Ro mn observ a toda la orquesta musical de Sandino, que la integraban: Montiel en el acorden, Miguel era el guitarrista, Tranquilino Jarqun cantor y guitarrista y que tambin manejaba la Chula para bajar aviones, una metralleta que haban recuperado a los invasores de uno de los aviones que haban derribado en las montaas de Las Segovias. Tranquilino era el cocinero particular de Sandino y el General lo incluy en su co mitiva de viaje a Mxico en 1929. Otro msico era Pedro Cabrera, conocido como Cabrerita por su baja estatura de un metro con 55 centmetros, quien funcionaba como director de la Or questa campesina. Todos los miembros del grupo musical eran soldados y tenan sus cualidades artsticas. El msico ms popular era Cabrerita, Pedro Cabrera, clarn del Ejrcito Defensor de la Soberana Nacional (EDSN) y ayudante personal del General. En 1982, don Federico Cruz, ya cifrando ms de 80 aos de edad, nos relat en Asturias, cerca de Jinotega, que conoci personalmente al General Sandino en Teustepe en los primeros das de mayo y fue correo en los alrededores de Jinotega entre 1927 y 1929. Se aprendi un corrido, el primero en su vida como co rreo del EDSN, a raz de la primera batalla que sostu vo Sandino y sus tropas contra los Marines en Ocotal, exactamente el 16 de julio de 1927. En ese tiempo los soldados no posean grados militares. En el asalto al cuartel enemigo muere el soldado sandinista Rufo Marn, considerado un hroe y todos sintieron su muerte y lo recordaban en una cancin. Aunque el tema ya no lo recordaba completo, lo pude completar gracias a la colaboracin de miembros de la Brigada de Salvacin del Canto Nicaragense. La cancin a ritmo de corrido y con el ttulo Los dueles de Sandino fue recogida en 1980 a travs de Epifanio Lpez, miembro del grupo Los Soadores de Saraguasca quien a su vez se la haba enseado la seora Teresa Herrera Zeledn. El tema es un homenaje a Rufo Marn y al General Sandino y con seguridad fue compuesto despus del combate de Ocotal: A las seis de la maana en que vamos a pelear y si acaso yo muero en combate Pues Blanquita no vayas a llorar. A las cinco de la maana se oye el ruido del avin ya toditos se armaron A la una de la maana triste suena el clarn el dolor que nosotros llevamos es la muerte de Rufo Marn El famoso de Sandino era ya un gran General pues ya se haba tomado las trincheras de Ocotal.La poeta Blanca ArauzQuines eran los autores de estas canciones que pasaban a convertirse en folklore por carecer de autor? quin escriba la letra? esa era su msica original? La respuesta la obtuvimos con el profesor Jos Santos Barrientos Rivera. l las escuch en su niez en su natal San Rafael del Norte. Su casa quedaba contiguo al Cuartel General del EDSN y se las oa cantar a Pedro Cabrera Cabrerita , a Tranquilino Jarqun y a Montiel, que las ejecutaban con guitarras y msica prestada de las canciones La Casita, La Adelita y la Cucaracha. El Profesor Barrientos Rivera nos record una can cin del Padrenuestro que brot de su memoria y co razn la siguiente estrofa: Padrenuestro que estas en los cielos Por qu no aniquilas el fuego del mal? Por qu no abandonas las rojas banderas? Por qu a los piratas no puedes destruir? La misma cancin la escuch Carleton Beals, siempre en San Rafael del Norte, en enero de 1928. Sobre estas vivas expresiones, poco antes de morir en 1980, Barrientos indag con un miembro del

PAGE 64

64EDSN, el poeta Agustn Gonzlez y Moncada, oriundo de Somoto, acerca de los autores de los corridos sandinistas. El poeta le confes lo siguiente: fran camente yo soy el autor de algunas de esas letras, de muy pocas, por cierto, pero lo que te voy a decir te va a causar sorpresa: la mayora de esas canciones y corridos fueron compuestas por doa Blanca Arauz de Sanera el General Pedro Altamirano que era guitarrista y, por supuesto, el otro autor era Cabrerita. En la familia de doa Blanca Arauz casi todos eran Morse. El progenitor de Blanquita fue don Pablo de Jess Arauz y era poeta popular, msico, compositor cada mes de diciembre se escuchaban sus villancicos al Nio Dios. Otro familiar con dotes artsticas era el profesor Inocencio Arauz, hermano de don Pablo de Jess y to de Blanca. Tambin estaba Pedro Antonio Arauz, quien fue el secretario personal de Sandino y to de Blanca Arauz. Otro de los Generales del EDSN que escriba versos era Francisco Estrada, Jefe del Estado Mayor. Despus que el General Sandino contrajo matrimonio con Blanca Arauz el 18 de mayo de 1927, hubo una salva de fusilera y una serenata de canciones de parte de los soldados y del pueblo de San Rafael. El General estuvo apenas unos das en el pueblo y luego regres a las montaas, encantado de la vida, como dice este corrido: Sepa el mundo que los machos invasores en sus barcos nos vienen a invadir. Y con bombas, caones y aviones a Nicaragua solo vienen a morir. Y aunque se empeen en llamarnos bandoleros los seguiremos matando por partidas. Mientras tanto los indios pinoleros aqu estamos encantados de la vida. Este corrido tambin lo escuch el periodista Carle ton Beals en San Rafael del Norte, y aada las siguien tes palabras: Y as pasamos la noche, a los acordes de esa msica de otra semejante, al ritmo de esos y pare cidos versos, en el bullicio de las charlas, entre humo y olores, el llamear del fuego y de los colores violentos.Que se derramen las copasPero el corrido ms popular en ese entonces era A cantarles voy seores, conocido tambin con otro ttulo Pongan cuidado seores. Se le atribuye a Pedro Cabrera, Cabrerita clarn de la tropa y guitarrista. Sin dudas este corrido era su cancin preferida: A cantarles voy seores un verso de actualidad hacindole los honores a un valiente General. Que se derramen las copas apuremos ms el vino y brindemos porque viva ese valiente Sandino. Sandino se ha defendido con un puado de gente y dice que l morir pero que nunca se vende. Sacasa dijo a Sandino: yo me voy a retirar a los Estados Unidos no les vamos a ganar. Dijo Sandino a Sacasa: anda vete para tu casa que si vos les temes miedo para m son calabazas. Dijo Sandino a Sacasa apretndose las manos: a diez centavos les vendo cabezas de americanos Viva la Patria seores! Vivan todos los valientes que han derramado su sangre por hacerse independientes! Viva el patriota, seores! que lucha siempre gozoso con orgullo se ha enfrentado contra el gringo ambicioso. El periodista espaol Ramn de Belausteguigoitia, testigo de esas trovas, al or la composicin cantada por Cabrerita dijo: puedo decir que sus cantos sacados de la mdula de las montaas, impresionan a todos vivamente. En el alma popular saturada de sentimiento patritico, la alta idealidad de Sandino que ha impregnado estas almas simples, hacindoles cantar las bellezas de sus

PAGE 65

65 por Carlos Meja Godoy en El Viejo, municipio de Chinandega, en 1975, a travs del gran trovador Humberto Aguilar Senz Tata Beto, con un ttulo distinto: Que se derramen las copas. Esta cancin popularizada por los Talleres de Sonido Popular durante la Insurreccin Sandinista y posteriormente en 1980 grabada en el disco La Tapisca, por Carlos Meja Godoy y Los Palacagina. Otro corrido, compuesto en 1930 y titulado Una tarde vi a Sandino, lo aprendi desde nia la seora Yelba Pineda de Montes, que lo escuch en el valle de Kukal, cerca del ro Yasika. La msica es de corte mexicano y los versos escritos en cuartetas: Una tarde vi a Sandino apretndose las manos: a diez centavos les vendo cabezas de americanos. Una tarde sali un marine a vender los pantalones. Respondieron los muchachos: yo tambin tengo calzones Los muchachos de Sandino son como la maravilla; apenas les mientan yanquis como que les hacen cosquillas. All viene un avin con sus alas de cartn viene a llevarse a los machos que no aguantan a Pedron Que se hicieron los aviones que quemaron Yucapuca? Dnde iran a meterse esos hijos de la puta?El pinol del patriotismoOtros corridos patriticos nacidos en los aos de la intervencin norteamericana (1927) fueron me nos populares, pero se conservaron en la memoria del ticia. Entre ellos estn A Sandino, La venta de Moncada, En Bocaysito hicimos los planes, La Marcha de Sandino y Traigan mecates por miles, este ltimo dedicado al General Miguel ngel Ortez. Tambin se recopilaron versos, historias, coplas, todas dedicadas a Sandino y a su lucha nacionalista contra Estados Unidos. La Patrona de Las Segovias la virgen de la Asuncin nos alegra el corazn. All viene Miguelito con todito el Batalln. Y llegaron a Potoro y el parque se acab, empuaron los machetes y ningn gringo qued. En Las Segovias se fragua el maz del sandinismo para darle a Nicaragua el pinol del patriotismo. A todos les da lo mismo que la milpa se reseque cuando el macho tembeleque se nos cruza en el camino. A travs de estos cantos, huellas indelebles en nuestra historia, hemos recorrido con guitarra terciada, los caminos por donde anduvo ese Ejrcito Loco como dijo popular ferment a Las Segovias con su polen, fecundando de valor y patriotismo a las montaas, los valles, los caseros, caadas y por consecuencia a toda Nicaragua. Una mujer heroica sobresale entre los soldados, coroneles y generales: es Blanca Arauz de Sandino, autora de las letras de algunos corridos y versos que alentaron la lucha del General de Hombres libres. La presencia de esta mujer combativa rompi los esquemas de la guerra, la cual se crea era solo de hombres. Ella retom el hecho histrico y los convirti en arte, en testimonio re volucionario. Sus creaciones fueron la parte asombrosa de la selva literaria poblada de canciones y de guitarras. Habr que investigar ms sobre su obra potica, sobre sus corridos. Aqu no estn todos, falta rescatarlos. Algunos siguen viviendo en la memoria de los segovia nos, en espera de su salvacin. Las canciones de ayer se han empalmado con los cantos de hoy. La Revolucin Popular Sandinista tiene su orfen. La lucha es el ms alto de los cantos, dijo el poeta y revolucionario Fernando Gordillo. As seguimos cantando, dando campanadas de alerta y repiques de victorias, con los hermanos Carlos y Luis Enrique Meja Godoy, Otto de la Rocha, Pablo Mart nez Tllez (El Guadalupano), el Grupo Pancasn, Igni Tawanka, Grupo Pueblo, Salvador Cardenal, Salva dor Bustos, Danilo Norori, Mario Montenegro, Diego Aguirre, don Felipe Urrutia y Sus Cachorros, Los Soadores de Saraguasca y el Grupo Nueva Amrica. volucin y nos hermanamos a los pueblos de Amrica Latina y el Caribe y del mundo que luchan cada da por una sociedad ms justa. Estas voces se levantan como estandartes acompaando a Bolvar, a Mart, a Sandi no, a Farabundo, al Che, a Zeledn, a Carlos, a Artigas, a San Martin, a Tpac Amaru, a Allende. Todos en un haz de libertad y patriotismo.(*) Periodista, investigador y experto en tradiciones nicaragenses.

PAGE 66

66 Viene de contraportadaciudad para tratar de conservar las fuerzas, reorgani zarlas y continuar la lucha. Al retirarse las escuadras guerrilleras, William Fonseca fue capturado y ejecuta do por la GN en el reparto Estrella, al norte de la ciudad de Len. Ese reparto hoy se llama William Fonseca. En octubre de 1978, se organizaron las Milicias Populares, cuyo logotipo era un combatiente popular con una gorra y un fusil Fal, que fue como el arma usaba lo que encontraba, cualquier arma de cacera, machetes, palos, bombas de contacto, etc. En los meses de noviembre y diciembre de 1978, Antonio Lenn Fonseca y yo iniciamos los estudios de nuestra especialidad mdica en el Hospital 14 de Julio, en Managua. Lenn empez a estudiar la especialidad de ginecologa y obstetricia, de acuerdo al doctor lvaro Lpez Largaespada, uno de sus compaeros de promocin en Len. Asistamos de 7 de la maana a 12 del medioda. Buscbamos quin cubriera los turnos y nos regresbamos a la ciudad de Len para trabajar hasta las 10 u 11 de la noche en la actividad revolucionaria, propaganda y organizacin de los combates, como parte del estado mayor del Frente Occidental Rigoberto Lpez Prez. Antonio Lenn Fonseca trabajaba en la comisin poltica y yo en la comisin militar. Como tenamos la posibilidad de movernos semiclandestinamente, recaan sobre nosotros muchas responsabilidades, entre ellas, buscar y organizar a los mejores combatientes de Len. Lenn y otros compaeros contactaron a la escuadra de Charrasca. Los dirigentes en los barrios de Len nos organizamos con los compaeros que conocamos (trabajadores, des ocupados, jvenes estudiantes de secundaria, etc.). En una ocasin, Antonio Lenn Fonseca me plante que tena dolor de muela y yo le dije: and donde la doctora Guido o el doctor Guerra para que te la compongan. Entonces, me qued viendo y me dijo: y si me pegan un tiro y me matan? para qu me la van a componer? Que les compongan las caries a otro. Sin embargo, fue. Le quitaron el dolor y le compusieron la muela. Seguimos trabajando, pero sus palabras pa recan una premonicin de cmo morira en combate. Un da fui llamado para que Antonio Lenn Fonseca me traspasara la responsabilidad de atender a la escuadra de Charrasca y surgi una situacin un poco divertida. A las tres de la tarde estbamos en una casa de seguridad en el barrio San Felipe esperando que llegaran miembros de la escuadra de Charrasca. Lenn me dijo: ya van a venir los malos, ah los vas a conocer. Y fueron llegando uno por uno. Eran jvenes bien vestidos, muy educados, decan buenas tardes, qu tal, cmo estn, y despus que haban entrado el Gringo, Pisis, Chepe Carreta y otros, le pregunt a Antonio Lenn Fonseca: y lo malos a qu horas vie nen? Me respondi: estos son los malos!, Miralos bien y vas a ver! Quiz lo que quiso decir Antonio Lenn Fonseca era que esos muchachos eran combatientes feroces, sobre cuyos hombros estara principalmente la lucha contra la GN en Len y por lo cual haba que saber conducir a esa fuerza. As continuamos trabajando en Len hasta que un da el periodista Armando Quintero Martnez anunci en un radio-noticiero local que haba dos mdicos que tenan el control de las armas y de las fuerzas revolucionarias sandinistas de la ciudad de Len que luchan contra el general Somoza; y dio el dato de 110 fusiles de guerra, que era exactamente la cantidad que tenamos acumulada en ese momento, las cuales se usaban casi diario en la lucha contra la GN de Somoza. Por tal razn, fuimos trasladados a Chinandega. Nos sustituyeron en Len, Aracely Prez, que estaba en Chinandega; y Edgard Lang, que estaba en Managua. Seguimos trabajando las 24 horas del da, arduamente: organizando las acciones como la recuperacin de armas, trasiego de armas provenientes de El Salvador y Honduras hacia el interior de Nicaragua, saria porque el Frente Sur Benjamn Zeledn tena un mes de estar combatiendo a la GN en una guerra de posiciones (a lo largo del mes de mayo de 1979); y era necesario lanzarse a combatir a la GN para descompresionar ese frente de guerra. La dirigencia del FSLN decidi que el 2 de junio Lenn Fonseca dirigiendo a las mejores fuerzas, con las mejores armas que tenamos, incluyendo un lanzacohetes RPG-7, era el responsable de atacar el comando departamental de la GN. Otro compaero y yo, tenamos la responsabilidad de atacar el comando del ingenio San Antonio, Chichigalpa, Posoltega y la zona campesina aledaa. das, pues los guerrilleros que bajaron del cerro El Chonco, dirigidos por el negro Williams y otros compaeros, para apoyar a la columna de Antonio Lenn Fonseca y Marlene Tapia Ramrez, fueron detectados en el by-pass de Chinandega, entre las tres y cuatro de la madrugada, y as se iniciaron los combates. Las fuerzas que atacaramos el ingenio San Antonio, Chichigalpa y Posoltega estbamos en los manglares, cerca de la orilla del mar y en los lmites del ingenio mencionado, cuando son el radiocomunicador diciendo:

PAGE 67

Venado, venado. Aqu banano contesto. Aqu venado, venado; adelante banano. Estamos combatiendo en las calles. Tenemos ms de dos horas de estar combatiendo. Cmo van? pregunto-. Le hemos hecho varias bajas a la guardia y tambin la guardia nos ha hecho varias bajas a nosotros. Se interrumpi la comunicacin y esas fueron las ltimas palabras que pude escuchar de Antonio Lenn Fonseca Martnez. Y nosotros iniciamos de inmediato el ataque que nos haban ordenado. Una vez que triunf la Revolucin el 19 de julio de 1979, conoc detalles de lo que haba pasado en la maana del da 2 de junio de 1979 en Chinandega. Las fuerzas de Marlene Tapia Ramrez fueron aniquiladas en el ba rrio Guadalupe, en el centro de la ciudad de Chinandega. Hoy podemos ver en el Parque Central de Chinan dega la lista de los hroes y mrtires (Marlene y sus compaeros). Antonio Lenn Fonseca parti en retirada hacia Potos, junto a Lucrecia Lindo, Cutzabel Crdenas y otros compaeros, tratando de encontrarse con otros camaradas que venan de El Salvador. En esa retirada fueron emboscados por la GN en el camino a Tonal. As muri Antonio Lenn Fonseca Martnez, combatiendo, junto a Lucrecia Lindo, Rodolfo Popo Navarro, Rolando Cortez Tllez Piel Roja y Oscar Ponce. Fue sepultado en una fosa comn. Fui a desente rrarlo. En ese momento habl sobre quin era l. Uno de los tiros que recibi era en la mandbula y otro en el costado derecho. Me toc enterrarlo en su tumba de Fui a Managua al Hospital de Julio para reunirme con los trabajadores y proponerles que el hospital se llamara Antonio Lenn Fonseca Martnez. Al principio un sector de los trabajadores se opona porque tambin hubo enfermeras que libraron luchas heroicas y queran bautizar el centro con su nombre. Segu explicando sobre el trabajo desarrollado bajadores, el sindicato y la direccin del hospital apoyaron la idea y por eso conocemos hasta hoy el hospital con el nombre de Antonio Lenn Fonseca Martnez. El hecho de haber sido mdico y la amistad con los hermanos Alemn Lacayo, debiederecha no se atrevieran a quitar su nombre del Hospital. Antonio Lenn Fonseca era trabajador; su personalidad era jovial, dirigente de buen carcter y trato fraternal. Si alguna vez se enoj mucho con alguno de nosotros, no pudimos ver las impresiones de ese enojo con signos de violencia, sino que en general, siempre se mantena tranquilo. Su personalidad permiti que fuera un compaero que aglutinara gente, porque su estilo de trabajo atraa. Para los que estudiamos con l, para los estudiantes de medicina, fue un buen amigo. Se gan el sobrenombre de La Polilla por su manera de ser: jovial, alegre, bromista, tranquilo. Todos lo queramos. Y para los que tuvimos la oportunidad de combatir a su lado, de trabajar juntos, fue una buena experiencia haber compartido la vida en esos momentos de riesgo, de alto riesgo, con un compaero de buen carcter, de Antonio Lenn Fonseca era como todos nosotros. Era enamorado de la belleza de la mujer. Tuvo su novia. Tuvo su esposa. Y dej una hija muy parecida a l. Le gustaba la msica, siempre hablaba de las cancio nes de Julio Iglesias. Entre las canciones que ms le gustaban estaba aquella que dice ms o menos as: Siempre hay por qu vivir, por qu luchar./ Siempre quedan las gentes se van,/ otros que vienen las conti-nuarn,/ la vida sigue igual. Silvia Marlene Ramrez Tapia

PAGE 68

Antonio Lenn Fonseca, algo ms que un mdico Contina en pgina 66Por Lenin Fisher y Pablo Coca _____Antonio Lenn Fonseca Martnez naci en la ciudad de Len, el 17 de enero de 1951 y muri en combate el 3 de junio de 1979 en Chinandega, a los 28 aos de edad. Su padre fue No Fonseca, propietario del almacn Dreyfus. Viva en la colonia El Hipdromo, en el barrio San Felipe; estudi en colegios pblicos y se bachiller en el Instituto Nacional de Occidente (INO) en el ao de 1969. Estudi medicina y se gradu en la Universidad Nacional Autnoma de Nicaragua (UNAN). Antonio Lenn Fonseca cultiv una amis tad muy personal con los inspectores del INO, miembros de la Juventud Liberal, Antonio Alemn y su hermano Arnoldo Alemn (quien llegara a ser presidente liberalismo para contraponerla con la forma de actuar de la dictadura somocista. Ingres a la Escuela de Medicina entre 1970-1971. En ese tiempo, en el movimiento estudiantil revolucionario circulaban libros como el Diario del Che en Bolivia, el ma nual escrito por la autora chilena Martha Harnecker, libros sobre la guerra de Vietnam, libros de Ho Chi Minh, Mao Tse Tung (sus cuatro obras escogidas) y sobre la guerra de liberacin de Cuba; as como escritos de Stalin y Lenin. En 1969, los jvenes escuchaban Radio Rebelde de Cuba, que era una fuente de informacin revolucionaria. William Fonseca, hermano de Lenn, ley primero el Diario del Che en Bolivia; luego lo ley Antonio Lenn. Ese diario era para la juventud como la imagen del joven revolucionario que tena un conjunto de virtudes y principios dignos de imitar. La lectura de ese tipo de infor macin llevara a Antonio Lenn Fonseca a tener cierta capacidad intelectual revolucionaria. Hacia 1970, Lenn fue incorporado al Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) por Francisco Jos Jarqun, Camilo, y por su hermano William Fonseca, quien haba participado en la red de apoyo logstico a la gesta guerrille ra de Pancasn, en 1967. con el seudnimo de Ariel. Fue un asiduo lector de la historia de Nicaragua; visitaba con frecuencia las bibliotecas del Banco Central de Nicaragua donde estaban los mejores archivos de todo lo escrito sobre la historia nicaragense. Pablo Coca, amigo y compaero de Lenn, relata: compaeros revolucionarios y dirigentes estudiantiles con ms experiencia, hizo que los jvenes de esa poca asumiramos una posicin poltico-ideolgica progresista, de avanzada; y conllev a la participacin decidida en los movimientos polticos, huelgas de maestros, de trabajadores de la salud o de la construccin, y huelgas estudiantiles por la autonoma universitaria y el 2% del presupuesto nacio nal para la UNAN. Conocimos las grandes gestas heroicas del movimiento estudiantil. Y tambin conocamos sobre los movimientos revolucionarios armados y un poco sobre la lucha sandinista en Nicaragua, por que sobre sta no haba tantos escritos como ahora. Esa formacin llev a Antonio Lenn Fonseca a tomar la decisin de participar directamente en la lucha armada con el objetivo de contribuir a la derrota de la dictadura somocista. En ese afn, se hicieron varias excursiones de grupos de jvenes a las montaas o cerros (Momotombo, El Chonco, Cerro Negro, etc.), que eran una especie de internamiento incipiente de lo que podran ser, en el futuro, escuadras de combate. Francisco J. Jarqun (cado en Veracruz, en abril de 1979) cont que en 1977, William, Lenn y otros compaeros asaltaron una armera en el barrio San Juan, enfrente de la gasolinera Molieri, recuperando escopetas, pistolas y como 10 mil balas y cartuchos. Lenn Fonseca logr cambiar las escopetas por pistolas con un cuatrero, a quien posteriormente integrara a la lucha y muri en combate en Chinandega, en 1979. Despus de asaltar la armera, Lenn Fonseca no quera regresarse a su casa y ms bien deseaba pasar a la clandestinidad; pero como esto ltimo se le neg, llor de indignacin. Ese mismo ao, realizaron una emboscada a la Guar nida Marcoleta y hoy est la estatua de El Indio. Cuando se retiraban, despus de causar cinco bajas al enemigo, entre heridos y muertos, Lenn Fonseca se fue dentro de un pozo, cerca de la iglesia de San Pedro, y se fractur dos costillas, pese a lo cual contino su actividad. William y Le nn formaron parte del Estado Mayor del Frente Occidental Rigoberto Lpez Prez. Desde principios de 1978 Antonio Lenn Fonseca y su hermano William participaron en la preparacin y luego en la ejecucin de la insurreccin de septiembre de 1978, que dur nueve das en Len y otras ciudades del pas, duran te la cual los guerrilleros sandinistas atacaron la crcel La 21 y el comando departamental de la GN. En los ltimos das de combate, en septiembre de 1978, cuando la mayora de los combatientes sandinistas estaban cansados, sufran de sueo, pesadillas e insomnio, Antonio Lenn Fonseca deca: algunos compaeros han muerto porque se les puso una nube encima de la cabeza y no vieron nada; la nube les ceg la inteligencia y ni vieron al enemigo encubierto. Habindose cumplido el objetivo de movilizar a la gente desde el punto de vista poltico y militar, y no pudiendo vencer a la GN en ese momento, los mandos del FSLN decidieron la retirada de la