Correo de Nicaragua

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Correo de Nicaragua
Physical Description:
Serial
Publisher:
Colectivo Sandino Vive
Place of Publication:
Managua, Nicaragua
Publication Date:

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
System ID:
UF00098604:00030


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Informacin, anlisis y debate N o 30, noviembre-diciembre 2013 Revolucin en la Constitucin

PAGE 2

Correo es una publicacin bimestral del colectivo de comunicadores Sandino Vive, del Instituto de Comunicacin Social. Los materiales publicados por Correo pueden ser reproducidos total o parcialmente por cualquier medio de informacin citando la fuente. Suscripcin militante : US$ 50.00 anual Precio unitario en Nicaragua: C$ 50.00 Telfono: 2250 5741 correodenicaragua@gmail.com sumarioao 5 nmero 30 noviembre-diciembre 2013 Consejo de Direccin: Carlos Fonseca Tern Gustavo Porras Orlando Nez Scarlet Cuadra Waters William Grigsby Vado Articulistas: Aldo Daz Lacayo Dick Emanuelsson Jorge Capeln Toni Solo Produccin: Marialuisa Atienza Flix Surez Narvez Diseo y diagramacin: Heriberto Morales Sandoval Editorial: Nuevos derechos, ms democraciaLas reformas constitucionales: nueva conquista Elecciones en Honduras: LIBRE quebr el bipartidismo Tenemos razones para celebrar El Modelo, clave para vencer al dengue Nicaragua desde la otra historia El mercado: el mayor adversario Pern, Nstor y Cristina, grandes pivotes de Argentina 3 4 9 15 21 29 35 54 63

PAGE 3

3 editorialDesde enero de 2007, despus del triunfo electoral del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) en noviembre de 2006, el gobierno del Presidente Daniel Ortega inici un profundo proceso de cambios integrales que atraviesan toda la vida del pas, con el propsito fundamental de abatir la pobreza y -crticos, armnicos y de consenso. ---nando las estructuras de gobierno a las decisiones tomadas por la comunidad organizada. Este cambio revolucionario sistema vigente de partidos polticos y democracia representativa, a uno donde el poder radique efectivamente en Ese momento ha llegado. El pasado 1 de noviembre, los 63 diputados del FSLN han presentado a la Asamblea Nacional un proyecto de reformas constitucionales a 36 de sus ms de 200 artculos. Durante las siguientes tres semanas, una comisin especial ha consultado con representantes de todo el abanico de sectores sociales, relipoder real en todos los mbitos de la nacin. 1. Institucionalizar el modelo de gobierno de alianza y responsabilidad compartida que se est aplicando en el pas. -ticipando libremente en la construccin y perfeccionamiento del sistema econmico, poltico y social de la 3. Incorporar como principios de la nacin nicaragense, los valores cristianos, los ideales socialistas y las prcticas soen pleno respeto a la dignidad de las personas en la bsqueda permanente del bien comn para un buen vivir. 4. Profundizar el esquema institucional que garantice la seguridad y la paz de la nacin nicaragense, con la par5. Constitucionalizar las sentencias de la Corte Internacional de Justicia de La Haya del 8 de octubre de 2007 y del 19 de noviembre de 2012, referente a los lmites martimos, el mar territorial de Nicaragua en el Mar Caribe, y la determinacin de futuros lmites a travs de acuerdos bilaterales o sentencias de la Corte Internacional de Justicia. 6. Profundizar los derechos de los nicaragenses ante la actuacin de los funcionarios pblicos y fortalecer el Las propuestas de reforma constitucional tambin plantean que el Estado de Nicaragua asume y hace suya la Declaracin Universal del Bien Comn de la Tierra y La Humanidad de Naciones Unidas, aprobada el 2 de marzo de cambia el trmino de Costa Atlntica por Costa Caribe; cambia el concepto constitucional de pluralidad tnica por -les autnomos de cuatro a cinco aos; elimina la segunda vuelta electoral; y fortalece el papel de la familia como ncleo fundamental de la sociedad. Esta ser la sexta reforma a la Constitucin Poltica de 1987 y la nica que ha sido ampliamente consultada ccon representantes de la inmensa mayora de todos los sectores del pas. Y ser la primera vez que el Prembu-rro y el Cardenal Miguel Obando y Bravo. Contrario a la radical reforma de 1995, cuando minsculos grupos polticos desnaturalizaron la esencia del Estado nicaragense en funcin de mezquinos intereses, con esta propuesta se incorporan a la Constitucin las nuevas prcticas democrticas del pueblo nicaragense y se amplan sus derechos en todos los mbitos. habr una inmensa mayora de nicaragenses que se sentir satisfecha y representada, habr ms tranquilidad, Nuevos derechos, ms democracia

PAGE 4

4 coyunturaCarlos Fonseca Tern _____________ El proyecto de reformas constitucionales pre sentado por la bancada del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) para ser sometido a discusin y votacin en las legislaturas de este yen su razn de ser. Uno de ellos es la proclamacin del carcter cris tiano, socialista y solidario del proceso revolucionario actualmente en marcha, y el otro es el inicio de la institucionalizacin del nuevo modelo poltico que se del poder, asumida por el sandinismo desde que estaba en la oposicin. No obstante, hay un tercer tema que considero secundario, pero cuya motivacin tiene implicaciones tan importantes como los otros dos aspectos, y Poder Judicial declarando inaplicables los lmites a la reeleccin presidencial. Esos lmites son parte de la reforma constitucional realizada por la derecha en 1995, la cual fue un verdadero Golpe de Estado institucional y que haba sido convenientemente enterrada en el olvido por sus promotores, quienes ahora no tienen ms remedio que reivindicarla, cuando creen que ya se han olvidado las circunstancias en las cuales fue hecha. Empecemos por esto ltimo, para ir aclarando algunos asuntos indispensables previamente y as poder concentrarnos luego en los otros dos temas, ms de actual reforma constitucional en marcha.Golpe de estado en 1995En 1995 se dio en Nicaragua un fenmeno poltico interesante, que muestra claramente cmo la democracia representativa es en realidad una gran estafa. En aquella ocasin, de 39 diputados que haban sido electos en 1990 de la lista presentada por el FSLN, la mayora renunci a su partido y el Frente Sandinista qued nicamente con 7 diputados. Por su parte, la otra gran fuerza poltica de aquel momento, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), tena menos de cinco diputados, debido a que stos haban corrido como candidatos en 1990 de la Unin Nacional Opositora (UNO), a la cual estaba integrado cuando an era una pequea agrupacin entre las catorce que conformaban esa coalicin. Fue as como de los 93 diputados que se supona representaban al pueblo en el Poder Legislativo para en nombre de quien decan representar hacer las le yes del pas, menos de 10 pertenecan a las dos fuer zas polticas abrumadoramente mayoritarias, perteneciendo el resto a fuerzas polticas muy reducidas, como se demostr en las elecciones del ao siguiente cuando a duras penas entre todas no llegaron al 10% de los votos, mientras el FSLN obtuvo casi un 38% y el PLC cerca del 51%. De esa manera, y sabindose perfectamente la minora que eran, mostrando el ms absoluto desprecio por la voluntad popular, estos polticos hicieron una reforma a la Constitucin tual, pasndose de un rgimen presidencialista a uno semiparlamentario. Pero lo ms interesante no fue esto, sino las razones por las que a espaldas del pueblo, los legisladores de entonces establecieron los lmites a la reeleccin presidencial, cercenando as severamente el derecho del pueblo de elegir nada menos que al Presidente de la Repblica. Tambin establecieron la segunda vuelta electoral si ningn partido ganaba con el 45%. Para cada una de ambas reformas hubo razones verdaderas y tambin hubo pretextos para los lmites a la reelec cin, evitar la perpetuacin de una persona en el poder, y para la segunda vuelta electoral, legitimar la elec cin presidencial con el mayor respaldo popular posible. El primer pretexto es un contrasentido, ya que en todo caso, no se tratara de la permanencia en el poder de un dictador, sino de alguien que si se mantiene en la Presidencia de la Repblica lo hara por mandato popular; lo contrario es mutilar el derecho a elegir, y en todo caso, el nico que puede hacerlo es el pueblo mismo. En tal sentido, ese derecho slo podra ser cercenado por el pueblo mismo, razn por la cual una reforma de esta ndole solamente podra haberse aprobado en referndum, segn la misma Constitucin, lo cual no se hizo. Este vicio de origen es una de las razones por las que el Poder Judicial invalid en 2011 dicha reforma constitucional, declarndola inaplicable. En cambio, de lo que se trata ahora es de restablecer el derecho que ilegtimamente se le haba cercenado al pueblo.Las reformas constitucionalesOtra conquista de la Revolucin

PAGE 5

5 El segundo pretexto es una falacia, pues en las se gundas vueltas electorales tiende a votar menos gente, debido a que acuden a las urnas casi solamente las per sonas con militancia poltica o al menos con mayor inters en la vida poltica del pas, y por tanto, el porcencompetidores, pero votan menos ciudadanos que en la primera vuelta. Adems, con esto se fomenta el voto negativo: el que vota en segunda vuelta lo hace no para que gane alguien, sino para que pierda su oponente, lo cual evidentemente no es sano para la democracia. El hecho de que muchos se vean obligados a elegir entre dos candidatos al que ven como el menor de los males, es la mayor evidencia de que esos ciudadanos estn excluidos, sin opciones propias, y por tanto, sin poder ser tomados en cuenta. En realidad, esto sucede en la democracia representativa con todos los ciudadanos, que solamente eligen representantes y gobernantes, pero no deciden lo que stos hacen luego en nombre de sus electores, pero a espaldas de ellos.Las razones realesSin embargo, en realidad eran otras las razones por las que los partidos minoritarios de derecha se confabularon en 1995 para perpetrar algo que no tiene otro nombre que el de un golpe de Estado institucional. Una de ellas era que con la segunda vuel ta, sabindose ellos minora, apostaban a venderse al fuerza ganara en primera vuelta. Y con los lmites a la reeleccin realmente pretendan colocar obstculos a la continuidad del proyecto revolucionario del sanel orden establecido, es decir el capitalismo, lo que se necesitan son administradores, y es por eso que la de recha, ideolgicamente hegemnica, se poda dar al el poder en manos de las mismas clases sociales. Pero para hacer lo contrario, o sea cambiar el orden establecido, no se necesitan administradores, sino lderes que, encarnando los anhelos de las grandes mayoras, concreto, de carne y hueso, puede inspirar, debido al natural temor humano por los cambios. A diferencia de lo que hicieron los grupsculos de derecha que reformaron la Constitucin en 1995 alterando el rgimen poltico del pas sin consulta alguna y repre nismo desde el gobierno impulsa las actuales reformas con el respaldo del 62% de los votos (elecciones 2011). Irnicamente, los que ms reclaman ahora, argumentando que son para la instauracin de una dictadura, son los mismos mercaderes de la poltica que de manera tan inescrupulosamente antidemocrtica hicieron las reformas de 1995. Dicen que el FSLN est destrozando la Constitucin, pero lo que se est haciendo es refor legitimidad del apoyo mayoritario no solamente en las urnas, sino de forma sostenida en todas las encuestas de opinin, muy al contrario de lo que hicieron los de mcratas cuando atropellaron la voluntad popular con inconfesables propsitos. En estos dos temas, lo que est haciendo el FSLN con la legitimidad poltica que no tuvieron los refor madores de 1995 es restablecer la letra original de la nista y que fue hecha en un proceso que a pesar de la guerra cont con amplia participacin popular a travs de una inmensa cantidad de los llamados Cabildos Abiertos. Pero debe tomarse en cuenta algo importante: en esta nueva reforma quedan intactas las facultades en las reformas de 1995, en correspondencia con el planteamiento que el FSLN ha venido haciendo des de hace tiempo, de instaurar en Nicaragua un rgimen poltico con mayor protagonismo parlamentario. Por

PAGE 6

6cierto, el FSLN respald en su momento este aspecto de las reformas de 1995. Llama la atencin que los sectores polticos dominantes en Europa formen parte de la campaa en contra de las reformas constitucionales en nuestro pas, centrndose precisamente en el derecho a la ree leccin continua, cuando en todos los pases europeos sta es permitida. De igual manera, es irnico que una derecha tan un procedimiento constitucional que incluye al Poder to, la cual es a su vez doctrinariamente, fuente de de recho constitucional. En el derecho consuetudinario tangible del derecho como tal, y en EEUU ha sido el Poder Judicial el que dispuso quin gan las elecciones de 2000, cuando favoreci al candidato del partido con la Corte Suprema de Justicia (el republicano George W. Bush), sin que nadie acusara por ello a las instituciones en EEUU de estar partidizadas. No est de ms recordar que en Costa Rica, pas cuya institucionalidad poltica tambin es admirada por la derecha nicaragense, un conocido ex Presidente pudo correr como candidato contra la letra de la Cons titucin, amparado en una disposicin del Poder Judi cial en ese pas.El modelo de la RevolucinUna vez aclarados estos detalles, pasemos a lo fundamental: la proclamacin del carcter cristiano, socialista y solidario del proceso revolucionario nicaragense y la institucionalizacin del nuevo modelo El socialismo es un modo de produccin y de distribucin, que tiene un fundamento econmico y uno poltico. El primero es la socializacin de la propiedad, personas a ttulo individual, lo cual se hace con el oba la apropiacin por unos individuos de la riqueza que otros producen sin ser mayores sus necesidades. Esto implica una redistribucin de la riqueza segn el traba una vida humanamente satisfactoria a los que tienen una capacidad productiva menor que su voluntad de cuadas para que prevalezcan valores en concordancia con la racionalidad y la espiritualidad que son propias de la condicin humana, de manera que no solamente desaparezca la desigualdad social y con ella la pobre za, sino que tambin todos los seres humanos estn en capacidad de alcanzar su mxima aspiracin, que es la felicidad, lo cual slo es posible con la combinacin entre el bienestar material y el predominio de los valores que concuerdan con la condicin humana. La socializacin de la propiedad es algo que puede ponerse en prctica de mltiples formas distintas. La que se corresponde con nuestra realidad nacional e histrica es la democratizacin de la propiedad por parte de las clases populares, lo cual se logra a travs de la apertura crediticia a las cooperativas, las empresas asociativas, los pequeos productores individuales, transportistas, comerciantes y todos los zando en nuestro pas mediante las polticas crediticias impulsadas por el sandinismo desde el gobierno y algunos de los programas sociales gubernamentales que se llevan a cabo actualmente. Tambin se alcanza el acceso de los sectores populares a la propiedad por medio de su legalizacin, lo cual se est haciendo a travs de la titulacin masiva que se ha venido realizando en estos aos. El socialismo en Nicaragua y en esta poca, no pue de implementarse en el mbito econmico mediante la exclusin de la principal forma capitalista de propie dad, que es la propiedad privada individual de grandes medios de produccin, comercio y servicios, o lo que se conoce como la gran empresa privada. El socialis mo aqu y ahora se pone en prctica mediante la con vivencia entre las formas capitalistas y socialistas de propiedad, en el marco de un proyecto que tiene en la propiedad socialista su punto de referencia para la creacin de un nuevo orden socioeconmico. En ese nuevo orden, alcanzan todos aquellos que acepten nen como lmite fundamental impedir que una parte de la sociedad se enriquezca a costa del empobreci miento del resto de ella.

PAGE 7

7 Es por eso que nadie debe extraarse de la alianza entre el actual gobierno, la empresa privada y los traaprendido a aceptar al sandinismo como una realidad ineludible que no necesariamente debe ser vista como una amenaza a sus intereses; la conciencia creciente de una clase obrera gremialmente organizada que, ms sin poltica de sus intereses; y tercero, la visin poltica de un Gobierno Revolucionario que debe combinar su compromiso histrico a favor de las clases populares con la necesidad de crear y garantizar la estabilidad poltica y econmica para impulsar el proyecto que se corresponde con ese compromiso.La reinvencin de la polticaEl otro fundamento del socialismo es la reinvencin de la poltica, con la instauracin de un modelo que ga clases sociales que adquieren el acceso a la propiedad con la socializacin de sta. En las actuales condicio nes, esto se logra mediante la democracia directa, en la que los ciudadanos no solamente eligen represen tantes y gobernantes, sino que deciden las polticas a ser implementadas por quienes fueron electos por ellos y controlan lo que stos hacen. La expresin organizada de este nuevo modelo (en el marco de los cuales se da la comunicacin sis temtica entre el gobierno, la empresa privada y los les se convoca a todos los ciudadanos nicaragenses, independientemente de su opcin poltica, ideolgica, mocracia directa son: el referndum, el plebiscito, las iniciativas populares y el presupuesto participativo. Los dos primeros, para decisiones a tomar por sufragio universal, individual, libre, directo y secreto; en el caso del referndum para decidir en materia legislativa, y en el plebiscito para tomar decisiones polticas estratgicas en cualquier mbito de la vida social. popular para la toma de decisiones que afecten la vida de la sociedad; el presupuesto participativo es la potestad de los ciudadanos para decidir la distribucin de organizativos diseados a tal efecto, lo cual se ha estado haciendo por el momento hasta el nivel municipal. La reforma constitucional en marcha establece establecer otros para la instauracin de la democracia directa como fundamento poltico del socialismo en la actualidad. La democracia directa no niega los avances de la democracia representativa, sino que los supera, llenando sus inmensos vacos pues est cambio, en la democracia directa su razn de ser es la las clases populares, no para oprimir al resto de la sociedad, sino exactamente al contrario, para suprimir toda forma de opresin entre unos seres humanos y las clases pudientes en el capitalismo. Esto concuer da con el hecho de que suprimir la explotacin es algo que se corresponde con los intereses de las clases populares. Mientras existan las diferencias de clase, soparte de las clases populares, se garantiza que el pode la sociedad para dominar a la otra. La democracia econmica, como va de socializa cin de la propiedad, est concebida como el acceso efectivo de los ciudadanos a la gestin de la economa o lo que es igual, al poder econmico, mediante el distribucin de la riqueza. Con ello, se suprime la des igualdad social y la pobreza, y al mismo tiempo, per mite establecer relaciones de igualdad entre los seres humanos en su actividad principal, que es la produc cin material, de la cual depende la existencia misma de la sociedad y de la que surge la conciencia social y con ella, el predominio de valores en correspondencia con el tipo de relaciones sociales establecidas. El socialismo como ideal alude a la democracia disociales explotadoras e histricamente dominantes, rrollo de una realidad histrica en la cual una nacin entera ha alcanzado la capacidad para hacerse cargo de la construccin de una realidad social que se corresponda con la condicin humana de los individuos que pertene cen a ella. Es decir, no se trata de la exclusin ideolgica de nadie, sino de un proyecto de nacin que incluye toson precisamente, los que las garantizan. Se trata del socialismo como una conquista de la sociedad humana, plasmada en nuestra Constitucin como un marco de convivencia incluyente en la que nadie reivindique legtimamente derecho alguno que se establezca en base al atropello de los derechos de los dems.

PAGE 8

8Cristianismo y cosmovisinLa condicin humana es la suma de racionalidad y espiritualidad. La espiritualidad es la mxima expre sin de la condicin humana y tiene diversas maneras de manifestarse, en dependencia de la cultura y de ms componentes de la identidad nacional. En nuestro caso, el cristianismo es manifestacin de una espiritualidad que es sobre todo cultural e incorpora valores universalmente considerados como bienes espirituales, tales como la generosidad, la honestidad y la sinceridad. Esto no es excluyente de opcin religiosa alguna ni de quienes no tienen religin a tal o cual visin del mundo, sino a esos bienes espillos que forman parte de nuestra tradicin, en la que tambin se incorporan los elementos fundamentales de la cosmovisin de nuestros pueblos originarios. En las reformas constitucionales, esa cosmovisin Madre Tierra, y que por cierto, ha sido motivo de quetando horrorizado que ese es un concepto indgena y por tanto, extrao al cristianismo y ofensivo a los sentimientos religiosos de nuestro pueblo. Pero ese mismo diputado y todos los de su tendencia poltica, tambin se pronuncian contra la incorporacin de los valores cristianos como tales. La solidaridad es parte esencial de la puesta en prctica de esos valores y del ideal socialista, y resulta fundamental en un modelo de sociedad en construccin que pretende el predominio de esos valores cristianos y para lo cual slo el socialismo crea las condiciones adecuadas. El alcance de estas reformas, desde el punto de 1995, porque no altera la naturaleza del rgimen poltico, que sigue siendo presidencialista semipar lamentario, tal como qued con esas reformas. Es por eso que el proceso de consultas establecido se corresponde con la relevancia de las reformas en marcha, adems legitimadas con el respaldo popular en las urnas a una plataforma poltica que siempre ha proclamado su compromiso con la instauracin del socialismo y como parte de ste, de la democracia directa y el Poder Ciudadano. Pero desde el punto de vista poltico histrico, estas reformas adquieren una importancia fundamental y estratgica, debido a que constituyen un mecanismo institucional de seguridad para la irreversibilidad de un proceso de transformaciones revolucionarias que tes de la poltica y trnsfugas que representan una ntada por ellos mismos cuando asaltaron el Estado con irresponsables, criminales y tambin ridculas amena zas de violencia futura. Los sandinistas y todos los patriotas nicaragenses, hemos conquistado como pueblo el derecho a enorgullecemos. Son derechos que ningn demagogo politiquero (tradicional o debutante) nos podr arrebatar.

PAGE 9

9 El 1 de noviembre de 2013, 63 diputados de la Bancada del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) presentaron ante la Primera Secretara de la Asamblea Nacional la iniciativa de Ley de Reforma Parcial a la Constitucin Poltica de la Repblica de Nicaragua. El 4 de noviembre, el ple no del parlamento aprob la creacin de una Comisin Especial de Carcter Constitucional, integrada por siete diputados de todas las bancadas. Esta es la sexta reforma a la Constitucin Poltica de 1987 y la nica que ha sido ampliamente consultada con de cenas de organizaciones que agrupan a la inmensa mayora de los sectores sociales econmicos, polticos, gremiales, sindicales y sociales del pas. El 3 de diciembre la Comisin present su dictamen a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, en propuesto originalmente el proyecto de la bancada a la participacin de militares en funciones civiles, elimina la disposicin para obligar a mantener en Nicaragua las bases de datos de las empresas de telecomunicaciones. La esencia de las Reformas queda intacta: se incorpora como precepto constitucional el modelo Cristiano, Socialista y Solidario. Adems, integra en el Prembulo a Rubn Daro, Pedro Joaqun Chamorro y al Cardenal Miguel Obando y Bravo. El informe recuerda que en el prembulo actual de la Constitucin Poltica inspiracin y alma de la misma recoge con profundo respeto el pensamiento y sentimiento cristiano, cuando se dice, en su parte conducente: En nombre del pueblo de Nicaragua... de los cristianos que desde su fe en Dios se han comprometido e insertado en la lucha por la liberacin de los oprimidos... promulgamos la siguiente Constitucin Poltica de la Repblica de Nite una manifestacin ms clara de lo que se ha vivido y se sigue viviendo desde el aspecto fundamental del sentimiento cristiano. Ms all de todo apasionamiento, es de considerar que los ideales socialistas o en el mundo a los pueblos, a los eternos problemas humanos de la pobreza, el hambre, la desocupacin y la miseria a travs de gobiernos que se interesen en bertad, lo cual constituye un verdadero Estado social de Derecho el que ya fue esculpido y consagrado en el artculo 130 de la Constitucin Poltica vigente, en las primeras lneas de su primer prrafo, que literalmente dice: La nacin nicaragense se constituye De acuerdo con el informe, las Reformas Consti tucionales: protagonista de la persona, la familia y la comunidad, y ampla las formas directas de participacin del pueblo soberano. ses que fundamentan el Estado, entre los que se destacan los principios cristianos y los ideales socialistas. de Justicia relativas a los lmites territoriales de Nicaragua. armada para la defensa de la soberana y la integridad territorial, y el fortalecimiento de sus funciones combativas y operativas en la vida nacional para mantener la seguridad propia de la nacin, el resguardo de los recursos naturales, la lucha contra la criminalidad trascendental organizada de acuer do con las leyes de la defensa, de seguridad nacio nal y seguridad democrtica. rantiza el modelo policial preventivo, comunitario y proactivo. Se mantienen sus principios, funciones y nuevos quehaceres que le otorgan las leyes, con especial referencia a la de seguridad ciudadana, modelo que ha convertido a Nicaragua en una re la alta percepcin de seguridad ciudadana. cual las polticas pblicas debern ser concertauna nueva realidad coyuntura

PAGE 10

10polticas productivas y econmicas del pas. La alianza conlleva a una unidad de propsitos, de criterios y acciones en un esfuerzo poltico para el desarrollo y la bsqueda de un consenso que cree cionaliza la coordinacin de los grandes factores del desarrollo de la vida nacional: los empresarios, el gremio laboral y el Estado facilitador, que econmica productiva y laboral de la nacin. recursos naturales como patrimonio social nacio nal y su desarrollo y explotacin racional cuando el inters de la nacin lo requiera. Nacional de Administracin y Carrera Judicial y cin de lo contenciosoadministrativo y los meca nismos de control constitucional a travs de una los partidos polticos de presentar en sus listas de otro tanto de varones. El binomio de alcalde y vicealde los pueblos del Caribe, originarios y afrodes cendientes, y aseguran las formas de organizacin poltica, administrativa, social y cultural inherentes a las tradiciones histricas de su vida ancestral y la espiritualidad de sus pueblos. nes sustanciales a la iniciativa original presentada por la Bancada del FSLN: 1. Se incorpora en el artculo 2, las asambleas territoriales y comunales de los pueblos originarios y afrodescendientes. 2. Se incorpora en el artculo 4, los conceptos de la persona, la familia y la comunidad as como las 3. Se incorpora en el artculo 5 el reconocimiento a los pueblos originarios y afrodescendientes de su propia identidad as como el respeto e igualdad de derecho de las personas con discapacidad. 4. Se realiza una nueva redaccin al artculo 10. 5. Se elabora una nueva redaccin al artculo 26, labilidad del domicilio. 6. Se incorpora en el artculo 34 la accin de revisin, y se fortalecen las caractersticas que debe contener la sentencia incluyndole que esta debe ser razonada y fundada en Derecho, se incluye que las garantas mnimas estable proceso que regula este artculo, son tambin aplicables a los procesos administrativos y miento de proteccin a la vctima. 7. Se realiza una nueva redaccin en el artculo 92 en los literales referidos a los efectos de la segu ridad nacional. 8. Se realiza una nueva redaccin al artculo 95 determinando la posibilidad de actuacin temporal de militares y policas activos en reas de de inters supremo de la Nacin, en comisin de servicio externo. 9. Se incorpora en el artculo 99 los tipos de propiedad familiar, comunal as como la regulacin sobre materia de competencia. 10. En el artculo 100 se hace nfasis en que el Estado debe garantizar la proteccin de las inversio11. Se incorpora en el artculo 105 la participacin a los planes, programas y proyectos dirigidos al sector, adems se incorpora la regulacin en materia de consumidores y usuarios. Se incor pora el modelo de salud familiar y comunitaria. 12. En el artculo 131 se incorpora el concepto de Administracin Pblica, destacando su actuacin, los principios que la rigen y la observancia de la legalidad en los procedimientos adminis 13. En el artculo 138 se incorpora la Institucin del Ministerio Pblico, destacndose su autonoma orgnica, funcional y administrativa as como su competencia. Se reforma el numeral 16 y 30. 14. En el artculo 160 se reconoce la actuacin de delegados de los pueblos originarios en la Cos el pas, como participacin de la ciudadana en 15. Se agrega el numeral 6 del artculo 161 en cuanto a que la prohibicin de no ser militar en ser vicio activo no es aplicable al nombramiento de 16. En el artculo 196 se realiza una nueva redac cin consistente en destacar la vigencia del cin siempre que no se oponga a ella.

PAGE 11

11 17. Se agrega en el artculo transitorio la vigencia de la Ley de Amparo mientras no se dicte una Ley de Justicia Constitucional; y el procedimien el Gobierno Central y los Gobiernos Municipales y de las Regiones Autnomas de las Regiones de la Costa Caribe, establecidos en la Ley de la Regulacin de la Jurisdiccin de lo Contencioso Administrativo mientras no se dicte la Ley de Justicia Constitucional.Artculo 2. La soberana nacional reside en el crticos decidiendo y participando libremente en la construccin y perfeccionamiento del sistema econmico, poltico, cultural y social de la nacin. sus representantes libremente elegidos por sufragio universal, igual, directo y secreto, sin que ninguna otra persona o reunin de personas pueda arrogar de forma directa a travs del referndum y el ple mecanismos directos, como los presupuestos par territoriales, las asambleas territoriales y comunales de los pueblos originarios y afrodescendientes, los establezcan en la presente Constitucin y las leyes. Artculo 4. El Estado nicaragense reconoce a la persona, la familia y la comunidad como el origen y rar el bien comn, asumiendo la tarea de promover el desarrollo humano de todos y cada uno de los nos, ideales socialistas y prcticas solidarias, demo crticas, humansticas, con los valores e ideales de la cultura e identidad nicaragense. Artculo 5. Son principios de la nacin nicaradad de la persona humana, el pluralismo poltico y social, el reconocimiento a los pueblos originarios y afrodescendientes de su propia identidad dentro de un Estado unitario e indivisible, el reconocimiento a las distintas formas de propiedad, la libre cooperacin internacional, el respeto a la libre autodeter minacin de los pueblos, los valores cristianos, los ideales socialistas, las prcticas solidarias, y los valores e ideales de la cultura e identidad nicaragense. El pluralismo poltico asegura la libre organizacin y participacin de todos los partidos polticos en los procesos electorales establecidos en la Cons titucin y las leyes; y su participacin en los asuntos econmicos, polticos y sociales del pas. mo, la reconciliacin entre hermanos de la familia nicaragense, el respeto a la diversidad individual sin discriminacin alguna, el respeto e igualdad de derecho de las personas con discapacidad y la opcin preferencial por los pobres. Los ideales socialistas promueven el bien co mn por encima del egosmo individual, buscando la construccin de una sociedad cada vez ms incia econmica que redistribuya la riqueza nacional y erradique la explotacin entre los seres humanos. La solidaridad entre las y los nicaragenses, debe ser un accionar comn que conlleve a abolir prcticas excluyentes, y que favorezcan a los ms empobrecidos, desfavorecidos y marginados; como sentimiento de unidad basado en metas e intereses comunes de nacin, siendo que la colaboracin y ayuda mutua promueve y alienta relacomo fundamento para la paz y la reconciliacin entre las personas. El Estado reconoce la existencia de los pueblos originarios y afrodescendientes, que gozan de los derechos, deberes y garantas consignados en la Constitucin y en especial, los de mantener y de sarrollar su identidad y cultura, tener sus propias formas de organizacin social y administrar sus asuntos locales; as como mantener las formas co munales de propiedad de sus tierras y el goce, uso y disfrute, todo de conformidad con la Ley. Para las comunidades de la Costa Caribe se establece el rgi men de autonoma en la presente Constitucin. Las diferentes formas de propiedad: pblica, privada, asociativa, cooperativa, comunitaria, co munal, familiar y mixta debern ser garantizadas y estimuladas sin discriminacin para producir rique zas y todas ellas dentro de su libre funcionamiento debern cumplir una funcin social. Nicaragua fundamenta sus relaciones internacionales en la amistad, complementariedad y solidaridad entre los pueblos y la reciprocidad entre los Estados. Por tanto, se inhibe y proscribe todo tipo de agresin poltica, militar, econmica, cultural y religiosa, y la intervencin en los asuntos internos de otros Eslas controversias internacionales por los medios que ofrece el derecho internacional, y proscribe el uso de armas nucleares y otros medios de destruccin mael asilo para los perseguidos polticos y rechaza toda subordinacin de un Estado respecto a otro. Nicaragua se adhiere a los principios que confor man el Derecho Internacional Americano reconoci

PAGE 12

12Nicaragua privilegia la integracin regional y propugna por la reconstruccin de la Gran Patria Centroamericana. Artculo 6. Nicaragua es un Estado independiente, libre, soberano, unitario e indivisible. Se constituye en un Estado Democrtico y Social de Derecho, que promueve como valores superiores la solidaridad, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los Derechos Humanos, la tica y el bien comn. Las ciudadanas y ciudadanos y la familia son elementos protagnicos en la toma tos pblicos del Estado. Artculo 7. Nicaragua es una Repblica democrticipativa, y representativa. Las funciones delega y Poder Electoral. Tienen funciones especializadas y separadas, colaborando armnicamente entre s ciones y entes autnomos para el cumplimiento de Artculo 50. Los ciudadanos tienen derecho de participar en igualdad de condiciones en los asuntos pblicos y en la gestin estatal. y seguimiento de las polticas pblicas y sociales, as como los servicios pblicos, se garantizar la parti cipacin de la persona, la familia y la comunidad, la Ley garantizar su participacin efectiva, nacional y localmente. Artculo 60. Los nicaragenses tienen derecho de habitar en un ambiente saludable, as como la obligacin de su preservacin y conservacin. El bien comn supremo y universal, condicin para todos los dems bienes, es la madre tierra; sta debe ser amada, cuidada y regenerada. El bien comn de la Tierra y de la humanidad nos pide que entendamos la Tierra los ecosistemas. La Tierra forma con la humanidad una nica un nico sistema autorregulado formado por componentes fsicos, qumicos, biolgicos y humanos, que la hacen propicia a la produccin y reproduccin de la vida y que, por eso, es nuestra madre tierra y nuestro hogar comn. Debemos proteger y restaurar la integridad de los ecosistemas, con especial preocupacin por la diversidad biolgica y por todos los procesos naturales que sustentan la vida. La nacin nicaragense debe adoptar patrones de produccin y consumo que garanticen la vitalidad y la integridad de la madre tierra, la equidad social en la humanidad, el consumo responsable y solidario y el bien vivir comunitario. El Estado de Nicaragua asume y hace suyo en esta Constitucin Poltica el texto ntegro de la De claracin Universal del Bien Comn de la Tierra y de la Humanidad. Artculo 70. La familia es el ncleo fundamental de la sociedad y tiene derecho a la proteccin de sta y del Estado. La persona, la familia y la comunidad son elementos protagonistas del Plan de Desarrollo Humano de la nacin. Artculo 92. (...) Es responsabilidad del Comanduccin del Presidente de la Repblica como Jefe formulacin de los planes y polticas de la defensa y cin. Para los efectos de la seguridad nacional: a) En ningn caso es permisible el establecimien to de sistemas que alteren o afecten los sistemas de comunicacin nacional. defensa nacional en el territorio nacional debern ser propiedad del Estado; c) El espectro radioelctrico y satelital es propie dad del Estado nicaragense y debe ser regulado por el ente regulador, la ley regular la materia. Artculo 95. Nicaragua y de la Polica Nacional podrn ocupar cutivo por razones de seguridad nacional cuando el inters supremo de la nacin as lo demande. En este caso el Militar o Polica estarn en comisin de servicio externo para todos los efectos legales. Artculo 97. La Polica Nacional es un cuerpo armado de naturaleza civil, tiene a su cargo la totalidad de la actividad policial y se organiza en un modelo preventivo, proactivo y comunitario, con la participacin protagnica de los habitantes, la fami lia y la comunidad. (...) Artculo 98. La funcin principal del Estado en la economa es lograr el desarrollo humano sostenible la riqueza en la bsqueda del buen vivir. tividad productiva, creando las condiciones para su actividad econmica, productiva y laboral en un marco de gobernabilidad democrtica y seguridad sarrollo econmico y social del pas.

PAGE 13

13 El Estado debe cumplir a travs del impulso de polticas pblicas y sociales un rol de desarrollo del entrada a la formalidad, avanzando en la cobertura de la seguridad social y las prestaciones sociales, y facilitando el desempeo de las empresas formales existentes. Esto se impulsar a travs de un modelo de alianza del gobierno con el sector empresarial pequeo, go permanente en la bsqueda de consensos. Artculo 101. productivos, tanto pblicos como privados, tienen el control de los planes econmicos, conforme el modelo de dilogo, alianza y consenso impulsado por el Estamas de organizacin de la produccin, adopcin de tecnologas modernas, inversin en capital productivo Artculo 102. Los recursos naturales son patrimonio nacional. La preservacin del ambiente y la conservacin, desarrollo y explotacin racional de los recursos naturales corresponden al Estado; ste podr celebrar contratos de explotacin racional de estos recursos, cuando el inters nacional lo requie a travs de Ley, el Estado podr celebrar contrato u otorgar concesin para la construccin y explota cin racional de un Canal Interocenico, las cuales debern considerar cuando se trate de inversin sorcios con empresas nacionales para promover el empleo. Las leyes de la materia para su aprobacin, reforma, o derogacin, requerirn el voto del sesenta por ciento del total de Diputados de la Asamblea Nacional de Nicaragua. Artculo 103. El Estado garantiza las formas de propiedad pblica, privada, cooperativa, asociativa, comunitaria, comunal, familiar y mixta; todas ellas for man parte de la economa mixta, estn supeditadas a los intereses sociales superiores de la nacin y cumplen una funcin social, todas tendrn los mismos derechos y no se perturbar el dominio y posesin legal de cualquiera de estas formas de propiedad. Excepto los casos en que las leyes de la materia as lo dispongan. Artculo 105. Es obligacin del Estado promover, facilitar y regular la prestacin de los servicios pbli cos bsicos de energa, comunicacin, agua, transportes, infraestructura vial, puertos y aeropuertos a la poblacin, y derecho inalienable de la misma el acceso a ellos. Las inversiones privadas y sus moda privados en estas reas, sern reguladas por la ley en cada caso. Los servicios de educacin, salud y seguridad social, son deberes indeclinables del Estado, que est ampliarlos. Las instalaciones e infraestructura de dichos servicios propiedad del Estado, no pueden ser res de educacin y salud participarn en la elabora mas y proyectos dirigidos al sector, y se regirn por las leyes correspondientes. Se garantiza la gratuidad de la salud para los sec tores vulnerables de la poblacin, priorizando el cumplimiento de los programas materno infantil. Se de sarrollar el modelo de salud familiar y comunitaria. Los servicios estatales de la salud y educacin debern ser ampliados y fortalecidos. Se garantiza el derecho de establecer servicios privados en las reas de salud y educacin. Es deber del Estado garantizar el control de calidad de bienes y servicios y evitar la especulacin y el acaparamiento de los bienes bsicos de consumo. El Estado garantizar la promocin y proteccin de los derechos de los consumidores y usuarios a travs de la Ley de la materia. Las concesiones de explotacin de servicios p forme la ley de la materia, debiendo observarse para satisfaccin de la poblacin y cumplimiento de las leyes laborales del pas. Artculo 130. (...) Los funcionarios electos por la cargo, despus del vencimiento de su mandato para el que fueron electos, hasta que sean elegidos y tomen posesin quienes deban sustituirlos de confor midad a la Constitucin Poltica. (...) Artculo 131. Los funcionarios pblicos, responden ante el pueblo por el correcto desempeo de problemas y procurar resolverlos. La funcin pblica Los funcionarios electos mediante sufragio universal por listas cerradas propuestas por partidos polticos, que se cambien de opcin electoral en el del pueblo elector expresado en las urnas, perde rn su condicin de electo debiendo asumir el escao su suplente.

PAGE 14

14Para el caso de los funcionarios electos median te el voto popular por listas cerradas propuestas por cionalidad, Diputados ante la Asamblea Nacional, Diputados al Parlamento Centroamericano, listas de candidatos debern estar integrados por un cincuenta por ciento de hombres y un cincuenta por presentados de forma alterna; igual relacin de gnero debern mantener entre propietarios y suplentes donde los hubiere. (...). Artculo 138. Son atribuciones de la Asamblea Nacional: (...) Inciso 9. Elegir con el sesenta por ciento de los votos del total de los Diputados de la Asamblea Nacional, de listas separadas propuestas para cada cargo por el Presidente de la Repblica y por los Diputados, en consulta con las organizaciones civiles pertinentes. (...) Acpite b). Al Fiscal General de la Repblica, quien estar a cargo del Ministerio Pblico y al Fiscal tener las mismas calidades que se requieren para ser Magistrados de la Corte Suprema de Justicia. El Ministerio Pblico es una institucin indepen diente, con autonoma orgnica, funcional y admi nistrativa, que tiene a su cargo la funcin acusadora y la representacin de los intereses de la sociedad y de la vctima del delito en el proceso penal, a travs del Fiscal General de la Repblica. Slo estar subor dinado a la Constitucin Poltica de la Repblica y a las leyes. (...) Artculo 146. La eleccin del Presidente y Vicepre sidente de la Repblica se realiza mediante el sufragio universal, igual, directo, libre y secreto. Sern elegidos quienes obtengan la mayora relativa de votos. permanente de cualquiera de los candidatos a Presidente o del Vicepresidente de la Repblica, durante el proceso electoral, el partido poltico al que pertene cieren designar a quien o quienes deban sustituirlos. Artculo 150. Son atribuciones del Presidente de la Repblica, las siguientes: (...) Inciso 4.cin general en materia administrativa. Artculo 152. (Quedan derogado el acpite a, que le prohiba a los militares activos ser Ministros, Viceministros, Presidentes o Directores de entes autnomos y gubernamentales, Jefes de Misiones Diplomticas y Jefes de Misiones Especiales). Artculo 178. (...) El perodo de las autoridades municipales ser de cinco aos, contados a partir Supremo Electoral. El binomio de Alcalde y Vice Alcalde debe formu la proporcionalidad entre ambos gneros. Los partidos polticos y alianzas electorales debern presen tar en su lista de candidatos a Alcalde, Vice Alcalde y Artculo 180. Las comunidades de la Costa Caribe tienen el derecho inalienable de vivir y desarrollarse social y cultural que corresponde a sus tradiciones histricas y culturales. tnomos sern elegidos por el pueblo mediante el sufragio universal, igual, directo, libre y secreto por un perodo de cinco aos, de conformidad con la ley. El Estado garantiza a estas comunidades el disfrute de sus recursos naturales, la efectividad de sus formas de propiedad comunal y la libre eleccin de sus autoridades y representantes. Asimismo, garantiza la preservacin de sus culturas y lenguas, religiones y costumbres. TTULO XI.Disposiciones Finales Adicin al prembulo Por omisin histrica, que no cambia el sentido que el constituyente originario otorg al prembulo, se adiciona en las referencias a las evocaLibertades Pblicas, Doctor Pedro Joaqun Cha(...) Transitorios 1. Las autoridades municipales electas actualvence en enero del dos mil diecisiete, prorrogarn su permanencia en el cargo hasta enero del dos mil dieciocho. Las autoridades que los sustituirn sern electas el primer domingo de noviembre del ao dos mil diecisiete, asumiendo su nuevo perodo de cinco aos en enero del dos mil dieciocho. (...)

PAGE 15

15 Dick Emanuelsson*_______________E momento, es casi imposible. Dos candidatos presidenciales, Xiomara Castro, del Frente Nacional de Resistencia Popular y del Partido Libertad y Refundacin (LIBRE), y Salvador Nasralla, del Partido presentados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Nazralla ha impugnado las elecciones y LIBRE anunci lo mismo en una rue da de prensa el pasado 29 de noviem bre. Hay una lluvia de denuncias sobre por el Comando Electoral de LIBRE el 29 de noviembre. Miles de universitarios que fueron custodios de las urnas durante las elecciones se rebelan y haAl da siguiente, el 30 de noviembre, en cadena nacional de radio y televisin, casi como una respues ta casual al reporte contundente de LIBRE sobre el fraude, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) apareci clausurando apresuradamente el proceso electoral diciendo que fue transparente, que nunca antes tanta gente (3,232,266 hondureos, 61% del padrn) haba votado y que el aspirante del Partido Nacional, Juan Orlando Hernndez, era el nuevo presidente. Pero no contest las gravsimas acusaciones de LIBRE a travs de su representante, Rixi Moncada. Xiomara Castro convoc esa misma noche del 30 de noviembre a todas las bases de la Resistencia y de LIBRE para que se movilizaran el domingo 1 de diciemhondureos acudieron a la convocatoria y colmaron los alrededores de la Universidad Pedaggica. Reinaba un sentimiento de rabia. Representantes de LIBRE haban llegado dos das antes, presentando las actas de las Mesas Receptoras de Votos (MER) que contrastaban totalmente con los datos de las actas publicadas por el TSE y que daban el triunfo virtual al candidato nacionalista. Aunque el TSE declar como ganador al aspirante nas o plvora reventada en los barrios, las colonias, en las aldeas o en las calles de Honduras. Es como si los para favorecer a su candidato. A lo largo de los ltimos aos, Hernndez ha conhondureo, muy por encima del saliente mandatario nes espurias de 2009, el partido gobernante no solo mayora de los medios en Honduras, sino que Her nndez, en calidad de presidente del Congreso Nacional, ha maniobrado en forma grotesca para favorecer sus intereses: Corte Suprema de Justicia como en la Corte Cons titucional para imponer a cualquier costo el modelo neoliberal, como es el caso de las Ciudades Modelo, que no son otra cosa que territorios enteros privati zados, sobre los cuales Honduras ha perdido totalmente su soberana.Elecciones en HondurasY LIBRE quebr el bipartidismo actualidad

PAGE 16

16 Luis Rub) y nombrado uno a su gusto (el nacionalista Oscar Fernando Chinchilla), para facilitar la aplanamando Policial-Militar imitando el modelo colombiano que en realidad convierte a la Polica Nacional Colombia contrario a la inmensa mayora de los estados, en donde los cuerpos policiales son parte del Ministerio del interior y no del Ministerio de Defensa. Eso es parte de la militarizacin de la sociedad hondunio de 2009 han sido reforzadas y el aparato golpista no solo est intacto, sino que se ha agigantado.El terror contra LIBRENo solo se senta la tensin en el aire por la victoria robada. Tambin haba dolor: la noche del 30 de noviembre fueron asesinados Jos Antonio Ardn y Eugenio Melgar Zavala, dos activistas de la Resistencia & LIBRE e integrantes de La Motorizada, una brigada a bordo de motociclistas que acta como comisin de seguridad que siempre va primero en las manifestaciones y patrulla previamente el recorrido previsto, para detectar en las calles, desvos, esquinas y techos, francotiradores o provocadores que quieran agredir a los manifestantes. Jos Antonio era casi una copia idntica de Emmo Sadloo, el compaero nacionalizado hondureo que haba llegado a Honduras de la Guyana britnica hace emblemtico en la Resistencia porque no se perdi un solo da de las marchas, plantones y acciones de la gente de la base. La prensa golpista, como El Heraldo, Radio Nueva Amrica, HRN u otros pedan insis tentemente al ministro del interior, frico Madrid, que Emmo tendra que ser expulsado del pas porque era Pero Emmo era nacionalizado y tena todos sus dere chos pese a la campaa racista y chauvinista. Un da de diciembre de 2010 nos llam un abogado bien conectado. Nos cont que el general a cargo de Migracin y vinculado al tenebroso Batalln 3-16 el nes hondureos durante los aos 80 tena un borra diciembre fue asesinado en el departamento de Olancho Henry Suazo, un muy buen periodista, el dcimo infor mador acribillado a balazos desde 2010. Quizs por eso paralizaron mi expulsin, porque habra sido un costo poltico muy alto expulsar un reportero internacional A Emmo era imposible expulsarlo por el hecho que meses y la tarde del 7 de septiembre de 2011, entr en polica y propin siete tiros en la espalda a Emmo. Emmo no ha muerto, l est presente, sola decir Jos Antonio Ardn y siempre llegaba a las manifes taciones en su moto con la tela tpica de Emmo en la cabeza y la barba casi hind. Hasta que tambin asesinaron a Emmo Dos, a solo una cuadra de su casa en una colonia pobre de Tegucigalpa.Otros asesinatosRights Action, una organizacin no gubernamental con sede en Estados Unidos, ha documentado los asesinatos de al menos 18 candidatos y activistas de LIBRE desde mayo del ao pasado, ms que las de todos y 30 periodistas han sido asesinados desde 2009. El maestro Marco Antonio Durn Barahona, de 61 Grissell Durn Rivera, de 23, fueron asesinados el pasado mircoles 20 de noviembre en una colonia de San Pedro de Sula, corazn econmico de Honduras. Durn Barahona dedic casi cuatro dcadas de su vida a la educacin. Tena cerca de 38 aos laborando en una escuela pblica, los ltimos 12 como director, y tambin imparta clases en otra escuela y en la Normal Valle de Sula. Adems era el fundador del grupo Proyeccin Magisterial Zenzontle, integrado por maes tros que promueven el arte y la identidad nacional a

PAGE 17

17 travs de la danza folklrica. Tambin era miembro activo del Frente Nacional de Resistencia Popular y recientemente fue electo delegado suplente del con greso del Colegio Profesional Superacin Magisterial de Honduras (Colprosumah). El sbado 23 de noviembre, dos dirigentes de Amparo Pineda Duarte (52), quin tambin era dirigente de una cooperativa campesina, fueron asesinados luego de salir de una reunin del partido en la comunidad del Carbn, municipio de Canta Rana, departamento Francisco Morazn.El tribunal electoral y LIBREPor qu no creci ms LIBRE y la candidatura de unos meses vemos que la tendencia de aumento du rante todo el ao 2013 en las encuestas para Xiomara se estanc en los meses de agosto-septiembre. Qued en un 30% de simpata para la candidata de LIBRE. A pesar de eso estaba ganando con 10-12 puntos a su gunta que todos nos hacamos. Desde el 28 de mayo de 2011, el primer da de su regreso del exilio, el ex mandatario Manuel Zelaya dio El 30 de octubre de 2011, el presidente del TSE, David Matamoros Watson, recibi de manos de Zelaya las partido, Libertad y Refundacin (LIBRE). Estaba listo para participar en las elecciones, pues Zelaya no quera el patrocinio de los Presidentes de Venezuela, Hugo Chvez, y de Colombia, Juan Manuel Santos. Segn el punto seis de ese acuerdo, Zelaya y Lobo se comprometieron a velar por el cumplimiento de todas las garantas que la ley concede para que el Frente Nacional de Resistencia Popular solicite su inscripcin ante el Tribunal Supremo Electoral y participe democrticamente en los procesos polticos electorales de Honduras y para poltico electoral en igualdad de condiciones. Por dignidad, los dirigentes de la Resistencia decli naron el ofrecimiento de inscripcin gratuita o re galada por el Congreso Nacional, que los exima de llenar los requisitos legales y movilizaron a sus bases ge para solicitar la inscripcin de un partido poltico. Matamoros Watson, el presidente del TSE, es el mismo nacionalista que durante 22 das en 2005 anduvo en las calles, instigando a la militancia nacionalista con el ya como nuevo presidente en Honduras, elegido por el pueblo con un margen estrecho contra su contrincante se realizaron las elecciones espurias el 29 de noviembre de 2009, esta vez dirigidas por el propio Matamoros. Los otros magistrados del TSE son Enrique Ortz Sequeira, del Partido Liberal y Jos Sal Escobar Andrade, del Partido Demcrata Cristiano. Los otros seis partidos participantes en las eleccio nes del 24 de noviembre no tienen acceso a la mxima instancia donde se toman o demoran las decisiones fundamentales para un proceso electoral transparente. Como deca el lder obrero Juan Barahona, puede ser que LIBRE gane las elecciones en las urnas, pero las pierda en el conteo. A principios de 2013, siete de los nueve partidos inscritos en la competencia electoral acordaron intro ducir el voto electrnico, pero su aplicacin primero fue demorada y luego lisamente rechazada por el TSE y los nacionalistas. El motivo es sencillo: con el voto electrnico se eliminan o al menos se reducen sustancialmente las posibilidades de cometer fraude en las urnas y en el conteo. Entre los dirigentes de LIBRE, todos saban que para impedir el fraude deba haber una masiva parti cipacin en las elecciones. Histricamente, una mayor participacin del electorado favorece a los partidos una organizacin y una militancia motivada para poder despertar a las masas.Quin elige a quin?Con el retorno de Mel Zelaya a Honduras el 28 de mayo de 2011, tras los Acuerdos de Cartagena, comenz una nueva manera de hacer poltica y de organizacin. Las asambleas horizontales efectuadas desde fueron reemplazadas en gran parte por reuniones internas convocadas por los diferentes secretarios de las tarios fueron designados de dedo por el Coordinador General, tanto de la Resistencia como del partido, es decir; Manuel Zelaya Rosales. Despertamos una maana con la noticia que los 24 integrantes de la Comisin Poltica de LIBRE haestatutos subrayan 50-50. No se deca cundo, dnde y qu instancia los haba elegido. Comenz una tendencia interna que sera reforzada hasta las elecciones. En agosto de 2011, en una asamblea del Frente Nacional de Resistencia Popular en la ciudad de Siguatepeque, fue bautizado el nuevo brazo poltico de la Resistencia hondurea y por primera vez sufri Zelaya una derrota visible, pues propuso llamarlo

PAGE 18

18Pueblo Organizado en Resistencia (POR), pero la inmensa mayora de la asamblea opt por Fuerza de Refundacin Popular (FRP). Como dice el periodista del programa radial de la Resistencia, Flix Molina, cia as y era notorio su malestar por no tener la ltima palabra. Posteriormente se tuvo que convocar otra asamblea para cambiar el nombre nuevamente, ya que Andrs Pavn haba monopolizado la palabra Resistencia cuando inscribi su partido en el TSE. Mel tambin era responsable por ese lo con Pavn. Pero es otra historia. Luego faltaba incluir el modelo electoral del bipar tidismo: las elecciones primarias, un sistema que favorece a los candidatos adinerados o que tienen acceso a los medios de comunicacin. Para eso haba que ins taurar algo que no exista orgnica ni formalmente y menos en los movimientos populares y de la izquierda: las corrientes internas. Casi de un da para otro fueron creados el Movimiento 28 de Junio (liberal); Movimiento Resistencia Popular, liberal; Pueblo Organizado en Resistencia, liberal; Fuerza de Refundacin Popular (FRP, movimiento popular y la fragmentada izquierda hondurea) y Movimiento 5 de Julio (intelectuales). El FRP fue la nica corriente que cumpli con los estatutos presentaba su corriente y candidato/a presidencial. La corriente era constituida en primer lugar por los movimientos sociales, sindicatos y grupos de izquierda como la Tendencia Revolucionaria. En las elecciones primarias del 18 de noviembre de 2012, el FRP obtuvo aproximadamente el 30% de los candidatos, quienes carecan por completo de recur sos econmicos, en contraste con los candidatos que se repartieron las tres corrientes liberales. Aparte que el aparato orgnico de LIBRE est con tas registraron inmediatamente que los integrantes del Comando electoral o cargos creados antes de las elecciones, eran casi todos ex ministros, asesores, no de Manuel Zelaya, muchos de ellos acusados por corrupcin. Cul nuevo partido y cual cambio? era la pregunta que se hacan en los medios y canales del golpismo, pero tambin al interior de la Resistencia y LIBRE. Comenz la campaa anti-LIBRE en los medios de corrupcin de sus dirigentes. Y es sin duda una gran carga para LIBRE, el hecho que Zelaya ha sido la persona visible en la campaa electoral desde que arrib al pas el 28 de mayo de 2011. No porque no era importante que el derrocado presidente regresara a sus bases en giras nacionales y organizar los colectivos, sobre todo para convencer a ingresar a LIBRE, sino porque la direccin de la nueva agrupacin debe ser colectiva.Una lder en crecimientoXiomara Castro de Zelaya entr en la campaa cuando faltaba tres o cuatro meses y lo hizo de manera formidable, creciendo como una lder natural cada da. LIBRE reuna decenas de miles de hondure os en los eventos y actos de masas a lo largo y ancho rrollo y crecimiento tanto de los resultados electorales como el desarrollo poltico-organizativo del par tido. Ese es el comentario y la conclusin de muchos depositaron su voto por LIBRE, sino por el candidato del PAC, Salvador Nasralla, un comentarista deportivo, empresario e ingeniero graduado en Chile, conocido por sus cidas crticas al sistema bipartidista en Honduras. No es de extraar que LIBRE heredara del Partido Liberal muchos de los vicios de la poltica tradicional que entorpecieron el proceso de construccin de un partido de nuevo tipo que se distinguiera de los parti dos de la oligarqua hondurea. Repetimos la pregun ta: a pesar que estaba ganando Xiomara las encuestas con 10-12 puntos a su contrincante nacionalista, sera necesitaba LIBRE para ser interpretado como un par tido que representaba el futuro y del cambio y no del Cuando salimos de la catica rueda de prensa el 25 de noviembre, donde LIBRE rechaza los resultados coordinador departamental de LIBRE & FNRP que en dos frases resumi el sentimiento de muchos militantes de LIBRE en estos momentos: Mel ha concentra do todo el poder y el aparato del partido en sus manos e impide o frena todas las iniciativas locales, regiona les o nacionales. Esto tiene que cambiar; si no, no ve mos una perspectiva en la construccin del partido. Para tener xito en comicios electorales, no solo debe haber una organizacin con estructura demo los niveles: estado, departamento y municipio. En un pas donde la extrema pobreza ahoga a 46% de la poblacin y donde el 66,7% de los hondureos son con siderados por la CEPALONU como pobres, la vida co tidiana es muy concreta y reducida a la supervivencia. Por lo tanto, temas como la alimentacin, vivienda, empleo, salud y educacin son los que preocupan a la poblacin. LIBRE, en ese sentido, no se distingua mu cho de los otros partidos, sino que despleg propues tas generales en todos los niveles. Cuando present su

PAGE 19

19 Plan de Gobierno dos semanas antes de las elecciones, ya era tarde: no logr tomar la iniciativa poltica en el debate, sino que la propuesta fue manipulada por los medios corporativos. Y si analizamos los resultados en las elecciones mu nicipales vemos, segn los datos prelimina un hecho en el nivel municipal), que LIBRE solo gana en 36 de las 298 alcaldas, equiva lente al 12%. Si lo comparamos con los 39 de los 128 diputados elegibles (30,4%) que conquist en las elecciones al Congreso Nacional, hay un notable contraste. El Partido Nacional gano 176 de las alcaldas (59%) y los liberales 78 (26%). El tema de la seguridad es tambin fundamental en el pas ms violento del mundo Cada da son asesinados 20 hondureos o 85 por cada 100.000 habitantes, ocho veces el muchos sin perspectiva de estudios o de ingreso a un mercado laboral casi inexistente. La candidata presidencial de LIBRE propuso muy bien la creacin de una polica ragua. Entre tanto, en la otra acera y como un paso adicional para continuar la militarizacin de la sociedad hondurea, impulsada por Estados Unidos y Colombia, el candidato Hernndez promovi y obtuvo mayora en el actual Congreso Nacional para la creacin de un Comando Policial-Militar en donde los 1,500 intecomando se estren en agosto pasado y en la prctica, fue utilizado solo para hacer allanamientos u hostigar en sedes o casas de lderes de LIBRE, de la Resistencia hondurea y de dirigentes sindicales. Pero con la complicidad de la prensa golpista, Her nndez le dio vuelta a la realidad y acus a Xiomara de querer que los militares regresaran a sus cuarteles y La candidata de LIBRE se qued corta en ese debate. Tampoco es de extraar que el 90% de los medios resron una guerra meditica en su contra al estilo salvadoreo en 2004, cuando el candidato presidencial del Los medios golpistas no solo respaldaron sino que protagonizaron verdaderas y sistemticas campaas anticomunistas y antivenezolanas, inventando que con la Refundacin de Honduras tendremos que hacer colas para comprar papel higinico como en Vene algo similar, quizs porque esa propaganda sucia no tiene efecto en la poblacin hondurea, por la sencilla nocimiento sobre los grandes xitos y logros de Nicaragua durante la administracin sandinista es dema siado contundente y conocido en Honduras.Los partidos sucursales tica (UD), la Democracia Cristiana (PDC), Innovacin y Unidad (PINU, socialdemcrata), Frente Amplio Pol tico Electoral en Resistencia (FAPER) y el partido del general golpista Romeo Vzquez Velsquez Alianza rales en las mesas receptora de votos, entregando y vendiendo sus credenciales al Partido Nacional. Esto origin que en muchas mesas haba proporcin de 7-2 contra LIBRE y el PAC. Estos cinco partidos deberan haber tenido por lo menos 32,000 representantes en las 16,000 mesas pero en 78% de esas mesas no consiguieron un solo fueron creados como sucursales del Partido Nacional decir, los cinco partidos hubiesen tenido por lo menos un titular y un suplente en las 16 mil mesas, pues la votacin total, solo con estos integrantes partidarios, habra sido 180 mil votos. Pero fueron menos de 19 mil y si se aplica la Ley Electoral desaparecern como par los recursos econmicos y la chamba.

PAGE 20

20 Partido Votos Porcentaje Nacional 1,131,156 36.80 LIBRE 885,260 28.79 Liberal 623,407 20.28 PAC 415,860 13.52 AP 6,106 0.20 PDC 5,099 0.17 PINU 4,443 0.14 UD FAPER 3,060 0.10 Votos nulos 106,583 3.30 Votos blancos 50,932 1.58 LIBRE no reconoce a Hernndez como presidente manual acta por acta, comparando las actas fsicas con la digitalizada y registrada en el TSE. Segn las pruebas presentadas por LIBRE, los resultados no coinciden y tampoco es de extraar, ya que el Tribunal es elegido por las instituciones y los actores fsicos e intelectuales que Intromisin yankiMuchos comentarios y crnicas han hablado sobre un paralelo entre las elecciones en Mxico en 2006, cuando el sistema dominante en Mxico le escamote la victoria a Andrs Manuel Lpez Obrador. Para Estados Unidos perder Mxico era imposible. La misma mala suerte le pasa a Honduras por su posicin geo estratgica en el medio de Centroamrica y cuyo territres guerras e insurrecciones regionales, desde donde han salido las tropas mercenarias con complacencia de las autoridades civiles y militares hondureas. en las elecciones en Honduras ha sido totalmente paldado y que segn nuestros observadores las elecciones han sido transparentes y respaldamos las declaraciones y las cifras del TSE. Desde Venezuela, el presidente Nicols Maduro elecciones hondureas y declar que las elecciones son un asunto del pueblo de Honduras. LIBRE tiene 20 mil colectivos en todo el pas y el domingo el 1 de diciembre tanto Manuel Zelaya como el lder obrero Juan Barahona, sostuvieron que el par tido, pero sobre todo el Frente Nacional de Resistencia Popular, ahora tiene que reagruparse y encontrar las frmulas polticas y organizativas para responder en acciones concretas a la poltica antipopular y entregobierno de Hernndez. Pero se equivoca Zelaya al expresar en RadioTV-Globo que la oposicin gan el congreso. El bipartidismo quizs ha sido enterrado, pero los restos, los partidos Nacional y Liberal, ante el avance de las fuerzas populares aglutinados en LIBRE, se han unido para frenar e impedir que LIBRE crezca y logre desarrollarse hasta llegar a una situacin similar a lo ocurrido en Bolivia. Evo Morales fund el Movimiento al Socialismo (MAS) en 1997 y fue elegido parlamentario el mismo ao. En las elecciones presidenciales de 2002 obtuvo casi 21%, solo 1,6% menos que El Gringo, Snchez de Lozada, en resultados denunciados como fraudu lentos. En las elecciones de 2005, Evo gan con casi el 54%. En las presidenciales de 2009, Evo Morales au ment su popularidad a 64%. Pero hay que tomar en cuenta que Morales y el MAS fueron protagonistas activos en el derrocamien to tanto del Gringo como de su vicepresidente Carlos Mesa, que lo reemplaz en octubre de 2003. Hasta 2002, la corrupcin y la compra y venta de votos en Bolivia era como en Honduras en 2013. Por eso es tan importante que una de las primeras accio popular, una Asamblea Nacional Constituyente. No sirve parchar el techo cuando el fundamento y la base estn podridos.(*) Periodista de origen sueco, residente en Honduras.

PAGE 21

21 Dick Emanuelsson* _______________Qu lectura tienes de los cuatro aos y medio de la lucha del pueblo hondureo? Realmente ha sido un pueblo resistente durante todo este tiempo. Y adems sa bemos que los sectores que estuvieron detrs del golpe gar la presidencia el mes de enero del prximo ao. Flix Molina (FM): Es increble cmo despus del golpe, efectivamente s hay gente que gan. El sistema bancario hondureo tiene una sper liquidez en medio de la crisis, lo cual es un indicativo de que acumul dinero, aunque no pueda colocar ese dinero, por las altas tasas de inters que cobran y no pueda servir mucho o casi nada a los sectores productivos. Los sec tores comerciantes que son ms agiotistas realmen ron al menos por un tiempo, porque he escuchado en las ltimas horas a Jimmy Daccarett, lder de la Unin Cvica Democrtica, que tiene problemas con el precio del pan y que se le tiene que aumentar. Es decir que gan por mucho tiempo, no estuvo molestando con el precio del pan, pero ahora hacia el cierre de estos cuaY ganaron los agroexportadores, los productores de palma, los azucareros. Tambin los maquiladores, porque tienen un rgimen salarial particular que no fue tocado ni por el salario mnimo de Manuel Zelaya Tenemos razones para celebrarE del 24 de noviembre, entrevistamos a Flix Antonio Molina, director del programa radial Resistencia que se transmite todas las noches de lunes viernes por Radio Globo, y quien ha recorrido todo Hon duras antes del golpe militar, despus del golpe y ahora en plenas elecciones. Entre 2009 y 2012, Molina trasmiti su programa de lunes a domingo, sin descansar un da. Cuando no lo escuchamos por la noche, es porque est por un ro all en el departamento de Intibuc, cerca de la frontera con Guatemala, o est por el otro lado en Olancho, en la costa caribea, o est en Zacate Grande, en el sur del Golfo de Fonseca, que limita con El Salvador y Nicaragua. En la vspera de las elecciones, su agenda est repleta de entrevistas con periodistas internacionales que quieren conocer su visin de Honduras y adems realiza un proyecto con Telesur. Yo tambin quiero agra decer a ustedes por el servicio que nos dan de aproximar la realidad colombiana (el autor es el corresponsal de la agencia alternativa de noticias de Colombia ANNCOL). Creo que ustedes, por lo menos en la prensa digital hondurea, son los que ms seguimiento le dan al proceso de paz en Colombia, ese proceso que es tan intenso, tan urgente, tan sentido para el pueblo colombiano. No podemos sentirlo aqu en Honduras ms bien contndonos cada vez como van pasando las cosas en Nicaragua, nos dice Flix Molina. Durante una hora, convers con nosotros y ha sido una buena clase para quienes vivimos en Honduras. en diciembre de 2008, y tampoco ha sido tocado por las nuevas negociaciones, y tienen un rango como de cinco aos en que no van a entregar maquila. Los militares hondureos tambin ganaron porque recuperaron por lo menos doce instituciones de las que haban sido desplazados con las reformas de los aos 90. Y adems porque se ve que recibieron dinero, porque tienen protagonismo poltico y porque les inscribieron un partido en la competencia electoral.Tambin gan el puebloEs decir, hay algunos ganadores pero yo pienso que tambin el pueblo de Honduras es ganador. No quisiera poner a la ciudadana hondurea como perdedora. No obstante, aument el empobrecimiento, aument la violencia como una conducta del Estado para caulos impuestos, con el paquete legislativo la ciudadana formalmente pierde, con la inseguridad, encuevndola y obligndola arrinconarse con portones de metal. Sin embargo, en otra parte, la ciudadana gan porque hoy el hondureo y la hondurea promedio compara informaciones, mira de modo distinto los medios tradicionales de la oligarqua que dio el golpe. Flix Molina

PAGE 22

22La gente quiere ms poesa siento yo, la siento ms encachimbada como decimos en las reuniones. El menos, levantaba la mano menos, ahora es bastante poco probable que en una reunin alguien no diga lo que piensa. Y lo dice de modo que lo escuche todo el mundo. Creo que eso es maduracin poltica. Adems, me parece que Honduras gan en su relacionamiento internacional. Antes del golpe yo la poblacin negra, los liderazgos sociales, las organidel pas bien poco; despus del golpe, uno encuentra delegaciones de hondureos en Madrid, en Bruselas, en Washington, en las principales capitales del mun do, buscando incidir en las decisiones. Me parece que esas son ganancias que tal vez no se capitalicen ahora, pero que darn una nueva perspectiva de un pas que resisti el golpe con madurez poltica, con creatividad artstica y con dignidad humana sobre todo. de los bancos nacionales, la industria exportadora, maquiladora, y algunos otros grupos de la alta bur guesa, de la alta oligarqua son los ganadores de estos casi cuatro aos? FM: Pues econmicamente uno mira que s, porque tarle dinero a un estado roto, frgil, altamente vulne rable, si coloc en el estado ms de 70 mil millones de lempiras en tres aos y medio, es porque tena donde meter la mano. Para sostener el Estado bajo el brazo? FM: Exactamente, porque si no hubo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, sino no hubo crditos concesionales a Honduras en los ltimos cuatro aos, pues entonces cmo se iba a sostener el estado, sino con la banca privada que haba participado de algn modo exportacin al mercado estadounidense, los empresarios de palma africana ms bien hablan de expandirse cultivando cien mil hectreas adicionales el prximo y habr que pedirles cuentas en algn momento, de cmo es que mientras el resto de la poblacin se empobreci, ellos se enriquecieron tanto. Esa es la perversidad de este sistema y no lo vamos a ignorar.La injerencia yankiSobre el papel de la embajada estadounidense en Tegucigalpa y del Departamento de Estado en ge neral. Sabemos que en junio de 2009, el embajador de Washington en esa poca, sostena siempre reuberal, incluso trat de invitar a Manuel Zelaya para que el bipartidismo que ha gobernado este pas du rante 110 aos, no se rompiera ante el surgimiento del Frente Nacional de Resistencia Popular. FM: No fueron tan pblicos los esfuerzos del emtruir el Partido Liberal, reconociendo que el golpe fue bsicamente un autogolpe liberal. Intent reunir a Carlos Flores con Jaime Rosenthal, con Jorge Arturo Reina, con Edmundo Orellana, Carlos Eduardo Reyna, inclusive liderazgos visibles de la resistencia liberal, en aquel momento, pues era el reconocimiento de que si una pata del bipartidismo, como decimos nosotros, si un hermano del otro gemelo est en problemas, pues el otro va empezar a llorar tambin. Para Estados Unidos, descomponer el bipartidismo es descomponer el sistema que ha funcionado bien para ellos y se vio claro que ese fue el esfuerzo que hicieron, de darle un reconstituyente, un neurobion poltico al Partido Liberal un ao despus del golpe; pero siento que no lo lograron. Para ellos (EEUU) descomponer el bipartidismo es descomponer el sistema que ha funcionado bien para la United Fruit Company, la Cuyamel Fruit Company, para la Texaco, para las transnacionales de los Estados Unidos en Honduras. Estados Unidos no ha cesado. De hecho, a pocos das claraciones abiertamente intervencionistas, creando la tan temerarios como que Honduras no tendr resultados el primer da tras la eleccin, como denunci Dana Franco, una acadmica estadounidense, a pocos das

PAGE 23

23 convengan a sus intereses geoestratgicos. Ya tuvimos y Manuel Zelaya. En la madrugada del 25 de noviembre del Tribunal en aquel momento, se anticipa a toda posibilidad de espera y declara ganador a Manuel Zelaya todava durante todo el gobierno de Zelaya, que l era el presidente de Honduras. Pero como hay negociaciones y acuerdos que no siempre la sociedad puede saber, Estados Unidos me pareci sper protagonista en el 2005 pretende comportarse como el hermano mayor, o como deca Dana Franco, como la mam que quiere sacarle la regla a los nios malos. En Venezuela, donde hubo un resultado estrecho en las elecciones presidenciales de abril pasado, el seha querido reconocer al Presidente Nicols Maduro, que quien pierde con un margen estrecho, tiene que reconocer el resultado. Son dos pases, dos elecciones donde tienen diferentes posiciones. FM: Como vimos tambin la posicin del Departa mento de Estado y del Pentgono en el rompimientos institucional de 2009 en Honduras. El representante de Estados Unidos conden el golpe, el Departamento de Estado lo hizo de un modo, pero lo hizo; sin embar go es claro que la lnea del Pentgono, el canal polti co militar a travs del Comando Sur, retras al mximo su valoracin, y eso permiti que Estados Unidos, segn la legislacin interna, no cortara todo con el estado hondureo y por tanto siguieron haciendo tante lo que haba pasado, EEUU aument sus bases militares, la presencia de agentes de la DEA, del FBI, de la polica de fronteras y del personal poltico de la doble discurso. Cuatro aos es poco para un proceso de maduracin. He visto a la poblacin del litoral Atlntico, del occidente, poblacin indgena campesina, poblacin indgena del sur, poblacin campesina produc tora del oriente en Olancho, El Paraso, profesionales en Francisco Morazn, indgenas en Santa Ana, Intibuc con sus luchas territoriales, y en general hay un proceso de maduracin incipiente. Son las bases de formacin poltica, con ms recursos para su movili dad, mas movilizacin tambin.Democracia internaSabemos que han tenido una situacin crtica durante estos cuatro aos, sobre todo despus que surgi la viejo bipartidismo prevalecen, sobre todo en los sectoFM: En este proceso nos ha tocado tambin ser autocrticos y a veces nos ha tocado decir las cosas que no necesariamente nos dan paz, ni salud emocional, pero hay que decirlas. Yo veo de ms a menos el proceso democrtico interno. Me gustaban, aunque eran imperfectas, aquellas asambleas de los sectores, de los movimientos, de las regiones, aque llas asambleas de los departamentos; era lo que deria, que no era la prctica en el Partido Liberal. Los polticos tradicionales, como sabemos, vienen a una reunin, la observan, entran o a la mesa principal o la periferia, estn cinco o diez minutos y se van. No hay la vocacin como deca el Che mantnganse reunidos hasta cansarse. La prctica de la poltica tradicional es cansarse en la asamblea, es ver cmo va la cosa, asegurar el amarre de la decisin. Luego vinieron las grandes asambleas que nos gustaron meses despus la de Siguatepeque, que mostraban a una resistencia en trnsito a un partido de modo muy vivo, y yo recuerdo claramente que Manuel Zelaya tuvo que enfrentar el nacimiento de un nuevo tipo de ciudadanos y ciudadanas en Siguatepeque. Ah prendi tambin la decisin del nombre. FM: a la Resistencia con la que no haba convivido personalmente, sino a distancia, y pretendi imponer Pue blo Organizado en Resistencia (POR) como su nombre para el partido, y la asamblea lo derrot. Despus de una media hora intensa que conservo grabada porque es un documento para la historia en el que recurri a todo, incluso con la amenaza de irse, tuvo que producirse una reunin tensa en un cuarto aparte, donde estaban Patricia Rodas, Enrique Flores, Carlos Echeverry, Juan Barahona, la dirigencia social y ah le explicaron cmo era la cosa en la Resistencia. Como l haba estado prcticamente exiliado todo ese tiempo en Repblica Dominicana, despus del golpe, haba sido un tiempo en el que no le tom el pulso a la Resistencia brava, deliberativa, no obediente, no ver tical, sino procurando tomar decisiones horizontales. Realmente eso me preocup a m como periodista, por derazgo vertical y un cacicazgo poltico de ascendencia

PAGE 24

24sobre la masa, que no queramos en el aquel momento. Pero l entendi y comprendi aqul momento. Luego vino la organizacin del partido en comilas identidades de un pueblo que formaba parte de su dinmica, inclusive integrando un comit poltico. En uno le gustara ver, consciente de que la poltica son las identidades y consciente de que su vida interna de mocrtica es esencial para mantenerse en una trenza con lo social. Pero luego empezamos a mirar que eso se fue dilu yendo hasta llegar a las elecciones generales con una gran ascendencia de Zelaya sobre la toma de las decisiones principales. Incluso creo que l llego a pedir discrecionalidad para tomar las decisiones con la menor consulta posible, como se vena haciendo. Creo que este llamado de atencin tendr que hacrselo para volver a la vida democrtica deliberativa del partido, fueron separando de las prcticas y de las dinmicas democrticas de la base social.Tareas de la ResistenciaY esto plantea el reto tambin de que el partido no se coma al Frente Nacional de Resistencia, que no se lo decimos aqu, y no quisiramos ver la experiencia de El Salvador. Me dio mucho dolor ver cuando vino Barack Obama a El Salvador y fue a la tumba de Monseor No hay que hacerle bulla al presidente, tranquilos. No me gustara ver a un movimiento social que sea obe diente, sino deliberante, la verdad. Creo que ms bien los polticos de larga data deben comprender que la vida futura potente del partido descansa en no elimi tacristianos. Yo creo que la resistencia es la incluyente y el partido la punta de lanza del cambio poltico. Pero no hay que descuidarlos. No s cmo lo vamos hacer, pero espero que en 2014 tengamos ms tiempo para este debate. rea para el Frente en el caso que hubiera un gobierno de FM: Creo que la primera tarea del Frente es mar carle al partido, como lo haca en el ao 2011, la agen da de lucha social que es esencialmente una agenda tener la educacin como un bien pblico; defender los territorios donde vive la gente; blindar los bienes comunes de la naturaleza, que el agua no se compra ni se venda, que sea un derecho humano; la agenda de los tratados comerciales que ponen en riesgo la soberana del pas, demarcar claramente los TLC con el norte del continente, como el acuerdo de asociacin con Europa, pero tambin los tratados con el sur del continente. Yo entiendo que hay una indicacin estratgica del Frente al partido y recuerdo que era unos ocho puntos de esa agenda. Creo que esa es la primera tarea para diciembre de 2013, 2014 y los aos que vienen; un Frente marcando siempre la agenda poltica desde la base de la sociedad, que el partido no olvide el contrato social nuevo, que no olvide el nuevo tipo de integracin con el mun do que la sociedad hondurea quiere tener, que el par tido no olvide que la lucha contra la corrupcin no es de Nasralla, ni del Partido Anticorrupcin (PAC), sino que es un valor transversal del proceso de cambio poltico que propone la Resistencia, un partido tirndole de la camisa, un Frente tirndole de la camisa al par tido cuando se desve, un Frente recordndole al par tido que los acuerdos, que los dilogos que las negociaciones son inevitables en un proceso poltico pero que debe ser a luz del sol sobre la mesa y no acuerdos oscuros evadiendo a la gente. Me gustara ver un Frente Nacional de Resistencia haciendo formacin poltica, porque una de las fuerzas de la lucha hondurea es su enfoque de lucha de clases, en no perderse de que los problemas principales de Honduras son la desigualdad, el empobrecimiento, la impunidad y la falta de un estado de derecho. Entonces, un Frente recordndole a centrales. Inclusive, una tarea importante en caso de que el partido est en peligro de una embestida de la derecha golpista que le impida desarrollar su agenda, que tengamos un Frente acompandolo, un Frente defendindolo en funcin de la agenda poltica. que escuchaba una convocatoria del Frente Nacional, la estrategia electoral; pero despus de las elecciones como dice Ruy Daz, all en San Pedro Sula hay que seguir caminando, reconocer que somos caminantes, pero no caminantes pasivos ni con la mochila tes; somos la fuerza movilizadora y transformadora de este proceso. Esto implica por supuesto una renovacin de liderazgo del Frente Nacional de Resistencia. Quizs no entiendo mucho cmo la conduccin del Frente la pueda hacer un ministro o un diputado, porque enton ces ya tendramos problemas entre el poder social y el poder poltico para decirlo de algn modo.

PAGE 25

25 El ejemplo de Nicaragua enero 2007 son obvias incluso para los mismos industriales hondureos, golpistas, que ahora haciendo referencia al desarrollo econmico de Nicaragua, que ha sido y sigue siendo uno de los pases ms pobres, pero que ha tenido tantos xitos que han sido reconocidos por todos los organismos econmicos internacionales. Claro, ese pas se ha abierto hacia el sur, ya tiene un mercado comercial en Venezuela, en el grupo del Alba y ser esa para un nuevo gobierno de Xiomara Castro? FM: Creo que sera imperdonable que en esta experiencia hondurea no indaguemos y no copiemos, para la Polica y el poder poltico nicaragense enfrentaron el estado. Pues en Honduras tenemos a los Cachiros y al Chapo Guzmn distribuyndose en el territorio y en los partidos, y en los grupos econmicos del pas. Y respec to a la poltica de Estados Unidos, tambin acabamos en la dinmica de los partidos y en la dinmica del sec tor privado hondureo, por una falta de polticas claras Es el nuevo grupo que compite en condiciones abier tamente desiguales con los otros grupos, con informacin, con tecnologa, con poder de fuego, con recursos, de cmo mantener a un estado saludable frente a este otro estado paralelo del poder de la violencia. El otro elemento que hay que copiar es cmo hicieron para te ner una polica amistosa con la ciudadana, una polica que no est omnipresente, encima de cada ciudadano. No con un militar en cada esquina, como lo quiere el reFM: No, no eso no es lo que Adolfo Facuss a quien all en Managua. ANDI fue una de las organizaciones de la Empresa Privada), la Asociacin de Maquiladores y te el golpe, que estaban en una sola lnea golpeando representa el punto de quiebre en el sector privado, desmarcndose de las posiciones de Aline Flores y del COHEP, que abiertamente est con el planteamiento Facuss fue a Nicaragua y l est claro que si la inversin no tiene reglas claras en Honduras, ah est Nicaragua noms al otro lado para llevar su capital y encontrado las puertas abiertas y ver los otros elementos de la seguridad que nosotros deseramos ver y tranquilos en canchas de bsquetbol, en canchas de futbolito en la noche; vio a gente caminando, paseando y disfrutando las peatonales, esa es la seguridad; y vio seguramente lmparas encendidas, a vecinos preocupados por reparar lmparas cuando se queman y vio a un Estado listo a poner la lmpara. Esa es la seguridad, no el montn de policas encima de cada ciudadano. Creo que otra leccin que hay que aprender de Nicaragua es su capacidad de relacionamiento creativo con el mundo. Nicaragua no solo se ha relacionado bien con Petrocaribe, con el ALBA, con CELAC, do inteligentemente y con dignidad frente a Estados Unidos. Yo he visitado Europa en los ltimos cuatro aos en tres ocasiones, y encuentro a nicaragenses, cisiones en Bruselas, en Berln, en msterdam, en La Haya; ah hay nicaragenses incidiendo poltica y econmicamente para su pas, permanentemente, gente que habla tres idiomas, que moviliza recursos y voluntades para Nicaragua. Creo que esa experiencia tenemos que aprenderla en Honduras. Honduras tiene que hacer una escuela de cuadros, una generacin completa para sacar a la Honduras del

PAGE 26

26pueblo, o para sacar al pueblo de Honduras a la humanidad; eso lo sugerira entre las lecciones que nos est dando Nicaragua, adems de una poltica que se centra en las personas. Si una familia con una vaca o unas gallinas que ponen huevos, con un pedazo de tierra e diferente, y eso le resulta en un paso para dar otro paso, y es feliz construyendo una vida distinta por sus propios corrupcin, sin exclusin poltica sectaria, con acompaY sobre todo tambin un dialogo inteligente con los opuestos. Me parece que para que el Cardenal Obando y Bravo haya pasado de ser un crtico brutal contra Daniel Ortega a ser un acompaante suyo en la entrega de ttulos de tierra; entonces quiere decir que alguien hizo bien las cosas, no solo Rosario Murillo, no solo Ortega, sino pues un comportamiento de clase. Ah los evanglicos y catlicos de la jerarqua estn peleando para estar presente justamente en los diferentes eventos con Daniel Ortega y Rosario Murillo. Est claro que el Frente Sandinista tiene una base social fuerte con el pueblo y perder esa base tambin es peligroso entre evanglicos y catlicos. FM: Eso hay que aplicar para Honduras porque la es la peor en el proceso del rompimiento institucional, pero obviamente Honduras tiene credos, tiene espiri que por ahora no tenemos muy claro cmo hacerlo.Cmo ves la campaa electoral en este momento? Aparentemente va muy bien, todas las encuestadoras daban hace un mes la victoria con un margen del 10 y 12% a Xiomara Castro. Y cmo ves la reaccin por par del Partido Nacional, que ha sido muy agresivo e incluso tiene de asesor poltico a JJ Rendn, el venezolano que ha asesorado a Juan Manuel Santos y otros represen FM: La campaa actual en Honduras est bien clara. Yo dira que hay perdedores y hay ganadores desde antes de las elecciones. El Partido Liberal es el primer perdedor los periodistas de mercadotecnia poltica no levanta. Y es que no poda levantar el partido cuyas bases se deslizaron a una postura anti golpista, porque haban credo por dcadas que formaban parte de un partido que no daba golpes de estado, haban credo que formaban par te de un partido que no se aliaba con los militares para iniciativas violentas; pues darse cuenta que los Santos, los Michelettis, los Flores, los Facuss, se implicaron en el golpe, esa corrida de sus bases represent hace cuatro aos el inicio de la muerte del partido. Y ahora como le canta Macario, el no vidente de los ex liberales solo falta la tumba para enterrar a ese partido. Otro perdedor lamentablemente es Salvador Unidos el fenmeno Nasralla. Se convirti ya a dos se puso a debatir, a discutir innecesariamente con los peores candidatos de la contienda electoral, disminu yendo as la construccin tal vez de la mnima serie Romeo Vsquez Velsquez y los militares que creen que pueden ir a todas. Pierden los militares que creen que pueden estar en las calles como policas de Juan Orlando. Pierden los militares que no entienden que les dieron instituciones para administrarlas en el poque no entienden que al formar parte de la campaa obedientes y no deliberantes y se convierten en procio, ya son perdedores los militares.

PAGE 27

27 El liderazgo de XiomaraXiomara Castro se ve que ha ido de menos a ms. Al inicio estaba muy atada a las decisiones de Zelaya, se miraba un Zelaya couchndola cada vez en el odo como tirndole la lnea, como decimos los periodistas y luego fuimos viendo que el equipo de anlisis de la campaa cedi a nuestros sealamientos de suelten sola, siguiendo la estrategia electoral y creciendo. Las concentraciones, que llamamos asambleas colectivas del Partido Libre, en los departamentos y en las regiones son de menos a ms. El voto popular en Honduras lo vamente ella gana la eleccin de modo claro. Lo que no est claro es cmo har LIBRE teniendo el gobierno en Creo que ese es el gran tema que vamos a tener que los ltimos cuatro aos. El poder se corri al Congreso. Peor an: el poder se corri a los electores ocultos, a la a los que deciden a quien desmembrar en este pas. Y el poder se volvi a correr en parte al Estado Mayor donde est Osorio Canales (Jefe de las Fuerzas Armadas). Pero podemos recuperar el poder con una estrategia de relacionamiento inteligente de Xiomara con el munrecto de Xiomara, le dira vamos primero con Brasil, luego le dira en segundo lugar vamos al sur este asitico y amarremos una relacin digna y clara con los chinos, luego le dira vamos con todo por CELAC, UNASUR, ALBA, Petrocaribe, vamos a este grupo del Sur con claridad de lo quiere Honduras, para involucrar al pue blo de Honduras en esa estrategia de relacionamiento con el mundo. Para aislar los planes de la embajada? FM: Decirle a Estados Unidos: ustedes son impor tantes para este pas, ustedes tienen casi un milln de presentan casi 3 mil millones de dlares anuales; ustedes son importantes porque all estn las fuentes per manentes de nuestras familias, porque han tenido una relacin histrica, pero ustedes no son los nicos con los que queremos tener relaciones. No queremos re laciones econmicamente dbiles y militarmente ava salladoras; no queremos unas relaciones polticamente avasalladoras y socialmente pobres. Queremos con ustedes relaciones? S. Esa sera la cuarta para da: Washington con Xiomara, dicindoles claramen te a ellos que el pueblo de Honduras quiere tambin otros relacionamientos, no quiere solo las pelculas de Hollywood, quiere solamente el basquetbol y el beisbol de las ligas de Estados Unidos, no solamente queremos los hot dogs, queremos como pueblo tambin conocer otras realidades culturales; me parece que LIBRE debe desatar la movilidad del pueblo hondureo en todo el planeta. Yo quisiera ver generaciones enteras de estu diantes hondureos en Japn, en China, en universidades europeas, quisiera que el pueblo de Honduras, viva la experiencia, de todo el planeta y no solamente de Miami, Los ngeles, California, Chicago, Houston, crselo a ellos. ba al gobierno, era la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Realmente, si el congreso est domi FM: Tendra, por lo que yo he escuchado, dos opciones Xiomara: una es iniciar un dialogo inmediato para el consenso con todos los actores. Y el sector privado es un legalmente no lo sea porque el proceso del nuevo pacto es de nosotros los hondureos. Pero lamentablemente hay que hablar con Fito Facuss, con el to Mike, con con Freddy Nasser (todos ellos, poderosos oligarcas). Pero hay que decirles lo que el pueblo de Honduras entiende por un nuevo pacto social y poltico. Es comenzar dicindoles que la Constitucin de 1981 ya no es un consenso que sirva para armonizar la economa, para el crecimiento social del pueblo de Honduras. Hay que decirles que no pueden seguir concentrando la tierra, la informacin, el conocimiento, ni los medios. Hay que decrselos de modo que no queden adivinando qu es lo que quiere el pueblo de Honduras en la Constituyente; y ver en qu vamos a ponernos de acuerdo y cmo lo vamos a hacer. Cul sera la reaccin por la parte guerrerista que de todas maneras todava tiene mucho poder? El apa rato golpista sino est intacto, est bastante bien preservado. FM: Creo que la reaccin ya la estamos viendo. Juan Orlando les dice los voy a contratar y les voy a pagar el salario mnimo, est diciendo que por esa va va aumentar el nmero de efectivos militares. Cuando Naciones Unidas ha dicho en febrero pasado, que en Honduras hay 760 empresas privadas de seguridad,

PAGE 28

28ms o menos 130 mil hombres armados en el sector privado que cuidan el capital, nos estn diciendo que hay muchas fuerzas militares activas en el pas que pueden reaccionar.Lucha, represin, esperanzaComo ocurri en la casa de Edwin Espinal, dirigente de la Resistencia, donde llegaron agentes de Inspecciones Oculares, de la Direccin de Lucha contra de la Direccin Especial de Investigacin Criminal, de la Polica Preventiva, la Polica Militar, del Ministerio Publico. O sea, lleg todo el aparato que se activara en una situacin de nuevo rompimiento. Ah vimos a todos los protagonistas de ese esquema que estn formando. La compaera de Espinal, tambin dirigente de la Resistencia, fue asesinada durante el bombardeo de gases lacrimgenos contra la multitud el 22 de septiembre 2009, cuando Zelaya haba rediplomtica. Espinal era cabeza de movilizacin en su moto, con la motorizada del Frente de Resistencia. Fue un chico que estuvo cuando Zelaya vino a Ocotal (Nicaragua), fue fichado por la polica. Vivi un ataque de gas pimienta en su colonia de Flor del Campo hecho por la polica y ciertamente vio morir a su novia Wendy vila, que padeca asma y que recibi una sobredosis de gas lacrimgeno en el desplazamiento de la gente la madrugada del 22 de septiembre Edwin libraba una batalla contra la gente de Ricar do lvarez y las instalaciones deportivas que con la furia de Honduras en el mundial de Brasil, est privatizando todas las canchas de ftbol comunitarias de la capital hondurea y Edwin se opona a la cerca y a la privatizacin de la cancha de la Flor del Campo, en donde costar a partir del prximo mes 3,000 Y l haba hecho pintas alrededor de la cancha, que lonias del pas, como vos sabes. Y acabaron tirndole toda la estructura militar. Para m esa experiencia representa la multiplicidad de actores represivos que han creado en el ltimo ao principalmente, y que no dudaran en echarla encima de la gente en una circunstancia particular. todas las instalaciones de los batallones. Como sabementando 700 habitaciones para 700 personas ms. En la base de Palmerola, Soto Cano, est la pista de Es obvio que la presencia militar estadounidense aument en relacin directa con las fuerzas armadas y ese es un esquema contradictorio a un pueblo que crece en democracia, en participacin poltica, es una lnea en contrario a un pueblo que va romper el rcord de participacin electoral de los ltimos treinta aos; donde la desafeccin, la desilusin de la gente respecto al sistema de partidos y a la participacin electoral era tal que ya haba sobrepasado el 53% de abstencin en la ltima eleccin del 2005. Y ahora la tendencia es de un pueblo participando en ms de un 85% en el proceso electoral. Esto es como en una contrava, un montn como le llama Fito Facuss de Robocops por un lado, y en el otro lado un pueblo alegre por el cambio poltico y la expansin democrtica, y estos viniendo en con trava por el autoritarismo, la violacin de derechos humanos, el control. Es una sociedad en la que los mi litares estn en contrava porque no voy admitir que el pueblo est en contrava en este momento, son ellos los que hay que pararlos y regresarlos, ensearles por donde es que va el camino. Ciertamente esta es la competencia electoral ms desigual que tendremos en la historia del pas. Con tan solo entrar a Honduras, solo se mira tapizada la nacin tica. El partido LIBRE no est retratado, no lo van a ver en la carretera, no lo van a ver en los postes de energa elctrica, no est en las paredes: est campaa, est movindose en una forma invisible, silenciosa pero brutalmente, con paso adelantado, la gente lleva la campaa. Es increble cmo vamos a vivir una competencia sper observada. Sin duda alguna eso es muy importante. Esperemos que haya razones para celebrar las pe queas victorias, porque la Resistencia y LIBRE, ya ga naron, pero han ganado sin celebrar todava. Ya tiene victorias adelantadas. Hay que ver que las victorias sean mayores y detenernos a celebrar.(*) Periodista de origen sueco, residente en Honduras

PAGE 29

29 sociedadEquipo de Tortilla con Sal _________Cuando ocurre una epidemia tan agresiva como el dengue, las metforas de guerra o bata lla de ninguna manera son una exageracin. La Organizacin Mundial de Salud report que endengue en Centro Amrica aumentaron en un 75% ms que durante el mismo perodo en 2012. De hecho, Amrica Latina batir en 2013 su rcord histrico en cuanto a casos de dengue, que en la regin ha matado este ao a ms de 1,000 personas y afectado a ms de 2 millones sin que los expertos vislumbren el desarro llo de una vacuna. miolgica para el dengue, se est teniendo cifras por encima de los 2,1 millones de casos. Es la cifra ms alta que hemos registrado en la historia, segn declar el mdico Jos Luis San Martn, asesor regional para el dengue, de la Organizacin Panamericana de la Salud. do cuatro tipos del VIRUS (serotipos). Son conocidos como DEN, DEN, DEN y DEN. Cada serotipo tiene diferentes genotipos. Las personas pueden de sarrollar inmunidad contra el serotipo del virus que les afect pero de forma temporal, sin embargo esa inmu ocurre una segunda infeccin por otro serotipo, sta puede conducir a las formas ms mortales del dengue que provocan el sndrome del shock y el dengue grave, que antes se catalogaba como dengue hemorrgico. El dengue grave tambin se puede presentar desde la primera vez que es infectada la persona, sobre todo por el serotipo DENII, con un cuadro de dengue que como en cualquier otra infeccin viral, aumenta la frecuencia y severidad de las infecciones bacterianas secundarias, lo que aumenta la mortalidad. A pesar de intentos de las empresas farmacuticas, sible vacuna, todava no se ha desarrollado un remedio sus vectores es la nica defensa segura contra esta endisminuye las posibilidades de muerte. El factor ms importante que facilita la propogacin del dengue es la falta del control sobre las fuentes de desarrollo de la enfermedad que son los criaderos de los mosquitos. Esto ha sido ligado a la falta de planificacin urbana por la falta de sanitacin adecuada que le El Modelo, clave para vencer al dengueacompaa, la proliferacin descontrolada de la basura y la inadecuada cobertura sanitaria. Distintos el control o eliminar los virus del dengue. Hay grandes esfuerzos de los pases pero no hay una correlacin entre esos esfuerzos y los resultados. La falta de adecuados sistemas de saneamiento y de recoleccin de basura en comunidades superpobladas y pobres, unidos a la infinidad de potenciales criaderos cualquier almacenamiento de agua que el ser este pequeo asesino multiplicarse.El dengue mataSe trata de un fenmeno altamente mortal, capaz tos entre amplios sectores de la poblacin. A nivel mundial, el dengue es la enfermedad ms comn de las enfermedades arbovirales, aquellas transmitidas principalmente por insectos como los mosquitos. Est presente en aproximadamente 112 pases en el mundo con una poblacin de alrededor de 3 mil millones de personas. Afecta principalmente a las zonas urbanas y suburbanas. Fue hasta el inicio del Siglo XX que se prob que el dengue se transmite por el mosquito Aedes Aegypti, de menos de un centmetro de longitud. Tambin puede ser transmitido por el mosquito Aedes Albopictus que es ms resistente al fro. Ha habido un aumento dramtico de su prevalencia en Amrica Latina y el Caribe. El dengue se transmite a travs de la picadura a un ser humano de un mosquito hembra de la especie

PAGE 30

30Aedes, que vive en casi todas las zonas tropicales y subtropicales del planeta, infectado por alguno de los cuatro virus del dengue. Tras un periodo de incubacin del virus que dura entre 4 y 10 das, un mosquito infectado puede transmitir el agente patgeno durante toda la vida. Las personas infectadas son las portadoras y multiplicadores principales del virus, y los mosquitos se infectan al picarlas. El mosquito Aedes aegypti vive en hbitats urbanos y se reproduce principalmente en este se alimenta durante el da; los perodos en que se y el atardecer, antes de que oscurezca. En cada perodo de alimentacin, el mosquito hembra pica a muchas personas. Tras la aparicin de los primeros sntomas, las personas infectadas con el virus pueden transmitir la infeccin (durante 4 o 5 das; 12 das como mximo) a las mosquitas Aedes que los pican. Los sntomas aparecen transcurridos entre 3 y 14 das tras la picadura infecciosa. La enfermedad se ma nios pequeos y adultos. Los sntomas varan, desde te con dolores de cabeza intensos, dolor en la rbita de tos, hemorragia) es una complicacin potencialmente mortal que afecta principalmente a los nios. El diag nstico temprano y una buena atencin clnica a cargo de mdicos y enfermeras con experiencia aumentan la supervivencia de los pacientes. El dengue grave es una complicacin potencialmente mortal porque cursa con extravasacin de toria, hemorragias graves o falla orgnica. Los signos que advierten de esta complicacin, se presentan entre 3 y 7 das despus de los primeros sntomas y se acompaan de un descenso de la temperatura corporal (menos de 38 C) y son los siguientes: dolor abdominal intenso, vmitos persistentes, respiracin acelerada, hemorragias de las encas, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vmito. Las siguientes 24 a 48 horas de la etapa crtica pueden ser letales; hay que brindar atencin mdica para evitar otras complicaciones y disminuir el riesgo de muerte. No hay dengue grave, la asistencia prestada por mdicos y enfermeras que tienen experiencia con los efectos y la evolucin de la enfermedad puede salvar vidas y reducir las tasas de mortalidad de ms del 20% a menos del 1%, para lo cual es decisivo mantener el volumen de los lquidos corporales. El dengue es la enfermedad viral transmitida por artrpodos de mayor morbilidad y mortalidad en el mundo. La Antrtida es el nico continente donde el dengue no ha estado presente en tiempos modernos. En las ltimas dcadas ha aumentado enormemente la incidencia de dengue en el mundo. Ms de 2 mil 500 millones de personas ms del 40% de la poblacin mundial estn en riesgo de contraer el dengue. La OMS calcula que cada ao se producen entre 50 millones y 100 millones de infecciones por el virus del dengue en el mundo. Cada ao, unas 500 000 personas que padecen dengue grave nios en una gran proporcin necesitan hospitalizacin. Aproximadamente un 2,5% fallecen.Desde tiempos antiguos ha habido referencias a las medades reportadas por fuentes en Asia y en frica. La Enciclopedia China de Sntomas del tercer siglo DC tico con caractersticas muy similares al dengue. Se supone que el desarrollo del imperialismo europeo y el comercio martimo facilitaba al mosquito portador del dengue trasladarse a otras partes del mundo, incluso al Caribe y Amrica Latina. escribi un relato de una epidemia en Philadelphia en en uno de sus pacientes. En los siglos XIX y en el XX antes de la Segunda Guerra Mundial, se reportaban brotes espordicos del dengue cada 10 30 aos. La incidencia de la enfermedad se extendi mucho durante la segunda mitad del Siglo XX debido al caos guerras de la poca as como por el aumento exponencial en el comercio global. La expansin de la enfermedad en el mundo tambin incluy su desarrollo en nuevas for mas todava ms mortales como el dengue grave, que apareci en Asia en los aos 50 del siglo pasado. La primera epidemia con dengue grave se report en Manila, capital de Filipinas, en 1953. Los fallecimientos por dengue provocados por el sndrome de shock empezaron a aparecer en Amrica Latina en los aos 80. La primera epidemia de dengue grave en las Am ricas ocurri en Cuba, en 1981, cuando la poblacin de la isla sufri cientos de miles de casos del dengue. Hubo 24 mil casos de dengue grave y 10 mil casos del dengue con sndrome de shock. 158 personas fallecieron. Antes de 1970, solo nueve pases haban sufrido epidemias de dengue grave. Sin embargo, ahora la enfer medad es endmica en ms de 100 pases de las regiones de frica, las Amricas, el Mediterrneo Oriental, ms gravemente afectadas son el Asia Sudoriental y el

PAGE 31

31 aumenta a medida que la enfermedad se propaga a nue vas zonas, se estn produciendo brotes epidmicos de carcter explosivo. En 2008, en las regiones de las Amricas, Asia Su dos por los gobiernos a la Organizacin Mundial de la Salud (OMS). En fecha reciente el nmero de casos las Amricas; 49 mil de ellos fueron de dengue grave. Si bien la enfermedad afecta a habitantes de zonas tropicales y subtropicales, Europa ya se enfrenta con la posibilidad de brotes de dengue y la transmisin primera en Francia y Croacia en 2010, y se detectaron casos importados en otros tres pases europeos. En un brote de dengue registrado en 2012 en el archipilago portugus de Madeira se contabilizaron ms de 1,800 casos. El cambio climtico es otro factor que sin duda afecta el desarrollo de la enferme dad. En abril 2007 el Panel Interguberna mental sobre el Cambio Climtico conclu y que el calentamiento global y el Cambio Climtico provocaran un aumento en el dengue y otras enfermedades tropicales. departamento de Control de Vectores del ras en los ltimos aos a nivel mundial hace que el ciclo de vida desde el huevo hasta adulto del mosquito, que es de entre 9 y 11 das, ahora sea entre 7 y 9 das... esos (...) se tienen alrededor de cinco a seis ciclos de vida ms del mosquito.Amrica LatinaLos cuatro serotipos del dengue estn circulando en las Amricas. Los especialistas han percibido el desarrollo de un patrn del dengue con cada vez ms frecuencia y con ms y ms incidencia del dengue grave. En aos recientes, ha habido serias epidemias tanto en Amrica del Sur como en Amrica Central y el Caribe. Desde 1995 a 2012, ms de 30 pases de la regin han notificado un total de 10 millones 448 mil 361 enfermos y los casos graves en el mismo perodo, sumaron 238 mil 224. El total de fallecidos por dengue desde 1995 a 2012 (SE36) fue de 4,816. Actualmente, hay severos brotes de la enferme dad en Paraguay, Dominicana, Colombia y Brasil. La Organizacin Panamericana de la Salud (OPS) asegura que hay ms de 1,000 fallecidos (hasta el 22 de noenfermedad habr afectado en la regin a unos 2,4 mi llones de personas. Como causas de este incremento, la OPS ubica el crecimiento poblacional sin preceden tes (megaciudades); la urbanizacin no controlada ni la migracin y el turismo; los cambios climticos y la pobreza y pobreza extrema. Un estudio de la OPS realizado en el perodo 19802007, indica que en la dcada de los 80 hubo 1,033,417 casos; en los 90, hubo 2,725,405, y 4,732,594 entre 2000 y 2007. Es posible que en 2013 cierre con ms casos de dengue a nivel continental que en 2010, cuando la OPS report casi 1.7 millones de personas afectadas. Este progresivo aumento en la prevalencia del dengue es un fenmeno muy preocupante para la salud p blica de toda la regin. A nivel mundial se calcula que cada ao ocurren ms de 50 millones de infecciones por el dengue. Mientras en 1970 slo cuatro pases americanos tenan problemas por la presencia del Aedes aegipty, en la actualidad este mosquito hace estragos en todo el continente americano, salvo en Canad. El dengue ahora es endmico en toda Amrica Latina, excepto en Chile y Uruguay. Ms de 544 millones de personas corren el riesgo de contraer la enfermedad y, segn las ltimas estadsticas de la OPS, en lo que va del ao, han muerto al menos 1.034 personas y se han registra do ms de 32,000 casos de dengue grave.

PAGE 32

32La situacin en NicaraguaDesde hace aos, el Ministerio de Salud (MINSA) mantiene una campaa permanente para eliminar los se observ un notable incremento de los casos de dengue en sus dos variedades. La situacin forz al Presidente Daniel Ortega a de la gente comprendiera que el dengue ya no era un problema estrictamente del Sistema de Salud sino un grave problema nacional que amenaza a todas los habitantes. Los esfuerzos de las brigadas contra el dengue se para fumigar y limpiar todas las 250,000 casas de la ciudad de Managua, despus se hizo en una semana. La Alerta provoc tambin la integracin de distintos sectores a las brigadas que pasaron de cinco mil a 18 mil miembros, entre lderes comunitarios, estudiantes de secundaria y universitarios, personal de las instituciones pblicas y militares. Para noviembre, el pas cientes para fumigar 36 mil viviendas por da. Es una tarea en la que est volcada toda la comunidad, diariamente eliminamos unos cuatro mil quinientos criaderos y una gran cantidad de basura, comenta NAPRED. En cada barrio o comunidad, los brigadistas hacen visitas casa por casa para destruir criaderos de las de inmediato a una unidad de salud, y orientar a las familias sobre cmo prevenir la enfermedad. Adems, el Gobierno implent en todo el pas el llamado Plan Calache, mediante el cual las brigadas acoestn tirados en sus patios, para luego destruirlos. Por La coordinacin interinstitucional permiti la creacin de brigadas integradas por el personal de casi togada fue encabezada por Virgilio Silva, Presidente de la Empresa Portuaria Nacional. Durante uno de sus recorridos, en el barrio Carlos Marx de Managua, la brigada estamos visitando a las familias y buscando como re solver, llevando a los pacientes febriles al hospital. Estamos solidariamente con la comunidad, buscando cmo salvar vidas. Explican a la poblacin la importancia de eliminar basura y calaches en sus hogares y en la comunidad, el uso del abate que mata las larvas de los zancudos, entre otras cosas. En la visita de la brigada encabezada por Silva, los brigadistas insistan a cada familia que por lo menos una vez a la semana deba limpiar y cepillar los recipientes para almacenar agua, cambiar el agua, aadir el abate y despus tapar el recipiente. Los brigadistas tambin insisten mucho en el protagonismo de las familias y la comunidad. La campaa contra el dengue no puede ser reducida a una responcerradas, y la comunidad asume la responsabilidad de asegurar que sus casas sean fumigadas. De igual ma nera, la comunidad est atenta a la condicin de la poblacin infantil que queda sola en sus casas, porque su En todos los municipios del pas se ha reforzado la lucha contra el dengue. En La Concepcin, Masaya, la muerte de una muchacha de 16 aos ayud a fortale cer la conciencia sobre el peligro de la peste, y centenares de brigadistas han visitado una y otra vez las viMINSA y del Gobierno local. En Chinandega, el departamento que ms enfer mos y fallecidos present en los primeros tres meses de la epidemia, en todos los barrios y comunidades cutaron el Plan Calache. Aura Lila Padilla Escoto, vicealcaldesa de Chinandega, dice que gracias a la indel Estado y el MINSA, lograron contener el dengue y evitar ms muertes. Las unidades de salud cha coordinacin entre el personal de sus respectivos hospitales y centros de salud con todos los actores de les. Adems de integrarse a las brigadas, el personal de salud ha entregado material educativo y ha organizado charlas orientadoras. En casi todo el pas, estas acciones se han repetido semanalmente. En hospitales y centros de salud, todo el personal de redoblados y casi sin descanso, para asegurar que los En Managua, el Hospital Infantil Manuel de Jess nente de monitoreo hora por hora a los pacientes que ingresan con sntomas que podran ser del dengue. Uno de sus mdicos, Felix Snchez, explica que en la unidad de atencin a infecciones desde que inici el brote epidmico, ha estado dedicada exclusivamen te al tratamiento de los nios con dengue. Tenemos

PAGE 33

33 una unidad donde se atiende a mantenemos por ocho horas y los observamos clnicamente. Si detectamos algn signo de alar ma, inmediatamente los hospitalizamos y comenzamos a lquidos y cuando es necesario con algunos medicamentos para mantener la presin sangunea y que no haya complicaciones. En el Centro de Salud de Altagracia en el Distrito III de Ma nagua, la doctora Zoila Canales dos son atendidos en el rea de emergencia, los valoramos y les estamos observando los ocho parmetros hemodinmicos que nos dicen si esa persona est estable o est cayendo en shock. Canales y su equipo no se han que tambin realizan labores educativas y preventivas en los barrios circundantes, visitan peridicamente las escuelas e institutos, los talleres que venden calaches y cia de la comunidad que ayude a salvar vidas y evitar ms contagios del dengue. Freddy Surez, del Centro de Salud Scrates Flores en Managua, insiste en la importancia de la coordinacin entre los centros de salud y la poblacin organizada. En su zona se ha implementado el Plan Barrido, la fumigacin de todas las viviendas en todo el Distrito II, y visitas previas casa a casa para asegurar que se permita la entrapara destruir los criaderos, aplicar el abate y detectar per Gobierno preocupado y ocupadoUna de las caractersticas de la campaa contra el dengue que ha alentado la respuesta masiva y comprometida de la poblacin en la lucha contra el den gue, ha sido la genuina preocupacin del gobierno y su continua explicacin en sencillos trminos humanos. Diariamente, representantes del gobierno tanto en medios nacionales como en medios locales explican qu hacer para evitar contraer la enfermedad y para reaccionar cuando alguien presenta algn sntoma, al tiempo que han expresado su ansiedad por los pacientes en estado de gravedad en los hospitales y centros de salud. Esto es cualitativamente diferente a la me diocre y mecnica manipulacin poltica del tema de la salud pblica que se encuentra en otros pases. Ms Frente Sandinista intenta fomentar en la sociedad nicaragense basado en los valores cristianos, socialista y solidarios. En su acostumbrada intervencin de medioda, Rosario Murillo habitualmente expresa, entre las estadsticas, su preciso conocimiento de la condicin de muchos casos de pacientes en peligro. El pasado 19 de noviembre, despus de dar el parte diario de la canti dos. Estamos acudiendo ms rpido a las unidades de salud. Los hermanos hospitalizados estn en los mismos hospitales que hemos venido mencionando; y, en estado grave, crticos completamente, no tenemos. Ya Santitos, en Estel, est mejor; Oreana Baltodano, de 15 aos, en el Hospital Bertha Caldern, que est embarazada de cinco meses est mejor, va hacia la mejora; y Eufemia est fuera de peligro, ya no est entre los pacientes gra ves. En Juigalpa, su beb todava est delicadito por lo prematuro, est en ventilador. Ante cada fallecimiento, en primer lugar, nuestro amor, nuestra solidaridad para las familias, para la comunidad explicaba Rosario. Y ante el fallecimiento de pacientes como ngela Reyes Lpez, originaria de Boaco y de 24 aos, o de Esmeralda Godnez Largaespada, de 16 aos, que viva en la comunidad de San Ignacio, en La Concepcin,

PAGE 34

34Rosario expres que como gran familia nicaragense nos hacemos presente en solidaridad, cristiana y socialista y nuestro respaldo en estos momentos para acompa ar a estas familias, rogndole a Dios que les d consuelo, siempre batallando contra esta enfermedad. Como lo expresa la ministra de Salud, Sonia Castro, ese acompaamiento humano que hubo de parte de este modelo solidario de valores cristianos, pero sobre todo de sentimiento, eso no apareci en ninguna foto ni nada. Era simplemente hacerle sentir a la gente que no estaba sola. Eso fue muy importante y dio un sentido de acompaamiento, de solidaridad por parte de nuestros compaeros. A nivel internacional las expresiones de solidaridad y con US$500,000 y el Banco Centroamericano de Integracin Econmica con US$250,000. Estos montos son muy importantes en el contexto del presupuesto limitado del MINSA. Tambin, los pases de la Alternativa Bolivariana de las Amricas (ALBA) han entregado ayuda econmica y apoyo solidario. Rosario Murillo inform que desde Venezuela le llam el canciller Elas Jaua para expresar la solidaridad y el respaldo a nuestro pueblo, y van a estar hacindose presente con una importante cooperacin para esta situacin de emergencia. Aadi que Cuba est ayudando valoracin de la relevancia de productos usados con xito en Ecuador, Cuba y en pases africanos para controlar los mosquitos vectores del dengue. El 24 de noviembre de este ao, el gobierno de Venezuela don al MINSA 400 bombas de fuminezolano en Nicaragua, Javier Arre, explic que las fumigadoras no son muy pesadas, son manuales, La donacin ayudar a equipar el personal a cargo de la fumigacin. El costo de este tipo de bomba puede variar entre mil 200 y dos mil 500 dlares, precios fuera del alcance del MINSA dadas sus limitaciones presupuestarias. El dengue va a contiunar como una severa ame naza a la poblacin de toda la regin para el futuro previsible. La experiencia de este ao, ha democstrado que el modelo de salud comunitario preventivo para controlar el dengue. Es otro campo de la actividad humana en que el pueblo de Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberacin Nacional, y el liderazgo de Daniel y Rosario han demostrado una vez ms que la creatividad, determinacin y solidaridad humana son capaces de vencer cualquier enemigo, sea este la dictadura de Anastasio Somoza, el odio irracional entre her manos, la pobreza extrema o una enfermedad mortal y amenaza global como el dengue.

PAGE 35

35 Aldo Daz Lacayo* _____________________ Cuntos misterios que aparecen impenetrables a primera vista tiene que descubrir el historiador! tienen que caer al golpe de su crtica imparcial! Cuntos seres humildes, Para quienes sus contemporneos slo tuvieron desprecio y olvido, aparecen despus de una larga distancia, y evocados por el que escribe la historia, ocupando el lugar que les corresponde en el aprecio de las generaciones! Toms Ayn Historia de Nicaragua, 1882La historia debe releerse constantemente, sistemticamente. Siempre con espritu crtico. los hechos sociales narrados. nica forma de descu brir el hilo conductor de las luchas sociales, la estruc tura de la historia. Para romper el sesgo coyuntural de las narraciones presenciales que le da a la historia ignorada. No hay historia acabada. Siempre aparece uno o varios nuevos datos, lo mismo que uno que otro documento hasta entonces no conocido o no divulgado. pero no desarrollados por la historia convencional porque entonces no eran de inters o porque no haba Y si no apareciera ninguno de estos nuevos ele mentos, algo altamente improbable, el avance de la de la historia. Porque este avance aporta nuevos ele mentos para recontextualizarla. Esta es la razn por la cual la perspectiva del tiempo permite simultneamente la decantacin de lo coyuntural y la especializacin sectorializada de la historia. La historia presencial combina ambas cosas, sin discriminarlas. Desarrolla con la misma intensidad los cambios sociales producidos, los disdirigieron. Ponderando con mayor intensidad algu nos de ellos, dependiendo de la perspectiva y/o los intereses del narrador. La perspectiva del tiempo permite separar los hechos militares de los propiamente sociales, y ambos de los liderazgos. Todas las guerras y revoluciones producen cambios sociales, pero siempre la historia decanta los hechos militares, por extraordinarios que do, de la guerra o la revolucin. Lo mismo sucede con los liderazgos, el tiempo los convierte en materia bioplementario de la historia. ria de lucha por cambios sociales, logrados o frustra dos la mayor de las veces magistralmente narrados por los historiadores presenciales. La mayora originados en hechos militares, incluyendo en estos hechos los golpes de Estado. Pero a la historia slo le intere sa y recoge los hechos sociales propiamente dichos. Quin conoce los aspectos militares de la guerra de liberacin emprendida y mantenida hasta el triunfo por el General Sandino? Slo los militares. Y no todos los militares, slo los que se especializan en la estrategia y la tctica militar. historiaNicaragua desde la otra historia A qu viene esta gente? A qu viene esta gente? No s, pero dicen que tenemos armas de destruccin masiva Siempre la misma historia. Inventan cualquier cuento

PAGE 36

36En el ltimo siglo el avance de la humanidad ha sido exponencial. Ha dado pie a la revalorizacin de todo, incluyendo la historia de las naciones y del mun do. Y ese avance ha incidido de mltiples maneras en Amrica Latina y El Caribe con impacto variable en dad que la regin vive en revolucin constante desde hace por lo menos cincuenta aos, a diferente ritmo en cada pas, pero todos afectados. El solo hecho del surgimiento del mestizo como sucomo factor de poder real, demandan, exigen la revisin de la historia particular de las naciones y en gene ral de la regin. En el caso de nuestramrica a partir de la historia originaria. que nunca antes como ahora el estudio de la historia de la poblacin originaria es indispensable para recon car las creencias sobre la direccin que llevaba la histo historia convencional desde la otra historia.El llamado descubrimientoferio occidental en nombre de la Corona espaola es un hecho. Pero es evidente que no corresponde al primer contacto externo con este inmenso territorio que despus se llamara Amrica. El hemisferio que falta ba para complementar el planeta Tierra. Para el inicio real de la globalizacin de la que tanto se habla hoy da como un hecho reciente. Sin embargo esa llegada de Coln tiene un valor histrico que nadie pone en duda, que la convierte en efemride memorable. Porque la conquista y posterior colonizacin organizada de esos territorios marca la historia de la humanidad. Un antes y un despus. Ninguno de los visitantes anteriores que fueron varios y que se pierden en el tiempo vino para quedarse. Fueron visitantes ms o menos fugaces. No tuvieron capacidad para colonizar este hemisferio ni traan ese historia se relaciona exclusivamente con hechos socia que ambos hechos coinciden. No puede haber historia sin geografa. Precisamente porque en general se desconocen las consecuencias sociales de la llegada de aquellos primeros visitantes, su estudio ha quedado reducido al mbito de la Geografa, una materia generalmente no incluida en los pnsum escolar y universitario. La historia convencional no los registra sistematizadamente. En mo de ocultamiento para no arriesgar la credibilidad histrica y la honestidad intelectual de los reinos de Espaa y Portugal, y del Vaticano. Cunto tiempo tendr que pasar para que esos datos sean integrados a los pnsum escolar y acadmico, en particular de los pueblos americanos que son los directamente afecta dos? El tema ha quedado para especialistas. omisin de esos hechos histricos constituye un frau de de la historia convencional. Para empezar, ahora est claro que el Mapamundi publicado en 1500 (ape nas ocho aos despus de la llegada de Coln al Con tinente) atribuido por la historia convencional a Juan de la Cosa, es un descarado hurto intelectual delibe radamente encubierto por Espaa, Portugal, y el Vatiinicios del trece, de origen mongol-chino con el aporte de otras culturas, principalmente de los rabes. Muy anterior pues al llamado descubrimiento Aparentemente el primero en revelar esta infor Humboldt, quien examin el mapa de Juan de la Cosa en 1832 contrastndolo con el mongol-chino. Verdad conocida por especialistas, pero no recogida en los pnsum escolares.La historia originaria de Nicaragua es an materia pendiente. Lo poco que se conoce fue recogido enpor los llamados Cronistas de Indias, con el agravante de haber sido divulgados muy tardamente por estudiosos del tema. Una serie de narraciones con datos extraordinarios que pasaron al acervo cultural nicaragense como historia-leyenda o como mito, segn el tratamiento que le ha dado la historia convencional. Porque en el caso de Nicaragua no existe forma de constatarlos, o stas son muy limitadas. Como se sabe, la documentacin histrica originaria plasmada en los cdices de los indgenas fue incinerada en plaza pblica por los conquistadores. Tan pronto los encontraron los consideraron paganos, contrarios a la fe catlica que anim la Conquista, con independencia del compromiso confesional de quie nes la proclamaban. Por otra parte en Nicaragua la arqueologa, la paleontologa y la etnologa, materias mente desasistidas. No alcanzan todava el nivel de co-cultural de aquellos datos. A pesar de este vaco es bien sabido que la poblacin originaria de Nicaragua no es propiamente autctona. Un hecho conocido aunque poco asumido. Es produc to de dos migraciones espaciadas en el tiempo provenientes de los dos principales ncleos poblacionales

PAGE 37

37 originarios del Norte y del Sur del Continente. Migraciones organizadas, porque existieron muchas otras. Por gua hace muchos miles de aos segn se desprende de hallazgos de mazorcas de maz fsil. La primera migracin organizada corresponde a los nhuatl que llegaron entre 600 y 800 aos de la era actual. Una migracin trashumante que recorri todo regresando a Mxico por la misma ruta. Parte de esa migracin decidi quedarse en Nicaragua, estable cindose a la orilla del gran lago Cocibolca (lugar de la gran serpiente) universalmente conocido como Lago de Nicaragua. Regin que despus sera el cacicazgo principal llamado precisamente Nicaragua. Ellos fueron los primeros en llamar Ayagualo (cerco de agua) al gran lago. Posteriormente en tiempo no precisado llegaron del Sur procedente de Paraguay una rama chibcha de venida arahuacos en Colombia y Venezuela, sin duda en cantidad mucho mayor que los nhuatl residuales de la primera migracin, mezclndose con ellos naturalmente. En paz pero imponiendo su cultura. Finalmente en el 1200 lleg una nueva migracin ntorio del cacicazgo Nicaragua, obligando al ncleo principal de los arahuacos a migrar hacia la Costa Caribe. Ah se encontraron con sus parientes caribises tambin de origen chibcha que haban llegado anteriormente a Nicaragua sin duda por mar. Mezclndose entre s y con los negros nufragos y esclavos escapados que loUna expresin cultural multitnica unida por la lengua. La agrupacin ms numerosa del Caribe nicaragense. La historia de la Costa Caribe de Nicaragua, mal cativo utilizado an hoy da para las Regiones Autno mas), es un vaco que an no se colma. Un baldn para gobiernos e historiadores a lo largo de los casi doscientos aos de independencia. Incluso en la actualidad, a aos por lograr su integracin fsica y el reencuentro humano con el resto del pas. La historia nacional se Norte del pas. Porque la Costa Caribe nicaragense es una regin de distinta geografa. Mayormente inhspita. De muy difcil comunicacin entre s y desde luego con el resto del territorio nacional. Con una aguerrida poblacin nativa a tres capitulaciones. Caractersticas que aprovech Inglaterra para penetrarla desde inicios del siglo diecisiete. Pactando con los mskitos y con los negros, Inglaterra extremo de asumirse presentidamente sbditos ingleses, en particular los negros. De hecho la Costa Caribe se pasada a la historia. El Mar Caribe y sus costas con tinentales, que fue la entrada natural de Coln y que desde entonces es tambin la ruta natural para la co municacin martima entre Amrica y Espaa-Europa, todava no lo es para Nicaragua. Con el saldo humano negativo de la divisin poblacional en dos culturas que apenas empiezan a conciliarse hoy da, gracias a la re volucin sandinista (1979). Las culturas caribeas y la norte central del territorio nacional. Arahuacos y nhuatl residuales de la primera mi gense, en la ya mencionada ribera del gran lago. Lo paleontolgico de cada migracin, determinante del inconsciente colectivo nacional: la impronta que va de toda ndole que la vida le presenta al hombre primitivo en su lucha por sobrevivir y permanecer en su propio ambiente. En este caso, la particularidad del ser nicaragense que persiste tercamente a lo largo de quinientos aos de historia a pesar de la evidente

PAGE 38

38transculturizacin, espaola-europea primero y nor teamericana despus. Hasta el grado de exponer sus diferencias con el resto de los pueblos centroameri canos en forma cada vez ms visible. Diferencias que la poblacin asume con orgullo y eventualmente con soberbia, pero que avergenza en extremo a los transculturizados, nuclendolos y volvindolos contra la propia cultura originaria. Porque ellos todava responden al inconsciente colectivo del colonizador. Que esta parte del territorio stmicoamericano co nocido desde siempre como Nicaragua es frontera de las culturas nhuatl y arahuaca, del Norte y del Sur, y que su poblacin originaria asumi ambas culturas sin crticamente suele discutirse muy poco, o nada. En el establecimiento poltico-cultural del pas prevalece la idea de que el nicaragense actual, el mestizo resul tante de la Conquista y la Colonia es predominante mente y quiz nicamente de origen nhuatl. Un sentimiento inculcado hasta lo ms profundo de la conciencia de las lites nacionales por la histo naciones stmicas porque sus gobiernos provienen de esas lites y la asumen y reproducen acrticamente. La escolarizada) se asume conforme a su propio incons ciente colectivo, simplemente con el gentilicio que le corresponde. En este caso nicaragense. La discusin planteada por esta realidad cada vez ms visible pero an no aceptada convencionalmente no resulta ociosa. Es fundamental. Despus de medio gunta primigenia del ser: quines somos? No para el pueblo, que asume su ser a nivel de inconsciente co lectivo como se dice ms arriba, sino para la historia. Para la comprensin natural del ser nicaragense por otras culturas, incluyendo a los transculturizados nacionales que las reproducen.Origen arahuacoEl primer aporte significativo lo hizo el poeta caragense en el mundo de habla hispana. En su breve ensayo sobre Nicaragua escrito especialmente los nahuatlistas mexicanos, desatendido hasta hoy da por la historia convencional y por lo mismo desconocido por los nicaragenses a pesar de su importancia. En ese Aunque muchos y autorizados historiadores, lingis tas y dialectlogos del pas y del extranjero han aventu rado hiptesis sobre la etimologa del nombre Nicaragua dice Meja Snchez, ninguna se ha consagrado. Los san una procedencia arawaca, grupo que sera desplaza do por las migraciones o incursiones toltecas y aztecas hacia la zona del Caribe, donde hoy se conservan ncleos indgenas descendientes de aqul: mosquitos, sumos y ramas, entre otros. No sera remoto que la palabra que designa al pas representara un cruce racial y lingstico entre los mexicas invasores y los primitivos arawacos de primeros das de la conquista se conoci con el nombre del cacique Nicarao, y con el de su dominio Nicaraoca lli, convertido en Nicaragua durante la poca colonial. Estas palabras contienen una r, ausente en el nhuatl y presente en el gentilicio arawaco, y cuya traduccin aproximada sera hasta aqu los arawacos. El fonema r es propio de los idiomas originarios del sur del Continente y relativamente abundantes en la toponimia nicaragense, tanto en la parte del te rritorio donde precisamente se asentaron los arahuacos y despus los nhuatl, como en la costa Caribe. La cultura dominante ha asumido este dato fundamental atribuyndolo a una distorsin auditiva de los conquistadores. Tesis frecuentemente acertada en otros territorios americanos pero no en el caso de Nicaragua. Aqu est contradicha por las evidencias lingsticas y por la toponimia, empezando por el nombre del pas y el de sus dos autoridades principales frente a

PAGE 39

39 llevan el fonema r. Nicaragua que es el nombre del territorio y el de su Cacique principal (recogido por la historia convencional como Nicarao) y Diriangn, el nombre de la otra autoridad. dado por otro poeta. ste universalmente reconocido. Por su calidad potica, por su destacada posicin en la teologa de la liberacin como sacerdote catlico, por su profundo conocimiento de la historia de Nicaragua plasmado en su obra, y por su dedicacin al estudio de la ciencia y su divulgacin a travs de la poesa y la prosa. Siendo Ministro de Cultura del gobierno de la revolucin sandinista (1979-1990), Ernesto Cardenal edit la revista Nicarahuacterio, enunciando como identidad emblemtica de la revista el origen del nombre del pas segn la etimologa arahuaca. Cardenal dice que el nombre Nicaragua Hasta aqu el hombre (arahuaco), conforme a la idea del hombre originario de cualquier latitud de considerarse a s mismo origen de la humanidad. gense Alfonso Valle, pionero en materia de investigacin sobre nicaraguanismos por primera vez. Despus de muchos aos de estudio public en 1948 su obra Diccionario del habla nicara gense. Ah dice que el nombre arahuaco es una de las races del de Nicaragua, formado por la raz nhuatl nec los arahuacos vinieron a Nicaragua probablemente de Colombia o Venezuela donde hay una provincia llama da Aragua Nec (guerreros) indica que los arahuacos presentaron fuerte resistencia a los recin llegados nhuatl de la migracin del ao 1200, quienes ncleo principal migr hacia el norte, la cultura arahuaca ya haba calado en la mencionada zona del gran lago. Ninguno de estos aportes lingsticos ha sido tomado en cuenta por la historia convencional que asume y reproduce la tesis de que el nomsegn la etimologa de esta lengua sera aqu junto al agua o aqu junto al lago. Aunque ha pasado a la historia como el Anhuac de aqu (Jaime Incer Barquero). Como complemento a la aclaracin de Alfonso Vacedencia de Venezuela de los arahuacos y de que stos le dan el nombre al pas. En el lmite del Estado vene zolano de Aragua con el de Carabobo se encuentra el pequeo lago de Valencia (Tacarigua). Una laguna de de tierra. Igual que el caso del gran Lago de Nicaragua. Un atractivo para los migrantes arahuacos. Sin embar go, an despus de quinientos aos la identidad toponmica Aragua Nicaragua es un tema pendiente en la historia originaria de Venezuela y Nicaragua. Esta presencia arahuaca en Nicaragua replantea la discusin fundamental sobre la historia originaria del pas. Una discusin que incluye el reconocimiento del ti el sincretismo cultural en forma natural, asumido como una sola cultura que pervivi despus de la segunda migracin nhuatl. Una identidad que permiti a la vertiente arahuaca dar su nombre al pas y a su del Estado venezolano de Aragua.Triple mestizajePero hay otro dato sociolgico. Importantsimo. Determinante de la identidad cultural. Distinto pero profundamente alterado por la agresin espaola. Conquistadores y colonizadores tampoco eran puros, sobre todo la amplia base de ese contingente espaol. Eran igualmente mestizos de visigodos y rabes. Porque la Espaa de la Conquista apenas empezaba a integrarse. Conforme a esta abigarrada mezcla racial, el nicaragense actual es realmente producto de un triple dos vertientes, mezclado a su vez con una poblacin originaria tambin producto de dos vertientes. De estas cuatro vertientes culturales (visigodos, rabes, nhuatl y arahuacos), cada una de ellas muy rica, proviene el inconsciente colectivo nicaragense. Cmo no ser diferente? La primera expresin de estas diferencias se da en el mbito de la cosmogona. Como es universalmente aceptado la cultura nhuatl est fuertemente marca da por el espritu religioso, determinante del giro que tom en Mxico la Conquista primero y la Independen cia despus. No fue el caso de las culturas del sur del Continente que tuvieron mayor incidencia en la culdioses por conquistadores y colonizadores del nativo nicaragense no lo eran en el sentido de deidad exter na, al estilo de las religiones monotestas, sino seme donde el espritu religioso proviene de personalidades paltonal) en igualdad. Cada uno con el mismo poder. Cosmogona que se arraig en el inconsciente colec tivo del mestizo nicaragense, magistralmente expre sada en la teologa popular. Asumiendo familiarmente

PAGE 40

40 Godoy, en su expresin culta, o en su expresin vulgar llamando a Jess El Colochn y La Concha al municipio banos con el rtulo Jehov es mi guerrero. Una teologa que marca una actitud popular ecumenista, abierta a otras religiones y por extensin a todas las ideologas.2. Encuentro con el conquistador la visin ideolgica abierta de la poblacin originaria. Nicaragua es probable mente el nico caso de la Amrica originaria para el cual se puede utilizar con propiedad la expresin encuentro al menos en el intento inicial de los conquis tadores. En otras regiones de la Amrica originaria, en efecto, la Conquista se inici mediante choque militar sorpresivo, con toda la violencia de la guerra, ade ms desproporcionada. No fue el caso inicial de Nicaragua. cipales nativos desde Panam hasta el cacicazgo de Nicoya, al extremo sur del territorio nicaragense, aqu el conquistador Gil Gonzlez de vila (Dvila, para gestionar una entrevista con Nicarao. Todos esos caciques le advirtieron sobre la personalidad singular de Nicarao y acerca de su podero. Y as fue. Nicarao acept ipso facto pero tomando las previsiones del caso. No slo porque tambin l haba odo de esos otros pueblos nativos los relatos acerca de la crueldad y la violenGil inclua la amenaza explcita de guerra si se opona. As estaba normado en los requerimientos de la Corona. Cmo no prepararse. La entrevista, el encuentro, la Cumbre, como se dice hoy da, se dio el viernes 5 de abril de 1523, hace cuatrocientos noventa aos. Adems del natural temor, Nicarao tambin acept entrevistarse con Gonzlez Dvila por sus inquietudes intelectuales de alto vuelo. Este principal del Estado originario de Nicaragua quera saber qu pensaban aque llos seres, cul era su formacin general, su visin del mundo. No iba a lograr muchas respuestas a sus inquietudes a pesar de que Gonzlez Dvila tena buen nivel de escolaridad. () manejar libros en romance, traducidos del latn, pero no haba alcanzado tanta instruccin (Pedro Mrtir de Anglera) para responderle a Nicarao.El sabio NicaraoNicarao quera saber literalmente todo acerca del conocimiento de sus extraos visitantes. Y lo quera saber conceptualmente, principalmente acerca del cosmos y la religin. Dos temas fundamentales para el hombre de todos los tiempos y latitudes. Lo hizo a travs de un intenso y continuado interrogatorio en el contexto del discurso de Gil Gonzlez Dvila. Cada idea del discurso de Gil le daba pie a Nicarao para una pregunta. No se conoce cunto dur aquel dilogo pero s su impacto sobre la Nacin. Nicarao le pregunt acerca de un cataclismo pasa do que haba anegado toda la tierra con todos los homjado en lnea recta, o dando vueltas, o formando arcos destinados a las almas cuando salen de la crcel del calor y del fro, y la variedad de los das y las noches, aunque entre ellos es poca por distar poco del equinoc el emperador rey de Castilla, de quien tanto decan era oro (Antonio de Herrera). Cmo Jess, siendo Dios, es hombre y su madre, vir gen pariendo (Francisco Lpez de Gomara). Un nivel de conocimientos que contradice la interesada imagen proyectada por la Corona espaola sobre la poblacin el sometimiento igualmente cruel de la Colonia. Sin duda Gil Gonzlez Dvila pens que se estaba entrevistando con un desquiciado, tal vez un poseso. derlo. Ellos, los conquistadores, que salan de Espaa seguros de encontrarse con remedos humanos. Sin ninguna especie, contrarios al plan de Dios. cho mayor que el que sufrieron despus los Cronistas de Indias cuando conocieron aquel dilogo de gente casi presencial, como es el caso de Pedro Mrtir de Anglera. Un cura italiano residente en Espaa encargado de escribir resmenes especialmente para los Papas sobre el descubrimiento de Amrica y los

PAGE 41

41 primeros aos de la conquista, entre 1494 y 1524. En el caso de Nicaragua y segn su propio testimonio, Anglera entresac sus relatos sobre el dilogo de las cartas de Gil que comnmente se dice tesorero, el cual tom una pequea parte en todos aquellos trabajos, y se llamaba y en los propios relatos de Cereceda. Sus fuentes, pues, no son apcrifas. Son incluso reconocidas por la historia convencional. Haber odo atentamente una a una las difciles y ciente para que los conquistadores le reconocieran sabidura. No podan asimilarlas. Los castellanos estu vieron espantados de or tales preguntas de un hombre medio desnudo, brbaro y sin letras nicaragenses en la historia de Espaa y as lo acepta acrticamente la historia convencional de Nicaragua. En efecto la historia convencional no dice nada Nicarao hecha por los cronistas. La acepta por omisin, que de alguna manera implica que considera inexistentes o exageradas o brbaras algunas de sus preguntas a Gil. Sobre todo cuando pregunt si alguna vez la tierra se volvera boca arriba, un conocimiento en lnea con los ancestros aztecas. Cuatrocientos cin cuenta aos despus la ciencia est concentrada en la tesis del salto cuntico basada la Resonancia de Schumann. Segn esta tesis, la tierra siempre gir sobre cambio a 12.0 Hz, lo cual hace que el da pase de 24 a 16 horas. Y si esta ltima velocidad cambiara a 13.0 Hz, la tierra se detendra, y en dos o tres das empezara a girar en direccin opuesta, provocando una reversin en los campos magnticos, de consecuencias fatales para el equilibrio humano y ecolgico. Parece enton ces que expresin boca arriba de los cronistas corresponde a una traduccin libre de al revs sin duda la expresin usada por Nicarao. Incidentalmente conviene sealar que algunos conceptos espaoles (universales) no existan en el lenguacielo, alma, puesto en boca de Nicarao, sin duda corresponden a una traduccin libre.Relacin Nicarao-DiriangnLa sabidura de Nicarao tuvo que haber sido de terminante de la calidad de relaciones que mantuvo con el resto de los principales de aquel Estado nicaragense originario. Por decir lo menos tuvo que haber marcado distancia, recelo, inhibicin. E inconsciente mente admiracin. El conocimiento es poder. Poderideologa como se empezara a llamar un par de siglos despus. Con mpetu propio, con irrefrenable tendenAs fue sin duda el tipo de relacin que Nicarao mantuvo con Diriangn el cacique ms cercano y el ms poderoso en trminos militares de todos los principales del Estado originario. Una relacin en perma fuerzas de ambos se enfrentaron a las de Gil Gonz lez Dvila, Nicarao tuvo que haber puesto al tanto a Diriangn de su entrevista con el conquistador, acor dando entonces unir fuerzas en defensa de su propia organizacin social frente a la amenaza externa. Otra diferencia. Mientras otros grupos de un mismo Estado originario en otras latitudes del Continente asumieron la violencia de la Conquista para superar sus contradic ciones ancestrales, unindose unos al conquistador para liquidar a sus adversarios o enemigos, los nativos de Nicaragua se unieron entre s para enfrentar al Con quistador. Sin duda las contradicciones entre aquellos grupos estaban marcadas por profundas diferencias culturales, ideolgicas. No slo territoriales como pa rece que era el caso entre Nicarao y Diriangn. Estos ya haban desarrollado el mismo sentimiento de aprocin. Con el mismo acervo cultural. La batalla de las tropas de ambos caciques contra Gil Gonzles Dvila se dio doce das despus de la entre vista de Nicarao con el conquistador, el mircoles 17 de se disculp frente al conquistador por los ataques espontneos, no autorizados, de algunos de sus soldados. Los originarios fueron derrotados y sus dos lderes sin duda asesinados posteriormente. Los nombres de Nicarao y Diriangn no volvieron a aparecer en las Cr nicas de Indias. Pero el hecho de la unidad en la dife rencia frente a la agresin externa qued incrustado en el inconsciente colectivo nacional, expresin del caragense ha aceptado la imposicin de otra nacin externa. La agresin externa ha diferido pero no liquidado la lucha. No es el caso de los transculturizados tn prestos para solicitarla.La inexplicable historia convencionalEn la historia convencional ninguno de estos da tos de la historia fundacional aparece como determi nantes de la historia de la Nicaragua mestiza. Ni los Gil. Pero el tratamiento menos explicable es el que se le da al dilogo Nicarao-Gonzlez Dvila. Casi a nivel de mito. Exclusiones ideolgicas propias de los vencedores y de sus descendientes que los reivindican, incapaces de reconocer calidad humana y mucho menos

PAGE 42

42nivel de conocimiento a los vencidos, en este caso de la poblacin originaria. Porque el dilogo cuestiona al conquistador de donde proviene todas sus virtudes y desde luego su inconsciente colectivo. Inexplicable adems porque toda la historia convencional se basa en los registros de los Cronistas de Indias, que incluyen el encuentro y el dilogo con igual certeza que cualquier otro dato. El resultado ha sido la sistemtica decisin de extrapolar de las clases dominantes a toda la poblacin esa falsa interpre tacin mtica sobre ese hecho tan importante para la identidad nacional a travs del pnsum escolar. Pnsum que contina vigente hasta la ac nadie cuestiona. Pero hay un dato mucho ms aberrante. La historia convencional rechaza o al menos desestima la obligada conclusin del pacto de unidad entre Nicarao y Diriangn. Ms an los separan ar bitrariamente atribuyndole a cada uno posiciones opuestas frente al conquistador. Los convierten en paradigmas de posiciones ideolgicas actuales de derecha e izquierda porque tambin la izquierda asume la tesis de la historia convencional. La derecha asume a Diriangn como a un guerrero ignorante y arrebatado y a Nicarao como un cacique ga cristiana, entregndose inteligentemente al invasor Mientras que para la izquierda el primero es traidor y el otro defensor de la Patria. Derechas e izquierdas desconocen la unidad del sabio y del guerrero, aunque se apropian de ambas calidades como caractersticas fundamentales del nicaragense, del inconsciente colectivo. Sin importarles que incurren en contradiccin. Ha calado tan hondo el rechazo de la historia con vencional a la autenticidad del dilogo y del ataque combinado de las fuerzas de Nicarao y Diriangn con des ni se ha considerado siquiera la idea de perpetuar ha hecho en doscientos aos. Vergenza histrica. La revolucin sandinista apenas pudo reivindicar como sustrato de la cultura nacional el pensamiento poltico-ideolgico de Augusto C. Sandino y el pensamiento social-liberal de Rubn Daro. Toda una proeza consi derando la abierta y despiadada agresin de Los Estados Unidos al gobierno de la revolucin, condenada por la Corte Internacional de Justicia.El guerrero y diplomtico DiriangnLa historia no convencional, la otra historia, s los reivindica. No slo como efemrides sino como raz cultural del nicaragense. El mestizo actual combina las categoras bsicas de cada uno de los caciques fundaguerrero. Un guerrero que adems no era ignorante. dor a Nicarao, la recepcin de Diriangn a Gil Gonzlez Dvila fue protocolaria. Con normas muy rgidas, seme acompaa do de quinientos hombres y veinte mujeres, diez banderas y cinco trompeteros que iban delante segn su usanza. Acercndose el Cacique a Gil Gonzlez, que le esperaba en un solio dispuesto con aparato regio, mand tocar la trompeta, despus callar e inclinar las banderas que iban delante (Mrtir de Anglera). Saba pues el guerrero Diriangn distinguir con pre cisin la frmula protocolaria propia para dignidades diferentes. Importante formalidad para evitar el encuentro blico. Haba pues diplomacia entre los Estados americanos originarios y la usaban igual que hoy da para asuntos de la guerra y la paz. Para ganar tiempo. Cuando Gil lo quiere cristianizar Diriangn le pide tres das para consultarlo con su gente. Regres en plan de guerra de acuerdo con Nicarao, como qued dicho. As nace el nicaragense actual, aunque ninguno de ms de cuatro siglos para que tomara cuerpo la reivindicacin de todos estos hechos fundamentales. Es hasta ahora que la otra historia de aceptacin. Como alternativa, obviamente. Porque la historia alternativa est desarrollada sobre la base de la estructura de la historia, de las luchas sociales por la liberacin. La historia convencional co rresponde mayormente a narraciones coyunturales, de coyuntura en coyuntura, y generalmente aldeana, poco o nada contextualizada con la del resto de la re gin y del mundo, y a veces hasta de la de Centroam americanas, sin que esta verdad anule los esfuerzos de su revisin que siempre han existido. En realidad la lucha entre ambas visiones histricas es tan antigua como la Colonia, replanteada en trmi nos tericos durante los primeros brotes independen tistas a partir de la segunda mitad del siglo dieciocho. Por los criollos que se apropiaron de Amrica hartos

PAGE 43

43 de la Corona y sus representantes locales, los llama dos peninsulares, y por los mestizos ilustrados. Con la diferencia de que stos ltimos tambin reivindicaban su lucha de trescientos aos coincidiendo as con el inconsciente colectivo de la poblacin originaria aunque sin ningn grado de conciencia acerca de esta coincidencia.3. La conquistaA inicios del siglo diecisis la corona espaola em pezaba a asumir el colosal error del llamado descubrimiento. A cobrar conciencia de que Cristbal Coln se haba tropezado con un gigantesco territorio descono cido por la humanidad de la poca, distinto a la India, con una poblacin brbara y sin letras ayuna de Dios, pagana en grado extremo segn la apreciacin de los conquistadores, a la cual estaban obligados a dominar y cristianizar. Reminiscencia de las Cruzadas (10951270). La cultura de la guerra religiosa de conquista. Guerra a muerte de creyentes cristianos contra paga espada, dirigida por el papado. Parte constitutiva del inconsciente colectivo de la cristiandad occidental tan arraigada en los reinos ibricos cuando an Espaa no era un Estado unitario, razn por lo cual no particip en las cruzadas. Pero sobre todo un territorio de riquezas inconmensurables, mucho ms all de todo lo conocido e imaginado. Una motivacin an mayor para la guerra que la de los cruzados. Una guerra infinitamente licas, y desde luego de la Santa Madre Iglesia en la teologa de la Corona y de los conquistadores. Garanta del cielo y de abundantes bendiciones en la tierra. Incluso hubo conquistadores que asumieron esta ofrenda blica a Jesucristo casi a nivel de supersticin, mientras que algunos entre los ms ilustrados tal vez slo manipulaban este requerimiento Despus de todo el hallazgo de estas nuevas tierras engrandeca a la cristiandad. Tanto que completaban el globo terrestre. Que la conquista persigui liquidar la cultura originaria no est en duda. Ninguna conquista es piadosa, as se haga en nombre y para mayor gloria de Dios como fue el caso de la conquista de Amrica. Toda conquista es cruel. Porque la crueldad, el terrorismo a la estrategia de dominacin de un pueblo por otro. As ha sido a lo largo de la historia en todas las poms brutal cuanto mayor es la resistencia del oprimido, aunque la forma de llevarla a cabo depende de la personalidad del conquistador. Unos ms abiertamente brutales que otros, sdicos. En el caso de Amrica espaola la misin de los con quistadores era someter por la violencia a la poblacin originaria y apropiarse de todo en nombre de la cris quistadores. Tan habitualmente que ese sentimiento terminara arraigndose profundamente hasta llegar a formar parte del inconsciente colectivo de las clases dominantes. El terror es la norma del conquistador, y por extensin de sus herederos, criollos y mestizos asimilados que han controlado el poder. suerte de empresarios privados, ms ambiciosos que creativos. Ambiciosos en extremo por la codicia del beralismo). Que venan a Amrica con nimo de due o, atrados por las fabulosas narraciones de Coln y de los primeros conquistadores acerca de las exube rantes riquezas de esta inmensa porcin desconocida del globo terrestre. Con el agravante de que la ambi cin traslad el sentimiento de someter y apropiarse a los conquistadores entre s. Todos contra todos. Otro rasgo de criollos nobles o pretendidamente nobles. Pero al menos en teora no venan los conquistadores a su arbitrio. Venan sometidos a la Corona, al amparo de un sui generis contrato privado de asociacin con la Corona llamado capitulaciones, mediante el cual aceptaban y no lo haziendo y cumpliendo as, nos no seamos obligados a vos guardar ni cumplir lo suso dicho ni cosa alguna dello, ante vos mandamos castigar y proceder contra vos como contra persona que no guarda y cumple y traspasa los mandamientos de su rey y seor natural (Capitulacin con Diego Gutirrez, Madrid, 29 de noviembre de 1540).Guerra a cuchilloFue precisamente esta norma (repetida concep tualmente en todas las capitulaciones) la que propici falsas lealtades entre conquistadores y subalternos. Frecuentes denuncias de unos contra otros sobre sual Papa, que las ms de las veces no podan ser sancionadas por la Corona porque durante muchos aos no dispuso de medios coercitivos para garantizar el cumplimiento de sus propias normas. Era la poca del inicio de la constitucin del poder real en Amrica. La Iglesia s, siempre dispuso de la coercin espiritual, brutal en aquel ambiente casi confesional. Los obispos llegaron hasta aplicar la mxima sancin de la excomunin por razones de poder real y no religiosas, como lo hizo el obispo de Nicaragua Fray Antonio Valdivieso. Ms tarde los obispos pasaran a ser tambin la mxima autoridad civil, de derecho o de

PAGE 44

44hecho, siendo en este ltimo caso el obispo de Len, fray Benito Garret y Arlovi (1711-1716), su mxima ex presin dictatorial. Adems de despiadadamente cruel contra la poblacin originaria, por su propia naturaleza la Con quista se convirti en una guerra a cuchillo entre conquistadores, y entre stos y sus subalternos que codiciaban la riqueza y el poder con la misma desme dida ambicin siempre con la ilusin del reconoci miento de la Corona en caso de xito. Una cadena de tanciados, decapitaciones. Siempre al amparo de la defensa de los derechos del Rey y del Papa, y de sus respectivas capitulaciones. Rebeliones, les llamaban gobernadores y capitanes generales, penadas por el derecho de conquista. Y esa realidad fue mucho ms cruda en el caso de las conquistas subsidiarias, aquellas que se hacan por mannn Corts, quien conocedor del derecho de la conquista funda Veracruz tan pronto llega a territorio mexicano en 1519 y establece comunicacin directa con el Rey para lograr el reconocimiento de la Corona como Conquistador independiente. Rebelndose as legalmente contra el Gobernador de Cuba que lo haba enviado. La de Nicaragua no fue diferente. Exacerbado su celo de poder por los maravillosos relatos de Gil Gonzlez Dvila acerca de Nicaragua, y sobre todo por el xito de su empresa de rescate cho de conquista a la obtencin del oro de los nativos a cambio de chucheras, el Gobernador de Tierra Firme (Panam) decidi continuar la conquista de Nicaragua. Continuar, porque su gente haba llegado con anterioridad a esas tierras y alegaba derechos de prela cin. Simultneamente extendera su guerra a cuchillo hacia esos nuevos espacios territoriales.Pedrarias DvilaPedro Arias de vila se llamaba el Gobernador de Castilla del Oro, aunque la historia lo registra como Pe drarias Dvila o simplemente Pedrarias. Un segoviano nacido en 1840 tan celoso de su poder como ambicio so. Tremendamente cruel y profundamente religioso. catalptico, lo dieron por muerto y lo colocaron en su atad. El resucitado le llamaron desde entonces en Se govia. Luego despert y cada ao en conmemoracin de aquel milagro se acostaba en el mismo atad, que Diferente a la mayora Pedrarias no era del comn. De muchos aos atrs su familia formaba parte de la nobleza espaola. Su abuelo Diego Arias de vila fue Contador Mayor de Castilla durante el reinado de Enrique IV (1454-1474) cuando la unidad de Espaa era quimrica. Tena adems un cercano ascendiente religioso, su to Juan Arias, obispo de Segovia, de quien hered su fortuban importantes servicios al Reino en la reconquista de Granada y en las campaas de frica (1508-1511). Precisamente por estos servicios recibi su blasn de los propios Reyes Catlicos, cuando tambin estos iniciaban la unidad de todos los reinos de la pennsula. En 1513 a los setenta y tres aos de edad, Fer nando el Catlico nombra a Pedrarias Gobernador y Capitn General de la hasta entonces provincia de Tierra Firme, cambindole el nombre a Castilla del Oro (Panam), porque ah el oro se pescaba con re des segn la fbula de sus conquistadores. Pedrarias era un hombre fuerte, corpulento, de casi dos metros de altura, de rgida disciplina militar, todava vital. Vitalidad que increblemente lo acompa hasta su muerte. Adems Pedrarias tambin se distingue del resto de sus homlogos fundacionales porque probable acompaado de su familia. Estaba casado con Isabel de Bobadilla, igualmente del crculo de nobleza. Su ta Beatriz, marquesa de Moya, fue una de las protectoras de Cristbal Coln, y su padre, Francisco, era nada me nos que el gobernador de La Espaola. Ambas calidades, su unidad familiar y la relacin consangunea de su esposa con una de las principales gobernaciones de Espaa en Amrica, si no la principal, le permitieron a Pedrarias desarrollar un profundo sentimiento de arraigo en sus dominios. No pensaba regre sar a Espaa ni pensaba moverse del destino al cual lo asign el Rey. Aunque s quiso ser enterrado en Espaa sus restos quedaron en Len, Nicaragua. El asiento de su gobierno, de su poder, de su gloria, tal como l lo imagin. As complet su arraigo. Porque este conquistador singular sera el primer gobernante de Nicaragua, aunque la historia convencional no lo reconoce as. El nombramiento de Pedrarias fue consecuente con sus calidades personales, su origen nobiliario, su fortuna, sus capacidades y servicios meritorios al reino reconocidos en su blasn de siete escalas y ocho castillos en campo de sangre Nunca antes y tampoco despus la Corona autoriz una expedicin tan importante y numerosa: veintids drarias y el Reino. Incluso el Rey le concedi libertad plena para escoger a sus lugartenientes. Escogi a los su expedicin, pues llegara a la nueva provincia de Tena setenta y cuatro aos.

PAGE 45

45 La noticia fantasiosa de la abundancia de oro en Tierra Firme, el nombramiento del reconocido Pedra la inmensa logstica que implic su equipamiento y avituallamiento imposible de ocultar, corri como re guero de plvora en aquel entorno de pobreza. Moformar parte de aquella operacin de conquista. Todos queran enrolarse. De todas las procedencias sociales. Fue tanta la gente que con esas nuevas acudi que si a diez mil se quisiera dar pasaje, todos fueran de buena voluntad (Herrera). No pocos hipotecaron por aos su futuro recurriendo a prstamos onerosos. Para equipar las naves y soldados, y para atender a dos mil expedicionarios, fue necesario ordenar la construccin de armas de todo tipo, comprar comida y medicinas para varios meses y ropa suficiente para las distintas categoras sociales que la componan. Adems de caballos y yeguas, y desde luego 700 bateas para recoger el oro de los ros de la nueva Castilla del Oro para pescarlo, segn la fbula de sus predecesores en Tierra Firme, un poco ms tar de Castilla del Oro. Para comandar a esos dos mil expedicionarios y garantizar el avituallamiento de la expedicin, con Pe por l mismo. Entre los ms destacados: Hernando de Soto, Diego de Almagro, Sebastin de Benalczar, Gonnal Daz del Castillo, Gaspar de Morales, Juan Vespucio, Pascual de Andagoya, fray Juan de Quevedo, primer Obispo de Castilla del Oro, y el clrigo Diego Osorio, quien un poco ms tarde sera el primer obispo de Nicaragua. Todos con henchida autoimagen por la autoridad delegada de Pedrarias recibida a su vez del Rey. Todos saldran despus a distintas posesiones espaolas en Amrica y la mayora pasara a la historia de la Conquista. Desde Per hasta Mxico, pasando por Colombia, Cuba y La Espaola, la Amrica fundacional. Una amplia red de intereses que ms tar de sera aprovechada polticamente por los descendientes de Pedrarias. Dos de estos expedicionarios escribiran sobre la Conquista: Gonzalo Fernndez de Oviedo y Valds (Oviedo) como cronista de Indias, y Bernal Daz del Castillo como cronista de la conquista de Mxico. Pedrarias no fue el primero en llegar a Castilla del Oro, pero s el ms importante, y con derechos espe Rey. Casi diez aos antes haba llegado, entre otros, Vasco Nez de Balboa, quien haba logrado buena imagen frente a la Corona como descubridor de la Mar del Sur, y entre los indgenas gracias a su calculado trato que en general les conceda. Buscando oro, Balboa excursion hacia el sur y se Sur, y l Adelantado de la Mar del Sur. En consecuen cia, sentar su autoridad, nica e indiscutible, sobre todo frente a ese prestigioso contendiente, fue pues contr la oportunidad de acusar a Balboa y a tres de sus lugartenientes de rebelin, traidores a la Corona. 1519 segn el derecho espaol de la poca. Un hecho tas. Pedrarias tena entonces 79 aos. A esa edad y en contra de la opinin de sus lugarte nientes a Pedrarias le corresponde el mrito histrico de percibir con nitidez que la conquista del sur stmico Y as lo hizo. No fue una decisin espontnea. Es propia imagen de conquistador en contraposicin a urbanas de la ciudad que lo recibi, Santa Mara del Darin. De apenas quinientas chozas y con pocas me didas de salubridad, que no daba cabida a los dos mil expedicionarios de Pedrarias ni a la carga que llevaba 600 expedicionarios, una cantidad importante de de sertores hacia otras gobernaciones, y gran desconten to entre quienes se quedaron debido a los malos ma Despus de meditar seriamente sobre el cambio, y quizs por haber odo lo relatos de los indgenas, le asalt el hallazgo geopoltico, como se dice hoy da. Entonces decidi trasladar la sede de la gobernacin a la costa de la Mar del Sur, donde fund la ciudad de Panam en agosto de 1519, desde entonces sede de la nueva provincia de Castilla del Oro. Una decisin que

PAGE 46

46Gil Gonzlez DvilaCinco aos despus vendra la segunda expedicin. La primera propiamente dicha. La ya mencionada de Gil Gonzlez Dvila de 1523, que tuvo la caracterstica de haber sido realizada con absoluta independencia de Pedrarias, y que ste no pudo evitar por las creden ciales otorgadas por el Rey a su nuevo oponente. Un Llegado a La Espaola en 1511 con el cargo de Con tador por recomendacin de su protector, el podero so obispo Juan Rodrguez de Fonseca, nada menos sido criado (en la acepcin antigua), Gil decide regre sar a Espaa siete aos despus para gestionar una capitulacin propia. Tena dinero y experiencia, y an conservaba la relacin con su protector. En Espaa se encuentra con dos sobrevivientes de la expedicin de Balboa que andaban buscando cmo restablecerla. Lo entusiasman, se asocian, y decide orientar sus pasos a Castilla del Oro. Otra vez con el apoyo del obispo Fonseca, el Rey le otorga a Gil una amplia y rarsima capitulacin. Le au toriza explorar hasta mil leguas al poniente de Panam y le extiende ese mandato hasta las Islas Moluscas, por saber si ay estrecho de una mar a otra y que procure que lo que yo decubuere por la mar del sur tenga salida a y (Andrs Vega Bolaos). El estrecho se haba convertido en obque le permitiera continuar hacia el Oriente. Haban pasado a penas diecisis aos. Despus de recibirlo con la cortesa del caso, Pedrarias se neg a darle los barcos de Balboa alegando que estos nunca le haban pertenecido. No deba facilitarle la realizacin de su empresa. Gil decidi entonces fabricar sus propias embarcaciones, aprovechando los dos aos que le tom construirlas para informarse sobre la situacin general de la Conquisbsqueda del paso de una a otra mar porque se olvid de Las Moluscas y enderez sus naves hacia Nicaragua. Su asombro fue mucho ms deslumbrante que el sufrido con el dilogo con Nicarao, cuando avist el inLa Mar Dulce le llam porque crece y mengua. Y frente al seguro ocultamiento de los nativos acerca de si tena salida a la Mar del Norte, sus experimentados pilotos le garantizaron que s la tena. Inmediatamente tom posesin de la Mar Dulce el domingo 12 de abril de 1523 cinco das antes del choque con las fuerzas nativas. en efecto le permite deslastrarse del grupo original de conquistadores que le haban precedido, asentados all desde 1510, y de paso empezar a cortar amarras con la Corona conservando las formalidades de la leal tad. Decisin estratgica validada por la historia. Sobre todo en el caso de Nicaragua, por la ya mencionada caracterstica de su geografa. Terco, poderoso y visionario, desde este nuevo asentamiento que respeta el nombre originario de Panam, Pedrarias se convertira en facttum de la pandirse hacia el norte. Enva la primera expedicin Per, y desarrolla desde entonces lo que pronto sera La conquista de Nicaragua se inicia entonces desde Castilla del Oro, aunque este fallido primer intento slo queda registrado de pasada en la historia convencional. La expedicin de Juan de Castaeda, enviado por PeNo tuvo xito, aunque alcanz llegar hasta el golfo de la nominacin de este golfo como San Lucar quizs porque lleg el 18 de octubre de 1519, as marcado este da en el santoral catlico. Andrs Nio, el otro expedicionario, llegara hasta el golfo que l denomin de Fonseca en honor al obispo protector.

PAGE 47

47 No pudo explorarla porque no dispona de los medios, en ambicin desmesurada. En trofeo frente al Rey. Convencido de que haba encontrado un territorio rico y muy poblado, diferente a los que l conoca, Gil regres a Panam. No pudo disimular su entusiasmo. El enorme rescate en oro lo traicionaba, igual que el entusiasmo del pretendido hallazgo del estrecho y quizs su dilogo con Nicarao. Se impuso regresar inmediatamente a Nicaragua pero no pudo. El oro y sus fabulosos relatos encendieron el celo de Pedrarias. toridad sin miramientos. Entonces decidi excluir a Gil Gonzlez Dvila argumentado prioridad de posesin. Decisin que tambin inhibira a sus lugartenientes con La Espaola donde su autoridad continuaba siendo re conocida. Desde ah le envi al Rey el quinto real que le corresponda del rescate, solicitndole a la vez una nueva capitulacin. No esper respuesta, la Audiencia de Santo Domingo lo apoy ampliamente. Y regres con nuevos planes y con la expectativa de ser recompensado por el Rey. Mientras tanto la idea de continuar la expedicin a Nicaragua se apoder del primer crculo de la gente de do fue, quizs, la primera empresa conquistadora que se constituy en la Amrica mediante contrato notade 1523, al margen pero en nombre de la Corona y de la cristiandad. Las dems empresas de conquista se estructuraban en Amrica con aporte en especies, sin formalidades notariales. Pedrarias sin embargo no tena el control de la empresa. Haba invertido slo un tercio del total del capital, quedando el control en poder de los otros cuatro socios con un sexto cada uno, todos funcionarios de Pedrarias. Todos supuestamen siempre fue mayor que la lealtad.Precisamente para garantizarse el control de la ex pedicin, Pedrarias acept la sugerencia de los otros cuatro socios (sin duda hecha para evitar una temprana nndez o Fernndez, uno de ellos, pero limitndole sus ponda. Nada de bonos adicionales por su calidad de militar ni por su calidad de Jefe de la expedicin, como se estilaba entonces, a pesar de que era gente de su entorno ms estrecho. Pedrarias lo haba hecho. Al moCapitn de su Guardia personal y Alcalde Ordinario de como intil, Pedrarias asumi los riesgos y la direccin plena de esta tercera expedicin a Nicaragua. As de celoso era de su poder. Este Francisco Hernndez pas a la historia de la conquista como De Crdoba en reconocimiento de la Corona a sus servicios, segn algunos historiadores. Pero no. Se impuso la asociacin de ideas porque en la Conquista haba otros De Crdoba de origen noble. El primero en llamarlo De Crdoba fue el propio Pedrarias en Cdula Real del martes 17 de noviembre de 1528, en cuenta que lo haba traicionado. Luego lo llamara as te, los descendientes nicaragenses de peninsulares y criollos todos pretendidamente nobles. Porque los Hernndez de Crdoba (Qurtubah en rabe) s eran gentes de la nobleza, y este Hernndez de Nicaragua era un humilde sbdito nacido en Cabra, una pequea ciudad de la Provincia de Crdoba. No existe duda histrica acerca de la nobilizacin de hecho de conquistadores menores que se enrique cieron y/o asumieron posiciones destacadas en sus respectivas provincias al amparo de sus Gobernadores y con la complacencia de la Corona. Disearon sus propios blasones y los impusieron en la sociedad provincial, aunque nunca fueron registrados en el archivo de la herldica espaola. Ni sus apellidos como ilustres. Pero no fue este el caso de Hernndez de Crdoba de Nicaragua. No le alcanz la vida. Este nuevo Hernndez de Crdoba, en efecto, sali de Panam alrededor del martes 15 de octubre de 1523 tidos por todos: el reconocimiento de la Mar Dulce, la bsqueda del estrecho que Pedrarias llamara estrecho dudoso porque dudaba de su existencia, y la posesin de por el propio Pedrarias llegaban por el Norte hasta la mitad del territorio de los actuales Estados de El Salvador conforme a la norma no escrita de la Conquista. Hernndez entr a Nicaragua con doscientos ex pedicionarios, entre ellos quince esclavos negros sin duda los primeros negros esclavos nicaragenses. Haba pues esclavos negros en Panam, antes de que fray Bartolom de las Casas demandara a la Corona la sustitucin por esclavos negros de los esclavos indseres humanos que s tenan alma. Los negros no la tenan. Un yerro de la poca recogido por el tan querido y admirado Las Casas.

PAGE 48

48Vena este De Crdoba bien equipado. Traa un pequeo navo desarmado para explorar la Mar Dul ce, que arm aqu y con el cual su gente hall la salida del ro a la Mar del Norte despus ro San Juan, cuyo nombre originario an hoy da se desconoce. No pudieron navegarlo completamente por haver muchas culminando su recorrido a pie hasta encon trar la otra mar. A Hernndez de Crdoba se le debe lago Cocibolca, aunque no tendra efectos legales de prelacin por su descubrimiento como pomposamen te se acostumbra decir. La labor inicial de Hernndez en Nicaragua fue una tpica empresa de indios o cabalgada segn el derecho de conquista. Una guerra a salto de mata contra los asentamientos nativos. Atacndolos por sorpresa los conquistadores saqueaban y mataban a mansalva, vos exigindoles de paso compensaciones para el Rey. Siempre en oro. Pero Hernndez encontr resistencia. Hernndez de Crdoba entr a Nicaragua por la misma ruta que haba utilizado Gil Gonzlez Dvila un ao antes. Entonces fund en Nicoya la primera ciudad nicaragense que nombr Bruselas, al lado del cacicazgo de Orotina. Ciudad que no pas a la historia de Nicaragua por su pronta desaparicin, y por que tres siglos despus ese territorio pasara a formar parte de la actual Costa Rica. Cuando lleg al cacicaz go de Nicaragua ya no estaban Nicarao ni Diriangn. Los haban matado, aunque se ignora cmo. Sus pueblos los reivindicaron ardorosamente. En cada cabalgada la poblacin originaria ofreci resistencia, incluso a la cristianizacin. Igual lo hicieron los nativos del norte de Venezuela, entre ellos sus ancestros arahuacos, aunque an no se puede precisar cmo se comunicaban entre s. Lo mismo sucedi con los otros cacicazgos del territorio, aunque con menor entereza. Una resistencia sin duda organizada aunque los Cronistas de India no como lo ha demostrado la historia en todo choque de culturas, la propia determina la intensidad de la resistencia, al precio de la vida misma. Incluso de no dar dgenas que se declararon en huelga de vientres para imponindose, pero no doblegando el espritu liberta rio de los originarios. Los prisioneros de guerra fueron esclavizados conforme al derecho de conquista, herra dos y enviados a Panam para ser vendidos en Per. A partir de estas primeras confrontaciones con los originarios, Hernndez continu su empresa de cabalgada siguiendo las ancestrales rutas indgenas. Los caminos milenarios de intercomunicacin entre los distintos cacicazgos del Estado originario, en este caso Nicaragua, con los dems de la zona para comerciar o para guerrear, facilitado este recorrido por los prisioneros indgenas esclavos y los indgenas que huan de la masacre, actuando as como baqueanos. Igualmente suceda con las rutas que comunicaban al territorio de la Nicaragua originaria con otros territorios. Hasta Mxico por el Norte con extensin hacia Yucatn, y hasta Panam, Colombia y Venezuela, por el Sur. Esta fue literalmente la ruta de los conquistadores de la Amrica fundacional. Y luego del resto. inicia en 1519 con la fallida expedicin de Juan Castaeda y Andrs Nio que llegaron hasta el Golfo de Chira (Nicoya) y el Golfo de Fonseca, como queda dicho. Contina con la Capitulacin de Gil y su llegada al cacicazgo de Nicarao a principios de 1523, y se consolida con la empresa de Hernndez de Crdoba mismo ao. La Conquista fue un cataclismo social que pre tendi soterrarlo todo, empezando por la cultura. Destruir toda evidencia que pudiera despertar posteriormente el inconsciente colectivo originario. Tarea imposible. Ningn cataclismo social es capaz de liquidar el inconsciente colectivo de los pueblos siempre dencia del plazo. Y volver a resurgir cuntas veces se le reprima. Siempre el inconsciente colectivo es el que orienta las luchas por la liberacin.4. La coloniaDespus vendra un largo perodo colonial de virtual inmovilismo que durara trescientos aos. Con uno que otro gobernador reproduciendo abiertamente la crueldad extrema de la Conquista, igual que sucedi en el resto de Amrica, pero quizs con mayor violencia en el Istmo por la desatencin de Espaa. Esta vez dirigida tambin contra los colonos que reaccionaban frente a la incapacidad de la Corona de resolverles la pobreza que los agobiaba. La riqueza fcil haba desaparecido. Aqu durante la Conquista y al principio de la Colonia la falta por la esclavizacin masiva de indgenas. Y ya no haba indgenas que esclavizar. Los haban diezmado. Haban dumbre y para labores agrcolas. Las autoridades espaolas y los colonos del Istmo esperaban de la Corona la solucin de sus problemas y Espaa no poda o no quera satisfacerlos por limitaciones debidas a causas polticas distintas a Amrica, pero basadas en sus enormes riquezas. Fueron las

PAGE 49

49 riquezas de Amrica, en efecto, las que permitieron a Espaa asumir un rol imperial en Europa, llevndola a un perodo de guerras europeas que la devastaron, En realidad Amrica era considerada por la Corona espaola fundamentalmente como fuente de rique zas, preocupndose en ese sentido y solamente en ese sentido por su organizacin poltica. Ocupndose poco o quizs nada del aspecto social y menos de la vo a la naturaleza humana de los indgenas. En otras palabras, la relacin de Espaa con sus posesiones americanas se haca en funcin directa de las riquezas que le aportaban. La Capitana General de Guatemala Peor an, para preservar la exclusividad de esas riquezas Espaa dict leyes que impedan su desarrollo. No podan sembrar vias ni olivares, que eran los cultivos de la poca, ni podan relacionarse por mar con las otras colonias, manteniendo sin embargo la vigencia plena de todos los tributos agravando al extremo la situacin de estancamiento econmico de la Capitana General de Guatemala. Una perversin a pesar del reconocimiento de la Corona acerca del valor estratgico del Istmo, del estrecho dudoso para la seguridad de las posesiones espaolas en Amrica frente a las ambiciones expansionistas de otras potencias europeas. El imperio norteamericano todava no emerga plenamente, empezara a penetrar la Amrica en los albores del siglo diecinueve, recin iniciada la independencia. Las provincias que posteriormente devendran Centroamrica, utilizaron ese argumento de la segu ridad estratgica para presionar a Espaa a reforzar la seguridad general del Istmo y la particular de la ruta del desaguadero, del ro San Juan de Nicaragua, contra las agresiones externas. Incluso sobre la base de este no fueran militares, tal como lo eran en otras posesiones. Porque la poblacin civil no tena capacidad para garantizar la seguridad en ninguna circunstancia. Sobre todo frente las incursiones corsarias (1540-1580), sugiere la historia convencional, sino la respuesta ile gtima, como la consideraba Espaa, de algunos rei nos europeos frente al absolutismo de Felipe II. Una historia que se enriquecera muchsimo preciIngleses en el caso de Nicaragua desde la Colonia hasta avanzada la Independencia, y luego norteamericanas cada vez ms ntidamente del inconsciente colectivo nacional, permitiendo poco a poco la emergencia del terminado imponindose a los criollos, nobles y a los mestizos transculturizados. Sano orgullo nacional.Corsarios y piratasLa situacin se agrav con la piratera organizada (1650-1680) contra la Costa Caribe del Istmo, principalmente inglesa, encubiertamente dirigida por Inglaterra. Aprovechando la ferocidad de los mskitos contra los espaoles, en Nicaragua penetraron mu cho ms all de la regin costanera, llegando hasta la ciudad de Matagalpa en el centro del pas y hasta la ciudad de Segovia en el norte. Llamada as en honor a Costa Caribe nicaragense. Pero la ciudad ms atacada fue Granada de Nicaragua, porque para entonces se haba convertido en el principal puerto del Caribe de la Capitana General de Guatemala, responsable de su administracin poder. Por Granada sala la mayor parte de las ex portaciones stmicas hacia Espaa, va Cartagena de Indias, La Habana, Sevilla, y por la misma ruta ingre saban las exportaciones de Espaa. Espaa reaccion y construy sobre la ruta del ro San Juan la fortaleza del Castillo de la Inmaculada Concepcin. Inexpugnable hasta que los ingleses empezaron a utilizar caones. Con una extraordinaria historia Indias del Virreinato de Nueva Granada, la actual Colombia, retoma el mando de la fortaleza del Castillo por

PAGE 50

50la muerte de su padre en combate y derrota a una fuer za inglesa proveniente de Jamaica. Considerada herona de Nicaragua, aunque el hecho se dio mucho antes de la Independencia de Espaa, la historia-leyenda le atribuye la expresin que los cobardes se rindan y los valientes se queden a morir conmigo, como arenga a la soldadesca. Hecho importante porque esa defensa heroica se corresponde con el inconsciente colectivo nacional y lo refuerza. Espaa construy el Castillo con plena conciencia de que el desaguadero (la ruta del ro San Juan), ms que un proyecto, se haba convertido en potencial canal interocenico por Nicaragua, codiciado por Gran asentarse en la Costa Caribe nicaragense conocida desde siempre como la Mosquitia, para apropiarse de esa ruta. Desde entonces el codiciado canal interocenico marca el rumbo de la historia nacional. No lo hizo Inglaterra por la fuerza, sino mediante el recurso cultural. Y no directamente, sino en aparente asociacin con los mskitos. Aparente porque en tr minos de organizacin del poder los mskitos siempre estuvieron subordinados a la Corona inglesa como protectorado. Posteriormente la asociacin ms orgprincipalmente, plenamente transculturizados, hasta asumirse sbditos ingleses. Inicialmente los ingleses se acercaron a los nativos mskitos en trminos comerciales, proveyndoles ar ah los piratas ingleses estimularon el espritu indepen diente y aguerrido de los mskitos y su odio contra Es paa para apoyarlos en la ampliacin y consolidacin de su territorio. Apoyo orgnico que inclua la captura y cobro de impuestos a las tribus que los mskitos sometan a lo largo de la largusima Costa Caribe, pero tambin obligndolos a perseguir, capturar y repatriar a los esclavos negros escapados de Jamaica. Los ingleses entraron, pues, a la Mosquitia por la puerta cultural. Apropindose del sistema de organizacin social de los miskitos, lograron convertir al caen origen de la dinasta del Reino Mosco. Old Man, le llamaban. Logrando establecer una larga dinasta que dencia de la etnia misquita con relacin a Inglaterra. Con todos los llamados reyes moscos, e ignoransupuesta ocupacin legal de la Mosquitia, incluyendo obviamente la ruta del canal. Fue una intervencin de dos siglos y medio (1640-1894), hasta la recuperacin de la Mosquitia por el gobierno de la revolucin libe ral en 1893. Gracias a esta asociacin con los mskitos los ingle Costa Caribe centroamericana, desde Honduras hasta la actual frontera de Panam con Colombia. Posesin que posteriormente dio pie a Colombia para desarro soberana sobre la misma hasta el primer tercio del Nicaragua. Argumento falaz. Porque por el solo hecho de reconocer Colombia la independencia de Panam despus del arrebato norteamericano desapareci la contigidad de esa pretendida soberana sobre la Cos ta Caribe Misquita de Centroamrica. Washington s acept el argumento colombiano a manera de compensacin por el arrebato de Panam (1903). Entonces oblig al intervenido gobierno nicases-Esguerra (1928). Mediante este obligado tratado berana sobre dos territorios propios: concediendo a Colombia soberana sobre el Archipilago San Andrs a cambio de que Colombia le reconociera soberana sobre la Costa Caribe. Jams Colombia tuvo soberana sobre ambos territorios. Espaa siempre se cuid de Guatemala cuando tuvo que ordenar que la armada real espaola asentada en Cartagena de Indias se hiciera cargo de su seguridad.Respuesta de EspaaNo fue una lucha sin respuesta de las autoridades espaolas. S la hubo, aunque no tuvo su origen en las

PAGE 51

51 agresiones de los piratas ingleses sobre la Costa Caribe del Istmo, en particular sobre Nicaragua, sino a raz de la guerra de Inglaterra contra Espaa. Producto, en efecto, del pacto familiar con los Borbones de Francia de 1761, Espaa entr en guerra con Inglaterra por contenciosos europeos, pero el im perio ingls decidi llevar esa guerra hasta El Caribe ms concretamente contra Cuba. La Habana que fue arrebatada por Inglaterra, y tambin Filipinas ciento treinta y seis aos despus el imperio norteamericano hara lo mismo. Espaa e Inglaterra terminaron arre glando sus diferencias mediante el Tratado de Pars de febrero de 1763, aunque en detrimento de Espaa. Como consecuencia de esa guerra Espaa decidi de Guatemala envindoles un total de seis mil fusiles. te inefectivo. Guatemala no dispona de la estructura tuvo. Nunca pudo garantizar la seguridad del medio milln de kilmetros cuadrados de la Capitana. Era un niveles esta es precisamente la razn por la cual la Corona le encarg a su armada en Cartagena de Indias hacerse cargo de la seguridad de la Costa Caribe nicaragense, causa del contencioso de fronteras marti mas entre Nicaragua y Colombia. En ese contexto, en los aos 1767/68 tanto las autoridades de la Capitana como de la Provincia de Nicaragua demandaron a la Corona la reconstruccin y refor casi cien aos antes y para entonces muy deteriorado. Sin capacidad para resistir una nueva invasin inglesa, ni siquiera para enfrentar eventuales ataques de los mskitos. Con el agravante de que en la Capitana era muy reducido el nmero de espaoles europeos, y crecido el de criollos, mestizos, pardos e indios, con los cuales no podra cumplir exactamente las rdenes relativas a la defensasulares, atizando as las contradicciones sociales. Tanto la Provincia de Nicaragua como la Capitana argumentaban frente a la Corona espaola la posicin estratgica del Castillo para la defensa del Istmo, de un extremo a otro, entre ambos mares. De la costa relativo fcil acceso desde el ro hacia el puerto de El bin llamado virreinato de Guatemala. As como para la relacin con Per. La Capitana deba protegerlos. Y no estaban equivotar una nueva invasin sobre el San Juan en la cual se encontraba nada menos que Horacio Nelson, que despus se cubrira de gloria en la batalla de Trafalgar con el grado de Almirante, entonces las fuerzas ingle sas perdieron miles de hombres y algunos millones de pesos. La segunda gran derrota despus de la ya men cionada accin de Rafaela Herrera en 1762. Tampoco estuvo ausente Espaa de la lucha diplomtica. glaterra el Tratado de Versalles, que obligaba a Ingla terra a ordenar a sus sbditos retirarse de la Mosquitia, pero sin consecuencias prcticas. Espaa no tuvo capacidad de implementarlo. Por esta razn, casi inme cin del Tratado de Versalles, pero tampoco Espaa logr aprovecharlo. No tuvo capacidad para construir cuatro ciudades a lo largo de la costa Mosquitia para garantizar su control poltico, tal como lo recomenda ron sus estrategas militares. De hecho, por lo tanto, nidamente, hasta el ya mencionado ao 1893. En medio, pues, de una situacin acumulada a lo largo de doscientos cincuenta aos, de extrema precariedad econmica y de inmenso retraso poltico nes administrativas de Espaa en Amrica, la Capitana General de Guatemala se declar Independiente de Espaa en 1821. Independencia en consecuencia precaria por inexistente, inducida por la de Mxico, producto a su vez del generalizado ambiente de revolucin americana que no prendi en la Capitana pero s en Mxico.lectivoEsta es la historia fundacional de Nicaragua desde l a otra historia Arranca con un conquistador diferente que sera a la vez iniciador de la Colonia. Que goz de un inmenso prestigio a lo largo de la Amrica fundacional, desde Mxico hasta los pases andinos, pero desprestigiado y estigmatizado por la historia convencional nicaragense, y tal vez centroamericana incluyendo Panam. Porque nes distintos a la historia que le toc hacer y vivir, sesparte de quienes han escrito la historia. Pero sobre todo por el imaginario que sobre la decapitacin de Hernndez de Crdoba lograron proyectar inicialmente los cronistas y despus los primeros historiadores. miento del propio Pedrarias (aunque es cierto que los en la Espaa de aquella poca), sino porque tambin a

PAGE 52

52l se le aplica en forma retroactiva la valoracin con vencional sobre su nieto Hernando tambin sesgada por la iglesia catlica. Por lo mismo, Pedrarias no ha sido ni es reivindicado como fundador de la Nicaragua espaola por quienes an se sienten nobles espaoles o asimilados a esa nobleza. As de profunda es la denostacin de la historia convencional contra Pedrarias. Los criollos presentidamente nobles reivindican como conquistador fundador a Francisco Hernndez de Crdoba a quien le erigieron un monumento en Granada, precisamente a orillas del lago Cocibolca. Pero adems lograron denominar con su nombre la moneda de curso legal de Nicaragua, el Crdoba (1912). Una vergenza. Nicaragua estaba entonces polticamente intervenida por Washington a travs de los Pactos Dawson. Escasos meses despus lo estara militarmente por la marinera yan qui, que ms tarde entrara en guerra contra el general Sandino y saldran derrotados (1927-1933). Una historia que tambin est marcada por una poblacin colonial fundacional igualmente distinta. Rebelde y aguerrida. Que desde su propia realidad lu ch contra la Corona en varias ocasiones. Tanto en el su territorio y las instituciones que la propia Corona les otorg, como fueron la defensa del ro San Juan, y despus el rechazo a la abolicin de las encomiendas. Luchando como sector social dependiente de Espaa pero ya con sentimiento de identidad distinto. Quizs la primera poblacin colonial en plantear la instauracin de un reinado propio en Amrica. Acciones tambin devaluadas o no valoradas por la historia conven cional por los mismos sesgos ya expuestos. profundo por una poblacin originaria de cultura e historia excepcionales, hoy da reivindicadas plenamente por el mestizo. Determinantes de su inconsciente colectivo, de su identidad nacional, que orienta el curso de sus luchas sociales por su liberacin y que hoy da le ha permitido acceder al poder poltico despus de quinientos aos. No slo en Nicaragua sino en Amrica, con nfasis en la fundacional. En otras latitudes de Amrica los indgenas lograron resistir el exterminio de la Conquista-Colonia, y han regresado hecho millones ellos los que han accedido al poder poltico, tendindole, sin embargo, la mano a sus explotadores histricos, representados por el criollo de abolengo, gene ralmente autoproclamado de origen noble. Una poblacin originaria que fue capaz de enfrentar al conquistador con ideas y militarmente, y tam al conquistador. Que fue derrotada en la larga batalla de la Conquista e inicio de la Colonia (1519-1550), pero no vencida. Porque la cultura indgena (con los ya re feridos rasgos de la transculturizacin espaola) se insumi en el mestizo en forma natural, y luego en el genocidio contra los indgenas aqu es obligada la aclaracin obvia de que la poblacin negra del litoral sa de la poblacin negra de El Caribe. El inconsciente colectivo del mestizo nicaragense est marcado entonces por la cultura y la historia de la poblacin originaria. El mestizo actual obedece a esa cultura y a esa historia. Ese es el inconsciente colectivo que orienta sus acciones de liberacin humana, la lucha por superar las contradicciones sociales y avanzar. Esta es la nica razn por la cual la historia convencional no se corresponde con la realidad. Porque est escrita desde el inconsciente colectivo del criollo, determinado por la cultura e historia del conquistador-colonizador. Qu proporcin del inconsciente colectivo del ac tual mestizo nicaragense corresponde al conquista dor-colonizador? Ninguna. Es cierto sin embargo que los valores culturales adquiridos del conquistador-colonizador son valores identitarios del mestizo, y por lo mismo irrenunciables. Igualmente es cierto que las acciones de los con quistadores-colonizadores fundacionales contra la Corona espaola (siempre denostadas por la historia convencional) forman parte de su acervo histrico, tambin irrenunciable, y por lo mismo igualmente re vindicados por los mestizos. Pero ni aquellos valores ni estas acciones constituyen parte del inconsciente co lectivo del mestizo aunque piense en espaol y se asuma catlico-cristiano. Porque desde la Independencia empez a pensar con referentes propios, partiendo de

PAGE 53

53 nuestra propia cultura, y porque por lo menos desde mediados del siglo pasado Jess empez a tomarse de nuevo las calles, condenando como al principio al sanedrn y a los fariseos. Salvo aquellas acciones excepcionales contra la Corona, durante trescientos aos (1500-1800) el conquistador-colonizador represent el poder absoluto. Siempre humillante, opresor, represor, excluyente, discriminatorio. El conquistador-colonizador, y despus el criollo, devino paradigma social econmico poltico, obligando al indgena primero y el mestizo despus a luchar por asimilarse al establecimiento poltico como nico medio de movilizacin social. Siempre humillndor-colonizador en el inconsciente colectivo del mestizo. Huella de profundo rechazo, no de apropiacin. Pero s, salvo las excepciones mencionadas, las huellas del conquistador-colonizador representan el ciento por ciento del inconsciente colectivo del criollo-noble, cin total, pero con mucho poder econmico y meditico. Y lo peor, entregado y protegido-dirigido por Los Estados Unidos como antes lo fueron de la Corona espaola. Ellos han gobernado. Ellos han escrito la historia convencional. Ellos la han reproducido y continan reproduciendo en el pnsum escolar y acadmico. La revisin de la historia convencional apenas em pieza. Escribirla desde la otra historia tomar tiem po. Mucho tiempo (aunque en Cuba ya lo ha logrado y Venezuela ya lo est haciendo). Har falta primero que sea asumida por el Estado, que slo ser posible a travs de gobiernos mestizos, que tambin apenas empiezan a tomar el poder en buena parte de Amri ca Latina y El Caribe. Simultneamente ser necesario que las estructuras acadmicas, de las universidades pblicas, asuman la historia alternativa, porque hasta ahora su preocupacin y ocupacin gira alrededor de complementar la historia convencional, o cuando mu Reescribir la historia es una labor que trasciende a los historiadores, es verdad. Pero son ellos los que tienen la primera responsabilidad de desentraarla conforme al inconsciente colectivo. De investigar. De publicar cada nueva interpretacin y cada nuevo hallazgo. Es una labor aparentemente solitaria. Pero no. No hay nada ms colectivo que la historia, aunque se escriba desde la soledad de un gabinete. (*) Primera Parte de su libro Las Tres Revoluciones Independentistas de Amrica disponible en la librera

PAGE 54

54mercancas que circulan por el mercado. Una mer canca es un bien o un servicio de consumo que se produce para intercambiarse en el mercado. Las mercancas tienen valor de uso en la medida que satisfacen una necesidad. Adems las mercancas tienen un valor de cambio, que corresponde al otra mercanca. Este valor se mide por el tiempo de entre las diferentes mercancas se hace a travs de una especie de mercanca universal llamada dinero y cuyo precio corresponde al costo de produccin ms una ganancia media para el inversionista. 2. Ley de la competencia. En el mercado todo mundo tiene que competir por el dinero en cualquiera de sus formas. Compiten los empresarios entre s, cada uno luchando por apropiarse de las ganancias que el intercambio genera; compiten un ingreso para subsistir, pues en una economa de mercado no se puede subsistir sin dinero; por los excedentes de la empresa; compiten los el campo y la ciudad, cada quien buscando como vender ms caro sus productos; compiten las naciones por apropiarse de la riqueza generada por la economa mundial. 3. La cantidad de dinero en circulacin debe ser igual al valor de las mercancas existentes o ge neradas por la economa; de lo contrario, si hay ms dinero en circulacin que el valor de todas las mercancas existentes, los precios tienden a subir, aumento de costos, pues este aumento aumenta el precio de produccin. 4. La ganancia especulativa. Otra de las reglas del mercado, una de las ms modernas, es que la ma yor parte de la ganancia se va hacia el comercio, la especulacin y los bancos, mientras la menor parte de la ganancia se va hacia la produccin. Por eso vemos que los productores se estn em pobreciendo, mientras que los comerciantes y los banqueros siguen enriquecindose. En otras pala bras, en la actual economa de mercado capitalista, los excedentes o la plusvala, ya no se captan en el proceso inmediato de produccin, donde se Orlando Nez Soto_______________La lucha entre el capitalismo y el socialismo se libra en el mercado a travs de una disputa permanente por el destino de los excedentes econmicos. El mercado es una maquinaria cuyas leyes funcionan automticamente. Por ende, quienes estn por una economa de mercado apenas tienen que hacer esfuerzos para que el sistema capitalista funcione. Por el contrario, para el socialismo se trata de trastocar un sistema mercantil instalado desde hace quinientos aos, intervenirlo y regularlo para desactivar su tendencia a la concentracin excluyente. Bien podramos decir que la invencin del mer de las mayores revoluciones en el campo econmico, solo comparable con la invencin del Estado, dicho sea de paso, uno de los posibles instrumentos para poder regularlo. Hoy en da, el mercado es cada vez ms un mer cado capitalista, es decir, un mercado cuyas leyes de lgica del capital. La lgica del capital obliga a los agentes del capies enriquecerse y gastarse todo el dinero en bienes suntuarios, sino que tiene que buscar como reinvertir su ganancia permanentemente, a riesgo de perecer como empresario. Tanto es as, que en el capitalismo de Estado, donde todos los medios de produccin per tenecen al Estado, ste hace todo lo posible para que la acumulacin o reinversin constante no se detenga, pitalistas, como ha sucedido en distintos perodos. Sabiendo que la economa capitalista de mercado es hoy por hoy una demoledora maquinaria de competencia, voracidad depredadora y responsable de las crisis de sobreproduccin, as como del empobreci miento de la mayora de la poblacin del planeta, con las posibilidades de su regulacin, sobre todo por par te de los proyectos socialistas. Primeramente vamos a resear las leyes del mer cado; posteriormente analizaremos las principales ex periencias emprendidos por los proyectos socialistas en cuanto a la regulacin del mercado. 1. Ley del valor. cambio de valores equivalentes contenidos en las El mercado: el mayor adversario economa

PAGE 55

55 producen, sino en la circulacin, es decir, en el co 5. Mercantilizacin progresiva de la economa y de la sociedad. En una economa de mercado, todos los bienes y servicios que se producen tienden a convertirse en mercanca, incluyendo la fuerza de y no para consumirse directamente, como podra cin campesina. ltimamente, la mercantilizacin se ha extendido ms all de la economa y nuestra sociedad se est convirtiendo en una sociedad de mercado, donde no solamente los bienes y la fuer mercanca: el sexo, las ideas, los valores, la ideologa, el amor, los favores, los votos electorales, etc. 6. Ley de concentracin y exclusin. El intercambio de las mercancas a sus precios de mercado con lleva la concentracin de capitales y de riquezas en pocas manos y la exclusin de la riqueza para la mayora de la poblacin. Y todo esto se hace sin necesidad de que los ciudadanos sepan cmo funcionan las reglas del mercado; ms an, todo parece natural y nadie repara siquiera en saber lo que est pasando, echndole la culpa a la buena o mala suerte. El mercado es como la prolongacin sobreviven o se enriquecen, mientras otros son desplazados y excluidos. Y todo lo que pasa a nivel nacional, tambin pasa a nivel mundial. En otras palabras, la economa de mercado capitiran 1,000 y se enriquecen, mientras otros depositan puede ayudarnos a entender que tal proceder es per en el que centenares de miles de personas compran un billete por el mismo precio y el resultado es que uno de los compradores recibe un milln crdobas de premio, mientras cien mil compradores restantes per dieron completamente su dinero. Y esto sucede todas las semanas del mundo. Claro est que la diferencia es que la ganancia de la lotera est destinada para obras sociales, mientras que en el mercado el dinero del comprador favorecido, est destinado para seguir acumulando. nera enriquecimiento y empobrecimiento. Es as que se crea una diferenciacin social o formacin de clases reglas del mercado capitalista. Incluso, si un gobierno de crdobas entre la gente humilde, al da siguiente nero inyectado.La regulacin en el socialismoEsta realidad crea un gran problema para un proy de acuerdo a las necesidades generales de la sociedad, sobre todo para quienes no tienen dinero para vivir, como los nios, los adultos mayores o la poblacin empobrecida o desempleada que requiere servicios bsicos como educacin y salud. Hasta ahora, y desde que existe el socialismo como proyecto para disminuir y eliminar la concentracin y exclusin de la riqueza generada por un pas, as como para desplazar a las clases sociales dominancabeza, pues no se puede redistribuir la riqueza de el funcionamiento del mercado capitalista, el cual

PAGE 56

56castiga afectando muchas veces el crecimiento o la estabilidad econmica de la economa y por ende la estabilidad poltica. La experiencia concreta de construccin de una sociedad socialista se inici en Rusia a travs de la conformacin de la Unin de Repblicas Socialistas Soviticas (URSS), as como en una veintena de pases en Europa del Este, Asia, frica y Amrica Latina; ex periencias que se desarrollaron a lo largo del siglo XX y que implosionaron debido a una competencia econmica encarnizada con el mundo capitalista, incluyendo una competencia polticomilitar con el impe rialismo. A pesar de todo, el socialismo demostr ser una opcin social para las grandes mayoras. Incluso llev a pases como Rusia y China a desencadenar procesos endgenos de acumulacin econmica de gran envergadura, capaz de igualar a las grandes potencias occidentales, sin tener que recurrir al saqueo de la pe riferia como lo hizo la Europa colonial y el imperialis mo norteamericano. lismo, cosa que nosotros no compartimos, pues tena los rasgos bsicos de lo que se entiende por socialismo. cuatro criterios fundamentales: a) Es una economa donde los grandes medios de produccin pasan a manos de las instituciones pblicas y los excedentes se distribuyeron equita la sociedad; en el socialismo, como deca Marx, la remuneracin se lleva cabo de acuerdo a la regla: b) Desaparicin de la propiedad y la acumulacin capitalista, as como de los empresarios o burguesa ma econmico nacional. c) Direccin de la economa por una clase poltica estatal de acuerdo a un plan econmico que otras reglas de distribucin. los medios de produccin y en la eleccin de autoridades a todos los niveles. del socialismo, como son la eliminacin progresiva de la diferenciacin social o de las clases sociales, el au mento del nivel de vida de la poblacin o del bienestar social de acuerdo a los parmetros de la poca, la des las empresas, la economa y el Estado. ltimamente, los programas socialistas incorporan en sus programas razones de gnero o de etnia, as como a proteger los recursos naturales de un territorio determinado. Si esto no se hizo como nos gustara que se hubiera hecho, es otra cosa, pero nadie puede dudar que en la mayora de las experiencias socialistas desapareci la burguesa como clase social privada, se regul el mer estar social y participacin sin precedentes en pases empobrecidos o provenientes del mundo colonial. Hoy en da, la mayora de los pases exsocialistas se transformaron en economas de mercado capitalista o en lo que ellos llaman socialismo de mercado, del mercado con el funcionamiento de una economa se hace mucho ms difcil para los pases pequeos a causa de los tratados comerciales impuesto por los la obligacin de llevar a cabo polticas neoliberales, incluyendo la privatizacin de la economa, as como el desmantelamiento de las barreras arancelarias que defendan un poco sus economas de la competencia desleal con los pases industrializados.Otra rutaExiste otra ruta hacia el socialismo emprendida por quienes se han denominado partidarios de la socialdedo a sus propias reglas y redistribuyendo una parte de la riqueza a travs de la tributacin (impuestos) y la distribucin del presupuesto gubernamental. En algunos pases como los escandinavos, a travs de este modelo, se ha logrado un nivel de vida sin preceden te y una democracia poltica bastante aceptable con cualquier parmetro, aunque recientemente tambin

PAGE 57

57 estn aceptando las reformas neoliberales a favor de los grandes consorcios nacionales e internacionales. ltimamente, los pases capitalistas tambin han decidido intervenir el mercado y redistribuir la riquelas grandes empresas y sobre todo a los bancos, cosa que han resuelto a travs de lo que se ha dado en llamar el rescate bancario o el rescate empresarial, que no es ni ms ni menos que destinar centenares de entregrselos a los bancos o a algunas empresas para evitar su quiebra. En cualquier caso, la intervencin o regulacin del mercado puede generar desequilibrios econmicos y descontento empresarial y popular, por lo que la regu lacin del mercado se ha vuelto una cosa delicada que puede desencadenar efectos no deseados para quien quiera regularlo. Existe una gran discusin entre los especialistas y entre la clase poltica sobre la forma de regular el mer cado. Unos piensan que hay que regularlo a favor de las necesidades de la gente; otros piensan que hay que regularlo a favor de los empresarios, cosa que se hace frecuentemente a travs de los monopolios (uno o pocos vendedores) y monopsonios (uno o pocos compradores); otros dicen que hay que regularlo a favor del crecimiento, pierda quien pierda y gane quien gane; otros dicen que no hay que regularlo del todo o que hay que regularlo democrticamente. Recientemente, el propio presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, constat la anarqua del mer cado y los abusos de los especuladores en el mercado, y decidi intervenirlo; lamentablemente lo hizo a favor En sntesis podemos decir que existen tres mode los referentes a la intervencin del mercado: a) Regulacin y eliminacin del mercado capitalista en aras de sustituir la acumulacin privada por una acumulacin socializada, acompaado de una sustitucin radical o progresiva de la burgue sa por las empresas estatales. b) Regulacin del mercado capitalista trastocan do radicalmente la tributacin: aumentando los impuestos sobre la renta y disminuyendo los imel tipo de distribucin (regresiva) que realiza el mercado capitalista. c) Regulacin del mercado capitalista en aras de favorecer el crecimiento nacional o para evitar las crisis de sobreproduccin, pero sin eliminar a la burguesa, incluso favoreciendo algunos segmentos de la mismo tiempo una democracia electoral. en las diferentes opciones de cada uno de los Pases Emergentes, representados por los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudfrica). Rusia, que proviene de un modelo socialistacomu nista, se convirti en una economa tpicamente capitalista, favoreciendo el resurgimiento de una burgue sa nacional, aceptando adems someter el control del gobierno por medio de procesos electorales plurales. China, que proviene de una economa socialista comunista, se convirti en un socialismo de mercado, diferencindose de Rusia en que prioriza el capital ms estatal, no se somete a procesos electorales plurales, aunque permite la existencia de empresarios privados. Brasil, India y Sudfrica son economas tpicamen te capitalistas, que permiten acumulacin privada, favorecen a la burguesa nacional y someten peridi camente el control del gobierno a travs de elecciones peridicas plurales. econmico alcanzado, independientemente del grado y forma de intervencin del mercado e independien temente del modelo poltico. No son los nicos casos de economas en crecimiento, pero s son muy repre sentativos y por su envergadura estn incidiendo en que gran parte de la crisis de las economas europeas y norteamericana, se debe a que han perdido mercados de exportacin que antes tenan y que ahora los pases emergentes han recuperado. centrarse en la incidencia que tiene para cualquier gobierno con vocacin socialista o socialdemcrata inter sea el nico parmetro en la distribucin del ingreso. En Amrica Latina, y desde el punto de vista de la intervencin del mercado, tenemos muchas y varia das experiencias en ese sentido. Gobiernos socialistas que accedieron al poder a travs de la lucha armada como Cuba, instaurando un modelo socialista muy avanzado, regulacin del mercado, sustitucin de la burguesa por el Estado, superacin de la democracia poltica por la democracia directa, participacin de noma y la gestin poltica, pero con serios problemas econmicos producto del bloqueo imperialista y de la distorsin del mercado producida por su regulacin llevando en Cuba transformaciones sustanciales en el sentido de liberar el mercado para evitar que siga distorsionando la economa, el crecimiento y la productividad y la distribucin.

PAGE 58

58La Revolucin Sandinista, que lleg al poder a travs de la lucha armada, instaur una economa mixta y pluralismo poltico y la intervencin creciente del mercado; enfrent serios problemas de crecimiento y distorsin de la economa, generados por la guerra civil y de agresin, as como por las distorsiones propias de una regulacin creciente del mercado en condicio fuga de divisas, mercado negro, especulacin, etc.). La Revolucin perdi el gobierno a travs de elecciones plurales, retomndolo 17 aos despus en condiciones modelo de economa de mercado, pero administrando miento y redistribucin del ingreso, conviviendo con una burguesa nacional en rgimen de economa abierta. En similares condiciones estn Bolivia, Ecuador y Venezuela, con intervenciones del mercado vinculadas a la nacionalizacin de las empresas estratgicas y al favorecimiento de un mercado interno a travs de una redistribucin progresiva de la renta. A diferencia de Cuba, estos cuatro pases latinoamericanos estn sometidos a peridicas elecciones plurales, tanto pre sidenciales como parlamentarias y municipales. En este concierto, Nicaragua ha sabido maniobrar para contrarrestar una herencia estructural colonial, ma en condiciones muy difciles para recuperar el retraso que tiene con respecto al resto de economas de la regin; y ha mantenido una estabilidad macroeconmica, una estabilidad poltica, un dinamismo de su microeconoma y un apoyo mayoritario de la ciudadana. Por estas y otras razones es que decimos que el mercado, nacional y mundial, sobre todo el mercado capitalista, es decir, el mercado de bienes y servicios, tales, el mercado interior y el mercado exterior, sigue siendo el adversario respetable del socialismo. Ahora intentaremos explicar algunos conceptos generados por las distorsiones del mercado, as como el descontento y la polarizacin poltica que aquella situacin genera. Posteriormente, seguiremos con el anlisis sobre la lucha entre el mercado libre y la regu lacin en los pases de orientacin socialista, centrn donos someramente en el caso venezolano.Mercado, capital y sistema capitalistaEl mercado es un espacio donde se intercambian las mercancas; el capital es un valor y una relacin soel sistema capitalista corresponde a una economa de mercado donde el capital rige toda la economa: la produccin de mercancas, el intercambio de las mer cancas, el valor y el precio de todas las mercancas, la tasa de ganancia, la orientacin de las inversiones, el crecimiento y la distribucin de la renta, la lucha de clases o de intereses, entre otros. Como sugerimos al principio, llamamos mercado al intercambio (de bienes o servicios) equivalente que se lleva a cabo entre productores y consumidores en un espacio econmico determinado; los consumidores plo una fbrica que compra insumos. El intercambio puede funcionar a nivel local, nacional o internacional. Las mercancas se intercambian de acuerdo a su valor o precio de mercado (valor expresado en dinero). Una mercanca vale o cuesta lo que cuesta produ tambin como una mercanca, pues se vende y se compra, su precio equivale, como cualquier otra mer canca, a lo que cuesta producirla, algo as como el precio de la canasta bsica. En el mercado capitalista, el precio de mercado incluye el costo de produccin (insumo y salarios) ms una ganancia media que cobra el que invierte el capital para producir las mercancas, como lo sealamos anteriormente. En otras palabras quien ms capital tiene e invierte, ms ganancias obtiene y ms capital acumula. A pesar de que se habla de intercambio de equiva rencias de remuneracin de cada uno de los que partims conocida de ganar a travs de un intercambio de equivalentes es encontrar en el mercado una mercanca que comprndola por lo que vale, luego se venda por lo que produce. La nica mercanca que produce por su valor de mercado (la canasta bsica), se pone a carnado en la mercanca, se vende a un valor superior canca que vale 100 crdobas por otra que vale igual, es decir, los mismos 100 crdobas, equivale a cambiar un billete de 100 crdobas por otro billete de 100 cr dobas; nadie dudar que el intercambio ha sido un inpero sabiendo que unos ganan 100 crdobas en un minuto y otros lo ganan en un da, lo que pareca un

PAGE 59

59 Surgimiento de mercado y capitalEl mercado surge con la propiedad privada, cuando la produccin est en manos de productores privados y cuando dichos productores producen ms de lo que necesitan para vivir, comercializando lo que les sobra. Es decir, el mercado aparece cuando la economa se convierte en una economa excedentaria, o sea, cuando alguien puede producir ms de lo que necesita para su consumo, teniendo as la posibilidad de colocar sus excedentes en el mercado; la produccin excedenta ria ocurre por uso de una tecnologa superior, porque unos tienen acceso a materia prima que otros no tienegocios. El capital surge cuando el valor originario puesto en circulacin aumenta. Puede ser capitaldinero, que al intercambiarlo re cibe su valor inicial ms el precio del dinero (intereses) aumentando as su valor inicial; a este capital se le llama capital usurario. Puede ser capitaltierra, que al alquilarla aumenta el valor inicial que tena el dueo de la tierra; a este capital se le llama capital rentista. que al intercambiarlos aumentan el valor inicial del co merciante; a este capital se le llama capital comercial. plo, donde por medio de una suma dinero se compran mayor que lo que costaron, a este capital se le llama capital productivo. Cuando surge el capitalismo?El capitalismo surge cuando el capital o los diferen tes tipos de capital regulan o subordinan el proceso exista la propiedad privada de medios de produc cin y de intercambio; se necesita de un mercado de competencia donde se compite por bienes, servicios, mercancas o capitales; se necesita que alguien tenga aumentar la produccin y su ganancia; se necesita que tengan de qu vivir y laboren o se alquilen por tiempo determinado en los procesos de produccin. El capitalismo naci a inicios del siglo XVI como capital mercantil, luego evolucion como capital industrial a petencia especulativa entre diferentes capitalistas no necesita que se produzcan ms mercancas, pues lo que se hace es repartir la riqueza acumulada por la humanidad hasta ahora, la que tiene un valor y precio determinado, lo que yo llamo plusvala histrica. las reglas del sistema capitalista, el que funciona a nivel mundial, sin importar que las relaciones capitalistas en algunos pases sean necesariamente relaciones asalamercio cafetalero, en parte producido por campesinos no asalariados, pero que al vender su caf lo hacen subordinados a las reglas del sistema capitalista mundial. Por otro lado, los mismos pases socialistas, all donde existan, estn tambin subordinados al mer cado capitalista mundial; ms an, su subordinacin implica que gran parte de los excedentes obtenidos por estos pases sern captados por los grandes consorcios del comercio mundial; en otras palabras y debido al intercambio desigual que existe entre pases agrcolas e industriales, podemos decir que la explotacin del sistema capitalista mundial subordina incluso a los pases que hayan alcanzado el socialismo. Para qu sirve el mercado?El mercado nos dice qu mercanca, cunta mer canca y en qu lugar se necesita. Si hay demasiadas contiene. Estas oscilaciones tienen un movimiento de de una altura determinada, sin que nadie pueda decir que la altura del nivel del mar depende del movimien to de las olas. El mercado sirve para asignar los recursos que la cado decide el monto divisas que la economa necesita para comprar los insumos o las mercancas que no se producen en el pas.

PAGE 60

60El mercado tambin decide el dinero en circulacin que necesita una economa, de acuerdo a la cantidad de mercancas que circulan en dicha economa, de tal manera que si se altera esta relacin, se produce una Finalmente, el mercado sirve para regular el costo r a su vez del costo de la canasta bsica, del nivel de en el mercado laboral. Si en un pas el capital es ms En los pases europeos el precio del salario es mu cho mayor que en Amrica Latina, debido a la correlacin de fuerzas que existe entre Europa y Amrica Latina. Por lo general, los pases ricos imponen precios de monopolio a los pases pobres: nos compran el caf cada vez ms barato y nos venden los vehculos cada vez ms caros. En un pas empobrecido la gente se alse alquila a precios altos. La economa convencional sugiere que el precio no es cierto, sino todo lo contrario: por lo general los producen ms mercancas en menos tiempo de traba al tener incorporada menor cantidad de tiempo de trase sirven con la cuchara ms grande. nivel de vida es mucho mayor; bien, pero quin decide que el nivel de vida sea mucho mayor all que aqu? A la burguesa hay que recordarle que lo mismo decan los reyes de los burgueses y por las mismas razones, los burgueses derrocaron a los reyes. Por supuesto que un cho dinero, pero quin decida que un rey tena que vivir de esa manera, sino era el orden social imperante durante las monarquas parasitarias? Asimismo, los pases ricos nos imponen las condiciones de intercambio, las polticas econmicas, los prstamos, los privilegios que ellos exigen por venir a invertir a nuestros pases, etc.Por qu regular el mercado?des para lograr el equilibrio econmico. En primer lu gar porque la produccin mercantil es anrquica, pues produce y produce, sin percatarse que cada vez hay menor capacidad de compra. Aunque la gente tenga necesidades, si no tiene dinero para comprar los productos que necesita no los comprar y los empresarios y las naciones empresariales no tendrn a quien venderle sus mercancas, producindose una crisis de soLas crisis de sobreproduccin en el mercado capitalista son cada vez ms frecuentes, debido a que las poblaciones y pases ms empobrecidos tienen cada vez menos dinero para comprar lo que la industria del capital mundial produce. Ante tal situacin, los gobier nos de los pases ricos gastan cada vez ms el dinero de los contribuyentes para subsidiar la produccin y la ganancia de aquellas empresas. Por eso mismo es que cada vez privatizan ms las empresas pblicas, por que son empresas monoplicas como las empresas de agua o de carretera o de minerales, de tal manera que los empresarios puedan despus vender sus productos a los mismos gobiernos. mas, porque son los gobiernos los que compran armas, enriqueciendo as la bolsa de los fabricantes de armas. Y todos sabemos que las armas son para matar, de tal manera que las leyes del mercado estn llevando a la humanidad a un genocidio mundial, porque para vender ms armas tiene que haber ms guerras.

PAGE 61

61 recurrentes, sobreproduccin y desempleo, diferen ciacin social y por lo tanto empobrecimiento, destinos irracionales para las inversiones (armas, metanol, drogas, inversiones depredadoras, etc.). Por lo tanto, es una necesidad regularlo de acuerdo a los intereses del bien comn.Es posible el socialismo de mercado?El socialismo de mercado es la combinacin de ciertas reglas del mercado libre con ciertas reglas de la regulacin, buscando el crecimiento econmico y una distribucin ms equitativa de la riqueza. Segn los tericos y dirigentes del socialismo de mercado, las cosas funcionan de la siguiente manera: el Partido diri ge la economa, el Estado administra la economa y el mercado facilita el crecimiento y la productividad del Claro est que estamos hablando de un socialismo de mercado donde existe un partido nico y donde el Estado tiene hegemona sobre el capital. Pero bien puede darse el caso, como pasa en Amrica Latina, con ex cepcin de Cuba, donde la orientacin de un socialismo de mercado que se lleva a cabo en pases como Bolivia, Ecuador, Venezuela o Nicaragua, se acompaa de un modelo de pluralismo poltico con varios partidos de oposicin y de una economa todava hegemonizada en gran parte por los capitales nacionales e internacionales, lo que hace mucho ms difcil su regulacin. Inver siones que a su vez son necesarias para el crecimiento de la economa y la generacin de empleo. En el socialismo de mercado el gobierno tiene que buscar cmo controlar las principales empresas y re cieras, erradicar el empobrecimiento de la gente que no tiene ni para comprar comida, capitalizar a los pe queos y medianos productores, regulanr las ganancias imponiendo ms impuestos al capital y menos impuestos a la gente, defender la economa nacional frente al comercio y las empresas internacionales, invertir ms en educacin y salud para la poblacin, re gular el comercio de los capitales especulativos. En otras palabras, en el socialismo de mercado el gobierno tiene que disminuir la diferenciacin social o bre accedan a tierra, equipos, plantas industriales y transporte, que les permita compensar la falta de empleos asalariados que las grandes fbricas ya no ofrecen. Todas estas y otras medidas dependen de la voluntad poltica de los gobernantes y de la correlacin de fuerzas polticas y econmicas en la economa. Y es esta correlacin de fuerzas la que ha llevado a los gobiernos de orientacin socialista a tener que administrar en condiciones difciles el funcionamiento de la economa. En estas condiciones, cuando un partido de gobier no de orientacin socialista pierde las elecciones, se revierte el modelo y la economa capitalista vuelve a talista mantenga su tendencia de enriquecer y empo brecer a unos y otros. La experiencia nos dice que en un solo da, decenas de aos de socialismo pueden revertirse completamente, como pas con la Unin Sovitica o en la Revolucin Sandinista. Hay experiencias muy exitosas de socialis mo de mercado, tanto en cuanto al crecimiento como en cuanto a una distribucin ms equitativa de la riqueza; entre estas experiencias se encuentra China o Vietnam. La importancia de un Estado centralizado que administre la economa ha resultado exitosa, an en pases capitalistas, como China Taiwn o Singapur.Socialismo de mercado y lucha de clasesExiste un pas que por lo estratgico del caso nos gustara mencionar. Se trata de Venezuela, donde existe el mercado capitalista y una fuerte presencia de la oligarqua, al mismo tiempo que existe un gobierno con una voluntad poltica de instaurar el socialismo, contando a su favor de una gran venta petrolera con trolada por el Estado. Desde la llegada del Comandante Hugo Chvez al gobierno, se implementaron una serie de medidas econmicas para revertir el neoliberalismo y para transformar la estructura econmica del pas, como la renacionalizacin del petrleo, la puesta en mar cha de una serie de programas llamadas misiones de la poblacin. Entre estos programas se encuentra el programa de PetroCaribe, por medio del cual se intercambia petrleo venezolano en condiciones de intercambio del mercado porque los precios de las mercancas intercambiadas tienen como referencia los precios de mercado, facilitando la contabilidad y la transparentanto a nivel internacional como nacional, sirve para favorecer a los pases y poblaciones ms necesitados, por voluntad poltica expresa de sus gobernantes. Resulta que en Venezuela existe una fuerte oligar qua, una de las ms fuertes de Amrica Latina, que tiene plena conciencia de la lucha de clases que se est llevando a cabo, tanto a nivel econmico como a nivel

PAGE 62

62poltico. Esta oligarqua, como repite el presidente tado una guerra econmica al Estado venezolano y al proyecto socialista del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). A nivel econmico, la guerra se lleva a cabo aprovechando cualquier oportunidad para distorsionar y desequilibrar la economa: alteracin de los precios, mercado negro, acaparamiento, especulacin, desa sobrefacturacin a nivel internacional, aprovechando los contactos internacionales. En estas condiciones, la oligarqua venezolana contribuye a la distorsin del mercado no solamente a travs de mecanismos econmicos, sino utilizando el rumor para alterar precios o generar desabastecimiento, una combinacin que do polticamente y donde la oligarqua controla impor tantes medios de comunicacin. La distorsin de la economa de mercado se con vierte en estas condiciones en una situacin difcil de administrar y tiene consecuencias polticas adversas y nocivas para el gobierno venezolano. En primer lugar, porque el gobierno ha tenido que mayora de la poblacin, lo que altera el funcionamienpara los pequeos productores y cooperativas, precio para toda la poblacin venezolana, subsidio a todos los servicios bsicos, incluyendo educacin y salud). En segundo lugar, porque se controlan las divisas necesitan y proteger la produccin nacional. bierno responde con aumentos salariales, indepen Pero sobre todo, porque la oligarqua ofrece al p blico una versin catica de la economa y le echa la culpa al gobierno del presidente Maduro y a sus polticas econmicas, todo lo cual forma parte de la lucha poltica electoral. En estas condiciones, el gobierno no puede responder con medidas muy radicales que puedan distor sionar ms la economa, pero por otro lado, tampoco puede quedarse con las manos atadas, por lo que ha recurrido incluso a tomar medidas de mayor control estatal, hasta controlar y multar a pequeos y me dianos establecimientos, cosa que por su nmero se vuelve una tarea difcil y visibilizada como represiva por los medios de comunicacin que estn en manos de la derecha. La situacin no es nueva en la historia del socialis mo de mercado o de economa de guerra, como la que vivi Nicaragua en la dcada del ochenta. Hay cosas que son similares y tales experiencias pueden servir a la capacidad de maniobra del gobierno. En todo caso, no es despreciable el inters por en condiciones de regulacin, sabiendo que el mer cado, independientemente del nivel de regulacin, sigue siendo plataforma estratgica en la lucha de clases y el principal adversario tanto para las mayoras como para el proyecto socialista. El mercado es un adversario que, independientemente de otras condiciones, ha sido el principal factor para desencadenar una crisis econmica, poltica e ideolgica, en la historia del socialismo. No es por casualidad que durante casi un siglo, proyectos socialistas en diferentes pases a lo largo del siglo XX fueron erosionados y desestabilizados por el mercado y su aprovechamiento poltico por la dere cha, en cosas tan sensibles como los precios, el abas tecimiento, la capacidad de compra, etc. Las crisis econmicas tambin ocurren en el capitalismo, pero a diferencia del socialismo, las crisis del mercado en los pases capitalistas, aunque tienen un impacto desastroso para la poblacin y la economa de los pases, no necesariamente ponen en riesgo el proyecto capitalista. En cambio, las crisis si ponen en riesgo los proyec tos en aquellos pases que intentan no solamente una lacin de fuerzas que les permita avanzar en las transformaciones socialistas.

PAGE 63

63 Jorge Capeln ___________________En horas de medioda del pasado 18 de noviem de la Presidencia, Oscar Parrilli y luego recibira al Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y al vicepre sidente, Amado Boudou. Retomaba as sus funciones luego de seis semanas de licencia mdica, producto de la intervencin quirrgica a la que fue sometida el 8 de octubre para retirarle un hematoma subcraneal diag nosticado luego de sufrir un golpe en la cabeza. Las seis semanas de ausencia de la presidenta fue ron una prueba de fuego para sus colaboradores, las estructuras partidarias y los movimientos que la apoyan, ya que se celebraron unas importantes eleccio nes legislativas en las que el kirchnerista Frente Para como primera fuerza poltica de la Argentina pero suBuenos Aires (provincia y capital), y otras provincias de peso como Santa Fe, Crdoba y Mendoza. En las elecciones legislativas se renov un tercio de las plazas en el senado, as como la mitad de los diputados. A nivel nacional, el kirchnerismo y sus aliados obtuvieron 33.27% de los votos ganando en 11 de 22 provincias con un total de 47 bancas en el Congreso. En segundo lugar qued el bloque del peronismo nokirchnerista (derecha) con 24.75% de los votos y victorias en 5 provincias seguido (aunque mantenindose como segunda fuerza en el congreso gracias a su bancada anterior) por el bloque de centroizquier da UNEN FAP UCR con 24.68%. En cuarto lugar qued la derecha neoliberal del PRO con 8.04% y ninguna victoria provincial, y conserva el gobierno de la Ciudad Autnoma de Buenos Aires. Por ltimo, la votos y tres bancas, con una importante victoria en la ciudad de Salta. Con esto, el kirchnerismo, representado en FPV y 132 de 257 diputados as como un importante grupo en el senado. La derrota en la provincia de Buenos Aires, donde el FPV perdi por ms de 10 puntos de diferen cia, fue un golpe duro, pero ste no pondr en peligro la gobernabilidad del pas en los dos aos que quedan de este gobierno, aunque s supone una dura prxima campaa presidencial sin la candidatura de Cristina Fernndez, impedida de reelegirse.Cambio sustancialPrueba de que durante su convalecencia y a pesar de las recomendaciones de los mdicos de que obser vara un estricto descanso Cristina Fernndez pens muy bien qu hacer ante esta situacin, la primera me dida de la presidenta al regresar a sus funciones fue la de cambiar a todo el equipo econmico por cuadros de probada lealtad al programa kirchnerista (Jorge Carlos Casamiquela como ministros de Economa y Agricultura) de avanzar con el proceso de industrializacin a travs de la sustitucin de importaciones y mayores exportaciones en un escenario global en crisis. Y es que el futuro cercano de Argentina se presenplo, si bien la desocupacin fue de 6,8 por ciento en el tercer trimestre del ao, 0,8 menos frente al mismo perodo de 2012, el descenso se debi a que 100 causas que hicieron que el kirchnerismo no pudiese sacar rdito poltico de la popularidad de Cristina en las elecciones parlamentarias. La actividad econmica del pas se ha visto afecta da por la especulacin con los dlares, un fenmeno Pern, Nstor y Cristina, grandes pivotes de Argentina nuestramrica

PAGE 64

64en cierto modo similar al que enfrenta la Revolucin Bolivariana en Venezuela, ante la guerra econmica de la burguesa. El Estado garantiza que entren dlares al pas, pero esos dlares en gran medida desaparecen ante la especulacin y ante campaas mediticas que dense. Como en Venezuela, haca falta claramente un golpe de timn que reimpulse la inspiracin original del proyecto de soberana poltica, independencia Hay que hacer mencin a que durante la convaleavances para la democracia argentina: ley de medios aprobada hace cinco aos por el par lamento pero tenazmente bloqueada por los legule yos de los dos grupos mediticos ms grandes del del proceso de cambios que est teniendo lugar en la y esposo de Cristina, fallecido en octubre de 2010 asumiera la presidencia el 25 de mayo de 2003. sorpresivo hallazgo, durante una limpieza en un osla Fuerza Area, de unas 1,500 actas secretas de la Junta Militar que gobern Argentina de 1976 a 1983. Adems de aportar valiosa informacin sobre la for ma de pensar de los militares genocidas que durante ese perodo asesinaron a 30 mil argentinos, los documentos contienen evidencias demoledoras de la complicidad de los monopolios mediticos con la dictadura militar, en particular sobre la expropiacin forzosa a favor de Clarn y La Nacin, de la empresa Papel Prensa S.A. encargada de distribuir ese vital insumo a los medios del pas. A pesar de que durante todo el ltimo ao los rganos de la dictadura meditica nacional e internacional cierto es que Cristina Fernndez resume sus activida des al frente del gobierno con un colchn importante de popularidad: 53 por ciento de imagen positiva segn una encuesta del Centro de Estudios de Opinin nes an ms altos de aprobacin. cio de sus funciones, Cristina Fernndez habl al pueblo de la necesidad de construir un acuerdo plural para de fender la soberana y la produccin nacional, e hizo una a quienes les pidi defender las utopas y las esperanzas. Llam a seguir profundizando el modelo para que cada vez haya ms argentinos incluidos y nadie pueda arrebatarnos lo que nos corresponde por derecho a todos. Por casualidad o tal vez, no tanto el acto tuvo lugar el 20 de noviembre, que en Argentina es el Da de la Soberana Nacional, en conmemoracin de la Batalla de la Vuelta del Obligado, donde las tropas de la Confederacin Argentina, al mando de Juan Manuel de Rosas, derrotaron la intervencin de las tropas cuestin de la existencia independiente de Argentina y la unidad poltica de la nacin.Un pas complejoArgentina es un pas difcil en trminos del anlisis sociopoltico, especialmente visto desde fuera. A pesar de compartir la misma realidad bsica de de pendencia colonial de nuestros dems pueblos de Amrica Latina, presenta una serie de rasgos espe resto del continente. Al mismo tiempo, Argentina es un pas desgarrado entre su autoconciencia europea y su pertenencia latinoamericana un desgarramien to que, al tratar de comprenderlo, interroga nuestros el presente examen haga a los argentinos un poquito ms negros e indgenas ante nuestra mirada, y a noso tros un poquito ms argentinos para que as logremos avanzar hacia la construccin de nuestra identidad co mn latinoamericana. americano es su carcter de repblica federal y la histrica contradiccin entre las provincias del interior y Buenos Aires, el punto geoestratgico de salida de las materias primas hacia el mercado internacional, foco de las tendencias librecambistas, latifundarias y vende patrias. Histricamente, las fuerzas de la derecha reaccionaria han sido fuertes en Buenos Aires, adems de que histricamente han existido tensiones entre sta y el resto de las provincias. Este elemento refuerza el papel de las luchas locales en la poltica argentina, dinmica que fue agudizada en la era neoliberal de los 80 y 90, cuando el lema de la descentralizacin sirvi como retritizacin de lo que quedaba del sector pblico y los recursos luego de la dictadura militar. Entonces, la poltica argentina no ha sido solo una, sino muchas, con gobernadores tratando de administrar los pocos do neoliberal. Esta dinmica explica la existencia de partidos regionales y de considerable diferencia entre los estilos y las polticas implementadas por gobernadores de diversas tendencias al interior del mismo partido en diversas provincias.

PAGE 65

65 Los inmigrantes europeosLa inmigracin europea a partir de la segunda mitad del siglo XIX marc para siempre a la sociedad ar gentina. En el terreno de las ideas, esto ha sido cierto hasta tal punto que la Argentina ha sudado con espe cial virulencia las calenturas de los debates entre todas las corrientes ideolgicas de Europa, llmense estos comunismo, socialismo, anarquismo, liberalismo, fascismo, sicoanlisis, neoliberalismo, postmodernismo, fuera de Israel, temas como los del sionismo y el anti sionismo, el antisemitismo y el nazismo, son candentes an hasta nuestros das. A partir de 1860, unos 4.2 millones de inmigrantes de Italia, Espaa, Francia, Alemania, Polonia, Rusia y otros lugares de Europa migraron a la Argentina huyendo de la miseria, las guerras, la opresin o simple mente en busca de nuevas oportunidades. En pocas dcadas, llegaron a constituir una tercera parte de la poblacin integrndose, en su gran mayora, a los esnaderas y la naciente agroindustria necesitaban grandespoblado en relacin a su extensin y riquezas. Las racistas lites conservadoras buscaban adems cambiar la composicin tnica del pas. A menudo hacinadas en cuarteras con psimas condiciones y alquileres de usura, las masas de inmigrantes europeos no tardaron en resistir a la explota cin aplicando las ideas, mtodos de organizacin y tes anarquistas y socialistas adquieren fuerza muy temprano en el pas austral. De la mano de prfugos de la Comuna de Pars llega el anarquismo, que estuvo presente al menos desde la dcada de 1870. El Partido del Partido Socialdemcrata Alemn y en 1912 obtie ne su primer diputado al parlamento. ron luchar haciendo uso de todos los medios, desde el atentado individual contra elementos de las fuerzas represivas del Estado, hasta huelgas, protestas callepocas masacres (entre ellas, las ms conocidas son La asesinados, y la Patagonia Rebelde, en 1922, con un estimado de 1500 obreros y lderes sindicales asesinados). europea, se enfrentaba a una oligarqua terrateniente incapaz de llevar consecuentemente a cabo las reformas que un desarrollo industrial capitalista del pas requera. Al carcter rentista de esta clase se le sumaba un profundo (y comprensible) miedo a la revolucin proletaria. De modo que hasta la reforma liberal impulsada por el presidente Hiplito Yrigoyen (1916), que implic algunos avances para los sin hacia la clase obrera, que no vio mucha diferencia con anteriores gobiernos. Sin embargo, la poltica de sustitucin de importaciones de Yrigoyen generadustrial, y cambiara profundamente al proletariado argentino, convirtindolo en un actor poltico de gran peso en las dcadas futuras. la historia econmica de la Argentina est claramente tales que podran haber sido invertidos [en el desarrollo econmico nacional]. Porque el negocio de la clase dominante argentina no es invertir, sino vender ms caro: Se gana ms. Se saquea ms, y las ganancias se ponen o de menos, esa ha sido la situacin en la mayor parte de Nuestra Amrica desde la Independencia, tal vez con la salvedad de que la oligarqua argentina ha sido, en virtud de las riquezas del pas, especialmente vendepatria, reacia a las reformas y muy represora.La deuda externa sotros los latinoamericanos resume sucintamente la historia econmica moderna de la Argentina, y es el de la deuda externa. En 1886, la deuda era de 38 millones de libras ester linas; en 1904, suba a 78 millones; en 1916, a 121 millones. Pern llega al poder en 1945. Cuando es derro cado en 1955, la deuda es cero. Nosotros entregamos al pas sin deuda y no entramos al FMI. [El dictador] Aramburu, en dos aos (1955), hizo 2.000 millones

PAGE 66

66[de dlares] de deuda. Frondizi (19582), en otros dos, hizo otros 2.000 millones. Cuando llega Arturo IIlia (1963), hay otros 4500 millones. Ellos se hacen socios del FMI. El Fondo da su garanta [para nuevos prstamos]... pero no las da gratis... (Incluso, se debe agregar que en estas declaraciones, dadas por Pern en los 60s, ste peca de modesto, porque en esa etapa la Argentina lleg a ser un acreedor neto de Inglaterra, lo que hizo posible la nacionalizacin del ferrocarril que era propiedad de los ingleses.) Al caer la dictadura en 1983, la deuda ascenda a los 45.000 millones de dlares. Seis aos ms tar de, cuando Alfonsn le entrega el gobierno a Menem (1989), se calculaba en unos 54.000 millones. Diez aos despus, la deuda llegar a los ciento treinta mil millones de dlares. Luego, en diciembre de 2001 el sistema se descalabr con el famoso corralito, las manifestaciones masivas, un par de aos y varios pre(y luego, de Cristina). En este perodo la Argentina ha comenzado a retomar el curso que Pern haba tenido que abandonar 50 aos antes. Bruto (PIB), la deuda de la Argentina en 1993 rondaba el 45%. En el ao del gran estallido social, el 2001, lleg a casi el 80%. En 2002, el ao antes de es decir, al nivel de hace 20 aos atrs. Qu han del Fondo Monetario y, en la medida de lo posible, hacer lo contrario que el Fondo siempre ha predicado: Han impulsado programas sociales, elevado los salarios mnimos y las pensiones, han promovido la economa productiva y la industria nacional, renacionalizado una parte de lo privatizado desde la dcada de los 90s, etctera, etctera. Claramente, la Argentina moderna (y tambin la del futuro previsible) es imposible de entender sin relacin al proyecto esbozado por Juan Domingo Pern, que basaba su doctrina, el Justicialismo, en tres principios fundamentales: La soberana nacional (y latinoamericanista), la independencia ecodoras). Esos tres elementos, formulados en nume rosas oportunidades por el propio Pern y por Evita, y claramente reivindicados por Nstor y Cristina campo revolucionario latinoamericano, por ms hoy en da, tanto desde la derecha como de las izquier das y ultraizquierdas europeizantes y/o europeizaEl Che y PernDe Pern se ha dicho de todo, tanto desde la derecha como de la izquierda. Que era un dictador, un fascista, un populista, un derechista, etctera. Ante tanta demonizacin, es importante tener en mente lo que hace 50 aos escribi alguien del que nadie podra sospechar de albergar tenencias bur guesas. Esto escriba el Che en 1962, en su Carta a los Argentinos: Todo es parte de una sola lucha y es verdad cuando el imperialismo nos llama con un denominador comn, an cuando uno se reconozca comunista, o socialista o peronista, o cualquier otra ideologa poltica en determinado pas, solamente caben dos posiciones en la historia: o se est a favor de los monopolios o se est en contra de los monopolios. En Cuba la revolucin la hizo el de julio: Fidel con su puado de locos como yo, no lo idelogos del comunismo.Y en la Argentina, las masas obreras saborearon por primera vez algo del poder gracias al loco de Pern y en contra de los comunistas. Hay que decir que el Che vena de un medio fami liar de clase media, progresista (incluso izquierdista) y profundamente antiperonista. Hasta se dice que su padre estuvo involucrado en una conspiracin armada contra Pern una conspiracin con la que el propio lucrarse directamente en ella. En una carta a su madre fechada el 24 de septiembre de 1955 y escrita desde Mxico, donde se preparaba para participar en la libe racin de Cuba, el Che comenta el derrocamiento de Pern unas semanas antes en los siguientes trminos: Querida vieja: Esta vez mis temores se han cumpli do, al parecer, cay tu odiado enemigo de tantos aos; por aqu la reaccin no se hizo esperar: todos los diarios del pas y los despachos extranjeros anunciaban llenos de jbilo la cada del tenebroso dictador; los norteame ricanos suspiraban aliviados por la suerte de 425 millones de dlares que ahora podran sacar de la Argentina; el obispo de Mxico se mostraba satisfecho de la cada de Pern, y toda la gente catlica y de derecha que yo conoc en este pas se mostraba tambin contenta; mis para toda Amrica, pues mal que te pese y a pesar de la claudicacin forzosa de los ltimos tiempos, Argentina era el paladn de todos los que pensamos que el enemigo de Guatemala, aquello fue un calco a distancia.Tal vez en el primer momento no vers la violencia porque se ejercer en un crculo alejado del tuyo. El Che, un marxistaleninista convencido que a esas alturas haba pasado por la experiencia de recorrer el continente en motocicleta, que haba vivido en las duras

PAGE 67

67 condiciones de un leprosorio en lo ms remoto de la selva del Per, que haba pasado la prueba de fuego de la Guatemala de Arbenz, era capaz de ver cosas que cier tos de sus compatriotas que se decan progresistas, ilustrados y hasta humanistas, eran incapaces de per cibir. Desde el extremo norte de Nuestra Amrica, el Che era capaz de ver lo que los sectores ms humildes ola de nuevo proletariado que comenz a invadir las grandes ciudades desde tierra adentro en las primeras dcadas del Siglo XX, y que despectivamente eran llamados (entre muchas otras cosas) negros. El Che comenta en los siguientes trminos la masacre que los militares contrarrevolucionarios llevaron a una alianza con partidos de derecha, socialistas, comunistas y la iglesia (todos ellos coordinados por la embael centro de la ciudad de Buenos Aires asesinando a 364 ...para quienes no hay escapatoria posible ante la historia es para los mierdas de los aviadores que despus de asesinar gente a mansalva se van a Montevideo a decir que cumplieron con su fe en Dios; es impresionante que la gente llore porque le quemaron su iglesia dominguera, pero le parece la cosa ms natural del mundo que revienten la cantidad de negros que reventaron. No te olvides que muchos de ellos fueron a morir por un ideal, pues eso de la compulsin no puede ser cierta sino en parte, en todo caso, y que cada negro tena su familia que mantener, y que los tipos que dejan en la calle a la familia del negro son los mismos que se van al Uruguay a darse golpes de pecho por la hazaa de machos. El comentario podra haber sido escrito a propsito de alguno de los bombardeos de la OTAN en Yugoslavia, o en Irak, o en Afganistn, en Siria o en Libia en nuestros Hussein, o Bashar al Assad, la propaganda occidental haba hecho una caricatura de un lder no exento de rasgos controversiales, como su admiracin por Mussolini, su apoyo a la Espaa de Franco, y sus relaciones con Stroessner en Paraguay, Prez Jimnez en Venezuela, moza en Nicaragua. De todas esas cosas era consciente el Che cuando escribi su Carta a los Argentinos.No vamos aqu a hacer un tratado histrico sobre Pern y el peronismo un tema sobre el que se han escrito, se escriben y seguramente se seguirn escribiendo montaas de sesudos anlisis y eruditos libros. Slo constatamos que Pern no es un lder salido de la tradicin socialista, comunista y anarquista a la que nosotros estamos acostumbrados en el mundo de campo, que durante su niez estuvo en contacto con la realidad de los peones y del pobrero rural. Cons truy su visin del mundo de los materiales que tuvo a la mano: el nacionalismo de Rosas, las ideas sobre la Patria Grande de San Martn y Bolvar, el sindicalisde Londres, Pars o Washington. ya que su modelo de desarrollo, aunque estuviese basado en el capitalismo de Estado, nunca se bas en el apoyo irrestricto del gran capital, mucho menos en los intereses imperialistas, ya que la Argentina es un pas dependiente. Los regmenes fascistas, en la limitada del keynesianismo militar, de las guerras de conquista y de la limpieza tnica y el genocidio, algo que Pern a endilgado por los Estados Unidos ya que la Argentina se neg a formar parte de los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial una exigencia por dems absurda para un pas que era dependiente de vender carne al otro lado del Atlntico y que deba garantizarse de que sus buques de guerra no seran hundidos al ser conside Los dos primeros gobiernos de Pern (1946) cambiaron profundamente a la Argentina. Con Pern

PAGE 68

68 graron convenios colectivos. Los ferrocarriles, los puer tos, el telfono, el gas y otros servicios pblicos pasaron de la economa popular. Hizo una reforma agraria radical. Desarroll la infraestructura y la industria (incluso pesada) del pas. El pas comenz a producir autos, locomotoras, aviones, motocicletas, etctera. La Argentina lleg analfabetismo al 3% y construy miles de escuelas. La cin Mara Eva Duarte de Pern, se organizaron programas sociales para aquellas personas que no estaban cubiertas por la seguridad social. Se cre la Central nica el marxista y dirigente peronista John William Cooke, el hecho maldito del pas burgus, la entrada en la escena de las clases populares como fuerzas motrices de un proceso de desarrollo nacional que la burguesa, por su propio aliento, ni quiere ni puede liderar aunque sectores de ella estn dispuestos a participar de las eventuales ganancias. Pero tambin, y como el misinvertebrado y miope en la medida en que carezca de una conduccin revolucionaria. Es un movimiento en el que hay corrientes de izquierda y revolucionarias, as como corrientes reformistas y hasta reaccionarias. El mismo Pern no siempre tuvo la misma claridad sogreso del exilio en Espaa en 1973, las contradicciones las puertas para que los militares fascistas y la oligar mismo de Proceso de Reorganizacin Nacional, con sus 30 mil desaparecidos y la total apertura del pas a los intereses de la banca internacional. A pesar de que Pern era militar, no logr romper la dependencia de las Fuerzas Armadas de los interedel Plan Marshall en Europa, que volc todo el surplus agrcola de los Estados Unidos sobre los tradicionales importadores de carne y trigo de la Argentina, la economa del pas se sumi en una seria crisis. Ni los Estados Unidos ni Inglaterra estaban dispuestos a soportar un gobierno noalineado y antiimperialista, en el At lntico Sur y le organizaron un golpe con los elementos fundamentales de lo que hoy llamaramos una guerra de cuarta generacin: Guerra econmica, guerra me ditica, sociedad civil fabricada a la medida y golpe militar. Pern, ardiente defensor de un noalineamiento de tercera va entre los Estados Unidos y la Unin za por la URSS), estaba totalmente aislado. Varios gobiernos militares y civiles entre 1955 y todas las formas de lucha, de los sindicatos y de otros la Revolucin Cubana en 1959, enarbolaron las bande ras de la revolucin y el socialismo. Fueron gobiernos sumamente inestables, con varios golpes de Estado y mucha represin. No pudieron eliminar a los sindicatos, e incluso se vieron obligados a reconocer a partes del movimiento sindical como interlocu tores. La lucha popular iba en ascenso y el movimiento peronista, con su lder en el exilio, fue desarrollndose en varios sentidos. Una parte de los sindicatos buscaban llevar adelante una lucha reivindicativa ms normal dentro del marco permitido por las diferentes dictadu ras y una parte de la dirigencia busc acomodarse a las condiciones. Hubo un intento de dividir al movimiento promoviendo un Peronismo sin Pern que el lder denunci como un invento de la CIA. Surgieron guerrillas como los Montoneros y el ERP, ste ltimo de races trotskistas pero inicialmente cercanas al peronismo. Al mismo tiempo, la rancia oligarquaterrateniente el Grupo Clarn, que hoy en da controla el 41% del mer cado de la radio, 38% de la televisin abierta y el 59% de la televisin por cable, y es uno de los ms fanticos enemigos del kirchnerismo, se cre durante la poca de Pern como una alternativa a La Nacin, el diario de la oligarqua (y hoy en da, el otro emporio meditico enelos 50s, apoy al gobierno peronista y cambi totalmente de orientacin al da siguiente del golpe contra Pern, y sigui apoyando a todos los gobiernos de turno posteriores. Tanto Clarn como La Nacin se sumaran luego al grupito de los conspiradores y grandes benefactores de la dictadura de los Videla, Massera, etctera.El retorno de PernEl primer ensayo de apagar de una vez por todas los nimos de insurgencia en el pas por medio de una dic tadura de largo aliento al estilo de Brasil, se da en 1966 con el golpe que llev al poder al General Juan Carlos Ongana. Esta dictadura no se present como las anteriores, como gobierno provisional, sino que tena la intencin de quedarse en el poder por unas cuantas dcadas. No dur seis aos y en 1973, para evitar una insurreccin popular, se vio obligada a llamar a unas elecciones en las que result electo Hctor J. Cmpora,

PAGE 69

69 el candidato peronista que adems contaba con las simpatas de la Juventud Peronista y de los grupos revolucionarios. pora era el de permitir, pocas sema nas ms tarde, el regreso de Pern al pasy de llamar a nuevas elecciones. As se hizo y el lder fue electo con el 62% de los votos. Es al regreso de la masacre del aeropuerto de Ezeiza en la que el aparato de derecha de la CGT(Confederacin General del que haba copado el masivo recibi miento del lder, dispara contra las columnas de los Montoneros y otros grupos de izquierda con un saldo no determinado de muertos y cientos de heridos. A partir de ese momento, Pern (que morira al ao siguiente) pierde el control del movimiento, y el gobierno que asumir semanas ms tarde -slo servir para preparar las condiciones para el golpe del 24 de marzo de 1976. El intento inicial de retomar la poltica econmica pero nista por medio del ministro Jos Bel Gerbard se acaba que detenta el poder real en el gobierno. Se debe sealar que cuando se da el golpe de Estado en 1976, ste haba logrado el respaldo de algunos sectores de la sociedad, tanto de aquellos sectores im pregnados de las ideas reaccionarias y conservadoras como de otros sectores cansados de los prolongados Es en ese perodo turbulento de la historia argentina formarse polticamente, en la atmsfera politizada de nocieron en 1974. Eran de izquierda y muchos de sus compaeros pertenecan a las organizaciones armadas, aunque ellos se oponan a esa forma de lucha. Al llegar el golpe de Estado, decidieron irse a vivir a Ro Gallegos, menos abierto, el que retoman en 1981 y que ms tarde ciudad en 1983, ya cayendo la dictadura.Surge la dictadura meditica grupos de poder, como es el caso de la empresa Papel Prensa, una empresa pblicoprivada fundada en 1968 para que los principales diarios fabricasen papel de pe ridico y as evitar importarlo. En 1973 la mayora de las acciones privadas de la empresa fueron compradas por el multimillonario David Graiver, vinculado al peronismo. Al tener el monopolio de la distribucin del insumo, Papel Prensa se convir Nacin, que desde sus pginas comenzaron a lanzar acusaciones contra Graiver de pertenecer a Los Montoneros. Graiver muri en un misterioso accidente areo en agosto de 1976 y su familia fue presionada por los militares para que vendiese las ac ciones de la empresa a los diarios Clarn, La Nacin y La Razn. Toda la familia Gravier fue detenida, tor empresa era intervenida y vendida por una fraccin de su valor a esos tres diarios. Ms tarde, La Razn vendera sus acciones en Papel Prensa, mientras que Clarn y La Nacin se repartiran el monopolio de la prensa escrita, dependiente del vital insumo. El denominado Proceso de Reorganizacin Nacio nal (1976) destruy las bases econmicas, ins titucionales y morales de la Argentina. El pas qued estructural del FMI de los prximos 20 aos. El terror implementado por los militares fue tan sistemtico y masivo que la mayor parte de la sociedad, que odiaba

PAGE 70

70la dictadura, no saba cmo terminar de salir de ella. El veto de los militares a la aprobacin de cualquier tipo de leyes que afectasen sus intereses pesara como espada de Damocles sobre la sociedad argentina por mucho tiempo. El inicialmente popular gobierno del liberal Ral Alfonsn intent sacar adelante al pas, pero pronto experimentara los lmites impuestos por el neolibera lismo a la soberana nacional. La poltica de desregu llevada adelante por los militares, le hered un peren tizadores continuamente chocaron con los intereses de las fuerzas armadas, con la constante amenaza del retorno de los golpes de Estado. El peronismo que resurge de la dictadura est fuer naria est muy debilitada y la dirigencia sindical se ha corrompido. en la poltica local, vendiendo las casas que logr a la intendencia de Ro Gallegos, en la provincia de esos momentos es el de administrar el sistema con los recursos disponibles, incluso enfrentndose al gober provincial. Su gestin en Ro Gallegos fue tan exitosa que le permiti ganar la gobernacin de la provincia, que encontr en bancarrota. Partiendo de los recursos disponibles, defendiendo a capa y espada las asignagr la reeleccin tres veces seguidas hasta que en 2003 se lanza a la presidencia. En 1995, Cristina Fernndez pasa de diputada provincial en Santa Cruz a senadora nacional por esa provincia, puesto desde el que se opuso a los planes privatizadores de su propio partido. Luego, en 1997, y como diputada, seguir oponindose a las medidas neoliberales hasta que es separada de las comisiones que integraba. A pesar de lo dicho anteriormente acerca de la de bilidad de la izquierda, se debe recordar que Carlos Menem, un ex dirigente de la Juventud Peronista que pas cinco aos en las crceles de la dictadura, lleg al poder en 1989 por la izquierda, con la consigna de un aumento drstico de los salarios (el salariazo) y una reorientacin de la economa (revolucin productiva). La alianza que lo llev al poder inclua, ade ms del Partido Justicialista, a partidos de izquierda (maostas, socialistas y trotskistas), entre otros. Como es sabido, pronto abandonara ese programa por otro de relaciones carnales con los Estados Unidos y con do lo que todava haba quedado en pie tras la subasta de los sindicatos y de la clase poltica en general, sino tambin de la desfavorable correlacin internacional de fuerzas y del sndrome de la cada del muro de Berln que afect ideolgicamente a casi toda la sociedad. En 1998 la crisis del sistema hace caer la imagen de Menem. Argentina entra en recesin con una cada del PBI de alrededor de 3,4 puntos, un desempleo rcord y unos niveles de pobreza del 30%. Las protestas del pobrero, tanto en la Capital como en las provincias, cobran fuerza con cortes de rutas y protestas, al tiem con sindicatos independientes y otros, disidentes de la 70s hasta la fecha haba sido mantenida dentro del sistema neoliberal gracias al consumismo facilitado por especulativa a punto de estallar, pronto se ver arrastrada en el torbellino de la insatisfaccin.Fracasa Fernando de la RaLa alianza del exalcalde liberal de Buenos Aires, Fer nando de la Ra (UCR), con el frente de centro izquierda

PAGE 71

71 FREPASO, que gana las elecciones de 1999 con el 48.5% de los votos contra 38.09% de los peronistas Eduardo DuhaldeRamn Palito Ortega, pronto se muestra incapaz de llevar adelante un cambio de poltica. ms de mil millones de pesos, una deuda externa de unos 150 mil millones anuales con vencimientos de casi 25 mil millones en el ao prximo y el nuevo gobierno, incapaz de cambiar de rumbo, aprueba nuevos poco hace para calmar a los mercados internacionales. En 2001, incapaz de controlar la crisis y de alcanzar consensos con los peronistas, De la Ra nombra ministro de economa al exdirector del Banco Central durante la dictadura y ministro de economa de Menem, Domingo Cavallo, que promete un plan para segn l, le dara a la Argentina un crecimiento del 5%. Los acreedores internacionales reaccionaron violentamente y Cavallo dio un giro de 180 grados, decretar el denominado corralito, permita slo un retiro de 250 pesos en efectivo semanales, la prohibicin de enviar dinero al exterior del pas y la obligacin de realizar la mayor parte de las operaciones de dbito, y que inicialmente tena prevista una duao. La clase media enloqueci, el pueblo tambin, y tras das de saqueos y protestas, la situacin se volmuertos, ms de 2.000 heridos y un toque de queda ms tarde, el 20 de diciembre, De la Ra grababa su Casa Rosada. El sistema haba colapsado. las ideas concretas y realistas sobre qu hacer. Las or ganizaciones de izquierda se debatan entre profundos anlisis de lo que haba pasado y consignas ms o menos abstractas e irrealizables como la socializacin de los medios de produccin. Otros soaban con utopas socialistas a partir de los clubes de trueque que la gente haba organizado como medio de sobrevivencia en una economa sin dinero. Muchos otros apoyaban las inimeses ocupaban fbricas abandonadas por los dueos para hacerlas producir, mientras que grupos de vecinos se discutan para decidir qu hacer. Una opinin cada vez ms compartida, era que no haba que pagar la deuda ni hacerle caso a las recetas del FMI. La sobrevivencia preocupaba a todos y a todas. De la Ra fue inmediatamente reemplazado por el vicepresidenteprovisional del Congreso y luego por Adolfo Rodrguez Sa, electo por la mayora peronista en el Congreso, con mandato de llamar a elecciones en unos pocos meses. Rodrguez intent prolongar su mandato diciendo que declarara el cese de pagos de la deuda externa para su posterior renegociacin, pero nunciar, siguindole lo que dio en llamarse la semana frente del gobierno a Eduardo Duhalde. los presidenciables del peronismo con apoyos en su propia provincia, as como entre sindicatos y grupos piqueteros de la ciudad de Buenos Aires. Mucha gente socialdemcrata pero realizable. Desde el ao 2001, Cristina Fernndez regresa al Congreso, donde presi de la Comisin de Asuntos Constitucionales. Desde el Senado, hasta 2007, Cristina Fernndez vendr a des empear un papel fundamental para sacar adelante las iniciativas de ley del kirchnerismo. Luego del estallido de diciembre de 2001, la presin social creca da a da a causa del hambre hasta denada por el peronista Felipe Sol, gobernador de Buenos Aires, cre tal crisis en el movimiento que oblig a Duhalde a adelantar las elecciones para abril de 2003, renunciando a toda pretensin de reelec cin. El peronismo tena que presentar algo nuevo, y conocido) se midi con Menem, que apelaba a su pasada popularidad de los 90. De hecho, Menem le 22,24%, pero el rechazo generalizado hacia otra nefasal santacrucino, Menem renunci a la segunda vuella Argentina con poco ms del 20% de los votos. [...] al prximo presidente nadie le va creer nada por aos. Cuando anuncie algo, lo va tener que cumplir. Y cuando anuncie otra cosa a las veinticuatro horas, igual nadie le

PAGE 72

72va creer y tambin lo va tener que cumplir. Va ser como ir a elecciones todos los das, vaticinaba Nstor apoyos en torno al Frente Para la Victoria (FPV), un movimiento que con los aos ha venido conformando una alianza de fuerzas polticas del peronismo, del centroizquierda y dirigentes de un amplio espectro, incluyendo algunos dirigentes surgidos de la Unin Cvica Radical (UCR), conocidos como los Radicales tidos formales que integran el FPV, como el socialismo, la democracia cristiana, el comunismo (dos partidos), as como verdes y humanistas. En abril de 2012, estas y otras fuerzas, como Corriente Nacional de la Militancia, La Cmpora, el Movimiento Evita y el Frente Transver sal forman la alianza Unidos y Organizados, de corte ms claramente progresista, peronista y socialista. con una fuerza pequea y logr construir una mayora que se fue consolidando a raz de los xitos de su gestin y los aciertos de sus polticas. En el Congreso, durante el primer ao de gobierno, un pequeo grupo de unos 14 diputados leales fue capaz de maniode la era neoliberal. hasta formar hoy en da el Frente Peronista (ms tar de, Frente Renovador Peronista), un movimiento de derecha disfrazado que rene a todas las corrientes no kirchneristas del peronismo. En las ltimas elecciones, esta corriente apoy como candidato a Sergio Massa, las ltimas elecciones, diputado por Buenos Aires. cin operado en aos recientes en las derechas que combaten a nuestros gobiernos progresistas y revolucionarios en Amrica Latina: el recurso al disfraz izquierdista. Es as como la gran mayora de los candidatos en las ltimas elecciones parlamentarias en la Argentina se presentaban como peronistas, progresistas e incluso hasta revolucionarios. Este es un indicador del agotamiento ideolgico de la derecha.Contra intereses imperialesEn realidad, y como pasa en la mayora de nuestros pases comprometidos en el proceso de cambios, el enfrentamiento del kirchnerismo con sus adversarios polticos es, en ltima instancia, un enfrentamiento con intereses imperiales. En el caso de la Argentina, esos intereses son los de la banca capitalista mundial, el imperio estadounidense e Inglaterra. Asimismo, los grandes emporios mediticos, estreactan como articuladores polticos de cualquier clase de lo. La corrupcin del sistema neoliberal ha hecho posible que tenga lugar el transfuguismo ms descarado. na Fernndez, que intentaba aumentar los impuestos a los fabulosos ingresos de ese sector en el pas. En esa ocasin, los exportadores lograron movilizar a sectores campesinos y a grupos de piqueteros a su servicio para cortar las carreteras en diversos puntos del pas. Los medios de derecha, acompaados por las multinacionales de la informacin, se encargaron de construir este cia al carcter claramente monopolista de los grandes bierno autoritario y enemigo de la libre empresa. En aos recientes, los operadores mediticos han logrado articular movimientos de protesta en torno a una difusa nube de demandas (la inseguridad, la inresultado en manifestaciones y cacerolazos con un considerable nmero de participantes en los grandes centros urbanos. El problema que tienen los operadores mediticos es el de convertir a esos grupos descontentos con el gobierno por las ms diversas razones en una fuerza polticamente coherente, porque tan pronto los des contentos se renen en la plaza descubren sus dife crticos de las limitaciones de las polticas del gobier no, poco tienen que ver con aquellos sectores de clase media alta que piden el regreso de los genocidas de los 70s al poder. En la actualidad, la apuesta de los opera dores polticos parece ser la de los peronistas renovadores como Sergio Massa. A lo largo de los ltimos 10 aos, y partiendo de un grupo muy reducido de apoyos, el kirchnerismo ha logrado ir construyendo un movimiento cada vez ms impor tante de apoyo a las populares polticas del gobierno. El gran reto de Cristina Fernndez para los siguientes dos aos es el de consolidar a este movimiento de modo que se constituya en un instrumento poltico fuerte, tanto en trminos electorales como de movilizacin.Cmulo de logrosLos siguientes son algunos de los logros ms im miento del mundo con una reduccin del 73% de su tasa de deuda pblica respecto al Producto Bruto Interno (PBI). La salida de la suspensin de

PAGE 73

73 pagos del pas fue muy exitosa. La cancelacin de la deuda con el FMI, cuya directora en 2002 quera enviar al pas a la quiebra, le permiti a la Argentina aplicar una poltica econmica sobe rana de crecimiento econmico sin someterse a recetas neoliberales recesivas.Se debe mencioraz de la compra millonaria de bonos de la deuda argentina por Venezuela. Chvez fue el me la presidenta Cristina Fernndez este ao, luego del paso a la inmortalidad del lder bolivariano. millones de dlares en 2003 a unos 32.700 en la actualidad a pesar de que con las reservas se pag al FMI 9.810 millones as como vencimientos de deuda pblica de 2010 por 6.500 millones, y a pe sar de que los ataques especulativos en los ltimos tres aos le han hecho perder reservas por unos 14.000 millones. del cual se evit que el pas se embarcara en un tratado altamente negativo que no solo implicaba la destruccin de la economa nacional,sino la pr dida de soberana por tener que someter al pas a Tribunales internacionales en caso de diferendos. pblica que se haba regalado a Iberia en una de las peores privatizaciones de la dcada de los 90s. econmico sostenido con reduccin de la des igualdad en Amrica Latina: la reduccin de la brecha de ingresos, entre 2003 y 2011, fue de 52 por ciento, la ms alta de la regin; seguida por 42, respectivamente. el pas no solo satisfaga la demanda alimentaria interna sino que sea un actor clave en el mercado alimentario mundial. feros Fiscales, fundada por Yrigoyen en 1922 y privatizada por Menem en 1992. En abril del ao pasado, la presidenta Cristina Fernndez que venta de la empresa declar de utilidad pblica el 51% de las acciones de la espaola REPSOLYPF y tras un ao y medio de litigio, en noviembre de este ao, Argentina y Espaa alcanzaron un acuerdo de indemnizacin. Ahora, YPF hace planes para lanzarse internacionalmente a travs de acuerdos con la mexicana PEMEX y, probable mente tambin, con PETROBRAS y PDVSA. diseado por Pern y desarticulado en la dcada de los 90s, que comprende la generacin masiva de energa nucleoelctrica y las aplicaciones de la tecnologa nuclear a la salud pblica y a la industria. A este plan pertenece la construccin de la Central Nuclear Atucha II y una planta de produc cin de agua pesada en la provincia de Neuqun. so del sistema elctrico a travs de inversiones para la ampliacin de la generacin de energa, incluyendo energas renovables e inversiones mi llonarias en gasoductos, as como obras de inter conexin elctrica. mentaron tarifas subsidiadas a los servicios bsicos. El Plan Nacional de Regularizacin del Empleo dio derechos e ingresos dignos a cientos de miles de nimas aumentaron en 1.025% en la ltima dcada. Argentina es el pas con la tasa de cobertura previsional ms alta de Amrica Latina, con el 95,1%. tiz el espectro radioelctrico y el correo, se cre la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (ARSAT) y el pas va camino a producir sus propios satlites y cohetes. 6.5% del PIB. La educacin general obligatoria se

PAGE 74

74 de notebooks a los estudiantes. Se construyeron 1.800 escuelas y se refaccionaron ms de 6.000. Se crearon 9 universidades nacionales y se distribuyeron unos 54 millones de libros. cho avances de gran importancia. La reactivacin cibi el apoyo general de la poblacin, con 1861 entre ellas el dictador Jorge Rafael Videla. Adems, se adoptaron leyes avanzadas sobre los derechos de las minoras, como la ley de matrimonio igualitario y la de identidad de gnero. En 2011 se prooferta sexual en los diarios como una medida para pre venir la trata. En tanto, este ao, el gobierno promul que busca regularizar la situacin de ms de un milln de empleadas domsticas. Latinoamrica tiene tambin mucho que recono cerle a la contribucin del kirchnerismo a su proyec Argentina en la clave Cumbre de las Amricas que de al frente de UNASUR, y por Cristina Fernndez en co yunturas como los golpes de Estado contra Zelaya en Honduras y Fernando Lugo en Paraguay. El kirchnerismo es la expresin actual del proyecto peronista basado en las ideas de soberana poltica, inni la ms brutal represin, ni la cooptacin y la corrupcin ms profundas, lograron hacerlo desaparecer. La razn de ello es que esas consignas estn profundamente enraizadas en la realidad del pas, en la historia y en las aspiraciones de millones de argentinos.

PAGE 75

Colectivo de Comunicadores Sandino Vive Contacto para Suscripciones:

PAGE 76

Carlos Arroyo Pineda: un canto a la luchaCarlos Arroyo Pineda nace en la ciudad de Matagalpa un 8 de Enero de 1953 en el seno de una familia libero-conservadora formada por el abogado Carlos Arroyo Buitrago, reconocido anti somocista y poltico liberal independiente de as-cendencia leonesa, y Norma Pineda Zamora, ama de casa y comerciante de origen matagalpino. Carlos es el Bailarn consumado y amante de la msica moder-na, su deporte favorito era el boxeo y le encantaba el billar. Su hermana, Norma Martha, recuerda que Car-los Francisco no haca diferencias entre sus amigos ri-cos o pobres, tena gran sentido del humor y quera ser un buen profesional. Era estudioso, formal y excelente alumno. Fue un adolescente muy querido en toda Ma-tagalpa por su don de gentes y por su caballerosidad. Estudi primaria en el Colegio San Luis Gonzaga y la secundaria en el Instituto Nacional del Norte Eliseo Picado en donde destaca por su excelencia acadmica y gana varios certmenes literarios. La msica fue parte de su pasin por la cultura y aprendi por social y la feroz persecucin contra su padre, hasta el intento de asesinay comienzos de los 70. frente a la ciudad de Matagalpa. Carlos, que cifraba los 17 aos, y otro En 1971 se traslada a Len a estudiar derecho en la UNAN, se integra al movimiento gremial y luego al Frente Estudiantil Revolucionario (FER), organizacin intermedia del Frente Sandinista de Liberacin Nacional. Alfonso Valle recuerda que Carlos sacuda los auditorios de la UNAN, igual que lo haca en los barrios durante las campaas por la liberacin de los reos polticos. Nunca tuvo la menor duda del triunfo revolucionario, como lo dice en su poema donde proyecta ntidamente los dolores de parto de la Revolucin y los de muerte de la Dictadura. Casi todo lo dicho en ese poema se cumpli. En una oportunidad, cuenta Valle, tuvimos que venir a Managua, a una reunin con dirigentes del FER y nos toc quedarnos a dormir en una casita por el Mercado Oriental. Apagamos la luz y cuando empezaba a dormirme, a mi lado escucho la fuerte voz de Carlos: Compaeros..., debates pblicos con los dirigentes del reformismo, con meridiana clari-dad expona las principales tesis del sandinismo. clandestinas. Es un honor haber sido llamado por el Frente Sandinista, el gobierno socialista del Presidente Salvador Allende. Forma parte de una clula de representantes del FSLN. Carlos tambin desata su fuerza potica y escribe muchos poemas, todos manuscritos, dedicados a su Tras el golpe militar en 1973, se ve obligado a regresar a Nicaragua y de inmediato, se integra a las estructuras del FSLN en la UNAN de Len. La experiencia vivida refuerza su compromiso de lucha. Se entrega a tiempo completo a las actividades polticas en la UNANLen y asume la condicin de semiclandestino. de Somoza (OSN) lo asedian y persiguen hasta llevarlo ante la Corte Militar en 1975, acusado de estar vincula-do a la accin del comando del FSLN el 27 de diciembre de 1974, en la casa del ministro somocista Jos Mara Castillo. Carlos acude acompaado de su padre, elude hbilmente el interrogatorio de sus verdugos y de-muestra que no hay pruebas en su contra. Una vez en libertad, Carlos Arroyo forma parte para la lucha guerrillera y clandestina, en donde recibe instruccin militar. En abril de 1976, pasa a la clandes-tinidad. Por sus mritos y disciplina, el FSLN lo nom-bra miembro de la Direccin Nacional, como suplente del comandante Pedro Arauz Palacios (Federico), con quien estrech profundos vnculos fraternales en las estructuras de la guerrilla urbana. Tambin es nombrado responsable de redes de casas de seguridad en Managua. El 17 de octubre de 1977, Carlos sale de su casa de seguridad ubica-da en Residencial Las Mercedes, en un vehculo conducido por Rger Langrand, hacia un sitio donde se reunira con Bayardo Arce y otros compaeros. La Guardia Somocista, que horas antes haba desatado un vasto operativo militar en los barrios orientales, los detecta y frente patrullas los cercan. En desigual combate, primero cae abatido Lan-grand. Carlos, herido en la pierna derecha, abandona el vehculo, lanza una granada contra los guardias y corre hacia el barrio San Luis. Los guardias lo persiguen y lo cercan. Arroyo no se rinde y despus de 45 de morir, agotado hasta el ltimo tiro que dispona, lanza el grito de as fue, relata su hermana Norma. El da que cay en combate, ella vio las imgenes en la televisin y supo que Carlos era uno de los dos muchachos muertos. Al da siguiente se fue a Matagalpa para informar a sus padres. Don Carlos habl con Relaciones Pblicas de la GN y el 20 de octuCuatro das ms tarde, don Carlos fue a comprarle su atad y escosolo Luis Somoza lo haba comprado. Don Carlos respondi: dmelo y todo. Es lo ltimo que le puedo dar. A peticin de su madre, Norma envi un telegrama a sus hermanas Brenda, que viva en Jinotega y Eugenia en Ro Blanco, y les escrib: Carlos cay para siempre. Al da siguiente fue sepultado en su natal Matagalpa. La GN rode todo el cementerio y hasta con tanques. Te-man que resucitara y esta vez los derrotara. Su madre, Norma Pineda, revolucionaria y sandinista, grit ante su tumba: A Carlos Arroyo Pineda Muchos aos antes, Carlos Arroyo haba escrito: la vida nuestra no es sino un canto a la lucha, y algn hueso nuestro estar presente en la columna vertebral de la nueva sociedad.