Correo de Nicaragua

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Correo de Nicaragua
Physical Description:
Serial
Publisher:
Colectivo Sandino Vive
Place of Publication:
Managua, Nicaragua
Publication Date:

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
System ID:
UF00098604:00029


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Informacin, anlisis y debate N o 29, septiembre-octubre 2013 Espiritualidad, tica poltica, mstica sandinista

PAGE 2

Correo es una publicacin bimestral del colectivo de comunicadores Sandino Vive, del Instituto de Comunicacin Social. Los materiales publicados por Correo pueden ser reproducidos total o parcialmente por cualquier medio de informacin citando la fuente. Suscripcin militante : US$ 50.00 anual Precio unitario en Nicaragua: C$ 50.00 Telfono: 2250 5741 correodenicaragua@gmail.com sumarioao 5 nmero 29 septiembre-octubre 2013 Consejo de Direccin: Carlos Fonseca Tern Gustavo Porras Orlando Nez Scarlet Cuadra Waters William Grigsby Vado Articulistas: Jorge Capeln Toni Solo Produccin: Bermdez de Siu y Marlon Siu Marialuisa Atienza Flix Surez Narvez Diseo y diagramacin: Heriberto Morales Sandoval Editorial: Entender la realidad para transformarlaTrabajadores al rescate del INSS Espiritualidad, tica poltica, mstica sandinista Una revuelta condenada al fracaso Colombia, dos siglos de guerra Mariposa clandestina 3 4 20 39 47 63

PAGE 3

3 editorialEntender la realidad para transformarlaEl consumo de drogas y de alcohol, o el rezago y el ausentismo escolar de un grupo de estudiantes, son problemas multicausales y deben tener enfoques diversos. Tienen una raz: la identidad, la para bien, otras veces no es tan buena. Todava no estamos preparados para enfrentar esos cambios en los vnculos afectivos, en la familia. El trabajo de los miembros de la familia puede causar el aislamiento de los jvenes, de otros miembros de la familia, entre unos y otros. a los jvenes, a las familias. Son problemas que no tienen punto de comparacin con otros pases, pero dada la angustia y la preocupacin de las madres, debemos atenderlos. Tenemos que emprender una campaa con los pastores, con los sacerdotes, con las religiosas, las madres de familia, todos; los Gabinetes de la Familia, la juventud, para en primer lugar encontrar todas esas causas mltiples y diversas; y en segundo lugar, disear una propuesta que sea aplicable y que tome en cuenta los cambios que se han venido dando. Hay que tomar en cuenta que en estos momentos de nuestra historia, de nuestro planeta, los padres de familia trabajan muy duro. La madre, que hace 30-40 aos siempre se quedaba en la casa, ahora sale a trabajar tambin. Eso hace que tengamos otra realidad familiar y no puede decirse que sean familias disfuncionales, son familias reales! Esa es la realidad que tenemos. Tenemos que aprender a vivir esa rea lidad, a dimensionarla; y encontrar soluciones desde este Gobierno comprometido, responsable, sensible, para apoyar a los padres de familia que se matan trabajando. El enfoque, la estrategia, las propuestas, deben conectar con los seres humanos, que se sientan identinuestra, en tanto que promotores de derechos de la ciudadana, en tanto que facilitadores de acciones y La obligacin nuestra es pensar el mundo real, conocer el mundo real, proponer desde el mundo real. Porque hay que entender lo que pasa para poder atender; y para poder tambin hacer propuestas sensatas que partan de la realidad actual, de nuestro pas, del mundo. Del mundo real, no el mundo como lo quisiramos, no el mundo como lo recordamos, no el mundo como lo pensamos cada uno de nosotros, sino tratar de aterrizar en el mundo real. Desafortunada o afortunadamente, al pasado no se puede volver. Todo lo que uno emprenda tiene que para la sociedad de hoy, con sus cambios, con sus transformaciones que algunos ven buenas y otros no las ven tan buenas. Debemos tomar en cuenta todos los criterios, todos los planteamientos, todos los sentimientos; y trabajar juntos para que logremos llegar a la meta. Sabemos que conectar con el sentimiento de las familias es clave para que nos mantengamos unidos y trabajemos juntos por el porvenir, desde nuestra identidad, con nuestra cultura, con nuestros valores de familia, con nuestras creencias, con nuestra fe; que tiene que ver con el Cristianismo, el Socialismo y la Solidaridad. Rosario Murillo Extractos de sus intervenciones del 11 y 12 de junio de 2013.

PAGE 4

4Jorge Capeln ___________________Son muchos los factores y una la realidad: o hay reSocial (INSS) colapsa, lo cual dejara a centenares tos coinciden que el sistema corre grave riesgo ante las necesidades del creciente nmero de pensionistas y los escasos fondos que entran al sistema. Sin embargo, ninguna reforma como tal, resuelve todos los factores que amenazan al INSS. Gustavo Porras, Coordinador General del Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) y dirigente del Frente Sandinista, estrategia central? La que el Presiente Daniel Ortega y Rosario Murillo han orientado y todos asumimos, porque si vos sals de la pobreza los salarios y las coefectivamente sale adelante todo. El propio Presidente Daniel Ortega se compromesenso entre trabajadores, empresarios y el Gobierno como un gran facilitador para que tengamos resultados que en el corto, mediano y largo plazo fortalezcan la Seguridad Social en Nicaragua. Tenemos que pensar en el largo plazo, porque nada ganaramos con medidas de corte temporal, que nos abran una brecha mayor en el mediano plazo, y que lleven a una quiebra total del Seguro en el mediano plazo. Es preferible dar ahora pasos correspondientes, para que se pueda fortalecer la Seguridad Social, y contar con ello con un instrumento poderoso para darle respuesta a los trabajadores nicaque es fundamental. a hacerlo al precio de lesionar los derechos fundamen tales de los trabajadores, por lo que reclaman, entre otras cosas, no amentar las cuotas de los trabajadores; aumento moderado de la cuota de los empleadores y pago paulatino de la deuda del sector pbli co al sistema de seguridad social. Los empleadores, por su parte, y aumento de la cuota de los trabajadores as como otro tipo de medidas tendientes a reducir el costo de las pensiones. El gobierno, tal y como lante, recogi en lo fundamental las demandas del movimiento sindical. Ese tipo de debate y su eventual solucin, ilustra de manera muy clara el modelo de alianzas promovido por el Gobierno Sandinista. Pero no es un esquema rgido de cuotas de distribucin de la riqueza social entre los trabaque se lleva a cabo a travs de una serie de instancias y mecanismos para negociar temas en los que se dirimen intereses sociales a menudo antagnicos, y La esencia del problemaEl problema de la seguridad social radica particularmente en el Sistema de Pensiones, lo que se da por dos razones: los trabajadores que cotizan hoy son los que sostienen las pensiones de los jubilados y pensionados que cotizaron antes. Y la suma de lo que cotiz una persona durante toda su vida antes de jubilarse, es menor que lo que va a recibir en su vida de jubilado hasta que se muera. 2. Las reservas, que son las que cubren esta diferencia, las desaparecieron durante el somocismo Trabajadores al rescate del INSS actualidad

PAGE 5

5 y en los 17 aos de neoliberalismo, de tal forma, que en la actualidad con el nmero de pensiones que se pagan, incluyendo las pensiones reducimanas), el INSS entrara en quiebra contable el ao que viene: Es decir en el 2014 el dinero que recauda ya no cubrira las pensiones que paga, entonces comenzara a usar las reservas las que Porras considera que la nica forma de salvar la Seguridad Social es aumentando sus ingresos en for ma estratgica, es decir, elevando sustancialmente el nmero de trabajadores que cotizan e impulsando el crecimiento de los salarios y por lo tanto el dinero co tizado. En otras palabras, lo nico que salva en forma permanente al Seguro Social es el Desarrollo Econ mico con Justicia social: en la medida que vayamos venciendo la pobreza iremos salvando al INSS. Por eso, dice Porras, lo que necesitamos es tomar por el tiempo necesario mientras nuestro Gobierno con el Comandante al frente y junto a todo el pueblo vamos avanzando en el desarrollo econmico del pas y venciendo la pobreza. Debemos hacer los ajustes guro Social hasta el ao 2030 en trminos contables y al 2034 con el uso de las reservas. Esto garantizara que po mientras nuestro pas sale de la pobreza. Debemos recordar que si no se aplican estas medidas quedamos desamparados todos, sin Seguridad Social.Sin el FMILa precondicin fundamental para estas negociaciones fue compartida entre sindicatos y gobierno: el rechazo a toda imposicin del Fondo Monetario Internacional, y negociar entre todos En primer lu gar, para hablar en pasta y que nuestro pueblo est claro, la Seguridad Social se va a salvar en la medida que el pas salga de la pobreza; eso hay que dejarlo clarito, reitera Porras. Qu es salir de la pobreza sino desarrollar a Nicaragua como Estado-Nacin en este mundo en los pases ricos (imperialistas) se privatizan las es fundamental el poder desarrollar una base material a partir de las condiciones imperantes pero capaz de vos sals de la pobreza los salarios mejoran, las cotiza aseguramiento en forma del Seguro Facultativo para darse Seguridad. Si sals de la pobreza, efectivamente modelo de seguridad social se puede salvar con salarios bajos y baja cobertura de la seguridad social. Obviamente, el desarrollo de las fuerzas productivas del pas y la superacin del nivel general de pobreza de la tes, para profundizar y hacer irreversibles los logros alLa cuestin de la seguridad social es una de las escenario en donde los proletarios, desprovistos del control de los medios de produccin, se enfrentan a produccin, se apropia como clase y de manera individual, de la riqueza producida por los trabajadores. Para la burguesa, el tema de la seguridad social bajadores estn sanos y laboren en condiciones mnimas para asegurar que sus negocios funcionen y crezcan sus ganancias. Para los trabajadores, se trata de su derecho humano inalienable y universal a una vida decorosa y un retiro digno, bajo la consigna de seguridad desde la cuna hasta la tumba. Por esto no COSEP hayan sido opuestas. mayoritarios, se oponen a cualquier aumento de la cuota que pagan al sistema (6.25% de su salario bruto) mientras que los empleadores (aportan el 16%) han propuesto una solucin en la que todos los sectores aporten, es decir, tambin incrementar la cuota laboral. Es necesario tomar en cuenta que hoy en da en la mayora de los pases del mundo se discuten reformas a los sistemas de jubilacin, pero esas discusiones, en las que a menudo se escuchan argumentos similares, esconden lgicamente, situaciones e intereses muy diferentes. Es cierto que en general la esperanza de vida va en aumento a nivel global, y con ello los costos que los diferentes pases deben realizar para culas semejanzas. Hay que tener mucho cuidado con las verdades en general cuando se habla de estos temas. Por ejemplo, decir que para distribuir la riqueza primero hay que regla esconde mucho. Incluso, en nuestros das, todos

PAGE 6

6y cada uno de nuestros gobernantes progresistas y re poder generar riqueza y salir de la pobreza neoliberal hoy en da es necesario redistribuir primero. Decir que para poder mantener un sistema de pensiones es necesario tener los recursos que hacen falta es otra de esas verdades obvias, y decir que la elevada es otra, pues es obvio que hay que tener los recursos y que el trabajo debe ser productivo. Carlos general. Tambin deca que la produccin siempre es produccin de algo, sean gallinas, frijoles, telfonos inteligentes o satlites espaciales. Nunca se produce en general, y aada que la economa poltica no es tecnologa. En realidad, la economa poltica es, como su nombre lo indica, poltica, es decir distribucin de la riqueza social, lo cual causa una lucha de intereses a menudo antagnicos.La ventaja de tener a DanielLa mayora de las reformas a los sistemas de pensiones que se han discutido en el mundo durante los ltimos 40 aos no tienen primariamente que ver con que la cobija de los fondos de pensiones sea dema siado estrecha para atender al creciente nmero de muchos casos, los fondos de pensiones han sido vaciados adrede, como una especie de hecho consumado, de jubilacin y bajar sus salarios aumentando las ga nancias de los patrones y especuladores. Lo que han hecho la mayora de los gobiernos y patronales del mundo, espoleados por los tecncratas del FMI, ha sido cubrir con ese tipo de argumentos su asalto a los derechos de los trabajadores. En otras condiciones, sin un gobierno revolucionario como el que encabeza el Presidente Daniel Ortega, sistema de pensiones para imponer su agenda neoliberal y terminar de destruir un sistema que fue creado por la Revolucin Sandinista sobre las ruinas del antiguo sistema fundado por la dictadura somocista. El fuerte desempeo econmico del pas, gracias entre otras cosas a la propia capacidad del gobierno sandinista y de hecho posible que los cambios en el INSS sean una resde las pensiones en el pas. Durante el somocismo, entre 1957 y 1979, el Seguro cionamiento limitado, basado fundamentalmente en haba 120 mil personas aseguradas (slo el 10% eran mujeres) y el seguro slo brindaba 9 mil pensiones. Despus de 25 aos el sistema se caracteriz por no crecer nunca, recuerda Manuel Ruiz, un antiguo funcionario del INSS que irnicamente hoy es asesor de los grupos empresariales y adversario poltico del Gobierno Sandinista. La dictadura saque los recursos del INSS cada vez que todos los fondos de pensiones, junto con la mayor parte de los recursos pblicos, fueron saqueados por Somoza antes de irse del pas en 1979. La deuda del presidencial para asuntos econmicos. admite Ruiz, lo primero que hicimos para transformar el sistema fue humanizarlo haciendo de los funcionarios verdaderos servidores pblicos. En cinco aos cubrimos todo el pas. Tambin ampliamos los servicios inspirados en la Declaracin Universal de los Derechos Humanos y en los principios de la Organizacin Mundial de la Salud y de la Organizacin Panamericana de la las pensiones y como un servicio integral para mejorar la calidad de vida de la gente. rrollamos muchos programas sociales, atacados dura mente por quienes adversaban la revolucin. Los hubo de muchos tipos: paseos subsidiados para los trabaja dores, que iban a descansar a las playas de Miramar y tiles; becas en las universidades para los no videntes; Centros de Desarrollo Infantil, para apoyar a las ma dres trabajadoras; casas de recreacin para asegura dos de la tercera edad, evoca Ruiz.Despojo neoliberal con mucha tristeza, hubo un descenso en todos estos avances. Durante el gobierno de Violeta Chamorro fue el tiempo de la administracin de Simen Rizo, que aunque hizo grandes estragos, no fue la peor administracin, porque para m la peor fue la de Martn El intento de Rizo por privatizar todo el sistema fra cas, pero s logr privatizar la atencin en salud del seguro social, con la creacin de las Empresas Mdicas el pas, cubriendo a unos 500 mil trabajadores con un servicio de calidad discutible.

PAGE 7

7 Durante el gobierno Chamorro, de quedaron 3 mil; le quit las Pensiones Mnimas Vitales a las personas con discapacidad, hizo retroceder el derecho a la pensin por vejez y elimin el derecho que garantizaba la pensin reducida a quienes haban cotizado menos de 750 y empleadas domsticas, comenzada en la detuvo durante la dcada siguiente y luego la retom En esos 17 aos, los gobiernos neoliberales redu jeron la cobertura, de tal manera que al llegar al ao les que prestaba el INSS, tales como los centros de re creacin y las guarderas infantiles. Presidente Ortega, el INSS ha avanzado sustancialmente en la ampliacin de la cobertura y en la restitu cin de los derechos arrebatados por el neoliberalismo. El estudio actuarial del INSS (es decir, el diagnstigo plazo), realizado en el ao 2006, planteaba que, de no hacerse ninguna reforma, en el perodo 2016-2017 comenzara un desbalance contable en el sistema con vas en el pago de las pensiones. dos de la Pensin Reducida anunciado por el presidente Ortega el pasado 19 de julio, el sistema se recargara adelantara considerablemente la fecha del colapso, reclamen su derecho el resto de los 57 mil mayores de 60 aos registrados en el INSS hasta julio de 2013 y los que se sumen al cumplir esa edad. Sin embargo, el estudio actuarial del INSS, no toma en cuenta las perspectivas de la economa que se abren a raz de los grandes proyectos de inversin que se tienen programados, como el Gran Canal Intentes en el Caribe recuperado. La posicin de los cantidad de dinero que maneje el INSS para pagar las nado que nos permita que la foto cambie, sostiene Porras. Es decir, ganar tiempo mientras el pas provence a la pobreza. En 2006, cuando se hizo el ltimo estudio, Nicaragua se encontraba todava bajo la gida del neoliberalismo tarde, el pas se encuentra en condiciones muy diferentes y con perspectivas reales de dar el salto que le permita carar la cuestin de la seguridad social en unos trminos muy diferentes a los actuales en todos los sentidos. Porras argumenta que no es posible pensar que el 2013, porque cuando el Comandante Ortega asumi INSS de hace 7 aos no es la misma de hoy. En ese

PAGE 8

8Seguridad social segura un mantenimiento de la tasa de crecimiento del em pleo formal de los ltimos tres aos (7.37% promedio Sin embargo si, como todo parece indicar, se logra los trabajadores del pas. Las proyecciones indican un descenso del nivel de pobreza general al 31.35% y de espera que la economa nacional pase de US$ 10,506 millones en 2012 a US$ 24,797 millones ese mismo ao. Esos datos permiten apreciar el pronstico del estudio actuarial del INSS en una realidad muy diferente. Todas las centrales sindicales del pas de todos los construccin y otro de un pequeo grupo subordinado a los partidos de oposicin, que decidieron defender los intereses de los empresarios), encabezadas por el ellos innegociables. 1. Mantener la edad de jubilacin en 60 aos. Primero, porque los salarios de los trabajadores an son bajos, a pesar de todos los esfuer zos realizados por el Gobierno Sandinista. Y segundo, porque Nicaragua no tiene problemas urgentes de envejecimiento de la poblacin ni de falta de fuerza de trabajo, por lo que no su vida laboral se ha desempeado en tareas ras que, por el hecho de no haberse muerto antes de los 60 aos, tampoco quiere decir que 2. Mantener en 750 (15 aos) el nmero mnimo de semanas cotizadas para gozar del derecho a la pensin de jubilacin. Segn datos de 2012, buyentes del INSS, cotiz durante todo el ao. Muchos trabajadores cotizan menos de 50 o 40 semanas, e incluso, menos de 20. El promedio de cotizacin de un trabajador en Nicaragua que ese trabajador, para llegar a las 750 sema 30 aos. Miles de trabajadores no cotizan todo el ao debido a la naturaleza de sus labores como en las zafras azucareras, cortes de caf, obreros de la construccin, y muchas otras. Mipero sin cotizar al seguro social porque su em pero no lo entera al INSS. Muchos han sido sub contratados sin prestaciones sociales, lo que de hecho es una especie de subvencin a los capitalistas de parte de los trabajadores en la for contra una vejez en condiciones poco dignas como recompensa para el trabajador. 3. Mantener intacta la cuota laboral al INSS del 6.25% sobre el salario de los trabajadores. Los dos dirigentes sindicales aliados de los patrones y verdugos de los obreros, han propuesto 10% mensual. El trabajador paga la cuota de su salario y aunque en la vejez se le revierta una parte en forma de pensin, en todo caso es una especie de ahorro. Por el contrario, los empleadores deducen del impuesto sobre la renta la cuota del 16% que pagan por cada trasubvencin de parte de los trabajadores, que jan de percibir los servicios pblicos producto de lo que no cotiza el empleador. Este tipo de cuando se analiza lo que un alza de un punto trabajadores que a menudo ganan 3 mil o 4 mil crdobas: un cuaderno para los nios, me dia docena de huevos, una recarga para la tar jeta del transporte colectivo urbano, etctera. 4. Mantener en 150 el nmero de las ltimas semanas cotizadas para el clculo de la pensin. La razn de esto es que los salarios, essarrollo muy importante en los ltimos aos, economa del pas dan pie a que esto siga as. Si en vez de los ltimos 3 aos se cuentan los ltimos 10 aos, como pretenda la patronal y el Fondo Monetario, entonces muchos trabajadores saldran perdiendo. 5. Mantener el incremento anual del 5% a las pensiones, por deslizamiento de la moneda. No se puede quitar ese porcentaje, porque se debe garantizar que la pensin no tenga pr didas cambiarias, es decir, que mantenga su poder adquisitivo.

PAGE 9

9 6. Mantener el derecho al trabajo de todos los empleados del INSS y sus conquistas sociales, sin que ninguno pierda su empleo por causa de las reformas necesarias. El FNT advirti que en cualquier reforma a la seguridad social no aceptamos, no discutimos, ninguna reduccin que tienen en su convenio colecti vo de trabajadores del INSS, una propuesta que parti, paradjica mente de uno de los dos dirigentes sindicales que ahora es defensor de los patrones. Puede haber el deseo, la idea mal sana de aplicar quienes proponen eso de que todo se resuelve reduciendo gastos. Eso incremento del nmero de empleados del INSS la ampliacin de sus servicios, como el de ptica, farmacias, clnicas previsionales propias, atencin a mujeres embarazadas y mujeres con municipales, entre muchos otros. La deuda del Estado con el INSS no es porque el gobierno o los otros poderes no paguen las cuotas de sus cuatro factores: el saqueo al que lo someti el somocismo; el terremoto de Managua en 1972 (millares dejaron de cotizar y parte de las reservas del INSS fueron ocupadas para reconstruir su infraestructura); el perodo de la Guerra de Liberacin (entre 1977-1979) y de la Guerra poderosos del pas como amigos de la libre empresa y que les permitieron amasar enormes fortunas. El problema es que son los trabajadores los que y por eso se ven obligados a aceptar que el Gobierno destine parte del presupuesto que sera invertido en obras sociales o de infraestructura, para honrar esa deuda. Los empresarios pueden preguntar en qu va aportar el trabajador. Nosotros decimos que una parte del Presupuesto General de la Repblica, que puede ser ocupado para Salud, para Educacin, se destine para pagar la deuda del Estado con el INSS, porque del mismo cuero salen las coyundas. Yo tena convencimiento absoluto que ese planteamiento lo asumira el Comandante Ortega como en efecto ha sido, y l ya ha dicho claramente que el estado paargumenta Porras. Los trabajadores ayudamos bastante a los empre para un empresario es la estabilidad. El Gobierno ahora le garantiz que no les falle la energa y el pas goza de la no del Comandante Ortega les garantiz que haya un tros les garantizamos que funcione ese mecanismo con los trabajadores. Si este es el paraso para los empresaal INSS, son nada, si de todos modos se los deducen del fender nuestros derechos? Hay que mantener estabilidad y tranquilidad, y obviamente hay que mantener a este Gobierno para poder conservarlas.Propuesta del gobierno de los sindicatos: la esencia de los seis puntos ha sido incorporada. En cambio, plantea estos puntos: 1. El Estado pagar su deuda con el INSS, calC$250 millones de crdobas al ao. Esto signimo de 50 aos. 2. Aumentar las cotizaciones patronales para pensiones en 3%, al ritmo del 1% anual del jada en 19% sobre el salario de cada trabajador

PAGE 10

103. Aumentar el salario mximo cotizable a su 6.25% hasta el tope, y no paga nada sobre la diferencia. Por ejemplo, un gerente que gana 100 mil crdobas mensuales, paga su cuota sobre los primeros 37,500 crdobas y sobre el techo se eleva, con el propsito de que quien ingresos, pero no los egresos del INSS, ya que $1,500 dlares. 4. Realizar el ajuste anual de las pensiones mni mas no en relacin con el salario mnimo sino con el aumento del salario promedio. Esto im plica un aporte importante de los trabajadores un 4 y un 5% anual, pues por ejemplo, en este ao el salario mnimo creci un 12% y el salario promedio en un 7%. En los ltimos cinco aos, el salario mnimo ha crecido 135%, y desde 2007, se aumenta cada seis meses. En correspondencia, lo mismo han subido las pensiones mnimas, lo cual ha impactado negativamente viabilidad de la Seguridad Social. 5. Ajustar la frmula de las nuevas pensiones para compensar el ritmo de crecimiento de los para un asegurado que se jubila, se toman en cuenta el promedio de las ltimas 150 semanas cotizadas, el nmero de semanas cotizadas en su vida laboral (con tres rangos: entre 750 y 999; su ltimo salario. Con estos datos se aplica una persona tiene un salario menor o mayor de dos salarios mnimos (actualmente esto es 7,726 crdobas). La frmula actual permite garantizar que el trabajador con menos de dos salarios mnimos, puede alcanzar el 100% de su ltimo yor a los dos salarios mnimos, la frmula aplicagobierno es variar la frmula, de manera que en dos ganan menos de los dos salarios mnimos, su pensin no sufre ningn cambio y quedaran protegidos. El 10% restante ayudara a salvar la seguridad social. En 2012, slo 35,692 asegura mensuales. 6. Crear un segundo estrato de ahorro indivi dual para pensiones, que sera voluntario para ahorro en las personas que tengan la capacidad de hacerlo. Este mecanismo es una cuenta de ahorro con condiciones especiales pactadas tanto en plazos de depsito como en intereses y los impuestos que se le aplican, condiciones que haran atractivo este ahorro para los asegurados que quieran tener recursos adicionales al momento de pensionarse. 7. trabajadores al INSS, a un ritmo de por lo me propuesta, queda garantizada la viabilidad del INSS durante un perodo de 23 aos, hasta 2036. Ya venaporte de los trabajadores es que las pensiones ya no se van a ajustar de acuerdo al salario mnimo, sino al salario promedio, es decir, el ajuste de las pensiones administrativa, mediante reformas al reglamento del INSS. No va a haber cambios en la ley. No vamos a tocar la ley, eso no se necesita, asegur. La reaccin de los sindicatos ha sido de respaldo a la minos generales en la propuesta hecha por el gobierno del gobierno dice que no hay incremento en la cuota de cotizacin de los trabajadores y eso nosotros lo respalpensin. En trminos generales, nosotros, en principio, apoyamos enteramente la propuesta y tenemos que Tambin respald la propuesta de incrementar el techo cotizable, as como el pago del 2% anual para cancelar la deuda del Estado con el INSS. Un aspecto de la propuesta que no satisface plena mente los intereses de los trabajadores y pensionistas, es que los ajustes de las pensiones se haran en base al comportamiento del salario promedio nacional y no con respecto al salario mnimo, que crece a un ritmo mayor. Porras dijo que eso es absolutamente discu-

PAGE 11

11 tible y hasta respaldable s, y siempre s, el gobierno garantiza la aplicacin del deslizamiento del 5% todos los meses de diciembre. del INSS hasta el ao 2036 si se mantienen los niveles 7% de nuevos pensionados, ao con ao. Por el tono ciacin de la seguridad social y, a la larga, de poltica econmica algo sobre lo cual los sectores populares, que tienen en sus manos las palancas del proceso de chas cosas pueden ocurrir en el futuro. Y, por otro lado, la clase capitalista del pas todava tiene mucho por demostrar en lo que respecta a su voluntad de pagar impuestos y reinvertir en el pas. mes plazo (octubre) para que en el transcurso de noSocial, esto no quita que hay la necesidad de poder lle gar a acuerdos de consenso. Hemos acordado que negociaremos el sector privado con el gobierno, y el goEl principal dirigente gremial de los empresarios admite los progresos operados en el INSS desde 2007. Hay retos muy grandes. No solo es el tema de la sos tenibilidad (del sistema de pensiones), sino cmo havisto cmo se ha ido aumentando la cantidad de per sonas en el seguro social. Sin embargo, el promedio de cotizacin de un trabajador anda por las 29 semanas al ao (26 aos para completar 750 semanas), y esto es una de las razones por las que en este momento no se tar las semanas que tendran que cotizar. es de hacer notar el papel que juegan los sindicatos, los movimientos sociales y el propio partido de la de Liberacin Nacional, para fortalecer las alianzas con todas las fuerzas de la regin que buscan una salida al desastre neoliberal. El proceso para salvar y fortalecer la Seguridad Social, ha estado marcado por un crecimiento masivo de los sindicatos a par tir del triunfo sandinista en las elecciones de 2006, as como en el desarrollo de un modelo amplio de Poder Ciudadano que involucra de manera cada vez los asuntos del pas.

PAGE 12

12 En el Anuario Estadstico de 2012, el Instituto Nicaragense de Seguridad Social (INSS) ofrece un informe exhaustivo de todas las reas y actividades bajo su direccin. De ese Anuario, hemos extrado las partes sustanciales.La poblacin de asegurados activos ha sido creciente a partir de 1994. Durante el perodo 1994-2012 en un lapso de diecinueve aos, se ha triplicado la poblacin asegurada. con tendencia a la baja, el primero que culmin en el ao 2001, con una tasa de crecimiento interanual del nmero de asegurados activos de -3%, cuando en los tres aos previos el crecimiento se mantuvo en 9%. El los tres aos precedentes de 10% alcanz solamente 4%, y en los aos subsiguientes se muestra un franco ascenso con promedio de 7%. La captacin de nuevos asegurados estuvo deter minada por la mejor accesibilidad al trabajo de los gru pos de edades tempranas, entre 19 y 23 aos y por el esfuerzo institucional en la captacin de trabajadores de nuevo ingreso a la seguridad social, dirigido a actividades econmicas como construccin, servicios, co mercio y la industria manufacturera como actividades 2012 ha culminado con una destacada tasa de crecimiento en el nmero de asegurados en las actividades econmicas de: pesca con el 23%, luego de un perodo de cinco aos de sostenido crecimiento promedio de 15%; comercio con 22%, luego de mantener una tasa promedio de 10%; y construccin con 20%, luego de promediar 9%. Sin embargo, la industria manufacturera es la ac tividad econmica que mayor nmero de asegurados aporta. Durante el perodo 2006-2011, represent un cada con 12,740 asegurados, que represent -10.33%. con ajustes incrementales, de tal forma que en el ao 2011 ha logrado un crecimiento del 13%. En la distribucin de asegurados por rgimen de obligatorio. Las cifras de aseguramiento han pasado de crecimiento promedio del rgimen se han mantenido guro facultativo tanto integral como el de Invalidez, Ve creciendo en promedio un 43% y 25% respectivamente. La variacin en el nmero de asegurados del rgi empleadores del rgimen obligatorio IVM-RP al integral, lo que ha repercutido en el decrecimiento obser vado en aquel, durante el perodo 2009-2011. Este es un hecho trascendental, al brindar acceso al trabajador a la cobertura de riesgos, pensiones de IVM y por la comprensin del empleador de las necesidades de pleadores activos en el perodo analizado, pasando de empleadores, en el ao 2000 este promedio alcanz los 12,157 empleadores y el registro de 2012 es de 24,235. En 2002 y 2003 se observa disminucin en el promedio de las empresas. Durante los ltimos 6 aos El nmero de asegurados adscritos a las empre sas prestadoras de servicios (clnicas previsionales) ha entre 1996 y 2012, se quintuplic. En este ltimo ao alcanz 546,102 adscritos, los cuales reciben una serie de prestaciones entre las que se encuentran con hospitalizaciones, cirugas, estudios histopatolgicos, medicamentos y cobertura de algunas enfermedades de alto costo, entre otras.Asegurados activos y salariosEl nmero de asegurados activos al cierre de 2012, Durante 2012, contribuyeron al menos una sema un perodo menor de 50 semanas. Hasta diciembre de 2012, la mayor cantidad de asegurados labora en la industria manufacturera con un peso relativo de 22%; sin embargo, la variacin interanual de esta actividad es de 2%. En las actividades INSS: proteccin y bienestar social

PAGE 13

13 de pesca se observa un incremento de 23% y en la de construccin 21% en relacin al ao 2011. En trminos de gnero la poblacin asegurada mantiene una similar distribucin con respecto a 2011. guradas mujeres. La poblacin asegurada masculina presenta un crecimiento de 20% y la poblacin ase15% en relacin a diciembre de 2011. Por grupos de edad, el peso de los asegurados es: De 20 a 24 aos, el 15%. De 25 a 29 aos el 19%. De 35 a 39 aos el 13%. Entre estos cuatro grupos, renen el 65% de los asegurados, siendo la edad promedio 35 aos para integral, que provee prestaciones en trminos de pensioel rgimen IVM-RP que provee prestaciones de pensiones y riesgos del trabajo. Los asegurados bajo el seguro facultativo representan solamente el 3% estructura que se mantiene en relacin a 2011, aunque se observa un crecimiento de 1% de asegurados en el facultativo. Los departamentos con mayor nmero de asegu (6%), Matagalpa ( 5%) y Masaya con 4%; entre los cin co representan el 75% de la poblacin asegurada. gurados, de estos el municipio de Managua concentra al 93% y Tipitapa representa un 4%. Mientras, en el departamento de Estel se cuenta con 26,643 asegurados, de los cuales un 45% laboran en la actividad de la industria y 13% en agricultura. En Granada sobresalen los municipios de Granada, con 75% de los asegurados y Nandaime con 19%. En este departamento las actividades con mayor nmero de asegurados son agricultura, industria, comercio y administracin pblica. govia son los que tienen menor cantidad de asegura nicipio de Camoapa. Madriz reporta 5,532 asegurados, de los cuales en Somoto reporta un peso de 45% y Totogalpa un 13%. En Nueva Segovia de 11,121 asegurados El Instituto ha avanzado en el esfuerzo de mejorar perodo 2012 con los del perodo previo, se reportan un 96,296 nuevos asegurados durante el ao 2012. Estos nuevos asegurados son hombres en el 61%. En cuanto a la distribucin de nuevos asegurados 15 a 19 aos ingresaron un total de 24,150, lo que representa un 25% de los nuevos ingresos; mientras en el grupo de 20 a 24 aos ingresaron un total de 36,271 nueLa masa salarial devengada por los trabajadores activos creci en 16% en relacin al monto de salarios llones de crdobas. El salario promedio global asciende a 7,175.30 crdobas, superior en 7% al salario medio registrado en el ao 2011.Empleadores sas activas. Se observa un incremento de 13% en re lacin a las 22,746 empresas registradas a diciembre 2011. El promedio mensual de empresas inscritas du empleadores. departamento de Managua concentra un 49% de la poblacin de empleadores, Len 6%, Matagalpa 6%, Chinandega 6% y Estel 4%. Estos departamentos tribuidos en el resto de departamentos, como Carazo, Nueva Segovia, Granada, Rivas y otros. presas y el nmero de trabajadores asegurados, se obtuvo que: a) En las pequeas empresas, donde laboran 20 o menos trabajadores, se reportan 21,910

PAGE 14

14dad promedio de 4.7 trabajadores. b) En las medianas empresas, donde laboran 21 a con 119,962 trabajadores y densidad promedio de 42.7 trabajadores. de 100 trabajadores, se reportan 960 empresas con 399,621 trabajadores y densidad promedio de 416.3 trabajadores. En total se reportan 25,679 empresas con 621,991 trabajadores y densidad promedio de 24.2 trabajadores.Otros servicios del INSSLas diversas prestaciones mdicas han crecido de forma proporcional al crecimiento del nmero de asegurados. En el ao 1994 se atendieron un total de tas, cifras que van aumentando en cada ao. Ya para el ao 2012 se atendieron 5.2 millones de consultas y Otra prestacin que reciben las aseguradas y cnyuges del asegurado, es la atencin mdica durante el embarazo, el parto y el puerperio (post-natal). Durante el los cuales se han producido mayoritariamente por va atendidos por esa misma va y 46% por va vaginal. integral y de salud, que suman 569.5 mil asegurados. El seguro de salud cubre a 1.5 millones de derecho-ha bientes, con una cobertura del 25.5% de la poblacin del pas. El promedio de asegurados adscritos a las clregistrados en 2011. doras de servicios de salud desarrollar acciones de vigiDurante 2012, el nmero promedio de adscritos al tegrados cerca de 4.0 mil a lo largo del ao. La poblacin de pensionados por vejez son 63.9 mil, de los cuales a las proveedoras de servicios de salud. con recursos propios del seguro enferme dad maternidad, el INSS ha implementado y desarrollado actividades de educacin, promocin y prevencin en salud que han contribuido la mejora de la calidad de vida de sus asegurados y pensionados. Las actividades son desarrolladas en los centros laborales, medianmamas, cervicouterino, prstata y tiroides; captacin precoz del embarazo y de algunas enfermedades crnicas degenerativas, entre otros temas de salud. Han realizado charlas demostrativas sobre el manuales de mamas. Solo durante 2012, funcionarios del INSS realiza Entre otras cosas, durante estas visitas fueron reali los trabajadores en los centros laborales visitados. De este total el 47% result con un peso saludable, el 40% mostr sobrepeso, el 12% presentan obesidad y el 1%

PAGE 15

15 Durante 2012, en la vigilancia y control de crecimiento y desarrollo de los menores de 5 aos, se realizaron 126.3 mil controles, de los cuales el 54% corresponde a los realizados en menores de 1 ao. El estado nutricional en el como sobrepeso en el 4% de ellos, normal el 92%, bajo peso el 3% y desnutridos el 1%. En los nios de 1 a 4 aos, en un estado nutricional normal, el 7% se encuentra con Nuevos servicios de saludEl INSS tambin asegura cobertura para el tratamiende 12 aos y pensionados. En 2012, se ingresaron al Pro51% varones. Del total, hasta la edad de 29 aos alcanzan el 6% del total; 12% de 30 a 39 aos; 17% de 40 a 49 aos; La neoplasia que se sita en primer lugar es la de prstata con el 20%, la neoplasia de mama con el 17%, afectados son los asegurados activos con el 57%, seguido por los pensionados por vejez con el 39%. Durante 2012, el programa de Terapia sustitutiva varones. Del total, el 35% entre 60 a 64 aos y el grupo traron 43 fallecidos. El INSS autoriza algunas prestaciones denominadas complementarias y especiales que requieren de ciertas atenciones que no tienen cobertura en las proveedoras de servicios de salud. Son en su mayora medicamentos, procedimientos mdicos diagnsticos y teraputicos, quirrgicos y no quirrgicos; y que en su conjunto lgica, terapia sustitutiva renal, especialidades cardiolgicas, msculo-esquelticas, oftalmolgicas y otras. Solo durante 2012, para pacientes oncolgicos se autorizaron 1,463 procedimientos mdicos; para pacientes con problemas renales, se autorizaron 539; para afecciones cardiovasculares, 731; procedimienmuletas y otros 670 asergurados recibieron otros me dios como tobilleras, fajas, donas y rodilleras. Para pensionados se autorizaron 2,921 trabajos dentales, para un promedio mensual de 243, increDurante 2012, se identificaron 46 nuevos casos 13 pacientes femeninos se encontraron 7 casos de mujeres embarazadas portadoras de la afeccin. encuentra en el departamento de Managua con 24 casos, seguido de Chinandega y Len con 4 casos cada uno, en Masaya y Chontales 3 casos cada uno. Tambin fueron detectados 211 casos positivos lino con el 53%. El grupo de edad que presenta mayor del total, seguido por los menores de 15 aos que con aglutina en el departamento de Managua. Se atendieron 36,539 casos de infecciones de trans tra el 97% de los casos. El 63% de los pacientes tiene mujeres es la vaginosis con el 26%; la vaginitis, 19%, y mayor incidencia de patologas de Virus del Papiloma Humano (condiloma) con el 31%, seguido por el herpes genital con el 12% y la gonorrea con el 10%. Solamen te al 10% de los portadores de este tipo de patologas, se les realiz la prueba del VIH.Accidentes laboralesDurante 2012, el Seguro de Riesgos Profesionales tuvo una cobertura promedio de 606,624 asegurados, con incremento de 7% en relacin a la cobertura promedio registrada en 2011. Se registraron 31,051 accidentes de trabajo y 719 ende 6.5% y 43% respectivamente. En esta variacin injeres ( 34%). 23,460 (75.5%) sucedieron en los centros de trabajo y 7,597 en el trayecto a la casa o viceversa. En 2012 se registraron 719 enfermedades labora les, superior en 43% a 2011. Las actividades econmicas que presentan mayor incidencia de accidentes de trabajo, son la industria manufacturera con el 33%; administracin pblica 19%; agricultura 10% y comercio 9%. Juntas, estas cuatro actividades acumulan el 71% del total de accidentes acontecidos a nivel nacional. Mientras, el 36% de las enfermedades profesionales se registran en la industria manufacturera y el 33% en la administracin pblica. En Managua acontecieron el 52% de los accidentes y enfermedades profesionales; Chinandega 10%; Len 6% y Masaya 5%, que agrupan el 73% del total. La frecuencia riesgos es de 51, mantenindose el mismo ndice de 2011.

PAGE 16

16orfandad 1,117 casos y un peso relativo de 11% y ascendencia 210 casos un 2% del total. can Managua con 3,661 pensiones, Chinandega 2,777 y Len con 1,075 pensiones, en trminos por centuales 34%, 26% y 10% respectivamente, los cuales agrupan el 70% del total de pensiones. Del total de pensiones a diciembre 2012, el 65% le corresde pensionados masculinos creci en un 10% y los pensionados gistra 26,951 asegurados que sufrieron de alguna lesin medio de 17 das por asegurado. El monto facturado por las 34,275 rdenes que se recibieron a nivel nacional asciende a 57.2 millones de crdobas. El nmero de asede subsidio y el monto facturado decrecieron en 3% y 1% respectivamente. 7% a Len y 5.3% a Granada. Para la medicin de este detallan a continuacin.Vctimas de guerra y pensiones especialesnas, que sufrieron las consecuencias de la guerra de agresin y no estaban en condiciones de integrarse a la vida productiva; en seis aos, pasaron a solamente 26,633 pensionados en el ao 2000. Es decir, se haba disminuido a 11,776 pensiones de vctimas. Entre 2004 y 2006 se observa decrecimiento de 7.6%, que desde la perspectiva de este tipo de poblacin, pueden ser consideradas como naturales. # INDICADOR 1 Tasa de accidentabilidad por cada 1,000 asegura 2 Tasa de incapacidad por cada 1,000 accidentes. 3 Tasa de accidentes leves por cada 1,000 accidentes. 4 Tasa de mortalidad por cada 1,000 accidentes. RESUL T ADO 51 26 317 1.67 De acuerdo a la naturaleza de la lesin, la mayor cantidad de accidentes y enfermedades profesionales acontecieron por contusiones y lesiones internas un 39.1%, heridas 14%, esguinces y distensiones un 6.7% y fracturas 4.3%. Segn la ocupacin de los trabajadores, el 16.6% de los accidentes y enfermedades profesionales les y 10.3% a trabajadores de servicios y vendedores. Como consecuencia de un accidente o enfermedad 2,224 hospitalizaciones, 35,431 atenciones por emer gencia, 5,929 rehabilitaciones fsicas, 375 rehabilitaciolla de 10,100 pensiones del Seguro de Riesgos Profesionales, pagando 274 millones de crdobas, lo que incluye 21 millones de crdobas en concepto de aguinaldo. del 2011, se observa crecimiento del egreso en 21% y del nmero de casos de pensiones en 11%. Estas cifras durante el ao, por los ajustes a pensiones mnimas en marzo y septiembre, de 6.5 y 6% respectivamente. El monto promedio de estas pensiones es de 1,956.56 crdobas, superior en un 7% en relacin al monto promedio registrado a diciembre del 2011. En la distribucin de casos de pensiones por tipo de riesgo, se observa que incapacidad parcial registra 5,644 casos con un peso relativo de 56%; incapacidad total registra 2,117 casos que equivale a 21%; viudez registra 1,012 casos que representan 10% del total;

PAGE 17

17 los derechos de las personas vctimas de guerra a los que se haba arrebatado sus derechos adquiridos, de 2010, 4,265 en el ao 2011 y 2,915 en el ao 2012. Desde 2007, el Instituto ha orientado sus esfuerzos a la restitucin de derechos de las vctimas de guerra, reactivando pensiones a quienes de manera ilegal se les haban suspendido y otorgando nuevas pensiones a quienes se les haban negado. travs de la Comisin de Reconciliacin Paz y Justicia hurfanos, viudas y madres de cados. de vctimas de guerra fue de 31,610, lo que indica que hubo un aumento de 10.2% con respecto al ao 2011. En relacin al monto anual pagado, se registra un au mento en relacin al perodo precedente de 21.6%, ascendiendo en 2012 a 733.5 millones de crdobas, con una pensin promedio de 1,765.73 crdobas. Del total de pensionados de vctimas de guerra, aproparcial; por incapacidad total 15% de los casos y ascendencia 44%. Mientras las pensiones de orfandad que representan 2% y viudez 4%, acumulan el 6% restante. En cuanto a los montos la distribucin es similar a la de los casos correspondiendo a ascendencias el 43% de los montos, la incapacidad parcial representa con un 24% del total de los montos, mientras que las menos representativas de estas pensiones son las de viudez con 3% y orfandad con un 1.2% de los montos. Las pensiones de vctimas de guerra y especiales dencia del decreto que dio origen a la contingencia. Hasta diciembre de 2012, estaban bajo cobertura un total de 31,610 pensionados. El mayor nmero de casos provenien del Ejrcito Popular Sandinista (27.4%) y En trminos de la procedencia, la mayor concentracin se encuentra en los departamentos de (3,571) entre los que agrupan el 40.4% de los pensionados, mientras que entre los departamentos con menor cantidad de pensionados del programa se enque acumulan apenas el 5.2% de los casos. La mayora de los pensionados son mayores de 35 cuales acumulan 4,934 casos (16%), ligeramente supe rior a los casos presentados en las edades entre 65-69 para un porcentaje acumulado de 23%. plazo el programa otorga prestaciones de corto plazo, todos aquellas personas que padezcan de un grado de invalidez que no les habilite para acceder a la pensin de invalidez parcial, siendo este grado inferior al 20%. Durante 2012 se aprobaron 763 solicitudes de indemnizacin por las que se pagaron un total de 14 montos en comparacin al ao 2011. El mayor nmero de indemnizaciones concedidas fueron en Matagalpa con 211, Chinandega con 111 y Estel con 93; los que acumulan el 54% de los casos. de 725 casos con respecto al ao 2011. Estos prsta mos se realizan a los pensionados que lo soliciten en base al monto de su pensin. El nmero de Pensiones Especiales disminuyeron en 104 casos durante el transcurso del ao, siendo a les pagaron 39.0 millones de crdobas, determinando una pensin promedio de 741.16 crdobas. ros, mientras que 9% son pensiones de gracia; los ser vidores de la patria y el Ejrcito Defensor de la Sobera na Nacional acumulan el 11% restante. El mayor nmero de pensionados tiene su residen estos departamentos agrupan al 61% de los pensionados, en el resto de departamentos se registran porcentajes inferiores al 10%.Las pensionesEn general, el nmero de pensiones generales (por seguro y programa), que administra la institucin, se ha incrementado tanto en el nmero de casos como en 145,426 pensionados durante 2012, con montos de pensiones por el orden de 6,131 millones de crdobas. Durante los ltimos 6 aos el crecimiento del nme ro de pensiones ha sido sostenido, con una tasa prome dio de 5.2%, lo cual se considera una tendencia natural de los sistemas de pensiones. En cuanto al monto de pago de pensiones, durante el perodo sealado la tasa

PAGE 18

18promedio ha sido de 21.2%. El Instituto ajusta ao con ao, en el mes de noviembre, todas las pensiones al nivel de la devaluacin y ajusta tambin las pensiones mnimas al nivel del salario mnimo de la industria manufacturera. El nmero de casos de pensiones mnimas ajustadas re presenta cerca del 70% del total de casos de pensiones. El nmero de pensiones concedidas durante el ao 2012 aument en 12% con respecto al ao anMuerte (IVM). crdobas en concepto de pensiones, que incluye en comparar estos resultados con los del ao 2011, se re asegurados que alcanzan la edad de jubilacin y el resto 12% a lo largo del ao y la revalorizacin del Crdoba pensiones son ajustadas al salario mnimo. La pensin promedio en el mes de diciembre de 2012 ascendi a 3,936.06 crdobas, la que comparada al mismo perodo del 2011, sufri un incremento de 12.5%. El 64% de los pensionados gozan de pensiones de casos de pensin. Mientras las pensiones invalidez par cial suman 3%, las de invalidez total 9%, orfandad 7% y menos de 1% en casos de ascendencia. En la distribu50.5% de los casos mientras en femenino el 49.5% de los casos; una mnima diferencia de 1 punto porcentual. una gran concentracin de pensionados en el departamento de Managua, donde se ubican el 54.4%. En contraste co, Chontales, Jinotega, Madriz, Nueva Segovia, Ro San en los que la propor cin de pensionados en relacin al total nacional es inferior al 2%. En el resto de departamentos el nmero de pensionados oscila entre 9.2% en el caso de Chinandega y 2.6% en el caso de Estel y Rivas. que laboraron en actividades desgastantes se les concede pensin a partir de los 55 aos; estos suman 13,039 y corresponden al 20% del total de casos de pensiones de vejez. En eda sionados de vejez; mayores de 69 aos, el 32%, y el de casos de pensionados en edades de 55 a 60 aos, a la vez que la sobrevivencia de pensionados en edades Los subsidiosEl INSS otorga a sus asegurados, subsidios por pla medad comn. El nmero de subsidios por incapacidad temporal 1994 y 2012, en funcin del creciente nmero de asegurados. En la ltima dcada, el perodo comprendido entre 2002 y 2012, los subsidios pasaron de 43,341 a rentes riesgos maternidad, enfermedad y accidentes comn y riesgos profesionales. Igualmente los das de subsidios requeridos por la poblacin asegurada, pa saron de 1.1 millones en 2002 a 2.2 millones en 2012.

PAGE 19

19 En 2012 un total de 64 mil asegurados requirieron 972 mil das de subsidio por accidente o enfermedad co11% con relacin al ao 2011. El monto erogado por este concepto ascendi a 145 millones de crdobas, lo que representa una disminucin de 11 millones de crdobas y departamentos de Managua, Chinandega y Len son los que presentan la mayor cantidad de trabajadores en reposo, representando juntos un 77% del total. Por maternidad se presentaron 16 mil aseguradas en una reduccin del 3% en relacin a 2011. El monto pagado por subsidio de maternidad fue por el orden de los 91 Por lactancia, hubo una demanda de subsidios de de leche. Se observa un incremento del 11% en las be potes de leche entregados. Fueron transferidos para recibir atencin mdica especializada en hospitales de mayor resolucin, des estos pacientes un total de 635 mil crdobas.Defunciones y causasLas proveedoras de servicios de salud reportaron sus unidades y 13 ocurridas en el domicilio de los pa cientes y en hospitales del sector pblico. Del total de desenlaces fatales, 220 corresponden a nios menores de un ao, representando el 32%. Los muertes neonatales tardas el 19% y las muertes postneonatales el 23%. La principal causa de muerte para del recin nacido, con 40 defunciones. Le sigue sepsis muertes y malformaciones congnitas del corazn no En los adultos mayores, las defunciones, de 51 a 65 tes mellitus, representa el 9% del total; el Sndrome de tivos los resultados en el caso de defunciones por intumor maligno de mama y accidentes de transporte. Si agrupamos la informacin de mortalidad, segn captulos orientados por la OMS, aparecen en primer lugar las neoplasias con 144 muertes, en segundo lugar, ciertas afecciones originadas en el medades que afectan el sistema circulatorio con 67 muertes y las malformaciones congnitas, deformidades y anomalas cromosmicas en cuarto lugar con 65 muertes.La apertura de delegaciones municipales es un hito en la historia de la seguridad social en Nicaragua. El Instituto abri al menos 40 delegaciones en diferentes municipios alejados de las delegaciones departamen tales del pas, brindando accesibilidad electrnica, mantenimiento de asegurados. eventuales. Se ha mejorado el acceso a la poblacin de pensionados al pago efectivo de sus pensiones, pagan do mensualmente a un total de 95,436 pensionados. nas centrales del INSS, delegaciones departamenta les, municipales y locales; as como en los diferentes centros de pago. Un 52% de los trabajadores del INSS se encuentran ciones departamentales, municipales y locales; todo en orden a la densidad de poblacin asegurada, pensionada y al nmero de empleadores. El valor de los activos, pas de 19,374 millones de crdobas en 2011 a 20,454 millones de crdobas en 2012, para un crecimiento de 5.6%. El valor de la cartera de inversiones, pas de 13 mil 617 millones de crdobas en 2011, a 14 mil 556 millones de crdobas en 2012, para un crecimiento de 6.9%.

PAGE 20

20Orlando Nez Soto ______________Este artculo versa sobre la tica poltica a partir una espiritualidad y una mstica por parte de los lde res y pueblos que encabezaron y protagonizaron las luchas populares. y la estrategia utilizada por las luchas populares en su proyecto de liberacin nacional y social, tomando como ilustracin histrica del ensayo los tres perodos del movimiento sandinista, a saber: a) La lucha militar de Sandino contra la intervencin militar norteamericana (1926); b) La lucha del Frente Sandinista de Liberacin Nacional contra la dictadura militar somocis ta (1960) y la lucha por cambiar el orden establecido y defender la revolucin frente a la guerra de baja intensidad del gobierno estadounidense (1979); y c) La lucha poltica electoral del sandinismo con tra el neoliberalismo y contra lo que se ha dado en llamar el capitalismo salvaje (1990013). ca, desde una perspectiva de transformacin del sistema social imperante y vinculado a lo que se denomina el Socialismo Latinoamericano del Siglo XXI. ciales en disputa, cuyos cdigos giran alrededor de la correlacin de fuerzas, campo obligado de la poltica, tica revolucionaria. sentarse bajo el ropaje de un ardiente discurso pbli co, cuando no un insulto, enarbolado contra el adver sario poltico de turno, tratado como a un enemigo, bastando invocar valores que algunos pretenden portar, sin necesidad de que nadie se los reconocie ra, para legitimar su agrio mensaje. La moral de esos discursos se mide muchas veces por el grado de im properios contra quienes no piensan como el que los pregona. Dada la encarnizada lucha por el poder que anlisis proceder, sobre todo en las ltimas dcadas del siglo XX y la primera dcada del presente siglo; aunque la historia de confrontacin poltica proviene desde la ocupacin militar de Nicaragua en las primeras dca das del siglo pasado.Confrontacin y polarizacin lo que s estamos seguros es que al otro lado de esa guerra de agresin, la polarizacin poltica de la poblacin, la agresin polticamilitar por parte de una nacin imperial, la confrontacin civil y el odio, la pode un pas y la convivencia comunitaria, entre otros. Si aos los que el pas ha estado sometido a una confron tacin militar y a una polarizacin poltica sin tregua ni descanso. 1. Podemos empezar citando la ocupacin militar y la guerra libertaria de Sandino contra los vergonzosa de los yanquis y el posterior ase sinato de Sandino (1934) y el de miles de sus seguidores, perpetrados por la dictadura militar (1934), hasta llegar a la guerrilla del Frente Sandinista contra la dictadura somocista y la consiguiente represin sangrienta por parte de la Guardia Nacional al servicio del somocismo (1960). 2. Llegamos as a la insurreccin sandinista y la ulterior derrota del somocismo (1979). El ejrcito de Somoza colaps, pero se traslad a Honduras, desde donde inici una guerra contrarrevolucionaria, apoyada por el gobierno estadounidense, ensayando en ella su famosa y actual guerra de baja intensidad que utiliza hoy mismo en algunos fue desalojada del gobierno, sufriendo una de rrota electoral pocos meses despus que el socialismo europeo se derrumbaba. 1990 enero 2007), aprovechando la polarizacin de la poblacin entre sandinistas y no sandinistas, Nicaragua padeci la mayor ofensiva Espiritualidad, tica poltica, mstica sandinista

PAGE 21

21 polticoeconmica del neoliberalismo contra su Estadonacin, nuestra principal barrera para defender la soberana y los intereses nacionales. La ofensiva neoliberal, no solamente empobreci a los trabajadores, sino que desplaz al capital nacional y pauperiz a las clases medias urbanas y rurales. gar la destruccin de la infraestructura y la polarizacin poltica de la poblacin, producto de las sucesivas guerras (guerra revolucionaria, guerra contrarrevolucionaria, guerra civil). Como si eso fuera poco, nos enfrentamos a una crisis mundial caracterizada por el aumento del precio del petrleo y la reduccin de los mercados tradicionales, as como la cada de los precios relativos de nuestras que describir hechos histricos conocidos, me interesa sobre todo relevar, a manera de hiptesis de trabajo un fenmeno sociolgico particular que tiene que ver con la tica poltica y que ha estado presente en los tres momentos revolucionarios del sandinismo, como es la alianza espiritual entre los valores sociales del cristianismo y los valores socioeconmicos del socia lismo en sus distintas modalidades. Efectivamente, encontramos en estos tres perodos guerra de Sandino aparece la alianza entre la T eosofa y el Socialismo Libertario; durante toda la lucha del Frente Sandinista (guerrilla, insurreccin, defensa de la revolucin), aparece la alianza entre la T eologa de la Liberacin y el Socialismo Democrtico ensayado por el FSLN; y durante la lucha y las victorias poltico electorales del sandinismo, el gobierno sandinista se presenta como un gobierno de reconciliacin y unidad cristianismo, socia lismo y solidaridad. sistema capitalista y a sus efectos, siempre girando alrededor de la autodeterminacin de los pueblos, en todas y cada una de sus categoras. Igual que en los tres perodos anteriores, actualtica de la liberacinrando una tica que ellos llaman la tica del trabajo. En ambas posiciones la tica invocada y sus argumentos coinciden en un confesado cuestionamiento al capitatica, principios, preceptosPreviamente y para evitar malos entendidos, quisie ra sealar que toda tica tiene que ver, por supuesto, y consecuente ejemplaridad de quienes la sustentan. una articulacin entre los principios y la estrategia poltica que garantice la encarnacin de su contenido, pero sobre todo una base social y material donde la misma cida a un discurso bien intencionado. la que funciona an en quienes tengan una posicin crtica al respecto: amar al prjimo, por ejemplo, en fcil que adecuarse a las reglas o relaciones que rigen conducta pblica de productores y consumidores. La tica del mercado o tica del capital se encuentra institucionalizada en las estructuras sociales y econmicas, y en cuyo metabolismo todos estamos inmer sos, obligados a participar en tanto que criaturas del sistema en una economa y en una sociedad de mercado donde nos relacionamos intercambiando valores objetivados en bienes y servicios que circulan como la sangre en las venas. En esta formacin social, todo mundo vive conminado a funcionar de acuerdo a la lgica de estos valores (el valortrabajo que coincide con lo que se conLos principios ticos y los preceptos del mercado capitalista no necesitan coercin moral alguna: quien no tiene dinero no funciona ni como productor ni como consumidor. Cambiar estos valores implica una

PAGE 22

22transformacin social. De lo contrario, aunque el Papa condene la idolatra del dinero, sin dinero ni el Vaticano podra funcionar un minuto. Quien no tenga o busque valores de cambio (dinero), se muere de hambre, aunque tal proceder sea la principal causa de la enajenacin en que vive hoy en da la humanidad entera. En otras palabras, la tica es un conjunto de valodeterminada en la cual un determinado comportamiento se hace posible. Cambiar los principios implica cambiar al mismo tiempo el pedestal que lo haga posntesis, una tica poltica orientada a la trasformacin Espiritualidad, tica, mstica lantaremos algunas notas sobre la tica. Como dijimos en la introduccin, toda tica individual o social pre supone una espiritualidad y suele acompaarse de una cierta mstica en quienes la sustentan. Por lo tanto, del sandinismo en general, reseo algunos conceptos Desde el punto de vista individual, la espiritualidad es la inclinacin o actitud preferencial de una persona, o de la vida humana, por pensamientos y sentimientos vinculados o subordinados a una fuerza considerada superior o trascendente: Dios, el universo, la co munidad, diferentes causas sociales, o la propia vida. Cuando hablamos de la vida humana, no nos estamos sino a la vida sensiblemente racional y racionalmente intersubjetiva. La historia de la espiritualidad ha estado acompa ada por la cultura de lo trascendente, es decir, por la complementa la racionalidad objetiva percibida por nuestros sentidos. Esta sospecha puede derivarse del venir de la nocturna visita onrica que nuestra especie recibe, de nuestros diurnos anhelos, o bien de la tradi cin ancestral que impregna toda cultura. En ciertas personas que se sienten iluminadas, la caminado a la bsqueda de la verdad desde una posido un cierto distanciamiento con el cdigo habitual de a la orientacin intelectual, moral y cultural que rige o debera regir la conducta humana. tualidad suelen vincularse con la religin y no es de ligin fue el principal espacio para la espiritualidad humana. Sin embargo, mucho antes de la religin, lo misterioso que resulta su presencia en este mundo. Los mitos y el pensamiento mitolgico, han tenido y siguen teniendo para el una gran influencia en la religin, la filosofa, las ciencias sociales y en general, en el inconsciente colectivo de la humanidad. enriquecerla con una realidad igualmente presente y inmediata manifestacin de nuestra trascendencia individual, considerada incluso como fuerza superior, es la propia comunidad en que vivimos, el otro o los otros, incluyendo nuestros ancestros en el tiempo y por eso es que varias religiones, en tanto que vnculo sagrado con algo respetado, desconocido, temido y querido, han mantenido como sinnimo de Dios, al entera, incluyendo amigos y enemigos. Rigoberto Lpez Prez

PAGE 23

23 En todo caso, la espiritualidad, religiosa o laica, funciona como recurso para mantener consciente o inconscientemente los lazos comunitarios, es decir, los lazos que humanizan ese ser social que somos todos nosotros, en evolucin, humanizacin o perfec cionamiento de la convivencia. plica socialmente, es su insistencia en regular las rela ciones con sus semejantes, construyendo para ello un sistema tico con el cual se convive o al cual se apuesta, incluyendo apreciados principios, profundas creencias o fuertes convicciones, regulares normas morales o derechos, incluyendo las leyes y las costumbres acepcilitan la convivencia cvica, todas ellas encaminadas a conferirle viabilidad a nuestras metas o propsitos. La tica es pues, una especie de gua o patrn de comportamiento de acuerdo a valores, leyes y cos crtica y que apuesta a establecerse. determinados valores para que stos se encarnen, si terialmente que la sustente. Como dice la cancin, no basta rezar para conseguir la paz, aunque la paz sea un viabilidad como la legitimidad. Una tica determinada en condiciones sociales e histricas determinadas. La espiritualidad y la tica pueden tener motivaciones mayores, como la necesidad, sentida o pensada, de pertenencia a una instancia que provea consuelo a za de que el mundo que nos rodea pueda mejorarse a ta tica a la cual se apuesta, y para la cual se tienen que construir las condiciones objetivas y las condicio nes subjetivas que universalicen su contenido; de lo enriqueci con la religin; por eso la religin se enricon las ciencias sociales. En todo caso, un sistema tico facilita una conducta tica, donde unos medios sociales resultan de un sistema tico se encarnen en la conducta cotidiana. La tica es una apuesta a mejorar nuestra conducta y la de la comunidad, apuntando a revertir ciedad; es, pues, una propuesta para la transformacin individual o social. Por tica poltica aludimos, pues, a principios, programas, estrategias y acciones colectivas por me dio de los cuales pensamos, creemos y probamos que se puede mejorar o perfeccionar la vida en sociedad, apostando a cambiar la correlacin de fuerzas que mantiene el orden que degenera nuestra conducta. lleno de alusiones a las imperfecciones de la civilizacin imperante, tales como la esclavitud, el irrespeto por la vida, la pobreza, la desigualdad, la opresin, la como la desaparicin de la vieja esclavitud y servidum bre. Mientras tanto, la lucha contina: el sistema profundizando e institucionalizando sus valores, la gente creando derechos y buscando como conquistarlos e generalizadas y permanentes. En sntesis, digamos Cuando hablamos de la tica poltica y libertaria de Sandino, nos referimos a dos principios que a nuestro modo de ver sintetizan el ideario sandinista y que han venido ganando cada vez mayor opinin, principios son herederos de los valores polticos que a lo largo de la historia han sido enarbolados por la ciudadana consciente o por los revolucionarios, como son la libertad, la igualdad, la dignidad y la solidaridad. La libertad contra la opresin, la igualdad frente a la diferenciacin social, la dignidad frente a la marginacin, la solidaridad frente a la competencia, es decir, rasgos todido ser desterrados completamente de la vida social. En sntesis, son principios sobre los cuales gira la larga lucha de los pueblos latinoamericanos por su autodeterminacin nacional y social, es decir, sobre su emancipacin hacia fuera y hacia dentro de cada una de sus comunidades y de cada uno de sus pases o regiones. Con estos antecedentes, parece lgico que la tica requiera de un esfuerzo individual o colectivo, un cier to distanciamiento, rechazo o renuncia a ciertos comtes para la realizacin de los principios a los cuales se alude para persuadir; principios que se predican con el

PAGE 24

24ejemplo para legitimarse y se dotan de una estrategia para realizarlos. La mstica es el comportamiento ejemplar de quien se ejercita diariamente para persuadir y ganar legitimidad, de acuerdo a los valores que pregona, alteracin de conciencia. El ejercicio moral del mstico es como el ejercicio fsico del atleta que se prepara para un torneo, como la disciplina militar del soldado que se prepara para una batalla, con espritu y ascetismo decidido; por espritu quiero decir, voluntad, disciplina, perseverancia, compromiso y responsabilidad. relacin entre espiritualidad, tica y misticismo, tanto a nivel individual como a nivel de una comunidad te una relacin entre la conducta tica individual y la conducta tica de una comunidad; en ambos casos, sin embargo, la realizacin de la tica se mide por el gra do en que sus principios se encarnan en la comunidad, realizando los valores que la misma pregona. desde la espiritualidad, tica y mstica del santo, el monje, el hroe o el revolucionario, hasta la espiritua lidad, tica o mstica, del devoto secular, el militante ciplina. La mayor parte de las veces el propsito suele mala a nuestro alrededor, que reclama nuestro con Dado lo abstracto del tema, resear conceptos vinculados a la historia del movimiento sandinista, table tratamiento si queremos enriquecer y mejorar nuestra estrategia de transformacin social. Esa ltima seccin trata sobre la transicin que vive el mundo y la tica del trabajo, que incluye las tareas de la libera cin nacional y de la emancipacin social. Nicaragua, la relacin entre los principios de lo que aqu llamamos tica poltica de la autodeterminacin, nacional y social, ha sido recorrida por luchas encarnizadas ridas y cicatrices que recin hoy empiezan a cerrar, vic torias que han permitido que la tica poltica de la autodeterminacin se vaya institucionalizando. Hoy en da, la da y bastante consensuada, conscientes de que mucho se ha avanzado y que mucho falta por avanzar. tan familiarizados con los hitos de la historia nicaramo en todo su recorrido. La primera victoria del movimiento sandinista en su primera etapa, la guerra de Sandino contra los invasores yanquis en 1933. La segunda victoria del sandinismo en la etapa del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN), es la victoria de la Revolucin Popular Sandinista, al derrotar a la dictadura militar somocista en 1979; revolucin que tiene que defenderse y refrendarse duran te la guerra contrarrevolucionaria (1979), la que termina con una victoria de la revolucin al desarmar a a la guerra de baja intensidad de los Estados Unidos contra la reciente revolucin, aunque a costa de haber perdido las elecciones. La tercera victoria sandinista en su etapa demodesde 2006, tanto en elecciones presidenciales, municipales y autonmicas de los Pueblos Indgenas y Comu todas estas victorias electorales han sido obtenidas Comandante Carlos Fonseca

PAGE 25

25 frente a los tradicionales partidos liberal y conservador, apoyados por la embajada de Estados Unidos. Sin esas luchas y sin esas victorias, los valores de la soberana nacional no habran alcanzado la hegemo tica poltica y libertaria de Sandino La tica poltica y libertaria de Sandino por la autoa) La liberacin de Nicaragua de las tropas yan quis de ocupacin; b) La lucha, denuncia y desenmascaramiento de lo que Sandino llamo la oligarqua vendepa servadores; c) El ideario de la emancipacin de los oprimi dos a travs del establecimiento de la primera cooperativa, organizada como Comuna de la Fraternidad Universal para el proletariado cenRetomando las tesis esbozadas en la introduccin, la tica poltica y libertaria de Sandino se caracteriz por una especie de alianza espiritual entre la teosofa del momento y el socialismo libertario. En Sandino encontramos una espiritualidad, una tica poltica y una mstica, es decir, una actitud, una accin individual y colectiva, basadas en valores nacionales y una estrategia que garantiz las metas propuestas, as como una mstica o comportamiento ejemplar, similar al de los santos o hroes, posedos por la certitud suprasensibles, que prendi consecuen temente en quienes lo acompaaron. Todo ello cre una cultura poltica e histrica en la nacin nicarala defensa celosa de la soberana nacional y el avance progresivo de la justicia social. En la espiritualidad, la tica poltica y el misticismo de Sandino, suelen encontrarse diversos antecedentes que forjaron su apuesta por recuperar el honor, el orgu llo o la autoestima erosionados por la humillacin individual o ciudadana sufrida en su niez y adolescencia, pisoteados por diferentes vicisitudes; todo lo cual gene r en Sandino sentimientos proclives a desencadenar su recibida o la madurez espiritualticamstica adquirida y absorbida en el entorno social latinoamericano, y que incluye diferentes eventos, maestros o corrientes sociaLa primera fuente es la defensa de su dignidad individual, familiar y ciudadana, esa virtud personal que se asienta en el respeto y amor que sentimos por nosotros mismos, por el destino de nuestros seres queridos, por nuestra familia o pas, o por las causas su propio testimonio, siendo nio sufri uno de los y que marc la vida a ese nio indefenso de apenas su madre, estando ambos recluidos en una prisin de la poca. Donde el propio nio tuvo que asistir el doloroso parto de su madre, sin saber, como l mismo dice, los misterios de la reproduccin. Igualmente, Sandino nos relata otro percance que racista de un invasor. cin que sufri en su familia por ser hijo natural o por nacin de Sandino, segn lo relata l mismo, naci no solamente de los hechos, sino de la sensacin o cons ciencia de haber sido abandonado por su padre (como la ley, la La segunda fuente como vendepatria. Sobre todo, sabiendo que su pas que invadieron y ocuparon Nicaragua durante las primeras dcadas del siglo pasado. Para Sandino, su nacin es como una mujer violada por la soldadesca, como en casi todas las guerras del imperio, desde que se inici la conquista y colonizacin de lo que hasta ahora sigue la ver La tercera fuente de la tica poltica y libertaria de Sandino, es el ideario construido por el imaginario y la vivi algunos aos, como migrante y como refugiado de muchos luchadores sociales europeos y latinoame ricanos (espaoles republicanos de la guerra civil, co munistas cubanos hasta antes de 1959 y perseguidos polticos de las dictaduras caribeas, centroamericanas y sudamericanas). Sobre aquella azarosa biografa individual, sobre aquel mancillado orgullo y humillacin, comienza Sandino a construir su tica poltica, encarnada en luchan por una causa considerada intelectualmente superior. Es conocida y aceptada por el propio Sandino la influencia que en su lucha tuvieron destacados lderes y corrientes polticas de la poca, como

PAGE 26

26 Vasconcelos y el espaol-argentino Joaqun Trincado, as cano en particular y el anarcosindicalismo de los vascos Recibi de todos ellos diferentes mensajes socia les: la reivindicacin del mestizaje o de la indianidad, el papel de los obreros y campesinos en la lucha contra un sistema socialmente injusto, el sueo bolivariano, fraternidad universal, y el contubernio de algunos gobiernos y del clero con el capital. El contenido libertario que en ese momento Nicaragua estaba ocupada por los marines yanquis; la bandera de la igualdad plica por la marginacin social que sufran los soldados que pelearon con Sandino; los valores de la fraterni dad sino por el contenido centroamericanista y latinoame ricanista de su programa poltico. En esos aos, Nicaragua y la lucha de Sandino, llegaron a representar (como pasara posteriormente con la Revolucin Cubana y con la Revolucin Sandinista encabezada por el Frente Sandinista de Liberacin Nacional), la frontera poltica y moral del enfrentamiento entre el imperialismo norteamericano y la patria latinoamericana. Tierra y Libertad concedida a la identidad mestiza e indgena a la cual pertenecan los combatientes segovianos, as como la La cuarta fuente es la teosofa de la poca. La pretende responder a las inquietudes espirituales sobre el origen del universo, el mundo y la vida misma (cosmogona), haciendo acopio de principios religio pales mentores, su objetivo es la fraternidad universal y se alimenta de todas las religiones sin ser una reli vivencia comunitaria. La teosofa tiene races en las enseanzas de los masones, rosacruces, templarios y, si queremos re ligiosas, agnsticas o paganas de la antigua cultura egipcia y del oriente medio, anterior al cristianismo. cristianismo, del hinduismo, del budismo entre otros. promueve una tica individual y una cierta actitud mstica en quienes la predican o practican. Especial mencin en cuanto a la espiritualidad de Sandino tuvo la Escuela Magntica Espiritual de la Comuna Univer sal (EMECU), a la cual perteneci, fundada por el esen sus ideas alrededor del comunismo racionalista y sobre la necesidad de construir una comuna de frater nidad donde viviran los proletarios centroamericanos. No es por casualidad que tales corrientes francmasnicas y racionalistas hayan prendido en lderes que lucharon por la emancipacin de sus comunidades o justicia social. Lo encontramos en los revolucionarios estadounidenses, franceses e hispanoamericanos. Todava hoy perviven los smbolos esotricos estam pados en el billete de un dlar americano: el escudo pedestal de gradas. La inquietud y la actitud de aunar los esfuerzos responder a las inquietudes espirituales ligadas a la emancipacin humana social y polticamente hablando no se limitan a la teosofa, sino que tienen pasado cobr auge un pensamiento sobre la espirilas tesis de la religin y las de la ciencia en relacin a la evolucin del universo, el mundo, la vida y el pensamiento. Su obra El Potencial Espiritual de la Materia ritualidad del ser humano. No fue el nico, pero s uno ciencia desde una ptica religiosa o al menos espiritual desde las ciencias naturales como de las ciencias sosociales vinculados personalmente con la teologa de la liberacin, algunos de ellos jesuitas como lo fue el propio Teilhard de Chardin. Vale la pena sealar que en todo proyecto tico pica. La ideologa para cohesionar la sociedad de acuerdo a ciertos ideales, la utopa para negar el or den social actual y construir una alternativa de vida comunitaria o social. Podemos decir, entonces, que en el ideario de Sandino encontramos una ideologa o conjunto de ideas asumidas como propias por

PAGE 27

27 Sandino y por los sandinistas, as como una tradicin cooperativa y comunitaria para hacer realidad, por latinoamericana. Hay que agregar que las ideas no son nada despreciables en una propuesta de tica pola ideologa se convierte en fuerza material cuando prende en las masas. Y Sandino estuvo muy consciente de que necesitaba un ideario para persuadir, una mstica para legitimar su discurso y unos valores para encarnarlos en una prctica de liberacin, como lo fue su No es pues por casualidad que la principal meta del ideario de Sandino, como parte de su tica poltica libertaria, haya sido luchar y presioLa tica poltica y libertaria de Sandino es, pues, la tica de la soberana nacional y de la emancipacin de de un da para otro, sino para continuar avanzando y e histricas. Hay muchas cosas que hicieron de Sandino un su tiempo, como son: a) El patriotismo antiimperialista y latinoamerica nista; b) Una doctrina popular pluralista en defensa de los oprimidos: d) Su tica poltica y libertaria por la soberana nacional y la justicia social. En otras palabras, todo un programa humano encarnado en un revolucionario bien dotado de una espiritualidad y de una mstica acerada en el combate moral y militar. Como sabemos, Sandino se levanta contra la invasin de los marines estadounidenses y logra de rrotarlos. Derrota que consta en el seno del propio derrotas, una en Nicaragua en el ao 1933 y otra en Vietnam en 1967. Realmente no es poca cosa, desde cualquier punto de vista haber derrotado al ejrcito primera vez el bombardeo areo en las montaas segovianas de Nicaragua, mucho antes de la Segunda Guerra Mundial. ria del sandinismo a raz de la lucha revolucionaria del mente conocida, por lo que nos centraremos en la tesis mutua entre los valores sociales del cristianismo y los valores socialistas del sandinismo.La tica poltica del FSLNSi en tiempos de Sandino la tica poltica libertaria corrientes socialistas, anarquistas y comunistas de la poca, en tiempos del sandinismo del FSLN la tica posin el concurso de una corriente cristiana denominada de la Revolucin Cubana y por su medio, de la Revolucin Sovitica. La espiritualidad, la tica y la mstica de los combatientes del Frente Sandinista, corresponden al patrn del revolucionario cuya voluntad, disciplina, compromiso y responsabilidad, superan la media de los ciudadanos normales integrados al sistema. Durante toda la segunda mitad del siglo XX, el continente, incluida la guerrilla encabezada por el FSLN. Despus de la Revolucin Cubana (1959) todos los movimientos guerrilleros fueron derrotadel Frente Sandinista, quien toma el poder el 19 de julio de 1979, veinte aos despus del triunfo de los

PAGE 28

28rebeldes cubanos. La guerrilla rural se fue convir tiendo en guerrilla urbana y termin en insurreccin popular masivamente victoriosa. La tica poltica de la Revolucin Popular Sandinista tuvo como base y contenido los siguientes principios: a) La liberacin de la dictadura militar somocista y la posibilidad de democracia para todos los nirante los aos ochenta; c) El antiimperialismo y la revolucin centroame ricana. Durante diez aos que dur el gobierno sandinista, Nicaragua resisti la embestida de las fuerzas contrarrevolucionarias y subsistimos gracias a la solidaridad del pueblo y del gobierno socialista cubano y, por su medio, del gobierno socialista de la Unin Sovitica. Gracias, asimismo, a la solidaridad de los pueblos y de algunos gobiernos europeos y latinoamericanos. Hay que recordar que la paz slo pudimos alcanzarla gracias al frente mesoamericano que en En este perodo y a diferencia del primer perodo sandinista, el de la Guerra de Liberacin de Sandino, la tica poltica avanz tanto en el frente de la soberana nacional, como en el frente de la justicia social. La tierra se redistribuy a travs de una reforma agraria que sent las bases del peso econmico que hoy tie nen los pequeos y medianos productores. Este perodo es bastante conocido, por lo cual no en esa poca el comportamiento tico de los sandinis voluntad, aunque con mucha disciplina y muchos saformaba, transformando al mismo tiempo a sus transformadores. La justicia social comenz con el apoyo del gobier minua aceleradamente. Los jvenes de la ciudad se solidarizaron con los campesinos en las jornadas de alfabetizacin y con los barrios populares de la ciudad a travs de las jornadas de vacunacin. El mercado no puesto y de los servicios pblicos estaba en manos del Estado. El ejrcito era el pueblo uniformado de milicia nos y milicianas mujeres a quienes todos respetaban. Esto lo digo para ilustrar lo que dijimos al principio sosociales como el pez en el agua. y los valores sociales de la teologa de la liberacin. cia en los revolucionarios de vocacin socialista, como la revolucin socialista sobre los cristianos de la llama da iglesia popular. otras tantas corrientes que alimentaron su tica libertaria y poltica, la que bien podramos llamar tica poltica de la fraternidad universal de aquellos acontecimientos. 1. Empiezo reseando el poema titulado Como los Santos, escrito en 1969 por Leonel Rugama, un poe caban todas las categoras sociales ubicadas en el campo de los oprimidos, en un momento en que el en la clase obrera. Leonel Rugama es uno de los h cancin de Carlos Meja Godoy, se sali del Seminario, Pues bien, en ese poema Leonel pide platicar con un conjunto de personas o categoras sociales en bien podran haber sido sealadas como lumpen mente, s quiero inventariar las categoras sociales aludidas: Con vos o con ustedes quiero platicar, con vos ca do taxista, busero gordo, zapateros remendones, ras, vende sorbetes y raspados, vendedores ambuburras, lustradores vulgares, ciegos guitarristas tsicos del estadio, mudos y sordos de nacimiento, las cantinas, en los estancos y en los putales, va gos de todos los barrios, pandillas de todos lados, con todas las mujeres, la verdulera nalgona, la vieja asmtica del canasto, la negra vende vigorn,

PAGE 29

29 lavandera con las manos blanquiscas de jabn, las ne asada, las mondongueras, las nacatamaleras nas con todas sus zorras, todas las vende guineos, las carteristas, las cantineras, las putas, los espiritistas, los mdium, las endemoniadas, los duen Por supuesto que cuando se habla de lucha de clases, poca gente que no haya vivido una revolucin piensa en esas categoras; sin embargo, mucha de esa gente particip directamente o a travs de sus hijos, en la Insurreccin Popular Sandinista, sobre todo en los barrios populares de las cabeceras departamentales. 2. Recordemos las Comunidades Eclesiales de Base nidades que se nutran de los estudiantes, muchachos y muchachas de clase media que estudiaban en los principales colegios de las ciudades, regen tados por diferentes denominaciones religiosas 3. Recordemos a los sacerdotes capuchinos de nunciando los atropellos y el genocidio del somocismo, particularmente la llamada matanza como tantos otros sacerdotes asesinados (incluso monjas) o combatientes en las guerrillas guevaristas latinoamericanas. Otros sacerdotes sandinistas y revolucionarios se integraron a la guerrilla sandinista, como el padre Gaspar quien muri en combate; hay muchos lugares de la zona donde lo mataron que llevan su nombre. No podramos dejar de mencionar al sacerdote Camilo Torres, que fue un smbolo de la lucha de sacerdotescristianoscombatientes que inspiraron a tantos otros sacerdotes y cristianos influenciados por la doctrina social de la iglesia, como se deca entonces. 4. Recordemos la presencia de destacados sacerdotes, militantes del Frente Sandinista, ocupando los principales cargos ministeriales en el gobierno revolucionario sandinista (Cultura, Educacin y Cancillera), an a costa de reprimendas y sancio nes por parte de las jerarquas de las denomina ciones religiosas a las cuales cada uno perteneca. Recordemos, igualmente, a las monjas Mariknoll y a los sacerdotes jesuitas y de otras denominaciones trabajando en las diferentes tareas de la revolucin en los aos ochenta. 5. Recordemos que durante la guerra de agresin nor teamericana contra Nicaragua, destacados telogos latinoamericanos de la liberacin se solidarizaron pblicamente con la Revolucin y el Gobierno Sandinista, divulgando la alianza entre cristianos y sandinistas, unidos alrededor de la revolucin latinoamericana. ductas revolucionarias y heroicas insurreccionales (novelas, cuentos, poesa, pintura, escultura, canciones, danzas, teatro). Es justo destacar, en el caso de Nicaragua, las canciones de Carlos Meja Godoy, entre otros, que encendieron la espiritualidad de los combatientes sandinistas, con canciones como las incluidas en la Misa Campesina, y particularmente aquella que hizo nacer a Cristo en Nicaragua, El Cristo de Palacaguina (inspirada en un poema de Manolo Cuadra y dedicada al General Miguel ngel ra o analoga cristiana, sin embargo, todas aquellas nas, prendieron en una gran parte del pueblo cristos esquelticos, cristos negros, cristos indgenas, cristos obreros, artesanos, campesinos, cristos les revolucionarios contra la dictadura somocista. El verbo cristiano y las consignas revolucionarias Leonel Rugama

PAGE 30

30se hicieron carne y accin combativa. La tica cris tiana se volvi tica poltica y tica sandinista, en plotados por el capital, los ciudadanos armados se tomaron el gobierno, los campesinos se tomaron las tierras, los obreros se sindicalizaron y participaron en la cogestin de las empresas estatales, como ya lo haban hecho en otras revoluciones latinoamericanas, como la peruana. lucin y apareci el Frente Sandinista levantando la bandera de la libertad, enarbolando un discurso libertario que logr encarnarse en las masas, con virtiendo as los valores de la tica poltica liber al mismo tiempo la tica poltica del imperialismo obedecer y aceptar resignadamente la pobreza; un poder que infunda miedo y para combatirlo, se mstica y coraje para superar el natural miedo a la muerte. 7. Recordemos la consigna en boga durante toda la dcada que dur el gobierno revolucionario del Frente Sandinista: Entre cristianismo y revolucin, estaba alineada con la dictadura o con el orden establecido. Como dice la cancin dedicada a Leo nel Rugama, los valores se tomaron en serio y la osada se encarn en coraje organizado para ate rrizarlos y la revolucin frente a la guerra de baja intensidad implementada por el presidente imperial Ronald Reagan, en una plaza llensima como nunca, presi dida por el Papa Juan Pablo II y en la cual decenas de miles de madres, muchas de ellas enlutadas re cientemente por la muerte de sus hijos en combate, solicitaban al Santo Padre una oracin por sus hijos. Un Papa que pocos recuerdan su nombre imponiendo silencio al grito de dolor con el cual las madres gritaban queremos la paz, queremos irreverencia, mientras el mundo entero que se solidarizaba en esos momentos con la Revolucin Sandinista lo catalog como un debate entre una institucin apegada a sus normas y un pueblo cris de la doctrina que deca pregonar. Otra vez, como pasa muchas veces en la vida de la tica, la moral cotidiana se subordinaba a los principios de la tica, como es el amor por la vida; y en el amor por la vida, sobre todo de sus hijos. No hay quien pueda con la ternura de las madres, hasta ahora responsables de la reproduccin de la vida, an en condiciones de una gran irresponsabilidad de los varones, quienes en aquella oportunidad supieron solidarizarse con ellas. Queremos la paz! fue su confesin de fe en la vida, en medio de una guerra sin tregua desatada por la podel Vaticano. Hoy en da, las cosas han cambiado para bien de todos y de todas. La reconciliacin es una realidad que se consolida y la unidad nacional es una meta cada vez tica poltica y reconciliacinEn esta etapa, los principios de la tica poltica de la justicia social, alcanzando los valores de la fraternidad con el adversario interno, los que pueden sintetizarse en el lema enarbolado por el gobierno: a) Lucha contra el neoliberalismo; b) Reconciliacin y Unidad Nacional; c) Gobernar bajo el lema cristianismo, socialismo y solidaridad. etapa del sandinismo, lo que he llamado crtica Electoral, pues fue a travs de las elecciones que el Frente Sandinista alcanz la mayora poltica la alianza entre los valores sociales del cristianismo y los valores socialistas del sandinismo. Esta etapa la podemos dividir en dos perodos: el primero, denominado por el Comandante Daniel Ortega (Presidente de Nicaragua durante los aos gloriosos de la revolucin sandinista entre 1979 y 1990 y quien entrepblicas al nuevo gobierno neoliberal), de resistencia al neoliberalismo cuando invit al pueblo a gobernar desde abajo. En esta etapa se desarrollaron las luchas tra las polticas neoliberales(1990006). El segundo empez cuando el Frente Sandinista comenz a ganar alcaldas y diputados al parlamento nacional y centro americano, hasta que en 2007 logr acceder a la presi dencia, etapa durante la cual la coalicin bajo su direc cin ha continuado ganando la mayora de los puestos gubernamentales y alcanzando un apoyo mayoritario de la ciudadana que ronda el 65% (2006012). En este captulo hablo de sandinismo debido a que el FSLN conform y encabez, bajo las banderas del sandinismo, una alianza con la mayor parte de las fuerzas polticas integradas por antiguos antisandinistas, incluyendo combatientes de la contrarrevolucin. La coalicin se

PAGE 31

31 ha llamado Unida Nicaragua Triunfacamente todos los antiguos partidos antisandinistas, El lema escogido por el FSLN para este segundo perodo de la Revolucin, es cristianismo, socialismo y solidaridad. En otras palabras, una tica poltica basada en los valores sociales del cristianismo, en la vocacin socialista del sandinismo y en una actitud solidaria nados verbalmente, pero que slo cobran realidad a consecuente. En toda tica poltica hay contradic ciones y diferentes pareceres sobre cmo hacer realidad los valores que se invocan. En ese sentido, el Presidente Ortega suele hacer referencia a un Jess revolucionario proclamando el amor y no la guerra. Suele asimismo citar al Papa Juan Pablo Segundo en su condena al capitalismo salvaje. En otras palalas injustas estructuras actuales del mercado capitaRecuerdo una pancarta en las plazas pblicas con un rtulo que deca: Cumplirle al Pueblo, es cumplirle a lo que a su vez recuerda aquella antigua frase latina del cristianismo que reza (La voz del pueblo es la voz de Dios). Para el sandinismo cristiano y revolucionario, Dios se revela como como sola decir Sandino. No por casualidad, el lema sigue con la palabra sopreciados de la humanidad, como son los valores de la hermandad o de la fraternidad universal como deca Sandino, puedan cultivarse en la arena del mercado de competencia que impera hoy en da. Igualmente, como en tiempos de Sandino, sin la solidaridad y ayuda mutua de las fuerzas sociales y polticas latinoame ricanas, no podra alcanzarse la soberana nacional, punto imprescindible para enfrentar las polticas em pobrecedoras del imperialismo. Los programas sociales del gobierno sandinista, en medio del mercado y del capitalismo globalizado, apuntan a fortalecer la incorporacin de los pequeos y medianos productores a la economa nacional, quienes se suman a los viejos y nuevos enterradores del sistema y que, en el caso de Nicaragua, constituyen la mayora de los productores nacionales y son los que producen sociales, pero tambin sujetos econmicos, base para conformar un enriquecido sujeto histrico; un sujeto jeto que sustituya bajo otras relaciones sociales a los agentes actuales del capital. Cuando estos sujetos se hayan organizado econmicamente y hayan trepado los principales escalones de la cadena de valor, capentonces podremos hablar de un nuevo sujeto histritica del trabajo. ter histrico estructural sobre la tica poltica. Todo sistema tico aspira a institucionalizar sus principios y acciones, de tal manera que el comportamiento tico de la ciudadana funcione como el sentido comn y como las costumbres cotidianas, propias a la comunidad en que se desenvuelve. Necesitando para ello de una ideologa y de una estrategia social que a travs de programas polticos se vaya encarnando en la conducta ciudadana. rante, corresponde a un sistema socioeconmico que a su vez corresponde a una determinada civilizacin de la cual se instituy la propiedad privada, la divisin del trabajo, el comercio o la relacin de mercado, el capital (o mejor dicho, el proceso continuo de acumu lacin privada), el poder instituido como Estado, la pa reja conyugal de corte patriarcal, as como un conjun to de religiones, cdigos morales y leyes funcionales a dicha civilizacin y a dicho sistema. Son tantas las contradicciones de esta civilizacin y de su sistema socioeconmico, que a pesar de tanpromueve es no solamente la competencia, sino una

PAGE 32

32cultura de guerra y agresin a nivel de las naciones, las clases, las etnias o los gneros, incluyendo guerras de religin o de culturas entre s, con una secuela de sufrimiento individual y colectivo que hace imperiosa una aos se viene haciendo para hacer posible una transformacin sobre la cual otra tica pueda encarnarse. mundial vive en una especie de transicin entre dos complejos ticos: uno que se resiste a morir y otro que se enfrenta adversamente al orden milenariamente essicin de la tica del capital hacia la tica del trabajo.tica del capital y tica emancipadorade analizamos la tesis de que la tica poltica latinoamericana en general, sobre todo la tica poltica vinculada a la autodeterminacin o emancipacin nacional y social, sigue atravesada por los valores sociales del cristianismo y por los valores socialistas de la revolucin latinoamericana, ambos inspirados en la doctrina o debate comienza a escalar la academia y los movimientos sociales y polticos en todo el continente, lle gando incluso a invocar, como desde Venezuela se ha hecho, un socialismo singular latinoamericano al que se le ha denominado Socialismo del Siglo XXI, para alu dir con ello a la etapa postneoliberal por la cual pasa Latina y ha alcanzado un grado de desarrollo por am enarbolando los viejos valores del cristianismo de los do abiertamente el capitalismo salvaje y condenando la idolatra del mercado y del dinero. Ciertamente, en go y un fraternal debate sobre la tica de la liberacin y do lo que las dos corrientes llaman la tica del capital. tos que se encuentran presentes en la lucha por la dos con la disputa de la tica poltica: a) Una contraofensiva neoliberal por parte de las grandes corporaciones capitalistas, apoyadas nacionales y autctonas, contra los capitales periferia capitalista, contra los derechos adquiridos secularmente por los trabajadores, contra el medio ambiente y los recursos energticos no renovables de los pases perifricos, entre otros. b) La lucha y el debate alrededor de la alianza entre los movimientos sociales y los partidos de izquierda, stos ltimos amparados de instituciones pblicas locales, nacionales e internaque comienzan a caracterizar lo que se ha denominado el Socialismo del Siglo XXI en su primera etapa o etapa postneoliberal, como es la Revodel trabajo. Repasemos algunos conceptos vertidos en la indente de la tica se encuentra en los cdigos religio o como ciencia del comportamiento humano, credo o deseado, un comportamiento humano cuyo cuo de validez fuese el bien de la comunidad (la polis). El re decir, entre otras cosas, que siendo conocimiento se puede ensear y aprender, por lo tanto los valores comportamientos humanos; otra de las formas para Comandante Hugo Chvez

PAGE 33

33 lograrlo es la imitacin del comportamiento de los troduccin, una tica establecida y una tica que lucha por establecerse en tanto sistemas o complejos ticos encaminados a regular lo que la comunidad cree necesario para la reproduccin de la vida en condiciones de bienestar y dignidad humana. Insistimos en que la tica es un conjunto de princila reproduccin de la vida, a travs del trabajo, el habla y el amor, todos ellos, rasgos del ser humano, ser la tica es como una medicina espiritual tendiente a favorecer la concordia al interior de una comunidad, de acuerdo a los principios que rigen a esa comunitica apuesta a un comportamiento ejemplar, el que una buena distancia de las comodidades en que se mueven la mayora de los ciudadanos, quienes recopara cumplirlos. institucionalidad, social y material, los valores se vuel comportamiento cvico, moral o jurdico. Por lo gene tar valores que en los valores implantados; ciertamen te, implantar valores requiere de un mayor esfuerzo que actuar de acuerdo a los valores implantados en la estructura social. Por eso es que en la mayora de los sistemas ticos referidos, aparece un comportamiento heroico o asctico como el de los santos, como el de do la realidad y luchando contra ella. La conciencia del pueblo latinoamericano parte del dominacin del imperio contra nuestras naciones; la por la soberana nacional y por la soberana bolivaria contra el imperialismo se lleva a cabo en medio de un complejo sistema de alianzas con el capital nacional y bajo la hegemona del capital transnacional, conscien tes asimismo de que vivimos insertos en un mercado capitalista global, lo que genera malos entendidos y riesgos al interior de nuestras sociedades. Se trata de un mercado de capitales y un mercado de trabajo, urgidos ambos de inversiones que generen precisamente empleos e ingresos sin los cuales el contenido de una tica poltica y libertaria no se acepta bienestar que los sectores empobrecidos requieren da a da. Un mercado de trabajo sentado sobre una alianza tripartita entre trabajadores, empresarios y gobierno, cada uno con sus intereses, tareas e ideologas diferentes. Una situacin econmica heredada precisamente por el orden colonial, base del saqueo de nuestros recursos naturales, as como por la imposicin del presente y vivo orden econmico internacional. Saber administrar y manejarse entre los espacios y los tiempos de estas dos realidades, es parte de la sabidura de los hombres y mujeres que con su organizacin y su lucha hacen posible que el ser humano siga su camino de perfectibilidad individual y social. Por el momento, sigue siendo necesaria la consigna de sumar y multiplicar nuestros esfuerzos contra el pasarestar y dividirnos por las contradicciones que todava imperializados. Ya los debates han puesto en agenda y en la picota la tica del capital, a la que se le antepone la tica de la Liberacin) y la tica de la emancipacin o tiltimos 150 aos.La tica del capitalHoy en da, el mundo vive bajo la gida de la tica del capital y del mercado, por medio de la cual nos reproducimos y reproducimos el sistema capitalista. No podemos negar que todos estamos obligados a trabajar y que vivimos en un sistema donde el valor de cambio determina todos nuestros actos. El capitalista trabaja para aumentar su capital, es decir, el valor de cambio que portan todas las mercancas, es decir, la riqueza, es decir, el trabajo acumulado. El trabajador a su vez tiene que trabajar para acceder a bienes y servicios, a mercancas necesarias para su reproduccin. Y todo esto se hace a travs del intercambio de mercancas y a travs de un conjunto de instituciones y meca nismos o medios para reproducir el capital y reprodu cir la fuerza de trabajo, el dinero, la ley, la familia, etc. En toda tica encontramos una moral o cdigos operativos. Entre las normas de la moral capitalista encontramos los mandamientos de no codiciar o robar ni la propiedad ajena ni la mujer de tu prjimo, alimentarnos con el sudor de la frente, no estafar ni derrochar el dinero, limitar nuestro derecho donde termina el derecho del otro (el respeto al derecho ajeno es la paz, deca talista, el principal derecho es el derecho de propiedad.

PAGE 34

34 acumular por acumular, convertido en una lgica im placable a riesgo de perecer por la competencia. Hace Los manuscrinos referimos a los economistas, que son su manifes cacin de las necesidades y de los medios engendra la carencia de necesidades y de medios: e imprescindible mantenimiento de la vida fsica y su actividad al ms abstracto movimiento mec ninguna otra necesidad, ni respecto de la actividad, ni respecto del placer, pues tambin proclama esta dida (como medida general, porque es vlida para sin sentidos y sin necesidades, del mismo modo resulta censurable y todo lo que excede de la ms abstracta necesidad (sea como goce pasivo o como La Economa Poltica, esa ciencia de la riqueza, es as tambin al mismo tiempo la ciencia de la renuncia, mo tiempo la ciencia del ascetismo, y su verdadero ideal es el avaro asctico, pero usurero, y el esclavo asctico, Por eso la Economa, pese a su mundana y placen tera apariencia, es una verdadera ciencia moral, la ms licores compres, cuanto menos vayas al teatro, al baile, a la taberna, cuando menos pienses, ames, teorices, La tica protestante y el espritu del capitalismo, entendiendo por tica el con do, naturaleza o razn de ser del sistema capitalista, Franklin (padre fundador de la nacin estadouniden se), quien deca que el tiempo es dinero (time is Moy no hay que desperdiciarlo. nista, estableca como valor la importancia de traba amasar dinero y volverse rico, conducta necesaria tanto para el empresario como para el trabajador, fuera de la holgazanera, el despilfarro o incluso la corrupcin. En cambio la tica catlica, mantena el trabajo como un medio para satisfacer necesidades. Segn del catolicismo. De la tica catlica, la tica protestante mantuvo la moral asceta. cita para entender la relacin entre los valores y las la diferencia entre los valores establecidos y aquellos por establecerse. Una cosa que queramos dejar asentada es que as como la tica necesita de unos principios, una actitud y una accin; la voluntad y actitud tica se convierten en la bisagra que une principios y accin, individual y colectivamente hablando. La actitud tiene un papel fundamental para lograr la coherencia y la consecuen cia entre principios proclamados y acciones desempe adas. De ah que la estrategia social, la ejemplaridad y las polticas sean determinantes para la construccin de un nuevo sistema tico. En otras palabras, no pue den ser cualquier principio ni cualquier accin, aleja dos o divorciados de la sociabilidad e historicidad con secuente con las reglas de la transformacin social.tica de la liberacin que citar a Francois Houtart, Enrique Dussel y Franz Hinkelammer, quienes enarbolan una tica de la libe racin fundamentada sobre el principio del derecho a la vida; una tica, como ellos dicen, de las vctimas, esperanzada en la accin colectiva de la comunidad, de las vctimas o de los movimientos sociales. Por supues y respeto por su acuciosidad, erudicin y sensibilidad, estragos del capital, as como las luchas de los moviLatina. Ellos insisten en hablar de una tica asentada en el respeto por la vida como su principal contenido, con lo cual uno puede estar de acuerdo.

PAGE 35

35 o de los trabajadores, por la razn de que una tica alternativa no puede limitarse a los sujetos sociales, a las vctimas del sistema aunque las mismas se convier tan en vctimas revolucionarias sino al planteamiento de aquellos sujetos que sustituiran a las actuales clases dominantes. Esto lo digo pensando en esa vieja cala liberacin confunde con los sujetos sociales. Efectivamente, como sostienen los pensadores de la clase obrera, tal como lo han mostrado las revoluciones del Tercer Mundo, e incluye a todas las catecapital. Sin embargo, el sujeto histrico no se limita a insurreccionarse contra el capital, sino a sustituir con cretamente un modo de produccin y una formacin social por otra, a la vez que sustituye a los agentes ac tuales del capital en la gestin generalizada de todas las instancias de la vida social. histrico, estaba pensando no solamente en los ente rradores del sistema, sino sobre todo en una clase que les, eliminando a las clases sociales se eliminaba incluso a s misma, en tanto proletariado o asalariados del sistema, desterrando as su actual estado de enajenacin. entonces surgiran los trabajadores libremente asociata, gestionando la cosa pblica, gestionando los medios de produccin, gestionando la vida. Estoy pensando en los Consejos leninistas de los primeros tiempos de la Revolucin de Octubre, en las cooperativas y sobre todo en las comunas de Sandino, en un Estado en tranmercado, como se hace todava en Cuba y parcialmen Las fbricas cooperativas de los propios obreros, son, dentro de la sealar apenas algunas notas sobre lo que entiendo por tica de emancipacin o tica del trabajo.La tica del trabajo erosionada, precisamente porque pierde acelerada mente su capacidad de reproduccin, no solamente del capital y del trabajo, sino tambin de la plataforma econmica sobre la cual descansa. Un sistema econ reproducir a sus esclavos, ha perdido toda legitimidad histrica y merece ser sustituido. Sabemos que las crisis del capitalismo son desde hace mucho, crisis de sobreproduccin, puesto que cada da hay menos compradores y cada da los capitaEl sistema econmico se empieza a atorar, pues no hay salida para tanta produccin. Por su parte, los trabajadores tienen menos acceso al empleo y por tanto a los ingresos. El capital y los trabajadores estancan su capacidad de reproduccin. leza, se muestra cada vez menos dispuesta a que le sigan depredando su piel y su sangre, amenazando con tologa, lo que a su vez desestabiliza todas las arterias tando al consumo a travs de la publicidad, sabiendo los compradores de adquirir las mercancas que aqul necesita para reproducirse. La tica parte de la perfectibilidad y evolucin de la ne que luchar contra la degeneracin de la especie hu mana. La degeneracin de la especie humana tiene que pueblos enteros para robarle sus recursos, con la competencia del mercado que destruye los esfuerzos distributivos de cualquier gobierno y corroe la conciencia del mejor intencionado, con la marginacin, la indiferencia El sistema tico del capital muestra sus fallas histricas y la humanidad empieza a apostar por otro sistema tico, que no puede ser otro que el sistema tico Comandantes Ernesto Ch Guevara y Fidel Castro

PAGE 36

36del trabajo. En este nuevo sistema tico, al igual que en el anterior, el trabajo, la satisfaccin de las necesidades y los avatares fsicos y afectivos de la vida humana, sistemas precapitalistas, como un medio de vida y de realizacin de la especie humana. La diferencia es que te de reproduccin, sino de realizacin, el trabajofay espiritual, posibilidad realista hoy en da gracias a la estudiar, divertirse, trabajar menos, amar sin tener que va tica, una tica necesaria para que la vida contine decir, en funcin de la gente y no de las instituciones econmicas. Como sabemos, todo sistema tico incluye comportamientos cvicos, morales o, como se dice usual mente, comportamientos apegados a derecho. Por lo sus principios, normas morales, disposiciones jurdi cas, pero sobre todo una estrategia para encarnar sus estar regulada en base a las necesidades de los traba jadores o de la poblacin en su conjunto y no de acuer de acuerdo a la solidaridad y a la complementariedad entre los individuos y las economas.Nuevo sistema ticoEn primer lugar, se requiere de una conciencia de sociales entre los ingresos de las diferentes categoras sociales y de los diferentes pases en el concierto inter nacional; empobrecimiento de la gente y sobre todo de la gente que vive en los pases del Sur. Por lo tanto, son los pases del Sur y la gente de los pases del Sur quienes tienen que comenzar a cuestionar y a imple mentar una estructura social y econmica diferente, de manera que el nuevo sistema tico, la tica del trabajo, pueda funcionar. Con este nivel de pobreza, depredacin y abando no de las responsabilidades polticas, pblicas o estatales, ni el mismo capital puede funcionar, mucho menos el trabajo. Esta constatacin es objetivamente econmica y constatable por empresarios y trabaja dores. Cada da que pasa, los capitales tienen que ser rescatados por los bancos y stos por el Tesoro Pbli co de los contribuyentes. Ya el modo de produccin un moderno modo de produccin tributario, donde la gente con sus impuestos o tributos mantiene la no rentabilidad de las empresas y del mismo capital. Hace muchos aos los tericos del capitalismo y los propios estados capitalistas inventaron el keynesianisconsumo nacional y por lo tanto la capacidad de compra de las masas, reformas que han sido abandonadas por el la competencia frrea de las corporaciones y estados transnacionales le hicieron la guerra, lo que aunado a los problemas internos, hizo que el socialismo fuese abandonado por la poblacin que lo sostena. Hoy se empieza a recomponer el tablero mundial y la gente comienza de nuevo a buscar otros rumbos para sustituir un sistema que de seguir as, nos va a sustituir a todos nosotros. Uno de los primeros principios, como sostena a cada uno segn su trabajo, su capacidad otras personas, como los nios y los ancianos, no lo tunidades para trabajar, educarse, sanarse, vestirse, protegerse, divertirse, tanto el trabajador manual como el trabajador intelectual, mientras se avanza en condiciones que la ciudad, pues hoy en da, quien vive en la ciudad tiene mayores oportunidades y condicio nes que quienes viven en el campo; en otras palabras, neciendo poco a poco. La violencia en todas sus manipor el respeto a la mujer y por tanto a la vida. Comandante Toms Borge

PAGE 37

37 polticas sociales y polticas econmicas; igualmente favor de la produccin, en contra de la especulacin, a favor de la igualdad de oportunidades para los traba jadores en general o para la mujer, pueblos indgenas y comunidades tnicas; en contra de la marginacin los barrios y en las comarcas, en los centros de traba y compartir responsabilidades con las instituciones pblicas, a favor de la higiene, la gestin de los bie nes y servicios pblicos, el respeto y la habilidad para gestionar las nuevas leyes, el cuidado de los nios y nias tanto por las mujeres como por los hombres, la proteccin de la naturaleza y de sus recursos, como el suelo, el agua y los bosques. la organizacin es la teora, la organizacin al sujeto tico y la accin colec Estas cosas ya no aparecen como utopas imposibles. Despus del desenmascaramiento y fracaso en muchos sentidos del neoliberalismo, comienzan a sur gir posiciones postneoliberales para resistir a la lgica del sistema, al menos para paliar su ofensiva contra las instituciones de servicio pblico, contra los pases del Sur, contra los trabajadores, contra toda la pobla cin en general.Socialismo del Siglo XXI de las luchas sociales y de los movimientos polticos que luchan aliados contra el neoliberalismo y contra el imperialismo, as como por la solidaridad, integracin y unidad de todo el subcontinente latinoamericano. ciendo un pensamiento encarnado en los movimien tos polticos y sociales que resisten al neoliberalismo, al imperialismo, a la presencia depredadora de las empresas transnacionales; en movimientos contesta tarios que reclaman nuevos derechos para indgenas, mujeres, trabajadores empobrecidos y desempleados, migrantes y marginados en general. Tienen como denominador comn el latinoame ricanismo y el antiimperialismo; el ejemplo de la Re volucin Cubana y de los movimientos guerrilleros encabezados por el Ch Guevara ese hroe latinoamericano que logr redimir la poltica de donde la tenan los liberales y conservadores; la aoranza volucin Sandinista agredida hasta casi aniquilarla por parte del imperio militar y financiero estadounidense. Tambin tienen en comn las esperanzas en llena de contradicciones, incluso de retrocesos causados por la ofensiva del imperio; una lucha que se libra en el seno del mercado capitalista y de la hegemona de los capitales para invertir y generar la riqueza y el empleo que nuestros pueblos necesitan pero que no tienen porque todo el capital sigue concentrado en la metrpolis o en los bancos privados. En muchos pases latinoamericanos, incluyendo lucionarias, en medio de la hegemona que todava impera por parte de los grandes capitales, sobre todo proclamando no solamente disminuir sino erradicar la pobreza, conscientes de que tal tarea no puede ser cumplida por el capitalismo, sino solamente por el socialismo, donde la economa est en manos de los trabajadores y donde el mercado comience a ser regu las mayoras, trabajadores y pobladores. En el caso de Nicaragua, una de las muestras de que esto es posible ha sido el acceso del campesinado a la tierra, de los pescadores a sus lanchas de pescar, de los pequeos talleres y pequeos comerciantes a sus equipos y tramos, el acceso de las cooperativas de Otro ejemplo de igualdad de oportunidades a travs de la restitucin de derechos, ha sido la entrega Repblica de El Salvador). El acceso de los trabajadores a los medios de produccin, todava en pequea escala es decisivo, aunen los medios de circulacin: el comercio, la banca, el procesamiento, el comercio internacional, la tecnolo ga y el conocimiento en general, que como sabemos Otro ejemplo esperanzador es la ley que obliga a los partidos polticos a presentar candidatos y candidatas en partes iguales, con el objetivo de entregar a las mujeres mayores derechos y responsabilidades; lo mismo podramos decir de la ley que penaliza la violencia contra la mujer con mayor rigor. O las leyes para proteger el medio ambiente. pero si lo comparamos y medimos por el tiempo y logro de cada sistema, la perspectiva cambia y aparece

PAGE 38

38 tiene algunas dcadas. El hecho mismo de que estemos discutiendo una tica de base social, en vez de limitarnos cada uno a tirar la primera piedra sobre la cabeza del adversario poltico, es ya un avance en la discusin. Porque en cuestiones de tica, el comportamiento tico individual es cial donde el desarrollo de cada uno sea facilitado por el desarrollo del marco social de la comunidad. frentar el capital transnacional y el mercado mundial, no puede pensarse en revertir el sistema si no se logra la soberana nacional y, sobre todo, la soberana latirevirtiendo la privatizacin de las empresas pblicas, cerrando bases militares estadounidenses en su territorio, unindose para hacer frente a las grandes corporaciones transnacionales, a los ejrcitos invasores, a los grandes organismos internacionales controlados por el capital. Los lderes polticos y sociales, los intelectuales gran parte de los factores internos pasa por los factores es casi imposible. Para los pases latinoamericanos, la soberana nacional sigue siendo la gran asignatura pendiente desde hace quinientos aos, conscientes de que la soberana de cada uno de nuestros pases pasa por la soberana de Latinoamrica entera. La tica poltica por la autodeterminacin pasa por la defensa de la soberana nacional y de la justicia social, es decir, por una tica libertaria, por una tica donde los valores de la liberacin nacional sea la gran plataforma de lanzamiento para comenzar a construir un sistema donde los trabajadores y productores sean no solamente los creadores de riqueza, sino quienes gocen de esa riqueza. Por ltimo, quisiera decir que si algo puede con siderarse un componente esencial del Socialismo del Siglo XXI, es la combinacin entre la gestin demo ralizada de la sociedad por parte de los trabajadores, ciudadanos y poblacin en general, una gestin de la vida por parte de sus principales componentes como son enumeraba el siquiatra austriaco-estadouniden Esas son las fuentes de la vida, ellas deberan entonces

PAGE 39

39 nuestro mundoToni Solo _______________________Desde 2010 hasta la fecha, los acontecimientos de sentido, si no conocemos algo de la historia colonial de la regin y su relevancia en la poca moderna. Los antecedentes inmediatos del presente se encuentran cin argelina en 1962. Se trata de una compleja madeja de procesos entrelazados, de revolucin y contrarrevolucin, en un perodo que empez con la descolonizacin. Es una etapa que se ha caracterizado ltimamente por el incuestionable declive de los poderes imperialistas y su dependencia de alianzas con poderes regionales como y de Turqua con su democracia secuestrada. Es evidente que estos mismos complicados procesos la identidad y la emancipacin. Esta realidad hace que la poltica regional hacia el norte de frica, tanto de los gobiernos de Estados Unidos y de sus aliados europeos, como de los mismos regmenes de la regin, se caracte rice por diversas contradicciones. Como en otras partes del mundo sumergidas en biernos occidentales mantienen una poltica de intensa dualidad tanto en relacin al terrorismo como tambin Esta poltica para atacar a los gobiernos independientes que resisten el dominio occidental sigue lo establecido administraciones de Estados Unidos y sus aliados apoyaron a los terroristas en Chechenia contra el gobierno de la Federacin Rusa. y sus comparsas de la Organizacin del Tratado del can en Iraq. Durante dcadas, las agencias militares el terrorismo en todos esos pases. Su objetivo fue de cambiar las polticas de los respectivos gobiernos y, si fuera posible, derrocarlos. Como resultado del terrorismo occidental, sus pa ses vctimas tenan que imponer regmenes de segu condenaron hipcritamente por sus abusos de los de rechos humanos. En cambio, atacan y persiguen a las fuerzas islamistas terroristas dnde su presencia no tes lo han hecho en Mali, en Somalia, en Kenya y en sus propios pases. contrarrevolucin en Nicaragua) demostr que los gobiernos occidentales habitualmente ocupan los Una revuelta condenada al fracaso

PAGE 40

40fondos derivados de negocios criminales y del lavado de dinero, para patrocinar a sus terroristas preferidos. mo tiempo que atacan otros carteles, mientras para propsitos pblicos manejan siempre el hipcrita discurso de la guerra contra la droga. Esta duplicidad tpica del quehacer del crimen organizado de los gonumerosas fuerzas especiales militares y de espionaje.Colonialismo e independenciaLa historia moderna del norte y oeste de frica y del Medio Oriente, ha sido en gran parte la historia da en la permanente injerencia, amenaza y agresin de Estados Unidos, sus aliados europeos y algunos actores regionales. Hasta el inicio del predominio de EEUU, los agresores tradicionales haban sido los bri grado de los espaoles y los italianos. Igual que en las delos poderes coloniales cre una divisin territorial cuyas secuelas nefastas persisten todava en el Siglo XXI. En el norte y oeste de frica, el poder colonial doy la mayor parte del oeste de frica. Espaa coloniz una parte de Marruecos. Italia coloniz Libia. Gran Uganda, Somalia y Kenya, y en el Medio Oriente, Suez al Mar Rojo y la salida del Mar Rojo hacia la Egipto logr su independencia con la insurrec cin en1952 de un conjunto de miembros del ejr cito egipcio, miembros una agrupacin clandestina, el Movimiento de Oficiales Libres. El Coronel Gamal cedi a nacionalizar el Canal de Suez. Esta accin provoc una agresin de parte de Francia y Gran Unin Sovitica y, de manera oportunista, de Estados Unidos, fren la agresin de los poderes europeos y sus aliados israeles. El episodio marc el fin del poder unilateral de aquellos pases en la regin, para actuar a nivel global y en alianzas. El Lbano, antes un protectorado de Francia, logr el estatus de un estado independiente en 1943. Siria haba recibido su independencia del mandato de Francia en 1946. En ese mismo ao, el reino de proclam su independencia de Italia bajo el Rey Idris en 1951. Tnez se hizo independiente de Francia en para fundar una repblica. Otro pas muy importante en el norte de frica, dependencia despus de una cruenta guerra de ocho aos contra Francia. El reino de Marruecos lleg a ser independiente de Francia y de Espaa en 1956. Ver gonzosamente, ahora el reino de Marruecos sigue opuesto a la independencia de la Repblica rabe bio, Mauritania logr su independencia de Francia como protectorado de Marruecos en 1957 y proclam una repblica independiente en 1960. los del norte de frica han sido Mauritania, Nger, Mali rritorio en el vasto desierto del Sahara. Nger logr su uni con Senegal en la Federacin Mali que se inde pendiz de Francia en 1960. Despus de unos meses, Senegal se retir de la Federacin y Mali se declar una repblica independiente. Chad tambin gan su independencia de Francia en 1960.Perenne amenaza neocolonialEn muchos de sus antiguos territorios saharianos, Francia logr mantener su dominio a travs del hos tigamiento y el dominio econmico. Por ejemplo, la moneda de los pases francfonos del oeste de frica De todas las antiguas colonias de la regin, solamente con Nasser, tomaron un rumbo de verdadera indepen dencia econmica, social y poltica. Ernesto Che Guevara y el Coronel Gamal Abdel Nasser

PAGE 41

41 revolucionaria de aquellos pases por medio de la nacionalizacin de sus recursos, la priorizacin de las necesidades sanitarias y educativas de sus poblaciones y hasta 2011, solo Libia logr mantener esa direccin intosa para su pueblo. En Egipto, la muerte de Nasser en 1970 permiti lo que en efecto fue un largo perodo de la contrarrevolucin gobernando, encabezada por la reversin de muchos de los logros socioeconmicos fuerzas islamistas del pas. frica sus lites se apropiaron de las riquezas en mayor o menor grado, en perjuicio de los intereses de las ma medio de sistemas injustos de administracin poltica y medidas de seguridad opresivas y represivas. En estas condiciones, era de esperarse que los movimientos opositores islamistas encontraran amplio apoyo entre los decepcionados sectores populares. En cambio, fue la avaricia de las lites en Libia lo que provoc el golpe entre febrero y marzo de 2011. Entonces, los acontecimientos de ese ao en el norte de frica fueron el resultado de las frustradas aspiraciones de las mayoras a un mejor nivel de vida reivindicaciones sociales y econmicas, y por otra pado en Libia y Egipto y en los pases saharianos del oeste de frica. Estos factores se agravaron por la interminable los asuntos internos de los pases de la regin. Y un factor nuevo que cambi mucho la correlacin de fuerzas en la regin fue la decisin de las tiranas feu dales del Golfo Prsico, especialmente Qatar, y del activamente con los gobiernos occidentales. Esta ne fasta colusin se combin con la constante amenaza a la estabilidad de la regin por la genocida agresin de Israel contra el pueblo palestino. Tambin fue facilitada por la consolidacin del poder de los islamistas lamista de Recep Erdogan. haban abandonado desde hace mucho tiempo su apoyo activo a la legtima demanda del pueblo palestino por su propio Estado. En efecto, todos estos pases se acomodaron en una alianza de conveniencia con Estados segunda guerra del Lbano en 2006, cuando Hezbollah y Qatar lucharan tenazmente para disminuir la fuerza de la resistencia a Israel, compuesta por Hezbollah en todos defensores de la corriente chiita del Islam y de la tolerancia religiosa. Qatar para lograr sus objetivos regionales. Lo hacan en base a una coordinacin eventual con los poderes d mucho econmicamente a las fuerzas islamistas Hermandad Musulmana en Egipto y movimientos ro que la manipulacin de Occidente y de sus aliados jetivo de eliminar a los enemigos regionales de Israel. Hezbollah, fue imprescindible hacer llegar al poder en sin que se ha cometido contra Siria. Uno de los mistir as una clara violacin del derecho internacional, aun en trminos de sus propios intereses antiimperialistas, fue una posicin torpe y ahora el pueblo sirio Revueltas de 2011rreccin en Tnez contra el rgimen del Presidente de enero surgi en Egipto la insurreccin popular conrenunci el 11 de febrero y el 24 de mayo fue detenido

PAGE 42

42El 17 de febrero rebeldes contra el gobierno de la no. De igual manera, grupos armados apoyados por el 15 de marzo 2011, para atacar a las fuerzas de seguridad del gobierno. Mientras en Tnez y en Egipto se trataba de movimientos de protesta autctonos, tanto en Libia como en Siria, desde un inicio las insurrecciones fueron dirigidas y apoyadas por siniestras Las insurrecciones en Tnez y en Egipto fueron ge neralizadas, inesperadas en su momento pero no re chazadas por los gobiernos occidentales y regionales, Mubarak. En cambio en Libia y Siria se trataba de intentos de golpe de estado promovidos precisamente por los gobiernos occidentales de la Organizacin del Estados Unidos, Francia y Reino Unido, junto con sus tensidad que sigue en Libia han tenido algunas carac tersticas de guerra civil, los dos han sido fomentados regionales. El montaje del ataque con armas qumicas contra Unidos y sus aliados apoyaron en agosto 2013, demuestra que en Siria ha fallado la estrategia imperialista. Sin habido importantes manifestaciones de oposicin en el reino de Jordania. La hipocresa y el cinismo de los diferenciado que sus gobiernos dan a cada pas en conEl caso de EgiptoSi los objetivos de los gobiernos occidentales y sus aliados regionales en el norte de frica fueran promover a gobiernos subordinados a los intereses sido contraproducente. Los gobiernos que resultaron de las revueltas fueron completamente incapaces de responder a las necesidades econmicas de sus pueblos. En este sentido, la trayectoria del ascenso y cada de Mohamed Morsi y la Hermandad Musulmana pobreza de la gran mayora de la poblacin era gene ralizada. Histricamente, la clase de los militares siempre ha jugado un papel importante en la vida poltica y econmica de Egipto. Entonces, la toma del poder por larga tradicin en la historia poltica de Egipto. moderniz el pas con una reforma agraria profunda, la creacin de un sector cooperativista a nivel nacional y grandes inversiones en la infraestructura. El Presidente Nasser hizo de Egipto un pas respetado como un digno poder regional. El intento de la Hermandad Musulmana de derrocar a Nasser en los aos 50 pesa mucho en el imaginario de la poblacin contempoprograma fundamentalista de restaurar un estado trincante implacable del ejrcito egipcio. Despus de la muerte de Nasser en 1970, el Presia nivel regional como a nivel interno. Egipto volvi a ser un aliado de Estados Unidos, contento de convivir con el sionista estado colonial de Israel. La economa nacional en gran parte se privatiz, de tal manera que Egipto perdi su soberana alimentaria, volviendo a ser casi completamente dependiente de la importa Rusia y es vital para la alimentacin de los sectores pobres del pas.Mosaico religioso de desnutricin. Econmicamente, el pas depende de los ingresos del Canal de Suez, del turismo, de las re en la balanza de pagos de Egipto es de un 50%. como resultado de la depresin econmica occidental, cin egipcia. Se estima que 9.6 millones trabajan en la economa informal y solo 6 millones en el sector formal de las divisas para la economa a la vez que aument la presin sobre el gobierno de mejorar las condiciones econmicas de la mayora de la poblacin.

PAGE 43

43 Esa mayora vive en la franja costera del norte del pas o a lo largo del valle del Ro Nilo y de la costa del Mar Rojo. Quince millones viven en solo tres grandes ciudades: El Cairo, sitio112 en el ndice de Desarrollo Humano de la ONU a la par de pases yana o El Salvador. Su ingreso bruto trminos religiosos, 15 millones profesan el Islam Suf (sunnita), seis mi millones el islam Chiita y ocho millones el cristianismo, casi todos de las iglesiascoptas, la mayor comunidad cristiana en el Medio Oriente. Como en otras religiones, dentro del Islam se reconocen diferentes corrientes: las principales ramas son la sunnita y la chita, que surgieron muy tempranamente a raz de los contras su muerte en el ao 632. Para los sunnitas, los sucesores deban ser los orientados que haban recibido las enseanzas del profeta recogidas en guinidad con ste. Sus diferencias han llegado hasta la actualidad y se centran sobre todo en los procedimiensunnita se rige por las interpretaciones que los ulemas Sunna a partir de un estudio profundizado de stas y su conocimiento del hadit (costumbre). El Islam chita otorga mucha importancia a los conocimientos transmitidos oralmente entre algunas personas escogidas, tre la persona y Dios, la palabra de los cuales prevalece sobre cualquier otra lectura de las fuentes sagradas. cial para la interpretacin de la Sharia y los denominan nes que se han dado al aspecto mstico del Islam y se llamados los seguidores de las tres primeras genera nita que reivindica el retorno a los orgenes del Islam, tlica Copta y en la Iglesia evanglica copta. En un artculo de la revista catlica Tierra Santa, el padre aigyptios, o sea, egipcio. Los coptos se reclaman a s mismos, por sus caractersticas tnicas e historia, como los descendientes legtimos de los egipcios del tiempo de los faraones. La actual lengua copta hunde sus races en la La tradicin atribuye a San Marcos la predicacin del Evangelio en el Valle del Nilo, donde fue martirizado. La nueva religin se distingui desde sus comienzos cosmopolita del Imperio Romano despus de Roma. Hacia el ao 451, se separ de la iglesia catlica roma na por diferencias teolgicas, cuando la Iglesia copta, junto con la siria y despus la armenia, se adhirieron a la doctrina de una sola naturaleza en Cristo, de ah que

PAGE 44

44El gobierno de MorsiEn mayo de 2012, Mohamed Morsi y la alianza lide rada por la Hermandad Musulmana ganaron las elec ciones presidenciales en Egipto y formaron un gobier no de coalicin el 30 de junio. En la primera ronda de las elecciones presidenciales Morsi gan 24%, solo 1% dente Mubarak. En la segunda ronda, Morsi gan 51% argumentaron que haba muchas irregularidades en los colegios electorales. De hecho, despus de aquellas elecciones hubo una progresiva prdida de apoyo para el nuevo goobserv una gradual desintegracin del movimiento Musulmana imponerse en las elecciones legislativas, estaban muy divididas. Sin embargo, el viejo rgimen de Hosni Mubarak qued con importantes cuotas de poder y el gobierno de Morsi fue incapaz de iniciar los cambios econmicos necesarios para mejorar las con diciones de la mayora pobre. El gobierno de Morsi logr temporalmente manejar su crisis gracias a prstamos de aliados como Qatar y un agosto de 2012, Morsi y sus colegas buscaron el apoyo del Fondo Monetario Internacional porque queran que consiste en privatizar el estado, reducir el gasto econmicas, Morsi y sus colegas pusieron en riesgo el puso a prueba la paciencia del alto mando del ejrcito. Desde el inicio de su gobierno, el Presidente Morsi enfrent altos niveles de rechazo popular a sus polticas. Su respuesta fue intentar reprimir las manifes taciones y protestas de los sectores populares que tal grado que solo en el primer semestre de 2013 hubo tambin jug una parte importante porque la pobla cin cristiana sinti que Morsi alentaba los ataques de los miembros de la Hermandad Musulmana contra las iglesias y negocios cristianos. viembre de 2012 el Presidente Morsi decret que los juzgados no podan contradecir las decisiones del ejecutivo, disolvi la Corte Suprema, cambi al Procurador General y nombr por decreto los miembros de una comisin para redactar una nueva constitucin que sera sometida al voto popular. El referndum estuvo plagado de irregularidades y con apenas el 32% de participacin, se aprob la nueva constitucin. Dada la elevada del electorado total. te Morsi anunci que iba a privatizar el Canal de Suez y empez vender territorio egipcio en la pennsula del Sina a sus homlogos palestinos del movimiento miento anti-Morsi, denominado Tamarod a movilizar un enorme apoyo a nivel nacional. Desde abril de 2013, Tamarod de junio 2013, Morsi llam a una (guerra santa) en Siria, un aliado histrico de Egipto, y das despus in gobernadores, incluso a un terrorista convicto de una masacre en 1997, lo cual gener una fuerte oposicin entre sectores importantes en diferentes partes del pas. El rechazo de la mayora de la poblacin egipcia a poblacin por una mejor situacin econmica y por una estabilidad social duradera. Histricamente, el ejrcito ha sido la garanta de la estabilidad. Por ese motivo, es falso alegar que el eventual derrocamiento del Presidente Morsi fue un golpe de estado para erigir una dictadura militar.Un nuevo gobiernoEl 3 de julio el ejrcito cumpli con su advertencia al Presidente Morsi de que lo iban a derrocar si no poda garantizar la estabilidad poltica en Egipto. El pre conocan como mandatario y nombr como presiden encabezaba el Tribunal Constitucional. Poco despus, Morsi fue detenido acusado de traicin a la patria. El ejrcito tambin suspendi la constitucin redactada durante el gobierno de Morsi. La Hermandad Musulmana reaccion con acciones armadas y la movilizacin de decenas de miles de sus simpatizantes. Pero no pudo reproducir las enor mes manifestaciones contra Hosni Mubarak porque la mayora de la poblacin apoyaba la decisin del alto mando militar. La Fiscala Egipcia empez un proceso

PAGE 45

45 legal para la disolucin de la Hermandad Musulmana. la organizacin haba sido detenida, incluido su lder ventiva para Morsi. El 23 de septiembre, la Hermandad las organizaciones asociadas. El Presidente Morsi y sus colegas pagaron el precio de sobreestimar su apoyo popular y de no manpolticas que formaban su gobierno despus de las elecciones del 2012. Por diferentes motivos, poderes importantes como de Morsi. Rusia fue porque se opone al fortalecimiento de los aliados de los islamistas terroristas, responsables de la destruccin de Libia y Siria, a travs de un gobierno islamista egipcio. Tambin tanto Rusia como sus aliados de la Organizacin de Cooperacin de Shanghai China y los es un contrincante islamista regional que amenaza el sun en la regin. Por ese motivo, los islamistas egip de Morsi. En toda la regin, solo los aliados de la Her mandad Musulmana como los gobiernos de Turqua, Tnez y Qatar han criticado el cambio de gobierno en Para Estados Unidos y los gobiernos europeos, no importa quin gobierna Egipto mientras no amenace a Israel. Sin embargo, no puede ser del agrado de los sado a los contrarrevolucionarios sirios de Egipto. Y el nuevo gobierno egipcio tambin ha declarado que no Uno de los motivos que provoc el actuar del ejr cito en Egipto, fue su determinacin de frenar el incre mento de la presencia de terroristas islamistas en su territorio, patrocinados por Morsi. Las simpatas del Presidente Morsi se hicieron claras cuando rehabilit dat y los liber. Tambin liber a individuos que haban Libia e Iraq. El ejrcito egipcio tampoco pudo aceptar que el Presidente Morsi apoyara clandestinamente con armas pesadas a grupos terroristas en el Sina egipcio. Para revertir la situacin creada por Morsi, el ejrciEn septiembre pasado, las fuerzas de seguridad egip terroristas armados en esa parte de Egipto. En otra sePero tambin la Hermandad Musulmana ha promovido acciones armadas en otras partes del pas. Por ejemplo, en la provincia central de Minya, hombres armados de la Hermandad Musulmana se apoderaron de la ciudad de Delya, de 120,000 habitantes. Los islamistas usaron Delya como una base para montar ataques contra iglesias cristianas en comunidades alrede dor de la ciudad. Otros incidentes de ataques contra soldados y policas siguen siendo comunes. Simpatizantes de la Hermandad Musulmana alegan que la violencia de sus miembros es una respuesta a la violencia con que las fuerzas de seguridad derrocamiento del Presidente Morsi. Es difcil hacer mismo perodo. La represin contra la Hermandad Musulmana ha sido en gran parte una respuesta a las acciones armadas de algunas facciones violentas de ese movimiento. El plan de transicin de las autoridades egipcias ahora es convocar nuevas elecciones para junio de 2014. El gobierno de Mohamed Morsi no hizo nada sino empeorar los problemas del pas. Se necesita Abdul Fatah alSisi, presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Ar madas de Egipto.

PAGE 46

46 vivienda, mejorar la actividad econmica para aumentar el empleo y disminuir la dependencia de resociedad egipcia resolver sus contradicciones de una manera que promueva la solidaridad y el bienestar de todas y todos. terno en la poltica y en la sociedad de Egipto, no es en la reunin de la Liga rabe del 1 de septiembre, el nuevo gobierno egipcio forz el rechazo de ese orgaque de Estados Unidos y Francia contra Siria. Tambin los histricos lazos entre el gobierno de Egipto y la Mientras Egipto busque el camino hacia una re solucin de sus profundos problemas econmicos y pueblo como el gobierno de Egipto comprenden que ya no se puede volver a los viejos esquemas y tampoco se puede imponer la sectaria camisa de fuerza del programa de gobierno de Mohamed Morsi.Las revueltas fracasadasEn trminos de sus objetivos ya conocidos, las re pueblo argelino no se ha lanzado a las calles, aunque resolver para asegurar la futura prosperidad y seguel caos, con pocas perspectivas de resolver la crisis en un futuro previsible. En Tnez, este ao fueron asesinados dos dirigen gobierno liderado por el partido Ennahda, un partido islamista ligado a la Hermandad Musulmana. Ennahda ha negado ser responsable de los asesinatos que mu cha gente cree fueron ejecutados por islamistas liga De todas maneras, y aunque el gobierno se mantiene por el momento, hay un marcado aumento en la presencia en la vida pblica de polticos del Movimiento Constitucional de Tnez. La poblacin reconoce que el gobierno dirigido por Ennahda ha sido un fracaso. Igual que en Egipto, los islamistas no tienen un programa dirigido a resolver los problemas econmicos y sociales fundamentales de la sociedad tunecina. que utiliza la religin con un objetivo poltico o para de 2011 demuestran que el presidente sirio entiende Se ha demostrado que, igual que en otras regiones, no funcionan las recetas polticas del neoliberalismo occidental ni las de las ideologas fundamentalistas. realizacin de la profunda visin de la solidaridad huAdli Mansur

PAGE 47

47 E Mansilla dice que la historia de Colombia ha 54 aos y la distancia temporal entre una etapa y otra ha sido breve, al punto que no se puede hablar de paz entre 1953 y 1956, tras una sangrienta represin de los ese perodo abundaron revueltas campesinas. Hace 52 aos, en 1951, la poblacin rural de Colombia de habitantes. Todas las ciudades juntas apenas tenan 3 millones Hoy en da, la poblacin urbana aument diez veces, a cerca de 40 millones en la actualidad y son el ria, y el campo ha perdido no slo poblacin joven, sino plazamiento forzado por la violencia creciente desde los aos noventa. Hoy, la poblacin rural colombiana es de lombianos han emigrado a Venezuela, Estados Unidos, del mundo, solo superada por la del Medio Oriente. Con sus races sociales, humanas, polticas y econmicas, la co, fenmeno que ha permeado todos los sectores del pas y ha creado otros factores de violencia como el siservicio de la oligarqua que ejerce el poder poltico y controla las fuerzas armadas. Colombia es la segunda nacin del mundo con el mayor nmero de violaciones a los derechos humanos y uno erosionada por un sistema poltico creado para oprimir y reprimir, por la corrupcin gubernamental y por la mar ginacin de vastos sectores del campo y la ciudad. La marca de la violencia, que viene desde el proceso de la conquista y de la colonizacin espaola, fue, sociales e histricos que permitan la reconstruccin y reconciliacin y que han llevado a que persista la poen especial el actual que se vive desde hace 50 aos. Debido a la intolerancia, al racismo de las clases el Estado, Colombia no ha podido aprovechar sus enor mes ventajas sociales y culturales, que la constituyen en una nacin pluritnica y pluricultural, diversa en lo geolo poltico. Por el contrario, la oligarqua ha formado y fortalecido un pas disperso, ideolgicamente antagrealidades sociales ni mucho menos busca soluciones todo de los millones de marginados y empobrecidos. En la historia de Colombia hay varios hechos que han marcado el desarrollo social, poltico y econmico. 23 guerras civiles, que han signado el pas, con especial tiva huella en los procesos sociales y polticos, algunos de manera positiva, pero otros con efectos contrarios que sumieron la nacin en una grave crisis social y le han dado una imagen internacional negativa de la que hoy con diversas vicisitudes difcilmente se repone. Para delimitar la actual confrontacin armada hay que referenciar las veintitrs guerras civiles que ha tenido Colombia desde el proceso de la conquista y colo es el de mayores connotaciones, confrontacin que se inici en 1964 con el nacimiento de la guerrilla de nal, mediante el cual se dividieron el poder poltico y administrativo entre liberales y conservadores. lacionadas con el proceso de conquista espaola y el devenir poltico y administrativo del pas; entre otros Colombia, dos siglos de guerra Campesinos e indgenas colom bianos enfrentan a soldados del Ejrcito durante el paro agrario de septiembre pasado

PAGE 48

48 asuntos, por la controversia por las encomiendas y la rebelin de los encomenderos, la defensa del colectivo indgena, las reformas agrarias y tributarias de 1591, los efectos de las misiones jesuitas en el Nuevo Reino de Granada, las revoluciones en los Llanos Orientales y de los comuneros, y los procesos de independencia de las disputas por territorio, la abolicin de la esclavitud, liberales y conservadores en las seis primeras dcadas del siglo XX. El poder hegemnico del conservatismo que treinta del siglo pasado y las disputas polticas que llevaron el liberalismo al poder, dieron paso a un Colombia, son la causa primigenia de la actual confrontacin armada. Marulanda Vlez, y que tambin muri en combate a respuesta campesina y popular a la agresin latifundista y terrateniente que inund de sangre los campos colombianos usurpando tierras de campesinos y colonos, y nacimos tambin, como actitud digna y beligerante de rechazo a la injerencia del Gobierno de EEUU en la confrontacin militar y en la poltica interna de Colombia. El paramilitarismo es una estrategia del estado para la sangre que mancha hasta la mdula a las instituciones apariencia civil. La oligarqua colombiana, impotente en su lucha contra los avances de la insurgencia re que posteriormente, en las dcadas del 70, articul rincones de la geografa nacional, nacida y cimentada en la justeza de nuestros planteamientos polticos, en nuestro trabajo y ayuda permanente a las comunidades, respeto hacia todas ellas y por nuestra autoridad surgida del compromiso sincero del que no pretende nada a cambio de su esfuerzo, salvo la satisfaccin de aportarle esperanza al pueblo en su propia capacidad de movilizacin, organizacin, lucha y en su futuro bienestar, aseguraba Cano en una entrevista ofrecida pocos meses antes de su muerte. Guerras y disputas armadas que han formado un pas sumido en el dolor y la tragedia, y que en el ltiel gasto pblico para fortalecer una estrategia militar desde el Estado y as responder a los rebeldes por encima de las necesidades sociales y econmicas del pas. haber tenido que romper el coloniaje espaol en una violencia que an caracteriza a la sociedad colombiana. La generacin que adelant la guerra de indepen confrontaciones armadas como sistema de oposicin a los gobiernos contrarios en ideologas y como arma poltica de turno.Con datos extrados de latinoam.estud.educ.

PAGE 49

49 Frida Modak* __________________Al independizarse de Espaa, en varios de los pases que hoy conocemos como latinoame ricanos se desarrollaron guerras internas por el poder. Liberales y conservadores disputaban el gobierno y en algunos casos la violencia se prolong hasta nuestros das. Nos referimos en particular a Colombia, que al iniciarse el siglo XX tena a su haber una revolucin con cuartelazos y 11 constituciones. Los enfrentamientos entre liberales y conservadores fueron sangrientos; cada uno tena su tropa, entraban a las haciendas de versarios. Ya en el siglo XX se alternaron en el poder, pero la violencia regres cuando la confrontacin poltica derivaron otros hechos importantes, como fue la creariencias que dieron lugar al surgimiento de gobiernos populares de corta duracin. pos guerrilleros pertenecientes a liberales y conservadores, la violencia era tal, que la gente empez a refu giarse en las montaas. Gobernaba el general Gustavo Rojas Pinilla, quien decret una amnista, pero fue de puesto en 1957. Liberales y conservadores crearon el Frente Nacional para alternarse en el gobierno, pero para entonces el Partido Comunista ya jugaba un rol impor tante y organiz a los campesinos en un sistema de autodefensa, el que los conservadores destruyeron con colaboracin estadunidense. Parte de las fuerzas de autodefensa se convirtieron en organizaciones Liberacin Nacional, ELN, que son los involucrados hoy en el proceso de paz que ha anunciado el presidente Juan Manuel Santos.El anuncio presidencialSantos fue ministro de Defensa del gobierno de lvaro Uribe y en su calidad de tal llev a cabo opera ciones antiguerrilleras, incluido el ataque a un campa a la presidencia mostr algunas diferencias con su anotros mandatarios de la regin, como el presidente ve clarado. Las relaciones entre los dos pases cambiaron notoriamente; tambin mejoraron con Ecuador, pese a que Santos dirigi el ataque al campamento menciopresidente no era el mismo Santos ministro de Defen sa de Uribe. Y mientras la imagen del actual presidente mejoraba, las iras de su antecesor crecan y ahora se Los motivos de Santos se pueden encontrar en el aislamiento en que estaba Colombia cuando l asumi el cargo. Sin duda es un hombre inteligente y entendi que la situacin de su pas era insostenible en lo inter l que he cumplido con la obligacin constitucional prolongarlo y advirti que las operaciones y la presen Estos dos pases tienen la calidad de garantes. Chile y Venezuela tienen la calidad de acompaantes y si miramos a la poca de Uribe, nos encontraremos con y el supuesto apoyo a stas del gobierno cubano.El berrinche de UribeMientras de distintas partes llegaban mensajes de un entendimiento que lleve a la paz. Desde el da en que Santos asumi el cargo, Uribe ejerce una crtica permanente; tal vez se deba a que cuando Santos lleg a la toma de posesin, Uribe se levant de su silln como esperando que lo fuera a saludar. Lejos de eso, Santos se dirigi a los funcionarios que conducan el acto y Uribe tuvo que volver a sentarse, los aplausos slo fueron para su sucesor. La audacia de la paz

PAGE 50

50 E so Cano, el sucesor de Manuel Marulanda como jefe de las Fuerzas cay en combate en las montaas del Cauca (suroccidente), durante un intenso operativo militar en persecucin operacin, tropas militares iniciaron mento del Cauca. Desde haca dos aos lo persegua una jaura de las rdenes de asesores militares estadounidenses, mercenarios israeles y el alto mando militar, sos cado peleando en el campo de combate y muerto como mueren los verdaderos jefes militares, los hroes del pueblo, los valientes. que los analistas y polticos, aduladores del poder, Cano son tan ignorantes que ni siquiera merecen el gesto de nuestro desprecio. que tras la muerte del lder de la guerrilla su imagen crece como arquetipo y es motivo del un pueblo que ha sido capaz de protan perdidos, que todava celebran la la solucin poltica y la paz. adversidad. Pierden su tiempo, alucinan, los que suean con la claudicacin y desmovilizacin de la guerrilla, reza el comunicafuego insurgente contra la tirana, por la paz, y que al viento, con el pueblo, alertaron. Prometieron a Cano que sus lineamientos en de la letra. tratgico de la toma del poder: Timolen Jimnez, conocido como Timochenko, haba sido designado paeros del Secretariado. El comunicado record que la cohesin de mandos y combatientes sigue siendo uno de los mayores logros de esta organizacin popular. Alfonso Cano cae en combate Comandante Alfonso Canotiene otros motivos para criticar. Uribe, como se recor constitucin y as l pudiera ser reelegido en el cargo por tercera vez. Lleg a crear una confrontacin con el poder judicial que pudo traducirse en un golpe de Estado promovido por l. No logr su objetivo y todo este tiempo se ha dedicado a advertir sobre lo que considera errores de su sucesor y a atacar a Venezuela y a Cuba. Ha llegado a decir que lo que va a pasar es rrilleros en el Congreso. Ignorando la reaccin positiva de los colombianos plataforma que lo haba elegido y que ha hecho de la complicidad de Venezuela con la guerrilla la paga de eso le sirva a la reeleccin. Mientras Uribe agreda a no a un nuevo mandato de Uribe. Una vocera del Departamento de Estado de EEUU, manifest que su gobierno espera que el gobierno y la guerrilla encuentren la paz duradera y la seguridad ciudadana que Colombia merece y agreg que su pas tener sus bases militares en territorio colombiano. la iniciativa, por eso importa que los que participan en l no se dejen enredar por las maniobras que sin duda (*) Frida Modak, periodista, fue Secretaria de Prensa del Presidente Salvador Allende. Agencia ALAI.

PAGE 51

51 No obstante, nuestra determinacin tiene la fortaleza para enfrentar a los guerreristas que creen que con el estruendo de las bombas y de los caones pueden doblegar la voluntad de quienes mantenemos en alto las banderas del cambio y la justicia social. No se puede encadenar este proceso a una poltica de ganancias para unos pocos capitalistas a los que no les importa para nada la pobreza que abate al 70% de la poblacin. Ellos slo piensan en el incremento de su nes de colombianos viven en la pobreza, 12 millones en la indigencia, el 50% de la poblacin econmicamente activa, agoniza entre el desempleo y el subempleo, casi 6 millones de campesinos deambulan por las calles vc timas del desplazamiento forzoso. De 114 millones de ploracin petrolera, 11 millones a la minera, de las 750 la agricultura, guarismo en decadencia porque ya el pas importa 10 millones de toneladas de alimentos al ao. cin de los intereses de una economa de enclave.Ivn Mrquez* __________________ do que en este pas se acaben las desigualdades que son Manuel Marulanda VlezHemos venido hasta este paralelo 60, hasta esta ciudad de Oslo desde el trpico remoto, desde el Macondo de la injusticia, el tercer de paz, con un ramo de olivo en nuestras manos. Venimos a esta Noruega septentrional a buscar la paz con protagonista principal. En l reposa la fuerza irresisticeros de las partes contendientes. Quien debe trazar la ruta de la solucin poltica es el pueblo y a l mismo de refrendar sus aspiraciones. Tal emprendimiento estratgico no puede conce birse como un proceso contra reloj. La pretendida paz tividad y por sus afanes, slo conducira a los precipi cios de la frustracin. Una paz que no aborde la solucin de los problemas econmicos, polticos y sociales dra a sembrar de quimeras el suelo de Colombia. Nepara que la paz sea estable y duradera. No somos los guerreristas que han querido pintar algunos medios de comunicacin, venimos a la mesa con propuestas y proyectos para alcanzar la paz delitarizacin del Estado y reformas socioeconmicas radicales que funden la democracia, la justicia y la libertad verdaderas. Venimos aqu con el acumulado de una lucha histrica por la paz, a buscar, codo a codo con nuestro pueblo, la victoria de la solucin poltica sobre la guerra civil que destroza a Colombia. Paz con justicia social y soberana nacional

PAGE 52

52 Desarrollo agrario integralEn nuestra visin, colocar sobre la mesa el asunto del desarrollo agrario integral como primer punto del tierra es causa histrica de la confrontacin de clases naria; tambin como respuesta campesina y popular a la agresin latifundista y terrateniente que inund de sangre los campos colombianos usurpando tierras de campesinos y colonos... mado y de una heroica resistencia campesina, a lo largo del tiempo se ha agudizado. La geofagia de los latifundistas acentu la desequilibrada e injusta esagrcola. Se trata de una acumulacin por despose masacres paramilitares, fosas comunes, desaparicio nes y desplazamiento forzoso, crmenes de lesa hude Uribe, todos ellos componentes del terrorismo de Estado en Colombia. ramente agrario y que toca intereses estratgicos, vitales, de toda la nacin. Por eso la lucha por el terridel subsuelo y el sobresuelo entraa relaciones sociohistricas de nuestras comunidades que llevan inmerso el sentimiento de patria, que concibe la tierra como abrigo, y el sentido del buen vivir.T eatro de nuestra inocencia la patria, nuestro suelo, nuestro territorio: Primero el suelo nativo que nada -nos dice-, l ha formado con sus elementos nuestro ser; nuestra vida no es otra cosa que la esencia de nuestro propio pas; all se encuentran los testigos de nuestro nacimiento, los creadores la educacin; los sepulcros de nuestros padres yacen all y nos reclaman seguridad y reposo; todo nos re y memorias deliciosas; all fue el teatro de nuestra inocencia, de nuestros primeros amores, de nuestras primeras sensaciones y de cuanto nos ha formado. Qu Partimos de esta visin para alertar a Colombia toda: la titulacin de tierras, tal como la ha diseado el actual gobierno, es una trampa; encarna una suerte de despojo legal a travs del cual se busca que el campe sino, una vez con el ttulo de propiedad en sus manos, no tenga otra salida que la de vender o arrendar a las plantaciones, no para resolver el grave problema alimentario que padece nuestro pueblo, sino para produ con una renta miserable, pero alejada del terruo y Lo aseguramos sin vacilacin: la bancarizacin de energtica y forestal. La naturaleza como fuente de informacin gentica no puede ser convertida en botn de las trasnacionales. Nos oponemos a la invasin de las semillas transgnicas y a la privatizacin y des truccin de nuestra biodiversidad y a la pretensin de hacer de nuestros campesinos pieza del engranaje de los agro-negocios y sus cadenas agroindustriales. Es legalidad que pretende lavar el rostro ensangrentado del despojo que durante dcadas ha venido ejecutando el terrorismo de Estado. Para una trasnacional es desterrado a una poblacin para hacer viable su probia el rgimen asesina no slo con sus planes de gue rra, con sus paramilitares y sicarios, sino tambin con sus polticas econmicas que matan de hambre. Hoy hemos venido a desenmascarar a ese asesino meta fsico que es el mercado, a denunciar la criminalidad banquillo de los acusados, como verdugo de pueblos y fabricante de muerte.

PAGE 53

53 No nos engaemos: la poltica agraria del rgimen es retardataria y engaosa. La verdad pura y limpia, como persuadir. La mentira slo conduce a la agudizacin del de la soberana y del bienestar comn, es dar seguridad jurdica a los inversionistas, liberalizar el mercado de tierras y lanzar el territorio al campo de la especulacin capitalista, eh ah la frmula del proyecto poltico-econmico de las lites neoliberales haciendo chorrear sangre a la patria de la cabeza a los pies.Restitucin de tierras oponen a una verdadera restitucin y titulacin de tierras. Por aos hemos luchado, como pueblo en ar es precisamente por ello que no se puede permitir que se implemente el despojo legal que el gobierno proyecta con su ley de tierras. Por medio de la violencia del Plan Colombia y el proyecto paramilitar, se prepar el territorio para el asalto de las trasnacionales. La ley general agraria y de desarrollo rural, es esencialmente un proyecto de reordenamiento territorial concebido de la economa campesina, en desmedro de la sobera na alimentaria y del mercado interno, al superponer el mapa minero-energtico sobre el espacio agrcola. Ni siquiera se tiene en cuenta la promocin de una agroecologa que permita una interaccin amigable con la naturaleza. Por otro lado, la restitucin de tierras tiene que aludir a las tierras que les arrebataron violentamente a los campesinos, indgenas y afro descendientes, y no tambin codiciados hoy por las multinacionales. Pero resulta que este es un problema que tiene que ver con da inconformidad del pas nacional con el hampa que de llaneros no tienen nada, como los magna(hijo), los terratenientes Eder del Valle del Cauca, hijos de Uribe Vlez, entre otros filibusteros, que ningn derecho tienen sobre esas tierras y que slo quieren clavar sus garras en el petrleo, el oro, el dar el asunto agrario es discutir con el pas sobre estos problemas. Que hablen los verdaderos llaneros, esos de piel tostada por el sol de los bancos de sabana; esos que por siglos han convivido en armona con los morichales y el vuelo de las garzas y de los alcaravanes; esos de pies descalzos que con su histrica bravura empuaron las lanzas para darnos la libertad. resistencia de los trabajadores petroleros contra la escenario de saqueo fue preparado con sangre por los paramilitares de Vctor Carranza. Diariamente el vam 500 trabajadores tercerizados que como esclavos tienen que trabajar 16 horas diarias por 21 das continuos por una semana de descanso. Su situacin laboral es de los aos 20. donde el gobierno pretende sacar a patadas a la gente trayectorias culturales, de vida, y su entorno ambiental. Vamos a dejar acaso que se hiera de muerte al ro de la patria que es el Ro Grande de la Magdalena, slo para portacin y no para resolver la demanda interna de millones de colombianos que no tienen acceso a la energa to (Caldas), gente humilde que siempre ha vivido de la cional MEDORO RESOURCES quiere borrar del mapa para convertir esa aldea en la mina de oro a cielo abier hasta la iglesia colombiana ha acompaado esa justa Al centro, el expresidente de Colombia, Andrs Pastrana y a su izquierda, los lderes de las FARC Manuel Maurlanda y Alfonso Cano, durante una de las reuniones del fracasado dilogo de paz, en 2001.

PAGE 54

54 mit Cvico Pro defensa de Marmato, fue acribillado por los esbirros de las trasnacionales. pesina en el Cauca en defensa de su territorio y de sus culturas ancestrales, y la de sus hermanos afrocolombianos, guardianes patriticos de la soberana del pue Monstruosidad mineraInsisten las castas dominantes en destrozar el de aguas que sacian la sed de ciudades importantes pretenden destruir la alta montaa y la pureza de las presariado local, que ha comenzado a entender, que esta es una lucha de toda Colombia. Cmo vamos a permitir que por complacer la voentregue a esta multinacional el 5% de nuestro terrique dependen de sus fuentes hdricas. La locomotora minera es como un demonio de des truccin socio-ambiental que si el pueblo no la detie un pas inviable. Frenemos ya las locomotoras fsicas del Cerrejn y de la Drummond que durante las 24 horas del da saquean nuestro carbn, asperjan polucin como dice el cantautor vallenato, Hernando Marn, 600 millones de toneladas de carbn que yacen bajo el lecho del ro Ranchera, pretenden desviar su curso, lo nerando devastacin ambiental y destruccin irrepa Qu asustadizo se ve al gobierno para defender la saquea en descarada actitud de lesa patria el ferronquel de Cerro Matoso (Crdoba), y a la que sigue col mando de gabelas en detrimento de la soberana, el bienestar social y el medio ambiente! Hay que poner 30 aos que privilegian los derechos del capital en me noscabo del inters comn. Y claro, se escuchan a los portavoces del gobier no y la oligarqua proclamando el crecimiento de la portan el petrleo, el carbn, el ferronquel, el oro y se benefician con ello, son las multinacionales. La prosperidad, entonces es de stas y de los gober nantes vendidos, no del pas. Este no es un espacio para resolver los problemas particulares de los guerrilleros, sino los problemas del conjunto de la sociedad; y dado que uno de los factola subscripcin de los Tratados de Libre Comercio, ste mente. Pobre Colombia obligada a competir con las trasnacionales con una infraestructura arruinada por la corrupcin y la desidia. Entonces la paz... s. Sinceramente queremos la la nacin por encontrarle una salida dialogada al con ciudadana en los debates y decisiones. que abarca la transformacin de la estructura del Estado y el cambio de las formas polticas, econmicas y militares. S, la paz no es la simple desmovilizacin. sinnimo de inercia, es entrega cobarde, es rendicin y traicin a la causa popular y al ideario revolucionario que cultivamos y luchamos por las transformaciones sociales, es una indignidad que lleva implcito un mensaje de desesperanza al pueblo que confa en nuestro compromiso y propuesta bolivariana. Necesariamente tendremos que abocar las causas generadoras del conClaro, desde el punto de vista estrictamente econmisos naturales del pas sin la resistencia popular y guerriEstado, por las siguientes consideraciones: Este alcanza el 6.4% cuando hace 20 aos estaba por el orden del 2.4%; es decir, se ha triplicado, y eso es relevante. El gasto militar actualmente oscila entre 23 y 27 billones de pesos al ao, descontando que Colombia es el tercer receptor de ayuda militar estadounidense en el mundo y que por cuenta lente a 700 millones de dlares al ao. 2. En Colombia hay un rgimen jurdico que se acompaa con la proteccin militar de las inver siones. De unos 330.000 efectivos de las Fuerzas Militares, 90 mil soldados son utilizados para cuidar la infraestructura y las ganancias de las multinacionales. El enorme gasto que esto representa,

PAGE 55

55 aunado al costo de la tecnologa empleada, pone en evidencia los lmites de la sostenibilidad de la guerra. Nosotros hacemos un llamado sincero a los soldaaltos mandos que aun sientan en su pecho el latir de la patria, a recobrar el decoro y la herencia del ideario bolivariano, que reclama a los militares emplear su espada en defensa de la soberana y las garantas sociales. Qu bueno sera protagonizar el surgimiento Hoguera en el coraznEsa es la hoguera que arde en nuestro corazn; dos instrumentos jurdicos de justicia transicional que apuntan a convertir a las vctimas en victimarios. Que se tenga presente, que el alzamiento armado contra la opresin es un derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo, que ha sido consagrado en el derecho consignado en muchas constituciones de las naciones del mundo. No somos causa sino respuesta a la violencia del Estado, que es quien debe someterse a un marco jurdico para que responda por sus atrocidades y crmenes de lesa humanidad como los 300 mil muertos de la denominada poca de la violencia en los aos 50, que responda por los 5 mil militantes y dirigentes de la Unin Patritica asesinados, por el paramilitarismo como estrategia contrainsurgente del Estado, por el desplazamiento de cerca de 6 millones ricin forzada, por las masacres y los falsos positivos, y humanitaria; en sntesis que responda por el terrorismo de Estado. Quien debe confesar la verdad y reparar a las vctimas son sus victimarios atrincherados en la espuria institucionalidad. Somos una fuerza beligerante, una organizacin poltica revolucionaria con un proyecto de pas esbozado en anima la conviccin de que nuestro puerto es la paz, pero no la paz de los vencidos, sino la paz con justicia social. La insurgencia armada motivada en una lucha justa gas, ni planes por muy sonoros y variados que sean sus denominaciones. vencible. Se equivocan aquellos que embriagados de Nos han golpeado y hemos golpeado, s. Pero con el romancero espaol podemos decir: avatares de la guerra. El Plan Patriota del Comando Sur de los Estados Unidos ha sido derrotado y la confrontacin blica nacional. No obstante en nosotros palpita un sentimiento de paz fundado en el convencimiento de que movilizacin de nuestro pueblo. Este es un mensaje de decisin. Deca hace poco do, estamos absolutamente llenos de moral, de moral de combate!.(*) Uno de los lderes histricos de las FARC. Discurso en la apertura de las negociaciones en Oslo, Noruega, 17 de octubre de 2012.

PAGE 56

56 Timolen Jimnez* _______________El Presidente Santos respondi calculando cada palabra al referirse en Nueva York a los ofrecimientos de colaboracin que le hiciera el Presidente de Uruguay, Jos Pepe Mujica. No obstante agradecer la propuesta del territorio uruguayo como posible este tipo de situaciones hay que ser muy prudente. Las Vale creer que para el Presidente Santos esta l ducto del consenso. No puede pretenderse estar sentado en una mesa de conversaciones y que slo lo que una de las partes sostenga merezca atencin. Si como lo predica repetidamente Santos, se conversa es con el enemigo, si la paz consiste en tender puentes entre contrarios, los modelos econmico y de democracia, verdaderas causas de la confrontacin social y arma Santos, su discurso apunta a sealar con un grave e biano, la guerra, esa que ha dado en llamar mula o vaca muerta atravesada en el camino, es atribuible de gn l, slo son imputables a nosotros. Los intereses norteamericanos, la oligarqua colombiana, sus fuer zas armadas, sus polticas antipopulares y violentas, su corrupcin y sus represiones son por completo ajenos e inocentes. Si bien es cierto que varias generaciones de co lombianos no hemos conocido en la vida un solo da de paz, tampoco puede desconocerse que lo peor de noritarios. Que Santos padre o hijo hayan prestado su jos de equipararlos con los humildes colombianos que se juegan la vida en el campo de batalla. Las odiosas distinciones de clase y los privilegios perversos no des aparecen con frases enternecedoras. El cerrado rgimen bipartidista, la violencia salvaje en que ech sus races desde la primera parte del siglo pasado, azuzada por familias como los Santos, segn brutal redistribucin de la tierra que se prolonga hasta los albores de esta centuria, las polticas econmicas encaminadas a favorecer siempre a banqueros, empre del envilecimiento de la vida de los trabajadores y campesinos, la militarizacin creciente, la criminalizacin de la lucha social, el vandalismo policial, la conjuncin vimiento sindical, campesino y popular, la guerra sucia, los crmenes cometidos por las fuerzas armadas en Somos muy viejos para rendirnos dera motivacin que impuls al Presidente Juan Manuel Santos, a iniciar en octubre de 2012 un proceso de nea Santos a una segura reeleccin en los comicios pauverdad lo motive satisfacer la primera aspiracin del ciones para alcanzar la paz forman parte de su estra tegia para eventualmente conquistar el poder poltico Han transcurrido ms de seis dcadas desde el asesinato del carismtico lder liberal Jorge Elicer Gaitn en 1948 (que desencaden los sucesos conocidos como que ni las fuerzas oligrquicas que detentan el poder a travs de los sucesivos gobiernos y las sanguinarias pueden aniquilar a los guerrilleros, ni stos pueden almente defensa del proceso de negociaciones con las Al da siguiente, Timolen Jimnez, el lder de las

PAGE 57

57 ufana de haber derramado nuestra sangre como nadie cabeza de un miembro del Secretariado. enviados al primer encuentro cuando no eran los que tada como el producto de la derrota militar. Y qu decir de la propuesta de cese bilateral de fuegos. Y de cada una de las propuestas a la Mesa. Todava a estas alturas, tres aos despus de fracasar con su y pese a sus manifestaciones de encontrar una salida poltica, Santos, alucinado, confa en doblegarnos con gruidos. Estamos muy viejos para eso. La clave arrogante y mezquina. Mientras eso pasa, ante tan grande ofensiva dismundo conozcan en verdad lo que ocurre, he decidido autorizar a nuestros voceros en La Habana la elabo racin de un informe al pueblo colombiano. Tenemos una gran responsabilidad ante l, y tanta retrica hace dao, Santos.(*) Jefe del Estado Mayor de las FARC-EP. Carta publicada el 25 de septiembre de 2013. nombre de la contrainsurgencia, el capitalismo salvaje desatado en el pas con la implementacin de las polticas neoliberales, para la oligarqua gobernante ninguno de esos fenmenos de la vida colombiana guarda relaes necesario remover todas esas causas reales de la confrontacin. Tras un largo proceso denominado Cuando lo hicimos, las dos partes coincidimos en que el desarrollo de los puntos de la agenda acordada se cumplira en el espritu de las distintas consideraciones delegados siempre se topan con la actitud guberna en otorgar tal restriccin, que slo lo que ellos llevan a la Mesa merece considerarse. pliamente nuestros voceros, el gobierno nacional insiste en sus imposiciones unilaterales. Ya cuenta con su marco legal para la paz, un modelo de justicia transicional diseado sin contar para nada con nuesmociona hasta en las Naciones Unidas, nica frmula participacin poltica. Ya tiene lista su ley de referen do y sumarse a la poltica estatal de erradicacin de cultivos ilcitos, porque as lo tiene l decidido antes de tratar del tema en los foros respectivos y en la Mesa. ser asumida toda por nosotros. Y aparte, presiona con el cuento de que el tiempo y la paciencia de los colombianos se agotan. Las protestas, las marchas y los paros recientes demuestran que eso puede ser cierto, pero no en el sentido que indica el de ser otro de sus falsos positivos. Los problemas, la inconformidad y la rebelda siguen vivas. Lo que se acor un acuerdo de paz. Pero ni siquiera por ello asume una posicin que facilite la concertacin. Somos nosotros antes lo que l quiere. Vuelve a llamarnos terroristas, se Timolen Jimnez, Timochenko

PAGE 58

58 Miguel ngel Herrera Zgaib*_____Entre 2009 y 2010, Colombia pas de 45,7 a 44,3 por ciento en pobreza, la indigencia merm de Comparando estadsticas conviene recordar con el apoyo de la Cepal, que el promedio de pobreza en tanto que en materia de gasto social por habi Colombia apenas alcanza los 500 dlares. De otra parte, recuerda Juan Carlos Ramrez, director de la progresivo en materia de saldos anuales de ingresos y gastos en seguridad social. La pobreza colombiana slo la superan la gente de Honduras, Nicaragua, Guatemala, Paraguay, en la regin hay una tendencia a bajar pobreza y desigualdad, la mejor luego de 20 aos. Segn los analistas esta mejora se debe al incremento labo ral, pero principalmente, obedece a mayores transferencias y a un incremento del gasto pblico social, luego de la quiebra del modelo neoliberal de gestin de lo social. Tal es el caso de Colombia en el mismo periodo que subi en 10 por ciento. porque el inminente aumento en el precio de los aliconsiderable en el valor de la canasta familiar, y esta 50 por ciento de sus ingresos a este concepto. Los La realidad del campo un total de 2,4 millones de propietarios de predios mientras que 943.200 son los dueos de menos de 3 por ciento de toda la base catastral nacional. tablece que durante medio siglo contado entre 1960 y 2009, el minifundio que abarcaba el 66.7 por cienal 1,4 por ciento del total de propietarios. Hay una cifra diciente, en trminos de prome incluye en su proyecto de gobierno de 100 puntos. un componente que hace de Colombia el pas peor situado en desigualdad en materia de redistribucin equitativa: las propiedades pequea, minifundio y 41% en cabeza de verdaderos terratenientes, due La realidad de la pobreza campesina es mayor comparada con el conjunto nacional porque alcanza el 50 por ciento, y la medida nacional es 37, 2. Los departamentos peor distribuidos en materia de proagudo en consideracin a la cercana a recursos hdricos y fertilidad de los suelos. Dos zonas crticas currentemente por fenmenos de desplazamiento. insultantes niveles de latifundio corresponden a zo lvar, en las vecindades de los ros Sin y San Jorge. ria de tributacin, qu ocurre con los dueos de la riqueza territorial rural. El avalo de sus predios es los avalos nacionales. La actualizacin del catastro sin embargo no es total, segn lo adverta Jorge I. (*) Semanario Virtual Caja de Herramientas N 287.Prosperidad y desigualdad social

PAGE 59

59 E riores consecuencias cortoplacistas, se conocera como camente a los disturbios ocurridos en la capital, cuando en realidad los brotes de violencia surgieron en parte sino tambin en pueblos; la mayora liberal. El ejemplo del puerto tejazo es contundente e inhumano. En la poblacin valle caucana de Puerto Tejada, sobre el ro Cauca, liberales empapados en ira asesinaron conservadores notables, los decapitaron y jugaron ftbol con sus cabezas en la plaza del pueblo. Escena que fue repetida dividuo de apellido Soto Restrepo, y cuya vctima fue el y agitador que protagonizaron las estaciones radiales. Se cuenta que desde las radiodifusoras emitan decla raciones como: (que) estaban colgadas de los faroles la revuelta y al asesinato indiscriminado en el sentido Mariano Ospina Prez, candidato del partido conservador y quien haba ganado las elecciones en 1946, impact a los liberales de una manera negativa, tal que, finalmente, empezaron a dirimir controversias y diferencias polticas para consolidar de la palabra, tentativa para cautivar el descontento general de las poblaciones vulneradas y as emprender una ruptura poltica, social y econmica de rin, pues aqu se trataba de compartir el poder con ambos partidos. di un acendrado espritu anticapitalista. Sin embargo, como connotacin esencial, la radicalizacin gaitanista va acompaada de una crtica frontal a los procesos econmicos y sociales que originaba el desarrollo del capitalismo. Ello converga en la crtica al monopolio, a las oligarquas colombianas, a los privilegios y al preera una ideologa perfectamente encuadrada dentro del marco de la defensa a la pequea propiedad, del tendero, del artesano; sectores que venan con serios problemas econmicos dado el impacto de la Segunda centracin econmica y consolidacin de grandes monopolios nacionales y transnacionales. terpret un momento histrico, diciendo que el hambre El bogotazo

PAGE 60

60 no era liberal ni conservadora, y que la corrupcin no era tampoco liberal o conservadora, sino clasista. Empez hablar un lenguaje desconocido, el pas nacional, y el pas poltico, y las oligarquas y el pueblo y a decir que el pueblo era superior a sus dirigentes, precisamente porque los dirigentes estaban frustrando las aspiraciones de las masas y que por lo tanto deba producirse un cambio. curso del lder liberal. ra vengar la muerte de su lder liberal o sumarse a los hechos para demostrar un descontento generalizado; hubo quienes se sumaron al caos nicamente para salos militares cuyos jefes siempre han sido oligarcas y defensores de la oligarquas ahogaron la revuelta y aplastaron a los rebeldes. Este suceso dej millares de personas muertas y heridas: se recogieron miles de muertos, que cargados como bultos en camiones fueron llevados al cementerio central; prdidas ecode sucesos que vendra a transitar Colombia a lo largo de la dcada de los cincuentas, que marcara la historia del pas hasta hoy da. Muchos liberales que vivan en los ncleos urbanos, tomaron la decisin de levantarse en armas, vivir como marginales y perpetuar una guerra de guerrillas hasta que el gobierno escuchara sus depandas o hacerse con de liberales como de conservadores, eran bao de sanlos pjaros: la pocomo el cndor quien se encargara de maquinar asesinatos en contra de lderes liberales en determinadas zonas del pas.La dictadura de Rojas PinillaLaureano Gmez fue elegido en 1949 sin contendor liberal al que vencer; teniendo de antemano un poder para perseguir, eliminar, sino golpear contundentemente, a los grupos sociales que l consideraba opositores: comunistas, masones o liberales. EngloEn repetidos mensajes, en especial el siguiente, fue notada una incisiva tendencia al fascismo, al racismo y la discriminacin; en un comunicado sobre el sufraintegrada por el oscuro e inepto vulgo, donde la racionalidad apenas aparece para distinguir los seres humanos de los brutos. Para llevar a cabo su proyecto conservador, proPor decreto, se cre una comisin de estudios constitucionales, que estaba conformada tanto por libe rales y conservadores, aunque por el partido liberal solo particip un reducido nmero de los presupuestados ya que algunos no acudieron al llamado y otros rarse el 15 de junio de 1953, pero dos das antes, el general Gustavo Rojas Pinilla dio el golpe de Estado y el cambio constitucional fue aplazado.

PAGE 61

61 Fueron diversas causas las que dieron el efecto que termin con la imposicin de la dictadura militar: pues tanto Gmez como Ospina tenan adeptos dismiles que hacan mella para que no hubiese una coalicin dentro del conservatismo. un fuerte y negativo efecto en la opinin pbli rable su imagen, sobre todo en el conjunto de la oposicin. problemas de salud, fue un evento visible que demostraba que no estaba presidiendo, en el amplio sentido de la palabra, sino que lo haca a travs de Roberto Urdaneta, su ministro de Gobierno; hecho que acrecent el descontento en los liberales. Con la inercia cmplice de los liberales, Ospina se conservadores que estaban dispuestos a participar en el plan del golpe de estado. La persona escogida para efectuar el plan fue el general Rojas Pinilla, apoyado por ospinistas y alzatistas e inmediatamente prohijados por los dirigentes liberales. Fue un golpe certero, ntido y no violento. Nadie muri. Con todo lo anterior, el golpe de estado de Rojas Pinilla fue un escenario de seable para la oligarqua colombiana. Tres meses despus del golpe, Rojas Pinilla, ya pomandato de Gmez, logra con los liberales un armisticio para cesar de alguna forma la violencia que proliferaba en Colombia y que ya se haba generalizado y Tolima). miembros conservadores y liberales, sin acudir a la elec cin popular, votaron por Rojas Pinilla para la continuaciguamiento de la violencia, comenzaron las fricciones.Hago mi rancho aparteEl dictador se rode de militares y funcionarios conservadores, pero trat de hacerse una base poltica propia. Con su propio patrocinio fund la CNT (Confederacin Nacional de Trabajadores), y declar su simpata con el peronismo y con su movimiento sindiservadores, este deseo de autonoma gener la prime ra friccin. Por un lado, la Iglesia Catlica atac la CNT por su orientacin peronista. Los dirigentes liberales tentativa de amenazar la hegemona tradicional. Rojas dej de lado ambas ideas, y en 1956, ya en las postrime ras de su gobierno, intent crear La Tercera Fuerza que formulaba una pretendida unin entre el pueblo y los militares. El intento fue en vano y lo rode un vaco poltico el cual compens con su podero militar, y, en consecuencia, aprisionando a sus contradictores, clausurando la prensa y el periodismo que pona en entredicho su imagen pblica. Una escena que cabe recordar, fue la que sucedi en medio de una corrida de toros en la Plaza Santamara: el torero ofreci la corrida a la hija del general, Mara Eugenia. Despus del gesto de cortesa, secciones del pblico gritaban arengas como: la fuerza que tiene el actuar dentro de la masa, el calor de la protesta se fue apoderando de la razn, tanto de los asistentes como de Rojas Pinilla. Enervado, el 26 de Enero de 1956 los sicarios del rgimen asesinaron a silbaban a la hija del dictador. Se acaba Rojas, nace el Frente, nace el duopolio poltico, pero la violencia continu. Se debe tener en cuenta que a pesar de su rgimen tendencioso al au toritarismo, Rojas Pinilla sirvi con creces a la clase oligarca a la cual representaba: emprendi y concluy varios proyectos que hoy da siguen en pie: introdujo la televisin en el pas. Inaugur la Televisora Nacional; automatiz la telefona urbana y rural; construy la avenida y el aeropuerto de El Dorado; cre el Servicio el voto a las mujeres, entre otros. Poco a poco las directrices liberales y conservadores empezaban a mostrar descontento con la subida crescendo. Despus de haber sido escogido como una El centro de Bogot destruido, durante los sucesos de El Bogotazo, en 1948

PAGE 62

62 aquel aliado indeseable que deba ser derrocado como fuera. Solo despus de 9 guerras civiles en el siglo XIX, con un saldo de cientos de miles de muertos, y con las cenizas todava ardientes de las constantes trifulcas entre las guerrillas liberales y los conservadores, los partidos derrocaron al dictador que ellos mismos haban postrado en el poder. en la que estaba el pas desde hacia tantas dcadas. consista en repartir durante 16 aos por mitades los cargos pblicos (como el degollamiento de un buey para una feria de carnes) entre liberales y conservadocial cada cuatro aos. El periodo histrico conocido como La Violencia fue populares por construir su prosperidad. Muerto, desa t la ira popular contra quienes no solo le arrebataron poder para perennizar la violencia contra el pueblo y la miseria de la mayora de los colombianos, especial mente en el campo. Por el duopolio ejercido por liberales y conservadores, los ideales y aspiraciones de justicia social de vastos grupos de la poblacin fueron menospreciados tarse en armas para luchar en contra del poder oligar En 1970, despus que Rojas Pinilla volvi al pas tras su asilo poltico en Repblica Dominicana, fund despus de ir a la cabeza en las votaciones por un mar gen considerable, Rojas Pinilla, tras un corte de electri cidad inesperado, perdi la contienda presidencial por un fraude electoral. Este suceso dio nacimiento al Movimiento 19 de una tragedia sin precedentes, cuando el Ejrcito tom por asalto con tanques y aviones de combate las ins Suprema de Justicia, y once desaparecidos. otras, contra decenas de miles de empobrecidos campesinos y pobladores de los crculos de miserias de las ciudades colombianas, apenas son difundidas por la dos del mundo. Son muertes impunes, a la espera de que el pueblo colombiano haga justicia.Con datos extrados de un artculo del docente colombiano Julin David Corts. http://juliandavidcortes.blogspot.com

PAGE 63

63 Por Ana Siu* _______En 1975 cuando an faltaban 4 aos para el triunfo de la Revolucin Sandinista en Nicaragua, dos guerrilleros jinotepinos y un chinandegano cayeron en el Sauce, Len. Entre estos, la chinita que dejara un lede no tener detalles acerca del da en que ella cay, por medio de testimonios e investigaciones se ha logrado escribir una historia, hecho o como quieran llamarlo que se acerca a lo real. de la comunidad del Guayabo en el Sauce, se agitaban por el viento de una maana de agosto. La tierra estaba seca, y tres hombres se esforzaban por cavarla hasta formar una fosa; frente a ellos tres soldados de la Guardia Nacampesinos. un hombre alto, moreno, pelo liso y delgado; debido al peso otros lo ayudan a cargarlo y de un golpe cae en la tierra hmeda del fondo. de delgado. Se escucha como el peso del cuerpo que diferente, una mujer. Ruiz la toma con cuidado y observa el pantaln verde olivo y grueso que viste la mu chacha de 19 aos, mira su rostro que a pesar de las pitadamente en medio de los otros dos, con los brazos abiertos y boca abajo. Ruiz, rubio y de ojos azules intenta bajar a la fosa deja que se pudran esos hijoeputas!, le ordena uno de los guardias, mientras lo amenaza colocando el arma en su cabeza. Nadie dice nada, todos tienen miedo de esos asesinos. y para que miren que somos buenos, tras tira una bolsa llena con pastillas acetaminofn. Mireya era el seudnimo que y con esto tambin cambi su oscuro y largo cabello, por un cabeLen, donde se hospedaba en una casa de seguridad con una familia muy humilde que no poda alimensu ya numerosa familia. Dentro de lia Herrera de Pomares, que todos los das con sus estmagos vacos sostenan entre ambas un plato de frijoles que deban compartir. Solo un plato al da. Deban seguir su camino y lonarse en la escuela militar que se saran de ser guerrilleros empricos a ser casi profesionales para batallar. El Sauce es un municipio ubicado a 177 kms de llena de casas hechas de ladrillos de barro. Todas lucen iguales, del mismo tamao, del mismo material y hasta de la misma forma. El sol es abrasador, una hoja no se mueve en ese lugar. La gente camina por las calles sin preocupacin, van a la iglesia y de vez en cuando se sientan en el parque. En una de estas casas de ladrillo vive Nieves Lpez, una joven recin casada que le cocina a su marido todas las tardes para recibirlo con una rica cena. Pero hace dos semanas que observa por la ventana que da a su patio, a una joven no muy alta, muy delgada y con el pelo corto que llega en busca de su marido. Su esposo es el correo, quien le lleva mensajes a los guerrilleros que se encuentran en una escuela de entrenamiento militar. La joven a la que llaman Mireya llega diario a buscarlo, platican con rapidez, intercambiando solamente palabras en clave y algueros de lucha. Pasados unos das en el Sauce, se dieron cuenta que era demasiado peligroso seguir en la ciudad y deciden adentrarse a la montaa. En la madrugada de un 1ro de Mariposa clandestina nuestros hroes

PAGE 64

64 por una mala alimentacin y noches sin dormir. Caminan a travs de un bosque espeso y hmedo, atraviesan corrientes de ros, se deslizan en el lodo y se apoyan de las ramas para no caer. Luego de caminar 10kms llegan a una comunidad llamada el Guayabo, atrada por el llanto de un beb en la casa de abajo se dirige hacia ella y golpea. Son las 3 de la maana nio recin nacido en brazos mientras le da de mangela se voltea para ver quin le habla, sus miradas brazos para chinear al pequeo. Se sentaron una al lado de la otra, intercambiaron saludos y gestos amables, hasta que ngela interrumpi el silencio y pregunt: Quines son uspelo en su cara Venimos a hacer una limpia de las personas que roban, respondi con calidez. ngela Platicaron un poco, sobre cosas del campo, de los nios, de los ojos claros de toda la familia Ruiz, incluyendo al beb que an no tena nombre. Solo el murmuro de los guerrilleros que platicaban afuera se escuchaba, llas. Se las entreg a la madre del nio y le pidi que se lo prestara para pasearlo un rato, ngela acept. Mara Rural. Era una campesina que luchaba cada da por sus hijos, que buscaba da a da una razn diferen la chinita se enlist en la lucha que liberara a la mujer, al pobre, a los nios. zos, mientras le cantaba canciones de cuna con su voz dulce y a la vez imponente. Se qued debajo de chinadegano. Conversaban acerca de qu pasara despus del de vez en cuando hacan una broma para disminuir la tensin. Los brazos y manos de los tres estaban llenos de rasguos por la prolongada estada en la montaa, ya los tres estaban agotados y a pesar de no ver muchos resultados inmediatos, retroceder no era una opcin. En su casa, ngela preparaba una leche para esa invitada misteriosa que consider una persona muy buena, se distrajo por pensar en quines eran todos aquellos hombres y mujeres que haban llegado a su comunidad que nadie visita nunca, de pronto not que la Le traje una leche. Pero se me ahum, me disculpa, dijo en sollozos ngela, Qu rico! Disculparla por chinita mientras tomaba la taza de leche caliente y se la beba con deleite. Tal vez ese fue el momento donde ngela sinti el calor de una amiga, de un gesto de verdadero agradecimiento. Eran las 12 del medioda y los hijos mayores de tanqueta y muchas armas, anunciaron los dos jovencitos. ngela sinti como los pelos de sus brazos y piernas se erizaban, una corriente helada le recorri la espalda, e inmediatamente supo que deba avisarles a los visitantes. En esos aos de dictadura somocista los campesi car y mucho menos que supieran que haba empezado reciban a esos misteriosos guerrilleros sin poder des cifrar porqu se encontraban en la montaa. ta. No te preocupes, toma el nio y anda a la casa, le su hogar. Yo voy a regresar aqu al Sauce un da, dijo papel de su pantaln y lo puso en manos de Ruiz y se de un da con la chinita para quererla como a una hija, Era momento de reunirse, los guerrilleros instinti vamente se juntaron en un crculo y planearon de qu manera podan defenderse. Eran unos 20 y necesitaban del apoyo de algunos mientras se dispersaban, era necesario que les cubrieran la retirada. de una guerra, estos guerrilleros, que siempre son compaeros estn a salvo. Nunca saben contra qu o dos voltearon a verla y trataron de convencerla de lo contrario, que mejor se quedara un hombre. Sin em dos hombres la secundaron, entre ellos un jinotepino

PAGE 65

65 Los tres cubriran la retirada, lo nico que sonaba en sus cabezas en esos momentos era Patria libre o morir. Haban cometido un suicidio. Desde el momento en que decidieron ser guerrille ros clandestinos, saban muy bien que la muerte sera una visitante recurrente. El miedo a ella ya era natural. Hace un ao que la chinita haba dejado todo: su gar. En la nota que le dej escrita a sus padres, antes de irse clandestinamente hay una frase muy particular. Juan Gaviota, con una letra cursiva y elegante donde la Eran las 3 de la tarde y la GN comenz a entrar, eran 300 hombres armados hasta los dientes. Por los cielos vuelan avionetas listas para disparar si era necesario. La batalla haba comenzado, la GN empez a lanzar granadas y a disparar sin piedad. El bosque se haba convertido en campo de batalla, un lugar casi vir donde 37 aos despus caminaran jvenes, adultos y mayores para conocer un poco de la lucha sandinista en la montaa. Su mente estaba en blanco. Sin embargo su instinto la obligaba a seguir disparando, nadie imaginara a esa muchacha de clase acomodada que cantaba y tocaba la guitarra en las acostumbradas veladas, se vera tan ruda y valiente en lo que ahora sera su nuevo escenario. El corazn amenazaba con salirse de su camisola, empez a salir de su boca, sabiendo que morira empe z a rezar hasta desvanecerse sobre el quebracho. La balacera haba acabado, los guardias se acercamuertos. Todos haban cado, todos haban logrado tiempo que ellos. ngela decidi salir media hora despus que la tragedia empez, se dirigi hacia arriba en busca de la chinita y la encontr. Estaba su cuerpo apoyado en granadas y los dos tiros en su estmago. rando con desesperacin como si alguien muy cercano sin dejar de llorar todo el tiempo, 5 minutos se convir tieron en una eternidad. Su pecho estaba comprimido del dolor, su estmago revuelto y su cabeza a punto de estallar por la terrible impresin.

PAGE 66

66Y vos qu sos de ella?, pregunt un guardia. Nada!, gritaba ella mientras segua lamentando la prdida. Entonces por qu lloras, dijo con tono de prepotencia el guardia. Porque es un ser humano, igual que yo, respondi ngela. Les fue prohibido darles sepultura a los cuerpos, pero por la noche cuando ya se haban dormido los guardias, unos cuantos pobladores les colocaron can diles a los cuerpos para que, segn sus creencias, des cansaran acompaados. que los dejaran enterrar los cuerpos. Si ustedes consiLa mariposaLa tumba de estos tres cuerpos no fue visitada por mucho tiempo, ya que la familia Ruiz y muchos otros montaa cuando la guerra los alcanz. En ese tiempo ser analfabeta nunca pudo saber lo que la chinita le quiso decir, o tal vez lo que deseaba que otras personas supieran. Luego de unos aos, a kilmetros de El Sauce, alguien recordara a esta chinita quien motivada por su indignacin y las ganas de ver a su pueblo libre, dej todo. En un edificio de habitaciones en la ciudad de Godoy, buscando en su cabeza la inspiracin de un tema que lleva mucho tiempo tratando de escribir. La ventana del cuarto que da a la bulliciosa calle posa entra y se posa sobre su escritorio. La idea surgi de golpe: clandestina una maripo tomaba la guitarra y le agregaba los acordes. Un moempez a grabar lo que acababa de suceder. la cancin. cancin en honor a su hija: Compadre Guardabarranco y de luz decime si en tus andanzas No fue necesario escucharla por completo, para que Rubia llorara. Pero no de tristeza, sino de orgullo.(*) Publicado por puntociegonicaragua.com

PAGE 67

Colectivo de Comunicadores Sandino Vive Contacto para Suscripciones:

PAGE 68

General Miguel ngel Ortez y GuillnElias Miguel Cabrera* _______Miguel ngel Ortez yGuilln nace el 4 de no-viembre de 1907 en la hacienda El Recreo, jurisdiccin de Mozonte, municipio de Nueva Segovia, hijo mayor del matrimonio entre Jos Salva-dor Ortez Marn y Clotilde Guilln. Su estatura pequea, tez blanca, cabello rubio y ojos azules, probablemente derivan de sus antepasa-dos, europeos de un pequeo poblado llamado Ortez, en el sur de Francia, en la frontera con el estado espaol. en los altares y procesiones religiosas de aquel tiempo. Ya un poco mayor, en su hacienda El Recreo, Miguel ngel se hizo -nada; en 1925 su padre lo enva a Len para iniciar sus estudios de secundaria en el Instituto de Occidente, los cuales interrum-pi en 1926 al estallar la Guerra Constitucionalista en mayo de ese mismo ao. En los disturbios de la guerra civil no tom parte, ayud a su familia en las labores de la hacienda. Transcurri el pe-rodo de la guerra civil, y an en los primeros meses de ocupacin norteamericana, en 1927, continu trabajando junto a su padre. -do bajo el mando de un general llamado Gregorio Ferrera. Poco tiempo despus se supo que el citado Ferrera era el propio Miguel ngel Ortez. -gusto C. Sandino tuvo conocimiento del General Ferrera, y lo invita a -fensor de la Soberana Nacional (EDSN) y casi siempre permaneca en la zona de El Cuje, jurisdiccin de Totogalpa, desde donde operaba con periodicidad y victoria. Tena su cabello amarillo, pelo bayo por eso Sandino le deca Colocho de -les. Era un hombre juguetn, porque era un chavalo, pero era un hombre En la madrugada del 14 de mayo de 1931, la columna del GeneNacional. Los soldados estaban a punto de aniquilar la guarnicin de guardias y marines, cuando el raso GN Jos Lpez logr distinguir en la penumbra a un atacante que se acercaba al cuartel. El soldado dispar un proyectil, acertando en el abdomen de Miguel ngel. Sus tropas lo morir, quiero nombrar como jefe de mi columna al General Juan Pablo Minutos despus, falleca a los 24 aos de edad. Eran las 4:15 de En carta fechada del 22 de mayo de 1931 y dirigida a su lugarte-niente, el General Sandino escribe: -nes se sienten embargados de pesar, y en medio del pesar se (f.) A.C. Sandino. Los descendientes del General Ortez se integraron plenamente -sin de Estados Unidos. El Ejrcito Popular Sandinista bautiz con su de cachorros propinaron muchas derrotas a las fuerzas mercenarias.Algunos de sus heroicos combates1930 10 de julio. Combate de Pasmate. -tez y Carlos Salgado rinden informe de las operaciones militares du27 de julio. Combate de Las Cruces, Jinotega. 31 de diciembre. El General Ortez y sus hombres emboscan a una 1931 Jos Len Daz ataca la guarnicin de los marinos y de la Guardia Nacional en Somoto. En los aos 70, el cantautor Carlos Meja Godoy se inspir en este poema de Manolo Cuadra, para escribir su inmortal El Cristo de Pala-Miguel ngel OrtezNo porque en las Segovias el clima fuera fro Muy cierto que de nio, supersticioso y po, Pero ya crecidito, cuando el funesto tro en nombre de la selva, de la ciudad y de ro, Baj desde las nubes ms de un aeroplano Manolo Cuadra (Quilal, Guerra de las Segovias, 1932)* Nieto del General Miguel ngel Ortez.