<%BANNER%>

Correo de Nicaragua

Digital Library of the Caribbean
MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Correo de Nicaragua
Physical Description:
Serial
Publisher:
Colectivo Sandino Vive
Place of Publication:
Managua, Nicaragua
Publication Date:

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
System ID:
UF00098604:00028

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Correo de Nicaragua
Physical Description:
Serial
Publisher:
Colectivo Sandino Vive
Place of Publication:
Managua, Nicaragua
Publication Date:

Subjects

Genre:
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of Florida
Holding Location:
University of Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
System ID:
UF00098604:00028


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

La Patria Nuestra es donde luchamosInformacin, anlisis y debate N o 28, julio-agosto 2013

PAGE 2

Correo es una publicacin bimestral del colectivo de comunicadores Sandino Vive, del Instituto de Comunicacin Social. Los materiales publicados por Correo pueden ser reproducidos total o parcialmente por cualquier medio de informacin citando la fuente. Suscripcin militante : US$ 50.00 anual Precio unitario en Nicaragua: C$ 50.00 Telfono: 2250 5741 correodenicaragua@gmail.com sumarioao 5 nmero 28 julio-agosto 2013 Consejo de Direccin: Carlos Fonseca Tern Gustavo Porras Orlando Nez Scarlet Cuadra Waters William Grigsby Vado Articulistas: Jorge Capeln Toni Solo Produccin: Csar Prez (CCC) Marialuisa Atienza Flix Surez Narvez Diseo y diagramacin: Heriberto Morales Sandoval Editorial: La Patria Nuestra es donde luchamosLos movimientos sociales y la Revolucin Latinocaribea Petrocaribe, guerrilla armada de solidaridad Cuba actualiza su modelo socialista El espa Snowden y la podredumbre de EEUU China en el mundo Nelson Mandela Carlos Fonseca como yo lo conoc La defensa de Santa Rosa Marco Somarriba: vigor, fuerza y fuego revolucionario 3 4 19 24 28 38 45 49 59 62Foto portada, de izquierda a derecha: Gonsalves, primer ministro de San Vicente y Las Granadinas; Roosevelt Skerrit, Primer Ministro de Dominica; Rosario Murillo; Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua; Cilia Flores y su esposo, Nicols Maduro, Presidente de Venezuela; Ral Castro, Presidente de Cuba; Pepe Mujica, Presi-dente de Uruguay, y su esposa, la senadora Luca Topolansky; Winston Baldwin, premier de Antigua y Barbuda; Ricardo Patio, canciller de Ecuador, y

PAGE 3

3 editorialLa Patria Nuestra es donde luchamosHasta hace un tiempo, la opinin pblica de los imperios haba inoculado la idea de que los movimientos sociales no deban meterse en poltica ni aliarse con los partidos polticos, sino que deban permanecer recluidos en sus pe-queos universos y activados alrededor de sus pocas reivindicaciones. Lejos de acatar las rdenes de los imperios, hoy la agenda principal de los movimientos sociales y de los movimientos polticos de Nuestramrica, es la Revolucin. Los autnticos movimientos sociales, genuinos portavoces de las ms diversas expresiones del pueblo, surgen de la l-gica social, econmica y cultural de su propia realidad y evolucionan hacia movimientos polticos, sin perder su identidad. En Nuestramrica, luchan contra el capitalismo neoliberal y han hecho trizas el esquema fabricado en los centros de poder europeos y estadounidenses, de agrupar un puado de activistas formados en las escuelas imperialistas bajo la En Nuestramrica, los partidos polticos revolucionarios asumen tambin las demandas y las luchas de los movi-mientos sociales. En Nicaragua, el mayor movimiento social se llama Frente Sandinista de Liberacin Nacional. Bajo la direccin del Comandante Daniel Ortega, el FSLN es un partido poltico que no slo dirige y administra, sino que toma como propias las banderas de los movimientos sociales. La disputa por el poder poltico es en todos los campos: en las organizaciones sociales, en las calles, en la lucha ideolgica, en el seno de las fuerzas armadas, en la economa y en la lucha electoral para ganar o conservar espacios en todas las instituciones de gobierno (nacional, municipal, legislativo, judicial, electoral). La Revolucin se hace realidad sobre la base de la organizacin popular. Solo es posible conservar el poder poltico o disputarlo con las fuerzas pro-imperialistas, segn el caso, con la ms amplia alianza posible de los revolucionarios con todos los sectores que son amenazados o sufren el capitalismo neoliberal. son del pueblo, los esfuerzos se concentran en lograr impedir que los policas o los militares se conviertan en instrumentos de los imperios y de las clases dominantes con el propsito de restablecer el poder colonial y subordinado a los intereses rangos, soldados y policas, de que la mejor manera de garantizar los intereses de su Patria y los propios, es romper sus lazos de subordinacin con los poderes imperiales y oligrquicos, cesar la represin contra los sectores populares y convertirse en autnticas instituciones patriticas para garantizar la independencia de la nacin y la estabilidad poltica y social de su pas. La Revolucin es la disputa de las calles, el escenario en donde desde siempre se empieza a ganar o a perder el po-der poltico en cualquier sociedad. Por ejemplo, los pueblos que gobiernan no pueden dejarse arrebatar las calles por movimientos minsculos acuerpados por los medios corporativos y la maquinaria meditica imperial, que repentina-mente abanderan alguna causa de un sector popular con el nico propsito de destruir la base social de los gobiernos progresistas y facilitar su asalto al poder. Para los revolucionarios, la disputa del orden poltico tambin es la solidaridad, que sigue siendo el principal patrimonio de los pueblos, de los pobres, de las organizaciones sociales polticas. Y la solidaridad por su naturaleza es incondicional. La Revolucin es la disputa de la riqueza social entre quienes la tienen y no lo producen, y quienes producen esa riqueza y no la tienen. Una disputa que se da en la fbrica, luchando en los parlamentos por leyes a favor de los intereses popula-res, o batallando por polticas sociales gubernamentales a favor del pueblo. Los revolucionarios debemos apropiarnos de todas aquellas medidas que implique nalgn progreso, por mnimo que sea, para los sectores populares, an en aquellos pases en donde somos oposicin. La Revolucin es la disputa de la opinin pblica, hoy ms importante que nunca porque es la Batalla por las Ideas, como la bautiz el Comandante Fidel Castro, es la madre de todas las batallas. Es a travs de la lucha ideolgica que ganamos espacios en las instituciones, las fuerzas armadas, las polticas econmicas y sociales, y es en donde podemos orientar a la sociedad hacia sus mejores intereses y objetivos. La Revolucin tambin es defender la Madre Tierra y sintonizar las luchas latinocaribeas con las de todos los pueblos del mundo para crear un nuevo orden mundial multipolar y equilibrado. La Revolucin es la unidad latinocaribea contra los imperios. Es la conciencia de que no es posible consolidar la re-volucin en un solo pas, sin contar con los otros procesos revolucionarios. La soberana de Nicaragua, Venezuela, Cuba, Ecuador, Bolivia, Argentina, Brasil, Hait, y de todos nuestros pueblos, pasa por la soberana de Nuestramrica. Por eso es tan importante no solo consolidar las nuevas instituciones latinocaribeas, creadas o consolidadas bajo el impulso de las ideas y de la accin del genio revolucionario de Hugo Chvez (PETROCARIBE, ALBA-TCP, CELAC, UNASUR, MERCOSUR, entre otras), sino tambin fortalecer la soberana popular desde los partidos revolucionarios, desde los movi-mientos sociales y desde las mismas entraas de las mayoras empobrecidas de Nuestramrica. La Revolucin Sandinista ha comprendido que su propia consolidacin pasa por el avance de la Revolucin Latino-caribea y por lo tanto, del progreso en cada uno de los pases de Nuestramrica. La Patria Nuestra ya no es el pas donde nacimos, sino el sitio donde luchamos.

PAGE 4

4 Los movimientos sociales y la Revolucin LatinocaribeaDesde 2007, el Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) organiza el foro de los movimientos sociales de Nuestramrica para rendir homenaje tanto al Ge neral de Hombres libres Augusto C. Sandino y a cada aniversario de la Revolucin Popular Sandinista. Este ao, entre el 15 y el 17 de julio pasado se rea liz en Managua el VII Encuentro de Movimientos Sociales de Nuestramrica dio un salto de calidad para establecer un dilogo sobre los avances de la Revolucin Latinoamericana, su etapa actual en los diferentes pases, sus mtodos de trabajo, la dispu ta por la hegemona, la comunicacin y la informaEn lugar de las exposiciones de connotados intelectuales revolucionarios, el FNT opt por organizar el debate entre los delegados de doce pases y ms de 60 organizaciones sindicales y sociales de Nuestramrica, sobre la base de tres temas: la disputa por el poder poltico; alianzas y hegemona poltica, y lu cha ideolgica y comunicacin. Todos los delegados expusieron sus criterios a partir de su propia realidad y la experiencia acumulada en dcadas de lucha por los intereses populares. Simultneamente, entre otras actividades, los delegados internacionales conocieron directamente la exitosa experiencia de grupos de mujeres organizadas, protagonistas de Usura Cero (microcrditos) y de Hambre Cero (Bono Productivo Alimentario), dos de los programas ms emblemticos del Gobier no del Presidente Daniel Ortega. breza debe ser la estrategia revolucionaria de todos, por que cruza a todos en lo econmico, en lo social, en lo poltico, en lo tico, en lo moral, en lo cultural y en el corazn. En este sentido, apuntan que es la derecha, en tanto sistema, el que crea la pobreza, y por ello, la lucha contra la pobreza debe ser no slo una bandera de los movimientos sociales y polticos revolucionarios, sino la estrategia central de toda lu cha contra el sistema capitalista que la genera. Asimismo, los delegados al VII Encuentro de Moen cada parte de la geografa latinoamericana y caribea, la revolucin adquiere distintas formas de lucha en correspondencia con cada realidad social, econmica, poltica y cultural. Los pases tienen sus particularidades histricas y sociales pero se enfrentan a una misma generalidad continental: el impe rialismo neoliberal con sus consecuencias negativas para la felicidad, la esperanza y el desarrollo de los la Revolucin Latinoamericana y Caribea, en algunos pases, ha venido alcanzando el gobierno por la va electoral en el marco de heredadas demo cracias burguesas, en otros estn disputando el espacio en las asambleas nacionales, en los consejos de municipios, alcaldas y dems poderes del Estado; en otros pases se estn gestando instrumentos para disputar dichos espacios a los partidos de inla declaratoria. Frente a las maniobras imperialistas y oligrqui cas para frenar el avance revolucionario de los pue blos, las delegaciones participantes reivindicaron que slo la unidad de los movimientos sociales, los movimientos polticos y todo el pueblo alrededor de un proyecto poltico y con una estrategia Incluyente, amplia, y solidaria nos dar el triunfo. Esto incluye el trabajo poltico en los votantes de todos los par tidos contrarios e incluso en el seno de las fuerzas conciencia organizada de la mayora del pueblo. Sin el respaldo de la mayora de la poblacin, no puede Tambin se establece la lucha electoral como parte de la estrategia para alcanzar el poder poltico: La Revolucin Latinoamericana y Caribea necesita que los movimientos sociales se constituyan en soportes de los proyectos revolucionarios, pero estando claros que solo venciendo el sec tarismo y reconociendo la necesidad de formar, conformar o aliarse con un movimiento o partido poltico podemos disputar el poder y alcanzar la hegemona poltica. Y la hegemona se logra nicamente alcanzando la legitimad dada por el pueblo, compartiendo las responsabilidades y desarrollando transformaciones. En este sentido,

PAGE 5

5 debemos tambin considerar la importancia de la participacin y el aporte de los movimientos sociales en la lucha poltico electoral, sumando el apoyo de ms sectores sociales y trabajar una estrategia de divisin de la derecha para enfrentar Otro aspecto esencial abordado en la declaracin es la batalla por las ideas: la lucha poltico ideolgi ca debe formar conciencia en los pueblos y enfrentar al enemigo comn, e incluye enfrentar el poder meditico de la derecha, construyendo medios co municacionales alternativos que hagan efectivo el enfrentamiento y lucha ideolgica, as como su uso para compartir debates y experiencias, sin embargo, Se trata de crear una nueva conciencia y nue vos valores, en donde la educacin juega un papel preponderante. La clave fundamental para esta lucha es la conciencia poltica de cada uno de los ciudadanos, de lo contrario no gobernar el que nos convenga. La revolucin necesita una base ideolgica slida por lo que se hace necesario mucho anlisis, estudio, crtica y autocrtica, y fundaEstos aos de neoliberalismo han podido evidenciar que los medios de comunicacin de masas al servicio de la oligarqua y de la derecha, constru yen imgenes de falsos lderes polticos y sociales, ocultan la corrupcin estatal y los procesos de privatizacin de los servicios pblicos, mientras buscan pblica de los gobiernos progresistas, y sobre todo, En este Dossier, les presentamos el discurso de Gustavo Porras y una sntesis de la situacin del movimiento social en cinco pases centroamericanos.Todas nuestras luchas son parte de la Revolucin LatinocaribeaGustavo Porras* _________________Este es el sptimo Encuentro que estamos lle vando en forma sistemtica. Llevamos siete aos consecutivos donde nos juntamos movimientos sociales con representaciones de diferentes pases. En este encuentro vamos a desarrollar una modalidad diferente. Como recordarn algunos compaeros, en los encuentros anteriores hemos tenido exposiciones de compaeros intelectuales que han ve nido a hablar sobre los movimientos sociales, y hemos tenido debates. El compaero Orlando Nez, plantea como con cepto la Revolucin Latinoamericana como fenmeno nico. Es decir, no es la Revolucin Nicaragense, no es la Revolucin Cubana, no es la Revolucin Bolivariana en Venezuela, no es la Revolucin en Honduras: es la Revolucin Latinoamericana, que tiene sus particularidades, sus fases, sus etapas en cada uno de los pases, de acuerdo a las realidades y a las propias con diciones de cada uno de nuestros pases. Cuando nosotros comenzamos a ver as el proceso ridad la necesidad de establecer, estrechar, fortale cer los lazos de solidaridad entre nosotros. Debemos sentir que una accin contra nuestros compaeros en Honduras, o en El Salvador, o en Venezuela, es una ac cin contra nosotros mismos, porque es la Revolucin Latinoamericana la que est en peligro. Cada uno de nuestros pases tiene su historia y tiene sus particularidades, y hemos avanzado hasta donde hemos podido, hasta donde nos han permitido la historia y las particularidades de nuestros pases. Pero lo debemos de ver como un todo, dentro del concepto de la Revolucin Latinoamericana.

PAGE 6

6 La Revolucin en El Salvador va caminando, con sus particularidades, van avanzando, y van ahora a una justa electoral en sus propias condiciones. Y lo mismo en Honduras. Pero no es el Movimiento Popular Revolucionario en Honduras el que est llevando la lucha: es el Movimiento Revolucionario Latinoamericano realizado por los revolucionarios hondureos, quienes estn llevando la lucha de la Revolucin Latinoamericana en su pas. Ese concepto creo que es importante que lo reforcemos, lo debatamos, lo interioricemos, porque nos va a permitir sentir este noviembre de nuestros hermanos hondure os, cuando van a las elecciones, como el noviembre nuestro, como el noviembre de cada uno de nuestros pases. Eso es lo que necesitamos. Todos nosotros debemos comprender que el proce so revolucionario latinoamericano en cada uno de nuestros pases tiene sus particularidades. La Revolucin debe caminar no ms all ni ms atrs de donde puede. Es decir, debe ir paso a paso hacia adelante, sabiendo que el enemigo global existe, que el mercado existe, que enemigos internos nos acechan y responden al enemigo global; y sabiendo que un triunfo, una batalla que logremos avanzar, nos va a traer nuevos peligros. No nos podemos embelesar con nuestras victorias. Debe mos saber que siempre el enemigo est acechando per manentemente. Debemos saber el momento exacto en que estamos y el paso que tenemos que dar. Ese es el concepto bsico de este encuentro: la Revolucin Latinoamericana, la Revolucin de todos. Esto nos va a permitir ahora, despus de siete encuentros, hacer esa red necesaria que debemos tener porque somos nosotros mismos los que vamos avanzando en cada una de nuestras realidades. As como nos despert nuestra hermana Cuba, desde el triunfo de la Revolucin Cubana y nos gui en la esperanza. De la misma forma tenemos que comprender lo que somos nosotros mismos en cada uno de nuestros pases. Cunta visin tenan nuestros guas, nuestros libertadores, nuestros prceres! Cunta visin tena Bolvar, rescatado, reeditado y reforzado con Chvez, por nuestro Comandante Eterno Hugo Chvez! Cunta fuerza! Y cunta visin tena y cunta fuerza tiene nuestro Sandino! Nuestro, de Nuestramrica: nuestro Sandino. Por eso hemos puesto a disposicin de los delegados un documento histrico: la propuesta de Sandino para la unidad Latinoamericana en la cons truccin del sueo de Bolvar. Esa es nuestra Amrica Latina, desde Daro, cuando deca que andaban miles de cachorros de len por Amrica. Esta discusin nos va a cruzar por unas temti cas que son vitales. La lucha por el poder poltico, en primer lugar, en su momento preciso, sabiendo que alcanzar el gobierno es una pequesima parte de lo que es el poder. Y debs tener las fuerzas armadas, los instrumentos legales, la Asamblea Legislativa. No es el momento por arte de magia, no es la lucha por el poder poltico como por arte de magia; y que de pronto, como en los cuentos de hadas, todo se volvi feli cidad. Es la lucha paso a paso que est llevando LIBRE en Honduras para dar el primer paso, y saber cmo sostenerlo para dar los pasos siguientes. Es la lucha de los bolivarianos, que ha sido una lucha ardua, por ms de cincuenta aos. Fundamentalmente, el verdadero poder radica en la gente, en el pensamiento, en el corazn de la gente, que es lo que nos tenemos que ganar; es el pensamien to y el corazn de nuestros pueblos. Por eso, son importantsimas las alianzas para alcanzar la hegemona poltica. Los revolucionarios poco a poco vamos comprendiendo que necesitamos montar en el barco de las transformaciones a todos, no slo a los revolucionarios. En un pas necesitamos hacer alianzas para los procesos de transformacin. Acaso no es ese el ejemplo que ha dado la Revolucin Nicaragense? O es que acaso no es ese el ejemplo que ha dado la Revolucin Hondurea, o el ejemplo que ha dado la Revolucin Salvadorea, o la Revolucin Bolivariana? Ese es el ejemplo de la Revolucin Latinoamericana. A nosotros el Comandante Daniel Ortega nos ha guiado en ese camino, de tal forma que nosotros entramos en esta segunda etapa de la Revolucin con el 38% de opinin favorable, y en 2011 alcanzamos el 62%. Pero eso tiene que ver con la necesidad de aliarnos para ir instaurando la hegemona poltica revolucionaria.

PAGE 7

7 Otro elemento es la necesidad de la lucha ideo lgica y lo primero que debemos tener en cuenta, es cul es el sentimiento, el pensamiento, las creencias, la cultura de todo nuestro pueblo. Eso es lo primero, eso es lo importante, la incorporacin del sentimiento, de las creencias, de la cultura, del corazn de nuestro pueblo en el proceso revolucionario, en el proceso de transformacin. Por eso estamos construyendo en Nicaragua y debemos construir en Nuestramrica, procesos que incorporen todos los sentimientos de nuestra gente. La particularidad en Nicaragua es nuestro modelo que estamos construyendo, el modelo Cristiano, Socialista y Solidario. Cristiano porque nuestro pueblo nicaragense es esencialmente cristiano. El 99.9% de los nicaragenses en toda encuesta de valores te responde siempre de que lo primero en su vida es la fe. Y si sos Revolucionario, cmo vas a olvidar eso? cmo vas a cegarte a eso? Pero adems, no es de mentira. Es de principios, de fondo, porque los valores cristianos son esencialmente revolucionarios. Si no sos revolucionaPero eso no se tiene aisladamente, no se incorpora aisladamente. Tens que incorporar tambin la teora base de los trabajadores, la unidad de los revolucionarios, el concepto del trabajo de transformacin socia lista. Y por eso somos Cristianos y Socialistas. Y nuestros pases, nuestros pueblos latinoamericanos son esencialmente solidarios. En Nicaragua, como en Honduras, como en El Salvador, como en Guatemala, como en todos nuestros pases en Latinoamrica, los latinoamericanos somos solidarios, le tendemos las manos al que est al lado nuestro en todos nuestros pases. Esa es nuestra raza, esa es nuestra cultura. En nuestros pa ses no nos cruzamos de acera porque alguien cay ah, no vaya a ser que nos metan una demanda, a como sucede en otras culturas. En nuestras culturas tenemos que buscar cmo le den aire a esa persona cada en la acera, porque todo mundo quiere hacer algo cuando alguien est pasando un mal momento. En nuestros barrios, en nuestras comarcas, ustedes lo saben, todo eso lo tenemos que rescatar, lo tenemos que trasfor mar en lucha ideolgica, en conceptos, en vehculos de comunicacin, en sentimientos para poder real mente compartir nuestros pensamientos y nuestros sentimientos. Eso es lo que esperamos. Hace unos das, un compaero me recordaba que lo primero que hace el imperialismo cuando va a atacar, es aislarnos. Prepara el zarpazo, pero primero nos asla y es necesario que nos demos a conocer, que nos comuniquemos con todo el mundo, que no aslen todos nuestros procesos, que no aslen el camino de nuestros compaeros de LIBRE en las elecciones de Honduras en noviembre, a los de El Salvador en su elecciones en marzo del 2014. Qu no nos aslen! Que todo mundo en nuestros pases sepa todas las barba ridades que nos hacen. Es necesario que nos comuniquemos. Nuestros intereses individuales, personales, de organizaciones, son chiquititos, son enanitos comparados con el gran inters de la Revolucin Latinoamericana.(*) Discurso de apertura del VII Encuentro de Movimientos

PAGE 8

8 Al VII encuentro asistieron numerosas organizaciones de todos los pases centroamericanos. La periodista Rotsen Lpez, de Radio La Primersima, entrevist a delegados de Panam, Costa Rica, Honduras, El Salvador y Guatemala, para conocer ltico en sus respectivos pases. tro, la Revolucin en su lucha por alcanzar el poder poltico o en su lucha poltica por alcanzar el poder se enfrenta ante las ya conocidas formas de los imperios para anular y constreir la Revolucin exactamente lo que ocurre en Centroamrica.PanamDel movimiento social al partido polticoPanam es el tpico ejemplo del neoliberalismo aplicado a rajatabla: gracias a la ampliacin del Canal, desde hace ms de cinco aos, su economa crece a un promedio del 10% anual, pero esa riqueza queda en la cpula oligrquica y la miseria crece en el pas. La poblacin en Panam es de un poco ms de 3 les, 37 de cada 100 panameos vive en pobreza total, 508,700 se encuentran en extrema pobreza, ms de 150,000 estn desempleados (desempleo abierto) y 200,000 conciudadanos ganan menos que el salario mnimo. En el rea rural indgena la pobreza extrema aument de 86.4% a 90.0% y la desnutricin infantil supera ya el 22 % de la poblacin. que en los ltimos aos se registra una cada de 26% mento incesante de la canasta bsica alimentaria y un ataque permanente al derecho de sindicalizacin de los zacin de la economa con la venta masiva de las empresas panameas de casi todos los sectores productivos, a corporaciones transnacionales estadounidenses, mexicanas y colombianas, principalmente. El saldo neto de todo este proceso de Desnacionalizacin es que la base productiva material de los principales grupos econmicos nacionales se debilita cada vez ms y tiende a desaparecer. No hay que ser un lince para entender que a poco andar, la ausencia de bases materiales propias, especialmente las apegadas a las esferas de la produccin, que sigue siendo la fuente nica de verdadera riqueza, convierten la Soberana NacioExplica tambin que en Panam hablamos de temtica y permanente por parte de una oligarqua incontrolada; porque la red de corrupcin en las ms altas esferas econmicas, polticas y sociales del pas forma un entramado que se extiende a los principales negocios pblicos y a las grandes inversiones, abar ca especialmente a los altos cargos de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, a los mandos de los organismos de polica y seguridad, a los medios de comunicacin, a las cpulas rectoras de los sistemas de salud y educativo y a ciertas cpulas sindicales tradicionalmente al servicio de los patrones. Es tal la dadano de a pie parece no tener posibilidad alguna de defenderse y se ve obligado a convivir y pactar con Hace quince aos, los sindicatos y movimientos populares panameos fundaron el Frente Nacional por los Derechos Econmicos y Sociales (FRENADESO), un movimiento social con clara conciencia de su rol en la acumulacin de fuerza social y poltica para Movimiento social gesta la revolucin en Centroamrica

PAGE 9

9 el cambio, en la construccin de Poder Popular desde las bases, de crear condiciones que permitan auto convocar una Constituyente Originaria con plenos Sal Mndez. Para la dirigente del FRENADESO, nuestro proyecto estratgico es impulsar una constituyente originaria desde las perspectivas de las organizaciones de base. Esto significa romper con todas las normas y leyes existentes y reconstruir el pas. Por el nivel de deterioro en que se encuentran los partidos polticos tradicionales, nos hemos visto en la necesidad de incursionar en la contienda con un instrumento poltico-electoral que es el Frente Amplio por la De mocracia (FAD). Va a ser una herramienta del movimiento popular, social y sindical para impulsar su proyecto estratgico de autoconvocar a una constituyente. Sin lugar a dudas es una gran oportunidad ante el deterioro poltico, econmico y social que Este ao, el movimiento popular panameo ha sufrido una brutal represin del gobierno de Ricardo Martinelli, especialmente contra los trabajadores bananeros en Changuinola, que dej un saldo de muchos muertos y heridos, permiti un despertar de la explica Castillo. En febrero del 2011, FRENADESO en conjunto con otros sectores de trabajadores y profesionales del pas, gremios, constituyeron el Frente Amplio por la Democracia (FAD), cuyo presidente es el doctor Fer nando Cebamanos, y este ao debe culminar su proceso de constitucin como partido poltico. Erick Fernndez, otro dirigente de FRENADESO, tambin estuvo en Managua para participar en el VII Encuentro de los Movimientos Sociales. Fernndez explica las razones por las cuales el movimiento popular panameo ha resuelto impulsar la formacin de un partido poltico: porque FRENADESO ha tomado mayor fuerza, porque hay mayor integracin, porque Fernndez argumenta que en Panam siempre los movimientos sociales son los que han salido a las calles a detener la pauperizacin de la gran mayora de la poblacin. A veces ha sido la lucha de los campesinos, a veces la lucha de los indgenas o pueblos originarios, a veces la lucha de los sindicalistas, la de los mdicos. Entonces cada lucha, durante cada periodo de estos gobiernos era capitalizada en votos por los que se llamaban falsa oposicin porque a los cinco aos, ellos nuevamente eran gobierno y hacan las mismas cosas, entonces el pueblo daba lo que se llama el voto casti go al actual gobierno, pero sin recordar que hace cinco El FAD es un nuevo partido con amplia participacin, es un partido amplio por la democracia, por que en Panam no ha existido democracia y lo que queremos es que haya oportunidades, entonces las leyes en Panam son sumamente electorales, son sumamente restrictivas y nosotros no tenemos los recursos para botar millones, porque todos los par tidos en Panam son propiedad de empresarios. Sin embargo, nosotros pudimos con el esfuerzo de los diferentes sectores que forman FRENADESO inscribir el partido con todas esas leyes, sin ofrecer nada, sin gastar, sin comprar votos que es la norma de los partidos. Vamos a presentarle al electorado una alternativa diferente producto de los movimientos sociales. Los sectores son los que van a decir qu es lo Hay posibilidades de triunfo en las elecciones ge nerales del 4 de mayo del 2014? En estas elecciones somos los ltimos que estamos entrando, ya los otros partidos polticos estn inscritos hace aos y prcticamente estn terminando sus primarias. Nosotros tenemos la esperanza de un apoyo del pueblo panameo, pero realmente nuestra fuerza creo que va ser a mediana y a largo plazo. En esta eleccin vamos a tener y tenemos todos los medios de co municacin en contra, no tenemos recursos pero tenemos la esperanza de que el pueblo pueda expresar su hartazgo con el sistema. Creemos que nuestro par tido va ir fortalecindose poco a poco. Quin es el candidato de ustedes? Bueno ese es el problema que en Panam todos preguntan quin es el candidato? Porque en todos los partidos de los gamonales quien pone la plata es el candidato: un rico. En el caso de nosotros lo que decimos es: vamos primero a inscribir el partido, y los diferentes sectores que estn inscribiendo el partido van escoger su candidato. O sea que nosotros no te nemos realmente un ungido como han tenido otros partidos, donde el que pone la plata manda. Lo vamos a buscar en los sectores que se han involucrado en la inscripcin del partido, el sector obrero principalmente, el sector campesino, el sector indgena, el sector de docentes y los barrios populares. De ah va salir el candidato, no va a ser un millonario, no va a ser un empresario. La gente que se faj, la gente que actu en la calle, la gente del sector docente, tiene mucho que dar y mucho que ensear. Erick Fernndez

PAGE 10

10 Costa RicaSuperar el machismo y la timidez polticaEl movimiento social costarricense es uno de los mejores organizados y ms combativos de Centro Amrica. A lo largo de 25 aos, han sido numerosas las victorias alcanzadas en la defensa del carcter pblico de las instituciones de servicio o por numerosas reivindicaciones gremiales y salariales. El presidente de la Asociacin de Empleados del Instituto Costarricense de Electricidad (AsdeicSegn Eva Carazo, investigadora de la Universidad de Costa Rica, e), Fabio Chves Castro, recuerda que en la madrugada del 4 de abril de 2000, se produjo la ms grande victoria social de la historia poltica de Costa Rica, cuando se derrot al denominado Combo del ICE que intentaba cristalizar la privatizacin de la prestacin de los servicios la electricidad y las telecomunicaciones en El ICE, creado en 1949 despus que triunf la revolucin encabezada por Jos Figueres. El ICE ha jugado un importante papel como motor de desarrollo al democratizar el acceso de la ciudadana a los servicios de electricidad y telecomunicaciones. Adems, al funcionar bajo un modelo bsicamente monoplico, la institucin ha podido subsidiar las reas menos rentables adems de un modelo tarifario que se encuentra entre razo, investigadora de la Universidad de Costa Rica. Carazo recuerda que desde enero de 2000 iniciaron las protestas contra el Combo ICE por parte de diversas agrupaciones sociales, principalmente traba jadores del ICE, comunidades, algunos sectores de la Iglesia Catlica, estudiantes y grupos ambientalistas. Paulatinamente se incorporaron otros trabajadores del sector pblico, organizaciones de mujeres, comunidades indgenas, agrupaciones religiosas, organizaciones campesinas y otros. Estas protestas incluyeron desde presencia en las barras de pblico de la Asamblea Legislativa, hasta bloqueos en carreteras, mar A pesar de todo, el 20 de marzo de 2000, el plena rio legislativo aprob el Combo ICE en primer debate, con 45 votos a favor y 10 en contra. Sin embargo, para ese momento ya exista en el pas una situacin de convulsin social que sigui incrementndose hasta el 4 de abril, cuando un acuerdo entre las partes elimin huelga general de tres semanas de duracin. Despus de semanas de agitacin social y poltica, el esfuerzo conjunto de miles de personas hizo realidad el triunfo Trece aos despus, el movimiento social costarri cense se encuentra ante el desafo de dar el salto de calidad para convertirse tambin en un movimiento poltico que desde los espacios institucionales de poGabriela Castro acudi al VII Encuentro de los Movimientos Sociales,, en representacin de la Asociacin movimiento victorioso que impidi la privatizacin del ICE, aglutin a la sociedad civil no organizada, a los estudiantes, a los trabajadores, a las universidades, un movimiento que dur 23 das de lucha. Sin embargo, los gobernantes volvieron hacerlo a travs del TLC, un tratado de libre comercio en el cual, aun cuando los negociadores y representantes de Estados Unidos no lo haban pedido, los entreguistas del gobierno dieron La dirigente costarricense anota que precisamente la lucha contra el TLC, que dur cerca de 4 aos, for taleci muchsimo el movimiento sindical y tambin social, porque a pesar de que las clases dominantes tenan toda la maquinaria del tribunal de elecciones, de las cmaras empresariales, de la televisin, del estado a su a favor. Nosotros perdimos por escasamente 184,000 votos. Fue una lucha que nosotros llamamos de David contra Goliat, que el movimiento social en realidad perdi numricamente ya que el gobierno a travs de las cmaras empresariales difundi la cultura del miedo, diciendo que si nosotros no aprobbamos el tratado, Costa Rica iba tener una debacle. Tenamos al canal CNN a tiempo completo transmitiendo ese da y diciendo que si no se aprobaba el TLC, Costa Rica iba a estar prcticamente en una isla en trminos comer ciales, y eso logr que mucha gente que no estaba or

PAGE 11

11 no actual encabezado por Laura Chinchilla, como Un gobierno ms de la clase neoliberal de Costa Rica. La seora Chinchilla ha tenido muchsimos actos de corrupcin, incluyendo la construccin de la trocha (paralela al Ro San Juan), las concesiones y en realidad la ciudadana est muy descontenta de la administracin consecutiva de los neoliberales. Pero sin embargo los movimientos partidistas de la otra acera no han logrado unirse. Hay un movimiento que se llama Coalicin Viva que est tratando pero no desde el movimiento sindical, sino ms bien desde el movimiento social general, que ha venido tratando de ver si los principales grupos de oposicin se unen para hacerle frente a Johnny Araya, el candidato del Partido Liberacin Nacional, en esUstedes como movimiento sindical y social se sienten involucrados en los planes del gobierno de Laura Chinchilla? En lo absoluto. Ayer por ejemplo me preguntaba una compaera de cmo me senta yo como mujer, en cuanto a que por primera vez en la historia tenemos una mujer presidenta, y respond que las mujeres no adineradas no nos sentimos para nada representa das por esta seora. Creo que podra decirse que ella ha sido ms conservadora que cualquier otro hombre que haya llegado al gobierno. En sus primeros das de gobierno fue declarada hija predilecta de La Negrita, que es la Virgen de los ngeles, patrona de los costa un conservadurismo muy fuerte en cuanto al tema de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Es el gobierno donde menos reivindicaciones se han aprobado a favor de los derechos de las mujeres, ms bien ha habido un retroceso, se han negado espacios a la diversidad sexual y a los movimientos sociales; salvo algunos funcionarios del gobierno que han mostrado inters en dar espacios y escuchar al movimiento sindical. Ms all de algunas acciones aisladas, que son ms de caracter personal que de poltica de gobierno, no hay, no ha habido ningn acercamiento. Que ha faltado para que ustedes como movimientos sindicales y sociales pasen a organizarse polticamente en Costa Rica? En el congreso ideolgico de nuestra organizacin, realizado en octubre de hace dos aos, empe zamos hablar del tema del acceso al poder, y nos deca uno de los expositores que a nosotros se nos va la vida luchando cada cuatro aos con el que llega al gobierno, pero que no hacemos nada por llegar al gobierno, y en realidad estbamos discutiendo eso. Pero hay una limitacin legal que impide que los sindicatos nos organicemos en un partido. Sin embargo yo siento que esa no es la excusa porque precisamente los sindicatos no nos destacamos por ser obedientes a la autoridad, pero creo que no ha habido ambiente. De hecho, en las elecciones pasadas (2010), el presidente de nuestra organizacin, Fabio Chvez, fue candidato a diputado por el frente amplio, una organizacin de izquierda, y fue sumamente criticado por otros sindicatos, y no logramos llevarlo a la asamblea legislativa. Yo desde una posicin muy particular, siento que ese nivel cultural de poderes machistas, muy de la cultura masculina costarricense, de ser muy egostas, de ser muy envidiosos, en trminos de un abordaje sociolgico, ha impedido al movimiento social mayor unin. Inclusive, hace dos semanas estuvimos reuni dos con el representante de la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT), y presentamos un proyecto de reforma del cdigo procesal laboral con mayores garantas y los sindicatos trotskistas estn en contra de esa reforma. Entonces, hay mucho por hacer en el mismo seno de las organizaciones sindicales, que valga la oportunidad decir que en su mayora son lidera das por hombres. Creo que si estuvieran encabezadas por mujeres tal vez sera diferente.HondurasListos para tomar el poder polticoEl 28 de junio de 2009, Tegucigalpa amaneci totalmente militarizada, despus que la cpula militar sede una de las ms reaccionarias oligarquas de Nues tramrica, al Presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales (electo democrticamente en noviembre de 2006, como candidato del Partido Liberal). Un grupo de militares hondureos irrumpi a balazos en su re sidencia y a punta de fusil lo secuestraron, lo traslada ron a la base militar de Estados Unidos en Palmerola y luego lo llevaron al aeropuerto de San Jos Costa Rica. Ese mismo da, inici la resistencia popular al golpe militar encabezada por decenas de organizaciones gremiales, sindicales y sociales. Centenares de miles de personas, en una movilizacin jams vista en Hon duras, se lanzaron a las calles en la mayor parte de las ciudades del pas, para lograr la restauracin del orden democrtico y el retorno del Presidente Zelaya. El Comit para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH) denunci que desde el golpe militar, el estado oligrquico ha desatado una sistemtica persecucin, desaparicin temporaria, tortura, violacin y asesinato para causar terror en las personas que estn resistiendo ante la agresin a la Contra viento y marea, con el pas aislado internacionalmente, en medio de una feroz represin contra

PAGE 12

12 los sectores populares y con el Presidente Zelaya exiliado en Nicaragua, el rgimen golpista organiz las elecciones nacionales el 29 de noviembre de 2009. La inmensa mayora del pueblo no particip y segn cinismos independientes aseguran que super el 70%. Lobo, miembro del otro partido oligrquico, el Partido Nacional. Lobo tom posesin el 27 de enero de 2009 y ese mismo da, otorg un salvoconducto al Presidente Zelaya, quien se haba refugiado en la embajada de Brasil el 22 de septiembre de 2009, despus de ingresar clandestinamente a Honduras. Zelaya march luego a Repblica Dominicana, pero la lucha de la Resistencia continu. Finalmente, y para romper el aislamiento internacional, Lobo accedi a otorgar garantas plenas para la vida y seguridad del Presidente Zelaya y autoriz su retorno el 28 de mayo de 2011. Pero desde que Lobo tom posesin, el rgimen endureci las medidas represivas. El Comit de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) denunci que a partir de 27 de enero de 2010, se observa un giro en las forma de ataque a los miembros de la resistencia y activistas sociales, se utiliza el modus operandis de la delincuencia comn, secuestran, asaltan residencias y atacan a sus vctimas el COFADEH registr tres atentados contra personas, nueve secuestros, dos violaciones sexuales contra mu jeres y la muerte violenta de tres personas, miembros Al da siguiente que Lobo asumi el gobierno, uno de los lderes de la Resistencia, Juan Barahona, proclam que Honduras ha cambiado para siempre. Nuestro pueblo, hoy alzado contra la dictadura del enemi go oligrquico e imperialista, se ha convertido en un Nunca antes en nuestra historia estuvimos ms unidos los sectores populares, nunca antes se tuvo tanta conciencia de los derechos de los hombres y mujeres pobres, nunca antes se mostr tan claramente la naturaleza explotadora, totalitaria y asesina de los que han sido dueos de este pas y que hoy tiemblan ante la fuerza arrolladora de la Resistencia Popular. Hoy poResistencia Hondurea: luchamos por la instalacin de una Asamblea Nacional Constituyente Popular que sea revolucionaria y vaya ms all de reformas tibias que dejaran intacto el sistema de privilegios mediante de la explotacin del trabajo de los pobres y el robo de los bienes pblicos y la extraccin inmisericorde de los recursos naturales. Nos planteamos una sociedad nueva, un ser humano nuevo, que no exalte el egosmo como valor supremo, sino que pretenda el desarrollo integral de la colectividad. Aspiramos a forjar personas solidarias, que sientan como propias las miserias de los dems y que luchen por eliminar las desigualdades sociales que provocan el capitalismo, el patriarcado y el racismo. Peleamos por una patria libre de injerencias exter nas, sin bases militares que sirvan para daar a nuestros hermanos centroamericanos, sin transnacionales que roben nuestras riquezas impunemente, sin clases polticas que reciban rdenes desde el imperio. Lucha mos por la integracin de los pueblos latinoamerica En los siguientes tres aos, la Resistencia combin la lucha popular permanente con la reorganizacin de disputar el poder a la oligarqua hondurea. En septiembre de 2011, una asamblea de delegados de todo marzo de 2012, el Tribunal Supremo Electoral inscribi al Partido Libertad y Refundacin (LIBRE), cuyo coor dinador nacional es el Presidente Zelaya y el vicecoor dinador es Barahona. Entre sus objetivos, LIBRE se propone tomar el poder por la va electoral para instaurar un rgimen democrtico, amplio, incluyente, participativo y revolucionario, e instituir un proyecto de refundacin del Estado de Honduras y la transformacin de su sociedad, en un modelo hondureo de sociedad libre, igua litaria, soberana y justa (...) que garantice el bienes tar de las mayoras, sin desmedro de los derechos de nadie, (...) implementar un modelo econmico alter nativo, que parta de la realidad nacional, y considere las condiciones econmicas globales, que permita el desarrollo paulatino y constante de nuestro pas, al tiempo que privilegia la distribucin equitativa, y proderar al pueblo hondureo en su gesta de liberacin, como vanguardia revolucionaria, democrtica, y pro Para alcanzar sus objetivos, LIBRE se propone con vocar a una Asamblea Nacional Constituyente que re dacte una nueva Constitucin y sustituya a la vigente desde 1982. Xiomara Castro, la esposa de Zelaya, que se destac en las luchas callejeras de resistencia al golpe de estado, fue designada por unanimidad candidata presidencial y ma Gallup, encabeza la intencin de voto con un 28%.

PAGE 13

13 Al VII Encuentro Social en Managua concurri Ra fael Alegra, representante de Va Campesina y diri gente de la Resistencia. Cules son las perspectivas de este proceso electoral? Despus del golpe de estado hubo una ruptura con el modelo neoliberal, con la antidemocracia, con la imposicin, con el modelo de esclavitud que hemos tenido, y nuestro pueblo empez a organizarse ma sivamente, en la instancia que llamamos Resistencia Popular. Y es evidente la lucha de clases, un fenmeno poltico que despus de 120 aos de estar manejan do el poder dos partidos polticos organizados por la oligarqua, que se turnaban en el gobierno, hoy estn sufriendo su peor crisis de la historia. Nos preparamos para la contienda electoral y todas las encuestas hoy en da nos dan como favoritos a la compaera Xiomara Castro. Eso tiene su costo, ya que el adversario est atacando severamente a los dirigentes, a los movimientos sociales, a los jvenes, fundamentalmente aglutinados en la resistencia popular. En Honduras se viven niveles de violencia extrema, a veces 30 o 40 personas asesinadas en un da; en tres aos y medio, el clculo son 30 mil personas que han muerto violentamente. Los niveles de pobreza au mentaron segn el Banco Mundial a 66%. Los niveles de endeudamiento, si juntamos la deuda interna con la deuda externa, andan por los 12 mil millones de dlares, impagable! Y no hay inversin pblica ni priva da. Hay mucho desempleo. Estamos entre los pases ms pobres del mundo, aspectos. Eso es lo que est pasando en este momento, con la esperanza de que podamos cambiar esta situacin con el gobierno de Xiomara Castro el prximo ao. Usted ha estado alertando sobre maniobras de la oligarqua hondurea con tal de impedir una victoria electoral en Honduras. Cmo ve usted el peligro de un fraude electoral? Pues es el mayor temor, porque despus de 120 aos de estar manejando el poder, turnndose los dos partidos, y dado el fracaso que ha habido en este gobierno y del repudio de nuestro pueblo al golpe de estado, estn desesperados, y pueden hacer uso del fraude o la represin abierta o crear una crisis de grandes proporciones polticas, para que se cancelen las elecciones ante la eminente derrota del bipartidismo. Ahora, para ello nosotros nos preparamos. Uno es que los compaeros y compaeras que van a la mesa electoral receptora vayan bien preparados. Dos, organizamos contingentes para cuidar las urnas. Tres, el llamamiento a la comunidad internacional para que de las elecciones, sino antes, durante y despus del proceso electoral. Cuatro, que la comunidad internacional acte como mecanismo de proteccin para salvaguardar la vida de los dirigentes del Partido Libertad y Refundacin, porque estamos amenazados. Y quinto, lograr a nuestro favor una votacin masiva, que difcilmente puedan eliminarla. Nos estamos preparando con toda la capacidad de movilizacin que ha generado la resistencia popular por cuatro aos consecutivos, que est intacta. Ha logrado la Resistencia establecer algn tipo de alianzas o de sinergias con sectores de la sociedad que ven que el sistema neoliberal est colapsado? El Partido LIBRE surge de una decisin del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) como movimiento social, o sea que es el movimiento social que crea el brazo poltico, no es el partido poltico que crea el movimiento social. Eso es muy importante, y en el Frente estamos todos los sectores organizados y no organizados; pueblos indgenas, campesinos, mujeres, jvenes, profesionales, sindicatos. Automticamente, estas fuerzas sociales integran el Partido LIBRE, y tambin forman parte las bases de todos los partidos polticos del pas. Se calcula que el 18% de los nacionalistas del Partido Nacional (en el poder), y que el 50% de las bases del Partido Liberal estn apoyando Rafael Alegra

PAGE 14

14 a LIBRE. Tenemos adems el respaldo de la base de los dad, y de la Democracia Cristiana. LIBRE es un partido diverso, pluri-ideolgico podramos decir; es en esencia una convergencia. Creo que eso lo tiene en el primer lugar, porque es la conjun cin de diferentes fuerzas tanto sociales como polticas. La gente lo entiende muy bien: es un partido muy abierto donde no predomina el sectarismo, el dogma tismo, sino que ms bien la visin amplia. Somos un partido democrtico y popular donde cabemos todos, porque ahora la meta es derrotar el tradicionalismo, el bipartidismo, la pobreza, la desigualdad y realmente fortalecer la democracia para que no haya nunca otro golpe de estado en Honduras. Pienso que el triunfo de las elecciones de Honduras es fundamental para fortalecer los procesos de integracin de Centroamrica y de Amrica Latina; y para fortalecer los procesos democrticos en la regin. De manera que el llamado que hacemos a Nicaragua, a la regin Centroamericana y Amrica Latina, a todos los pueblos del mundo, es estar atentos, acompaar los procesos de cambio de participacin ciudadana, de democratizacin de la sociedad hondurea, lo que no implica intervencin de ninguna naturaleza, sino solidaridad con los pueblos. Entre los pueblos somos solidarios. Es fundamental enviar delegaciones internacionales a Honduras, antes, durante y despus del proceso, O sea que pongan su atencin sobre lo que est sucediendo en Honduras para que por primera vez nos den la oportunidad de que el pueblo se exprese libremente. A los que tienen el poder, nosotros no exigimos nada ms que elecciones transparentes y libres para que el pueblo se exprese. Estamos seguros que si eso ocurre, el Partido Libertad y Refundacin ganar las elecciones.El SalvadorLos sindicatos luchan por sus derechosUna de las caractersticas peculiares de El Salvador, es que durante los aos 70 se constituy un podero so movimiento popular encabezado por los sindicatos obreros, campesinos y magisteriales, que paraliz una salvadorea (un puado de 14 familias que entonces dominaban la nacin), con el total respaldo del gobier no de Estados Unidos, resolvi aniquilar fsicamente a todos los dirigentes populares. El 15 de octubre de 1979, un golpe de estado encabezado por el autodenominado movimiento de la Juventud Militar derroc al presidente salvadoreo de turno, el general Carlos Humberto Romero, e instal una junta de gobierno de cinco miembros. La oligarqua salvadorea no solo respald el golpe, sino que apoyada por los sectores ms extremistas de las fuerzas armadas, desat la represin indiscriminada y cre los escuadrones de la muerte. Simultneamente, las fuerzas populares crecan en organizacin y fortaleza. En abril de 1980, surge el Frente Democrtico Revolucionario, como una alianza entre sectores medios y de la burguesa nacional con el movimiento social. Pero el 27 de noviembre de 1980, Enrique lvarez Crdova (miembro de una prominente familia de la oligarqua), Presidente del FDR; Juan Chacn del Bloque Popular Revolucionario y otros tres dirigentes sociales, fueron secuestrados en San Sal vador y asesinados por un escuadrn de la muerte. A partir de entonces, las fuerzas oligarcas desataron la guerra contra el pueblo salvadoreo. La inmensa mayora de los dirigentes populares debieron pasar a la clandestinidad y tomar las armas en el Frente Farabundo Martn para la Liberacin Nacional (FMLN), fundado el 10 de octubre de 1980, o fueron asesinados y se marcharon al exilio. reorganizacin de las fuerzas armadas y policiales, y la legalizacin como partido poltico del FMLN, ste incursiona en sucesivos eventos electorales obteniendo cada vez mayor cantidad de votos, hasta ganar la presidencia en 2009 y constituirse en el principal grupo parlamentario. Poco a poco, el movimiento social empez a re organizarse. Si bien no han logrado recuperar la for taleza de los aos 70, las organizaciones sindicales, gremiales, campesinas, de mujeres y de jvenes, cons tituyen hoy el principal aliado del FMLN, como partido y como gobierno. dor dos agrupamientos sindicales: la Unidad Nacional de los Trabajadores Salvadoreos (UNTS) y la Unin Nacional Obrero Campesina (UNOC). Por contradicciones persin y la prdida de fuerza del movimiento sindical. En 1998, 55 representantes de 23 organizaciones sindicales salvadoreas fundaron la Coordinadora Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de El Salva dor (CSTS). En el proceso de alianzas con otras or ganizaciones populares, en junio de 1999 se cre una comisin de coordinacin con la participacin del Movimiento de Organizaciones Laborales Integradas, CSTS, CUTS, la Coordinadora del Movimiento social (compuesta por el Movimiento Comunal Salvadoreo, la Alianza Democrtica Campesina y otras), la Concer tacin Laboral y Social, y el Foro de la Sociedad Civil, para coordinar acciones en contra del TLC y los planes de Privatizacin de la salud.

PAGE 15

15 Esta comisin de coordinacin, a la cual se fueron incorporando nuevos representantes de organizacio nes populares, se transform en octubre de 2005 en la Confederacin Sindical de Trabajadoras y Trabajado res de El Salvador (CSTS). Julio Csar Avils Olivas, de la Concertacin Popu lar por un Pas sin hambre y Seguro, CONPHAS, particip en el VII Foro de Movimientos Sociales y explic en qu condiciones est ahora el movimiento social salvadoreo. Cul es la situacin actual del movimiento sindical en El Salvador? Considero que el movimiento sindical en este momento est un poco disperso, porque creyendo nosotros que estaba un gobierno de izquierda, en las conquistas de los trabajadores. Entonces cremos nosotros que, como somos de izquierda, ya no necesitbamos seguir luchando, que era el partido el que iba luchar por nosotros. Eso fue un error. Y esto nos ha costado en el sentido de reconocer que no importa que sea un gobierno de izquierda, pero la lucha por los derechos de los trabajadores hay que continuarla. Esta situacin incluso nos ha dividido un poco, porque se nos vuelve un poco complicado. Uno dice cmo vamos a protestar o sealar a un gobierno de izquierda que nosotros mismos hemos puesto?, pero por la de fensa de los derechos de los trabajadores no importa quien est en el poder. En que les ha incumplido este gobierno? Por ejemplo, en los incrementos de salario. El salario mnimo es bien bajo, y quien est incidiendo en ello es la derecha, que no permite al gobierno incrementarlos. Eso realmente perjudica a todo un pueblo. Qu estn haciendo para recuperar esa fuerza que tenan? Estamos tratando de reorganizar una serie de or ganizaciones sindicales, campesinas, de iglesias; para tratar de hacer un bloque y fortalecer la lucha, presionar de alguna manera al gobierno para que contine y decirle al gobierno: mire estamos con usted pero a cambio de esto; tenemos estas y estas necesidades. Hay que reconocer tambin que el gobierno ha hePor ejemplo, cosas similares a las de Nicaragua como entrega de zapatos y uniformes en las escuelas; sub sidios al gas y a la energa, y otras cosas que son de el hecho de que el gobierno est invirtiendo plata para la cuestin social. Cules son las demandas fundamentales del mo vimiento sindical en El Salvador? El movimiento sindical tiene una demanda fundamental que es el respeto a la libertad sindical, esa parte es importante porque constantemente tenemos presiones, despidos, situaciones muy difciles, y por eso pedimos que se respete la libertad sindical. Es bastante complejo porque cmo es posible que teniendo un gobierno de izquierda tengamos ese problema? Pero es que aunque tenemos gobierno de izquierda en la mayora de las empresas sigue gobernando la Constantemente hay gente despedida por reclamar sus derechos, y lo otro es el respeto a los contratos co lectivos, que se mantengan los derechos que tenemos porque de alguna manera los empresarios tratan de disminuirlos, y si es posible quitar los derechos que ya tenemos consagrados en los contratos colectivos. vimiento popular? porque ellos andan haciendo un trabajo y los sindicatos por su parte andan haciendo el otro; pero es bastante complejo porque las organizaciones sociales estamos bastante divididas unas jalando por un lado y otras jalando por el otro; y esto a la derecha le conviene, pero no a los trabajadores porque los que salimos perjudicados en esta cuestin somos nosotros los obreros, que a veces nos estamos peleando por cosas sencillas mientras los proyectos de la derecha continan.

PAGE 16

16Qu tanto les est afectando el tema de la inseguridad, el tema de las pandillas como lo estn abor dando los movimientos sociales? Realmente en la prctica es un problema ms poltico, porque s es cierto que tenemos problemas sociales, pandillas y todo eso, pero lo que pasa es que el gobierno a travs de los medios de comunicacin lo est explotando como si fuera lo peor que existe en El Salvador. afectada es la gente pobre, porque los que tienen dinero andan en vehculo, andan guardaespaldas. Parece que a los empresarios, a la cpula empresarial, les conviene exagerar y utilizar el problema de las pandillas. Ustedes como movimiento sindical no tienen nin guna propuesta para erradicar o trabajar con esos sectores de las pandillas? Nosotros hemos propuesto buscar mecanismos de acercamiento y rehabilitacin a estos jvenes, darles trabajo y no solamente recetarles crcel y represin, porque en las crceles de El Salvador son miles y mi les de jvenes de 18, 20 y 25 aos que estn presos, y necesitamos rehabilitarlos y buscar frmulas para que ellos se incorporen a trabajar en la produccin del pas, y no solamente reprimirlos.GuatemalaLos pueblos originarios encabezan la luchaEl 26 de enero del ao pasado, se encontraron los cadveres de dos ancianos en la comunidad Santa Primavera, de la Villa de San Cristbal, en el departa mento de Alta Verapaz, Guatemala. Sebastin Xona, de 82 aos y Petrona Morn Suc, de 72 aos, fueron encontrados en su vivienda con pies y manos atadas con lazos, la boca tapada con un harapo y golpes con tundentes en la cabeza, probablemente hechos con la piedra de amasar, lo cual evidencia que antes de asesinarlos, fueron torturados. Los dos ancianos asesinados haban vivido por bajaban en esa propiedad cuando fue declarada de utilidad pblica por el gobierno de Jacobo Arbenz en 1952 y despus cuando fue devuelta a la familia Azurias por la poltica del gobierno instalado por la United Fruit Company, que en confabulacin con el Departamento de Estado de los Estados Unidos, la oligarqua, la cpula del ejrcito y de la Iglesia catlica, depusieran en 1954 al presidente Arbenz, acusndole de comunista. Sebastin y Petrona conocieron personalmente al patrn Oscar Azuria Valanzuela, que dej a las familias que haban trabajado como mozos colonos para su horrenda muerte. chando para ser reconocidos como los dueos verda deros de la tierra. A pesar de las constantes amenazas vera, ellos han elegido tomar la va legal y dialogar con las autoridades en mesas regionales y nacionales para go no les ha llevado ningn fruto. en Guatemala todos los das. La oligarqua, especial mente la agraria, mantiene en la prctica una feroz dictadura que ha conculcado los derechos polticos, econmicos y sociales a los pueblos originarios que pueblan el sector rural, y que constituyen alrededor del 60% de los 14 millones de guatemaltecos, y de los trabajadores de los centros urbanos del pas. El antroplogo guatemalteco Jorge Murga Armas, resume que el movimiento sindical y campesino se de sarroll fulgurantemente en los diez aos de la Revolucin Democrtica del 20 de octubre de 1944 (19441954), y fue ferozmente desarticulado por el rgimen anticomunista de Carlos Castillo Armas (1954-1957), entre el Gobierno y las organizaciones guerrilleras de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG). Ese largo perodo se tradujo en una guerra sangrienta de treinta y seis aos cuyo saldo segn ciasesinados y desaparecidos; un milln de desplazados internos; 200,000 refugiados en el extranjero, principalmente en Mxico; millares de viudas y hurfanos; y, como consecuencia, una sociedad fragmentada. Asimismo, el socilogo Juan Carlos Mazariegos social efectivo en Guatemala, desde magnitudes no conocidas por nuestra historia de poder, haca saltar ros tres aos de los ochenta al indio-campesinoha ser eliminada. La ansiedad y el temor a la rebelin, ahora exacerbados por los arranques paranoicos animaginarios nacional-racistas, movilizaron las ms crueles estrategias de exterminio sobre toda persona cin de los trabajadores del campo guatemalteco: el Comit de Unidad Campesina (CUC). En un ensayo publicado en 2007, Mazariegos relata que rror que rodearon a las comunidades indgenas y campesinas del altiplano guatemalteco, en la comunidad La

PAGE 17

17 de dirigentes polticos comunitarios: ladinos del oriente del pas, llegaron a las cinco de la maana en jeeps, sobre la carretera que pasa al lado de las ruitestigo], el relato de lo ocurrido es como dos, fueron de casa en casa y, usando listas de nombres, rastrearon a dirigenDe acuerdo con Helmer Velsquez, un investigador que se ha especializado en las organizaciones campe sinas guatemaltecas, a lo largo de la historia de Gua temala, seguida acremente su dirigencia, en las dcadas pasa que toma cuerpo fundamentalmente a travs de ofrecer y otorgar a las organizaciones movilizadas, cuotas de servicios estatales como un elemento neutralizador de En ese orden, el investigador Pablo Siguenza Ram rez, del Instituto de Estudios Agrarios y Rurales, asegu ra que la demanda principal de las organizaciones camdel suelo cultivable en pocas manos de Amrica Latina, capital nacional y trasnacional sobre los territorios indgenas que son reservorio de agua, bosque y minerales, por lo cual las organizaciones del campo, por demanda fensa de los recursos naturales y la madre tierra dentro y la cabeza a las comunidades, regresar al territorio loEl movimiento campesino guatemalteco enfrenta cinco centrales campesinas evidencia fracturas, estra des corporaciones y la clase terrateniente sostienen un en 2009 ocurrieron nueve asesinatos a dirigentes de la CNOC y se ejecutaron ms de 60 desalojos a comuniDe acuerdo con datos del Banco Mundial, en casi la mitad de los municipios rurales en Guatemala (44%), la mayora de su poblacin (ms del 75%) vive en pobreza, muestran los resultados del Mapa Segn el Instituto Nacional de Estadstica (INE) de Guatemala, la tasa de pobreza general se increment de 51 por ciento en 2006 hasta 53.71 por ciento en 2011, mientras que la extrema pobreza baj de 15.2 a 13.33 por ciento de la poblacin. A pesar de esta reduc cin porcentual, el nmero de guatemaltecos pobres se increment en trminos reales debido a que la poblacin creci de 12.98 millones a 14.63 millones du rante dicho perodo. En 2006 se estimaba que haban 6 millones 625 mil 892 pobres; actualmente, son 7 mi llones 861 mil 257 personas que viven por debajo de la lnea de pobreza.

PAGE 18

18Mara Josefa Macs es subcoordinadora del Movimiento Campesino de Guatemala y particip en el VII Foro de los Movimientos Sociales. Cul es la situacin actual que viven los pueblos originarios guatemaltecos? En Guatemala, y como pueblos originarios, estamos viviendo en este sistema neoliberal y patriarcal, una situacin en la cual nos estn reprimiendo. Como pueblos originarios hemos estado luchando en de fensa de nuestra madre tierra y del territorio, porque creemos que el territorio es parte del todo, no estamos hablando solo de un pedazo de tierra, sino que es el aire, los ros, los bosques, el subsuelo, el suelo. La Madre Tierra nosotros la comparamos como la madre que nos da vida y si la destruimos pues de qu vamos a vivir? Nosotros como pueblos hemos estado resistiendo y seguiremos resistiendo, ya llevamos ms de 520 aos desde la invasin espaola y siempre hemos seguido resistiendo. En estos momentos la represin ha sido cada vez peor, en donde nosotros como pueblo estamos luchando, alzando nuestra voz y nos hemos levantado para defendernos, porque hemos visto que este modelo lo nico que hace es destruir, traer ms pobreza, ms desnutricin, ms hambre. Nuestras tierras estn siendo acaparadas por los megaproyectos, por los monocultivos de palma africana, de caa de azcar, por la explotacin minera, por las hidroelctricas la cual viene a contaminar nuestros ros, y nos hemos estado quedando sin tierras para cultivar nuestros granos bsicos principales, como maz y frijoles, y como pueblos originarios son la base de nuestra alimentacin. Entonces esto viene cada da ms a causar ms pobreza y ms hambre, ms desnutricin. En esta situacin los pueblos estamos luchando para defender nuestros derechos. Hemos hecho una propuesta de iniciativa de ley, de desarrollo rural integral la cual creemos ser uno de los pasos para poder pas. Realmente vemos que un sector empresarial es el que quiere mandar en nuestro pas, ellos son los que deciden si se aprueban o no las leyes. Ese es otro tema porque tambin vemos que las tierras las estn acaparando este grupo, lo cual tam bin afecta, porque para nosotros lo principal es la tierra porque de ah vienen nuestros alimentos. Hay una poltica de gobierno que ha dicho que va combatir el mos visto ningn resultado, porque lo que el gobierno est haciendo es reprimir a los pueblos originarios que estn en defensa de sus territorios. Entonces la mayora somos afectados y ms los que estamos en los sectores rurales, porque realmente ah no llegan esos proyectos de gobierno por ejemplo, sino que son ms utilizados para las polticas neolibe rales mismas. Hay mucha gente organizada a la cual se le reprime y se le acusa de terrorista. Mara Josefa Macs

PAGE 19

19 Petrocaribe, una guerrilla armada de solidaridad Orlando Nez Soto ______________Petrocaribe es un proyecto de comercio justo y complementario entre Venezuela y 18 pases centroamericanos y caribeos, por medio del cual Venezuela, gran productor de petrleo, suministra e intercambia petrleo por otros productos con pases que no producen petrleo, bajo un convenio cuyo carcter socialista, nos libera de las reglas con centradoras y excluyentes del mercado. Este convenio nace gracias a la inteligencia solidaria e internacionalista de dos grandes hroes de la Revolucin latinoamericana, el Comandante Hugo Chvez, lder de la Revolucin Bolivariana de Venezuela y el Comandante Fidel Castro, lder de la Revolucin Socialista de Cuba. Petrocaribe es parte de la re volucin bolivariana y su principal logro es haber acercado a los tres grandes pedazos en que ha sido cercada Nuestramrica, a saber: a) Mesoamrica, b) El Caribe y c) Sud amrica. Recordemos que para Es tados Unidos, lo que podra llamar se el gran Caribe Mesoamericano ha sido considerado como su patio trasero y tiene en el llamado Tapn del Darin (sur selvtico de Panam) su lnea divisoria con Sudamrica, ya que los Estados Unidos no han permitido una carretera que una Panam con Sudamrica, bajo ta al ganado. Desde 1959 que triunfa la Revolucin Cubana se inicia un proceso revolucionario ininterrumpido que dura hasta nuestros das y que ha tenido como contendientes a los pueblos organizados de Amrica Latina, por un lado, y al imperialismo estadounidense y sus dic taduras locales del subcontinente latinoamericano, por otro lado. Esta lucha ha tenido tres momentos o etapas bien caracterizadas.a) Dictaduras militares y luchas guerrilleras Desde los aos 60 se desencadenaron luchas guerrilleras en gran parte de los pases latinoamericanos contra las dictaduras militares establecidas por el gobierno estadounidense. Estas guerrillas fueron inspiradas por los revolucionarios cubanos, a la cabeza de los cuales estuvieron Fidel Castro y Ernesto Che Guevara. Con excepcin de Nicaragua (1979), las guerrillas fueron reprimidas y derrotadas militarmente, incluyendo la guerrilla boliviana encabezada por el propio Comandante Guevara. A pesar de los reveses militares, las guerrillas latinoamericanas encendieron la llama de la segun da independencia de los pases latinoamericanos. En 1966 triunfa una insurreccin urbana independentista en Guyana Britnica, de orientacin antiimperialista y socialista, denominndose en 1970 Repblica Cooperativista de Guyana. En 1979 se instaura un gobierno de orientacin socialista en Granada, encabezado por Maurice Bishop, asesinado durante una intervencin armada estadounidense en 1983. nuestramrica

PAGE 20

20Con el triunfo de la Revolucin Popular Sandinista termina en Amrica Latina la poca de la guerra fra, protagonizada por el enfrentamiento entre Estados Unidos y la Unin Sovitica. Durante la guerra fra los Estados Unidos implementaron guerras de baja mientras la Unin Sovitica apoyaba las luchas revolucionarias antiimperialistas.b) Neoliberalismo y luchas socialesLas luchas guerrilleras frenaron y desestimularon la dominacin imperialista bajo el modelo de las dictadu ras militares, las que prcticamente han desaparecido en Nuestramrica, desplazndose la confrontacin al campo estrictamente poltico. En el contexto de esta confrontacin el imperialis mo estadounidense, en contubernio con los gobiernos locales aliados, logr imponer un programa neoliberal destinado a privatizar los Estados latinoamericanos. Por su lado, la izquierda latinoamericana acepta el reto de disputar polticamente las instituciones gu bernamentales a travs de las elecciones y disputar la hegemona u orientacin de la sociedad (a travs de la lucha ideolgica). En los ltimos 25 aos, la revolucin latinoamericana logra construir frentes sociales y polticos en los cuales los movimientos sociales co mienzan a desgastar la legitimidad del neoliberalismo y los partidos de izquierda comienzan a tomarse par cialmente las instituciones gubernamentales a travs de sucesivas elecciones.c) Gobiernos de izquierdaLa tercera etapa est marcada por el acceso de candidatos de izquierda a los cargos institucionales, municipales, parlamentarios y presidenciales. Con el triunfo de los gobiernos de izquierda, valga decir, antiintervencionistas, antiimperialistas y de vocacin socialista, se inicia un acercamiento poltico y una alianza latinoamericanista de carcter unionista. Se frena el neoliberalismo, se inicia la restitucin de derechos conculcados por el neoliberalismo y nacen sendas asociaciones de carcter unionista: ALBA, CELAC, MERCOSUR, UNASUR, PETROCARIBE. Irrumpe as en Amrica Latina la Revolucin Bolivariana.La Revolucin BolivarianaEn 1998 accede al gobierno en Venezuela un gobierno de vocacin unionista latinoamericano inspirado en los ideales del libertador Simn Bolvar, el que evoluciona hacia una ideologa y un programa llamado Socialismo del Siglo XXI, enarbolado por el Comandante Hugo Chvez y al cual se estn sumando cada vez ms pases y movimientos sociales y polticos. Qu se entiende por Revolucin Bolivariana y qu se entiende por Socialismo del Siglo XXI? En pocas pa labras, la Revolucin Bolivariana es la primera etapa o etapa post-neoliberal del Socialismo del Siglo XXI. El Socialismo del Siglo XXI no cifra su quehacer revolucionario en la toma militar de los cuarteles, sino que apuesta a conquistar la hegemona poltica a travs de la lucha social e ideolgica, entendiendo que el verdadero poder radica en la conciencia organizada y movilizada del pueblo alrededor de un proyecto alternativo. No menosprecia los espacios institucionales, por muy limitados que parezcan, para emprender medi das sociales y econmicas a favor de las mayoras em pobrecidas. No limita su programa a las reivindicaciones de obreros y campesinos, sino que las ampla alrededor de nuevas y mltiples banderas: luchas sociales por la defensa del medio ambiente, lucha ciudadana por la restitucin de derechos de todos los sectores empo brecidos, lucha contra la violencia machista, lucha por los derechos autonmicos de los Pueblos Indgenas y Comunidades tnicas, luchas contra todas las formas de discriminacin. En su estrategia econmica, no menosprecia, ms bien incluye, la participacin de todos los empresarios y productores, pequeos, medianos y grandes, consciente de su limitacin para disponer del capital necesario y

PAGE 21

21 requerido para despegar nuestras economas del atraso econmico heredado. Siendo su principal estrategia la unidad latinoamericana en contra de las injustas relaciones polticas y econmicas internacionales y su principal programa la reversin de las polticas neoliberales y la erradicacin de la pobreza. Antes de describir los rasgos de la Revolucin cativos sobre el concepto y la realidad de la pobreza. La pobreza es un componente ineludible del sistema capitalista, donde una minora concentra y dispone de una riqueza que no produce, a la vez que la mayora que produce la riqueza no dispone de ella. La pobreza es un estado o resultado de una sociedad de clases producido por un sistema, el empobrecimiento es un proceso ge nerado por un sistema econmico empobrecedor. Por eso es ms preciso hablar de empobrecimiento. El actual sistema capitalista se ha convertido en una fbrica de desempleo, lo que contribuye al empobrecimiento progresivo. En sntesis, la pobreza es una relacin social capitalista, donde la explotacin de la fuerza de trabajo y de la naturaleza engendra empobrecimiento y depredacin. En otras palabras, la pobreza no es ninguna virtud, sino todo lo contrario, es una rmora del bienestar social en todas sus manifestaciones. Por lo tanto, es importante entender que el planteamiento y las medidas para erradicar la pobreza solamente son posibles desde una perspectiva socialista. Erradicar la pobreza es una necesidad radical (Marx), en el sentido de que dicha tarea histrica no puede ser lograda dentro del marco del sistema capitalista, ya sea que hablemos del empobrecimiento de una pobla cin al interior de un pas capitalista, o que hablemos del empobrecimiento de los pases insertos en el sistema imperialista internacional. Es, pues, una necesidad radical porque para lograr satisfacerla, se tiene que trascender el sistema que la engendra; en este sentido, luchar, emprender me didas o erradicar la pobreza en el mundo, a pesar del manoseo demaggico que se ha hecho con el concep to de pobreza, es un planteamiento que slo puede esgrimirse consecuente y coherentemente dentro de un principio, una voluntad y una estrategia socialista.Rasgos y etapasSealemos ahora, a grandes rasgos, los momentos de la Revolucin Bolivariana y del Socialismo del Siglo XXI. a) La Revolucin Bolivariana, etapa post-neoliberal del Socialismo del Siglo XXI, se propone construir un poder alternativo al de las oligarquas latinoamericanas dependientes del imperialismo estadou nidense y del neocolonialismo europeo. Desplazar a la oligarqua o lite poltica, ideolgica y econmicamente dominante, subordinada al sistema imperial estadounidense y europeo, constituye la principal tarea de la revolucin poltica bolivariana. b) La Revolucin Bolivariana se propone crear una institucionalidad democrtica y popular, contando con una mayora poltica en el seno de la nacin, ac cediendo progresivamente a los poderes pblicos a hablamos de mayora poltica estamos hablando no solamente en trminos cuantitativos, sino en trminos cualitativos, es decir, una mayora poltica que encarne en el pensamiento y la accin, los principios, estrategia y programas de la Revolucin Bolivariana y del Socialismo del Siglo XXI. c) La Revolucin Bolivariana utiliza como tctica para acceder a las instituciones pblicas el aprovechamiento de las contiendas electorales para disputar la hegemona a las oligarquas y al imperialismo, a travs de una alianza permanente entre los movimientos sociales y los par tidos polticos. d) La Revolucin Bolivariana tiene como objetivo la erradicacin de la pobreza, as como la erradicacin de aquellas relaciones de produccin que generan el empobrecimiento, a travs de programas socio-econmicos que favorezcan a los productores frente a la especulacin capitalista, a los pequeos productores frente al monopolio de los grandes productores e intermediarios, a los trabajadores asalariados y a los productores-trabajadores o trabajadores por cuenta propia, frente al mercado que los excluye, a las mujeres frente a la violencia masculina, a la madre naturaleza frente a la accin destructiva de la industria. e) La Revolucin Bolivariana sabe por su propia experiencia que la soberana de cada uno de nuestros pases, pasa por la soberana de toda Amrica Latina. Por lo tanto, todo lo que acontece, para bien o para mal, en cada uno de nuestros pases, es considerado como propio por cada uno de los pases que participan en el proceso revolucionario latinoamericano en su conjunto. Obviamente, cada pas entabla la lucha de acuerdo a las condiciones sociales e histricas de cada uno de ellos. f) La estrategia latinoamericanista de la Revolucin Bolivariana se basa en la creacin de la unin latinoamericana, a travs de acuerdos de asociacin solidaria y complementaria entre nuestros pases, siendo la alianza de Petrocaribe un ejemplo y una expresin que encarna los principios, la estrategia y los programas de la Revolucin Bolivariana.

PAGE 22

22g) La Revolucin Bolivariana es un proceso que arranca con la Revolucin Cubana, contina con la revolucin en Guyana (1966), Granada (1979) y con la Revolucin Popular Sandinista (1979), alcanza su madurez con el proceso re volucionario de la Repblica Bolivariana de Venezuela (1998), y se desarrolla con los procesos revolucionarios de Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Uruguay, entre otros. h) La Revolucin Bolivariana est encabezada por lderes y movimientos de izquierda en el poder, entre ellos el Comandante y Presidente de Nicaragua Daniel Ortega; el Comandante Fidel Castro, lder de la revolucin latinoamericana; el Presidente de Cuba, Ral Castro; el Presidente de Venezuela, Nicols Maduro; el Presidente de Ecuador, Rafael Correa; el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales; la Presidenta de Argentina, Cristina Fernndez, el Presidente del Uruguay, entre otros.Qu cosa es Petrocaribe?Decimos que Petrocaribe es una guerrilla econ mica en la jungla del mercado porque, es a travs de incursiones parciales como Petrocaribe que la Revolucin Bolivariana puede ir sustituyendo en la realidad y en el imaginario popular la aplastante presencia del capitalismo salvaje imperante en nuestros pases. Ciertamente, Petrocaribe est formada en su mayora por pases pequeos, pero conformando entre todos un buen grupo cuya presencia, planteamientos y ejemplo comienzan a sentirse y reconocerse como una fuerza econmica y polticamente beligerante. Un buen ejemplo de ello son los discursos y el balance de los programas sociales que los jefes de Estado de Pe trocaribe entregaron en la ltima reunin de junio del 2013, en Managua. a) Concretamente, Petrocaribe es una alianza entre Venezuela y 18 pases de Centroamrica y El Caribe, por medio de la cual, Venezuela suministra en forma preferencial el petrleo que necesitan nuestras economas para funcionar; a su vez el resto de pases que conforman Petrocaribe pue den exportar a Venezuela los productos de expor tacin que este pas requiere. Por eso decimos que es una relacin solidaria y complementaria. b) La alianza de Petrocaribe se inicia en el ao 2005 y es lanzada en Venezuela por el presidente Hugo Chvez, con el objetivo de erradicar el mercado especulativo y capitalista de los intermediarios comerciales del petrleo. c) El acuerdo de comercio justo permite que 18 pases de Centroamrica, El Caribe, incluyendo Guyana y Surinam, accedan al petrleo que consumen anualmente en condiciones que no podran acceder de otra manera, as como a proyectos energticos de rivados del petrleo. d) La deuda petrolera que los pases tienen con Venezuela es honrada a corto y largo plazo. La deuda a corto plazo, que corresponde al 50% del valor aproximadamente, se paga en un perodo de 30 a 90 das. El resto de la deuda se cancela a largo plazo, en un lapso de 17 a 25 aos, con un perodo de gracia de 1 a 2 aos, y a una tasa de 1% de inters si el precio del petrleo supera los $40 dlares por barril. La gestin de los fondos provenientes del acuerdo petrolero le permite a estos mizar su economa, incluyendo la construccin por proyectos de energa renovable (geotrmica, hidroelctrica, elica, solar, biomasa). e) El acuerdo no incluye a comerciantes privados y se establece entre el Gobierno de Venezuela y los gobiernos nacionales o municipales de los pases programa a travs de un acuerdo entre Venezuela y la Alcalda de Managua gobernada por el FSLN; lo mismo se est haciendo con las alcaldas salvadoreas gobernadas por el FMLN, por lo cual incluimos a El Salvador en el Proyecto de Petrocaribe, a el acuerdo. Adems, participan como observadores Ecuador y Bolivia, pases que tienen petrleo, pero son parte de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Amrica. f) Algunos de los pases de Petrocaribe estn gober nados por partidos de derecha, lo que no impide el acuerdo, puesto que se parte de que el objetivo es favorecer a los pueblos. La orientacin del acuer do, sin embargo, est inclinada a que el exceden te se utilice para la implementacin de programas sociales y de crecimiento econmico con equidad. g) El acuerdo de Petrocaribe estimula y fomenta que la deuda con Venezuela sea cancelada con productos nacionales exportables a Venezuela, lo que permite a los pases de Centroamrica y El Caribe, contar con un mercado preferencial para sus productos de exportacin. El comercio de Petrocaribe se ha venido incrementando. h) La ltima reunin de los pases de Petrocaribe se realiz en Nicaragua durante el ao 2013. En esta reunin se acord crear una Zona Econmica Especial que refuerce la construccin de un mercado alternativo al mercado capitalista globalizado y hegemonizado por las grandes potencias capitalistas.

PAGE 23

23 Asimismo, se explicit que el objetivo fundamental de Petrocaribe es la erradicacin del empobre cimiento y por lo tanto de la pobreza de nuestros pases y de sus poblaciones. Para los prximos aos se espera mejorar el transporte y las comunicaciones entre los miembros de Petrocaribe.El peso de PetrocaribeLos 18 pases que hoy conforman Petrocaribe, tietros cuadrados; una poblacin de alrededor de 180 millones de personas y suman un Producto Interno Bruto de Mil millones de millones de dlares aproximadamente. Gran parte de las islas que forman Petrocaribe son muy pequeas y apenas han accedido a su independencia poltica del Reino Unido de Gran Bretaa, en las dcadas de los 70 y 80; sin embargo, repre sentan un voto ms en los organismos internacionales donde participan incluyendo la OEA y la ONU. Como sealamos al inicio, Petrocaribe es una de las primeras batallas ganadas por la Revolucin Bolivariana en su propsito de unir a Nuestramrica. En el bloque de naciones que conforman Petrocaribe est gran parte de Centroamrica, gran parte de las Islas del Caribe; es importante resaltar adems, el lugar estratgico que tiene Venezuela en tanto que bisagra entre el Gran Caribe Mesoamericano y los pases del sur de Nuestramrica. Pases como Nicaragua han logrado un acercamiento econmico con Venezuela muy importante, que nuestra economa ha encontrado en Venezuela un mercado estratgico para sus productos alimen tarios de exportacin que tanto necesita Venezuela; de petrleo en nuestro pas. Lo mismo podemos de cir de Cuba que gracias al apoyo venezolano ha podi servicio de mdicos y maestros cubanos. Bien podra mos decir que el acercamiento entre nuestros pases mesoamericanos-caribeos y los pases sudamerica nos han avanzado en estos aos ms que en los siglos anteriores, gracias en parte a la estrategia bolivariana, a la que pertenece Petrocaribe. Antes del acuerdo de Petrocaribe, nuestros pases estaban pasando una de sus mayores crisis econminuestra balanza de pagos para comprar este importante producto en el mercado internacional. En el caso de Nicaragua, prcticamente estbamos entrando en una oscuridad y falta de energa creciente sin precedente, lo que tena a nuestra economa al borde del colapso. Junto con la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Amrica (ALBA), el acuerdo de Petrocaribe se ha con vertido por su contenido en la experiencia ms avanzada de socialismo en el mundo en su etapa post-neoliberal. Ningn pas capitalista es capaz de emprender este tipo de relaciones comerciales y econmicas. El balance que hicieron los mandatarios en la ltima reu nin mostr la posibilidad real de emprender un camino contra la pobreza y el empobrecimiento, cosa que solamente es posible salindose de las reglas del mer cado capitalista y emprendiendo la construccin de una Zona Econmica Especial entre nuestros pases. Hoy por hoy, Petrocaribe se ha convertido prc ticamente en una guerrilla econmica en la jungla del mercado capitalista mundial. Una guerrilla contra un sistema y un orden econmico internacional empobrecedor. Una guerrilla ecolgica contra la depredacin. Una guerrilla energtica contra el uso de fuentes no renovables. Una guerrilla latinoamericana contra la balcanizacin de nuestros pases. Una guerrilla de los pueblos indgenas y comunidades tnicas contra el etnocentrismo. Una guerrilla contra la violencia masculina en detrimento de las mujeres. Una guerrilla contra la pobreza y el empobrecimiento. Una guerrilla armada de solidaridad.

PAGE 24

24 Cuba actualiza su modelo socialistaDesde aqul histrico discurso del Comandante en Jefe Fidel Castro, en la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre de 2005, Cuba est cambiando. Fidel dijo en aquella memorable ocasin, al referirse a males sociales como la corrupcin estar decididos: o derrotamos todas esas desviaciones y hacemos ms fuerte la Revolucin destruyendo las ilusiones que puedan quedar al imperio, o podramos decir: o vencemos radicalmente esos proble mas o moriremos. Habra que reiterar en este campo la consigna de: Patria o Muerte! Esto es serio, y se van a emplear todas las fuerzas necesarias. Durante el acto del 26 de julio, para conmemorar el 60 aniversario del inicio de la lucha revolucio70% de los cubanos naci despus del triunfo de la Revolucin; podra decirse que convivimos en sue lo patrio varias generaciones, cada una de ellas con historia y mritos propios en correspondencia con el momento que les toc vivir. La generacin histrica cin y capacidad demostrada de mantener en alto las banderas de la Revolucin y del Socialismo. Los dirigentes de la Revolucin Cubana han bau tizado ese proceso como de actualizacin del socia lismo. En abril de 2010, en la clausura del congreso de los jvenes comunistas, el General Ral Castro, mica constituye hoy, ms que nunca, la tarea principal y el centro del trabajo ideolgico de los cuadros, porque de ella depende la sostenibilidad y preserva cin de nuestro sistema social. A lo largo de varios aos, todo el pueblo cubano, bajo la direccin de los militantes comunistas, re des de su sociedad, cmo mejorar las condiciones de vida y qu hacer para preservar el socialismo y consolidar la unidad de los patriotas. Fruto de ese intenso debate popular, el VI Congre so del Partido Comunista, celebrado el 18 de abril de 2011, mientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin, como eje rector de toda la accin de gobierno. En ese documento, el mico cubano, con el objetivo de garantizar la continuidad e irreversibilidad del Socialismo, el desarrollo econmico del pas y la elevacin del nivel de vida de la poblacin, conjugados con la necesaria formacin de valores ticos y polticos de nuestros ciudadanos. Los Lineamientos continuar basndose en la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de produccin, donde deber regir el principio de distribucin socialista de cada cual segn su capacidad a del Partido se corresponder con el principio de que y preservar las conquistas de la Revolucin, y que en la actualizacin del modelo econmico primar la del mercado. En la poltica econmica est presente de derechos y de oportunidades para todos los ciude que en la sociedad socialista cubana nadie que dar desamparado. El pasado 24 de febrero, en la primera sesin del parlamento electo el ao pasado, el Presidente Ral es la necesidad de una lucha enrgica y sin tregua contra los malos hbitos y los errores que en las ms diversas esferas cometen diariamente muchos ciudadanos, incluso militantes. Cinco meses despus, el 7 de julio, el Presidente Castro describi sin paliativos y con un profundo Compartimos la parte sustancial de su discurso en esa ocasin. coyuntura

PAGE 25

25 Ral Castro Ruz* _______________Me corresponde realizar las conclusiones de este, el Primer Perodo Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional, marco en el cual, cumpliendo lo acordado, nuestros diputados recibieron una amplia explicacin acerca del desempeo de la economa en el primer semestre, as como de la marcha de la implementacin de los Lineamientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin, asuntos que previamente fueron analizados en la reunin del Consejo de Ministros, efectuada el 28 de junio y en el Sptimo Pleno del Comit Central el pasado lunes. (...) La implementacin de los Lineamientos lleva implcita la necesidad de evaluar sistemticamente los efectos de los cambios que se han venido introduciendo y corregir con prontitud cualquier desviacin. Tambin demanda el establecimiento de un clima per manente de orden, disciplina y exigencia en la sociedad cubana, premisa imprescindible para consolidar el avance de la actualizacin del modelo econmico y no admitir retrocesos contraproducentes.Lucha sin tregua contra malos hbitosPrecisamente, a este asunto dedicar la mayor parte de mi intervencin, tal y como les expres a ustedes el 24 de febrero en la Sesin de Constitucin de la actual Legislatura del Parlamento, ocasin en la que contamos con la presencia del compaero Fidel, quien sobre el particular expres: la gran batalla que Este tema no resulta agradable para nadie, pero me atengo al convencimiento de que el primer paso para superar un problema de manera efectiva es reconocer su existencia en toda la dimensin y hurgar en las causas y condiciones que han propiciado este fenmeno a lo largo de muchos aos. Imagino las noticias en los prximos das de la gran prensa internacional, especializada en denigrar a Cuba y someterla a un frentico escrutinio; ya nos hemos acostumbrado a vivir bajo el asedio y no debemos restringir nos a debatir con toda crudeza la realidad, si lo que nos de indisciplina que se ha arraigado en nuestra sociedad y ocasiona daos morales y materiales nada despreciables. Hemos percibido con dolor, a lo largo de los ms de 20 aos de perodo especial, el acrecentado dete rioro de valores morales y cvicos, como la honestidad, la decencia, la vergenza, el decoro, la honradez y la sensibilidad ante los problemas de los dems. Recordemos las palabras de Fidel en el Aula Mag na de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre de 2005, cuando dijo que a esta Revolucin no podra destruirla el enemigo, pero s nosotros mismos y sera culpa nuestra, advirti. As, una parte de la sociedad ha pasado a ver nor mal el robo al Estado. Se propagaron con relativa impunidad las construcciones ilegales, adems en lugares indebidos, la ocupacin no autorizada de viviendas, la comercializacin ilcita de bienes y servicios, el incumplimiento de los horarios en los centros captura de especies marinas en peligro de extincin, el uso de artes masivas de pesca, la tala de recursos nico de La Habana; el acaparamiento de productos cipacin en juegos al margen de la ley, las violaciones de precios, la aceptacin de sobornos y prebendas, el asedio al turismo y la infraccin de lo establecido en materia de seguridad informtica. Conductas, antes propias de la marginalidad, como gritar a viva voz en plena calle, el uso indiscriminado de palabras obscenas y la chabacanera al hablar, han venido incorporndose al actuar de no pocos ciudadanos, con independencia de su nivel educacional o edad. Se ha afectado la percepcin respecto al deber ciudadano ante lo mal hecho y se tolera como algo natulgicas en calles y parques; marcar y afear paredes de en lugares pblicos inapropiados y conducir vehculos en estado de embriaguez; el irrespeto al derecho de perjudica el descanso de las personas; prolifera impu nemente la cra de cerdos en medio de las ciudades con el consiguiente riesgo a la salud del pueblo, se convive con el maltrato y la destruccin de parques, monumentos, rboles, jardines y reas verdes; se vandaliza la telefona pblica, el tendido elctrico y tele fnico, alcantarillas y otros elementos de los acueduc tos, las seales del trnsito y las defensas metlicas de las carreteras.Orden, disciplina y exigencia

PAGE 26

26Igualmente, se evade el pago del pasaje en el transporte estatal o se lo apropian algunos trabajadores del sector; grupos de muchachos lanzan pie dras a trenes y vehculos automotores, una y otra vez en los mismos lugares; se ignoran las ms elementales normas de caballerosidad y respeto hacia los ancianos, mujeres embarazadas, madres con nios pequeos e impedidos fsicos. Todo esto sucede ante nuestras narices, sin concitar la repulsa y el enfrentamiento ciudadano.Deterioro de la rectitud y los buenos modalesLo mismo pasa en los diferentes niveles de enseanza, donde los uniformes escolares se transforman al punto de no parecerlo, algunos profesores impar ten clases incorrectamente vestidos y existen casos de maestros y familiares que participan en hechos de fraude acadmico. Es sabido que el hogar y la escuela conforman el sagrado binomio de la formacin del individuo en funcin de la sociedad y estos actos representan ya no solo un perjuicio social, sino graves grietas de carcter familiar y escolar. Esas conductas en nuestras aulas son doblemente incompatibles, pues adems de las indisciplinas en s mismas, hay que tener presente que desde la infancia la familia y la escuela deben inculcar a los nios el respeto a las reglas de la sociedad. Lo ms sensible es el deterioro real y de imagen de la rectitud y los buenos modales del cubano. No puede chabacanera ni desfachatez con el progreso; vivir en sociedad conlleva, en primer lugar, asumir normas que preserven el respeto al derecho ajeno y la decencia. Por supuesto, nada de esto entra en contradiccin con la tpica alegra de los cubanos, que debemos preser var y desarrollar. Me he limitado a hacer un recuento de los fenmenos negativos ms representativos, sin el nimo de relacionarlos uno por uno, ya que ello extendera innecesariamente estas palabras. Con el concurso del Partido y los organismos del Gobierno, se efectu un primer levantamiento que arroj 191 manifestaciones de este tipo conscientes estamos de que no son las nicas y de que hay muchas ms, separadas en cuatro categoras diferentes: la indisciplina social, las ilegalidades, las contravencio nes y los delitos recogidos en el Cdigo Penal. El combate contra esas nocivas conductas y hechos debe efectuarse utilizando diversos mtodos y vas. La prdida de valores ticos y el irrespeto a las buenas costumbres puede revertirse mediante la accin con certada de todos los factores sociales, empezando por la familia y la escuela desde las edades tempranas y la promocin de la Cultura, vista en su concepto ms abarcador y perdurable, que conduzca a todos a la ser, no obstante, un proceso complejo que tomar bastante tiempo. El delito, las ilegalidades y las contravenciones se enfrentan de manera ms sencilla: haciendo cumplir lo establecido en la ley y para ello cualquier Estado, con independencia de la ideologa, cuenta con los instrumentos requeridos, ya sea mediante la persuasin o, en ltima instancia, si resultase necesario, aplicando medidas coercitivas.Abuso de la nobleza de la RevolucinLo real es que se ha abusado de la nobleza de la Revolucin, de no acudir al uso de la fuerza de la ley, miento y el trabajo poltico, lo cual debemos reconoLos rganos estatales y del gobierno, cada uno en lo que les corresponde, entre ellos la Polica, la Contra lora General de la Repblica, la Fiscala y los Tribunales deben contribuir a este empeo, siendo los primeros

PAGE 27

27 en dar ejemplo de apego irrestricto a la Ley; reforzando as su autoridad ante la sociedad y asegurando el apoyo de la poblacin, como ha quedado demostrado en el enfrentamiento reciente a bochornosos casos de corrupcin administrativa, en los que se involucraron funcionarios de organismos y empresas. Es hora ya de que los colectivos obreros y campe sinos, los estudiantes, jvenes, maestros y profesores, nuestros intelectuales y artistas, periodistas, las entidades religiosas, las autoridades, los dirigentes y funcionarios a cada nivel, en resumen, todas las cubanas y cubanos dignos, que constituyen indudablemente la mayora, hagan suyo el deber de cumplir y hacer cumplir lo que est establecido, tanto en las normas cvicas como en leyes, disposiciones y reglamentos. Cuando medito sobre estas lamentables manifes taciones, pienso que a pesar de las innegables con quistas educacionales alcanzadas por la Revolucin y reconocidas en el mundo entero por los organismos especializados de las Naciones Unidas, hemos retrocedido en cultura y civismo ciudadanos. Tengo la amarga sensacin de que somos una sociedad cada vez ms instruida, pero no necesariamente ms culta. En tal sentido, vale la pena recordar aquella frase que se ha atribuido a distintos autores, entre ellos al para resumir sus vivencias acerca de las normas de convivencia de unos campesinos de Castilla expres: Nada es ms ajeno a un revolucionario que la re signacin, o lo que es lo mismo, la rendicin ante las vantar el nimo y el espritu de combate y enfocarnos en la gigantesca y paciente tarea de revertir la situacin creada. En mi criterio, el denominador comn de todo este fenmeno ha sido y es la falta de exigencia de los encargados de hacer cumplir lo establecido, la ausencia de sistematicidad en el trabajo a los diferentes niveles de direccin y el irrespeto, en primer lugar, por las entidades estatales de la institucionalidad vigente, lo cual, por otra parte, menoscaba su capacidad y autoridad para exigir a la poblacin que se atenga a las regu laciones existentes. Por solo citar un ejemplo: cuntas violaciones de tadas en el sector estatal a lo largo y ancho del pas, algunas de ellas denunciadas en la prensa? Hay que reforzar, como ya lo estamos haciendo, el orden y la disciplina en todos los organismos del gobierno.Abandonar pasividad e inerciaAl propio tiempo, los dirigentes desde las instan cias nacionales hasta la base, deben abandonar la pasividad y la inercia en su conducta; deben dejar de mirar al otro lado, cuando el problema est aqu, para no verlo. Basta ya de tener miedo a buscarse proble mas en el cumplimiento de nuestros deberes, y asumir como propia una mentalidad de orden, disciplina y exi gencia, sin temor a buscarse problemas por reclamar el cumplimiento de lo establecido. El enfrentamiento a la indisciplina social no puede convertirse en una campaa ms, sino en un movimiento permanente cuya evolucin depender de la capacidad de movilizar a la poblacin y a los diferen tes actores de cada comunidad, sin excluir a nadie, con rigor e intencionalidad poltica. Hagamos balance de las fuerzas con que cuenta la cientes para alcanzar el xito. Las primeras acciones realizadas por el Partido, la Juventud y las organizaciones de masas para fortalecer la prevencin y el enfrentamiento han evidenciado, en apenas cuatro meses, que a medida en que las instituciones polticas, sociales y administrativas han profundizado su actuacin en esta esfera, la poblacin ha patentizado su respaldo y se suma denunciando y combatiendo hechos y conductas violatorias de la legalidad. Si queremos triunfar en esta tarea hay que incorpo rar al pueblo, a cada ciudadano, no mediante arengas y consignas vacas en encendidas reuniones, sino sem brando en cada uno la motivacin por ser mejores y llevando por delante el ejemplo personal. Ese era el tema central de mis palabras, aprobadas por el Bur Poltico en la maana de ayer. Sobre este tema que acabo de concluir se puede estar hablando ms se debe publicar. Como es natural esto se publicar en toda nuestra prensa. Yo les sugiero a todos ustedes y a los que me escuchan, que se lo lean con calma, y mediten individualmente, solo les pido que mediten personalmente. (...) Hoy estamos a 7 de julio, nos separan pocos das para conmemorar el 60 aniversario del asalto a los cuar teles Moncada y Carlos Manuel de Cspedes. Enfrente mos los nuevos retos con la misma decisin e inconmovible fe en la victoria que siempre nos ha inculcado el Jefe de la Revolucin Cubana, Fidel Castro Ruz. (*) Presidente de Cuba.

PAGE 28

28Jorge Capeln ___________________Las revelaciones de Edward Snowden han per programas de espionaje secretos. Uno, que incluye el registro de las llamadas te lefnicas de al menos 8 millones de ciudadanos estadounidenses. Otro por medio del cual la Agencia Nacional de Se guridad (NSA) y la FBI recababan datos directamente de los servidores de Microsoft, Yahoo, Google, AOL, Facebook, PalTalk, Skype, YouTube y Apple, procesando miles de millones de mensajes en la Internet. A estos dos se le suman las revelaciones sobre el espionaje masivo de EEUU a decenas de gobiernos del mundo, incluso aquellos que se consideraban aliados, como los europeos. Cuando un imperio se ve obligado a espiar a miles de millones de personas, dentro y fuera de sus fronteras, y a todo tipo de gobiernos sobre todo tipo de co sas, lo que enfrenta no es un problema de inteligencia sino el colapso inminente de su hegemona: no puede Los escndalos de filtraciones ocurridos en los ltimos tiempos ponen en evidencia la inviabilidad del Occidente imperial y su absoluta carencia de estrategias crebles para superarla. Si la emergencia de China y del grupo BRICS (letra inicial de Brasil, Rusia, India, China y Surfrica) constituy el inicio de la entrada en la multipolaridad econmica, la tragicmica crisis provocada por el infame secuestro del presidente Evo Morales en su avin presidencial, expresa el inicio del fin de la unipolaridad en lo poltico. Un ejemplo es la condena a Espaa, Francia, Italia y Portugal por el mismsimo Ministerio de Colo nias de Estados Unidos en Amrica Latina que lleva el nombre de OEA, as como la propuesta por parte del asilo a Snowden. El imperio carece de una alternativa creble, por mediticos que lo controlan le impiden hacer un anlisis realista de su crisis. No estn dispuestos a dejar de intentar controlar un mundo que se les escapa de las manos. Ni el acuerdo de libre comercio entre Europa rialismo anglosajn, porque ambas alianzas son ms de lo mismo, se basan en reducir la demanda interna va bajos salarios y deterioro del empleo y estn diseadas para aumentar las ganancias de los grandes tecnologas de la informacin, de los agronegocios y de la industria farmacutica.De espaldas a la realidadDesde hace aos, la serie de informes TendenInteligencia la comunidad de espionaje de Estados Unidos hace pronsticos sobre cmo ser el mundo en los aos venideros. Esos anlisis son proverbiales por su falta de correspondencia con el desarrollo real de los acontecimientos: hasta 2008 aceptaron la idea del surgimiento de un orden global multipolar, tras el estruendo provocado por la cada de las Torres Gemeubicaban el surgimiento de un orden multipolar para el El espa Snowden y la podredumbre de EEUU anlisis

PAGE 29

29 estadounidense sino hasta diciembre del ao pasado, cia decisiva en el mundo). Lo cierto es que el proceso de declive del imperia lismo anglosajn es ms acelerado de lo que la mayora pensaba. Europa y Estados Unidos siguen manejando sus economas con el recesivo piloto automtico del dogma neoliberal que los conducir al colapso: con la depresin de los salarios se deprime el consumo y se destruye la infraestructura; con los salvatajes a los bancos se refuerza la lgica especulativa del capital to en lo que respecta a las alianzas polticas como en lo que respecta al deterioro de su propios instrumentos represivos. Obviamente, estas polticas recesivas arrastran a todo el mundo en la crisis, pero los nuevos centros del mundo multipolar poseen o estn constru yendo mecanismos propios que les permitan recupe rarse. El imperio no. Las revelaciones sobre la extensin del espionaje del Pentgono a los aliados europeos de Estados Unidos fue un escndalo de mayores proporciones que genera macin desconocida para gobernantes como ngela Merkel o Francois Hollande, sino porque ponen en evidencia su situacin de subordinados y rehenes de los intereses estadounidenses. No hay (prcticamente) gobierno dcil a Estados Unidos en el mundo que no sienta la necesidad de tomar distancia del espionaje al que est siendo sometido por EEUU so pena de perder toda legitimidad ante los ojos de sus ciudadanos. Pero al mismo tiempo, las propias revelaciones indican que esos mismos gobier nos han sido cmplices de la red de espionaje imperial, utilizndola contra sus propias poblaciones. Las semanas y meses que han pasado desde que comenzaron las revelaciones de Snowden, han hecho ms que todos los aos transcurridos desde que se invent la World Wide sobre el poder de los monopolios estadounidenses y la falta real de libertad dentro y fuera de la Internet. Sin embargo, el surgimiento de un movimiento contra la guerra y por los derechos civiles en los pases imperiales, sobre todo en Estados Unidos, an est en ciernes, y el frente de las potencias emergentes dista de ser comn. A lo interno de Estados Unidos, desde el inicio de las revelaciones de Snowden, una encuesta del generalmente respetado Instituto PEW indicaba que 54% del pblico estaba a favor de procesar al ex-agente de la a ello. Un ms ms tarde, a inicios de julio, otra encuesYouGov arrojaba que 38% de las personas condenaba indecisos. Tal vez los indecisos de hoy se sumen maana a los crticos, pero eso es algo que est por verse.Temor global a EEUU?A nivel de las potencias emergentes, India acept sin chistar la versin estadounidense: No es una vigilancia ni un acceso al contenido de los mensajes. Se trata apenas de un anlisis informtico de datos de llael ministro de Relaciones Exteriores de India, Salman Khurshid al motivar su rechazo a la peticin de asilo de Snowden poco despus de entrevistarse con el secretario de Estado norteamericano John Kerry en Nueva Delhi a inicios de julio. Algunos analistas como Enrique Muoz Gamarra advierten como una maquinacin de Occidente para poner en jaque a China y a Rusia, el hecho de que el 9 de julio Snowden saliese de su escondite en un holas revelaciones sobre el espionaje masivo de la NSA publicadas das antes por The Washington Post y The Guardian, ambos medios dependientes de la lite de poder mundial. Ni Rusia, ni China ni ningn otro pas del mundo estn interesados en una colisin frontal con Estados Unidos. Seguros de tener el tiempo de su parte, Rusia y China intentan acumular la mayor cantidad posible de poder y, en vista del progresivo desgaste de Occidenactual crisis de hegemona en el mundo. Lo mismo se puede decir de nuestros pases ms beligerantes, des de quienes integran el ALBA hasta Brasil y Argentina. Incluso, los anuncios de la voluntad de otorgar asilo al ex-agente de la NSA por parte de Nicaragua, Bolivia y Venezuela, no vinieron sino hasta despus de que el presidente Evo Morales hubiese sido secuestrado en el espacio areo de Europa y luego de un prolongado perodo de provocaciones e intentos de chantaje de Estados Unidos contra los gobiernos del ALBA. El cnsul de Ecuador en Londres, Fidel Narvez, presionado por Julian Assange entre el 22 y 23 de junio, que insista en que Snowden debera asilarse en Amrica Latina mientras ste estaba en Hong Kong, cometi un grave error (o corri un serio riesgo, segn se quiera ver) que pudo tener consecuencias muy gra ves al darle un salvoconducto al estadounidense para que pudiese viajar a Rusia. En una entrevista al diario britnico The Guardian, el propio Correa aclar que la solicitud de derecho de asilo es una cosa pero ayudar a alguien a viajar de un

PAGE 30

30 error de nuestra parte. Mire, esta crisis nos afecta en un momento muy vulnerable. Nuestro ministro de Ex teriores estaba de viaje por Asia. Nuestro viceministro de Exteriores estaba en la Repblica Checa. Nuestro Rusia, el enemigo?La papa caliente de Snowden era la siguiente: si China o Rusia le hubiesen dado asilo incondicional e inmediato al ex-agente de la NSA, hubieran desatado un espiral que habra desembocado en una guerra mundial. Hubiera sido la oportunidad que estaban esperando los sectores ms guerreristas del imperio para lanzarse a una confrontacin militar directa, ya que podan argumentar que, independientemente de las ilegalidades destapadas por las revelaciones de Snowden, estas potencias estaban llevando a cabo un acto hostil (que hasta podran caSi China o Rusia hubieran entregado a Snowden a Estados Unidos, habran cedido a sus provocaciones y ya no existira marco legal internacional alguno que pudiese detener una guerra de Estados Unidos contra Rusia, China y el resto de las fuerzas que pugnan por un orden internacional multipolar. Que al imperio no se le puede ceder ni un tantitiempo aprendida en Amrica Latina y otras partes del mundo. Tambin es una leccin asimilada por muchos estrategas rusos y chinos, y aprendida amargamente por las dirigencias de esas potencias a raz de lo que pas en Libia cuando permitieron que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptase la resolucin 1973 que el pas norafricano y termin con su sangrienta con quista por la OTAN. En ambos casos (una aceptacin ingenua de las demandas de Snowden o una acepta Por eso, al llegar Snowden a Mosc, el Kremlin puso duras condiciones a su asilo esperando que el paso de las semanas desencadenara procesos polticos ms amplios que debilitasen la articulacin los planes gue rreristas del imperio, conscientes de que ya se acaba ron los das en los que Estados Unidos podan obligar pases estratgicamente indefensos. Haba que dejar que el caso Snowden se cocinara a todava est por verse si Snowden lograr dejar la zona de trnsito del aeropuerto gracias a un asilo temporal (renovable cada ao) bajo la condicin de que no haga la negativa rusa de entregar al ex-analista de la NSA con la explicacin de que no existe un tratado de ex yente Comit de Asignaciones del Senado aprueba una todo pas que se atreva a otorgar asilo a Snowden. En las actuales circunstancias, la amenaza del Senado va dirigida contra Rusia, ya que es muy difcil que el ex analista de la NSA logre viajar a Amrica Latina. Sin embargo, es difcil ver que unas sanciones comerciales Rusia, cuyas importaciones estadounidenses slo consEn caso de una continuacin de las presiones estadounidenses hacia Amrica Latina, entre las que incluso existen denuncias fundamentadas de planes terroristas y hasta magnicidas, la unidad de la regin se consolidar an ms. Si estas medidas agresivas, y otras, continan, aumentar el aislamiento de Estados Unidos y Europa, con su consiguiente debilitamiento interno y externo.Laberinto imperial guno de ellos apoy en la OEA el secuestro areo de Evo Morales en Europa, ya que hubiera sido suicida: El chileno Sebastin Piera, a quien quedan solo unos meses en el cargo, era el que tena menos que perder por seguir el guin de Washington, y evit pronunciarse sobre el incidente y no fue a la reunin de UNASUR que deba pronunciarse sobre el tema. Adems concedi una cena privada (no se atrevi a Capriles Radonski, que durante su visita a Chile logr reunirse con lo ms granado de un pinochetismo que a escasos tres meses de las elecciones todava no tiene un candidato nico y va a una segura derrota contra Michelle Bachelet. En Bogot, el presidente Juan Manuel Santos, que vena de montar una provocacin de alto calibre con creo que es inaudito lo que le hicieron a Evo Morasemanas ms tarde lograba normalizar las relaciones con Venezuela. Ollanta Humala en Per rechaz el espionaje esEvo Morales. Dijo que el tratamiento de los europeos cumbre de mandatarios de UNASUR.

PAGE 31

31 Preocupado por regresar lo ms pronto posible a MERCOSUR, el golpista paraguayo Federico Franco rales por los europeos. Ni el perrito faldero de Martinelli dej de solidarizarse con el presidente boliviano, aunque un par de semanas ms tarde, se prest a la maniobra de propaganda de la CIA sobre un cargamento de chatarra militar cubana a bordo de un barco norcoreano, des En cuanto a los pases del ALBA, existe una solidez poltica muy alta: la oposicin golpista en Venezuela se viene abajo y una encuesta revela que 7 de cada 10 ve 83% de los nicaragenses tienen una opinin positiva de Daniel mientras que toda la oposicin sumada no llega al 8%. Ninguno de los gobiernos revolucionarios y progresistas de Amrica Latina parece haber pagado un costo poltico por el caso Snowden. La presidenta argentina, Cristina Fernndez, actu gigante latinoamericano atraviesa por una situacin muy delicada con el agotamiento de su sistema poltico y la necesidad de reemplazarlo por otro ms acorde al nivel de conciencia de su pueblo, un proceso que tomar tiempo y que ser de enorme importancia para el proyecto de liberacin de Amrica Latina. En Oriente Medio, Estados Unidos queda debi litado por su abandono de Qatar y de la Hermandad Musulmana en Egipto y Turqua, que hace an ms incierta su capacidad de controlar la regin, pues entre ms tensa sus msculos militares, enviando el por taaviones Harry Truman al Golfo Prsico y anunciando ataques contra Siria que costaran miles de millones de dlares, ms se debilitan sus msculos polticos y econmicos. La abdicacin del Emir de Qatar, Hamad Al Tani, el 25 de junio, apoyada por Estados Unidos, zanj la creciente rivalidad entre el microestado petrolero y Arabia Saudita, que por cierto fue hbilmente explotada por Irn. Con esta movida, EEUU se vio obligado a des hacerse del grupo poltico que tan buen rdito haba la poltica de la regin en el ltimo ao: la Hermandad Musulmana en Egipto y Turqua. El gobierno de Mohamed Morsi fue derrocado por una junta de militares apoyados por los rivales de Qatar (Arabia Saudita y los Emiratos rabes) que de inmediato ofrecieron 8 mil millones de dlares a la junta golpista del ejrcito, tradicional gran receptor de ayuda militar estadounidense. Con este enroque de lites cipayas, EEUU y la OTAN no lograron mayor estabilidad, sino una prolongacin del caos. Nos cuestin el poder de todas las lites clientes en la nacin norafricana y vuelva a levantar las banderas revolucionarias del nasserismo. Con unos herederos de la Hermandad Musulmana seriamente deteriorados por continuas movilizacioen Siria en franco proceso de deterioro y luchas intestinas por el poder, las potencias occidentales e Israel quedan relegadas al unilateralismo de gestos vacos como el de incluir a Hezbollah en la lista de organizaciones terroristas (algo que tiene ms impacto para los musulmanes shitas en Europa que para la guerrilla libanesa) o anunciar planes fastuosos de ataques contra Siria e Irn que an est por verse si se pueden tambin la segura opcin de seguir cebndose con el pueblo palestino, por ms protestas hipcritas que esto suscite en occidente. El 23 de julio, el jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU, Martin E. Dempsey, despert la ira del recalcitrante guerrerista republicano John McCain cuando inform cul sera el verdadero costo de una agresin militar contra Siria: ataques de larga distancia contra blancos sirios requeriran cientos de aviones, barcos, manda conllevara el uso de cientos de aviones a un costo de mil millones al mes; seguir armando y entre

PAGE 32

32500 millones al ao. Dempsey dijo que si el presidente ciosas, como entrenar a los rebeldes, realizar ataques limitados con misiles o implementar una zonita de ex clusin area, pero adverta: una vez que entremos en accin, hay que estar preparados para lo que sigue. Secretos pblicosEn torno a las revelaciones de Snowden seguramente existi la voluntad de provocar una crisis a China, Rusia y los pases latinoamericanos. Sin embargo, y a la luz de los resultados en el Oriente Medio y en Amrica Latina, es fcil advertir los frgiles fundamentos de la poltica imperial. Francamente, no parece que el Pentgono haya sido capaz de poner premeditadamente Rusia y Amrica Latina, sino ms bien parece que se vio obligado a reaccionar (muy mal, por cierto) ante esa situacin. Por otro lado, es difcil de creer que a los sectores ms militaristas del imperio le gusten andar divulgan do sus secretos, por ms pblicos que estos sean. En suma, es difcil creer que Estados Unidos se content con dejar que Snowden revelase cosas que todo el posible para ocultar, minimizar y silenciar. Las revelaciones de Snowden no fueron las primeras. Todo el mundo se recuerda de las revelaciones de WikiLeaks y Julian Assange (ste ltimo, an sin poder salir de la embajada de Ecuador en Londres), as como las del soldado Bradley Manning, sdicamente torturado y aislado durante ms de un ao (y enfrentando una largusima condena) por haber revelado informacin sobre los crmenes estadounidenses en Irak y Afganistn. Hay otros casos de revelaciones poco publicitados, pero no menos relevantes. Por ejemplo, el de Russ Tice, otro exanalista de inteligencia de la NSA como Snowden, pero mucho ms experimentado y de bastante ms alto rango que Snowden. En 2005, Tice devel el espionaje ilegal de la NSA a los estadouni denses y, junto con otras fuentes de la misma NSA, re vel el programa computarizado de espionaje global ECHELON el mismo que hasta antes que saliera a la luz el caso Snowden era visto por los grandes medios desprestigio de la propia NSA y de la cadena conser Quienes le siguieron no tendran la misma suerte. empleado de la CIA que revel al New York Times la informacin falsa sobre la fabricacin de la bomba atmica como una provocacin para que el pas persa emprendiera un programa nuclear de carcter militar, y as ao 2010, Sterling se encuentra librando una batalla legal luego de haber sido acusado de malos manejos con la informacin sobre la Defensa Nacional. Tampoco podemos olvidar el reciente caso de Ja mes Cartwright, ex jefe adjunto del Estado Mayor Conjunto (de hecho, el nmero 2 de las Fuerzas Arma das), y tan cercano al presidente que en Washington junio pasado, Cartwright fue acusado de espionaje por haber revelado informacin acerca del uso del virus informtico Stuxnet, diseado para causar daos en las instalaciones nucleares iranes. Hasta el presente, la administracin Obama ha hecho uso de la Ley de Espionaje de 1917 contra diversos (soplones) nada ms ni nada menos que 8 veces, algo sin precedentes en la historia de Estados Unidos. Esta ley pone en manos del ejecutivo estadounidense el poder de censurar la prensa (y Como dice el analista Thierry Meyssan: En tiempo de guerra, la Espionage Act sirve ms bien para casti gar las opiniones disidentes () En tiempo de paz, esa pblico un sistema de fraudes o crmenes cometidos por

PAGE 33

33 indiscreciones se pagan caras. Si los antecesores de Assange y Snowden fueron tratados con rigor en su momento, es difcil creer que stos ltimos vayan a ser tratados con clemencia. Segn Meyssan, senta a las personas encausadas bajo la Espionage Act es posible denunciar ante la ciudadana los pocos errores tran estos ejemplos es que, en Estados Unidos, desde el sistema dictatorial cuando se dan cuenta de que forman justo es catalogarlos entre los ejemplos ms conoci Es difcil no estar de Ni virginal ni idealistaSin embargo, y sin dudar de la genuina indignacin de personas como Snowden o Assange ante los atropellos, abusos y crmenes del imperio, debemos decir que la imagen virginal e idealista que se promueve de todas las redes que los apoyan es totalmente falsa e impide toda comprensin de los verdaderos intereses en juego tras el fenmeno de las revelaciones de los trapos sucios del imperio a escala global. Empecemos por los medios. Para hacer sus revela ciones, tanto Snowden como Assange, se valieron y/o contactaron a grandes medios corporativos globales al servicio del imperialismo, como el New York Times, el Washington Post, el alemn Der Spiegel o el ingls The Guardian. Este ltimo peridico, es un ejemplo ilustrativo Unido. La presidenta de la directiva del Guardian Me dia Group la compaa que maneja The Guardian es nada ms y nada menos que la dama Amelia Fawcett, ex jefa de los negocios del banco Morgan Stanley en Europa y nombrada Dama Comandante de la Excelentsima Orden del Gobierno Britnico por sus servicios El redactor en jefe de The Guardian es Alan Rusbrid ger, gobernador de la Fundacin Ditchley, una organisin y las relaciones internacionales, especialmente de agresin contra Serbia, Libia y Siria, junto con otros connotados guerreristas de su organizacin como David Cameron, John Major, Lord George Robertson, Malcolm decenas de otros aclitos de la maquinaria de guerra de la OTAN. El resto de miembros de la directiva de The Guardian son o han sido ejecutivos de empresas multinacionales, desde Pepsico y Procter & Gamble hasta Virgin Media, St. George Bank y Telefonica UK. El dueo de The Guardian es el trust Scott, entre cuyos miembros se encuentral el vice-director ejecutivo del Banco Roths Warburg. Como escribe el colega Toni Solo, es absurdo suge rir que los editores de estn implemen tando una poltica de publicar y despus ver qu pasa periodista de ese peridico Glenn Greenwald, que se hizo famoso a costa del ex-agente de la NSA. Acerca de The Guardian, Toni Solo comenta que es inconce bible que su poltica editorial no haya estado estrechamente coordinada sobre la base de las relaciones de la directiva con sus colegas en el gobierno y la inteligencia britnicas, as como en el sector corporativo Los grandes medios corporativos del imperio, eso difunden informacin libre de intereses monoplicos, ya sea que acten denunciando crmenes reales, encuadrando las revelaciones incmodas de manera que sean asimilables a los marcos de los grandes inpara promover guerras de rapia en Irak, Libia o Siria, o para desestabilizar gobiernos revolucionarios en Amrica Latina, los monopolios occidentales de la informacin juegan un papel fundamental para el manlites euro estadounidenses.Los intereses de SorosOtras redes que apoyan a grupos como WikiLeaks con Julian Assange, o a Edward Snowden, son las que dentales, dependientes del patrocinio de las grandes corporaciones. Uno de los principales financiadores de este tipo de ONG en Estados Unidos, es el magnate de las finanzas George Soros, que a travs de su fundacin Open Society Institute (Instituto para la Sociedad Abierta), en 2011 distribuy unos 860 millones de dlares a todo tipo de grupos de la de agenda funcional a los intereses del imperio por la

PAGE 34

34Segn investigadores como la estadounidense Eva Golinger, el Open Society Institute de Soros ha participado en la desestabilizacin de los gobiernos que han resistido la ofensiva post-Unin Sovitica. Esta organizacin fue muy activa en Yugoslavia, Ucrania y Georgia, y trabaj estrechamente con Freedom House y el Albert Einstein Institution (AEI) en el derrocamiento de los gocacin y grupos de oposicin. Igualmente, el rea de inters de la Open Society Institute es Europa del Este y el Cucaso, pero tambin est muy activa en frica y Amrica Latina, organizando todo tipo de redes fascistoides, desde los jvenes con las manos pintadas que participaron en los actos de violencia que costaron la vida a 11 venezolanos lue go de las elecciones de este ao, hasta las redes de jvenes ultraderechistas de la Nicaragua 2.0. en las campaas de propaganda negra contra nuestros gobiernos revolucionarios en Amrica Latina, as rios en Libia, Siria y otros lugares. Sin embargo, los intereses de Soros no son automticamente los del Pentgono, y en Estados Unidos es considerado como un liberal, que es el trmino utilizado en ese pas para lo que nosotros denominamos crtico de Bush, est a favor de la legalizacin de la pos de activistas por la legalizacin de la marihuana), software libre, etctera. En lo econmico, Soros no es ningn socialista, por le llegue a pedir dinero. Soros es un neoliberal a ultranza que amas su fortuna hundiendo a pases enteros al especular con sus divisas. Ideolgicamente, respalda las posturas anti-estado de grupos que en EEUU se conocen dad, es as slo en la medida que un estado est controlado por intereses que le impidan hacer negocios. Soros nancieras de Wall Street y de la City de Londres, es decir, de grupos como los Rockefeller y los Rothschild. Cabe mencionar un par de hechos poco comentados, sobre las relaciones de WikiLeaks y Snowden con Soros. All por el ao 2006, en la etapa fundacional del grupo, en el sitio web de WikiLeaks apareca la fundacin de Soros entre los principales benefactores de la organizacin. Asimismo, uno de los miembros del consejo de administracin de Wikileaks trabaj para otra organizacin nas que se hace pasar por vocero de Edward Snowden en el aeropuerto de Mosc, y que ha tenido acceso directo al ex-analista de la NSA, es Tanya Lokshina, la directora del proyecto ruso de Rusia como un grupo desestabilizador occidental ms, por lo que no debera extraar que el Kremlin est ma asilo del estadounidense. Con todos los elementos arriba sealados, podemos decir que la historia de un ex-agente de la CIA que se decide a decir la verdad y es apoyado por un grupo de entusiastas idealistas a escapar a las manos del imperio es una cuento para nios. Snowden est en medio de una pugna de poder entre diferentes grupos de la lite imperial, as como de la pugna entre un imperio que se debate para mantener su hegemona y las potencias que le sucedern en el nuevo orden mundial multipolar.En las entraas del imperioLos intereses contrapuestos en Estados Unidos son, por un lado, la burocracia corrupta dentro del Pentgono, el complejo militar-industrial y sectores como el de la energa, fuertemente dependiente del dinero del Estado para llevar adelante sueos absur dos, como el de convertir a EEUU en una potencia petrolera y gasfera de primer orden, usando tecno logas peligrossimas como el fracking y la explotacin del gas de esquisto. A estos sectores se les unen los monopolios que controlan Sillicon Valley y la Internet, tambin fuertemente dependientes de su relacin con el Estado y directamente amenazados por las revela ciones de Snowden. Street y la City de Londres, tambin dependiente de un Estado que los rescate de sus crisis, pero al mismo tiempo profundamente molestos por la corrupcin de los otros grupos. En medio de esta pugna estn los grandes medios corporativos, a su vez ligados a una o varias de esas facciones, a veces haciendo de apagafuegos, otras ve y verdugos. Adems, participan otros intereses monopolistas, como los de la industria de los medicamentos y de los agronegocios, acostumbrados a usar al con greso norteamericano y al propio estado para hacer valer sus intereses en la competencia internacional y domstica. Todos esos grupos persiguen intereses que nada tienen que ver con los de los pueblos del mundo, ni en el Sur global ni en los propios pases imperiales, donde las lites han completado lo que analistas como Frida Modak (ex secretaria de prensa de Salvador Allende) y

PAGE 35

35 el ultraconservador Paul Craigh Roberts (ex subsecretario del Tesoro en el gobierno de Ronald Reagan), no Ms all de fenmenos por todos reconocidos, como el poder del dinero para decidir las campaas cias legalizado por la institucin de los lobbys y los grupos de presin, o el poder de los medios de comunicacin de masas, existen fuertes razones para creer que a partir del 11 de septiembre de 2001, se ha insti los verdaderos hilos del poder en Washington. A mediados de julio, el ex-presidente Jimmy Carter atac duramente la democracia estadounidense. Du rante su intervencin en un evento a puertas cerradas de la asociacin Atlantik-Brcke en Atlanta, Carter critic a los servicios de inteligencia de Estados Unidos. En la actualidad Estados Unidos no tiene una demo en el diario alemn Der Spiegel. Si alguien conoce sobre ese tema es precisamen te Jimmy Carter, el demcrata cultivador de manes que, aupado por la Comisin Trilateral (Rockefeller, por ejemplo), a mediados de la dcada de los 70 lleg al poder con una agenda de distensin con la Unin Sovitica, y promesas de limpiar la imagen de Estados Unidos, tras los escndalos Watergate y los de la CIA, as como por las revelaciones de los crmenes cometidos por Estados Unidos en Vietnam, en Amrica Latina y en frica. En realidad, Carter termin haciendo lo contrario a lo que haba prometido: le prest su nombre a la doc trina segn la cual, Estados Unidos usara la fuerza mi litar para defender sus intereses en el Oriente Medio, inici el apoyo a las fuerzas jihadistas en Afganistn (antecesoras de Al Qaida) y termin su mandato con el bochornoso y fallido intento por liberar por la fuerza a los rehenes de la embajada de Tehern, es decir, sent las bases de lo que sera la poltica exterior de Reagan, con sus rambos, sus contras, sus Oliver North, sus gue rras de las galaxias y todo lo que vendra despus hasta nuestros das. No hay otra razn: desde ese entonces, el pre sidente de Estados Unidos no es quien manda. (Un recuento detallado de esta historia se puede obtener leyendo el libro del profesor Peter Dale Scott).Estado policialPara entender el espectculo relacionado con las revelaciones de Snowden, debemos comprender que ideologa dominante al referirse a la democracia estadounidense (y, por extensin, a las democracias neoliberales occidentales), no se corresponde a la realidad. Estados Unidos hoy en da se parece ms que nada a un Estado Policial, y buena parte de las relaciones internacionales a escala global tienen lugar muy lejos de los pueblos que eligen gobiernos, totalmente a espaldas de los electores. Es ms, el estado policial estadounidense es incluso peor que las dictaduras latinoamericanas de la dcada de los 1970. Por lo menos en aquellos tiempos, el poder poltico tena cara: Videla, Massera, Pinochet, Trujillo, Ros Montt, o los Somoza. Hoy en da, Obama es a la vez rehn, cmplice y ejecutor del poder. Hoy en da, el Estado Imperial est controlado por un puado de la millonsima parte de la poblacin mundial que concentra en sus manos la mayor parte Algunos de los nombres de sus jerarcas los podre mos encontrar si revisamos las listas de asistentes a foros como el del Bilderberg, que rene a ilustres representantes de la oligarqua mundial, o entre los miembros del estadounidense Consejo de Relaciones Exteriores, o entre los directivos de oscuras organizaciones como la Corporacin RAND, etctera. Otros nombres no los conocemos y tal vez jams lleguemos a saberlos. En la sociedad de clases, siempre han existido conspiraciones de lites de poder que han tratado de hacerse de la cosa pblica para manejarla a su favor. el trmino turco derin devlet, que hace referencia a redes antidemocrticas, una especie de Estado parano a inicios del Siglo XIX, compuesta por elementos de alto nivel en los servicios de inteligencia, el ejrcito y el poder judicial. Durante el Siglo XX se difundi la nocin del totalitarismo, expresado en los regmenes nazifascistas europeos y en las dictaduras latinoamericanas here intelectualidad no-comunista que consciente o inconscientemente se prestase al juego de la guerra fra. Tambin conoci la Operacin Gladio por medio de la cual la CIA cre toda una red clandestina de elementos ultraderechistas e incluso nazis para contener la ame terroristas. Existe abundante literatura sobre estos temas, por ejemplo, la obra de la historiadora Stonor Saunders (La Guerra Fra Cultural) o el libro de Phil Agee, el Snowden de los aos 70, acerca de Amrica Latina (La Agencia por Dentro). Sin embargo, todos esos fenmenos siempre fue ron vistos como algo vergonzante, una especie de mancha negra en la foja de servicios de una democracia

PAGE 36

36occidental que, por lo dems, deca ofrecer un marco civilizado de relaciones polticas. Hoy todo ese tinglado se ha venido abajo. Y las revelaciones de Snowden, o que con fundamento se sospechaban, lo presentan con claridad meridiana, al menos para aquellos que tienen la dicha de no vivir en Estados Unidos.Dictadura en toda reglaEn Estados Unidos, ese orden de cosas no es visto como una dictadura por el pblico, y para una buena parte de los estadounidenses, Snowden todava es un criminal que debe ser juzgado. Las races de este hecho deben buscarse en una serie de medidas tomadas por la administracin Bush horas despus de los atentados a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. Por ejemplo, la forma constitucional de gobierno de Estados Unidos se ha transformado de manera que lo ilegal se ha hecho legal, sin necesidad de votaciones ni parlamentos, mucho menos de debates pblicos, ante la sola presencia de un evento catasMundo de Bush. EEUU fue declarado en estado de emergencia des de septiembre de 2001, a travs de una orden cono cida como procedimiento nmero 7463, que activ y que incluan el darle al Presidente las facultades de imponer la Ley Marcial y ordenar la censura a los me dios. Diez aos despus del 11-S, Obama emiti otra orden, con el nmero de Registro Federal 56633, que prorrogaba por un ao ms el estado de emergencia con la explicacin de que la amenaza terrorista (con que el Presidente levantara ese estado de emergencia. El contenido preciso de esas provisiones no ha sido propiamente divulgado, ni por Bush, ni por Obama. Por ejemplo, segn Steven Aftergood, del Proyecto sobre Secretos de Estado de la organizacin sin fines de lucro Federacin de Cientficos Americanos, de las 54 Directivas Presidenciales de Seguridad Nacional emitidas por George W. Bush, slo se han podido identificar pblicamente el ttulo de ms o menos la mitad, y en los archivos accesibles al pblico, slo hay material descriptivo de una tercera parte de ellas. En otras palabras, hay decenas de Directivas Pre cional de Estados Unidos y de sus agencias de gobier no, pero su contenido es desconocido para el pblico En segundo lugar, y relacionado con esas provisiones secretas, se mont el programa de lo que se cono ce como la Continuidad del Gobierno (o COG, por sus dos que le permitiran al gobierno continuar realizan do sus funciones esenciales an en caso de una guerra La COG fue desarrollada por el Gobierno Britnico antes y durante la Segunda Guerra Mundial para enfrentar los bombardeos alemanes. Este tipo de medi das se hara an ms actual en el contexto de la Guerra Fra y la amenaza de una guerra termonuclear. De este modo, varios pases occidentales desarrollaron planes de COG para evitar o minimizar la confusin, el caos y, en ltima instancia, el vaco de poder luego de una hecatombe nuclear. Pero por lo menos en EEUU, la COG no se restringe slo a emergencias nucleares sino a prcticamente directiva NSPD51 emitida por Bush en mayo de 2007, este tipo de emergencia puede ser cualquier tipo de incidente, independientemente del lugar en que ocurra, que tenga como resultado vctimas en masa, daos, o disrupciones que afecten severamente a la poblacin, infraestructura, economa o funciones de Medidas estilo COG fueron implementadas el propio 11 de septiembre de 2001, tal y como consta nume rosas veces en el Informe de la Comisin creada para investigar los atentados terroristas. Un ejemplo de esto fue la decisin impedir el despegue de todas las aeronaves civiles que dej varados a decenas de mi les de viajeros durante varias horas ese da. Asimismo, se implementaron planes contingentes de COG para la evacuacin de los dirigentes polticos, tal y como lo consigna la web de investigacin estadounidense (WB).Congresistas ignorantesSegn WB, que se tom el trabajo de recopilar la mayor cantidad posible de referencias a la COG en los medios de EEUU, un informe del Washington Post de enero de 2006 afirma que el vice-presidente Dick Cheney oficialmente implement las rdenes de la CNN indican que en Washington se estableci la idea de mantener esta estructura paralela de gobierno indefinidamente. Segn otro informe de CBS News, seis meses despus de los actos terroristas del 11 de septiembre, casi ninguno de los dirigentes del Congreso de Estados Unidos saba que se haba implementado la COG, ni que an se encontraba en pie. Dirigentes claves del Congreso decan no saber que Bush haba establecido el gobierno en la somlugares secretos bajo tierra fuera de Washington, para garantizar que el gobierno federal sobreviviera

PAGE 37

37 mantener al gobierno formal con un conocimiento limitado de lo que realmente est pasando; crear un cdigo legal secreto y paralelo al existente y, por ltimo, draconianas leyes para la prensa. Recordemos que Obama prorrog con vistas a su eternizacin la famosa Acta Patriota, que permite la no que viva en Estados Unidos, bajo cualquier sospecha, aunque la misma carezca de fundamento, o el uso de tropas del ejrcito en funciones policiales contra civiles, as como el hecho ya mencionado de que ste ha sido el presidente que ms ha hecho uso de la Ley de Espionaje. Ese es el sistema que las revelaciones de Snowden estn ayudando a descubrir. Las revelaciones de Snowta investigativo Christopher Ketcham segn las cuales existe un programa para vigilar a unos 8 millones de estadounidenses y extranjeros en Estados Unidos, desde disidentes y activistas de todo tipo hasta intelectuales y hasta muchas personas comunes y corrientes sospe chosas de comportamiento desleal ante una emergencia nacional. El sistema de gobierno de Estados Unidos es ya insostenible y genera fuertes contradicciones a lo interno de la lite dominante, tal y como lo atestigua el apoyo que ciertos sectores de ella dan a grupos que sacan a la luz los trapos sucios del imperio. En vez de generar consensos y proyectos de fuparanoia, constantemente reproduce las deslealtades. O lo que es ms importante: es un sistema cada vez menos capaz de ocultar su carcter antipopular dentro, y agresivo fuera, de Estados Unidos. Es, en resumen, inviable. un devastador ataque terrorista contra la capital de la nacin, indic el diario Washington Post. El jefe de la mayora del senado, Thomas A. Daschle (demcrata), le dijo al Post que no haba sido informado por la Casa Blanca sobre el papel, ubicacin y ni siquie ra la existencia misma del gobierno en la sombra que la administracin comenz a desplegar la maana de los ataques del 11 de septiembre. Tampoco el lder de la minora en la Cmara de Representantes, el demcrata Richard A. Gephardt, estaba al tanto de la movida de la Administracin. Pero si los demcratas no estaban enterados, tampoco lo estaban los republicanos. Los asistentes del presidente de la Cmara de Representantes, J. Dennis Hastert Ill, el segundo en la lista para suceder a Bush en caso de que ste quedase incapacitado, y del lder de la minora Trent Lott, dijeron que no estaban segu ros de si lo saban. Los asesores del siguiente en la lista para ser presidente, el demcrata y presidente protmpore del Senado, Robert C. Byrd (D-W. Va.), dije ron que a ste no se le haba comunicado nada. El artculo de la CNN citaba al lder de la mayora del senado, el demcrata Tom Daschle, diciendo que no poda decir mucho acerca de la COG. No se nos ha infor mado nada acerca del papel del gobierno en la sombra, ni sobre su ubicacin, ni qu responsabilidades particu lares tienen y cundo comenzaran a entrar en funciones, pero deseamos trabajar con la administracin para Ni siquiera el Comit de Seguridad de la Patria del Congreso de EEUU, una instancia que en teora cuenta con la debida autorizacin de seguridad para conocer todos los detalles de los planes de ese tipo, tuvo acceso a informacin detallada sobre la COG. En el verano de 2007, el congresista Peter DeFazio, de ese comit, pregunt acerca de los planes de continuidad de gobierno y se le deneg el acceso a la informacin. DeFazio le dijo al Congreso que a todo el de Comit se le ha denegado el acceso a esos planes de parte de la Casa Blanca. Tal vez aquellas personas que piensan que hay una Para el profesor emrito de la Universidad de California Berkeley, Peter Dale Scott, si los miembros del Comit de Seguridad de la Patria no pueden hacer valer su derecho a leer los planes secre tos del ejecutivo, entonces el sistema de pesos y contrapesos establecido en la Constitucin de EsLos planes de Continuidad del Gobierno estn

PAGE 38

38Toni Solo _______________________Entre la imagen de la Repblica Popular de China y la realidad de su presencia cultural, poltica y econmica en todo el planeta, existe una enorme variedad de percepciones y opiniones en el mundo. Para Amrica Latina, China representa para sus exportaciones, desarrollar nuevas fuentes de inversin y trabajar a nivel global para un mundo multipolar ms equitativo. Para sus vecinos, China re profundas races histricas, aunque quizs con incier tas perspectivas futuras. En frica, igual que en Amrica Latina, el surgimiento de China como un poder econmico global ha cambiado de una manera muy positiva las opciones parte, los poderes imperiales de Europa y Norteamrica encomian efusivamente las transformaciones econmicas de China que sirven a sus intereses, por ejemplo, bajando sus costos de mano de obra. Sin embargo, a la vez critican de la manera ms hipcrita al gobierno de la Repblica Popular de China en los temas del medio ambiente, de los derechos humanos o del comercio desleal. Es difcil entender la lgica de la respuesta militar y diplomtica de Occidente al inevitable desarrollo de China como el poder preeminente en las dcadas que vienen. China es el poder comercial ms fuerte del mundo con un volumen de comercio de casi US$4 millones de millones. Sus reservas de divisas tambin son por mucho las ms grandes del mundo, con un valor de casi US$3 millones de millones, la mitad bonos de la Tesorera estadounidense, un factor que indica la complejidad de las relaciones econmicas y polticas de China con Estados Unidos. Con un Producto Interno Bruto (PIB) nominal de ms de US$8 millones de millones, China ahora es la tercera economa ms grande del mundo, detrs de la Unin Europea y Estados Unidos. Es solamente un asunto de tiempo para que este enorme pas, con una poblacin de ms de mil 300 millones de personas, supere por mucho las economas de Norteamrica o de Europa. La respuesta de los poderes imperiales de la Organizacin de Tratado del Atlntico Norte (OTAN) ha sido ms sobre todo en el mbito militar, el nico dnde por unos aos ms van a poder mantener una Es por ese motivo que Estados Unidos ha enfatizado poltica es poco ms que un aumento en las fuerzas armadas estadounidenses en regiones donde pueden amenazar a China y un reforzamiento desmedido de las fuerzas armadas de sus aliados en la regin como Japn, Taiwan y Corea del Sur. Junto con el aumento del potencial militar para agredir a China, el gobierno de medio de sus relaciones diplomticas y econmicas con los pases vecinos de China en la regin. A rasgos grandes este es el contexto global en que China desarrolla su Un poco de historiaEs quizs en Asia dnde se ve con mayor claridad Unidos y sus aliados, en comparacin con el auge de la Rusia, India, los pases de Asia Central y con los miembros de la Asociacin de Naciones de Asia Sur-Este (ASEAN), China ha consolidado su liderazgo regional por medio del comercio, la inversin y la diplomacia. La Organizacin de Cooperacin de Shanghi (una agrupacin para la cooperacin econmica y la seguridad colectiva que incluye a Rusia) y la zona de libre comercio entre China y los pases de ASEAN, son solo dos aspec tos de la compleja estrategia china para superar paulatinamente las todava vigentes pretensiones imperiales del gobierno de Estados Unidos en Asia.China en el mundo nuestro mundo

PAGE 39

39 ASEAN fue fundada en 1967 por Filipinas, Indonesia, Malasia, Singapur y Tailandia. Era la poca de la guerra genocida de Estados Unidos contra Vietnam. Pocos aos antes, en Indonesia, se haba masacrado ms de un milln de los miembros y simpatizantes del partido comunista. All, el dictador Suharto tom el poder en 1966. El dictador Ferdinand Marcos haba tomado el poder en Filipinas en 1965. El reino de Tailandia siempre ha sido un estrecho aliado de Estados Unidos. Mientras Filipinas y Tailandia se aliaban con los poderes impe riales en la Organizacin del Tratado de Asia Sur-Este (SEATO), Indonesia, Malasia y Singapur preferan mantener algn grado, aunque sea mnimo, de independencia de Estados Unidos como miembros del Movimiento de Pases No Alineados. En esos aos, ocurri en China la Revolucin Cultu ral, un perodo que todava suscita mucha controversia y que dur hasta mediados de la dcada de los 70. En 1972, ocurri la famosa visita a China del genocida lder estadounidense, el Presidente Richard Nixon, para re unirse con Mao Tse Tung y su Primer Ministro Chou En de un nuevo captulo en las relaciones de China con el mundo. Con la muerte de Mao en 1976, su sucesor Hua Kuo Feng, enfrent una lucha por el poder dentro del Partido Comunista de China que termin con el traspaso del poder al grupo de reformistas liderado por Deng Xiaoping, quien haba sufrido mucho desprecio durante el perodo de la Revolucin Cultural. Es hasta Octubre de 1971 que China asume su escao en la Organizacin de las Naciones Unidas para as integrarse al Consejo de Seguridad como miembro per manente con derecho al veto. Anteriormente, su lugar haba sido asignado a lo que ahora es Taiwn, conocido antes como Repblica de China. Taiwn sigue siendo gobernado por el Kuomintang, el movimiento poltico que en 1948 perdi la guerra civil en China frente al Partido Comunista dirigido por Mao Tse Tung. Desde un inicio, la Repblica Popular de China ha mantenido la aos sus relaciones con Taiwn se han caracterizado por Se puede argumentar que la relativa estabilidad de la lucha ideolgica en China, que se inici con el gobierno de Deng Xiaoping, permiti los cambios socia les y econmicos que permitieron que la mayora de la enorme poblacin de China saliera de la pobreza. cios y costos de este dramtico desarrollo logrado en solo tres dcadas. En 2012, el Congreso Nacional del Partido Comunista eligi como Presidente a Xi Jinping quien junto a sus colegas est revisando lo que algu nos ven como los excesos del perodo del gobierno anterior de Hu Jintao. Quizs la discusin ms profunda gira alrededor del tema de cmo reequilibrar la economa china para mejorar el nivel de vida de su poblacin en vez de priorizar la acumulacin de riqueza por medio de las exportaciones. La realidad es que China ha logrado disminuir al 10% la pobreza de la poblacin (unos 130 millones de habitantes). Sin embargo, con un ingreso promedio per cpita de apenas 6 mil dlares, China sigue siendo un pas de ingresos medianos. Entonces, sigue siendo clave en el desarrollo de las polticas internas, el debate sobre la manera ptima de invertir los recursos del pas.Asia Sur-EsteUna seal de cmo las relaciones regionales pue den armonizar posiciones aparentemente irreconciliables, lleg a inicios del Siglo XXI, cuando China y los comercio. En 2010, se formaliz con los seis pases fundadores de ASEAN y sus otros miembros, el pequeo reino de Brunei, Myanmar (Birmania), Camboya, Laos, y Vietnam, podran incorporarse en 2015. El comercio entre los pases de la ASEAN y China ha crecido a un ritmo equivalente a ms de 20% al ao: desde un poco ms de 50 mil millones de dlares en 2002, hasta unos 400 mil millones de dlares en 2012, con un excedente a favor de China de ms de 8 mil mi llones de dlares. En el primer trimestre de este ao, el comercio chino con ASEAN alcanz ms de 210 mil millones de dlares, segn declar la viceministra de Comercio de China, Gao Yan. ASEAN es un bloque econmico de enorme potencia, comparado con Estados Unidos y la Unin Europea. El comercio de ASEAN y China juntos con el resto del mundo, constituye casi el 15% del comercio global. La inversin directa de ASEAN en China en 2012, su per los 80 mil millones de dalres. En cambio, China ha

PAGE 40

40desarrollado una propuesta para un fondo de inversin en los pases de ASEAN de US$10 mil millones, para mejorar la infraestructura entre stos y China. Tambin contempla crditos corrientes con un valor de US$15 Myanmar, un fondo de casi US$40 mil millones. desarrollo, en cierta medida mitigan las tensiones nos de los pases de ASEAN por territorios en disputa en el Mar Sur de China y una propuesta para una serie de represas en el importante Ro Mekong, el octavo ms largo del mundo, que nace en China y pasa por Birmania, Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam. Desde el punto de vista chino, la relacin con ASEAN tambin conlleva el riesgo de una competencia vigorosa para la inversin directa extranjera en la regin. El desafo para China y los pases de ASEAN es de encontrar un equilibrio adecuado entre la competencia y la complementariedad. El gobierno de Estados Unidos ve con mucha angustia el desarrollo de las relaciones de cooperacin y amistad entre China y los pases de ASEAN. Por ese motivo, la diplomacia estadounidense tiende a querer pescar en ro revuelto. Se enfoca en y exagera de la manera ms negativa posible las disputas territoriales entre China y algunos miembros de ASEAN. Sin embargo, la postura del gobierno de China con respecto a estos litigios, es de insistir en su resolucin dentro del marco de cooperacin que caracteriza las relaciones comerciales y de inversin entre los pases de la regin.Asia CentralDe la misma manera que Rusia tiene importantes relaciones con las poblaciones islmicas de Asia Central, China tambin comparte milenios de historia con los pueblos de esa zona. La regin autnoma china de Xinjiang y su capital Urumqi, con una poblacin de ms de tres millones, unen a China no solo con los estados de Asia Central sino con las culturas e infraestructura de comunicaciones terrestres y areas, del petrleo y gas de Asia Sur-Oeste por ejemplo Iran e Iraq, Siria y Turqua y, adems, de Rusia y del Este de Europa. Estas conexiones estn mucho mejor desarrolladas que con los pases hacia el Sur, Pakistn, Afganistn e India. Las tensiones tnicas en la regin de Xinjiang, a pesar de recibir su autonoma en 1955, siguen vigen tes. Las principales etnias son los Uighurs (45% de la poblacin), los chinos Han y Hui (40% y 4% respectivamente) y los Kazaja (6%). Entre la minora tnica Uighur existe un movimiento independentista que espordicamente provoca incidentes muy violentos que el gobierno chino condena como terrorismo. La regin colinda con Rusia, Mongolia, Kazajistn, Kirguistn, Tayikistn, Pakistn y Afganistn. Su ubicacin es de suma importancia estratgica para China, por su cer cana a las abundantes reservas de energa gas y pe trleo de las republicas de Kazajistn, Turkmenistn y Uzbekistn. La empresa estatal Compaa Nacional China de campo de gas natural conocido como Galkynysh en Turkmenistn, uno de los cinco campos de gas ms grandes del mundo. Desde all, la CNCP ha construi do un gasoducto que se extiende por ms de 9,500 kilmetros, con muchos ramales que conectan a pa ses importadores de gas como Kirguistn, Tayikistn y Afganistn, con la conducto central. Se espera que para el ao 2015, se canalizarn por esta red alrededor de 60 mil millones de metros cbicos de gas y que la red se extender hacia al Oeste hasta el Mar Caspio. Esta estrategia tambin se ha aplicado a las abundantes reservas regionales del petrleo, principalmente en Kazajistn, en donde China controla la mayora de la produccin en manos de empresas extranjeras. A travs de un extenso sistema de oleoductos, la CNCP enva su ras en la regin autnoma de Xinjiang. La CNCP tiene en Afganistn, para desarrollar sus inversiones en la parte norte de aquel pas, todava ocupado militarmente por la OTAN. Aunque actualmente suministra solo alrededor de 5% de la energa requerida por su economa, la inversin de China en Asia Central es una parte clave de su visin estratgica sobre sus futuras necesidades energticas en las prximas dcadas.

PAGE 41

41 frica China en Asia ha despertado una reaccin decidida de (Japn, Australia, Nueva Zelanda), tambin en frica Segunda Guerra Mundial, los poderes imperialistas europeos manipularon los procesos de independencia para sustituir su dominacin poltico-militar por el control poltico-econmico. Con ese objetivo, abusa ron de la manera ms cnica de los mecanismos de endeudamiento y de la mal llamada cooperacin para el desarrollo, aplicando a estas dos modalidades rgidas condiciones polticas y econmicas. Las lites corporativas de los antiguos poderes co loniales europeos en frica han compartido el botn neocolonial con sus contrapartes norteamericanas. Igual que la mayora de las regiones del mundo bende cidas con abundantes recursos naturales, frica sigue siendo explotada despiadadamente tanto en sus riquezas como en su vulnerabilidad poltica. En ese con cooperacin sin condiciones, de complementariedad, de verdadera inversin para el desarrollo, ha abierto nuevos horizontes para el desarrollo de los pueblos africanos. China es el mayor socio comercial de frica. Ha desplazado a Estados Unidos y sus aliados Europeos. Muchos gobiernos africanos han aprovechado la ofer ta china para forzar la renegociacin de los contratos existentes con las corporaciones extranjeras. En respuesta, las agresiones e intervenciones de la OTAN en peores caractersticas de la era colonial del Siglo XIX. hipocresa de la intervencin francesa en Mali, el paRuanda, Blaise Compaor en Burkina Faso o Yoweri Museveni en Uganda, la sdica manipulacin de la catstrofe humana en el Congo, contradicen la hueca retrica sobre democracia y libertad de los poderes occidentales. tar una cortina de humo sobre el histrico genocidio de sus pases en frica, para acusar a China de abusar el medio ambiente del continente, de apoyar a gobernantes corruptos y sangrientos y de imponer un modelo de desarrollo inapropiado. En verdad, no podra ser ms fuerte el contraste entre los horrores de la dominacin colonial y neocolonial del Occidente las relaciones emprendidas por China con sus contrapartes africanos. frica es otro ejemplo del compromiso de China en sus relaciones internacionales con los principios de la Carta de la ONU, la no agresin, la autodeterminacin, la no intervencin y la igualdad. La inversin de China en frica constituye ms de 40% de su cooperacin para el desarrollo, lo cual cubre todas las reas desde la inversin en infraestructura hasta la formacin de recursos humanos en todos los campos de la actividad humana. China ha construido importantes obras en frica del Sur, Argelia, Chad, Nigeria, Camern, Kenia, Etiopa, Congo, Sudn, Tanzania, Mozambique y Angola. En 2012, el comercio entre China y frica alcanz 200 mil millones de dlares y la inversin directa de par te China lleg a unos 20 mil millones de dlares. frica suministra ms del 30% del petrleo impor tado por China. La demanda china de materias primas ha permitido el incremento de sus precios internacio nales, con lo cual ha ayudado a los pueblos africanos a mantener sus tasas de crecimiento en un promedio de alrededor de 6%. China ha cancelado la deuda ex terna de ms de 30 pases africanos. En gran medida, el desarrollo de las relaciones entre China y los pases africanos se ha basado en los acuerdos alcanzados en las cumbres del Foro de Cooperacin China-frica, mecanismo de fomento econmico sobre la base de la igualdad, algo que no tienen los pases africanos en sus relaciones con el Occidente imperialista. Para entender el cinismo e hipocresa de las quejas y reclamos del Occidente en relacin al desarrollo de las relaciones Chinas con frica, solo es necesario revisar los trminos de los mecanismos que rigen las rela ciones comerciales del continente con Estados Unidos y Europa. Por ejemplo, ty Act (Ley de Crecimiento y Oportunidades para fritrato preferencial a ms de 40 pases africanos. Pero

PAGE 42

42na de pases capaces de satisfacer los exigentes criterios y condiciones ligados a esa ley norteamericana. De igual manera, los Acuerdos de Asociacin Econ mica promovidos por la Unin Europea reproducen los aspectos negativos de los tratados de libre comercio impuestos por los poderes imperiales para maximizar Estas relaciones neocoloniales se imponen dentro ras occidentales y vigiladas como polica por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y por el Banco Mundial. El fracaso evidente en frica desde hace por lo menos treinta aos de este sistema, ahora tambin ha llegado al propio Occidente con el colapso de su capacidad productiva y de la redistribucin equitativa de las riquezas. Es solamente tomando en consideracin de todo lo mencionado que se puede valorar justamente el de cooperacin para el desarrollo entre frica y China.Amrica LatinaEl impacto de China en Amrica Latina ha segui do el mismo patrn que ha tenido en Asia y en frica. Desde los aos 90, China ha aumentado sus relaciones econmicas con Amrica Latina en todas las esferas. Es el primer socio comercial de Brasil y el segundo de Argentina, con quien tiene un acuerdo bilateral que rige el intercambio comercial no en dlares estadou nidenses, sino en las monedas respectivas de los dos pases. Tiene acuerdos formales de libre comercio con Chile, Per y Costa Rica, y con Colombia tiene un acuerdo de inversin bilateral. Como ocurre con los pases de Asia y de frica, las relaciones latinocaribeas con China se enfocan principalmente en los recursos naturales imprescindibles para la economa china y en la infraestructura tan necesaria para el desarrollo de Nuestramrica. Desde 2005, los principales bancos chinos han dado crditos a los pases latinoamericanos por ms de 80 mil sido Venezuela, Brasil, Argentina y Ecuador. En julio de este ao, el Banco Chino de Desarrollo ofreci 15 mil millones de dlares a Bolivia para desarrollar su sector minero. Asimismo, el factor de transferencia de tecnologas es de suma importancia. China ha lanzado dos satlites de telecomunicaciones para Venezuela, uno para Bolivia y tiene un satlite programado a lanzar para Nicaragua en 2016. Se han capacitado numerosos recursos humanos latinoamericanos en estas tecno logas. Adems, China comparte tecnologa aeroespa cial con la empresa Embraer de Brasil y de tecnologa nuclear con la empresa Nucleoelctrica de Argentina. Son ejemplos de la determinacin de China de fomentar su crecimiento por medio de compartir sus avances tecnolgicos con sus contrapartes comerciales, algo que contrasta fuertemente con las polticas de los poderes imperialistas occidentales que ponen tanto nfasis en el tema de la propiedad intelectual. La reciente visita a Trinidad y Tobago, a Mxico y a Costa Rica por el Presidente Xi Jinping de China, subraya el cambio en las relaciones globales de la regin cooperacin para el desarrollo con los gobiernos huspedes de su visita y con casi todas las islas caribeas. Su gira ocurri al mismo tiempo que el Gobierno Sandinista anunci los primeros pasos hacia la cons truccin de un enorme megaproyecto de conexiones El canal interocenico en Nicaragua y sus proyectos asociados de infraestructura, costarn ms de 40 mil millones de dlares y cambiarn de manera decisiva tados Unidos y Europa. Mientras los comentaristas occidentales enfatizan el giro hacia Asia de la poltica extranjera estadounidense, parecen ciegos al giro hacia las Amricas de la poltica exterior de China.BRICS y la OCSPor supuesto, el enfrentamiento geoestratgico entre Estados Unidos y China implica a nivel global una serie de relaciones de extrema complejidad. Estados Unidos conspira contra China sin descanso junto con sus aliados: todos los pases de Europa Occidental y en Sur, Australia, Nueva Zelanda y Filipinas. La desventa ja geogrfica de Estados Unidos por su posicin al otro lado del vasto Ocano Pacfico, se compensa por su extensa red de bases militares y sus mltiples flotas navales. Todos estos recursos militares se dirigen de una manera claramente ofensiva hacia China. La dimensin ms importante a tomar en cuenta es que Estados Unidos y sus aliados solamente podran derrotar a China militarmente por medio de las armas nucleares. Por este motivo la falsa retrica estadounidense contra el programa de armas nucleares de Corea del Norte, estrecho aliado de China, es sumamente cnica. Estados Unidos y sus aliados piden la desnuclearizacin de la pennsula coreana, a la vez que mantienen permanentemente listo su arsenal nuclear para atacar a China. La respuesta de China al incesante hostigamiento estadounidense ha sido forjar alianzas tanto en la esfera econmica como en la militar. El ejemplo ms obvio del desarrollo de parte de China de las relaciones

PAGE 43

43 multipolares en la esfera econmica ha sido sus apor tes al llamado BRICS (iniciales de Brasil, Rusia, India, China, frica del Sur). Este ao los pases miembros del BRICS realizaron una cumbre en Durban, frica del Sur, en la cual acordaron continuar con la consolida cin de su intercambio comercial. Tambin iniciaron un banco de desarrollo comn para aumentar todava ms la independencia y autonoma de sus economas del sistema econmico dominado por las instituciones occidentales. Para dar una idea de la importancia de esto, es necesario recordar que en el FMI, el gobierno de Estados Unidos tiene el 17% de los votos mientras China solo tiene el 3.8%, delante de Canad, India, Italia y Rusia, pero detrs de Japn, Alemania, Francia y el Reino Unido. Este desequilibrio se observa tambin en el Banco Mundial, donde Estados Unidos tiene ms del 16% de los votos, seguido por Japn con ms del 9% y en tercer lugar China. An en su totalidad, los llama dos pases en vas de desarrollo, entre ellos China, tienen solo 47% de los votos en ese banco. Entonces, la iniciativa de los pases BRICS de crear un banco de desarrollo, es una decisin lgica y necesaria para ir desmantelando la histrica dominacin embargo, la diversidad de la composicin econmica de los pases del BRICS no contribuye a la consistencia poltica necesaria para promover de una manera opor tuna y exitosa los cambios fundamentales requeridos en la economa internacional. Las economas de Brasil y frica del Sur, por ejemplo, siguen siendo fuerte mente controladas por los intereses corporativos de las lites occidentales. India tiene una relacin muy ambivalente en el escenario internacional. Por un lado, las lites de la cia, pero son incapaces de resolver las profundas con tradicciones sociales, econmicas y culturales a nivel inconsistente en sus relaciones con el Occidente. La poltica externa de la India se hace ms compleja todava por la historia de su relacin con su contrincante histrico en el sub-continente, Pakistn, tradicionalmente aliado de China. Esta realidad hace que la agrupacin del BRICS tenga que desarrollar sus posiciones comunes de una manera mucho ms coherente de lo logrado hasta el momento, si desarrollar su verdadero potencial econmico y poltico a nivel global. Esto hace que China busque otras for maciones a nivel internacional para promover y defender sus intereses econmicos y para articular sus necesidades de seguridad y de defensa nacional. En este sentido, la Organizacin de Cooperacin de Shanghai (OCS) es mucho ms importante para China que la BRICS. La Organizacin de Cooperacin de Shanghai fue formada en 2001 por China, Rusia, Kazajistn, Kirguistn, Tayikistn y Uzbekistn. Estos pases tienen la cuarta parte de la poblacin mundial. Sus idiomas operativos son el chino y el ruso. La sede del Secretariado permanente de la OCS se ubica en Beijing, la capital de China. La OCS ha desarrollado un estilo propio, basado como la poltica externa de China en los principios fundamentales de la ONU de la no agre sin, el respeto para la diversidad, la no intervencin en los asuntos internos de otros pases y en la resolucin OCS es uno de los elementos ms importantes de su estrategia para crear un mundo verdaderamente de mocrtico y seguro que responde oportunamente a la urgente necesidad de una reforma fundamental de las instituciones internacionales. Se espera que en la prxima Cumbre de la OCS en Bishkek, capital de Kirguistn, los pases de India, Irn y Pakistn se integren a la OCS. Si resulta ser as, ser un paso decisivo en la construccin de un nuevo mun do multipolar, capaz de superar para siempre la domi nacin global de Estados Unidos y los viejos poderes coloniales de Europa. Mientras las Cumbres anteriores de la OCS han priorizado aspectos de la cooperacin econmica, la Cumbre de Bishkek se enfocar ms que todo en los aspectos de la seguridad. En junio de este ao, los pases de la OCS realizaron su dcima colaboracin en maniobras antiterroristas. En 2005, Rusia y China iniciaron una fase de cooperacin militar. En julio de 2013, los dos pases organizaron maniobras conjuntas en el Mar de Japn para mejorar la inter-operatividad de sus respectivas fuerzas navales. Y en agosto, las fuerzas militares de ambos pases realizaron otras ma niobras en los montes Urales de Rusia. Este tipo de cooperacin militar tiene un claro nfasis en la autodefensa y la defensa colectiva. En con traste con las maniobras agresivas de Estados Unidos

PAGE 44

44y sus aliados, las actividades de defensa mutua de la Y es que los objetivos principales de la OCS son el establecimiento de relaciones de armona y amistad entre los pases de la regin, la promocin regional del inter cambio comercial, econmico, tecnolgico, cultural y educativo, y la cooperacin ambiental y energtica. la agresin imperialista norteamericana y europea en el mundo. La decisin de aceptar la Resolucin 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU en el caso de Li bia, cost caro a China en trminos de sus inversiones en ese pas. Desde luego, en el caso de Siria, tanto China como Rusia han tenido que actuar para impedir OTAN, porque se ven directamente afectados sus intereses regionales. Si se logra evitar una intervencin militar occidental directa, es posible que Siria marque el punto decisivo en el declive del uso del poder militar occidental en el mundo.ConclusionesEl centro de gravedad del poder global se mueve naturalmente hacia China y Asia. No se trata del eclipse total de Estados Unidos y sus aliados como protagonistas a nivel internacional, porque su gran poder econmico seguir, aunque disminuido en relacin al poder econmico de Asia. Sin embargo, es indudable ropa de hacer lo que quieran donde quieran, sin enfrentar importantes consecuencias negativas para sus economas y su seguridad. Para Amrica Latina y otras regiones que buscan norteamericano y europeo, el mundo pasa por una fase muy delicada. Todava no se puede descartar que Estados Unidos y sus aliados ocupen su podero militar devastador en una agresin para reafirmar su dominio regional. De hecho, es perfectamente posible que Estados Unidos vuelva a usar su poder comercial y financiero para imponer sanciones econmicas contra los pases independientes ms pequeos, como algunos de los pases de la Alianza Bolivariana de las Amricas (ALBA), de la misma manera que han intentado destruir a Cuba durante ms de cincuenta aos. El caso de Edward Snowden demuestra una vez ms el desdeo categrico del gobierno de Estados Unidos y sus aliados al derecho internacional. Como secuela de la fuga hacia Mosc de Snowden, los pases europeos miembros de la OTAN cometieron el grosero atropello de interceptar el avin presidencial del Presidente Evo Morales. El gobierno del Presidente Barack Obama amenaza abiertamente que podra aplicar sanciones contra Venezuela, Ecuador y Nicaragua por haber ofrecido asilo a Snowden. Al mismo tiempo, los genocidas, terroristas, asesinos pases norteamericanos y europeos se adjudican a s mismos la autoridad moral de condenar a China por supuestos abusos de los derechos humanos y por de fender sus intereses esenciales de seguridad nacional. prximos aos habr una aceleracin en la dinmica del declive occidental en relacin al ascenso de China y de sus pases vecinos. El papel de Amrica Latina y especialmente de los pases del ALBA, ser clave para respaldar a todas las naciones y a todos los pueblos a transitar hacia el mundo racional, democrtico y pac-

PAGE 45

45 Toni Solo _______________________Q de Nelson Mandela en el mundo tenga tanto perialista, Mahatma Gandhi. A nivel mundial, los dos hroes han llegado a simbolizar la capacidad humana de la paz y la reconciliacin. Es fcil de olvidar que la lucha antiimperialista de Gandhi se bas en su lucha contra el racismo en frica del Sur durante dos dcadas, antes de su decisin en 1914 de abandonar Sudfrica para ir a luchar contra el imperio britnico en la India. Nelson Mandela naci cuatro aos despus, en 1918. Los britnicos haban conquistado la resistencia sellaron su dominio completo sobre la regin por me dio de una cruenta guerra de tierra arrasada contra sus rivales coloniales de ascendencia holandesa, los llama dos Boers o Afrikners. El Tratado de Paz de Vereeni ging (una ciudad de Sudfrica) de 1902, dej intacto el autodominio de los Afrikners en los dos estados negacin a los pueblos indgenas en toda la regin, de sus derechos ms fundamentales. Cuando Mandela naci, el 18 de julio 1918, la cacoloniales europeos (que ocuparon la parte sur del haber pensado que quizs la llamada guerra para acala liberacin de sus pueblos. Pero el racismo britnico y holands fue tan drstico, que impusieron una ley que prohibi el reclutamiento de la gente negra como combatientes, permitiendo solamente su participa cin como labradores. De hecho, el imperio britnico en Sudfrica permiti la implementacin de un rgimen basado en el mismo racismo odioso de los Nazis alemanes. Hay que recor dar el comentario acertado de la gran escritora religiosa francesa Simone Weil: lo que choc tanto a los europeos por la conducta de los Nazis fue que stos cometieron contra la gente blanca en Europa los mismos crmenes de los europeos contra sus poblaciones coloniales. En 1948, el Partido Nacional Sudafricano, que haba apoyado a Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, gan las elecciones para tomar el poder en Sudfrica. Fue a esta monstruosa fuerza ideolgica de odio e inhumanidad, mitigada por las mnimas protecciones co, que Mandela enfrent desde el da que naci con el nombre de Rolihlahla. Los padres de Mandela fueron de una familia de mucho prestigio de la etnia xhosa, que formaba parte de la realeza de la tribu Thembu. Su maestra, la seorita Mdingane, le puso el nombre Nelson el primer da de clases en un colegio britnico, Condiciones esclavistasSu educacin relativamente privilegiada, le per miti matricularse en la universidad. All fue expulsado por organizar una huelga estudiantil. Despus, para evitar un casamiento arreglado por los jefes de Nelson Mandela semblanza

PAGE 46

46su pueblo, se fue a vivir a Johannesburgo, la capital sudafricana. All logr graduarse en derecho en 1943 y empez a conocer la realidad del imperialismo a lo largo de Sudfrica y a profundizar sus ideas polticas. Las condiciones econmicas que prevalecan en Sudfrica para las etnias indgenas eran aplastantes, como en todas las colonias europeas africanas. En 1936, el escritor trinitense C.L.R. James lo describi as: Los proletarios indgenas en las minas viven en enormes campos de concentracin, vigilados da y noche. Duermen como ganado en pisos de concreto. Despus de comer un fro atol de cebada, empiezan a trabajar en las minas a las 3 de la madrugada. A veces tienen que trabajar durante varios das con el cuerpo hasta las nalgas en el agua. Los mineros blancos tienen botas altas de hule, que mandan y golpean a los negros que hacen el trabajo pesado. Si un negro no cumple con su cuota diaria, pierde el pago del da completo. A las cuatro y media de la maana hay un receso para comer el mismo atol, esta vez calentado, con un poco de frijoles. Cada semana, el obrero recibe 12 onzas de carne. Su salario es de 54 dlares al ao mien tras el obrero tcnico gana 564 dlares al ao. Pero la ley prohbe que un indgena sea obrero tcnico... En los ltimos 25 aos, slo la riqueza mineral de Sudfrica ha producido para el capital britnico y sus socios internacionales, ms de 2 mil millones de dlares. El ingreso anual de la industria minera de oro es ms de 130 mil millones de dlares... En Sudfrica, 1.8 millones de gente blanca han robado 80% de las mejores tierras. Ms de 7 millones de la gente indgena quedan con el 8%. Despus, los blancos solo tienen que aplicar impuestos y la persona indgena para pagarlos tiene que trabajar ganando el salario que los blancos quieren pagar. De los impues tos recaudados de esta manera, el gobierno gasta 1 milln de dlares para la educacin de 500,000 nias y nios indgenas. De los mismos impuestos, el gobierno asigna 15 mi llones de dlares para educar a 400,000 nias y nios de ascendencia europea. Hoy, despus de 300 aos de la civilizacin europea en Sudfrica, hay un gran total A Civilizar los Negros Porque Gran Bretaa necesita Esta fue la realidad de la Sudfrica de la niez y juventud de Nelson Mandela. Al salir de sus estudios universitarios, con algunos amigos y colegas, entre ellos Walter Sisulu y Oliver Tambo, funda la Liga Juventud del movimiento anticolonialista Congreso Nacional Africano. Con la llegada al poder del racista Partido Nacional afrikner en 1948, se increment la represin contra los pueblos indgenas y la persecucin de los movimientos que luchaban por la emancipacin. A lo largo de los aos 50, el rgimen racista del Partido Nacional consolid el sistema inhumano de racismo institucionalizado asignaba los mayores y me ca, marginando y perjudicando en todos los aspectos de la vida a los pueblos indgenas y las dems etnias no blancas. Mandela luch como abogado en defensa de los movimientos indgenas y de los obreros.La lucha armada opt por la lucha armada y fund el movimiento te We Siswe (Lanza de la Nacin). Esto ocurri poco des pus de la conocida masacre de Sharpeville en 1960, cuando las fuerzas racistas asesinaron a ms de 60 colegas se aliaron con el Partido Comunista y empe zaron a librar acciones armadas contra el rgimen racista, apoyado de la manera ms hipcrita por los gobiernos europeos, por Estados Unidos y por el rgimen sionista de Israel. Mandela fue arrestado en 1962 y sentenciado a 5 aos de prisin por cargos de subversin. Sin embar go enfrent otros cargos ms graves el prximo ao, en base a pruebas encontradas durante el arresto de otros miembros de Umkhonte We Siswe. A la corte que le enjuici en 1963 por el terrorismo, Mandela dijo: A inicios de junio 1961, despus de una larga y ansiosa valoracin de la situacin en Sudfrica, unos colegas junto conmigo llegamos a la conclusin que la

PAGE 47

47 violencia en este pas es inevitable y sera no realista e incorrecto para los dirigentes africanos seguir predi cando la paz y la no violencia, en un momento cuando el gobierno ha respondido a nuestras peticiones pacEsta conclusin no fue fcil de tomar. Solo cuando todos los otros medios se haban agotado, cuando todos los canales de protesta pacfica se nos haban cerrado, se tom la decisin de iniciar las formas violentas de lucha y de formar We Sizwe. Lo hicimos no porque quisimos tomar ese rumbo, sino solamente porque el gobierno no nos Mandela fue sentenciado a crcel de por vida con trabajo forzoso, pero siempre fue considerado como el lder ms importante y el smbolo ms poderoso de la lucha contra el racismo en Sudfrica. La masacre de Sharpeville fue solo el ms extremo ejemplo de la constante y brutal represin de los movimientos indgenas y populares en Sudfrica, desde el inicio de su historia como pas en 1910. Las huelgas y protestas fueron constantes, aumentando cada dcada del siglo XX. Despus de Sharpeville y el encarcelamiento de Nelson Mandela, la lucha contra el gobierno racista en Sudfrica se extendi a nivel internacional. Las Naciones Unidas haban votado para aplicar sanciones econmicas contra Sudfrica en 1962. Sin embargo, los poderes imperialistas vieron al pas como un ba luarte contra el comunismo. Al norte de Sudfrica, los gobiernos de pases como Angola, Mozambique, Tanzania, Zambia y Zimbabwe, asumieron posiciones antiimperialistas que amenazaban el control de las corporaciones estadounidenses y europeas de los re cursos naturales de la regin. Entonces, el rgimen racista en Sudfrica pudo no solamente sobrevivir sino que logr profundizar su sis tema inhumano y asegurar cada vez mayores ganancias para los inversionistas extranjeros. En los aos 70, los gobiernos de Estados Unidos y sus pases aliados sigilosamente permitieron a Israel negociar el suministro de armas nucleares al rgimen racista surafricano para as amenazar a los pases vecinos que apoyaban la guerrilla indgena sudafricana. Despus de 1970, el gobierno sudafricano empe del cual quiso crear pequeos estados indgenas aupendencia. Pocos se engaaron. Era otra modalidad de negar a la enorme mayora indgena del pas sus plenos derechos. En 1976, estallaron fuertes manifestaciones de protesta en Soweto, un populoso asentamiento indgena a escasos kilmetros de Johannesburgo. En 1977, la opinin internacional fue sacudida por el asesinato en las celdas policiales del lder indgena Steve Biko. do tambin a nivel internacional. En 1975, Sudfrica haba empezado a apoyar a la guerrilla contrarrevolucionaria en Angola UNITA. Poco despus apoyaba el terrorista movimiento contrarrevolucionario RENAMO contra el gobierno de Mozambique. En el territorio de Namibia, ocupado por Sudfrica durante dcadas, estall el movimiento guerrillero revolucionario SWAPO. Para la dcada de los 80, Sudfrica estaba, en la prctica, en estado de guerra constante contra todos sus pases vecinos.Era la poca de la Guerra Fra entre Occidente y la Unin Sovitica junto con la Repblica Popular de China. En esa guerra, los pases de Norte Amrica y Europa no vacilaron en apoyar en todos los sentidos al rgimen racista de Sudfrica.

PAGE 48

48No cabe la menor duda que fue el extraordinario esfuerzo heroico del pueblo cubano que logr garantizar el triunfo de los estados africanos contra el enemi go racista y sus aliados norteamericanos y europeos. En junio 1988, despus de ocho meses de feroces combates, las fuerzas africanas y cubanas derrotaron los invasores sudafricanos y sus lacayos contrarrevolucionarios en la batalla decisiva de Cuito Cuanavale. Esta batalla hizo insostenible la posicin de las fuerzas de la ocupacin sudafricana en Namibia. Fue una derrota contundente de la ideologa de la superioridad de la raza blanca. Demostr al rgimen racista que no haba otra salida que una negociacin poltica para proteger los intereses de largo plazo de la minora blanca en Sudfrica. En 1989, el gobierno sudafricano liber varios presos polticos, entre ellos el viejo amigo de Mandela, Walter Sisulu. Pocos meses despus, en febrero 1990, el rgimen puso en libertad a Nelson Mandela. men racista, hubo cuatro aos de complejas y difciles negociaciones. Un gobierno de unidad nacional que preparaba una constitucin interina sobrevivi el cho que del asesinato de Chris Hani, secretario general del Partido Comunista. En abril de 1994, despus de las primeras eleccio nes libres en la historia del pas, Nelson Mandela fue elegido Presidente de Sudfrica y asumi el gobierno en mayo del mismo ao. Su gobierno se dedic por encima de todo al proceso de reconciliacin y a mejoras importantes en los sistemas de educacin y de salud. El proceso de reconciliacin fue el gran xito de la presidencia de Nelson Mandela. De manera sabia, Mandela se retir de la vida poltica activa en 1999, cuando Thabo Mbeki, candidato del Congreso Nacio nal Africano, fue elegido Presidente. El incremento en la mayora electoral del CNA se deba principalmente al prestigio acumulado durante la administracin de Nelson Mandela. En el nuevo siglo XXI, Mandela se de dic a promover iniciativas en los campos de la educa cin y la salud a nivel internacional. occidentales por su papel en la transicin exitosa a la democracia de Sudfrica, Mandela en su vejez no ha dejado de criticar al imperialismo de Estados Unidos y sus aliados. Por ejemplo, conden la intervencin de la OTAN en Kosovo en 1999 y la guerra contra Iraq en 2003. Desde 2007, se ha retirado cada vez ms de la vida pblica y empez a tener serios problemas de salud en 2011 y su estado se agrav durante los primeros meses de 2013. Pas su cumpleaos 95 en el hospital. El Presidente Barack Obama no pudo visitarlo. Cualquiera puede pensar que Nelson Mandela no quiso ser visitado por uno de los asesinos de Muammar al el gua de todos nosotros. Ningn dirigente africano tendr nunca su estatura, su aura y su prestancia. Es un constructor; cuando miro lo que este hombre ha hecho de su pas a pesar de las tormentas occidentales disfrazadas de misiles que han matado nios, no ha abandonado, no ha tenido miedo. Este hombre es seguramente un hombre de Dios. Hace falta tutear a Dios para tener ese dominio. Ha hecho de Libia un pas prspero, no endeudado y que Quizs es por este inquebrantable compromiso con la verdad que en los eventuales obituarios occieuropeos para Nelson Mandela, uno va a poder detec tar siempre un decidido sentido de alivio. En cambio, para las personas de buena fe y buena voluntad, para los revolucionarios de todo el mundo, su ejemplo lo ha hecho inmortal, a la par de comandantes como Hugo Chvez y Fidel Castro. La vida de lucha de Nelson Mandela y su ms alto compromiso con la paz y la dignidad humana, sin duda inspir al Libertador Hugo Chvez como ha inspirado al Comandante Daniel Ortega, a Evo Morales, a todas y todos quienes luchamos por la emancipacin latinocaribea, por un mundo justo para tod@s.

PAGE 49

49 Por Chuno Blandn _______________San Rafael del Norte es un pequeo pueblecito de Las Segovias situado a slo 25 kilmetros de Jinotega. En otros tiempos haba sido cuartel general de Sandino y hasta l llegaron escritores como el vasco Ramn de Belasteguigoitia y Carleton Beals, quienes convivieron con el General de Hombres Libres. En 1946, a doce aos de la muerte del hroe, solamente era un poblado fro, donde llova todo el ao y al que slo se poda llegar a lomo de mula. Ubicado a 1.020 metros de altura, San Rafael era una localidad de sencillos habitantes, blancos y rubios en su mayora, dedicados a la ganadera y al cultivo de la caa de azcar los que tenan tierras. Los otros vivan de los ms variados quehaceres como matar cerdos, comerciar el dulce, zapatera y carpintera o simplemente trabaja Mi to abuelo, don Pablo Aruz, haba sido fundador despus de la muerte de Blanca Aruz de Sandino, slo quedaban ya la nia Chila, la Estercita, Pedro Antonio, Luis Rubn, Octavio y Miguel ngel. La nia Chila, encargada de la crianza de Blanquita Sandino, manejaba muda de nacimiento, reparta los telegramas. Pedro Antonio, durante 7 aos secretario de Sandino, se dedicaba ahora a la msica y tocaba el trombn de vara en las procesiones organizadas por el pa dre Mamerto Martnez. En sus ratos libres jugaba en el equipo de bisbol local y ocupaba la tercera base, mientras mi padre se defenda en la segunda. Luis Rubn, combatiente y ayudante eterno del rante el genocidio que sigui el asesinato de Sandino. A l lo haban capturado en la Vuelta de Roble, a media legua del pueblo; la familia no haba podido avisarle para que se escondiera, de modo que el comandante Gabriel Castillo orden su ejecucin. Primero lo llevaron, junto a otros sandinistas, montaa adentro y lo tiraban a los ros para ahogarle. Despus lo sacaban moribundo y seguan caminando. Llegaron hasta una loma donde los mataron a todos y a l le pegaron el tiro de gracia que le entr por la sien y le sali por el ojo. Nadie se explicaba cmo estaba vivo, pues deambul gravemente herido durante algn tiempo, curndose con liquidmbar, medicina de los campesinos, hasta que algunos familiares lo trajeron nuevamente al pueblo ya cuando la furia de la guardia se haba calmado. Era un hecho que ya no razonaba correctamente y, adems, hay que apuntar que toda la familia de Blanca Aruz haba quedado bajo una extraa proteccinamenaza con que la cobijaba Anastasio Somoza Garca. Carlos Fonseca como yo lo conoc historia

PAGE 50

50Incluso se hablaba en el pueblo de que el asesino de Sandino otorgara una beca a Blanquita Segovia para estudiar en el extranjero. Esta oferta jams fue aceptada. Por su parte, Miguel ngel, el burgus de la familia, casado con la ta Lita, tena una venta y no necesitaba ya de tocar la trompeta. Y por ltimo estaba Octavio, Tavilla, ebrio consuetudinario, que escandalizaba a los chiquillos con sus gritos cuando andaba enloquecido por el licor. Como toda la familia Aruz, Octavio haba querido entraablemente a Sandino y en su delirio, como el nombre del patriota estaba prohibido gritaba: Viva el hombre! Cul hombre? preguntaba la gente. El hombre, el hombre!, repeta sin cesar y luego corra por la plaza a refugiarse en su miserable vivienda.Los bandolerosA pesar de que Blanquita y yo ramos hijos de dos primas hermanas, no recuerdo haber platicado mucho con ella. La verdad es que casi no la dejaban salir. Los muchachos del pueblo nos cribamos en un ambiente silvestre y no conocimos ni la luz elctrica ni el automvil, sino hasta cuando ya estbamos creciditos. Sandino era un fantasma a quien nadie mencionacista se haba encargado de borrar hasta su recuerdo entre los simpatizantes de su gesta. El nico movimiento opositor se produjo en 1947, cuando las elecciones que le rob Somoza al Dr. Enoc Aguado. Mi padre, Miguel Blandn, era el jefe de la oposicin en la localidad, y en la casa se haca toda la propaganda, interrumpida continuamente por la guar dia que se lo llevaba preso a Jinotega. All se encargaba de sacarlo el Dr. Federico Lpez Rivera, lder anti-somocista de Las Segovias. Despus de eso, solamente se oyeron alguna vez entonces los hombres se iban a dormir a los cerros mientras las mujeres y los nios dormamos en la igle sia, que era la que tena paredes ms gruesas. Adems de los Aruz haba tambin otra familia muy conocida en el pueblo: eran los Ubeda. Ganaderos, cultivadores de la caa o de pequeas huertas, hombres de trabajo y de vida austera, suma mente religiosos, a veces solamente se aparecan en el pueblo para las festividades de Semana Santa. En el Valle de Yupal, lugar de hermosos ros y extensos caaverales prximo a San Rafael, viva don Agustn Ubeda, quien se cas con doa Pancha Tercero. Juntos procrearon a Melitina e Isaura Ubeda, la primera de las cuales contrajo matrimoni con Juan Jos Fonseca, unin de la que naci Agustina Fonseca beda, progenitora de Carlos Fonseca Amador. Mi madre, Agustina Ubeda Aruz, era prima de Blanca Aruz de Sandino y de doa Agustina Fonseca Ubeda, porque en aquel pueblo tan pequeo, casi todo el mundo era pariente.Los barrios pobres de MatagalpaLa gente emigraba de San Rafael porque era un pueblo sin vida. Algunos viajaban a la Costa Atlntica donde las minas explotadas por los gringos ofrecan oro e ilusiones a aquellos campesinos. Se iban nave gando en pipantes por los grandes ros o por la picaLa Luz Mines Company. Mi padre fue minero en esos lugares y ahora, ya viejo y cansado, haba ido a parar en los pozos de La India, cerca de Matagalpa. Finalmente, llegaron a dar con nuestros huesos a esta ltima localidad donde co menz a trabajar en carreteras. Doa Agustina Fonseca y doa Isaura Ubeda tambin vivan en Matagalpa; esta ltima haba contrado matrimonio con el maestro talabartero don Agustn Castillo.

PAGE 51

51 Doa Agustina en cambio, pobre y sola, tena que trabajar como cocinera. Tuvo cinco hijos, cuatro varones y una mujercita. Uno de ellos, Carlos, era hijo de Fausto Amador, quien despus trabajara como Administrador de la familia Somoza. La madre de Carlos trabajaba como domstica al servicio de los burgueses de la ciudad. Alquilaba una casa detrs de la iglesia de San Jos por la cual pagaba 40 crdobas, y ni siquiera tena una puerta fija sino que en la noche tenamos que ponerle camas junto a pus el mismo Carlos. Cuando era cocinera de la familia Pineda el muchacho llegaba por las tardes, la llamaba por la ventana y doa Tina le daba alguna comida, de la que sobraba. Entonces los patrones salan y lo corran como si se tratara de algn animal daino. En cambio, conservaba buenos recuerdos de Nacho Lay, ciudadano chino propietario del Restaurante Shangai. All s lo reciban adentro y poda comer en la cocina. Nacho Lay descubri que Carlos era miope, pues en el restaurante haba un gigantesco reloj con enormes letras, a las que el muchacho se acercaba mucho para poder ver la hora. Entonces fue que le mandaron a poner los anteojos que ya usara toda la vida. vendiendo melcochas y cajetas por las calles de Mata galpa, con su pantaln chingo y descalzo, con los ojos perdidos ayudaba ya a sostener la anmica economa del hogar y a llevar comida a sus hermanos. manario humorstico que se tiraba en la tipografa de don Cipriano Ore; el hijo de ste, quien despus sera su compaero en el instituto, relata que ambos salan a vender y Carlos era uno de los que ms ganaba. La diferencia era que yo gastaba el dinero en vagancias y l se lo entregaba todo a su mam, asegura ba Cipriano Ore Mairena. A esta infancia miserable seguramente se refera Carlos cuando escribi este poema, que es prcticamente desconocido: 16 versos del molendero Animal de madera zopilote raro sin alas, cuadrpedo sin canto de zopilote Tres veces al da bao de los platos, cementerio temporal Comedor ocasional Los ricos con sobras te alimentan Pioneros de la lucha estudiantilLos primeros movimientos estudiantiles de oposicin a Somoza se haban hecho sentir en Matagalpa durante la campaa eleccionaria del Dr. Enoc Aguado, en 1946 y 47. En el Instituto Nacional del Norte cursaban estudios un grupo de jvenes que fueron precur sores de la lucha a nivel de secundaria. En aquel destartalado local, hacia donde iban slo los que no tenan dinero para marcharse a otro lado, los estudiantes comenzaron a formar sus directivas y hasta quisieron hacer una organizacin nacional de estudiantes de secundaria. Algunos de ellos pasaron a publicar un peridico llamado Vanguardia Juvenil, rgano del Frente Juvenil Democrtico, agrupacin fundada en Managua por lvaro Ramrez Gonzlez, y que era una especie de brazo juvenil del Partido Liberal Independiente, al cual perteneca el doctor Enoc Aguado. Figuraron en el directorio de Vanguardia Juvenil Gilberto Vargas, Luis Alberto Gutirrez, Jos Ramn Gutirrez Castro, Salvador Vlchez, Julio Cuarezma, Guillermo McEwans y Toms Borge Martnez. El da 7 de Diciembre de 1946 Toms, que en ese esta manera: compuesto por reaccionarios, aduladores y cobardes, continen las persecuciones, las crceles y los claveta de nuestro triunfo depende la deseada paz, que al llegar La pugna electoral entre Enoc Aguado, de la coalicin-libero-conservadora de oposicin y Leonardo Argello, candidato de Somoza, continuaba siendo tema central de los artculos de Toms Borge y sus compaeros del peridico Vanguardia Juvenil. Por esa poca lleg Somoza a Matagalpa a inaugu rar un hospital y entonces Jos Ramn Gutirrez, Toms Borge y otros estudiantes regaron papelillo negro en el puente por donde pasara el tirano, en seal de duelo. Luego se tomaron el campanario de catedral, hasta ser desalojados por la guardia. El 14 de Diciembre de 1946, Toms Borge escriba este interesante artculo:

PAGE 52

52Libertad de imprenta Seor dictador, llvese todo el dinero que tiene en su Nos avergonzamos de que usted sea nuestro presimente es un consejo para que la sangre de la ciudadana Toms Martnez Borge En este mismo nmero apareca un artculo-sem Julio Cuarezma y otro sobre el futuro fraude electoral de Salvador Vlchez. Somoza le rob las elecciones a Aguado y luego derroc al mismo candidato que haba impuesto, Leonardo Argello. De ah en adelante la dictadura se vio consolidada tras sucesivas adminis traciones de presidentes muecos. Jos Ramn Gutirrez Castro, Toms Borge Martnez y Douglas Stuart editaron todava otro peridico, Espartaco. Despus, relata Gutirrez que l tuvo que abandonar los estudios y marcharse del pas, habiendo vivido en Guatemala, donde conoci las interesantes experiencias del proceso nacionalista que en aquella nacin llevaban adelante los presidentes Arvalo y Arbenz. All tuvo acceso por primera vez a los libros socialistas y marxistas. Carlos Fonseca Amador, se matricul en 1950 en el instituto de Matagalpa. Hacia el ao de 1953 Gutirrez Castro regres de Guatemala y se encontr con una cantidad de jvenes talentosos en el instituto. condiciones ptimas para ser un buen revolucionaligencia superior al de todos y principalmente era un autntico proletario. El marxismo le cay como el vestido que desde haca mucho tiempo estaba esperan do relata Gutirrez Castro. Cuando conoci a Carlos, ste quera ser como San Antonio y mucho visitaba la iglesia de San Jos, pero poco tiempo despus se interesaba vivamente por los libros que le mostraba su compaero. Ambos se hicieron excelentes alumnos de francs, ya que muchos libros de marxismo slo se publicaban en ese idioma. Tambin lean una revista Carlos era ya famoso en el colegio, porque solamente l se haba ledo la coleccin Historia de los ao de 1954 se traslad el instituto al local del hospital viejo, que era un poco ms grande y all logr juntarse una plyade de jvenes valores entre los cuales destacaban Carlos Fonseca, Jos Ramn Gutirrez, Francisco Buitrago Castillo, Cipriano Ore Mairena, Ral Leclaire y otros. En el plano poltico nacional en ese mismo ao de 1954, el dictador Somoza Garca ahogaba en sangre la conspiracin del 4 de abril, asesinando a gran cantidad de civiles y militares en los cafetales de Diriamba.Segovia fue el primer gritoEl primero de Agosto de 1954, cuatro meses des pus de la masacre, Carlos Fonseca Amador fund su revista Segovia La bautiz con el nombre de la regin donde l y Sandino levantaron su fusil libertario. Era una revista totalmente diferente a las dems publicaciones de secundaria que se haban hecho hasta la fecha. Hablaba de temas sociales, econmicos y polticos que no eran habituales en los estudiantes de la poca. La gente qu trabajaba en Segovia tena grandes habilidades artsticas, poticas y literarias. Rpidamente la publicacin cobr prestigio nacio nal y en ella comenzaron a colaborar Manolo Cuadra, Coronel Urtecho y otras plumas muy conocidas algu artculos. Guillermo Rotschuh Tablada y Manolo Cuadra ejer aquellos inquietos estudiantes. Carlos, saludando a los lectores y trazando la lnea poltica de la publicacin. Tambin exhiba un artculo breve de Cipriano Ore donde relataba una visita que haban hecho a Manolo Cuadra, el poeta proletario, en la ciudad de Managua. As narraba Ore su encuentro con el poeta: Me encontr inesperadamente en una calle de Managua, bre sentado en una mecedora, que emanaba aires de pofaltar Alfonso Cortez y fue tema principal; tambin Pa En otro artculo, Francisco Buitrago Castillo, cado posteriormente en la primera incursin sandinista en Bocay, escribe: En la virginidad de estas montaas fras, an no enteramente explotadas por el extranjero

PAGE 53

53 pinos gigantescos que nos acarician y de este espritu mas del pensamiento, para extender sus dominios en el En estos escritos ya se avizoraba el carcter bravo de los que seran fundadores del Frente Sandinista. Hay que hacer notar que el colegio era pblico, dirigido por autoridades pro somocistas, de modo que hacan bastante con abordar en la revista esta clase de temas. vena un anuncio de la revista que deca: Ensee a En la portada aparece un retrato dibujado del dirigente opositor Dr. Carlos Arroyo Buitrago, padre del mrtir sandinista Carlos Arroyo Pineda, quien era profesor del instituto. Francisco Buitrago Castillo, haba llegado ese ao al colegio procedente de Terrabona, su pueblo. Era proletario como todos los que all estudibamos y estaba en carcter de alumno interno; desde que cono ci a Carlos caminaron juntos hasta que Chico muri en el Bocay. Fue, entre todos, el que mejor aprovech las enseanzas de Fonseca.Rebeldes y poetasAquellos muchachos eran rebeldes con inclinacio nes poticas y literarias. Viajaban a Managua a bus car anuncios con que mantener la revista, a editarla y a contactarse con el poeta Manolo Cuadra y el poeta Guillermo Rotschuh, quien era director del Instituto de Carlos tambin tuvo estrecha amistad con Rodolfo Solari, bohemio chileno que haba ido a dar con sus hue sos a Matagalpa. Era todo un intelectual y aun cuando andaba ebrio sus borracheras duraban meses impona el sello de su personalidad en las ms baratas cantinas. Solari, con el paso del tiempo, marchara de nuevo a Chile y ocupara cargos prominentes en el gobierno de Salvador Allende. El nmero 3 de Segovia, publicado en octubre de 1954, tiene organizado su indicador as: Director, Carlos Fonseca Amador. Co-director, Cipriano Ore Mairena. Gerente Francisco Gonzlez. Jefe de Redac cin Francisco Buitrago Castillo. Redactores, Lelia Lpez y Armando Castro. Asesor Artstico, Arnoldo Blandn. En el editorial Carlos Fonseca habla de la conquista de Amrica por Espaa y del aniversario de fundacin de las Naciones Unidas, ambas efemrides de Octubre: Amrica fue vencida y tuvo que comprar al pre

PAGE 54

54Ntese que Carlos menciona en su artculo a Batista, Trujillo y Prez Jimnez y no a Somoza, ya que, como repito, estudibamos en un colegio pblico, regentado En la segunda parte de su artculo Carlos se refera a los objetivos de la ONU, a su lucha por la paz y al pe ligro de que fuera dominada por una potencia mundial a los trabajadores, porque cuando las guerras mundia Como vemos, su conciencia de clase estaba ya En 1954 se form en Matagalpa la primera clula de estudios marxistas, la cual funcionaba en la casa del Barrio de Palo Alto, que 24 aos despus sera teatro de grandes batallas durante las insurrecciones del feccionara, concurran a dar conferencias dirigentes comunistas de Managua, como Manuel Prez Estrada y los hermanos Loro. Llegbamos muy misteriosos, tocbamos la puerta y pasbamos de largo, bamos con los cuellos altos, ta una novela de conspiraciones contra el dictador Rosas, hara somocista.La estrella de oroLa noche del 2 de marzo de 1955 sera inolvidable para Carlos Fonseca y para todos nosotros, sus compaeros. Esa noche recibi su diploma de Bachiller en Ciencias y Letras acompaado por su madre, doa Tina. Fue quizs la nica noche feliz que ambos tuvieron. La crnica del acto de clausura fue escrita por su amigo Jos Ramn Gutirrez y dice, entre otras cosas: instituto, siempre estar lista y limpia para darnos ms grandes centros de estudios donde la fatuidad y el lujo una infancia en pugna con la realidad de la vida, al lado de su madre obrera, en medio de la escasez, de los vve res caros, del mal sueldo, de la luz del candil y las priva En su artculo de corte inconfundiblemente clasis que era el del maestro Elseo Picado, el mismo que actualmente lleva el Instituto Nacional de Matagalpa.

PAGE 55

55 mejor tino que ponerle el nombre del maestro Picado, asoleado por los aos, perseguido por los reaccionarios, censurada su enseanza libre por los enemigos de la liEsa misma noche, segn reza otra crnica de la misma revista, Carlos fue condecorado por el director del Instituto, con la Estrella de Oro. Tambin fue premiado como el mejor alumno de francs por el profesor Flix Pedro Aruz, quien le entreg un libro y un cheque de cincuenta crdobas. Como apuntramos antes, Carlos estudiaba francs en los libros de marxismo que llegaban a sus manos. l despidi la promocin Elseo Picado, y Segovia apunta que Nido de guerrillerosEn aquel vetusto instituto daban clases una serie de maestros laicos, venidos desde abajo, hijos de obreros que estaban libres de todo prejuicio. Eso compensaba en mucho la miseria en que vivamos los que all nos dbamos a la tarea de estudiar. Ms que un instituto pareca un reformatorio y en el internado se aprenda pronto a robar comida para poder sobrevivir. Los internos eran mantenidos por becas de 120 crdobas que daba el gobierno a los que venan de otros pueblos segovianos o a los que, viviendo en Matagalpa, no tenamos techo ni comida seguros para seguir adelante. All se templ el carcter de muchos que en el futuro engrosaran los primeros destacamentos guerrilleros. De all salieron adems de Carlos y Toms Borge, Chico Buitrago, Cristbal Villegas, Chuno Lpez y muchos ms. Al marcharse Carlos la revista Segovia qued bajo la direccin de Cipriano Ore y continuaron hacindose los crculos de estudios a cargo de Moncho Gutirrez, el mismo Ore, Chico Buitrago y un elemento de la nueva cosecha, Marcos Altamirano. revolucin industrial, peridicos obreros, etc. Marcos haba entrado en contacto con Carlos en 1955, poda decirse que eran amigos del vecindario en la Plaza El Laboro, ya que Carlos viva detrs de la misma en una cuartera ubicada frente a la familia Rodezno. Carlos y Marcos hacan estudios en esa casa y en ellos participaba doa Tina. Lean la historia del Partido Comunista de la Unin Sovitica, Vias de Ira de Steimbeck, as como La Madre, de Gorki. 1957 le zurci en las solapas del saco las credenciales que llevara en su viaje a la URSS. Los dos estudiantes eran miembros del Partido Socialista, que en esa poca se dedicaba casi solamente a la lucha sindical. Las labores que hacan principalmente eran las de vender el peridico del Partido, UNIDAD, del cual colocaban 300 nmeros. La venta duraba dos das ya que recorran los barrios, entraban a las casas y le lean al futuro cliente un artculo del peridico. Se invitaba a la familia del comprador tambin para que participara en la pltica sobre el peridico, de modo que este comprador se converta al mismo tiempo en un simpatizante del partido. Luego juntos todos opinaban sobre la lectura del peridico de la semana anterior. En opinin de Carlos la venta del peridico deba de convertirse en escuela y las bibliotecas deban de popularizarse a travs de las bar del barrio, en cuyo taller se platicaba de poltica y problemas sociales, al contrario del saln de belleza, donde los temas abordados son mucho ms domsticos. Se entabl as entre ellos una relacin tan frater na que cuando Carlos se tuvo que ir a la Universidad, Marcos le haca la visita a doa Tina para averiguar qu era lo que le haca falta. En una ocasin los dos camaradas se fueron a jugar una mesa de billar en el barrio Guanuca y al regreso, cuando pasaban frente al comando, platicaron sobre la disciplina de los militantes. Marcos sostena que los simpatizantes deban ser secuestrados, humillados y hasta golpeados y slo los que pasaran esa prueba de ban ser aceptados en la organizacin, la cual tendra que ser cerrada. Pero Carlos protestaba, pues sostena que eso sera utilizar los mismos mtodos del somocismo. Eso sera Carlos el amor deba de ser la base de la disciplina de los militantes. Esta idea se cumplira a lo largo de la vida del Frente. en esta postura humanista de Carlos fue Reportaje eslovaco: Tambin Vias de Ira de Steimbeck, cuando la mujer le da de beber leche Altamirano.

PAGE 56

56El barrio El Laboro y su plaza fue escenario de muchas conversaciones entre ambos muchachos. Esa misma plaza de Laboro nos sirvi de refugio cuando se gest la huelga general en el Instituto como protesta por la mala alimentacin que se nos daba a los internos. El principal lder de los internos era Francisco Buitrago Castillo y los externos estaban jefeados por Mar cos Altamirano y Adn Ruiz, quienes sostenan que haba que pedir la destitucin del director dndole a la huelga un carcter poltico. La huelga reciba el apoyo total del barrio de La boro por el trabajo poltico que se haba hecho en ese sector. Los boletines del Comit de Huelga eran mi En los cines, cuando estaban las luces apagadas, se arengaba al pueblo. Una noche los internos salimos del colegio y dormimos en casa de Adn Ruiz, frente a la plaza, la cual fue patrullada por la guardia durante toda la noche. Finalmente, Chico Buitrago y Marcos Altamirano fueron amenazados con la expulsin sin opcin a ma trcula en otro instituto. La huelga termin y se produjo una divisin de criterios entre Marcos y Chico. El periodista Manuel Daz y Sotelo visit en aquella ocasin el instituto por invitacin d Marcos Altamirano. tro, ya que visitaba a todos sus compaeros y a Marcos Altamirano, quien con el tiempo llegara a ser Secreta rio General de Juventud Patritica Nicaragense. Carlos se encontraba en Managua, viviendo en casa de su padre don Fausto Amador, por primera vez. Nunca conoci lo que fueron los resentimientos y se llev muy bien con sus hermanos de padre. Tambin con la esposa de don Fausto, doa Lolita quien lleg a tenerle cario. A esa casa llegaba a traerlo el poeta Guillermo Rotschuh,. quien le dio el cargo de bibliotecario en el Instituto Ramrez Goyena. Rotschuh fue uno de los intelectuales izquierdistas el Ministerio de Educacin Pblica, hasta ser purgados por el ltimo de la dinasta. En esa poca, dice Jos Ramn Gutirrez, que Car los se contactaba con Toms Borge ya que ambos fue ron a Juigalpa, a la casa de Rotschuh. En Febrero de 1956 apareci el nmero 11 de SEGOVIA, bajo la direccin de Francisco Buitrago, quien me haba solicitado una colaboracin humorstica. En una de las stiras me refera a la polmica que se haba desatado entre Jos Ramn Gutirrez y unas seoritas profesoras de la ciudad, bastante reacciona rias por cierto, quienes incluso lo haban llevado a los tribunales. A Carlos le gust mucho la seccin y un da que me lo encontr en casa de Moncho me felicit. Dijo que yo dominaba bien el gnero satrico y que deba seguir cultivndolo. Me recomend a algunos humoristas rusos y prometi conseguirme libros.Amenazas de reeleccinCarlos se matricul en la Universidad Nacional en 1956; cuando el viejo Somoza estaba en plena campaa reeleccionista. Fue escogido como directivo del del mximo organismo estudiantil. Una fotografa en la que Somoza apareca junto a Pern, Trujillo y Prez Jimnez, en la reunin de presi dentes de Panam, fue publicada por El Universitario. Viva en la Casa del Estudiante, que pagaba la Universidad para los alumnos sin recursos. All lo visitaba Toms Borge, quien se desempeaba como corresponsal de La Prensa y escriba poemas y cuentos para la Revista Cuadernos Universitarios. Segn dice un pensionista de dicha casa, el Dr. Gussein, discutan hasta altas horas de la noche sobre poltica. Carlos lea sin cesar al extremo de que a ve ces no sala a comer. No se sabe si porque la lectura lo abstraa o porque no tena dinero. O por las dos cosas. Vctor Manuel Gussein cuenta que le pag un mes de comida en la pensin ms barata de Len, la que frente al mercado. bajar a Corinto. Haca mucho ejercicio fsico y era el As lleg el 21 de Septiembre, cuando Rigoberto Lpez Prez ajustici al viejo Somoza en la Casa del Obrero de Len, desatndose una de las ms feroces represiones que ha conocido la historia de Nicaragua.

PAGE 57

57 Toms y Carlos fueron detenidos y torturados. Pero Carlos estuvo solamente un mes preso, no as Toms cuya prisin se prolong. Toms y Carlos eran militantes del Partido Socialista Nicaragense por lo que al salir ste ltimo, bastante enfermo, el P.S.N. lo envi a Costa Rica, desde donde partira hacia la capital de la Unin Sovitica como delegado Juvenil del Partido al VI Festival Inter nacional de la Juventud y los Estudiantes. As viaj por varios pases socialistas y a su regreso edit un folleto nancia nacional. Hasta el momento de viajar Carlos de Nicaragua a Mosc, slo haba llegado a la capital sovitica el diri gente obrero Francisco Bravo. A travs de ese folleto por primera vez daba a co nocer a los nicaragenses lo que era la Unin Sovitica y predicaba sin temores las bondades del sistema socialista. La represin no se hizo esperar y Carlos fue nuevamente detenido y torturado. Despus de eso ya el gobierno de Luis Somoza no lo dej en paz y en repetidas ocasiones fue a parar a las mazmorras del rgimen. A travs de su madre Carlos me envi el folleto au ejemplares de Segovia que hoy ilustran este trabajo.Campaa pro libertad de BorgeEn 1957 Carlos organiz una movilizacin estudiantil a nivel nacional pidiendo la libertad de Toms Borge, todava detenido desde la muerte del viejo Tacho. Al instituto de Matagalpa lleg como delegado Enrique Morazn, quien encabez diversas manifestaciones en las calles de la ciudad, las cuales terminaron en casa de la mam del dirigente preso. En 1958 se expulsa a Fonseca Amador del pas y Luis Somoza lo manda en helicptero a Guatemala, donde los exiliados le consiguen trabajo en una feria. A principios de 1959 viaj a Cuba donde se puso en contacto con el proceso revolucionario que ejercera se preparaba para participar en la que despus sera conocida como la invasin de El Chaparral, organizada por grupos de izquierda que intentaban derrocar a Somoza. Es importante subrayar que el primer movimiento armado en que Carlos participa es el nico con carc en Nicaragua, despus de la muerte de Sandino. En La Habana Carlos tiene oportunidad de darse la capital cubana haba llegado toda una gama de per sonajes oportunistas y aventureros tanto de izquierda como de derecha. Polticos que, aprovechndose de la simpata que la revolucin nicaragense despertaba entre los cuba nos, recogan dinero durante el da y por la noche se lo gastaban en El Tropicana y otros cabarets. Dirigentes de izquierda como Noel Guerrero y otros que se paseaban armados hasta los dientes acompaados de guardaespaldas, y que a la postre fallaron en el momento en que ms se les necesitaba. Y hombres, en fin, como Chester Lacayo que habindoseles dado toda clase de apoyo por parte de la Revolucin Cubana, se vendieron a la CIA y organizaron movimientos fantasmas contra Nicaragua en un intento de inculpar a Cuba para justificar una agresin a la isla. Indiscutiblemente, un hombre inteligente y honrado como Carlos Fonseca, tiene que haberse dado cuenta de que una revolucin debe de hacer un estricto proce so de seleccin entre sus cuadros si no quiere fracasar. me dijo en una oportunidad. En el captulo correspondiente a la invasin de El mala escogencia de los cuadros dirigentes, cuando en Es casi seguro tambin de que all pudo observar con mayor detenimiento a muchos comunistas que se explayaban en explicaciones tericas sobre el proceso nicaragense, pero quizs eran menos dispuestos que por la revolucin popular, En El Chaparral Carlos se destac como combatiente; su leyenda se inici en ese lugar. Casi moribundo fue trasladado a un hospital de Tegucigalpa de donde otro dato que lo retrata de cuerpo entero se fug sin estar totalmente curado y unos amigos le prestaron atencin mdica para su convalecencia. Rigoberto Palma, un viejo comunista que muri siendo miembro del Comit Central del Partido Sociaese momento. Declaraba Palma que l era el responsable por par te del Partido en el movimiento de El Chaparral y que Carlos era militante de la organizacin, pero cuando sta orden a todos trasladarse de nuevo a Managua clandestinamente, el joven se neg a ello, pues haba decidido tomar su propio camino. declar Palma. Rigoberto Palma, fue un comunista honrado y afirmaba que en su partido no haban dos militantes iguales a Carlos Fonseca, a pesar de que tenan

PAGE 58

58concepciones diferentes acerca de lo que deba ser la lucha en Nicaragua. Qu razones indujeron a Fonseca Amador a romper con el partido? No es muy difcil averiguarlo si se toma en cuenta que en esa poca el Partido no tena mayor desarrollo orgnico ni un completo dominio del marxismo leninismo y, en consecuencia, fall en el examen de inters en integrar a su tctica poltica la lucha armada en el contexto de la lucha contra la dictadura. Carlos Fonseca haba puesto en evidencia a aque llos marxistas que nicamente andaban recitando a los tericos, y luego viajaban a la URSS, sin que de esto saliera ningn provecho para la clase que decan representar. Poco despus la historia le dara la razn al salir a luz pblica la polmica entre Fidel Castro y los comunistas venezolanos, y mucho despus el encuentro entre el Che Guevara y el comunista boliviano Mario Monje. Carlos El 23 de julioEl 23 de Junio de 1959 se haba producido la masa cre de El Chaparral y ese mismo da se reg el rumor de que Carlos Fonseca Amador haba muerto. Dramtica mente hizo el anuncio el Br. Manolo Morales en el atrio de la iglesia La Merced, lo que dio comienzo a una ma nifestacin que fue disuelta por la guardia frente a la iglesia El Calvario, en Len. Precisamente ese ao en la universidad entrba mos en calidad de novatos, entre otros, Sergio Ram rez, Rolando Avendao Sandino, Julio Briceo, etc. Habamos tenido que interrumpir varias veces el curso por el asunto de Olama y Mollejones y toda la agitacin que se viva en esos das. Logramos poner nos en contacto nuevamente con Francisco Buitrago Castillo, quien estudiaba Odontologa y era miembro del Centro Universitario. Mantena sus estudios con un trabajo de laboratorista que haba logrado obtener en Salubridad Pblica. La campaa de agitacin estudiantil en protesta por los compaeros masacrados se prolong, y sucela Universidad. Los ms visibles dirigentes estudiantiles como Alejandro Serrano, Fernando Gordillo, Humberto Obregn, Manolo Morales, Joaqun Sols Piura, Luis Felipe Prez y el mismo Francisco Buitrago se encar de novatos se efectuara una velada fnebre y una manifestacin de protesta. El 23 de Julio de 1959, un mes despus de la masa cre de El Chaparral, a las tres de la tarde salimos con nuestras escarapelas negras del Paraninfo Universitario. Hablaron en la velada Alejandro Serrano y Rafael Ugarte, ambos compaeros de casa. El recorrido se prolong durante algn tiempo. Nos encontramos con el batalln Somoza entre la Casa Pro y la Librera Recalde, viniendo por la Calle Real. En esa esquina un guardia hizo ademn de introducir su bayoneta en el pecho de Julio Briceo, y ste, sin demostrar ningn temor, se abri la camisa y le dijo: La guardia no quera que entrramos al parque, porque frente a l se encontraba el comando depar tamental, y nos fuimos nuevamente a la Universidad donde la manifestacin termin. Pero, poco antes de marcharnos, Fernando Gordillo se par en la plazoleta dos, que furamos a sacarlos. Marchamos por la Avenida Central, doblamos por el parque La Merced y caminamos nuevamente hacia la Casa Pro, donde fuimos detenidos un grupo que llevaba la bandera de la UNAN y de Nicaragua. Fuimos llevados al comando donde estuvimos unos momentos manos quien ya seguramente con la orden del Comandante Fe derico Prado, orden que se nos dejara en libertad. Entre el club social y la Librera Recalde, detenidos por un cordn de guardias, nos esperaba el grueso de la manifestacin. All estaba Celen Ordez, viejo compaero del instituto y ahora estudiante del Calasanz, a quien habamos reclutado hacia pocos momentos para que engrosara la manifestacin. Gonzalo Alvarado, estudiante del Instituto nos suplic que le prestramos un momento la bandera que tan orgu llosamente exhibamos. Se la entregamos, y al volver sabramos era una bomba lacrimgena. El artefacto estall tan cerca que me puso totalmente ciego y sordo, de modo que no escuch los balazos ni los gritos de los heridos. Corr a la loca y me met en el restaurante El Rodeo. Hasta despus me asom por la ventana del alto y vi lo que haba sucedido. Entre los heridos, Gonzalo Alvarado haba perdido una pierna y Celan Ordez tena varios tendones del muslo destrozados. El curso se interrumpi, las protestas se generalizaron en todo el pas y tras ser detenido despus de una manifestacin en Matagalpa, march a Costa Rica.* Primera parte del captulo con el mismo nombre, del libro Entre Sandino y Fonseca de Jess M. Blandn.

PAGE 59

59 Edgard Tijerino Mantilla* ________Del 21 al 27 de junio, los habitantes del populoso y por supuesto proletario barrio Santa Rosa, un escalofro recorrindoles las espaldas y el corazn tratando de escaprseles por la garganta. Y no era para menos, pues en esos das la Guardia Somocista ensay una desesperada ofensiva por aire y tierra, intentando apoderarse de ese barrio, cuya de la lucha. En esos das, desayunbamos con morteros, almorzbamos con bombas de 500 libras y cenbamos con rockets. Fueron das calientes, muy calientes, du rante los cuales, amparados en la calidad de nuestros combatientes y el apoyo increble que nos brindaron los vecinos, se logr no solamente sobrevivir, sino tambin rechazar los embates de la Guarda Somocisrriba (Salvador), quien fue el responsable de defender ese sector. El actual Jefe de la Direccin de Instruccin Poltica del Ministerio del Interior (en 1980), explica que estaba designado para trabajar en la zona de los Transpor tes Vargas, justamente en la interseccin de la Pista de Circunvalacin y la ruta que va a El Dorado, pero de junio a eso de las 8 de la maana frente a Fabritex, l (Somarriba) decidi asumir el mando, enviando la comunicacin correspondiente al Estado Mayor del Frente Interno, que aprob el cambio. El 10 de junio por la maana, nosotros estbamos reunidos ultimando los detalles, cuando nos avisaron que algunas unidades militares ya estaban combatiendo impulsadas por el accionar decidido del pueblo. No se tuvo entonces otra alternativa que lanzarse a las calles por el sector de la Colonia Nicarao y las vecindades hablando pausadamente mientras gira de un lado a La tardanza de ChicoA las 3 de la tarde de ese da tena que reunirme con Chico Meza. Me llam la atencin su tardanza, pero la atribu a problemas de transporte. Sin embar go, momentos despus me encontr con las fuerzas que deban estar operando en Portezuelo al mando de Chico, y me dijeron que lo haban asesinado despus de capturarlo. Eran 20 combatientes bien adiestrados, con unos 400 milicianos los que se replegaron a la Nicarao, sitio donde hicieron contacto conmigo. Al estudiar la situacin, todos los anlisis conducan hacia una sola determinacin: recuperar Santa Rosa y sostener las posiciones para evitar el debilitamiento de Bello Horizonte, donde Nacho (Comandante Guerrillero Ramn Cabrales) de entrada estaba realizando un buen trabajo. El 12 de junio recuperamos el control de Santa Rosa, justamente cuando Javier Lpez (99), entablaba Guardia fue vctima de dos emboscadas, pues les sor prendi la presencia de combatientes sandinistas en Santa Rosa, los que segn sus clculos, estaban fuera de esa zona. De esa forma se logr recuperar municioUna vez asumido el control del barrio, nos dedica anti-tanque. Aprovechamos que en esos primeros das el barrio estuvo tranquilo dado que la ofensiva de la Guardia se realiz en el sector de Las Amricas, la Nicarao y El Dorado, pues se haban propuesto re plegar a nuestras fuerzas hacia la Carretera Norte. En el trabajo de fortificacin, que sabamos sera de vital importancia para soportar las horas difciles, se decidi partir la carretera con una zanja que evitara el trfico de los tanques y para ello se organizaron brigadas con trabajadores y maquinarias de la SOVIPE. Fue as como logramos levantar La defensa de Santa Rosa historia

PAGE 60

60en poco tiempo barricadas de envergadura y hacer pozos antiareos, para neutralizar la tctica de ellos que era atacar con morteros y aviones, para luego lanzar la infantera. El Comandante Guerrillero se toma una pausa y prosigue relatando cmo y cundo fue que Santa Rosa comenz a arder verdaderamente.Dos columnas blindadasEl da 21, utilizando binoculares, descubrimos que por la carretera, viniendo del lado del aeropuerto, se acercaban dos columnas de guardias con una lnea blindada en el centro. De inmediato se lo comunicamos al Estado Mayor y con Nacho, el responsable de Bello Horizonte, elaboramos un plan de combate, el cual fue aprobado por los cuadros superiores que tenan como cuartel general El Dorado. El plan era el siguiente: dejar acercarse a los guar dias por la Carretera Norte, adelantarnos a esperarlos, atacarlos por sorpresa, replegarnos a nuestros refu gios antitanques y pasar repentinamente a la contra ofensiva. Sabamos que en la (fbrica de botas mili tares) Chontal ellos tenan un buen escuadrn y que forzosamente se formara un frente de guerra que cubrira un amplio radio de accin, incluido el sector del Aserro CMO, en la zona vecina al cuartel general de Nacho. Para hacer penetrar su gente a las zonas lim trofes, los guardias se ampararon en un intenso fuego de morteros y tanques, mientras en horas de la tarde los aviones aparecan con sus furiosas descargas. Pese a todo, nunca abandonamos las posiciones. Fueron das de intenso trajn y con la vida en jue go a cada instante. Fue hermoso ver como la gente de Santa Rosa se ofreca para toda clase de misiones sin detenerse a medir el riesgo. Adquirimos con ellos un compromiso moral de no fallarles y nos fajamos ms all de nuestras posibilidades reales. Todos los das, a las 4 de la madrugada, los vecinos reconstruan todo lo que las tanquetas, aviones y morteros destruan du rante el da. Todo el barrio trabajaba sin dar la menor na, el sector pareca desierto, pero ya estaban en pie nuevamente las barricadas, mejor profundizados los refugios y reubicados los centros de abastecimiento. El da 26, la Guardia logr cubrir la zanja antitanque en la carretera y aunque en principio se contempl la posibilidad de forzar un combate a quemarropara tenderle una emboscada. Los guardias tenan un cuartel en LUDECA, pero LAFANISA estaba en territorio nuestro y la batalla era inevitable. Estaban empeados en hacernos desalojar Santa Rosa para lanzarse sobre Bello Horizonte. Nosotros en tanto, estbamos empeados en no dejarlos penetrar. Organizamos para el operativo defensa, dos frentes, uno por el lado del lago y otro en la zona del aserro. Solicitamos tambin el refuerzo de la Brigada Mvil, que manejaba el Comandante Guerrillero Walter Ferreti (Chombo). Se pens en tomar la iniciativa lanzndonos por el lado de LUDECA, pero el precio iba a ser muy alto y como ya tenamos un (lanza cohetes) RPG2 antitanque, era mejor dejar entrar la tanqueta para apoderarnos de ella.Una emboscada genialSe comenz la batalla y ellos lograron avanzar apoderndose de una manzana. Se reforzaron peleas casa por casa, accin en la cual sufrieron varias bajas. Esa tarde los francotiradores de ambos bandos estuvie ron ms activos que nunca. La zona se convirti en un que estaba muy atareado frente a Villa Progreso y con trolando Rubenia. La tanqueta poda entrar, pero la infantera. bamos a pelear a muerte para impedirlo y as fue. Con el aporte decidido de los milicianos que cada da mejoraban en su desempeo, se logr rechazar a la Guardia. Ante tal impotencia, ellos descargaban toda su furia con los morterazos por la maana, los tanques y los ataques areos. Desde dos das antes estaban desesperados por desalojarnos, pues haban sido vctimas de una em boscada maestra. Sucede que intentando perforar sus lneas, me reun con Nacho y planeamos una ofensiva durante la cual l con su tropa iba a bordear el aserro sotros apretbamos por la carretera. Nacho lleg a posicin de combate a eso de las 6 de la tarde del da 25, pero a esa hora la Guardia ya haca relevo y no hubo

PAGE 61

61 enfrentamiento de momento. Entonces, Nacho reali z un mitin impunemente y comenz a agitar al barrio para atraer a la Guardia, logrando as llegar a bordear la carretera. Fue en ese sitio que el compaero detect un con voy militar que se acercaba y prepar el terreno para la emboscada fulminante. Para la Guardia la sorpresa fue mayscula y no tuvieron tiempo de reaccionar. Vir tualmente fueron aniquilados. Un camin qued des truido, los otros dos o tres daados. Unos 12 guardias murieron y se logr recuperar gran cantidad de muni mente un reabastecimiento y el xito de esa emboscada nos lo proporcion. el ataque sobre Santa Rosa. Se centraliz tanto en la ocupacin del Estado Mayor y recibimos una orden: Cuidado con perder Santa Rosa, pues eso equivala a perder tambin Bello Horizonte. Incentivados por la responsabilidad, se logr sostener las posiciones a hierro y fuego. El da 27 nos atacaron en forma ms indiscriminada con bombas de 500 libras, tanquetas y aviones. Era evidente que queran cercarnos para obligar a la poblacin a salir y luego caernos encima. En medio de esa actividad blica, a nosotros nos para El Repliegue (a Masaya, que fue la noche de ese da). Sabamos que los aviones nunca comenzaban a atacar antes de las 2 de la tarde, porque hasta esa hora conocan nuestras posiciones. Las informaciones les al mercado y se quedaban en el barrio saliendo a eso de las doce del da. Ese trabajo contrarrevolucionario no pudimos impedirlo, pero s lo minimizamos poniendo en accin a los Comits de Defensa Civil (CDC), Somocista en los retenes, a los cuales encarcelamos inmediatamente. Despus de la ofensiva de la Guardia por aire y tierra, emprendimos la marcha por la pista que pasa por Rube nia, doblamos en el Reparto Schick junto con Nacho y 99, y salimos bordeando Sbana Grande, con la satisfaccin de no haber cedido un palmo de terreno en la defensa los vecinos del barrio se incorporaron a la lucha en forma decidida, sin dar ni pedir cuartel, jugando un papel de tre menda importancia. Pginas de verdadero herosmo se escribieron en Santa Rosa. Ms de 300 heridos y muchos muertos no minimizaron el espritu combativo de los habitantes de esa zona. Ms bien fue un acicate para ellos que lu Parece mentira, pero en esas acciones de los siete das, nuestras bajas no llegaron a la docena de combatientes, en tanto la Guardia perdi a ms de 100, sobre todo por las emboscadas en que cayeron. Santa Rosa constituye en mi vida de guerrillero, un captulo tan el Comandante Salvador, quien se integr al FSLN en 1971, reclutado por Roberto Huembes, y lleg a con vertirse en pieza clave de la Ofensiva Final. 21 de junio de 1980.

PAGE 62

62Carlos Nez Tllez* ___________________Quin era Marco Antonio Somarriba? Me estaba preguntando ahora, cuando pronuncio su nombre, poblado de un mar de recuerdos. En la clandestinidad, cuando leamos las experiencias revolucionarias de otros pases centroamericanos, compartamos en las conversaciones el pensamiento de otros revolucionarios. Recuerdo, leyendo la experien cia de la guerrilla guatemalteca, el pensamiento de una combatiente que llena del dolor producido por la cada de sus compaeros, deca: Hay que dejar en paz para adquirir conviccin de la dureza de la lucha, de la circunstancia de la muerte, que sin el menor aviso nos arrebata en segundos a los mejores hombres y a las mejores mujeres, sin tomar en cuenta cunto invierte una organizacin poltica en forjar sus cuadros y que un da de tantos nos dejan solos. No totalmente, claro est, pero siempre quisiramos contar con la pre sencia de nuestros hermanos queridos continuando la construccin de los sueos ya convertidos en realidad. Len Santiago de los Caballeros, a como la bauti zaron los colonialistas espaoles, es una tierra clida, con historia, tradiciones de lucha, de espritu indgena. Tierra del algodn y del azcar, de volcanes, de hombres y mujeres creativos e inteligentes, de combatientes frreos y seguros. Len fue el centro de reproduc cin de centenares de combatientes que provenientes de otras ciudades del pas se convirtieron en luchadores ejemplares en las aulas de la universidad, en los centros de estudio, en los barrios, en las trincheras; fueron capaces de hacer posible el sueo de ese gran organizador que fue Pedro Aruz Palacios, al convertir a la ciudad de Len en una inclaudicable trinchera de lucha contra el somocismo. Las calles de Len son calientes, tan clidas como sus hombres y mujeres. Ah naci Marco Antonio abril de 1953. Procreado por Marco Somarriba, car pintero, y Gudelia Garca, costurera. Ninguno de ellos se imagin que aqul chavalo delgado, tmido, con la destacado dirigente del Frente Sandinista. No lo imaginaron, como es natural, porque en ese entonces, aunque el pueblo nicaragense de una u otra forma luchaba contra la dictadura, el FSLN todava no naca a la vida poltica. Eso s, la herencia de Sandino, su ejemplo, su legado combativo, cubra todo el territorio nacional guiando a su pueblo a pesar de todos los intentos del somocismo de sepultar en el olvido su memoria. Yo no conoc a Marco durante su infancia. Vivamos en barrios diferentes: l en El Calvario y yo en Zaragoza. Fueron las luchas, los ideales, la causa revolucionaria, lo que nos convirtieron en hermanos. Lo conoc en 1971, cuando los dos ramos estudiantes del Instituto Nacional de Occidente (INO). No estbamos organizados en el FSLN, mucho menos nos involucrbamos en las actividades polticas en los centros de estudio de secundaria. Por causa del alienamiento de la sociedad somocista, nuestra pretensin era alcanzar el ttulo de bachiller; es decir, eran las mismas costumbres de la duarse para asegurar el porvenir egosta e individual que la sociedad de ese tiempo nos impona. No se pueden olvidar tampoco las medidas represivas pre valecientes en esa poca, tomadas por el somocismo en los centros estudiantiles despus del movimiento magisterial de 1970.Comandante Guerrillero Marco SomarribaVigor, fuerza y fuego revolucionario nuestros hroes

PAGE 63

63 La agitacin producida entre los jvenes por el heroico ejemplo de Julio Buitrago, combatiendo contra ms de 200 guardias, y luego el ltimo poema Que Leonel Rugama junto a sus compaeros Rger Nez bre de los prisioneros polticos exigiendo su libertad, fueron los factores detonantes para romper el miedo y las medidas represivas en los centros de estudio de secundaria en todo el pas. No import la represin, ni exponer la vida o alcanzar la muerte, cuando los revolucionarios encarcelados, desde las mazmorras somoPor qu nosotros, pertenecientes a una nueva gene racin, bamos a permanecer indiferentes al ejemplo heroico de un puado de combatientes que justamen te reclamaban su libertad?Los primeros trabajosEn esa lucha, sin estar organizados, nos encontramos Francisco Meza, Marco Somarriba, Rafael Mairena, otros compaeros y yo. Cada quien desde sus aulas se rebel. El espritu solidario despert en cada uno de nosotros. No nos import la represin ni las amenazas de expulsin ni la crcel. Una idea nos invada a todos y era contribuir de la misma manera a como lo hacan en otros centros de estudio, a formar parte del movimiento integral para conse guir la libertad de los compaeros encarcelados. Esa decisin, ese coraje, esa lucha, contribuy posterior mente a eliminar las medidas represivas impuestas por la Dictadura en el INO, a iniciar la organizacin de los estudiantes y a estructurar la Directiva Central del instituto. Por supuesto, la organizacin no fue nada espontnea: detrs del trabajo se encontraba el Frente Estudiantil Revolucionario (FER). As se iniciaron los primeros trabajos para la creacin en Len del Movimiento Estudiantil de Secundaria (MES). Ese mismo ao, Marco, Francisco y Rafael se gra duaron de bachilleres y correspondi a Francisco, Presidente de la Directiva, decir el discurso central. Por supuesto, no se pareci en nada a las tradicionales diatribas de la burguesa. Fue un discurso poltico de dicado a la lucha estudiantil, a sus reivindicaciones, a sus aspiraciones. Se pronunci el discurso percibiendo la rabia de los lacayos de Somoza, que no ocultaban su indignacin al contemplar el temple de una nueva generacin que, con todos los riesgos, comenzaba a alzarse, a rechazar la opresin de siglos y que particularmente comenzaba a establecer un precedente: se sumaba a la lucha por derrocar al somocismo. Despus, Marco, Francisco y Rafael ingresaron a la universidad y cada quien fue reclutado por el Frente Sandinista, cumpliendo en 1972 diversas tareas. De cuando en cuando nos encontrbamos, estrechando la amistad fraterna, cultivada en el curso de la lucha. Una vez, por casualidad, encaminado a una reunin, los sorprend conversando con Carlos Roberto Huembes sobre la creacin del MES. Ninguno preguntaba lo que el otro haca: no haba respuesta. Era la ley de la com partimentacin del trabajo, esa prctica del Frente Sandinista tan valiosa para una organizacin de carc ter conspirativo, y decisiva para preservar las estructuras y el trabajo clandestino que forjamos a lo largo de 18 aos de lucha. Era esa ley tan necesaria en la lucha, que en la presente poca algunas veces se olvida, sin del Frente Sandinista como organizacin nacional, leccin transmitida por Pedro Aruz y Carlos Roberto Huembes, excelentes conspiradores del FSLN. se haba producido la toma de Radio Corporacin, encabezada por Toms Borge, y la crisis poltica del Frente Sandinista. Lo encontr diferente, callado, re y sonriente. Estaba en la clandestinidad. Era Joaqun. Conversamos mucho esa noche, acumulando el dolor producido por la divisin de la organizacin a la que nos habamos entregado y queramos tanto. Qu hacer? cmo contribuir a superar los problemas? cmo conocer con mayor realismo lo sucedido? Y no ramos nosotros solamente: ah estaban Oscar Prez Cassar y Rosalba Carrasco. Estbamos solos, completamente solos. Fueron una Navidad y un Ao Nuevo muy tristes. En ese tiempo ocurrieron dos hechos importantes. la presencia en Nicaragua del Jefe de la Revolucin, Comandante Carlos Fonseca, y del Comandante Carlos Agero, que haba bajado de la montaa para coordinar el envo de un contingente a la zona de combate, entre ellos, Edgard Lang; segundo, la participacin nuestra en el operativo de evacuacin del Comandante Primer jefe de milicias despus del triunfo revolu cionario.

PAGE 64

64 guardia somocista en 1978. Fonseca a la casa de seguridad donde se encontraba con otros compaeros, incluido Toms, que haba sido detectada por la Seguridad Somocista. Marco, Oscar, Rosalba y otros compaeros, participamos del operativo de vigilancia de toda la zona, en tanto se impulsaba un plan de evacuacin de los combatientes.Inmensamente humanoPara 1976, Marco se dedicaba con ahnco a la or ganizacin de los movimientos juveniles de los barrios orientales de Managua, de la atencin del FER, y del Movimiento Cristiano Revolucionario (MCR). Marco Antonio era un revolucionario y a la vez una persona inmensamente humana. Pensaba en su familia, en su compaera, en su hija, en el futuro de todos. Esto lo sensibilizaba, le produca inquietud, angustia. Es difcil mantener una relacin en la clandestinidad entregn dose plenamente a la lucha y por las circunstancias de la misma, no poder hacer nada, solamente enterarse por correspondencia o la noticia ocasional. Despus del cumplimiento de su trabajo, ello lo inquietaba, pa reca una persona enjaulada caminando por el estre cho cuarto de la casa de seguridad que nos albergaba. Trataba de sonrer y comportase normalmente, pero detrs de esa actitud se encontraba el hombre, el ser humano, que as como senta en carne propia la cada o el encarcelamiento de los hermanos ms queridos, o el martirio del pueblo, tambin posea la sensibilidad, aunque lo quisiera ocultar, de mantener presente en todos los momentos, las imgenes y los problemas de su familia. Algunas veces, su nimo decaa por no poder estar presente en la solucin de los problemas, pero como y segua adelante cumpliendo sus responsabilidades, orientando, organizando, preparndose polticamente, consciente de la situacin poltica del pas, con vencido de que la causa revolucionaria era la primera lores, las angustias, los sinsabores, y las preocupaciones que como seres humanos enfrentamos. En agosto de 1976, Carlos Roberto Huembes, miembro suplente de la Direccin Nacional, ingresa al pas. En el interior ya se encontraban los Comandantes Daniel Ortega y Eduardo Contreras, cumpliendo tareas unitarias para resolver la crisis del Frente Sandinista, abocados con los comandantes Pedro Aruz Palacios y Bayardo Arce. Todava no conocamos la cada de Carlos Fonseca y Eduardo Contreras, cuando Marco, plido, demacrado, con un tic nervioso en los ojos, con la voz entrecortada y buscando donde apoyarse, seguramente para asimilar mejor el golpe, lleg a la casa de seguridad donde permanecamos Jaime Wheelock, Luis Carrin y yo, a anunciarnos la cada de Carlos Roberto Huembes. Marco no tena instrucciones ni rdenes para llegar a la casa de seguridad, pero como por un momento no cando las palabras para dar la noticia, pensamos que haba desacatado las rdenes, y yo personalmente le reclam sobre su presencia en una casa de seguridad donde no estaba autorizado a llegar. Marco se dej caer en uno de los sillones de la sala. Jaime, que no lo conoca, haba empuado su pistola Ejemplar militanteMarco supo imprimir en las tareas que la Revolucin le encomend el mismo espritu de entrega que caracteriz su larga y destacada trayectoria. Los mritos de Marco son tan excepcionales que recibir la Orden Carlos Fonseca y el ascenso a Comandante de Brigada, son apenas un modesto homenaje que trata de expresar el cario del FSLN y del MINT hacia el ejemplar militante sandinista y el abne gado combatiente del Ministerio del Interior. Se pan ustedes que su memoria permanecer en la conciencia y en las acciones de nuestros combatientes, y que su ejemplo de consecuencia revolucionaria se alberg para siempre en el corazn de nuestro indoblegable pueblo sandinista. Toms Borge

PAGE 65

65 45; yo dej la mquina de escribir y me levant a preguntar qu le ocurra. Se acomod en el silln, entrecruz las manos, se las llev al rostro y nos lanz la No le cremos. Furiosamente lo acosamos a preguntas, exigimos detalles, la certeza de si estaba herido o muerto, el lugar del enfrentamiento, y no nos qued la menor duda: haban quebrado a Eloy. Por qu? Al da siguiente, Novedades, el diario de Somoza nos trajo la respuesta: aparecan las fotos de Eduardo Contreras, Rogelio Picado, Silvio Reazco (habitante del reparto El Dorado, lugar donde es detectado Eloy), cados en combate y en una nueva edicin del diario, apareci la gloriosa imagen del Jefe de la Revolucin Popular Sandinista, Carlos Fonseca, con los ojos abiertos hacia el futuro, desde Zinica, lugar donde cay abatido por las balas criminales de los esbirros somocistas. El severo golpe asestado al Frente Sandinista con la cada del Jefe de la Revolucin, Comandante Carlos Fonseca, Eduardo Contreras y Carlos Roberto Huembes, el 7 para Marco. Fue la penetracin a una etapa superior de su desarrollo poltico como militante y como cuadro; de la causa revolucionaria; fue un salto en su madurez, su talento, inteligencia y capacidades.Prisionero y torturadoA partir de 1977, Marco se dedica con ahnco a la organizacin estudiantil en los barrios y en los centros de estudio y es uno de los fundadores de la Juventud Revolucionaria Nicaragense. A la vez, se dedica a la preparacin militar de los compaeros combatientes de esa organizacin. En 1978, durante varios das, ninguno de nosotros conocamos de su paradero y comenz a surgir la idea de una probable captura. En efecto, as fue. Haba sido capturado en 1978 en la ciudad de Len, cuando se diriga a una escuela militar improvisada en el municipio de Malpaisillo. Marco fue encarcelado, golpeado, torturado, ame nazado de muerte, sino confesaba su militancia sandinista y sus responsabilidades. Marco permaneci en silencio, sin mencionar ninguna de las casas de seguridad conocidas por l. Su martirio dur diez lar gos das sometido a toda suerte de atropellos en las mazmorras somocistas. Ni el encierro ni la tortura ni la posibilidad de la muerte, fueron capaces de vencer Dictadura Somocista no le qued ms recurso que or denar su salida de la prisin. Inmediatamente despus de obtener su liber tad, Marco ingresa de nuevo a la clandestinidad, re fugindose en la casa de Osmn Torres. Retorna a su responsabilidad como miembro del Comit Militar de Managua, dedicando sus energas a la organizacin, preparacin militar y operatividad de los destacamen tos milicianos de los barrios orientales y de la Carretera Norte, cuya responsabilidad era impulsar la limpieza de todos los esbirros, orejas, colaboradores y agentes de la Seguridad Somocista. Durante la Insurreccin de Septiembre, integrado al Estado Mayor de Managua, dirige el combate de sus unidades militares contra las tropas somocistas, multiplicando su trabajo en la or ganizacin de centenares de jvenes que en la ciudad y en especial en los barrios orientales, se alzaron en pie de lucha contra el somocismo. Para la Ofensiva Final en junio de 1979, Marco asume la jefatura de la Carretera Norte. Ah se revela como un excelente jefe poltico-militar y, conjuntamente con Ramn Cabrales (Nacho), se encarga de defender, organizar a la poblacin de la Carretera Norte y levantar las barricadas para impedir a sangre y fuego que el enemigo avanzara ms all del kilmetro 5. Bajo su direccin y la de Nacho, surgen los carmados de garrotes y cuchillos logran conformar Carta a mi madreAyer hace muchos das descalzo y con calzones chingos, trepado por entablado derruido de la casa, siempre te miraba a vos con tu sudor y tus ojos tristes y tu costura a mquina y esas seoras ricas a quienes les hacas vestidos por un precio irrisorio. Muchos das atrs cuando us pantalones largos y en aquella casona que daba mucho miedo siempre te miraba siempre tus ojos tristes y tu cara enferma y cansada. Hoy, desde hace muchos aos siempre te miro igual siempre querida mam siempre te mirar como a toda madre de pueblo como a toda madre proletaria. Tu hijo que te quiere Marco A. Somarriba

PAGE 66

66excelentes unidades de combate, a base de la recu peracin audaz de las armas del enemigo. Marco estuvo presente en la decisin de El Repliegue Tctico, y como otros compaeros, sufri el dolor de la decisin, an cuando la consideraba muy justa. En Masaya asume la responsabilidad de reforzar los puntos estratgicos de la ciudad, con la finalidad de impedir la penetracin del enemigo. Cuando se hable de los combates de la Hielera de Masaya, o de la INCA, debe mencionarse el nombre de Marco Antonio Somarriba. Por sus mritos, cuando el Comandante Hilario Snchez (Camin), es herido por charneles de morteros disparados desde el Coyotepe, pasa a formar parte del Estado Mayor de Masaya, en compaa de los sub comandantes Rger Miranda y Rafael Sols. Cuando se produce el triunfo popular, ya tomados los departamentos de Carazo y Granada, ejecutado el sas del Frente Interno inician su avance hacia la ciudad de Managua, sitio al cual habamos jurado regresar victoriosos, Marco ya es el Jefe Poltico Militar indiscutible del Batalln Csar Augusto Silva.La herencia de un hroePosterior a la victoria, por sus capacidades polticas, organizativas y militares, es nombrado por la Direccin Nacional del Frente Sandinista, Jefe Nacional de las Milicias Populares Sandinistas; luego, jefe de la Direccin Poltica del Ministerio del Interior (MINT), despus, viceministro del Instituto Nicaragense de la nisterio del Interior para la Zona Especial I (hoy Regin Autnoma del Atlntico Norte). En Len, como resultado de sus tradiciones religio sas, el 14 de agosto se celebra la Gritera Chiquita. Un da antes, en 1982, en un accidente de aviacin, cumpliendo con sus responsabilidades como delegado del MINT, preocupado por resolver los problemas de esa parte del territorio nacional, Marco Antonio Somarriba muere al estrellarse el avin que lo conduca junto a otros compaeros a su zona de trabajo. Marco Antonio muere a los 29 aos. Apenas comenzaba a transmitir al movimiento revolucionario sus ex periencias, su talento y su capacidad de dirigente. Mue re cuando apenas comenzaba a cristalizar sus sueos de revolucionario a su querido pueblo. Ya no era de Len ni de Chinandega ni de Managua ni de todos los lugares donde dej su cansancio y desvelos por la liberacin de Nicaragua. Marco a sus 29 aos de edad perteneca a toda la nacin. Forjador de las organizaciones juveniles, fundador del MES, de la Federacin de Movimientos Juveniles de Managua y de la Juventud Revolucionaria Nicaragense. Incansable defensor de los intereses del pueblo trabajador, nos ha dejado una herencia y una responsabilidad: garantizar la continuidad del proceso revolucionario, impulsar las transformaciones polticas, econmicas los humildes y de los pobres de Nicaragua. Es resultado de las generaciones de veteranos combatientes que se convirtieron en maestros de las nuevas generaciones a las cuales pertenecemos. Marco Antonio es parte del vigor, de la fuerza y del fuego que almacena la Revolucin. Ojal as lo entiendan los jvenes de hoy y en este legado comprenMarco: independientemente de todo, como Camilo Ortega, Francisco Meza, Walter Mendoza, Carlos Arroyo, Adolfo Aguirre, Perla Mara Blandn, Edgard Mungua, Emir Cabezas y tantos hermanos cados, pods tener la certeza que para la Juventud Sandinista 19 de julio eres bandera, estandarte, smbolo, machete, cuchillo y fusil para enfrentar al enemigo. Te fuiste, has muerto, pero tu historia permanece r imborrable por los siglos de los siglos, como leccin para las generaciones venideras. (*) Comandante de la Revolucin, fallecido el 10 de agosto de 1984. Marco con su su promocin de bachiller.

PAGE 67

Colectivo de Comunicadores Sandino Vive Contacto para Suscripciones:

PAGE 68

William Daz Romero, smbolo de bravura La tarde del 20 de julio de 1979, despus de la apotesica bienvenida a los guerrilleros triunfantes y a la Junta de Gobierno de Reconstruccin Nacional, millares de per-sonas desesperadas se agolpaban en las afueras de lo que haba sido el bnker del dictador, al pie de la Loma de Tiscapa. Queran saber de sus hijos, a quienes la Guardia Nacional haba capturado durante las ltimas semanas de la enconada lucha insurreccional en Managua. En el interior, los jefes guerrilleros inspeccionaban una por una las horrendas celdas en donde durante dcadas haban torturado a miles de jvenes. Los hombres imploraban saber si sus hijos estaban en aquellas bartolinas. Los nios gritaban. Las madres lloraban. En-tre ellos estaban Dliz Romero Escobar y Jos Daz Flores (fallecido en 1998). Buscaban a su hijo, William Daz Romero, a quien la Guardia Nacional haba capturado despus de catear su casa en el barrio La Veloz, la madrugada del domingo 23 de junio del ao de la liberacin. Los comandantes Toms Borge y Edn Pastora, salieron a atender al pueblo. -ras, la multitud qued en silencio. Por el corazn de Dliz se atraves como pual la vida de William y sin que Dliz lo supiera, el 25 de junio le haba pagado cinco mil dlares a un agente de la seguridad somocista, Segundo Marenco, que tambin era un reconocido lanzador del equipo de beisbol Cinco Estrellas, para que liberaran a su hijo. El esbirro le inform que el muchacho estaba muy golpeado pero le prometi que esa noche se lo llegara a dejar y que dejara abierta la puerta de la casa. No lo llev. Jos esper todo el da 26 y tampoco. El 27 de junio Marenco le dijo que a su hijo lo haban sacado de la crcel y que probablemente lo haban matado. Jos nunca se lo dijo a su mujer. Desde que se lo llevaron, cada da Dliz sala a visitar todos los hospitales y to-das las crceles de Managua, buscando a su hijo. Nadie le daba razn. Bati todos los predios que la Guardia ocupaba como cementerios: la Cuesta del Plomo, las costas del lago Xolotln o el camino de San Isidro de Bolas. Tampoco lo encontr. La angus-tia la devoraba. Hasta la tarde del 20 de julio. Despus que el comandante Borge habl, una mujer que al parecer trabajaba en el bnker, les dijo que a su hijo y a otros tres muchachos, los haban llevado al camino de la comarca San Isidro de la Cruz Verde, ubicada en la ltima cuchilla de Las Sierritas de Managua, y ah lo haban matado. Esa misma noche fueron al sitio. Encontraron a don Chello, un campesino que viva a la orilla del camino, y les -ron a Masaya, una patrulla de la GN (los famosos BECAT), haba llegado hasta el sitio, bajaron del jeep a cuatro muchachos y los acribillaron a balazos. Cuando los guardias partieron, don Chello se fue al vecino Colegio Centro Amrica y busc ayuda. Tres jesuitas, el padre Iaki Zubizarreta y los Hermanos Ramn Meabe y Rafael Renedo, le acompaaron hasta el sitio donde haba ocurrido la matanza. Uno de los cuatro muchachos, Carlos Polanco, estaba vivo aunque muy mal he-rido. Lo levantaron y lo llevaron a un hospital. A los otros tres, los sepultaron. Uno de Dliz. Esa noche, en su casa, hicieron una vela sin su cuerpo. Muy temprano del da siguiente, el viernes 21 de julio, regresaron al lugar para desenterrar a los tres mucha-chos. Los otros eran el hermano de Carlos, Ren Polanco, y Gabriel Cardenal. La noche del sbado 22 de junio era la primera que William dorma en la casa sandinista a quien pasaba a la clandestinidad. Managua estaba semiparalizada por la huelga general y los barrios orientales estaban alzados en armas, con barricadas por todos lados. En los barrios occidentales, la Guardia haba derrotado la insu-rreccin y en Batahola haba asesinado a decenas de jovencitos que se replegaban de Monseor Lezcano. Los combatientes de San Judas se haban replegado a la hacienda El Vapor, en las faldas de las Sierras de Managua. William haba llegado despus que sus hermanas Janet y Mirna (que slo tena 12 aos) le dejaran una carta en una de sus casas de seguridad del barrio San Judas, en donde era uno de los responsables polticos, implorndole que fuera a visitar a su madre, que todava estaba delicada de salud y todos los das peda ver a su hijo. En mayo, a Dliz la haban operado para que recuperara su visin, la que haba perdido repentinamente en 1978 por desprendimiento de retina, probablemente debido a su trabajo en la fritanga que haba instalado en su casa. Esa noche lo lleg a buscar Walter Mendoza, responsable po-ltico del FSLN en Managua, con quien convers mucho tiempo en la calle. Despus regres a la casa, cen, platic con la familia y se acost a dormir. A las 5 de la madrugada del domingo llegaron de-cenas de guardias somocistas a catear la casa. Uno de los guardias haba denunciado un vecino, que trabajaba en la UNAN Managua se llevaron a la otra guerrillera de la familia, Janet, que todava no cumpla los 20 aos. Poco despus, la muchacha busc a sus res-ponsables para avisarles lo ocurrido y que tomaran las medidas de seguridad habituales para esos casos. William naci en Managua el 6 de septiembre de 1956 y se integr a la lucha a los 14 aos, un ao despus que ingres a la secundaria en el Instituto Ramrez Goyena. Combinaba su pasin, el ftbol, con las actividades estudiantiles que procu-raban la liberacin de los prisioneros polticos en 1971, particip en la campaa na-cional Navidad Sin Presos Polticos y fue uno de los jvenes que se tom la iglesia de Altagracia. Aquella lucha culmin con la liberacin de Ricardo Morales Avils y Doris Tijerino, entre otros dirigentes sandinistas. Culmin sus estudios de bachillerato en 1974 y al ao siguiente, se fue a Len porque quera estudiar medicina en la UNAN, en donde de inmediato se incorpor al Frente Estudiantil Revolucionario (FER) y al trabajo poltico en los barrios de Len, bajo la direccin Carlos Arroyo Pineda y Francisco Meza Rojas El 23 de julio de 1975, fue uno de los miles de estudiantes que particip en la marcha que recordaba las masacres de 1959 y 1960. Ese da, la Guardia lo captur junto a Paul Gonzlez (cado en Masaya el 6 de julio de 1979) y le dieron una terrible golpiza. Ambos fueron liberados una semana despus luego de protestas y presin poltica de las autoridades universitarias y de los estudiantes. Su madre se aterroriz. No quera que mataran a su hijo mayor y con el dinero que ganaba ella en la fritanga y Jos en los trabajos de carpintera, lo mand a estudiar a Guatemala, a la universidad de San Carlos. Pero William no se qued. Sin que lo su-pieran sus padres, regres a Nicaragua, vivi en casa de sus compaeros de lucha, y se matricul en la carrera de Ciencias Sociales en la UNAN de Managua. Ya como militante del FSLN, se integra a la estructura poltica organizativa de los barrios occidentales (Monseor Lezcano, Altagracia y San Judas). En 1978, previo a la Insurreccin de Septiembre pasa a formar parte del equipo de coordinacin de las tres tendencias para dirigir las acciones poltico organizativas en estos barrios representan-do al Movimiento Sindical Pueblo Trabajador (MSPT). En 1979, forma parte del mando de Walter Mendoza, y participa en diferentes operativos polticosmilitares. Quienes conocieron a William en la UNAN Managua, conocan de su bravura. Hiperactivo y cumplidor al mximo de las tareas asignadas, era tambin conoci-do por dos caractersticas opuestas: una sonora carcajada que reventaba ante las frecuentes bromas que daba o de las que era objeto, y por sus estallidos de ira cuando algo no sala bien o cuando se enteraba de alguna atrocidad cometida cachetes abultados, sonrisa fcil y ojos grandes color castao. Tena tres amores: la revolucin, su madre, a quien guardaba autntica devocin, y el ftbol. Dliz supo los tormentos a los que sometieron a su hijo en la crcel, porque visit muchas veces en el hospital a Carlos Polanco, el nico sobreviviente de la matanza. Carlos le cont que William se encontraba en una situacin muy crtica debido a las torporque l saba la ubicacin de decenas de casas de seguridad y los nombres verdade-ros de muchos de ellos. Mabel Curtis, fallecida en 2010 y vecina de la casa de los Daz Romero, lo recorda-ba as: nosotros conmemoramos su martirio aqu en el ba