<%BANNER%>
DLOC
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00098604/00023
 Material Information
Title: Correo de Nicaragua
Physical Description: Serial
Publisher: Colectivo Sandino Vive
Place of Publication: Managua, Nicaragua
Publication Date: 03-2013
 Subjects
Genre: serial   ( sobekcm )
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
System ID: UF00098604:00026


This item is only available as the following downloads:

( PDF )


Full Text

PAGE 1

1 Informacin, anlisis y debate N o 10 junio-julio 2010 Informacin, anlisis y debate N o 26, marzo-abril 2013

PAGE 2

Correo es una publicacin bimestral del colectivo de comunicadores Sandino Vive, del Instituto de Comunicacin Social. Los materiales publicados por Correo pueden ser reproducidos total o parcialmente por cualquier medio de informacin citando la fuente. Suscripcin militante : US$ 50.00 anual Precio unitario en Nicaragua: C$ 50.00 Telfono: 2250 5741 correodenicaragua@gmail.com sumarioao 5 nmero 26 marzo-abril 2013 Consejo de Direccin: Carlos Fonseca Tern Gustavo Porras Orlando Nez Scarlet Cuadra Waters William Grigsby Vado Articulistas: Aldo Daz Lacayo Jorge Capeln Toni Solo Produccin: Marialuisa Atienza Flix Surez Narvez Diseo y diagramacin: Heriberto Morales Sandoval Editorial: Chvez, fuego de amor y revolucinEl mapa poltico latinoamericano heredado por el Comandante Chvez Los sueos llegan como la lluvia Somos hijos de un huracn Hasta el retorno! Vivir viviendo Dame tu cruz, pero dame vida Vuela libre, gigante! Nos duele la patria El tiempo nos llama y nos impulsa Cuando despiertan los pueblos Golpe fascista, insurreccin popular En el ejercicio del amor, nada concluye todo reco mienza Golpe de timn ALBA, parto histrico La tumba del ALCA Antiimperialista inclaudicable 3 4 10 14 15 18 23 24 25 32 37 47 61 65 76 80 89

PAGE 3

3 editorialChvez, fuego de amor y revolucinEl 5 de marzo de 2013, un hondo estremecimiento recorri toda la Amrica Nuestra y ms all: Hugo Chvez Fras haba muerto. Ciertamente no fue una sorpresa, dado el deterioro de su salud desde que en junio de 2011 los mdicos cubanos le diagnosticaron un cncer plvico. Aun as, cunto doli! Paradjicamente, quizs el Comandante Presidente de la Revolucin Bolivariana sufri de manera implacable las consecuencias de su propio error, como l mismo lo confes en su Mensaje al Pueblo Venezolano el 30 de junio de 2011: A lo largo de toda mi vida vine cometiendo uno de esos fundamentales: descuidar la salud y, adems, ser muy renuente a los chequeos y tratamientos mdicos. Sin duda qu error tan fundamental!, y sobre todo en un revolucionario con algunas modestas Por qu su muerte nos duele tanto? Hay numerosas razones, pero quizs hay una que las resume: se trata de un hombre que sembr amor en Venezuela, en cada uno de los pueblos latinocaribeos y en cada uno de los pases a quienes tendi su mano,entre ellos al pueblo de Estados Unidos. Chvez, como l mismo lo dice, no es Chvez, sino un pueblo entero. En efecto, es imposible divorciarlos: si Chvez ha alcanzado estatura mundial de estadista, es porque est unido indisolublemente al herosmo del pueblo venezolano que ha construido la Revolucin Bolivariana. Chvez y su pueblo son dos gigantes, ha dicho Nicols Maduro, designado como su legtimo sucesor y electo abrumadoramente como Presidente de Venezuela. Hijo dilecto de Simn Bolvar, Simn Rodrguez y Ezequiel Zamora (el rbol de las tres races), su amistad con Fidel Castro a quien describi como su padre y mentor Daniel Ortega, Evo Morales, Lula y Rafael Correa, entre otros lderes de la Revolucin Nuestramericana, fue decisiva para concluir su formacin como lder revolucionario y socialista. El 11 de noviembre de 2011, cinco das despus de la rotunda victoria electoral del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN), Chvez escribi una carta a su amigo el Presidente Ortega, en ocasin de su cumpleaos: la dignidad y la libertad pronuncian hoy tu nombre, Daniel, con la voz plena de la Nicaragua Buena y Bonita, enrumbada hacia el socialismo. Qu inmensa alegra, entonces, que llegues a tus 66 aos de edad en batalla y al frente de un proceso que, desde el espritu mismo de Sandino, se hace vida y victoria para tu tierra y para toda la Patria Grande. De victoria en victoria andan Nicaragua y t, Daniel amigo, con Sandino al mando. Hoy, en el inicio de un nuevo lucha y en el trabajo incesante y creador, est anunciando la promesa del largo y venturoso camino Nicaragua tiene mucho que agradecer a Chvez. Por lo que hizo hasta ahora y por lo que seguir haciendo a travs de su pueblo y de los dirigentes bolivarianos. Una de sus obras cumbres, el ALBA, es hoy imprescindible para el desarrollo del pas, y esa alianza entre naciones y revoluciones se ha constituido hoy en la ms completa alternativa al modelo imperialista que sufre la humanidad. Rosario Murillo, con quien Chvez labr una entraable amistad, sintetiza as lo que ha sido este soldado, el zurdo Tribiln que azot con su ltigo a la pobreza y al imperialismo norteamericano: Usted, Libertador. Usted, constructor. Usted, Comandante Presidente, comunicador. Usted, con sagrado, ahora ms que nunca consagrado! Usted, alegra, entrega. Usted, generosidad. Usted, inteligencia brillante... qu inteligencia! qu estudioso! qu capacidad! Usted, articulado. Usted, risa, sonrisa, siempre bromeando! Siempre encontrando el lado bonito de la vida. Usted, en todo lo lindo que hacemos y que seguiremos haciendo. Porque su legado, Comandante-Presidente, es esa bande-ra que ondea en alto en todos nuestros corazones, y en la Amrica Nuestra, renacida y revivida con

PAGE 4

4Orlando Nez Soto ______________ Cul es el mapa poltico de Amrica Latina que nos hered el Comandante Chvez? al imperialismo y el neocolonialismo, escalando nuevas formas de integracin como el Consejo de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CE LAC) y la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Amrica (ALBA); menos dependiente de los Estados Unidos; nista en la mayora de los actuales gobiernos; de izquierda, es decir, de orientacin socialista, como Cuba, Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Ar gentina y Uruguay, orientando la economa y la sociedad en favor de la justicia social; tioligrquico entre empresarios locales, movimientos populares y gobiernos de izquierda; viejas y nuevas reivindicaciones: el Movimiento de los Sin tierra en Brasil (MST), sendos Movimientos Indgenas y de Pueblos Afro-descendientes en Nicaragua, Bolivia y Ecuador; continente; pro de la democracia y de la justicia social.Estos logros no ignoran: dada y una estructura socioeconmica todava muy atrasada y dependiente del mercado, el co mercio y los capitales mundiales, con todas las consecuencias que eso implica; cieros internacionales en las polticas pblicas de varios pases latinoamericanos; con mayores ingresos, frente a masas empobre cidas; un desatado escalamiento de la destruc cin ecolgica; organizado, particularmente en Mesoamrica y el Caribe, incluyendo Colombia y Estados Unidos; los pases latinoamericanos; dense y europeo frente a los avances del ALBA, del Grupo del Sur compuesto hasta ahora por M xico, Colombia, Per y Chile, y tutelado por Estados Unidos; las nacientes democracias populares latinoamericanas.500 aos de luchaEn otras palabras y como lo tena muy claro el Co y la lucha contra el imperialismo y el capitalismo salvaje continan. Una lucha que lleva quinientos aos de existencia y cuyo largo perodo queremos resear brevemente, ofreciendo una sntesis para recordar su recorrido, dirigida particularmente a los jvenes recin llegados a la hora de los hornos 1. Conquista y colonizacin de Amrica. Una re gin del mundo desconocida para los europeos y denominada posteriormente Amrica del Nor te y Latinoamrica, fue conquistada, coloniza da y evangelizada durante los siglos XVI, XVII y XVIII por los caballeros de los reinos europeos, los mercaderes de esclavos, los piratas del co mercio y la iglesia catlica. 2. El nombre de Latinoamrica. Su nombre co menz a pronunciarse algunas tres dcadas siglo XVIII y a comienzos del siglo XIX su nombre se generaliz, particularmente a raz de las guerras de la primera independencia. 3. Esclavitud y poblaciones afro-descendientes. La poblacin de Amrica fue esclavizada y diez mada por los conquistadores europeos, sus re cursos naturales fueron saqueados, su cultura y sus mujeres fueron mancilladas. Los europeos cazaban como animales a la poblacin africana y la trajeron como esclava a Amrica; desde entonces las poblaciones afro-descendientes son parte de Latinoamrica.El mapa poltico latinoamericano heredado por el Comandante Chvez Anlisis

PAGE 5

5 4. Los criollos de Latinoamrica se independizan de Espaa (Centroamrica en 1821). A comienzos del siglo XIX, las elites criollas de las colo nias o provincias latinoamericanas, es decir, los espaoles nacidos en Amrica y los mestizos ms pudientes, se independizaron polticamente de la corona espaola y conformaron los estados latinoamericanos y del Caribe, los que no pudieron conformarse como unin, tal como pas con las colonias estadounidenses frente a Inglaterra. Algunas colonias caribeas (inglesas, holandesas, portuguesas, francesas) se mantu vieron como colonias de ultramar de los estados europeos hasta el siglo XX, alcanzando casi todas ellas su posterior independencia poltica. En las guerras de independencia se destaca Simn Bolvar, junto a otros prceres latinoameri canos. En uno de sus exilios, Bolvar es apoyado en una islita caribea colonizada por los franceses llamada Hait, de donde recibe la inspiracin para la liberacin de los esclavos en su gesta libertaria sudamericana, convirtindose en el primer pedestal histrico de la lucha por la unidad de Amrica Latina en contra de la presencia del imperialismo estadounidense. 5. Del colonialismo europeo (1500-1850) al im perialismo yanqui (1850-2013). Cuando se re tira Europa, el Estado estadounidense toma el control de las economas y pases de Amrica Latina. El colonialismo se convierte en imperia lismo y los ejrcitos y empresas norteamerica nas continan el saqueo bajo nuevas formas de produccin; asimismo, mantienen su presencia imperial algunos pases europeos, sobre todo en el mar Caribe. 6. Liberales y conservadores gobiernan Latinoamrica (1821-2010). Durante los siglos XIX, XX y XXI, los pases latinoamericanos fueron gobernados por partidos liberales y conservadores, aliados locales de las fuerzas interventoras estadounidenses e inglesas. Los liberales intentando conformar burguesas nacionales y un capitalismo nacional, pero sin poder desligarse de la presencia del capital transnacional; los conservadores defendiendo el antiguo rgimen y fortaleciendo la oligarqua y los regme nes restauradores. Durante todo este tiempo se llevaron a cabo, en la mayora de los pases latinoamericanos, reformas liberales que incidieron en el desarro llo dependiente de los capitalismos locales. En otros pases, mesoamericanos y caribeos, las reformas liberales fueron frustradas por inter venciones militares estadounidenses, en con tubernio con las oligarquas locales de ideologa conservadora. Hoy en da, estos partidos han sido desplazados por gobiernos socialdemcratas o de izquierda en gran parte de los pases latinoamericanos. 7. La revolucin mexicana de 1910. A inicios del siglo XX, Amrica Latina genera su primera re volucin moderna y popular, conocida como la revolucin mexicana, encabezada por Pancho Villa, Emiliano Zapata y Lzaro Crdenas, inicindose as el largo perodo de los movimien tos revolucionarios latinoamericanos por su segunda independencia. La soberana nacional, la reforma agraria, el fomento del mercado interno y de la burguesa nacional, fueron sus ms destacadas reivindicaciones. La revolucin mexicana convierte a Mxico en la frontera latinoamericana con los Estados Unidos, mante niendo una poltica exterior bastante indepen diente. Anteriormente, Mxico haba perdido la mitad de su territorio, cercenado por el imperia lismo estadounidense.

PAGE 6

6 De Mxico saldr la expedicin bajo el mando de Fidel Castro que desembarca en la Sierra Maestra y en 1959 toma La Habana con sus co lumnas guerrilleras. En Mxico estuvo Sandino en 1930 buscando apoyo para continuar su lu cha. En Mxico, desde 1973 fueron acogidos los exiliados allendistas perseguidos por la dictadu ra golpista de Pinochet. 8. La gesta de Sandino entre 1927 y 1934. La guerra nacionalista del General Augusto C. Sandino, alrededor de los aos 30, contra la ocupacin mili tar estadounidense, lleva la frontera estadouni dense hasta el centro de Mesoamrica. Renace la unidad latinoamericana y el antiimperialismo. antiimperialista de Sandino fue su carcter de lucha continental, a caballo entre la formacin de Frentes Populares Antiimperialistas como la Liga Antiimperialista de las Amricas (LADLA) y la lucha anticapitalista enarbolada posterior mente por los partidos comunistas, siguiendo los dictados de la Internacional Comunista (IC). Con Sandino, la lucha antiimperialista avanza enormemente, se crea un gran precedente de la lucha guerrillera y se pone a prueba la estrategia de combinar las luchas nacionalistas y antiimpe rialistas, con la lucha de clases antiimperialista y anticapitalista. Al igual que hara Bolvar en Hait, Sandino pasa una estancia en Mxico donde enriquece su conciencia revolucionaria, gracias sindicatos comunistas y anarquistas en Veracruz y Yucatn, donde residi. En la lucha de Sandino aparecen las banderas de la liberacin nacional y anticapitalista. 9. Los partidos comunistas en Latinoamrica (siglo XX). En el perodo de 25 aos que va de la revolucin mexicana a la guerra de liberacin nacional de Sandino, se siente la presencia de partidos y sindicatos socialistas, anarquistas y comunistas en todo el continente, lo que le im prime a los movimientos de liberacin nacional un carcter de liberacin social, donde la lucha contra el imperialismo se combina con las lu chas populares contra la explotacin social del capitalismo dependiente. La existencia de los partidos comunistas, unido al triunfo de la revolucin rusa en 1917 y al trabajo de la Internacional Comunista en Amrica Latina, contribuye a la visin y organizacin continental de la lucha antiimperialista y anticapitalista. 10. El triunfo la revolucin de Pepe Figueres en Cos ta Rica. En 1948 y a raz de un fraude electoral, se desencadena una revolucin democrtica liderada por Pepe Figueres. Esta revolucin es apoyada por la Legin del Caribe, movimiento que lucha por erradicar las dictaduras de Centroamrica y El Caribe. Por su lado, el dictador Somoza apoya al gobierno fraudulento y enva a la Guardia Nacional a combatir a don Pepe Figueres. El gobierno fraudulento es derrotado, lo mismo que los somocistas. Posteriormente, don Pepe Figueres apoyar al movimiento re los setenta. 11. El triunfo de la revolucin cubana en 1959. A raz del triunfo de la revolucin y de las medidas de transformacin tomadas por su liderazgo encabezado por Fidel Castro y Ernesto Che Gue vara, la revolucin es agredida militarmente y aislada poltica y econmicamente de Latinoato que acelera y desencadena el socialismo en Cuba y el auge de movimientos guerrilleros de liberacin nacional en la mayora de los pases latinoamericanos. Nace as una Amrica Latina nacionalista, antiimperialista y socialista, combatiendo las dictaduras militares y llevando al tercer mundo el mensaje de los movimientos tercermundistas como la Tricontinental y los Pases No Alineados, contra el imperialismo. En todo este tiempo la lucha y el liderazgo de Fidel Castro y de Ernesto Che Guevara alcanza un nivel continental, igual que haba pasado con el General Sandino. El Che Guevara particip en el intento revolucionario de Jacobo Arbens en Guatemala en la

PAGE 7

7 dcada de los aos 50. Fidel, el Che y un centenar de revolucionarios cubanos se preparan en en el barco Granma hacia Cuba e iniciar la revolucin triunfante. El Che Guevara participa en algunos movimientos revolucionarios en frica y Amrica Latina, cayendo en combate en los llanos bolivianos en 1967. 12. El triunfo electoral de Salvador Allende en Chi le en 1973. Por primera vez en Amrica Latina, un movimiento socialista accede al gobierno a travs de las elecciones, liderado por Salvador Allende. La contra-insurgencia militar liderada ciente para detener la lucha antiimperialista y socialista latinoamericana, por lo tanto Estados Unidos orquesta un golpe de Estado encabeza do por general Augusto Pinochet, destituyendo al presidente socialista Salvador Allende. 13. El triunfo de la Revolucin Sandinista en 1979. A armada de carcter nacionalista, antiimperialis ta y de orientacin socialista latinoamericana. En Nicaragua combaten militantes latinoame ricanos solidarios con la Revolucin Sandinista, prendida por el imperio estadounidense. El gobierno sandinista se somete a una desigual contienda electoral en la que pierde el gobier no, pero contina resistiendo, desde la oposicin, contra el injerencismo estadounidense y sus polticas neoliberales. El proceso unitario latinoamericano Antecedentes 1. Los antecedentes de la integracin latinoame ricana comienzan con la independencia de Amrica a lo largo del siglo XIX, la que bajo el liderazgo de Simn Bolvar en Sudamrica y de Francisco Morazn en Centroamrica intentan avanzar hacia una Amrica unida, esfuerzos que se ven frustrados por los intereses coloniales, neo-coloniales e imperialistas. A mediados del siglo XX, concretamente en 1948 se conforma la Organizacin de Estados Americanos (OEA), bajo el tutelaje del gobier no estadounidense, quien pertenece a dicha organizacin. La OEA agrupa a 35 pases. En 1960 comienza a formarse el Mercado Comn Centroamericano (MCCA), posteriormente (1987) se conforma el Parlamento Centroamericano y la Corte Suprema de Justicia. En 1973 se conforma la Asociacin Latinoamericana de Integracin (ALADI) donde participan la mayor parte de los pases del rea. En 1973 se confor ma la Comunidad del Caribe (CARICOM, por sus siglas en ingls), la que aglutina a 15 naciones del Caribe. En 1991 se conforma el Sistema de Integracin Centroamericano (SICA) que agru pa a los pases centroamericanos y Repblica Dominicana. En 1991 se conforma el Mercado Comn del Sur (MERCOSUR), que aglutina a los pases sudamericanos. En la dcada de los aos 80 y a raz de la revolucin sandinista y de los movimientos guerri lleros de Guatemala y el Salvador, los gobiernos centroamericanos deciden actuar en aras de establecer la paz en la regin. El gobierno revolucionario de Nicaragua interesado en frenar la escalada poltico-militar del gobierno estadou nidense de Ronald Reagan y el resto de gobier nos, interesados en detener el avance revolucionario en sus respectivos pases. En 1983 se forma el Grupo de Contadora con formado por Mxico, Panam, Colombia y Venezuela, en apoyo a la iniciativa de los gobier nos centroamericanos, as como para mediar entre la revolucin sandinista y el gobierno estadounidense. En 1985 se forma el Grupo de Lima conformado por Argentina, Brasil, Per y Uruguay, para apoyar al Grupo de Contadora, conocindose como el Grupo de los 8. En 1990 se forma el Grupo de Ro conformado por la ma yora de los pases latinoamericanos en apoyo al Grupo de Lima, Contadora y a los Acuerdos de Esquipulas. En 2010 se conforma el Consejo de Estados Latinoamericanos (CELAC) integra do por todos los pases latinoamericanos, el que prcticamente sustituye a la OEA, la que sigue formalmente funcionando. 2. Movimientos nacionalistas surgidos de las fuerzas armadas (1930-2000). No debe pasar desapercibido un fenmeno sui gneris en la lucha revolucionaria latinoamericana, desde los tiempos de Sandino, como es el hecho de que del seno de las propias fuerzas armadas hayan salido lderes con vocacin nacionalista y antiimperialista, emprendiendo cambios sociales de carcter nacionalista, antiinjerencista y antiimperialista, incluso socialistas, tales como el capitn Luis Carlos Prestes en Brasil, el coronel Jacobo Arbenz en Guatemala, el general Omar Torrijos en Panam, el general Juan Velazco Alvarado en Per, debiendo incluir al propio Comandante Chvez en Venezuela y la Revolucin Bolivariana, la que progresivamente se fue radi calizando hasta imprimirle una vocacin socia lista al proceso de transformacin.

PAGE 8

83. El triunfo de la Revolucin Bolivariana de Vegobierno del Comandante Chvez, la lucha latinoamericana cobra fuerza y avanza lo que no haba avanzado en varias dcadas, mejorando la correlacin de fuerzas y alterando comple tamente el mapa poltico de nuestramrica. En este sentido el comandante Chvez y su revolucin bolivariana, iniciada con Petro-Caribe, el ALBA y el CELAC, logr romper el cerco y aislamiento en que viven las repblicas latinoameri entre Mesoamrica, El Caribe y Sudamrica. Al igual que lo haba hecho Bolvar en Hait, Sandino y Fidel en Mxico, el Comandante Chvez cubana y de su lder el Comandante Fidel Castro. 4. 500 aos de resistencia indgena y popular. En estos quinientos aos de colonialismo e impe rialismo, hubo grandes movimientos de resistencia indgena, campesina, obrera, estudiantil y popular, aplastadas por dictaduras militares con el apoyo del gobierno estadounidense. Progresivamente estos movimientos fueron radicalizando sus banderas: independentistas, nacionalistas, antinjerencistas, latinoamerica nistas, antiimperialistas y socialistas. 5. El triunfo electoral de movimientos de izquierda del siglo XXI. En este perodo, movimientos, par tidos o lderes de izquierda, algunos provenientes de las guerrillas de las dcadas anteriores, ganan elecciones presidenciales, parlamentarias y municipales en los pases latinoamericanos y caribeos. Las polticas sociales y econmicas, as como la poltica exterior de estos gobiernos, contrastan favorablemente con la tradicin de los gobiernos de derecha o pro-imperialistas. La democracia representativa es enriquecida con la democracia participativa y la democracia directa, abrindose paso hacia procesos de restitucin de derechos y de empoderamiento de la ciudadana.La correlacin de fuerzasA. El mapa poltico heredado por el Comandante Chvez que hemos reseado, es producto de las condiciones sociales y econmicas, la voluntad poltica de los lderes y movimientos revolucionarios, as como del estado de la contradiccin tes locales y el imperialismo estadounidense. Avanzar en la soberana nacional, el mercado interno, la reforma agraria, el empleo urbano y el bienestar social, la independencia del merca do mundial, la democracia poltica, la igualdad de oportunidades, la solidaridad de gnero, la sostenibilidad ecolgica, la gestin local y la autogestin econmica de los trabajadores y de la poblacin en general, as como la erradi cacin de las lacras heredadas por varios siglos de explotacin, no depende solamente de la voluntad poltica y de las luchas de resistencia de nuestros pueblos, sino de condiciones sociales e histricas, nacionales e internacionales, que le sirven de marco a las luchas y trasformaciones. B. Como dijo el Comandante Chvez en una de sus ltimas comparecencias pblicas, no nos llamemos a engao: la formacin socioeconmica que todava prevalece en Venezuela es de carc ter capitalista y rentista. Y lo mismo podramos decir del resto de pases latinoamericanos, con excepcin de nuestra hermana repblica de Cuba, la que como todos sabemos tambin se desarrolla en un entorno internacional capitalista hostil que tambin la condiciona. C. A manera de ejemplo quisiramos sealar algunos condicionantes sociales e histricos. Las reformas agrarias en Cuba y Venezuela por ejemplo no tienen el mismo impacto que en otros pases del continente con mayor peso del campesinado. Por su lado, el peso espec sociales ser mucho menor en aquellos pases agrarios donde el proletariado fabril es minoritario. Un proceso auto-sostenido de acumu lacin interna, incluyendo el pleno empleo y el fortalecimiento del mercado interno, estar las diferentes economas. El papel del Estado

PAGE 9

9 en pases donde el mismo fue desmantelado por las reformas neoliberales, peor si acusa un fuerte endeudamiento, ser una limitante y se har sentir a la hora de las reformas emprendi das desde el sector pblico. En sntesis, construir el socialismo en un pas econmicamente atrasado y dependiente, donde no se han llevado a cabo ni siquiera las reformas liberales del capitalismo, con una gran masa de desempleados, con una conciencia y unas reivindicaciones populares fuer su poblacin, ha sido un factor que siempre ha estado presente en los debates polticos desde que naci el socialismo a mediados del siglo XIX hasta nuestros das. En este sentido es que habra que interpretar el llamado del Comandante Chvez el 7 de octubre del ao 2012, da de su ltimo triunfo electoral y sobre todo el discurso del 20 de octubre del mismo ao, durante el primer Consejo de Ministros, apelando a un golpe de timn para el perodo 2013-2019, en aras de superar las limitaciones del proceso y los problemas que enfrenta la revolucin bolivariana. Hoy en da Latinoamrica est conformado por 35 pases, que aglutinan alrededor de 600 millones de personas en un espacio territorial de ms de 20 millones de kilmetros cuadrados, lo que la convier te en uno de los bloques regionales ms importantes del planeta. A pesar de lo anterior y de mantener un crecimiento econmico sostenible, nuestramrica sigue sometida a las reglas del mercado y del capital globalizado, a la explotacin y a la discriminacin, a la destruccin ecolgica y a un consumismo y a una drogadiccin que arrebata los esfuerzos redistributi vos de los gobiernos progresistas o de izquierda. Por lo tanto, urge hacernos eco del llamado del Comandanfrente al imparable empobrecimiento de su pobla cin, a la degeneracin afectiva contra las mujeres, as como a la decadencia del sistema y de la civilizacin industrial. Conscientes de que la soberana y bienestar de cada uno de nuestros pases pasa por la soberana y bienestar de toda Latinoamrica.

PAGE 10

10 El Hombre Hugo Chvez Fras ______________Hay un pensamiento que dice as: Yo espero mucho del tiempo. El tiempo. Yo espero mucho del tiempo. Su inmenso vientre contiene ms esperanzas que sucesos pasados. Ese pensamiento de Simn Bolvar podra resumirse en eso, en la frase inicial. Yo espero mucho del tiempo. Yo creo que nunca, nunca, jams perd ni perder mi amor y mis races y mi presencia fsica en este pue blo que est aqu: Sabaneta. El recuerdo as ms lejano que yo tengo de mi pa dre: un hombre muy joven que llegaba en una bicicleta y adems vena rpido y cuando iba llegando a la casa sacaba una pierna por encima y se vena en una sola. Frenaba ah y ras!, pona la bicicleta. Mi padre ha sido un hombre muy enrgico toda la vida, yo lo admiraba y lo admiro muchsimo como mi padre. Es afrodescendiente, negro. Mi madre catira (rubia), catira pelo amarillo, llanera de nacencia y crianza como se dice. Entonces mi padre llegaba y uno sala corriendo. Pap, pap que me trajiste! Bueno y recuerdo el abrazo, me agarraba y me lanzaba arriba y me agarra ba duro. Un hombre fuerte mi padre. Yo tena tres mams: la mam Elena que me pari, la mam Rosa, la abuela y la mam Sara, Sara Moreno, nunca la voy a olvidar. Era una mujer muy linda que viva frente a la casa vieja en la calle que hoy se llama Antonio Mara Bayn en Sabaneta y ah lleg Sara Moreno de no s dnde. Y yo recuerdo que era muy linda y yo deca que era mi mam tambin, que yo tena tres mams. Y yo recuerdo que Sara Moreno todos los das me preparaba una taza bien grande de avena antes de ir a la escuela y nunca dejaba yo de pasar por casa de Sara a tomarme mi taza de avena. Era muy joven y era muy linda saben. Ella tena un marido que llegaba por las noches, y yo creo que me enamor de Sara porque yo la celaba del marido. Nunca le dije a nadie esto, estoy confesndolo por primera vez en mi vida y yo era un nio. Pero ella me amurrua ba y me dorma y me haca comida. Sara Moreno era mi tercera mam. Mi madre una fortaleza siempre, mi madre ella es llena de amor, trabajadora incansable, tambin maes tra. Luego fjense, ella siguiendo el ejemplo de mi padre sigui haciendo unos cursos. Mi padre segura mente la motiv y luego se gradu de maestra, luego, cuando ya nos haba parido a todos nosotros. Yo recuerdo haber ido a ver a mi madre en un saln de clase, dando clase, enseando. Ella sobre todo alfabetizaba, se dedic a la educacin de adultos y hasta me gustaba mucho ayudarla en eso. Yo particip junto a mi madre en la alfabetizacin por all por los aos 60, ella era mi gua con un libro que se llamaba Abajo Cadenas: ala, pala, tapara, maraca... As que mi madre me ense a ensear a otros. Cosa bonita esa. Bueno, yo me puse a dibujar, yo estudiaba pintura y ya estaba aprendiendo a pintar rostros y yo pint la cara de El Ltigo Chvez y lo pegue ah, al lado de mi cama. Invent una oracin que me naci y yo todas las en los cielos, yo deca: Diosito santo aydame, Lti go Chvez donde ests te juro que yo voy a ser como t. Y aquello se convirti en un motor inmenso que me movi, yo mova cielo y tierra porque yo quera ser como El Ltigo Chvez. Entonces comenzaron a ocurrir muchas cosas, producto de la voluntad que despert del dolor. Yo enton ces comenc a acercarme por las tardes despus que sala de clase, en vez de irme a jugar chapita o la pelota de goma frente al liceo, que no me iba a llevar a ninguna parte, yo me iba al estadio La Carolina. Y mi padre me dijo: Hugo qu carrera universitaria vas a estudiar?. Yo le dije: me gusta ingeniera pap. Bueno vamos a hablar all en Mrida. Mi padre y mi madre... Siempre la educacin, la educacin, el ejemplo. Y dijo bueno, vamos a buscar te cupo all, vamos a hablar con ngel Chvez, un to nuestro que era profesor de la ULA.Los sueos llegan como la lluvia El cadete Hugo Chvez con sus padres, 1973

PAGE 11

11 Y yo por dentro, Mrida? En Mrida no juegan bisbol. All es ftbol. No Dios mo, yo para Mrida no voy. Y saben lo que hice? Un da lleg, nunca se me olla militar. Nos llevaron a todos obligados. Yo no quera porque incluso uno vea a los militares as, desde lejos. Bueno en resumen, el 8 de agosto de 1971 entro a la Escuela Militar, ya entonces Academia Militar, en un grupo de 375 muchachos, incluyendo unos extranjeros, un grupo de panameos, dominicanos tambin, un grupo de muchachos. Pero lo mo era jugar bisbol, yo estaba era pendiente de cundo comenzbamos a jugar bisbol y comenzamos al poco tiempo a jugar bisbol. Y nuestro manager era Jos Antonio Casanova, una leyenda. Fue manager del Caracas durante muchos aos, short stop de grandes ligas, de los campeones mundiales del 41. Y el entrenador de picheo y bateo era Bentez Redondo, Hctor Bentez Redondo, un zurdo tambin de grandes ligas, otra estrella ms de los aos 40, 50. Eran nuestros entrenadores. Yo dije: Ya est. sta es la ma, cuando estos hombres me conozcan bien yo por ah busco el camino, para hacer contacto con los profesionales y todo eso pues. Yo lo vea facilito. Ah, pero entonces me consegu uniformado, un fusil, un polgono, el orden cerrado, las marchas, los trotes maaneros, el estudio de la ciencia militar, de me gust el patio y me gust Bolvar que estaba all al fondo. Y el pensamiento grande all: El que abandona todo por ser til a su pas, no pierde nada y gana todo cuanto le consagra. Me sent como pez en el agua. Como que descubr entonces la esencia o parte de la esencia de la vida, mi vocacin verdadera. Y poco a poco se fue como transLlegamos al 8 de noviembre y ese da dejamos de ser aspirantes a cadetes para transformarnos en cade tes. Por primera vez vestimos de azul, por primera vez los guantes blancos y vino el General Osorio, nuestro director, y nos dio la daga de cadete, el arma pues. Y entonces, permiso por 2 das porque en esos 3 meses uno no poda salir, un poco para pagar una deuda que yo senta que estaba adquiriendo, para cancelarla, algo as, era el espritu que me obligaba. Yo me fui caminando desde El Valle, Conejo Blanco. Primero pregunt cmo llegar al Cementerio General del Sur porque yo le entonces que ah enterraron a El Ltigo Chvez. Yo iba porque tena por dentro un nudo, como una deuda que se vino formando, el juramen to aquel, la oracin aquella, yo la estaba olvidando. Y ahora quera ser soldado, me senta soldado y yo me senta mal por eso. As que llegu a la tumba, vi la cripta, Isaas Ltigo Chvez, muri un 16 de marzo de 1969. Pero sobre todo, adems de rezar yo fui a pedir perdn. Me puse a hablar con la tumba, con el espritu que rodeaba todo aquello. A hablar conmigo mismo, es decir, estaba como diciendo: Perdn, perdn Isaas. Ya yo no voy a seguir ese camino. Ahora soy soldado. Y cuando sal del cementerio yo estaba como liberado. Yo form parte y formo parte de esa primera olea da de muchachos que entramos a la Academia Militar, la vieja Escuela Militar convertida en academia a nivel universitario. Venamos ya con la secundaria aproba da. Por primera vez en la historia militar venezolana ingresan a la Academia Militar muchachos bachilleres y comenzamos a formarnos entonces para ser Licenciados en Ciencias Militares, de rango universitario. Pero ms all de todo lo que yo pude haber apren de historia militar, de geopoltica, estrategia y tctica, todas esas enseanzas, hasta la ciencia militar, lo ms profundo que yo aprend en esa queridsima Academia tria. Y no slo a amarla por decirlo, sino que aprend realmente a amarla. Cuando jur el 07 de julio de 1975 con mi sable de subteniente en el patio de honor de la Academia Milijur en serio: Jura usted delante de Dios y la bandera,

PAGE 12

12defender la patria hasta perder la vida. No slo defenderla digo yo, amarla. Porque para defenderla hasta perder la vida necesario es amarla. El que no ame esta patria... La Patria es, en primer lugar como dice Al Primera, el hombre, el ser humano. deca Al Primera quin la ayudar a parir pa que se pon ga bonita. Hay que amarla, hay que sentirla, hay que adorarla para poder defenderla. Entonces, yo jur ese 7 de julio de 1975 salir con aquel sable a defender esta patria, amndola y para defenderla dar incluso la vida. Eran dos abuelos. Uno ms perdido en el tiempo, un Chvez. Algunos decan que era maluco porque dej la mujer y se fue detrs del Cabo Zamora y uno no entenda. A veces uno incluso pensaba: oye mi abuelo era un maluco, el abuelo ese Chvez, se fue con Zamora y ms nunca volvi, y dej a la mujer y los hijos pequeos. Yo me imagino que el abuelo Chvez, que quin sabe en qu camino se qued tirado, pudiera ser uno de los que enterr a Zamora. El otro recuerdo que brota especialmente por aqu, as como brotan esos montes con la lluvia, es el recuerdo del otro abuelo. Ese es mucho ms cercano, es tan cercano que uno lo siente por ah, tan cercano que parece que rebrota. Es el de Maisanta, el ltimo hombre a caballo. Uno por el lado de los Chvez, de mi padre, de mi abuela, mucho ms difuso y lejano, que se fue detrs de Zamora, es decir, detrs de la patria, detrs del sue o. Otro ms cercano aqu, mucho ms cerca que lo siento, Pedro Prez Delgado, el ltimo hombre a caballo, que se fue detrs del sueo, que no era un maluco ni era un asesino. Dej a mi abuelo pequeo con Claudina y al to Rafael. Pero no porque era maluco saben. Qu va! No porque era asesino. Era un soldado revolucionario y se fue igual detrs del sueo. Y hoy no tengo ningn temor. No tuve dos abue los malucos. Tuve dos abuelos revolucionarios. Y me ha tocado lo mo tambin saben. De esos abuelos he tenido una herencia, porque esta vida que uno ha seguido ha pasado por tantas cosas, pero dentro de ella una, me imagino la misma situacin por la que pas aquel Chvez detrs del Cabo Zamora por los caminos de La Marquesea. Y aquel Pedro Prez Delgado, el bisabuelo que se fue por las sabanas de Apure, alzao contra Gmez. Me imagino lo que sintieron ellos cuando dejaron a la mujer y a los muchachos chiquitos, y el rancho, y el ganado, y el perro, y el gato, y el chinchorro, y el caf por la maana. El nido pues, lo dejaron y ms nunca volvieron. Digo que a m me toc lo mo porque yo nunca voy a olvidar aquella noche. Era febrero. Haba cielos claros, el verano no haba llegado. Y era 1992 y despus de un camino medio largo ya, me toc lo mo. Me toc igual una madrugada llegarle a la mujer, a la negra Nancy a decirle: Negra me voy, no s si vuelva. Y lo ms duro, no se lo deseo a nadie saben. Abrir la puerta del cuarto de los muchachos y mirarlos all, a la Rosa Virginia, tena 12 aos, con sus pelo churruscado, dor midita, arropadita. Y a la Mara Gabriela con su pelo de india y su cara de india, es india, tena 9, arropadita, con un ventilador que daba vueltas. Y all, en la esquina de all, Huguito, el catire gordo, seguro estaban soando. Huguito tena 7 aos. Despedirse de los hijos, darles un beso y con cuidado para que no despertaran darles la bendicin a la una, a la otra y al otro y adis. No s si vuelva. Me toc lo mo tambin, los dej chiquitos pero no por maluco, por patriota. Detrs de la misma bandera de aquel Bolvar, de aquel Zamora, de aquel Chvez y de aquel Maisanta, me toc lo mo tambin. Yo recuerdo la crcel como una escuela y aunque hubo momentos dolorosos, para m no fue un dolor la crcel aunque tuvo muchos dolores, pero esos dolores

PAGE 13

13 fueron absorbidos por el amor, por la fe, por el optimismo, por el trabajo, un trabajo permanente. Ahora, cul fue un momento doloroso? Los primeros das fueron muy dolorosos y ah hubo varias etapas. Recuerdo que los primeros das fueron en una soledad terrible, en una celda en un stano muy fro porque tena aire acondicionado todo el da y uno no saba qu hora era. Ms o menos uno calculaba que hora era por la hora que llegaba la comida. Pero no haba reloj, no haba tiempo, no haba espacio. Yo me senta como muerto los primeros das, las primeras horas. Era como un sepulcro aquello. Bueno entonces esos das fueron muy dolorosos; la ausencia de los hijos, los viejos, la mujer, la soledad, era como una muer te. Yo me senta como muerto. Pero uno fue como resucitando poco a poco. Re cuerdo que lleg un sacerdote como al segundo, tercer da, con su sotana blanca. Era el sacerdote de ah de la saba, as que muy hbilmente l se puso de espalda y me dijo algunas cosas muy suavecito. Entre otras cosas me hizo saber que all afuera haba una ola, una ola de amor, un fuego divino me dijo. Ese sacerdote muri ya. Era el Padre Torres, nunca lo voy a olvidar porque l me dijo all afuera hay un fuego divino, un amor que se de sat muy grande. Y entonces me recit de la Biblia y me lo dej anotado en un papelito: Maquina el impo contra Nunca me sent preso en verdad, desesperado por salir de all. No. Yo incluso estaba preparado para estar all 20 aos si haba que estarlo. Cul es el problema?, deca yo. Porque asuma aquello como una etapa necesaria, me interesaba jugar un papel dentro de un proceso. Pero yo s estaba claro que haba que empujar el viento, que haba que empujar el sol, como canta el poeta. Que haba que precisar mejor la ideologa, que haba que sembrar consciencia. En la crcel me grab la consigna de Samuel Robinson, Simn Rodrguez, aquella que dice: La fuerza material est en la masa y la fuerza moral en el movimiento de la masa. Y a m se me ocurri agregarle una tercera consigna: y la fuerza transformadora est en la masa consciente en movimiento acelerado. Yo creo que haba que pasar por la crcel y yo no la recuerdo con dolor. Yo la recuerdo ms bien, a esa crcel, como un sitio donde Dios nos permiti, y a m en lo personal, me permiti acerar el alma, fortalecer la consciencia, el espritu, fortalecer la ideologa bolivariana a travs del estudio, la discusin, entrar en contacto con mltiples corrientes polticas del pas. As que cuando pasaron 2 aos, 2 meses y unos das y yo sal de aquella crcel recuerdo que mir el sol ah, en los monolitos en el Fuerte Tiuna, en Los Prceres. Yo sal potenciado en todos los sentidos. Venc los dolores, venc los sinsabores y hoy ms bien lo que hago es darle gracias a Dios por haberme permitido pasar en este camino un poco ms de 2 aos en una crcel que fue una escuela, porque fue una crcel de consciencia, de dignidad. Yo le deca a aquellos amigos que una vez fueron a visitarme en prisin, les deca: miren, si es que Chvez se convirti en un mito yo quiero ayudar a destruir ese mito. Porque al pas no le hace falta un mito, una le yenda. Al pas le hace falta una revolucin y las revoluciones no se hacen con mitos ni con leyendas. Hace poco me lleg otro sueo, como la lluvia por que as llegan los sueos, como la lluvia. As me lleg el de ser pintor de aquel libro. As me lleg el sueo de ser El Ltigo Chvez, me lleg de rfaga un domingo, nunca lo voy a olvidar. Y luego me lleg el de ser soldado, tambin como la lluvia. Y ahora me lleg un sueo y me lleg por all en la esquina de un pueblo, hace poco. bamos despus de un acto donde haba mucha gente. Yo quera descansar por all a la orilla del mar. Era en Margarita exac tamente. Y entonces vamos ya cayendo el sol, bamos cruzando una esquina para ir a un sitio a descansar un rato, bamos sin caravana, una camioneta cualquiera. Y yo entro mirando, mirando, mirando cada esquina, mirando cada casa, tratando de mirar todo. Y de re pente le digo al muchacho, al compaero que maneja prate aqu!, porque vi unos nios jugando a la pelota de goma y adems dije que bueno que adems estn unas nias tambin jugando, la igualdad. Una nias dndole y corran ms duro. Y entonces, en una silla, un anciano con el pelo blanco mirando a los nios jugar a la pelota y con una nia en las piernas. Y yo dije, ya est, ese soy yo. ste es el ltimo sueo.(*) Transcrito del documental: Los sueos llegan como la lluvia.

PAGE 14

14 El pasado 11 de septiembre, en plena campaa elec dente. Como parte de su respuesta, Chvez dijo:Qu si 20 aos para Hugo Chvez es bastante? Pero es que no se trata de Chvez. Esto no se puede personalizar en un ser humano. Lo que s te puedo decir es que llevamos trece, vamos para catorce, ms seis, 20 aos. Veinte aos de gobierno re volucionario! Veinte aos para sacar a Venezuela del pantano en donde estaba hasta la mdula! La hemos sacado. El xito es que nosotros estamos aplicando un programa exitoso. Exitoso en lo poltico, exitoso en lo social, exitoso en lo econmico, exitoso en el mbito internacional. Con fallas? Claro, pero es exitoso. Ah estn los indicadores, el que quiera verlos con objetividad. Entonces, exitoso para sacar a Venezuela primero de ese pantano. Luego, lo que hemos venido haciendo es construyendo las bases. Nosotros estamos construyendo las bases de un proyecto histrico, en lo cual se nos ir toda la vida. Construir, darle forma, darle vida a este proyecto nacional, a este proyecto poltico, social y econmico que est contenido en esta Constitucin y en un conjunto de documentos, de Somos hijos de un huracndoctrinas, de planes, etc., que estn en marcha. Entonces, no se trata de Chvez. Chvez no ha sido sino una circunstancia Como dice la cancin: la misma hora, el mismo bulevar. Yo no tuve la culpa de haber nacido en 1954 a pocos das de Dien Bien Fu. O al mismo tiempo que los aviones yanquis bombardeaban Guatemala para sacar a Jacobo Arbenz. O pocos meses despus que Fidel, Ral, el Che y no s cuntos ms asaltaran el Cuartel Moncada locos de Patria. No tengo la culpa. Yo poda nacer cien aos antes o ayer. Yo no ped ni siquiera venir a este mundo, pues. dad: la misma hora, el mismo boulevard. Yo no ped entrar en la Escuela Militar me cost por cierto, me cost bastante! Tribiln, el zurdo Tribiln que quera ser el Ltigo Chvez (lanzador de beisbol, muerto trgicamente). misma hora, el mismo boulevard. Y luego, no tuve la culpa yo del golpe de estado en Chile, y aqul Brigadier que era de 18 aos y aqullos jvenes. No tuve la culpa de ser soldado. Yo no escog este camino. Deca Bolvar, all en Angostura, nuestro Padre Libertador: dbil paja arrastrado por un huracn, el huracn revolucionario. Yo no tuve la culpa del fracaso estruendoso del Pacto de Punto Fijo. No tuve la culpa del 4 de febrero mucho menos del Caracazo. Lo vi con estos ojos desde all del Palacio Blanco cuando empezaba la explosin y despus por ah, por El Silencio sal y vi aqul desastre. Y yo soy hijo del huracn. mo boulevard. Slo que algunos se niegan de manera pero irracional a reconocer esto. Y cuando digo Chvez estoy yendo ms all de este cuerpo y de esta alma que est aqu. Nosotros somos hijos de un huracn. Nosotros surgimos a la historia venezolana producto de la crisis profunda y la catstrofe del Pacto de Punto Fijo, del desmoronamiento de un pas. El pas se desmoron! mismo boulevard. El Hombre

PAGE 15

15 Mensaje al pueblo venezolanoLa Habana, 30 junio 2011 contiene ms esperanzas que sucesos pasados y los acontecimientos futuros han de ser superiores a los pretritos. Simn BolvarEl tiempo y sus ritmos, el tiempo y sus manda tos, el tiempo y sus designios, como est sealado en el Eclesiasts, me llevan hoy a leer este comunicado a la nacin venezolana y a la opinin pblica internacional, muy pendientes como s han estado de la evolucin de mi salud, desde que hace varias semanas comenz a dar muestras evidentes de deterioro. Despus de la excelente gira que hicimos por Brasil y Ecuador entre los das 5 y 7 de junio pasados, lle gamos a la Cuba solidaria de siempre para concluir la cooperacin. solo tena previsto hacerme un chequeo en la rodilla izquierda, ya casi recuperada de aquella lesin de co mienzos de mayo. A lo largo de toda mi vida vine cometiendo uno de esos errores que bien pudiera caber perfectamente en res fundamentales: descuidar la salud y, adems, ser muy renuente a los chequeos y tratamientos mdicos. Sin duda qu error tan fundamental!, y sobre todo en un revolucionario con algunas modestas responsabilidades como las que la revolucin me vino imponiendo desde hace ms de 30 aos. Sin embargo, ya en La Habana, cuando caa la tarde del mircoles 8 de junio, all estbamos de nuevo con Fidel, con aquel gigante que ya super todos los tiempos y todos los lugares. Seguramente no fue difcil para Fidel darse cuenta de algunos malestares, que, ms all de mi rodilla izquierda, yo haba venido tratando de disimular desde varias semanas atrs. Me interrog casi como un mdico, me confes casi como un paciente, y esa misma noche todo el inmenso avance mdico que la Re volucin Cubana ha logrado para su pueblo, y una Hasta el retorno! bolivariano con un rostro inusualmente severo y, para se detectaron otras clulas antes no detectadas, las cuales evidenciaron la existencia de un tumor cance El Hombre

PAGE 16

16buena parte del mundo, fue puesto a nuestra plena disposicin, inicindose un conjunto de exmenes, de diagnsticos. Fue as como se detect una extraa formacin en la regin plvica que amerit una intervencin quirr gica de emergencia ante el inminente riesgo de una infeccin generalizada. Eso fue el sbado 11 de junio, muy temprano en la maana, algunas horas antes del anuncio que fue ledo al pas y al mundo, y que ha des atado tantas manifestaciones de solidaridad que no dejan de emocionarme a cada instante. Luego de aquella operacin, que en principio logr el drenaje del absceso, comenz un tratamiento antibitico intensivo con una positiva evolucin, que trajo una notable mejora. Sin embargo, y a pesar de la favorable evolucin general, a lo largo del proceso de drenajes y de curas, fueron apareciendo algunas sos pechas de la presencia de otras formaciones celulares no detectadas hasta entonces. Comenz, por tanto, y de inmediato, otra serie de estudios especiales citoqumicos, citolgicos, microla existencia de un tumor abscesado con presencia de clulas cancergenas, lo cual hizo necesaria la realiza cin de una segunda intervencin quirrgica que per miti la extraccin total de dicho tumor. Se trat de una intervencin mayor, realizada sin complicaciones, tras la cual he continuado evolucionando satisfactoriamente, mientras recibo los tratamientos complementarios para combatir los diversos tipos de clulas encontradas y as continuar por el camino de mi plena recuperacin. Mientras tanto, me he mantenido y me mantengo informado y al mando de las acciones del gobierno bolivariano, en comunicacin permanente con el vicepresidente, compaero Elas Jaua y todo mi equipo de gobierno. siastas demostraciones de solidaridad que he recibido del pueblo venezolano y otros pueblos hermanos, as como de Jefes de Estado y de Gobierno de numerosos pases del mundo, desde la conviccin de que todo ese amor, de que toda esa solidaridad constituyen la ms sublime energa que impulsa e impulsar mi voluntad de vencer en esta nueva batalla que la vida nos ha puesto por delante, y de manera muy especial al pue blo cubano, a la nacin cubana, a Fidel, a Ral, a toda esta legin mdica que se ha puesto al frente de esta batalla de una manera verdaderamente sublime. Sin embargo, tambin he estado muy consciente de cierto grado de angustia e incertidumbre que ha estado recorriendo, a lo largo de estos das, de estas noches, el alma y el cuerpo de la nacin venezolana. Creo que ms all de los intentos manipuladores de algu nos sectores bien conocidos, esos sentimientos eran y son inevitables, y forman parte de la propia naturaleza humana, rodeada esta, adems, por las circunstancias que la enmarcan y muchas veces la sacuden, como en este caso ocurre. Desde el primer momento asum todas las responsabilidades en cuanto al cuido estricto por la veracidad de las informaciones a ser trasmitidas, fundamen tndome en un doble conjunto de razones: la razn lugar, y de manera especialmente cuidada desde lo ms profundo de mi alma y de mi conciencia, la razn humana, la razn amorosa, para ser ms preciso, la razn amorosa! De la primera, es decir, de la razn mdica, ya hemos hablado un poco. Ha sido un proceso lento y cuidadoso de aproximacin y diagnstico, de avances y descubrimientos a lo largo de varias etapas, en las cuales se vino aplicando un riguroso procedimiento ni presiones de ningn tipo. La norma suprema que nieron apareciendo. Y acerca de la razn amorosa, estoy obligado ahora a hablarles desde lo ms hondo de m mismo. En este instante recuerdo el 4 de febrero de aquel estruendoso ao 1992. Aquel da no tuve ms remedio que hablar le a Venezuela desde mi ocaso, desde un camino que El Comandante Hugo Chvez con su madre, en 2004.

PAGE 17

17 yo senta me arrastraba hacia un abismo insondable. Como desde una oscura caverna de mi alma brot el por ahora y luego me hund. Tambin llegan a mi memoria ahora mismo aque llas aciagas horas del 11 de abril de 2002. Entonces tambin le envi a mi amado pueblo venezolano aquel mensaje, escrito desde la Base Naval de Turiamo, donde estaba prisionero, Presidente derrocado y prisionero. Fue como un canto de dolor, lanzado desde el fondo de otro abismo, que senta me tragaba en su garganta y me hunda y me hunda. sobre todo desde que el mismo Fidel Castro en per sona, el mismo del Cuartel Moncada, el mismo del Granma, el mismito de la Sierra Maestra, el gigante de siempre, vino a anunciarme la dura noticia del hallazgo cancergeno, comenc a pedirle a mi seor Jess, al Dios de mis padres, dira Simn Bolvar; al manto de la Virgen, dira mi madre Elena; a los espritus de la sabana, dira Florentino Coronado; para que me concedieran la posibilidad de hablarles, no desde otro sendero abismal, no desde una oscura caverna o una noche sin estrellas. Ahora quera hablarles desde este camino empinado por donde siento que voy saliendo ya de otro abismo. Ahora quera hablarles con el sol del amanecer que siento me ilumina. Creo que lo hemos logrado. Gracias, Dios mo! mis adoradas hijas e hijos; mis queridos compaeros jvenes, nias y nios de mi pueblo; mis valientes soldados de siempre; mis aguerridos trabajadores y trabajadoras; mis queridas mujeres patriotas; mi pueblo amado, todo y uno solo en mi corazn, les digo que el querer hablarles hoy desde mi nueva escalada hacia el retorno no tiene nada que ver ya conmigo mismo, sino con ustedes, pueblo patrio, pueblo bueno. Con ustedes no quera ni quiero para nada que me acompaen por senderos que se hundan hacia abismo alguno. Les invito a que sigamos juntos escalando nuevas cumbres, que hay semerucos all en el cerro y un canto hermoso para cantar nos sigue diciendo desde su eternidad el cantor del pueblo, nuestro querido Al Primera. Vamos pues, vamos, con nuestro padre Bolvar, en vanguardia, a seguir subiendo la cima del Chimborazo! Gracias Dios mo! Gracias pueblo mo! Gracias, vida ma! Hasta la victoria siempre! Nosotros venceremos! La Habana, esta querida y heroica Habana, 30 de junio de 2011. Desde la patria grande, les digo, desde mi corazn, desde mi alma toda, desde mi esperanza suprema, que es la de un pueblo: Por ahora y para siempre viviremos y venceremos! Muchas gracias! Hasta el retorno! Con sus hijas Rosa Virginia y Mara Gabriela, en La Habana, 2011

PAGE 18

18 Qu sentiste cuando te dijeron que tenas cncer? Hugo, te imaginaste alguna vez que el destino te tendera una celada, una enferme dad como el cncer? En verdad, no. T sabes que creo que a casi nadie le pasa eso, Es como un lugar comn decir, uno piensa siempre en los seres queridos, pero nunca en que a uno lo va a sorprender una celada como sa, y menos vida, es una cosa del imaginario colectivo, e individual tambin. Nunca lo pens. No tenas algn sntoma? Vena con sntomas, unos dolores que iban in crescendo, luego la rodilla como que ayud, la lesin en mi rodilla, porque los dolores eran en la zona plvica, y exmenes y haba un pequeo dao en un nervio, en un msculo, el ilaco, y entonces era eso, pues, y la rodilla despus. T recordars las inundaciones en esos das de diciembre, enero, yo me fui y andaba con unos dolores (nadie sabe, solo un equipo muy pequeo) que me paralizaban a veces. Elas, una vez estbamos caminando y yo le dije: Prate, y fue porque me paralic y me temblaba la pierna. Elas se asust y tuvieron que sacarme y acostarme, etc., y una inyeccin, y luego el compromiso se fue alargando. Comenz este ao y uno se entrega en cuerpo y alma... errores fundamentales. Y luego el 5 de julio. Una noche le dije a alguien: Oye, no ser una cosa ms grave lo que yo tengo, no ser un cncer? Pero entonces yo mismo deca: No, yo tengo que llegar al 5 de julio, y despus hganme lo que quieran. El Bicentenario, la cumbre que tanto cost estos aos, la Cumbre de la Unidad de la Amrica Latina. Todo estaba ya preparado hasta que llegu a Cuba gnicas severas, y Fidel me agarr y me dijo: Qu t quieres, morirte? Cmo que no te quieres hacer exmenes a fondo? Y me convenci Fidel. Incluso yo le dije: Fidel, la Cumbre, y me dijo: Te apoyo polticamente por la Cumbre, pero primero es la vida de un revolucionario, Chvez. Esa misma noche Ral me llev al hospital. Me hicieron primero unos exmenes clnicos y no me qued, me fui a la casa, al sitio donde nos quedamos. A las 8 de la maana lleg Ral a tocarme la puerta: Vamos, te esperan. Y bueno, el examen apareci ya con el equipamiento, lo que despus se convirti en un tumor maligno, que fue extrado una semana despus, luego de una aproximacin muy cuidadosa, pero fue Fidel el que me dijo. Cuando te lo dijo, qu sentiste t? Cmo fue el impacto? T sabes que en la primera operacin (yo lo he dicho, te resumo por el tiempo) haba sospechas, pero Vivir viviendoDespus del anuncio de su enfermedad, Hugo Chvez despus de un segundo ciclo de quimioterapia, con visibles cambios en su cuerpo, especialmente en su rosamigo y compaero de muchas batallas, el periodista El Hombre

PAGE 19

19 aparato del tamao de una pelota de bisbol y ade ms redondito, como elaborado por alguna mano, la naturaleza, pues. Me hicieron una operacin difcil para drenar el absceso, con riesgo de infeccin, y luego de unas curas de una semana, ya yo estaba listo para venirme. Fidel iba todos los das a visitarme. Esa tarde l llega y lo veo misterioso y me dice mi hija: Fidel anda con un misterio. Mara y Rosa, porque con una cara... mis hijas venan, no saban nada todava, se quedaron fuera, y se sienta aquel hombre. Yo cuando le vi la cara dije: algo grave me va a decir Fidel, lo conozco tanto. l comienza a aproximarse, hasta que dice: Chvez, clulas malignas. Me qued mirndolo as, no s qu sentimiento, como un cmulo cruzado de sentimientos. Pero de inmediato comenc a asumir. T me has visto a m en situaciones duras y difciles, incluso cercanas a la muerte o algo parecido. Hablamos un rato. l llam a los mdicos y les pidi que me explicaran lo que ya ellos durante horas, desde el da anterior... los tuvo hasta las 2 de la maana explicndole a l los escenarios. Me explicaron hasta el ms pequeo detalle. Adn, mi hermano, estaba all. Nicols me dijo: t quieres que algn otro compaero...? Claro, Nicols, Adn, Mara, Rosa. Yo vena de la operacin aquella. Le dije: Fidel, slo te pido una cosa a ustedes todos: yo asumo esto, pero denme el da de maana, para pensar si me ope raba, slo denme un da libre, un da para m, y se fueron y me dejaron. Me fui al bao a verme los ojos. Llor y llor por mis hijos. Llor, como llor el 12 de abril [de 2002] tam bin frente a un espejito all, en Turiamo, llor y llor como la cancin, llor y llor. Por qu a m?, deca. Al rato estaba solo todava, y como mirndome y riendo: bueno, Chvez, ahora un cncer, pues! Y enton venezolano, el luchador, el corpus soldado, el soldado y luchador, y me mir a los ojos y dije: y qu es eso pa m?, como el 11 de abril. Qu es eso pa m?, y termin asumiendo. Lleg Adn, un abrazo, y las muchachas, las llam: bueno, asumamos esto. Nicols, vete a hablar con Elas. La operacin se va a hacer y todos los riesgos, vamos asumir esto y a remontar la cuesta. Al rato estaba pidiendo As habl Zaratustra (obra escrita entre 1883 y 1885 por el filsofo ale mn Friedrich Nietzsche). Sent la necesidad de reencontrarme con ese personaje con el que me haba encontrado en Yare veinte aos atrs. Y aqu estoy en pleno retorno y qu? Qu es eso pa m? Qu es eso pa nosotros? [risa] Un cncer tambin, lo que me faltaba, pues. Yo te vi el 11 [de abril de 2002] en la noche, esa noche terrible. Y yo a ti. Y vi cmo tomaste esa decisin, la ms audaz, la inconcebible, de presentarte en el nido de traidores y cuando te participan que tienes un cncer, creo que tiene un parecido. En el fondo, s. S, porque hay un trasfondo humano que los Una emboscada, pues, un contra la pared de repente. Vamos a hacer un breve comentario sobre la comparacin 11 de abril. Qu fecha fue? Era junio cuando Fidel me anuncia lo del cncer. Hay que buscar la fecha exacta: fue como el 18, la segunda operacin fue el 20 de junio. As que eso fue el 18 de junio, que Fidel me da la noticia.

PAGE 20

20Aparece Fidel otra vez el 11 de abril. T estabas all al lado, que yo no s como Fidel se comunic, y luego Mara habl con l, pero fue al da siguiente, pero Fidel logr entrar a pesar de que nos estaban haciendo gue rra electrnica, me tenan bloqueadas las llamadas, etc. l logr, y despus de un breve comentario: T no eres Allende, t eres un soldado, t no mueres hoy, Chvez. All me dijo casi lo mismo: Chvez, hasta hace pocos aos de un cncer mora casi todo el mun do, de una leucemia. Hoy no. Ms o menos me dijo: t tampoco mueres de sta, Chvez. Fjate: l mismo y cuntos aos despus? Casi diez aos despus. Y tu Fuerza Armada? Otro factor comn de esos dos eventos es que, al t hablabas, al destino. Yo no creo en la predestinacin, pero s en un destino, en un camino, en un ro. Al pus de dudas. Y all tambin me entrego en manos de la ciencia y para tramontar... pero me entrego con voluntad de vivir y voluntad, ms all, de poder seguir entregando mi esfuerzo modesto para hacer una patria. La estabilidad, un buen tema, porque all estn los acontecimientos, las especulaciones. No se dijo que yo regres intempestivamente el 4 de julio porque ya estaba el golpe listo, que Elas tena un movimiento, que el ministro de Defensa otro movimiento, etc., que la divisin de la Fuerza Armada...? Nosotros tenemos una estabilidad obtenida a dura lucha, una estabilidad yo digo que slida, pero ojo, una estabilidad asegurada. Pero no es lo mismo decir asegurada que decir garantizada para siempre. No. Est amenazada nuestra estabilidad, hay un imperio all. Jos Vicente, yo estuve en Trpoli apenas en no masco, con el presidente Bashar manejando, su esque est pasando, lamentablemente: plan imperial. Entonces ahora tenemos que estar muy atentos estos meses, estos aos, sobre todo el prximo ao, ya lo hablamos un poco, y por eso la fortaleza de la Fuerza Armada. Por eso yo creo tanto en mis generales, en mis cuadros militares, en el pueblo, la estabilidad poltica, econmica, tenemos que seguirlas fortaleciendo y seguirlas garantizando para evitar aqu cualquier emboscada. El cuestionario de Marcel Proust (1871-1922), lo respondi el gran novelista francs. Alguien lo dise, y l fue el primero que respondi ese cuestionario. Y Dispara, pues, a ver, y tiene que ser rapidito. Algunas preguntas s. Rasgo principal de tu carcter. Rasgo principal? Respuesta rpida, yo respondo rpido, un carcter rpido. Defectos que no puedes dominar? Que no poda, ahorita tengo que dominar cualquier defecto, sobre todo la impulsividad, y estoy en un esfuerzo para dominarla. Te consideras buena persona? Nietzsche dice que es sospechoso el que dice que si soy bueno, si sirvo para algo. Por quin te cambiarias? Por Chvez. Cul es tu precio? Ni se compra ni se vende. No tengo precio. De quin sientes envidia? De ti, 90 aos casi y mira cmo ests de impecable y con esa claridad, claro. Cul es tu ideal de felicidad? El ideal de felicidad? El bolivariano, la suprema fe licidad para un pueblo. Con qu error humano te muestras indulgente? Yo creo que con la humanidad del error, el carcter humano del error, por ejemplo: la inocencia, la buena fe, hay que ser indulgente con eso. Ante qu eres intolerante? Quin despierta tu ira? Mi ira? Hasta hace pocas semanas hasta cosas menudas, hoy nada. Por qu seras capaz de matar? No mato, vivo; no soy capaz de matar. La lealtad, la lealtad, la lealtad. Cul es tu palabra favorita? Vivir viviendo la vida. Alguna obra de arte te parece insuperable? Los Miserables. Cul es tu mxima en el trabajo? Trabajo, trabajo y ms trabajo; mxima de Bolvar.

PAGE 21

21 Qu crees aportar profesionalmente? Yo creo que la capacidad de inventar. Qu obra de arte te ha impresionado? La del Saln Elptico Carabobo. Cuando fui al Con greso por primera vez y la vi, de Martn Tovar y Tovar; s, es una obra monumental. Cuntos aos pasara ese hombre pintando eso! Conoces algn diseo perfecto? La naturaleza es perfecta: desde ese roble y este samn hasta cualquier hormiga es un diseo perfecto. Dnde te gustara vivir? En la costa Apure, porque el Apure t sabes que di vide Barinas del estado Apure. Msica favorita? Ahhh! Un pasaje llanero [canta]: Sobre la estela del viento... Un color? El rojo, a pesar de la camisa amarilla [risa]. Un poeta? Andrs Eloy Blanco (1896-1955 poeta cumans): Unos lo llaman Maisanta y otros el americano! Algo hermoso? La mujer, Mara. La mujer es hermosa. Un hroe? Bolvar, Maisanta (Pedro Rafael Prez Delgado, 1881-1924). Asignatura pendiente? Asignatura pendiente... Asignatura pendiente tengo muchas, tengo muchas, y te voy a decir una en fe cha, matemticas: 2031. Saca tu conclusin. Crees en la eternidad del alma? Yo creo que el alma es algo del sujeto, y al sujeto no le corresponde la eternidad. Yo creo ms bien en la dual del sujeto. Cmo te gustara morir? No me gustara morir. Vivir, vivir viviendo. Estado actual de tu espritu? Insuperable, en pleno retorno, 40 aos de retorno. El cadete volvi vestido de azul, con la muchachada azul, el teniente que tuvo aqu, el capitn, el bachaquito de Sabaneta, el Araero, 40, 57 aos que han retornado que ests viviendo... S. Que tenga el laconismo, el impacto del por ahora.

PAGE 22

22Oye, eso va ser bien difcil. Acurdate de las circunstancias, en aquel momento yo estaba... t sabes cmo estaba yo. Ahora estamos aqu tan relajados en esta tarde fresca. Pero mensajes para cerrar el programa? Un mensaje al pueblo venezolano. El 4 de febrero yo... Lacnico, como un latigazo. S, el 4 de febrero yo... Como un latigazo. Un latigazo? Maisanta que son bastantes! Vamos al 2021 y al 2031. Por cierto, improvisaste ese por ahora, lo pensaste en el trayecto del Cuartel de la Montaa a MiNo, yo no saba que iba a hablarle al pas, slo iba para llamar a rendicin a mis muchachos que estaban regados. Eso me angustiaba mucho y entonces viene y se presenta la ocasin. Queran que yo escribiera, y yo me negu: no, por favor, denme una boina, fue absolutamente improvisado. Seguro? Seguro, absolutamente improvisado. Es ms, te digo que despus que termin yo entro de nuevo a la me sienta al lado un viejo conspirador que t conoces, el general Santeliz Ruiz, que estaba ah, era asesor del ministro, pero estaba era con nosotros... mucho ese da, incluso sali manejando su carro con Altuve, para que no se cumpliera la orden que dio Car los Andrs de que yo no saliera vivo del Cuartel de la Montaa, esa orden la dio Carlos Andrs Prez. Ellos me sacaron por aqu, sacaron un vehculo militar por all, y en el carro del general, l manejando, me trajo aqu, por all, por detrs, por el Crculo Militar y ras, ras, Santeliz Ruiz, que nunca olvidar todos esos gestos de coraje y valenta. Cuando yo me siento, despus del por ahora, pues, del corto y lacnico discurso, los mensajes, yo estoy derrumbado, Jos Vicente, derrumbado. En cambio hoy t me pides un mensaje y yo estoy es hoy en mi escalada, estoy renacido. Son tan distintos los momentos. Pero l [Santeliz Ruiz] me dice: qu bueno, carajito (y perdname la palabra), qu bueno que dijiste... Y yo, mi general, qu bueno? Rendido, llamando a rendicin, que tal, qu bueno? Y me dice: no tienes ni idea, dijiste hasta por ahora... Yo ni me di cuenta de que dije por ahora. Es otra vez la voluntad esa del fondo, lo que hablamos hace un rato, la voluntad de poder, el instinto poltico. Yo creo que cuando era cadete aqu, de segundo ao, de primer ao, ya yo era poltico, y luego la voluntad de poder se uni, quera ser un navegante del Magallanes (equipo de beisbol) y sali un len por ah, un len para la poltica, un len para la batalla.

PAGE 23

23 sesiones de quimioterapia y radioterapia. En enero, le misma zona y lo haban sometido a una tercera opehasta Barinas, su tierra natal, para asistir con toda su llameante, vida dolorosa.Uno lo siente y por qu no? Porque uno siente a veces muchas cosas que no las dice. Pero yo hoy siento necesidad Padre de decir lo que he venido sintiendo desde hace un ao pues, cuando comenc a asumir que dentro de m haba una enferme dad muy maligna y que como sabemos, es una verdadespus de esta nueva operacin, de esta reaparicin de la enfermedad, que oblig a una nueva intervencin y todo este proceso del que vengo, gracias a Dios, recu perndome, pero yo bueno yo tena mucha fe y mucha ilusin de que no iba a reaparecer, como sigo tenindola y la seguir teniendo, hoy ms que ayer. Mucha fe, mu cha esperanza, mucha fuerza de voluntad para derrotar te esa amenaza, con la ayuda de Dios, de la ciencia m dica, del amor de un pueblo, del amor de ustedes padre, madre, hermanos y el amor de esos nios y el amor de uno que est aqu dentro. Y el deseo de vivir. Pero es eso lo que uno siente, lo que uno siente! Porque en verdad en verdad, verdad, verdata, yo me promet... Una vez se lo dije a Adn (su hermano mayor) en Cuba en aquellos das muy difciles que pasamos. Le dije: Adn, una de las cosas que yo repet muchas veces, aquello que dice yo ya viv. Y entonces le dije yo no debera repetir ms eso, por lsofo y maestro, en una ocasin hace aos, antes de yo ser Presidente, cuando yo andaba por los caminos y l andaba detrs, orientndome libros, y me deca: Hugo, t vas a ser jefe de estado, nada podr evitar lo. Estudia, estudia, cudate. Un da me dijo: te oigo, te analizo tus discursos, y andas hablando mucho de la muerte, me dijo. No deberas, porque abismum, abismum invocat , me lanz un latinazo (de latn). El abismo llama al abismo. Entonces uno tiene que sentir y hablar de la vida, del amor, de la esperanza. De la vida, de la vida y de la vida, por ms difciles que sean las circunstancias de la vida. Y uno tiene que sentir las ganas de vivir, las ganas de vivir! Hay muchas razones para vivir, para seguir viviendo, para continuar siendo un ser viviente en el futuro. Y eso que tiene uno por dentro y que a veces no lo dice, yo quiero decirlo hoy. No s ni cmo decirlo. Yo digo lo que me toca, lo que me ha tocado, lo que siento, pues! Esta vida desde hace aos no ha sido fcil, no ha sido fcil! Yo ahora no pude evitar unas lgrimas cuando sent la mano amorosa de mi madre y al mismo tiempo la mano de mi padre. Las dos manos: una me sobaba por aqu y otra por aqu. Dije: Dios, hace cunto yo no senta estas dos manos, al mismo tiempo? hace cunto yo no senta la mano zurda de mi padre, fuerte, pasndomela por el hombro, como la sent ahorita? Y la mano de mi madre. Esas cosas, pues, esas cosas. O esos abrazos de mis hermanos, de mis hermanas, de mis hijos, el abrazo de Mara anoche, que apareci de repente, como de la nada: uhhh, Mara! Los hijos... te es lo que siento le digo a Dios: si lo que uno vivi esto, bienvenido! Pero dame vida! Aunque sea vida llameante, vida dolorosa, no me importa! Dame tu corona, Cristo, dmela, que yo sangro! Dame tu cruz, cien cruces que yo las llevo! Pero dame vida, porque todava me quedan cosas por hacer por este pueblo y por esta patria. No me lleves todava! Dame tu cruz, dame tus espinas, dame tu sangre que yo estoy dispuesto a llevarlas pero con vida, Cristo mi Seor! Amn. Era lo que quera yo decir hoy, Jueves Santo, en Barinas, con ustedes.5 de abril de 2012Dame tu cruz, pero dame vida El Hombre

PAGE 24

24 Hugo Chvez fue el primer gobernante en hacer uso de las redes sociales, con un xito arrolla dor y fue a travs de Twitter que le anunci al mundo su regreso a Caracas, despus de la cuarta intervencin a la que haba sido sometido en diciem bre pasado en La Habana: la Patria venezolana. Gracias Dios mo!! Gracias Pueblo amado!! Aqu continuaremos el tratamiento escribi primero, a eso de las 2:30 de la madrugada del lunes 18 de febrero de 2013. Un minuto despus, escribi: cias a Fidel, a Ral y a toda Cuba!! Gracias a Venezuela victoria siempre!! Viviremos y venceremos!!!. No pudo ser. Tras varios das de mejora, que le per mitieron incluso sostener una reunin de cinco horas se agrav. El lunes 4 de marzo, la situacin adquiri ex trema gravedad y al da siguiente, sobre el medioda, se descompens. Por la tarde, despus de una reunin de gobierno, el vicepresidente ejecutivo Nicols Ma duro, acompaado de parte del gabinete, compareci ante las cmaras de Telesur desde el Hospital Militar en donde estaba internado Chvez: Recibimos la informacin ms dura y trgica que podamos transmitir a nuestro pueblo. A las 4:25 de hoy 5 de marzo ha fallecido el Comandante Presidente Hugo Chvez Fras. Pocas veces en la historia latinoamericana un anuncio ha provocado mayor impacto. El dolor y el llanto de de Venezuela y del mundo. Al da siguiente, millones de venezolanos acompaaron el traslado de su fretro a la Academia Militar y hasta la medianoche del 14 de marzo, centenares de miles acudieron a despedirse y jurarle lealtad. El vier nes 8 de marzo se realiz el funeral de Estado, con la presencia de casi todos los presidentes o jefes de gobierno de Amrica Latina y el Caribe, y los mandata rios de Irn y Bielorrusia. El 15 de marzo, fue sepultado en una cripta espe cial en el Cuartel de la Montaa, el sitio desde donde Chvez dirigi las operaciones de la Rebelin Militar del 4 de febrero. En esa ocasin, su hija Mara Gabrie la ley una carta poema de despedida que hizo llorar a todos los asistentes y a los millones de televidentes que presenciaban la ceremonia:Vuela libre, gigante! Papito, amado mo, vuela!Mara Gabriela ChvezDuele tu partida, es un dolor que me quema el alma, qu difcil se me puso la vida sin ti. Durante estos das he estado tratando de comprender por qu te has ido, por qu nos has dejado con este inmenso vaco. He llorado, he gritado, he rogado al cielo que te devuelva a m. Luego me calmo, respiro, te amo, te siento, vuelvo a ti y te vuelvo a llorar. Hoy creo haber entendido todo esto. Tu alma es pequeo y sencillamente tuviste que volar y ser libre. Te lo dije vindote a los ojos poco das antes de tu partida: eres un gigante. En algn momento me exigiste ser fuerte en caso de que llegara a suceder lo peor: debes ser fuerte mi Mara y debes seguir el camino pase lo que pase. Hoy te juro que dar lo mejor de m. Te juro que sacar fuerzas, de no s dnde, para poder seguir ade lante y t siempre sers la luz que ilumine mi camino. Gracias por tanto amor de padre Gracias por tu constante ejemplo Gracias por tu risa Gracias por tu llanto Gracias por tus canciones Gracias por tus bailes Gracias por tantas alegras Gracias por tu absoluta y eterna entrega Pero sobre todo, Gracias Comandante, por devolvernos la Patria! T seguirs palpitando en mi corazn, t seguirs viviendo en mi alma, t seguirs brillando en mis ojos, y seguirs vibrando en tu pueblo para siempre! Papito, amado mo, vuela! Vuela libre, gigante! Vuela alto y sopla fuerte, fuerte como los vientos huracanados! Nosotros cuidaremos tu Patria y defenderemos tu legado como t nos enseaste a hacerlo. Jams te irs porque en nuestras manos est tu llamarada, Hugo Chvez. Hasta siempre mi amado amor eterno. El Hombre

PAGE 25

25 Su Legado Jos Vicente Rangel: A poca distancia de Caracas, en los Valles del Tuy, en el municipio Simn Bolvar del estado Miranda, est la poblacin de San Francisco de Yare, una poblacin acogedora, de clima caliente y famosa por sus diablos, sus diablos danzantes, los diablos de Yare, que recogen la magia de todo un rito, y cada vez que danzan muchas personas de distintas partes del pas e, incluso, extranjeros asisten al espectculo. Muy cerca de San Francisco de Yare, a escasos seis kilmetros, est el Centro Penitenciario, que es una crcel construida para presos comunes. Actualmente, en ese centro hay 116 presos comunes, pero Venezolanas, entre ellos este hombre. Este hombre no ha sido visto por televisin desde hace aproximadamente siete meses. Todo el pas recuerda la opor tunidad en que intervino: Compaeros, lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital, es decir, nosotros ac en Caracas no logramos controlar el poder. Ustedes lo hicieron muy bien por all, pero ya es tiempo de evitar ms derrama drn nuevas situaciones y el pas tiene que enrumbarse mi palabra, oigan al comandante Chvez que les lanza gan las armas, porque ya en verdad los objetivos que nos hemos trazado a nivel nacional, es imposible que los logremos. Compaeros, oigan este mensaje solida rio, les agradezco su lealtad, les agradezco su valenta, su desprendimiento, y yo ante el pas y ante ustedes asumo la responsabilidad de este Movimiento Militar El comandante Hugo Chvez Fras, el lder del le vantamiento militar del 4 de febrero de este ao, est recluido en esta crcel. Es una prisin que no rene las condiciones para tener all detenidos. En los pisos, se ven manchas de excremento de los presos, el ambien te, el olor es insoportable; es decir, que a las incomo didades fsicas del lugar se suma el clima sumamente fuerte, sumamente caliente de la zona. Hugo Chvez es hoy en da una mezcla de leyenda y realidad. Es el hombre que se alz, es el militar rebelde, es al mismo tiempo un hombre de cultura y de for macin; es un hombre que tiene una gran sensibilidad artstica, por ejemplo, es tocador de cuatro y canta las canciones del llano, como buen llanero, pero al mismo tiempo Hugo Chvez es un pintor, natural, primitivo, espontneo; de su produccin de pintor conocemos un cuadro que l realiz del General del Pueblo Soberano, Nos duele la patria en las calles, en las plazas pblicas, en los pueblos. No tiene la menor duda de la victoria bolivariana el 14 de retiro voluntario para retornar al periodismo. 4 de febrero de 1992: el Comandante Hugo Chvez, pide a los la Rebelin Bolivariana deponer las armas.

PAGE 26

26Ezequiel Zamora. El comandante Chvez, es un apasionado de los smbolos patrios, entre ellos de la bandera nacional. En alguna ocasin hizo un recorrido exponiendo las banderas del pas en sus distintos momentos histricos, a nada ms y nada menos que al propio Presidente de la Repblica, Carlos Andrs Prez. Y al mismo tiempo, es un hombre al que le gusta el teatro. Por ejemplo, hizo el papel del general Jos Antonio Pez, en una obra de teatro presentada en un instituto militar. Tambin Hugo Chvez escribe poe sas. Por eso les deca que en Hugo Chvez se daba una mezcla muy interesante del hombre de accin y del artista. Es un personaje complejo, que tiene una proyeccin popular indudable en este momento en el pas, que represent un instante en nuestra historia. de que ya no es noticia. En este mismo programa, analizando el caso Chvez hace algn tiempo, Jos Luis Vethencourt dijo que no se poda vivir toda la vida en la incandescencia. Posiblemente, estas cir cunstancias determinen lo que motiva esta pregunta, qu cree usted al respecto? Hace pocos das, una agencia internacional de noticias me haca una pregunta parecida. Pero es que no esto pudiera preocuparle ciertamente a cualquier candidato electoral y a su equipo asesor de imagen, pero a los hombres del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 nos preocupan, nos duelen otras cosas. Fundadel pueblo venezolano Al Primera como el hombre, es decir, la patria es el hombre. Eso es lo que realmente nos preocupa a los hombres del Movimiento Bolivariano, la patria y el hombre, el futuro, la cruda realidad que viven nuestros pueblos; las necesidades por las que estn atravesando los millones de venezolanos que hoy pade cen esta terrible crisis histrica en la que hemos cado; eso s nos preocupa al Movimiento Bolivariano. Incluso, creemos que la situacin nacional ha cado en tal grado de descomposicin, que estar ahorita pendientes de es hasta una blasfemia, es una tremenda falta de respe to a la esperanza y a la moral que palpita en el corazn del pueblo venezolano. Ahora, yo tengo que compartir hoy, por supuesto, la opinin que emita en este mismo programa, hace varios meses, ese eminente psiquiatra, el doctor Jos Luis Vethencourt, cuando l se refera a la temporalidad de la incandescencia de una personalidad; especialmente cuando esta personalidad es arrastrada, como deca Bolvar en Angostura, por el huracn ninguna discusin. Pero insisto, la realidad actual, la situacin actual de la nacin no puede ser llevada a la simpleza, no pue llameantes, que se paseen por el escenario nacional. Lo que s es cierto es que hoy hay una incandescencia general en la sociedad civil, en las Fuerzas Armadas venezolanas. La incandescencia, doctor Rangel, abar c todo el panorama nacional y se extiende; y nada ni nadie podr ya detenerla hasta que no ocurran de verdad los cambios que requiere esta actual situacin. Esa s es la incandescencia que abarc todo el pai saje venezolano actual. As que respeto la opinin del doctor Vethencourt, pero la realidad es esa. Hay incluso algo mucho ms importante an, hay un profundo candelorio que invadi el alma del venezolano, la con ciencia del ser venezolano, la racionalidad del hombre, de la mujer y hasta del nio venezolano. Esa incandescencia, ese candelorio azul interno ha despertado y difcilmente podr detenerse, as como no puede de tenerse la incandescencia del sol en el sistema plane tario, por ejemplo. Quizs usted, sin darse cuenta, ha contribuido al desgaste de su imagen. Es posible que un sinnmero de declaraciones que ha dado, algunas de ellas contradictorias, hayan contribuido a esa situacin, que por lo dems es explicable, tratndose de una persona que est detenida. No obstante, hay que to mar en cuenta que el laconismo es una virtud, y es muy importante en el campo militar, como en todo lo que tiene que ver con una poltica de poder. Me hace recordar, por cierto, con esta observa cin, a una gran amiga, la cual en los das del cuartel San Carlos nos recomendaba administrar el silencio. Pero permtame insistirle, doctor Rangel, que ni el co vimiento Bolivariano Revolucionario 200 hemos visto este proceso, tan complejo, donde lo que est en jue go es precisamente la suerte de millones, de ms de 20 millones de venezolanos, de seres humanos que sufren la realidad, con la ptica esa de mantener o incrementar una imagen ante la opinin pblica. Esa no es la ptica del Movimiento Bolivariano, de sus hombres. Creemos, s, que la convulsin social, que la tormenta es de tal magnitud, que los hombres como usted, como muchos compatriotas que lo hacen por los distintos medios de comunicacin social, como nosotros, tenemos que dar la cara a la tormenta. Es de tal magnitud la tormenta por la cual est atravesando la nave venezolana, que debemos salir, debe mos asumir la responsabilidad, debemos izar nuestras velas an a riesgo de que se rompan. Ya tendremos que remendarlas entonces sobre la marcha. Sabemos y estamos conscientes, como ya lo deca anteriormen -

PAGE 27

27 te, de las campaas de desinformacin, de los labora torios de guerra sucia que estarn pendientes de las expresiones, de los actores diversos, para tratar de desmontar su discurso, su intencin, su esperanza, zuela. Pero no podemos escondernos, doctor Rangel, ante los requerimientos de los pocos periodistas que valientemente han logrado romper el cerco impuesto por el secuestro poltico del presidente Prez. As que tenemos que dar repito la cara a la tormenta, an a riesgo de que no solamente la imagen pblica, sino esta imagen de carne y hueso pueda caerse a pedazos, pueda desmoronarse. Pero hay un objetivo fundamen tal, que es sacar la nave de la tormenta, y los hombres que creemos poder colaborar con un granito de arena aunque sea, para salir de esa tormenta, pues debemos salir, debemos izar nuestras velas, debemos enrumbar conjuntamente con toda Venezuela, con un colectivo nacional, la nave hacia derroteros, en un horizonte azul de esperanzas. Sin duda que para muchos usted est limitado, est preso; usted no tiene una fuerza a su mando; usted no tiene las posibilidades que tuvo antes del 4 de febrero. Est consciente de esa situacin? O cree que la situacin es diferente? Dirigencia, trae consigo la idea de vigor, de fortaleza. Hoy, despus de casi siete meses de la insurreccin militar del 4 de febrero, los hombres que condujimos aquella gesta, el Movimiento Bolivariano como organizacin cvico-militar, el rbol de las tres races como miento de Simn Rodrguez, de Simn Bolvar y de Eze quiel Zamora; es decir, todos los componentes de esa fuerza que irrumpi como del subsuelo aquella noche y aquel da del 4 de febrero, mantenemos en vigor, mantenemos la vigencia que nos proporciona la tremenda fortaleza del pueblo venezolano. Esa vigencia que man tenemos es una fuerza que viene del alma popular y es una fuerza que difcilmente podr agotarse, porque se confunde con la esperanza del pueblo, con su vigencia. Y no hay ningn pueblo en la historia que haya perdido esa vigencia que le da su esperanza. Ahora, es evidente que en mi caso particular no comando de manera directa ninguna unidad militar. Estoy en esta celda de escasos seis metros cuadrados, bajo medidas de bastante rigor, junto con mis compaeros. Sin embargo, tanto usted, doctor Rangel, como la gran mayora de los compatriotas y nosotros estamos conscientes de que una situacin tiene dos niveles de de se observan los hechos, y un nivel genosituacional, en el cual existen las estructuras ocultas de la situacin, y precisamente es all, en ese nivel profundo, donde se gestan los verdaderos cambios de cualquier situacin como la que actualmente vive el pas nacional. Cualquier observador descuidado puede ser sorprendido por esta verdad, o para decirlo en buen llanero, cualquier bonguero descuidado puede ser sorprendido por las corrientes escondidas del Arauca en estos tiempos de invierno, doctor Rangel. Admitamos que lo que usted dice es cierto; est planteado acaso otro 4 de febrero para usted? Un comentario, para traer ac el pensamiento universal del maestro Simn Rodrguez, cuando en su obra Luces y virtudes sociales, publicada conjuntamente con otra gran obra titulada Sociedades americanas, en el ao 1840, en Valparaso, el maestro sealaba que el curso natural de las cosas es un torrente que arrastra con lo que encuentra y vuelca lo que se le opone. Nosotros lo hemos dicho, al pas nacional. Verdadera mente, si la clase poltica dirigente contina aferrada a sus privilegios, si esta clase poltica no es capaz de En su celda de la crcel de Yare, 1992.

PAGE 28

28comprender la evolucin del proceso poltico venezolano, si se resiste tercamente repito a los cambios necesarios, ser inevitable que la sociedad venezolana como un todo vuelva a utilizar el derecho a la rebelin consagrado en el artculo 250 de nuestra Constitucin Nacional. Si el torrente robinsoniano produce esa situacin, que pudiera perfectamente degenerar en un siglo pasado, conocido en la historia como la Guerra Federal, pues no sera por voluntad del Movimiento Bolivariano y es buena la ocasin para aclararlo. miento Bolivariano, no estamos de ninguna manera promoviendo una salida violenta. Hemos estado, s, pendientes del acontecer diario de la situacin nacional. El torrente de una situacin violenta sera producto de la terquedad de esa clase poltica, del estilo de engao con el cual se han venido manejando sus propios intereses a espaldas del clamor nacional. Ellos seran los verdaderos culpables de una situacin de violencia expansiva, generalizada, como la que usted ha trado a colacin en este dilogo tan interesante que estamos manteniendo. Ahora, nadie puede venir aqu a profetizar acerca de la forma de accin que se hara concreta en el panorama nacional. No podemos decir que sera una accin militar parecida o similar a la conducida por nosotros el 4 de febrero, o una accin popular parecida a la que se desarroll en Caracas en los das 27 y 28 de febrero de 1989. Incluso por all hay una expresin algebraica que se ha dejado correr, donde la sumatoria del 27F ms el 4F, equivale a un 31F, para simbolizar una ter cera opcin, una tercera forma de salir de este juego trancado. Esta forma sera la combinacin del elemento civil con el elemento militar para producir una insurreccin cvico-militar. No cree usted que incurre en un error al hacer conjeturas en torno a esa posibilidad? Los golpes de Estado no se anuncian. Pienso que uno de los xitos parciales del 4 de febrero fue que nadie estaba enterado de lo que iba a ocurrir. El factor sorpresa es muy importante en tales circunstancias. Qu opina usted al respecto? Doctor Rangel, como usted y los televidentes que nos observan se habrn dado perfecta cuenta, no estoy aqu anunciando ningn golpe de Estado. Simplemente, la disyuntiva que hemos venido manejando, el dilogo, ha sido reiteradamente expuesta ante la nacin por diversas personalidades venezolanas, entre ellas el doctor Uslar Pietri, el doctor Rafael Caldera, monseor Mario Moronta e, incluso, por el mismo general Ochoa Antich, ex ministro de la Defensa. Es decir, todos ellos han planteado de una u otra manera, en diversos escenarios, ms o menos lo siguiente: o hay cambios profundos en la situacin actual, o habr un proceso de violencia. Esto es una verdad. Simplemente se trata del reconocimiento de la existencia de factores condicionantes que determinan en diversos niveles el surgimiento de un fenmeno social. Eso es lo que estamos nosotros tratando ac, y eso es lo que he planteado a nombre del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200. La experiencia nos indica que casi siempre los gobiernos militares se inician con promesas demo crticas y de cambio, que generalmente no cumplen. Realmente el pueblo venezolano no asoci el 4 de febrero con la posibilidad de instaurar una dictadura militar en el pas, esto es verdad. Pero, por otra par te, la gente considera que ustedes no contaban con accin de gobierno importante. Realmente, cul era la situacin? y cul puede ser la situacin en el futuro, en relacin con un equipo de hombres y de mujeres capaz de llevar adelante un cambio importante en Venezuela? Aqu estamos cayendo nuevamente en la fal sa dicotoma dictadura-democracia. Dicotoma con la cual han pretendido los tericos de los regmenes populistas, pseudo-democrticos de la Amrica Lati na, manipular a la opinin pblica y ocultar las graves democrticos en autnticas tiranas, como la que ac tualmente vive Venezuela. Es bueno decir, en primer lugar, dentro de este jue go dicotmico, que el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 no buscaba una dictadura militar. Los lo hicimos porque realmente no haba ningn otro camino, no haba ninguna otra opcin para romper el esquema de dominacin del rgimen. Insurgimos con las armas, cumpliendo adems una obligacin constitu cional, como lo seala el artculo 132 de la Carta Mag na, cuando habla de la funcin de las Fuerzas Armadas Nacionales y el ya referido anteriormente artculo 250 de la misma, el cual autoriza a los pueblos para hacer uso del derecho a la rebelin. El 4 de febrero, ciertamente nosotros no pudimos pero s lo fracturamos, s lo resquebrajamos de ma nera muy evidente. Pusimos en marcha la noche del 3 de febrero el plan de operaciones Ezequiel Zamora, el plan de accin militar, con el objetivo militar y poltico de deponer al actual rgimen, al actual gobierno y convocar a un gobierno provisional, un gobierno con amplia participacin de los ms diversos sectores de la sociedad civil venezolana, un gobierno de transicin con nuevos actores que pusiera en marcha un progra -

PAGE 29

29 ma de gobierno de emergencia para sembrar las bases de un profundo proceso evolutivo de transformacin. Y aqu caemos entonces en nuestra propuesta, que ya hemos hecho pblica despus del 4 de febrero. Anteriormente a esa fecha, por razones obvias, no podamos hacerlo. Esa propuesta para la discusin con la sociedad civil venezolana es lo que hemos denominado el Proyecto Nacional Simn Bolvar. Hace pocas semanas lo Maza Zavala: Venezuela requiere urgentemente de un proyecto nacional. El Proyecto Nacional Simn Bolvar, que nosotros hemos lanzado ya a la opinin pblica nacional e internacional, no es un mamotreto ms de esos a los cuales nos acostumbraron las lites gobernantes y sus idelogos. El Proyecto Nacional Simn Bolvar coa largo plazo, lo que hemos denominado el modelo original robinsoniano, inspirado en el maestro Simn Rodrguez o Samuel Robinson. De forma tal que, con toda Bolivariano s tena, como sigue teniendo, un proyecto, pero es un proyecto a largo plazo repito no es un mamotreto ms. De igual modo, se le critica no haberse aperso nado al teatro de los acontecimientos, no haberse vos durante la madrugada del 4 de febrero y haber permanecido en el Museo Militar de La Planicie. El teatro de operaciones central, dentro del plan Ezequiel Zamora, se extenda para el 3 de febrero, 4 de febrero, desde el Campo de Carabobo, en los lmi tes de aquel estado con Cojedes, hasta Maiqueta, ya en las riberas del mar Caribe. Es decir, inclua los estados Carabobo, Aragua, Gurico, Miranda y el Distrito Federal. En todo ese inmenso teatro de operaciones estaban ubicadas bajo mi mando las siguientes unida des: una brigada de infantera en Caracas, la IV Divisin de Infantera en Maracay, de la cual depende la Brigada de Paracaidistas, la Brigada Blindada en Valencia, adems de las unidades de apoyo de artillera y apoyo misilstico en San Juan de los Morros y Maracay, respectivamente, y el apoyo areo requerido para la operacin. Toda esta gran unidad organizada en este teatro de operaciones repito qued en aquella jor nada bajo mi mando. Dentro de la concepcin opera exacto de ubicacin del puesto de comando principal en la colina de La Planicie, donde funciona el Museo Histrico Militar, de manera tal que nadie que no tenga intereses ocultos puede sealar que mi persona no se hizo presente en el teatro de los acontecimientos, como usted lo ha sealado. Es ms, hay que reconocer que la presencia fsiinconveniente pues pierde la capacidad de control estratgico sobre el rea de reacciones. El general Ochoa Antich, entonces ministro de la Defensa, fue el primero que ech a rodar esa especie de que falt al honor militar porque no comand directamente la importancia capital, hay que reconocerlo, estaba sin embargo asignada a las unidades acantonadas en Caracas, como efectivamente lo hicieron. De forma tal que le recuerdo al general Ochoa y a aquellas personas interesadas en esta campaa de desprestigio sobre la accin del 4 de febrero y los hombres que la dirigimos un principio fundamental del arte militar que dice que la tctica nunca puede estar por encima de la estrate gia. Esa es la realidad. Todas estas campaas de guerra sucia fabricadas en los laboratorios criollos e importa dos del rgimen se han estrellado, sin embargo, y se continuarn estrellando contra la fortaleza absoluta que tiene la verdad clara y sencilla, as como la estoy planteando. Usted, como es lgico, como prisionero reclama su libertad. Hasta ahora el Presidente de la Repblica ha dicho que no lo indultar. Pero en el caso de que lo indultara el presidente Prez, cul sera su reaccin? cionario 200 no es nuestra libertad fsica. Lo que anhelamos, lo que reclamamos, lo que exigimos es la libertad para el pueblo de Venezuela, porque eso es lo que est en juego, el futuro de ms de 20 millones de seres humanos que hoy claman por una nueva realidad, por un Con sus compae ros de la Rebelin Militar, en la cr cel de Yare, 1992.

PAGE 30

30verdadero camino hacia su desarrollo autntico, hacia su liberacin interior, hacia su liberacin exterior tambin, dentro del sistema social venezolano. El hombre, la mujer, el nio venezolano aspira desatar las amarras del alma y potenciar sus fuerzas interiores, dinamizar a su propia cultura, rescatar las tradiciones y los valores histricos de ese pueblo venezolano. Esa es la libertad que nosotros aspiramos, exigi mos, reclamamos; desde nuestro punto de vista, aunque estamos aqu, prisioneros del rgimen, contamos, queridos amigos, con una libertad sublime, que es la libertad absoluta de conciencia. De todos modos, sea cual sea el tiempo que aqu pasemos, y sea cual sea la forma bajo la cual salgamos de estas rejas, iremos, queridos compatriotas, al reencuentro fsico con ustedes, para continuar la marcha, como lo deca el cantor tocando puertas, juntando soles hasta llegar. Voy a hacerle una serie de preguntas para que usted me las responda rpidamente. Por ejemplo, en qu ocupa su tiempo en la crcel? Aqu falta tiempo para tantas actividades que desarrollamos. Sobre todo nos dedicamos mucho a estu diar, a leer sobre el desarrollo de la situacin nacional. Pero, tambin tenemos tiempo, por supuesto, para atender nuestra familia los das de visita, los jueves y y hasta para pintar. Por ejemplo, ac podemos obser var este boceto del cuadro que estoy pintando actualmente donde vemos al maestro Simn Rodrguez, inspirado en este otro cuadro pintado antes del da 4 de febrero, en la paz del hogar y del batalln de paracaidistas Briceo, llamado el Candelorio Azul de Zamora. Este candelorio azul aqu, en la crcel de Yare ahora, va a pasar a rodear tambin al maestro Simn Rodrguez. De forma tal que para todo hay tiempo ac en Yare. Sin embargo, quisiramos ms tiempo para tantas actividades que tenemos por desarrollar. Qu es para usted Venezuela, el Estado y la poltica? Como todos lo sabemos, la poltica es la toma de decisiones por medios pblicos, de manera tal que afecta a la sociedad entera. Pero mucho ms impor tante an es el conocimiento poltico, el conocimiento de la ciencia poltica, lo cual nos permite predecir inEstado, siempre he sido partidario del enfoque socio lgico que entre tantos pensadores sostiene Max We ber, segn el cual los grupos polticos de la sociedad civil evolucionan y se transforman en Estado cuando adquieren un modelo organizativo complejo y cuando obtienen una estructura administrativa. Y Venezuela para m, como para todos los venezolanos, lo es todo, siguiendo aquel pensamiento de Simn Bolvar que deca: primero, el suelo nativo queda. Qu lectura le ha impresionado ms en su vida? Recuerdo Las venas abiertas de Amrica Latina del uruguayo Eduardo Galeano. Me impresion y lo he ledo incluso en varias ocasiones. Del venezolano universal don Simn Rodrguez, en ese compendio de su obra que fue publicada bajo el nombre de Inventamos o erramos. Adems, del gran escritor don Rmulo Gallegos, me impresion muchsimo, en los aos del Liceo OLeary, leer esa gran obra que es Cantaclaro. Qu personaje histrico lo ha marcado ms? Desde nio qued marcado para siempre con el recuerdo y la leyenda del General del Pueblo Sobera no, Ezequiel Zamora. Oa, absorto en aquella noche de mi infancia en la casa de vieja palma de mi abuela Rosa Ins Chvez, los cuentos de la Guerra Federal, los cuentos de la Guerra de los Cinco Aos y del tremendo personaje histrico que es el general Ezequiel Zamora. Es usted catlico, comandante? Qu santo invoc antes de alzarse? O solamente se acord de Maisanta? S, soy profundamente catlico. Incluso recuer do haber sido monaguillo en mi niez, en la iglesia de mi pueblo, en Sabaneta de Barinas. Fundamentalmente nuestra seora del Rosario, de la cual, repito, soy muy devoto y tambin record a la virgen del Socorro, cuyo escapulario, por cierto, cargo siempre conmigo despus del 4 de febrero. Este es el mismo escapulario que usaba mi bisabuelo, el general Pedro Prez Delgado (Maisanta) en sus correras contra el rgimen dictatorial de Juan Vicente Gmez. Hugo Chvez, bolivarianos 1993.

PAGE 31

31 Qu lo entristece? Y qu lo pone alegre? Saber que hay tanta miseria, tanta injusticia. Y de manera muy especial, saber tambin que mueren tantos nios en Venezuela y en Amrica Latina a causa de esa miseria, a manos del hampa comn, a causa del hambre. Eso en verdad me entristece profundamente. Me alegra, simplemente, ver a la gente feliz. Qu es lo que ms recuerda? Y qu es lo que le hace ms falta del Llano? El llano es para m y para todo llanero algo mgico y voy a tomar prestadas unas coplas del paisano y gran Arauca apureo, dice: Hace aos que no te veo, /cajn de arauca apureo, /como te recuerdo a ti /con cien leguas de por medio. Y extrao, y me hace falta de ese Llano querido, andar, en estos tiempos de invierno especialmente, en un bongo remontando el Arauca, cruzando el cao Caribe y despus el ro Capanaparo, en las alas de la libertad. Eso extrao del Llano venezolano. Cuando el presidente Prez habla de los milita nin le merece esta caracterizacin del Presidente? comprender la realidad de lo que ocurre en el seno de las Fuerzas Armadas Nacionales, y, al mismo tiempo, un empeo de ocultar esa realidad. Eso es lo que re una logia militar. Qu representan para usted las Fuerzas Arma das Nacionales? Las Fuerzas Armadas Nacionales, a cuyos miem bros aprovecho para enviar un caluroso saludo bien solidario y bien de esperanza, representan para m y para nosotros un inmenso terreno abonado, sembra do y ya listo para cosechar frutos que nos permitirn de cambio, de desarrollo integral que requiere la sociedad venezolana, dentro de un nuevo modelo de desa rrollo, dentro de un nuevo esquema de relacin entre el sector poltico y el sector militar, basado fundamen talmente en una claridad meridiana de interaccin. Dgame usted, cul fue el error decisivo del 4 de febrero? Pudiramos hablar de una falla; hubo varias fallas operacionales, pero la determinante fue originada por una temprana delacin ocurrida a medioda del da lunes 3 de febrero, que impidi a algunas unidades de comunicaciones y electrnica ubicarse en puntos estratgicos, de manera tal que no tuvimos la posibilidad de emplear Por ltimo, comandante, si usted tuviera la posibilidad de hacerle una recomendacin, de darle un consejo al Presidente de la Repblica, qu le dira? Creo que resulta casi necio recomendar algo a quien es incapaz de or. A Prez le han hablado las mejores intelectualidades venezolanas y simplemente ha respondido que es un ritornelo. A Prez le ha hablado la nacin entera con ruidos ensordecedores de cacerolas, de ollas, de pitos, de cornetas y ha sealado que esto es un infantilismo. De forma tal que es difcil hacerle una recomendacin a una persona con estas caractersticas. Cmo recomendarle algo a quien desconoce la verdad de los hechos? Cmo recomendarle algo a quien ya nos conden acusndonos de magnicidas y nos considera, adems, sus enemigos personales? Cmo recomendar algo a quien se manda a hacer en vida un museo con los dineros de la nacin? Sin embargo, por encima de todo esto, ya que usted me lo plantea delante de toda la nacin vene zolana que nos est observando, a todo riesgo, yo me atrevera a recomendarle al seor Carlos Andrs Prez que se detenga por un instante y haga una valientemente la actitud que le exige el pueblo de Venezuela; y que se convenza de que la nica forma de pasar a la historia es aportando su grado, el grado la situacin nacional le exige. Esa sera la recomendacin, la nica recomendacin que yo le hara al seor Carlos Andrs Prez. Doctor Rangel, antes de la despedida, quiero riano Revolucionario 200, esta ocasin que usted nos brinda para dialogar. Y agradecer a la vida que nos ha dado la oportuniinteraccin tan constructiva, tan didctica incluso de su parte, y adems, permitirnos llegar a ese noble y bravo pueblo venezolano; pueblo al cual enviamos un mensaje, y no puede ser otro mensaje que el de la fe, de la esperanza; pueblo al cual pedimos no desmayar en la lucha que ya se inici hacia la bsqueda de su verdadera libertad y hacia la bsqueda de un horizonte de justicia para que nuestra patria, esa patria que se nos fue quedando a la vera del camino, podamos reencontrarla en los albores del siglo que ya viene amaneciendo.

PAGE 32

32 Hugo Chvez Fras _______________El 13 de diciembre de 1994, Hugo Chvez Fras lleg por primera vez Cuba. Lo recibi personalmente el comandante Fidel Castro, al pie de la escalinata del avin. El 14 de diciembre, Chvez hizo una exposicin de sus ideas ante centenares de estudiantes y catedrticos de la Universidad de La Habana. Sin duda, para entender al Chvez revolucionario, este discurso es fundamental. Al principio, Chvez se dirige a Fidel con el apelativo seor. Muchos aos despus, haban construido una amistad a prueba de todo, y Chvez lo describira como un padre. Reciban en primer lugar un caluroso y sentido abrazo bolivariano, que viene de esta tierra venezolana desde la cual nos sentimos tan llenos, y de la cual y con la cual hoy tenemos comprometida nuestra vida entera. Anoche, en este viaje, fugaz pero profundo a Cuba, una compatriota cubana, me preguntaba en el avin, que si era la primera vez que yo vena a Cuba. Le dije que s. Pero, al mismo tiempo, le dije algo que quiero repetir en este momento tan emotivo, tan emocionante: primera vez que vengo, s, fsicamente, pero en sueos a Cuba venimos muchas veces los jvenes latinoamerisoldados bolivarianos del ejrcito venezolano. Desde hace aos, decidimos entregarle la vida a un proyecto revolucionario, a un proyecto transformador. As que, de verdad, agradezco este nuevo honor, que me hace el Presidente Fidel Castro, que me hacen todos ustedes, y como le deca anoche, cuando recib la inmensa y agradable sorpresa, de ser esperado en el Aeropuerto Inter nacional Jos Mart, por l mismo en persona, le dije: yo no merezco este honor. Aspiro merecerlo algn da, en los meses y en los aos por venir. Lo mismo les digo a todos ustedes, queridos compatriotas cubanos latinoamericanos. Algn da espera mos venir a Cuba en condiciones de extender los bra zos, y en condiciones de mutuamente alimentarnos en un Proyecto Revolucionario Latinoamericano, imbui dos, como estamos, desde siglos hace, en la idea de un continente hispanoamericano, latinoamericano y caribeo, integrado como una sola nacin que somos.Andamos como el vientoEn ese camino andamos. Y como Aquiles Nazoa dijo de Jos Mart, nos sentimos de todos los tiempos y de todos los lugares. Y andamos como el viento, tras esa semilla, que aqu cay un da, y al que en terreno frtil reto y se levanta, como lo que siempre hemos dicho, y no lo digo ahora, aqu en Cuba, porque est en Cuba y por que, como dicen en mi tierra, en el llano venezolano, me sienta guapo y apoyado, sino que lo decamos en el mismo ejrcito venezolano, antes de ser soldados insurrectos, o decamos en los salones, en las escuelas militares de Venezuela: Cuba es un bastin de la dignidad latinoamericana. Y como tal hay que verla, y como tal hay que seguirla, y como tal hay que alimentarla. Hay, por supuesto en este momento, un huracn de emociones, de ideas, de pasiones, y de sentimientos, cruzando mi mente, y anidndose en el alma de soldado, de revolucionario, de latinoamericano. Cuntas cosas que se agolpan en la mente, tantos recuerdos! Muchas veces soar con Cuba, estar cmulo de cosas, que me llegan ahora, en este momento, en esta Aula Magna, de esta Universidad de La Habana, donde, por cierto, me deca, un ilustre compatriota de esta universidad, que aqu estuvo Andrs Eloy Blanco, con sus poemas, con sus sueos.El tiempo nos llama y nos impulsa Su Legado

PAGE 33

33 Recordaba haber ledo en la crcel, Comandante Castro, Presidente de Cuba, haberle ledo, en primer lugar, en la crcel de Yare, aquella encendida defensa, aquella encendida palabra suya, en La historia me ab solver. Y haber ledo, tambin, en la crcel, Un Grano de Maz, entrevista hecha en ese tiempo por el Co mandante Toms Borge, y haber comparado, y dentro de tantas comparaciones, de tantas ideas, con 40 aos casi de diferencia, una de la otra, sacar varias conclu siones, como soldados prisioneros. Una de ellas: que vale la pena! que hay que hacerlo! mantener la bandera de la dignidad, del pensamiento de los principios en alto! An a riesgo de que darse solo en cualquier momento! Mantener contra vientos desfavorables, las velas en alto! Mantener posiciones de dignidad! Eso lo releamos, lo leamos en la crcel, y fue para nosotros alimento de prisioneros rebeldes, y fue para nosotros, y sigue siendo, alimento de rebeldes. Y hablando de rebeldes, subrayo lo dicho por el Presidente de esta Federacin de Estudiantes, y lo dicho por el Comandante en Jefe Fidel Castro, acerca de la Cumbre, de Miami, esa Cumbre no se hizo para rebeldes, por lo tanto no estuvieron all los cubanos, nosotros tampoco podemos entrar a territorio norteamericano, nos tienen prohibida la entrada. Lo he dicho una vez, en Colombia, y lo vuelvo a decir, ahora en Cuba, con ms fuerza y con ms vigor. Nos honra como soldados rebeldes, que no nos dejen entrar a territorio norteamericano. Ahora, sin duda, aqu estn ocurriendo cosas interesantes en la Amrica Latina y en el Caribe. Sin duda que ese insigne poeta y escritor, nuestro, de esta Am rica nuestra, don Pablo Neruda, tiene profunda razn, cuando escribi que Bolvar despierta cada cien aos, cuando despierta el pueblo. Sin duda que estamos en una era de despertares, de resurrecciones de pueblos y de esperanzas. Sin duda, Presidente, que esa hora que usted anuncia, o que anunci y sigue anunciando, en esa entrevista a que me he referido, Un Grano de Maz, se siente y se palpa por toda la Amrica Latina.Era BicentenariaSin duda que estamos en Era Bicentenaria. Nosotros tuvimos la osada, de fundar un Movimiento hastiados de tanta corrupcin. Y nos juramos dedicar la vida a la construccin de un movimiento revolucionario, y a la lucha revolucionaria de Venezuela y ahora, en el mbito latinoamericano. Eso comenzamos a hacerlo, en el ao bicentenario del nacimiento de Bolvar. Pero veamos, que este prximo ao es el centenario de la muerte de Jos Mart. Veamos que este ao que viene es el bicentenario del nacimiento del Mariscal Antonio Jos de Sucre. Veamos que este ao que viene, es el bicentenario de la rebelin y muerte del zambo Jos Leonardo Chirino, de las costas de Coro, Venezuela, tierra, por cierto, de los ascendientes del prcer Antonio Maceo. Veamos entonces, como que el tiempo nos llama y nos impulsa. Es sin duda, tiempo de recorrer de nuevo, ya vemos que es tiempo de esperanza y de lucha. En eso estamos nosotros, despus de diez aos intensos, en el seno del Ejrcito venezolano. Despus de una rebelin y otra rebelin, ahora dedicados al traba jo revolucionario, en tres direcciones fundamentales, que voy a resumir ante ustedes, para invitarles al inter cambio, para invitarles a extender lazos de unin y de trabajo, de construccin concreta. En primer lugar, estamos empeados, en levantar una bandera ideolgica pertinente y propicia, a nuestra tierra venezolana, a nuestra tierra latinoamerica na, y esto es la bandera bolivariana. Pero, en ese traba jo ideolgico, de revisin de la historia y de las ideas, que nacieron en Venezuela, y en este continente, hace 200 aos, cuando se fue levantando el primer proyecto de nacin, no solamente venezolana, sino latinoame ricana, aquel proyecto que Francisco de Miranda llam Colombia y que Bolvar tom despus para llamar Co lombia, lo que hoy conocemos como la Gran Colombia, el sueo bolivariano. En ese sumergirnos en la historia, buscando nuestras races, hemos diseado, y hemos lanzado a la opinin pblica, nacional e internacional, la idea de la inspiracin que en el rbol de las tres races, llama mos nosotros. La raz no solamente del pensamiento bolivariano, de aquel Simn Bolvar, que llamaba, por ejemplo, a esa Unidad Latinoamericana para poder oponer una nacin desarrollada como contrapeso a la noamericana. Aquel Bolvar que planteaba en Angostura, la necesidad de incorporar, adems de los tres poderes clsicos de Montesquieu, un cuarto poder, el Poder Moral. Aquel Bolvar y aquellas ideas de Bolvar, que planteaba, en la Constitucin de Bolivia la necesidad de un Quinto Poder, el Poder Electoral. Aquel Bolvar, que desde su tumba, casi, all en Santa Marta dijo: los militares deben empuar su espada para defender las garantas sociales. Aquel Bolvar que dijo: el mejor sistema de gobierno, es aquel que le proporciona mayor suma de felicidad a su pueblo, mayor suma de estabilidad poltica y seguridad social.Simn RodrguezEsa raz profunda, esa raz bolivariana, nosotros la hemos asumido, porque creemos y no es que la hayamos asumido, es que est unida por el tiempo, por la

PAGE 34

34historia misma, a la raz robinsoniana, tomando como inspiracin el nombre de Samuel Robinson. O Simn Rodrguez, a quien conocemos muy poco los latinoamericanos, porque nos dijeron, desde pequeos, que era el maestro de Bolvar, y all se qued, como estigmatizado por la historia. El loco estrafalario, que muri anciano, deambulando como el viento, por los pueblos de la Amrica Latina, Simn Rodrguez, quien inyect gran parte de las ideas de Simn Bolvar. Simn Rodrguez, el que llamaba a los americanos meridionales, a hacer dos revoluciones, la poltica y la revolucin econmica. Aquel Simn Rodrguez que llamaba a la construccin de un modelo de economa social, un modelo de economa popular. Aquel Simn Rodrguez que dej para todos los tiempos de la Am rica Latina, como un reto para nosotros, aquello de que, la Amrica Latina, en esos tiempos la Amrica Meridional, en el trmino, no poda seguir imitando servilmente sino que tena que ser original. Y llamaba a inventar o errar. Ese viejo, loco, para los burgueses de la poca, que andaba recogiendo nios, ya anciano y abandonado, y que deca, los nios son las piedras del futuro re publicano. Vengan ac para pulir las piedras, para que ya al lado de la tumba se dedic a construir velas. Y cuando alguien le pregunt: Qu hace Usted construyendo velas, Maestro? Dijo: Es que no consigo otra forma de darle luces a la Amrica. Esa planteamiento ideolgico. Y una raz ms reciente, la raz zamorana, tomada del General del pueblo soberano, Ezequiel Zamora, lder de la Revolucin Federal en Venezuela. Zamora, el General que usaba doble cubrecabeza: un sombrero de cogollo, y un quepis militar sobre el sombrero de cogollo. Y lo explicaba, en un concepto que despus y en otro lugar. Mao sealaba que ustedes lo saben mejor que nosotros que el pueblo es al Ejrcito como el agua al pez. Y ustedes, no solamente lo saben, sino que lo han aplicado, y yo aprovecho, y me disculpan la disgrecin para darle un inmenso abrazo, gigantesco abrazo, a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, que se han identificado con su pueblo para siempre. En muy pocas horas, nos vamos, y digo nos vamos, porque conmigo anda el Teniente Isea Romero, Teniente de Paracaidistas, y soldado del Ejercito vene zolano, rebelde y exprisionero poltico. Y nos vamos, queridos compaeros de armas de Cuba, convencidos, a pesar de lo poco que pudimos ver, de que ustedes si aplican eso, estn como el ttulo de una buena obra, de un estudioso del tema panameo, estn Como pez en el agua. Y nosotros, como militares, andamos tras conviccin y la necesidad de que el Ejrcito de Vene zuela, tiene que ser de nuevo lo que fue, un Ejrcito del pueblo, un Ejrcito para defender eso que Bolvar llam, las garantas sociales.La tercera razEntonces, Ezequiel Zamora, de quien les hablaba como tercer componente del rbol de las Tres Races, deca yo que se adelant en la concepcin que despus tom Mao. Zamora explicaba que el sombrero de cogollo, representaba al pueblo de Venezuela, y el quepis militar, al Ejrcito que deba estar unido a ese pueblo, para poder lograr la Revolucin Federal, que estaba extendida en toda Venezuela. Ezequiel Zamora tom el Proyecto bolivariano! Lamentablemente muri comenzando la guerra federal. Y con l enterraron el sueo de los campesinos pobres de Venezuela, que haban sido tambin .traicionados despues de la Guerra de Independencia. Esa vertiente de trabajo nuestra, por supuesto y por cierto, que tiene su complemento en toda la Am rica Latina. Nosotros, seguramente, por venezolanos, tomamos las tres races en nuestro proyecto ideolgi co. Empeados en resistirnos a esa tesis que viene del Norte; alguien me deca hace poco, que todo lo malo viene del Norte. de la era tecnotrnica, que las ideologas ya no sirven, que estn demod. No! Nos resistimos! No lo acep hace 4 meses andaba escondido, a quien yo le pregun taba en la Universidad de Panam, por cierto, una noche, por qu andaba escondido. Y me dice: yo ando escondido porque yo ahorqu a un gringo y tengo auto de detencin por asesinato. Ahora, dnde estn los autos de detencin por los miles de muertos que hubo deca: Comandante, ustedes tienen all su Dios que es Bolvar. Nosotros tenemos nuestro santito, que es Omar Torrijos. De forma tal que haya en toda la Amrica, Mart y, ms reciente, Omar Torrijos, Velasco Alvarado y cientos de soldados del pueblo en el Per, en la experiencia inmensa del Plan Inca. O en el Cono Sur como una madrugada en Montevideo, hace unos meses, les activos del Ejercito del Uruguay, que se llaman los Soldados Artiguistas, y con un regalo sobre un pensamiento poltico de ArtigasSan Martn y tantos otros latinoamericanos.

PAGE 35

35 Con DanielSandino! Y aprovecho para decir, que tambin me siento muy honrado de haber conocido hoy, y haber abrazado, al Comandante Daniel Ortega, de la Revolucin Nicaragense, quien se encuentra aqu en La Habana, como ustedes saben. Sandino, Maritegui... Ah estn las races de un Proyecto de Nacin, una sola nacin, que somos todos los latinoamericanos y caribeos. Ahora, esa es una primera vertiente de trabajo. Bien adecuado, mi Comandante, el prximo ao, aniversario de la muerte de Jos Mart, para estrechar ese trabajo ideolgico, ese Binomio de Bolvar y Mart, como forma de levantar la emocin, y el orgullo de los latinoamericanos. La otra vertiente, de nuestro trabajo, para lo cual tambin necesitamos, estrechar nexos con los pue blos, de nuestra Amrica, es el trabajo organizativo. En la crcel recibamos, muchos documentos de cmo el pueblo cubano se fue organizando, despus del triunfo de la Revolucin. Y estamos empeados en organizar en Venezuela, un inmenso movimiento social. El Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 y ms all estamos convocando para este prximo ao, a la creacin del Frente Nacional Bolivariano. Y estamos llamando a los estudiantes, a los campesinos, a los aborgenes, a los militares, que estn en situacin de retiro, porque lamentablemente, los militares en los Cuarteles, en Venezuela, siguen amor dazados. Los polticos venezolanos pretenden tener para siempre militares que sean ciegos y sordos ante la tragedia nacional. A los militares que estamos en la calle, a los intelectuales, a los obreros, a los pescadores, a los soadores, a todos, a formar un gran Frente, un Frente Social, que enfrente el reto de la transformacin de Venezuela. En Venezuela, nadie sabe lo que puede ocurrir en cualquier momento. Nosotros, por ejemplo, aqu estamos entrando en un ao electoral, 1995, dentro de un ao, en diciembre, habr en Venezuela, otro proceso electoral Ilegal, ilegtimo, signado por una abstencin ustedes no lo van a creer del 90% en promedio. Es decir, el 90% de los venezolanos no va a las urnas elec torales, no cree el mensaje del poltico, no cree en casi ningn partido poltico. Este ao, nosotros aspiramos, con el Movimiento Bolivariano, y con el Frente Nacional Bolivariano, polarizar a Venezuela. Los que van al proceso electoral, donde hay gente honesta tambin, los respetamos, pero no creemos en ese proceso electoral. Ese es un polo. Y el otro polo que nosotros vamos a empujar y a alimentar, buscndolo en la calle con el pueblo, el llamado a elecciones nacionales para una Constituyente, para revinieron abajo, las bases jurdicas, las bases polticas, las bases econmicas, las bases morales, que en Venezuela estn en el suelo los principios y eso no se va a arreglar con pequeos parches. Bolvar lo deca: las gangrenas polticas no se curan con paliativos. Y en Venezuela hay una gangrena, absoluta y total. Alguien me deca, hace unos meses atrs, que por qu no permitamos que el sistema democrtico ese que llaman democrtico en Venezuela madure. Y yo le deca y aprovecho que ahora que prob un dulce de mango exquisito aqu en La Habana, yo le pona el ejemplo del mango, que en Venezuela se perda porque no sabemos aprovecharlo un mango madura cuando est verde, pero un mango podrido, jams va a madurar. Un mango podrido, hay que rescatar su semilla para que nazca una nueva planta. Eso pasa en Venezuela hoy. Ese sistema no tiene manera de recuperarse. Y nosotros, y lo que voy a decir voy a utilizar de nue vo la expresin de la gente de mi pueblo, del llano venezolano no lo voy a decir porque estoy aqu guapo y apoyado, lo he dicho en Venezuela, lo he dicho en el Ateneo de Caracas, que ustedes conocen muy bien, lo he dicho a la prensa, a la televisin, a los pocos programas en los cuales nos dan cabida. Lo dije frente al Palacio de Gobier no, en una ocasin, despus que sal de la crcel: nosotros no desechamos la va de las armas en Venezuela. Nosotros seguimos teniendo, y lo dicen las encuestas del mismo Gobierno, ms del 80 % de opinin favorable en el pueblo, en el Ejrcito, en la Marina, en la Fuerza Area y hasta en la Guardia Nacional, que es una fuerza que invent este sistema, y reforz; es como la Guardia pretopriana. Pero ah tambin hay gente bue na. En la Polica uniformada, en la misma Direccin de Poltica Interna, la Polica poltica. Tenemos una fuerza all, y la alimentamos, y la atendemos. Y aunque los muchachos, por supuesto, andan perseguidos por to-

PAGE 36

36cial venezolano nombre a Bolvar en un cuartel, es contenemos una fuerza.Dispuestos a todoY adems de todo eso, tenemos un altsimo por centaje de los venezolanos, especialmente de ese 60% de amigos y tampoco lo van a creer ustedes estn en pobreza crtica. Increble, pero es cierto! En Venezuela se esfumaron 200,000 millones de dlares en 20 aos. Y dnde estn?, me preguntaba el Presidente Castro. Se fueron al exterior, como casi todos los gobernantes que han pasado por Venezuela, civiles y militares que se enriquecieron al amparo del poder. En esa inmensa mayora de venezolanos, nosotros tenemos un tremendo impacto positivo. Y al tener esas dos fuerzas, ustedes comprendern, que estamos dispuestos a dar el todo por el todo, por darle esa ayuda a Venezuela. Por eso decimos, que no desechamos, la va de utilizar las armas del pueblo que estn en los cuarteles para buscar el camino, si este sistema poltico, decide, como parece haber decidido, atornillarse de nuevo y buscar recur sos para manipular y engaar. Nosotros estamos pidiendo Constituyente. Y el ao que viene, ya les dije, vamos a estarla promoviendo como recurso estratgico de corto plazo. Y la tercera vertiente, es la que estamos trabajando para ir concluyendo estas palabras, este saludo, esta pasin que me mueve esta noche es un proyecto estratgico de largo plazo, en el cual los cubanos tienen y tendrn mucho que aportar, mucho que discutir con nosotros. Es un proyecto, de un horizonte de 20 a 40 aos. Un modelo econmico soberano. No queremos seguir siendo una economa colonial. Un mundo econmico complementario. Venezuela tiene inmensos recursos energticos, por ejemplo. Ningn pas del Caribe o Latinoameri cano, debera importar combustible de Europa. Por qu, si Latinoamrica tiene a Venezuela, con inmensos recursos energticos? Entonces, por qu Venezuela va a seguir exportndole a esos pases (del Norte)? Ya se les enva dos millones de barriles de petrleo crudo por da. Igual que hace 500 aos se llevaban la materia prima, y hoy se la siguen llevando de la misma forma. Un proyecto, que nosotros hemos lanzado ya al mundo venezolano para en nombre del Proyecto Nacional Simn Bolvar, pero con los brazos extendidos al continente Latinoamericano y del Caribe, y al respecto, hemos entrado ya en contacto con algunos Centros de Estudios de Panam, de Colombia, de Ecuador, de Uru guay, de Argentina, de Chile, de Cuba. Un proyecto en el cual no es aventurado pensar, desde el punto de vista poltico, en una Asociacin de Estados Latinoamericanos. Por qu no? Ese fue el sueo originario de nuestros Libertadores! Por qu seguir fragmentados? Hasta all, en el rea poltica, llega la pretensin de ese proyecto que no es nuestro ni es original: tiene 200 aos al menos. Y cuntas experiencias positivas en el rea cultural, en el rea econmica, esta economa de guerra, como se vive en Cuba? Y en el rea deportiva, en el rea educativa. De la atencin a la gente, de la atencin al hombre, pero si debe ser el primer objeto de la Patria, el sujeto de la Patria! As que en esa tercera vertiente, en el proyecto poltico transformador, de largo aliento, de largo plazo, extendemos la mano a la experiencia, a los hombres y mujeres de Cuba, que tienen aos, pensando y haciendo, ese proyecto continental. Para terminar, por ahora, les invitamos cordialmente, como ya lo hemos hecho, a las autoridades, a un Encuentro, en Santa Marta. Nos hemos convocado en Santa Marta, por dos vas, para el 17 de diciembre. All aspiramos a comenzar la preparacin. Esta sera la primera reunin preparatoria del 2 Congreso Panam, en 1996, cuando se cumplan 170 aos de aquel Congreso, que fue saboteado, por cierto, por los Estados Unidos. Y aspiramos a un Tercer Congreso en 1999, cuando el ejrcito norteamericano, debe retirar el ltimo soldado de esa tierra bolivariana que es el Canal de Panam. Esto sera un Congreso, o una va permanente, donde discutiramos los latinoame ricanos sobre nuestra tragedia, sobre nuestro destino, que al decir de ese gran revolucionario, ese gran escritor uruguayo, Eduardo Galeano, ese destino no puede ser una maldicin. Es un desafo! El siglo que viene para nosotros es el siglo de la esperanza. Es nuestro siglo. Es el siglo de la resurreccin del sueo bolivariano. El sueo de Mart, el sueo latinoamericano. Queridos amigos: ustedes me han honrado con sentarse esta noche a or estas ideas, de un soldado, de un latinoamericano, entregado de lleno y para siempre a la causa de la revolucin de esta Amrica nuestra. Un inmenso abrazo bolivariano a todos ustedes.

PAGE 37

37 Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando convoca a la soberana nacional para que Por mil pueblos, por mil caminos, durante miles de das recorriendo el pas durante estos ltimos casi cinco aos, yo repet delante de mu chsimos venezolanos esa frase pronunciada por nuesotro congreso, el congreso de la Repblica Grande, el Congreso de Angostura de 1819, el congreso de donde naci la Tercera Gran Repblica, la del poder moral, la de la Gran Colombia, de la de unidad latinoamericana, caribea. Repeta yo mucho esa frase y en los ltimos meses de la inslita campaa electoral de 1998, por que fue inslita de verdad, dije inspirado por la certeza aquella de Walt Whitman cuando deca: seguro como la ms segura de las certidumbres: as andbamos por los caminos seguros de que este da iba a llegar. Deca yo con esa certeza de que este da iba a lle gar aqu en este escenario, 2 de febrero 1999, yo le dije al pueblo venezolano de muchas maneras y en mu chos lugares que iba a comenzar mi discurso de hoy al asumir la Presidencia de Venezuela por mandato del pueblo venezolano y por el favor de Dios tambin, que iba a comenzar con esa frase; he comenzado estas palabras con esa esa frase y yo la voy a repetir, perm tanme: dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando, convoca la soberana nacional para que ejerza su voluntad absoluta. Ahora por qu esa frase? de dnde viene esa frase? por qu Bolvar? No se trata de una repeticin me ramente protocolar y rebuscada de cualquier frase de Bolvar, por hablar de Bolvar. No. Se trata ms bien de darle razn a Pablo Neruda, ese grande de nosotros, de los nuestros, cuando cantndole a Bolvar dijo: es que despierta cada cien aos, cuando despiertan los pueblos. Se trata de reconocerle razn al grande de nosotros tambin que fue Miguel ngel Asturias cuando dijo Cuando despiertan los puebloscantndole a Bolvar: los hombres como tu Libertador no mueren Capitn, sino que cierran los ojos y se que dan velando; es reconocerle razn al indio Chocaguanca, Presidente Alberto Fujimori (presente en el acto) cuando le cant a Bolvar y le dijo: tu gloria crecer con el tiempo como crece la sombra cuando el sol declina. O es reconocerle razn a Jos Mart, Presidente Fidel Castro (tambin presente) cuando dijo: Ahora es cuando Bolvar tiene que hacer en Amrica todava, porque lo que no hizo l est sin hacer todava. No es entonces mera retrica nuestra bolivariani dad. No. Es una necesidad imperiosa para todos los ve nezolanos, para todos los latinoamericanos y los caribeos fundamentalmente, rebuscar atrs, rebuscar en las llaves o en las races de nuestra propia existencia, la frmula para salir de este laberinto, terrible laberin to en que estamos todos, de una o de otra manera. Es tratar de armarnos de una visin jnica necesaria hoy, aquella visin del Dios Mitolgico Jano, quien tena una cara hacia el pasado y otra cara hacia el futuro. As estamos los venezolanos de hoy, tenemos que mirar el pasado para tratar de desentraar los misterios del futuro, de resolver las frmulas para solucionar el gran Bajo la bandera de convocar a una Asamblea Constituyente, cobijado por un poderoso movimiento popular y una amplia alianza electoral, el Comandante Hugo Chvez concurre a los comicios del domingo 6 de diciembre de 1998. Gan con 3,673,685 votos y el segundo mayor porcentaje del voto popular en 4 dca das (56,20%), sucediendo a Rafael Caldera en la presidencia de Venezuela. El da de su toma de posesin, el 2 de febrero de 1999, Chvez cambi el juramento protocolar: Juro delante de Dios, juro delante de la Patria, juro delante de mi pueblo sobre esta moribunda Constitucin que impulsar las transformaciones democrticas necesarias para que la Repblica nueva tenga una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos. Lo juro. Este es un resumen de su discurso de investidura. Su legadoEl Comandante Chvez jura como Presidente sobre la moribunda Constitucin, el 2 de febrero de 1999. Al centro, Rafael Caldera, presidente saliente.

PAGE 38

38drama venezolano de hoy. Y mirando hacia el pasado en este da crucial para la Repblica, para la nacin, para la historia venezolana; en este da, que no es un da ms; en esta transmisin de mando presidencial que no es una transmisin de mando presidencial ms. No, es la primera transmisin de mando de una poca nueva. Es el abrir la puerta hacia una nueva existencia nacional; tiene que ser as. Es obligatorio que sea as.Quin lanza la primera piedra?Yo nac en 1954. En 1971 era Rafael Caldera Presidente de la Repblica cuando ingres yo a la Academia Militar de Venezuela. Cuatro aos despus, era Carlos Andrs Prez Presidente de Venezuela y de sus manos, recib yo el sable de mando de Subteniente del Ejrcito, el 5 de julio 1975. Ya comenzaba algo a oler mal en Ve nezuela. Comenz la crisis tica. Reconozcmoslo, creo que es momento de reconocer nuestras culpas, todos las tenemos, yo tambin. Quin lanza la primera piedra? Yo hago un llamado y es mi primer llamado, como Presidente de Venezuela, a que todos reconozcamos nuestras culpas como hacemos en la Iglesia, Monseor: Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa, pero lo ms importante, como lo aprend yo cuando era monaguillo y como me lo recordaba el Gobernador Arias en la Academia Militar, cuando me sancionaba leyndome los textos largos de la Historia de la Reli gin, lo importante no es darse golpes de pecho, lo im portante es darse golpes de pecho y salir renovados en el espritu, en el alma, en el vigor. Eso s es lo importante. Yo hago un llamado a todos los venezolanos para que hagamos ese acto individual y colectivo: ya basta. Aquella crisis moral de los aos setenta fue la gran crisis y esa es la crisis ms profunda que todava tenemos, ese es el cncer ms terrible que todava tenemos all presente en todo el cuerpo de la Repblica, esa es la raz de todas las crisis y de toda esta gran catstrofe, mientras no curemos ese mal seguiremos hundindonos en la catstrofe, aunque el petrleo lle gue de nuevo ojal que no! a 40 dlares el barril, no lo queremos, no queremos que llegue a 40 dlares el barril, pero aunque llegara y aunque lloviesen petrodlares y mucho dinero, igual sera como un alivio momentneo, pero igual nos seguiramos hundiendo un poco ms all, en un pantano tico y moral. Esa crisis no hubo capacidad para resolverla, la ms mnima capacidad ni la ms mnima voluntad para resolverla y sigui galopando como un pequeo cncer que no es extirpado a tiempo y as llegaron los aos 80 y ocurri la segunda gran crisis, despus de una serie de peque as perturbaciones, vino el viernes negro. Ahora carcomi instituciones, carcomi el mode lo econmico y la crisis se hizo econmica y comenzamos a or en Venezuela a hablar de devaluacin, muchos aos al recinto de los estudiosos de la econo ma. Pero tampoco se regul esa crisis, ni la moral ni la econmica y la acumulacin de estas dos crisis origin una tercera espantosa, espantosa porque es visible, porque las otras, la moral y la econmica son as como los volcanes que por debajo van madurando hasta que explotan y revientan y se hacen visibles y arrasan pue blos, vidas y ciudades. Aqu hace una dcada ya, dentro de pocos das vamos a recordar con dolor aquella explosin de 1989, 27 de febrero, da horroroso, semana horrorosa, ma sacre, hambre y miseria y an no hubo, a pesar de eso, capacidad ni voluntad para tomar las acciones mnimas necesarias y regular, como pudo haberse hecho, la crisis moral, la crisis econmica y ahora la galopante y terrible crisis social. Y esa sumatoria de crisis gener otra que era inevitable, seores del mundo, seores del continente, la re belin militar venezolana de 1992 era inevitable como lo es la erupcin de los volcanes; no se decreta una rebelin de ese tipo, y yo aprovecho este momento para darle un recuerdo imperecedero a los jvenes militares y civiles de las rebeliones de 1992, 4 de febrero y 27 de noviembre de aquel ao que quedar para la historia; aqu hay algunos de ellos con nosotros en este recinto, chachos, parte de la juventud que tuvo que tomar una actitud, a alguien le toc, otros estn sembrados, no tienen la suerte de nosotros de estar aqu. Y otros estn en las Fuerzas Armadas y han cargado una cruz durante aos. Seores del mundo, seores del continente, los militares rebeldes venezolanos del 92 hicimos una re belin que fue legitimada, sin duda alguna, no hoy por que soy Presidente ahora de Venezuela, sino que al da siguiente de la rebelin, mucho ms del porcentaje que me trajo aqu de apoyo popular, apoy aquella rebelin militar. Esa es la verdad. No queremos ms rebeliones, ya se los dije a mis hermanos de armas. Fui al Alma Mater y lo dije: que nunca ocurra, pero que nunca ms ocurra un 27 de febrero; que nunca ms los pueblos sean expropiados de su derecho a la vida, porque si eso sigue ocurriendo nadie puede garantizar que otro da, maana o pasado, pueda ocurrir otro acontecimiento inde seado, como los acontecimientos de 1989 y de 1992.La crisis golpea el almaYo he sido trado aqu por una corriente originada en esos hechos. Clamo a todos, los partidarios de nuestra propuesta o de nuestro proyecto, a los adversarios de nuestra propuesta, los llamo a que jugando cada quien su papel, pensemos primero y antes que nada en el inters del pas y en el inters del colectivo, y pongamos en ltimo trmino el inters de nuestra fraccin o el inters de

PAGE 39

39 nuestro partido o el inters de nuestro grupo o el inters de nuestra familia o el inters de nosotros mismos. Eso va en ltimo lugar de prioridad. La crisis social, est all, palpitando amenazante. La crisis poltica que se sum a todo esto, por supues to, est aqu, aqu la tenemos representada. Este re cinto es una caja donde se encierra la crisis poltica. Abrmoslo. Tenemos que buscar la manera de regular estas crisis, porque as llegamos al presente, al da de hoy, y lo ms grave es que despus de 1992, cunto golpes de pecho hubo!, cuntas declaraciones de nada, el barco se sigue hundiendo, seores. Yo voy a repetir una frase (...) que dijo aqu en esta misma tierra venezolana otro militar como yo, pero por supuesto muchsimo inmensamente ms glorioso, yo no tengo glorias, lo que tengo son ganas de ser til. Aquel Miranda, el Generalsimo, cuando Simn Bolvar, Coronel, perdi el Castillo de Puerto Cabello, la plaza de Puer to Cabello, que era el ltimo punto fuerte de la Primera Repblica, cuando al Generalsimo Francisco de Miranda le dan la noticia de que el Coronel Simn Bolvar haba perdido la plaza de Puerto Cabello y con ella el parque, el ltimo, la reserva del parque, Francisco de Miranda, dice la Historia, que lanz la frase en francs (como no hablo francs voy a decirla en espaol y porque en espaol es que es apropiada) quizs el Generalsimo no quera que le entendieran quienes estaban cerca de l para no desmoralizarlos, a lo mejor, me imagino, y dijo en francs: Venezuela est herida en el corazn. Hoy, despus de siglo y medio yo retomo esa frase: nuestra Patria hoy est herida en el corazn, nosotros estamos en una especie de fosa humana. Por todas partes hay nios hambrientos, ndices macroeconmicos s aqu tengo algunos, no los voy a leer, los sabemos, los conocemos ro ir por las calles a ver, a sentir, a llorar como uno llora cuando consigue los nios limpiando las tumbas de los cementerios, porque de eso viven, como vi en Barinas el 2 de enero cuando fui al cementerio a ponerle una corona a mi abuela Rosa Ins y salieron unos nios a decirle a Chvez: Chvez, no hay tumbas para limpiar, tenemos hambre. Son nios de Venezuela y son tambin nuestros hijos. Yo tengo cinco hijos, all estn, pero no tengo cinco, todos los nios que me consiga a mi paso, aunque sean los hijos de mis ms duros adversarios, tambin yo los considero mis hijos porque ellos son inocentes de las pasiones que a nosotros nos impulsan.Me avergenza la pobrezaHoy Venezuela est as. Habra que revisar cmo estaba Venezuela despus de la Guerra de Independencia en aquellos aos cuando Simn Bolvar se enter que haba regresado de Europa su to Esteban Palacios y le escribi aquella famosa y hermosa y dolorosa carta To Esteban, usted de nuevo en Caracas, Caracas no existe. Yo no estoy de acuerdo, si aquella poca comparndola con sta, no estoy seguro cul, en cul de las dos haba ms miseria, ms hambre, ms necesidades, 80% de pobreza, me da vergenza, seores del mundo. Decir esto, algunos no creen, por all en la lejana Europa donde cae mucha nieve, cuando uno habla estas verdades y es difcil que crean esto; es muy difcil creer que en una suma de factores, todos positivos, el resultado sea negativo. Tanta riqueza!, se preguntarn ustedes; la reserva de petrleo ms grande del mundo, la quinta reserva ms grande del mundo en gas, oro, un inmenso Mar Caribe rico y hermoso que nos une con tantos hermanos de ese mare nostrum, ros inmensos, caudalosos, hay pueblos que han tenido que hacer ros debajo del desierto, han tenido que construir ros debajo de la arena para llevarle agua a sus pueblos, nosotros somos uno de los pases con mayor reserva de agua dulce del mundo entero, millones de hectreas de tierra frtil, inmenso territorio propicio para el turismo, un pueblo joven, alegre, dicharachero, caribeo y pare ah de contar, con una suma, todo eso igual 80% de poexplicar esto? Deca Galileo Galilei que el alfabeto con el que Dios escribi al mundo fueron las matemticas, tendremos que llamar a Galileo Galilei y a sus asesores a ver si ellos desentraan el misterio matemtico que hay en Venezuela. Deca el doctor Arturo Uslar Petri que aqu en Venezuela se evaporaron 15 planes Marshall con los cuales se hubiesen reconstruido 15 Europas, incluyendo todas las bombas que lanzaron y todas las invasio-

PAGE 40

40nes y los muertos y las bombas atmicas. 15 Planes Marshall, Presidente Hugo Banzer (de Bolivia), aqu se evaporaron, 15 Planes Marshall dnde estn?; el que sepa, dgame; el que tenga alguna informacin de dnde est eso, dgamelo. Esa es nuestra realidad seores, y yo aunque hay un viejo dicho que por all anda rodando, segn el cual por la verdad muri Cristo, se dice mucho en nuestros pueblos. Yo soy uno de los que cree que s, por la verdad muri Cristo, y si por la verdad tiene que morir uno ms, pues aqu estoy a la orden; pero no podemos seguir mintindonos a nosotros mismos, no podemos seguir engaando a nuestros hijos, a nuestros jvenes, hablndoles de mundos que no existen. No. Una de mis principales tareas queridos amigos y as la asumo, es decir las verdades en las que creo, porque la verdad, la verdad verdadera, sabemos nosotros los catlicos que la tiene Dios. Pero las verdades de las que uno est convencido, yo las voy a decir, de diversas maneras. (...) La verdad es esa, Venezuela est herida en el corazn; estamos al borde de un sepulcro; pero como los pueblos no pueden morir porque los pueblos son la expresin de Dios, porque los pueblos son la voz de Dios, resulta queridos compatriotas que felizmente, por encima y ms all de toda esta catstrofe inmensa, hoy en Venezuela estamos presenciando, estamos sintiendo, estamos viviendo una verdadera resurreccin. S, en Venezuela se respiran vientos de resurreccin, estamos saliendo de la tumba, y yo llamo a que unamos lo mejor de nuestras voluntades porque es el momento de salir de la tumba. Es el momento de repetirnos tambin aquello de que vacilar es perdernos. (...) Nosotros tenemos un proyecto, que no es nuevo, no, ni es original nuestro tampoco, no. Desde aque llos tiempos de Yare, de aquella escuela que fue Yare lneas de un proyecto; pero no un plan de gobierno por Dios! (...) Nosotros ante esta realidad tremenda que tenemos, le hemos planteado a los venezolanos un proyecto, le hemos dado varios nombres a lo largo de estos aos, pero ya por 1995 lo llambamos Agenda Alternativa Bolivariana y lanzamos lneas para la discusin. Luego, en plena campaa electoral, inslita, lo lanzamos al mundo como el proyecto de transicin; pero en el fondo, es el mismo viejo sueo bolivariano: un proyecto de desarrollo integral para Venezuela. Desde hoy comenzaremos a aplicar las medidas que a nosotros, como Poder Ejecutivo Nacional, nos corresponde, pero claro que no bastar eso. No ser quien aqu asuma sus responsabilidades, y especial mente quienes tenemos responsabilidades de con duccin de instituciones pblicas, privadas, religiosas, rumbo, dmosle a nuestros hijos y a nuestros nietos una patria que hoy no tenemos.Resurreccin y RevolucinNunca olvido el verso de Pedro Mir, ese gran poe ta dominicano: Si alguien quiere saber cul es su patria, no la busque, tendr que pelear y luchar por ella. Yo llamo a los venezolanos a luchar todos para que tengamos Patria, para que tengamos una Venezuela verdadera, una democracia verdadera. (...) Esa resurreccin a la que me refera, tiene una fuerte carga moral, social, es un pueblo que recuper por su propia accin, por sus propios dolores, por sus propios amores, recuper la conciencia de s mismo y all est clamando, en las afueras del Capitolio y por donde quiera que vayamos. Eso no tiene otro nombre que una REVOLUCIN. Terminando el siglo XX y comenzando el siglo XXI venezolano aqu se desat una verdadera revolucin, seores y yo tengo la certeza de que novamos a dar cauce democrtico a esa revolucin que anda desatada por todas partes. (...) Ese pueblo necesita cauce. No podemos de Asumamos con coraje y con valenta la tarea de darle cauce a la revolucin venezolana de este tiempo o la revolucin nos pasa por encima, tenemos dos alterna tivas, son dos opciones que tenemos: o le damos cauce a esa fuerza o esa fuerza nos pasa por encima. Yo estoy seguro que ese pueblo que est all resu citado va a buscar sus caminos, hoy recuper credibili dad en una oferta, en una propuesta, en un camino, si la perdiera maana esa fuerza, as como el agua, va a buscar salida. Por eso imploro la voluntad, la buena voluntad de todos para que entre todos le demos cauce a la revolucin necesaria en lo social, en lo econmico, en lo poltico, en lo tico. Tenemos que revolucionar nos, incluso nosotros mismos. Es hora de or a Bolvar de nuevo y ahora es cuando los venezolanos van a orme hablar de Bolvar, porque ese es el faro. (...) Por mi parte, tengan ustedes la certeza que yo, como estoy seguro muchos venezolanos, pero hablo por m en este instante como Presidente de Venezuela, yo no vacilar un instante en hacer lo que tenga que hacer; no hay marcha atrs. El consenso s, lo quiero, pero no el consenso retrgrado, porque tambin deca Bolvar aquello:(...) No es que haya dos Congresos, nosotros queremos la unin, no podemos estar dividiendo el Congreso, pero el Congreso debe or a la sociedad patritica. Y entonces deca Bolvar: Unirnos para apoltronarnos, unirnos para observar cmo pasan los acontecimientos, antes era una infamia, hoy es una traicin.

PAGE 41

41 Hoy seores, unirnos a los que quieren conservar esto tal cual est, buscar consenso con los que se oponen a los cambios necesarios, yo digo hoy como Bolvar: es una traicin! Y si alguien debe tener claro eso es este que est aqu hablndoles a ustedes, porque yo estoy aqu no por m, yo estoy aqu por un compromiso; yo no soy causa, soy consecuencia. As que yo, Dios me perdone, siempre lo digo, yo prefiero la muerte antes que la traicin; as lo de claro ante el mundo y lo declaro ante Venezuela: no hay marcha atrs en la revolucin poltica que tenemos que impulsar y que claman las calles del pueblo de toda esta tierra de Bolvar. Ahora, lo que s es conveniente sealar es que el proceso lleva su ritmo, el proceso lleva su marcha. No podemos frenar el proceso. No, mucho menos des viarlo de cauce para que d vuelta sobre s mismo y se hunda de nuevo. No, no lo vamos a permitir, hasta donde yo pueda no lo voy a permitir, y yo estoy seguro que ms de 12 millones, por lo menos, de venezola nos, no lo van a permitir. As es que lo que yo le sugiero a todos, a todos ustedes y a las diversas toldas y tendencias polticas, es que sigamos el proceso, alimen tmoslo, dmosle un esfuerzo creador, pero siempre oyendo all afuera. No cometamos el error, craso sera, de ornos solamente a nosotros mismos. No, es el momento de or la voz de la nacin y de or ese tintineo que anda por todas partes; de recogerlo en un lazo y de hacerlo realidades.Constitucin moribundaY dentro de esta propuesta poltica yo debo hacer un reconocimiento, ahora ya como Presidente de la Repblica, a la Corte Suprema de Justicia, porque tambin tenemos que recordar esto, seores: des pus del 6 de diciembre, con aquel triunfo del pueblo comenzaron a cambiar de opinin algunos que decan que la Constituyente era un salto al vaco, que era una locura. Entones comenzaron a decir otras cosas yo siempre les sigo la pista ya no es un salto al vaco, ya no es una locura; pero ahora para poder ir a una Cons tituyente hay que reformar la Constitucin. Lo sealamos en su momento como la trampa constitucional, lo mismo que hizo Adolfo Hitler con la Repblica de Weissmar para parar un proceso. El entrampamiento rgida de una Constitucin que, ciertamente, como lo dije cuando jur: estaba moribunda y va a morir para que nazca otra. Tiene que morir y junto a ella el modelo poltico nefasto al que dio nacimiento en estos ltimos cuarenta aos. Eso tiene que morir. Va a morir, seores. Acptenlo todos y es necesario que muera, pero claro que, al mismo tiempo es necesario que naz ca otro modelo. La decisin de la Corte Suprema de Justicia es para la Historia, ciudadana presidenta, sentando ctedra de lo que es el Poder Constituyente originario, de lo que es la soberana, como lo deca Rousseau y como tambin Bolvar en ese pensamiento que ya cit al comienzo. Convoquemos la soberana popular para que ejerza su voluntad absoluta. Pero acaso le podemos tener miedo a la soberana popular? No hablamos de democracia, pues? La soberana no es nuestra, el Pre sidente de la Repblica no es soberano, el Congreso de la Repblica aunque lo llamen soberano no es soberano, la Corte Suprema y los tribunales no son soberanos, el nico soberano aqu en la Tierra, en el pueblo, en la tierra venezolana es ese pueblo, no hay otro. Ese es un principio universal y elemental. Despus de la decisin histrica de la Corte Suprema de Justicia, se apagaron las voces de los que clamaban todos los das que haba que reformar la Constitucin y ahora ha cambiado tambin la dinmica. (...) A mi me tenan amenazado algunos sectores polticos que me hacan llegar como para disuadirme, que como yo ya he pasado por tantas cosas, no soy disuadible, no le tengo miedo sino a Dios, porque ni a la muerte, lo repito, creo que la muerte no existe, es una mentira como era la mentira del Silbn de la sabana o de la sayona que sala por la esquina del Caa de Raya en el Ro Bocon, eso no existe.Estaban preparando ya una accin contra el Presidente Chvez para destituirlo, Presidente Andrs Pastrana (de Colombia); lo convers con usted, lo convers con el Presidente Csar Gaviria que tambin vivieron en

PAGE 42

42Colombia un proceso constituyente parecido, y la decisin de la Corte de Colombia fue tal cual a la de Venezuela ahora, sentando ctedra. Pero ya se estaban preparando jugadas para inhabilitar entonces al Presidente Chvez por haber violado la Constitucin si convocaba a referndum. Todo eso se qued atrs gracias a Dios, gracias al proceso mismo, gracias a la Corte Suprema y gracias al pueblo; en menos de una semana dirigentes polticos y sociales recogieron puede oponerse a eso, si esa es la voluntad del pue blo, si es la voluntad del soberano? En la calle se ha venido formando como una ma triz de opinin acerca de una especie de rivalidad a ver quin convoca primero al referndum, y es lo que anda en las calles y como la gente dondequiera que voy me dice: Chvez no te dejes quitar la bandera, Chvez no te descuides porque en el Congreso pueden manipular el referndum y hacerlo a su justa medida y necesidad para tratar de detener el proceso; Chvez creemos en ti. Pues yo como estoy comprometido creto convocando al referndum; no voy a esperar el 15 de febrero como haba dicho. No, ese es un clamor que anda por las calles, es un clamor del pueblo. As dentro de pocos minutos en el Palacio de Gobierno de nete e inmediatamente convocar al primer Consejo de Ministros Extraordinario. Y hoy mismo, antes de samar el decreto presidencial llamando a referndum al pueblo venezolano. De tal manera, es un compromiso sencillamente, es un mandato de un pueblo. Yo estoy aqu para ser instrumento de un colectivo. Vuelvo a tomar la frase de Bolvar: no es que haya dos Congresos. No, no quiero ni obstaculizar ni interferir las deliberaciones y la libertad del poder Le gislativo. No. Cumplan ustedes, legisladores, con su responsabilidad, tal cual. Hganlo. El pas clama, pero eso s, traten de or siempre el clamor del pueblo, no se encierren aqu a orse ustedes mismos y a dar grandes discursos. Discutan lo necesario.Capitalismo salvajeLa Constituyente no es una panacea, nunca la planteamos as. Tiene un objetivo fundamental como es la transformacin de las bases del estado y la creacin de una nueva Repblica, la refundacin de la Repblica, la relegitimacin de la democracia. Ese es el objetivo fundamental de la Asamblea Constituyente. Es poltico, es macropoltico pero no es econmico ni es social en lo inmediato y el gobierno que yo hoy comenzar a dirigir y he comenzado ya, tiene que enfrentar una situacin heInterno Bruto (PIB). Solamente para el gasto de caja, solamente para el pago para que no se apague la luz y la gente no se vaya, hacen falta para el primer trimestre del ao, casi 800.000 millones, solamente para eso, solamente para el pago, para no irnos de aqu, pues. Adems de eso, tenemos un desempleo (las cifras all que apuntan al 20%) Un subempleo rondando el 50% de la fuerza econmicamente activa, casi un milln de nios en estado de sobrevivencia, casi un mi lln de nios, nios como mi hija Rosa Ins, de un ao y cuatro meses, en estado de sobrevivencia. Veintisiete, casi veintiocho por mil nacidos vivos es la mortalidad infantil de Venezuela, de las ms altas de todo el Con tinente.La incidencia de la mortalidad infantil o la inci dencia de la desnutricin en la mortalidad infantil est llegando al 15% de nios que mueren y la causa de su muerte: desnutricin. No podemos esperar Constitu yente para eso. viviendas en toda Venezuela. Ms del 50% de los nios y esto es lo ms salvaje, porque no tengo otra palabra, ustedes me perdonan, salvaje!, as llama el Papa Juan Pablo II Su Santidad al neoliberalismo y yo lo llamo as tambin, permtame Su Majestad llamarlo as, es salvaje saber que en un pas como el nuestro, ms de la mitad de los nios en edad preescolar no estn yendo al preescolar; es salvaje saber que slo uno de cada 5 nios que entran a la escuela preescolar, slo uno de cada cinco termina la escuela bsica, eso es salvaje porque ese es el futuro del pas. Un viejo proverbio chino dice: si ests pensando en el corto plazo, anda a pescar; si ests pensando en el me diano plazo, siembra un rbol y si ests pensando en el

PAGE 43

43 largo plazo, educa un nio. Nosotros no podemos per mitir que ese salvajismo siga ocurriendo aqu en nuestras narices, por Dios! 45% de los jvenes adolescentes, no estn en la escuela secundaria, andan sobreviviendo por all y muchos de ellos, claro, a la delincuencia para sobrevivir, porque el hombre no es malo por naturaleza, nosotros somos hijos de Dios, no somos hijos del diablo. Esa situacin yo la estoy recibiendo aqu, aqu la tengo en mis manos y es la acumulacin de todas esas crisis a la que me he referido hace varios minutos atrs.No soy el diablo(...) Pero por otra parte, hemos ido por el mundo y hemos conseguido, as lo he dicho, comprensin y esperamos seguirla consiguiendo. Desde su Majestad el Rey Juan Carlos de Borbn hasta el Primer Ministro Canadiense, desde el Presidente del Gobierno Espaol Don Jos Mara Aznar hasta el Presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, el Presidente o Director Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, el seor Camdessus, pasando por el Director del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo, del Club de Pars, con todos ellos hemos estado hablando en estos ltimos cuarenta das; nosotros no hemos descansado y ustedes lo saben, buscando, viajando, hablando, tratando de convencer, primero: que yo no soy el diablo, porque por la campaa salvaje que me hicieron mucha gente por all en esas tierras fras llegaron a pensar que de verdad Hugo Chvez casi que el diablo era. Y segundo, explicando nuestra verdad. La deuda externa nosotros queremos pagarla, sencillamente no podemos pagarla segn la manera como se ha diseado y como yo estoy recibiendo, con un per supuesto Nacional, ms del 30%, que es la acumulacin de intereses y capital. (...) Nosotros somos gente seria, el gobierno que yo empiezo a dirigir hoy es un gobierno versiones internacionales que vengan aqu de cualquier parte del mundo. (...) No podemos seguir dependiendo nicamente de esa variable exgena que es el precio del barril de petrleo, que se vino abajo como todos sabemos, y todas las perspectivas indican que va a seguir all entre 8 y 9 dlares, si acaso tocando algn da 10 dlares no un ao, sino dos o tres aos. Les hago un llamado a todos los venezolanos que tienen capitales en el exterior. Pinsenlo! El pas necapitales bien habidos. Los otros difcilmente vendrn, a menos que de verdad hagan un mea culpa. Ojal lo hagan, tambin los llamo: vengan, entreguen lo que se llevaron y asuman su responsabilidad. Yo creo que tengo algo de moral para pedirlo. Yo un da hice algo, entregu lo que me llev: mi fusil, y aqu estoy. Asumo mi responsabilidad, hagan conmigo lo que quieran. Cada quien asuma su responsabilidad. Necesitamos un proceso econmico urgente de acumulacin de capital nacional. Estamos descapitalizados, seores. Honorables dignatarios del mundo, del continente, de Europa, del Asia, del Caribe, de dondequiera que hayan venido, este es un mensaje a los inversionistas como se los he dado en Santo Domingo, en La Habana, en Buenos Aires. No he ido an por la Cordillera de los Andes, pero pronto ir; a Guyana, a Centroamrica, en Colombia, en todas partes, en Madrid, en Pars, Islas Canarias. Al Per espero ir pronto, igual a Nicaragua, a la hermana. Venezuela puede ser un emporio gigantesco de riqueza, ya lo es, pero en potencia. Vamos todos a de sarrollar. El proyecto nuestro no es un proyecto estatista. No, tampoco es extremo al neoliberalismo. No, estamos buscando un punto intermedio, tanto Estado como sea necesario y tanto mercado como sea posible. La mano invisible del mercado y la mano visible del Estado, le. Por ahora, hemos seleccionado para el corto y mediano plazo, cuatro proyectos bandera en agricultura: un proyecto arrocero Venezuela tiene un potencial gigantesco para el arroz. Un proyecto de palma africana, sera otro de los grandes proyectos donde hay muchos estudios al respecto, ha faltado voluntad, capital, tec nologa, para hacerlo; nosotros queremos reunir todo eso e inyectarlo a los proyectos de desarrollo nacional. Un proyecto de caa de azcar y un proyecto pesquero, al menos esos cuatro proyectos bandera, segn los estudios de nuestros tcnicos, indican que all tenemos inmensas ventajas comparativas y que pueden ser competitivas para el desarrollo, para crear empleo. Cmo puede ser que se estn muriendo de hambre los muchachitos de Apure a la orilla del inmenso Apure, del inmenso Arauca o los muchachitos de oriente al lado del Orinoco o los de Guayana? Y los pueblos de la costa, con tanta riqueza pesquera, tanta riqueza martima, Igual la gente de los campos? Tene mos que volver a los campos, pero de verdad. Yo, que campesino tambin soy, y as fui y as me cri y me form, estar al frente de esos proyectos, hasta donde el tiempo y la fuerza me lo permitan, pero ustedes, ms que decirlo, Dios mediante, ustedes lo van a ver. Yo ser un soldado, el primero de la batalla, tratar de estar en todas partes, hablando con el campesino, con el obrero, con el Gobernador, con el Alcalde, con el empresario, con el poltico, con el soldado, con el Comandante, con el General, con todos, para darnos la mano y que esos proyectos, cuando tenga que entregar el gobierno dentro de cinco o diez aos, no s cuntos, o uno o dos, puede ser uno, puede ser dos, yo no s, nadie sabe cuntos, uno o diez, yo no quiero

PAGE 44

44venir aqu a leer o a decirles: hice hasta dnde pude verdad se los digo, entregar el gobierno que es lo que menos importa, cranmelo, a los dos aos, al primer ao, si ese ao, si esos seis meses o si esos dos aos sirvieron para dejar atrs el pasado y hundirlo y que de verdad prenda un nuevo motor nacional. Pars bien vale una misa; de verdad que lo menos que me importa es mi destino personal, absolutamente me importa.Emergencia social(...) Ahora, dentro de esa concepcin social yo ante Venezuela y el mundo y siendo intrprete como quiero ser siempre del sentir del pueblo venezolano que est en su inmensa mayora viviendo por debajo de un um bral humanitario, interpretando esa realidad, yo como hara un capitn de un barco o de un avin que vaya en emergencia, yo declaro al mundo que Venezuela est en emergencia social. Nosotros tenemos que enfrentar la emergencia social, pero para restringir o eli minar garantas, no, quin va a eliminar garantas en Venezuela si ya todas estn eliminadas? cmo vamos a suspender lo que ya est suspendido? qu garantas ms le vamos a quitar a nuestros pueblos? No, y fjense que, en mi criterio, esa es una de las desviaciones de la Constitucin moribunda del Pacto de Punto Fijo; esa Constitucin prev la emergencia con toda forma lidad, yo no me agarro de esa formalidad, yo me aga rro de una realidad en este caso. Pero la Constitucin dice que se podr decretar la emergencia nacional y en base a ella, suspender garantas, es una visin nefasta de la emergencia, es una visin unilateral represiva prevista en las leyes. As como a los pueblos de la frontera le suspendieron las garantas constitucionales dada la situacin difcil en la frontera con la Repblica de Colombia... y aprovecho para hacer un reconocimiento pero muy especial, de corazn, a su Presidente, el doctor Andrs Pastrana, (...) somos amigos de Colombia, por que Colombia es tierra bolivariana. (...) En Colombia tenemos que hacer todo lo posible para que haya paz; yo le he dicho, se lo dije al Presidente Pastrana, lo dije pblicamente, lo conversamos en La Habana con el Presidente Fidel Castro. Yo estoy dispuesto Andrs, permteme llamarte as como en privado lo hacemos, a ir donde haya que ir y a hablar con quien haya que hablar para tratar de aportar un granito de arena; un granito de arena que bien puede ahorrar una gotita de sangre, en ese pueblo tan querido como es el pueblo de Colombia. pueblo hermano de Cuba. El Papa bien lo dijo, Cuba es parte de este mundo, Cuba es un pueblo hermano, es un pueblo bolivariano. As que igual que a todos, vaya mi abrazo y mi afecto al pueblo cubano, al pueblo de Mart, y a todos los pueblos y naciones. Pero volviendo a la emergencia social que proclamo como Presidente de Venezuela, esa emergencia social hermanos no es para suspender ms garantas. No. Es para tomar acciones de emergencia para restituir las garantas. No toda emergencia puede ser vista para suspender garantas constitucionales. En ese orden de ideas, para dar una seal de arranque inmediato en lo social no podemos esperar ni una hora, no hay sbado ni domingo para los que estamos en emergencia y tenemos tan gran responsabilidad, tan gigantesca responsabilidad, con tantos millones de seres humanos que en este mismo instante cuando estamos nosotros aqu, no tienen qu comer o no tienen escuela para ir o no tienen un par que para jugar o no tienen un techo para dormir en paz. Deca Jos Mart, el grande, cuando hablaba de los seres honrados: para ser honrado no basta sentir o decir que no se le hace dao a nadie. No, eso no basta, para ser honrado de verdad un hombre, una mujer, un ser humano, si sabe que alguien est sufriendo cerca de l, tiene que hacer todo lo que l pueda para evitarle ese sufrimiento a ese ser humano. Es la nica forma de ser honrado. Es ms de ser cristiano pues! porque la primera Ley de Dios dice as: ama a tu prjimo como a ti mismo. Yo a veces me he atrevido a decir un juicio que yo recomendara a esa primera Ley de Dios, que Dios me perdone: en este momento en emergencia nosotros los catlicos y cristianos deberamos decir ms bien: ama a tu prjimo ms que a ti mismo.Unin cvico militarAs que para dar seales al respecto, que de que est comenzando hoy una verdadera guerra contra esos males sociales, una verdadera batalla, yo he dado instrucciones al nuevo ministro de Defensa a partir de hoy, el general Ral Salazar; a los nuevos comandantes de fuerza, a mis hermanos de las Fuerzas Armadas, a quienes saludo con especial tambin deferencia y a quienes, incluso, ped perdn por all en nuestros espacios militares, y lo hago ahora delante de la nacin: perdn por los dolores causados, per dn por tantos aos juntos. Gracias a Dios y al pueblo de Venezuela que estamos juntos de nuevo, hemos regresado de nuevo con la frente en alto; pero ahora yo regreso como comandante en jefe, y yo aprend de algunos de los que estn aqu a ser comandante, y creo que lo fui medianamente, y un verdadero comandante tiene que estar all en el sentir de su gente; un verdadero comandante tiene que estar pendiente de cumplir con una misin y del bienestar de su gente, de sus comandados. Yo aspiro ser ahora mucho mejor

PAGE 45

45 comandante que antes. Espero que estos 7 aos que han transcurrido desde que dej el comando de mi batalln de paracaidistas, me hayan enseado, me hayan dado ms recursos, me hayan dado ms vigor para ser mejor comandante que antes. Pero ahora vengo como comandante en jefe no a comandar paracaidistas, me honr comandarlos. Ahora vengo como comandante en jefe a impulsar un proceso de incorporacin de los hombres y mujeres de uniforme de Venezuela a este proceso de emergencia y de recuperacin social. Por lo tanto, he dado instrucciones para que pasado maana 4 de futuro.No es como algunos han dicho por all, para hacer banderas a la rebelin armada. No, eso no es, le hacia el futuro y ese mismo da, yo voy a activar de nuevo los Batallones de Paracaidistas que deben seguir llevando los nombres que siempre llevaron de Antonio Nicols Briceo y Jos Leonardo Chirinos, pero adems de eso, vamos a ordenar la activacin de una Brigada Especial y esa Brigada Especial se va a activar en este mismo mes de febrero, una Brigada Especial para el desarrollo, porque el desarrollo es parte de la defensa. Nuestros hermanos de Armas no pueden estar encerrados en cuarteles y en bases navales y en bases areas con la gran capacidad, con el gran activo humano, con la gran cantidad de recursos que estn all como desactivados, como si fuera otro mundo eso, separados de una realidad pasmosa, una realidad cruenta que clama por inyeccin de recurso, de moral, de disciplina. (...) Igual formaremos batallones agrcolas y batallones de sanidad para atender no un da y volver a los seis meses. No, para abrir operaciones de guerra contra la miseria, contra la desnutricin, contra la desmoralizacin de un pueblo, ahora los militares solos no llegaran muy lejos, yo invoco el espritu nacional, invoco el alma nacional, invoco la buena voluntad de todos, la Iglesia Catlica, vamos! los curas, los obispos por los caminos, vmonos! los caminos del pueblo que son los caminos de Dios, la Iglesia Evanglica, los empresarios, la juventud, los estudiantes de medicina, vamos!Unidad continental(...) El tratamiento prioritario y urgente de nuestra poltica exterior estar orientada en primera instancia hacia la fachada caribea, hacia la fachada andina y hacia la fachada amaznica, es el viejo sueo de Bolvar y de Mart y de Sandino y de OHiggins y de Artigas, es la unin, es la unin de todos, la unin en lo interno de cada pas, la consolidacin de todos nosotros uno a uno, pero al mismo tiempo la consolidacin de un gran bloque de fuerza en esta parte del mundo, gracias a Dios y a la historia ya el mundo del siglo XXI no ser bipolar ni unipolar ser multipolar y as como la Europa unida da ejemplo al mundo, demos ejemplo nosotros tambin al mundo, marchemos hacia un proceso unitario y es mi llamado y es mi pregn (...) Las negociaciones entre la Comunidad Andina y el Mercosur deben continuar, nosotros abogamos porque continen, porque se aceleren, pero hay que pisar el acelerador y dentro de ese mecanismo de unidad nuestro gobierno se ha planteado tambin la posibilidad de hacer algn acuerdo de libre comercio con el MERCOSUR, como lo hizo Chile, como lo hizo Bolivia. Pero con el slo inters de acelerar los procesos de unin del subcontinente, igual con Centroamrica, igual con el Caribe. Yo ser un pregonero y un acelerador, hasta donde pueda, de los procesos de integracin.(...) Es momento de retomar (...) el sueo de unin entre nosotros, de plantearnos una moneda para la Amrica Latina y el Caribe para la prxima d cada y busquemos y luchemos por ella; de plantear nos una confederacin de naciones de esta parte del mundo, de plantearnos una unidad que vaya mucho ms all del intercambio comercial, porque algunos pareciera que tienden o tendemos a quedarnos a veces en el ese visor nada ms del intercambio comercial; no, la unidad es mucho ms all, mucho ms completa, mucho ms profunda. Es la unidad de lo que estuvo unido una vez. (...) Estamos nosotros aqu en esta Venezuela caribea, amaznica, andina, universal, estamos retomando el sueo bolivariano; retomando el autntico bolivarianismo, y as lo deca Bolvar: para formar un gobierno estable, es necesario que fundamos el espritu nacional en un todo, el alma nacional en un todo, el espritu y el cuerpo de las leyes en un todo. Unidad, unidad, esa tiene que ser nuestra divisa.

PAGE 46

46Mi vida entera se las regalo(...) Ahora, queridos amigos, debo decirles que hoy comienza para todos nosotros una tarea inmensa; una tarea gigantesca, se trata de que con estas manos, con estas mentes, con estos corazones, unidos todos, nosotros estamos llamados a salvar a Venezuela de este inmenso e inmundo pantano en que la hundieron 40 aos de demagogia, de corrupcin. Cuarenta aos es demasiado para un pueblo, cuarenta aos es demasiado para el pueblo vene zolano. Ya basta, ahora yo como lder de la nacin que quiero ser verdaderamente, como conductor de este pueblo le hago un llamado a todos ustedes, (...) la tarea es de todos, que nadie se quede ahora rezagado, es el momento de sumar fuerzas de todo tipo para levantar a Venezuela, para reconstruir la Patria y para impulsarla con vigor hacia el prximo siglo que ya tenemos en el horizonte. Y nosotros tenemos cmo hacerlo, tenemos por supuesto cmo hacerlo, porque resulta que el pueblo venezolano no es un pueblo de cobardes, no, siempre lo he dicho: el pueblo venezolano no es un pueblo de apticos, el pueblo venezolano no es un pueblo de corruptos, no. Nosotros estamos hechos con un barro especial. (...) Nosotros somos un pueblo de liber tadores y ahora tenemos que demostrarlo de nuevo ante la historia y ante el mundo entero. (...) Como de ca Simn Bolvar en Angostura: Moral y Luces son nuestras primeras necesidades. Hoy la palabra de Bolvar vuelve a recorrer los campos y las ciudades de Venezuela. Necesitamos Moral, necesitamos Luces, necesitamos unin para poder impulsar el motor de la Venezuela que queremos y para dejrsela a nuestros hijos, a nuestros descendientes, (...) hasta que veamos rotas las cadenas que oprimen a nuestro pueblo: las cadenas del hambre, las cadenas de la miseria. Estamos llamados a hacerlo. Mi vida, comprometida est con este esfuerzo. Mi vida, en lo ade lante, dedicada estar, como Presidente de Venezuela, como uno ms de la batalla, como primer soldado de esta batalla, dedicada de lleno, todos los das y todas las noches, en la tarea hermosa que ustedes me han asignado. Porque, queridos amigos, yo estoy aqu, con esta banda tricolor en el pecho, y con esta majestad presidencial, no por m mismo, no, yo soy producto de unas circunstancias; yo apenas soy, dira Bolvar, una dbil paja arrastrada por el huracn revolucionario. As lo deca Bolvar en Angostura. Yo estoy empujado por un huracn, hermoso huracn, huracn que construir una Venezuela nueva, y ese huracn no es otro que el pueblo de Venezuela. As que yo desde hoy me convierto en instrumento de ustedes; yo apenas soy y cumplir el mandato que ustedes me han dado. Le pido a Dios que me siga dando cada da ms coraje. Que me siga dando cada da mayores luces, mayor voluntad, que no me tiemble la mano, que no se me doble el alma para hacer lo que aqu tenemos que hacer. Yo cumplir mi papel. Preprense ustedes para gobernar, porque la idea de la democracia, precisamente es esa idea segn la cual es el pueblo el que gobierna. Lo dira Abraham Lincoln hace muchos aos: La democracia, gobierno del pueblo, gobierno por el pueblo y gobierno para el pueblo. Yo gobernar Venezuela siguiendo el manda to del pueblo que es el autntico y nico dueo de la soberana nacional. (...) Queridos presidentes y dignatarios que aqu estn con nosotros en esta noche inolvidable: a nombre del pueblo venezolano, que ha resucitado de esta pe sadilla (...) yo les ruego que le lleven a sus pueblos un abrazo inmenso (...) y dganles que aqu hay un pueblo que volvi a levantar su bandera. El mundo entero se pondr de pie para reconocer, para ver, para admirar de lo que es capaz el pueblo venezolano. Nosotros lo demostraremos. Estoy segu ro que lo demostraremos, por nuestra dignidad, por nuestra historia, por nuestros hijos, por nuestra moral, por nuestra esperanza. Yo a ustedes les pertenezco, pueblo hermoso de Venezuela, porque amor con amor se paga, y yo no tengo ms nada que darles: amor, entrega, trabajo. Mi vida entera se las regalo.

PAGE 47

47 El ao 2002 fue el ms difcil de los gobiernos del Presidente Hugo Chvez. Los gobiernos de Estados Unidos, con George W. Bush; de Gran Bretaa, con Tony Blair, y de Espaa, con Jos Mara Aznar, y la poderosa oligarqua venezolana, con su hegemona en los medios de comunicacin, estaban resueltos a salir de Chvez de cualquier manera, despus de muchos meses de intentar que el Presidente cambiara por las buenas su proyecto popular y asumiera el rumbo neoliberal. Abandonaron las mscaras y se lanzaron a la aventura del golpe de estado militar, de carcter fascistoide, encabezado por la Federacin de Cmaras Empresariales (Fedecmaras). Lograron que gran parte de los altos mandos de la Fuerza Armada se subordinaran a sus lanzarlo en la semana que empezaba el 8 de abril: huelga empresarial, manifestaciones callejeras, alzamiento militar, asesinato de Chvez. El periodista Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique relat que a medida que Chvez iba avanzando en las reformas para devolver al pueblo ve nezolano sus derechos sociales y acabar con la corrupcin, muchos de los que haban sostenido a Chvez nscula clase rica y la clase media alta, esencialmente blancas, como muchos intelectuales y periodistas, vean con pavor la perspectiva de ver subir en la escala social a la gente de color, cobriza o negra, que aqu, como en toda Amrica Latina, ocupa los lugares inferiores de la sociedad. Habra que compartir privilegios, y eso pareEl Negro, no soportan que alguien como yo haya sido elegido presidente. el presidente Chvez, apoyado por una parte mayorita ria del pueblo comn; por el otro, una alianza neocon servadora: la burguesa que ocupaba las calles del barrio rico con cacerolas, apoyada por la patronal; los medios hostiles, mintiendo descomunalmente, inventando rumores y calumnias, falseando las evidencias; y la aris por la CTV, el sindicato considerado como ms corrupto de Amrica Latina.Golpe fascista, insurreccin popular cuartel al presidente Chvez, con el apoyo de algunos medios internacionales (por ejemplo, el canal CNN en espaol) y con el sostn mal disimulado de los Estados Unidos. Washington, en su voluntad de dominar el mundo despus del 11 de septiembre, no poda soportar, y as lo dijo Colin Powell hace unas semanas, la independen cia diplomtica recobrada de Venezuela, su papel en la OPEP, su falta de apoyo al Plan Colombia, sus buenas relaciones con Cuba, su actitud militante contra la gloLatinaa Otto Reich, antiguo colaborador de Reagan, conspirador en el asunto Irn-Contra, experto en orga Estas malas intenciones de Estados Unidos, la vspe dez: Lo de la huelga general del 9 de abril es slo una etapa de la gran ofensiva norteamericana contra m y contra la revolucin bolivariana. Y seguirn inventando cualquier cantidad de cosas. No te extrae que ma ana inventen que yo tengo a Bin Laden en Venezue la. No te extrae que hasta saquen algn documento demostrando con datos y pruebas que Bin Laden y un grupo de terroristas de Al-Qaeda estn en las montaas de Venezuela. Preparan un golpe, y si fracasan, prepararn un atentado Su legado El Comandante Chvez retorna al res, la madrugada del 14 de abril de 2002.

PAGE 48

48La maana del 11 de abril estaba convocada una manifestacin. Meses despus se supo que los golpistas injertaron en la marcha de varias decenas de miles de personas, a grupos armados disfrazados de chavis tas y ubicaron a francotiradores en las azoteas de los to indicado, abrieron fuego, asesinando a decenas de manifestantes. Los medios a su servicio se encargaron de culpar al gobierno de Hugo Chvez, enardecieron los nimos y dirigieron la marcha hacia el Palacio de visivo puso en evidencia la realidad: los que dispara ron fueron los sicarios de la oposicin y el 80% de los muertos, eran chavistas. La tarde del 11 de abril, Chvez habl al pas en cadena nacional de radio y televisin. En su alocucin la tarde, denunci los planes desestabilizadores de la oposicin y le hizo insistentes llamados para que de sistiera de su asonada. En particular, Chvez denunci a los medios corporativos de comunicacin: El objetivo de esta gente no es parar al pas, no se engaen. Algunas personas que uno ve en las imgenes -y yo me preocupo que ah vengandicen: vamos a Migente. Y ponen a correr un rumor de que Chvez ya est preso del Alto Mando. De que Chvez ya est renuncian do. Que lo que falta es un empujoncito. Mentira, la si (...) Lo digo una vez ms, se est incitando a la profundamental para generar este problema porque, repito, absolutamente irresponsable que se est incitando a la violencia, que se est aupando a irresponsabilidades pulsar como estn impulsando... [Interferencia de varios minutos por sabotaje de la seal]. entonces cuando tienen a la gente ya concentrada o ta que aqu es el Palacio de Gobierno. (...) Ellos aspiran llegar aqu porque segn los irresponsables que han hecho esta convocatoria, piensan que van a sacar a Chvez sidente: por ah han transmitido por un canal y el otro le dijo que a usted lo tenemos preso aqu. Todo eso lo lanms carga a ese conjunto de personas que traen para ac. (...) En este momento estn fuera los canales 2, 4 y nales con los que estaremos pendientes. Este es un pa rntesis que me veo obligado a hacer de este mensaje a seal radioelctrica le pertenece al Estado; el dueo es el Estado venezolano, que puede o no dar concesiones. do? No s. Hay un procedimiento que ya el Ministro de Infraestructura, Elicer Hurtado Soucre, ha abierto desde antier, desde que estos canales comenzaron y miren hemos aguantado. Ayer llegaron aqu yo no s cuntas con uno de mis ayudantes, me dijo mire Presidente todas estas llamadas, no s cuntas, quinientas, seiscien tas, no s. Y saben lo que deca la mayora de la gente? El pueblo peda esto: Chvez cirralos. Chvez hazlo. Me que Dios te bendiga. hazlo, papa! Y yo aguant demasiado. Yo aguant hasta el lmite. Pero no se puede tolerar la insensatez, la insensibilidad de unos seores que son dueos de unos medios, a sa biendas de que esa seal no es de ellos. Y a sabiendas de leyes. Miren, anoche incluso, un ltimo esfuerzo se hizo. Al Vicepresidente le ped reunirse con ellos y el Ministro de la Defensa. Y se reunieron, en la sede de uno de los canales privados, incluso fueron all y conversaron va qu estn generando, si es que no se han dado cuenta, pensando hasta el extremo de la buena fe, transmitien do hechos violentos. Ahora yo lanzo la pregunta: Es que los dueos de Rodeado de los militares que le salvaron la vida, el Comandante Chvez ingresa al res, la madrugada del 14 de abril de 2002.

PAGE 49

49 actitud, estn sumados o tienen un plan de conspira locado entonces al margen de la Ley por estar instigan que le da el estado para atentar contra el propio esta do; para instigar la violencia o para, a sabiendas de que hay un plan insurreccional, apoyarlo. Y se les ha dicho y se les han presentado pruebas y todo esto. Entonces pues, como lo manda la Ley el Presidente de la RepbliTelecomunicaciones puede ordenar a los operadores, la de la presidencia de la Repblica, Vicepresidencia de la Repblica o de los ministros. Ustedes saben que lo hicimos en varias ocasiones cuando consideramos necesario, conveniente como en estos das que hemos estado viviendo, donde la informa sospechar que es que, si no todos, algunos pudieran esnen pero s algunos pudieran estar, bueno, enganchados con un plan para que Hugo Chvez salga del gobierno de Venezuela de manera extra constitucional. O para generar un caos en el pas o para provocar hechos de violencia en el pas, para incitar al odio en el pas; para tergiversar la realidad no solo en el pas sino adems envan todas esas seales al mundo, por supuesto. Para que el mundo crea que Venezuela es ingobernable, que aqu hay una dictadura, para que el mundo crea con una estrategia digna de aquel tristemente clebre jefe de propaganda de Adolfo Hitler, el seor Goebbels, para que el mundo crea en esas mentiras. No se trata del paro, se trata de un plan irracional, loco, un plan loco. Hay que recordar y hay que decir qui nes estn detrs de este plan. (...) Ahora qu ocurre? Este plan insurreccional ha llegado al extremo, a la locura, a la irresponsabilidad, como ya lo seal, de traer una gente, algunos venezolanos hasta engaados, instigados dicindoles vamos a echar un empujoncito y Chvez est cado. Venezolanos que pudieran estar confundidos de tanto recibir inyecciones mediticas y de tantas mentiras. Pudieran estar all sin pensar mucho, sin pensar en las consecuencias que esto pudiera traer, sin pensar en sus hijos, sin pensar en su familia, sin pensar en su empresa, bien sea pequea, mediana o grande, los empresa rios, sin pensar en el pas, sin pensar en la gente, pudieran estar confundidos y, bueno, instigados, engaados Chvez. Eso solo se le ocurre, convocar una marcha de ese tipo, utilizando todo el poder de estos medios de Los traidoresPoco despus de concluido el mensaje presidencial, un sector del altom mando de la Fuerza Armada se insubordin. Luego, con la ayuda de algunos jefes militares, acompaada del obispo Baltazar Porras. Entre ellos mismos, los oligargas y militares fascistas, se juramentaron. Pedro Carmona, jefe de FEDECMARAS, se hizo presidente y su primer decreto fue derogar la Constitu cin que haba sido aprobada expresamente mediante referendo, por casi el 70% del pueblo venezolano. De paso, eliminaron el apelativo de Boliviariana del nombre de la Repblica y disolvieron todos los poderes del estado legtimamente constituidos. No se saba dnde estaba el Presidente Chvez. Uno de los generales golpistas dijo que haba renunciado. La madrugada del viernes 12 de abril, Chvez fue trasladado desde las instalaciones militares de Fuerte Tiuna en Caracas, aparentemente a otra sede militar en la central ciudad de Maracay. El propio Chvez cont al periodista Jos Vicente Rangel, quien en aquellos aos era su ministro de De fensa, cmo transcurrieron esos momentos: Esos das, esos minutos que tuvimos aqu, y aquella poco as, con tu experiencia y tus aos, y tu trayectoria, y aquella angustia. Hay un momento en el cual yo sub a vestirme de campaa y baj con mi fusil, en ese intervalo, mientras me vesta, trat de hablar con Fidel. No pude. Las comunicaciones con Cuba estaban muy difciles, siempre son difciles, pero ese da estaban casi imposibles. Llam a Cardozo, el presidente de Brasil en S, pero en verdad esto nunca lo he dicho, a pesar de que ah abajo seguimos durante varias horas discutiendo, irme a Fuerte Tiuna la tom all vistindome. Recuerdo que cuando me vi en el espejo me puse mi boina y record el gobierno, hubo un motn en un cuartel en La Habana y l se fue casi solo a hablar con los amotinados. Hubo debe comprobar si es un lder o no es un lder. Record aquellas expresiones, vi mi uniforme, record el cuartel de la montaa y dije: Tengo que ir all como te respond en una entrevista, la primera, aquel

PAGE 50

50el liqui-liqui y todo aquello. Deba ir a comprobar all si iban a estar con nosotros y no iban a seguir esa locura. Pero a nivel de los altos mandos hubo un deslave; ah s hubo un deslave. Hubo un deslave y se salvaron unos arbolitos del deslave. Unos arbolotes muy fuertes, como Ral Isaas Baduel, Jorge Garca Carneiro y muchos otros ms, digamos; pero, claro, ellos no eran del alto mando. En el alto mando hubo un deslave y otros que no pudieron hacer nada. S. Tena conciencia de lo que haca, un poco. Recuerdo de nuevo a Chateaubriand, porque ese libro a m me ha impactado mucho, ese buen regalo que t me son fronterizos y no se dan cuenta, lo importante de un actor fronterizo que est en una poca que est siendo liquidada por la molienda de la historia y una poca que est siendo parida por la madre de la historia es que debe darse cuenta. He tratado siempre de estar consciente de esa frontera, de esa molienda y de ese parto; y ese da dije: esta es la muerte y es el parto que luchan, como y la vida, el pasado y el futuro, Doa Brbara y Santos Doa Brbara, a los golpistas que estaban en el Pala cio Blanco. Como sabes, soy Santos Luzardo. Entonces, propuse, irme all. Y se lo coment a Chourio, que como t sabes estaba ah, al lado siempre con su fusil, y a los Yo los vi. S, y yo tambin con ellos. A Adn (Chvez, su her ro all, bueno, pero quiero verle la cara a los traidores y quiero verle la cara a los muchachos, porque durante muchos aos en el Ejrcito chocamos esas dos corrien tes, la corriente autoritaria, fascista, los que a m me paraban de cabeza durante una hora, dos horas, en el bao, para que uno se le marcaran aqu los cuadritos del dice que es una vaca, usted no se para de ah hasta que no diga que es una vaca. Pues, no me paraba hasta que una vez bot sangre. Era la dignidad. Ya yo de teniente, y ellos tambin tenientes o capitanes algunos en la Academia Militar, eran los partidarios de parar a los cadetes en Yo no. Mis sanciones eran: muchachos, los que faltaron vamos a un aula, vamos a investigar sobre Bolvar, o va mos al patio frente a la estatua de Bolvar a hablarles una hora, dos horas de Bolvar; o mandarlos a hacer un Eran los corruptos que se robaban el dinero de la comida de los cadetes, de la tropa; varios de nosotros lo descubrimos, en la Academia Militar; por ejemplo, en una los que t viste all. A la hora de comprar la comida recor la inmoralidad hecha uniforme militar. Y nosotros, los bolivarianos; entonces ese da, fui a comprobar, y te digo que desde el primer momento vi los ojos de los traidores, vi los ojos de los cobardes, vi los ojos de los locos que queran matarme ah mismo; pero vi los ojos all de un soldado y de un teniente, y del capitn decirme y darme una piedra, una piedra que es una joya No se sabe cmo, pero antes de entregarse en el Fuerte Tiuna, el Presidente de Cuba, Fidel Castro, llam por telfono con Chvez. En otra entrevista con Rangel, Chvez dice: El valor, s, es como una siembra, pero creo que es producto de la conciencia. Aquella noche de la esquina solo, pensaban en un pistoletazo, una cosa de esas. No, que t quieras, pero t no mueres hoy, t no eres Allen de. Recuerdo, no s por qu, cuando ustedes me deja hago, voy para all, me voy a entregar. traidores. Y ms all de verle los ojos a los traidores, quiero Fueron acontecimientos bien difciles. En un encuentro con intelectuales de todo el mun do, en mayo de 1999, Chvez cont otros detalles de la conversacin con Fidel: Todo estaba previsto aquella noche larga del 11 de abril pero vino Dios, como dijo Fidel un da. Fidel es comunista y es ateo. Yo soy socialista y soy cristiano Tambin tengo mucho de marxista, obviamente Y Bolivariano. Pero Fidel no cree en Dios, aunque estuvo estu terminara el plan como ellos pensaban, que era que yo terminara siendo un cadver aquella madrugada en la

PAGE 51

51 ban los portaviones yankis en las aguas venezolanas. Maiqueta, aviones sobrevolando. Los telfonos era un el dilema de qu hacer y estbamos manejando varias opciones, porque yo tena un grupo de personas, y como siempre, de diversas opiniones ante la crisis. Algunos des fusil, porque yo no soy soldado Pero muero contigo aqu! Pero aqu hay que resistir. Era Jos Vicente, con toda su integridad moral, y su presencia all. Como un padre, pues, dispuesto a morir ah. Haba otros como Vctor Hugo Morales, soldado, Ca pitn de Navo de los rebeldes de El Porteazo, de los Repartir fusiles o qu? El pueblo ah gritando, a la puer Me toca decidir, no por m, ahora, sino por toda esta gente. Y qu debate aquel! Entonces, en ese debate haba un grupo de gente, bueno, evaluando las leyes. Haba de todo ah, como siempre. Es necesario aquello. evaluando con un grupo de militares si bamos a Mara cay, nos hacemos fuertes all, en la Unidad de Paracaipueblo, Aqu mismo irme al cerro, ah. Claro, armado, con cientos de hombres armados! Y armar al pueblo ah. Casi le arranco el telfono a uno de mis edecanes. blamos unos minutos. Varios minutos. l me preguntaba hombres leales tienes t ah? Pero que t sepas, que los ests viendo! Con cunta gente cuentas?. Y empieza a preguntar, el soldado Fidel, el Comandante en Jefe Fidel. Yo le explico las opciones que estamos considerando. noche! T no eres Allende! T no eres Allende! No te inmoles! me dijo. aqu te espera tu pueblo. de Fidel, fue uno de los factores ms poderosos que me te inmolas!, yo me qued impvido. Yo les dije despus Y es cierto que Allende lo haba hecho y eso lo haba de soldado y una ametralladora. l fue su propio soldado! Allende solo! Hablndole a los espritus, con una ametralladora y un casco de soldado l fue su soldado, pues, l solo! Yo me acord de eso. La frase de Fidel me No me estaba hablando de lo personal. Obviamente yo no soy Allende, ni Allende fue Chvez. Me estaba ha Horas despus, Fidel se comunic con la hija de Chvez, Mara Gabriela, y luego hizo que la televisin cubana la entrevistara en directo La hija de Chvez asegur en su propia voz que su padre no renunci y fue vctima de un golpe de Estado. La entrevista le dio la vuelta al mundo y rebot en Venezuela, que padeca una frrea censura ejercida por los dueos de los me dios de comunicacin. Mara Gabriela agreg que su padre contact a sus hijos y les pidi que comunicaran ningn decreto presidencial donde destituyan al vice-

PAGE 52

52presidente Diosdado Cabello, ni mucho menos ha re nunciado l. Una noche despus, la joven denunci que su pa dre haba sido trasladado a un lugar desconocido por las fuerzas de los golpistas. No sabemos qu va a ser de l, asegur la joven en declaraciones por telfono transmitidas en la madrugada del 13 de febrero, en la ltima edicin del noticiero nacional de la televisin cubana. Mara Gabriela Chvez explic que militares amigos le comunicaron a la familia que Chvez fue sacado en helicptero del fuerte Tiuna, la principal for taleza de las fuerzas armadas, donde era mantenido bajo arresto tras el golpe de estado. Precis que los informantes le indicaron que la nave tom rumbo al aeropuerto de Maiqueta, pero sin tener ms detalles de donde seria conducido. Horas ms tarde, Gabriela volvi a llamar a la te levisin cubana. Tenemos informacin de muy bue nas fuentes de que mi padre ha sido trasladado a la Orquila, que es una pequea isla, que no s a qu distancia est exactamente de aqu, y ha sido vejado, lo han tratado mal, y eso es lo nico que sabemos sobre l, dijo su hija. Aadi que no le permitieron comunicarse de nuevo con l despus de hacerlo ayer viernes hacia las 9 (hora local), pero desde entonces no sabemos absolutamente nada. Asegur que el pueblo en Caracas estaba en las afueras del cuartel diendo que le devuelvan a su presidente, y por ese motivo lo trasladaron. Estn matando al pueblo, hay muertos afuera del Fuerte Tiuna, hay muertos en Mitrasmitiendo absolutamente nada. Seal que tena informacin de que el regimiento de paracaidistas de Maracay se ha sublevado tambin y parece que van a tomar Caracas. Entretanto, la poblacin de las barriadas populares bajaba de los cerros de Caracas para defender a su Presidente. Un cable de la agencia noticiosa italiana ANSA relataba as aquellos momentos: miles de personas bajaban anoche (viernes 12 de abril), era como un ro de gente, bajando por las calles de la populosa barria da El Valle, cercana a Fuerte Tiuna, dijo Luisa Prez, habitante de esa localidad. Aadi que las personas, partidarias del depuesto mandatario, iban al Fuerte Tiuna, mientras que patrullas de la Polica Metropoli tana dirigida por el Alcalde Alfredo Pea, se dirigieron al lugar para dispersarlos. Prez dijo haber escuchado fuertes tiroteos en las afueras del Fuerte Tiuna, as como helicpteros sobrevolando la zona que tambin fue sacudida por fuertes cacerolazos. Asimismo, trascendieron versiones de saqueos, cacerolazos y protestas en las ciudades dormitorios Guarenas y Guatire, en la periferia de Caracas, en Los Teques y Petare. Javier Rodrguez, corresponsal de la agencia cubana Prensa Latina, lo describi as: Diversas protestas contra el derrocamiento y detencin del presidente venezolano, Hugo Chvez, se registraron en distintos sectores de esta capital el sbado 13 de abril, inform la Polica Metropolitana. Los incidentes se iniciaron anoche y se extendieron durante la madrugada de este sbado en ocho zonas de Caracas, incluyendo los accesos al fuerte Tiuna. Los manifestantes, provenientes fundamentalmente de los barrios populares, enarbolaron pancartas con la foto del Presidente Chvez, denunciaron que haba sido vctima de un golpe de Estado y reclamaron su inmediata liberacin. Advirtieron que solo creeran en la renuncia de Chvez, si este era presentado pblicamente y aceptaba haberla suscrito. Hacia el medioda del sbado, Elena Fras, madre de Hugo Chvez, pidi que no permitan que maten a mi hijo, en un llamado telefnico desde su pas a la televisin cubana. Yo no s qu estn haciendo con mi hijo (...) Por favor que hagan algo, no permitan que esos asesinos me maten a mi hijo, porque fjate cmo lo sacaron en un helicptero y no se sabe qu rumbo tiene. Les agradezco en el alma a todo el mundo, a la ONU, a los que tengan que ver con los derechos huma nos que me averigen por favor dnde est mi hijo y que me le cuiden la vida (...) es el clamor de una madre desesperada. Se lo pido por amor y de rodillas. Todava Hugo Rafael es el presidente porque l no ha puesto la renuncia y lo tienen preso como un vulgar ladrn, no lo dejan ni ver, ni siquiera que sus hijas o su madre lo llame por telfono, eso es peor que una dictadura lo que tienen la gente esa. Estn maltratando a la gente (en Venezuela), los del movimiento que han salido a pedir que quieren ver al presidente, lo que hacen esos malvados es darle plan de machete. Esto est horrible aqu, porque aqu no hay democracia, ahora es peor que una dictadura. Cuando mi hijo estaba decan que era dictadura pero mi hijo no aceptaba que tocaran a nadie y esa gente est maltratando. Un mes despus, en mayo de 2002, Chvez cont otros detalles al periodista norteamericano Greg Palast: Palast: Cuando fue secuestrado durante el Golpe de Estado y que lo metieron en un helicptero hacia La Orchilla. Pens que podra ser la ltima vez que suba a uno y que tal vez nunca ms volvera a ver a Rosa Ins y a sus hijos? Nunca pens: me suben en el helicptero, me suprimen en una isla o me arrojan desde arriba. No pens eso? Hugo Chvez: de me retuvieron durante casi 24 horas, en ese viaje no pens en eso porque durante ese vuelo me senta como Zaratustra bajando de la montaa, estaba furioso!

PAGE 53

53 regresara. Pero la noche anterior, cuando tambin me lleva cas, tarde en la noche y de una manera muy extraa recuerdo que volbamos a travs de Caracas y a lo largo de la costa del Caribe, la noche era muy clara y no tena la menor idea del lugar adonde me llevaban. to, que atrapado me conducan hacia mi muerte. Este en un solo y nico da, o sea, los mismos aos de edad que tengo yo! Por muchas razones, como lo he dicho, pensaba que me iban a matar. Tena una cruz en mi mano y estaba relajado. Estaba preparado para morir. Pensaba en Rosa Ins, en Mara Isabel, en mi madre, en mi padre, en mis amigos, en todos mis hijos, Rosa Virginia, Mara Ga briela, Hugo Rafael, Rafaelito, mi nieta Gabriela y sobre todo en el pueblo de Venezuela, pens sobre todo en los nios de Venezuela. Efectivamente estaba seguro que iba a morir y que era mi ltimo vuelo. quien le facilit a poner un mensaje dentro de unos desperdicios dnde Ud. escribi que no haba renun ciado. Podra decirme cmo fue capaz de que lo ayudarn, capaz de sacar ese mensaje para informar a sus partidarios y a la opinin que Ud. no haba dimiti do de sus funciones de presidente? Hugo Chvez: Durante mi cautividad cont con la dio una piedra para que me la frote, era parte de sus creencias religiosas: Me dijo que si me frotaba la piedra nada malo me iba a ocurrir aqu en el Fuerte Tiuna. Otro me dio un celular el primer da que estuve all, as que pude hacer dos llamadas, a mi esposa y a mi hija Mara. Aproveche para decirles que no saba lo que iba a pasar, pero que digan al mundo entero que yo era un presidente hecho prisionero y que no renunciaba ni renunciara. Entonces en Tiurano, ms soldados me ayudaron, ra que controlaban mi pulso cardaco y mi estado de sa me dijo la misma frase que muchos otros me la diran pre desee encontrarlo, verlo de cerca y tocarlo. Y ahora que lo tengo a mi lado, dara todo para que esto hubiese ocurrido en otras circunstancias. Esto me dio una fuerza enorme, espiritualmente. acercndose hacia m me dijo en voz baja en la oreque el pueblo manifestaba en las calles, era un sbado Ms tarde, un joven profesional de la Guardia Nacio nal aparece un instante en el documental televisivo con un polo blanco, los pies descalzos y l me hablaba. Habamos convenido que yo le dara una hoja de papel escrita. Mientras terminaba de escribir la carta l especaba acompaada de un almirante, para anunciar que deban llevarme a La Orchila. Entonces el joven militar tiera en la basura, que l vendra despus para recoger la. Yo no s si vio el video, pero este joven desaparece tan se hace presente. joven de las mismas tierras de donde vengo yo, del llano. Una vez que partimos para La Orchila, l regreso a mi fax tras fax tras fax, hizo trabajar a su mujer haciendo esto, para decir al mundo entero que su Comandante el presidente Chvez no ha renunciado y que continuaba Despus que toda Venezuela supo que era mentira que su Presidente haba renunciado, la violencia popular

PAGE 54

54estall en numerosas ciudades del pas, especialmente en Caracas. Las agencias de noticias reportaban que testigos presenciales sealaron que hubo una fuerte represin policial y que la ciudadana est desorientada y desinformada sobre lo que pasa, entre otros aspectos, porque la mayora de los medios audiovisuales privados no informaron sobre estos hechos. En Caracas, uno de los golpistas, Jess Briceo, nombrado como secretario de la presidencia, recono ci que Chvez no renunci al cargo, pero anunci que lo har y se va a ir al exterior. En Maracay se alzaron dos jefes: el del regimiento de paracaidistas y el jefe de operaciones de la fuerza area. Estaban dispuestos a avanzar hasta Caracas pero se detuvieron en espera de negociaciones. Los medios de prensa cubanos difundieron una de claracin del general Julio Garca Montoya, Jefe de la Unidad de paracaidistas de Maracay, unidad a la que perteneca originalmente el presidente derrocado, en y restituir el orden constitucional en el pas. Es supremamente importante que el ciudadano presidente sea liberado, dijo el General Garca Montoya y agreg que de lo contrario estaramos ante la autoridad de una junta de facto que no es lo que representa el ele mento de legitimidad. El Jefe de la Unidad lite del ejrcito venezolano, llam tanto a la poblacin como a las unidades militares a permanecer en sus casas y unidades para evitar enfrentamientos con la poblacin civil o entre militares. Segn el Coronel, al movimiento militar se le sumaban decenas de miles de personas de los barrios ms pobres de Caracas que bajaban de los cerros reclamando la liberacin del presidente Hugo Chvez. Segn estas versiones otras unidades consti tucionalistas se estaran sumando a los paracaidistas. Los jefes militares del golpe empezaron a retroceder y pusieron varias condiciones para seguir respal dando el gobierno provisional: restituir la Asamblea Nacional, al Fiscal General, el Tribunal Supremo, al Contralor General y el Consejo Nacional Electoral. En restituya la institucionalidad, pero sin seguir con los mecanismos de sucesin previstos por la Constitucin venezolana. Mientras los militares realizaban este anuncio, los Ministros de Hugo Chvez, encabezados por Arist bulo Isturiz, jefe de la cartera de Educacin, y el pue blo pro chavista retomaron el control en el Palacio retuvieron a 40 personas, nombradas ministros, colaboradores e invitados del gobierno golpista. Somos Chvez, los que ocupamos los locales de la presiden cia, dijo Rafael Vargas, ministro de la secretara de la presidencia. Esperaban a Diosdado Cabello, vicepresidente ejecutivo, para que asumiera el mandato mientras regresaba el Presidente. Vargas asegur que Chvez se dej detener para evitar un bao de sangre, que nunca renunci. sionado por el Ejrcito, anunci por CNN el sbado el restablecimiento de la Asamblea legislativa y los de ms poderes pblicos. Una periodista de Reuters dentro del palacio acompa a un ministro del gobierno provisional, que tom poder el viernes luego de que Chvez fue forzado a re nunciar, a abandonar las instalaciones a travs de un tnel. Minutos antes, la periodista vio cmo otro gru po de ministros abandonaba el palacio en sus vehculos luego que fue suspendido el acto en el que seran juramentados. Otro reportero de Reuters vio cmo un grupo de soldados del regimiento de la Guardia de agitaba sus boinas rojas frente a los cientos de manifestantes que enardecidos gritaban: Victoria, victoria popular, victoria. A medida que las horas avanzaban, el pueblo chavista iba ocupando una a una todas las instituciones del estado que haban sido tomadas por los golpistas. Al caer la noche, retomaron el control del canal estatal de televisin, rompieron el cerco informativo de los golpstas y empezaron a difundir lo que de verdad ocurra en Caracas. A partir de ese momento, decenas de miles de chavistas se lanzaron a las calles para celebrar el restablecimiento del orden constitucional. Casi a las diez de la noche, los propios militares golpistas detuvieron a Carmona en la sede del ministerio de defensa. Cabello asumi como presidente provisional a las 10:30 de la noche del 13 de abril. El presiden te de la Asamblea Nacional (AN), William Lara, tom juramento a Cabello como presidente provisional, inform el propio nuevo gobernante en declaraciones a Caracol Radio. Obligado por los militares, Carmona convoc a una conferencia de prensa y renunci a su cargo, alegan do que la Asamblea Nacional (AN) haba juramentado a Cabello, quien era vice presidente del gobierno de Chvez. Por ello, con absoluta responsabilidad, ante la nacin ante el pueblo venezolano presento esta renuncia, dijo Carmona. El golpe haba sido derrotado y ahora todos esperaban a Chvez. A las 00:15 de la madrugada del domingo 14 de abril, Aristbulo Istriz asegur que aproximadamen te en una hora el expresidente Hugo Chvez estara de la madrugada y cuarenta minutos despus, habl a la multitud enfervorizada. Este es el discurso del Presidente, una vez restituido en su cargo:

PAGE 55

55 No cabe en mi corazn odio ni rencorA Dios lo que es de Dios al Csar lo que es del Csar Comienzo as con estas palabras llenas de... no s cuntos sentimientos que cruzan por mi pecho, por mi alma, por mi mente; pensamientos, sentimientos. En este momento soy como un mar multicolor, todava debo confesarles con los buenos das a toda Venezuela, a todo el pueblo venezolano, a toda la sociedad venezola estoy asimilando este proceso que ahora bien podemos llamarlo para escribir no s cuntos libros para la historia venezolana y ejemplo del mundo, que este es un proceso demostradas muchas cosas que ya tendremos tiempo, desde este Palacio, que es el del pueblo y que el pueblo, lo dije en mi mensaje de hace unas tres noches all en la avenida o ro Urdaneta en donde vi que hay mucha gente en la avenida Urdaneta y ms all y por ac, pero ms y, ha quedado demostrado. Yo, hablando del pueblo, debo decir que... a ustedes que lo que ha ocurrido en Venezuela en estas ltimas horas es en verdad indito en el mundo. El pueblo venezolano y sus verdaderos soldados, el pueblo venezolano y su Fuerza Armada... esos soldados del pueblo han escrito... y esto no es grandilocuencia, es una verdad, es una nueva pgina y qu gran pgina para la historia venezolana y de Amrica Latina! Y tambin pudiera ser del mundo, ejemplo de un pueblo que ha conocido y asumido sus derechos, sus obligaciones, dejado confundir ni manipular ni engaar y ha brotado alma, de un cuerpo, ha brotado esa fuerza que ha resBolivariana de Venezuela. (...) Quiero ser breve en este mensaje de madrugada, como un renacimiento, quiero hacer un llamado y esto es quizs lo ms importante que yo quiero decir hoy domingo 14 de abril, yo, pues, he estado incomunicado en las estaba pasando y tena una angustia muy grande y, lo primero y ms importante que digo a todos los venezola nos es que vuelvan a sus casas, que vuelva la calma. Lle que trajo lgrimas, que trajo incertidumbre. Las causas de esto que ha ocurrido ya las analizaremos con calma para corregir en donde hay que corregir, para corregir nos en donde tengamos que corregirnos, pero, mientras tanto, calma y cordura como dira un venezolano de nuestra historia. Calma en este momento. Llamo, una vez instalado de nuevo en el palacio de gobierno y una vez recibido el poder legtimo que el pueblo me dio, del junto al pueblo, junto a los representantes de los poderes pblicos legtimos que aqu nos acompaan, junto a los soldados que con coraje supieron reaccionar rpidamenMe han informado ahora que he llegado y vena en algunas partes de Caracas y, me han informado que ha habido algunos disturbios en las ltimas horas sobre todo en el da de hoy, y algunos saqueos en algunas partes de Caracas, y yo hago un llamado a todos ustedes, compatriotas, vuelvan a sus casas todos, vamos a sobre la marcha y a continuar trabajando. As que pido a todos que cesen las acciones que todava pudieran quedar por all en algunos pequeos focos de disturbios de las ltimas horas, y hago un llamado a los cuerpos

PAGE 56

56 me a cuerpos policiales que han estado en la calle, que han estado segn me informan de primera mano y una los acontecimientos, que ha habido algunos cuerpos policiales que han estado reprimiendo de manera cruel al pueblo venezolano. Hago un llamado a quienes tie nen responsabilidad de dirigir los cuerpos policiales que llamen a la calma, que cese todo esto.Hijo, llvate a CristoA partir de este momento todo el mundo a la casa, todo el mundo a la familia. Vamos a recogernos all en cuando iba saliendo prisionero en la madrugada de hace un buen amigo, el general Jacinto Prez Arcay, me dijo: Pues invoquemos a Cristo, a Dios nuestro Seor y llen monos de paz, hace falta mucha paz espiritual en este momento para todo el pas, para todos los sectores hago un llamado a la paz, hago un llamado a la calma, hago un llamado a la racionalidad de todos. Hago un llamado Estos acontecimientos que trajeron sangre y dolor para todos nosotros, que todos seamos capaces de mique todos seamos capaces de extraer de all conclusiones, enseanzas. Que seamos capaces de apreciar ms fe en lo que estamos haciendo para que todos los sectores del pas terminemos de aceptar de una buena la ms legtima de toda nuestra historia republicana, discutida por el pueblo y aprobada por el pueblo y que ahora se ha comenzado a aplicar para que de all vea mos la necesidad de moderar, de aceptarnos los unos a los otros y este llamado es para todos, me pongo de primero para dar el ejemplo. Yo tuve, por ejemplo, en La Orchila hace unas horas, cio Velasco y le ped que hablramos a solas a la orilla del mar y nos sentamos a la orilla del mar y, le dije: Monseor vamos a orar a la orilla de este mar. los sectores del pas pusiramos mayor empeo toda la buena voluntad que podamos para poder convivir en paz aceptando las reglas del juego, aceptando las normas de la convivencia ciudadana. Esto que ha pasado es un lla Yo quiero darles un saludo muy especial a los medios de ya me han dado informes verbales las muchachas y los muchachos del equipo este, valiente y de coraje que me acompaa, presidentes de Amrica, del mundo, grupos... ternacional Venezuela no est ni estar nunca sola, que el pueblo venezolano no est ni estar nunca ms solo. Que Venezuela tiene el respeto de la Comunidad Internacional. Que la Comunidad Internacional reconoce la legitimidad y la soberana, el valor y el coraje del pueblo venezolano demostrado hoy una vez ms, as que ese reconocimiento especial de los organismos internacionales, a la prensa internacional, a los periodistas internacionales. co y democrtico, no vengo ni con ninguna carga de odio ni de rencor contra nadie, absolutamente, no cabe en mi Pero claro que tenemos que tomar decisiones y ajus tar muchas cosas. Siempre, siempre, y para siempre

PAGE 57

57 acciones del Gobierno bolivariano estarn siempre apemente a los poderes locales: gobernadores, alcaldes, a todos los hombres y mujeres que me siguen en este camino, que no caigamos... yo s que no vamos a caer, nadie va a caer en el extremo en que cayeron algunos sectores en los ltimos das, a los que tambin llamo a revolucionarios somos humanistas, respetamos al ser humano, respetamos la dignidad y tenemos que demostrarlo sobre todo en momentos como este, as que brujas, no vengo con nimos revanchistas. No. Aqu no habr persecuciones, aqu no habr atropellos ni abusos, a los derechos humanos en forma general. Pero las cosas tienen que volver al marco constitu cional de donde salieron por voluntad de una minora el rencor. No s por cuntos otros sentimientos, pero les hago un llamado a todos. crticas verdaderas, que presente alternativas al pas; es necesario que todos los partidos y grupos que se oponen a este Gobierno por algunas razones, cuales sean, terminen de entender y de aceptar, es necesario que todos los dirigentes de los diversos sectores del pas que puedan adversar a este Gobierno, o no estar de acuerdo con alhagan pblicas, que declaren, que anuncien sus crticas, sus recomendaciones, sus alternativas; que trabajen, que hagan poltica de verdad, que hagan trabajo en las calles, en los pueblos, pero con tica, con buena fe, aceptando lo Gobierno Nacional legtimo, con el apoyo de las grandes mayoras del pas, y con el apoyo del ncleo y la estructura central de la Fuerza Armada, que aqu hay un proyecto en marcha que no tiene vuelta atrs, que los que se opon gan tienen todos los derechos, y lo hemos demostrado, hagan poltica seria, justa y leal con el pas, no caigan en desesperaciones ni aventuras, que vean a lo que nos condujeron esas desesperaciones y ese aventurerismo. Se ha demostrado una vez ms, lamentablemente, que aqu hay dos pases: un pas virtual y un pas real. El pas virtual lo vean ustedes, seguramente, aqu a lo mePorque el pas real tiene en sus manos las banderas de la ha quedado una vez ms demostrado glorioso pueblo el de Bolvar ah est para los que dudaban, si es verdad que durante muchos aos lo engaaron, si es verdad que durante muchos aos lo manipularon, si es verdad que durante muchos aos a veces lo llevaron como un borrecomo conciencia de su propia fuerza y se ha convertido tructura central, ha demostrado una vez ms que por nos sectores de la Fuerza Armada, como la hubo, sin embargo ah est la muchachada militar, que la conoz co, est ah. As que mi reconocimiento (y el de todos) a esos dos entes a los que yo siempre me he referido, y que constituyen la fuerza ms poderosa despus de Dios de esta Venezuela de hoy, de este proceso de cambio indetenible. Esos dos elementos que en el fondo son el mismo, el mismo: el pueblo y los militares, el pueblo y la Fuerza Armada.Soldados repletos de amorLes voy a contar una ancdota. Me sorprend yo ando de sorpresa en sorpresa. Yo estuve en cinco lugares distintos desde el da en que sal de aqu. Ya echar los na no, dentro de unas horas. Y qu crea mi equipo de go, que iban a descansar el domingo? Bueno, de todos donde estaba, estbamos haciendo los planes... Miren, estuve en cinco lugares desde la madrugada de antier, y debo decirles, porque ahora me decan los Orchila nos abrazamos en una sola masa de sentimiento, porque esos soldados que ustedes ven con un fusil cruzado y una cara a veces un poco arrugada, esos son puro amor, y entonces uno me dijo: Ay, yo no poda respirar hasta que no lo viera. Me senta muerto me dijo. Entonces me dijo: No, porque han dicho que a usted lo han golpeado, la renuncia, no s qu ms... No. Aclaro que no fui maltratado para nada, desde la Fuerte Tiuna, me movan; entre otras cosas me movan creo porque donde me llevaban consegua el abrazo de los muchachos, y hasta lgrimas. Los que me llevaban la comida se quedaban un rato ah, dicindome algo,

PAGE 58

58dndome aliento. As que ese mensaje que comenc a recibir me fue conformando la certeza de que esta sivimos no iba a durar mucho tiempo. Luego me llevaron una noche a Turiamo, y all fui recibido por un grupo de soldados, soldados de los comandos de la Marina, y me trataron de manera excelente; y luego no haba donde dormir, porque ellos ni siquiera saban que yo iba para all, me llevaron, y cuando llegamos buscando una cama, buscando un ganme una sbana que yo soy un soldado como ustedes. Y nos quedamos hablando un rato, y tomando mucho caf, por supuesto, el capitn Marino, as se llama, Saben una cosa? Esta travesa por cinco sitios militares tiempo: hablar con los muchachos de all abajo, or a los sargentos, or a los tenientes, or a los capitanes; sus crticas, sus aportes, ellos tienen mucho que decir. En tonces esa es una de las lecciones que he sacado. Uno de ellos me dijo: Mi Comandante, no se olvide de nosotros. No per mita que ese trnsito entre nosotros y el alto mando y los altos mandos, por ah se van quedando las verdades que a usted no le llegan. As que me sent otra vez soldado. Incluso le dije a uno de ellos esa maana: Mira, yo no s qu irn a hacer conmigo por all, pero si deciden degradarme, a lo mejor, les pido que me dejen de soldado raso aqu en esta unidad de soldados. Lo que les iba a contar es lo siguiente, yo no s si tendrn por all ustedes un fax que me dicen que ha recorrido... Psame uno, por favor. Hay bastantes. Miren... tonces me apuraban, me apuraban, y yo deca: Esprate, que tengo que recoger mi ropa y algunas cosas que me llev, unas cositas all. Estaba lavando interiores y lavando un par de medias... S. Me regalaron... [Aplausos]. Vicepresidente Diosdado Cabello: Como en los viejos tiempos. Presidente Chvez: S, como en los viejos tiempos. Lavando una franela. Me puse a trotar un rato y corr con unos muchachos all comando, no tanto como ellos que son comandos entrenados, un sol sabroso haca en Turiamo, y cuando llego a darme un bao entonces me voy a chacho de la Guardia Nacional, y l me hace una pregunta: Mire, mi Comandante, aclreme algo. tena unos superiores de l. Y l no quera que lo oyeran, Dgame una cosa me dijo aclrame algo. Es ver Yo le dije: No, hijo, ni renunci ni voy a renunciar. Entonces, usted es mi Presidente. Pero dgame algo me dice eso tiene que saberlo el pueblo. Porque andan Entonces yo le dije: Bueno, yo voy saliendo. Y l me dijo: Escrbame algo, escrbame algo y me lo deja en el pote de la basura me dijo porque yo salgo y despus vengo a recogerlo. Yo hice el papel, escrib esto en un minuto, lo dobl y donde est el pote de la basura, que estaba lleno de papeles ah, en el fondo lo met. Pero yo sal, y dije, a lo mejor este muchacho no puede regresar, o no consigue el papel o no puede sacarlo, qu s yo. En Turiamo, en una unidad que no tiene ni telfono, no hay ni seal de Turiamo, 13 de abril 2002 A las 14:45 hrs. Al pueblo venezolano... (y a quien pueda interesar). Yo, Hugo Chvez Fras, venezolano, Presidente de la Repblica Bolivariana de Venezuela, declaro: No he renunciado al poder legtimo que el pueblo me dio. Para siempre!!: Hugo Chvez Fras. Y resulta que llego ac y todo el mundo tiene una hoja de estas ahora. Y me dicen que andan recorriendo Por cierto, que ayer por la maana, tuve chance de lo puso all. Yo estaba acostado en una camita y, bueno, Yo estaba como queriendo dormir un poco y de repente oigo una voz conocida: Isaas Rodrguez. Y me paro como un rayo y me siento en la cama: Voy a ver qu dice Y esas declaraciones de Isaas fueron una seal, fue ron un rayo en aquel vendaval de mentiras, a m s es verdad que me pusieron en la mesa una hoja que deca:

PAGE 59

59 ban ah aquella madrugada, les dije: No, gurdenla porque yo no voy a renunciar. Soy Presidente prisionero, pero yo no renuncio. Y sin embargo echaron a rodar aquello y lo lean, lo nuncia. Y por supuesto que ella saba que eso (era falso)... aun as eso requiere todo un procedimiento. Pero, en mientras estaban deteniendo gente, sacando ministros de su casa esposados, sacando gobernadores a empujones de las gobernaciones, es decir, toda una avalancha de odio que ojal ms nunca llegue a nuestro pas.No permitan que los envenenenY yo aprovecho para hacer un llamado a quienes me adversan: (...) pues advrsenme. Tratar de hacer los cambiar, ojal, pero ustedes no pueden adversar (...) y sobre todo algo: no se dejen envenenar, no per mitan que los envenenen con tantas cosas y tantas mentiras. (...) Hay muchas cosas que revisar, hay muchos infor mes que recibir, hay decisiones algunas urgentes que tomar para que el pas no se detenga y para que las cosas que se han salido de su cauce mucho, o algo, para que esos focos donde ha habido algunos saqueos, alguna mucha angustia de millones de venezolanos, pues que todo eso vuelva a la calma.(...) Llamo a que fortalezca mos la unidad de los venezolanos, llamo a que continuemos la marcha a paso de vencedores. Anoche (...) yo estaba mirando una estrella, y pensanla familia, Marisabel, pude hablar con ella; mis hijos, mis Mi vieja, mi viejo, mis amigos, mis compaeros ms cerca nos, porque yo intua que sobre ellos se iba a desatar per ba mucho en Diosdado, que lo llam esa madrugada del mucho en Rodrguez Chacn, que me dijeron que lo haban sacado esposado. Pensaba mucho en todos ustedes, en millones, en la angustia, en la incertidumbre que haba. Pero de repente mirando aquella estrella, all a la orilla de la baha, y recordando y trayendo a mi men trayendo al consciente que soy, el recuerdo de tantos aos, el conocimiento que tengo de las entraas del pueblo venezolano, porque tengo ya casi una dcada metido en la entraa del pueblo y de ah no voy a salir ms, nunca jams. Conociendo el coraje del pueblo vetiene el pueblo venezolano, y ese es uno de los capitales y de respuesta: partidos polticos, crculos bolivarianos, que aprovecho para reivindicarlos, porque los crculos bolivarianos no son grupos armados; es una organiintenciones de otro tipo, pues yo los llamo si es que actitud, as no los necesitamos, de verdad. No, no. Las armas de la Repblica, las armas del pueblo para defender este Gobierno y a la Repblica se ha demostra porque verdaderamente los militares que faltaron a su juramento, que por diversas razones se plegaron a la ignominia, all ellos ante la historia y ante la Ley, pero en verdad no tenan comando, era un grupo virtual; pero los que verdaderamente tienen el comando de las tropas comenzaron a dar una respuesta inmediata.

PAGE 60

60Pueblo y Fuerza ArmadaEntonces se ha demostrado, por una parte, la gran capacidad de respuesta del pueblo organizado, que me siento tan orgulloso de ello, y por otra parte la capacidad de respuesta tambin organizada de la Fuerza Ar mada. Por eso les deca que conociendo al pueblo, como lo conozco, y conociendo a la Fuerza Armada, como la conozco, mirando aquella estrella yo llegu a la conclu ni ese pueblo ni esos muchachos militares para utilizar un trmino bien criollo verdaderos se van a calar este adentros: No puede ser que tanto esfuerzo vaya a per derse as, no puede ser que el esfuerzo de tanto tiempo, de tanta gente y de tanta intensidad, que dio nacimiento Repblica, vayan a desaparecerla de un plumazo, as fa Porque si no hubiese sido como que uno no hubiese vivi all estn las siembras, la sementera, y los frutos en los corazones del pueblo. Ahora, yo estaba seguro, pero completamente seguro que volveramos, absolutamente seguro... Ahora, saben qu? Lo nico es que jams me imagin que regresaramos tan rapidito. S. Miren, me haba puesto a escribir unos poemas, no pude terminar ni el primero, no me dieron tiempo ni de descansar un da, y se los agra dezco mucho. As que muchsimas gracias. (...) Hago un llamado de verdad a la unidad de los venezolanos, a la unidad respetndonos las diferencias, hago un llamado a la cordura, hago un llamado al entendimiento (...) hago un llamado sobre todo y agarro la Cruz hago un llamado a los dueos de los medios de Este pas tambin es de ustedes! Lo he hecho en muchas horas. Y me traigo lecciones en to pensar, de tanta angustia, de tanto dolor, de tan sigamos construyndoles la patria a nuestros hijos, a nuestros nietos; para que sigamos haciendo realidad el sueo de Bolvar. (...) As que retorno, as como por el centro del home retorno despus de dos das de ausencia, de incertidumbres; retorno cargado espiritualmente de un gran amor, y sobre todo si hace dos das yo los ama reponen las cosas en su sitio. Despus de esta jornada si ayer los amaba, hoy los amo muchsimo ms. Amor con amor se paga.

PAGE 61

61 (...) Le deca a Jos Vicente (Rangel) que uno se llena de sentimientos y muchas veces en momentos como estos a pesar de que sabemos que no es una despedida, aunque no deja de ser de cierta manera una despedida. A los que colocamos al ser humano en el primer lugar de todo, como deca Cristo en el Alfa decir ciertas cosas. Poeta Jorge Rodrguez, nuestro nuevo Vicepresi dente. Poeta, Jos Vicente. Yo traje un verso muy sencillo de Gustavo Pereira, para no quedarme corto ante estos poetas: en ejercicio del amor nada concluye, todo recomienza. Dedico estos versos a ustedes, en el ejercicio del amor nada concluye todo recomienza. Uno pudiera decir muchas cosas, pero desde mi corazn en lo ntimo del ser, una palabra que recoge un milln de palabras: gracias. Muchas gracias compaeras, compaeros, camaradas, amigos. Gracias por cuntas cosas. Jos Vicente, el poeta, lanz una nes, sus enseanzas siempre: Pasin agnica, agnica pasin venezolana. S es verdad, agnica pasin ve nezolana. Creo que todos llegamos aqu trados, em pujados por esa agnica pasin venezolana, por esta frenes venezolano, humanista, socialista, rojo, rojito. Todos ustedes saben compaeros, compaeras, camaradas, compatriotas, cmo es que Hugo Chvez lleg aqu, dira nuestro Bolvar permtanme parafra searloarrastrado por el huracn revolucionario que me lleva como a una dbil paja. Vaya que angustia, que compromiso! A este grupo de compaeros yo les miraba, les abrazaba y les con decoraba, a nombre del pueblo reconocimiento supre mo porque salen por la puerta grande. Ojal si yo salgo algn da, como debo salir, ojal vivo, de estas circuns tancias, salga como ustedes, por la puerta grande y con el pecho afuera a darme un abrazo con las calles, los pueblos y los campos a decir: misin cumplida, como ustedes pueden decirlo hoy. Por eso los envidio, hasta cierto punto los envidio. (...) No olviden compaeros, compaeras, que hoy en da, el Gobierno debe ser otra cosa muy distinta al En el ejercicio del amor, nada concluye todo recomienzaDespus de la derrota del golpe fascista en 2002, Chvez derrot el paro petrole de centenares de millones de dlares. En 2004, la oposicin recurri a la Constitucin que haba convocar un referendo revocatorio del mandato de Chvez. El 15 de agosto de 2004, Chvez los volvi a derrotar con 5,800,629 (59.1%) contra 3,989,008 (40.64%). Dos aos despus, el 3 de diciembre de 2006, se celebraron las elecciones generales. La brecha se ampli y Chvez derrot al hasta entonces gobernador del Zulia, Manuel Rosales, con 7,309,080 votos (62.85%) contra 4,292,466 (36.91%). El 8 de enero de 2007, dos das antes de su toma de posesin para el nuevo perodo, Chvez ofreci su primer discurso del ao, durante un acto en el cual condecor a once de sus ministros, los cuales ya no volveran a estar en el nuevo gabinete, entre ellos, Jos Vicente Rangel, y jurament a los nuevos ministros. A partir de en de cada ministerio, el concepto del Poder Popular. Este es parte de ese discurso: Su legado

PAGE 62

62Consejo de Ministros, al presidente Chvez. El Gobier no debe ser cada da ms el pueblo, la calle, el campo, el gobierno popular, el poder popular. (...) Rafael Ramrez por ejemplo, ya no es el mi nistro de Energa y Petrleo nada ms, es el Ministro del Poder Popular de Energa y Petrleo. Eso tiene, y un gran compromiso. El General Baduel no es ministro de la Defensa simplemente, es ministro del Poder Popular para la Defensa. Eso obliga, eso compromete mucho ms. Entre otras cosas deben ustedes abrir canales para alimentar las instituciones, los ministerios, la burocracia con esa corriente viva y con esa fuerza transformadora del poder popular que debe llegar a todos los espacios institucionales y las instituciones deben irse al poder popular.Ministros del Poder PopularUna de las caractersticas del nuevo Gobierno (...) permtanme decirlo en dos palabras: Gobierno Endgeno. Les voy a poner un ejemplo, rea parecer el prximo domingo 14, ese da, mientras yo est en un punto equis del mapa, mi amigo el Vicepre sidente debe estar en el punto Y del mapa, en el otro extremo de Venezuela, y debe estar seguramente con un grupo de ministros. Vamos a organizar el Gabinete en grupos de recorrida, de patrullaje por el pas para recorrer los campos, las calles, los pueblos, en equipos de trabajo. Los lunes, martes, mircoles, tendremos tiempo que haya que atender en Caracas. Pero jueves, vier nes, sbado y domingo a la calle!, los campos!, los pueblos! Por supuesto, con un plan de trabajo. Gobierno en la calle, Gobierno Endgeno. (...) Y luego todos los lunes nos reunimos el Vicepresidente y yo. El debe tener en esa reunin un resumen de todos los equipos, de lo que consiguieron por aqu, lo que vieron por all, porque por todos lados uno consigue Por ejemplo, la ltima campaa electoral me sir vi para muchas cosas, una de ellas, abrirme ms el pecho y el compromiso con los ms humildes, con los ms pobres, porque por all llegu a Delta Amacuro, por ejemplo, a Tucupita, y del aeropuerto la caravana, aquella gente, toda en la calle y vaya con qu frenes, y ms all de los pueblos, ms all del frenes, ranchos y ranchos por todos lados, pobreza y miseria. Pero ah est el pueblo, y ah est el 3 de diciembre. Vean ustedes que los ms altos porcentajes de votacin los tuvimos precisamente por all en las zonas indgenas, en las regiones ms pobres, ms alejadas, en los barrios ms pobres de las grandes ciudades, en muchos de ellos an no hay agua potable, en algunas partes an no hay energa elc trica, o la carretera no sirve, o la escuela no sirve, o no llega el crdito para los productores o no hay transporte, no hay mdicos, no hay medicinas. Ratifico pues, mi compromiso con los venezolanos ms pobres. Es con todos el compromiso, pero primero, seor Vicepresidente, seores ministros, ministras, los ms pobres. Uno consigue por todos lados problemas de todos los tipos y de todos los colores. Por eso el lunes, Jorge, el Vicepresidente, tendr un resumen del resultado de la travesa. (...) Rodrigo Cabezas, nuevo ministro de Finanzas tiene que ir a chequear cmo se estn utili zando los recursos aqu. Cada ministro, ministra, el Vicepresidente, debe ser un inspector, severo inspector. Les he dicho, quiero verlos llegando de manera impre vista, sin previo aviso a cualquier lugar del pas donde se est haciendo alguna obra, algn trabajo. Quiero que me llamen de all y me digan: Presidente aqu estoy en la carretera que se est construyendo entre Guasdualito y Elorza y he descubierto esto aqu estoy en tal parte... En todas partes, a cualquier hora, a medianoche, en la madrugada, domingo, sbado... Gobierno Endgeno. (...) Se trata de que hemos cerrado un ciclo y viene uno mucho ms complejo, mucho ms exigente, mu cho ms difcil, para cuyo xito estamos obligados a empearnos a fondo. Va a requerir la nueva era apli carnos ms a fondo, exigirnos ms nosotros mismos, individualmente, como grupo, todos nosotros, en todas partes, sea cual sea la trinchera que a cada quien le corresponda en este inicio. Ustedes deben recordar que lo dije en la campaa electoral hablando del 3 de diciembre antes de que ocurriera: de diciembre: tu destino est escrito; de diciembre, tu no sers un punto de llegada, sers un punto de partida. Lo ms momento de comenzar a aplicar esquemas, ideas.La construccin del PartidoHe recibido muchos documentos sobre el Partido Unido; es una necesidad. Me han criticado por ah y algunas personas respetables, yo acepto la crtica siempre, pero tengo una explicacin. Cuando dije aqu que a m no me llamen a discutir sobre el Partido nico o Unido, es porque tengo desde 1994 dando ese debate, ya me s todito. No podemos seguir perdiendo ms tiempo, sigo haciendo un llamado a todos los partidos polticos, vamos a unirnos todos, es el pueblo el protagonista de todo esto, tiene que ser el pueblo. As que he estado trabajando bastante, en el modelo, cmo es que se va a formar ese partido unido, desde las bases, elecciones desde las bases.

PAGE 63

63 Nadie va a estar en una directiva o comando si no vie ne elegido desde las bases. Lleg el momento de dejar atrs los esquemas tradicionales, ese es mi punto de vista, respeto cualquier otro, pero hemos estado trabajando bastante en eso. (...) Vamos todos juntos a trabajar cada da con rrupcin, contra el burocratismo, contra las desviaciones pseudo revolucionarias. La corrupcin es toda una operacin contrarrevolucionaria que est por dentro de la Revolucin. El burocratismo es toda una corriente contra revolucionaria que est dentro de la Revolufenmenos que son verdaderas amenazas para el proceso revolucionario. Termina una fase de transicin, as lo he dicho, desde 1999 a 2006, ocho aos, y entramos a una nueva era a la que hemos llamado son 15 aos. Vamos a darle duro estos 15 aos que vienen, rumbo al Bicentenario de Carabobo, Proyecto Nacional Simn Bolvar, socialismo bolivariano. Para ello se requerir, mayor esfuerzo, mayor cionaria deca el gran revolucionario Alfredo Maneiro. Este ao es un ao de arranque. Vamos a encender los motores, vamos a encender ms bien como una batera de motores, un conjunto de motores, (...) cinco grandes motores hasta ahora visualizo (...) para transitar a lo largo de los carriles, como locomotoras victoriosas (...) en lo poltico, en lo social, en lo econmico, en lo militar, en lo territorial, en lo internacional, en lo tico. El primero de los motores de arranque de la nue va era es la Ley Madre, as quiero que sea, una Ley Madre de leyes revolucionarias, seora Presidenta de la Asamblea Nacional, adelanto mi solicitud para una Ley Habilitante revolucionaria. (...) Voy a adelan tar otro ejemplo, todos esos sectores de un rea tan importante y estratgica para nosotros, como es la energa elctrica, todo aquello que fue privatizado, nacionalcese. Recuperemos la propiedad social sobre los medios estratgicos de produccin. La Compaa Annima Nacional Telfonos de Venezuela, nacional cese. Seor Vicepresidente, la Nacin debe recuperar la propiedad de los medios estratgicos de soberana, de seguridad y de defensa. Estratgico, esa es un rea estratgica de un pas, as como el agua, la energa elctrica y los servicios telefnicos. (...) Hace poco estuvimos en la Faja del Orinoco, todava all pervive un aspecto que tiene mucha importancia en lo que fue la Apertura Petrolera, elimnen el control y el dominio de todos estos procesos de mejoramiento de los crudos pesados de la Faja del Orinoco. Eso debe pasar a propiedad de la nacin venezolana. Es el primer motor, Ley Madre de leyes revolucionarias, la Habilitante. (...) Segundo motor: la reforma socialista constitu cional, vamos rumbo a la Repblica Socialista de Venezuela y para eso se requiere una profunda reforma de la Constitucin Nacional, de nuestra Constitucin Bolivariana. La Constitucin nos presenta un primer piso, nos abre un portn para la construccin del socia lismo, ciertamente, pero para avanzar ms rpido en mayor amplitud y dimensin se requiere un conjunto de reformas a nuestra Constitucin. El tercero: la educacin popular, moral y luces en todos los momentos y en todos los espacios. Vamos a lanzar una jornada nacional todo el ao 2007, a la que llamaremos Moral y Luces para la educacin popular en todos los espacios, en el hogar, en la escuela, en el taller, en la fbrica, en el campo, en el barrio, en todas partes, educacin, educacin, educacin. Hemos dado muchos avances pero an nos falta profundizar en la educacin, cultura, ciencia, tecnologa, concien cia, ideologa, los valores, los nuevos valores. Hay que demoler los viejos valores del individualismo, del capitalismo, del egosmo, y hay que crear nuevos valores, eso slo se logra a travs de la educacin. El cuarto: algo que suena un poco tcnico, ustedes me perdonan, la nueva geometra del poder sobre el mapa nacional. La nueva geometra, uste des saben que tiene como tres dimensiones, la dimensin en lnea, la distancia; la dimensin en ex tensin de un territorio y la dimensin volumtrica, el contenido, el volumen. Quiero que nosotros rediseemos la geometra del poder en Venezuela. Esto

PAGE 64

64va a llevar a profundidades. (...) Esto nos va a llevar a revisar leyes orgnicas como la de los concejos muni cipales, eso est intacto y yo dira ms, est peor que antes, Concejos Municipales que no tienen ningn poder, que son las mismas viejas estructuras, es el mismo viejo Estado cuarto republicano, las regiones del pas, cmo lograr una relacin simtrica o una aplicacin simtrica del poder poltico, del poder econmico, social, militar a lo largo y ancho de todo el territorio. Ah tenemos muchas deudas, regiones que estn muy apartadas, muy olvidadas, disminuidas, atrasadas, tenemos que levantar el pas completo porque es un slo cuerpo nacional. Y el quinto: creo que debe ser el ms poderoso, la explosin revolucionaria del poder comunal, los Con sejos Comunales, pero los consejos comunales en este ao debemos trascender ahora lo local y debemos ir creando por ley en primer lugar, una especie de confederacin regional, local, nacional de Consejos Comunales. Tenemos que ir marchando hacia la conformacin de un Estado comunal y el viejo Estado burgus que todava vive, que est vivito y coleando, tenemos que irlo desmontando progresivamente mientras vamos levantando al Estado comunal, el Estado socialis ta, el Estado bolivariano. Un Estado que est en condi ciones y en capacidad de conducir una revolucin. Casi todos los estados nacieron para detener revoluciones. Vaya qu reto el nuestro! Convertir al viejo Estado contrarrevolucionario en un Estado revolucionario. Tengo la frmula clara, perdnenme si suena inmodesto esto, pero de estos ocho aos, del estudio, de los maestros y del pueblo vienen las seales, es de Bolvar, ustedes lo saben, esta tremenda seal luminosa, vibrante, esclarecedora de lo que tenemos que hacer, la voy a leer, es del ao 1826, es una Resolucin del Consejo de Gobierno o ante el Consejo de Gobierno que diriga Bolvar. Dice Bolvar lo siguiente, cada pa labra es una luz, es un rayo, es un faro: capitales en que se fundan los estados, las leyes funda mentales y el Magistrado Supremo, todos los particula pueblo que posee en grado eminente, la conciencia de su bien y la medida de su independencia. De este modo, su juicio es puro, su voluntad fuerte, y por consiguiente nadie puede corromperlo ni menos intimidarlo. Yo tengo pruebas irrefragables del tino del pueblo en las grandes resoluciones y por eso es que siempre he preferido sus opiniones a las opiniones de los sabios. Este es Bolvar, el verdadero Bolvar. Vamos pues, con Gustavo Pereira digo desde el corazn: en ejercicio del amor, nada concluye, todo recomienza.

PAGE 65

65 Hugo Chvez Fras _______________En uno de sus programas Al Presidente (que alcanz el primer lugar de audien cia televisiva y radial a lo largo de toda su historia entre 1999 y 2011), el domingo 20 de marzo de 2005, el Presidente Hugo Chvez por lismo en Venezuela. Durante un dilogo con un campesino en Sabaneta (su tierra natal), en el estado Barinas, Chvez dijo: (...) Son 432 productores y esto, adems, segn el nuevo modelo de la economa social. Esto no es el capitalismo, en el que hay un dueo y los dems son sus esclavos y el dueo se vuelve rico y los esclavos son pobres toda su vida, no. Esto es la economa liberado ra y esto es lo que yo he planteado, el nuevo socialis mo del siglo XXI est naciendo aqu. (...) El socialismo del siglo XXI est naciendo aqu, el que quiera ver, porque ya empezaron los analistas y los sesudos como digo yo, los sesudos analistas, a decir que Chvez se declar socialista. Bueno, s y qu tiene que ver eso, pues? Soy socialista, socialis ta de la nueva era, socialista del siglo XXI y estamos plantendole al mundo revisar las tesis del socialismo. Cristo, si Cristo viviera aqu, si estuviera vivo aqu, fue ra socialista, Cristo fuera socialista. Bolvar iba directo al socialismo. Abreu de Lima, el gran general brasile o, era socialista, gran amigo de Bolvar; Simn Rodrguez era socialista. El socialismo es poner lo social primero, el capitalismo es poner el capital primero. No, es al revs, lo social primero; quien tenga dudas sobre Cristo vaya a ver a Cristo, el ser humano debe ser el Alfa y el Omega. (...) Ahora, estamos haciendo el nuevo socialismo del siglo XXI y lo ms importante eres t, el hombre, no el capital, no la plata, sino t, la plata hace falta, pero lo importante es que t vivas cada da mejor con tu familia. Ms adelante, interviene Gabriel Zambrano, de la Porque, a travs de las misiones, estn aprendiendo una serie de cosas, por ejemplo, per mtame, seor Presidente: un productor que no saba leer ni escribir, lleg en estos das a nuestra organiza-Golpe de timncin a pedirnos, por favor, le abriramos de nuevo la cuenta bancaria con la que el reciba el crdito, porque caf, decimos que tenemos que sembrar conciencia. Todos estos recursos, todos estos programas que ustedes estn dirigiendo, seor Presidente, s, que de alguna manera, los estamos aprovechando y tenemos integral, la educacin, la formacin, mejorar su nivel de vida; por eso le queremos dar las gracias. Chvez: Claro, correcto. Mira, eso, Gabriel, perd name, eso es lo que yo llamo el nuevo socialismo del siglo XXI. El capitalismo es perverso, es la explotacin del hombre a travs del capital, el dinero y lo que ms vale es cunto dinero tengo yo. Entonces, siembra es un demonio, porque hay gente que es capaz, hablando como el vulgo, hay gente que es capaz de vender a su mam por tener dinero, no le importa nada, robar, no le importa matar a alguien. No, primero son los valores humanos, los valores sociales, por eso el socialismo e Su legado

PAGE 66

66 incluso el socialismo como lo vemos en China, no tiene por qu erradicar la propiedad privada, no. Siempre y cuando la propiedad privada y los productores priva dos trabajen en funcin del inters social.Construyamos el socialismo organizados en los Comando Miranda. Y dijo: El pueblo venezolano es al primero que hay que felicitar y es el dueo de la victoria (...) hoy hemos rainscrito en nuestro mapa, el socialismo venezolano, la recuperacin plena de la patria, de la grandeza del proyecto de Bolvar, el socialismo indgena, el socialismo bolivariano y tambin hay que decirlo, el socialismo del cristianismo autntico, el cristianismo verdadero. Ustedes saben que durante la campaa yo lanc algunos lineamientos, algunos de ellos bueno, el principal: socialismo, vamos rumbo al socialismo, yo jams he engaado a nadie, yo no ando con cuenticos por aqu escondido, que... No, no, no! Hace 8 aos ustedes recuerdan lo repet un milln de veces: vamos a la Asamblea Constituyente y pasamos por la Asamblea Constituyente, y aqu estamos en pleno proceso constituyente porque no se olviden que el proceso constituyente contina, nunca termina, el poder cons tituyente es el poder originario del pueblo, es el poder popular. Lo que se manifest el 3 de diciembre (elec ciones) fue nada ni nada menos que el Poder Constitu yente revolucionario del pueblo venezolano. El tema ms importante es el socialismo. Ahora, el socialismo, yo lo vuelvo a repetir, yo no tengo una cartilla, la cartilla socialista, no, yo los estoy convocando a que construyamos el socialismo, lo construyamos desde abajo, un socialismo endgeno, nuestro modelo socialista. Y de alguna manera hemos comenzado a construirlo, pero apenas, bueno, es que ni siquiera ha nacido, estamos engendrando la Patria que parir ms adelante nuestro modelo socialista, pero vamos hacindolo, vamos moldendolo. (...) No deberamos imaginarnos el socialismo creo que sera un error como un Estado o una situacin, una Venezuela futura a la que vamos a llegar un da por arte de magia. No, el socialismo es un proceso de todos los das, de construccin diaria, avanzaremos hasta donde podamos, porque el socialismo que soamos ni siquiera depende solo de las circunstancias nacionales; depende mucho de las circunstancias internacionales. Pero aqu hemos comenzado, vamos hacia el socialismo, ese es el camino de la salvacin de la especie humana. Cuando cay la Unin Sovitica, qu trabajador sali a defenderla? Y se supone que era el rgimen o el sistema de los trabajadores y no salieron los trabaja dores a defenderla qu cosa tan extraa, no? Porque se elitiz! Se convirti en un rgimen elitesco que no pudo construir el socialismo. Nosotros aqu vamos a construir el socialismo venezolano, el modelo original socialista venezolano.El pueblo es el sucesor empezaba el mismo 8 de octubre. En las elecciones, candidato respaldado por Estados Unidos. El pueblo es. Es que esto no se trata de hombres en lo individual. Es que mira claro, lo clsico en la poltica (...) y entiendo los cdigos del unipersonalismo en la poltica, nosotros hemos roto eso aqu, este proceso nuestro no depende ya de Chvez, no, es un colectivo. Entonces yo te dira: sucesor de Chvez el impulso de todo esto ms all de este humilde soldado. Yo lo que soy es un humilde soldado, campesino, trado aqu por un huracn, producto de una implosin que aqu ocurri (...) y en buena parte de Amrica Latina hace ya ms de una dcada, afortunadamente aqu le dimos Ahora esto ha venido madurando y ya no se trata de un hombre, de una persona. Ahora, en cuanto a lide razgos individuales mira, aqu est Elas (Jaua), mira la juventud, este muchacho; ah est Nicols (Maduro), esta Cilia (Flores). Bueno somos un liderazgo colectivo, ya no depende esto afortunadamente de un hombre. El que quiera ver una democracia venga a Vene zuela, venga nada ms, venga y camine por las calles, venga, ahora mira ese caballero que est ah. Ignacio Ramonet, escribi hace pocos aos un libro que se llama La Dictadura Meditica entonces el mundo al revs, Galeano, Eduardo Galeano, El Mundo al Revs

PAGE 67

67 aqu hay dictaduras que son presentadas como demo cracias y claro Goebbels, la mentira, mentira y mentira repetida un milln de veces hay gente que cree que es verdad y en verdad en este mundo hay gente que cree que yo soy un tirano, que aqu no hay elecciones, que todo esto es una mentira. Pero te repito con todo mi corazn, el que quiera ver una democracia pujante, slida, madura, abierta y no slo porque haya elec ciones cada seis aos, todos los das, una democracia, mira estos barrios, pregunta t cmo eran antes estos barrios, reprimidos, pobres, miserables, ahora hay un pueblo despierto participando todos los das, t vas a conseguir comunas, consejos comunales, bancos populares, un pueblo que est recibiendo poder, porque esa es la esencia de la democracia, no es la eleccin cada seis aos o cada cinco aos, la esencia democr tica es el poder en manos de su dueo, el pueblo. El que quiera ver democracia venga a Venezuela.El nuevo ciclo de la transicin el primer consejo de ministros de este nuevo ciclo, en el cual el comandante hizo un llamado a la crtica y la aucomunal y desarrollar el Sistema Nacional de Medios lismo. Este documento publicado por la Presidencia de Venezuela, sintetiza sus palabras. Estamos conversando sobre todo el tema econmico, revisando papeles, documentos, planes, proyectos, el cierre de ciclo, la apertura del nuevo ciclo ante la vic toria bolivariana del pasado 7 de octubre, que abri el horizonte poltico, y, adems, la victoria popular, la vic toria bolivariana, que garantiza la estabilidad del pas. Estaba leyendo por ah que los bonos venezolanos se dispararon. El mundo sabe, Pdvsa aparece ahora como la segunda empresa dentro de las 500 ms grandes de Amrica Latina, una de las grandes del mundo, slida, y Venezuela sigue ocupando el lugar que le corresponde. Y eso es slo posible y seguir siendo posible por este rumbo, por estos horizontes, por estos andares, por estos caminos de la construc cin del socialismo. Aqu tengo al [libro de] Istvn Mszros (Ms all del capital) el captulo XIX, que se llama El sistema comunal y la ley del valor. Hay una frase que hace tiempo subray, la voy a leer, seores ministros, mi nistras, vicepresidente, hablando de la economa, del desarrollo econmico, hablando del impulso social de la revolucin: de los logros socialistas es: hasta qu grado las medidas y polticas adoptadas contribuyen activamente a la sustancialmente democrtico, de control social y auto Entonces, venimos con el tema de la democracia, el socialismo y su esencia absolutamente democrtica, mientras que el capitalismo tiene en su esencia lo antidemocrtico, lo excluyente, la imposicin del capital y de las lites capitalistas. El socialismo no, el socialismo libera; el socialismo es democracia y la democracia es socialismo en lo poltico, en lo social, en lo econmico. Tambin lo dice Giordani, en su libro La transicin venezolana al socialismo, de nuestro querido ministro y amigo y maestro Jorge Giordani. Cuando habla Jorge ah de unos factores que son determinantes en la transicin: pitalista no es democrtica, es antidemocrtica, es ex riquezas para una minora, una lite, la gran burguesa, de la pobreza y la miseria para las grandes mayoras. El Aqu est el libro: 2. El cambio en el rol del Estado, para lograr que el las necesidades bsicas de la mayora de la pobla productiva a nivel colectivo. como mecanismo regulador de las relaciones productivas. Son elementos que ayudan a orientar el trnsito y de eso estamos hablando hoy, sobre la economa y cmo ahora, con el nuevo ciclo que se abre, debemos del nuevo modelo poltico, econmico, social, cultu ral, la revolucin.

PAGE 68

68Este esfuerzo que hemos hecho y estamos haciendo, que es grande y debe ser mucho ms grande, es eso manera tal de asegurarnos una democracia econmica. Por ejemplo, aqu en la Base Miranda, en La Carlota, ha lgico, y esa es una de las lneas estratgicas del tema que estamos hablando, la ciencia y la tecnologa, la independencia, todo esto est relacionado. Recordemos los cinco grandes objetivos histricos del Programa de la Patria que ahora vamos a comenzar a aplicar. Se trata de los pasos que hemos venido dando, por eso hablamos del trnsito, transicin, eta pa. Nada de esto exista en Venezuela y nada de esto existira en Venezuela si, se impusiera el capitalismo, que nos convertira de nuevo en la colonia que ramos. Por eso la revolucin poltica es previa a la econmica. Siempre tiene que ser as: primero revolucin poltica, liberacin poltica y luego viene la revolucin econ mica. Hay que mantener la liberacin poltica, y de all la batalla poltica que es permanente, la batalla cultural, la batalla social.La democracia socialistaEstamos tocando puntos claves de este proyecto, que si no los entendemos bien y lo asumimos bien, pu diramos estar haciendo cosas buenas, pero no exac tamente lo necesario para ir dejando atrs de manera y creando un nuevo modelo: el socialismo venezolano, bolivariano, del siglo XXI. El nuevo ciclo de la transicin; la construccin del socialismo, de nuestro modelo. Nosotros debemos territorializar los modelos. Yo me imagino, por ejemplo, y la panadera, el Pdval y la Farmapatria son elemen tos nuevos, como de un injerto. Ahora, compaeros, compaeras, camaradas, si este elemento no formara parte de un plan sistemtico, de creacin de lo nuevo, como una red, esto sera A y esto sera B, esto sera C, D, E, etc., y una red que vaya como una gigantesca telaraa cubriendo el territorio de lo nuevo, sino fuera as, esto estara condenado al fracaso; esto sera ab sorbido por el sistema viejo, se lo traga, es una gigan tesca amiba, es un monstruo el capitalismo. Esto lo digo yo no para que nos sintamos acogotados, amilanados; todo lo contrario, es para coger ms fuerzas ante la complejidad del desafo. Recor demos la Unin Sovitica, lo que el viento se llev: en la Unin Sovitica nunca hubo democracia, no hubo socialismo, eso deriv y los lderes no se dieron cuenta o si se dieron cuenta no pudieron, y el imperio aquel golpeando, la culpa no es slo de la Unin Sovitica, la culpa fue tambin de todas las agresiones externas, sabotajes econmicos, guerras biolgicas, bacteriolgicas, bombardeos y explosiones en la industria petrolera sovitica y luego las contradicciones, las divisiones, la cultura. Por eso el socialismo en el siglo XXI que aqu resur gi como de entre los muertos es algo novedoso; tiene que ser verdaderamente nuevo, y una de las cosas esencialmente nuevas en nuestro modelo es su carc ter democrtico, una nueva hegemona democrtica, y eso nos obliga a nosotros no a imponer, sino a con vencer, y de all lo que estbamos hablando, el tema meditico, el tema comunicacional, el tema de los argumentos, el tema de que estas cosas sean, lo que estamos presentando hoy, por ejemplo, que lo perciba el pas todo; cmo lograrlo, cmo hacerlo. El cambio cultural. Todo esto tiene que ir impac tando en ese nivel cultural que es vital para el proceso revolucionario, para la construccin de la democracia socialista del siglo XXI en Venezuela.Ahora, la autocrtica; en varias ocasiones he insisti do en esto, yo leo y leo, y esto est bien bonito y bien hecho, no tengo duda, pero dnde est la comuna. Acaso la comuna es slo para el Ministerio de las Comunas? Yo voy a tener que eliminar el Ministerio de las Comunas, lo he pensado varias veces, por qu? Por que mucha gente cree que a ese ministerio es al que le toca las comunas. Eso es un gravsimo error que estamos cometiendo. No lo cometamos ms. Revisemos. Firm un de creto creando algo as como ente superior de las co munas. Dnde est? No ha funcionado. Nicols (Maduro, recin nombrado vicepresidente ejecutivo), te encomiendo esto como te encomendara mi vida: las comunas, el estado social de derecho y de justicia. Hay una Ley de Comunas, de economa comunal. Entonces, cmo vamos a estar nosotros haciendo? Lo mismo pregunt en Ciudad Caribia: Dnde est la comuna, no la comuna, las comunas? Dnde vamos a crear las comunas, las nuevas? Y all en Ciudad Beln, seguimos entregando las viviendas, pero las comunas no se ven por ningn lado, ni el espritu de la comuna, que es mucho ms importante en este momento que la misma comuna: la cultura comunal. Me explico? Ser que yo seguir clamando en el desierto por cosas como stas? Todos aqu tenemos que ver con esto, todos, desde mi persona, la Presidencia de la Repblica; aqu en tor todas tenemos que ver con eso; es parte del alma de este proyecto. ciendo en el vaco, o lanzndola como al vaco. Es para

PAGE 69

69 actuar ya, seores ministros, seoras ministras, las comunas, manden a buscar la Ley de las Comunas, lanla, estdienla. Mucha gente estoy seguro, no digo que ustedes, por all, ms all, ni la han ledo, porque creemos que no es con nosotros. La Ley de la Economa Comunal, mucha gente ni la ha ledo, porque creemos, que no, lo mo es otra cosa, eso no es conmigo. Si t preguntas, cules son las que llaman comunas en construccin? Estoy seguro de que en la mayora de esos grandes o medianos o pequeos proyectos que estamos adelantando, desde viviendas, ciudades rrollo agrcolas, como all en la Planicie de Maracaibo, all en el municipio Mara, hasta por all por el estado Sucre, donde est la gran planta procesadora de sardinas que inauguramos hace poco, una planta grandsima, hasta las empresas del vidrio que expropiamos, la Faja del Orinoco, no existen las comunas. Dnde las vamos a buscar, en la Luna? O en Jpiter? Permtanme ser lo ms duro que pueda, y que deba, en esta nueva autocrtica sobre este tema, compaeros y compaeras. Rafael Ramrez, por ejemplo, ya debera tener all en la Faja del Orinoco unas 20 co munas, con Pdvsa, pero Pdvsa cree que eso no es con ellos. El problema es cultural, compaeros. Y digo Pdvsa, con todo el reconocimiento a esa gran industria. Las comunas, una vez incluso mand a sacar no s cuntas copias, Carmen Melndez, quiero sacarle otra vez 30 copias, le voy a regalar una copia, otra vez, a cada ministro y a cada ministra de un librito rojo de los tiempos de Mao Tse Tung sobre las comunas. Parece que nadie lo ley porque de regreso no recib ni siquiera una hojita de un comentario sobre el libro. La autocrtica, independencia o nada, comuna o nada, o qu es lo que hacemos aqu? Ah tiene que estar la Misin Cultura, concentracin de fuego, como la artillera. Las micromisiones, el espritu de las micromisiones es la concentracin de fuego. Dganme ustedes cuntos ministros, ustedes, mis queridos compaeros, se han ido a dormir en un barrio tres das; dgame quin. No puedo dar el ejemplo, cunto quisiera yo hacerlo, pido perdn, no puedo, pero ustedes s pudieran irse para all, pal Cao Cuibarro a ver cmo est el proyec to de los indios cuiba y quedarse tres das all, o sem brarse all en Sarra, un ministro, el viceministro, estar all, transitar all, vivir all unos das o ir, recoger, casa por casa, que eso no sea slo para la campaa electoral, esquina por esquina. Ustedes no vieron el bombardeo de papeles que caen en el camin donde yo ando? Ahora los tiran con dame que no s qu. Bueno, la comuna, el poder popular, no es desde desde los que vamos a solucionar los problemas. No creamos que porque vamos a inaugurar la fbrica de Cemento Cerro Azul o la fbrica de fbricas en Guanare, o la fbrica de computadoras, o la fbrica de satlites, o la fbrica sta y aquella ya estamos listos, no; o porque nacionalizamos cementos Cuidado, si no nos damos cuenta de esto, estamos liquidados y no slo estamos liquidados, seramos nosotros los liquidadores de este proyecto. Nos cabe una gran responsabilidad ante la historia a los que aqu estamos. Vanse las caras, vanse los ojos en el espejo cada vez que vayan al bao o a donde haya un espejo. Yo de primero.El socialismo no se decreta van las marcas indelebles de su sistema operativo, la divisin social jerrquica del trabajo en conjuncin con

PAGE 70

70la cual fueron construidas. Un sistema productivo que quiere activar la participacin plena de los productores asociados, los trabajadores, requiere de una multipli cidad de procesadores paralelos, coordinados de la manera adecuada, as como de un correspondiente sistema operativo que sea radicalmente diferente a la alternativa operada de manera central, trtese de la economa dirigida capitalista o de sus bien conocidas variedades poscapitalistas presentadas engaosaCuntas horas le dedicamos al estudio nosotros dediquemos, yo dira que varias horas al da, por encima de todos nuestros compromisos, porque estamos hablando de los elementos vitales de este proyecto. A veces creemos que todo debe controlarse desde Caracas, no. Se trata de crear, como dice Mszros, un conjunto de sistemas paralelos coordinados y de ah la regionalizacin, los distritos motores. Pero no hemos creado ni uno todava y tenemos la ley, decretamos uno, pero lo decretamos y ya, y dentro de los distritos motores las comunas. A veces podemos caer en la ilusin de que por llamar, yo soy enemigo de que le pongamos a todo so cialista, estadio socialista, avenida socialista, qu avenida socialista, chico!; ya eso es sospechoso. Por all alguien le quera poner a una avenida socialista, pechoso, porque uno puede pensar que con eso, el que lo hace cree que ya, listo, ya cumpl, ya le puse socialis ta, listo; le cambi el nombre, ya est listo. Eso es como el chiste del chigire y los indios. Lle g un cura espaol, eso hace muchos aos, en sema na santa, recorriendo por all los campos indios de los llanos y entonces llega a un pueblo indgena y estn los indios all, bailando y tal, ellos tienen sus formas de festejar, sus dioses, sus cdigos, su gastronoma; entonces el cura les dice: ustedes no pueden estar comiendo cochino en semana santa. El jueves santo tienen que comer pescado o chigire. Porque haba un cochino gordo ah y l intuy que lo estaban espe rando y entonces les pregunta: entendieron? S, entendimos. No pueden comer cochino ni carne de ganado; entonces, el cura antes de irse los lleva al ro a bautizarlos y les pregunta: usted cmo se llama?. El nombre indio, Caribay. No, no, qu Caribay, usted se llama Juana. Nombres cristianos hay que ponerle a la gente. Y usted cmo se llama? Otro nombre indio, Guaicaipuro. No, qu Guaicaipuro ni qu nada, usted se llama Nicols. Se fue y regres el jueves santo y vio que estaban los indios bailando y asando el cochino: cmo es posible que ustedes se van a comer ese co chino? Yo les dije que no podan comer cochino. En tonces, le dice el cacique: no, nosotros solucionamos el problema. Bueno, ese cochino lo bautizamos y le pusimos Chigire. Le cambiaron el nombre, lo llevaron al ro y lo metieron en el agua, cochino, t te llamas chigire, y se comieron el cochino. As estamos nosotros con el socialismo: t te llamas socialismo, chico, pero sigues siendo en el fondo cochialgunos estudios y comparando con la realidad.Injertar el espritu socialista(...) Cada planta que nosotros instalemos debera tener el mismo da de la inauguracin produccin propia, de guayaba, por ejemplo, en este caso; me explico? La planta ya debera tener terrenos que estn improductivos y, seguramente, son terrenos nacionales, mil hectreas de propiedad social que conviva con la pequea propiedad. Tenemos que asociarnos con los pequeos produc tores, pero tenemos que injertar la propiedad social, el espritu socialista, a lo largo de toda la cadena, desde el trabajo de la tierra, donde se produce el mango, la guayaba, la fresa, hasta el sistema de distribucin y consumo de los productores que de ah salen. Todo eso hemos hecho en aras de la transicin, pero no debemos perder de vista, compaeros y compaeras, la parte medular de este proyecto: no debe mos seguir inaugurando fbricas que sean como una isla, rodeadas del mar del capitalismo, porque se lo traga el mar. Lo mismo pasa con las viviendas. Dnde estn las zonas productivas de Ciudad Caribia? Ya hemos entregado bastantes viviendas ah, pero la zona industrial no la veo. Y recuerdo haberlo dicho hace aos, cuando empezamos ah, y fuimos, y caminamos: all est El Junquito, all est el mar, Dios mo, aqu es bien bueno el fro de la noche para el turismo, hacer unas posadas, que ya deberan estar hechas. Deca Simn Bolvar: No nos va a llegar lo que queremos por prodigios divinos. Ya debera haber ah un sistema de posadas, restaurantes con vista al mar. Hay una montaa mgica que yo la llamo La Muralla, es el Camino de los Indios. Cmo es que dijo Cipriano Castro?: la huella insolente del extranjero, la huella insolente del espaol invasor, jams pudo pasar por esa trocha!, por ese camino. Creo que hasta restos humanos se consiguieron por ah, o fueron restos de artesana indgena, por eso se llama el Camino de los Indios, y el otro: el Camino de los Espaoles, pero este era el camino de Guaicaipuro, por ah no pasaba espaol alguno, o ms bien, por respeto a la Espaa de hoy, debemos decir, imperialista alguno, por ah no pas imperialista alguno. Eran los caminos de Guaicaipuro, el camino del cielo, son siete escalones que se ven clarito desde el aire.

PAGE 71

71 Entonces, recuerdo que hablamos: mira esto est bien bueno para la siembra de ctricos. Ah se dan los para la zona industrial. Dnde est la zona industrial? T viste la terraza? Dnde estn las industrias? No hay. Eso es en Ciudad Caribia. Ser feliz el da que lo vea. Desde el primer da que empezamos a entregar viviendas ah ha debido comenzar, incluso una vez yo dije, por qu tenemos que esperar a que estn las viviendas, que es un proceso ms largo? Estamos haciendo el distribuidor, la vialidad, eso es un esfuerzo ciclpeo, eso de Ciudad Caribia, pero por qu esperar a que termine todo eso, antes de empezar a sembrar los agricultura urbana, tubrculos. Por ah cerca est Carayaca, una vez caminamos y llegamos a Carayaca, por ah uno le llega a la Escuela Naval, por detrs, por la parte del patio, pero que yo sepa, no hay ni una hectrea todava, verdad? Una vez que no andaba muy apurado me met por ah, por la autopista Caracas-La Guaira, entradas, caminos a ambos lados. Mtanse por ah para que vean. Yo me met y consegu siembras de tomate, y un hombre manejando una motobomba, le dije: De dnde sacas t el agua? De all abajo de la quebrada, a mano derecha viniendo, una entradita ah, y vi siembras de mangos de esos grandotes, injerto, y cra de pollos en un pedacito de tierra, pimentones, etc. Le pregunto al hombre: Y quin es el dueo de esto? El seor tal; y cunto te paga? Bueno, a veces s, a veces no. Ex plotado, ven, son pequeas granjas. Inauguramos hace poco la carretera Mamera-El Junquito. Dganme si han visto la primera granja ah, colec tiva. Recuerdo que hace como tres aos fui por ah, y la primera imagen que tuve, qu potencial tan grande, qu territorios tan bonitos, qu colinas tan hermosas, qu clima tan hermoso. Terminamos la carretera y no hay una sola unidad productiva que hayamos creado nosotros. Creemos que la carretera es el objetivo, ser el ferrocarril el objetivo?, ser la carretera el objetivo? territorial y cultural de sus inmediaciones a lo largo de un eje? Este ltimo s es, pero a veces no lo queremos entender. A veces no: casi nunca lo entendemos.El objetivo es el puebloT te acuerdas, Jacqueline (Faras, jefa del Gobier no del Distrito Capital) hace como cien aos, t eras presidenta de Hidrocapital y yo, viendo televisin, vi que ests en la Cota 905 lanzando una tubera de agua, te llam, no te conoca casi, y te digo: doctora, ingeniera Jacqueline, cul es el proyecto de acompaamiento del eje del tubo? es slo el tubo? Y ese poco de ranchos que estn ah, nadie los ve? es el objetivo el tubo? es el objetivo el oleoducto? o es un instrumento? es el objetivo la carretera?, insisto. Una vez venamos con Carrizales, recuerdo, l era ministro de Transporte e Infraestructura, venamos de Elorza rumbo a Mantecal en unos helicpteros y yo veo que estn trabajando las carreteras. Le dije, vamos a aterrizar ah, entre Mantecal y Elorza. Le pregunto a los trabajadores: dnde viven ustedes? Mantecal, Elorza. Cuntos tienen casa propia? Casi ninguno. Qu tipo de vivienda ocupan? Un rancho, arrimao. Recuerdo que le dije a Carrizales: oye, qu bue no hubiera sido, o sera ponme el dibujito aqu otra vez, voy hacer otro dibujito. Fjate, aqu est Elorza, Mantecal y la carretera, kilmetros, miles y miles de hectreas cruza esa carretera y resulta que los mismos trabajadores que laboran en la carretera no tenan vivienda. Preguntaba yo a unos ingenieros que estaban ah: en una hectrea caben cuntas casas? Ponle 10 hectreas, 800 viviendas, de esas sencillas, que no son so, como se dice, de la maquinaria que va por la carretera, millones de bolvares, tcnicos, ingenieros, los mismos trabajadores que no tienen vivienda hubieran hecho aqu una urbanizacin para los trabajadores que laboraron en la carretera. No es lo mismo esto que terminamos la carretera, cesaron en su trabajo, y qu esperarn esos trabajadores? La mayora, que se vuelva a daar la carretera para volver a trabajar sobre la misma carretera y as les pasa la vida, rodeados de tierra por todas partes, y terminan la vida sin vivienda y dejando a sus hijos sin vivienda. Y no slo vivienda. Yo agarrara este pueblito aqu de diez hectreas y a lo mejor aqu al lado cien hectreas ms, ganadera, agricultura. Ustedes saben, la carretera vista desde el punto de vista del capitalisque ahora va a sacar ms ganado y va a bajar los costos. El pata en el suelo quizs, si tiene bicicleta, una bicha vieja, va a poder andar en bicicleta por la carretera en pedacitos para ir al otro pueblo, o a caminar por la carretera, ese es el en cambio, al que tiene un hato, una hacienda y unos pata en el suelo. Entonces, con la carretera, desde el punto de vista tradicional, lo que estamos haciendo es ampliar la brecha y no nos damos cuenta muchas ve ces cul debe ser entonces la frmula. nes, para que ustedes ajusten las cosas con los que trabajan y trabajen de verdad en equipo y se comuniquen y trabajemos en equipo y le demos el mximo valor agregado a todo, por ms pequeo que sea un proyec tico por all, en un pueblito de Mrida. No, que esta es

PAGE 72

72una cra de truchas, y ms all qu hay? Por ms pe queo que sea, tenemos que darle este carcter. Creo que en estos aos hemos acumulado experiencia, hemos creado entes que no existan. Creo que hemos venido acumulando recursos, inyectando recursos y seguiremos hacindolo. Creo que tenemos unos nuevos cdigos; creo que tenemos una nueva arquitectura legal, jurdica, empezando por la Constitucin; tenemos leyes de consejos comunales, leyes de comunas, economa comunal, las leyes de los distritos motores de desarrollo; pero no le hacemos caso a ninguna de esas leyes; nosotros, que somos los primeros responsables de su cumplimiento. esta autocrtica pblica que estoy haciendo.Y usted, mi querido amigo, ministro, ministra, que no quiera, que le guste trabajar solo o sola, usted me dice, yo tengo el poder de hacer lo que manda la ley, y en eso no tengo contemplacin. No debo tenerla ab solutamente con nadie, porque tambin hay a veces, celos; yo me he topado con ministros que se ponen celosos, o viceministros. Ustedes estn obligados a informrmelo, no a quedarse callados. Si algunos de ustedes ve que se ha venido conformando en algn ente, en algn ministerio, esos cotos cerrados, dgan melo que yo tengo el poder que me da la Constitucin, que ninguno de ustedes tiene, yo les mando un misil, ustedes no pueden hacerlo, yo s, y lo hago con gusto; cranme que lo hago con gusto. Triste es que nos quedemos callados, para que no me llamen piedrero. Aqu no estamos de nios de segundo grado ni de la escuelita primaria, ste es el gopueblo hace dos semanas, pero tambin muy criticado por un pueblo y con razones, y stas son algunas de las Por ah en alguna parte le, lo he comentado tam bin, pero como ya son varios consejos de ministros, varias etapas, a lo mejor alguno de ustedes no me ha odo decir esto, a lo mejor lo saben ustedes mejor que yo: un equipo que no se comunique o un equipo que se comunique en un nivel muy bajo, no va a dar ms. Necesitamos un nivel de interaccin, de comunicacin, de coordinacin, de cruzamiento o cruce de planes, de diagnsticos, de problemas, de accin conjunta. Es como una guerra: qu va a hacer la Infantera sola sin nosotros los tanques? Y qu hacemos los blindados sin la Infantera o la Marina sin el Ejrcito? Qu hace el macho solo o la hembra sola o la noche sola o el da solo, o la raz sola o las ramas solas? No somos nada, sin integracin en la visin, en el trabajo, en todo esto, difcilmente lo lograramos. Por eso les pido, a Nicols ahora que lleg a asumir la Vicepresidencia y a los ministros y ministras que estn llegando y a los que se quedan, un esfuerzo ms grandecito, un poquito ms grande, en este sentido. Voy a poner tambin de mi parte, mayor relacionamiento en todos los rdenes.Sistema Nacional de Medios PblicosOtra crtica, y espero que nadie se sienta mal, no voy a nombrar a nadie, pero en estos das he estado viendo, como siempre, televisin. Veo algunos programas de nuestro canal, el canal de todos los vene zolanos y seguimos aferrados a aquello que ya pas, incluso dndole vocera a quienes casi no tienen nada que decirle al pas, poniendo videos, que esta persona dijo tal cosa. Ser eso lo ms importante en este momento? Y la gestin de gobierno? Por qu no hacer programas con los trabajadores? Donde salga la autocrtica, no le tengamos miedo a la crtica, ni a la autocrtica. Eso nos alimenta, nos hace falta. Me imagino, por ejemplo, a mi querida Vanessa en la fbrica Copelia, hablando con ms tiempo, con unos expertos, dedicndole una hora. Me imagino a mi que rido Mario all en la planta Cerro Azul, que sea a las 11 de la noche, qu importa, no importa, entrevistando

PAGE 73

73 trabajadores, oyendo, caminando por la planta, viendo el cemento, mostrndolo. No basta estas cuatro horas aqu, un sbado. Eso tiene que ser un plan sistemtico, permanente, continuo, etc. Y no slo el canal 8, no, todos los canales. Yo veo muy de cuando en cuando Tves, hay buenos documen tales, y Vive; pero me da la impresin de que cada uno anda por su lado. No tenemos en verdad, aunque hablamos de ello, un Sistema Nacional de Medios Pbli cos, no lo tenemos. Ernesto (Villegas, recin nombrado ministro de Comunicacin) convirtete t en el lder de ese sistema. Cralo, vamos a crearlo, que incluya, como sistema al medios comunitarios, medios populares de comunicacin, el caso de la corneta con el caballo que yo pongo, las televisoras regionales, los peridicos regionales, internacionales, Telesur; cada uno anda por su lado. Esa es la verdad. Estoy seguro que es as, no hay un Sistema Nacional de Medios Pblicos, no lo tenemos. Vamos a crearlo; tenemos los instrumentos. Lo que nos falta es ms voluntad y, a lo mejor, seguramente, ms capacidad. Atrevmonos, hagmoslo. Es necesario.Profundizar los cambios socialista. Pero adems, hizo severas crticas a la escasa Lo que ocurri aqu el 7 de octubre va a marcar lo que queda del siglo. Ahora nos corresponde a noso lo que hemos logrado y profundizar los cambios re volucionarios, es uno de los compromisos que hemos asumido, y yo en lo personal, en este nuevo ciclo que est comenzando. Por eso lo que va a ocurrir el 16 de diciembre, tiene que ser en la misma lnea de la gran victoria del 7 de octubre. Ms all de la campaa electoral, esto tiene que ver con el inicio del nuevo ciclo. De all la importancia del tema de las inspecciones, les prometo un sacudn, un sacudn producto de las inspecciones y he dado instrucciones para establecer mecanismos de reconocimientos especiales a aquellas unidades productivas o medidas en caso de que alguna unidad salga reprobada, y adems esto nos va a servir para aprender mucho, esto va a ser un proceso dialctico de aprendizaje, para buscar causas de las fallas, de muchas fallas que hay. Les voy a poner un ejemplo, esta maana por ejem plo, se fue muy temprano la almiranta Carmen Teresa Melndez, le dije: anda inspecciname la fbrica de helados Coppelia, la cual fue inaugurada hace apenas dos semanas. Estn produciendo helados en la fbri ca? No estn produciendo. Y fue inaugurada hace una semana te das cuenta? Comimos helado! No es la primera vez que eso ocurre. Oye no voy a caer en el extremo de Bolvar del Decreto de Guerra a Muerte, pero desde el punto de vista poltico y moral es algo as! Es algo as porque cada quien tiene que asumir su responsabilidad al respecto. Estoy formando cien equipos cvicos-militares, tc nico-polticos, as que no les extrae que maana lle guen en un helicptero a un hato en los llanos y alguien llegue: bueno, rename el ganado vamos a contar el ganado dnde est el libro mayor? El libro de ingre sos, el libro de egresos, cunto se est produciendo, vamos a ver esto, vamos a ver lo otro, rename a los trabajadores, asambleas con los trabajadores dnde ministrativa-productiva y la calidad revolucionaria? La calidad socialista. De todo lo que hemos hecho en estos aos me pa rece que esta es una de las tareas ms importantes, vitales para la Revolucin, porque pasan cosas como sta, una fbrica de helados. Yo recuerdo que hice el pase, hicimos el pase y comimos helado hasta Fidel me mand un mensaje! Chvez me gustara probar los helados Coppelia venezolanos y entonces me lle Otra de las informaciones que me llegaron dice que la fbrica queda lejos de la va principal no s cul y que los trabajadores no tienen transporte. Ahora, el ministerio encargado, la empresa encar gada, los gerentes, tienen que prever todo eso. Ah bin me lleg una informacin de esa misma fbrica y gerente que pas por all no s quin, los trabajadores le reclamaron o le dijeron y l dijo: Y qu me importa a m el socialismo?. Hay mucho contrarrevolucionario enquistado que no slo no hace nada para arreglar los problemas sino que ms bien l es parte del problema, el contrarrevolucionario o el corrupto o el que no atiende a los trabajadores, bueno y por qu se va a daar una mquina y no la van a arreglar? Y si se va a inaugurar una fbrica cmo es que nadie pens en la materia prima? T la vas a inaugurar para un da?Mano de hierroEsta mano zurda de hierro! Hay que determinar responsabilidades, yo quiero ver la lnea de responsables y las causas por qu no se previ el suministro

PAGE 74

74permanente de materia prima. Porque si t no tienes asegurada la materia prima para qu vas a inaugurar una fbrica? Y entonces comienza el problema a rever tirse porque por una parte no producen, se da una mquina y estn los trabajadores a lo mejor limpiando las mquinas pero no estn produciendo pero hay que pagarles un sueldo, entonces viene para ac otra vez, entonces el dao es doble. Por eso, repito, esta mano y este corazn. Mano de hierro! Esta es una operacin no es una misin; operacin econmica, productiva y calidad revolucionaria. El tema no est en que vamos a inspeccionar slo para sancionar a alguien no, pero hay que tomar correc tivos, porque muchas veces la culpa es de nosotros cacin, de previsin, de tener la visin estratgica. Yo siempre lo he dicho, yo lo he repetido no s cuantas veces compaeros, hace poco lo dije, si nosotros inauguramos una fbrica puede ser de la mejor tecnologa del mundo y la dejamos como una isla en el mar del capitalismo, esa fbrica va a fracasar, se la traga el mar capitalista, el monstruo, una especie de hiedra de mil cabezas es el capitalismo, y a veces la falla es no provocada, pero a veces es provocada. Les voy a poner un ejemplo: una vez inauguramos una procesadora de leche por all en una zona fronteriza. Igual, a los poco meses estaba paralizada, no haba leche, porque la mayora de los produc tores de leche preferan vender la leche en el pas vecino que entregarla a nuestra fbrica procesadora. Entonces nosotros de ingenuos, falta de planificacin, falta de visin estratgica creemos que por inaugurar la fbrica ya el trabajo est hecho, ustedes siempre me habrn odo decir, hace poco lo dije, en una fbrica de procesamiento de frutas, yo pregunto cuntas hectreas de frutas, de naranja o de patilla necesita esa planta para funcionar a 100 por ciento? T me dirs por ejemplo: bueno nece sitamos tener 10 hectreas de naranja productivas ya, tantas hectreas. Ah, bueno! Dnde estn esas hectreas para asegurarnos la materia prima? Porque si no, lo ms probable es que la fbrica empiece a cabecear, lleg naranja un da el otro no, se acabaron las naranjas, se par la planta, o se da una pieza y no hay quien la arregle. Entonces un elemento fundamental en este esfuerzo de aprendizaje, en este sacudn por dentro es darle poder a los trabajadores, que puedan, que eso no quede en manos de un gerente que vive en Caracas cmo es eso chico, en qu cabeza puede caber eso vale? Una vez l por all en los llanos, en un hato que nosotros expropiamos y tal, llamo al gerente, al encargado por telfono y empiezo hablar con el seor: Cmo est eso? No est bien. Y t dnde ests? En San Fernando Ah? Pero t vives en San Fernando? Si yo vivo en San Fernando. Y cmo t vas hacer para ir para all, para ese hato que queda cerca de Mantecal? No, no, yo voy una vez a la semana. Qu molleja, compadre! Entonces ah la culpa es de nosotros, ve, la culpa es de nosotros. En otra ocasin una procesadora de maz, de las iranes, como que fue en Cojedes, yo llamo, era un llanero, el pobre hombre me deca: Presidente se mete el agua y no s que ms y la correa que trae el maz del silo a la planta se rompi. Presidente yo estoy espaletao porque adems me mandaron unos tipos de una supuesta Misin Sucre que lo menos que son es socialistas, no quieren trabajar porque si no funciona la correa ellos no quieren cargar el maz a lomo y yo me he metido el maz a lomo solo, para que esto no se pare, y llego el agua y se mete por aqu. Y a aquel pobre hombre le digo: bueno clmate vale, clmate tranquilo. No es que me da pena con usted, porque yo era feliz me dijo yo era feliz Presidente. Yo estaba aqu encargado de la gerencia del INTI en Yaracuy y me llamaron de Caracas antier y me dijeron que me encarga

PAGE 75

75 ra de esto y ayer fue que yo llegu aqu y usted viene maana Presidente, no me vaya a fusilar. El hombre estaba cargando maz a lomo l slo! Lo llam alguien y le dijo: encrgate de eso, sin instruccin, sin apoyo. Ah es donde la culpa est en los escalones superiores. Por eso hay que establecer responsabilidades y les prometo mano de hierro, de ministros para abajo. Aqu cada quien pngase sus alpargatas que lo que viene es joropo y no joropito ese valseado, no, seis por derecho! Nosotros no podemos cruzarnos de brazos y permitir que esto siga ocurriendo, no, no, para nada, solucionar los problemas. En muchos casos y todos, hay que mirar incluso el esquema administrativo de funcionamiento.Dar el ejemploAh es donde t tienes un papel Carmen, cada recurso que yo apruebe seguimiento y adems as como tienen las alarmas, los relojes o las computa dores, si pas un tiempo determinado y no ha habido esto y esto tam! Se tiene que prender una alarma, como pasa con un carro cuando se le va acabar la ga solina. As tiene que ser, sino es la nada. Hoy comenz la operacin, inspecciones por aqu por all imprevistas y un puesto de comando en tiem po real. Yo lo dije en la campaa, lo promet, y nosotros vamos a cumplirlo y pido apoyo de todo el pueblo, de los trabajadores y bueno y por supuesto de goberna dores, alcaldes y de todo mi equipo de ministros y de cada uno de los que con ustedes trabaja, viceministros, tiva, productiva y calidad revolucionaria, consigna sagrada de este nuevo gobierno que est comenzando. Esto es la autocrtica dura. Yo pido excusas al pue cin de la emergencia, inmediata, pero luego yo ped informe, mand para all varios ministros y tal y tal y me trajeron, que para vivienda falta tanto, aprobado, creo que fueron 100 millones; para la carretera falta tanto, para el acueducto tanto y le aprob los recur sos, para enfrentar la emergencia. Nada de eso se ha invertido, ni un centavo! Te das cuenta de la grave dad de eso? Entonces a mi me da dolor y vergenza. Ahora el dinero est all, por el amor de Dios! Yo quiero estable cer igual responsabilidades en esto. Hoy me dieron un primer informe, pero bueno aqu tenemos que mandar hacer informes, entrevistas, ven ac sintese all sea quien sea, explqueme y hgalo por escrito. Eso fue en julio, verdad? Finales de julio, agosto, septiembre, oc tubre y ya estamos en noviembre. Qu dir el pueblo de Cumanacoa? Chvez nos enga. Prometi esto y pia con un dolor por aqu, un dolor por all, recorrimos todo aquello, amanecimos por all, recogimos novedades, mandamos para all una gente, mandamos aviones, helicpteros, agua, comida y novedades pues y luego aprob los recursos. Ahora, qu ms? quie ren que yo me vaya hacer las casas tambin o hacer los acueductos tambin? Yo asumo mis culpas, pero cada quien que asuma las propias y repito, a los que trabajan conmigo les ofrezco mi corazn y esta mano de hierro. Desde t Nicols para abajo, no tengo ms opciones. Me han trado a esta situacin. Mientras yo tenga vida, salud, cuenten con que en esta etapa voy a ser sumamente duro con mi propia gente, ms duro de lo que he sido nunca antes jams aqu y creo que en toda mi vida. Ustedes saben los que me conocieron all en la escuela militar o por all en los batallones, saben quin fue el teniente Chvez, el capitn Chvez, nunca fui el co mandante permisivo que quera estar en la buena con todo el mundo, no, no. Responsable, asuma su responsabilidad y cuando es la ma aqu estoy aunque me fusilen dando el ejemplo. Uno tiene que dar el ejemplo de asumir su propia responsabilidad pero exigirle a los dems que asuma cada quien la suya, con todo el rigor y yo creo tener moral para exigirlo a todos y a todas y voy hacer uso de esa potestad o ms bien, como deca, de esa autocrtica. Pnganse pues las alpargatas que lo que viene es cia mi propio gobierno, ministerios, entes descentralizados, unidades productivas, proyectos, programas, obras, etc., para ello Nicols 100 equipos de inspeccin y ms si hacen falta, inspeccin en tiempo real, novedades en tiempo real y te repito Nicols, yo quiero ms prontico que tarde estar tomando las primera decisiones, siempre en positivo ser, porque si es que tengo que cambiar a alguien, destituir a alguien, ordenar un juicio o una investigacin, bueno tengo que hacerlo, tenemos que hacerlo, pero todo ser en positivo, es para corregir los entuertos. Ahora hay elementos fundamentales del modo, del modelo que, repito, que hay que tomar en cuenta y en algunos casos o en muchos casos insertarlo porque no estn, no estn en la situacin actual, el poder popular, consejos de inspeccin, la elaboracin de los planes, el seguimiento de los pla nes desde abajo.

PAGE 76

76De todos los aportes del Presidente Hugo Chvez a la humanidad, quizs la obra de mayor calado estratgico ha sido la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestramrica (ALBA), La propuesta del ALBA la formul por primera vez el Presidente Chvez, en la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociacin de Estados del Caribe, celebrada en la isla venezolana Margarita, el 11 y 12 diciembre de 2001. En esa oportunidad, Chvez dijo: ser, es imposible que nosotros pongamos por delante para integrarnos, a la economa. No es la economa la que nos va a integrar y menos nuestras economas llenas de debilidades, de vulnerabilidades. No. Creo que se impone de nuevo lo que pudiramos llamar la revancha de la poltica, que la poltica vuelva a la carga y que la idea de Bolvar. Y es la idea original de muchos otros hombres y mujeres de nuestro Continente, de nuestro como ningn otro ver formado un solo cuerpo poltico en esta parte del mundo y esa fue consigna hasta el ltimo da de su vida, porque ocho aos ms tarde, ya no desde el Caribe vibrante sino desde la Cordillera se impone hoy como era lo que se impona entonces, y ejemplo, es ese el camino? No. un modelo que nos desintegre, que integre a unos a ex el camino, por tanto con mucha modestia y humildad proponemos desde Venezuela, a los caribeos y a los latinoamericanos que vayamos pensando de una buena vez en otra alternativa porque esa creemos que no es posible. Y es cuando se nos ha ocurrido lanzar una propuesta, que pudiera llamarse el ALBA, casi ALCA pero con B, Alternativa Bolivariana para las Amricas. Un nuevo de retraer o de traer nuevamente un sueo que creemos posible, se trata de otro camino, se trata de una bsque vital: o nos unimos o nos hundimos. Escojamos pues las alternativas. El 14 de diciembre de 2004 se realiza en La Habana la Primera Cumbre. Chvez y el Presidente de Cuba, de Aplicacin. En el texto de la histrica Declaracin Conjunta se seala: Coincidimos en que la Alternativa Bolivariana para las Amricas (ALBA), propuesta por el Presidente Hugo Chvez Fras traza los principios rectores de la verdadejusticia, y nos comprometemos a luchar conjuntamente para hacerla realidad. el ALBA es la solidaridad ms amplia entre los pueblos de la Amrica Latina y el Caribe, que se sustenta en el pensamiento de Bolvar, Mart, Sucre, OHiggins, San Martn, Hidalgo, Petion, Morazn, Sandino y tantos nacionales restrictivas que nieguen el objetivo de construir una Patria Grande en la Amrica Latina, segn la soaron los hroes de nuestras luchas emancipadoras. En tal sentido, coincidimos plenamente en que el ALBA no se har realidad con criterios mercantilistas ni dad de que nuestros pases se desarrollen y sean ver daderamente independientes de forma aislada, ser ALBA, parto histrico Su legado

PAGE 77

77 diferenciarla de la otra Amrica, expansionista y de apetitos imperiales. Expresamos asimismo que el ALBA tiene por objecanas, hacindolas ms justas, cultas, participativas y solidarias y que, por ello, est concebida como un igualdades sociales y fomente la calidad de vida y una dible para nosotros en Venezulea lograr la unidad lati noamericana caribea. (...) No habr independencia en tos pueblos de Suramrica y del Caribe. En otra oportunidad, Chvez deca que Bravo hasta la Patagonia decimos, la tierra del sueo de la segunda Independencia, necesitamos a hombres Amrica, toda la Amrica Latina Caribea, esa es nuestra patria verdadera, la Patria Grande. En 2010, en Mxico, Chvez habl del petrleo ve nezolano: del gobierno de Obama, Instituto de Geologa de Estados sotros queremos compartirlo con todos, con Estados Unidos, pero con todos los dems pases de Amrica Latina y del Caribe que no tienen recurso energtico para asegurar queremos contribuir como estamos haciendo en SuramEl ALBA est concebido como un espacio de unidad solidaria y, como se lee en el Documento Poltico de la V Cumbre: la Patria Grande Latinoamericana y Caribea. Desde 2004 fueron sucedindose las reuniones de Jefes de Estado: en Cuba, la II (28 de abril de 2005) y la III (29 de abril de 2006), en la cual se incorpora Bolivia con el presidente Evo Morales, quien suscribe su adhe sin al ALBA y propone el Tratado de Comercio de los La IV Cumbre (11 de enero de 2007), se realiza en la ciudad de Managua, incorporndose Nicaragua, con su Presidente Daniel Ortega. En la V Cumbre, se aprueba la Declaracin Poltica, riedad entre nuestros pases, en el aprovechamiento ra sus recursos naturales incluido su potencial energtico, cesidades y aspiraciones de nuestros hombres y mujeres. cidades y fortalezas de los pases que la integran, en la perspectiva de producir las transformaciones estructura les y el sistema de relaciones necesarias para alcanzar el desarrollo integral requerido para la continuidad de nuestra existencia como naciones soberanas y justas. La VI Cumbre, se realiza en Caracas (24 al 26 de enero de 2008). La Mancomunidad de Dominica, con su Primer Ministro, Roosevelt Skerrit, se incorpora al ALBA. En esta misma cumbre, se instala el Consejo de Movimientos Sociales del ALBA y se pone en funcionamiento el Banco del ALBA. A partir de la VII Cum bre Extraordinaria del ALBA (24 de junio de 2009), en Maracay, se cambia el nombre de Alternativa por el de Alianza y se incorporaron Ecuador, San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barbuda. Hasta 2013, el ALBA integra ocho naciones que agrupan a ms de 71 millones de latinocaribeos y ms de dos millones y medio de kilmetros cuadrados. En 2010, se realiza la IX Cumbre del ALBA en Caracas. Este es una sntesis del discurso del Presidente Chvez:Asumimos el socialismo sin complejos mos, producto de una jornada de resistencia y de rebeliones de siglos y as fue como nuestros pueblos arriba y un ao despus estaba naciendo la primera Repblica rica. Viva el 19 de Abril! Bueno, damos la bienvenida a la IX Cumbre Extraor dinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana. Que viva la Alianza Bolivariana! Ustedes saben que cuando recibimos ac a compae ros como el Primer Ministro Baldwin Spencer, el Primer Ministro Gonsalves, estamos recibiendo a los pueblos que no existan, como que no aparecan ni en el mapa y estn aqu mismo en nuestro lado, por eso nos da mucho gusto y especialmente porque all viven nuestros herma nos, hermanos descendientes como somos de la madre frica, el frica negra que se vino con nosotros a hacer esta historia y por eso nos da mucho gusto tenerlos con nosotros en el ALBA. Bolivia, la hija predilecta de Bolvar, Evo Morales y toda la carga ancestral que l porta, la carga de batalla,

PAGE 78

78aqu en Caracas. Y de la tierra centroamericana los hijos de Sandino, tierra maya, tierra de lucha, de volcanes, de batalla, bienvenidos todos, delegaciones de pases observadores del ALBA, compaeros, compaeras. Es muy importantante, la Cumbre de Movimientos Sociales, Cumbre de la Tierra, se celebra el Da de la Tierra. Salvemos el planeta. Si queremos salvar el planeta, como decamos en Copenhague, tomando de las calles un grito de la juventud y los hay que cambiar el clima, hay que cambiar el sistema.Espacio poltico y econmicoEl ALBA es un espacio que tenemos que cuidarlo, Correa, nos sealaba al imperialismo y todo lo que nos pueblo cubano, hasta cundo Obama, vas a mantener cubanos secuestrados por el imperio yanqui, prisioneros en Estados Unidos. El ALBA tiene que exigir respeto cada ALBA seguir siempre amenazada. (...). El ALBA est comenzando apenas, no podemos dudar, no podemos retardar decisiones. Le hablo tambin a los seores ministros. La burocracia! Cancilleres, con todo mi respeto. Ministros de Economa! A veces los tcnicos agarran y destrozan las decisiones polticas. El ALBA es poltica en primer lugar. Lo dems se subordina a la gran poltica. Nosotros hemos resuelto, hemos decidido y est esest sealado de nuevo. El ALBA es un espacio poltico, moneda y hemos resuelto darle el nombre de Sucre. Un fael el da que nosotros emitamos sucres. No somos do, por ejemplo. Una reserva de oro gigantesca. Venezuela hasta hace 11 aos era un pas subim como base para dominar a los pases caribeos, para preparar incluso conspiraciones, golpes de Estado como Guyana. A nosotros, yo era teniente, subteniente, y nos hablaban de invadir a Guyana. Eran los yanquis. Como estaba el Gobierno amigo de Cuba, Forbes Burnham entonces decan que era una amenaza, que era la ame naza sovitica, nos dibujaban unos mapas con la hoz y el martillo y bueno, que si Centroamrica, ustedes por Cuando a Venezuela le vendieron los yanquis los F esos que ah estn volando con un gran esfuerzo porque los yanquis ahora violando contratos no nos venden los repuestos, era contra Cuba. Nos vendieron los Cuba. Y a cualquier otro pas. Hait, Grenada, Guyana... nosotros somos los hijos de Bolvar, estamos obligados ser modestamente generosos con los generosos pueblos de nuestra Amrica. No es que andemos, a m me dicen de todo aqu estos burgueses, que yo ando con una chequera comprando gobiernos, repartiendo plata. ellos precisamente. A las empresas yanquis en la Faja Faja del Orinoco, la diferencia sera hoy, si nos pagaran la diferencia. Era un regalo. Y as esta burguesa ap del Caribe, de nuestra Amrica, del ALBA, de la Alianza Bolivariana.Socialismo liberar a los pueblosAll en Ecuador hace poco estbamos inaugurando lubricantes. Vean ustedes este detallito, lo que el ALBA All se mezclan en una empresa que una transnacional la mezcla y adems enlatando, envasando el aceite para el motor de vehculos, para las lanchas tambin, moto

PAGE 79

79 lubricante que venden las transnacionales. Es el capitalismo lo que mata a nuestros pueblos. Por la va del socialismo liberaremos a nuestros pueblos. Esa es una empresa socialista. De propiedad social, pues. La prodel documento a la Cumbre ALBATCP con autorida des indgenas y afrodescendientes que se llevar a cabo Provincia de Imbabura, Repblica del Ecuador. Por otra parte, en el documento al mismo tiempo se vida social la victoria popular de Ayacucho, llamada por tendr como gua fundamental que cada una de sus ac colonial, consolidando la independencia y la soberana. Pero el Ayacucho del Siglo XXI ser la victoria del socia lismo, nica garanta de autntica independencia y so berana con justicia para el pueblo. Aqu asumimos el socialismo sin complejos de ningn tipo en cada pas con sus particularidades. aos haban pasado despus del 19 de Abril, veinte aos de guerra intensa incluso a muerte como sabemos, dura lvar viendo que se hunda el sueo, se resquebrajaba la vas que pudo para tratar de salvar la unidad, porque l estaba muy claro, la patria o la unamos grande o no ha bra ninguna posibilidad de tenerla. Hoy eso sigue siendo as, creo que con ms fuerza que antes. Pero l convoca el ltimo Congreso de la Gran Colombia y lo instala en crtico, descarnado, le dice a los diputados clamndole Gran Colombia una frase terminando el discurso, dice lo ruborizo al decirlo, la independencia es el nico bien que hemos logrado a costa de todos los dems despus de nico bien, la independencia ser la puerta abierta que nos permitir en lo adelante recuperar u obtener todos los dems bienes para nuestro pueblo. Claro que al poco tiempo se iba del Gobierno y al poco tiempo mora y esa independencia, el nico bien que obtuvieron a costa de en Caracas y al da siguiente soldados pardos y negros sobre todo lo llevaron preso a La Guaira, lo embarcaron y lo echaron del pas y el pueblo venezolano con una juventud muchos otros comenzaron a forjar esta Repblica. producto del fracaso del proyecto unitario de la Gran Pa otras y tantos otros, San Martn; hoy a pesar de nuestras miserias, pobreza, atrasos, subdesarrollos, sin embargo, embargo, nosotros afortunados somos Correa, Rafael no creo que tengamos que ruborizarnos al decirlo, despus dencia bien estimable ha sido recuperada al menos por quienes aqu estamos representando los pueblos de la Alianza Bolivariana, hemos recuperado la independen cia, somos independientes, no podemos perderla ms nunca, si la perdiramos se cerraran las puertas de nuevo y sobre todo lo decimos a ustedes juventud heroica de Venezuela y de Cuba, de Nicaragua, Bolivia y de Ecuador y de Antigua y Barbuda, de San Vicente y de Dominica: luchen sin descanso, sigan forjndose la conciencia, la resto ustedes lo saben Para qu? Para que esa puerta que hemos vuelto a abrir y voy a parafrasear al grande das por donde transitarn libres para siempre nuestros pueblos en lo adelante, la Patria grande y perpetua.

PAGE 80

80 Pocos anticipaban lo que ocurrira el 5 de no viembre de 2005 en la Cumbre de las Amricas de Mar del Plata, la ciudad balneario de Argentina. Y cuando ocurri, todos saban quin haba sido Ltes y en pleno reinado neoliberal, el emperador George W. Bush haba decidido que la cumbre deba culminar con la creacin del rea de Libre Comer cio de las Amricas (ALCA), para que las multinacionales estadounidenses pudiesen hace una colosal feria con los derechos y las riquezas de los latinoamericanos. Solo que Hugo Chvez se les cruz en el camino. El presidenNstor Kirchner, y entre ambos, impidieron que se consumara la voluntad imperial. En las crnicas posteriores, el diario argentino Pgina/12 rese que hubo un acuerdo para lanzar el rea de libre comercio en funcionarios argentinos, el tratado promovido por Esta dos Unidos fue ganando cada vez ms enemigos hasta Segn el diario, al concluir la cumbre, Bush estaba desconcertado. algo que no tena previsto, le dijo George W. Bush a Nstor Kirchner a manera de despedida. Lo que haba sucedido era que Estados Unidos no pudo imponer una del Plata. Luego de horas de nerviosas negociaciones Panam y apadrinada por Estados Unidos, y otra del Mercosur y Venezuela, en la que destacan las asimetras existentes entre las economas del continente que que han tenido que reconocer las naciones ms impor cumbre, Estados Unidos y sus aliados volvieron a la carga por imponer una reapertura del ALCA. Pasaron las rondas de negociadores a los cancilleres, de los cancilleres a los hubo la contracumbre, organizada por los movimien tos sociales argentinos y suramericanos. Chvez fue el principal orador. El presidente venezolano habl acompaado de los cantautores Silvio Rodrguez, cubano, y del uruguayo Daniel Viglietti; del Premio Nobel de la Paz Adolfo Prez Esquivel, del lder boliviano Evo Morales (antes de ser electo Presidente), de la re presentante indgena ecuatoriana Blanca y de hasta el hroe nacional argentino Diego Armando Maradona. En su discurso, Chvez proclam a Mar del Plata, como la tumba del ALBA. Y as fue.Los pueblos entierran al ALCAUn abrazo bolivariano, sanmartiniano, guevarista, deras! Un abrazo al pueblo argentino. Esas banderas ar gentinas, cubanas, venezolanas, paraguayas, bolivianas, brasileas, esas banderas de la Amrica unida y grande. (...) Saludo a Diego Armando Maradona, el Pibe de Oro. Ven ac, hijo, ven ac. Dile algo a este pueblo Diego: que los quiero mucho. Gracias por estar. La Argentina es digna. Echemos a Bush. Viva Diego Maradona! Estuve viendo la entrevista que le hizo Diego Armando hace unos das a Fidel. Tremenda entrevista. (...) Debo La tumba del ALCA Su Legado

PAGE 81

81 decirles una cosa. Entrando al estadio ya hace una hora aproximadamente, eran como las 12 y tanto (...) una camarada cubana se me acerca y me pasa un telfono. Y bueno, con quin voy a hablar yo? Hable, hable... Era Figal, viendo, porque desde aqu estamos transmitiendo en vivo y en directo entre otros por TELESUR, al mundo enteFidel me dijo primero que estaba muy emocionado viendo el acto, la marcha que ustedes hicieron desde esta madrugada. El Tren del ALBA, Maradona se vino en el Tren, el viejo tren aqul, El Plateado, se vino Mara dona, vena de maquinista Diego Armando Maradona, vena directo con el Tren del ALBA. Bueno, Fidel estaba que les saludara y que aunque l fsicamente no est aqu, est aqu con nosotros. Y saben ustedes adems saben cul fue la despedida? Como yo vena entrando le digo: despus te llamo, porque l se guinda en el telfono y habla tres horas por telfono. Entonces le digo, mira, yo te llamo ms tarde. Y le digo como siempre, Hasta la victoria siempre! Patria o muerte, Venceremos! Y usporque le o la voz muy emocionada y adems, como un viva el Che, carajo! Viva el Che Guevara! Bien, hemos venido aqu hoy a muchas cosas y entre tantas, hoy cada uno de nosotros trajo una pala, una pala de enterrador, porque aqu en Mar del Plata est la tumba del ALCA. Vamos a decirlo, ALCA... ALCA... AL... enterramos al ALCA, hoy, aqu en Mar del Plata.Los pueblos indgenas(...) Quiero saludar tambin a un eminente compa ero, luchador indgena tambin, Evo Morales est con nosotros, aqu en la Cumbre de los Pueblos. Evo, ven gracias Comandante, un saludo revolucionario a todo el pueblo antinorteamericano, antiimperialista. Suerte, que sigan esa gran lucha para liberar a Latinoamrica. Muchas gracias. Gracias amigo, ese aplauso de los pueblos para este gran luchador social, revolucionario, que representa, as como Blanca Changoso (de Ecuador), ellos y ellas representan la estirpe ms profunda de nuestros pueblos. Nuestra raza aborigen, Tupac Amaru, Tecn Uman, Guaicaipuro, Atahualpa... Que vivan los indios de Amrica! tgono est haciendo planes militares para agredir a Venezuela lo cual es absolutamente cierto, porque el imlo que deca Mao Tse Tung, que en lo estratgico, en lo estratgico, el imperialismo termina siendo tigre de papel. Tigre de papel. Por eso no hay que temerle al imperialismo. Los pueblos del mundo unidos estamos en capacidad de derrotar a mil imperios, como ha ocurrido muchas veces a lo largo de la Historia. Pero el imperialismo, en su desespero, pretende, como ha pretendido desde hace ya Cubana, igual fracasar en su intento de detener la RePero me preguntaba este periodista sobre el tema, y adems yo s que es absolutamente cierto, los pla nes militares para agredir en Venezuela, estn en plena Le responda con una gran verdad. Si al imperialismo norteamericano en su desespero se le ocurriera invadir a Venezuela, comenzara en estas tierras la guerra de los Cien Aos. La guerra de los Cien Aos. (...) Ahora fjense, adems de enterrar aqu el ALCA, (...) siempre he dicho, en primer lugar a los venezolanos, ahora me atrevo a decirlo ms all de Venezuela,:a nosotros los hombres, las mujeres de este tiempo de comienya en el siglo XVIII naciendo aquella gran repblica, aquel las garras del guila imperial, lamentablemente. Desde uno de los creadores de aquel Estado norteamericano

PAGE 82

82que los EE UU tenan como destino tragarse, as mismo nacientes repblicas, antes colonias espaolas. Desde entonces viene el plan anexionista, colonialista, de los enterradores del ALCA, sino enterradores y en mucha delo capitalista neoliberal que desde Washington arremete contra nuestros pueblos desde hace tanto tiempo. La batalla del ALCA sin duda que la hemos ganado, pendientes que nos quedan para toda la vida. Ahora deca que tenemos una doble tarea: enterrar el ALCA y parte. Pero por la otra a nosotros nos toca, compae ros y compaeras, ser los parteros del nuevo tiempo. Los parteros de la nueva historia, los parteros de la nueva variana para las Amricas, para los pueblos de Amrica. para la igualdad, para la justicia y para la paz.Parir el socialismoSolos nosotros no podemos hacerlo y adems enterrar al capitalismo para parir el socialismo del siglo XXI, un de la Amrica nos toca a nosotros. Yo estoy seguro queel vientre de la Amrica ha engendrado el nuevo proyecto cialismo o barbarie. Hoy se hace ms dramtica la Socialismo o barbarie! Y permtanme, compaeros, tico, pero hay que decir que ni siquiera eso se queda all, la vida en este planeta. Porque el modelo capitalista, el modelo desarrollista, el modelo consumista que desde el Norte han impuesto al mundo, est acabando con el planeta tierra, y que se sepa no tenemos ningn planeta as cercano para que emigremos hacia all. (...) Yo cristiano como soy, siempre he dicho que el primer capitalista de nuestra era, fue Judas Iscariote, reino de la igualdad, el reino de la justicia y de la paz. s estoy seguro que salvaremos la vida para las futuras generaciones, y que tendremos un mundo mejor muy distinto, estoy seguro que lo lograremos, pero nos toca a nosotros la batalla. (...) As que se trata de salvar la vida en el planeta. Yo deca que estaba leyendo a Noam Chomsky, ese buen escritor. Yo recomiendo leer todo lo que les venga a la mano de Noam Chomsky. Lanlo, lanlo. No duerman, no importa. Los pocos ratos libres que uno pueda tener, leer, leer y leer, pensar, pensar y pensar, escribir, escribir y escribir. Chomsky, uno de sus ms recientes libros Hegemona o Supervivencia, lo ha planteado muy claramente. Es el mismo tema: Socialismo o barbarie. Es O la hegemona norteamericana o la supervivencia del planeta. Una de dos. Escojamos los rumbos del mundo cul es el destino para nuestros descendientes, porque siempre digo tambin que ya no se trata de nosotros. Ya nosotros mal que bien, hemos vivido. Pero ah estn nuestros hijos, ah estn nuestros nietos, y los que no han nacido y los que siguen naciendo. Se trata de ellos. Hegemona o supervivencia, dice Noam Chomsky. Y inmediato. Porque l dice: las dos superpotencias mundiales que hoy existen, uno tiene la idea de que hay una sola superpotencia verdad?, as que la idea como que descoloca a cualquiera. Pero me voy directo a ver qu es lo que plantea Chomsky y lo dice: hay dos superpotencias mundiales hoy en el planeta. Una, amenaza con

PAGE 83

83 destruir al mundo, esa es la superpotencia estadouni dense. La otra superpotencia est naciendo, pero no es gn pas, ningn grupo de pases. No. Esa otra super potencia, dice Chomsky, que se est levantando, puede toca la hora a los pueblos de la tierra, salvar la vida en el planeta y salvar la vida de las futuras generaciones. imperios all en mi pueblo, yo nac ustedes saben, en el sur de Venezuela, en un campo. Yo soy campesino, de nacimiento y crianza, y por all hay un dicho que dice: a cada cochino le llega su sbado...aqu tambin? Somos iguales de campesinos todos.Dos proyectosBueno, a cada imperio le llega su sbado tambin, a cada imperio le llega su sbado. Y yo no digo que este mos ya en sbado, pero pudiramos estar de jueves para viernes, vamos rumbo al sbado. Vamos a proponernos como meta de nuestra vida, y cuando nos toque irnos de aqu, antes de que nosotros nos vayamos de aqu como generaciones. Aqu estamos juntos varias generaciones, (...) Ahora, deca hace un rato que la pala y el parto. El entierro y el nacimiento. All hay que detenerse a pensar y a trabajar mucho. Y a actuar en consecuencia, digamos de Hegemona o supervivencia, y enfoqumonos pues, en nuestra Amrica. Y en los pueblos de nuestra Amrica. Fjense que hoy aqu en Mar del Plata, adems de lo que he dicho y lo que se ha dicho, han venido a confron tarse dos viejos proyectos. (...) Dos proyectos que desde all, desde la punta ms al norte de Amrica, hasta la aos, vienen confrontndose dos proyectos. Pudiramos sintetizarlo, as como en el Norte nos lanzaron Jefersson, Madisson, Monroe, igual aqu en el Sur ellos lanzaron su proyecto imperialista, anexionista y aqu en el Sur, nuestro proyecto fue lanzado desde entonces por hombres como Miranda, San Martn, Artigas, OHiggins, Sucre, Bolvar, Manuela Senz, hombres y mujeres de (...) Miranda estuvo despus recorriendo el mundo y a ser coronel de Rusia. Y a los pocos aos aparece en Pars ser Mariscal de Francia Revolucionaria, amigo de Napode Francisco de Miranda dijo: es un Quijote sin locura. haber sido comandante de Tropas en la Independencia de los Estados Unidos, despus de haber sido Mariscal de la Francia Revolucionaria, despus de haber estado Unidos, con muchos cubanos que se fueron all. Hait, que era libre entonces, el primer territorio libre del Caribe y de Amrica, la Repblica Negra y Libre de Hait. Desde aqu enviamos al pueblo de Hait nuestra solida ridad de hermanos y de compaeros. Pueblo haitiano, pueblo heroico, pueblo mrtir. suramericanas: Venezuela, Colombia y Ecuador. biano, que circulaba en espaol, en ingls y en portugus. Por la casa de Miranda en Londres, pasaron casi el proyecto del Norte, el proyecto de la Patria Grande, el abrazo de Bolvar y San Martn, all en Guayaquil, all se unieron en una sola idea y en un solo proyecto, pero f y mujeres, los que llevaron la idea ms all del horizonCaribe hasta el Ro de la Plata. Los que cruzaron los AnSan Martn, muerto en el exilio; OHiggins, muerto en el exilio; Artigas, muerto en el exilio; Bolvar, asesinado y casi solitario en Santa Marta; Sucre, asesinado en Berruecos; Manuela Senz, expulsada de la Nueva Grana pueblo del Per; Abreu de Lima, el gran brasileo boliva El proyecto era crear Repblicas de iguales y de libres. Repblicas en libertad y en igualdad. El proyecto era eliminar la esclavitud. Eliminar la miseria. Eliminar la pobreen 1824. (...) Era la propuesta de Bolvar para unir, para lograr lo que l deca, un gran cuerpo poltico. Un gran

PAGE 84

84cuerpo poltico en el Sur y entindase que para nosotros gunos mexicanos me decan: Chvez, y nosotros? S, los mexicanos para nosotros son del Sur. Esto es un concepto poltico. Y esa es una de las grandes tareas que tenemos hoy nosotros. Recuperar la conciencia del Sur como dice el Sur de la tierra, nuestro camino es el Sur.El dao del neoliberalismo to imperialista de Norteamrica, y el proyecto liberador de nosotros los del Sur, los del Caribe. Y hoy ha recrude despus de la cada sovitica y el muro de Berln, el im perialismo norteamericano arremete, sale a la ofensiva quiere cobrar, se sienten victoriosos, decretaron ellos el las Amricas,. Iniciativa para las Amricas, era presidente de los Estados Unidos, mister father, mister Bush Father, era presidente de los Estados Unidos. bastante dao le hizo a la Amrica Latina y al Caribe. Porque inmediatamente las lites de nuestros pases, tigre de acero hemos tenido all a la Cuba revoluciona eso la admiramos tanto y la queremos tanto, a su pueblo, a su liderazgo, a su lder y a su presidente. Desde aqu vamos a mandarle una bulla a Fidel Castro. Viva Fidel! Viva el Che! El Che Guevara vive en estas tierras, en todos ustedes, en todos nosotros. Cunto dao le hizo a Amrica Latina aquella Iniciativa para las Amricas, el neoliberalismo, el consenso de Washington, y as conocido paquete de medidas del Fondo Monetario Internacional! Y en este continente, casi todos los gobiernos se arrodillaron, hay que decirlo as, indignamen te se arrodillaron las lites de estos pueblos, o mejor dicho, de estos pueblos no, de estas Repblicas, se arrodillaron ante el imperio. Y fue as como una oleada macabra comenmuchas, muchsimas empresas de los Estados. Ustedes saben que a m no me gusta meterme con nadie. Pero el que se mete conmigo yo me meto con l. Hay una copla, all en las sabanas de mi tierra que tambin es de ustedes que dice as: Yo soy como el espinito una mata que tiene muchas espinas Yo soy como pasa/ y espino al que me menea. ms en hasta los huesos, y eso nos duele mucho decirlo, de aquella Iniciativa para las Amricas, de aquella orga y levanta la bandera de la libertad. Todos nuestros pueblos sufrieron de aquella Iniciativa para las Amricas, aquel Consenso El Consenso de Washcontra el Consenso de Washington. Porque apenas estn preparando los papeles de la propuesta del Consenso de Washington, apenas estaban preparando los documentos entreguistas al Fondo Monetario Internacional, imperialista y el paquete neoliberal del Fondo Monetario tencia, pero luego los pueblos se han vendo levantando uno tras otro. Y por cierto que yo les recomiendo a mis colegas, les recomiendo a todos, que no se acerquen mucho a mster Bush. Eso es pavoso, yo que se los digo, es pa voso. Por ah le preguntaron esta maana a mi Canciller Al Rodrguez, que si yo tena alguna entrevista, alguna hasta ahora no nos ha pedido ninguna entrevista el seor Bush, ojal que no la pida.Imprescindible unir al Sur(...) Estos proyectos del anexionista del Norte y el frontados, como siempre. Es una nueva hora es un nuelos padres libertadores no pudieron, ellos no pudieron frase dramtica, aquella realidad dolorosa, cuando dijo: He arado en el mar. De qu sirvi esta independencia deca Bolvar, murindose ya. Ellos no pudieron. No pudieron cuajar las Repblicas que queran eliminando las desigualdades, los privilegios, creando Repblicas de iguales y de libres. Y luego, al mismo tiempo unindolas en la Liga de Repblicas, para equilibrar con el Norte, con el Este y con el Oeste. As lo planeaba Bolvar, l deal nacer. El deca que era necesario, era imprescindible para luego ir en condiciones de igualdad y de dignidad, a negociar sobre la paz la economa y la guerra, con el Norte, con el Este y con el Oeste. Esa estrategia, la estrategia de Bolvar, que era la es imprescindible para poder negociar en condiciones de igualdad y de dignidad con el Norte. Y con el resto el

PAGE 85

85 mundo. Eso hoy tiene ms vigencia que ayer. Hoy es ms angustiantemente necesario que ayer. Nunca antes esto aos hubo la III Cumbre de las Amricas en Qubec, all en Canad. Y como Cuba, no participa en estas cumbres de presidentes, porque parece que democrticamente Cuba no participara... Creo que fue as. Claro que Cuba participa, porque Cuba est en nuestra palabra, en nuestra voz y en nuestra moral. Cuba anda con nosotros. lamentablemente, la propuesta del ALCA, un rea de libre comercio para las Amricas. Y Venezuela fue el nico NO. Para decirle no a aquella propuesta, pero todos los dems gobiernos aprobaron la propuesta y fjense lo que dice que las negociaciones para un rea de libre comercio de las Amricas debern estar concluidas el primero de de est?. Al ALCA, repito, la derrotamos los pueblos de en Mar del Plata, hoy enterramos al ALCA en Mar del Plata. Se queda enterrado y bien hondo.Capitalismo: prximo entierroEl ALCA sin embargo, est muerta, pero eso no quie re decir que el capitalismo est muerto. Insisto en esa ces, constancia y ms constancia, paciencia y ms pa ciencia, trabajo y ms trabajo. Unidad, unidad y unidad. Y ms unidad para tener patria, para lograr nuestros sueos, para hacer posible la utopa para lograr la sal Nosotros desde Venezuela, hace varios aos comenzamos a hacer una propuesta que primero sonaba por all tmidamente, solitaria. Y luego ha venido tomando fuerza y suena como los tambores que ustedes tienen por all. Suena como las cornetas de mil caballeras, por plantear y construir la propuesta alternativa, el camino propuesta. El ALBA. La Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Amrica. Es nuestro proyecto, es el proyecto Evita. Es nuestro proyecto. El ALBA debo decirles que en diciembre pasado estuve un acuerdo. El ALBA. Y estamos avanzando. Venezuela y que Fidel Castro, que no cree en Dios, por supuesto lo sa bemos, yo s creo en Dios. Fidel es ateo, pero Fidel Castro telfono: Chvez, esto parece un milagro. Dios ayuda a Chvez y a sus amigos. Creo que fue cuando hubo un huracn directo hacia La Habana. Y yo estaba llamndole. Iba a pasar sobre La Habana Y el huracn faltando el huracn? No chico, se desvi. T tienes razn. Por que yo le dije, bueno estoy pidindole a Dios, Fidel, estoy pidindole a Dios y entonces dice: t como que tienes razn, Dios ayuda a Chvez y a sus amigos. rozando el huracn! Y una noche yo le dije: Mira Fidel, vamos a hablar despus de varias horas me dijo: Chvez, soy cristiano, pero en lo social. Bueno, somos cristianos en lo social: la igualdad, la libertad, eso es socialismo, Cristo, lo repito fue, para m, el primer gran socialista de nuestra era. La

PAGE 86

86libertad, la igualdad, la moral socialista, de la que tanto tantos otros, ustedes, muchos de ustedes, durante algunos, durante muchos aos. Ahora, la Alternativa Bolivariana para la Amrica y para los pueblos de la Amrica, debe ser construida desobrera, los indgenas, los campesinos, los agricultores, los estudiantes, las mujeres, los afrodescendientes, los profesionales, los artistas, los cantores, los poetas Todos tenemos nuestra tarea pero la Alternativa Bolivariana para los pueblos de la Amrica, no ser construida desde las elites, es desde abajo, desde nuestras propias races, con nuestro sudor, con nuestro barro, como deca Jos Mart. Jos Mart lo deca: hay que ser radicales, porque tenemos que ir a nuestras propias ra ces. Radicales. Esa palabra la han satanizado: no, este es un radical. Y la han asimilado como el loco. No, no, radical no es loco. Yo soy un radical. Radical, vamos a ser radicales en nuestros principios, bien enraizados. De ah viene la palabra, de la raz, radicalmente revolucionario, radicalmente humanista, radicalmente patriotas de la Patria Grande, radicalmente comprometidos con la vida y con los pueblos. Cada da ms radicales.ALBA, la alternativaEl ALBA se construye desde las races por ejemplo, fjense una cosa, para ir detallando algunos elementos la, gracias al ALBA, Cuba y Venezuela hemos hecho una alianza estratgica donde el dinero no tiene para nosotros sino la importancia necesaria. No es la ganancia, el grandes transnacionales y de las lites que han dominado estos pases durante mucho tiempo. Ese es el ALCA. pobreza ha venido creciendo en Amrica Latina gracias principalmente al modelo capitalista y al Consenso de vos, por enfermedades que seran curables. En Amrica Latina, cada da hay ms hambre, ms miseria, gracias al modelo capitalista neoliberal que ha azotado a estos pueblos sin clemencia y cada da los ricos son ms ricos. Cada da las lites se han enriquecido ms gracias al modelo neoliberalcapitalista. El ALBA les deca, gracias al acuerdo estratgico Cuba Venezuela, por ejemplo, los venezolanos hemos podido derrotar un mal de siglos. El analfabetismo. En menos de dos aos, entre Cuba y Venezuela, acabamos con el analfa betismo en Venezuela, gracias al apoyo de la Cuba revolucionaria, gracias a la Alternativa Bolivariana que tambin es Martiana, para nuestros pueblos. En menos de dos aos mos, todos van rumbo al 6 grado. En Venezuela, hombres escribir. Y Venezuela ha sido declarada hace una semana territorio libre de analfabetismo, por la UNESCO. Con el mtodo, cubano Yo S Puedo. Ese es el ALBA. En Amrica Latina, y esa es una de las propuestas que yo llevo a la Cumbre de Mar del Plata, a la Cumbre de los presidentes, que nos dejemos de andar de cumbre en cumbre y de estar dando discursos y ms discursos, y papeles y ms papeles, y que nos vayamos directo a luchar contra el analfabetismo, carajo! Que lo podemos derrotar en pocos aos. llones de analfabetas, Y si hablamos del analfabetiscarga tan terrible, con ese peso tan grande, que nuestros pueblos cargan hace siglos, producto de la esclavitud de guien piense que mientras no derrotemos el analfabetis mo podemos salir adelante? No, no podremos, no podremos. Y esa es una tarea prioritaria. Incluso yo estaba recordando algo, volando de Caracas hacia ac. Leyendo algunos papeles. Hace 44 aos, fjense ustedes esto, hace 44 aos hubo una Cumbre muy cerca de aqu, en Punta del Este, all en El Uruguay. Y all a esa conferencia vinieron todos los gobiernos del Continente incluyendo el de Cuba, y el repre sentante cubano a esa conferencia, fue por cierto, un ar gentino que tambin fue cubano, y es latinoamericano, ustedes saben, el Che Guevara. de los estados Unidos de la poca, el presidente de los Estados Unidos en aquel entonces, era John Fitzgerald Kennedy, y a pesar de que yo no soy kenedista ni mucho

PAGE 87

87 parte de la realidad mundial de aquella hora. Y lo dijo en un discurso ante el Congreso de los EEU. Dijo Kennedy es el hambre, es la pobreza, no es el comunismo. Tal cual lo dijo Kennedy.Kennedy contra CubaY entonces fue cuando propuso adems, la propuesta llevaba por supuesto la carga poltica de frenar el avantierras en Punta del Este, la Alianza para el Progreso. Dijo Kennedy que a los planes militares de la contrainsur gencia haba que acompaarlos con un plan de Reforma Agraria y le propuso Kennedy a los presidentes de Amrica Latina que llevaran adelante un plan de Reforma Agra entregaron ttulos de tierra. Hace poco yo consegu por all al Sur de Caracas, unos hombres ya con una juventud Kennedy propuso una reforma agraria, entrega de cales, cobrar impuestos a los ms ricos para redistribuir los ingresos. Kennedy dijo, con una claridad impresio nante, desde su punto de vista por supuesto, dijo: los que desde su punto de vista, repito. Ahora, lo concreto y lo cierto es que en Punta del Este hace 44 aos y dos meses y unos das, vino el gobierno de los Estados Unidos a proponer la Alianza para tena sus principios. desarrollo, a la lucha contra el hambre y la pobreza. Yo hoy voy a adelantar esto, porque lo voy a decir all, pero aqu entre nosotros, en secreto, lo voy a decir, Fjense, Venezuela que es un pas subdesarrollado, pobre, con una carga muy pesada, con una herencia muy pesada de pobreza, de desigualdad, todava. Sin embargo, dado adems de que ya dentro del ALBA hemos creado Petroaos de gracia. El que le aplique a esto clculo matem tico podr concluir que este mecanismo no incluye ese Y adems, ellos nos pueden pagar con bienes y servicios, con bienes y servicios, no en dinero necesariamente. Esto es par ayudar a los ms pequeos a los ms dbiles que nos, a travs del cual Venezuela le proporciona cerca de 8 millones de barriles de fulloil a la Argentina, y ustedes nos estn pagando, no con dinero sino con vaquillonas preadas, por ejemplo. O con equipos mdicos para luchar contra el cncer. (...). Hoy vengo a plantear, as como Kennedy propuso y yo propongo que hagamos ahora una alianza contra el hambre. Y Venezuela propone la Alianza para el Progrevamos a proponer all que hagamos una alianza con tra el hambre, sera como AL, contra el hambre, CHA, ALCHA. Que hagamos un ALCHA, una alianza contra el hambre y bueno, para Venezuela modestamente, eso sePara que en diez aos derrotemos el hambre en estas rosa que golpea como bofetada tremenda, el rostro de las mujeres y los hombres de estas tierras. Son nuestros hermanos murindose de hambre, mientras otros viven en el lujo y en el derroche. Venezuela ofrece de sus propios recursos, el pueblo Estados Unidos para la Alianza para el Progreso Diez mil Fidel Castro, pero no me hace falta preguntrselo. Estoy seguro que en esa Alianza contra el Hambre, y la lucha contra el analfabetismo, y los planes de Salud... los pla dicos cubanos junto con miles de mdicos y enfermeros venezolanos estn dispersos por todo el pas hoy ofrecin eso incluye medicamentos totalmente gratuitos. Estoy seguro que contaremos para ese plan con Fidel Castro y el pueblo cubano. Estoy absolutamente seguro. Este es el ALBA, ese es el ALBA. Pongamos por delante lo social. Seamos profundamente humanistas. Pongamos por delante el dolor de nuestra gente, para El ALBA tambin es, por ejemplo, lo que hicimos en Ca racas hace dos semanas, el primer encuentro internacional

PAGE 88

88de trabajadores de empresas recuperadas, trabajadores de aqu de Argentina, de Brasil, de Uruguay, de Paraguay, ejemplo, una empresa uruguaya que trabaja con el cuero, pero no tienen quien les d crdito, no tienen para comprar materia prima. Bueno, Venezuela les ha ofrecido en convenio con trabajadores venezolanos la materia prima, para trabajar entonces entre ambas, la empresa uruguaya y la empresa venezolana.Con los pueblos hasta la muerteUna empresa brasilea que trabaja con plstico y tie plstico. Venezuela le ofrece la materia prima de nuestra petroqumica, y entonces nos van a pagar, a bajo costo, con productos no con dinero, y luego vamos juntos, en una alianza estratgica, a colocar esos productos en nuestros mercados, satisfaciendo necesidades de nuesPRESUR, empresas recuperadas del Sur. Eso es el ALBA. El ALBA es Petrosur tambin. Una alianza estra tgica entre las petroleras suramericanas PDVESA, PETROBRAS, ANCAP, ENERSA de Argentina, para ex conjuntamente. (...) Con mucha humildad lo digo, pero es una verdad. Venezuela fundamentalmente: Venezuela tiene la prioctava reserva de gas probado en el mundo. Venezuela Amrica Latina y el Caribe con el apoyo de Venezuela, para el desarrollo energtico, el desarrollo social, el decomo que ayudan a dibujar la propuesta alternativa bolivariana para la Amrica. Telesur est en el aire. La televisora suramericana, propuesta nuestra hace varios aos ya est al aire. Y cada da tendr mayor cobertura. Ya est saliendo en vivo 24 horas al da. Esa es la televisora, as le digo yo, la televisora del ALBA, porque es necesario que nosotros nos veamos nuestros rostros y oigamos nuestras voces. No lo que quiere CNN y las grandes cadenas del Norte, que nosotros veamos de nosotros mismos. Para rescatar nuestras tradiciones, nuestras cultuIncluso, digo, esta maana recib honores militares dado argentino. Y yo s los traumas que aqu en el cono Sur han vivido los pueblos con los soldados. Pero esos soldados argentinos, esos soldados uruguayos, esos soldados brasileos, esos soldados venezolanos, y bolivianos, y ecuatorianos, tienen que rescatar las banderas originarias de los libertadores de estas tierras, de los soldados libertadores. armadas de nuestros pueblos. Y formaron dictadores. Y ensearon a nuestros soldados a torturar, a desaparecer y a arremeter a nuestros propios pueblos. Muchas veces en el siglo XX. Muchas veces las ms de las veces, casi todos los ejrcitos de nuestros pueblos actuaron como As quedito esto, porque vi al soldado con el fusil al hombro para rendirme honores y me par frente a l y al otro, y el otro. Y le di un saludo y le dije a uno, calladito, no te olvides que ese fusil que tienes al pecho es para defender al pueblo argentino. Para defender la soberana del pueblo argentino, la dignidad del pueblo argentino. Y yo le v en los ojos de ese soldado el brillo, el brillo de la conciencia. Yo estoy seguro que en la medida que los pueblos sigan avanzando, construyendo el camino de la da ms acompaados de nuestros soldados que son y deben ser siempre parte del alma de un pueblo. Del alma de un pueblo, como lo fue San Martn, el General mestizo, como lo fue Bolvar, el General libertador, como lo fueron ellos, Generales libertadores, soldados libertadores. Porque se trata aqu de una segunda independen cia, ya lo deca Jos Mart, por all por mil ochocientos ochenta y tantos, hablndoles a los pueblos de la Am Y necesitamos a todos, hombres y mujeres conscientes, unidos, unidos de verdad. (...) Termino con el alma y con la frase de Mart: Lle g la hora de la Segunda Independencia de los pueblos de la Amrica! Ha llegado la hora! (...) Y yo me voy a la otra Cumbre, a llevar el nombre de ustedes y la palabra de ustedes, de los pueblos, hasta la muerte. Hasta la Victoria siempre! Patria o muerte, Venceremos! Viva el Che Guevara, carajo!

PAGE 89

89 Huele a azufre En primer lugar quiero invitarles con mucho respeto, a quienes no hayan podido leer este libro, a que lo leamos, de Noam Chomsky, uno de los ms prestigiosos intelectuales de esta Amri ca y del mundo,(...) Hegemona o Supervivencia. La estrategia imperialista de Estados Unidos. Excelente trabajo para entender lo que ha pasado en el mundo del siglo XX, lo que hoy est pasando y la ms grande amenaza que se cierne sobre nuestro planeta: la pre tensin hegemnica del Imperialismo Norteamerica no que pone en riesgo la supervivencia misma de la especie humana. Seguimos alertando sobre ese peligro y haciendo un llamado al propio pueblo de los Estados Unidos y al mundo, para detener esta amenaza que es como la propia espada de Damocles.Creo que los primeros ciudadanos que deberan leer este libro son los hermanos y hermanas de Estados Unidos, porque la amenaza la tienen en su propia casa, el Diablo est en casa pues. El Diablo, el propio diablo est en casa.Antiimperialista inclaudicable Su legadoUna frase lo hizo el discurso ms famoso del Presidente Hugo Chvez: Huele a azufre todava esta mesa poltica exterior de la revolucin Bolivariana, con una clara orientacin antiimperialista. del imperio para Amrica Latina: el ALCA. Esto bastara para instalarlo en la galera de los grandes patriotas de Nuestra Amrica. Pero hizo mucho ms. Este lder popular, representante genuino de su pueblo con quien se comunicaba como nunca ningn gobernante antes lo haba hecho, senta ya de joven un visceral repudio por la oligarqua y el imperialismo. Ese sentimiento fue luego evolucionando hasta plasmarse en un proyecto racional: en el debate pblico latinoamericano y en gran medida internacional la actualidad del socialismo. Ms que capitalismo, denunciando las falacias de las polticas que procuran solucionar su crisis integral y sistmica pre abiertamente opuestos a desairar al emperador en sus propias barbas. Quin si no Chvez podra haber volPor eso su muerte deja un hueco difcil, si no imposible, de llenar. A su excepcional estatura como lder de ma sas se le una la clarividencia de quien, como muy pocos, supo descifrar y actuar inteligentemente en el complejo interminable torrente de iniciativas y propuestas integracionistas: desde el ALBA hasta Telesur; desde Petrocaribe hasta el Banco del Sur; desde la UNASUR y el Consejo Sudamericano de Defensa hasta la CELAC. Iniciativas todas Esta es una sntesis de los dos discursos ms importantes de Chvez en la ONU: el del 20 de septiembre de 2006, cuando George W. Bush era Presiente de Estados Unidos, y el del 15 de septiembre de 2009, cuando Barack Obama lo haba sucedido en la Casa Blanca.

PAGE 90

90Ayer vino el diablo aqu, ayer estuvo el diablo aqu, en este mismo lugar. Huele a azufre todava esta mesa donde me ha tocado hablar! Ayer desde esta misma tribuna el Seor presidente de Estados Unidos, a quien yo llamo El Diablo, vino aqu hablando como dueo del mundo. Un psiquiatra no estara de ms para analizar el discurso de ayer del presidente de Estados Unidos. Como vocero del Imperialismo vino a dar sus recetas para tratar de mantener el actual esquema de dominacin, de explotacin y de saqueo a los pueblos del mundo. Para una pelcula de Alfred Hitchcok estara bueno, incluso yo propondra un ttulo: La receta del Diablo. Es decir, el Imperialismo norteamericano, y aqu lo dice Chomsky con una claridad meridiana y profunda, est haciendo desesperados esfuerzos por consolidar su sistema hegemnico de dominacin. Nosotros no podemos permitir que eso ocurra, no podemos permi tir que se instale la dictadura mundial, que se consoli de pues la dictadura mundial. El discurso del Presidente tirano mundial, lleno de cinismo,(...) es la hipocresa imperial, el intento de controlar todo. Ellos quieren imponernos el modelo democrtico como lo conciben, la falsa democracia de las lites, y adems un modelo democrtico muy original: impuesto a bombazos, a bombardeos y a punta de invasiones y de caonazos.Vaya qu democracia! Habra que revisar las tesis de Aristteles y de los primeros que hablaron por all en Grecia de la democracia a ver qu modelo de democracia es ese, el que se impone a punta de marines, de invasiones, de agresiones y de bombas. Dijo el presidente de los Estados Unidos ayer (...): que le dicen que puede escapar de la miseria y recupe rar su dignidad a travs de la violencia, el terror y el martirio .Adondequiera que l mira, ve extremistas! Yo estoy seguro que te ve a ti, hermano, con ese color, y cree que eres un extremista. Con este color, Evo Morales, que vino ayer, el dig no presidente de Bolivia, es un extremista. Por todos lados ven extremistas los imperialistas. No, no es que somos extremistas, lo que pasa es que el mundo est despertando y por todos lados insurgimos los pueblos. Yo tengo la impresin, seor dictador imperialista, que usted va a vivir el resto de sus das con una pesadilla, porque por dondequiera que vea vamos a surgir noso tros, los que insurgimos contra el imperialismo norteamericano, los que clamamos por la libertad plena del mundo, por la igualdad de los pueblos, por el respeto a la soberana de las naciones. S, nos llaman extremis tas, insurgimos contra el Imperio, insurgimos contra el modelo de dominacin. Luego, el seor presidente vino a hablarles, as lo dijo: ciones del Oriente Medio. Mi pas desea la paz. Esto es cierto si nosotros nos vamos por las calles del Bronx, si nosotros nos vamos por las calles de Nueva York, de Washington, de San Diego, de California, de cualquier ciudad, de San Antonio, de San Francisco y le pregun tamos a la gente en las calles, a los ciudadanos estadounidenses, este pas quiere la paz?La diferencia est en que el gobierno de este pas, de Estados Unidos, no quiere la paz, quiere imponernos su modelo de explotacin y de saqueo y su hegemona a punta de guerras, esa es la pequea diferencia. Quiere la paz y qu est pasando en Irak? Y qu ha pasado en el Lbano y en Palestina? Y qu ha pasado en cien aos en Amrica Latina y en el mundo y ahora las amenazas contra Venezuela, nuevas amena zas contra Irn? Le habl al pueblo del Lbano: des dijohan visto como sus hogares y sus comunidades quedaron atrapadas en el fuego cruzado. Vaya qu cinismo! Vaya qu capacidad para mentir descaradamente ante el mundo! Las bombas en Beirut y lanzadas con precisin milimtrica, son fuego cruzado? Creo que el Presidente est pensando en las pelculas del oeste cuando se disparaba desde la cintura y alguien quedaba atravesado en el fuego cruzado.

PAGE 91

91 Fuego imperialista! Fuego fascista! Fuego asesino! Y fuego genocida el del Imperio y el de Israel contra el pueblo inocente de Palestina y el pueblo del Lbano. Esa es la verdad. Ahora dicen que sufren, que estamos sufriendo porque vemos sus hogares destruidos. En les a los pueblos. Yo traje seora Presidenta unos documentos, por que estuve esta madrugada viendo algunos discursos y actualizando mis palabras. Afganistn, al pueblo del Lbano, al pueblo de Irn le digo, al pueblo del Lbano le digo, al pueblo de Afganistn le digo. Uno se pregunta, as como el Presidente de los Estados Unidos le dice le digo a esos pueblos, qu le diran esos pueblos a l? Si esos pueblos pudieran hablar qu le diran?Yo se los voy a recoger porque conozco la mayor parte del alma de esos pueblos, los pueblos del sur, los pueblos atropellados diran: Imperio yanqui go home! Ese sera el grito que brotara por todas partes, si los pueblos del mundo pudieran hablarle a una sola voz al Imperio de los Estados Unidos.La ONU no sirvePor eso, nosotros el ao pasado vinimos aqu a este mismo saln como los ltimos ocho aos, y decamos que aqu casi nadie en esta sala pudiera pararse a de fenderlo, a defender el sistema de Naciones Unidas. Aceptmoslo con honestidad: el sistema de Naciones Unidas nacido despus de la Segunda Guerra Mundial colaps, se desplom, no sirve. Ah bueno!, para venir ac a dar discursos, a ver nos una vez al ao, s, para eso s sirve, y para hacer or buenos discursos como el de Evo ayer, como el de Lula, s, para eso sirve y muchos discursos (...). Pero nos han convertido a esta Asamblea en un rgano me ramente deliberativo, sin ningn tipo de poder para impactar de la ms mnima manera la realidad terrible que vive el mundo. Por eso (...) Venezuela vuelve a proponer aqu hoy, este da 20 de septiembre, que refundemos las Nacio nes Unidas y nosotros hicimos el ao pasado seora Presidente, cuatro modestas propuestas que consi deramos de necesidad impostergable para que las asumamos los Jefes de Estado, los Jefes de Gobierno, nuestros embajadores, nuestros representantes y las discutamos. Primero, la expansin ayer lo deca Lula aqu mismo del Consejo de Seguridad tanto en sus categoras permanentes como en las no permanentes, dando entrada a nuevos pases desarrollados y a pases subdesarrollados, el Tercer Mundo, como nuevos miembros permanentes. dos transparentes, de debate, de decisiones. Tercero: nos parece fundamental la supresin inmediata y eso es un clamor de todos de ese meca nismo antidemocrtico del veto en las decisiones del Consejo de Seguridad. Vaya un ejemplo reciente: el veto inmoral del gobierno de Estados Unidos permiti libremente a las fuerzas israeles destrozar el Lbano, delante de todos nosotros, evitando una resolucin en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Y en cuarto lugar necesario es fortalecer, decimos siempre, el papel, las atribuciones del Secretario Ge neral de Naciones Unidas. Ayer nos daba un discurso el Secretario General prcticamente de despedida, y reconoca que en estos diez aos el mundo lo que ha hecho es complicarse y que los graves problemas del mundo, el hambre, la miseria, la violencia, la violacin a los derechos humanos, lo que ha hecho es agravarse. Esto es consecuencia terrible del colapso sobre el sistema de Naciones Unidas y de la pretensin imperialista norteamericana. Por otra parte, Seora Presidenta, Venezuela decidi hace varios aos dar esta batalla por dentro de Naciones Unidas, como miembro que somos, con nuestra pendiente somos, para representar la dignidad y la bsqueda de la paz, la reformulacin del sistema inter nacional, para denunciar la persecucin y las agresio nes del hegemonismo contra los pueblos del planeta. Venezuela, de esa manera, ha presentado su nombre (...) y se ha postulado para un puesto como Miembro No Permanente del Consejo de Seguridad. Vaya usted a saber, el gobierno de Estados Unidos ha iniciado

PAGE 92

92una agre sin abierta, inmoral en el mundo entero para tratar de impedir que Venezuela sea elegida libremente para ocupar una silla en el Consejo de Seguridad. Le tienen miedo a la verdad. El Imperio tiene miedo a la verdad, a las voces independientes, acusndonos de extremistas. Ellos son los extremistas! Yo quiero agradecer aqu a todos aquellos pases que han anunciado su apoyo a Venezuela, aun cuando la votacin es secreta y no es necesario que nadie lo anuncie, pero yo creo que dada la agresin abierta del Imperio Norteamericano, pues eso aceler el apoyo de muchos pases, lo cual fortalece mucho moralmen te a Venezuela, a nuestro pueblo, a nuestro gobierno. Venezuela al ocupar un puesto en el Consejo de Se guridad va a traer la voz del Tercer Mundo, la voz de los pueblos del planeta, ah estaremos defendiendo la dignidad y la verdad.El amanecer del planetaMs all de todo esto, seora Presidenta, creo que hay razones para que seamos optimistas. Irrenuncia blemente optimistas, dira un poeta, porque ms all de las amenazas, de las bombas, de las guerras, de las agresiones, de la guerra preventiva, de la destruccin de pueblos enteros uno puede apreciar que se est le vantando una nueva era, como canta Silvio Rodrguez, la era est pariendo un corazn. Se levantan corrientes alternativas, pensamientos alternativos, juventu des con pensamiento distinto. Se demostr ya en apenas una dcada que era totalmente falsa la tesis del Fin de la Historia, totalmente falsa la instauracin del Imperio Americano, de la paz americana, la instauracin del modelo capitalista, neoliberal que lo que genera es miseria y pobreza. un amanecer en el planeta y se ve por todas partes, por Amrica Latina, por Asia, por frica, por Europa, por Oceana. Quiero resaltar esa visin de optimismo para que fortalezcamos nuestra conciencia y nuestra voluntad de batalla por salvar al mundo y construir un mundo nuevo.Venezuela se suma a esa lucha y por Estados Unidos sigue apoyando movimientos golpistas en Venezuela y contra Venezuela, sigue apoyando al terrorismo. Ya la Presidenta Michel Bachellet recordaba hace unos minutos el terrible asesinato del ex canciller chi leno Orlando Letelier. Yo slo agregara lo siguiente: los culpables estn libres. Y los culpables de aquel hecho donde muri tambin una ciudadana estadouni dense, son norteamericanos, terroristas de la CIA.Pero adems, hay que recordar en esta sala que dentro de pocos das tambin se cumplirn 30 aos de aquel hecho terrorista horripilante de la voladura del avin cubano, donde murieron 73 inocentes, un avin de Cubana de Aviacin Y dnde est el ms grande terrorista de este continente y quien asumi la voladura del avin cubano como autor intelectual? Estuvo preso en Venezuela unos aos, se fug all por complicidad de funcionarios de la CIA y del gobierno venezolano de entonces. Est aqu viviendo en Estados Unidos, protegido por este gobierno, y fue convicto y confeso. El gobierno de los Estados Unidos tiene un doble rasero y protege el terrorismo. Luis Posada Carriles se llama el terrorista, est protegido aqu, como protegidos estn aqu grandes corruptos que se fugaron de Venezuela, un grupo de terroristas que all pusieron bombas contra embaja das de varios pases que all asesinaron gente durante el golpe de estado, secuestraron a este humilde servidor y lo iban a fusilar, slo que Dios meti su mano y un grupo de buenos soldados y un pueblo que se fue a las calles y de milagro pues estoy aqu. Ellos estn aqu protegidos por el gobierno de Estados Unidos, los lderes de aquel golpe de estado y de aquellos actos

PAGE 93

93 terroristas. Yo acuso al gobierno de Estados Unidos de proteger al terrorismo y de tener un discurso totalmente cnico. comprometida en la lucha contra el terrorismo, contra la violencia y se une a todos los pueblos que luchamos por la paz y por un mundo de iguales.Los No AlineadosVenimos de La Habana, felices. Estuvimos all varios das y all se puede ver el nacimiento de una nue va era, la Cumbre del Grupo de los 15, la Cumbre del Movimiento de los No Alineados, con una resolucin resoluciones tomadas en discusin abierta y con transparencia de ms de 50 Jefes de Estado. La Habana fue la capital del Sur durante una semana. Hemos relanzado el Movimiento de los No Alineados, y si algo puedo pedir yo aqu a todos ustedes es que le pongamos mucha voluntad para fortalecer el Grupo de Los No Alineados, importantsimo para el nacimiento de la nueva era, para evitar la hegemona y el Imperialismo. Y adems, ustedes saben que hemos designado Presidente del Grupo de los No Alineados para los prximos tres aos a Fidel Castro y estamos seguros que el compaero va a llevar la batuta con mu riera pues frustrados quedaron y frustrados quedarn porque Fidel ya est uniformado nuevamente de ver de olivo y ahora no slo es el Presidente de Cuba sino el Presidente de Los No Alineados. Ah naci un movimiento muy fuerte, el del Sur. Nosotros somos hombres y mujeres del Sur, del cual nosotros somos portadores, con estos documentos, nes. (...) Creo que a Naciones Unidas tenemos que ubi carla en otro pas, en alguna ciudad del Sur. Ustedes saben que mi mdico personal se tuvo que quedar encerrado en el avin, el Jefe de mi seguridad se tuvo que quedar encerrado en el avin, no les permitieron ve nir a Naciones Unidas. Otro abuso y atropello Seora Presidenta que pedimos desde Venezuela que quede registrado como atropello hasta personal del Diablo. Huele a azufre, pero Dios est con nosotros! Un buen abrazo y que Dios nos bendiga a todos.La Revolucin Necesaria Estuvimos anoche en el teatro Lincoln,viendo una pelcula hecha por Oliver Stonea lo largo de este ao. de la Frontera. All ustedes podrn ver al presidente Evo Morales masticando coca, junto a Stone, y como dice el presidente Morales: la coca no es cocana. Ah podrn ver a Cristina, la presidenta argentina, y el hoy acontece en Suramrica, en Amrica latina; ah podrn ustedes ver a Lula, el presidente del Brasil, en la Guajira venezolana, inspeccionando junto con nosotros ncleos productivos que estamos levantando con los pueblos indgenas de la Guajira, explotados durante siglos; ah podrn ver ustedes tambin al presidente de Paraguay Fernando Lugo, obispo, telogo de la Liberacin.(...) Ah podrn ver a Rafael Correa, el presidente ecuatoriano, en la Habana, junto con el presidente Ral Castro. Podrn ver a Fidel. Podrn ver incluso a Obama, en Trinidad, conversando con un grupo de nosotros, con la mano extendida y la sonrisa abierta. (...) En esa pelcula, seor presidente, hay muchos cdigos, muchos cdigos que pudieran ayudarnos a descifrar los enigmas del tiempo que vivimos. Ano che, despus de la pelcula, nos quedamos un rato, conversando con un grupo de personas de EEUU y de otras partes del mundo, y fue muy aleccionador ese contacto, muy sintomtico de la importancia que tiene lo que llama Fidel Castro La batalla de las ideas. Una seora se me acerc, una seora ya de unos 50 y tantos aos y me dijo: yo estoy muy feliz; ella me dio habla espaol, es norteamericana, muy blanca, la tpica ciudadana nacida por estas tierras. Y yo le pre gunto por qu. Porque ahora me doy cuenta (que no es como yo crea) despus de haber visto esta pelcula; yo pens que usted era malo, muy malo. Esa persona es vctima del bombardeo meditico, del bombardeo ideolgico que cae de manera inclemente sobre este pas, sobre EEUU y sobre el mundo, tratando de inver tir la realidad de poner el mundo al revs como dice Eduardo Galeano. Al sur de la Frontera se llama esa pelcula. Yo me valgo de ese ttulo para decir: que all, al sur de la frontera, hay una revolucin!, hay una re volucin en sur Amrica!, hay una revolucin en Am rica Latina!, hay una revolucin en el Caribe!Revolucin de los tiemposEs necesario que el mundo lo vea, lo asuma y lo acepte, porque es una realidad que no va a cambiar. Adems, habra que decir que es un revolucin que trasciende lo ideolgico, es una revolucin hasta geo es histrica, tiene races muy profundas; es una revolucin moral, espiritual, total. Es la Revolucin Necesaria. As lo creemos nosotros. Es grande esa revolucin, es una gran revolucin. Y va a seguir creciendo a medi da que pasen los das, a medida que pasen los meses, a medida que pasen los aos. Es grande por el tiempo que carga por dentro. Son siglosque se convirtieron en un solo tiempo. Es grande por el espacio que abarca.

PAGE 94

94 Tampoco voy a hablar menos que Obama ni que Lula. (...) Son siglos acumulados de batalla, de lucha, de esperanza, de sufrimiento de millones y millones de seres humanos de la Amrica Latina y del Caribe. Es una revolucin grande en el espacio que va ocupando. Es grande la revolucin por las profundidades en la que se hunde. Es grande esa revolucin por las masas de pueblo que se suman a ella. Nadie pretenda frenar la! Nadie, nadie podr frenarla (...). Me dijo anoche Oliver Stone que ya estaban presionando para que no la viera el pueblo de EEUU.Vaya! La libertad de expresin dnde anda, pues? Es ape nas una pelcula le van a tener miedo a una pelcula? Pero ya empezaron las presiones de los monopolios que manejan las salas de cine. Saben ustedes? Yo s que lo saben. Cuando lle garon los barcos europeos a estas tierras de Amrica, vivan cerca de 90 millones de aborgenes. 200 aos despus quedaban 4 millones. Cuatro! Uno de los ms grandes genocidios que en la historia han sido. El ge nocidio del Continente, del AbyaYala, como la llama ban y la siguen llamando nuestros aborgenes. En la pelcula, hablando con Oliver Stone, Evo recuerda la frase que lanz un gran lder aymara, su tataratataraabuelo, que fue asesinado como millones fueron asesinados por la invasin espaola, por tuguesa, inglesa, europea pues, a este continente. Aquel lder aymara fue descuartizado: le amarraron un caballo en este brazo, otro caballo en este, otro caballo en una pierna, y otro caballo en la otra. Y halaron y halaron y halaron. Y el indio mora, mora, y lanz una profeca: hoy muero dijo Tupac Katari pero algn da regresar hecho millones!. Ha regre sado Tupac Katari. Somos millones, somos millones! Y nada ni nadie podr detener la gran revolucin suramericana, latinoamericana y caribea. Yo creo que el mundo debera apoyarla. EEUU debera apoyar esa revolucin. Europa debera apoyar esa revolucin. Por que esa revolucin, no se han dado cuenta algunos, her manas y hermanos, es el inicio del camino a la salvacin de este planeta, a la salvacin de la especie humana amenazada por el capitalismo, por el imperialismo, por la guerra, por el hambre. Es la Revolucin Necesaria. El Nuevo Mundo, nos llamaron desde hace siglos. El Mundo Nuevo pudiramos llamarlo hoy, invirtiendo los factores. El Mundo Nuevo est naciendo.nico camino, el socialismoPor all estn quejndose algunos trabajadores estadounidenses de una fbrica de galletas, que no les pagan. Tienen una huelga. Y me dijo una de ellos por qu usted no compra esa empresa? Y le dije: bueno, voy a ver, a ver, y la volvemos empresa socialista. Pudiera ser. Si Obama me autoriza, esa empresa se pu diera comprar y drsela a los trabajadores, que ellos hagan la galleta, que ellos distribuyan la galleta, que no sigan explotndolos dos o tres capitalistas ve? Ese es el socialismo. Ese es el camino a la salvacin de este planeta: El socialismo. Ayer alguien me preguntaba: bueno y usted Sovitica?. La respuesta es muy sencilla: la Unin Sovitica se desvi desde temprano, y nunca hubo socia lismo en la Unin Sovitica. En verdad. Este siglo, el XXI, ser el siglo del socialismo. grandes que ha vivido en esta tierra, escribi de su puo y letra: Por qu socialismo?. Einstein conclu y que el nico camino para que la especie humana pueda vivir en este planeta es el socialismo. El capitalismo es el camino a la extincin de la especie humana. Nosotros como especie, apenas tenemos 150 mi llones de aos, pero la vida naci aqu hace ms de 3,000 millones de aos, ni siquiera el 0.01% del tiem po en que ha habido vida en este planeta. Ahora qu llegamos aqu para acabar este planeta? Lo vamos a acabar? Ayer oamos aqu desde Obama, pasando por Lula, cambio. Cul es el cambio? En el capitalismo no hay cambio posible. No nos caigamos a mentiras. Slo por el socialismo lograremos los cambios verdaderos. Y la revolucin que hay en Amrica Latina tiene de todo y tiene una profunda carga socialista. Como deca Ma ritegui, el gran pensador peruano, es un socialismo indoamericano. Es un socialismo nuestroamericano,

PAGE 95

95 Martiano, Bolivariano. Es un socialismo nuevo. No es calco ni es copia da nada. No hay catlogos para hacer el socialismo, hay que inventarlo. Es creacin heroica, dice el mismo Maritegui. Anoche me invitaron a una reunin con un grupo importante, grande por ellos mismos, de lderes, sindicalistas estadounidenses. Recordbamos que un pre sidente norteamericano ms bien estadounidense poco antes de que lo asesinaran, John Kennedy,haba dicho y est escrito, fue un discurso, ante el congreso de los EEUU: all en el Sur hay una revolucin, y la causa principal es el hambre. A los pocos das lo asesinaron. No era un revolucionario, John Kennedy, pero era inteligente. Como inteligente creo que es el presidente Obama. Dios libre a Obama de las balas que mataron a Kennedy! Ojal Obama logre virar, virar, virar de verdad, lograr un viraje.Ayer habl aqu. Ya no huele a azufre aqu! No, huele ms bien a otra cosa: huele a esperan za, y hay que poner el corazn a la esperanza, hay que poner el corazn a la esperanza. Nosotros no podemos acabar con este planeta, hermanos. Y nuestros hijos y las futuras generacio nes? Deca Lula ayer: no hay voluntad poltica. Un latigazo de Lula, un latigazo. Yo conozco la voluntad de Lula. El humanismo de Lula lo conozco a fondo. Es mi hermano, profundo. Yo no dira exactamente que no hay voluntad poltica. Yo dira ms bien, Lula, que falta voluntad poltica. Porque Lula la tiene, nosotros la tenemos, pero hay que subirla, hay que incrementar la voluntad poltica. Tiene que seguir creciendo, en los lderes, en las sociedades, en los pueblos, en la juventud, sobre todo en la juventud, en los trabajadores, en el mundo, todo. Bueno, Kennedy lo haba dicho: hay una revolucin en el Sur. Y tambin agreg: los que le cierran el les estn abriendo el camino a las revoluciones violentas. Los que le cierran o pretenden cerrar el camino. Eso lo dijo John Kennedy.Pretenden, algunos, cerrar (...) Mientras estamos aqu, est Manuel Zelaya, el presidente de Honduras, en la embajada de Brasil que le ha dado refugio.(...) No se impondr el golpe de estado ni las fuerzas retrgradas ni en Honduras ni en ningn otro pas de esta Amrica! All est un pueblo que tiene ya 90 das en las calles, resistiendo. (...) Aho ra quines son los golpistas? Es la burguesa hondure a (...) el Estado tomado por la burguesa, por los ricos, cuatro, cinco familias muy ricas, son los dueos del Estado:(...) el Congreso Nacional, el Poder Judicial, las Fuerzas Militares. Y un pueblo en la calle, masacrado. (...) Desde aqu vaya nuestra ms grande solidaridad al pueblo de Honduras y al presidente Zelaya. Y pedimos que se cumpla la resolucin de las Naciones Unidas, la resolucin de la Organizacin de Estados Americanos. El gobierno de los EEUU cosa rara, no ha reconocido que hubo un golpe de Estado Militar. Esto me lo ex plic hoy el presidente Zelaya. Hay ah una pugna entre el Departamento de Estado y el Pentgono. Ayer vena leyendo un libro de Juan Bosh, ese insigne y gran dominicano, derrocado por el imperio. Aquel buen libro que se llama: El pentagonismo. Yo recomiendo ese libro.El Pentgono. Ah est la cueva imperial.Dos ObamaEl Pentgono no quiere a Obama. No quiere cambios. Quieren dominar al mundo con sus bases milita res, sus amenazas, sus bombas, sus soldados invasores. El Pentgono est detrs del golpe de Honduras (...). He ah las contradicciones en Obama y ms all de Obama. A veces uno dice: ser que hay dos Obamas? El que habl aqu ayer es otro, un doble? El que apoya el golpe en Honduras o el que permite que sus mi litares apoyen el golpe de Honduras? Preguntas que Obama? Ojal se imponga el que ayer vimos aqu y el que omos aqu. Ojal. El mundo lo necesita. El mundo clama por eso. Ahora, cul es el fondo del golpe en Honduras? Tiene que ver con todo lo que estamos hablando aqu, es la revolucin del sur que ya no es aquella de las columnas guerrilleras heroicas de la Sierra Maestra, heroicas de all arriba en la montaa altas de Bolivia, donde andaba Ernesto Guevara, el Ch. No. Ya no es ese tipo de revolucin, esta revolucin es otra. (...)Brota de las ciudades, de las masas. Es una revolucin de ca. Es democrtica, profundamente democrtica.

PAGE 96

96No le tengan miedo a la democracia! Y estoy pa rafraseando a Noam Chomsky, en otro maravilloso trabajo(...)El miedo a la democracia. Las lites les tienen miedo a los pueblos, a la verdadera democracia, a clarito con tres conceptos: Gobierno del pueblo, Gobierno por el Pueblo y Gobierno para el Pueblo. Democracia no es el gobierno de la burguesa, el gobierno de la lite que cuando surgen los pueblos entonces sueltan a los gorilas. Eso es lo que ha pasado en Honduras. Y es lo que pas en Venezuela en 2002 y es lo que pas en Brasil con Joao Goulart, y lo que pas en Dominicana. Por qu no le permitieron, durante el Siglo XX, al pueblo de Amrica Latina y del Caribe cons truir su propio destino? No nos lo permitieron. Este siglo, es el siglo nuestro. Este siglo, en Amrica Latina y el Caribe, nosotros construiremos nuestro propio camino y nadie podr evitarlo. Pero nadie podr evitarlo. El Imperialismo tiene que acabarse. Yo una vez le preguntaba a Lula qu sera de Amrica hoy la latina, la nuestra si EEUU, los gobiernos de EEUU no hubiesen metido sus garras en Nuestra Amrica para imponer un modelo, cercenando a sangre y fuego la esperanza y la lucha de muchos pueblos de millones, apagando las luces del amanecer. Yo nac en 1954. Fidel estaba preso ya. Y en Guate mala estaban cayendo bombas. Invadieron Guatema la: Jacobo rbenz Guzmn. Y as, Baha de Cochinos, slo que all se estrellaron. Y all est Cuba, revolucionaria. Cuba digna, pero bloqueada. Obama, levanta el bloqueo a Cuba qu vas a esperar? S consecuen te con lo que ests diciendo O es que hay dos Obamas? Obama dijo ayer, aqu lo tengo anotado, que se le puede imponer a ningn pueblo sistema poltico alguno, que berana. Bueno, y entonces Obama, presidente, qu espera usted para ordenar el cese al bloqueo salvaje y asesino a Cuba? Alguien duda de eso? Alguien cree tra las empresas de cualquier parte del mundo que le suministran hasta alimento a Cuba, y ahora tambin a Venezuela. Yo quiero creer en el Obama de ayer, el que vi aqu. Pero esas cosas siguen pasando. Y esto afecta la vida de millones de seres humanos. A nombre de qu? A ttulo de quin? Quin? Por qu EEUU sigue haciendo esto? Bueno, es el miedo a la democracia! tal cual ocurri en Honduras. Es el miedo al ALBA, a la Alianza Bolivariana que surge como mecanismo de integracin, nuevo, novedoso, solidario y que hemos conformado para los pueblos de Nuestra Amrica, los gobiernos y pases de Cuba, Nicaragua, Honduras, Ve nezuela, Ecuador, Bolivia; Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y Granadinas. Nos atacan. Pretenden detenernos. Pues no lo van a lograr. El MERCOSUR, la UNASUR, todo esto est naciendo y es parte de la revolucin latinoamericana.Los pilares de ObamaEn ese mismo orden, seor presidente, estn las 7 bases militares que EEUU va a instalar en Colombia. Obama habl de 4 pilares, ustedes lo recuerdan. Bue no, vamos a cumplir eso. Yo le tomo la palabra, al presi dente de EEUU. No Proliferacin Nuclear. De acuer do, comiencen ustedes destruyendo todas las armas nucleares que tiene! Destryanla pues!hganlo! El segundo pilar de Obamael primero era No Proliferacin es promover la paz. Bueno, presiden te Obama, busquemos la paz en la querida y herma na Colombia. En Colombia hay una guerra civil. Ah!, que algunos no quieran reconocerlo, eso es otra cosa. Naciones Unidas debe reconocerlo, mirarlo. Y todos deberamos tender las manos a Colombia para sacarlo o ayudarlos a salir, respetando, por supuesto, su soberana, pero ayudarlos a salir de la tragedia que vive ese pueblo hermano. La paz. Yo recuerdo que se lo coment delante de Lula a Obama, all en Trinidad y Tobago, en la Cumbre de las Amricas: busquemos la paz en Colombia.Si se logr la paz en Centroamrica, se logr la paz en Guatemala. Yo cuando era militar activo estuve en Guatemala. Era guerra lo que haba.Miles y miles de muertos, desaparecidos. El Salvador, Nicaragua. Y ah est Daniel Ortega, de nuevo en el gobierno, despus de casi 20 aos lo ha trado de nuevo el pue blo sandinista.Ve? Lo que es del cura va pa la iglesia

PAGE 97

97 Ah est el Farabundo Mart (FMLN) y el pueblo de El Salvador, que llevaron al presidente Funes a la presi dencia de esa repblica hermana. Si se logr la paz en Centroamrica por qu, Dios mo, no se podr lograr la paz en Colombia? Es una de las cosas que yo ms quiero y anhelo en mi vida, porque yo soy venezolano pero me siento colombiano, la Colombia de Bolvar, la Colombia de Miranda, nuestra Colombia! Ah!, y entonces el presidente Obama ser que piensa buscar la paz, su segundo pilar, con 7 bases militares ms en Colombia?Esas 7 bases militares son una amenaza, no slo para la paz posible en Colombia sino para la paz en Suramrica. Razn tenemos los gobiernos de Amrica del sur para haber expresado cada uno con su estilo y con su intensidad, nuestra gran pre ocupacin por la instalacin de esas 7 bases militares gringas en territorio colombiano. Aqu lo denuncio y lo y que imponga sus pilares. Naciones Unidas pudiera designar una comisin de paz en Colombia. Venezuela est a la orden para cooperar. 21 de septiembre. Y que tiene que ver con el cambio climtico. Hay gente que cree que esto es una preocupacin metafsica de unos intelectuales. No! Estamos acabando el planeta. Estamos acabando, como dice un buen periodista venezolano, esta nave espacial donde viajamos nosotros. Tomemos conciencia y actuemos, como ayer reclamaba el presidente Lula. Lula deca: para el cambio climtico no hay voluntad. Los pases ms desarrollados no quieren tomar decisiones. Obama dijo que s, que ahora s Estados Unidos va a tomar decisiones. Hazlo presidente, hazlo!, pero pasa de las palabras a los hechos. Salvemos al planeta, salvemos la especie humana! (...) Ahora, cul es la causa fundamental de la con taminacin? El hiperconsumo. Las reservas de petrleo y de gas y de hidrocarburo que se acumularon du rante miles de aos, las estamos consumiendo en un siglo, en menos de un siglo. En cuanto a la economa, yo invito a que se analice el Informe Stiglitz. Ayer oamos al presidente de Francia gracias a l existe este informe y esta comisin. El informe tiene 12 recomendaciones. Evalumosla por que creo que apuntan hacia el fondo, an cuando no cuestionan el modelo capitalista. Nosotros los socia listas lo cuestionamos. Pero bien, discutamos, busque mos soluciones de consenso para la coyuntura y luego para el mediano y largo plazo. co mientras la angustia de la poblacin sube, mientras la infelicidad de los transentes y los mismos pasaje Porque se consume ms gasolina. Y adems sube tam bin la contaminacin. Vean ustedes cmo. El mundo capitalista dise mecanismos de medicin de la economa que son destructivos Por eso el Informe Stiinforme aparece en buena hora. Ahora, tommoslo, y sobre todo, los gobiernos de los pases ms desarrolla dos. Creo que hoy estn en Pittsburgh, reunidos. No los Piratas de Pittsburgh (equipo de beisbol), ojal que no, no son los Piratas: son los presidentes de los pases del G0, discutiendo.Obama, vente al socialismoNosotros decimos socialismo, pero discutamos los indicadores, los modos, las maneras de produccin. Como deca ayer el presidente Obama, en su cuarto pilar: necesitamos una economa al servicio del ser humano. Bueno Obama, eso se llama socialismo. Obama vente palsocialismo! Te invitamos al eje del mal, Obama! Vente pal el eje del Mal! Y vamos a construir una economa, de verdad, al servicio del ser humano. Eso en el capitalismo es imposible. El capitaadems, destroza el ambiente, destroza la vida. Ese es el capitalismo. Voy a terminar con una frase de Lula, el primer orador de esta Asamblea General. Dijo no hay voluntad poltica. Porque conozco a Lula y s exactamente lo que l nos dijo, est llamando a todos a que incrementemos la voluntad poltica. Nosotros, a diferencia de otros espacios de gobierno que dudan, que no quieren

PAGE 98

98 cambios, a pesar de la crisis terrible que vivimos, nosotros, en el sur de Amrica, tenemos una gran voluntad poltica. Hablo por Venezuela y s que tambin por Suramrica, por Amrica Latina: tenemos una grand sima voluntad poltica para el cambio verdadero. Recomiendo este libro de IstvanMeszaros, un gran hace muchos aos, en varias universidades, Ms all del capital, una teora para la transicin. Creo que es uno de los ms grandes escritos del siglo XX, una renovacin de la teora socialista. Por aqu dice Meszaros, en unas de sus interesantes pginas, esta frase que es tomada de ese otro grande que se llam Karl Marx no le tengamos miedo a Karl Marx, ese fue el Einstein de la poltica. Ah, lo satanizaron! cunta razn en cuntas cosas tiene Karl Marx! Tomando a Marx, dice Meszaros: Las crisis son entonces la combinacin general que apunta ms all de la presuposicin y el apremio que conduce hacia la adopcin de una forma histrica nueva.Necesitamos eso, una forma histrica nueva. Hace aos se est hablado de un nuevo orden y lo que tenemos es el viejo orden, moribundo. Necesitamos que nazca el nuevo orden, la forma histrica nueva, una forma poltica nueva, una forma mundial nueva! una nueva economa, una nueva sociedad. Pero verda deramente nueva, un mundo nuevo, pues! Dijo Lula tambin ayer: tenemos que ser los par teros de la historia, de acuerdo, y yo agregara al compaero Lula: el parto ya comenz, no es un parto futuro, el parto est presente, seamos, como dijo el compaero Lula, parteros y parteras de la nueva historia. Por encima de los sepultureros pujemos en este planeta para que nazca esa nueva historia, ese tiempo nuevo; ese mundo pluripolar, libre y nuevo; esa economa al servicio de los humanos y no de las minoras; ese mundo de paz, pues. mi reino no es de este mundo, ser del mundo futu ro. El reino del amor entre nosotros donde realmente vivamos como hermanos y como hermanas. El domingo pasado en La Habana, en la Plaza de la Revolucin, hubo un gran concierto, el concierto por la paz. Y ah fueron desde Miguel Bos, Juanes, Olga Tan, cantores cubanos y estaba ah Silvio Rodrguez, el gran Silvio. Le cantaron al mundo. Algunos se volvieron locos aqu en Miami y salieron a destrozar los discos de Juanes, ese gran colombiano, solo por el hecho que fuera a cantar a la Plaza de la Revolucin. Hasta dnde llega la locura de algunos. Afortunadamente son una minora. Ah Silvio, con su guitarra, lo cant: La era est pariendo un corazn, y en su cancin de Cita con ngeles l termina diciendo as: seamos un tiln mejores y un poco menos egostas.

PAGE 99

Colectivo de Comunicadores Sandino Vive Contacto para Suscripciones: