<%BANNER%>

DLOC



Correo de Nicaragua
ALL VOLUMES CITATION PDF VIEWER
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00098604/00020
 Material Information
Title: Correo de Nicaragua
Physical Description: Serial
Publisher: Colectivo Sandino Vive
Place of Publication: Managua, Nicaragua
Creation Date: January 2011
Publication Date: 03-2012
 Subjects
Genre: serial   ( sobekcm )
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
System ID: UF00098604:00020

Downloads

This item is only available as the following downloads:

( PDF )


Full Text

PAGE 1

correomarzo-abril 2012 Informacin, anlisis y debate N o 10 junio-julio 2010 Informacin, anlisis y debate N o 20, marzo-abril 2012 S a n d i n o r e t o r n a a Y a l Sandino retorna a Yal

PAGE 2

correomarzo-abril 2012 Correo es una publicacin bimestral del colectivo de comunicadores Sandino Vive, del Instituto de Comunicacin Social. Los materiales publicados por Correo pueden ser reproducidos total o parcialmente por cualquier medio de informacin citando la fuente. Suscripcin militante : US$ 50.00 anual Precio unitario en Nicaragua: C$ 50.00 Telfono: 2250 5741 correodenicaragua@gmail.com sumarioao 4 nmero 20 marzo-abril 2012 Consejo de Direccin: Carlos Fonseca Tern Gustavo Porras Orlando Nez Scarlet Cuadra Waters William Grigsby Vado Articulistas: Joel Campbell Jorge Capeln Toni Solo Produccin: Marialuisa Atienza Flix Surez Narvez Colaboracin: Marlon Enrique Murillo Diseo y diagramacin: Heriberto Morales Sandoval Editorial: Compromisos y no promesas electorales Sandino retorna a Yal ALBA, ms all de los sueos Un banco para combatir la pobreza Adnde vas Managua? Lo nuevo, lo viejo y el futuro en Cuba El Caribe, mucho ms que un gigante despierto Tradiciones y costumbres de los Garfunas Meditaciones en la sombra (lengua Rama) 3 4 18 26 35 38 44 54 60

PAGE 3

correomarzo-abril 2012 editorial3Compromisos y no promesas electoralesA partir de marzo de este ao, el Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) desat un intenso proceso poltico en todo el pas, con el propsito de elaborar en cada uno de los 153 municipios, el programa de gobierno que pre sentarn sus postulantes para alcaldes, vicealcaldes y concejales, en las elecciones del prximo 4 de noviembre. Se trata de un evento indito en la historia poltica del pas. Como parte de su continuo proceso de modernizacin y actualizacin, las fuerzas sandinistas y los Gabinetes del Poder Ciudadano, encabezarn la consulta con cada una de las comunidades rurales o urbanas que forman parte de cada municipio, para plasmar en el programa de gobierno del FSLN sus reivindicaciones y aspiraciones particulares. Para el FSLN, el proceso electoral municipal marca un antes y un despus: no habr promesas sino compromisos con la gente, como ya lo hizo el Presidente Daniel Ortega durante la campaa del ao pasado. Entre los ms importantes estn el estricto cumplimiento del plan de gobierno elaborado por la comunidad; ejecutar ese programa con la activa participacin de la poblacin, lo cual implica elaboracin comunitaria de los presupuestos municipales; incorporar a los lderes comunitarios a los procesos de toma de decisiones; trabajar como equipo de gobierno municipal, formados por quienes ejerzan las funciones municipales (alcaldes/as, dia de la sociedad. En suma, pues, hacer realidad cotidiana el modelo Cristiano, Socialista y Solidario. La ms importante variable para seleccionar los candidatos es la equidad de gnero. Por iniciativa del Presidente Ortega, el pasado 8 de marzo la Asamblea Nacional aprob por unanimidad una reforma y adicin a la Ley de Municipios. El nuevo artculo 19 dice: En el caso del Alcalde y Vice Alcalde, el binomio debe formularse bajo el principio de igualdad y equidad de la proporcionalidad entre ambos gneros. Para ello, los partidos polticos y alianzas electorales debern presentar en su lista de candidatos a Alcaldes y Vice Alcaldes, un cincuenta por ciento de hombres y un cincuenta por ciento de mujeres. Lo mismo se establece para los concejales, con el agregado que la integracin de las listas y sus posiciones debern ser presentadas de manera alterna en base al gnero. El objetivo del FSLN es superar lo que dice la Ley y propondr un 60% de candidatas para alcaldesas, vicealcaldesas y concejalas. En el sandinismo, el factor de mayor inquietud ha sido la seleccin de quines sern postulados como candidatos, ms an, porque los sandinistas de casi todos los municipios tienen la certeza que ganarn su respectiva eleccin. En aquellos sitios en donde el modelo del Poder Ciudadano se ejerce a plenitud, el quin dirigir el gobierno municipal, es una decisin de menor importancia. Los sandinistas saben que sin importar las personas responsables del gobierno municipal, el poder reside en la organizacin comunitaria. Con el propsito de fortalecer el modelo, es decir, qu y cmo hacerlo, este ao la direccin poltica del FSLN resolvi cambiar la manera de seleccionar a los candidatos. Atrs quedaron los procesos electivos internos, cuyo nfasis nunca fue precisamente las propuestas para resolver los problemas de la gente, sino quin supuestamente tena ms cualidades o menos defectos para asumir esas tareas. Ese proceso haba sido pervertido por los intereses mezquinos de quienes aspiran a usar los cargos electivos con el objetivo de proyectarse a s mismos o para mejorar su nivel de vida personal o familiar. Ahora, los candidatos y candidatas sern designados sobre la base de una propuesta del secretario general del FSLN, cipios y de acuerdo al anlisis poltico concienzudo de la realidad en cada caso, teniendo como norte el propsito de ganar las elecciones para ayudar a resolver los principales problemas de la gente y contribuir en la lucha por erradicar la pobreza del pas. La idoneidad de los candidatos est dada adems de sus cualidades personales (honradez, responsabilidad, capacidad, liderazgo) por su pleno compromiso con el modelo del Poder Ciudadano y por su habilidad para sumar apoyos al proyecto revolucionario en sectores que no son sandinistas. La experiencia de 2011 demuestra que no basta con la base militante para ganar con contundencia las elecciones: hay de casi el 63% de los electores es decir, 25% ms del histrico 38% y se consolid como un lder nacional, ms all del sandinismo. El FSLN logr la victoria con mayora absoluta en 119 municipios y con mayora relativa en otros nueve. Por eso, que seran 19 ms que los obtenidos en 2008. En por lo menos otros quince, super el 40% de los votos y es posible crecer un poco ms para que los/las sandinistas asuman esos gobiernos municipales. Esta vez, poco importa quines son los candidatos opositores o lo que digan sus partidos, o si estos van unidos o si sus discursos se vuelven a llenar de promesas mentirosas y ajenas a la realidad de la gente. El FSLN est ocupado y preocupado por lo que le importa a la gente y lo plasma en un programa de gobierno (qu) elaborado con y por la comunidad, con un modelo de democracia directa (cmo) y con lderes comprometidos con el progreso y la vida sana de los y las nicaragenses (quin). As como est diseado, los sandinistas tienen todos los elementos para entusiasmar al electorado, tradicionalmente fro caudal electoral similar al histrico triunfo del 6 de noviembre pasado.

PAGE 4

correomarzo-abril 2012 Pero la guerra con su feroz secuela de muerte y destruccin inducida y conducida por Estados Unidos durante los aos 80, y los propios errores cometidos por los sandinistas, causaron que desde 1984 (prime ras elecciones libres en la historia de Nicaragua), el FSLN transitara de derrota en derrota y que a partir de 1990, esa alcalda an est en manos de los liberales. Poco despus de la derrota electoral de 1990, el FSLN en Yal prcticamente se desintegr. A lo largo de los siguientes diez aos, no hubo dirigentes en las comunidades y los pocos militantes, los compas, trabajaban semiclandestinos por temor a ser asesinados por los ex contrarrevolucionarios. Todos ellos haban sido militares o milicianos o reservistas: haban sido protagonistas de la guerra. Esos tiempos fueron muy duros, reconocen los sandinistas, ya encanecidos por el paso de los aos y las luchas por la sobrevivencia. Las amenazas de muerte eran serias, la oposicin fuerte y belicosa. Algunos se armaron de valor y empezaron a trabajar. Otros renunciaron y muchos se retiraron de la actividad pblica, sin renegar de su esencia sandinista. En esos aos, con frecuencia grupos armados de la ex Resistencia Nicaragense, los llamados recontras, secuestraban a un sandinista y lo mataban o lo golpea ban y amenazaban. Eso tambin impeda el crecimiento de la organizacin en el municipio. Recordar eso es rememorar los tiempos duros del sandinismo en Yal, relata Alcides Mendoza Garca, actual Secretario Poltico Municipal del FSLN en Yal y uno de los sandinistas que nunca se march de su par tido, persever en la lucha y mantuvo en alto la bande ra roja y negra, sin temor a nada. Nuestro dirigente, el comandante Daniel, nos ha liderado, nos ha inyectado adrenalina para trabajar y nos ha traspasado ese entusiasmo que l tiene, dice.El resurgimientoEl FSLN fue resurgiendo poco a poco, primero con los hijos de los propios sandinistas, muchos de ellos inactivos. Los padres heredaban a los hijos los ideales de Sandino y de la Revolucin, y desde que cumplie ron los 16 aos, su voto ha sido leal a los candidatos sandinistas y al comandante Daniel Ortega. Lento, muy lento bamos creciendo. No tenamos poltica de alianzas ni habamos logrado articular un mensaje de hermandad y solidaridad, recuerda Mendoza. En las elecciones de 1996, el Frente toc fondo en Yal: ape nas logr 2,200 votos.4Sandino retorna a Yal Alcides Mendoza GarcaPor Alicia Lorenzo ________San Sebastin de Yal, fue centro de las operaciones del General Augusto C. Sandino, desde donel 4 de mayo de 1927, declarando que no entregara las armas y hara morder el polvo de la derrota al yanqui invasor y a sus secuaces. 85 aos despus, sus here deros del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) se han convertido en la fuerza mayoritaria de un municipio en donde las heridas de la guerra contra Estados Unidos en los aos 80, an no han cicatrizado. Una palabra podra resumir el esfuerzo del FSLN en Yal: perseverancia. A lo largo de los ltimos 22 aos, el FSLN realiz un trabajo arduo y difcil, entre aciertos y errores, hasta obtener una slida victoria en las elecciones presidenciales de 2011, primera vez que lo logra en los ltimos 28 aos. En los aos 90, la de recha unida le sacaba al FSLN ms de 3,500 votos de ventaja. El pasado 6 de noviembre, el Presidente Daniel Ortega logr ms de 6,800 votos, casi 150 ms sobre todos los partidos opositores juntos. Una enorme diferencia con las elecciones de 1996, cuando sac 2,200 votos, la me nor cantidad en la historia sandinista en el municipio. Ahora, los sandinistas se disponen a repetir el triunfo y gobernar Yal, cuando ganen las elecciones locales previstas para el 4 de noviembre prximo. Yal fue tambin bastin de la lucha guerrillera insurreccional y muchos de sus pobladores contribuyeron destacadamente al derrocamiento de la dictadura somocista. Uno de aqullos guerrilleros, Augusto Csar Blandn Lpez, lo recuerda con nitidez: Yal es el primer territorio liberado por el Frente Sandinista a nivel nacional con la brigada Coronel Santos Lpez, liderada por Julio Csar Avils (actual jefe del Ejrcito de Nicaragua), el General Omar Hallesleven, lvaro Baltodano, Omar Cabezas Lacayo, y un sinnmero de compaeros ms. reportaje

PAGE 5

correomarzo-abril 2012mentos, a todos les dimos Plan Techo, hicimos algunas casas, y eso permiti que la gente mirara que estba mos haciendo realidad el cambio. Gracias al trabajo de la Brigada Cubana, Yal se enter que el 3 por ciento de sus habitantes padece alguna discapacidad.Factores de la victoriaEntrado el nuevo siglo, despus de 2005, los sandinistas lograron mayor espacio en las instituciones estatales y Alcides fue nombrado Presidente del Consejo Electoral Municipal de Yal. Segn Mendoza, eso per miti meternos de lleno dentro de las mismas bases de ellos (liberales), en las mismas organizaciones de ellos para conocer cmo trabajaban, e ir reclutando a sus dirigentes, uno de ellos, Alfredo Iras, quien falle ci el pasado nueve de marzo, cuando era vicealcalde, electo por el Partido Liberal Constitucionalista. Otro factor convertido en una ventaja para el sandinismo en Yal, es que los delegados de las institucio nes del Estado durante los tres gobiernos liberales, los alcaldes y los funcionarios de la Alcalda, se dedicaron a malgastar y malversar los bienes del pueblo, a no trabajar por el municipio, y eso gener el desencanto de la gente, que no mira progreso ni desarrollo econmico en el municipio. Eso nos permiti a nosotros apaciguar un poco sus ejes de ataque, hacer campaa y crecer; ms an, cuando el Comandante Daniel, despus que gan las elecciones en 2006, nos orient la tarea de llegar a todo el mundo, explica Mendoza.5 Ao/Elecciones FSLN PLI PLC Otros Total de votos Evolucin del voto sandinista 2001 5,018 0 7,134 56 12,208 2004 4,124 0 5,142 796 10,062 2006 5,158 0 6,505 1423 13,086 2011 6,866 6,265 274 181 13,586 Jorge Agustn Zeledn Herrera Shirley Velzquez Castillo En ese perodo los partidos de derecha eran fuertes y se aliaban con los ex miembros de la Resistencia Nicaragense para derrotar al Frente Sandinista. Era un anti sandinismo dursimo, recuerda Alcides Mendoza. Estaban frescas las heridas que dej la guerra y los ad versarios culpaban de todo al FSLN: el racionamiento, los apagones, el Servicio Militar. En la dcada de los aos 90, el analfabetismo subi hasta el 42 por ciento en Yal y a la gente la engaaban con ms facilidad. Nosotros no tenamos ms que nuestro propio esfuerzo y conciencia, ir pregonando para que nos entendieran que todos habamos tenido quien con orgullo cuenta que realizaron un trabajo ar duo, como hormigas, en equipo, con muchos compaeros integrados al trabajo de organizacin en el campo, en los caseros, en las comunidades y en la ciudad. Pero en cada eleccin, por ms que llegamos a las comunidades ofertando un plan de gobierno idneo para que este municipio progresara, la gente y lo comprendemos pues echaba pie atrs y no votaba por el Frente Sandinista, aunque tuviramos un buen Agustn Zeledn Herrera, concejal sandinista en los dos ltimos perodos de gobierno municipal. Shirley Vianey Velzquez Castillo, una muchacha propuesta como candidata a concejal por el FSLN en este ao, piensa que en Yal ha prevalecido un voto de capricho: simplemente no quieren que gane el Frente. Un voto caprichoso se llama eso, de odio, de resentimiento, aunque sepan que somos buenas personas. A partir de 2007, la poltica en Yal empez a dar un giro de 180 grados y el reto de ganar las elecciones mu nicipales de noviembre del 2012 es la mayor motivacin de los sandinistas. Las estructuras del partido ahora ingresan con mayor facilidad a las viviendas rurales. Para Alcides Mendoza, una persona que tenga un cuerda cuando llegaron a 844 familias con una brigada mdica cubana del Programa Todos con Voz. Nos per miti conocer y encariarnos con todas esas personas; les llevamos sillas de ruedas, enseres domsticos, ali-

PAGE 6

correomarzo-abril 2012 El regreso del FSLN al poder fue un factor determi nante para el crecimiento del sandinismo en Yal. Lle garon los programas del gobierno, la gente despert y ya aquello del racionamiento, del Servicio Militar Patritico, el reclutamiento, va quedando atrs en las pginas de la historia. El programa de alfabetizacin permiti que los programas de Gobierno se entendieran con mayor facilidad y que sobre todo que en el rea rural se dieran cuenta que los haban engaado. Al saber leer y escribir uno entiende ms y eso nos permiti a nosotros aumentar votos, y la gente se sigui organizando, trabajando, relata Mendoza. Noel Rugama Dvila, militante sandinista, cree que de derecha con los desmovilizados de la Resistencia Nicaragense. Fueron totalmente abandonados. He podido ver miembros de la resistencia sin zapatos, en una miseria horrorosa; ahora, ese hombre que ha estado marginado, siente que el gobierno le est ayudando y se han sumado a la causa del FSLN, asegura. Segn Rugama, hoy la gente ha perdido el miedo, los yaleos se han dado cuenta que el FSLN est en el poder y no hubo guerra, que hay desarrollo, progreso, programas y que lo que se busca es la erradicacin de Frente Sandinista y nos dio el triunfo. Rugama recuerda que en 2006, cuando haca la visita casa a casa en la comunidad de El Volcn, una seora alegaba con insistencia su oposicin al sandinismo por un presunto regreso del Servicio Militar Patritico. Hoy, cinco aos despus, esa misma seora participa en el Gabinete del Poder Ciudadano de su comunidad. Era el temor ms que todo y el cuento que todava se lo quieren meter a la gente, pero que ya no se lo creen y la gente va cambiando, no es tonta, compara, y ve que 6 Sandino en YalDe mayo a junio de 1927, Sandino se estableci en Yal. Con un puado de hombres, planea y ejecuta la liberacin de Ocotal, la cabecera departamental de Nueva Segovia, y se asienta por algn tiempo en el mine ral de San Albino. En Yal, Sandino emiti el de mayo de 1927, donde declaraba: No entregar las armas y con los pocos que me sigan har morder el polvo al yanqui invasor y a sus secuaces. En este municipio se regis traron varios combates de los hombres de Sandino. En noviembre de 1928, los guerrille ros al mando de Belisario Peralta, en Montecristo, cerca de San Antonio, emboscan a un grupo de soldados yanquis que llevaban las urnas para votar en las elecciones de 1928 y mueren siete soldados invasores. Los cadveres de los norteamericanos fue ron sacados mientras los aviones bombardeaban la zona. Despus, para combatir a los sandinistas, los norteamericanos desalojaron a los campesinos y los obligaron a trasladarse al pueblo de Yal, donde pasaron grandes calamidades. La mayora muri de hambre o por enfermedades. Entre los campesinos yaleos que combatieron al lado de Sandino estn: Car melo Torres, Braulio Torres, Belisario y Cayetano Peralta, Heriberto, Santos y Arcadio Herrera, Abraham Centeno, Dionisio Videa, Daniel y Alfonso Montenegro y Horacio Almendrez. Una de las canciones parte de lo que se denomina resistencia cultural dise minadas en las montaas segovianas y jinoteganas para enaltecer la gesta del General de Hombres Libres, y que an se entona en algunas zonas de Yal, dice: Jos Alfredo Iras, aliado liberal fallecido en marzo 2012

PAGE 7

correomarzo-abril 2012alguien nos tiene que quedar pendiente, porque la competencia es sana. Uno de los retos que se ha propuesto el sandinismo en Yal para garantizar la victoria este ao, es continuar trabajando en equipo. El trabajo en equipo fue funda mental y decisivo. Eso nos permiti tener representa cin de los diferentes sectores: mujeres, jvenes, adul Mara Isaura Talavera dirigente municipal del FSLN. Siempre digo que el xito ha estado en la organizacin del partido, iniciando por el ejecutivo municipal hasta la base. En el caso de Yal, estamos organizados en seis territorios, cada uno cuenta con su respectivo jefe de territorio y se cuenta con las comisiones de campaa de barrio, de comunidad, de casero, cuadra y manzanas, relata Isaura. Otro desafo importante, dice, es continuar con una campaa ejemplar. La dirigencia sandinista con sidera que en Yal as se hizo el ao pasado, pues no hubo ofensas, no hubo problemas entre familias, sino nismo, el respeto y la solidaridad. Talavera lo consi dera muy importante. La gente que est enamora da del proyecto del FSLN no contest los insultos, no lo. Fue una campaa revestida de valores. Pensamos continuar con esa misma estrategia. Sin embargo, para Jess Manuel Muoz, de 34 aos de edad y ex dirigente de la Juventud Sandinista en Yal, el Frente Sandinista tena que haber ganado con ms votos porque lo que ha hecho el comandante es grande y no es lo mismo sembrar en tierra frtil que sembrar en tierra rida. Quizs andamos tirando la semilla en tierra rida y no donde podamos cosechar mejor. Necesitamos ms comunicacin, mas humanismo, mas acercamiento para formar todos una sola familia. Una vez el Comandante Daniel Ortega fue claro en un discurso denme la oportunidad de gobernar en paz; la poblacin le dio esa oportunidad y no la desaprovech. Todos los proyectos que se han llevado a cabo nos ayudaron a subir en votos, dice el concejal sandinista Jorge Agustn Zeledn. Tambin cree que la alianza con el fallecido vice alcalde liberal nos ayud a sumar votos. El candidato que llevamos en las municipales de 2008 fue un aliado, un personaje que vena de la Resistencia Nicaragense, y nos ayud bastante a sumar votos. A su juicio, la visita casa a casa fue la mejor estrategia. Eso fue efectivo porque nos permiti dialogar con la gente y nosotros nos dimos cuenta que lo que mas peg duro en las elecciones municipales de 2008, fue la famosa campaa del miedo. Ahora hay ms con a los lugares ms recnditos de San Sebastin de Yal, donde antes odiaban a los sandinistas. Tenemos gente liberal que no crea en el mensaje que llevbamos nosotros, pero al ver que el Comandante ha cumplido, ahora estn de acuerdo con nosotros como partido. Zeledn considera que la posibilidad de sintonizar el canal 4 Multinoticias, ayud a difundir las obras y el programa de gobierno del FSLN. Hasta hace poco, en Yal no se podan sintonizar emisoras nacionales de radio y televisin. Es otro empuje que nos han dado. Hemos andado en comunidades donde ni luz hay, pero hay paneles solares y ah tienen en sus televisores el Canal 4, resalt. Para Kenia Castillo Rugama, los programas del Gobierno fueron decisivos. Aparte de que ya no hay temor, la gente ve que el Frente Sandinista se preocu pa por ayudar a aquellos que ms necesitan. Cundo gente de aqu haba soado con tener una vaca, una gallina? En la primera entrega de zinc en una comunidad, tuvimos el caso de un seor que se llama Toms. Era liberal de los que brincan y vociferaba en contra del Frente. Vive en una casita que a mi cada vez que pasaba me daban ganas de llorar. Lo visitaTecho. Lo saludamos y le preguntamos si lo haban anotado. Alegre nos dijo que s. Entonces, le dijimos que lo esperbamos al da siguiente, y as fue. Aqu estoy, me dijo. Retir su zinc y eso hizo que buscara cmo mejorar su casa. No lo puso de inmediato, y cuando le preguntamos por qu, dijo que le pondra mejores vigas porque las que tena no aguantaban el techo nuevo. Era lastimoso ver la casita. El seor ha cambiado totalmente porque mejor la situacin en la que viva y cambi su manera de pensar y ahora es otra persona que est a favor del proyecto. Detodas maneras, de todo hay en la via del Seor. No podemos hacer sandinista al 100 por ciento del pas, 7 Mara Isaura Talavera

PAGE 8

correomarzo-abril 2012 8Jvenes protagonistasComo en todo el pas, la juventud fue clave en la victoria sandinista en Yal. Segn Ivn Alcides Mendo za, de 22 aos, quien imparte clases de Ciencias Sociales en el Instituto de Yal no podemos decir que la juventud simpatiza, sino que son protagonistas tam bin del gobierno y lo demostr en Yal, votando masivamente por el FSLN. Jess Manuel Muoz, es profesor de Ciencias Naturales y hasta el ao pasado, fue coordinador de la Juventud Sandinista 19 de Julio. l cree que en Yal la juventud es tmida, no es muy protagonista. Pero en estas elecciones, marc la diferencia. La Juventud ahora se expresa, hay 2,500 jvenes nuevos votantes. Hacemos la diferencia, pero tmidos. Somos 14 mil votantes en el municipio. Estoy seguro que casi el 80 por ciento de los jvenes vot por el presidente Ortega. Segn Muoz, los jvenes no tienen prejuicios polticos, no hay alguno que diga que es liberal porque as es su familia. Ellos miran el modelo: el Movimiento Guardabarranco ha reforestado; las ligas deportivas que impulsa el Movimiento Alexis Argello, el MoviIvn Alcides Mendoza Augusto Csar Blandn Lpez ya tiene 61 aos, bien jalados. Se integr al FSLN en 1969, cuando estudiaba secundaria en Estel. l es uno de los muchos que integran la familia Blandn, o los blandones, como les conocen en Yal. Son sandinistas de pura cepa. Finqueros acomodados, l y sus parientes Ral, Javier, David y El se incorporaron a la lucha guerrillera contra la dictadura somocista. Por eso se han ganado el respeto de los sandinistas de la vieja o de la nueva volucin, dicen en el pueblo. En la salida del pueblo hacia la comunidad La Rica, estn sepultados cinco miembros de la familia Blandn. Todos fueron atrozmente asesinados por la Guardia Nacional y ninguno estaba involucrado en la lucha contra Somoza. Aqul horrendo acto ocurri a eso de las seis de la maana del 29 de mayo de 1978. Ese da, docenas de guardias somocistas llegaron a la casa de la fami lia Blandn, tomaron prisioneros a Francisco (her mano de Augusto), Israel, Ramn, Toms y Ariel, que slo tena 13 aos, y los llevaron a las afueras del pueblo donde los asesinaron. En su honor, el ao pasado el hoy vicepresidente Omar Halleslevens inaugur un mausoleo, ubicado en el mismo sitio en donde quedaron sus cuerpos. Esa matanza motiv al pueblo de Yal a armarse y sumarse a la lucha de los sandinistas. En particular, el asesinato de Ariel motiv a otros nios de la poca a incorporarse a la lucha contra la Dictadura Somocista, como Jos Esteban Mendoza, que slo tena 13 aos. Hoy, a sus 45 aos, Mendoza recuerda an consternado que fue uno de los que pudo ver lo que haba sucedido. Los quemaron. Fuimos a esconder los cuerpos en cenizas. Yo era un nio, pero estuve participando en darle cristiana sepultura, record. Esteban nunca ha olvidado lo ocurrido y mien tras ayudaba a sepultar las cenizas de los cinco Blandn, jur que cuando yo fuera hombre, esta sangre que derramaron los compaeros iba a ser vengada. Otros dos hermanos Blandn murieron en combate: Mario, el 20 de septiembre de 1978 en plena lucha insurreccional, y Rigoberto en junio de 1983, en defensa de la Revolucin. An sobreviven David, Augusto, El, Javier y Ral, todos ellos, integrados al FSLN. Ellos (los Blandn) siempre han mantenido su posicin, nunca han desmayado, han sido compaeros que han luchado por mucho tiempo con el Frente Sandinista. Ellos tienen fuerza poltica y fuerza moral. Debemos saber que la fuerza poltica debe ir acompaada con la parte moral del hombre. Si est baja la moral, la parte poltica tambin est baja, declara Mendoza.La masacre de los Blandn Augusto Blandn Jess Manuel Muoz

PAGE 9

correomarzo-abril 20129miento Cultural Leonel Rugama. Esto nunca antes ha existido, esto es diferente, dicen, y se les pega. Tambin cree que participan ms los jvenes que no tienen que ver con el sandinismo, porque los hizo cambiar el modelo de Gobierno. Ahora los jvenes se sienten ms incluidos, pero los sandinistas histricos sienten un poquito de recelo, necesitamos enchufar a la juventud que no es el futuro, es el presente de Nicaragua, es el protagonista de la historia agrega Muoz. Cit como ejemplo que el 70 por ciento del tendido electoral del FSLN est compuesto por jvenes. La tendencia es ganar las elecciones municipales. Tene mos que ganar por el cambio. Como sandinistas estamos obligados a ganar las elecciones. Yal es un poco atrasadito y la juventud necesita mucho trabajo poltico, advierte Muoz. Isaura Talavera es una docente de secundaria de 42 aos; est incorporada a las fuerzas sandinistas des de siempre. Fue fundadora de la Asociacin de Nios Sandinistas, luego milit en la JS-19 de julio y ms tar de ingres de lleno al partido. Ha participado en todas las comisiones de campaa electoral desde 1990; y desde 2009 es la Secretaria Poltica Adjunta de Yal. Segn Isaura, en los comicios electorales de 2011 la mujer fue protagonista: ms del 52 por ciento de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) eran presididas por mujeres. Y en Yal, casi todas las delegaciones mu nicipales del gobierno, estn bajo la direccin de una mujer. Solamente en Yal tenemos 427 mujeres que son ahora propietarias de sus negocios, gracias a los microprstamos del programa Usura Cero. Hemos dado un salto trascendental como protagonistas en el proceso revolucionario. Los 17 aos neoliberales dejaron una huella profunda, explica Isaura, con algunos vicios entre nosotros, pero poco a poco hemos tratado de ir implementando en la militancia, en la poblacin, este nuevo modelo, este cambio, donde hombres y mujeres tenemos los mismos derechos y los mismos deberes. Isaura reconoce que an falta motivar la organizacin de las mujeres. En el casco urbano tenemos ocho comisiones de campaa por sectores, y 23 por cuadra o manzana, y en el rea rural tenemos 52; en cada una, hay una secretaria poltica adjunta. En cada una de las estructuras del Frente hay presencia de la mujer. Tam bin estn activas en las asambleas de barrio, de co munidad, casero y ah se puede observar que la mayor parte de participantes son mujeres. Lo importante es que este gobierno del FSLN no solo est desarrollando una campaa, sino que sigue restituyendo los derechos de la poblacin a travs de los diferentes programas, enfatiza el joven Ivn Alcides Mendoza. No se puede luchar contra una realidad tan slida, que este Gobierno es un gobierno del pueblo, insiste. Mendoza explica que tambin estn capacitando a los jvenes, porque hay vestigios del capitalismo entre nosotros, hay compaeros y compaeras que piensan que somos los nicos que existimos, que somos los nicos que luchamos y que merecemos todo; eso se nos peg durante los 16 aos de neoliberalismo. Hay que hacer trabajo poltico, porque a veces nosotros como que nos quedamos estancados esperando de la gente, y la realidad es que el trabajo debe ser como el que hicimos en las elecciones nacionales, tiene que ser de persona en persona, de familia en familia para entender el proceso que viene en el futuro.Un ex contra de candidatoA lo largo de los ltimos 22 aos, poco a poco los sandinistas de Yal han ido tejiendo alianzas, pero con guerra en los aos 80, an pesa. Para las elecciones municipales de 2008, la direc cin del FSLN orient llevar como candidato para alcalde en Yal, a un aliado, a Jess Aristeo Duarte Olivas, ex miembro de la Resistencia Nicaragense y originario de la comunidad La Rica. Pero para los sandinistas fue muy difcil aceptarlo. Alcides Centeno, el secretario poltico del FSLN explica que como nosotros no ganbamos con un candidato del Frente, tuvimos que hablar con l (Duar te), muy amigo de nosotros accedi a ir en alianza. El sandinismo aqu en Yal es dursimo. Tuvimos contra dicciones entre nosotros. El Comit de Campaa Mu nicipal se dividi. Tenamos la orden de que como no ramos un municipio ganador y que como la gente era acrrima opositora, necesitbamos a alguien que nos ayudara a avanzar. La gente no quera que la alianza se diera, sobretodo porque era una persona de la Re sistencia. Muchos decan, recuerda Alcides, cmo vamos a trabajar con ese contra!. El FSLN no gan, explica, porque fueron alrededor de 600 sandinistas del casco urbano que no votaron y la diferencia con los liberales fue de 500. Hubiramos ganado. Esa experiencia nos sirvi para las eleccio nes del ao pasado. Duarte qued como concejal del FSLN y sigue trabajando con el partido. El comandante Daniel nos ha enseado a llegar a todo el mundo, independientemente de su color poltico y religioso. Con los primeritos que trabajamos fue con los miembros de la Resistencia. Nosotros fuimos miembros del Ejrcito y sabamos como entrarles, asegura Alcides. Hoy, agrega, tenemos a Hctor Negro, a Luis Amado, otros compas de La Rica, el mismo Aristeo Duarte, Yuri, Carlos Olivas, todos son de la Resistencia. Y hasta los Meza, una familia grande (originaria de Cinco Pinos, Chinandega) entre los cuales estn los

PAGE 10

correomarzo-abril 2012 10que fundaron la contra en Yal y hoy todos estn con el FSLN. Slo ellos aportaron 77 votos el ao pasado. Nos hemos metido a hacer alianzas con familias, con personas, con productores y comerciantes. Agustn Zeledn cree que las alianzas nos han servido. Candidatear a Aristeo Duarte nos ayud a sumar votos. Pero a los sandinista lo que nos pasa es que nos encaprichamos con una persona y cuando no sale favorecida como candidata, nos resentimos. Tenemos que ir a platicar con ellos y con el amigo liberal que est esperando que lo visitemos para dar jamos juntos para ganar. mucha franqueza Kenia Castillo Rugama. Es difcil. Cuando a m me dijeron que el candidato era un ex contra, el corazn se me hizo chiquito. Es porque han sido nuestros adversarios, son gente que nos vol tir, que nos quisieron matar, o quizs son los que mataron a mi compaero, el que mat a mi pap, a mi to, a tantos amigos, entonces uno viene con eso, fue duro cuando nos dijeron que era una orientacin del partido. Nos he mos caracterizado como personas disciplinadas y dije Ok, vamos. Y sinceramente no muy contenta. Cuenta que en la medida que avanz la campaa de 2008, fui conociendo al candidato. La gente lo fue asimilando. Fue difcil sobre todo para las madres de los cados. Fue incmodo pero lo superamos. Ahora somos amigos, nos tenemos mucho aprecio, trabaja mos juntos cuando podemos.Los candidatos 2012El FSLN decidi una nueva forma de seleccionar a sus candidatos para alcaldes, vicealcaldes y conce jales. Primero, el secretario general del partido, Damunicipio. Luego, se realiz una encuesta en cada uno de los 153 municipios. Finalmente, la decisin ser tomada sobre la base de los resultados de la encuesta, las consideraciones polticas del partido en cada mu nicipio y el anlisis que realicen la direccin del FSLN. Esa decisin an no ha sido anunciada. En Yal, el Presidente Ortega propuso como candidato a alcalde a Noel Rugama Dvila, de 53 aos, un sandinista muy conocido en el pueblo porque su padre es un fuerte productor de caf y granos bsicos. Namunicipal y en los aos 80 se traslad al casco urbano, Las obras del gobierno en Yal 1. Programa de alfabetizacin, baj al 3.8 por ciento, cuando en los aos 90 haba subido hasta el 41 por ciento de analfabetismo. 2. Construccin de una Planta de Tratamiento para suministrar agua potable al casco urbano (antes, llegaba sin potabilizar desde las fuentes en las montaas). 3. Usura Cero con 427 mujeres organizadas en el campo y la ciudad. 5. Bono Productivo Alimentario a casi 900 muje res del campo. 6. Programa CRISOL (microprstamos para la 2011 a 1,700 productores con ocho millones de crdobas. 7. Programa Todos con Voz lleg a 844 familias. 8. Brigadas Mdicas y Brigadas Mviles de Salud, con atencin de especialistas (ultrasonidos, of talmologa, odontologa, ginecologa, etc.) 9. Operacin Milagro a 150 personas. 10. Inclusin de Yal en el Programa Turstico Ruta de Sandino. 11. Entrega de sillas de ruedas a nios y adultos con discapacidad. 12. Ejecucin de un Plan de Accin Comunitario contra desechos slidos dirigido a los 32 mil 441 habitantes del lugar, desde el Ministerio de Educacin, Ministerio de Salud y la Promotora Solidaria de la Juventud Sandinista. 13. Adoquinamiento de las carreteras San Rafael del Norte-Yal y Yal-Condega, presupuestado para 2012 y 2013. 14. Centro de Desarrollo Infantil Nios Mrtires de Yal

PAGE 11

correomarzo-abril 201211donde se incorpor a la Cruzada de Alfabetizacin y a la Juventud Sandinista. Desde 1981 se qued dando clases en el campo, despus fue nombrado tcnico del Ministerio de Educacin, del cual fue su delegado interino durante cinco meses en 1985. Ese ao, lo asignaron al trabajo en el gobierno municipal y trabaj como responsable de Finanzas de la alcalda. En septiembre de 1986, viaja a Cuba a recibir un curso de Administracin Territorial, propio para manejo de Gobiernos Locales. En 1987 fue nombrado como coordinador del Gobierno Municipal (equivalente al alcalde) y en 1990 es electo segundo concejal sandinista, cargo que ejerce hasta enero de 1996. Desde enpresidente de Centro de Votacin, entre otras tareas partidarias. Con su familia maneja un negocio propio y bsicos y caf por herencia de su padre. Rugama cree mucho en las alianzas. Mucha gente que nos adversaba, al ver las intensiones del FSLN que siempre han sido sanas y de cara a los ms desprotegidos nos han permitido acercarnos a ellos y sumarlos. Es necesario seguirlo haciendo. Pero ahora adems del trabajo que hacemos como miembros del partido, est el trabajo de los miembros de la Resistencia que convencen a sus compaeros de lucha. Ha funcionado la alianza. Desde que la gente de Yal supo que el FSLN lo propone como candidato a alcalde, Rugama asegura que una gran cantidad de productores ha llegado a manifestarle su respaldo y a prometerle su voto porque estn cansados de darle el voto a los liberales y no vemos progreso en las comunidades. Dvila cree que entre las obras principales pendien tes de realizar en Yal estn los caminos rurales. Ade ms, casi todas las comunidades del campo no tienen energa elctrica, la gente esta clamando electricidad; tenemos comunidades que no tienen agua potable; hay que trabajar con la juventud, hay que hacer depor te, hay que crear un banco de becas desde el gobierno municipal, y en el rea urbana necesitamos adoquinar muchas ms calles y no tenemos el servicio de aguas servidas, todas caen a una quebrada que cruza el poblado. Hay que hacer un Plan de Desarrollo Municipal. La candidata a vicealcaldesa es Kenia Irlanda Molina Rugama, de 38 aos, otra sandinista de toda la vida. Su padre fue guerrillero y su madre colaboradora hispales de 2004; en 2006 fue la jefa del tendido electoral y hasta 2009, la Secretaria Poltica Municipal adjunta. Ella cuenta que cuando inici su actividad en el FSLN la participacin de las mujeres era muy poca. Es el machismo de la sociedad en la que vivimos, de los hombres y de las mujeres. A los hombres no les gusta que sus esposas participen en estas actividades, y las mujeres hacen lo que el marido dice; a muchas les gusta pero no van porque el marido no les permite. Por ejemplo, cuando hace cinco aos se organizaron los Gabinetes del Poder Ciudadano, anduve en varias comunidades y los maridos decan: Ella no puede par ticipar en eso, tiene que estar en la casa, y si el mari do dice no, es no, aunque la mujer quiera. Somos una Noel Rugama Dvila Kenia Molina Rugama

PAGE 12

correomarzo-abril 2012 12sociedad bien machista. La situacin, ha empezado a cambiar, dice Kenia, gracias a la incorporacin de las jvenes solteras, porque si tienen pareja o hijos, eso les impide sumarse a las actividades polticas. Nuestros compaeros aun no asimilan el hecho de que somos iguales, que tenemos el mismo derecho, y desconfan de nuestra capacidad, porque creen que solo ellos son polticamente capaces. Creo que es temor. Ahora ms que todo lo aceptan por obligacin pero creo que con el tiempo van a ver que somos muy buenas, cuidado y somos mejores que ellos!.Reinas y princesasOtra militante sandinista, Shirley Vianey Velzquez Castillo, de 33 aos, es candidata a concejal en la ter cera posicin. Hasta hace poco era ama de casa y su mayor actividad estaba en su congregacin religiosa. Todava no sale de su sorpresa porque su partido la ha postulado para un cargo pblico importante. Pero yo dije: si yo puedo hacer por mi familia y por mi congregacin, por qu no puedo hacer algo por mi municipio, por mi comunidad? Podemos ayudar, y uno quisiera tener dinero para ayudar a miles de personas que lo necesitan. Mi deseo es ayudar a las personas, que Ella cree que Rosario Murillo es un pilar fuerte para todas las mujeres, que nos ha dado una posicin importante. Antes, dice, a las mujeres nadie nos tomaba en cuenta, ahora somos las importantes, las privilegiadas, nos sentimos como reinas y princesas con este Gobierno. Comparte el criterio de Kenia sobre el machismo entre los sandinistas de Yal. Sin embargo, Shirley dice que nunca ha tenido obstculos en su partido. Siemnista no por lo que me den, si no por conviccin. Aqu el protagonismo poltico ha sido ms de los hombres, pero ha habido apertura para que las mujeres participemos; antes haba temor, ahora nos sentimos en bres podan. Ahora hay poca ignorancia, todas las personas estudian y hay capacidad para que ellas puedan decir yo puedo, y aparte de eso, han desarrollado habilidades. Las mujeres ya se sienten bien, con muchas capacidades para sacar adelante a un pas, a un pueblo, a una nacin.Resistencia al cambioEn ese trabajo cotidiano, las estructuras partidarias se han encontrado con quienes adversan a lo interno. Mara Isaura Talavera, Secretaria Adjunta Municipal, inconformes con las decisiones de nuestro partido. San Sebastin de Yal est ubicado en el de partamento de Jinotega, a 208 kilmetros de Managua. En sus 311 kilmetros cuadra dos, viven un poco ms de 30 mil habitantes, en su mayoria distribuidos en 59 comunidades rurales (La Rica y El Caracol, las ms importantes) y slo un poco ms de 4 mil viven en el casco urbano. El municipio est enclavado en la Cordillera Isabelia y en su territorio, estn algunos de los llamado El Columpio), con una altura de un poco ms de 1,700 metros sobre el nivel del mar, goza de un clima agradable y sus cumbres sirven de lmite natural con San Rafael del Norte. Cada ao, en Yal se cosechan ms de 200 mil quintales de caf y 40 mil quintales de frijoles, pero sus ms de 50 kilmetros de carreteras y caminos productivos estn en muy mal estado. Generalmente, llueve nueve o diez meses al ao, y eso facilita tres cosechas de frijoles. Tierra de caf y frijoles

PAGE 13

correomarzo-abril 201213 El casco urbano evidencia la psima gestin de las alcaldas liberales: solo hay un parque descolorido y mal cuidado, ocho cuadras adoquinadas, no hay sistema de tratamiento de aguas servidas, y ningn sitio para la recreacin familiar. Segn algunos historiadores, hace muchos siglos las frtiles tierras de Yal fueron habitadas por tribus pertenecientes a las razas Matagalpa y Su mos, quienes tambin constituyen parte del origen tnico nacional de las razas autctonas, dedicadas posiblemente a la agricultura. A comienzos del siglo XI y XII llegaron los primeros pobladores Nahoas, provenientes del norte del hemisferio (Mxico y EEUU), quienes con una cultura blica superior y armas ofensivas, expulsaron a los antiguos habitantes, arrojndolos hacia el este. Cuando llegaron los espaoles en el siglo XV, segn las escrituras de Oviedo, tena dominio de estas tierras el gran cacique Mixcuatl. A comienzos del siglo XX llegaron numerosas familias provenientes de lugares aledaos, se asentaron en Yal en busca de tierras acogedoras an sin explotar que estaban bajo la jurisdiccin de San Ra fael del Norte y la Concordia, controlados por jue ces de mesta que rendan informacin espordica a la metrpoli correspondiente. De Estel y de Honduras llegaron las familias Reyes, Rugama, Falcn, Rodrguez, Zamora, Briones, Altamirano, Herrera, Chavarra, Blandn, Olivas, Bermdez, Molina, y la familia Frenzel de origen alemn. Procedentes de otros departamentos arribaron las familias Lpez y Gonzlez. En esos aos, el sitio era conocido como La Rinconada, luego como La Plazita o Plaza Yale, y tambin como Valle de Yale. Los historiadores Soriano y Guerrero, en su monografa de Jinotega, dicen que Yal es una palabra existen en el municipio no renen las condiciones de abundante pesca, otros historiadores plantean la hiptesis de que Yal es una descomposicin de la palabra Yale, que en el mismo idioma Nahualt por estar esta poblacin rodeada de predominantes alturas, como los cerros Grande y El Tigre, al norte; El Volcn, Cuspire y La Tilde, al sur; El Gorrin y La Morena, al este; El Yuluca, Cerro Colorado y El Volteador, al oeste. El 25 de Abril de 1908, a peticin expresa de Ho racio Bermdez, Blas Miguel Molina y Rafael Ru gama, el gobierno del General Jos Santos Zelaya decidi erigirlo en municipio. Lo llamaron Yal y no Yale, su nombre indgena original, y le antepusie cofundador del asentamiento, Rafael Rugama, era enero. En cambio, el resto de la poblacin celebra a San Jos, los 19 de marzo, por lo cual el pueblo tiene En 1928, los aos de la ocupacion militar estadounidense, los marinos yanquis convirtieron la iglesia en su cuartel. Luego se trasladaron a un cerro vecino al poblado y se robaron los vasos sagrados que eran de oro macizo. Sandino los expuls, y aos ms tarde, la Guardia Nacional ocup el sitio hasta el ao 1979, cuando al igual que los salie ron derrotados por la guerrilla sandinista. Por eso el cerro se qued con el nombre de El cerro de La Guardia. La energa elctrica lleg hasta 1965, gracias a la represa de El Tuma, el mismo ao que lleg el agua potable, trada desde la fuente Palmira. Hasta entonces, el agua era acarreada en tinajas de barro a lomo de burros equipados con cojinillos, desde los ros, ojos de agua y pozos. A comienzos de 1999 empezaron a utilizar el agua de La Golondrina, ubicada en Veracruz, que tiene una vida til prevista de 25 aos.

PAGE 14

correomarzo-abril 2012 14Pero no han estado enchufados en las nuevas orientaciones del partido, ellos van por intereses personales, han sido inconsecuentes en el trabajo de campaa permanente. Son sandinistas histricos que les cost la causa, pero cada quien vive su momento, cada quien vive su etapa en esta revolucin. Tenemos que seguir persuadiendo, seguir haciendo conciencia que no es la persona lo ms importante para nosotros, sino el cambio de modelo. Isaura enfatiz que el propsito es apoyar la frmu la que nombre el Frente Sandinista, porque no vamos por personas, por caras, vamos por un modelo que se llama cristiano, socialista y solidario, y ah vamos todas las mujeres, no importa quien sea. Las personas que vayan a asumir los destinos de este municipio en los prximos aos sern hombres y mujeres comprometidas con la Revolucin, con el pueblo. Uno de los portavoces del sector inconforme es Augusto Blandn, quien aclara que no quiere ser candida to porque ya lo fue en 2004 y perdi las elecciones. No estamos de acuerdo con la metodologa que se utiliz para imponer el candidato a alcalde. Eso lo hablamos nosotros como familia, como sandinistas, de manera constructiva. Hay grandes errores de la dirigencia poltica en este municipio, dice Blandn. Agrega que l y su grupo comparten totalmente el programa del gobierno, por Daniel y por el Frente Sandinista damos la vida, pero hace severas crticas al secretario poltico municipal, Alcides, quien supues tamente ha cometido muchas irregularidades. Aqu han discriminado a unos compaeros que son men cionados en el pueblo y que tienen arrastre en la poblacin, como Santos Castro, don Aristeo Duarte. Hay que practicar la verdadera democracia, hacer uso del lema Pueblo Presidente, y no puede ser si te estn ex cluyendo y marginando. Tambin aclara que contra Noel no tenemos nada pues es una excelente persona y es su amigo, pero estoy en contra de la metodologa y la discriminacin que se hizo y adems de haber violentado una propuesta que habamos coordinado con Alcides. Ese acuerdo, antes que el Presidente Ortega presentara to y que se tomara en cuenta a don Aristeo, a Santos Cceres, a Kenia Molina, a Isaura. Supuestamente, parte del acuerdo era celebrar una asamblea con los sandinistas y que eligieran al candidato a alcalde y el del segundo lugar que quedara como vice alcalde. La compaera (Rosario Murillo) ha sido clara, ha dicho que en los municipios que no haya mujer con arrastre, que no sea potable, se puede formar la fr mula con dos hombres, porque lo que se trata es encontrar una frmula ganadora, sostiene enftico. Segn Augusto, as como estn las cosas no vamos a ganar las elecciones municipales, y nos duele. A como est la situacin, con toda la sinceridad del mundo le digo que as como van las cosas no se gana, porque hay un sinnmero de personas resentidas en el campo y la ciudad que no van a votar y nosotros como militantes del Frente que somos, no nos escuchan, no quieren escucharnos, no quieren or la propuesta, entonces nos vamos a abstener de votar. Tenemos resyar a nuestra posicin. Pero ahora, no solo piden que sus candidatos sean considerados, sino tambin la destitucin de toda la dirigencia municipal. Su posicin es contradictoria. Por una parte, admite tenemos que unirnos, tenemos que sumar y multiplicar, no podemos dividirnos ni restar, tenemos que estar claros de eso, pero hay que ser accesibles, tomar en cuenta la opinin de la gente. Si otra, declara que no cedern en su peticin de destituir a Alcides Mendoza y a alguien que le dicen Mandingo. Nosotros no vamos a ceder nuestra peticin si no cambian a esas dos personas. De otra manera le garantizo que no se gana las elecciones. Jorge Agustn Zeledn Herrera, militante del FSLN, cree que en las elecciones del ao pasado, muchos sandinistas no votaron y quienes otorgaron el triunfo al Presidente Ortega, fue gente que sin ser sandinis peranza y creemos que con la estrategia de campaa del Frente Sandinista, de persona a persona, de familia a familia, de puerta en puerta, de corazn a corazn, pensamos que eso va a seguir dando resultado. Zeledn tambin cree que hay que convencer primero a todos los sandinistas. Debemos empezar en casa, no podemos andar trabajando a los que nos adversan, sabiendo que tenemos un poco de gente nuestra resentida. El primer eslabn es la militancia del Frente Sandinista; una vez consolidadas las bases procederemos a trabajar con las alianzas con una campaa mas dirigida.Condiciones para el triunfoLa dirigencia sandinista considera que las condicio nes estn dadas para el triunfo en las prximas elec ciones municipales. Estamos trabajando, no dejamos de trabajar cada da haciendo asambleas, reuniones, integrando a todo el mundo, explicndole que con el FSLN seremos un municipio prspero como La Con cordia, Condega, Jinotega, donde hay compaeros comprometidos, hay ms avance y ms desarrollo, Mendoza segura que la gente de Yal est hastiada de un gobierno municipal que no sirve para nada,

PAGE 15

correomarzo-abril 201215porque los liberales slo se aprovechan del voto y no tienen sentimientos, no tienen espritu de trabajo hacia la gente. Hay que cambiar el sistema, y cambiar el modelo que nos tiene atrasados totalmente. Isaura Talavera considera que hay que trabajar mucho porque si en 2011 trabajaron fuerte, ahorita el sandinismo tiene que trabajar a pasos agigantados porque no es igual ir a elecciones nacionales que a unas municipales. El candidato propuesto para alcalde, Noel Rugama, tambin considera que hay condiciones muy favorables para el Frente Sandinista. Puedo ver en los productores un estado de desesperacin para que llegue el desarrollo que ven en los municipios vecinos donde las alcaldas son sandinistas. La gente est convencida de que solo con una alcalda sandinista podemos desarrollar Yal. Cmo es posible que en un municipio tan productivo como Yal, en 22 aos que tienen de estar en el poder, solo tenemos un mercadito pequeo mal adoquinado, solo ocho cuadras adoquinadas y un puentecito por el que gastaron cantidades exorbitantes? cmo es posible? Eso es inadmisible, enfatiza Rugama. Kenia Molina, la candidata propuesta para vicealcaldesa, piensa que tras la victoria en las presidencia les, y con la decepcin que el pueblo tiene con los alcaldes que hemos tenido, creo que vamos a ganar. Lo mismo opina la secretaria adjunta, Mara Isaura Talavera. Creo que contamos con un ambiente propicio. Estn las condiciones dadas, tenemos una buena base organizativa del partido y ahorita lo que estamos haciendo es un proceso de reorganizacin y activacin de la militancia, que es el primer eslabn; estamos tomando en cuenta a las mujeres, a los jvenes, a los Gabinetes del Poder Ciudadano (GPC) que han desempeado un rol muy importante. La que tenemos es en el Frente Sandinista para que aqu podamos tener cambio. Nosotras, en el caso de las mujeres, estamos ya desesperadas porque se d ese cambio en nuestro municipio. Tenemos que hacer trabajo de concientizacin con la gente, para que pueda comprender que no es la persona lo importante, sino el modelo, el cambio de actitud, para que el pueblo se desarrolle; si nosotros utilizamos como estrategia la comparacin: cmo es un municipio con un gobierno municipal liberal y cmo es un municipio de gobierno municipal sandinista, entonces la misma gente establece la diferencia. Agustn Zeledn Herrera, actual concejal sandinista, dice que se cambia el nombre si el FSLN no gana la alcalda el prximo 4 de noviembre. Y cita un ejemplo: Hay un muchacho muy liberal de trayectoria. Estuvimos platicando y me dijo yo aspiro a que Yal tenga un cambio, porque a mi zona ni siquiera el tren de aseo llega; hay un cauce que con media camioneta de balastro se aterra y no la han podido hacer esos intiles. Opiahora ve necesario el cambio de gobierno en Yal. La gente se compara con La Concordia, un municipio que no produce en la misma proporcin de Yal y sin embar go, con las administraciones del Frente Sandinista, ha progresado: carretera pavimentada, calles adoquinadas, parque presentable, panten bien pintadito y con luces, y aqu ni siquiera eso hemos podido hacer. Las esperanzas tambin estn puestas en los proyectos del gobierno central. Entre 2012 y 2013 est previsto adoquinar las carreteras desde Yal a San Rafael del Norte y a Condega. Eso nos permitir a nosotros avanzar ms poltica, econmica y social mente, tendremos ms comercio, ms negocios, ms inversin y por consiguiente mas fuentes de trabajo, declara Alcides Mendoza. Conseguir el triunfo en la municipalidad implicar, segn Mendoza, mayor preparacin en el concepto y prctica del socialismo, cristianismo y solidaridad, sobre todo entre los jvenes, que son el relevo de la dirigencia actual. Debemos entender que el protagonista es el pueblo, y que es el pueblo el que merece vivir bien.Candidato conquista apoyosDurante la dictadura somocista, en el campo funcionaron los temidos Jueces de Mesta, encargados directos de la represin contra los rebeldes. Liliana Rivas fue secretaria de uno de ellos y hoy, a sus 60 aos, vende comida en el pueblo. No soy sandinista, yo he sido liberal, pero ya no me gusta el sistema de los liberales. No he sido fantica, pero nunca los liberales me les dieron trabajo a mis hijos, y ahorita el FSLN me ha ayudado mucho, varios de mis hijos ya estn trabajando y el sistema de la gente tambin me gusta, que el sandinista se siente igual a todos no anda discriMximo Moiss Zeledn y Noel Rugama

PAGE 16

correomarzo-abril 2012 mejorar sus techos y una vez que nos reunimos con el General Omar Hallesleven, le solicitamos que nos apoyara. A los 15 o 20 das estaba el zinc para la gente de El Volcn. La respuesta fue inmediata. Dice a nosotros lo que nos gusta es apoyar a la gente que tiene ms necesidad. Siempre he votado por los alcaldes liberales, pero viendo como est la situacin queremos un alcalde del partido de Gobierno, para que as mismo hagan una coordinacin alcalde y gobierno. Queremos el desarrollo de este municipio que est abandonado. Aqu lo que hay, fue en alcance (gestin) del Frente Sandinista cuando no estaba en el poder. miedo a la guerra. Y no, se mira que estamos en paz gracias al Seor; aqu lo que se quiere es el desarrollo de Nicaragua. Esa idea va creciendo en la poblacin de Yal. La muestra est en las votaciones presiden ciales. Ah est la voluntad que tuvo el pueblo, que el gobierno que estaba siguiera mandando, porque est mandando bien, est ayudndole a los humildes, a los campesinos y eso es lo que necesitamos. beral de raz pero respeta el derecho a pensar dife rente, reconoce que entre sus hijos y nietos hay sandinistas y liberales. Y aunque sus ideales slo permitan antes depositar su voto para los liberales, ahora est pensando cambiar, porque siente la necesidad de un cambio, que la alcalda de Yal la ocupe un sandinista. Pero es muy escptica. A sus 87 aos, ya no le interesa lo que hagan los partidos polticos, los alcaldes o el gobierno nacional, y cree que ella ahora no votar por nadie. No obstante, dice que considera a Noel Ruga ma, el candidato que propone el FSLN y a quien ella conoce, buena gente. El lder de la comunidad El Volcn es Carlos Jos Mendoza, desmovilizado de la ex Resistencia Nicaragense, se ha sumado al respaldo a Noel Rugama, porqu l no tiene compromisos solamente con los sandinistas, sino con el pueblo y si solo fuera el can minando a nadie. Yo tengo un hijo que desde chiquito es sandinista y cada vez que se daban las campaas electorales eran pleitos en la familia, nunca me hizo cambios los he visto para los nicaragenses y eso me hizo cambiar, declara con mucha seguridad. Ella cree necesario que gane el FSLN por muchas cosas; en primer lugar porque est haciendo bastante obras de progreso. El gobierno va por buen camino, porque le ayuda mucho a la gente pobre: viviendas, estudios, prstamos. Le est ayudando a la gente pobre a que se prepare acadmicamente y sobre todo a la gente del campo que necesita prepararse. Antes, re cuerda, no podamos estudiar en universidades o en los institutos porque tenamos que salir del municipio. El FSLN est prestando bastantes comodidades para el estudio, se est fundando un instituto tcnico donde los chavalos del campo estn estudiando. Hay que ponerse las pilas ahorita para que gane el FSLN. Me considero aliada; el que se muri ahorita (vicealcalde aliado) me ayud mucho; ahora que l muri hay que seguirle el legado. Mi trayectoria siempre ha sido de familia liberal, yo en aquel tiempo trabaj con el Gobierno de Somoza, secretaria y juez local, mi familia fue muy liberal. Pero, los tiempos cambian y yo veo mucho progreso con el Frente Sandinista y ojal que gane. Todos los de mi casa vamos a votar por el FSLN y aqu somos seis votos. Yo pido a Dios que gane el Frente para que nos sigan ayudando. Tal vez ahora logramos el desarrollo del municipio, concluye Liliana. Otro que est entusiasmado con la candidatura de Noel es Mximo Moiss Zeledn Vargas, de 50 aos, mediano productor de caf y ganado, propietario de la Zeledn Vargas asegura que no tiene ninguna tendencia poltica. Mi comunidad tena necesidad de 16 Liliana Rivas Amada Machado

PAGE 17

correomarzo-abril 2012didato del Frente Sandinista yo no doy mi voto, sera perderlo, pero como l es un candidato que va por el pueblo, entonces por eso muchos liberales estamos en condiciones de apoyarlo. Mendoza, de 50 aos, era conocido en la contra como el bota postes, porque su especialidad era volar los puentes, las torres y los postes de energa elc trica. Tambin era conocido como Juan Duende. Su padrastro era Juez de Mesta y desde que la guerrilla se instal en Yal hasta el triunfo sandinista de 1979, empez a huir. Yo anduve huyendo porque los compas buscaban a mi padrastro. Mi pap, Jos Rosa Rugama Zamora, el que me engendr, era un hombre muy inteligente, pero el que me cri era campesino analfabeto. Yo trabaj en la Cruzada Nacional de Alfabetizacin y en la educacin de adultos. Pero despus, me comenzaron a perseguir para el Servicio Militar (SMP); me echaron varias veces preso, la ltima vez me torturaron y cuando sal, decid irme a la contra, razones que le hacen a uno cambiar de ideologa. Fui una persona muy aman te de la Revolucin. Lo que ms me gust fue que ense a leer a los campesinos. Para m uno de los grandes logros de la Revolucin es la Cruzada Nacional de Alfabetizacin. Pero uno va cambiando, los seres humanos vamos cambiando, no somos estables. Hay cosas que son muy difciles pero el revanchismo ideolgico se termin. Ya han transcurrido tantos aos, que las cicatrices se van borrando, tanto fsicas como internas. Aunque hay algunos que las tienen latentes, visibles. Estoy tratando de persuadirme a m mismo, porque hay cosas muy difciles dentro de uno mismo. Yo soy lder de la comunidad, he hablado con gente liberal, veo a Noel Rugama, y les respondo: es una buena persona, y no solo una buena persona, sino es una gran persona don Noel. Yo s que si l deja de asis-17 Carlos Jos Mendoza hace con idea de un lucro personal, sino de ayudarle al pueblo. Es una virtud que l tiene que me llama la atencin y que es eso lo que me puede hacer cambiar de decisin. Sera la primera vez que votara por los sandinistas, y no s si sera la ltima, porque en la vida debe tener uno a una persona en la que debe que no es pecado hacerlo, me entiende? Estoy seguro que si Noel logra ganar la alcalda va a ser un buen alcalde, no importa la ideologa, no importa el color. Adems, voy a tratar de ver solo lo rojo, no lo negro, concluye con una sonora carcajada.

PAGE 18

correomarzo-abril 2012 18Jorge Capeln ____________Estamos convencidos de que de la pobreza, del subdesarrollo, o salimos todos o no sale nadie. Solo unidos podemos lograrlo (...) ahora s es verdad que el sueo de Bolvar est apenas comenzando a reco rrer las entraas de esta tierra americana. Hugo Chvez Fras, 30 de abril de 2005.No hay pregunta ms fcil y al mismo tiempo ms difcil de contestar: qu es el ALBA? Si se plantea a la gente de los pases que componen esta Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra Amrica, la mayora de inmediato comenzar a nombrar una lista de proyectos, como el programa Yo S Puedo, el de atencin a personas con discapacidad (en Nicaragua llamado Todos con Voz), los subsidios a la energa y al transporte, etctera. Muchos mencionarn la ayuda de Venezuela y de Cuba y algunos, los ms politizados, comenzarn a hablar de la integracin latinoamericana, de Bolvar, del Che y de Sandino. A menudo ser difcil distinguir entre lo que es el ALBA propiamente dicho y las polticas de los respec tivos gobiernos que lo impulsan. Hasta su nombre cambia segn el contexto en el cual se use o quin lo use: El ALBA, el amanecer de nuestros pueblos despus de 500 aos de oscuridad, o la ALBA, alianza ALBA, ms all de los sueospoltica de un grupo de pases latinoamericanos que apuntan ms all del capitalismo hacia el Socialismo del Siglo XXI. Es muy difcil describir en unas pocas lneas lo que es la Alianza. Para darse cuenta de ello basta visitar la pgina web del ALBA (http://alba-tcp.org/) en donde encontramos enumeraciones de principios rectores, descripciones histricas, abundantes docu con la sensacin de que el tema no se ha agotado, tal y como lo atestigua la gran cantidad de ensayos y libros que se han escrito y se escriben sobre el ALBA. fenmeno de carcter dinmico, abierto, basado en programas, que involucra pases que atraviesan procesos sociopolticos de caractersticas particulares tan distintas, etctera, basta para desesperar a los tecn cratas neoliberales menos dogmticos y hasta a los economistas ms progresistas (como los de la CEPAL).Invencin heroicaPor esos rasgos constantemente cambiantes del ALBA, encuentra asidero mucha de la retrica hipcrita de las derechas latinoamericanas, que la acusan de falta de transparencia, institucionalidad, etctera. No se trata slo de la amenaza estratgica que la Alianza Bolivariana plantea para los intereses de las burgue sas dependientes de nuestro continente y para el capital transnacional occidental, sino que tambin re presenta una cultura totalmente ajena a las experien cias de integracin que han existido; es una invencin heroica de nuestros pueblos, como deca Maritegui. Esas quejas se desmoronan a los ojos de nuestros pueblos, dada la innegable efectividad que tienen los programas y los planteamientos del ALBA. ses del ALBA era del 84%. En 2010, el 96% de la poblacin saba leer y escribir gracias al programa Yo S Puedo. Hoy en da es el 98%. Un milln y medio de venezolanos, 824 mil bolivianos, 500 mil nicaragenses y 819 mil ecuatorianos fueron alfabetizados para un total de 3 millones 643 mil personas. La tasa de escolaridad en nuestros pases (tomados como conjunto) es hoy del 94%. sos han recibido atencin oftalmolgica en la Operacin Milagro. Entre 2005 y 2010, casi 2 millones de habitantes de pases del ALBA fueron operados de la vista: 1 milln 178 mil 808 en Venezuela, 538 mil en Bolivia, 102 mil en Ecuador, 65 mil 522 en Nicaragua, 3 mil nuestra amrica

PAGE 19

correomarzo-abril 20121910 en Dominica, 1.182 en Antigua y Barbuda y 1.286 en San Vicente y las Granadinas. pacidad en los pases del ALBA haban atendido hasta el 2010 a 733 mil 728 cubanos, 677 mil 90 venezolanos, 650 mil 732 ecuatorianos, 114 mil 862 nicaragenses, 113 mil 854 bolivianos y 4 mil 390 granadinos para un total de 2 millones 294 666 personas con discapacidad atendidas. habitantes de los 75 que viven en el ALBA han salido de la pobreza gracias a sus programas. Son datos como esos (y, sobre todo, lo que repre sentan en la vida cotidiana de la gente) los que en l tima instancia neutralizan ante los ojos de nuestros pueblos la cansina chchara de la derecha meditica de la Sociedad Interamericana de Prensa. Sin embargo, son datos que se quedan an sin ara za Bolivariana.Superar el capitalismoSi no se entiende que el ALBA es un proyecto que apunta a la superacin del capitalismo y al desarrollo de relaciones internacionales basadas en una lgica de solidaridad y no de ganancia y competencia, es imposible entender lo ms mnimo de su carcter. Es esta dinmica anticapitalista la que pone en cuestin todos los conceptos corrientemente aceptados para describir los procesos de integracin y desarrollo en el mundo, y es precisamente ese aspecto el que genera ms controversias entre los eruditos de la academia econmica y poltica. En esta concepcin socialista o poscapitalista, el nas su inicio, la creacin de las condiciones que per mitan que el sujeto social, las grandes masas de los sectores populares, se apropien de todos los aspectos de la vida social. Ese combate a la pobreza material, cultural y espiritual es lo que en Nicaragua llamamos restitucin de derechos. De ms est decir que ni la CEPAL, ni el PNUD, ni la FAO, y mucho menos el FMI o el Banco Mundial tienen conceptos adecuados para medir tal combate a la pobreza: construcciones estadsticas como el PIB per cpita, el ingreso ajustado otras comnmente utilizadas, no logran captar las complejidades de un desarrollo en funcin de las necesidades humanas en su medio ambiente. El gran reto terico es el de ir elaborando esos conceptos. Lo mismo ocurre en el terreno de la integracin. Mientras que los procesos de integracin conocidos como los TLC del Norte de Amrica (Canad, EEUU y Mxico) hasta el de la Unin Europea parten de la libe el ALBA el comercio es un medio de intercambio solidario y complementario entre los pases destinados a cuchar al COSEP demandando un TLC con Venezuela). Mientras que los modelos de integracin neolibe ral hablan de ventajas comparativas (por lo general, los bajos salarios e impuestos y las materias primas abundantes), el ALBA habla de ventajas cooperativas, es decir, del aumento de las capacidades productivas partiendo de la ayuda y el desarrollo mutuos. ta apunta a la concentracin del capital, el ALBA apunta a su democratizacin, ya sea a travs de grandes inver facilitar el acceso al crdito justo a sectores productivos considerados como no-rentables desde un punto de vista capitalista, como el campesinado o las MIPYME. Desde la perspectiva capitalista, la integracin par te del nivel comercial para ir avanzando a niveles supe riores de integracin, desde el acuerdo comercial, hasta la zona de libre comercio, y as sucesivamente hasta la unin poltica. Esto es lo que se acostumbra llamar la pirmide de la integracin, de la cual un ejemplo tpico es la Unin Europea. El ALBA, en cambio, de sarrolla su proceso de integracin a modo de crculos sobre el agua, o de un espiral en el que se abordan los temas del combate a la pobreza, del comercio, de las ca internacional, de la cultura, etctera a niveles gra duales pero cada vez ms profundos.Fundamento histricoCon toda esta radical distincin entre la orientacin del ALBA y los proyectos de integracin capitalista, se debe tambin entender que la Alianza Bolivariana no es el producto de una especulacin abstracta de los comandantes Fidel Castro y Hugo Chvez, sino de un largo proceso de experiencias histricas acumuladas por nuestros pueblos, desde el sueo de Bolvar de que Amrica Latina llegase a ser un gran continente, ms por la fuerza de sus ideas que por sus riquezas, hasta la herencia del pensamiento de Mart, de Sandino, del Che y de tantos otros revolucionarios que mantuvieron viva la antorcha bolivariana, as como por revoluciones como la cubana y la sandinista, y por un sinnmero de experiencias avanzadas de independencia. Tambin pertenecen a este acervo histrico en la bsqueda de un desarrollo que respondiese a las necesidades de nuestros pueblos, los aportes de la escuela de la dependencia con las polticas de sustitucin de importaciones promovidas por la Comisin Econmica de Amrica Latina y el Caribe (CEPAL, or ganismo de la ONU) y la relacin de Cuba con el Consejo de Ayuda Mutua Econmica (CAME) del antiguo

PAGE 20

correomarzo-abril 2012 20El ALBA naci como una alternativa en los tiempos en los que la administracin Bush, a inicios de la primera dcada del siglo XXI, promova un rea de Libre Comercio de las Amri cas bajo la sigla de ALCA. Durante la III Cumbre de las Amricas, en abril de 2001, el presidente Chvez se neg por escrito a apoyar esta iniciativa que pretenda abrir de par en par la regin a los intereses de las multinacionales norteamericanas. Cuba ya no estaba sola, y poco tiempo despus el comandante Chvez y el comandante Fidel Castro se encontraban diseando las bases de lo que ms tarde sera el ALBA, que fue lanzada por el propio Chvez en diciembre de ese mismo ao en la III Cumbre de la Asociacin de Es tados del Caribe. En aquella ocasin, la idea del ALBA fue presen tada como una propuesta de integracin integral, econmica, social, poltica y cultural de los pueblos de Amrica Latina y el Caribe en contraposicin a la propuesta imperial, solamente interesada en el co mercio. Entonces no existan la Unasur ni la CELAC. Los mecanismos de integracin entonces existentes, como el Mercosur, la CAN y el SICA eran productos del neoliberalismo. De la idea a su concrecin pasaron tres aos du rante los que el presidente Chvez debi sobrevivir un golpe de estado y un devastador paro petrolero. del ALCA de Bush, nace el ALBA como una serie de protocolos de integracin entre Cuba y Venezuela gional para promover el desarrollo de todos y fortalecer la cooperacin mediante el respeto mutuo y la solidaridad. Los mdicos y los trabajadores sociales cubanos fortalecieron decisivamente las polticas del gobierno bolivariano mientras que el petrleo venezolano aseguraba la supervivencia econmica de Cuba. Tuvo que pasar casi un ao y medio, hasta abril pas al ALBA, que ya contara con tres miembros. Bolivia enriqueci a la Alternativa Bolivariana con una propuesta de Tratado de Comercio de los Pue blos, TCP, que introdujo elementos de comercio justo al proyecto. Menos de un ao ms tarde, en el ingreso de Nicaragua, cuyas alcaldas ya tenan algunos aos de participar en programas del ALBA, entre otros en el marco de PETROCARIBE, fundada en junio de 2005. Unin de Naciones Sudamericanas, UNASUR, impulsada por Brasil con el apoyo del ALBA. En ese ao ingresan al ALBA Honduras y Dominica, y en 2009, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas, y Antigua y Barbuda. En junio de ese ao, el ALBA-TCP deja de ser una alternativa para conver tirse en alianza. Tres aos ms tarde, y a pesar del golpe de estado en Honduras, la Alianza Bolivariana comienza a concretar la creacin de un espacio econmico, funda el BALBA, generaliza el SUCRE para el comercio intrarregional y crea su Consejo de Defensa.Alianza de gobiernos y pueblos

PAGE 21

correomarzo-abril 201221bloque socialista. Todos esos elementos heterogneos han aportado a la formulacin del proyecto del ALBA. A la vez, el ALBA es un producto de su tiempo, el del neoliberalismo imperial en crisis desde inicios del Siglo XXI. El mundo multipolar surge de la mano de China, Rusia, Brasil, India y Sudfrica, en un planeta invadido por el mercado como nunca antes en la historia y en un sistema poltico mundial controlado por las potencias occidentales. Los estados han sido debilitados grandemente en su capacidad de llevar adelante polticas pblicas, sometidos a instancias transnaciona les como el FMI y el Banco Mundial, a tratados de mal llamado libre comercio y a reglas que slo reconocen derechos a las empresas multinacionales. Se trata de estados que en muchos casos se ensocial de sus pueblos. Al mismo tiempo, se trata de un mundo que, por haber llegado al punto en el que los efectos de la produccin y el consumo ya no pueden ser descargados sobre otros sin consecuencias, enfrenta mltiples crisis que no pueden ser resueltas sin cooperar globalmente. Por esas razones, los pases del ALBA se han hecho or en la arena internacional, condenando las inter venciones del imperialismo, en Afganistn, en Irak, en Libia y en Siria; reprobando la ocupacin sionista de Palestina e impulsando decididamente la reforma de las Naciones Unidas. Por esas mismas razones, los pa ses del ALBA han jugado un papel decisivo para hacer or la voz de los pases del tercer mundo en las conferencias sobre el cambio climtico, en la Organizacin Mundial de Comercio y en otros foros internacionales. Sera una contradiccin en s misma si el ALBA crease un bloque separado de Amrica Latina. Su vocacin y su sentido es el de luchar por una Latinoamrica como la so Bolvar. Por eso impulsa y apoya todas las iniciativas de integracin que puedan aportar en esa direccin, como el Mercosur, el SICA, el SELA, la UNASUR y la CELAC. Desde cada uno de esos foros, el ALBA ha impulsado las posturas ms beligerantes opuestas a las polticas imperialistas de Estados Uniestadounidense a Cuba hasta la solidaridad con la Ar gentina en su lucha por recuperar las Islas Malvinas. Asimismo, ha impulsado la solidaridad con el pueblo de Hait y ha colaborado en proyectos sociales en casi nes de latinoamericanos.Armonizar las diferenciasPor otro lado, el proceso del ALBA est condiciona do y a su vez condiciona los procesos de cambio que tienen lugar en los pases que la componen. Tanto en lo que respecta a factores objetivos como subjetivos, econmicos como polticos, geopolticos como culturales, los pases miembros de la Alianza Bolivariana presentan importantes diferencias entre s. Por ello, el proceso de integracin debe llevarse adelante respetando esas diferencias, hacindolas trabajar a favor y no en contra del objetivo planteado. Adems, esos procesos se encuentran bajo el permanente asedio desestabilizador del imperio, lo que en el caso de Hon duras result en un golpe de estado y en el retiro de ese pas del ALBA. Excepto Cuba, donde la burguesa abandon en masa el pas poco tiempo despus del triunfo revolucionario, en el resto de los pases del ALBA existen clases capitalistas dependientes del imperio dentro de sus fronteras. Excepto Cuba, Nicaragua y Venezuela, en el resto de esos pases an persiste el riesgo de golpes contrarrevolucionarios desde dentro de los apara tos represivos del Estado. En todos los pases del ALBA subsisten, en mayor o menor grado, estructuras econmicas articuladas en torno al sistema de dependen industrializacin de las materias primas, poco desa rrollo de las cadenas de valor locales y regionales, esquemas heredados del neoliberalismo (dolarizacin en Ecuador, TLCs en pases como Nicaragua), etctera. Todos esos factores hacen prever que los pases del ALBA y en mayor medida aquellos que se integren a la Alianza Bolivariana en el futuro, pasarn por procesos relativamente largos de reconstruccin nacional, en funcin de las necesidades de sus propios pueblos y no, como ha sido hasta ahora, de las necesidades de reproduccin de los capitales multinacionales. Esos procesos enfrentarn coyunturas polticas muy delicadas en las que a cada paso se pondr a prueba la solidez de los cambios logrados. Los avances del ALBA harn posibles y fortalecern esos procesos, al tiempo que el avance de los mismos fortalecer y har avanzar al ALBA.

PAGE 22

correomarzo-abril 2012 221. El comercio y la inversin como medios y 2. Tomar en cuenta el nivel de desarrollo de los diversos pases y el tamao de sus economas. 3. Complementariedad econmica y cooperacin entre los pases para el desarrollo, la lucha contra la pobreza y la preserva cin de la identidad cultural. 4. Planes especiales para los pases menos desarrollados y planes continentales de educacin y salud. 5. Fondo de Emergencia Social para la lucha contra la pobreza. 6. Desarrollo integrador de infraestructura de comunicaciones y transporte entre los pases. 7. Desarrollo sostenible (medio ambiente, uso racional de los recursos, patrones de consumo). 8. Integracin energtica entre los pases de la regin. 9. Inversiones de capitales latinoamericanos en la propia Amrica Latina y el Caribe. 10. Defensa de la cultura latinoamericana y caribea y de la identidad de los pueblos de la regin. 11. Proteger el patrimonio intelectual y cultural de los pases latinoamericanos y caribeos. 12. Posiciones concertadas del ALBA en el concierto latinoamericano, caribeo y mundial.Principios bsicosHay tres grandes fuerzas involucradas en el proceso de integracin latinoamericana: el capitalismo global, los capitales latinoamericanos y los pueblos. Los capitales multinacionales de Europa y Estados Unidos tratarn de mantener el estatus quo de depen ahora seriamente amenazado por la presencia de los capitales chinos y rusos, y por la entrada de la multi polaridad. Cmo se comportarn Rusia y China en el futuro, si repetirn o no la dinmica de saqueo impe rialista que caracteriz la hegemona occidental, es algo que estar determinado por el desarrollo de esas sociedades. Por el momento, la emergencia econmica y poltica del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) favorece el proyecto de los capitales translatinos en alianza con poderosos sectores de algunas oligarquas latinoame ricanas, interesados en invertir en la regin, explotar su enorme mercado interno y sus abundantes recursos naturales. Eso hace que stos capitales por el momen to coincidan con los pueblos en el inters de impulsar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribe os (CELAC), un parto continental en el cual fue decisiva la posicin de los miembros del ALBA. Sin embargo los capitales translatinos carecen de una visin global y estratgica, y en ltima instancia, sus intereses son antagnicos al desarrollo de Amrica Latina y el Caribe, pues no estn en funcin de las necesidades de los pueblos y con respeto al me dio ambiente, cuando esto amenaza la acumulacin privada del capital. Slo el ALBA, sus principios, sus prcticas y sus experiencias permiten que el proceso de integracin latinoamericana se oriente en funcin de los sectores ms oprimidos de las sociedades latinoamericanas y caribeas. Slo la Alianza Bolivariana apunta ms all del capitalismo, hacia el Socialismo del Siglo XXI, y slo ella ofrece alternativas viables para los pequeos pases ms expuestos a las mltiples amenazas de la recesin mundial en desarrollo. Prueba de ello es la integracin al ALBA de las islas del Caribe, la regin ms dependiente econmicamente de los Estados Unidos, y la ms expuesta a los efectos del cambio climtico. La integracin al ALBA de pases como Paraguay, formidable a la Alianza Bolivariana y un gran fortalecimiento de la integracin del continente. El ingreso de ridades en funcin de las polticas sociales y medioam bientales dentro de la CELAC, as como un fortalecimiento de las posiciones independientes y soberanas de la regin en el plano internacional. Es difcil ver en el futuro cercano cmo se puedan integrar a la Alianza Bolivariana pases con oligarquas particularmente

PAGE 23

correomarzo-abril 201223fuertes, como es el caso de Brasil y Chile, aunque la agudizacin de la crisis capitalista tendr consecuen cias polticas que ofrecern oportunidades para el avance de las posiciones de los pueblos.Salto de calidadEl 4 de febrero de 2012 tuvo lugar en Caracas la XI Cumbre de Jefes del Estado del ALBA, probablemente la ms importante desde su fundacin en diciembre de 2004. En esta reunin la Alianza Bolivariana pasa a la ofensiva, luego del golpe de estado del 28 de junio de 2009 en Honduras, con la llegada a la regin de los efectos de la crisis mundial y de la etapa de formacin de la CELAC. En la Cumbre se plantearon medidas cruciales para avanzar en la integracin de los pases del ALBA, como la creacin de un espacio econmico de la regin, adoptando el Sistema nico de Compensacin Regional (SUCRE) para el comercio entre los pases, y minuir la dependencia de la regin de los organismos En este sentido, es de especial importancia la propuesta planteada por el presidente Daniel Ortega de impulsar la construccin de un Canal Interocenico por Nicaragua, un proyecto histrico con implicaciones geopolticas estratgicas para los pueblos de Amrica Latina y para la fundacin de un orden econmico mul tipolar, pues amenazara directamente el monopolio de Estados Unidos sobre el comercio entre el Atlntico transitan una de cada tres toneladas de mercancas que circulan por mar en el planeta. Con la conformacin del Consejo de Defensa del ALBA, luego de la fundacin el ao anterior de la Es cuela de Defensa de la alianza con sede en Bolivia, los pases del ALBA dan un paso importante para impedir las acciones de desestabilizacin del imperio. Adems, con el ingreso al ALBA de Surinam y Santa Luca como miembros plenos, y de Hait como observador permanente, se ampli de tres a seis el nmero de miembros del CARICOM pertenecientes a la Alianza Bolivariana, en la zona latinoamericana ms expuesta a los efectos de la crisis econmica y del cambio climtico. Por ltimo, la propuesta del presidente ecuatoriano Rafael Correa en el sentido de condicionar la asistencia de los pases del bloque a la Cumbre de Las Amricas (del 29 al 30 de marzo) en Cartagena a la asistencia de Cuba, fue una verdadera bomba poltica que se suma a la condena sin paliativos al bloqueo imperialista con tra el pueblo cubano que hizo toda la regin durante la reunin fundacional de la CELAC. Estados Unidos oblig a Colombia a no invitar a la isla socialista. El propio mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, viaj a La Habana a principios de mar zo para intentar explicar al Presidente de Cuba, Ral Castro, sus razones para no convidarlo a la cita. El canciller cubano, Bruno Rodrguez, inform despus que Santos nos ha dicho, de forma muy respetuosa y cordial, que no ha logrado el consenso del hemisferio para invitar a Cuba. Ha explicado que Colombia quiere que esta situacin sea discutida en la Cumbre de Cartagena. No ha habido ninguna sor presa, ha sido la crnica de una exclusin anunciada. Con un enorme irrespeto por Colombia y por Amrica Latina y el Caribe, los voceros norteamericanos desde el primer da haban decretado la exclusin de Cuba. Estados Unidos, con su desprecio y arrogancia, ofende la dignidad de la Patria Grande de Bolvar, de Nuestra Amrica de Mart. Cuba nunca pidi ser invitada a ninguna de las llamadas Cumbres de las Amricas, nunca lo hizo en el pasado, a esta tampoco. Se limit a responder que, de ser invitada en igualdad de con diciones y con plenos e iguales derechos, actuara con apego a los principios y a la verdad, con todo respeto, como hace siempre. Los pases del ALBA resolvieron concurrir a la reu nin de Cartagena, para entre otras cosas, denunciar contra el pueblo cubano. sta ser la ltima cumbre de esta llamada de las Amricas sin Cuba, la prxima no ocurrira. La premisa es el consenso, no ms cumbres sin la participacin de Cuba, anunci el presiden te Hugo Chvez.GrannacionalesEl ALBA ejecuta sus programas de integracin a travs de empresas denominadas Grannacionales. Al contrario de las empresas multinacionales del capitalismo, las Grannacionales privilegian la produccin de bienes y servicios para satisfacer las necesidades humanas antes que la reproduccin y acumulacin del capital. La comercializacin de los bienes y servicios generados por estas empresas se hace privilegiando esquemas

PAGE 24

correomarzo-abril 2012 24mixtos o combinados de intercambio, convirtindose en instrumentos econmicos para crear una amplia zona de comercio justo en Amrica Latina y el Caribe. Las principales caractersticas de las empresas Grannacionales son: bros. En el caso que son dos los pases asociados en una Grannacional, las empresas deben tener una composicin accionaria que garantice la soberana de cada pas. En los otros casos, los aportes se harn de acuer do a las posibilidades de cada miembro del ALBA. Las decisiones se toman siempre por consenso y las ga nancias se destinan al crecimiento de la propia empre sa y/o al desarrollo de proyectos sociales. drn asociarse con empresas del sector privado para el desarrollo de determinadas actividades. recursos y experiencias de los propios pases del ALBA, usando recursos externos en los casos que se juzgue prudente y de acuerdo a los principios rectores de la Alianza Bolivariana, sobre todo de pases que compar como los recursos energticos, el capital, las materias Van 17 CumbresI Cumbre La Habana, Cuba 14 de Diciembre de 2004 II Cumbre La Habana, Cuba 28 de Abril de 2004 III Cumbre La Habana, Cuba 29 de Abril de 2005 IV Cumbre Managua, Nicaragua 11 de Enero de 2006 V Cumbre Tintorero, Venezuela 29 de Abril de 2007 VI Cumbre Caracas, Venezuela 26 de Enero de 2008 I Cumbre Extraordinaria Caracas, Venezuela 23 de Abril de 2008 II Cumbre Extraordinaria Tegucigalpa, Honduras 25 de Agosto de 2008 III Cumbre Extraordinaria Caracas, Venezuela 26 de Noviembre de 2008 IV Cumbre Extraordinaria Caracas, Venezuela 02 de Febrero de 2009 V Cumbre Extraordinaria Cumana, Venezuela 17 de Abril de 2009 VI Cumbre Extraordinaria Maracay, Venezuela 24 de Junio de 2009 VII Cumbre Cochabamba, Bolivia 17 de Octu bre de 2009 VIII Cumbre La Habana, Cuba 14 de Diciem bre de 2009 IX Cumbre Caracas, Venezuela 19 de Abril de 2010 X Cumbre Otavalo, Ecuador 25 de Junio de 2010 XI Cumbre Caracas, Venezuela 5 de febrero de 2012

PAGE 25

correomarzo-abril 2012 25 prioritariamente a satisfacer el consumo a lo interno justo. Sus excedentes podrn colocarse en el mercado internacional. dad, solidaridad, cooperacin, reciprocidad y respeto al medio ambiente, ejecutando proyectos sustentables, promoviendo condiciones de trabajo digno y de redistribucin equitativa de las riquezas.Algunos ejemplosAlba-Alimentos: Desarrollar acciones comunes en materia agrcola como estrategia para enfrentar la crisis alimentaria. Cuenta con un fondo de 50 millones de dlares, que ha permitido impulsar proyectos agr colas y pecuarios en Suramrica, Centroamrica y el Caribe por un monto de 14 millones de dlares. Importacin y Exportacin (ALBAEXIM): Impor tar y exportar insumos, equipos, maquinarias y bieindustrial y satisfacer las necesidades de los pases integrantes del ALBA. Alba-Cultura: Promueve el intercambio de saberes y el acercamiento de los pueblos, como pilares funda mentales de nuestra soberana comunicacional y cultural. El Fondo Cultural del ALBA sirve para desarrollar el plan estratgico del Alba Cultural. Albamed: Produccin y distribucin a bajo costo de 489 medicamentos esenciales. Alba-Alfabetizacin: En tan slo siete aos ha per mitido que Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Venezuela se hayan liberado del analfabetismo. Alba-Forestal: Busca reforestar y aprovechar la produccin de madera en Bolivia y Venezuela. Alba-Tel: Busca llevar tecnologa a los pases de la regin a travs del Satlite venezolano Simn Bolvar y Cuba. Con Alba-Tel se llevarn adelante proyectos de telemedicina y teleeducacin, que permitirn asistir y atender a millones de personas de localidades remo tas de la regin. Claramente, el ALBA es un proceso a su vez inserto en otros procesos de integracin regional y en estrecho contacto con procesos de cambio que tienen lugar en cada pas miembro. Por eso, avanza en relacin dialctica con ellos, fortalecindose con sus avances y a su vez fortalecindolos y profundizndolos. El ALBA no es un bloque de naciones en contra de otros bloques latinoamericanos, sino una alianza para potenciar las dinmicas que apunten ms all del neoliberalismo y del capitalismo. El ALBA es ms que un Diez miembros, un observador y un desertorVenezuela y Cuba 14 Diciembre 2004 Bolivia 29 de Abril de 2006 Nicaragua 11 de Enero de 2007 Dominica 26 de Enero de 2008 Honduras 25 de Agosto de 2008 Ecuador 24 de Junio de 2009 San Vicente y Las Granadinas 24 de Junio de 2009 Antigua y Barbuda 24 de Junio de 2009 Surinam y Santa Luca En febrero de 2012 iniciaron el proceso para su incorporacin plena al ALBA. Hait 5 de febrero 2012 (Observador Permanen te). berto Micheletti emiti una decreto ejecutivo mediante de dejar el poder el 27 de enero de 2010.bloque de naciones, es un movimiento de los pueblos. De hecho, una demanda persistente en los movimien tos sociales que luchan en los pases an sometidos a la lgica neoliberal, es el ingreso de sus pases a la Alianza Bolivariana. mo ni un modelo a copiar, sino ms bien un proceso nuestros pueblos. Una manera de responder a la pre gunta de qu es el ALBA? El ALBA es lo que de ella estamos haciendo.

PAGE 26

correomarzo-abril 2012 26Por Toni Solo ____________Fue el fundador de la empresa bancaria de la familia Rothschild, Mayer Amschel Rothschild quien dijo dame el poder de crear el dinero de una nacin, y no me importar quien haga sus leyes. Omiti aadir que l tambin encontr til sobornar a altos funcionarios gubernamentales y leer los correos tanto de sus propios socios como de sus antagonistas charse de informacin privilegiada. Tal ha sido el tradi cional quehacer de los bancos ms poderosos de Europa y de los Estados Unidos. En teora, la funcin principal de los bancos en el sistema capitalista debe ser manejar los ahorros de particulares, organizaciones y empresas para financiar las actividades productivas en beneficio del desarrollo de la sociedad. De hecho, desde hace muchos aos, la prctica de los grandes bancos occidentales ha sido la de extender crdito primero y sacar ganancias de esta creacin de dinero de la nada, sin preocuparse en lo ms mnimo por el desarrollo de sus pueblos. Algunos economistas argumentan que esta realidad empez desarrollarse en Estados Unidos, en 1971, a partir del momento cuando el Presidente Richard Nixn, deslig el dlar del oro. Esta devaluacin del dlar le permiti financiar la guerra de agresin contra Vietnam. Eventualmente, la decisin de abandonar el oro como respaldo del dlar permiti a las autoridades es-Un banco para combatir la pobreza e impulsar el desarrollo integraldos Unidos por medio de la venta de bonos respaldados por el gobierno. En 1985, Paul Volcker, el jefe del semiprivado Banco de la Reserva Federal, de hecho el banco central de los Estados Unidos, y el entonces Secretario de Hacienda, James Baker, disearon el Acuerdo Plaza, un plan que forz a las autoridades japonesas a aumentar el valor de la moneda de Japn, el Yen, para as besu homlogo japons dicindole: es cierto que el dlar es nuestro, pero el problema es suyo. Durante dcadas, Estados Unidos ha impuesto su dominio sobre la economa mundial por medio de un presupuestario y comercial. Al inicio, este manejo fue respaldado por la capacidad productiva de la gigan te economa estadounidense. Todos los importantes mercados internacionales usaban el dlar como su punto de referencia. Todo el mundo quera dlares para poder participar en el comercio internacional. Ahora es diferente. La economa estadounidense se debilita marcadamente en relacin a rivales como China, Rusia, Brasil e India. Importantes poderes re gionales como Irn y Venezuela respaldan el impulso de estos nuevos actores poderosos hacia un manejo de la economa mundial basado en la realidad que el vicios de la economa estadounidense en relacin a los dems poderes econmicos del mundo. De hecho, la hegemona del dlar depende ahora del podero mili tar de los Estados Unidos y sus aliados. Esta realidad explica las interminables guerras de agresin de los pases occidentales. La agresin en Afganistn ha visto un recrudecimiento imparable de la produccin de la herona cuyas ganancias igual que las de la cocana en Amrica Latina terminan en los bancos occidentales. La falsa guerra contra la droga de Estados Unidos y sus aliados es poco ms que una dustrias de seguridad y armamentos. De la misma manera, la guerra contra Libia fue acompaada por el saqueo de la riqueza del pueblo libio por un valor de ms de 200 mil millones de dlares depositados en los bancos occidentales por las depuestas autoridades libias. nuestra amrica

PAGE 27

correomarzo-abril 201227Este es el contexto en el cual el Presidente Hugo Chvez ha dicho tenemos que ir hacia nuevas mone das, porque el dlar cada da vale menos. El economista venezolano, Ricardo Valbuena, especialista en el mercado del petrleo, considera que el dlar lo usan como una moneda universal, pero no es una moneda que econmicamente tenga legalidad y valor. El modelo propuesto por la Alianza Bolivariana de los pueblos de nuestra Amrica (ALBA) contradice de la manera ms profunda los preceptos criminales de las lites que dominan los pases occidentales. El ALBA es un bloque de desarrollo econmico regional fundado por Venezuela y Cuba y basado en la solidarilores son diametralmente opuestos a la avaricia y criminalidad del capitalismo de las lites occidentales. En 2009, el entonces ministro de Hacienda, Alberto Guevara (hoy Presidente del Banco Central de Nicaragua) lo explicaba as: ...la UNESCO ha re conocido que Nicaragua ya es un territorio libre del analfabetismo. Eso forma parte de ese gran esfuerzo. Forma parte de esa visin de no actuar en la poltica econmica como si estuvisemos manipulando nmeros, sino que convertir la poltica econmica en una poltica social con implicaciones econmicas, de tal manera que nosotros cuando tomamos decisiones de poltica econmica en cualquiera de los campos fundamentales de la direccin de la economa nacional, no nos basamos en estadsticas estrictamente, sino en miles de nicaragenses que estn detrs de esas estadsticas, esperando resultados, esperando se cristalice el sueo de cada mujer y hombre de este pas, empeado en salir adelante, empeado en ir for jando un destino mejor para sus hijos, para su gente, para su barrio, para su comunidad, para su municipio, para todo el pas. Fue el programa Yo S Puedo, diseado por Cuba gua saliera del analfabetismo. Es necesario analizar un poco ms de la historia recin pasada para apre ALBA presentan al antiguo y decado rgimen de los pases occidentales.Corrupcin bancariaDurante los ltimos cinco aos, la realidad de la corrupcin del sistema bancario de los pases occidentales se ha revelado en sus aspectos ms feos y deliberadamente vendieron a sus clientes diversos complejos productos como si fueran de primera clase, a sabiendas que eran basura. Bancos como Wachovia, participaron activamente en el lavado masivo de las Los grandes bancos internacionales se han acos tumbrado a esconder sus prdidas y transacciones sospechosas en lo que llaman, con cnica irona, Vehculos con Propsito Especial, tpicamente registrados con domicilios en ultramar, especialmente en los llalos Estados Unidos multen a uno u otro de los grandes bancos por violaciones de las normas vigentes. Pero esto no indica para nada que el sistema de regulacin funcione. Al contrario, demuestra que las te pequea de un podrido sistema plagado de deshonestidad y corrupcin. Los dueos de enormes bancos internacionales delincuentes como Goldman Sachs, J.P.Morgan Chase, Bank of America, Morgan Stanley y Citigroup, ejercieron una poderosa presin sobre sus compinches en la Reserva Federal y en la clase poltica, para exigir y lograr el rescate de sus negocios, algo que ya haba ocurrido muchas veces a lo largo de las ltimas dcadas. De igual manera, los dueos de los grandes bancos europeos (por ejemplo, Royal Bank of Scotland, Bar clays, Deutsche Bank, BNP Paribas, Santander, Credit Suisse, UBS) obligaron a sus bancos centrales, a sus gobiernos y a la Comisin Europea, a gestionar su rescate por medio de chantajes descarados. En el caso del Banco Central Europeo, los chantajes se dirigieron a arruinar a pequeos pases como Irlanda y Grecia. Casi todos estos bancos son poderosas contrapartes de la Reserva Federal estadounidense. Otros son los bancos canadienses (Banco de Montreal, Royal Bank of Canada, Scotiabank) y japoneses (Nomura, Daiwa, Mizuho). Estos sin duda fueron muy ac tivos en las gestiones para garantizar que los Bancos Centrales de Japn y Canad, colaboraron al mximo con los Bancos Centrales de Suiza e Inglaterra y con el Banco Central Europeo para que estos intervinieran a Esta manipulacin fue acompaada por polticas gu bernamentales en perjuicio de los pueblos de Estados Unidos y de la Unin Europea. En vez de apoyar a sus propias economas naciona nales usaron los fondos de su rescate para reconstruir sus reservas por medio de la especulacin. Hicieron sus apuestas multimillonarias en todos los mercados del mundo (petrleo, oro, diversas materias primas, alimentos bsicos). El resultado es que las economas occidentales siguen ms dbiles que nunca en relacin a las economas mundiales que s han promovido un verdadero desarrollo de su capacidad productiva.

PAGE 28

correomarzo-abril 2012 28tal se debe a la avaricia desenfrenada de estas granen la formulacin de las polticas de los gobiernos. Su despus que la crisis emergi, el rescate de los mismos bancos que provocaron la crisis.Las lites corporativas impusieron estas polticas en contra de los intereses de los pueblos occidentales. Los gobiernos europeos y norteamericanos han imple mentado medidas para rescatar los grandes bancos de la bancarrota, sin corregir las profundas fallas en el sismayoras en los Estados Unidos y en Europa. De paso, este proceso ha demostrado el fracaso completo de la falsa democracia electoral occidental. En Europa y Estados Unidos se han impuesto altos tivos recortes en los sistemas de salud pblica, educacin y seguro social. La prolongada crisis bien se habra evitado si los bancos insolventes hubieran sido disueltos o reestructurados. As se habra garantizado la inte para lograr recuperar la integridad de su economa. occidentales han consolidado y aumentado su corrupto poder con la aplicacin a sus propios pueblos de los mismos programas de ajuste estructural que han aplicado durante dcadas a los pases de frica, Asia y Amrica zaron el dominio neocolonial de Europa Occidental y Norte Amrica sobre esos pueblos, durante el perodo de descolonizacin, despus de la Segunda Guerra Mundial. Desde aquel entonces, las herramientas tradicionales para implementar aquellos programas han sido el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional junto con sus diversas organizaciones auxiliares. Los componentes tpicos de los programas de ajuste estructural han sido versin equilibrio presupuestario produccin para el mercado nacional empresas pblicas Los destructivos resultados de estos programas de do dcadas de retraso en el desarrollo del potencial econmico de los pases ya empobrecidos anterior mente por siglos de dominio imperial de parte de los poderes europeos y de Estados Unidos. El papel histrico del Banco Mundial y del FMI, dominados por la rantizar las condiciones apropiadas para facilitar la ex traccin de la riqueza de los pases empobrecidos sus recursos naturales y su mano de obra por parte de las grandes corporaciones internacionales. Para lograr este objetivo fundamental de las lites occidentales, se aplic un modelo de endeudamien tambin en todos los aspectos polticos, culturales y sociales. Histricamente, cuando los pueblos se han rebelado China, Corea, Vietnam, Cuba, Libia, Angola, Mozambique, Irn, Nicaragua la respuesta de los poderes occidentales siempre ha sido la agresin en todas sus variedades militar, econmica, diplomtica, meditica. Los golpes de Estado del siglo XXI en Hait y en Honduras, implican la continuacin de la delincuen cia imperial en Amrica Latina. En la Cumbre de Alimentos para la Vida en mayo 2008, en medio del inicio de la crisis econmica internacional cuando los precios del petrleo y de los alimentos se dispararon, el Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, resumi la realidad as: no confo para nada que otros pases aparte de nosotros y los que estamos aqu en esta mesa, pueden enfrentar este problema con seriedad. No veo ayuda de los estadounidenses, tampoco veo ayuda de los europeos. De hecho, en muchas oportu la produccin agrcola o para otras cosas, defraudan a la gente, levantando muchas expectativas porque los aportes que eventualmente hacen resultan ser muy pequeos.El ALBAEste es el contexto en el cual ha surgido la Alianza Bolivariana de los pueblos de nuestra Amrica como una respuesta al imperativo de liberar los pueblos de Amrica Latina y el Caribe del dominio econmico imperial. Ahora son ocho los miembros plenos del ALBA: Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Nicaragua y Venezuela. Desde su inicio en diciembre del ao 2004, las instituciones del ALBA se han ido consolidando paulatina mente. Paralelamente al ALBA, se ha desarrollado el con petrleo pagado a plazos con trminos blandos.

PAGE 29

correomarzo-abril 201229El ALBA sobrevivi y sali fortalecido del golpe de Estado contra el presidente hondureo Manuel Zelaya en 2009, cuando Honduras era miembro de la alianza; el rgimen golpista opt por retirarse. Ahora, pases tan diversos como Hait, Santa Luca, Surinam y Ar gentina se han asociado de diferentes maneras al proyecto de desarrollo e integracin regional del ALBA. Compromiso con el ALBA, en el cual se acuerda que Argentina llevar a cabo actividades de asistencia tcnica, formacin, capacitacin y transferencias de tecnologa, a travs del Ministerio de Agricultura, Ganadera y Pesca, por medio de su organismo tecnol gico dependiente el Instituto Nacional de Tecnologa Agropecuaria (INTA) y el Ministerio de Industria, por medio de su organismo tcnico dependiente el Instituto Nacional de Tecnologa Industrial (INTI), conforme un Programa que se compromete a elaborar de modo conjunto con los pases que integran el ALBA-TCP. En la misma Xl Cumbre del ALBA de febrero 2012, los Jefes de Estado de los pases del ALBA, instruyeron al Consejo Poltico hacer efectivo el ingreso de Santa Lucia y la Repblica de Surinam como miembros invitados especiales de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra Amrica. Por su parte, El presiden de Hait de continuar participando como miembro invitado permanente en la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra Amrica (ALBA). Si se pregunta por qu hay tanto inters de parte de estos pases en el ALBA y en su programa hermano, Petrocaribe, el ejemplo de Nicaragua es emblemtico. Cuando el Comandante Presidente Daniel Ortega asumi la presidencia en enero 2007, Nicaragua estaproductiva. El lder sandinista implement una triple estrategia con el objetivo no solo de rescatar el pas, sino de transformarlo de manera revolucionaria bus cando el camino para eliminar la pobreza. La estrategia ha consistido en mantener las relaciones tradicionales de comercio y cooperacin con relaciones de cooperacin y comercio tanto regional (con Centroamrica y el Caribe) como extra-regional e integrarse al ALBA. Los resultados han sido tremendamente impresionantes. Aun usando los trminos de la ortodoxia econmica, Nicaragua ha tenido niveles de crecimiento consistentemente superiores a los de sus vecinos y sus exportaciones han crecido vertiginosamente. En los trminos ms humanos y amplios del desa rrollo humano (aplicados por el ALBA en su conjunto), Nicaragua ha reducido la pobreza extrema por medio de polticas para integrar plenamente a la vida econmica del pas a los pequeos productores y microempresarios. Esta poltica ha impactado de una ma nera verdaderamente revolucionaria en la posicin de las mujeres en la economa nacional y ha permitido el acceso de la mayora empobrecida a mejores servicios de la salud y educacin. Se ha renovado dramticamente la infraestructura de la red vial. Se ha aumentado la capacidad de generacin de energa elctrica al doble de la demanda promedio con una tendencia que minimiza la dependencia

PAGE 30

correomarzo-abril 2012 30sobre las plantas termales que queman derivados del petrleo. El fomento masivo del acceso a las facilidades deportivas est cosechando importantes y muy positivos resultados sociales entre la juventud del pas. El otras obras (por ejemplo, en el sector de la agroindustria), cambiarn para siempre la capacidad tecnolgica y productiva de la economa nicaragense. Como observ en 2009 Alberto Guevara, el ALBA plazo no solo de los pases que integran la alianza, sino tambin de quienes forman parte del acuerdo de Petrocaribe. Le ha llevado un alivio a nuestros pueblos, a nuestras economas y a nuestra capacidad de modelo alternativo que estamos desarrollando en Amrica Latina y en el Caribe para que bajo principios diferentes de asociacin, nos integremos los pueblos hermanos de Amrica Latina y el Caribe. Estoy hablando de principios que nada tienen que ver con los postulados que en muchos casos funcionan amaadonaciones, etc. En el ALBA no existen condicionalidades que afectan la soberana de los pueblos. En el ALBA prima el principio de la autodeterminacin. Pero tambin en el ALBA tenemos principios como la solidaridad la verdadera, que es desinteresada orientada a ayudarle al que menos tiene, a que vaya alcanzando un nivel de desarrollo como pas, como nacin, como pueblo. En el ALBA usted encuentra el principio de la complementariedad, que no existe en ninguna otra alianza en el mundo. Es un principio que reconoce el diferente desarrollo relativo por el que hemos transitado los pueblos de Nuestra Amrica, en parte responsabilidad de quienes colonizaron estos pueblos, destruyeron y robaron nuestras materias primas y asesinaron a nuestros indgenas para formar la acumulacin originaria de sus capitaEse principio de complementariedad es un principio novedoso. Es un principio de justicia. Es un principio de hermandad.El segundo Articulo del Acuerdo para la Cons titucin del Espacio Econmico del ALBATCP (ECOALBA-TCP) plantea ms de veinte principios rectores que se han formulado para dar el mayor contraste posible con los principios de los Tratados de Libre Comercio promovidos por Estados Unidos y la Unin Europea. Artculo 2: Para el cumplimento del objeto del presente Acuerdo, Las Partes convienen en que el Espacio Econmico del ALBA-TCP (ECOALBA-TCP) se regir por los siguientes principios rectores: 1. Comercio con complementariedad, solidaridad y cooperacin, para que juntos alcancemos una vida digna y el vivir bien, promoviendo reglas comerciales y de cooperacin para el bienestar de la gente y en particular de los sectores ms desfavorecidos. 2. Comercio soberano, sin condicionamientos ni intromisin en asuntos internos, respetando las constituciones polticas y las leyes de los Estados, sin obligarlos a aceptar condiciones, nor mas o compromisos. 3. Comercio complementario y solidario entre los pueblos, las naciones y sus empresas. El desa rrollo de la complementacin socioproductiva sobre bases de cooperacin, aprovechamiento de capacidades y potencialidades existentes en los pases, el ahorro de recursos y la creacin de empleos. La bsqueda de la complementarie dad, la cooperacin y la solidaridad entre los di ferentes pases. El intercambio, la cooperacin como una forma de desarrollo, teniendo en consideracin las fortalezas de los miembros masa crtica en el campo de la innovacin, la ciencia y la tecnologa. 4. Proteccin de la produccin de inters nacional, para el desarrollo integral de todos los pueblos y naciones. Todos los pases pueden industriacimiento integral de todos los sectores de su economa. El rechazo a la premisa de exportar o morir y el cuestionamiento del modelo de desarrollo basado en enclaves exportadores. El privilegio de la produccin y el mercado nacio nal que impulsa la satisfaccin de las necesidades de la poblacin a travs de los factores de produccin internos, importando lo que es necesario y exportando los excedentes de forma complementaria. 5. El trato solidario para las economas ms dbi les. Cooperacin y apoyo incondicional, con el nible, que permita alcanzar la suprema felicidad social. Mientras los TLC imponen reglas iguales Principios ECOALBA-TCP

PAGE 31

correomarzo-abril 2012 31Fue con esta visin que se fund el Banco del ALBA, fruto un acuerdo alcanzado en la Sexta Cumbre a inicios de 2008 y que logr su personera jurdica en septiembre 2009.La diferencia del Banco del ALBASu objetivo fundamental es promover la integracin y el desarrollo sostenible de los pases de Amrica Latina y el Caribe. Sus estatutos tambin permiten contar con otros pases como socios, regionales o extra-regionales, y as ser posible que China, Rusia o Irn, por ejemplo, se puedan incorporar. Hasta el mode diversos proyectos y programas en los diferentes pases miembros. Entre las actividades estratgicas ms importantes promovidas por el Banco del ALBA estn las empresas Grannacionales ALBA Cultura, ALBA Educacin, ALBA Salud, ALBA Alimentos, ALBA Energa, ALBA Ambiente, y ALBA Telecomunicaciones. Lo que hace nico al Banco del ALBA como banco regional, es su claro enfoque sobre el desarrollo inte gral de los pases donde tiene sus operaciones. Pone nfasis en la reduccin de exclusin social y la eliminacin de discriminacin tnica y de gnero. Pero quizs todava ms importante es su compromiso y reciprocas para grandes y chicos, el TCP plantea un comercio que reconozca las diferencias entre los distintos pases a travs de reglas que favorezcan a las economas ms pequeas. 6. El reconocimiento del papel de los Estados soberanos en el desarrollo socio-econmico, la regulacin de la economa. A diferencia de los TLC que persiguen la privatizacin de los diferentes sectores de la economa y el achicamiento del Estado, el TCP busca fortalecer al Estado como actor central de la economa de un pas a todos los niveles enfrentando las prcticas privadas contrarias al inters pblico, tales como el monopolio, el oligopolio, la cartelizacin, acaparamiento, especulacin y usura. El TCP apoya la nacionalizacin y la recuperacin de las empresas y recursos naturales a los que tienen derecho los pueblos estableciendo mecanismos de defensa legal de los mismos. 7. Promocin de la armona entre el hombre y la naturaleza, respetando los Derechos de la Madre Tierra y promoviendo un crecimiento econmico en armona con la naturaleza. Se reconoce los Derechos de la Madre Tierra y se impulsa la sostenibilidad en armona con la naturaleza. 8. La contribucin del comercio y las inversiones al fortalecimiento de la identidad cultural e histrica de nuestros pueblos. Mientras los TLC buscan convertir a toda la humanidad en simple consumidores homogenizando los patrones de consumo para ampliar as los mercados de las transnacionales, el TCP impulsa la diversidad de expresiones culturales en el comercio. 9. El favorecimiento a las comunidades, comunas, cooperativas, empresas de produccin social, pequeas y medianas empresas. La promocin conjunta hacia otros mercados de exportaciones de nuestros pases y de produc ciones que resulten de acciones de comple mentacin productiva. 10. El desarrollo de la soberana y seguridad alimentara de los pases miembros en funcin de asegurar una alimentacin con cantidad y calidad social e integral para nuestros pueblos. Apoyo a las polticas y la produccin nacional de alimentos para garantizar el acceso de la poblacin a una alimentacin de cantidad y calidad adecuadas. 11. Comercio con polticas arancelarias ajustadas a los requerimientos de los pases en desarrollo. La eliminacin entre nuestros pases de todas las barreras que constituyan un obstculo a la complementacin, permitiendo a los pases subir sus aranceles para proteger a sus industrias nacientes o cuando consideren ne cesario para su desarrollo interno y el bienesmayor integracin entre nuestros pueblos. Desgravaciones arancelarias asimtricas y no

PAGE 32

correomarzo-abril 2012 32reciprocas que permiten a los pases menos desarrollados subir sus aranceles para proteger a sus industrias nacientes o cuando consideren necesario para su desarrollo interno y el bienestar de su poblacin. 12. Comercio protegiendo a los servicios bsicos como derechos humanos. El reconocimiento del derecho soberano de los pases al control de sus servicios segn sus prioridades de desarrollo nacional y proveer de servicios bsicos y estratgicos directamente a travs del Estado o en inversiones mixtas con los pases socios. En oposicin al TLC que promueve la privatizacin de los servicios bsicos del agua, la educacin, la salud, el transporte, las comunicaciones y la energa, el TCP promueve y for talece el rol del Estado en estos servicios esenciales que hacen al pleno cumplimiento de los derechos humanos. 13. Cooperacin para el desarrollo de los diferentes sectores de servicios. Prioridad a la cooperacin dirigida al desarrollo de capacidades estructurales de los pases, buscando soluciones sociales en sectores como la salud y la educacin, entre otros. Reconocimiento del derecho soberano de los pases al control y la regulacin de todos los sectores de servicios buscando promover a sus empresas de servicios nacionales. Promocin de la cooperacin entre pases para el desarrollo de los diferentes sectores de servicios antes que el impulso a la libre competencia desleal entre empresas de servicios de diferente escala. 14. Respeto y cooperacin a travs de las Compras Pblicas. Las compras pblicas son una herrapromocin de la produccin nacional que debe ser fortalecida a travs de la cooperacin par ticipacin y la ejecucin conjunta de compras cuando resulte conveniente. 15. Ejecucin de inversiones conjuntas en materia comercial que puedan adoptar la forma de empresas Grannacionales. La asociacin de empresas estatales de diferentes pases para impulsar un desarrollo soberano y de beneficio mutuo. 16. Socios y no patrones. La exigencia a que la inversin extranjera respete las leyes nacionales. A diferencia de los TLC que imponen una serie de ventajas y garantas a favor de las transnacionales, el TCP busca una inversin extranjera que respete las leyes, reinvierta las utilidades y resuelva cualquier controversia con el Estado al igual que cualquier inversionista nacional. Los inversionistas extranjeros no podrn demandar a los Estados Nacionales ni a los Gobiernos por desarrollar polticas de inters pblico. con la promocin y fortalecimiento de la democracia participativa. Antenor Rosales, Presidente del Banco Central de Nicaragua hasta marzo de 2012, ha explicado la importancia del Banco del ALBA as: es una de las ex presiones de esa Alianza Bolivariana de las Amricas ra que responde a las necesidades de los pueblos de Amrica Latina. El Banco del ALBA es un elemento pero tambin existen otros como el Sistema nico de Compensacin Regional de pagos (SUCRE) y como las poco explicadas Grannacionales. Una de ellas es ALBA Medicamentos, organizada para la compra de medicamentos a mejores precios que si comprara cada uno de los pases por separado. Tenemos una Grannacional ligada al transporte, tanto areo como martimo. Son ideas del ALBA que se han venido concretando paulatinamente. El Banco del ALBA fue una de las primeras expre tipos de proyectos: los no reembolsables (donaciones) y los reembolsables (prstamos). En los proyectos no reembolsables estn ALBA Medicamentos y ALBA Educacin, y hay otros reembolsables como es ALBA Telecomunicaciones, ALBA Ambiente, ALBA Transpor te, ALBA Energa. Qu nivel alcanzarn esos proyectos y esa ar sarrollar el ALBA? Depender de que se fortalezca y avance la Alianza Bolivariana de las Amricas. Si es relativamente bajo, esa arquitectura no va a alcanzar los niveles que se quiere. Si se fortalece, la expresin tiene un banco, pero existe ALBA Seguros? Es ne cesaria una empresa de seguros porque va a crear gran-nacionales, va a tener comercio, va a tener una marina para transportar, va a tener mercados adonde llevar productos de un pas al otro, pero quin va a cubrir el seguro de esas mercancas transportables? las mismas aseguradoras que existen? ciera combinada y obviamente el ALBA no quiere eso.

PAGE 33

correomarzo-abril 2012 3317. Comercio que respeta la vida. Mientras los TLC promueve el patentamiento de la biodiversi dad y del genoma humano, el TCP los protege como patrimonio comn de la humanidad y la madre tierra. 18. La anteposicin del derecho al desarrollo y a la salud, a la propiedad intelectual e industrial. A diferencia de los TLC que buscan patentar y ampliar la duracin de la patente de invenciones que son fundamentales para la salud humana, la preservacin de la madre tierra y el crecimiento de los pases en desarrollo, -muchas de las cules han sido realizadas con fondos o subvenciones publicasel TCP antepone el derecho al desarrollo y a la salud antes que la propiedad intelectual de las transnacionales. 19. Adopcin de mecanismos que conlleven a la inmecanismos que ayuden a fortalecer la soberariedad en esta materia entre los pases. 20. Proteccin de los derechos de los trabajadores y los derechos de los pueblos indgenas. Promocin de la vigencia plena de los mismos y la sancin a la empresa y no al pas que los incumple. de que el pueblo pueda ejercer su papel protagnico y participativo en el comercio. Nada de negociaciones secretas y a espaldas de la poblacin. 22. La calidad como la acumulacin social de cono cimiento, y su aplicacin en la produccin en funcin de la satisfaccin de las necesidades sociales de los pueblos, segn un nuevo concepto de calidad en el marco del ALBA-TCP para que los estndares no se conviertan en obstculos a la produccin y al intercambio comercial entre los pueblos. 23. La libre movilidad de las personas como un de libre movilidad humana, con el objeto de for talecer los lazos de hermandad entre todos los pases del mundo. 24. Trato diferenciado y solidario, que tenga en cuenta el nivel y los objetivos de desarrollo, as como las dimensiones de las economas de cada una de Las Partes, y que garantice su acce25. Integracin energtica, a efectos de garantizar el suministro estable y solidario de fuentes energticas para el desarrollo econmico y social de nuestros pases, as como la generacin de nuevas formas de energa ms limpias y seguras. 26. Socializacin del conocimiento, para crear espacios complementarios que permitan mejorar los procesos productivos, sin las limitaciones establecidas en diversos mecanismos internacionales. del riesgo. Tenemos que disponer de operadores logsticos del ALBA para el transporte. Y no puedo hacer menos que resaltar el hecho de que sin un Banco, es imposible desarrollar esos otros proyectos.La visin del doctor Rosales sobre la importancia central del Banco para hacer realidad las aspiracioAcuerdo sobre un Espacio Econmico del ALBA-TCP (ECOALBA-TCP) de la Cumbre del 5 de febrero 2012. Su quinto inciso apunta a la utilizacin de los me canismos e instrumentos de la nueva arquitectura nfasis en la consolidacin del Banco del ALBA, como tos econmicos grannacionales y de cooperacin, as como del Sistema Unitario de Compensacin Regional de Pagos (SUCRE), el cual debe tender como mnimo al veinte por ciento (20%) del intercambio comercial entre Las Partes y aumentar progresivamente, em pleando medidas que promuevan y estimulen su uso. Una pregunta obvia que surge en el contexto del desarrollo de la integracin de Amrica Latina, es la relacin entre el Banco del ALBA y otro proyecto am

PAGE 34

correomarzo-abril 2012 34la regin, que es el Banco del Sur, que surgi inicialmente en el ao 2007, integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Venezuela, y Uruguay. Sin embargo, el Banco del ALBA ha avanzado ms rpidamente que el Banco del Sur. En parte esto pa rece ser porque se trata de menos pases miembros y en parte porque el Banco del Sur tiene miembros con visiones diferentes de su futuro desarrollo. La visin de Brasil, por ejemplo, es muy diferente a la de Venezuela y Bolivia. Oscar Ugarteche y Aurora Vsquez observan en su artculo El Banco del Alba y el Banco del Sur: Dos Proyectos Financieros Diferentes, que un problema fundamental del Banco del Sur, es en qu se va a dife nales como el Banco Interamericano de Desarrollo. Ugarteche y Vasquez escriben: Recordemos que el ciera regional, BANCOSUR, empez siendo un proyecto de autonoma regional, independizado no slo Mundial y el FMI, sino de pases extra regionales. En una entrevista publicada el 6 de marzo por el medio peruano La Primera, Pedro Pez, quien dirigi la comisin tcnica presidencial del Ecuador que promueve la creacin del Banco del Sur, opin: el riesgo de que enorme y las consecuencias seran desastrosas. La vieja formacin y de desnaturalizacin de ella misma respec to a sus orgenes. El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial no siguen el mismo proyecto con el que fueron fundados en 1944. El Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo Latinoamericano de Reservas, y la Corporacin Andina de Fomento de igual manera, no tienen el mismo espritu con el que se fundaron. En ese sentido, el Banco del Alba tiene la gran ventaja que ya est en operacin y este ao sus miembros acordaron aumentar su capital. Adems, con la for macin del Espacio Econmico ALBA-TCP, el Banco del Alba vuelve a ser ms importante todava como rea econmica que ser la tercera en Amrica Latina despus de Brasil y Mxico. El coordinador de Poltica Econmica del ALBA, Diego Borja, anota que estamos hablando de un espacio econmico que aglutina a ms de 80 millones de personas y con grandes recur sos naturales. El futuro desarrollo del Banco del ALBA y su proyecto complementario de una moneda comn para sus pases miembros el Sistema nico de Compensacin Regional (SUCRE) ser complejo. Pero la visin y los principios fundamentales que lo impulsan se que econmico, es el desafo poltico de enfrentar y superar la enemistad de los pases occidentales y sus aliados locales. Ellos representan un viejo rgimen en transicin que se ha mostrado capaz de cualquier bar barie para frenar su inevitable declive. Todos acuerdan que es un perodo histrico muy peligroso.

PAGE 35

correomarzo-abril 201235Orlando Nez Soto _______Hace ms de treinta aos Managua se hizo esta misma pregunta y Managua respondi: hacia la insurreccin. Hoy las cosas han cambiado y las transformaciones necesarias tienen que hacerse de otra manera, a travs de polticas pblicas y de la organizacin de la poblacin, mirndonos en el espejo de otras capitales. Hacia dnde vas Managua? es una pregunta que todos debemos hacernos y contestar nos conceptual y prcticamente, diagnosticando su situacin, repasando su recorrido, su tendencia, sus posibilidades, sus ventajas y desventajas, a partir de sus ultimos y ms recientes cambios. Managua naci entre Len y Granada, las antiguas capitales, situndose entre un lago y una sierra montaosa. Como toda capital, comenz a recibir gente del interior del pas y se fue poblando ms que el resto de ciudades. Un da sucedi un terremoto, la gente se desparram fuera de los escombros y se fue a instalar a las cercanas del lago y a urbanizar los terrenos altos. La nueva ciudad qued atravesada por calles-carrete ras dirigidas hacia el resto de ciudades del pas, sin un centro nico como en las ciudades normales: carrete ra sur, carretera a Masaya, carretera norte, carretera a Len; a lo largo de estas calles-carreteras se alinearon nuevos repartos y varios centros. Los nuevos centros se desarrollaron de acuerdo a los diferentes bloques urbanos de la ciudad, conformados por barrios con sus respectivos centros comerciales, gasolineras y roton das o por repartos perifricos. Este proceso termin convirtiendo a Managua en una ciudad sui-gneris, sin centro nico, sin aceras para los peatones y conformado por una serie de bloques unidos por grandes avenidas; se desarroll una ciudad poblada y recorrida por vehculos en direccio nes diversas; tanto, que a simple vista se observan ms carros que gente. Durante este proceso, la cordillera se despal y las orillas de los cauces y del mismo lago fueron invadidas por la gente. Desde entonces las lluvias golpearon la ciudad con sus correntadas. El lago se ensuci con los desechos orgnicos e inorgnicos, los peces desaparecieron y en cada invierno el lago reclama su vieja cuenca, convirtiendo los inviernos en desastres llamados naturales. El negocio inmobiliario sigui creciendo y toda el rea verde de Managua se fue cubriendo de cemento sin dejar mucho espacio para parques o reas deportivas. Con la Revolucin, la gente empez a tomarse mu chas reas vacas, las que ahora estn siendo legaliza das por el gobierno sandinista. La guerra impuesta por el gobierno norteameri cano y el neoliberalismo posterior desmantelaron los servicios pblicos y la gente qued a merced del mer cado. Los que podan y deban pagar impuestos no pagaron y la gente tuvo que cubrir los gastos guberna mentales con un tributo comercial por la compra venta de bienes y servicios (IVA). Despus del terremoto, los precios de los solares subieron tanto que la gente pobre no encontr donde vivir y se qued en los escombros o emigr hacia lu gares perifricos. La poblacin sigui creciendo, pero no el empleo, y la capacidad de los servicios de agua y luz se saturaron, la urbanizacin creci, pero no la industrializacin. Ahora la mitad de los pobladores de Managua se han tomado las redes de agua y luz para no pagar tales servicios; una parte de la ciudad paga, directa o indirectamente, los servicios de la otra mi tad. El empleo se convirti en desempleo y en subem pleo. Los trabajadores asalariados se convirtieron en trabajadores por cuenta propia, dedicndose a toda forma posible de sobrevivencia. El empobrecimiento y la inequidad alcanzaron los ndices ms altos de Amrica Latina. Los barrios ms empobrecidos estn llenos de letrinas y charcos que Adnde vas, Managua? sociedad

PAGE 36

correomarzo-abril 2012 36empobrecen la higiene y la moral de la gente. El alcoholismo se convirti en un gran negocio y la publicidad refuerza los impulsos para ahogar las penas de la poblacin varonil. Despus lleg la cocana y sus desper dicios (el crac), como negocio y como consumo prefe rido. La delincuencia, todava ligera, se ensa en los barrios ms empobrecidos y la polica, heredada de la revolucin, comenz a perder capacidad para frenar Existen varios mercados, siendo el Mercado Oriental el ms grande de Nicaragua: miles de negocios y decenas de miles de pobladores transitando a diario. Esta situacin se vuelve ms compleja cada da; el rea misma del mercado se agranda progresivamente, pe netrando y tragndose paulatinamente espacios de la ciudad. El Mercado Oriental es prcticamente una ciudad-mercado, donde ya los vehculos no pueden transitar, pues las calles tambin estn ocupadas por negocios. La mayor parte de la gente busca consuelo en la religin, sobre todo en las denominaciones evangli cas que han instalado iglesias en todos los barrios de Managua. Algunas de estas iglesias abusan de las co munidades con sus aparatos electrnicos que pasan mucho tiempo con niveles de sonido altsimos. Pero el mercado sigue siendo implacable, destroza todo lo que encuentra a su paso, le arrebata los excedentes a la gente de muchas maneras; el consumismo despilfarra toda posibilidad de ahorro interno y frustra cualquier aspiracin, en parte debido a la brecha entre las posibilidades de compra y la oferta del paraso publicitario. Las pancartas y rtulos luminosos ni siquiera su gieren la limpieza de la ciudad que se llena de plstico. La gente reclama empleos que el sector privado no est en capacidad de crear o subsidios que tampoco el gobierno puede proporcionar. Las remesas familiares que llegan de los Estados Unidos y Costa Rica regresan a esos mismos pases, despus de pasar por las ciuda delas-mercado, como el Mercado Oriental y cambin dose por baratijas que vienen del exterior. Mientras tanto los pobladores siguen llegando de las otras ciudades y de las reas rurales, entrando a una ciudad que ni siquiera ha logrado completar los servicios para sus habitantes actuales. El orden compite con el desorden y Managua se desdobla, por lo menos en dos Managua: una cada vez ms iluminada y otra cada vez ms ensombrecida, una Managua peri frica y despoblada y otra central y sobrepoblada. Las pocas calles de la capital que se construyeron para un tercio de los vehculos que actualmente circulan por dolo cada vez ms intransitable; no existen quioscos y baos pblicos, sabiendo que las distancias entre los centros de trabajo y el hogar son bastante largas, etc. situacin, inmediatamente te dice: hay que construir puntos cardinales, hay que construir decenas de rotondas y de pasos a nivel, hay que reforestar las zolas avalanchas de agua, para resolver mnimamente el problema, etc., cosas que se dicen fcilmente, pero sabemos que los recursos pblicos son muy limitados. Podemos sintetizar los problemas sealando tres grandes desafos: la sobrepoblacin en relacin a los servicios existentes, el desempleo de la poblacin y un botellamiento en trminos insoportables. El gobierno nacional bajo conduccin sandinista, hace esfuerzos titnicos para enfrentar esta situacin, directamente y a travs de la organizacin de la juventud y gran parte de los pobladores: legalizacin de propiedades, reciclaje del material del basurero municipal (La Chureca), limpieza del lago de Managua, subsidio para reparacin de viviendas, construccin de calles y caminos, instalacin de inodoros ecolgicos, crdito para pequeos negocios, programas sociales para la gente pobre, mejoramiento de la salud y la educacin a travs de campaas de alfabetizacin y vacunacin, reparacin de escuelas y centros de salud, subsidio al transporte pblico urbano e interurbano, recuperacin del viejo centro de Managua, iluminacin de las principales avenidas, construccin de algunos parques y centros de diversin para la gente pobre, reforestacin en diferentes escalas, creacin de rotondas y pasos a para el entretenimiento de los jvenes, crdito para las familias humildes y emprendedoras, incorporacin de la poblacin a los diferentes programas sociales, populares, aprobacin de centenares de leyes encaminadas a la restitucin de derechos ciudadanos, facilidades para la inversin extranjera y nacional, gran parte de las cuales se asientan en Managua, como las Zonas Francas. Pero Managua no es solamente eso. Es la capital donde el ambiente de seguridad aparece como el ms aceptable. La polica y el ejrcito no infunden miedo a nadie, como es el caso en el resto de pases centroamericanos. La polucin es igualmente una de las ms bajas de la regin. Sus calles estn entre las mejo res asfaltadas del rea centroamericana. Managua es una de las ciudades ms arborizadas de la regin centroamericana. Si uno la sobrevuela o la algunas casas dentro del mismo; los pobladores tienen la costumbre de sembrar rboles en sus patios y aceras, al menos alrededor del centro.

PAGE 37

correomarzo-abril 201237Las familias se organizan y emprenden negocios comerciales y artesanales, aprovechando parte de las remesas familiares que vienen del exterior, los progra mas del gobierno y algunas donaciones de la cooperacin internacional, con lo que contrarrestan el desem pleo. Hoy por hoy, los trabajadores por cuenta propia, segn la ltima Encuesta de Nivel de Vida, ronda el 80% de la poblacin laboral. Uno de los mayores logros de la revolucin sandinista ha sido la reconciliacin y la paz poltica. Los pobladores de Managua, igual que en el resto del pas, tienen un buen nivel de cultura poltica y prcticamente han dado al traste con la hegemona poltica de la oligarqua. Se ha recuperado la conciencia histrica y nuevos valores de soberana, dignidad, feminismo, ecologismo, conciencia y or gullo nacional por sus races, hroes y costumbres locales, entre otros, avanzan rpidamente. La conciencia cvica va ganando terreno y muchas redes de jvenes incursionan en prcticas contra los vicios y flagelos del sistema, grupos ecolgicos arborizando y haciendo conciencia amigable con el medio ambiente, prcticas deportivas, mdicos movilizados gratuitamente hacia el interior del pas, pobladores organizados en la distribucin de alimentos ofrecidos a menores precios por el gobierno, cooperativas de transporte que controlan la mayora del transporte pblico (buses, taxis y moto-taxis, triciclos, camionetas y camiones de carga) transportando y circulando mercancas por las arterias y barrios dispersos; la gente es amable y solidaria, el clima es muy atractivo para los managuas y para los turistas, sobre todo por las tardes y las noches. no es fcil, pero la batalla se est dando en todos los niveles, lamentablemente en medio de una crisis econmica internacional generada por el capitalismo neoliberal y salvaje que sigue ensandose de muchas maneras en nuestros campos y ciudades. El objetivo de estas notas es llamar la atencin sobre lo vertiginoso e impredecible de este recorrido, pero sobre todo quiere sugerir que los managuas, como se les dice a los que viven en Managua, debemos al menos hacer yunta con el gobierno y las alcaldas (metropolitana, distritales y resto de municipios del departamento) en esfuerzos conjuntos por detener esta vorgine civilizatoria. La organizacin no debe limitarse a emprender campaas para limpiar, sino para no ensuciar o tirar las bolsas plsticas a la calle; no solamente para enfrentar los desastres ecolgicos, sino para prevenirlos; no solo para reclamar o echarle la culpa al vecino, sino para construir relaciones de buena vecindad y enfrentar la descomposicin social que se pasea al interior de las familias y alrededor de los barrios; no solamente para hacer publicidad al alcohol, sino para sealar los desastres que conlleva; no solamente para criticar al gobierno, sino para incorporarse a aquellos progra mas que procuran al menos frenar el apocalipsis ur banstico que nos golpea a diario; no solamente para construir monumentos, sino para demandar parques donde los nios y los jvenes puedan recordar mejor su niez y su juventud, antes que se agoten decenas de reas verdes que deberan reservarse para parques; no solamente para escribir artculos contra la violencia familiar, sino para erradicarla de sus hogares; no solo para aprender historia y geografa en las escuelas y co legios, sino para aprender a vivir de otra manera. Hacia dnde va Managua? Hacia donde todos que ramos y podamos, pero solamente podemos hacerlo conjuntamente, aprendiendo de los logros y fracasos, divisando una estrategia local y nacional, aprovechando la orientacin nacional y popular del gobierno y el patrimonio organizativo existente, heredado de la re volucin. Por supuesto que existirn intereses particulares alrededor de las diferentes opciones, pero al me nos debemos elaborar una agenda asentada alrededor de los intereses comunes de nuestra ciudad capital. Mercado Oriental.

PAGE 38

correomarzo-abril 2012 38Julio Csar Guanche* ______Entre los temas de fondo recurrentes en el debate poltico actual en Cuba se encuentran la diversidad existente en la nacin, la amplitud del registro de demandas sociales, la democratizacin de las prcticas partidistas y estatales, la responsables y transparentes, la necesidad de regularizar la proteccin de derechos ciudadanos, y, en resumen, la demanda de actualizacin del modelo en los medios, y tienen escasa presencia en los discursos institucionales, es imposible soslayar el movimiento reformista de la poltica y el alcance real de los cambios experimentados.Lo nuevoLa imaginacin que impulsa los cambios polticos en curso propone innovaciones notables. El Estado ha renunciado a una parte importante de su monopolio sobre la economa, el empleo y el control de los ingresos personales. Con esto, se han multiplicado los actores econmicos e institucionales, lo que de facto limita el monopolio estatal sobre la actuacin poltica. Un mayor nmero de personas se independiza del Es tado, y queda sometido a la nica disciplina de pagar actualidadLo nuevo, lo viejo y el futuro en Cubaimpuestos, una cultura nueva en Cuba. Se introducen otros mecanismos de mercado, formas privadas de organizacin econmica y se potencia un proceder valecer sobre el mercado, nadie quedar desampa rado y se evitar la concentracin de la propiedad. En este movimiento, se combinan acciones del gobierno, exigencias y crticas de la sociedad: rente de experimentacin de las nuevas polticas. eran trabajadores estatales, el gobierno se ha propuesto que 40% de la fuerza laboral pase al sector no estatal hacia 2015. de hectreas a 150 mil agricultores, y se pide am pliar los lmites originales del arrendamiento. del sistema centralizado de ventas. local y se ha demandado potenciar la venta de equipamientos agrcolas e industriales a particulares, con rebajas de precios. nmicas y sobre el costo de las licencias, en de terminadas condiciones, para alquilar medios de transporte o renta de habitaciones y casas. de mano de obra asalariada por parte de propietarios privados de negocios, y se atenan, o eliminan, los impuestos a pagar segn la cantidad de contratados. Los restaurantes privados, que en 1990 tenan autorizadas solo 12 sillas, ahora pueden situar 50. cooperativas. pequeos empresarios. mviles usados sos para reparar sus viviendas.

PAGE 39

correomarzo-abril 201239 rativas de produccin, su extensin del campo hacia la ciudad, y se espera la posibilidad de aumen tar el tipo de su oferta de bienes hacia sectores de servicios e industria ligera. vas de segundo grado (creadas por cooperativas tintos a los de estas). yor autoridad para dirigir sus propias actividades econmicas y tener control sobre parte de sus ganancias y decisiones salariales renunciando a los rasgos del modelo econmico sovitico an vigentes hasta estructurar una dinmica regulada man certezas que establezcan hasta dnde el ciones sociales al crecimiento. res extranjeros podrn utilizar tierras estatales para negocios inmobiliarios, lo que permitira concretar proyectos de construccin de campos de golf y viviendas para extranjeros. El hecho ha desatado crticas tanto en lo poltico como en lo ecolgico sobre sus consecuencias sociales y su sostenibilidad. Hace unos aos se calcul en 20% la pobreza urba na, aunque en zonas rurales es mayor. En las ltimas dos dcadas, ha aumentado la desigualdad social y la polarizacin del ingreso, lo que se expresa de modo diferenciado entre grupos sociales por color de la piel, gnero y lugar de nacimiento. El Estado ha declarado que garantiza el apoyo a los ciudadanos ms necesitados, a pesar de las restric ciones econmicas existentes, pero al mismo tiempo se est liberando de obligaciones hacia productos de primera necesidad que antes subsidiaba de hecho, ha anunciado la desaparicin de la libreta de abas tecimientos y la introduccin de subsidios personalizados. En este contexto, la cuestin central de la igualdad aparece aludida solo mediante la crtica al igualitarismo, segn la cual la igualdad es criticada como si fuese sinnimo de uniformidad.Novedades polticasEn el campo estrictamente poltico, tambin hay novedades, que se expresan en una mezcla de anuncios, prcticas y exigencias sociales. Las estrategias seguidas implican redistribucin de poder desde la cpula estatal hacia la sociedad, que buscan generar prcticas de desconcentracin y des centralizacin, transparencia y responsabilidad estatal, y se prometen garantas al pluralismo. En el marco del VI Congreso del PCC, Ral Castro se pronunci por la limitacin del mandato hasta diez aos a los mximos dirigentes, defendi la posibilidad de acceder a cargos estatales sin ser militante y reconoci la expresin de opiniones diferentes en tanto derecho. Asimismo, critic la aprobacin de decisiotancia de distinguir entre Estado y Partido, y entre Gobierno y sistema empresarial, y destac el papel que debe desempear la prensa y la consulta ciudadana. En las nuevas provincias de Artemisa y Mayabeque (antigua La Habana) se desarrolla un proceso experi mental orientado a la desconcentracin del poder estatal, a partir de separar, por vez primera en la historia institucional pos1959, el Estado del Gobierno y favore cer la descentralizacin local. Los gobiernos provinciales y municipales tendrn control sobre empresas p blicas de sus territorios, hasta ahora sometidas a una subordinacin centralizada. Los procesos de toma de decisiones se han institucionalizado. Se ampla el nmero de personas y organizaciones asistentes a reuniones del Consejo de Ministros, cuyas fechas son informadas y sus resultados publicados en sntesis. Se refuerza el carcter institu cional del presupuesto asignado a cada accin prevista, como mecanismo de proteccin sobre decisiones tomadas asociadamente y de control sobre los decisores. La sociedad demanda una reforma migratoria que elimine, entre otras trabas, los permisos de entrada y salida al pas, y proteja derechos de los migrantes. El gobierno anuncia que trabaja en ella, sin ofrecer un plazo o adelantar su alcance. Existe, por otra parte, un empeo explcito en la lucha contra discriminaciones antes no reconocidas, o incluso cometidas por el propio poder, como la homofobia.

PAGE 40

correomarzo-abril 2012 40pal enemigo del proceso revolucionario y da cuenta de crticas que sealan a la constitucin de grupos que desde posiciones estatales acumulan riqueza y apun talan posiciones hacia el futuro. Su enfrentamiento ha alcanzado a altos cargos, y a un importante nmero de empresas, aunque el nivel de informacin sobre estos procesos se mantiene muy limitado. en tanto personaliza los culpables de errores en funciones de gobierno y es tambin autocrtico cuando reconoce, por ejemplo, que los acuerdos de anteriores congresos del PCC se han incumplido inveteradamen te, lo que equivale a reconocer que la institucionalidad existente no ha sido el canal determinante para la toma y ejecucin de decisiones. El dilogo entre las iglesias y el Estado ha alcanzado niveles sin precedentes. La iglesia catlica ha alcanzado el rol de interlocutor del gobierno en lo referente a indultos de presos por causas con un origen poltico y por delitos comunes. Se han construido nuevas instituciones religiosas, y se han multiplicado sus actividades de difusin y educacin. En este contexto, se anuncia la visita del Papa. Se ha elevado la visibilidad y como a la juda. En el ltimo quinquenio se ha estructurado otra esfera pblica a travs del intercambio de correos electrnicos que facilita el intercambio de informacin y el ejercicio crtico, y han aparecido sitios webs, blogs, revistas, en tanto actores de opinin. Los peridicos, aunque no recogen la mayor parte de este debate, han incorporado lneas crticas estables dentro de su per cartas de lectores. Se ha criticado el llamado secretismo, obstculo para el ejercicio del derecho ciudada no a la informacin. Ha surgido un pensamiento crtico de izquierdas del modelo vigente y de algunas de las nuevas polticas, opuesto a la disidencia, que discute problemas de representatividad respecto a la expresin de la propia diversidad revolucionaria. Por otra parte, ha apareci do una nueva oposicin que se considera a s misma como democrtica liberal, con visibilidad internacio nal y apoyo de gobiernos y otras fuentes extranjeras que se oponen al proceso poltico cubano. miento es lo que su sociedad tiene en discusin. Resulta obvio que existe un consenso nacional sobre la necesidad de una renovacin. Pero este consenso se mira con documentos que las formulan. Los lmites y contradic y limitan con ello la esperanza que pueden amparar. El proceso de transformaciones comenz en 2008 con la demanda de cambios estructurales, pero est resultando una reorganizacin econmica y un anlisis del trabajo del Partido. As, se mantiene una lealtad discursiva a los valores que fundaron el tipo de socia lismo construido por dcadas en Cuba, pero no un re chazo explcito a algunas de sus prcticas, perjudicia les para la ampliacin de la construccin democrtica. poltica que tenga como interlocutora a toda la sociedad, capaz de proponer un nuevo horizonte nacional y construir.Lo viejoA pesar de todo lo anterior, las nuevas polticas no han dejado atrs viejas lgicas y prcticas obsoletas sobre el socialismo, que hoy limitan el proceso de cambios. Es imposible resolver problemas sin cambiar la mentalidad que los cre, como lo es tambin resolver un problema con medios que no intervienen, transformndola, la estructura del propio problema, o que resultan limitados frente a la escala del dilema que buscan resolver. Asimismo, es insostenible andar el mismo sendero, si lo ms ecolgico resulta caminar en otra direccin. Cuando el documento de la Conferencia Nacional a las organizaciones estudiantiles y reforzar la atencin a las organizaciones de masas, se repite una fr mula empleada desde hace dcadas, no se plantean soluciones distintas. En vez de perfeccionar este modelo de relacin, se tratara de conceder completa autonoma a dichas organizaciones, constitucionalizarlas en su interior con la obligacin de un funcionamiento democrtico y procesar polticamente el liderazgo del Partido hacia ellas, creando una combinacin de actores efectivos de poder y abriendo canales de representacin mlti ple de lo social. El mismo documento llama a fortalecer la unidad nacional en torno al Partido y la Revolucin (), sobre la base de que Patria, Revolucin y Socialismo estn fusionados indisolublemente y se critica la falsa unanimidad. La convocatoria al IV Congreso del PCC, celebrado en 1991, refutaba tambin la unanimidad. Sin embargo, se sigue reivindicando una doctrina de Estado que determina la existencia de una voluntad poltica nica la estatal sobre las voluntades polticas presentes en la sociedad. Por ello, la unidad deviene unanimidad, pues expresa no una voluntad poltica

PAGE 41

correomarzo-abril 201241da de modo unitario. Por otra parte, se establece una continuidad entre el uso actual del concepto y el contenido que la unidad posea en 1959. Sin embargo, su plataforma parta entonces de organizaciones con carcter independiente, con una identidad caracterizada en su membresa y medios de comunicacin propios. Hoy la convocatoria a la unidad no parte del reconocimiento previo de diferencias sustantivas de origen en tanto organizacin poltico institucional de la diversidad de opiniones, y termina conduciendo implcitamente al unanimismo, pues reclama la unin no desde la diferencia, sino desde la uniformidad. desde ella construir articulaciones unitarias. Simultneamente, sera revolucionario recuperar el nacionalismo democrtico elaborado en Cuba por Jos Mart, que, sin marcar ideolgicamente a la nacin, procesa al unsono la inclusin social del pueblo y la igualdad poltica de la ciudadana. La formulacin de un nuevo proyecto de pas supone aprender a procesar los desacuerdos, sin penalizar diferencias expre sadas en virtud de un derecho fundamental, y consi derar republicanamente el patriotismo: una pasin poltica que encuentra la patria all donde se respetan todos nuestros derechos y nos exige lealtad al orden que lo hace posible. Otro antiguo problema recurrente es que se anunmedios ordinarios para alcanzarlos. Se conmina a la so de cambios a deponer su poder y rendirse como de funcionariado, en lugar de encontrar el origen del poder burocrtico en la carencia de control social, la cultura limitada de prctica de derechos y la desigual dad sostenida del consumo. Por ello, sera revolucionario entrar a saco al re pertorio de principios que podran impedir la repro

PAGE 42

correomarzo-abril 2012 42duccin de la burocracia como clase poltica: rotacin frecuente de los ocupantes de cargos, lmites tempo rales de mandato para todo el funcionariado, electividad de los cargos estatales que cumplen funciones pblicas, incompatibilidad de funciones, autonoma de poderes pblicos, canales de reclamacin ante de cisiones tomadas por funcionarios, combate contra los privilegios, apertura de la va judicial para reclamaciones ante el mal desempeo de la gestin o lesin de derechos y, sobre todo, aquellos que ataen al control externo de la burocracia: estimular la autoorganizacin social para experimentar formas liberadas de organizacin de la vida personal, grupal y social, as como potenciar formas de poder negativo en manos de la ciudadana que le permitan disputar con xito de cisiones estatales. Se llama a cambiar mtodos y estilos de trabajo una demanda surgida hace varias dcadas, pero no se ventila poltica ni tericamente la crtica del legado de los partidos de vanguardia en el siglo XX. Su desempeo produjo la expropiacin por el liderazgo de la vida poltica en las bases partidistas, la burocratizacin extrema de su funcionamiento interno, la interaccin impositiva con la sociedad, el extraamiento de las masas, la ideologizacin sectaria manejar la diversidad social. El PCC no est sujeto a un deber constitucional de funcionamiento democrtico ante toda la sociedad. del Partido, solo sus militantes pueden reclamar dere chos. Esta diferencia entre derechos de los militantes y derechos de los ciudadanos respecto a la actuacin de la fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado mantiene una tensin conceptual y poltica, no resuelta desde 1976, en lo que atae a la participacin poltica de la ciudadana en igualdad de condiciones ante la ley. Resolver esta contradiccin supone replantearse revolucionariamente las funciones del Partido y el Estado y sus identidades: el Partido debera cumplir una funcin time en la interaccin poltica igualitaria entre actores su propio desempeo a favor de la ciudadana; y el Estado debe seguir un criterio institucional de la poltica ser un ente pblico no restrictivamente ideologizado. Se combate la corrupcin y es perseguida a travs de controles, inspecciones y normativas, pero tam bin sera revolucionario otorgar el control sobre el proceso productivo a los trabajadores, para que sean estos quienes lo produzcan democrticamente en sus propias empresas, a travs de un proceso de descentralizacin que empodere primero a los trabajadores y luego a los administradores y jefes. Einstein aseguraba que era ms fcil romper un tomo que un prejuicio. El prejuicio surge de y justilos prejuicios y los viejos hbitos necesita romper esa estructura nuclear, y encarar una redistribucin del poder dentro de la sociedad cubana que privilegie las ac ciones encaminadas a es el nico privilegio que pue de permitirse la democracia sostener la poltica como un espacio abierto para la intervencin del conjunto de la ciudadana sobre las normas que rigen su destino.El futuroEl proceso de debate sobre los Lineamientos del VI Congreso del PCC contribuy a discutir ms all de los y motiv el examen sobre la naturaleza de un nuevo modelo socialista. Ese debate apenas se inici, y est lejos de haber producido un consenso sobre el socialis mo que se busca, en un mundo donde, por solo men cionar algunos, los casos de China, Venezuela o Corea del Norte recuerdan que no existe una representacin nica de este concepto. Es necesario continuar esos debates, ms all de una discusin acotada sobre medios, que permitan ampliar intensivamente los contenidos del pacto social, mediante un ejercicio genuinamente democrtico. La poltica democrtica es la construccin colecti va de sentidos y de medios para vivir de acuerdo con ellos. El sentido del socialismo debe ser procesado en confrontacin con los imaginarios existentes en la Isla, con la historia social vivida por ella y debe ser el primer tema de una discusin abierta a la disputa de alternativas. La imaginacin sobre la revolucin en Cuba necesita, ciertamente, de una nueva experiencia civilizatoria de la sociedad en relacin consigo misma, que se entienda como democratizacin de todos los rdenes de la vida social. El curso poltico actual critica las desviaciones y errores cometidos por tradicin, pero un sistema que debate solo sobre medios est siempre debatiendo a posteriori. No alienta una esfera pblica que posibilite ltica de la ciudadana y la autonoma en la eleccin de democrtico supone, precisamente, albergar la lucha social por el sentido de lo poltico. El lenguaje popular cubano repite con mucha fre cuencia estas frases: no es fcil y vamos a ver. Ambas expresan un sentido inscrito en la cultura poltica nacional: todo lo fcil se convierte en difcil, lo difcil en imposible y se cree nicamente cuando se ve. No es fcil asumir con xito desafos de la magni tud de los que se debaten en Cuba:

PAGE 43

correomarzo-abril 201243 dad y combatir la desigualdad y la discriminacin. greso del PCC que se pronunci sobre esto ocurri en 1991 para hacerlo ms represen pacin ciudadana y de toma pblica de decisiones. la economa del capital. la economa. fortalecer ambos para sus funciones respectivas. gidos y no elegidos. organizaciones sociales en la vida pblica nacional. bierno. infraestructura de las nuevas tecnologas de la informacin y la comunicacin, y del acceso masivo a ellas. da los derechos ciudadanos y proteja la segu ridad nacional. sean responsables social y ambientalmente. tilizadas de organizacin de la cultura y el esparcimiento. que sea posible hacer poltica nacional desde lo local. nueva relacin con la emigracin cubana. dientes y al mismo tiempo negociadas con el gobierno de los estados unidos. sujecin del pas a la cultura mercantil si este fuese levantado. Vamos a ver si puede radicalizarse democrti camente el socialismo. Pero el nacional escepticismo que contiene la frase puede ser derrotado solo con ga rantas: ver para creer. Hasta el momento, no ha habido marcha atrs en las decisiones aprobadas por el VI Congreso y se estn tomando a travs de un cauce institucional, que impi de su retroceso por decisiones unilaterales. Es necesario que la Conferencia Nacional abra un camino ms all de su documento base, hacia todo lo que necesita el pas en este momento. Con todo, la democracia es siempre una peda goga: se ve lo que a diario se acta, se educa y se vive. Una poltica democrtica construye las garantas y auspicia con ellas su esperanza: inscribe su fuerza y construye sus derechos desde abajo, escribe en la ley el contenido de su poder y sus derechos, desarrolla su Constitucin segn los cambios en las condiciones del proyecto, la reforma democrticamente, se obliga a cumplirla y establece consensos sobre sus retos. Quizs se encuentre aqu un camino para llegar a un nuevo lugar. Esto no es una utopa, es un ideal: ser para creer.(*) Escrito originalmente para la revista Socialism and Democracy, de los EEUU. Esta versin en espaol ha apa recido en la revista cubana Temas. Julio Csar Guanche es editorial de SinPermiso, muy representativo de una nueva y brillante generacin de intelectuales cubanos partidarios de una visin republicano-democrtica del socialismo.

PAGE 44

correomarzo-abril 2012 44Joel Campbell Narvez* ____La Costa Caribe de Nicaragua tiene una poblacin de aproximadamente 750,000 habitantes distribuidos en dos Regiones Autnomas, Atlntico Norte (RAAN) y Atlntico Sur (RAAS) que representan el 49% del territorio del pas. El 70% de la masa forestal del pas se encuentra en las Regiones Autnomas es decir, 5.9 millones de hectreas de cobertura vegetal, pudiendo generar 254 millones de dlares anuales. Tambin cuenta con importantes depsitos de oro, plata y estao en los municipios de Siuna, Rosita y Bonanza que integran el Tringulo Minero. Tiene 541 Km de playa y una extensa plataforma continental en su lecho marino. Aporta el 50% del volumen nacional anual de productos del mar y cuenta con un importante potencial estratgico de hidrocarburos (concesio nes para explorar y explotar el petrleo en el Caribe) Los grandes ros (Wanki, Escondido, Rio Grande de Matagalpa, Wawa, Kurinwas, Prinzapolka) que desembocan en el Caribe, poseen un alto potencial para la generacin de energa hidroelctrica, con capacidad para abastecer a Nicaragua y Centroamrica. Pero el recurso ms importante que posee la costa Caribe es su diversidad cultural, su historia y su gente, los pueblos indgenas precolombinos: Miskitos, Mayagnas y Ramas y los pueblos afro descendientes: Kriols y Garfunas, y los Mestizos (hispanoparlantes) nacidos en la Costa Caribe.El Caribe, mucho ms que un gigante despiertoEtnias CaribeasEn la costa Caribe de Nicaragua existen seis dife rentes etnias que conviven y comparten el territorio: Miskitos, Mayagnas, Ramas, Kreol, Garfunas y Mestizos (hispanoparlantes), todos con un origen histrico diferente pero con cosmovisiones similares y un futuro comn. Culturas precolonialesEl pueblo Sumo MayagnaComunidad indigena, descendiente de la familia lingstica macro chibcha, los Sumu-Mayangna, es una de las culturas que ha habitado por ms tiempo el Caribe nicaragense. Segn Zapata (1996:14), este pueblo est habitando las hoy Regiones Autnomas desde el primer milenio d.n.e., cuando la civilizacin Maya comenz a declinar. Con el nombre Sumo se conoce hoy a todos los para sus diferentes grupos: Ulwa, Panamahka, Bawihka o Tawahka, siempre que uno no se contentaba con los nombres genricos como caribes que quera de cir algo as como enemigos de Su Majestad, indios salvajes o tambin libres, an no subyugados La historia oral de esta cultura narra que su origen es asitico, fundamentalmente chino, dado que hace lipinos y otras tribus asiticas, esta poblacin tuvo que emigrar a otras tierras para volver a fundar sus lugares de asentamiento.

PAGE 45

correomarzo-abril 201245A su arribo a estas latitudes se asentaron en el rea pa, adems de parte de lo que hoy es el departamento de Chontales, Matagalpa y Jinotega. La principal actividad econmica depende del rea madera, la pesca y agricultura se encuentran entre las actividades econmicas ms comunes.El pueblo RamaLos Rama, cultura descendiente de los Chibchas, de la rama Arawac, tienen un origen que, segn algu nos historiadores, es producto de la emigracin de mi les de aos que hicieron los Chibchas del norte, hacia las tierras del sur, de lo que hoy es Colombia, que luego regresaron hacia el norte hasta ubicarse en la actual isla de Ramaki. Sede de esta cultura en la Regin Autnoma Atlntico Sur. Durante la conquista espaola, poblaban de manera dispersa el sureste de Nicaragua y el noreste de Costa Rica. Un islote al sur de la baha de Blue fields, denominado Rama Cay, constituye el principal asentamiento rama. El resto de la poblacin vive dispersa en pequeas comunidades o caseros localizados desde el sur de Bluefields hasta la cuenca del ro Punta Gorda, localizndose en las siguientes comunidades: Rama Cay, La Cruz del Coco, Punta guila y una pequea comunidad en el municipio de San Juan del Norte. Estas comunidades cuentan con terrenos generalmente cultivados en Ro Corn, Willing Cay, ro Punta Gorda, Kukra River, Tursuani y Dukuno (Hodgson, 1993). El tamao poblacional no se ha podido establecer con certeza debido a la inaccesibilidad de muchas de las reas que pueblan. Numricamente, los Rama re presentan la etnia ms reducida de la Costa Caribe: se habla de un total de 1,404 personas. El porcentaje de esta poblacin, en el conjunto de la poblacin indge na y Creole tradicional del Caribe, apenas supera lige ramente el 0.5% del total de las dos regiones. La base de subsistencia de los Rama est principalmente en la agricultura tradicional y la pesca. Las actividades de caza y recoleccin son una alternativa para obtener vveres durante los tiempos crticos del ao cuando hay escasez de alimentos.El pueblo MiskitoLos Mskitu ocupan amplias zonas de RAAN, algu nas tierras de la RAAS y del departamento de Jinotega. La poblacin de indgenas mskitu en la RAAN, es de un 58.41%; sobrepasa ampliamente el 35.63% de la poblacin mestiza y a todos los dems grupos en su conjunto. En el mbito global de la Costa Caribe, sin incluir las comunidades de esta etnia que habitan en Jinotega, sigue ocupando el primer lugar entre los grupos tnicos tradicionales de la Costa y alcanza el segundo despus de la poblacin mestiza. Por el lugar de sus asentamientos en Nicaragua, los Mskitu que habitan en la RAAN se encuentran mayoritariamente localizados sobre la margen sur del ro Coco o Wanki, en el Municipio de Waspam, y a lo largo del litoral Caribe, desde Cabo Gracias a Dios hasta la barra del ro Grande de Matagalpa, abarcando las jurisdic ciones de cuatro municipios. Se destacan tambin los asentamientos de los sectores de Tasba Raya en Waspam y en los llanos del Norte y Sur de Puerto Cabezas. En opinin de la mayora de los etngrafos y antroplogos, estos indgenas y sus parientes cercanos, los Sumu y Rama, pertenecen a la gran familia lingstica macro-chibcha. Se ha sostenido que la condicin tnica de este pueblo no ha tenido cambios sustanciales siglo XV, pero dicen otros entendidos, probablemen te con ms fundamento, que su condicin actual es el producto del mestizaje sanguneo y cultural con euro peos y africanos (Williamson-doc.) Se ha establecido que entre los Mskitu de la Costa Caribe, aunque prima desde el punto de vista cultural africano. Parece ser que de los pueblos que ocupaban la Costa Caribe de Nicaragua, fueron los nativos mskitu vecinos del Cabo Gracias a Dios, los primeros en entablar comunicacin con los europeos. Se anota que comerciaron activamente con los ingleses establecidos en Providencia y que el acceso a los bienes europeos, especialmente a las armas, les poltico (Hale y Gordon). Miskitos en 1894.

PAGE 46

correomarzo-abril 2012 46En la RAAS, deben mencionarse los ncleos de poCorn Island y Kukra Hill, como poblacin urbana; y los asentamientos de la desembocadura del ro Grande de Matagalpa y la cuenca de Pearl Lagoon (Laguna de Perlas), en el municipio de este nombre, como asentamientos rurales (Awas, Raitipura, Kakahbila, Set Net, Tasbapouni). En el departamento de Jinotega, sector del Alto Ro Coco, tienen tambin sus lugares de hbi tat diez comunidades, con una poblacin estimada de 5.000 personas (Williamson-doc. 3). Se ha hecho un clculo aproximado de unas 530 familias de este pueblo que viven en la ciudad de Ma nagua (Williamson-doc.3) y se sabe de un importante ncleo del mismo que tiene sus asentamientos en Honduras y otro menor que habita en Costa Rica.Culturas colonialesEl pueblo creoleEl grupo tnico nicaragense ms estrechamente relacionado con el fenotipo y la identidad sociocultu ral africana es el Creole, que tiene su mayor centro de poblacin en la Costa Caribe, especialmente en la re (Hale y Gordon-1987). El origen de la poblacin Creole de la Costa Caribe nicaragense es muy diverso y en la mayora de las fuentes informativas que hablan sobre el tema, se mencionan el naufragio de barcos de esclavos y las sublevaciones de esclavos que eran llevados a otros terri torios americanos y que escapaban y buscaban refugio en la regin. Se menciona tambin a numerosos hombres negros libres que arribaron a estas costas entre los siglos XVII y XVIII y llegaron a conformar verdaderas comunidades en continua expansin por el mestizaje y el refuerzo que represent, en tiempos posteriores, la llegada de inmigrantes que provenan de Jamaica y de las plantaciones de la Costa adonde haban trabajado bajo el rgimen esclavista (Hale y Gordon). Sin embargo, hay una teora del genetista Wells que seala que la humanidad es hija de negro, lo que llevara a explicar un poco el origen de la poblacin Creole en la Costa Caribe nicaragense. Wells, de 33 aos, recorri los 5 continentes siguiendo las huellas genticas de las primeras migraciones que poblaron el planeta. Tom miles de muestras de sangre de aborgenes. Su estudio traza una lnea de descendencia de 2,000 generaciones que se remonta 60.000 aos atrs, a los hombres que salieron de frica. El hombre primitivo parti de frica en dos oleadas. La primera comenz entre 50 mil y 60 mil aos atrs, y recorri la costa sur de Asia para llegar finalmente al norte de Australia. Este viaje fue motivado por una intensa sequa que azotaba al continente africano, como resultado del perodo glacial, que concentr el agua en los polos. Los animales lo abandonaron buscando agua y pasturas; y los cazadores los siguieron. (Tomado del estudio de Vctor La segunda salida se produjo hace 45.000 aos. Esos hombres partieron a lo que hoy es Medio Oriente; un grupo sigui luego hasta la India, mientras que otro lleg hasta China. Diez mil aos despus, de Asia central partieron grupos de viajeros hacia Europa, atravesando cubiertas de hielo habitadas por mamuts y bisontes; tambin de Asia central habran de partir, 15,000 aos ms tarde, hacia Siberia. Finalmente, hace 20 mil o 15 mil aos, un grupo de 10 a 20 personas que habitaban el rtico logr cruzar al continente americano, a travs del estrecho de Bering. A medida que la era glacial retroceda y los casquetes polares se derretan, aumentaba el nivel del mar, aislando a los pobladores americanos, que comenzaron a desplazarse hacia el Sur. El desarrollo de la comunidad Creole en la Costa Caribe estuvo asociado a la adquisicin de un notable poder econmico, social y poltico que se mantuvo an despus de la evacuacin britnica de la Costa, ya que un alto porcentaje de esta poblacin rehus marchar se con los britnicos (1860). En 1894, con motivo de la llegada de fuerzas nicaragenses a la Mosquitia y el establecimiento del dominio poltico de la nacin, estas condiciones vinieron a ser afectadas (Hale y Gordon). El mayor centro de asentamiento de la poblacin tuvo un gran desarrollo en el siglo XIX, llegando a convertirse en la capital o centro administrativo ms auge otros centros como Corn Island, Pearl Lagoon, San Juan del Norte y Puerto Cabezas (Bilwi).

PAGE 47

correomarzo-abril 201247En las cifras que intentan mostrar el tamao de la poblacin Creole o Criolla de la Costa Caribe, se endatos de Jos Acosta hablan de algo menos de 22,000 personas de este sector, y los de Hale y Gordon y de Grossman hablan de no ms de 26,000. La cifra de Williamson, que se apoya en fuentes ms actuales, hace subir el nmero a 36.419. Entre los grupos tnicos que por tradicin han ocupado la Costa Caribe y que, en atencin a ello, estn llamados a obtener un reconocimiento legal de tierras segn las normas constitucionales y legales, los Creoles o Criollos ocupan el segundo lugar despus de los Mskitu con una poblacin que representa la cuarta parte de la poblacin nativa tradicional.El ingls CreoleExiste una subvaloracin del ingls Creole, asumiendo que el ingls estndar es el mejor ingls que existe; es indudable la importancia que tiene el llama do ingls estndar desde la perspectiva de los negocios a nivel mundial, pero eso no implica que se des valorice y discrimine el ingls Creole, y la importancia que tiene desde el punto de vista humano y lingstico. El esquema de la gramtica del ingls Creole no ha sido estudiado con la profundidad necesaria; un valioso esfuerzo en este sentido, fue realizado por Wayne ONeil, que asume como punto de partida la tesis doctoral de J. Holm, en 1978, The english creole of Nicaraguas Miskito Coast. Citamos algunos aspectos generales de este estudio: Debido a su origen particular, se supone que los idiomas criollos iluminan, de manera extraordinaria, el lenguaje y su desarrollo en el individuo y la sociedad. para la gran cantidad de tiempo y energa que la lingstica moderna ha invertido en ellos. El ingls nicaragense tambin conocido en la literatura sobre los criollos como el ingls criollo de la Costa es el trmino utilizado para referirse a la lengua materna de unas 30 mil personas en la Costa Caribe de Nicaragua Hale y Gordon (1987), siendo la ciudad de Bluefields, en la RAAS, su capital cultural y comercial. En su mayora son afro-americanos, descendien tes de esclavos que escaparon hacia la costa miskita o fueron tenidos ah en cautiverio, trados de otras par tes del Caribe por colonos britnicos desde la mitad del siglo XVII, o que vinieron a la Costa provenientes de otras colonias britnicas en el Caribe despus de que fuera abolida la esclavitud a mediados del siglo XIX. Dentro de los hablantes del ingls nicaragense, se encuentran tambin unos dos mil Garfunas e indge nas Rama; estos dos pequeos grupos han perdido, en gran medida, sus idiomas originales. Hay unos cuantos Rama, sin embargo, que todava hablan su lengua nativa (Craig 1990, 12-14) mientras que los Caribes, exilados por los britnicos sumariamente de su isla nativa de San Vicente a la Costa Caribe de Centro Am su lengua nativa en Honduras, Guatemala y Belice. Un nmero indeterminado de los cerca de 70 mil indge nas Mskitu de Nicaragua tienen tambin como lengua materna el ingls nicaragense, y otros lo hablan como segunda lengua....Cosmovisin CreoleEl hecho de que la poblacin Creole sea bsicamente urbana, propici una fuerte evangelizacin de parte de los misioneros moravos alemanes que fueron los primeros evangelizadores que llegaron a la Costa Caribea (1849). En trminos comparativos, no es lo mismo tratar con una feligresa compacta poblacionalmente, que la tarea de evangelizar a comunidades dispersas. La mayor parte de los Creole pertenecen a religiones protestantes. Son moravos (en su mayora), anglicanos, bautistas y evanglicos de otras denomi naciones. Sin embargo, hay una presencia mgico-religiosa que lleva a una doble prctica social. Por un lado, se condena los rituales, pero la mayora cree y de una u otra manera los practica con o sin la ayuda de la persona que invoca el espritu de Obeah. Algunos pueblos africanos mantienen una fuerte creencia en el poder del obeahismo y Myalismo, que fueron conservados vivos por los Obeah-men y Myalwomen que venan en los buques de esclavos... Obeahman estaba ms vinculado con prcticas de brujera (sorcery) y Myalwoman para enfrentarse con los desastres (Claypole, tomo 1, 2001: 108).

PAGE 48

correomarzo-abril 2012 48 El 2 de septiembre de 1987, Nicaragua hizo historia al aprobar por primera vez en Am rica Latina, una ley que conceda amplia autonoma a pueblos autctonos. El 30 de octubre de ese ao, fue publicado el Estatuto de la Autonoma de las Regiones de la Costa Atlntica de Nicaragua. Los Considerandos, de la ley, son los siguientes: Considerando: I. Que en Amrica Latina y otras regiones del mundo las poblaciones indgenas sometidas a un proceso de empobrecimiento, segregacin, marginalidad, asimilacin, opresin, explota cin y exterminio exigen una transformacin profunda del orden poltico, econmico y cultural, para el logro efectivo de sus demandas y aspiraciones. II. Que la Regin Atlntica nicaragense constituye aproximadamente el 50% del territorio patrio y, con cerca de trescientos mil habitantes representa el 9.5% de la poblacin nacional, distribuida en: ciento ochenta y dos mil Mestizos de habla hispana; setenta y cinco mil Misquitos con su propia lengua; veintisis mil Creoles de habla inglesa; nueve mil Sumos con su propia lengua; mil setecientos cincuenta Garifunas, la mayora de los cuales han perdido su lengua, y ochocientos cincuenta Ramas de los cuales slo treinta y cinco conservan su lengua. III. Que la identidad multitnica del pueblo nicazaas de hroes Indo-americanos como Diriangn, Cuauhtemoc, Caupolicn y Tupac Amaru que nunca claudicaron y en la gesta de Augusto C. Sandino quien sembr de esperanzas y de terminacin a los indgenas del Ro Coco sus cooperativas agrcolas y mineras y quien or gullosamente al mundo proclam: Soy nicaragense y me siento orgulloso porque en mis venas circula, ms que todo, la sangre india que por atavismo encierra el misterio de ser patriota, leal y sincero. IV. Que la lucha revolucionaria del pueblo nicaragense por construir una nacin nueva, mul titnica, pluricultural y multilinge, basada en la democracia, el pluralismo, el antimperialis mo y la eliminacin de la explotacin social y la opresin en todas sus formas, demanda la institucionalizacin del proceso de Autono -Fundamento de la Autonomama de las Comunidades de la Costa Atlntica de Nicaragua en tanto se reconocen los dere chos polticos, econmicos, sociales y cultura les de sus habitantes, garantiza la igualdad en la diversidad; fortalece la unidad nacional y la integridad territorial de la nacin; profundiza los principios democrticos de la Revolucin y trastoca en sus aspectos ms profundos la esencia misma de, la sociedad dependiente y explotadora que nos heredo el pasado. V. Que el proceso de Autonoma enriquece la cultura nacional, reconoce y fortalece la idenlas culturas de las Comunidades de la Costa Atlntica; rescata la historia de las mismas; reconoce el derecho de propiedad sobre las tierras comunales, repudia cualquier tipo de discriminacin; reconoce la libertad religiosa y, sin profundizar diferencias reconoce identidades diferenciadas para construir desde ellas la unidad nacional. VI. Que la experiencia acumulada a travs del proceso del proceso de Autonoma est demostra do que slo en la medida en que se mantenga indisoluble la lucha por las reivindicaciones eslos trabajadores y dems sectores explotados y oprimidos de las naciones podr alcanzar una solucin genuina. VII. Que la Autonoma hace posible el ejercicio efectivo del derecho de las Comunidades de la Costa Atlntica a participar en el diseo de las modalidades de aprovechamiento de los recur sos naturales de la regin y de la forma en que en la Costa Atlntica y la nacin, crendose la base material que garantice la sobrevivencia y desarrollo de sus expresiones culturales. VIII. Que el nuevo orden constitucional de Nicaragua establece que el pueblo nicaragense es de naturaleza multitnica; reconoce los derechos de las Comunidades de la Costa Atlntica a pre servar sus lenguas, religiones, arte y cultura; al goce, uso y disfrute de las aguas, bosques y tierras comunales; a la creacin de programas especiales que coadyuven a su desarrollo y ga rantiza el derecho de estas Comunidades a or ganizarse y vivir bajo las formas que correspon den a sus legtimas tradiciones (Artculos. 8, 11, 49, 89, 90, 91, 121, 180 y 181 Cn.)

PAGE 49

correomarzo-abril 201249En general, las razones que mueven a comunicarse con Obeahman o woman (una variante con relacin a lo expresado por el autor anterior), en general son: natural etc. cualquiera y/o para llamar a la buena suerte Hoy en da, la cultura Creole mantiene el Obeah como parte fundamental de sus creencias. A pesar de ciento cincuenta aos de misin y profesin de religio nes protestantes, los espritus siguen siendo invocados por personas llamadas a tener contacto con las fuerzas sobrenaturales. Prcticamente todos los creoles, sin distingo de religin o nivel educacional tienen un profundo respeto por las creencias que han sido legadas por sus antepasados. En la vida cotidiana de hoy, en Bilwi, un juego o campeonato de basketball o de ba seball es pretexto para una invocacin a las fuerzas de los espritus, a como lo puede ser un buen negocio. Inclusive hoy en da, muchos practican ritos con ren que dichos cultos vienen de Jamaica y que son los jamaiquinos quienes los desarrollaron. Obviamente el hecho de que hace menos de dos siglos en las plantaciones de azcar de Jamaica haban grandes aglomeraciones de esclavos que conservaron sus creencias y costumbres, fue lo que incidi en la preservacin de estos cultos. Mientras, los pobladores afrocaribeos que llegaron como sirvientes de los bri tnicos en pequeos grupos, fueron aculturizados ms rpidamente. De igual manera, los Creole tienen un profundo respeto por las seales de lo desconocido o sobrenatural. Un gallo que canta al medioda, un perro que alla por la noche, una mariposa negra, pueden ser seales que hay que respetar. Existen asimismo especialistas en predecir el futuro, que gozan de gran respeto en la sociedad Creole, as como ritos que nadie se atrevera a cuestionarlos como sembrar chile de guinea en el patio o la famosa Mary Gold, plantas que Son conocidos los efectos del nido del pjaro macu, de polvos que adormecen a los habitantes, todos ele mentos que, debido a la profunda fe que en ellos tienen los pobladores Creoles, no son mitos y leyendas, son realidades de la vida cotidiana.Pueblo GarfunaSegn Hale y Gordon, en la actualidad hay entre 60 y 70.000 Garfuna-parlantes (o Caribes negros) viviendo en la Costa Caribe de Centro Amrica, desde Belice a Laguna de Perlas en Nicaragua. Aaden que, an cuando el fenotipo de la gente Garfuna es africano, sus caractersticas lingsticas son las de la gente amerindia que habit las Antillas. Cuando los espaoles dicen los autores citados invadieron el Caribe, estas islas estaban ocupadas por un grupo de amerindios ms tarde conocido como Caribe isleos. Hubo mestizaje con africanos y la poblacin mezclada resultante luch contra los colonizadores franceses, ingleses y holandeses. Resistieron esas incursiones durante ms de un siglo, pero su dominio se redujo a San Vicente (donde se ubica la mayor parte de la poblacin) y a Dominica. Aunque algunos han puesto en duda la identidad de este sector de poblacin como grupo indgena y han querido demostrar que se tratara de un grupo tnico afroamericano, como los criollos o creoles, algunos autores, como Williamson, les reconoce como grupo los como pueblo. Aclara el autor citado en apoyo de su tesis, que los Garfuna o Caribes, originados de la mezcla de amerindios antillanos con esclavos y nufragos de origen africano, slo llegaron a Nicaragua a mediados del siglo XIX desde Belice y Honduras para nentemente en el municipio de Pearl Lagoon, hacia la dcada de los aos veinte del siglo recin pasado. Aade que sus asentamientos actuales (La Fe, Orinoco,

PAGE 50

correomarzo-abril 2012 50 Como en el caso de los dems sectores de la pobla cin de la Costa Caribe, se registran notorias diferen cias en las cifras que, en los distintos datos estimati vos, se ha calculado la poblacin Garfuna. Se observa, que mientras los clculos de Jos Acosta sealan una poblacin para 1995 de 1,135 habitantes de este grupo y Hale y Gordon y Grossman hablan respectivamente de 1,487 y 1,750, Williamson informa de un total de 3,068 personas del mismo sector mencionado en el ao de 1996, aclarando que esta cifra originada en el Gobierno de la RAAS parece estar sobreestimada. Con fundamento en los clculos de Williamson, los Garfu na se ubican por su nmero en el penltimo lugar den tro de los grupos tradicionales en Nicaragua, con un 2.16% de la poblacin.Cultura post y neocolonialPueblo MestizoLa presencia de los mestizos como cultura e identi dad tnica en la Costa Caribe nicaragense, est asociada a la presencia del Estado de Nicaragua en esta su fecha de asentamiento ha determinado que se le conozca como una cultura post y neocolonial. Segn las informaciones disponibles, los primeros asentamientos importantes de poblacin emigrante Los garfunas llegaron a la Costa Caribe nicaragense en 1832 con los mismos objetivos que los motivaron desde su instalacin en el continente americano (luego del naufragio del barco negrero en 1636 cerca de la isla San Vicente, en las Antillas Menores): luchar por la tierra, ser reconocidos como etnia y conservar su identidad cultural. Pero en estos objetivos los garfunas se encon traron con la frrea oposicin de los miskitos, como poseedores de los territorios habitables, y de los negros creoles, que los obligaron a aceptar el ingls como lengua para las transacciones econmicas y medio para su insercin y reconocimiento en la sociedad, segn una investigacin sobre las etnias en el Caribe nicaragense, de Silvio Araica Aguilar y Cleopatra Morales (mayo, 2000).Los Caribes rojos ciones entre creoles y garfunas, a pesar de tener sus ancestros un mismo origen africano, radica en la genealoga de su composicin tnica y por ende del resultado del sincretismo cultural. Araica y Morales explican que los creoles nicaragenses recibieron de los ingleses su lengua, su religin y sus costumbres. En cambio, los garfu nas son el resultado de una mezcla de cultura con los Caribes Rojos suramericanos, europeos y mes tizos centroamericanos. Pero a ambos grupos los une sus rasgos con la cultura africana. Segn los autores mencionados, como producto de las diferencias en la composicin tnica de am bos grupos, las contradicciones fundamentales entre ambos se establecen en la prctica religiosa, en los prejuicios raciales, como efecto de la esclavitud colonial, en las costumbres y las lenguas. Por ejemplo, mencionan que cuando los garfunas se posesionaron de la parte este de la isla de San Vicente y fundaron sus comunidades libres, los Caribes Rojos pidieron ayuda a los franceses para desalojar los, quienes ante la resistencia garfuna debieron emplear a los misioneros catlicos para evangelizarlos. Segn los autores, de ah surge el sincretismo afro-catlico garfuna, que sin negar sus propias creencias religiosas animistas africanas, reelabora santos con los espritus de sus ancestros como me diadores ante Dios, transformndolos en luchadores de la libertad a partir de los preceptos de igual dad y fraternidad en la doctrina de Cristo. Y -continan explicando- la creencia en los espritus y en los santos, en los ritos cristianos y afri canos, son los ejes de contradiccin con los creoles, que por ser protestantes satanizan estas prcticas,

PAGE 51

correomarzo-abril 201251 segunda mitad del siglo XIX, y fueron inducidos por las nacientes empresas para la explotacin del banano y las actividades de la minera del oro. La corriente migratoria parece haberse incrementado despus de 1894. Hale y Gordon apuntan que pese a que la coloniza cin mestiza comenz en el siglo XIX, el grueso de la colonizacin parece haberse dado a partir de 1950, y destacan que en el corto perodo de 10 aos cerca de 11% de la poblacin de los departamentos de la regin central de Nicaragua migr hacia las tierras del Caribe, tores que slo en 1963, en cumplimiento de los planes de colonizacin del gobierno de Somoza, llegaron a trasladarse cerca de 3,000 familias a la poblacin re cin fundada de Nueva Guinea (Hale y Gordn). No hay uniformidad en las cantidades estimadas sobre el volumen de poblacin mestiza en la Costa Caribe. As, mientras Hale y Gordn, de una parte, y Grossman, por otra, hablan de 182.000 ms mestizos, el trabajo de ordenamiento de informacin hecho por Williamson trae la cifra total en las dos regiones de 104.217. Tomando como cifra razonablemente ms ajustada a la realidad la que trae Williamson, por la diversidad de fuentes en que se apoya y su mayor actualidad, encontramos que la mestiza representa en la RAAN un 35.63% de la poblacin total, mientras que en la RAAS corresponde al 51.73%, para un por centaje promedio total en el mbito de las dos regiones del 42.35%. Entre las principales caractersticas del pueblo mestizo se encuentran las siguientes: ceso de colonizacin en el siglo XVI, es producto del emparentamiento de europeos con poblacin autctona. nmicos y polticos en el sistema colonial; discriminada socialmente por los distintos pueblos culturalmente diferentes. muchas veces se constituye la mayora en los pa ses que habita. poder econmico y poltico. en el proceso de colonizacin interna del Estado de Nicaragua a partir de 1860. Wyke en 1860, que permite la presencia del Estado de Nicaragua en esta rea. permite un mayor desarrollo de la cultura mestiza en la Costa Caribe. cin de tierras en sus lugares de origen. espaoles. hombre y dueo de la casa. los hijos. para el desarrollo de su actividad econmica: ganadera-agricultura y el comercio. Ejercen el poder econmico a travs de actividades econmicas ligadas al comercio, la ganadera y la agricultura. nmica. adultez y en el rea rural durante la adolescencia y por lo general son matrimonios o parejas acor dadas entre los familiares. evanglica. amistad, laboral y social (bautizos, bodas, comuas, escuela entre otras). de la Autonoma de acuerdo a la generacin: ter cera generacin posicin autonmica, primera generacin desconoce proceso. la cultura: tercera generacin apropiada de elementos de diversas culturas, primera generacin mantiene sus costumbres tradas de su lugar de origen. crecimiento econmico comercial. Rgimen jurdicoPara su administracin, el Estado de Nicaragua se divide en 15 departamentos y dos Regiones bajo un sistema poltico administrativo especial conocido como Rgimen de Autonoma. Este sistema autonmico est conformado por 47 miembros de la diferentes etnias que viven en la Costa Caribe de Nicaragua. Este proceso de Autonoma, que se fundamenta en el Estatuto de Autonoma (Ley 28) y la Constitucin Poltica de Nicaragua de 1987, reconoce el derecho de las y los costeos de elegir sus propias auaparato pblico regional, recaudar impuestos y administrar la educacin, salud y justicia conforme sus culturas y tradiciones.

PAGE 52

correomarzo-abril 2012 52Entre otras cosas, el Estatuto establece que: Artculo 11.Los habitantes de las Comunidades de la Costa Atlntica tienen derecho a: 1La absoluta igualdad de derechos y deberes entre de desarrollo. culturas. rras comunales dentro de los planes de desarrollo nacional. 4Desarrollar libremente sus organizaciones sociales mediante programas que recojan su patrimonio histri ma educativo nacional. propiedad y la trasmisin de la misma. giones Autnomas. cina natural acumulados a lo largo de su historia. Artculo 12.Los miembros de las Comunidades de su propia identidad tnica. Artculo 18.giones Autnomas se regir por regulaciones especiales con la Constitucin Poltica de Nicaragua. Artculo 19.puesto por cuarenta y cinco Miembros elegidos por voto que determine la Ley Electoral. Artculo 20.Sern tambin Miembros del Consenoma. Artculo 33.y externos y otros ingresos extraordinarios no presupuesArtculo 35.tatuto y las leyes. Artculo 36.La propiedad comunal la constituyen estn sujetas a las siguientes disposiciones: 1Las tierras comunales son inajenables; no pueden imprescriptibles. 2Los habitantes de las Comunidades tienen derecho a trabajar parcelas en la propiedad comunal y al do. La aprobacin del Estatuto de Autonoma fue esende Nicaragua y los pueblos afrodescendientes e indge nas en 1984, permitiendo la eleccin de los primeros Gobiernos Regionales Autnomos en 1990. Con la Autonoma de la Costa Caribe se instaura un modelo de democracia representativa revestido con nuevas leyes aprobadas por la Asamblea Nacional, que se supone deben contribuir a la consolidacin del marco jurdico Entre estas Leyes se puede mencionar la Ley de Lenguas; el Modelo Regional de Salud incorporado a la Ley General de Salud; la Ley General de Educacin con el Sistema Educativo Autonmico Regional (SEAR) re conocido como un nuevo sub-sistema de la educacin nicaragense; la Ley de Demarcacin y Titulacin de la Propiedad Comunal en las Regiones Autnomas y los ros Indio, Coco, Bocay y Maz (Ley 445); la Ley Orgnica del Poder Judicial que establece la creacin de un Modelo de Administracin de Justicia para las Regiones Autnomas que incorpora el Derecho Consuetudinario; Ley de Acceso a la Informacin Pblica que incluye aspectos centrales respecto al Derecho a la Informacin desde una perspectiva multitnica e intercultural. Asimismo, en el marco del proceso de Autonoma se crearon por primera vez dos universidades comunitarias en la Costa Caribe (URACCAN y BICU) y se fundaron organizaciones afro descendientes e indge pueblos, entre las que podemos mencionar el Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonmicos (CEDEHCA), FADCANIC, ADEPHCA, BLACK FAR MERS (Laguna de Perlas), todas organizaciones cuya misin es el fortalecimiento del proceso de autonoma como eje fundamental del desarrollo con identidad.Qu es Autonoma?El Reglamento del Estatuto de Autonoma, aproba do el 9 de julio de 2003 y publicado en La Gaceta el 2 de Es el sistema o forma de gobierno, jurdico, poldescentralizado dentro de la unidad del Estado nicaragense, establece las atribuciones propias de las Re -

PAGE 53

correomarzo-abril 201253giones Autnomas de la Costa Atlntica de Nicaragua, de sus rganos de administracin, los derechos y de beres que corresponden a sus habitantes para el ejer cicio efectivo de los derechos histricos de los pueblos indgenas y comunidades tnicas de la Costa Atlntica de Nicaragua, consignadas en la Constitucin Poltica de la Repblica de Nicaragua, la Ley 28 Estatuto de Autonoma y dems leyes de la Repblica. pectos esenciales de la Autonoma de las regiones Caribeas y sus derechos: Autonoma Jurdica: cultades se derivan de la Constitucin Poltica y la Ley 28. Autonoma Poltica: Autonoma Normativa: Es la potestad de regular materias de su competencia mediante resoluciones y or denanza de obligatorio cumplimiento en su jurisdiccin. Autonoma Econmica Financiera: que le son suministrados por el Estado y los que obtenmicos regionales. Autonoma Organizativa: Es el derecho de vivir y social que corresponden a sus tradiciones histricas y culturales. Autonoma Cultural: nes Autnomas de preservar y promover su cultura multitnica. Autonoma Administrativa: Es la capacidad de crear atribuciones que le son propias y de establecer sus propias polticas y normas respecto a los asuntos que les competen. Asamblea Comunal: Es la reunin de los miembros costumbres y tradiciones. Autoridad Comunal Tradicional: Es la autoridad tra dicional de las comunidades indgenas y tnicas electas en asambleas segn sus costumbres y tradiciones para que los represente y los gobierne. Autoridad Territorial: electa en asambleas que representa a un conjunto de cocuyos miembros son electos por las autoridades comuna rea de Uso Comunal: Son aquellas reas de uso nidades indgenas con exclusin de terceros. Comunidades de la Costa Atlntica o Caribe de Nicaragua: Se entiende como entidades jurdicas soConstitucin Poltica y la Ley 28. Comunidad tnica: Comunidad Indgena: ascendencia amerindia que comparten sentimientos de mantienen rasgos y valores propios de su cultura tradide organizacin social propias. de Pearl Lagoon, RAAS.

PAGE 54

correomarzo-abril 2012 54Por Mara Dolores lvarez Arzate y Bayardo Gmez Montenegro* _____La entrevista con Marcelina Zenn en 2007, ilustra con sus recuerdos las tradiciones, cos tumbres y tecnologas utilizadas para la prepa racin y conservacin de alimentos preservadas en la cultura garfuna, la cual se expone a continuacin: [Nuestros padres] Utilizaban el pino para prender el bastante harina para cocinar y de los sacos de la harina tenamos un vestido y andbamos descalzos. Cazaban una parte se guardaba. Las carnes se podan hacer asa das o cocidas en agua con leche de coco. Para conservar el pescado se salaba se le atravesaba un palito y se pona a ahumar o a secar al sol. Usaban para cocinar unas porras con patitas para sostenerse. Los primeros platos eran de madera planos y hondos. Tombamos en jcara y comamos con jcara [posiblemente segmentada en gajos a manera de cuchara]. El pescado dejaba un olor como el plato hondo de peltre. Ahora todo esto ha sido sustituido por plsticos. Asaban el pescado metindoles y lo ponan al sol. Ahora la gente le pone limn y sal y lo de energa para cocinar era la lea. Muchas veces coman los alimentos directamente de las porras con las porque participaban todos tomando de la misma olla. La abuela y los nios coman primero y hasta que se llena cientes bancas. Para comer y socializar se hicieron bancas de madera amarradas con bejucos y una tabla para poner las cosas. En la casa haba un lugar especial para que ninguno cayera por accidente. Como bebida se usaba ese jugo llenaban sus jcaras y se ponan alegres. Esta po. Se cocinaba en ollas de hierro y se tapaban con hojas de pltano. Para la coccin se tapaba las porras con ho jas de pltano. En el mismo instrumento donde pilaban se pilaba y se cocinaba en [agua de] coco. Se cocinaba Vida cotidiana de antaoEn el periodo fundacional (1912), la vida cotidiana era sencilla y apacible, se disfrutaba con facilidad y no haba contactos externos que irrumpieran en el acon tecer de las comunidades garfunas. La adversidad del clima lluvioso, frecuentes tormentas y huracanes, Costumbres y tradiciones de los Garfunas

PAGE 55

correomarzo-abril 201255condiciones pantanosas de los suelos y las distancias, propici que las relaciones de las familias garfunas de Laguna de Perlas se viesen distanciadas con respecto a las familias garfunas que continuaron su recorrido en busca de lugares idneos para asentarse ms hacia el norte: Honduras, Guatemala y Belice. Presentaaquellos tiempos: Clarisa Casildo: Antes se tena mayor colaboracin entre todos. Siempre se ha tenido una unin y ayuda mutua en la comunidad. Haba una distribucin de los va olvidando esta prctica. Antes se tena un respeto a hacerle una observacin o castigo. El cuido de los ancia nos es responsabilidad de todos. Pedro Pablo Molina: Antiguamente [cuando nuestros padres] se construan bancos de madera amarrados Marcelina Zenn: [En el tiempo de nuestros pa de base para el tabaco y otra de pipa propiamente por donde se aspiraba el humo del tacaco. Se usaba para la de chile ... [Cuando ramos nias] Usbamos ropa hecha de tela de sacos de harina. Con los sacos de la cos. Se utilizaban telas de mantas que cubran desde el usaban botas. Los vestidos tenan una bolsa secreta para guardar dinero. Cada mujer haca su ropa a mano y los hilos los tomaban de la misma tela [generalmente obtenida de los sacos de harina de trigo]. Las mujeres cuadradas a la altura de la cadera y a la derecha una de la misma pieza sin hacer cortes. El largo llegaba a los talones. El vestido quedaba tan amplio como la tela y se amarraba en la cintura con un cordel de la misma ban con un cordel de tela y dos botones al lado izquier do de la cintura. Jocosamente le llamaban esperte! o witting. El domingo se usaba un gorrito cerrado que se amarraba con dos cordones de la misma tela. El domingo usaban vestidos con varias blondas o vuelos y se ponan un pauelo que se ajustaba con un cordel y un botn. No usaban zapatos. Cuando usaban eran cerra las mujeres llevaban bolsos grandes donde ponan vestidos y zapatos para el viaje. Para embellecer usaban EconomaLa vida econmica es resultado de la conjugacin de varios factores, entre ellos el clima, las estaciones del ao, los periodos de apareamiento y reproduccin de las especies acuticas y terrestres, la vocacin de los suelos, el manejo del agua y la relacin con las cos tas, los humedales y el bosque tropical. Augusto Lpez testimonia que de la pesca y de la agricultura. No hay ninguna emprea buscar el monte. En tiempos pasados haba bastante gentes han venido cortando rboles para poner ganado. Los pescados se los llevan los acopiadores y no queda ninguno en la comunidad. sobre los cambios climticos y la direccin de los vientos particulares de realizar la actividad agrcola. De esta ma nera lo recuerdan ancianas y ancianos: Raquel lvarez: Para obtener recursos adicionales salarlo y ahumarlo para guardar. Augusto Lpez: de Laguna viajaba por el mar hacia Puerto Cabezas y a [estado] del tiempo. El viaje de ida y vuelta tardaba ocho das. Antiguamente se tenan cayucos y vela. Se hacan

PAGE 56

correomarzo-abril 2012 56 manta y actualmente se hace de plstico. Los botes son La panga es que se corta la cola y se coloca la corta y Como descendientes africanos, los garfunas tienen rituales particulares. Uno de ellos es el Walagallo o danza de gallos, un rito practicado por los garfunas de Nicaragua, que es conocido como dugu por los garfunas de Honduras y Belice. En la mayora de las ocasiones, el objetivo central de este rito es la curacin de una persona que est grave y con grandes posibilidades de morir, al estar poseda, en aparente contradiccin, dado su papel bondadoso, por un gubida o espritu ancestral. El espritu puede ser el de la mam, el del pap, el de la abuela(o), o el de algn familiar cercano al enfermo(a). En otras ocasiones, se trata de curar enfermedades enviadas directamente por Dios, las causadas por las limitaciones fsicas naturales de la condicin humana. Cuando la persona se enferma y ha agotado todos los medios comunes para curarse y ante la posibilidad de la muerte, la realiza cin del rito del Walagallo se convierte en el ltimo recurso para salvar la vida. El desarrollo y el xito del rito estn sujetos a un conjunto de normas enmarcadas dentro de la tradi cin garfuna. El enfermo(a) y los familiares acuden al suquia. Este, a travs de sueos, tiene el poder de comunicarse con los espritus de los ancestros, que le comunican si se debe realizar o no el Walagallo. Son los espritus de los familiares de los enfermos los que me indican cmo debo proceder. Como principal celebrante, el suquia es el responsable de que el rito se desarrolle correctamente y de transmitir los deseos de Dios, expresados a travs de los ancestros. Ms tiempo de vida es lo que busca el walagallo, sea porque se logra la curacin del enfermo y con ella, el cambio de una conducta desviada tras apla car al ancestro. Si el walagallo no logra la curacin del enfermo y la muerte aparece en escena, la realizacin del ritual logra para el enfermo una muerte en buena ley, una muerte llena de sentido en el mbito sociocul tural del grupo tnico.El Walagallo, un ritual de sanacinSobrevivienteLucila Casildo Zenn, una anciana que supera los 70 aos, particip en una sesin de este ritual en la comunidad de Orinoco. Y segn cuenta, a ella misma en el 2002 le practicaron un walagallo. Yo estaba bien enferma. Esto no es ningn juego, es cosa seria. Hay que creer para poder ser curado y, si juegas, puedes terminar mal, cuenta Casildo, quien tambin advierte que el ritual debe celebrar se en un sitio sagrado o santo y esto no se trata de alguna brujera. Hay que construir una casa nueva cuenta, nadie tiene que haber habitado en ella. No es en cualquier casa. El enfermo tiene que creer en el rito. De ben llegar a celebrarlo personas que tambin creen en lo que van a hacer. Con msica todos bailan, incluso el enfermo. Cada danzante, como tambin el enfermo, debe tener un gallo o una gallina en mano cuando bailan y rezan, explica Casildo. La anciana tambin dice que por ser una de las ancianas a quien le han practicado un walagallo y todava est viva, a m me respetan mucho. Los espritus me visitan, ellos hablan conmigo. Yo te podra decir si ests enfermo. Ellos te pueden curar, pero tienes que creer, repiti Casildo. La sesin ritual del walagallo dura varias horas segn explica la misma Casildo, pero despus de ser sanado por los espritus, el curado debe perma necer en el territorio por el espacio de dos o tres meses siguientes, para no ser castigado por los espritus si desatiende esta regla. Manrow Lpez, otro poblador garfuna de Orinoco, agrega que el walagallo es una prctica que realizaban nuestros antepasados para curar a los enfermos de la comunidad, pero dice que hoy en da, el ritual poco se realiza. Los descendientes de nuestros ancestros lo han practicado dos o tres veces y con resultados positivos, recuerda el garfuna, quien con sus palabras tincin entre esta etnia nicaragense. (*) pesca y de la agricultura. Antes se tena gran cantidad

PAGE 57

correomarzo-abril 201257esta se basa en la intervencin de las y los curanderos, quienes utilizan yerbas, hojas de plantas, cscara de ciertos rboles, algunas sustancias animales o minera les, acompaadas en algunos casos de oraciones. Exis te el curandero que solo sana los piquetes de culebra, otros son especialistas en curas espirituales. En caso de enfermos muy graves solicitan la realizacin de un ritual, el Walla Gallo, aunque esto es menos frecuente. Los testimonios de distintos especialistas, como los curadores de piquetes de culebra, parteras midwife y sacadores de muelas, son por s mismos elocuentes: Vernica Nancy Morales: Simen Zenn es el cu a su casa y salen hasta el da siguiente. Las mujeres embarazadas y las que tienen menstruacin no pueden enmezclado con yerbas en nueve dosis. Simn Cash es el guayaba. Para la calentura se usaba la vaselina para Cuando la gente padece de anemia le dan cuculmeca prepara un litro que llamaba barril tnico y abre el apeen ciertos lugares. y panga de motor. El alto costo del combustible hace que economa de subsistencia. de la poblacin. Augusto Lpez cuenta que cada quien tiene su carril tiene que limpiar sus carriles. Se tienen tierras comulos tiene limpios y en las esquinas cada quien pone sus mojones para sus miembros. La tierra es propiedad covidual. Existe una gran riqueza de instrumentos de trabajo y machete y hacha. cadas con la llegada de la energa elctrica; para unos contamina. pona tela para alumbrar. La llegada de la energa elctrica gener cambio en cacin por antenas y la utilizacin de los equipos de so tencia mediante la pesca y la agricultura.Medicina tradicionalActualmente entre los garfunas existe la creencia y prctica de curarse a partir de la medicina tradicional,

PAGE 58

correomarzo-abril 2012 58 de un rbol grande en El Cao. Antes se tuvo un seor que estaba loco que tenan que amarrarlo y lo llevaban joven en Marshall Point. Actualmente lo que se tiene son los casos de chavalos que arman bebedera y drogas y se descontrolan. Simn Zenn: comunidades. Estoy en disposicin de ensear a varios que tengan el inters y voluntad para aprender. Dios es nen guardadas para curar. Las culebras que existen en el da duermen. Pero ellas atacan en cualquier tiempo y lugar. Se utiliza una semilla que se llama comida de culeDos grandes desastres marcaron para siem pre el rostro de esta ciudad. El primero, un gran incendio ocurrido el 4 de enero de 1970 y, el segundo, el devastador huracn Juana, que por ms de ocho horas azot violentamente la ciudad, el 22 de octubre de 1988. El incendio de 1970 destruy cuatro manzanas, fundamentalmente las aledaas a la Calle del Co mercio, una de las ms antiguas de la ciudad. La nica vctima humana fue un nio, pero las prdidas materiales fueron calculadas en ms de 15 millones de crdobas de aquel entonces (la paridad con el dlar era 7 crdobas por un dlar de hace 50 aos). Aunque este percance no cambi mucho la esdel suceso. En cambio, en el caso del huracn Juana, s hubo un impacto enorme porque el fenmeno, de grado cuatro con vientos con velocidades que casi llega ban a los 300 kilmetros por hora, destruy completamente la ciudad, haba desaparecido y, por ahora, por temor a estos fenmenos comenzaron a construir las casas de concreto.El incendio de 1970El 4 de enero de 1970, un error de las personas que manipulaban combustible en la tienda de Santiago Navas, origin el fuego. Se manipulaba gasolina a eso de las 10:30 de la maana y, uno de los que lo haca, prendi un cigarrillo que pretenda fumar. El comandante Salvador Gallo, actual jefe error fue fatal.Para dar un ejemplo de la volatilidad de la gasolina, una pinta de ese combustible derramado en el suelo genera un vapor de gas que se expande y tiene una fuerza explosiva de una candela de dinamita y provoca una onda expansiva, cuyas llamas pueden alcanzar los cien metros a la redonda, ilustra. Eso pudo pasar en el caso del siniestro de 1970, donde falleci Denis Navas, hijo de Santiago. La estructura de madera de las casas y el sistema elctrico de las mismas, aceleraron la expansin del fue go. En total se destruyeron cuatro manzanas.El huracn Juanaracanes, pero el ms fuerte y destructivo de todos ellos fue, sin duda, el Juana o Joan, en ingls. Segn Pedro Oporta, jefe de la Defensa Civil en 1988, casi toda la ciudad fue arrasada. Se podan contar las casas que quedaron en pie, dijo. No hubo muchas vctimas, slo 26 muertos en toda la regin. Esto pas porque nos habamos pre parado para el evento, y tanto en la ciudad como en La impresin al da siguiente del paso del huracn es que aquello pareca Hiroshima, luego de la bomba atmica. Una ciudad en ruinas haba quedado. El arquitecto Daniel Gonzlez valor que lo ms afectado por el huracn Juana en la arquitectura de ron a ser de concreto, aunque el diseo original, fundamentalmente estadounidense y no ingls como muchos creen, no cambi. (*)

PAGE 59

correomarzo-abril 201259En el caso de mujeres embarazadas o de personas con hernia se tiene que trabajar rpido para la curacin. Al se le da un purgante de lexol. Tambin he curado a peMarcelina Zenn: para la curacin como la raz de cuculmeca para la sanKensy Sambola: El sacador de muelas era un persosus tenazas para hacer algunos movimientos yo agarr al seor con las uas y tena que pelear del dolor. El seor dijo a mi mam que nunca ms llevara a sus hijos con l. Era tan temido que los nios corramos lejos de l. Dentro del sistema de prestigio se encuentra la par deben el privilegio de haberles ayudado en el parto a las mujeres. Los testimonios revelan el cuidado y la delica deza con que se trata el tema: Marcelina Zenn: plantas medicinales. Sobre la creencia de los nios emes que al nacer separan al nio o nia de la placenta y laba para hacer medicinas. Ahora lo venden. Raquel lvarez: Los nacimientos eran atendidos de la laguna y entonces el nio se pega al suelo y seca la placenta. Vernica Nancy Morales: Para dar a luz estaban tivas: Elma Hebber y Thelma Arana. Despus del parto manzanilla y Agua Florida. Augusto Lpez: Cuando un nio naca lo atenda tro de Salud. identidad cultural que se mantiene vigente en toda la curacin con distintos mdicos tradicionales especializa dos y con prestigio en cada una de las comunidades.* Extractos de su trabajo Recopilacin del revista Pueblos y Fronteras Digital, diciembre 2009-mayo 2010.

PAGE 60

correomarzo-abril 2012 60Colette Grinevald y Maricela Kauffman* ____________Fue el primer y nico viaje de Miss Eleonora Rig by Rigby a los Estados Unidos. Desde Rama Cay, una islita de 18 hectreas en el extremo Eugene, Oregn, haciendo escala en Houston, Texas. Conocida como Nora, hija de Lisa, de Rama Cay, y Sal vador, Wiring Cay, ella naci en Rama Cay alrededor del ao 1923. Hablaba el rama pretty good, Miskitu Coast Creole y un poco de espaol. Tuvo cuatro hijos: Pedro McCrea (Toby), Nelly, Shoot y Jimmy. Falleci rincn sur donde se entierra a los ramas, cuesta abajo mirando hacia la laguna y Rama Cay. Mientras esperbamos en Houston, decidimos salir a la ciudad y entretenernos. Buscamos un lugar tranquilo y as llegamos a la capilla de Mark Rothko, un santuario ecumnico concebido desde la moderni dad como espacio de meditacin. Sombra y silencio, en medio del bullicio de Houston, acogieron nuestras carnes y espritus para vivir una experiencia nica en comunin por la paz, libertad, y justicia social. En las paredes de la capilla, las pinturas de Mark Rothko; inmensos lienzos matizados por la luz que penetra por la entrada ocular de la capilla. Arte abstracto expre sionista, campos de color modulados del negro. Un espacio fantstico en que nuestras sombras quietas se encontraban de repente sumergidas en los lienzos movindose con gracia al ritmo de la luz solar. Un fe nmeno intimo, una experiencia espiritual trascendental, un pasaje liminal para nuestra memoria des pabilada por las fotografas de Miss Nora hechas por para documentar el Proyecto de Lengua Rama duran te una visita que realizara a Rama Cay en 1990, Miss Nora tena 63 aos cuando Claudia hizo esos retratos. Si al morir la hubiramos enviado a su encuentro con la oscuridad en un dory, segn la tradicin rama de embarcar a los muertos con sus pertenencias en un cayuco, para emprender un viaje de cuarenta das hacia el otro mundo, Miss Nora hubiera podido remar y rer su prima Cristina mientras intercambiaban, en creole y rama, los nombres de las cosas, los rboles y los peces que las rodeaban. Hoy la recordamos como si hubiera conservado para la eternidad la luz de las lucirnagas con que sola jugar de nia. Miss Nora, una nia que perdi a su ma dre a los ocho aos y se traslad de Rama Cay a Wiring Cay, una comunidad de cuatro casas en la selva, no nos cont historias felices. Sus padres, mientras vivieron en Rama Cay tuvieron una plantacin de banano de Swanee Bar, por donde pasaban los criollos en un gran barco comprando sus cosechas con centavos.El proyecto de Lengua RamaEl rama es el idioma propio de la comunidad rama, un pueblo amerindio que an vive en la isla de Rama riberas de los ros de la Costa hasta la frontera de Nicaragua (tradicionalmente con concentracin de hablantes en el rio Cane Creek). Los ramas son el grupo tnico ms pequeo de la Costa Caribe de Nicaragua y desde hace varias dcadas se ha sealado que la lengua est en peligro de extincin. En algn momento a media dos del siglo XIX, con la llegada de los misioneros moravos, los ramas de Rama Cay adoptaron como medio de comunicacin el ingls; actualmente, los ltimos hablantes de rama son, aparte de unos pocos ancianos en la isla de Rama Cay y en Punta de guila, una co munidad pequea en la selva bajo el liderazgo de Pe dro McCrea, hijo mayor de Miss Nora. Es importante entender la divisin que se haba creado entre las dos comunidades ramas, la de Rama Cay donde ya no se Meditaciones en la sombra Miss Nora Rigby y Brbara Assadi

PAGE 61

correomarzo-abril 201261hablaba rama y que consideraba a los de la selva como gente tigres, es decir primitiva, y de la que no podan concebir re-aprender la lengua rama (Vase Grinevald 2003). En eso, Miss Nora fue el vinculo esencial entre las dos comunidades, y la portadora de la memoria del pueblo rama y de sus tradiciones. El Proyecto de Lengua Rama fue concebido por Co lette (Grinevald) Craig a solicitud presentada por el Ministerio de Cultura en 1985 y fue parte de la iniciativa Lingistas por Nicaragua que contaba con el patrocinio del Centro de Investigaciones y Documentacin de la Costa Atlntica (CIDCA). Desde sus inicios estuvo respaldado por la Universidad de Oregn, el Council for Human Rights in Latin America (CHRLA) y cont, ciamiento de la National Science Foundation. Adems del CIDCA, fueron contraparte nacional del proyecto, la comunidad de Rama Cay, la Comisin Nacional de Autonoma y FADCANIC. De la comunidad universitaria de Eugene, Oregn, se involucraron docenas de estudiantes que realizaron trabajos diversos para producir materiales didcticos para el rescate y enseanza de la lengua. Diecinueve aos despus, el proyecto se encuentra en una nueva fase cuyo objetivo central es devolver conocimiento adquirido con la comunidad rama, a la sociedad nicaragense y a la comunidad lingstica internacional. En junio 2004, con el apoyo financiero de la Fundacin Rausing del Programa de Documentacin de Lenguas en Peligro (ELDP) ubicado en SOAS (School of Oriental and African Studies) de la Universidad de Londres dimos inicio a esta nueva fase para la produccin final de un dic cionario amplio de la lengua y el archivo de la documentacin producida por el Proyecto de Lengua Rama en el nuevo Archivo de las Lenguas Indgenas de Amrica Latina (AILLA), de la Universidad de Texas en Austin. Maricela Kauffman ha participado en el proyecto desde sus inicios y est a cargo de organizar la parte documental.Salva y NoraEn Wiring Cay, Salvador Rigby, Salva, el ltimo chamn rama y padre de Miss Nora, para el ritual de hablar con los tigres se preparaba por la maana chocolate tostado y molido con pimienta, que beba y compar los tigres. Salva sembraba maz, frijoles y capturaba tortugas con arpn y cazaba waris con perros. Todo lo llevaba a vender o a intercambiar con los chinos comquina de coser manual, cortaba la tela para hacer camisas, hilvanaba las piezas y las cosa pasndoles la mquina. As aprendi Miss Nora a coser. Miss Nora dejo de ir a la escuela a los ocho aos, cuando muri su madre. Quizs por eso haba jugado y redo poco de nia. De su adolescencia recordaba las animados por msica de violn, banjo y guitarras. Fue en Mokey Point, cuando ella tena diecisis aos, que su padre le eligi el marido, un hombre quince aos mayor que ella. La lente de Claudia capto la serenidad, dignidad, pasin, severidad y sencillez de Miss Nora Rigby. La mujer tigre de cuerpo y alma apaciguados, con su propia luz/aura. Sus fotos son parte de las miles de horas de trabajo de campo entusiasta. Archivos de fotos, casettes, videos y notas de campo atestiguan la decisin de Miss Nora de rescatar el idioma rama, la lengua que aprendi de su padre; el ltimo de los chamanes ramas que saban hablar con los tigres. Fue as, con la voz antigua de Miss Nora Rigby y situadas en una perspectiva de construccin social histrica, que aprendimos de la cotidianidad de la vida de los hombres y mujeres del pueblo rama, y compartimos y conectamos su voz a las amplias redes de las relaciones sociales de las cuales somos parte.Globalidad, identidad y democraciaConsideramos que el ejemplo de Miss Nora, desde la perspectiva de la sociedad global y la sociedad red que se pretende vivir hoy en este mundo globalizante donde se fomentan nuevas actitudes basadas en pa trimonios de valores compartidos (contemplados en la Declaracin Universal de los Derechos Humanos y en los objetivos de Naciones Unidas), aporta al debate de la diversidad cultural y puede servir de estudio de caso, para entender mejor la posible construccin del poder, la identidad y la participacin ciudadana de las mujeres indgenas. Adems, queremos delinear cmo el aporte de Miss Nora se inscribe en la nueva forma de democracia que ofreci el Proyecto de Autonoma, dentro de cuyo mar co fue posible aprovechar nuevas dinmicas de respeto Miss Nora enseando rama en Rama Cay

PAGE 62

correomarzo-abril 2012 62y pluralidad, nuevos modos de interaccin y comunicacin, de multidilogos, consensos y negociaciones. Tambin queremos hablar de la fuerte identidad individual de Miss Nora como persona rama y su contribucin al fortalecimiento de la identidad colectiva rama, en proceso continuo, que se ha basado en la voluntad culturales y redes sociales impulsadas por la Revolucin Sandinista y el proyecto de Autonoma de la Costa Caribe nicaragense. Este es el contexto en el cual se desarroll el Proyecto de Lengua Rama, del cual Miss Nora fue sin duda la fuerza vital y su gua espiritual. Consideramos que el Proyecto de Lengua Rama ha sido un caso de Buena Prctica local, regional, nacional y global, en la lnea de Manuel Castells, que va del nodo ms pequeo hasta el funcionamiento ms complejo de la sociedad en su conjunto y en la de Amartya Sen de desarrollo de capacidades en liber tad como condicin del desarrollo humano. Por eso, aqu queremos enfatizar la convergencia que se dio en este proyecto de capacidades personales de muje res como Miss Nora y Cristina Benjamn, inscritas en un cruce entre la dinmica del desarrollo de las capacidades colectivas del pueblo rama por una parte y la dinmica de una intervencin internacional y global de parte de una red profesional de lingistas internacionales y de solidaridad con Nicaragua. En los puntos de convergencia de estas tres dinmicas, un proyecto lingstico se transformo en un proyecto de rescate de la lengua y cultura ramas, en re-creacin, produccin lingstica y cultural, que ha vinculado a los hablantes rama y a la comunidad rama como pueblo a un queha cer y derecho universales.Autonoma y lingistasEl Proyecto de Autonoma sirve de ejemplo de la responsabilidad gubernamental con relacin a los de rechos culturales y lingsticos de los pueblos indge situacin comn a la mayora de los trabajos de campo y es que tales proyectos se realizan en comunidades que pertenecen a una estructura poltica ms grande, que generalmente tiene una agenda para el pas como un todo, y que es de vital inters para la sobrevivencia de las comunidades locales por los efectos positivos o negativos en las mismas. Existi una conexin original y etimolgica entre el planteamiento de un proyecto de educacin bilinge bicultural, que fue originalmente una demanda de los pueblos indgenas y comunidades tnicas de la regin del caribe nicaragense frente a un plan de alfabeti zacin nacional puramente castellanizante, y el fenSandinista. Fue a partir de esa necesidad poltica del proyecto revolucionario que se desato una serie de puesta ms integral a las demandas indgenas y tniAutonoma. El reconocimiento a la diversidad se inicio en Nicaragua como una respuesta a las necesidades de la poblacin de la Costa Caribe; sin embargo, el be aspecto de la sociedad nicaragense. Nicaragua conoci a maestros de Estados Unidos y Nueva Zelandia organizados en el Movimiento de Lingistas por Nicaragua como Ken Hale, Martn Diskin, Wayne Oneill y Maya Honda, Noam Chomsky, Su san Norwood, Tom Green, Elena Benedicto y Colette Grinevald Craig, la ngulik nguknguknga lora de cabeza amarilla, como la bautizaron los ramas. Danilo Salamanca, en su poca de estudiante nicaragense en el Instituto Tecnolgico de Massachusetts (MIT), impuls el proyecto con Ken Hale. Las actividades de Lingistas por Nicaragua incluan la publicacin de un boletn y recoleccin de fondos para el programa de educacin bilinge bicultural en la Costa Caribe; talleres en enero en la Costa Caribe, para maestros y supervisores en los programas de educacin bilinge en ingls-espaol y miskitu-es paol; Institutos Lingsticos en julio, en la UCA, para estudiantes universitarios y profesorado, para cubrir tpicos lingsticos (fonologa, morfologa, sintaxis, teora de la traduccin, gramtica comparativa, etc.); conferencias sobre lingstica en Nicaragua para au diencia profesional y pblico en general; trabajo de campo lingstico en todas las lenguas minoritarias de Nicaragua, incluida la lengua de seas. Para ubicar el trabajo de los lingistas por Nicaragua, hay que sealar cmo se concibi desde su inicio, dentro del contexto del Proyecto de Autonoma, como un conjunto de proyectos de investigacin lingstica y cultural basados en trabajo de campo responsable, es decir, que se inscriban dentro de las preocupaciones practicas y las necesidades de los informantes o hablantes de los lenguajes en investigacin. La situacin lingstica y cultural existente en esta regin de Nicarango amplio y realista de experiencias de campo y de mtodos de trabajo con las comunidades. As se desa rrollaron proyectos con cinco lenguas: miskito, sumu del norte, (twahka, panamahka), sumu/mayagna del sur (ulwa) y rama. Desde la perspectiva del Proyecto de Autonoma, que les reconoca los mismos derechos a todos los pue blos indgenas y comunidades tnicas de la regin, de la ms grande a la ms pequea, de la ms poderosa localmente a la ms pequea y marginada, el proyecto de lengua rama representaba tal vez el reto mayor ya

PAGE 63

correomarzo-abril 201263que quedaban pocos hablantes de la lengua y se saba poco de ella. El proyecto se propuso aceptar los sue os de la gente y hacerlos realidad. Lo que enfrentba mos era el sueo de desarrollar el valor simblico de la lengua rama en el empoderamiento de la comunidad rama para reclamar un lugar digno en la nueva sociedad nicaragense, mientras que la realidad era que no le quedaba mucha vitalidad al lenguaje. Visto as, el objetivo del Proyecto de Lengua Rama se concibi en dos vertientes: por una parte, un estuunos pocos hablantes; y por otra parte, un programa de revitalizacin del idioma en la comunidad rama que lo reclamaba. Se trataba de establecer un vinculo entre el pueblo rama y su lengua originaria/identitaria, proporcionando informacin y practica para desarro llar un nuevo sentido de orgullo y familiaridad con esta lengua que por presiones externas haban llegado a menospreciar y abandonar. En ese sentido hay que sealar que no se trat realmente de producir una nueva generacin de hablantes del rama.Fuente de riqueza y derechosLa globalizacin ha reforzado la homogeneizacin lingstica, amenazando la sobrevivencia de la diver sidad lingstica. Simultneamente ha debilitado los marcos estatales y ha fortalecido identidades locales, regionales y supraestatales. Este fenmeno, hasta ahora ms econmico que cultural, ofrece la oportunidad de retomar el carcter multitnico, multicultural y plurilingstico de la sociedad nicaragense en el mbito mundial. La diversidad lingstica dentro de un pas, si es concebida dentro de una sociedad global de tipo red societal, demuestra la riqueza y el dinamismo del pas y sus sociedades. Claro que al mismo tiempo, la diver sidad lingstica puede reforzar las fracturas sociales cuando las diferencias que implica se interpretan con juicios negativos, como carencias intelectuales. Fue claramente la primera posicin la que considera la diversidad lingstica como riqueza natural la que aprob e incorpor el Estatuto de Autonoma, y la que reconoci a todos los pueblos indgenas y comunidades tnicas sus mltiples culturas e idiomas criolla, miskita, sumu/mayagna, garfuna y rama derechos iguales. Lo importante fue que esa igualdad formal de derecho, ces tan brutalmente marginada y en vas de extincin. El rescate de las lenguas es hoy una lucha de los pueblos que quieren ver reconocido su derecho a la diversidad. Es una lucha por la supervivencia cultural las formas hegemnicas de relaciones sociales; por ejemplo, las campaas contra los usos lingsticos sexistas y racistas y, en el caso de los pueblos indge nas, las demandas por el reconocimiento de los dere chos territoriales. Los procesos en que se ven implicadas las lenguas y los discursos estn directamente relacionados con el poder en y entre comunidades de hablantes. Esos procesos muestran tambin el potencial de los y las hablantes como creadores de adscripciones, perte nencias, representaciones y relaciones sociales. Cuando se inici el proyecto de lengua rama, se trataba de integrar la identidad rama como parte de la identidad multitnica de la regin y generar respeto para una lengua fundamentalmente desconocida. Se trataba de revalorizar una lengua que sus hablantes se haban visto obligados a abandonar y que era menospreciada, para construir una identidad rama que pudiera basar se en el restablecimiento de un vnculo con la lengua originaria/identitaria constitutiva de la adscripcin histrica del grupo. Los lideres ramas hablaban mucho de la vergen za de levantarse en asambleas multitnicas, donde los representantes de las otras etnias hablaban cada uno en su propia lengua. Los ramas solo podan hacer sus discursos en ingls criollo (llamado MCC o Miskitu Coast Creole), lengua que en este nuevo contexto, no sentan como propia. Hubieran podido hablar en rama cay criollo (RCC), propio de Rama Cay, pero el RCC es una lengua tal vez aun mas menospreciada que el rama, que quedara aun por rescatar. El poder del lenguaje tambin se revela al presen tar nuestra realidad social de formas muy determi nadas. El poder de una lengua, como prctica social, vida social. Cada lengua tiene aspectos idiosincrticos Habitantes rama, Cane Creek 1993.

PAGE 64

correomarzo-abril 2012 64que la hacen nica y aspectos comunes que la hacen similar a otras. Los primeros aspectos hacen de cada lengua una aportacin original e insustituible al acervo lingstico de la humanidad (y hacen su prdida irrepa rable) y los segundos hacen que toda lengua (por pocos hablantes que tenga) posea proyeccin universal, pues en ella est la esencia de las lenguas humanas. Cada lengua tiene una individualidad irreductible, un valor nico y a la vez muestra los principios comunes al lenguaje humano y por tanto tiene valor universal. Las lenguas son mediadoras; son vehculos esenciales en la comprensin de nuestro entorno, en con sonancia con las necesidades, experiencias y expecta tivas de los distintos individuos y culturas. Las distintas lenguas tienen diferentes estrategias para representar y comprender el mundo. Cada lengua construye re presentaciones distintas. No percibimos lo mismo si utilizamos el trmino crisis en lugar de guerra, liberacin en lugar de invasin u ocupacin militar, daos colaterales en lugar de vctimas civiles. La valoracin de los hechos y la responsabilidad de los participantes variaran en cada caso. la expresin danger times que le vena de lo ms profundo de su propia prctica de lenguas; con esta expresin ella hablaba del peligro en que vivan los ramas, atrapados entre revolucin y contrarrevolucin, en medio de territorios de enfrentamientos militares y con familiares en ambos lados. Nicaragua sufra la agresin del gobierno de los Estados Unidos y una buena parte de los hombres del pueblo rama estaban organizados en MISURASATA y se haban alzado en armas. MISURASATA era la organizacin indgena de Miskitos, Sumos y Ramas Unidos, fundada en 1979 en la V asamblea de ALPROMISU. Pese a su eventual sujecin a los planes de la contrarrevolucin, a MISURASATA cabe en primera instancia haber contribuido positivamente a la defensa del derecho de los pueblos indgenas y comunidades a conservar y defender sus lenguas. Esa lucha no estuvo exenta de contradicciones. En esa poca, el Ministerio de Educacin actuando mas como un reflejo orgnico de los prejuicios etnocntricos acumulados a travs de 400 aos de historia argument en contra del reconocimiento de las expresiones lingsticas de los pueblos indgenas. Finalmente, el Consejo de Estado aprob el Decreto 571 titulado Ley sobre Educacin en Lengua en la Costa Atlntica. En su momento, este fue un avance respecto a la legislacin anterior que estableca el espaol como nica alternativa educativa. Sin embargo, el mismo refleja una mentalidad eminentemente desarrollista, integracionista y paternalista (Gurdin & Hale, 1998). Nuevos danger times representan hoy los mega proyectos de consorcios internacionales bajo el pre texto de invertir en la construccin de un canal seco vaga ilusin para sacar al pas de la pobreza, indepen dientemente del crecimiento econmico que pueda representar para sus impulsores, amenaza la fragili dad ambiental del territorio rama y los derechos de los ramas que ah residen y viven.Our language is our rightDe las discusiones sobre la autonoma, que se die ron en la isla de Rama Cay, donde Miss Nora viva y que se correspondan con su conviccin mas ntima en cuanto a su relacin con la lengua rama de su padre; de las conversaciones con los lingistas participantes en el proyecto rama para explicarle lo que pasaba en Nicaragua y en su regin; y tambin de lo que escuch en reuniones de los miembros del CIDCA, donde se hacia el trabajo sobre la lengua, en todo ello, Miss Nora aprendi las palabras adecuadas para expresar en crio llo, con mucha fuerza y pasin, su conviccin de que su lengua era su derecho. Our language is our right dice frente a la cmara, con tono de evidencia que no proceso de autonoma. Miss Nora Rigby era de esas escasas personas que se pueden considerar como lingista natural. Tuvo muchas cualidades que la hacan una buena informante de la lengua. En primer lugar tena el deseo de informar y hablaba el rama. Estaba acostumbrada a hablar con extranjeros y forneos y tenia costumbre de adaptar su conocimiento del ingls criollo (MCC) para comunicarse con ellos. Tena conciencia aguda de que el rama era una lengua amenazada y buscaba una va para evitar que su lengua desapareciera sin dejar huella. Haba pensado mucho sobre el lenguaje y de ah derivaba su fuerte sentido de identidad y buscaba respuestas a las muchas preguntas que tenia sobre esto. (Craig, 1990). Con maestra y determinacin, Miss Nora supo valorar sus capacidades y disponerlas al servicio del conocimiento y la investigacin. Entendi lo que era el trabajo de campo, aprendi a conocer y reconocer las prcticas profesionales que permitiran el rescate de su lengua y su cultura. Por eso luce tan segura en la fotografa que aparece de pie cargada de audfonos, de los aos en su piel denuncian que esa prctica no le era totalmente natural. Miss Nora, cuya lengua era el Rama Cay creole, aprendi rama aos ms tarde, por voluntad y con ciencia, y entendi la diferencia de las dos lenguas. Muchas dcadas ms tarde aadi su propia visin y manera para hacer comprender la lengua a los nios

PAGE 65

correomarzo-abril 201265y nias de la isla de Rama Cay. El movimiento, deca, le gusta a los pequeos, por eso demostraba con movimientos sus palabras; se pona de pie mientras deca kalnik o se sentaba para decir yukting. Jugando y movindose con los nios, repeta su propia experien cia en el aprendizaje del idioma. Asimismo, les expres claramente a los lingistas y antroplogos que traba jaron con ella que tena muchos nietos y que ella quera que aprendieran la lengua. El enfrentamiento, desde nia, con la diversidad lingstica, gener su inters por el idioma; reconoci la Lleg a pensar que quizs, como deca su marido, haba pldoras para aprender a leer. Aprendi trabajando con los lingistas; su primera experiencia fue como infor mante de dos estudiantes graduados haciendo investigacin en Nicaragua: una norteamericana y un alemn. La norteamericana, Barbara Assadi, lleg a Nicaragua en los aos sesenta para hacer trabajo de campo para la investigacin que diriga Lyle Campbell sobre las lenguas en peligro de extincin de Centro Amrica. Era estudiante de antropologa y lingista norteameri cana y se qued viviendo por siete aos en la comunidad de Cane Creek. All, comparti la vida tradicional de los ramas mientras criaba el hijo que tuvo con uno de los hijos de Miss Nora. Con ella, Miss Nora se acos tumbr a ensear su lengua y ser informante. El encuentro entre Colette y Miss Nora fue organizado por su apoyo y colaboracin. El alemn, Robin Schneider, antroplogo, estudia ba maestra en la Universidad de Berln cuando lleg a Nicaragua. Estuvo en Rama Cay en 1980, trabaj con Miss Nora y public un diccionario de las palabras co lectadas (1989). Desafortunadamente, su trabajo es un ejemplo de irresponsabilidad profesional. Si bien se entiende que fue presionado por los ramas que queran un diccionario y no entendan que l no tena capacitacin lingstica para este tipo de trabajo, no hay excusa para la editorial que no busc lingistas para evaluar el trabajo. La publicacin produjo total con fusin en la mente de los ramas que intentaron leerlo y gener dudas en la capacidad de Miss Nora. (Va se la denuncia de esta irresponsabilidad y las criticas concretas de esta publicacin, hechas por Craig en la revista International Journal of American Linguistics (IJAL) en 1990).Enamorada de su lenguaMiss Nora perda el sueo pensando en la lengua y deca I kyan (cant) sleep, I consider, I consider, I consider, al expresar su preocupacin por la lengua de la cual estaba enamorada. Le gustaba escuchar mientras le lean la transcripcin de lo que haba dicho o dictado. En este sentido era una informante excepcional, porque lograba distanciarse de la lengua y con sentido esttico observarla y analizarla como objetivo de belleza. Miss Nora observaba cmo las lingistas desarro llaban el anlisis del lenguaje a partir de lo que ella deca en rama, entenda el proceso del trabajo y comparta el descubrimiento de la estructura de su lengua. Recordaba en voz alta las experiencias previas, cuando le preguntaban: Cmo se dice esto? Cmo se dice lo otro? Las lingistas apuntaban en sus cuadernos y se iban sin descifrar el misterio del idioma. Hubo varios, como por ejemplo un pastor moravo que lleg con un gran diccionario pretendiendo que le tradujera el Anti guo Testamento. Finalmente, Miss Nora pudo esclarecer el misterio que haba cargado por aos; el temor de que su lengua no sirviera para escribir y que se perdiera irreme diablemente. Meses despus del inicio del proyecto, que se iba a entender el funcionamiento de la lengua, y poder escribirla como ella la hablaba, comparti la pesadilla que le caus por tantos aos ese temor que serva, no se poda escribir ni analizar. Deca cmo haba crecido ese temor: primero, con la observacin de que la Iglesia Morava para su campaa de alfabetiza cin solo tradujo la Biblia al miskito y al ingls, y sobre todo, con su experiencia personal, ya que los esfuerzos que ella haba hecho repetidas veces trabajando con los de afuera, quienes haban querido estudiar la lengua con ella, no se materializaran en escritos, o escritos que ella pudiese entender. En los primeros tiempos del proyecto de lengua rama, los hombres de la comunidad de Rama Cay tenan discursos contradictorios sobre el rescate de la lengua. La orientacin masculinizante de las formas de poder y liderazgo les haca confrontar a los lingisAntie Paula, Colette y Miss Nora, Cane Creek, 1993.

PAGE 66

correomarzo-abril 2012 66tas a quienes pedan ayuda para rescatar su lengua. por trabajar en el proyecto. La castigaron retirndole las cuotas de abastecimiento de AFA (arroz, azcar, frijoles) y rechazando a sus nietos en la escuela. La ge nerosidad y constancia que le caracterizaron, ligados a la certeza de que su lengua era su derecho, le permitie ron perseguir con tenacidad su sueo. Esas fueron algunas de las razones por las cuales ella pidi que le ayudaran a preparar materiales para empezar a devolver la lengua a los ramas de la isla. Su solicitud de apoyo fue amplia: dibujos con ttulos para ensear vocabulario bsico a los nios de la escuela; ayuda para producir un libro y un calendario. Asimismo, para componer un himno de Rama Cay y canciones para los nios. Hizo enftica solicitud al proyecto para que realizramos sesiones demostrativas y presentaciones formales en Rama Cay, delante de la comunidad, los domingos y das de descanso, cuando los adultos estaban en la isla y podan tomar tiempo en la tarde. Quera demostraciones pblicas de cmo se hacia criba lo que ella dictaba. Solo con observar el proceso, ella misma pudo entender el mtodo de anlisis de las palabras, de su segmentacin en morfemas y de las posibles permutaciones de morfemas, lo que expli caba a los dems ramas diciendo que se poda chop up the word with a machete. El machete es como llamaba al lpiz con el cual se hacan los cortes dentro de las palabras, las marcas que separaban los morfe mas. Le encantaba ver a la lingista componer nuevas palabras a base de este tipo de anlisis morfolgico, demostrando que se haban podido analizar todos los morfemas de una palabra. Que por ejemplo si la pala bra kiiknadut the men them (los hombres) se poda cortar en dos partes, kiikna/dut hombre+plural, tam bien se poda segmentar kumaadut the women them (las mujeres) tambien en dos, kumaa/dut. Y que si ella deca una palabra como tiiskiba, que ella llamaba en creole piknini (child), la lingista poda ya decir tiiskibadut o piknini them (nios) sin haber odo la palabra antes. Le gustaba averiguar los anlisis intercambian do morfemas dentro de paradigmas de verbos, pasando de presente a pasado, de tercera persona a primer, Mujer TigreMiss Nora trabaj con los maestros para que ellos pudieran ensear a los nios palabras y canciones en rama. Por eso grab palabras sueltas para establecer un alfabeto para la lengua, luego cont historias de su vida que se grabaron, transcribieron, tradujeron y posteriormente se analizaron para establecer cmo funcionaba la gramtica de su lengua. De manera que los encuentros y sesiones con toda la comunidad se hicieron cada vez ms frecuentes, hasta lograr su apropiacin y participacin decidida en el mismo. Miss Nora construy su liderazgo sobre la base que le facilit la lengua y el proyecto; en cada reunin haca apasionados discursos sobre la naturaleza e im portancia del trabajo; con esa pasin fue reclutando a otros habitantes de rama. As se alz su voz, no solo en la comunidad sino tambin en el mundo, como una representante de su comunidad. lengua rama, hizo entrevistas de radio, particip en videos y talleres con equipos de investigacin en la Unicon el Ministerio de Educacin y el Programa de Edu cacin Bilinge y con polticos nacionales que desafor tunadamente fueron incapaces de asegurarle un salario mnimo por asistir diariamente, durante ocho aos, a dar clases de rama en la escuela de Rama Cay. No result sorpresa que esta mujer indgena, anciana, excelente agente lingstica, reconociera la importancia de su trabajo y reclamara la autora en los productos escritos del trabajo lingstico. Ella quera que su nombre fuera reconocido por las generaciones venideras del pueblo rama. Tena la visin y conciencia de actor social que aporta libremente, por visin, prctica y voluntad, al rescate de un pedazo de la historia de su comunidad para la humanidad, segura, como deca, de que our language is our right. Adems, como hablante de su lengua, Miss Nora trascendi la esfera domestica y entr en la arena pblica. Fue una mujer tigre; empoderada, en control total de su vida y su autoestima. Como educadora leg a las nias y nios de Rama Cay y a nosotros un cdigo de tica insuperable. a la mujer. Esos modelos forman parte de la cultura y ha sido tarea de las mujeres reproducirlos y tambin combatirlos para transformarlos. Por lo general en los dad de la adscripcin/identidad y la diferencia, tema introducido en el Foro de ONG en Beijing en 1996, para crear mltiples niveles que determinan las similitudes y diferencias, la unidad y la divisin. Para noso tros, mujeres y hombres, la exclusin y la desigualdad debe ser un problema central a resolver. Para el primer trabajo de campo en el verano de 1985, Miss Nora trabaj sola con las dos lingistas que la llevaron a Managua, sobre todo con Bonny Tibbitts, principal asistente de investigacin de la Universidad de Oregn, por toda la duracin del proyecto, y que tena cierta familiaridad con variantes de creoles del ingls.

PAGE 67

correomarzo-abril 201267Fue una experiencia de trabajo sobre la lengua rama con emociones muy entremezcladas, entre des cubrimientos mutuos y satisfaccin compartida, pero tambin con frustraciones, cansancio y hasta depre sin especialmente en los das cuando no se le ocurran las palabras que le pedamos. No haba hablado la lengua por muchos aos, y le pedamos largas listas de palabras, algunas de escaso uso y a veces poco rela cionadas a su experiencia vital, como son las listas que usan los lingistas para comparaciones entre lenguas alrededor del mundo, sin vnculo entre ellas. Hubo que asegurarle que era muy buena para el trabajo y que bamos adelantando el estudio de la lengua. Pero era claro que la angustiaba mucho porque tena miedo de no poder entregarnos la lengua como la hubiera queri do. Adems, sufra por haber dejado a su familia y estar sin noticias de ellos en esa poca de peligros, los danger times que se vivan entonces en el pas, sobre todo en la Costa Caribe y Rama Cay.Primera discpulaEn 1986, un ao despus de iniciado el trabajo de campo, Miss Nora reclut a Cristina Benjamn, una hablante nativa de aproximadamente 35 aos. Despus de la iniciacin de la lengua rama y del primer trabajo de campo con Miss Nora, lo esencial del anlisis lingstico se bas en el rama que hablaba Cristina. Esta mujer, que tena ocho hijos y muchas veces traa a vaa los ms pequeos, se dedicaba a las diferentes tareas de la vida cotidiana que la mantenan activa y de pie todo el da. Si bien era nuestro mejor prospecto de hablante nativa para el estudio de la lengua, tambin era una madre de familia con muchas responsabilidades, preocupada por el cuido de los hijos y que se enfrentaba a una situacin desconocida en un ambiente y ciudad ajenos. De manera que la experiencia que la llev a convertirse en una informante extraordinaria le fue difcil. Por ejemplo, le cost adaptarse a permanecer sentada y concentrar se en preguntas que no le hacan sentido. Le pareca intil repetir exactamente lo que ya haba dicho en una grabacin; crea que si resultaba difcil transcribirlo era mejor decirlo de otra manera. Tampoco traduca exac tamente lo que haba dicho, pensando que era mejor aadir ms informacin para completar la narracin. No entenda cmo se poda traducir del creole al rama una oracin como Pedro fue al mercado esta maana, si en realidad Pedro no haba salido ese da. Estos pedidos de la lingista la tensionaban y por momentos se exasperaba. Pareca un tigre enjaulado, ante su incapacidad para comprender lo que queramos que hiciera. Pero Miss Nora que asista a observar las sesiones de trabajo, le repeta cada noche la importancia de su contribucin y le ayudaba a soportar las tensiones y superar las frustraciones. Miss Nora acompaaba estas sesiones pero no intervena. Respetaba la voz y el derecho de ser de cada quien. Es comn entre indgenas el respeto a la palabra del otro. Es un aspecto de la ausencia de estandarizacin del idioma, se respeta la relacin que cada per sona ha establecido con su lengua dentro de los lmites dictados por la gramtica interna de la lengua. Junto a Cristina llegaron otros de sus parientes, hombres, mujeres y sus nios. Alrededor de nosotras se reunieron hasta dos docenas de hablantes que se encontraban en ese momento por alguna razn en piso con vista al mercado y la laguna, donde se instal el proyecto rama. Entre todos ellos aportaron nombres de los hablantes y de los lugares donde se encontraban. De esa forma se contabilizaron hasta 32 hablantes de la selva. Esto cambiaba la visin de la viabilidad de la lengua rama, ya que se deca que solo quedaban dos o tres hauna comunidad de varias docenas de hablantes, la mayora de ellos entre veinticinco y cuarenta y cinco aos. Esta parte de la investigacin hubiera sido imposible sin por primera vez en muchos aos justamente para ayudar en esta tarea. Muchos hablantes de rama llegaron a Miss Nora nos solicit que entregramos al peridico local una prueba de nuestro trabajo. Para ella era impor tante que la gente de la regin viera que se poda escribir el rama, y cmo se escriba. Optamos por un texto de valor cultural: como hacer el kiskis, un cuento relatado Territorio Rama.

PAGE 68

correomarzo-abril 2012 68por Cristina Benjamn, que se public en el peridico de El kiskis es un tipo de pinza que se utiliza como una larga extensin para la mano, hecha del tallo del kiskis ikaawa. Es tradicionalmente utilizado por los ramas para agarrar el carbn y evitar quemarse. Es adems, la cu chara y el tenedor de la cocina rama.Rubn, el mejor hablanteEl tercer viaje de trabajo de campo en 1988 fue excelente. Encontramos a Cristina lista para trabajar. Nos cont cmo se haba estado preparando desde el ltimo encuentro para estas nuevas sesiones de trabajo. Practicaba diariamente la forma de permane cer sentada, le pidi al marido que le hiciera una silla y permaneca ratos quieta, pensando en las posibles preguntas que le haramos. Entonces nos explic que al llegar por primera vez al proyecto, no saba cmo estar quieta sin ocupar las manos, ya que su cuerpo le estaba dando mensajes incorrectos, asociando la posicin sentada con estar en reposo para dormir. El mayor evento de esta fase del trabajo de campo fue conocer a Rubn, un anciano monolinge en rama, decan que era el mejor hablante que quedaba. Previamente sabamos muchas historias de su vida en la selva y de sus conocimientos de la forma de vida meses, hospitalizado y muy desanimado. Lleg el tiempo cuando le pidi a Pedro que le lle vara nuevamente a su selva para morir tranquilo. Pero nosotros decidimos hablar con l primero, para saber lo que an poda compartir de este conocimiento que todos estaban anhelando. Cuando los ramas lo lleva-Entierro en Rama CayLos indios Rama son solo unos miles disper sos en diez comunidades en la costa del Caribe meridional de Nicaragua. La mayora vive en el islote Rama Cay, una tierra rocosa sazonada con las palmeras y los tejados hechos de palma. En el extremo sur de la isla est ubicada la escuela y en el norte, la iglesia. La mayora de los Ramas es cristiana Morava. Cuando uno de ellos muere, el entierro reviste todo un ceremonial mstico, durante el cual entonan mu chas canciones. La ceremonia empieza en la escuela con un gru cio el atad, mientras el resto de la comunidad reza, leen la Biblia y cantan. Una vez que el cadver ha sido introducido en el atad, lo llevan a la iglesia en el lado norte de la isla, una caminata que dura unos 45 minutos durante la cual la comunidad reza y canta, y los amigos y la familia del fallecido, pagan deudas pendientes con el Luego, trasladan el atad al punto de despedi da, en donde le rinden homenaje antes de trasladarlo a su ltima morada, en tierra continental. Ah, el reverendo moravo abre la ventana del atad para que todos puedan despedirse. El traslado se hace en un bote en forma de pez, construido por ellos mismos y que conocen como El pez de San Pedro. Al otro lado, en tierra continental, cerca de Monkey Point, el punto de arribo en una costa fangosa en donde no hay ni muelle ni amarras para los botes. Un da antes, otros miembros de la comunidad han escogido al azar el sitio donde ser sepul tado y han cavado un hoyo de seis pies de profundidad. Mientras la comunidad canta, el atad desciende a su sepultura. Antes de sellar el sepulcro, lanzan un bolso con las posesiones y la ropa del difunto. Entonces todos lanzan un puo de tierra a la tumba, adis antes de dejar que el alma de su deudo se una esperando su llegada. Los Rama son supervivientes. Han estado sobreviviendo por miles de aos, a pesar de las enormes los invasores. Tumba de Miss 2008.

PAGE 69

correomarzo-abril 201269tasma hambriento de comida de la selva y de gente que hablara con l en su lengua. Trabajamos dos semanas con Rubn, quien literal mente pas de ser un moribundo tembloroso a un anciano vivaz y con gran sentido del humor. Esas sesiones de grabacin en la biblioteca del CIDCA, cerrada y vaca despus de las horas laborales, fueron momen tos muy especiales. La reunin de varios hablantes de c una primera oportunidad de ver una comunidad de hablantes ramas en accin. Miss Nora estaba contenta por la participacin de la poblacin de la selva, se senta liberada de una carga en sus espaldas al ver que ya no era la nica hablante del proyecto. Miss Nora y Cristina hicieron un equipo muy productivo, sentadas, quietas o consultndose una a otra, siempre listas a trabajar a una capacidad que a veces costaba mantener y se complementaban perfecta mente para obtener la mejor respuesta posible y solicitar la siguiente pregunta. A base de sus historias y cuentos que se grabaron y archivaron, y de las miles de preguntas que se contestaron, sin contar las noches que quedaron hablando en la oscuridad del proyecto y del por qu y del cmo y de su responsabilidad en hacer que se documentara esta lengua, se logr produ cir el manuscrito de una gramtica de la lengua rama. (Con esta gramtica, el rama pasa a ser una de las lenguas de la familia chibcha con mejor y ms amplia descripcin. Est incluida en Gramtica de las Amri cas y puede ser consultada en el sitio web del Centro Tipolgico del Instituto Max Plank de Leipzig). Aos despus de iniciado el proyecto, volvi de Costa Rica Walter Ortiz, otro hablante nativo del rama, de Wiring Cay, y el nico hablante del rama con habilidades en espaol, en particular cierta capacidad para leer y escribirlo. El trabajo lingstico que se hizo con l se concentr en un proyecto de diccionario. Walter es el tercer hablante principal del estudio de la lengua rama. Esperamos su retorno varios aos. Miss Nora ansiaba que llegara para revelarle de la posibilidad de la documentacin de la lengua, y para que ella pudiese retirarse del trabajo estrictamente lingstico y dedicarse a lo que soaba con hacer por muchos aos: ensear la lengua a los nios de Rama Cay. A eso se dedic por aos con mucha pasin y mucho compromiso, apoyada en su esfuerzo por Miss Agnes Thomas, maestra de prvulos. Con Miss Agnes, Nora escribi las canciones para los nios; y una voluntaria noruega, Miss Haldis Juliana Balto, de la etnia Sami, la entren en metodologas de enseanza del lenguaje identitario.SolucionesA casi veinte aos de haber iniciado el proyecto de hoy la gran aceleracin de la desaparicin de miles de lenguas, y con ella la perdida de la diversidad lingstica y cultural del mundo. A este reto existen varias respuestas. Una posibilidad real es no hacer nada. Es posible optar por una posicin fcil de abandonar la prctica de trabajo de campo y evitar entrar en con tacto con las lenguas dejando que factores externos y su propia dinmica las lleven hacia la extincin en un marco de exclusin sostenida. Este tema es muy controversial. La posicin de los que advocan no hacer nada se apoya en el razonamiento de que el proceso es supuestamente natural, que es tan viejo como el mundo y que nacen lenguas igual como mueren. Ar gumentar en contra de esta posicin ha preocupado a muchos lingistas en busca de argumentos lgicos que puedan convencer (vase Hale 1998 por ejemplo, y al cabo es nuestra conviccin, siguiendo a Fishman (1991), que es una cuestin esencialmente ideolgica. Sin embargo, nuestra experiencia particular con la lengua y comunidad ramas, como tantos otros proyectos similares en el continente americano, demuestra que son viables y factibles otras alternativas a todos los niveles de la sociedad humana, desde el nivel global, al nivel estatal y local, a la poltica, la economa, la edu cacin, con sus actores civiles y profesionales. Es necesario en primer lugar demandar que el Estado se transforme y deje de ser excluyente y proponerle a la sociedad unas polticas claras, estables, factibles, de consenso nacional, que no se vean afectadas por los cambios de gobiernos, los intereses partidarios o las demandas de los agentes externos al Estado. La amplia participacin de las municipalidades, regiones autnomas y sociedad civil es la que puede garantizar dicha estabilidad. En ese nivel se ubican las instituciones de las Regiones Autnomas, que demandan el cumplimiento de los derechos que la Carta de Nacio nes Unidas y la Constitucin nicaragense les otorgan para el mantenimiento y rescate de las lenguas y culturas de la Costa Caribe de Nicaragua. Asimismo, es importante hacer conciencia para que lticas de documentacin, rescate y revitalizacin de las lenguas. Esto les permitir dar el salto de las declaraciomultilinge del Estado a planes de accin que aseguren la libertad cultural y el desarrollo de los derechos indgenas. En eso hay que notar la participacin esencial del grupo Lingistas por Nicaragua, para despertar la conciencia de la profesin acerca de la problemtica de las lenguas en peligro de extincin y la consecuente responsabilidad profesional, en gran medida sobre la base cativamente en la Nicaragua revolucionaria.

PAGE 70

correomarzo-abril 2012 70En particular, la organizacin de un panel sobre las lenguas en peligro de extincin en la reunin anual de la Sociedad de Lingstica de Amrica (LSA; va se Hale et al 1992), la participacin en el panel de la reunin cuadrienal de la Sociedad Internacional de Lingistas (ILS) en Qubec el mismo ao, as como la participacin de lingistas en protestas contra el 500 aniversario del supuesto descubrimiento de Amri ca. Mientras tanto, se han iniciado en los ltimos aos programas de documentacin de lenguas amenaza das en Alemania (Fundacion Volskwagen y programa DOBES del Max Plank de Nijmegen) y en Inglaterra (Fundacion Rausing del Endangered Language Documentation Project (ELDP) de SOAS, Londres). Mas reciente todava es la participacin de expertos lingistas de campo (incluso Grinevald) para la copro duccin de un documento que sirvi de plataforma en las discusiones de la UNESCO para la inclusin de las lenguas minoritarias y en peligro en el planeta, como parte del Patrimonio Intangible de la Humanidad, lo que hizo la UNESCO en 2003. Otra lnea de accin es elaborar polticas y planes educativos para que las instituciones educativas mantengan la cadena de comunicacin natural entre las generaciones de hablantes, y que los nios escolarizados reciban una educacin adecuada en las lenguas de sus comunidades, as como la instruccin en y sobre su lengua materna. Por ejemplo, el apoyo decidido y el presupuesto a los programas de educacin bilinge intercultural como los que se estn desarrollando en muchas partes de Amrica Latina, incluida la Costa Caribe de Nicaragua. Cabe la participacin de lingistas para asegurar el apoyo en los planes educativos que garanticen la formacin de hablantes nativos como lingistas profesionales de su propia lengua. Tambin sobre ellos recae la responsabilidad de promover el estudio de la lingstica, la elaboracin de gramticas y diccionarios como medio para impedir la extincin de una lengua. Ese proceso debe completarse con la devolucin del conocimiento compartido con los lingistas, la comunidad tnica entera, de hablantes y no hablantes. Finalmente, se trata de contribuir a que el Estado y la sociedad en su conjunto aprecien de forma incrementada, la diversidad lingstica como riqueza y capital de carcter nacional y universal. Con la muerte de una lengua se pierde un conocimiento inestimable sobre las formas de habitar la naturaleza y sobre otras formas de relacin entre los pueblos. Lo que hemos dicho hasta aqu sobre el proyecto de rescate de la lengua rama tie ne su eco en Europa, donde se expande la visin de las lenguas como recursos o capital humano y social y se elaboran e implementan polticas pblicas para conver tir el multilingismo en un valor supranacional.CodaMiss Nora indudablemente fue la fuerza que per miti la documentacin de la lengua rama, en rama, espaol e ingls. El amor y sufrimiento por su lengua, su luz y su sombra, le llevaron a apreciar los lmites de su conocimiento. Por eso se esmero en buscar y asegurar la participacin de hablantes adicionales del rama. Con Miss Nora se desarrollo una relacin en las que claramente las iniciativas lingsticas las tomaba la lingista y las iniciativas colectivas las tomaba la dirigente comunal. Con ello padeci el rechazo y la agresin de muchos a quienes generosamente per dono explicando que no entendan y que debamos continuar. perdera al tomar la decisin de ir a dar clases a la escuela cada da, vieja, descalza, sin educacin pero con visin. A partir de las necesidades de la gente supo medir lo que era posible hacer. Por eso las publicaciones, las demostraciones de cmo se hacia el trabajo, los calendarios, la cancin de Rama Cay. Tena razn y por eso muri tranquila, segura y contenta de haber hecho el trabajo con su lengua, la razn de su vida. Nos entreg la lengua para que no se muera y por eso la cultivamos; o para decirlo como ella: Were growing the language now. Todas las anotaciones dientes requieren de una nueva visin participativa que vislumbramos en este enfoque en el proceso del proyecto de lengua rama y en particular en la vivencia de Miss Nora. En la era global, el concepto de democracia y estabilidad pasa por el respeto a todos y todas y cada uno de sus componentes, por pequeo que sea, porque incluso el nodo ms pequeo es indispensable para mantenerla. As se explica que el proyecto de rescate de la lengua con menor nmero de hablantes del pas haya sido posible con la intervencin de una hude Miss Nora tiene que ver con la construccin de la identidad dentro del mundo global, como elemento clave y decisivo en el proceso de transformacin de la poltica y la democracia, puesto que la libertad individual y la libertad colectiva estn en la base del dia logo, imprescindible y necesario, hoy ms que nunca, entre las distintas culturas. (*) Artculo publicado por Wani, la revista del Caribe nicaragense No 38 (Julio-Septiembre 2004)

PAGE 71

correomarzo-abril 201267 Colectivo de Comunicadores Sandino Vive Contacto para Suscripciones:

PAGE 72

correomarzo-abril 2012 Carlos Agero Echeverra Por Marvin Gadea-Lizano* __Conoc a Carlos Rafael Agero Echeverra (1949-1977) a comienzos de 1968 debido a que su padre, el doctor Carlos Agero Rocha, hermano de Fernando Agero Rocha, el hombre que condujo la marcha del 22 de Enero de 1967, y que cambi toda la sangre derramada por el pueblo de Nicaragua aquel fatdico da por un asiento en el triunvirato que pact con Anastasio Somoza Debayle, viva a 20 varas de mi casa en la Managua pre terremoto. Don Carlos Agero Rocha era un seor muy soberbio, orgulloso de su estirpe conservadora y una persona que miraba por sobre el hombro a toda la poblacin. Uno de esos das de 1968 apareci Carlos, su hijo, quien viva en Costa Rica, de donde era originaria su madre. Carlos era diametralmente opuesto a su padre porque era humilde, carioso con las personas y especialmente con la gente ms pobre, de noble y extraordinario corazn, estudiante disciplinado y un gran amigo y ms que amigo, hermano. Todos estos valores tenan su razn de ser. Carlos era militante del FSLN y no una vez, en ausencia de su padre, su casa sirvi de casa de seguridad para aquel Frente Sandinista, muy dbil en ese momento, con su principal dirigente Carlos Fonseca y los principales comandos prisioneros en Costa Rica y en la plena clandestinidad. Era un poco mayor que yo, de tez blanca y ojos verdes, que caminaba muy rpido y hablaba tan rpido como caminaba pero que saba muy bien como guardar la discre cin de su vida organizada, ante el tirano de su padre con quien todos los das asista a misa en la iglesia San Antonio. Al poco tiempo de venir a Nicaragua Carlos pas por mi casa y conversamos por largas horas de muchos temas y los ms importantes, los temas sociales. Desde ese da su visita por las tardes, sentados en la puerta de mi casa, prcticamente se volvi una costumbre, excepto aquellos das en que se perda por muchas tardes debido a las tareas de la organizacin. Desde su venida a Managua, Carlos se convirti en mi amigo, un gran compaemuerte a los miembros del Frente que estaban en la clandestinidad. Carlos era un gua y formador para m, que en esos momentos estaba tomando una conciencia mucho ms clara de la realidad social y poltica de Nicaragua. ramos dos muchachos normales ante todo el mundo, incluyendo a los vecinos somocistas y otros muy adinerados, entre ellos el seor Jos Rodrguez Blen, dueo de la fbrica de licores Santa Cecilia, que viva a media cuadra de mi casa y era vecino de Carlos. El seor Rodrguez era muy semejante al doctor Agero, hombre soberbio y de misa diaria. Todas las tardes pasaba rumbo a la iglesia a eso de las cinco, acompaado de su esposa y de sus hijos. Pero hay que reconocer que por mucho dinero que hubiera tenido, siempre al pasar saludaba con un adis a Carlos y a m. Carlos pasaba como un estudiante ms; un tico hijo del doctor Carlos Agero y que estaba estudiando en Nicaragua pero la realidad era otra y muy pocos la sabamos. A mediados de 1968, la visita normal de Carlos a mi casa tuvo una connotacin extraa pues al despedirse esa noche me estrech la mano muy fuerte y me dijo que se senta orgulloso que yo fuera su hermano. A la maana siguiente de ese de da, Radio Mundial lanz un avance informativo y media al sur de mi casa y vecina de la casa del doctor Fernando Agero Rocha, hahaban llevado una gran cantidad de dinero. Esa noticia caus revuelo en la Managua de entonces y yo la escuch de lo ms tranquilo cuando acababa de regresar de clases. Me sent en la sala de mi casa y habran transcurrido dos horas cuando lleg Carlos con un maletn y me dijo que le guar dara eso en el lugar ms seguro. No le pregunt nada pero una sola mirada bast para comprender lo que suceda. Un poco antes de las cinco de la tarde de ese mismo da lleg Carlos como de costumbre y nos sentamos en la puerta a conversar y en eso estbamos cuando en la acera de enfrente pas don Jos Rodrguez Blen con su familia, el mismo que haba sido asaltado por la maana, con rumbo a la iglesia de San Antonio. Como siempre, don Jos salud con un adis al par de jvenes que estbamos conversando y Car los le dijo Adis don Jos. Por la noche, al marcharse, Carlos me pidi que le entregara eso que me haba dado a guardar y se march de lo ms tranquilo. El comandante Carlos Agero Echeverra, haba sido ese da el jefe del comando del Frente Sandinista que realiz el recupere de dinero de la empresa Santa Cecilia del seor Rodrguez Blen. Carlos sigui con su rutina de visitarme, perderse unos das y con todo ello lleg mi matricula en la UCA de lo cual l estuvo muy pendiente. Era 1969. Carlos estudiaba el ao bsico en la UCA y fue l precisamente quien facilit que yo ingresara a ese centro de estudios un ao despus que l lo haba hecho. Un poco antes de mi primer da de clases, Carlos lleg a mi casa y me dijo que furamos a la suya, a lo que puse un poco de resistencia aduciendo que no quera encontrarme con su pap y l me dijo que no tuviera cuidado porque haba salido. Una vez en su casa, Carlos se dirigi a un escritorio y me entreg todos sus libros y folletos con que haba estudiado el ao bsico: en mejores manos no podan quedar. Fue el ltimo da que lo vi, porque se march a Costa Rica al siguiente da. Volv a saber de Carlos en octubre de 1970. En esos aos estaban presos en Costa Rica el Comandante en Jefe Carlos Fonseca Amador y el hoy General en retiro Humber to Ortega Saavedra. Carlos Agero organiza el Operativo Juan Santamara y con seis personas ms logra secuestrar, en Puerto Limn, Costa Rica, un avin de la lnea costarricense LACSA, el que desvan hacia la isla de San Andrs, cargado de pasajeros ticos y funcionarios norteamericanos. (*) Artculo publicado el 9 de octubre de 2011 en el diario digital El Correo NicaragenseSu retorno a NicaraguaTras el exitoso operativo en Costa Rica, Carlos Agero radica en Cuba con el propio Carlos Fonseca y Humberto Ortega, entre otros. Ah, Agero traba una profunda amistad con el fundador del FSLN y recibe riguroso entrenamiento que lo convertira aos despus, en uno de los mejores cuadros militares de la guerrilla. Carlos Agero era un profundo admirador de Carlos Fonseca. Ms que eso: era su mejor discpulo, asegura el Comandante Guerrillero Ren Vivas Lugo. Agero ingresa al pas y Vivas Lugo lo lleva a la casa de seguridad del FSLN en Nandaime. En mayo, lo llega a traer y lo lleva a un punto ms all de la ciudad de Matagalpa, desde donde parte a pie hacia la profundidad de la montaa. A partir de ese momento, todos lo conocen bajo el seudnimo de Rodrigo. Ren se reencontr con Agero a finales de aqul ao, en el campamento principal de la guerrilla, y fue uno de los combatientes entrenados por Rodrigo, a quien califica como un hombre muy enrgico en esa tarea. Nos sacaba hasta la ltima gota de sudor, recuerda y lo describe como un hombre alto, chele, galn y de gran simpata personal. meza ideolgica y liderazgo nato, Rodrigo asume la segunda responsabilidad de la gue rrilla en la montaa. El 6 de enero de 1975, dirige una operacin guerrillera contra el cuar tel de la Guardia Nacional en Waslala y penetr hasta la cocina, recuerda Vivas Lugo. A raz de la feroz represin somocista en las montaas de Waslala, docenas de familias campesinas se unen a la guerrilla para salvar sus vidas. Eso causa que desde el caminatas y al cuido extremo de nios, mujeres y ancianos. Por esa razn, a principios de 1977, el mando los divide en tres columnas, la principal dirigida por Carlos Agero, lleva consigo a los mejores guerrilleros, vaqueanos (guas) y armas. Audaz como pocos, das despus, cuando iniciaba Semana Santa, Rodrigo de dispersa y los guerrilleros tan solo sufren una baja: Rodrigo. El temerario Carlos Agero Echverra, jefe de la columna, estaba en la copa de un rbol, disparando al cuartel, y ah es blanqueado por un Guardia Somocista. Su muerte fue instantnea. Era el 7 de abril de 1977, Jueves Santo.