Title: Revista de las Antillas
ALL ISSUES CITATION THUMBNAILS ZOOMABLE PAGE IMAGE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00097352/00027
 Material Information
Title: Revista de las Antillas : periódico de intereses económico-político-sociales
Physical Description: v. : ; cm.
Language: Spanish
Publisher: s.n.
Place of Publication: Madrid
Madrid
Publication Date: Miscellaneous partials 1883
Frequency: 3 veces al mes
normalized irregular
 Subjects
Genre: newspaper   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Habana
España -- Madrid -- Madrid -- Madrid
 Notes
Dates or Sequential Designation: Año 1, n. 1 (16 mayo 1882)- = T. 1, n. 1-
Dates or Sequential Designation: Cesó en 1884.
General Note: Director, Francisco Cepeda.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00097352
Volume ID: VID00027
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 436542631

Full Text








REVISTA DE LAS ANTILLAS


Interpelar sobre la abolicin al Sr. Ministro,
con la competencia y energia de siempre, el elo
cuente diputado, president de la Sociedad Abo-
licionista Espaola, Sr. Labra.
Esperemos, pues, ya que hasta ahora el seor
Ministro nada ha hecho que tienda de un modo
favorable, si no extinguir, por lo mnos ha-
cer mas llevadera la triste situacin de los patro-
cinados, como lo reclaman la humanidad y la
justicia.

EL TRATADO CON SUIZA
El Gobierno fusionista espaol acaba de firmar
cone! republican de Suiza un tratado de comer-
cio que nos parece muy convenient la pro-
ducci6n y la industrial espaolas no ha much
sacrificadas en el tratado hispano aleman.
H aqu las clusulas principles de ese exten-
so tratado y que ms important Espaa.
No se impondr sobre las producciones del suelo
de la industrial de los pases respectivos, derecho
alguno de cnira..1a cualquier otro impuesto dife-
rente 6 ms C1il.ado que el que se exige las mis-
mas producciones importadas de cualquier otro pas.
Los gobierros respectivos se obligan no conce-
der los sbditos de ninguna otra potencia, en ma-
teria de c. nercio, ningun privilegio, ningun favor
inmunid.d sin xtend.rl].s al mismo tiempo al co-
mercio del otro pas.
Las dos altas parties contratantes se garantizan el
trato recproco de la nacin ms favorecida en cuan-
to Ee refiere al trnsito y exportacin de sus pro-
ductos.
Se garantizan asimismo el trato de la nacin, ms
favorecida en todo lo que se refiere 1il con-umo, de-
psito, reexpoitacin, trasbordo de mricaderias y al
comercio en general.
El gobierno federal se compromete que en nin-
gun caro se sujetarn los products espaoles por
Tas administra(iones contcnales comunales de-
rechos de consumes (d'octros) distintos mis ele-
vados que aquellos que se sujeten los products
del pas.
Por un artculo adicional se hace constar que lq
ignado en el prrafo anterior no se aplica al vino
9n ningun

cepcin de casos extraordinarios en que puede de-
signarse para alcalde individuo no comprendido
en la propuesta.
La exception existed, pues; pero con arreglo ella
los Gobernadores generals tienen tambikn que ex.
presar la just caua a que haya habido para elegir
persona fuera de la terna.
De modo que en este caso, la facultad discrecional
del Gobernador general tiene sus lmites, estableci-
dos desde luego por la ley, para que se sujete sus
disposiciones la primera autoridad.
Se han cumplido estos requisitos en 7lvayagez,
al hacerse el nombramiento de alcalde?
De ningun modo. Y entraremos demostrarlo.
As como tambien sealaremos las diferentes ar-
bitrariedades que en este concept se han cometido
en aquella Isla.
Husta el caso que nos ocupa, los Gobernadores
generals en Pucrto-Rico venian sujetndose' la
terna de los'A) uriiarricntos para hacer el nombra-
miento de alcaldes.
iCoincidencia singular!
Los Alcaldes designados, lo mismo que los indi-
viduos de la terna, siempre habian sido reaccio-
narios.
-El Gobt'rn dor ,cneral se cea la ley.
Lig ..1 rrc.omerio de queel Gobernador general
tuviese que elptir alcalde de Mayagez; que la terna
elevada por el A. unramihr frue de personas per-
teneciertes al piriiJo literal, y eninc :. cuando
precisamente todcr tenian su atencin fila en la
eleccin que hab.ia dJ l jar:e i cabo, el Goberna.
dor general, Sr. de 1. \'Va3 Ir-cl.n, prescindi lisa
y 11.,'iJaene de la 1trna, de lo que la ley dispone,
y ha la de la iLtJ fic..i.:in que deba haber hecho
al nombrar >p ersoira nc. pulrtUp,uy; d:esign para
dic! u car'o a un individuo del element reaccio-
[ljrio.
E':.i conduct del Sr.de la Vega Incln, contraria
de todo en todo las declaraciones de l. ,v muni-
lip l, i!ril.',, .-omo ..r.i n iii.ril, los nimos de la co-
m:irca occidental de PuLrio RFico, dcnde hay mayor
poblacion, y di mrgen que La Propaganda, de
May)gtcz, protestaracontra tamaa arbitrariedad en
un ariculo razonado, en que expona el colega cmo
el Sr. le-la Vega Incln habia cometido un acto vio-
lento contra la ley.
Pues La Propaganda fu acusada-y llevada los
tribunales por la ley de imprenta de los conservado-
p'_P. ,-iit-itnnici n r ,i fnir.nim n


203

dice que estn de enhorabuena los alcornoques,
y aade:
,jilii.le, nuestras provincias heimanas de Ul-
.Q,- significa esto? Por qu se priva unas pro-
vin .ii de las ventajas que el tratado debe reporter
las dos naciones contratantes? Es que de las venta'-
jas que Suiza obtenga est exento alguno de los can-
tones que forman aquella nacionalidad? Es, por
ventura, que el Gobierno del Sr. Sagasta no consi-
dera nuestra, provin.ins de Ultramar como pro-
vincias hermanas y constituyentes esenciales, con la
Pennsclla. de la n~icion espaola Es esa la poltica
de a.s;nl.ciri..n simi'atni que el Gobierno preten-
dia seguir con Puerto-Rico y Cuba, y de que tanto
alarde haca La Iberia en sus discusiones con La Tri-
buna?
Pues se han lucido ustedes, seores fusionistasI
SN0 es por nada de lo que el appreciable cole-
ga pregunta por qu- resultan las Antillas despo-
jadas de los benelicios del tratado hispano-hel-
vtico,
Es elencillani nte torque Cuba y Puerto-Rico
no tienen alcornocales.
Hay en una y oira islas muchos pedazos de al-
cornoque y an alcornoques completos; pero es-
tio s,.n de la l:amilia de los oligarcas y de muy
mala madera par.a producer el corcho.
Ah! Si en Cuba y Puerto-Rico tuviramos al-
cornocales que produjesen miles de toneladas de
corcho, entnces.....
Entnces esa produccin seria sacrificada la
industrial taponera de la Pennsula como el az-
car, el tabaco y dems products de aquellos
pases.
Porque podria darse el caso de que el seor
Nuez de Arce declarase un dia en el Congreso
de Diputados que los alcornoques de las Antillas
eran un peligro para la integridad national.

CONTINA LO DE VEGA BAJA
La eleccin para diputado C -es hecha favor
del hermano del Sr. Nuez d- ;e, y en virtud de
la manera de haberse lleva a contina dan-
A,. 1~ ..... tn ; pr tqn*- '.










204 REVISTA.DE LAS ANTILLAS
, .. .,' ,- ,. .


Ante ese escndalo, denunciado niil veces por la
prensa, no hay elector independiente que tenga vo-
Suntad de concurrir las urnas.
El Gobierno, por medio de esa coaccin y arbitra.
riedad, ha matado al pas. El recelo yla desconfian-
za han quebrantado los nimos; el sufragio se hall
restrindido de la manera ms cruel, y no es possible
concebir as ni la ms mnima idea de que la repre-
sentacin de aquellas provincias sea verdadera.
.,. Como si no hubiera ya bastantes pruebas contra
ese sistema del Gobierno para que se nombren sus
recomendados, que tan mal resultado han dado
siempre por su complete cdsconocimiento' de los
negocios antillanos, ha venido dar un nuevo
escndalo el Sr. Ministro con la imposicin de su
hermano al distrito de Vega-Baja. Nadie desconoce
que el Sr. Arce, menor, no tiene antecedentes polti-
cos de ninguna clase; que ignora las cuestiones ms
elementales de Puerto- Rico; que no entiende la mar-
cha de los intereses pblicos en aquellas provincias,
y que, por tanto, carece de legtima competencia
para responder las exigencias de la credencial que
se ha puesto en sus manos de la manera ms acomo-
daticia.
Ya no hay quien ignore que igual procedinfiento
se observ con el Sr. Cabezas de Herrera y el seor
Surr, personas desconocedoras en absolute de
Puerto Rico; pero que aqu estuvieron _siempre al
lado del Gobierno para no oponerse jams las prc-
ticas perniciosas los intereses de las provincias por
que aparecieron elegidos..
El Congress les sirvi6 de paso para elevarse
ocupar destinos lucrativos.. Esa era su misin, y
buena prueba han dado de haberla cumplido.
De tal modo esta conduct ha ido llevando el des-
engao y la decepcion los nimos, que-as se ex-
plica que el distrito de Vega-Baja, que contaba no
h much 12,000 electores, stos se fueran retrayen-
do, hasta el extremo de que el Sr. Cabezas de Her-
rera fueseeelegido por 63 votos, el Sr. Surr por 43,
y.actualmente, y del ,nodo ms escandaloso, el her-
mano del Ministro por 33.
~ ,Bien es verdad qu el objeto es 'que el Congreso
si r de paso al Sr. Nuiez de Arce, hermano, para
tener asi'LGobierno un voto ms, el pas donde se
ha efectuado-a eleccin un representante incompe-
tente, y sobre todo, obtener el favorecido dentro de
poco algun puesto *'tancioso y bien retribuido.
::.Ocurrir una, at "'acante entnces. Pues se
'abj la credencial 'eer por el mismo.estilo,


S LA ZAFRA DE 1882-83 EN CUBA

Para que la Espaa peninsular tenga idea exacta
de lo benfica y previsora que viene siendo la pol-
ticafusionista en las Antillas, y especialmente de lo
bien que corresponde al objeto de su creacin el Mi-
nisterio de Ultramar, cuya existencia parece consa-
grada perpetuar priviligios odiosos y repugnantes
monopolios, lase y coiprese el siguiente cuadro
de la mrma que ha sufrido en Cuba la produccin


azucarera:,


INGENIOS


Santo Toms..................
Santa Teresa ........... ........
Surco..........................
Manuelita.....................
Dos Hermanas...................
San Francisco...................
Indio ...........................
Resulta....... .............
Luisa..........................
-San Gabriel.....................
Reforma.......................
Santa Maria.......................
Begoa..........................
San Rafal.....................
Panchita......................
Mara Josefa.................
Vista Hermosa.................
Sagua ..........................
Conyedo ....'.. ..............
Suma. ..,. .........


1882 1883
Bocoyes Bocoyes

1,59I 8oo
i,58o 750
1,700 6oo
I,25o 6oo
I,35o 585
65o 400
2,01I 609
i,273 55o
920 247
429 199
8o5 3?o
5 3 316
-8 6 5oo
I,8oo 350
800oo 215
I,25o 50
1,319 380
I,5oo 600
65o 150o
22,367 8,751


En igual 6 parecida situacin estn todas las de-
ms fincas azucareras, ,cuya nmina no publicamos
porque nos ahorra este trabajo el estado comparative
de las ltimas.cosechas, repartido por la respectable
casa J. C. Burhnam y C.a, dela Habana, en nueve
puertos dela Ila, el 3o de junior ltimo, y cuyo re-
smen es el siguiente:
En 1882 ..............588,827 toneladas.
En [883 ...... ..... 459,99
Deficit en 1883....... 128,908
Equivalpnte z2r.91 por loo.
Para complement de estos dolorosos resultados
aI n mnos respetable que la anterior y muy acre]


Perteqece la Comisin de gobierno interior, y
en esto de gobernar no hay persona que le iguale.i
De apariencia es antiptico; pero parece que des-
pus de tratado sigue parecindolo todava. No le
trato yo, pesar de sus arranques picarescos que lea
hacen digno de mi compaa.
Qu decir de su persona? Nada se ha escrito de l,.:
y lo poco que de l podria escribirse... no se puede
escribir.
Habla de todo fuera del saln de sesiones, y.es tan
menudo de cuerpo como de ingenio.
SDe este seor dije yo en,mi primer artculo que
habramos de avisarle para que se rizara el pelo.
Este detalle y la eleccin de la alfombra, completan
el retrato de su seora.:
SUna advertencia: cuando llegue el invierno, quien
quiera poner alfombras en su casa, que le d el en-
cargo.
No rlo salen de buen gusto, sino muy. baratas,
Qu gloria para Puerto-Rico la de tener un
representante tan perito en materials de estere-
otipial

LA LEY DE IMPRENTA DE CNOVAS
Desesperadora es, en verdad, la situation que atra-
viesa la prensa liberal, tanto en Cuba como en Puer-
to-Rico.
* Las denuncias se suceden todos los dias, llevadas
cabo con notoria parcialidad; y las denuncias su-
plen las multas impuestas por los Alcaldes los pe-
ridicos.
Los diarios reaccionarios son los que estn exen-
tos de ser llevados los tribunales y los que tam-
bien gozan delbeneficio que les dispensan las auto-
ridades con su apoyo.
La influencia de unos cuantos seores reacciona-
rios que se creen ser la patria, no conformes en se-
guir su demoledora tara de explotar el pas por,
medio del privilegio y los monopolios, se han im-
puesto en Puerto-Rico de tal manera los Alcal-
des, que stos ejercen su autoridad de to o en todo
favor de la reaccin, persiguiendo constantemen-
te los liberals, y cometiendo atropellos y desma-
nes, conduct incompatible con la que estn llama-
dos observer .los individuos que el pueblo elige
para su representacin., .
Cierto es que los Alcaldes, en la incomparable.f
de.Puerto-Rico, son nombrados sin la extriCea st










REVISTA DE.LAS ANTILLAS 'o05


Mercantil. Este ltimo qued en la impunidad; no
.as La Propaganda que fu acusada.
.El Buscapid public una correspondencia de la
Peninsula.
Tambien ha sido perseguido por dicha causa.
Y mientras esta terrible persecution se hace en
Puerto-Rico A la prensa liberal por efecto de la opre-
sora ley de imprenta de los conservadores, los in
sultos de.los incondicionales y el capricho de los Al-
',caldes, el Sr. Ministro solicit el indulto' para un
peridico reaccionario que insult un pas extran-'
lero, Venezuela.
Nadie ha ignorado jams el contrast que ofrece
la prensa liberal por su estilo moderado y culto en
la defense de sus principios politicos, ante los impro-
perios insultos de lI conservadora,: que- todo lo
invade e la' manera ms desenfrenada, y para la
-cual no hay un solo nombre respectable que no sea
objeto de sus diatribas, por el nico motivo de pro-
fesardiferentes ideas.
Todos los dias reproducimos textualmente mode-
gi-de la gran literature de los conservadores.
. Sin embargo, el Sr. Nui\ez de Arce se atrevi
pretextar en las Crtes, para continuar de ese modo
impune su sistIfma de aplazarlo todo para luego y
no hacer nada, que el estado de alarmade las Anti-
llas se deba los peridicos liberals, asegurando
que por esta causa no poda dar ningun paso en
-sentido avanzado las reforms que con urgencia
demandan los intereses de Ultramar.
Desde-entnces hemos sido ms constantes en
nuestra tara de reproducir para la possible edifica-
cion del Sr. Ministro, 6 por lo mnos para que sirva
de elocuente ejemplo la opinion pblica,el lengua-
je ofensivo, personal destemplado ie los reaccio-
narios.
No tenemos que nombrarlos.
Nadie ignora que en Puerto-Rico existen el Boletin
Mercantil, La Nacin Espaola y otros de igual co-
munion.
Y en Caba, El Rayo, El Adalid, El Integrista, La
Vor, La Aurora del Yumur, La Centella, el Diario
de la AfMana, etc., que.pertenecen la reaccin y
que son un triste modelo de injuries, que aseguran
con desveigonzado lenguaje que sonlos amos del pas.
Esa srie de peridicos reaccionarios tiene el dere-
cho de violar los nombres ms sagrados.
.Para ellos la ley no se ha hecho.
L- La persecucn es solamei liberalse.
- 1~--..-- v (e 1a* nimul-


fuegos, D. Eduardo Martinez Cadrana, antiguo
empleado, inteligente y laborioso, que en el des
empeo de su cargo jams ha dado que decir en
contra de su conduct.
Pues bien; esa probidad y celo del empleado
Sr. Cadrana, son los motivos que ha tenido el se-
or Ministro para dejarle cesante.
Sin duda que el Sr. Nuez de Arce se ha
propuestobn todo cometer desaciertos. Separa
de sus puestos los funcionarios que cumplen
bien, y por otro lado sostiene, premia y asciende
los que diariamente estn cometiendo en la ad-
ministracion antillana un desatino tras otro, pro-
moviendo escndalos y desrdenes, produciendo
mil disgustos al pais por su soberbia y avaricia,
y proporcionando conflicts al Gobierno con las
naciones extranjeras; conflicts que al cabo cues-
tan crecidas indemnizaciones, que se suman los
presupuestos que han de pagar las Antillas.
Ejemplos:
El Sr. Lorn, en la cuestin de las contribu-
ciones, di lugar un escandaloso conflict en
Cuba, origen de haberse tenido que embarcar
dicho empleado para la Pennsula.,
Y sin justificar su conduct, ha sido. premiado,
ascendido al Ministerio de Ultramar, como direc-
tor general de Hacienda.
Prescindimos por d pronto de cmo procedi
el. Sr. Lorn en Cuba respect de la Administra-
ci6n' de Aduanas, y de loque all se cuenta sobre.
que aniquil hasta lo sumo la recaudacin adua-
nera en provincias, reconcentrando todas las ope-
raciones que pudo en la.Aduana de la Habana.
Los comerciantes qut.e g!Ja capital no se dedi-
caban al contrabandio, solian lamentar amarga-
mente repetidos fraudes en la importacin, pues
sentian de cerca los efectos de la competencia
de los contrabandistas de los gremios respec-
tivos. "
En tanto el Sr. Lorn apretaba sin cesai los
contribuyentes por rentas terrestres, y quebran-
tando todos los principios de justicia, di, por Ul-
timo, lugar al conflict que nadie ya desconoce.
El Sr. Arriete ha dado margen en Cien uegos
L-_ ...,.'^,.;-'; /Il M,>1 , on lad "-la n 7n-


El Sr. Martinez, Cadrana habr recibido la,
cesanta -con que le favorece el'Ministro en la
conviction inteligencia de serun acto incalifi-
cable injusto, cometido por lo mismo que ya
todo el mundo sabe, y es que el Sr. Nuez de
Arce no hace ms que cometer desaciertos.
Es desgracia la del Sr. Ministro.
Recompensa, premia y asciende los que-
brantadores del rden en Ultramar.
A los empleados inteligentes' y de reconocida
probidad' como el Sr. Martinez Cadrana, los de-
clara cesantes.
iSiga su desdichada tara el Sr, Nuez de Ar-
ce, que detrs vendr quien haga bueno al seor
Cadranal

EL COLMO DE LA PRECAUCIN
A mediados de Julio recibi la Direccin de
Hacienda de Cuba el siguiente telegrama:
Si no estn intervenidas las Aduanas de Ma-
tanzas, Crdenas, Cienfuegos, Sagua, nombre
V. E. inspectors INVISIBLES, y'para ello utilice
Cuervo Arango, Fabio Trigo y Rodas.
El gnero es nuevo; inspectors invisibles, co-
mo la ciencia administrative del Sr. Lorn,. .
quien se atribuye el telegrama, del que pedia li-
bro de caja la Contadura general. de Ha-
cienda.
Slo siendo de Lorn el telegrama, se explica
el nombramiento de Roda. para inspector invi-
sible.
Qu entiende ese mozo de Aduanas?
Pero es preciso premier lo que hizo por. Lo-
rn en Cuba, un cuando haya puesto muy en
ridiculo su administracin; como es preciso hacer
lo mismo con Ballesteros, otro de los consejeros
Bulicos del Sr. Lorn, al cual envi ste por te-
lgrafo su nombramiento de jefe econmico le
Santiago de Cuba.
Buenos dolores de cabeza ha de d"
tro el Sr. Loren mientras subs;
terio.
SDesde ese departam-
tn"ic cnant o ho'nur'










206 REVISTA DE LAS ANTILLAS


todaslas autoridades, proporcionando desde le- nocer.ms y ms sus products y facilitar su de-
go un confticto;cuando aun no se habai pasado el .manda.
del Sr. Lornr.
La la Aduanaen juli, teniendo en Sobre la llegada Valencia del vapor Caridad,
Las q bajas de en u la Aduana en uli tdd e hallamos estas noticias en otro apreciable peridico:
cuenta que hubo dia a p anr.ci d r neau- dada fu muy exigua y la pralizin de n otro de los vapores del infatigable Marqus de Cam-
gocios, por virtud de los desrdenes apuntados, po, destinado por ste la carrera de Argel.
pueden estimarse prudentemente en 5o00,00o Es el magnfico vapor de hlice, Caridad, que no
duros. hace muchos, dias fue botado al agua en Dumbarton,
De modo que, compulsando los resultados, desdelos acreditados astilleros de A. M. Milln
aparece hasta fin de julio, en las Aduanas de hijo, por encargo del ,opulento navierd valenciano.
Cuba, una disminucin sensible y alarmante Las dimensions del nuevo vapor son 240 pies es-
'para los ,efectos" del presu'puesto, que import lora, 3i manga y 16 puntal. Su construccin es ele-
os gante; su corte ibelto. Est dotado de poderosas
1.408.793 pesos. mquinas, que le imprimen una velocidad, ya acre-
Los numeros son elocuentes. Ellos demuestran ditada, de 15 millas por hora, como mnimun. Yde-
con precision segura la indiscutible prueba de cimos que est ya acreditada su velocidad,porque en
que durante siete meses que van de ao, los mis- la travesa;qu9 acaba, de hacer este hermoso buque
mos que el Sr. Nuez de Arce tiene su cargo el desde Liverpool Valencia, solo ha invertido cinco
Ministerio de Ultramar, los males de la Adminis- das y quince -oras, puesto que sali6 del primer
tracin antillana han tomado formidable propor- puerto l 28 del pado julio pr la tarde, y lleg al
clones. del Grao a las siete de la maana del da 3 del co.
clones. rriente.
La recaudacin de Aduanas baja 1.400,000 Noesextrafo, conccidas las condiciones de estos
duros. buques, que el Sr. Marqus de Campo haya sido ob-
A virtud de las torpezas y de los desrdenes, jeto de singulares elogios en la Cmara de Diputados
se suceden las protests de los capitanes de bu- de Francia al discutirse la organizacin de servicios
ques extranjeros en las dependencias de Cienfue- martimos postales de aquel pas.
, gos y Sagua, y esto d'ar' margen al pago de in- Con vapores como el Caridad, el pensamiento de
demnizaciones. este naviero ilustre, encaxninado facilitar las comu-
El robo del almacen de efectos del imbr nicaciones centre Francia y Argelia,, con gran venta-
El robo del almacen de efectos del timbre que ja para los interests de nuestro pas, no dudamos
ascendi 270,ooo duros. ja para lcsinteresc.s de nuestro ps, no dudamos
a di ,descubierto e el Banco Esp que obtendr el xito'ms satisfactorio.
El fraude descubierto en el Banco Espaol,
que con 200,ooo duros que prximamente impor-
tan los, bonos falsos de dicho Establecimiento, Las Provincias, de Valeiincia;, afirma que hoy sal-
n los, bos falcsos de do Estlecie dr para Argel el cxprc :ao vapor, despus de aban-
sube el desfalco '300,000 pesos. derado en,dicho putrto.
El conflict Lorn-Prendei'gast, cuyo expe-
diente no ha habido forma de que el seor M- LaflotadelSr. Marqus de Campo, dice El Globo,
nistro traiga al Congreso. ha obtenido diploma de honor en la exposicin de
La formidable, prdida de lqs hacendados, al, Amsterdam, distincin honrosa para la marina
liq'ilar la zafra, y la imposibilidad er..que'esos mercante de nuestra patria, que no han logrado al-
p "-.s se hallan de dar.salida sus trutos canzar las compaas inglesas y 'holandesas que en
toncia extaiajera y los crecidos de- aquel certimen figuran.
tLos miembros del Jurado, dice una carta lue he.
ralon.- d mos recibido, hacen grandes elogios de la extension
Scasas de comercio, que se j las lines ma, iiin s Jel citado marqus,.y se ad-
:, sin p,:der reembol- miran de la facilid d cc n que ha organizado su po-
'"ciir"iad s A 5 I, h.i- .-- ..-- 4-* *


Sr. Marqus, y concluy diciendo que el Sr. Terres
era una garanta para la salud pblica y para los in--
tereses del comercio: que al dictar una rden se la
cumpla gustoso, pues se impona, ms por la per-
suasin que por la autoridad que representaba, y
que funcionarios ,como dicho seor honraban al
Gobierno.
A las once de la noche dejaron los comensales el
Santo Domingo, no sabiendo qu, admirar ms, si la
hermosura del buque la amabilidad de su capitan..
Asi lo refiere El Bien Pblico, de Mahn.

TRES PIES PARA UN BANCO
La Gaceta de Madrid ha publicado un real de-
creto del Ministerio de Ultramar nombrando sub-
intendentes de Hacienda de las provincias de la
HaDana, Santiago de Cuba y Pinardel Rio, don
Gumersindo Perez Moreda, D. Carlos CuervQo
Arango y D. Julian Soto Morillo, respectiva-
mente. .. .
Del Sr. Perez Moreda creemos haber, dicho ya.
bastante para que nuestros lectores estn con-
vencidos de sus cualidades de empleado y ha-
cendista.
Del Sr. Soto Morillo nada bueno ni malo se-
puede decir. Cuando jven y aun despus de-
viej o ha hecho otra cosa que vegetar tras el.
pupitre y cobrar la nmina.
Hoy que frisa en los ochenta aos y est ver-
daderamente caduco, el Sr. Soto Morillo no pa-
sa de ser un monument arqueolgico.
El 9 de agosto de 1880, siendo jefe econmico:
de Santiago de Caba, puso un telegrama al Di-
rector general de Hacienda, concebido en estos.
trminos:
Con motivo del mal estado de salud de esta ciudad,
hay cinco empleados enfermos que no asisten la..
oficina, todos hijos del pas. J. de Soto..
Ya entnces estaba chiflado.
Respecto al Sr. Cuervo Arango nada queremos.
decir hoy por cuenta propia, recomendando muy
especialmente a ~IF-jrnistro de Ultramar el si-
guiente suelto qisolx a'~1~os de Cuba Industrial de-
la.Habana, que;' los funcionarios de espe-











REVISTA DE LAS ANTILLAS 207


rior de Administracin la Intervencin de Hacienda
-en la Pennsula el i. de marzo de 1881, tarda ento-
mar posesin un mes y lo obra; que va ocho dias
la oficina y por enfermedades otras causes deja de
hacerlo cinco meses y los cobra tambien; que mien-
tras est de paseo en Granada,Alemania, Francia y
-Austria, cobra tambien- que dimite su cargo y tar-
-dando dos meses el Gobierno en aceptarle la dimi-
-sin,los cobra igualmente: total ocho meses durante
los cuales solo sirvi la plaza ocho dias; y pesar
.de esto cobra su pinge sueldo: un hombre que-
:faltando las leyes, las interpreta su capricho dan-
do atribuciones que no tiene los Jefes Econmicos
-de esta Antilla, que involcra la administracin, que
;peturba el rden natural de las cosas, y hace nacer
recelos y desconfianzas entire sus sobordinados, por
sus complacencias con la camarilla que su llegada
-se crea, camarilla que lo precipita actos tan ridcu-
los, como fu el del impesto de consumo de ganado
que despues de advertido de lo que deba hacer y
-era lojusto v legal, no lo atiende, y d disposiciones
-taf equivocadas y ligeras que le obligan desdecirse
y enmendar sus disposiciones. en la misma Gaceta
-oficial, con nuevas aberraciones, que dan el resulta-
do natural, de que estando esa pinge renta en ma-
nos hoy casi desconocidas y por los tipos bajsimos,
:haya perdido el Tesoro cantidades que con certeza
en un 1o por oo de sa prolucto total,
,pues s6o los gastos consiguientes esta recaudacion
ben pueden talcularse en un 3 4 por ciento.
El Sr. Lorn en el despacho de los expedientes
zsola preguntarse: se concede o. se niega? Si era lo
primero estudiaba el asunto; y si lo consideraba in-
justo, lo dilataba indefinidamente: y si era lo se-
,gndo, sin ms exmen, sin ms conocimiento que
saber se negaba, pona su conformidad.
Hombres como ste y como el Sr. Perez Moreda,
que l mismo se vanagloria de las multas que impo-
me; que por desconocimiento del ramo de Rentas
terrestres, habiendo ido Matanzas girar una visi-
tai la recaudacin de contribuciones, suscribe
-sta como buenas unas relaciones incompletas; que
pone el sello de conformidad recibos enmenda-
dos en que no sesalvan las enmiendas, con nmeros
raspados, numeracin imperfecta, cortados de los
talonarios; y los numera l con un lpiz de color,
dando mrgen que al recibirlos despus el recau-
-didor de atrases, levante una protest que -aver-
-nza. no al qua reciba, sino q. r


dudablemente; pero much ms dafio hacen aque-
llos empleados que ignorando acaso las leyes, que
desconociendo el derecho, tuercen este interpre-
tan aquellas de un modo arbitrario' y 'vejaminoso
para el contribuyente, que perdiendo la esperanza
de que'la justicia luzca para l, se retrae, y odia
estos infinitamente ms que los que pudieran tra-
tarse de simples rateros'del Tesoro.

OTRA REFORM HUERA
Para que se.convenza el Sr. Ministro de Ul-
tramar de que la REVISTA no hace cargo infun-
dados, le diremos que los resultados han dadoal.
traste otra vez en la Habana con lo que all dej
la gestin del Sr. Lorn.
Empese- ste, pesar de los consejos del
prctic administrator de la renta de Loteras,
en que se celebrasen sorteos de 42,00o bolas; in-
teres para ello al Sr. Nuez de Arce despus
de haber ingresado en el Ministerio de Ultramar,
y el malhadado sistema ha producido por todo
resultado una prdida.verdadera para la renta
de CIENTO CATORCE MIL DUROS.
H aqu los trminos en que un diario de la
Habana d cuenta de este nuevofiasco.del talen-
to financiero del Sr. Lorn, que ya es tiemnpo co-
nozca el Sr. Ministro para bien suyo y buen nom-
bre de la Administracin espaola aqu y en
Cuba:
C Segun telegrama del Ministerio de (ltraniar, del
que en su oportunidad nos'ocupamos, el Sr. Nunsez
de Arce, por tener grandes esperanzas fundadas en
los antecedentes que la vista tena, recomendaba
que de cualquier manerase celebrase el primer sor-
teo de los 42,oo00 billetes, recomendacin que se ha
hecho efectiva hoy. Si el Sr. Ministro pensaba que
aqu el pblico iba arrebatar los billeteros su
mercanca, saldr de su error tan pronto como sepa
queen el primer sorteo de su predileccin, celebra-.
do hoy,han sobrado CINCO MIL SETECIENTOS billetes.>

PUNTOS ROJOS
Leemos en un peridico:
Hasta el prximo enern si reeir en %uba la:


ElPorvenir, del 24:
IEsta tarde se reunirn los ministros en el pala-
cio de la Presidencia, para celebrar Consejo, en el
cual.continuarn ocupndose de los asuntos que
quedaron pendientes en el anterior y ultimndose
el exmen de la ley provincial de Cuba y Puerto-
Rico.
*
Al fin, El Liberal del 25 nos da la gran noticia al
hablar del Consejo de Ministros celebrado el 24:
vincial con aplicacin Puerto-Rico y Cuba, que
fu aprobada, segun se asegura, habiendo encontra-
do el Sr. Nuez de Arce la frmula para salvar los
inconvenientes que se prese-taron para hacerla com-
patible con las dems leyes especiales del pas.
La formula, eh?,
Qu formula habr sido esa que tanto trabajo ha
costado?'
Ya la conoceremos.
Con motivo de encontrarse enfermo el Sr. Lorn,
se ha encargado interinamente de la Direccin de
Hacienda del Ministerio de Ultramar el subsecreta-
rio Sr. Rodriguez Corra.
Pobre D. Ramnl
Todos son darle qu hacer.
iY quieren que dimita!...
Hablando de la fealdad fsica de los Ministros, di-
ce El Progreso:
StSi no tueran las patillas del Sr. Pelayo Cuesta,
parecera un gabinete de horteras.
Lo sentimos por D. Gaspar.
El Imparcial indica que la masonera ha jugado
un papel muy important en favor de la ltima in-
surreccin de Badojoz.
Sin duda El Imparcial no ha tenido present que
el Sr. Sagasta ha sido Gran Maestre del Oriente de
Espaa y es uno delos Grandes Inspectores Genera-
les del Supremo Consejo de la Masonera espaola.
En esto, como en lo de Cuba, El Imparcialdest
siempre en su farmacia.
,. A la prensa liberal de las Antillas.-' -ontentadiza
y quejumbrosa siempre del inte- le expedien-
teo, recomendamos la sigu' .a de El Im-
parcial:
..-.ri.,; ~.o' -r uena el cele-










REVISTA DE LAS ANTILLAS
o.


Dicese que el general Castillo, obrando cori suma
delicadeza, ha dejado al Ministro en complete liber-
tad de accin; pero es el caso que el puesto lo dispu-
tan para su respective candidate centralistas y cons-
titucionales. A la cabeza de los primeros figure un
consejero de Estado que, con el apoyo del general
Martinez Campos, pretend se le lleve ese, puesto
como hechura suya.

La Correspondencia .Militar copia el suelto que
antecede, y comenta:
tan triste espectculo.
Ya que el digno general Castillo ha hecho una
vez ms uso de-sucaracterstica caballerosidad, no
debia aprovecharse para esos, pugilatos de, bande-
ra.
*
Para allanar esas dificultades proponemos que se
conserve en aquel puesto al Sr. de la Quintana.
Estamos seguros de que no podr reemplazarle
otro que lo desempee de peor manera ni con me
nos competencia.
El 22 ha llegado esta Crte, procedente de Bete-
l, el nuevo capitan general de la isla de Cuba, don
Ignacio del Castillo.
Hay quien asegura que no emprender la travesa
mintras no pasen los amagos del cicln en el At-
lntico y quien afirma que se embarcar inme
diatament.
Sospechamos que querr llevar en la carter el
arreglo del personal que con tanta preparacini y es-
tudio est efectuando el Sr. Nuez de Arce.

Dice El Liberal:'
La REVISTA DE LAS ANTILLAS, en un artculo que
lleva por epgrbfe una frase nuestra, justifica las ad-
vertencias que hemos dirigido al Gobierno sobre la
situacin de Cuba. ,:
Copia de nuestro artculo Lbs puntos del calcetin
y comenta:
os' odo esto es muy prosaico; pero afortunada.
ment-nc1 s sobran elements para remediar tanta
prosa...
Ah est 'inistro de Ultramar que lp compon-
dr todo .ndecaslabos.


' Los diarist


que rio es cierto que ,se


imparcialmente lo.lean y conozcan la organizacin
de los partidos. en las Antillas; y que es preciso que
alguien las conserve, siquiera sea por cortesia y pre-
caucin. ,
Es la primera de estas observaciones que la auto-
noma excomulgada por el Sr. de Armas y Cspedes
no es aquella' -que el partido liberal antillano se
consagr y que viene esplicanc'o desde que formula
su program.
Queriendo el autor del folleto afectar que partici-
pa en todo y por todo de las impresionesdesuscorre-
ligionarios, toma por les cabellos la palabra autono-
ma, la eleva hasta las nubes y forja un fantasma
aterrador, para tener el gusto de combatirlo con el
mismo- denuedo que el Caballero de la Triste Figura
combatia los gigantes del campo de Montiel. Lsti.
ma grande es, que centre los muchos escuderos que
tiene el partido conservador, no saliera unp solo tan
listo como el bueno de Sancho, para gritar al Sr. Ar-
mas en estos 6 parecidos trminos:
-Mire vuesa merced, que esa autonoma que se
figure no es la misma de que se trata hoy en Cuba,
que los autonomistas antillaOos ljos de pretender
dafarnos, son espaoles ho rados y leales, que slo
aspiran corregir los vicios de nuestra administra-
cin y evitar monopolios y grangeras, proponien-
do un rgimen descentralizador y econmico, que
dar honra y provecho la patria comun.
Esas prevenciones de partido que alucinan las
masas y llegan en Cuba basta la locura y el paroxis
mo, debieron ser cuidadosamente, corregidas 6 por
lo mnos evitadas por la buena f del Sr. Armas y
Cspedes.
De dnde ha sacado ese seor que el rgimen au-
tonmico que hoy se recomienda pora las Antillas,
y que l execra y maldice; llega desde luego cons-
tituir el selfgovernement que Inglaterra ha concedi-
do algunas de sus colonies?
En qu documento'oficial del partido ha visto que
los cubanos aspiran constituir cmaras legislativas
y gobierno propio?.De cul de las clusulas del pro-
grama del parcido liberal cubano puede deducirse
que ste se reserve el derecho de fijar las fuerzas de
mar y tierra en las Antillas?
Qu frase de ese program autoriza la presun-
cin de que en un moment dado podriar negar los
cubanos su Metrpoli, no slo recursos para llenar
su misin civilizadora en las Antillas, sino hasta
para 4A"ender la intr"ridad de su territorio?


sin ms armas que las de su derecho, ansian ver rea-
lizadas las reform'as polticas, econmicasy adminis-
trativa que con tanta razn invoca Cuba, para irm-
pedir nuevos desastres y curar las profundas heridas.
que en ellos recibi. Pues bien, comprendiendo quees.'
impracticable el remedio que los conservadores pro-
ponen, porque son ellos los primeros que lo recha-
zan en el terreno de la prctica, han formulado un
program capaz de conciliar todos los extremos, de-
realizar las ms legtimas aspiraciones de los habi-
tantes de la grande Antilla y de satisfacer las exigen-
cias de la civilizacin modern.
. No pretenden, como supone-el Sr. Armas variar
ni modificar en lo ms mnimo el sistema poltico-
de Espaa en su aplicacin las Antillas. Reconocen'
que stas constituyen parte integrante de la Nacin
espaola, y su modo de ser poltico, ser y no puede
dejar de ser el mismo que su madre patria tiene.
Y qu han dicho esto los rganos oficiales de-
los constitucionales antillanos? Que la Constitucin
-de Espaa en Cuba slo puede servir pra--tcos de
fuil. Cmo han acatado las garantfs individ~a-es
que esa Constitucin estableceJli1rindolas hasta el
punto de constreir las autoridades expatriar
hombres.libres y honrados sin el menor miramien-
to las leyes ni 4 la opinion pblica.
El parti-'o liberal autonomista cubano acepta y-
aceptar desde luego el derecho comun espaol, y ni,
siquiera ha indicado que se opondr que se modi-
fiquen las leyes en su aplicacin las Antillas, con.
tal de que esas modificaciones sean las. que exijan,
las necesidades intereses locales, y se hagan en el
Parlamento donde las Antillas tienen sus represen-
tantes.
Los tiempos de legislar por decretos han pasado..
Y cul es la conduct que bajo este punto de visj-
ta observan los correligionarios del Sr. Armas? Com-
baten abiertamente la aplicacin de esas mismas le-
yes que afectan invocar; nunca ven la oportunidad
de llevarlas, las Antillas, si pueden reflejar all ,el
espritu liberal en que la Espaa de nuestros dias se-
inspira, y se obstinan en volver al rgimen pasado
que todos debemos mirar con horror; como ocasio-
nado mayores desventuras que aquellas que antes.:
produjo.
Qu hacer, pues, para salvar estas inconsectien-,
cias que ya se preveian? Proponer un regimenn des-
centralizador purain nte econmico -administrati o.
-'"' llamado ,'autonoma. A falta dee -




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - Version 2.9.7 - mvs