Title: Revista de las Antillas
ALL ISSUES CITATION THUMBNAILS ZOOMABLE PAGE IMAGE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00097352/00009
 Material Information
Title: Revista de las Antillas : periódico de intereses económico-político-sociales
Physical Description: v. : ; cm.
Language: Spanish
Publisher: s.n.
Place of Publication: Madrid
Madrid
Publication Date: June 28, 1882
Frequency: 3 veces al mes
normalized irregular
 Subjects
Genre: newspaper   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Habana
España -- Madrid -- Madrid -- Madrid
 Notes
Dates or Sequential Designation: Año 1, n. 1 (16 mayo 1882)- = T. 1, n. 1-
Dates or Sequential Designation: Cesó en 1884.
General Note: Director, Francisco Cepeda.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00097352
Volume ID: VID00009
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 436542631

Full Text














La nacin espaola es la re-
unin de todos los espaoles do
mbos hemisferios.
Constitucin de 181z.-Art. I.*

3E3DAOOX3S: REaOrsAD OEs, 74


PERIODIC DE INTERESES ECONOM1CO-POLITICO-SOCIALES
DE LAS ISLAS DE CUBA Y PUERTO-RICO
Se public los dias S, 18 y 28 y los siguientes ai la llegada del correo de Ultramnar


Un pueblo no puede ser mi-
tad esclavo, mitad libre. O todo
libre, todo esclavo.
Abraham Lincoln.


DIRECTOR: D. FRANCISCO CEPEDA


ANO I.-NUM. 9. MADRID, 28 DE JUNIO DE 1882 TOMO I.-NUM. 9.


SUMARIO
Recordemos.-Los presupuestos de Cuba en el Congreso.-
Los presupuestos de Puerto-Rico.-Prudencia y provision.
-Las carreras civiles de Ultramar.-El arreglo de la Deu-
da de Cuba.-Puntos rojos.

RECORDEMOS

Nuestro program es bien
sencillo. Pocas palabras bas-
tan para que nombre del par-
tido liberal-dinstiso lo anun-
cie hoy desde el poder: cumplir
en el Gobierno cuanto ofreci-
mos en la oposicion.
SAGASTA
(Palabras pronunciadas al
hacerse cargo ltimamente de
la Gobernacion del Reino.)
El tiempo que todo lo borra, mnos aquello
-que perptua la historic; y las situaciones de la
vida, que veces dan lugar promoter lo que
despus se olvida 6 se desprecia, nos obligan hoy
recorder al Sr. Sagasta, como Jefe de un im-
portante partido politico, sus autorizadas decla-
raciones respect las cuestiones de Cuba, y las
que con representacin official hicieron los seno-
res Len y Castillo, y Balaguer, de las cuales nos
hemos ocupado ya.
En ocasin solemne dijo el Sr. Sagasta:
provincias de la monarqua espaiola, no queremos
nada que sea inconvenient para sus hermanas las
de la Pennsula; pero tampoco queremos nada para
stas que pueda ser inconvenient para au ellas.
Por eso el Gabinete del Sr. Sagasta ha estable-
cido entire ellas un comercio de cabotaje, que fa-
orvece las provincias de la Peninsula mientras
'nnada beneficial las de Cuba y Puerto-Rico:
e oraije tan ridculo, sin fuera tan humillante
para. aquellas provincias, que se dejan excep-
tuados del comercio libre los nicos frutos de
valor que produce aquellas islas: queda subsis-
tente para las mismas el derecho diferencial de
bandera, que las perjudica de manera indecible,
con provecho inmenso de las provincias peninsu-
lares. Los tratados de comercio que celebra el
Ministerio beneficiaron nicamente la Penin-
snla, mientras que las Antillas se arruinan y su-
cumben, sobre todo Cuba, porque en la prctica
estn desheredadas por la madre ptria'; y des-
conociendo sta los mtuos servicios, ni trata, ni
permit aquellas tratar, en beneficio comun,
con la naci6n donde tienen su principal y ms
natural mercado.
El Sr. Sagasta pedia que se cumpliesen con las
Antillas los compromises contraidos: que se mo-
ralizasen la Administracin y la Hacienda. Se ad-
miraba de que el presupuesto de Cuba fuese la
tercera parte del de la Pennsula, y hacia ver la
necesidad de que se llevasen all todaslas re-
formas.
Diez y seis meses han trascurrido desde que
tal dijo el Sr. Sagasta en la oposicin, y quince
desde que est en el poder, sin que la situacin
de Cuba haya mejorado nada. El Gobierno ante-
rior se atrevia decir al pas que ya estaba hecho
todo en aquellas provincias, y poco mnos nos
dice el actual.
Ms an: ha tachado de ingratos los liberals
de Cuba, porque no reconocen los beneficios re-
cibidos. El partido del Sr. Sagasta, enarbolando
la bandera de todas las reforms, de todas las
libertads, lleg al poder, y una vez en l, se


acord del cuento que en Enero pasado hiciera
en el Congreso respect un General Inten-
dente, quienes no disponiendo de suficiente dine-
ro para distribuir entire el ejrcito, se guardaron
para si el que habian recibido. Clamaron los sol-
dados, y se les dijo:-Hijos mios, es verdad que
ha venido dinero.- Viva el general! contestan
los de abajo.-Pero es verdad tambien que ha
sido distribuido: lo que tiene es que sois insa-
ciables.
Pues eso mismo pasa con el Gobierno y las
provincial de Ultramar. Lleg la libertad, si, pe-
ro se quedaron con ella, cuenta de sus atrasos,
los jefes del partido constitutional, mintras en
Cuba subsiste la esclavitud, bajo el nombre de
patronato. Se ha promulgado el Cdigo funda-
mental del Estado; pero no rige en cuanto se
oponga los decretos y disposiciones de carcter
particular.
La Constituci6n autoriza todo ciudadano
emitir libremente su opinion de palabra por es-
crito, y el Gobierno y sus delegados persiguen,
entregan los tribunales 6 deportan los que di-
gan algo que no sea del agrado de los conserva-
dores y negreros, enemigos naturales irreconci-
liables de todo Gobierno liberal.
El Sr. Sagasta dijo un dia que si luchaba y caia,
caeria del lado de la liberlad; y su representante
en Cuba, General Prendergast, creyndose obli-
gado luchar, temi y preliri dejarse caer del
lado de la reaccin, atropellando todas las leyes
y dando la batalla la libertad, porque confiaba
ganarla sin los peligros inmediatos de la lucha,
como asi sucedi6.
Para su objeto le bast6 encerrar en lgubre ca-
labozo al Director de la Revista Econmica, y de-
portarle ms tarde, en pleno invierno, un clima
frio que le es fatal, dejando tras si su numerosa
familiar sin ms amparo, sin ms esperanzas que la
nunca desmentida nobleza y generosidad del pue-
blo cubano.
El Sr. Cepeda hacia dao al partido negrero y
explotador de las desgracias de Cuba, y era pre-
ciso deshacerse de l toda costa.
El partido liberal, que tres aos ntes, con su
actitud resuelta y patritica habia auxiliado al
general Blanco sofocar la segunda insurrec-
cin, cuyo hecho supo apreciar y reconoci6 p-
blicamente aquella Autoridad, fu sacrificado
por el General Prendergast en aras del egoismo
conservador; en aras de un partido que se dice
espaol sin condiciones, y que, aparentando un pa-
triotismo exaltado, comercia con el buen nombre
y la honra de la Ptria. Ese sacrificio fu consu-
mado por Prendergast y aprobado por el actual
Ministerio.
Las leyes cuya promulgacin se dispone por el
Gobierno, no se promulgan, 6 quedan reduci-
das letra muerta, segun cuadra los deseos 6
conveniencias de los sostenedores del patronato
y del cepo y el grillete Y todava son ingratos
los liberals porque en lugar de agradecer los
favors que pretend dispensarles el Gobierno,
y que no les d, claman por lo que se les debe,
como los soldados del cuento!
Sale al balcon el Gabinete Sagasta y dice los
liberals de Cuba y Puerto-Rico: hijos mios, es
verdad que ha venido la libertad-Viva Sagas-
ta; viva el partido constitucional!-gritan aque-
llos.--Pero es verdad tambien que ha sido dis-
tribuida: lo que tiene es que sois insaciables.
Pobre pueblo
Ah, Sr. Sagastal Recordad que al Sr. Cno-


vas y su partido decia el Sr. Le6n y Castillo por
encargo del vuestro, que era preciso pre-
dicar con el ejemplo. Recuerde el pas que
aunquelos Sres. Sagastay Len y Castillo dejaran
el poder por no verse obligados hacer buenas
sus declaraciones, cumpliendo sus promesas, el
partido constitutional est obligado sostener
aquellas, porque su nombre fueron hechas.
Recuerde el Gobierno, recuerde el pas que si
un Ministerio constitutional ha librado las pro-
vincias de Ultramar de la sopa caldosa de los
frailes del cuento, que le daba el partido con-
servador, le ha dado en cambio otra tan seca,
que es un engrudo repugnant indigesto.
Recuerden las madres y las esposas, que el se-
or Len y Castillo ha dicho con prevision suma
y exacta: Desdichados de nosotros el dia en
que los esclavos aprendan que para obtener su
libertad necesitan pasar por la manigua!
Si el Gobierno actual no evita ese mal dando
la libertad inmediata los patrocinados, el des-
enlace fatal y triste ser inevitable; y el Gobier-
no de Sagasta el nico culpable de lo que en
Cuba pase, porque sabiendas habr convertido
en cuestin de partido y favor de la reacci6n,
lo que es cuestin de honra national.'
Quin responded de que los frecuentes innu-
merables incendios, que nos recuerdan los es-
tragos y devastaci6n de la pasada guerra, no son
las manifestaciones de la impaciencia precurso-
ra de las rebeliones y que obedecen un plan
dado? Seria de extraarse que por tales medios
quisieran los patrocinados dar la voz de alarma
al Gobierno, fin de que les libre de la necesi-
dad de recurrir otros que producirian mayores
males?
Tal vez haya quien pretend aparecer indig-
nado de que los desgraciados patrocinados se
les atribuya tal plan. Ah! ent6nces habra que
reconocer en los negros oprimidos, una nobleza
de sentimientos de que carecen sus opresores,
porque estos anulan la personalidad del patroci-
nado y le privan de su libertad, que vale ms,
much ms que los campos de caa y las hojas
de tabaco!
Madres y esposas espaolas, si en Cuba vuelve
declararse la guerra ser porque los patroci-
nados se les conserve en forzada servidumbre,
en esclavitud disfrazada que el Gobierno no
quiere no se atreve abolir por no di gustar al
partido conservador, pesar de las terrible con-
secuencias que sabe pueden sobrevenir. Haced
que vuestros hijos, vuestros csposos agiten la opi-
nin, noble y generosa del pueblo espaol, fa-
vor de la abolicin inmediata, sin restriccin ni
mistificaci6n alguna: acompaadles vosotras mis-
mas. Si no consegus tal objeto, vuestros esposos
y vuestros hijos sern arrancados de vuestros ho-
gares, y remitidos por fuerza Cuba: no soste-
ner la integridad de la patria, que esa no peligra-
ria con una political just y levantada, sino
sostener el interns de los negreros que toda
costa y bajo cualquier nombre quieren soste-
ner la esclavitud. Vuestros esposos vuestros
hijos perecern por el arma fratricida por las
enfermedades del pais, como murieron cien mil
hombres del ejrcito espaol en la pasada guerra,
dejndoos en eterno duelo; y tanto ms triste an
por la miseria que le acompaa. -i
Y aquellas de vosotras quienes los vuestrbs.
se os presentaron como prueba inequvoca de sus
enfermedades y sufrimientos, vestidos de verano
Sen pleno invierno, por iodo ahorro y como frt9i


b.


al~

EVA


REVIN,1 DE LAS maNTI,LLAIS












REVISTA DE LAS ANTILLAS

de fatiga- y privaciones un abonar, que por putacin peninsular ni la cubana, dando con ello lu- do sus obligaciones cualquier precio, para hacer
efecto del corte de cuentas, vale tanto como si no gar la desanimacin y la soledad en que se han efectivo su imported.
existiera,.ya sabeis lo que una nueva campaa deslizado estos debates, y que. parezca indiferente As dabandinero que no tenian, por miedo de que-
xistiera,.yn Cuba puede dar las ame a nuev la Ptra. la primer, y poco celosa por sus provincias la se- se les tachara de antiespanoles.
en Cuba puede dar las familas y la Patria. gunda. Hubo aqu una escaramuzaentre el Sr. Armtasy,
Evitad que vuelva la guerra, porque el senor Dice el Sr. Ministro que Cuba debe pagar su Deu- l Ministro. Ramon qued mal, como siempre,
Len y Castillo, hablando por su partido, ha di- da porque ha sido contraida por virtud de una gue- por su afan de querer'que los presupuestos ante-
cho: cin, ningun partido, por desheredado que est, que la Nacin enter, de que forman'parte de aque- dos son psimos; pero los de Armas, los de los 40
se halla solo: y en ese caso, agrega el Sr. Le6n llas provincias, sufriera la carga de esa Deuda, por- millones, repsimos.
y Castillo: ni las espadas de todos los heroes y que de otra suerte , dnde iramos parar? No se aluio o el
grandes capitanes del mundo han bastado para espanta el Sr.. Ministro de las conclusions que se El Sr. Labra, aludido por el Ministro, hizo uso
contenderr una reyolucin cuando un Gobierno se podrian deducir de su razonamiento? Pues qu, tie- de la palabra.
conempe sistemticamente en provocarla. oQu ne la mayora del pueblo cubano la responsabilided 'Vase su admirable discurso:
.El Sit-.ia mente enrpro vocrln discurso:o cn
valen todas las espadas cuando la revolucin se de aquella guerra? Es la mayora del pueblo cuba- El Sr. Labra: No un discurso sino unas cuantas
alen todas las espads do la revno separatist? palabras voy prcnunciar para recoger la alusion
desencadena? Entnces, arrolla las espadas co- Y deca despus el Sr. Ministro de Ultramar, de- que ayer me hizo un Sr. Diputado,,y la que hoy me
mo el huracan las espigas. En esos romentos jndose llevar del calor de su palabra. Cmo podr ha dirigido el Sr. Lecn y Casii.lc. contestando una
la electricidad de laatmsfera hiela la sangre en pagar Cuba la deuda de sangre contraida con los hi- irteriupcion que re permit hacerle, bien contra,
todos los corazones. jos de la Pennsula (sicm.prela Peninsula!) que han n.i voluntad. y dando mayor acertuacion que la
Seor Sa asta, seores del partido constitucio- perecido al; en defense de la causa de la civilizacin debida algura fiase de csas que aqu corren entire
al, iedig ese Lesultado con arreglo esras y-dc Fpaa? Si se hiciera una tabla exacta de la Ics l ;nccs; ra c ine ucicn la segridad que yo
dnar, implies cesultap con arde l contrario, mortalidad de la guerra, fcil scria dcmcstrar cue l-, diba de quc l.bi os or dce subir al cpder pronto.
declaraciones y ccmpromisos; de lo contrario, se- on muchos ms en proporci'n lcs espaoles de Cu- Al decir esto me refcria, no aque!gos que represen-
r inevitable cuando el element 'avanzado de ba qe los espaoles de la Pen'nsula, muertos en lcs uimos el matiz re] uhl-icc re, sino a ciertas ideas con-
Cuba y Puerto-Rico, al ver que se le cierra el campos de batalla; pero sea de esto lo que quiera, yo ci cus y especiales sobie el prc bkmta colonial; y me
camino today manifestacin liberal, mientrrs al rengo que hacer constar cmo ha querido y quiere funco para ello en la evo!ucon que se va operando:
mismo tiemro se abren de par en par las puertas esta minora liberal cubana que se les plague a todos i el rnimo de ledos los polticos peninsulares.
la reaccin poltica, y se sostiene violentado el ellos 'No recordais que cuando se discuti aqu Aqiul espritu retcloso contra el principio autot-
voto electoral, y rebajaa la libertad de la con- aqul cm[rstitc clebre para pagar ccn ventalas sus mica va desaparecierdo; hoy es ya indiscutible la
vciencia, y e ablecidas las categorias de ciudada- cerditos los pderosos acr edores de lo que l1amais It galidad de la propiug nda autonomista; se aceptan
noscia, y exlamacioes leles legalese, y su Tesoro de Cuba, yo me levant y dije cue el primer en clgunas parrots solucic.nes verdaderamente auto-
n ene e e lecridito que haba que pagar integrarrente era el re- ncmistas, y yo lengo la ccr.viccicn profunda de que
tente el patronato, se encuentre en el caso que presentado por los alcances de los infelices soldados en un plazo relativi.menite breve las soluciones auto-
describia el Sr. Sagasta en el prembulo de su y de sus families? nmistas en su casi icialidad y como sisttma, triun-
discurso, ya citado, de Enero del ao itimoi Pues eso que decamos entnnces decimos hoy: y frrn c< n el beneplcito de todos los partidos de la
sin f, sin esperanza, sin ver ms que esterilidad as queremos que se pague la Deuda ccntraida con Pennsula con tal que se cumplan estas dos condi-
done quiera que dirija los ojos... los espaoles turopecs americancs que han su- ciones: por ruestra paqie, perseverancia en la clara
Si llega ese estado, ro hay ms que hablar. cumbico en los c mpos de Cuba integrante, sin des- exposicion de las doctri.ras para que las entienda.
cuento alguno, como se pag los opulentos acree- todo el mundo; y en Cuba much prudencia para no
.-- dores banqueros, y no ccmo parece se va pagar tuibar la marcha natural de las cosas, confundiendo.
LOS PRESIUPUESTOS DE CUBA EN EL CONGRESO esos infortunados sus berederos. lo que constitute nuestro dogma, y es el inters ver-
S PS D a sido el Sr. Ministro injusto conmigo, si dadero de nuestro partido con otros problemas,.y
Seguimos hoy dando cuenta de esta important por ventura se diriga m cuando preguntaba: otros interests, con sentimientos y psiones ,que no
eguimos hoy ano cuenta de esamo e Creen I S. SS, que este presupuesto no trae ningu- permiian ver con calma el fondo de la question.
discus6in, para completar lo que llevamos ex- ra reform? No me ha oido decir el Sr. Ministro Estoy tan ccnvencido de esto, que creo que si so-
puesto en la REVISTA de los dias 18 y 24. que de este presuruesto los pasacos hay una in- niia la hora de romper filas, la mayora de los con-
Estbamos en la sesin del dia 20. mesa distancia? (El Sr. Minisiro de U11trcnar lace seivadores que en estos bancos se sienta, estarian.
SEn nombre de la Ccmisin contest el Sr. An- signs cfinativos.) Ccnsle.,pues, que no se dirigia cen las solucicres autoncmistas que implican el
golotti alSr. 'Portcondo. Habl lugo el Sr. Leon m S. S. al hacer esta observacin; recianla si luen rden de Cuba, y nada digo de la mayora de
y Castialo, Ministro de Ultramar, para ofrecer, gusian aquellos q ienes se dirigiera. (El Sr. Ar- esTa C arrara que es una msiciia liberal, y , la que
coomo de costumbre, al auditorio un rcmpe-cabe- sn'sFide ao elalra.') la lgic ha d e !le\ar nrccesariaemcnie nuestro lado,.
cono de cost a sola afifimacin para terminar con el Sr. Mi- Hemros ganado el pltio de la libertad de Ultra-
'zs asimilista, "nistro. Frt S. S. en un error al suponer que yo, he mor; esoan os e)ecuta do la sencencia; senores, lo
La rectificacin del Sr. Portuondo fu atiadi- lndo aqu lan ecencmico autcnomista. No que convir.c es no albardonr los estrdos y tender
sima. .lo hatra hecho aurque me creycra' facultaco para icdos les incide(nes que puedan surgir en este ul-
f !Si yo tuviera-diic-la elocuencia cxtrvordina- ello, p( rque s que ro se puede pedir un Gobiernoo timo ptido del lit:gio. Seremcs powder pronto, no
del SrLen y Castillo, no tendra cue hacer, rara que higa aquello que dentro de sus ideas no es po- no.oiros ir ruesi,.s ideas; y si estas pdiria rcali-
desvirtuar sus afirmaciones de hey, ms que recor- sible que baga. Pero adems ni me creo autorizado zarlasel mismo Sr. Cnovas qu: en estis mareriara
daraque llas maj.nficas.aalaias que S. S. minmo, para hacerlo. porcue el presupuesto de Cula dentro no es el n (ro ms temible, no podr raliarlas eIl
cuando dirigindose al Sr. Elduayen que me haba del rerimen que ccnstituye nuestro ideal. ro ser:a el Sr, Sg.r ta peco que salga de esa campaa de
contesiado precis~mente en les tlminrs en que Ccngreso de eIs Diputadcs quien lo estableciera. ni ebsieculos en que est en'rvello para dano de su sig-
, S. 5 caba de haceilo. exclamaba: *Ha hecho bien ) o ahora quien hubiera de modelarlo, sino la Lipu- nificecicn libenr 1 y disgust de sus buenos amigos?
el Sr. Portuondo al pedir consorcio en el sacrificio cin insular bajo la sancin del Gobernador general CPe r n de Cat e ipota quena aclaacdoiberalo
,de las provincias de qtuende y allerde les marcs; ha de la Isla. .. Cia el Sr. Leen y Catillo que el partido liberal
hecho mal el Sr. Elduayqn en echar en cal-a al seor En cuanto al Sr. Anrolotti, que dice que la perju- aucre mista de Cuba r.o tiene precisado su progra-
Portuondo todo cuanto la Pcninsula haya hecho en dicada sera Cuba si se hiciera la fusion de su reuda rra. Est S. S. en un error: bueno malo ese pro-
otros tiempos ror las provincias americanas.> Pero ccn la de la Pennsula, tengo que replicarle que esta eg ma es clio, preciso y est contenido en la de-
ni tengo yo medios de rpalabra para repetir aquel no es para nosotros cuestin de beneficio de per- clatacion del i.o de Abril liimo; no caben dudas
brillantsimo apstrofe, ni quiero en'trar en ese te- Juicio. sino cuestin de justicia dentro del criterio acerca de eso. El partido ha llegado la plenitud
rreno; bsteme decir por va de rectificacin, que asimilador, si es sincere y leal. Convenga S. S. en de su evolucion, y u program gacetable es de tal
all done el Sr Ministro ha empleado la palabra que as podrian contar los cubanos para que sus suerte, que desafio todos los partidos de la Penn-
Pensula he emleado yo la palabra Nacin, c9n cargas no fuesen tan enormes como hoy, con tan sula que presenien otro tan concreto y exp'cito.
lo cual me parece que doy bien claro entender buenos defensores como serian entnces todos los Y esto es una condition favorable al xito del
que incluia Ias provincial cubanas de la parte pro- Diputados de la Nacin espaola, porque defende- autoncmismo, tant ms cuanto que coincide con
porcional que pueda caberle en las, cargas que yo rian sus derechos propios; pero qu importa que las la dispersion que se observa en el bando opuesto y
sostengo y afirmo que deben ser nacionales, deudas y obligaciones sumen ms mnos, si han de de que ha sido elocuente testimonio este debate. La
Dice el Sr. Ministro que no deba yo extrafarme pagarlas todos los espaoles por igual? Ni en qu se doctrine de la asimilacion, tal como se explica en
de la escasa concurrencia de Diputados estas sesio- puede oponer esto que buscando yo un sentido los libi os, no ha tenido aqu defensores. La que se
nes, porque sabido es que siempre es escasa la con- cientfico en la organizacin de los impuestos pro- ha venido propalando en Cuba mediante formulas
urrencia en el Congreso cuando de nmeros se tra- cure llevar ciertos partidos y agrupaciones alte- vagas, ha vivido solo como pura negacion dela doc-
ta. Lo s, Sr. Ministro; pero la ausencia de los Di- i'reno de mis ideas que tienden reforzas el impues- trina autonomista, y al amparo derealidadespasadas;
putados cuando de los presupuestos peninsulares to director expenses de los indirector? pero hoy, tratndose ya de reformar sinceramente y.
se trata tiene una explicacin muy sencilla: al cabo. Una sola palabra acerca de la ausehcia de los ca- de salir del statu quo, es preciso abandonar el terre-
de tarntos ars de vida representative en la Peninsu- pitales cubanos en, el emprstito de i.5oo millones, no defensive de las negaciones y formular doctrine
apued decirsei que excise ya un presupuesto cons- ausencia que el Sr. Angolotti ha hecho notar. Cmo positive. Y y lo habeis visto, no hay dos asimilistas
tituyente, al que slo hay que tocar cada ao en de- habian de acudir los capitals cubanos 4 ese empres- que piensen del propio modo.
tallies que no existan el inters de la Cmara; pero tito si estan maltrechos y perdidos? No sabe el se- Al pedir la palabra me proponia tambien declarar
'cuando al presupuesto compaan proyectos de ley or Angolotti lo que pasaba en la Isla cuando el Go- que pienso terciar en la discussion del presupuesto.
que, reforman profundamente la manera de ser eco- bernador general llamaba en aquellos dias de mayor de Puerto-Ric, por lo cual me abstengo de discutir
n6mica del pas, como.en el ltimo presupuesto ha peligro todos cuantos contaran con algunos.recur- este; y as cooper que esta discussion termine, y
acontecido, a concurrencia es grande siempre. No sos interesarse en el emprstito de los bonos; es demuestro que los intereses de ambas Antillas son.
habeis visto aqu de qu suerte la minora conserva- decir, en el negocio de prestar dinero al 8 por 0oo idnticos, y con igual criterio deben tratarse y re-
dbra no ha abandonado un moment estobt bancos, en nombre de la Patria? Pues yo lo s, porque lo he solverse.
Shan tenido los debates tal color inters que' no visto.'La mayor part de los citados acudian la Por lo dems, no tengo que decir que me adhier:'
bIn permitido los Sres. Diputados abandonar sus cita por miedo, susciibian aquel emprstito, y ap- las declaraciones de mi respectablee amigo seor-''
escanos?.Eso es precisamente: lo' que yo lamentaba nas salian del palacio del Cpitan Comandante ge- Portuondo, que hahablado por cuenta de Aos repre.-
que no hubiese hecho en la ocasin present la Di- neral, teniar que tomar 'dinero prestado,: negocian, sentantes del partied. liberalde la grande Antilla ,














REVISTA DE LAS ANTILLAS 5r


Unicamente he de decir dos tres cosas relatives
ste presupuesto que sonla resultancia, mi juicio,
de este debate. En esto no hay preparation alguna.
Realmente es el efecto quc ea mi espritu ha hecho
esta discussion"
1 En primer lugar, un presupuesto de 36 millones
de'pesos no puede pagarse en Cuba, porque nunca
ha pagado efectivamente m.is de 31 32 millones de
pesos;y por ms que h-iaa habido presupuestos su-
periores, siempre han resultado con un deficit gran-
-de, cuya monta es de 1879 esta parte de veintitan-
tos-millones de duros. Esto es un hecho.
SSegunda consideration: que no es possible conti-
nuar hablando de memorial contra estos y otros ex-
tremos. No concemos la riqueza ni aun la poblacion
de Cuba, ni las cuentas del Estado, ni el movimiento
mercantil, ni, en fin, cosa alguna qae valga para
former juicio de la grande Antilla. Seores, es pre-
ciso tender con urgencia i llenar ese vaco, y por
eso no hubiera' vist'o con disgusto c.imign ia en el
presupuesto una partida important para los traba-
'os estadsticos; sin ellos no hay medio de hacer
presupuestos, ni former cuentas, ni desarrollar las
fuerzas productivas de Cuba, ni tener formalidad de
ninguna clase en nuestros empeos econmicos y
administrativos.
STercera observation. En este presupuesto no se
dedica toda la atencion necesaria los gastos de
Fomento, que son los ms importantes en una Co-
lonia, y en cuya vista puede tolerarse un presupuesto
fuerte. La mayor parte de la Isla se halla sin cami-
nos, sin establecimientos de Beneficencia, sin escue-
las, sin crceles; la edilidad punto mnos que desco-
nocida; en fin, nada de lo que constitute en lo mate-
rial la vida de un pueblo culto. Sobre esto aqu no
,se tiene idea. Pires mintras no se -estine much
Fomento haciendo de esto la parte principal del
.presupuesto, no habr prosperidad en la isla de Cuba,
ni ser tampoco possible dar solution al problema de
la inmigracion, porque sta necesita que se den
tanto garantas polticas al ciudadano, como 'medios
de subsistir los que vayan cualquier pas com-
,prometer su vida,en aquellas remotas comarcas. Y
despus de esto una aclaracion sobre un punto aqu
tocado de paso.
El rgimen autonmico tiene la exigencia de que
Seseparen los gastos insulares de los gastos genera-
les. Para los gastos particulars, locales, nosotros
"sostenemos que el presupuesto debe discutirse en
Cuba con conocimiento del Gobernador que los
apruebe desapruebe, sometindolo en este ltimo
caso al poder de la Metrpoli.
Lo que sea de servicio general, de inters gene-
ral, tbdo lo que correspond la .Nacion, debe ser
-.sufrgado por la isla de,;Cuba junto y en propor-
'cia i as dems provincias de la Pennsula. Deben
Cub ,"' Puerto-Rico pagar ms? Pues que paguen
ms. sDeben pagar mnos? Pues que paguen mnos.
.NoSotros queremos lo just y no deseamos privile-
gios,'ni es de nuestro gusto discutir este punto con
'Ce.criterio del cuanto, sino en vista y por virtud de
sprincipios.
-Para terminar, dir que me alegro haber oido la
rectificacion del Sr. Portuondo ylas explicaciones
del Sr. Leon y Castillo sobre la liquidacion de los
Intcedentes y de los servicios y de las buenas obras
i hayan podido hacerse mtuamente Cuba y la
Peninsula. Esas liquidaciones son muy expuestas
tratndose de pueblos de gran susceptibilidad, mxi-
me tratadas de paso y de suerte que con su motivo
se pueda emitir errors sin verdadero nimo de
offender. As ha sucedido aqu. Yo tengo la seguri-
dad respect del Sr. Ministro, cuya cuenta real-
.mente no me parece exacta, pero que no he de dis-
cutir porque estoy resuelto (lo estoy desde que trato
de estos asuntos ultramarinos) no admitir como
trminos del debate estos dos factors: Cuba-Espa-
fa., No.
Adems,.cmo. se ha formado la deuda de la Pe-
nnsula? No se han englobado en ella las especiales
de sus.regiones, y algunas formadas por guerras de
verdadero carcter separatist? Desde que un pas se
incorpora, como dirian los ingleses, y forma con
otro una nacionalidad, ya no hay precedentes, los
'dos forman un solo todo y no debe haber diferen-
-cias que arranquen de su historic pasada, ni son po-
sible ya esos ajustes de cuentas siempre incomple-
tos y peligrosos. La nacionalidad no lo consiente.
Adems, en ese ajuste de cuentas nunca podan
entrar ciertos elements. En Cuba no hay indgenas:
aquellos espaoles son hijos de los que pasaron
jpoblar las Antillas hicieron esos sacrificios de que
aqu hace poco se hablaba. Son..ellos mismos los
qu los hacen, y no cabe hacerlo, vale'en la parti-
da de cargo. Ahl Sin duda alguna ePjpeninslar
que 'salva el Atlntico y arrostra las tremendas difi-
cultades de la aclimatacion en los paises tropicales,
regando los campos de Cuba con el sudor de sp


frente, y constituyendo all el factor ms poderoso (siguiente el impuesto del y1 por o10 sobre las ta-
de la vida industrial, presta inmenso servicio la rifas de los ferrocarriles quedar reducido io
hermosa Antilla. por ioo
Pero racordad por un moment el que Cuba de- -Algo es algo!-dijo el Sr. Portunndo.
vuelve :i la Pennsula, reco:mpaesandJ prdiga tanto
esfuerzo y tanta virtud. Pasead la vista por la ancha *
playa del Mediterrneo, y ved sobre la blanca arena En la sesin del dia 22 se discuti el articula-
las, pintadas casitas de Sitges, las altas chimeneas de
sus fibricas, los cascos de-sas atrevidos barcos. Todo do de la ley general de presupuestos.
dice labor y vida. Pues bien: aquello es el capital de El Sr. Vlanueva apoyo una adicin al articu-
Cuba, aquello es lo que la perla del golfo de Mjico lo 3.0, en la cual se declaraban libres de todo de-
ha devuelto la madre pttia, representada en Am- recho .as sucesiones entire ascendientes y descen-
rica por la economa y el trabajo. Y las veces, dientes legitimos y se establecia que p i ,:en el
cuando el viajero recorre los encrespados montes de I por 1oo las de ascendientes y descendientes
Astrias, vse sorpreadido en lo mis intrincado del naturales.
monte por la nota larga, sentida, del cantar del gua- El Sr.Gamazo, prsidente de a Cois
piro, recuerdo en Al corazon de la ptria esaola El S. Gam president de la C isin,
de las alegrias y las fatigas de la accidentada vida de dijo que la tal enmienda era un pleonasmo y di6
Cuba. Cmo separar estas dos existencias? Quin entender que el jven Villanueva y Gomez
dir hasta dnde llegan los sacrificios y hasta qu est fuera de las corrie sites del derecho moder-
punto alcanzan las recompensas? no. Qu desengaio para Vrgez!
Y si esta con penetracion existe, pongamos cuida- La enmienda qued5 retirada. Se ley otra,
do en que una frase calurosa no venga turbar esa tambien del Sr. Villanueva, al art. 4.o, estable-
correspondencia de sentimi ntos y de intereses que ciendo que las fincas rsticas pagasen el 2 por
debemos conservar con atencion esquisita para pre- ioo de sus rendimientos liquidos.
sentarla como el resultado de una colonizacion que,
ms mnos defectuosa, se inspire en un alto prin- La apoy6 el Sr. Villanueva y la impugn el se-
cipio de identification moral, social y poltica. Nun- or Rodriguez Correa, de la C-mision, quien lla-
*ca debemos poner frente lo que paga la isla de m socialista al jven Villarrueva. Otra causa
Cuba lo que por ella ha hecho la Metrpoli. Los que de pesar para Vrgez. Se desech la enmienda.
all estn son nuestros hijos nuestros hermanos: -No importa-se dijo Villanueva.-Aqu trai-
por qu vamos hacerles cuentas que no hacemos go tela!
nuestros hermanos de la Pennsula? Art. 6. Otra enmienda, asimismo de este con-
No quiero decir una palabra mas; me proponia ser servador entusiasta, relative la cobranza del
breve, y sin querer he faltado mi propsito, por lo
cual ruego la Cmara que me dispense, impuesto sobre consumos de ganados, decia asi:
A la contestacin del Sr. Len y Castillo repli- La cobranza de este impuesto se har por subas-
c el Sr. Labra de esta suerte: ta, sirviendo de base para aquella el product habi-
Unicemente dos palabras. Cuando la Pennsula do durante el ao de 188o-81, con el 30 por 1oo de
espaola tuviera una comarca apartada por 2.000 le- aumento; y slo en el caso de que no hubiese pos-
guas del centre de la Metrpoli, rodeada por el mar, tores, despus de segundo anuncio con la rebaja de
dividida en seis provincial y colocada en el centro un io por o00 del aumento indicado; se proceder a
de un mundo especial cono el americano, todo lo la celebration de convenio con los Ayuntamientos
que suceda en Cuba, entnces cabria la comparacin se har la cobranza directamente por la Hacienda,
que ha querido establecer el Sr. Ministro de Ultra- segun sea ms convenient a los intereses pblicos.
mar con las regions peninsulares; pero entire tanto, La enmienda, combatida por el Sr. Angolotti,
crame S. S., esas comparaciones. no pueden hacer- de la Comision, pereci6.
se. Y no quiero decir ms sobre el particular, por- Pero Villanueva sienmre en su farmacia. 4I
que no es este moment oportuno de que discuta- art. 9.0 present esta enmienda:
mos lo que yo no he hecho ms que anunciar comos e s e e
mi opinin particular sobre el presupuesto de la is- Bajo las condiciones expresadas en el p.rafo an-
la y sobre la existencia deintereses especiales locales, terror, disfrutar de una rebaja de 25 por 1oo en el
que despus de todo reconoce ese presupuesto. impuesto de exportacion y su recargo el dbaco en
En cuanto si mis doctrinas tienen pocos mu- rama, producido en las provincias de Pu o-Prn-
chos adeptos, voy permitirme exponer la consi- cipe, Santa Clara, Matanzas y IHabana.
deracin del Sr. Ministro de Ultramar un recuerdo Tambien sta sucumbi4. Ah, pobre Villanue-
de mi vida poltica, ya un tanto antigua por suerte va! iAlas, pour Yorick!
6 por desgracia. All par Mayo de 1868, recuerdo Articulo adicional de la fbrica de Villanueva:
que en los crculos que yo frecuentaba no faltaba al- Art. 13.--El Ministro de Ultramar reformar con
gun amigo carioso que me demostraba su simpata la mayor urgencia possible las Ordenanzas de Adua-
en estas. parecidas palabras: Lstima es que us- nas, adoptando las medidas conducentes evitar
ted tenga esas ideas democrticas! Poco despus la todo perjuicio las rentas pblicas.
revolucin se hizo; y elmanifiesto de la primera
Junta revolucionaria era ni ms ni mnos que el Esto lo apoy6 el j6ven Villanueva en un dis-
programa de La Discusin: y la Junta revoluciona- curso deslavazado, al cual contest el Sr. Gama-
ria de Madrid suscribe casi el mismo program, y zo muy oportunamente lo que sigue:
en el ttulo r.. de laConstitucion de 1869 se consig- cPodria para ganar tiempo discutir con el Sr. Vi-
nan tambien aquellos principios que La Discusin llanueva, en forma escolstica, considerando que su
propagaba Qu alegra la de entnces! Cuntos seora ha hecho el siguiente silogismo: donde se
demcratas resultaron! cometen fraudes deben ser malas las Ordenanzas: es
Por manera que ntes de la .revolucin nadie se as que en Cuba se cometen fraudes, luego las Orde-
artrevia llamarse demcrata, y andaban proscritos nanzas deben reformarse. Pero prefiero conceder .
y fugitivos los que no querian encubrir 6 disfrazar S. S. la mayor, la menor y la consecuencia de silo-
sus opinions: y al poco tiempo pareca que en este gismo, por ms que Ia mayor especialmente me
pas no haba ms que entusiastas de la democracia; arezca muy fuerte el decir transeat, como decan
cuestin de meses. los escolsticos; y en lenguaje corriente le dir que
Fundado en estos hechos creo que estoy autoriza- su excitacion al Gobierno, sobre star redactada en
do para esperar que algo parecido lo que sucedi trminos poco parlamentarios, tiene el inconvenien-
en 1868 con la democracia suceda en una epoca ms te de ser innecesaria. En el Ministerio de Ultramar
mnos prxima con la autonoma colonial. Lo no slo se ha dado el gran paso de convertir las di-
que necesitamos es insistir en la propaganda y espe- versas Ordenanzas especiales de la Isla en Ordenan-
rar seguros de que todo nos va siendo propicio. za general,llevando lasdela Pennsula con ligeras mo'-
Se entr en la discusi6n del presupuesto de in- dificaciones, sino que sintiendo la necesidad de apre-
gresos, leyndose esta enmienda al cap. 2.0, art- tar algunos tornillos y cerrar algunas vlvulas, elGo-
culos 9.0 y lo: bierno ha recogido datos de todas las Potencias ma-
Los Diputados que suscriben tienen la honra de rtimas y ha instruido un expediente amplsimo pa-
proponer al Congreso que se sirva acordar la supre- ra llevar las Ordenanzas de Cuba las reforms ms
sion en el presupuesto de ingresos de la isla de Cuba eficaces que sea possible. Siendo esto as, no sera
de las partidas que figuran en los artculos 9.Y y o de nuestra parte una impaciencia censurable la de
del captulo 2.9 de la Seccin i.a decretar desde aqu que se reformen las Ordenanzas
Palacio del Congr;so 17 de Junio de i882.-Ber- de Aduanas.
nardo Portuondo.-Gabriel Millet.-Rafal Mara de El Sr. Suarez Vigil abri la boca. El Diputado
Labra.-Jos Ramon de Betancourt.-Calixto Ber- por Pinar del Rio, aludido por el Sr. Villanueva,
nal. -Eduardo Baselga. -Urbano Gonzalez Se- tuvo la bondad de contarle al Congreso:
rrano. ue Suare, habia Sidoirectord
-La Comisin-dijo el Sr. Angolotti-admite 1.0 Quel, Suarez, haba sido director d.
en parte la enmienda del Sr. Portuondo; por con- hacienda en Cuba.














5t2 REVISTA DE LAS ANTILLAS


2.0 Que el despachar buques para el Norte
del Cabo Hatteras, es decir, sin destino fijo, es
un medio de defraudacion, inventado despus de
la salida de l, Suarez, de la mencionada Direc-
cion; y
3. Que este medio no puede cohonestarse ni
mnos disculpar con la deficiencia de las Orde-
nanzas de Aduanas.
El Sr. Villanueva retire su adici6n. Se ley6
esta otra:
Los Diputados que suscriben tienen la honra de
proponer al Congreso el siguiente artculo adicional
la ley de presupuestos de la isla de Cuba para el
ao econmico de 1882-83:
Articulo..... Las reducciones hechas en la contri-
bucion impuestas las fincas rsticas no producto-
ras de azcar y tabaco no han de perjudicar, bajo con-
cepto alguno, el derecho electoral de que estaban en
posesion los propietarios.
Asimismo la extraordinaria diferencia que existe
entire la contribution territorial y la de industrial y
comercio, debida slo circunstancias pasajeras de
produccin y trabajo, no ha de constituir un motivo
de injusta desigualdad en el derecho de sufragio. El
Ministro de Ultramar dispondr lo necesario para re-
gular con equidad esas diferencias en los impuestos
en relacin con la ley electoral vigente, sin perjuicio
de las reforms que el censo exige para su asimila-
cion con el de la Pennsula.
Palacio del Congreso 17 de Junio de 1882.-Ber-
nardo Portuondo.-Calixto Bernal.-Gabriel Millet.
Rafal Mara de Labra. Jos Ramon de Betan-
court.-Urbano Gonzalez Serrano.-Eduardo Ba-
selga.
El Sr. Portuondo, nuestro querido amigo, dijo,
en apoyo de este articulo adicional, lo que sigue:
Este artculo adicional tiene dos parties. Same
permitido formular sobre la primera la siguiente pre-
gunta por via de esclarecimiento: entiende la comi-
sin que seria enorme la injusticia de despojar una
clase numerossima del pueblo cuhano de un derecho
poltico, porque se le haya otorgado un beneficio de
carcter pecuniario? Si la Comisin entiende, como
yo creo y espero, que esto seria una verdadera enor-
midad, desde lugo retirar esta primera parte del
artculo adicional.
En cuanto la segunda, no me he de detener
examiner aMora las diferencias esenciales entire las
condiciones legales y la prctica ejercicio del dere-
cho electoral en Cuba y las que rigen y se cumplen
en la Pennsula; asunto ser este quedebatiremos m-
pliamente cuando el Gobierno cumpla, como yo creo
que cumplir, su compromise solemne de traer las
Cortes un proyecto de reform de la ley electoral y
del censo en Cuba. Por ahora no me propongo ms
que llamar la atencin del Sr. Ministro de Ultramar
sobre las cifras siguientes que he obtenido pqr una
operacin aritmtica sencillsima que todo el mundo
puede comprobar.
Dados los tipos con que las contribuciones directs
gravan la riqueza territorial y la riqueza indus-
trial en la Pennsula y en Cuba, el propietario penin-
sular adquiere el derecho desufragio con un product
lquido annual de 3r'25 pesos, y el industrial de 62'5o,
sin contar con que en realidad el subsidio aparente
de 16 por 1oo viene ser en realidad poco ms del 5
por 1oo, al paso que el propietario y el industrial
comerciante de Cuba no llegan adquirir igual de-
recho sino con un product liquido de 1.250 y de i50
pesos respectivamente.
Este slo hecho es tan elocuente y de tal bulto,
que ya por s est diciendo lagran necesidad que hay
de reformar profundamente la ley electoral en su
aplicacin Cuba, que de tales vicios adolece. Espe-
ro que el Sr. Ministro de Ultramar reiterar las pro-
mesas que tiene hechas sobre este asunto, que en su
oportunidad alguno de mis dignos amigos y compa-
neros, 6 yo mismo, explanaremos, como su grand-
sima importancia requiere.
La contestacin del Sr. Gamazo merece ser
consignada:
El Sr. Portuondo-dijo-no puede en realidad
abrigar dudas de que en la mente de la comisin es-
t la solucin que S. S. propone: si hubiramos crei-
do que la rebaja de la contribucin podia conducir
al resultado transcendental que el Sr. Portuondo pa-
recia tener en cuenta al censo electoral, quizs nos
hubiramos abstenido de acordar la rebaja; pero no
vacilamos por consideracionessencillas de interpre-
taci6 legal y de derecho universal. En primer lugar
la ley electoral vigente obedece al principio del censo
permanente, que no puede sufrir alteracin mis que
por siten~'a de los Tribunales y hace arrancar el
derecho electoral 'de un. ao ntes de la frmacin


del censo; pero sobre el texto de la ley est la consi-
deracin incontrovertible de derecho universal, la
mxima del evangelio jurdico consagrada desde el
tiempo de los romanos, en virtud de la cual lo que
se hace en favor de una persona nunca puede inter-
pretarse en sentido que le sea perjudicial; y ante esta
consideracin no tuvimos inconvenient e'n estable-
cer la rebaja del impuesto, sin temor, de que ella pu-
diera redundar en menoscabo del derecho electoral
de los favorecidos.
En cuanto la segunda parte del artculo adicio-
nal, el Sr. Gamazo, que conoce cules son los idea-
les y las aspiraciones del Gobierno en esta material,
no creo que necesite una nueva reproduccin de ese
program; y si la necesitase, yo casi me consider
autorizado para declarar que el nimo del Gobierno
no ha sufrido la menor alteracin desde que el se-
or Ministro de Ultramar hizo sus ltimas declara-
ciones.
Esto creo que baste para que el Sr. Portuondo
retire su artculo adicional.
Esto caus6 alguna tristeza los caballeros de
la Union Constitucional. Para acabar de abru-
marlos, el Sr. Len y Castillo, Ministro de Ultra-
mar, dijo:
Nada tengo que aadir lo que ha dicho el digno
President de la comisin: hago mias todas sus pa-
labras y con ellas creo que puede darse por satisfe-
cho el Sr. Portuondo. Pero por si acaso le quedare
S. S. alguna duda, por remota recndita que
sea, yo aseguro S. S. que en la primera ocasin
propicia traer las Crtes un proyecto de ley para
que esas dudas desaparezcan, armonizando el dere-
cho electoral que en'cierto modo el Sr. Portuondo
quiere mantener inclume para los sitieros de Cu-
ba, los cuales se concede hoy el beneficio de la re-
baja del impuesto, armonizando, digo, el derecho
electoral que hoy disfrutan con el tipo contributivo
que se fija en este presupuesto.
El Sr. Portuondo no desperdici el tiempo.
Yo-dijo me doy desde luego por satisfecho con
las declaraciones dcl Sr. Gamazo; pero permtame
S. S. que le pida una contestacin terminante esta
pregunta, y que destacar de una manera ms sa-
liente mi idea: entiende S. S. que en nada empece
la rebaja de contribuciCn hecha los sitieros al de-
recho electoral que tntes tenian, tal como lo tenian,
ntegro y sin alteracin alguna?
En.cuanto al Sr. Ministro de Ultramar, le doy las
ms expresivas gracias por la manifestacin que aca-
ba de hacer; bien entendido que esa ser slo una
parte de la gran reform general que el Gobierno ha
prometido respect del derecho y del censo electora-
les en Cuba. Alguna mayor claridad por su part tal
vez no seria excesiva.
La respuesta del Ministro fu satisfactoria pa-
ra los liberals autonomistas.
-El gobiernc-dijo el 'Sr. 'Len y Castillo-
ha dicho ya sobre el particular todo lo que tenia
que decir: el Gobierno traer lo antes possible la
resolucin de las Crtes y someter su decision
la reform electoral de Cuba con el sentido m-
piio que inspira todos los actos que este Gobierno
y que se ha referido el Sr. Portuondo en las
palabras que acaba de pronunciar.
-No en vano-replic el Sr. Portuondo-he
dicho todos los pueblos por donde he hecho mi
ltima excursion en Cuba que tuvieran f en el
Gobierno y el Sr. Ministro de Ultramar y en sus
propsitos liberals.
Finalmente, el Sr. Gamazo contest que s
la pregunta del Sr. Portuondo.
Mal dia, negreros! Retirado el articulo adi-
cional, se ley6 este otro:
Los Diputados que suscriben tienen la honra de
sorneter la aprobacin del Congreso el siguiente
artculo adicional al proyecto de ley de presupuestos
para la isla de Cuba en el ano econmico de 1882-83.
Artculo..... El Gobierno, para realizar una verda-
dera, leal y franca asimilacin, presentar en el tr-
mino ms breve las Crtes, y de todos modos n-
tes de la conclusion del ao econmico de 82-83, un
proyecto de fusin del presupuesto del Tesoro, de la
Deuda y de toda la Administracin econmica y de
Hacienda de Cuba en el presupuesto del Tesoro,
Deuda y Administracin generals de la Nacin. El
Gobierno al mismo tiempo har extensive esa asimi-
lacin idntica todor lo: dems ramos de la Admi-
nistracin pblica.
Palacio del' Congreso 17 de Junio de 1882.-Ber-
nardo Portuondo.-Gacriel Millt.-RafalM. La-
bra.-Calixto Bernal.-J.os Ramon de Betaicotrt.
-Urbarno Gonzalez Serrano.-Para autdrizarla lec-
-tura,- Enrique Ledeisma.>


En apoyo de esto, dijo el Sr. Portuondo:.
As este artculo, como el otro referente la re-
duccin de haberes, que son las formulas de ideas
que he sustentado en la discusin de las secciones del
presupuesto de gastos, deseo que consten como ex-
presin de nuestro procedimiento y opinions res-
pectivas, y en este sentido no puedo retirarlos. Por-
que el primero servir para demostrar ciertos par-
tidos de Cuba que no profesan sus opinions quienes
ellos tal vez creen que las profesan y representan en
la Cmara; y el segundo es consecuencia de la re-
duccin arancelaria que sostenemos.
Fu desechado..... en nombre de la asimila-
cin! No comentemos.
Otro artculo adicional:
Sin ms discusin qued desechado el artculo adi-
cional, y acto seguido el otro que dice as:
Los Diputados que suscriben tienen la honra de
proponer al Congreso el siguiente artculo adicional
la ley de presupuestos para la isla de Cuba en el
ejercicio de 1882-83:
Desde el mes de Julio prximo los haberes de to-
dos los empleados y funcionarios pblicos de la isla
de Cuba, as del rden civil como del military, sern
regulados, en razn de dos una, con los de las cla-
ses similares de la Pennsula.
Palacio del Congreso 17 de Junio de 1882.-Ber-
nardo Portuondo.
Tambien fu desechado. El asimilador que nos
asimile buen asimilador ser.

LOS PRESUPUESTOS DE PUERTO-RICO
En la sesi6n' del dia 22 discuti y aprob el
Congress los presupuestos de Puerto-Rico. :
El Sr. Caamaque los impugn6. Este jven y
elocuente Diputado, aunque ministerial, no vaci-
l en critical la obra del Sr. Le6n y Castillo.
As dijo el Sr. Caamaque:
iBizarro estmulo para pronunciar un discurso, y
lo que es peor, un discurso sobre presupuestos: la
hora de las ocho de la maana: tres cuatro seo-
res Diputados que asisten por cortesa, la Comisin
y los taqugrafos que me escuchan por deber! Con--
vendreis conmigo en que el silencio y la-soledad no
son parte para estas djscusiones parlamensarias, as,
que, renunciando hacer un discurso, voy iniciar
una pltica sobre los presupuestos de Puerto-Rico.
Lo primero que se me ocurre es la innecesidad de
su existencia. Cucndo la Isla estaba sujeta un rgi-
men econmico, poltico y administrative muy dis-
tinto del de.la Pennsula, se explicaba que hubiera
un presupuesto especial, de la misma manera que
Inglaterra, Holanda y Portugal tienen especiales
presupuestos paia sus Colonias, que viven tumbien'
dentro de un rgimen especial; pero hoy, que afor-
tunadamente rigen en Puerto-Rico casi todas las le-
yes que rigen en la Pennsula, empezando pr.r 10s
fundamentals del Estado y acabando por las a.tplt-
vas, qu especialidad responded este presupuesto?
Bien hubiera yo destado que en estos diez y seis
meses de Gobierro liberal se hubiera roto con una
costumbre.antigua, pero injustificada en la poca*
present, y sehubiera estudiado n la poca presente,,
y se hubiera estudiado la manera de englobar en el
de la Pennsula cl presupuesto de aquella provincia.
Tambien esperaba yo que por lo mnos en cierto
gnero de cucstiones se pusiera trmino ese funes-
to sistema de las aurorizaciones, que tan rudamente
desde la prenaa y desde la tribusa hemos combatido;
pero lo primero que salta la vista leyendo este
proyecto son tres autorizaciones de que muy breve-
mente voy ocuparme.
Por tercera vez se autoriza al Gobierno para re-
formar la renta del timbre y del papel sellado en
Puerto-Rico. En este punto tengo que dirigir un se-
vero cargo la Administracin pasada, porque no-
supo hacer uso de la autorizacin que las Crtes le
concedieron en 1880, y otro cargo, aunque ms sua-
ve, la presence, porque en diez y seis meses tam-
poco ha hecho la reform de la renta. Pero despus
de todo, lo que para m tiene ms gravedad es que
se conceda la autorizacin, que adems result in-
necesaria. Qu inconvenient podria tener el seor
Ministro de Ultramar el presentar el oportuno pro-
yecto de ley sin necesidad de echar mano de eras
autorizaciones?
Pues hay otra que tambien se consign en el ante-'
rior presupuesto y no.di ningun resultado; es la re-.
lativa la creacin de una Deuda amortizable lar-
go plazo con que sustituir aquellos billetes 'del T.eo-
ro creados para indemnizar los dueosde esclavos,
cuando la ley de abolicin Se promulg.. Yo desea-
rea que el Sr. Surr, que ha-sido y sigue siendo,Di-
rectorgeneral de Hcierindaen Ultramar, y debe es-














REVISTA DE LAS'ANTILLAS 53


lar bien enterado de todo esto, me dijera por qu ra-
zn,de justicia 6 de conveniencia ha dejado de ha-
cerse durante la situacin anterior y en el tiempode
la actual la creacin de esa Deuda para que cesara
la consignacin de 700.000 pesos anuales dedicados
i indemnizaciones, en lo cual no se hubiera hecho
ms que satisfacer un deseo unninie de todos los
puerto-riqueos,
Y todava nos encontramos con una tercera auto-
rizacin, fin de que el Gobierno siga percibiendo
el 30 por ioo del product bruto de la lotera provin-
cial de Puerto-Rico. Siendo este uno de los principa-
les recursos con que cuenta aquella provincial, y es-
tando por falta de ellos desatendidas muchas obliga-
ciones y muchos servicios, no puedo explicarme que
el Estado se reserve ese 5o por 1oo, cuando no lo
justifica ni excusa el presupuesto mismo, que viene
4 saldar, no con deficit, sin consuperabit, y de esto
ya me ocupar.
Siento que lo mismo el Sr. Ministro de Ultramar,
se halle eusente el de la Guerra, quien ahora ten-
dria que dirigirme. Yo no combat por excesivo el
presupuesto de la Guerra en cuanto se refiere los
Institutos generals y especiales del Ejrcito; an
quisiera que hubiera all ms fuerzas; pero no com-
prendo por qu se sostiene para tan escaso nmero
de soldados un Estado Mayor que podia mandar bi-
zarra y lujosamente un ejrcito de 5o.ooo hombres;
y todava me admira ms que para sostener los ca-
ballos de ese Estado Mayor se gasten nada mnos
que 1.000o duros en pienso. Por cierto que en el
proyecto habia caballos privilegiados con pienso y
sobrepienso, y hay que agradecer la Comisin el
haber establecido la igualdad ante el pesebre. (Risas.)
Pasemos ya la seccin de Hacienda, la ms com-
plicada, la ms grave, y la mnos artstica, si arts-
tico pudira llamarse un presupuesto que compa-
rado con lo que son en su extructura y en su forma
todos los presupuestos del mundo, parece una cuen-
ta de tienda, un apunte de entradas y salidas.
Hay un lujo de categoras administrativas eu la
isla dePuerto-Rico que asombra:para un presupues-
to que importa poco ms de tres millones de pesos,
hay una Intendencia general, un Contador general.
un Tesorero general, y no s cuantas cosas genera-
'les, con un exceso de sueldos insostenible.
SQu necesidad hay en Purto-Rico de un Inten-
dente general con 7.000 pesos de sueldo, cuando
aqi'en las provincias ms importantes de la Penn-
sula tienen los Jefes econmicos sueldos much ms
imodestos, y no por eso dejan de cumplir con su de-
ber?- Quiere decirme la Comisin qu responded
este nombre y este sueldo; sobre todo el sueldo?
Qu ciencia, qu celo, qu trabajos extraordinarios
se le exigen? No es un modesto Administrador eco-
.nmrico de una modest provincia espaola?
,. Repito, que sin tratar de lastimar nadie, sin que
se puedan atribuir mis palabras prurito impreme-
ditado de reform 6 de economa, se ha podido muy
bien por la Comisin hacer ciertas modificaciones
de justicia y equidad, sobre todo de economa, en un
presupuesto que no es digno ni de la madre ptria,
ni de la provincia de Puerto-Rico.
Cree la Comisin que por llamarse este funcio-
nario, Intendente general tiene ms ciencia, ms celo
y su accion es ms eficz? Yo me explico bien en
este afan espaol de copiar, que habis encontrado
un presupuesto y su molde habeis hecho el presen-'
te; pero cuando se hacen trabajos de esta ndole se
debe procurar el acierto, y vosotros, seores de la
'Comision, que como yo sois representantes de Puer-
Rico y habreis recibido las quejas y los estmulos, de
la provincia por lo que se refiere obras pblicas,
es extrao que no hayais hecho ciertas economas
con las cuales podras haber labrado la felicidad de
unos cuantos pueblos construyendo la carretera que
necesitan. Quin os lo ha impedido? Acaso el Mi-
nistro? Pues los Ministros son sres humans que se
equivocan, y vuestra mission es corregir sus equivo-
cacioftes. Por qu no las habeis corregido? Segura-
mente que tratndose de un Ministro como el seor
Len y Castillo no se habra opuesto; habra basta-
do una iridicacion vuestra, como ha bastado en otras
cosas, para que hubiera accedido las reforms que
le hubierais propuesto.
En.el ramo de Hacienda hay otra partida que me
permit censurar. En Puerto-Rico est la sal poco
mnos queestancada; porqu? Yo comprendo que
lo est en-un pas en que produzca algo al Tesoro,
pero las salinas- de Puerto.Rico pcoducen much
gasto, ytapnas dejan un; beneficio de 3.5oo pesos.
Z;oda 'la'Isla:est'clamando porque desaparezca esto;
hly expedientes instruidos sobre la material; ha.ha-
ido, Ministros dispuestos realizai la reformm, y
sin embargo, la reform no se hace, Qu sgnifica
sato? Permicidme, que os lo diga otra vez; es que ha-
,beis.dejadcodas sosas en el mismo estado en que las
habeisencontrado.


Y llego la seccion de Gobernacion, donde me Existe adems en Puerto-Rico, segn mis noti-
encuentro en primer lugar una partida de 7.500 pe- cias, un como element de riqueza que permanece
sos para un llamado Consejo contencioso-adminis- inexplotado; me refiero los bienes eclesisticos,
trativo, euya action est encomendada en la Penn- cuya desamortizacin se decret en 1865, y cuyo va-
sula las Comisiones permanentes de las Diputa- lor asciende la respectable cantidadde4oo 6 5oo.ooo
ciones provinciales. Por qu no se hace lo mismo pesos. Por qu estos bienes no se desamortizan,
en Puerto-Rico? Yo he tratado de averiguarla razon con lo cual se acrecentara la riqueza de la Isla, y se
fundamental de la existencia de este Consejo, y se podra destinar su imported algunas de las atencio-
me ha dicho que podria muy bien suprimirse en- nes que he indicado ntes? Ya s yo que hay por
cargando su trabajo la Comisin provincial 6 la parte de alguien la pretensin de que el imported de
Audiencia del territorio. Por qu no se ha hecho? estos bienes se destine extinguir la Deuda del Es-
Si se tratara del presupuesto de la Pennsula seria tado con los antiguos poseedores de esclavos; pero
nimio discutir esta partida, pero tratndose de un no entrar yo en esta discusin; lo nico que digo
presupuesto pequeo, 7.0 oopesos es demasiada can- es que ya se apliquen una otra cosa esos bie-
tidad, sobre todo cuando no existe un necesidad ni nes, deben venderse.
poltica, ni administrative, ni de conveniencia que Hay otro detalle acerca del cual llamo la atencin
justifique ese gasto; pero en esto como en todo, re- de la comisin, y muy especialmente del Sr. Surr,
pito, que vosotros no habeis cometido ms pecado director de Hacienda en el Ministerio de Ultramar.
que traer las como os las dieron. El presupuesto de 1881-82 se saldab i con un exceso
Hay en esta seccin otra partida para pienso de los de 171.ooo pesos: qu se ha hecho de este superabit?
caballos de la Guardia civil, que asciende nada m- Est embebido en el presupuesto actual? Ya s que
nos que 3i.166 pesos; es decir, que para material esta cantidad no se habr perdido; lo que sospecho
de instruccin pblica se consignan 8.ooo pesos, y es que se pondra en el presupuesto indebidamente;
para pienso de los caballos de la Guardia civil ms pero conviene saberlo, y as podramos former jui-
de 3o.ooo. (Risas.) Pero hay algo de extraordinario cio del superabit de 71.000 duros con que se dice
y original en la historic de este pienso: yo he ido que se va saldar este presupuesto.
buscar esta partida en todos los presupuestos ante- En suma, Sres. Diputados, entiendo que el presu-
riores, y no en todos la he encontrado, lo cual me puesto de Puerto-R ico es pobre; entiendo que po-
demuestra que en eiertas pocas los caballos de la dria ascenderr cinco seis millones de pesos, que
Guardia civil de Puerto-Rico ayunaban, y ahora solamente son grandes y cuentan con grandes ele-
comen hasta regalarse. (Risas.) En el presupuesto mentos de vida y de riqueza aquellos pueblos que
dei 869-70, que fu el primero presentado les C- tienen grandes presupuestos.
maras, no se consigna una peseta para esta atencin Estimo por consiguiente que no debe ningun Mi-
ni tampoco en los de 70-71, 71-72 y 72-73; pero vie- nistro de Ultramar detenerse entire la cifra de tres
ne el presupuesto de 78-79, y en ste nos encontra- cuatro millones que importa el presupuesto de Puer-
mos con que el Ministro peda para pienso de los ca- to-Rico, sino elevarla al deblelo mnos, y de no ha-
ballos del ejrcito 50.ooo duros, y nada para los de cerse esto surge necesariamente el problema de la
la Guardia civil: en el de 79-80 45.000 duros para los existencia del Ministerio de Ultramar; porque si el
.del ejrcito y nada para los de la Guardia civil; en el presupuesto es pequeo y slo es un*reflejo del ao
de 1880-81 lo mismo, pero en ste ya la Comisin anterior; si con l no se pueden hacer ningunas re-
tuvo cierta iniciativa y reform la partida consig- formas; si las leyes de la Pennsula han de ser las
nando I3.800 pesos para los caballos de guerra y mismas que rijan en las Antillas, parec.e que ha lle-
3..166 para los de la Guardia civil. ?Es que la divi- gado el caso de que se piense en suprimir el Ministe-
di, como dice interrumpindome el Sr. Meielles? rio de Ultramar, embebiendo los presupuestos de
Por qu no la trajo dividida el seor Ministro? Es Cuba y Puerto-Rico en los de la Pennsula y crean-
una partida que sirve como de comodn? do un centro especial para Filipinas.
En la seccin de Fomento no puedo mnos de la- Nada ms he de decir, porque ni la occasion, ni la
mentar que no se consignen ms que 346.000 pesos concurrencia, ni la exigidad de la' cifra del pres-
al lado de 1.200.00oo que se consignan para el de puesto se prestan ello, y termino sintiendo que no
Guerra. Yo no me atrever pedir que la partida de se hayan hecho reforms en el presupuesto, y que el
Guerra se rebaje hasta igualarla con la de Fomento, Sr. Minietro de Ultramar se haya dejado llevar de
pero s me atrevo indicar la conveniencia de que la copia, reproduciendo para el ao -econ'mico de
la de Fomento se vaya subiendo hasta igualarla con 1882-83 un presupuesto ya conocido, raqutico y de-
la de Guerra. Ya s que algo se ha aumentado este ficiente.
ao, pero se hubiera podido aumentar ms. Puerto- Los Sres. Conde de Torrepando y Surr y Rull,
Rico necesita muchas obras pblicas, carreteras, te- miembros de la Comisin, contestaron al Sr. Ca-
lgrafos y ferrocarriles de'va estrecha que apenas embryos de la Comsn, contestaron al Sr. Ca-
tiene; es, pues, necesario dotar al presupuesto de namaque quien rectific asi:
Fomento con cantidades de ms consideracin, so- Como est ms fresco lo que'acaba de decir el se-
bre todo cuando se ve que hay atenciones como la or Surr, empezar por rectificar S. S.
de minas, para la cual se consignan 5.540 pesos, y El Sr. Surr sabe bien que las autorizaciones no se
no produce nada en el presupuesto de ingress, y la dan la persona, sino al Ministro; por consguiente,
de montes para la cual se consignan 8.35o, y que la autorizacion que se di en 18o8-81 al Sr. Ministro
slo produce un ingreso de 34o. A qu conduce este de Ultramar contina viva hoy, toda vez que ese
lujo de ingenieros de minas y de montes en Puerto- presupuesto rige hasta terminar Junio. Y como el ac-
Rico? Puerto-Rico no est para estos lujos. Hlay tual Sr. Ministro de Ultramar est, mi juicio, au-
tambin una partida que.me ha llamado la atencin, torizado, por-eso he dirigido un cargo fundado en
cual es la de 32.coo pesos para studios y nuevas que no se hayan realizado los deseos de Puerto-Rico
construcciones de ferrocarriles; yo no se que haya de que se cree esa Deuda amortizable ms largos
en Puerto-Rico ningun ferrocarril, ni que el.Estado plazos en sustitucion de los billetes del Tesoro.
tenga en studio por su cuenta ninguna lnea. Para Yo decia que aunque no espero que mis amigos
qu son estos 32.ooo duros? abusen delays autorizaciones, creia, sin embargo, que
Y no digo nada del captulo de Instruccin pbli- debia traer el Sr.Ministros de Ultramar para su dis-
ca, para cuyo material se consignan 18.ooo duros, cusion en las Crtes la ley reformando la renta del
sean 1o.ooo para la Escuela de artes yoficios, y ocho sello y timbre del Estado en Puerto-Rico, y la de
mil para la instruccin pblica en general: estas ci- creacin de la Deuda amortizable en sustitucin de
fras por s solas revelan de tal manera el estado de los billetes del Tesoro. Por lo dems, la defense que
la instruccin pblica en Puerto-Rico, que yo re- ha hecho el Sr. Surr de la administracin anterior
nuncio toda clase de declamaciones sobre este pun- sirve para demostrar la delicadeza de S. S., no para
to, limitndome felicitar al Ministro por haber des- desvanecer las censuras que he formulado, y en las
tinado lo.ooo duros la creacin de una Escuela de cuales insisto.
artes y oficios. Lo ms grave de todo es que el Sr. Surr haya ca-
Para material de obras pblicas se consignan lificado de cantidad abstract esos 171.ooo000 pesos que
35.000 duros, de los cuales 900 no ms se destinan habia de superabit en el presupuesto de 180-81, es
material de puertos, cifra insignificant atendido dir, que no abia tal superabit ni tenarealidad algu-
tan slo el estado del puerto de la capital, que es la na la consignacin de esa cantidad, pues esto es lo
principal rmora para el derarrollo de su comercio, que va' suceder con el superabit que hoy se calcu-
Habiendo en todo el presupuesto un superabit de le; resultar como el anterior una sombra, una ilu-
7.ooo0pesos, por qu ni se ha consignado algo para sin, nada.
la creacin de una Escuela de nutica y otra de co- Mi amigo el Sr. Conde de Torrepando compren-
mercio que evitaran la necesidad en qu los hijos der-una cosa si en el presupuesto presentado por
del pas que se dedican estas carreras tienen'de ir el Sr. Becerra en 1869 no habia consignacin de
estudiar los Estados Unidos, donde toman tintes pienso para la caballeria de la Guardia civil, porque
y dejos de extranjerismo cur no nos c'ntieneen de no babia Guardia civil, hubirase'consignadb pata la
ninguna suerte? Comprenderfa estas arngstias en un caballera del 'ejrdto, que entonces como hoy- ha-
.presupuesto que saldar con' dfipit; ero saldando bia. (l A^r'. Alcil&del-Ol Nobay'caballerfav,) ue
con superabit esta escasez es' un' dontasentido. ieflero' la d,lEstAdo Mayorti 'los caballosdeltapi-














54 REVISTA DE LAS ANTILLAS

tan general, c.: :.n .-. cabo y dems jefes militares. Ulacia le proteje la familiar sombra intrigante Abril de 1852. les admiti la particin y mand reci-
Loshabia: -. ...- de Ignacio de Loyola, no vacilamos en augurar bir informative de testi 0os. Y como resultara del
Despus detodo, el Sr. Conde de Torrespindo un descalabro para nuestros amigos, flin de que testimonio de los've lnos ms ancianos y antiguos
convene conmigo en que ya que hoy no se haga, po- no les sorprenda la denagacin del derecho qu de acl trrmino, que el ingenio .Jsefila, hoy Sant-
dr en lo sucesivo ineluirse en los presupuestos gene vayan r ls i sa rdad venta ddo pso al blico por e
ales del Estado los especiales de Cuba y Puerto- s aside, y vyal pensando en acudir los tri- t del mismo h muchsos alo, remiio el
hatev del misma h.:cfa muchsimo s aos,' remiii el
Rico, y aun suprimirse el Ministerio d, Ultramar; bunales de justicia, que no tienen-a Dios gra- expediente ar Ayuntamiento, cuya Corporaci5n, en
por consiguiente no quiero insistir en este punto, ni cas-un Consej de Administracin con inteli- sesin extraordinaria celebrada el r2 de Febrero de
tocar otros porque no convidan ello las condicio- genci s tan ilustradas como los negreros Ibaez i88, acord, por unanimidad.informar que le cons-
nes en que estamos discutiendo, la soledad que reina y Mor, y como Ramon Herrera, valeroso coro- taba la existencia del camino cerrado por Ulacia,
en este salon. nel del 5.o, que le asesoren y sirvan de excuse que era de parec-r se ordenara desde lugo su aper-
Terminada la de la totalidad se pas la.dis- en los caso; de error y parcialidad que tanto dis- itura y qu se hiciera siber Ulacia frasnqueara, el
cusin oor secciones. tinguen i Gobierno superior de aquella Isla: prso al pblico por el batey del ingenio por la ser-
Se lev Y pas ; la Comisin la siguiente en- n ln1 venta.
Se le p la Comisin la sigiente en- st para resolverse en el Gobierno General el ex- I Somtido este expediente al Gobernador de esta
mienda del Sr. Muruve al prrafo tercero del ar- pediente sore disf-ute de la serventa que atraviesa provincia, acord aprobar en todas sus parts la me-
ticulo I2: el ingenio .;anlsima Trnidod, sito en el partido de dida adoptada por el Alcalde, y dispuso se hiciera
Se sustituir dicho prrafo tercero porelsiguiente: Nueva Paz, cuya finca es hoy, desgraciadamente, de saber Ulacia, que abriera el camino del batey 1a
Si del studio que se higa para.fiiar definitiva- la propiedad de D. Sebastian Ulacia. serventa. Mas como U!acia no obede-i la 6rden, el
mente el ancho de via que mas convenga para todas Ilace mn de cien ano quI< existed abierta esn ser- Alcald se vi en la hcce.sdad de cumiplir l dispues-
y cada una de las lneas del inters general de Puerto- venta, de la que vienen usando todos los vecinos de to por el Gobernador de la provincial.
Rico, resultare la utilidad de adopter anchos distin- los distritos de Cabezas y Nueva Paz. Por ella se di- El camiro del batey se haya abierto por rden del
tos para las mismas, podrn concedrseles tambieni rigian la iglesia, al cementerio, a la estacin del Gobernador Ceneral, que ratific lo dispuesto por
los auxilios y tranquicias expresadas en el mencio- ferro-carril de los Palos: por ella tiraban sus frutos el de la provincial, fin de evitar los inmensos per-
nado art. 15 todas aquellas lneas que legalmente cmoda:mente. s juicios que se o-i'dnaban los vecinos de seguir ce-
se declared de servicio general y que tengan un an- Cerrse arbitrariamense la serventa en i85), a rrado el camino durante la present zafra.
cho menor de un metro y mayor de 70 centmetros, peticin de doa Mara Josefa Carbonell, duea en- Contra esta resolucin dictada en firm, no cabe
La subvencin que en este caso se otorgue estos tnces del inglaio; pero aunque quedaba abierto el revision ni modiiicacin alguna. Slo procedera por
ferrocarriles de via mis estrecha no deber llegar camino del batey, nunca impidi dicha seora el parte de Ulacia, el recurso contencioso administra-
la de I.800 pesos, y estar enrelacin con la anchu- uso del guarda-rayas colindantes con aquella ser- tio que disponeel p.rrafo 1.0 del art 70 del Re-
ra de sus vias, teniendo en euinta que la cor-espon- ventia. la' d- serveiras R-
diente la de 7o centmetros no podr exceder nun- Pero vino Ulacia; el nuevo Creso que surge de las l os econtraos aora c e
ca de 1.200oo psos por kilmetro explotado. 1 esferas de lo descdnocido, y pisoteiando el derecho y asunto sa h -alla sonetido nuva resolucin del Go-
Se pusieron y dipculan, y lyo iaie 1 prohibe el uso de las guarda--rayas y cierra sno ea e
Se pusieron discussion, y no habiendo ningun adeins el camino del batevr bierno General?
Sr. Diputado que usara de la palabra en contra, En el paqucao ingio 'Santsima Trinidad est Nas pesar de tan extraosprocedimientos, pe-
sar del perfect derecao que asiste todos los veci-
se votaron y aprobaron por capitulos todas its colocando Ulaicia un aparato de triple efecto, y para sar del ,er~ct dereco qu asiste p todos l ssveci-
secciones de gastos, estao letra A; y todas las sustentarlo y hacerlo excesivamente productive, no de Nue y C s paa pdir la subsis-
de ingresos, estado letra B. bstate encerrar en un crculo da hierro todos tenca alla dispocn del Goberno General,
Puesto dis usin el articulado, se aprobaron aquells afores que se o:upan en la siembra de la co U J c no puede torcerse impunemente,
sin debate los it primnros articulos. Sobre la en- caa. As no pueden vendarla nmis que l. porque es mis clara que la luz del da, no tienen in-
mienda al 2aanter;ormenteci'ada, manifest5 else- El tir de 1 rutos por el nico y etraviado cae en pedr ue an no e tnte n
or Ledes:na que la Comisin no t!,ina iconve- "mino que quelal abierto, es dificil, tardo y costoso lo que tienen probado y obtenido en definitive, se
or Leen admitir que la. Por a!l no piniue coiioduirse la cal al yin tnio er- pro:cda la instruccin de otro nuevo expediente,
niente en admitra. Nev Espra de D. Jos Ignacio Domin- prescindiendo por complete de lo actuado hasta
Entaces el Sr. Muruve dijo: guez, doade es comprada por su just precio, Sin la ahora.
Doygracias la Cmul.i5an,yla suolico que se sir- ser-vnca y el cimino de la batey, hay por precision Los vecinos todosda Nueva Paz y Cabezas se ren-
va hace: alguna aclaracia a. praafo segindo d que vender Ulacia la cana renunciar su culti- nen en estos moments para redactar una respetuo-
este artculo que se retire la form en que ha de yo. Esto er, pues, el punto culmhinante de la tenaci- sa representacion al Gobierno General, pidiendo,
entregarse la subvencin, pariui en los tm os en da d Uaca. que no tome ninguna media con respect al cami-.
que est redactalo padiera enteni-rse que se trata Ro am na al Ginerail Prendergast y al Secretario no abierto,,hasta tanto que un nuevo expediente ba-
de hacer las empress una entrega aica del im or- dl Gobierna General se sirvan consagrar today su ga desaparecer todas cuantas irregularidades se' han
galja del i aDc- dal, cometido s in los ancerioret.
te calculado 1.2o0, i.C~o 6 .o8 p anualespor a para rsolver est asunto, del que udiera com o e los anterores.
kilnetro eolotado, y no es ast; et esp:ritu d este surgi, en cao contrarto, una cuestinde 6rden pu- Eparamos que el Gneral Prendirgast se digne '
prra'o e- garaatir lis emp::sas con;sionarias un blico. acceder a la justsima patiion de los habitantes de
prr-aNo ea garantir lis amnrses -con cesdonauias un blico.
prolu:to bruto annual cuyo minimun ser 1.2 Los vecinos de Nueva Paz y Cabazas, pues con ello nida se resuel-
1.6o0 1.800 pesos par lilS:n'tro; d~ manera que en mnmenrte reualtos defend ler sus legtimos derechos ve en defintiva, y deique su alta atencin este
el primer ano si fuera nulo el product del trt.io el por to ls los mc !ios que la Constitucidn del Estado asunto u hoypreca y idige el aim de aque-
Estado abonaria la empresa la subvencin mx-ima; les permit y hasti donde fuera necesario. los vectno)s, alelanda di st to.i reca)mnda.cin que
en los aos sucesivos, mneid.id que et product au- Es verdad que sobre la accin gubernativa est la tenda soiprender su rectitude.
mantase rebajaria el Eitalo la subvencin hasta lie- judicial para estos casos; pero no sera just que por Varios propietarios.
gar cro; y si el i~mpor:e del product llegaba ser favorecer Ulacia tuvieran los vecinos de Cabezas
mayor que la cifra de subvencin se reintegraria el y Nueva Paz, por falta de meditacin y tacto al re-
Estado de las subvenciones satisfechas recogtendo el solver este aiunto, que acudir a los interminable y LAS CARRERAS CIVILES DZ ULTRAMAR
50 por 0oo de los proluctos excedentes. As es como costosos projidimientos de nuestros Tribunales or-
se estableci en el pliega de-condiciones cuando se dinarios. e s s d
trataba de hacar el ferroc.rril central de la Habana, El expediente instruido en 859 es todas luces Congreso dicut en su ses del da
y yo deseo qde la Camisin confirmed esta manera de parcial, deficient y hasta anmalo. El cierre del ca- el proyecto del Sr. Len y Castillo,. relative la
interpreter elart. 12. mino del batev efectuado por Ulacia recientemente, Administraci6n civil de Ultramar.
El Sr. Merelles declare que la Comisin enten- es una arbitrariedad palmaria. Todo esto nos hace Nos ocuparemos de este asunto muy pronto.
dia el prrafo segundo del art. 12, tal y como lo recorder, desgraciadamente, aquellos tiempos funes- Hoy nos limitamos dar cuenta del debate, que
habia explicado el Sr. Muruve. tos del favoritism y del powder discrecional. fu corto y no logr despertar la atencin de la
Se puso votacin y fu tomada en considera- Lo just, lo equitativo, lo que procede nuestro Cmara.
cin la enmienda, pasando former part del ar uicio en el caso present d tan vital inters ara El Sr. Alcal del Olmo, Diputado por Puerto-
ciun la enmienda, pasando a former part de l ar-los vecinos de Cabezas y Nueva Paz, es mandar ins-
ticulo 12, que tambiea fu aprobado. truir un nuevo expediente tan mplio y complete Rico, impugn el proyecto en los trminos que
Igualmente lo fueron sir debate los restantes como es necesario, prescindiendo en absolute de los siguen: %
artculos, y pas el proyecto la Comisin de falsos procedimientos anteriores. Debo comenzar reconociendo que en el proyecto
correccin de estilo. Oigase todos los vecinos de Nueva Paz y de Ca- de ley que se discute se ha demostrado, tanto por el
El Sr. Camaaque se ha portado bien; pero y besas ntes de resolver; igase las Corporaciones Gobierno como por la Comisin encargada de dar
los dems Diputados de Puerto-Rico? municipals de ambos trminos, y con vista de todo dictmen, su excelente buen deseo, y debo decir
ello, acurdese lo que corresponda en justicia, dejn- tambien, por ms que sea ocioso, que significa un
dose las cosas, mintras tanto, en el ser y estado que verdadero atrevimiento de mi part la pretension
PRUDENCIA Y PREVISION hoy se encuentran, en armona con lo que previene de disctireste dictmen que se encuentra suscrito
el prrafo segundo del art. 79 del Reglament6 de por eminencias de diversos partidos potticos; sin
serventas vigente. embargo, han de servirme de disculpa las mismas
Con este titulo, nos remite nuestro apreciable [Juzgamos oportuno hacer un lijero extract de consideraciones que contradiciendo el proyecto he
amigo D. Manuel de Vargas, hacendado de Ca- lo ocurrido hasta hoy con motivo del lamentable in- de exponer ante la Cmara.
bezas, el siguiente escrito, firmado por l y va- cidense provocado por Ulacia. Es verdad axiomtica, es verdad que no puede ser
rios otros propietarios de aquel partido y del de En 18 de Enero de 1881, ms de veinticuatro ve- puesta en duda por nadie, que los males que afligen
Nueva Paz, en Cuba. cinos y propietarios del trmino municipal de Cabe- la Administracin en las provincias de Ultramar
No quislramos anticipar opiniri al dar cabida zas y Nueva Paz, acudieron al Ayuntamiento de es- no son del dia, ni de un perodo reciente de nuestra.
en nuestras columns los juiciosos fundamentos te ltimo punto, solicitando la reapertura de uno de historic; son antiguos, estn arraigados y puede ,de-
en nuestriba s columnas d a ls os fundamenlos los dos puntos que Ulacia habia cerrado; el nom- cirse que son la consecuencia de los involuntarios
en que estriba la just demand de aquellos pro- brado Batey 6 a serventa de Plasencia. errors de tadbs los-partidos polticos que han teni-.
ductores; pero conocidos los helados vientos que, El Alcalde, obrando como delegado del Goberna- do aqu la responsabilidad de la gobernacin del. Es-
por desgracia de Cuba, circulan .en aquel Go- dor de la provincia y con arreglo lo dispuesto en tado. Este axioma produce una indeclinable conse-
bierno general, y sabedores de que Sebastian 'el.art. 8o del Reglamento de serventas de 20 de cuencia. Si estos lamentables errors son la obra d-













REVISTA DE LAS 0NTILLAS 55

todos los partidos polticos que aqu han tenido la titudes tericas para el funcionario que baya de ir judicial. Se require y se exige capacidad, suficien-
gobernacin del Estado, evident es que con la con- servir las provincias de Ultramar; y lo confieso in- cia y servicios, y se deja abierta la puerta para que
currencia de estos mismos partidos en la Comisin gnuamente, porque bajo mi punto de vista asimila- pueda entrar todo el que tenga condiciones especia-
encargada de dar dictmen sobre l1 proyecto de lky dor y con la tendencia de acercar en su sistema de tes para ello.
que discutimos, io que se ha hecho ha sido sumar gobierno y de administracin aque!las provincial Creo que estas explicaciones habrn satisfecho al
estas responsoabilidades paratratar d(e ponerunr reme- lasde la madre patria, yo creo que el proyecto de ley Sr. Alcal del Olmo, y agradeciendo a S. S. la ma-
dio esos males. viene ahondar diferencias que en realidad en el nera con que ha tratado este asunto, la Comisin da
Repito que esto demuestra un huci deseo; pero rden administrative no deben subsistir, porque la por terminada'su contestacin.
como las provincial de Ultramar no pueden satisfai asimilacin, Sres. Diputados, tal como yo la entien- Rectificacin del Sr. Alcai del Ormo:
cerse con un buen deseo. y como por otra parte los do. quicre decir la aproximacion de los sistemas. la ,'Me limitar rectificar, siendo anticipada prueba
defects que experiment la Administr;cin de mayor semejanza possible de las leyes, la de los re- del cumplimiento de mi promesa la brevedad con
.aquellas provincial no se han de ier corregidos, la- 1glamcnt, s; y si el funcional io en la Peninsula no ha que ntes he hablado.
mentor que este proyecto sca tan deficiente comoo lo de scr some ido un exsmen prdvio. porque no lo Ms que censurar el proyecto presentado. censura
han sido todas las leyes que anteriortmnte se han est hoy qu razon hay para que se sefiale la necesi- para la que yo no tengo bastante autoridad, he pre-
dictado con el obieto de corregirlos. ni rcalidad. no dad de una 'r titud especials'ma, dicirndose que ha tendido solo hacer ligeras observaclones y considera-
depende cl fundamento de estos n al( s de los mayo- de hacer studios prdvios, y de cursar asi.gnaturas ciones que dejiaban i srlvo mis opinions en material
res menores requisites que se han exigido los especiales. cuando la tendencia political y adminis- de empleados pblicos de Ultramar. creencias nac-
funcionarios para ir desenmpef r carz s on las pro- tai a y econmica es la de hacer dcsaplareccr lnas das y fundadas en lo que all he tenido ocasin de
vincias de Ultramar: -a dependido, ciertomente, de variantee. que existen entree ]la Administr;ci(n pbli ver prcticamente.
las condiciones morales, las aptitudes morales u m- ca de las provincias de Ultr.mar y la \Administra- Yo no he presentdo tampoco la inamovilidad
bien qirs estos funcionarios han Ile iado al dcsempe- jciln pblica de as prov;ncias: de la Penriula? como absolute garanta del acierto; pero no me ne-
i.:, .1 v. cargos. Pero an by ;': si ec ri nci i t " ipr, por gr cl r. Ac 1t cue tengo motive justificado por
Como quiera cue esto en e) proyectonono se resuel c d no se ll ea i sis i. t:rt' ci(sc ne is. Per mi pare a! ec'i -q e eria uno dtelo s -.cdicde legar
ve, h acu por lo que yo lo cons Cero inericaz. si que sucede que al funcionario que la ce iri las pro- esa Earant'a de rcierto la inamcvilidac. porque la
bien.entiendo cus ser unta de t;n'a:; leyes que con :'nocius de Ultromar se l- exe cu e l y.a cuado y ina movii' m dad d cl ni' ci:,o es la tranquiidad que el
excelentes pr cp' sics y ccn o rn mas excelentes del prcb.do asigzatutas espcciles para el scr icio que I-sado 1c proporciona por m-dio de la ley de que
seos se dictan acqu; pero tain intil ceno o fucron ,st llamada a c'esmp;itr: y para el emplado que minitiras sus services se ac( rcdein' las leyes y su
todas las disposicines cue ,se han presentado. Por ha de servir en el .linisterio de Ultrcm.r. es decir, conduct se ajuste las convenincias. no pueda ser
otra part, la apieciacicn c' les inco.nvenientcs que .cn el centro done han d ref uir todos los trabajos removido en su carco. Y esto. qrc en mi concept
en la Administracidn u!trm; rina se 1h.n tocado, no eque es s funcicnarios bha-n en las prcvincias ultra equivale a oto tanto de la dotacion que les funcio-
es fcil realizaria ccn exactitud dc'de los centros de marinas, no hay exigencir.s de aptitud especial. narios disfruten, es un seguro camino para Hlegar
la Pennsula ni desde ls esferas en que ciclera al- Crmprenderia. Sres Dipumad's, que cs hicieia res- la garanta del ?cierto.
tura se miran las cuestiones, y por eso me lament pecto de los frncicr.arios subalterno de la Adminis. L a instruccin de expediente que me he referi-
de que ya que ese bucn prop6 ito existed no se haya trajcin esta cxigencia: pero la vez se diijra que un do. y cuya falta notabai en el proyecto (y en esto he
buscado la manera de que los ms conocedores de nmero determinaido de funcionarios del i'inisterio. de asentir lo dicho por el Sr. Moretl. no es siem-
.los inconvenientes que se han tocado all, los que i de Ultramar, la de haber servido en Ultriam r; en- pre un medio seruo de llegar al conoc micnto exac-
Sio rl.:l ri r. l:n lleado conocerlcs muy de cer- i lnces tendrian dos aptitudes: la dcnica dei funcio- to de los hechbs: no he de ne:ario; pero por ms
ca, no h ~i-, r nido en este proyecto alguna ligera n'nrio que pasa de aqui all servir. y la prctica del que esto sea ciertro ese expedicnte cs ura ,garanta,
participacin y no ha yan venido tmreoc o a cncu- que ya ha servrido all alpr.cs e.cs y ccnoce la cs- ya rea judicial, y. administrative del lbun funcio-
rrir las areas de laCcmi.in reprcseniadaa por esas pecialidad y mocdo de ser de aquil pa's. nario, torque no ptede ser nunca vctima de insi-
verdaderas eminencias, que yo acato y respeto, de Estas reflexiiones que me sugiere cl proyecto de dias. de maquiracicnes de cierta ndole de injus-
todos los diversos partidos polticos. Pero esto ten ley tienc.n por objeto dciar anticiaacmcntc ccnsig- iificedros cncinos pa ra ser removido de su cargo por
dria escasisima importancia si cn el proyecto se vi- nada mi creencia de que esta ley ha de tener poca vi- un pretext 6 por ura mera in'undada apariencia,
niera realizar algo important en el senido de la da, por ms que se encuentre rctbusiccida cn el se- y es just que la PAdministracin trate tambien de
mejora. lio de la responsabilidad de tdos loos que han concu- gar ntizar les funcionarios que han de star su
Entiendo, Sres. Diputados, que una buena ley de rrido la Ccrmisin 'arle eficacia yfuerza. Y curn- servicio. Pcdr darse el caso de que la dificultad de
funcionarios de la Administraci'n public, lo mismo plida esta necesidad que yo enta de exroner micri- la averiguaci(n de un hecho para la instruccin de
en Ultramar que en la Penns.ula y en cualquier erio en tan importance asurto, termino, prrque un expediente haga que un funcionario que ha fal-
pa;.;, h1 de descansar en tres principios fundamenta- hlabiendo indicado al principio que me proponia ser i tado a sus debercs permanczca en su puesto; pero
les: primero, dotacin decorosa del cargo, que pon- breve. he realizado mi premsa, molestando el me- hay la venaja nenfnte de este religro, de que el
p lk.s funcionarios fue: a del alcance de today sos- nor, tiempo possible la Cimara. que presta un servicio de una mancra correct y lle-
pecha y que les permit star tembcn sustraidos a El Sr. More respondi a nombre de la Comi- na perfectamente sus deberes, se le garantiza en todo
las necesidades las exigencias de cierra ndole; sion lo que si ue: tiempo de que no puede ser por una resolucin mi-
peCo al decir dotaci6n decorosa ,o entiendo que ha iL.a C( mis;o al ccntestar las observarcicnes del nisterial atropellado en sus legtimos interests ni se-
de ser lujosa excesiva. porque entnces las funcio- Sr. Alcal. del Olmo, di gracias S. S. per as apala- parado arbitrariamente.
ne; de l; emp'eados pulicos se convierten en mo- bras benvolas que le ha diri.ido; pero le c mple Por lo drems, yo no he discutido el art. 4.0 de la
tivos de lucro y de cnriquecimiento, y no es esto ni P 1
.tivos de 1 plcro tien riqueci no e y no es esto uni decir que si hay censuras para este pro ecto. ia Co- ley; sobre ese artculo tengo presentada una enmien-
Squae el epleado tener de arecho s seir, ni lo que mission debe tomarlas sobre s. porque el Sr. Minis- da, y ahora vendr' la oportunidad al rratarlo. Yo
nla Na m...n t ln e el deberde r a sus serdores- tro de Ultramar ha aceptado desde lPgo las opinio- me he ocupado en tesis genial de csa exigencia de
por.ni muco menos o que el mcontribente deba s- nes de la Comisin. Yo en su nombre doy las gra aptitudes tericas que se piden para los empleados
poser; v .ir pundto que en mi concept puede cias al Sr. Ministro. de Ultramar, sin negar por eso que en cierras carre-
rvinmovilidad. Precisamento una le de epleados que espues de eso dir dos cosas al Sr. Alcal del rasy en ciertos servcios haba la necesidad de exigir
discuinamovilidad. Precil endde, sparece, y digo que O'mo. La Comisin ha estimado que la inamovili- conocimientos especiales, pero como excepcin de
deisapir, por uinamnto el art. 3 dpareceja la df auead dad no cs la garanta de una buena Administraci'n; la regla general.
d( ini.:r i separacin de los empleados pblicos lo que cree la Comisin es que la accin libre de los Sin ms discusin quedaron aprobados los ar-
deMsin cortapisas de nngtpa especie. Ministros, atendiendo siempre al buen nombre de ticulos 1.o, 2.0 y 3.0
Antesa de ahora, y en lis iversas disposiciones que les Gobiernos y al bien pblico, es la mejor garanta, Leido el 4.0, se di cuenta de la siguiente en-
han teride los pe.. r.sitos que esta m:osma ley revela, salvos los casos en que el Ministro se v coatado mienda:
se haba co un princiio de que n mi con- por algnas fuerzas de ess que acuden su ldo os Diputados que suscriben ienen el honor
cepio no se j.t.e prescindir, y es el de que todo fun- mas para eso viene el art. 3 combinar todos los o s e ieno l oeo
cionario p.aa ser --(parado de su carg sea sometido elementosy por l tiene s el Ministro la facultad de proponer la siguiente enmienda al proyecto de ley
cun p arcedimiento bien administration s bien jo eparar; pero lo que no tiene es facultad para ascen- que regulariza las carreras civiles de la Administr
a un procedimiento bien administrative bien ju eieear 6eaorecer ningun iner clon en las provincias de Ultramar.
dicial, que determine la justificacin con que su Je- der, emplear orecer ningun interns particular. e l a r ca e eta rma
ficial, cn sa dEl art. 4.0 se rcdactar en esta forma:
fe superior lo destituye lo separa del servicio del L ia dde no separar un emipado sin por or- Art. 4. Los que no habiendo servido al Estado
Estado. De esto se prescinde, y mi modo de ver sin mainde expedintela Comisin cree ue no esposean ttulos acadmicos de Facultades 6 de estu-
fundamento. porque se prescinde la vez de una de practicable. i d e l inmvi dis superiors, y hayan adems ginado las asi na-
las bases sustanciales de una ley que respondia las A esto se une la consideracin d que la inamv- os de preparacir n especial para elservicio de aitra-
verdaderas necesidades pblicas. E'nlazado con este lidad, que consist en dar complete seguridad al fun-
verdaderas necesidades pblicas. Enlazado con este qun pblicon aoo proc iren Espaa mar, en los cases en que esta rreparacion sea nece-
principio esnt el de la responsabilidad, y claro es que cionario public ha solido producer en spaa alun aria en fuea del servcio que esitn llamados
desde el memento en que el funcionario (y en esto resultado contrario al objeto que pueden prometer- star, podrn optar s plazas hasta la case de Ofi-
es lgica la Comisin), desde el moment en que el s los partidarios de esa media La disciplina es de p segundo. El Ministro podr nombrarlos en el
function rio, repito, es amovible por la voluntad del tal modo necesaria dentro de la Administracin, que turn e as vacantes de election.
Alinistro, s no se exige para su remocin que se le exige poder cortar el mal done se encuentre, no Palacio del Congreso 2 de Junio de r88S.-Ma-
someta un procedimiento administrative 6 judi- impidiendo ni coartando las facultades que debe te- nuel Alcal del Olmo.-Enrique Ledesma.-Jovino
cial. desaparece la exigencia, la responsabilidad que ner el Ministro. Por eso la Comisin ha estabecido G Tuon.-Par autorizar la lecture, Antonio del
pudiera ser impuesta de otra suerte en una forma la multa, la suspension, el apercibimiento, castigos Moral.- Joaquin Planas.-Antonio de Vivar.-Ma-
eficaz, enrgica v todo lo vigorosa y active que el para todos los casos fin de que haya medics dsc nuel Crespo Quintana.
Estado y el contribuyente deben esperar para que los rios y de correccin para que pueda ejercerse nuel r ore io aca an na
funcionarios de la Administrac:in respondan las la accin superior tuitiva, la curatela que corres- El Sr. Moret dijo acerca de esta enmienda:
necesidades pb lcas. ponder al Ministro. La Comision no puede admitir la enmienda: pero
Otro defecto tiene en mi concept el proyecto que La Comisin tiene que hacer notar al Sr. Alcal v dar una explicacion al Sr. Alcal del Olmo, y
discutimos, del Olmo que el medio que establece, el art. 4.0 no espero que satisfar S. S.
Se exige los funcionarios que hayan de servir en es el nico para entrar en la carrera; pero aunque En el art. 4. hay un error de imprenta, que con-
Ultr-mar, condiciones nueias de aptitud especial lo fuera, nada de particular tendra que se exigie- siste en haber puesto la copulativa r en vez de la
para el servicio de aquellas provincias. ran ciertos conocimientos especiales, como se exi- disyuntiva d. El artculo debe decir: vConfieso ingnuamente que no se me ocutren gen para las carreras diplomtica y de Aduanas, co- habiendo servido al Estado posean ttulo acadmico
cules han de ser estas aptitudes tcnicas, estas ap- mo se exige la oposicin para ingresar en la carrera de Facultades 6 de studios superiors, 6 hayan ga-













56 REVISTA DE LAS ANTILLAS


nado las asignaturas etc. No habiendo, pues, esa
agravacion que S. S. suponia, me parece que no
tendr inconvenient en retirar su enmienda, y su-
plico al Sr. President que se sirva mandar que se
corrija la errata que he hecho notar en el art. 4.0
Retirada la enmienda, se aprob el proyecto.


EL ARREGLO DE LA DEUDA DE CUBA

En la sesin que elCongreso celebr6 el dia 21,
terminada la discusin de los presupuestos de la
Gran Antilla, se puso debate el proyecto relati-
vo la extinci6n de dbitos del Tesoro de Cuba.
Acerca del art. 3.0 dijo el Sr. Portuondo:
A pesar de nuestra conformidad con el dictmen de
la Comisin que ha suscrito nuestro correligionario
el Sr. Betancourt, creo convenient que se nos ma-
nifieste si van inclusos en la liquidacin practicada
para el pago de este crdito los intereses devengados
por ellos. Porque segun las palabras ayer pronun-
ciadas por el Sr. Ministro de Ultramar, esos intere-
ses estn comprendidos en dicha liquidacin.
EISr. Betancourthizola manifestacinquesigue:
Desde el primer moment en que tuve la honra de
ser llamado al seno de esta Comisin, consign la
reserve de dejar salvo el derecho de Cuba ahora y
en todo tiempo, para declinar la responsabilidad del
pago de obligaciones, que siendo generals, debian
pesar sobre el Tesoro national, y nunca sobre un
grupo determinado de las provincias espaolas. La
Comisin se dign, no slo aceptar esta reserve para
que esta hiciera uso de su derecho oportunamente,
sino que tuvo la bondad de acordar que se incluyese
en el dictmen que acaba de leerse.
Despus he visto con placer que la reserve que con
acuerdo de mis correligionarios hice estaba en la con-
ciencia de todos, como ro podia mnos de suceder,
ajustndose no slo al espritu en que se inspira la
escuela asimilista, sino en el que informa al partido
que pertenezco. Bajo uno y otro aspects las obli-
gaciones generals deben ser de cargo de la Nacin,
no de las Cajas especiales de las provincias.
SEl Sr. Rodriguez Correa ratific la declaracin
del Sr. Betancourt.


PUNTOS ROJOS

Los de las U. C. estn sorprendidos porque los
autonomistas no disparamos cohetes en honor del
cabotaje.
Pero les gusta tanto esos seores? Porque la
verdad es que en la Pennsula puede la cosa conve-
nir, pero en Cuba ni quita ni pone.
La mantequilla, la harina y la tocineta pasarn
por Santander, al ir de Nueva-York la Habana.
Viajes de recreo, que pagars t, oh, consumidor
cubano!
Otra cosa seguirs pagando, por ahora.
El correo entire la gran Antilla, Puerto-Rico y la
Peninsula.
Esos son otros Lopez.
Los Lopez que salen caros.
*
Vazquez Queipo ha leido nuestro artculo titula-
do: Viva VaTquel Queipol
El senador por Puerto-Rico se ha alegrado much
de que hayamos hecho justicia Vrgez.
Y nos ruega una rectificacin.
Es sta: ya no dia Vrgez desde que sabe que
Vrgez desocup la despensa del Conde de Casa-
Mor, sin permiso del amo de la casa.
Vazquez Queipo est vengado!

*
Qu se sabe del Sr. Loren?
Quin es el Sr. Loren?
Quin ha visto alguna vez al Sr. Loren en algu-
na part?
Varias personas nos escriben hacindonos estas
preguntas acerca del nuevo Director de Hacienda de
Cuba.
Slo sabemos que el Sr. Loren ha servido en Fi-
lipinas.
Que es protegido del Sr. Alonso Martinez.
Y, que su nombramiento ha causado sorpresa ge-
neral.


El nombramiento del;Sr. Loren. fu acordado por
los Ministros el 26 de Mayo y; sali en la Gaceta
elrz7.


El Sr. Loren se meti en el tren para Cdiz el 27
por la tarde.
Y se embarc para la Habana el 30 las dos y
cuarenta de la tarde.
Gran actividad cel Sr. Loren.
-Por qu tanta prisa?
Sabe much el Sr. Loren.
Ech correr para evitar los pretendientes.
El dia 28, por la maana, habia cola la puerta de
la casa del Sr. Loren.
Pancho Armas cont los anillos de aquella cola.
Total: setenta y dos.
Todos flacos, plidos, con ganas de devorar Adua-
nas y otros manjares rentsticos.
-El Sr. Loren?
-No est.
-El Sr.-Loren?
-En Cdiz.
-El Sr. Loren?
-Se fu.
-El Sr. Loren?
-En Cuba.
-El Sr. Loren?
-Ausente.
--El Sr. Loren?
--Djeme usted en paz!
A aquella misma hora el Sr. Loren pasaba por
Despenaperros.
Los pretendientes se desmayaron en medio del
arroyo.
Pancho Armas, no sabiendo con qu socorrerlos,
les reparti nmeros de El Cronista y de La Voy
de Cuba.
En aquel propio moment el Sr. Loren llegaba
Santa Elena.

En Madrid nadie llora la caida de Rojas.
Nadie celebra tampoco la subida de Loren.
Pero el chasco de Suarez Vigil produce la ms
dulce de las hilaridades.
Adios Tribunal de Cuentas!
Vuelta hablar mal de Len y Castillo.
-Qu tal, D. Miguel?
-Esto est perdido!
-Buenas tardes, D. Miguel.
-Esto se vl
-Y la familiar, D. Miguel?
-Ya no hay patriotism!
*
Hace pocos das Ramn Armas y Batanero se en-
contraron en la calle.
Esto fu al dia siguiente del meeting abolicio-
nista.
-Ha visto usted?-dijo Ramn.
-No siga usted-respondi Batanero.-V usted
hablar del grillete...
-Es una infamia!
-Exhibir eso en Madrid!
Se despidieron.
-Y m, qu?-dijo Ramn solas.
-All ellos!-exclam Batanero.
Filosofa de la U. C.
*
En el meeting abolicionista decia un espectador:
-Pero cmo no vienen aqu los partidarios de la
esclavitud, defenderla? Los proteccionistas van
las reuniones librecambistas.,;
-Pues al. ver usted-respondi otro especta -
dor.-Los esclavistas no hablan.
-Pues cmo se defienden?
-No se defienden.
-Pues qu hacen?
-Calvo!
-Cmo Calvo?
-No est usted enterado?
-No, seor.
-Pues... Calvo! ICalvol Calvo!
El espectador que interrogaba se qued pensativo.
'

Esto ha ocurrido en una isla... de la Australasia.
El Virey, lord Lewis, est la mesa con su se-
nora.
Lord Lewis juega con un perrito faldero. La lady
come boniatos con pellejo.
Llegan los postres. El official de guardia ofrece un
nspero (a) sapote la Vireina.
-Gracias!-dice sta.-Ser alguna de esas as-
querosas frutas del pas!.
El official (aparte)-Qu tacto tiene esta seora!
*
Sr. Leny Castillo, no olvidarse de los jesuitas
deBelen!


-Quire usted una escoba?
*
.*
iHabaneros, no comaissapote!
En la Australasia ha sido declarado asqueroso.


Habaneros, levantad altares los perritos fal-
deros!
En la Australasia son los segundos en el Estado.
Van despus de los Vireyes.
Calgula tuvo al caballo Incitatus.
Lord Lewis tiene un perrito faldero.
Venerad, habaneros, al Incitatus canino!
**

Ya el Congreso ha votado los presupuestos de Cu-
ba y los de Puerto-Rico. Estos ltimos los ha despa-
chado en una hora.
Vase el discurso del Sr. Cafiamaque. Este di-
putado se lament de tener por nico auditorio los
taqugrafos y los maceros.
Cuando los Diputados peninsulares hablan con los
de Cuba y Puerto-Rico les dieen:
-Los presupuestos de ustedes.
O lo que es lo mismo: los presupuestos que me
tienen sin cuidado.
Nadal Hay que mudar el domicilio de la Cmara
Insular.
iVmonos la Habana!
*

En la sentencia dictada en la Habana contra el se-
manario El Rayo, se dice que el acusar de separatis-
tas los liberals autonomy stas es excitar la discor-
dia entire los ciudadanos, cometiendo el delito de im-
prenta previsto en el caso 9.o del art. 16 de la ley.
Bueno sern que lean esa sentencia La Epoca y
otros colegas de Madrid que repiten las majaderas
de la prensa esclavista de Cuba.
*
Un resbaln de Ramoncito Armas.
El Sr. Sales, Diputado valenciano, persona dign-
sima y excelente orador, haba defendido la prbposi-
cin Campo relative al servicio postal entrela Pe-
nnsula, Cuba y Puerto-Rico.
Ramoncito, al tomar parte en la discusin de pre-
supuestos, di entender algo que no pareci6 bieti
al Sr. Sales, quien se levant decir lo que sigue:
-No hubiera vuelto molestar la Cmara si
no tuviera necesidad de hacerme cargo de algunas
palabras pronunciadas ayer por el Sr. Armas, de las
cuales, y contra la intencin de S. S.. pudiera des-
prenderse que yo he venido aqu defender un nec-
gocio.
Comprendern los Sres. Diputados que el nico
negocio que yo pudiera defender en este sitio era el
de los intereses del pas, que no por otros intereses
hubiera yo levantado mi voz en el Congreso., -'
Ramon declar que ni en sus pelabras ni en su in`
tencin pudo haber nada ofensivo para el Sr. Sales.
!!!!

Villanueva prepare la maleta. Sale para Cuba en
el correo del 1o de Julio.
V cosechar los resultados de su campafa- con-
tra los institutes de segunda enseanza y en ,favor
de la inmigracin china.
La Lonja de Vveres lo espera. Vergez le teje co-
ronas. Felipe Alonso saldr su encuentro.
iDias de gloria!
*
Quisiera ver desembarcar Villanueva.
-Hme aqu!-dir.-He dado muerte al separa-
tismo disfrazado de autonomismo. Labra est ente-
rrado; Portuondo agoniza... En pleno Congreso he
dicho que hay tres autonomas...
Al llegar aqu ningn auditor se sublevar,
Los amigos de Villanueva no leen el Diario de.
Sesiones.
Si lo leyeran, pobre Villanueva!
A propsito de Villanueva, La Vanguardia, peri-
dico ministerial de Barcelona, dice, en una carta de
Madrid, que los conservadores de Cuba se disponen :
hacer la guerra al Sr. Len y Castillo, Ministpo deb
Ultramar, porque lo suponen resuelto abolir el ce-
po y el grillete. '
Tambien dice La Vanguardia que no lucharn
descubriendo el verdadero motivo de su hostilidad,
y agrega que esto se atribuye la oposicin sistem-
tita de Villanueva 4 los presupuestos de Cuba.
Sin comentario.
Imp. de A. J. Alaria, EItrrlla, 15 y Cueva, 12., '




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - Version 2.9.7 - mvs