• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Front Matter
 Tomo I
 Index
 Tomo II
 Index
 Catalogo
 Tomo III
 Table of Contents
 Tomo IV
 Index
 Back Matter
 Back Cover
 Spine






Title: Manual recreativo de secretos faciles, curiosos, utiles y necesarios
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00096149/00001
 Material Information
Title: Manual recreativo de secretos faciles, curiosos, utiles y necesarios para la economía y felicidad doméstica, ó, sea el sabelo todo de las madres de familias cubanas a quienes dedica esta obra
Physical Description: 4 v. in 1 : ; 16 cm.
Language: Spanish
Creator: Coloma y Garces, Eugenio de
Parreño, Alberto ( former owner )
Spencer y Compañía ( publisher )
Publisher: Imp. de Spencer y Compañía
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1857
 Subjects
Subject: Home economics -- Cuba   ( lcsh )
Medicine, Popular   ( lcsh )
Gardening -- Cuba   ( lcsh )
Spencer -- Publishers' advertisements -- Cuba -- Havana -- 1857
Presentation bindings (Binding) -- Cuba   ( rbbin )
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1857
Genre: Publishers' advertisements
Presentation bindings (Binding)   ( rbbin )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Citation/Reference: Trelles, C.M. Bib. cubana s. 19,
Citation/Reference: Caccagno, F. Diccionario biográfico cubano (1878),
General Note: Library copy bears bookplate of Alberto Parreño.
General Note: In a presentation binding: "A la Excma Sra. Condesa de San Antonio, por su Autor."
General Note: Publisher's advertisement "Catálogo de las obras que se hallan de venta en la librería de la calle de la Obra-pía núm. 115": v.2, p. 153-160.
Statement of Responsibility: su autor, Eugenio de Coloma y Garces.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00096149
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: alephbibnum - 002462755
oclc - 47646993
notis - AMG8135

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
        Front Cover 3
    Front Matter
        Front Matter 1
        Front Matter 2
        Front Matter 3
        Front Matter 4
    Tomo I
        Page A-1
        Page A-2
        Page A-3
        Page A-4
        Page A-5
        Page A-6
        Page A-7
        Page A-8
        Page A-9
        Page A-10
        Page A-11
        Page A-12
        Page A-13
        Page A-14
        Page A-15
        Page A-16
        Page A-17
        Page A-18
        Page A-19
        Page A-20
        Page A-21
        Page A-22
        Page A-23
        Page A-24
        Page A-25
        Page A-26
        Page A-27
        Page A-28
        Page A-29
        Page A-30
        Page A-31
        Page A-32
        Page A-33
        Page A-34
        Page A-35
        Page A-36
        Page A-37
        Page A-38
        Page A-39
        Page A-40
        Page A-41
        Page A-42
        Page A-43
        Page A-44
        Page A-45
        Page A-46
        Page A-47
        Page A-48
        Page A-49
        Page A-50
        Page A-51
        Page A-52
        Page A-53
        Page A-54
        Page A-55
        Page A-56
        Page A-57
        Page A-58
        Page A-59
        Page A-60
        Page A-61
        Page A-62
        Page A-63
        Page A-64
        Page A-65
        Page A-66
        Page A-67
        Page A-68
        Page A-69
        Page A-70
        Page A-71
        Page A-72
        Page A-73
        Page A-74
        Page A-75
        Page A-76
        Page A-77
        Page A-78
        Page A-79
        Page A-80
        Page A-81
        Page A-82
        Page A-83
        Page A-84
        Page A-85
        Page A-86
        Page A-87
        Page A-88
        Page A-89
        Page A-90
        Page A-91
        Page A-92
        Page A-93
        Page A-94
        Page A-95
        Page A-96
        Page A-97
        Page A-98
        Page A-99
        Page A-100
        Page A-101
        Page A-102
        Page A-103
        Page A-104
        Page A-105
        Page A-106
        Page A-107
        Page A-108
        Page A-109
        Page A-110
        Page A-111
        Page A-112
        Page A-113
        Page A-114
        Page A-115
        Page A-116
        Page A-117
        Page A-118
        Page A-119
        Page A-120
        Page A-121
        Page A-122
        Page A-123
        Page A-124
        Page A-125
        Page A-126
        Page A-127
        Page A-128
        Page A-129
        Page A-130
        Page A-131
        Page A-132
        Page A-133
        Page A-134
        Page A-135
        Page A-136
        Page A-137
        Page A-138
        Page A-139
        Page A-140
        Page A-141
        Page A-142
        Page A-143
        Page A-144
        Page A-145
        Page A-146
        Page A-147
        Page A-148
        Page A-149
        Page A-150
        Page A-151
        Page A-152
    Index
        Page A-153
        Page A-154
        Page A-155
        Page A-156
        Page A-157
        Page A-158
        Page A-159
        Page A-160
    Tomo II
        Page B-1
        Page B-2
        Page B-3
        Page B-4
        Page B-5
        Page B-6
        Page B-7
        Page B-8
        Page B-9
        Page B-10
        Page B-11
        Page B-12
        Page B-13
        Page B-14
        Page B-15
        Page B-16
        Page B-17
        Page B-18
        Page B-19
        Page B-20
        Page B-21
        Page B-22
        Page B-23
        Page B-24
        Page B-25
        Page B-26
        Page B-27
        Page B-28
        Page B-29
        Page B-30
        Page B-31
        Page B-32
        Page B-33
        Page B-34
        Page B-35
        Page B-36
        Page B-37
        Page B-38
        Page B-39
        Page B-40
        Page B-41
        Page B-42
        Page B-43
        Page B-44
        Page B-45
        Page B-46
        Page B-47
        Page B-48
        Page B-49
        Page B-50
        Page B-51
        Page B-52
        Page B-53
        Page B-54
        Page B-55
        Page B-56
        Page B-57
        Page B-58
        Page B-59
        Page B-60
        Page B-61
        Page B-62
        Page B-63
        Page B-64
        Page B-65
        Page B-66
        Page B-67
        Page B-68
        Page B-69
        Page B-70
        Page B-71
        Page B-72
        Page B-73
        Page B-74
        Page B-75
        Page B-76
        Page B-77
        Page B-78
        Page B-79
        Page B-80
        Page B-81
        Page B-82
        Page B-83
        Page B-84
        Page B-85
        Page B-86
        Page B-87
        Page B-88
        Page B-89
        Page B-90
        Page B-91
        Page B-92
        Page B-93
        Page B-94
        Page B-95
        Page B-96
        Page B-97
        Page B-98
        Page B-99
        Page B-100
        Page B-101
        Page B-102
        Page B-103
        Page B-104
        Page B-105
        Page B-106
        Page B-107
        Page B-108
        Page B-109
        Page B-110
        Page B-111
        Page B-112
        Page B-113
        Page B-114
        Page B-115
        Page B-116
        Page B-117
        Page B-118
        Page B-119
        Page B-120
        Page B-121
        Page B-122
        Page B-123
        Page B-124
        Page B-125
        Page B-126
        Page B-127
        Page B-128
        Page B-129
        Page B-130
        Page B-131
        Page B-132
        Page B-133
        Page B-134
        Page B-135
        Page B-136
        Page B-137
        Page B-138
        Page B-139
        Page B-140
        Page B-141
        Page B-142
        Page B-143
    Index
        Page B-144
        Page B-145
        Page B-146
        Page B-147
        Page B-148
        Page B-149
        Page B-150
        Page B-151
        Page B-152
    Catalogo
        Page B-153
        Page B-154
        Page B-155
        Page B-156
        Page B-157
        Page B-158
        Page B-159
        Page B-160
    Tomo III
        Page C-1
        Page C-2
        Page C-3
        Page C-4
        Page C-5
        Page C-6
        Page C-7
        Page C-8
        Page C-9
        Page C-10
        Page C-11
        Page C-12
        Page C-13
        Page C-14
        Page C-15
        Page C-16
        Page C-17
        Page C-18
        Page C-19
        Page C-20
        Page C-21
        Page C-22
        Page C-23
        Page C-24
        Page C-25
        Page C-26
        Page C-27
        Page C-28
        Page C-29
        Page C-30
        Page C-31
        Page C-32
        Page C-33
        Page C-34
        Page C-35
        Page C-36
        Page C-37
        Page C-38
        Page C-39
        Page C-40
        Page C-41
        Page C-42
        Page C-43
        Page C-44
        Page C-45
        Page C-46
        Page C-47
        Page C-48
        Page C-49
        Page C-50
        Page C-51
        Page C-52
        Page C-53
        Page C-54
        Page C-55
        Page C-56
        Page C-57
        Page C-58
        Page C-59
        Page C-60
        Page C-61
        Page C-62
        Page C-63
        Page C-64
        Page C-65
        Page C-66
        Page C-67
        Page C-68
        Page C-69
        Page C-70
        Page C-71
        Page C-72
        Page C-73
        Page C-74
        Page C-75
        Page C-76
        Page C-77
        Page C-78
        Page C-79
        Page C-80
        Page C-81
        Page C-82
        Page C-83
        Page C-84
        Page C-85
        Page C-86
        Page C-87
        Page C-88
        Page C-89
        Page C-90
        Page C-91
        Page C-92
        Page C-93
        Page C-94
        Page C-95
        Page C-96
        Page C-97
        Page C-98
        Page C-99
        Page C-100
        Page C-101
        Page C-102
        Page C-103
        Page C-104
        Page C-105
        Page C-106
        Page C-107
        Page C-108
        Page C-109
        Page C-110
        Page C-111
        Page C-112
        Page C-113
        Page C-114
        Page C-115
        Page C-116
        Page C-117
        Page C-118
        Page C-119
        Page C-120
        Page C-121
        Page C-122
        Page C-123
        Page C-124
        Page C-125
        Page C-126
        Page C-127
        Page C-128
        Page C-129
        Page C-130
        Page C-131
        Page C-132
        Page C-133
        Page C-134
        Page C-135
        Page C-136
        Page C-137
        Page C-138
        Page C-139
        Page C-140
        Page C-141
        Page C-142
        Page C-143
        Page C-144
    Table of Contents
        Page C-145
        Page C-146
        Page C-147
        Page C-148
        Page C-149
        Page C-150
        Page C-151
        Page C-152
    Tomo IV
        Page D-1
        Page D-2
        Page D-3
        Page D-4
        Page D-5
        Page D-6
        Page D-7
        Page D-8
        Page D-9
        Page D-10
        Page D-11
        Page D-12
        Page D-13
        Page D-14
        Page D-15
        Page D-16
        Page D-17
        Page D-18
        Page D-19
        Page D-20
        Page D-21
        Page D-22
        Page D-23
        Page D-24
        Page D-25
        Page D-26
        Page D-27
        Page D-28
        Page D-29
        Page D-30
        Page D-31
        Page D-32
        Page D-33
        Page D-34
        Page D-35
        Page D-36
        Page D-37
        Page D-38
        Page D-39
        Page D-40
        Page D-41
        Page D-42
        Page D-43
        Page D-44
        Page D-45
        Page D-46
        Page D-47
        Page D-48
        Page D-49
        Page D-50
        Page D-51
        Page D-52
        Page D-53
        Page D-54
        Page D-55
        Page D-56
        Page D-57
        Page D-58
        Page D-59
        Page D-60
        Page D-61
        Page D-62
        Page D-63
        Page D-64
        Page D-65
        Page D-66
        Page D-67
        Page D-68
        Page D-69
        Page D-70
        Page D-71
        Page D-72
        Page D-73
        Page D-74
        Page D-75
        Page D-76
        Page D-77
        Page D-78
        Page D-79
        Page D-80
        Page D-81
        Page D-82
        Page D-83
        Page D-84
        Page D-85
        Page D-86
        Page D-87
        Page D-88
        Page D-89
        Page D-90
        Page D-91
        Page D-92
        Page D-93
        Page D-94
        Page D-95
        Page D-96
        Page D-97
        Page D-98
        Page D-99
        Page D-100
        Page D-101
        Page D-102
        Page D-103
        Page D-104
        Page D-105
        Page D-106
        Page D-107
        Page D-108
        Page D-109
        Page D-110
        Page D-111
        Page D-112
        Page D-112a
        Page D-113
        Page D-114
        Page D-115
        Page D-116
        Page D-117
        Page D-118
        Page D-119
        Page D-120
        Page D-121
        Page D-122
        Page D-123
        Page D-124
        Page D-125
        Page D-126
        Page D-127
        Page D-128
        Page D-129
        Page D-130
        Page D-131
        Page D-132
        Page D-133
        Page D-134
        Page D-135
        Page D-136
    Index
        Page D-137
        Page D-138
        Page D-139
        Page D-140
        Page D-141
        Page D-142
        Page D-143
        Page D-144
        Page D-145
        Page D-146
    Back Matter
        Back Matter 1
        Back Matter 2
        Back Matter 3
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
    Spine
        Spine
Full Text




,























1

















RARE BOOKS














Biblioteca de
ALBERTO PARRENO




























Biblioteca de
ALBERTO PARRENO









>-(. ~3~








MANUAL REOREATIVO
DE
SECRETS FACILES, CURIOSOS, UTILES



PARA

ha Enoosmiia y Fe a Bonwstica
6 sea
EL SABELO TODO DE LAS PADRES DE FAMILIES CU-
BANAS A QUIENES DEDICA ESTA OBRA

SU AUTOR
D. Eugenio de Coloma y Garces.


TOMO I.



HIABANA.-IS57.
Vaiose en la, calle de la Obrapia nmoro 115.

















Es propiedad, todo egemplar llevar una contrasefa y la si-
guiente rbrica.


Imp. de Spencer y C9 mpaia. -0-Rilly nm. 110.












TRATADO PRIMERO

DEL


(& oacuial c Cyccciio- - cco'wati o.


PRIYIMERA PARTE.

Contiene ciento cuarenta y ocho secrets concernientes a-
suntos del tocador, del labado, de quitar manchas, de costura,
de bordados, de hacer puntos de aguja, del arte de cordoneria
y el de hacer encajes; dividido en secc iones y en cada una de
ellas cuanto se pueda desear sobre aquel asunto.




Si quieres tenor caudal
Economiza.
Si lo quieres conserve

E. AU;roR.


















Ni los descubrimientos en las ciencias llamadas
sublimes, ni las acciones de los grande hroes han in-
fluido tanto en la humana felicidad, como las cosas te-
nidas por pequeileces y que solo lo fcil de gozarlas
b de ejecutarlas ha podido habituar y llegar hasta ol-
vidar su verdadero mrito y valor. La prvida natura-
leza ha querido siempre prodigar al secso dbil todo lo
mas esencial de los verdaderos placeres, y dispensar d
las manos mas dbiles la distribution de los goces de la
ventura domstica. Quin habr que desconozca en el
universe la influencia de vuestras areas, laboriosidad
y economa en la felicidad donmsticn? Asi p)ues dulces
Cu(tnto apreciables jvenes Cuba'a.e', vosotras os
jiresento un manantial de riquezaus econmicas en este
Manual necesa'io, en N se desembuclve y esplica con
toda dctencion cuanto es necesario en la vida para fa-








cilitar la prctica, todas las teoras de gnero de asun-
tos propios de vuestro secso, desde los mas esenciales,
tiles y econmicos, hasta el de mas lujo y adorno, pu-
diendo vosotras segun en el estado en que se encuentren,
con las unas tender d las necesidades de una familiar,
y mostrar con las otras vuestro dicernimiento delicado
y vuestro esquisito gusto.
Este manual cuyo solo titulo anuncia por si solo
su utilidad general ensefia en que deben ocuparse y ejer-
citarse las mugeres, cualquiera que sea por otra part
su instruction y su posicion en la sociedad, con este se
hallard enteramente al nivel de los usos y conocimientos
actuales; y les suministrard ud n tiempo medios de eco-
noma y objetos de un honest y provechoso recreo.
Y, porqueo he de aadir que podr ser un manan-
tial de recursos para aquellas quienes asalten repenti-
namente los reveces de la caprichosa fortunta.
En efecto; para tender d estos tres fines, es para
lo que yo he procurado reunir todos los gneros de tra-
bajos femeniles, clasificdndolos segun el grado de su
importancia y utilidad. Esta obra es en cierto modo un
acto de abnegacion literaria, su asunto ecsie imperio-
samente que se haga un sacrificio de toda especie de elo-
cuencia y de variedad en el estilo en obsequio de la cla-








ridad, del mtodo y de la precision de las descripciones,
y este sacrificio lo he hecho completamente, he empleado
y repetido sin corrective y sin fin las locuciones mas ds-
peras y comunes, porque me parecian much mas pro-
pias para hacerme entender de lo general y que se
comprendiese lo que quera decir, que los rodeos y fra-
ses mas sublimes y delicadas. No aspirando d otro fin
que el de ser til d mis semejantes y principalmente al
bello secso Cubano.

EL AUTHOR.















Section primera.






DE SECRETS PARA EL TOCADOR DE LAS SE?\ORITAS.



Polvos* pa>r'a conse/o,'r y linpiar la dentadura sin
csposi-(on.

Se toma una onza de azcar en polvo que sea
blanca: quina parda en polvo media onza: crmor
trtaro en polvo media drncma: carbon vegetal en
polvo dracma y modia: polvos de canela veinte y-
cuatro granos. Si mezcla todo perfectanmente en
un morteriti de milrniol y so guard en cajitas pa-
ra el uso.







- 10 -


O/ro tambier n bveno.

Tmense cuatro onzas de crmor tirtaro en
polvo; media onza de polvo de cochinilla, 6 mejor
en grano; media onza de quina loja en polvo; me-
dia onza de goma mirra tambien en polvo; dos
dramas de canela; mzclese todo perfectamente
y as que lo est se le agrega un poco de esencia
de la que guste mas, y quedarn unos polvos
escelentes que ademas de la limpieza fortifican la
dentadura.


Otros de igyuales propiedades.

Es de la mayor importancia cuidar la dentadu-
ra, y los diferentes polvos que se usan y preconi-
za el charlatanismo, los mas suelen ser perjudi-
ciales, por cuya razon no teniendo los ingredients
dados anteriormente, se usarn en su lugar, que
surten el mismo efecto, bien de la ceniza del ro-
mero, 6 bien el carbon reducido a polvos, los cua-
les son de preferirse por su simplicidad, con parties
iguales de polvos d quina, si se quiere se susti-
tuir el carbon vegetal con un pedazo de pan car-
bo nizado.







- 11


MAtodo muy bueno para asePguar la den tdura y fd-

cil de hacer.

Hgase en vino blanco una deceocion de go-
ma mirra y hojas de encina y en su defecto romero
y una octava parte de una onza de alumbre, cuan-
do haya hervido todo una media hora sep-
rese del fuego, culese por un pao lienzo y fil-
trese por un papel de estraza y el producido con-
srvese en una botella, con cuyo licor se enjuagar
la boca todas las maianas con lo. que quedar per-
fectamente fuerte la dentadura.

Otro especifico nm bueno.

Pngase cn una botella bien tapada ocho on-
zas de espritu de vino de 30 grados, ocho adar-
mes de rasuras de guayacan, cuatro de quina en
polvo y uno de goma mirra, djese en infusion
por espacio de ocho dias menendolo dos veces
al dia, despues se cuela filtra y se guard bien
tapado. Cuando se quiera hacer uso de l so pon-
dran diez doce gotas on medio vaso de agua tem-
plada con la que se enjuagar cuatro cinco veces
la semana y se conservar perfectamente firme
la dentadura.







- 12 --


Pomada para los labios.

Tmese un puiado de lengua de buey (yerba)
se machaca y se estrae el zumo en cantidad de
media onza, hgase cocer en una onza de aceite
de almendras estraido sin fuego, una dracma de
sbo de carnero fresco y dos de manteca de cacao,
luego que todo est bien cocido se separa del fue-
go; se deja enfriar y se guard en un pomito para
hacer uso de ella.

Otra.

Se machacan malvas verdes y se le saca como
una onza y media de zumo, se pone al fuego
con igual cantidad de aceite violado, se le agregan
dos dramas de grasa sacada de la injundia de
gallina, la misma dsis de tutano de vaca man-
teca de cacao, y dos escrpulos lo que es lo mis
mo lo que pesan cuarenta granos de arroz de
goma alquitiva, as que esten mezcladas todas es-
tas sustancias que se conozca que no tienen hu-
medad, se guardarn en un pomito bien seco y ta-
pado para hacer uso de ellas










Simple para hermosear el ctis.


Uno de los secrets del tocador mas raros y
que necesitan much cuidado es este por las dife-
rentes composiciones que se han inventado sin
tender los perjuicios que puedan causar, razon
porque se han de ecsij ir los mas simples y cuyos
resultados sean conocidos como es el siguiente:
tmense fresas blancas frescas, frtese la cara
con el zumo al acostarse dej:ndolo secar durante
la noche, por la mariana luego que se levante se
lava la cara bien con un cocimiento de hojas de
perifoyo bien con un poco de agua que haya her-
vido y quedar la piel fresca, hermosa y luciente.

Precioso especifico pbtra. limpiar y hermosear el ctis.

Pngase en infusion en vinagre superior des-
tilado un poco de aljofar y luego que so haya di-
suelto este agrguesele un poco de gonia arbioa,
diltese despues un poco el vinagre por meiio
del agua y m6zclese algun poco do esencia para
que sea mas agradable; y cuando quiera usarse
se cuidara much de lavarse muy bien la cara
part A que vaya aplicarse: y luego se untar to-
da ella perfectamente con dicha solution muy por
igual, la que se secar al moment.


- 18 -






- 14 -


Otro.

Tmese media libra de trtaro de vino blan-
co, media onza de nitro, media de estao calcina-
do y una cuarta parte de una onza de alumbire de
roca; mzclense todas estas drogas perfectamente,
y en una cazuela de barro, pnganse fuego muy
vivo hasta que se calcinen, sin dejar de menear-
los con una barita de hierro, luego que est calien-
te se deja enfriar y despues se muele en polvos
muy finos para guardarlos: cuando se quieran usar
se hecha un poco de estos polvos con agua de al-
midon 6 cascarilHa y se lava la cara con ella.


Para quitar las manchas de la cara.

Se toma hiel fresca de cabra de vaca, el
zumo de un limon grande, media onza de alumbre
zacarino y la cantidad suficiente de harina de ha-
bas hasta former un unguento suabe, con el cual
se unta la parte manchada quedando limpia de
moment.

Otro.

Se toman parties iguales de flor de azufre y
zulfate de sosa como dos onzas, para dos botellas






15 -
de agua, se deja hervir hasta que quede en una, se
deja enfriar y sin menearla se decanta el aguay he-
cha en una botella guardndola para el uso: cuan-
do se quiera usar de ella se mezcla con agua en
iguales parties con la que se labar la cara bien de
noche ntes de acostarse por la maana tem-
prano.

Otro.

Pnganse hervir en vino blanco hojas de
rosa y flores de romero, y lavndose la cara con un
pao quedar el cutis tan sumamente hermoso
que no se conocer la misma persona. Tambien se
destilan las hojas de rosas con Lis fresas en agua,
con cuya agua la que se labe le quedar el ctis
muy hermoso y de una blancura estraordinaria.

Secreto para dar color d la carfa.

Tritrese muy bien una libra del palo brasi-
leo y pngase en infusion por tres cuatro dias
en una vasija llena de vino blanco, concluido este
tiempo se hervir un fuego moderado por espa-
cio de media hora, en cuyo tiempo se tendr por
separado en otra vasija de cristal ocho onzas de
alumbre en infusion en buen vinagro, se mezclan
en seguida los dos lquidos batindolos perfecta-
mente para quo se incorporen, do lo cual resultar
bastante espuma, la que se recoger en otra basi-






16 -
ja, que es la que sirve para usarla untando la par-
te en que se quiera avivar el color: advirtiendo que
cuando dicha espuma se haya secado en la. basi-
ja se renovar con otro poco de vinagre bueno
blanco.

Otro.

Tmese un pedazo de sndalo rojo, mach-
quese hasta que quede bien menudo, chese con
vinagre destilado en una cazuela nueva en donde
se har hervir fuego lento como media hora y
despues se le agrega alumbre de roca en polvo y
un poco de espritu de rosa bergamota y se
guard para el uso.

Agua preciosa para quitar las arrugas de la cara.


lHgase- un cocimiento de cebada con agua,
qutesele la primera agua y adasele otra nueva
'en que vuelva hervir hasta que se hayan reven-
tado todos los granos, culese por un pao 6 tamiz
fino, agregndole algunas gotas del verdadero bl-
samo de la Meca, ajitese perfectamente la botella
por diez doce horas hasta que el blsamo se ha-
ya incorporado enteramente con el agua, lo que
se conocer por su color blanquizo; vulvase me-
near por un moment cada vez que so haya de
usar, y sin mas que lavarse con ella una sola vez







17 -
al dia por algun tiempo se disiparn las arrugas y
adquirir el ctis una brillantez estraordinaria.

Otro mtodo mas fcil.

Con la misma decocion de cebada y agua de
Colonia verdadera en cantidad proporcionada, po-
drn obtenerse iguales resultados usada del mis-
mo modo que la anterior.

Mtodo fcil de ieir las canas sin que pueda perju.
dicar.

Tmense tres onzas de cal viva que so apaga-
r en un lugar htiedo, agrguenselo dos onzas
do plomo calcinado albayarde en polvo, y cuatro
onzas de litarjirio tamibien en polvos finos, chese
todo en un mortero de piedra para incorporarlas
con agua hasta dejarlas bastante diucltas, des-
pues depostese en una botella, la que se remove-
r muy bien siemlpre que haya de usarse; dse
perfectamente todo el pelo por la noche una
mano de esta composition muy por igual, cbrase
la cabeza con un gorro de gnero colocando unas
hojas dentro bien do lechuga acelgas, queduindo-
so de esto modo por la noche, : la maiiana siguion-
te no habr mas que sacudir,' bien el polvo y
quedara el pelo teido por il,rtante tiempo hasta
que con el crecimiento vuelva i alararse, que en-
tneos se repite la misma operation.






- 18 -


Para teir el pelo rubio.

Se toman dos libras de ceniza de sarmien-
tos, raices brionia, celidonia y crcuma media
onza de cada una, de azafran y raiz de lirio
dos dramas, flor de gordolobo, estaqu amarillo,
de retama y de hipericon, de cada una, una drac-
ma: se hace cocer todo en suficiente cantidad de
agua, apartndolo despues para que se enfrie y
siente; luego se le quita el agua sin revolverla y
se guard, con la que se lavar el pelo hasta que
quede rubio.

Para tlir el pelo casta7o.

Se cuecen sarmientos con races de brionia, do
celedonia y yuquilla media onza de cada una, aza-
fran y raiz de lirio cuatro dracmas; flor de lpu-
lo, cantueso amarillo hiniesta una dracma de ca-
da una, se dejan hervir por espacio de unahora y
despues se cuela; con esta agua se lava el pelo
y queda castao.

Para teir el pelo negro.

Se toma un poco de espritu de nicro, se hocha
sobre limadura de hierro y se pone en un bao de
arena en nna retorta, se le agroga agua griega y






19 -
despues se filtra con cuyo product se moja el pe-
lo y se pone de un negro brillante.
El baio de arena se hace poniendo una fride-
ra grande llena de arena y en medio de esta se co.
loca la vasija de cristal con el liquid que se quie-
ra dar el bao, se coloca todo en una hornilla con
fuego tenindolo de este modo el tiempo que se
quiera.

Otra nmas sencilla.

Se lava primero la cabeza muy bien y des-
pues se moja el pelo con esencia de tartaro, luego
se pone un rato al sol con la cabeza descubierta,
y se repite lo mismo por tres veces cada dia hasta
que quede negro el pelo.

Pomada para teir los cabellos de negro.

Tmese un pedazo de cal viva como del ta-
mao de un huevo, dilyase en agua hasta que
quede como una mantequilla, en cuyo interme-
dio cuando est en fermentacion se le agregar
media onza de albayarde en polvo bien mezcla-
do, y en estando como pomada se guard para ha-
cer uso de l, que se lar del modo siguiente: se
untan los cabellos perfectamente con esta pomada
y despues se cubrir la cabeza con hojas do col,
de lechuga do acelgas por espacio de dos horas,
pasado este tiempo se lava el pelo con una espon-






20 -
ja y luego que se seque se unta un poco de aceite
de almendras de olor y -quedar el pelo tan
hermoso que con dificultad se conocer que es te-
ido.

Pomada para que no se caiga el pelo y crezca.

Se toma injundia de gallina, aceite de flor de
ciamo, y en su defecto si no se encontrare se
sustituye con eceite de coco de corojo, y miel en
parties iguales, se le agrega un puado de perejil
bien machacado media onza de su semilla hecha
polvo; todo se cuece al ftego dejndolo hasta, que
tome consistencia de pomada, con la cual se unta-
r en las raices del pelo, y no solamente no se cae-
r sino que crecer ercraordinariamente.

Agua para quitar el mal olor de la boca.

La composition de esta agua es tal la ventaja
de su uso que no solo impide el desagradable olor
de la boca, sino que ademas blanquea los dientes,
refresca y fortifica las encas, para lo cual no hay
mas qu hacer que enjuagarse la boca y detenerla
un poco (le tiempo en ella.

Composicion.

Se toma una botella conun de aguardiento
de treinta y dos grados, esta so lo hecha dentro







21 -
un cuarto de onza de incienso en polvo, otro
tanto de benju, igual cantidad de clavoA de espe-
cies machacados y nuez moscada, media onza de
almendras 'dulces machacadas, se dejan en infusion
por espacio de cuatro dias, pasad o este tiempo se
le agregar media botella de agua de rosas, des-
pues de dejado reposar se filtra y el producido se
conserve en una botella bien tapada para el uso.
Si se quiere que sea de mejor calidad se destila y
quedara un agua espirituosa muy agradable que
se usa lo mismo.

Otra much mas fdc.

Se toma la cantidad que se quiera de goma
adragacauto hecha polvos se humedoce en un mor-
terito con gua rosada, de canela del color que se
quiera y gusto de cada uno, despues de humede-
cida se amasa perfectamente formando unas bar-
ritas de las cuales se van cortando pedacitos que
se harn bolitas y se ponn en cajitas para hacer
uso do ellas, que es mantenerlas en la boca hasta
tanto se vayan dehaciendo. Est mtodo tieno la
ventaja sobre el primero de se. m.i flcil para lle-
varlo consigo cualquiera parte.









Pomada escelente para blanq/uear ,y suacvisar la tez

de la cara.

Esta pomada puede usarse con toda confian-
za en razon de que las materials de que se compo-
ne estn esentan de toda causticidad, lo que la har
ce preferible cualquiera otra, y el modo de hace-
uso de ella es frotarse lijeramente la cara al tiem
po de acostarse.

(Composic.on.

En una cazuela grande se hecha poco mnos
de la mitad de agua, dentro se coloca otra cazuela
mas pequea que la primera en esta se pondran
cuatro onzas de aceite de almendras dulces, la
cuarta part de una onza de cera vrien y otro tan-
to de esperma de ballena, se pondr del modo es-
presado A un fuego lento hasta que las material
puestas en la cazuela pequeia se hallen disueltas
y unidas; despues se le agregan tres onzas de floor
de naranjo un poco machacadas, menendolas con-
tinuamente se tiene un poco de tiempo al fuego y
en seguidada se colocar y echar en nn mortero,
se remover nuy bien con la mano del mortero y
se le ir agregando poco A poco como la cuarta
part do una onza de s loecia de azahar, otro poco





23 -
de esencia de rosa y una onza de benju en polvos
muy finos luego que est todo bien unido si que-
dase muy compact se le agregar del mismo mo-
do agua de rosas y cuando se halle en estado l-
quido se coloca en potes para usarla.

Nuevo especlfico para quitar el dolor de muelas de

moment.

En una botella comun se echan dos onzas de
ludano lquido, media onza de opio, dos dracmas
de alcanfor lo que es lo mismo, la cuarta parte
de una onza, la misma cantidad de clavos de es-
pecias, media onza de canela y nuez moscada,
media de culantro y dos dracmas de azafran,
todo bien machacado, se acaba de llenar la botella
con espritu (le vino, se mena bien y se tapa, se
deja en infusion por espacio de un mes, teniendo
cuidado de revolverlo de tiempo en tiempo, trans-
currido el termino se filtra el licor que se hace
poniendo un papel de estraza en un embudo y
echando el licor que pasa mny despacio, lo produ-
cido se hecha en una botella completando lo que le
falte con espritu de vino, guardndolo bien tapa-
do para usarlo. El modo de hacer uso de este es-
pecfico es mojando unas ilas en l y colocndolo
dentro (lo la muela careada, y si foese solamente
corrimiento y no estuviesen picados los dientes se
echar nna cucluradita pequea de este licor en





24 --
cuatro cucharadas grandes de cocimiento de ceba-
da, con lo que se tomar buches y al moment de-
saparecer el dolor como por encanto.

Polvos para arrancWr el bello.

Se toma la cantidad que se quiera de cal viva
y la mitad de dicha cantidad de iris de Florencia,
se reduce a polvos muy finos pasndolos por un ta-
miz fino, conservndolos en una cajita. Cuando se
quiera hacer uso de ellos se har del modo siguien-
te: se toma un poco de estos polvos, se humedecen
con un poco de agua hasta que formen como un un-
guento, hecho esto se untar la part velluda
que quiere limpiarse se deja un rato corto se ras-
pa con una cuchilla con lo que quedar lim-
pia toda la parte untada, limpindola con un poco
de aceite de almendras dulce luego de hecha la
operation.

Pomadas econmicas hechas al fro.

Se toma la cantidad de manteca de serdo que se
quiera, se hecha en un mortero de mrmol, se bate
con la mano de dicho mortero agregndole poco
poco agua comun pero clara, continuando esta
operation siempre hasta que se embeba el agua
que se vaya echando, que se con~ocer cuando est
bien batida y tiene el agua suficiente tan luego
como se meta la mano del mortero hasta el fondo






25 -
y sacndola est limpia y no se pegue la manteca,
pues de lo contrario denota que no est bien bati-
da y necesita mas agua. Luego que est en el pun-
to indicado se le agrega la esencia de la clase de
olor del gusto que cada. uno quiera, del mismo mo-
do que se le aplica el agua, colocndola despues
en pomos para el uso, quedando una pomada mu-
cho mas superior que las que se hacen al fuego
que se conservan buenas much menos tiempo que
esta, y al mismo tiempo que trabajada de este mo-
do tiene la virtud de refrescar el crneo y la raiz
del pelo por lo que lo pone much mas hermoso
y suave.

Mtodo de desngrasar los cabellos.

Se humedeco la mano en una 6 dos yemas de
huevos frescos y pAseso muchas veces por el pelo
de modo que se impregno todo y en seguida se pa-
sa un pine fino de marfil, y si se quiere se enjuaga
con un poco de agua clara y le quedar el pelo mas
limpio que de ningun otro modo, pues el jabon y
otros ingredients que se usan son nosivos al pelo
y su raiz, razon porque ac enferman y caen blan-
quean tan prematuramente, y por lo mismo este
mtodo tan sencillo como econmico es much
mejor.






- 26 -


Remedios eficaces para los calls.

Como este es un mal que es rara la persona
que no los padezca, me ha parecido oportuno este
lugar para que no le falte nada de lo necesario en
un tocador de seoras, y por lo tanto voy A poner
lo mejor que he encontrado, tanto para alivio de
los dolores como para hacerlos caer. Se toma una
hoja de yedra, se amortigua al fuego aplicndola
sobre el callo que se sujetar con un pedacito de
lienzo fino para que no dae los dedos, hecho es-
to se ver que la sustancia del callo se pondr
amarilla que es la seal de que se va A caer: sino
se consigue de este modo se usar del emplasto
siguiente que es infalible. Se toma una onza de
cera amarilla y otra de goma amoniaco y seis drac-
mas de cardenillo: se ponen a derretir al fuego la
cera y la goma amoniaca, y despues que estn der-
retidas se incorpora el cardenillo en polvo, so apar-
ta y sigue menendose hasta que vaya enfrindose
para que no se sienten en el fondo los polvos, des-
pues se coloca en un pomo de cristal para el uso,
que no es mas que poner un poquito sobre una
chapita de gnero y aplicarlo sobre el callo y
los pocos dias se cae, lo mismo que los clavos.






- 27


Pomada de la Sultana.

Esta escelente pomada ademas de conservar
el color fresco y hermosearlo tiene la gran propie-
dad de quitar los granos de la cara sin perjuicio
alguno de modo que es muy convenient su uso
para aquellas personas que tienen esta propen-
sion, y ademas es tan sencillo el mtodo de hacer-
la y tan simple sus ingredients, que esto tan solo
la recomienda, y se hace del modo siguiente. Se
toman en iguales parties blsamo de la Meca, es-
perma de ballena y aceite de almnndrlis dulces, se
pone A un calor moderado y se hecha en pomos de
cristal mezclados y bien tapados para su uso, que
ser siempro que se vaya acostar por la noche, fro-
tndose con an poco de esta pomada todo el rostro
nada mas y por la marana amanecer con su ca-
ra tan hermosa que le parecer que suefa, pues
es una de las muchas maravillas que se hallan
consignadas en este pequeo repertorio.

Aguas de olor.

En cuatro onzas de aguardiente quo so coloca-
rn en una botella Asol y sereno, se pone en infu-
sion media onza do polvos do raiz de lirio de F o,
reonia con una onza de benju y dos de estoraque-
0e tiene por espacio de dos dias que se revolver






28 -
varias ocasiones, luego se sacar el aguardiente y
se pondr en otra botella bien tapada, y en las he-
ces de la primera se le volver echar la misma
cantidad de aguardiente puro, se pone otra vez al
sol y sereno por el espacio de otros dos dias ha-
ciendo lo mismo que con el anterior pasado este
tiempo, se saca sin revolverlo, y este segundo a-
guardiente se unta con el primero y se tendr un
agua muy olorosa. Los polvos que quedan en la
botella se sacan y dejan secar, se les da figure
de pastillas, que se queman en un braserito y es-
parcen por la habitacion un olor muy agradable, lo
mismo que A la ropa usndola con ellos.


Agua de rosa.


Para hacer esta se pone un fuego mod-erado
una cazuela bien vidriada y un poco de agua, luego
que va romper el hervor seapartay se le hecha la
cantidad de ojas de rosas frescas que parezcan sufi-
cientes y se tapa perfectamente con un papel de es-
traza y otra cazuela; ya que ha pasado un poco de
tiempo se destapay hecha cuatro seis gotas de es-
pritu de vitriolo, se revuelve un poco y se vuelve
tapar del mismo modo hasta que se enfrie total-
mente que entbnces se cuela y hecha en botellas
para el uso que se quiera bacer de ella.






- 29 -


Agua de colonia superior.

Se tomar una botella de espiritu de vino, rec-
tificado, se le quita un poco para coupar el lugar
vacio, con una onza de esencia de bergamota, tres
dracmas de esencia de romero, media onza de e-
sencia de limon, diez gotas de tintura de mbar,
una dracma de esencia de espliego, seis gotas de
esencia de rosa y doce gotas de blsamo de la me-
ca, luego que est todo en la botella, se mena per-
fectamente hasta que se hallen bien mezclados
todos los ingredients; se tapa bien de modo que
no se evapore el espritu y se tiene de este mo-
do por espacio de dos dias, teniendo cuidado en es-
te intermedio de minearlo para que vayan incorpo-
rndose las esencias con el espiritu de vino; pasa-
do el tiempo prefijado se filtra cuela por un papel
de estraza algodones que so echan en un embudo,
cuidando de tapar este para que no se evapore en
el intertanto concluyo la filtracion. Si so quiere pa-
ra que salga mas superior se pondr en lugar do
los algodones flores naranjos machucadas y so fil-
trari por medio do ellas y quedal, un agua de colo-
nia de la masesquisita.






- 30 -


Leche virginal de rosas.

En dos botellas de agua se echan dos onzas
de zumo de limon, dos de aguardiente, cuatro de
agua de rosas y tres onzas de potasa, mzclese
perfectamente todo y consrvese en una vasija bien
tapada, y cuando se quiera usar de ella se echan
dos cucharadas de esta composition en el agua en
que vaya lavarse, que no solo es muy agradable
por su olor sino que al mismo tiempo tiene la pro-
piedad de conservar fresco el ctis y lo suaviza es-
traordinariamente.

.Esencia etrea para la jaqueca, convulsiones , indi-
gestiones.

Esta esencia tan til como necesaria, en este
pais por las muchas afecciones neurlgicas que en
particular afectan al bello sexo por la much sensi-
bilidad de que estfin dotadas, para verso libre de es-
tos ataques, les es preciso tener siempre en su toca-
dor conservada una portion de esta esencia la cual
podr hacerladel modo siguiente: se echa primera-
mente en una botella media onza de cortezas de
naranja hecha pedacitos, y la misma cantidad do
cortezas de limon, igual cantidad de hojas de sal
via y serpentaria, dos dramas de polvos de qui-
na, se vierte encima de todo esto, dentro de la bo--
tella espritu de vino hasta llenarla, dejndola en






-- 31 -
infusion por espacio de ocho dias, cuidando de me-
nearla de cuando en cuando, para que la macera-
cion sea perfect, pasado el trmino indicado, se
cuela por un paito espeso y se le agregan dos
dracmas que es la cuarta parte de una onza de -
ter sulfrico-y se conserve bien tapada. Cuando
se quiera hacer uso de ella, si es para quitar el
dolor de jaqueca, se aspira una portion de ella y
otro poco se echa en la palma de la mano y se res-
tregar la frente. Si es para la convulsion se to-
mar en el moment una cucharita pequea, de las
de caf, de esta esencia y se mezclar con dos cu-
charadas de las grades 6 comunes de agua y se
tomar seguidamente en cuanto conozca sntomas
de darle la convulsion y aspirndola tambien, mas
si no diese tiempo en cl intrvalo intermission
que tenga se le dar, Siendo para la indigestion 6
empacho, se hace una cataplasma pequefa con mi-
gas de pan y esta esencia, y se coloca en el ombli-
go, y al pocotiempo ya estar libre de ella.

Bao de limpieza.

Se har en suficiente cantidad de agua en una
paila un crecimiento con libra y media de cebada
mondada, seis libras de afrecho salvado do tri-
go, cuatro onzas de flor de borrajas, igual canti-
dad de hojas de rosas, allies o jazminez, culese
el cocimiento y luego que est templado so tomar
el bao.







-- 32 -


Vinagro de los cuatro ladrones.

Precioso especfico contra todas las epidemias
y contra toda clase de infecciones por cuya razon
es muy recomendable su uso particularmente cuan-
do se tiene que visitar enfermos. Para hacer este
precioso antdoto se coloca en una botella comun
media onza de hojas de ruda, lo mismo de salvia,
de yerba buena, de romero, de ajenjo y de flor es-
pliego, de canela y clamo aromtico, de cada uno
una dracma en polvo, despues se llena con vina-
gre bueno de castilla y se deja macerar al sol por
espacio de veinte dias, luego se colar el lq.ido
y se le agregar;in dos dracmas de alcanfor disucito
con espritu de vino; agregndole otro tanto de vi-
nagre las heces que queden de la infusion prime-
ra, se tiene al sol por quince dias, y despues se
cuela y agrega al primero y quedar hecho el me-
jor vinagre que se conoce.

Polvos para darle olor d la ropz.

Cjanse hojas de rosa, de azaar y jazmin, se-
qunse la wombra, despues de secas pnganse en
una bolsita hecha de tafetan, y se acabar de llenar
cmn polvos, d(e nuez mos.cada, clavi.lo y vanilla, so
cierra y se mraete entire la ropa, que no sulo lo dar
un olor agradable la ropa sino que tanibien tiene
la propiedad de preservarla de polilla.






- 83 --


Pastillas armdtica.s para perfumar las habita-
ciones.

Se componen con media libra de cisco de carbon
muy bien molido, una onza de benjuen polvo, otra
de goma arbiga, otra de incienso, una dracma de
canela en polvo, otra de clavillo, otra de estora-
que, dos dramas de mirra, dos de sal de nitro,
una onza de polvos de lirios de Florencia, media
onza de coriandro, media idem de nitrato de po-
tasa, se mezclan perfectamente todos estos polvos,
y despues de bien mezclados se van humedeciendo
con agua hasta former una pasta, luego que est
hecha se van formando unas pirmidcs del tama-
o que se quiera pero que terminen en punta, de-
jndolas secar muy bien, guardndolas despues pa-
ra su uso. Cuando se quiera usar de ellas, no hay
mas que ponerlas sobre una tablita otro cualquier
equivalent en medio de la habitacion que se quie-
re perfumar y darle fuego por la punta que ella so-
la se ir quemando hasta concluirse. Advirtiendo
que son muy buenas para los cuartos de los enfer-
mos, pues no les son nocivas, antes al contrario a-
yudan la curacion pues aro matizan la atmsfera,
espele los miasmas de ella y la purifica, y ademas
cuantos insects, poliljas, &c. so hallen entro la ro-
pa y el cuarto huyen inmediatamente sino mueren.






- 34 -


Otra de'la misma cualidad.

Tmense dos onzas de tutanos de buey, dos
odzas de manteca de cerdo, deos de aceite de ave-
llanas y el zumo de una cebolla blanca se mezclan
perfectamente al fuegopy culese, guardndola des-
pues en botes para su uso.

Otra.

Dos onzas de manteca de oso, dos de manteca de
ganzo, seis dracmas de ludano, media onza de
miel, tres dracmas del blsamo del Per, dracma
y.media de cenizas de raiz da caa y una onza de
aceite de almendras dulce, se mezcla todo perfec-
tamente en un mortero y despues se usa del mis-
mo que las anteriores.

Aceite para nacer el pelo.

Timense dos onzas de aceite de almendras,
dos de aceite de coco sacado siu fuego, dos onzas
de espritu de romero y si n se consiguiese, el
zumo de la hoja del romero verde sacado con a-
guardiente d caa y media dracma de aceite de
nuez moscada, so mezcla todo perfectamente en
una botella y se conserve en ella para hacer uso de
l, que ser por frotacion todos los dias y casi se ve-
r crecer el pelo.






- 85 -


Pasta maravillosa para limpiar y hermosear el ctis,
tanto de la cara como de las mano.; dandole una
blancura estraordinaria.

Tmense media libra de almendras amargas,
cuatro onzas de piones, y en su defecto corojos
frescos avellanas, tres onzas de harina de arroz,
y dos de granos de nuez: limpiense y mndense
bien, machquense en un mortero muy bien, agre-
gndoles al machacarlas una hiel de vaca y leche
fresca en proporcion hasta que se convierta en pasta
impalpable, luego se le aadirn un par de yemas
de huevos batidas y dos onzas de alumbre muy bien
pulverizado, se volver machacar por otro rato,
y luego se ir aclarando sin dejar de machacar
con leche fresca, como unjarro, luego se pone en
un perol al fuego hasta que hierva y tome la con-
sistencia de pasta, que ent6nces se apartar pero
sin dejarlo de remover, y cuando casi est fria, se
le agrega medio cuartillo de espiritu de vino con
la esencia que cada uno le sea mas agradable, se
vuelve batir por otro rato, y en seguida se de-
posita en potes cajitas que se orearn la som-
bra y aire libre, y luego que estn se podrn guar-
dar para hacer usu de ellas; lo cual se hace del
mismo modo que si fuera jabon.






- 86 -


Pasta de oiro mod econmico.

Asense tres papas regulates al rescoldo, des-
pues, de peladas chense en un mortero bien limpio,
grguensele cuatro onzas de almendras dulces pe-
ladas, machquense hasta reducirlas a pasta, a-
fdansele dos yemas de huevos frescos, deslase
todo con medio cuartillo de leche, luego se pone
al fuego en una vasija hasta que se forme-pasta,
aprtese y luego que est medio fria se incorporan
dos onzas de aguardiente aromatizado con la esen-
cia que se quiera, luego se coloca en moldes de
carton 6 papel hasta que se sequen, guardndolas
para el uso.
En los domas ajustes del tocador respect
las aguas, aceites de olor, pomadas etc., es much
mas econmico comprarlas hechas, en razon que
en pequeno es much mas costoso elhacerlas y pre-
pararlas, por lo que me phreceo escusado hacer una
esplicacion de los ntodos que se tengan que hacer
para obtenerlas.


Seccion segunda.
Labados especiales y modo de quitar las manchas.

Mucho es lo que se ha escrito sobre este par-






37 -
ticular, y much mas los diferentes mtodos in-
ventados con este objeto, y como todo esto no ha-
ce mas que entorpecer la prctica en general y
que mas A propsito sea para la mayor facilidad en
la ejecucion y aun que no sean mejores los resul-
tados al mnos sean iguales, me ha parecido
oportuno indicar en este manual el que consider
mas apropsito y que abrase las circunstancias ya
referidas.

Labado de ropa en general.

[ara lavar la ropa primeramente debe divi-
dirse en tres montones; en el primoero se pone so
lam,ente la ropa fina y mnos sucia, en el segundo
la ropa blanca mas sucia y de color, y en el tercero
la de mesa, la de nios pequeos y la que ha ser.
para la cocina y enfermos. Para la del primer
monton bastar lavarla solamente con jabon y a-
gua caliente. Pero para los otros dos deben echar-
se en colada, que se hace del modo siguiente: se
pone una batea y en sus bordes se atraviesan dos
tablas, encima do estas se coloca una canasta, en la
cual se estiendo por dentro hasta suis borders un pa-
o grande de caiamazo, luego se coloca primero
la ropa fina lo mas estondida que se pueda y por
este orden hasta concluir con la inas ordinaria; des-
pues se le pone por arriba otro pao tambion de
caamazo y encima de esto so hecha ceniza limpia
que no tenga carbones, para esto se tendr una pai-







38 -
la. otra cualquiera vasija con agua A la candela
que este hirviendo la que se hecha encima de la ce-
niza para que vaya filtrando, cuya operation ha de
durar veinte y cuatro horas, despues se saca. la ropa
y se lava en agua fria y queda hecha la operation.

Lavado de ropa negra de cualquiera clause.

Para lavar las telas negras se disuelve hiel d
vaca en una cantidad corta de agua hirviendo, lue-
go que est bien disuelta se toma'una esponja fina,
se van.empapando p,.r uno y otro lado las piezas
frotndolas al mismo tiempo; despues de esta ope-
racion se lavar con agua de rio 6 corriente hasta
tanto que salga el agua limpia clara, y luego se
pondr secar bien estirada al aire libre. Si el co-
lor de la tela hubiese perdido algun tanto se volve-
r poner en agua limpia que se le echarn doce
6 diez y ocho gotas de cido sulfrico restregando
las piezas con las manos por espacio de seis ocho
minutes, y despues se vuelve *enjuagar con agua
pura y se pone secar como se dijo.
En el caso que hubiese perdido enteramente el
.color, entnces se pondr una paila a la candela con
cantidad de agua suficiente para poder sumerjir las
piezas descoloridas, en esta agua se hce hervir de
seis ocho onzas de palo de campeche partido en
S':rajas muy menuditas, despues que ha hervido see-
chan las piezas y se tienen sumerjidas por espacio






39.-
-de trees cuartos .de horas, pasado este intrvalo se.sa.
la paila como:media onza de alcaparron. en polvo
y luego que se disuelva aumntesele el agua nece-
saria, vulvase meter la pieza dentro y djese her-
vir por espacio de media hora, teniendo cuidado
de menearlo con un palo de cuando en cuando, con.
cluida la operation se sacar y lavar repetidas ve-
ces en agua limpia, ponindola seguidamente A se-
car al aire libre bien estirada como se dij o anterior-
mente; y si se quiere se puede untar por revs un
poco de cola pisis disuelta en agua y quedar como
si fuese nueva.

Lavado para lelas de colors.

Para lavar la de color carmesi, castao y ama-
rillo se lavan disolviendo el jabon en agua hirvien-
do, cada cubo de agua lo menios que necesita de
jabon son seis onzas: teniendo cuidado que cuando
se laven las telas no debe estar el agua caliente sino
templada solamente y el lavado ha de ser lo mas
pronto possible y en seguida se enjuaga en agua lim.
pia qu~ se le haya heci.ado u~ip. qeuata4 gotas de
.cido sulfri o.: el sufecte'pAra a ep ularla lige-
ramente, despues se vuelve epjluagar con agua
pura y limpia, luego so ponen estendidas en un
lienzo sobre una mesa. se enrollan con el mismo
pao retorcindolo fuertemente para que quede su-






40'-
jeto. Para los colors rosa y carmin se pone en lu-
gar del Accido, el zumo de limon el vinagre ha-
ciendo ls mismas operaciones, Para el color ver-
de deber emplearse el agua con una disolucion en
ella de piedra lipe sulfato de cobre. Para el azul
en la disolucion de jabon con el agua para lavarlo
se le agrega uha corta cantidad de potasa nico mo-
do que hay para conservar los colors en el lavado.

Mtodo modern de lavar la ropa blanca sn trabajo.

Primeramente se ha de preparar el jabon del
modo siguiente: dos libras de jabon se parten en
pedacitos y se disuelven al fuego en media libra de
agua, despues de disuelto se deja enfriar y se le a-
gregan diez cucharadas de espritu de trementina
y dos y media de lcali voltil, menendolo hasta
que se consider que est bien mezclado.

Uso.

Para cada dos galones de agua de lejia fuerte
que son seis botellas cada galon, se le hecha u-
na cucharada de la composicion deljabon, pudien-
do servir esta misma agua para dos lavados.






- 41 -


Mtodo de hacer el lavado.

La ropa se echa en remojo en una tina ba-
tea con esta agua ya compuesta, pasado media ho-
ra y habindola removido varias ocasiones se saca
y enjuaga ponindola secar. Cuando la ropa que
se ha de lavar estuviese muy sucia, entbnces des-
pues de haber estado como se ha dicho anterior-
mente se le d un hervor, con agua tambien com-
puesta, cuidando cuando se pone la ropa en el a-
gua fria refregarla tn pocopor aquellas parties que
se halle muy sucia, quedando mas blanca qlud cuan-
do era nueva.

Para lavar las t'ias blancas de seda.

Para lavar esta clase de telas se hace necesa-
rio primeramente disolver el jabon en agua hir-
viendo que ser una onza de jabon para tres bote-
llas de agua, cuidando de que est templada el a-
gua cuando se lave la tela, dndole dos b tres a-
guas de jabon, pero cuando se vaya A dar la ltima
se mezclar con un poco de aguardiente y segui-
damente se enjuaga la pieza en agua fria y clara, de-
jndola despuos secar perfectamento. Si quedase
sin lustro brillo se lo vuelve otra vez haciendo u-
na ligera diolucion do goma dragacanto 6 alqui-






42 -
tira, se cuela y moja la tela en esta agua, se espri-
me y tiende en un bastidor. otra cosa equivalent
en donde pueda estirarse perfectamente hasta que
se seque con lo que quedar con un lustre asom-
broso.

Para lavar los bordados de oro, plata y seda.

Primeramente ntes de lavarlos, se toma on-
za y media de miel de abeja, dos onzas dejabon, tres
de lino de Florencia, y una libra de hiel de vaca,
se mezcla todo y se pone al sol por diez dias b se
tiene un fuego lento por espacio de seis horas, se
frota perfectamente el bordado con esta composi-
cion y luego se lava con agua de afrecho 6 salvado
cocido, cuando se v que ya est limpio se enjuaga
con agua clara, dejndolo secar que quedar como
si fuere nuevo. Lo mismo se hace con las cintas
y galones, mas si. por un event quedasen sin lus-
tre se la dar este oon una disolucion de cola de
pescado muy ligera, concluyendo por colocarlas en-
tre dos papeles debajo de una plancha, y mientras
uno .ostiere la plancha otro va tirando de ellas
pausadamente cdn lo que quedar estirada y seca.

Medias de seda.
Las medias de seda se lavan primeramente en
agua clara y despues de bien restregadas se meten






43 -
en espuma -de jabon que se tendr hecha con agua
caliente, se restregan un poco y seguidamente.se
vuelven al revis y se ponen al sol con el jabon por
el espacio de tres cuartos do hora y despues se en-
juagan con agua clara y se dejan secar.

Telas de Mahon.

Las piezas hechas de esta tela se lavan prime-
ramente en agua clara, despues se bota la primer
agua y se le echa otra nueva en que se haya disuel-
to un puado de sal se deja en ella por espacio de
veinte y cuatro horas y despues se saca sin torcer-
la y se pone secar

Tejidos de lino.

Estas classes de piezas se lavan en agua cocida
con hiel hasta que se vea que ya estn limpia,,des-
pues se enjuagan con agua pura y se ponen secar
bien estiradas.

Encajes de hilo 6 algodon.

Antes.de principiar la operation se repasarn
para ver si tienen algun punto rompido el que se
compondr, luego so lavar sin restregar on es puma
de jabon hecha en agua caliento, as que est liram-






44 -
pio, se pasar por en poco de agua clara, despues
se tendr hecha bien un agua clara de almidon 6
bien ~de goma en donde se mojarn las piezas de
encajes, seguidamente se ponen todo lo mas esti-
rado que se pueda A secar con lo que quedarn co-
mo nuevos. Los velos negros se lavan en agua ca-
liente con hiel y despues se enjuagan con agua
limpia sin retorcerlo hacindole las operaciones
del agua clara de goma, despues que estn puestos
secar estirados con una esponjita final.


M.todo de almidonar y plancharl la ropa.


Lo esencial en el almidonado consiste en que
las piezas se humedezcan por igual; para que esto
suceda se mete la pieza en el agua de almidon, se
alza la pieza en alto con una mano dejando correr
la otra abarcada para que escurra la parte innece-
saria de almidon, luego se dobla y enroca para que
acabe de sortarlo, despues se tiende cuidando de
abrir la pieza para que no quede pegada. El m-
todo de hacer el almidon es muy comun y senci-
llo para hacer su esplicacion, pero si es de advertir
que si se quiere dar mas realce al almidonado so
le agrega al agua de almidon una disolucion fuer-
te de alumbre hecha con agua, escojiundolo que
sea del mas blanco y quedar brillante la pieza al-
midonada de este modo. Tambien es preferible el






45 -
almidon de papas por que su transparencia no se
altera como en las demas species de almidones ni
deja manchas en la ropa.

Planchado.

IPara esta operation es de necesidad los uten-
silios indispensables coimo son: una mesa de ta-
blon grueso y firme sus-patas, de una altura pro-
porcionada., para no tener que bajar much debe
cbrirse con una dos mantas bien estiradas y que
no formen arrugas; debe tenerse lo menos seis plan-
chas, unas romanas y otras con puntas delgadas,
las mejores son las de un grueso regular: un fogon
de hierro con capacidad para las seis planchas, u-
nas parrillas para colocar la plancha en la meam y
un trapo 6 paio para limpiar la plancha que se sa-
ca del fuego. La ropa que so vaya A planchar debe
estar hmeda con much io'ualdad, pues de lo con-
trario no solo no quedar bien sino que su lustre
quedar desigual aunque tambien depend de o-
tras muchas cosas necesarias para que el plancha-
do salga bueno y consiste en el calor de la plan-
cha, del tiempo que se emplea y de la fuerza con
que se hace, por cuya razon en todo esto es pre-
ciso que haya una igualdad suma todo lo mas po-
sible. Para que las planchas corran bien se les da
un poco (le cera que sea bien blanca, debiendo lim-
piarse al instant Antes de pasarla por la pieza que





46 -
se vaya planchar: si por un descuido se da un plie-
gue' mal, se humedece este con una munfeca de tra-
po empapada en agua y se pasa de nuevo la plan
cha. Las piezas que no convenga darle lstre se
planchan al revs b ponindoles un papel fino por
encima; para alisar las costuras y evitar que tomen
mas lustre como sucede, deben plancharse con la
plancha que no est muy caliente. En caso de que
la plan cha est muy caliente, y 'haga salir en la ro-
pa alguna mancha rojiza, lo mejor que hay qe ha-
cer en este caso es humedecer la mancha con una
disolucion de clorato ;de potasa con agua pura y
co Una alcalina suave 'estregndola varias veces,
mas si no puede corregirse el defcto, deshgase en
agua de goma yeso blanco en polvo muy fino y
con un pincel mojado en esta mezcla, se pasa por
encima de la mancha hasta que se empape bien,
luego se deja secar y con un cuchillo de palo 6 de
mrfil, se alisa, se da despues con rapidez una pin-
celadade agua de goma muy ligera, y cuando est
casi seco, se pasa la plancha caliente poniendo por
encima un pedazo de tela fina con lo que quedar
perfectamenite cubierta' la mancha.

Otro mtodo de lavar, almidonar y planichar en el mo-
mento.

SPara los casos forzosos y necesarios en que se
encuentre una lavandera con la ropa sucia y se la





47 -
pidan de moment lista, podr dar cumplimiento
sin .necesidad de apurarse, usando del siguiente
mtodo: primeramente har la dblada lo que es
lo mismo la hervir y despues lavar seguidamen-
te, despues que la esprima lo mas possible la pon-
dr orear un poco, en este intermedio har el al-
miden y en seguida sin esperar que se seque la
ropa, la almidonar y la ir tendiendo, con el fin
de que se oree un poco y en seguida que concluya
principiar planchar, sin esperar que se seque por
la primera pieza que almidon, ponindole por en-
cina.un pedazo de tela por donde tenga que pasar
la plancha, y luego que est doblada las ir colo-
cando al sol, si lo hay, y'si no al aire, siguiendo de
este modo generalmente con todas las piezas, se
encontrar que en solo un dia podr hacer lo que
necesita una semana para hacerlo, agregndole que
haga buen tiempo y sol claro, pues que estando
lluvioso necesitan dos semanas y algunos dias de
contra, y para eso dejan la ropa sin almidon y os-
cura porque no se ha soleado, y otras mil tonterias
por el mismo estilo; y de este modo no solo queda
la ropa buena, digo si est bien lavada, sino que se
hace lo mismo en tiempo de lluvias como en el de
seca, y no hay estorbo alguno que lo impida para
que quede la ropa tan blanca y bien como de-
be ser.
Debemos advertir que si se quiere abreviar
mas el tiempo no es de necedidad ni esperar . que
Se seque'la ropa, ni de hacer Almidon, pues. para






48 --
este caso, despues que se tiene ya lavada y bien
esprimida, se moja en una agua de almidon cru-
do y bien escurrida se plancha en seguida del mo-
do, ya anteriormente esplicado, y quedar de la
mism manera y tan buena como con los m-
todos antiguos.
: : Para hacer el agua de almidon citada se bus-
car del mejor almidon y mas limpio, deslindolo
primeramente en poca agua y luego se le hechar
la suficiente segun el estado .de fortaleza que quie-
ra darse las piezas, despus se- colar esta agua
revolvindola bien por un pao bien fino,- y con el
agua colada ser, con lo que se almidonar la ropa:
tambien se plede suplir en caso de que no se en-
cn.in'tjt almidon, con un poco de goma arbigi
. i ina bien disuelta en bastante agua.




Seccion tercera.

Mtodo para quitar toda clase de manchas en cual-
quiera tela.

El principio fundamental sobro que debe son-
tarse metodo para toda clase de manchas no es o-






49 --
tro que el de mar al efecto una sustancia que tenga
mayor atenidad con la material que produjo la man-
cha y que aquella podia tener con la tela en que la
ha formado, mas para mayor claridad indicar los
medios que hayan de adoptarse mas adecuados.

Mancha enrojecida al planchar.

Primeramente se toman dos onzas de tierra de
batanero y se hace hervir en un cuartillo de vina-
gre bueno de castilla despues que ha hervido un
gran rato se le agrega una onza de escremento de
gallina, media onza de jabon y el zumo de tres
cebollas se deja al fuego hasta que se vaya espesan-
do, luego que haya tomado consistencia la mezcla
se aparta y guard para hacer uso de ella. El modo
de hacer uso de esta composicion es muy sencillo
pues no es otro que untar toda la part manchada
y quedar tan blanca como si nada hubiera tenido,
escepto cuando est muy quemada que entonces
ya no es possible volverla A su estado primitive por
lo corroido del luego.

Manchas de aguacate, maraon y plhtanos.

Estas manchas ceden al moment humede-
cindolas un poco y despues se quema un poco de
flor de azufr'o, dirijioendo el humo la mancha por
medio de canuto bien de oiadolata calla do cas-
tilla y luego que est bien humeada se laba con
4






50 -
jabon y se enjagua con agua clara pero que sea llu-
via y no de pozo ni de riZ.

Hollin, tinia y hierro

Estas classes de manchas se quitan lavndolas
primero con agua limpia, despues con jabon y lue-
go se le aplica el cido exlico 6 la sal de acede-
ras 6 bien el zumo de limon, lavndola luego con
agua sola y limpia, usando siempre el agua lluvia.
tambien puede usarse y surte el mismo efecto la
sal comun marina con el espritu de vitriolo de-
bilitado con agua lluvia.

Las de brea, pez resinas y pinturas.

Se quitan perfectamente con el aguarrs es-
pritu de vino rectificado, enpapandu bien la man-
cha y restregando hasta que desaparezca humede-
cindola cuanto sea necesario, y despues se cubre
todo lo mojado con arcilla 6 ceniza en polvos muy
finos, y luego que ha pasado un rato se lava con
agua limpia y clara. Tambien se empapa bien la
mancha con manteca de puerco y despues se quita
como las de grasas advirtiendo que la manteca ha
de estar bien caliente.

Tinta de imprenta.

Se imprenna bien la mancha con jabon comun







-- 51 -
y sal d amoniaco se deja secar y despues se lava
con agua de leja quedando de modo que no se co-
nocer en donde estuvo la mancha.

Manchas de tinta en los libros

Es tan sencillo el mtodo para quitar estas
manchas que el que tenga un libro manchado es
por apata, pues no hay mas que echar encima de
la mancha un poco de agua de vitriolo sal de ni-
tro y se auita en el moment. Si se quiere y es mas
comodo se hacen unas bolitas con sal de alcasi y
azufre en parte iguales y se frota con ellas la man-
cha y desaparecer.

Manchas de grasa.

Estas se quitan jeneralmente por medio del,
jabon 6 agua saturada de alcali, cuando la ropa
que las tenga pueda lavarse. Tambien con la ;hiel
de vaca mezclada con otro tanto de agua clara, 6
mejor si la hiel es purificada. Tambien puede usar-
se el aguarras, el ter la arcilla, la greda, la creta,
la cal apagada, pero siempre concluyendo la ope-
racion por lavarlos con agua limpia y lluvia.

Manchas en pano de cualquier color.

Se toma una yema de huevo fresca, poco me-
nos de media libra de miel de abeja y una onza de






52 -
sal amoniaco, mzclese todo perfectamente hasta
que se vea que esten bien incorporados los ingre-
dientes, entnces se moja la mancha con la com-
posicion se deja secar algunos minutes y despues
se lava con agua.

Agua para guitar manchas.

Se hecha dentro de una olla cazuela una bo-
tella de agua agregndole dos onzas de jabon y
una onza de sosa, luego que est todo perfecta-
mente disuelto al fuego lento se aparta y agregan
dos cucharadas grandes de hiel de vaca y una de
esencia de espliego, se revuelve todo muy bien, se
cuela por un lienzo y se guard en botellas. Para
usar de esta agua se hecha un poco sobre la man-
cha, se frota con un cepillo de dientes y luego se
lava la mancha toda la part con agua tibia.

Quita manchas en pasta.

Tmense dos libras de arcilla, lvense en un
poco de agua para separarlas de la parte de arena
que tenga, chesele media libra do sosa, media de
jabon rallado, ocho yemas de huevos bien batidas
y media libra de hiel de vaca, incorprese todo
perfectamente en un mortero molindolo y remo-
viendo con su mano, y hecha una pasta espesa con-
veniente se forman de la masa trozos del tamao
y figure que se quiera los cuales se dejan socar






53 -
un ca'or regular. Cuando haya que hacer uso de
ella para quitar alguna mancha se ralla un poco
de esta pasta en un plato y se le hecha agua para
disolverla hasta que se haga una papilla espesa
la que se aplicar la mancha empapndola muy
bien se deja secar y luego se frota, sino hubiere
salido totalmente se vuelve hacer la misma ope-
racion y luego si es necesario se lavar con agua
clara y limpia.





Section cuarta,

De costuras en general.

El arte de la costurera y modista consiste en
saber coser bien, cortar los vestidos y piezas con-
cernientes a su ramo, surcir y .guarnecerlos por
cuya razon dar principio por las diferentes especies
de costuras para luego continuar con lo demas.

Punto adelante bastilla.

Este punto puntada sirvo generalmente
siendo largas para hilvanes lo cual 'so haceo toman-






54 --
do con la aguja ensartada con una hebra de hilo'y
un fiudito en su punta una pequea distancia se-
gun el mayor menor grueso de la tela y se vuel-
ve sacar la aguja, esta se vuelve meter en la
misma forma anterior y en una distancia igual,
continuando de este modo hasta la estremidad de
la costura que se quiera hacer. Este punto se com-
bina con el punto atrs y suele usarse en las cos-
turas violentas.


Punto por encima, punto de ana 6 sugete.

Para hacer esta clase de puntada se colocan
las dos orillas de la tela unidas igualmente pasan-
do la puntada por encima de ella muy unidas y
que no tomen mas tela que la necesaria para su-
getar de modo que ha de former como si fuera un
cordoncillo que es el todo de esta costura. Mas si
la tela que se ha de coser no tuviese orilla entonces
se le hace una pestana lo mas finoposible y de este
modo se unen las dos telas pero cuidando poner
de la parte de adentro lo doblado para la pestaa.
Para este punto no es necesario audar la hebra
de hilo sino que al principiar la costura se deja un
pedacito y coa la misma aguja se mete entire las
dos orillas y luego se asegura con la puntada. Mas
si hubiese que sobre-coserla como generalmente se
hace en las camisas y camisones, entonces se hace







55 -
de distinto modo que es poniendo uno de los lados
mas largo que el otro, se cose punto atrs y bas-
tilla y luego se dobla la pestaa que qued y se
cose a punto de dobladillo que se esplicark mas
adelante.

Dobladillos.

Para este punto hecho el udo al fin de la
hebra se meter la aguja al sesgo travs en la tela
teniendo doblada la parte necesaria, dirigiendo la
punta hicia el costado izquierdo al sacarla despues
de tomados algunos hilos y asi s contina sin di-
ferencia alguna. Esta clase de puntadas sirve para
las costuras vueltas que suelen reemplazar las de
punto por encima. Cuando los dobladillos son an-
chos y se mete por dentro algun cordon ) cintas
se llaman jaretas.

?u76 6 repurgo.

Este es lo mismo que el dobladillo con la di-
ferencia que es much mas bonito: para hacer este
se enrrolla la tela y se cose sobre el dedo, y se usa
generalmente para los paiuelos.

Punto atrs

Se ponen las dos telas igualmente una sobre







56 -
otra y hecho el udo, a la hebra se pasa la aguja
de plano en la tela y luego -se saca distancia de
algunos hilos dejando en medio un intrvalo de
cierto nmero de hilos, vulvase atrs meterla
en el mismo sitio en que antes se introdujo, sa-
cndola mas adelante y una distancia igual en
todo A la primera puntada, de suerte que todas
ellas parescan salir unas de otras. Estas puntadas
se usan siempre que sea necesaria la fortaleza de
ella como en la cerradura de pantalones y obras
de sastreria.

Pespunte.

Esta clase de puntada siempre va en la haz
derecha de la tela haciendo el dobls interior en el
pedazo que se quiere pespuntear, cuidando siem-
pre de su igualdad y derechura que es el todo .y su
hermosura, para lo cual y mas facilidad se saca el
hilo que demarca la lnea que se va A pespuntear y
en caso de que no se pueda se tiene much cuida-
do al tomar los hilos, pues no es otra cosa que un
punto atrs con toda perfection.

Punto de ojal.

Para hacer bien este punto se comensar te-
niendo muy firme la tela sobre el dedo indices do
la mano izquierda con el ausilio del pulgar y el do
en medio de dicha mano, teniendo abierto el ojal






57 -
del tamao del boton, luego se principiar por una
de sus puntas y en su borde se har un punto por
encima que coja dos tres hilos de tejido, pero
antes de sacar'la aguja y la mitad de ella se le
dar una vuelta con el mismo hilo de la hebra gi-
rando desde el pecho hacia la mano izquierda, y
de este modo formar el lasito que constituye el
cordoncillo del ojal, esto mismo se ha de con,
tinuar en cada puntada sucesivamente girando
siempre del lado dicho y cuidando vayan lo mas
unido y parejo en su largo que es su hermosura: lue-
go que est concluido el ojal se le forman las pre-
sillas:en sus puntas, que no es otra cosa que cuatro
cinco puntadas unas encima de las otras para
sujetar la abertura.

Cortes de vestidos y modo de hacerlos.

Un vestido se compone de falda, cuerpo y man-
gas, y dar una idea del corte en general, pues que
estos varian tanto, cuantas son las modas, pero he-
cho cargo de lo principal las variaciones podrn
hacerse y comprenderse con mas facilidad, y por lo
tanto se corta primero los paos para las faldas
el nmero del ancho que se le quiera dar, de estos
debe tomarse su longitud desde la cintura hasta los
pies: si se quisiese cortar con cuchillos entonces se
tomar uno de los paos y doblAndolo al sesgo se
cortar en lnea recta del doubles que formtr lo
que se llama una diagonal que se colocarn uno A






58 -
cada lado para former la cadera; se unirn todos
los paos por sus orillas, teniendo cuidado si es de
labores que vayan todas por igual unas con otras
cosindolos punto de atrs y bastilla: luego que
toda la falda est cosida se le hace un dobladillo
todo al rededor de la estremidad inferior: cuando
la falda no es abierta se hace en el pao de atrs
una abertura en medio de su parte superior 6 sea
en la cintura como de ocho pulgadas de largo, la
cual se dobladilla y de su final se le forma una pre-
silla. Respecto del cuerpo del vestido se forma de
cuatro parties cualquiera que sea la figure que quie-
ra darsele, comunmente tiene una costura que jun-
ta el cuarto de delante pecho otro que se llama,
contra-cuarto; formando la parte de debajo del
brazo y esta costura se hace poniendo el pecho
cuarto delantero sobre los cuartos laterales, y estos
se colocan 6 hilvanan sobre el que ha de former
la espalda. Juntos todos los cuartos 6 piezas que
componen el cuerpo se le hilvana sobre una cinta
ancha de hilo, fin de que tenga bastante fuerza
para resistir los movimientos del talle. Por lo co-
mun se toma una tira de tres pulgadas mas de
ancho, qne cie ajustadamente el talle de la perso-
na, despues se toma dicha tira la parte de abajo
del cuerpo, por el derecho de la tela se le hilvana y
se redobla por el revs sobre la cinta de hilo, cui-
dando de que coja todos los desfilachos de las pie-
zas de que se compone el cuerpo, colocado como
se ha dicho se coje punto de bastilla bien apro-






59 -
tado. Cuando se monten las mangas que quiere de-
cir pegarlas las aberturas circulares hechas en los
hombros y contra-cuartos se comienza por sesgar,
esto es, hacer un corte semicircular: esta escotadu-
ra que siempre se coloca hace en el lado del pe-
cho para facilitar el movimiento del brazo: despues
se reparte la manga en dos mitades igualmente
el hueco abierto para colocarla, y se pega lo alto
de la costura que une la manga, lo alto de la cos-
tura que junta al contra-cuarto y la otra mitad de
manga se pega la restante mitad del hombro y
en seguida se cose punto de atrs bien apretado
todo al rededor de la manga fruciendo la tela por
parejo. Si no va forrado el traje cuerpo se redobla
todo el pegado de la manga con las dos telas hcia
adentro, y se les d un rebatido menudo, concluida
esta operacion se pasa unir el cuerpo traje con
las faldas, para lo cual deben repartirse ambas pie-
zas en dos mitades, colochndolas lo mismo que se
hizo con las mangas, que ser de costura costura
de los contra-cuartos pero despues de repartidos ya
los pliegues de las faldas y sujetos con una bastilla.
Si el traje cuerpo se ha montado sobre una faja
pretinilla, se pegan las faldas detrs de esta por
revs y recargar la costura punto por encima:
sino se pegar dicha falda por debajo del cuerpo
como para un pespunte, y se har uno hasta el ritio
en que deben coserse los pliegues frunciendo.
Para las guarniciones como estas son tan va-
riadas como caprichosas y darb el modo general






60 -
mas esacto para poderlas hacer sea de la clase que
fuere. Primeramente se corta una tira de carton
que sirve de padron en donde se marcarn las altu-
ras donde se han de colocar las guarniciones, con
este se va marcando al rededor del tinico 6 falda
con un alfiler una puntada al aire dichos puntos
haciendo la misma operation de la guarnicion co-
sindolas en los puntos marcados de una y otra, de
este modo es impossible que deje de quedar igual en
todas sus parties.

Cortes de camisas y modo de hacerlas.

Ha de tenerse present que lo esplicado aqu es
general comun pues. conocida esta las demas al-
teraciones que se quieran hacer al moment se co-
nocen y se mas fcil de imitarlas idearlas, y por lo
tanto para cortary hacer una camisa, se coje un re-
dazo de lienzo de tres varas de largo y que tenga
de ancho una vara lo menos, dblese por la mitad
de su .largo, despues de doblada se cose por las
orillas punto por encima, dejando cadalado por
la parte de arriba dos aberturas para las mangas,
.cuidando tambien dejar por la parte de abajo como
unas. seis pulgadas sin coser: En seguida se abre. la
camisa por donde est 'el doblez en figure de T
y cuyas cortaduras se 'harn. de largo una y otra de
una tercia 6 lo que es lo mismo de doce pulgadas,
en donde se forma el corte de arriba se pega el
cuello que se corta A la media necesaria y'. dela






61 --
figura que se quiera, y para redondear los estremos
de dicha abertura en donde se ha de pegar el cuello,
se le ponen dos cuadrados que se cortan como se
espresa perfectamente: cuadrados, los cuales se do-
blan por medio despues de haberlos cosido los
hombrillos, llmanse as dos tiritas de tres pulga-
das de ancho que se ponen desde el setro en que
terminal por cada lado la abertura en que va el
cuello, hasta la orilla de la tela. Despus se co rtas
las mangas la medida del brazo en cuanto al lar-
go, y de ancho de media vara por el hombro, que
como ha de ir al sesgo tendrn la mitad de ancho
hacia el puo boca-manga, la cual se forrar con
una tira de media tercia. Seguidamente se cortan
para estas mangas otros dos cuadrados que se cosen
lo alto de la manga por la part que corresponde
bajo de la acila 6 sobaco antes de pegarla la ca-
misa; y otros dos la mitad mas pequeos para nes-
gar, los cuales se cosen 4 los dos lados del arbol de
dicha camisa en los sitios en que por cada lado
terminal la costura de punto por encima, para que
no se desgarre; y por ltimo se corta una tira de
cerca de cuatro pulgadas de largo y media de an-
cho, que servir para asegurar la abertura de la
pechera por la parte de abajo y los pliegues que
nacen del cuello y vienen terminar dicho punto
y sobre ellos se cose colocndola al traces. Para
coitar los hombrillos que no se dijo anteriormente,
deben cortarse juntos y luego se abren la part
superior que correspond al lado del cuello do mo-






d- 62 -
do que forme como dos piernas cuyo centro figura-
r un tringulo y en este cento se colocar el cua-
drado,quedando una de las piernas para la espalda
y la otra para el lado de la pechera. Para impedir
que la camisa se suba por delante y que se arrugue
6 abra la pechera se escotar presisamente esta
por la parte en donde se ha de pegar el cuello co-
mo una pulgada desde la abertura siguiendo de ma-
yor menor en direction al hombro en donde ha de
concluir en punta, esto se har igualmente lo mis-
mo de un lado y de otro de la pechera.
He esplicado solamente estas dos piezas por-
que son las de mas entidad para las costureras pues
las demas siendo por su naturaleza de mas senci-
llez facilmente se comprenden y es propio de un
tratado especial de este ramo, muy ajeno del objeto
de esta obra que no es otra idea que la de poner A
las Seoritas Cubanas al corriente de lo mas nece-
sario en los usos domsticos para arreglo de sus
casas.

Zurcido sencillo.

Cuando se rasga alguna tela se debe procurar
reunir los hilos rotos y violentamente desordena-
dos, y luego para sugetar y unir la abertura, se
cose una larga serie de lneas formadas de bastillas
puntos adelante, dispu estos de tal manera que
cada puntada que en la una lnea pasa por debajo
de la tela se orille en la otra con una puntada que






63 -
pase por encima, que esto le llaman las costure-
ras contraponer, cuidando siempre que la puntada
sea lo mas pequeo possible, tanto por lo mas segu-
ro como por el mayor disimlo de la rompedura.
Zurcido d pieza.

Esta clase de zurcido se usa para los aguje-
ros, el cual se har del modo siguiente. Se tomar
un pedacito de la tela lienzo del todo igual la
del objeto que va remendarse, y ae acomodar so-
bre el agujero por el revs, se hilvanar y se _harn
por todo el rededor de la orilla del agujero mu-
chas series de puntadas del zurcido sencillo, co-
jiendo siempre en cada puntada la pieza sobre-
puesta y el borde orilla del agujero, despues do
concluido se quita el hilvan y se corta por el dere-
cho el desfilache que puede quedar de la orilla del
agujero, y del revs el sobrante de la pieza postiza,
que hacindolo con much cuidado y esmero que;
dar tan disimulado que no se conocer.

Zurcido d punto por encima.

Para este zurcido, mas bien pieza punto
por encima, se empezar acabando de quitar el
pedacito rasgado levantado, dando al agujero una
figure regular, la mas adecuada al mayor disimulo
de la composition que se va hacer: al rededor de
este agujero se har un doblez pestaa, y toman-






64 -
do en seguida un pedazo de tela igual la del ves-
tido se cortar la media del agujero con un po-
co mas para hacerle tambien su pestaia, teniendo
cuidado tanto al cortarlo -como al colocarlo que las
flores, rayas labores correspondau perfectamen-
te con las de la tela 6 vestidd que se vaya zurcir
como si los tuviese. Se hilvana esta pieza al rede-
dor del agujaro por el revs, y para unir los doble-
ces de la pieza y del agujero se har un sujete, con
el cual solo se cojera un hilo de cada uno, cuidan-
do- muy particularmente de ajustar bien las esqui-
nas, en seguida se abre el sujete con el dedal, se
quitan los hilvanes y queda concluida la opera-
cion.

Zurcido punto de encaje.

Habiendo puntos agujeritos, sean redondos
cuadrados y no queriendo poner pieza por ser
pequefos, se har todo al rededor de l punto de
feston 6 cordoncillo, y despues con hilo de coser
se tejer el punto de tul 6 randa hasta que s- haya
cubierto llenado el agujerito con las pasadas do
hilo bien apretaditas.

Zurcido punto perdido.

Para esta clase de zurcidos no se har cordon-
cillo alguno mInos que la tela no sea demasiado
floja, y aun en este caso bastar dar puntadas de






65 -
sujete bstante inclinadas y claras; despnues se pa-
sarn hilos de un lado A otro lo mas unido possible
todo el ancho del agujero, no debiendo ignorar
que tirar hilos sobre un agujero es clavar la aguja
A una punta lado y sacarla al opuesto, estendien-
do el hilo sobre el espacio comprendido entire los
dos esti'emos. Cuando se haya llenado el hueco
lo ancho, se dar vuelta la tela y se pasar alter-
nativamente la aguja lo largo por encima y de-
bajo de los hilos: la segunda fila se har lo
mismo, contraponiendo las puntadas y apretando
cuanto sea possible estos hilos para que el zurcido
no se separe, para lo cual se usar de hilo muy fi-
no y se trabajar con prolijidad que es en lo que
consiste su buen resultado.

Zurcido d pento de ojal.

Tamnbien en esto zurcido se echa una pieza
para remendar cubrir un agujero redondo cua-
drado sin hacer costura: para cuyo efecto se guar-
nece el agujero todo al rededor con puntadas
punto de ojal bastante unidas y con hilo fino, y lo
mismo la piecesita que se habr cortado la me-
dida del agujero, y tan ajustada que parezca estar
pegada borde con bordo, debiendo el punto de
ojal ser bastante apretado; preparado asi uno y
otro se colocar la pieza on el hueco, fijndolo en
dos tros parties con alfilores y on seguida so me-
te la aguja on cada puntada del punto del ojal de
5






66 -
ambos lados y as se contina hasta concluir al
rededor de la pieza, con lo que quedar concluida
y tan unida que no se conocer.

Zurcido entrelazado.

Cuando hay que componer una rotura en que
la tela no est desgarrada sino cortada, se debe
recurrir al zurcido entrelazado del modo siguien-
te. Se cojera y se tendr firme la hendidura dobla-
da de manera que haga una especie de cruz con el
dedo indice de la izquierda entire los dedos pulgar
y tercero de la misma mano, luego sin hacer nudo
la hebra se meter la aguja enfrente de la hendi-
dura por la parte mas inmediata al dedo tercero,
se pasa alguna distancia de dicha rotura para
mas solidez, despues se vuelve la aguja de modo
que el ojo corresponda al cuerpo de la que zurce y
se meter un poco mas abajo de donde est el ca-
bo de la hebra, partiendo en seguida sacarla la
izquierda de dicha hendidura; pero despues de seis
ocho hilos de la tela. De esta operation resultar
una puntada por debajo, ahora se repetir por en-
cima volviendo la puntada de la aguja hacia el
cuerpo, metindola otra vez por el mismo punto
en que se meti ntes y sacndola la derecha
de la hendidura una distancia igual aquella en
que se sac ntes la izquierda. Esta maniobra no
solo nos dar una puntada por encima de la izquier-
da, sino tambien otra por debajo la derecha y






67 -
tornando comenzarla volviendo la aguja produ-
ce otra vez lo contrario y es lo que se 11ama punto
entrelazado. Es menester sacar siempre la aguja
tanto A derecha como izquierda en el mismo hilo
fin de que las puntadas salgan muy iguales y en
linea recta. Interin que no se haya llegado la
hendidura hay que tender tambien cojer en el
medio en el mismo hilo, pero en llegando ella
ya no hay que tener este cuidado.
Este punto no solo sirve para los zurcidos, si-
no que tambien se emplea para unir dos pedazos
de tela cuando esta sale estrecha para hacer los
dobladillos: cuando se ha rasgado demasiado la
hendidura de un jubon, de una camisa 6 de otro
objeto semejante, en donde tiene mas uso es en la
compostura de los guantes.




Seccion quinta.

Del arte de border y sus diferencias.

Cuntanse doce classes de bordados con sus di-
ferentes nomoenclaturas del mismo modo que son
distintas sus maneras do hacerlos, y por lo tanto





68 -
los ir colocando por su brden para mayor claridad
y evitar confusiones.

Bordado al zurcido.

Esta clase de bordado se hace .igual en un to-
doalmtodo esplicado para zurcir una rompe-
dura con la diferencia que en este se van lleuando
las flores objetos que se quieran imitar; el cual
solo se usa en telas trasparentes como en tul de
hilo, algodon 6 seda, gasas, lines y muselinas, y
para esto se gasta hilo. de zurcir bien torcido y
brillante. Se pone la tela sobre el papel dibujado
al que se sugetar todo su alrededor con puntadas
6 alfileres, hecho esto se va pasando una hebra
con la aguja por todos los contornos del objeto que
se va border, y despues se van llenando con la di-
reccion de puntadas que pida la figure, como por
ejemplo, una hoja de rosa, hay que hacerle una
division en el medio, y cada parte tiene sus punta-
das contrarias, la rosa se hace lo mismo, cada hoja
se le hace lo mismo contraponiendo la puntada
porqne sino se confundiria, esto es cuando son de
un color solo, que cuando quieran ponrsele sus
colors naturales, ent6nces se tendr much cui-
dado para entrelazar dichos colors, pues hay ca-
sos en que han de quedar cortados y otros en que
hay que hacerlos entrar suavemente, para cuyo
efecto se principiar con anticipacion entretazar
el color que se quiere introducir, cargando cada







69 -
vez puntadas much mas hasta que por su r-
den quede el color solo que ha de tener, hecho de
este modo queda tan hermoso que no se diferen-
cia del natural, y es el mejormtodo para que que-
den brillantes los ramos y flores que se borden.

Bordado al traspaso.

Este bordado es mas bonito que el anterior,
aunque mas dificil, y se hace en toda clase de te-
las. La primera operation que se hace es almidonar
la muselina, lin gasa cuando no tiene aderezo
ninguno, y si es tela de las que vienen engomadas
bastar:lavarlas por el revs en seco cuando son
fuertes y tupidas. So coloca la tela del mismo mo-
do que dijimos en el anterior, contorneando el di-
bujo, del mismo modo que es lo que se llama tra-
zar, luego se vuelve la punta de la hoja con una
6 dos puntadas largas de punto-adelante segun lo
largo de la hoja, y se da otra puntada transversal
lo largo del dibujo, cojiendo tanta tela de abajo co-
mo de arriba, continuando las puntadas de la mis-
ma manera, clvndose la aguja sobre el trazado
de la hoja del lado opuesto, ejecutada de este mo-
do la operation, se:alargan 6 acortan Ihs puntadas
segun lo exija el dibujo, debiendo tener cuidado
de que vayan muy apretadas, pues para que esta
bordado est bien-hecho y hermoso, no solo es ne-
cesario ocultar perfectamente la tola, sino' que las
puntadas no seseoparen una do otra al doblarla, y







70 -
tambien deber presentar un lijero realce. Los
ojetes son de much uso en esta clase de bordados,
y se hacen pasando primero la tela con un pun-
zon, luego se va trazando todo al rededor del agu-
jero un punto de sujete bien apretado que forme
un cordoncillo ancho b estrecho, segun la figure
que se quiera adoptar, y este es el que se llama
sencillo, per que hay varias species de ellos, como
son sombreados, afelpados, de molinillos y borda-
dos, de modo que este ltimo es el que tiene el
cordoncillo ancho y aplastado: sombreado el que
lleva en una mitad un cordoncillo muy ancho, los
cuales se unen ensanchando la segunda y estre-
chando la primera gradualmente: el molinillo es
un agujero bastante grande guarnecido con un
cordoncillo lijero que se llena con un molinillo, es-
to es, una especie de calado redondo: el afelpado
es aquel que se adorna con muchas rdenes circu-
lares de punto atras. Muchas veces se cercan los
ojetes con hojas, bien en ramilletes bien aislados,
otras no se ponen mas que dos 6 tres en lo alto
en el sitio opuesto al tronco pi: en todos estos
casos es menester hacer los ojetes Antes que las
hojas para conservar aquellos su redondez y esta
la forma puntiaguda en su pi. El cordoncillo que
es tan necesario en el bordado, no solo sirve para
hacerlos troncos de las flores y rodear los huecos
que se han de calar, sino que tambion se forman
con l las lines rectas y las ondas de los dibujos,
que por lo regular van por la part de abajo. Se le





71 -
traza no solo con algodon grueso, sino que se em-
borra, esto es, se cubre ntes toda la tela con punta-
das de punto-adelante hechas con el algodon grue-
so entire las dos rayas lneas que forman el cor-
don. El cordoncillo constitute tambien una espe-
cie de bordado de que luego se hablar.

Bordado al cordoncillo.

Este gnero de bordados se hace de dos mo-
dos, de cordoncillo de calado y cordoncillo de pi-
cado de sobre-puesto. El primero que se usa pa-
ra las telas tupidas, se ejecuta trazando las hojas,
y luego se las abre por en medio, cuidando de no
cortar hasta la misma orilla del bordado 6 trazo, y
despues se hace sobre el trazado un cordoncillo
bien apretado, conservando siempre las formas del
dibujo. El segundo se efecta casi del mismo mo-
do, pero tiene ciertas diferencias que es lo que lo
distingue. Sobre el tul 6 percal se ponen tiras de
percal fino muy suave y flexible, en las cuales es-
tarn los dibujos estampados, se van siguiendo
con un cordoncillo muy apretado espeso todos
los contornos que figuran las flores y hojas, des-
mbntase la tela en seguida y se va cortando con
una tijerita fina, lo que queda sobrante entire las
flores.






- 72 -


Bordado al tambor b la aguja, por otro nombre

caden eta.

Para esta clase de bordados se necesita de
un bastidor, una aguja de gancho con su cabo y
un dedal de ua. La tela se coloca en el bastidor
cocindola las orillas que ya tiene para este efec-
to, y en las cabezas se les pega otra tira par-
ra pasar unos cordones que darn vueltas por las
baretas que tieuen las clavijas para sujetar las
barras principles, colocada y bien estirada que
no forme arrugas, se traza con lpiz el dibujo
que se quiera hacer y despues de trazado se ta-
par con un paio dejando solo descubierta la pa-
te que vaya A bordalrs y enrollada la restante para
que no se aje ni ensucie. Dispuesto todo se
sentar la bordadora delante de.su bastidor, colo.
car sobre la tela tendida la mano derecha y entire
los dedos pulgar indice, cojer el palillero con su
aguja de gancho, de manera que la punta el gan-
chito mire al mismo lado de tornillo que la sujeta
luego se clavar perpendicularmente, y haciendo
que enganche el hilo de algodon que le presenta-
r la mano izquierda por debajo, le sacar por en-
cima de la tela, para lo cual har que la aguja d
una vueltecita, y sacandola en seguida a la estre-
midad de la cual se haya enganchado el hilo en






73 -
lorma de lazo, dejar dicho lacito sobre la tela
y clavando otra vez la aguja por medio de este
mismo lazo, volver sacar otro como el anterior
apretndole con la uieta que por su centro corre
la aguja por una especie de hendidura que tiene
apropbsito, con lo cual queda hecho el punto de
cadeneta, y continuando los puntos unos sobre
otros, siguiendo el dibujo quedar concluido el
bordado. Falta ahora lo principal que es el modo
de rematarlo, circunstancia precisa para que que-
de seguro, para lo cual hay dos modos de rematar,
primero, tirando por encima un punto que haga
un lazo largo, despues se vuelve cojer este lazo
con la aguja para hacerle mayor, fin de que pa-
se otra vez por debajo del bastidor, lo que solo se
efecta en este caso, y por ltimo se le ensancha
de suerte que pase por l todo el ovillo, el cual
pasando una vez y tirando de la hebra est hecho
el punto de remato. El segundo y mas breve se
hace volviendo en el poster punto la aguja de
modo que no haga mas que asir el hilo sin entrar
en la tela y pasando por este punto el hilo que
ya habia agarrado Antes la aguja, se aprieta fuer-
temente y se le rompe. Tambien si se quiere se
hace lo mismo que se dijo en el de cordoncillo ha-
cindolo sobre una tela y reeortndola despues
con lo que queda lleno el dibujo y bonito.






- 74


Bordado al pasado-

Para este bordado la tela debe estar estendi-
da sobre el bastidor del mismo modo que se dijo
en el anterior, igualmente la bordadora debe es-
tar sentada en la misma actitud y con las manos
en la misma postura. Se ejeeuta con hilo de algo-
don, de seda, lana, oro y plata, con tal que todos
estos materials sean muy lisos: pero la aguja de
que se ha de servir ha de ser como las de coser
aunque mas larga y con el ojo tambien mas pro-
longado. Para que el pasado tenga solidez, cada
puntada deber atravesar la tela A lo largo tanto
por encima como por debajo, sgnese siempre en
esta direction fin de que se puedan juntamente
ir apretando y acercando imperceptiblemente las
puntadas A la parte en que se vaya angostando el
dibujo y del mismo modo so hace para irlo an-
chando, y en fin se mengua el punto segun el di-
bujo, pero sin cambiar su forma.

Bordado al pasado en hueco.

En esta clase es por el contrario del anterior,
cuando se ha metido la aguja por debajo de la te-
lase la vuelve sacar por encima despues de ha-
ber tomado algunos hilos aproximindole al me-
dio, y se vuelven clavar algunos hilos Antes del






75 -
trozo del dibujo tornndola sacar por arriba
juntamente en la estremidad, luego se vuelve
subir lo alto, dejando as el hilo en toda la lon-
jitud de la puntada como para el pasado ordinario,
y se deja en hueco al bajar segun acabe de decir,
de suerte que cada figure represent por el revs
un hueco vacio con un cordon en su borde. Es-
ta clase de bordado no se hace sino cuando preci-
sa la economic procurar que la superficie de
la tela quede por el revs lisa, tal cuando se usa el
oro, la plata y el canutillo.

Bordados de seda de colored de matices.

Este es todava el de pasado, sea en hueco 6
no, mas sin embargo merece tratarse aparte A cau-
sa del gusto y talent que exije. Este bordado es
muy caro porque es indispensable tener tantos
ovillos de seda floja como colors y matices haya
en la flor que se quiera imitar y muchas veces son
innumerables. Solo en la rosa so encuentran diez
doce variedades de colors, desde el color de
amapola encendido hasta el blanco: un pi que se
comienza con un solo verde, muy pronto pide
tres mezclados, luego un solo color de madera y
por ltimo otros various, y as en todas las flores
y dibujos. Como estas classes de bordados son hi-
jos de la prctica es impossible dar reglas fijas
en razon do que su perfeccion consist nicamen-
te en imitar lo mejor possible la convinacion del






-- 76 -
colorido de: una flor, sin embargo no dejar de in-
dicar-algunas cosas como necesarias para su com-
plemento. En primer lugar es de necesidad colo-
car invariablemente los colors 6 matices claros
al lado en que se elevan las hojas flores, y al la-
do que se inclinan doblan, se pondrn los colo-
res mas oscuros. En segundo lugar los colo-
res que se usen, no deben aparecer, como corta-
dos de. repente, sino mas bien como fundidos
unos en otros imperceptiblemente y con tal delica-
deza y arte, que no se distinga en donde se ha
principiado poner una nueva seda. Muchas veces
hay que hacer en un mismo ptalo en medio de
l un punto de un color, un punto-hendido par-
tido con otro, estos puntos hendidos son de mu-
cho uso porque mezclan bien los matices. Es me-
nester ademas para imitar el reflejo de los colors
que produce los ptalos hacer las parties que
componen la flor con puntadas dirijidas en senti-
do opuesto unas lneas de puntadas al hilo, 6 largo
de otra de puntadas al sesgo, y esta -odeada de
una puntada A lo ancho, 6 descubriendo una lnea
ancha. espiral 6 en caracol. Cuando se ha acabado
de poner una parte de flor el matiz 6 color indi-
cado; se ha de sacar la aguja enhebrada y sin cor-
tarla seda, clavarla en el galon 6 tira del bastidor
para:volver A cojerla cuando se necesiteo orno est a
operacion-hay querepetirla muchas veces, debe
tener prevenida una porcion do agujas con aedai.
de todos colors, las cuales se van colocando por *






77 -
brden en un acerico, teniendo much cuidado de
que las sedas no se mezclen, porque, una vez enre-
.dadas, habr que cortarlas para botar. Para mas
conocimiento tanto del colorido como dibujo y sus
modos de pasarlos y hacerlos, se podrA ver el tra-
tado. de pintura que ir en.esta misma obra en don-
de lo'esplicare con mas extension.

Bordados en lana, catamazo de estambre.

El bordado con lana y estambre tambien se
ejecuta al pasado, y unas veces se matiza se ha
ce con variedad de colors y otras que es lo mas
comun, se hacen las flores con un solo color sin
matices que es lo mas repuguanto 6 indica muy
poca habilidad y mnnos gusto, porque se aparta
demasiado de la naturaleza que. es el todo que se
procura imitar, siendo ridiculo el ver una lila toda
de color azulado 6 toda de color de violeta, con
hojas todas de un verde claro de un verde esme-
ralda, y por lo tanto los aconsejo que tomen en
este caso un partido medio, y es border con dos
tres matices que se disponen como mejor conven-
gan, segun las reglas que se dieron para el borda-
do con seda de colors.

Bordados de aplicacion i medio relieve.

Esto no es, como pudiera pensarse el borda-
dado do aplicacion queoso dijo al tratar dol borda-






78 -
do al trapo, del de cordoncillo y del de cadeneta,
sino una suerte de bordados cuyas figures son
realzadas y redondeadas con vitela con algodon,
que se pega cose por debajo para sostenerle, y
sobre esta aplicacion se borda con lana, seda, oro
6 plata, ya de realce ya de pasado, dos species
de bordados de que voy dar la esplicacion: mas
sobre el present no me estender, fin de no re-
petir en los siguientes, de los cuales solo viene
ser una preparation. Por lo demas la clase de bor-
dado en que al present nos ocupa puede incluirse
unas en otras, pues es por una parte el pasado en
hueco, y por otra el de pasado, y as para evitar
aglomeraciones intiles lo remito los siguien-
tes.

Bordados de felpilla.

Ya se comprender que el pasado en hueco,
es indispensable para el bordado en felpilla y hay
dos modos de bordarlo, pero siendo preferible el
pasado en hueco en esta clase, lo voy esplicar
que es la convenient, y por lo tanto es necesario
tener agujas de ojos muy grandes para poder en-
hebrar la felpilla sin rozarla, y es menester igual-
mente variar la felpilla segun los matices natura-
les; pero es cien veces mas fcil que el bordado A
sedas de colors, porque una sola puntada basta
para una hoja sino es grande, y para las ondas y
picos de las hojas dentadas, y por lo mismo debe






79 -
ser el dibujo de grandes trazos, pues comanmente
para los vstagos troncos no suele darse mas que
una puntada de todo el largo del dicho tronco.
La otra especie se hace con una aguja de lasco-
munes muy fina, enhebrada con seda del mis-
mo color de la felpilla que se quiere fijar, y se le
asegura al principio del dibujo con una punta-
da que la abrace y quede escondida en su mismo
espesor, en seguida se estiende la felpilla segun los
contornos del dibujo, asegurndola do trecho en
trecho con una puntada do la seda del modo que
queda dicho y vulvesola sobra ella misma en lo
interior de las hojas para lleuarlas, continuando
en asegurarla las dos estremidades de estas si son
de median tamao, y por en modio si son pro-
longadas. Los troncos se harn de una, dos tres
lneas de felpilla, segun sea su ancho que se asegu-
rarn del mismo modo por medio de las puntadas
de seda dndolas la forma correspondiente. Este
bordado es muy preferible al otro por ser muy f-
cil y no ofrecer dificultades sino al fin de la hebra,
pero para esto hay unas agujas para pasar punta-
das llamadas jareta, en la cual se poneo el hilo do-
ble en el que entra la punta de la folpilla quo la
hace pasar muy fcilmente, pues so moto en la te-
la y al sacarla pasan la vez el hilo y la punta de
la felpilla, y si no se tuviese do esta clase de agu-
ja que no se encontrasen, se podr hacer pasar
con una aguja de gancho de las que se usan para
el tambor.






- 80 -


Bordado de realce de broca.


Este bordado se ejecuta inclinando los hilos
de oro 6 plata de un estremo otro del dibujo y
asegurando uno uno estos hilos con una pun-
tada de seda del mismo color, segun espliqu en
el segundo modo para la felpilla: se aprieta bien
este punto y se cortan todos los cabos de hilo de
oro plata que sobran, y luego se pasa ence-
par, esto es, concluir y asegurar el bordado con
pequeas puntadas muy arregladas. Encepar se
llama particularmente cuando los hilos de oro ti-
rados se unen con goma provicionalmente: y por
i0 comun se guarnecen los contornos de este bor-
dado con un cordoncillo de oro mas m4nos grue-
so ancho. Estos cordoncillos que se venden ya
hechos se cosen sobre la tela con seda de color
de oro, pero no debe abrazarlos la puntada sino
que solo han de sujetarse por debajo en el retor-
cido para que no so perciban dichas puntadas.

Bordado del pasado en oro plata.

Este bordado es una mezcla de los preceden-
tes y del de pasado, para hacerlo se pone sobre la
tela el dibujo recortado en vitela b cartulina,
bien se acomoda en lo interior de los contornos,





81 -
en seguida so tira el hilo de oro sea lo largo 6
lo ancho y se asegura con las puntadas disi-
muladas como se dijo en el anterior, y por ltimo
se le rodea ya con el cordoncillo de oro, ya cona
algunas lines de puntadas al pasado. Para los'
troncos, pequeas palmas y hojas estrechas, tam-
bien se hace uso del punto de pasado, pero mas
prolongado y apretado que el ordinario.
Estas tres ltimas classes de bordados son muy
costosos y por lo mismo no se emplean sino en
los uniforms de gala en los ricos ornamentos
de iglesias cosa semejante. Como lo materials
son de tanto precio, se guardian las puntas, los lu-
dos y pedazos averiados en una caja de carton, y
este deshecho se vuelve vender.
Ntese que los bordados tanto en seda como
felpilla, lana, oro plata de cualquiera clase que
sea, se pegan despues de estar las telas desmonta-
das, si son de las que no se lavan, en razon la
tirantez en el bastidor, y el apretamien to que pro-
duce sucesivamente el bordado hacen que la tela
atolle, esto es, que liaga pliegues desagradables al
trav y pegando el bordado se evita todo esto, se
une el bordado y se lijan los cabos que no se hu-
biesen podido asegurar con bastante solidez. Para
hacer este pegado se vuelve la tela del revs y se
estira muy bien, en seguida se toma en la palma
de la m ano goma arbiga, que Antes se habri he-
cho desleir en un poco de agua, so ab re la mano
sobre la tela, y con *ella as abierta se estiende
6





82 -
bien este engrudo, pasando y repasando la palma
de la mano con una brocha. Si las obras tienen
considerable extension, entnces es menester usar
la cola de pescado disuelta en agua caliente.

Bordados con lantejuela .....

Llmase lantejuela una hojuela lmina muy
delgada y pequeita de figura circular, ya sao de
oro 6 de plata que tiene en nsu centro un agujerito
redondo. El cautillo 6 adorno de oro se divide en
canelon, rizado y bricho hojuela: el canelon es
un pedacito ancho de oro redodeado que forma un
canuto de algunas lneas: el rizado es otro pedazo
de oro mate arrollado en tirabuzon, formando un
cautito de dos tres lneas do dimetro: y el brieho
hojuela es un pedacito grueso de oro pasado mu-
chas veces por el cilindro, que se emplea de plano
dndole diversas formas.
d Lueg que la tela est olocada y bien esten-
didaen el bastidor, se colocar sobre dicho basti-
dor una cajita dividida en various huecos destinados
a tener lanteu'elas diversos tiimalnios y los dile-
rentes pedacitos de oro que se acaban dle eslicar.
Tinh,.1,l., una aguja larga y muy lina con seda
encerada amarilla pra Onhebrar las lanjuelas de
oro, y seda blanca para las de plata,. aseguraras la
hebra por debajo con un udo y sacndola con la
i ab1o d, reclia .l presntar a la izquierdas, con ca-
- a palmna se habr ya recojido un imontoncito de






83 -
lantejuelas, de las que se tengan que emplear, en-
tnces se meter la aguja en el agujerito de una
de ellas pasndola por encima y la colocar sobre
la tela dejndola correr por la hebra y volviendo
clavar la aguja quedar sujeta con la lazada,
luego se volver . sacar la aguja un poco mas
adelante haciendo la misma operation para colo-
car otra y de este modo se irn colocando hasta
concluir con el dibujo. Ha de tenerse cuidado de
colocar las puntadas en direction 1 la part inte-
rior de las flores, como el contorno esterior es el
que regularmente lleva la atencion, result que las
lantejuelas aparecen como pegadas. Del mismo
modo se hace con las demas species, pues ellas
mismas indican por donde se ha de introducir la
hebra para sujetarlas y su colocacion lo indica el
dibujo de modo.que creo insuficiente estenderme
mas en esta material.





Seocioor sesta.
Modo de hacer el punto de aguja para fajas, media,
calzetines etc.

Para- hacer este punto de aguja 6 media, es
necerai io tener el hilo de: la clase que se quieira







84 -
hacer cuya hebra sea igual y poco retorcida y de-
biendo tenerse devanado, ademas se necesita un
juego de agujas que son cinco, las cuales son unas
varillitas alambres puntiagudos por los dos estre-
mos, de acero y de unas cinco pulgadas de largo.
Para empezar hacer cualquiera pieza de este
punto, se entrelaza el hilo sobre una sobre dos
de estas agujas, se coje con la mano derecha y con
la izquierda se tiene el hilo sea sencillo 6 double,
hacindose unos udos escurridizos de la manera
siguiente: se coje el hilo entro los dedos pulgar &
indice de la mano izquierda, soltando una pun-
ta larga sobre el ndice; depues se coje esta pun-
ta y se la vuelve por el lado de las uas al re-
dedor del ndice y de los dos dedos siguientes,
vulvese traer bajo del pulgar y se retiene sepa-
rando los dedos que se hallarn rodeados con
el lazo que se habr formado as, debiendo toda-
via quedar una punta larga despues de hecho el la-
zo: en seguida se pasa con la mano derecha una
aguja de las dichas por debajo do la punta dol hilo,
y despues aplicando la aguja sobre el lazo entro el
dedo ndice y el de enmedio, se le pasar por de-
bajo de la otra parte del lazo que va desde el de-
do tercero al pulgar, y que se halla paralela la
parte que estA entire el indice y dedo de en medio
cuando la aguja descansa sobre ste: en seguida
se afloja el lazo, primero sacando los dedos terce-
ro y cuarto y despues el ndice, y con esto queda
formado el fudo escurridizo sobre la aguja, y so






85 -
va continuando de este modo hasta que haya el
.nmero suficiente de puntos, debiendo cada udo
escurridizo hacer un punto. Hechos los udos se
ceje cn la mano izquierda la aguja que se tenia
la derecha volvinc'ola de manera que el lado del
ovillo que Antes miraba la izquierda, quede luego
la derecha; luego se tomar la segu nda agnja en-
tre el pulgar ndice de la derecha, se pasara sim-
plemente por debajo de la aguja de puntos b pri-
mera, y haciendo correr sta con el ndico de la de-
recha se pondr este fudo escurridizo sobre la se-
gunda aguja, esto es lo que s-. llama empezar. l>-
cho este primer punto, se pasar el hilo sobre el
indice de la mano derecha bajo del dedo de enme-
dio y se le vuelve pasar sobre el dedo tercero de la
misma mano, al propio tiempo se pasa la segunda
aguja como en el precedent, pero cuando la se-
gunda aguja est cruzada debajo de la primera, en
lugar de empujar sta, psese el hilo entire la espe-
cie de aspa que forman. y por detrs de la segunda
agnja, es decir, del lado opuesto A la que trabaja;
pasado el hilo, el dedo indico de la izquierda em-
puja la punta superior do la aguja, el pulgar dere-
cho la saca de debajo de la otra aguja y la vuelve
meter por encima, despues el ndice de la dere.
cha, empujando A su turno la aguja de puntos la
hace salir del punto que se encuentra entnces.so-
bre la otra aguja. Se toma el primer punto de una
faja sin pasar el hio, y se vuelve la otra cada agu-
ja de puntos de izqluierda derechay por lo mismo






86 -
se llama una vuelta. De este modo 'e., hacen las ligas
y las fajas, por donde regularmente se empiez.a
aprender el punto de mnedieus. En ua obra teliida
tienen todos los.puntos la misma figura;.1piro en
una faja hecha con dos agujas produce dos espe-
cies de puntos,, de los cuales los unos forman el de-
recho y los otros el revs. Si se quiere que por un
lado uno haya mas que una clase de puntos, se po-
ne el hilo por delante de la ag^ija en vez de pa-
sarle por detras como queda dicho, en seguida se
pasa esta aguja sobre la otra, se rodea el hilo ella
impelindola con el dedo pulgar de la mano iz-
quietda, se le pasa con el de la derecha 'debajo de
la aguja de los puntos, la cual impelida por el in-
dice derecho se la saca del punto que ha pasado ya
sobre la aguja y esto se llama calcetar hacer del
revs. Volviendo el punto tomindole as la aguja
y sacando despues el hilo corno de ordinario,, re-
sultar el punto de udito, el cual produce on el
derecho un punto do relieve 6 realce. En el pjiIto
de una cara se sirve del punto al rov6s para sea-
lar la costura de la media, esto es, el medio de ella
en la part posterior correspondionto A la pan-
torrilla, cuyo punto se llama as, porque efectiva-
fmante en las medias de telar o' este paraje se ha-
ce una costura causa de quedar partidas ;por no
poderlas unii el telar. Desde dichopunto llamado
de costura su parte por lo geieral.para hacer los
menguados 6 crecidos, unas veces, se hace este
punto.todo lo largo:de.Jia media Pon puntos al







87 -
revIs, y otras se ejecuta alternando un punto- de
revs en una vuelta con otro del derecho en la
otra. Los puntos de uditos sirven tambien para
hacer las putas y los lados.
Muy raras veces hay necesidad de aadir el
hilo en 0l punto de media, porque uo es comun
en que se rompa, pero como no deja de suceder,
cuando acontezca solo se aade cruzando las dos
puntas una sobre otra y siguiendo despues la la-
bor con estos.dos cabos unidos.

Del modo de hacker media.

Para principiar la media se harn lazos escur-
ridi7os sobre cuatro agujas, disponiendo desde
veinte y seis hasta cuarenta sobre cada aguja, se-
un el ancho que deba tener la media que se ha
5e hacer, y segun la mayor 6 menor finura del
hilo o algodon que se emplee. Concuinido el n-
mero do lazos escurridizos 6 sean p rime'rs pun-
tos so pasar la cuar.la aguja por el punto pri-
mero do la primer aguja, yendo d(l derecha A iz-
quierda, y despues se har un border conforme al
model que se quiera, bien haciendo cuatro pun-
tos del derecho y cuatro del revs, bien con troe
vueltas de dos puntos del reves y dos del derecho,
cuyos p.untos del revs se toman de los del dere-
cho de las vueltas precedentes, y los.del derecho
do los puntos del revs: y en fin .haciendo cuatro
puntos del revs y uno dos de :udito, taimbipn(







88 -
ae hace con dos vueltas de puntos del revs todos
ello, que se llama de verdugqillo. Los models
de estos bordados varian de mil maneras: cuando
se va hacer una media rayada listada, se conti-
na todo A lo largo de la media esta mezcla de
cuatro y tres, dos puntos del revs y dos del dere-
cho. Cuando ya la aguja casi no tiene puntos, sino
que han pasado la otra, se toma la quinta aguja
para acabar de pasar los que faltan, hecho lo cual,
se coje la aguja desocupada y se pone en el pali-
llo: asi se evita que la media tenga unas rayas an-
gostas 6 canales, que se llaman carreras, en las
cuatro esquinas en que se toman los puntos A la
estremidad de cada aguja, pues la quinta que se
sustituye toma regularmente los seis 6 site lti-
mos puntos. Se sigue la media rectamente hasta la
pantorrilla, las lneas circulares (le puntos que la
componen se llaman vueltas, y dos de estas hacen
lo que se llama pvuto de costura. Luego que se llega
la pantorrilla se trata da disminuir el nmero de
los puntos, y para esto so hacen menguados, esto es,
se cojen dos puntos la vez con la misma aguja y
pasa por alli el hilo, empleando las agujas de otras,
[que son aquellas entire la que se encuentra la cos-
tura y con las cuales se hace el talon] dichos men-
guados se efectan cerca de la costura, pero de
modo que entire los menguados y la costura que-
den uno 6 dos puntos por cada lado; si tiene que
oer grande la pantorrilla, se harn de ocho 6 diez
menguados por diez vueltas hasta quince, advir-






89 --
*fiendo que no se mengua en todas las vueltas, sino
ana si y otra no, siguiendo de este modo hasta con -
eluir los menguados, lo que se mide arreglndose
por otra media igual la que quiera hacerse. Si la
pantorrilla es bastante grande se empieza aumen-
tar el nmero de los puntos desde el tercio, hacien.
do ecrecidos un punto depues de la costura, y de una
vuelta A otra del modo siguiente: se separan dos
puntos uno de otro, y se levanta abre con la
aguja el hilo que se halla debajo al travs y en
medio ds dichos puntos, A lo cual se da el nombre
de trabilla. Si se pasa el hilo hebra del ovillo
por esta trabilla, haciendo all un punto con Ja
aguja se tendr un nuuvo punto.
Ademas hay otra clase de menguados much
mejores que los espresados, y se hacen cojiendo
un punto sin hacer, es decir, sin pasar hilo, y se
hace el punto siguiente, pasando luego la aguja
de puntos por dicho pnunto sin hacer, vulvese A
pasar esto punto mismo sbro la aguja, y sacndo-
las primero sla y d(espues aquellas, no se tendr
mas que un pun o que apretar; por debajo el pun-
to sobrecargado que es como so llama.
Luego que se ha llegado al talon se repartee la
media en dos, la de adelante que se halla sobre
dosagujas se deja asegurndolas, continuando el
talon con las otras dos. Como de esta labor que ya
no es circular debian resultar dos classes de pun-
tos, unos del revs y otros del derecho, para evitar
esto, se hacen las vueltas del revs siempre que






90 -
hay que hacer el punto hacia la izqui.erda, y de es-
te modo todos los puntos aparecen del derecho,
tomando siempre el primer punto del revs sin pa-
sar el hilo. A fin de que, el talon tenga la redon-
dez necesaria, es menester que cuando ya se le ha
dado la lonjitud convenient pasar cerrarlo. Por
lo comuu el talon consta de veinte hasta treinta
puntos de costura en cuanto A lo largo, por que es-
te punto so sigue haciendo at medio del talon, y
para darle la correspondiente configuration se ha-
ce cada lado menguados sucesivos, cuyo nmero
ser proporcionado al tamao de la parte de atras
de la media. Los puntos que quedan despues de
diohos menguados, y que siempre parten del punto
de costura son de ordinario un tercio menores en
nmero que al comenzar el talon. Acabada esta
operation, se eoje la aguja y se pasa cojer otra
vez el revs y hcia la derecha lo largo del talon
las trabillas formadas por la srie de vueltas "se
mete la aguja en cada punto colocado inmediata-
mente despues .de la raya, y hechando el hilo so-
bre esta aguja se le vuelve sacar por Jebajo del
punto, de que result otro nuevo, sobre un peque-
o reborde corno este, de un punto d(le udito de
la misma manera. Se vuelve cojer el otro lado
del talen con la quinta aguja, en seguida. se traba-
ja con las dos .agujas de adelante y continuando
los lados en el paraje en que el talon se une por
delante.de los menguados con.puntos sobrecarga-
dos dede una vuelta . otra,'.delpus .de veinte de






-- 91 -
estas se llega calcetar en ecrulo como al princi-
pio, pero la media se estrecha en razon de no tener
que abrazar mas que el pi; cerrando el talon, ya
no se hace el. punto de costura. Luego que el pi
tiene la lonjitud necesaria, se empieza a estrechar
por los dos lados un tiempo; se hace una vuelta
menguando cada ocho puntos; luego se hacen o-
tr.s site vueltas menguando cada site puntos, A
otras cinco vueltas se menguar cada cinco pun-
tos, y as sucesivamente se ir menguando en to-
dos los puntos hasta que uo queden mas que cin-
co, ent.nces se entrelazan unos en otros imen-
guando y sobrecargaudo hasta quedar en uno so-
lo, en cuyo caso se rompe el hilo, se pasa por qste
ltimo punto y tirando de l c.n fuerza queda
concluida la media.

Modo de hacer los Cs)frpyles botitas (le nios.

Se comenzarn con dos puntos que se van
creciendo y cojindolos en redondo, se creeen de
mnuvo y hecha una vuelta sin Crcccr continulase
creciendo de un punto en otro; luego despues de
dos vueltas la t er:ra se hacen crecidos ; cIa
dos puintos y as sucesivamente, haciendo despues
de las vueltas cuyo nmero se aumenta cada vez
desde uno hasta diez, otros tantos puntos entire los
crecidos como vueltas se han hecho, ya que el es-
.-|i tiene el ancho necesario, se siguen hacien-
do las vueltas sencillamente como una cuarta de






92 --
largo mas segun su tamaio, despues de lo cual se
dejan todos los puntos escepto diez lo mnos do.
ce siendo el hilo que se emple fino, y se harn es,
tos puntos solos, haciendo un menguado por cad
lado hasta el postrero, y como ya la labor no es cir
cular se trabajar como el talon de una media, y es
to se llama la soleta, hecha esta operacionpasand(
y eniazado el hilo en el ltimo punto se toman lo
otros derecha izquierda de la soleta, y se hacet
cries de puntos del revs y del derecdo alterna
tivamente, porque el punto cesa tambien de sei
circular, y luego que se ha hecho ya como otn
media cuarta de largo se har un menguado 1.
mitad de los puntos, y despues de dejar la mitaw
de los puntos de los lados se trabajan los otros i
parte con dos agujas como talon, menguando di
vuelta vuelta, pero solo del lado de este prince
menguado 1. que es lo mismo del lado en que s
han repartido los puntos; continase en esta form
hasta que no queden mas que de veinte A veinte;
cinco puntos, suponiendo que sean veinte los que
deban quedar, se.les deja en una sola aguja y 8
pasa hacer de la misma forma la otra mitad d1
puntos, de lo cual resultara como para los otros, un,
faja estrechada nicamente por el lado en que si
han repartido los puntos; cada vuelta se tomarn
uno del lado que so mengu en la primera taja;,
ae la ir haciendo con aquella maniobra que unien
do los dos lados menguados formar el talon: cuan,
do solo hayan quedado veinte puntos coma ntenO






93 -
se vuelve el talon y los dos trozos de A veinte
puntos se juntarn c(jiendo uno en otro y asegu-
rndolos con un punto de cadeneta, se pasa el hi-
lo por dentro del ltimo lacito, se le anuda y rom-
pe con lo que quedar hecho el escarpin.
Los escarpines de nio se hacen lo mismo, no
hacienido mas diferencia que la de disminuir las
dimenciones como es consiguiente.


Del arte de componer las meudias.


Al present como las senoras y seioritas des.
preocupadas ya tienen el dicernimiento de junta,
los trabajos intelectuales las tareas peculiares de
su secso, y no se desdeian de estas mismas tareas
aun cuando se hallen privadas del menor recreo,
aun entonces le sirven de distraccion, como as
mismo de utilidad propia y econmica objeto que
he llevado al former esta obra, he croido oportu-
no tocar de esto arte por lo poco estendido que se
hall: cabalmente es esta una labor de las mas ti-
les en que puedo emplearse una jven, supuesto
que cualquiera que sea su position en que deba
hallarse, ha de tenor en la sociedad precisamente
el destino de los cuidados domnsticos y para apro-
vecharlos y ordenarlos es preciso saberlo y por lo
tanto esplicar distintamente las cuatros padres di
que se compone.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs