Title: Discurso, Que en la Apertura de las Aulas y Resitucion de la Universidad por el Escmo Sr Presidente de Hayti
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00095949/00001
 Material Information
Title: Discurso, Que en la Apertura de las Aulas y Resitucion de la Universidad por el Escmo Sr Presidente de Hayti
Physical Description: Archival
Language: Spanish
Publisher: REPUBLJCA DE HAYTI
Place of Publication: Haiti
Publication Date: 1822
Copyright Date: 1822
 Record Information
Bibliographic ID: UF00095949
Volume ID: VID00001
Source Institution: Bibliotheque Haitienne des Peres du Saint Esprit
Holding Location: Bibliotheque Haitienne des Peres du Saint Esprit
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Full Text



REPUBLICAN DE HAYTI.



DISCURSO,
QUE EN LA APERTURA DE LAS AULAS
Y RESITIUCION DE LA UNIVERSIDAD
POR EL ESCMO Sa PRESIDENT DE HAMTI,
prounncib el Dr. Andres Lopez Medrano, Catedratico
de medicine en la iglesia del ex-convento de P. P.,
boy dia de lafcchaipor la tarde.


A L paso que la cultural de una nacion se fo-
menta con la perseverancia en el efludio, los miem-
bros que la componen adquieren los medios de
cumplir sus mas imprescindibles deberes, de hacer-
-se tiles la sociedad para que nacieron y de
mantener la armonia de aquellas relacioneP en que
se afianza la verdadera regeneration del hombre,
que no se consider aislado en la e.fera de su in-
dividualidad. Por eflo la naturaleza, fecunda pro.
ductora de las nocido s, no,- sa de emplear los
abundantes recursose .... n si misma pa-
ra ptopagar las luces su0 series ca'pea' de reci-
birlas. De aqui e ~ifracion del siglo, ca-
minando 5 pat dos, siembra en los pue-
blos, en que/ u germen vviificante, di-

.'. 1


SLJBERT'i b.


IGfALDAD.






[21
sipa las tih-nblas en que yacen confundido0, rom-
pe las cadenas del idiotismo, y aniquiindo los.
vaft:gos de la ignorancia, aqui plantihica, aili cul-
tiva, alli inccremienta las ideas sublime que la cons-
tituyen. De aqui es que las Universidades precio-
so aivergue de las ciencias, se han reputado por
todas las naciones como los nicos resortes de su.
elevacion la cispide de la solidez, al complemeri-
to de la eftabilidad; porque sin sabiduria no hay
tino, no hay buen gobierno, no hay prosperidad;,
ni se obtienen firmeza en las acciones, rgimen en:
los eftados seguridad en los interests remunera--
cion en las fatigas conciliacion en las opinions.
Esparta lo demuefira Fenicia lo patentiza, Ate--
nas lo declara, Roma lo public. Brotaron de su
seno leyes analogas que consolidaron su conforma--
cion eftatutaria varones admirables que fueron su.
mejor timbre, y Gnios celebrrimos que no han
perecido en el olvido: dejaron de reproducirlos 6
multiplicarlos luego que la asiduidad de su filo-
sofia, la pureva de sus hbitos, la rectitud de
,.sus co!tumbres y la belieza de sus artes reem.n
plazaron desgraciadamente la barbarie orgullo fa-
natismo y tirania de sus opresores. De aqui es en
fin que no hay padre de familiar, por negado que
sea a sus recprocas conveniencias por apatico que
parezca por eflpido que se le advierta, que no
se empene en dedi'r r sus hijos la enseanza
pblica en ra- .. a ella no se pueden
realizar,1i ,nes para. qui deftina la Providen-
cia, y de que es, ha siempre la perem-
ne fuente donde se bei, incipios, la. edu-
cacon y la moral: verda/ s irrefragable
I ,I






[31
cuanto que en la prdida de su influencia se perci-
be al inftante, y a las claras, la falta de sus ventajas.
Bien testifica en resume lo que llevo relatado
el objeto que con antelacion nos congrega en ella
tarde: en este dia venturoso sealado por el pa-
triotismo en que con 'tan decorosa ceremonial y
agradable perspective se respira el aire del placer
y universal regocijo: en efle da memorable, en
que reverdece la marchita plant, en que resuci-
ta la esperanza amortecida al golpe de inescusa-
bles recelos: en efte dia el mas risueo para to-
dos, en que vemos continuar el literario eftable-
cimiento en que se halla cimentado el gulto de
los haytianos, de los haytianos, unidos por los
vinculos de afecto y cordialidad que veces son
mas indisolubles que los del parentesco mas cercano.
Si, setiores ni un moment lo dudemos : el
aparato, que prefenciis y lo que efencialmente
contiene fon un motivo poderolb para fu intenfo
jubilo; porque defde que la Hayti, tan famofa
por fus maravillofos acontecimientos, fe prefent
vifible t las naciones que la defconocian, y que la
envidiaron para giro infiruiento de fus efpecu.
L..ciones, aumentos y riquezas, empcz a labrar
fu engrandecimiento cientifico: edifica colegios,
erige museos conftruye ete teatro de civilizacion,
de que han falido genios afombrofos, que por la
redondez del orbe, eternizan )o la memorial de fu
patria, han dilatadc far de no haberle
pterfeccionado por/ ;:onjunto tr, ,.yufas, que
emiie mi filencii "ada la parte oriental
eflrana domina/ tratado que me aver-
giiazo record. ea, sin que.fea la preocu-


1,






14]
pacion impulfo de mis voices decayb de la gran,-
dtza que me cnntraigo,, no de, otra flcurte que el
baron robufto fe ride la poilracion fe abate alI
fallecimiento por defecto del alimento que le fus-
teuta y adapta. Recorquiltada defpues de la ma-
nera que nadie ignore, renaci fu antigua poli+
tica exiflencia, mas no al fuspirado efplendcr de:
que carece halta que fe reftaimb la Univerfidat- :.
entcnces aparecib de nuevo la luz fobre fiu rizonte,
electrizaronise los animos mas indiferentes, acti-
varonse los esfuerzos, y cogimnos opimos frutos.
Reunida pofleriormente por fu cambio politico a
la Republica que pertenece fufpendiofe por al-
gunas femanas el curfo de fus adlantos, confe-
cuencia inevitable de toda mutacion, y .... Ha.
beis obfervado, ciudadanos que me cis, el dolor
y fubito content de la tierna madre, que creyen-
do haber perdido para siempre al hijo que idola-
tra, le torna t fu regazo muy en breve, agracia-
do en jovialidad, sin lesion ni dao?....... Pues ya:
vifleis vuefira patria en efe lance de ansiedades ::
ella gime y le lamenta porque fe figuia en las
primeras imprefiones que daeapar(cia de fu centro,
el raudal de la iinfruccion, y que cWn efto efpiraba;
el mayor conluelo que la conforta en todo; pero-
fu amargura fue pafagera, deshizose como el humo,,
desvanecise como el relampago, ausentose con la
velocidad del rayo ,y fu monientanea tristeza fe-
ha convertido cn / gria.
El filai,,- 'co JUA, 'DRO0 BOYER, el
Escelentisimo Seor Pr' .jle la Republica de
Hayti, viene a tranquil,. Ite del Este, pisa
a teirritorio y llega eq .no cargado de

';''\






[s1
l'acornes que no busca, no revestido de las nifulas
del fausto, no arrastrando magnifica pompa, no
cefido de verdes laureles, no rodeado de carros y
arcos triunfales que deslumbran, pero no atraen,
que encantan, pero no inclinan sino acompana-
do de una natural imponente sencillez, aquelia
que es propia del character con que le den A semejanza de los.hroes que en los 1gpicios,
Lacedemonios y Romanos, supieron simultasea-
mente con una mano contener desordenes y cor
otra patrocinar las letras fin de que no se envol-
viesen en el comun trastorno. El todo lo regitraz,
todo lo hermana, todo lo ejecuta, sin que le em-
barazasen las arduas atenciones que le ocupan, ni
el formidable peso que gravi ta sobre sus hombros
en el acto de dar la organizacicn en conformidad
a las leyes de la Rupublica: fija sus, ojos en este
sitio informase en, particular con el Rector del
estado de las aulas, toma noticias exactas y se con-
sagra c n preferencia su conservation, floreci,
miento y auge. No partir del parage que visit
sin que deje arteglado de un modo que fertilice
el hermoso plantel en que intimamente se compla-
ce. Nombra al efecto una comision compuesta de
cuatro sugetos recomendables por sus circunstan-
cias, el gran Vicario Doctor Jos Gabriel de Ay-
bar el decano del tribunal civil de primer inw-
anrcia Licenciado Jo- Joaqui-\ del Monte, el Juez
de paz del distrito 'ruz Garcia y el
Comisario de Gob Tomas b,';l;la: y he
aqui sucintamen 'idos los laudables desig-
aios del Presid/ .ayti.
La comiio/ obedeciendo puntualmen-


1






]6]
te como debe, trabaja en los acuerdos que cele
bra, remitele sin demora el plan que forma con
los datos que juzga conducentes, y S. E. que ya
ardientemente lo deseaba, lo aprueba y amplifica.
Ordena se lean las Catedras de moral que aqui
no se enseiaba, las de ambos derechos, medicine,
filosofia latinidad y primeros rudimentos de la
lengua facultades de tan notoria importancia, que
es superfluo describirla: dotadas suficientemente,
cual nunca lo han efiado desde su primitive crea-
cion ratificando el acierto del claustro, perpeta
y gratifica en su Rectorado al Ciudadano Doc-
tor Francisco Gonzalez Carrasco, por cuyo encar-
go tengo el h )nor de perorar en este rato: escoge,
confirm divide unos Catedraticos de los cua-
les nada di porque estoi numerado entire ellos,
y reposa en la inviriable confianza de que el xito
ha de corresponder a sus patentes intenciones.
Y que mas pueden alcanzar los que celosos
de la felicidad de su pais nativo, aspiran al logro
de sus fervientes conatos? Que mas puede ape-
tecer la cara patria en sus clamores acerca de la
instruccion, que han sido acallados aun antes que
fuesen transmiti los? Que mas pueMen pretender
los apasionados amantes de la literature de ese so-
berano hechizo, que los atrae como el iman al
acero? (Que mas se puede esperar de una na-
ciente forma? \Jo,-s esto e.tender fus bracs pa-
ternales sobre .s nos, persuadirse a lo
vivo de,'. que profer i exordio, penetrar .
fondo las inmensas ( que emanan de
ese manantial inagoti er que sus sub-
ditos se iluftren? No e/ "icar vigorosa-
i i-2






[71
mente la Republica con un baluarte indestructible
que respetari- la misma caducidad del tiempo? \'o
es esto exigir sin prescribirlo, merecer sin anun-
ciarlo, que se le canten himnos de alborozo y se
le colme dejuffii imos encomins,? No es esto acre-
ditarse la f,.z del mundo de benevolo franco y
generos;o, en lo que se evidencia qu"e es la siliceri-
dad el movil de mi language? No es esto, para
decirlo de una vez, grabar su nombre en les ana-
les de nueftra isla, para inmortalizar!o nocimiento de sus moradores?... Fs preciyo con-
fesailo, pcrque aun cuando el Presidente de Hay-
ti no hubiese reiterado las pruebas, que le gran-
gean el aprecio respeto y veneracion efa solo
basta, hablo con ingenuidad, para que los haytia-
nos le tribute porfia homenages de gratitude,
como sensible al poder de tan inefable beneticio.
Ea pues dulce esperanza de los sensatos, deli-
cia amena de este patrio ,uelo, future apoyo de
sus glorias; tu, amable juventud, portento de
agudeza en que todos se recrean deposit de las
gracias en que todos se deleitan ; tu que vas a dlis-
frutar copiosamente de este don inestimable, libre.
de odiosas distinciones, que sobre efimeros acciden-
tes invent el error sostuvo el egoismo y condena
la filantropia, entra ya con despejo en el augusto,
templo de Minerva, que desde hoy vuelve a fian--
qucarsete: entra crx entu, smno aprender, en
gramatica latina el -t el sistema que
,hemos adoptado cesario para it.,inteligen-
cia (le los autore/ aprender en, iilosofia
raciocinar cor .,.inveftigar, la naturaleza-
en la valla cfP u circuit, analizar el co--







[81sl
razon del hombre en el defenlace de fus pasiones
y examiner los atributos incomprensibes de la Di-
"inidad, del Supremo hacedor de todas las cofas :
entra aprender en medicine conocer, discernir,
precaver y curar las enfermedades que afligen la
dfpecie humana, y que probablemente devaftarian
Jas poblaciones, si ella no opusiera el contrafte de
su enirgico focorro: entra aprender sin vulgari-
dade- en derecho civil el de gentes, y los elemen-
tos del foro, para en el santuario de la jufticia en
la tribune de las leyes defender al inocente, modi-
fil,r el rigorifiuo, y caftigar al malvado: entra 4
aprender en derecho cannico la discipline ecle-
siaftica, y la pauta para los puntos con quienes fe
comunica: a aprender finalmente en teologia mo-
ral la practice del dogma que profefa, la norma
inalterable para el juez de tui operaciones, el or-
den de tus obligaciones estrictas, y el modo de
confirmarte en la ortodoxa creencia. Ya no te de-
tienen reftricciones, abolidas en nueftros afortu-
oados dias. No desmayes en la carrera, que em-
prendes y que te llama la brillantez : ella es efpi-
'nofa al comenzir!a, pero muy goIriofa al concluir-
la: ro rehufes el nectar que fe te brinda, mas fa-
brofo que el que fervia Ganimedes las deidades
d-i gentiliino : no dcfperdicies oca.ion tan favo-
rable : no retrocedas del empefio: aplcate con
conftancia; y ainby^na conrJoaor el lauro de tu
provecho.
Eres&- efe dictado, que fe v' crifolada opinion?
pues , efludiola y gra\ v bonefta y religiofa, fumit Para coufeguir

.* -.y
i )







t9)
tftas prerogativas, que algun dia han de realtae
tu fama y reputacior colocandote en el puefto
que te aguarda, efts bajo el cuidado de unos
preceptores, que fe desvelarn en el de"empeo
de fu delicado minifterio: eff's baj la inmediata
inspeccion de un Rector, qusacrneentar el efti-
Imulo para que no fe malogren nueftras taieas:
e(ts bajo la acendrada vigi!ania de la junta de
instruction public, que fe esmerar, en que no fe
padezca el mas leve detrimefto: eftas bajo la efi-
caz protection de un General que feri tu indubi.
t-.b! amparo, si fueres laboriofa y note apartares
'de las sendas, que fe te hin abierto de un Ge-
neral esclarecido, del General Borgella, que en-
tre sus virtudes blicas no puede ocultar la afabiii-
dad, prudencia, dulzura, y discrecion que le dis-
tinguen: fohre todo cftas bajo los aufpicios iel
nagnanimo Boyer, de ese dignisimno gefe de la
Republica, que desde el lugar de su residencia mi-
rar como tienes tus rapidos progress, para du-
plicar sus liberalidades, para congratularae en este
rnonumento de sus manos, para corroborar su es'
plendidez, y para gozar la incomparable satisfac-
cion que le result al filosofo de obrar como filo-
sofo y al hombre grande de prodigar su benefi-
cencia en favor de los mortales que le bendicen-
1He dicho.
Santo Domingo 1. I 1822, ao 19 de
la independencia.
dndres Lopes Medrano.

S tou oon imprenta del Gobicrno.
i







L'Universit de Santo Domingo
Ouverture le lc juillet 1822
Depuis le I' dcembre 1821, leur Universit tablie a Santo-Domingo et
clebre dans toute I'Amriquc du Sud, avait t ferme A cause des vnements
politiques qui s'accomplissaient. Le president avait ordonn d'ouvrir de nouveau les
classes, pensant procurer a la population une grande satisfaction, quoique son
intention, qui se ralisera. ne ft point de maintenir cette belle institution. II
avait nomm recteur de l'tablissement le Dr Francisco Gonzals Carrasco. Le Ier
juillet, A I'occasion de la nouvelle installation de l'tablissement, le docteur
Andres Lopez Madrano, professeur en mdecine, prononga un discours dans l'glise
de I'ex-couvent des Frres-Prcheurs en presence d'une nombreuse assistance. Faisant
allusion Boyer qu'il appelait le Philanthrope, I'Excellentissime Seigneur
President de la Rpublique d'Haiti, qui avait rendu les classes a la jeunesse, il
dit: "L'Universit runie dernirement par son changement politique la
Rpublique laquelle elle appartient, le course de son advancement fut
suspend duran quelques semaines, consequence inevitable de toute
mutation. Et avez-vous observ, citoyens qui m'coutez, la douleur et le
contentement subit de la tendre mre qui, croyant avoir perdu pour
loujours le fils qu'elle idoltre, le press tout coup sur son sein, pleine de
joie de le revoir sain et sauf". C'tait I'Universit que la patrie recouvrait.
Le Recteur, en mme temps rgent de thologie morale, prit ensuite la parole
et debuta en rappelant des faits historiques qui ne pouvaient qu'associer tout
naturellement la pense de l'auditoire la venue des HaYtiens Santo-Domingo:
"Peres de famille, jeunesse attentive, ceux qui ont voulu fire des conqutes
ont toujours ours pens qu'il fallait animer la valeur des soldats par la relation
ou du riche butin qu'ils espraientfaire sur leurs ennemis, ou des dlices
et des commodits de la Ierre qu'ils allaient conqurir. Ainsi s'y prit
Morse, il par, lait frquemment son arme de la fcondit de la terre
de Canaan. De la mme manire, les Assyriens s'animaient les uns les
autres en se disant "Qui mpriserait a la vue de la tres belle Judith, de fire
la guerre aux Hbreux el de prendre leurs villes, dpts de tant d'agrables
femmes". Narsetes ne s'y prit pas diffremment avec les habitants de la
Lombardie lorsqu'il leur envoya les meilleurs vins et les plus beaux fruits
pour les inviter par ces prsents, le laisser jouir, quelque prix qui, ce
fit, des dlices de 1'lalie". 11 continue son discours en disant la jeunesse qu'elle
devrait tre avide, comme l'arme du MoYse I'tait de la fcondit de la terre de
Canaan. II fit faire un soubresaut A sa pense pour pouvoir continue. Mais
I'impression qu'il avait dsir produire avait eu lieu.

Thomas Madiou. Histoire d'Haili, Tome VI (1819-1826). Editions Henri
Deschamps: Port-au-Prince, 1988, pages 309-310




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs