• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Dedication
 Introduction
 Titulo preliminar: De las leyes...
 Index






Title: Instituciones de derecho civil patrio
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00095649/00001
 Material Information
Title: Instituciones de derecho civil patrio
Physical Description: 3 v. in 1. : ; 26 cm.
Language: Spanish
Creator: Cruz, Fernando, 1845-1901
Publisher: Tipografía "El Progreso,"
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 1882
 Subjects
Subject: Civil law -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Vol. 3 has imprint: Guatemala, Tipografia "La Unión."
Statement of Responsibility: escritas por Fernando Cruz.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00095649
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: alephbibnum - 000256247
oclc - 28706044
notis - ABC7070

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
        Page 2
    Dedication
        Page 3
        Page 4
    Introduction
        Page 5
        Page 6
    Titulo preliminar: De las leyes en general
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
    Index
        Page 459
        Page 460
Full Text










INST'I TUIONES










ESCPXlTAS


( 1 y` 1- Z


TO)M11 l PUlIElO.



1882.




CUATEMALA.
Til' ; \n!, \ I I. ll > ;ll,.)so" +'i '1 1.1: roM ll li N' (i .lls.


1 l' 1 'j 1- Z N -A ", -1 ) ()
























PRESIDEETE CONSTITUTIONAL DE LA REPUBLICAN:






ENGO la honra de dar cuenta Ud. con
Slash INSTITUCIONES DE DERECHO CIVIL, cuya
Sformacion tuvo bien encomendarme.
Mi deseo ha sido siempre que el traba-
jo fuera digno de la idea de Ud. y del objeto im-
portante que tenia en mira, y que pudiera figurar,
aunque en ltimo trmino, entire las innumerables o-
bras de utilidad y progress que, como por encanto,
han aparecido en Guatemala, en el corto espacio de
diez aos, obedeciendo con asombrosa rapidez la
voz creadora del gnio que, con su palabra, lks ha he-
cho brotar del caos de la indiferencia y de la inac-












cion, mas tenebroso que los vacos abismos de la na-
da. Desgraciadamente, el desempeo en la ejecucion,
mas que mis aspiraciones, ha correspondido mis
aptitudes y conocimientos, que distan much de ser
grandes como aquellas.
Si apesar de esto, las INSTITUCION'Es que pongo en
nanos del Seor Presidente, pudieran tener algun
ntrito, por insignificant y pequeo que sea, con
gusto lo dedico y atribuyo todo al que inici el pen-
samiento de que se escribieran y no ha dejado de
protejer impulsar eficazmente su realization.
Mios son todos los defects de que adolezcan; pe-
ro de cualquier modo, me honro y me complazco en
haber traido, aunque no sea mas que este grano de
arena, al monument colosal, en cuya cspide se le-
vanta magestuosa la figure del Benemrito de la Pa-
tria, Jeneral J. Rufino Barrios, desplegando con or-
gullo la bandera de la libertad por la instruction,
del progress por la libertad, del engrandecimiento
por el trabajo, y de la ilustracion y gloria national.

iiuatemala, 12 de Diciembre de 1882.

5EOP\, GENERAL PRESIDENT,


CIC)z' U9O 'huz4.


















INTRODUCTION.


Estas INSTITUCIONES tienen el objeto de esplicar las dis-
posiciones del Cdigo Civil, presentndolas bajo la forma
de un sistema de principios y doctrinas que facility su es-
tudio y su inteligencia los jvenes que se consagran la
profession de jurisprudencia.
En obras de esta naturaleza no puede haber, como no
hay tampoco en la misma legislation, absolute orijinalidad,
y el principal trabajo y el mrito de ste se cifra, en bus-
car las mejores fuentes, en tomar de cada una de ellas lo
mejor, y en saber apropiarlo, adaptndolo todo, con rden,
las condiciones peculiares del fin que se debe alcanzar. Yo
he procurado consultar las mejores obras hispano-america-
nas, espaolas y francesas y he tratado de aprovechar para
dar conocer las prescripciones de nuestro Cdigo, cuan-
to he encontrado en ellas, condensando as en corto espacio
lo que se encuentra disperso en considerable nmero de li-
bros, muchos de ellos costosos, y algunos sumamente es-
casos.













Escrita la obra sin ninguna pretension, recibir con mu-
ciLo gusto, y hasta con gratitud, todas las indicaciones que
,c hagan de los defects inexactitudes que contenga, pa-
ra atenderlas todas, y si fueren justas, enmendarlos y cor-
re.jirlos. As, lejos de molestar mi amor propio, me pres-
tar:n un amistoso servicio, los que animados de la buena
in tension que nos debe animar todos, respect de lo que
puede ser de algun provecho para el pas, me sealen los
ei rores'en que haya incurrido y la manera de salvarlos.
Reducidas artculos breves las disposiciones legales,
I-. INSTITUCIONES DE DERECHO no debian compendiarlas
ni.;as, sino esplanarlas, y ello se debe la extension relativa-
mente grande que tienen, si se las compare con obras an-
ligas escritas sobre el derecho romano y sobre el antiguo
derecho espaol.
Si mi trabajo es de alguna utilidad para el studio de
nuestra legislation, quedarn satisfechos mis deseos, pues
solo he querido contribuir con lo que permiten mis aptitu-
des la obra de la instruction y al mas fcil y complete co-
nocimiento de nuestro derecho.

Guatemala, 12 de Diciembre de 1882.

Fernando Cruz.


















TITULO PRELIMINARY,

DE LAS LEYES EN GENERAL.



PARRAFO PRIMERO.

FO ItMACION D) E LA LEY.

1.-Siendo indispensable la naturaleza de los
hombres la vida social, la Nacion que no es mas que
la sociedad constituida en cuerpo poltico, necesita,
como condition indispensable para su existencia, de
leyes que determine y reglamenten las relaciones de
los individuos entire s y las de stos con el Estado.
Las leyes que rijen las relaciones de los individuos
con el Estado autoridad, constituyen el derecho p-
blico; y las que gobiernan las de los individuos en-
tre s, forman el derecho privado. Este ltimo puede
referirse diferentes rdenes de relaciones sociales, y
segun ellas, subdividirse en otros tantos ramos como
derecho civil, derecho penal, mercantil &.
2.-Tres son ordinariamente las condiciones para la
existencia de la ley: su formacion. por el Poder Legis-
lativo, su sancion por el Ejecutivo y su promulgacion
publication.


___













3.-La primer condition de la ley es que emane
del powder soberano. En nuestro derecho pblico cons-
titucional, la soberana reside orijinariamente en la
Nacion, y su ejercicio para legislar reside, por delega-
cion de esa soberana, en la Asamblea Nacional com-
puesta de un Diputado por cada 20.000 habitantes
por cada fraccion que pase de 10.000 (artculos 17, 40
y 48 Constitucion de 11 de Diciembre de 1879.)
4.-Las leyes pueden tener orjen en laAsamblea por
proposition de alguno de sus miembros, por iniciati-
va del Poder Ejecutivo del Judicial, en materials de su
competencia (56 Const.) La Asamblea, para ejer-
cer la atribucion de legislar, y con el objeto de
que el asunto de que se trate se medite con today la
madurz y detenimiento posibles, obteniendo as la
ventaja que puede ofrecer el sistema de dos Cmaras,
tiene que ponerlo discussion en tres sesiones dife-
rentes, celebradas en distintos dias y sin que pueda
votarse hasta que se tenga por suficientemente discu-
tido en la tercera session (57 Const.) Si despues
de esto, y con las formalidades del Reglamento
de la Asamblea, es admitido el proyecto en su totali-
dad, se entra la discussion por artculos.
5.-La Asamblea puede tambien autorizar al Ejecu-
tivo para que:emita aquellas leyes que por su extension
no pueden ser espedidas por el Poder Legislativo; pe-
ro debiendo dar cuenta este su oportunidad, esto
es, en su primer reunion despues de dada la ley,para
que sea aprobada 6 desaprobada (inciso 11 artculo
.54 Const.) As, mediante tal [autorizacion el Go-
bierno emiti las leyes de reform al Cdigo civil y
de procedimientos civiles y la ley de enjuiciamiento
mercantile, y ha emitido varias otras.













PARRAFO SEGUNDO.


SANC ION DE LA LEY.


6.-Formado y aprobado un proyecto de ley nece-
sita todavia para que obligue, recibir la sancion del
Ejecutivo. Esta es la segunda condition para la exis-
tencia de la ley (Artculo 58 inciso 21 del 77. Const.)
La necesidad de la sancion, sea de la facul-
tad que tiene el Presidente de la Repblica para
mandar que se ejecute la ley formada por la Asam-
blea, proviene de que l, por su contact inmediato
con la sociedad, y por la esperiencia del manejo cons-
tante de los negocios pblicos, es el que puede apre-
ciar mejor y mas atinadamente los inconvenientes y
dificultades que una ley podria traer. El Presidente
sanciona y manda promulgar la ley votada por la A-
samblea, si la cree oportuna y convenient; pero
de lo contrario, puede, de acuerdo con el Consejo de
Ministros, negar la sancion y devolverla la Asam-
blea, dentro de diez dias, y con las observaciones que
estime oportunas. La Asamblea podr reconsiderar
desde luego el proyecto de ley dejarlo para las se-
siones del ao siguiente sino fueren aceptadas las ob-
servaciones hechas por el Ejecutivo; y en este ltimo
caso, si la Asamblea ratificare el proyecto con las dos
terceras parties de votos, el Ejecutivo debe sancionar y
promulgar la ley. (Articulo 59 Const.)
7. -Si el Ejecutivo no devuelve el proyecto de ley,
despues del trmino de diez dias, contados desde su












revision, se tiene por sancionado, y debe promulgar-
se como ley; y si la Asamblea cierra sus sesiones antes
(e los diez dias en que puede verificarse la devolu-
cion, el Ejecutivo debe hacerlo dentro de los ocho
primeros de las sesiones ordinarias del ao siguiente
(artculo 60 Const.) El artculo constitutional no
espresa quien debe hacer la publication cuando pa-
san esos diez dias sin que la ley sea sancionada ni de-
vuelta,pero parece que podr hacerla la misma Asam-
blea, porque de otra suerte, quedaria al arbitrio del
Ejecutivo dejar sin efecto la disposicion.
Como se v, la sanction tiene el principal objeto de
establecer entire los poderes pblicos un equilibrio
provechoso, y evitar que el Legislativo anule al Eje-
cutivo, quien por medio del veto no rechaza desde
luego la ley, pero s la suspended. Si la necesidad de la
sanction, no es enteramente conforme, segun espresa
Chacon, y antes de l otros publicistas, la abstract
teora democrtica, si lo es razones elevadas de alta
conveniencia pblica que es superior las puras espe-
culaciones de la ciencia.
9.-No necesitan de la sancion del Ejecutivo (art-
culo 61 Const.) las disposiciones de la Asamblea
relatives su regimen interior, la calificacion
de elecciones y renuncias de los elegidos, y la de-
claracion de haber no lugar la formacion de causa
contra los Diputados, Presidente de la Repblica,
Secretarios del despacho, Consejeros de Estado, Ma-
gistrados, Fiscales de los Tribunales superiores y Fis-
cales del Gobierno. Tampoco la necesitan 1 as disposi-
ciones contraidas los objetos, siguientes:
1."-Abrir y cerrar las sesiones ordinarias y extra-
ordinarias.












2.o-Hacer el escrutinio de votos para Presidente
de la Repblica, y proclamar popularmente electo al
ciudadano que hubiere obtenido la mayora absolute
de votos.
3."-Elejir Presidente entire los tres candidates que
hayan obtenido el mayor nmero de sufragios, en el
caso en que no hubiese election popular por falta de
mayora absolute de votos.
4."-Nombrar los designados.
5."-Dar posesion al Presidente de la Repblica y
recibirle la protest de ley.
6.'-Admitir no la renuncia que haga el Presi-
dente de la Repblica.
7.-Concederle no permiso para ausentarse del
territorio de Centro-Amrica y designer, en este caso,
la persona que deba subrogarlo durante su ausencia
(artculo 52 Const.)
Finalmente no necesitan de la sancion del Ejecutivo
las disposiciones relatives las atribuciones:siguientes:
1."-Elejir en la apertura de sus sesiones el Presi-
dente, Vice-Presidente y demas funcionarios que
componen la mesa, conforme al Reglamento interior.
2.-Calificar las elecciones de sus respectivos
miembros y aprobar reprobar sus credenciales.
3.-Admitir no las renuncias que presented y
mandar que se proceda nuevas elecciones para lle-
nar las vacantes que ocurran por el motivo- espresado
por otro alguno.
4."-Formar el Reglamento de su rjimen interior.
5.-Hacer concurrir los Diputados ausentes y
correjir las faltas omisiones de los presents (artcu-
lo 55 Const.)
9-Las leyes que necesitan de la sancion del Ejecu-











12
tivo, despues de aprobadas enla Asamblea pasan l
para ese efecto y para el de su publication. Si no nece-
sitan de sancion, pasan al Ejecu tivo solo para su publi-
cacion (inciso 21 artculo 77 Const.) As pues, el
President de la Repblica manda promulgar pu-
blicar la ley sancionada; y siendo 'indispensable esta
publication, sea el conocimiento que se da de que
hay una ley, forma la tercera condition de la existen-
cia le sta.

PARRAFO TERCERO.


P 1U BL I C A CI(' N ])E LA LEY.


10--Formada la ley, como se ha dicho, por la, Asam-
blea, y sancionada por el Ejecutivo y mandada promul-
gar, est complete ya respect de la autoridad que la
emite; pero no es obligatoria aun para los ciudadanos,
sino que necesita de que se haga su publication
promulgacion, es decir, que se haga conocer al pue-
blo su existencia. La promulgacion es, pues, el acto
por el cual se notiflcan las leyes la sociedad, el
medio por el cual se hace oir la voz del Legislador.
11-Debe advertirse que en algunos Cdigos lo que
entire nosotros se llama promulgacion, mas bien que
con la publication se confunde con la sancion porque
llaman promulgacion, la disposicion del Ejecutivo
mandando que se publique la ley, y reservan el nom-
bre de publication para el acto en que se da cono-
cer en virtud de esa rden. Segun las disposiciones
constitucionales citadas, promulgacion es equivalen-













te de publication, equivalencia fundada en el Diccio-
nario de la lengua y en el lenguaje jurdico que
tienen como sinnimas esas palabras.
12-La promulgacion de la ley es absolutamente
indispensable, porque siendo la regla que deben obe-
decer los asociados, seria absurdo y tirnico exijir el
cumplimiento del precepto en ella contenido cuando
todavia no se conoce ni se ha podido conocer. Por es-
to se tienen como aforismos de derecho: la ley no
publicada no es ley: la ley nopublicada no obliga.
13-Pero cmo se hace la publication y desde cun-
do se tiene como hecha? El Art. 1. o del Cdigo civil
declaraba que las leyes, reglamentos, circulares
cualquiera otra disposicion de observancia general
emanadas de la autoridad, obligan y surten sus efec-
tos desde el dia de su promulgacion en los lugares en
que esta deba hacerse, desde el dia que fije la mis-
ma ley, reglamento, circular disposicion de obser-
vancia general, aunque se hayan publicado antes.
14-Esta disposicion reconoca en primer lugar la
necesidad de la publication; y establece ademas que
no solo las leyes y reglamentos sino tambien las cir-
culares y cualesquiera disposiciones de observancia
general, solo obligan desde que son publicadas, de
modo que lleguen noticia de todos. Las leyes que
se refiere, son las disposiciones jenerales que regla-
mentan la conduct y los derechos de los asociados:
los Reglamentos son las disposiciones del Poder Eje-
cutivo, determinando la forma para el ejercicio y
cumplimiento de los deberes y derechos consignados
en la ley: las circulares son disposiciones del rden ad
ministrativo, relatives al despacho interior y econ-
mico de las oficinas sujetas la autoridad del funcio-












14
nario que las dicta, que se llenen en los negocios y
espedientes las formalidades prescritas por la ley, 6
esplicar el modo en que esto debe verificarse; y las
otras disposiciones de observancia general son los a-
cuerdos emitidos por el Ejecutivo en asuntos de su
competencia, dados por el Presidente de la Repbli-
ca y autorizados por el Secretario del Despacho en el
ramo correspondiente.
15-Se habr observado facilmente que el artculo
citado del Cdigo ni determinaba el modo de hacerse
la publication ni fijaba los lugares en que se debia
hacer, ni entraba en ciertos detalles que son absoluta-
mente indispensables, y cuya omision constitute un
notable vaco.
16-No alcanzaba llenarse ste acudiendo a otras
disposiciones anteriores, como el Decreto de la Asam-
blea Lejislativa de 12 de Marzo de 1831, el Decreto
del Gobierno de 15 de Abril de 1839, los acuerdos de
31 de Mayo de 1851 y 10 de Enero de 1852, y el art
culo 7. del Decreto de 7 de Octubre de 1879; pero s
lo llen el artculo 1. o del Decreto de reforms al C-
digo Civil de 20 de Febrero de 1882, que modific el
artculo 1. de ese Cdigo, estableciendo que las le-
yes obligan en virtud de su solemne promulgacion, y
despues de trascurrido el tiempo necesario para que
se tenga noticia de ellas. La promulgacion, agrega, de-
be hacerse en el Peridico Oficial: la fecha de la pro-
mulgacion ser para los efectos legales de lla, la fe-
cha de dicho peridico; y promulgadas las leyes en la
residencia del Gobierno, se entender que son conoci-
das por todos los habitantes de la Repblica y se ten-
drn como obligatorias despues de quince dias con-
tados desde la fecha de la promulgacion.











15
17--No podia con justicia establecerse que desde el
moment en que una disposicion de observancia jene-
ral se insertase en el peridico official, fuera obliga-
toria en todos los puntos de la Repblica, porque
en muchos de ellos no seria pblica sino despues
de various dias, en mayor menor nmero segun las
distancias, y porque seria imponer el cumplimiento
de una prescripcion legal ntes de que fuera conoci-
da. La publication especial en cada punto de la Re-
pblica, ofreceria tambien graves inconvenientes, entire
ellos el de la diferente poca en que comenzaria re-
jir la ley, el de la forma en que se verificara la pro-
mulgacion y el de la prueba de que sta hubiera teni-
do lugar, as es que para evitarlos ha debido apelarse
otros medios.
18-Los Cdigos modernos, reconociendo que la ley
no puede ser instantnea y simultneamente conoci-
da de todos los habitantes de un estenso territorio, y
que, por lo mismo, debe darse un plazo para que se re-
pute oportuna y generalmente conocida, adoptan u-
nos, como el de Chile, un plazo gradual, declarando,
por ejemplo, que la promulgacion de las leyes se ha-
ce en el peridico official; y en el Departamento en que
ste se public se tiene como obligatoria seis dias des-
pues de la fecha de la publication, debiendo para los
otros Departamentos, tomarse adems de estos dias
uno por cada kilmetro de distancia a la cabecera
respective. Estos cdigos siguen la idea del de Na-
poleon, apoyada en que las leyes son llevadas por
los hombres y marchan con ellos: en que todo es su-
cesivo en esta march y es impossible que todo no
lo sea, siendo en consecuencia la idea de un plazo su-
cesivo y graduado, segun la distancia, la mas confor-













me la verdad y la razon; y en que un plazo uni-
forme tiene el inconvenient de dejar paralizada la
ley en los lugares donde es conocida, para espe-
rar que llegue serlo donde aun no lo es, dando
los que quieran hacer fraude la disposicion nueva,
tiempo suficiente para ello, mientras que aquellos
quienes favorece se hallarian en la imposibilidad de
aprovecharse de sus beneficios.
19-Otros Cdigos, y esa disposicion es la adopta-
da en la reform, para dar la ley un carcter de u-
niformidad en cuanto su fuerza obligatoria, evi-
tando as que, un mismo tiempo, los Departamen-
tos provincias de una sola Nacion se rijan por le-
yes diferentes, fijan un solo plazo, el de determinado
nmero de dias, contados desde la promulgacion de
la ley, en la residencia del Gobierno, para que se en-
tienda conocida de todos los habitantes y comience
entnces, al mismo tiempo, ser obligatoria para to-
dos. sin escepcion.
212-E1 plazo de quince dias que fija el nuestro,
puede ser ampliado 6 restrinjido en las mismas leyes
que se emiten, designndose otro especial (frac. 2."
art. cit.) y entnces, ese debe estarse: se restrinje
cuando es urjente que comience ponerse en prc-
tica la disposicion: y se amplia respect de leyes de
much importancia, 6 que introduced alteraciones
muy trascendentales, 6 son muy estensas, 6 tienen que
conciliarse con el ejercicio de actos que, permitidos
por las leyes anteriores, en su ejecucion necesitan de
cierto tiempo; y desde la fecha en ellas seialada, co-
mienza su observancia, aunque hayan sido publicadas
y conocidas ntes. As sucedi con el Cdigo Civil
y de procedimientos que publicados en 8 de Marzo de













1877 no debian comenzar rejir sino hasta el 15 de Se-
tiembre siguiente: con la Constitucion publicada en
Diciembre de 1879, para que comenzase rejir el 1.0
de Marzo de 1880: con la Ley orgnica del Poder Ju-
dicial publicada en Febrero de 1880. para que empe-
zara rejir cuando la prxima Legislatura hubiera
elejido los miembros de la Corte de Justicia, y con
muchas otras. Si, pesar de esto, ocurriere alguna
vez, que dentro del plazo fijado, no se hubiera hecho
la publication de la ley, su trascurso no seria bas-
tante para imponer su observancia, debiendo siempre
ser anterior ella la promulgacion.


PARRAFO CUARTO.


DEFINITION DE LA LEY.


21-Atendiendo lo que queda dicho respect
de los elements constitutivos de la Ley, puede es-
ta definirse como la declaration solemne y obligato-
ria hecha por el Poder Legislativo sobre objetos de
rjimen social interior y de inters comun, espresa-
da en la forma prescrita por la Constitucion y de-
b idamente promulgada.
22-De esta definition se deduce en primer lugar,
que el Ejecutivo no puede legislar, salvo el caso en
que, conforme la Ley fundamental haya sido auto-
rizado por la Asamblea para emitir aquellas leyes que
ella no pueda espedir por su extension; pero s po-
dr espedir las ordenanzas, reglamentos y acuerdos
TOM. I. 2











18
que sean necesarios para facilitar y asegurar la eje-
cucion de las leyes en todos los ramos de la Admi
nistracion. (inc. 17 art. 77 Const.)
23-Se deduce tambien que la costumbre no tiene
fuerza de ley,por que no es obra del Poder Legislativo.
En los pauses en que se ha admitido la costumbre 6
derecho no escrito, que no es mas que el uso general
prctica de ciertos hechos durante un tiempo mas
menos largo, no solamente tenia el carcter de ley
sino'que podia derogar las leyes anteriores inter-
pretar las dudosas. Asi, habia costumbre fuera de la
ley, contra la ley, y segun la ley. La primer, deci-
dia los casos no previstos por la ley: la segunda, de-
rogaba la ley escrita por actos contrarios ella: la
tercera, interpretaba la ley fijando el sentido en que
debia entenderse.
24-La costumbre no puede en realidad sostenerse ii-
losficamente, sino donde un solo hombre ejerce todos
los poderes pblicos. La teoria roman de que sien-
do la ley la voluntad del Csar, y pudiendo sta ma-
nifestarse por palabras por hechos, era ley tam-
bien una prctica de muchos aos, porque tcita-
mente la aprobaba l con su tolerancia, no puede, co-
mo se advierte en la introduction al Cdigo, aplicar-
se ya pueblos donde los poderes pblicos estn di-
vididos, done las Cmaras Asambleas que ejercen
el Poder Legislativo no son permanentes, y donde
los individuos que las componen, jams hacen, en
sus transitorias apariciones un anlisis de los actos
del Poder Judicial en todos sus ramos. Y por otra
parte, es exacto tambien que si se diera la costum-
bre el carcter de ley, se faltaria al gran principio del
rjimen constitutional modern, segun el cual solo












las Asambleas, Cortes Cmaras Legislativas, tienen
la facultad de dictar leyes en el rden normal, y se
impondria la obligacion de observer una prescription
que carece del requisito esencial de la promulgacion
publication, sin el cual, ni las mismas leyes escri-
tas, tienen fuerza.
25-Se deduce adems de ladefiniciondada, que los
fallos y resoluciones judiciales, tampoco forman ley,
ni pueden invocarse como precedentes para apoyar
en ellos otras determinaciones, estando prohibido
los Jueces juzgar por ejemplos, (inc. 1.0 art. 19 C. Pr.
civ.) y mandado que no juzguen sino por lo dispues-
to en las leyes. Ejemplos precedentes son las re-
soluciones mas mnos frecuentes dictadas decidien-
do algunos negocios: pueden muy bien los Jueces
haber incurrido en error al determinarlos, y asi, seria
muy peligroso aplicar una decision talvez equivocada
otro caso aunque fuera semejante anloga, sien-
do igualmente de tenerse en cuenta que es muy f-
cil engaarse en la semejanza analoja de los casos
que, casi nunca, se presentan exactamente con las mis-
mas circunstancias. Por tanto, en la resolution de
los litigios, ninguna fuerza tiene lo que se llama ju-
risprudencia 6 prctica de los Tribunales, que no es
mas que el conjunto de doctrinas admitidas por los
Tribunales de Justicia, para la decision de ciertos
casos. Esto no significa que esa jurisprudencia ca-
rezca de importancia para el studio del derecho: e-
11a represent las opiniones de hombres versados en
la ciencia y en la aplicacion de las leyes; pero aun e-
se studio, como lo hace notar Pacheco, debe hacer-
se con precaution, a fin deque la razon conserve siem-
pre todo su imperio, y no sea arrastrad por el as-













cendieint'e de la autoridad. En una palabra. la juris-
prudencia de los Tribunales, puede servir de comple-
mento, jams de base fundamental, porque, en este
caso, su conocimiento, lejos de ser provechoso, seria
perjudicial, porque haria fluctuar incesantemente la
inteligencia con las decisions opuestas, no solo de
distintos Jueces y Tribunales, sino, a veces, de un
mismo Juez de un mismo Tribunal.
26-No debe confundirse con la facultad de legis-
lar que solo compete a la Asamblea, y en algunos
casos, con autorizacion de ella, al Ejecutivo, la que
se concede los Jefes Polticos de former con carc-
ter local, reglamentos que contengan las medidas de
polica que exija el buen gobierno de su Departamen-
to, los cuales se consultant al Gobierno y se publican
por medio (le bands en todos los pueblos en donde
hay Municipalidad (Artculo 34. Dec. 7 Octubre de
1879.) Estos Rleglamentos no tienen fuerza obligato-
ria general en la Repblica. y las penas que en ellos
se impongan, aunque sea en virtud de atribuciones
gubernativas y econmicas, no deben ser mayors que
las sealadas por el Cdigo penal, para las faltas res-
pectivas, no ser que se determine otra cosa en leyes
espel-i'le.s.

P'ARRAFO QUINTO.


CA A :' A RT E l S 1) E L A L E Y.


27-La ley, para merecer este nombre,ha de ser just.
es decir no contrariar los principios de razon y de e-












quidad natural que forman la conciencia universal,
consultando al mismo tiempo que esos principios, las
modificaciones que exijen en su aplicacion por la ndo-
le especial y demas circunstancias caractersticas del
pas para el cual se legisla.
28-La ley debe tambien ser jeneraT,es decir ser obli-
gatoria para todos los ciudadanos, sin hacer entire ellos
distinciones imcompatibles con el principio de que
todos son iguales ante la ley. Por esto, segun se ver
despues, se halla consignado que los derechos civiles
son independientes de la calidad de ciudadano, y que
todos los Guatemaltecos gozan de los derechos civiles,
no ser que se hallen en algun caso de prohibicion
espresa de la ley (Artculo 49 y 50 C.) Son inadmisibles,
pues, los privilegios leyes especiales establecidas en
favor de alguna algunas personas en particular, es-
cluyendo a la generalidad; pero, en rigor, no puede
considerarse como tal privilejio que el autor inven-
tor goce de la propiedad de su obra invento por el
tiempo que design la ley, y que la propiedad litera-
ria sea perptua. No solo son injustificables los privi-
lejios, sino que los que en la legislation espaola se
llaman beneficios, leyes concedidas en favor de una
clase de la sociedad, se han suprimido restrinjido
considerablemente por el Cdigo. As qued abolida
la restitution in integrum, y el derecho de tanteo
qued circunscrito muy pocos casos.
29-La generalidad de la ley no significa que idn-
tica disposicion comprenda siempre todas las perso-
nas, por diverso que sea su estado natural y civil. La
igualdad legal exije indispensablemente que se tomen
en cuenta aquellas desigualdades que no son artificia-
les y caprichosas, y que la ley se vaya acomodando













ellas. Puesto que tales desigualdades existen, y que la
ley no puede quitarlas, una igualdad absolute las de-
jara subsistentes, y la ley, por el contrario, debe com-
pensarlas, dando mas garantas y protection al que,
por su debilidad, necesita mas de ella, dejando mas
independencia al que por su capacidad no necesita de
un cuidado inmediato. Por este motivo son diferentes
las disposiciones para los mayors y para los meno-
res de edad: para los capaces y para los incapacitados:
para la muger soltera y para las mugeres casadas.
Mas no podra, por ejemplo, ser una la ley para los
que se llamaran nobles y otra para los plebeyos, co-
mo era en los Cdigos espaoles.
30-Es tambien character esencial de la ley que sus
disposiciones solo miren al porvenir, que solo recai-
gan sobre los hechos posteriores su emision, respe-
tando los anteriores legalmente consumados. Esto lo
consigna nuestro Cdigo, declarando que la ley no
tiene efecto retroactive y que nadie puede impedirse
lo que la ley no prohibe (2 y 3 Cd.) Las leyes, segun
espresan unos modernos expositores del derecho me-
xicano, tienen por objeto satisfacer las necesidades de
la sociedad, evitar un abuso que ha existido en ella,
hasta la fecha de la disposicion que lo combat, me-
jorar la legislation en un punto dado cambiando las
leaves existentes acerca de l hasta entonces. En cual-
quiera de los casos dichos, la fuerza de obligation
que trae la ley, nace con ella, y los ciudadanos no es-
tn obligados respetarlas sino desde que se promul-
gue debidamente: por tanto, el acto que era indife-
rente el dia anterior la publication de la ley que lo
prohibe, desde ese dia, podr constituir una falta,
mas no antes; y los derechos adquiridos bajo el ampa-












ro de leyes anteriores, quedan subsistentes aun cuan-
do ellas se varien despues; porque siendo todas igua-
les en orjen y fuerza legal, el que cumpli con las pri-
meras, debe quedar perfectamente asegurado contra
las ltimas. De otro modo, la ley que castigase con
pena el acto cometido cuando no habia precepto que
lo prohibiera, seria tirnica; y la que quitara ataca-
ra derechos adquiiidos en virtud de ley anterior, co-
metera un despojo y atentara la libertad y garan-
tas de los ciudadanos. Benjamn Constant ha dicho
con razon: que la retroactividad es el mayor atenta-
do que la ley puede cometer: que rompe el pacto so-
cial: anula las condiciones en virtud de las cuales la
sociedad tiene derecho de exijir obediencia al indivi-
duo, porque le arrebata las garantas que le asegura-
ba en cambio de esa obediencia que es un sacrificio.
La retroactividad quita la ley su character: la ley
que retrotre no es ley.
31-Aunque parece muy sencillo el principio de
que la ley no tiene efecto retroactive, envuelve r-
duas dificultades y complicaciones en su aplicacion y
en la determination de su extension; y por esto, y
por la importancia especial que tiene hoy la material
por la transition de la legislation antigua la nueva,
v tratarse de ella segun los diversos puntos sobre
que puede recaer la ley siguiendo para esto el
rden y doctrine de los Diccionarios de Calderon
y de Escriche. Antes, sin embargo, debe adver-
tirse que entire nosotros y conform este principio
del Cdigo de que la ley no tiene efecto retroactive,
esta disposicion obliga no solo al Juez sino principal-
mente al Legislador, de suerte que, no puede por una
declaracion contraria dar la ley que emite dominio











24
sobre hechos con anterioridad consumados. Si ha ha-
bido algunas veces leyes directamente retroactivas co-
mo las que han abolido ciertos privilejios en algunas
naciones, las que han declarado la libertad de todos
los esclavos, las que han suprimido las vinculaciones
instituciones de ese gnero, han emanado de una
razon superior de inters pblico, la que todos han
suscrito considerndola como un element indispen-
sable para la reform, el progress y el bienestar de la
sociedad: porque con ellas, limitadas declarar el
derecho natural, solo se ha hecho revivir, usando las
palabras de Merlin, una ley escrita en el Cdigo eter-
no imprescriptible de la naturaleza, borrando con el
dedo de su omnipotencia los actos que, mientras esta
dormia, dieran un golpe mortal los derechos mas
sagrados del hombre.
32-Para que una ley sea retroactive se require
1. c que recaiga sobre lo pasado y lo cambie. 2.
que este cambio sea en perjuicio de las personas
quienes se refieren sus disposiciones. Es indispensa-
ble lo primero, porque solo as puede decirse que se
legisla, n para el porvenir, sino para el tiempo de a-
trs;'y es indispensable lo segundo, porque consis-
tiendo el vicio de la retroaccion en el mal que causa
los que anteriormente adquirieron un derecho, si
ese mal no existed, falta el principal motivo para limi-
tar la accion del legislator.
33-El negocio pendiente todava al publicarse una
ley, no puede tenerse como hecho pasado; y as, pue-
de y debe juzgarse por ella sin que haya retroaccion.
Las leyes espaolas, por ejemplo,. permitian al testa-
dor que diese poder otro individuo para que testara
por l; y el Cdigo, no solo lo prohibe, sino que de-












clara que el que muera habiendo dado poder para tes-
tar, se reputa muerto sin testamento, y entran su-
cederle los herederos legales. (Artculos 805, 807 C.)
Los testamentos hechos por los apoderados antes de
que rijiera el Cdigo, son actos pasados ya, y no pen-
dientes: en consecuencia, son vlidos y produce su
efecto y estan fuera de la nueva disposicion; pero to-
dos los poderes otorgados antes de que empezara
rej.ir el Cdigo Civil, no han podido ejercerse despues,
porque el acto no era pasado todavia sino pendiente;
y por tanto estaba sujeto al alcance de la nueva ley.
Esto mismo debe decirse respect de fideicomisos,
testamentos hechos en coman por dos mas personas
y de otros actos semejantes.
34-La segunda condition para que haya retroac-
cion en la ley se verifica cuando se dcstruyen derechos
adquiridos; peron cuando simplemente se trata de
derechos futuros esp.ectativas. Derechos adquiri-
dos actuales son los que pueden ejercitarse desde
luego; los que ya se poseen y se reputan por lo mismo
como parte del patrimonio efectivo. Tales son los que
se derivan inmediatamente de un contrato de un
testamento, cuyo autor ha muerto: no as los derechos
facultativos, menos que ya se hayan ejercitado, y
por razon de ese ejercicio, se hayan hecho nuestras
las cosas que son su objeto. Estas facultades otorga-
das por la ley, son esencialmente revocables, porque
el legislator permit pero no se obliga y puede reti-
rar la facultad, sin just motivo de queja de aquellos
que aun no han hecho uso de ella.
35-Las espectativas derechos futuros, solo son
grmenes de derecho que, para convertirse en verda-
deros derechos, necesitan indispensablemente que ten-


UNIVERST T OF FLORIDA



VOI ____.











26
gan lugar este 6 aquel suceso, esta 6 aquella circuns-
tancia. Si hoy, v. g. se institute por heredero un
individuo que, segun las leyes actuales, es capaz de
heredar, mientras viva el testador, solo tiene una es-
pectativa, un derecho future la herencia; pero ten-
dr un derecho efectivo y adquirido, cuando muera el
testador. S pues, antes de la muerte de ste, se d una
ley en virtud de la cual ese individuo y los dems que
estan en la condition de l,son incapaces de heredar,
el testament no producir efecto, pero lo contrario
suceder si la ley se emite despues de muerto el testa-
dor: entonces el heredero tiene ya, no simple especta-
tiva, sino un derecho adquirido que no puede arreba-
tarle la ley. Bajo estas bases se puede hacer con fa-
cilidad el exmen especial de los diferentes negocios
que puede aplicarse la teora espuesta.
36-CAPACIDAD DE LAS PERSONAS. La capacidad
civil de las personas, est siempre bajo el do-
minio razonable de la ley y sta puede ampliarla, res-
trinjirla hacerla desaparecer, segun las circunstan-
cias y las exijencias del interest general, de modo que
se vuelva incapaz para ciertos actos el que antes tenia
capacidad civil. Las leyes espaolas, por ejemplo, fi-
jaban la edad de 25 aos para la mayora de edad y
el consiguiente ejercicio de los derechos civiles. La
ley de 19 de Diciembre de 1871 y despues, el Cdigo
Civil (Artculo 28) establecieron la mayora los 21
aos, y estas disposiciones comprendieron aun los
menores nacidos antes de que ellas se emitiesen. Por
el contrario, si volvieran rejir aquellas, los que la
fecha que empezaron ser obligatorias no hubieran
cumplido todavia los veinticinco aos, volverian la
condition de menores, aunque antes hubieran cum-












plido veintiun aos; y hubieran adquirido, por lo
mismo, la calidad de mayores, porque, como se dijo
ya, las facultades otorgadas por la ley, no tienen el
character de irrevocables, pues el Legislador no con-
trae el compromise de no retirar la concession en nin-
gun caso, aunque el inters pblico exija que se haga
alteracion. Mas s sern vlidos todos los actos y con-
tratos celebrados por ellos antes de la ley que retarda
la mayora, porque en todo lo que ya se puso en prc-
tica la facultad, debe mirarse como un derecho ad-
quirido, y no puede quitarse sin grave perjuicio, es-
pecialmente de tercero. Con igualdad de razon, pudo
declararse, como se hizo, que los hijos menores que
al comenzar rejir el Cdigo Civil, se encontraran en
tutela curatela caerian en la potestad dela madre.
y que si sta no existia continuaria la tutela (Artcu-
lo 1915 C. Pr.)
37-CONTIATOS Y CUASI CONTRATOS. Consecuen-
cia natural de todo contrato es que las parties
quedan obligadas su cumplimiento, en virtud de la
ley y de la obligation recproca que voluntariamente
se imponen. La ley determine las condiciones que
los contratantes deben sujetarse en sus arreglos y tran-
sacciones; pero, en cuanto est hecho el contrato con-
forme a la ley existente, es un hecho consumado, un
acto pasado ya, que no est sometido las leyes que
despues se emitan. As pues, cualquier cambio en la
legislation sobre los contratos, mirar solamente lo
venidero; mas todos los ajustados con anterioridad
l, quedan sujetos en su fondo, en su forma, en su
mutabilidad inmutabilidad y en las causes por que
se anulan rescinden, las prescripciones bajo cuyo
imperio se celebraron. Una ley que introduce nuevas












causes dle resolution, rescision revocacion de los
contratos, no se aplica contratos anteriores si se de-
rivan de hechos anteriores ella, de hechos poste-
riores que no dependent de la voluntad de la parte
contra quien la resolution se pide; pero podr aplicar-
se si las causes provienen de hechos posteriores y de-
pendientes solamente de la voluntad de esa part. Si
al contrario, se suprime alguna de las causes de reso-
lucion que tntes habia, no es aplicable esto los con-
tratos anteriores, porque no puede impedirse que a-
qu iellas causes sign produciendo su efecto.
:38-El principio de que se ha tratado se hall con-
signado de un modo terminante en el Artculo 2,443
del Cdigo Civil que declar que las decisions de los
juicios sobre contratos hechos anteriores su pro-
mulgacion, deben arreglarse las leyes que rejian en
la poca en que se celebraron acontecieron.
39-Lo dicho es aplicable no solo los contratos he-
chos simplemente, sino tambien los condicionales
cuya condition hubiere estado pendiente al empezar
rejir el Cdigo, porque si es cierto que no puede pe-
dirse el cumplimiento del contrato condicional, min-
tras la condition no se haya cumplido, el contrato con-
dicional cuya condition se cumple, se consider eficaz
desde que se celebr; y pasan los derechos y obliga-
ciones que de l resultan, los herederos de los contra-
tantes que hayan fallecido, si el contrato es de aque-
llos cuyos efectos se trasmiten los herederos (Artcu-
lo 1,454 C.)
40-Como los cuasi contratos solo se diferencian de
los contratos en la clase de consentimiento que les sir-
ve de base, lo que acerca de retroactividad se establece












de los unos, debe entenderse tambien respect de los
otros.
41-TESTAMENTOS. Es principio de lejislacion u-
niversal que las disposiciones de un testamento no se
consideran irrevocables hasta despues de muerto el
testador; porque mintras este vive, puede siempre re-
vocarlas alterarlas su arbitrio. As lo reconoce
tambien nuestro Cdigo declarando terminantemente
que el testamento no produce efecto sino desde la
muerte del testador (770 C.) Muerto pues, el testador,
su testamento es una cosa pasada; y no pueden apli-
carse l leyes posteriores; pero, si estas comienzan
rejir, viviendo todavia el autor del testamento, debe a-
tenderse si recaen sobre las formalidades estrnsecas,
6 sobre las disposiciones mismas que contiene, 6 so-
bre la capacidad legal del testador, sobre la de los
herederos instituidos.
42-En cuanto las formalidades esternas, el tes-
tamento se tiene como un hecho consumado desde que
se otorga. Si en su otorgamiento se guardaron las so-
lemnidades prescritas por las leyes vijentes, aunque
despues se aumenten 6 cambien esas solemnidades, el
testador no tendr que deshacer su testamento y ar-
reglarlo en su forma las nuevas leyes. El tiempo ri-
je aqu las solemnidades esteriores del acto. Si el tes-
tamento era nulo con arreglo las antiguas leyes ,por-
que habia faltado un testigo, por ejemplo, y ntes de
que muera el testador, se modifica la ley. disminuyen-
do en uno el nmero de los testigos, de suerte que el
testamento quede conforme las prescripciones de la
ley posterior, ;deber tenerse como vlido! Pienso
que no, porque nulo el acto en su orjen por la infrac-
cion de una ley que rejia en el tiempo en que se hizo,













no puede volverse valedero sin otro acto nuevo de
parte del testador.
43-Respecto del fondo de las disposiciones testa-
mentarias, cuota de libre disposicion del testador, y
capacidad de los herederos, el testamento no es un
hecho consumado sino un negocio pendiente hasta la
muerte del testador. Pueden pues, las nuevas leyes,
sin ser retroactivas, tener aplicacion ese testamento
que todava no puede mirarse como pasado; y por con-
siguiente, solo deber cumplirse en lo que no sea con-
trario ellas, tenindose present que la capacidad
del heredero se juzga por el tiempo de la muerte del
testador, y debe arreglarse por las leyes que rijan en
ese dia.
44-Los testadores deben siempre haber tenido capa-
cidad de testar en la. fecha en que se hace el testamento,
y conservarla cuando mueren. Si cuando testan son
legalmente incapaces, una nueva ley que quite esa
causal de incapacidad, no d valor por s sola al testa-
mento otorgado durante la incapacidad. Si testan en
una poca en que tienen capacidad legal, y una ley
posterior la quita, el testamento no tiene efecto, y la
nueva ley no es sin embargo retroactive, porque no
habia un derecho adquirido, sino un negocio todavia
pendiente. Pero'si el testador tenia capacidad legal
para testar al otorgar el testamento'y la tenia tambien
al tiempo de su muerte, aunque en el tiempo interme-
dio hubiera rejido alguna ley que lo hiciera incapaz,
la disposicion testamentaria se reputar como vale-
dera.
45-Entre las disposiciones transitorias que rejistra
el Cdigo de Procedimientos Civiles, el artculo 1.912
orden que quedaran subsistentes los nombramientos












de albaceas hechos en testamentos anteriores al dia en
que comenz rejir, con tal de que el nombrado no
tuviese impedimento legal y no hubiera herederos for-
zosos. Si los hubiera, el albacea deberia ser elijido
conforme al Cdigo Civil, y en ningun caso podria du-
rar en el ejercicio de su encargo mas de un ao conta-
do desde la fecha en que el Cdigo tuviera fuerza
legal.
46-SUCESIONES INTESTADAS. En estas. los derechos
de los herederos se regulan por las leyes que rijen al
abrirse la sucesion, esto es, al morir la persona cuyos
bienes se heredan abintestato. Si hoy fallece un indi-
viduo cuyos herederos son los parientes colaterales, y
maana se declarase por otra ley que los colaterales
no heredan abintestato, no perderian aquellos su'de-
recho ya adquirido; mas si la nueva ley se hubiera da-
do ntes de la muerte de aquel quien se hereda, se
rejia por ella la sucesion, porque los nombrados he-
rederos solo tenian una espectativa derecho future
pendiente.
47-PROCEDIMIENTOS JUDICIALES.- Las leyes que
se emiten despues del fenecimiento de un process,
no afectan los procedimientos seguidos. En lo que
toca los juicios que se esten siguiendo al tiempo de
promulgarlas, se consideran pasadas todas las dili-
gencias practicadas antes de la ley nueva: las no
practicadas aun, se sujetan las leyes posteriores,
porque no son hechos consumados todavia. As, el
art. 1910 del Cdigo de Procedimientos Civiles de-
clar: que ste debia sujetarse la sustanciacion de
los negocios pendientes, en el estado en que se en-
contrase el dia en que comenzara rejir; y consultan-
do un principio de equidad, aadi que, si los tr-













minos sealados para un acto judicial, fueran meno-
res por el Cdigo que los que estuviesen ya concedi-
dos. se observaria lo dispuesto en la lejislacion ante-
rior. El Cdigo seala, por ejemplo, como trmino
probatorio legal el de cuarenta dias (621) que por las
leyes espaolas era de ochenta: si al comenzar re-
jir el Cdigo de procedimientos, ya estaban concedi-
dos los ochenta dias, debia aguardarse que se con-
cluyeran para tener por fenecido el trmino.
48-No pueden los procedimientos antiguos conti-
nuar empleandose en los asuntos anteriores por la im-
posibilidad de hacer revivir las formalidades abolidas,
en gracia de solo un individuo, y por la naturaleza de
los mismos procedimientos que, teniendo por objeto
indagar la verdad ordenando el juicio, deben ser los
que actualmente ve el lejislador que mejor conducen
ese efecto.
49-Las sentencias, en cuanto su forma, estan com-
prendidas en los procedimientos: en cuanto su esen-
cia. siendo la aplicacion de las leyes los casos par-
ticulares, deben, por regla general, fundarse en las
leyes que rejian en la poca en que tuvo lugar el
contrato hecho sobre que recaen (2443 C. Pr.) sal-
vo que se trate de materials en que segun los princi-
pios de que se ha hecho mrito, la ley nueva deba
tener aplicacion, sin ser propiamente retroactive.
50-Los recursos contra las determinaciones judi-
ciales se rijen por los mismos principios que los pro-
cedimientos, de suerte que, en rigor, no puede tener
lugar un recurso que, aunque reconocido al iniciarse
el juicio, ya no es legal al tiempo de interponerlo. Y
sin embargo, en este punto, por una consideration de
equidad. casi siempre las leyes que suprimen una












instancia 6 recurso, contienen alguna disposicion es-
.pecial acerca de los que estan pendientes. Por eso
,el artculo 1911 del C6digo de Procedimientos Civiles
declar que los recursos que estuvieran legalmente
interpuestos cuando comenzara rejir, serian admiti-
dos, aunque conforme l no debieran serlo; pero se
sustanciarian de la manera que en l se previene pa-
-ra los de su clase. Por eso tambien, al abolirse por de-
.creto de 1. o de Junio de 1882, el recurso de splica,
.se declar que esa abolicion no obstaba para que con-
tinuasen su curso las splicas que estuvieran ya o-
torgadas.
51-Lo que se dice de los procedimientos es apli-
cable las leyes que amplian, restrinjen suprimen
los fueros especiales, y en conformidad esto, el
Decreto de 25 de Agosto de 1835 declara que tales le-
yes rijen desde la fecha de su publication, aun res-
pecto de las causes que versan sobre delitos contra-
tos anteriores. Si -la -ley declare, por ejemplo, que no
hay fuero military en asuntos civiles, los juicios pen-
dientes pasan desde luego para su prosecution y fene-
cimiento los tribunales comunes. As, el art. 589 de
la segunda parte del Cdigo Militar, habindose su-
primido el fuero en asuntos civiles de mayor cuantia,
mand pasar desde luego los juicios pendientes los
Juzgados de 1. -Instancia que correspondiera, con
previa citacion de las parties.
52-Los medios de prueba no pueden considerarse
como simples procedimientos; afectan la parte sustan-
tiva del derecho, y as, cuando se trata de probar en
juicio una obligacion, pose atiende para esa prueba
la ley del tiempo en que se ejecut la accion, sino
la del tiempo en que se yerificaron los hechos de don-
3












de nace, porque de otra suerte se opondria la inten-
cion manifiesta de los contrayentes y se perjudicaria
su derecho cuando ellos no dejaron de observer ley
alguna. As, si ntes del Cdigo se contrajo una o-
bligacion, aunque sea por mas de 500 pesos, podria
hoy probarse con testigos pesar de que el Cdigo
ya no admit esa prueba.

53-EJECUCION DE CONTRATOS Y SENTENCIAS. Eje-
cutoriadas estas perfeccionados aquellos, nacen
para las parties interesadas, acciones que se cuentan
entire los derechos adquiridos; y as, subsisten aun-
que cambien las leyes, solo que el modo de ejecutar-
los, sea la forma en que ha de exijirse su cumpli-
miento, se rije por las leyes posteriores por ser futu-
ra todavia.
54-Aqu tambien, lo dicho de los contratos, es
aplicable los cuasi-contratos. Conforme esto, el
artculo 1913 del Cdigo de Procedimientos Civiles
estableci que, al publicarse ste, quedaban subsis-
tentes los nombramientos de tutores y curadores he-
chos con anterioridad la fecha en que comenzaba
rejir; pero que, en el ejercicio de sus funciones, y en
la duracion de ellas, se sujetarian lo prescrito en el
Cdigo Civil. El 1914 dispuso que los negocios rela-
tivos tutela, testamentaras y intestados, ante-
riores al Cdigo Civil, se sujetaran los requisitos
que acerca de ellos se exijen en ste, ya para la ad-
ministracion y su garanta, ya para la rendicion de
cuentas el procedimiento.

55-PRESCRIPCION. La prescripcion, mientras no
est cumplida, no es un derecho adquirido sino una











35
cosa future, sujeta las leyes que se den antes de
que se consume, las cuales pueden por consiguiente
restrinjirla modificarla. Entre las disposiciones
transitorias puestas al final del Cdigo de Procedi-
mientos Civiles se contiene la del artculo 1916 que,
aclarado por el artculo 332 del Decreto respective de
reforms, establece que la prescripcion se computa-
r contando el perodo anterior al' Cdigo Civil con-
forme la legislation antigua, y el posterior la fe-
cha en que comenz rejir, conforme a ste. Pero si
al comenzar rejir, se hubiese cumplido el plazo de
la prescripcion que el mismo design, y no estuvie-
se terminado el plazo reconocido por leyes anterio-
res, tendr la persona contra quien se haya prescrito,
el trmino de un ao para hacer valer su derecho.
Esta concession se fund en que el Cdigo, limitando
los trminos de la prescripcion, podia causar perjui-
cios, teniendo por consumada, en un moment dado,
una prescripcion que no lo estaba, conforme las le-
yes bajo las que habia comenzado; y para no cau-
sar ese perjuicio, era indispensable conceder al-
gun tiempo para el ejercicio de ese derecho que
conform la ley anterior, no se habia estingui-
do. Supongamos, por ejemplo, que un individuo
tenia su favor una accion hipotecaria. Conforme
la ley 63 de Toro, el trmino de prescripcion era de
30 aos y conforme al artculo 658 del Cdigo Civil
es de quince. Si al comenzar rejir este, iban corri-
dos diez, el acreedor cuenta con otros cinco; pero si
iban corridos diez y seis, si bien es cierto que no ten-
dr los catorce que todavia faltaban segun la ley an-
tigua, tambien lo es que no se tendria por prescrita
inmeditamente la accion, en virtud de haber pasado-












iii:s de quince aios, sino que el acreedor tendr un
ao mas para ejecutarla. i)e lo contrario, se perde-
ra el derecho adquirido de poder aun llevar cabo
li action, y el deudor convertiria su prescripcion fu-
i ura en derecho adquirido. Para evitarlo, dando al
mismo tiempo today su fuerza las nuevas leyes, el
(!Cdigo arregl lass prescripciones pendientes de mo-
do queno 1perjudicaran los derechos adquiridos al
liempo de su promilg:acion.

;-)'i: nc os Y F'.\,TA. En material penal es 1mu-
cho mas indispensable el principio de que la ley no
tiiee efecto retroactivo. Los hechos ejecutados cuan-
do o li habia ley que declarase i su author sugeto res-
Ionsablilidad criminal, estan fuera del aleance de to
da ley posterior. Los heclhos ejecutados cuando la ley
imponia ;: su author determinadla lpna, lque por otra
disposicion se hia aumentado, antes o despues dejuz-
gados definitivamente, no pueden rejirse en la pena-
lidad p)or la ley posterior que agrav el castigo. En
et.e conceptlo, el articulo 17 del ('Cdigo penal comuni
y el 1(; del penal Militar, declaran que no seraL casti-
gad)o niiigun delito ni falta, con pena que no se halle
establlecida por ley anterior t su perpretacion.
t-7-El efecto retroactivo seria injustificable para
:a'gravar la position del reo del delito; pero no su-
celde lo mismo cuando la retroacion va A serle favora-
ble. As el artculo 18 del Cdigo penal comun consig-
lna:. que siempre que la ley modera la pena sealada
un delito falta, y se publicare antes de pronunciar-
se el f llo que cause ejecutoria contra reos del mismo
delito falta, disfrutarn estos del beneticio de la
ley. Mas anmplio todavia el articulo 17 del Cdigo pe-











37
nal military, establece que las leyes penales militares
tienen efecto retroactive en cuanto favorecen al reo
de un delito falta, aunque al publicarse aquella, hu-
biera recaido ya sentencia time, y el condenado es-
tuviera cumpliendo ya su condena.
58-Estas disposiciones se entienden en trminos
que si la ley posterior declare no justiciable el hecho
que la poca de la ejecucion constituia delito, no so
impone t su autor ninguna pena: que el delincuente
puede acojerse 1t todas las disposiciones favorable
posteriores, aunque no reduzcan directamente la pena,
por ejemplo, i las leyes nuevas que tijen menores tr-
minas para la prescription de las acciones penales; y
por ltimo, que de todas las leyes que han rejido en el
tiempo corrido desde la ejecucion del delito hasta la
sentencia, debe tomarse la mas benign para el pro-
cesado.
t9-Esto se fund en que en lo criminal no hay el
conflict de derechos privados que hay en lo civil; y
la aplicacion inmediata de la nueva ley mas benign,
no infiere perjuicio t nadie. Es verdad que hay un
interest social que reclama el castigo; pero ese interest
no tiene en mira la venganza sino la repression compe-
tente del delito. Si la ley posterior declare que el he-
cho que antes se castigaba como delito, no lo es,seria
injusto inmoral que se impiusierra castigo , los que
lo ejecutaron, solo por haber sido antes de la lti-
ma ley. Si la ley posterior consider que las anterio-
res fijaban una penalidad excesiva inconvenient, y
por eso la ha reducido4 no se debe emplear aquella
pena mas rigorosa, pero reprobada ya por la ley ca au-
sa de su rigor y desplroporcion.
60-En cuanto las acciones civiles que nacen de













los delitos, como en ellas no se trata de un interest so-
cial, sino del interest particular, de la indemnizacion
que tiene derecho todo el que ha sido perjudicado
por hecho de otro, pertenecen lo pasado y se rijen
porlo mismo, en cuanto su fondo, por las leyes de
la poca en que tuvo lugar el hecho que les di orjen.

61-LEYES DEL RDEN POLITICO. En esta material
que es de rden pblico, tiene lugar tambien el prin-
cipio de la no retroacion; pero presentndose el caso
en que el efecto retroactive de una ley fuese prove-
choso los intereses pblicos, sin perjudicar los
particulars, podria drsele sin inconvenient, y la ley
seria no solo til sino just. En lo relative la segu-
ridad de la nacion y al rden pblico, no hay derechos
adquiridos de los individuos; y asi, una ley sobre e-
sas materials destruye los efectos de las leyes anterio-
res, que sean contrarias ella.
62-La retroaccion de las leyes de Derecho Pblico
se verifica tambien cuando se refieren al ejercicio de
los derechos politicos. El Estado, como hace notar
Pacheco, es siempre dueo de fijar la capacidad pol-
tica de los ciudadanos, estendiendola restrinjindo-
la, porque esa capacidad estado es una convention
puramente social, que solo da facultades aptitudes,
que no se adquieren irrevocablemente, sino que se e-
jercen mintras dura la ley que las crea. Y por otra
parte, sometida inmediatamente la capacidad poltica
al inters pblico, puede la ley variarla, cuando as
lo exijan las ciscunstancias de la sociedad, sin que
por eso violb derechos adquiridos. Si se da una ley
para que puedan ser electores los que tengan 21 aos,
aunque ntes hubiese habido otra que exijiera 25, la












primera se aplica todos; y si el caso fuera la inver-
sa, se aplicaria la segunda todos, aun aquellos
que ya hubieran alguna vez ejercido ese derecho, me-
diante la ley anterior. Lo que s no podr hacerla ley
nueva es anular los actos ya ejecutados y consumados
en virtud de la ley anterior, porque se verificaron te-
niendo en su apoyo la capacidad otorgada por la ley
existente entnces.

63-LEYES INTERPRETATIVAS. Algunos afirman que
las leyes interpretativas, esto es, las que aclaran
esplican una ley anterior, tienen efecto retroactive. Lo
tendrian ciertamente, si fueran con propiedad una ley
nueva, pero, en rigor, no son mas que una declara-
cioninterpretativa. As como el Juez, al declarar el
sentido de una sentencia oscura, no da una nueva sen-
tencia sino meramente una declaracion de la ya pro-
nunciada, el legislator, al declarar'el sentido de una
ley oscura, no da una nueva ley, sino una declaration
de la dictada con anterioridad. Esa declaracion no
manda, prohibe permit nada por s misma, sino
que espresa con mas claridad lo que una ley anterior
habia ya mandado, prohibido permitido. Ese acto es
seguramente retrospective, porque mira hcia atras,
esto es, la ley cuyo sentido declara, pero no retroac-
tivo, porque no obra hcia atras, desde que no lleva
en s efecto propio, sino el de la ley;que interpreta y
la cual se incorpora. Mas esta ley, aunque oscura,
ha sido obligatoria desde su promulgacion, y por er-
roneo que sea el sentido que se le, hubiese dado, no
por eso la declaracion que la interpreta podr afectar
.en manera alguna las sentencias ejecutoriadas en el
tiempo intermedio; de otro modo, s tendria la decla-











40'
racion efecto retroactive sobre hehs ya consiimados'
(Chacon, Esposicion razonada.)
64-Lo mismo debe suceder con las leyes que rec-
tifican errors de otras. La ley colrctria se retrotrae'
al tiempo de la ley correjida, pero dejando subsisten-
tes los derechos adquiridos en virtud de la ley erronea.


PARRAFO SESTO.


EF EC T OS DE LA LEYEf S.-


65-E1 efecto inmediato de t6da ley debidamente
publicada, es obligar todos observarla. Sin nece-
sidad de enterar todos los individuos, de uno en u-
no, de lo que la ley dispone, hy una presuncion que
no admite prueba en contrario, de que una vez pu-
blicada en forma, todos la conocen porque todos es-
tan obligados conocerla. De all los principios de
que: la ignorancia del derechd no aprovecha y de
que: tanto da conocer efectivamente la ley como ha-
ber debido podido conocerla
66-Consecuencia inmediata de lo que acaba de'
decirse es que nadie pueda alegar en su favor la ig
norancia de las leyes (19 C.) La prtieba de que una
persona en particular ha tenido conocimiento de la
ley es casi impossible, muy difiil en la mayoria de'
los casos, y envuelve graves inconvenientes; y la
igualdad legal exije que no se hagan escepciones,com-
prendiendo en ellas las mujres, los aldeanos,
los militares y los menores quie; como en la legis












lacion espaola, vendrian constituir la regla gene-
ral, erijiendo en principio la inobservancia autoriza-
da de las leyes.
67-Consecuencia del carcter obligatorio de la ley
es tambien que no pueda ser renunciada (7 C.) De
lo contrario quedaria en mano de los individuos que.
habian de respetarla y cumplirla, dejarla sin efecto,
con solo hacer renuncia de ella. Acerca de este parti-
cular, hay que tener present que las leyes pueden
ser prohibitivas, preceptivas y permisivas. Prohibi-
tivas las que, como su nombre lo indica, prohiben al-
guna cosa, por ejemplo, que el tutor adopted su
pupilo ntes de terminada la tutela y aprobadas las
cuentas (270 C.): que se renuncie el derecho de pres-
cribir (634 C.) Leyes de esta especie claro es que no
admiten renuncia. Hay otras preceptivas que man-
dan que se haga esto aquello, que se proceda de
este del otro modo, por ejemplo, que en el otor-
gamiento de los testamentos deban concurrir tales o
cuales circunstancias, tales cuales otras solemnida-
des: que los contratos cuyo interest esceda de qui-
nientos pesos se hagan constar en escritura pblica
6 privada. Estas leyes que equivalent prohibir lo
contrario de lo que en ellas se prescribe, siguen la
misma suerte de las prohibitivas, y en consecuencia,
tampoco cabe renunciar de ellas. Finalmente, hay
leyes llamadas permisivas, porque se limitan con-
ceder una facultad de la que puede no hacerse u-
so, y por lo mismo que se trata de un derecho facul-
tativo, no hay inconvenient en que se renuncien,
siempre que en realidad el derecho sea puramente
privado, sin afectar el .rden pblico ni las buenas
costumbres que van comprendidas en aquel, ni los.













lejtimos derechos de un tercero. As, la ley conce-
de al fiador el derecho de pedir que se ejecute al
deudor ntes que l; pero es libre para renunciarlo
(2227 C.): as tambien la ley da las parties para la
prueba de los hechos que se controvierten, el trmi-
no de cuarenta dias; pero las parties pueden pedir que
se d por concluido el trmino renunciando l.
aunque no est vencido todavia (662 Pr.) As es, la
inversa, que la ley no admite el pacto de que no que-
de el vendedor sujeto al saneamiento que result de
un hecho personal suyo (art. 1586 C.) Mas cuando la
ley prohibe la renuncia, aunque sea de un derecho
facultativo, no puede hacerse; por ejemplo, la facul-
tad de revocar la donacion (733 C.) La mujer no pue-
de renunciar en las capitulaciones matrimoniales la
facultad de pedir separation de bienes. (11C5 C.)
68-El artculo 7. o del Cdigo Civil que se refie-
re a ese particular ha quedado modificado por el
2. del Decreto de Reformas de 20 de Febrero de
1882 en el que, consignndose con mas claridad y
precision los principios de la material, se dice: "Pue-
den renunciarse los derechos conferidos por las le-
yes con tal que solo miren al interest individual del
renunciante y que no est prohibida su renuncia:
pero no podrn derogarse por convenios particula-
res las otras leyes en que est interesado el rden
pblico."
69--Las leyes prohibitivas de que ya se ha hecho
mencion tienen por objeto reprimir ciertos hechos,
aunque con una sanction meramente civil sin acudir
al castigo pblico que imponen las leyes penales.
La prohibicion se propone precaver un fraude e-
vitar que produzcan derechos, actos contrarios





-. -~~-**


43
ella, al interest social y las buenas costumbres. Sien-
do tal elfin, su efecto natural es la nulidad del ac-
to prohibido otra consecuencia sealada especial-
mente por la ley; y de aqu se infiere que los ac-
tos ejecutados contra el tenor de las leyes prohibiti-
vas son nulos escepto en los casos en que las mismas
leyes acuerdan su validez (9 C.)
70-A veces la misma ley prohibitive contiene la
declaracion especial de nulidad de los actos contra-
rios ella, pero esto no es indispensable para que
haya nulidad, mnos que la misma ley disponga
otra cosa: as, se prohibe que el fiador se oblige
por mayor cantidad con mas gravmen que el fia-
do; y no obstante, no es nula la fianza sino que. sola-
mente se tiene por no hecha en cuanto al esceso
'(2223, 2224 C.) porque la ley as lo declare.
71-Cuando la ley declara nulo algun acto, con el
fin espreso tcito de precaver un fraude de pro-
veer algun objeto de conveniencia pblica priva-
da, no puede dejar- de aplicarse la ley aunque se
pruebe que el acto que ella anula no ha sido frau-
dulento y contrario su fin (10 C.) Si se permi-
tiera esa prueba, seria fcil, por una parte, eludir la
ley, so pretesto de interpretariones equitativas para
casos particulares; y por otra, quedaria su aplicacion
al arbitrio del Juez, lo cual debe evitarse. Si un tes-
tador, por ejemplo, institute por herederos su
confesor, al escribano que autoriza el testamento,
ser nula la institution, aunque se pruebe que no hu-
bo sujestion ni influencia del confesor ni fraude del
escribano, porque la ley lo prohibe con un fin de
conveniencia pblica, cual es que no se violent,
coarte suplante la voluntad del testador (811 C.)















PARRAFO SETIMO.


E T E N SI ON ,S J R I S D I C C I ( N A L 1 E

LAS LEYES.


72-Para proceder con mayor claridad en esta ma-
teria, es decir, para determinar qu personas, cosas
y contratos se estiende el imperio de una ley, convie-
ne tratar de su extension respect de las personas, de
los bienes races, de los muebles y de las formalidades
esternas de los actos jurdicos. Al efecto, las leyes se
dividen en personales que reglamentan el estado y la
capacidad civil de las personas: en penales y de poli-
cia y seguridad que tienen por objeto larepresion de
los delitos, la conservation del rden public y la se-
guridad del Estado y de los ciudadanos: en reales,
que recaen sobre la calidad y derechos de los bienes 6
cosas; y en formales que reglamentan las forms ester-
nas de los actos procedimientos.
73-Las leyes penales, de policia y de seguridad,
obligan todos los que se encuentran en Guatemala,
sean residents transeuntes, nacionales estranje-
ros, salvas las disposiciones establecidas por el dere-
cho international (artculos 4 C. y 100 del Dec. de 30
de Setiembre de 1879.) La razon es que todo el que se
halla en Guatemala est protejido por sus autoridades
en su persona y en sus bienes, y debe, por lo mismo,
someterse las leyes que, para prestar esas garantas.











45
consignan las disposiciones convenientes, ya penales
ya de seguridad y policia. El rden no podria conser-
varse, ni mantendria el Estado su soberana si se dis-
pensara su observancia, y si se admitieran en el
particular otras escepciones que, las que el de-
recho de jentes ha consignado, para guardar toda
consideration la independencia del carcter diplo-
mtico. Cualquier estranjero pues, 6 national que,
fuera de esos casos de escepcion, infrinja en Guate-
mala una ley penal un reglamento de policia, ser
juzgado por los jueces y tribunales.de Guatemala con
arreglo nuestras leyes y sufrir la pena que ellas ha
yan determinado. Aun cuando el delito haya sido co-
metido fuera del territorio de Guatemala, hay casos en
que el Cdigo de Procedimientos Criminales atribuye
competencia nuestros jueces para conocer de esos
process, dadas ciertas circunstancias (articulos 23,
24, 25)
74-La ley personal o estatuto personal, segun es-
plican Laserna y Montalban es la que se refiere direc-
ta y esclusivamente al estado civil de la persona, y
por lo tanto, su condition y capacidad para los actos
de la vida civil. El estatuto personal, dicen, sigue al
hombre done quiera que est y le sujeta la ley del
pas que pertenece. Con arreglo ella se decide si uno
es national no, si est no en el ejercicio de sus dere-
chos civiles, si es padre hijo de familiar, lejtimo .i-
lejitimo,mayor menor de edad: se determine la esten-
sion, derechos y deberes de la autoridad paterna, la
lejitimacion, la adoption y la emancipacion: la cons-
titucion, naturaleza, facultades y responsabilidad de
los tutores y guardadores de los menores incapacita-
dos, el llamamiento de los que han de desempear


I~por~W4i8aiis~~~5~-r~pp~na~m~~~'""~R












esas funciones: la capacidad para contraer matrimo-
nio; la validez intrnseca del ]acto y sus efectos civiles
respect la autoridad marital, tanto en lo que con-
cierne a: las personas como a los bienes de cada uno
de los conyu.jes y de la sociedad conjugal; la di-
solcioin del imatrimonioi el divorcio 6 separation
tde los casados; la calacidad de obligarse y de obligar
: otros, la (le comparecer en juicio, la dle testar y ad-
lquirir por testameneto, y la de trasitir y adquirir por
sucesion intestada. ,En estas materials, el estranjero
que esti en (Gulatemala sigue sujeto a la ley del pas
e lpertenece, comlo lo esti las de (uatemala el guL-
teiilalteco que se lialla in el estranjero ilieltirais coln-
serva su nacionalidad. La ley declare, Ipor ejemplo, la
mayvora : los 21 ani os: nin.-,un guatemalteco se relpu-
tar mayor hasta esa edad, a un cuando estuviera en
un pas cuyas leyes fijaran la mayora los 18 aos.
Y si 1por el conltrario, estuviera en 1un pas en que la
lmayora filuse a los 2 a:hos, le bastaria haber cuni..
plido 21 piara ser Imayor. As tambien, el matrimonio
entre estraiujeros, celelrado fuera de (G atenmala surte
aqu todos sus efectos civiles, si es vlido en el pais
en que se celebrl (1'21 (C.) y por eso tamlien es condfi-
cion indispensable para lque produzca electos civiles
en (Guatemala el matrimonio celebrado por un guate-
malteco o guatenalteca en el estrainjero, que no hayan
contravenido nuestras disposiciones legales relatives
la aptitude para contraer matrimonio y al consenti-
miento de los padres { l133 C.)
75-Lasle/yes reales son las que tienen por objeto
principal los bicn.es, sin consideration al estado
la capacidad de l7as personas y los bienes se divi-
den en muebles inmuebles. Los muebles por su natu-












raleza siguen la condition de la persona quien per
tenecen, y conform los principios sancionados por
el derecho international, que son los que rijen en falta
de disposition especial, quedan sujetos . la ley perso-
nal del propietario. Esto se ha consignado en el afo-
rismo conocido: los mi uebles se adhieren y signen 4la
persona. En algunos Cdigos se iha declarado que se
gobiernan por la ley del lugar en que se encuentran,
fundndose en. que con la soberaniade ese pases con
la que efectivamente estan en relation, en que su
imperio estan realmente y de hecho sometidos, y en
que. pesto que la sumision de los muebles tal
cual ley, jamas deja de ser instable. debe establecerse
respect de la ley del pas en done estan, mas bien
que respect de cualquiera otra. El artculo 15 del C-
digo nuestro establece que, en los contratos celebrados
testamentos otorgados por un estranjero y que ha-
yan de ejecutarse en la Repblica, el otorgante sera
libre para elejir la ley que haya de sujetarse la so-
lemnidad internal del acto, en cuanto al interest que
consist. en bienes muebles.
76-En cuanto los bienes races sitos en la Rep-
blica, el artculo 5. o declare que rejir:in las leyes gua-
temaltecas, aunque sean poseidos por estranjeros. Pre-
valece ipues, sobre inmuebles, la ley del lugar de la
situation, lex loci rei site. Los inmuebles hacen par-
te del territorio y forman uno de los elements de la
soberana national; y as como la soberana extiende y
debe extender su accion a todas las personas que for-
man la nacion.como miembros de ella, de la misma
manera se extiende y debe extenderse todas los pro.
piedades que forman parte de su territorio.
77-A la clase de leyes reales pertenecen las que











48
,clasifican las cosas en muebles y raices y las que or-
denan las adquisiciones por accesion races, la
constitution de las servidumbres personales y reales
legalmente admitidas, y la extension derechos y
obligaciones de aquellos a cuyo favor se hallan cons-
tituidas esas servidumbres otras convencionales.
Esas mismas leyes, hacienda abstraccion de la capa-
cidad que por regla general tiene el ciudadano, ri-
jen en lo concerniente la sucesion intestada y su
division, por la part que los inmuebles se refiere;
en su toma de posesion, en el modo de conservarlos,
trasmitirlos y de inscribirlos en los rejistros de la pro-
piedad inmueble, en las obligaciones que nacen de
su enajenacion, en las causes porque esta se anula,
resuelve rescind, en las obligaciones que provie-.
nen de su arrendamiento, en su espropiacion por
causa (le utilidad pblica, en su prescription y en
la extension de las acciones para su reivindicacion.
78-Las leyes. for'mtles son las que determinan las
solemlni dads de los trtos lcitos, por ejemplo, de
los contratos, testamentos, juicios &. Esas solemni-
dades se dividend en internal y esternas: las internal
constituyen la esencia legal del acto, por ejemplo,
tratndose de una venta, que la cosa sea vendible;
de un testament, que el heredero no tenga prohibi-
cion de heredar. Estas solemnidades internal son
pues, el objeto de las leyes reales y personales, y por
esto, el artculo 15) del Cdigo establece que, en r-
den a la solemnidad internal de contratos testa-
mentos que hayan de efectuarse en la Repblica y
versen sobre races en ella situados, debe observarse
la ley de Guatemala.
79-Las solemnidades esteras son las que se re-











49
fieren la.forma requisitos externos de que ha
de revestirse un acto. El testador solo puede insti-
tuir heredero al que tenga capacidad para heredar,
y observndolo as, guard una solemnidad internal:
la solemnidad external consistir en que concurran las
condiciones exijidas para su otorgamiento, en cuan-
to concurrencia de Escribano, nmero de testi-
gos &.
80-Tratndose de la forma de los actos instru-
mentos, sea de las solemnidades externas, el prin-
cipio de derecho international es el siguiente: locus
regit actum, esto es, la ley del lugar en que pasa el
acto, cualquiera que ella sea, es la que rige respect
de su forma. Si as no fuera, el individuo se veria
imposibilitado para ejercer acto alguno legal fuera
de su patria, los encargados de redactar esos actos
tendrian que conocer las formalidades de todas las
diversas naciones para ajustar ellas la forma de
cada convenio, segun la nacionalidad de los contra-
tantes. Reconocimiento del principio espuesto es la
disposicion del artculo 15 del Cdigo Civil que de-
clara que, respect de la forma solemnidades ex-
ternas de los contratos, testamentos y de todo ins-
trumentd pblico, regirn las leyes del pais en que
se hubiesen otorgado. Mas cuando el acto haya de
tener ejecucion en el territorio de la Repblica, y
puedan en pais extranjero, llenarse las formalidades
prescritas por nuestras leyes, no: hay razon para e-
xigir precisamente que las formalidades sean las pres-
critas por las leyes del lugar en que pasa el acto, y
no puedan ser las que requieren las nuestras; y con
ese motivo, el artculo deja en ese caso, los guate-
maltecos extranjeros residents fuera de la Rep-
TOM. I. 4












blica, en libertad para escoger las formas exteriores
ordenadas por la ley del lugar en que el acto pasa,
por el Cdigo nuestro.
81-En aplicacion de estos principios, el matrimo-
nio contraido en el extranjero por guatemalteco
guatemalteca, produce aqu efectos civiles, si apto el
contrayente por nuestras leyes, hace constar que se
celebr con las forms y requisitos que, en el lugar
de su celebration, establece la ley respective (133 C.)
82-E1 testamento de un guatemalteco en pais ex-
tranjero vale cuando se otorga en la forma que esta-
blezca y ante quien determine las leyes del pais en
que se halla el testador; y valdr tambien otorgn-
dolo ante el agent diplomtico, en su falta, ante
el agent consular de Guatemala, observndose en
cuanto al nmero de testigos y demas solemnidades,
las disposiciones del Cdigo (789 C.)
83-Los instruments pblicos otorgados en el ex-
tranjero hacen f como tales, estando debidamente tra-
ducidos, autenticados y legalizados, y con el pase
del Presidente del Poder Judicial; pero la parte con-
tra quien se presented, puede alegar y hacer uso de los
recursos que le favorezcan conform las leyes de la
Repblica (682, 684 C. pr. 1. o del Dec. de 22 de No-
viembre de 1879 y art. 14 inc. 1. Dec. de 17 de Fe-
brero de 1880.).
84-Relativamente las sentencias dictadas en pais
extranjero, tienen en la Repblica la fuerza que es-
tablezcan los tratados respectivos, y en falta de e-
llos, se seguir el principio de reciprocidad, hacien-
do lo mismo que en el pais de donde proceden, se ob
serva con las nuestras (1563, 1564, 1565 C. Pr.) De
todos modos, para que tenga' fuerza la ejecutoria ex-












tranjera, debe reunir las circunstancias siguientes:
(1566 C. Pr.)
1. I Que haya sido dictada consecuencia del
ejercicio de una accion personal.
2. r Que no haya recaido en rebelda.
3. 1 Que la obligation para cuyo cumplimiento
se ha procedido, sea lcita en la Repblica.
4. C Que sea ejecutoria conforme las leyes de
la nacion en que se dict.
5. r Que reuna los requisitos necesarios segun el
Cdigo para ser considerada como autntica.
.85--Acerca de procedimientos judiciales, es prin-
cipio universalmente aceptado que deben emplearse
los establecidos por las leyes de la nacion ante cuyos
tribunales se litiga, sea cual fuere el orjen de la aco
cion. Ni podria ser de otro modo sin introducir la
confusion mas monstruosa, poniendo ademas los
jueces en una verdadera imposibilidad, ya que ten-
drian que conocer y aplicar, segun cada caso, los pro-
cedimientos fijados por leyes extranjeras, y de aco-
modarlos una organization diverse.
86-Por lo dicho se ve que habr algunos casos en
que nuestros tribunales, por tratarse de esos actos
que hacen relacion al Derecho Internacional priva.
do, deban resolver segun la ley estranjera, como es-
cepcion al principio de que no se debe juzgar sino
por lo dispuesto en las nuestras, ni dejar de aplicar-
las (arts. 17 C. y 1. o 19 C. Pr.) Cuando eso suceda,
como los tribunales guatemaltecos no estan obliga-
dos conocer todas las leyes extranjeras, saber si
existen n, y si estn no derogadas modifica-
das, el que funde su derecho en ellas est obligado
probar su existencia (16 C.) Esta es la prueba que











52
se llama de ley 6 fuero, la que se contrae el articu-
lo 606 del Cdigo de Procedimientos Civiles, estable-
ciendo qne solo los hechos estan sujetos prueba, y
que el derecho lo estar nicamente cuando se fun-
de en leyes extranjeras. Hablando con propiedad,
aun entnces la prueba recae sobre un hecho, el de
la existencia de esa ley extranjera. El artculo 16 ya
citado del Cdigo Civil decia tambien que habia de
probarse que la ley extranjera era aplicable al caso
en question; pero esta ltima parte qued suprimida
en la reform, porque ese punto es una question
de derecho que debe quedar al criterio del Juez,
del mismo modo que queda la resolution de si las
leyes nuestras son n aplicables al caso en que al-
guno las invoca en apoyo de alguna accion 3. o Dec.
nni. 272.)

PARRAFO OCTAVO.


INTEUltIUETACION DE LAS LEYES.


87-La interpretation de la leye es la declara-
cion de los concepts de una ley que aparecen du-
dosos, oscuros, presentan various sentidos, estan
en oposicion con otras leyes. La interpretation tiene
pues, por objeto, darle su verdadero sentido, sea
comprender la intencion del legislator y el objeto y
extension de la ley. La interpretation es muchas ve-
ces necesaria, porque realmente la ley se presta
oscuridad y duda, por la imperfeccion del len-
guaje, porque la ley indispensablemente tiene












que ser general, mientras que hay una infinita va-
riedad en los casos que se aplica, en los detalles
que se ofrecen y en las circunstancias que los rodean.
88-Los tratadistas distinguian tres classes de in-
terpretacion: la autntica, la usual y la doctrinal.
Autntica la que se hace por el mismo legislator
declarando el sentido de la ley: usual la que emana-
ba de la costumbre, dando la ley el sentido en que
se ha usado; y doctrinal cientfica la esplicacion
racional de la verdadera inteligencia de la ley, he-
cha por los que se dedican al studio y la exposi-
cion del derecho.
89-La interpretation autntica es la nica que tie
ne fuerza legal, y por consiguiente, la nica admi-
sible como obligatoria. Solo el que emiti la ley pue-
de fijar legalmente su sentido, su inteligencia y es-
tension; y en ese concept, y refirindose esa in-
terpretacion con carcter obligatorio, es que el inci-
so 1. o del artculo 54 de la Constitucion seala co-
mo atribucion esclusiva del Poder Legislativo inter-
pretar las leyes que deben regir en todos los ramos
de la administration, siguiendo el aforismo de de-
recho: ejus est legem interpretari cujus est legem
condere: solo puede interpreter el que puede legislar.
90-El sentido que se haya dado especialmente por
los tribunales en sus resoluciones una ley, sea
la interpretation usual, no tiene fuerza obligatoria
desde que es una prohibicion la de juzgar por ejem-
plos precedentes (Inc. 1. o art. 19 C. Pr.)
91-La interpretation doctrinal tampoco tiene fuer-
za legal obligatoria sino la de las razones y funda-
mentos en que se apoye. Es indispensable, sin em-
bargo, para el studio 6 inteligencia de los testos le-













gales, y es la que viene former la ciencia del dere-
cho ilustrando los que tienen que aprender y apli-
car sus disposiciones.
92-Para esta interpretation que es la misma que
debe hacer el Juez cuando aplica un precepto legal
que ofrece alguna duda, sirven en lo general los
principios racionales de una filosofa concienzuda y
las reglas de lgica para el descubrimiento de la
verdad. El Cdigo consigna adems como guias prin-
cipales algunas de las reglas contenidas en los C-
digos antiguos, y son las siguientes:
93-1. C -Cuando el sentido de la ley es claro, lno
se desatender su tenor literal pretesto de consul-
tar su espritu.
Pero bien se puede, para interpreter una espre-
sion, oscura de la ley, recurrir 4 su, intention o
espritu, claram ente manifestados en ella misma
o en la 7istoria fidedigna de su establecimiento.
(2425 C.) Esta historic la component los motivos que
tuvo el legislator para adoptarla, consignados por
lo regular en los considerandos que preceden la
part dispositiva de la ley: la comparacion entrela
nueva ley y la antigua, y el exmen de los defects
de esta que el legislator se propuso remediar y de
la innovation mejora que se quiso introducir, la
discussion de la ley y los motivos de las variaciones y
enmiendas que en la discussion haya sufrido.
94-2. : -Las palabras de la ley se entendern en
su sentido natural y obvio, segun el uso general de las
miismas palabras; pero cuando el legislator las ha-
ya def!inido espresamente para ciertas materials, se
les dar en estas su, significado legal (2426 C.) La ra-
zon es que en caso de duda, y no habiendo razon en











55
contrario, debe presumirse que el legislator usa las
palabras en el sentido que todos les dan. Pero cuando
espresamente les da otra significacion para casos de-
terminados, debe en esos casos estarse ella, porque
no hay duda ya respect de su intencion y voluntad.
As, para los efectos lgales solo se llama ausente el
individuo cuyo paradero se ignora que se halla fue-
ra de la Repblica (84 y 85 C.) As, los artculos 600
y 601 definen lo que se entiende por mala f en
material de accesion: el 647 reformado esplica lo
que se llamajusto ttulo para la prescriptionn; y el ar-
ticulo 811 espresa que para el caso de prohibicion de
heredar, se entiende por confesor del testador, el sa-
cerdote con quien este se hubiere confesado, aunque
no haya sido mas que una vez.
95-3 C --Laspalabras tcnicas de today ciencia y
arte se tomarn en el sentido que les dan los que las
profesan, menos'que aparezca claramente que se han
tomado en sentido diverso (2427 C.) Respecto de esta
regla debe decirse lo mismo que de la anterior: si la
palabra tcnica se ha empleado impropiamente en la
ley, pero aparece con claridad que en ese sentido im-
propio la tom el legislator, no puede tomarse en o-
tro que, aunque sea el propio, no es el que se le quiso
dar.
96-4. -El context de una ley servir para i-
lustrar el sentido de cada una de sus parties, de ma-
nera que haya entire ellas la debida correspondencia
y armona.
Los pasajes oscuros de una leypueden ser ilustra-
dos por medio de otras leyes, particularmente si ver-
san sobre el mismo asunto (2428 C.
Las disposiciones de una ley tienen todas entire s











56
ntima relacion, y todas y cada una espresan y com-
pletan el pensamiento del legislator, de modo que pa-
ra descubrir la verdadera inteligencia de cada una de
sus parties hay que estudiar el todo. Incivile est, de-
cia la ley roman, nisi tota lege prospect, judicare
vel respondere.
97-5. C -Lo favorable odioso de una disposi-
cion no se toma en cuenta para ampliar restrinjir
su interpretation. La extension que. deba darse to-
da ley se determinar por su'genuino sentido y se-
gun las reglas de interpretacion precedentes (2429 C.)
Cuando la ley es clara, por dura que sea, por contra-
ria que aparezca la equidad, no puede prescindirse
de ella, porque en todo caso,mientras el legislator no
la reform, vale mas someterse una regla escrita,
cierta y conocida que hacer prevalecer la arbitrarie-
dad sobre la ley. As pues, habiendo claridad en la
disposicion de laley, debe, conforme esplica Chacon,
drsele su genuino y natural sentido, y no desaten-
derse su tenor literal pretesto de que, consultando
su espritu, ge puede ampliar restringir su alcance,
segun que el objeto que. se refiere, sea favorable
odioso. Si por razon de equidad, de lo odioso y de lo
favorable, fuera lcito estender restringir la ley fue-
ra de sus trminos claros y precisos, la interpretation
seria superior a la ley. Sin embargo, en material de
servidumbres el artculo 1300 establece que cualquie-
ra duda sobre su uso y extension, se decide en el sen-
tido mnos gravoso para el predio sirviente, sin impo-
sibilitar hacer muy difcil el uso de la servidumbre.
98-6. 1 --En los casos en que no pudieren aplicar-
se las reglas de interpretation precedents, se inter-
pretarn los pasajes oscuros contradictorios del mo-












do que mas conf'orme parezca al espritu general de
la legislation y la equidad natural (2430 C.) Del
contenido de esta regla y de su esplicacion habr o-
portunidad de hablar al tratar mas adelante de la a-
plicacion de la ley.
99-7. -Como regla de interpretation ha de tener-
se tambien la de que las disposiciones de una ley, re-
lativas cosas negocios particulares, deben preva-
lecer sobre las disposiciones generals de la misma
ley, cuando entire las unas y las otras no hubiere a-
cuerdo (8 C.) Esta regla es una aplicacion del princi-
pio de que lo especial deroga lo general: si una dispo-
sicion de la ley se fij en todos los casos generals y
otra en alguno algunos particulares, con circunstan-
cias y detalles propios, esta ltima que es mas concre-
ta y determinada debe naturalmente, en caso de con-
flicto, tener preferencia sobre la otra, en las cosas
negocios particulars que se refiri, por l1 mismo que
es mas circunscrita ellos y que los consider de un
modo mnos universal.
100-8. !-Regla tambien de interpretation en la
aplicacion de la ley es que el que ejerciendo su pro-
pio derecho, procura sus intereses, debe en caso de
conflicto, y dfalta de disposition especial, ceder al
que trata de evitarse perjuicios (artculo 12 C.) El
supuesto de la regla es, segun esplica uno de los in-
dividuos de la Comision de Cdigos de la Baja Cali-
fornia, que se estan ejercitando derechos de dos mas
personas colocadas en diferentes condiciones; porque
mintras alguna algunas los hacen valer, encamina-
dos adquirir ganancia en virtud de un titulo pura-
mente lucrative, otra otras hacen valer unos que al
no ser atendidos, producirian daos positivos que ven-












drian menoscabar el patrimonio que estaba ya ad-
quirido. En armona con esta disposicion, no hay he-
rencia ni legados mientras no estan pagadas las deu-
das del difunto. En armona con ella,puede hacerse a-
notacion preventive sobre bienes ya anotados, salva
siempre la preferencia del ttulo oneroso sobre el lu-
crativo (2120 C.)
101-A veces sucede que aparecen dos artculos del
mismo Cdigo en contradiccion que no puede salvar-
se. Algunos creen que en tales casos debe prevalecer
la disposicion del que tiene un nmero de rden pos-
terior,por suponer que con este se quiso derogar el an-
terior. No creo que esto pueda admitirse: una ley no
se deroga por s misma, ni un Cdigo, que es un solo
cuerpo, que recibe su fuerza legal de un solo y mismo
acto, en un mismo moment, puede derogarse s
propio: de lo 1ontrario, lo que se habria hecho era su-
primir el artculo anterior que quedaba derogado. No
habiendo all ley anterior ni ley posterior, porque es-
to supondria que habian sido emitidas en diferentes
tiempos, pienso que deberia darse preferencia la ley
sustantiva sobre la adjetiva; y siendo ambas de la
misma especie, habria que decir francamente que la
dificultad era insoluble, y que representarla para que
el legislator le pusiera fin. Ejemplos de esas contra-
dicciones se ofrecen, en material de alimentos, entire los
artculos 240 y 244: en el nmero de afros cuyos rdi-
tos garantiza la hipoteca entire los artculos 2028 y
2392: en cuanto la ejecucion contra tercer poseedor,
entire los artculos 2034 C. y 968 inciso 2. o Procedi-
mientos civiles: en cuanto al tiempo en que terminal el
derecho para reclamar las identidades entire los artcu-
los 2403 C. y 1432 C. Pr.: en cuanto al trmino para












pedir posiciones, entire los artculos 231 y 634 C. Pr.:
en cuanto al efecto de la confession judicial, entire los
artculos 640 y 650 C. Pr.; y en muchos otros; pero to-
das esas contradicciones han desaparecido desde la
emision del Dec. de Reformas los Cdigos que estu-
dindolas, puso en armona las diferentes disposi-
ciones.


PRRAFO NOVENO.


APLICACION DE LA LEY.


102-La aplicacion de las leyes civiles y penales
que forman el derecho privado, las cuestiones y he-
chos particulares, corresponde al Poder Judicial, por
medio de los Jueces y tribunales (artculo 2. o del
Dec. de 17 de Febrero de 1880.)
103-Los Jueces no pueden dejar de aplicarlas ni
juzgar sino por lo dispuesto en ellas (artculo 17 C.)
porque para hacer esa aplicacion se hallan esta-
blecidos, y tanto faltarian su deber negndose
aplicarlas, como aplicando, en vez de ellas, principios
caprichosos y arbitrarios.
104-Alguna vez podr acontecer que los Jueces no
encuentren ley aplicable, que la que existe, aparezca
oscura, dudosa insuficiente. El Cdigo declara que,
ni aun entnces, pueden suspender ni negar la admi-
nistracion de justicia por falta, oscuridad insuficien-
cia de las :leyes (artculo. 18 C.) Tan estricta es esta
obligacion que faltar ella, constitute motivo de res-













ponsabilidad criminal, y se castiga con la pena de sus-
pension de oficio de seis meses un ao (200 C.
Pen.) Las leyes establecen disposiciones generals que
no pueden siempre amoldarse exactamente los infi-
nitos accidents y especialidades de los casos particu-
lares. Los Jueces, consultando la razon y el buen sen-
tido, y los principios de una interpretation ljica y
just, deben hacer la aplicacion del precepto general
las cuestiones especiales: no puede ocurrirse en cada
caso dudoso al legislator, porque se estableceria un
caos en las resoluciones, y porque convirtindolo en
Juez, se le despojaria del carcter de imparcialidad
que debe tener al dar la ley, no fijndose en este ni en
el otro caso, en esta ni en aquella persona, sino en la
justicia y el inters social.
105-Y como la ley en realidad no puede preveerlo
todo, y como por meditada que sea, siempre puede te-
ner imperfecciones y vacos, se ha sealado al Juez el
camino que debe seguir para resolver esos casos dif-
ciles. Debe tender: 1. o al espritu de la ley: 2. o
otras disposiciones sobre casos anlogos; y 3. o los
principios generals del derecho, sin perjuicio de diri-
gir, por separado, las correspondientes consultas fin
de obtener una regla cierta para los nuevos .casos que
ocurran (18 C. inciso 12 artculo 16 C. Pr.)
106-La aplicacion por analojia no es mas que la
aplicacion de la ley a un caso para el que no ha sido
dictada, pero se estiende l por la semejanza
que hay, y en falta de otra mas adecuada y concrete.
De aqu el principio de que done hay la misma ra-
zon de la ley, debe ser applicable la misma dispo-
sicion.
107-Las consultas que los Jueces pueden y deben












hacer respect de las leyes cuya aplicacion ofrece di-
ficultad, deben ser anteriores todo caso particular,
si el caso se ha presentado ya, deben ser posteriores
a1la resolution de l. La disposicion que se d en vir-
tud de esa consult debe servir para los nuevos casos
que ocurran, y no para el que se present ya, el cual
debe ser determinado por los Tribunales, del modo que
les parezca mas just, siguiendo las reglas de que se
ha hecho mencion. Esas consultas se dirigen por los
Jueces y Tribunales al Presidente del Poder Judicial,
quien, con dictamen fiscal informed suyo, las remite
donde corresponde (artculo 20 del Dec. de 17 de
Febrero de 1880.)
108-En la aplicacion de las leyes civiles el orden
es el siguiente: 1. o las disposiciones posteriores al
Cdigo, y entire ellas principalmente la ley funda-
mental; 2. 0 el Cdigo; y 3. o las leyes patrias vi-
gentes el 15 de Setiembre de 1877.
109-Las leyes espaolas vigentes en esa misma fe-
cha, debian consultarse despues, segun el art. 2441
del Cdigo que decia quedaban derogados todos
los Cdigos espaoles que, en material civil habian
formado la legislation del pais, las leyes, decretos, r-
denes y resoluciones emitidas en material civil desde
el 15 de Setiembre de 1821, que se opusieran las
disposiciones del Cdigo. Dificilmente hay materials
de derecho civil no tratadas por el Cdigo, y as, no
se esplicaba por qu se dejaban vijentes, como de-
recho supletorio, todas las leyes anteriores espao-
las, cuyos inconvenientes, para que rigieran entire no.
sotros, fueron uno de los principles motivos parala
formacion de Cdigos propios. Pero esa dificultad
qued obviada ya por el artculo 371 del Decreto de












Reforms al Cdigo Civil que declare derogados de
una manera absolute todos los Cdigos y leyes es-
paiolas.
110-En material de hacienda, de mineria, de los
fueros de guerra y de comercio, se observan de pre-
ferencia sus Cdigos, ordenanzas y reglamentos res-
pectivos, sujetndose al Cdigo Civil solo en lo que
no se halle resuelto por ellos (2442 C.)
111-En material de procedimientos solo "rige el C-
digo respective y las leyes posteriores l (1917C.
Pr.) Lo mismo sucede en material penal, pues por
el artculo 446 del Cdigo respective solo quedaron
en vigor las leyes anteriores relatives delitos espe-
ciales. Lo mismo en los procedimientos criminals.
(151 C. Pr. Pen.)


PRRAFO DECIIO.


ABROGACION Y DEROGACION DE

LA LEY.


112-La fuerza obligatoria de la ley subsiste min-
tras el Poder competent no la declara sin vigor en
todo en parte. Puede en efecto, suceder que la ley
no deba subsistir, en su totalidad en alguna de sus
disposiciones, porque hayan cambiado las circuns-
tancias que la motivaron, porque haya variaciones
en la sociedad que hagan intil perjudicial lo que
ntes era convenient y aun necesario. Entnces, el












Poder que tuvo facultad para dar la ley, tiene fa-
cultad para modificarla derogarla.
113-Hay abrogacion de una ley cuando otra pos-
terior la deja absolutamente sin vigor en todas sus
disposiciones. Hay derogacion de una ley cuando la
ley posterior solo deja sin efecto algunas, quedando
subsistentes otras de las disposiciones de la anterior.
Entre nosotros, sin embargo, y en muchas otras le-
gislaciones, se usa casi esclusivamente de la palabra
derogacion, aplicndola tanto la anulacion comple-
ta como la parcial de leyes anteriores.
114-La ley no queda abrogada ni derogada sino
por otra posterior (11 C.) y esa derogacion refor-
ma es atribucion esclusiva del Poder Legislativo (In-
ciso 1. o art. 54 Const.) De aqu se deduce que no
puede admitirse la costumbre contra la ley, lo que
es lo mismo, que una ley no puede ser derogada por
una costumbre prctica en contrario por el no
uso de ella, ya que nada de esto constitute ley, y
que una ley no puede quedar sin efecto sino median-
te otra ley, ni corresponde la derogacion de ella
mas que al Poder que tuvo facultad de formarla.
El artculo 6. o del Cdigo Civil declara, de un mo.
do terminante, que contra la observancia de la ley
no puede alegarse desuso, costumbre prctica en
contrario. La razon que para ello se ha dado es cla-
ra: nadie puede eximirse del cumplimiento de la ley
sin violarla infrinjirla, y esa infraccion es un ac-
to atentatorio la soberana de la sociedad. Para
que una costumbre derogue una ley, se necesita una
sucesion de actos contrarios ella, es decir, una cons-
tante violacion de la ley; y si permitiera esto, sumi-
nistraria ella misma los medios de eludir sus pres-












cripciones y sancionaria su desobediencia y oposi-
cion. Por otra parte, es cierto tambien que admiti-
da la costumbre contra la ley, ademas de faltarse al
requisito indispensable de la promulgacion, ningun
jurisconsulto, ningun Juez podria saber qu leyes se
hallaban vigentes y cuales estaban derogadas, pues-
to que bastaba una costumbre que no se promulga,
para abrogar derogar una ley escrita.
115-La derogacion 6 abrogacion de las leyes pue-
de ser espresa 6 tcita. Espresa cuando la nueva ley
dice que deroga la antigua. Tcita cuando la nueva
ley contiene disposiciones contrarias las de la an-
terior, sin espresar que la deroga. Esta derogacion
tcita se funda en que dos leyes de la misma natu-
raleza, inconciliables entire s, y sobre la misma ma-
teria, no pueden existir un tiempo, y debe supo-
nerse as, que prevalece la posterior cuyo objeto de-
be ser corregir la anterior. En lo que no haya in-
compatibilidad, la ley anterior se tiene como incor-
porada en la nueva, de suerte que la derogacion t-
cita deja vigente en las leyes anteriores, aunque ver-
sen sobre la misma material, todo lo que no pugna
con las prescripciones de la nueva.
116-Una ley general posterior no deroga tcita-
mente una ley especial anterior, porque no hay in-
compatibilidad de tal naturaleza que puedan presu-
mirse ipsojure derogadas las disposiciones que no lo
son espresamente. Otra cosa ser si, con evidencia,
por el objeto espritu de la ley posterior, result
el propsito de dejar sin efecto la especial anterior.













PARRAFO UNDECIMO.

DERECHO CIVIL.


117-Segun el objeto sobre que recaen, hay unas
leyes fundamentals, otras orgnicas y adminis-
trativas, otras civiles que pueden propiamente ser
tales, de procedimientos, de comercio; otras pena-
les, militares, fiscales 6 de hacienda.
118--La palabra justicia se toma unas veces por
la razon legitimidad que asiste una persona res-
pecto de alguna pretension: otras, como una cuali-
dad moral para dar cada uno lo que legtimamen-
te le corresponde: otras, como la conformidad de los
actos con las leyes existentes; y otras en fin, como la
aplicacion de esas mismas leyes, y aun como las per-
sonas que hacen esa aplicacion.
119-Las leyes civiles propiamente tales de que va
tratarse, pertenecen al'derecho privado y son las que
determinan las relaciones particulars de los indi-
viduos entire si en las diferentes circunstancias de
la vida. Estas leyes generalmente se denominan sus-
tantivas, diferencia de las que solo fijan la forma
el procedimiento, que se llaman adjetivas, porque
;suponen una ley que determine la naturaleza y con-
diciones constitutivas de un acto. El conjunto de las
leyes civiles es lo que forma el derecho civil, y la
ciencia de ese derecho, 6 sea el studio razonado y fi-
losfico de las leyes, constitute lajurisprudencia. La
jurisprudencia examine los principios fundamenta-
les y, aplicando ese criterio, explica y juzga las leyes
TOM. I. 5











66
positives existentes. El Cdigo civil es la reunion
ordenada y metdica de todas las leyes civiles que
se refieren al Derecho privado.
120-El Derecho Civil y el Cdigo en que se con-
tiene, se ocupa del hombre, de su personalidad y de
sus derechos desde el instant de su nacimiento. Le
sigue despues en las diversas situaciones de la vida,
ya como miembro subordinado de una familiar, ya
como jef e de una nueva por medio del matrimonio;
ya entrando en sociedad con otros. La accion de la
ley aparece aun al acabarse con la vida los derechos
del hombre, para lijar los efectos que respect de
los dems produce ese acontecimiento. El Derecho
Civil no se ocupa solo de las personas, sino tambien
de las cosas, elements indispensable para la vida
y comodidad del hombre: determine su calidad, el
modo de adquirirlas, de poseerlas y de trasmitirlas,
. fin de garantizar esos elements precisos de la exis-
tencia del individuo. Por ltimo, autoriza y regla-
menta las relaciones entire los individuos que produ-
cen obligaciones recprocas, para hacer eficaces y po-
sitivos sus efectos y precaver sus abusos.
121-Siguiendo esta division, que es la misma del
Cdigo, se tratar 1. o de las personas, su estado, su ca-
pacidad y derechos en sus diferentes condiciones: 2. o
de las cosas, sus divisions y diferencias, los modos de
adquirirlas y conservarlas, de los derechos sobre ellas,
de las desmembraciones que puede sufrir la propiedad
y de la trasmision por sucesion testamentaria intesta-
da; 3. o por ltimo, de las obligaciones y contratos,
de sus caracteres, de las condiciones que deben tener
para surtir efectos legales, de su cumplimiento y re-
solucion.



















INDICE.


PginaLs,
)edlicatoria ...... ................ ....... ,
Introduccion ................................. 6
TITIr mo PELIAtiNAI. --De las leyes en general.. 7
T''m.o 1.--De las personas y su division ...... 07
T'l'ru,.o I.- Division de las personas segun el
estado civil ..................... 95
TIT, Ill. -l)e las IrsontLs juridicas........ 143'
TIT o 1 \rV.- De los esponsales ................ 151
T'rIIm V.-. Del matrionio ................... 153
Tr. I',`i, V1.- ])eberes y derechos que nacen del
matrim onio ...................... 191
'TITUr, Vil. -epIpracion de bienes .......... 212..
'lTI`Tr o VIl .-Del divorcio.................. 227,
TITUL o I X.~-De la nulidad del matrimonio .... 248
Tr'i''mr X.---)e las segundas nupcias........... 253
Trl''ut, XI.--D)e la paternidad y de la filiacion
lgitimi as ...... .... .. ........... 257"-












TITULo XHI.-Patetnidad y filiacion ilegtimas. 284
TITULO III.--De los deberes.entre padres hi-,
jog y de los alimentos....n.... .. 294
TITULO XIV.-De la legitimacion.. ..... .. :.. 313
TITULO XV.-De la adopcion............... 321
TITULO XVI.-De la patria potestad........... 331
TITULO XWI. -De la emancipacion voluntaria. 350
TITULO XVIII.-De la tutela................ 354
TITULO XIX.-De las personas inhbiles para
ejercer la tutela y de las que deben
ser separadas de ella ............ 370
TITULO XX.-De las excuses de la tutela...... 376
TITULO XXI.-De las diligencias y formalida-
des que deben preceder al ejercicio,
de la tutela....................... 383
TITULO XXII. De la administration de la
tutela ........................... 391
TITULO XXIII.-De la extincion de la tutela.. 411
TITULO XXIV.-De las cuentas de la tutela y
entrega de bienes ............... 414
TITULO XXV. -De los guardadores........... 422
TITULo XXVI.-Del registro del estado civil.. 423




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs