Title: UNIDAD : Organo Oficial del Municipio de Bauta en el Exilio
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00094156/00001
 Material Information
Title: UNIDAD : Organo Oficial del Municipio de Bauta en el Exilio
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Textilera Ariguanabo S. A.
Publisher: Textilera Ariguanabo S. A.
Place of Publication: Miami, Florida
Publication Date: March 1978
Copyright Date: 1978
 Record Information
Bibliographic ID: UF00094156
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Full Text





















NAO: 0?
ANO XIS ORGANO OFFICIAL DEL MUNICIPIO DE BAUTA EN EL EXILIO NUM. XCVIII


MARZO DE 1978


r'
'"
''
r ~r ;.-
~;1 ~r ~c
~ ~:.-:
;r '.i
I' ~t
_5
..



i~iC : I;~
'
ac!-





-
i-

,~




r:~ET1:,-; ;r .
"r
~-
c~-t;-.;










;


mr. Dayton Hedge/



Preidente de la Cia.Textilera Rriguanabo /.R.




































PhOOCOPY o Tigi" i tho'
~hYRicif ibtay of tho
.IL_









HOMBRES DE MI PUEBLO


lr. Deaton IHedgec

El Industrial

Por Heriberto Gonzlez Torres


Alboraba la dcada de los aos veinte, cuando lleg a
Cuba, un hombre alto, atltico, fornido, de sonrosada piel,
ojos claros y pelo castao que posea en grado mximo, esa
rara habilidad de los estadounidenses para donde otros son
incapaces de ver, descubrir ellos las posibilidades
insospechadas de xito, en los ms inconsebibles lugares,
para entidades, corporaciones e industries, aunque stas
sean extraas a una determinada region y quienes poseen
igualmente la capacidad necesaria para ponerlas en march,
impulsarlas y hacerlas triunfar; el hombre a quien nos
estamos refiriendo no es otro que Dayton Hedges; un
norteo oriundo de Long Island, quien adems llevaba en su
sangre, los genes que aportaron los cromosonas de sus
progetinores a la gestacin y que le trasmitieron por
herencia, las caractersticas de los hijos de Irlanda: valor,
decision, voluntad frrea y tosudez, todo lo que hizo de
Dayton Hedges un hombre extraordinario que tuvo la
misma suerte o habilidad que demostr a travs de su larga
vida para seleccionar a sus colaboradores, a la hora de
escoger a la compaera de su vida: una adorable mujer,
representacin tpica del ama de casa norteamericana del
siglo pasado, a quien gustaba confeccionar las conservas y
los dulces que consumira en su hogar, as como las
panetelas (poundcakes) y las galleticas (cookys) con que se
complaca y deleitaba al ingerir, junto a la humeante taza
de "american cofree" en compaa de quienes visitaran su
acogedor hogar.
Elizabel, unin a Dayton, sus brazos, cerebro y
corazn, ayudndole desde sus inicios en Cuba, en empeos
agrcolas e industriales, luchando hasta alcanzar el xito
anhelado y verse aupado por la fortune y la gloria.
Sobre Hedges y su arribo a Cuba, existe una leyenda
que no es ms que eso: una leyenda. Siempre los hombres
del pueblo, cuando en ellos despierta admiracin, alguien
que haya llegado a su zona, procedente de distantes
regions, suelen tejer, alrededor de su personalidad y
actuacin, una atmsfera de misterio y aventuras, que a
fuerza de repetirse, llega a adquirir categora de verdad y
Dayton Hedges no poda ser la excepcin. Los
propagadores de la leyenda, le pintan como un hombre
decidido y capaz; pero amante de las aventuras, de las cosas
inesperadas y nos cuentan que un da compr un barco lo
carg de cemento y se lanz al mar, sin rumbo fijo; pero
con la idea de vender el cemento en cualquier pas distant;
ya en plena navegacin, se le ocurri poner proa a Cuba y
un buen das lleg a nuestras playas, vendi el cemento y el
barco y decidi quedarse all, fascinado por la belleza de la
Isla y lo agradable del clima.
UNIDAD 3


Toda esa historic es pura fantasa, carente de
fundamento. El arribo de Hedges a nuestra Patria, no fu
obra de la casualidad y much menos product de la
aventura, segn nos han contado en distintas
oportunidades, sus mas cercanos colaboradores, quienes
obtuvieron la informacin de labios del propio Hedges. Su
arribo fu estudiado, meditado, decidido concientemente,
tras una meta fija: dedicarse a la agriculture y dentro de ese
campo, especficamente, al cultivo de la papa o patata,
(Solanum tuberosum) que los descubridores encontraron en
los Andes, cultivada por los Incas, que era la base de su
alimentacin y la que introducida posteriormente al resto
del mundo, es hoy important element en la dieta diaria,
tanto del hombre como de los animals que en la misma
incluye ste e igualmente usada exitosamente con fines
industriales y de la que actualmente, gracias a la gentica,
existen ms de 400 variedades, diferenciadas por su sabor,
color, forma, tamao, textura de su corteza, etc.
Que en su etapa juvenile Dayton Hedges se haya sentido
o haya sido aventurero, es cosa casi lgica y normal, quin,
durante esa edad maravillosa que pasa y no regresa, no se
siente atrado, en mayor o menor grado, por conquistar
otros mundos, por visitar otros pueblos, conocer otros
pases o por la sensacin de lo distinto, lo diferente, extico
e inesperado? Ello result possible en Hedges, si unidos a ese
deseo casi general, el habitar un pas enorme que tiene parte
de su territorio dentro de todas las zonas climticas, desde
el norte glacial, con sus osos polares, sus pinginos, sus alces
y sus iceberg, pasando por la templada California, con sus
hermosas playas, sus focas y ballenas y los a veces
inesperados movimientos telricos, hasta el soleado sur
floridano, con sus extensos Everglades, donde pululan las
aves exticas, abundan los cocodrilos y caimanes y habitat el
gil y rpido venado y su inmensa cayera, con magnificas
esponjas, criaderos de langostas y camarones, nidos de
manaties y con fcil y exitante pesca de agujas y
emperadores.
Quin no se emociona ante el contrast maravilloso de
las cumbres heladas de las Rocosas, con sus carneros salvajes
y ese solitario predador, ya casi extinguido: el majestuoso
puma, con la frtil Llanura Central, surcada por el
caudaloso Mississippi y sus afluentes, con sus campos
algodoneros? Quin no se queda esttico ante el
subyugante espectculo de la estrepitosa cada de las aguas
en el Nigara o ante la magnificencia nica del Gran
Can?
Con un scenario as, tiene que existir el impulso a la
aventura. Por lo tanto, si Mr. Hedges se sinti o no
(Pasa a la pgina siguiente)









HOMBRES DE MI PUEBLO


aventurero en su juventud, es algo que ignoramos, aunque
ello es muy probable; ahora, de lo que s estamos seguros es
de que el mismo no fu a Cuba impulsado por ese espritu;
conocemos que lleg con una meta trazada, ya lu sealamos
anteriormente: dedicarse a la agriculture, al cultivo de la
papa, lo que era una tradicin familiar. Sus abuelos, all en
la hmeda y agrcola isla, una de las britnicas, la segunda
en tamao: Irlanda, surcaron la tierra y regaron la simiente;
sus padres, en su Estado natal, cultivaron con esmero el
tubrculo y l llego a nuestra Patria con ese propsito y que
estaba bien encaminado, lo demuestra el hecho de haber
dirigido sus pasos a la sub-regin de Ariguanabo, en busca
de las frtiles tierras que rodean a la gran laguna y que
surcan entire otros, los ros Govea, San Antonio, Perdign y
Capellanas. Esas tierras, rojas, de origen calizo, de y
profunda capa vegetal y ricas de agua en el subsuelo,
pertenecen a la Gran Llanura Roja, la ms frtil de Cuba.
Buscando tierras adecuadas, encontr en San Antonio
de los Baos una Planta productora de fluido elctrico que
estaba inactive y ese sexto sentido que poseen los series
superdotados para un determinado tipo de actividad, le
hicieron ver las posibilidades de xito; trat de adquirirla y
la adquiri. Es en esta oportunidad, donde demuestra
Hedges su vision de future, su talent, su acometividad, su
intrepidez para los negocios y su poder de persuacin.
Entr en negociaciones con la entidad bancaria que
tena la posesin de la Planta y despus de discutir los
trminos del contrato, al llegar el moment de firmar las
escrituras de compra-venta, la gerencia del Banco le
pregunta qu cantidad inicial de dinero iba a aportar, a lo
que responded Hedges "no tener dinero alguno que ofrecer
para la transaccin". Sorprendidos los banqueros,
argumentan, cmo era possible, el querer comprar sin
dinero, a lo que nuestro briografiado respondi: "La Planta
est inactive, no produce utilidad alguna, es ms, produce
prdidas, ya que los equipos, al no ser operados se estn
deteriorando y la Planta devalorndose. Yo vengo a ponerla
en actividad, a operarla y pagarla con lo que ella produzca".
Su argumentacin y oferta fueron aceptadas y as se hizo de
la Planta Elctrica de San Antonio de los Baos; mejorndo-
la, pagndola y amplindola, al extender sus servicios, desde

San Antonio, pueblos y barrios prximos en la Provincia de
la Habana, hasta regions limtrofes, comprendidas dentro
de la Provincia pinarea.

Innecesario result el explicar lo que el cumplimiento
de su palabra y ese xito empresarial, significaron para el
crdito econmico de Mr. Hedges, dentro de los bancos que
operaban en Cuba, para futuras negociaciones.
Cuando su Planta haba crecido notablemente, la
Compaa Cubana de Electricidad, estaba empinndose y
luchaba por controlar la distribucin del fluido elctrico en
todo el territorio national. Le hicieron una buena oferta y
Mr. Hedges vendi. Seguidamente hizo lo mismo con otra
industrial que haba establecido en San Antonio: una fbrica
de hielo.
Liquidados sus negocios en dicha localidad, adquiri
entonces la finca Cayo la Rosa en Bauta, para cumplimentar
el objetivo que le haba llevado a Cuba: cultivar papas.
Cayo la Rosa, era propiedad de Don Cristbal La

UNIDAD 4


Guardia, quien haba vendido la finca en dos o tres
ocasiones; pero al no poder satisfacer los compradores,
oportunamente, los pagos correspondientes a la hipoteca
que gravaba la propiedad, sta volva a su poder; pero con
Dayton Hedges, la historic no se repiti.
Cayo la Rosa es una finca de 86 caballeras de tierra, de
las cuales 78 permanecen la mayor parte del ao bajo las
aguas, por lo tanto solamente 8 resultan laborables. En ella
exista un raqutico y pequeo ganado vacuno, se cultivaba
tabaco de "partido", pltano, como element de rotacin,
para dar descanso a las vegas, papas y otros frutos menores;
pero en muy pequea escala. Mr Hedges, mejor el ganado,
ampli notablemente la produccin de la papa y poco a poco
fu abandonando el cultivo de la select hoja, tan solicitada
en el mercado tabacalero.
Cuando lleg all, se encontr que dentro del
permetro dela finca existan algunas casas de vivienda,
ocupadas por obreros agrcolas y sus familiares; casas
humildes, de aspect miserable, habitadas por series en
estado pauprrimo, con hijos famlicos y parasitados y las
viviendas situadas en lugares bajos y apartados a los que
resultaba fcil les alcanzaran las aguas de la laguna en poca
de lluvias, como as sucedi a los pocos das de haber
tomado posesin de la propiedad. Cuando la laguna se
desbordaba, para llegar a lo que pudiramos llamar el fondo
de la misma, solo poda hacerse a caballo y con el agua a la
montura o bien en chalanas, desde Corralillo.
El Dr. Emilio Sorondo, en un artculo publicado hace
ya algunos aos, sobre Mr. Dayton Hedges, nos dice haberlo
conocido en esa oportunidad, a los pocos das de haber
adquirido Cayo la Rosa, tras torrenciales aguaceros que
inundaron la finca. Hedges le mand a buscar con Gil
Maqueira, un corpulento vecino de Corralillo (Flix E.
Alpzar) para que acudiera a la finca y asistiera a una gran
cantidad de vecinos de la misma que se hallaban enfermos y
l estimaba, alguno en mal estado; pero que fuera
preparado, porque todo estaba bajo las aguas. As fu,
Sorondo lleg por Corralillo, sobre una chalana tripulada
por Maqueira y all conoci a Mr. Hedges, en mangas de
camisa, todo mojado, lleno de fango, quien le extendi la
mano y explic la situacin. Dice Sorondo que aquellas
families llenas de pobreza y necesidad, a ms de las aguas
que haban convertido sus moradas en verdaderos pantanos,
sufran de una epidemia de sarampin y muchos de ellos en
grave estado, como le haba dicho Hedges, pus padecan de
neumona. Seguidamente lleg "Bess" como familiarmente
le decan a la esposa de Dayton Hedges, quien no rehua al
fango ni a las enfermedades y le acompa de casa en casa,
llevndoles alimentos, ropa y consuelo spiritual.
Terminadas sus visits, Hedges le pidi, con su cara llena de
angustia y dolor, en su deficiente espaol: "doctor, crelos
y abra una cuenta en alguna botica donde puedan adquirir
los medicamentos, yo pagar todos los gastos"
Ante aquel cuadro desolador, Hedges decidi mejorar
totalmente las viviendas y pronto desaparecieron de Cayo la
Rosa, los bohos de yagua y guano, con pisos de tierra y sin
servicios sanitarios, trasladando las casas de vivienda a
lugares ms altos, donde el agua no llegaba y que antes
estaban vedados a la construccin de las mismas por ser
buenos terrenos de cultivo.
(Pasa a la pgina siguiente)








HOMBRES DE MI PUEBLO
Estaba enfrascado en la explotacin agrcola de la finca
y ya tena constituida la "Compaa Ariguanabo S.A."
cuando se promulg en Cuba, exactamente, el 19 de
octubre de 1927 la nueva Ley Arancelaria y Mr. Hedges
observ que uno de los renglones de ms alto arancel en
dicha Ley, lo era el referente a las importaciones textiles,
especialmente a los llamados "tejidos plans" y pens en la
posibilidad de instalar en Cuba una fbrica de ese tipo. No
lo dej para luego y di comienzo a los studios y tanteos
preliminares. Lo de su predileccin por los textiles, era
igualmente una herencia; la tierra de sus antepasados,
Irlanda, es un pas, donde se d preferencia, a mas de la
agriculture a la industrial dedicada al tejido del lino, del que
es una gran productora.
Cuando efectuaba los studios iniciales, comprob que
uno de los lugares de Cuba que reuna mejores condiciones
para instalar una plant del tipo a que l aspiraba, lo era
precisamente su finca Cayo la Rosa, por el porcentaje de
humedad que la misma posea y que era el necesario para
facilitar el process industrial de tejidos de fibras de
algodn.
Infinidad de consejos dados por amigos, economists,
banqueros, etc., que trataban de disuadirlo, a otro que no
hubiera sido Dayton Hedges, seguramente le hubieran
desilusionado y obligado a abandonar el proyecto, sobre
todo por una razn que pareca poderosa: no haba material
prima en el pas.
Gobernaba la Repblica el General Gerardo Machado y
Morales, quien haba promulgado una nueva Ley
Arancelaria, precisamente por no existir entire pases como
Inglaterra, Francia y Japn reciprocidad en tarifas
preferenciales y por el continue aumento que del impuesto
al azcar hacan los Estados Unidos de Norte Amrica.
Trat Machado y lo consigui, el poner las bases para la
industrializacin de Cuba y la "Textilera Ariguanabo" pudo
instalarse por esa alentadora proteccin arancelaria a la
Industria Nacional. El Municipio de Bauta, regenteado en
esa oportunidad por el Sr. Carlos Nardo Llanes, aprob la
excepcin de impuestos acordada por su Ayuntamiento en
Sesin Extraordinaria, convocada al efecto y naci as "La
Textilera Ariguanabo S.A.", construida en los terrenos de la
finca Cayo la Rosa, propiedad de la "Cia. Ariguanabo S.A."
Hedges, construy una nave inicial de ladrillo, estructura
de acero, techo de fibrocemento para elaborar el product
y en ella se alojaban todos los departamentos de la nueva
industrial. El nmero de trabajadores se aproximaba a los
doscientos; el salario semanal era de trescientos pesos
dollarse) y se fabricaban lienzos, mezclillas y chambray,
todas confeccionadas con fibras de algodn y solo reciban
un rudimentario acabado para ser puestas en el mercado.
En esa primera etapa, Hedges se enfrenta a infinidad de
dificultades: las propias de toda industrial que da sus
primeros pasos, a difcil situacin econmica y poltica por
la cual pasaba el pas, (finales de la dcada del 20 y
principios de la del 30) al igual que a la inexperiencia de los
obreros que en su casi totalidad, solo tenan conocimientos
de trabajos agrcolas; pero no se desanim, continue
luchando contra propios y extraos, siguiendo en su
industrial una poltica paternalista empleando a families
enteras, dando trabajo a todos los miembros de las mismas
que estuvieran en edad y condiciones de hacerlo; traslada
UNIDAD 5


para Cayo la Rosa a dichas families y les facility viviendas
higinicas, dotadas de todo tipo de comodidades: desde
agua corriente, fra y caliente, hasta fluido elctrico,
servicios sanitarios, habitaciones amplias y ventiladas,
suficientes en cada caso, para el nmero de habitantes de las
mismas,eliminando la promiscuidad familiar. Establece el
servicio mdico y dental, gratuitos, como grautitas fueron
las viviendas y los servicios accesorios de las mismas.
Construye un modern poblado, con calls asfaltadas,
aceras, arbolado, reas de sombra, parques, jardines; crea lo
que aqu conocemos por "Shopping Center", es decir, un
Centro Comercial, en el que se localizaban tiendas de
vveres, de ropa, zapatos, perfumera, camicera, restaurant,
barbera, botica, etc. Construye igualmente un local para
Escuela y paga al maestro, hasta que la Junta de Educacin
de Bauta, sita uno all.
Hombre valeroso, just y human, gana al fin, el
premio merecido: la consolidacin, el crecimiento y el
triunfo pleno de la "Textilera Ariguanabo".
La industrial creci, todos lo conocemos, eso ya es
historic: cinco naves grandes y cuatro chicas intermedias
que unan a la anteriores, con ms de 500 metros de frente
en total, ms la Planta de "Estampados Permatex", el
edificio de la Planta Elctrica propia, otro para Almacn de
materials y piezas de respuesto, ms otro al frente, de dos
plants donde se encontraban instaladas las Oficicinas de la
Industria.
Los obreros llegaron a 4,000 que trabajaban tumos de
seis (6) horas, nico caso en Cuba; descanso retribuido: un
mes de vacaciones por once de trabajo; Maternidad Obrera,
antes que se estableciera obligatoriamente en Cuba por
medio de una Ley; Cuerpo de Bomberos, Banda de Msica,
Club Social, Plus Pascual, antes de la famosa "Ley
Arturito" y Premio a los obreros y empleados que
cumplieran veinticinco aos de servicio en la industrial y los
jornales ascendan a ms de nueve y medio millones de
dollars al ao (9.500,000.00). Todas estas ventajas y
beneficios, product de su capacidad e ideas, hicieron career
a Mr. Hedges que sus obreros estaran contents y no
necesitaban de organizaciones clasistas que defendieran sus
intereses; pero ignoraba que por la misma poca en que l
estableci su industrial, haba nacido en Cuba un
movimiento social, encaminado a tomar el poder en la Isla:
el oso moscovita se aprestaba a dar el zarpazo en su
oportunidad y los comunistas se apoderaron del
movimiento obrero cubano y controlaron la Central de
Trabajadores de Cuba. (C,T.C.).En Cayo la Rosa, naci el
descontento y fueron precisamente unos jvenes
procedentes del Instituto Cvico Militar de Ceiba del Agua,
salidos del grupo de los primeros graduados de esta
institucin que en nmero de 40 50 l llev a Cayo la
Rosa, proporcionndole trabajo y facilitndole viviendas a
muchos de ellos, para que pudieran acomodar a sus
familiares, procedentes de las provincias orientales de Cuba,
los que sembraron la semilla de la discordia; fueron
solamente,cuatro o cinco: Flix Gmez y Hctor Carbonell
entire ellos; pero los suficientes para iniciar y cumplir las
rdenes dictadas desde Mosc, por mediacin del agent del
Kremlin, Fabio Grobart, conocido igualmente por Otto
Modley, con cuyos pseudnimos ocultaba su verdadera
personalidad, que convirtieron- el Cayo en un activo campo
Pasa a la pgina siguiente)








HOMBRES DE MI PUEBLO
de lucha sindical cubana: luego, la Comisin Obrera del
Partido Revolucionario Cubano, arranc de las manos
comunistas el movimiento obrero national, controlando
igualmente la C.T.C. y el Ministerio del Trabajo; pero ya el
mal estaba hecho, no solo a Cayo la Rosa, sino a toda Cuba.
Mientras estos ocurra, la Textilera y con ella Mr.
Dayton Hedges, pasaron por crisis distintas: la competencia
desleal, tanto del contrabando sostenido y auspiciado por
funcionarios venales, como por el bajo e inesperado arancel
que de nuevo pagaban las telas japonesas, las que en 1934 se
podan vender en Cuba a precious inferiores a los que tenan
en el mercado de consumo las fabricadas en Ariguanabo, a
pesar de tener que comprar Japn, en los Estados Unidos las
fibras para su industrial textil, lo que determinaba el bajo
journal que en esa oportunidad devengaban los
ariguanabenses. Era en ese moment Presidente de la
Repblica de Cuba, el Coronel del Ejrcito Libertador
CarlosMendieta y Montefur, convecino nuestro, a quien el
entonces Alcalde de Facto de Bauta, Dr. Emilio Sorondo,
planted el problema, lo que motiv el aumento en el arancel
a las importaciones textiles en Cuba.
Hedges, segua firme en su lnea, en su poltica, en su
moralidad, en su hombra de bien. Trabaj incansablemente
por eliminar esos obstculos y lo consigui plenamente.
Uno de los remedios lo fu la creacin de "Estampados
Permatex" donde se empleaba todo el sobrante de la
produccin, con lo que volvi Ariguanabo a trabajar todos
los das, no solamente parte de la semana, superndose con
ello la peor crisis que afront la industrial durante su
existencia como empresa libre.
Otro obstculo notable lo fu la protest
norteamericana en abril de 1949 en relacin con el fomento
de la Industria Textil en Cuba. El gobierno, en esa
oportunidad, sin estridencias; pero con firmeza, tanto en las
Notas que intercambiaron los respectivos Departamentos de
Estado, como en la Conferencia Econmica de Annecy,
mantuvo el derecho que nos asista a sostener y ampliar
tanto su industrial textil, como otra cualquiera, lo que
motiv, que en agosto del propio ao 1949, la Delegacin
cubana, se retirara de dicha conferencia y acusara al
gobierno de los Estados Unidos de Norteamrica, de violar
los acuerdos y tratados comerciales suscrito entire ambos
pases, cuando en represalia, por la postura cubana
referente a la industrial textil, dieron preferencias
arancelarias a la Repblica de Hait en perjuicio nuestro.
Otros factors que cooperaron con el esfuerzo de
Hedges, por mantener pujante una industrial cubana, lo
fueron los acuerdos tomados en la Conferencia de Torquay
y la promulgacin del Decreto 2082 aplicando la Lista IX
correspondiente a Cuba, incluida en el Anexo 2) del
Protocolo de Torquay, as como el subsidio establecido por
el gobierno del Dr. Carlos Pro Socarrs a distintas
industries que experimentaban moments de crisis, entire las
que figuraban Ariguanabo, lo que permiti regresaran al
trabajo todos los obreros desplazados y el poder aumentar
un por ciento adecuado al precio de venta de los tejidos, lo
que ayud eficazmente a solucionar la crisis existente, al
hacer costeable la produccin textil.
Por sus merecimientos, por el sin nmero de beneficios
individuals y colectivos que di a sus trabajadores, desde
anticipos de sueldos, regalas econmicas, etc., llegando
UNIDAD 6


hasta pagar studios universitarios a hijos y obreros y cuya
total enumeracin sera interminable, hicieron que un da,
la masa trabajadora de Ariguanabo tomara el acuerdo de
erigirle un busto en prueba de reconocimiento y gratitud.
Dicho busto, instalado primeramente, en un costado del
Parque de Cayo la Rosa, fu develado el 20 de mayo de
1943 y obra del escultor Boada, el que constituy un logro
magistral para el artist, fundido en los talleres del
"Instituto Cvico Militar" de Ceiba del Agua.
Dayton Hedges se adact a Cuba y a los cubanos,
considerando a nuestra Patria como la suya propia y se hizo
ciudadano cubano; luch por el engrandecimiento de la
misma y por el auge y brillo de su industrial, di un ejemplo
magnfico de como se deba conducir una industrial y como
cooperar al mejoramiento de los obreros y empleado: de la
misma. Este norteamericano, fu un gran cubano, sin
discusin de clase alguna. Era un industrial y quera
lgicamente obtener ganancias; pero actuaba humana y
cristianamente. Viva modestamente, le gustaba invertir sus
ganancias para crear nuevas fuentes de trabajo y bienestar.
Siempre tuvo f en el porvenir econmico de Cuba y un
concept muy alto de la capacidad para aprender y de la
calidad como trabajador honrado y cumplidor del obrero
cubano, as como sus deseos de superarse y progresar.
Intervino en la poltica bautense, tratando
infructuosamente de controlar el Partido Liberal,
regenteado por los Nardo.
Muri Hedges, antes de que el comunismo destruyera
en pocos meses, la obra gigante que l haba construido,
tras largos aos de dura lucha y sacrificios, llevando a la
modestsima industrial textil "Ariguanabo S.A." de fines de
los aos veinte, al coloso de las industries cubanas que
laboraba las 24 horas del da durante el ao y pagaba sin
duda alguna los jornales mas altos percibidos
ininterrumpidamente por trabajadores cubanos, con
jornadas de slo 6 horas de labor.
Sus restos descansan, en unin de los de "Bess" su
dulce y buena esposa, en el Panten familiar que
construyera en el Cementerio de Coln.
Quiso el Todo Poderoso, muriera antes del desastre; de
la liquidacin de su industrial, pedazo de su propia vida; del
arrebato a los trabajadores de la misma, de cuantas mejoras
y beneficios sociales y econmicos haban recibido. El
capitalist, di casas para que fueran habitadas sin pago de
alquiler; el socialismo le cobra por las mismas, por el agua y
por el fluido elctrico que nunca antes pagaron. El
capitalist opresor, fu elevando los jornales desde $0.80 al
da en 1930 hasta $1.50 journal promedio por hora en 1958,
el socialismo les paga $7.00 a la semana por ocho (8) horas
de trabajo diario, ms el llamdo "voluntario" de los
domingos y das festivos que antes se pagaban a tiempo y
medio o double, segn las circunstancias.
El busto de Hedges, al triunfo de la revolucin
comunista, fu brutalmente arrancado de su pedestal, el que
fu destruido; pero el busto desapareci un buen da.
Durante algn tiempo no se conoca su paradero,
ocultamente se trasladaba a distintos lugares, hasta que al
fin dieron con l, los sicarios comunistas y lo fundieron
para emplear su metal.
El acto de arrancar el busto no fu un acto de venganza
(Pasa a la pgina siguiente)







HOMBRES DE MI PUEBLO


ni de rebelda obrera, fu algo estudiado, planeado y
ejecutado por los "jerarcas de la Nueva Clase" a la que por
miedo, cobarda y pequeez moral, se prestaron algunos
que aplaudieron, gritaron y asistieron sin entusiasmo y
espontaneidad.
Para tan baja y deprimente accin los dirigentes
comunistas locales, seleccionaron a varias personas, cabezas
de familiar de Cayo la Rosa que deban todo cuanto eran a
Mr. Dayton Hedges. Ello tena un fin sicolgico; pero el
hecho caus repugnancia y desagrado.
Tenemos la seguridad, que en un da no lejano, un
nuevo busto de Mr. Hedges se levantar en los terrenos de
Cayo la Rosa, para decir al mundo de la gratitud de un
pueblo y como smbolo que represent el triunfo del bien
sobre el mal y la destruccin de los envidiosos, los
frustrados, los amargados, los aptridas y ateos.
Habr otro busto, como prueba de cario y respeto al
hombre que con su inteligencia, tesn y desinters,
construy aquella industrial, orgullo y ejemplo de los
bautenses que permiti a miles de conciudadanos, ganar el
sustento diario, mantener decorosamente su familiar, educar
a sus hijos y transform nuestro municipio
econmicamente, impulsndole para que llegara a ser en
1958 uro de los Trminos Municipales ms prsperos y
ricos de la Isla y puso muy alto el nombre de Cuba, dentro
de la industrial y mercados internacionales.



La foto de Mr. Dayton Hedges, que aparece en la portada
de "UNIDAD" fu publicada en la Revista "TEXTILES"
Ao I, N. I correspondiente al mes de septiembre del ao
1957 de la que era Director el Dr. Eduardo Corominas y
Editor, Enrique Pumarejo y nos fu facilitada por el
estimado amigo Dionisio Morales, quien perteneciera por
largos aos a la familiar de Ariguanabo y a quien
agradecemos profundamente tan valioso aporte.



WINN'S LUMBER

HARDWARE
1851 Palm Ave. HIALEAH,Fla.


Ferretera

*Plomera
*Materiales de

Construccin

Enrique maruri


TI. 888-0020


UNIDAD 7


TEL. 442-2814



DORIS
EL PAACIO DE LOS REGOL.O


3460 SW TrH STREET
MIAMI PFLORIDA 33135




RCTO/ mUflICIPALE/

El pasado da 26 de febrero, se efectu en los salones
sito en 27 Ave. y 27 St. S.W. la toma de posesin del
Ejecutivo Provincial de la Habana, que preside el Sr.
Santiago Blanco.
En dicho acto se dieron cita todos los integrantes de los
26 Trminos Municipales de la Provincia de la Habana,
constituidos aqu en el Exilio, entire ellos Bauta.
El acto comenz a la 1 p.m. y consisti en una sesin
comida que se prolong hasta las cinco de la tarde.
Exquisito Men fu servido a laconcurrencia, la que
igualmente disfrut de un show artstico, entire los que
figuraron Ana Margarita Martnez Casado y "Chamaco"
Garca y otros cuyos nonbres lamentablemente no
recordamos.
En dicho acto le fu entregado a distintos
representatives municipalistas sendos diplomas por su
actuacin continuada en los mismos. Dos destacados
luchadores bautenses fueron premiados con ellos, nos
referimos a Claudinet Macas, por various aos Presidente de
nuestro Municipio, as como su representante ante los
organismos superiores y Eduardo Hernndez, viejo y activo
luchador en estos trajines, que ha ocupado distintos cargos
dentro del Ejecutivo Municipal, except la Presidencia, por
siempre haber querido l, la ocupara otra persona y
President del Ejecutivo Provincial de la Habana y
representante de Bauta en los organismos superiores.
La presencia de Eduardo, recuperndose de la dolencia
que le aqueja e imposibilita, fu algo emotivo, que le
demostr a nuestro compaero, cuando se le quiere, admira
y valora su trabajo, dentro de nuestra Institucin.
ee e.
Tal como se haba anunciado, el pasado da 18 de
febrero en los magnficos y acogedores salones del Hotel
"Marriott" se efectu el traditional baile de los bautenses
"El Pichn de la Paloma".
Desde el punto de vista artstico el referido event
social fu todo un xito, los salones de por s elegantes, se
vieron realzados por una hermosa decoracin; el servicio de
las mesas, la elegancia de las damas y caballeros asistentes,
dijeron una vez ms del buen gusto de nuestros convecinos;
pero desde el punto de vista econmico: un fracaso para el
(Pasa a la pginal6)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs