• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Table of Contents
 La poesia de Luis Cernuda
 Resenas
 Back Cover














Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00089412/00037
 Material Information
Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
Physical Description: Book
 Record Information
Bibliographic ID: UF00089412
Volume ID: VID00037
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Table of Contents
        Table of Contents
    La poesia de Luis Cernuda
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
    Resenas
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text


JUNTA PARA AMPLIACI6N DE STUDIOS E INVESTIGACIONES CIENTIFICAS


CENTRO DE STUDIOS HIST6RICOS


ARCHIVES DE
LITERATURE
CONTEMPORANEA


INDICE


LITERARIO


MAYO
1 9 3 6
MADRID


ANO V


NM. 40







ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA

INDICE LITERARIO

Publicari al afio diez cuadernos, correspondientes a los meses
de enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, agosto, octubre, no-
viembre y diciembre. Se propone informar puntual y objetivamen-
te; a los estudiosos de nuestra literature y al puiblico en general,
sobre la producci6n literaria espafiola contemporanea, dando re-
sefias o an~lisis sumarios de libros de reciente aparici6n, incluyen-
dose asimismo, en su caso, en cada n6mero de INDICE LITERARIO,
trozos de las critics mas importantes que hayan suscitado en la
prensa, al salir a luz, las obras resefiadas.

PRECIOUS DE SUSCRIPCION
EsPANA .................................... 10 ptas. (afio).
EXTRANJERO ................................. 12 > ( > ).
SEspafia.... 1,-
Ntimero suelto.................. Extranjero.. 1,25

CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS.- MADRID
MEDINACELI, 4.


SUMARIO DEL NOMERO 40
PfginMf

1. La poesia de Luis Cernuda................ 97

2. Resefias:
a) Novela y narraciones ............... 105
b) Poesia............................ 107
c) Ensayos literarios. .................. 111
d) Dramatica. Obras publicadas......... 114
e) Biografias......................... 116
f) Memorias ........................ 117

Literature hist6rica:
g) Temas contemporineos .............. 118






ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA


INDICE LITERARIO



CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS
ANo V. NOM. 40. MAYO 1936.
MEDINACELI, 4.- MADRID.




LA POESIA DE LUIS CERNUDA


La realidad y el deseo es el titulo que ha dado el poeta Luis Cer-
nuda a la colecci6n de su obra poetica complete, escrita, poco mas o
menos, en los diez uiltimos afios. Contiene La realidad g el deseo las
"Primeras poesias", que vienen a ser una selecci6n del primer libro pu-
blicado por el poeta, Perfil del aire. Otra segunda parte, "Egloga, Elegia,
Oda", a la que siguen "Un rio de amor", "Los placeres prohibidos",
"Donde habite el olvide" e "Invocaciones a las gracias del mundo". tCabe
hacer una clasificaci6n de estos libros menores que componen La reali-
dad y el deseo en la cual se destaquen los distintos matices a primera
vista apreciables en el curso de la poesia de Cernuda? De intentarlo
diriamos que las "Primeras poesias" y la "Egloga, Elegia, Oda" son
el moment de iniciaci6n poetica, francamente reveladoras de una se-
gura y autentica vocaci6n a la poesia, libros llenos ya de aciertos y
perfecciones, pero donde el poeta todavia no ha encontrado su zona
propia e inconfundible de canto. Los tres librigos centrales-"Un rio,
un amor", "Los placeres prohibidos", "Donde habite el olvido"-re-
presentan la plena posesi6n de un concept de la poesia, de una voz
poetica y de unos recursos expresivos del todo originales y reveladores.
Es la fase mas empapada de elements romanticos de su poesia. En
cuanto a la parte final, "Invocaciones a las gracias del mundo", parece
representar un acceso a un concept mIs amplio y sereno de la lirica,
donde, aunque perduran las vibraciones romanticas, se las ve alentar
con amplitud y serenidad de clasicismo.









El titulo de la compilaci6n corresponde a la entrafia del drama del
hombre, tal y como se lo plantearon los rominticos. Realidad y deseo
enfrentados, como el luchador y la flera en el coso del mundo. El
hombre desea sin tasa y sin concreci6n: el mundo le ofrece, por un
lado, concreciones-la realidad es concreci6n-; por otro, tasa, porque
la realidad nos esta inevitablemente tasada. Y asi el conflict nunca
tendrA soluci6n. Porque apenas el deseoso aprehende la concreci6n de
lo real, la suelta desengafiado, porque en la realidad hay siempre, al
propio tiempo que una satisfacci6n del deseo, una tasa a su incesante
afan. En la vision romantica del mundo, la criatura humana, pequefia
e insignificant en si misma, se agiganta por el pujante vuelo de de-
seos inmensos a que sirve de apoyo material; y, en cambio, la magnitude
real del cosmos se achica y se reduce a las proporciones de una nuez
vacia, de un desengafio. Como ha dicho otro poeta contemporineo,
Jorge Guillen, "el mundo cabe en un olvido".
En la poesia de Luis Cernuda se sigue, a traves de matices delica-
dos y finos, esta trayectoria del vivir spiritual romintico. El deseo es
una aspiraci6n, un interrogante que clamard siempre sin poder ser con-
testada:
... El deseo es una pregunta
Cuya respuesta no existe
Una hoja cuya rama no existe
Un mundo cuyo cielo no existe.
("No decia palabras".)

La desgracia del hombre, su condena a ser eso que afirma el poeta,
pregunta sin respuesta, hoja sin rama, esta en la desproporci6n inevi-
table entire los medios de que dispone el ser human y la vastedad de
lo deseado.

Un dia comprendi6 c6mo sus brazos eran
Solamente de nubes;
Imposible con nubes estrechar hasta el fondo
Un cuerpo, una fortune.
("Desdicha".)

La vida y el mundo no pueden ser, por consiguiente, para el poeta








posesi6n gozosa ni triunfo jubiloso. No pasard de ser un continue des-
lizarse entire, sombras:

Tu destino sera escuchar lo que digan
Las sombras inclinadas sobre la cuna.
("De que pais".)

Entre ellas habra de vivir, entire "Los fantasmas del deseo", como ti-
tula Cernuda una de sus poesias, entire "sombras fragiles, blancas". Al-
gunas veces estas sombras se apoyan en concretas formas terrenales.
Nos encontramos de pronto entire las poesias del libro, algunas titu-
ladas "Daytona", "Nevada" (el estado de Nevada), "Durango", lugares
que el poeta no conoce, pero que le sirven de estaciones terrenales,
momentaneas del deseo. Pero pronto la tierra, la arena, se queda sola
en su verdad de mentira:

Como la arena, tierra,
Como la arena misma,
La caricia es mentira, el amor es mentira, la amistad es mentira.
Ti sola quedas con el deseo
("Los Fantasmas del Deseo).

Y el final de la vida nos sorprenderd tan desnudos y desamparados
de certidumbres como nos encontr6 el nacer:

Cuando la muerte quiera
Una verdad quitar de entire mis manos,
Las hallari vacias, como en la adolescencia
Recientes de deseo, tendidas hacia el aire.
(Poesia VII de "Donde habite el olvido".)

Pero observese la profunda significaci6n poetica del ultimo verso:
aun en el moment final el deseo se siente reciente, las manos conti-
nfan tendidas implorando. Lo que sustenta la vida y le da su raz6n de
ser es ese tender las manos, es el desear anhelante, aunque no pueda
nunca apresar una verdad.
Esta imposibilidad de contact absolute y posesorio con la realidad,
da a la vision del poeta su caracter esencial: y es que el mundo para








61 no sera ni lo poseido materialmente, ni siquiera lo poseido por el
sentimiento, lo sentido. No pasa de ser un presentimiento, un estado
de angustiosa preconciencia:

Y su forma revela
Un mundo eternamente presentido.
("Oda".)

Tal es, en efecto, el mundo portico de Cernuda. Fidelisima su poe-
sia a esa concepci6n, por eso nos encontramos que en ella pululan
las sombras, los fantasmas, las prerrealidades. De ahi le viene ese
caricter inmaterial, aereo, de ligereza y gracia incomparables, de una
delicadisima espiritualidad, que califica a Cernuda con inconfundible
trazo entire todos los demas poetas espafioles de hoy. De ahi deriva
esa especie de extraterrenalidad, de aspiraci6n celeste, que expresan
estos versos, en donde hallamos una fraterna afinidad con el final de la
Egloga primer de Garcilaso:

Hacia el iiltimo cielo
Donde estrellas
Sus labios dan a otras estrellas
Donde mis ojos, estos ojos
Se despiertan en otros.
("Todo esto por amor".)

Poblado este mundo presentido de fantasmas y de sombras, es in-
evitable que el poeta se sienta siempre en soledad. El libro de Cernuda
es el hermoso y ftltimo ejemplo de esa poesia de la soledad empezada a
estudiar hist6ricamente por Karl Vossler (Poesie der Einsamkeit in
Spanien) y que casi nunca se interrumpe a traves de los siglos, en una
u otra forma, en la lirica espafiola. Es poesia de soledades la de Cernuda,
con todo lo que ese hermoso vocablo ha ido cargando sobre si de rique-
za, de aspects, en el curso de nuestra historic spiritual. "Soledad amo-
rosa", como describe el poeta y como era la de Garcilaso. Soledad del
deseo y de la aspiraci6n, como en Fray Luis de Le6n y San Juan de la
Cruz. Soledad del anhelo desengafiado, como en Becquer. Constantemen-
te se repiten en el libro las expresiones referentes a la soledad del ser hu-
mano. El poeta estA solo en el universe:








Solo yo con mi vida
Con mi part en el mundo.
("Dans ma peniche".)

Un muro ino comprendes?
Un muro frente al cual estoy solo.
("Telarafias cuelgan de la raz6n".)

Sin vida esta viviendo solo profundamente.
("Habitaci6n de al lado".)

Ni siquiera el amor es otra cosa, es un enajenamiento del hombre.
No pasa de una nueva forma de la soledad:

... Ese triste trabajo
De ser yo solo el amor y su image.
("Veia sentado".)

Y la finica compafiera possible en la vida es la no vida, su negaci6n:

Sabiendo nada mns que vivir es estar a solas con la muerte.

Este sentimiento de la soledad traspasa los limits del individuo y
se aplica a lo que le rodea:

Si, la tierra esta sola, a solas canta...
("Decidme anoche".)

Pero precisamente este es el milagro de la poesia. La soledad que
parece ser negaci6n de la compafiia, vacio insondable (inestable vacio
sin alba ni escrtipulo), donde nada cabe esperar (iY a que esperar amor?
61lo un hastio), viene a convertirse, por fuerza de su presencia cons-
tante ante el alma del poeta en algo como una compafiera. Y ella, que
parecia negarlo todo, dara lo necesario para tapar su propio hueco:

C6mo llenarte soledad
Sino contigo misma.
("Soliloquio del Jarero".)








Asi esta poesia de la soledad en Cernuda, en vez de dejar el animo
desesperado, desgarrado, le hace fondear consoladoramente en ese sen-
timiento de una soledad active, positive, la inica capaz de curar la
misma herida que hace.
Y es que esa soledad del poeta, si bien lo es porque no se siente
cercado de realidades, no Ilega a serlo enteramente porque Cernuda
sustituye sutilmente a las realidades sus fantasmas y sus sombras: los
olvidos. En La realidad y el deseo acaso no abunde tanto ninguna pa-
labra esencial como esta: olvido. Asi se complete el process de vision
del mundo de Cernuda. Veiamos antes que en Cernuda el mundo era
lo presentido, forma de ante-realidad. Veamos ahora c6mo es lo olvi-
dado, el olvido, forma .de post-realidad.

Amor color de olvido.
("La canci6n del Oeste".)

Y cuan dukce sera rodar igual que tl, del otro lado, en el olvido.
("El joven marino".)

Un vidrio que despierta formas color de olvido.
Olvidos de tristeza, de un amor de la vida.
("Cuerpo en pena".)

El mismo deseo, aunque parece posarse en el amor, lo traspasa:

.Vivo un solo deseo,
Un af[n claro, unanime:
Afin de amor y olvido.
(Poesia VII. "Primeras Poesias".)

Y ni siquiera el olvido es termino de si mismo. Cernuda profundiza
con implacable agudeza po&tica en esa noci6n y encuentra una filtima
forma del olvidar, que es: ,olvidarse del propio olvido.

Como el olvido esta dentro del olvido.
Como un amor esta dentro de otro,
("Vieja ribera".)








No, no quisiera volver
Sino morir adn mis,
Arrancar una sombra,
Olvidar un olvido.

(Poesia II. "Donde habite el olvido".)


En el process de desmaterializaci6n de la realidad, el primer paso
es el recuerdo, forma mental de lo que ha sido. El segundo es el ol-
vido de lo recordado, en que ya aquella realidad parece deshacerse por
complete aniquilarse, Cernuda encuentra una tercera forma implacable:
olvidar el mismo olvido. Pero por una trayectoria pareja a la que an-
teriormente mostramos de c6mo la soledad, valor negative de compafiia,
se convertia en compafiera, asi tambien, al final de este drama en que
consiste el olvido del propio olvido, nos encontramos con una conver-
si6n analoga, reveladora de lo penetrante y sutil de esta vision poetica:

Luchamos por [ijar nuestro anhelo
Como si hubiera alguien mas fuerte que nosotros
Que tuviera en memorial nuestro olvido.

("Himno a la tristeza.")

Es decir, puede existir, por parad6jico que esto sea 16gicamente,
una memorial del olvido. El poeta, al cantar desde su mis intimo fondo el
olvido, acaso crea asi un recuerdo. Extraordinaria sutileza y delgadez de
la poesia de Cernuda, perfectamente visible en este tema, en esta series de
transmutaciones espirituales en que las formas de la vida van siendo, a
fuerza de depuraci6n poetica, trasuntos de sombras, recuerdos de olvidos.
Creaci6n alli donde el mismo poeta habia afirmado la nada, donde nada
parecia existir. Y esta creaci6n en lo inexistente, es la mas pura y pe-
culiar labor de la inteligencia poetica. Y asi en las breves palabras
preliminares de "Donde habite el olvido" describe: Las siguientes paginas
son el recuerdo de un olvido.
No tenemos espacio para examiner algunos otros de los ingredien-
tes de esta poesia que podrian contribuir a confirmar la impresi6n de
potencia desmaterializante, espiritualizadora, sin par en nuestra lirica








de hoy, de la lirica de Cernuda. Por ejemplo, el tema del aire, que apa-
rece a lo largo del libro como una de las invisibles realidades del mundo.
La realizaci6n en verso y palabra de esta concepci6n poetica es
exactamente fiel a su cometido. Los versos de Cernuda tienen las mis-
mas cualidades delicadas, finisimas, de su concepci6n y sus ideas. Igual
en la epoca primera, en las formas regulars de la "Elegia" y de la
"Egloga", bellas versions modernas de lo clasico, que en los libros fina-
les de verso libre y de much mis amplitud de aliento, hay una elegancia
de sonido, una sutileza de dicci6n poetica de la mas pura calidad bec-
queriana:

Como leve sonido,
Hoja que roza un vidrio.
("Como leve sonido".)

El impulso portico, tan profundo y atormentado en esta poesia, se
expresa, a traves de las palabras de Cernuda, sin violentarlas, sin re-
torcerlas, sin la minima gesticulaci6n tragita, con esbeltez y tersura cons-
tantes. Y el impetu del numen no encuentra ante si resistencias con
quienes lucha y que rompe con estrepito, sino mas bien abandons flexi-
bles, sesgados escapes que recuerdan lo que el mismo poeta dice sobre
el viento en el bosque:

Ninguna floor deshoja,
Sino ligera, languida, resisted
Con airoso desmayo.
("Egloga.")

De languidez y desmayo hay much en esta poesia, muchisimo de
ligereza y aire, pero sobre todo de resistencia, resistencia de flor que
aguanta airosamente, por gracia de su misma debilidad, los embates
del hastio y de la soledad, de la desesperaci6n y del olvido.
Se viene sefialando en la nueva poesia espafiola un predominio del
acento romantic. La realidad y el deseo es, a nuestro juicio, la depu-
raci6n mas perfect, el cernido mas fino, el filtimo possible grado de re-
ducci6n a su pura esencia del lirismo romantic espafiol.










RESENAS
DE LIBROS PUBLICADOS DEABRIL A MAYO DE 1936




A) NOVELA Y NARRACIONES

"LUIS LEON".-Paris, Berlin, Mosci.-Novela.-Sociedad General
Espafiola de Libreria.-Madrid (s. a.).-335 paginas, 8.-Pesetas 6.

Novela social, surgida de las impresiones de un reciente viaje del
autor por Francia, Alemania y Rusia. El protagonista es Javier Men-
doza, ingeniero, hombre recto y trabajador, que sale de Madrid para
dirigir una casa industrial alemana en Paris. Alli le acontecen diversas
peripecias. Luego sucesivamente recorre Berlin y Moscfi en busca de
trabajo y de un amor que centre su vida. En cada una de esas ciu-
dades encuentra una mujer que le atrae, pero que no llega a convertirse
en su compafiera definitive. Desde Madrid le acompafia a Paris Lytu-
cha, egoista y calculadora, que tiene la mas vulgar concepci6n del ma-
trimonio. En Paris, Susana, la amante rica y refinada, le lleva a la ruina
y a la vergiienza. En Berlin encuentra a Lilian, buena y sencilla, que
en visperas de contraer matrimonio con 01, se suicide, victim de un
process por motivos politicos. Javier parte a Moscu. Alli tropieza con
Irina, a la que se une en matrimonio. Al principio le cuesta un gran
trabajo acomodarse a aquel estado de cosas; pero Irina y su abuelo
le introduced en el nuevo genero de vida, y acaba por ser un conven-
cido y un apologista del regimen. Esta tercera parte del libro, la dedicada
a Moscfi, es la mas extensa y, a travys de los personajes, se hace una
complete exposici6n, en t&rminos favorables, de la organizaci6n so-
cial vigente en la nueva Rusia. [86]



PALACIO VALDES (Armando).-Los contrastes electivos.-"La
novela de una hora".-Afio I, nfim. 1.-Editores Reunidos, Central de
Libreria.-Madrid, 6 de marzo de 1936.-58 paginas, 8.-Pesetas 0,40.

Rosarito Guzman y Claudia Machimbarrena, antiguas compafieras
de colegio, se encuentran un verano en la playa de Zarauz. Este en-
cuentro hace que se reanude su amistad; diariamente se reunen a char-
lar sobre sus proyectos y a recorder antiguas travesuras de colegialas.






106

Ambas estAn a punto de casarse: Rosarito con Perico Medina, cordo-
bes como ella; Claudia, guipuzcoana, con el comerciante de Irfin Ra-
m6n Aguirre. Entre las dos parejas se establece una mutual conflanza
amistosa. Y, poco a poco, el vasco va quedando prendado de la gracio-
sa cordobesa, mientras Perico, a su vez, se enamora de la inocencia de
Claudia Machimbarrena. La situaci6n, un poco complicada, se pone en
claro, y, finalmente, han de repartirse nuevas invitaciones de boda con
los nombres cambiados. La novelita esta escrita con toda amenidad y
distinci6n. Antecediendola se incluyen las respuestas a unas cuantas
preguntas formuladas a su autor, y en las cuales el Sr. Palacio Valdes
manifiesta cuales son las tres obras suyas que prefiere y por que nunca
intent el gEnero teatral. [87]




SALAVERRIA (Jose Maria).-El Libro de las Narraciones.-Edito-
rial Juventud.-327 paginas, 8.~-Pesetas 6.

Componen el volume diez narraciones de tono y asunto muy di-
versos, alternando asi la novela policiaca con la de aventuras. "El Ca-
pitAn Fantasma" es Chomin, capitan de un barco que atraviesa mares
enfurecidos por espantosas tormentas, para salvar a Josefina, su novia,
del asedio brutal de Javier de Landaluce. Este muere a manos de Cho-
min, y Josefina ingresa en un convento. Chomin la rapta un dia sin que
nadie logre averiguar despues el paradero de ambos. "El Desdefioso"
es la historic de una hermosa joven inglesa enamorada de una estatua
de la cathedral de Milan. "El rev61lver cargado" expone el desarrollo
del interrogatorio a que un juez somete a una mujer fatal que ha matado
a su amante y que despues se suicide. "El espia" desenvuelve un episo-
dio de espionaje ocurrido en la frontera suiza durante la Gran Guerra.
Robert trata de introducir en Alemania un papel de fumar con ciertos
datos. El sargento Nelken descubre el papel y, predispuesto a favor
de Robert, por misteriosa afinidad de raza, va a destruirlo en el momen-
to precise que un jefe le observaba. Nelken y Robert se precipitan
por una ventana y al fin son fusilados. "Quinientos" relata la historic
y peripecias del doctor Manes, que habia descubierto el elixir de la
juventud y cuyo secret se llev6 a la tumba. En "El tesoro de la al-
cantarilla" se narra un double asesinato cometido en una alcantarilla
de Buenos Aires. En "Jardin polinesio", Ines, sobrina del capitan de
un buque, es abandonada en una isla desierta por los mariners insubor-
dinados. Alli descubre un salvaje de raza blanca, quien desde su infan-
cia habia quedado en la isla como inico superviviente de un naufragio.
Ines le bautiza, le ensefia a hablar y despierta en e1 todo el fondo latente
de civilizaci6n que tenia. Descubiertos por un buque, huyen nuevamente







al interior de la isla, prefiriendo la vida de la Naturaleza a la del mundo
civilizado. "En la caverna encantada" es la historic de un aventurero
que logra apoderarse de un tesoro oculto en una cueva donde vive
una raza degenerada de antiguos pirates. Despues de innumerables
peligros el aventurero regresa a las poblaciones de los hombres civili-
zados y entonces se ve detenido y preso, confundido con un vulgar
salteador de bancos. Todos los relatos de este libro, por su variedad
de arguments, medios y caracteres ofrecen una amenidad constant,
a lo que coadyuva su estilo claro y expresivo. [88]

LOPEZ PRUDENCIO (J.).-[A B C. Madrid, 29 de abril de 1936.]
"Diez son las narraciones que Jose Maria Salaverria include en este
libro, que ha dado recientemente a la estampa. Son profundamente he-
terogeneas, por el tema, por el scenario g aun por el alcance ideol6-
gico que en todas ellas palpita mas o menos explicitamente. Tienen, sin
embargo, todas de comuin, lo que no podian menos de tener: el estilo
correct y elegantemente sencillo, la maravillosa agilidad expresiva, la
maestria insuperable para captar el color, el matiz y el detalle decisive
para dar la sensaci6n viva del paisaje y la habilidad mdgica para suscitar
g mantener encendido, sin un solo desmayo, el interns desde el prin-
cipio hasta el fin del relato. Aparece tambidn, como nota comuin a todas
estas narraciones, una especie de "fatum" inexorable, contra el que se
estrellan todos los esfuerzos humans, y que al cabo sale triunfante
hasta utilizando en su provecho los empehios que se pusieron en su
dafio."



B) POESIA

CERNUDA (Luis).-La realidad y el deseo.-Cruz y Raya.-Ma-
drid, 1936.-219 pdginas, 8.o-Pesetas 8.
VWase INDICE LITERARIO, afio V, nuim. 40, pags. 97-104. [89]

JIMENEZ (Juan Ram6n).-[El Sol. Madrid, 26 de abril de 1936.]
'El ejemplo que nos da este libro, doblemente bello por su contenido y
su aspect, de Luis Cernuda, su nuevo sentido es el desfile por el de
las cuatro pimaveras. En Luis Cernuda las cuatro estaciones son prima-
vera. Un dejo, un balbuceo del mois delicado romanticismo ingles y
aleman, injertado en el mejor, mas fino sobrerrealismo frances, con-
ctribuyen, creo yo, a esta total impresi6n de ternura juvenile. Luis Cer-
nuda brota el arbusto primaveral, otofial, estival, internal de su poesia,
vive siempre por dentro y por fuera, de yemas donde lo terso, blanco,
tosa, amarillo, esta fundido con un primer fuego verde general. Todo








el libro por graves, melanc6licos, heroicos que sean o quieran ser los
temas, nos trae una sensaci6n de adolescencia. La inspiraci6n de Luis
Cernuda es un Adonis errante entire ruinas clasicas, que toman por el
suelo todas las formas de la ilusi6n, hundidas con abril eterno en prados
de verde florido; Adonis que espera a su poeta, mientras en el naranjat
con violetas al pie, las nueve Musas suspiran solas su abandono"
SERRANO PLAJA (Arturo).-[El Sol. Madrid, 17 de mayo y
4 de junior de 1936.]-"Cernuda, en el transcurso de diez afios de su
poesia (1924-1935), tiene que afiadir a la poesia espafiola, mediante la
afinaci6n de su instrument poetico, algo que en Espafia se ha des-
defiado casi siempre en nombre de la pasi6n: la apasionante emoci6n
de la pasi6n contenida en la inteligencia.
"La poesia de Cernuda es intima, subjetiva; pero no en el sentido
de patol6gica complacencia culpable, sino positivamente, mejor, fatal-
mente, dadas sus condiciones temperamentales y el clima ineludible que
nuestro tiempo, cruelmente, depara al poeta. En estos tres altimos libros,
Los placeres prohibidos, Donde habite el olvido, Invocaciones, en esta
parte altima del libro, el destino del poeta se ha hecho definitive, ca-
teg6rico. Esto es, ha establecido una nueva categoria en nuestra poe-
sia. La herida, lo que tiene de herida esta poesia, se ha hecho tan pro-
funda, que su sangre nos llega a todos, nos brota a todos, en tanto
que lo que tienen de superior, de expresi6n justisima y objetiva del
dolor y la soledad, vale no s6lo para expresarse a 6l, a Luis Cernuda,
como un hombre determinado de hoy, sino para intemporalizar lo que
en hog palpita dolorosamente y mas o menos sabido en todos los
hombres."


GARCIA LORCA (Federico).- Primeras canciones.- Ediciones
Herve.-Madrid, 1936.-31 pAginas, 8.-Pesetas 3.

El editor advierte en una nota inicial que estas poesias, fechadas en
1922, pertenecen a un libro de adolescencia aun no ordenado por su
autor, importantisimo para el ulterior desarrollo de su mundo poetico,
y que se reunen aqui como anticipo de mas extenso y representati-
vo conjunto. Son once las poesias incluidas y, tanto por su fecha como
por su caracter, aparecen situadas entire el Libro de poemas primigenio
y las Canciones (1921-1924). En rigor pueden asimilarse perfectamente
a estas filtimas. Prevalece el mismo sistema de anotaciones liricas por
modo sintetico, entreveradas con estribillos o refranes de aire popu-
lar. Asi en la poesia titulada "Remansillo": "Me mire en tus ojos pen-
sando en tu alma. Adelfa blanca. Me mire en tus ojos pensando
en tu boca. Adelfa roja. Me mire en tus ojos. IPero estabas
muerta! Adelfa negra." La titulada "Cuatro baladas amarillas" par-
ticipa del mismo caracter y mezcla algunos de los elements temiticos







mis peculiares, en lo referente al paisaje, de la obra lorquiana. En "Palim-
psestos", el poeta cambia por una vez sus preferentes motivos rurales
por los urbanos y su pura intenci6n lirica habitual se matiza con rasgos
de humor. "Adam" es un soneto de clAsica andadura. En las tres bre-
ves poesias finales reaparecen los versos de pie quebrado y el roman-
cillo. No obstante su brevedad y el valor relative que estas compo-
siciones pueden asumir en el conjunto de la obra lorquiana, su interEs
hist6rico, tanto como su belleza formal, son evidentes. [90]




CHAMPOURCIN (Ernestina de). Cantico inatil. M. Aguilar,
editor.-Madrid, 1936.-162 paginas, 8. (s. p.).

El volume comprende en realidad dos obras: una de ellas es la titu-
lada La voz del viento, que ya apareci6 como tomo independiente en
1932, y la otra, inEdita hasta la fecha, titulada Cumbre sin cielo, enmar-
cada entire estas dos fechas: 1932-1935. Pero no hay ninguna violen-
cia en esta unificaci6n, puesto que ambas parties responded a un mismo
espiritu portico y en la segunda viene a decantarse y perfeccionarse un
sentimiento amoroso de constant intensidad. El numen portico de la se-
fiorita de Champourcin ofrece en todo moment un caracter inequivo-
camente femenino. La motivaci6n esencial de sus versos reside en el
amor. Mas este amor que la autora canta con acento sincero no es el
amor receptive o expectante, sino mas bien un amor active, dadivoso
y en ocasiones iluminado. Asi dice: "Sere tuya sin forma, hecha polvo
de aire diluida en un cielo de pianos invisibles. Para ti quiero,
amado, la posesi6n sin cuerpo, el delirio gozoso de sentir que tu
abrazo solo cifie rosales de pura eternidad." Llevada de este espiritu,
su amor consigue crear todo un mundo, yendo, por decirlo asi, mas alli
del sujeto amado, sobreponiendose a la renuncia de este: "iSerE tuya
sin ti! Dejare de mecerte en la cuna encendida que tejieron mis
besos. Se borrard en tus labios la forma de los mios..." Poemas muy
expresivos asimismo son los inscritos bajo el titulo de "Dios y tW". En
ellos se identifica al amado con Dios, no al modo mistico, sino de un
modo claramente profano. El mundo exterior, la naturaleza u otras su-
gestiones del contorno apenas tienen figuraci6n concrete en estos ver-
sos y quedan reducidas a vagos puntos de referencia sobre el comdn
fondo er6tico. Formalmente los poemas de este libro se resuelven en
metros diversos, predominando el endecasilabo y apareciendo diversos
sonetos. Su delicadeza de sentimiento esta a tono con la delicadeza
verbal e incluso con la musicalidad armoniosa, perceptible en todos ellos.
Abren el libro cinco decimas, a modo de "glosas excentricas", firmadas
por J. J. Domenchina. [91]








JARNES (Benjamin).-[El 'Sol. Madrid, 13 de mayo de 1936.]
"Pienso en la agudizaci6n de una feminidad, en la acongojada exalta-
ci6n de lo femenino en el amor, de la "inquietud sin salida" de este
amor. lLa melodia? Es antigua. ZLa orquestaci6n? Lo es menos; fu6 ini-
ciada por nuestros mejores inventories de poesia, por San Juan de la
Cruz, entire pocos mas. fEl timbre? He aqui nuestro hallazgo. Nunca vi
tan delicadamente revelada una furibunda borrasca intima. Como si el
pudor hubiese agotado sus formas. Llegan instantes en que el fuego
parece que va a saltar sobre todo escombro de palabras inzdtiles y a
saludarnos con sus rojas lenguas vivas. Pero se trata de una dolorosa
inquietud, itan graciosamente amuralladal
"El amor se detuvo un dia en tal mujer y cre6 una belleza. Pero el
amor es voluble, y ya no se deleita en la contemplaci6n de la misma
belleza que el cre6, sino que premiere andar persiguiendo reflejos... En
un soneto-El retrato-vemos concentrarse esta gran inquietud de la
belleza creada y desdefiada, alli recibe provisionalmente su forma. Digo
"provisionalmente", porque todo este vehemente Cantico infitil es un
continue tejer y destejer de la trama donde se va perfilando la temblo-
rosa figure. IDido o Pendlope?"




NOGUERA (Vicente).-Cancionero silencioso.-Concha Mendez
y Manuel Altolaguirre, impresores.-Madrid, 1936.-188 piginas, 4.
Pesetas 10.

Este copioso conjunto de composiciones present, dentro de su uni-
dad de inspiraci6n, un caracter formal muy diverso. Su tono lirico es
uniformemente subjetivo, con acentuaci6n de la nota sentimental o del
rasgo reflexivo. En muchas de ellas, especialmente en las mas breves,
concebidas a modo de cantares, es visible su oriundez folkl6rica y su
aire popularista. En otras los versos se alargan baranjando descripcio-
nes paisajistas y sugerencias amorosas. De modo correspondiente, sus
formas metricas son tambien muy varias, desde los versos breves de
pie quebrado hasta el endecasilabo. Todos ellos muestran en el author,
junto a una sensibilidad evidence, quiza no suficientemente decantada,
firme destreza y buen gusto formal. [92]









C) ENSAYOS LITERARIOS


CORREA CALDERON (Ev.)-Intuici6n del Romanticismo.-Con-
ferencia leida en el Ateneo de Almeria el 22 de febrero de 1936.-Pa-
peleria Moya.-Almeria, 1936.-67 paginas, 8.-Pesetas 2.

El autor examine rapida y previamente lo que denomina el roman-
ticismo con minfiscula: esto es, aquella tendencia que se descubre en los
hombres y en los pueblos de todas las 6pocas a mostrar nuestro yo a los
demis, a presentar nuestro coraz6n en la palma de la mano. Partiendo
de las caracteristicas idiosincrAsicas espafiolas, el ardor y la exaltaci6n
de nuestra palabra y nuestro arte, el Sr. Correa Calder6n deduce que a
lo largo de la literature corre una caudalosa corriente romantic, desde
el Poema del Cid, pasando por el Romancero, Juan Ruiz y los clasicos
del Siglo de Oro, hasta el siglo xix. Se alza luego contra la demarca-
ci6n cronol6gica fijada comnunmente a la escuela romAntica en Espafia,
y que s61lo comprende del 1830 al 50. Las caracteristicas del romanti-
cismo ya apuntaban timidamente a principios del siglo xvin. Cita los
precedentes extranjeros y luego los ejemplos espafioles de Cadalso, Jo-
vellanos, Melkndez Valdes y Cienfuegos. Al hacer una breve historic
del romanticismo, puntualiza sus origenes alemanes y se refiere a la mix-
tificaci6n de Ossian, al grupo de los poetas "laquistas" y a sus expre-
siones francesas a partir de Rousseau. Dos nombres abren, a su juicio,
en Espafia la ventana de la nueva escuela, ensefiandonos a ver nuestro
pasado poetico: B6hl de Faber y John Hookham Frere. Generos tipicos
del romanticismo, en oposici6n al neoclasicismo, que intentaba ser per-
fecci6n formal y serenidad, son aquellos donde predomina lo perso-
nal, lo afectivo, tales como las meditaciones, los viajes, memories, re-
cuerdos y diarios. La novela toma frecuentemente la forma de una auto-
biografia sentimental o, en otras ocasiones, tiende a la reconstruc-
ci6n hist6rica. En la lirica impera lo amoroso de tipo elegiaco, cuando
no lo meditative con intenciones metafisicas. Otras formas tipicas de
la poesia romantica son el relato legendario, la balada, el "lied" y el
romance. En las postrimerias de la tendencia se acusa la nota intimista;
asi, dentro de Espafia, en Becquer, en Rosalia de Castro, genios meno-
res del romanticismo, pero que adquieren una permanencia mas dura-
ble. Los dolores de la patria esclava o destrozada, resuenan tambien
en la lirica romintica. Se mezclan asimismo en ella el color local y la
exaltaci6n de los valores folkl6ricos. Ideol6gicamente, el romanticis-
mo es sin6nimo de liberalism. En la dramaturgia se ataca resuelta-
mente la convenci6n de las tres unidades, la exigencia de verosimilitud
y se acusan los rasgos tipicos y los alardes fantisticos subrayados por la
intervenci6n fatalista del sino. Examina luego el autor diversos rasgos







de la estilistica romantica. Hace algunas anotaciones en el paisaje de los
autores de ese period, y un examen del hombre romantico. Si se so-
metiera dice finalmente esta escuela a juicio sumarisimo, los cargos
contra ella estarian compensados por varias atenuantes, especialmente
el espiritu de pasi6n y arrebato que sus poetas oponian a la inteligen-
cia fria y razonadora. "Hoy, a la vuelta de los afios, no se vuelven los
ojos sin nostalgia hacia el romanticismo" Por ello el Sr. Correa Calder6n
terminal su breve ensayo preguntindose: "INo sobrevendri acaso una
escuela literaria a modo de un neo-romanticismo depurado, que cante
los motives de la pasi6n o los dolores del hombre y del mundo que
nace?" Pese a su exigua dimension y a sus pretensiones limitadas, esta
conferencia abunda en datos y puntos de vista inteligentemente mane-
jados y expuestos de forma atractiva. [93]



DIAZ-PLAJA (Guillermo).-El arte de quedarse solo y otros ensa-
yos.-Editorial Juventud, S. A.-Barcelona, 1936.-175 paginas, 8.
(s. p.).

En una breve nota preliminary explica el author que estos escritos
ofrecen una unidad tematica indudable, puesto que todos aluden a co-
sas literarias de hoy. Al reunirlos aspira a allegar datos para el esta-
blecimiento del "punto de vista" critic de su generaci6n. Todos ellos
vieron antes la luz en diversas publicaciones, segin puntualiza una nota
preliminary. El primero de ellos, que da titulo al libro, tiende a estudiar
someramente el sentimiento de soledad en la literature castellana con
ejemplos tomados de misticos y moralistas. En "El teatro de Azorin"
examine las obras dramaticas de este author, sefialando como sus ca-
racteristicas conjuntas la acci6n interior, la antiescenografia, la capta-
ci6n de lo invisible, la antiarqueologia y su discutido superrealimo; de-
fine este filtimo como "una postulaci6n de extrarrealidad de "mas alli",
de tipo claramente romantico, que Azorin va alineando en su obra,
acercandose cada vez mas a los paisajes del suefio". Luego examine
aisladamente las nueve obras dramaticas que Azorin lleva escritas hasta
la fecha. Bajo el titulo de "Literatura y paisaje" expone algunas ob-
servaciones sobre las obras de Gabriel Mir6 y Garcia Lorca. Estudia
tambiEn el tema de la luna en la nueva poesia. En "La hagiografia como
genero literario" analiza ciertas vidas de santos publicadas por Jose
Maria Salaverria y Benjamin Jarnms. En "La emoci6n por contrast en
la lirica de Juan Ram6n Jim4nez" confront opinions autocriticas de
este autor con algunos de sus versos. Aun contiene algunos otros breves
capitulos este volume. Ninguno de ellos aborda completamente el tema
propuesto. Abundantemente documentados, el interEs de lectura que
ofrecen se aumenta merced a un estilo Agil y expresivo. [94]







FERIA (Ram6n).-Signos de Arte y Literatura.-Edici6n "El Dis-
creto".-Madrid, 1936.-86 pdginas, 8.-Pesetas 3,50.

Se trata de una colecci6n de apuntes critics sobre la literature y la
plastica canarias. En 1927 marca el autor la fecha de arranque para
sus investigaciones y comentarios. Traza asi, en primer t&rmino, un cua-
dro descriptive de las principles revistas canarias donde se han ma-
nifestado colectivamente los movimientos literarios y artisticos de estos
afios filtimos: "La rosa de los vientos", "Cartones" y "Gaceta de Arte".
Tras mencionar algunas contribuciones al campo del ensayo y de los
studios hist6ricos, hace luego desfilar various prosistas, tales como Clau-
dio de la Torre, Agustin Espinosa, Andres de Lorenzo Caceres y Juan
Manuel Trujillo, trazando someras caracterizaciones de cada uno de
estos, e intercalando algunos breves fragments de sus obras. A conti-
nuaci6n, y en el campo de la poesia, present, con el mismo metodo
sumario, las obras y figures de Tomas Morales, "Alonso Quesada", Sau-
lo Tor6n, Manuel Verdugo, Fernando Gonzalez y otros. Calificindolos
como neogongoristas, se ocupa de Perdomo Acedo, Luis B. Inglott, Julio
de la Rosa, Miranda Junco, etc. Y en el sector de las filtimas tendencies
agrupa a Josefina de la Torre y a Pedro Garcia Cabrera. El filtimo ca-
pitulo de este breve volume esti destinado a examiner las obras de al-
gunos artists canarios, desde Nestor y Aguiar hasta el superrealista
Oscar Dominguez. Diversas ilustraciones graficas contribuyen, por
modo de ejemplos, a esclarecer sus comentarios. [95]



SAINZ DE ROBLES (Federico Carlos).-Jubileo y aleluyas de
Lope de Vega. Ensayos de simpatia.-Espasa-Calpe, S. A.-Madrid
1936.-189 piginas, 8.-Pesetas 4.

No sigue el autor en este libro la linea vital de Lope, sino que se li-
mita a comentar algunos aspects del poeta, de su vida y obra, aquillos
que le identifican con Madrid. Mezcla biografia, critical literaria, inter-
pretaciones psicol6gicas. Lope y Madrid nacen al mismo tiempo. En
1561 Felipe II bautiz6 a Madrid haciendola corte. Lope naci6 el afio
siguiente. Al tiempo que la villa adquiere importancia va Lope multipli-
cando sus actividades y registrando en su obra todos los sucesos de la
historic madrilefia. "Madrid es Lope afirma el autor -. 0 a la inver-
sa". Lope, con su acendrado entusiasmo local cambi6 el Madrid real,
mediante sus imagenes, por lo que Madrid debia de ser; asi, la ciudad,
el rio, los palacios, los personajes, cobran trascendencia. Hubo, pues,
un Madrid fascinador del siglo xvi que no lleg6 a existir mAs que en
el deseo de Lope. Para confirmar una calidad de Lope, el madrilefismo,
que empieza a desvalorizarse, el autor somete su figure a tres experien-







cias: un "bafio" de adjetivos madrilefios, una revision de lo que Madrid
prest6 a la obra del poeta y un examen de las predilecciones que a Ma-
drid demostr6 siempre Lope. Rechaza el Sr. Sainz de Robles las califica-
ciones que la imaginaci6n y la critical dan a Lope como tipo er6tico.
No fu6 veleta ni don Juan, ni tampoco instintivo ni idealista puro, sino
un hombre normal, mezcla de ser divino y human. Son asimismo
falsas las tres apreciaciones que se hacen de Madrid. Estas corres-
ponden a tres classes de sujetos: los provincianos desafectos, los ma-
drilefios "superficiales" y los madrilefiistas. En seguida intent una
definici6n "noble y veridica" de Madrid: "Madrid es un mito de su-
til perfecci6n future siempre". Su ascetismo, su falta de egoismo, su
pobreza, determinan que sea la capital de Espafia. Los filtimos capi-
tulos los dedica a disefiar estampas y tradiciones del antiguo Ma-
drid. El libro esta escrito con un estilo suelto, desenfadado, ambicioso
de expresiones personales quiza no siempre logradas, pero Agil y vivaz
en todas sus paginas. [96]



D) DRAMATIC

I. Obras publicadas.

JARDIEL PONCELA (Enrique).-Las cinco advertencias de Sa-
tanis.-Comedia en cuatro actos y en prosa.-Estrenada en el Teatro
de la Comedia, de Madrid, el 20 de diciembre de 1935.-La Farsa, afio X,
nfim. 440.-Madrid, febrero de 1936.-112 pfginas, 8.-Pesetas 0,50.

Felix es un hombre rico que "cambia de mujeres como de corbatas".
Su amigo Ram6n, tan cinico como el, es el encargado de irse llevando
a las mujeres que Felix "desecha" por haberse cansado de ellas. Una
noche, el Diablo advierte a Felix que van a ocurrirle cinco desgra-
cias. Las cuatro primeras son las siguientes: Aquella misma noche cono-
cera a una mujer, se enamorarA de ella, se arrepentird de haberlo hecho,
y a los tres meses justos la abandonara en brazos de Ram6n. La filtima
desgracia le seraf anunciada un afio m.as tarde. Felix empieza a luchar
contra el destino que le han presagiado. La primera media que toma
es cerrar todas las puertas de su casa; pero por el balc6n corredizo,
que habia quedado abierto, entra una mujer dormida, Coral, que es
sonambula y vive en el cuarto de al lado. En casa de Felix se despier-
ta y este es el moment en que comienza un nuevo amor. Felix se
obstina en luchar contra su destino y aparta a Coral de su lado. Esta
viaja por Italia, pero al cabo de los tres meses Felix no puede resistir
la ausencia de Coral y nuevamente la llama a su lado. El mismo dia
de su llegada sabe Felix, por una confidencia de su administrator, que







Coral es su propia hija, de cuyo nacimiento no habia tenido noticias.
Ante la terrible revelaci6n ruega a Ram6n que, por ultima vez, se ileve
a aquella mujer de su casa. Luego, a solas con su criado, piensa que la
quinta desgracia sera que le nazca un nieto, lo que indicari tambi&n
que empieza a sentirse viejo. [97]

F.- [A L C. Madrid, 21 de diciembre de 1935.] "... porque en Las
cinco advertencias de Satanas apreciamos un equilibrio, una ponde-
raci6n de tonos, una calidad de didlogo repleto de intencionadas fra-
ses, de giros, de paradojas, de ingeniosas acrobacias en la curva as-
cendente y descendente del humor, de lo emotivo y de lo esceptico,
una evidence superioridad sobre las precedentes obras de este pequefio
grande malabarista del humorismo. Del fondo y de la densidad del
pensamiento, eje de la comedia, de su estructura, es la escena del acto
segundo entire Coral y Felix, su mds interesante moment psicol6gico,
muy trabajado por el autor, con una recreaci6n quizd prolija para nues-
tro pablico, porque la escena es todo el acto."



MASIP (Paulino) .-El baculo y el paraguas.-Comedia en un pr6-
logo y tres actos.-Estrenada en el Teatro de la Zarzuela, de Madrid,
el 7 de enero de 1936.-La Farsa, afio X, nfm. 443.-Madrid, marzo
1936.-93 paginas, 8.-Pesetas 0,50.

Pedro Diaz de Albalate, escritor de edad madura, recibe un dia en
su casa a Maria, esposa de su amigo Joaquin. Maria ha tenido un dis-
gusto conyugal y se queda a vivir en casa de Pedro, concertando con
81 un tiempo de prueba antes de llegar al matrimonio, aunque ante el
mundo pasen por esposos. Bien pronto los redactores de peri6dicos y los
editors empiezan a ocuparse del escritor antes abandonado, y culti-
van su amistad para tratar a su bella mujer. Uno de los admiradores
de esta, Pepe 'Salazar, le ofrece su amor y le pide que le acompafie a
America, donde fijara su residencia. Maria pide un plazo para resol-
verse, aunque se siente feliz en su nueva vida. Dej6 a Joaquin por
Pedro porque se le aparecia como su complete reverso. Joaquin era
imperioso, rico; Pedro esta viejo, desvalido y solo. A su lado, Maria
se encuentra a ella misma, con sus instintos maternales satisfechos. Para
Joaquin era como un buen paraguas, s61o para los dias de 11uvia; para
Pedro es un baculo sagrado siempre. Cuando Pepe Salazar viene a
buscarla, Pedro se encuentra enfermo y Maria decide quedarse para
siempre a su lado. [98]

ESPINA (Antonio).-[El Sol. Madrid, 8 de enero de 1936.]-"El
baculo y el paraguas es una comedia de finisima espiritualidad. Todo








cuanto en ella ocurre tiene su clave en un juego de fuerzas espirituales
cuya manifestaci6n exterior no necesita de violencias de ninguna clase,
pues que las criaturas que combaten en ese cuadro vital que nos pre-
senta el autor, justifican con s6lo el realismo de sus caracteres las reac-
ciones hondas de sus almas. Verdadera comedia psicol6gica-es decir,
verdadera comedia-, todo cuanto no obedece a resorte intimo" del
personae le es ajeno. Asi, observamos a travys de los tres actos y el
pr6logo (el pr6logo pudiera fundirse sin menoscabo de la estructura
de la obra con el primer acto) de El baculo y el paraguas, que eso que
se llaman las "situaciones" teatrales depend siempre con absolute de-
terminismo sentimental de aquellas reacciones y no al revds. Esto quiere
decir que el autor de la comedia no ha pensado primero un asunto,
unas situaciones, unos efectos, colocando despues las figures escenicas
que sucesivamente le fuesen conviniendo a su previo artificio; al contra-
rio. El Sr. Masip ha creado en primer t6rmino unas cuantas personas
-fundamentalmente dos-con sus respectivos nervios, psicologia y pre-
ocupaciones, para una vez colocadas en un plano conflictivo, hacerlas
actuar, chocar, moverse, llevandolas a todas con impasibilidad absolute
hasta sus filtimas consecuencias."




E) BIOGRAFIAS


ISCAR PEYRA (Fernando).-Gabriel y Galan, poeta de Castilla.-
Vidas Espafiolas e Hispanoamericanas del siglo xix.-Espasa-Calpe,
S. A.-Madrid, 1936.-239 paginas, 8.-Pesetas 5.
Comienza el libro presentandonos las figures de los padres de Jose
Maria Gabriel y Galan: el montaraz Narciso, impasible y fuerte como
una encina, y Bernarda, el ama amorosa y fiel, siempre trajinando en
domesticos afanes. Bernarda hacia versos de amor a sus hijos. Jos(e
Maria, en 1885, al llegar a sus dieciseis afios, deja la casa de sus pa-
dres, en el pueblo de Frades, para trasladarse a Salamanca, en cuya
Escuela Normal se hace maestro. Como recompensa o su distinguida
conduct escolar pasa alguna temporada veraniega en Galicia, y, a su
vuelta, rima sus primeros versos: cantos de desconsuelo ante el agos-
tado paisaje castellano, tan distinto del de la tierra gallega. Deja alli
sus mejores amigos, y con ellos sostendrd correspondencia durante toda
la vida. Como maestro elemental ensefia las primeras letras a un pufia-
do de chicos en la escuelita de Guijuelo. Luego se hace maestro su-
perior en Madrid, y de 1892 a 1898 le vemos ejerciendo en Piedrahita
(Avila). Al casarse, en Plasencia, con una prima suya, a la que llama








su "vaquera", cambia por complete su vida: desde Piedrahita, donde
vivia encogido, con temor a la vida, mostrando una sensibilidad en-
fermiza, pasa a ser aprendiz de labrador en el Guijo de Granadilla (Ex-
tremadura). Cuando le nace el primer hijo-1l mismo lo dice-parece
otro hombre. Entonces es cuando describe el Cristu benditu, composici6n
que se dispone a publicar en un diario salmantino, El Labaro. Pero
Unamuno conoce los versos y opina que merecen los honors de un
diario madrilefio. Esta misma composici6n le da, poco despues, a co-
nocer en el Ateneo de Madrid. Pero es "El Ama" la poesia que le con-
sagr6 como gran poeta entire los de entonces, en unos Juegos Florales
de Salamanca, donde actu6 de mantenedor Joaquin Costa. Obtuvo por
unanimidad la flor natural, que el poeta corri6 a depositar en Frades,
sobre la tumba de su madre, muerta hacia poco. A partir de entonces
llegan para (1 los dias de la verdadera plenitud: tiene tres hijos y es-
cribe tres libros, Poesias, Campesinas y Extremefias. Los intelectuales
mds caracterizados le dedican sus elogios: Pereda, Echegaray, Miguel
Mir; Unamuno mismo le anima a que escriba novelas. En su tierra, ma-
yorales y aperadores, gafianes y vaqueros, mozas y viejas, le admiran
y agasajan. Tras la muerte de su padre, su melancolia aumenta y su
salud se resiente; ya en los filtimos versos hay claros presagios de su
muerte. Muri6 el 6 de enero de 1905. En el filtimo delirio se le oy6
recitar versos sueltos de las coplas de Manrique. A trav4s del libro
-escrito con una prosa de giros sabrosos y virtudes pict6ricas-apa-
recen tambien reflejados various aspects de la vida literaria a finales
del siglo XIX y comienzos del actual. [99]



F) MEMORIES


HORTELANO (Benito).-Memorias de... -Espasa-Calpe, S. A.-
Madrid, 1936.-291 piginas, 4.-Pesetas 10.

Benito Hortelano naci6 en Chinch6n, en 1819. A los diecisiete afios,
en Madrid, tras haber pasado por los aprendizajes de sombrerero y si-
llero, se dedica a impresor. En aquella epoca, y a partir de la muerte
de Fernando VII, la libertad de imprenta hizo que esta profesi6n se
desarrollara de manera prodigiosa y se considerase como muy distin-
guida. A ella dedica Benito Hortelano con entusiasmo su vida entera.
El primer trabajo serio que se le confl6 fue el peri6dico El Pensamiento
de la Naci6n, creado por Jaime Balmes. Duefio de una imprenta, public
miles de folletos liberals y peri6dicos de oposici6n. Tal guerra se ha-
cia al Ministerio desde su establecimiento que el mismo Narvaez le ca-
lific6 de "volcan revolucionario" y prometi6 ir 1 mismo en persona a








prenderle fuego. Sus dotes especiales de iniciativa llevaron su empresa
a un gra napogeo. Literatos y politicos convirtieron su casa en el nficleo
del partido progresista; pero luego todo se derrumb6 a causa de la mul-
titud de denuncias political y embargos de que se le hizo objeto. Hor-
telano vive provisionalmente en Francia, y mis tarde, en 1850, se tras-
lada a Buenos Aires, siendo el priimer periodista espafiol que pisa tierra
americana. Desarrolla alli una copiosa propaganda espafiola. Defiende
a su patria del mas ligero ataque, funda la primera asociaci6n para
ayuda mutua de los espafioles emigrados. Sigue incansablemente sus ac-
tividades de editor y periodista politico. Difunde el libro espafiol, y
establece el "Casino Bibliografico", la primer biblioteca popular que
existi6 en Buenos Aires. Estimula tambien el arte dramatic y lleva
a America las primeras compafiias espafiolas. No obstante su laborio-
sidad y su ingenio, se ve agobiado por quiebras, disoluciones, fracasos.
Ello se debe a que los amigos le estafan, personas de su confianza se
aprovechan de sus confidencias y compatriotas desvalidos explotan su
bondad y su hospitalidad. El libro, muy documentado, llanamente es-
crito, proporciona datos nuevos para la historic political de Espafia y
America durante la primera mitad del siglo xix. [100]



LITERATURE HISTORIC:

G) TEMAS CONTEMPORANEOUS


ALVAR (M. F.).-La gran obra international de la Sociedad de
Naciones.-Palabras de D. Salvador de Madariaga.-J. M. Yagiies,
Editor.-Madrid, 1936.-182 paginas, 8.~-Pesetas 4.

En las paginas iniciales, tomadas de dos discursos del Sr. Madaria-
ga, se pone de relieve la unidad de espiritu en que estf inspirada la
Sociedad de Naciones. En ellas se afirma que la Sociedad debe ex-
tender su actividad a todas las formas de vida de la humanidad orga-
nizada. El libro esta dividido en cinco parties. En la primera se exa-
minan cuestiones referentes al nacimiento de la Sociedad de Naciones:
los Estados afiliados y las fechas de adhesi6n, los fines que persigue y
sus caracteristicas esenciales. Se destacan los aspects fundamentals
del Pacto, especialmente aquellos articulos que se refieren al desarme
y al sistema de sanciones. Luego hace el Sr. Alvar una relaci6n deta-
llada de los acuerdos politicos y tratados realizados por el organismo
ginebrino, asi como de las discordias political en que ha intervenido.
Las parties segunda y tercera se ocupan de la organizaci6n de la So-







ciedad de Naciones y de la obra tecnica llevada a cabo desde su fun-
daci6n. La cuarte parte examine el conflict italo-abisinio, el mis im-
portante de los sometidos hasta ahora a la -autoridad de la Sociedad
de Naciones. Aparecen expuestos los antecedentes, iniciaci6n y des-
arrollo del conflict. La filtima parte esta dedicada al nuevo Palacio
de las Naciones en Ginebra, obra cuyo presupuesto global de cons-
trucci6n y habilitaci6n se eleva a sesenta y cinco millones de pesetas.
Finalmente, se reproduce el texto integro del pacto o estatuto que regu-
la las relaciones internacionales. [101]




DIAZ MORALES (Jose).-iZas! ("Gulliver" en el pais de la cal-
derilla). Pr6logo de D. Miguel de Unamuno.-Agencia General de
Libreria y Artes Graficas.-Madrid, 1936.-270 paginas, 8.o-Pesetas 5.

: Se trata de una recopilaci6n de articulos breves, comentarios al
margen de la actualidad, que antes fueron viendo la luz en un diario
madrilefio. Los comentarios abarcan indistintamente tanto el suceso
politico cotidiano como la noticia sensacional, la frase recogida de un
personaje como las iltimas disposiciones oficiales. Y todos muestran
el mismo caracter ligero y analoga intencion festival. En un breve pro-
logo el Sr. Unamuno describe, refiriendose al caracter volandero de es-
tas hojas, que "la historic y la literature la estamos hacienda asi, los his-
toriadores y los literatos, mirandonos los unos a los otros. Pero en nues-
tras obras, en nuestros hechos. Cuando la gacetilla no sirve para hacer
psicologia hist6rica, para hacer historic, para cuajar nieblas humans,
no sirve para nada". [102]




GONZALEZ-BLANCO (Pedro).-Anti-Marx.-J. M. Yagiies, edi-
tor.-Madrid, 1935.-231 paginas, 8.~-Pesetas 5.

Libro de divulgaci6n mas bien que ensayo cientifico. Hace el sefior
Gonzalez-Blanco una critical del marxismo, partiendo de la tesis de que
no es possible prescindir de la acci6n de las fuerzas morales que actfian
en la sociedad. Divide la obra en tres parties, correspondientes al studio
del sindicalismo, del comunismo y del socialismo. La doctrine sindica-
lista es tributaria de todas las escuelas revolucionarias anteriores. Se
propone realizar un Estado social en que los hombres todos produzcan
en proporci6n al esfuerzo que cada uno puede realizar. En el sindica-
lismo se agrupan los trabajadores convencidos de que el triunfo del






120

proletariado sera la obra de la violencia y de la voluntad populares.
Estudia la labor de los "narodniki" o populistas, precursores del bol-
chevismo. Representaban estos una adaptaci6n peculiar de la doctrine
socialist occidental al Ilegar a Rusia. Y fu6 esta misma doctrine, muy
rectificada, la que triunf6 en 1917 con el nombre de bolchevismo. A
continuaci6n hace el Sr. Gonzilez-Blanco una exposici6n del comunis-
mo, no como doctrine, sino como program politico concrete, siguiendo
las definiciones de Bujarin. Resume la vida y actividad de Lenin y su
pensamiento politico, asi como el de Roberto Owen, y seguidamente
comenta el estado de la Rusia soviftica. En la parte dedicada al so-
cialismo estudia la historic de las ideas democraticas. Tras analizar las
teorias de Otto Effertz y de Enrique de Man, expone la causa funda-
mental que, a su juicio, produce el fracaso del marxismo: socialismo y
solidaridad obrera no son el resultado de la adaptaci6n de los proleta-
rios a su situaci6n de clase, sino mas bien la consecuencia de la inadap-
tabilidad de unos cuantos hombres inteligentes que anhelaban un ideal
superior. Al final de cada parte ofrece el Sr. Gonzalez-Blanco una ex-
tensa bibliografia. [103]







PUBLICACIONES PERIODICAS
DEL CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS





REVISTA DE FILOLOGIA ESPANOLA
DIRECTOR: R. MENENDEZ PIDA L
PRECIOUS:
ESPANA, 20 pesetas aio. EXTRANJERO, 22 pesetas aio.
Se public en cuadernos trimestrales, que forman al aio un
tomo de unas 450 paginas. Van publicados veintid6s vol6-
menes, 1914-1935.





ARCHIVO ESPANOL
DE ARTE Y ARQUEOLOGIA
DIRECTORS:
M. G6MEZ MORENO y E. TORMO MONZ6
PRECIOUS:
ESPARA, un ano, 30 pesetas., PORTUGAL y AMERICA, 35 pesetas
Otros paises, 40 pesetas. N6mero suelto, 15 pesetas
Se public en cuadernos cuatrimestrales.





ANUARIO DE HISTORIC
DEL DERECHO ESPANOL
PRECIO Dr SUSCRIPCION, 22 pesetas; n6mero suelto, 25 pesetas.




Todas estas publicaciones estAn editadas por el Centro
de Studios Hist6ricos. Medinaceli, 4.t- Madrid.



































































S. Aguirre, itmpreso., -General Alvarez de Castro. 4o.-Teldefno 303o6.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs