• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Table of Contents
 Tres novelas nuevas
 Resenas
 Back Cover














Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00089412/00036
 Material Information
Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
Physical Description: Book
 Record Information
Bibliographic ID: UF00089412
Volume ID: VID00036
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Table of Contents
        Table of Contents
    Tres novelas nuevas
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
    Resenas
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text
JUNTA PARA AMPLIACI6N DE STUDIOS E INVESTIGACIONES CIENTI ICAS
CENTRO DE ESTUDIOS HIST6RICOS


ARCHIVES DE
LITERATURE
CONTEMPORANEA


INDICE












)v ;


LITERARIO













A B R I L
1 9 3 6
MADRID


ARO V


\NM. 39





ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA

INDICE LITERARIO

Publicara al afio diez cuadernos, correspondientes a los meses
de enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, agosto, octubre, no-
viembre y diciembre. Se propone informar puntual y objetivamen-
te. a los estudiosos de nuestra literature y al pdblico en general,
sobre la producci6n literaria espafiola contemporanea, dando re-
seenas o analisis sumarios de libros de reciente aparici6n, incluyin-
dose asimismo, en su caso, en cada nfmnero de INDICE LITERARIO,
trozoa de las critics mis importantes que hayan suscitado en la
p-eiusa, al salir a luz, las obras resefiadas.

PRECIOUS DE SUSCRIPCION
EsPARA .................................... 10 ptas. (afio).
E RA ERo........................................ 12 ( ).
I Espafia.... 1,-
N'imero suelto.................. Etranjero.. 1,25

CENTRO DE STUDIOS HIST6RICOS.- MADRID
MEDINACELI, 4.


SUMARIO DEL NOMERO 39

1. Tres novelas nuevas..................... 73

2. Resefias:
a) Novela y narraciones ............... 78
b) Poesia............................ 81
c) Ensayos literarios ................... 82
d) Antologia......................... 87
e) Dramitica. Obras publicadas......... 88

Literature hist6rica:
f) Biografias ......................... 91
g) Temas contemporaneos.............. 94






ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA


INDICE LITERARIO



A V. N 39. CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS
ANO V. NIJM. 39. ABRIL 1936
MEDINACELI, 4.-MADRID.




TRES NOVELAS NUEVAS

Conserva todavia Espafia en vida y actividad literaria algunos nom-
bres ilustres de novelistas: Palacio Valdes, supervivencia del concept
novelesco postmaterialista; Pio Baroja, que encontr6 la formula de la
novela mas ajustada a las motivaciones espirituales de la generaci6n
del 98; Ramon Perez de Ayala, aguda inteligencia afanada en la captu-
ra de un tipo de novela equilibrada y perfect, entire otros. Pero en los
grupos literarios que fueron apareciendo despu&s del movimiento de
primeros de siglo y que en las novelas se sefiala con los nombres ya ci-
tados de Baroja y Perez de Ayala, y en los de Ram6n de Valle-Inclan
y Gabriel Mir6, no se ha modelado con perfiles de absolute maestria
ninguna personalidad rigurosa de novelist ni ninguna tentative de con-
junto para crear la nueva novela. Existe, a no dudarlo, un importanti-
simo movimiento en la poesia lirica, y tambien en la prosa de alcance
critic o de tipo seudonovelesco pueden citarse nombres como los de
Bergamin y Jarnes, ya felizmente definidos. Seguimos, sin embargo, es-
perando al nuevo novelist complete y nato, de vocaci6n inequivoca, y
que represent con originalidad y profundidad suficientes este genero
en la literature de los iltimos diez afios. Vamos a resefiar en este ar-
ticulo tres obras recientes, distinguidas entire la producci6n general,
aunque ninguna de ellas logre, a nuestro juicio, modificar las aprecia-
ciones reci6n hechas.
La novela de Ram6n J. Sender, Mister Witt en el Cant6n, que al-
canz6 uno de los premios nacionales de literature en 1935, es una obra I
de fondo hist6rico: la revoluci6n de Cartagena cuando se declara can-








t6n independiente en tiempos de la Repfblica espafiola. Los protago-
nistas son un matrimonio compuesto por un ingles, Mr. Witt, avecin-
dado ya hace much tiempo en Espafia, y su mujer, dofia Milagri-
tos, much mas joven que 18. La pareja ha gozado de una felicidad ex-
terior nunca gravemente perturbada, pero en el fondo la diferencia de
caracteres se ha mantenido constantemente en pie. El es un hombre de
ciencia, de mentalidad formada por una educaci6n reflexiva y positi-
vista; ella es un temperament fogoso, ardiente, que procede por es-
pontaneidades. Mister Witt ha tenido siempre celos, no de ningdn
adulterio material, pero si de posibles infidelidades espirituales y sen-
timentales de Milagritos con un primo suyo, Carvajal, semipoeta y
revolucionario, que muri6 fusilado. Cuando empiezan a desarrollarse
los acontecimientos de la novela, pasa Mr. Witt por una honda crisis
de animo. Comienza a sentirse viejo, cansado, en el moment precisa-
mente en que su mujer conserve su lozania y su impetu. El conflict
interno de la novela estriba en ese contrast entire una juventud, la de
Milagritos, avida de acci6n, y una madurez inclinada hacia la contem-
placi6n esceptica en el marido. El curso de la revoluci6n de Cartagena
alumbra en hechos ese intimo conflict. Desde el primer moment, dofia
Milagritos se present vehementemente inclinada a favor de la causa
popular, mientras que Mr. Witt mira a los sublevados con una mezcla
de superioridad y de escepticismo. Dos de los jefes de los cantonales,
Antonete y Colau, llegan a inspirar de nuevo celos a Mr. Witt, celos
tambien de tipo psicol6gico, ya que no deja nunca de conflar en su
mujer. La novela nos va describiendo prolijamente las incidencias de
la revoluci6n, los recelos entire los jefes y el pueblo, los combates nava-
les en que los rebeldes logran quedar airosos, su intent de salida con el
final repliegue a Cartagena, y, por filtimo, el sitio de la ciudad. Asistimos
a los hechos hist6ricos tal como los viven various personajes populares
en quienes el autor personifica diversos tipos de revolucionarios. Para
el matrimonio Witt, las circunstancias ahondan mas y mas la separa-
ci6n. El, a pesar de sus esfuerzos, es un extrafio, un extranjero que
mira todo aquello con inteligencia clara, pero con animo vacilante.
Ella se mezcla mas y mas cada dia entire los revolucionarios, e intervene
activamente en los hechos, curando heridos y dirigiendo hospitals. La
actividad de dofia Milagritos contrast con la pasividad de su esposo,
casi siempre encerrado en su casa, dejando venir friamente los acon-






75

tecimientos; tiene celos de la revoluci6n y de los revolucionarios, hasta
que un dia, coincidiendo con lo mas trdgico del sitio de Cartagena,
entire el fragor de las explosions y el ambiente de angustia, confiesa
su mujer que con un poco mas de diligencia hubiera podido salvar la
vida a su primo el hfroe y poeta, Carvajal, que muri6 fusilado. IQue
ocurrirA ahora? JTomara estado real esa separaci6n psicol6gica latente?
.Seguira dofia Milagritos con los suyos? No. En el moment de ordenar
que las mujeres, los extranjeros y los nifios evacuen la plaza, ella acep-
ta su suerte de esposa y se dedice a marchar con el hacia Madrid. En
las dos figures principles de la novela parece claro que el author ha
querido significar las dos actitudes ante la revoluci6n: una la de adhe-
si6n instintiva, la de una comunidad de causa profunda, representada
eni Milagritos; otra la de apartamiento y consideraci6n intellectual de los
hechos: la de Mr. Witt. La mujer es el pueblo mismo, joven, ardorosa,
simpatizante con la lucha y la pasi6n; el marido, product neto de clase
media, ya no puede ser joven ni sabe ser pueblo; y de ahi su distancia
psicol6gica del modo de ser de su mujer y de lo que aquella revoluci6n
breve, violent y apasionada, Ilevaba en su seno. El libro de Sender es
un nuevo ejemplo de novela hist6rica, entire galdosiana y barojesca. A
veces, por la lentitud narrative y por la minucia de detalle, recuerda a
Gald6s. Otras, por la agudeza descriptive de tipos, por la simpatia
con esos caracteres extraviados, coincide mas bien con la concepci6n
barojiana de la novela hist6rica.


Cinemat6grafo es la tercera novela de Carranque de Rios, autor
que se revel6 hace dos afios en nuestro mundo literario en su novela Uno.
Esta obra nueva no altera el rumbo marcadamente barojista que tom6
desde el principio el autor. Gira alrededor de tres personajes: Dofia Lui-
sa, el periodista fracasado Alvaro Jimenez, y Felipe, obrero a ratos,
que se busca la vida como puede. Todos ellos se encuentran en una
academia de cinematografia, donde van a buscar una possible salida
a sus miserias y necesidades. Gran parte de la novela pinta el mundillo
tristemente pintoresco de los comienzos del cinemat6grafo en Espafia.
Ruines explotadores, hombres de negocio sin escriipulos y sin medios
manejan a unos cuantos desdichados, explotando sus ilusiones y sus des-
cabelladas esperanzas de ser un dia grandes actors cinematograficos.






76

Dos o tres directors de peliculas se disputan el dinero de un indiano
valiendose de todos los recursos para confeccionar unas mediocres
peliculas a costa de unos cuantos infelices figurantes. Los tres perso-
najes de la novela se acercan tambien, atraidos cada cual por su espe-
ranza personal, a este mentido espejismo, donde no encuentran sino
unas cuantas pesetas, pronto consumidas, y una nueva desilusi6n. Felipe
se enamora de dofia Luisa, pero esta no acepta sus requerimientos y se
va al pueblo, dejando a su amante sin esa raz6n de vida que parecia
apuntar en su desorientaci6n. En cuanto a Alvaro Jimenez, despues de
haber intentado unos cuantos modos de ganarse la vida fracasa en todos
y, victim de su debilidad y de su desgana vital, acaba suicidAndose.
Es esta obra un nuevo ejemplo de la novela atomizada, pulverizada,
convertida en una superposici6n de hechos menudos, deprimentes, por
entire los cuales van rodando los personajes. Seres que se buscan torpe-
mente, a ciegas, sin encontrarse ninguno, para terminar o en la muerte
o en una renunciaci6n dolorosa y esteril. Ninguno de ellos es ni si-
quiera un rebelde; sin embargo, en la atm6sfera de la novela, mas o
menos explicitamente expresada, late la vision de la injusticia social, de
la crueldad de una organizaci6n de las cosas humans, que deja a todos
estos series sueltos, abandonados y miserables, sin ocasiones de redimir-
se. Al final nos queda una impresi6n deprimente; ni estas animulas
errantes tienen verdadera grandeza, ni sus destinos, mas o menos dolo-
rosos, tocan la categoria de tragedia.. La tecnica de la novela es tam-
bien vaga, incoherente, y la existencia, a travys de sus paginas, es una
continuada neblina, rota de trecho en trecho por unos ademanes tragi-
c6micos y con unos lances picarescos.




El Sr. Ledesma Miranda nos da su sexta novela en esta titula-
da Viejos personajes. El tema es, en efecto, viejisimo: la envidia fra-
ternal, el caso de Cain y Abel. Estos Cain y Abel contemporaneos vi-
ven en Madrid, se Rnaman Dionisio y Pablo, son hijos de la viuda de
un magistrado. Uno de ellos, Pablo, es un temperament abundante y
expansivo, con don de gentes y de talent, escritor y poeta que pronto
adquiere fama en ciertos grupos literarios y de alta bohemia. Dionisio,
en fuerte contrast con 41, es un muchacho timido, introvertido, que siente









sin querer esa especie de acusaci6n de su inutilidad, de su insignifican-
cia que los constantes elogios a la brillantez de su hermano parecen
arrojar sobre el, aunque en verdad su valor human sea muy superior
al del facil triunfador. El personaje femenino central es Almudena, hija
natural de un extravagant tipo; el mis curioso de la novela es el
notario don Nazario, que no esta muy seguro de ser su padre y por
eso deja crecer a la muchacha en un ambiente pobre y miserable y ter-
mina su vida de hombre ordenado en un vertiginoso final de jugador y
de calavera senil. Almudena va ser precisamente el campo en que se
encuentren, cara a cara, los dos hermanos. Dionisio la quiere. Acude en
su ayuda cuando la muchacha se fuga de su casa y queda abandonada.
Pero tambi4n aqui triunfa la simpatia de Pablo, y este, poco antes de
marcharse a America, la deshonra y la deja, destrozando asi la posi-
ble felicidad de su hermano. Almudena, despues de una vida azarosa,
quiere volverse hacia Dionisio de nuevo, pero ya es demasiado tarde.
El muchacho se vuelve loco, prende fuego a un retrato de su hermano,
y su demencia, que le hace afirmar que el ha matado a su hermano, no
es mas que una forma reprimida del odio que no estall6 sino en esta
forma simb6lica. El asesinado, dice un personaje de la novela, no es
Abel, sino Cain. La novela del Sr. Ledesma Miranda, de elevado pro-
p6sito, es asimismo de muy digna realizaci6n literaria. Los ambientes
madrilefios, especialmente la casa de la viuda, las descripciones de in-
fancia de los dos muchachos, estan impregnados de humilde poesia
diaria. Las delineaciones psicol6gicas de los personajes son cuida-
dosas y acertadas. Pulcritud de estilo equidistante de lo modern y de
primitivismo clasicista; obra, en suma, de buen empaque literario; la
formula novelesca nos recuerda a ratos, sobre todo en los personajes
y ambientes, a las buenas novelas galdosianas y parece responder mas
bien a una continuaci6n, dentro de nuestros dias, de la novela del si-
glo xix. Obra de distinci6n indudable, ratifica la personalidad de su au-
tor en la novela de hoy.
S61o nos cabe corroborar lo que deciamos al principio: estas tres
obras, muy distintas entire si, que hoy constituyen la actualidad de la
producci6n novelistica espafiola, con diferentes valores literarios y cada
una con su finalidad nos muestran claramente que nuestra novela sigue
discurriendo por cauces abiertos hace tiempo y movida por ambiciones
ya conocidas.








RESENAS
DE LIBROS PUBLICADOS DE MARZO A ABRIL DE 1936



A) NOVELA Y NARRACIONES

CARRANQUE DE RIOS.-Cinemat6grafo.-Espasa-Calpe, S. A.
Madrid, 1936.-268 paginas, 8.~-Pesetas 6.

VWase INDICE LITERARIO, afio V, nim. 39, pags. 73-77. [64]



FERNANDEZ BUSTOS (Joaquin).-Su amor.-Apuntes de la vida
infeliz. (Carta pr6logo de Gabriel Alomar.)-A. Redondo.-Madrid,
1936.-157 piginas, 8.-Pesetas 4.

En su breve pr6logo sitfia el Sr. Alomar al autor de este libro entire
los partidarios de la humanizaci6n del arte por contraposici6n a la
famosa tesis orteguiana y junto a los rehabilitadores del sentimenta-
lismo. Sefiala al mismo tiempo el tinte sombrio que prevalece en estos
relatos y c6mo todos sus personajes obran bajo el signo de lo fatidico.
En efecto, ya en el primer capitulo, que da titulo al libro, se nos pinta
un personaje de aire taciturno, cuyo Anico amor era el de la libertad.
Pero esta libertad nunca podria alcanzarla, porque aquel hombre vivia
en un mundo de esclavos, y para obtenerla habria de libertar a los demas.
La mayor parte de los cuentos tienen un desenlace tragico. Asi el caso
de "Tontitas", un pastor que muere electrocutado, y Castafiar, el joven
telegrafista del "Leviatan" que se lanza al mar desesperado al no poder
resistir las murmuraciones de que se le hacia victim. Otro cuento es
la historic triste de una madre que vende sus iltimas reliquias a fin de
comprar un regalo de Reyes para su hijo. En otro se narran peripecias
de la vida de nifios titiriteros vagabundos o se described tragicos epi-
sodios de envidias. Alternan en la series cuentos que representan una
vision direct de las cosas, como "El Sembrador", con otros de ambiente
fantastico. La forma es sencilla y hay gran abundancia de diAlogos rea-
listas. [65]


HERAS (Antonio).-Vorigine sin fondo.-LEspasa-Calpe, S. A.-
Madrid, 1936.-210 paginas, 8.~-Pesetas 5.

El lugar donde se desarrolla la acci6n principal es Villaplana, una







ciudad provinciana de ambiente cerrado, hostile e incomprensivo para
todo lo nuevo. Don Eugenio Bustamante acaba de morir. Sus dos hijas,
Encarnaci6n e Isabel, quedan abandonadas, ya que sus dos hermanos
arrastran una vida errante y s6lo aparecen por la casa para llevarse,
poco a poco, el patrimonio de las huerfanas. La acci6n aparece cortada
por un "interludio grotesco", o "escenas en un templo de amor munda-
no". Javier Salcedo es un hombre de vida gris, viudo, official segundo
del Gobierno Civil, que se casa con Encarnaci6n. Isabel, la menor de
las Bustamante, rehuyendo la soledad y el tedio de su inacci6n, entra
como profesora de piano en casa de mister Bell, y viaja con esta familiar
por Europa. Ve cosas nuevas, costumbres, gentes, y se resuelve a em-
prender una nueva vida mas rica y mis active. Mientras tanto, Andres
Bustamante acaba con los ahorros de las dos hermanas. Javier queda
cesante y muere asesinado; Encarnaci6n, enferma; y entire deudas y do-
lores, Isabel se ve arrastrada por una "vorigine sin fondo". Apelando
a todas sus fuerzas se traslada a Madrid en busca de trabajo; pero re-
gresa enferma a Villaplana para morir en seguida. Encarnaci6n enloque-
ce y, poco despues, nadie se acuerda en Villaplana de los Bustamante.
En esta novela predomina lo narrative, pero hay tambien algunas esce-
nas descriptivas no exentas de animaci6n y colorido. [66]



LEDESMA MIRANDA.-Viejos personajes.-Agencia General de
Libreria y Artes Graficas.-Madrid, 1936.-260 pdginas, 8.-Pesetas 5.

VWase INDICE LITEARIO, afio V, nfim. 39, pdgs. 73-77. [67]


MAEZTU (Ramiro de).-[A B C. Madrid, 15 de mayo de 1936.]
"... En su autor, D. Ram6n Ledesma Miranda, tengo puesta la esperanza
de que no se concluya en Palacio Valdes la prosapia de nuestros gran-
des novelistas.
"Mir6, Valle-Inclan, Azorin, Baroja, grandes talents, pasarAn a las
antologias por su estilo, su ironia, sus paisajes o su lirismo. Lo que apor-
ta Ledesma Miranda es una idea plat6nica de las almas, en su pasi6n del
ambiente y de las otras almas y en las reacciones con que se desarro-
llan o se mustian. Y en esta idea de la linea vital es donde veo al novelist
del porvenir.
"En estos Viejos personajes parece florecer una semilla que ya ger-
minaba en otros libros: la de un amor clarividente y just, me atreveria
a decir de un amor en Dios, si este concept no fuera todavia prema-
turo en la evoluci6n de las ideas del autor."







MATA (Pedro).-Las personas decentes.-Editorial Pueyo.-Ma-
drid, 1935.-315 paginas, 8.*-Pesetas 5.

El protagonista, Federico Salazar, ha observado, en todos los matri-
monios y hogares que conoce, farsas, engafios y desdichas. Entre los
papeles que revuelve a la muerte de su padre encuentra pruebas de que
su misma madre fue infiel. Sus dos hermanos se casan desgraciadamente.
Carmencita con un hombre enfermo, y Guillermo con una mujer vulgar,
que no sabe hacerle dichoso. Todos estos personajes son "personas decen-
tes" que colocan por encima de todo el fallo inapelable de la opinion pfi-
blica, el temor al escindalo. Federico, desde el dia en que descubri6 la
falta de su madre, se hace retraido. Como amigo y unico consejero tiene
a su tio Pepe, que vive apartado de la familiar, debido a su particular
genero de vida y a sus ideas sin prejuicios. Federico cree haber encon-
trado un dia la mujer que tanto tiempo llevaba buscando y se casa con
ella. Pero esta le engafia vergonzosamente. Y Federico se acoge al
hogar de su tio Pepe, uinico donde ha visto existir la felicidad. Este so-
mero argument se halla entreverado a lo largo del libro con profusas
disertaciones y coloquios sobre las costumbres privadas y las tenden-
cias sociales del dia. Asimismo Las personas decentes abunda en digre-
siones y anAlisis sobre el amor, comparando sus caracteristicas espafiolas
con los matices que asume en otros paises europeos, de habitos distin-
tos. Por consiguiente, la trama novelesca, propiamente dicha, del libro
aparece algo diluida. [68]



SENDER (Ram6n J.).-Mister Witt en el Cant6n.-Premio Na-
cional de Literatura 1935.-Espasa-Calpe, S. A.-Madrid, 1936.-284
piginas, 8.-Pesetas 7.

V6ase INDICE LITERARIO, afio V, nfim. 39, pigs. 73-76. [69]

R. V. (E.).- [El Sol. Madrid, 25 de abril de 1936.]-"ICurioso en-
granaje ideol6gico, profundo studio psicol6gico el conseguido por el
novelist en su personae Mr. Witt!
"Los episodios hist6ricos, las batallas por mar y tierra, descritos con
vigor y donosura, hacen del libro la novela de la primera Repablica, o
al menos, de period tan sugestivo de la primera Repfiblica como es la
sublevaci6n de Cartagena.
"Consigue su nuevo triunfo Ram6n J. Sender con esta admirable no-
vela. Y ratifica sus excepcionales dotes de narrador, de escritor de ner-
vio, mds alla de las sutilezas del estilista, pero siempre brioso, pulcro,
igil."








TOMA'S (Mariano).-Juan de la Luna.-Editorial Juventud.-Bar-
celona, 1936.-234 paginas, 8.oPesetas 5,50.

La trama novelesca de este libro se proyecta sobre un fondo actual
en relaci6n con los episodios y vaivenes politicos de los filtimos tiem-
pos en nuestro pais. Juan Maria es un muchacho provinciano que
llega a estudiar a Madrid. En el pueblo queda Araceli, la nifia rubia
amiga de su infancia. Juan Maria siente agudas nostalgias de ella. De-
bido al caracter timido y triste del estudiante, Trini, una alegre future
doctor en Letras, le bautiza con un nombre que le queda para siempre:
Juan de la Luna. Su amigo Pedro Martin es, por el contrario, desen-
vuelto y audaz, carece de los escrifpulos de moralidad y rectitud que
asaltan a Juan de la Luna y el exito le acompafia siempre. Siguiendo los
cambios de la political conquista sucesivamente a las dos novias de Juan,
Araceli y Trini, hija esta filtima de un destacado republican. Araceli
se resuelve a profesar en un convento. Juan Maria se resigna a perder-
la, aunque comprende que la culpa es de su propia timidez. Pero hay
en Madrid un incendio de conventos y Juan Maria salva a la novicia
Araceli. Despues, mediante la ayuda de Trini, averigua que la vocaci6n
religiosa de Araceli era falsa y logra recobrar su amor. Tanto por su
fondo y trama como por su estilo, esta novela no rebasa los limits de la
correcci6n, inscribiendose en el genero de lectures faciles. [70]




B) POESiA


FERNANDEZ-DORIS (Jose).-Figuras del teatro de Benavente.-
Pr6logo de don Jacinto Benavente.-Imprenta "Diario de Almeria".-
Almeria, 1936.-186 piginas, 8.-Pesetas 5.

El Sr. Benavente describe en el pr6logo que las semblanzas de las
figures de su teatro reunidas en este libro, las tiene por muy acertadas,
y al leerlas han vuelto a su memorial muchas creaciones que tenia
olvidadas. Bajo el titulo de "Las figures", reune el author una series
de semblanzas del teatro benaventino, tomadas de sus comedies mis
famosas, en composiciones poeticas de formas muy variadas. Todas
ellas se atienen simplemente a lo descriptive y sus perfiles estdn trazados
con rasgos faciles. Finaliza el libro con el texto de una conferencia
pronunciada tambien por el autor y que constitute un panegirico sin
reserves del teatro benaventino. [71]








FIENTOSA (Francisco de).-El alba del quechemarin.-Preludio
de Angel Lizaro.-Ilustraciones de Xaime Prada, Sesto, Trujeda y Juan
Ismael.-Publicaciones "Nos".-Santiago de Compostela, 1935.-86 pa-
ginas.-Pesetas 2,50.

Abre este libro una breve poesia de Angel Lazaro, a manera de pr6-
logo. El autor trata de fijar, en una composici6n inicial, sus preferencias
tematicas condensadas en los elements mas sencillos de la naturaleza
y de la humanidad propios de su region native: Galicia. Y en efecto,
asi lo evidencian las demas poesias del libro, consagradas a motivos del
paisaje, a danzas y ritmos populares, tales las tituladas "Muifieira",
"Ruada" y "Vaqueira", entire otras, derivadas de la corriente folkl6rica.
Tecnicamente estdn escritas en metros various de arte menor. Bajo el
titulo "Arcaz de sonetos" aparece luego una series de composiciones de
ese metro, consagradas a exaltar las bellezas y las aspiraciones de la
vida ge6rgica. Las poesias restantes del volume abordan temas amo-
rosos, enfocados con espiritu sencillo y delicadeza verbal. [72]




GARCIA (P. Felix, 0. S. A.).-Palabras interiores.-"Religi6n y
Cultura".-Madrid, 1936.-208 paginas, 8.-Pesetas 5.

En unas paginas preliminares, en prosa, explica el autor su concep-
to de la poesia en general y, especialmente, el de la mistica o religiosa
a que pertenecen las composiciones de este libro. Palabras interiores
consta de tres parties. La primera, titulada "El aire vulnerado", es la
mas extensa y significativa. Predomina en todas sus composiciones un
acento mistico, una constant aspiracion a la Divinidad. Muchas de
ellas son breves apuntes, momentineas entrevisiones, ecos reflexivos.
En la segunda parte, "Ciudadela del espiritu", se reunen seis composi-
ciones dedicadas a exaltar las bellezas naturales e historicas de otras
tantas ciudades castellanas. Y en la final, "Loas", vuelven los temas re-
ligiosos. M(tricamente hay gran diversidad en estos poemas, desde los
versos de arte menor, asonantados, hasta sonetos. [73]



C) ENSAYOS LITERARIOS


LAINEZ ALCALA (Rafael).-Pedro Berruguete, pintor de Casti-
lla.-Ensayo critico-biografico. Premio Nacional de Literatura 1934.-








Espasa-Calpe, S. A.-Madrid, 1935.-159 piginas, 4., con 64 graba-
dos.-Pesetas 12.

Divide el Sr. Lainez su ensayo en tantos capitulos como problems
principles plantean la vida y la obra del pintor Pedro Berruguete. De
su vida poco se sabe a ciencia cierta. Aunque fu6 sin duda famoso
en su tiempo, el renombre de que goz6 debi6se principalmente a ser pa-
dre del escultor Alonso Berruguete. Durante los siglos xvi y xvn perma-
neci6 olvidado por complete. Luego, a partir del siglo xvm, tras la valo-
raci6n erudita neoclisica de Cean Bermfidez, ha ido surgiendo afio tras
afio de los archives, mejor perfilada la personalidad de este artist. Para
situar la figure de Berruguete esboza el autor la vida artistic espafiola
en el siglo xv, cuando el espiritu sobrio de Castilla habia de hallar su
verdadero camino al entrar en contact con el realismo flamenco. Pedro
Berruguete naci6, de una noble familiar, en Paredes de Nava, pueblo
palenciano, por los afios de 1450 a 1455. No es possible sefialar ni los co-
mienzos de su vocaci6n artistic ni sus primeros maestros. Se docu-
mentan las siguientes fechas de su vida: en 1477 trabaja en Italia, en la
corte de Urbino; por los afios de 1483 es Toledo el centro de sus acti-
vidades, que en 1499 cambia por Avila. Muere en Madrid en los prime-
ros afios del siglo xvi. La cualidad que el autor de este libro sefiala
como la mas destacada en Pedro Berruguete es el caricter sobrio y se-
reno de su arte, en el cual se transparentan virtudes morales y de raza.
En cuanto al problema t&cnico, hace resaltar el Sr. Lainez la nota de
originalidad. Analiza cada una de las obras principles de Berruguete
en capitulos sucesivos, y expone las leyendas de Santo Domingo de Guz-
man y San Pedro Martir, a traves de las tablas existentes en el Prado.
En el capitulo "Pedro Berruguete, pintor de Historia" examine minu-
ciosamente el cuadro "Auto de fe", retrato no del alma de una persona,
sino de un pueblo entero. Pero las cualidades artisticas de Berruguete
culminan en las figures de Doctores y Evangelistas del retablo mayor de
la cathedral de Avila: realismo absolute, dibujo firme, color exactisimo,
energia, en fin, rara en aquellos tiempos. El libro une a su abundante
aparato documental un estilo expresivo, matizado en ocasiones de impe-
tu y lirismo. [74]
*

LORENZO-CACERES (Andres de).-Las Canarias de Lope.-Ins-
tituto de Estudios Canarios.-La Laguna de Tenerife, 1935.-27 pagi-
nas, 4.~-Pesetas 3.

Se trata del texto de una conferencia pronunciada por el autor, como
president de la Secci6n de Literatura en el Instituto de Estudios Cana-
rios, y constitute un retazo o complement de otro studio mas amplio
publicado por el mismo sobre las Canarias en el teatro de Lope de Vega.






84
Hay algunas comedies de este en que aparecen referencias a dichas is-
las: San Diego de Alcald, Los guanches de Tenerife, entire otras. El
Sr. Lorenzo-Caceres va abstrayendo del horizonte islefio algunos ele-
mentos que alcanzan especial subrayado en tales obras; asi, curiosos
pasajes referentes a arboles, pdjaros, nifios. Sefiala el prerromanticismo
de Lope visible en su manera ingenua de encararse con estos indigenas,
con su vida y costumbres naturales. La glosa se extiende tambien a
otros aspects porticos de la obra lopesca, fuera de la propuesta de-
marcaci6n canaria. Tales comentarios acreditan en su autor un espirita
sensible, penetrante; se hallan escritos con tersura y distinci6n. [75]



RODRIGUEZ-URBANO (Comandante).-La Espafia de Felipe IL
De Col6n a Bolivar.-Editorial Araluce. Barcelona, 1935.-195 paginas,
8.~-Pesetas 4.

Los dos ensayos que comprende este libro tienen como designio co-
mfin ayudar a combatir la "leyenda negra" urdida contra Espafia. Feli-
pe II, tan apasionadamente discutido por propios y extrafios, encarna, a
juicio del autor, los defects y cualidades de nuestra raza. Los ocho si-
glos de lucha de la Reconquista forjaron un dinamismo spiritual en el
pueblo espafiol, que culmina en Felipe II. Este rey sinti6 la necesidad
de una s61lida unidad national, que no consistia s6lo en un aumento de
extension territorial, sino de potencialidad political. Impone asi un abso-
lutismo autenticamente espafiol, cuya raigambre spiritual era la ortodo-
xia cat61lica. La political interior de Felipe II respondi6 no s6lo al espi-
ritu de la 6poca, sino a la necesidad que imponian las circunstancias.
La maxima justificaci6n de nuestra Inquisici6n es su eficacia, ya que evit6.
las guerras religiosas de otros paises. Todos los grandes valores tradi-
cionales de Espafia se pierden cuando a traves del Pirineo llegan los
nuevos aires del Enciclopedismo. El Sr. Rodriguez-Urbano examine lue-
go la transformaci6n del espiritu military y la declinaci6n econ6mica
como aspects principles en el decaimiento espafiol. La consecuencia
final a que llega es esta: Espafia march desde hace siglos desprovista
de la inica guia que ha de llevar un pueblo, la de una conciencia nadio-
nal basada sobre la tradici6n. El dinamismo spiritual que cre6 en Es-
pafia la secular lucha con los arabes, ofrecia recursos abundantes de
energia para cumplir la gran obra de la conquista de America. Pasa a
examiner el autor diversas hip6tesis sobre el origen de Col6n. Rechaza
la afirmaci6n forjada por la leyenda negra respect a que la tripulaci6n
del sdescubrimiento fuera formada por presidiarios, aunque ello nada
argumentaria contra el hecho del descubrimiento. Present el Sr. Ro-
driguez-Urbano diversas figures del ciclo heroico de la conquista, y
analiza despues el sistema de la colonizaci6n espafiola, distinto al de







los otros paises, con las cuales establece comparaciones. Finalmente
examine las causes complejas del process de desintegraci6n que se cum-
pli6 en America durante el siglo xix. En ambos ensayos asoma cons-
tantemente una intenci6n reivindicativa traditional, y a ella se ajustan
todos los copiosos datos y razonamientos esgrimidos habilmente por
el autor, en un estilo expositivo matizado de rasgos polemicos. [76]



ROMERO FLORES (H. R.)-Estudio psicol6gico sobre Lope de
Vega.-Sucesores de Rivadeneyra (S. A.).-Madrid, 1936.-225 pA-
ginas, 4.-Pesetas 10.

Esta obra, laureada por la Academia Espafiola, ha sido impresa a
sus expenses y viene a sumarse al conjunto de homenajes critics tribu-
tados a Lope de Vega en su pasado centenario. Previamente afirma el
autor que su libro no pretend ser historic ni critical literaria; tampoco
lo que se llama biografia. El Sr. Romero Flores se sittia como un "stu-
diosus psicologiae" o, si se prefiere, un espectador de la figure de Lope
a traves de la abundancia de facetas que ella vive y crea. Al alejarse
del aspect puramente literario de la obra de Lope, el autor aclara que las
referencias inevitable a ella contenidas en estas paginas, desbordan el
punto de vista critico-literario y van a parar al hombre. La obra lopia-
na, pues, le interest en cuanto se ofrece como vehiculo apropiado para
interpreter su vida. Analiza luego el Sr. Romero Flores en una series de
capitulos diversos aspects lopianos. En primer t&rmino, su sentido de lo
europeo y lo espafiol. El valor de universalidad que hay en el surge del
arraigado nacionalismo o nifcleo de cualidades espafiolas que constitu-
yen la t6nica de su vida y de su literature. Shakespeare dice -, su
gran contemporaneo, es ingles a fuerza de ser universal; Lope, al contra-
rio, es universal a puro de ser espafiol. Facundia, desorden, pasi6n.
Bajo este triple signo fluye la vida del Ftnix y se desarrolla su obra
tan similar a la vida y tan inspirada en ella. Por eso agrega el rit-
mo de una es a manera de contrapunto en el de la otra, y de aqui el
sello autobiografico que se encuentra frecuentemente en su- dilatada
obra. En relaci6n con la corriente del Renacimiento, la Espafia de aquella
epoca permaneci6 muy al margen. No' es possible incluir el tipo del FP-
nix en las caracteristicas de mesura y razonado disfrute de la vida que
se dieron en el Renacimiento. "De nada demasiado", era la divisa del
Renacimiento. "Todo hasta la embriaguez", pensaba y practicaba Lope.
Ni la idea renacentista toma cuerpo en Lope, ni su obra, inspirada de
continue en motives nacionales y populares, permit ser incluida dentro
del tipo constituido por las producciones de estilo renaciente. En el ca-
pitulo titulado "Una vida por dentro" va examinando el Sr. Romero
Flores alguna de las caracteristicas mas significativas que se dan en la






86
intimidad del ser lopiano. En contrast con su obra, modelo de vapo-
rosidad y gracia expresiva, Lope es un hombre fundamentalmente triste.
A pesar del desenfado y la jovialidad con que tantas veces se muestra al
exterior, bien puede asegurarse que nunca goz6 de alegria spiritual.
Por otra parte, su literature y su vida se produce bajo los auspicios
de la improvisaci6n. Pueden, pues, ser consideradas como casos de
desbordamientos, s61o refrenadas a veces por relimpagos de raz6n.
"Lope y las mujeres" constitute el tema de otro capitulo. Abundante
en todo, no podia dejar de serlo Lope en el aspect er6tico, factor que
desde su adolescencia comienza a intervenir decisivamente tanto en la
vida literaria como en la privada, inseparables siempre en 41. Para el gran
poeta el amor es ante todo deseo de posesi6n, y, por tanto, apetito de
goce. Cierto que en este concept no faltan matices y grados; pero
todos ellos responded a un sentido de supremacia del instinto, cuya
raiz, antes que en lo spiritual, hay que buscarla en lo biol6gico. Hace
luego el autor una series de consideraciones para demostrar que no obs-
tante el halo de donjuanismo con que Lope ha pasado a la historic, hay
grandes diferencias entire la actitud lopesca y la del tipico Don Juan.
Mas bien habria que equipararle con figures de recia prosapia national,
tales como Felipe II y Goya. Y ejemplifica estos asertos con la narra-
ci6n de algunas de las aventuras amorosas de Lope. La soberbia es otra
cualidad lopesca sobresaliente. En su obra abundan los desplantes y las
jactancias, sobre todo en la parte de ella en que habla de si mismo. La
presunci6n de Lope viene a ser, por consiguiente, como su segunda na-
turaleza. Ello no le impedia, por otra parte, estar cerca de la muchedum-
bre, a quien se le ha acusado tantas veces de adular. Oponiendose a
esta creencia, el autor hace una series de certeras distinciones entire el
arte popular y la plebeyez a prop6sito de Lope. Cierto que este quebran-
t6 las reglas, pero no acudi6 a recursos de mala ley para obtener el
aplauso. Lope conquist6 y sostuvo la atenci6n de los pablicos gracias
al caricter hondamente human de su teatro, igualmente alejado de las
normas sabias que del adocenamiento de la plebe. Lope dice el senior
Romero Flores era el pueblo elevado a las alturas del arte y esto era
suficiente para que el pueblo se contemplase representado en la obra de
aqu6l. El capitulo siguiente, titulado "Trabajo y pobreza. La vida del
hogar", se ajusta a prop6sitos mis estrictamente biogrdficos, y glosa nu-
merosas vicisitudes de la accidentada existencia lopiana. Luego, pro-
yectando la figure de Lope sobre el fondo de Madrid, sefiala la influen-
cia que en 61 ejerci6 la vida cortesana y cuan intensamente particip6 en
sus jornadas y en sus fastos de toda indole. Finalmente, en el capitulo
titulado "Contricci6n", narra el autor la filtima epoca de Lope, su apro-
ximaci6n a los consuelos religiosos, y las circunstancias de su complejo
psiquico que le hacian creyente y pecador contumaz al mismo tiempo.
Su vida resume el autor, despues de glosar los filtimos moments de
Lope -, superior a su obra, y su personalidad superior a la obra y la








vida, quedan en la historic como ejemplo de trinidad genial: desorden,
facundia, pasi6n. Por ello, si hay un individuo que sintetice lo que el ca-
racter espafiol es y represent a travys de los tiempos, este no puede
ser otro que el Fdnix de los Ingenios. Rico en datos, referencias y trans-
cripciones de toda indole, el studio del Sr. Romero Flores vale con
todo, esencialmente por la agudeza psicol6gica que resplandece en sus
paginas, escritas en una prosa muy pulcra y entonada. [77]

A.-[El Sol. Madrid, 21 de marzo de 1936.]-"Es decir, que el psi-
c6logo Romero Flores lo es ante todo ahonda en el caracter, pu-
ramente en el caracter human de Lope. Por eso no nos extrafia que
acuda como fuente y argument mas a las cartas del Fenix y a las na-
derias para otros, que a las obras maestras o las mas famosas, y que
interest mis al autor el detalle perdido de una deuda no cancelada o una
frase caida, a despecho de Lope, ac! y alla en el transcurso de su obra
literaria copiosisima que lo brillante y alabado por otros en todos los
tonos.
Es una vision nueva de Lope de Vega, del Renacimiento en Espa-
tia y del caracter del espanol del siglo XVII. Nueva y exacta."

OSSORIO (Angel).-[Ahora. Madrid, 5 de mayo de 1936.]-"La
bibliografia Ilamada "lopista" acaba de enriquecerse con un volume
de much cuenta. Aludo al Estudio psicol6gico de Lope de Vega, que
a expenses de la Academia Espafiola ha publicado el catedratico de Fi-
losofia del Instituto de Le6n, D. Hip6lito Romero Flores. Otros vold-
menes de este joven professor, sobre temas de filosofia y de alta politi-
ca, le habian acreditado ya de pensador profundo y de pulquerrimo lite-
rato. Ahora se acentdan ambas calidades, con lo que, a prop6sito de
Lope, piensa y dice. La vida del "monstruo", sus problems espirituales,
el ambiente renacentista y, en fin, todo lo que son el hombre y el me-
dio, aparece en el libro con perfil seguro, con noble sencillez en el estilo
y con atinadisimos comentarios."


D) ANTOLOGIAS

SANTULLANO (Luis).-Jovellanos.-Siglo xvin.-Biblioteca de la
Cultura Espafiola.-M. Aguilar, editor.-Madrid (s. a.).-260 piginas,
8.-Pesetas 6.

Naci6 Jovellanos en Gij6n, en enero de 1744. Estudi6 en Avila y,
mas tarde, en el Colegio de San Ildefonso de Alcala. Se dedic6 al ejer-
cicio de las leyes, manifestando en estos primeros afios inclinaci6n por
la poesia. Nombrado Alcalde de Casa y Corte en Madrid, los politicos,








escritores y artists mis famosos se honraron con su amistad. Hom-
bre de mufltiples actividades y capacidades, trabajaba en Academias, con-
sejos y sociedades varias en defense de los intereses pfiblicos, poniendo en
todo esfuerzo y entusiasmo. Uno de los problems que mis le preocu-
paron fue la mejora de las comunicaciones entire los pueblos; por ello
se le nombr6 subdelegado general de Caminos de Asturias. Pero la mas
lograda de sus iniciativas fue la organizaci6n del Real Instituto Asturiano
de Gij6n. El Sr. Santullano transcribe parrafos del Diario de Jovellanos
que demuestran su conduct siempre generosa al servicio del pueblo.
Fue nombrado Embajador en Rusia, desempefi6 la carter de Gracia y
Justicia, y nuevamente se encarg6 de las comisiones que habia tenido
en Asturias. Pero el ambiente del pais dificultaba cada dia mas su labor
y pronto empezaron las envidias y acusaciones contra l1. Sufri6 prisi6n
en Valldemuza y en el castillo de Bellver, en Palma. En el afio 1808,
libre ya, se puso al lado del pueblo y no acept6 un alto cargo en el go-
bierno con los afrancesados, pero si la representaci6n de Asturias en la
Junta Central. Jovellanos fue el mayor poligrafo espafiol del siglo xvm.
Sus manuscritos y papeles sufrieron las perdidas consiguientes a las per-
secuciones y multiples traslados de domicilio. El Sr. Santullano traza el
indice de los mis divulgados, recoge una antologia de sus obras mas
representatives, asi como una resefia de los principles trabajos escritos
sobre Jovellanos y su obra. En cuanto a su ideario, los puntos principles
se condensan en sus preocupaciones por la educaci6n pfiblica y la refor-
ma agraria. En dias en que la cultural pfiblica estaba muy retrasada di6
una orientaci6n pedag6gica al Instituto de Gij6n que satisface hoy toda-
via. Centraba sus mayores esperanzas de prosperidad national en la
agriculture, y sus ideas al respect estin recogidas en el famoso Informe
sobre la Leg Agraria, traducido a various idiomas. Jovellanos sofiaba con
una Sociedad de Naciones ain mas perfect que la de Ginebra, apoya-
da en el valor soberano de la cultural. [781



E) DRAMATIC

I. Obras publicadas.

AZORIN.-La guerrilla.-Comedia en tres actos. Estrenada en el
Teatro Benavente, de Madrid, el 11 de enero de 1936.-"La Farsa".
Afic X, nim. 442.-Madrid, marzo de 1936.-80 piginas, 8.~-Pese-
tas 0,50.

La acci6n se desenvuelve a principios del siglo pasado, durante la
guerra de la Independencia, y se inicia en la Venta de las Animas, en






89
Mira el Prado, pueblecito segoviano. Unos cuantos vecinos se disponen
a emborrachar a un apuesto sargento frances con el prop6sito de arro-
jarlo luego a un pozo, suerte que corrieron ya dos de sus compatriotas.
Pepa Maria y su madre son las inicas que manifiestan un sentimiento
de piedad hacia el sargento Marcel. Despues averiguamos que este no
es tal sargento, sino un coronel imperial, quien pretend, mediante ese
disfraz, descubrir a los autores de la muerte de sus compatriotas. Tras
varias peripecias logra su objeto, y Valentin y Emeterio son condenados
a muerte. Marcel, enamorado de Pepa Maria, solicita el indulto de am-
bos reos, pero obtiene solamente el de uno. Pepa Maria suplica al coro-
nel que no fusile a Emeterio, el alcalde, que es un verdadero padre. Y el
coronel, bajo su responsabilidad, perdona la vida de ambos. La guerra
de guerillas sigue. Marcel es ahora prisionero de "El Cabrero" y acepta
la fuga que un embozado le propone en nombre de Pepa Maria. Pero la
libertad no le viene de esta, sino del mismo "Cabrero", quien obra asi
por amor a ella. Pepa Maria le aguarda de noche, en su casa. Tras
una escena de amor, acepta la moza la marcha con Marcel a las tierras
de Francia, que 01 evoca. Pero cuando el coronel se retira, cae alcanzado
por un tiro de los mozos del pueblo. Finalmente hay un epilogo que se
desisti6 de representar por no lograr en la escena el efecto buscado. En
01, moviendose en un ambiente de irrealidad y abstraci6n, Pepa Maria
ayuda a caminar lentamente a Marcel frente al mar. [79]

ESPINA (Antonio). [El Sol. Madrid, 12 de enero de 1936.]- "Azo-
rin, el sutil y acendrado prosista de Los pueblos, La Voluntad y tantas
otras obras maestras de la literature contemporinea, no ha querido
nunca prescindir de su personal manera de hacer al abordar el teatro.
Lo tinico que procura es condicionarla en este caso a las exigencias
escenicas. Unas veces lo ha logrado y otras no. En Old Spain se acer-
c6 mAs a la realizaci6n de su prop6sito que en Brandy, much brandy,
por ejemplo. Pero en ninguna de sus comedies anteriores lo ha conse-
guido con el acierto y la plenitud que en La guerrilla. A ello se debe
el hecho de que gran parte del pfiblico que anoche se congreg6 en el
teatro Benavente pensando hallar en La guerrilla una obra de tono ele-
vado, bien escrita, eso si, pero poco teatral, experimentase la grata sor-
presa de encontrar, ademas de estos valores, que ya esperaba, los otros
menos esperados de una evidence agilidad dramatica, una acci6n llena
de interns y de fuerza emotional y un dialogo ceflido a la proporci6n y
linea de las situaciones."

FERNANDEZ ALMAGRO (M.).-[Ya. Madrid, 13 de enero de
1936.] -"Lo que menos podia esperarse dadas las caracteristicas del
exquisite arte de Azorin y la idea t6pica de que la literature tiene escaso
papel en los escenarios es que La guerrilla resultase demasiado teatral.
Pero asi ha ocurrido. Y es que Azorin, problamente, empez6 por dudar






90
tambidn de la eficacia que pudiesen tener sus propios recursos litera-
rios, mediante su juego natural, y con el af[n de hacer esta vez teatro,
y no otra cosa. no escatim6 el uso de los resorts que son propios del
mecanismo escdnico, con todas sus consecuencias. Y en tal grado se ha
servido de aquellos, que ha obtenido una comedia impregnada de senti-
do melodramatico.
"El planteamiento del caso se logra en un primer acto de verdadero
autor, y es en sus escenas, bien movidas, donde Azorin consigue, por
sugesti6n del vocablo, la evocaci6n del pequefo mundo campesino, con
sus instintos primaries, con su animo enterizo, con sus usos seculares,
animando la estampa de este rdstico romanticismo romanticismo realis-
ta de primera epoca con alusiones muy "azorinescas" al pequeifo ofi-
cio, al paisaje, al refran, al gesto popular, an6nimo y cotidiano. Este
buen tono literario y dramatico se ajusta de modo ceilidisimo a los efec-
tos teatrales."


MARQUINA (Eduardo).-En el nombre del padre.-Editorial
Reus, S. A.-Madrid, 1936.-242 paginas, 8.~-Pesetas 5.

La acci6n se desarrolla en el Peri, en la 6poca de la colonizaci6n.
Fernan Bustos es un espafiol que explota las minas de Platerias. Tiene
un hijo, Juancho Bustos, o Bustillos, habido con la esclava india Dofia
Solis. Un dia, Bustillos, que cuenta con la adhesion de todos los traba-
jadores de Platerias, donde vive s6lo desde muy nifio, se levanta contra
su padre. En su afan de independencia, ha robado la mitad del carga-
mento de plata que conducia a la casa paterna y pretend llevarse a la
india Solis, arrancandola de la esclavitud en que vive. Pero Lucinda,
una mala mujer, la amante de Fernan Bustos, se interpone, y es ella, y
no la madre, la que huye con Bustillos. Cuando padre e hijo se encuen-
tran en Platerias triunfa una revuelta de mestizos y criollos. Los indios
puros son los finicos que permanecen fieles, pero Fernin Bustos no los
utiliza, y aleja ademds a sus fuerzas, pues quiere que la entrevista con su
hijo se realice sin armas, de coraz6n a coraz6n. Antes de encontrar a
Bustillos, Fernin, desarmado, se ve atacado por unos traidores que le
hieren. Sus iltimos moments son de gozo al comprobar que su hijo
acude a defenderle. Este repudia a Lucinda y se une a Miquita, la india
fiel de amor inquebrantable. La paz y la liberaci6n que van a seguir se
imponen para todos "en el nombre del padre". [80]

DIEZ-CANEDO (E.).-[La Voz. Madrid, 30 de octubre de 1935.]
"En el nombre del padre trae al teatro de Marquina un tema no aborda-
do en El hasta ahora: el tema americano de la conquista. Es, mejor que
esto, el drama de la segunda generaci6n. El padre, que se abri6 paso en
la vida con el mando y la espada, es ain el conquistador, y, en cierto






91
modo, el tirano, sin que apenas a su capricho haya leges; el encomen-
dero que dispone de la milicia y aun amenaza con la horca al capitan.
La india madre de su hijo sigue siendo esclava en la casa erigida por
el poderio naciente del espafiol, que afin recuerda su otra casa, pequefia
y humilde, de los montes navarros. El hijo lleva ya en su sangre mez-
clada un espiritu de rebeldia. El ya siente el peso de una ley: la del pa-
dre. No tardard en plantarsele enfrente.
-"Aqui esta el fundamento del drama, que, segtn declaraciones del
autor, no es s6lo de padre e hijo, sino de un mundo frente a otro: aqui
"late en germen el process hist6rico del vasto drama de Espafia en Am&
rica". Para su resoluci6n en poesia dramatica temo que haya procedido
Marquina de lo general a lo particular, y no al contrario, creando pri-
mero los personages y viendolos despues vivir."

OBREGON (Antonio de).-[Diario de Madrid. 30 de octubre de
1936.]-"Hog dia el teatro de verso s6lo en mugy contadas ocasiones
es compatible con nuestra sensibilidad. Prolongar los laureles del teatro
podtico es misi6n que corresponde tnicamente a los poetas ya consa-
grados en otro tiempo anterior, a los ases del genero que peinan canas y
glorias. Ayer noche, en la sala del Fontalba, completamente llena de
pfblico, contemplamos el espectaculo, excepcional por todos concep-
tos, de la vuelta de un poeta. Eduardo Marquina nos ha otorgado una
obra en la que resplandecen los fulgores de su mejor j poca, sobrepasa-
dos, nuestro entender, por la fuerza de un magnifico y ejemplar argu-
mento y por la grandeza general de la concepci6n. Porque En el nombre
del padre es un drama de esplendida madurez, de esos que confortan,
mas que nada por el hecho de contemplar a un autor, en la cima de su
producci6n y en pleno uso de sus facultades, demostrando que no teme
al tiempo ni al genero que pasan..."



LITERATURE HISTORIC:


F) BIOGRAFIAS

CORTiS CAVANILLAS (JuliAn).-Alfonso XIII. El caballero de
Espafia. La historic anecd6tica de un reinado.-Ediciones Nuestra Raza.
Madrid (s. a.).-177 paginas, 8.~-Pesetas 3.

En los capitulos iniciales se narran los primeros afios de la vida de
Alfonso XIII, aquel nifio que naci6 rey y que Espafia esperaba con tal
ansiedad, como si "por primera vez en la Historia" naciera un rey.






92
Despues, la educaci6n a que se le someti6 y varias an&cdotas que pre-
tenden reflejar un cartcter a la vez altivo y generoso. Hace el autor
la semblanza moral y spiritual del biografiado transcribiendo palabras
de various personajes celebres. Describe despues las ceremonies de la
boda real y el atentado de aquel dia. Y, mas tarde, hace relaci6n de lo
mas sobresalientes del reinado: partidos que disputan, ministerios que se
suceden, y con esto el rumbo politico de Espafia que se va tornando cada
vez mas desastroso. El autor quiere library a Alfonso XIII de toda culpa-
bilidad en ello, ya que el Rey afirma -, entire el desconcierto general,
se atenia a su papel costitucional y colocaba, segin sus propias palabras.
"frente a las conveniencias de partido, las conveniencias de naci6n".
En los iltimos afios de reinado, cuando tras el golpe de Estado de Primo
de Rivera se Ie acusa de violar la Constituci6n, el Rey puso toda su
decision afiade el autor en evitar una guerra civil a la Patria. En
capitulos aparte analiza las relaciones del Monarca con la Iglesia, y
la obra humanitarian realizada por el durante la guerra europea. Y como
final, un surtido anecdotario y la relaci6n de los filtimos actos solemnes en
que intervino. La personalidad y la actuaci6n del ex Rey estdn vistas a
la luz de la simpatia mas incondicional, captadas solamente en sus as-
pectos mas favorables. Todo el libro rebosa, por consiguiente, de un
marcadisimo espiritu apolog6tico, que el autor no pretend ocultar en
ningfin moment. [81]


JARNES (Benjamin).-Doble agonia de Becquer.-Vidas espa-
fiolas e hispanoamericanas del siglo xix.-Espasa-Calpe, S. A.-Madrid,
1936.-237 paginas, 8.~-Pesetas 5.

Constituye este libro una oportuna contribuci6n de homenaje al cen-
tenario de Becquer filtimamente celebrado. En la introducci6n hace el
autor una series de atinadas reflexiones sobre el romanticismo en su mo-
dalidad becqueriana. Afirma que este se nutre mas de substancias an-
tiguas medievales que de inquietudes y temas del siglo xix, y que por
tal raz6n rebasa esos limits. Gustavo Adolfo B&cquer naci6 el 17 de
febrero de 1836. En el acto del bautismo estuvo present su hermano
Valeriano, quien luego habia de ser su inseparable compafiero de viajes
y desventuras. Muerto el padre cuando Gustavo Adolfo contaba diez
afios, ingresa 4ste en el Colegio de San Telmo con el designio de ser
marino. En aquellas aulas conoce a quien luego sera uno de sus mas
afines camaradas, Narciso Campillo. Pero, suprimido el colegio, Gusta-
vo Adolfo y Valeriano parecen disponerse a seguir las huellas pict6-
ricas de su padre. En la casa de su madrina, Dofia Manuela Monchay,
inicia B&cquer sus primeros conocimientos literarios, merced a la copiosa
biblioteca que aqudlla poseia, compuesta en su mayor parte de libros
romanticos. B&cquer lee a Horacio al mismo tiempo que a Zorrilla,







pero es este 61timo quien marca el estilo de sus primeros versos. Mas
tarde, el encuentro con Chateaubriand y Walter Scott, le hace aficio-
narse al ambiente de la Edad Media. Sigue luego lecciones pict6ricas,
pero pronto se convince de que su verdadero rumbo es el de la poesia.
A ello contribute su amistad con Julio Nombela, quien infunde en el
joven poeta el deseo de trasladarse a Madrid. Llega Becquer a esta ciu-
dad en el afio de 1854 escasamente provisto de recursos materials,
pero .rico en proyectos y anhelos de gloria literaria. Acompafiado del
cofre que contenia sus manuscritos se instala miseramente en Madrid.
Tropieza aqui con numerosas dificultades para publicar sus versos y
darse a conocer. Se ve obligado a abandonar un empleo burocratico
que habia conseguido, pues el jefe de la oficina le sorprende haciendo
dibujos. Influido por el ejemplo de Chateaubriand planea un libro so-
bre Los templos de Espafia, que recoja todas las manifestaciones del
genio del cristianismo espafiol. Empiezan a aparecer en revistas algu-
nas de sus primeras Rimas. Participa en la fundaci6n de peri6dicos lite-
rarios destinados a una vida efimera. No es afortunado en sus preten-
siones amatorias cerca de una mujer probable inspiradora de las
Rimas cuya existencia, por lo demas, ha llegado a negarse. Bajo el
titulo de "Uin himno gigante" hace luego Benjamin Jarnes una glosa
circunstanciada de las Rimas, obra donde Becquer traza "el arco per-
fecto de su ciencia del vivir". Transcribe asi aquellos pasajes que juzga
mas significativos entire finas apostillas y delicados comentarios, enla-
zandolos con vicisitudes de la propia vida del poeta. Recoge asimismo
fragments de los escritos en prosa becquerianos, especialmente sus
Cartas literarias a una mujer, complement de las Rimas, ya que en
ellas explica su concept de la poesia, el process creador, la misi6n del
poeta y otros puntos semejantes. En 1861, acompafiado de su hermano
Valeriano, comienza Gustavo Adolfo una series de viajes por los caminos
de Espafia. Le atrae especialmente el monasterio de Veruela y los fan-
tasmas que alli evoca. El Sr. Jarnmes afirma que encuentra mis la ver-
dadera personalidad de B&cquer en estas Cartas que en las Rimas. "Tal
vez estas explica pudo escribirlas cualquier otro en tal o cual pais,
bajo la misma pesadumbre amorosa. En las leyendas pudo colaborar
Hoffmann... Las Cartas son personales e intransferibles. S61o pueden ser
de un espafiol. Y de un espafiol que, por no tener empuje vital suficien-
te para construir altivos alcAzares en el future, se refugia en esos mag-
nificos y ardientes refugios del pasado". El 19 de mayo de 1861 se casa
el poeta con la hija de un medico, a quien habia conocido en sus ex-
cursiones por Soria y Veruela. Pero su melancolia no se apacigua. Aun-
que el poeta recate las confidencias sobre este period de su vida, di-
versos testimonios de los amigos no le muestran feliz. Asi, alejdndose
del hogar, vuelven a renacer en el sus afanes de nomadismo y emprende
diversos viaies, ilustrando literariamente, con absolute compenetraci6n,
los dibujos de Valeriano, y poniendo de relieve ricas virtudes plisticas








que en 1l coexistian con las puramente liricas. Siempre aparece en B&c-
quer el gozador de lo plastico junto al interprete de lo mas intimo. Pri-
mero en El Contempordneo, luego en El Museo Universal, mas tarde
en La Ilustraci6n de Madrid, prosiguen Gustavo Adolfo y Valeriano su
faena a dufo. Pero poco despues, en 1870, 4ste se extingue. En septiem-
bre, en plena juventud a los treinta y cinco afios muere el pintor,
dejando "herido de muerte" a Gustavo Adolfo en el espiritu. Una fie-
bre infecciosa acaba con el fisicamente a los tres meses, el 23 de diciem-
bre de 1870. No son grandes los ecos que suscita su muerte. Sus Rimas
ven la luz, al fin, reunidas, merced a la diligencia de un amigo, Rodri-
guez Correa. Finalmente resefia el Sr. Jarnes las principles biografias
y trabajos critics aparecidos sobre B&cquer hasta el dia. Esta obra,
pese a su caracter de biografia literaria antes que de ensayo critic,
muestra un firme soporte documental. Abundan las largas transcripcio-
nes, tanto de las prosas y versos de B&cquer, como de los escritos a 41
concernientes. [82]

DIAZ-PLAJA (Guillermo).- [El Sol. Madrid, 19 de febrero de
1936.] -"Doble agonia de B&cquer es un largo forcejeo por aligerar, por
hacer simple arabesco lo que es meditada labor critical. Las "fichas" estin
en orden, al servicio de cualquier erudito. Pero el ensamblaje es obra de
artist; verdadero ensamblaje spiritual para que cada dato-cada ficha-
tome relieve de espiritu y no linea de catalogo. El arte del escritor de
cosas clisicas habr6 de ser de ahora en adelante-yg para siempre-el
arte de animar el dato antiguo, la frase afieja. El primer paso lo di6
"Azorin"; el segundo, Jarnms. Hay que seguir ese camino.
"Libro ambicioso, pues. No s6lo Becquer, sino su circunstancia (muy
en relieve y con todo carifio la figure de Valeriano). Y ademas, el espi-
ritu de su tiempo-la atm6sfera literaria espafiola, apoyada en la vision
del mundo real-Sevilla, Toledo, Madrid, Veruela-, muy bien encajados
en textos descriptivos del poeta, cuyo sabor "plastico" anota muy bien
Jarnms.
"Doble agonia de Becquer no es un libro exhaustive. Mejor."



G) TEMAS CONTEMPORANEOUS


AZAJRA (Manuel).-Discursos en campo abierto.-Espasa-Calpe,
S. A.-Madrid, 1936.-242 piginas, 8.~-Pesetas 5.

En una breve nota preliminary justifica el autor la recopilaci6n de
estos textos, hecha en visperas de la iltima contienda electoral, con
la mira de precisar la actitud de su partido frente a cuestiones de






95
fondo y de tactica political. El titulo cobra sentido porque tres de los
cuatro discursos reunidos en estas paginas fueron pronunciados en lu-
gares abiertos ante numerosos contingentes de pfiblico, en los campos
de Mestalla (Valencia), Lasearre (Baracaldo) y Comillas (Madrid), du-
rante el afio 1935. Antepone a ellos otro discurso pronunciado en las
Cortes en marzo del mismo afio, sobre la cuesti6n llamada del "alijo de
armas", defendiendose de las imputaciones que a prop6sito de ella se
le hicieron. Los restantes, sin tener un tema fnico, aparecen enlazados
por un prop6sito comian: la preparaci6n de las fltimas elecciones y la
defense de various puntos programdticos del partido de Izquierda Repu-
blicana que el Sr. Azafia preside. Independientemente de su contenido
politico, de su alcance ideol6gico, que aqui no nos incumbe examiner,
cabe apreciar en ellos las mismas caracteristicas formales visible en
todos los escritos y discursos del Sr. Azafia, es decir, un lenguaje firme
y expresivo y una gran agilidad polemica. [83]

DOMENCHINA (Juan Jose).- [La Voz. Madrid, 18 de febrero de
1936.]- "En estos discursos politicos urbanos o corteses del autor
de El jardin de los frailes habla y habla a campo abierto, sin cohibici6n
de limits o cercas, y con veracidad ins6lita y decoro inaudito, una de
las conciencias political mis nobles e insobornables de nuestro tiemnpo.
Manuel Azafia no es un vociferador estent6reo: su verbo no se empina
sobre los zancos de la "oraci6n ptiblica". Diriase que su elocuencia no
es la elocuencia plural del tribune. El autor de Una political, cuando hace
uso de la palabra, no perora. No siembra a voleo e indeterminablemente
su espiritu en las multitudes. Se dirige al individuo, al hombre. Persuade
directamente, de persona a persona, a ese sujeto colectivo que el
orador comdn toma por objeto que es la muchedumbre. Y como di-
riase que su emoci6n oratoria personalize, cada oyente de Azafia se
siente asistido y confortado por la sensaci6n de que el tribune no bus-
ca la aquiescencia amorfa de las masas, sino el parecer individual y la
adhesion distinta de todos y de cada uno de los ciudadanos que le escu-
chan."


LANZAS (Roberto).-2Fascismo en Espafia? (Sus origenes, su des-
arrollo, sus hombres.)-Publicaciones "La Conquista del Estado".-
Madrid, 1935.-226 paginas, 8.~-Pesetas 5.

El autor ha sido, segfn declara en el pr6logo, desde las primeras
jornadas fascistas, uno de los mis fervorosos partidarios de ese movi-
miento. Habiendo asistido de cerca a todas las vicisitudes del mismo,
afirma poseer un gran caudal de datos ciertos sobre el fascismo, que ex-
pone detalladamente en las pAginas de este libro. En la primera parte
hace un anAilisis del fascismo como hecho o fen6meno mundial, exami-








nando luego sus problems en Espafia. En la segunda parte especifica mi-
nuciosamente, con gran abundancia de noticias, las actividades politi-
cas y periodisticas del partido, deteniendose especialmente en las pu-
blicaciones denominadas "La Conquista del Estado", "El Fascio" y
"F. E." Despues hace historic de la fundaci6n de las J. 0. N. S. (Jun-
tas de Ofensiva Nacional Sindicalista) y de Falange Espafiola. Termi-
na con un balance de la situaci6n actual referida a noviembre del pasado
afio, fecha de la edici6n del libro, donde sefiala la escisi6n producida
entire los grupos de F. E. y la J. 0. N. S., afirmando que, dadas las
dificultades con que luchan para desarrollarse tales organizaciones, le
es impossible pronosticar cudl sera su porvenir. [84]



ORTEGA Y GASSET (Eduardo).-Etiopia. El conflict italo-abi-
sinio.-Distribuidor: Libreria Enrique Prieto.-Madrid, 1935.-212 pa-
ginas, 8.~-Pesetas 5.

En el pr6logo explica el autor su prop6sito: reunir ordenadamente
los datos y antecedentes que al asunto italo-abisinio se refieren, como
una labor complementaria de la informative realizada por los peri6dicos.
El libro aparece dividido en dos parties. La primera se abre con una sin-
tesis de los viajes de exploraci6n realizados en Africa, y detallando los
primeros designios europeos de conquista sobre esos terrenos propicios.
en rigor, la verdadera finalidad de anexionarse grandes territories, solian
encubrirla las naciones europeas bajo pretextos filantr6picos. Relata lue-
go el autor leyendas y viejas tradiciones del reino etiope relacionadas
con el origen de las diversas razas que lo ocupan. Insiste sobre el ca-
ricter arcaico de este pais. Lo que puede llamarse la Etiopia modern
fue constituida por el Emperador Menelik, que se opuso al intent de
dominaci6n italiana en 1896 y obtuvo la gran victoria de Adua. Des-
pu6s proporciona el Sr. Ortega y Gasset datos geograficos, noticias so-
bre la religion, leyes, costumbres y la organizaci6n feudal del ejfrcito de
Abisinia. En la segunda parte del libro examine el conflict actual. A su
juicio fue provocado, mas que por Italia, por el fascismo, regimen que
califica de "regresi6n barbara". Pasa revista a diversas cuestiones con-
cretas que se relacionan con el conflict: la interpretaci6n del articu-
lo 16 del Pacto de la Sociedad de Naciones, el incident de Ual-Ual,
la tramitaci6n del conflict en Ginebra, la actitud de cada una de las
grandes potencias, y el desarrollo de la aplicaci6n de sanciones. Por fil-
timo expone, matizdndola de comentarios politicos, la actitud de Espafia.
El libro, en su primera parte, es de amena lectura, merced a las descrip-
ciones, anEcdotas y detalles pintorescos; en la segunda prevalece un tono
polkmico y el autor no escatima sus dicterios al censurar duramente los
deseos imperialistas italianos. [85]






PUBLICACIONES PERIODICAS
DEL CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS





REVISTA DE FILOLOGIA ESPANOLA
DIRECTOR: R. MEN tNDEZ PIDAL
PRECIOUS
ESPARA, 20 pesetas anio. EXTRANJERO, 22 pesetas afio.
Se public en cuadernos trimestrales, que forman al afo un
tomo de unas 450 piginas. Van publicados veintid6s voli-
manes, 1914-1935.





ARCHIVO ESPANOL
DE ARTE Y ARQUEOLOGIA
DIRECTORS:
M. GOMEZ MORENO Y E. TORMO MONZ6
PRECIOUS:
ESPANA, un anjo, 30 pesetas. PORTUGAL y AMiRICA, 35 pesetas
Otros paises, 40 pesetas. Niimero suelto, 15 pesetas
Se public en cuadernos cuatrimestrales.




ANUARIO DE HISTORIC
DEL DERECHO ESPANOL
PRECIO DE SUSCRIPCION, 22 pesetas; n6mero suelto, 25 pesetas.




Todas estas publicaciones estAn editadas por el Centro
de Studios Hist6ricos. Medinaceli, 4.- Madrid.

































































S. Aguirre, impresor.-General Alvarez de Castro, 4o.-Teletono 30366.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs