• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Table of Contents
 Larra y su tiempo desde hoy
 Resenas
 Indice de revistas
 Back Cover














Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00089412/00035
 Material Information
Title: Archivos de Literatura Contemporanea.
Physical Description: Book
 Record Information
Bibliographic ID: UF00089412
Volume ID: VID00035
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Table of Contents
        Table of Contents
    Larra y su tiempo desde hoy
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
    Resenas
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
    Indice de revistas
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text

JUNTA PARA AMPLIACI6N DE STUDIOS E INVESTIGACIONES CIENTIFICAS


CENTRO DE STUDIOS HIST6RICOS


ARCHIVES DE
LITERATURE
CONTEMPORANEA


INDICE


&1' ~


LITERARIO


MARZO
1 9 3 6
MADRID


ANO V


NtM. 38






ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA

INDICE LITERARIO

Publicara al afio diez cuadernos, correspondientes a los meses
de enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, agosto, octubre, no-
viembre y diciembre. Se propone informar puntual y objetivamen-
te, a los estudiosos de nuestra literature y al ptiblico en general,
sobre la producci6n literaria espaiiola contemporinea, dando re-
sefias o awilisis sumarios de libros de reciente aparici6n, incluyan-
dose asimismo, en su caso, en cada niimero de INDICE LITERARIO,
trozos de las critics mis importantes que hayan suscitado en la
preypsa, al salir a luz, las obras resefiadas.

PRECIOUS DE SUSCRIPCION


ESPANA. ....................................
EXTRANJERO. .................................
N Espaia....
Nimero suelto ............... .. Extranjero..
E xtranjero..


10 ptas. (afio).
12 ( ).
1,-
1,25


CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS.- MADRID
MEDINACELI, 4.


SUMARIO DEL NOMERO 38
Pigin.
1. Larra y su tiempo de hoy ................ 49
2. Resefias:
a) Novela y narraciones ............... 54
b) Poesia. ............................ 56
c) Ensayos literarios .................... 58
d) Dramatica. Obras publicadas......... 62
e) Antologia......................... 63

Literature hist6rica:
f) Biografias......................... 65
g) Temas contemporaneos............... 66
3. Indice de revistas........................ 68





ARCHIVES DE LITERATURE CONTEMPORANEA


INDICE LITERARIO



CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS
ANo V. NOM. 38. MARZO 1936.
MEDINACELI, 4.-MADRID.





LARRA Y SU TIEMPO DESDE HOY


Desde hace unos afios viene celebrandose en orden disperso, y sin
program ni sistema, un vago y continue centenario del romanticismo.
Del sector literario puro, desde la critical universitaria, brotan con bas-
tante frecuencia studios y revisiones de grandes personalidades litera-
rias de aquella 6poca. La filtima novedad entire nosotros, a ese respect,
es el libro de Benjamin James sobre Becquer (que se resefiara en el nfl-
mero pr6ximo de esta publicaci6n) y los Cuatro studios en torno a La-
rra, que acaba de publicar el catedratico de la Universidad de Oviedo
D. Jose R. Lomba y Pedraja. El Sr. Lomba viene consagrando la mayor
parte de su vida de investigator e historiador literario al period romanti-
co espafiol y ha publicado studios importantes sobre Somoza, el Padre
Arolas y Enrique Gil. En su reciente libro toma como centro la figure de
Mariano Jose de Larra para estudiar la personalidad de este escritor, en
primer termino, y la de algunos literatos que con e1 coexistieron.
La obra se compone de cuatro ensayos. El primero es el titulado
"Costumbristas espafioles. 1800-1850". Trata en el del renacimiento de
la literature de costumbres, puesto que en este g9nero es donde se reve-
16 al pdblico, y donde encontr6 humilde molde para sus creaciones, un es-
piritu superior, Larra. Ya en los primeros afios del siglo xix existen no
escasas muestras de esta literature de observaci6n en forma de articulos
breves. En la Minerva, en El redactor general, en El Censor, en el Co-
rreo literario y mercantil, publicaciones peri6dicas del primer tercio del
siglo, hay dispersos ejemplos del genero costumbrista. Pero no llega 4ste







a cobrar categoria hasta que no empufian la pluma para su cultivo tres
escritores, eminentes en el genero los tres, aunque de incomparable valor
uno de ellos sobre los otros: Estebanez Calder6n, "El Solitario", Me-
sonero Romanos, "El Curioso Parlante", y Mariano Jose de Larra,
"Figaro". Empiezan casi al mismo tiempo; de ahi una pequefia pol6mica,
sin importancia, entire los historiadores, sobre qui6n fu& el primero. Una
revista, Cartas espafiolas, dirigida por Carnerero, es la que consagra en
sus pAginas definitivamente este genero. Alli public articulos muy im-
portantes Estebanez Calder6n, que ya antes, en 1830, habia dado algu-
nos al pfiblico y que muy pronto se distingue con sobresaliente persona-
lidad. La labor costumbrista de Estebanez Calder6n trascurrre con gran
irregularidad de producci6n, desde 1831 a 1846. Ya se sabe que la ma-
teria elegida para sus articulos fue el pueblo andaluz, en sus costum-
bres mAs tipicas y castizas: ferias, fiestas, bailes y toros. No sale de
esa clase social popular y marca su personalidad en el costumbrismo
porque la inspiraci6n de sus articulos es ajena a toda pretensi6n filos6-
fica o moralista. Por lo general, el costumbrismo es una forma de filo-
sofia barata y de moral al alcance de todos. Al final de casi todos los
articulos de costumbres, los autores sacan una consecuencia, con
visos de moraleja. Estebanez no es asi. Lomba sefiala muy aguda-
mente que su inspiraci6n es poetica y que en el fondo "de este observa-
dor, siempre alegre, siempre benevolo, siempre dispuesto a la admira-
ci6n y pronto al entusiasmo, hay un poeta lirico en actitud de lanzar su
canto". Porque, en efecto, aunque se sirva de la prosa, muchas escenas
de su colecci6n, Escenas andaluzas, aparecida en 1846, estan conta-
minadas de una especie de lirismo pintoresco. Lomba llama la atenci6n
sobre la frase exclamativa, comparable al principio de una solee" o
de una malaguefia, con que se abre la feria de Mairena: "Ay Mairena,
ay Mairena del Alcor"; y esta frase se repite de cuando en cuando con
son de ritornello. Claro es que el fondo de los articulos de "El Solita-
rio" son las costumbres, y, por consiguiente, ese lirismo intermitente no
pasa de ser un recurso animador de lo observado. El otro instrument,
el capital de Estebanez Calder6n, es el propio de todo costumbrista: la
observaci6n minuciosa. El lastre que mas sobrecarga las cualidades de
animaci6n y de simpatia profunda con lo tratado en la obra de Esteba-
nez es la lentitud, la verbosidad y la redundancia. Ademis, el observa-
dor se aliaba en 1l al erudito, de manera que en su prosa se enlazan dos
formas de casticismo: el casticismo bebido directamente en el habla del








pueblo, de via oral, y el que le Ilegaba a traves de sus lectures de auto-
res clasicos, a los que era muy aficionado y que conocia perfectamente.
Mesonero Romanos es quizA el temperament mas adecuado a ese
genero. TambiEn empieza a publicar en Cartas espafiolas, con poquisima
diferencia respect a "El Solitario". Al estudiar su obra el Sr. Lomba se
refiere a un hecho literario que hoy nos sorprende much, y que es la
influencia que en todos los escritores de este genero tuvo un mediocre
y justamente olvidado escritor frances del Imperio, Jouy, copiosamente
imitado por "El Curioso Parlante" y hasta por el magno, aunque pere-
zoso, genio de "Figaro". El Sr. Lomba, que le consagra much menos
extension que a Estebanez, ve en 01, y muy justamente, "un costumbrista
que se puede decir de oficio, un professional en el genero y un maestro".
Precisamente el no ser mas que esto, el maestro de un genero pobre
y sin vuelo, es la gran limitaci6n de Mesonero Romanos.
En cambio, por encima de lo menudo del genero, de su insignifican-
cia est4tica, se siente el poder y la pulsaci6n de una gran personalidad
literaria en cuanto aparecen los primeros articulos de Mariano Jose de
Larra en El pobrecito hablador. Larra ya no serA ni un pintor de las bi-
zarrias y cromatismos del pueblo, como lo era Estebanez, ni un fot6gra-
fo, con ribetes de socarr6n, de la clase media, como Mesonero Roma-
nos. Pensador de much mayor penetraci6n y sutileza, acierta el Sr. Lom-
ba al decir que fue costumbrista tan s6olo en la forma: "En el fondo,
politico y psic6logo, atento a la dinamica del espiritu much mAs que a
la exterioridad visible y efimera". Ademas, mientras que sus dos com-
pafieros se sentian, con mas o menos entusiasmo, en estado de simpatia
con la sociedad que describian, con las danzarinas y los toreros anda-
luces, con los burgueses madrilefios, Larra es un verdadero disconforme
con el medio en que vive, y su actitud es mAs bien de hostilidad, con el
ideal puesto en lo remoto. Ese ideal es el estado de la sociedad hija
de la revoluci6n francesa, y tal como ha llegado a concretarse en algfn
pais extranjero, para Larra principalmente Francia e Inglaterra. El anhelo
de Larra es elevar el estado social de su patria, que siente como muy
bajo en parang6n con lo de fuera. Es, en efecto, un caso vivo de "El
extranjero en su patria" que habia descrito en un articulo Mesonero
Romanos. Pero en Larra latian parejamente la admiraci6n por la cultu-
ra extranjera y una forma de patriotism orgullosa e irregular, que ex-
plica lo complejo de su personalidad literaria. En los dos ensayos mas
extensos del libro el 'Sr. Lomba esclarece los aspects de Larra como es-








critor politico y como critic literario. En el primero, Larra sigue con
avidez las vicisitudes externas de la political espafiola de su tiempo, tan
azarosa y tambaleante, frecuentisima en altibajos. Su vision es pesimis-
ta, amarga. Para siempre la ha dejado sefialada en la pintura de las Ba-
tuecas. Larra se afana por despertar la conciencia libre de la sociedad es-
pafiola, por hacerla ver las injusticias que en ella hierven, y, sobre todo,
en espolearla para que intervenga en la cosa pfiblica. Su credo politico
es, dicho someramente, el de la Enciclopedia: "Estaba penetrado hasta
el tuetano de toda la doctrine racionalista y naturalista del siglo xvii
frances". Pero conforme pasan los afios el tono del escritor se ente-
nebrece y amarga mas., El cuadro de desgracias y calamidades publicas
que su patria le ofrece, deposit en su espiritu duelo, acritud, desespera-
ci6n. Nos parece evidence la aflrmaci6n del Sr. Lomba en este punto:
"En el process morboso que determine el fin tragico de Larra, lquien
duda que entr6 por much el espectaculo deprimente de las desdichas
de la naci6n a que asistia el escritor por aquellos dias!" Porque, en
efecto, las desventuras de la cosa pfblica no suelen ser motivo propor-
cionado para que un hombre normal quiera desertar de la vida. Pero en
el caso de Larra acrecieron, en proporci6n sin duda sumamente consi-
derable, acaso definitive, las penalidades de orden interno que le aco-
saban. En tres periods resume el Sr. Lomba la carrera de Larra como
escritor politico. El primero, en los dias de Fernando VII, es el de ob-
servaci6n critical, acusando vicios en el cuerpo social y con un predo-
minio del ingenio y de la ironia. El segundo, que corre hasta la caida del
Ministerio Mendizabal, es de lucha. Larra en sus articulos deflende
la libertad, la reform de la sociedad espafiola con ardor y pasi6n, en
un estilo acerado y heridor. El tercero es el de la desilusi6n, el de la
amargura, cuando ya "Figaro" parece renunciar a toda esperanza de
mejora, y no s6lo rinde sus armas, sino que entrega la vida con ellas.
Sin duda se expresa mejor la individualidad spiritual de Larra, su sello
genial, en esos articulos, en los de critical literaria, que Larra escribi6
pr6digamente para los peri6dicos donde colaboraba, y que toma como
base el professor Lomba al analizar a "Figaro" como critic. Las conse-
cuencias de este andlisis vienen a ser estas: Larra hace una critical oca-
sional sobre las obras que le proporciona la actualidad, y en ella abun-
dan las observaciones personales y agudas, pero sin que pueda califi-
carse su fundamentaci6n ni de rigurosamente fllos6fico-estetica ni de
erudita. En 61 la doctrine es la de la escuela neo-clasica y de los enci-








clopedistas franceses del siglo xvin. Horacio, Boileau, Voltaire, Madame
Stael, Batteux, Blair, Moratin, Lista, Quintana, Martinez de la Rosa,
Aunque se siente influido por las ideas del romanticismo hist6rico, y
alaba a Shakespeare y a nuestros clAsicos dramaticos, sin embargo nun-
ca se ve que le lleguen muy a fondo. En cambio, el romanticismo ideol6-
gico-revolucionario aplicado a lo social, como encarna en Victor Hugo, le
atrajo poderosamente. El punto central de su preocupaci6n era la socie-
dad espafiola. Y en ese romanticismo veia un instrument de reform y
mejora inapreciable. Pero no llega nunca a ser un adepto consciente de
la nueva escuela sociol6gico-literaria, y asi le vemos debatirse entire
unas tendencies semiaceptadas y unas ideas morales propias de la so-
ciedad espafiola. Afirma, sin embargo, la idea de progress, y piensa que
el escritor modern ha de sacar de sus observaciones verdades que re-
sulten en beneficio del genero human, que contribuyan a su mejoramien-
to, y, por consiguiente, que la literature ha de marchar con la vida social
y no puede quedarse estancada en un ideal inmutable. Por eso proclama
la libertad literaria, lo cual no pasa quiza de ser una afirmaci6n entu-
siasta que no pone en prActica en muchos de sus articulos.
Complete este cuadro, parcial ciertamente, pero abundante en figures
e ideas, de nuestro romanticismo que ha trazado el Sr. Lomba, un breve
studio sobre el teatro romantico espafiol, en el que se caracteriza, con
finalidades didacticas y de modo somero, pero preciso y exacto, las pro-
ducciones dramaticas capitals de esa escuela.








RESENAS

DE LIBROS PUBLICADOS DE FEBRERO A MARZO DE 1936



A) NOVELA Y NARRACIONES

AGUSTIN (Francisco). Naturaleza humana. (Narraciones). -
(s. e.).-Madrid, 1935.-208 paginas, 8. (s. p.).

En un breve pr6logo anticipa el autor algunas consideraciones au-
tocriticas sobre este libro. Afirma que es realista, pero no de un rea-
lismo evidence, sino "problemitico", por cuanto pretend una interpre-
taci6n de la realidad profunda. Su arte narrative quiere ser rigurosa-
mente consciente; de ahi que desdefie la "naturalidad", los recursos
temperamentales y otros semejantes. "Mi libro-termina diciendo-es
Naturaleza humana, homo aditus naturae, Naturaleza digerida." Inte-
gran el volume catorce cuentos o narraciones, objetivadas todas ellas
esencialmente sobre elements del paisaje, segfin evidencia la simple
transcripci6n de sus titulos mas significativos: "El monte", "El molino",
"El cementerio, el huerto y el cipres", "La palmera, "El estanque",
t1L jardin", etc. La intriga o nexo tematico de estos relatos es muy so-
mera; constitute un simple pretexto para divagaciones conceptuales y
glosas al paisaje y a las pasiones humans, hechas en una prosa tersa
que aspira a la precision, pero con un lenguaje ret6rico de vocabulario
algo rebuscado. Los mejores capitulos son aquellos en que prevalece
lo descriptivo ("El cementerio, el huerto y el cipres"); en otros alter-
nan los cuadros infantiles ("El ocaso"), con escenas er6ticas ("La pal-
mera"). Ya los simples titulos de estos relatos, reminiscencias de Gabriel
Mir6. insinian la influencia mAs visible y constant en la prosa del
Sr. Agustin. Al margen de estas secuencias cabe, con todo, reconocer
en su obra una plausible voluntad de estilo. [37]




HERNANDEZ (Remee de).-El Sultan Azul. La nueva political is-
lamita.-Madrid, 1935.-242 pAginas, 8.~-Pesetas 5.

La autora declara en el pr6logo que su libro no es una obra political
como hace suponer el subtitulo, sino un intent de reflejar escenas re-
ferentes a la muelle vida musulmana; y, al mismo tiempo, es una llamada
a Espafia para que abandon su indiferencia por los problems del Islam.








El movimiento nacionalista marroqui tiene como jefe a Hassan, per-
sonaje que se cubre con un velo azul como un jefe tuareg. Retme y
Yoto se disputan su amor. Esta filtima predica la emancipaci6n de la
mujer oriental. Hassan utiliza a Retme para sus planes. Tambien Ret-
me le presta ayuda encargandose de una gesti6n cerca del gobierno es-
paiol. Se trata de unir a Espafia todo el mundo musulman, desde Arabia
al Oceano, emancipandolo de Francia. La gesti6n fracasa. El gobierno
espafiol niega su apoyo. Pero Yoto togra interesar a los trabajadores
espafioles en su causa y contribute a desatar la revoluci6n de octubre
en Asturias. Yoto muere mAs tarde enloquecida. Con la invasion de
Etiopia por Italia el mundo musulman se remueve. En todo Marruecos
estalla el gran movimiento nacionalista que se esperaba. Retme, huyendo,
llega a Fez a casa de su madre con tiempo para evitar la traici6n que
preparaban sus families a los de su raza. Mientras tanto una tragedia
mundial, una gran guerra, se desencadena en Europa. El mundo musul-
man nada puede temer ya. Hassan, el Sultan Azul, el libertador de Ma-
rruecos, llega herido a casa de Retme. Junto con la alegria del encuen-
tro festejan ambos la exaltaci6n del triunfo de la raza. Pese a las decla-
raciones preliminares de la autora, El Sultan Azul contiene un sen-
tido politico y la trama novelesca, amenamente conducida, parece, en
ocasiones, solo un leve pretexto para manifestarlo. [38]




BLIENO (Manuel).-El sabor del pecado.-Segunda edici6n.-Edi-
torial Araluce.-Barcelona, 1935.-376 paginas, 8.~-Pesetas 5.

La trama novelesca de esta obra aparece tejida por muy diversos
elements. En sus paginas se entrelazan histories de amor de los perso-
najes principles que desfilan por ella. Son gentes de la buena sociedad
vascongada, con determinada significaci6n en las actuales contiendas po-
liticas de Espafia. Son estos personajes: el Marques Julio Rinaldi y su
mujer Maria Antonia; la amiga de esta, Pilar, y su primo Fernando Le-
guizam6n; el P. Fuenclara; la familiar de los Otumba, algunos de cuyos
miembros sufren aberraciones sexuales; Paco Ortuella, el arist6crata que
se arruina, enviuda, pierde a su finica hija y muere joven y agotado.
Fernando, de edad madura, de natural reservado, pescador de afici6n,
hizo gran fortune a fuerza de penalidades en paises lejanos. En Oriente
conoce a la danesa Ester y sostiene con ella relaciones intimas de final
desgraciado. Vuelto a Espafia, se enamora de Pilar Otumba, al encontrar-
la parecida a la danesa de Oriente. Viajan juntos, se hacen novios, pero
sus relaciones quedan interrumpidas ante la oposici6n de la familiar Otum-
ba. Fernando Leguizam6n, huyendo de Europa, o de Pilar Otumba, a
raiz de su frustrada aventura, vuelve a Hohg-Kong. Alli encuentra a






56
Ester casada, rencorosa y alardeando de cruel. A pesar de todos los es-
fuerzos que los amigos hacen por retenerle, Leguizam6n embarca para
Europa. Lleva como amuleto en su viaje una estatuilla de Buda, "funda-
dor de la religion sin ritos, que es la indiferencia". Tales son, de modo
esquemdtico, las lines argumentales de esta copiosa novela colmada de
sucesos epis6dicos y digresiones de toda suerte. Dado el ambiente en que
se mueven sus personajes, hay numerosas escenas de caracter mundano,
descripciones de playas y lugares veraniegos, dialogos en frances, el re-
lato detallado de una excursion por los Pirineos, etc. Todo ello escrito
con un lenguaje suelto y animado, de natural fluencia narrative. [39]

LOPEZ PRUDENCIO (J.).- [A B C. Madrid, 19 de septiembre de
1935.]- "Manuel Bueno suele escribir mojando la pluma en el oleaje de
inquietudes que se agitan en el fondo intimo de su espiritu, en el mar
proceloso de sus angustias, de sus preocupaciones ante el Misterio que
nos rodea, cuyas tinieblas le exasperan y s6lo logra rasgar debilmente
de vez en vez, acudiendo a mortecinos y menguados rescoldos de fe, aan
no apagados definitivamente en su alma. El libro que nos ofrece hoy es
una didfana comprobaci6n de esta verdad. El escritor ha forjado, con
genial reciedumbre de inspiraci6n, una bella teoria de personajes llenos de
vida firme y robusta, y en cada uno de ellos ha puesto un foco de sus
perplejidades metafisicas, 6ticas, religiosas y hasta biol6gicas. En todos
pone el sabor del pecado su deleite, intense, embriagador y... efimero;
con el regusto acido, aspero y amargo de su eficiencia falaz.
"iEn qud queda el sabor del pecado? Su placer, los placeres de la
vida, "el amor profundo que nos inspira la tierra...", tienen una desme-
drada motivaci6n y una lamentable eficiencia, segan la novela. Leida
con atenci6n, parece un precioso ap6logo urdido para formular una tan-
gible demostraci6n del formidable apotegma Ide Santa Teresa?, no re-
cordamos de cuil de nuestros misticos que condensa la eficacia de la fe
cristiana para limar las garras del dolor, con estas graves y confortadoras
palabras: "El placer de morir sin pena, bien vale la pena de vivir sin
placer."


B) POESIA

MORENO VILLA (Jose).-Sal6n sin muros.-Ediciones Hfroe.-
Madrid (s. a.).-26 paginas, 8.-Pesetas 3.

En esta nueva colecci6n de poemas afirma el Sr. Moreno Villa las
caracteristicas de su inconfundible personalidad, de su temperament
abierto a todas las solicitaciones liricas del mundo, de su sensible mo-
vilidad spiritual. Comprende este breve volume siete poemas. El mis






57
significativo es, sin duda, aquel que da titulo al libro y constitute una
suerte de autobiografia, hecha con toques morales y rasgos anecd6ticos
elevados a un plano lirico. El poeta se present a si mismo como un
ser de cuya existencia ha perdido los rastros, suelto, libre, sin querer
afirmar su vida, mas bien persiguiendo lo contrario. Le parece que
actfia de medium respect a si mismo, o que su yo carece de esque-
leto moral. La realidad invisible es para 41 mas fuerte que la realidad
de su cuerpo y el ambito vago donde emplaza su vida, sal6n sin muros,
en el cual las cosas dejan un acento que reconoce, "un acento que es
todo lo mio". El poema siguiente, titulado "Sobre tus memories", tiene
un aire burl6n, un sutil tono humoristico. Incita al que escriba sus me-
morias a que cuente sus vicisitudes intimas, sus vergiienzas domesticas,
con desenfado. "Visita inesperada" es una suerte de vision amorosa.
El poeta ve aparec&rsele como en suefios una figure femenina, pero no
se toma la pena de acercarse a comprobar si es fantasmagoria o reali-
dad. Un espiritu semejante de analogia o confusion entire las sugeren-
cias imaginarias y las sensaciones del mundo real, domina tambiEn en
los demas poemas. Caracteriza la estructura de todos ellos una amplia
libertad de asociaciones mentales y les rodea una atm6sfera de vague-
dad que constitute su aura poetica. Formalmente, estas poesias no se
sujetan a ninguna norma traditional. Siguen un ritmo ondulante, sin
trabas ni convenciones, que es el de la propia inspiraci6n del poeta.
[40]

JIMENEZ (Juan Ram6n).- [El Sol. Madrid, 12 de abril de 1936.]-
"Poesia la de estos tres poemas ["Sal6n sin muros", "Visita inesperada",
"Separaci6n"] que convince del todo, o casi del todo, que nos acerca
el poeta y al poeta, que deja, cerrado el libro, su corriente dentro de
nuestra vida. Jose Moreno Villa ha sido zarandeado por muchos terre-
motos y mareas, estirado de cenites a nadires, metido y sacado de frios
a fuegos. Ha "vivido".
"Muchos caminos tiene la poesia, sin duda. Pero el mas verdadero es,
para mi, el de la emoci6n natural, escrita, dicha o cantada de una manera
sobria, profunda, direct. Si, dejemos hablar con todo su volume al co-
raz6n, como Moreno Villa en estos poemas. Con el freno de boca de la
inteligencia."



MUGICA (Rafael).-Marea del silencio.-Editorial Itxaropena, S. L.
Zarauz, 1935.-93 paginas, 8.-Pesetas 3.

Primer libro de un joven poeta que aspira a manifestar su naciente
personalidad por encima de influjos y reminiscencias ajenas. El autor
utiliza como procedimiento mas constant el hilvarin de im&genes disper-








sas, agrupando desfiles de visions. El espectaculo del mundo natural,
mezclado con las sugestiones del amor, le brindan ocasi6n para algunos
de sus poemas mas logrados. "El poeta se asoma a las barandas, -Dice
cosas sin sentido, llora, grita: -iAmor! jAmor! jBrisa de amor! -El
toro que muge, -la virgen que duerme, -El nifio que muerde un lim6n."
La naturaleza se hace present en casi todos estos poemas, recreada
mAs que transcrita en sus elements liricos. En algunas paginas aparece
uno de los temas que ha sido predilecto de various poetas europeos en
los Altimos afios: aludimos a los Angeles, que el Sr. MAgica ve pasean-
dose por los prados "con una flor de plata en la boca y un compas en
la mano". Las cuarenta y ocho poesias que integran Marea del silencio
se hallan escritas con gran libertad formal, sin supeditaci6n a ningin
molde metrico traditional; s6lo en ocasiones utiliza la rima asonan-
tada. [41]




C) ENSAYOS LITERARIOS


CAMPO AGUILAR (F. del).-Luz y sombra de la navaja de Al-
bacete.-Ediciones Todo el Tiempo.-Libreria Cervantes.-Albace-
te, 1936.-13 paginas, 8.~-Pesetas 1.

Pequefio fasciculo consagrado a encomiar literariamente las vir-
tudes y las sugerencias de la navaja albacetefia. El autor alaba la no-
bleza de este instrument, frente a su leyenda de criminalidad. Deplora
la decadencia de los talleres que la fabrican y dice que ha quedado re-
ducida a un testimonio local, a un recuerdo de los viajeros que pasan
por la ciudad. Y terminal su breve cr6nica con esta especie de oraci6n:
"'Navaja de Albacete, fina navaja inofensiva: no te escondas nunca.
No mates a nadie; pero no dejes que la pistola te desplace. Haz que
los hombres vuelvan a ser valientes cuando ya no sea possible seguir
siendo buenos." [42]



FERNANDEZ SUAREZ (A.).-Sentido mistico de la energia.-
M. Aguilar, editor.-Madrid, 1935.-242 pAginas, 8.,-Pesetas 5.

El autor present este libro como una continuaci6n de otro anterior
suyo, titulado Futuro del mundo occidental vasee INDICE LITERARIO,
afio II, nfm. X, 1933, pag. 277). Pretende estudiar aqui los distintos
"modos" del hombre a travys de las epocas mas definidas del mundo oc-







cidental. A este fin hilvana una series de consideraciones sobre el alma
del hombre de Occidente, sus tipos hist6ricos, los que llama "hombre
dogmatico" y "hombre transicional", etc. La justificaci6n del titulo y
la tesis del libro se halla concretada en el capitulo peniltimo, donde
afirma su creencia en la necesidad de un mito; .es decir, la urgencia de
dotar de espiritu mistico a la energia con el prop6sito de hallar una
ftica future. No es rigurosamente clara la interpretaci6n que el autor
da a los concepts anteriores; de ahi que el libro adolezca de cierta
latitud y vaguedad. A ello contribute un estilo no muy coherente y
una forma expositiva difusa que malogra la fluencia ideol6gica del
autor. [43]



G. GAMERO Y DE LAIGLESIA (Emilio).-Gald6s y su obra. El
Teatro.-Espasa-Calpe, S. A.-Madrid, 1935.-390 pdginas, 8.-Pe-
setas 7.

Complete este volume la trilogia critical que el Sr. Gamero ha con-
sagrado a la obra de Gald6s. Estudiaban los anteriores volfmenes Los
Episodios Nacionales y Las Novelas (vEase INDICE LITERARIO, afno II, ni-
mero IV, 1933, pag. 101, y afio IV, nflm. IV, 1935, pig. 82, respectiva-
mente) y este aparece consagrado al teatro. En un pr6logo reune el
autor algunos datos hist6ricos y breves caracterizaciones critics del
teatro galdosiano, visto en conjunto. Ascienden a veintiuna el nimero
de las producciones dramaticas de Gald6s; de ellas, cuatro-Realidad,
La loca de la casa, El Abuelo y Casandra-fueron derivadas de nove-
las dialogadas y dos fueron originariamente novelas narrativas-Gerona
y Donia Perfecta-. Su primer estreno fue el de Realidad, celebrado
en 1892. El filtimo, el de Santa Juana de Castilla, en 1918. No tuvo su
producci6n dramatica caracter continuado como su obra novelesca; su-
fri6 varias interrupciones. Traza el Sr. G. Gamero un cuadro panorA-
mico del estado en que se hallaba el teatro espafiol al aparecer Gald6s
en escena. En el genero dramatico dominaba casi de modo exclusive la
figure de Echegaray, y en los demas abundaban las obras ligeras y las
traducciones. Cita asimismo a los principles interpretes de aquel tiem-
po y transcribe una lista de los repertorios a la saz6n mas comunes. Con
referencia al teatro de Gald6s, resume las opinions que este mereci6 a
Menendez Pelayo, Clarin, y Cejador. Describe someramente la acogida
que tuvieron algunas de sus obras y las resistencias con que hubo de
luchar Gald6s para imponer su teatro. El resto del libro esta compues-
to por las resefias de las veintiuna obras dramaticas que estren6 dicho
autor, resefias limitadas a la narraci6n extractada de sus respectivos ar-
gumentos, mas un pequefio apendice sobre la acogida que obtuvieron.
Debera, pues, considerarse este libro, antes que como una critical pro-







piamente dicha del teatro galdosiano, como un diligente resume de su
mero contenido temAtico, atento a finalidades estrictamente divulga-
doras. [44]




GOMEZ MORENO (Maria Elena).-Breve historic de la escultura
espaliola.-Misiones de Arte.-Madrid, 1935.-142 paginas y 64 lami-
nas, 8.o-Pesetas 5.

La valoraci6n reciente de nuestra escultura-afirma inicialmente la
autora-corresponde a la atenci6n adjudicada tambien en Apocas recien-
tes a diversos aspects olvidados de la cultural espafiola. Fu6 primero el
Romancero, luego el teatro del Siglo de Oro, y por fin alcanz6 su turno
la escultura policromada. Mientras que la escultura profana falta casi
absolutamente en Espafia, la imagineria religiosa adquiere enorme des-
airollo. Artisticamente aquello que la distingue es su rebeldia contra las
reglas, el amor al natural y el predominio del sentimiento y del caracter
sobre la forma. Esta breve pero substanciosa historic se halla netamente
dividida en capitulos jalonadores de epocas, favoreciendo asi su claridad
expositiva. En primer termino se examine la llamada escultura hispanica,
que cuenta con algunas obras maestras, como la Dama de Elche; esta
epoca, no obstante su clara rebeli6n con el arte griego y chipriota, reve-
la en sus obras merced a su severidad hieratica una personalidad racial
inconfundible. En los albores de la Edad Media la arquitectura romanica
posee tambiAn en nuestro suelo obras maestras indudables. Asombra en
ella su variedad y riqueza. La fantasia decorative de los artists romAni-
cos rebasa toda norma cuando esculpe. Present tres focos principles:
Le6n, Jaca y Santiago. La basilica de esta filtima ciudad es la obra cum-
bre de nuestro arte romanico. Capitulo aparte merece a la autora el fa-
moso P6rtico de la Gloria, debido al maestro Mateo, supuestamente es-
pafiol y discipulo de Fruchel. El siglo xu ve el alborear de la escultura
g6tica. Las primeras obras de este estilo difieren de las del period ante-
rior por su mayor sobriedad y naturalismo; sus exponentes mas grandio-
sos son las catedrales de Burgos, Le6n y Toledo. Someramente, aunque
con gran precision, estudia la sefiorita G6mez Moreno las obras principa-
les: sepulcros, retablos, imagenes, en ellas contenidas. Sim6n de Colonia
y Gil Siloee son los escultores mas representatives del siglo xv. Luego, ya
en el Renacimiento, las grandes figures se multiplican. En la region levan-
tina sobresale DamiAn Forment, y en Castilla, Bigamy. Pero el apogeo
del Renacimiento espafiol, la plena emancipaci6n del espiritu medieval,
esta representada escult6ricamente por BartolomA Ord6fiez y Diego Si-
lo&e en Burgos, y por Alonso Berruguete y Juan de Juni en Valladolid.
Especialmente, las obras de Berruguete acusan personalidad muy sefia-







lada. Sus esculturas estdn poseidas de una suerte de furia, vistas en es-
corzo dindmico. La exaltaci6n pasional de su obra sugestion6 fuerte-
mente a sus contemporineos; se habla incluso de su possible influencia so-
bre El Greco. En cuanto a Juni, aunque su fama sea debida especial-
mente a la interpretaci6n del dolor en que se recrea sensualmente, puso
tambien en sus obras mas amables su brio apasionado. El clasicismo esta
representado en Espafia por Le6n y Pompeyo Leoni. Y la transici6n ha-
cia el naturalismo del siglo xvi tiene como principal exponente en Casti-
lla la gran figura de Gregorio HernAndez. En sus obras destaca una
religiosidad profundamente sentida, un acento human de fue' za comu-
nicativa. En Andalucia el mayor prestigio de dicha epoca es Montafies,
autor de innumerables retablos e imagenes y creador de toda una es-
cuela. En Granada, Alonso Cano, que marc6 asimismo profunda huella
sobre algunos seguidores, tales como Pedro Mena y Jose Mora. La ten-
dencia barroca del siglo xvii con su corolario, el estilo llamado rococ6,
tiene como principles representantes a los sevillanos RoldAn y Cornejo
y a los granadinos Risuefio y Ruiz del Peral. Con el murciano Francisco
Salzillo encuentra nuestra escultura su filtimo imaginero. Dentro del neo-
clisico, con cuyo studio terminal el libro, no puede en rigor citarse nin-
guna figure de verdadero relieve. Una bibliografia no exhaustive, pero
si fitil y esencial, junto con unos cuadros sin6pticos, completan este per-
fecto manual de la historic de la escultura espafiola, hecho con una pro-
bidad que revela la mas firme competencia y escrito con una amenidad
expositiva que no excluye su riqueza documental. [45]

MARARON (Jose Maria).- [Heraldo de Madrid. Madrid, 17 de
octubre de 1935.]-"El definitive acierto que hubimos de anotar en el
haber de las Misiones de Arte a raiz de la publicaci6n de la Breve histo-
ria de la pintura espafiola, de Enrique Lafuente, se complete con otro
tomito, analogo en forma y espiritu, dedicado a la escultura espafiola, y
obra de la seiorita G6mez-Moreno.
"En apenas ciento cincuenta paginas de texto, bibliografia, cuadros
sin6pticos, indice de artists y lugares, completado por ciento cincuenta
laminas, Maria Elena G6mez-Moreno establece la silueta firme y exacta
del desarrollo hist6rico de la escultura espafiola, con rara clarividencia,
matizada en ocasiones de afirmaciones personalisimas de su preferencia
por algunos artists o su desden por otros, afirmando asi su independen-
cia. Baste para su elogio decir que honra el apellido de sus ilustres pa-
dre y abuelo."
*

LOMBA Y PEDRAJA (Jose R.)-Cuatro studios en torno a Larra.
Tipografia de Archivos.-Madrid, 1936.-398 piginas, 8.-Pesetas 12.


VWase INDICE LITERARIO, afio V, nfim. 38, pigs. 49-53.










D) DRAMATIC


I. Obras publicadas.
SUAREZ DE DEZA (Enrique).-La Millona.-Novela esc&nica en
cuatro actos, en prosa.-Estrenada en el Teatro Benavente, de Madrid,
el 10 de mayo de 1935.-La Farsa. Nimero 409.-Madrid, 1935.-
79 paginas, 8.-Pesetas 0,50.

Tony es un sefiorito que, arruinado por complete, piensa en el suicidio.
No obstante, como filtimo recurso para resistir econ6micamente unos dias
mAs, anuncia en los peri6dicos su deseo de alquilar el piso amueblado
que ocupa. Genoveva, una sefiorita forastera, acude y resuelve quedarse
con el piso. En la entrevista con Tony, enterada de su apurada situaci6n,
propone a 4ste un negocio: que se case con ella. Le cuenta su vida ale-
gre y su prop6sito de adquirir respetabilidad a cambio de dinero; ambos
llegan a un acuerdo. Tres afios despuEs Tony se ha convertido en un
hombre serio, y trabaja para vivir, sin tocar el capital de su mujer, "di-
nero del diablo". Genoveva le cuenta toda la verdad: la vida frivola de
la "Millona", amiga de millonarios, no es la suya, sino la de su madre.
A partir de ese moment un carifio verdadero empieza a unir al matri-
monio. Un dia, Tony recibe la visit de Javier, compafiero de sus afios
de escuela, que viene hambriento a pedirle dinero. Javier, tras una con-
versaci6n con Martina, la solicita criada de Genoveva, siente la tentaci6n
de realizar un gran negocio. Ha identificado la verdadera personalidad
de Martina y le pide dinero, bajo la amenaza de contar a los amos el se-
creto de su vida. En el filtimo acto se verifica la vista de la causa contra
Martina, que confiesa haber matado a Javier para robarle. Pero el defen-
sor descubre el verdadero motivo del crime. Martina es la "Millona",
que defendi6 por todos los medios la felicidad de su hija. Madre e hija
se abrazan, y el defensor, en nombre del "margen de justicia que deja
la ley a la buena voluntad", obtiene la absoluci6n de la procesada.
[47]

DIEZ-CANEDO (E.).- [La Voz. Madrid, 11 de mayo de 1935.]-
"'Redne Suarez de Deza todas las cualidades externas de un autor dra-
mitico, singularmente en el modo de hablar una escena. Su habilidad
desde las primeras comedies, que lo sefialaron a la atenci6n pdblica, no
ha hecho mis que crecer. Sin embargo, ni La Millona ni otras comedies
aplaudidas nos dan el rendimiento legitimamente esperado.
"La Millona, que nada tiene que ver con cierta novela del mismo ti-
tulo escrita por el presbitero sevillano Mufioz y Pab6n, es una prueba







mas de mis asertos. Brilla por cualidades menores y carece del nervio
con que se distingue lo dramitico de lo melodramatico. Estd pensada
"desde el publico", excelente condici6n para el triunfo inmediato, no
"contra el publico", que tampoco es buena actitud, ni "en el tema", que
es la uinica possible, con el triunfo de afiadidura, y mas duradero si se
acierta encontrando el gusto del public o venciendolo."



ZAMACOIS (Eduardo).-Don Juan hace economias.-Farsa gro-
tesca en once jornadas.-Editorial Resurrecci6n.-Madrid, 1936.-
203 paginas, 8.~-Pesetas 5.

La farsa estd compuesta por episodios intimos de la vida de Don
Juan Ant6n, senior de Pefia Arida. Viudo, con mas de cincuenta afios,
conserve vestigios escasos de su juventud; pero donde el tiempo le dafi6
con mis safia fue en sus fervores amatorios. Don Juan no se resigna
a envejecer. Un episodio refleja cabalmente su fisonomia moral: necesi-
ta comprarse un sombrero, y como no acierta a optar entire uno de fiel-
tro o uno de paja, compra los dos. A lo largo de todb el libro se van
desenvolviendo las argucias ingeniosas que Don Juan inventa para batirse
en retirada prudent frente a las mujeres, sin darse por vencido. El altimo
episodio de esta grotesca farsa represent la escena desarrollada en
casa del senior de la Pefia Arida un dia en que sus dos j6venes amigas
Maria Belen y Guadalupe, toman por confusion un elixir que 61 guar-
daba para si como restaurador de energies juveniles. Dado el caracter
frivolo de esta obra, campean en sus paginas un humor ligero y una fa-
cil amenidad. [48]



E) ANTOLOGIAS


ALCAZAR (Cayetano).-El Conde de Floridablanca.-Biblioteca
de la Cultura Espafiola.-M. Aguilar, editor.-Madrid (s. a.).-261 pd-
ginas, 8.-Pesetas 6.

Jose Mofiino, despues conde de Floridablanca, naci6 en Murcia,
en octubre de 1728. Se hizo abogado y, en Madrid, su bufete alcanz6
gran fama. En 1766 fue nombrado fiscal del Consejo de Castilla. Car-
los III le envi6 como embajador a Roma; alli despleg6 todas sus dotes
de astucia hasta lograr la extinci6n de la Compafiia de Jesfis. Como re-
compensa a sus gestiones se le concedi6 el titulo de conde. Fue des-
pues primer ministry de Carlos III, y luego de Carlos IV. Su vida po-






64
litica puede considerarse como la historic de gran parte de estos reina-
dos. Por intrigas de la reina Maria Luisa perdi6 la privanza. Una vez
caido del gobierno, tuvo que sufrir dolores e ingratitudes: se le exigie-
ron responsabilidades political, fu6 encarcelado y sus bienes embar-
gados. En 1808 supo responder al grave moment hist6rico, y, ya octo-
genario, estuvo al frqnte de la Junta 'Suprema Gubernativa del Reino.
Muri6 en Sevilla en el mismo afio de 1808. El autor consider sus obras
de mas valor juridico y politico que literario. Las divide en juridicas,
diplomaticas y political. Su ideario conserve a traves de toda su vida
una fuerte unidad de pensamiento. Floridablanca es un neto represen-
tante del movimiento renovador que se llam6 "despotismo ilustrado".
Fue antijesuita y luch6 en defense del regalismo puro. El rest del
volume comprende una bibliografia y una antologia con fragments
destacados de sus obras, mas el texto integro de la "Instrucci6n reser-
vada para la direcci6n de la Junta de Estado", escrito que resume
su pensamiento politico. [49]



ARAUZ (Alvaro).-Antologia parcial de poetas andaluces (1920-
1935).-Colecci6n de la Revista Isla.-Cadiz, 1936.-308 pdginas, 8.'-
Pesetas 8.

Esta compilaci6n aparece precedida por un pr6logo del collector,
en prosa. Antes que razones critics de sus preferencias, nos brinda
el Sr. Arauz algunas divagaciones de orden subjetivo y expresi6n li-
rica sobre la poesia y los poetas. Como justificante de las limitaciones
voluntarias de e:te libro describe: "Esta Antologia es parcial, porque sit
ordenador es parcial ante la poesia; y, al seleccionar poetas, tiene que
elegir unos y desechar otros. jActitud personal frente a la serenidad cri-
tica que debe ser despersonalizada? No; simplemente copia la misma ac-
titud de la Naturaleza, donde todo es parcial." En su selecci6n com-
prende a los siguientes poetas: Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, Ma-
nuel Altolaguirre, Rogelio Buendia, Alejandro Collantes, Adriano del
Valle, Pedro Garflas, Rafael Laff6n, Federico Garcia Lorca, Jose Mo-
reno Villa, Jose Maria Mor6n, Pedro Perez Clotet, Emilio Prados y
Fernando Villal6n. De cada uno de ellos ofrece media docena de poe-
sias, elegidas con el prop6sito de evidenciar sus diversos aspects o ma-
neras. Completan el volume unas cuantas notas bibliograficas sobre la
producci6n exclusivamente poftica de los autores seleccionados. [50]

PEREZ FERRERO (Miguel).- [Heraldo de Madrid. Madrid, 12
de marzo de 1936.] -"Ha preferido Arauz, para presenter a los poetas
de su antologia parcial, el orden alfabetico al cronol6gico, y tambien al
propio orden de sus preferencias; con ello, suponemos, ha querido evi-







tarse el trabajo, quin sabe si arduo, de la investigaci6n de edades y ale-
jar posibles rencores inmediatos.
"Ademas de su labor de seleccionador, lleva Alvaro Arauz un pr6lo-
go al volume. Es mas bien un pr6logo portico (en prosa), en el que da
al pablico las sugestiones personales que le suscita la Poesia.
"En resume, el trabajo realizado por Alvaro Arauz es digno de en-
comio porque recoge con justeza el present movimiento portico anda-
luz, en el que no quiere figurar, Ilevado por si mismo, el autor, con lo
cual pone de manifiesto su delicadeza g su modestia."



LITERATURE HISTORIC:


F) BIOGRAFIAS

MARTINEZ DE LA RIVA (R.).-Luca de Tena. La obra mag-
nifica de una gran inteligencia y de una gran voluntad.-Ediciones
Nuestra Raza.-Madrid (s. a.).-169 paginas, 8.-Pesetas 3.

El libro, apologia vehemente del biografiado, empieza con una muy
rApida vision de nuestra literature a fines del siglo xix. En mayo de 1891
vi6 la luz la revista Blanco y Negro. Esta empresa es acometida por
D. Torcuato Luca de Tena, superando las dificultades que habian deter-
minado la vida efimera de todas las demas revistas ilustradas publicadas
hasta entonces. Su aparici6n, segfin el Sr. Martinez de la Riva, fue el
exito literario mas resonante del periodismo national en ese siglo. En
1903 apareci6 A B C, que vino a renovar, segfin el autor, el periodismo
politico espafiol. Aanaliza luego el Sr. Martinez de la Riva las virtudes
de espafiolismo que brillaban en toda la obra de Luca de Tena y su
espiritu liberal, reflejado en la independencia que logr6 para su diario.
Tras un anecdotario de su vida y una vision conjunta de sus empresas,
el libro finaliza con una antologia de las alabanzas rendidas al Sr. Luca
de Tena, por parte de varias personalidades, con motivo del dcimo
aniversario de A B C. [51]


MARTINEZ OLMEDILLA (A.).-La cuarta esposa de Fernan-
do VII.-Editorial Juventud.-Barcelona, 1935.-196 piginas, 8.-
Pesetas 6.

La cuarta esposa de Fernando VII fue su sobrina Maria Cristina de
Borb6n, hija de su hermana Maria Isabel, casada con el Rey de NApoles.






66
Del matrimonio nacen s6lo dos hijas: la que despues sera Isabel II y
Luisa Fernanda, con el consiguiente regocijo de los carlistas. Tres meses
despues de la muerte de su marido, la Reina Gobernadora inicia un idilio
con Fernando Mufioz, guardia de Corps. La boda, celebrada en secre-
to, contribute, sin embargo, a hacer el vacio en torno a Maria Cristina.
Espartero se apodera de la Regencia y Fernando Mufioz acompafia a la
Reina en su destierro. Caido, a su vez, el general Espartero y vuelta
Maria Cristina a Madrid, nombra a Fernando duque de Riansares y las
Cortes sancionan el matrimonio. Despues el Sr. Martinez Olmedilla hace
historic detallada de la insurrecci6n carlista desde el moment en que
Don Carlos, huido de Portugal y de Inglaterra, se incorpora en Elizondo
a las huestes que luchan por e1, y nombra a Zumalacarregui su Jefe de
Estado Mayor hasta que Espartero y Maroto se abrazan, terminando
asi la sangrienta lucha. Despues se resume la regencia de Espartero, con
las conspiraciones y revueltas en que el trono se ve envuelto por aquellos
afios. Muerto Narvaez, que era el mas firme puntal monarquico, cae Isa-
bel II. Maria Cristina, viuda ya, pasa sus illtimos afios junto a su hija
destronada. La vida de la Reina Gobernadora estd escrita de un modo
novelesco antes que hist6rico; abundan en ella anecdotas y escenas fami-
liares. Quedan asi reflejados en el libro todos los acontecimientos que de-
finieron el Madrid de entonces: la matanza de frailes acusados de en-
venenar las aguas, el estreno de los grandes dramas romanticos, la aper-
tura del Ateneo, etc. Sobre ese fondo se destacan epis6dicamente las
figures de "Figaro", Espronceda, Luis Candelas, el ministry Calomarde,
etcetera. [52]




G) TEMAS CONTEMPORANEOS


PALACIOS (Julio) .-Filipinas, orgullo de Espafia. Un viaje por
las Islas de la Malasia. (Texto ampliado de las conferencias dadas en
la Sociedad Geografica Nacional los dias 13 y 20 de mayo de 1935.)-
Madrid, 1935.-C. Bermejo, impresor.-269 paginas, 4.~-Pesetas 25.

La Junta de Relaciones Culturales design, en la temporada anterior,
a los catedraticos D. Gerardo Diego y D. Julio Palacios como enviados
culturales a Filipinas, a fin de mantener e intensificar las relaciones cul-
turales en nuestra antigua colonia. Como resume de tales tareas y
testimonio de la labor realizada public hoy el Sr. Palacios un grueso
volume, que es al mismo tiempo un libro de itinerarios viajeros lleno
de descripciones y referencias. Los primeros capitulos estin consa-
grados al viaje y sus distintas escalas: Colombo, Suez, Ceilan, Singa-







pore. Ya en Manila, soslayando lo anecd6tico, el autor dedica un ca-
pitulo a su vida universitaria y estudia especialmente las dos principa-
les universidades que alli existen; esto es, nuestra vieja Real y Ponti-
ficia Universidad de Santo Tomas y la "University of Philippines", Ila-
mada abreviadamente "U. P." La primera de ellas es la mas antigua de
cuantas se hallan bajo el pabell6n americano. Y el regimen de libre com-
petencia en que vive ha sido excelente para facilitar su desarrollo. En
ella se educaron y se educan las principles mentalidades filipinas. Esta
Universidad, regida por frailes, cuenta en la actualidad con doscientos
sesenta y ocho profesores, la mayor parte seglares, y cerca de un miller
de alumnos. Se halla establecido oficialmente que las ensefianzas han de
darse en ingles, pero el autor ha podido comprobar que nadie sale de
alli sin hablar nuestro idioma a la perfecci6n. "En Filipinas nos quieren",
reza como titulo expresivo un capitulo consagrado a enumerar some-
ramente la series de atenciones y agasajos que se prodigaron a los en-
viados culturales de Espafia. Paginas que retienen especialmente la
atenci6n del lector son las concernientes al problema de la lengua en
Filipinas. Los frailes y los maestros espafioles respetaron el "hecho di-
ferencial" y ensefiaron a los indigenas en sus idiomas respectivos. Lle-
garon, inclusive, a escribir vocabularios y gramAticas y, posteriormente,
ensefiaron las lenguas verniculas; de esta suerte esos idiomas han ad-
quirido un complete grado de perfecci6n. En cuanto al espafiol, era el
idioma de la clase culta, el de aquellos que se educaban en buenos co-
legios y estudiaban luego una carrera en la Universidad de Santo To-
mas. Pero la llegada de los norteamericanos vino a complicar la cues-
ti6n lingiiistica. Pretendiendo obligar a los filipinos a que aprendan mal
o bien el ingles s6lo han conseguido rebajar la ensefianza de este idio-
ma, al menos en su cualidad, aunque cuantitativamente no haya dejado
de extenderse, auxiliado por los instruments propagadores que signi-
fican el cinemat6grafo, las revistas y los libros norteamericanos. Si un
tiempo hubo el temor de que el espafiol fuese barrido rapidamente de
las islas, esto no ha sucedido asi. El milagro se debe, en primer termino,
a que la clase select es todavia de habla espafiola y nuestro idioma
sigue siendo usual en el Parlamento, los Tribunales de justicia y los
diversos ramos de la Administraci6n. Ademis, todos los literatos fili-
pinos han escrito en espafiol, constituyendo asi una larga tradici6n cul-
tural, finica entire los pueblos malayos. Finalmente, entire los filipinos se
ha despertado una corriente sentimental de carifio hacia Espafia. Y el
resultado es que ahora se habla en Filipinas mis espafiol que nunca.
En cuanto al lenguaje escrito, aunque haya en Filipinas peri6dicos en
espafiol, en ingles y en cada uno de los idiomas vernaculos, la suprema-
cia esta ya en manos de los ingleses. Los siguientes capitulos estan con-
sagrados a relatar un viaje por distintos lugares de las islas. Iloilo, Zam-
boanga la Bella-a la que llaman la Andalucia filipina-, Jol6 y Min-
danao constituyen las primeras etapas del viaje. Abundan las descrip-







cones de tipos, paisajes y costumbres, y merecen especialmente la aten-
ci6n del lector unas pAginas dedicadas a pintar los estragos que causa
el "amuk"; esto es, la furia, los ataques de tipo extrafio que poseen a
los indigenas, destrozando y degollando cuanto encuentran por delante
en su extrafia furia patol6gica. Cebi, Bacolod, La Carlota y una visit
a los igorrotes de Baguio 11enan numerosas paginas de amenas descrip-
ciones. En el viaje de regreso, el Sr. Palacios, al pasar por las Indias
Holandesas, tiene ocasi6n de advertir y estudiar las diferencias de tra-
to que en Bali, Java y Sumatra han aplicado los colonizadores de esos
paises. Lejos de tratar a los malayos como Espafia, intentando po-
nerlos a su nivel y elevandolos culturalmene, Holanda ha seguido muy
distinta conduct, con lo cual s6olo ha conseguido fomentar el nacio-
nalismo separatist. Filipinas, orgullo de Espafia aparece ilustrado con
un buen conjunto de fotografias que contribuyen a aumentar el inte-
res no s6lo cultural sino tambien literario y anecd6tico de este libro.
[53]

[El Sol. Madrid, 7 de febrero de 1936.]- "El que tenemos delan-
te es un libro de viaje en el que el Sr. Palacios acredita que, ademis
de hombre de catedra, de laboratorio y de biblioteca, es un escritor
que nos describe con destreza, agilidad y buen gusto sus jornadas en
paises lejanos.
"Nos gustaria escribir extensamente sobre este libro, en el que el
Sr. Palacios nos conserve la diversidad prodigiosa de cielos, climas,
series, costumbres y cosas en que se recre6 durante su viaje. Merece
larga atenci6n esta obra Filipinas, orgullo de Espafia, que hemos leido
lenta y golosamente. El embeleso de las posesiones distantes, que los
hogares de Espafa conocian cuando el archipielago era suyo, se ha
convertido ahora en nostalgia. Pero la nostalgia no supone renuncia-
ci6n, y viajes como los de D. Julio Palacios y D. Gerardo Diego son, en
cierto modo, una reconquista moral, o si no tanto, una reconciliaci6n
profunda. Y eso es much y nunca sera saficientemente estimulado."




INDICES DE REVISTAS


ACCION ESPARTOLA.-Revista mensual.-Fundador: Conde de
Santibafiez del Rio.-Director: Ramiro de Maeztu.-Plaza de las Cor-
tes, 9. Madrid.-Ejemplar: 3 pesetas.

Nfimero 82, diciembre de 1935.-Lorenzo Riber: "La conversion de
Horacio".






Nfimero 83, enero de 1936.-Jose Pemartin: "Paul Bourget". Exa-
men de la ideologia de este novelist, con ocasi6n de su fallecimiento.-
Pablo Antonio Cuadra: "Hacia la Cruz del Sur", I. Relato de un viaje
por Hispanoamfrica.-Ramiro de Maeztu: "La Hispanidad y el espi-
ritu". Ensayo que abarca los siguientes temas: "El marco religioso",
"BrAfiez y los poetas", "El pensamiento libre de Alemania", "El populis-
mo de Rusia" y "La herejia espafiola".
Ntmero 84, febrero de 1936.-Pablo Antonio Cuadra: "Hacia la
Cruz del Sur", II y iltimo.
Nfimero 85, marzo de 1936.-Ramiro de Maeztu: "El espiritu y la
decision". El decisionismo y Donoso Cortes; perennidad del conflict;
la angustia humana; la decision de cada uno; ejercicios espirituales; el
poder del espiritu.-Antonio Rubio: "La critical del galicismo desde
Feij6o hasta Mesonero", I. Tesis doctoral del autor presentada a la
Universidad de Chicago y donde examine eruditamente los escritos an-
tigalicistas de Feij6o, Mayans y Siscar y "Jorge Pitillas".-Eugenio
Vegas Latapi&: "Romanticismo y democracia", I. Relaci6n entire ambos
concepts en la ideologia political y literaria del siglo xix. [54]





CRUZ Y RAYA.-Revista de afirmaci6n y negaci6n.-Mensual.-
Director: Jose Bergamin.-General Mitre, 5.-Madrid.-Ejemplar: 3 pe-
setas.

Nfimero 33, diciembre de 1935.-Jose Bergamin: "Laberinto de la no-
vela y monstruo de la noveleria", I. La cuesti6n palpitante de la no-
vela. La raz6n de sofiar. Noveleria de Cervantes.-Filix Delgado: "La
muerte, tema constant en la obra de Alonso Quesada". AnAlisis de este
sentimiento a travys de las obras publicadas e ineditas del poeta ca-
nario.-Quevedo: "Selecci6n de sonetos", por Pablo Neruda.-Ram6n
G6mez de la Serna: "Historia de medio afio". Cr6nica novelesca de
los sucesos de 1935.
Nfimero 34, enero de 1936.-Jose Bergamin: "Laberinto de la novela
y monstruo de la noveleria", II. Noveleria y romanticismo. Los tres
enemigos de la novela: la moral, la psicologia y la historic. La novela
de Dostoiewsky, o el mundo visto por un agujero. Don Quijote a las
puertas del Infierno.-Amado Alonso: "Vida y creaci6n en la lirica de
Lope".-Jose Cam6n Aznar: "El pozo amarillo". Milagro en un acto.
Niumero 35, febrero de 1936.-Gregorio Marafi6n: "Las hechicerias
de Don Gaspar de Guzman, Conde-Duque de Olivares". Capitulo de
un libro pr6ximo.-Leopoldo Eulogio Palacios: "Las dos herejias de la
modernidad". Ensayo sobre la infidelidad de Europa a su abolengo cris-







tiano.-Eugenio Imaz: "La decision de Donoso". Nota sobre el Donoso
Cortes de Edmund Schramm.
Nfimero 36, marzo de 1936.-"Sonetos cldsicos sevillanos. Arguijo,
Medrano, Rioja". Selecci6n y nota por Luis Cernuda. [55]






CUADERNOS DE LA FACULTAD DE FILOSOFIA Y LE-
TRAS.-Trimestral.-Redactor jefe: Dario Fernandez Fl6rez.-Ciudad
Universitaria, Madrid.-Ejemplar: 2,50 pesetas.

Ndmero 3, febrero-marzo de 1935.-"Recuerdo". Homenaje al pro-
fesor D. Eduardo Ibarra con motivo de su jubilaci6n.-Maria Zam-
brano: "La salvaci6n del individuo en Espinosa".-Luis Prieto Bances:
Juan Bautista Mayno, fraile y pintor".-Gil Vicente: "Auto de los Cua-
tro Tiempos", publicado por Arturo del Hoyo. [56]





GACETA DE ARTE.-Revista international de cultura.-Trimes-
tral.-Director: Eduardo Westerdahl.-Apartado 223.-Santa Cruz de
Tenerife (Islas Canarias).-Ejemplar: 3,50 pesetas.

Nfimero 37, marzo de 1936.-Nfimero dedicado a Picasso.-Ram6n
G6mez de la Serna: "El torero de la pintura".-Guillermo de Torre:
"Apologia del cubismo y de Picasso".-Eduardo Westerdahl: "Picasso:
recinto dramatic de la pintura".-Jose de la Rosa: "Ante la "anato-
mia" de Picasso". Poesia.-Jose Moreno Villa: "Al amigo que pide
tono confidencial". [57]




PROBLEMS DE LA NUEVA CULTURA.-Bimensual.-Apar-
tado 520.-Valencia.-Ejemplar: 2 pesetas.

Nfumero 1, abril de 1936.-Niamero dedicado al Romanticismo.-
"Mensaje a la juventud espafiola".-Ram6n G6mez de la Serna: "La
mascara que visit a Figaro". Sobre la visit de Dolores Armijo a








Larra en el dia de su suicidio.-Antonio Espina: "El acorde Figaro".-
Miguel Perez Ferrero: "Espronceda o la rebeldia".-Rosa Chacel: "Del
canto a Teresa". [58]




REVISTA DE STUDIOS HISPANICOS.-Mensual.-Director:
Marques de Lozoya.-Serrano, 6.-Madrid.-Ejemplar: 3 pesetas.

Nfimero 13, enero de 1936.-Eugenio d'Ors: "Epos de los destinos"
(continuaci6n). Estudio sobre la vida, la obra y la epoca de Goya.-
N. F. de Lifian y Heredia: "Un castellano leal". Texto de una confe-
rencia biografico-critica sobre el Duque de Rivas.
Nfimero 14, febrero de 1936.-F. L. de la Barra: "Vitoria y Cer-
vantes".-M. Herrero Garcia: "Los colegios universitarios".-Eugenio
d'Ors: "Epos de los destinos" (continuaci6n). [591





REVISTA DE LAb ESPANAS.-Trimestral.-Publicada por la
Uni6n Ibero-Americana.-Medinaceli, 8.-Madrid. -Ejemplar: 2 pe-
setas.

Nuimeros 98, 99, 100, octubre, noviembre, diciembre de 1936.-Con-
cha Espina: "Angelica Palma".-E. Gimenez Caballero: "Revista lite-
raria iberica". [60]




REVISTA HISPANICA MODERNA.-Boletin del Institute de las
Espafias.-Trimestral.-Director: Federico de Onis.-Casa de las Es-
pafias, Columbia University.-435 West 117th Street, New York City.
Ejemplar: 5 pesetas.

Nimero 2 (afio II), enero de 1936.-Angel del Rio: "Manuel Barto-
lome Cossio".-Textos y documents: "Escritos ineditos de Ruben Da-
rio", publicados por E. K. Mapes. Algunas cr6nicas periodisticas apare-
cidas en 1893, en Buenos Aires. [61]







REVISTA DE OCCIDENTE.-Publicaci6n mensual.-Director:
Jose Ortega y Gasset.-Avenida de Pi y Magall, 7.-Madrid.-Ejem-
plar: 3,50 pesetas.

Ndmero CL, diciembre de 1935.-Discursos en el P. E. N. Club.
Pedro Salinas: "El concept de generaci6n literaria aplicado a la del 98".
Jose Ortega y Gasset: "Discurso".-Miguel Hernandez: "Poemas".-
Antonio Espina: "Arquitectura adrede". Variaciones liricas sobre la ar-
quitectura actual.
Nfimero CLI, enero de 1936.-Fernado Vela: "La muy francesa his-
toria del cofiac".-German Bleiberg: "Oraci6n a la muerte". Poesia.-
Ram6n G6mez de la Serna: "Las palabras y lo indecible". Considera-
ciones sobre los nuevos modos de expresi6n literaria.-Notas. Corpus
Barga: "Valle Inclin".
Nfimero CLII, febrero de 1936.-Evaristo Correa Calder6n: "Teoria
de la Atlantida".-Benito Hortelano: "Una imprenta madrilefia en 1845".
Jose A. Maravall: "La tentaci6n adrede". Sobre el Altimo libro de Andre
Gide.
Nimero CLIII, marzo de 1936.-Evaristo Correa Calder6n: "Teoria
de la Atlintida" (conclusi6n).-G. Marafi6n: "La obra political del
Conde-Duque de Olivares". [62]



TIERRA FIRME.-Revista trimestral.-Organo de la Secci6n His-
panoamericana del Centro de Estudios Hist6ricos.-Director: Enrique
Diez-Canedo.-Medinaceli, 4.-Madrid.-Ejemplar: 4 pesetas.

Niamero 1 (afio II), primer trimestre de 1936.-Miguel Perez Ferre-
ro: "Dos poetas espafioles en America y uno americano en Espafia".
Sobre los viajes a America de Federico Garcia Lorca y Rafael Alberti, la
estancia en Espafia de Pablo Neruda y las obras iltimas de dichos
poetas. [63]






PUBLICACIONES PERIODICAS
DEL CENTRO DE STUDIOS HISTORICOS





REVISTA DE FILOLOGIA ESPANOLA
DIRECTOR: R. MEN tN D EZ P ID AL
PRICIOS:
ESPARA, 20 pesetas afio. EXTRANJERO, 22 pesetas aic.
Se publics en cuadernos trimestrales, que forman al aBo un
tomo de unas 450 piginas. Van publicados veintid6s volf-
menes, 1914-1935.





ARCHIVE ESPAN OL
DE ARTE Y ARQUEOLOGIA
DIRECTORS,
M. GOMEZ MORENO v E. TORMO MONZ6
PRECIOUS:
ESPARIA, un afio, 30 pesetas. PORTUGAL y AMiRICA, 35 pesetas
Otros paises, 40 pesetas. Nuimero suelto, 15 pesetas
Se publics en cuadernos cuatrimestrales.





ANUARIO DE HISTORIC
DEL DERECHO ESPANOL
Pamco DE SUSCRIPCI6N, 22 pesetas; n6mero suelto, 25 pesetas.




Todas estas publicaciones est~n editadas por el Centro
de Studios Hist6ricos. Medinaceli, 4. Madrid.



































































S. Aguirre, impresor.-General Alvarez de Castro, 4o.-Tel6fono 30366.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs